(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Noticias para formar la historia y la estadística del Obispado de Michoacán"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to disco ver. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página lhttp : / /books . google . com 



sf¡ 57^-^./^ 




I^arbart) CoUefle librars 




FROM THB FUND 

WOR A 

PROFESSORSHIP OF 

LATIN-AMERICAN HISTORY AND 

ECONOMICS 

ESTABLISHBD I9I3 






w-m 






I 



NOTICIAS 



WiMA, VORMAII 



LA HlSI9íq^,I-UJESTADISTICA 



OBISPADO DE MICHOACAN 



fBXSENTASAa 



A LA SOCIEDAD MEXICANA DE GEOGEAFIA T ESTADÍSTICA EN 1860 



FOR BU tocio Da MVMBBO 



él ^r. ir. g. Jojií duadalupÉ Sonuiro 



OANONIOO DOCTORAL DB LA SANTA IGLESIA 
CATEDRAL DE MIOHOACAK 



Q£-^^T^k^ 



MÉXICO 

IMPRENTA DB VICENTE GARCÍA TORRES 
Galle de 8. Jdib de Letron ntim. I 

1862 



Sfl 37%¿pJX 



HAIWARD OOLLGOe UMMIOr 

HüG 2 1922 - 



ADVERTENCIA 



BU autor de esta obra lia cumplido con todos los requisitos que la ley ezije para asegurar 
la propiedad literaria; 7 por lo mismo nadie puede reimprimirla sin su permiso. 



NOTICIAS 



PARA POSMAA 



M estadística del obispado db hichoacan 



POB EL 



Slr« 91. Io0¿ ®tia^aln|)e Homero 



CANÓNIGO DOCTORAL DB AQUBLLA SANTA IGLESIA CATEDRAL 



(1860) 



OBISPADO DE MICHOACAN. 

La primera dimisión eclesiástica que se 
verificó en Nueva Espafia se hizo con arre- 
glo á. la real cédula del emperador Carlos 
V, fechada en 20 de Febrero de 1534. Se 
mandaba en ella discribuir el territorio* con- 
^pistado en cnatro provincias y Obispados: 
la división la designó y ejecutó la Audiencia 
de México en 30 de Julio de 1635, partien- 
do el suelo en cuatro secciones correspon- 
dientes á los Obispados de México, Mi- 
choacan, Oaxaca y 6oazacoalco9. 

Los linderos que los oidores asignaron ¿ 
Micboacan son los siguientes: 

''El primermojon de este dicho Obispado 
de la cindad deUchicbila(Tzintzuntzan), 6 
aea provincia de Mecboacan dijeron, que 



habla de ser ó sea en Tajimaroa que es 15 
leguas de la ciudad de Uchicbila. ' 

El 2? mojan en AmarbatiQ^ que es asimis- 
mo otras 15 leguas de dicha ciudad. 

El 3? mojón en OririapundarOi 12 le- 
guas de dicha ciudad. 

El 4? mojón en Apwmandaro^ á 8 le- 
guas. 

El 59 mojón en Aranzán^ á 8 leguas. 

El 6? mojón en Atazazalcut á 10 leguas. 

El 7? mojón en Xacona que es 15 le-* 
guas de dicha ciudad. 

El 8? mojón en Apiritivatif 15 leguas de 
la dicha ciudad. 

El 9? mojón en Ataricaro, que es 15 le- 
guas de dicha ciudad. ^ 

El 10? mojón en Aguacana^ que es 15 
leguas. 



'^2A LA HISTORIA 



> . Hieblos 
. .«I Vj^uaoa* 

._ lü mentó 

tt^y refli- 

« >tichoa- 

. .w caí- 

^ iiHHÜo de 

vJkttK>: que 

teiiiiorio de 

^:ui de este 

L iiv^cesis de 

• t.U átil Malí: 



5er ;otían, Zajula, Ajo, Ocotlan, la Barca j 

. . -ja o:ros de menos iropoitancia qae rectamaba 

el >u. Iglesia de Goadalajara: por último en 

, 15-55 se recortó mas el territorio por la 

- se erección del Doero Obispado de *SaB Luis 

- ¿fw! Potosí. 

^. ,-* La área qae posee en la actualidad tiene 
^^ ^^ ea su mayor longitud 134 leguas castella- 
^ en^Baá» desde la puota de Petatlán que es la 
.^ de V^e aFanxa mas en el mar Pacífico basta 
, .ien-^ ^^ hacienda del Jaral; j 94 desde las costas 
^ ^ ii-| de Coaguallana basta los confines del cu- 
^ :.ioa-) rato de Huetamo. Linda por el Poniente 
j ií .ixt- \ coQ la diócesis de Guadalajara de la que lo 
> .d Ia! «iividen el rio de Lerraa y la laguna deCba- 
coa pala; sigue lindando por el mismo rumbo 
con la propia diócesb, pasando la línea di- 
risoria por la hacienda de Frías en terrenos 
del curato de Piedra Gorda: por el Norte 
con el Obispado de San Luis Potosí, te- 
niendo por linderos los mismos que hoy 
tienen los Estados de Guanaxuato y San 
Luis: por el Sur, con el mar Pacífico; y 
por el Oriente con el Arzobispado. 

Llamóse Michoacan porque fué erigido, 
como he dicho, en el antiguo reino de este • 
nombre: éste se llamó así, porque tal era 
el nombre de su capital Tiiotzuntzan que 
está fundada en las orillas de un pintoresco 
lago donde se coje con abundancia gran 
cantidad de pescado blanco, motilo porque 
los mexicanos le llamaron en su lengua Mi- 
choacan^ que quiere decir hgar iepescado* 
Lu nación Tarasca que ocupó y pobló este 
reino fué una do las tribus errantes que vi- 
nieron del Norto con los Attecas: el iiltimo 
do sus inonnrcn», después de haber rendido 
hoinauAje voluutariamenie al rey de Espa- 
ña» ti\6 sAorillrHilo & la codiciada Nufio de 
(«uintaii. 

PoMOo t»l Obispado toda clase de climas; 
la puito q\)e ae e.^tiendo por las costas del 
Sur ea huiv cutiente; la de las sierras de 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



Micboacan y Oaanaxuato ea muy fría; y la 
restanto ea de dulce y benigno temperamen* 
to, donde se goza una perfecta igualdad de 
estacionea en todo el año. 

Los mayores lagos de la República exis- 
ten en su territorio; como son Chápala, 
Péztcuaro, Sirabuen, Zacapo, Tuririapon- 
daro, Cüitzéo y algunos otros mas peque- 
fios. En los cinco primeros se crían los 
mejores peces. 

Lo riegan rios caodadosos de los cuales 
cinco desembocan en el mar del Sur. Los 
que pueden hacerse navegables son el Gran- 
de que nace en Lerma, el de las Balzas, el 
del Márquez y quizá el Turbio, que pasa 
inmediato á Piedra Gorda. 

Abunda en aguas termales de diferentes 
clases y temperaturas, que se usan como me 
dicinales para curar el mal venéreo, las 
reumas, la ^ota y las enfermedades de la 
piel. Las thermas mas conocidas y reco- 
mendadas de los sabios son las de San Bar 
tolomé á cuatro leguas de Apaséo, las de 
Comangilla y Aguas buenas cerca de Bilao, 
las de Ixtlan, Chucándiro, (1) Tararaméo, 
Puruéndiro, Araron, Huandacaréo, Sim- 
bámbaro, la Bartoülla, Ucaréo, Coiticho&c. 
Las aguas calcáreas de Purúa cerca de Jun- 
gapéo tienen la virtud de petrificar en po- 
co tiempo las maderas que caen dentro de 
ellas. 

8e hablan en el Obispado diferentes idio- 
mas indígenas: el Tarasco en Michoacan, 
•1 Mexicano en las costas del Sur, el Oto* 
mf en los puebles de los aniiguos Chichime- 
cas, el Pirinda, que es el de la nación Ma- 
tlalzinga, en Charo, Santa Maria y Etúcua 
ro, el Cujtlateca que boy tiene poco uso, el 
Pame en San Luis de la Paz y el Mazahua 
que es semejante al Otomí. £1 idioma Ta 
rasco se asemeja al Griego en la copia, ar 

( i ) £1 padre Alegre asegura que los gálicos que 
toman estas aguas se enferman de muerte. 



monía y frecuente composición de unas vo- 
ces con otras: el Otoml es una lengua bár- 
bara, casi gutural, que apenas cede al estu- 
dio y á la .mas asidua dedicación; la lengua 
Ckichimeca^ que según el padre Alegre pa- 
rece haber sido el idioma coman de toda la 
Nueva Espafla, se confunde frecuentemente 
con la que hoy hablan los pueblos ubicados 
en territorio de los antiguos Cbiofaimecas. 

En el dia la mayor parte de la rasa indí- 
gena va comprendiendo el castellano. Los 
idiomas de Micboacan todos están reduci- 
dos á reglas gramaticales; sin embargo, 
ninguno se enseOa en el Seminario. Solo 
los eclesiásticos indígenas pueden adminis- 
trar los sacramentos en los pueblos de in- 
dios. 

Los individuos de las órdenes regulares 
fueron los patriarcas y los primeros legisla- 
dores de las poblaciones del Obispado: ellos 
devastaron los montes, abrieron los cami- 
nos, poblaron los desiertos, cultivaron las 
letras, ensenaron las artes, crearon escuelas 
y colegios, fundaron hospitales y formaron 
mas número de establecimientos útiles, que 
proyectos han inventado los legisladores; y 
solo ellos podrán quizá llenar los espan- 
tosos varío3 que ha dejado en la educa- 
ción de nuestra juventud el genio de la dis- 
cordia. 

Cuenta el Obispado con 10 ciudades, que 
son Valladolid (hoy Moreüa); Páztcuaro, 
Tzintzuntzan; Guanaxuato, Celaya, Salva- 
ttera, León, San Miguel Allende, Zamora, 
y Silao: doce villas, que son San Felipe, 
Zitácuaro, Charo, Dolores, Salamanca, Pin- 
zándaro, Irapuato, Yuririapundaro, Pénxa- 
mo, Cocupao, Maravatío y San Luis de la 
Paz: 361 Pueblos, 19 Minerales, 121 Ayun- 
tamientos 1,265 haciendas decamj)oy 2,213 
ranchos independientes. 

Tiene hoy 116 curatos, 4 Rectorías y 116 
Juzgados eclesiásticos, porque cada párroco 



NOTICIAS PARA LA fflSTORIA 



del clero secular es por lo eeraun el Juez 
eclesiástico da au territorio, con escepcion 
de) de la capital, donde lo es el Provisor; 7 
de los curas religiosos en cuyas parroquias 
se ooiubra ordinariamente un clérigo que 
desempeOe aquellas funciones. 

La mayor parte de los párrocos tienen te- 
nientes 6 vicarios para administrar cómoda- 
mente los santos Sacramentosi 

Antes de la independencia llegó á haber 
en el obispado mas de mil eclesiásticos se- 
culares, y hasta SOO de las órdenes regula- 
res. En el dia, los primeros no esceden de 
500 y los segundos apenas llegan ¿ 146. 

La población del Obispado se divide en 
tres razas principales, la blanca, la cobriza y 
mixta: la primera es la de los descendientes 
de europeos; la segunda la de los indios 
poros; la tercera la que ha resultado de los 
enlaces de indios, espafioles y africanos. 
En el Estado de Micboacan la raza indige- 
forraa I de la población, en el de Guana- 
zuato apenas llega á ^ y en el de Guerre- 
ro asciende á i parte. 

Según los datos que be tenido á la vista, 
be formado el siguiente cálculo sobre la pro- 
porción en que se encuentran estas razas en 
todo el Obispado: 

Raza blanca 22^ 

Indígena 44 

Mixta 33Í 

100 

Micboacan es el Obispado que posee los 
curatos mas importantes y poblados de toda 
la República, tanto por la cultura de los in- 
dior tarascos que formaban, aun antes de la 
• conquista, ricas ciudades y pueblos^ como 
porque babiéadose sometido el reino volun- 
tariamente al monarca oipaftol no tuvo quo 
sufrir el saqueo y devastación qua padeció* 



ron las provincias conquistadas por las ar- 
mas. El curato solo de León llegó á teiier 
mas de cien mil habitantes: los de Guana- 
xuato, Pénxamo y San Felipe subieron al- 
guna Tez, hasta 50,000 cada uno. 

La población total del Obispado según 
los últimos padrones es la siguiente: 

La del Estado de Micboacan.. 604,500 

La del Estado de Guanaxuato 
esceptuándose la de Casas Vie- 
jas y Xichú que pertenecen al 
Arzobisdado, y Jalpa que per- 
tenece á Guadalajara 695,134 

La de los pueblos del Estado de 
Guerrero que administra Mí* 
choacsn ^ 

La del curato de Comanja, cuyo 
territorio en lo político perte- 
nece á Guadalajara 



76,629 



6,500 



1.381,755 



El Sr. Orozcoy Berra, en la Memoria 
del Ministerio de Fomento de 1857, dabaá 
este Obispado 1.249,888 habitantes; pera 
las noticias que me han venido de Micboaeaa 
en estos últimos aflos, demuestras que su 
población es mucho mayor, que la que sirvió 
de base para el cálculo de aquel instruido y 
laborioso estadista. 

En la tierra caliente se dan con abundan- 
cia la cafia de azúcar, el arroz, el añil, el 
algodón, el cascalote, y frutas deliciosas y 
exhuberantes de todas clases: se producen 
el café, el cacao, la vainilla, la pimienta y 
muchas clases de maderas finas. En las tier- 
ras templadas se siembran cereales de to- 
da especie; y los terrenos son tan producti- 
V04 en algunos puntos, que en el curato de 
Pénjamo ha llegado á producir el maíz hasta 
600 granos por uno; en los de Irapuato, 
Celsyay Salvatierra el trigo ha dado basta 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



45 cargas por una. Se cultivan tatnfaíen con 
buen éxiio el ebile, frijol, garbanzo, lenteja 
camote, patata y todo género de bortalissa 

En las cercanías de Zamora 7 de Xiqtñl* 
pan se han cosechado melones 7 sandias 
del tamafio de dos pies de largo 7 cerca de 
uno de diámetro. En Dolores, San Luis de 
la Paz, Salvatierra 7 Silao se cultiva la vi* 
fia; en Salamanca, Salvatierra, Ynririapon- 
daro 7 Celaja el olivo* 

Existen en el Obispado dos fábricas de 
hilados de algodón, 7 una de los de lana: 
las primeras en Salamanca 7 Salvatierra, 
la segunda en Cela7a: una fábrica de por- 
celana en Salamanca 7 ^ran número de te- 
lares de rebozos, pañetes 7 jorongos en 
San Miguel de Allende, Guarachita, Acám- 
baro 7 Dolores. 

Subsisten todavía muchas de las artes 
que introdujo entre los indios el venerable 
Sr. D. Vasco de Quiroga. En algunos 
puntos de la Sierra se han construido má- 
quinas para aserrar maderas, 7 fábricas de 
vidrios. 

En Páztcuaro se trabajan con primor la 
madera fina 7 sobre todo las bellísimas pin- 
turas adornadas con plumas de colibrí quCj 
parecen unos verdaderos mosaicos. 

Ltis pastas de guayaba, membrillo, pe- 
ron, pifia, chirimolla 7 calabaza, llamadas 
comunmente gua7abates, membrillates &c« 
proporcionan la subsistencia á gran número 
de familias en Morelia, Zamora, Zinapé- 
cnaro 7 Salvatierra. 

La cría de ganados 7 la trajinería con 
muías 7 carros producen enormes sumas á 
los especuladores. El comercio de estos 
ramos se ha calculado en mas de un millón 
de pesos. En general el comercio interior 
de Guanaxuato, Morelia, León 7 demás pue 
blos del Obispado es el mas activo de toda la 
nación. El país se surte de Veracruz 7 Mé 



xico, de Tampico 7 Potosí, de Mazadas» 
Guadalajara, Colima 7 Acapulco. 

Las minas mas ricas 7 afamadas de oro, 
plata 7 cobre se encuentran en su territorio. 
En él existen los criaderos de 6uanaxuat0| 
la Luz, Comanja, Tlalpujagua, Angangueo, 
Ozumatlan 7 Guadalupe donde se esplotan 
los dos primeros metales; 7 las de Yngua* 
rán 7 Churumuco donde se saca el tercero* 
Existen también en los curatos de San Fe- 
lipe, Ssn Luis de la Paz, Irimbo7 Axuchi- 
tlan, gran número de criaderos de azogue: 
en otros puntos se hallan minas de fierro, 
plomo, estallo, azufre, caparrosa, ice. A la 
riqueza de estos níinerales se deb¡6 k fun- 
dación de muchas ciudades 7 villas, princi- 
palmente después de publicada la cédula 
real que se conoce con el nombre de cédula 
de congregaciones á la qne debieron su exis- 
tencia Irapuato, Dolores 7 algunas otras. 

El afio de 1790 tenia el Obispado los 
116 curatos siguientes: 



Acámbaro. 

Amallan. 

Santa-Ana. 

Angamacutiro. 

Apacéo. 

Apatsingan. 

Armadillo. 

At07ac. 

Axuchitlán. 

Capácuaro. 

Capula. 

Carácuaro. 

Cerro de San Pedro. 

Chamacuero. 

Charapa. 

Charo 6 Matlatsingo* 

Chilchota. 

Chucándiro. 

Coagua7ana. 



Coalcoman. 
Cobres. (Santa Clara.) 
Copándaro. 
Cuitzéo. 
Cutzamala. 
Dolores. 
Erongarícuaro. 
Etúcuaro. 

Santa Fé de la La- 
guna. 

Santa Fé del Rio. 
San Felipe. 
San Francisco. (Va- 
lle de) 

Ouadalcázar. 
Guanaxuato. 
Huango. 
Huaniquéo. 
Huetamo. 



ÜOnCUSPABl^ LA HiSTOKLL 




Ino^ 






«k^Pa 




rT«Ie¿» 



I de GnHxmo, Saao é In* 

id» coras los de &MmFéde 

Fé del Rio, M M» be- 



éAgx^ 



Mará de la 



María ddBio 




8uMigiiclcIGfmode. Te 
Nabsatzoii. Tiesaabato. 



Parficfao. 
Paianfaricatirow 



Páxtcoaro. 
Péosamo. 
Períbaa. 
Petadas. 
Pichátaro. 
Piedad. 
Piedra Gorda. 
Piotaáodaro. 
Pomaro. 

Poxoa, ó Palmar de 
Uega. 



TiagSÍD£B. 

Tlriodaroyó Cocaéo. 

TlripiDo. 

Tlalpuasoa, 

Tlatsazalca. 

Tlaacalilla. 

Turicato. 

Taxparo. 

Toanüa. 

üadaniéo. 

ürecho. 

ümapan, 

Xacooa. 

Xtqoilpao. 




Pozos (S. Fernando de) Tuririapundaro. 



Pungarabato.' 

Paruándiro. 

Pomncbécaaro. 

Parungoéo. 

Los Reyes. 

Rincón de León. 

Riorerde. 

Sagrario. 

Sahaayo. 



Zacapu* 

Zamora. 

Zelaya. 

Zinapécuaro* 

Zintrnauao* 

Zirándaro. 

Ziriaicnaro. 

Zirosto. 

Zitácoare. 



he ittficado q«e á Sms dd siglo 
perfió MicfaoacaB loa cvaaos de 
la Barca, Amiowlco, Ocodaa, CqiúdaD, 
Afo» AlnidiOfa, Zapodan é Isllabeacaa que 
ganó Gnadahjara. TaaabícB dge fae en 
1855 cedió á Saa Lois Poiorf algoosco- 
ratos; eaioa feeroo los agnesÉBa: Peíosf» 
Valle de San FraBcisco, Rio Tetde, SanU 
María dd Rio, SaiiSd>aadaD,Ainad¡Uo,S. 
Femando de los Pozos, TlaacafiOa, Cer- 
ro de San Pedro, Goadalcáaar y Mesqüiric 

A consecoeocia de estas diminudones de 
territoiio, quedó Micboacan con 20 cura- 
tos menos; p«o bebiéndose erigido naeva- 
mente los de San Di^o dd Bixcocbo, 
Acuitsio, Huiraaba, Coitaéo de los Naran- 
jos, Comanja, Cotija, d Jaral, Tangand- 
cnaro, Cocnpao y oíros, tiene boy 110 
curatos; las dos redorSas de Santa Fé, y 
las de Yztla y Tzitzio noeTamente erigidas. 

Amqoe las nóminas son muy fiosidiosas, 
necedto repetir la de los curatos actades 
por las mocbas é importantes ▼anadones 
qoe ae ban melificado en los óhimos 70 
alloa; dicba nómina es la aigoiente: 



ÍDEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



9 



Curatos del Estado de Michoacan. 
Aguililla, Aogamacotiro , ApatzÍDgan, 
Ario, Acaitsio» Copándaro, Capola, Gará- 
cuaro, Capácuaro, CoalcoiDaD, Cocupao, 
Cuitzéo de la Laguna, Charo, Charapan, 
Chüchota, Coaguayaoa, Cbucándiro, Coe- 
neo, Eroogarícuaro, Etácuaro, Huaniquéo, 
Huiramba, Huetamo, Huacana, Huango, 
I^tlon, Indaparapéo, Irimbo, Maravatío, Ma- 
quilí, Nabuatzen, Paracbo, Patamban, Pa- 
rangarícutiro, Páztcuaro, Periban, Picbata- 
to. La Piedad, Pomaro, Pungarabato, Pu- 
runebecuaro, Purépero, Purúandiro, Sa. 
huajo, Sagrario (Morelia), Santa Ana Ama- 
tlan, Santiago Undaméo, Santa Ciara, San- 
ta Fé de la Laguna^ Santa Fé del Rio, San- 
ta ufaría de la Asunción, Sirahuen, Siroato, 
Tancítaro, Tacámbaro, Taximároa, Tan- 
gandcuaro, Tarfmbaro, Tarétan, Tepalca- 
tepec, Tarecyato, Teremendo, Tingüindin, 
Tiripitío, Tlatzarzalca, Tlalpuxahua, Turi- 
cato, Tingambato, Tuxpan, Tusantla, Uea- 
réo, Urecho, Uruapan, Xacona, Xiquilpan, 
Zacapu, Zamora, Zinapécuaro, Zirándaro, 
Zintzuntzan, Ziritzicuaro, 7 Zitácuaro. 

Curatos ¿el Estado de Guerfero. 
Atoyac, Axuchitlan.Coaguayutla, Coyu* 
C9, Cutzaroala, Petatlán 7 Tecpan. 

Curatos del Estado de Guanaxuato. 

A cámbaro, Apaséo, Celaya, Chamacue. 
ro, Cuitzéo de los Naranjos, Dolores Hidal 
go, Goanaxuato, Irapoato, Jaral, León, La 
Luz, Marfil, Pénxarao, Piedra Gorda, Rin- 
cón de León, Salamanca, San Diego del 
Bizcocho, Salvatierra, San Juan de la Vega, 
San Pedro de los Pozos, San Luis de la 
Paz, San Miguel de Allende, San Felipe, 
Silao, Valle de Santiago 7 iTuríriapuadaro* 

Curatos del Estado de Xalitco. 
Comanja. 



En 33 de estos curatos ba7 erigidos ca«* 
nónicamente otros tantos beneficios que se 
llaman Sacristías mayores. Son éstas una 
especie >de beneficios mixtos que se dan por 
oposición; pero que no tienen anexa la cura 
de almas: las obligaciones de los padres 
sacristanes son cuidar del aseo de la iglesia 
parrbquial, confesar 7 auxiliar al cura en loa 
trabajos de su ministerio. No se les exige la 
residencia personal, pero deben encargar á 
otro eclesiástico el desempeño ele aquellos 
deberes. Tuvieron orfgen las Sacristías ma- 
7ores poco tiempo después de la erección de 
la Iglesia catedral, 7 fueron confirmadas por 
el tercer Concilio Mexicano: el Illmo. Sr. 
Obispo D. Juan José de Escalona 7 Calata- 
7ud las estabcleió difinitivamente 7 ibrmó 
el arancel de ellas eo 1733. 

Los curatos que tienen Sacristán mayor son 
los siguitntet: 

Morelia, Guanaxuato, Cela7a, Páztcuaro. 
SilaOj Salamanca, Salvatierra, Zamora, Xa- 
cona, Tlalpuxahua, Irapuato, San Felipe, 
Maravatio, Taximároa, Zitácuaro, Valle de 
Santiago, Pénxamo, Dolores, Indaparapéo, 
León, La Piedad, Rincón de León, Tlat- 
zatzalca, Purúandiro, Angamacutiro, Marfil, 
San Miguel Allende, Chamacuero, Piedra 
Gorda, Apaséo, Santa-Ana, Guanaxuato 
7 Tiripitío. 

Fué erigido el Obispado el afio de 
1536 por bula del Sumo Pontífice Paulo 
III, que comienza lllius fulciti prasidio: 
por su antigüedad es el 4? de la Metrópoli. 
Su primer titular fué San Francisco de Asís, 
7 después por bula del Papa Julio III se 
consagró la Iglesia al Salvador del mundo^ 
asignándose por fiesta titular la de la Tras- 
figuración del Señor. 

£1 motivo de este cambio fué la trasla- 
ción que se hizo de la Iglesia Catedral de 
2 



10 



KOnCIAS PARA LA BSgrOKUL 



Zinttútttzm á Pázteiiaro, de coja PtnoqoB 
ers tftoltr d Salvainr. 

Lt Iglesia fnalm f sa Cabildo la erigió 
folemnemeote el Ulmo. Sr- D. Vasco de 
Quiroga primer Obispo de la Dioiesit, el afio 
de 1554* 8e le dá conraDoieDte á este i 
ron apostólico el nombre de primer Prelado, 
' porque aaoqoe antes de él había sido electo 
el reoerable Franciscano Fr. Lois de Faeo- 
salida, no aceptó la mitnu j el Sr« Qoiro- 
ga faé por tal motif o consagrado Obispo 
de ella. 

Micboacan ba sido regido por 36 pasto- 
res cuyo catálogo por orden cronológico, 
incluyendo el de los electos que ban renun- 
ciado, es el siguiente: 

1? nimo. Br. D. Fr. Lm$ de Tumaliia. 

Uno de los doce primeros apóstoles Fran- 
ciscanos que vinieron á la conquista espiri- 
tual de la Nueva Espafla con el venerable 
Fr. Martin de la Valencia: fué el primero 
da aquellos que aprendió el idioma Mexi- 
cano. Después de haber trabajado con celo 
infatigable en la convercion de los indios, 
fué nombrado guardián del convento de 
Taxcoco: Carlos V lo presentó el afio de 
1630 para primer Obispo de Micboacan; 
pero con profunda humildad renunció el 
Episcopado, 7 continuó en el ejercicio de 
las millones baita su muerte, verificada al 
vorver de Espafla el afio de 1645, en la isla 
de'.San Germán, donde quedó inhumado su 
eadáver. 

29 Illmo Sr. D. Vasco de Qmroga* 

Nació en la Villa de Madrigal en Castilla 
la Vieja el afio de 1470. Dedicado á la 
carrera del foro, después de unos estudios 
brillantes abrazó la profesión de abogado en 
cuyo ejercicio se distinguió en la Península 
por su talento, instrucrion y rara prudencia, 



Cáfioi Vá 



al Emperador 

h |HÍHMii AnficBcia qoe man- 
dó ú. 2Siieva Espflfia^ 

Llegó á Méñ» em pñnpioB del afio de 
1531. Acababa JViriio de Gnmian de des- 
truir la obra de los ¡ wimcioa miaoDeros que 
tiajo á Micboacan d rey CalxoiizfD man- 
dando qoemar á este desgrariade príncipe 
y difimdiendo entre los wdios el terror, y 
con él, el odio á los preficadoies del Evange - 
lio, cuando el Sr. Qiñmga toiB6 posesión 
del honroso puesto de prasidento de la Au- 
diencia. Lo primero que hizo fáé cortar 
las discordias de los conquistadores, suavi* 
sar la dora condición de los iadios fondeado 
on hospital en Santa Fé para* alivio de sus 
necesidades, convenirse él mismo en cate- 
qoista de mas de treinta mil neófitos, y re- 
presentar al monarca en favor del pueblo 
conquistado, dennnciándole la conducta bár- 
bara de Gnzman« 

Entretanto los Michoacanos se habiafi 
declarado en abierta rebelión, y habian es- 
pulsado ó los misioneros volviendo á la ido* 
latría. Nombrado d Sr. Quiroga f^^^ ^¡" 
sitar el país, logró con su dulzura y caridad 
hacer volver á los indios de las montafias 
donde se habian refugiado, y disponerlos de 
nuevo en favor del cristianismo: esto pasaba 
en 1533, cuando se pensó erigir un nuevo 
Obispado en el reino do Micbdacan y se 
nombraba para primer Obispo al venerable 
Fuensalida. 

Prendado Carlos V de las virtudes que 
el presidente de la Audiencia habia desple- 
gado en el desempeño de su encargo, y 
principalmente del tino, prudencia y desin- 
terés con que acababa de pacificar á Micboa- 
can, conoció lo que este grande hombre po- 
dría hacer en favor de la religión; y él mis- ' 
mo lo designó para la mitra que renunciaba 
el primer nombrado. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



11 



Recibió el Sr. Quiroga desde la primeFa 
toosura^hasta el Episcopado de maDoa 4el 
Iliino. Sr. Zumárraga en 1538. La dió- 
cesis de Michoaoaa ara entooces sumamen- 
te vasta porque comprendia también codas 
las conquistas que habia beoho Nufio de 
Guzman en la Nueva Cralicia. £1 Sr« Qui- 
roga fijó en TsintBuoUEan la capital del obis- 
pado: lo recorrió todo predicando, -coofir- 
mandoy levantando iglesias, erigiendo cura- 
tos que eaooosendaba & bs Agustinos y Fran- 
ciscanos que tomaron parte en sus apostó- 
licas fatigas, j levantando hospitales donde 
recojia los enfermos j espósitos^ á la vez 
que faacia se enseflase en ellos á los neófi- 
tos la doctrina de J« C. 

El afio de 1540 fundó la ciudad de Pát«- 
Guaro y trasladó á ella la silla episcopal 
con la Iglesia matris: planteó desde lúe- 
%o on colegio para educación de las nifias, 
un hospital dedicado á Santa Marta j el 
fiemioario de San Nicolás Obispo, antes 
del mandamiento del Concilio de Trente: 
hizo construir la ioiágen de nuestra Sra. de 
la Salad^ fundó también los pueblos de San- 
ta Fé de la Laguna y de Santa Fé del Rio, 
dando á los indios pobladores terrenos para 
aíembras y reglamentos para s^ gobierno é 
instrucción, reglas que aun observan rigu- 
rosamente aquellos naturales: redujo á los 
mas bárbaros, que se habian remontado á 
las montafias, ¿ poblaciones, é hizo que 
aprendiesen los oficios particulares que los 
enlazaban á todos con los estrechos víncu- 
los de la necesidad y del comercio. 

Dotado de firmeza heroica recorrió este 
anciano venerable un tenitorio de mas de 
660 legoas en la visita de su obispado, ca- 
balgando en una muía sin mas acompafla- 
mieoto que su secretario y un paje: así ca- 
minó ya octogenario hasta Veracruz, con 
ánimo de concurrir al Concilio Ecuménico 
de Trente, á cuya idea le fué preciso re- 



nunciar porque una tempestad obligó al bu- 
que en que iba, á volver al puerto: asi mar- 
chó también al primer Concilio mexioano en 
1553: así en fin, emprendió de nuevo un se- 
gundo viaje á Veracruz para volver á la Pe- 
nínsula en 1547, con el fin de arreglar los 
gravísimos asuntos de su Iglesia; á la vez 
que para influir en que se mejorase la condi- 
ción de les indios á quienes se pretendía re- 
ducir á la mas vergoozosa esclavitud. Al vol- 
verse á su Obispado trajo consigo de Espafia 
quince sacerdotes del clero secular, distin- 
guidos por su virtud y letras, á quienes en- 
cargó los nuevos curatos que iba erigiendo: 
también condujo los primeros cinco pies 
de plátanos que hizo plantar en Ziricicusro, 
muchas semillas, animales y plantas que lo- 
gró aclimatar en Nueva España, y gran nú- 
mero de instrumentos y herramientas para 
las artes y oficios que habia asignado á los 
pueblos de Michoacan. 

Por último, erigió su Iglesia Catedral, 
formó sos famosos Cánones penitenciales que 
adoptó después el primer Concilio mexicano, 
dejó establecido su Cabildo, promovió la 
división de su vasta diócesis, haciendo que 
se erigiera un Obispado en Guadalaxara, 
corrigió muchos abusos, defendió siempre 
sus derechos con cristiana firmeza, y cono- 
ciendo que se acercaba su muerte, hizo su 
testamento y quiso morir en el desempefio 
de su penoso ministerio. A la edad de 96 
afios salió á visitar por segunda vez á sus 
ovejas, y acabando casi de llegar al pueblo 
de Uruapan, falleció en la terde del miér- 
coles 14 de Marzo de 1565. 

Su cadáver se trasladó á Páztcuaro y fué 
inhumado en Is Iglesia Catedral que era 
entonces el templo que ocuparon después 
los padres Jeusitas. En el Pontificado del 
Illmo. Sr. D. Fr. Joan de Medina Rin- 
cón, pretendió el Cabildo Eclesiástico tras- 
ladar á Valladolid las r< üquias del Sr. Qui- 



12 UOTiClAS PAEA LA H15T«:»ííJA 



aario deÚBtír de «sta g «j g aa > .Fumiaicc' X. A^pe. 

Exkteo todafla It» fauMOft, wivue h» er 




bolsaB de seda, en mxa abcen ^bb «tí cr * " 

el lado del ErangeBo del templo de k Com- ! . ^ 

pafiía de Páttcuaro. Exsie m k aala óf ^ '. "■°*"^^" 
Cabildo de Morelia el báculo con aut. »- Winro^t. «mn & 
gun la tracción, iiri6 k peOa giie pre- ^ fiíriufiBtt. - ' vtaJT 

duce el agua potable de aqiielk Cioaad: ca ^-^*^^ cBJ«iiaro o&l urtlefi 
éata también ae oonaerra «I vonuBmu. moja- « 

dooonelsttdordelMiqwaúliccTanm-' " I^ «««á» dá otiafaie 
El 17 de Agosto de l^^l, ¿coraos aiL oe Knaks; á pa» áe 

^ r^ r- ' 'w r^ auE JoiiuE azumoee caantra i 

PáúBtctiaro D. x ranciaco A. Chusco ree^ - 

aock) kamU^oks del Sr. Quiroga. o« k ^ P^iíí*^ ¿ D. Piii.it. Ci 
craaemii en el nícbo reiñoo jenroinri: ^«^ ^-^™"^ *«? «» MitíiBKwu 
A crá»eo con « piflw de k oaamBüta: « ok ont jícmi¿ 
acta de «ate úhíxno reeMMKÚnúemo ae coik aapi&f^ 




aarvabacs k aecreíada del gtnúmo áii^^ í-wiaií en P^ncoara i»d» cS BM|Mide 



CB pcmnfisaóo lasia él aLc de ISTS ea qoa 
fo¿ iraskoaáo ¿ Piiei»k: énraoilesa eabkr- 
En d areUpo del taemile Cabuai^o^ «;»,¿ & muaar á T*Lb5..U k ígleda 
lknelMa«iiio,7«»paTiedfd pr^s«i CaiMnÍ€aiw<ci«inoOTis.p»daíg^ 
de realde«áa deJ Sr. Quírt^ga. cun moúro ^ .^.^^^v^^i^ -,^ E^tí^ok. pasear d 
dekrkha99e iiko para pacatas áXi- pend„ «: pnr ka caiksdek dkdadd 
cboacan- áa de feas Pedro, ai^renano de k oo^ 

En el fMfteblo de Ursapan. es Fáiacnart^. ^uktfa ¿e «sa Prorioda: «sdsidD d pa- 
en ki ixea Igkma» de gaaia F^ r es k sidia «» ae Leraba d peaiáoB á k I^lesa doadi 
de k Haeodoila dd vmend^k C'fO- :k.« ae caüjca n Te-DesK mm de loa RgUa* 
aa rea lodatia ka retrasoa de tas juss^wn zsíaíó coiocar d « «j^ ^ ^ii t» •■ el wa- 
»e PadM? exkie fasú/^ «no ca d co- ao ahar doMe i iniln ii"'*'" ii n ii d QaatfM - 
kipo de San >'í<?oiáa. Era de cokv nao- sao ^m miian d pcdado qrne ae Ukba 
reno j de «Mat«ra aaai «¿erada de ío f «ga- -iMtmsOkt ae opoaa á aeoic^anie Mettiadoc d 
kr; Mlc-boacan m deUirSt o'^j'j»Ck«w v-ja, cauoáo aecakr qcaao aosteaer d iv«idor d 
fliulil^'icar kü r^fjtii^ ¿^ e^^ ^^^^>«^^i"^.vaer^o le eoamorió w^rawdiii ■iTBir é 
Preliid^ «ÓM p^vurtMT^f ^u^ k ¿niiU g«^ ¿^ á haber un graa tnnraito; d Sr. Mofa- 
ÍjQi»eril/ieae mi ikhhU^ «s. kf c V-<^m de m ím lecaáendo en to au tc hif eesa desnaaea, 
Stotoa. £1 J>x^ D^JmMf JiM Mh^^au^f ca-jua frecoeatea eo ka pobkdoMB cortaa, j 
c>6uJ^o de k l^^etóa C«íki4ftJ ^ O.^aiiua' . vkaulod incfeaaeoto que tomaba la andad 
xara« naMal díe Y^^íí^yuuim^ j «ntlgoo de Valkdolid, impelid dd Papa j dd Rej 
fe<t/>r d<rt €4Mpo At fea» 5^y>ji», *skcr,}Jkj ' k lioeock pan k tnsladon. 
k rída dd fir. D. Sw:f4, K//m w/ txnriÁ El Sr. Morales cxed catoreo beoefidoa 
er9MUf^ <9n wtaJ0Íct//ux é^U'K/t yoyirc^t^áoi daran*^ aa gdiiema. Moiió en 
^UU mmrwusiM étM hsaniigit^Mdet^^PuMM. en 1576. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



13 



49 lUmo. Sr. D. Fr. Alomo de la 
Veraerm. 

Religioso 8apientÍ8Ímo del 6rden de San 
Aguatin: fué muy estimado del Sr. D. Vas- 
co, de quien mereció la confianza de que le 
encargara, en su viaje para Espafia, el go- 
bierno de la diócesis; fué el fundador de la 
Universidad de Tiripitio, cuatro veces Pro- 
vincial de su orden y fundador de la Uni 
Tersidad de México; Felipe II lo presentó 
en 1572 para este obispado; pero el padre 
Veracruz renunció y propuso en su lugar 
al venerable Fr. Diego de Chaves. Murió 
en México el mes de Julio de 1584. El 
padre Basalenque afirma que el reverendi 
simo Veracruz no llegó á ser nombrado 
Obispo de Micboacan, sino que únicamente 
se le propuso la mitra privadamente por el 
rey, y entonces rehusó esta dignidad. 

69 Mimo. 8r. D. Fr. Diego de Chaves. 

Natural de Badajoz: era sobrino del ca« 
pitan D. Pedro de Alvarado: tomó el hábi 
to de San Agustin en 1535* lleno de celo 
por la salvación de las almas pasó á Nueva 
Espafia, misioniS muchos afios en la tierra 
caliente de Micboacan, fué sumamente ins- 
truido en la lengua Tarasca, levantó gran- 
des edificios en Tiripitio 7 pasó á Yuriría* 
pundaro donde construyó la magnífica Igle- 
sia de su convento que hoy admfa'amos; ha- 
biéndolo recomendado el padre Veracruz 
para Obispo de Micboacan, lo presentó el 
monarca á la Santa Sede; y cuando pasaba 
ya á consagrarse falleció en Charo el 14 
de Febrero de 1573. Su cadáver se tras- 
ladó á Tiripitio donde está sepultado. 

69 Simo. Sr. D. Fr. Juan de Medina 
Rincón. 

Era bijo del fiscal déla Audiencia de Mé- 



xico, D. Antonio de Medina: nació en Se- 
govia el aflo de 1530 y vino muy joven á 
Nueva Espafia; tomó el hábito de San Agus- 
tin en el convento de México: aprendió per- 
fectamente los idiomas mexicano, tarasco y 
otoml, predicó á los indios en las misiones, 
fué nombrado Prior del convento de Mé- 
xico, y algunos afios después Provincial de 
su orden. Era tan escrupuloso en el cum- 
plimiento de las reglas monásticas, que te- 
miendo que los religiosos abandonaran la 
observancia por encargarse de la adminis- 
tración, los obligó á que entregaran al ordi- 
nario los mejores curatos. Estaba retirado 
en el convento de Acatlan, cuando fué pre- 
sentado por Felipe II para esta mitra, que 
no admitió sino compelido por censuras de 
sus prelados regulares. 

El arzobispo D. Pedro Moya de Contre- 
ras lo consagró el afio de 1574. Luego que 
llegó á Pátzcuaro, tomó empefio por mudar 
la Iglesia Catedral: tuvo que sufrir terrible 
oposición de su cabildo, de los indios y de 
los propietarios de la antigua cabecera; pero 
todo lo venció basta verificar la traslación 
en 1780. Hizo la visita de la Diócesis, 
erigió trece curatos, asistió al tercer Con- 
cilio mexicano en 17815: fué observantísimo 
de la disciplina eclesiástica, y sumamente 
caritativo con los pobres. Falleció en 1588. 

Escribió la vida del V. Religioso Agusti- 
no Fr. Juan Bautista, apóstol de la tierra ca- 
liente de Micboacan, al que habia conocido 
y tratado por mas de cuarenta afios: publicó 
algunos escritos místicos y las vidas de los 
varones ilustres de su orden. 

79 Illmo* Sr. D. Fr. Alonso Querrá. 

Natural de la antigua Espafia: vino muy 
joven á la América del Sur; tomó el hábito 
de dominico en el convento de Lima. Era 
obispo del Paraguay, cuando fué presentado 












: «.'x. -i -. 



^^ Zí' IL -.*T'»^ii:3: ir i-:j"-izr:c: 





















DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



15 



11? ntrno. 8r. D. Fr. Baltazarde Cavar- 
rubias, 

Nació en México el afio de 1560: sus pa- 
dres fueron D. Antooio Covarrubias j Df 
Catarina Muñoz. Entró al convento de San 
Agustín sumamente joven: tomó el hábito 
del orden y debió á sus talentos, instrucción 
7 singular prudencia que el rey lo presen- 
tara para el obispado de la Asunción en el 
Rio de la Plata, el afio de 1601. De esta 
Iglesia fué trasladado á la de Cáseres en 
Filipinas, de la que fué promovido á Mi- 
choacan, j confirmado por el Sumo Ponti- 
fico en 4 de Febrero de 1608. 

Era este prelado de un carácter manso y 
afable: fué muy amado de su grey: dos ve- 
ces visitó su obispado: trabajó con mucho 
empeño en que se comenzase la fábrica de 
la Iglesia Catedral. 

Durante su pontificado se fundaron los 
conventos de Agustinos en Celaya y Sala- 
manca, los de Franciscanos de San Miguel 
el Grande y de Tlalpuxahua, y algunas con- 
gregaciones nuevas de indios y españoles: 
todo por su mediación é influjo. 

Erigió cinco curatos, fué muy limosnero 
y vivió con la modestia y humildad de un 
religioso hasta su muerte, verificada en 27 
de Julio de 1622, á los catorce años de 
pontificado. 

12? iUmo* Sr. D. Fr. Alonso Bmriqmzde 
Abnendares. 

Nació eu Sevilla: tomó allí el hábito de 
Nuestra Señora de la Merced, y vino al Pe- 
rú con el carácter de visitador general de 
su orden. Nombrado obispo de la Habana, 
comenzó á edificar allí la Iglesia Catedral. 
Promovido á Michoacan, gobernó con gran 
prudencia y caridad hasta el 5 de Diciem- 
bre de 1628 que falleció en el pueblo de 
Irimbo, haciendo la visita de la diócesis. 



139 lamo. Sr. /). Fr. Francisca Rivera, 

Nació en Alcalá de Henares el año de 
1561: profesó en la orden de la Merced en 
el convento de Madrid el año de 1689. 

Cuando el Reverendísimo Fr. Alonso de 
Monroy natural de Querétaro fué general 
de la orden, escogió para visitar los con- 
ventos de Nueva España, su patria, al Sr« 
Rivera, y lo mandó á México con ese ca- 
rácter el afio de 1606. 

Desempeñaba todavía este honroso car- 
go, cuando Felipe III lo presentó para la 
mitra de Guadalaxara. Consagrado por el 
Illmo. Sr. Serna el afio de 1618, pasó á 
aquel obispado donde hizo gran número de 
fundaciones piadosas: las mas notables son 
el magnífico convento de su orden, algunas 
escuelas y la reparación completa del con- 
vento de Santa María de Gracia con la do- 
tación de capitales para el culto. 

Promovido á Michoacan en 1628, con- 
tinuó en este obispado los beneficios que 
derramaba en el anterior. Fundó en la Ca- 
tedral el aniversario de la octava de Corpus, 
adelantó mucho la construcción de la fá- 
brica material de aquel templo, dio gruesas 
limosnas á los hospitales, visitó su obispado 
y lo gobernó con tino y prudencia. Falleció 
en 6 de Setiembre de 1637 á los nueve afioB 
de pontificado* 

149 lUrno. Sr. D. Fr. Marcos Ramirez 
del Prado. 

Este prelado fué de grandes talentos y de 
carrera muy distinguida. Nacido en la pe- 
nínsula, é hijo del insigne jurisconsulto D« 
Antonio Ramírez del Prado, oidor de Sevi- 
lla, el Sr. D. Marcos recibió una educación 
esmerada: tomó en Salamanca el hábito de 
San Francisco, logrando en la Universidad 
de esta ciudad y en su provincia los bono- 



Ift 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



féñ debídq^ á «a virtud j brillante carrera 
literaria. 

Reoaoció laa mitras de Yucatán j de Ca- 
racal; pero Felipe IV lo comprometió á 
aceptar la de Chiapas en 4 de Setiembre de 
1^34. Hizo grandes donaciones á esta Igle- 
•iai reformó las costumbres, visitó todo el 
obmpado jr se preparaba á levantar un hos- 
pital* cuando fué promovido á Michoacan. 
Tomó posesión de su obispado en 17 de 
Marzo de 1640, y entró á gobernar perso- 
nalmente el 19 de Noviembre del mismo 
ano. 

El Sr. Ramírez es uno de los obispos mas 
iniignes que ha tenido esta Iglesia. Reedi- 
ficó el convento de religiosas Catarinas, 
dio á éstas constituciones nuevas, fundólas 
Ciipellnnfas y dotó el culto de este templo. 

En 6 de Enero de 1642 celebró un Síno- 
do Diocesano que contiene veintisiete cons- 
tituciones: en ellas se dan á conocer su alta 
eapaeidad, su celo y su amor ala disciplina: 
fueron impresas ese mismo año. 

El aiguieiue de 43 una peste horrible, la 
mas destructora que ha tenido el pafs desde 
la conquista hasta la época actual, tuvo lu- 
Kar en toda la clase indígena de Nueva Es- 
pafla y principalmente en Michoacan. Fue- 
ron tales sus estragos, que la ciudad de 
Txintzuntzan que tenia veinte mil indios que 
dó reducida & doscientos. El P. Larrea testi- 
go ooulnr do esta devastación dice: **De seis 
partea do Indios murieron las cinco en esta 
provínola» rodnoidndoao su multitud á tan 
pona gentoi que A cada paso se ven las cui- 
nsa y olmlontoa de poblaciones muy gran- 
dns que funron ayer, y hoy no son... .las 
paredea oaKVn caldas, las callos solas y las 
oludiulea asoladas. ••«, apenas hay indios 
que aron loa campos, cultiven las semente- 
ras y guarden los ganadoa. • • • si suceden 
otras doa ó troa postes como cualquiera de 
las panudas» hemos do preguntar cómo eran 



los indios, sa color, tragey tratamientos &e.'' 
En estas aflictivas circoostaociaa desplegó 
el prelado toda la fuerza de su genio y todos 
los recursos de su caridad. Improvisó hos- 
pitales, multiplicó los lazaretos, derramó con 
profusión sus limosnas, y administró perso- 
nalmente los Sacramentos á los contagiados. 
Semejante á San Carlos Borromeo se puso 
al frente de su clero, y socorrió á los apes- 
tados coa tanto amor y constancia, que sus 
trabajos rae parecen muy superiores á los 
de Belzunce; porque éste redujo sus serví* 
cios á solo Marsella, cuando el Sr. Ramí- 
rez estendió su caridad á un millón de feli- 
greses, diseminados en una área de mas de' 
seis mil leguas cuadradas. 

En 1644 celebró su segundo Sínodo Dio- 
cesano: este mismo afio construyó en la 
Iglesia Catedral dos capillas, la de Nuestra 
Señora de la Alegría, cuya imagen colocó 
en una de ellas; y la de la Presentación de 
Nuestra Sefiora en recuerdo de haber entra- 
do ese dia por primera vez á su Iglesia. 
Dejó dotados dos pequefios aniversarios en 
estas capillas. 

El monarca español lo distinguió escri- 
biéndole tres cartas autógrafas sumamente 
honrosas, en que le dá las gracias por los 
servicios que habia prestado á los pueblos 
de sus dos obispados: Jo nombró en 1643 
visitador del Tribunal de la Cruzada, y por 
último premió sus méritos prontoviéndolo 
en 1666 é la Iglesia Metropolitana de Mé- 
xico, donde falleció el afio siguiente antes 
de recibir el Palio, á la edad de setenta y 
cinco afios. 

Admira ciertamente cómo pudo gastar el 
Sr. Ramirez mas de un millón de pesos en 
limosnas y fundaciones piadosas, en una 
época en que la renta de su obispado no 
escedia de veinte mil pesos anuales. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



17 



169 lUmo. 8r. D. Fr. Payo Enriquez de 
Rivera, 

Natural de Sevilla, y religioso del orden 
de San Agustín. Nombrado por el rey para 
el obispado de Michoacan, cuando estaba 
sirviendo el de Guatemala, al venir á tomar 
posesión de aquella Mitra, recibió la noticia 
de su promoción al arzopispado de México 
en principios de Junio de 1668. £1 Sr. En- 
riquez fué uno de los prelados mas insignes 
qUe ha tenido la Iglesia Metropolitana: fué 
Virey de Nueva España, y murió en la pe- 
nínsula con fama de santidad, el 3 de Abril 
de 16S4. 

169 Jllmo, Sr. D. Fr. Francisco Sarmiento 
y Luna. 

Español, religioso del orden de San Agus- 
tín, en la que obtuvo los cargos mas hono- 
ríficos: en 1669 tomó posesión del Obispado 
de Michoacan: gobernó la diócesis cinco 
atlos con macha paz y quietud; la visitó to- 
da predicando el Evangelio» y haciendo 
construir á sus espensas algunas parroquias 
pobres: fué ascendido al obispado de Alme- 
ría en la Península. 

l'/9 Illmo. 8r. D. Francisco Verdín de 
Molina. 

Nacido en la Península y nombrado obis- 
po de Guadalajara, fué promovido de esta 
Diócesis á la de Michoacan de la que tomó 
posesión en 1674. Gobernó solo once me- 
ses muy enfermo, y cuando pensaba salir á 
la visita lo sorprendió la muerte el aHo de 
1675. 

189 Illfiko. Sr. D. Francisco de Aguiar y 
Seijas. 

Natural de la villa de Betanzos en Gali- 
cia* Era canónigo penitenciario de la Igle- 



sia de Santiago cuando fué nombrado obis- 
po de Michoacan. Gobernó esta Iglesia 
hasta 1682 en que fué promovido á la Me- 
tropolitana de México. Venerable por su 
pureza, por su caridad, por su celo apostó- 
lico y por su penitencia, mereció después 
de su muerte verificada el 14 de Agosto de 
1698, que los obispos y cabildos eclesiásti- 
cos de las diócesis de México y Michoa- 
can, solicitasen de la Silla Apostólica su 
beatiGcacion. Se comenzó el proceso, y las 
informaciones que se levantaron con aquel 
objeto se hallaban encerradas en una arca 
en el archivo del Arzobispado. 
199 Illmo. Sr. D. Fr. Antonio de Monrey. 

Nació en la ciudad de Querétaro: lomó el 
hábito de Santo Domingo, y profeaó en el 
convento de México el 27 de Julio de 1654; 
después de haber servido los puestos mas 
elevados de su orden, pasó á Roma á nego- 
cios de su Provincia: en estas circunstancias 
vacó el generalato de su orden, y el Papa 
Inocencio XI lo confirió al Sr, Monroy, cu- 
ya$ virtudes y talentos conocía. £1 afio de 
1681 fué presentado para la Mitra de Mi- 
choacan que renunció. Admitió después el 
Arzobispado de Santiago de Galicia que ri- 
gió por el espacio de treinta afios, hasta ^I 
de 1715 en que falleció. 

209 Ulmo. Sr. D. Juan Ortega Montañcz 

Nació el 3 de Julio de 1697 en el pueblo 
de Siles del reino de Murcia: vino de ¡n* 
quisidor á México en ]670. Fué nombrado 
succesivamente para los obispados de Du- 
rango, Guatemala y Michoacan. Tomó po- 
sesión de esta Mitra en 1682: visitó dos 
ocasiones esta vasta diócesis: fué muy ce- 
loso dé la disciplina eclesiástica; en 1585 
publicó las Ordenanzas para los curas y 
jueces eclesiásticos de este obispado: regaló 
á la Catedral el trono de plata donde se co- 
loca el SantUi.ao Sacramento, edificó el Pa- 
3 










>k-c - -MI 2 7*~iZ5«i-i- "jrr 



*» a5.--^:! 



^ f -' 



la 



«Ü .¿fli» 1^ — -— - -L-^ "" T»Tn 






ilTVi^ 1 ^•*C*"'S- I^ r -i. 'ZITTZZ 1-2- mi ^— .11 

C 




la nar^nx -^ res JBK * 

» i '4- rm-á Ida 



muy i;-»^cu jL M-3Li-j*> í^íc 51 TSíirR ns la.-^ 5r7 
hiu ^»ui> n*>ii>i>rtJa 5s*r!Í íe ísx i¿sa Jt^i^ 

vio vU'-í.lu :co y:vw*!v,r'C'i x jÜ-t-ímcm -si 
4 i imnu'A ;4 lüA peonas.^ Fi^i«::a et ula 



?r i7. ^-: .lae»! *fr, I TW!"'"- 



"^•s^ ^:a:.^jL SessCD iz..si« le Jsxacab 3ib 
]/r^-:;c.T^xia 4. jáIcsflaBBx» oFa. Míos st- 



2í:7 Zlauz^ 3r. Z: F 






ao lu ^..uuv üu acuella parroquia. . .^^^ ^„ -j^^- ^ cansacmr» por ÍBicec 

, ,^ ,, .. -, .... ^ Julerzco lafiB ie ana !e ^ejinn !as jaia& 

I 

Maiu vJc 'rtirana ao Nápoies, y (^.\u''Mti'j\ | Ent ¡xito ee la eva soíamga de su ag«- 
|>or el lo^no vJd Sicilia para el Pi/5í:í»í5^''1 .Iíiío en lavi.'a ie Quhk tué cani^ai?co peni- 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



19 



tenciario de Calahorra. Prendado el rey 
de su modestia! virtudes y grandes talentos, 
io nombró obispo de Caracas donde estu- 
vo poco tiempo. Promovido é Michoacan 
en 1729, comenzó desde luego la visita de 
la diócesis misionando en todos los pue- 
blos y socorriendo generosamente las nece* 
sidades de los pobres. Hacia comprar mu- 
chos tercios de ropa en las ferias de Aca- 
pulco y Jalapa, y personalmente la repartia 
entre los necesitados, á quienes visitaba con 
frecuencia. Habiéndose quebrado una pier- 
na en los viajes que hizo en la visita, tuvo 
que permanecer sus últimos afios en Valla- 
doHd, donde predicaba y administraba los 
Sacramentos. Vivia con (anta pobreza que 
alguna vez le fué necesario ponerse cami- 
sa prestada, mientras le lavaban la que lie 
vaba puesta. Toda su renta la consumió 
en limosnas y obras pías. A sus espensas 
se concluyó el nuevo convento de Santa Ca- 
tarina de Valladolid y el Palacio Episcopali 
asi como las Iglesias de Indaparapéo, Ta 
rimbaro y Otzumatlan: hizo la bellísima cal- 
zada y la hospedería del Santuario de Gua- 
dalupe: cooperó para la fábrica de \\ Igle- 
sia de Nuestra Sefiora de los Urdiales, y 
construyó la calzada que conduela á ella: fun- 
dó una casa de recolección para muge- 
res extraviadas, y acabó la primera capilla 
de Sefíor San José: estableció y dotó el 
Beaterío de Nazarenas de .Celaya: donó á 
su Catedral unas hermosas alfombras y muy 
ricos ornamentos: dejó dotados en ella dos 
aniversarios en las festividades de Nuestra 
Señora de los Dolores, y aumentó el nu- 
mero de las prebendas: pidió recursos al rey 
y los obtuvo para la construcción de las tor- 
res y fachadas de la referida Iglesia Cate- 
dral* Próximo á morir, se despidió de sus 
ovejas en una tiernisima pastoral que tituló: 
Instrucción para una vida perfecta. Ataca- 
do de diarrea, pasó á mudar temperamento 



á la hacienda del Rincón, donde murió et 
25 de Mayo de 1737, estendiendo sus bra- 
zos en forma de cruz y fijando los ojos en 
un crucifijo. Su cadáver fué embalsamado 
en la misma hacienda y se trajo á sepultar 
cerca del altar dedicado á Nuestra Sefiora 
de Guadalupe donde se conservaba incor- 
rupto hasta hace pocos afios. 

No debo pasar en silencio que siete afios 
después de su muerte se encontraron susen- 
trafias frescas é incorruptas con la sangre 
líquida, y en estado perfectamente*natural: 
esto obligó al provisor á levantar una in(or- 
macion judicial y solemne, que se publitcó 
el afio de 1746 en México por el padre 
agustino Fr. Matías de Escobar. He visto 
original el espediente en que constan las de- 
claraciones de los tres médicos que embal- 
samaron el cadáver: en ellas testifican que 
no embalsamaron las entrafias; y que en su 
concepto es milagrosa la incorrupción de 
éstas y la conservación de la sangre líquida 
que reconocieron y probaron: declaran ade- 
mas doce testigos, de los mas caracterizados 
de la ciudad, y tres notarios, haber visto de- 
tenidamente todo lo antedicho en los dos 
dias que estuvieron cspüestas al público es- 
tas reliquias del venerable obispo. 



289 Illmo. Sr. D. Francisco Matos 
Coronado. 

Natural de las Islas Canarias. Después 
de haber hecho una carrera brillante en las 
Universidades de Sevilla y Salamanca, fué 
electo obispo de Yucatán de donde pasó á 
la Iglesia Michoacana: visitó una parte de 
la diócesis: dejó fundado un aniversario en 
la Catedral: fué manso, afable y caritativo, 
cualidades que le grangearon el amor del 
pueblo. Habiéndose enfermado gravemente 
pasó á curarse á México donde murió en 
1744. 









I-— 



— --^-i- ^ 



— _.:r .---iir 






ri:L -«. :=-¿rr¿ 



í: -i -^ 



-¿ ■■'•'='•=• x=l-ír «^.rT- -i -¿- "T^ :rfl 



:S^ i 1. 



ni ■* 






- • -* : -*- 



r. .c^. 2. ^ 3 i»i A ^ ^u *tí l^U «» 1 



DEL OBISPADO DE xMICHOACAN. 



21 



los quince afios entró á la orden de San 
Gerónimo, en la que dubió gradualmente to- 
da la escala de los empleos hasta general de 
ella. Cárloi III lo presentó para obispo de 
Comayagua, de donde fué trasladado ¿ Mi 
choacan el 15 de Diciembre de 1783. Pa» 
rece que la bondad Divina lo deputó espe 
cialmeote para suavizar el terrible azote del 
hambre de 1786. En esta época desple<^ó 
el prelado todos los recursos de su celo y 
bondad de corazón: hizo grandes acopios 
de seaiillas, repartiendo diariamente mas de 
cien mil raciones á ios miserables, se privó 
del uso del coche, empefló sus rentas, em- 
prendió las grandiosas obras del acueducto 
y las calzadas para facilitar trabajo á los po- 
bres, ocupar los brazos ociosos y embellecer 
la ciudad. Puentes, empedrados, terraple- 
nes en ios caminos, varios edificios y las 
fuentes públicas, todo esto debió Valladolid 
á la caridad y munificencia de su pastor. 

Las viruelas atacaron después á los pue- 
blos y el Sr. Obispo renovó los prodigios 
de su caridad, al mismo tiempo que hizo 
propagar primero la inoculación y después la 
vacuna que salvaron innumerables victimas. 
Apesar de su edad avanzada fué uno de los 
pocos Prelados que visitaron todo el terri- 
torio del Obispado, sin hacerse gravoso á 
loa párrocos 

Trajo consigo de tierra caliente cincuen- 
ta nifios, cuyos estudios costeó en el Semi- 
nario para formar sacerdotes aclimatados 
en aquellos mortíferos temperamentos. Pu- 
blicó en Michoacan tres cartas pastorales; 
la primera, con motivo de su entrada, la se- 
gunda escitando la caridad pública hacia 
los pobres el afio de 86, y la torcera para 
promover la vacuna en tiempo de las virue- 
las. Este Sr« Obispo, fué generalmente 
amado y respetado por su dulzura y acen- 
drada caridad. 

Después de muchos meses de cama que 



le ocasionó una cruel enfermedad, falleció 
el 16 de Junio de 1804. 

34? lllmo. Sr. D* Marco» Mariana y Zu' 
frilla. 

Era natural de la ciudad de Cuenca 
en Espafia. Después de haber hecho bri- 
llante carrera y prestado eminentes servi* 
cios á la Iglesia y á su patria, fué nombrado 
Obispo de Michoacan á cuya capital eoti6 
el 10 de Febrero de 1809 lleno de salud y 
fortaleza; pero su grey no tuvo el consuelo 
de verlo ejercer en público las funciones d& 
su ministerio episcopal; porque enfermó 
gravemente el Jueves santo del mismo afio, 
al ir á celebrar- la misa pontifical de la con- 
sagración de los Santos Óleos. Los médi- 
cos le aconsejaron que tomara los bafios de 
Chucándiro; y al volver de este pueblo, con 
algún aparente alivio, para celebrar su pri- 
mera misa pontifical el dia de la Transfigu- 
ración del Seflor, falleció violentamente en 
la hacienda del Calvario el 27 de Julio de 
1809, á los cinco meses siete dias de su 
gobierno. Su entierro y honras fueron qui- 
zá los mas solemnes que se han visto en esta 
Iglesia. 

El Sr. Moriana era un literato: en Espafia 
habia dejado bien sentada su reputación 
como tal: era dulce, accesible, afable, cari- 
tativo y espléndido. Las alhajas y pontifi- 
cales que heredó la Iglesia en sus espolios 
son ricos y de esquisito gusto. Por muerte 
del Sr. Moriana, fué presentado el Sr. Ca- 
nónigo penitenciario de esta Iglesia Dr. D* 
Manuel Abad y Queipo, cuya eleccioa no 
aprobó la Santa Sede: por tal motivo no 
lo cuento entre los Obispos de esta Iglesia. 

35? Illmo. Sr. D. Juan Cayetano 
Portugal» 

Nació en el Pueblo de San Pedro Piedra. 




22 50TI :IA.S PAELL LA HI^T IBJJL 

Gorda, del Estado de Gaaoaxaaca ei 7 ie , '3aáez3sdar í<±l Zaami Z - J«^ Tnniriafi 

Julio de i7%->; hizo bn.Iaa:; «irnos «ar:z.iú» Sa^riiin. 

eo el Seminario de Guadaíaxira, cn^is t¿- CanasaLzrxia ai Hescs jar sí ^ Obispo 

tedraa desempefUS coa ;r?iien. t ..auan. Or> Txnniez ^ iflii is It4I, sa irrowr enub* 

deoado de sacerdore, sos ralsn^oa arazrros • ] ^ ¡mm^fr - ú Gooieras yug al j á. La 

le gran^earoo la repaudca ¿i «isía j Ii^- ^aací Stói*. «ore a afaraniíTart «^la hab¿« 

rato« £d las bonraü iftie ceieár^ ía Ci-V3>f- j^ inrólr la .itít-— iae. 

•idad á la meiBoría de ja ítndauinr «í I mo t- - ,r., ■ •*— ,-««., ««. .«-•* » ^.r^». 

> ontsns inos lana me -isa 3s escoo- 

8r, D# Joíé Mafia G^mcx, aomóró a. ár. ^^t^ — -^— ^ -. ' ,^^^ i^ 

Tina vacuiDs? xxmíBnBBS san por lo 

Cabafia^ al Sr, P<^rta^ para ipxe pro- ^ ^.¡ciaitíaáiB. Maoiocmrí 
iroam.^e ta meÍM Élr^re áei Preíado ¿^' \^ttc w ^ ifíscrien ne iabia^ 
fcittfo. El elaaacf,^ arardó por adamadoa ^ ^'^¿^ -^ ^,„„^ «¿esast¿» ¡a r« 
reeorn>ecwr aii^^üa p'jKia onrar^ con la ^^^ ¿^ ^^^^ jj^^ -^^^ «aiOTraiK su 
bofía de Dr, en Ter^iorfa. ^^^ ^^^^ ^^ ^ ^,^^^¿^ ^ la S?™ coa 

El arto de 1%I5 feé ttcmfando Can de ^ ^^^^^ ^^ ^ ^,„¿¿^ ^ p,. 
í^apopaoeo donde ejerció ua verdadero ^« «i lo mas murimo a I« TOrToc««á 
apottoíaA> con lo. fe:i>^gea. ^ ^^^^^ ?cnnai«cá uno á dos mee ta 

Amanee de !a ínAspeodeoda de la patria, ^^¿^ Patroipiia pan ?r«Ecar. conminar j 
tV> trm fízcer aoestn emaneipacioa po^íi^- ^^¿^ ^. d^spacüa de h ma.rfnni de ae- 

ea el afJo de 1%21. Deade luego fiíé Ha- .„^-^ ^.^ ^ r ...^.i,... ,„ ^^^ k^^, 

^ zocias rpie 3e le Dresendoan: a¿i paáo ai»a 

OMdo por el roco de aoa eoo^^íodadanos al ^ . , , -«.^ ' - v *-« 

de«errvpef,'> de m mas deitcados poeatt» »*->!. j - r V x_ « 

. *^ , , . , "^ ooriue ci Oooernaior ceí LstaJo qaEO en- 

de eon^íift^ 5'^ > .-ta: girvió soeenvamence ' , i. , ^ ^ 

- , I ' t j 1 rv- lendctae «firectamence coa & :?r. Obtsoo, ea 

k/» ^rrt;>>o^ de mtembro de la Di.oixfacion . . v- 

t» ' ' , > T .- .'f *! v> ^^^ aooacos aooce reurmas iiae oroTecsaban 

Fro7ir>i»;aí de JalHCO j Cooaeiero de Eaca- . i t^ - '^'-*-«*« 

« < ^ , «aa cámaras. 

*>^ de r<^Ȓ>enlaiite por Goanaxoato a orea , 

k?>^'í>tor*» del Co»?reio de la t'níon, 7 el ' ^* «^^« ^ primeros días de sa sobter- 
de H^.ñt4/^f pof el Rttado de Jalíaco. Eo ^ ^'«^ TÍsitado j aieodido d» pceíemcia 
defemfH>fl/> de ^.%r^>9 t^f%m el Sr, Portogal ^' Colegio Sennoano cuyo plan de esUidk» 
té/rti^'í/f e'oeneiifemeiife la foaeaCa ley de "^'^^ ?o« rehacer pan poner el establecí- 
e«ffi>u;<^r(^del^/«Mpaño{ef hizo modificar las 1^^°^ ^J9 "^^ pí^ d« Dwralidad» j al 
ío^ffiwíeíonef d*l entíado 4 Koma^ 7 eo laí"^^^^ ^« *<» progresos de las cieocias. Tu. 
f cierra de la Aeordada íné on modelo de ^^ ^<^ paníciilar pan escojer las pefso- 
ñnñ^ftM y í^tü'iuiA* La Cámara de Dipofa^ 
áífñ lo alii;f6 ire« t«eea ao pretidefife, 7 
fre» «^y^iedade» lícerarías lo ii^eorporaroo 
•o ffif aeno^ 

<yoaí>d'> lUg^ U époea de proreer laa 
miir«« f «caolei^ loa Cabildo* Kcleaíásficos 
d<» Mí/;boaeafi 7 MoMera7 lo propusieron 
snfrs loa n^Hif aclaaíAalíeos i|ti6 cada dio- 
eewiii preñ^ni^f al Gobierno. Kma por fin lo 
oaeO|ió para la de Mícfaoaoan á lolicitud del 



oas de confianza á que se a«oá6 pan 
que le a7Ddasen en esu dificil 7 deScacb 
empresa: el primero de todos fué el Sr. Lie. 
D« Mariano Riras, á quien lanco debió el 
Seminario, no solo en lo administntiro sino 
en la parta moni, científica y Ittenría. 

Dos acontecimientos notables dieron á 
conocer en esta época el carácter del Sr. 
Portugal: la ley qae quitó la coacción ciril 
pan el pago de los diezmos, y el destierro 




y ák StiiJüi 



/y 






DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



23 



que se le ioipuso por haberse negado á cum- 
pliré] decreto sobre provisión de curatos 7 
sacristías vacantes. 

Por la primera quedaron los Obispos es- 
peditos para reglamentar esta renta, y el Sr. 
Portugal por su decreto de 19 de Diciem* 
bre del mismo afio de 33, le di6 la organi- 
zacion que hoy tiene y la hizo repartir en- 
tre el obispo, el cabildo, los párrocos, la 
fábrica de la Iglesia Catedral, la de las 
Iglesias parroquiales, el Seminario, los hos- 
pitales y los pobres de cada Parroquia. La 
distribución de esta renta será un monu 
mentó eterno de la sabiduría j caridad* de 
su autor. 

Por el seguncfo manifestó toda la energf a 
de su carácter, á la vez que su rara pruden- 
cia y circunspección. Salió al destierro 
sin mas equipaje que su breviario j con tal 
resfirva que ni su misma familia advirtió el 
momento de su separación. 

Cambiada la faz de la República por el 
nuevo orden de cosas que estableció el ge- 
neral Santa-Anna, el Sr. Portugal fué lla- 
mado al Ministerio de Justicia y negocios 
t '.esiásticos que desempefió sin remunera- 
.on alguna, y que al fin renunció por no 
transigir con exigencias qua repugnaba su 
conciencia. 

En esta época dio á luz su célebre Pcu* 
*.oral de Muhoacan^ en que defendió la in- 
lependencia de la Iglesia y por la que mere- 
ció que el Sumo Pontífice le escribiera una 
carta tierna y afectuosa que hace honor á 
su conducta. 

Volvió á su Obispado en 1836 y continuó 
con empefio la visita que habia dejado co- 
menzada. No hubo una sola de las Parro- 
quias de la diócesis en que no hubiera 
dejado grandes recuerdos de su piedad y 
beneficencia. En León, favoreció la fun- 
dación del Seminario de aquella ciudad; en 



Silao, la de las Hijas de la Caridad, en Pázt- 
cuaro decretó la erección del Seminario 
de Coyuca para ilustrar la tierra Caliente y 
formar sacerdotes indígenas que pudiesen 
administrar los Sacramentos á sus compa- 
triotas: en todos los pueblos hizo reparar 
las Iglesias, y se establecieron bajo aus 
auspicios algunas casas de retiro para ejer- 
cicios espirituales: en fin, su vida fué 
siempre la de un apóstol y su muerte la 
de un justo. 

Visitando el pueblo de San Luis de la 
Paz, contrajo ahí la penosísima enferme- 
dad de orina que lo condujo al sepulcro el 
día 4 de Abril de 1850, á las dos y media 

de la mafiana. 

Este prelado hizo que se repartiese á los 
pobres, autea de su muerte, hasta el último 
centavo de su renta, socorriendo con es- 
tas limosnas gran número de pobres en la 
cruel epidemia del cólera que comenzaba 
entonces & desarrollar: mandó también que 
su cadáver no fuese embalsamado, y que 
no se sepultase en el Panteón de sus ante- 
cesores. Fué colocado cerca del altar de los 
Reyes donde lo cubre una modesta lápida. 

Pocos dias después de su fallecimiento, 
llegó al gobierno diocesano una nota oficial 
del cardenal Antoneli, en que comunicaba 
al ilustre Prelado la resolución que tenia el 
Sumo Pontífice de elevarlo á la dignidad 
cardenalicia. Esta carta autógrafa se con* 
serva en la Sala capitular del venerable ca- 
bildo Eclesiástico al pié del retrato del Sr. 
Portugal. La severidad de costumbres, la 
bondad de corazón, la prudente indulgen- 
cia, el mas noble desinterés y una caridad 
sin límites fueron las virtudes que sobresa- 
lieron en este varón insigne. Sus mancas 
tenian esa grandeza y afabilidad natural que 
revelan un corazón bien formado y el há- 
bito de una elevada posición social: sus pa- 
labras, pronunciadas siempre con voz so- 



NOTICLVS PASA LA 






_* Je !i.¿ Key»?« e ' 

•<*■,> jtí una ruí» '!a 

-v; IVur-i Gonia : j 

^ .'^ sIiC> d conocer sus. 






itirs« iv-i cu.iuu'j j T-¿.ra Je la diócesi*. 
-M/rísua iii ;ie-.;:*.i 7 jiin^rJcs-cía. la car- 

¿lí ¿^!T;o. su .rienc.a ▼ «u virr.iii lo ^an co- 
' cea» i o A II cuútf-ra iü a r*f:^'c»i -n México. 



V,. »;>*vü :»or lis .ei~-i-r" jj* ÍihIlí x r.-ierr es;»:» pocos bechca 

>. .la y luciJn eu »íí; _:^{ i;;;,;^. <;.^ 31 i.tciij- ^ai-r-ie soa n.>- 

•» , i Vi .^i^ ^fí-M?:!'-^ ^^ :«,'.-• os T lo poarn úsíizr en 311 coctra 

^, 1 v.:a .utiri'un ▼ -^^g .:.^,^ ¿^ \^ 7aá,«:ii : le a ínviiía- Yo no 

A ISxJ. M'jy !ue^o ^.^jj aj iitícijo CT7n.ni;rí «-s janes ¿e paire: 
^ .c - »siioíi>r* troví- $'\ro ¿í cccstf 'a ir* 3 i ♦«'«eras jbrjs «amo*: 



.x.^Ia Cal^criL 



CiCi^ís: i^cco* ci ?. .. I 



.1 ...Ciie Jtí» i' :fíO.^. 11.1 üen zi^: :>:«i':s ajea es i»írst:hi:5 ¿^ ¿a 
.0 u.a ^licctíuerie: sí í^iesíar sa/c ¿tfííttfm»:«i ie a ?-fp«^ii'cie/ 
^,v slv In5:? J<í:>{»íies d»? IS ce Eljera ia liiTl. S¿siiii» mtualmrite 

. o ^wC uív>;tvo |.*uLi\vC 2aii> ce pjtcsí, se 'laa «i ^••ilc»j <mcí 

X , i uii^ vjt? $13 me-jcaran». je áaa ttmifíiJ-j las >iiar»Bas ce 

• Z linón, se aan cccsamauQ a :cj j.i.:lcc ¿e 
^.. a vicsiiO 'hici^ ¿e ?u bienes ec «íLíccgs j :a ex:!! lijtracicit ¿2 

, '*\...cii*v\^» Uvcr-c: ^ El Zl'n»:- Se ílin^i a. á mas vie *o* ae^- 
,. »^'».vjit.»ü<.*u;^ la bu- xs c«5 escacii;* ¿d |mi a^.:» ha jccilcacj 
,\ I:o a *c;j e;j;'j¿le*' lascmo ¿e P ist:irLé:s^ eos ¿í F'z:ícxt¿^c^ 

. ^ .s.«co <M tdie Co- ^rw/: ¿j. ¿:s ie Ji r-ryuti ¿> ,;» C'StsvtiJj, 
,s ...jíccia.'tí* para .i¿^ics c*íi P injfTji 'eico j m .^•/•r^^ccft//», cn-j 

. .. iuv!v» iv>»tijar ios J- | i-» T-.]i:*^^a nutrií j cttís ^ue c^ycdem-a J - 
liaíivMá* pírica Tureree '«a c":í1§cu*os ce ccccTjT^rsia* ce !i 



v.;.tiw»KOA vieaiiccs. 
o.i ^io rc»or:j:ar lo? 



'rfirarjra, cr::::a t estaviios |rxi:ac:':al^sc 
haa risio tánica 3 .a iji pi.bilcra Tarlcs ser^ 
zicaes», T aV^aas ocns piVízas q-re ccfr'o- 
z€3, par tccas^ 14 teces ea ireviio rbirx La 
E? jrcpi hari r-ry í:r?T2 i e^Cí Fr^íiij me- 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



25 



xicano ia justicia qoe merecen sus talentos 
y literatura. 

El obispo tiene un secretario, un prose- 
cretario y dos promotores para el gobierno 
de la Mitra. Para los negocios judiciales 
nombra un Provisor 7 un notario. Para los 
negocios de capellauias y obras p!as tie- 
ne un juez de testamento un notario, un 
defensor, un promotor j un contador de 
glosa. 

Pocos prelados han podido visitar todas 
las parroquias de la diócesis tanto por su 
vasta ostensión, como por la insalubridad de 
los climas, pésimo estado de los caminos 7 
gran número de feligreses que deben ser 
atendidos en sus negocios espirituales: es^ 
to demuestra la urgentísima necesidad que 
hay de dividirla. Hace algunos afios que 
Fernando VII consiguió del Sumo Pontifi- 
co la erección de un obispado que tuviera 
por capital la ciudad de Chilapa, y que de- 
berla comprender toda la tierra caliente de 
los obispados de México^ Puebla y Michoa- 
can: & mi juicio esta división no satisface 
las necesidades de esos pueblos desgracia* 
dos» que hace cerca de un siglo no han sido 
visitados por sus pastores: es necesario for- 
mar dos diócesis de todos los pueblos de 
Tierra Caliente que tienen costas en el Océa- 
no Pacifico; la primera debería tener la ca- 
pital en Tixtla ó Chilpanzingo y compren- 
der las costas deOaxaca, Puebla y México: 
la segunda debería abrazar todo el Sur de 
los obispados de Micboacan y Guadalajara, 
y podría fijarse su capital en Colima. Estos 
terrenos son los roas productivos de toda la 
República; as! es que el dia que se cimente 
la paz da^án una congrua bastante para la 
subsistencia de los prelados, cabildos, pár- 
rocoSf semioarío y hospital. 

Como se ha dicho antes» el Sr. Quiroga 
erigió el primer cabildo eclesiástico el afio 



de 161^4 qoe volvió de España y trajo algu- 
nos sacerdotes de celo, virtud y ciencia en 
quienes proveyó las primeras prebendas y 
los curatos de Silao, Irapuato y Salamanca 
que estaban recientemente fundados. 

Aunque la erección de la Iglesia Cate- 
dral establece cinco dignidades, cuatro ca- 
nongías de oficio, seis de gracia, seis racio- 
nes y otras tantas medias raciones que hacen 
veintisiete prebendas; sin embargo, en los 
primeros tiempos parece que solo se prove- 
yeron nueve por la cortedad de la renta. La 
erección no menciona los nombres de los 
señores que compusieron el primer cabildo, 
ni se dá en las actas noticia de ellos; pero 
las firman los sugetos siguientes. £1 Sr. D. 
Diego Rodríguez, deán. D. Lorenzo Al- 
varez Salgado, arcediano. D. Diego Pérez 
Negron, chantre. D. Juan deZurnero, maes- 
tre-escuelas. D. Gerónimo Rodríguez, ca- 
nónigo. D. Joaquín de Velazco, canónigo. 
D. Pedro de Tepes; idem. D. Joaquín 
Márquez, idem. D. Bartolomé Pizarro id. 
Poco á poco llegaron á quedar ocupadas 
todas las sillas del coro, escepto una canon- 
gía, cuya renta se daba á la Inquisición. 

El cabildo sostiene un colegio de infantes 
para el servicio de ia Catedral, seis capella- 
nes, dos apuntadores y dos maestros de ce- 
remonias, un Hacedor, un Clavero y los ofi- 
ciales y dependientes de estas oficinas. 

£1 cabildo ha tenido en su seno hombres 
eminentes por su virtud y literatura, no me- 
nos que por los importantes beneficios que 
hicieron á la capital y pueblos del obispado. 
El Sr. D. Juan Pérez Pocasangre re- 
partió á los pobres su pingüe caudal, renun- 
ció la canongia, y marchó á Tierra Caliente 
á partir con el V. Fr. Juan Bautista los 
trabajos del apostolado. Los Illmos. Sres. 
D. Alonso de la Mota y D. Juan de Pobló- 
te fueron un modelo de todas las virtudes 
evangélicas: el Sr. Dr. D. Mateo de Híjar 



aKA la mSTOfilA 



por 



^ , -...-• *-rti: jc Gnada- 

, ■^-•.uisiaiB y ondar 

\x. -^ «. I"*- VicootB^ 

,^. *»:«%»iuhró á loB doc- 

.^ a» México, fué na 



N 



,^ \ %% .^4»«** . Mercado, Beo- 
.^;.s^.v%ss Mootaílo y Peiedo 

x>.*\» do dfereDíei dídeess 

.e !a indepeadencia, d etláldo 
a )u ilaJo á U Igletta inexíeaBí 



V. 



^ Síe** ObwpoK •! Br. D. Asgel 

_.» MorJe*, el Sr. D. Cleoie&tede 
^ . > Mu.láuil y el Sr. D. Pelagio Antooio 
,. . L A^ A^ud%: UKibien baa nlldo de ni seoo, 
. .^ o:>io *i&lOt Wttohos Migetos emioeotes por 
=1.1 capttoidad y liieraturi: los Srea. D. 
Muuudl AUd y Quepo, D. Manael de la 
b4ic0wa y D, Pablo Lallmre, coyoi talen- 
tos nadie puede deiconocen el 8r« D. Jo- 
áií Maria Cabadaa que caoatrayó el poeo- 
(a de la Piedad y loa pararayos de Gaadala- 
jarai J algunoa otroa de meóos nombradía. 
Ha» sido inuroerablea los que se bao dis- 
tinguido per su earidad. 



arte obleado: coubííiIl cb loa kospitaleí dt 
cada mía de las parro^táa aatigoas de h 
dióoem, establecidos por el Br. Qob'oga pi- 
ra la pronta earacion y nwrffainri de lu 
indioB. 

Lioa recolares ooien sb el obiroado doi 
ProrinciaB: oaa de Fianciscaaos, bajo h pro- 
tección de San Pedro j 8aa Pablo: y ia otra 
de A^nsdnoe bajo la de San acolas Tolenti- 
no. La primera se edpó en cnstodia el afio 
de 15^, j fie separó de la del Santo Etid- 
^elio de México en 156d: llegó á tener eo 
1680 basca caarenta cooFentos ¿ liospicios. 
£n la época en qae fné ¿snelta tenift 
diex conventos coa ciento ocho relijposos, 
en Qaerétaro, Celaya, MoreEa, Páztcoaro, 
Goanajoato , San Mi^el, Zamora, Ira* 
ponto, León y el Hoqiicio ée Giao, un 
casa de recolección en el Paeblito, los ca- 
ratos de Acámbaro y San Joan de la Ve- 
ga, tres cátedras de teología, ona de cáno- 
nes, dos de fSosofia, tres de grami&ca, 
nuere comisaiias de te rce ro s , on eonreoio 
de misioneros apostólicos y dos de reli- 
giosas, que son el de Santa Clara deQoe- 
rétaro y el de las capncbinas de Morafia. 

Esta célebre provincia despaee de baber 
evangelizado el reino de Mieboacan y los 
países de loa cbicbimecas con admirable ce- 
lo y caridad, levantó magníficos mooumeo- 
tos y produjo hombres insignes en santídad 
y letras. 



La mayor parte de las iostttociooes bené 
fioat, 6 de laa obras de comodidad y ornato El V. fundador Fr. Martin de la Corafiíi 
que tienen la capital y algunos pueblos, se el primer provincial Fr. Ángel de yaieocia, 



dobioron (i loa prelados 6 miembros del ca- 
bildo ecloai&stice como lo indívidoalizaré 
después. 
La Igloaia de Mieboacan fué primero so- 

fragánea de la de Sevilla, basta el afio de 
1647 en que la de México fué erigida eo 
Metrópoli; y quedó aquella bajo la cruz de 
esta. 

Hay tina ¡DStitucion singular y propia de 



el lilmo. 8r. D. Fr. Pedro Pila qoe renaa- 
ció el episcopado y mnrió en Zintznntzaa el 
afio de 1703, el Illmo. Sr.D. Fr. Joan Ayo- 
ra qne convirtió millares de infieles,, á la ves 
que publicaba obras de teología de gran mé- 
rito y gramáticas de los idiomas indígenas, 
el crooiau Fr. Alonso la Rea, el Illmo Sr. 
D. Fr. Andrés Quiles Galindo natural de 
Celaya, el comisario general de Indias Fr» 



DEL OBISPADO DE MIOHOACAN- 



27 



Femando Alomo Goualez que coostrujró 
el colegio de Celaya, el V. Fr. Domingo 
Víllasefior fundador del de Irapuato , el 
Illmo. Sr. D. Joaquín Oranadoa, autor de 
ias Tardes AmericanaSf el P. Fr. Antonio 
Blancarte teólogo y poeta diatinguidoi el 
poeta insigne Fr. Manuel NavarretOi el ae- 
tual cura de Saota Cruz Fr. José María 
Vázquez orador de conocido mérito, 7 el la- 
borioso 7 humilde Fr. Mariano Sánchez que 
falleció el alio pasado próximo» á quien 
Gela7a no conoce todavía lo que le debe: 
bé aquS algunos de los hombrea ilustres 
que ha producido 7 que han prestado 
grandes servicios ¿ la religión, á las letras 
7 á la patria. 

No ha sido menos benéfica la orden de 
San Agustin, introducida en Michoaean el 
afio de 1637 por los venerables religio* 
8oa Fr. Juan de San Román 7 Fr. Diego 
de Chavez. A ella se debe la fundación de 
machos pueblos» la conversión de los idó- 
latras de tierra caliente, 7 la civilización 
de grandes comarcas donde ejercieron su 
apostólico ministerio. 

Grandes é importantes fueron les servi- 
cios que prestaron al obispado Fr. Alonso 
de la Veracruz, fundador de la Universidad 
de TifipitSe establecida antes que la de 
México» Fr. Diego de Chavez que fundó el 
convento de Yuririapúndaro, Fr. Juan Bau- 
tista célebre por sos virtudes, no menos que 
por los prodigios que de él refieren los ilus- 
tres historiadores de su vida» Fr. Diego de 
Basaleoque teólogo» moralista, litúrgico» ca- 
nonista» historiador, lingüista 7 apóstol: los 
doetoe Fr* Miguel Guevara, Fr. Lúeas 
Centeno, Fr. Manuel Arias 7 muchos otros 
de gratísima 7 respetable memoria. 

Esta provincia fué erigida, como tal, el año 
de 1602; llegó á tener cuarenta 7 dos con- 
ventos en d obispado; solamente lo queda- 
bao seis al tiempo de su disolución. Estos 



conventos son Morelia, Páztcuaro» Cela7a» 
Cuitzéo, Salamanca 7 Yuririapúndaro. Los 
curatos que administra son Cuitzéo 7 Yu- 
ríria con trece vicarías fijas, en las que los 
religiosos han levantado mu7 bellas 7 de- 
centes iglesias. 

No debe pasarse en silencio que esta Pro- 
vincia mantuvo tal arreglo en el manejo de 
sus intereses que aumentaron estos notable- 
mente después déla independencia, á pesar 
de los préstamos 7 contribuciones extraor- 
dinarias, de las pérdidas enormes que les 
ocasionaron las revoluciones, 7 de haber 
gastado medio millón de pesos en reparar 
los templos, conventos, sacristías 7 hacien- 
das de labor. 

La orden religiosa de Nuestra Seflora del 
Oármen se estableció en Michoaean el afio 
de 1693 por Fr. Pedro de San Hilarión, 7 
cuenta con tres conventos en las ciudades 
de Morelia, Cela7a 7 Salvatierra. La de 
Nuestra Señora de la Merced fundada eu 
Michoaean á mediados del siglo XVII po- 
see conventos en Morelia, Cela7a» Guana- 
xuato 7 Valle de Santiago. 

La congregación del Oratorio de San 
Felipe Neri tiene tres casas: una en San 
Miguel» otra en Guanaxuato 7 la tercera en 
León. 

Los misioneros de San Vicente de Paul 
servian los colegios de Morelia, Páztcuaro 
7 León. 

Los padres Jesuítas tuvieron antiguamen- 
te seis colegios en este obispado: el de Va- 
lladolid 7 los de Gnanaxuato, Páztcuaro, 
Cela7a, León 7 San Luis de la Paz. De 
cada uno de ellos hablaré después en su 
lugar respectivo. 

Ei afio de 1810 habia en Michoaean 263 
religiosas: ho7 no exceden de 180 á pesar de 
haberse fundado el afio de 1824 ei nuevo 
convento de Carmelitas descalzas en la ca- 
pital de la diócesis. Los conventos demon- 



VOTICIAS PARA LA fflSTOBIA 



.3 Sdw¿«w» él 
— a Migtid J el de 

j, eclesiástico icX 

. \ ^.- Silao: de ah^ 
^ t fuijJacioa de 



^ -., •♦» 



£1 monto total de eapítates que pertene- 
cía «I clero secular se regalaba ea seU 
millones de pasQSy antes de la ^lancíoQ del 
obispado de San Luis» ea esta fi^rma: — ^La 
&brica de la L^eaia Catedral j sos aniver- 
^riüSf ^25 oiil pesos. — Laa capellanías, 
á.SOO.OOO pesos — Hospitales, coleaos j 
abras de beneficencia, SoO,OOOr co&aía3 j 
obras piusy 1.400,000: dotes de monjas 7 
til Silao esían I gastüs de culio en los coaveatos, 625,000 

Istitíilo hu*p¡uL El clero regular poseía lo siguiente el año 
00 tínifimos en 



' Je lSt50: 



■ , -oeu ii ^^ cariro* ' . . , , 

»'•'*' "'' ^ , ' I La provmcia de los Az^ 

•. <,Mdo con 7 beate i , ' ^ 
.'*•*♦ - , . I La de £♦ canciscuuos par 



jTJstinos.. 1.050,000 



,\.k; ^m vi Jo por CarJ 

., ,¡< í^'»ttt Kosa por I 

^. ,^va fuudo el Sr.¡ 

^., V^aitiita^: en San 

Jo*, el Je Santo ¡ 

Santa Aaa: en I 



para gastos 

Je culto 350,000 

Las duMnas órdenes reliiC'osas^. 625,000 



2.025,000 



\ i- 



lt**» 



M>> 



El ju'¿^aJo Je capeilaaias y las corpori- 
s^-.v«'* cMiiia íxu«. *=" I (;ium}§ tíeieí>¡iisticas fueron ua banco pereo- 
:..uliH* quo e* ^í "^"l-j i,^ jt, avio pam !a ai^riculiura y ei comercio: 
^ ..^ ^ü tuda la líepúbli-^- ,j^ j^^ |j.^^:,^j^ ^y ¡^ Repuüiica'un hibrador. 
. v> ;iC*v'Oord*Na¿are»a^I^^^^^^^¡;^¡j^j^ udi-iuo irie noliulla remedia- 
se, ^"«ii' 1'^=^"*^'^** *"^^*^"*^ Jü sus nectí^JuJe^ o impuisauo sos giros 
^u..»io*^^** e^eruas. I ^^^^ cupitultí$ Je la I-íesia que íomaha á de- 

V » -• »o qüc hubo en la Jioce^, pOsiio irregular con un réJiío rao módicor 
.;,!»o Jo ^'^ Nit*olas obií>po que mieiitrtis exi:^iie^Jo esas rencas no pe- 
.,;^ Sr- Quiroga, antes Je dieron loe agiuüe^aj» bacer subir ea llicfloa- 
s ,\* Trento erií;ie:íe esto* e«- can el oreinio del dinero» 

^)c»^>ucsi se fundó el cole-| Itnportuba el toíal de bienes eclesiááü - 

,^.»ial, cuyahi&tona, Ioini:<inc'co* de todo el obispado ocao millones 

o^ i)cho colegios que hay en veinüctnco mil pesos, caniidai muy nw- 

•Nicbios del obispaJo» tenJrá, Jica para maniener cou sos reJitusel culto, 

Je caJa uno Je loe referidos el clero» los reii^iosos, los colegios» loe bos- 

' oitaies y ios Jeuiasi objetos a que aqumlcj 
o Ai iglesias panoquiales^ Je las; bienes estaba coosa^mdos* 
^..j.^¿^ beaterius y colei;¡os exis*! La renta Jeciaial ha disminuido notabi'i- 
íuiueio Je tetnplos» santuarios» | finiamente res [>ecio Je lo que proJucia 13- 
u.lao V cofraJias de que se ba-l:es Je ia inJepoaJeucia. 



I 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



29 



Clafiode 1806 produje- 
ron los diezmos 608,839 6 8 

Enl807 688,676 7 3 

Eb 1808 624,260 3 10 

En 1809 487,278 4 6 

En 1810 876,169 2 1 

2.426,184 O 4 

El afio de 1830 se nota ya una considera- 
ble baja, á pesar de que aun existía la coac- 
ción civil. 
Los diezmos del Estado de 

Michoacan produjeron es- 

leaflo * 110,702 O 4 

Los del Estado de Guana- 

juato 120,760 O 4 

Los de San Luis y pueblos 

del de México 67,878 O 2 



289,390 10 

£1 afio de 1833 que se qult6 la coacción 
cii^il, produjeron lo siguiente: 

Estado de Michoacan... 77,343 2 8 

ídem Goanajuato 79,333 4 11 

ídem de San Luis y Mé- 
xico 38,671 6 4 



196,348 4 11 

He dicb» ya que el Illmo. Sr. Portugal 
el afio de 1833 dio á esta renta una nueva 
organización, exonerando á todos los que 
satisfacieran integro el diezmo del pag« de 
los derechos parroquiales, y repartiendo la 
renta entre el obispo, cabildo, fábricas, 
hospitales, seminario, párrocos y pobres. 
£1 Illmo. Sr. Mungula hizo el afio de 1862 
algunas ligeras modificaciones en el anterior 
reparto. 

La renta decimal en los demás obispados 
ha sufrido tantas rebajas que no dá congrua 
á los capitulares; pero en Michoacan nunca 



ba producido menos de 60 mil pesos ni 
excedido de 200 mil. En los ultimes seis 
años no se ban hecho cuadrantes, y lo que 
se ha colectado en los dos anteriores apenas 
alcanza para mantener á los participes. 

Tengo á la vista algunos datos importan- 
tes sobre el número de fanegas de maíz que 
se siembran en el obispado: por no hacer 
difusas estas noticias no incluyo los compro- 
bantes que consisten en informes que los 
párrocos, administradores de diezmos y pro- 
pietarios de las haciendas me han ministrado 

El afio de 1808 se sembra- 
ban en el territorio de la 
provincia de Michoacan. 24,918 fanegas. 

En el de Guanajuato excep 
tuando Xichú , Casas 
Viejas y Jalpa 26,160 

En los curatos de Potosí 
que pertenecian á Mi- 
choacan 4,117 

En los que hoy existen en 
territorio del Estado de 
Guerrero 1,946 

67,140 

El afio de 1861 se sembraron en 
Michoacan fanegas de tierra de 

solo maíz .•••.... 36,600 

En el territorio de Guanajuato. • . . 36,760 

En el de Guerrero 2,800 

En el de San Luis Potosí 8,100 

83,260 

Comparadas estas sumas aparece que des- 
de la independencia hasta el afio de 1861, 
es decir en un período de treinta afios se 
han abierto 36,110 fanegas de tierra para las 
siembras de maíz. 

El mismo afio de 861 se sembraron en 
Michoacan 12,000 cargas de trigo y 9,600 



M 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



f 




deSnLviidelaPtej 
do el de 1m cantos de Ce 
jesjXicbúqi 




de 



dide, firlpoi T g3fba»-í Bofaiipedo. •••••..•..••.•••• 5 3 8 % 
i em «eieoesy p^piocs Lm de Leos scpermdo el ifniiuÜ D 
I de Jslp« qee es carato de Goe- 
KokeccBLied&reesis seesTOs p&racz£-r dujanjaJUdidoeldeCeoiuíai» di6 



liard s'i 



^s^ucsccs: 



r 
r 

I 

¿e ^%34Coc peic La de GeaoaxeaiOL. ••.......•. 317 

^^-•arrc^ialLS Bo-'Li de Ceaja. .... ....••..• 257§ 

^ La de Kos curaros dei Estado de 

Gccneso... •••«..«... .--• STTi 



I 



dei 






olS^I. 



é^^Si 



G£Bft£« raccM^ 1-:»5.Í03 

lien de Itm. ¿17.(») 

láeMdec«r¿t 1^^000 

CAdxw m£^ «,«0 






1SS,000 



^ DO eslsree dazos soire 1m ^oe ««g«» b*fcer ii«ao 



Gav»c:> W9cm 
IdcM ¿e Usa 
lea de oeraa 
Cabftiios j volas S 

Ca»xco de ¿«xas para cairelar ks caloK 
Herías de tiena qot ae ocayaa ea las aero> 
I de cafta, arrcia« míiH y alr<td«a eo los 
; ietreiMs de 6<4Ta calieme. 

La superficie del oiu^io es boy la qoe 
aparece tm el sif úieoie estado: 
]fidioacMi ea todas aos pref ecxoTas 

Moe, lefoas csttdiadaa de ^5| al 

Cnido««««««.««^««*.«««...«« ^61S¿ 

La picCDCum política de Sao Mi- 
god AUoodo«ioo)a»o el lonteno 



Er '^ Kc BtaSas mas eleradas de Us Ser- 
rín ¿e MicLoacao j Gcaszxcaio se kao eo- 
' r-^itraf 3 ecibinídas en Sos peñascos giaa 
TTjmeso de colchas, caneóos t ( 
Se pse» gracdcs j pe^oefos, perfe 
pfcnácadss: se ¿stiar^ea biea fats pciri6ca* 
I cJDz«s c= la esu-acDm, d cckr j la csaB- 
: zhá de la mtiesia. To pose-s aUcoas sks- 
' cas ce la cttm ce] ceno de Ca!zooci eo 
i£iTE-iM>s del cisrsio ¿e Saa Fe^pe. 

Desde los pnmeros úenpos de la coo- 
guisia coneaoBroo los espaficdes á eaoon* 
de iMMbifs colosaVs de 
P— elpa. 
die Toi^oeaBada: (Mmurquia «f^^TfK», li- 
Iko ir cap. I4y ea IGcboacao se kao c»* 
cmirado Thas veces m^iiilnai de gigss* 

ea k m ia ní Viüa de Saa Feí^e, y vanos 
napetaUes ne liaa aa a giaado ^oe 
iSBsosmiasnBpeoKntos. En 

Cttoooiró «DO, del 
dehiieo* eo fiaos del si^k pasado. 
IX Fenmido Alba Ixilikocbid 
qoe los príiacpos pobludones de Xoeva-£s- 
pa£a l ii e a o a pj^^nie^ cora nsa se osoagoió 
l«or osa lembie pesxe t por la erc^icioo rol- 
oikOKa de los «aoaies iomediatos á so res»- 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



31 



deocia» seguo aparece por varios mapas é 
historias de los antigaos indios: esto mismo 
afirma Tezozomoc. En una hacienda per- 
teneciente al 8r, D. Bernardo González 
Ángulo en el Estado de Puebla se sacaron 
el afio de 1836 dos osamentas de gigantes, 
casi completas, que aquel señor regaló á un 
sabio inglés: por ultimo el Sr. D, Antonino 
Moran exhumó hace pocos meses en terre- 
nos de la hacienda que posee, cerca de 
Texcoco, unos restos humanes casi petrifi- 
cados de enormes dimensiones. 

También se hallan en el Obispado en ca- 
si toda la cordillera, á mayor ó menor altura, 
mármoles hermosísimos que hasta hoy no 
han sido esplotados; ademas de las muchas 
minas ,de oro y plata da que he hablado se 
encuentran grandes mantos de carbón de 
piedra, criaderos de platina, fierro, plomo, 
antimonio, azufre y sal: criaderos ricos de 
perlas y aun algunos de diamantes según se 
rerk en las noticias pormenorizadas que pro- 
curaré estender al hablar de los curatos en 
donde se producen* 

£n muchaii de las montañas de tierra ca- 
liente se , encoentran pequeños leopardos, 
enormes lobos, gatos monteses y algunos 
otros animales feroces de los cuales hay 
muy pocos en las tierras frías y templadas. 
En todas abundan los animales silvestres 
como el venado, la liebre, el conejo, la ar- 
dilla, el tlacuachi &c. 

La tierra ealiente se hace verdaderamen- 
te temible por la abundancia de reptiles y 
sabandijas ponzoñosas, cuya mordedura es 
casi siempre mortal como las viveras de 
cascabel, la coralilla, la tarántula, el escor- 
pión, el alacrán y aun la abispa: ademas, 
mortifican demasiado los tóbanos, moscos, 
turicatas, niguas, gején, pinolillo &c. que 
se esconden en lasexhuberantes yerbas y ar- 
bustos de aquellos feraces terrenos: paraj 



acabar de dar una ligera idea de lo que se 
sufre en estos lugares, ao debo omitir que 
es las casas se crian millones de cucarachast 
tlaleascuanes, y gorgojos sumamente mo- 
testos, aunque inofensivos: por último que 
en los montes se hallan los árboles cono* 
cidos con el nombre de Palo Bravot her- 
mosos á la vista por el color encarnado 
lie la madera; pero cuyas emanaciones oca* 
sionan á los que se acercan á ellos fuertes 
inflamaciones en las partes sexuales del 
hombre, de la muger y .de algunos ani- 
males. 

El célebre volcan de Jorulló y los volca- 



jnes apagados del Valle Santiago y Turi- 
riapúndaro son los mas notables de todo 
el Obispado. 

Los cerros mas elevados del mismo son 
los picos de Tancitiro y Periban en el 
Estado de Michoacao, los de Santa Rosa y 
Calzones en el Guanaxuato. Son ademas 
notables en aquel Estado los cerros de 
Quincéo, Barrabás y San Andrés; y en Gua- 
naxuato los del Cubilete, Culiacan y la 
Bufa. 

Abunda el país en gran número de raíces, 
yerbas, flores, y palos medicinales de los 
que han hablado el Dr, Hernández, y los 
Sres. Sesé y Moziño en su Flora americana. 

Hay en el Obispado muchas especies de 
pájaros de rara belleza con cuyas plumas se- 
adernaban los antiguos indios. Estos pin- 
taban, antes de la conquista, las imágenes 
de sus ídolos y reyes con las plumas de di- 
versos pájaros, con tal propiedad que los 
Españoles remitieron algpnas pinturas de 
esta clase al Emperador Carlos V, quien 
las consideró dignas de adornar el museo 
de Madrid. He dieho antes que en Pázt- 
cuaro se conserva todavía el arte de esta es- 
pecie de mosaicos, y añado ahora que la 
pluma se preserva de la polilla pegándola 
con la goma llamada Tacinguis. 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



To no be tUco pintura alguna de las que 
wüfcaii loa iodioe da Micboacan para tras • 
miúí á U poeterídad los sucesos de su na- 
étium^ poro Bocorini asegura que le consta- 
do leo tooNUí loe indios primitivos. Micboa- 
€Mm Uf pciedo competir con México, Puebla, 
ih^u^z y Cbiapas en el número y variedad 
déf •#• mooumentOB arqueológicos. 

Esiffloo en el Obispado algunas cuevas 
MKifflet ampliadas por la mane del bom- 
bro para servirle de refugio en los pelijs^os. 
E# ka ¡omediaciones de Zintzuntzan, Cuit- 
§^p Zacapu, Pénjamo, San Felipe y prin- 
eípelmeote en el pueblo de Iguatcho se ven 
lodatfa los restos de algunos edificios de 
l#i antiguos indios. También se encuen- 
ffM,eo casi todos los Curatos, pequeñas ele- 
radooea de tierra que cubren los sepulcros 
ale loe caciques: en ellos inbumaban los in- 



dígenas las armas y Penates de sus mayo- 
res. No sé que haya otra clase de monu- 
mentos, que algunos de poca importancia 
de que bablaré en el articulo del Curato 
donde se encuentren. 

Las noticias anteriores darán una idea 
ligera del Obispado y de las riquezas que 
encierra según sus grandes formas. Résta- 
me bacer una especie de anatomía del cuer- 
po entero que pondrá de manifiesto las par- 
tes principales que lo componen. 

NOTA. 

Estas noticias se concluyeron en fines 
del afio de 1860; pero babiéndose retarda- 
do su impresión, be podido afiadir algunas 
de fecba posterior. 




DEL OBISPADO DE MICHO ACAN. 83 



ESTADO DE MÍCHOACAN 



Se halla comprendido entre los 17 ® 49' 
y 20 ^ 36' de latitud Norte, y O? 50' y 4 ® 
30' de longitud occidental del Meridiano dt^ 



tecas y se fijó en esta Provincia; á ella se 
debió la fundación de muchos pueblos que 
aun existen, y la organización de uo gobier- 



México. , no monárquico que se mantuvo en contÍDua 

Linda por el Norte con los Estados de guerra con el imperio mexicano. 
Guanaxuato y Querétaro: por el O. con i Rucien descubierto y comenzado á con- 
el de México: por el Sur con el de Gner- ^"'^^''' ^' «"^'"^ ^« Michoacan, se repartie- 
rero: por el S. E. con el Océano l>acífico/^!^ '^^ P"'^'^' ^" encomiendas entre los 
_^iT> , p.i jvr principales conquistadores y alí^unos otros 

y por el P, con los Estados de Xalisco y ^ . i , . . ° , , 

Q 1- españoles de los que vmieron a poblar ej 

país. Daré aquí una noticia de los que 
La superficie de la Provmcia anti:rua te- i i_- • j 

"^ mencionan ios historiadores. 

ma mas ostensión que la que hoy disfruta el a D. Juan de Villaseñor Cerrantes se 
Estado, porque comprendía el territorio de ,^ concedieron por cuatro vidas las enco- 
Coyuca que después se asignó al Estado de «.¡endas délos pueblos siguientes: Huango, 
Guerrero: por la Constitución de 1857 se ^uj^^ar^n Penjamillo, Angamacutiro, Con- 
agregó á Michoacan el pequetto territorio de gurfpo y Puruándiro. 
la vicaría de Contepec que pertenecía á ^ D. Juan de Alvarado, pariente cerca- 
Guanaxuato. Por estas variaciones se re- ^^ j^ d, p^j^o, se le dieron los de Tiripi- 
gulafioylasuperficiedelEsfadoen3,6lSle. tío, Acuitzio, Huiramba, Etúcuaro y S^n- 
guas cuadradas de 26^ al grado: su mayor ' ^^^^^ Undaméo. 

longitud desde Pungarabato hasta las costas j ^ D. Criáióbal de Ofiate se le asignaron 
de Coaguayana es de 94 leguas, y su mayor ,^3 ¿^ Tacámbaro Carácuaro y Necupétaro. 
anchura (ó Indo menor) desde Yurécuaro i ^ un tal Carrillo los de Tacícuaro y Ca- 
hasta el rio de las Balsas, es de 661eguas |pu|a. 

mexicanas. ¡ A D. Juan Velasquez de Zalazar se le 

Este suelo fué poblado por la nación Ta- ! dieron en encomienda los pueblos de Taji- 
rasca, tribu que vino del Norte con los Az* ' maroa, Irimbo y Senguio. 
5 



34 



IfOTICIAS PARA LA EDSTORIA 



A una bija del rey Catraemn am le wm^ 
nó el de Tarímbaio. 

A D. N. Horta el de Tlaaasalca. 

Después, el afio de 15^ ae retiujeroa !o^ 
pueblos á congregaciones por cé«:aia real 
que ejecutaron los virejes D. Ltiia de Ve- 
lasco y D. Gaspar de Zuñida. 

En 30 de Dicieuibre de aquel año comí- 
&ion6 el Sr. Zúñiga á Cristóbal de Tapia 
para que agregase las rano herías TecInaSf á 
los pueblos de Taraméo, Cukzéo, Puruáa- 
diro, Huango, Zacapo, Chucdadíre, Ziaa- 
pécuaro, Charo, Cheráa, CfuaDan. Tacana- 
baro, Tiripitío, Ario, Taricato y Coagua- 
yana. 

£n 10 de Setiembre del mismo afio co 
misionó á Lúeas Carrillo para formar coo- 
f^regaciones en Xacona, XiquOpan, Sahna- 
yo é Istláo. 

£n 14 de Setiembre nombró á D. Mar- 
tin Cerón Saaredra para rongregar k» pue- 
blos de Pateo, Ucaréo, Maravatío, Taí¡ma- 
roa, Tuxpan, Janorapéo, Zítácnaro, Tusan- 
tía, Pungarabato, Zirándaro y Hoetamo. 

D. Alonso Ramírez de Areilano stuúto* 
yó á Tapia en su comisión y se encargó de 
verificar la reducción de los demás pueblo» 
de Michoacan: todas estas noticias las he 
tomado del Archivo general de la Nación* 
(Legajo de Indios perteneciente á los sfiois 
de 1591 hasta 1603.) 

En los artículos especíales de TzintxuD' 
zan y Páztcuaro diré algo s<ibre la bistoria 
del antiguo reino, sobre su conquista por los 
espafioles y el trágico fin del último de sus 
monarcas. 

Michoacan fué reconocido desde la con- 
quista como una de las mas importantes 
provincias de Nueva España, sujeta al Vi* 
reinato y Audiencia de México: pero no se 
llegaron á designar sus limites fijos hasta el 
aflo de 1787 en que se establecieron las in- 
tendencias. 



La. Coffiioicion E.-«pafio^a y la Diputa- 
.^xoa Provincial inamianin poco esta diri- 
iíoiK pero ei congreso coa^rltaycBCe del 
EL^a<ia en IS26 divitlió el suei^o es cuatro 
•jrsíscniras q-je crenoiHiuó: drí lia^e cuja 
:apitai es More ! a. a»? I 5'4r caja cabecera 
vó ea Fíztcaíiro, óel Kir^ qce tiene por 
caplu. a ZuBon, y ¿m Orr^fTUe qne se co- 
oeá eo ^Iiravico. £1 bú usto de partidos 
se amoíló á 21. y s» crzanizaroo 90 moni- 
cipalida ie». (*) 

£.' j^ jb cnw» eolítico ¿eae depositarse en 
una persoaa secul r. mayor de crónta aflos 
y aacdaó aT^ciüdida en el E-srador el Con- 
greso cooáta de o^iho d'putad.^sr el Consejo 
de cinco m-íecbrc^ el Tríb'-aal de Justicia 
de siete m^ziárrados- Los Tribunales de 
primera insuacia esian desean pifiados por 
quince Jaeces de If^cras; pero debe fijarse 
ozM> en rada cabecera de partido ó distrito. 

Los loceodentes de la ana^a Provincia 
foeron los Sre&: 

l?D.jQan Antonio de Riaño y Barcena 
desde 13 de Junio de 17S7 basta 20 de Se- 
tiembre de 17SS en que le soccedió el Ase- 
sor D. Obésimo Darán: desempefió éste el 
empleo ba.«u el 22 de Jnlio de 179L 

S? D. Felipe Dias de Ortega ba$u prin- 
cipios del afio de 1810, en que falleció. 

3? D. José Alonso de Teráo hasta fiaes 
de 1 81 0.— Interino. 

4? D* Jo«é María Arteaga gobernó como 
interino basta 14 de Octubre de 1811. 



(^ Cuando tenis ya conclaidas estas noticias, 
espidió cl gobierno del Estado con fecha 99 de Se- 
tiembre de 1861 una ley qne diviae el territorio en 
ii Distritos, 7í municipatidades y 21S Tenencias. 
Los Distritos son Morelia, PuruándirOj Cocvpoo, 
PuféperOy la Piedad^ Zamora^ TangavcUuaro, Xi- 
quiipan, los Reye$, Coalconum, Taneítaro, Unta- 
pan, Paracha, Páztcuaro, Ario, Tacámbaro, Hue- 
tamo, Zitácuaroy Tlalpujagua, Maraoatio y Zina- 
pécuaro. Son muy notables las rariaciones que ba 
introdacido, como se verán en el adjunto cuadro, 
en el cual incluyo las noticias que me han minis- 
trado los párrocos sobrs población. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



Í5 



5? D. Manuel Merino y Moreno desde 
la r^'cha anterior, hasta el afto de 1821 en 
que fué removido. 

6? D. R&mon de Huarte desde 22 de 
Majro de 1821. 

GOBERNADORES DEL EgTADO. 

Los Sres. D. Manuel González Pimentel, 
D. Antonio Castro, D. José Trinidad Sal- 
dado, D. Diego Moreno, D. Onofre Calvo 
Pintado, D. J. Antonio Manso Ceballos, 
D. Mariano Anzorena, D. Ignacio Alva- 
rez, D. Panfilo Galindo, D. Juan Ma- 
nuel Olmos , D. Melchor Ocampo , D. 
Juan B. Ceballos, D. José Ugarte, D. 
Manuel Noriega, D. Gregorio Cevallos, 
D. Antonio Manso Cevallos, D. Miguel 
Silva , D. Santos Degollado y D Epi- 
tacio Huerta. No van incluidos en esta 
lista los que han gobernado accidentalmente. 

Las rentas públicas ordinarias del Kstado 
apenas llegan á 300 mil pesos. Eátán admi- 
nistradas por un gefe superior de Hacienda 
y nueve administradores subalternos. 

La instrucción primaria está bien atendi- 
da en la capital; pero en los muchos pueblos 
y haciendas del inmenso territorio del Es- 
tado apenas se cuentan 4.0 escuelas costea- 
das por los fondos de instrucción pública 
y los municipales, 6 sostenidas por fondos 
piadosos y 48 servidas por personas parti- 
culares. Los 93 establecimientos tienen 
1,945 niños y 880 ninas. El afto de 1850 
la concurrencia de niños á las escuelas, se 
regulaba respecto á toda la población del 
Estado como 1, á 2671. ^^ concurrencia 
de los aifios en la capital era respecto de la 
población de ésta como 1 á 121. Poco ha 
de inmutarse boy esta proporción en favor 



de las escuelas, porque si se han aumentado 
algunas, también ha crecido el censo de 
los habitantes. 

El cerro mas elevado que se encuentra 
en Michoacan es el pico de Tancítaro, cu- 
bierto siempre de nieve y con una altura de 
mas de 12,000 pies sobre el nivel del mar. 
Los de San Andrés y Quincéo se elevan á 
mas de 9,000, El Volcan de Jorullo en 
jurisdicción del curato de la Hu'acana tiene 
una altura de 650 varas sobre los lugares in- 
mediatos. Se hacen notables por su figura 
y sus recuerdos los cerros del Gallo, de 
Cóporo^ de Pajacuarán y de Patamban. 

Las montañas de la Sierra Madre atra- 
viesan el Estado por Pomaro, Maquili, Coal- 
comány Apatzingan. 

He dicho ya que los rios de Lerma, del 
Márquez y de las Balsas atraviesan á Mi- 
choacan y pueden hacerse navegables con 
poce costo. Este último es bástame cauda- 
loso para la canalización y no presenta en la 
parte principal de su curso, mas obstáculo 
que unos peflascos colocados en el centro 
del cauce, que sin duda impiden la nave^^a- 
cion á los buques. 

Michoacan posee 39 leguas de costas en 
el Océano Pacífico y no tiene un solo puer- 
to habilitado para el comercio estrangero: 
lo estuvo el de San Telmo; pero nadie con- 
currió á él porque carece de la seguridad y 
comodidades necesarias para que puedan 
abrigarse los buques. 

Las producciones, iudustria y riquezas de 
los pueblos y de sus habitantes, las indicaré 
al hablar de cada uno de los lugares de que 
paso á ocuparme; lo mismo haré con las 
antigüedades y demás noticias locales. 



36 

SB8S= 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



DIVISIÓN política 



PML 



TERRITORIO DEL ESTADO DE MICHOACAr*' 






EN 1861. 




DISTBITOS. 


MUNICIPALIDADES. TENEN0U8. POBLACIÓN. (**) 


1? Morelia,.... 


Morelia 

Capula 

Acuitzio 


. . . Santi^María, Jesús del 
Monte, S. Miguel de id., 
y Charo 

... S. Nicolás, Tacícuaro 
y Cuio 

. . . Tiripitío Elúcuaro, Cu- 


38,000 
4,800 

14,300 
8,600 

7,200 
21,800' 

16,200 
6,600 
8,800 
3,400^ 

12,000 

8,400 

7,600 
8.600 
4,600 






Tarímbaro.. 

Copándaro 

Puruándiro. 

Cuitzéo 

Huanffo 


rucupaséo , Undaméo, 
Atécuaro y Cruz del 
camino. ............ 


[ 67,900 




. .. Chiqu¡m¡tio..« 

Chucándiro y Tarara- 

méo. . . . ........... 




2? Puruándiro... 


... Cacalote 

. ,. Sta. Ana Maya, Hua- 
cao, Capacho, B. Juan 
Jéruco y Huandacaréo. 

. . . Soio su comprensión ... 


► 66,700 


3? Cocupao 


Angamacutiro.. 
Panindícuaro,,- 
Cocupao 

fíuaniquéo 

Coenéo 

Zacapu ,.. 

Tzintzunzan 


. . . Santiago Conguripo — 

Aguanaio y Epejan. . 

. . . Sta. Fe, Zirondaro y S. 

G e r ó ni m o Purunche- 

cuaro 

. . Teremendo y S. Pedro 

Puruáiiro 

. - Zipiajo, Comanja, Ta- 

regero y Azajo 

... Naranja y Tiríndaro.. 
. . C ucuchucho é Iguatzio. 

AL FRENTE 


> 41,100 






166,700 



(*) Esta nueva división poHtica indudablemente se ha hecho con mas acierto que las anteriores, 
tanto por haber reducido el escesivo número de la? municipalidades, como por haber colocado las ca- 
beceras y tenencias en los centroR de población, riqueza y tráfico; á la vez que por la mejor combina- 
ción de los intereses políticos, comerciales y domésticos de los pueblos, al ñjar los límites de los Disr 
tritos y al darle mas energía y unidad al poder. 

(**) Ho suprimido las fracciones que no Uegan á 100. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



37 



DBLFRBNTJB. 



4? Purépero. 



Purepero Su sola comprensión . . 

Tlasasalca Acuitzeramo.* 

Penjamillo Zinaparo, Santa Fé del 

Riot Churiücio j Pasi- 



166»700 

9,900 ^ 
5,800 

y 24,200 



maro . 



),60oJ 



5? La Piedad.... 



Piedad Numarán 

Yuréruaro Su comprensión. 

Tanguato Su comprensión. 

Eguanduréo Su comprensión. 



6? Zamora. 



Zamora Sta. Ménica, Ario y Ata* 

chéo 

Jacona Su comprensión 

Chavinda. Su comprensión 

Santiago Tanga* 

mandapio Terécuato 

Yxtlán Pajacuarán. 



7? Taogancicuaro. Tangaucícuaro. 



S. José, Ocumicho, Pa- 
tamban y haciendas de 
Taramécuaro y Tierras 

blancas • 

Chilcbota Carapa, Tucuro, Ychán, 

Huansito, Zopoco, Aca- 
cliuen,Tanaquillo, Dren 
y Etúcuaro 



6? Xiquilpan. 



Xiquilpan . 
Sahuayo. . 



Colija 

Huarachita. 



9f Loa Reyes. 



Reyes . . 
Peribáa . 



Zacán..... 
Tingüindin. 



10? Coalcoroán. 



Solo su municipal!* 
dad 



Tototlán 

Coxumatlány S. Pedro 

Caro 

Su comprensión 

Jaripo « 

S. Gabriel 

S. Francisco Peribán y 
las haciendas de la Co- 
fradía y Apútaro 

Sirosto , Pamatacuaro , 

Sicuicho «.. 

S. Ángel, Atapan, T»- 
cascuaro 



Maquiii, Ostula, Coire, 
Pómaro, Aquila Huitzon- 
tla, Coaguayana, Tetlama 
el Pueblito, Tepalcatepec 
y Aguililla • 



16.8001 
4.500 I 

5,600 f ^^'^^^ 
6,300j 



18,700 
4,200 
4,500 y 44,700 

4.800 
12,500 J 



7,800 J 

9,200^ 

I 
11,400 y 86,400 

9,800 
6,000 J 

6,800 

^'0^^ y 25,900 
4,100 

11,000^ 



12,800 



12,800 J 



▲ LA TXJBLTA. • . 



869,600 



NO ffCt^S ? V3A LA HETORLL 



^ t*.^..^.>i^« 






9B LA rvmiJTJk 359,500 

Aro 5,600^ 

Canciía eos vaníos rvt- | 



Ap^uio^o. A-aa-^13- 5?. Jiaa i? C9 [ 

P ¿uros, T j Tr.-y 5ca: ^ . . »UJ§0 

Aiu4i:aa Tociacan, J^?«y Kis- ! 

Z2^¿aro.. ............ 3«900j 

i-lt L^u»..-, Iruap^n Jicaán, Jocuucato y 5, ^1 

I, li.A^A,».-. t Lorenxo 5-2^0 | 



Ttr^tia Tinzambato, S AnseL i 21:100 I 

Surutnzczpio w Ztracoa- '^ * I 

riiiro \ 10400! ^ 

p^^f^o^^cutiro Angahuan j Paricuiía.. 4,500 J 

Ul« IM140OM raD,Araoxa,Ca;.ác«»aro, 

Pomacoarán j Umpirho. 5,b00 | 
Nahiiatxen Se vina, Comacbueo, y I 

Torícnaro 3,500 y 14,500 

([^heráa Chcran, Taoaco y Azaii- 

epacua. 3,300 

Charapa 8. Felipe d« I09 H*»rre- 

ros, Coropo 7 Cucofbo. 1,800^ 

14M'H»UU»W,., Pütcutro. Hü5ram^.Ca.najo T». 

** pátaro, Zorumuraro, Ja- 

Dicho, Huecorio Zenzen- 
guaro. Su. Ana, Chapi- 
tiro, Pareo ^San Pedro) 
Pareo. (San Bartolomé) 
Tocuaro y Necoizepo.. 13,500 ^ 26,900 

Santa Clara Sír abu^n, Oropéo, Tum- 

bio , Huiraroángaro , y 

Ajuno 8,600 

Eroogañcuaro Píchataro, Arucutin, Ja- 

racuaro, üricbo y Pua- 

cuaro 4,800^ 



.^^ . , A -Jo Nuevo Urecho, 

ift»^"* ^"° da del Tejamanil 



I, la bacien- ^ 
añil, y Sta. I 
14,600 )^ 



K6gen¡a 14,600^ 19,400 

Huacana Churumuco , Sina^ua , | 

Carrizal 4.800J 

lav Tawwharo,, Tucámbaro Tecario..... 34,800^ 

\^r ia<^amM«rv.. ^^^^^^^^^ ^ecupétaro,AcuyoyPu. 

runguéo 4,600 i- 25,200 

Turicato Congregación de Santa I 

Aoa y Taños ranchos... 5,800 j 

AL FRBlf TB 490,500 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



39 



DEL FRBUTB. 



17? Huetamo—.. Huetamo.... 

Zirándaro... 
PuDgarabalo. 

18? Zitácuaro.... Zitácuaro... 

Susupuato... 

Tuxpan 

19? Tialpuxagua. Tlalpuxagua. 

Contepec... 
Anganguéo. • 

20? Maravatlo... Maravatío..., 

Senguio 

Irimbo 

Taximaroa.., 



21? Zinapécuaro, Zinapécuaro... . 



Indaparapéo.. 



Tiquichéo, Purecbucho, 
S. Lúeas, Santiago, Cut- 

zioyS. Gerónimo 

San Agustín 

Tiapehuala y Tangan- 
kuato 

S. Juan, S. Andrés, S. 
Maleo, S. Jacobo, S. 
Bartolo, Sirahuato, S. Fe« 
lipe, Contepec, Chichi- 
mequülas y Timbii.éo.. 
Tusantla , Copándaro , 
Chiranganguéo, Apupio 

y Enanillo 

Turundéo y Jungapéo 
con varias haciendas.. 

Tlacotepec , Tlalpuxa* 
huilla, S. Lorenzo, la 
Asunción , Tarinianga' 
cho y los Remedios» . . . 

Tepustepec 

Trojes * 

S. Miguel, Maravatío el 
alto, Jungaréo Ziricícua- 
re, ürepeiio, Yurécuaro 
el chico y Curinhuato.. 
Tupátaro y S. Miguel el 

alto 

Aporo, Epunguioy Zin- 

zingaréo 

S. Lorenzo, Chapatuato, 
Cuitaréo, Huarirapéo y 
S. Matías 

Taiméo, Bocanéo, Coro» 
Araron, U careo, Pariaci- 
cuaro, S. Ildefonso y Ge- 

rahuaro 

Pío, Qaeréndaro, S¡n- 
guio, Ozumatlán, Tzitzio 
Patambaro, Copuyo, y 
Pueblo Viejo 



490,000 



1:111!! M6.600 



4,100 J 



^'^^^ [ 21,700 

6,400 
6,600 J 



.400 \ I»'»»» 
,600 I 



7 
3 
8,900 J 



11,600 
2,700 ^ 26,600 
4,600 

7,800, 



1«'«0« I 29,800 
12,800, 



604,600 



40 NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



MORELIA 



Eiit «iKhd fué fwdaJt por el virey de|Majo de 1541 por Joan de Alrznéh, Jmü 
Noer^ Espada» D. AntoaiodeMeadoia^ellde V'illiseaor CerTaotes j Lois de León 
aAo de l>IO (|ue paso por (os terrenos de ' Romero, comUioaados especiales por el 
e^te 0>&f<«do a pacifiear bi ProTineia de ' rirej para tomar posesión del sitio. 
Xalkeow Reab6 entonees el pessarnteirto La situación geo^^ráfica de este es á tos 
de fundar grandes poblacboes para entable-; 1 ^ 4H* 45* de longitad occidental del Me- 
cerlas ci>4ao froQCeras coatra tos indios Ohi- ridtano de >!éxico, j 1 ^ 42' de htitod bo* 
cbimeca»: coq este desrgaio brxo coas ¡real. 

ftuir l3» villas de Z^taor^ ía Barca j Ssrr; El año de 1553 el emperador Garios V 
Mt^'^t el iSrande^ «si tooM tos pueblos de. concedió á la ciudad escudo de armas qoe 
Zinepccoac^ t otros de aMaoe incipcrtaocia:' iaennoblecia, en el que figuran tres reres con 
^ro [o «pae 6J*> setas sa at?ac:oa fué la ciik' cujas imárenes quiso couerrar la memo- 
dad de Vaira<iorid> á ta que qabo dar el "% ^J^ la de s« beratano Maximlliaao y 
aomWe de su patria qee era Valfidi'Kd de! ¡a de su hijo FcH.-e IL 
Espaftaf roo a«^uel obceco envió Je Me 
xico Ia$ f^oiuías a«-biee de tos Avatos> Cis 
aeros.. Cl^vea,. Ci rao3»s^ Herreras» Mal- 
doeadoSv ^fcraawe» Saíced^s^ Vxstjuí?». j va e en qm» f-é Taasiada: descaes se fe cíú 
Varjr» y Zuatujt». Loe prinafro* po*^ía-i«í ae Yal.'adoiii por cédula ie la reina Df 
<tocve vie Ki ciudad fitecen D. Jttas de Vt^, Juaa.i» nombre Que conservó basta el a¿o de 
Ifiasedcr Cervrsnnf* ^ie cuvaÉam»Kja desceas: L52S ea qoe !a ie^'irora ¿A Estado lo 
di4 l\ \p»ti« de fcufbide) D. P.esco Hirr- ^aaibio en íi ¿e M jríilj. pa-a perpetuar k 
tadi^ de Mcmíoaa. P. A'oa:» Rulx^ P. .matara ¿*il i'ostre r-o-rii D. J«e Mira 
lt^AÍn$» V«^^*^M.. Px Hei'?ía.7.io Oudemf» >|^r«íi,^ ^i,^ aaciu en e.Ia. 
fcKMuejra V P* CVtstttbJ P^dOow qum aran ' 
(aniKeii de ía aobieaa ^epa«»ív ^, r««m.-f«. «»«*•?;->«** . 

E/ acia w midacHio tuu imam ai l> ae pwr a ¿«mí Cteír «Knbt «^ca ramaoik. 



Esta ctuda i ba ceci*io tres nombres difis- 
nfctes: rec:ea roostmiJa se te [lana6 Gwm^ 
:^s£n^rHQ ^*) por ser esDe el nombre del 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



41 



En el orden político tenia antiguamente 
Alcalde mayor y Ayuntamiento. En 25 de 
Diciembre de 1575 mandó el virey D. Mar- 
tin Enriques que la justicia y Ayuntamiento 
de Michoacan que estaban en Páztcuaro, 
fCLsasen á radicarse k^Guallangaréo c hicie- 
aen ahi las nuevas elecciones el 1? de Ene- 
ro del afio siguiente. El primer alcalde 
mayor de la ciudad fué el Dr. D. Alonso 

Martínez. 

Morelia es boy la capital del Estado de 
Michoacan y la residencia de los supremos 
poderes del mismo. Tiene Ayuntamiento 
que cuenta con fondos y egidos que le pro- 
ducen hasta 20 mil pesos anuales. 

La posición de la Ciudad es bellísima: 
colocada en la meseta de una loma que 
tiene por todas partes muy suaves descensos, 
sus calles son limpias, hermosas y rectas. 
La rodean y fertilizan dos rios sobre los que 
se han construido buenos puentes y cómo- 
das calzadas con árboles á los lados: las 
de San Diego y los Urdíales terminan en 
los bellos paseos llamados de San Pedro y 
de las Lechugas. 

Por el lado del Norte se ha formado una 
muralla patural de mucha elevación con mo- 
tivo de haberse sacado de esos puntos las 
canteras con que han sido construidos todos 
los edificios de la ciudad: la área de ésta 
es un paralfílógramo cuya longitud de Orien- 
te á Poniente es de 4,500 varas castellanas 
y su latitud de 2,400, contadas desde las ri- 
beras de los dos rios. Las calles que cor- 
ren en la longitud son doce, que se encuen 
tran cortadas en ángulos rectos por otras 
veinte que vienen de Norte á Sur: la prin- 
cipa) está colocada en el centro, toca con 
los dos estremos de la población en las ga- 
ritas de México y Chicácuaro, corre de 
Oriente ^ Poniente y contiene los principa- 
les edificios. Tanto por el punto de la Can- 
tera, coido por el de San Pedro, abundan 
6 



las huertas que producen gran cantidad do 
frotas y de legumbres. Es Morelia muy 
abundante en peces, carnes y granos de to- 
da especie: son famosos en la Repúbli- 
ca sus dulces de guayaba y de otras frutas 
que hacen uno de los ramos de su comer- 
cio: como es el centro de relaciones de las 
tierras frias, calientes y templadas, son abun- 
dantes y variados los productos que se ven- 
den en su plaza los dias jueves, en que se 
hacen los tianguis. 

La madera, la piedra y otros objetos in- 
dispensables para la construcción son bara- 
tos; así es que tiene edificioseuntuosos, aun- 
que sus fincas urbanas son de poco valor; 
éste se ha regulado por la contribución do 
tres al millar, y asciende á mas de dos millo- 
nes de pesos. 

Como las aguas de los rios, por estar muy 
bajos, no pueden proveer á la ciudad cons- 
truida sobre la loma, tiene aquella una raag^ 
nífica cafieria de arcos por donde se con- 
duce el agua potable, que provee á 13 fuen- 
tes públicas y á mas de cien de casas par* 
ticularest este soberbio acueducto lo debe 
la ciudad á la beneficencia del Illmo. Sr. D. 
Fr. Antonio de San Miguel Iglesias que lo 
costeó de sus rentas el aQo de 1786, con el 
fin de dar trabajo á los pobres con provecho 
público, en aquel afío funesto en que toda 
la producción de los fértiles terrenos de 
Nueva España se hizo insuficiente para evi- 
tar los estrados del hambre. Desgraciada- 
mente el agua de las fuentes viene tan im- 
pregnada de tierra en tiempo de lluvias, que > 
es necesario filtrarla para hacerla potable. 

La mayor parte de los establecimientos 
y objetos de beneficencia, comodidad y 
ornato los debe Morelia á personas ó cor- 
poraciones eclesiásticas, con escepcion de 
ios obeliscos y adornos de la plaza y pla- 
zuela de San Juan de Dios, de algunos edi- 
ficios del gobierno, de la penitenciaría que 



44 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



terreóos eo que el padre Fr. Alonso de la 
Veracruz hizo fundar los pueblos de Santa 
Catarina 7 de San Miguel. 

La Iglesia actual se comenzó en 1650: 
está dedicada á Nuestra Sra. del Socorro 
cuya imagen es muy venerada en todo el 
Obispado por ser un regalo que hizo Santo 
Tomás de Villanueva, siendo general de la 
Orden, al convento de Valladolid: esta casa 
fué de noviciado desde su fundación y es 
célebre por los muchos hombres ilustres 
quo han salido de ella: bastará citar al ve- 
nerable Fr. Juan Bautista, que falleció ahí 
el 20 do Diciembre de 1567; el cadáver 
de cate apóstol de Michohcan estuvo inhu- 
mado en la sacristía hasta el afío de 1S38 
en quti se trasladó al presbiterio de la Igle- 
sia al lado del Evangelio con la siguiente 
inscripción: 

Qui noroen moresquatuos Pra^cursor Jesu 
Dum vizit, retulit; conditur hoc túmulo: 

á Fr. Diego de Basalenque tan sabio como 
santo, cuyo cadáver está sepultado en la 
pnred del presbiterio, frente del sepulcro de 
Fr. Juan Bautista con esta otra inscripción: 

lile Basalenque hic jacet, 
Qui variis linguis locutus, 
Scriplis loquitur mutus, 
£t docena est, quamvis tacet: 

i los padres Grijalvaí Sayas y muchos otros 
de buena y merecida nomitradía. Este 
templo fué reparado coa buen gusto el ci- 
tado ano de 1S38 por el R. P. Maestro 
Perea*. Los religiosos costeaban una tacue* 
la de primeras letras en que se educaban 
doscientos nidos» tenían una buena bibliote- 
ca y UQ colegio con cátedras de Teología, 
Filosona y Gramática. 

£1 colegio de la Coropafiía de Jesús fué 
fundado por al sabio padre Juan Sanches» 
primer aup«rior d« U ca^a: de un establo 



y otra pieza que se le añadió formó el padre 
Sánchez una pequeña Iglesia, Lanío mas dt- 
votüy dice el padre Alegre, cuanto ma$ le- 
mejante á la primera kabkacion que tuw el 
Hijo de Dios sobre la tierra. Eran tan po- 
cos los vecinos que habia en la ciudad, que 
los regidores que juntaron limosnas para 
la fundación del Colegio, únicamente reco- 
gieron diez pesos tres reales en plata que en- 
tregaron á los Padres fundadores: D. Ro- 
drigo Vázquez y D. Macor Velazquez fue- 
ron después los bienhechores que donaron 
su caudal para la erección de la magnifica 
casa que tuvo allí la Compañía: cuando 
ésta fué espulsada, la Iglesia y el Colegio 
se entregaron al Ordinario quien lo dedi- 
có á un Colegio clerical donde por mu- 
chos años se enseñó la Liturgia y Teología 
Moral. 

Después de la independencia el gobiecno 
civil ocupó los bajos del ediñcío para salas 
de sesiones del congreso y del Tribunal de 
Justicia hasta el año de 1854, en que los 
clérigos regulares dé San Vicente de Paul 
tomaron á su cargo el nuevo Clerical que 
fundó el Illmo. Sr. D. Clemente de Jesús 
Munguia: dio este Prelado á la casa nue- 
vas conatituciones, le donó una selecta bi- 
blioteca y ya comenzaban á recojerse los 
frutos de tan útil institución, cuando el Go- 
bierno del Estado ocupó el local y sos fon- 
dos el año de 1853. 

El Illmo. Sr. D. Fr. Alonso Guerra fun- 
dó el convento del Carmen cerca del pala- 
cio episcopal, siendo primer prior el ve- 
nerable padre Fr. Pedro de San Hila- 
rión. La Iglesia se estrenó el 31 de Oc- 
tubre de 1596: subsistió muchos años ca« 
si en el mismo estado que tuvo desde 
su construcción hasta el año de 1899 , 
en que fué renovada con magnificencia y 
buen gusto por el prior Fr. Manuel del Co* 
razón de Jesús; hoy es una de las mas be-. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



46 



lias déla ciudad. En el interior, al lado 
de la Epístola, construyó la cofradía del 
Sanio Escapulario una hermosa capilla que 
también fué renovada el aflo referido: en 
ella existen algunas buenas pinturas de 
Cabrera que representan varios pasajes de 
la vida de la S. Virgen. 

El convento de San Juan de Dios se fun- 
dó en fines del siglo XVI; pero no se tras- 
ladó al local que hoy lleva su nombre hasta 
el afío de 1700, en que el Illmo. Sr. D. Juan 
Ortega Mootañéz cedió para hospital su 
bello palacio. Asisiian estos religiosos hasta 
cíeo enfermos de ambos sexos que se sos- 
tenían con la renta decimal. Extinguida la 
orden, el venerable Cabildo nombraba un 
administrador eclesiástico que dirigia la par- 
te económica del hospital. El gobierno 
civil ha quitado á la autoridad eclesiástica 
la inspección de este establecimiento, j ha 
trasladado los enfermos al antiguo convento 
de San Diego. 

Los Religiosos Mercedarios fundaron su 
Orden en Valladolid en principios del siglo 
XVn, La Iglesia habia sido renovada en 
estos últimos afios con bastante gusto: hay 
fundadas en ella dos cofradías, la del Santo 
Escapulario y la de la Santísima Trinidad. 

Los Franciscanos descalzos de la Pro- 
vincia de San Diego erigieron convento de 
flu Orden en 1761, contiguo al Santuario 
de Nuestra Señora de Guadalupe que se 
habia erigido en 170S. El Illmo* Sr, Es- 
calona habia hecho construir, unida á la 
Iglesia, una casa de ejercicios donde pasaba 
frecuentes dias de retiro: para que los Die- 
guinos se establecieran lea concedió la Mi- 
tra el local de esta casa, de la que formaron 
un convento sólido, hermoso y alegre: á 
80 frente tiene treinta y seis elevados y 
robustos cipreses que le dan un aspecto 
pintoresco» 



Las religiosas tienen tres conventos: el mas 
antiguo, que es el de Santa Catarina de Se- 
na, lo fundó el Sr. Obispo Guerra en 1697, 
en el lugar que hoy ocupan las colegialas 
de Santa Rosa: las fundadoras vinieron de| 
convenio de Santa María de Gracia do 
Guadalajara: la primer priora fué la madre 
Sor Isabel de los Angeles. El Sr. Calatayud 
concluyó el nuevo convento: el año de 1738 
se mudaron las monjas al lugar donde hoy 
estáfi, y colocaron en su nueva iglesia la ima- 
gen de Cristo crucificado que tenia ya mu- 
cha veneración en el templo antiguo. Esta 
casa llegó á tener hasta 65 religiosas: ac- 
tualmente solo tiene 28: el gobierno les ha 
ocupado la mitad de la huerta, 

£1 convento de Capuchinas lo fundó el 
arcediano de esta Iglesia Catedral, D. Már-^ 
eos Mufioz de Sanábria el afio de 1737. 
Habia estramuros de la población una pe- 
quefla iglesia en qtie se veneraba la imagen 
de Nuestra Sefíora de Cosamaloapan, y es- 
. ta capilla la dnnó el gobierno diocesano para 
que, contiguo áella, se fabricase el referido 
convento. Así se verificó, y las fundado- 
ras fueron religiosas españolas € indias que 
so trajeron de México. Están sujetas al 
provincial de franciscanos do Michoacao: 
su número es de treinta y tres que deben 
ser (odas de la clase india: viven en su- 
ma pobreza, y dan cada dia mayores ejem* 
píos de edificación. 

El afio de 1834, la madre María Josefa 
Pinillos que fué en el sij^lo condesa de Pi- 
nillos fundó y dotó el convento de Teresas 
de esta ciudad. El cabildo eclesiástico que 
gobernaba la sede vacante, cedió á las fun- 
dadoras para su convento la antigua casa 
de ejercicios que dirigían los Padres Je- 
suítas: tanto la casa como el templo son pe- 
queflos pero muy aseados. Las religiosas 
DO puedan esceder da veintidós. £1 afio 



»::. ., I 



f' ' 



/ 






.::•/ :;::::;:'•«- cr-- 




< I 



"■■■■•■ .,„. , ""^^ 

,::■■•; '"X,r»"o. c- 






( 



/ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



47 



y está unido á la capilla del pueblo de 
Sao JuBQy edificada hace muchoa años por 
los iodios. 

£1 templo de San José es ayuda de par- 
roquia: está sólidamente construido en la 
parte mas alta de la población: desde princi- 
pios del siiclo XVm habia levantado ahi una 
capilla el lUmo. Sr. Calatayud, en honor de' 
Santo Patriarca; habiéndolo la ciudad jura* 
do por patrono contra los rayos, el lilmo. Sr. 
Tagle en 1760 edificó este suntuoso tem- 
plo» que se acabó de decorar en el último 
tercio del siglo pasado. Insinué ya que ha- 
bia contiguo á esta iglesia un panteón que 
fué necesario destruir para fabricar el nuevo 
convento de Santa Teresa. El panteón con- 
tenia poco mas de mil doscientos cadáve- 
res, cuyas emanaciones pútridas ocasiona- 
ban frecuentes tifos en la ciudad: se exhu- 
maron en una noche por Setiembre de 
1849| y se sepultaron en una profunda zan- 
ja, que se abrió en el mismo lugar destina- 
do para el pequefio panteón de las reli- 
giosas. 

Las capillas de San Pedro y la Concep- 
ción fueron edificadas por los indios de 
aquellos barrios; son muy antiguas y mise- 
rables. Las de la Columna, el Rincón, la 
Socerrafia y el Santo Nifio pertenecieron á 
algunos particulares, cuyos descendientes 
cuidan del culto. 

La capilla de las Animas que acabó de 
destruir el gobierno el afto de 165S, la eri- 
gió el Sr, canónigo D. Mateo de Hijar y 
Espinosa con un costo de once mil pesos. 

£1 Sr. Calatayud y uno de los seño- 
res canónigos construyeron á N. Sra. de la 
Asunción un bello templo en terrenos del 
pueblo de los Urdíales, estramuros de la ciu- 
dad por el lado del N.: es costumbre que el 
▼eoerable cabildo traslade procesionalmen- 
te cada afio á la catedral la Santa Imagen para 
hacerlo un novenario de misas eantadas por 



el buen temporal: con el objeto, de hacer 
cómoda á los fieles la concurrencia al tem- 
plo, el Sr. Obispo y varios capitulares cos- 
tearon la calzada que conducia á él. Poco 
antea de U insurrección del afio de^l810, 
el templo fué arruinado por un terremoto; y 
el único recuerdo que quedaba de él era la 
torre que habia sido respetada por los tem- 
blores, el tiempo, y la reforma: al fin se 
destruyó el año próximo pasado. 

Réstame hablar de los cuatro colegios 
que hay en est^ capital. El mas antiguo es 
el de San Nicolás obispo, fundado en Pázt- 
cuaro el afio de 1540 por el Sr. Quiroga, 
con el carácter de Seminario: es digno 
de notarse que aquel sabio Prelado hu- 
biera erigido este establecimiento mucho 
antes de que lo mandara el Concilio Ecu- 
ménico de Trento. **Parece, dice el autor 
** de la vida del Sr. Quiroga, que el Con- 
" cilio no tuvo otro modelo para lo que de- 
*' terminó en el cap. 18 ses. 28, que lo que 
*' en Michoacan habia prescrito su prela- 
'' do." En la aula mayor de este colegio 
se conserva un retrato del Jllrao. Sr. D, 
Vasco que tiene al pié la inscripción si- 
guiente: 

Vel Tridentinorum Patrum 

Vota prsBvenit. 

Nempe, ante Hic Collegium extruxit, 

Quam juvérent illi, 

Cordi habens novas fidei causam, 

Ipsi armamentarium hic paravit 

Vigilantissimus Pastor, Paterque 

D. D. D. Vascus de Quiroga, 

Cui esto hoc gratitudinis monumentum. 

Amó tanto el Sr. D. Vasco á este Cole- 
gio que se ocupó de él en la primera cláu- 
sula de su testamento, y no cesó de reco- 
mendarlo hasta sus últimos momentos. El 
patronato y dirección lo encomendó al ve- 



4S 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



oeftUe Cabildo; isi es quo cuando éste se 
pisó á Vailadolld, fué preciso trasladar el 
semiDario; en esta ciudad había ja esta-' 
blecido un colegio el Tenerable Francia- 
rano Fr. Jum de San Mi^el; el Provi- 
sor D. Alonso Ruiz lo uni6 al de San Ni- 
colás el año de 15S0. Desde esa fecha sir- 
tio para su o' jeto hasta el afio de ISIO en 
que, arruina los sus fondos, por la guerra de 
Indopendencta, y dtsueita la comunidad tu 
To que cerrar5e el reterido establecimiento; 
permaneció asi hasta el afio de 1847 en que 
•1 Venerable Cabildo Eclesiástico cedió el 
ediScio T sus capitales al Gobierno del £s~ 

tcdo. 



'* guía, erigido, como su mismo nombre lo 
'- maniGesta, con el objeto de procurarse 
'* una ensefianca y educación las mas ó pro* 
'* pósito para proveer de ministros dignos 
^* por su conducta y por su saber á esta 
^* Santa Iglesia de Micboacao, se redujo por 
'^ entonces en su parte sustancial esclusiva- 
** mente á la formación del clero, y por lo 
'' mismo á la enseñanza de la lengua latina, 
^* de los elementos generales de la filosofía 
" y de las ciencias teológicas* Dos cáte- 
'' dras de Teología, la de Sagrada Escri- 
*' tura anexa á la Canongía Lectoral de li 
'^ Saeta Iglesia, una de Filosofía que debía 
*^ abrirse periódicamente, dos de Gramática 



£q este Colegio hi;.a sus e>tud¡os D. An-UMatina« y una escuela de primeras letras: 
tonto Vitzimer^ari y Mendoza, hijo del ú'-U^ he aquí los ramos de laensefianxa. Co 
timo vsj de Michoacan y ahijado de bao-|** Rector, un rice rector y cuatro becas de 
tismo del Virey Meudoza, quien lo hizo I •> oposición, he aquf las plazas establecidas 
educar en esta casa por Fr. Alonso de la ¡ «i p^^^ entender en la educación y en la 
Veracruz: fué muy inMruido en los ídio- ! .. ^^„^|, g^^^^i ¿el colegie: un Teío- 
mas Hebreo, fí riego. Latino, Castellano y... ^^^ ademas, para la administración da 
Tarasco: fuede^-ues -olerr.aiior de T^int.^, ^^^ ^^^^^^ ^ ^^ secretario." 
zuncriin: su rvtra:o se cvinserraba en el Cü-| * Sus constituciones, formadas Con prc- 
lec-v> hisra hace ^Ov-os aüos. Lo ya dicho '« seocia de las obras del célebre Rolün, de 
ma:: ¿t¿:a, ijue a !a I^'!e¿ia d^be este e^taj- !os sabios •statutos dados al colegio de 
bl«sriir.:c>.to su faaJacion« sus creces, su es. ^* MUan por San Carlos Borromeo y de los 
piecvior antiguo y aun, en cierto modo, su ** mas notables de la época, son para noso- 
resrauracion. ** tros, salras las difereocias accidentales 

Eí Coíegio Semiiario esta en un mtcnifico *. inseparables ordinariamente de las cif 
Yraice^iuo:^occ¿.:e;ovu.Uidocas;alfr«níe'.-euns:£netas de! titmpo, un modelo per- 
de ta I¿!e^ia CateinL El rey hilia r^co-/» fec::simo de pietiad, de prudencia, desa- 
mer.daio su e^Nrcioa d^sde el jüo de lOT 1: i ** biduria y previ¿ioa, en que resplandecen 
pero pv>r f^'ri de t\>ndos no s« comenzó la ** las coa.iJa iesy las prendas que aebaceo 
fabrica h^^ta ¿ de Diciembre de 1T.>¿ en , '* admirar taaio en les hombres de ma épo- 
que el 0¿l; vk^ s<^de vacante puso !a prijie.^** ca menos presuntuosa, pero mas sabia/' 
ra p:^ni: ¿rtterrumpidm la obra por direr- 1 Dnraate el tiempo anterior á la guerra da 
aos icvkItos» el año 1760 la $'^>> coa ca radepeadencia, el Seminario produjo hom- 
lor el 1 .s^ Sr« Ta^le y tuvo e) cOQ>ueIv> bresicsi^es por sa talento y liccraiura: los 
de TerU coaduidí^ abriendo sus cátedras e; * Doctores D. Jc^ Miria y D. Manuel Pisa, 
SS de E:ieio ce lT7v\a *>s ¿>i aS*? jj^ies D» J^\5^' Fn.iriíco y D. 3I*su*; Ura^ D- 
de t.ab^r cccüa-4Ío el ed Scav |Ma;:ueI de ii Barcena: ¿os »Icenc¡adoa D. 

^*£s:e Co^e^io, dice «1 Lowk Sr. Mw 1 Manatí ¿e U Ton« Ll^mda, D. Jmi ^** 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



49 



ria Bezanilla, D. Domingo Abasólo, D. Jo- 
sé Domioguez Maoso y otros muchos. 

Los hijos de esta casa han figurado tam- 
bién en los puestos mas altos de la iglesia y 
el Estado, como los Illmos. Sres. Obispos 
D. Anf^el Mariano Morales, D. Clemente de 
Jesús Munguía y D. Felagio Antonio La- 
vastida;el libertador de México D. Agustín 
de Iturbide, el general D. Mariano Miche- 
lena y el sabio D. Juan Martínez de Lejarza. 

Este colegio estuvo cerrado desde el uño 
de 1811 basta el de 1819 en que el Illmo. 
6r. Morales lo restauró á sus espensas, su- 
perando gravísimas dificultades. Estableció 
entonces la carrera del foro, creando las cá- 
tedras de cánones y de derecho civil, ^ in- 
corporando á la universidad de México el 
establecimiento, con el fin de que se pudie- 
sen conferir en él los grados de filosofía y 
facultades mayores. 

El Sr. Morales desempeñó doce afios la 
regencia del colegio hasta su promoción al 
obispado de Sonora el año de 1832: el Sr. 
Portugal encargó entonces el rectorado al 
Sr. cuta del Sagrario D. Miguel Menendes. 

Poco tiempo duró este párroco al frente del 
establecimiento: renunció su encargo á los 
cincuenta dias y preparó así el advenimien- 
to del ilustrado y virtuoso eclesiástico Lie. 
D. Mariano Rivas. Tenia este señor con- 
tra si la preocupación de la opinión pública 
por la oscuridad de su carrera pasiva^ pero 
dotado de un valor y una energía poco co- 
mún, comprendió desde luego la urgente 
necesidad de una reforma general en el sis- 
tema de estudios, y la llevó al cabo con ta- 
lento y firmeza. El Sr. Rivas es uno de 
los gefes mas dignos de la escuela restaura- 
dora de los estudios en Micboacan: falle- 
ció este hombre benemérito el 30 de Majo 
de 1S43. Le succedió el lllmo. Sr. Obis 
po actual á quien el colegio y la educación 
deben servicios todavía mas importantes que 



los que prestó el Sr. Rivas. Mucho podría 
decir de este Prelado lo mismo que de su 
sucesor el Illmo. Sr. Lavastida: me absten- 
go de ello porque sus hechos sdn notorios, 
porque viven ambos y no se repute apasio* 
nado mi juicio por la amistad con que se 
han dignado honrarme; pero debo recor- 
dar que el primero incorporó al Seminario 
el colegio de León, depuré y enriqueció 
abundantemente la biblioteca, puso los es- 
tudios al nivel de los adelantos del siglo y 
formó testos especiales para la eusefianza 
de varias cátedras; y el segundo decoró la 
aula general, protegió el desarrollo de gran- 
des talentos y en los últimos aAos de su 
rectorado, este colegio era quizá el prime- 
ro de la República tanto en lo científico» 
como en lo moral. 

£1 Sr. Lavastida renunció el rectorado 
porque las atenciones de los altos cargos 
que desempeñaba y los servicios persona- 
les que jamas resistió su bello genio le im- 
pedían consagrarse esclusivamente á la ju- 
ventud: fué nombrado en su lugar el Sr. 
canónigo Dr. D. Ramón Camacho que go- 
bierna el colegio con prudencia y desprcQ. 
dimiento. 

El gobierno civil ocupó el establecimien- 
to en Mayo de 1859, y ha tornado el local 
para palacio del gobierno: el actual rector, 
venciendo graves dificultades, ha presta- 
do á la Iglesia Michoacana el distingui- 
do servicio de organizar en Celaya los es- 
tudios mas importantes para formar algunos 
jóvenes sacerdotes. 

El Seminario llegó á tener ciento setenta 
alumnos internos y mas de quinientos es- 
temos, catorce cátedras; cuatro de idiomas. 
Castellano, Latino, Griego y Francés; tres 
de Filosofía, una de Bella Literatura, tres 
de Teología, dos de Derecho y una de San- 
ta Escritura: mantenía treinta becas de erec- 
cion* y favorecía la carrera de gran número 



A* - 



-— — — ——^—^==^= • ■' ■ — i^ 

....^* ^uv.. *0A ^:«l o» iií- p3r -ü oi.smo rimca nciinnniTnye al Ü- 

i -^. :« Á lí.t •s<*aeia ie ari- ?ir 11 Órente a .orna Jamaica (id Z:- 

• ...-« .oica-jan vioscieitos 7/7/*? ,i»f3i:a Taví cma insuma i£»r2:.a « 

^ 'tf necio .Tías .Tiicsaniasa j lín tarascar z«:r 

».-'0 ^'errirxí' r^ji- *^ '^'^ ^ mnntaña ie SinLL2»íar:3* j por d 

^ ' ^ ^ ,,.,., ^ .., .le n.Qos infame?: ^^^'i'^nrt- .a r)noc:.ia con -: 3arau« le ..3* 

> ,,i»« fiiaí« vle cien ano» lara * ''^•^ '--'r^-^r. 



i, yn ..uto, 11 musíca ▼ .a rn- 






ti 



:e .eria 1» Ji jarra itn yartRz snn ":: m?, 
I- t a *osi;>vencitO!? lue cantan en - - 

^ . * . , v nñ baiTo-f *Tue eátanaa sumanieflte ii»?sa- 

» A * -^-^lii Cnteiirai: cenia doce - ' ,. ^ , , .. . 

íea¿..3 áaa ai»:*! r*?€il:aca»iiisi las Ojeir-.o- 

..!, ..I. s r u^unos esterniw caví; ^ . 

1) .o.xi'Mt'd ía íí'eaa. ..^. , ,.^" ~.- 

«. .i.-?ian<:;a oor eí rimno -i.*i :^iir* «1 tFmtoro 
i*M» .. /.I » I ^l relia ios pueolo*» it« San. , . , ^ 

* '* ' i i i'^ r -riel curato de íriata Jíi-'^a. Loa rnana:;- 

c t .1 »», *v."» V * » nale3 ^on ahiiniiana*iniosi ei caior dei ir-a 

I i.iir \ .'^liKM^itiita» todos sumamentó. 11- - o 

' ' ¡K>.- luoer la cití JaJ atisorbido .a . - - j » ».- - l •• 

' tienen ^raa cann^iad de sü.íaco a»* biru: 

r* ' ' ; »os tanques aoa c^tno'ios j ce^íinC'?*; e^ 

;,.! ,.:,.... 00 civil costea ana esencia nor-^ ^-^^p^ ¿^ ^^^t^^j. ,^ enrr-aentAa caaccrr'ic-4 
mal uo í.nv* V uiríide ninas j dos eacueia»* p^^ mü'amd d^ fdraL.iaa que pisan en el'-:? 
^, , uiu!u.L»*% tiuii paní cadasexo. Las Con- ¡,„g ¿733 ¿^ paseo j recn?ac ion: seríi ?s- 
fcuiurí.do ^.ui Vicente de Paal organi- ^jj^^^^n.^ f^,:; coada.ir á Morella esas 
•.iu»ii *»ira i^iit» ha difandído la Jn^^ír^^c^' 3 j^tia^i por cafTerias snbcerráaeas qae ten- 
i i.».» nnnKiriu 91» ítt cluíe mas miseran.e* drían poco co«?r.% p«'>rqiie podñao aqce « 
r.i .uoa <Ut o-*tt» curato no escede de ocho i ¿^^^^^^^j, aamralrnente harta la garita ¿e li 
K...U M ou.uIkuIu*: líi» haciendas de ^^^?^ clwhd. 

1 onii'unKhaHH doutiníde elI;ison las sí-níen-j jj^ j¡ .j^^ ^^^^ ^^^ Mor-lla está cercada 
u*^; vi li'MOOiu Atapanéo y el rancho ¡o-|p^^ ¿^,5 ^^. ^j c no llamado Rio Gni^de* 

nace en la alljerca de Coíncho, pasa per el 
\orte de la población, continúa so corso 



di'iMUuiu'Uto dol Toro por el rumbo Jel 

{.x\ SotcdaJ jr Quinctio por el rombo de! por las inmediaciones de Charo y atraviesa 



lV>r v\ Poniente tos ranchos de Egídw, 
Quot»>»tlii y Sijuturio. 

l\»i w I 5>ur t-rmina á pocas varas de la 

Lo* ct?rn>s inmediatos á la ciudad %on los 
»5;;uionte« el de Quincéo al Norte con una 
nllnru de I0o4 rs. sobre la plaza mnyorde 
Morclia» y o9GG ?s. sobre el nircl del mar: 
%\x Gg'íra es una e?pecre de cono dcruaVisdo 



la laguna de Coitzeo. El sei^ndo conoci- 
do con el nombre de Rio Chiquito nace eo 
las alinras de Santa María, pasa por cer- 
ca de la garita del Sur de la ciudad 7 se 
une con el grande en el paseo de los [7r- 
diales» 

£i clima de Moreüa es mal sano por Iss 
putrefacciones de las sustancias vejetales eo 
que abundan los pantanos que rodean casi 
la población: el gobierno debería hacer 



ancho en su ba?e. | cualquiera sacrificio por dar corriente á las 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



51 



aguas estancadas, coaa que se puede conse- 
guir con ampliar el caucü de los ríos y ter- 
raplenar poco a poco los terrenos inmedia- 
tos al caserío. Las enfermedades epidé 
micas desarrollan por lo común con mucha 
fuerza: las enfermedades dominantes son 
tifos, frios, disenterias y pulmonías. 

La temperatura es variable, porque con 
frecuencia dominan ios vientos del Sur á los 
do la Sierra, ó estos á aquellos. Pocos lu- 
crares hay tan espuesios á los rayos como 
Morelia, porque no existe un solo parara- 
yo, y las tempestades son horribles. La 
temperatura media es de 21 centígrados; 
Ja mas alta es la de los meses de Mayo y 
Junio. 

Los árboles que rodean la ciudad son 
fresnos, sauces, mesquites, huisaches, no- 
pales y gran cantidad de frutales de las lier 
ras templadas. 

£n tiempo de aguas los campos se cu- 
bren de girasoles de muchos colores que les 
dan el aspecto mas bello y pintoresco. 

Abundan, en la cercanía de los ríos, lag 
plantas medicinales conocidas vulgarmente 
coa los nombres de salúa^ tnalva y chicalote: 
esta última se ha visto hasta hoy con des- 
precio; pero la esperiencia ha acreditado 
que la leche que produce el tallo, cura ra- 
dicalmente las inflamaciones rebeldes de los 
ojos; esta virtud era conocida ya de los 
antiguos indios, según refiere en su Teatro 
Mexicano el Padre Betancourt. 

La cantera que se estrae de la parle N. 
O. de la ciudad es de muy buena clase, lo 
mismo que las piedras de construcción: no 
así la cal, la arena y el ladrillo; la primera 
se trae de Etúcuaro y cuesta á mas de un 
real la arroba, á pesar de su mala calidad; la 
arena del rio es muy gruesa, sucia y respec- 
tivamente cara: el ladrillo y el adobe aun- 
que baratos, son de mala clase. 



La ciudad cuenta con dos imprentas, un 
teatro, una plaza de toros, un palenque de 
gallos, oficinas decentes para el gobierno, 
ayuntamiento, tribunales, alcabalas, contri- 
buciones y correos, con b<^en alumbrado 
y alguna fuerza do policía; con un hotel, una 
casa de diligencias y siete cómodos mesones; 
con algunos terrenos de. egidos y con una 
Penitenciarla que está construyéndose para 
reemplazar las cárceles que hoy existen. 

Las cuatro calzadas que hay en los di- 
versos camiuos que conducen á Moielia por 
cada una de sus garitas, la fábrica de taba- 
cos, la casa de las recogidas que estaba 
contigua á la iglesia de las Animas y el cuar- 
tel llamado del Piquete^ ae deben también á 
la booeficencia de los señores obispos y ca- 
pitulares. 

£1 plano topográfico de la ciudad fué 
construido por el Intendente Diaz de Orte- 
ga el afio de 1796: entonces ^e fijó también 
la nomenclatura de las calles, que mudó el 
ayuntamiento el año de 1840: seria muy 
útil que esta corporación publicara la lista 
de los nombres antiguos y la correlativa de 
los nuevos para evitarla confusión y el des- 
orden en la identificación de las fincas ur- 
banas. 

Réstame decir una palabra siquiera sobre 
los hombres ilustres que han nacido en Va- 
lladolid: el Dr. Berisiain hace grandes elo- 
gios de los literatos siguientes: El Lie. D. 
Mateo de Cisneros, letrado famoso de Nue- 
va España: el Sr. Hijar y Espinosa, autor 
déla Historia de Michoacan: los padres 
Jesuítas Miguel Gadea, Ignacio X. Hidal- 
go, Francisco Rivera y Pablo Salcedo, teó- 
logos y oradores de nombradlo: los Drcs. 
D. Andrés Onega y D. José Peredo, céle- 
bres por sus claros talentos y vasta literatura. 

Nacieron también en esta ciudnd el liber- 
tador D. AgUatin de Iturbide, el Sr. general 
D. José María Morelos, y los Sres. D»Ma- 



52 



NOTICIAS PARA LA mSTORIA 



raaoMícbelenav D. Francisco Manuel Sao* 
chez de Tagle 7 D. Juan José Martínez de 
Lejana. 

SANTA MAEIA. 

A tres caartos de legua de Morelia se 
baila situado este pueblo (1) en la cima de la 
loma que lleva su nombre, á doscientas 
ochenta varas castellanas de altura sobre el 
piso de la garita de la ciudad: por espacio 
de dos siglos fué doctrina dependiente del 
convento de Agustinos de Valladolid, á cu- 
ya iglesia pasaban los indios los domingos 
á oir la predicación. Hoy es curato secular 
administrado por un párroco: tiene una pe- 
quefia iglesia parroquial dedicada á María 
Santísima, y una capilla decente para el de- 
pósito de la Sagrada Eucaristía; á fines del 
siglo pasado se comenzó á construir un 
templo mas capaz que no ha podido con- 
cluirse. 

La colina en cuya cima se halla este 
pueblo tiene pocos árboles: desde ella se 
ostenta una bellísima perspectiva á la vis- 
ta del espectador, la ciudad con sus her- 
mosas torres, cúpulas y edificios rodeada 
de dos rio3, de multitud de quintas con 
huertas anexasi y ásu espalda algunas mon- 
tañas majestuosas entre las que sobresale 
el alerado cerro de Quiocéo. 

Dependen de este curato los pueblos de 
Jesús y San Miguel del Monte: en ambos 
hay capillas de bastante capacidad para el 
nitmero de vecinos; eq el primero se venera 
una devota imagen de Jesús Nazareno: la 
hacienda de la Huerta, que tiene una capilla 
donde se celebra misa los días festivos, y al 
gunos ranchos de menos importancia de' 

(1) T^as noticias que doy sobre sitaacíon geo- 
gráticA de los lagares dol Estado, las tonio.de la 
Estadística do Lejarza, esceptnando las do Morelia, 
Páztcuaro, Zamora, cerro de Tancítaro y algunas 
otras que están rectiticaidas. 



penden también de este curato, cuya pobla- 
ción total el afio de 18d6 era de 2,087 ha- 
bitantes. 

El idioma de estos naturales ea el Pirínda 
6 Matlaitzioga: sos únicos recursos consis- 
ten en el polque, carbón, ocote y leOa que 
venden en la ciudad. 

La situación geográfica de Saata María 
es á los 19 o 41' O de latitud y 1 « 46' 43" 
de longitud del meridiano de México. 

£1 curato linda por el Norte con el de Mo- 
relia, por el Sur con el de Santiago Undi- 
meo, por el Oriente con el de Charo y por 
el Poniente con el de Capula. 

CHARO, 

Desde en tiempo del gobierno espaflol 
posee el título de villa. Se le ha conocido 
con dos nombres distintos; el primero es 
el de Matlalzingo que le pusieron los in- 
dios de la República de este nombre qoe 
fundaron la población. Tuvo el rey de Mi- 
choacan qoe sostener una guerra con los 
Coitlatecas y solicitó para ella la alianza de 
los indios Firindas (1) quienes lo atixiliaroa 
eficazmente y se quedaron establecidos en 
los pueblos inmediatos á Charo : tal es 
el motivo por qué se habla hoy todavía el 
idioma Matlalzinga ó Pirinda en esta villa y 
en los pueblos que se hallan situados al S. 
Este de Morelia. 

Algunos aflos después de la conquista se 
le llamó Clutrojo que quiere decir nifío en el 
idioma Tarasco. Los españoles después 
le comenzaron á dar el nombre de Charo 
^que conserva hoy. 

En la antigüedad era una población de 
importancia, por lo que el conquistador 

(1 ) Los mexicanos dieron á estos indios el nom- 
bre de Matlalzingas porque estos les hacían Uus re- 
des para pescar: y los tarascos lesllamabau PtfW' 
das porque estaban radicados en medio de los 
mismos tarascos. 



DEL OBISPADO DE MlCHOACAíN. 



53 



D. Fernando Corié¿ consigruió que Garlos 
y la comprendiera entre los lugares que 
coosticoyeron su encomienda. Los descen- 
dieoCes del conquistador nombraban los cor- 
regidores que la gobernaron basta el año de 
1822 en que la Diputación Provincial de 
Micfaoaeao la hizo cabecera de partido y le 
concedió ayuntamiento constitucional. (1) 
£1 curato lo erigió el lllmo. Sr. Quiroga 
el afio de 1550 en que los padres Agusti- 
nos fundaron ahí una doctrina y comenza- 
ron á servir el beneficio parroquial: antes 
del establecimiento de los Agustinos depen- 
dió del curato de Anddparapéo. 

Fray Alonso de la Veracruz recibió esta 
doctrina y puso por primer Prior de ella al 
padre Fray Pedro de San Gerónimo: este 
apostólico raron aprendió el idioma, levan- 
tó la iglesia en el punto que hoy llaman los 
Capulines y fundó el convento; pero tuvo 
después que mudar la población y construir 
nueva parroquia por haber acreditado la es- 
periencia que las corrientes de las aguas 
daflabaa el pueblo antiguo que estaba colo- 
cado en la cañada. Fray Pedro no con- 
cluyó la iglesia: las bóvedas y el adorno in 
tenor se debieron al celo del venerable Fray 
Juan de Baena, que falleció en 1653« La 
capilla del Sagrario faé construida en 162d 
por el prior Fray Lúeas de León, con gran- 
des auxilios que dio el padre Frsy Diego 
Baaalenque. 

Ei templo es muy sólido: lo forma un 
cafloo de 60 varas de largo sin orden algu- 
no de arquitectura: el convento era muy 
cómodo: hoy está casi arruinado; la iglesia 
también se ha deteriorado con el temblor 
horrible de 19 de Junio de 1858. Hay en 
Charo otras dos iglesias, y una capilla dedi- 
cada al Apóstol Santiago. 

(1) Hoy está reducido Ch^ro á una simple te- 
nencia que dependo de MoreUa. 



El patrón de la villa es el Arcángel San 
Miguel, 

£1 curato se secularizó en fines del si^i^Io 
pasado. Hoy tiene un cura y dos vicarios 
del clero secular. £1 territorio de la par- 
roquia comprende mas de 66 leguas cua- 
dradas, aunque su población no escede de 
3,000 habitantes. Charo está situado aobr«» 
tres lomas al pié de la Sierra de Ozuma- 
ilan: sus fincas urbanas se hallan disemina- 
das sin orden alguno y son muy miserables: 
los recursos de los vecinos consisten en la 
agricultura, la cria de ganados, y el pulque 
que espenden en Morelia de donde dista 
Charo cuatro leguas. 

A este curato pertenecen el pueblo de S. 
Guillermo de Tzitzio que dista 9¿ leguas 
de la villa, y la vicaría fija de Santa Haría 
Patámbaro que dista 12 y está ya en la tier- 
ra caliente: ambos tienen regulares igle- 
sias; ademas le tocan 3 haciendas y 44 
ranchos. 

Los fondea del antiguo Marquesado del 
Valle sostenías antiguamente tres escuelas, 
una en la cabecera, otra en Patámbaro y 
otra en Tzitzio. 

£n el convento de Charo falleció el ve- 
nerable Fray Diego de Chavez obispo de 
Michoacsm: en él vivió muchos afios el sa- 
bio y apostólico varón Fray Diego de Ba- 
salenque: en él escribió sus obras teológicas 
y canónicas, sus comentarios á las Samas 
Escrituras, sa historia de la Provincia de S. 
Nicolás TolentinOy su gramática del idioma 
Pirindaylos demás importantes libros con 
que enriqueció las ciencias y la literatura: 
en él murió á la edad de 74 afios el de 1649: 
su cadáver estuvo inhumado 40 afios en las 
iglesia parroquial, de donde se sacó incor- 
rupto para colocarlo en la pared del presbi- 
terio de San Agustin de Morelia, al lado de 
la epístola, donde hoy so halla. 



rianoIMiclj» 
chez íJe T 
Lejarza. 



A trí'9 ( • 
ballasilua :■ 
loma (juc . 
ochcnlví V.:. 
piso de la ,: 
de dü3 si^.' - 
convento d 
ya iglesia i» 
ft oir la pro,!.- 
adininisirajií i- 
íjueHa igl»3ííi.i ,• 
Santísima, y li.. . 
pósito de la r' .. 
siglo pasuili» ^ 
templo mas c:^ 
cluirse. 

La colina c, 
pueblo tiene [■ 

ostenta una b^!' 
ta del espectado'. 
motas torre?, ciii>: ' 
de dos rioi, de r:' . 
huertas anexas, y 6. m< 
tañas majestuosas piit 
el elevado cerro de Q . 

Dependen de este vh\ . 
Jesús y San Miguel del ' 
hay capillas de bastante . 
nútueix} de vecinos; en el | 
una derota imagen de J( s;í 
hacienda de la Huerta, qne ü- 
donde se celebra misa los dia> 
gunos ranchos de menos inij . 

{\^ Tas iioiíoias que doy sobro st* 
grano* de lo» luir^res dol Ksttílt., !a< t 
)¿í.t4vi;>tioA vic Lci*ria, escepiuan«'(. l.i 
pAitcii*i\\ Ziiaor», cerro do TaiicUíiro 
oir&> «;ue estén recateadas. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



5r> 



^ esU imagen, falleció «en «ste pueblo el 
lo de 1808. Hay también en el curato 
ne capillas rurales en las haciendas del 
olegio, Guadalupe, üruetaro, Tejaro, el 
í (vario y San Antonio, y en el pueblo de 
niquimitio» 
Kn la parroquia habia fundadas dos co* 

niias. 
Kn este curato hay pocos indios y todos 

)iau el idioma castellano. 

VA clima es templado, los terrenos muy 

üduciivos. Los habitantes se mantienen 

; la agricultura y de los jornales como ope- 

n'os, en las once haciendas de campo y dos 
nchos independientes que comprende la 
-ea del curato: ésta se estima por un cálcu. 

aproximado en 43 leguas cuadradas. 

El curato fué secularizado en fines del s¡- 
••^0 pasado; hoy lo administran un cura y 
•^.os padres vicarios que tienen que decir dos 
nfíisas los dias festivos para atender á las ne^ 
'*e8Ídades de la población. 

Este pueblo tiene ayuntamiento, una rs- 
rnela para niflos y una sub-receptona de 
alcabala?. 

En sus inmediaciones se han encontrado 
filgunas yacatasó sepulcros de indios caci- 
ques de donde se han sacado ídolos y uten- 
silios de guerra, muy semejantes á los de 
los indios mexicanos. 

Este paeblo estaba, antes de la conquista, 
situado en el cerro de Quincéo en el punto 
donde se conservan todavía las ruinas de 
una capilla dedicada á San Miguel: perte- 
necía juntamente ron los terrenos del valle 
á una princesa, hermana del gran Calzonzín 
Vil rimo rey de Michoacan: convertida ésta al 
nrislianismo, Carlos Ven 1545 le confirmó 
la propiedad de esos fértiles terrenos, y 
.'Miella sefiora hizo mudar el pueblo al lu- 
. r (ionde hoy está, algunos atios después; 

■ fallocer dejó dispuesto en su testamento 
' en la hacienda conocida boy con el 



nombre del Colegio se fundase un estable- 
cimiento de educación donde se enseñase 
á leer y á escribir á los indígenas y princi- 
palmente la doctrina cristiana; no habiendo 
llegado á planteai-se este colegio, se unie- 
ron sus fondos á los del de San Nicolás 
Obispo que se habia ya trasladado á Valla- 
dolid. 

Dependen de este curato el pueblo de 
Chiquiroitío, las haciendas de S. José, Mag- 
dalena, el Colegio, üruetaro, el Calvario, 
Guadalupe, Santa Cruz, Culo, Santa Anita, 
Noria y Arindéo: ademas jos ranchos del 
Coesillo y Cosurio. Todo el valle de Ta- 
rímbaro es afamado por las abundantes cov 
sechas de maíx que se recojen en su distri- 
to: en él se siembran 260 cargas de trigo 
y mas de dos mil fanegas de maíz: se crian 
de diez h doce mil reses. 

Los labradores aprovechan las aguas del 
arroyo de San Marcos y del rio de Morelia 
para regar las sementeras; pero pueden uti- 
lizarse las segundas para molinos de media- 
na potencia. Las aguas délas presas y valla- 
dos riegan también las siembras descebada, 
garbanzo, chile, frijol, habas y legumbres 
que se cultivan en estos feraces terrenos. 
En ellos pueden aclimatarse el nopal de la- 
ník Cardona^ e\ calabazate de Guadalajara, 
la ciruela de EspafJa llamada Claudia y la 
lima de Chamacuero. 

En la hacienda de San José hay un puen- 
te pequeño, y en loa linderos del curato por 
el rumbo del Oriente se encuentran el puen- 
te y calzada que pertenecen á la hacienda 
de San Bartolo. 

El cerro mas notable de este territorio es 
a cuesta llamada de San Juan. 



CAPULA. 

Pueblo de indios muy antiguo, situado al 
Poniente de Morelia 6 distancia de 6J le- 



NOTICIAS PABA LA HISTORIA 



^....a u ctu dudad, en el camino que con- 
I.» .^ u fc' 4 á rázuuaro. 

lí.. -; u Marzo de 1650 concedió el virey 
i>. it.v/.i*rj de Mendoza á los indios de 
.•,. .¡I, rjha/r#, Tarirnbaro 7 Chiquiniiiío, 
uU4 ^4:«fM que lea dooó para la construc- 
.'.., . 4n U>4 e/iificiofl de estos pueblos. Jía 
ít,\ ií. *^ t^ftía Capula un corregidor y un 
f^ik'íft^nmt^ propiedad; el afio de 1592 acu- 
/t,*^r»n loe mitorales do este pueblo al virey 
D' LuM de Velasco 2?, juntamente con los 
»r*aí/)« de Tazícnaro, quejándose contra el 
corregidor del 19 llamado Paz Carrillo por- 
«{ue lf>s obligaba al servicio personal de mi- 
nas 7 tamenes, y les hacia vender á precios 
baji^imos los puerros y gallinas para pagar 
el tributo: V'eíasco los amparó por orden de 
21 de Marzo delaflo referido. 

El Illmo. Sr. Quiroga asignó á los habi- 
tantes de este pueblo los trabajos esclusivos 
de cortar maderas y fabricar la loza que son 
los oScios á que muchos se dedican toda- 
vía. £1 Sr. Obispo D. Antonio de Mora- 
les erigió el curato en 1569. La iglesia 
parroquial era muy miserable: el Sr. cura 
D. José María Cafiedo construyó la que hoy 
existe» y se estrenó el afio da 1842: está 
dedicada al Apóstol Santiago: no tiene or- 
den alguno de arquitectura; es un gran ca- 
llón sólidamente edificado» con bastante luz 
y algunos adornos de poco gusto. El ca- 
bildo eclesiástico regaló á esta iglesia unas 
esculturas de bastante mérito que habia en 
el antiguo ciprés de la Catedral. 

Un solo eclesiástico del clero secular ad- 
ministra el curato del que dependen los pue- 
blos de Tazfcuaroy San Nicolás, donde hay 
buenas capillas en las qtte hacen los indios 
sus funciones titulares y el cumplimiento 
anual de iglesia. £1 cura tiene una casa mo- 
desta para su habitación: las demás del pue- 
blo son muy miserables y están disemina 



das en forma irregular. £1 idioma de los 
indios es el Tarasco: únicamente en el noe- 
vo pueblo de Cuto^ que se erigió hace tres 
aflos, se encuentran individuos de otras ra- 
zas en todo el territorio del curato: éste se 
regula en 26 leguas cuadradas. 

£1 cementerio de la parroquia sirve de 
camposanto donde se inhuman los cadáveres. 

Capula tiene ayuntamiento, escuelai y ua 
8ub~receptor de alcabalas; depende del par* 
tido de Morelia. 

La población del curato es de 4,800 ha- 
bitantes. 

Lh situación geo^^ráfica de la cabecera es 
á los 1® 64' de longitud y 19^ 4' de latitud. 

El curato linda por el O. con los de Mo- 
relia, Santa María y Tarfmbaro; por €?! Po- 
niente con el de Huaniqueo,porel N. con et 
de Teremendo y por el Sur con los de San- 
ta Maiia y Santiago Undnmeo. 

TIRIPITIO. 

Pueblo antiquísimo del reino de Michos- 
can: los indios le llamaban lugar de orot que 
es lo que quiere decir en castellano la pa- 
labra Tarasca Tiripifío. Cuando el virey 
D. Antonio de Mendoza repartió las prime- 
ras encomiendas de la provincia de Michoa- 
can, asignó el pueblo de Tiripitio al con- 
quistador D. Juan de Alvarado. Se encon- 
traba éste en México á la sazón que llega- 
ron de £spafla los primeros Religiosos A- 
gustinos: supo que el virey los iba á man- 
dar á las misiones de Michoacan y los pi- 
dió para su encomienda, comprometiéndose 
á mantanerlos: admitida la propuesta por 
el provincial Fr. Nicolás de Agreda, consi- 
guió que este enviara á Tiripitio el afio de 
1537 á los padres Fr. Juan de S. Ro- 
man y Fr. Diego de Chavez: poco tiempo 
después fueron enviados también Fr. Alon- 
so de la Veracrus y Fr. Juan Bautista, st^ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAÑ. 



67 



getos todos insignes por sus virtudes y lite- 
ratura, dotados de esa mansedumbre, de esa 
constancia y de ese celo apostólico que ca- 
racterizó á los primeros obreros del cristia- 
otsnio en el Nuevo Mondo. 

La población de Tiripitfo en el casco del 
pueblo, no eseedia de 6,000 indios; y la de la 
jurisdicción de 15,000: los misioneros se 
ocuparon de aprender ei idioma, de levantar 
iglesias, de plantear escuelas y de enseñar 
las artes á los recien convertidos. A pro- 
porción que avanzaba el tiempo, se desenvol- 
via rápidamente la civilización cristiana y 
se eogmodecia la esfera de su acción. In- 
mensoa fueron los trabajos de estos primeros 
apóstoles para convertir á los infieles, y 
muy señalados los beneficios que dispensa 
ron á la naciente sociedad Michoacanat 
ellos establecieron la constitución civil de 
muchos pueblos, atrajeron miles de bárba- 
ros á la vida social, reprimieron los abu- 
sos de los conquistadores y levantaron los 
magníficos edificios de las poblaciones en- 
cargadas á su custodia. En Tiripitío intro- 
dujeron el agua potable, construyeron un 
templo soberbio, abrieron los caminos de la 
Sierra y de Tf ierra Caliente, fabricaron cal- 
zadas, puentes, escuelas, hospital, cemente- 
rio, convento, colegio y una magnifica uni- 
versidad que fué la primera de todo el Nue. 
vo Mundo. 

Fr. Alonso de la Veracruz, joven de 
grandes talentos, de vasta instrucción, de 
genio activo y de costumbres graves y aus. 
teras, obtuvo del Emperador Carlos V una 
real cédula para fundar la Universidad de 
Tiripitío que dirigió desde 1540 hasta ei año 
de 1551 en que lo compromeiirron á tras- 
ladarla á México. Este es el origen de la 
U ni verbidad mexicana debida á las fatigas 
de un humilde religioso: aun se conserva su 
retrato en uno de los salones de aquel esta- 
blecimiento literario. 

8 



El curflíto de Tiripitío fué fundado por et 
lllmo. Sr. D. Vasco de Quiroga, y estuvo 
servido por los padres agustinos hasta el 
año dé 1787 en qtie se secularizó el bene* 
ficiado en virtud de la real cédula que redu- 
jo á solo dos los curatos regulares de cada 
Provincia: la d e Agustinosr cambió el de es- 
ta parroquia por el deluriríapundaro, y des- 
de entonces la población fué decayendo has- 
ta el estremo de qtíedar reducida, cómo hoy 
[O está, á una miserable^ aldea. 

Es necesario advertir que la seculariza- 
ción de los beneficios, verificada por es- 
ta cédula, ha producido pésimos resulta- 
dos. Los religiosos mantenían un culto es- 
pléndido, mayor número de ministros, es- 
cuelas de música y de primeras letras, co- 
legios y bibliotecas que no puede sostener 
el clérigo secular que preside á una parro- 
quia: ellos defendían con mas valor y cons- 
tancia á la clase indígena de las vejaciones 
de los encomenderos y de la tiranía de los 
encargados del poder público; ellos gasta- 
ban sumas inmensas en la construcción y re- 
paración de los templos, y ellos evangeliza- 
ban con desinterés mayor número de f<;li. 
greses: yo no puedo dejar de tributarles 
este homenaje debido á la justicia y á la 
verdad. 

El viajero que atraviesa las poblaciones 
del Obi:)pado de Micboacan, ve con pro- 
fundo sentimiento las ruinas de los conven- 
tos, colegios 6 iglesias de Tiripitfo, Charo- 
Ucaréo, Uruapan, Tacámbaro, Chamacue- 
ró, &c. £1 eclesiástico secular, aunque 
quiera, no puede construir ni aiin siquiera 
conservar los edificios: menos todavía ad- 
quirir las obras maestras dé pintura, escul- 
tura y adorno, y ni aun sostener la adminis- 
tración espiritual tan cumplida como la te, 
nian los regulares. Pueden compararse 
en la actualidad las iglesias y vicarias que 
sirven los frailes con las que están á cargo 



68 



NOTICIAS PARA LA HISTORU 



de los clérigoflf y se advettirá desde luego 
Doa notable diferencia en favor de aquellos; 
sin que por esto sea culpable el clero secu- 
lary porque éste no cuenta para los gastos 
mas que con la caridad de los .fieles; cuan 
do los religiosos están dotados, no tienen 
que mantener familia y en su muerte les es 
prohibido testar. 

La primera parroquia de Tiripitio era be- 
lla y suntuosa: fué destruida por un incen- 
dio el ano de 1640, y no fué ya posible re- 
pararla con su antigua ma/snificencia. En 
estos últimos aOos se ha techado y pintado 
de nuevo con bastante aseo. 

Al separarse los Agustinos de esta parro- 
quia, convieniron con el diocesano en de- 
jar la magnífica hacienda de Coapan para la 
dotación del culto, del párroco, del padre 
sacristán y de la escuela de niños: esta do 
lacion hacia bastante pingüe la renta del 
cura; pero tal fué uno de los motivos pOr 
que el lUmo. Sr. Munguia la dividió en tres, 
dotando con los productos de la referida 
hacienda, los nuevos beneficios de Acuitsío 
y Jesús Huiramba. 

Tiripitio está administrado por un cura 
y un padre vicario: tiene regular cementerio 
y dos capillas rurales. 

El Patrón del pueblo es 6. Juan Bautista. 
La parroquia poseia muchas reliquias y 
grandes privilegios: yo conservo en mi ar- 
chivo un breve original del Sumo Pontífice 
obtenido por Fr. Alonso de la Veracruz en 
9 de Agosto de ISGS, para que el altar ma. 
yor de este templo sea perpetuamente privi- 
legiado con varias gracias especiales. 

La población del curato no excede de 8,200 
habitantes: el pueblo está situado al pié del 
monte de S. Nicolás, notable por la grande- 
la de sus formas y la frescura continua de 
su vejetacion. Inmediato á éste se encuen- 
tra el elevadísimo cerro dn 8. Andrés situa- 
do á los 1° 52' 27" de longitud del meri- 



diano do México, y á los 19^ 32' 30" de 
latitud. El clima es sano y el temperamen- 
to bastante frío. 

En este pueblo se hicieron por muchos 
anos los capítulos de la Provincia de Agus- 
tinos de Michoacan, y de este convento sa- 
lieron hombres eminentes por su ciencia y 
virtudes. En la parroquia están inhumados 
los restos del Venerable Fr. Diego de Cha- 
vez y de algunos religiosos de gran nombra- 
día: en ella también estuvieron depositados 
algunos anos los del famoso capitán Pedro 
dt: Alvarado, hermano del encomendero de 
este pueblo, de donde se condujeron des- 
pués á Sto. Domingo de México y de abí 
á Guatemala donde hoy existen. 

Tiripitio en lo político es cabecera de 
partido (1) sujeta á la prefectura de Pázt- 
cuaro: .tiene ayuntamiento, dos escuelas pa- 
ra niños de ambos sexos, un mesón y una 
plaza miserable. Los vecinos son casi to« 
dos agricultores 6 comerciantes en pequeño. 

£1 curato linda con los de Acuitsío, Hui- 
ramba, Undaméo y Capula. Su área se cal- 
cula en 21 leguas cuadradas. 

JESÜS HUIRAMBA. 

Este pueblo fué durante 300 anos vica- 
ria fija del curato de Tiripitio, hasta el afio 
1854 en que el lUmo Sr. Munguia lo eri* 
g¡6 en beneficio independiente: está situado 
en el camino de Morelia á Páztcuaro á 3 
leguas al O. de Tiripitio. 

La iglesia parroquial levantada por los 
religiosos Agustinos es pequeña y fea: ba 
sido renovada con poco gusto en estos últi* 
mos anos. El párroco tiene una modesta 
casa para su habitación. 

Hay en este pueblo una capilla, un ce- 

(1) Por la ley de 29 de Setiembre de 1 86! per- 
dió este rango: hoy en lo político está sujeto w 
pueblo de Aciiüsio y dopendie del distrito de Mo* 
relia. / 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. . 



69 



meoterío, uoa escuela y un mal mesón. La 
pofakioo del curato es de 4,000 habitantes, 
ea so mayor pane ¡odios Tarascos. 

£1 clima es sano: el temperamento frío: 
ijsúuacioo geográfica es á los IS^'Sl' 30" 
de latitud j 1® 59' 30" de longitud del me- 
ridiano de México. 

Huiramba depende en lo político del dis- 
trito de Páztcuaro de cuya ciudad dista 
5 legaas. 

Ei curato linda con los de Páztcuaro, 
Tiripitio, Tzinzuntzan y Acuitslo. Su área 
se calcula en 18 leguas cuadradas. 

ACÜITSIO. 

Era también vicaría fija de Tiripitío: hoy 
es curato independiente erigido en 1854 
porellllmo. Sr. Munguia. Dista dos y 
inedia leguas de aquel pueblo. 

La parroquia es decente y aseada, está 
dedicada á S. Nicolás Obispo. 

Este pueblo ha crecido con rapidez en 
comercio, población y caserío: tiene regular 
plaza, dos mesones, una escuela para nifios 
y ayuntamiento consiitucional. La pobla- 
ción del curato es de 5,600 habitantes. 

flaj dentro del casco del pueblo otras 
dos capillas pobres, y un cementerio capaz 
y aseado. La administraciou espiritual la 
desempefia el cura con un solo vicario. 

£1 temperamento es frío y el clima bas- 
tante sano: los vecinos se mantienen del 
comercio y de la agricultura. 

Acuítalo está situado á los 19^ 80' de la- 
titud y 1^ 53' de longitud del meridiano d^ 
México. 

£1 curato linda con los de Etúcuaro, Ta 
cámbaro, Huiraoiba y Tiripitío. Su área no 
excede de 25 leguas cuadradas. 

SANTIAGO UNDAMEO. 
Está situado este pueblo en una loma fér- 
til y descubierta. Ex istia mucho antes de 
la conquista y estaba habitado por algunas 



familias de indios Pirindas. A! pié de di- 
cha loma corre el rio que pasa por Morelia 
con el que los vecinos riegan sus terrenos* 

Inmediato al pueblo caen las aguas desde 
bastante altura y forman una bellísima cascada. 

El temperamento es frió, y se producen 
en el pueblo gran cantidad de frutas de las 
que se dan en los países templados. 

La iglesia parroquial dedicada al apóbtol 
Santiago, es un grancaflon techado de teja, 
pobre y de mal gusto. Está situada en un 
punto elevado de la loma. El párroco tie* 
oe una casa cural de alguna comodidad. 

Los habitantes de este pueblo fueron bau- 
tizados por el venerable Fr. Juan de San 
Koman en 153S: se fundó en el lugar una 
doctrina 6 vicaría dependiente del curato de 
Tiripitío; que subsistió hasta el afío de 1595 
en que se erigió en Priorato independiente: 
entonces se fundó un pequefio convento 
donde vivían dos religiosos. En 1G39 fué 
Prior de esta casa el padre Fr. Migubl 
Guevara que fué quien decoró la iglesia con- 
forme al gusto de aquella época. Por fin el 
curato se secularizó en 17S7 y hoy lo sirve 
un eclesiástico secular con un vicario. 

Depende de este curato el pueblo Je Ate- 
cuaro que es muy pequefio y tiene una mi- 
serable capilla: sus habitantes se maniienen 
de hacer carbón. 

La población de todo el curato es de dos 
mil quinientos habitantes, inclusa la de tres 
haciendas y once ranchos. 

La situación geográfica del lugar es á los 
1 ^ 52' 00" de longitud del meridiano de 
México, y 19 ® 56' de latitud. 

Linda el curato con los de Santa María 
Tiripitío, Eiucaro y Charo: su área es de 

22 leguas cuadradas. 

Undaméo es tenencia que depende en el 

orden civil del partido de Morelia: hay en él 

una escuela de nifi is costeada por el ve« 

cindario. 



1.^- .ñas 



t..A LA HISTOEIA 

Msao.i j hoj»3cí iiirrj^i jnr wt párroco 
:íi j-eri icc'i.ir j ü íjiai-o* La pano- 
;Ja nena loa cclti í: is. srimameiifis pebres. 
-" Su pairea es Saa Fn:i::sca :& A¿Í5- De- 
jeaien ¿e cst.-; c iraia *»:s piiehios áe Ceca- 
•mcto 7 C:c jyo:^ prlzi-rQ usa 15 I-juaj 
:e £:^ca^ro, j dea* i::a m.'seraátd capL a: 

^- •' í-^^ .lea-^ Tcia la ¿I rrt:,:! ¿^ .^ ^-^^ 

; *"" ' • esta f ír.iado á los I ^ ló' I^** ¿e L-crúad 

. '.i; 3€r* :uao ¿c .IcXMo. t ly ¿ó* CO" de 
: «I Mían ana • . , 
• in-^i. 
*-ic^ »«i:* tes t: erre r»? ^.-^.^ - » , , ^ . _ 

.. ^iiiúrú'e^j S«areafecxcaiea:.6Ie-Tti^c«¿iii 
.'vo .^ue naced-^ En e?toí rerresr» pueden ac iniarirse ios 
. • • i^uas t-nzir-s. caI^^^•os d- Ai/ica; ademas puaciree ei «^ 
♦. v,e 3« estancan se^^o^ z^^oí\ 6 íapcpcji. 
. .>,w.i j>vjondelo9¡n-i IXDAPARAPEO. 

o- 'Hucaa facilidai j_ 
. ^ v^ •»fi(icipal de ¡os Teci-.' Eite p:;e!i!o e^íaro sínisdi ea cL-o prrnío 
:4N vv»%t>iáiií «3 la Tema CA . antes de la cocriUta: desp:*^ d?e!íi !o 
. .V.» V Mi»ívaa T pueblos ía-' madaroa fos e^pifioíes á cea lonxa aria, á 

I -íete I? jaas de Moreíía por el nií-bo ¿ei O: 
.^ X , X Míí^-ii T pobre, porqoej lo? rerrenos de sus ia mediaciones soa scsa- 
t V \^iís.iM03j no pndo al fin so*-' menre prodccriro?. 

v K,)vM^ tíi coarento por la po-^ E* cararo fué fanJaáo por e\ IIItm. Sr. 

.,, X poc lo mlsiDo qaedó de. Q^íco^ el sQo de lóóO; despees paso eo él 

..si*i.¿ ■* í<^* ^"^ ** prímiciira de párroco á uno de los clérigos que trajo 

j de Espafia* La igiesta parroqoial es bas- 

V ^ .1 J«^^ pueblo tenían los padres : cante capaz j bien coostniidar está dedicada 

., .u.<sx í^ Mv^relia una hacienda de ca- á la Sma. Virgen de la Paa: es on buen ca- 

, *,u)ii v«wwi>i^tt Elúcuaro, eo la qaese. ñon en fonna de croz latina con una rom 

. v^^ i4U c«»tíJad de ganado racnno. • fachada y una torre sin concljtr: baj ade- 

l\ .o c»i ^i^ brtcíenda, como en el puebIO|mas otras do? capilhs pequeñas j aseadas, 

' \ iv4vstrt.> vi^ St«ta* V^^ (brillan otro ramo | an cementerio, ona casa cural r algunas co- 



uxC'^i p«i«aqo«í^o» Tccinos 
wH4:it\*««»««»'*™^*"' fines del siglo 



.•^ ^>^<rtt>wttltiia«8a*o«»hsinodadi}la ca- 



firadías con escasos fondos. La población 
del curato asciende á ll.SOO habitantes de 
los que una tercera prtp son indios tarascos. 
Dependen de este cnrato los pueblos si- 



k's.^ Jii^ .^ carato ám^^j^^^n Hamada j ^j¡enies; 

^. « ¿Hi i;MiM«»por]ftn>alftt«npemura4eip«iew^ 

C^^ ^ Ki«KHiu«w I OtzMmatljLiíz distante doce legoas de Ho« 



DtL OBISPADO DE MICHO ACAN. 



61 



reVia, está situado en la sierra que corre al 
SE. de esta ciudad, tieDe una iglesia decen- 
te 7 el mineral está dando hoy algunos pro- 
ductos. 

Pío: dista una legua de Indaparapeo y 
está situado cerca del camino que va para 
Tzinapécuaro; tiene una pequeña capilla y 
BU población es toda de indígenas. 

Queréndítro: pueblo mas grande que el 
anterior, situado cerca de la magnífica ba- 
cienda de su nombre, muy fértil, con 1,200 
babiíantes y una buena capilla dedicada á 
Sta. María Magdalena. 

Singuío: dista dos leguas de Indaparapeo 
y tiene capilla dedicada al Apóstol San- 
tiago. 

Las haciendas de S. Bartolo y Querén- 
daro pertenecen á este curato; la primera 
tiene capellán fijo, una iglesia decente y 
aseada en cuya construcción no se siguió 
orden «rquitectúnicoy terrenos muy fértiles y 
un cultivo esmerado: la segunda fué propie- 
dad de los padres jesuitas del colegio de Mo- 
reba; en ella se hallaba el padre rector de 
la casa la noche en que se ejecutó en V^a- 
lladolid la expulsión de la compañía; el ac- 
tual propietario ha construido una hermosí- 
sima capilla de orden jónico con elegante 
tprre y muy bella fachada; el altar dedicadi» 
á la Purísima, las imágenes y los adornos 
que hay en ella son de mucho gusto: en los 
terrenos de esta finca se da con abundancia 
el maíz, el trigo, el garbanzo, la cebada, y 
el chile que es muy estimado por su buena 
calidad. 

Las demás haciendas de este curato pon 
también bastante pingües. La industria de 
los habitantes consiste en la agricultura, el 
comercio al menudeo, la fabricación del 
aguardiente, la curtiduría de pieles, el cultivo 
de las frutas y del pulque; y los de Otzuma- 
tlán en la minería. 



La administración espiritual la desempe- 
ñan el párroco y tres padres vicarios que 
siempre dicen dos misas los días festivos 
para atender á las necesidades de la pobla- 
ción. 

Indaparapeo linda por el P. con el cura- 
to de Charo del quediáta tres y media le. 
guas, por el O. con el de Tziniapécuaro del 
que dista cinco; por el S. con los de Tzina- 
pécuaro y Tajimaroa y por el N. con el de 
Tari mbaro; tiene ayuntamiento, escuelas pa- 
ra ambos sexos, cuatro mesones, fuentes 
públicas y algunas casas de buena construc- 
ción. £1 rio de Moreiia pasa cerca del 
pueblo y sus aguas podrían aprovecharse pa- 
ra mover máqujnas de papel ó molinos de 
trigo. 

La posición geog^ráfica de la cabecera es 

á los 1^ 84' 15^^ de longitud del meridiano 
de México y 12" 49' 4-!)" de latitud. La 
área del curato es de 40 leguas cuadradas. 

TZIN APEO ü ARO. 

Llamáronle así los antiguos indios por- 
que está situado sobre una cuesta donde 
abunda mucho el cfiinapo (obsidiana) de 
que hacían los naturales sus lanzas, cuchi- 
llos y saetns. Era antes de la conquista 
una población muy pequefla; debió sus cre- 
ces al virey D. Antonio de Mendoza que 
hizo avecindar ahí algunos españoles para 
que defendieran un fuerte que construyó á 
fin de contener las invasiones de Ins Chi- 
chimeca:?. El afio de 1526 que el cacique 
D. Nicolás Montailez de S. Luis fundó el 
pueblo de Acámbaro, dejó en Tzinapécua- 
ro algunos indios y espafioles de los que 

lo acompañaban en su espedicion. 

La conquista espiritual de este pueblo se 
debe á los padres franciscanos: ellos levan- 
taron la iglesia parroquial el año de 1530: 
ellos la reconstruyeron cien años después 
en una enorme elevación á la que se sube 



6^ 



NOTICIAS PARA LA HI&TORIA 



por ai^cbas j cómodas escaleras de piedra: 
cwc'rAo fabricaruD un convento que boy 
arre He casa caral Secularizüdo el cura- 
M «ai I7S9, es hoy servido por un párroco 
ótú ciefo secular y cuatro padres vicarios. 
E! Sr. ctiia Dr. D. Juan Bautista Pi^ueroa 
ooMtrajró la capilla del Sagrario que está 
dcairro de la iglesia parroquial: se estrenó 
la referida capilla el 2S de Diciembre de 

Tzioapécuaro dista doce leguas de la ca- 
pltau seis de Acámbaro, seis de Cuitzeo y 
ocbo de Ziri/.icuarü: como está situado en 
terreoo sumamente desigual, sus calles son 
irregulares. Tiene sin embargo una plaza 
decente, fuentes públicas, alumbrado, bue- 
nos^empedrados, tres mesones, algún comer- 
cio y casas de buena construcción; tiene 
ademas ayuntamiento, escuelas para niAos 
de ambos sexos, administraciones de alcaba- 
las y de carreos, juzgado de letras y una po- 
UacioB de 5,000 habitantes. 

Grao pacte de este progreso material lo 
cebe á la suma beneficencia del Sr« Dr* D. 
Joa3 Bautbta Figueroa que sirvió el curato 
es» de cincuenta aflos« Este ejemplar sa 
ofjricie levantó á $us espensas maniaoas 



á dos leguas de distancia de la misma: este 
pueblo es célebre por el santuario que tie- 
ne dedicado á una devota imagen de Jesu- 
cristo crucificado conocida con el nombre 
de Señor de Araron al que visitan frecuen- 
temente en romería todos los vecinos de es- 
ta comarca. £1 pueblo está situado al pié 
de una loma cerca de la costa del lago de 
Cuitzeo en la que fabrican ios vecinos grao 
cantidad de sal, t;uya industria forma su re- 
curso principal. £1 templo es amplio y de- 
cente, aunque adornado con poco gusto; 
sin duda fué construido en terreno poco só- 
lido porque con el temblor de 7 de Abril de 
1845 se resintió toda la fábrica y aun se te- 
mió su destrucción: con tal motivo mandó 
el gobierno civil hacer un reconocimiento, 
y enel informe que dio el comisionado ase- 
gura que el edificio estuvo al desplomarse 
por la causa indicada. Por fin se reparó só- 
lidamente y se decoró su interior el aflo de 
1S47. 

Taimeo: lugar sumamente ameno, pobla- 
do por indios otomites. Tiene una peque- 
ña iglesia dedicada al Arcángel S. Miguel 

Bocíuméo: pueblo ameni:»imo habiudo por 
indios tarascos, con muy bueoa iglesia de- 



retas de casas» introdujo algunas artes*| dicada al Apóstol 3. Pedro^ Por medio 



planteó las «rscuelas y rjerció oq iudujo pa- 
triarcal sobre todos tus fatigrases ha^a su 
rerificada el aAo de 1S43. £q las 
oes del pueblo están situadas las 
afuA^ remales ce Faunao y de la Baitolilla. 
curaaexa^dYutjra «s suvMaoieattt agradable 
por ser casi Ui del calor natura) dai cuerpo 



del fertiiisimo suelo de esta población, past 
un rio que baja del pueblo aoterior. 

ConK población laiserable situada en 1^ 
co»ta de la la^uaa de Cuitxeo por el rum- 
bo del S.; dista una lej^a de Araron, tieaa 
uaa pe^aeOa capilla dedicada á S. Bartolo- 
me, una «sctieia y algunas buenas de irfao- 



kxciao- e$sas a^tas coatieaeo graa eaati-: las ftuultts: eo iodos estos paeblos hay air- 
ead de suJ xio de barita* [chos :adk» (|«e hablan el idioma masabaa- 
Taxb¿«a s« csiahleci4 cecea da aata paa-)Laa lacaiaoe principales de sos vectaos son 

hlo una ík:>rxa da vidrios que apéoas pne* 
¿e sosceoerse por £t!u d^ coa$umc. 

Per. .-^fc^u a e^r.» ctinro los pueblos $i^ 

.Jmrm^ ñcatta Sj i a? X da ia cabalara» 



la peaca del cnarare y dal bagre, bs horu- 
ILca» y tfi ce ::to de la fruta. 
IL ro lamaio de Tssoapécuaro nace en »a 
xiciáfida de Sea. Cntz» sa dtftga de Orieo- 
fia 4 ^KiMt^ naga machas i aii eaee ^ ^ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



63 



haciendas de la Bartolilla, Sta. Clara y Do- 
lores 7 desemboca en la laguna de Araron. 

En la cordillera de montañas que corre 
inmediata á Tzinapécuaro ea notable el ele- 
vado cerro de S. Andrés en el que y en los 
cerros inmediatos se encuentran la caoba, el 
tam piRsiran, el granadillo j otras maderas 
finas de bastante estimación. Este curato 
linda por si P. con el de Acámbaro, por 
el N. con el de Cuítzeo, por el O. con 
el de lodaparapéo, y por d Sur con el de 
ü careo. 

La cabecera está situada á los 19^^ 53' 
de laiítudy 1® 28' de longitud del meridia- 
no de México. £1 curato todo tiene una 
población de cerca de 12,000 habitantes, y 
una área de 54 leguas cuadradas. 
ÜCAREO. 

Los indios llamaron asi este pueblo por- 
que en él abundan mucbo los ucuarts que 
son una fruta de donde se saca la valeriana. 

f!»sde fundación muy antigua y antes de 
la conquista fué frontera del reino de Mi- 
cboacan contra ios mexicanos: fué conquis* 
tado el afio de 1526 por el cacique de Ji- 
lotepecD. Nicolás Montafiéz de San Luis. 

£1 curato fué erigido por el Illmo. Sr. 
Quiroga y dependían de él muchas doctri* 
ñas y visitas: después decayó notablemente 
en población, Ivego fué secularizado y por 
algún tiempo se mudó la cabecera á Zirizf- 
cuaro. Hoy es curato independiente servi- 
do por un eclesiástico del clero secular. 

£1 convento que levantaron en este pue- 
blo los padres Agustinos era antes de mucba 
nonabradla por su comodidad, magnificencia 
y buen gusto. Fué fabricado el afio de 1566 
por el padre Utrera que era un gran arqui- 
tecto y sacerdote de mucho celo: como el 
lugar está en la cima de un monte y en lo 
mas espeso de la sierra, los Agustinos se re- 
sistían á recibir el curato que al principio 
estuvo administrado por los franciscanos de 



Acámbaro y Tajimaroa; pero el provincial 
Fr. Diego Bertadillo, por ocupar algunos 
religiosos nuevos que acababan de venir de 
España» 86 hizo cargo de la administración 
de Ucareo. Puso por primer prior al refe. 
rido padre Utrera quien comenzó á levantar 
un edificio tan suntuoso que llamó la atención 
del virey D. Luis de Velasco quien mandó 
suspender la fábrica, encargando que se hi- 
ciese una obra menos costosa. El padre 
prior que habia invertido en ella sumas coa- 
siderables no quiso abandonar su empresa: 
manilo labrar en el monte toda la cantera 
con el mayor secreto, hizo construir allí tam- 
bién las madres y puertas de madera, y cuan- 
do ya tenia todo preparado pidió licencia 
para levantar una hospedería y convento en 
cuya construcción no dilataría un afio; tanto 
el virey como el provincial se la otorfraron, 
y en once meses construyó el suntuoso edi- 
ficio cuyas ruinas admiran los viajeros. La 
iglesia la construyó el padre Fr. Gerónimo 
Rodríguez dedicándola á San Agustín: aun- 
que no es de bóveda por ser el terreno poco 
sólido, es sin embarco bastante ancba, bien 
grande y muy bella. Tenia antea erigidas 
tres cofradías. 

£1 párroco administra el curato ron un 
solo vicario: la población de la cabecera no 
escede de 2,200 vecinos, y la de loda la 
parroquia asciende á 4,S00: la área del cu- 
rato se regula en 32 leguas cuadradas, 

Ucaréo es paraje de tránsito preciso pa« 
ra marchar directamente de Tzinapécuaro á 
Maravatío, sin rodear por Acámbaro: el cli- 
ma es muy sano y el temperamento muy 
frió. 

La industria principal de los habitantes 
consiste en el corte de madera que condu- 
cen á Morelia, Celaya y Querétaro: los pi- 
nos y cedros de esta comarca son quizá los 
mas corpulentos de todo Michoacan. 

En la hacienda de Jaripeo y las otras 



64 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



cuatro de lajunsdlccion seculiivan el maiz, 
el iri^o, !a cebadla j algunos árboles fruta- 
les* Abundan macbo los magueyes de los 
qu<» »acaD los indios gran cantidad de pul- 
que que e;^>eodeo á los pasajeros. 

L>eütro de los términos de esta parroquia 
hay al>;ui)as minas de azufre, mucho mas 
neo (luii el del cerro de Satí Andrés: abun- 
dan irt(ubu*a el vot, el ocre, el almagre, la 
. U|).uu)^a V o\ alumbre* 

\\r\ \\\ i I lid do I cerro llamado del Chino 

,oc ..ia ^>'^ varas mas elevado que Uca- 

cc», )if> uiut t>clU planicie donde se encuen 

MUÍ )• i^;f»M ivriuales que forman el lago 

..ic». .íh» ^ o{\ vi uvmbrd de Laguna Verde 

. «t i < w*(>4 «{uu presenta en su superficie. 

i •us.v» lU'pvihJíí» en lo político de la pre- 

1 . .. ( .0 'r'MiM(.K^cuaro: tiene una escuela 

, lUi uii^^ones, al<^unas casas dé 

, . 1. .1.1 (ii/t!ftt de madera) y un comer- 

.; ...,í ;(Ov:rttfica es á los 19 ® 55' 

. . , . ,u.!ud vi* ^V 00'' de longitud 

Miu) dg Mi^xico. Dependen de 

o \vA |HivbK)« siguientes: 
...i'» luj^ar de 600 vecinos, to- 
> lo. .M.aA%v4^ v)ue se mantienen de la 

..<, xf\nM#iir^f pueblo mas gran- 

.. I .^» »|u^í vt «uicrior, situado en la 

. . » .i Mi»^; ^»uii ranchería muy mise- 

... I uo u c^muiala: Fi*. Juan Ber- 

* . IV *»uu dvl convento de Acámba- 

. . . » \ lundO ♦•W pueblo. Sus ha- 

., »iuuau»Mtu do cortar maderas. 

, . . . o iiaiiup(i l^«"a deUcaréoyCá 

^ . ^ . r- i.uiCHoro, lugar de 300 ve- 
. .. . ^ *^ Muaiiu»ne« de labrar madera: 
...,/. v^ut dt> Ucaréo y cinco de Ma- 



ravetío. Todos estos pueblos tienen capi- 
lias decentes, habilitadas para la celebración 
de la misa. 

El curato linda con los de Tzinapécuaro, 
Acámbaro, Maravatío é Irimbo. 

ZIRITZICÜARO. 

Pueblo antiguo situado muy cerca del rio 
de Lerma que riega sus terrenos y los hace 
en gran manera productivos. Fué vitaría fiji 
del curato de ücareo servida por religiosoí 
Agustinos. Tiene una hermosa iglesia par- 
roquial donde se venera una imagen deJesas 
Crucificado que aman mucho los pueblos de 
hs inmediaciones, y á la que se tributa un 
culto estraordinario en toda la comarca. 
Cuando se secularizaron los curatos de re- 
gulares, quedó Ziritzicuaro erigido en bene- 
ficio independiente , administrado por uq 
párroco y un vicario. 

Hay erigidas en esta parroquia dos co- 
fradías: el atrio de la iglesia sirve de ce- 
menterio. 

Admira ciertamente la magnificencia j 
frescura de la vegetación que hacen á este 
pueblo bello, ameno y pintoresco. 

Dependen de este curato los pueblos de 
San Pedro Uripitio, Sao Mig-uel, Curinguato 
y Yurécuaro el Chico que tienen decentes 
capillas habilitadas de todo lo necesario pa- 
ra' Isr celebración de los divinos misterios* 
La población de todo el curato asciende á 
2,600 habitantes. 

Ziritzicuaro tiene una escuela de nifios, 
un encargado del correo, dos ihesones j 
poca« casas die terrado : depende de la 
Prefectura de Maravatío. 

Su longitud es 1° 21' 00": su latitud 19® 
53': su área se regula en 13 leguas cua- 
diadas. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN, 



66 



TAXIMAROA. 

Paeblo mnj antiguo de los indios "Taras- 
cos. Después de la conquista tocó en en- 
comienda al espaflol D, Juan Velazques 
de ¿alazar; luego fué república de indios 
con gobernador, y cabecera de partido; éste 
lugar debió su esplendor antiguo á los pa- 
dres franciscanos que no solamente lograron 
la conquista espiritual y fundaron allí un 
coo?ento el año dé 1550, sino (fue desmon- 
taron los bosques, é hicieron productivos los 
desiertos, enseñaron á los indios* la agricul- 
tura, fundaron escuelas y hospitales y le die- 
ron a Tajimaroa y á sus doctrinas tal gra- 
do de bienestar que apenas se puede creer 
hoj lo que acerca de esto refieren los cro- 
nistas de la época. 

£n 14 de Setiembre de 1598 el virey 
Zuflign comisionó al Sr. D. Martin Cerón 
Saavedra para reunir en congre'^^acion, en el 
punto de Taxrmaro/^, á los indios dispersos 
en muchos pueblos inmediatos, que eran una 
especie de barrios de la cabecera. En esta 
época se construyó la iglesia parroquial que 
algunos años después fué mejorada en su 
fábrica material; hoy está servida por un cu-* 
ra clérigo, un padre sacristán y dos vicarios: 
esta iglesia es la misma que pertenecía á los 
franciscanos; está dedicada á Sr. San José, 
es de construcción sólida, amplia y de mal 
gusto: hay establecidas en ella dos cofiadias 
y hermandad de vela perpetua. 

La iglesia del hospital y otras dos mise 
rabies capillas completan los templos de es- 
te lugar. 

£1 curato cuanta 10,000 habitantes: la 
cabecera con 3,000 vecinos. 

En las inmediaciones de este pueblo se 

9 



encuentran varios cráteres apagados de voi^ 
canes antiguos de los que sacan los ?ecinos 
g^an cantidad de azufre de escelente elase. 
A mas de esta industria se dedican á la 
agricultura, at comercio al menudeo y á los 
tejidos ordinarios de algodón y lana. 

Taximaroa tiene ayuntamiento, dos escue- 
Iss para niños y niñas, receptoría de alca- 
balas, casa de correos, dos mesones y algu- 
nas, fábricas urbanas de regular construc- 
ción. 

Dependen de este curato los pueblos de 
San Sebastiun Chapatuato que está situado 
ya en la tierra caliente, San Lorenzo Que- 
réndaro, SaiY Bartolomé Cuitaréó, San Pe- 
dro Catarácuaro, San Matías Cataracua y 
San Lucas Cuararapéo, en todos loa que hay 
capillas habilitadas de los vasos sagrados y 
paramentos necesarios para la celebración 
de la misa: ademas le pertenecen once ha- 
ciendas, y cuarenta ranchos de poca pobla- 
ción. Su situación geográfica es á los 1^ 
16* 00" de longitud y 19« 40' 45'* de la- 
titud. 

El temperamento de Taximaroa y de sus 
doctrinas es frió, esceptuando el del pueblo 
de Chapatuato que es bastante caliente. 

El trigo qué se dá en esta jurisdicción 
es de muy buena calidad: seria muy útil á 
los dueños de las fértiles haciendas com- 
prendidas en aquella, que aprovecharan pa- 
ra molinos de harina las aguas elevadas de 
algunos arroyos y manantiales. 

La área del curato se regula en 48 leguas 
cuadradas, y linda con los curatos de Irim- 
bo, Maravatlo, Tuxpan, Tlalpuxahua y 
Charo. En el orden político está compren- 
dido en el Distrito de Maravatío. 



^«OnCIAS PARA LA HÍ8TORIA 



.«. ^\éu m* ix* dido en eoco- 
« . « ^uiiu«r«» «spsfiol al conqu¡9 
\Aa ^«^MtflK é»ZtIazar: perte* 






I '«^tfc\ui»ide Mira vatio, tiene 
^^^sA u .9UI» «alan sujetas las te- 
/ V» w»>N £:>ttBgoio y Zintzinga- 
. ..-auo ^ « 19^ 42' 00" de la- 
'U * ie toogitud del meridiano 
..^ i» :>ur d« Maravalto y á dos 
.V. ie Tlxioiaroa, 
, '» >us^hab¡tantes al cristianismo 
••«^ 'rauciscaaos de Taximaroa, 
V.. uo fué doctrina durante mu- 
«« •« K) quedó constituido en be- 
...^^ viKiteote á principios del siglo 
* c^4 parroquial está dedicada 
o. >Mi un caflon sólido y amplio 
. . vi .icvvrado en estos últimos años 
4. . s .io cantera estucada. Como la 
. u ... V» I limbo ha decaído á propor- 
. .vv<> ta de Anganguéo, los pár- 
u. k u^uAiadado á este mineral la cabe 
:. : vUiaiiK Irimbo tendrá hoy poco 
. t . VO habitantes: en el orden ecle- 
, ,» .\ .^«iidaii de el los pueblos de An- 
. .^ '.uiaingaréo, Aporo, Epunguio y 
x\ '.\ hacienda de Jesús Nazareno de 
i ^ con otras nueve de menos im- 

. .u 31 ranchos y 9 estancias: la área 
v/ , i. av» *c calcula en 32 leguas cuadra- 
Ai \ .( |»obl«cion total en mas de 1S,000 

V.liiuniitrun el curato un párroco del cle- 
in uvular y cuatro padres vicarios» de loa 
^ II »U.4 uno reside en Irimbo, otro en Sen- 
m.iv» V dojí que acompañan al cura en An- 
^.uiguoo: he dicho que este nr^neral es el 
icuuu dü riqueza y poblacio» de esta co 
iii.iKa, y por tomismo conviene hablar de 
el (Oii mas detención. 



poblada de encinos y pinabetes ár7 legvts 
al Sur de Tlalpuxahua y cinco al Poniente 
de Irimbo. á los 1« O' 30" de longitud y 19« 
39* 30," de latitud. Durante el tiempo del 
gobierno espafíol. nunca excedió de 3.000 
habiíantes: hoy tiene 8,900 en su roonicipio; 
cuenta con ayuntamiento, casa de correal, 
tribunal de minería, dos escuelas, regular co* 
mercio y decente caserío: debe sus progre- 
sos á una compañía de mineros que es(á 
bajo la dirección del laborioso alemán D. 
Pedro Leyendeker. 

La parroquia que era muy pobre fué 
construida hace muchos afios: en la actuali- 
dad se encuentra reparada con gusto y liene 
decentes paramentos para el culto. EISr. 
cura D, Juan Villaseflor, auxiliado coa Us 
limosnas del vecindario, decoró los altares 
y estableció una conrraternidad de vela per- 
petua: el patrón del lugar es San Simón 
Apóstol. £1 camposanto, eonstruido á al- 
guna distancia de la pob}acioR« e» decente 
y tiene una capilla donde no se celebra misa* 
Hay en este mineral vetas bastante ricas coa 
gran número de minas denunciadas y algu- 
nas en laborío: sus frutos producen medio 
millón de pesos anuales, y las platas se be- 
nefician por fuego y por amalgama en algu- 
nas haciendas bien habilitadas. Se encuen- 
tran en eata serranía muchas minas de cobre 
y de plomo, algunas de caparrosa y pocas 
de azufre. Seria de gran provecho par^ 
estos lugares que o] gobierno de Michoacaa 
procurase el establecimiento de una casa de 
moneda en Anganguéo y esceptuase de to- 
do derecho el fierro, la sal, el azogue y lo» 
demás objetos indispensables para el bene- 
ficio de metales: todo quedaría compensado 
con los derechos de platas que han ascendi- 
do alguna vet á la suma de treinta y cinco 
mil pesos anuales. 

Cerca de Anganguéo se encuentra I» 
\ii¿anguéo está situado en una sierra j hacienda de Troarea, que úeme bastante 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



67 



poblacioQ y una capilla decente; sus ve- 
cinos st sostienen con el producto de los 
robles, encinos y cedros que cortan para 
vender la madera, con las siembras de maíz, 
trigo, cebada, frijol y legumbres, y con la 
crisi de los ganados vacuno y lanar. 

£1 pueblo de Senguio tiene algo mas de 
mil vecino», decente iglesia dedicada ¿ San 
Pedro Apóstol y un regular caserío: reside 
abi un vicario fijo que administra 2»500 fe- 
ligreses: en el orden político Siguió tiene 
ayuntamiento que depende de la prefectura 
de Maravatio. 

San Francisco Ejmnguio es un pueblito 
que cuenta con 500 vecinos y una pequeOa 
irtesia: dista una legua de Irimbo por el 
rumbo del Este y cinco de Maravatío por el 
del Sur: sos habitantes se mantienen de la 
agricultura. 

Aforo dista dos leguas de Irimbo y tres 
de Anganguéo: su ij^lesia es antigua, pero 
faa sido decorada hace pocos aflos: su patrón 
es San Lucas Evangelista: este pueblo tie- 
ne mas de mil habitantes, una escuela cos- 
teada por el vecindario, un mesón y algunas 
casas de buena apariencia esterior: sus ve- 
cinos se dedican á la agricultura y trabajan 
fustes de sillas, tablas y tejamanil. 

Sinsingarco: pueblo de 600 vecinos, si- 
tuado á dos leguas ni N. de Irimbo y tres al 
S. O. de Maravatio: tiene una capilla re- 
gular dedicada á la Concepción Inmaculada 
de la Santísima Virgen: el comercio de los 
habitantes consiste en el pulque, carbón y 
maderas. 

£1 temperamento de Irimbo y de todos 
los pueblos antedichos es frío y sano. Las 
enfermedades dominantes son las pulmonías 
y disenterias* 

El curato linda con los de Tlalpuxabua, 
Taüimaroa, Maravatio y Tuxpan. 

Los cerros y montafias mas notables son 
las metalíferas de Anganguéo. 



En terrenos de este curato se podrían 
cultivar con muy buen éxito las peras gam- 
boas, la vifia y la linaza. 

MARAVATIO. 

Pueblo importante, situado á las orilhs 
de un rio pequeüo que va á unirse con el 
grande dé Lerma; parece que ya existia 
antes de la conquista y era uno de los puntos 
de frontera del antiguo reino de Micboacan 
con el imperio de Moctezuma: la población 
espafiola se fundó en 1535: entonces se 
avecindaron también muchos indios que te* 
nian república con su gobernador: durante 
la dominación espaflola este pueblo tuvoai* 
calde mayor. 

La conquista espiritual fué hecha por los 
franciscanos de Acámbaro, y el curato des- 
de su erección está servido por un eclesiás- 
tico del clero secular. En Maravatio se fijó 
uno de los mojones que servían de límite 
entre los obispados de Micboacan y Méxi- 
co; y en efecto este es el último curato de 
aquella mitra por el rumbo del Oriente. 

La iglesia parroquial no tiene orden ar« 
quitectónico, es un cañón con bóvedas y 
cruceros, sblido y de mal gusto: está dedi- 
cada á S. Juan Bautista patrono del lugar. 

La pequefia iglesia del hospital, la de la 
Columna, la del Sr. de los Herreros y las 
de los camposantos de S. Nicolás y S. Mi- 
guel Caraguango son los únicos templos 
donde se celebra misa: el curato tiene eri- 
gida una sacristía mayor, y la feligresía es 
administrada por el cura y tres padres vica- 
rios. En la parroquia hay establecidas tres 
cofradías y una confraternidad de vela per- 
petua: el cementerio es nuevo y aseado: se 
empezó k construir on decente panteón 
pero no se ha llegado á realizar este pen- 
samiento. 

La población del cascp se regula aa cia- 



68 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



co mü Fecinos 7 la del curato en 10.000 ha- 
bitantes: la superficie de éste se ha cilcqla- 
dp en 35 -Jeguas cuadradas. 

Este pueblo es punto de tránsito de Mo- 
relia para México; tiene una plaza benita, 
algunas casas de dos pisos, y muchas de 
uno solo pero de muy buena construcción: 
es notable la del Sr. D. Antonio Balbuena^ 
la junta directiva de la empresa de diligen- 
cias del camino de México á Morelia ha 
levantado un bneu puente sobre el rio in- 
mediato 4 la población. 

El afio de 1855 el gobierno general, en 
quien residia entonces el poder legislativo, 
concedió áMaravatío el título de Vjllay va. 
rias veces ha sido cabecera de prefectura: 
tiene ayuntamiento, juzgado de letras, adr 
ministrapipnes de alcabalas y^ de correos, 
dos escuelas, algún alumbrado, fuentes pú- 
blicas, muchos mesones y posadas y una 
casa de diligencias bien servida. Los bar- 
rios de S. Nicolás y S. Miguel, que están ea 
los suburbios del lugar, tienen también sus 
plazas é iglesias. 

Los recursos de los habitantes consisten 
én la 4igricultura, el coiriercio al» menudeo, 
las engordas de cerdos y la traginería con 
muías y carros. Lqs terrenps son muy fera^ 
ees y producen con abundancia maíz, trigo, 
chile, frijol, frutas y toda clase de hortalizas. 
Dependen del curato tres pueblos, tres 
haciendas y ciento cincuenta y ocho ran- 
chos: los pueblos son los siguientes: 

Tupatáro de temperamento frió, con igle- 
sia y con buenos elementos para la agri- 
cultura. 

TuTígaréo al Norte de Maravatío situado 
á la otra orilla del rifl grande con una pe- 
quefia capilla. 

8. Migtid el AliOf pueblo mas grande 
que el anterior situado en la Sierra, de tem- 
peramento frió, con una iglesia aseada: sus 
habitantes se mantíeoen del corte de made- 



ras. En 1^ hacienda de Pateo y en otras 
tres de la jurisdicción hay oratorios donde 
se celebra misa los dias festivos. — Ea este 
curato se hablan los idiomas tarasco, otomf, 
mexicano y mazahua. 

La situación geográfica de la villa es á 
losl© 11' O'' de longitud del meridiano 
de México y á los 19 ^ dV de latitud. 

El curato linda por el P. con los de A- 
cámbaro y Ucaréo, por el S. con el de 
Irímbo, pofél N. con los de Acámbaroi 
Tlalpuxahua y Ziritzieuaro, por el O. con 
los de Tlalpuxahua y algunos pueblos del 
arzobispado. 

TÜXPAN. 

Antes de la conquista este pueblo era co- 
nocido con el nombre de Tocpan y senia 
de límite entre el reino de Michoacan y el 
imperio Mexicano: los antiguos indios de 
Tuxpan eran muy leales, valientes y aguer. 
ridos, motivo por que disfrutaron siempre 
la confianza y protección de los monarcas 
miehoacanps. 

Los religiosos franciscanos de Jilotepec 
convirtieron y bautizaron á los indígenas, 
arreglaron el pueblo, y después de algunos 
aflos lo mudaron al lugar donde está. Su 
situación es bella y pintoresca: colocado en 
un hermoso valle y rodeado de montaflas 
elevadas, fertilizan sus terrenos aguas abun- 
dantes qqe los hacen sumaniente produc- 
tivos. 

Los franciscanos no solamente sirvieron 
muchos afios el curato, sino que erigieron 
ahí un convento que subsistió haata fines del 
siglo pasado en que entregaron la iglesia al 
ordinario pqr la escasez de religiosos y su- 
ma pobreza del país. 

La parroquia es de muy buepa cpbsU'uc- 
cion, bastante amplia y decente: eq su inte- 
rior hay una capilla bien adornada donde 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



69 



se Tenera ei cuerpo de 8. Victorino mirür 
qae biso venir de Roma un eclesiáafico ve- 
colar muy rico, que construyó la capilla 
de an propio peculio, Ln anticua condesa 
de Miravallea, duefia de las mejores fincas 
rústicas del territorio de Tuxpan, cooperó 
con gruesas sumas para la fábrica material 
de esta parroquia. 

Elcurato de Tuxpan tiene 9,200 habitan- 
tes en una área de 49 leguas cuadradas: la 
cabecera está colocada al pié de un cerro 
elevadlsinio, cerca de un rio que es allí 
conocido con el nombre de rio grande de 
Tuxpan^ y que va á unirde con el de las 
Babass la población del lugar apenas llega 
rá á 1,200 vecinos, sin incluirlos de la ha- 
cienda de Sia. Catarina que está muy in- 
ipediaia y que tiene crecido número de 
habita ntes: su situación geográfica es 19 ® 
34' de latitud y 1 ® 8' O" de longitud del 
n^erídiaoo de México. 

Las aguas de Tuxpan son poco saluda- 
bles porque vienen impregnadas de sustan- 
cias minerales que conduce el rio llamado 
de Anganguéo, 

£)n las inmediaciones de este rio se en- 
cuentra una rara especie de Salvia que reco- 
mienda mucho el Sr. D. Pablo Lallave en 
uno de los artículos del Registro Trimestre. 

£1 párroco administra este curato con dos 
padres vicarios, de los cuales uno reside en 
la vicaría fija del pueblo de Jungapéo que 
está ya en Tierra Caliente: es este un 
lugar célebre por la gran cantidad de plá- 
tanos que produce y por la calidad superior 
de ellos: hay algunos aflos en que el comer* 
cío de este solo ramo baya sido estimado en 
ochenta mil pesos. 

La parroquia de esta vicaria es también 
muy boena: fué construida con las limosnas 
del vecindario y principalmente con las que 
piiniatróla referida condesa de Miravallés. 

Cerca de este pueblo se encuentran las 



aguas calcáreas de Purea que son sumamen- 
te calientes y, como he insinuado ya en otra 
parte, tienen la virtud de petrificar en poro 
tiempo las sustancias animales y vegetales 
que caen dentro de ellas: se hallan situados 
sus manantiales á los 19 ^ 20^ de latitud y 
1^11' 17" de longitud. Depende de esa 
vicaria la hacienda de Pucuaro que tiene 
45 ranchita. 

También dependen de Tarpán los pue* 
blos de Sirahuato y Tumndéo: ambos son 
de temperamento frío, tienen oapillas para 
la celebración de la misa y una laboriosa po- 
blación que se dedica á la agricultura. El 
patrón del primero es 8. Francisco de Asis 
y el del segundo S. Marcos evangelista. 

El curato de Tuxpan linda con los de 
Tlalpuxahua, Eiúcuaro, Zitácuaro, y Tu- 
santla. £1 lindero entre Tuxpan y Tusan- 
tla pasa por terrenos de la hacienda de Pu- 
cuaro, y este mismo límite sirvt^ tanto en lo 
civil y político, como en el orden eclesiás 
tico. 

Tuxpan tiene ayuntamiento que depende 
de la prefectura de Zitácuaro: ademas dos 
escuelas, una para niflos de cada sexo, un 
mesón, una sub-receptoría de alcabalas y 
un encargado del ramo de correos. 

En los cerros de sus inmediaciones se 
encuentran grande? criaderos de fierro su- 
mamente ricos que podrían esplotarse con 
provecho de los empresarios. 

TLALPUXAHUA. 

Real de minas, situado en lo mas áspero 
de la sierra de su nombre, é los 19 ® 47* 
36'' de latitud y O <=> 56' O" de longitud 
del meridiano de México. Es uno de los 
minerales roas antiguos de la República: fué 
esplotado por los indios antes de la conquis- 
ta: su nombre en el idioma mazahuatl quie- 
re decir tierra fofa. 



50TICIAS PARA LA HISTORIA 



i 



faeroD sirajendo macho oso que tienen* En el misiDO ce» 

I n j ^ g f o de vecinos des- ' inenterio de la parroquia está situada la igle» 

la i«nM{ini j, j sos niinas sía de la Sma. Trinidad que es la mas an- 

que prodajeron tigua de la población: está casi anuioada 



ms s 



Dass«fi ír»^-iiírtae» 

¿e penas: la de Borda di6 sin embargo de que cuida de ella unacofra- 
» e^ x>co9 aftos fi rtt de oeho mi* . <)í* de Triniíaríos. £1 convento de S. Fran- 
La iTFfl! ■cion de ISIO destruyó el c'>^o fué fundado el afto de 1600: el templo 
T r— íiii 10 de pbus, biso paralíxar tos ¡^ hermoso y cap2|z: en él está iabumado 
m¿ftj-v»« y »i prod-jcros decayeron en lér* el cadáver del célebre poeta mexicano Fr. 
i de qae la pobla ci o o se redojo á una j Manuel Navarrete: la provincia de fraocis- 
pane: elaflodelS^se volvieron I canos biso construir un mausoleo seoctlloi 
á kt:...jur bs mioas y boj se trabajan por las cenizas de este sacerdote ilustre que (^ 



algvMt eoaapaúías de oactO'!ales y estran- 
jcsw qoe bao introducido en so laborSo 
faenes capitales y planteado una bella má- 
quina de vapor para el desagüe* 8ío em. 
bargOf la población no ha vuelto á su anti- 
goo esplendor* 

El curato fué erigido en 1567 por el Illroo. 
8r* D. Antonio de Morales: la parroquia 
primitiva era muy ruin; la que hoy existe e^ 
magnifica: fué construida por el vecindario 
en virtud de una competencia que éste sos 
tuvo con el pindoso y rico minero D. José 
de Borda, (*) francés que vino á Nueva-Es 
pafla el ano de 1716, que sacó dejas mina^ 
de Tasco, Tlalpuxahua y Zacatecas mas di 
treinta millones de pesos, y que empleó 
gran parte de su caudal en obras de benefi. 
cencia. £1 templo es tocjo de pafleria con 
capillas á los lados, hermosa cúpula, bella 
sacristía y riquisima decoración interior. 
Los vasos sagrados, las campanas, el órga- 
no y las torres son muy buenos, y los para* 
mentos todavía son decentes, á pesar del 



(*) Borda ofreció levanUr por su cuenta la igle- 
sia parroquial: los vecinos lo ouerian obligar á que 
estendiora una escritura de nanza que asegurase 
su compromiso: aquel so negó á esta exigencia y 
los vooinos emprendieron solos y llevaron ft efecto 
la fábrica; Borda entonces levantó solo la parro- 
quia de Tasco que es muy semejante á la de Tlal- 
pujahua, para probar con eso que tenia caudal su- 
firáento para la ompresa« 



lleció siendo guardián de esta casa el 16 de 
Julio de 1809. A la entrada de la pobla- 
ción se encuentra el Santuario de Ntra. Sn. 
del Carmen, que fué construido á prioci- 
pios del siglo XVIL La imagen que alli 
se venera se halla pintada en una pared de 
adobe que permaneció muchos afios espues- 
ta á las inclemencias del tiempo. Los mi- 
neros han construido cerca de este templo 
un pequeño hospital. 

El camposanto que hoy existe, es muj 
üiiseí able: se está reponiendo con otro mas 
estenso y cómodo, contiguo á la misn» 
iglesia del Carmen. £n los barrios se haa 
construido cuairo capillas donde se celebra 
misa: la de Puzla consagrada al culto de 
una imagen de Jesús crucificado; Udel 
Siñor del Monte: la del barrio de arriba y 
la del Señor de los Zapateros que ba sido 
repuesta hace pocos aflos y tiene un ber* 
moso templete. 

Tlalpuxahua es prefectura: tiene ayoo- 
tamienio, juagado de letras» tribunal de mi- 
nería, albóndiga, administraciones dé rentas 
y de correos, escuelas para ambos sexos, 
maa de treinta manzanas de casas, dos me- 
sones, y edificios graciosos de uno y ^ 

dos pisos. 

It 
Comprende el curato ocho pueblos, ca- 
torce haciendaa de campo y gran número de 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



71 



ranchos independientes: la población del 
casco es de 3,600 vecinos: la del curato es 
de Jf .000 babitantea. 

Seis de los pueblos están habitados esclu- 
síramente por indios: dos por individuos de 
razas mistas: en todos hay una placita y ruin 
caserío. 

En Tarimanga^ho los indios hablan el 
idioma macahuait, se mantienen de hacer 
carbón y han construido una capilla pobre, 
dedicada á Ntra. Sra. de Guadalupe. 

Tlacoiepec tiene una capilla dedicada á 
la Sma. Virgen bujo la misma advocación 
que el anterior: es muy aseada y decente: 
las funciones de este pueblo son por lo re- 
cular mas solemnes que las de los otros. 
Desde el tiempo del Sr. Quiroga ejercen 
estos naturales el oficio de zapateros: en es 
tos últimos afios se han dedicado á estraer 
el pulque que espenden en Anganguéo. 

Los otros pueblos son: Tlalpuja guilla 
que tiene una iglesita pobrlsima dedicada á 
S. Juan Bautista. 8ta. Mnriti cuyos ha 
hitantes son alfareros. Los Remedios cu- 
yos vecinos trabajan la cal, y S. Lorenzo 
que tiene, lo mismo que los dos anteriores, 
capilla muy pequeña y desaseada. 

Los pueblos de raza mista son 8, Fran- 
cisco y los "Reyes. El primero tiene algu 
na población y capilla muy aseada y el se- 
gundo una iglesita pobre. En éste se ha 
establecido hace pocos afios una fábrica de 
vidrios que hace circular algún dinero entre 
los miserables operarios. 

Entre las haciendas de primera importan- 
cia que tiene este curato, debe contarse eu 
primer lugar la de Tepusltpec donde reside 
un vicario fijo que facilita la administración, 
y donde hay una decente iglesia bien habi- 
litada y atendida. Las haciendas del 8al¡- 
trillo, Tepetongo, S. José 'y la Estanzuela 
tienen excelentes terrenos de labor para 
maíz, trigo y fr\}oK 



Inmediato á Tlalpuxahua está el cerro de 
Tarimangacho, conocido en nuestra histo- 
ria por el nombre de Fuerte del GaUo: tie- 
ne 8,879 pies dtl Rhin de altura sobre el 
nivel del mar; el pueblo está 1,735 pies mas 
bajo que la cumbre del referido cerro. 

£1 curato linda con los de Ziiácuaro» 
Irimbo, Tuipan, Maravatio y algunos pue- 
blos del Arzobispado. 

En Tlalpuxahua nacieron el Sr. Lie. D. 
Ignacio Rayón, uno de los caudillos mas 
notables de nuestra independencia, y sus 
hermanos los Sres. D. Ramon« D. José 
María y D. Francisco que militaron todos 
por la misma causa. 

Fué también oriundo de este lugar, el 
docto franciscano Fr. Juan López Aguado 
orador distinguido, humanista y místico de 
gran reputación; falleció en 1748. 



PAZTCÜARO. 

Esta ciudad era antes de la conquista un 
barrio de Tzintzuntzan y lugar de recreo de 
los monarcas Michoacanos: algunos lingüis- 
tas dicen que Páztcuaro significa en caste- 
llano Ivgar de alegfía; y realmente me- 
rece llamarse así por su magestuosa situa- 
ción casi sobre la margen del bellísimo y 
pintoresco la^^o de su nombre. La pobla- 
ción cristiana de esta ciudad reconoce por 
fundador al Illmo. Sr D. Vasco de Quiro- 
ga, quien trasladó á ella, el afio de 1540, 
la iglesia catedral que estaba antes en Tzin- 
luntzan, antigua capital del reino de Mi- 
choacan. 

Al trasladar el Sr. Quiroga la iglesia ma- 
triz y la sede de^u gobierno, trajo consigo á 
Petzcuaro veintiocho familias de espafioles 
y mas de treinta mil indios tarascos que po- 
blaron la nueva ciudad: ésta ref^ibió del em« 
fierador Carlos V el titulo áe ciudad de Mi- 
thaacan en cédula de 98 de Febrero de 1834^ 



72 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



£1 Sumo Pontífice Paulo III, la declaró 
ciudad y corte episcopal en bula de 15dS: 
el Sr. Julio 111 aprobó de nuevo la trasla« 
cioQ en breve.de 8 de Julio de 1650, y 
finalmente el mismo Carlos V en 20 de Ju* 
lio de 1658 le concedió escudo de armas 
que la ennoblecía. 

Páztcuaro está situado á los 2 ^ IG' 18*' 
de longitud del meridiano de México, 19 ® 
27' de latitud, 2,203^ metros sobre el nivel 
del mar y 76 varas castellanas sobre la su* 
perfíoie del lago. Colocada la Iglesia ma* 
Criz en la cima de una loma de donde st 
desciende ala pequefla planicie en que se 
encuentran la magnífica plaza y lo principal 
del caserío, el plano es muy desigual, las 
calles tortuosas y angostas, pero el todo 
presenta á primera vista un aspecto agrada 
ble, sorprendente y pintoresco? todos los edi 
ficios están cubiertos con tejas: la plaza tiene 
180 varas por cada costado, muy decente 
portaleña, gran número de casas de dos pi 
sos y una elegantísima fuente que decora su 
centro y surte de agua al vecindario. Cuen- 
ta ademas la ciudad, con la plaza que está 
al frente de la parroquia, conocida con el 
nombre de barrio/uerte^ con la de San Agus- 
tín y con algunas plazuelas de menos impor. 
fancia: con mas de cien calles y callejones, 
alumbrado, dos escuelas para niHos de am- 
bos sexos, un colegio, un hospital, tres 
mesones y gran número de fuentes públicas 
y privadas. 

En el orden político ha sido siempre la 
segunda ciudad del Estado por su antigüe- 
dad, recuerdos é ilustración; capital de pre- 
fectura, con ayuntamiento desde la época 
de su fundación, con juzgado de letras y 
administraciones de alcabalas y correos. 

En el orden comercial, es el cent^> de 
grandes negocios y el depósito de los pro* 
ductos de la Sieira y de la tierra caliente: 



sus tianguis ó mercados se hacen los vier. 
nes de cada semana. La agricultura, lu 
fábricas de aguardiente, el tráfico del cobre 
labrado, la arriería, !a pesca algunos tejidos 
ordinarios de algodón, y el comercio al me^ 
nudeo ocupan á la mayor pane de los ha* 
hitantes. 

El Illmo. Sr. Quiroga erigió, desde la fuo- 
dación de la ciudad, el curato que deaem- 
peñaron primero loa religiosos fraociscaní», 
y después eclesiásticos seculares de Im 
cuales algunos se han hecho ilustres porn 
virtud y literatura, como los Srea. D. Juu 
Melendez Carrrño yD. Eugenio Póacede 
León. 

La primera catedral fué erigida provisio- 
nalmente por el Sr. D. Vasco en el mismo 
lugar que hoy ocupa la iglesia de la Com- 
paflía, mientras se edificaba el soberbio tem- 
plo de cinco luives en forma de mano que 
comenzó á construir aquel prelado; apeoas 
pudo concluirse una sola de estas naves qae 
sirvió primero de Catedral y hoy de parro- 
quia á la ciudad: *Mos vestigios que han que* 
dado de esta obra, dice el Sr. D. Juan More- 
no, son la admiración de cuantos curiosos de 
antigüedades ven á Pátzcuaro: la nave de 
enmedio que se llegó á cerrar, auuque do 
de bóveda, es de. tanta estension que sirve 
hoy sola de parroquia, y caben en ella con 
desahogo tres mil personas: las escaleras que 
para subir á la torre se hicieron y que per- 
manecen aún [l] son de arte tan esquisito, 
que por un lado es la subida y por otro la 
bajada, y ninguno de los que suben 6 bajan 
es visible por el otro lado.*' 

Los tainaüos colosales del edificio y la 
circunstancia de haberse construido en ter- 
reno poco sólido asustaron al gobierno es- 



(I) Kepnto como un acto de barbarie qae «I 
párroco y una parte del vecindario hayan hecho 
derribar el año de 1S46 estos soberbios carteóles 
que no tenían rivales on cuantea umploa posee la 
República. 



DEL OBISPADO DE AUCHOACAN. 



73 



pafiol, quien mandó peritos que lo recono- 
ciaran: no debe haber sido favorable el in- 
forme de los facultativos; pues Carlos V 
mandó suspender la fábrica y cerrar con 
artesonado de madera la nave concluida; el 
tiempo ha demostrado que tuvo razón el 
monarca espafiol, porque esta iglesia fué 
deteriorándose con los temblores, basta que 
al fin se desplomó en el terremoto de 7 de 
Abril de 1845. El vecindario acudió á la 
generosa piedad del Sr. D Francisco! turbe, 
quien ministró la mayor parte de los fondos 
que se necesitaron para la reedificación: ésta 
se hizo cot magnificencia y buen gusto 
concloida la fábrica se abrió de nuevo el 
templo el i? de Enero de 1857: subsistió 
apenas año y medio, porque volvió á des- 
plomarse con motivo del temblor de 19 de 
Junio de 1858. El trascurso del tiempo ba 
venido á justificar, al cabo de 300 años, el 
dictamen de los peritos. 

£n esta ciudad fundó el Sr. Quiroga, el 
afio de 1540, el primer colegio que se plan- 
teó en Nueva España, que fué el que boy se 
llama de San Nicolás obispo: en ella esta- 
bleció el hospital de Santa Marta para que 
sirviera de modelo á los restantes del obis- 
pado: en ella hizo construir un templo á 
Nuestra Señora de la Salud, patrona déla 
diócesis, cuya imagen habia mandado hacer 
de caña de maíz: en ella según la antigua, 
respetable y nunca interrumpida tradición, 
hizo brotar el agua potable con nn golpe de 
su báculo (2) motivo porque la veneración 
conaun logró que se pusiese en el golpe de 
las aguas una ara coasagrada que subsiste 
todavía después de trescientos aflos: la sim- 
ple vista del manantial y de su elevación, el 
reconocimiento de la dureza de la peña, y 
otras circunstancias nada despreciables. 



(2) También las tradiciones deben figurar en 
una Estadística. 



confirman en cierto modo las noticias tradi- 
cionales; en ella erigió un colegio da vírge- 
nes para la educación de las niñas: en ella 
por último consagró una campana' que aun 
existe y que aprecia mucho aquel vecin- 
dario, como tierno recuerdo de su primer 
Pastor. 

Ademas de la iglesia parroquial existen 
en Pátzcuaro los templos siguientes: 

San Francisco, el Tercer Orden, la Com • 
pafiía, San Águstin, San Juan de Dios, el 
Santuario de Nuestra Señora de la Salud, 
el de la Santísima 'Virgen de Guadalupe, el 
\ Calvario, el Hospital de San Franciáco, el 
Hospital de San Águstin y el Señor del 
Humilladero. 

Fray Martin de la Coruña, apóstol de 
Micboacan, fué el fundador del convento de 
franciscanos: la iglesia es de buena capa- 
cidad: esiá^ aseada y adornada sin guato: 
en ella está sepultado el cadáver del vene- 
rable fundador. 

El Tercer Orden fué construido á espen • 
sas de los hermanos del Cordón: es una 
iglesia pequeña y limpia donde se venera 
una imagen de Jesucristo crucificado que 
venera mucho el vecindario. 

El convento de San Agustín lo mandó 
fundar el venerable Fr. Alonso de la Vera- 
cruz, de acuerdo con el Illmo. Sr. D. Fr. 
Juan de Medina Rincón, el año de 1576. 
En esa época las franciscanos administra- 
ban e) curato de los indios, y un clérigo el 



de los españoles: el Illmo. Sr. Obispo en- 
comendó á los padres Agustinos el cuidado 
de una parte de los indios que segregó de 
los Franciscanos: les asignó á aquellos otros 
seis pueblos del contorno de la laguna, y pi- 
dió para primer prior del convento de Pátz- 
cuaro al padre Fr. Francisco de Villafuerte, 
que fué el que comenzó á fabricar el templo 
que hoy existe. 

10 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



El colegio de la Compaflia de Jtsud se 
fundó de ta manera siguiente: el Illmo. Sr. 
D. Vasco fué el primero que pensó traer los 
Je«uius á la América; al efecto se dirigió 
primero á S. Ignacio y después al Padre 
D'.e^ Laiaes, su sucesor en el Generalato 
<de a órdeo, pan que enviasen estos obreros 
á Michoacan. El P. Laines llegó á deaig- 
Lir Cüai:o religiosos que al fin no pudieron 
reair eo riJa del Sr. Quiroga; pero el ca. 
hi >. s»Je Tacante, logró que el P. Pro- 
TTirli! Pedro Sánchez viniera á Pálzcuoro 



tos, cuando el establecimiento fué destruido 
por un decn^to del gobierno del Estado. 

He dicho antes que el templo fué cons- 
truido por e! Illmo. Sr. Quiroga para que 
sirviera da Catedral, mientras se concluía la 
iglesia grande: antes de morir aquel prelado 
predijo que los Jesuítas la ocuparian muj 
breve, como después se verificó: en ella 
existen todavía los restos de este Pastar, 
como he dicho ya en las noticias de sa 
vida. Posee asimismo este templo una de 
las cuatro copias de Nuestra Señora del Po- 
^jmlo que mandó de Roma San Francisco 



¿ *.rt:ar de la fundación que al fin se arrtgló 

e2 1576. El sitio escogido para fundar el .Je Borja, algunas reliquias insignes de san- 

co>r*ofaé *-el qoe lo habia sido del tefnplo tos mártires y do» pinturas de bastante mé- 

wmsy.r Je Páucuaro en tiempo de su ^en- 

f ! itJ* junto coQ on grao bosque que habia 

shd-y teatro de la alta ct^templacion y de las 

rir^roías penitencias del Sr, D. Vasco" se 

pra afrmí el P. A'egre. El primer supe- 

r-yr de la casa fué el Tenerable P. Juan Cu- 

ñ?\f*vaf taUfitos^ religiasíJad y duJzura 

bs^iim rj6aJo el comzom Je ttnhs los duda- 



ü=o de los pri ñeros qoticíos que toma- 
roa '-k sc:23a de bCompailia fué D, Pedro 
Ca'-rc^n-' tí cielo del último rey deMichoa- 
caac e¡ icciiro que lo decidió fue haber vis- 
to U acYcirada caridad de tos padres bácia 
les iz í'os es ¡a terrible peste de 1576. Esta 
cisa f«e Ii pcicsiera que se fuodó después de 
ii lie México. 



rito. 

Los religiosos de San Juan de Dios fuo- 
daioD convento de su orden á mediados 
del siglo XVII: llegaron á sostener huta 
veinte camas: boy no cuenta el hospital mas 
que con seis fincas urbanas muy miserables 
y con los réditos de un capital de 13*^37 
pesos. El Br. D. Manuel de Leiba hizo 
reparar este templo ásue espeosas con muy 
buen gusto el aflo de 1S41. 

losiDué ya, que el Illmo. Sr. Quiroga hi- 
zo construir la imágea de Nuestra Señora 
Je la Salud de una pasta de cafla de maix 
batida, sumamente ligera, pero de grande 
consistencia: en efecto el mbrao prelado la 
bendijo, le hizo grabar eo el coeipo esta 
inscripción, Salus hjirmorum^ y la colocó en 



Ver5ciia k espulsioa de kw Jesuítas^ !a iglesia de uq hospital que había levaott- 
scbi<bck> el coíe^ío eoo «na ?^>'a cátedra de , Jo para at«n ler á los iodios ea sos eofcr 
rnmá:: -ra iatÍM r una esctieía de pHnieras | n^eJades: dio al estabiecinaieato la adroca- 
!-«?• !:l<^a el año* de l<o4eo que eí hhvo • oioo de ¿wm'^í Mirtay pu*o á Ka Saatísi»» 
Se. MmpM io pu*o bajo I* chreev u>o de Virgen por patrona de los eafemos. He 

aquí et ort^en de ana tiaa^a á h ^ae ^ 
trilaiu lua ctilto taa ToIrMM c« iodo el 
ob-<piJow 

Eí» ñ.:e5 ¿íl $-í'o IVIL el Dr- D. J»»» 



U» hr-os de Sí a Viséale de Paul: jrjiulee 
rr?zr«5os5 brío e« los cttairo a¿>0* que estu- 
vo á «a earvo¿ se e:«sejlaba jrrtoKiirca^ filo» 
ícf a T íeo cr-a á x-i3 nÚMiert* de estvtv^ian- 



le*, y y 4 ^- »í>*2 wct?j:e:?o > impor :ii»f« Iha^j Me^endei C ajt^s<k simado cwaée atia 



DEL OBISPADO DE MICHOAC^N. 



76 



dad, coo8tru>6 el templo q^Uie boy tiene h 
Saoúsima Virgen; algunos aDoa deapues el 
Sr. cura D. José Eugenio Ponce de León 
conaiguió la9 licencias necesarias para fun- 
dar un convento de religiosas Catarinas^ 
cootiguo al Santuario. Salieron siete fun- 
dadoras del monasterio 4^ Valladolid en 
1748, costeando la fundación el patrono P. 
Pedro Antonio de Ibarra. Esta casa ha f i- 
d# uo seminario de grandes virtudes: las de 
la R. M. Sor Manuela del Santísimo Sacra- 
mento que falleció alli en 1858 me fueron 
niaj notorias, y por lo mismo consagro este 
recuerdo á su memoria. En fines del siglo 
pasado llegó á tener esta casa hasta sesenta 
religi^as: hoy están reducidas á treinta: 
para la dotación del culto y asistencia de 
la comunidad contaba este con rento con 
262,800 pesos de capitales impuestos al 5 
por ctent¿> anual: las religiosas tienen un co 
legío de ñiflas y aostieaen una escuela de 
primeras letras. 

El Santuario fué renovado con mediano 
gusto el aúo de 1645: mantiene dos cape 
üanes y posee decentes paramentos para el 
culto: el Sumo Pontífice Pío IX ha conce- 
dido á las sefloras religiosas el privilegio de 
que en el Santuario se solemnice con or« 
ñámenlo azul el Misterio de la Concepción 
Inmaculada de María. 

Hay también en esta ciudad otro Santua- 
rio dedicado áL Nuestra SeOora de Guadalu- 
pe: es un templo de regular arquitectura, 
construido en principios de este siglo por el 
Sr. D. Feliciano Ramos, vecino rico y pia- 
doso: se sostiene el culto únicamente por la 
piedad de loa fieles. 

En una loma que estft á corta distancia 
del caserío por el rumbo del S. precisamen- 
te al subir para el bellísimo punto conocido 
con el nombre de lox Balcoües^ se encuentra 
el templo do EiCahariot capilla aseada 6 



donde concurre el pueblo en tiempo de cua- 
resma para rezar las estaciones en las cator- 
ce capillas que hay levantadas en el inter- 
medio que separa ¿ la iglesia de la pobla- 
ción. 

La capilla del hospital de San Agustín 
está arruinada: la de el de San Francisco 
es muy miserable y está al cargo de los in- 
dios del lugar. A la entrada de Páizcuaro 
viniendo de Morelia se halla una capilla pe- 
queña conocida con el nombre de El Hu- 
milladero: hé construida en el mismo lugar 
en que los indios recibieron de paz á los pri- 
meros españoles que entraron á la población. 

Dependen dei curato los pueblos si- 
guientes: 

1? HuecoriOf lugar de recreo donde se 
reúnen las familias de la ciudad á pasar al* 
gunos dias de campo: está situado casi en 
la orilla de la laguna: tiene una iglesita asea- 
da, con un bellísimo templete de cantera es- 
tucada y dorada, dedicada á Sefíor San Jof^é: 
fué fundado en fines delsif!;lo XVII y tiene 
una población de 350 vecinos, todos indios 
tarascos que se mantienen de la agricultura 
y de la pesca. El nombre tarasco de este 
pueblo quiere decir en castellano lugar de 
¡a caida. 

V? T:^entzengtearOt dista una legua del 
precedente y está situado en la costa meri- 
dional del lago: tiene 280 habitantes y una 
capilla decente, dedicada á la Santísima Vir- 
gen. Es lugar anterior á la conquista: se le 
puso el nombre que lleva por el sonido de 
una inedra hueca que le servia de h'ndero con 
Pátzcuaro. 

3? Ichajndro, población antigua de 200 
vecinos que e^tá al pié de la loma del Cal* 
vario, de donde se cree que le vino el nom- 
bre tarasco que significa estar hechado: su 
capilla dedicada á SeQora Santa Ana es po- 
bre y pequeíia. 



76 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



4? &ni Pecbn» Fam>, situado en U ori 
Ilt del Uj;o á unt legua de Párscuaro y al 
P. del anterior» coo uoa capilla pequefia y 

ISOr^nos* 

o? Sam Rirtoio Paréo^ está situado al^ 
pié del cerro del CalTario ¿ dos leguas de 
Páticoaro: tiene regular capiüa, j cerca de 
^^3 reciñes que se mantienen de la pesca: 
e! nombre de este pueblo j el del anterior 

6? Afi-«fc<rpo, se halla en la parte occi- 



legnas. En 1791 se boió en ella ana falúa 
de doce remos con sus respeedroa Teláme- 
nes: en 1857 se construyó una de seis que 
serrirá de modelo para que los indios ros- 
joren sus medios de trasporte. Rodean la 
laguna 47 pueblos: hay otros dos eo las is- 
las llamadas xaracuaro j la Pacandaí el 
primero es un lugar de 120 veciaos con uoa 
decente y aseada capilla: en la segunda ha- 
bitan pocas familias que cultiran ios terre- 
nos. Xanicho significa eo casleUaoo cok- 



cecial de!a laguna á ^^ ^^V'^^ 1 ^^^-^ Uo $ta> de hdoit. 
de Pilicaaro: su nombre tarasco significa i ^ Sunmuiaro, pueblo peqneOo de 126 
;;prr ¿.: r^:Uz es de fundación ^^^^S^^'- ' rtcint^ que ú^ne um rmn capilla dedicada 
i>ae ana capilla muy aseada, dedicada á ^, ^^^^^j g^„ p^j^. ^^ ¿^^¿^ ^^ ^^^^ 
San Miguel, So población no ascede de j^, „„^„^ ¿^ g,„ Bemardino á ooa le^ 

* -^ feab;ts-::es. - ¿^ distancia de Pátzcuaro: so nombre sijni- 

T^ r.v..:ro, puebío anxi^o y pequeño g^ ^^^^^ ^ ^^^ ^^ ^ ^ ^^^^ ^ ^^_ 
crs iSO Tecior* que mantienen unaiglesita j^j^ 

pcSre ce¿;ca<?a al ap5s:ol San Andrés* 10' Q;.Y:ai7'7y este lugar está simado eo 
ci^u tres leg-Jas de Paucuaro por el rumbo U subida de la sierra ioraediata ¿ Pátzma- 
¿^] P. ea el camino de Erongaricoaro: su ro que queda por el camico de Moreiia. Lé- 
tM^ T\bia significa ea casteV.ano Hacha ¿c jma asegura que es de población antigua 
jp>ir«3^ T que sos caciques recibieron la fé católica 

S** XíJXíW. Esti» pre'!.^ Wr s.n-o y el aCo de 1-552. Tiene una regular capi- 
p-r:<wt«co está silbado en «a i$la de so nom- 1^ dedicada 4 la SantisinDa Virgen: su po- 
bre, caá en el rer-i^^o de la lagr^^a á dos y blacion es de -500 vecinos: el nombre del 
mecia lepras de Pa xaisaro: tif^ne una po- px^eb^o siirniSca hr-jr dt r^t^ns. 
b>c<Mi de mas de mi¡ indios df dicarfas á la no Tvpcrar.-^ p-jebU) de 200 habitant«s 
pe<>ra y a! :ra6co coa las canoas: estos na- situado an la sierra de su nombre i tres y 
t;:-::^es san los mas c;:'h>s y cínliaadí»s de ^*ne,4;^ legms a! Este de Pátxroatx»: loé íaD- 
tcci^ los pueV,os de >a lajcrana: oenen ana ! cido ea 1641: tiene n!;a rapil iia pobre de- 
escoela para nifios de C4ida s«o queco^Mii Idira^a a! pp6saal Sar:5a^ 
k>s Tednos- La capaila «stá suaada en h ¡ R<v<3^ic i Pá:zcia-e ranos cerros entie 
parre laas alta de la kniva qaa forma la ida: \'^ erales es rorabV f1 de! Cr?Twrí<i por li 
es fin ediScio sólidas áaaflio y de aj;radab}e %í<ía «irpreri^^i^Tísima one 5e nreenta desde 
ei#eii«r: ««á dedicado 4Saa l>ei<man<v pa- ¡su cmhk e« e) larar eopocido coa el nom 



Tw^n del poehl*v Xf>nid)a es r^^nUrmeoie 
el lírmiao da los pasem de ^^s qoe viscan 
los T>o«bl«>s de la Upina: ésta tiene Jo*-^ y 
mf^r.ia la^^uaa da eircunferenría: an w^uvat 
l.rM'íjndiíiad es de 1$ rara^ casttrlUr>as; íi> 
wnyor laaptod de N, iX 4 :^ K* dr e:aí>o 



S** de í«f Balrfmnz colc-^nado el espectador 
roa U TÍsra para la eln.-iad s* ¿ cí.a iioBa de- 
•i^ma «ie el la mas fas=zre««««sa é iain erante 
."»#esf»eM}r»: a so irrnVríia h HfiJna ron 
C7 Mjehlns aaw na» y t^^rqiMesMis, ron tres 
VI»*, f^oa restas m^-rtas ét arteles J 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



'él 



flores» de sembrados de trigo y de toda cla- 
se de hortalizas: por el frente la ciudad, 
adornada de antiguos j magestuosos edi6- 
firios, grandes lomas cubiertas de una al- 
fombra de Bores, j sembrados de trigo: por 
la derecha y por la espalda las elevadas mon- 
tanas de la sierra, llenas de pinos y cedros 
corpulentos: este panorama es uno de los 
mas hermosos que presenta Michoacan El 
ayuntamiento de la ciudad hizo construir 
en la meseta del cerro lunetas cómodas 
con asientos de cantería para que el espec- 
tador CiODiemple aquel cuadro tan variado é 
ínterin sante. 

En \m% montes de esta sierra hay algunas 
especies de maderas finas de que los artis- 
tas hacen ajuares y catres' que venden con 
aprecio. En ningún pueblo de Michoacan 
se trabaja la madera fina émbu'ida con tanto 
primor como en Pátzcuaro: los europeos 
adnfiran con razón unas almohadillas del 
taroafio de dos pulgadas, con chapa y llave 
de ^fierro, 120 cajones, espejos, resortes, 
etc., con finísimos embutidos de madera, 
cencha y hueso que forman graciosos dibu- 
jos: también celebran con justicia los mo- 
saicos de pluma de colibrí con que los artis- 
tas adornan las pinturas mas finas y delica 
das: y no cesan de elogiar las pequeñísimas 
figuras de hueso, labradas con tanta curio- 
sidad como perfección. 

La temperatura de la ciudad y de los 
pueblos circunvecinos es bastante fría; pero 
el clima es muy sano; las enfernr^edades do 
minantes son las pulmonías. 

Son proverbiales en Michoacan las bue- 
nas calidades de los habitantes de Pátzcua- 
ro que se distinguen por su buen trato, su 
hospitalidad, su amor al orden, su moralidad 
y sus sentimientos religiosos. 

Entre las obras pías con que ]¡ontaban los 
pobres de esta ciudad merece recordarse U 



que fundó el Sr. D. Pedro Ibarra, en la hs' 
cienda que lleva su nombre, á mediados del 
siglo pasado; impuso al cinco por ciento 
anual un capital de sesenta mil pesos y man- 
dó que los 3,000 de réditos se diesen el pri- 
mer año á una joven doncella para dote de 
su matrimonio; otro afio á una ñifla para do- 
te de mooja;otro á la madre de familias po- 
bre que tuviera mayor número de hijos; etro 
que se repartiese en cierto número de arte- 
sanos indigentes: concluido este turno se 
seguian observando las mismas reglas. Con 
los auxilios que ministraba esta obra pía se 
socorrian cada afio innumerables familias. 

El curato de Pátzcuaro tiene una área 
que se regula en 2L leguas cuadradas^ y lin- 
da con los curatos de Huiramba, Tacém- 
baro, Sirahuen, Erongarícuaro, Purunche- 
cuaro y Tzintzuntzan. 

Pátzcuaro ha sido la patria de muchos 
hombres distinguidos por sus talentos^ lite- 
ratura y beneficencia. 

Son muy célebres: el Sr. cura D. Euge- 
nio Ponce de León que escribió varias obras 
ascéticas y biográficas. 

El R. P. Fr. José Carranza, Provincial 
de Franciscanos de Michoacan, poeta dis- 
tinguido é ilustrado literato, que fundó en 
Querétaro la escuela de dibujo y pritneras 
letras: fallecióenesta ciudad el afio de 1813, 
y dejó publicadas muchas composiciones en 
versos latinos y castellanos. 

£1 P. Jesuita José Prudencio de la Pie- 
dra, orador y teólogo distinguido que falle- 
ció en Italia el afio de 1720 

£1 Jesuita P. Femando üeinoao, huma- 
nista poeta. 

El Sr. Lie. D. Manuel de la Torre Llo- 
reda, literato muy conocido que falleció en 

El Sr. Lie. D. Juan Gómez Navarrete y 
el Sr. profesor de medicina y cirujla D. 



78 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



Juan Goazalez Urucfia; el primero se bi/o 
notable por la cooperación eficaz que prestó 
al Sr. Ilurbide para nuestra independencia 
y por los altos pue&t(»s que desempeñó; e| 
segundo por los importantes descubrimien- 
tos que hizo en su facultad, y escritos cien 
tíficos que publicó. 

En Pátzcuaro falleció el venerable Fran- 
ciscano Fr. Martin de la Corufia, primer 
apóstol de Michoacan y grao protector de 
los indios; su cadáver fué sepultado en el 
convento de su orden de dicha ciudad: al- 
gunos afics después de su muerte se trató 
de exhumarlo para darle mas decente se- 
pultura, pero ya no fué posible identificarlo. 

£1 año de 1819 falleció también en esta 
ciudad el Sr. Dr. D. José Mar>a Cós, lite- 
rato, y uno de los primeros y mas celosos 
agentes de nuestra independencia. 

Para concluir este articulo diré una pala- 
bra siquiera sobre los monumentos arqueo-' 
lógicos que se encuentran en el territorio de 
este curato: consisten hoy en algunas Ya- 
catas ó sepulcros de los caciques y en las 
ruinas miserables de algunos edificios de 
poca importancia. De las orillas de la la 
guna se han sacado muchos f dolos grandes 
y pequeños de piedra, de barro y de made- 
ra, gran número de armas como t^scudos, 
flechas, etc., y utensilios de barro muy bien 
labrados, que vi alguna vez en poder del Sr. 
cura D. Juan Pastor Morales. 

TZINTZÜNTZAN. 
Esta ciudad, que fué la corte de los an- 
tiguos reyes de Michoacan, se halla situada 
doce leguas al S. £. de Morelia y cinco al 
O. de Pátzcuaro á los 19 ® 86' de latitud 
y 2 ^ 4' 15" de longitud del meridiano de 
México. Antes de la conquista llegó & con 
tar 40,000 habitantes: hoy apenas llegan á 
S,600 todos sus vecioos, y á 4,000 los del 
territorio del curato. 



Los ittdios tarascos dieron á esta pobla- 
ción el Doralire de T^&intzuntzaQ (que quiere 
decir en castellano Colibri) por las muchas 
ckuparra$as que hay ea sus inmediaciones: 
los naturales las cazaban con rara destre2a 
y aprovechaban su pliuna para bordar con 
ell»y en admirables mosaicos, los geroglifi- 
cos con que escribian la historia de su Da- 
ción. 

La ciudad está colocada sobre dos pe- 
queños montes, casi en la costa oriental de 
la laguna de Pátzcuaro. Es tradicional eo- 
tre los indios tarascos: que cuando los Azte- 
cas, después de su larga peregrinación qui- 
cieron fijarse en Michoacan, atraídos por su 
amenidad, considerando que no cabria en 
aquel país todo el cuerpo de su nación, con- 
sultaron al Dios Huitzilopoxhtli, y esteles 
mandó á algunos que permanecieran ahí, y 
á otros que continuaran: los que se queda- 
ron en las márgenes de la laguna eoroenxa- 
ron á bafiarse, y mientras estaban desnudos 
en el agua, los que se retiraban les robaron 
sus vestidos y continuaron violentamente su 
marcha: viéndose as! burlados los bafiado- 
res, no solamente resolvieron separarse de 
sus compafieros y fijarse en Tzintauniaan» 
sino que hicieron desde entonces á los ine- 
xicanos una guerra sin tregua. 

Fundada la ciudad, adoptaron el gobier- 
no monárquico: diez y nueve reyes residie- 
ron en- aquella hasta los tiempos de la con- 
quista: en esta época gobernaba el grau Cal- 
zontzin que recibió de paz á los espafioles 
como tengo dicho en otra parle. El rey o^ 
Michoacan tenia la prerogativa de ser inde- 
pendiente del monarca mexicano y d^ P^ 
der presentarse ealzado eo su presencia; 
oato quiere decir la palabra tarasca Cal- 
zontzinic. El nombre particular del rey era 
Simzickanfi9 w castellano aignifioa ^«i^^^ 



DEL OBISPADO DÉ MICHOACAIN. 



79 



Cuando Coriéü ocupó la capital de Mé- 
xico. emhí6 Calzontzintc á su hermano Vit 
zizila, y después pasó personalmente á cum- 
plimentar al conquistador. Luego pidió el 
bautismo y algunos sacerdotes para que 
predicaran el Evangelro á sus VBsaJlos; en- 
traron los primeros misioneros á Tzintzunt- 
zan juntamente con el rey que los trajo con- 
sigo al volver de México. 

GründfíS progresos hacia ya el cristianis- 
mo en Michoacan, cuando llegó á su capi- 
tal, en Febrero de 1630. D. Nufto Beltran de 
Guzroan, presidente de la audiencia de Mé- 
xico que marchaba con un grueso ejército 
á conquistar la Nueva Galicia. Este hom- 
bre avaro y cruel, después de haber exigido 
á Calzonzintc un contingente de diez mil 
guerreros, le pidió una cantidad enorme de 
oro y plata que no pudo reunir el desagra- 
ciado raoníi rea; irritdo por esto Guzman 
y sospechando que el rey le ocultaba sus 
tesoro^i lo mandó prender, le hiío dar 
diversas especies de tormentos, en unión de 
algunos de sus cortesanos; y al fin lo mandó 
quemar vivo en las inmediaciones de Pu- 

niándiro. 

La bárbara conducta de Guzman atemo- 
rizó 6 los indios tle tal manera, que dejaron 
solas las poblaciones y se retiraron á los 
montes. Según declara el Ilimo. Sr. Zu- 
márraga en los autos de la residencia del 
Sr. D. Vasco (que originales be tenido 
en mÍ8 manos) los misioneros se hallaron 
obligados á abandonar dos veces á Tzint- 
íuntzan porque én el trascurso de dos años 
no habían podido conseguir que los Taras 
eos bajasen de los ^montes y volvieran á 
ocupar las poblaciones. 

Temeroso el gobierno de México de per- 
der á Michoacan, comisionó en forma al Sr. 
D. Vasco de Quiroga, oidor de la real au 



choacan. Llegó aquel insigne varón áTzint- 
zuntzan el año de 15d3, acompañado de 
Fr. Martin de la Corufla, fundador de la 
provincia de Franciscanos de San Pedro y 
San Plablo, de Fr. Francisco de Bolonia 
que fué el primer guardián del convento de 
Zintzuntzan, de Fr. Gerónimo Alcolocatoy 
Fr. Juan Vadillo, que fueron los primeros 
obreros del cristianismo en todo aquel ter- 
ritorio. El Sr. Quiroga con admirable pa- 
ciencia y caridad logró apaciguar á los in- 
dios, valiéndose de algunos naturales de 
¡Santa Fe, instruidos por él en los dogmas 
del catolicismo, y reducidos á las maneras 
de ia vida social. 

Fué tal el crédito que adquirió el Sr. 
Quiroga por esta pacificación, que á ella 
debió su nombramiento para el obispado- 
Admitida esta dignidad, el emperador Car- 
los V encargó al prelado: que eligiera lagar 
á proposito para establecer la nueva iglesia 
matriz y la cabecera de la diócesis: este 
pastor no vaciló en desi|:nar desde luego 
para ciudad episcopal á ta antigua capital 
del reino. No faltan autores qoe sostengan, 
qite la iglesia matriz nunca estuvo en Tzifit- 
zuotsan; pero este ea «o error cra^símo: 
el afio de 1564 lo probaron en juicio loa 
Vecinos en una información qoe hicieron 
ante Juan Vera, alcalde ordinario de Valla^ 
doUd con motivo de la traslación de la igle** 
sia. El Sr. Quiroga tomé posesiim de au 
obispado en la pequeña iglesia de San Fran- 
cisco de Tzintzantzen el 22 de Agosto de 

1638. 

.Por muchos aflos st le dio á esta ciudad 
el nombre de ciudad de MichoactíMf nombre 
que se daba también á Páztcuaro por ser 
barrio de ella y por reputarse ambas como 
una sola población; asi lo entendió el sumo 
Pontífice Julio III en la bula de la traslación 
en que dice ad alium locum^ seu vicum yuB" 



diencia para que viniese á pacificar ¿ Mi-4^ai citkatü^ 



80 



NOTICIAS PARA LA fflSTORIA 



Ya insinué en el articulo anterior, qne la 
traslación se verificó el año de 1540: desde 
entonces fué decayendo el esplendor de la 
antigua corte de los monarcas Micboacanos: 
esta ciudad que fué la metrópoli del saber, 
de la literntura y del comercio, está hoy 
hasta sin escuela para la educación de la 
jurentud, sin habitantes y sin movimiento; 
decaída de toda su importancia, solo presen* 
ta el cuadro aflictivo de su indigencia inac- 
tiva, de sus magníficos templos silenciosos 
y desiertos, y de la ruina de sus monumen- 
tos sobre los que lloran el artista y el via- 
jero. 

Quedábale un convento de Franciscanos, 
el mas antiguo, el mas venerable y como la 
cabeza de la provincia, en donde se hicieron 
los primeros capítulos; pero ni aun este es- 
tablecimiento pudo subsistir y se suprimió 
en 17S0; solo existe de esta magnifica casa 
el claustro principal; lo demás es un montón 
de ruinas. 

£1 aflo de 1854 proyeetó seriamente el 
lUmo. Sr. Obispo D. Clemente de Jesús 
Munguta, reparar con sus propias rentas 
este convento y fundar un colegio de Pro- 
paganda para educar á los indios y mante- 
ner misiones continuas en la tierra caliente 
y en los miserable» pueblos de la Sierra; al 
efecto envió al reverendo padre guardián 
de franciscanos de Morelia Fr. Francisco 
Aguirre para que comeitvara á plantear tan 
benéfico proyecto; pero la revolución, que 
se desari'oUó entone es,*ii»pid¡ó que se reali 
zara esta idea eminente patriótica y civiliza 
dora. 

Sobre los palacios de Calzontzintcy los 
antiguos monumentos cristianos tienen co- 
locados los indios sus chozas miserables, y 
sobre los escombros de aquellos edificios 
ponen á secar las piezas de alfarería que 
forman su único comercio; la loza común 



y mejor que re usa en los Estados de Gua- 
najuato y Michoacan se fabrica por los ha- 
bitantes de Tzitnzutnzan. 

La iglesia parroquial es hoy el templa 
anexo al convento, que entregaron los reli- 
giosos al ordinario en la época de la secu- 
larización del curato; es un amplio y sólido 
caOon, magestuoao j de poco gusto: con- 
tiene todavía algunas pinturas de gran mé- 
rito y recuerdos de grata memoria para los 
Micboacanos. 

En la sacristía se vé un cuadro que re- 
presenta el Descendimieto del cuerpo de 
Cristo en la Cruz, que se cree ser obra del 
Ticiano: yo no lo pienso así, porque estjB 
cuadro parece que fué regalado por el rey 
Felipe II, y entonces aun no existía el Ti- 
ciano: el cuadro, sin embargo, es obra de 
indisputable mérito. En esta sacristía es- 
tán inhumados los cadáveres del Illmo. Sr, 
D. Fr. Pedro Pila, comisario general de 
lidias y obispo de Nueva Cáceres, que hi- 
zo mil beneficios áTzitnzuntzan, y del ve- 
nerable apóstol de Rio Verde Fr. Juan da 
Cárdenas, cuyas biografías inserta el dic- 
cionario general de Uisioria y Geografía 
publicado por el Sr. Andrade. 

El cementerio contiguo á la parroquia 
tiene muchos y robustos olivos, plantados 
por los primeros apóstoles de la provincia. 
Frente á la portería del convento exisiea 
dos cuadrantes de Sol que se cree vulgar- 
mente que fueron de los antiguos indios. 

Ademas de la iglesia matriz subsisten to. 
davía los templos del Tercer Orden^ de el 
Hospital; ambos muy buenos; pero el so" 
gundo casi arruinado. 

El cura y un solo vicario administran los 
Santos Sacramentos á la feligresía, que es 
casi toda de indios. 

En las inmediaciones de Tzintzuoi/ao 
existen muchas yacatas de donde se han sa- 



DEL- ÓBráí^íÍI*)^l/tí'* ^fiCtíÓ'AOAí< 



81 



cado gtan canudid de fdolos dW barró, de 
utensilios doroéetieos j de armiis da guerra: 
se maatienen también sepultados bajo de 
tierra algunos monumentos que los indios se 
obstinan en no dejar descubrir. El afío de 
1855 logró el referido padre Aguirre que' 
se hiciesen algunas escaváciones, con las 
qae se llegó á desenterrar un pasadizo de 
cantería que taparon los naturales en la se- 
mana siguiente. 

Dependen de este cuAito los pueblo^ de 
Iguatslo 7 Cucuehucho. 

Iguatzio. Está situado en tina península 
de la parte oriental de la laguna: tiene unai 
poblacioo de cerca de mil . indios tarascos 
ss ii^leaia parroquial dedicada á San Fran- 
cisco de As{s es mnj antigua, de bastante 
capacidad y solidez; y tiene algún aseó. 
En este pueblo es donde se encuentran 
los monumentos mejor conservados de la 
ciTÍlizacion y grandeza del antiguo reiao dé 
Micfaoacan: una pirámide que servia á los 
indios de plaza de armas: lo» restos de uha 
torre ó fortaleza que levantó (según una an^ 
tigua tradición) el fundador del pueblo, mu- 
chos at^os antes de la conquista por los eS- 
pafioles: algunas Yacatas 6 sepulcros de los 
reyes de donde se han sacado ídolos, ador 
DOS, armas y vasijas; una calle ó camino 
bien construido que llaman de Queréndaro 
y servia para comunicarse con Tzin^unt- 
zan: por último dos subterráneos ademoi- 
dos que no ^e sabe á donde conducen*, 
algunos • so^echan que Ja entrada del pa* 
sadizo que se descubrió en Tzintzuntzah es 
la salida de los subterráneos de Iguatzio. 

£1 nombre tarasco de este pueblo signi* 
fica Zorra ó Coyote. También se encuemm 
al N< de la núsma península otro pneblhO) 
que es barrio de Iguatzio y se llama Cucu- 
chucho* dista de aquel nn cuarto de legua, 
tiene una pequeña iglesia y una población 
(le 30p. teeinps» .» .. / , í . • 



tel* te Aii^ern mentó de Tyjntzuntkan y de 
los pfeleblos [inferiores es frío y húmedo, pe- 
ro sano. 

La área de este curato se regula en 19 
leguas cuadradas: antes era mucho mayor 
porque"^ dependía de él la vicaria de Co- 
cupao que se ha erigido en curato indepen- 
diente. 

.Taint2tintzan linda con los curatos de 
Pázicuaro, Cocupáo, Santa F$ y Hui- 
raálbfi« 



COCÜPAO. 



Se llaca/ó a^i porque eBtá situado cerca 
de uint lonaa que (iese'una especie de cor- 
cffva: esta palabra en el idioma Tarasco se 
psotiuncia cocupa; pero los espafioies alte* 
ramn el nombre de este pueblo y comenza- 
ron á designarlo con el de Cocupáo. 

Hace pocos afios era un lugar pequeflo 
de indios: hoy ha aumentado mucho su po- 
blaciou^ crecido el número de sus edificios, 
de su comercio y de sus recursos. Estuvo 
sujeto por mas 'le 300 afios al curato de 
TstnteuQ^xan del que fué vicaría fija, y de 
cuya cabecera dista 2^ leguas. Recien con- 
vertidos los indios al cristianismo hubo allí 
un convento de franciscanos y éstos servían 
el curato: el aflo de 1787 so secularizó el 
beneficio, que es hoy curato independiente 
desde el a^o de L853 en que lo separó de 
Tsinttontzaa.el filmo. 8r. Munguíe: tiene 
un párcoco, d4>s padres vioarios y ana de- 
cente iglesia parroquial^ dedicada á San 
iHego de Alcafá. 

Este templo fué construido por los fran- 
ciscano?, decorado después de la indepen- 
dencia^ repuesto el afio de 1869, por ba* 
berse lastimado bastante con el temblor de 
19 de Jüiirio da lSd6, que hizo desplomar 
la torre s'obre*eI artesonado de madera. 
En el interior'do esta parroqfáiYí IVay una 

11 



not;cia6 paha la historu 



capilla muy ase^ada^ doade ae tributa cnho 
¿ San Antonia dePadua. Ademas se han 
erigido en ella las confraternidades de la 
Sangre de Cp^to y de la vela perpetua^ 

La iglesia del hospital de indios es muy 
antigua, pero ha sido reformada hace pocos 
años. 
' En Ik' subida de una lomaf que está en Io3 
suburbios de la población, se acaba de cons- 
truir una pequefia iglesia que se Uátna del 
Oahario, ' 

Cocupéo está situado en los últímoatér'. 
minos de la laguna de Pátzcuaro por el rum- 
bo del N. £., á cioco leguas de esta ciudadi 
en una rinconada que dista mil raras de la 
fcosra' del liíflío, á Idsl9** 38' de latitud y 2° 
4* 2S^^ de ton;gr¡tad'dé( meridiano de Méxi- 
no: os ho/' cabecera del disiiitó de su nom- 
bre: líeneíayuntamiento, escuelas, recepto- 
ría de rentas, <vasa de correos, una plüza con 
a)<runos. portales, decentes edificeos, faeme 
públipa, dos mesones, mas de 40 calles 
y callejones y* algunos .poeiitea i]ue hizo 
construir el Sr. D. Justo Valdés paja faei" 
litar á los vecinos- el paso de un arroyo que 
casi rodea la población; se forma éste por 
muchos ojos de agua que brotan por el rom- 
bo del Norte:, de uno de ellos se ton^e] 
agua potable que surte la fuente de la plaza; 
iiace pocos aftos que se comenzó á construir 
un Campo Santo. decente en las orillas del 
lugar:, do sé si se habrá ya concluido^ 



RECTORADO DE SANTA FE 

BB LA ¿AGDNA. 

Fué erigido por el Illrao. Sr. D. Vasco 
de Qüiroga en 1540 con el objeto de am- 
parar y socorrer ¿ los indios vejados por los 
conquistadores: el Prelado asegura en sa 
lestamenlo que, viendo la miserable situa- 
ción de los indios que andaban desnudos^ 
sin /iogar y tan hambrientos que solían aguar- 
dar en los Tianguis para comer U que lot 
puercos dejaban, se movió ¿ fundar- dos lios- 
pitaies, uno á dos leguas de México y otro 
á.doe leguas de la capital de su obispado; 
llamaba el 3r. Quiroga bospiíales no sola- 
mente t las casas de mt^éj^icordia dondtse 
curan los enfermos, sino muy principalmen- 
te á las poblaciones de asilo, donde recojia 
á Io« indios para instruirlos en los principio» 
religiosas y en las maneras de la vida so- 
cial^para ensenarlos ai trabajo y socorrerlos 
en sos miserias y eaf^rmedadee: á este pen- 
samiento de eari4lad debió su fundación el 
pueblo de que me ocupo. • 

Al morir el Sr. D. Vasco encomendó al 
veflorable cabildo el ciudadode los dos an- 
tedichos hospitales y el de Santa Fé del Rio 
que fundó algunos afios después^ para qoc 
cumpliera oon este encargo le dejó el Pa- 
tronato de tas iglesias y hf ne6cios> en los 
i]iie habia ya dotado el culto: ton sus pro< 



Kl cerro ¡de Tzirate, notable por sii ele-jP'*® rentas compró unoe terrenos qíie regaló 



vacion y por las muchas plkntas medicina- 
les que se dan en sus laderas^ se encuentra 
al N. de Cocnpáo. 

La población del curato no excede de 
$,000 habitantes, diseminados en una área 
4e catorce leguas cuadrada9r lioida coo los 
do'r*intau»t|[an, Terefneiodo, CoenéQ,SauT 
ta Fé y San Gerónimo Puruncb^cuaro. 

La iadu^tria da los indios de este logar, 
consiste eu las bateas y cajas pintadas que 
¿odaaea todo Micboacan. 



á los indígenas y que í^stos cuidaron y pt>' 
seen hasta nueetrós diaa. En este lug^i^ 
•s donde Jie visto que se conserva toas vi<^a 
la memoria de aquel ilustre Prelado: aun 
permanece intacta la humilde habitación en 
que moraba cerca de la parroquia! aun exí** 
ten la niesa en que escribía, y el cáliz e" 
que celebraba los Santos Misterios: atin le 
llaman todos, r¿7to 27. Vasco. 

Son estos indígenas muy celosos: no per- 
miten que se avecinden en el pueblh pefst^' 



DEL OB1SFADO DE MICliÓAM^. 



83 



Qiis que no uno, do tu razo: todo» ba&Uia el 
tarasco y raríñrooo .eatiéndoa el óasteiUfto; 
uo solo eclesiástico secular ednioístra los 
Sacrameotos á 1,500 hablualee^qao com 
ponen la feligresía,. 

£1 pueblo está situado en ia costa de 1« 
laguna de Páztcuaro» ácíoco leguss al N« de 
eata ciuda4 eo eJ.deceiMO de uoa loma-ame* 
oa y piotore&ca, po|iUdade árboles frutales 
y regada por graúdes caf^erias de palo qva 
conduceu las aguas á las. huertas. JLos in- 
digenas de este pueblo miaifieitaa desde 
luego, que jgoz^a dipui^ bienestar que oo :S4 
nou eu ouras poblaciopes. 

La parroquia es muy antigua; el eabildo 
eclesiástico cuida de que jamas faiteo )as 
cosas necesarias para qu^ el culto se l^ag^ 
con decencia; asi es que los vasos sagradpa 
y paramentos son muy buenos; ios mismos 
indios son los múaicos y cantores, y mantie 
oendasdeel tiempo del Sr. Qüiroga . una 
escuela de e$ias ai tes. 

Flay ademas otras dos iglesias en donde 
no falta el retrato del ilus^'e Sr. D. •Vasc9;, 
el venerable caliildo costea una escuelfi de 
primeras letras y nombra basta boy loa ecle- 
siásticos que desempeñan el rectorado. 

En el cerro inmediato á Santa Fé> asi 
como eo las cerc/ioias de Pátzcuaro, se ,dá 
con abundancia la planta medicinal llamada 
JBegonia que ti vulgo conoce con el nombre 
dd Sáugre dé Do9ítéUa por el eolo# easi K)jo 
de su tallo, hojas y flores; se usa como por- 
gante p^ra curar el mal venéreo; puecla ver- 
se el curioso tratado qué escribid sobre las 
virtudes medicinales de esta planta el Sr. D. 
Francisco Javier de Balmis en su obra ú- 
tulada Af^ave y Begonia etc. Abundan taoi 
bien lá Capitanya^ la Trompetilla y otras 
varias yerbas, éúyas virtudes lía acreditada 
la etpériencia 

£1 temperamento de Santa Fe es frío; si^ 



gitudv y 19 ^ ^7^ de lai4iud. La aren del 
rectorado as de tres leguas cnad^das: este 
linda ¿on loa eusafos de Ooenéoy Oecopáo. 
y San Gerónimo PurURohecoaro^ 



8. GERÓNIMO PÜEUNCHECÜARO- 

Pueblo pequehb situado en Ja parte sep- 
tentrional de la tagüita de Páztcuaro^ ^nte* 
rior ala cpnqüista y reducido al cristianiamo 
por los padtes Franciscanos de Tzintzunt-: 
zan* Tu,vo un convento pequeño fundada 
en 1556. £1 curato fué secularizado hace 
mas de 70 aAos y boy es servido por un 
eclesiásdco del clero secular. , 

La parroquia dedicada á San Gerónimo 
fssóliday decente. La población dd casco 
es de 1,200 indios. La del carato no es- 
cede de 2,600 almas. £l clima/ es frío y ge- 
neralmente sano. Los terrenos de sus iny* 
mediaciones son de.buei^a calidad especiai-- 
niente para legumbres. 

Papende de este ciif ato el . puetjlo de ^. 
AtidrésZirondaro.aseQtaclp. tambieaen lá 
costa septentrional de ia lí^guua á oii>cot. 
Ie|;uas de Pát^K^i^fo. , ,Se l^ dio eí jtpnütirc 
de Zirondaro que eignif^pa Ciér^ega porque, 
está Inmediato á un pequef)o depósito de 
sgua,estancada que lleva ¡ese nombre. Tieue 
también .una regular iglesia. 

Él curato dé San Gerónimo linda CQuloa 
de S^anta Fé, LrOngarícuaro, Tzinzuntxan y 
Coettéo. ^ , '■ . • j' '. i 

Este pueblo es la patria del Sr, Lie. D. 
I^fanano Xliv;«e« re^tArii^ue Aié dlel Somda- 
rio de M(irf(|i^* 

ÍQRONGARWÜARO; 

£ste puebío está situado á losj 2 ^ :^6' 0.'^. 
de longitud y 19'=' Sa* 30" do latitud en 
ja costa occidental de la laguna dei Pázt- 
iruaro. 



aitttaoion ¿éOgráfiCá es á lod 2 ^ S* de lón-| Refieren los historiáídorcs de Micboacan, 



84 



NOTICUS PA&& LA HlSTOfUA 



que h$ indioB de EfenpHeoare teoíao ine- 
úuúdu alf uoM iestírídadce rclígioeae sMie' 
jeoiee t lee oueeCrts de NáUímdmd j ¡trntr- 
reccíon: que de eeU úliíawM'derir^el nom*. 
bre del pueb*o que quiere decir Ivgar de 
aperaf luger de la raurreéeíón/* • 

Los Franc¡9canof conrinieron al grao 
aacerdotedeTzintzunts^n qoeviría en estej 
lugar, fundaron un convento que estuvo go-j 
bernado por un guardián, y construyeron la 
¡;(lei¡a parroquial, que está dedicada á la' 
Virgen María. El templo es sOlido j asea- 
do: fué renovado conforme al esiilo moder-l 
no hace algunos anos/ £1 curato está boy. 
servido por un eclesiástico del clero secular. 

Dependen áa él los pueblos de Uricbo, 
Arucutin y Paacuaro que se denominan sus 
barrios: todos tienen iglesia: también le está 
sujeto el de Xaracuaro situado en la peque- 
fla isla de su nombre que está al frente de 
Erongaricuaro, y tiene una capilla aseada y 
pintoresca. 

La población del curato «^s de 3,S00 ha- 
bitantest todos indios que se mantienen de, 
la pesca y de la agricultura. 

£1 temperamento del pueblo es templado 
y muy sano: sus tierras productivas, prin- 
cipalmente para frutas de hueso como du- 
raxnu etc. Linda el curato con los de Pátz- 
cuaro, 8. Gerónimo, Zacapu, Fíchataro y 
üirahuen: su área eade 16 leguas cuadradas. 

PICHATARO. 

Este pueblo está situado sobre la cordi- 
llera de la Sierra que pasa por la parte oc- 
cidental de la laguna de Páztcuaro. Fué 
evangelizado por Fr. Martin de la Coruna, 
quien lo hito doctrina de los padres Fran- 
ciscanos dependiente del curato de Zinizutit- 
zan. En ol siglo XVII se erigió en bene 
licio ttidependiente. Hoy ostá bcrvido por 
un eclesiástico seoulur. . . . 



La iglesia parro^iat et pobae j está de- 
dicada á Sao Fnmcisco. 
' La población de todo al curato no esoede 
de 1«200 ^rwioos. 

Los moradores de estos pueblos son sn* 
asafUeoie adido» á las costumbres de sus 
mayores: nada qoiareo innovar de sus anti- 
guas mtioas; asi es que casi desconocen los 
progresos bechos cala agñcultora, las artes 
y la industria, con notable perjuicio de si 
mismos. Si estos indígenas mejoraran sai 
instrumentos de labranza, 6 de corte de ma- 
deras, 6 de conducción deéstas disminuirían 
sus penosos trabajos y los barian mas pro* 
dúctiros. 

El temperamento de este pueblo es frío: 
sus vecinos se mantienen de la agricultura 
y de cortar y labrar maderas: he visto á los 
indios de csie curato vender copal, gomis 
y resinas, que es muy probable saquen déla 
misma sierra donde viven. 

Pichataro es nombre tarasco que signifi- 
ca en óástellano lugar de rever tnciai se cree 
que se le llamó as! porque en él sé venera- 
ba un ídolo célebre que destruyó el padre 
Fr. Jacobo Daciano. 

La área del curato se regula en nueve 
leguas cuadradas: linda con los de Eronga- 
rfcuáro, Zacapu, Paracbo y Sirahuen. 

SAN TA CLARA BEL GOBRfi. - 

Era antes de la conquista una ranchería 
de poca importancia; el pueblo fué formado 
por los espafíoies pooos aftos después de es- 
tablecidos en Páztcuaro de donde diita 4 
leguas, por el rumbo del Sur. 
' El Illmo. Sr. Quiroga erigió el cúralo y 
asignó á sus vecinos el. oficio de cal^f^rcrot 
de cohre^ por cuyo motivóse le Uamft, <Sa«/íí 
Clara de los Cobren. E$tos se U-aeo de 
Cburu.nupoy de Jnguaiáni se funden y rev 



DEL OBISPADO DE MICHOA'CAN. 



65 



finta en Santa Ciara, y ahi mismo se labran 
toda clase de piezas con bastante perfeceion* 
De teda la República acuden á Santa Cla- 
ra por manufacturas de esle metal; pero su 
espendio principal se hace en la feria de 
Sao Juan de los La^os. Se recula el co- 
mercio de este ramo tanto del cobre en bru- 
to» como del labrado en mas de 200,000 
pesos. 

Santa Clara era curato muy bueno, antes 
de que se le hubiera separado la vicaria de 
Ario que dependió de aquel durante tres 
siglos. 

En «1 dia ba aumentado mucho su co- 
mercio y recindario: tiene ayuntamiento, 
escuela, receptoría de alcabalas, estafeta, al- 
gunos edificios decentes, un mesón y 8,600 
habitantes en su municipio. 

Su parroquia es un templo capas» muy 
aseado, con altares de. madera estucada: la 
administran un párroco y dos padres vica- 
rios: tiene regular campo santo y otra capi-; 
Ik dunde se celebra misa. 

Inmediato á la cabecera está. el pueblo de 
Oporo que tiene también capilla. 

£l temperamento de ambos pueblos es frió 
por estar situados en la sierra; aoa terrenos 
producen maíz, frijol y poco trigo. 

La área del curato se calcula en veinte 
leguas cuadradas; U población del mismo es 
menor que la del municipio porque esle 
comprende también la del curato de Si* 
rabuen* 

En esta serranía ae encuentran mirchos 
roanantiales de agua dulce, gran número de 
raices y plantas medicinales como la Con- 
trayerba, la Piooia, la Begonia y la Salvia, 
algunas reainas y aceites qoe despiden es- 
pontáneamente los árboles, y muchas made- 
ras ordinarias y finas. 

Santa Clara está situado á los 19 ^ 23* 
de latitud y 2 ® 9' 6" da longitud del me- 
ridiano de Méxieo. ' -' ^' 



El curato linda con ios de] Tingambato, 
Sirabuen, Ario y Páztcuaro. 

SIIIAHÜEÑ. 

Dista este pueblo cuatro leguas de Pázt 
cuaro: está situado en la orilla de tur lago 
mas pequeflo que el de aquella ciudad y qué 
es conocido con el nombre de Laguna de 
Sirahucn* Sus aguas son inanaas y crista- 
linas: el pescado blanco que producen es 
mas pequefío; pero mas sabroso que el de 
la laguna grande. 

Los Franciscanos de Tzintzuntzan Fr. Mar- 
tin de Josus y Fr Francisco de Lisboa fue- 
ron los que redujerou al cristianismo á los 
indios de eate pueblo. La^'igleak es^titigu- 
lar, pero está pobre y poco aseada. El pa- 
trón del pueblo es San Nicolás obispo. Hojr 
está servida por un cura del clero SACular» 

Dependen del curato los pueblos de Aícii' 
no, Guiranumgaro y Túmido que todos lié^ 
nen capillas habilitadas. 

La población del curato es de 8,200 hat 
hitantes. El dicha frió y ordinariamente sa- 
no; los terrenos muy fértiles. Sírahuen ejtá 
situado á los 2 ^ Í9' de longitud y 19 ^ 
25' de latitud: tenia, ayuntamiento que d«t 
pendia de la prefectura de Páztcuaro. En 
la actualidad es 9Ínri{ile tenencia de Santa 
Clara. 

El ciraCo linda 6on los de Páztcuaro; 
Grongaricuaro, Santa Clara y IMchataro: so 
área no escede de diez leguas cnádradas. 

PAUACHO. 

Pueblo situado en la sierra de Pátzcuaro 
á los 2° 4-5' de longitud y 19^29' O" de 
latitud del meridiano de Méxu;o. Existía 
ya en ^iettípo de la conqulatai su nombre en 
el idioma tarasco significa Roi)a Vuja se- 
gún unos, ó según otros Ofrenda^ conforme 
^á.Ia'patabrk de' donde lo derivaiil 



88 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



• Bl 8fio. i¿e.!1534 fueron bautizados los 
indioe de es;a secraniB por los raligiosoa íran 
císcanos Fr. Martin de la Coruña y Fr. Fran- 
cisco de Lisboa. La iglesia parioquial de 
Páraclio fué concluida á mediados del siglo 
XVIII; es grande j muy buena, toda de ar- 
(^QOado en forma de bóvedas y techada de 
tejas; está dedicada al Apóstol San Pe(!ro 
y servida por un párroco y dos vicarios del 
clero secular que administran doce puebles 
de que se cumpone el curato. 

La pequeña iglesia drl hospital es muy 
pobre y desaseada: el campo sanio, está 
eodtiguo á la iglesia parroquial: eo ella hay 
erigidas tres cofradías. 

Este, pueblo tiene una.pja^a regular, ca- 
lles tecta^i y casas de bueoa construcción 
aunque todas de naadera como soh las de 
la sierra. 

En todos los pueblos de esta parroquia 
tienen los indios la costumbre de reunirse 
de noche en el templo, á entonar alabanzas 
á María Santísima en el. idioma Tarasco. 
Las costumbres: son moy pucaí?, y los indi* 
geiías baki uiautenido con gr>an constancia 
losoficioaque Jts asignó et ¿limo. 6r. Q^ui- 
roga. Loa moradores de Paracho labran si- 
Has, cajas, estantes y guitarras de madera, 
siembrai» iiyaís y trigo y hacen medias or* 
diñarías de lana: estos trabajos forman áu 
Única iadustriá. La publflctoh de U cabe- 
cera es de StOOO. vaciaos y I» del curato de 
6,900 habiiuteSf todos ¡tadic8« 

El temperamento es fiio v el clima su- 
mámente sai;o. 

Dependen de este curato los pueblos si- 
guientes; 

Turneo^ con buena iglesia dedicada á la 
Santa Ürus; los habitantes sojí labradores. 

Caimcuaro* Sus habitantes se mantienen 
de aserrar vigas y tablas: su iglesia dedicac^a 
á San Juau BautistSi está colocada muy 



pintorescamente en uoa'moatafift cuf a cima 
tiene la figura de un pilón dé adúcar* 

Pomacaaran* Ai O. de Paracho, nuy po* 
bre, pero con una capillita dedicada á San 
Miguel. 

Nurio, Célebre por haberse fabiicadoen 
él el sombrero del Illmo. Sr* D. Vasco da 
Quiroga, después de haber aprendido los 
indios bajo la pacientisínia dirección da 
aquel* prelado, el ofifio de sombrereros. 
Aun conservan los moradores del pueblo el 
oficio referido, y las monjas de Páetcuaro 
conservan también el sombrero del 8r. Qui*- 
roga, que fué la primera producción de la 
industria de este género en Michoacao. 
Aun se ven las seftales del sudor de aquel 
apóstol en esa prenda que nos queda de su 
humilde traje de Obispo. 

Cucuüko. Pueblo doade los indios se ocu- 
pan de hacer lx)sarios, situado al N. de Nu- 
rio^ COD una Capilla dedicada á San Barto- 
lomé. 

Arantepaqiui. Sumamente fríoi con ca- 
pilla dedicada á la Santísima Virgen. 

UrapichíK Lugar de poca población cao 
una boDÍf a iglesia consagrada á María San- 
tísima. Efit« pueble y el anterior se sostie* 
nen de la agricultura. 

Turiettaro» Situado en un lugar donde 
abunda la. piedra pira hacer fnéiaies para 
motines de trigo y para tortilla^: esta es la 
industria de sus vecinos qae mantieeen una 
capilla en honor del apóstol San Andrés* 

Ckerán tkrchico* PtteUo agríctrhor co'i 
una capMla dedicada él culto de la Virgeo 
María. : . 

4.raxLtz&tk» Pueblo de arrierctí con re« 
guiar iglesia, muy cercano á- Paracho por al 
rumbo del K«.do la cabecersi. 

Ahuirán, Lugar iniiy pobroisuy-os habi- 
tantes tejen media?: su capilla está' dedicada 
á San Mateo. 

^uinséo. Pueblo dotvde se. fabrican los 



DEL OBISPADO OW MICHOAOAfl. 



S7 



inejoreí fustes psra sillas de montar: tiene 
usa captllita pequefia en qne los vecinos tri^ 
bulan caito á Santa Maria Magdalena, pa- 

trona del lu^ar^ 

El curato linda con los da Picb&taroy Na- 
huatzen, Cacapacuaro y Uruapan. 

Paradlo tiene ayuntamiento, escuela» re- 
ceptoría de rentas y casa de correos: de^ 
pende de la prefectura de Páiftcuaro. 

La sierra de Micboacao ofrece ^1 viajero 
UB panorama bellísimo, un espect&culo sor* 
préndente y granJioso: QiuUiti|d. de coliaas 
de tierra rojiza se van elevando unas sobre 
otras cubiertas de pinos elevadisiipos y ro* 
bustos que jamás pierden su verdor* Una 
vi>jetacion vigorosa y e:(uberante aun en el 
rigor del invierno. La área del curato que 
comprende parte de esta serraníg se,regula 
en 28 leguas cuadrad4s« 

TZACAPÜ- 

Uno de los pueblos mas antiguos del rei* 
no de Michoacan. Los indios que lo babi- 
taron tenían alguna civilización, romo lo 
demuestran los sepulcros ó yacatas cuyos 
restos destruidos aun existen. En uno de 
ellos se ve uns^ ermita ó cueva lieeblBi á 
manOy de grandes dimensiones y de figura 
recular. En ella adoraban los indios un ído- 
lo que tenia gran celebridad en aquellos 

contornos. 

Bajando de la sierra, por el paebb de 
Cherán, el venerable religioso Fr. Jacobo 
Daciano llesró ya de noche al pueblo de 
^acapú y no quisó pasar adelante sin edi* 
ficar un templo al verdadero Dios eii este 
lugar, donde los gentiles babian sacrificado 
tantas victimas al Inicio de que be habla 
do. Para realizar su idea, á la mañana si- 
guiente, hizo desmontar el sitio, y ayudado 
de los indios que lo seguían y de los mu- 
chos que convirtió en el pueblo, levantó la 
iglesia parroquial y el convento de Zacapu 
el af)o de 154S. 



' Esta iglesia- fué renovada). algunos aflos 
después, y el eufaeo sacularicado en fines 
del siglo XVIL Hoy está aers^tdo por un* 
eclesiástico secular y dos vicarios. La par* 
roqoia est& dedtcadii <6 tSra; Sama Atis, es 
regular y aseada: hay en la población otras' 
descapillas pequeñas y un pobre campo-' 
santo. 

Cerca def pueblo pasa un pequefio'rlo 
que nace al Sur y coi;re después por el rum- 
bo de Angamacutiro. 

La laguna de Tsacapu es de corta estén- 
sion y se dá en ella muy buen pescado. Av 
dos leguas de distancia del pueblo, cerca de. 
Tarejero se encuentra el pantano de Xau-, 
jllla, donde los insurgentes construyeron qn 
fui?rte .y formaron laj^nta conocida con s^. 
nonrd>re, compuesta de los J^ips, VillaseGox^ 
Sánchez Arrióla y Tercero, que fallecieron 
en Morelia algunos afios después de la io-' 
dependencia. 

El nombre de Tzacapu quiere decir Pie- 
dra en el idioma Tarasco: se le llamó asi' 
por un cerrillo pequeño que hay en medio, 
de la población, donde se encuentra la Ya-; 
cata mencionada. 

La población del curato es de 8,OQ0 v^d 
cinos, la del casco da Tzacapu de 4,OQ0.. • 

El pueblo tiene algunas ca^as decentes^! 
un regular, comercio, ayuntamiento, dosi 
escuelas, receptoría de reintas y cdsa de' 
correos. En el orden ciyil depende de la 
prefectura de Cocupao , los pueblos de 
Comanja, Zipiayo, y Tarejero que depeki-' 
¡den de este curato, tienen iglesias bastante 
decentes, habilitadas de buenos paramentos' 
yy^3os9agrados. E\ femperame;r\to de Tza- 
capu y de todos estos pueblos f s fiio;- lapo- 
blacion es compuesta en su mayor parte, de 
indígenas, á escepcion de la cabecera don*, 
de bay mas de 1,500 personas de raza blap-. 
ca y mixta. 



8S 



. iNOTlOr AS iPARA li^^ HISTORIA 



La agricultura, la cria de ganados, el cor 
te de maderas y algUD comercio al menudeo 
forman los ramos de subsistencia dé éstos 
pueblos* 

La situación geográfica, dé Tzacapu es á 
los 2 ® 24' 10" de longitud y 19 ^^ 43' O" 
de latitud del meridiano de México. 

El curato linda con los de Purépero, Pi- 
chataro, £rongaricuaro y Coenéo. 

COENEO. 



Se haya situado este pueblo en una ca.- 
flada, rodeada de cerros, inmediato á un 
arroyo poco profundo que riega las huertas 
y sembrados del vecindario: fué antes de la. 
(íohqiiista una población pequeña: debió su 
civilización al padre Fr. Martin de la Coru- 
lla que bautizó é sus pobladores en 1580, 
y después á Ff. Jacobo Daciano que admi- 
nistró esta doctrina todo el tiempo que per- 
maPiCció en Zacapu construyendo la iglesia 
parroquial. 

La de Coeneo es de adobe: está enviga* 
da, cubierta con teja, y ts(n deteriorada que 
amenaza ruina. Fué dedicada á Nuestra 
Señora del Rosario» á pesar de ser S. Ni- 
colás obispo el patrón del lugar: la imagen 
de la Santísima Virgen que allí se venera es 
muy pe«|uefia; pero de algún mérito artísti- 
co: el camposanto está fuera déla población: 
y es bien miserable. El cura tiene una casa 
antigua y cómoda cercana á' la parroquia. 
Administran la feligre|fa el pát-roco y un 
solo vicario. 

La área del curato se ha calculado en 36 
leguas'cuadradas en la que se comprenden 
los pueblos de que hablaré después, y una 
población de 7,500 vecinos que se mantie- 
nen de fa agricultura, del corte y conduc 
cion dé madera?, de hacer zapatos y de 
curtir pieles. 



Las fincas urbanas de Coeneo son pcAres y 
de aspecto desagradable; pero decinco afios 
á esta fecha se han construido algunas de- 
centes y cómodas: el pueblo tiene ayunta- 
miento, escuela, estafeta, encargado dé ren- 
tas, un mesón y un ruin comercro. Este 
pueblo progresaria bastante si los cortadores 
de madera pusieran en la sierra máquinas 
de aserrar y tuvieran cuidado de plantar 
nuevos pinos, cedros, encinos y pinabetes 
conforme á lo dispuesto en el reglamento A 
bosques. La vez que visité esta magnifica 
serranía observé lo mucho qae ha sido ta- 
lada, sin haberse repuesto un solo árbol. 
En mt>chos puntos de esta sierra hay aguas 
elevadas que podrían aprovecharse para fá- 
bricas de mantas y papel. 

Coeneo es voz tarasca que significa Cid- 
ni 6 Cuicú^ nombres que dan los indios á 
unos pájaros que abundan en las inmedia- 
ciones del poeblo. Este está situado á los 
2 ® d' de longitud y 19 o 44' 30"^ de la- 
titud. 

Dependen de este curato los pueblos si- 
guientes: 

Svpiajo: pueblo pequeño conf iglesia jr 
400 habitantes. 

Naranja: colocado en la sierra á once le- 
guas de Paztcuaro y dos y media de Coe- 
neo, de temperamento frió: tiene regular 
capilla dedicada á la Santísima yírgen; 
cuenta con 600 vecinos, todos indios. 

Tirindaro: pueblo que dista una legua 
del anterior con capilla y 700 habitantes: fué 
el que dio su nombre al curato por muchos* 
años: produce maíz, trigo y fruta; está situa- 
do en medio de los terrenos de la hacienda 
de Bellas Fuentes: esta (inca la dejó su due- 
no el Sr. cura Lie. D. Juan Pastor Mora- 
les para mantener con sus productos una 
biblioteca píiblica y para otros objetos ¿^ 
beneficencia. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



8» 



Asajo: pueblo de 600 habitantes con muy 
buena capilla j decentes paramentos. El 
patrOQ del lugar es el apóstol Santiago: los 
terrenos que poseen los indígenas producen 
maíz, trigo y frijol. 

£1 curato linda con los de Zacapu, Hau- 
tiiquéoy Santa Fé y Cocupáo. 

\ 
HUANIQÜEO, 

Aunque el Sr. Lejarza afirma que este 
pueblo no es de fundación muy antigua, sino 
que pbco á poco se fuú formaudo en con- 
gregacida de labradores, no cabe duda en 
que ei Sr. D. Vaseo de Quiroga erigió el 
curato en los últimos afios de su pontifica- 
do: así lo sostiene el Dr. D.Juan Jo&é Mo- 
reno en la vida de aquel prelado, y lo com- 
prueban algunos documentos que existen en 
e\ archivo del gobierno diocesano: estos 
datos me hacen creer que Huaniquéoes an- 
terior á la conqáista. Su nombre es tarasco 
j significa lugar donde se tuesta el maíz. 

En tiempo del gobierno español fué sub- 
delegacion y después de la independencia 
cabecera de partido: hoy ha perdido este 
rango y depende de Cocupáo: tiene ayun- 
tamiento, estafeta, algunas fincas urbanas de 
regular coubtruccion, escuela, sub-recepto- 
ría de rentas, un mesón y casas municipales 

Su parroquia es de adobe y era bien tris- 
te: hace pocos años fué renovada y ya no 
presenta un aspecto tan desagradable: hay 
en ella ana confraternidad de vela perpetua: 
está servida por un párroco del clero secu- 
lar y un padre vicario que le ayuda en la 
administración. 

El camposanto es pobre, lo nñsmo que 
otra capilla que estaba contigua al hospital 
de indios. £1 patrón del lugar y del templo 
parroquial es Santa Marta. 

La población de este curato es de 5,000 
habitantes: la temperatura' templada, el clima 



bastante sano: su área se estiende á 22 le- 
guas cuadradas dentro de las cuales se com- 
prenden la hacienda de Tecacho y alguno» 
ranchos de poca población: la industria prin- 
cipal de los vecinos de esta jurisdicción es 
la agricultura: siembran maíz, trigo, cebada, 
frijol y garbanzo. 

La situación geográfica de Huaniquéo es 
á loa 19 o 51' 00" de latitud, y 2 « 6* O" 
de longitud del meridiano de México. 

£1 curato linda con los de Teremendo, 
Coenéo, Cocupáo, Capula y Huango. 



TEREMENDO. 

Este pueblo es anterior al descubrimiento 
del Nuevo Mundo: fué en los primeros tiem- 
pos de la conquista de alguna importanciat 
tenia corregidor y república de indios: en la 
actualidades muy miserable. Fué evan- 
gelizado por los rejigiosos Franciscanos quie- 
nes tuvieron «llí una doctrina: después lo 
erigió en curato stcular el Illmo. Sr. D. Fr. 
Baltazar de Covarrubias. 

Según consta de algunos reales despacho» 
y providencias del siglo XVI, los españoles 
daban á este pueblo el nombre de Jaso. 

El Illmo. Sr. Quirogí dio á sus vecinos 
el oficio de curtidores y de zapateruá que 
ejercieron durante muchos afios. 

La parroquia, que está dedicada á los 
Santos Reyes Magos, era muy pequefia: 
en principios del siglo XVIII se constru- 
)ó la que hoy existe, que es un cañón 
amplio de sesenta varas de largo, sin ador- 
nos ni orden arquitectónico. Los párro- 
cos, en estos últimos veinte años, se han 
empeñado en mejorarla fabricando un aliar 
mayor de cantera estucada, aseando la sa- 
cristía y los paramentos para el culto. [Ja 
eclesiástico del clero secular desempeña el 
curato con un solo vicario. Ademas de la 

12 



90 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



parroquia existe la iglesia antigua del hos- 
pital. 

La población del curato es de 4,500 al- 
mas: 8U área de 28 leguas cuadradas; el pue- 
blo está situado á los 8 ® 2' O" de longitud 
y 19 ® 43' do latitud. Los vecinos se de- 
dican á la agricultura, al corte de maderas 
y á la cria de (ganados. El temperamento 
es húmedo y frió. 

Entre e¿te pueblo y Cocupáose encuen- 
tra el pran cerro del Tzírate, una de las 
montafías mas elevadas de la sierra de Mí- 
choacan que se vé desdo Morelia; su altura 
debo ser de mas de diez mil pies castelinno-^ 
sobre el nivel del mar; en sus cañadas se 
han descubierto al<2;una8 vetas de plata: 
abunda en maderas ordinaria» coma pinos, 
robles, encinos, palo dulce y pinabete. Ca- 
si al pié de la montana se halla Terenoendo 
al £?• S. O. del Tzirate y ocho leguas al 
O. N. O. de Morelia. 

Este curato linda con los de Capula, 
Huaniquéo, Cocupao y Coenéo. 

TINGAMBATO. 

Eíte pueblo fué antigua doctrina de los 
padres A«;ust¡uos* Reducido al cristianis- 
nm por el franciscano Fr. Juan de San Mi 
guel, fíie encariñado á aquellois relit;¡osos el 
aílo de ló7-3« Eri^^ido después en priorato 
independiente el año do 1531 so sostuvo 
con los fondos qne producía la hacienda de 
Taretan. Loí padres Agustinos sirvieron e! 
curato hasta el «fio de 177-3 en que lo en- 
tregaron al ordinario. Desde entonces es 
beneficio secular servido por un pánoco y 
un padre vicario. 

Los Agustinos levantaron en este pueblo 
una buena parroquia en mediados del siglo 
XVII y la dedicaron al apóstol Santiago, pa* 
tron del lugar. Este templo se quemó el 



29 de Marzo del afío de 1S44 por un des- 
cuido del sacristán: con el incendio se fun- 
dieron los vasos sagrados, los galones de 
las casullas y una parte de las campanas: 
5olo se aprovecharon cien marcos de piau 
con los quCf y con las limosnas del vecin- 
dario, ha podido repararse en parte perdien- 
do mucho de su antio[UA mp^níficencia 

En 15SI se le dieron á Tingambato las 
visitas de S. Ángel, Taretan y Ziracuariti- 
ro; hoy únicamente depende del curato li 
primera por haberse erigido Taretan en be- 
neficio independiente. 

Tingambato está situado en medio de la 
sierra, bajando ya para la tierra caliente en 
un sitio muy ameno, regado de abundan- 
te» aguas. El padre Fr. Rodrigo Mendoza 
fabricó el convenio que hoy sirve de casa 
coral: se cree también que él construyó la 
pequeña iglesia del hospital. El campo- 
santo está contiguo á la parroquia. 

La población de T¡ngag)bato es hoy de 
2,000 habitantes; sus casas son de madera 
y sus calles de chirimoyos y aguacates. 

SiUi Ángel es pueblo muy ameno: dista 
tres leguas de Tingambato y tiene una bo- 
nita y sólida iglesia. El curato todo no 
excede en su poblado^ de 2,800 habitantes* 
Linda con tos de Taretan, Capacuaro, Drua- 
pan y Sirahuen: su área se regula en 22 le- 
guas cuadradas. 

En lo poruico> Tingambato es teaeocia de 
Taretan que depende de la prefectura de 
Uruapan: está s tuado á los 2^^ 24* de longi- 
tud y 19' 25 de latitud: es lugar de tránsito 
de Pátzcuaro para Uruapan. 

TARE^TAN. 

Este nombre en el idioma tarasco quiere 
decir heredado sementera» Existe el pueblo 
desde aQt»>s de la conquista y fué evangeliza- 
do por el padre francíscauo, venerable Fr* 



DEL OBISPADO DE MICHOACAIN. 



91 



Juan de San Miguel el afio de 1541; el de 
1575 se asignó á loa padrea Agustinos en 
calidad de doctrina, dependiente de Santa 
Aoa Tzirosto. 

En 1581 se separó de Tr/irosto y se agre- 
gó al curato de Tingambaío: por último en 
fines del siglo pasado se erigió en curato 
secular. 

£1 pueblo está hernoosa mente situado en 

el declive de una loma no muy elevada y de 
una fertilidad ascimbrosa. Sus casas son las 
mas de madera; pero cómodas y de esterior 
bastante agradable: tiene gran número de 
calles formadas de plátanos de todas clascg 
y de otros árboles que embellecen la pobla. 
cioo. La parroquia es triste y desaseada: 
fué construida en el siglo XVII y reno- 
vada conforme al gusto moderno en es- 
tos últimos afios : está dedicada á San 
Ildefonso que es el patrón del lugar: su 
sacristía está provista de muy buenos para- 
meatos y de todo lo necesario para el culto. 

La población del curato, que habia dis< 
minuido considerablemente durante la re- 
volución del afio de 1810, se ha aumentado 
con rapidez por los ingenios de azúcar, fa- 
bricas de aguardiente y otros varios giros 
que facilitan cómoda subsistencia á los ve- 
cinos: hoy asciende á 7,600 habitantes. 

Los padres Agustinos poseían la magni- 
fica hacienda del mismo nombre de Tafetán 
que está inmediata al pueblo y tiene una 
pequeña capilla. L» referida hacienda es 
muy productiva en maíz, caña, frutas y pas- 
tos. Un indio donó al convento de Tin- 
garnbato los terrenos de r'sta hacienda: el 
padre Fr. Rodrigo de Mendoza la formó en 
lodos sus ramos: tenia este religioso un cu- 
fiado que se llamaba Alvaro Pérez, quien 
franqueó el dinero para construir un molino 
de cafia, y con este ruin elemento progresó 
la finca hasta producir de 7 á 10 mil pesos 
anuales. 



El temperamento de Tarelan es ya ca- 
liente, aunque no mortífero, ni tan molesto 
como el da los demás pueblos de aquel 

clima. 

El cura administra su feligresía con dos 
vicarios. Hay ademas en la cabecera otros 
dos templos pequeños, un csmposanto con 
capilla, dos cofradías y una escuela de pri- 
meras letras. Taretan tiene ayuntamiento 
que depende de la prefectura de Uruapan, 
regular comercio, estafeta, receptoría de aU 
cabalas, buena plaza, con mesgn y algunas 
fincas urbanas de buen aspecto. 

Ziracuarüiro es uno de los pueblos mas 
amenos y pintorescos del obispado: su fer- 
tilidad es asombrosa. En este pueblo plan- 
tó el Illmo. Sr. D. Vasco de Quiroga los 
primeros cinco pies de plátanos que trajo 
consigo de la isla de Santo Dojningo. Ks 
por lo mismo célebre eare lugar; porque de 
él han salido todos los plantíos de este árbol 
que hay en el territorio de la que antes 
se llamó Nueva Espafia. La iglesia es muy 
bien construya y decente; está dedicada ó 
San Andrés apóstol. Por en medio de es- 
te pueblo pasa un rio que fertiliza sus ter- 
renos, y riega las muchas huertas de plátanos 
chirimoyos y aguacates que forman el co- 
mercio de sus habitantes. 

£1 curato linda con los de Uruapan, Tin- 
gambato. Parangaricuuroy Urecho: su área 
no escede de 24 leguas cuadradas. 

En los terrenos de este curato se dan el 
café, la caña de azúcar, el maíz y todas las 
producciones de las tierras calientes y te-tn- 
pladas. Creo que en ningún punto de Mi- 
choacan se darian mejor el tabaco y aun el 
cacao como en estos lugares tan feraces y 
productivos. Las haciendas de Tomtndan 
y de Taretan tiene gran número de ranchos 
donde se producen el plátano y la rsafia con 
tal abundancia que se han regulado sus pro- 
ductos en roas de cien mil pesos anuales- 



w 



ff^rnCík^ PARA LA fflSTOElA 



f «■ f ' *>-nh fftiOAff, /(•/!/,$ ifl rriflfí hcr* 

, , , ' •» >'l x*i-hM'Ai^^* fhUiftn4fi (rniuúncn» 
^ .f f' ,• f "íí fÍM (Uh M//'i'J, iiíMi il« líu prl* 

, f,f < ^ ^'^ ^l ^onlfolnf iIm |1mih|miiii IIu^ 

, , r / /f^'ri ^'ifH'i Hm HiiinhHHi i|U(t hit- 

- , I' r rfrl'i M 'lid llllH mI M MlmilNlMM «Im 
/ . f <# 'MI' In ílllfí ||h IiM IMl-lMMtiHHl 

/ / 'I . r M/ MUmiJi II^^hh iIh (»Mhi por 
' '• i ^ til *\i l'M mIm(m-< |(m)iii|imIi»«u loa 

' // / , '//U i|'i IMiIm Mmif |l|MVUO'(H) tliot« 
/ ^. h*' ¡ nm^h 1|'"« HM ll'i'HIllo A pío» 

./ - 'ié" / fl' MU'JM " |''m ^Imi imi Miu Ihmo- 
/ . |f M; 'M/ jMM) • Hi |i iIii|m n ItM \S\M\\á fk U 



I 

I , 
I ' 

h 

t ' 

I': 

1^ 



de Crgzno^ bomas escaltoras, paramentos 
sagrados j lodo lo oecesarío para el culto. 

No bobo fruta algcna de las de tierra ca- 
lienta ó tierra fría que do aclimatase eo las 
buenas. Ya el Limo. Sr. D. Vasco de Qui- 
roga había traído los primeros pl átanos r 
los habia hecho plantar en ZIracuaritiro: il 
padre San Miguel aclimató en Uruaps.^ 
cuatro clases de ellos, mameyes, chiriroojis 
nnranjas, li(nas, cafias, zapotes prietos; &>- 
(Ih cliíae de frutas y verduras. 

Kl pueblo está situado cerca de un ojoce 
ngtiA de muchas varas de diámetro y de pn 
profundidad: en él nace el rio llamado de 
(•upnticho que se esconde bajo de la íifr- 
\{\ pnrn formar á distancia de dos leguas 
\W nipifl» el famoso cedazo conocido m 
tfi\ nombro de Tzararacua. En estamagoífica 
cnaotidA se presenta durante el día el wco- 
Irla por U continua descomposición deltte 
\\k\ aol i^n tantos millones de gotas de apa 
pui\*imay cristalina. El padre jesuíta RaW 
(«nndivar ha consagrado á la pintura dees- 
\p fl•lK^meno los elocuentes versos laóo® 
q\m pongo á coniinuacioa. 



QaAn\ trroprj^tant rigtiae spimcul* limph», 
I 't ^^q/mm circam €ftci.is decnrrít amoenain- 



M /li<"ii'/i |f Nh IIMlMliliHMO, iMioio loa por« 

»''"" •'" ' ;r' *'"'^»«l»^";/^*»^»»^'^>' ;u;.7rmr«^^cr,-K>nt«..di««ü>altí. 

ifjHM MMM ImM \U Ih aUMia, ni»|«hl»»OlO ^w lo '^^^^^ uUwH^ w^n:o Ti/n» raasrít 

i)iM tjJMi I^Jt liM'i > ||0<pOHlM, y *^»M\olooU,^^„^,,.•^^^^^ hormstes llrq^» ftiriUT^ ctTenas 

MhM i|<' |m<Mi »I Mll40Oltta»ojU> olaioo para N'W» >»st0 5patio niiltniiidi«trac:»T>cissÍBi, 
|,M.M''M>M »Im| PMmIiIo, iMéO |h plaa« J«a •««'«'«Pit conTc» tiimenii «r-ciil«lirfha, 

' . . . I .. I Qmsqiiefugádeinceps Ubnssc scicatitarctis 

I. )»)(l.t.», V\mm \M HIIü» » !«• lluhs««M y Uwl*nt*m t*pM gcniiii«tísflnrt:i.»i 
|ii« il. I. .|ili>) kitl>iiit»4tiliii)li> lU loJ«0))r«ftion 
l'ii) |i)iiiM lio li«» i;(Hii|tiUI«ilim>«. 

I ii>» t:iiiiU(li) »|ii l<*v'Kninr «I fin O* c«tU 

. .1 



Rq>i«t honu rívm cursa per ofaa sbobc^ 
AHIuit rK1^aa^ caiii;»t>q:3e eductus aj«rto 
Saxa per, A ftlebss hanthnim dreliris ia alw» 
. . 1.1 .Vcodertt rrwsuai; rrsceps ubi fosa prefisn»*^ 

»' l'^'r»*^^*» »í^'**^^' •''^ ^*' "^^^^^^^^ ^'**, ValWm ^^duñs honTte» c«uT«S.t4«* 



|M iM||i||l.u i^tlAM IMUa «enfronto do otras: i v.Tpillw dcnsami rimosi « repe recitiS 
\^(H ll'iMlO U iHbrí^Ola lOja, habÍl)l*ndola$\Q.í» penmtai ccbvns Tolocnisi festha frt^t"^^^ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



93 



llane vero in yallcm pricceps instante ruina 
VolTÍtor amnis aqua coslum Tolitante per omne. 
fiec lamen ssquali ^latistrum transcenderé salta 
Torrenti natura dedit: pars qnippe supremas 
CoQScendit rupes, horren ti a labra, canalis; 
Indeque prsecipiti saltu pctit ima per aiiraA, 
Dum reliquum lato, limphsB stagnantis adinstar, 
Álveo aubsidit flnTnen,simu1atque quictem. 
Naní cum dura silez hinc indc repagula toUens 
InDumcris circúm rimis incisa fatiscat, 
Ccu magnum densa terebratum cúspide cribrum (1) 
Prsebet iter tectum clauso ingeniosa liquori. 
Hinc cautea summo compresos impete fontes 
In jactas totidemí quot rimis dura dehiscunt 
Msenia. divisos ludcns jaculatur in au!as. 
Cea tenso quondam ñervo con torta sngitta 
Impele lapsa fero vacaum proscindit inane 
£ffug;iens arcum magno conamine ilexum: 
Haud secas unda fluens cursu fugit alite saxa. 
Áspera qoss superat violento msenia saltu 
ünda tenet médium: crlbroque elisa frequenti 
Hac illac fluvio salienti o rupibus astat, 
Karaque divítiss reserat mtracula dextrae. 
Inde lacum quatiunt lapso jam fonte coactum, 
Vitreas unde iluens sinuosis ílexibus amnis 
Algenti recreat pecudes, agrosque Hquore. 

Dentro de la población existen gran nú- 
mero de manantiales que á mas del rio sur- 
ten de agua las huertas y las casas. Esta 
abundancia de riego produce una admirable 
vejeiacion y hace que Uruapan se manten- 
ga en una primavera perpetua. 

Grande fué el número de colonos que 
llevó el padre San Miguel á la nueva funda- 
ción: algunos los hacen subir hasta 30,000 
que fueron después disniinuyendo por las 
terribles pe«tes que asolaron el pais. 

Se le d¡6 al pueblo el nombre de Urua. 
pan de la palabra Urani que quiere decir en 
lengua tarasca Jicara porque los Indios se 
comenzaron á dedTcar á la fábrica y pin- 
tura de hs jícaros en cuya industria han so* 
bresalido por espacio de tres siglos. 

(1) Huie fonti Txararaqua wmen est, quod 
tfi Hngua Tara$een$i^ Provincia Miehoaeanensü 
propria^ cribrum denotat. 



£1 fundador construyó uim hermosa igle. 
9Ía y un convento d**^ su orden: aquella sir- 
vió de parroquia durante muchos aflos. Aho- 
ra el coDvento se ha convertido en hospital: 
en su fachada subsiste todavía la estatua del 
padre San Miguel que los indios agradeci- 
dos levantaron á la memoria de sn bienhe- 
chor. Es un prodigio que los tiempos y las 
revoluciones hayan respetado el busto de 
estehombre humilde que erigi6ej primer co- 
leffio de la capital refundido después en 
el de San Nicolás, (jue ncabó de formar el 
pueblo de Ácámbaro, fund<^ la ciudad de 
San Miguel el Grande, y lleno de mereci- 
mientos vino á morir entre los indios de 
Uruapan á quienes tanto habia amado. Este 
busto]es el único homenaje que se ha tributa- 
do á su memoria: ni los pueblo? de la sierra 
de Michoacan, ni Uruapan, Acáínbaro, 6 
San Miguel, ni Moreüa y Páztcuaro qut 
tanto debieron á su beneficencia hnn conser- 
vado algún retrato de tan esclarecido varón. 
Disimúleseme que me haya ocupado de él 
con mas estensiun de la que exigen astas 
noticias. 

La parroquia actual fué construida algu- 
nos años después de la muerte del padre 
S^p Miguel: el curato lo erigió el I limo. 
Sr. D. Vasco de Quiroga, quien falleció ha- 
ciendo la visita de esta feligresía: el tem- 
pío fué quemado el ano da 1813 por los 
independientes: últimamente ha sido ree- 
dificado conforme al ^usto moderno; el pa- 
trón del pueblo es San Francisco de Asís. 

En esta iglesia habia canónicamente erigi- 
das tres cofradías y algunas obras pías: so- 
lo subsiste la confraternidad de la vela per- 
petua. 

Todavía existen las nueve capillas que 
estableció el padre San Miguel, y un decen- 
te camposanto. 

La parroquia pBtá servida por el cura y 



94 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



dos vicarios: tiene también un sacristán 
mayor. 

Dependen del curato los pueblos de San 
Francisco Jicalan que dista media legua de 
la cabecera, tiene buena iglesia y es de tem- 
peramento caliente: Santa Catarina Jucu- 
tacata (\\ie dista una legua y tiene mejor ca- 
pilla que el precedente: y San Lorenzo que 
dista cuatro leguas, tiene una regular iglesia 
y es de temperamento frió por estar situado 
en la sierra. 

I^a población del curato es en la actualidad 
de 12,000 habitantes, la mayor parte indios 
bien parecidos, que probablemente son de 
raza mixta, aunque hablan el idioma ta- 
rasco. 

Uruapan dista 28} leguas de Morelia por 
el rumbo ddl S. O. En sus inmediaciones 
nace el rio de Cupaticho que después es co- 
nocido con el nombre del Márquez, que va 
A unirse con el caudaloso rio de las Balsas 
y desemboca en el mar Pacífico. Las aguas 
de ente rio son las que forman el arnera ó 
'rzararactuí de que he hablado antes. 

Kntre los árboles esquisitos que se en- 
eMet%Xfñn en Uruapan, hay unn sumamente 
notable por ser único en $u especie, género é 
indiniíluo como afiíma Lejarza. Está cerca 
del molino de harina llamado del Sacramen- 
toí se le describe con el nombre de Hnanita 
Urajíemisi el 8r. D. Pablo Lallave habla de 
él un sus opúsculos botánicos, y general 
íWwXe se atiibuyen á sus raices y hojas gran- 
di<M virrudes medicinales El Sr. Lejarza 
quiko propagarlo: pero hasta hoy no se co- 
noce otro Individuo. Muy importante seria 
que al gobierno de Michoacan cuidase de 
que iio desaparezca esta especie tan útil, co 
imi rara. 

Uniapan en el orden civil es prefectura 
y cHhfioera do partido: tiene ayuntamiento, 
juügado de Uiras, «scuelasi administración 



de rentas y de correos, calles muy rectM, 
manzanas bien cuadradas, una amplea y be- 
lla plaza y hermosos edificios. En los bar- 
rios se han plantado gran número de more- 
ras con las que se pueden mantener algunos 
millones de gusanos de seda. 

El Sr. D. Pablo Laliave en el tom. I® 
pág. 162 de su Registro trimestre j describe 
el Coccus Axin, gusano 6 insecto del qutse 
saca una especie de manteca con que los in- 
dios de esta ciudad barnizan las jicaras, ba- 
teas y otros utensilios de gran mérito y be- 
lleza que forman uno de los ramos de su 
industria. Yo creo que este charol limpio y 
hermoso podría fácilmente aplicarse álos 
muebles y á los coches con gran provecho 
de las artes. 

La temperatura es mas caliente que tem- 
plada: las enfennedades dominantes son los 
frios, disenterias, inflamación de hígado, j el 
boxo ó Luche que es endémico en estos lu. 
gares. 

La situación geográfica de Uruapan es á 
los J9^ 21' de latitud, y fioQ?' 16" de lon- 
gitud del meridiano de México. 

La área del curato se ha calculado en 46 
leguas cuadradas: linda cou los curatos de 
Taretan, Paiangaricutiro, Paracho y üre- 
cho. 

CAPACÜARO. 

Pueblo pequeflo de la sierra, evangeliza- 
do por los Franciscanos en 1 533: está situado 
muy piíitorescamente detras de un enorme 
cerro que tiene la figura de un pilón de azú- 
car á tres leguas de Paracho por el rumbo 
del Sur, fué erigido en curato en fines del 
siglo pasado: su población es de 800 veci- 
nos y la del curato de 1 ,500. 

La iglesia parroquial dedicada á San 
Juan Bautista, es un cafion amplío, techado 
de teja. 



DEL OBISPADO DE AIICHOACAN 



95 



La industria principal de los habitanres 
consiste en el corte de vigas y tablas que lle- 
van á Tender á los pueblos del Bajío, en la 
agricultura y en la traginería con ínulas y 
burros. 

El curato linda con los de Periban, Pa- 
racho, Druapan y Parangarícuiiro. 

SAN JÜAiN PARANGARICCTIRO. 

Este pueblo fué vicaria fíja del curato de 
Slrosto: luego st? constituyó en priorato' 
posteriormente quedó secularizado y hecho 
curato iudependienteen 1775. Su población 
es muy antigua: fué coBvertida al crisñanis- 
mo por el bachiller Fuenllana y por Fr. Se- 
bastian Trasierra, apóstoles de Sirosto: e$tá 
situado en un llano hermoso y fértil: es de 
temperanaentp fiio y húmedo, 

La Iglesia parroquifil es la mas magnifica 
da toda la sierra de Michoacan: es de tres 
naves, amplia, sólida y con alguna elegan- 
cia: bace pocos aflos se hixo el retablo 
mayor al estilo moderno. Fué construida 
en 1,605 por Fr. Sebastian González, na- 
tural de Páztcuaio que era el prior deaquc) 
convento. Basalenque refiere que el ano de 
1,631 habia en este pueblo tantos arrieros 
que consoló la limosna de dos pesos por mu- 
la que dio cada uno de ellos para hacer los 
ornamentos déla sacristía juntó, en una tar- 
de sola, mas dt mil pesos; aun dura boy en 
los vecinos la afición á la tragineria con re« 
cuas que forma su principal industria: se 
dedican también á la agricultura y á tejer 
cobertores de lana. 

La población del casco del pueblo es de 
1,400 habitantes, y la del curato de 4,000: 
su ¿rea es de 32 leguas cuadradas: el bene- 
ficio está servido por el párroco y un solo 
vicario. 



SANTA ANA TZIROSTO. 

Pueblo situado en el descenso de la sierra 
para la tierra caliente, á 8 leguas de Tanci- 
taro y de Apatzingan, de temperamento frió 
por la altura en que se encuentra. Su fun- 
dación es anterior á la conquista: el curato 
fué erigido por el filmo. Sr. D. Vasco de 
Quiroga, quien confirió el beneficio al ba- 
chiler Fuenllana, clérigo que lo sirvió al- 
gunos aAos: este ecle:}iást¡co aprendió muy 
bien y ensenó á otios el idioma tarasco, 
bautizó miles de indios con los que fundó 
de nuevo el pueblo, y estando ya muy viejo 
renunció el cúralo el afíode 1775 para ves-* 
tir el hábito de San Francisco: el Illmo. Sr. 
D. Fr* Juan de Medina Rincón, encomendó 
entonces á los padres agustinos la adminis- 
tración del curato. 

Era provincial de la orden en esa época 
Fray Alonso de la Veracruz, á quien insi- 
nuó el señor obispo que deseaba ver encar. 
gado del curato á Fr. Sebastian Trasierra, 
religioso lleno de virtud y celo, que habia 
fundado el convento de Xacona: desde lue- 
go colocó el provincial á Fr. Sebastian al 
frente de la parroquia y de sus cuatro vica- 
rias que eran: Parangaricutiro, Zacán^ San 
Felipe ¿le los Herreros y San Francisco Cu- 
mpo: grandes henvficios hizo á estos pue- 
blos el padre Trasierra, construyéndoles 
iglesias, enseñándoles oficios, planteándoh*s 
escuelas y dando á las poblaciones la forma 
que hoy tienen en las plazas, calles y huer- 
tas. 

La iglesia parroquial que hoy existe en 
Tzirosto es la misma que levantó el padre 
Trasierra, bastante sélida y decente, aunque 
no muy capaz: este templo ha sido algunas 
veces maltratado por los temblores, y recom. 
puesto sucesivamente por varios párrocos; 
hoy está aseado y decente. Los Agustinos 
levantaron convento contiguo de bastante 



90 



NOTICIAS Pa£A la EISTOniA 



,. a ^— ►• r-ero tiiví casi viosír;..:a -nir es :rí- ::ina iesazni-z^é .es rirr^^ Aras:-i^s al- 
,^ . tt-r remólos aue J v -a a ■-jcram: rinü¿ -n. .iiiips^ --í zz^^ezss t ¿acss: c^e o- 



cucux 

i-»í--ivlo posteriunneace *:er • -. 1 ocá^c :av:a se r?-:r3.; icen t «^rrea r-in ai.nir 

,* t » ^ i*> -ii ve ihon vis cisa. ojrx ací^¿ > as snuuimeco s * 'ierres Saz-Z^ 

J/. c :>co ís i- I.:*" '} iz^. e:ri-^ j-aL'ii-ia. 









V^ 



•C v> 



C^a »^ ^''* '^ * ^'* *'^ ^^ "'^^* * ■^■" ** ^ ***" 
V^\lv^\><•»^ ^ '*** I». :•».«* 4 s* .* >c í-ice ...:-; jíí ¿,^^ i.ne-07 -c. : -:í. t -fCi . rifo 

VVm»»^»'*'*1**^ '^ íKvi^xí.í ^ ' í* vil ;?<íí u^4r ^^-^ :% *ii i.-i:: :n ía -.t>: ir-:* - : : :* .h 3- 

Uk^»^M«s^ I'*'' **^ ■^'*'' '^'* ***'^ ^ ^*-*^ '^ '''^* :- J - í* ^-"- " -- -rr: .: i- í:f-.J- 

U»Í » ***»' mt.U», , :^* jvu^ j-^_i -.-r • * i.' ?-• -.*=* Frtn- 

»iili-u4' - :s4.j Jt -2 : i_ I ji-i. ¿i: ¿'iiiTri í. '-.-'- *I 

imhO*** tt v^^vv i'iU >v^ >ia vK'Jivuu if>v'^>:*.t- <caF-r»t¿ii- t^-^.i»:* íui.iur'-a ::■: con- 

itnlhlt\ > t'V| » 5>^'^ vuM.'a soa lr;e^^-ir«5 Is-Srf <s ci-c .¿u c-pi:2ij'ni .:» pa¿f«« 

liiu U"l»U »»Uin»K4 \'\\ \\\Vi\ cuoau: su ie.rpe- XztsL^Jtz Sfc^J-t -kíc* • :.:.::l I^i -icajcado 

UUlu'iOu 1 n ln»i, \ buiu4me;.\e rebeca ¡. s: t* cíatcxí^ c* Tií-i-iltí iü-'U. j.5ec-!»n- 

HU«'( (<i »'«' «i,*»!*! «»W imbiaoioa sciui! es ¿e xicios ¿-.ci-i:* ct ITTí,. H.j es-ücr- 

V(HI Iw^itllunU n i-:¿i pw- Li r-i-'r^ra. 7 i:z rir^jr > óe¿ clero 

(\.M./M, l\io JiU'u'uu iWl tcíerior; veze «c-^. La pirri-i^ es i.:^ i^m caíioo 

h'^uliU' l>;lu.«Ui tioi \\u'iiuiá son pobres, ci cjonsaxiju» j-sr l:«i rí-^pD^csc ■-*!« sures 

ii\liniih) s\\í <ioO| mi MumÍDuen de hacer ca- decel w y ¿!r=r3S plrtAiaxs asfr^as deme- 

JouoH |miH sA \\\\\\\\v\\\q. diaoo icérlUK Lar oua '^lesd-a oei ko$píu^ 

iS.iti /*ii/mi 7^iiit)M¡ 00 Ubre por la feria y doscapL^as miseraL.es. 
v^wo «M \\w\\í v\\ ol \\\\\\\t los sHos el mes de £1 caserío es rer^-lzr* pev -::? calles son 
^ vs \ uUiu i Uo)\ii r<«gular igle^iia, 1,200 ha- 

V ^ ' N^ V \y^^\\\\ ionunvio; sus vecinos son 

V X ^ vv% u U mUaii'a, al canto 7 á ia tra- 

- V- * , \ >Ku U^ljuua da Tsiroaio, 7 diez 
v^ . / \. U 
" «v.^ ^>.v^ >^'U)osy en TingambatO' 



tortuosas: aba&dan ¡as La¿r:as de peras, iiü< 
rasóos 7 peroraes. TÁCciiaro es Í107 cabe- 
cera de Dlsirito: üece ¿Tcotamlenfo. escueiSf 
estafeta, receptoría de alcabalas, <io me^on 
7 un comercio pobre. 

£1 pico de Taociiaro, situado á loa 3^ 1 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



97 



30' de longitud y 19® 5' de latitud es la pri 
mera altura del Estado de Míchoacan, que 
se regula en mas de 12,000j)ié8 sobre el ni 
Tel del mar por estar siempre cubierto de 
nieve: los navegantes del mar del Sur lo di- 
visan desde muy lejos y tienen la costum- 
bre de saludar á la virgen de Aguanato, 
cuya capilla distinguen con claridad. 

El temperamento es escesivamente frió, y 
los habitantes tienen el peligro de la contl 
nua transición del rigor del frió af terrible 
bechorno de la tierra caliente qne casi rodea 
á este pueblo. 

El comercio de los Vecinos consiáte en 



circunstantes, en el pueblo de Xalpa, una 
imagen de J. C. crueificado á la que dssde 
entonces se conoce con el nombre de Sr» 
del Milagro f y que poco tiempo después se 
trasladó á esta iglesia á la que los pueblos 
de tierra caliente concurren en gran ro- 
mería. 

De pocos afíos á esta parte se ha aumen. 
tado la población de este curato, por haber- 
te avecindado en él la mayor parle de los 
habitantes de la villa de Pintzándaro que no 
pudieron soportar el clima mortífero de aquel 
lugar: sin embargo, e! censo de población 
no escede de 3,800 habitantes: la cabecera 



los granos y maderas, en la nieve y algunas, cuenta <íon 1,200, y el resto se encuentra 

(yyjj^g^ jen las rancherías y en los pueblos de Xalpti 

Tancítaro está diez leguas alN.de A pat- y Tom^/Mn que tienen regulares capillas; 

zingan y al N. E* del pico de su nombre: el primero dista legua y mediado Santa Ana, 

tiene una asombrosa feriilidad y gran canti- 
dad de agua para el riego de sus terrenos: 
en ellos se dan el café, el tabaco y muchas 
especies de frutas: podrian cultivarse con 
buen éxito el (facao, el nopal de grana y el 
canelero de Ceilan. 

La temperatura es caliente y el clima no 
muy sano: los habitantes se mantienen de 
secar el plátano y conducirlo á las plazas 
principales de consumo en los Estados de 
Michoacan y Guanajuaio. 

La área del curato se regula en GG leguas 
cuadradas, lindando con los de Apatzin- 
gan, Tancítaro, Pinzándaroy Tepalcatepec. 

PEIUBAN y LOS REYES. 

Pueblos antiguos conquistados al cristia- 
nismo por los padres Franciscanos Fr. Juan 
de San Miguel y Fr. Jacobo Daciano, por 
los afios de ]5i6, Periban está situado á los 
19° 43' de latitud y 2^ 69' de longitud del 
meridiano de México. Aunque es cabecera 
de curato del cual depende el bellísimo pufl- 



la población del curato es de 6,000 habitan-! 
tes: su área de 58 leguas cuadradas: linda 
con los curatos de Apatzingan, Amatlan, 
Tzirosto y Pi ntzandaro. 

SANTA ANA AMATLAN. 

Es un pueblo |)equefío situado en la falda 
occide.Dtal del enorme cerro de Tancítaro: 
existía antes de la conquista, y fué civilizado 
por los padres Franciscanos que predicaron 
el Evangelio en esta comarca y fundaron 
ahí lina doctrina y convento de su orden. 
El curato fué erigido por el Illnio. 6r. D- 
Fr. Baltazar de Covarrubias; secularizado 
en 6ncs del siglo XVIII, es hoy servido por 
un eclesiástico del clero secular. 

La iglesia parroquial es muy antigua, bas 
tante rapaz, de fea arquitectura, dedicada á 
Santa Ana; hay otro templo miserable que era 
el hospital. Villasefíor refiere en su Teatro 
americano (tnm. 2^ pág. 91) que el martes 
Santo del aOo de 1739 hubo una gran con- 
moción en este pueblo, por haberse movido 



muchas veces delante de gran número dejuio de los Reyes; sin embargo, en el orden 

1^ 



9S 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



político está sajelo á éste: tiene ayuntamien- 
to al qne estén encargadas las tenencias de 
San Francisco Periban^ pueblo pequefio que 
dista media legua, y las de las haciendas de 
la Cofradía y Aputara. 

La iglesia parroquial dedicada á San 
Juan Bautista fué construida en el siglo 
XVII y reparada decentemente por el Sr. 
cura D. Manuel Tiburcío Orosco. El cura- 
to es administrado por un párroco y dos pa. 
dres vicarios que residen en los Reyes, por 
ser lujar do mas comercio y población, 

Periban es muy fértil, de buena tempe- 
ratura, pero de poco comercio y población: 
el caserío es corto y casi todas las fincas 
ui bañas están rodeadas de huertas: los veci- 
nos se sostienen de la agricultura y «de la 
traginería con muías. 

Ademas de la iglesia parroquial, hay ca- 
pillas en San, Francisco Periban y en San 
Gabriel, pueblo pequefio que pertenece á 
este curato. 

He dicho que pertenece al curato de 



cacion de las aguas que rodean la población; 
porque la innumerable multitud de vaaagos 
de plátano que hay dentro de ellay las graa- 
des sementeras de cafins que cubren todo e^ 
valle producen una putrefacción sumamente 
nociva á la satud. 

Este pueblo está destinado á ser uno de 
los gnndes jardines de la República, ya por 
sus atractivos naturales, ya por los elemen- 
tos productores en que abunda, ya poreí 
empeño del vecindario en el cultivo dele 
huertas, ya en 6n, por el plantío de morem 
que ha progresado con asombrosa rapidez* 

Cuando el Sr. Guénot emprendió natu- 
ralizar en Michoacan la morera de Chinan 
con el objeto de propagar la cria de gusa- 
nos de seda y plantear en la República esie 
ramo importante d«5 la industria europea, se 
sembraron en terrenos de este curato y en 
los de Uniapan y la Huacana murhos milei 
de los árboles referidos que se han multi- 
plicado rápidamente. Si en 1845 se desun- 
ció la empresa de la seda [porque como diñe 



Periban el pueblo de los BeyeSy célebre en 'el Sr. M«thieu de Fossey, "Guénot no era oi 
todo Michoacan por su hermosura y asonv i obrero ni fabricante, y comen^íó por el fin 
brosa fertilidad: parece que fué fundado en lugar de limitarse á modestos ensx- 
después de la conquista, por el venorable yos"] yo creo que hoy que se ha conseguí- 
Fr. Juan de San xMiguel. Está situado en do en este y otros pueblos aumentar felix- 
el descenso de la sierra á los 19*^ 48' de la- mente la cria del gusano, seria fácil realizar 
titud y 2'' 55' de longitud del meridiano de «> pensamiento de loa tejidos de seda, cuyo 
México. 'ensivo costó á los n»ichoacancs algo mas 

La iglesia principal dedicada á los Santos «•• ^^^^ n^*' P««o« »"« existen en la repú- 
Reyeí es un edificio sólido, que aseó y me- >'»ca algt«»o» de lo» obreros que vinieroada 
joro notablemente el Sr. Cura Orosco en los 



anos de 180S á 1S22. FJ pueblo sufrió mu- 
cho con la guerra de ISIO, en términos de 
haber sido preciso reedificarlo después de 
nuestra independencia: entonces se le dio 
buf n orden y distribución ft las casas en ca- 
lles recta*, cómodas y aseadas. 

La temperatura en invierno y verano es 
bastante sana; no asi en la époc^a de la dise* 



Lyon y muchos práctiros que podrian dar 
cima á tan gigantesca empresa. 

Las haciendas de este curato son suma, 
mente prodtictivas y están avaluadas para 
el pago de contribuciones en 338,962 pesos. 
Al pié del cerro de Periban, se producen 
las yerbas medicinales conocidas con \o9 
nombres de Sirafe, que dá una ñor blanca 
ligeramente rosada que se usa con buen 



DKL OBISPADO DE MICHOACAN 



99 



éxito para los dolores de costado, de Zar 
zoparrilla y belladona que son bieo cono- 
cidasy Y algunas otras. 

£n los Reyes se dá un café tan rico, que 
alj^nnos lo juzgan igual 6 superior al de 
Mr.ka. 

En el casco del lugar hay una población 

de cerca de 4,000 vecinos, juzgado de le- 
traSy dos escuelas para niños de ambos sexos, 
dos capillas, un buen cementerio, algunos 
edificios de buena construcción, una bella 
plaza, dos mesones, administraciones de ren 
las Y de correos y un comercio que comien^ 
za ¿ reanimarse. En las inmediaciones hay 
muchos ingenios de azúcar y piloncillo que 
dao ocupación á gran número He brazos* 
El pueblo pintoresco do San Gabriel^ esté, 
unido CHsi á los Reyes: ambos y algunas ha- 
ciendas componen el municipio. La prefec- 
tura comprende las municipalidades de Pe- 
riban, Zaean y Tinguindio. 

La población del curato no escede de 
10,000 haUitances. Esta linda con los de 
Tinguindin, Tarécuaro, Gotija, Charapany 
Tancítaro. 

En los terrenos de este curato se podrían 
sembrar toda clase de producciones de los 
climas calientes y templados, se podrían 
criar abejas ceríferas y gusanos de seda, se 
podrian aprovechar sus aguas para toda cla- 
S3 de máquinas y se podrian aclimatar fácil- 
mente los camellos africanos, los Llamas del 
Perú y los pavos reales. 

Las haciendas principales que comprende 
el ralle dePeriban son: Santa Clara, los í^i- 
mones, San Sebastian, el Salitre, San Mar- 
cos, San Juan de Dios, San Antonio, la Ca- 
lera, la Joya, Apupataro (alias San José de 
vista hermosa) y la Cofradía: la área del 
curato se calcula en tó leguas cuadradas. 

Flores, plantas, raices y palos medicína- 
les abundan en estos terrenos: la rosa de cas- 
tilla, la adormidera, el colmecate, el jazmín, 



el malvavisco, la salvia, el saúco, la capita- 
neja, la begonia, el torongil llamado cedrón, 
la peonía &c. 

£1 pico llamado de Periban está siempre 
cubierto de nieve y tiene una altura de cerca 
de doce mil pies sobre el nivel del mar. 

CHARAPAN. 

Curato pequeño erigido á mediados del 
siglo pasado. La cabecera, Cltampan^ e»tá 
situado en la Sierra á ocho leguas al Sur de 
Xiquilpan. Es lugar muy miserable, euya 
población no esceJe de mil vecinos. 

La iglesia parroquial dedicada á San An- 
tonio, es un caflon de 36 varas de largo te- 
chado de teja. Está servida por un párroco 
del clero secular: la población del curato es 
de 2,200 habitantes que se mantienen de la 
agricultura y de hacer rosarios, malacates, 
molinillos y algunos otros artefactos peque- 
ños de madera. 

La aréa del curato se regula en 18 leguas 
cuadradas, lindando aquel con los de Peri- 
ban, Patamban, Farangaricuatiro y Sirosto. 

En el orden civil depende de la prefectu- 
ra de Paracho, y tiene ayuntamiento al que 
están sujetas las tendencias de Felipe de los 
Herreros^ Curi/po y Cucucho. 

PATAMBAN. 

Pueblo situado en la sierra, anterior á la, 
conquista y reducido al cristianismo por Fr. 
Jacobo Daciano: fué doctrina de Taiecuatp, 
servida muchos afiós por los padres Fran- 
ciscanos de aquel convento: secularizado el 
afio de 1775, está boy servido por un ecle- 
siástico secular. Su iglesia parroquial es só« 
lída y pobre: está dedicada á la Asunción 
de la Santísima Virgen: hace pocos años 
que fué renovada; en este pueblo hay otra 
iglesia pequefla. 

Los vecinos de este lugar desde la con- 



100 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



quista se dedican á la alfarerís: la loza que 
fabrican forma su principal ramo de comer- 
cio: se estiman las ventas de este ramo en 
4,000 pesos. Son muy celebrados los Bu- 
caroSf que construyen estos indios, por la 
fragancia esquisita que despiden. 

£n el orden político, Patamban es tenencia 
que pertenece á la municipalidad j Distrito 
de Tangancícuaro: la población del curato 
no llega á 3,000 habitantes. £1 terreno es 
desigual y montuoso; pero proporcionado 
para producir con abundancia los mas de- 
licados frutos; lo bafian algunos riachuelos 
de poca importancia. £1 clima es frió y 
sano. 

La área del curato se regula en 16 le 
guas cuadradas; depende de aquel el pueblo 
de Ocumicho cuyos vecinos se mantienen 
de curtir pieles y de hacer zspatos: tiene una 
pequeAa iglesia dedicada al apóstol Sen 
Pedro: su temperamento es frió y su pobla- 
ción 500 habitantes. 

£1 curato de Patamban linda con ios de 
Tarecuato, Tangancícuaro, .Tzacapu y Na* 
huat:(on., 

TARECUATO. 

Población antiquísima de los indios taras- 
cos que se ha hecho célebre por los dos fa- 
mosos apóstoles Franciscanos que predica- 
ron en ella el Evangelio y fundaron el pue- 
blo nuevo: el primero fué el venerable Fr. 
Jacobo Daciano, apellidado asi por ser na- 
tural de la provincia de Dacia: era este re- 
ligioso deudo muy cercano de ios reyes de 
Dinamarca: hizo en Europa una carrera bri- 
llantísima, fué provincial de su orden en su 
patria, renunció la mitra y el capelo de car- 
*denal, sostuvo ruidosas cuestiones con los 
luteranos y fué perseguido vivamente por 
un obispo de aquella secta. 
En estas circunstancias ce verifíeaba la 



conquista de México y se abría un campo 
vastísimo á su celo apostólico: abandonando 
su patria y brillante posición en Europa, 
atravesó los mares para venirse á misionar 
al reino de Michoacan: recien llegado fundó 
las iglesias de Tzacapu y Coenéo, bauti- 
zó millares de indios en los pueblos de la 
sierra y se fijó en Tarecuato el afio de 1541: 
era perito en las lenguas griega, hebrea, 
alemana, francesa, latina y espaflola, apren- 
dió con perfección el idioma tarasco y fué 
el primer misionero que administró á los 
indios la Sagrada Comunión, por cuyo mo- 
tivo sostuvo ruidosas cuestiones con Fr. 
Juan de Gaona. 

A aquel hombre estraordinario debió Ta- 
recuato la fundación del pueblo actual y la 
civilización cristiana de su vecindario: be- 
nigno y afable con los indios defendió sa 
causa con tal celo y caridad, que los natura- 
les tributan todavía á su memoria los mas 
solemnes homenajes de amor y gratitud. No 
se sabe la época precisa de sií muerte: se 
cree que fué por los anos de 157i. £1 pa- 
dre Jacob* construyó la iglesia parroquial, 
y en ella fué inhumado su cuerpo; los in- 
dios de Tarecuato conservan y enseñan á 
ios viajeros cou el mas profundo respeto e| 
báculo ó bastón en que el apóstol se apoya- 
ba en su vejez: ademas, lo invocan en sus 
necesidades y le tributan una especie de 
culto religioso. 

El otro Apóstol fué el padre Fr« Juan 
Espinosa, español de grandes virtudes y ta- 
lento, quien después de haber servido laspre-, 
lacias de los conventos principales de so 
provincia, quiso retirarse á Tarecuato don- 
de falleció en principios del siglo XVIIi en 
esta época el pueblo habia decaido muebo 
en población é importancia; luego que fe 
fijó en él este segundo apóstol, reconstruyó 
enteramente el lugar y le dio la forma que 
hoy guarde, trazando la plaza, calles y edi* 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



101 



ficíos, mejorando la parroquia, el convento 
y el hospital de indios, dotando este esta- 
blecimiento, enriqueciendo los templos oon 
magníficos ornamentos y vasos sagrados, 
/undando escuelas de primeras letras y de 
canto llano, y formando de tal manera las 
costumbres da aquellos naturales que cada 
' indio en lo político parecía ua español y cada 
cristiano un religioso (1). Ksio fué Tare- 
cuato en aquellos tiempos; hoy es un lugar 
múnrable que solo figur» por sus recuerdos* 
£1 curato lo fundó el lilmo. Sr. D.Vasco 
de Quiroga en 1550: extin<;utdo el convento 
de Franciscanos y secularizado el beneficio 
en el siglo XVIil, es servido desvie enton- 
ces por un cura y un padre vicario del clero 
secular. Su población no escede de 3,000 
habitantes. La partoijuia está dedicada á 
Ran Francisco de Asis: fué decorada hace 
pocos ^tioK tiene cofradías del Santísimo 
Sacramertto y de Animas. 
Tarecuato es tenencia de la municipali- 



El temperamento de estos pueblos es frió, 
sus producciones son trigo, maíz, frijol y 
frutas. La industria de los habitantes es el 
comercio al menütico y las engordas de 
cerdos. En este pueblo progresan las abejiis 
ceríferas: hoy hay al;;^unas crias que produ- 
cen de SO á 100 arrobas cada alio 

La área del curato se regula en 21 leguas 
cuadradas; linda ron los curatos de Tan- 
gancicuaro, Tinguindin; Pataniban y Xa- 
cona. 

XIQÜILPAN. 

Este pueblo esiá situado cerca del gran 
lago de Chápala á dos leguas al S. O. de 
Sahuayo. Se sabe que fué conquistado 
por Nuflo de Guzman en 1530: los religio- 
sos Franciscanos bautizaron á los indios, y 
tuvieron allí una doctrina hasta el año de 
159S, en que parece que fué erigido el cu- 
rato. 

El espediente sobre secularización del be- 
neficio que contiene los inventarios de laen- 
/dad de Santiago Tangamandapio dependien.|j,.gga Jel curato que hicieron los Francisca- 
tes ambas del Distrito de Zamora: el pueblo nos en 1775, manifiesta que habia cuadernos 
tiene una escuela que costea el vecindario, jg partidas de bautismos desde el aíio da 
un mesón y algunas casas de regular as- ^ jsgo Logueros mas ordenados y completos 
^9Cio» i que hoy existen, comienzan en 30 de Julio 

Dependen de este curato los pueblos s¡- ¿^ 1775 ^n que se consumó la seculariza- 
guientes: 1 'cion, siendo obispo el Illmo. Sr. D. Luis 

San Angeh fundado en 1590 desde sus Fernando de Hoyos y Mier. 
cimientos por el padre Fr. Juan Espinosa»» Los curas clérigos que ha tenido esta 
quien con aus propias oaanos, según afirma parroquia en propiedad, son l< s siguientes: 
el cronista Larrea, trazó las calles^ plazas^\ 1? £1 Lie. D. Miguel Diaz de llávago 
ángulos tf encrucijadas: él mismo construyó que firmó los libros parroquiales desde el 
la iglesia y el conventito que existen toda-; año de 1777 hasta el de 1796 en que fué 
vía; la primera debe haber sido rica en el nombrado canónigo de la iglesia catedral de 
siglo pasado: hoy es pobre; pero bastante Michoacan. 

aseada. I ^^ ^^ Sr. D. José Antonio González 

San José^ pueblo pequeño con una igle- Peredo, español, que tomó posesien en 

8ia regular y 70 familias de ¡ndíoa. 1 1797: salió espulso de la República el año 

; de J 829, Y falleció en 18 i6. 

(1) Larrea pág. 133 1 3? El Ür, D.Juan ^^ Espinosa que 



102 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



sirvió el curato desde el aOo d« 1848 bas'a 
el d# IS50 en que falleció del cólera mor- 
bos. 

4? El Sr. Br. D. José María Pra.Io lo 
desempcfla desde al aOo de 1854. Este se- 
ftor se ba dignado ministrarme al^j^uiias de 
eftai noticias. 

El curato de Jiquilpaa era muj esténse; 
comprendía en 1775 los pueblos de Maza- 
mkla j Qutítfpan que forman boj una par- 
roquia del obispado de Guadalajara. Ya 
be dicho de qué manera perdió Micboacan 
estos curatos: añadiré ahora que habiendo 
quedado muy reducida la jurisdicción de 
Jiquitpan en virtud de la separación de las 
dos antedichas vicarías, se le agregó el 
pueblo deGuaraciiila que es vicaria fija de 
este beneficio. Antiguamente tenia una área 
de 85 leguas cuadradas; boy asiende á 52. 

£1 territorio linda al Oriente con Chavin- 
da, auxiliar de Jacooa; al Poniente con Co- 
jumatlan, al Sur con Colija» y al Norte con 
Sabuayo. 

La iglesia parroquial está dedicada k S. 
Fiaocisco de Asís; fué construida por los 
Franciscanos en el siglo XVII; es un buen 
cafioa de calicanto coa bóvedas y altares de 
cantera estucada que fueron reaovados en 
estos últimos aflo^: ei órgano que se estrenó 
el aflo pasado se debe al celo del párroco 
actual, y á la piedad del vecindario. 

£1 templo del hospital es coetáneo con la 
fundación del curato: tiene tres caftones de 
adobe, actualmente lo están reedificando los 
indígenas. 

Hay tambieá en Jiquilpan una ermita 
dedicada á San Cayetano, que ha sido re- 
parada en 1853. 

Los indios tuvieron una iglesita dedicada 
al Espíritu Santo que fué destruida hace po- 
cos años: el sitio que ocupaba lo vendieron 
los duefios á los señores Moras para fabricar 



ron allí la casa que poseen. Las eapiilas 
de la Candelaria y delsefior de Elequípulas, 
son tan miserables que bo se celebra eo ellas 
el sacrificio de la misa. 

En la iglesia parroquial se venera uoa 
imagen de J. C. crocificado, de estatura 
natural coa la advocación del Socorro^ á la 
que el pueblo profesa singular devoción. 

£1 camposanto está al N. fuera de la 
población; fué construido en 1856 con Ich 
fondos de fabrica y algunas limosnas parti- 
culares. 

En la iglesia parroquial existia antigua- 
mente la cofradía de Nuestro Amo; y ezip- 
fe todavía la hermandad de la vela perpe- 
tua. 

Este curato fué visitado después de so 
secularización, el 26 de Enero de 17S9por 
el lllmo. Sr. D. Fr. Antonio de San Mi- 
guel; el 12 de Mayo de ISIO. por el visita- 
dor D. Victoriano de las Fuentes, y el 23 
de Marzo de 1854, por el lllmo. Sr. D. Cle- 
mente de Jesús Mungula. 

Los indios de esta comarca bablabao el 
idioma tarasco, y algunos pocos el mexica- 
no; pero boy todos comprenden bien el 
castellano. 

La población dal curato asciende á 13 
mil babitantf's que son administrados por el 
párroco, y tres padres vicarios, de ios cua- 
les uno resida en Guarachita. 

Xiquilpan tiene una berniosa p^aza, calles 
rectas y fincas urbaaas de muy buena cons- 
trucción; dos mesones, aduiinistracionea de 
alcabalas y de correos, dos escuelas, ayun- 
tamiento, juez letrado y gefe de partido. An- 
tes de la independencia tenia alcaide ma 
yor: durante la guerra de ISIO fué quema- 
do el caserío; pero ha sido repuesto ron gua- 
to en estos últimos afios, en que comienza á 
florecer la agricultura. 

Ei temperamento del pueblo es algo ca- 
liente; el clima generalmente aano. Se dan 



DEL OBISPADO DE MICHOACAJN. 



103 



bien en las iamediaciones las canas de azú- 
car 7 algunas otras producciones de las 
cierras calientes y templadas; asi es que su 
fertilidad es admirable. 

La situación geográfica df^l lugar, se^un 
Lejarza, es á los 20^ 14* de latitud j S^ 3' 
de longitud del meridiano de México. 

Los vecinos se mantienen del comercio, 
de la agricultura, de la pesca, de la cria de 
cerdos j de ganado vacuno, de tejer rebo- 
zos j pafietes, j del tráfico con muías j 
carro». Comenzaba á desarrollarse gran 
actividad en este pueblo, j sus rayanos para 
el comercio con Guanajuato, Zacatecas, 
Durango y Tabasco, á donda cambiaban 
los traficantes el arroz, dulces y afiil de Mi* 
choacan, por sebo, lanas, algodón y cacao, 
cuando la revolución de 18á5 cegó estas 
fuentes de riqueza, y ha empobrecido mu- 
cho á los laboriosos habitantes: dependen 
Je este curato, los pueblos siguientes: 

Totoilan. Situado al Sur de Jiquilpan á 
distancia de tres leguas: tiene ud templo de* 
cente muy concurrido, por la devoción que 
loB vecinos de los lugares inmediatos profe 
san á una imagen de Nuestra Sefiora de los 
Remedios, que so venera en él: el pueblo es 
pe^iuefio en caserío y comercio* tiene una 
población de 800 habitantes. 

Guarachiía. Ayuda de parroquia con 
vicario fijo que reside en el lugar: este ha 
progresado mucho en riqueza y caserío, tie- 
ne una buena plaza, donde se hace co 
mercio activo los dias domingos; los vecinos 
se han dedicado á la agricultura y á los te- 
gidos de lana y algodón. 

El pueblo está situado cerca del lago de 
Chápala á los 20'^ 13' de latitud y 2^ 6V 
3C de longitud del meridiano de México á 
6 leguas de su cabecera, y 5 de Pajacua- 
rán. 

Dependió muchos afios del curato de la- 



tían, hasta que fué agregado á Xiquilpan en 
compensación por los pueblos que se deja- 
ron al obispado de Guadalnjara. 

Hoy tiene ayuntamiento, dos escuelas y 
una población de 4.500 habitantes. 

£1 templo principal es decente, y pe ve- 
nera en él una imagen de J. C. crucificado 
bajo la advocación de la Salud, 

Hay ademas en este lugar, una iglesia 
que comenzó á construir á sus espensas el 
finada D* Rafael del Ilio, vecino piadoso: 
la ha concluido y adornado con gusto la 
señora su esposa Doña Dolores Uuiz; está 
dedicada á Jesús Muría y José. Las es- 
culturas que hay en ella se han hecho én 
Querétaro por los mejores artistas. 

Las haciendas de esta jurisdicción de Xi- 
quilpan y Guarachiíason muy féniles prin- 
cipalmente la dd Guaracha 

Abundan en estos terrenos, las huertas 
de árboins frutales, y las siembras de verdu- 
ras. 

En Jiquilpan vieron la primera luz dos 
de nuestros hombres ilustres: el célebre pa- 
dre JoséAbadiano , jefuita, uno de los lite- 
ratos mas distinguidos de toda la N. Espa- 
fia: nació en 1? de Julio de 1727, y murió 
espatriado en Italia el 30 de Noviembre de 
1779: es conocido en el mundo literario por 
su obra en versos latinos, titulada: De Deo, 
Deoqve homine carmina: y el seflor general 
D. Anastasio Bustamante que nació el 27 
de Julio de 1789, y falleció en San Miguel 
de Allende el O de Febrero de 1853. 

Son también orirundos de este lugar el 
Sr. D. Andrés Oseguera y algunos otros 
que figuraron en menor escala que los an- 
teriores. 



104 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



SAHÜAYO. 

Pueblo conquistado por Nufto de Gnz- 
man el afío de 1530: los padres Francisca 
nos convirtieron á los indios y sirvieron por 
algunos aflos la doctrina: Vill^sefior en su 
'ieairo Mexicano tom. 29 pág. 76 afirmn 
íjue fueron los Agustinos los que estable- 
cieron el curato: éste está servido hoy por 
iin eclesiásiico del clero secular y dos pa- 
dres vicarios que le ayudan en la adminis- 
tración. ** 

La parroquia dedicada al Apóstol San- 
tiago, es de una arquitecttira bastante co- 
nriuní la está reedificando con laudable em- 
peflo su actual párroco el Sr. Escoto: hay 
también en este pueblo una iglesia del iio?- 
piíal de los indios y dos pequeñas capillas. 

El pueblo está situado en las mérgenes 
del lago de Chápala; as! es que la pesca, y 
las siembras de frutas y verduras que se rie- 
gan con aquellas acrnas, forman uno de los 
ramos de su comercio: las crías de ganado 
caballar, vacuno y lanar, asi como las siem- 
bras de maíz y el tráfico al menudeo cons- 
tituyen sus otros ramos productores. 

De este curato dependen: la vicaría fija 
de Cozumctlüfit pueblo situado á cinco le- 
guas de distanciado Xiquilpan á la margen 
de la laguna, haciéndole espalda una pin- 
toresca montana cubierta de árboles fruta- 
les: es el último lugar del Estado y mitra 
de Michoacan por el rumbo del N. O. por 
donde linda con la Diócesis de Guadnlajara: 
tiene una bonica i;;lesia parroquial y una ca- 
pilla del hospital de indios: su población es 
de 2,000 habitantes: sus productos caña de 
azúcar, melones, sandías y toda clase de 
hortalizas: maiz, frijol y garbanzo. 

El pueblo de San Pedro Caro^ que está 
ala falda de un elevado y frondoso cerro á 
dos leguas de la cabecera, tiene una capilla 
decente y 600 habitantes. 



Además, cuatro haciendas, quince ran-» 
chos independientes y tres estancias de ga- 
nado. 

En las inuiediaciones de Sahuayo sebao 
sacado varias armas de las que usaban los 
indios tecos y tarascos: es probable que h%* 
yan sido estraidas de algún sepulcro: el &r. 
conde de la Cortina tenia un arco y algunas 
flechas, una macana y un escudo que le tra* 
jeron de este pueblo. 

Ed las haciendas de este curato se crito 
hasta 3,000 vacas de ordeíla, mucho gana- 
do mayor y menor y algunas manadas de 
yeguas; pero principalmente comercian sus 
dueños en engordas de puercos que condii-' 
cen á Guadalajara. 

El curato tiene 10,000 habitantes: la área 
de aquel se regula en 42 leguas cuadradas: 
linda con los de Xiquilpan, Periban, Istlán 
y algunos otros del obispado de Guadala- 
jara. La cabecera está situada á los 3^3*' 
30' de longitud y 20^ 16' de latitud. 

COTIJA. 

Fué fundado este pueblo después de la 
conquista en una espesa serranía por donde 
pasaba un arroyo qoe fué preciso ce^iar pa- 
ra la colocación de la plaza: los fundador<'9 
fueron diez familias de españoles que obtu* 
vieron permiso del vi rey para establecer 
una congregación, en fines del siglo XVI: 
desde entonces se empeñaron los colonos 
en formar una sola familia, casándose siem- 
pre con personas del mismo pueblo, y atio 
los parientes entre si para conservar su ra- 
za, asi es que casi todos los habitantes son 
blancos y corpulentos, las mujeres hermo- 
sas y los nifios robustos: la mayor parte ^on 
labradores 6 iraginantea con recuas que re- 
corren toda la república: cade afio liaran á 
Tabasco mas de cien mil pesos y hasta seis 



DEL OBISPADO DE MICHOACAIN. 



105 



mil muías para cargar el cacio que forma uno 
de los principales ramos cje su comr'rcio. 

Desde la independencia hasta la fecha 
Cotija ha ido progresando» en términos de 
que en 1854 fué preciso erigirlo en curato 
independiente de la parroquia de Tinguin- 
dio á que pertenecia. 

La población del casco es actualmente de 
10,000 habitantes y la del curato de 14,000. 
El temperamento es templado y sano, las 
co&tumbres morigeradas. 

La antigua iglesia parroquial era muy pe- 
queña: hoy se está concLiyendo un templo 
nuevo de muy buen gusto bajo la dirección 
del arquitecto D. José María Yerena. Esta 
iglesia la comenzó á construir el Sr. cura 
Br. D. Francisco Licéa con las limosnas 
cuantiosas que ha facilitado el vecindario: 
este edificio trazado bajo el mismo plan que 
el Carmen de Celaya con modificaciones 
importantes, hará honor al obispado: las por- 
tadas y colaterales se han levantado junta- 
mente con las paredes del templo que tiene 
65 varas de largo y 11 de ancho: la torre 
está sobre la portada principal: lleva ya un 
costo de 90,000 pesoa y no podrá termi- 
narse 6Ío un gasto de otros 25,000. 

£zisten también en Colija otros dos tem- 
plos» que son: la parroquia antigua y la ca- 
pilla de nuestra Sra.del Pópulo: la primera 
está muy maltratada y miserable: la segun- 
da que se halla á estramuros del pueblo, 
es elegante y asnada. 

£1 párroco mantiene tres vicarios para 
atender á las necesidades espirituales de la 
población: el campo santo es decente y tie- 
ne una capilla pequefla que está al con- 
cluirse. 

Las fincas urbanas son muy buenas: la 

plaza se encuentra siempre bien provista: 

hay en el put*blo mas de cuarenta calles y 

calIejoDes; dos plazuelas, estafeta, recepto- 



ría de alcabalas, escuelas para nifios de 
ambos sexos, tres mesones y regular co- 
mercio. 

Los terrenos de siembra son fértiles y e9- 
tan muy bien cultivados: producen maiz« 
trigo, frijol y chile con abundancia: el ma* 
guey es de superior calidad: su jugo desti- 
lado produce el vino llamado mescal del que 
hay algunas fábricas en ios ranchos inme- 
diatos al pueblo. 

La situación geográfica es á los 2° 50' 
de longitud y 19 ® 52' do latitud. 

El curato linda con los de Tinguindin, 
los Reyes, Xiquilpan y algunos pueblos de! 
obispado da Guadalajara: su aren se regula 
en IS leguas cuadradas. 

En el orden políMco Colija tiene ayunta- 
miento que depende del Distrito de Xiquil- 
pan. 

TINGUINDIN- 

Lugar muy anli;:iio poblado por indios 
tarascos, conquistado por Nuílo de Giiz 
man. Se cree que Fr. Jacobo Daciano fué 
el que civilizó á los indios y fundó la iloc- 
trina: en fines del siglo XV^l ya tenia pár- 
roco del clero secular. 

£1 curato era estenso y poblado; hoy ha 
perdido mucho con la separación de Cotija. 
Su área no creo que escena de 36 leguas 
cuadradas y su población de 11.000 habi- 
tantes. 

La parroquia es un cañón amplio y có- 
modo, pero triste y desaseado: como este 
pueblo ha querido sostener hace mucho 
tiempo una competencia con Cotija, también 
su vecindario se ha emppfiado en componer 
la iglesia matriz, y al efecto se están cons- 
truyendo altares de muy buen gusto. 

La capil'a del antiguo hospital de indios 
y oira mas pequefía que tiene el campo san- 

14 



106 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



to, son los únicos templos que existen, ade- 
mas del parroquial. 

El párroco administra su feligresia con 
dos padres vicarios. 

Tinguindin está situado á loa 2^ 56' 30" 
de longitud y 19<> 61' 10" de latitud: dista 
de Cotija 6 leguas, 3 de Tarecuato y 8 de 
Xiquilpan: su temperamento es frió: tiene 
ayuntamiento, escuela de niños, algunas 
fincas urbanas de buen aspecto y un comer- 
cio miserable: depende del Distrito de los 
Reyes en el orden político. 

En el «eclesiástico le están subordinados 
los pueblos siguientes: 

Atapanfiii9\ñ tres leguas al Sur de Tin- 
guindin, tiene una capilla dedicada ál Após- 
tol Santiago: cuenta con 800 vecinos: dista 
cuatro leguas de Santa Ana Sirosto. 

Pamntácuarox pueblo de la Sierra con 
1,600 vecinos que se mantienen de cortar 
maderas y labrar palas y cucharas: su igle- 
sia dedicada á San Juan está recien com- 
puesta. 

Tacáscuaro: lugar ameno, con 900 veci- 
nos y regular iglesia; dista let:ua y medía 
al P, de Tinguindin: la industria desús mo- 
radores consiste en las siembras de maíz y 
en tejer petates: el laíjo inmediato al pueblo 
tiene cerca de do» leguas cuadradas de su- 
perfício. 

El curato linda con los de Cotija, Pa- 
lamban, Charapan, Tarecuato y los Reyes, 

ZAMORA. 

Esta ciudad se haya situada en el plan 
d.l valle de su nombre, perfectamente orien- 
tada á los puntos cardinales de la aguja, á 
los 2 o 44' O" de longitud occidental del 
meridiano de México y fi ¡q, gO ^ 13* 8" 
de latitud. 



Jacona es de veintidós y media leguas cua- 
dradas, de tierras sumamente productivas 
de las que la mayor parte disfrutan cómodo 
riego. 

Fué muchos afios cabecera de la prefec- 
tura del Poniente del Estado: dista »% le- 
guas de Morelia, 42 de Guanajuato y48de 
GuadalRJara, 

Fué fundada el afio do 1540 por el virey 
D. Antonio de Mendoza con el privile;:io 
de plaza de armas para que sirviese de fron- 
tera contra las tribus chichimeca?. Sus 
primeros pobladores fueron cuatro empanó- 
les casados, algunos solteros y gran número 
de indios cuiílateras que poblaron el barrio 
del Teco, ElVirey le concedió desde lue- 
go el título y los egidos de villa; pero el 
rango de ciudad no lo obtuvo hasta el 7 de 
Setiembre de 1827 en que el segundo con- 
greso de Michoacan le con6rm6 este título 
que le había otorgado el Sr. Hidalgo el aflo 
de JSIO, en su tránsito para Gnadalajara. 
El Illmo. Sr Quiro^a erigió el curaio j 
lo confirió á un clériijo: á pesar de haber si 
do bautizados Io3 indios de aquellos con- 
tornos por religioso ? Franciscanos. 

La parroquia antigua era ruin y misera- 
ble: la que hoy se está concluyendo es be- 
llísima y de gran magnificencia. Fué tra- 
zada el afio de 1S38 por el Sr. Dr. D. José 
María Cabadas bajo tamaños y diseflostan 
valientes como los del Carmen de Celaya» 
Admira ciertamente que en la época tor- 
mentosa porque vamos atravesando se baya 
levantado este edificio tan suntuoso co»"0 
atrevido : está ya al concluirse con un 
gasto de mas de cien mil pesos, reunidos 
por los párrocos y muy principalmente por 
el benemérito cura aciual D. Francisco En- 
riquez que ha sabido captarse el amor y 



r ^ r I ., . respeto de sus feligreses. Esta parroquia 

La área del valle, nclu«»n ^i ♦ • • ^ a j i . , . .. j 

» *^'"so el territorio de será uno de los poco« lera p Os de obispado 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN 



107 



que no presente esa mésela repugnante de 
lo aniiguo y lo moderno que se nota en ca- 
si todos los monumentos religiosos de la 
Hepública. £1 patrón de la ciudad es San 
Martin obispo. 

Los religiosos Franciscanos tienen en Za« 
mora un convento de fundación muy anti- 
gua heciía por el venerable Fr. Marcos 
Jaramillo: está situado en uno de los lados 
de la calle que condure de la parroquia á 
la bella iglesia del Calvario: contiguo al 
iiionasierio se construyó el templo, que es 
de bastante capacidad; y por lo mismo ha 
servido de parroquia durante muchos afios. 
£n esta casa se mantenían basta cinco sa- 
cerdotes: últimamente soiohabia un religio* 
so encsir;:ado de la guardianía. 

Durant» la administración parroquial del 
Br. cura D. Miguel Baamonde, dos sacer- 
dotes del clero secular, que se distinguieron 
siempre por su piedad y beneGcencia, cons- 
truyeron con las limosnas del vecindario la 
beiiísima y devota iglesia de Nuestra Seño- 
ra de los Dolores: el templo tiene unidad 
en su pian arquitectónico y buen gusto en 
el adorno interior de los altares, que son de 
canteía estucada y d(»rada. Los eclesiásti- 
cos mencionados han fallecido ya: el uno 
se llamaba D. Gabriel íSilva y el otro D, 
Gerónimo Villavicencío: Zamora recordará 
siempre con gratitud estos nombres respeta- 
bles. 

El templo del Calvario fué renovado ha- 
ce 36 años con bastante gusto por el pia- 
doso vecino D. Miguel García: contigua & 
1« iglesia se construyó una pequeña casa de 
ejercicios donde toman los fieles algunos 
dias de retiro espiritual: también hay inme- 
diato un pequeño panteón con nichos de 
cantería. 

En la plazuela del barrio del Teco cons- 
truyeron los indios cuitlatecas una capilla en 



honor de San Francisco de Asis que casi 
es coetánea con la fundación de la ciudad. 

£l Teco fué pueblo independiente de 
Zamora hasta el año de 1740 en que se 
unió á la villa» y forma hoy uno de los bar- 
rios de la ciudad. 

£1 camposanto está bien cercado, y tiene 
una decente capilla que está ya casi con- 
cluida. 

£n la parroquia hay establecidas coufra- 
tprnidad de la vela perpetua y cuatro cofra- 
días antiguaü. 

£1 8r. presbítero Villavicencío, infatign- 
ble promovedor de varias empresas benéfi- 
cas fundó en esta ciudad el año de 1S51 un 
beaterío de señoras Nazarenas que cuenta 
con una comunidad de once personas que 
visten hábito y algunas niñas educandas: la 
falta de recursos ha impedido que se con- 
cluya la iglesia de este pequeño monasterio. 

El mismo eclesiástico iQgró plantear en 
su patria un colegio de donde han salido 
gran número de alumnos aprovechados: 
desde antes del año de ISIO se enseñó en 
Zamora la gramática latina por el célebre y 
consumado profesor D. Fri^ncisco Dia;*., 
maestro de muchos peisonajes que hoy.íi- 
^uranen los primeros puestos de la iglesia y 
del Estado; pero nunca tuvo su estableci- 
miento un carácter público y duradero. El 
Sr. Villavicencio queriendo perpetuar el 
beneficio déla educación secundaria, á la 
vez que hacerla accesible á las clases mise- 
rables, consagró su vida á la enseñanza de 
la juventud; y antea de su fallecimiento ve- 
rificado en 1860, habia fundado un pequeño 
colegio con cátedras de gramática, filosofía 
y ciencias teológicas: esie establecimiento 
ha difundido la instrucción y amor á las le- 
tras que se nota enire los vecinos de esta 
comarca. 

El aspecto físico de la ciudad es Uiajes- 



1C8 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



tuoso j bello á primera vista; pero al en- 
trar en su recinto, se apodera del viajero 
un sentimiento involuntario de ttisteza que 
producen lo bajo de las habitaciones 7 los 
techos de teja y tejamaniles. Sin embargo 
la riqueza, la población y el caserío han au- 
mentado sensiblemente en los aflos poste- 
riores á la independencia: antrs de ella solo 
tenia 5,000 vecinos: en 1832 ya llegaban á 
ü,300, y en el último padrón aparece con 
14,000. Hay en ella una plaza, tres pla> 
zuelas, mas de 120 calles, alumbrado, fuen- 
tes públicas, hermosos paseos, cinco meso- 
nes, dos escuetas para niños de ambos 
sexos, cinco escuelas particulares, gran nú- 
mero de casas de buena construcción y un 
comercio animado de efectos del país con 
Guadalajara, Guanajupto y Morelia. 

Zamora tiene ayuntamiento, es cabecera 
de partido y asiento de la piefectura de 
Hu nombre, con juzgado de letras y admi- 
nistraciones de reniasy correos. En sus alre- 
dedores se presenta una hermosísima pers-^ 
pectiva por el lujo da sus campos sembra 
dos de flores, y por la riqueza de su vejeta- 
cion: casi no hay fruta de los climas calien- 
tes, templados ó frios que no se cultive en 
las muchas huertas de sus contornos. Son 
notíibles los limones dulces y las ricas acei- 
tunas que allí se cosechan. 

Hace algunos afios (;ue el vecindario trt 
baja sin descanso en desecar los pantanos 
que haoian insalubre la temperatura: hoy 
se van sembrando estns ftraces terrenos de 
maíz, trigo, cebada y hortalizas que dan 
ocupación á gran número de brazos. 

£1 rio Duero pasa por las cercanías del 
lugar: toma su origen en las montañas déla 
sierra de los once pueblos, y cerca de la 
ciudad mantiene todavía una elevación de 
ocho varas en donde se toma el anua para 
mover cuatro molinos de harina y regar las 



haciendas y huertas del valle: este rio se 
ha salido algunas veces de su cauce y ha 
inundado la población. Inmensas ventajas 
sacarian los que aprovecharan la altura y 
abundancia de estas, aguas para mover toda 
clase de máquinas de hilados y tejidos, de 
papel, de molienda de granos etc. 

La propiedad territorial se halla bastante 
subdividida, y como algunos terrenos pro- 
ducen dos cosechas anuales, sus dueños que 
pertenecen á la clase media, disfrutan da 
algún bienestar. 

La temperatura es húmeda y templada: 
el termómetro centígrado sube hasta 29 gra- 
dos en verano. £1 clima no es muy sano: 
dominan las fiebres, frios, disenterias y pul- 
monías. 

£1 giro principal de los habitantes ei e¡ 
de la agricultura. Doscientas familias se 
mantienen de tejer paños de rebozos y otras 
telas de algodón y lana: muchas de la ar- 
riería, de las artes y oficios y del comercio 
al menudeo: algunas del cultivo de la frita 
y muy pocas de íabricíir pastas de guaya- 
va, limón 6 membrillo que son muy estima- 
dos, lo m¡.smo que las panelas, quecos, ado- 
beras y otras composiciones de leche. 

La área del curato S3 calcula en 1*5} lo- 
guas cuadradas, y cuenta cou veinte mil ha- 
hitantes, con dos pueblos, y algunas lia^ 
ciendas y ranchos de impoitancia. Linda 
con los curatos de Jacona, Jiquilpan, la- 
ilán y Tlasasalca. 

Zamora es la patria de algunas notabiü 
dades literarias y de muchos personajes que 
han desempeñado los puestos mas elevados 
tanto en el orden eclesiástico como el poH' 
tico. En ella nació el año de 1745 el cé- 
lí bre Dr. D. Juan Benito Diaz de Gamar^ 
ra y Dávalos, de quien haré honorífica m^a- 
cion en el artículo de San Miguel de Al'e"* 
de. Allí vio la luz el 13 de Junio de 1768 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



]Ü9 



el dulcísimo poeta Fr. Man'jel Navarreieí 
son hijos también de esta ciudad los lllmos. 
Sres. D- Ángel Mariano Mcralea obispo de 
Oaxaca, D. Pelagio Ant' nio cié Lavastida 
obispo de Puebla, y D. José Antonio d« la 
Peña obispo auxiliar de Michoacan: el Sr. 
Dr. D. José María Ca\^adaá ()ue consiruyó 
ios para-rayos de la Catedral de Guadala- 
jara, el hermoso puente de la Piedad y la 
iglesia parroquial de esta ciudad: y oiro.s 
muchos indWiduos del estado secular que 
se han distinguido por su ilustración y lite- 
ratura 

XACONA» 

Este pueblo es muy anferior á la con- 
quista: se hizocélfbre por la bravura desús 
habitantes que sostuvieron js^uerra continua 
con los caciques de Ocoilrin, la Barca y 
Zayula. Cuando Ñuño de Guzman con- 
quistó estos pueblos llevd como auxiliares á 
¡05 indios de Xacona: este pueblo se hallaba 
antiguamente situado en el camino que hoy 
conduce de Zamora á Santiago Tangaman- 
dapio, cerca de dos leguas distante d^ la 
población actual: todavía se conservan f n sus 
ruinas algunas familias, y se ie conoce coa 
el nombre de Jucona la vieja. 

Los indios de este pueblo fueron bauti- 
zados por los capellanes de la espedicion de 
Ñuño de Guzman, por los Franciscanos de 
Tarecuaio, y últimamente en 155 L por los 
padres agustinos que entonces recibieron el 
curato. El venerable padre Fr. Sebastian 
Trasierra, hombre: insigne por su sunti 
dad. celo y litei atura, que acababa de llegar 
á Nueva Espafia después de dar la vuelta 
completa al mundo en el buque de Ruy 
López de Villalobos, fué el destinado por 
la Providencia para reducir al cristianismo 
y á las maneras sociales á los indios de 
Xacona. 



Colocado al frente de la doctrina apren* 
dio el misionero en pocos meres la lengua 
tarasca y sirvió la administración espiritual 
con el carácter de vicario hasta el mes de 
Noviembre de 1555 en que Jacona se eri- 
gió en Priorato y curato independiente. En- 
tonces proyectó mudar la población de acuer- 
do con el virey y con los indios: él mism^ 
fué comisionado por el gobierno p ira esco- 
jer el sitio y repartir los solares. 

No pudo haberse fijado en un paraje mas 
bello para la construcción del nuevo pueblo: 
en el rai^mo valle de Zamora, á tres cuartos 
da legua de la ciudad por el rumbo del Nor- 
te, cerca de un pequeño arroyo que divide 
sus aguas por varias calles del pueblo, riega 
las muchas huertas que lo cercan y se junta 
de->pues con el rio Duero. Xacona es Ila^ 
•nado con razón el iKiraiso de los zamo ra- 
nos, porque su paisaje es sorprendente, su 
fertilidad asombrosa, y envidiable su tem- 
peratura. 

£1 convento y la iglesia parroquial fueron 
trazados por el fundador en el centro del 
pueblo; pero se hizo necesario abandonar 
los cimientos de ambas fábricas que comen- 
zaban á levantarse porque el terreno era su- 
mamente fangoso: en vista de esto se resol- 
vió que fuesen trasladados á la orilla del 

pueblo que és el lugar donde boy se encuen- 
tran. 

No pudo el padre Trasierra concluir la 
iglesia que habia comenzado con tanta aun- 
tuosiiiad y magniScencia, por haberle man- 
dado sus superiores que pasase á encargar- 
se del priorato de Santa Ana Zirosto; aun- 
que volvió á Xacona ya muy anciano y enfer- 
mo, nada pudo adelantar en la fábrica, por 
haber fallecido en fines del aifio de 15SS de 
edad de mas de 80 años: los indios lo ama- 
ron con ternura é inhumaron su cadáver en 
el recinto de la iglesia comenzada: ésta se 
techó al fin con Vigas y comenzó á servir 



lio 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



para los divinos oficios el aQo de 1G26. hn 
parroquia fué secularizada eo fines del si 
g\o XV*III: tieoe erigida sacristía mayor, 
cuatro culradias y conriateriiidad de la veia 
perpetua: está hoy servida por e! párroco 
y tres padres vicarios. Se conservan tuda 
vía en e la a'gunas pinturas antiguas, y es- 
culturas modernas de mórito. 

La población dtl curato asciende á 12 
mil habitantes; y la de) casco del pueblo no 
esceie de 4,000 vecinos: las calles son ir- 
regulares y las familias viren diseminadas 
en las huertas. Xacona tiene ayuntamiento 
que depende de la prefectura de Zamitra, 
una plata, dos escuelas y uaa receptoiia dtt 
alcabalas, pocos edificios de buena cons 
truccion y dos capillas pequeñas donde se 
celebra misa. 

Es muy célebre la capilla de Nuestaa Sh- 
fiora de la Raíz llamada así porque se en- 
contró formada naturalmente de la raíz de 
un árbol. (1) Villaseflor en su Tohtro Ame- 
ricano refiere la hisioria de la manera si- 
guiente: **Desde éste purblo á la laguna 
6 mar Chapálico hay doce leguas de distan 



que se le edificó su templo: formóse delaa 
raices de un árbol sin artificio etc." Esto 
se verificó en 1674. 

Es también bastante célebre la cruz que 
pos'ee esta parroquia y que fué descubierta 
en el coiazon de un palo de guayabo por 
un indio leñador que la vio formada natu- 
ralmente al rajar el tronco: esto pasaba el 
afío de J622 siendo prior Fr. Nicolás üaii 
Cueva. No son estos fenómenos tan raros 
como se cree vulgarmente. En la hacin- 
da de los Morales perteneciente al 6r. D. 
Tiburcio Canas que falleció en México ba. 
ce pocos años, vi un Corazón de Jesús miij 
perfecto, como grabado en el centro da ua 
pedazo de pino: el tronco está dividido eo 
dos' pedazos ¡guates, y ambos tienen pintada 
la imagen. No han faltado críticos que atri- 
buyan á la fotografía eléctrica que produce 
el rayo, la impresión ó reproduccioo dees 
tas imágenes. 

En el cerro inmediato por el rumbo del 
Sur, se despt^ñan varias corrientes deagci 
limpísima que se congregan en un solo pi- 
raje y (orman el rio, cuyas corrientes divi- 



cia y á él concurren los indios de continuo! den el pueblo de la manera mas agradable. 



al ejercicio de la pesca tn sus canoas: un 
dia, habiendo algunos ariojado las redes; las 
sacaron con muchedumbre de peces; y la 
de un buen indio no sacó tan solo imo, por 
cuyo motivo echó segimda vez su red que 
sacó al instante por sentir grave peso en 
ella, y registrándola halló la Santa Imagen, 
y admirados los circunstantes dieron cuenta 



amena y pintoresca. 

Dependen de este curato los pueblos de 
Santwgo Tangamandapio, Ario y Janfo- 
El primero fué fundado por los indios Jarv' 
chas descendientes de los tecos; así es que no 
domina ahí el idioma tarasco, sino el Cuu 
tlateca: fué doctrina de los padres agus- 
tinos que fabiicaron en el lugar una sóliJ* 



al ministro de la doctrina, quien la trasladó 'iglesia y un ruin conv¿nto. El año de 10:ii 
á la parroquia en donde permaneció hasta) fué erigido en priorato: hoy es vicaria fija ad- 
ministrada por un cléiigo, quien atiende a 



( I } Como ente j otros hechos de su género fue- 
ron el móbil principal para la fundación de algu- 
nos pueblos, de muchos conventos y de gran núme- 
ro do tomplos, me he croido obligado á referirlos, 
sin que por testo se crea que pretendo hacerlos pa 
sarpor milagrosos, antes de que una juiciosa crítica 
y la decisión de la iglesia los hayan calificado de 



mas de 4,000 habitantes repartidos en ^1 
pueblo, una hacienda y 18 ranchos. 

Jaripo es también vicaría fija: cuenta con 
1,800 habitantes en solo el casco con una 
regular capilla, con una escuela de díAos, 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



111 



un mesoncíto y pocas casas de algún valor, i en la de San Símrn: esta» haciendas son 
Ario: liene una decente iglesia con bu«- sumamente férliips y productivas. 



nos paramentos y vast)S sagrados, 1.600 
vecinos, una escuela y un comercio misera- 
ble los dias de tianguis. 

Tar^nncícuaro era antes de 1854 ricaría 
importaote de este curato: en ese aflo fué 
erigido en curato independiente como se 
dirá eo su articulo respectivo. 

Xacona esta situado geográficamente á los 
2 ® 45' '20" de lorti^ifud del meridiano de 
México y 20 ^ 12', 30" de latitud. Suplima 
es sano: su temperamento templado; pero 
en los meses de Mayo y Junio se sien- 
te mucho el calor. El curato linda con los 
de Zamora, Xií]uilpan, Saliuayo y Tangan- 
cicuaro. Comprende actualmente una área 
que se regula en treinta y dos leguas cua- 
dradas. 

ISTLAN. 

Pueblo muy antiguo rednrido al crisiia- 
nÍ5mo por Fr. Juau Badillo y por los reli 
giosos Franciscanos del convento de Tare- 
cuato: es hoy curato secular de esia mitra 
eriífido á fines del siglo XVII: está situado 
Á cinco leguas de distancia del rio grande 
de Lerma y á seis de su vertiente en el la- 
co de Chápala, á ios 2 ^ 47' de longitud y 
20 ^ 27' de latitud. Linda con los cura- 
tos de Zamora, la Piedad, Xacona, y con 
el de la Barca del obispado de Guadalajara 
del que lo separa el rio, que forma el límite 
natural de ambos obispados. 

La iglesia parroquial es un cañón angos- 
to y triste que fué decorado el aflo de 1850 
con altares de cantera estucada. La po- 
blación del curato es de 12,600 habitantes, 
A cuyas necesidades espirituales atienden 
el párroco y cuatro padres vicarios, de los 
cuales uno reside en la vicaría fija de Pa- 



I El terreno en que está asentada la pobla- 
ción de htlán es árido y sulfuroso: en él 
se encuentran 76 manantiales de aguas ther- 
males de muy elevada temperatura: un ami- 
go mió que las ha analizado me ase:;ura que 
contienen como base: sodio, cat, magnesia, 
cloro y gran cantidad de azufre acidificado. 
El padre R»fael Landivar describe con 
Hdmiracion el f*?n6meno de una de esas 
fuentes que suspende su ebullición en el 
momento que se acerca á ella al^ima perso- 
na: léanse los sij^uientes bellísimos versos 
en que había de ella: 

Pagus erat latís íaUmus nobilis agrís 
Et riguis opuh*ntu8 aquis, ac divite gleba, 
Qtiaiu partim cupidus rastris domat usque colonus, 
Armen tis partim largus concedit olendis. 
HinclsBtas vidcas messes flavcsccre térra 
Ac passim tondere altos pecaría pastus. 
Divitías Bgri mediis effu*us arenís 
Illimi fons auget aqua, qu» jugera circum 
Funditur, egregíumque sibí per sascaU nomcn 
Fecit. Namque per abruptum fons xnissus biatum 
Cum vagus effuRUs campos riget amne percnnj, 
Attamcn alveolo quísquam si forte propinquet 
Obtutu lustrare vígil miranda fluenti, 
Prontinus un da pedem, veluti suffusa rubore. 
Cauta refort retro, gresumquo extenríta torquet; (I ) 
Moxque íterum htíci vitreas producít babonas. 
Ut solet berba toro surgcns Pudibunda virenti 
Ingenti bífídas luxu dcpromero frondes; 
Si tamen ípso comas unquam temerariuM ansia 
Incauta tractare manu, tune ilicet omnea 
Ilerba plícat frondes, rosco correpta pudore: (2) 
Non socus unda pudens oculos fontana refugit. 
Quod si tanttilum rivi dtgrcssas ab álveo 
Ingeniosas ames pasas iterare relictos, 
Cunctantemque priús repetito examine fontem 
Aspicias, fluitans non amplias unda moratur, 
Sed cursa reptat celeri fugitiva per agrum. 

( 1 ) Nie aqtiarttm regrenus^ qvolihet ad fontem 
accedente^ adeo notum est in omni provincia Miehoa- 
canemiy iit nullus $ity qui dubitet. 

(3) Herba Pvdihunda bcu verecunda dieta^lip- 
pÍ8 ac tonsoribus nota eU in omni ^meHca scptcn' 



jacuaran, otro en la de Buena Vista y otro i tricnali, de caque disserte a^it Polignae, 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



Enas a¿u9ston mtij concurrMas por lo^ 
«: a%rrnos de gotn, para!¡:^is y enferiiiedade^ 
de ¡4 piel: ei sensible que no se hayaa cons- 
truido placeres ó bníloa decentes para jns 
^oe acuilen á lomarlos. 

La cireunsunrJa de tantas venientes co- 
mo iiny en los terrenos arcanos á Isilán 
ijac« que sean suncamente Tarares: los ine> 
Iones y sandias son de tamaño eMraordina- 
fío, la rafia dulce muy rica y los pasto.-* 
. «bur^lantesi la poqueAa isleta de Cumuaío, 
circunvalada de espesos carrizales y tulares 
$Uvn para Ih engorda de loa ganados vacu 
no y ilíi rtráñ. 



de 1541, tratando de contenerla marcha 
del virey D. Antonio de Mendoza (juefué 
en prrsooa á atacar las fortalezas de No- 
( hL<:tlán y del Mixton. El padre Beuumont 
en su Historia de la Provincia de Fraoc»- 
canos de Michoacan que existe mmmcrk 
en el Archivo general de la nación, refieit: 
que los indios sublevados eran mas de »• 
senta mií, y que murieron tantos en la dei- 
rota que por muchos meses quedó el campo 
cubierto de cadáveres: en efecto debe haber 
sido horrible la destrucción de los indíjf- 
nn<^« porque hasta el dia se encuentran coo 
I frecuencia algunas osamentas humanasen 



J'ajaruarán, Piubío Minado en la rosta las barrancas de estos cerros y en las Ibu- 
ont-íU^l del lago do (>liapala á siete leguas ras que si«ruen hasta cerca déla Piedad. 
(Í9 Ut\áiii posee terrenoa ferncuimoa en la» En el feracísimo punto conocido coo el 
oii.í*« de la laguna y en unas islas pwqupflaa nombre de las Islas se hacen cada afio l« 
Mw/ííídi-ií.'H?, que pertenecen á la antigua co- 
fh,híiit\ de I0.4 i'idiod: la pcjblacion del lu- 
f¿4$ e« tia U,()i}i) liidiiíaiitedy la de la vicaria 
tltí fffca dft tofcid mil. 

L» p'^jiforjulat dedirada á San Cristóbal 
t* th ty hht '^nai ha sido renovada con poco 
fí *'fh (.Hti»Ut» üUUíWH años, 

(.i:ff,4 iU pMJacuai án se encuentra el cer 
fO kiteVH^io qn« lleva su nombre, di'sde el 
f^f 4\ \hn tf\i^fi(.U*v\»u\u por primera vez la 
M/Mr4 d/j í'hapala en íínero de 1S30: este 
i\KH *\,hih\^'U\ii eiftifnnló su anjbicion para 
/ ,,...,.o4# U ríiíMpiis^a de Nueva Galicia: los 
,,. •»/,/.¥ hfhu 'l'elloy Freget refieren que en 
///'I ,* \hi iKfff:f,ffé fie efcie Distrito, que es- 
M»<.if xnyzfon hl fÉcíquc de Coynao, seen- 
f.'.r'^-^fhh ihttr.Uzñ pirámides altas y bien 
f'.. ' ♦N*; > ^^*'* núnsero de pueblos opu- 
\\(.ih:.hf*/ r.//',i*^'la íiionümcnto alguno que 
4(.,': \.i*i ^1 ííf^'lo d« civiíizacíoo que tuvie* 
f „ KiioB r.AH/^7.^0i ames de ta conquista. 

(lkff.it fif: tktt r^ffo %% bailan las monta 
U 4 } f\i»*ii\n nñ hícíeroo fuertes los indios su- 
\,u.t*.\ht (uuífé clgofclerno espaflol el afín 



ordeflas de vacas en tiempo de secas, lla- 
gando á reunirse hasta cuatro mil, que pro* 
ducen gran cantidad de barriles de lechecoo 
la que se fabrican las mantequillas, quesiM/ 
panelas de Istlán que son tan afamadssc'' 
toda la República. 

Las ciénegas que rodean casi á Wáü 
abundan en una planta conocida vulgannfc* 
te con el nombre de Chachamoles con laqot 
se engordan cada año diez mil cabezas de 
ganado vacuno, cien mil de lanar y ocbo 
mil de cerda: el comercio de ganados ; 
quesos de Istlán, Jiquilpan y Sahuayo sí 
regula en medio millón de pesos. 

San Simón. Es una hacienda que f«< 
del Illmo. Sr. D. Ángel Mariano Morali5> 
y hoy poseen sus herederos los Sres. D»* 
valos: en ella reside el vicario ñ}0 que i^' 
ministra á mas do cuatro mil feligreses. 

La hacienda de Buena Vitta^ pert*n«* 
cíente al Sr. Velarde, se puede 'compa^^ 
á los pueblos del bajío en su comerciot p^ 
blacion y riqueza: son de mejor ronstníc- 
cion las casas de fos arrendatarios de ^^'^ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



113' 



Gnca que las mejores d'I pueblo de Istlán: 
algonas veces ha hab'do capellán 6jo en es 
ta hacienda; pero siempre la administra el 
padre vicario de San Simón. 

La área del curato de Istlán se regula 
en 60 legtias cuadradas: linda con los cu- 
ratos de Zamora, la Piedad, Xiquilpan, Sa 
huajo j con el de la Barca perteneciente á 
la nú:ra de Guadalajara. 

LA PIEDAD. 

Población antigua conquistada en 1530 
por Ñuño de Guzmany reducida al cristia- 
nismo por l*)s padres BVunciscanos. Tres 
nombres distintos ha tenido e.^te pueblo: an- 
tes de la conquista fué conocido con el de 
Zula la viejal en fines del siglo XVI se le 
llamaba San Sebastian Amutarillo: (1) se 
le mudó este nombre y se le dio el que hoy 
lleva de la Piedad, por la imagen de J. C. 
Crucificado que se venera en la íglesi^ par- 
roquial. No cabe duda en que las creces y 
adelantos del pueblo se debieron á la fun 
dación del Santuario de esia jmágen, cuya 
historia re6eren los crotdstas de la manera 
siguiente. 

£1 24 de Diciembre de 1683, un pobre 
pescador llamado Juan Martin Uriarte se 
encontró en el monte de la hacienda de la 
Huerta, que pertenecia entonces á la de G ua- 
racha, un tronco del palo llamado Thepame 
que condujo á su ca^a para quemarlo en las 
luminarias que habían encendido sus parien- 
tes con motivo de un coloquio 6 pastorela 
con que lo obsequiaban los pastores de aqtie- 
llos contornos; arrojado el palo á la bogue 
ra no pudo quemarse en muchas horas; para 
facilitar la combustioo tomó Juan Aparicio, 



([ ) Este nombre significa en Tarasco lugar de 
cuevas^ por las muchas quo hay en el rio en estos 
parajes. 



hermano de Martin una hacha para partir el 
tronco, y al rajarlo encontró dentro de la 
corteza la imagen de un Santo Cristo bas- 
tante perfecto que después mandó repulir y 
encarnar; los pueblos todos de aquellas in- 
mediaciones que eran Pénjamo, Zamora, 
Piedra Gorda, Ayo, Atotonílco, la Barca, 
ístlan, Xaconay los siete que entonces de- 
pendían del curato de Tíasasalca se dispu- 
taron la pose?ion de la imógeii: para evitar 
disturbios entre ellos, convino Juan Martin 
üriarte en que lo cedería al pueblo que' 
le tocara en suérie: se hizo la rila ron lod.i 
solemnidad y tres veces salió en favor del 
pueblo de San Sebastian Aramutarillo: era 
éste tan miserable que apenas tenia tres ca- 
sa?, liendo una de ellas perteneciente a) 
administrador de la hacienda de Sama Ana 
Pacueco, D. Luis Bravo: se colocó el San- 
to Cristo en la capillita ruin del lugar de 
donde fué trasladado á Tlnsasalca, que era 
la cabecera del carato, mientras los vecinos 
le fabricaban un templo decente: permane- 
ció la imájgen en esta parroquia basta cl ailo 
de 1690 en que se atumultaron los vecino? 
de los pueblos inmediatos y pur la fuerza 
obligaron al párroco de Tlasasalca á que 
les devolviera la imagen, logrando enton- 
ces que el dueflo de Santa Ai.a Pacueco 
capitán D. Alonso Altamirano labrase á sus 
espensas el primer templo que se consagt'ó 
al culto de este devoto crucifijo: el nombre 
de 2a Picd-ad con que hoy se conoce, tam- 
bién fué debido á la suerte, porque se in- 
sacularon cédulas con los nombres de va- 
rias advocaciones y ésta tocó á la imagen; 
el gobierno diocesano mandó que se le ve- 
nerase con ese títu'o, y de él tomó el pue- 
blo el nombre con que es conocido hasta 
el dia. 

La primera iglesia construida por Altami- 
rano se concluyó en 1G99: posteriormente 
otro de loa dueños de Santa Ana, el SnD. 

15 



114 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



Pciro Pérez de Taglc lerantó ásos espeo- 
s«5 el msr^i.ñcoSai^i'janoqaetirTe de par- 
ió ^.¡z, ca3a constmccloQ doró diez afios y 
se estre«»& e\ jjercs Ssoto del de 1752: 
el relia: 1 c-i r.ia]:>a ísr^dador exista eo 
la ssc.'Uiia del teoi^'o. £a estos úllirnos 
a-o$ ceco;ii:>3 coa edáto y magaificencia 
e?:a i^csia !as eclesiásticos D. José María 
j D. Isl 'oro Caradas. 

K: afio de 17G4, TÍsiundo el Illroo. Sr. 
D. Joan Jo<é de Escalona y Calatayud es- 
ta ajüJa de parrcq'^ía, se hospedó en la 
Lac:^nda de Sasla AnaPacieco donde con- 



cisco Esquibel y Vargas que falleció de ca- 
nónigo doctoral de la iglesia de Valladolid. 

En lo civil df^pendió la Piedad de U al- 
caidía mayor de Tlasasalca hasta el aQo de 
1S21: el ano pasado de 186 1 le concedí) 
el congreso del Estado er título de Villa. 

Durante la revolución de 1810 el cas» 
fué quemado y el pueblo reducido á ruioE 
pero el intendente D. Manuel Merioo » 
mandó formar de nuevo bajo un plan ord^ 
nado el año de ISl'h entonces se avecis- 
daron ahí gran número, de familias qc! 
construyeron las hermosas fincas urbanas 



sizró ]o3 Santos óleos el jueves Santo: el | que decoran la población: ésta tiene a} uo- 
domingo siguiente de Pascua, había sa-iaraiento, juzgado de letras, dos escuelas^ 
lüo á hac^r cfnfirmaciones, mientras sus administraciones de alcabalas y correos, 002 
fiT? liares se divertían en jugar á la pelota: pla/a muy irregular, tres plazuelas, unaci- 
%'oU'Í3 de s*J5 tareas apostólicas este venera- He principal, seis de segundo orden, cui- 
ble ^.relado, y al entrar al patio de su casa renta y ocbo callejones, dos mesones, seii 
d.n::e se veriñcaba el jue¿>o vio venir hacia posadas y una hermosa ii^lesia que está con- 
tila pelota, quiao retirarse violentamente cluyendo el párroco actual Br. D. Joáé Afl- 
ojara evitar el ^olpe y se descompuso una tonio de la Parra. 

pi'^rna, cuyo uso no volvió á recobrar en los Este tpmplo, dedicado á la Purísima C^ 
:3o3 que sobrevivió: el Sr. Calaiajud en «epcion se levantó en el local que ocapbi 
fíT'.d visita, mandó establecer la vicaría 6ja la antigua parroquia: es un buen ca/lofi^if 
lie Tanhuaío, calicanto y l/óvedas con. altares de canleR 

En 12 de Febrero de 1736 el venerable estucada: tiene ya el privilegio de quedar 
padre Fr. Antonio Margil de Jesús misionó unido á la basílica de San Juan de Leirto 
con gran frutó en este pueblo, y dejó desde de Roma con una cofradía que gozará 1m 
entonces establecidas algunas prácticas pia- indulgencias de la de Ara Cosli. 
dosas que !o3 vecinos observan hasta el dia. ' El Camposanto principal está fuera a« 

El pueblo se encuentra situado en el de- la población por el rumbo del P.: es cómo* 
clive de una loma áiida casi en la ribera del do y aseado. 

rio grande de Lerma, que es el limite délos' La área del curato se regula en 5S le- 
Esiados de Guanajuato y Míchoacan á los goas cuadradas, en la que* se comprenden 
20'* 20' de latitud y 2^ 37' de longitud del cuatro pueblos y algunas haciendas y rao- 
meridiano de México á una altura de 900 chos. La población toda de esta área es 'í* 
toesas sobre el nivel del mar. Durante mu- 25,000 habitantes: la de la cabecera do es- 



chos años dependió del curato de Tlasasal- 
ca, hasta el de 174S en que fué erigido en 
curato independiente por el Tilmo. Sr. D. 
Martin de Elisacochea, quien nombró por 
primer pórroco al Sr. Dr. D. Agustín Fran- 



cede de 8,000. 

Administran el beneficio el párroco T 
seis padres vicarios, de los cuales tres re- 
siden en las vicarías de Tanliualo^ Numíi- 
rán y Yurécuaro. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



116 



En la iglesia parroquial hay una capilla 
bermosísima dedicada á uuestra Señora del 
Rosaríoy erigida en ella una confraternidad 
con autoridad pontificia. Los Terceros del 
cordón tienen también una hermandad ca- 
nónlcamenic erigida con un altar dedicado 
á Sao Luis Obispo de Tolosa. 

Posee esta población un puente magnifico 
que constri>y6 con admirable constancia y 
economía el Sr. cura Dr. D. José María 
Cabadas, el arto de 1830: tiene el puente 
ochenta varas de largo, diez de an« ho, once 
arcos ?oberbios y un hermoso balaustre 
que lo decora en gran manera. El tír. Ca- 
badas ensenó á los operarios á labrar In 
piedra, trazó la obra, la dirigió personal, 
mente y lu concluyó en el corto espacio de 
dos afios con un gasto de 14,000 pesos: per- 
mítaseme notar, que este puente* es mas 
atrevido y elegante que elqueliabia en San 
Miguel de Allende que costó 100,000: ejem- 
plo que demuestra la facilidad con que 
puedan acometerse grandes empre?as cuan- 
do hay un genio que las dirija con inteli- 
gencia y economía. 

Del curato de la Piedad dependen tres 
vicarías fij:is ó ayudas de parroquia, en cada 
una de las cuales reside un ministro fijo. 

Yurécuaro: pueblo mas antiguo que la 
Piedad, con nna población de 1,000 vecinos 
en el casco, y 3,500 en toda la vicaria. 

Está situado á la orilla del rio Grande á 
8 leguas de la Piedad y 9 de la Barca á los 
20° 30' de latitud y 2^ 4S' de longitud. Tie- 
ne buena iglesia dedicada á la Santísima 
Virgen qne actualmente eatán reponiendo 
los vecinos. 

En el orden civil tiene ayuntamiento, es- 
cuela y rec^pioiía: la industria principal de 
sus habitantes consiste en la pesca, la agri- 
cultur, las artes comunes y la arriería. El 
rio de Lerma lo separa de la magnífica ha- 



cienda de Santa Ana Pacueco qne perte- 
nece al Estado de Guanajuato. 

Tanhuato: los indios de este pueblo fue- 
ron bautizados por los padres Franciscanos 
Fr. Bartolomé Estrada, Fr. Juan Padilla y 
Fr. Juan Badillo, primeros misioneros que 
entraron en esta comarca que se llamaba 
entonces de Coinan: venían con estos sa- 
cerdotes cuatro indios jóvenes, instruidos 
en México en la doctrina cristiana por Fr. 
Pedro de Gante: ellos sirvieron para atraer 
al cristianismo gran número de idólatras por 
los conocimientos que tenian de su idioma 
y costumbres. 

La ¡«ílesia pnrroquial es peqtiefia: esti, 
dedicada al apóstol San Pedro. La pobla- 
ción de la vicaría es de 5,000 habitantes. 

Tanhuato: tiene ayuntamiento, escuela, > 
mesón, algún comercio y fincas urbanas de 
regular construcción: dista dos leguas al P. 
de Yurécuaro y 6 de la Piedad. Los veci- 
nos de este paeblo so mantienen de que- 
mar cal. 

Numarán, Fué muchos afíos vicaría fija 
del curato de Pénjamo; está en la orilla del 
rio grande da Lerma por la pane de Mi- 
choacan, sirviendo de lindero entre este 
Estado y el de Guanajuato. £1 Itlmo. Sr. 
Portugal, considerando las dificultades que 
ocasionaban á los feligreses las crecientes 
del rio para la cómoda administración de 
los Sacramentos, la separó del curato de 
Péijamo, y Ja agregó al de la Piedad, 

El casco tiene una población de 600 ha- 
bitantes, y la vicaría cuenta con 2.800. 

La parroquia era un caflon oscuro y 
desaseado que tenia el techo de madera; 
actualmente se está reparando con algún 
gusto, y techándose ron bóvedas: está dedi- 
cada á Sr. Santiago. Huy ademas una 
capilla dedicada á J. C.«r:rucificiido en la 
que se celebra misa. 

El temperamento de es^e pueblo es estrc- 



:*> 



=•= « - - ^s* ••i= - .- - -•••nEon -i le ? raíame, ro 

- ' - í '-r <i ^^uneniB con ¡?« 



^- - • - — ■ -'• rtícetrieaie 11 rjnic 

• - Í.I laio is.TÉ.íjt 

• -'• ... :.>r .í ::-_r?ns. os ..>ci 

-" - • *-*'=' ■-■.:*... «^ '¡M 'lene oiar 

- *^ - *^ ". ^> :- Tflajis 03 

* • ' -■* - c. i , ..- . .j r V'.: -.. .^^ - :in- 

.. ^>^«, .. • ^~. t- 

• .• í- *^ !• ti «^ -^-- ~ -~ ~ ^ ~ ~ -^ s^^* . 

' ^^ tv-trut-f* .- • : ...-A * :^jt» anícfl 

- * ' -!* 1 jr -» I ^•■••i: •«?*tí lei 

..•^ ,v vvjiii>i:.i» -c- j„, ,irn '\utí -Mi ^ilii .-a ü .í. a» .j i i- 

V .» »a.4 ■)* .Aj t>- T rrl^ ;ue ^e inr:-:enrn -n i .lar^eii iíi 
..,o» .-4 >S./é Mil» i« ^o irau.je ;or - a.io :e 'I" ::i -dcüo. 

• , ,. '«...i >iú.-> iijor- liiiüia it iro 5a;rar a "e --a. I a; v ^Mni ríe 

^..n* oám íaJa^iora ruviera -ríecro inani.o áiu'.-ir ío 

'•aua -jno Aer.-i:<.4 ju josui.a.. . i»tt v:.j 

^ ,v ' :*».i:d«:io. rrri ;»o* í« ¿¿/V,.|r ,^^ rettor -nc hese ^yní- 

.a, ic.iu de áuejQ $eaüar, .¿ua a^itsc ¿a ¿tnguu uc/^tiü, 



DKL OBISPADO DE MICHOACAN 



117 



de laudable y ejemplar vida, y en quien se co- 
nociese particular inclinación á la hospitali- 
dad. 

£1 nombramiento de estos rectores lo en- 
comendó en su testamento al venerable ca- 
bildo de Michoacan, que todavía mantiene 
este patronato. 

El pueblo que es oSjeto de rste anículo 
está situado á cuatro leguas de San Fran- 
cisco Angamaculiro, y a 8 d» la Piedad 
en la margen del referid'» Rio Giande de 
Lerma: su población no escede de 2.000 
indios. 

La iglesia parroquidl es de bóveda, bás- 
tame decente, y está habilitada por el ve- 
nerable cabildo de todas los paramentos 
y vasos sagrados necesHrios para el culto: 
aun existen en ella algunas pinturas que 
donó el Sr. Quiroi'a. Su retrato lo cuidan 
mucho los indígenas, y respetan altamente 
su memoria» 

Los indios tienen dos escuelas para am~ 
bos sexos que se costean con' los productos 
de algunos terrenos de comunidad. Estos son 
muy fértiles, y producen maiz, trigo, frijol, 
frutas y legumbres. 

Santa Fé depende en lo civil del parti- 
do de Purépero: su caserío es pobre é irre- 
gulan su situación geográfica es á los 20^ 
18' de latitud y 2° 30* de longitud del meri- 
diano de México. 

El rectorado linda con los curatos de la 
Piedad, Angamacutiro, Pénjamoy Puíépe-! 
ro; su aréa es delinco leguas cuadradas. 

TLASASALCA. 

Población antiquísima formada por los in- 
dios tarascos mucho tiempo antes de la in- 
vasión de este territorio por las fuerzas de 
Ñuño de Guzman el año de 1529. 

Los Franciscanos, capellanes del ejer- 
ció de este conquistador bauti^&aron á los^ 



indios de esta comarca: el Illmo. Sr. Qui- 
roga, fundó ahí un curato secular que com- 
prendía á los pueblos de la Piedad y Puré- 
pero que boy son curatos independientes; 
el primero lo separó el Illmo Sr. Elizaco- 
chea el afio de 1748: el segundo el Illmo. 
Sr. Munguía en 1853. 

En 1692 promovieron los vecinos trasla- 
dar la población al lugar donde hoy existe 
por ser mejor la temperatura y por la abun- 
dancia de agua y pastos: el virey D. Luis 
de Velasco, oido el dictamen del corregidor 
D. Alonso de Horta y del beneficiado D. 
Miguel del Valle, comisionó .al primero y 
al teniente del corregimiento Manuel Bravo 
para que mudasen la población al sitio que 
hoy ocupa. Esta orden existe en el archivo 
general déla nación y tiene la fecha de 13 
de Abril de 1593: como se trataba entonces 
de reducir á los indios á congregación con 
p1 fin de civilizarlos y hacerles aprender la 
doctrina cristiana, se unieron á Tlasasalca 
los vecinos de los antiguos pueblos de San- 
tiago^ Patagéo, Ar amular o. Jaurio, y C*a- 
patacutiro con los que se formó la nueva 
población. Se halla ésta situada á siete le- 
guas de Zamora, 8 de la Piedad y 34 de Mo- 
relia á b*s 2^ 25' de longitud y 2« 1' 30" 
de latitud, cerca de un manantial de agua 
dulce y cristalina que cae de una elevación 
de mas de 70 varas sobre Ks férdles llanu- 
ras de la comarca. Es muy sensible que los 
labradores no aprovechen como deben ni la 
abundanria, ni la potencia de estas aguas 
que al fin van k perderse en la ciénega que 
círrunda la ciudad de Zamora. 

Las leyendas de esta comarcí refi<»reii 
que el aflo de 15S3, el cura de esta par- 
roquia Lie. D. Francisco Tabera vendió 
á uno de sus fel i (preses e) rancho del Sa- 
litre de. qui! le hizo donación un tal Pedro 
de Atienza: que el párroco falleció sin fir- 



118 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



mar los títulos de traslación de domin¡0| y 
que el afioda 1608 en los momentos en que 
iba á ser despojada la viuda del comprador 
gblió el cura del sepulcro y se presentó en 
las casas reates, firmó la escritura j dejó 
chamuscada con la mano la primera foja 
del espediente: esta leyenda apoyada por 
algunos escritores que escriliieron con pos- 
terioridad ha dado lugar á los cuentos que 
se reBeren sobre este suceso, que fué muy 
ruidoso en aquellos tiempos (1). 

£1 año de L707, siendo cura el Lie. D. 
Félix de Jasoy se trasladó temporalmente la 



cente: en efectí), hizo levantar un soberbio 
edificio, de esquípiío gusto, de muy buenas 
dimensiones y de escelente plan arquitectó- 
nico: la fachada es majestuosa y bella: si 
se concluye bajo el mismo plan, esta parro- 
quia y la de Zamora formarán el orgullo de 
la Diócesis tanto por la pureza del estilo, 
como por la majestad, sencillez y buen 
gusto de los a Jornos. 

En la parroquia antigua se venera una 
imagen de J. C. crucificado, de estatura na- 
tural que tiene murho culto y es á la que el 
pueblo invoca en las calamidades pública^: 



cabecera de este curato á la vicaria de la ¡ hay erigidas ahí tres cofradías y hermandad 



Piedad con motivo de un horrible tumulto 
que se ocasionó por haber mandado el alcal* 
de mayor tuzar el pelo al gobernador de los 
indios que habla desobedecido sus órdenes, 
oprobio que jamás perdonan los naturales: 
tuvo lugHr el sábado de gloria y dio oríi^cn 
á grandes de.«astres: los indios apedrearon 
al cura que sacaba al Santísimo Sacramento 
para apaciguar la sedición: murijron gran 
número de combatientes y fué preciso traer 
fuerzas de Zamora para contener á Iqs amo- 
tinados. 

Este curato bk quedado con una área de 
4S leguas, cuadradas y con una población 
de 10,000 habitantes diseminados en varios 
pueblos, haciendas y ranchos: lo administran 
el párroco y dos vicarios: tiene erigida sa- 
cristía mayor. 

La parroquia que se fabricó en la época ; 



de vela perpetua. 

Tlasasalca depende en lo político de Pu- 
réperu: cuenta con ayuutamienio, dos escue- 
las, oficinas de alcabalas y correos, dos ma- 
sones y algunos edificios de comodidad y 
buen gusto, aunque no están perfectamente 
ordenados en calles rectas y cómodas. 

Su temperamento es frió y reseco: éé- 
ma sano: los habitantes se mantienen delt 
agricultura, del comercio y de la traginenr* 
la población del casco no escede de 2,^00 
habitantes. . 

El curato linda con los de Purepero, Za- y 
mora, la Piedad y Tangancicuaro. 

Dependen de issie cuiato los pueblos si- 
guientes: 

Penjamillo: vicaría fija con decente ig'e* 
sia parroquial, ayuntamiento, buen caserío 
y 3,000 habitantes que se mantienen de ía 



déla tra*lacion del pueblo, era pequeña, ¡'"g'"^"» «^"^ '""'"^ X ''*<=""''• P'«'"= ''" 
ruin y desaseada: pero el Sr. prebendado '« ^ '««"«» ^^ Pn.épero, 4 de Numaran y 

6 de Tlasasalca. 

Churincio: vicaríii vija con 2,000 habi- 
tantes, regular iglesia y algún comercio- 

Acuitzeramo: congregación de arrieros 
con algún coioercio, capilla y mil habitan- 
tes. 

Siniparo; pueblo pequeño que 



D. José Antonio Márquez de la Mora, 
siendo cura de este lugar, promovió con 
empeflo la cocstruccion de una iglesia de* 

- (1) ''Sucedió esto dice la leyenda, en el pueblo 
viejo, cuyas ruinas están patentes." El Fénix del 
amor, por D. Jl¿ustin Francisco Eaquivel y Var^ 
gas. Impreso en México, en la imprentadle la Bi- 
blioteca Mexicana. 1764 en 4? Un manuscrito del , j o • 
archivo general, hace también alusión á este suceso, del ayuntamiento de Penjamillo 



DEL OBISPADO DE MICHOACAIM. 



119 



PÜREPERO. 

Congregación grande que ha crecido mu- 
cho en el comercio, población y fincas ur- 
Iianas: fué fundada en prin( ipios del siglo 
XVI ó siete legues al Este de Tangán- 
cícuaro y nueve al Sur dt? Penjaniillo. Este 
lugar no lien^ ejidos de bastante estension 
para el aumento progresivo de su cacerío 

En lo eclesiástico fué mas de dos siglos 
vicaría fija del curato de Tlasasalca hasta 
el año de 1854 en que fTié erigido en cu- 
rato independiente por el Illmo. Sr. Mun- 

guia- 
La iglesia parroquial es pequefía y pobre; 
el vecindario la 4ia aseado y repuesto en es- 
tos últimos años; se ha proyectado hacerla 
nueva ron la decencia que correspnnrle á 
un pueblo de mas de 8,000 vecinos: hay 
lamb'ien una capilla donde se Celebra misa 
y un campo santo decente. 

Purépero tiene una bonita plaza, mas de 
sesenta calles y callejones, ayuntamiento, 
gefe de partido, receptoría de alcabalas, es 
tafeta, tres unisones, luiena portalería y ca- 
sas muy bellas en su esterior. 

Dependen de este curato algunas, con- 
gregaciones de arrieros y haciendas de la- 
bor (]ue auinentan la población de aquel 
basta cerca de 10,000 habitantes. 

Purépero tiene un comercio activo con 
Guanajuato, Guadalaiara y Morelia; d^bc 
mucha parte de su progreso material al Sr. 
D. Jesús Calderón, que falleció hace pocos 
afios. 

La área del curato se regula en 21 le- 
guas cuadradas: linda aquel con los de Tla- 
sasalca, Chilchota, la Piedad y Tancí* 
cuaro. 



TANGANCICÜARO. 

Pueblo muy anti«ruo, reducido al cristia- 
rno por los padres Franciscanos y formado 
por los Agustinos de Jacona, quienes tuvie- 
ron ahí una doctrina fundada el afio de 1553. 
En el capítulo celebrado el afio de 1645, 
erigieron los Agustinos ¿ Tangancfcuaro 
en priorato y posieroo ahí convenio con 
cinco religiosos. 

El pueblo está situado en una hermosa 
llanura embellecida con la mas rica y roag* 
niñea vegetación, regada por dos rioa que 
pasan por el pueblo y lo hacen sumanvente 
ameno y pintoresco; su posición geográfica 
íes á los 2^ 47' de longitud y 20*^ 4' 30'' de 
latitud. 

La parroquia es un caflon amplio, sólido 
y de mal gu^to, construido por los Agusti- 
'nosi hace pocos años que fué reparado y 
adornado con altares, de cantera conforme 
al gusto moderno; tiene además otras dos 
capillas de poca importancia. 

Este pueblo fué vicaría fija del curato de 
Jacona hp^ta el aflo de 1854 en que el 
lllrno. Sr. Munguía lo erigió en curato in- 
dependiente, que es servido por un párroco 
y un vicario del clero secular. 

En el orden político éa cabecera de Dis- 
trito: tiene ayuntamiento, escuela, casas de 
buena construcción y un comercio re^i^ular: 
?ü temperamento es templado: tiene dos ha* 
ciendas, cinco ranchos y dos estancias: sus 
productos son maíz, trigo, frutas, legum- 
bres, aceitunas y chile. 

La población del curato es de 6,000 ha* 
hitantes; su área de 16 leguas cuadradas. 
Linda con los de Xacona, Chilchota, Puré- 
pero y Zacapu. 



í-20 



Norrirus para la historia 



CEILCHOTA. 

C^Jís^o'-e-a ene ^-ütí'o ís-e '^A:Vtí^ ü 
eefe«si»i r'.-» ^e *:i'Of, ^'>e f u» !ér- :nc« §e 
<'t 'f*r f-s i'if e*^:*^ jrir ees <c^•'^'a•:ar 



. iel anterior, cod capilla dedicada á Sao 

Pedro y 400 vecinos. 

^i^to Tomás: pueblo con 300 habitantes 

y capilla: sus terrenos solo produceo trigo: 

Jiña como mil varas del anterior. 

^ ,. . --1' '/f A tf^ii; lene eomo quinientos vecinos 

•í,r-»'^o e- e. ;; ^ íoore^a e Cu: rbrHa i|* e ii j j j - i e - 

. , , ^. - 1 «n '"«y bonita capilla dedicada a la banii-iini 

*« a cf'^oí:*"», f fjiCi eo la fierra a !o5 2" ,. ' 

^'j c*- >'-r •'. i j lí^ '^1* ce lit'Mjd- 

Lot Li'/ra"-* de et">« tuí:b!o« «oo c:«i 

U:.-^'* ¿í: ra» :r.'i*j^na. dedica ios á la a^n- . . 

' , , , / 'jOO varas d»M anterior: tiene 250 vecinos 

c. *-'i- a! í-ore de nnoeraf r a ¡a tragín*^- .„. , ,- , . r. ,, 

° V una ruin capillita, dedicada a San Bar- 



\ írgen y terrenos de huertas, trigd y majz, 
H 500 pasoí del anterior. 

Urém esiá muy cerca de Cliilrhota. á 



ria í'OT Lí^no* r millas. 



:olí 



Etdcucaro 2^: cercano á su cabecera co© 
600 ¡¡abitantes y capilla pobre dedicada á 
, !a Saniíáima Vir;ren. 

Estos pueblos distan cinco leguas de Tla- 



L^y» 'erreo'^» *on féniíe?, y la car.ada en 
de e*tán ««lo^dof los pueblltos tiene abun : 
darse rí^-^o. 

F>«*''í*í'«aroa e$ía comarca los reügio- 

fo« F'nncifranof y Affus'ínofrel curaiofué: 

. , . , . .11 II ¿asalra, cuatro de 1 an^ancicuaro y poro 

enfilo en el priíuer ti^Io después fJe la , . , o . 

... " • t t . "9 n<>s de dos de ruré»'ero que son los cu- 

tonqt.í*ta: hoy lo firvc uníura del clerose- ^ 

. . . . ^ ^^^ . tratos con ios que Lndan: ocupan uoa área 
cularcoo un padre vicano: tiene 6,000 ha , * '^ 

.. , . , I u ^,. i^ de seis leojuas cuadradas, desde los confi* 

Ltlaotes, a los cuales se les han repartido 



los terrenos de comunidad conforme á las 
leyes del K&»rido. 

La parroquia de Cbilchota es grande y 
de buena construcción: está dedicada é la 
Saotísíma Virgen: el pueblo tiene ayunta- 
miento, escuela, algunas casas decentes, y 
un comercio regular. 

Los pueblos que dependen de Chilchota 
son: 

San Juan Carapan^ distante legua y me- 
dia al Sur de Purépero, con capilla y 600 
habitantes. 

Ti/caaro, á media le;;ua al Sur del anterior 
con capilla dedicada á la Santísima Virgen 
300 vecinos, 

Icfián; lo divide del anterior una sola ca- 
lle: tiene capilla regular dedicada á San 
Francisco y 500 habitantes. 

Huanáito; dista 500 varas del anterior: 
tiene buena capilla y 600 habitantes. 

Zopoco: ¿ cerca de un cuarto de legua 



oes de Carapa hasta los de Chilchota: soü 
todos de temperamento frío: los que están 
en los puntos mas pendientes de la harrti^a 
son resecos^ los otros son bastante húmeda» 

PURUANDIRO. 

Este pueblo era muy pequefio antes de 
la conquista. En el reparto del territorio 
que hiceron los espafío'es después de la 
ocupación de la capital, tocó el pueblo de 
Puruándiro á D. Juan de Villaseflor Cer- 
vantes en calidad de encomienda. Era V¡- 
llaseñor uno de los nobles mas distinguidos 
que vinieron á Nueva España pocos afíos 
después de la conquista; trajo consigo á su 
mujer y gran uúmero de hijos é hijas á 
quienes casó con tos su^^etos mas ricos é io- 
fluent'^s que hahia en México. Comisio- 
nado por el gobierno para visitar algunas 
encomiendas y para otros negocios de im- 
portancia, se manejó con justificación y pru- 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



121 



denria y a esto debió que se le recompen- 
sara con las vastas posesiones que formaron 
su encomienda. Cervantes quería estender- 
las ba^ta Pénjamo, León y Silao; pero Nufio 
da GuKnian le disputó estas poblaciones» 
la Audiencia falló en su contra el negocio 
y quedó su encomienda reducida á Pu- 
ruáuidiro, Angamacutiro, Guango y algu- 
nos otros pueblos que el rey le concedió 
por tres vidas, es decir, durante los dias de 
él, de sus hijos y de sus nietos. 

En efecto Villasefior y cus bijos gober- 
naron en Puruándiro basta que, muerto el 
último nieto, se devolvió la jurisdicción á la 
corona. La familia dé aquel patriarca se 
puede decir que fundó á Puruándiro, por- 
que los Villaseñores trazaron la población 
y consiguieron que se fueran avecindando 
en ella gran número de espafioles é indios 
tarascos y otomites. 

El ctirato lo erigió el Illmo. Sr. D. An 
tonio Morales el ano de 156S en favor de 
un eclesíásiico del clero secular. 

La parroquia de este lugar es un ediñcici 
sólido y bien construido, pero de fea arqui 
teciuraifué incendiada lo mismo que los (}e 
mas edificios del pueblo durante la revolu- 
ción de 1810: ha sido reparada después con 
buen gusto: está dedicada á San Juan Bau 
lista. Hay en ella tres cofradías y herman- 
dad de vela perpetua. Está servida por el 
párroco, tres vicarios y un padre sacristán 
mayor que regularmente no reside en ella, 
sino que encarga sus funciones á otro ecle 
siáatico. 

Antiguamente el giro de los vecinos era 
solo el de la agricultura y el de curtir co- 
rambres y hacer zapatos: hoy tienen un vas- 
to comercio por mayor y al menudeo, de 
dicándose muchos á la trajinería con atajos 
de muías y con carros: la población y los ed 
ficioshan aumentado considerablemente des* 



pues de la independencia en términos de 
que Puruándiro llegó á tener en solo el 
casco 14,000 habitantes, de los que han emi- 
grado muchos por las frecuentes convulsio- 
nes de la República. 

X A mas de la parroquia existen la ¡gle« 
sia del Hospital que está casi desiruida, y 
un santuario dedicado á Nuestra Sefiora de 
Guadalupe que está en la cima de una loma 
contigua á la población. 

El camposanto tiene también una capilla 
de ánimas que se haya decentemente aten- 
dida. 

El pueblo se haya situado al pié de la 
sierra que corre al N. O. de Morelia á loa 
2 ® 14' 30" de longitud y 20 • 6' de la- 
titud. 

En las orillas de la población existen 
unos baños termales de agua sulfúrea que 
son muy concurridos por enfermos que 
padecen males cutáneos. En el territorio 
del curato se encuentran las deliciosas aguas 
termales da Simbambaro. Nacen estas al 
pié de cuatro grandiosos sabinos que cubren 
con su sombra al manantial y á un estanque 
de forma circular de 30 varas de diámetro, 
que la naturaleza sola ha' construido con las 
raices de los mismos sabinos tejidas y ente- 
sadas á la manera de un enorme canasto. 
La temperatura de estas aguas es al calor 
del cuerpo humano, y su limpieza tal que se 
observan hasta las mas pequeflas arenas del 
fondo: este parece una especie de mosai- 
co por los diversos colores de la arena que 
se ven brillará los rajos del sol, bajo la 
trasparencia de las mismas aguas. Si estos 
baños estuvieran en^ Europa producirían á 
su dueño una renta muy pingüe; pero entre 
nosotros se hayan casi abandonados en una 
rinconada del llano del Cuatro. 

Dependen de este curato: el pueblo de 

AguanatOy la congregación de CacaJote^ 12 

16 



1» 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



bzcieniza j 7S rancbos que eootíenen juo* 
umením con la cibecera 2i mil babitaoCes. 
Poraásdiro es cabecera de partidü: sus 
realas fLODÍcipafes escedeo de 3,000 pesos: 
tiese ajafUamiemo, juzgado de letras, admi- 
fñslraeioaes de alcabalas j de correos, uns 
cscoeLí para oídos de cada sexo, ana boe- 



desemboca, á corta distancia, en el río gnn- 
de de Lerma. 

La parroquia dedicada á San Franciíco 
es UQ buen cafíon, con aleares noeros áz 
muy buen gusto que fia construido el páno- 
co actual: la iglesia aniigua de-I Hospital ) 
otras tres capillas mas pequeñas conijjletis 



plaza, dos plazuelas, cincuenta j ocho ; ios edificios religiosos de este pueblo. 



calles, boenz§ posadas, fuentes públicas y 
pzn numero de buertas easus alrededores. 
A dos leguas de distancia de Pumáodiro, 
á fats rnárg^aet del rio Graode, muj cerca de 
Santiago CoD^urípo, fué donde hizo aito 
!^ofio deGuzmao con las fuerzas que llevaba 
para la conquista de Nuera Galicia, y donde 



La población del casco es de 7,000 re 
cinos y la del curato de mas de 12 idÜ: I2 
industria principal consiste en la agrícu t'jrt 
en la tragineria y en los tejidos de rehofi'j 
y lienzos ordinarios de algo«lon: el maíz. e. 
trigo, el chile y el camote, los melones, sas- 
días, cáfias y pepinos se cultivan con pn- 



eoof um6 el crimen que babia meditado de ¡yecho eu los fértiles terrenos de este cci- 
quemar al desgraciado Calzonzin último :to; pero principalmente en la rica haciecJi 



rey de Mi^boacan. Ya be dicho en el ar- 
tículo de 2^¡ntzuntzan que en esta ciudad le 
bizo dar tormento para que descubriera el 
lugar donde se suponia que babia escondido 
loa íeuiTot que tanto anhelaban los conquis- 
tadores: lleró consigo preso al monarca, pa- 
só el rio el dia 8 de Diciembre de 1529, y 
•o los días siguientes le formó un inicuo 
proceso, lo condenó á ser quemado vivo 
por el supuesto delito de conspiración, y 
ejecutó la sentencia en el lugar referido, 
de donde movió su campo, dirigiéndose por 
la Piedad al territorio de Xalisco. 

ANGAMACOTIRO. 

Pueblo anterior á la conquista: sus habi- 
tantes fueron bautizadds por los Francisca- 
nos Fr. Bartolomé de Estrada, Fr. Juan 
Padilla y Fr. Juan Badillo que acompañaron 
á Nuflo de Guztnan á la espedicion sobre 
Nueva Galicia el año de 1529. 

El pueblo está situado en la parte baja de 
una loma de poca elevación á los 2 ^ 24' 
de longitud y 2 ° 14' de latitud. Inmedia- 
to al caserío corre el arroyo de Ángulo que 



de Viflachuaío* 

Las fincas urbanas de Ángamacunros» 
de buena construcción y de agradiii^; 
esterior: la plaza está siempre bien sorti 
de toda clase de comestibles y el comm^íi^ 
comienza á reanimarse: este pueblo «ct* 
becera del partido de su nombre, cooit- 
tamiento, escuelas, estafeta y receptomOt 
alcabalas. 

Dependen Je este curato los pueblos se- 
guientes: 

Santiago Congvripo que dista una leg^'- 
de su cabecera, tres de Puruándiro yse^ 
de Panindicuaro: se encuentra situado eoei 
punto mismo en que se reúnen el rio c^ 
Ángulo y el de Lerma: su parroquia es ^^ 
guiar y sus terrenos sumamente fértiles. 

Panindicuaro: pueblo grande y vicana 
fija de este curato: su iglesia parroquia^ u^' 
dicada á San Andrés apóstol, es muy bue- 
na, y está hoy aseada y decente: el pu^*^'^ 
está situado en una bolla, tiene alguo co- 
mercio, fincas urbanas de poco valor, arun- 
tamieoio, escuela- de niños y 2,800 habi- 
tantes. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



133 



Epejaní hay un pueblo y una ha.c¡enda 
contigua de este nombre: el piirnero tiene 
una regular capilla dedicada á San Miguel, 
pocas casas de buena construcción y 800 
habitantes. 

La área de todo el curato se regula en 
38 leguas cuadradas: linda aquel con los de 
Piiruándiro, la Piedad, Zacapu, Purépero 
y Pénjamo del que lo separa el rio Grande 
que forma el lindero entre los Estados de 
Michoacan y Guanajuato. 

NAHÜATZEN (1). 

Pueblo muy antiguo de la Siena situado 
á cuatro leguas al S. O. de TzacBpu y cua- 
tro al Esie de Pararho, de donde depende 
en el orden político. Fué evangelizado por 
los Franciscanos en 1531: es curato anti- 
guo con buena iglesia parroquial dedicada 
á San Luis Obispo: está servido por un pár- 
roco y un vicario del clero secular. Su [lO* 
hhclon es toda ,de indios: asiende en la ca- 
becera á 1,S00 vecinos y en todo el curato 
á 7,000. 

Dependen de la cabeceara los pueblos si- 
guientes: 

Cherán el grande, dista una legua al O. 
de Nahuatzen: tiene iglesia bastante buena 
dedicada á San Franrisco de Asís, algunas 
casas de madera de regular c<»nstruccion y 
algim comercio los dias de tianguis: su po 
blacion llega á 2,000 vecinos que se man 
tienen de la agricultura, de curtir pieles y 
de hacer zapatos: el vicario del curato re- 
side frecuentemente en este pueblo: hay en 
él una escuela y otras dos capillas. 

Sevina: fué antiguamente la cabecera de 
estos pueblos: está á una legua al S. de Na- 
huatzen: tiene iglesia dedicada á la Sentí- 

(I) Por una equivocación se ha puesto este 
pueblo en cstc lu¿;ar: debo ir después del curato de 
/'arocAo. 



I sima Virgen y 600 habitantes que se mantie- 
nen de hacer tablas y de las siembras de 
maíz y trigo. 

Comachuen: drsta dos leguas al N. del 
anterior: tiene una capilla bastante aseada, 
500 vecinos que se mantienen de hacer pa- 
las, arad«s y tejamanil, y algunas huertas 
de peras, perones y manzanas. 

Nahuatzen está situado á los 2^ 37' de 
longitud y 19^ 34' de latitud: la área del 
curato se regula en 16 leguas cuadradas y 
linda con los de Pichátaro, Paracho, Chil- 
chota y Tzacapu. 

CÜITZEO. 

Pueblo situado á los 1? 44' 45" de lon- 
gitud occidental del meridiano de México, 
y á los 20^ 03' 00" de latitud, en la ribera 
del lago que lleva su nombre, y á 900 toe- 
sas de altura sobre el nivel del mar. El ter- 
reno en que está asentado el pueblo es una 
loma áriday tequesquito^a, dondese dá con 
abundancia el maguey. 

Cuitzeo, quiere decir en lengua Michoa- 
na tinnja^ El pueblo es de los mas^aniiguos 
del reino de Michoacan: los padres Fran- 
ciscanos hablan comenzado á predicar el 
evangelio á sus habitantes, cuando el Illmo. 
Sr. D. Vasco de Quiroga dio la misión ¿ 
los Agustinos el afio de 1550, en que la 
dirigía ya un clérigo. Era inmenso el 
territorio que administraba este solo ecle* 
siá^tico, porque comprendia todo el que hoy 
ocupan los curatos de Yuririapúndaro, Cuit- 
zeo, Oopándaro, Guango, Puruándiro y 
Pénjamo. El padre Fr. Alonso de la Vera- 
cruz, provincial entonces de los Agustinos, 
logró que se dividiera el beneficio: y el Sr. 
Quiroga dejó al clérigo á Puruándiro con 
Pérjamo y Conguripo: y dio á los padres 
Agustinos á Yuriria con Cuitzéo y Guango. 

Guando estos religiosos entrar<»a á Guie- 



\u 



5^/nCIA3 PARA LA HTSTORLA 



táf9 el ar,^ ¿^, 15'S0, ja >^ ¡-»,.'i<i ^«r*t*r esi.!o es Céfcailado a&o«irriio y no puedco 
iva *s%i'^o\ y/t Uv< Fnr.í'íí-ar,/;^ de Tzir.t- «^^rar en arrr.osia coa tcH antiquísinM» ob 



íf n*z*r> 



y j/>r el t.A:.7J> 'ji* '^^-^ a 



ííi'a ^n ¡e-a* *;i.e es rodear.. Este defect 



o se Dcu 



Cf,aft({6; pero, #yKf,o dice #;í padre Basa- en oj-cnas ¡$!e¿ia» de l^^s poeblos del ob;r 
Ur.^'i^*^, to//*ítM(oi^í/inde rrh'ujnútzU'ah^ ! paí^o: el gob-erno i2 iocesa no ha tomado n 
l«r» U j/f:'; '.^i'.ion, íii í;^!e*ííí!, !a a'imírU- medias para qae 'as reparaciones deia? 
I'»'i^ft de lo^ •Sí'tfaniem/-/^ y U rivi:«zacion. ' í^Ií^áiaí so ha^ao con gaMo y uniformidjd 
A<»» ^% n le, cfjar.fo e« y co^n'o tiene Cu.t . El patrón del lugar es ¿anta María Mae't 
Z^o lo rl*'be al ee!o y caridad de aquello? ^ lena: el claustro del monasterio lo fabrica 



ffVígionofi, Dije aníeaqne el pueJ.io está «i 
(uado en la co^fa de la lagtina: el as^ua d^ 
e%(a e» df;«(;}br¡da y salada por el m'icho te- 
r)rieiir|fi¡fe #»n í)ne Abunda «I terrcnr: se cria 
en «fila i/n pescarlíto pequeflo muy eabro.^o 
que Ion ¡odios llaman chann: gr^n número 
d(f genteii se mantienen con la pesca de es- 
toK clisrnres que venden en los mercados 
vecinos de MoreüSf Acámbaro, Salvatierra, 
Yuiirin y In Congregncion da Urian/rato. 
Kl rio do Morelia qtio surte de agua á este 
Ingo conduce A ^\ gran cantidad de pesca- 
do» bagres que abundan por el lado orien- 
tal. VéW los afloa do poca lluvia la laguna se 
aera onleranionte, y en nu vaso se dá la yer- 
VII conocida (ton el nombro de varilla que 
aiiva pura Tubrirar el vidrio. 

J£l anticuo curato de Cuilzéo compren- 
día tnnibirn á Co|)&ndnro, qu» hoy es cu- 
rntii separado al cargo de un eclesiástico 
secular: artuiilmonte tiene aquel tres vica- 
rlaa fijaH, que aon IlunnJacarco^ Sonta 
Ana Maya y Ihavao^ en Ins que reside un 
religioso f^nriUTfudo de la admini^^iracion. 
Km Ucnbt«0(«rN vivinn el cura, dos vicarios y 
una comunidatl do cuatro t ^ois sacerdotes. 

La parroquia cia un magnifico cafton de 
70 \nrsa do lar|¿o y 15 do nucho, de bóve 
das» con muy buen árgano y una boniía 
t»rrt> cohMruida ru UUt2 p>r Fr. Geróni- 
mo de la Magdalena» Lo$ ;\it.i>es fueron re 
lUMsdos cu e>to^ último^ artos ron niu\ 
p^co (listo y cotí notable ücaigualdad; su 



el prior Fr. Gerónimí» de Morante: es toú} 
le bóvedas basta las caballerizas. 

En el mismo cementerio de la parroqoi 
es!á el Hospital, capis la pobre y aseak 
que tiene unos capitales fincados cooqi» 
costear el culto. 

En lus afios trascurridos desde 1832 bir 
ta 1S50 construyó el Sr. D- N. l2qu¡er.:3 
una bonita iglesia dedicada al culto de No» 
tra Sefiora de Guadalupe. Cuando e« 
templo tenga altares de piedra estucada uo 
bellos como el caflon y poitada, sertoM 
de los mas hermosos de la comarco. 

£1 convenio de Cuitzeo ha sidoift*^ 
años casa de estudios de donde hz^ék 
hombres insignes por su virtud y lii«^* 
tura, como Fr. Diego de Villarrubiajf' 
Alonso de Castro y Fr. Cristóbal Sí)»» 
que gobernaron con acierto la provine» J 
se distinguieron por su predicación y sus es- 
critos. 

En la parroquia hay cofradías del Sanií- 
simo, de Nuesiia Señora del Socorro, de 
Animas y de vela perpetua. 

En la sacristía de esta parroquia bV "^ 
pintura regular de Baltazar de Chaves. 

Iluüfulacaréo, dista cuatro leguas alF- 
de la cabecera: es un puebiito menos triste 
que Cuitzeo» ^iluado en una pequeña colina- 
tiene t. na pihza regular, algunas calles or- 
«leñad is y u::a iglesia con cruceros, no muy 
«^eada: cerca del lugar hay uo bafio i^»' 



DKL OBISPADO DE MICHOACAN 



125 



cíoso de aguas termales semejantes á las de 
Coincho. 

La población del lugar es de 9|300 ha- 
bitantes. 

Santa Ana Mayay es una población maf^ 
numerosa que la anierior: «ra antiguo prio 
rato; está situadlo á poca distant ia de la la 
guna, seis leguas al S. E. de Cuifzeo» y cuen- 
ta con 2,50v^ habitantes. Su iglesia es bas- 
tante capaz y afeada. 

Uiiacao, pueblo de mil vecinos con regu- 
lar iglesia: dista 1,500 varas de Santa Ana, 
y legua y media del pueblo de Irnmuco si- 
tuado también en la orilla de la laguna en 
la parte de esta que peitrnece al Estado de 
Guanajuato. Huacao fué antes de la con 
quista una especie de plaza fuerte de los in- 
dios otomites que se mantuvieron en ^ruerra 
haaii el afío de 1560. En sus inmediacio 
nes se bao descubierto nopales con la semi- 
lla de la grana* 

£n estos pueblos hay cementerios conti- 
guos á las iglesias. 

Depende también de este curato el pue- 
blo de Capacho donde hay una capilla de- 
dicada á una imagen de J. C. que tiene 
gran veneración entre los indios. 

La temperatura de^ todos estos pueblos 
es templada y húmeda: el clima sanó^'sin 
mas enfermedad dominante que las calen- 
turas intermitentes qne aparecen al disecar 
s^ las aguas de la laguna. 

Los hal»itantei^ se mantienen del producto 
de sus canoas, de la pesca, del pulque que 
sacan de los maá;ueyes, que es el mas cele- 
brado de todo Michoacan, y de la agí ¡cul- 
tura. 

Cuitzeofué cabecera de partido: tiene 
ayuntamiento, estafeta, administrador de 
rentas, dos escuelas de hombres y una de 
mugeres, tres mesones y algunas casas de 
buena construcción. 



La población del curato es de 16,000 
habitantes, de los cuales dos terceras partes 
son indios tarascos que entienden bien el 
castellano. 

Este curato linda con los de Yuririftpnn- 
Jaro, Huango, Chucándiro y Acámbaro 
'¡Su área se regula aproximativamente en 48 
Teguas cuadrada!. 

Hace algunos aflos que se ha pensado 
construir una calzada en todo el vasb de la 
laguna p»ra facilitar el tránsho con carrua, 
ges de Morelia á Guanajuato: este impor- 
tante proyecto será realizado dentro de po- 
co tiempo, porque una comjiañía de accio- 
nistas h¿ hííchoal gobierno propuestas ven- 
tajoi^as que probablemente serán aceptadas. 

El camino carretero de Moreba á Cuit- 
zeo, se debe á la constancia del Sr. prefecto 
D. Gregorio Patino, lo mismo que e^ esta- 
blecimiento i^e la primer linea de dili/i^encias ' 
entre aquella capital y Guanajuato por esia 
misma via, cuya empresa protegió por to- 
dos los medios de su resorte: estas dos me- 
joras de la calzada y del camino van á 
aumentar notablemente la población y co- 
mercio de Cuitzeo* 

GUANGO. 

£ste pueb*lo fué muy célebre en los pri- 
meros afios de la conquista por haber sido 
la residencia del farao!<>o Encomendero D. 
Juan de Villaseñor Cervantes, á quien Car-* 
los V concedió la jurisdicción de muchos 
pueblos durante el tiempo de su vida y de 
tras de sus desrendientes enjínea recta. 

Guango está situado á los 2^ 6' 30" de 
longitud y UO^ 2* de latitud del meridiano 
de México en medio de una cercada de 
montafías elevadas, ó por mt jor decir en el 
fondo de una grande hoya de la que no se 
pu«de salir sin dominar los cerros que Iq 



126 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



rodean, con esrepcion de la ranada por dí»n- Ya lie dicho al hablar de Cuiízeo qac 
de corren las «guaa. En sus inmediaciones el ano de 1650 d¡6 el Illmo. Sr. D. Vasco 
hay algunas ciénegas y lagunas que hacen el de Quiroga á los religiosos Agustinos el 
temperamento húmedo, frío y poco sano. curato 6 doctrina de Guango. Estos co- 

Los indios que lo poblaban ame» de la menzaron una iglesia tan costosa que no la 
conquista le llamaron lugar de erif.rmo& que'pudieron concluir con la magnificenria con 
es lo que quiere decir la palabra Guango en que había sido proyectada: solamente que- 
idioma Tarasco. La fecha de la encomien- dan las paredes de este templo: la iglesia 
da de Villdseñor es anterior al año de 1631 'parroquial que artualment- existe es la que 
en que Nufio de Guzman emprendió la ion- ^^^^,1,^ destinada para sacrisiía de aquel: en 
quista de Nueva Galicia, porque entonces le esta parroquia pequeña fabricó V¡lla,en.>r 
disputó Cervantes ante la audiencia los ler-ji,na capilla y una bóveda sepulcral para su 
renos conquistados. [entierro y el de su familia: y en efecro, en 

El afio de 1536 mandó el Enconmendero.^j,^ ^^^, ^ sepultados tanto su cadáfer, como 
á un clérigo que residiera en Guango: este 1 ,^^ ^,^ ^,^,^^^^ ¿^ ^^^^ ,^..^^^ 



eclesiásiico bautizó y comenzó á civilizar 
aqu'fllos indios. Villaseflor Cervantes era 
noble, de una familia muy disiinguída de 
España: vino al país ca&ado, con muchos hi- 
jos é hiias que enlazó con las personas mas 
condecoradas de Nueva España/' De él sa- 
lió, dice el padre Básalanque, todo lo bueno 
que tiene la provincia (de Michoacan) en 
hiiages; los Vil la-^eflores,. Cervantes, Oros 
eos, Avalos, Bocanegras y Contreras, á quie- 
nes repartió sus tierra?, que son todas las 
buenas que hdbia en la provincia mirando 
de Guango al rio Grande. Todos estos ca- 
balleros aunque tenian sus casas muy gran- 
des y ostentativas en sus hacienda;?, ma** 
las pascuas y fiestas grandes se juntaban en 
Guan<£0 y habia tanto lucimiento, tanta car- 
rera y festejo que le llamaban la corte chica,^^ 
Villaseflor y sus hijos poseyeron en Enco- 
mienda juntamente con este pueblo, donde 
fijaron» su re-idencii, los de Puruándiro, 
C<mguripo, Penjainilloy Numarán. Los úl- 
timos desendientes de este potentado son los 
mar«)ueses de Guardilla que son todavía 
propietarios de algunos de esoí terrenos. 
£1 Sr. D. Agustin de Iturbide desciende 
también de una rama de los Villaseñores, 
establecida en Valladolid. 



' Contiguo á la iglesia estaba el monasterio 
construido de bóveda, y todo de piedra de 
sillería. En la huerta hay unos ojos de agua 
que tiene fama de ser la mejor de aquellos 
contornos. 

En ningimo de lus pueblos de Mi' boncao 
hicieron tanto estrago las pestes entre It 
clase india como en Guango: esto biif* 
cho que haya disminuido ahí tanto e-^ 
raza, en términos de que apenas coro- 
pone hoy una 8? parle de la población tó 
curato. 

£1 afio de 1586 sufrió Guango el último 
ataque que le dieron los indios chirhinieca« 
hirieron estos mucho daño al pueblo eo 
lo material y dieron muerte á gran núíoero 
de vecinos: pero los padres AgíJStinos Fr- 
Gerónimo de Guzman que era elpricy 
Fr, Francisco de Saldo, resistieron heroica- 
mente y persiguieron á los invasores hasta 
quitarles los prisioneros. Fué tanta la fatiga 
que tuvierou en esta espedicion; que á a'»* 
bos les costó la vida. 

Guango quedó gobernado en lo e^pir''^^'' 
por los A::ustinos, hasta el afio de 177o eo 
que se secularizó el curato. Hoy lo «>f*'® 
un eclesiástico del clero secular, con o^ 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



127 



vicarios que le ayudan en la administración. 
La iglesia ha sido renovada en estos úl- 
timos años: su patrón es San Nicolás To 
lentino: hay en ella dos cofradías y un ca- 
pital pequHfio destinado é obras pía:». 

La población del curato es de G,500 ha 
hitantes: este linda con los de Yuriria, Chu- 
cándíro, Puruándiro y Angamaciitiro: su 
área se regula en 20 leguas cuadradns. 

GunDgo dista ocho leguas de Cuitzeo. 6 
de Yuriria, cuatro de Chucándiroyé de 
Puruándiro de cuyo partido depende en 
el orden civil. 

Tiene este pueblo ayuntamiento, dos es- 
cuelas» una decente plaza, algunas calles 
arregladas/ regulares fincas urbanas. 

Los habitantes se sostienen de la agricul 
tura, la tragineria, el comercio al menudeo 
y de la alfarería á que han comenzado á 
dedicarse en estos últimos aflos. 

CHÜCANDIRO. 

Pur,blo sumamente ameno, anterior á la 
conquista, aunque de muy poca poblapion 
en aquellos tiempos. El Ilimo. Sr. D. Vas- 
co de Quiroga lo erigió en vicaria secular. 
£1 aQo de 1676, siendo párroco D. Mateo 
de Castro, renunció el beneficio y tomó el 
hábito de religioso franciscano: el Illmo. 
Sr. D. Fr. Juan de Medina Rincón conce- 
dió entonces la visita á los padres agustinos: 
entraron estos al curato el año referido y 
levantaron una pequefia iglesia. La parro- 
quia que hoy existe es decente y cómoda: 
fué construida el afio de 1642 por el R^ 
P. Fr. Felipe Vergara, á quien debe este 
pueblo la iglesia, el convento, el hospital y 
las mejoras materiales de la bella hacienda 
llamada también de Chucándiro, Hubo en 
este convento por algunos años una comu- 
nidad respetable. Guando el curato se secu- 
larizó, el convento dejó también de existir. 



La iglesia panoquial, dedicada á San Ni- 
colás Toleniino, fué renovada en estos úl- 
timos años: está servida por un cura y un 
padre vicario. 

La población del beneficio es de 6,000 
habitantes. Kí pueblo está .«ituado á los 1^ 
66° de longitud y 19® 69' de latitud del me- 
ridiano de México al Poniente de la laguna 
de Cuitzéo. 

Los habitantes de este curato se distinguen 
por su buena figura, especialmente las mu- 
geres. 

Son muy celebradas en lodo Mirhoaran 
l'fs deliciosas ajanas termales de Chucándi- 
ro por su temperatura al calor natural del 
cuerpo humano, por su lifnpieza y por sus 
virtudes medicinales . Contienen dubas 
aguas mucho árido hidroclorico en disf lu- 
cion: son tan sensuales que los que se ba- 
ñan en ellas permanecen dentro del baflu 
muchas horas. 

Al abuso de estos baños atribuye el pa- 
dre Basalenque la diminución exlraordi- 
naria de los indios de Chucándiio. ^'Es 
pues, dic»*, tan gustosa el agua, que los in- 
dios de la medicina hacen vicio, y se están 
de dia y de noche en ella; y asi traen abier- 
tas las carnes y cualquiera inclemencia de 
frió ó de calor, ú otras circunstancias, les 
dañan de modo que enferman mucho y en- 
gendran poco." 

El padre Landivar ha consagrado algu- 
nos de sus versos latinos en eloj^io de estas 
a<ruas: hay en estos manantiales la parti- 
cularidad de que casi de una misma fuente 
salen la agua fria y la caliente: solo debo aña- 
dir que los gálicos que las toman se agra- 
van de muerte. La temperatura de Chucán- 
diro es templada y su clima muy sano. Los 
habitantes se mantienen de la pesca, la agri- 
cultura, y las frutas de las huertas que cul- 
tivan. 



128 



NOTICIAS PAUA la HISTORIA 



En lo político, tiene ayuntamiento que de- 
pende de le prefectura de PuruánJiro: ha} 
ademas escuelas de nnibos sexos, una pla- 
za, algunas casas de bella construcción y 
calles bien ordena<]as. 

Linda el curato con los de Cuitzeo, Ca- 
pula, Copándaro y Guango: su área se re- 
gula en 15 leguas cuadradas. 

COPÁNDARO. 

Este pueblo es también muy antiguo. 
Está situado en la orilla meridional del lago 
de Cuitzéo. 

La palabra Copándaro quiere decir ¡vgar 
donde abundan los aguacates; y efectivamen • 
te hay muchos de estos árboles en sus cer- 
canías: el pueblo es muy ameno, se halla ro 
deado de huertas que se riegan con el agua 
que baja de la serranía inmediata de la cual 
se surten también las fuentes de la plaza y 
del convento. 

Ya dije en el artículo anterior que Tué vi- 
caría del curato de Cuitzeo, del que de 
pendió 16 afios hasta el de 1666 en que fue 
hecho priorato del orden de los Agustino.*^: 
después el Illmo. Sr. D. Antonio de Mo 
rales lo erigió en curato separado el año d< 
1570. 

La parroquia es de 55 varas de largo y 
13 de anchoi de bóveda y de mejor gusto 
que la de Cuitzeo: fué comenzada en 1560 
y concluida en 1567 por Fr. Gerónimo de 
la Magdalena quien hizo la torre, los altare:), 
el cementerio y la sacristía: aquel venera- 
ble religioso plantó con sus manos los ci- 
preses y naranjos que aun existen en el atrio, 
lo mismo que algunos árboles de la huerta. 
El claustro tenia doce celdas, de bóveda. 

£1 curato se secularizó hace cerca de 100 
afloa y el convento quedó de casa para ha- 



l)itacion del párroco, ün solo eclesinstico 
sirve el curato, diciendo dos misas los dias 
festivos. 

La p^irroquia tiene por patrono al apóstol 
Santiago: hay en ella dos cofnadias y ud 
regular campo santo: los altares ban siJo 
renovados pobremente.- 

En 30 de Febrero de 1598 recibió Cris- 
tobnl de Tapia una comisión del virey D. 
Gaspar de Zúfiiga para reducir á congre- 
gaciones varios pueblos pequeños ininfrfis- 
tos á Copándaro. Esta comisión la conciiijó 
D. Alonso Ramírez de Arellano en 1600; 
dejando por este motivo de existir slguoas 
rancherías y dos pueblitos de poca impor- 
tancia. 

La temperatura del lugar es templada;s8 
clima muy sano: la población del curato « 
de 3,800 habitantes. 

Hay en Copánd^tro otra pequefia igbís 
llamada el Hospital. 

Dependen del curato el pueblo de Sa 
Juan Táraraméo que está al pié de lics^' 
ta de su nombre y cerca de la plaji^k^^ 
laguna, al frente de Cuitzeo: el lugtf^ 
ne una ruin capilla y unos bafios dea^o^ 
termales de temperatura bastante elevadt 

En la hacienda llamada de Sao l^^ 
que está un poco mas alta que el pueblo I 
a distancia de 500 varas de éste, bay tam- 
bién una capilla aseada donde se celebrad 
misa algunos dias. 

Los habitantes de este curato se maniie* 
nen de la pesca, el tráfico con las canoaJí 
la agricultura y la hortaliza. 

Copándare tiene ayuntamiento, una es- 
cuela, una plaza, diez calles pequefias/ 
gran cantidad de huertas. 

El curato linda con los de ChucándifO' 
Tarimbaro é Indaparapéo: stj área se f^ff** 
la en diez leguas cuadradas. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



139 



LA TIERRA CALIENTE. 



De propósito he dejado para lo último 
las noticias sobro loé pueblos de la tierra ca- 
liente por ser tan diferentes de los otros en 
clima, como en productos, en costumbres j 
aun en idioma: porque «>1 estado rhoral en que 
se encuentran es peor que el qun tenian en 
l¡em}>o del gobierno eitpaño^; porque des 
de la independencia hasta nuestros dia^, 
destruidos j profundamente desmoralizados 
estos pueblos por las continuas revueltas 
del país, el «robierno rivil no ha promovido 
en ellos upa sola mejora material, ni abierto 
un;i escuela, ó un hospital; á la vez que 
disminuido el número de eclesiásticos, ape- 
na» han podido atenderse li(s necesidades 
espirituales de aquellos desgraciados habi- 
tantes. Kn vano él Illmo. Sr. Portugal 
gastó stlmas inmensas para erigir un colé 
gío en el centro de esos ardientes y mortí- 
feros lugares: en vano el Illmo. Sr. Mun- 
guia trató de establecer un convento de pro- 
paganda en Zintzuntzan, para formar misio- 
neros que llevaran la luz y la moral á esosí" 
pueblo^; todos los esfuerzos de la Iglesia 
han sido infructuosos por nuestras discor- 
dias civiles. Tiempo es ya de dirigir una mi^ 
rada compasiva á mas deciento cinco mil des 
graciados que habitan estas regiones : tiem< 
po es ya de desarrollar los elementos va- 
riados de riqueza en que abundan, de 
procurar disminuir sus jienalidades, y de 
hacerlos participantes de nuestros goces 
sociales. Con estas miras daré á conocer 
estos paises, presentando las pocas noticias 
q^e be podido adquirir de ellos. 

La tierra caliente de Michoacan se es^ 



tiende desde el grado 1 ® 10' hasta el 4 ° 
30" de longitud y desde el 17 ® 53' hasta 
el 19 ^ 16' de latitud en una área de 1875 
leguas cuadradas, que contienen 108 mil 
habitantes. 

La tierra caliente del Estado de Guerre- 
ro que pertenece al Obispado tiene 7 cura- 
tos, una área de 877J leguas cuadradas y 
75 mil habitante?; de estos curatos hablaré 
separadamente, contra) éndome por ahora 
á los curatos de la primera. 

Los religiosos Franriscanos fueron los 
primeros qvie pfenetraron en esta zona, 
bautizaron á los indios y se redujeron des- 
pués á las tierras templadas y frías. Los 
Agustinos y los clérigos fundaron los pue- 
bloi^, abrieron los caminos y establecieron 
lo que hay de bueno y útil en estos lugares. 
Durante la dominación española poco se 
adelantó en lacivilizac¡on;pei^o después de la 
independencia se va destruyendo cuanto a& 
habia edificado en tres siglos de paciencia, 
de abnegación y de constancia por parte de 
Ida obreros evangélic^os. 

Como la población es tan corta y eí ter. 
reno tan estenso, ni se pueden mantener 
los ministro?», ni es posible "que atiendan 
cumplidamente á sus feligreses. Apenas 
hay 23 ecíésiastícos en los 19^ curatos de 
tierra caliente : da lástima ver el atraso en 
que se hallan estás poblaciones, tanto en los 
conocimientos religiosos como en los mo- 
rales: en ninguna parte convendria tanto 
un colegio seminario como en estos lugares. 

El termómetro de Reaumur ha llegado á 
subir hasta 34 grados en los meses de 

17 



130 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



najo y jodio : en el inrieroo rara vez baja 
de 24^ En los log^ares húmedos la morta-- 
fidad es siempre superior á los nacimientos 
eomo en Pinxándaro y Ur^ho, cu jos pue 
blos fué necesario destruir para situarlos en 
clima menos mortífero. 

Las enfermedades domiuantes son las 
calenturas ig^ermiteotes, los tifos, las di- 
senterias, las icflamaciones intestinales, y 
■obre todo las enfermedades endémicas del 
¡mche y de la qniricua ó jnrUo. Miles 
de causas se han asignado á esta enfer- 
medad; ya las malas digestiones que ocasio- 
nan la relajación de los intestinos^ ya el vi* 
rus venéreo, ya los miasmas deletéreos de 
la atmósfera húmeda y caliente, ya en fin 
an vicio de lá sangre producido por la ca- 
lidad de los alimentos. 

Algunos sostienen que este horrible mal 
no se conocía antes de k erupción del vol- 
can dé Jorullo; otros, y creo que no es lo ums 
probable, aseguran que tom6 su origen del 



se aplica' con buen éxito para curar las 6e^ 
bres. Se encuentra este árbol en Huetamo* 
El Guayacnn se da en Pungarabato y 
Huetamo: en Coyuca hacen de su tronco 
estribos dé silla de montar, molinillos y al- 
gunos otros artefactos: se usa para el gálico 
y enfermedades de la piel. 

El Tabachin^ arbolito bellísimo que se pa- 
rece algo al tamarindo y da una flor grano- 
sa y elefante: con el cocimiemo de esta flor 
se curan las-calenturas intermitentes: se ballt 
en todas partes de tierra caliente. 

El CoauUcomaie 6 Huaje Siriam abuods 
en Sirándaro y Huetamo: se usa para (s 
enfermedades del pecho y priocipalmeoif 
para curar toda ^lase de llagas y tumor«i 

La Belladona j cuyos usos son mu; co- 
nocidos. 

£1 Fiñoncillo, purgante diéstico de dos- 
de se saca el croto. 

El Huaco, que sirve para curar las pica- 
duras de los animales ponzofiosos y pira 



comercio carnal del hombre con las caima- .otros muchos usos. Estas tres anteriores 
ñas. La enfermedad del buche se atribuye i plantas se dan en la sierra de MaquilS. 
á la naturaleza de las aguas del pala. 

Itiegan la tierra caliente de Michoaran 
los rios de las Balsas, del Marques, de Te- 
palcarepec, de Coaguayana, de Zitácuaro 



La Uca ñheslreí sus racimos pesan bas- 
ta una arroba: el grano es mas grande que ao 
tejocote común: se hace con ella una con- 
serva gustosa con que se mueren las bn* 



y algunos otros de nrenos importancia; sin brices. 



embargo, hay territorios sumamente resecos 
que en tiempos en que se dilatan las ihivias 
carecen de aguajes: el ganado entonces se 
enferma del piofo que ocasiona la muerte de 
miles de reses, muías y caballos: este ter- 
rible mal es contagioso al hombre. 

La tieira caliente produce multitud de 
palos, resinas y plantas medicinales suma- 
mente esquisitas, de las cuales indicaré al- 
gunas con ios usos comunes que el pu»'blo 
hace de ellas para curar ciertas enferme- 
dades. 

La ciscara del palo mulaío en infusión 



La Cabeza de negrov fruta con la que a 
produce una fiebre que dura todo el tiempo 
de la digestión: esta fruta y la anterior se dio 
en los montes de Coaguayana. 

El Cacahuananclil: érbol corpulento qo^ 
produce una semilla aceitosa queseu<a ma- 
chacada para hacer crecer el pelo y curarla 
tifía: me han asegurado que con el aceita 
que produce se puede fabricar jabón: do lo 
creo imposible porque hace algunos afiosvf 
en Silao hacer uso del aceite de higuerilla y 
del de cacahuate me/xlados con la m^tiiech 
jparn formar el jabón» 



DEL OBISPADO DE MlCHOACAiN. 



131 



La Panicua: árbol qoa da en racimos 
unas flores amarillas con cuyo cocimieofo 
se' curan los indios la ictericia en tres 6 cua- 
tro dias: se da, lo mismo qi>e el anterior, en 
Huetamo, Pomaro y Cualcoman. 

El Zirale: flor blanca rosada que sirve 
par;« curar el dolor de costado. 

£n fin, se producen la goma lacs, el in- 
cienso, el bálsamo y muhi(ud de resinas,! 
aceiies y gomas de uso común para Isi me- 
dicina y las artes. 

La gran cordillera déla Sierra madre, vi 
niendo del Estado de Guerrero, atraviesa 
ó Michoacan en sus 39 leguas de costa, no 
muy distante do ella: pasa por Pómaro, Ma- 
quüí y Coaicoman, por cuyo municipio en- 
tra al Estado de Colimn: e^ta serranía está 
casi despoblada en términos de no haberse 
hasta boy deslindado la propiedad en mu- 
chos puntos: admira ciertamente que el va- 
lor de las fincas rústicas y urbanas del \n 
menso partido de Coalcpman apenas ascien- 
da en la actualidad 6 2G,72ü pesos. 

Nueve ó.diex cuadrillas y algunos ran- 
chos miserables componen la poblacrion agrí- 
cola del partido de Coalcoman que com- 
prende su cúralo y los de Tepalcatepec, 
Coaguayana, Aguililla y Maquilí: los cura- 
tO:5 restantes de Tierra Caliente están mas 
poblados, sus terrenos tienen mejor cultivo, 
y es por lo mismo mas alto el valor de la 
propiedad. Las haciendas de Ario valen 
mas de un millón de pesos, las de Turicato 
mas de 500 mil, las de Huetamo tl50 roii, y 
otro tnnto las de Apaizingan. 

Las costas del mar del Sur que corres- 
ponden á Michoacan se estienden de Orien 
te á Occidente desde el rio de Zacaiula que 
es límite con Guerrero, hatael de Coa¿ua 
yana que es el de Colima: en muchas car- 
tas geográficas st; ha colocado la desembo- 
cadura del Zacatula á los tres giados trein- 



ta ilntoutos de loogicud, cuando realmeoto 
está á los 2*^ 69' según aparece de las úl- 
timas observaciones; este notable error ha 
ooasiooado el mas grave de recortarlas cos- 
tas y aun la superficie del Estado. 

Si seguimos la costa desde el Zacatula 
para el Coaguayana, encontraremos á las 
nueve leguas de aquelí el puerto de Mama" 
(a que es el mejor de toda ella; después á 
las tres leguas el de Buceria; á las doce el 
de San Luísito: á las tres ó cuatro, el de 
San Juan de Lima: á las nueve, el de Sao 
Telmo, y ¿ las dos el riachuelo citado de 
Coaguayana que aumenta sus aguas con dos 
torrentes que descienden del volcan de Co- 
lima* Hay ademas algunos fondeaderos ó 
anclajes que prestan á los -buques algún 
abrigo. En toda esta playa se encuentran 
perlas, carey y, corales: en toda ella hay 
enormes tiburones y tintoreras. 

Las siembras de algodón abundan en 
algunos puntos de la Costa, principalroen* 
te en Coagauyana: el comercio de este ra- 
mo se calcula en ciento cincuenta mil pe- 
sos, que podrian subir basta tres 6 cuatro 
millones si se cultivaran todos los terrenos 
propios para dicha 8¡eiut)ra. 

Bordan estas 39 leguas de costa millares 
de palmas de coco y de otros árboies fruta * 
les, también tres ó cuatro serranías que des- 
cienden basta el mar, y algunas playas are* 
nosas cubiertasde conchas, caracoles y otros 
mariscos. 

No muy distante d^ la playa se encuen-> 
tran las lagunas de Maruata, las de Ostuta, 
y las de Maquilí: las primeras de agua po- 
table, y las segundas de salada. 

Los legisladores de Michoacan debian 
consagrar todos sus esfuereos á formar en 
Maruata un puerto cómodo y abrigado: in- 
calculables serian las ventajas qu» reporta- 
ría la tierra Caliente con el pomeroio ^e so 



138 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



•Btableciera en estas costas á donde llegarían 
multitud de buques á cargar algodón, cobre, 
fierrOi brasil y el carbón de piedra que 
abunda en la Sierra: sé muy bien que algu- 
nas compaflias norte-americanas de mineros 
han mandado comisionados especiales que 
busquen el carbón de piedra en las inme- 
diaciones de ía costa, y que éstos informa- 
ron no haberlo encontrado; pero yo tengo 
datos irrecusables pera creer que existen los 
criaderos á2D leguas al interior de los puer- 
tos de Maruata y Buceria; tengo ad<^mas al- 
gunos ejemplares del referido carbón mine- 



Pacífico, su temperamento es calieDte, hú- 
medo y mal sano. 

En algunos puntos de esta costa se a- 
tiende la arena á cuatro leguas del niar:eo 
otros hay gran cantidad de frondosos árbo- 
les de cocos de aceite y de agua, y en oíros 
feraces algodonales que forman el rarn* mas 
productor de esta comarca: las siembras de 
maiz, la cria de ganados* el queso y algu- 
nas frutas constituyen la industria de estos 
habitantes. 

El curato fué fundado en principios de! 
siglo XVI[; está servido por un solo cléri- 
go que es el párroco: la iglesia es un grao 



ral* 

Réstame decir alíco sobre cada uno de los jacal muy miserable que ha sido algo re- 
curatos da clima cálido: comentaré por lospu^-^t» en estos últimos años- 
de la Costa. • Dependen de esta parroquia los puelíb 

siguientes: 

Xolotlan: situado en la mesa del cerro ¿( 
su nombre: tiene capilla y 200 habitante?: 
hay en sus inmediaciones bosques inmeoios 
de chicos zapotes y de Uniones. 

Chamitla: colocado en la falda deooa 
loma con capilla y doce familias raiée»^'^^' 
Zinacamitlán^ límite de este obispaio 
con el de Guadalaiara, con una población 
de diez y ocho familias, capilla y campo 
samo: está situado en el camino que vade 
Coaguayana á Colima. 

El curato linda con los de Maquili, Goal- 
coman y algunos pueblos del obi>pado de 
Guadalajara. La área del mismo ruraiose 
regula en 165 leguas cuadradas, Coagja- 
yana produce de 7 á 8,000 quintales de al- 
godí/U escarmenado: dista M2 leguas de 
Morelia por los rodeos que se hacen en el 
camino. 

En territorio de este curato está el puerfo 
de San Telmo á donde han descargado ba- 
re pocos afios algunos buques que hacen el 
contrabando: tiene un puerto miserable J 
80 ó 100 vecinos. 



COAGUAYANA. 

Este es el último pueblo del Estado que 
se sujetó á las armas españolas en tiempo 
de la conquista: sus habitantes huyeron á 
]aa montañas y permanecieron sosteniendo 
valerosamente la guerra por espacio de me- 
dio siglo, hasta que al fin fueron vencidos 
por el genio y ronstancia de los conquista- 
dores: estos tenian el interés de sujetar 
la cocrtarca para apoderarse de Ja enorme 
cantidad de arenas y granos do oro nativo 
que se creía, teoiao los ríos y montañas de 
estos puntos d% la Sierra. Por tal motivo 
dieron los españoles á Coaguayana el nom* 
bre de Motines de Oro con que fué conoci- 
da la población durante mas de dos siglos. 

£1 lugar está situado á los 18° 17* 30" 
de longitud y 4^ 2' de longitud del meri- 
diano de MésLiccK el curato tiene 2.500 ha- 
bitantes, de los cuales mas de mil viven en 
la cabecera: colocada ésta en un plan muy 
fértil, rodeada de bosques y enormes monta- 
ñas; y con algunos rios pequeños que pasan 
por sus cercaoias pura desembocar en el 



ÜKL OBISPADO DE liJICHOACAN 



133 



MAQÜILL 

Pueblo mas pequefio que el anterior, si- 
tuado á irece leguas de él y tres y media de 
la coata á los 3*^ 47' de lon;uMtod y 18'^ 13' 
de laüiud, en una especie de hoya formada 
por ceños elevaduiínos. Inmediatas al pue- 
blo se encuentran unas salinas, de las que y 
de U pesca de perlas sacan los vecinos su 
subsistencia: ¿e dan en sus inmediaciones 'el 
algodón, el tnaíz y con al^undancia el plá- 
tano. 

El curato debe haberle erigido hace 200 
iflos: lo sirve un eclesiástico del c!eVo ^e 



Osiuta: putbio de mejor caserío y pobla* 
cion que los anteriores: tiene iglesia y 500 
veo i DOS. 

Coireí llene 300 habitante», capilla y aU 
gun comercio de frutas: dista nueve leguas 
de la costa, diez deOsiula y cuatro de Pú- 
maro. 

Acufla: puebüto de 100 vecinos que co- 
mercian en irt algodón, en la otiel y < n la 
cetra de abejns que recogen en los montes 
inmediato^: está situado á cinco leguas de 
Maquilí y ocho del mar, en el camino que 
va para Tepacaliepec. 

El curato de Maquilí linda con los de 
Coaguayana, Aguililla, Coalcotnan y a!gu- 



cular: la parroquia es un jacal de adobe, su- ,, . , ,. , ,„ 

. . » I I Jíjunos pueblos del arzobi-ípado en el Lstado 

mámente pobre como casi todos los templos ° "^ '^ 



de estas comarcas. Maquilí tiene 400 ha- 
bitantes en la cabecera y 2,800 en el cu- 
rato. 

Dependen de esta parroquia los pueblos 
siguieiJtes: 

PomifrQf vicaría fija con ruiu ifrl^sia, y 
600 habitantes, que se empieari en la pesca 
de peí la: este pueblo es el último de Michoa- 
can por el rumbo del Oriente: está situado 
en la cima de un cerro á nueve leguas de 
la Costa, dtf la que lo^separa la laguna de 
Maruata que es de a¿¿ua dulce y produce 
mucho pescado chico. Reside en este pue- 
blo un padre vicario cuando se proporciona. 
En esta serranía abundan tanto los vena- 
dos y las ¿rarnuzas, que las pieles de estos 
animales bien curtidas no valen mas de dos 
reales, sirven para calzoneras y cotones de 
los habitantes: en Codlcoman se hace algún 
coíiiercio con estas pieles. 

Maruaía: puerto inmediato á la laguna de 
su nombre: tiene hoy 250 vecinos: es el úni- 
co donde cómodamente pueden anclar los 
buques en toda eeta costa, porque los de 
Bucería y San Juan de Lima no tienen la 
re¿{ulandad y abrigo que éste. 



de Guerrero: su área es de 134 leguas cua- 
dradas. 

AGUILILLA. 

Hace 80 años que se erigió este cutato 
por la mucha dificultad que tenian los pár- 
rocos de Maquilí y Tepalcatepec para hd- 
ministfHr los sacramentos á los miserables 
puebloii de este distrito. 

Aguililla era una población de mil habi- 
tantes con regular iglesia parroqui»!: iba su- 
biendo en comercio y caserío cuando fué 
quemada por el guerrillero Pascual Rodrí- 
guez Pmzon en Agosto de 1854: con mu- 
cho trabajo se está reconstruyendo el pue- 
blo. 

El curato está servido por un solo ecle- 
siástico del clero secular: dependen tie él 
algunas miserables rancherías y tiene 1,800 
habitantes quo se sostienen de la cria de ga» 
nado, siembras de maíz y comercio de algo- 
dones en la costa: casi todos los vecinos de 
estos pueblos son oriundos de Cotija y Za- 
mora de donde han venido á establecerse 
aquí en estos últimos años* 

Aguililla dista 10 leguaa al Oriente de 



i^ NOTICIAS PARA LA HISTOR.LA. 



C-B-ir^íiiax: rtfi á la mitad del camino se 
«riiiijt:. .Ta :.c» b»^Lí»iaias cuevas formadas 
i*r ♦i/.rro^t j =L«¿euuofas crtaláttitas que 
• '•, «a ajir^. «» t'ujerof. 

X.. ^- «jcr'a ..x^;uuá Aguilil'a sepru- 
I— /í ^ • fi,. .- li.v'.li :a xarxaparrilla. 

^ ' <• r-t -^•^-'i te r*^-j|a en 120 le- 
i^ ^:« -:r^.u ' vta foa 1 i de Pinzánda- 



Coalcoman e 
de su nombre; lico« ^j antam.K :: ^ 
trado, tribunal de asi'iB^na* e^rra [ 

y 2,800 babitam&s. £13. i^-'-- - ^ 

i 

en [írefectura. 

Las fincas arbao 
lo general: apenas 
didad y belleza es 

filetes están sirriecco ¿-« ^ils^s 




^-.- ::a> 

' quinaa de la plaz^: e. z*2-- m |urf 
•' * i t-'Ai-^z*e ft'*^fz\,e sacan los operarios f.«=z í«íii*if.i • 
i-^ /'-t t r - ?- ii''4 «:'j-? e»| peqaef:a« coa !a n»aj crf" íiam^jM£r:eri 
.»' - :*r !.%•>..', *-tt ec'^j! El curato se cii^o «k lim-^ i^ 

* :«•. L ► '. • :^ ;.- 4 ; 1-,- Jado: ia i^Ies-a parr>^tfKS¿ «? xci -; 

• •" ' .,; -.1 -/. A-. '»f f-r ak^rable i|-íc co^atáessa. í. ^t»nirrr 

' '' '^ ^'''U «5j'-l-*.lLfiS 09^0:12$ JOS pri«ÍUI^ 'i 

- -" -v :^ r. .,--;#%;i.u-ii-a j» -j^ nn::i. cija ácea ociniafi: J^ -i- 

— . r ^u\: n trTn üf ItiT ti /*,^-^^^--.« jr„*« .»• , ^é 








1^ M n» z ^i»rrí JtnaríE »• «5 «^ 


1. "f ' 


" * 4. 1 ^'.'^'•,iU\ Te ■''Uf- 


iiM-iriri 1* 'tf^miioiBa w so cfim 


.^./, ' 


.«»^ -. V r: i; Tt^'^*^JUi,ti 




^ ^^ 


% !^ »- »:.',-* -T.'-i..-*fin» 


in TMia; .•«.•. :íWi»f. ratx^ f»^i'-* 


f. 


-^ : . - -«íf ir í-:,A* -nin- 


A visa f-t .-^t:!;:^* i i*:rtnaa itiinur 



.^'. 



í-'' 



_ 2^ ler-ti usíf «e «m« 1j* si? ^* ■ 




DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



185 



-•3. 





-:sjr,} 




5.eci, 




i:a^ 


- 


' '•-• f ?! 




Í..I » 


3 


.'' éZr ' 


r' 


\' 



renailo, son otros artículos de su 



' mia linda con los de Coaguayana, 
~ fppec, Aguililla y Maquilí. 

TEPALCATEPEC. 

lo corto distante 15 leguas de A pal- 
es de temperamento muy caliente y 
ilsano: está situado é la orilla del rio 
lOmbre, y sirve de limite entre los 
los de Michoaran y Guadalajara 
convertido al cristianií^mo por ios 
franrisrnnos de Tancttaro: hoy e? 
secular servido por un solo ecle&iás 



-- Iglesia parroquial es una de lasmfijo 

f -: Aterra caliente por ser siquiera de ca- 

M - jDy bóvedas: el cementerio está conti 

• il templo: el culto estaba dotado con 

t. ^fradiis cuyos capitales estaban itfi- 

f9s en crías de ganado vacuno. 
„. i población del curato es de 1,800 ha- 
tes: SQ área rie 109 leguas cuadradas. 
. , I pueblo está, fitnado en una ladera á la 
1 de 500 toesas sobrp el nivel del mar, 
« 3« 3' de Jongitud y ^9^ 6' O'* de la- 
I. 

dependen de este curato los pueblos si- 

í*nte8¡ 

Santa Ana Tetinma: población de 850 

litantes con capilla: antes de la indepen- 

ncia tenia gobernador y república de in- 

98. 

Alina: lugar muy miserable de 160 veci- 
M con una ruin capilla. 

Loi únicos recursos de todos estos píle- 
los consisten en la cria de ganados. 

El gobierno de Michoacan ha proyecta 



h 



construir un puente sobre el rio inme- 



diato ¿Tepalcatepec, para abrir al partido ri- 
quísimo de Coaicoman al<;una comunicación 
^on «I interior de la República: no Iray pa* 



ra qué encarecer las ventajas de esta mejo- 
ra que muy breve indemnizaría el costo que 
ocasionara. 

£1 curato de Tepalcatepec linda con los 
de Coaícoman, Apatzingan, Pinzándaro y 
Aguililla. 

PINZANDARO. 

Fué fundado en el siglo XVII con el ti- 
tulo de Villa: está situado á 6 leguas al 
O. E. de Apai2Íngan;perosu temperamento 
caliente y húmedo era tan nocivo á los la- 
bradores, que fué precif^o abandonarlo casi 
enteramente: tiene hoy una población de 
doscientos vecinos, y el resto se ha mudado 
á las haciendas y pueblos inmediatos. 8ub* 
siste todavía en este lugar una bellii>ima ala- 
meda de tamarindos, colocados en forma cir- 
cular que plantaron los fundadores de la 
Villa. 

El curaio se erigió en el siglo pasado: 
cuen'a apenas con cerca.de dos mi! habitan- 
tes: la parroquia es pobre y triste. 

En los terrenos de este curato se siembra 
mucho añil, se dan toda clase de frutas de 
los climas cálidos y se crian mas de 20,000 
cübe/.as de ganado vacuno. 

Depende de este curato el pueblo de 
Santiago Tomatlan, donde los padres fran- 
ciscanos fundaron un convento pequefio cu 
yas ruinas se ven todavía: hay en este pue- 
blo alginios manantiales de acrua dulce y 
gran número de huertas de chicos y mame- 
yes. 

Pinzándaro linda ron los curatos de 
Apatzingan, A matlan, Tepalcatepec y Agui- 
lilla. 

APATZINGAN. 

Ciudad que fué muchos afíos cabecera 
de partido: el Sr. Lejarza la considera co- 
mo te capital y In corte de la tierra caliente 



136 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



de Mic/ioacath tüoto por su poblacifin y ri 
queza oomo porque, siendo su temperamen- 
to menos nocivo que el de los demás pue- 
blos de este clima, residen en él las rami- 
llas msft acomodadas: está situado á 4S ie 
^uas al S. O. de Morelía, en el centro de 
tierra calientp y muy inmediata a! rio del 
M«r.imfl á los 2® 69' 20'' de longitud y JS<» 
47' 30" de laiitud. 

Es poblncion anterior á la conquista, 
convertida al crisiianísjno por los padres 
fríincii'cnnos de Tancítaro, quienes sirvieron 
In doctrina batata principios del siglo pasa- 
do en qiio fué erigida en curato secular, cu- 
ya adrninifttrRcíon sirven el párroco y dos 
vI(;arií)S. El templo parroquial es mise 
rabie, como tridos los de tiprra caliente 
cstA dedií-ado á María SantUIma en el mis 
teiio il** h\ Asunrion. 

Esta ciudid tiene ayuntamiento, eseuela, 
y receptoría de alcabalas: Ias casas están 
ordenadas en algunas calles y son de as 
pecto meiuts niisefuble que las de los otros 
pupblo^ do esta comarca. 

Depend»»n del curato Io« pueblos siguien- 
tes: St'fi Junn de los Piafónos^ llamado asi 
por rl plátano Masa que produce en abun- 
dancia y forma uno de los mejores ramos 
de su comercio: tiene 700 habitantes, capi- 
lla y gran núinrtro de huertas: su tempera- 
mento es Ciiliente y enferun/o; dista 4 leguas 
al O. N. O. de Apatzingan. 

Acnhuato: dista 4 le^^uas de su cabecera 
•1 N. E.: tiene una capilla dedicada á Ih 
Santísima Virgen, en la que estuvo muchos 
•Aos la célebre ¡má«ren de Nuestra Señora 
de Acahuato, que se trasladó después al 
cerro de Tancitaro, donde se le fabricó un.-i 
rejrular capilla, que divisan desde muy lejos 
los navegantes del mar del Sur. 

PútiUHoro: dista 5¿ leguas al N. E. de 
•u cabecera» tieoe unt pobre capilla j 800 



habitantes. Ademas dependen Shacieodu 
y 20 ranchos. 

La población de todo el curato es d; 
8,500 habitantes, la área da 84 leguas cüi- 
dradas. Linda con Ion de Tancitaro, An»- 
ilah, Pinzándaro, y Ureclio. 

URECHO. 

Pueblo de temperamento tan ma!p 
que en estos tjltimos afios ha sido preri-' 
destruirlo y trasladar la población áotr*)!* 
gar mt^nos húmedo, conocido actualme-í 
con e' nombre Pueblo Nuevo, 

Ei curato fué erigido por el IHino. it- 
D. Antonio de Morales: la parroquia, Jni- 
cada á San Antonio, es nn gran jacal f' 
tiene algún a?eo eii la parto erieúov.^n 
sen ida por un párroco y un vicario celt^ 
ro secular. 

El valle de Urecbo es fertilíáitno j p* 
duce gran cantidad de cada, de ^fli^* ^ 
arroz y de ganado. 

Dependen del curato doco rids i>*c^" 
das, con otro^ tantos ingenios deti^f**' 
16 ranchos y 2 estancias: la potUciO^^^ 
aquel es de 6,400 habitantes: su areí¿«^ 
leguas cuadradas. 

En el territorio de este curato y eo^'^ 
sus colindantes abundan las vívorasJe ^^ 
cabfl, cuya mordedura ocaai^na unato»er* 
pronta é inevitable: en una hora hanW'«^' 
do muchas veces las personas mordiíl»^' '^ 
rapidez con que acom-te este reptili f'*' 
nunca da lugar á huir, porque su ag'""^ 
no reconoce ¡«rual: ademas, son muy «"""' 
dantes los m iscos, garrapatas, abi«pa^"®'* 
migas y muchas O'ras sabandjas venenoí>» 
i|ue hacen inhabitables estos lugares. 

ürecho está situado á los 19^ 1' ^^" **' 
latitud y 29 3V de longitud: liúda con lo« 
curatos da Apaizingan, Taretaoi Ano J 
Huacaoa. 



.!¿í 



DEL OBISPADO DE MICHOACAIN. 



137 



TÜRICATO. ' 

Pueblo excesivamente caliente é incó- 
modo por los muchos animales venenosos 
en que abunda, principalmente por las tu 
ricotas que le han dado su nombre : son 
estos insectos una especie de chinches cuyos 
piquetes producen una llaga rebelde y al- 
gunas reces peligrosa. 

El pariemisimo Fr. Juan Bautista fué 
por muchos años el apósiol de esta comar- 
ca: á su celo se debe la fundación, de la 
iglesia parroquial que es un caflon misera- 
ble techado con teja. iCI curato lo erigió 
el Illiiio. Sr. Medina Itincon en favor de un 
eclesiástico del clero secular, que adminis- 
tra hoy ¡os sacramentos á cerca de seis mil 
feligreses : el santo patrono del pueblo es 
Sefíora Santa -Ana. 

En lo polítiro depende Turicaio del djs- 
t-ito de Tacambaro; tiene ayuntamiento, 
escue/a y receptoría de rentas, sus fincas 
urbanas son de mal aspecto. Las hacien- 
das de cf fla y labor que hay en su territo- 
rio son las mas feraces y productivas de 
tierra caliente: las principales son, C/ivpioy 
PedernaleBy Puruarán^ Parota ; Santa- 
Ana^ y Turicatoi las estancias de ganado 
son once y seis los ranchos de caña de me- 
nos importancia. Los productos consisten 
en aflil, arros, azúcar, panocha, queso, 
maíz, y ganado. 'El pueblo de Etucuarillo 
con capilla y SOO habitantes depende de 
esta parroquia. Turicat»» ?e haya situado á 
los 20 4' 30" de longitud y 19° O* 30" de 
latitud, la'area del curato se regula aproxi- 
madamente en 105 leguas cuadradas; linda 
aquel con los de Tacambaro, Carácuaro, la 
Huacatia y Ario, 

ARIO. 
£1 Illmo. Sr. Munguia dividió esto curato 



leí de Santa-Clara á donde perteneció 
desde la época del Sr. Quiroga. El lugar 
se haya situado en la boca de tierra caliente 
á los 2 o 16' 46" de longitud y 19 © 15' de 
latitud, su temperamento es mas frió que 
templado por la altura en que se encuen- 
tra. 

La iglesia parroquial dedicada al apóstol 
Santiago es antigua, sólida y de mal ^usto; 
pero su interior está aseado y decente; la 
iglesia del hospital y otra capilla construida 
posteriormente completan los templos de 
este lugar. - 

Ario -sufrió mucho con la revolución de 
1810, la parroquia y casi todos los edificios 
urbanos fueron incendiiidos, su comercio 
que estaba muy floreciente decayó hasta 
nulificarse, el año de 1S*22 comenzó á re- 
ponerse el caserío, se alinearon muchas ca- 
lles, se construyeron regulares fincas y se 
dio un gran impuUo á la agricultura y al 
comercio. — Ario es por lo mismo uno de 
los pueblos mas ricos de Miclioacan: como 
cabecera de partido tiene un prefecto, ayun- 
tamiento, juez letrado, dos escuelas de pri- 
meras letras y oficinas de alcabala» y cor- 
reos. 

El campo santo de el lugar es nuevo y 
decente, la parroquia está servi<la por un 
cura y dos vicarios del clero secular. 

Dependen del curato siete magníficas 
haciendas de cafía y labor que producen 
añil, arroz, azúcar, panocha, café, cascalo- 
te, maíz, tr¡;ro, chile, hortali/.as, ganados, 
frutas, y algún algodón de mala clase. 

El* año de 1S42 se plantearon en^sus 
terrenos alevinos miles de moreras de China 
que pro<lucen ya excelentes frutos. 

En 1853 se construyó cerca del pueblo 
una magnífica fábrica de destilación de 
a^rtiardiente con oficinas para hilados y te- 
jido» y aun para moler trigo; pero ei recar- 

18 



J33 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



go de contrihiiciones, el estado de revolu 
cion en que se ha visto frecuentemente est; 
comarca 7 otras concausas ocasionaron h 
disolución de esta compaflia, y el edificio 
donde estaba la fábrica amenaza ruina. 

En el cultivo de las haciendas de caña, 
en el comercio de cobres y en las fábricas 
de .aguardiente hay empleado medio millón 
de pesos que ha introducido en estos pueblos 
el movimiento y la vida. 

En Ario se funden muchos de los cobres 
que se traen de Oropeó, Juguaran y Churu- 
muco: se curten algunos miles de pieles y 
se fabrican quesos de muy buena calidad. 

La población del curato asciende á mas 
de 10,000 habitantes, la área de aquel se 
regula en 42 leguas cuadradas: linda cnn los 
curatos de Santa-Clara, Sirahuen, Tare- 
tan, la Huacana y Turicato. 

LA HÜACANA. 

Pueblo antiguo reducido al cristianismo 
por el padre Fr. Juan Bautista que fué quien 
construyó su iglesia parroquial: es esta muy 
pobre y desaseada. El aflo de 1567 que de. 
jaron los religiosos Agustinos las doctrinas 
de tierra caliente, erigió este curato en favor 
de un clérigo el Illmo. Sr. I). Antonio de 
Morales: hoy está servido por el párroco y 
un solo vicario. 

Además de la parroquia hay una capilla 
dedicada á San Miguel Arcángel. 

La población del curato es de 4,800 ha- 
bitantes: su área de 165 leguas cudradas. 

£1 aflo de 1843 tos directores de la empre- 
sa de la seda mandaron plantar aquí 300,000 
estacas de la morera de China, de las cua- 
les han prendido muchas que pueden ya 
mantener aignnos millones de gusanos. 
¡Quizá no está lejos el dia en que nuevas 
empresas aprovechen los plantíos de la pri- 
mera! 



El famoso volcan de Jorullo cuya histo- 
ria han escrito tantos mexicanos y estranje- 
ros, se encuentra en terrenos de este curato 
á los 1S<> 56' 30" de latitud y 2^ 25' de 
longitud del meridiano de México. 

El padre' Rafael Landivar consagra un 
elocuente y bellísimo canto á la descripción 
de este volcan (Rusticatio mexicana pág. 17, 
2? edición) del que han escrito con acierto 
Clavijero, Humboldty algunos otros: en el 
archivo general existe el espediente instruí- 
do por el alcalde mayor de ValladolidD. 
Martin de Reinoso, sobre el repentino api- 
recimiento de eMe cerro y su volcan, veri- 
ficado el 29 de Febrero de 1759, con noti- 
cíps curiosas sobre los fenómenos queaB- 
tecedieron y siguieron á la catástrofe: el S. 
Orozco y Berra ha publicado un esirartc 
de estas noticias en el tomo 49 pág. 4ó3tó 
Diccionario universal de Historia yG«<^ 
grafía. 

Después de tantos afios romo hviri^' 
currido no ha vuelto á hacer erupcioD^'' 
2una notable; aunque constantemente inf^I^ 
fuego, humo y cenizas: del cráter sesací 
gran cantidad de azufre de muy buenic^* 
lidad: el cerro tiene una elevar-ion de l'^/"^ 
pies sobre el nivel de los planos quelorO" 
deán: á corta distancia del volcan se encuen- 
tran unas aguas termales que hasta boy ^ 
han sido analizadas. 

Dependen de este curato los pueblos si- 
guientes; 

Sinaguai pueblo mas grande que la Hu'- 
cana situado cerca de! rio del Marqués ^ 
inmediato al paso 6 vado que tiene el noo^ 
las Balzas para ir á CuaguayutU: hay on 
pueblo y una hacienda con el miítno ^^^' 
bre: el primero tiene capilla dedicada á ^8» 
Miguel y alíío mas de 1,000 vecinos q«e '« 
mantiene^n de las siembras de maíz, <*"' ' 
cafia, café y tabaco, de la cria de ganado J 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



139 



del cultivo de las abejas de cera que han 
progresado mucho en este curato, 

Churumuco: famoso mineral de cobre cu- 
yos frutos se conducen en muías hasta Santa 
CJara y Ario que es donde se fundeny labran: 
es muy ^eof ral el error de creer que en estos 
dos puntos existen las minas de este metal: 
Churumuco tiene una población da 1,500 
vecinos, regulares ¡^^le^ias y fincas urbanas: 

se baila situado ¿ los 18^ 16' de latitud y 2® 
80' de longitud. 

Tamacuaro: pueblo á donde se retiraron 
á vivir los vecinos de la Huacana por temor 
de las erupciones del volcan: el año 1813 
se restitu} eron á sus antiguos hogares y que 
dó este lugar con 200 vecinos que algo han 
aumentado: dista tres leguas at O. de la ca- 
becera y tiene una pobre capilla* 

Cayaco: pueblo pequeño formado el año 
de 1813 por las tropas esf^edicionarias que 
fueron á combatir á los independientes: está 
aI Sur de la hacienda de San Pedro. 

Además, administra e! párroco siete ha- 
ciendas y nlgu nos ranchos y estancias: entre 
las primeras son notables la ya citada de 
San Pedro, la del Tejamanil y la del Car- 
rizal. 

El curato linda con los de Ario, Cará- 
cuaro, Huetumo y Coalcomán: por el Sur 
con el de Coaguayutla en el Estado de 
Guerrero. 

NECÜPETARO YCARACÜARO. 

Eran antes de la conquista dos miserables 
aldeas de indios, que fueron convertido» 
al cristianismo por los padres agustinos Fr. 
Juan de San Román y Fr. Juan Bautista: 
el curato fué erigido por el IlLmo, Sr. Mo- 
rales en 1667. 

Estos dos pueblos se hallan situados uno 
al frente de otro en las orillas del río fie Ta 
cámbaro á urea cuartos de legua de distan- 



cia, mediando el rio: las iglesias son anti- 
guas y pobres: en la de Carácuaro se con- 
serva un cáliz de filigrana de mucho mérito 
artístico que douó el Sr. D. José María Mo- 
retes y Pavón, cuando fué cura de esta parro- 
quia: su peso no escede de un marco de pla- 
ta: el patrón de esta parroquia es S, Agustín. 

La población de ambos no llega á 1,500 
vecinos, pero en sus inmediaciones hay ha- 
ciendas de labor y de caña bien pobladas, 
que hacen subir el censo del curato á 5,000 
feligreses. 

Carácuaro tiene ay.untam¡ento } una es- 
cuela de niños: sus fincas urbanas son de 
aspecto triste y miserable: de este retiro sa- 
lió el Sr. Morelos el año de 1810 á unirse 
con el Sr. Hidalgo. 

Los recursos de estos pueblos consisten 
en la cria de ganados, en la sal que se saca 
de las cercanías del pueblo de Acuyo, y en 
el cultivo de las abejas ceríferas. 

Dependen del curato los pueblos si- 
guientes: 

Acuyo: con capilla y 300 habitantes, si- 
tuado á la orilla del rio á 7 leguas de Ca- 
rácuaro. 

Purunguéo: á 4 leguas de su cabecera con 
600 vecinos y una pobre iglesia. 

Ademas dependen del mismo, seis ha- 
ciendas de labor y caña con sus trapiches, 
42 rauchos y 3 escancias. 

Carácuaro está situado á los 1 ^ 46* de 
longitud y 10 ^ 47' d« latitud: la área del 
curato se regula en 86 leguas cua'iradas: 
linda con los de Tacámbaro, Tijuichéo, 
Huetamo y Huacana. 

TACÁMBARO. 

S» halla situado al pié de una loma muy 
()%tensa y fértil á los 19 ^ 12' de latitud y 
1 ^ 58' de longitud: su nombre se deriva de 
ia palabra tarasca Tucambat con la cual se 



JA 



.> 



^ .a iglesia era niÍD j pequeOí: 1.3 

. 3>.á escombros: la nueva es 0= zt- 

" ^.iiplio cubierto de leja, qae eiii 

. «. ..Jidad rouj deteriormdo porno'zir 

. . f»uesto enteraraente después del i- 

i)ue sufrió en la guerra de indepec- 

I. El templo del hospiíal y una caf»:. 1 

a hace pocos af)os, completan los t6- 

. .^ religiosos de este lugar. 

.a parroquia está servida por el con j 
> padres vicarios: el patrón del lugares 
^an Gerónimo: la población del curato e 
ie cerca de 15,000 habitantes. 

Hay en la parroquia una berraandad de 
vela perpetua, un regular camposanto 7 uia 
música de viento para las funcioaes so- 
lemnes. 

Tacámbaro es un lugar muy fértil porf- 
iar casi en la boca de tierra caliente: esca- 
'becera de partido: tiene ayuntamiento, lioi 
.^^ escuelas, estafeta, administración de renti^ 
. ^ ^i juez letrado, muy buenas Gncas urbaiM'^'' 
comercio muy activo, plaza bien niül^i 
gran número de calles y bellísimas haeiw 
^^^' y jardines. 

^ i)e Cerca de la población nace un rie qw** 
^^lar: junta con el de las Balsas. A poco mas de 
^-i'-o; media legua, en la bacienda de la Magdale- 



.4- 



♦, X a os 



. xNióficos 
,» y lern- 

,t. ja ma- 
, ji5 con- 

, tt éflo de 

iiUte Si 
i.cra, con 



na, se encuentra un lago pintoresco que pro- 
duce escalente pescado blanco: algo mas 
distante se halla el cerro llamado de la ^'' 
berca^ porque tiene en su cima un enorme 
receptáculo de agua dulce, purísima y cris- 
talina. 

De Morelia á Tacámbaro se ba estable- 
cido una diligencia que corre con regulait' 
dad y conduce siempre -muchos pasajeros. 
Los terrenos inm(>diatos ¿ Tacámbaro estáo 
cubiertos de una tierra colorada y poporo- 
rtu (|ue molesta bastante en tiempo de seas. 
] La área del curato se regula en 38 lega>* 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



Ul 



cuadradas: linda aquel con los He Tiripitío, 
Turicato, Etúcuaro y Santa Clara. 

Los recursos de los habitantes consisten 
en Ja agricultura, en la cria de ganados, en 
el comercio de dulces y en la destilación 
del aguardiente. Hace alguiips afios que se 
trabajaron dos ó tres niina^.cJQjplaia en esia 
Sierra, cuyos frutos se beneAfiaban en las 
haciendas de San Juan y Serano que hoy 
esláo abandonadas. 

HÜETAMO. 

Fué este pueblo conquistado á la fé ca- 
tólica por los Franciscanos de Taxirnaroayy 
después por el venerable Fr. Juna Bautisic, 
último apóstol de la tierra caliente. 

Eríjeido eo curato secular desde el afio 
de 1567, tuvo al principio una parroquia 
muy miserable que construyó el referido Fr. ' 
Juan: éiía fué reparada á mediados del si- 
glo pasado y ampliada suficientemente: es 
un cafion de adobe, cubierto con tejas que 
fué destruido por un incendio el año de 
1838: en estos últimos años ha concluido 
su reparación y la ha aseado bastíante el ce- 
loso párroco D. Luis G. Solis. Está dedi- 
cada á San Juan Bautista: tiene contiguo un 
amplio cementerio que sirve de camposan- 
to: hay ademas la iglesia antigua del Hos- 
pital y otras dos capillas de menos impor- 
tancia. 

El cura y dos vicarios atienden á las ne- 
cesidades espirituales de la población del 
curato que asciende á 8,600 vecinos» 

Hoetamo es uno de los lugares mas po- 
blados y ricos de esta comarca: está situado 
cerca de la orilla del caudaloso rio de las 
üalsaa á los 1 "^ 44' O*' de longitud y 18 <=" 
22' 30'' de latitud: su caserío se puede de» 
cir que está en una sola calle que es la que 
coatiene los principales edificios: las demás 



fincas urbanas están sin orden ni plan algu- 
no, defecto que se nota en todos los pueblos 
de tierra caliente: el piso es plano, el terre- 
no firme: el temperamento caliente y re* 
seco. 

En el orden políiicOi Hnetamo es cabe- 
cera de partido con ayuntamiento, escuela, 
estafeta y receptoifa de remas. Dependen 
del curato los pueblos siguientes: 

Cutzioi dista de la cabecera menos de 
media le^ua por el rumbo del Norte: se ha- 
ya situado a laorillii de un rio pequeño que 
desemboca en el de las Balsas: tiene una 
hermosa capilla dedicada á María Santísi- 
ma, que construyó hace pocos años el ^r, 
cura Escoto: tiene buenas esculturas y de- 
centes paramentos. El giro principal de los 
habitantes consiste en las engordas de cer- 
dos, en la caña dulce, en los plátanos y en 
las demás frutas que cultivan. 

Purechucho: este nombre significa Nací- 
dndi el pueblo es pequeño: dista una let^ua 
al Sur de Huetamo casi en las márgenes del 
rio grande: tiene regular capilla y 1,200 ve- 
cinos. 

San Lúeas: situado también en las már- 
genes del rio pequeño: dista cuatro leguas 
de su cabecera, tiene una miserarjle capilla 
y produce los mismos frutos que el anterior. 

Santiago: dista ocho leguas de Huetamo: 
está situado al otro lado del rio que descien- 
de de Tacámbaro: es mas chico que el an 
terior, del mismo temperamento caliente y 
reseco; produce mucho en su territorio el 

ganado vacuno. 

Mineral del Espíritu Santo: congregación 

con 200 vecinos; las minas fueron descu- 
biertas hace 100 años: el Sr. cura D. Juan 
Pastor Morales, las esploió después de la in- 
dependencia y últimarnt^nte los Sres. Ota- 
mendi y Cagadevilla. En las cercanías de 
esie mineral se eDCueotra un árbol cuya ma- 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



'Wf* ^assL, por cspCcanne así, incnisttda con 
'\^Xjáízut% £.'afli«0lof ^oe tíaoen todo el bri- 
\e% Ut a c^arrha de plata: S4s le conoce con 
^ %nmr.r^ ¿« Ciuiadarh e\ Sr. Líe. D. Pas- 
"Vf^i* ttüitr^'ría poaee on ejemplar de es- 

I£« ' - 4 c :*tro U¡rttz$ de duiancia, por el 
r*m..'V t*^ ,V *fte de Huetamo. otro mineral 
1 .^ Mt <. * ;/fo';;jo en oiro tiempo mucho 
«vr^ a íA>c.a ¡fnucijnlf llamada de San li^- 
rut^y/^ «ata tof al^aodooada: ae eaplotan 
^umu t^ e* em/fM cerrWf al plomo y el eata- 
fU^, Uf 0tut'*tfítrzQ el carbón de piedra y la 

f^"» Utft^ífíf$ de e«(e cura (o abundan las 
íb«',';,;*«^ íu*í*0ñtí$f m^meyei, chicos, anonas, 
Uf^K tu'M^^n y píi*|{a« de la m^yor calidad. 

f;/# |/^4 \iO*f\n0tw abundan loomonoa, ve- 
$AAén0 í-'^a/Jiala^aa jr hUzo^. 

1f,u la ro'*#f«i f^f raofa ae encuentran unoa 
4*í44/^*»^ J'M tj$f9i}íÁdm con el nombre tuI- 
|/if /*# MarttfMh d^.*crítOi eatenaamenie por 
(/ ÍM*f» J//«^ \,¥'yAf%% ctyn el nombre de 
/f$f,$dK MuhtfirMn/» aon lumamente alfiles 

y ♦^y^/tí f^^^ipo iií;a #^»pecíe de manos con! ¿^ ,^ róejo^^s de tierra caliente por ser i»» 
Ut /j.*# «^ *fi>ir.«an de loa árboles: la colajp^^j^ ¿^ ^^, ^ ^^^^. ^^^¿ cubiem«= 
H, u..y Ur/,^ y %n nirven de ella lo m'smo.^^^ ^^^^^ ^^^^^^^ ^^^^ ^^^^^ ^^^ 
/,.« kM ro/.r.^Hií i^te anímalito se domestica, ,^ .^^j^ ^^ ^^^^ ^^^^ ^^^^ ^^^^ 
f U .;(..da m.icbo chupar á las gentes los ^^^^^.^ ^^^^^ ,^ .^j^^j^^ ^^^^ ^^ ^^^^^ ^. 
4i«/l^4 /N (M roarir.a, • „^^ ^ ^^.^^^ ^ ,^ ^^^ ^^^ ^,4,, 

t,4 A.^. d.( rMfSio^e regula en 90 leguas ^^^^^^ ^^ TVnpítíc. según ««ereel 

/i..d^..<.' l¡(,/Ua/)iiel con loa de Tiquichéo, Basalenque. 

^ .,</^//f/*, ('Mfi;(afabafo, Coyuca y Sirán- .,..., .. . « ^«hi- 

' I Al pnocipio dependieron de Pungsnot 

'^*^^' Uo, Coyoca y Ajucbitlftn hasu el aflodt 

Pf ;N0 ABA BATO. I ^^^^ •" *»"* ^ P***"** Agustinos eIltreí^ 

I roo «atas doctrínaa al lUmo. Sr. D. Aofooio 
í/,,^^(/, aotí/i'daimo aituado en el ángulo' de Morales quien erigió entonces á Punga- 
fy.. (tfffh0 U t:Of$ñiieni^ de los ríos de Zitá- j rabato y á Ajuchulán en curatos secuter^ 
f.^r^rff r lüM Walaas á \o^ 1^ 25' de latitud y i independientes, quedando Coyuca anciado 
f ," M/ ítn iMfHdd: su lemperanscnto es al primero y permaneciendo mas de dos SI- 
,r.M/ Mh#íOfiíf SM clima mal sano. Es el lí-'glos como vicaria suya basta hace poco* 
/,,,♦'* rt#l (íslade de Mícboacan con loa dojafioe •» que fiíé erigido en beneficio sepa 



México y Guerrero; pero ■• lo es de. c:.^ 
pado porque este araeaa á ^n paite C:. 
territorio del segundo. 

Su terreno es muy propio pan ctiu ce 
eanados vacuno y lanar q«e ea ce lo :i« 
comercian SU9 habitantes: se dáe tair.bea 
con abundancia el mai¿, las frotas, el tipo- 
don rascarítfa-y el «-ascalote. Pueden tu! si- 
tarse fácilmarite el tabaco T la piaiiec'i. 
Los padres Francist^aaos baotizania ák» 
índifis de Pungarabato y Coy acá d afio d" 
1535: permanecieron aquellos pueblos ss 
ministro hasu el afio de 1554 en qoe cll^ 
nerable Fr. Joan Bautista, religioso Afcr 
tino y úlumo apóstol de tierra calieeie er 
cojió á este pueblo como centro de sus ai* 
sienes: á la paciencia y caridad de tan ce* 
loao varón debieron estas comarcas su cir 
liz-dcioOf porque él ensefió ¿ los iadiosf' 
solamente la religión, sino también las letr» 
y las artes: él abrió los caminos, ({¡sé¿ 
hosfdtal y planteó una escuela de nosñ» 
L^ iglesia parroquial que hoy exi«aeS'> 
misma que levantó Fr. Juan Baotisti*^'^ 



DKL OBISPADO DE MICHOACAN 



143 



rado por el Illmo. Sr. D. Juan Cayetano 
Portugal. 

Pun^arabafo tiene actualmente an par 
roco y UM padre vicfl rio, una capilla del an 
liguo hospital, cementerio y escuela de pri- 
meras letras para niflos: la parroquia dedi 
cada á. San Juan Bautista, tenia dos cofra- 
días fincadas en cabezas de <;anado mayor, 
como lo estaban muchas de las de tierra 
caliente. 

Con motii'o de una feria (\ue se ha con- 
cedido á este pueblo, se ha aumentado en 
estos últimos años su caserío, comercio y 
población: esta en el casco del pueblo es 
de 3,500 habitantes y en el curato de mas 
de 4 ,000. 

Riegan el territorio de este curato á m»s 
de los ríos de Zitácunro y las Balsas algu- 
nos arroyos caudalosos que se juntan con 
aquellos: en los primeros so encuentran pe* 
ees abundantes y ricos como bagres, roba- 
los, blancos, sardinas y aun atunes: también 
abundan las tortugas, anguilas y camaro- 
nes; lo que hace temible el rio de las Bal* 
sas, es el mucho número de Ciiimanes que 
se presentan en sus playas en los dias del 
calor fuerte: los indígenas los suelen cojer 
atando á una cuerda robusta una varilla pun- 
tiaguda de fierro de veinte pulgadas de lar- 
go que envuelven en un pedazo de carne 
corrompida: el legarto, al comerla con la 
voracidad que acostumbra, se atraviesa am- 
bas mandíbulas y entonces lo estraen del agua 
y lo matan sin encontrar mucha resistencia: 
hay algunos de estos animales hasta de cin- 
co varas de largo: en las márgem^s de este 
rio depositan las hembras los huevos en los 
lugares mas secos para que el calor loa vivi- 
fique: durante la incubación casi nunca se 
separan de ellos y los defienden con feroci- 
dad: se han visto ya muchos casos de haber 
sido muertes por los ceimaneslos nadadores 



imprudentes que atraviesan el rio. Existen 
en las inmediaciones de Pungürabato algu- 
nas yacatas de las que sacó el Sr. cura D. 
Tomás Arriaga el afio de 1828, un ídolo 
de oro que vi en poder del Illmo Sr. D, 
Ángel Mariano Morales á quien se lo ense - 
fló aquel eclesiá<<tico. 

Punga rabato en el orden civil depende 
del partido de Huetamo, tiene ayuntamiento 
y un colector de alcabalas y contribuciones. 

Dependen del euraro K'S purhlos de Tan- 
ganhuato y T/apehvnla, El primero tiene 
capilla y 600 habrtantes: éfttos se mantienen 
de las siembras de melones y sandfas, de la 
pesca y de la cria de ganados: dista de su 
cabecera cerra de dos leguas y seis de P#- 
Itvtla que pertenece ya al obispado de Mé- 
xico. 

Tlapehuala tenia mas de mil habitantes 
que han aumentado en estos últimos afíos 
por la f^ria y por las circunstancias políti- 
cas de Coyuca, cuyos vecinos se han radi- 
cado en este pueblo: fué fundado por Fr. 
Juan Bautista y reformado el ano de 1598 
por D. Martin Serón Savedra comisionado 
por el virey para congregar los indíge- 
nas dispersos de estas comarcas: tiene una 
iglesita regular dedicada á la Santísima Vir- 
gen de la Asunción. En este pueblo se habla 
el mexicano y no el tarasco. 

La área de todo el curato es de 96 le- 
guas cuadradas: linda con los curatos de 
Coyuca, Ajucbitlan, Cutzamala, y Hueta- 
mo: también con algunos pueblos del arzo- 
bispado. 

ZIRANDARO. 

Pueblo situado á la otra banda del rio de 
las Balsas: el territorrío de este cijrato es el 
tínico que conserva el Estado de Michoa- 
ran del otro lado del referido rio que en 
otros puntos le sirve de Kmite con el Estado, 
de Guerrero. Fué evangeltfado por Fr. 



n: 




^ , «. ' ' y, * » "^ V «/ ,^« • *C-v »*', **y>* 

•^, ^, . < ' '.'•.-> -^/, /»// ,',-^ /-vt ^-r íé% yr.^xf,'/^ i»f, vixrmí'^^ ut aJ •:• 

' ////././>/ //' *-*''/ ^'- <* -'^ *'"''''^' .éU 4jfu \€f% de TufAic*. Ticsn 

'^^ , .' TÜSAXTLA. 

/^//// iinfttúittff tf**^f'*f ^í*» ^''^'^ f^/lf»/^ ('«fi^Mo rnuy antigao redoci¿9sr^ 
A//^/ /•'(/^(v f kl'/nti hMtf9 ¡fOf U ffiUfíiH fitifrío por lo* FrancíscaoosdcZí^c-* 
í/^^í#/ ^/'íAiív y fffnfnéUf /|ü« M fíi/Ml« nil Mf «n/i Hd 16ÍJ3: el curato se erigió «íítí 
i/UyN l^'^ '()'<^ '^'* ItHinniUi 'por («I lllmo. F<r. D. Fr. Marcos k^'n 

fififf /i/ni^ntil liUli Htn lU* ítíM \^i\m tU^ VwUn ««luvo la doctrina serikki' 
fil fiiif iIh XhrtMílMtíh ít"'<« ^'^^^^ vprliio» y ¡non i(nn4 por loa religiosos; pero destse'» 
IIMM mmImm ^rt|l)llill |iinti'(«siiron ni ordineno y desde eoír^^ 

|jH< pMMJili'MlifMM, If^MiprfrtMiPnlo y roM t^ntA HtifitimpAftado f I beneficio por unen 
IhimImmí, imm ííiíini*|Mi!lM4 ñ hn \\^ INimkhih dol rloro »onilnr* 
lirtiM. ¡ l«a tult'^ni fs buena: e\ patrón deeiV 

Kl llt» thrtl^tU il«* !«• l««l-««« »»» íl»^'»« *^" ^M pui>blo w San Francisco de Asís. Hi' 
IhU mn*\»ti»t «•< »*• ^V\^^ •^»» ífp«M^»* *•** >l»^l** doi oofrttdlM, y una capilla qoe pirece t^ 
^Mi t^» \\\\\\U\^ \^^^\^\^^\^m\v\^^ poi rl mvi) m^ b^r^uio U d<^l Hospital: el poehlo sth: 
H\\\\ \\^ Kv» \«miMo^ y a«lWullifcai^* p«lí^ ti ^;^^^^,j^^ ^ i,^^ 10 19» oo'» de lao£ÍT:Í5^^ 

I^^^^x >^^ t^ >^^* l^« -ívv^ * ^-> n> *< * ^^ ^^ ^^^ ^^^^ ^:^^^ ¿^ EMaCT t r r-^ 

H **^ > K »tv*'4' ^^ x-^iw w wa»-tr. » trrua m ^m».'' ' * 



K^'*^ 



.-« fc: 



DEL OBISPADO DE MICHOACAIN. 



145 



Jl«a población de la cabecera disminuyó 
mucho durante la guerra de la independen* 
cía: hoy tiene 600 habitantes y el curato 
todo 4,700: hay en la jurisdicción magnífi- 
cas haciendas de cafia que producen gran 
cantidad de azúcar y piloncillo. 

^n Holanda se ha inventado hace pocos 
anos una máquina muy sencilla y poco eos 
tosa para moler la caña. Seria rouvenicnte 
que los duefios de estos ingenios examina 
ran las ventajas que pudiera proporcionarles 
e&tc nuevo descubrimiento. . 

L>ependen del curato los pueblos siguien- 
tes que todos tienen su capilla: 

Tiguicheo, situado á la orilla del río de 
Zltácuaro que desemboca en el de las Bal- 
sas y producen sus terrenos con abundancia 
ciruela y algodón de buena calidad. £1 pa 
iron del lugar es San Lucas. 

Copándaro: pueblo pequeño inmediato 
al de Enandio i)ue sirve de lindero á los 
Estados de México y Michoacan: linda cou 
TemasaiUepec pueblo del arzobispado: es de 
temperamento fiio y sano: sus terrenos pro- 
ducen bastante maíz y trigo. 

Stuupuaío: tiene una capilla dedicada á 
San Miguel: está en el mismo lindero que 
el anterior y por él pasa la linea divisoria en- 
j-e los obispados de México y Michoacan: 
linda con Ozoloapan del Kstado de México: 
sus vecinos se mantienen de las siembras 
de maíz, cafia y ciruela* 



cámbaro, Tiquichéo y Tejupilco: su área 

se regula en 78 leguas cuadradas. 

ZITACÜARO. 

Esiá situada esta villa á los 1^ 5' 30" de 
longitud y 19^ 24' de latitud, en una ladera 
y unas lomas b»jas circuidas de cerros ele- 
vados: no puede entrarse á la poblaciooi 
sino por alguna de las tres cañadas que s« 
conocen con los nombres de San MateOf 
Tnxpan y Laureles, 

El nombre de Tzitácuaro es Tarasco: 
quiere decir en español lugar de la resureC' 
cion: algunos dan tambif>n este mismo sig- 
niñcado á la palabra Erongaricvaro como 
insinué en su artículo respectivo; pero real- 
mente solo conviene esta traducción á It 
voz Tzkácuaro según me han dicho las per* 
sonas intruidas en la lengua Tarasca. 

La conquista espiritual de estos habitan- 
tes, se debió á los pabres Franciscanos: el 
curato lo fundó el Illmo. Sr. D. Vasco: la 
iglesia parroquial fué construida por los re- 
ligiosos, quienes tuvieron ahf un convento 
de la orden hasta principios de este siglo 
en que lo entregaron al ordinario. 

Zitácuaro debió sus progresos materiales 
á una imagen de la Saotjsima Virgen Ma- 
la que visitaban en romería todos los pue- 
blos comarcanos, y á la que todavía tribu- 
tan un culto especial y tiernfsimo: e] origen 
de esta imagen es el siguiente: 

El encomendero de 'J'aximaroa D. Juan 



C/drangavguéo, real de minas de cobre, I Velasquez de Salazar, trajo de la Península 



de tempeí amento caliente, á tres leguas de 
Tusantla, con una iglesia pequefia. 

Las haciendas principales son: Laureles, 
Orocutén, Tiiipiíio, la Barranca, Irapéo > 
!a Barranquiila: las cinco prímeras tienen 
capillas. Ademas de estas haciendas ha) 
19 lanchos independientes y 22 estancias 
de ganado. 

£1 cuiato linda con los de Zitácnaro, Ta- 



esta Virgen en &nes del siglo XVI, y al pa- 
sar por Zitácuaro se la dio á los religiosos 
Franciscanos, para que la colocaran en la 
Iglesia parroquial : D. Manuel de Santa 
Cruz, minero rico y afortunado que habia 
conseguido grandes bonanzas, construyó el 
hermoso santuario que hoy existe. 

La iglesia nueva que actualmente sirve 
de parroquia fué edificada después de la in- 
19 



J46 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



dependencia: la concluyó el Sr. curt D. 
Mariano Carreon* 

£1 templo del hospital es coetáneo con 
la fundación del pueblo: el curato está de- 
•empeflado por un párroco y dos vicarios 
del clero secular. 



69 Chichimequillas: pueblito con 600 ve- 
cilios que dista de Zítácuaro 1,500 varas 
por el rumbo del Sur: la capilla está dedi- 
cada áSan Mi::uel. 

7® Sa7i Francisco Coatepect dista de la 
cabecera 500 varas por el rumbo del Crien- 



Ene) orden político, Zitácuaro es cabe- te; su población es da 400 almas, 
cera de partido: tiene ayuntamiento, juzga- ¡ 8? San Bartolomé del MaiUe: está en la 
do de letras, dos escuelas, estafeta y oGcina sierra dos leguas al N. de Zitácuaro: dene 
recaudadora de alcabalas £1 caserío fué capilla y 300 vecinos que se mantienea de 
quemado durante la guerra de la indepen- hacer carbón. 

dencia: repuesto después de nuestra eman-j 99 San Francisco el Niievoz dista de so 
cipacion^ se arreglaron mejor las calles y se cabecera dos y media leguas por el rumbo 
mejoraron algunos edi6c¡03. I ¿q\ Norte: está en la sierra y es de tempe- 

La población del curato llega á 9,000 ramentofrio. 
habitantes: su área no escede de 72 leguas ^ ^^o gan Mateo del Rincón: pueblo grao- 
cuadradas dentro de las cuales se compren- j^^ ^^^ ^^ ^¡^^^^ gj^ ¿^ Zitácuaro del qoc 
den los pueblos siguientes: \¿,^^^ 4 i^g^as al N. E.: está situado á la 

19 San Juan: muy cercano á la villa por orilla del rio de Guadalupe, que despees» 
el rumbo del Oriente: tiene una regalar ¡gle- eonoce con el nombre de Zitácuaro, corre 
sia y 700 vecinos. !de N. á Sur y entra en el de las Babar/t 

2? San Andrés Xilotepec: á media legua ¡gj^gj^ parroquial es amplia y nsesdr.lipO' 
del anterior por el rumbo del Este: tiene yacion del lugar es de 1,200 vec¡n«ve 
600 habitantes y capilla dedicada á su Saa- ^^ mantienen de cortar y labrar madcn. 

ll"" San José Coategé: pueblo de SOO b. 



lo Patrono. 

. 3? Santa Maria Apucioi dista cuatro le- 



hitantes al N. de Zitácuaro, con capilla y 



guas de Zitácuaro por el rumbo del Oriente: muchas huertas de verdura. 



MI*} es el último lugar del obispado y del 
Estado por el rumbo referido, por donde lín- 
daa con el pueblo de Xooounsco que per^ 
leoece á la mitra y Estado de México: tiene 
eapilla y 600 vecinos que se maatieoeo de 
h agricultura. 

4? TiwUnnéo: dista tres y «edta leguas 



Tanto en Zitácuaro como en los 1 1 pee- 
blos del curato se dan el maíz, las frotas y 
las producciones de su clima respectivo: U 
población y el comercio han disminuido 
mucho en este partido por la paralización 
de giros que ha ocasionado la ;ruerra civil: 
las mioas y la agricultura recibieron gravas 



de su cabecera por el rumbo del Oeste: üV ! perjuicios coa los desastres del afio de 1S12 
M espilla dedicada á Saa Miguel y uaa po- 1 eo que se verificó el sitio y toma de Zitá- 
bladon de 500 habitantes. j cuaro por Calleja; pero la continuacioo de 

5? Santa Isttbet Enandio^ de tempera- ' esas inquietudes haa impedido el desarrollo 
oiento caliente á seii leguas al & 0« de Z¡- de los graades elementos de prosperidad efl 
tácuaro con 600 habitaotes y una regular . que abundan estos pueblos, 
iglesia: la paladra Enandio ae deriva de ! El curato liada coa los de Tuxpan, Ta- 
Enanü^ que sigaifica guayaTs. I saatla» Tlalpuxagua y otros del arzobispado* 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN 



147 



Valar de los propUtlades rústica* y urbanas 
del Estado de Mkhoacan eu cada una 
de la* municipalidades del mismo ^ según 
aparece en las noticias oficiales que jfosee 
la oficina de contribuciones. 



DISTRITOS. 



Morelia 



Puruáodlro < 



Cocupao. 



Purépero. 



Piedad. 



Zamora. 



Tangancic^ 



Xiquilpan. 



MCNICIPALIDADKS. 

C Morelia . • . 

I Capula (1) . 

«^ Tarimbaro . 

I Aruitzio. . . 

^Copándaro . 

Puruándiro . 
Cuitzeo • . . 
Huango . . • 
Anganiacutiro 
Paniíidlcuaro. 



(^Cocupao. . • 
I Huaniqueo. • 
<{ Coeneo. . . • 
I Zacapu . • • 
(^Tzinzuntzan. 

Í Purépero . • 
Tla^asalca. • 
Penjamillo • . 

f Piedad. . . . 
J Yurécuaro . . 
f Tamhuato . . 
I^Ecuanduréo . 

f Zamora • • « 
I Jacona. . • . 
-I Chavinda. • • 
J Tanganclcuaro 
[ixilan . • . 

( Tanganclcuaro. 
( Chilchota. . 

^Xiquilpan. • 
Sahuayo • • 
Cotija • . • 
Huarachita • 



< 



valoues. 
2.136,363 

806.254 

439,584 
172,280 

823,093 

227,070 

69,793 

98.487 

178,448 

55,794 

SO 807 

^6.353 

243,084 



73,495 

98,429 

105,943 

265,723 

138,660 

82,997 

130,681 

1.090,128 

206,287 

4 200 

69.50S 

379,015 

150.352 
15,054 

141.470 
162,479 
196,061 
211,690 



Al freate 8.226.077 

(1) SI valor de la propiedad de esto municipio 
lesUi incluido en el do su cabocera de DtHtrito, lo 
«iiismo que los valores áe los demás pueblos que no 
ios tienen espresados. 



Del frente • • 

f Los Rpyce 

P J Periban. • 

^ ' ; Zacan. • . 

(^Tinguindin 

Coalcomao. ^ Coalcoman 



Tancftaro. 
Parácuaro. 
Apatitngan 
Amallan • 



Tancítaro. 



■■! 



Uruapa 

r 

Paradlo. ^ 

Péztcuaro. 
Ario. 
Tacámbaro. < 

Huetamo. 

Zitácuaro. 

Tlalpuxagua < 



Maravatfo. \ 
Zinapécuaro < 



Uruapan. . 
Taretan. • 
Parangaficudro 

Pflracho. . 
Nahaaizen 
Cbf^rén. • 
Chai apa n • 

Pátzcuaro. 
Crongarícuaro 
Santa Clara 

Ario. . . . 
Huacana • 

Tacámbaro 
Caráruaro. 
Tu rica to • 

Huetamo • 
Zirándaro 
Pungarabato 

Ziiécuaro. 
Suaupuato. 
Tuxpan. « 

Tlalpuxagua 
(3ontepec • 
Anganguéo 

' Maravatfo • 

Sf nguio • • 
Iriiiibo. • • 
Taximaroa 

Zinapécuaro 
Indaparapéo 



8,226,077 

338,968 

000,000 

22,603 

137,860 

26,726 

14 289 

71,716 

301,641 

44,671 

166,191 

292,435 

13,264 

00.000 
00,000 
OU.OOO 
00,000 

617,102 

51.108 

173,376 

1.006,104 
24,225 

317.861 
000,000 
621,721 

233 568 

160,786 
24.066 

147,666 

000,000 

67,900 

322.636 

000,000 

30,333 

• 478,611 

000,000 

95,647 

96,286 

350,881 
633.324 



Suma 14.947,624 



119 NOTICIAS PARA LA HISTORIA 

I 
9«caw 9mMtv d lay 4e if U Ií»ím an • Pr.o!e la reciificó bace pocos meses j 5us 
^ .... ...-.- T- . ; oí>-enrac¡fnes están copfr,nnes coo otrrs 

t:'. -.. -: E^t.'fo .:e M:,L .cin ócc con *-^'^' '?"*' P^^*^^ ** Sociedad Mexicana de 
r-5- Z'^Wo:.^ r .:: o r--^r be'creHo Geoer^fiaj E^udístira. 

, ' / , , '. ^ ! •'• ^^r- Márqiiez coiocaba en Micboacan 

e KT'-r.^r.'e fí^-cr *iZO « '♦'^ re la cma Oeo- • • ,.j . i ▼ 

' ^ ^ t r ' t la iiiunicipalídad de Jerécaaro que perte- 
gik\'* r\^ 2« aí^orr.r^r.a. h-fa \z formo el ^ ^ "^ 

^^ j ic-r • c: I Ffc T ^ \r ;- ^^^^ ^ Guanajuatr: el Sr Garcia Ciibís 

»f*> 'f^ 1S»v:í e. ^r. foror:*^! D. Jo^é Mana / 

Mt . . • coloraba larobien á Acámbaro rn Michos- 

\* ^:*z: f o r.o he iiec o ora ro-a que ba- 

. . ' 1 j- • • • can« á la vez que quiíaba á éste las inuoi' 

fc*^:e :••;•-* 'O ,a5 adiciones y correr Clones 91- ^ ^ t t 

cipaiidades de Zirándaio v Pun<rajaba!o: 

Ad.c ore»: le pnse la cerdillera de mon- 'o<^** ^*«* equirocaciones esián corregidas, 

ttf.a- de la S erra madre q«e viene del Es- J ^^^ límites con respecto á los EslaHos 

Udo ':eGurrrero. atraviesa á Mirhoacan d^ Jalisco, Guanajuato. Qiierétaro, México. 

por Por.aro, Maquilí y Cralrornan, en- ^"^^^'"^^ ^^^""^*•^'^" P"^*'«.~'''^^"^^ 
,, . .1 * ^ .. á las noticias oficiales del Gobierno Ak\ 

Ira pr^j fs'e tüümo noeblo basta Cohma y 

Es'a.io. 
rJi:.nríe a^^nnos br^zo? por el ¡nlerior d- Las longitudes y latitudes de Hnetamo, 
fierra r;J-r:e: tambif-n a'^unas moniaftas Jornllo, La Piedad y algunas otras las Ik 
cerrara* á varios piirbío?. Le pu^e los ca- reciific'ado por las observaciones de losSres. 
mípoí principales que conducen de la capí- Bustamantc (D. J. María) y Vard Poole 
U' z Ir. Esí^dof? de Colima, Jalisco. Gua- ,.„e son. sin duda, de confianza, 
■aj nato y Mí'XÍro, le a ^rezué varío» pueblos' Los puertt^s de Marua*a y Hiiceríi fc» 
y baríprida», }• «I territorio de Cortepec que ha fijado aproximadamente conforme á/« 
la (*on-fi'urion de ]&d7 frparó del Fst^do noticias que be lO'itado de un plano aoti^uo 
de Gu'inajuato y dio al de Mirboacnn. Hi- que poseía el gobierno diocesano: lo núsn'o 
Ct marcar con líneas de color los 21 Dis- bice con las lagunas de Maruata y Maquffi, 
tritos ó prefecturas cuyas cabeceras están que limpoco be visto colocadas en la mayor 
destinadas con letras mayúsculas. " pane de las cartas modernas. 

Correcciones: suprimí !a anticua división ¡ ^^ ^rea total d^l Estado y las partícula- 
política en cuatro prefecturas, que habia ""^^ ^^ ^^*^* curato las he calculado, despre- 
pnesto el Sr. Márquez, y formé una nueva ciando la esfericidad de la tierra. Confieso 
absolutameríte conforme con la que baceta francamente, que á pesar de todas estas co^ 
ley de 29 de Febrero de 18ül que seguí ali'"**^^^^"^^' ** ^^^^* ^^ ^® ^^^^^^ sacado mu- 
píé de la letra: corregí los límites con el Es-j^*^"^/'^^*'^'^^' porque muy pocas longitudes 



Cado de Guanajuato aumentando su territo- 
rio basfa eF pueblo de Iramvco que está en 
la cosf^ de la laguna de CuitzeOy reforma 
que no be visto en ninguno de los mapas 
que se han publicado basta boy. 

Fijé la desembocadura del rio Zacatula 
á los 2^ 59' de longitud; y no á los 3^ 30' 
como la ponen los Sres. Marque/., García 
Cubas y algunos otros» porque el 8r. Vard 



¡y latitudes se han fijado astronómicamente, 
y la mayor parte han sido deducidas sola- 
mente de distancias y rumbos tomados por 
mi y por algunas personas de confianza; pero 
el tiempo y los esfuerzos de la Sociedad de 
Geografía perfeccionarán estos f nía) os. 

En el número siguiente del Boletín conti- 
nuaré las Noticias Estadísticas del Estado de 
Guanajuato y de la parte del de Guerrero 
que pertenece al Obispado de Michoacan. 



J>" 



3o' zr 



iS' J¿^ 



lA 



.ftlLi^fti 




^ 



ESTADO O DEPARTAMENTO 



\ de OuanaxQato se halla sitna- 

bl centro de la Bepública, en- 

53' y 21<> 60' de latitud y los 0° 

16V W de longitud del Meri. 

[éxico: linda por el Norte con 

le San Luis Potosí por varios 

la jurisdicción del curato de 

b, pot- el Jaral y por San Diego 

cho: linda por el Sur con el de 

en varios puntos de los cura- 

ibaro, Salvatierra y Turiria- 

1 Este con el de Querétaro por 

de Apaseo y Casas Viejas, y 

)n los de Jalisco y Zacatecas 

Comanja y la laguna del Blan- 

Uperficie de la antigua Provincia es 

La que la del Estado c^n escep* 

il pequeño territorio de Contepec, 

$jja clel curato regular de Acámba* 

le la constitución de 18^*7 agregó á 

X>or esta diminución la área 

(tildo se regula en 1743 leguas cua- 

de aSi^ al grado: tiene d^ largo en 

(tro mayor '54 leguas desde el Hn. 

couMiohoacan perteneciente al oura- 

YurirÍAptndaro, ha9ta los tórmiaos 

ctirato del Jaral: su diámetro menor es 

40 leguas desde el Umite con Queréta- 

pevteneoiente al curato de Apaseo ha^- 

j ta el de Jalisco en jurisdicción de L0on: 

el suelo es montañoso en la Si^rft, y plano 

7 fertiUsimo en la pairte baja conocida oon 

«1 nombre de Bajío. 

i 2' 



Poquísimas noticias se tienen sobre los 
primeros pobladores de esta comarca: se 
cree que fueron algunas tribus bárbaras 
de la emigración del Norte que vivian er- 
rantes de la caza, sin otro asiento fijo que 
unas miserables aldeas que establecieron 
en las márgenes del rio grande de Lerma 
al que entonces se le llamaba' con el nom- 
bre mexicano de ToMoÜán, 

En los tiempos de la conquista solo sé 
sabe que en Yuririapündaro existía una* 
población de seis mil indios gobernados 
por un cazique que, después de su conver* 
sion al cristianismo, se llamó D. Alonso de 
Sosa: á éste llaman los antiguos cronistas 
Oeneral de loa ChichmeoaSj nombre con 
que se conocían las tribus salvajes de Oto* 
mites, Pames y Guachichiles que aun sub- 
sisten formando masa homogénea en algu- 
nos pueblos del Estado. También en lo$ 
pueblos de Acámbaro y Apaseo había an- 
tes de la conquista algunas chosas de in- 
dios Tarascos, en Pénjamo una aldea de 
Guachichiles y en Xich& una reunión de 
Pames. 

Los primeros españoles que penetraron 
al territorio del Estado foerón losconqnisr 
tadores de Acámbaro al mando del casa* 
que de Jilotepec D. Nicolás Montanez de 
San Luis, pariente cercano de Moctezuma: 
este capitán ibaacoxupanado de varios pe- 
ninsulares que se repartieron los terrenos 
de Acámbaro, Jerécuaro y Coronéo por 
los años de 1526 según aparece de |a re- 



86 



boletín de la sociedad mexicana 



lacion inédita escrita por Montañez que 
copia íntegra el P. Fr. Pablo de la Con- 
cepción Beaumont en sn historia manus- 
crita de lo provincia de franciscanos de 
Michoacan, que existe en el archivo ge- 
neral. 

El ano de 1531 penetró Ñuño de Ouz- 
man por Pénjamo hasta las inmediacionea 
de Guanaxuato y agregó estos territorios 
á BUS conquistas, según refieren el P. Te- 
lio en su historia de Nueva Galicia, Mota 
Padilla en su historia do . la conquista de 
la provincia de Nueva Galicia escrita en 
1732, y el P. Freges en su Historia de los 
Estados independientes del Imperio Me- 
xicano: parece que D. Juan de Villaseñor 
CexTvantes se creía con derecho á estos 
terrenos por habérselos concedido el vi- 
rey OQ encomienda; asi 9B que se los dispu- 
tó judiciahnente á Guzman; poro éste ganó 
el punto ante la audiencia y desde enton- 
ces quedaron como conquistas de la coro- 
na, según he: ipdicp.do ya en ks noticias 
de Michoacan « 

Los Ohichimecas disputaron al gobierno 
español sus terrenos con aidmirable cons- 
tancia é intrepidez: defendieron el suelo 
palmo á palmo por el espacio de setenta 
años hasta que al fin el general D. Rodri- 
go del Bio, en nombre del monarca, hizo 
las paoes con estas tribus belicosas el año 
de 1598, obligándose el rey á darles de co* 
mer y vestir, y los indios á reducirse á la 
obediencia y á prender á los inquietos y 
revoltosos: ^e dio por el gobierno tal im- 
portancia á estas paces que del Rio fué con- 
decorado con el hábito de Santiago. 

Para civilizar y contener en lo futuro á 
los Ohichimecas mandó el virey á las nue- 
vas poblacioneó indios de Tlaxcala y me- 
xicanos que enseñaron á los primeros la 
agricultura y las artes, bajo la dirección 
de los misioneros. 



Por los años de 1599 hasta 1603 se for- 
maron los putbios principales del Bajio, 
reduciéndose á congregaciones los indios 
errantes y los de las rancherías lejanas: 
el virey D. Gaspar de Züñiga y Acevedo 
nombró ua comisionado especial quien, do 
acuerdo con ios ministros, eseogié los lu- 
gares mas acomodados para fijar las cabe- 
ceras, y desde entonces quedaron estable- 
cidas definitivamente las ciudades, villa«i, 
pueblos y congregadjones mas importan- 
tes que hoy existen, desapareciondo las 
demás y dejando apenase algimoa recuer- 
dos de BU origen. 

Se vé por lo espuesto que casi todos los 
lugares del Estado se formaron después 
de la conquista como se verá en sus luga- 
res respectivos,' al hablar de cada uno de 
ellos. El gobierno concedió á los conquid- 
tadores algunas mercedes de terrenos quo 
llamaron estancias: estas se subdivídieron 
con el trascurso del tiempo y así se fue- 
ron formando las haciendas fértilísimas quo I 
Bon en la actualidad las fuentes de la r¡- 
Ijueza agrícola de estas comarcas. 

En xuririapündaro parece que se fijó 
el primer registro de minas y de hipote- 
cas: cuando se fundó la ciudad de Oelaya 
quedaron sujetos casi todos loB pueblos 
del Bstado á su alcalde mayor: á propor 
cion que aumentó el vecindsirio se fueron 
estableciendo ayuntamientos y subdele. 
gados que dependían de la audiencia de 
México: asi estuvo gobernado él país lias- 
ta el año de 1786 en que «e plantearon las 
intendencias, dividiéi»doBe la nación en va- 
rias ^rovincíase la de ^hionnacwUo fué una 
de las príncipcdeb y su cabeoera se fijó en 
la ciudad de este nombre, que por la bo- 
nanza de BUS minas habiacrecido en case- 
río, riqíiesía y población: km últimos inten- 
dentes de la provincia' ftieren los Sres. D. 
Juan Antonio deBinño y D. Femando 
Pérez Marañen. 



DE GEOGR4VPIA Y estadística. 



87 



El año de 1824 la conatituciou federal 
creó á Guanaxuato Eatado soberano y le 
asignó los mismos limites que á la antigua 
provincia: el de Jk836aelediócInom\>rede 
Departamento por la constitución central; 
las batea orgánicas, el año de 1843 lo con. 
servaron el mismo rango: la constitución 
reformada de 1.847 le devolvió su sobera- 
nía que volvió á perder en 18^3: por últi- 
mo, en 1857 se restableció el pacto fede- 
ral que lo constituyó en Estado indepen- 
diente. 

En el orden eclesiástico ha dependido 
siempre de la mitra dé Michoacan escep- 
tuando los curatos de Casas Viejas y Xi- 
cliíi que pertenecen al arzobispado y el 
de la hacienda de Jalpa que toca á Gua- 
dalajara. 

El gobierno del Estado lo han desem- 
peñado los sugetos siguientes: D. Carlos 
Montesdeoca, D. Kanuel Gómez Linares, 
D. Manuel Baranda, D. Ignacio XJrbina, D. 
José María Esquí vel y Salvago, D. Luis de 
Cortázar, D. Manuel Gómez Linares por 
segunda vez, D. Pedro Cortázar, D. Juaií 
B. Morales, D. Manuel Í)oblado, D. Loren- 
zo deArel}ano,D. OctavianoMufirezLodo, 
D. Francisco Pacheco, D. Manuel Doblado 
por segunda vez. Interinamente lo han 
servido, por poco tiempo y en distintas 
épocas, los Sres. D. Juan Liceaga, D. Ma- 
riano Chico, D. Jacinto Rodríguez, D. Ma- 
riano Leal y Araujo, D. Manuel Chico 
Alegre, D. Ignacio Mora y Villamil, D. 
Feliciano Liceaga, D. Francisco Velez, D. 
Hovero del Castillo, D.; Francisco de P. 
Rodríguez y D. Juan Ortiz Careaga. * 

El congreso consta de once diputados 
propietarios y otros tantos suplentes ele. 
gidoB cada doa anos por mitad, en elección 
direoisaqiie califiea elmigmo poder legis* 
ktivo» 

El gobierno está depositado en un indi- 
viduo del estado secular, nacido ó vecino 



del Estado y mayor de treinta años de 
edad. El consejo está compuesto do cua- 
tro vocales que son presididos por el vice- 
gobernador. 

El tribunal de justicia consta de ocho 
magistrados y dos fiscales: hay también 
diez y seis jueces letrados para la admi- 
nistración en primera instancia. 

La división política se ha hecho en cíu" 
co Departamentos que se denominan de 
Guanajuato, de León, de Celaya, de Allen- 
de y de Sierra Gorda. 

El de Guanaxuato se compone de líi ca- 
pital, La Luz, Silao, Irai)Uiito, Salamanca 
y el Valle do Santiago que son otras tan- 
tas municipalidades. 

El de León do su municipalidad y de 
las de Pénjamo, Cuitséo de Abasólo y Pie- 
dra Gorda. 

El de Celaya comprende su municipio 
y los de Salvatierra, Acámbaro, Jerécua- 
ro, Santa Cruz, Chamacuero, Yaririapün- 
4aro y Apaleo. 

El de San Miguel Allende consta de su 
municipalidad y las de San Felipe, Dolo- 
res y San Diego del Bizcocho. 

El de Sierra Gorda cuenta con las mu* 
nicipalidades de San Luis de la Paz, Casas 
Viejas y Xicliü. 

Las montañas de la Sierra Madre atra^ 
viésan el Estado de S. E. á N. E.: las mas 
elevadas en la parte montañosa son elcer« 
ro d0 los Llanüos que tiene 3,359 varas so- 
bre el nivel del mar á tres leguas de dis- 
tanciii de Guanaxuato por el rumbo del 
Norte, el cerro de Calzones enorme masa 
porfídica, el pico del Gigante de dcmde 
nace él rio de Silao, el del Fraile cerca de 
San Felipe y el de San Judas cerca de SaW' 
Miguel de Allende. En las llanuras* son no- 
tables por su aparente eloxTacion y porque 
se distinguen desde lugares muy distantes- 
el de Culmxin, cerca de Salvatierra, el A^ 



86 



boletín de la sociedad mexicana 



lacion inédita escrita por Montañez que 
copia integra el P. Fr. Pablo de la Con- 
cepción Beaumont en sü historia manus- 
crita de In provincia de franciscanos de 
Michoacan, que existe en el archivo ge- 
neral. - - - 

El ano de 1531 penetró Ñuño de Guz- 
man por Pénjamo hasta las inmediaciones 
de Guanaxuato y agregó estos territorios 
á BUS conquistas, según refieren el P. Te- 
Uo en su historiít de Nueva Galicia, Mota 
Padilla en su historia de . la conquista de 
la provincia de Nueva Galicia escrita en 
1732, y el P. Freges en su Historia de los 
Estados independientes del Imperio Me- 
xicano: parece que D. Juan de Villaseñor 
Cervantes se creia con derecho á estos 
terrenos por habérselos concedido el vi- 
rey en encomienda; así ffi que se los dispu- 
tó judicialmente á Giizman; pero éste ganó 
el punto ante la audiencia y desde enton- 
ces quedaron como conquistas de I51 coro- 
na, según he^ indicado ya en las npticias 
de Michoacan* 

Los Ohichimecas disputaron al gobierno 
español sus terrenos oon admirable^ cons- 
tancia é intrepidez: rlüfondieron el sueL 
palmo á palmo por el espacio de seten' 



Por los años de 1599 hasta 1^ 
marón los putblos principale \ 
reduciéndose á congregacior ^ 
errantes y los de las ranc^ v 
el virey D. Gaspar de Z6 r 
nombró im. comisionado '- ' 
acuerdo con los míoist 
^ares mas acomodado 1 
ceras, y desde entor 
cidas definitivamer 
pueblos ycongre' 
tes que lioy exi 
demás y dejan/ 



• litada de 

11 on el Esta- 

t i erras friaa y 

i de tierra calien- 

.uicar, el zapote prie- 

regulan los productos 

jsio&es agrícolas en solo 

maiz, frijol, cebgtda, gar- 

ja y chile en mas de seis mi- 

pOSOS. 

iiiinerales mas afarntidos dol paí^^ 
)íi de Guanaxuato, la Luz, el Monte 



dos de su orig 
Se vé por 1 
lugjares del 
de la conq' 
res respe' 
ellos. E) 
tadorep 
llamar 
con f 
ron 
Po 
I- 



^a Jíicolift, Xich6, &c,, dondo se cria 
opiata y el oro; .Atargóai el Gigante, el 
^jullBf&CfdanáBBe enouentran el sina- 
¡¡¡f¡o, el estaño y el plomo. El año de 1852 



años hasta que al fin el general D. Rof .«^L trabajaban en el Estado cuapenta y cua- 
go del Bio, en nombre del monarca, y^/¿ro niinw d» pUta, cu^^as xaemorías sema- 
las paces < 
de 1598, 

mer y vestir, ^ _ r ^^^^ \ ' ' - ' * 

obediencia y á prender á loa ir ^//'']^^ \ e"tre todos 1,050 arrastres, á importan los 
revoltosos: ^e di6 por el gobi^ '-^t'^M^ memorias de veinticinco ha^ta treinta mil 




portanciaá estas paces que de 
decorado con el hál>ito de Si 



>^^ 



Para civilizar y contene 
los Ohichimecas mandó c' 
vas poblacioneé indios 
zicanos que enstu^niro 
agricultura y las 
de los misioúerofe 






W 



\**f^ c^ S»lva- 



¡Mf' 



pcstiti amánanos. . 

Lag minas de Guanaxuato han produci- 
do deade el año de 1827 hasta la fecha 
muy cerca de etento sesenta millones do 
pesos acunados en we y plata;» sin contar 
las fuertes oantidades que se han laatraido 
en barras, y las que se emplean en bajilla 
y otras usos particulares. Puede calcu- 
larfie en mas do ochocientos millohes do 




^Tí geografía y ESf AWSTÍCA. ' 



Slt 



-oducidó 



6a mandó plantar cerca de cien mil árb6* 

les qne no han reemplazudo la décima paW 

te de los destruido?. • • r» 

^•a'propiedád titbaná de! Bstado aftcten- 

-^ve millohoí dé pesos y 'la rústictl 

^inte, siit qt\e Itaírta la fecha 

'^do lod vefrdaderos' vald* 

.<i falta dcí avalúos exac- 



> ocm 

/ueblo»^ 

amero de 



iOS* 



tienen ajunta* 
alguna categoría 
Íes y síndicos pro- 
iudades, villas y pue" 
áncLuentay un$i escuelas 
albos sexos: en ollas y en 
ciares reciben la instrucción 
ciS de veinte mil niños y niñas, 
capital hay establecido un tribu- 
j^neria con arreglo á las ordenanr 
^j r^uao: á su cargo está también el 
¿0^ d^ los bosques de la sierra: estos 
áistán d^^^^y^^'^^ con rapidez por la 
rit de ttí^^^ y prudencia con que se veri- 
Ios CO^^^^i ^Q menos que por la poca 
•*•! <¿a "^^^* í^^ nuevos plantíos: el 
^^&\^ o d^^® consagrar su atención Á 
^ ^^ Ja, riqueza montuaria, haciendo 

. mante» ump^*^ ^^ ^^y^^ ^^'® bosques 
que se ^^^^ jo la formación de un cddigo 
, y P^^ lie-ev^-^teloe gravísfanos perjuicios 
^io^dos F^ lo* i'ebaSdB, por 103 car- 
uuti»^^ j^íi /adores. La contpiínia mgle- 

baneroey *efi» *- « 



i 808 6e sembraban énldster*' 
os veintiséis cutatoft del Estado 
I tecen'á la diócesis veinticuatro mil 
10 sesenta fanegas de tierra^ y én los 
^Lie ndle peftenecett'qué son JÉtIpá,CaBM 
Viejas, Xichít de Indios y la misión de Ar- 
nedo dos mil setecientas; ambas de soló 
maíz: él año de 1851 ascendian las siembras 
demoiss de todo el Bstado á treinta y seis 
mil fanegas: se cultivaban ademas otrad 
diez y seis mil con cebada, ^arbanzo^ frí- 
jol y lenteja: diez mil con trigo y mil 
ochocientas con huertas de frutas y ver- 
duras; total de tierras cultivadas sesenta 
y tres mil ochocientas fanega^qúe muy 
fácilmente pueden aumentarse al duplo 
el día que haya paz y un gobierno que 
favorezca el desarrollo de la agricultura. 
Desde tñediados del siglo pasado el co- 
mercio de Guanaxuato y sus pueblos fué 
aumentando con asombrosa rapidez .hasta 
él de 1810; en que abundaban^ tanta los 
efectos como él numerario, y este se oon- 
seguia con el módico rédito de cuatro por 
ciepnto cada ano. Durante lá guerra dé 
1810 quedó casi destruido, en términos de 
llegarse á vender el cuartillo de aguar- 
diente á cuatro pesos, á tres pesos los 
paños de paliacate, áveintey cinco.pe- 
sos la vara de paño de primera y á seis pe- 
soaret marco de plata de ley.' Después de 
la independencia comenzó á reponer sus 
péi^didias hasta el de 184:8 en que tuvo un 
ajuúientoestraordinario por la bonanza dé 



88 



boletín de la sociedad mexicana 



la Batea inmediato al Valle de Santiago, 
el Cubilete cercano á Silao y el Agustino 
que dista poco de Tarimoro. 

Las montanas de esta sierra son on su 
mayor parte compuestas de granito, de 
pórfido y de guijarros comunes: otras, co' 
mo las do Paso Blanco, contienen rocas 
calcáreas y arcillosas, bancos de creta y 
de morgo de donde se sacan las tierras 
propias para las fábricas de piezas de por- 
celana que se hacen en Salamanca y Ta- 
cubaya: estas lomas son mas bajas y ca- 
recen absolutamente de vetas metálicas: 
tanto en las primeras como en las segun- 
da se encuentran restos de seres orgáni- 
cos, de conclias marítimas, de peces, de 
reptiles colosales y aun de vejetales pe- 
trificados: en muy pocas de esta» monta- 
ñas se hallan pequeños depósitos de car- 
bón mineral: este fóeil del que la indus* 
tria humana saca hoy tantos recarsos de 
prosperidad y riqueza, es B^uy probable 
que exista en los cerros inmediatos á San- 
ta Cru2 y Chamacuero de donde se han 
sacado algunas muestras; pero ha$ta hoy 
no se han examinado detenidamente esas 
montañas: las inmediatas á Yuríriapunda- 
ro y al Valle de Santiago abundan en te- 
zontle y materias volcánicas: muchas cer- 
canas á Silao, Irapuato y Salamanca están 
cubiertas de tierra vegetal que cultivan 
los labradores. En todos estos cerros.dol 
territorio del Estado se ven á cada paso 
confirmadas las tradiciones bíblicas sobre 
el Diluvio Universal, al examinar geolót 
gicamente las diversas capas que cubren 
el esqueleto de nuestro continente. 

Casi no hay una ciudad ó pueblo del 
Estado que no esté fundada cerca de al- 
gún rio ó arroyo caudaloso: los rios mas 
importantes del Estado son el Granck de 
Lermaj que pasa por Salamancsi, Salva- 
tierra y Acámbaro; el de la Laja que pa- 



sa por Celaya y San Miguel, y el Turbio 
que corre cercano á León, Piedra Gorda 
y Pénjamo. 

£1 clima de todos los lugares del Esta- 
do es delicioso y envidiable porque nun^ 
ca excde el termómetro centígrado de 28 
grados en el rigor del verano, ni baja de 
15 en el invierno: la temperatura es poco 
variable, el cielo siempre puro y los pue- 
blos muy sanos porque casi ño sé conocen 
enfermedades endémicas. 

La agricultura es la maa adelantada de 
toda la Eepública: se cultivan en el Esta- 
do las producciones de las tierras frias y 
templadas, y aun algunas de tierra calien- 
te, como la cana de azúcar, el zapote prie- 
to y la papaya. Se regulan los productos 
de todas las posesiones agrícolas en solo 
las semillas de maiz, frijol, cebada, gar- 
banzo, lenteja y chile en mas de seis mi- 
llgnes de pesos. 

Los minerales mas afamados del pais 
son los de Guanaxnato, la Luz, el Monte 
de San Nicolás, Xioh¿, ¿c, donde se cria ' 
la plata y el oro; .Atargéa^ el &igant0, el 
Fraile, &c., donde se encuentran el sina- 
brio, el estaño 7 el plomo* SI ano de 1:852 
se trabajaban en el Estado cuarenta y cua- 
tro minsa de plata, cay as mamoviassBma* 
narias ascendían i sesenta mil pesos. Las 
haciendas ó ingenios de beneficio son 
treinta y dos, y ooho sai^garros^ que. tienen 
entre todos 1,050 anrastres, é importan las 
memorias de veinticinoo hasta treinta mil 
pesos semanarios. 

Las minas de Guanaxuatahau producid 
do desde el ano de 1827 hasta la fecha 
muy cerca de «iento sosenta miUcmesde 
pesos acunados en ere y plata;» sin eoi^r 
las fuertes entidades que se hasesiarBÍdo 
en barras, y las que se emplean en bsgilla 
y otros usos particulares. Puede calou- 
larse en mas de ochocientos müiohee de 



i>B geoghapia r Esf adií^tíca. 



8f» 



pesos la plata y oto que ha producido 
GnanaxHBto desde la conquista hasta nües* 
tros dias. 

Laa rentas ordinarias del Estado pro- 
dncen cámodamente ochocientos mil pe- 
sos de solo los ramos de alcabalas, platas 
y contribuciones directas: las mnnicipar 
les de loa pueblos han ascendido á ciento 
ochenta mil pesos: los fondos de instruc- 
ción ptiblica llegaron, á subir hasta dos- 
cientos cinouenta mil pesos impuestos al 
seis por ciento anual: la guerra ha hecho 
desaparecer cate recurso. , 

La poblueioiL • total del Estado eseede 
de ochocieotoa mil habitantes:. la de los 
caratos' del obispado uo pasa de setecien* 
tos veintiún ^il* .Cuenta el Estado oon 
seis ciudades, seis viUas/ sesenta pueblos^ 
ocho congre^ciones y gran número do 
haciendas, ranchos y mineraleSé 

Veintidós poblaciones tienen ayunta* 
miento;y los pueblos de alguna categoría 
alcaldes constitucionales y síndicos pro- 
curadores: en las ciudades, villas y pue" 
blos hay dotadas. ciuQuenta y una escuelas 
para niños do ambos sexos: en ollas y en 
laa de paiticulares reciben la instrucción 
primaria mas de veinte mil niños y niñas. 

En la capital hay establecido un tribu- 
nal de minería con arreglo á las ordenanr 
zas del ramo: á su cargo está también el 
cuidado de los bosques de la sierra: estos 
se están destruyendo con rapidez por la 
falta de tino y prudencia con que se veri- 
fican los cortes, no menos que por la poca 
vigilancia para los nuevos plantíos: el 
gobierno debe ccxisagrar su atención á 
mantener la riqueza montuaria, haciendo 
que se cumplaü las leyes sobre bosques 
y promoviendo la formación de un código 
rural que evite los gravisimes ^erjüiciés 
ocasionados pcMr loé rebaños,* por los car- 
boneros y leñadores. La compañía ingle- 



sa mandó plantar cerca de cien mil árbti* 
les que no han Reemplazado la décima par^ 
te de los destruido?. • 
' La'propiedád utbaná'de! Estado ascien- 
de á nueve mülottoS' dé pesos y la rüstícH 
exede de veinte, sin qt\e Itasta la fecha 
se haiyan designado los vcírdaderos való* 
ten de atnbotf por la falta de avalúos exac- 
tos. '' ' 

Bl año de 1808 se sembraban en Iba ter* 
reúos'dé los veintiséis curatos del Estado 
que pertecen ala diócesis veinticuatro mil 
ciento sesenta fenegas de tierra-, y ten los 
que no le pertenecen qué son JaIpá,Ca8a9 
Viejas, Xichú de Indios y la midion de Ar- 
nedo dos mil setecientas: ambas de soló 
maíz: el anode 1851 ascendíanlas siembras 
demais de todo el Estado á treinta y seis 
mil fabegíets: sé cultivaban ademas otfas 
diez y seis mil con cebada, garbanzo, fri- 
jol y lenteja: diez mil con trigo y mil 
oclíocientas' con huertas de frutas y ver- 
duras; total de tietrras cultivadaJ^ sesenta 
y tres mil ochocientas fanegas qíie muy 
faoibnente pueden aumentarse ^.I duplo 
el dia que haya paz y un gobierno que 
favorezca el desarrollo de la agricultura. 

Desde mediados del siglo pasado el co- 
mercio de Guanaxuato y sus pueblos fué 
aumentando con asombrosa rapidez hasta 
él de 1810; en que abundaban tanto los 
efectos como él numerario, y este se con- 
seguía con el módico rédito de cuatro por 
ciento cada año. Durante la guerra de 
1810 quedó casi destruido, en. términos de 
llegarse á vender el cuartillo de aguar- 
diente á cuatro pesos, á tres pesos los 
panos de paliacate, á veinte y cincó.pe* 
sosia vara de paño de primera y á seis pe- 
sos-el miarco de plata de ley.' Después de 
la independencia comenzó á reponer sus 
pérdida hasta él de 1848 en que tuvo un 
auihentoestraordinario por labonantsa de 



90 



DOLETIN DE LA SOCIEDAD MEXICANA 



abanas minas que hicíeroo daplicar los 
productos de las rentáis públicas. En e«ta 
época se pudieron en circulación grandes 
capitales, Tcdvió á florecer la indostria* 
IH-o^esó la agrícoltnra y se amnentó gen- 
siblemente la población: oon las guerras 
de estos últimos diez año» se han paralL 
zado los giríjs: pero Gnanaxnato está lia- 
mado á per bajo todos aspectos el primer 
Estado de la confederación Mexicana: 
cuando un gobierno probo é ilustrado ha- 
ga desarrollar en el seno de la paz su¿ 
abundantes y variados elementos de pros- 
peridad, este pais no tendrá rival en la 
vasta estension de la Bepública. 

LoH pocos monumentos arqueológicos 
que hay en la área del Estado están demos- 
trando la poca cultura de las primeras 
tribus que habitaron en el pais. En las 
cercanias'de Pénjamo hay unos edificios 
de piedra, bajos, ruines y sin decoración 
alguna: en el cerro 6 fuerte de San Gre- 
gorio, en las cercanías de San Felipe y en 
terrenos de la hacienda de Chichimequi- 
lias se encuentran algunas cuevas abier. 
tas á mano por los antiguos pobladores: 
en Santa Ana Pacueco, Yuriríapundano y 
Apaséo se han encontrado figuras de bar- 
ro muy mal hechas que representan hom. 
bres, peces, ranas y tortugas, con las que 
figuraban los indios sus ídolos ó P^iates: 
algunas veces se ven pequeñas elevacio- 
nes de tierra, cubiertas de piedras comu- 
nes que indican el sepulcro de algún ca* 
cique: en la hacienda de Chichimequillas^ 
que dista tres leguas de Silao por el rum- 
bo del Norte vi hace muchos anos exhumar 
tres cadáveres de uno de esos montecilloa 
que allí llaman coeciüos: ninguno de aque- 
llos estaba momificado: se encontraron 
solo las osamentas en actitud de estar en 
cuclillas, con unas ollas de barro que les 
cubrian las cabezfis, manos y pies; se ha- 



j Uaron también un metate, un molcoj te. 
algunas flechas y muchos tie&toe de b^* 

ro cocido. 

La-! obras públicas de mas importar.ría 
que se hicieron en tiempo del g»y'>írn..« 
español fueron la Albóndiga de Gniníid!ta.5 
en Guanaxuato. las casas municipales «le 
varios pnebloí: los puentes de Salvatier- 
ra, Acámbaro y Celara, y las raii«eríi]'lt> 
é inmundas cárceles de todos lost hipirr^ 
donde habia subdelegados. Debpue> «te- 
la independencia se han mejorado n .>t;r 
blemente los edificios de k» ayuntamieih 
tos, se han levantado los po^ites de S«ii: 
Miguel de Allende, Piedra Gorda, Dol^»- 
res, León, Irapuato, ios tres de 3Ianil y 
el de Tepepetapa en Guanaxuato; hl' La 
construido una calzada en la Charca <le 
Salamanca, que tiene dos leguas de e^toir 
sion; otras en Celaya, Guanajuato, Ir«vua- 
to, Apaseo y León que facilitan la entra- 
da á estas poblaciones, teniendo la prinn- 
ra cerca de dos leguas de largo de terra- 
plén: sé han comprado locales cómodos pa- 
ra las escuelas de niños de ambos sexos y 
se han mejorado notablemente los canlino^. 
Se ha introducido á las plazas de los pue- 
blos el agua potable, se han abierto cole- 
gios, hospicios y hospitales, se han levanta- 
do suntuosos templos y panteones y se luiu 
fundado algunas poblaciones importantes 
como la Luz, la Congregación de Urian- 
gato, etc. Sin embargo de estos aji- 
lantes, es necesario advertir que f.ilt«i 
mucho para que los caminos estén cómo- 
dos, que se necesitíui grandes mejoras en 
las cárceles, que faltan en los puebloj? 
fuentes publicas, paseos y mil otras co.-^as 
de necesidad d ornato. Sal^imanca nece- 
sita un puente sobre el Bio Grande, Pén- 
jamo otro sobre el Turbio, Acámbaro y 
Silao, bordos para evitar la inundación: 



DE geografía y ESTADÍSTICA. 



91 



en muchas poblaciones de primer orden 
faltan aceras, alambrado, desagües etc. 

Los europeos se han ido avecindando 
lentamente en el estado; hoy existen 240 
españoles y portugueses, 86 franceses, 42 
ingleses, 21 alemanes, 5 italianos, 2 belgas 
y 17 norte-americanos. En los curatos de 
P. Felipe y S. Luis de la Paz, asi como en 
los pueblos dé Atargea y Xichú hay vas- 
tos terrenos que colonizar y que deben 
»in disputa ser preferidos á los de otros 
estados por su buena temperatura y sL 
tuacion. 

Concluyo estas noticias generales, de- 
signando los verdaderos linderos del Es- 
tado que hasta hoy no han sido publica- 
dos. 

Comenzando por el Poniente en el rio 
grande de Lerma y siguiendo hacia el Nor- 
te pasa dicha linea por terrenos de la ha. 
cienda de Santa Ana Pacueco, entra á la 
municipalidad de Piedra Gordm, pasa por 
la hacienda de Frías cerca de la casa prin- 
cipal, prosigue por el rancho del Palmito 
en jnríadiccicm de Jalpa; luego por terre- 
nos de las haciendas del Comedero y La- 
gunillas entra al manicipio de León, corre 
inmediata al mineral de Comanja (que }*a 
pertenece á Jalisco) y va á salir por el lla- 
no de Cuarenta á la hacienda de Gachu- 
pines que pertenece al curato de San Fe- 
lipe y sirve de limite á los tres Estados de 
Guanajuato, Zacatecas y Jalisco: cambia 
ahí de rumbo dirigiéndose al Oriente hi- 
la laguna del Blanquillo que lo separa 
de Ojuelos (lugar pertef^eciente i Zaca- 
tecas) y por San Pedro del Blanquillo, 
terrenos del Jaral y hacienda de Villela 



que lo dividen del Estado de San Luis 
Potosí: entra después á la Sierra Gorda 
por terrenos montuosísimos pertenecien- 
tes á la municipalidad de Xichü hasta lle- 
gar al mineral de Atargéa: de ahí comien- 
za á voltear hacia el Sur y prosigue en 
esa misma dirección por el Puerto Blanco 
y ranchos de San Nicolás y del Fraile que 
dependen de Casas Viejas: cerca del Puer- 
to de Carretas cambia de rumbo hacia el 
Poniente algunas leguas, hasta cruzar el 
camino carretero de San Miguel a Queré- • 
taro en el rancho de Buenavista: de ahi so 
dirige al Sur por los ranchos del Potro y 
Mapimi, sigue por terrenos de la munici- 
palidad de Chamacuero, continua por cer- 
ca del pueblo de Ixtla y las haciendas del 
Obrajuelo hasta el rancho de la Calera 
cerca de la Estancia de las Vacas, á tres 
leguas de Querétaro: desde aquí prosigue 
por el Sur inmediata á el pueblo de San 
Bartolo y á las haciendas de San Vicente, 
Espejo, Gamboa, Barranca y Sabanilla en 
jurisdicción de Jerécúaro hsHta llegar ai 
pueblo de Tarandácuaro, desde donde tuor. 
ce para el Poniente hast«( el pueblo de 
Acámbaro: muda ahi su rumbo hacia e^ 
Sur por la hacienda de Santa Clara hasta 
tocar con el lago de Cuitséo en el pueblo 
de Iramuco: de aquí camina al Norte has 
ta el de Pejo en terrenos de la municipa- 
lidad de Salvatierra, sigue de Oriente á 
Poniente hasta el rancho de San José cer- 
cano á Uriangato, luego por el pueblo de 
Piñicuaro y la mesa de Serano que lo di- 
viden de Puruándiro, continúa hasta tocar 
con el rio grande cerca de Santiago Con. 
guripo, y volver, rio abajo, hasta el punto 
de Santa Ana Pacueco, lugar desdo donde 
comencé á trazarla. 



GÜANAXUATO. 



Antes de hhlbíT de la fancUcion de es- 
ta ciclad, e* Bece^*ario decir algo ¿obre 
lo* primitivos faaLit4Uiie» que ocaparon el 
territorio donde e.*t¿ ai toada. Fueron es- 
tos abonad tríLi» errantes de IO0 indios 
Ilamadoe chicbimecas que lormabaa una 
naaoQ belicosa i la que 00 habían podido 
domar ni el poder de H^xrtaziniia» ni se- 
tenta y tre* años de guerras oontiniias con 
los españolea. 

Algnnos edcrítores de nota, tanto reo- 
ntcolas como esstraifjeros, isof^tieoen que los 
ch¡c!iímccai9 ocaparon el Valle de México 
V ]>oblarori la Nueva Eispana antes que los 
mexicanos, y en esto se fundan para creer 
que el idioma de aquellos indios fué el 
primitivo de todos los pueblos que habi- 
tan nuestro territorio. 

Las continuas guerras que Uderon es- 
tos bárbaros, costaron mucha sangre al 
gobierno et^panoL Los virejes para ase- 
gurar el camino á Zacatecas, cujas minas 
recien descubiertas estaban en bonanza, 
se habian valido de diferentes medios: D. 
Luis de Yelasco primero había ñmdado 
los presidios de las villas de San Felipe 7 
San Miguel el Grande, que sirvieron de 
frontera contra esta nación valerosa; D. 
Martin Enríquez de Almanza había toma- 
do empeño en que los antiguos pueblos 
de Apaseo, Acámbaro y Yuririapündar 



|ro anmeii taran su recindario. r habiA 
I míin^Iado también comisionado» para que 
j fundaran grandes congregaciones de c*- 
I panoles é indios en las fértfles llanuras del 
Bajío: pero todo e^to no impedía que k» 
chichimecas penetraran firecuenteiaeiite 
en los pueblos medio civilizados. Piare- 
cidos á los árabes, no teman asiento fijo« 
haciendo la guerra en tribus desbanda- 
das, á las que no era £icQ resistir. A mer 
tas circnnstanciaB debieron su fundadon 
los pueblos principales del Estado de 
Gnanaxuato. 

El lugar que hoy ocupa la ciudad efa 
una sierra espesa y despoblada, que donó 
el virey Mendoza á D. Rodrigo Vaaques 
como recompensa de sus servicios en ca- 
lidad de oonquiBtador. 

La fundación del mineral se dice que 
se verificó de la manara siguiente* Uso 
de la palabra se dice porque habiéndose 
quemado los archivos de la ciudad el ano 
de 1810 y no anomtrindose historiadores 
que refieran la formación del h^ar, he te- 
nido que atenerme á lo que dicen los que 
leyeron en los referidos archivos las actas 
de fundación. 

El ano de 1548 pasaban unos arrieros 
de México á Zacatecas: hicieron alto en 
el cerro del Cubilete y descubrieron la 
veta de San Bernabé, situada en una de 



DE OBOORAPIA Y ESTADÍSTICA. 



93 



las pertenencias de la mina de la Luz. 
Partíeiparon su desonbiiiniento i irnos es* 
panoles aventureros (pie deseaban traba^ 
jar minas, y estos construyeron una pequ^ 
na fortaleza que llamaron Jteal de Minas, 
para defenderse en ella de las continuas 
agresicHies de los chichimecas, quienes va- 
rias veces pretendieron quemar la nacien- 
te población* Esto se verificó el ano 1554: 
el primer fortin estuvo en Marfil: después 
80 levantó otro en Tepetapa y desde am- 
bos saliaa los operarios á esplotar las mi- 
nas de Mellado y Rayas que fueron las 
primeras que se trabajaron formalmente. 
No se sabe que baya babido alli algún 
eclesiástico basta el año de 1560, en que 
se menciona uno á quien daban el nombre 
de Padre Vicario. La población debe ha- 1 
ber sido de muy poca importancia, porque 
Guanajuato estuvo sujeto algiinos anos á 
la alcaidía mayor de Celaya y el registro 
de la mina de San Bernabé se verifico en 
Yuririapúndaro que era el pueblo mas 
próximo donde babia oficio público. ' 

El ano de 1582 todavía no babia parro* 
co, porque, según refiere el padre Alegre, 
el padre vicario fué personalmente basta 
Zamora á traer i misionar á un religioso 
jeeuita; y concurrió tanta gente á confe- 
sarse que se hizo necesario que los pa* 
drcs de la Compañía mandaran otros dos 
obreros evangélicos. 

El curato se fundó en fiíies del siglo 
XVI y él año de 1679 concedió el rey á 
la población el titulo de P53fa y Real de 
minaslde Sarda Fi de Guanaasuate: 

El nombre primitivo fué Quanashiiato, 
que en idioma tarasco quiere decir Cerro 
de ranas, nombre que se puso por haber- 
se encontrado allí los indios una piedra 
enorme con figura de rofna, á la cual tri- 
butaron después culto religioso. 

Cltiombre de Sarda JFe I&faé dado el 



ano de 1658 por el Lie. D. Antonio de 
Lara y Mogrovejo, oidor de la real au- 
diencia de México que vino 4 Guanaxuato 
oon el carácter dé comisionado por el vi- 
rey duque de Alburquerque á benefieiar 
las nlatafi del erario, llamadas dd rey. 
El primer juez de minas que hubo .ep 

ella fué el caballero granadino D. Perafan 
de £ivera á quien Felipe II le encargó la 
conducción de la célebre imagen de Nues- 
tra Señora llamada de OuanaxuaJto. 
La población de Guanaxuato el ano de 

1,600 no escedia de 4,000 habitantes: el 
de 1,700 ascendía á 16,000: el de 1,800 
había credido á 66,000 vecinos inclusos 
los habitantes de las minas. 

En los años de la insurrección decayó 
de tal manera el vecindario, que las casas 
se daban gratis para habitarlas al pri* 
mero que las quería cuidar: Uegó á nacer 
con abundancia el zacate en las calles y 
se asegura que disminuyó la población 
hasta 6,000 habitantes. Después de la 
independencia poco á poco ha ido aumen- 
tando como sé verá por el estado siguiente 
sacado de las noticias oficiales que obran 

en la secretaria de gobierno. 

El año de 1,825 mandó formar un censo 
el gobernador D. ' Garlos Montesdeoca y 
resultó ya'una población de 33,444 veci- 
nos. 

Desde esa techs^ ha tegaido los progresos 
siguientes: 



Aiet. 


XitrimoikM. 


«Midb,. 


VostoiJ 




1825 


¡743. 


2.698 


1,587 


. 33,444 


1826 




2,636 


1,513 


33,442 ■ 


1827 




2,542 


1.564 


84,611 


1828 


. 


2,777 


2,011 


85^68» 


1829 




8,805 


2,874 


36,355 


1830 




3,237 


2,220 


40,716 


1831 




3,443 


3,372 


48,954 


1832 




4,28» 


8,550 


49,827 


1883 




4,007 


9,962 


48«872 



Bn el censo que se formó el año dt 
1864 aparece la pobtedon da) nif»ioípio 



M 



BOLETIX PE LA .-OCIEDAD MEXICANA 



enrn tó/KW habí Untes: la de la cín/lad no 
eíic«dia de 40,000: hoj bft díifinmnído no- 
tablemente por 1^ gnerra» íntestina.9 qoe 
Itan ocamonado la paralización de machoa 
giroe y la emigración de gran n&mero de i 
familíaJí: el curato cnenta con 42.000 feli- ' 
grewe^, qne son en su inajor píirte de ra- , 
za esipanola y mirta, porqne en e^ta cin- • 
dad existen poc^íS indios. 

La ahnra de Gxianaxnato s/^^bre el nlrel 
del mar es de 1.020 U>f:Aus, la de la plaza 
mayor e« de 2,084 metroíi s jbre el nivel 
del rnar y la de la boca de la mina de Va- 
lenciana de 2,313. 

El año de 180( "iabla entre denuncia- 
das y abandonadas 1,816 minas, 3G6 san- 
garros 6 haciendas de beneficio, 116 nao- 
linos, 1898 arrastres y 9,000 operarios: se 
molían diariamente 11,500 quintales de 
metal. 

La primera iglesia que tuvo el mineral 
fué la que hoy es capilla del colegio de 
la Purisima Concepción en la que Rivera 
colocó la imigen de la SantÍBÍma Virgen. 
Poco tiempo después se iíindó la otra ca- 
pilla inmediata, que servia de hospital 
conforme á las disposiciones vigentes del 
Simo. Sr. Quiroga. La primera iglesia 
sirvió de hospital para los indios tarascos 
y la otra para los otomites: hubo una ter- 
cera para los indios mexicanos de la que 
hablaré después. La parroquia actual 
fué constmida por los Sres. marqués de 
San Clemente y D. Pedro Lascnraín de 
Betana. La fábrica duró mas de veinte 
y dnco snos hasta el de 1696 en que se 
dedicó solemnraoente y se trajo á ella la 
imagen de Nuestra Señora, á los ciento 
treinta y nueve anos de su permanencia 
en la iglesia del hospital. 

El templo parroquial es un magnifico 
canon de sesenta y ocho varas de largo, 
ooDStmiidio en formft de croa: estaba ri- 



quíiñmamente decorado con altarea dora- 
dos, de polo de ana arquitectma irregu- 
lar pero de muy buen gusto: hoy solo 
existe uno de loe antignoa que es el que 
levantó de ¿ru bolsillo el Sr. D. Bamon de 
Amnda en b«3iK)r de San Niccdis Tolenti- 
no patrón de la minería con un costo de 
setenta mil poív»: la ftsonomia de su ar- 
quitectura demuesrtra que e«ta fué capri- 
chosa y muy semejante á la de la mayor 
parte de los retablos que se constnnreroa 
por las españoles en este siglo. Este 
magnífico altar se estrenó el 10 de Se- 
tiembre de 1781. 

En el crucero del lado del evangelio se 
colocó la Virgen de Guanajoato formán- 
dole de ¿1 una magnifica cápiUa, y con un 
elegante camarín á su espalda: el adorno 
de este altar y su aervicio eran todos de 
plata de martillo. El ano de 1814 se tras- 
ladó esta imigen al retablo principal, que 
fué renovado en 1839 con bastante gusto 
y elegancia. Es sensible que esta bella 
iglesia no tenga unidad en el orden ar- 
quitectóríco de sus altares y adornos in- 
teriores: cuando el sócalo, las oohmmas, 
la comiza y el balaustrado del altar ma- 
yor se estiendan i todo el templo, será 
este uno de los primeros de laBepública. 

Hay en esta parroquia erigidas canó- 
nicamente varias cofradías y confiratemi- 
dades; las mas notables son las de Nues- 
tra Señora de Guanaguato, la de la vela 
perpetua y la de la congregación de S. 
Pedro. Entre las obras pias deben men- 
cionarse las que fundó el Sr. Retana pa- 
ra dotes de niñas huérfanas, y otra para 
socorros anuales de casadas y viudas. 

La sacristía y el bautisterio son suma- 
mente bellos; aquella está adornada con 
pinturas de Vidlejo, de incuestioiiable 
mérito; y éste que era el antiguo camarín 



DE'QEOGRAFU T ESTADÍSTICA. 



96 



de la Virgen, es el^giKute» aseado y mar 
gestnoso. 

Bl convento de S. Diego foé fundado 
por la miama provincia, i petición de los 
veeinos, el 22 de Enero de 1663, con li- 
oenciaa del virey marquéa de Baños y del 
jQhno. Sr. obispo D. Fn Marcos Ramírez 
del Prado. La referida provincia acudió 
de^>ues al rey para que confirmara la 11* 
concia otorgada por el virey; pero el con- 
sejo de indias con fecha 18 de Octubre 
de 1664, pidió informe al obispo, mandó 
suspender la fábrica y multó al asesor 
que eetendió^ ía consulta, por haberse co- 
mentado la fábrica sin espresa licencia 
del monarca: suspendida por tal motivo 
la fundación, no llegó á verificarse sino 
hasta "el año de 1667 en que se obtuvo 
por fin la real aprobación. En el capítu- 
lo de 1679 se erigió el convento en guar- 
diania. ' 

De resultas de la terrible inundación 
qne sufrió la ciudad en la noche del 27 de 
Jttfio de 1780) fuá necesario subir el piso 
de la mayor parte de la población y dejar 
^aterrados muchos y grandiosos edificios: 
tocó eeta suerte al templo de S. Diego, 
jimtaaiente eon el Tercer Orden y el con- 
vento; pero todo fué magníficamente re- 
pveaio por los antiguos condes de Valen- 
ciana y por algunos hermanes de la conr 
fraternidad da d Cardón. 

Las dos iglesias son muy bien construi- 
das y han sidahecmoseadaa ei año de liáA 
conforme al gosto moderno. £1 oonirento 
está dedicado i S. Pedro Jblcáptara,. del 
que posee una reliquia auténtica» el dedo 
índice ie la mano derecha que está colo- 
cado en una oostodia pequeña de plata 
sobre dorada. 

Mantenia esta cfuia una comunidad edi- 
ficante de seis religiosos qu^ trabajaban 
en la pr^ieacion y confesonario. 



En la iglesia principal hay dos capillas 
magnificas que están á los ladqs del pree- 
biterio. La primera está consagrada al 
culto déla Purísima Concepción. X^imár 
gen que se venera en ella fué colocada 
el año de 1735: después el venerable reli- 
gioso Fr. Manuel Mendea^ estendió mu- 
cho su culto é hizo adornar decentemente 
la capilla: permaneció ésta asi hasta el 
ano de 1846 en que el R. P. Fr. Luis Sán- 
chez le hizo bellísimas reparaciones, cons- 
truyendo un bonito templete y reparando 
la graciosa cúpula: se estrenó el nuevo 
altar el 2 de Febreí^ de 1847. 

La otra capilla en que se venera la de- 
vota imagen del Señor de Burgos^ es tam« 
bien decente y magestuosa. 

En los claustros del monasterio habla 
colocados algunos cuadros de mediano 
mérito. En la portería habiauna capilla 
dedicada á 9. Antonio. (1) 

£1 convento y hospital de religiosoa 
Belemitas lo fundaron los mineros el año 
de 1820 con el objeto de auxiliar á los mu- 
chos enfermos y heridos de las minas: los 
condes de Valenciana fevorecieron mu- 
cho esta institución: el año de 1820 que 
fueron siiprimidas las órdenes hospitala- 
rias, flervian los Belemitas una escuela 
con 600 niños, una botica donde se daban 
gratis las medicinas áloe pobres y el hos- 
pital con cincuenta camas. En los años 
siguientes, solo subsistió éste por la pie- 
dad y constancia de D. Matías Santoyo» 
que caritativamente cuidaba algunos en- 
fermos. Hoy está á cargo de las Hijas 
de la Caridad: sostiene hasta cien camas 
con un cuarto de barra de la mina de S. 
José de los Muchachos, que ].e donó el Sr. 
^ic. D. Juan Ignacio Godoy, con algunos 
de loa capitales de su primitiva fun4acip;x 

{ IJ BtUí €t§nlU g la igluia M Tmcer Qr4$v fa 90 1 
^xistett: fueron ¿•rribadma hace tiot anos para fonnar 
unm.e^ilá ai r fá tá é r d» te iglm^ffineépmL 



«6 



boletín de la sociebad mexicana 



y con el déficit que se cubre por los fon- 
dos municipales. La iglesia quedó á car- 
go del párroco desde el año de 1821. El 
canon era amplio 7 cómodo: pero está no- 
tablemente bajo por habérsele subido 
varías veces el piso, con el fin de evitar 
las inundaciones que algunas veces sufre 
la ciudad. 
El año de 1732 el Contador Real D. 

Agustin de la Rosa construyó á sus es- 
pensas la calzada y santuaño de Ntra. 
Señora de Guadalupe: éste se dedicó el 
30 de Noviembre de 1733: se venera en 
él una imagen tocada al oríginal: el Sr. 
Lie. D. Miguel Llórente^ adornó y com- 
puso esta iglesia el año de 1885 con fon- 
dos que habia legada para tal objeto el 
Sr« D. Francisco Marino, albacea de las 
señoras Irisarres: alguna vez se proyectó 
fondar allí un convento de monjas teresas: 
hoy cuida del culto el Sr. Lie. D. Domin- 
go Montero de Espinoza, último albacea 
del referido Sr. Marino. 

£1 magnifico templo de la Compañía de 
Jesús, fué construido por los Jesuítas y 
dedicado el año de 1765 pocos meses ate- 
tes de la «spuUdon de estos regulares. 

Ya he dicho antes que recien fundado 
Guanaxuato trajo el padre vicario una mi- 
sión de padres Jesuítas; desde entonces 
los habitantes los amaron tíemamonte, y 
pocos años después, el de 1616, jura^n 
por patrón de la viUa á S. Ignacio de Le- 
yóla. Durante el siglo XVII varias veces 
se pretendió la fundación de un colegio 
dirigido por estos religiosos: en princi- 
pios del siglo XVJll lo solicitó el oidor 
D. Fr. Antonio Bracamente oriundo de 
esta ciudad: la opinión estaba prevenida 
en fiívor de la Ckmipañia, cuando se hizo 
á S. Francisco Javier un solemne nove- 
nario en el templo de Ntra. Señora de 
Guadalupe: asistió á él la señora doña 
Josefa Teresa de Susto y Moya, marque- 



sa de S.Olemente quien de resaltas de la 
predicación, se fijó en el pensamiento de 
fundar en su patria un colegio de la Coro- 
pañia: se puso de acuerdo con su hijo D. 
Ildefonso de Aranda, eclesüstioo ilustra» 
do y virtuoso y oon el párroco D. Juan do 
Osio y Ocampo, quienes negociaron la 
fundación con el padre prdrineial Juan 
Antonio de Oviedo, que en esos diaa es- 
taba en Guanaxuato: por 61timo, la seño- 
ra Busto, el Sr. D. Pedro Betana, el mar* 
qués de Bayas D. José de Sardaneta, D* 
Francisco Iramategui, D^ Bernardo Biaño 
y D. José de Liceaga aprontaron las su- 
mas necesarias para la iundaoion y con- 
siguieron que los padres entraran á la 
ciudad el 2 de Septiembre de 1734: des- 
de luego se encazgaran de la enwanan«a 
de la juventud y oomenaaroA á conatmir 
el colegio de la Purísima Coiocepcioii que 
concluyeron dies y nueve meses antes 
de su expatriaeíon. 

El soberbio templo que leventarm es- 
tos regulares oomenzóá fabricarse el 6 de 
Agosto de 1747 oon mmensos tramos y 
gastos, porque fué preciso allanar ék tar* 
reno donde debia edificarse la besÜicapra- 
y ectada, y consumir grandes Bamsm en fe» 
bricar una presa que sominístrase la agua. 
Los FP. Ignacio Bafael Conmina y Joaé 
Joaquín de Saidaaeta corrieron oon la £í- 
brica bajo la dirección de un hábil arqui- 
tecto que habia en la dudad: llamábase 
éste Fr» José de la Cma, lego belemita 
que fué snstítnido defines por el ingenie- 
ro D. Felipe Acuña: 4 los diei y ocho anos 
de asiduos tralMgoB hubo de dedicarae el 
templo ooD inaudita aoleasnidad el 8 de 
Noviembre de 176S, cosodoya habían 
muerto los ilustres PP. Coromina y Sar- 
daneta. 

Tenia entonces el edificio las dimensio- 
nes siguientes: setenta y cuatroy liedia 



DE GEOGRAFU T ESTADÍSTICA. 



9T 



varas de longitad, treinta y caatro de lar 
tttad j vmnticHatro de cdtura: la nave de 
enmedio estaba coronada con una mages. 
tnoaa o6pida qfoé' remataba en ana cruz 
de gran mérito artíetioa: el costo total del 
oale^, templo y dotaGion^ exedió de me. 
dio miUon de peses* 

Gnanaxuato correspondió á los jesnitas 
los eminentes servieios que prestaron ¿ sn 
jnventnd-estadiosa yak» miserables ope* 
ranos de Iss minas. Profnndo fué el sen- 
tímisdilo qne las clases todas de la sole- 
dad mostraron por la ejecncion de la prag- 
mática de Garios III qne expatriaba aqne. 
líos hombres apostólicos. Sígnieron algiL 
ñas legoas los coches qne ^dneian i los 
religiosos espnlsos, pronmipieron en gri' 
tos de dolor, lloraron públicamente y de* 
damaron contra la iniquidad de nn decre- 
to tan despotice^ coínobi^baM». Estas ma^ 
nífestaciones de gratitad ocasionaron el 
injusto y iuldoso castigo qwr el visitador 
Gkdves imposo al' pueblo de la ciudad, de 
que eada lAo pagara un tributo de ocho 
mfl pesos, especie de multa que por equi^ 
dad satisfim el Tribunal de náneria, y sub- 
sistíó hasta el 86 de Setiembre de I8I0 en 
que el intendente BiaAo, conociendo la in-' 
d^naeiotí con que el pueblo soportaba tan 
inicuoyugoi puMicó la derogación de aquel 
decreto, creyendo que con este paso impe- 
diria los progresos del movimiento de Do- 
lores» 

Espulsadosloe jesuítas, el temploquedó 
bajo la jurisdicción ycuidadodelpirroco 
hasta que d P. Peree-iundó el oratorio de 
Son FeUpe Nbrí y b dotó con la hlMÚen* 
da de Cerritoa qvte era de su pertanoicía. 
La ftúidacion de bs oratoriaoos se hifloel 
16 de Mayo de l79S:desdeentoiioe8 cuida- 
ron del culto con empeño; pero tuvieron la 
debilidad de permitir que se reformara la 
obra material del templo» adelgazándolas 



columnas que sustentaban la cftpula del 
edificio: ésta se desplomó el martes 24 de 
Febrero de 1808 á las once y media de la 
mañana. Por mas esfuerzos que ha he* 
cho el vecindario no ha podido reparar 
ésta iglesia con la magnificencia que te* 
nia: se han aprovechado las naves prime* 
ras desde la entrada hasta la del cuarto 
arco que son las que cierran el templo ao* 
tual; éste, á pesar de una pérdida tan la* 
mentable, es todavía el primero de la ciu 
dad, tanto por su hermosura como por la 
magnificenia con que en él se hacen los 
actos del culto* 

Antes de la extinción de los regulares 
habiaenesta casaseis sacerdotes que ayu- 
dadan al párroco en la predicación, confe- 
sonario y dirección de una casa de ejer- 
cicios, que está contigua á este magnifico 
templo. 

Ademas de esta casado retiro hay otras 
dos en el recinto del curato, una contigua 
á la iglesia de Bayas y otra á la de CatSf 
ñtndadas todas ó protegidas por los Sres. 
presbíteros D. Juan Pacheco, D. José Ma- 
rta Garda de León y D. Marcelino Man- 
gas á quienes tanto debe la moral pública 
en Guanaxuato. 

Por muchos anos pensaron los vecinos 
de esta ciudad fundar en ella un convento 
de religiosos franciscanos: lo consiguió al 
fin el año de 1792 el Sr. D. Manuel de 
Otero, quien les formó provisionalmente 
una pequeña iglesia y un ruin monaste- 
rio: ftié ¿1 primer guardián el V. Pr. Pe. 
dro Buiz, religioso de gran virtud y lite- 
ratura, que falleció en esta casa el 11 de 
Marzo de 1800 con profundo sentimiento 
del pueblo. El convento grande debia ha'* * 
berse construido en la calle de Oantara- 
nas en el lugar donde hoy se hallsi la pa- 
naderia de la Soledad con todo el fondo 
de la plaauela de Mejiámora: no habiendo 



BOI^BTKf m tA SOCIBDAI) MBXIOANA 



podido Ilexarsdadelaateeate proyecto, los 
religiosos Q&iqbiaron el abo de 1829 du w 
tigua iglesia por la de San Juau que era 
mas grande y n^a& decente. Esta la halna 
coastruido y dotado ea fines del siglo an- 
terior el finado Sr. D. Juan An.toaio San- 
ta- Anna: los franciscanos la fuejon mejo. 
rando snoesiyamento baata.que el P, guar- 
dián Fr. José María Espinosa en los anos 
de 1850, 51 y 52 construyó todps los alte* 
res de piedra estucada co& limosnas q«ie 
le ministraron la Sra. D. ^ Florentina 
Echeverría y otros vecinos piadosos. Con. 
tal reforma la iglesia ha quedado liejino* 
sa y aseada» aunque desde luego.se le no- 
ta la falta de unidad arquitectónica* 

Ou&ndp los padres franciscanos entre- 
garon al páy:roco el pe$|ueno tempk) pro- 
visional que teiúan» puso éste la capilla al 
cuidado del Sr. Br. D. José María fuen- 
tes para que en eHa se le tributare culto 
á Nuestra Señora 4a Loi'eto. {l^te ecles 
síástico mandó derribar la iglesia antigua 
y construyó desde sus oimientos; u^. ele- 
gante edificio en forma de rotunda. B^if^ 
templo es muy bello y su. eje^Ui^n bonr 
ra la memoria del desgraciado acquiteoto 
que lo levantó: era éste uq no^iserabie ajr 
bañil aplicado y estudioso que fa$ asesi- 
nado por unos ladrones el a^o. de 185$, 
casi al concluir la obra que habia dirigi- 
do coa acierto y constanQÍik:.|>.or fin esta 
iglesia se estrenó el 8 de Septiembre de 
1853. 

£1 peqneñp templo y I^ Santa. Escuela 
de Señor San José, formaban en otr<)i ti/em- 
po e} hospital de iodips meidciipo?: he 
a{>up:tado ya que la qu/e.eaboy qb^UÍ». del 
colegio, fué la dé^ hpapital de tarascos: de- 
bo añadir que también liofi otomitea y 
m/exicanoa que venianá traNó^'^i>t ^^ 
minafl ó á o^merciav eu la ciudad, temaa 
hoBpitalea pt opioe dqnde posabaory oran 



atendidos ea sus en&tatedade»: el hospi- 
tal de loa primorosas wooce tod8;viacoQ 
este nombve, y tteoe vaa capilla decente 
dedicada ¿ la Purisíina Ckmcepctpm el se- 
gando, como Uevo dicfaOt está contígno á 
la Saoatta Escuela de Sisnor San José: U 
iglesia fué reedificada oqb los limoanaadel 
vecindario por P«. Juan. KartíiieBí y se 
estrenó el 19 de itosm de l^Mt el Sr. D. 
Ruperto OampoasanD, oon laudable celot 
ha decorado nquíBÍmameikie k imagen 
del santo patrón y aigue aoatenieade bu 
culto. 

La igtoaia de. Saa- Boque es un^ teinplo 
amplio y die sólida constnieckmt levantar I 
do en la pequeña píamela de su nenibre 
por los hennwee de la^x^fradia del Bos^ 
rio: filé erigido 4 medmdM del siglo pa- > 
ssido, y el culto se sosCenia Qoalas rentan 
de la reíbrida confiratemidail* 

Seipi. giebastían ea uia i^aia aélida y 
d^ laal guita qua está oputígiíaal ampo- 
santo; fué construida ba4e jnas. de eiea 
anos eii la aalidia dsjla ciudad paia el pa- 
seo de la Fvesa: viye sAli.de ^é un f^te 
vioariü, sirye de ^yuda de parroquia y 
hcQT aot ella una. hermandad, de I» Yek 
Perpiatua. 

. Im igieaiaa de Pa«do y del fieil^v del 
Buen Viij^ no paiAn de «nw míieraUes 
capilla 

Pertenacoi 4 eate curato miu^has po- 
blaciones pequeñas que se hallan en las 
nüiMa y haciandas de plata át las inrne. 
diaoiaiieB; £1 óaauo de la ciudad encierra 
36«5d& ueeiMSf la aína dA ¥aleBcifltna 
tiene lv8M, i pasav die la decadencia en 
qa» se» encuentra: dné algunas 'noticias 
de>eUa y de ha ottaa que lé han^dado al 
mineral tanta celebridad é> iihpovtancia. 

Bata población, iaaftvnoaften otro tíem* 
pOt es hoy un raonéon. de raiuaa. Ha liati^ 
ma oonitemplár be edificioa deafedlLadDS y 



DB GEOGUÁPIA V ESTADÍSTICA. 



9« 



»in puertas: las calles empedtadaa y sin 
habitantes: k población se ha^oncentrado 
á la plasa en dmde están constmidas las 
cassu3 de mas valor,. qne las han d«do stm 
dueños iin renta á los que se ofrecen i 
cuidarlas. De esta sola mba se han es- 
traidof mtoa que produjeron mas de ciento 
cincuenta mfllones de pesos. El tiro ge- 
neral de ella es la mayor profundidad co^ 
nocida en el mundo, que ha hecho la ssa^ 
no del hombre. 

La ma^lRoa iglesia que domina á to- 
dos k)s edificios se construyó, con lictocia 
pontificia, á ^pensas de los duéfiod de la 
miné) y se ee^enó el 7 de Agosto de 1788: 
Fué desde kiego «nftquecida por el Sn 
Pío VI 'con muchas indulgencias y eSgu- 
tios jubileos perpetuos. 

La plantado su primitiTa construcción 
era tan grandioáa, que ocasionó zelos al<m^ 
ra de QuanaJcnato D^ Mainel Fernandez: 
reclamó éste ofiaialmente porque se le^ 
vantaba unabaiílica «ruaildd la ucencia se 
había otcargado paiia unaoqaiUa: se le díé 
á «BfaL espeoie tgMla Im ÍBíportaDoía que se 
concedía ^entonoes á las de su dase, j des* 
pues de renidos debaites^ se transó el ne^ 
goc4o, conviniendo eh que la obra no si- 
guiera adelante: se conduyó por lo mi»- 
mp donde iba y porotal mc^trvo la iglesia 
quedó con un cuerpo de meno». El reta- 
blo principal, dedicado á San Cayetano, 
impoftó cuarenta mil pesOs: loe cnatto al« 
tares del canon fuenm construiéos ^M 
mucho gusto: el <Srgand es doble, tiene 
cuatro fuelles y eiiieuetitta misturaái^ Aot^ 
lamento con que se estrenó la íglefsia ed 
tan ^ico que el tisú de qtte fué foimadó 
costó á 80Ó pesos vata: las pinttfras soii 
de baát«inte mérito attistico. 

A los lados del altar inayor so éücuen- 
tran dos capillas: en una se venera la ima- 
gen de Jesucristo Crucificfado conocida 



con el nombre dd Señor ád Perdón: la re- 
paró con deconcia y buen gusto el Sr. ca- 
nónigo D. José Alejandro Quesada el año 
de 1888 que servia dé capellán á la feli- 
groííia. Es muy notable en esta capilla 
el cuadro que representa á Saíi Cayetano, 
pintura Soberbia de algún insigne pintor 
de la escuela española. 

Bn la otf'a que estuvo dedicada á San 
Juan Ñepoinueefno y fué adornada el año 
de 1813 por el bachiller D. Apolinario As- 
peitria, colocó el mismo Sr. Quesada el año 
de 1888 una bellísima escultura de la Con- 
cepción Itnnaculada de ííaría que donó 
é. Sr. D. ígnacio Frago&o. 

Hay una tercera capilla en el lado iz- 
qtíieído fle la entrada de la iglesia donde 
se Venera uña devota imagen de Jesús 
Nazarteo que donó el Bi*. D. Ignacio Ver- 
gara. 

Los oondes de YalenciaiRa pensaron fum 
dar un monasterio de FP. Teatinoe que 
ctxidadran del ouHo de la iglesia^ y con es» 
te fin eonsitruyéroñ una casa cómoda que 
otíupaoQt los capdUbnes: estos fueron al 
prindpio cuatto hasta el año de 1810 que 
se redujeron á dos. El año de 845, en que 
décayeit^n absolutamente los productos 
dé la mina, .quedó la iglesia al cargo de 
un solo ministron 

Los gástbs del culto &e costeaban con 
el valor de uúa piedra de mano que saca* 
bis semanariamenlte cada uno de los ope- 
rarios y que Uegó i produciir hasta quince 
mil pesos atnuaies: con esta renta se hizo 
«m mí^nttfco servicro de plata qáe duró 
hasta el «ño cte 1816 en qée los parcio- 
neroB de la mina lo pidieron prestado 
para socon-er las necesidades que les 
oci£Si<mó la revokioíon: al hacerse el re- 
parto, el antíguo «onde áe Pérez Gktlvess 
mandó devolver la porción que le tocaba 
y comprar de su buenta las piezas mas 



100 



boletín de la sociedad mexicana 



necesarias para el culto que después donó; 
aun se conserva original la carta en que 
dice á su apoderado D. Anastasio Alegre 
"cuando yo doy una cosa á mi cochero y 
él la recibe suya es y no mía: él puede 
disponer de ella y no yo: Dios no es de 
peor condición que mi cochero, y vd. ha 
hecho muy mal en recibir lo que no me 
pertenece:'** ejemplo de moraliíiad que 
ha premiado el Señor con las prodigiosas 
bonanzas que las minas dieron á su car 
sa, á la vez que las familias de los que 
ocuparon la plata se encuentran hoy casi 
en la miseria: el conde regaló también el 
año de 1826 doce magnificos blaudonoi- 
llos que hizo construir en Londres para 
el altar del Santísimo: por último el Sr. 
D. Melchor Campuzano regaló á esta igle- 
sia seis bellos candelabros de plata. 

Mellado cuenta hoy con 1850 habitan* 
tes: la mina de este nombre es una de das 
mas antiguas y dista media legua de Guar 
naxuato: los dueños de la negociación fa« 
bricaron una bonita iglesia y una vivien- 
da decente para tres capellanes que do- 
taba la mina: el 8 de Octubre de 1752 la 
marquesa viuda de San Clemente y loe 
Sres. D. Juan Antonio de Quintana, D. 
Domingo de Alegría, D. Lorenzo de Ola* 
zábal y D. Gonzalo de Aranda firmaron 
un convenio con Pr. Antonio de'Artalejo, 
facultado por la provincia de Nuestra Se- 
ñora de la Merced, en el cual se estipuló 
la fundación del hospicio qtie tienen alU 
los religiosos de esta orden, bajo la con- 
dición de que todo volvería á los dueños 
de la mina el dia que una autoridad su- 
perior impidiese á loé mércedaríos habi<- 
tar el monasterio: estos desempeñaron 
fiel é infatigablemente k administración 
por el espacio de ciento oohaaiob; el enl- 
to de esta iglesia era muy decente: es 
bastante celebrada la función anual que 



hacían los religiotios en honor de Nuestra 
Señora déla Merced:. la administración 
espiritual de esta población está al cargo 
de un padre vicario que nombra el cura 
de Guuiaxuato* 

Inmediata i Mellado se ^encuentra la 
devota capilla del Señor de- lee Trabajos 
que construyó un piadoso albañil llamado 
Encamación, con los aiulilios que le mi- 
nistraron los presbiterós D* Juan N. Pa- 
checo y D. José María Gorct^ de León: 
esta iglesia se estrenó el 6 de Enero do 
1834: se recuerda todavía la época de stt 
fundación por los costosos altares de las 
posas que pusieron los mineros en las 
calles por donde pafió la prooesion. 

Mellado es la tnica mina de este dis* 
trito que no ha cesado de dar utiUdadea 
i sus dueños desde que. se descubrió has- 
ta la fecha. 

La mina de Bayas es también muy an- 
tigua, dio grandes bonanzas ¿ los parcio- 
neros, y hoy todavía costea los gastos de 
BU laborío: tieme 750 habitantes, una her- 
mosa iglesia oeaistraida por el primer 
marqués de Bayas y una caaa de ejerci- 
cios qne construyeroti y dataron los se- 
ñores presbíteros Paobeeo y García do 
León: el primero fué muchoer años cape- 
llán de esta casa en.la que falleeió el de 
1839 diospuea de haber prestado provecho- 
sos servicios á los fieles y de haber edi- 
ficado k ciudad con sus virtudes: el P* 
León fué ayunos años rector y catedrá- 
tico dol colegio de la Purísima Concep- 
ción: dio reglamentos al establecimiento. 
y amó con ternura á la juveutud estudio- 
sa: tenia un anhelo vivísimo, por fundar 
casas de ejercicios en cuyas obras gasta- 
ba cuanto adquiría; falleció en Guana- 
xuato el año de 1844. 

La mina de Bata tiene una población 
de 350 vecinos y un hermoso santuario 



DEL OBISPAIVa DB MICHOACAN- 



165 



ea que se venera la imagen del Señor de 
Villa Seca: esta iglesia fué construida en 
172& por D. Juan Martinez de Soria y 
ios dueños de las minas de Cuta y San 
Lorenzo: contigua á ella hay también 
otra casa de ejercicios en que se dan cua- 
tro tandas de retiro anuales. 

El año de 1724 tuvo esta mina una bo- 
nanza que duró once años en que ¡irodujo 
á sus dueños mas de 10.00,000 de pesos: en 
fines del siglo dio otra que duró hasta el 
aoo de 1810: el de 1861 se concluya 
un zocabón muy amplio para desaguar, 
por el tiro de esta mina, la de Sirena que 
está mucho mas elevada: la comunicación 
con el tiro se verificó el 22 de Marzo con 
un costo de treinta y nueve mil cincuen- 
ta y siete pesos y con una ostensión de 
setecientas varas. 

A mas de las capillas de las minas 
que he mencionado hay otras en las ha- 
ciendas de Pastita, Flores, Escalera y San 
Clemente, y la de la Presa de la Olla que 
construyó el año de 1848 el Sr. D. Ceno- 
bio Vázquez. 

El curato, como he dicho, abraza un 
territorio de once leguas cuadradas que 
contienen 42,000 habitantes: está servido 
por un párroco y cuatro padrea vicarios: 
puede mantener con comodidad hasta 
veinte y cinco sacerdotes. 

Báetame hablar de la vicaría fija del 
moate de S. Nicolás: es este un mineral 
pequaio que tiene en el casco 880 veci. 
nos y mas de 3,000 en las minas y ran- 
chos adyacentes: lo adíaimetra un viea* 
rio del párroco que debe vinar los diaa 
festivos: la iglesia es pequeña y poco 
asaada; hay a()ui un cax^po santo pequeño 
y mitexable. 

ELacha mención de los edificios religio- 
sos á& esta ciudad, daré alguna idea de 
k)i;üt]?a» <|jie Isf deoocaí}» tsi ccmb á^ loa 



establcqimicntos de instrucción y benefi- 
cencia que posee. 

El gobierno tiene un palacio bien cons- 
truido, contiguo á la cárcel pública, y al 
fretite de la iglesia parroquial: el congre- 
so tieAe otro en la subida de la plaza: en 
eiíto edificio se han colocado el Tribunal 
de Justicia, el Ayuntamiento y las ofici- 
nas de Hacienda pública: est^e palacio fué 
antes una cosa particular que pertene- 
ció á las seiVoras Iriasares: es muy bo^ 
lio y oertá sólidamente construido: llam€tn 
también la atención del viagerolas casas 
de D. Guadalupe IbargUengoitia, doña 
Concepción Otero, D. Gregorio Jiménez, 
dofta Florentina Obregon y D. Marcelino 
Bocha, la ha^cienda de Flores, la casa de 
diligencias, el colegio, el ensaye, y otras 
muchas que tienen cada una, en su linea, 
grandes bellezas de construcción de las 
que no se avergonzaría la capital de la 
Hepública: las fincas urbanas de muchos 
particulares demuestran el adelanto en 
las artes y tienen un tipo grandioso y 
peculiar, son generalmente de dos pisosi 
sumamente aseadas, y notables por su be- 
lla arquitectura. 

Sobresale entre todos estos edificios 
por su magnificencia, la mages tilosa Alhon- 
I diga de Granaditas que está situada en 
medio de la cuenta de su nombre, cerca 
del punto donde se juntan el rio de Cata 
y el que atraviesa la población: fué cons- 
truida el año de 1785 por el intendente 
D. Juan Antonio Riaño: es un cuadrilon- 
go, cuyo costado mayor tiene 80 varas de 
longitud: tiene en el exterior dos pisos 
por los lados del Norte, Oriente y Ponien- 
te; y por el liensu> del Sur, tiene tres por- 
que asi lo exigió la desigualdad del ter- 
reno: me abstengo de hacer una descrip- 
ción minujciosa de esta bellísima obra, 
pcir^ ctoi tóduB xnxelrtroB bietefti^dtn:^» 

2ft 



166 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



hablan de ella con el elogio que merece. 
Son muy sabidos los terribles acontecí* 
mientos que se verificaron en su recinto el 

año de 1810. 

El colegio de la Purísima Concepción 
lo fundaron los señores D. Pedro Lascu- 
rain de Retana y la marquesa de S. Cíe* 
mente doña Josefa de Busto y Moya: 
mientras fué dirigido por los jesuitas pro- 
dujo hombres insignes en ciencias y vir- 
tudes: expatriados estos religiosos que- 
dó cerrado por algunos anos hasta que el 
gobierno español lo restableció en fines 
del siglo pasado» siendo su primer rector 
el padre D. Pedro Regil: en él ense- 
ñaron los célebres profesores Rojas y 
Diosdado: el primero abrió un curso de 
matemáticas, al que asistieron los seno- 
res D. Lúeas Alaman y los tres Busta- 
mantes, D. Benigno, D. José y D. Miguel: 
el segundo tuvo por discípulos á esos 
mismos señores y á los muy conocidos D. 
Juan Ignacio Godoy, D. Juan José Espi- 
nosa de los Monteros, D. Juan B. Mora- 
les, D. Manuel Baranda y algunos otros 
de menos nombradía. El primer congre- 
so del Estado mandó reconstruir y am- 
plear este colegio el año de 1826; era go- 
bernador entonces el Lie. D. Carlos Mon- 
tesdeoca quien encargó la dirección de la 
obra al catedrático de mineralogía D. 
Juan Méndez Arroyo: concluida la refor- 
ma del edificio se abrió el establecimien- 
to el 24 de Febrero de 1828. 

Se enseñan en él los idiomas latino, 
francés é inglés, el primero y segundo 
curso de matemáticas, la física, la quími- 
ca, la mineralogía, el dibujo, la pintura, 
la delineacion, la música, la gímnacia, la 
religión, la retórica, la teología, la geo- 
grafía é historia, la lógica y metafísica, la 
economía política, el derecho natural, el 
público, el de gentes, €4 civil, el criminal 
y el ctóómcb^ 



La fábrica material de este estableci- 
miento es elegante, sólida y grandiosa: 
su capilla es amplia y llena de luz, tiene 
un altar de piedra estucada dedicado ala 
Purísima Concepción: en esta capilla se 
han colocade los retratos de los fundado* 
res, y algunas buenas pinturas de Cabre- 
ra y de Juárez. 

Cada joven tiene su cuarto, la comida 
y el servicio son los mas decentes que he 
visto entré todos los colegios de la Repú- 
blica: el estado sostiene un alumno por 
cada municipalidad. Las cátedras do fí- 
sica, química y mineralogía cuentan con 
escelentes aparatos, instrumentos y de- 
mas útiles para la enseñanza: hay también 
un observatorio astronómico y una bi- 
blioteca pública con abundante surtido 
de obras científicas y morales: por último 
la academia teorico-práctica de jurispru- 
dencia, planteada el año de 1851 por de- 
creto del' octavo congreso constitucional, 
cuenta con alumnos muy distinguidos. 

Guanaxuato tiene también un hospicio 
de pobres, un montepío, un bello esta- 
blecimiento de baños, una casa de dili- 
gencias, decentes hoteles, ocho mesones, 
una oficina de telégrafo, muchos depósi- 
tos de agua potable que introdujo á la 
ciudad el año de 1859 el Sr. D. Marceli- 
no Rocha, de muy buenos puentes pa- 
ra atravesar los arroyos que cruzan la 
población, dos imprentas, una adminis- 
tración de correos, im buen teatro que 
se estrenó el año de 1826, una plaxa de 
toros, una casa de moneda y gran núme* 
ro de almacenes y establecimientos de 
comercio. 

Las calles son irregulares, esceden de 
ciento veinte, están bien empedradas y 
tienen buen alumbrado; la plaza mayor 
es una cuchilla de terreno desigual y las 
^e se Hamia ^Itztielto de Si Hiégó, Me* 



DBL OBISPADO DE mCHOACAN. 



IttT 



jiamora, de San Femando y San Boque son 
pequeñas y de forma polígona: los paseos 
BO reducen á una pequeña alameda que 
se está concluyendo en la entrada de Si- 
lao, y el de la Presa de la Olla donde los 
vecinos principales han fabricado bellas 
quintas y casas de campo. 

£1 rio. qué nace en el monte de San Ni- 
colás, y los distintos arroyos que corren 
por las cañadas sobre las que está asenta- 



El ayuntamiento de Guanaxuato co- 
menzó á ejercer sus funciones desde que 
el monarca español concedió al mineral el 
titulo de Villa que fué, como dije, en 1619: 
el de ciudad le fué otorgado en 8 de Diciem" 
bre de 1741: los fondos municipales fue- 
ron acreciendo sucesivamente hasta lle- 
gar á producir cerca de setenta mil pesos 
anuales, con los cuales esta corporación 
atiende á los ramos de instrucción, salu' 
bridad, beneficencia, comodidad y ornato. 

El escudo de armas que el rey dio á la 



da la ciudad, atraviesan de tal manera mu- 

ehas de las calles principales, que casi to- 1 

das las casas tienen desagüe fácü y cómo- 1 <5Í«dad, contenia una estótua con los ojos 

do esto hace que la ciudad sea Umpia, asea- vendados, con un cáliz en una mano y una 



da y sana en tiempo de aguas, en que las 
corrientes arrastran las inmundicias; á la 
ves que se halla pestilente, asquerosa y 
«afermiza en tiempo de secas, en que las 
f^uas no tienen fuerza para conducirlas 
fuera del recinto de la población. El ayun- 
tamiento gasta cada año sumafl considera- 
bles en la limpia del rio. 

Una compañía inglesa tiene contratada 
la casa de moneda y el Apartado desde el 
año de 1826 en que se plantearon estos 
establecimientos. Es muy sensible que 
nuestros disturbios políticos hayan fijado 
en manos estranjeras estos recursos tan 
productivos para el erario, recursos que 
han dado á los empresarios una utilidad 
líquida de mas de tres millones de pesos. 
¡Cuántos sacrificios se hubieran ahorrado 
á los pueblos, si el gobierno hubiera con- 
tado con esa enorme suma para socorrer 
sus necesidades! 

Se han acuñado en esta casa mas de 
ciento cincuenta millones de pesos: el año 
de 1850 se sellaron mas de ocho y medio 
mil^pnes. El ensaye se planteó el año de 
1826, y el de 1850 repuso y mejoró notar 
blemente la localidad el Sr. gobernador 
D. Lorenzo Arellano. 



cruz en la otra representando la Fé. 

El Tribunal de minería conoce de los 
negocios do minas con arreglo á las orde- 
nanzas y á algunas leyes del Estado que 
han modificado su jurisdicción. La admi- 
nistración judicial está confiada á dos jue- 
ces de letras, cuatro alcaldes y gran nú- 
mero de tenientes que se conocen con el 
nombre de arixiUares. 

Entre las mejoras materiales que llfi. 
man la atención, la mas notable es la de 
el ccmdno nuevo que conduce de Guana- 
xuato á Silao. Se comenzó en 1767 por 
la falda de las montañas que forman el tor- 
tuoso cauce de la cañada de Marfil, y des- 
pués de haberse gastado cerca de medio 
millón de pesos, no pudo concluirse, sino 
hasta el año de 1852, durante la adminis- 
tración del Sr. Muñoz Ledo, con un costo 
de poco mas de cincuenta mil pesos. Es- 
ta obra tan necesaria como urgente duró 
cerca de un siglo, y las pensiones que se 
colectaron para ella escedieron con mu- 
cho de un millón de pesos. Las obras 
principales que se han ejecutado para ha- 
cer transitable este camino consisten: en 
un magnifico y elevado puente de un solo 
arco, que dá comunicación á la ciudad con 
el barrio de Tepeiapa^, en la apertura del 



l»-^ 



NfíTIríA.- V\ri\ LA HISTmIMA 



jne- íorrr-i'-IeT.:--, r en tre* L .'na-i^r^ p"-en- 
te^ co!.-tra:d:*5 =-j'"re !:•» rl-rs «ii- Gain.^- 
xn^.ío T Santa Ana. 

ta capital á la a»i:aln!-tri.?!'''n ^oí Hr. p> 
bemador D. Man-i*:*! D-hrAíz k^ pieRt^^s- 
T Ivivedais qiie ?€ h^n levanta/l "> «ibre el 
tío en la calzada de X neutra Señora de 
Ouanainíito. en la espalda del '•onvento 
de San Diego v en otro? punt.'>> de mucho 
tránsito: la plazuela de Belén, formada 
en el antizno corral inmediato á la ig-le- 
fiia de este nombre, la Al«imeda, qne co- 
me nz4> el Sr. Arellano y se ha mnclnido 
casi, el macrnífico Cementerio nuevo y 
las mejoms del alnmbnulo y empedrado 
de las callea. Es may t^ea^tíble que al^rn- 
ñas de ellas no se hayan practicado con la 
previa indemnización del valor de las pro- 
piedades! ocapadas ó deinniida.^, qne de. 
mandan la razón y las leyes. 

La ciudad tiene una fuerza de policía 
dotada por los fondos municipales. £1 
mercado está siempre tan bien provisto 
como el de México, con escepcion del pes- 
cado qne solo se encuentra en los dias de 
vigilia : el pan y las carnes son tan bue- 
nas como 0U Europea: cuanto es necesario 
para la vida y hasta las cosas mas super- 
finas se hallan con abundancia. Las aguas 
nevadas y los helados qne se hacen en es- 
ta ciudad no tienen rivales en la Repú- 
blica. 

Por ultimo, cerca de la ciudad existen 
varios objetos dij^os de una mención es- 
pecial. El fuerte de San Miguel cons- 
truido en la mesa del cerro de du nombre, 
es una especie de ciudadela que domina 
completamente la población. Hay tam- 
bién en la cola de la Presa de la Olla va- 
rios lozeros de donde se sacan las bellísi- 
mas canteras que sirven para loe emban- 



'iiet id "S. f .oh'Vlis y e-r<dera5 de Iss £r*- 
c^< urb ii.s.-: en zii^irmrvi psríe de I^ Reí '1- 
r.'Ii'.-i ere » que h -ya lozas de c^íi? trece ::rk 
i^zi luenria». ¿mMíJ^is y henc->??i5 como en 
i:»> I jzerr;5 de Guanaxuato: asi es que k-»- 
e<i:ñcí>í* son tan admirable?» como «orpren- 
d*?:i:e¿, por Li belleza sol:dt?z y tersura, 
de esta cl-ise de piedra. Los icxenim 6*?ri 
unas enormes cisevas. abiertas i aiann. 
cuyos cielos esiÁn sot^tenidos ^fur pila- 
res de la mi^ma piedra: en ellos están 
los bancos de las cuteras ó cuartanes 
que c(t:ivi.Ian al viajero á des^:ansai' y á 
disfrutar de la agradable frescura y cdari- 
dad de esos salones encerrados en el co- 
razón de las montanas. 

La tierra de ladrillos y la arcilla para 
la alfarería son <in duda de las mejores 
del pais, por cuyo motivo gran númeru 
de operarios í«e ocupan en e^a clase de 
trabajos. También se fabrican las hent.v 
sisímas fiaras de plata peya, qne con 
mucha avidez compnuí los europeos para 
llevarlas i su patria como un objeto de 
ctiríoádad, y para dar á conocer las cos- 
tumbres de nuestros mineros. 

La ciudad de Guanaxnato en el tras- 
curso de los cincuenta y tres años de nues- 
tras discordias civiles ha sufrido dies ata* 
ques terribles; el mas cruel de todos que 
destruyó su floreciente comercio, fué el 
que dio el Sr. cura Hidalgo el 29 d« Sep- 
tiembre de 1810. El mineral ya no pudo 
reponerse á su antigua florescencia: en 
esa época sus fincas urbanas tenían un 
valor de cinco millones de pesos, incluso 
el precio de las haciendas de beneficio: 
hoy apenas llegará á tres millones. 

Xo debo omitir, al hablar de esta ciu- 
dad, que el ano de 1784 hubo en ella por 
mucho:» dia«? ruidos subterráneos que lle- 
naron de terror al vecindario y lo hicie- 
ron abandonar la población. Se ha crei- 



I>EL ()BL-PA1>0 DE MK'IIOACAN. 



16i* 



do que fueron ociisionados por graudet? 
peñascos que se desprendieron en e«os 
dias de la cima de una de las montanas 
inmediatas. 

El pueblo de la ciudad es religioso, vi- 
vo, Víiliente y sumiso á las autoridades: 
Ja clase minera «e entrega frecuoutemon- 
te á la embriaguez, al juego y al desor- 
den en los dias festivos en que despilfar- 
ra en un rato lo que con tantas fatigas y 
peligros lia ganado en La semana. La ma- 
yor parte de los habitantes son de raza 
española ó mista: hay ciento ochenta es- 
tranjeros .europeos y muy pocos indios. 
•Uno de los objetos de lujo en los vecinos 
acomodados es un magnífico caballo de 
silla: el número de coches es corto por lo 
desigual y molesto del piso. 

La situación geográfica do la ciudad es 
4 lo^ 2^ 30' áe longitud del meridiano de 
México y 2P W 50.3" de latitud: ed cp- 
rak> liúda por el Oriente con el de Do- 
lores, por el Noiie .con el do Santa Ana: 
por el Sur y por 0I Oe^te con el de Marfil. 
£1 ^mqieipio liqda por el Norte con 
los de la Lu2 y Sao Felipe: por el Oriente 
con el 4o Dol^i^res: por el Poniente con el 
de Bilao y por el Sur oou el de Irapuato. 
<}oncluyo las JxotíciaB de esta eiudad 
con -una reseña de los lioiabces distinguii- 
,dos .por su capaoi4^f inatrucaion ¡y bene* 
ficenci^, ó por los aeryieios ^ue presta- 
ron é. su pati^iA* Dur^ngte los .trefi si^l^s 
de la dominaeion >esp|iñoia fiorecifur<Hi tos 
Aug^tos -fi^uientes: 

fil P. jetiuita Anafés Prudencio de la 
Fuente que nació en 21 de Mayó de ffíñ^: 
salió espulso á Italia con -todos los indi- 
viduos de su orden el año de 1767 y es- 
cribió en iftágüiificos versos latinos su cé- 
lebre elogio y descripción de Marta San- 
tieima de Guadalupe. 



1). José Ignacio Bartolache: nació en 
30 de Marzo de 1739, se dedicó al estudio 
de la medicina y de las ciencias esacta^: 
fué un buen químico, se distinguió tai^i- 
bion como astrónomo y botánico: escribió 
varias obras que hacen honor á su litera- 
tura: la mas celebrada es la "Observación 
aatronórpica del paso de Venus por el 
disco del sol" que fué reimpresa en París: 
falleció en fines del siglo pasado. 

El P. jesuíta Andrés de Bazuerzabal: 
nació en 30 de Noviembre de 1748: salió 
desterrado á Italia donde falleció: escri- 
bió un curso de filosofía y fué reputado 
como uno de los mejores ingenios de su 
época. 

Fr. Diego de Burgos, religioso meroe- 
dario: el P. Manuel de Cantabrana, jesuí- 
ta, los eclesiásticos seculares D. Pedro 
Regil y D. José Antonio Rañgel catedrá- 
ticos del colegio de la Purísima Concep- 
ción en fines del siglo pasado y el P. je- 
suíta Pedro Zorrilla se disringuieron co- 
mo oradores y literatos. 

El P. Andrés Valencia, jesuíta, celebra- 
do por au virtud y sabidurías nació en 
1578: falleció en Puebla en IMi: dejó 
inédiias algunas obras taolAgicasv y publi- 
có las vidaa de •alg'Uuos varones ilustras 
4e la Compi^ía de Jes;;^ 

Si cólebire humaniala P. Magdaleno 
Osio: nació en:^ de Novievtbre de 1746: 
tomó la sotana de la Compltñta de Jesús 
y se hizo noteíbie en Italia por su vasta 
literatura: falleció en fines del siglo pasa- 
do, dejando inéditas algunas de sus obras. 
El P. Manuel de Guevara y Basosábal, 
autor del curso de filosofía que ha servi- 
do de texto tantos años en algunos cole- 
gios de España y Puebla; fué un jesuíta 
ilustrado y se distinguió como teólogo, 
orador, naturalista y matemático: iulleció 
en Italia en principios de oste siglo. 



Ktí 



XOTICIA? PARA LA HL^ToHlA 



La poetiza D. ^ María Josefa Mendoza 
que (alledó dorante la revolacioa de 1 SIO, 
dejando publicada* é inéditas al^iia:§ 
Cfympo^H'íoaeñ en ver»o. 

El Kr. D. Pedro I^acio Lejarzar, en- 
navador mayor de la.- cajas reale?, perito 
en matemátu^ai} y antor de varios trata- 
dor »r>bre amalgamación y ley de los me- 
tales precirií«os de Goanaxuato: falleció 
en 6 de Octubre de ITOT, y dcspaes de bu 
muerte se publicaron algunos libros ascé- 
tico» que dejó inédito». 

El Dr* D. Joan BaDtij«ta Arechederre- 
ta, hermano por parte de madre del Sr. 
D. Lucas Alaman: fué canónigo y gober- 
nador de la Iglesia Metropolitana, de 
buena literatura y sólida virtud» 

El Sr. D. Lücaa Alaman, célebre por 
los altos puestos que desempeñó en Es- 
paña y en México, por su amor á las cien- 
cias, y por los escritos históricos y políti- 
cos que le han grangeado una reputación 
europea. 

El 8r. D. José María do Bnstamante, 
naturalista, poHtíco, geógrafo, astrónomo, 
geólogo y botánico: enrríqueció la fisíca 
con un nuevo termómetro aplicado i me* 
dir alturas, perfaccionó el teodolito, des- 
cubrió nuevas plantas y sustancias mine- 
rales, fijó los cerros y bsgares principales 
del Estado de Guanaxuato, adicionó las 
obras de Lineo y falleció el ano de 1824 
á la edad de 35 aftos. 

Los Sro8. D. Benigno y D. Miguel Bus- 
tamante hermanos del anterior: el prime- 
ro nació accidentalmente, en Queretaro; 
pero debe reputarse y él mismo se repu- 
tó siempre como Gnanaxuatense: fué geó- 
grafo, botánico y estadista. El segundo 
w!V¡ó mnchop anos la cátedra de botáni- 



ca; y amho6 publicaron varias «A- r.¿s cien- 
tíficas que hacen Luijor á ¿u saber. 

El Líe. D. Juan J'»«*» E«p¡iií»?a de l*»^ 
Moiitert>« á qn!i?n el I*r. Mora califica co- 
mo «« houJ,rf Jí*¿p*r4',r a^ rwitf«2Í09 qwBt no 
viemen al mhüdo »ífo inrd'^ ó pootu rrn^. 
como dpr¡h«er jnritr.,^dio dt la JRe^ú- 
Uica: &Ueció en IM^, 

El Lie. D. Cíírlr* Moiitesdeoca,notal!f 
por el acierto y honradez con que gober- 
nó el Estado en !.>> años de 1826 á 1S30: 
él reorganizó el colegio de la Purísima 
Concepción, erigió la escuela lancasteria- 
na normal y creó en cierta manera las 
rentas generales del Estado y las munici- 
pales de los pueblos. 

Loe Sres. D. Juan Ignacio Godoy, D. 
Manuel Baranda» D. Juan B. Morales y 
Dr. D. Casimiro Liceaga son bien conoci- 
dos por sus talentos y literatura. El Sr. 
D. Juan del Valle se distingue ya por 
sus Composiciones poéticas. Son dignos 
de un recuerdo especial por los grandes 
beneficios que han hecho á los habitantes 
de esta ciudad, por los establecimientos 
que fundaron y por las mejoras materia- 
les que protegieron los sugetos siguien- 
tes: el oidor D- Juan Antonio Bracamen- 
te, la Sra. D. ^ Teresa de Busto y Moya, 
los PP. jesuitSB Coromina y Sardaneta, el 
marqués de San Clementei los condes de 
Pérez Galvez y Valenciana, los eclesiás- 
ticos D. Juan Pacheco, D. José María 
Oarcia de León y D. Marcelino Mangas, 
fundadores de las casas de ejercicios de 
la ciudad: á el filtimo debe mucho la ju- 
ventud Guanaxuatense por haberse con- 
sagrado 45 anos á la enseñanza gratuita; y 
cuando, como catedrático, recibía alguna 
indemnización, consagrábala á los pobres: 
fiftUeció este sacerdote respetable el año 
de 185». 




' i£ : '.'.J-r.V i, 



aB"IPMAKCELINO MANGAS. 
1*^Secí»rdelCt>lefif¿ CuámLJuai,de^utsésuresbHecimúiiU. 



DEL OBISPADO DB MICHOACAN. 



171 



MARFIL- 

Este real de minas es un suburbio de 
Guanaxuato, del cual dista una legua jus- 
la, y á cuya proximidad debe $u exis- 
tencia. 

Está situado en una cañada profundaí 
único punto por donde pueden entrar los 
carruajes á aquella capital. Todos los in- 
genios ó haciendas de beneficiar metales 
que hay por ese rumbo están construidos 
á las orillas del rio, lo mismo que gran 
parte de las casas: muchas de éstas se ha- 
llan diseminadas en las laderas de los cer- 
ros en una forma irregular y pintoresca. 

La primera iglesia que se levantó en el 
vecindario fué una capilla dedicada á la 
Sontísima Virgen María, que sirvió des- 
pués de hospital de indios. Existe todar 
via en la eminencia donde fué construida: 
sus altares han sido renovados, y el cuito 
06 sostenia con los fondos de una antigua 
cofradía. 

La parroquia es mx buen edificio, am- 
plio, sólido y elegante, construido á me- 
diados del siglo pasado. Sus altares y 
eaculturas fueron renovadas por el Sr. cu- 
ra D. Crescencio Anguiano en los años de 
1841 á 1852. Hay una capilla que sirve 
para el depósito del Santísimo, donde es- 
tá fundada la hermandad de la Yela per- 
petua. En este templo hay erigidas tres 
cofradías: la de Nuestro Amo, la de la 
Virgen y la de Animas. 

El carato debe haberse erigido hace 
mas de doscientos años. La sacristía ma- 
yor lo fué en tiempo del lUmo. Sr. D. 
Juan José de Escalona y Calatayud. El 
párroco necesita cuatro vicarios para la 
administración espiritual, y todos ellos 
tienen que decir dos misas los días festi- 
vos para satisfacer laa necesidades de la 
fMí^éfilía. • ' 



Cerca de la iglesia parroquial haya un 
casa que sirve para los dias de retiro es- 
piritual, que acostumbran tomar cada año 
los labradores y mineros. 

El camposanto tiene una capilla de 
ánimas pequeña y pobre. 

El curato linda por el Oriente con Gua- 
naxuato, por el Poniente con Silao, por 
el Sur con el de Irapuato y por el^Norte 
con el de Santa Ana. 

Depende del párroco de Marfil la vicar 
ría fija de la hacienda de Burras. Esta 
finca de campo perteneció á los Sres. Sar- 
denetas, marqueses de San Juan de Ra- 
yas, á cuya piedad se debe la construc- 
ción de la bella iglesia del lugar, dedica- 
da á Señor San José. Burras tiene mucho 
vecindario, gran comercio y regulares 
edificios. 

Desde el pueblo de Jaripitio, último 
punto de este curato por el rumbo de Ira- 
puatOy hasta Marfil hay muchas ventas, 
mesones, haciendas y ranchos donde abun- 
da cuanto puede apetecer tm pasajero. 

En la bella y amena hacienda de Cue- 
vas hay una hermosa capilla, cuyo culto 
sostenían los propietarios de la finca. 

Otra iglesia mas hermosa y decente se 
encuentra en la venta llamada de 2). Oeor- 
ge: su arquitectura, sus esculturas, sus pa- 
ramentos y todo el servicio es elegante y 
de mucho gusto. 

El pueblo de Jaripitio y la hacienda 
del Chapín tienen también capillas y mi- 
sa los dias festivos. 

La población del curato es de 18,000 
habitantes, casi todos de raza española y 
mista. 

El giro principal de estos es la mimería 
y el servicio en las haciendas de plata.. 
La agricultura, el comercio y la tragine^ 



.VOTrCT.\u^ FAH-i Uí HI=TOaiA- 



.•*?i..*>* A.^:^. S'uv^ra GriT.'í-^, B^rrrrf* «ie 
*::; r.*.;'J: i. ••r. A.'.' >r..'>. ri,«:.ui. I-.-* C-p'-r- 
ii*^< / C^tx^i.^ r-i.^-.' >-*, £r* :?-:♦,;.'• i-i ^^ 

ü,...v,/,//í¿o. ^*r*-;!/i.*, p:'.::.*^:'*, e.v.p^Irv 

rnTj.';;.o c/^n vw-^^lnié revndt^i p<»/-tlcü.*. . 

¡(T'^Ti va¡/>r, ^íUft '(ueiíiarrm ó d-ír.-tmyeron 
k/* ií..-fir;r- T,V;í ea k gnerra del año de 
I ''10, Ef; I'/i dí-rarl>¡o- de estos úhrin.'>í 
añ'/y I;í* hzfTífírA>iA han «¡do varia.^ rece« 
^'^ifltíf/HflHA jyjf Va con-ftiTfJcíonalista?, y ■ 
por ^rt< r|*rf; han invocado el noUibre de 
otrosí partid rH poh'rícoí. j 

I>ít án^ d<;! aifrito .-wí rrr^nlsi en 55 le- ! 
{ruaj», í;fj;i/lr;idafii, caííí todaií de terreno 
jiiOíj{;jria-.o y árido. 

SATÍTA ANA GUANAXÜATO. 

El lugar qne hoy ocupa erta población 
ofü, anten de la conqnínta, una fnerra es- 
IHtnh y ddiipoblada* El ano de 1554, en 
que Mo verifíí^J la fundación de Ouanaxiia- 
to, cofaen»iron á trabajurne la» míiiai» de 
San Bernabé y algtinaii otraa de e»te mi- 
neraL El curato se erigió en 1640. 

SaiUa Ana está «itüado en «o pequéfio 
valle al pié de cueifta, en cuya cima están 
laii poblucUuieH de Valeocíana» Esp&ra&za 



rrl «ii I -40 -rn :^ie •=! r ^--:rr>»: il .•ni-^i.-j.- 
t^m::^.'! ríe ^ T^aftiáe i da. X^bl oie *c 

'_-í::í:ti irr ^:»i* <«?«a eocaa7<!a^ La fíirrj^ 



'^•t nLT:-:L4 Ó-rt^jn-rLa á 



de bi f cbnt 



t=.T 



La Z-2 






cerro d^'I C:iLI]<;:e 



iiiLi ain a li cnm. r? 



ea xma fL 



loma. Ee*ta población se ccmtnzé ¿ nra- 
nir, bajo nn órdeo regular, el aoo de l¿4á 
OQ^ la« minas eicpezarofi á producir fn»- 
toe en bonanza. El terreno donde está 
el caserío era estancia da ganadoa, Paxe^ 
ce que lo« dneoos de él fberoo vnca Tect- 
n«>d [fobres de Sllao que le apeUidfthan 
Cerrantes. 

La plaza y calles déla pobladonfíierai 
trazadas por los Sres. D. ^nacie Alcocer 
y D. Benito Herrera, id hacer ei ivparto 
de los primeros solares. Los peritos lo* 
vieron que sujetarse ala irregtriariidad 
del terreno y á la necesidad de respetar 
las propiedades existentes. 

Antes de la bonanza habia una capilla 
miserabilisima, incapaz de contener la 
numerosa concurrencia que acudía á los 

divinos oficios. 

f 

En 1846 se comenzó i construir un 
templo decente que está concluyendo el 
párroco D. Manuel García Ptieñas. 

£1 cura y tres vicarios atienden á las 
necesidades espirituales de la población: 
este curato tiene saaristan mayor. En 
la Queva parroquia hay erigida sna b^C' 



DEL OBISPADO DE MICHOACAHr. 



na 



mandad de la Yela Perpetua en honor del 
Santteimo Sacramento. 

La población de la Luz asciende á diez 
y ocho mil habitantes, y la de el curato 
á veinte mil. Dependen de éste las minas 
de la Purísima, Gilmonene, Sangre de 
Cristo, el Puertecito, y otras tres que 
tienen capilla donde se celebra misa los 
dias festivos: también veinte y dos minas 
que son otras tantas poblaciones peque- 
ñas. 

La Lta es cabecera de partido que de- 
pende de la gefatura política de Guana- 
xuato: tiene Ayuntamiento, cuyos fon- 
dos municipales le producen hasta vein- 
te mil pesos cada año, un juez letrado, 
dos escuelas para niños de ambos sexos, 
alumbrado, una pequeña fuerza de poli- 
cía, dos plazas, sesenta y siete calles, 
muy buenos edificios de uno y de dos pi- 
sos, administraciones de rentas y de cor- 
reos, plaza de gallos, cuatro mesones y 
gran número de almacenes y tiendas de 
comercio: carece de agua potable y de 
paseos públicos: hace pocos años que el 
ayuntamiento hizo construir una presa á 
alguna distancia de la población, que pro- 
vee á las mas precisas necesidades del 
vecindario. Los habitantes se mantienen 
de jornaleros en las minas, del comercio 
al menudeo, de la arriería y de algunas 
artes y oficios. 

El curato tiene una superficie de 28 
leguas cuadradas. Linda por el Norte 
con el curato de San Felipe: por el Sur 
con los de Silao, Marfil y Guanaxuato: 
por el Oriente con los de Guanaxuato y 
Dolores; y por el Poniente, con los de 
Silao y San Felipe. Comprende dentro de 
su área catorce ranchos pequeños de la- 
bor. 

El clima es generalmente sano: las en- 
farmedadet epidémicas deftaf rollan ter-- 



riblemente por los desórdenes de la cía- ' 
se minera. El viento dominante es el de 
el Poniente: por lo común es muy moles- 
to porque la población no tiene montañas 
inmediatas que la abriguen bien. El ter- 
mómetro de Fahrenneit baja en invierno 
hasta 17 grados y sube en verano hasta 71 
grados: los cambios admosféricos son muy 
frecuentes. 

£1 camino que conduce de Guanaxuato 
á la Luz, es el único carretero: loa que vie- 
nen de San Felipe, Leen y Silao aonsumi^ 
mámente fragosos y angostos; sin embar- 
go, con un costo de cincuenta mil pesos 
bien empleados, se calcula que podrían 
hacerse cómodos y transitables para car- 
ruajes. 

Las i^uas de las minas que se jmtan 
en dos cañadas, podrían aprovecharse 
como motores para algunas máquinas de 
vapor de mediana potencia. 

El clima no es muy sano á pesar de es- 
tar la población bien ventilada, Kmpia y 
al pié de grandes montanas. El cólera 
de 1850 hizo mas de 2,500 víctimas, y las 
pestes de viruelas, tifos Ac, desarreglan' 
por lo común con mucha fuerfca: esto de- 
be atribuirse también a los vicios de la 
clase minera y á la poca ventilación de 
las mismas minas. El año de 1845 y si-' 
gmentes hasta 185Ü mtiríero». seis mil 
enfermos envenenados con el aire mefíti* 
co de idganas labores. A los infelices 
heridos de este horrible mal les llaman 
vulgarmente maduroa por la suma pali- 
dez de sus semblantes: la enfermedad 
acaba con el hombre mas robusto^ en ocho 
meses: son muy raros los que han logra- 
do sanar completamente de ella. Se em- 
plean para su curación con algún éxito 
las prépar^iones ferruginosas; pero en- 
tre ellas he visto producir escelentes re- 
sultados i la limadnT» de fieorro tomada 



IT4 



NOTIOUS PARA LA HISTORIA 



con nn poco de viso jerez legitimo: tam* 
bien á una inftieion de cáacaras de naran* 
ja agria, fierro occidado y vino bueno de 
Bardeoe. 

La mtiMcion geográfica del mineral es 
á los 21^ SO' de latitud y 1^ 45' de longi- 
tud del Meridiano de México. 

SILAO. 

Las ünicae noticias que se tienen de su 
fundación son las siguientes. Era una mi- 
serable aldea de indios ChicMmecas antes 
de la conquista. Verificada ésta, eneren- 
dio Nuao de Ousman la reduccioo- de Nue- 
va Galicia y llegó basta las inmediaciones 
de Silao, tomando antes posesión de los 
terresios donde están hoy situadas las po- 
blaciones de Pénscamo é In^uato, en nomr 
bre del vey de Espafia: D. Juan de ViUa- 
señor Cervantes, uno de los primeros es- 
pañoles que vinieron á radicarse á México, 
se opuso judicialmente á aquella pese, 
sion, alcigando tenérade eticomendodo oq^uo- 
Haa puMoa qu$ habían dado obediencia á 
CtniÍBt cuando lo9 de Michoacan, según 
afirma Mota Padilla (1); sin embargo de 
esta oposipien Quspman se apoderó de ellos 
en nombre del monarca^ y quedaron de^de 
entonces como gonquista dé la corona. 

Por el aio de 1663 se. avecindaron alH 
siete famiBas de españoles bi^ la direc* 
don del Sr. D. Francisco Cervantes Ren- 
den: se agregaron algunos indios otomitea 
y se fundó una pequeña congregación que 
ftié erigida en curato secular por el lUmo. 
Sr. D. Vaaco de Quiroga el afio de 16«0: 
este prelado nombró para primer párroco 
á uno de los clérigos que habiatraido con. 
sigo de Espaiia: después por los afios de 
1599, en que se llevó adehmte con todo ri- 

(1/ Ctr^íhr 



gor la cédula llamada efe con^regacionef se 
aumentó notablemente el vecindario. 

El nombre de Süao le fué puesto por 
loa vecinos á la nueva congregación» por 
la yerbado aquel nombre que abundaba 
en sus inmediaciones: esta yerba es un gé- 
nero de planta de la familia de las umbe- 
líferas cuya especie típica creoe en los pra- 
dos húmedos y á la que los botánicos lla- 
man jS'ííoo. 

La primera iglesia parroquial fué una 
capilla miserable: pocos años después se 
construyó la del hospital, el año de 1610. 

La parroquia actual se comenzó á fabri- 
car á fines del siglo XVII y se concluyó 
el año de 1728, siendo cura el bachiller D. 
Alejandro de Yillaroel, que costeó junta- 
mente con el vecindario la mayor parte 
de los gastos del edificio. 

Este templo, aunque pequeño para con- 
tener el gran númwo de fieles que ocurre 
á los divinoa oficios, es sin embaigo sólido 
y hermoso: tenia antigaamentealtaree.do- 
rados de palo de una arquitectura cai^ri- 
ofaosa: ñieron renovados el ano de 1835 
por el Sr. cura D. Salvador Muñoss, susti- 
tuyéndolos con .otros de piedra de muy 
mal gusto: está dedicado al apóstol San- 
tiago que es el patrón del Ingar: el este- 
rior es.magestuoso y elegante: tiene una 
elevada y hermosa torrO) muy buenas cam- 
panas, y un atrio cómodo cercado 4^ sar- 
jas de fierro: los ornamentos y vasos sa- 
grados son bastante decentes, y las imáge- 
nes del templo son esculturas modemaa 
que inspiran respeto y devoción. 

A mas de la iglesia parroquial cuenta 
Silao con las siguientes: el Hospital, el Se- 
ñor de la y eracruz, el Tercer Orden de 
San Francisco, San Nicolás Tolentino» el 
Santuario de Jesús, la de la Casa de Ejer- 
cicios, la de las Hermanas de la Caridad, 
1% del Señor de la Buena Muerte, y las car 



DEL OBISPADO DE MIOHOACAN. 



175 



pillM de la Sangre de Cristo, el Campo 
Santo y el Señor tlel Perdón. 

El Hospital dirvié algunos años de par- 
roquia, 7 se toldó con arreglo á las dispo- 
siciones del nimo* Sr.'Qniroga: está dedi- 
cado á la Saatisima Yii^n María: estaba 
techado con vigas, pero se constnxyó de 
bóveda el aSo d^ 18á4: hay erigida en es- 
ta iglesia «na cofradía de indigenas. 

El templo del Señor de la Veracros es- 
tá aítiíado en nna' es<faiiia de la plaaniela 
de an nombre: so fabricó en principios del 
eiglo XYII para odocar en él ana imagen 
de Jesncríflio Qmeificado, que el pneblo 
mira con singular veneración. Esta es- 
coltora faé donada á los indios de Silao, 
en el pnerto de Yeracnid, por nnos padrsfs 
miftoiieros que la trajeron de España: es 
de earton y sumamente aintigua: el Br. 
D. Ettfiáel Poentes que escribió una nove- 
na para tributarle culto á esta imagen, en 
la noticia iiistórioa que dá de ella, hace 
remontar su oftgen á la .época de la invar 
eion de los moros en España: el clero con- 
duce cada año estlk sania im^en á la par- 
toquia en donde el vecindario la venera 
todo el tiempo de aguas: ^ste templo tie- 
ne muy pobres altares y ornamentos, á pe^ 
sar de haberse erigido en el hace mu- 
ehoe años nna cofradía de indios que cui- 
da dd cidtor. 

La t^esiik de San KicoMs, que está si. 
tnada al frente de la plazuela de su Dd^^ 
bre, sé construyó á principios del siglo 
pasado y tuvo erigida una cofradía encar- 
gada del culto: deteriorada la fábrica por 
el trascurso del tiempo, se destechó la igle. 
sia para repararla: permaneció asi muchos 
años hasta que un honrado veciDO muy 
pobre y laborioso, llamado D. Maximiano 
Marmolejo, la restauró el ano de 1832: 
posteriormente ha subsistido el culto con 
laB limosnas de los fielcí^ y especialmente 



por la eficaz cooperación del Sr. D. Cirilo 
Navia. 

Mucho tiempo estuvo solicitando él 
vecindario la fundación de un oonvento 
de íh^nciscanos: mientras éste se cons- 
truid con la decencia correspondiente, se 
erigió una hermandad de terceros dirigí' 
dos por un padre comisario: habia detras 
del templo del hospital una pequeña igle- 
sia dedicada á Señor San José: esta la donó 
el diocesano á los oeligioBos para un hos- 
pioioy .y á los terceros para la práctica de 
sos devociones : desde entonces se to- 
mó mas empeño para la fundación del 
convento: se obtuvo la licencia del Rey, 
se comenzó la fábrica con suntuosidad, y 
al fin fué necesario suspenderla por falta 
de recursos: en el lopal donde debia cons- 
truirse este monasterio se levantó el de. 
las Hermanas de la Caridad, como se dirá, 
en su lugar. 

El Santuario de Nuestro Padre Jesús 
es una iglesie^ pequeña con cruceros y, 
copula, levantada por t>. Miguel Tor- 
res el año de 1798: yo la. reparé el de 
1841 y fundé en ella, en unión del Sr. cu- 
ra D. Salvador Muñoz, dos santas escuelas» 
una de hombres y otra de mujeres que 
tributan al Señor un culto constante y 
decoroso. 

La casa de ejercicios, erigida para que 
tomasea días de retiro las personas de 
ambos sexos que desean escapar á ios 
cuidados del mundo y prepararse para 
recibir los santos sacramentos, se debe á 
la piedad y constancia de los Sres. pres- 
bíteros D. José Maria García de León y 
D. Orescencio Anguiano: en Setiembre 
del año de 1834 dieron estos eclesiásticos 
una tanda de los ejercicios conocidos con 
el nombre do desagravios: fué tal la con- 
moción que esta especie de retiro produ* 
jo en los vecinos, que desde luego se ani- 



17« 



NOTICIAS PABA LA Hlffl^OBLi 



maroQ á levantar ana decente iglesia y 
una cómoda casa para retiro: la según* 
da se estrenó el ano de 1837; y el templo 
qna se ha edificado con mncho gusto ar- 
quitectónico, y se ha dedicado á los Sa- 
grados Oorasones de Jesns y de María, 
quedará concluido dentro de poco tiempo. 
En esta casa toman ejercicios, en tandas 
alternativas de hombres y mujeres, mas 
de seiscienti^s personas cada año. 

Ia pequeña iglesia del Señor de la Bue- 
na Muerto la levantó desde rus cimientos 
y á su costa, el año de 1848, la Sra. D. * 
Dolores Soto de Alvarez, superando difi- 
cultades y oposiciones de gran tamaño: 
es muy aseada y aunque está construida 
con poco gusto, tiene siquiera un plan 
arquitectónico y una esbelta y graciosa 
torre, colocada sobre la puerta mayor del 
edificio: este templo se estrenó el Viernes 
de Dolores del mismo año de 1848. 

La casa y templo de las Hijas de la 
Caridad se debe á la generosa coopera- 
ción del lUmo. Sr. obispo Portugal, á la de 
la provincia de franciscanos de San Pedro 
y San Pablo de Michoacán que donó el 
terreno y la parte del templo y convento 
que tenia comenzados, á la piedad de al- 
gunos pocos vecinos, y á los esfuerzos de 
un eclesiástico oriundo del lugar que pro. 
movió y llevó á cabo la fundación. La 
iglesia provisional se estrenó el 24 de 
Octubre del año de 1845, celebrando en 
ella la primera misa el Sr. Br. D. Rafael 
de Borja, después de cumplir cincuenta 
años de sacerdote. Las Herínanas toma- 
ron posesión de la casa el 3 de ' Noviem- 
bre de 1846: desde entonces dirigen la 
enseñanza de quinientas niñas, y asisten 
á veinte enfermos, cuyas camas comenzó 
á dotar con veinte mil pesos el Sr. Br. D. 
Ignacio Gutierre». 



La capilla de la Sai^e de Cristo estík 
contigua ala parroquí» yüué fabricada 
hace mas de cien anos par el Sr. cura 
Vázquez de Yictona: es muy pequMa^ 
tiene en el retablo principal una pintii* 
ra regalar de Jesacriato Cmeificado: los 
párrocos colocaron en oUa una imagen de 
Npeatra Señora de Loreto, mientraa se 
concluye la capilla que ae le está fiíbri- 
cando. 

La del Campo Santo tiene mas de oien 
años de fabricada y es nmy mtsecaUe: á 
mas del cemeaterio antiguo, hay unonue^ 
vo, contiguo á jaquel» bien oercado f da 
bastante capacidad. 

La capilla del Señor del Perdón está ai* 
tuada en la esquina de la* ealle de sia 
nombre: aunque tiene mas de oíe& anos 
de levantada^ no comen9Ó.á celébrame en 
ella el saerifioio de lamísaaino haataet 
de 1848. 

£n Silao hubo dos cutas haste la muer- 
te d^l Sr. D. José QreK<^io BostUla que 
faUeoió en España el ajío de 188é: etíUnt 
oes el lUmo.Sr. Portugal unió el cunto 
y lo confirió al Sr. Br. D. Salvador Ms- 
ños, con la condición de que aomentaae 
un padre vicario en la cabecera y. otro 
en Remita; el párro<^ d^sde entoncw ti»- 
ne cuatro vicarios en aquella y dos en 
ésta: hay ademas un padre saicristáQ y 
otros diez sacerdotes partioularep que vi- 
ven, ep el territorio del cur^« 

Hay establecidas canónicamente en la 
parroquia las cofradías de Nuestro Amo, 
Nuestra Señora de la Soledad) Nuestra 
Señora del Rosario y la de Animas: habia 
dotaciones para la Pia Union y para un 
novenario solemne al arcángel San Higuel 
que fundó el Sr. Br. D. Ignacio Gutierrea, 
á solicitud del Sr. cura D. Miguel Baba- 
monde. £t vecindario profesa una tierna 
devoción al Santísimo Sacramento del 



DEL OBISPADO DB MICHOACAN. 



177 



B^aSB 



Altar: por tal motivo celebra siempre 
con graa solenmidad el oota vario deCói*- 
pus, y ha donado á la parroquia para IO0 
Viáticos MUa maguifica estufa que no tie- 
ne rival en toda la nación. 

Silao está situado á la altura de 1858 
metros 56 oentimetros sobre el nlvefl del 
mar, casi al pié de la falda del cerro del 
Cubilete, á tos 20'> 48' de latitud y 2^ 40' 
de longitud del meridiano de México, á 
cinco leguas de Ouanaxuato, ocho de Ira^ 
puailo, ocho de León, diea y nueve de Pie- 
dra Gorda y veinte de San Felipe, que 
son los caratos y municipios con qüieneM 
lindae la población del easeo asciende á 
17^000 hiMtantés y la del curato á mas 
de 40^000, cáai todos de raza mista y es* 
pañolar^^ niíaiero de indios es msignifi* 
cante y todos hablan el espafiol. 

Silao tuvo él titulo de congregación 
hasta el año de 1838 en que el congreso 
de Goanaxuato le dio el do Villa: el año 
de 1861 fué elevado al rango de ciudad: 
cuenta hoy con una buena plasa, cinco 
phiaualas, dentó veíate caHes, muchas 
casas camodas y decentes, una escuela 
púbHea para niños, dos para ninas, cinco 
meeones, una plaza de gallos donde se 
verifican todas las diversiones públicas, 
algunos almacenes de efectos estranjeros, 
y gran número de tiendas de comerció. 
En lo politice es cabecera de partido que 
deq[>ende de la gefatura política de Oua- 
naxuato. 

Desde la independencia hasta la fecha 
hall crecido sensiblemente el comercio y la 
población, en términos de haber sido ne* 
cesario formar un barrio nuevo en la sali- 
da para la mina de la Luz, en unos terre- 
nos que pertenecían ala cofradía del hos- 
pital y que hizo dividir en lotes el Sr. 
D. Maximiano Marmolejo. Cada uno de 
los propietarios paga á la cofradía el 



censo ó canon de un peso cada ano. Den- 
tro del territorio del curato- (que es el 
mismo que el del mnnicipiQ,) hay un pue- 
blo llamado Amito» una coiígregaciotí que 
se denomina la AULea, veintitrés hacien* 
das de campo, veinticuatro ranchos inde- 
pendientes y setenta y dos anexos á las 
referidas haciendas. £n la mayor parte 
de éstas hay capillas rurales donde se ce- 
lebra misa ios dias festivos. 

Romita es vicaria fija del curato, don- 
de residen dos ministros. Dista de Silao 
tres leguas justas, medidas con el pedó- 
metro. Su temperatura es á los 75 gra- 
dos en lo mas fuerte del estio. Fué por 
muchos aSos una pequeña congregación. 
El de 1826 que el religioso dieguino Pr. 
Manuel Maria Amorrosta se encargó de 
la administración eclesiílstica, comenzó 
á aumentar el caserío y vecindario: á 
los esfuerzos de este infatigable sacerdo- 
te se deben la completa renovación del 
santuario de Ntra. Señora de Guadalupe» 
y los progresos materiales de la poblar 
cion. Los vecinos cooperaron gustosos á 
favorecer las empresas del padre, y el 
congreso de Guanaxuato concedió á Re- 
mita el titulo de pueblo el año de 1830. 

Este- lugar tiene elementos suficientes 
para separarse de Silao y constituirse en 
curato independiente; cuenta la vicaria 
con quince mil habitantes, con una esce* 
lente iglesia parroquial, un buen Csmpo 
Santo, relox ptiblico y una pequeña capi- 
lla dedicada á San Antonio. Ademas, 
tiene una plaza bien provista, algunos 
portales, veinte tiendas de menudeo, dos 
mesones y escuelas para niños y niñas. 
No tiene ayuntamiento, sino un alcalde 
constitucional y un síndico procurador 
que dependen del gefe de partido de 
Silao. 



178 



XOnClAS PARA LA HITOSHIA 



lii 



Lb JBUea esta situada en el camino de 
Sikio á Bomita, á dos leguas de aquel y 
una de este lagar. Tiene una capilla de- 
dicada á San Mateo Apóstol, que se debe 
á los esfuerzos del Sr. D. Mateo Navarro 
quien recogió del Tecíndario las limosnas 
para construirla. Se estrenó el ano de 
1847. Cuenta en solo el casco con 1,500 
vecinos. 

La población del municipio de Silao exe- 
de de cuarenta mil habitantes: la princi- 
pal industria de éstos consiste en la agri- 
cultura, en la tragineria con muías que 
conducen las semillas á Guanaxuato, en 
el comercio al menudeo y en el traba- 
jo de las minas. Las siembras de maiz 
y cebada son las mas abundantes. El 
terreno es muy propio para el cultivo 
de la viña y principalmente para el de 
la lima duloe que se da mq'or que en los 
demás pueblos del país. 

Silao surte á Gaanaxuato de comesti- 
bles y de gran cantidad de semillas y pas- 
turas para las bestias de los ingenios del 
beneficio de metales: también de muy bue- 
nas harinas que so muelen en toAónas; 
pero los trigos de la jurisdicción no bas- 
tan para dar ocupación á las piedras de 
estos establecimientos. 

Los habitantes en lo general son de 
muy buenas costumbres. La casa de ejer* 
cicios y la escuela de laa Hijas de la Ca- 
ridad cooperan mucho á la monúidad d el 
puebla El dia que llegue á desterrarse 
la ociosidad de algunos propietarios á 
quienes la feracidad del terreno mantie- 
ne con poco trabajo, Silao podrá contar* 
se entre los lugares mas ricos y felices 
de la Bepüblica. 

La temperatura es muy agradable y el 
clima sumamente sano: no hay enfsrme» 
dades endémicas y son muy frecuentes 
los casos de una longebidad robusta y es- 



traordinaria. St viento dominante es et 
del Poniente: el termómetro de Fahren- 
neit sube en Mayo hasta 76 grados. Cer- 
ca de la ciudad pasa un pequme rio que 
toma su origen en el elevado cerro del 
Qif^mte: este rio en tiempo de Unviaa 
se ha desbordado muebas veces é imor 
dado Upohlaciim. Himw cérea de vein* 
te anos que se mudó su: oamoe, retirán- 
dolo cosa de 500 varaa de laa goteraa del 
lugar. 

Dentro de la área del oiti^to se enciwo- 
tran las famosas aguas tarualQs>de Apum 
Buenas en la £slda del oerro del OnhUele; 
y una parte de las de GomaiigiMa qu» es- 
tán situadas al pié de la cuwta de su 
nombre. La temperatura del agua de 
Agua» fiuBaaa al salir dei manaatíal ea 
de 45^ del termómetro oei^igrado: y la 
altura, sobre el nivel de Silao, de 67 me- 
troa^ 98 centimetres. La temperatura 
de la áBCámumffiUa aseiende á96 grado» 
del miamo termómetro^ calor guperidr al 
de todas las aguas termales oonooidaa 
en eí mundo: ambaa son avdfáreaa j ae 
emplean cen buen éxito cooferael mai 
venéreo, las enfermedades cutáiieaa y to* 
das laa otras que reqoier^i abundante 
traspiración. 

Las raigas de la muaioípaUdtd a^eur 
den á cerca de seis mil pesos: las de Bo- 
mitaá seiscientos* La área ded partido 
y la de el curato son una misma, que oom- 
prende sesenta y seis leguas cuadradas. 

Silao está colocado casi en el centro de 
la Bepüblica; por cuyo motivo todos los 
que van de México á Potosí, á San Blas ó á 
Mazatíán tocan por lo común en su territo* 
río: este continuo movimiento de los tran- 
seúntes, la proximidad á los minerales 
en bonanza, y la poca distancia en que 
se halla dé San Juan de los Lagos, for- 
man las fuentes de su comercio y rique- 



DEL OBISPADO DB MICHOACAN. 



m 



za* A trea eoartoe de l^na de la jiobla- 
dorif cerc^. de la liadeada del CoeciUo, 
se cfuzau Ips eaminos carreteros .de Ve- 
racruí i Gu^4alaj«ura, y de Tampica á Mé- 
xico, por el Bajío. 

El terreíK) de todo esto esoato carece 
de ojos de i^na, de ños y ssos de artoyoe 
oMsideraUes; wá es que toda la agua 
que sírrepava A riego ee saca de peau» 
ó se recoge en grandes yalladoa y presas. 
No hay ea él montos naturales; los que 
tÁeoBn las harieadas sen todos formados 
por la. mano del hamhte^y están oerca^ 
dos de una maraUade.piedra que ha sido 
preeiflo traer de largpas distonoias. 

Eñ todo el tiempo de la guerra de in- 
dependencia consiguió el vecindario evi- 
tar las devastaciones de ambos partidos, 
defendiéndose valerosamente contra los 
insurgentes, y apoyando al gobierno espa- 
ñol. Los generales Bustamante y Corta- 
zar proclamaron allí la independencia, i 
su tránsito para Guanaxuato. El general 
Santa-Anña supo en este lugar el movi- 
miento verificado en México el 6 de Ene- 
ro de 1844, y retrocedió con su ejército pa- 
ra aquélla capital. EllO de Agosto de 1860 
perdió allí el Sr. ITiramon la batella que 
eclipsó sus glorias. La última revolución 
ha paitdiiíado notablemente el comercio^ 
y cegadci asilas fuentes de la ríquessa de 
Sílao. 

ísta ciudad dista ochenta leguas de Mé- 
iico: pasa por ella la diligencia que corre 
hasto Guadalajara, y otras que comunican 
á León con iSuanaxuato. 

El curato linda por el Oriente con el de 
Marfil: por el Poniente con el de Leon^ 
con el de los pueblos del Rincón y con el 
de Piedra Gorda: por el Norte con los de 
¿eon y San Felipe y por el Sur con los de 
Irapuato y Piedra Gorda. 



De Silao h^i sido oriondos algtinóa hom. 
bres distiogoidos por sus talentos y líter 
ratoaray como el Sr. Dr. D. FranoisGO Ar« 
gandar y el Sr. Br. D. Yicanto Osorranoo; 
otros que han prestado buenos servicios 
á su patria como los Sres. D. Joaquín y D, 
Luis Parres, y algunos que se han señala- 
do por BU beneficencia como el cura Yaz-* 
quez de Victoria y el Sr. D. Ramón de 
Aranda. 

IRAPUATO. 

Irapuato se comenzó á formar el 15 de 
Pobrero de 1547, en virtud de una cédu- 
la del emperador Carlos V quien facul- 
tó á cinco españoles para que levantaran 
U población, donándoles un terreno eria- 
zo de 9,000- varas de circunferencia, colo- 
cando el centro en la iglesia parroquial. 
Los nombres de estos españoles son los 
siguientes: D. Francisco Hernández, los 
hermanos B. Andrés y I>. Antonio López, 
D. Esteban Gamiño y D. Francisco Sixtos, 
que finaron los primeros pobladores del 
lugar. La congregación progresó poco 
hasto el año de 1599 en que se redujeron 
í éüm k» vecinos de los ranchos inmedia- 
tos en virtnd de la cedida de congrega. 
cioneB. 

Desde luego el IHmo. Sr. D. Vasco de 
Quiroga erigió el curato, según afirma el 
Dr. D. Juan José Moreno en la vida de 
aquel prelado. 

Se cree que el primer templo fué el 
que fabricaron los indios, en la plaza, de- 
dicado á Señor San José. La parroquia 
actual se comenzó á construir á fines del 
siglo XVH: es muy sólida; perp no tiene 
orden alguno arquitectónico: está situada 
en la plaza principal: tiene un canon am- 
plio de 00 varas de largo en forma de cruz. 



l^M) 



XOTICIAf? PARA LA HISTORIA. 



El Mf> 4fe US» leratóel Sr. e«rm D. Joan 
Jo«é de ZoMTÍUaei bahutn át cantería 
<|«e deeoim el atrio, y IO0 ahare* de pie- 
dra eatneada que fea^títojerco á los anti- 
g«oa reiabloa de madera. La torre ha 
quedado mi cotidoír. | 

El hospital eü ca.4Í coetáneo con la fnir i 
dación del liurar: U igleíña ea pequeña. . 
decente T «leada: ee reparó el auo de 1^40. ^ 
Había erigida en ella una cofradía para 
el r.ului de la ^aiiti^íma Virgen. 

Kl convento de áan Praticuco fné eri- 
;rí'l^> el ano de 1760. por el celo del V. P* 
Fr. Domingo de Villa^^enor que falleció 
*'jm famsí de «antidad en México, el 24 de 
Abril de 1784. 

£1 tetoplo* contiguo al monaaterio, ea 
iin magnifico canon de 66 varaa de largo, 
amplio j con cmceros: ana altarea son hoy 
de piedra estucada: la torre ha quedado 
con Polo el primer coerpo. El convento 
raantcuia cuatro religioaoa, una escuela 
de primeras letras y una cátedra de lati- 
nidad. 

El cementerio tiene capillas para ka 
estaciones: dentro de su área existe el 
Tercer Orden^ templo erigido por los her- 
manos del Cordón en fines del siglo pasa- 
do: la iglesia es regular y se distingue de 
todas las de la población porque su torre 
termina en un enorme cono de muy mal 

gUHtO. 

Casi al frente de San Francisco se cons- 
truyó el magnifico convento de religiosas 
de la Enseñanza: es un edificio bellifiimo 
y do muy buen gusto, levantado bajo los 
planos que formó el intendente de 6ua- 
naxuato D. Juan Antonio Riaño. El fun- 
dador del colegio fué el Br. D. Eamon 
Barrete y los que construyeron y dotaron 
el convento fueron el conde antiguo de 
Valenciana y el Sr. cura D. Juan José 
Salvago. La» religiosas llegaron i Irapua* 



10 d 27 de Dicianbre de 18B0. áendo su 
primera pricra la laadre Sor Jose& G3 
de Lean, que trajo eonsigo otns dnco 
monjas de la antigua RnwcJjnfa de Mé- 
xico. 

La iglesia de este monaalerio está de- 
dicadaá Nocatn Sdkm déla Soledad. 
Las f nncioDes de la 
cenen eUa coa 
mente la del áábwlo de dona. 

£1 dia 2 de Abril de 1812. qae fív «te- 
cada la pobla«ñ4m por ha faer 
ralixadasdei 

tesase vio ésta próadaut isa 
desde entonces pioiiiHá na aui f eí aarioá 
Nuestra Señora qoe tiene lugar en este 
dia. Los altares de este templo, decora* 
dos conforme al guato moderno, poco tie- 
nen de notable. Hay uno dedicado á San 
Juan Nepomuceoo en el que se venera un 
dedo de la mano izquierda del Santo, co- 
locado en un elegante viril de plata sobre 
dorada. 

Pocos conventos hay en la Rep&blica 
tan bellos como este en su parte esterior: 
los claustros interiores quedaron sin con- 
cluirse: el numero de religiosas es hoy 
de diez y seis, treinta el de niñas internas 
y doscientos sesenta^ el de estemas. 

Las iglesias de San Cayetano, Santiago 
y Santa Ana son pequeaa8,y no pasan do 
unas pobres capillas. Cerca de la prime- 
ra se ha construido en estos ftltimoe anos 
una casa de ejercicios de poca capacidad. 

Uno de los vecinos mas benéficos de 
este lugar, el Sr. D. José de Alcántara, 
construyó en fines del siglo pasado una 
bella iglesia en honor de San Francisco 
de Paula. Este templo tiene muy pobres 
los altares y adornos interiores. En él se 
dan algunas tandas de ejercicios: está 
ubicado en la calle de la salida para Gua- 
naxuato. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAX. 



181 



El Sr. cura D. Manuel Almanza erigió 
y dotó en 1846 un santuario en honor de 
Nuestra Señora de Guadalupe, situado en 
los suburbios de la población, cerca del 
puente construido en la salida para Sala- 
manca. Es iglesia aseada y de bastante 
culto. 

En el centro do la villa se está constru- 
yendo otro templo de muy buen gusto á 
la misma Virgen Santísima, bajo la advo- 
cación de Guadalupe. Es probable que, 
si se concluye bajo el mismo plan, sea el 
mas hermoso de Irapuato. 

Existen ademas otras capillas donde se 
celebra misa: la del Señor de la Salud, la 
de San Antonio y otras dos de menos im- 
portancia. 

En la iglesia parroquial y demás tem- 
plos hay erigidas muchas obras pias, co- 
fradías, capellanías y fundaciones para 
objetos de beneficencia que aliviaban en 
graninanera la miseria pública y mante- 
nían la decencia del culto. La reforma ha 
dado un golpe mortal á, esta población, des- 
pojando á sus vecinos de los recursos que 
les había legado la pied^^d de sus mayores. 

Irapuato tiene dos curas, un padre sa- 
cristán, dos vicarías fijas en Pueblo Nue- 
vo y la Calera, cuatro vicarios en la cabe- 
cera, doce haciendas habilitadas de capi- 
lla y paramentos para la celebración de la 
misa en los días festivos, catorce eclesiáe- 
ticos del clero secular y tres del regular. 

El año de 1855 mandó el lUmo. Sr. Mun- 
guía que imo de los dos curas de Irapuato 
residiera en Pueblo Nuevo, alternativa- 
mente con el otro, mudándose cada mes. 

Pueblo Nuevo tiene una población de 
3,500 habitantes y una pari'oquia decente 
que se ha levantado con las limosnas del 
vecindario. 

Irapuato ha hecho notables progresos 
después de nuestra iudopcndcncia, no so- 



lo en lo material de sus edificios, sino en 
población y comercio: ha erigido nuevos 
templos y reparado los antiguos: ha cons-, 
t ruido casas cómodas y elegantes, calza- 
das y puentes en las garitas de Salamanca 
y Guanaxuato, empedrados en las plazas 
y calles, alumbrado, y escuelas para am- 
bos sexos; motivos porque el congreso del 
Estado elevó la congregación al rango do 
villa el año de 1833. Tiene ademas ajTin- 
tamiento, juez letrado, administraciones 
de rentas y de correos, trece mesones, 
ochenta y siete calles, tres plazuelas, plaza 
de gallos, gran número de tiendas de co- 
mercio y algunas fábricas de paños y pa- 
ñetes. 

La población del casco de la villa es de 
14,000 habitantes y la del curato de 35,000. 
Esta se halla repartida en la cabecera, 
Pueblo Nuevo, treinta haciendas de cam- 
po, treinta y ocho ranchos independientes 
y cincuenta y cuatro anexos á aquellas. 
La área del curato se regula en cincuenta 
y dos leguas cuadradas. 

En lo político depende de la gefatura 
de Guanaxuato, de donde dista once le- 
guas, ocho de Silao, cinco de Salamanca 
y doce de Pénxamo, que son los curatos 
con que linda. 

Su situación geográfica es á los 20^ 40' 
de latitud, y 1° 57' de longitud. 

A ocho leguas de distancia por el rumbo 
de Pénxamo están los baños de Munguía: 
son realmente lodazales sulfurosos bas- 
tante calientes que toman con buen éxito 
los enfermos galicados. 

El clima de Irapuato es muy sano: su 
temperatura agradable: el termómetro 
de Reaumur no escode en verano de 25°: 
la industria principal es la agricultura, 
los tejidos de rebozos, y latraginería con 
muías. 

21 



184 



NOTICIAS PARA LA HIRTORIA 



mercio al raeimdeo y dos escueliifi de ense- 
ñanza. Los fondos amnicipales producen 
1800 pesos que no alcanzan á cubrir las ne- 
cesidades de la población. Las calles están 
sin alumbrado, ni banquetas: las casas son 
todas de un solo piso, pero bastante có- 
modas. 

El clima es sano: la temperatura en ve- 
rano de 25^ del termómetro de Reaumur 
y en invierno do 10^, aun en los dias mas ri- 
gorosos de la estación. Su situación geo- 
gráfica es á los 1^ 52' de longitud y 20^ 
32' 8" de latitud. 

Este curato tiene una vicaría fija en la 
hacienda de los Dos Rios, y una hermosa 
capilla en la de Cerro-Gordo que mandó 
construir en 1854 el Sr. D. Ramón Mu- 
ñoz, propietario do la finca. 

Esto curato tiene una área de 74 le- 
guas cuadradas, en la que están compren- 
didos los Pueblitos do Nati vitas y Val- 
tiorrllla que tienen sus capillas, doce ha- 
ciendas de labor, treinta y nueve ranchos 
anexos y diez y ocho independientes- 

Ea esta villa se ha desarrollado, de po- 
cos años á esta parte, la elefanciásis ó 
mal de San Lázaro. Como todos saben 
esta terrible enfermedad M'ecta sobre to- 
do la piel, que se cubre de pústulas ó de 
manchas rojas y blancas, corroe el este- 
rior del hombre dejándole intactas todas 
sus facultados, de suerte que lo hace tes- 
tigo de su propia descomposición. El 
gobierno debe tomar providencias pa- 
ra averiguar las causas de este cruel y 
asqueroso mal. 

Pueblo Nuevo pertenece en el orden ci- 
vil á esta municipalidad; pero en el orden 
eclesiástico depende del curato de Ira- 
puato. Está situado cerca de la rivera 
de Rio Grande, al Poniente de Salamanca: 
fué fbudado hace cerca do doscientos 



años: hoy liono regular iglesia; algún co- 
mercio, alcalde constitucional, dos meso- 
nes y regular caserío. Fué vicaria fija 
de Irapuato y hoy es lugar de la residen- 
cia de uno de los párrocos de aquel cura- 
to: cuenta con 3,500 vecinos. 

VALLE DE SANTIAGO. 

Debe su existencia á la cédula llamada 
de congregaciones, por la cual se reunie- 
ron algunos indios á los españoles que 
fundaron el pueblo. El año de 1562 era 
de tan poca importancia que so adminia- 
traba en lo espiritual por el curato de Sa- 
lamanca: ya en 1600 era vicaría fija de es- 
te beneficio, en cuyo estado continuó has- 
ta fines del siglo XVII en que fué erigido 
en curato independiente á cargo de un 
eclesiástico secular. Hoy tiene sacristía 
mayor y está administrado por un párroco 
y tres padres vicarios. 

La iglesia parroquial es pequeña; pero 
sólida, decente y aseada: se le aumentó 
una bóveda después de la independen- 
cia: tiene por patrón al apóstol Santiago. 
Construida en principios del siglo XVIII 
fué la única que escapó de la quemazón 
del pueblo el año de 1810: en 1824 fué re- 
compuesta y adornada sucesivamente por 
los curas y vecindario: en los años poste- 
riores á la independencia se iba á concluir 
la torre, con un capital que dejó para ese 
fin un eclesiástico del lugar; pero el Sr. 
cura Villaseñor consiguió que el lUmo. Sr. 
obispo conmutase la voluntad, y con esos 
fondos se construyó la sacristía actual. 

Hubo en este lugar un sacerdote vene- 
rable que se apellidaba Machuca, á quien 
deben su existencia los templos de la 
Santísima Trinidad y el Tercer Orden, 
iglesias de alguna capacidad donde hay 
erigidas una Santa Escuela, y una Hcr- 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



185 



mandad del Cordón que preside un cléri- 
go autorizado al efecto por el provincial 
de franciscanos. 

El templo del hospital es el mas anti- 
guo de la población: hoy está reparado y 
tiene algún aseo. 

El de Señor San José se cree también 
que fué erigido por el padre Machuca. 

Los padres mercedarios tienen en este 
lugar un hospicio de su Orden, que está 
situjido en los términos de la población al 
pié de una loma, donde abunda el tezon- 
tle. Fué fundado hace mas de cien años. 
La iglesia antigua era una miserable ca- 
pilla: hace diez años se concluyó la nue- 
va: es un cañón de bóveda, cómodo y sin 
orden alguno arquitectónico; pero los re- 
ligiosos Bostenian allí un culto decente. 

En esta iglesia hay erigida una cofra- 
día del Santo Escapulario: en la parroquia 
existen las de Nuestro Amo y de las Ani- 
mas; ademas una confraternidad de Vela 
Perpetua. 

El camposanto está en buen estado, en 
los suburbios de la población. 

El caserío del Valle está situado casi al 
pié del cerro de La Batea llamado asi por 
la figura de su cima: esta montaña es una 
enorme masa de tierra, mezclada con gran 
cantidad de siliza: del lado opuesto se le- i 
Tanta otro cerro llamado de La AJberca 
por el gran depósito de agua que contie- 
no. La referida AWeroa es un enorme 
pozo, cuya boca mide 895 varas de diáme- 
tro: es de forma casi circular, y es tanta 
la elevación de sus paredes sobre el nivel 
del agua, que los robustos árboles que 
hay cerca de ella so ven, desde la cima, co- 
mo si fueran pequeños arbustos: el aspec- 
to de este pozo, la gran cantidad de te- 
zontle que hay en las inmediaciones y aun 
las noticias tradicionales, hacen conjetu- 
rar qno la Álhcrca os el cráter de algún 



anti,u;uo volcán apagado. El agua no es 
potable, y nadie ha podido encontrarle 
fondo. El general D. Luis Cortázar man- 
dó hacer varios reconocimientos; pero 
nunca se ha podido descubrir su profun- 
didad. Sin embargo, me han asegurado 
algunas personas que la plomada ha toca- 
do el lodo á las cuarenta y cinco brazadas 
de cordel. Las aguas se usan como medi- 
cinales para las enfermedades de la piel. 
En las cercanías del Valle se encuen- 
tran muchas señales que demuestran ha- 
ber habido allí grandes erupciones volcá- 
nicas: las montañas que separan á este 
pueblo de la hacienda de Paranguéo man- 
tienen aun algunas bocas de cráteres pe- 
queños, tezontles, cenizas y lavas. 

Las haciendas de campo pertenecien- 
tes á este curato, son casi todas, en su figu- 
ra, unas largas tiras do terreno de mucha 
longitud y poco ancho: se riegan con las 
aguas que ministra la laguna de Yuriria 
que B© reparten conforme á las mercedes 
que disfrutan los terrenos: el reparto oca- 
siona gran número de pleitos que arrui- 
nan á los labradores de esta comarca y 
los mantienen en continua inquietud: el 
terreno es fértilísimo: produce con abun- 
dancia caña de azúcar, melones, pepinos, 
camote, maiz, trigo, garbanza, chile, ce- 
bada y toda clase de hortalizas: estas tier- 
ras son quizá las mejor cultivadas de todo 
el Bajío. Véase en el mapa la dirección 
del canal que sirve para el riego. 

El caserío del Vallo fué quemado y 
destruido por Albino García el año de 
1814. Se ha reparado con gusto después 
de la independencia: hoy tiene el pueblo 
una decente plaza, dos plazuelas, mas de 
cien calles, seis mesones y algunas cas as 
de dos pisos. 

El saqueo horrible que sufrió el comer- 
cio el año de 1855 por hus fuerzas de los 



186 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



defcusorc» del phin de Ayutla ba lieclio 
decaer notablemente la población, el mo- 
vimiento y la vida que se observaba en 
este lugar- La área del curato es de 30 
leguas cuadradas, que comprenden vein- 
tiaiete haciendas de campo, ocho ranchos 
independientes y 24,000 habitantes. La 
población del municipio es mayor que la 
del curato, porque aquel abraza también 
la vicfiría del pueblo del Jaral que perte- 
nece á Yuriria. El municipio cuenta con 
35,000 liabitantcH. Los fondos municipales 
del Valle ascienden á cerca de 2,000 pesos 
anuales. El pueblo depende en lo civil 
y político de la gefatui-a politica de Gua- 
naxuato: tiene ayuntamiento, juzgado de 
letras, administraciones de alcabalas y 
correos, dos escuelas diurnas para niños 
y una nocturna para adultos. 

La temperatura os generalmente agra- 
dable y el clima sano: el termómetro su- 
bo en verano á 24*^: las enfermedades do- 
minantes son fiebres y calenturas inter- 
mitentes. ' 

A distancia de una y media leguas de 
la población pasa el rio grande de Lerma, 
que va para Salamanca: sus aguas pueden 
también utilizarse por los labradores de 
la comarca. 



La situación geo.i^rAíiLM del ValL^ es á 
los 20^ 23' de longitud del meridiano de 
México y 1^ 51' 48" de latitud. 

El curato Ihida üuicameate con los Jo 
Yuriria, S¿Jvatierra y S^ilamanca que lo 
cercan. 

El Jaral es un pueblo de 3,000 vecinv)s 
que tiene algún comercio, regular casü- 
río, dos mesones, una escuela para niños 
y muy buenas tierras de labor en sus o^^i- 
dos: resido aquí un vicario lijo del orden 
de San Agustín. 

De la laguna de Yuriríapündaro sale 
un canal que pasa cercano á este pueblo, 
tiene mas de cinco leguas de largo y rie- 
ga las haciendas de San Javier, Compañía, 
Huantes, Santa María, Siinta Ana, Sinto- 
ra, La Bolsa y otras muchas que están si- 
tuadas cerca de sus bordes. En todo el 
Bajío no hay haciendas do labor que pue- 
dan competir con estas en fertilidad y 
buen cultivo: los propietarios de ellas 
siembran muchas fanegas de tierra de 
camotales, melones, sandías, pepinos, chi- 
lares y verduras que les producen gran- 
des utilidades. 

Pantqja es una hacienda grande, con 
yicario fijo del curato de Yuriria: tie- 
ne 2,000 vecinos, escuela y regular co- 
mercio. 



DEPARTAMENTO DE LEÓN. 



LEÓN. 

Antes de la conquista el sitio que hoy 
ocupa la ciudad era habitado por las tri- 
bu.-j de los indios Chichimecas: cuando 
Pedro Almindes de Chirinos hizo sus in- 
cursiones á Lagos y Comanja, algunos de 



sus soldados llegaron hasta León y le die- 
ron á la comarca el nombre de VaUe (fc 
Señora. 

Aunque el decreto para la fundación 
de León lleva la fecha de 12 de Diciem- 
bre de 1575, yo creo que muchos anos 
antes se avecindaron allí akunas íainiÜMs 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



18T 



con autorización del gobierno de México, 
y hasta el año referido no se espidió la 
real cédala. Apoyo mi juicio en que Car- 
los V en el decreto que dio para la fun- 
dación do Pénxamo, fechado en Vallado- 
lid el 12 de Agosto de 1552, encarga su 
cumplimiento á vos mi alcalde mayor de 
esa VUla de León, Sin embargo de todo 
esto, la fundación legal no se verificó has* 
ta que el virey D. Martin Enriquez de 
ÁlmosiYA trató de reunir á los indios en 
congregaciones numerosas donde pudie- 
sen aprender la doctrina cristiana, dedi- 
carse al trabajo y adquirir las maneras 
do la vida social: entonces cometió la eje- 
cución de la cédula al Dr. D. Juan Oros- 
co, consejero real que pasaba para 6ua- 
dalajara. Este magistrado autorizó el 
nombramiento de los primeros alcaldes y 
concejales, y declaró terminada la funda- 
ción de la villa el 20 de Enero de 1576. 
Trascurrieron todavía muchos años para 
que 80 espidiera por la corto de España 
oí titulo respectivo, quo no llogó á publi- 
carse, sino hasta el 22 de Marzo de 1712. 
Las armas que enoblecian la villa contie- 
nen, entre otras cosas, la imagen de San 
Sebastian mártir patrón del lugar. 

El aumento de población y comercio 
que tuvo León después de nuestra inde- 
pendencia fué tan rápido que el segundo 
congreso de Ouanaxuato lo elevó al ran- 
go de ciudad y cabecera del Departamen- 
to de BU nombre. 

El curato fué erigido por el lUmo. Sr. 
D. Fr. Juan de Medina Rincón quien nom- 
bró por primer párroco al Bn D. Alonso 
Espino, eolesiástico sabio, caritativo y 
llenó de celo por la salvación de las al- 
mas. Este santo sacerdote fué sacrifica- 
do por los Ohichimecas el año de 1586. 
Su retrato se conservaba hace pocos años 
en la sacristía de la parroquia de León. 



De resultas de este desgraciado suceso, 
la mitra, á instancias del virey, encomen- 
dó la administración espiritual á los reli- 
giosos franciscanos á quienes los indios 
amaban y respetaban mas que á los cléri- 
gos: el curato fué servido por aquellos 
muy cerca de doscientos años hasta fines 
del siglo pasado, en que la provincia lo en- 
tregó al diocesano en virtud do la cédula 
que redujo á solo dos los curatos de re- 
gulares en cada obispado. 

Desde esa época lo han servido cléri- 
gos altamente recomendables por su vir- 
tud y literatura. Entre ellos merecen la 
gratitud pública el Sr. Dr. D. Francisco 
Centre ras que falleció el año do 1849: y el 
Sr. Br. D. José Ignacio Aguado, de cara 
y respetable memoria para cuantos lo co- 
nocieron: el primero consumió en limosnas 
la renta del curato y los pingües produc- 
tos de su rico patrimonio: del segundo ha- 
blaré con mas ostensión al ocuparme del 
colegio Seminario de esta ciudad. 

La parroquia actual fué construida por 
los franciscanos en principios del siglo 
pasado y decorada decentemente por el 
Sr. cura Controras en 1834: esüí dedicada 
á San Sebastian: la planta tiene la forma 
de una cruz; oscura é insuficiente para el 
numeroso vecindario de la feligresía. El 
año de 1848, que el Sr. curaD. José Igna- 
cio Aguado encomendó á los padres do 
San Vicente do Paul el colegio que habia 
fundado en esta ciudad, la parroquia so 
trasladó á la iglesia de los Angeles, y los 
sacerdotes de la misión se encargaron del 
culto de la antigua iglesia matriz. 

Contigua casi á esta se encuentra la 
iglesia del tercer Orden, que levantaron 
á sus cspensas los hermanos del Cordón, 
desde la época en que los franciscanos 
servian el curato: es pequeña y pobre ; 



188 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA. 



pero muy aseada: las estatuas de los san- 
tos han sido construidas con gusto. Está 
al cargo de un franciscano que preside 
la cofradía con el carácter de comisario. 

Los religiosos de San Juan de Dios 
fundaron en León su convento y hospital 
desde fines del siglo XVII: extinguidos 
en 1820, la iglesia ha sido entregada á los 
párrocos y el hospital al ayuntamiento, 
cuida este de mantener hasta 25 camas 
con el producto do los capitales destina- 
dos al socorro de los enfermos. 

Los jesuítas entraron á León el 18 de 
Julio de 1737. Fundado su colegio por 
el Br. D. Nicolás do Aguilar y sus herma- 
nos D. Manuel y D. Marcos, el virey mar- 
qués de Casa Fuerte concedió licencia 
para la erección, mientras se obtenía el 
permiso del monarca: tomaron posesión 
del sitio y rentas para la fundación el P. 
Manuel Alvarez de Lara y otros dos reli" 
giosos; pero por encontrarse incongruos 
salieron de la ciudad algunos años des- 
pués: por fin asegurada su subsistencia, 
so concluyó la deseada fundación el año 
de 1744. Entonces levantaron el templo 
antiguo que es una iglesia de tres naves 
muy baja, ruin y desaseada. 

Pocos años después se comenzó á cons- 
truir el magnifico templo conocido hasta 
hoy con el nombre de Compañía Nueva 
que tiene ochenta varas de largo, diez y 
seis y media de ancho, veinte y cuatro 
de elevación y paredes de dos y media 
de espesor, con una modesta fachada, y 
una elegante¿c(ipula, trazada por el arqui- 
tecto D. Manuel Gómez, que está al con- 
cluirse. Este es el único templo capaz 
que tendrá la ciudad; admira ciertamente 
que un pueblo tan piadoso no haya toma- 
do empeño porque so acabe una obra que 
lleva ciento cuarenta años de comenzada: 
hace ocho que se paralizó; y solo se usa 



el canon por la comodidad que presta 
para las misas de once y doce en los dias 
festivos. 

En la Compañía antigua se venera la 
imagen original de Nuestta Señora de la 
Luz, que regaló á León el P. jesuíta José 
María Genoveci: consta esto por una cer- 
tificación firmada por cuatro respetables 
jesuítas, que está al reverso de la pintu- 
ra. La ciudad juró solemnemente por su 
patrona á la Santísima Virgen de la Luz 
ol 23 de Mayo de 1840, y el Sumo Ponti- 
íice confirmó este juramento en 20 do Di- 
ciembre de 1851. 

La iglesia de Nuestra Señora de la So- 
ledad está situada al pié del pequeño cer- 
ro de su nombre: es coetánea con la fun- 
dación del lugar: contiguo á ella se cons- 
truyó hace muchos años un aseado campo 
santo que ya no se usa, por estar hoy sus- 
tituido con el que se llama de S. Nicolás^ 
cuyo terreno fué cedido, para dar sepultu - 
ra á las víctimas del Cólera de 1833, por 
su dueño el Sr. Urtiaga, con cuyo cadá- 
ver se hizo la primera inhumación. El 
corredor del panteón de la Soledad se ha 
convertido hoy en una devota capilla de- 
dicada á Nuestra Señora del Rosario, que 
sirve para los ejercicios de los hermanos 
de la Santa Escuela. 

Para la educación de las niñas se ha eri- 
gido un beaterío de señoras Jesuítas que 
es el ünico que se conoce en todas las 
Américas: las que visten hábito son die2S 
y seis, están consagradas á la enseñanza 
de trescientas niñas, y cuidan del culto 
del templo de Nuestra Señora de los An- 
geles. Esta iglesia es bella, sólida y ca- 
paz; muy aseada, con escelentes escultu- 
ras construidas por D. Sixtos Mañoz, céle- 
bre artistíi do esta ciudad; con muy bue- 
nos paramentos para el culto, y con una 
casa de ejercicios anexa que levanto el 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



18» 



Sr. cura Aguado para que tomasen días 
de retiro las personas de ambos sexos. 

Los presbíteros D. Manuel Somera y D. 
Manuel Quijano fundaron á sus espensas 
el Oratorio de San Felipe Neri, levantan- 
do desde sus cimientos el templo y la ca* 
sa en lósanos trascurridos desde 1835 has- 
ta 1839: el primero es pequeño, pero cons- 
truido con gusto: su parte interior no ha 
podido decorarse enteramente por falta 
de recursos: lo mismo ha sucedido con al- 
gunas habitaciones y claustros dol monas- 
terio, en el que hay actualmente siete 
eclesiásticos que ayudan al párroco en la 
predicación y confesonario. 

Habia también en la ciudad otra con- 
gregación de clérigos regulares de S. Vi- 
cente de Paul que tomaron á su cargo, el 
año de 1847, el colegio erigido por el Sr. 
curaD. José Ignacio Aguado: antes de pa- 
sar adelante debo dar á conocer á este sa- 
cerdote ejemplar, á quien tanto deben la 
juventud estudiosa y la clase miserable de 
León. Nació en esta ciudad el año de 1793: 
hizo brillantes estudios en Guanaxuatp 
con el profesor Diosdado, y en Valladolid 
en el colegio de San Nicolás Obispo: su 
pasión dominante ñié siempre la enseñan- 
za y moralidad de la juventud, á cuyos 
trabajos consagró toda su vida desde el 
año de 18|8 en que se ordenó de sacerdo- 
te: dio mas latitud á sus proyectos sobre 
educación el año de 1824 en que se asoció 
con el Br. D. Manuel Somera y con el pa- 
dre jesuíta D. Rafael Fuentes, planteando 
un colegio formal que fué progresando 
hasta el año de 1847 en que logró unirlo 
al Seminario de Morelia, y ponerlo bajo la 
dirección de los hijos de San Vicente. 

Habia contiguo á la iglesia parroquial un 
monasterio de franciscanos, cuyos claus- 
tros se aprovecharon para el nuevo cole- 
gio, que se construyó en 1849: su fachada 



es magnifica, y muy cómoda la distribu- 
ción de las cátedras, habitaciones y ofici- 
nas: el culto del templo quedó también 
encargado á los sacerdotes de la misión, 
y la iglesia matriz se trasladó á la de los 
Angeles mientras se acababa la de Núes* 
tra Señora de la Luz que es la destinada 
por el diocesano para parroquia de la po- 
blación. El Sr. Aguado tuvo el consuelo 
de ver organizado el colegio con ciento 
sesenta alimmos internos y cuatrocientos 
estemos, de contar entre sus discípulos 
mas de seiscientos eclesiásticos, abogados 
y médicos, y de plantear en su curato 
ochenta escuelas de primeras letras, que 
sostenia á sus espensas. Sorprende én 
verdad al hombre imparcial la considera- 
ción de los trabajos pastorales y literarios 
de este párroco enmedio de las penosas 
enfermedades de que adolecía. Visitaba 
á pié todas las haciendas y ranchos, misio- 
nando en ellos, planteando capillas y es- 
cuelas, derramando limosnas entre los ne- 
cesitados y consolando todo género de in- 
fortunios. El instituyó en León la Vela 
Perpetua, las asociaciones de «eflora^ de 
la Caridad^ del Corazón de Marta para la 
conversión de los pecadores, y de Ib, propa- 
gación de la fe: él visitábalos presos de la 
cárcel y los enfermos del hospital, socor- 
ría á los estudiantes pobres y recogía los 
huérfanos: él, en fin, escribió un Tratado 
de Hermenéutica^, un Curso completo de Fi- 
losofía moderna, una impugnación de las 
cartas provinciales de Pascal, y algunos 
devocionarios: tradujo del francés la His- 
toria eclesiástica de Uhomont y publicó 
varios opúsculos de otros autores, pro- 
pios parala educación de la juventud: es- 
tas santas atenciones lo ocuparon hasta su 
muerte verificada el 12 de Setiembre de 
1854, á la edad de mas de setenta y un 
años. El Sr. Aguado fué el modelo mas 

25 



f V 












ftH*v ♦/-,;; p->-r «r ^-*- •<.'!. >a:>^:i -".•=:. ^ - j 












#r': •-.*>'í'^ ypr *^\ 



hl-rrLO 'i'í GrjiT-íir^v ' 



loírri V'^'rr. Hn\jA w/put d*f.rM yM^rrxínA 

ra U '1' 1 harrío de íían Mv^^zL freírr:'ia 
la í':! OA:frMo, X^rc^m la d«rl Barrio de 
Arr'h'^, c-TiartA K de Xncr.tra F.ehor^ de la 
P^iX, fi\'.\^^ U del S^ñorde Ioí? Pacbec/>s, 
f</;-ta la de ífíin FraríCííi^o del Coeciljo, fe^ 
tima la del Refn^rio de lo^ ílemandez, oc- 
tava la de f?an Pedro, novena la de San 
yirjMfi: Ujd'Añ mTi aüeadaa y tienen muy 
buenaH eíííniltnra«. 

Había antí^iarnente ocho confratemí- 
iJa^les f:hU\[jnf'MiMi de gran número de in- 
dividuos: y¿ufjro el ehía^lo en qne la¿ dejó 
la refoníia. 

£1 curato e» administrado por un pár- 
ríK:/>, un wicriiítan mayor, un teniente d© 
cora y ocli^j vicario»: hay ademats treinta 
y doii ecleBÍáftticoj5 particulares. 

Antiguamente dependía de este curato 
el mineral de Comanja, donde residía un 
▼icario fijo: hoy está erigido en curato in- 
dependiente desde el año de 1850. 



\-:.'r.!^i.::r cr:<.ZT-j \ivl\z, en el c¿f-:» c- li 
'.--/'.►: :-^r<i- j e! re^to ei. I.e p-':il_;¿ y L-- 

EI SiL'j de ISIO ya Lrj<a ccnta^-a <ri, 

ilez y ocio mil Lal IiaLte^: ¿ncefirEm-eii- 
le fué CTec:c:.¿'j cea raj^iiez hasta len^r 
bey cerca de cien mil vecinc* en la ciudad. 
y ciento veinte mil en la parroquia «ite- 
ra: k* puellos de Sanili^ely el Coeci- 
ilv sK Lili ui.:-io ccnij leíame me cvn León. 

La¿ haciendas de esta jurisdicción son 
treinta y una. á saber: Los Castillos lt>> 
Hernández, Cerro Crordo, Lacúnulas, Pal- 
ma, Palote, Placilla, Sitio, Losa, Fenner. 
San Juan de Abajo, Potrero, San Nioolá^» 
de Arriba, Otates, Concepción, Doarte, 
San Nicolás de Abajo, Pompa, Jaguey, 
San Judas, Resplandor, Sardina, San Vi- 
cente, Ocotes, Gabia, Olla, Malpaso, Je- 
rez, Sandia,' Patino y Santa Bosa. 

Los ranchoB independientes son cua- 
renta y nueve, y ciento setenta y nueve 
los qne dependen de las haciendas refe- 
ridas. 

Para el gobierno político y civil hay en 
León un funcionario que se denomina: 
Oefe político dd Departamento, un juez de 
letras y seis alcaldes, un ayuntamiento 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



191 



compuesto de ocho regidores, dos procu- 
radores y un secretario; estafeta y admi* 
nistracion de rentas. Ademas guardan 
el orden público sesenta alcaldes auxilia- 
res, trescientos cincuenta vigilantes de 
manzana, y cuatrocientos ayudantes^que 
se reparten el cuidado de los diez y seis 
cuarteles en que se halla dividida la ciu- 
dad. El plan de esta fué perfectamente 
orientado con los puntos cardinales de la 
aguja: sus caUes son rectas, aseadas, an- 
chas y adornadas con decentes edificios: 
estos son los mas de un solo piso; pero 
cómodos y construidos con elegancia y 
gusto. 

León tiene casa municipal, Albóndiga, 
dos cuarteles para la tropa, imprenta, 
seis escuelas, magnifica plaza de armas, 
doce plazas y plazuelas, seiscientas calles, 
diez y ocho mesones y posadas, dos hote- 
les, ima casa de diligencias, un hospital, 
un hospicio de pobres, muy buenas ace- 
.ras y empedrados, decente alumbrado, 
plazas de toros y de gallos, muchas huer- 
tas de fruta y bellísimos paseos: el de la 
calzada elegante y pintoresca que se en- 
cuentra en la entrada, por el camino de 
Silao, es digno de una capital europea. 

El año de 1851 decretó el octavo con- 
greso constitucional de Guanaxuato la 
construcción de una Penitenciaria, en los 
suburbios de esta población, por el rum- 
bo del Oriente: formó los planos y co- 
menzó la obra el Sr. D. Lorenzo Hidalga: 
quedó levantada una parte del edificio 
que no han dejado continuar nuestras 
continuas revueltas políticas. 

£1 comercio de la ciudad es muy activo 
y sus habitantes son inclinados al traba- 
jo é industriosos. En la plaza so encuen- 
tran almacenes de ropa y abarrotes, de 
granos y de maderas: tiendas de comer- 
cio con muchas puertas, gran níimero 



de* alacenas con efectos del país, y cuanto 
puede apetecerse para la subsistencia, 
comodidad y ornato. Casi no hay uno . 
de los ramos productores de la Repúbli- 
ca que no se cultive en este lugar: artes, 
oficios, agricultura, comercio, traginoria: 
en todo hay empleados grandes capitales. 
El clima es sano y delicioso: el calor fa* 
tiga mucho en los meses de Mayo y Junio 
en que el termómetro de R. sube hasta 
27 grados; las enfermedades dominantes 
son tifos, inflamaciones del hígado y di- 
senterías; y sin embargo en ningún punto 
del obispado se presentan tantos ejemplos 
de longevidad como en León, según he 
visto por la comparación que he formado 
en los estados de nacidos y muertos de 
cada uno de los curatos. 

Esta ciudad está rodeada de gran nú- 
mero de huertas y de, bellísimos jardines: 
no hay un punto de las cercanías que no 
ofrezca sitios amenos y deliciosos de pa- 
seo y recreación: los terrenos de las ha- 
ciendas de campo son en su mayor parte 
de buena calidad: se siembran en la juris- 
dicción 3,200 fanegas de maíz, 850 cargas 
de trigo, 1,800 fanegas de cebada, mucho 
f^yolf garbanzo y chile. Se ocupan en 
el cultivo de frutas y legumbres mas de 
450 fanegas de tierra regadas á brazos 
con vimbalete, á mas de algunas que fer- 
tiliza el rio Turbio que pasa por las in- 
mediaciones de la población: nace este 
en las montañas de la Sierra cerca de los 
Altos de Ibarra: al pasar por León está 
poco caudaloso, de manera que el puente 
tirado sobre él es solo de un arco. 

En la salida para Lagos se encuentran 
dos ojos de agua: uno de fría y otro ter- 
mal: en ambos se bañan los habitantes y 
lavan las lanas los tejedores y obreros. 

En jurisdicción de León están situadas 
las principales vertientes de las aguas de 



192 



XOTICTAS PARA LA mSTORTA 



OomanjSIa que, s^mi afirma el Barón de 
Hnmboldt^ son las de mas eleyada tempe- 
ratnra que se conocen en el mondo. 

LoB cerros mas altos de las inmediar 
ciones de León son el Cerro Gordo qne 
está al Norte de la ciudad en el cami- 
no para Lagos, el Gigante y las mon* 
tañas de Ibarra y de Comanja: dentro de 
la población se encuentra la pequeña co- 
lina de la Soledad. 

Los árboles y arbustos mas comunes 
de este territorio son sauces, mesquites, 
encinos, pirules. casahuates, álamos, ma- 
droños, pingüicas, higuerillas, nopales y 
maguelles: se dan también, con buen cul- 
tivo, el nopal de grana y el olivo. 

Este curato es el último que tiene el 
obispado por el rumbo del Poniente, por 
donde linda con los de Adoves y Lagos: 
por el de Oriente con el de Silao: por el 
Norte con los de Comanja y San Felipe, y 
por el Sur con los Pueblos del Bincon. 

La área del curato se calcula en sesen- 
ta leguas cuadradas. 

La situación geográfica esa los 2^17' 
de longitud, y 21^ 4' 38" de latitud. 

La Feria de San Joan y la que el con- 
greso de Guanaxnato ha concedido á León 
son las fuentes principales de su comer- 
cio y engrandecimiento; asi es que en 
estos últimos años, en que no ha podido 
verificarse la primera y ha sido poco con- 
currida la segunda, el comercio ha sido 
herido de muerte. 

En la hacienda de los Otates se en- 
cuentran mármoles de escelente calidad 
con los que se ha construido ya un altar 
en el templo parroquial. 

León es la patria del Sr. D. Ignacio 
Aldama, uno de los primeros campeones 
de nuestra independencia: y de los Sres. 
Obregones Poleos que han consagrado 
algunas sumas de consideración* á*^ las 



obras de beneficencia, comodidad y orna- 
to de la ciudad, asi como al culto y socor- 
ro de los necesitados. 

Xo debo terminar estas noticias sin de- 
cir una palabra siquiera sobre la erección 
de la Sede Episcopal de esta ciudad y 
preconisacion de su primer obispo, verifi- 
cada por Nuestro Santísimo Padre Pió 
IX el 19 de Marzo del presente año. 

Desterrados de la Bepública todos los 
prelados de la iglesia mexicana, el Padre 
común de los fieles los llamó á la capital 
del mundo cristiano, con el fin de consul- 
tarles sobre el remedio de las necesida- 
des espirituales de los numerosos pueblos 
encargados á su vigilancia. En las reu- 
niones que tuvieron en Boma se acordó 
la división de las antiguas diócesis, y una 
nueva demarcación que facilitará la có- 
moda instrucción y gobierno de los fieles. 
El nimo. Sr. Munguf a propuso desde lue- 
go la división de su obispado en tres sec- 
ciones, (cuyos límites no se han designa • 
do hasta la fecha) la erección de Zamora 
y León en ciudades episcopales, y las 
personas que deverian servir los nuevos 
obispados: el Señor canónigo Lie. D. Jo- 
sé Antonio de la Peña filé el nombrado 
para Zamora, y el Señor cura del Sagra- 
rio Metropolitano Dr. D. José Maria Diez 
de Sollano 16 filé para León: diré algo so- 
bre este nuevo pastor que la Providencia 
destina para fimdar la nueva diócesis. 
El Ulmo. Sr. Sollano nació en San Miguel 
de Allende el 25 de Noviembre de 1820: 
es hijo de padres distinguidos por su vir- 
tud, nobleza y posición social: comenzó 
su carrera literaria en el colegio del ora- 
torio de aquella ciudad, la prosiguió al- 
gún tiempo en el Seminario de Morelia, 
y la concluyó con gran brillo en el semi- 
nario Metropolitano de México: después 
de haber sido beca de honor, catedrático 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



19S 



de filosofía y de teología, rector del cole- 
gio civil de San Gregorio, y Dr. de la 
Nacional y Pontificia UnÍTeraidad, fné 
nombrado por el nimo. Sr. Arzobispo D. 
Lázaro de la Garza Bector del menciona* 
do seminario y cura del Sagrario: en el 
primer puesto llamó la atención por el 
empeño que puso en que la enseñanza se 
diera conforme á los progresos de las cien» 
cias: en el segundo ha sido un perfecto 
dechado de todas las virtudes evangéli- 
cas: en los dias terribles de la persecu- 
ción fué el centro de todos negocios ar- 
duos, el consuelo de los atribulados y el 
apóstol de la capital, motivos que deci- 
dieron al difunto Sr. Arzobispo para nom- 
brarlo obispo auxiliar de la diócesis de 
México. ' Preconizado obispo in partibus 
de Troade, en 7 de Abril de 1862, ñié con- 
sagrado solemnemento por el Illmo. Sr. 
D. Fr. Francisco Bamirez, en la iglesia 
del Sagrario Metropolitano, el 12 de Julio 
del presente año. El Sr. SoUano es ac- 
tualmente miembro del consejo de go- 
bierno, Rector de la Universidad é indi- 
viduo de número de la Sociedad Mexica- 
na de Geografía y Estadística. 

COMANXA. 

Real de minas descubierto por Pedro 
Almendez de Chirinos el año de 1530, que 
espedicionó por este rumbo al frente de 
ochenta españoles por orden de Ñuño de 
Guzman: al llegará Comanxa se estravió 
con sus fuerzas por lo fragoso del terre- 
no, y fundó allí una pequeña congrega- 
ción que no ha tenido gran aumento en 
el trascurso de mas de tres siglos. 

Comanxa fué vicaria fija del curato de 
León, hasta el año de 1840 en que el 
Illmo. Sr. Portugal la erigió en curato in- 
dependiente. 



Hubo un tiempo en que las minas die- 
ron á sus dueños grandes utilidades: hoy 
apenas se trabajan cuatro, dos sangarros 
y una hacienda de beneficio. 

La iglesia parroquial, dedicada á Nues- 
tra Señora de la Asunción, es pequeña: 
ha sido renovada hace pocos años confor- 
me al gusto moderno. 

La población del curato es de 4,600 
habitantes: la de la cabecera de menos de 
2,000. Comanxa dista seis leguas de León, 
siete de Lagos y catorce de San Felipe, 
que son los curatos con que linda. 

Seria muy útil á las mitras de Guada* 
lajara y Micboacan que cambiaran el cu- 
rato de Xalpa, perteneciente á la prime- 
ra y situado en territorio de Guanaxuato, 
por el de Comanxa, perteneciente á la 
segunda y situado en el de Xalisco; ó que 
ambos curatos se asignasen al nuevo obis- 
pado de León. 

Comanxa está situado en la misma sier^ 
ra de Guanaxuato: su temperatura en ve- 
rano es i los 24^ y en invierno á los 12^ 
del termómetro de Reaumur. . 

Hay en este lugar una escuela de nmos, 
un juez de paz, y un subreceptor de alca- 
balas: los fondos municipales ascienden á 
500 pesos. 

En la serranía, dentro de los límites del 
curato, se halla situado el enorme cerro 
del Si/mhrero^ donde se fortificaron los in- 
dependientes el año de 1817, al mando de 
Mina y de D. Pedro Moreno: aun se ven 
los restos de los edificios y de las fortifi- 
caciones arrasadas por orden de Liñan 
que dirigió el sitio y tomó la fortaleza. 

Comanxa, en el orden político, depen- 
de del ayuntamiento de Lagos y pertene- 
ce al Estado de Xalisco: lo he puesto en 
este lugar porque, como he dicho, depen- 
dió por tres úgkw del curato de León. 



194 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



PUEBLOS DKI RINCÓN 

DK LEÓN 

A distancia de cinco leguas de la ciu- 
dad de León, entre Sur y Poniente, se ha- 
llan situadas dos congregaciones que se 
fundaron por los años de 1603. La prime- 
ra se llama San Francisco del Rincón y la 
segunda Purísima del Rincón. Fueron 
reunidas en virtud de la cédula de congre- 
gaciones. Por algunos años dependieron 
del curato de Lcon, hasta el de 1690 en 
que el diocesano las erigió en curato se- 
cular. Como la mayor parte de los habi- 
tantes eran indios tarascos y otomites, el 
beneficio ee daba á un eclesiástico, que 
poseyera ambos idiomas. 

La cabecera se fijó en el pueblo de San 
Francisco, donde está la iglesia parro- 
quial. Esta es amplia, sólida y de mala 
construcción arquitectónica: es de bó- 
veda y está dedicada á San Francisco de 
Asís. Tiene tres cofradías y confraterni- 
dad de Vela Perpetua. 

El pueblo de San Francisco es peque- 
ño, tiene una plaza fea, pocas casas de- 
centes y una población de 2,000 habi- 
tantes. 

El cura, tres vicarios y un sacristán 
mayor administran la parroquia. Uno de 
los ministros reside en el pueblo de la 
Purísima. 

El hospital y una capilla miserable de 
los indios son las únicas iglesias donde se 
celebra misa, á maa del templo parro- 
quial. 

El Camposanto es pobre; pero aseado. 

El pueblo do la Purídma dista me- 
dia legua de San Francisco: tiene una igle- 
sia pequeña techada de vigas, dedicada á 
la Santísima Virgen. 

Desde la independencia hast'a hoy ha 
crecido notablemente este pueblo en sus 
fincas urbanas v vecindario. Tiene mu* 



cho comercio, una regular plaza, bastan- 
tes edificios de buena construcción, y cer- 
ca de 6,000 habitantes. 

Dependen de este curato las pingües 
haciendas do Cañada de Negros, Peñne- 
las, San Cristóbal, y algunas otras que tie- 
nen capillas habilitadas para la celebra- 
ción de los divinos oficios. 

El curato luida con los de León, Siluo, 
Piedra Gorda, y con los de Xalpa y Ado- 
bes que pertenecen al obispado de Gua- 
dalajara. 

La población total del curato es de 
16,000 habitantes. 

En lo político tiene cada uno de estos 
pueblos un alcalde constitucional y un 
síndico procurador, que dependen de la 
gefatura política de León: un receptor de 
alcabalas, un encargado del correo y dos 
escuelas para ambos sexos. Los fondos 
municipales de los dos pueblos ascienden 
á 1,600 pesos. 

La área del curato se calcula en 53 le- 
guas cuadradas: las granadas que se dan 
en estos terrenos son las mas grandes, 

dulces y^ jugosas que se conocen en el país. 
Es oriundo del pueblo de San Francis- 
co el padre jesuíta Pedro Márquez, sabio 
insigne que dio honor á su patria, por lo 
que he creído conveniente dar aquí algu- 
nas noticias biográficas de él: 
, Nació el 22 de Febrero de 1741: des- 
pués de una carrera brillante, abrazó el 
instituto de San Ignacio y profesó en 1763. 
Publicada la pragmática de estrañamien- 
to, salió de su patria para Italia en unión 
de sus demás hermanos: dedicóse allí al 
cultivo de las letras y principalmente al 
estudio de la arquitectura y demás no- 
bles artes, en el que sobresalió de tal 
manera, que llamó la atención de grandes 
artistas y sabios europeos. Eoma ha si- 
do siempre la escuela clásica de la arqui- 
tectura, escultura, arqueología y buen 
gusto: allí escribió el padre Márquez sus 



PEL OBISPADO DE inCHOACAN. 



195 



obras principales, que son mas conocidas 
en el viejo mnndo que en sn misma pa- 
tria: alli, donde se aprecian los trabajos 
literarios, le grangearon éstos el titulo de 
socio de las academias de Roma, Floren- 
cia, Bolonia, Madrid y Zaragoza, asi como 
la estimación de grandes personajes; en- 
tre ellos la de D. José Nicolás de Azara 
(enemigo antes de los jesuítas), por cuyo 
influjo volvió á México el año de 1814 en 
que se restableció el instituto, después 
de 47 años de destierro. Vivió enseñan, 
do las ciencias y la virtud en el colegio 
de San Ildefonso, donde formó gran nu- 
mero de jóvenes, hasta el 2 de Setiembre 
de 1820 en que falleció á la edad de 80 
años. El Sr. D. José Bernardo Gouto 
fué uno de sus mas aprovechados discí- 
pulos: siempre me hablaba del padre Már- 
quez con admiración y respeto; logró ad- 
quirir las obras impresas é inéditas de 
este sabio jesuíta, y deseaba traducirlas 
del italiano al español para que vieran la 
luz pública, cuando le sorprendió lamuer_ 
te el 11 de Noviembre de 1862. Las obras 
impresas del padre Márquez, son las si- 
guientes: "De las casas urbanas de los 
antiguos romanos según la doctrina de 
Vitrubio." "De las casas de Plinio el me. 
ñor con im apéndice sobre los atrios de 
la Sagrada Escritura &c." "Indagaciones 
sobre el orden dórico." "Ejercicios arqui- 
tectónicos, sobre los espectáculos de los 
, antiguos con un apéndice sobre lo bello 
en general." "La casa de campo de Me- 
cenas en Tiboli." "Los monumentos anti- 
guos de arquitectura mexicana, ilustra- 
dos." "Ensayo sobre la astronomía, cro- 
nología y mitología de los antiguos mexi- 
canos." "Tablas en que se señala el punto 
de medio dia y media noche, del naci- 
miento y puesta del Sol, según el meri- 
diano de Roma." 



Las- inéditas que tenia el Sr. Couto, es- 
tán en castellano, y son las siguientes: 
primera, "Apuntamientos por orden alfa- 
bético, pertenecientes á la arquitectura, 
donde se exponen varias doctrinas de Mr. 
Vitruvio Pollion." Tres tomos en 4. ^ 
con tres suplementos. Segunda. "Dicer- 
tacion sobre las construcciones de los an- 
tiguos." 

SAN PEDRO PIEDRA GORDA. 

Congregación fundada por D. Juan 
Montañez y otros españoles en Enero de 
1684. El curato se erigió pocos años des- 
pués. Tiene un párroco, un padre sacris- 
tán, dos vicarios en la cabecera y uno fijo 
en la Puerta efe San Juan. 

La parroquia es pequeña; pero bien 
construida: se venera en ella una imagen 
de Jesucristo cargando la cruz, á la que 
el pueblo vé con singular devoción: tie- 
ne erigida una cofradía para las funciones 
de la Semana Santa. Hay también una 
hermandad de Adoración y vela perpe- 
tua al Santísimo Sacramento. 

Ademas de esta iglesia hay cuatro ca- 
pillas donde se celebra misa, y son cono- 
cidas con los nombres siguientes: el Señor 
del Perdón y Señor San José, coetáneas 
de la fundación del pueblo; Nuestra Se- 
ñora de San Juan, construida hace sesen- 
ta años por D. Ignacio Arias, y el Señor 
del Polocote. 

El cementerio es muy miserable. 

Este curato es el mas lejano que tiene 
Michoacan por el rumbo del Poniente en 
el Estado de Guanaxuato: la línea diviso- 
ria entre este obispado y el de Guadala- 
jara pasa por la hacienda de Frias, que 
dista tres leguas al Noreste de la cabe- 
cera. 

Linda con los curatos de Xalpa, Ayo y 
I Arandas, pertenecientes al obispado de 



196 



NOTICIAS PABA LA HISTORIA 



Goadalajara; con el de los Piíeblos del 
Rincón, con el de Silao j con el de Pén- 
zamo. 

Tiene nna TÍcaria fija en la hacien- 
da de la Pnerta de San Jnan, Ingar de 
algnn comercio qne tiene 850 vecino?: 
la capilla de éste es muy mi.«;erable: ha- 
ce pocos años la repusieron para que no 
i^e dcí^tniyera del todo: está dedicada á 
Nuestra ^eñora de la Merced. 

La población de la cabecera se halla 
sitoada al pié de una loma, en un llano 
rodeado de pantanos; por lo mismo el cli- 
ma es insalubre y las enfermedades domi- 
nantes son las calenturas intermitentes. 
£1 año de 1810 se iba estendiendo el case- 
río por la parte elevada del cerro inmedia- 
to; asilo demuestra la suntuosa £ibríca de 
un templo que se comenzó á levantar en 
honor del Corazón de Jesas: hoy ha dis- 
minuido mucho por las revoluciones del 
país y por la insalubridad referida. Sin 
embargo, la jurisdicción civil asciende á 
24,800 habitantes; pero la eclesiástica es 
menor; porque aquella comprende tam- 
bién el curato de Xalpa que pertenece á 
Guadalajara. El de Piedra Ck>rda solo 

tiene 16,480. 
£1 congreso constituyente de Guana- 

xuato le concedió ajnmtamiento el ano de 
1824: hoy pertenece al Departamento de 
León en el referido Estado. 

""í^isten, dentro del curato, muy buenas 
vt&ciendas de labor que producen gran 
cantidad de trigo, maiz y fríjol. En tres 
de eUas hay capillas rurales qne son: la 
Concepción, Frías y Atotonilquillo. 

Aunque no está determinada astronó- 
micamente la situación geográfica de este 
pueblo, se calcula que se halla á los 2^ 
38' de longitud y 20^ 44' de latitud. 

Hay por cuenta del gobierno dos es- 
cuelas para hombres y mujeres, á las que 
asisten trescientos cincuenta niños. 



A distancia de poco mas de una i 
de Piedra Gorda pasa ya baatanta erada- 
loso el río Turbio, sobre el cual el vecin- 
dario hizo construir un puente que diri- 
gió el Sr. D. José María Torres, vecino 
laborioso y emprendedor á quien debió 
mucho esta población. Este puente que 
apenas quedó cerrado y no ha podido 
concluirse es sumamente útil para íaci- 
Utará los pasajeros un camino mas cor- 
to, mas recto y mas cómodo de Guana- 
xuato á Guadalajara, que el que general- 
mente se usa por Lagos y San Juan. Den- 
tro del casco de Piedra Gorda hay cuatro 
manantiales de agua dulce, conocidos con 
los nombres del Carmen, la Alcantarilla, 
Pósitos y Paredes. 

A mas del Bio Turbio pasan por el 
territorio del curato, el del Sabino, el de 
Xalpa y el de Frías que son menos cau- 
dalosos que aquel, á el cual se reúnen. 
Los arroyos de Isabelota, Sta. Lugarda, 
Sta. Liés y el Sauz, rodean la población. 
Los terrenos de Piedra Gorda son pro- 
pios para el cultivo de la linaza: el Sr. 
Torres ensayó la siembra de ella, y le pro- 
dujo por muchos años una abundante co- 
secha. 

Piedra Gorda puede gloriarse de que 
hayan nacido en su recinto algunos per. 
sonajes notables: El Ulmo. Sr. D. Juan Ca- 
yetano Portugal, obispo de Míchoacan: 
su hermano el Dr. D. José María: el Sr. 
D. José Antonio Torres caudillo de la in- 
dependencia que ocupó á Guadalajara, los 
tres hermanos Olazaranes, eclesiásticos 
de gran literatura, los doctores Arlegui 
y Gallaga, y el Sr. Lie. D. Manuel Dobla- 
do actual gobernador del estado de Gua- 
naxuato. 

San Pedro dista de Silao 18 leguas, de 
León 17, de Pénxamo 15 y 12 délos 
pueblos del Rincón que son laa cabe- 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



1»T 



ceras de sui caratos colindantes por el 
lado de Michoacan, 

. La área de este curato es de 67 legnas 
Cuadradas, en las que se contienen ocho 
haciendas, cuarenta y nn ranchos anexos 
y seis independientes. 

XoZpa.— Hacienda muy productiva y 
pohlada, qne pertenece á los descendien- 
tes de la íiltíma condesa de Xalpa D. ^ 
Manuela Monterde: en lo civil y político 
pertenece su territorio al Estado de Gua- 
naxuato; pero en el orden eclesiástico de- 
pende de la mitra de Guadalajara: es cu- 
rato secular servido por un solo ministro. 

La iglesia parroquial es de buena ctons- 
tracción: ignoro la historia y época de la 
fundacíon del curato. 

El valor de esta hacienda esoedia de 
300,000 pesos: hoy sus dueños han vendi- 
do algunos terrenos. 

Hace veintitrés años que sufrieron los 
vecinos de este lugar una horrible inun- 
dación, ocasionada por haberse desborda- 
do la 'magnifica presa de dicha hacienda, 
gr^n depósito dei agua cuya potencia des- 
truyó las cortinas enormes de cal y canto 
que habían resistido mas de un s^o: 
muchaa victimas hizo esta inesperada ir- 
rupción de las aguas, destruyó fortunas 
considerables y ha dejado hasta hoy un^ 
recuerdo funesto. 

La Bra. Monterde reparó el muro con 
tal solidea, que hoy se recoge en el vaso 
de la presa mas agua que antes de la ca- 
táetroíe. El título del condado tomaba el 
nombre de esta presa qtie se estiende ák 
mas de una legua cuadrada de caja. 

El carato dé Xalpa tiene una población; 
de 6,500 habitantes: el lugar y casi todafi' 
las haciendas y ranchos sujetas al párro- 
co dependen del ayuntamiento y ge&tura 
del partido de Piedra Gorda* , . 



Bn toda la jurisdieoion de esta gefata- 
ra se siembran 1,600 fanegas de maiz, 680 
de cebada, 800 cargas de trigo, y 120 de 
linaea» frijol, garbanzo y hortaüsa. 

PENXAMO. 

Tres clases de tribus casi bárbaras ha- 
bitaron antes de la conquista los terrenos 
del Estado de Guanaxuato. Los Otomi- 
tes, Guachichiles y Pames que todos eran 
conocidos con el nombre genérico de chi- 
chimecas: los primeros tenian su capital 
en Yuríriapúndaro y vagaban por los ter- 
renos de Celaya, Salamanca, Silao, Guana- 
xuato, San Miguel, San Felipe, Dolores y 
otros pueblos mas pequeños. Los Pames 
vivian en Xichú, San Luis dó la Paz y 
Amedo: y los Guachichiles en Pénxamo, 
Cuiteéo de los Naranjos y Piedra Gorda, 
Esta tribu dio el nombre al cerro cerca 
del cual está situado el pueblo de Pénxa- 
mo, que es muy antiguo y fué ocupado 
por los españoles después de una resisten- 
cia tenaí él 4 de Octubre de 1688. 

H 12 de Agosto de 1588 espidió Gar- 
los Y una real eédula en favor del capitán 
D. Diego Tomás Quesuchigua, uno de los 
hijos del gran Oalzoñtzin, último rey de Mi- 
choacan: én ella le mercedafoa algunos ter- 
renos, lo facultaba para ñmdar el pueblo 
y le otorgaba otras gracias de mas impor- 
tancia: en ella le dice lo siguiente: ''Y 
porque vos nos hab^i6 servido, poniendo 
vmestra ncfble persona á todo riesgo y pe- 
ligro ¿por nuestro servicio con toda leal- 
tad, siguiéndonos <!^on toda Vuestra gente 
contra los guerreros y bárbaros chichiine- 
cas, gevte indómita y de crecida prosapia, 
ó como tal capit^ en cp9xpania del noble 
conquistador y capitangeneral D. Fernan- 
do Corúa .y D, Nicolás Montanez de S^n 
Luis é demás cá\i^Uos los vencisteis ym 

S6 



108 



XOnCIAS PABA LA mSTOIUA 



d g^orioio dm del «eráfieo Patriarca Se- 
ñor San Frandaoo loa hidsteia pedir pas 
abracándote á la ley del Santo Evangelio, 
j aiiiiinaati'im la ineapng:niiWf fbenoi de 
loe gnachicliUea por lo que hab^ hecho 
mnchoB gastes de yneatiocaiidaL Evos 
queriendo remunerar, por esta nuestra 
real cédula j merced, os &cemos ser oomo 
hijodalgo del rey y espitan general de es- 
ta frontera de chichimecas y Cerro Fron- 
tón, é cacique y principal de los caciques 
de esa gran provincia de Michoacah é de- 
mas partes de esa villa de León, é vos ñt- 
cemos merced de 10,000 varas por cada 
viento para la fundación de vuestro pue- 
blo, é midiendo desde el centro de la igle- 
sia ¿c.'^ Consecuente á lo mandado en 
esta cédula el virey designó el terreno pa- 
ra fundar á Pénxamo el 12 de Noviembre 
de 1542. Uno de los primeros fundadores 
fué el capitán D. Antonio Diego López 
Guin» 

El nimo. Sr« Quiroga erigió el curato 
que comprendía también los de Puruán* 
diro, Ouango y Yuririapimdaro: lo dio ¿ 
un clérigo que no pudo administrar por si 
solo tan vasto terri^río, por cuyo n^otivo 
el mismo señor obispo pocos meses antes 
de su muer^ dejó al clérigo los territorios 
de Pénxamo y Puruándiro; y entregó á los 
agustinos i Yuriiia, Cuitséo y Guango. 
Por fin algunos años después se separó 
también Puruándiro y quedó todavía el cu- 
rato de Pénzamo con vasto territorio 
que mantuvo hasta el ano de 1855,.en que 
el Olmo. Sr. Munguia separó de él varias 
haciendas, oon las que se ha formado el 
nuevo curato de Cuitado de }os Naranjos.' 

Pénxamo tuvo desde su fundación el i 
titulo de pueblo hasta el 22 de Manso de 
1861 en que el octavo congreso constitu- 
cional de Guanaxuato, á petieion mía, le i 
concedió el tftulo de viUa. 



La peblacsondel omalo, antea de la se- 
paración de Cuitséo, eacedin dacincoenta 
mil habitsmtea: hoy tiene cerca de cnaren- 
ta mil de loa cualea una tercera parte es 
de raea indígena. 

El párroco administra A cúralo oon seis 
vicarios, de los cmdes trea residen en 
la cabecera y los otros en las vicarias fi- 
jas de Cuerámaro, Numáran, Gnanimaro 
y Santa Ana Pacueco. 

El Sr. cura D. Luis Rravo, el ano de 
1835, pretendió poner otras dos en terre- 
nos de la hacienda de Santa Ana cuyos 
dueños no lo permitieron. 

La parroquia es una iglesia antigua y 
decente, aunque todavía pequeña respecto 
de la población: fué construida en princi- 
pios del siglo pasado y quemada por el 
P. Torres el ano de 1815: quedó entonces 
sumamente maltratada y no se ha podido 
reponer á su antigua hermosura. Es un 
canon embovedado con c&pula y cmoerofl. 

Poco después de la ívndaeion del pue- 
blo se erigió el Santuario de Nuestra Se- 
ñora de los Remedios, patrona del hogar, 
á la que profesan grande devoción aque- 
llos vecinos. El templo es de bóveda y 
pequeño; pero bastante aseado: fué el úni* 
co que respetó el P. Torres el año de 1815 
y por esto estuvo sirviendo muchos anoB 
de iglesia parroquial. 

£1 ano de 1846 se construyó una her- 
mosa capilla nueva, consagrada al culto 
de Nuestra Señora déla Cueva Santa. 
Okas dos pequeñas oapillas y la jdel Cam- 
posanto completa los edificios religioeos 
de Pánzamo. 

En la parroquia hay erigidas aacristla 
mayor, tres cofradías y nna Henna9dad 
de Vela Perpetua. 

La situación del pveblo es i cuatro le- 
guas del Rio Turbio cerca delotf» Gna- 



DEL OBSBPADO DI mCHOAOAN. 



199 



chúddi á lo8 9(F 35' de latítud iP 22' 40'' 
de longitud del meridiano de México. 

S cuma ee sano: el temámetro de 
Resmirar ne eooede de 26^ en tiempo de 
verano. L» mayor parte de loa ▼eeinoB 
se rnaaitienea de lá agncritonL El mniz 
se da con tal abmklancia ^e ha llegado a 
producir haala 600 granos por ano: pocas 
familias se dedican i loa bilados j tejidos 
de algodón y lana. 

Pénxamo ea cabecera de partido qne 
depende de la ge&tora política de León: 
tiene ayuntamiento, juzgado de letras, ad* 
mínístousiones de alcabalas y correos: dos 
esencias de primeras letras, fuentes pu- 
blicas, una pequeña alameda, regular pla- 
za, mas de cien calles, dos mesones, po- 
cos edificios de buen gusto y algún co- 
mercio de efectos del país: su población 
asciende i 6M0 vecinos. 

Las iglesias de las vicarias están asea- 
das y bien servidas, pero carecen lo mis- 
mo que la cabecera de paramentos de- 
centes para el cuito: cada una tiene su 
Camposanto. 

En el cerro de San Qregorio y en los 
de sus inmediaciones se encuentran va- 
rias cuevas abiertas á mano, donde se re- 
fugiaron los indios en la época de la con- 
quista del pueblo: éstas sirvieron tam. 
bien de asilo á los insurgentes el año 
de 1818 que el general t>. Pascual de 
Linan, al frente del ejército realista, tomó 
el fuerte construido en aquel cerro por 
el P. Torres: asimismo se ven los res- 
tos de antiguos y groseros edificios que 
levantaron los indios Guachichiles. 

Bn la hacienda de Gorralejo, sita en 
jurisdicción de esta parroqa&a» nació el 
cura de Dolores D. Miguel Hidalgo y Cos- 
tilla el 8 de Mayo de 17é8. Cerca de 
cien afios después, el octavo congreso de 
Ouanattiato maadhS eriíirie una estátaa 



de bronce en la plaaa principal da Pén- 



En esta misma hacienda hay banoa ter- 
males muy edientaa: los hay también en 
el foerta de San Gr^orio inmediatos al 
lugar donde fué fusilado el general espa- 
ñol Misa el ano de 1817. En el rancho 
de Churipicéo se encuentra un hermoso 
manantial de agua delgada y dulce que 
B«rte las faentes de la cabecera. 

Los fbndos municipales de ésta produ- 
cen mas de tres mol pesos aduales, con 
los que se podrían empedrar las calles y 
sostener un buen alumbrado, si las conti- 
nuas revoluciones del país hubieran per- 
mitido gastarlos en su objeto. 

La área del curato tiene 98 leguas cua- 
dradas en las que se comprenden 10 ha 
ciendas, 25 ranchos anexos y 88 indepen- 
dientes. Linda con los de Irapuato, Pie- 
dra Gorda, Turiria, la Piedad y Ayo. 

si Rio Turbio se une con el grande á 
ocho leguas al Oriente de Pénxamo. 

currzEO de los naranjos. 

Como he dicho en el articulo anterior, 
Cuitzeo fué erigido en beneficio indepen. 
diente el año de 1854 por el Illmo. Sr. 
Mungula. El año de 1851 fué declarado 
pueblo por la legislatura de Guanaxuato: 
antas era niia hacienda de labor pertene- 
ciente á la casa de D. JuUan de Obregon, 
vecino de León: la tuvo en arrendamien- 
to por muchos anos el Sr. D. José Luis 
Bribíefeta) quien la adniinistró con pru- 
dencia y logró que aumentara notable- 
mente en oomercio y pobhuHon: esto obli- 
gó á.los párrocos de Pénxamo á situar 
alli unaayvda di» parroquia y ust vicario 
fijo» 

Caando Jos vecinos aaudieron al poder 
l^slativo, soUcitando para Cnitaeo. el 



200 



NOTICJIAS PARA LA HISTORIA 



rango de pneblo, ofrecieron comprar loa I 
terrenos necesañoa para loe egido6. Con 
tal condición se expidió él decreto: y 
para perpetuar la memoria del Sr« D. Ma- 
riano Abasólo, qne fhé nno de loe <;aiidi- 
Iloa de nuestra independencia, se mandó 
qne en k) ftituro llevase el niwnbre de 

Otnizeo de Abasoh. 
La iglesia es pegneña, pero aseada. £1 

vecindario ofreció á la mitra^ levantar 
otra mas cómoda y capas. Hay en ella 
Auidada una hermandad de Vela Perpe- 
tua. 

La población del curato es la misma 
qne la de la municipalidad: asciende á 
quince mil habitantes que se mantienen 
de la agricultura, comercio al menudeo, 
la traginería y las artes y oficios mecáni- 
cos. 

La temperatura es suave y el clima 

muy sano: el termómetro de Reamur en 
verano sube hasta 24 y medio grados. 

Este pueblo tiene ayuntamiento, dos 
escuelas, receptorías de alcabalas y cor- 
reos, algunas casas de buana construc- 
ción, un mesón y algunas huertas. 

El párroco y un solo vicario atienden 
hoy i la administración espiritual. El 



vecindario haoonstrnidoimmodestDOui* 
posante. 

Cerca de eete pueble hay alguno» ma- 
nantialee de aguas tenMlea; el mfia nota- 
ble es el llamado Sabineiqí» eamuy oon- 
corrido por pemnaade todas oiasea:. el 
manantial es nray abundantey naee en 
una móntala vecina y su teaqwratora ea 
de 54^ del termóm^ro de Reannir. Lea 
aguas son limpias, ligeramente aaladaa y 
tienen un olor sulíficoso bastante pioann- 
ciado. La abertura donde brota el wmr 
nantial mas abundante tiene un diáme- 
tro de 4 pies: los bordea están inomsta- 
dos de piedra de aaufre de un color claro 
y reluciente. El calor de esta agua endu- 
rece loB huevos en cinco minutos: se cree 
que estas aguas están compuestas de azu- 
fre y sal, porque espuestas al sol se eva* 
pora aquel y queda un sediaaento de sal 
amaxga. 

La superficie del territorio de este cu- 
rato se r^ula en 40 leguas cuadradas en 
las que se comprenden tres haciendas, 
veintiocho ranchos anexos y veinticuatro 
independientes. Linda con los curatos de 
Fénzamo, Irapuato, Tuririapündaro y Va- 
lle de Santiago. 



DiPABTAMENTO O DI&TUTO DE M MifiUKl DE ALLENDE. 



SAN MIGUEL DE ALLENDE. 

I 

Bs capital del Departamento de su noou 
bre, y está asentada la ciudad enia fislda 
de una de 14b mas elevadas montaflus de 
la sierra de Guanaxuato. Su altura sobre 
él nivel del mar es de «ñas de ^000 varas 
y su posición geográica á los 30^ 68' de 



latitud y 1° 25' de longitud del meridia- 
no de México. 

Como la población se halla colocada en 
el declive de una colina, las cattes no son 
muy regulares; pero si bastante limpias y 
aseadas en tiempo de lluvia por el rápido 
curso de lasaguas. Bu un punto mas ele- 
vado de la loma se halla el pintoresoe pa« 



DBL OBK^ADO DS MICHOAOAN. 



201 



sao de Ouadiaiía: im poco toba arribft» 
en la falda del oerro de la Mod nu ma^ al 
Sudeste de la poblanáon, naoe el fisoaoso 
manantial de aguas tennalea, conocidas 
con el nonbse dri Ghorro^ donde »anan 
las agnas que surten la ciudad y riegan 
las nnmerosaa huertas de sas imnediaicio- 
IMS. A seis mil varas de distancia de la 
garita por el nnnbo del Norte corre el rio 
de La Laja que nace en las cercanías de 
San Felipe j llega aquí bastante cándalo* 
so: sobre él hizo construir el gobierno de 
Guanaxuato, el ano de 1850, un puente 
hermosisimo, que fué destruido por la es- 
traordinaria potencia de las aguas del ano 
de 1855, 

El clima de la ciudad es mas frío que 
templado; pero reseco j sano. En los 
pueblos situados en esta sierra no son ra- 
ros los hombres que viven mas de ochen- 
ta años. El termómetro de Reaumur lle- 
ga á subir en verano hasta 24^ y nunca 
baja de 15^ en invierno. El viento domi- 
nante es el del Nordeste. 

Antes de la conquista el sitio donde 
hoy está ubicada la población se llamaba 
Ixcuinapan^ que quiere decir: agua de 
perros. 

Disputan los historiadores sobre la épo- 
ca en que se verificó la fundación: algu- 
nos sostienen que ésta se hizo, el año de 
1560, por el virey D. Luis de Velasco i. ® 
con el objeto de que sirviera de frontera 
céntralos indios chicbimecas; otros defien- 
den que el religioso franciscano Fr. Juan 
de San Miguel, siendo guardián del .con- 
vento de Acámbaro, el ano de 1542, trazó 
el pueblo y construyó la primera iglesia: 
ambas cosas son ciertas y no hay en ellas 
contradicción algxma. No cabe duda en 
que el P. San Miguelí después de haber 
fundado el pueblo de Uruapau, fué nom- 
brado guiu-dÍAndel cqiQvento de Acámba- 



ro, desde donde se internó hasta Bio Ver- 
de á predicar el £va9gelio á los chichi- 
mecas: al paaar por el sitio donde estu- 
vo antes la población, que es el qne hoy 
se llama Puebio antiguo, construyó una 
capilla de ramas y celebró en cUa los 
santos misterios; reunió en su con tomo 
gran número de indios bárbaros y algu- 
nas familias de los ya convertidos, á quie- 
nes encargó que fueran reduciendo á 
aquellos á las maneras de la vida social. 
Al volver de su misión de Rio Verde per- 
manedó algún tiempo en la población, le 
dio por patrón al santo de su nombre y 
dejó encargada la feligresía á Pr. Bernar- 
do Cosni, que fué quien construyó la pri- 
mera iglesia. Por lo espuesto se ve, que 
el P. San Miguel fué el fundador de la 
población indígena: esta progresó poco 
en los anos que trascurrieron ha»ta el 
de 1555, en que el virey Velasco le con- 
cedió el titulo de villa j mandó esta- 
blecer allí un presidio compuesto de al- 
gunas familias de españoles, gran núme- 
ro de mexicanos y otomites, y treinta 
hombres de guarnición: desde entonces 
los habitantes y el caserío aumentaron 
con rapidez. Asi concuerda las opiniones 
elP. Fr* Pablo Beaumont, cronista jui- 
cioso dp la provincia de franciscanos de 
Michoacan, y comprueba su juicio con 
^Cttip^ntos felvi^ientes que no es del ca- 
so insertar. 

El mismp cronÍ0ta asegura que la par- 
roquia estuvo muchos años en el Pueblo 
vifgp Y que de allí se mudó toda la pobla- 
ción, juntamente con el templo, al lugar 
que hoy ooupan, para aprovecharse de la 
eeroania de .las aguas. 

El curato 4o erigió el ano de 1564 el 
Ulmo. Sn D. Vasco de Quiroga y lo con- 
firió á un eclesiástico del clero secular: 
su territprio era muy vasto; pues com- 



íy^í 



NOTfdJL^ TABA LA HHVmiA 



lUA d*- Ifc* ii.r:jvret Sel "xl-pi-d.. pi^r ft: 

w^'j. ^r^ í/uJtlr í:?*^^^ ¿^jriiyj p5»i^ f.rzíííir 

j- bíeu T4rj;r.Ilí>iv. *'i: fvr^í-a de cruz. cr.«L 

doxid* be iiiLuia?*!! Ij» ci»dáTerí« dír kj? 

cíxiítraocivii- El ir- catóiigo D- Jo*sé 
Alf;)«xk4it# QttfetódA, fcle:>ic# cara de etta 
parroquia. r*rpTi6o k« icitíguos altáires d« 
mader» con otro» de piedra estacada, y 
r^^>v6 la píatora d^l edificio en los saos 
de IMO á 1^4«- B templo e«tá deseado 
al arcángel Bu HígoeL, patitm del lu- 
gar, j iieíÉe i cada m^ de sos lados mía 
bermoaa capilla dd uámo orden arqai- 
tect6iúa> que la igleáa príncípaL En 
aoa de eDaa §e ba colocado el depósito 
del SaotSMmo, y en la otea ima derota 
imigen de J^umsto crodficado que lie- 
varón conaigo lo« primen» pobladores y 
qoe te conoce con el nombre de S^ordt 
la ConqmMa. Un elegante camarín eo- 
líxado detraa del akar mayw oomf^ta 
el edificio. En diciio camarín colocó A 
Kr« cora Qnesaila una imagen del Santo 
Ecce Homo, qne el pneblo renera eon 
aingnlar devoción y para cayo coito ae 
erigió una cofradía con antoridaá ponti* 
ficia. No debo omitir, al bablar de este 
templo, que im altar mayor ea ignal al del 
Sagrario de México, qne posee magnificas 
pintura» de Cabrera y de Jnaxez, escol* 
turas de gran mérito hechas por los artís» 
ta« queretanos Arce y Pcrrusquia, lujo- 
tfot emameotos y bueuos vasos sagrados: 



la i glcáa mam deeeiite buiTcacB-a. 

-le !s Ti'Tr^í Mí-ria. la íe ?.£:! Tf?rTi**L la 
! nuodaf f tr la T-.!a Perr»*T':ia- 



:-.L efi.r.T 



-^^.^\s. ^ 



iíL f eíiesür- 



rfcsílíc'ii ad^Baa? ei: la j'5Lrr:»qzia caiorc-r 

El ieiLj:l:> de San riai.rL-?>eéíá icJ3:> 
al iL.jZJs¿zeTÍo: se di^Ir^iitr p:»r su gracÁo* 
sa y esbelta torre, por so. bella farliads, 
por sa magTiifkx) cani^B de orden jóiiúxk, y 
por el buen giL^io cju qne están adorna- 
dos so» aliares. La fundü^rioD de este oon- 
vento paé¿ de la manera ¿Lr^Iei^ie. £b 
principios del siglo JLVU pn^Lendieroa 
loa recinos fundar aifi nn monasterio de 
religiosos del orden de San AgQ£tin; pero 
^1 provincial de éstos no qui^o admitir las 
propuestas; y entonces llamaron á los fian- 
ciscanos, quienes acudieron gustosos á 
evangelizar aquel pueblo formado por él 
Y. Fr. Juan de San ICgneL 

La iglesia principal se bendijo solemne- 
menta el 13 de Abril de 1773: inmediata 
á este templo levantaron los Terceros la 
capilladd Cbnioa qne también es de bnen 
gusto y tiene bellas esculturas, constmi* 
das en Querétaro por los célebres artistas 
Arce y Perrusqma. 

El Oratorio de San Felipe Neri se esta- 
bleció en San Miguel el año de 1712 por 
el Dr. D. Juan Antonio Pérez de Espino- 
sa, cura de Pátzcuaro que babia concurri- 
do aUi i dar unas misiones en compañía 
del P. Fr. Antonio Margtl ds Jesús: levan- 
taba entonces el vecindario nna capilla 
para la imigen del Santo Beca Homo qna 



D£L OUBPADO DB MIGHOAOAN. 



203 



«e veoeiu en la parroquia: tal como esta- 
ba la fábrica, fué donada al Dr. liaprnoBa 
para la nueva fundación: uno de loe mas 
insignes bienhechores de ella fué el capi- 
tán D. Severíano de Jáuregui. Bn 1734 
el rey Felipe V coacedió su licencia para 
que los Felipenses erigiesen un ccdegio y 
mandó que la Universidad de México ad* 
mitiera los cursos literarios ganados en él: 
este establecimiento tuvo g^ran reputación 
durante la vida del P. D. Benito Diaz de 
Ckunarra y Dávalos, doctor en cánones 
por las universidades de Bolonia y de Pi- 
sa, y en teología por la de la Sapiencia de 
Boma. Bi'a este eclesiástico natural de la 
villa de Zamora, fué el primero que enseñó 
en Nueva España la filosofla moderna, en 
un curso de artes cuyo testo corro impre- 
so, y fué el que dio constituciones al esta- 
blecimiento. Este Hterato á quien tanto 
debe la juventud de San Miguel, fhlleció 
de apoplegia fulminante el 1. ° de No- 
viembre de 1788. Durante su vida pu- 
blicó varias obras científicas y literarias; 
á su muerte dejó inéditos otros opúsculos. 
El año de 1827 decretó el congreso de 
Guanaxuato que se continuase la etise- 
ñanza en este colegio, y desde entonces 
lo dirigió el R. P. D. Miguel Frias, á quien 
debe grandes servicios la juventud de 

este lugar. 
En la vida del Sr« obispo Bocha ^imté 

las controversias que los Felipenses de es- 
ta casa sostuvieron con aquel prelado eon 
motivo de la visita. . 

Ia iglesia del Oratorio fué nuevamente 
decorada por el P< Frias y pqr su iniyiedia- 
to sneesor. Por jw> de loa costados de 
eate t^nplo ae entisa 41^ekig»ntisima ca- 
pilla de la Cas» de Loceto, eonstruida y 
dotada por el Sr« I}. Munuel Varia de í^ 
Canal y por su esposa la Sra. D, ^ María 
de Herbás y Flores. Los adornos de la 
iglesia y caftiarin son costopos y de mu- 



clio gusto: las estatuas de los fundadores 
en actitud de adorar al Santísimo Sacra* 
mentó con las lámparas en la mano, que 
aid^i continuamente, recuerdan todavía 
la piedad de los ilustres patronos de este 
templo. Para concluir las noticias del 
Oratorio diré que tanto en la iglesia como 
en loa claustros se encuentran gran nüme- 
ro de pinturas de los mejores artistas me* 
xicanos: la vida de San Felipe Neri es una 
de las obras maestras de Cabrera. 

Los hospitalarios de San Jban de Dios 
servian la iglesia y el hospital de su nom* 
bre. Desde la extinción de estos religio- 
sos el templo estápobrisimo, y el hospital 
casi destruido. 

Hay en esta ciudad un convento de 
monjas Concepcionistas fundado por las 
religiosas Sor Josefa Lino Canal, y por el 
conde de Casa de Loja D. Francisco José 
de Landeta: aquélla contribuyó con cin- 
cuenta mil pesos y éste con el resto de los 
gastos que ocasionaron la fábrica de la 
iglesia y la dotación de las religiosas: es- 
tas tomaron posesión de su convento el 28 
de Diciembre de 1785: el monasterio 
tiebe hoy diez y seis monjas profesas, al- 
gunas niñas y una iglesia aseada y de- 
cente. 

Para la educación de la juventud hay 
erigidos dos colegios de niñas: el de San- 
to Domingo y el de Señora Santa Ana: el 
primero está servido por dooe señoras que 
visten hábito y hacen votoa simples; el 
segundo por personas aaoularee: ambos 
tienen muy bellas iglesias y proporcionan 
la educaoicm á ciento cincuenta niisvs. 

La iglesia del hospital de indios, que 
estaba ceroa de la parroquia, era suma- 
mente antigua y fué derribada hace po- 
cos años por orden del gobierno diocesa- 
no jpara construir i^li la casa curaL 

Contigua á la parroquia, fundó el pa- 
dre Fel^e Ner^ de .4¿^^.l*^ iglesia de 



204 



N0TK3IAS PARA LA HKTOBIA 



San Rafael y una santa escuela de hom- 
bres que cuidan del culto de la referida 
capilla. También se debe ala piedad de 
este insigne sacerdote la pequeña iglesia 
de Nuestra Señora de la Salud, que se co- 
noce con el nombre de Oratorio Parvo. 
Hay ademas en la ciudad las iglesias 
do San Antonio y el Camposanto que no 
pasan de unas mirerables capillas. 

En el orden politice, San Miguel es ca- 
pital de Departamento: tiene ayuntamien- 
to, juez letrado, administraciones de alca- 
balas y correoá, tres escuelas y un bata- 
llón de milicia cívica. Está dividida en 
seis cuarteles: tiene setenta y dos man- 
ganas, mil doscientas cincuenta casas de 
regular construcción, veintitrés fuentes 
públicas, doscientas ochenta y cuatro mer- 
cedes de agua, buenas aceras y empedra 
dos, ciento veinticinco calles y callejones, 
una plaza, cinco plazuelas, alumbrado, 
baños públicos, siete mesones, un colisto, 
muchos edificios de dos pisos, y 19,000 
vecinos. El pintoresco paseo de Guadia 
na que mantiene una primavera caai per- 
petua, embelezaá cuantos concurren i él. 
El primer congreso de Guanaxuato. 
el año de 1826 elevó á San Miguel al ran- 
go de ciudad y cabecera de Departamen- 
to, del cual dependen esta municipalidad 
y las' de San Felipe y Dolores. 

Los habitantes del curato, ascienden á 
treinta y cinco mil, de los cuales una ter- 
cera parte hablan el idioma otomite, y se 
hallan diseminados en lós barrios de la 
ciudad, en diez y ocho haciendas de cam- 
po, en treinta y seis ranchos independien- 
tes y en cincuenta y cuatro anexos á las 
referidas haciendas. 

Las rentas municipalts del ayuntamien- 
to producen de siete á ocho mil pesos 
cada año. La industria principal de los 
vecinos consiste en la agrícuHmrá, en las, 



fábricas de zfeu-apes, colohaB y jorongos, 
en las alfarerías y en el comeroio al me- ^ 
nudeo. 

Dentro de los limites de este carato, 
existen el famoso aantuairio y casa de 
^eroicios de Aix)tonAco fundados por el 
venerable padre Felipe Neri de Alfaro. 
Este ejemplar sacerdote, deseando evitar 
los frecuentes robos y asesinatos que co- 
metían los malhechores en el punto don- 
de fabricó el santuario, á la vez que mo- 
ralizar á los habitantes de aquellos con- 
tomos, levantó desde hns cimientos las 
seis iglesias y la casa de ejercicios: am- 
bas se estreneu-on el 20 de Julio de 1748. 
En este lugar solitario se sorprende el 
viajero al ver unos magestuosos edifloios 
que lo convidan á detenerse y examinar- 
los. No hallará en su recinto otra cosa 
que vivos y tiernos recuerdos del naci- 
miento, vida, pasión y muerte del SalTm- 
dor del mundo, una casa amplia con las 
comodidades necesarias para tomar días 
de retiro espiritual, y un eclesiástioo dis- 
pnesto siempre á dirigir los movimientos 
del corazón arrepentido para encaminar* 
lo á Dios. £1 padre Alfaro vivió treinta 
años haciendo notables comversiones en 
esta oasa hasta su muerte verificcida en 
22 de Marzo de 1776. Hace trece aCos 
que fueron renovados los altares de es- 
tas iglesias, y repkrada la ¡ca^a de ^jer- 
oi(áos á la que acuden miles de perso- 
nas cada ano á tomar alguno» días de 
retiro. Es ciertamente digno de sentír- 
se que no se le haya conservado á es- 
tas capillas la fisonomia primitinra qne el 
padre AlAiro les imprimió en sa oreaoion. 
Las iglesias de este santuario son seis: 
et templo grande comensado á cónstmir 
el 3 de Mayo de 1740: la eapiUa de Be- 
lén y la del Santo Sepulcro oonolvidaa 
én 18 dé Marzo de 176t: la de la Gasade 
Loreto, .la del Calvario y k de Nuestra 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



205 



Señora del Rosario: en todas hay pintu- 
ras al óleo de Rodríguez Juárez y de 
Ibarra. 

Cerca del santuario se hallan los baños 
termales que son muy celebrados en to- 
da la comarca. 

El curato de San Miguel linda por el 
poniente con el de Santa Ana Gruanaxua- 
to: por el Norte con el de Dolores: por el 
Sur con el de Marfil y por el Oriente con 
loa de San Luis de la Paz y Casas Viejas. 

Concluiré este artículo con las noticias 
de los varones distinguidos que han na- 
cido ó florecido en esta ciudad. He he- 
cho ya laencion honorífica de los seño- 
res D. Manuel de la C¿vnaly D. Severiano 
de Jáuregui, del conde de Casa Loxa y 
del padre Luis Felipe Neri do Alfaro que 
se señalaron por su beneficencia. He ha- 
blado de los señores Gamarra y Frías que 
prestaron tan buenos servicios á la ju- 
ventud. Añadiré ahora al 8r. D. Ignar 
cío Allende, caudillo ilustre de nuestra 
independencia, á los sabios eclesiásticos 
D, Francisco de üraga y D. Tomás Var- 
gas que desempeñaron el curato, á D. 
Mariano Loreto de la Canal que se aso- 
ció el año de 1786 con el conde de Casa 
Loxa para socorrer á las víctimas del 
hambre y recoger sus huérfanos, en cuya 
empresa gastaron mas de cien mil pesos: 
y á el lUmo. Sr. Dr. D. José María Diez de 
Sollano, todos dignos de nuestros recuer- 
dos por su literatura ó por los servicios 
que prestaron á su pais. 

Los linderos de este curato por el rum- 
bo de Casas Viejas son también los del 
obispado de Michoacan con el arzobispa- 
do de México: dichos limites son los si- 
guientes: — R€mcho de los Llanitos, Para^ 
je de Lagunita, el Venadito y el rancho 
llamado La Estancia. 

San Miguel dista diez y nueve leguas 
de Guanaxuato, ocho de Dolores, siete de 
Chamacuere y trece A% Casas Vieja». . 



Las montañas mas inmediatas á la ciu- 
dad, son: el cerro de la Moctezuma y los 
picachos de filan JttdeWjjBiíediííM y Pajari- 
tos. 

DOLORES HIDALGO. 

El terreno donde está situada esta villa 
era antes de la conquista un lugar eriazo 
y despoblado: debió Dolores su fundación 
á los esfuerzos que hicieron los vireyes 
D. Martin Enriquez y D. Luis de Vclas- 
co, para reunir á los indios en congrega- 
ciones. No tengo datos fijos para desig- 
nar la fecha de ésta fundación: pero según 
parece por los antecedentes que tengo á 
la vista, se verificó antes del año de 
1590. 

En lo eclesiástico estuvo sujeta al cu- 
rato de San Miguel el Grande, del que 
fué vicaría fija con el nombre de Congre- 
gación de Nuestra Señora de los Dóhres. 
El año de 1717 fué erigida en pueblo y 
poco después se hizo curato independien- 
te. El Illmo. Sr. Calatayud erigió en esta 
parroquia un sacristán mayor. 

La iglesia parroquial es magnífica: se 
compone de un amplio canon con cru- 
ceros: su vasta ostensión, la seriedad 
de sus formas y de sus relieves, y un al- 
tar medio gótico de madera que no llegó 
á dorarse, le dan un aspecto venerable 
que despierta el sentimiento religioso en 
el corazón del que la visita. El esterior 
es magestuoso y está decorado con una 
regular portada y dos bellas torres que se 
concluyeron á mediados del siglo pasado. 
Hay establecidas en esta iglesia ocho 
confraternidades, á saber: las del Santísi- 
mo Sacramento y Vela Perpetua, las de 
la Purísima y Nuestra Señora de los Do. 
lores, las de San Miguel y Santa Gertru- 
dis, la de las Animas y una Santa Escuela 
de hombres^ 

27 



ir« 



NOTJ'.IA.' ?A5A Li PT-T P.ÍA 



-.».. , 



•ijai:"" 'tí ?T 









El 7- 






-r.'-er' tEú !c IV>;. El ocr.i- 






r.'i-^'^'ru- r^T 



/iS 



:aj»a ror ^?^*r.:.5 «ir- 



-T^lr im palíate i»:- 
•]er,i j-i 'iccoiíiiíii^. *i 



r^;.o y la O" /a iJ-'-rf:./ 






,; 



; r; .«'. *^ /i 'r: '' - j. r. r. : : s ^.i rr^ 






e.i ':■::«:"' -tro 1*1 er-r»:r:« c «le nna -^"^ 
verla o«/-.'«j*i.r2*; en I:í j Laza tic la ref^íri'': i 

Cíier.t;i e^ta con una pi>v:>iacíoa de nue- 
ve mil habitantes en el •:asco, ▼ treinta v 



T.f.^C.Tiz rie Pi-^dra, Dr.ríi.-T.o. Ca:T:i:n v i ^^^^^ ^^ ^^ ^,^ j^ juri¿.iít:cioa civil. 



írna/'iaiíipe qu; e-vt^n en L%^ pJieblltOH y 
ha/';í enrían qne ilevan lo^ nonibre** men- 

íhArtTfiñ tiene un r*on-*bre hUtórico dep- 
ile el 16 de ííetíernbre de 1810 en qne 
re»or.6 allí el prífner grito de nnestra ín- 
depf;ndenna; exíj^ten trylavía grato?! rc- 
cnerdof^ del Hr, Hidalgo: las mnebaa ri- 
ñan qne rodean la población, las moreras, 
laii avejdB de cera, laf» alfareriaei, la<i íá- 
bricaA de la^lríllo, la<i cnrt¡dnría« qne hizo 
plantear en beneficio de hují felígrcsea, y 
hanta la ca«a en que vivió que conserva 
lamiAma fii^onorniá que el año de 1810, 
toflo esto mantiene en el pueblo casi in- 
deleble la memoria de aquel hombre cé- 
lebre. El que promovió la independen- 
cia nacional e» acreedor al recuerdo de 
nuñ compatriotaA: el lugar donde habitó 
tiene derecho á f(cr conocido, y la casa 
en que vivió merece las visitas de los 
que disfrutamos del beneficio debido á 
stis patrióticos esfuerzos. 

La población está asentada en la parte 
superior de la Sierra de Ouanaxuato á 
once leguas de esta capital, ocho de San 
Miguel y doce do San Felipe, á las ori- 



qTie e^ ignal á la eole^^üítica. La razu 
indígena, que habla el OtomL forma po*.*». 
roas de la mitad de aquella. 

El clima de Dolores es muy sano y ?u 
teoiperamento templado: en invierno 5e 
siente algo el frió. El viento dominante 
es el del Xorte. 

Dulores es cabecera de pártalo que 
depende de la gefatura política de San 
Miguel de Allende: tiene ayuntamiento, 
juez letrado, administraciones de alcaba- 
las y correo», dos escuelas para niños de 
ambos sexo?, setenta y ocho calles, mu 
buena plaza, tres plazuelas, algunas casa.'i 
de dos pisos, cuatro mesones, muchas 
huertas y gran número de solares valdíos 
en sus cgidos. 

El curato linda por el Oriente con los 
de Marfil y Santa Ana: por el Xorte con 
el de San Felipe: por el Sur con el de 
San Miguel, y por el Poniente con el de 
San Luis de la Paz. Su territorio com- 
prende sesenta y ocho leguas cuadradas; 
en él hay dos pueblos, dos congregacio- 
nes, quince haciendas de campo, ciento 
trece ranchos anexos á ellas y once inde- 
pendientes quQ pertenecen i otros due- 



DEL OBISPADO DE MICIIOACAN. 



207 



ños: la hacienda de la Erre, que dista 
una y media leguas de la cabecera, abra- 
za mas de la mitad del territorio del 
curato. 

Su situación geográfica es á los 2P 14' 
36" de latitud y P 28' de longitud del 
meridiano de México. 

La mayor parte de los habitantes se 
mantienen de la' agricultura: el resto del 
comercio al menudeo, las artes, los teji- 
dos ordinarios de lana, el cultivo de la 
uva, las alfarerías, fábricas de ladrillo 
y curtidurías. 

El Sr. D. Mariano Abasólo y el Br, D. 
Mariano Balleza que acompañaron al Sr. 
Hidalgo en la empresa de nuestra eman- 
cipación política, nacieron en esta villa. 

Dolores dista catorce leguas de San 
Luis de la Paz, diez de San Diego del 
Bizcocho, doce de San Felipe, ocho de 
San Miguel y once de Guanaxuato. Den- 
tro de su municipio se encuentran el mi- 
neral de San Antón y otros muchos cria- 
deros de plata, algunos de sinabrio y po- 
cos de plomo: casi ninguno se esplota en 
la actualidad. 

En pocos puntos del Estado de Gua- 
naxuato se pueden hacer en grande los 
plantíos de viñas, como en Dolores. La 
esperiencia demuestra que la tierra es 
propia para la cepa, y siendo seguro el 
consumo del vino en las ricas y pobladas 
ciudades del bajío, los empresarios en 
esta industria sacarían pingües utilida- 
des. El vino que se hace en esta villa no 
escede hoy de ciento cincuenta barrilles, 
y no es de la mejor clase: en Silao se sa- 
ca un vino como el de Málaga. ¿Por qué 
no ha de conseguirse igual en Dolores en 
donde la uva es mejor? Yo creo que en 
este curato pueden estenderse las siem- 
bras hasta lograr una cosecha que pro- 
duzca mil qniníentoR barriles. 



El producto de las alfarerías de este 
lugar se calcula en 1,300 pesos anuales. 

SAN FELIPE. 

Era este lugar antes de la conquista, 
una ranchería de indios chichimeeas. El 
virey D. Luis de Velasco mandó nueve 
familias de españoles y gran numero de 
mexicanos y tlascaltecas para que fun- 
dasen la población actual con objeto do 
que sirviera de presidio y frontera con- 
tra aquellos belicosos naturales, que ha- 
cían frecuentes escursiones hasta Zacate- 
cas y Guanaxuato. La fundación tuvo 
lugar el 21 de Enero de 1562: la área 
de los egidos y las calles del lugar fue- 
ron trazadas por D. Francisco de Yelas- 
co, pariente del virey y comisionado es- 
pecial para formar la villa. 

Su conquista espiritual se debió al ve- 
nerable padre Fr. Francisco Doncel que 
murió martirizado en Chamacuero. Este 
religioso fué el primer cura nombrado 
por el lUmo. Sr. Quiroga. Después de 
haber bautizado muchos indios y forma- 
do la población, erigió el convento de su 
orden: poco tiempo después, salió de San 
Felipe en compañía del padre Fr. Pedro 
Burgense con el fin de mandar hacer en 
Pátzcuaro una imagen de Cristo Crucifi- 
cado que quería colocar en su parroquia. 
Volvía con ella muy contento, acompaña- 
do de una escolta; pero los chichimeeas 
lo esperaron emboscados en la cuesta de 
Chamacuero, y le dieron muerte en unión 
de Fr. Pedro que lo acompañaba. El pa- 
dre Doncel exaló el íiltlmo suspiro abra- 
zado de la imagen del Santo Cristo que 
todavía se ve teñido con la sangre del 
mártir. 

Este Crucifijo se venera en San Felipe 
copel nombre de Peñor de la Conqnistn, 



208 



NOTICIAS VAliX LA HISTORIA 



Ijos cadáveres de lo.^ mártire?, fueron re- 
cogidos por les vecinos y el beneficiado 
de San Miíruel el Grande, y están sepul- 
tados en la capilla misma que boy tiene 
la santa imagen, á un lado de la iglesia 
parroquial. 

El curato Fe secularizó el año de 1770: 
el de 1796 tomó posesión de él, el Sr. D- 
Miguel Hidalgo y Costilla: lo de:*empe- 
ñó hasta ku ascenso al curato de Dolores, 
que se reputaba entonces por superior á 
éste, en rango y población. 

La primera parroquia ftié una íglesita 
pequeña que subsistió hasta el año de 
1728, época en que los franciscanos conclu- 
yeron la que hoy existe: esta fué quemada 
por los insurgentes en la guerra de inde- 
pendencia, por la que el pueblo quedó des- 
truido y casi sin habitantes. La reposi- 
ción de este bello templo, que dirigió D. 
Francisco Eduardo Tres Guerras, se debe 
á la piedad del Sr. cura D. Manuel Ti- 
burcio Orozco. El adorno interior es mag- 
nifico y de mucho gusto: las estatuas de 
los santos construidas porPerrusquia son 
de indisputable mérito, principalmente 
las que representan á San Felipe, á San 
Pedro y á San Pablo. El Sr. Orozco no 
pudo decorar el esteríor de esta iglesia 
que formaba un horrible contraste con 
el adorno interior; pero el año de 1852 
siendo yo cure de esta villa, hice asear la 
fachada y construir el balanstrado de 
cantería y fierro que docora el atrio, pa- 
ra cuya obra cooperó con mil pesos el 
piadoso vecino D. Sixto Benabente. 

£1 órgano, laa campanas y los paramen- 
tos sagrados corresponden en todo á la 
grandeza del edificio. 

Por el interior del templo se entra á 
una capilla sumamente aseada, donde se 
colocó la imagen del Señor de la Co7iquís' 
ta: tiene esta capilla una cofradía que 



cuida del culto. La parroquia contab.i 
antes del despojo de los bienes eclesiásti- 
cos, con las de Nuestro Amo, la Vela Per- 
petua, las Animas y Nuestra Señora, con 
unos terrenos pequeños dentro de los 
egidos, con dos huertas y con algunos 
cortos capitales piadosos. 

El templo de Nuestra Señora de la So- 
ledad, que llaman dd PuMUo, fué funda- 
da hace mas de dos siglos por loe indios 
del barrio de San Francisco, situado á la 
otra banda del arroyo que atraviesa la 
población: con el trascurso del tiempo se 
ha unido este pueblo con la villa y forma 
hoy una parte de ella: la iglesia es de bó- 
veda, de cuarenta y ocho varas de largo y 
diez y media de ancho: el Sr. cura D. En- 
sebio Portugal comenzó á construir una 
pequeña casa de ejercicios contigua á e¿- 
te templo: yo la continué y la dejé casi 
concluida el año de 1852, que repuse el 
templo y construí la hermosa capilla del 
Calvario que sirve para el depósito de la 
Santa Eucaristía. En ella coloqué una 
devota imagen de Nuestro Señor Jesucris- 
to Crucificado: sobre la puerta hice po- 
ner estos versos latinos: 

Quo8 anguis dirus triati mulcedtne pavit. 
Eos Sanguismirm ChrUtidvlcedinelaviU 

Los indios tienen establecida en esta 
iglesia una cofradía para los gastos ordi- 
narios del culto y funciones de la Sema- 
na Santa. 

El cementerio queda á estramuros de 
la villa, es amplio y decente: hay en él 
una capilla aseada, para cuya construc- 
ción cooperó con limosnas considerables 
el Sr. D. Manuel Ortiz. 

En el barrio de San Antonio hizo cons- 
truir el Br. D. Trinidad Alcaraz una ca- 
pilla en honor del mismo santo. 

Los presos de la cárcel tienen un ora- 
torio que yo los concluí en Enero de 1858. 



DEL OBISPADO DE ilICflOACAX. 



:0.1 



Li población de esta parroquia es muy 
vasta: en la época en que yo serví el 
curato, ascendia á 47,500 habitantes, de 
los cuales tres cuartas partes son de raza 
blanca ó mestiza, y el resto de indios que 
liablaú el idioma castellano. Este cura- 
to necesita dividirse en dos para la cómo- 
da administración de los sacramentos, por- 
que comprende una área- de 125 le-¡:uas 
cuadradas. El párroco necesita sostener 
siete padres vicarios, dos en la cabecera 
y uno en cada una de las haciendas si- 
guientes: la Quemada, San Isidro, el 
Blanquillo, San Juan de Llanos y Tachi- 
quera. San Felipe es uno de los curatos 
que tiene sacristía mayor. 

En cada hacienda de las referidas hay 

una vicaría fija que ayudan á dotar los 
dueños de aquellas: el párroco costea el 
sueldo de un notario en cada vicaría: és- 
tas tienen capillas decentes, y Campo- 
santos por la grande distancia que las 
separa de la cabecera. * Los vicarios di- 
cen dos mi^as los dias festivos: San Feli- 
pe es cabecera de partido que depende 
de la gefatura política de San Miguel: 
tiene ayimtamieuto, juez de letras, admi- 
nistraciones de alcabalas y de correos, 
dos escuelas para niños de ambos sexos, 
fuentes públicas, una hermosa plaza, dos 
plazuelas, setenta y cinco calles, cinco 
mesones, muchas casas de buena cons- 
trucción y gran número de huertas de 
peras y perones. Los fondos municipa- 
les producen 3,300 pesos cada año. 
El rey Felipe 11 le concedió el título de 

villa el uno de 1563: ademas cinco leguas 
de tórrenos por cada viento para sus egi- 
dos; pero el virey marqués de Casa Fuer- 
te, de acuerdo con la audiencia, las redujo 
á do.í pí)r orden de 18 de Marzo de 1748: 
la área de dichos egidos debía tener diez 
y seis leguas cuadradas; pero muchos par- 
ticulares están en posesión de la tercera 



parte de estos terrenos, que son muy fér- 
tiles y de riego en su mayor parte, lax 
envidia de los vecinos por obtener el ar- 
rendamiento de estas tierras, y el injusto 
reparto que de ellas hace el ayuntamien- 
to, son las causas que ocasionan casi todos 
los disturbios de la población y la ruina 
de muchas familias: en cada renovación 
de funcionarios municipales, despojan és- 
tos de sus ranchos á los antiguos poseedo- 
res para darlos á sus parientes ó amigos, 
que son despojados á su turno por los con- 
cejales del año siguiente: tal inseguridad 
y tales injusticias mantienen perpetua- 
mente la discordia entre los vecinos. El 
congreso de Guanaxuato mandó dividir el 
terreno en lotes que deberían recibir en 
enfíteusis los padres de familia pobres. 
Con este fin el Sr. Muñoz Ledo hizo venir 
de México al agrimensor D. Manuel Plo- 
ves, quien dividió los lotes, mapéo el ter- 
reno y todo parecía que iba á terminar 
felizmente; cuando se cambió la forma de 
gobierno el año de 1853 y ya no pudo rea- 
lizarse tan benéfica idea: hoy parece que 
trata de llevarla á cabo el gobierno de 
Guanaxuato. 

Entre las mejoras importantes que ha 
obtenido esta villa debe justamente nume- 
rarse la de haber conseguido que el cami- 
no carretero de Tampico á Guanaxuato 
pasase por el centro de 'la población: el 
año de 1852: el octavo congreso constitu- 
cional de Guanaxuato mandó inutilizar el 
derrotero antiguo que pasaba i dos le- 
guas de la villa, y trazar uno nuevo maft 
cómodo, que facilita al caminante mejores 
alojamientos; á la vez que hace mas diíicil 
el fraude de las alcabalas que hacian los 
traficantes entre el puerto y la capital 
del Estado. Esta medida cooperó mucho 
á aumentar el comercio y población de la 
villa. 



210 



XOTIClxVS PARA LA HISTORIA 



El temperamento de ésta es muy frió 
por estar situada en. una vasta llanura en 
los puntos mas elevados de la sierra. El 
trigo se da con abundancia; no asi el maiz 
cuyas cosechas son siempre escasas. Los 
habitantes se sostienen de la agricultura, 
la cria de ganados, las matanzas de chi- 
vos, el comercio al menudeo y la arriería. 

Los habitantes en lo general son senci- 
llos y do costumbres muy puras: en tiem- 
po del cumplimiento de iglesia llegan á 
comulgar hasta diez mil personas en solo 
la iglesia parroquial, á pesar de que la 
población del casco de la villa no escede 
de seis mil habitantes. 

En los alrededores de San Felipe hay 
muchos ojos de agua 2:arca, delgada y sa- 
ludable que surten á la población y rie- 
gan los sembrados. En ellos también se 
fabrica la mayor parte de la pólvora que 
necesitan para su consumo las minas de 
Guanaxuato, se elabora el salitre, y se re- 
coge gran cantidad de azufre que se en- 
cuentra en los cerros inmediatos. En el 
del Fraüe se encuentran vetas de estaño, 
y á mayor distancia en los del Gigante 
abundan los mantos de sinabrio, cuya es- 
plotacion no ha podido continuarse por- 
que el valor del mercurio estraido no cu- 
bre los gastos que ocasiona. Cuando dis- 
frutemos el beneficio de la paz, estas mi- 
nas darán quizá á sus dueños una riqueza 
superior á la que han producido las de 
Californias. El mineral de la Chica y aun 
el cerro del Fraile producen también -gran 
cantidad do azogue que sacan los pobres, 
quemando las piedra» en vasijas de barro: 
el Sr. D. Antonio del Castillo, que recono- 
ció estos criaderos en 1844 ha dado am- 
plias noticias de su riqueza en una memo- 
ria que presentó á la junta de fomento el 
año referido. 

A tres leguas de distancia clel mismo 
♦San Felipe por ol rumbo del Norte, en 



terrenos de la hacienda de San Bartolo, se 
encuentra una cueva enorme casi en la 
cumbre de un cerro de cuya cima baja un 
cauce de agua cristalina, que cae de gran 
altura sobre unos peñascos que se hallan 
al frente de la misma esc ivacion: esta cas- 
cada presenta un bellísimo espectáculo. 
La cueva parece heclia á mano por los in- 
dios chichimecas. 

En la jurisdicción do este curato se en- 
cuentran veintiséis haciendas de campo, 
noventa y tres ranchos anexos á ellas y 
nueve independientes, cuatro molinos de 
trigo, dos fábricas de vino mescal y una 
de aceite. 

Dentro de su territorio ganó D. Fran- 
cisco Javier de Mina la acción de guerra 
de San Juan de Llanos el 28 de Junio de 
1817, y también dentro de él fué hecho 
prisionero el mismo Mina por el general 
Horrantia en el rancho del Venadito, que 
dio su titulo aL virey D. Juan Ruiz de 
Apodaca. 

San Felipe dista diez y seis leguas de 
la Luz, veinte de Guanaxuato, diez y nue* 
ve de Silao, veintiuna de León, veintiséis 
de Lagos y veinte de San Luis Potosí: pa- 
ra subir á la villa por los puntos de Gua- 
naxuato, Silao y León es necesario domi- 
nar las montañas enormes de la Sierra por 
caminos fragosísimos y peligrosos que, con 
poco costo, podrían hacerse transitables 
para carros y coches. 

El curato linda por el Sur con los de 
León, Süao y Santa Ana Guanaxuato, por 
el Norte con los del Jaral y Santa María 
del Rio, por el Poniente con el de Ojuelos 
del obispado de Guadalajara, y por el 
Oriente con los de Dolores y San Diego 
del Bizcocho: es uno de los id timos cura- 
tos del obispado que lindan, como se ha 
dicho, con las diócesis de Guadalajara y 
Potosí. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



211 



La situación geográfica de la villa es á 
los 21° 27' de latitud y 1° 47' de longitud 
del meridiano de México. 

Las montanas mas elevadas de este cu- 
rato, son el enorme cerro de Calzones 
á nueve leguas por el rumbo del Sur, los 
cerros de los Altos de Ibarra, y el del 
Fraile. 

Los linderos del obispado de Michoa- 
cán con el de Xalisco por el curato de 
San Felipe, son: la hacienda de Gachupi- 
nes á trece leguas de distancia, que se- 
para los Estados de Zacatecas, XaKsco y 
Guanajuato: los cerros de la Comanxa á 
doce leguas que dividen á Jalisco y Gua- 
naxuato: el rancho de Lucio que separa 
á éste de San Luis Potosí. 

SAN DIEGO DEL BIZCOCHO. 

Fué erigido este curato haco muy po- 
cos años: antiguamente era vicaria fija 
del Valle de San Francisco; linda por lo 
mismo con él, y el es último curato que po- 
see Michoacan por el rumbo del Norte. 
El pueblo se fundó el 30 de Noviembre 
de 1719 por el Sr. D. Manuel Maria de 
Torres, comandante militar de San Luis 
Potosí, que fué el que hizo avecindar al- 
gunas familias de españoles é indígenas 
que poblaron el lugar. 

La iglesia parroquial es chica fea 
y muy pobre: tiene de construida al- 
go mas de cien anos: es administrada por 
tm párroco y dos vicarios, tiene un regu- 
lar Camposanto y una Hermandad de Ve- 
la Perpetua, está dedicada á San Diego 
de Alcalá patrón del pueblo. 

En lo político está sujeto al gefe de par- 
tido de San Felipe: su población en el 
casco es de 2,600 vecinos, y en todo el 
curato inclusas las magníficas haciendas 
de la Noria, Peñuelas, la Sauceda, Ojo 
Ciego y San Juan, asciende i 18,000 habi- 



tantes, la mayor parte agricultores y co- 
merciantes en pequeño. 

Está gobernado por un alcalde consti- 
tucional y un síndico procurador: tiene 
una plaza donde se hace regular comer- 
cio los dias festivos, treinta y una calles, 
doa escuelas, dos malos mozones y un re- 
gular caserío. 

El territorio del curato comprende cua- 
renta y ocho leguas cuadradas, con diez 
y siete haciendas de campo, veinte y ocho 
ranchos anexos y cuatro independientes: 
los terrenos, son feraces aunque suma- 
mente resecos: el agua potable se estrac 
toda de pozos, y las presas de las hacien- 
das de Peñuelas, la Noria, la Sauceda y 
San Juan apenas riegan cosa de noventa 
caballerías de las mil decientas y pico 
que tiene la jurisdicción. 

Los fondos municipales producen qui- 
nientos pesos cada año: hay en la cabe- 
cera una receptoría de alcabalas, y un so- 
lo correo semanario que trae las comu- 
nicaciones de la administración de San 
Felipe. 

El curato linda por el Norte con el del 
Valle de San Francisco, por el Poniente 
con el de San Felipe, por el Sur con el 
de Dolores y por el Oriente con el do San 
Luis de la Paz. 

JARAL. 

Fué por mas de 150 años vicaria fija 
del curato del Valle de San Francisco 
hasta que se independió el año de 1855 
con motivo de la erección del nuevo obis- 
pado de San Luis Potosí: el Santo Padre 
fijó como límites de esta diócesis los mis- 
mos que tiene el estado político de Poto- 
sí con el de Guanaxuato: el Jaral perte- 
nece á éste en lo civil y dependía en lo 
eclesiástico del Valle de San Francisco; 
así es que ©1 delegado apostólico tuvo 



212 



NOTICIA? PARA LA HISTORIA 



que escluir esta vicaría del referido cu- 
rato para conformarse con lo dispuesto 
en la bula. El IHmo. Sr. Munguía aten- 
diendo á la población y recursos del Ja- 
ral, la ha dejado con el rango de curato 
en estos últimos anos. 

Esta hacienda es pro[iiedad de los des- 
cendientes del conde del Jaral: á la muer- 
te de D. Juíin X. Moneada último posee- 
dor del titulo, el casco de la finca to- 
có por herencia á uno de los hijos de 
aquel opulento propietario, á quien pro- 
bablemente pertenecen los edificios reli- 
giosos del lugar. 

La parroquia es ua edificio antiguo, có- 
modo y decente, habilitado de buenas 
imágenes, paramentos y vasos sagrados. 

La iglesia de Nuestra Señora de la Mer- 
ced, construida hace treinta años por el 
último conde, es bellísima y sumamente 
aseada: los adornos interiores y los alta- 
res son de mucho gusto: las estatuas de 
Jos santos de gran mérito artístico: la tor- 
re es elegante y está construida al frente 
del edificio, sobre una bóveda sostenida 
por gruesas columnas: la cúpula está tam- 
bién asentada sobre columnas y es seme- 
jante á la que se desplomó en la capilla 
del Señor de Santa Teresa de México. 

Contigua á este templo se ba levanta- 
do una pequeña casa de ejercicios para 
los dias de retiro espiritual de los feligre- 
ses. La familia de los Moneadas hizo cons- 
truir en esta iglesia una magnifica capilla 
sepulcral, donde se inhuman los cadáve- 
res de los que le pertenecen. 

El párroco y dos padres vicarios admi- 
nistran loa Santos Sacramentos á los feli- 
greses: éstos ascienden á 6,500 en el cas- 
co de la hacienda y 9,500 en todo el ter- 



ritorio del curato. Este se ha calculado 
en 28 leguas cuadradas. 

He dicho antes que el Jaral pertenece 
jJ estado de Guanaxuato en lo político; 
añado ahora que está sujeto al ^efQ de 
partido de San Felipe, y que tiene ofi- 
cinas de alcabalas y correos, dos escue- 
las, dos mesones una plaza, algunas ca- 
lles cómodas, casas decentes y una ala- 
meda. Las tnjes piramidales que se han 
construido en medio de la plaza la des- 
figuran notablemente. La casa del pro- 
pietario es un verdadero palacio. 

El clima es reseco, templado y sano: el 
agua potable es de pozos porque no hay 
rios ni manantiales en las' inmediaciones: 
la hacienda tiene una magnífica presa 
que sirve para el riego de los chilares: 
contiene enorme cantidad de aguas que 
se teme rompan el muro é inunde la po- 
blación del valle de San Francisco. 

El año de 1827 fijó el general Terán la 
longitud de esta hacienda en 1^ 40' del 
Meridiano de México y su latitud en 21^ 
40' 45." 

El curato linda por el Norte con el de 
su antigua cabecera, por el Sur con el de 
San Felipe, por el Oriente con el de San 
Diego del Bizcocho y por el Poniente con 
los de San Felipe y el Valle. Este lugar 
como he insinuado ya, es también limite 
del obispado de Michoacan con el de Po- 
tosí. 

En la vasta jurisdicción civil y política 
de la municipalidad de San Felipe, se 
siembran 4,800 fanegas de maíz, 1,1 2S 
cargas de trigo, 1,480 fanegas de cebada 
y 1,800 de frijol, garbanzo, chile y horta- 
lizas: se crian 40,000 cabezas de ganado 
vacuno y los mejores caballos de todo el 
Estado. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



2}^ 



DEPARTAMENTO O DISTRITO DE CELAYA. 



CELAYA. 

Esta ciudad fué fundada el 12 de Octu- 
bre del año de 1570 por orden del virey 
D. Martin Enriquez de Almanza. Antes 
de la conquista, el suelo de la población 
actual era un terreno eriazo; después fué 
una estancia de ganado mayor, rodeada 
de tribus chichimecas. Los dueños de la 
referida estancia y los de las haciendas 
inmediatas alcanzaron del gobierno espa- 
ñol las licencias necesarias para fundar 
una villa, y obtenidas, se decidieron á es- 
tablecerla en el paraje que hoy está, por- 
que los terrenos podian regarse por dos 
aguas, que son las de Apaséo y las del rio 
de San Miguel. La fundación pasó de la 
manera siguiente: 

Se hallaban avecindados en Apaséo mu- 
chos españoles, oriundos la mayor parte 
de la provincia de Vizcaya. Se les hablan 
mercedado terrenos vastos donde pudie- 
ran dedicarse á la agricultura; pero las 
continuas agresiones de los chichimecas 
los tenian en la mayor inquietud, y no po- 
dian hacer productivos los feraces terre- 
nos de, su propiedad: creyendo que ésta 
duplicaría su valor si estuviera inmedia- 
ta á una población respetable, determina- 
ron fundar una nueva villa, en medio de 
aquellos, con la autorización del virey que 
en ese mismo tiempo se afanaba por reu- 
nir á los indios en congregaciones, para 
facilitar así su enseñanza religiosa y su 
civilización. 

Casi todos los pueblos antiguos de los 
ifidíoB tienen tin nombré qué da á conocer 



su situación física 6 la& cualidades que lo 
distinguen. Los fundadores de Celaya 
quisieron seguir la misma costumbre, y 
pusieron á la villa el nombre de Zcdaya, 
que en idioma vascuense quiere decir 
Tierra Uaná, 

El primer cabildo fué nombrado por el 
virey antes de trazarse la planta de la po- 
blación, y la primera sesión que tuvieron 
los concejales fué debajo de la sombra de 
un corpulento mezquite que se conservó 
por muchos años. 

Como quizá se quemaron las actas ori- 
ginales de la fundación, en el tumulto é 
incendio del archivo municipal verificado 
el año de 1857, creo conveniente poner 
aquí la nómina de los pobladores y la de 
los primeros empleados municipales. 

Los primeros sitios de la villa se repar- 
tieron á los vecinos siguientes, todos es- 
pañoles: 

Pedro Fernandez de los Reyes, Vasco 
Domínguez, Cristóbal Benitos, Gonzalo 
Diaz, Juan Nüñez de Torres, Pedro tJri- 
be, Francisco Ramirez Vives, Juan Ga- 
llegos» Francisco Ramos, Cristóbal de Es- 
trada, Domingo Santos. Melquíades Ló- 
pez Pallares, Gonzab Gorje, Sebastian de 
Arrióla y Juan de Salazar que eran casa- 
dos y llevaron sus familias. Ademas se 
avecindaron diez y siete solteros mas, y 
gran número de indios tarascos y oto- 
mites. 

El cuerpo municipal lo compusieren los 
alcaldes D. Domingo de Silva y D. Juan 
Freire/el alférets Teal D. Antonio Marti- 

28 



214 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



nez de Contreras, el alguacil mayor D. 
Francisco Ramírez j los regidores Miguel 
de Santillan, Pedro Lemus, Domingo Mar- 
tínez y Felipe García: á cada uno de ellos, 
se les asignaron sus solares respectivos. 

La población progresó con tal rapidez 
que el rey Felipe IV le concedió el título 
de ciudad, y todos los fueros y preemi- 
nencias que había otorgado antes á la ciu- 
dad de Puebla. La fecha de esta conce- 
sión fué el 20 de Octubre de 1665, mucho 
antes de que consiguiese este honor la 
ciudad de Guanaxuato. El yirey mar- 
qués de Mancera espidió en México el 
título respectivo en 7 de Diciembre de 
1658. 

El mismo monarca le concedió escudo 
de armas, en que figuran una imagen de 
la Purifiima Concepción en campo azul, la 
cifra del rey, el mezquite bajo cuya som- 
bra se tuvo el primer cabildo, una cueva 
para conservar la memoria del virey D. 
Francisco Fernandez de la Cueva por cu- 
yo gobierno se espidió el titulo, y dos bra- 
zos desnudos rindiendo dos arcos que re- 
cuerdan á la posteridad el triunfo sobre 
los chichimecas en cuarenta años de guer- 
ras continuadas que sostuvieron loa refe- 
ridos pobladores. 

La ciudad está situada en una hermosa 
llanura, á tres cuartos de legua del rio de 
La Laja, i los 20° 82' 31" de latitud y 1° 
28' de longitud del meridiano de México: 
au altura es de 2,095 varas sobre el nivel 
del mar. La temperatura es siempre agra- 
dable; pues el termómetro de Beaumur 
nunca escede de 23*^ en verano, ni des- 
ciende á menos de 10^^ en invierno. 

Existen en sus cercanías muchos boe* 
ques naturales y artificiales de güisaches 
7 mezquites: es ismj notable el de savi- 
nos, fresnos y pirales al Sudeste de la 
dudad. A legua y media de estai por el 



rumbo del Sur, se encuentra el cerro de 
la Gavia que provee á la población de 
maderas y carbón: tiene esta montaña 859 
varas castellanas de altura sobre el nivel 
de Celaya. 

El terreno es en general salitroso; pe- 
ro los dueños y arrendatarios de las labo- 
res han conseguido enlamarlas con las 
aguas del rio que conducen por costosas 
acequias. Así riegan los grandes sembra- 
dos de trigo, maíz y chile que son los mas 
productivos á aquellos labradores. Hace 
algunos años se han comenzado á cultivar 
con muy buen éxito los olivos, de los cua- 
les se saca ya gran cantidad de aceite, 
capaz de competir con el de la Península 
en su sabor y color. 

El curato lo erigió el lUmo. Sr. D. Fr- 
Juan de Medina Rincón y lo comenzaron 
á servir los padres franciscanos; porque 
ellos hicieron la conquista espiritual, su- 
perando los obstáculos que les oponía un 
país casi salvaje al establecimiento del 
cristianismo y de la civilización. La ma- 
yor parte de las poblaciones del Estado 
de Guanaxuato deben grandes servicios 
á los hijos de San Francisco: ellos dejaron 
en todo él los vestijios indelebles de las 
mas heroicas virtudes cristianas y políti- 
cas: ellos anunciaron el evangelio en Ce- 
laya, Apaséo, Acámbaro, San Miguel el 
Grande, Chamacuero, San Juan de la Ve- 
ga, San Felipe y León: ellos hicieron 
con sus neófitos los oficios de padres, los 
defendieron valerosamente de las vejacio- 
nes de los conquistadores, introdujeron 
las artes y la industria, les enseñaron la 
agricultura y conaturalizaron multitud 
de plantas, -frutas y animales que hicieron 
venir de Europa: ellos fueron los funda- 
dores de la literatura del país y casi los 
únicos escritores que en sus crónicas han 
ooDservedo k meinoria de io jacaecido en 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN, 



215 



aquellos tiempos: ellos en fiu enseñaron 
en México cuanto se sabia en la Penínsu- 
la, y nos han conservado hasta hoy los 
diccionarios, gramáticas y demás monu- 
mentos de los idiomas, historia y litera- 
tura indiana. No son mios estos elogios: 
son del Dr. D. José María Luis Mora. 

Tales virtudes y servicios les concillaron 
el respeto, el amor y la confianza de indios 
y españoles quienes se prestaron gusto- 
sos á cooperar con gruesas limosnas para 
la construcción de la parroquia, convento 

y colegio. 

Siendo provincial el R. P. Pr. Juan 
López, costeó la fábrica y dotación del 
colegio Pontificio de esta ciudad el Sr. 
D. Pedro Núñez de la Roja, á quien la 
Provincia reconoce por patrono. La fun- 
dación del establecimiento se hizo el 
año de 1729 por bula del Sr. Urbano VIII 
de 5 de Octubre de 1724. La casa pri- 
mitiva no tenia la magnificencia y gran- 
deza que hoy admiramos: esta se debió 
á los esfuerzos del R. P. Pr. Femando 
Alonso González, ilustrado religioso que 
habia hedió sus estudios en el colegio 
de Celaya: siendo guardián del convento 
el año de 1715 levantó la iglesia grande, 
fabricó el colegio, le dejó una copiosa y 
selecta librería, erigió las principales cá- 
tedras y alcanzó cédula real para que la 
Universidad de México pasa^ por los 
cursos ganados en él. Este infatigable 
sacerdote, que llenó de grandiosos monu- 
mentos á ^08 conventos de la provincia 
de franciscanos de Michoacan, fué nom- 
brado comisario general de Indias y á po- 
cos años falleció en Santa María la Re- 
donda de México el 28 de Diciembre de 
1734 á la edad de 62 años. En principios 
del siglo actual el Sr. D. Francisco E. 
Tresguerras levantó los bellísimos altares 
nuevos que decoran el templo, y el R. P. 
Fr. Mariano Sandiez, siendo guardián del 



convento el año de 1843, construyó la cú- 
pula que corona el edificio. Esto religioso 
no cesó de trabajar en el ornato de la 
iglesia hasta haber concluido la fachada, 
que era lo único que faltaba para darle á 
la parte esterior del templo alguna uni- 
dad con la reforma interior que habia he- 
cho Tresguerras. 

Las estatuas, pinturas y relieves de es- 
ta iglesia son magníficos: su sacristía es- 
tá enriquecida con muy buenos ornamen- 
tos y vasos sagrados. Los cuadros de los 
claustros pintados por Ibarra y otros ar- 
tistas de la escuela de Cabrera son de un 
mérito indisputable. 

El culto se hace en este templo con 
tal magnificencia y tanto esplendor que 
compite con el de las primeras Catedra- 
les: hay frecuentes funciones en que se 
ilumina la iglesia con cien arrobas de ce- 
ra, en que la música es compuesta de 
mas de cincuenta instrumentos, y en que 
se desplega toda la magestad del culto 
católico. 

He hablado de este templo antes que 
de la iglesia parroquial, por ser el mas 
antiguo y porque los religiosos sirvieron 
el curato hasta el año de 1777 en que se 
verificó ^u secularización. 

Desde entonces la parroquia está ser- 
vida por un cura, un padre sacristán y 
tres vicarios. £1 territorio del curato es 
mucho mas pequeño que el del municipio, 
porque este se estiende á cinco pueblos 
auxiliares de indios otomites que son San 
Juan de la Vega, Rincón de Tamayo, 
Amóles, Huaje y San Miguel Octopan, 
cuando aquel está casi reducido al casco 
de la ciudad y cercado por poblaciones 
que dependen del curato de San Juan de 
la Vega, con el que linda por loa tres rum- 
bos, de Norte, Sur y Poniente y solo por 
el Oriente confina con el de Apaaéo. 



216 



NOTICIAS PABA LA HISTORIA 



La Parroquia está dentro Hel cemente- 
rio de San Francisco. Es nna iglesia an- 
tigua, baja é irregular de tres naves qne 
los mismos religiosos cedieron al ordina- 
rio cuando entregaron el beneficio: hacia 
muchos años que servia para las funcio- 
nes parroquiales. 

La superficie del curato no escede de 
seis j media leguas cuadradas, cuando la 
del municipio se estiende á setenta. 

La iglesia del Tercer Orden fué cons- 
truida por los Hermanos Terceros en 
principios del siglo XVII: Tresguerras 
renovó sus altares, y el retablo principal 
lo consideraba él mismo como la mas 
agraciada de todas sus obras. 

Dentro del bello atrio se encuentran 
la iglesia hermosísima que fabricó Tres- 
guerras para su sepulcro consagrada á 
Nuestra Señora de los Dolores, las cator- 
ce capillas de las estaciones que son de 
mucho gusto, y un monumento sencillo 
que la provincia de franciscanos eiigió 
en memoria de aquel distinguido y afa- 
mado artista. 

El convento del Carmen lo fundó el 
venerable religioso carmelita Pr. Pedro 
de San Hilarión, el 20 de Agosto de 1597i 
durante el gobierno del cabildo eclesiás- 
tico en sede vacante por fallecimiento 
del nimo. Sr. D. Fr. Alonso Guerra. 
y Lo que hay de mas notable en Celaya 
es la famosa iglesia del Carmen. La 
primitiva era de feo aspecto y de arqui- 
tectura muy común. Habiéndose destrui- 
do por un incendio en fines del siglo pa- 
sado, el P. Pr. Francisco de San Cirilo su- 
po conocer y apreciar el genio artístico 
de D. Francisco Eduardo Tresguerras 
prefiriéndolo á Zapan, á García, y á Or- 
%iz, arquitectos que gozaban de muy bue- 
na reputaci(Hi en la capital de México, 
para la construcción de la igleáa nueva 



que deseaba levantar con gusto y magoi- 
ficencia. 

Tresguerras siguió en esta obra las ins- 
piraciones de su genio y "contra el tor- 
rente de la opinión y de la envidia esco- 
gió lo mas hermoso, lo mas bello, lo mas 
sencillo y lo mas sólido de la arquitectura 
moderna, y comenzó á levantar un monu- 
mento que hará eterno su nombre y su 
memoria." 

El templo es de orden corintio: la par- 
te esterior es grandiosa, bellísima y mag- 
nifica: ocho enormes columnas del mismo 
orden forman el pórtico y corresponden 
á tres puertas que dan entrada al tem- 
plo: sobre aquellas está construida la bó- 
veda que sostiene una graciosa y esbelta 
torre enmedio de la fachada. 

El interior es una nave en forma de 
cruz latina de ochenta varas de largo, 
veinte de ancho y veinticinco de altura. 
Tanto el conjunto, como cada una de las 
partes de este templo, es magnifico y de 
esquisito gusto, aunque luego se conoce 
que no iguala la grandeza interior á la de 
las fachadas, cúpula, torre y demás ador- 
nos esteriores. 

Es muy celebrada, y con razón, la ca- 
pilla de los Cofrades que está dentro del 
templo grande en el crucero del lado del 
evangelio. En ella se encuentra la pintu- 
ra al fresco del Juicio Final que han ad- 
mirado los viajeros. 

La obra fué concluida el aío de 1798. 
Es sin duda la mas hermosa y proporcio- 
nada de todas las iglesias de la Bepü- 
blica. 

Tresguerras, después de haber hermo- 
seado' á Celaya con muchas é importantes 
obras de gusto, íué nombrado por sus 
compatriotas varias veces individuo del 
ayimtamiento, y en 1820 miembro de la 
diputación provincial de Ouanaznato. 



DEL OBISPADO DE MIGHOACAN. 



217 



Apasionado por la causa de la indepen- 
dencia, la defendió siempre en el circulo 
de sus amigos con calor y valentía. 

Nació en Celaya el 13 de Mayo de 1765 
y murió del cólera morbus el 3 de Agos- 
to de 1883 á los 88 años de su edad. Su 
cadáver fué inhumado en la capilla que 
construyó para su sepulcro dedicada á 
Nuestra Señora de los Dolores de quien 
fué siempre muy devoto. 

La provincia de agustinos de Michoa- 
can había alcanzado del rey Felipe III 
una real cédula para fundar cuatro con- 
ventos de su orden en ol obispado. El 
año de 1603 fué presentado este docí;^ 
mentó al Illmo. Sr. obispo D. Fr. Balta- 
sar de Covarrubias y este prelado asignó 
desde luego para las primeras fundaoior 
nes á Celaya y á Salamanca. El R. P. 
Fr. Diego de Avila, provincial, logró con- 
cluir la fundación el año referido, con los 
fondos que le proporcionaron muchos ve- 
cinos que contribuyeron con quinientos 
pesos cada uno. La provincia los reco- 
noció i todod por patronos. Algunos años 
después se hicieron los claustros y la 
hermosa iglesia que hoy existe. £1 tem- 
plo en su interior está pobre; pero tie- 
ne una hermosa torre dirigida por Tres- 
guerras. 

El convento, iglesia y hospital de San 
Juan de Dios están en la entrada de la 
ciudad por el camino de Salamanca: sbn 
pequeños y muy pobres. El hospital sos- 
tiene ocho camas con los fondos del 9.^ de' 
cimal, que en estos ídtimos años ha reba- 
jado considerablemente. 

Los padres jesuítas fueron establecidos 
en Celaya por la piedad del Sr. D. Ma- 
nuel de la Cruz y Sanabria. Llegaron los 
fundadores el 2 de Octaibre de 1719, en- 
viados provisionalmente por el P. provin- 
cial Alejandro Bomano, náentras se obte^ 



nía la aprobación del rey. £1 dia 4 asis- 
tieron á la función de San Francisco y 
fueron presentcuios solemnemente al pue- 
blo por el guardián que lo era enton- 
ces Fr. Fernando Alonso González. Des- 
de la espulsion de aquellos regulares, U 
iglesia y la casa se fueron deteriorando, y 
se habrían arruinado enteramente si el 
celoso ñ-anciscano Fr. Mariano Sánchez 
no hubiera tomado á su cargo la iglesia. 
En ella erigió una Santa Escula de hom- 
bres, fundó contigua una Casa de Re- 
tiro, y construyó los altares al estilo 
moderno. Durante su vida dio en esta 
casa muchas tandas de ejercicios que mo- 
ralizaron notablemente la población. 

Parala educación de las mujeres hay un 
beaterío dedicado á Jesús Nazareno. Las 
hermanas que visten hábito rara vez es* 
ceden de diez: sirven con laudable empe- 
ño una escuela de niñas. 

En el curato hay gran número de co- 
fradías tanto en la parroquia como en los 
conventos: las principales son la del San- 
I tísimo Sacramento, la Vela Perpetua y 
la de Animas en la parroquia: la de la 
Purísima en San Francisco, la del Cordón 
en el Tercer Orden, la del Santo Esca- 
pulario en los conventos del Carmen y la 
Merced, y la Hermandad de la Santa Es- 
cuela en la Compañía. 

Las iglesias sujetas al párroco á mas de 
la parroquia son: la Cruz, templo muy 
bello y aseado, el Señor de la Piedad, el 
Santuario de Nuestra Señora de Guada- 
lupe, donde se encuentra un apostolado 
de pintura de gran mérito, la Resurrec- 
ción, San Miguel, el Pueblito, el Zapote, 
la de Santiago y el Camposanto que está 
contiguo á la iglesia de San Antonio. 

Hay ademas en la ciudad un rico y be- 
llo oratorio privado en la casa del Sr. D. 
Francisco Yillaseñor. 



21« 



NOTrCIAS PARA LA HISTORIA 



El cura administra su parn^quia con un 
padre sacristán y tres vicarios. Los sa- 
cerdotes que hay en la ciudad, inclusos 
los religiosos, apenas llegan á veinte. 

No se puede dar un paso por esta po- 
blación sin encontrar algún recuerdo de 
Tresguerras porque su genio artístico es- 
tá pintado en todos los edificios. No hay 
uno por miserable que sea que no tenga 
una fachada graciosa y elegante conforme 
á las mas estrictas reglas del arte. Son 
notables las casas de D. Francisco Gonzá- 
lez y de D. Podro Cortázar. 

En el orden político Celaya es capital 
del Departamento de su nombre: está go- 
bernada por un gefe político: tiene ayun- 
tamiento y juzgado de letras: ademas hay 
en ella dos escuelas para ambos sexos, 
mil cuatrocientas casas, fuentes públicas, 
buenas aceras y empedrados, alumbrado, 
teatro, albóndiga, imprenta y una fábrica 
de tejidos de lana que mantiene gran nú- 
mero de familias. 

Los fondos municipales llegan á produ- 
cir, incluso el producto del peaje, hasta 
veintitrés mil pesos con los cuales se man- 
tienen el alumbrado, las cárceles, las ca- 
ñerías ác. 

La población del municipio, según la 
memoria del gobierno de Guanaxuato, es 
de mas de cuarenta mil habitantes cuaji- 
do la del curato apenas llega á veintitrés 
mil. Esta es casi toda de raza española 
y mista: en la de aquel está comprendida 
la de los indios otomites que habitan los 
pueblos sujetos á la municipalidad. La 
gefatura política tiene ciento noventa rail 
habitantes en las ocho municipalidades 
de su cargo, á saber: Celaya, Acámbaro, 
Jerécuaro, Salvatierra, Yurirla, Chama- 
cuero y Santa Cruz. 

Aunque la ciudad tiene fuentes públi- 
cas que se proveen de una toma de agua 



del rio de Laja, sin embargo el vecinda- 
rio aprecia mas las aguas del Algodonal y 
de Jiian Martin, 

La industria principal de loa habitan- 
tes, que no son agricultores, consiste en 
tejidos de manta y rebozos, en estampar 
dos y en fábricas de jabón. El comercio 
es activo y se hace por mayor con Méxi- 
co y Guanaxuato. A una legua de la ciu- 
dad pasa el rio de la Laja que nace en las 
inmediaciones de San Felipe y corre por 
San Miguel de Allende y el pueblo de 
Amóles. Sobre este rio construyó Tres- 
guerras un puente elegante, sólido y có- 
modo que llama la atención del a^iajero. 
A pesar de las continuas revueltas del 
pais, el ayuntamiento ha hecho levantar 
un terraplén que llega hasta Apaséo so- 
bre el cual va el camino carretero que 
conduce á Querétaro. Por medio de es- 
ta calzada se evitan hoy los gravísimos 
peligros que ocasionaba á los transeúntes 
el estanco de las aguas. 

Para concluir este artículo daré noticia 
de las aguas termales de San Miguel de 
Octopan que están situadas á una y me- 
dia leguas de la ciudad por el rumbo del 
Noroeste. Son sus baños muy frecuenta- 
dos por los que padecen enfermedades 
cutáneas, venéreas ó nerviosas. El calor 
natural del agua al salir del manantial es 
de 56^ del termómetro centígrado. No 
sé que estas aguas hayan sido analizadas; 
pero luego se conoce que contienen gran 
cantidad de azufre. 

SAN JUAN DE LA VEGA. 

Pueblo formado hace mas de doscien- 
tos años, y administrado por religiosos 
franciscanos de la provincia de Micboa- 
can. El año de 1777 que se ejecutó la 
cédala que redujo á solo dos los curatos 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



219 



de los regulares en cada provincia, la de 
franciscanos se quedó con este curato 
que administra hasta el dia. 

Aunque la cabecera está en el pueblo 
de San Juan, sin embargo, el párroco re- 
side en Santa Cruz, que tiene mayor nu- 
mero de vecinos. San Juan es una po- 
blación de indios de 3,000 habitantes. 
Su iglesia es muy bella y aseada: tiene 
pinturas de mérito y ornamentos decen- 
tes. 

La iglesia principal de Santa Cruz ^s 
magnifica: se estuvo fabricando muchos 
años, desde el de 1842 hasta que la con- 
cluyó hace poco tiempo el R. P. Fr. José 
María Vázquez. El interior es de orden 
jónico: sus altares son todos de cantera 
estucada. El esterior es elegante, y le 
dan mucha viíita el bello cimborrio y her- 
mosa torre qtie la decoran. La cantera 
con que se ha construido es toda encar- 
nada. Cerca de ella hizo el mismo padre 
Vázquez una bellísima capilla dedicada á 
María Santísima. Esta obra no se desde- 
ñaría Tresguerras de llamarla suya. 

Santa Cruz tiene ayuntamiento, una 
población de 15,000 habitantes en toda la 
vicaria, muy buen comercio, casas cons- 
truidas con comodidad y gusto, gran nú- 
mero de calles, y huertas amenas en sus 
alrededores. 

Este curato tiene ademss de la cabe- 
cera y de Santa Cruz, las vicarias fijas de 
Amóles, Rincón de Tamayo, San Miguel 
Octopan, Neutla y el Huaje. En cada 
una de ellas hay un religioso que admi- 
nistra los sacramentos. 

M Suaje era una hacienda de este mis- 
mo jiombre que fué creciendo en pobla- 
ción y riqueza, en términos de que sus ve- 
cinos, indios la mayor parte, acudieron á 
la audiencia pidiéndole obligase á los pro- 
pietarios á vek|[iderles terrenos pajr¿ los 



egidos y declarase pueblo el casco de la 
hacienda. Fué atendida su solicitud el 
año de 1711: lo mismo consiguieron en 
esta época los vecinos de San Miguel Oc- 
topan y del Rincón de Tamayo. 

El Huaje es un pueblo de indios oto- 
mites, situado casi á igual distancia de 
Salamanca y Celaya sobre el camino car- 
retero entre ambas poblaciones. Tiene 
una iglesia muy pobre, una escuela, casa 
para el vicario y pocas fincas urbanas de 
regular construcción. 

Su única industria consiste en la agri- 
cultura y en dar posada y vender alimen- 
tos á los transeúntes de Guadalajara y 
Guanaxuato á México. El número de sus 
habitantes no pasa de 2,400. El vica- 
rio dice dos misas los dias' festivos. 

San Migvd tiene mejor iglesia que él 
Huaje, pero menos población. Aquí se 
encuentran las aguas termales de su nom- 
bre de que hablé al ocuparme de Celaya. 

El Eincon se llama así por estar el pue- 
blo como escondido en la cima del cerro, 
á el lado izquierdo del camino que va do 
Celaya para Salvatierra y Acámbaro. Tie- 
ne una iglesita mediana y aseada, una de- 
cente casa cural con un bello portal, bue- 
na música de viento que sirve para las 
funciones, escuela y algunas huertas. Es- 
tá unido á la hacienda do su nombre: tie- 
ne 2,680 habitantes que se mantienen de 
la agricultura, de los tegidos de algodón 
y de un miserable comercio al menudeo. 

El pueblo de Amóles es mas grande 
y poblado que los anteriores con escep- 
cion de Santa Cruz. Tiene ayuntamien- 
to, escuelas de ambos sexos, muy buenas 
fincas urbanas y 6,000 habitantes. 

Su iglesia es muy decente: la mejoró 
notablemente el año de 1840 el R. P. Pr. 
José María An8querq;ue, En este pue- 



£20 



XOnCIAS PAKA LA HISTORIA 



blo hay tres religiosos que se ocnpan en 
la administración. 

XeuÜa está sobre unas montanas de la 
Sierra entre Santa Grnz y Chamacnero: 
sn iglesia es bastante aseada y sn pobla- 
ción de 2,000 indios otomites. 

Todos estos pueblos e:^tán rodeados de 
gran número de haciendas y ranchos que 
pertenecen al curato de San Juan. Este 
cuenta en su totalidad con 28.000 feligre- 
ses. 

En la parroquia hay establecidas las 
cofradías del Santísimo, la Purísima Con- 
cepción y la de Animas. Ademas, en 
Amóles y Santa Cruz hay confraternidad 
de Yela Perpetua. 

El curato linda con los de Salamanca, 
Marfil, Celaya y Apaséo. 

El clima de todas estas poblaciones es 
muy sano: su temperatura es casi igual á 
la de Celaya, á escepcion de Neutla que 
es mas frió. 

Cuanto hay en estos pueblos se debe 
al celo y caridad de los religiosos francis- 
canos quienes después de haber civilizado 
á los indios que los habitan, les han ense- 
ñado las artes, las letras y el amor al tra- 
bajo. El culto en todos es respectira- 
mente espléndido. 

En lo civil dependen del gefe político 
de Celaya. Como he dicho, Santa Cruz 
y Amóles tienen ayuntamiento propio: 
los demás dependen del de Celaya. 

La área de este curato consta de 101 
leguas cuadradas y comprende los siete 
pueblos mencionados, veintiocho hacien- 
das de labor, cuarenta y nueve ranchos 
anexos y diez y siete independientes. 

La provincia de firanciscanos acumuló 
á los inmensos beneficios con que habia 
ya abalado su piedad hacia la clase indí- 
gena, el de plantear en los pueblos es- 
cuetas 7 bo^itahe que ya no existen. 



En terrenos de este carato se siembran 
2,800 fanegas de maíz, mil cargas de tri- 
go. 1.2S0 fanegas de oebaday 450 de otras 
semillas y de hortaÜEfts. 

APASEO. 

Es uno de los pueblos mas antiguos del 
Estado de Guanaxuato: era frontera de 
los indios tarascos con los chichimecas. 
Fué conquistado por los capitanes D- Ni- 
colás Montañez de San Luis y D. Feman- 
do de Tapia el año de 1525 que vencieron 
á los indios de Querétaro. Algunos his- 
toriadores sostienen que esta fundación 
no llegó á verificarse sino hasta 1531; pe- 
ro esto no es exacto: en la fundación de 
Acámbaro se verá mas estensamente com- 
probada la exactitud de la fecha que be 
asignado á la conquista de Apaseo: D. 
Femando de Tapia el año de 1571 trató 
de comprobar sus méritos y al efecto rin- 
dió unas informaciones de testigos en las 
que declaran éstos: que el referido Tapia 
fué el primer poblador de est^ logar y 
de la villa de San Miguel el Grande. 

Los religiosos franciscanos formaron el 
pueblo y se encargaron de su administra- 
ción espiritual, hasta al año de 1777 en 
que entregaron el curato al diocesano, en 
virtud de la cédula de reducción de be- 
neficios de los regulares- La parroquia 
fué construida por aquellos: es tm edificio 
amplio, sólido y decente; tiene dos capi- 
llas interiores que reparó el Sr. cura D. 
Luis Toledo, destinando una de ellas para 
los ejercicios espirituales que toman los 
vecinos en algtmas temporadas del año: 
él mismo decoró los altares de la iglesia, 
estableció una santa escuela de hombres 
y mantuvo durante su vida las escuelas 
de niños y un pequeño colegio, donde 
muchos jóvenes desvalidos debieron á la 



DEL OBISPADO DE mCHOACAN. 



221 



beneficencia de este caritativo sacerdote 
el beneficio de la educación. 

No debo pasar en silencio que el Sr. D. 
Francisco de P. Meza regaló á la parro- 
quia el relox público que disfruta el ve- 
cindario desde el año de 1845. Tampoco 
que esta iglesia cuenta con tres cofradías 
y una confraternidad de Vela Perpetua. 

A mas de este templo existen en Apa- 
séo otros tres donde se celebra el sacrifi- 
cio de la misa: son conocidos con los nom- 
bres del Hospital, la Divina Pastora y San 
Antonio. En las haciendas de la Labor, 
Mayorazgo, el Tunal y otras de menos 
importancia, hay también capillas rurales 
donde se dice misa los dias festivos. 

Este curato tiene sacristía mayor, está 
desempeñado por el párroco y tres vica- 
rios, uno de los cuales reside en el pue- 
blo de San Bartolo. 

La superficie ó área del curato com- 
prende ochenta y una leguas cuadradas, 
dentro de las que se encuentran cuatro 
pueblos, treinta y cuatro haciendas de 
campo con veintinueve ranchos anexos y 
once independientes: la población de la 
parroquia es de 17,500 habitantes, la ma- 
yor parte de indios tarascos y otomites. 

Apaséo es sumamente ameno: está ro- 
deado de hermosas huertas donde se dan 
las frutas mas esquisitas, chirimoyas, li- 
mas, aguacates, sandías, duraznos, melo- 
nes y pepinos: ademas se siembra en sus 
terrenos toda clase de verduras con que 
se proveen las plazas de Querétaro y Ce- 
laya. La agricultura está muy adelanta- 
da en las haciendas de esta jurisdicción: 
la mayor parte de los habitantes se dedi- 
can al cultivo de la tierra que produce 
abundantes cosechas de trigo, maíz, chi- 
le, cebada, frijol y garbanzo. 

Este pueblo es cabecera de partido: 
tiene ayuntamiento que depende de la 



gefatura política de Celaya, dos escuelas 
para niños de ambos sexos, administra- 
ciones de alcabalas y correos, una plaza 
de aspecto desagradable, dos plazuelas, 
tres mesones y algunas casas de buena 
construcción. Los fondos de la munici- 
palidad ascienden á 1,500 pesos anuales, 
que se recogen en su mayor parte del ar- 
rendamiento de los fértiles terrenos de 
BUS egidos. 

Dependen de este curato los pueblos 
de San Bartolo, San Pedro Teuango, San 
Andrés el Alto y San Pedro de la Istia. 
Ban Bartolo es una población de indios, 
situada á cuatro leguas de Apaséo y cua- 
tro y media de Querétaro, en una especie 
de joya que se forma por loa cerros que 
lo rodean. Es muy celebrado por sus fsr 
mosas aguas minerales y por los baños y 
magnifico hospital erigido por la piedad 
de D. * Beatris de Tapia. Falleció esta 
señora el 4 de Julio de 1602, y en la clán- 
sula 71 de su testamento dejó un cuantio- 
so legado para la fábrica del referido hos- 
pital. Con motivo de un litis que susci- 
tó á la provincia de San Hipólito el con- 
vento de Santa Clara de Querétaro, se 
demoró la fundación hasta el año de 1770 
en que la promovieron con calor el emi- 
nentísimo Sr. cardenal de Lorenzana, el 
prior de los Hipólitos de Querétaro Fr. 
Juan Colon y el religioso franciscano Fr. 
Pablo de la Concepción Beaumont, quien 
escribió un tratado sobre las virtudes 
medicinales de estas aguas: la obra no 
pudo concluirse hasta el ato de 1801. Es- 
te hospital es una de las mas sublimes é 
interesantes creaciones del genio cristia- 
no de nuestros padres. El edificio cons- 
ta de una regular iglesia, un hospicio pa- 
ra los religiosos Hipólitos, un hospital 
para los enfermos y unos baños decentes 
que subsisten todavía. El general Santa- 



222 



XOnCIAS PARA LA HISTORIA 



Anna ocupó los fondos de este ntilisimo 
establecimiento el año de 1844: en vano 
la asamblea departamental de Gnanaxna- 
to protestó contra la venta de los bienes: 
en Taño la administración del general 
Paredes annió el contrato; al fin el mismo 
general Santa-Anna el ano de 1847 lo 
consumó, y este magnifico hospital que- 
dará arruinado dentro de pocos años. El 
agua mineral de estos baños es sumamen- 
te caliente v mana con abundancia en 
muchos ojos que llaman calderas: el cro- 
nista Antonio de Herrera afirma que esta 
^ua, cuando se enfria, queda salobre y 
engorda mucho los ganados. 

San Pedro Tenango está situado entre 
Apaséo y San Bartolo, y habitado por in- 
dios otomites que tienen una iglesita pe- 
queña; y aunque están levantando un tem. 
pío magnifico, es muy probable que no lo 
puedan concluir por el estado miserabilí- 
simo que hov guarda la población. 

Los pueblos de Apasto d Alio y San 

Pedro déla Istia, tienen regulares capillas; 

pero muy corto vecindario. 
Apaséo dista tres leguas de Celaya y 

siete y media de Querétaro: está situado 
á los 20^ 24' de latitud y 21^ 1' de longi- 
tud del meridiano de México. 

£1 curato linda por el Sur con el de 
San Juan de la Vega, por el Oriente con 
el de la Cañada de Querétaro y por el 
Poniente, y por el Norte con los de Cela- 
ya y San Juan de la Vega. 

ous linderos por el Oriente constituyen 
la linea divisoria entre el obispado de Mi- 
choacan y el arzobispado. 

En el territorio del curato se siembran 

1,500 fanegas de maiz, 860 cargas de tri- 
go y 200 fanegas de cebada, frijol, gar- 
banzo y hortalizas. 

CHAMACUERO. 

Habiéndose mantemdo muchos años los 
indios bárbaros emboscados en los cerros 



que rodean á Chamacuero y habiendo da- 
do muerte á los religiosos franciscanos 
Fr. Francisco Doncel y Fr. Pedro Boor- 
geme que iban para la villa de San Feli- 
pe, el virey, para evitar estos asaltos, 
mandó fundar á Chamacuero por los año» 
de 1561: se encargaron de la conquista 
espiritual los padres de San Francisco, y 
levantaron alli un magnifico convento que 
parece no llegaron á concluir y que está 
hoy casi destruido. El curato lo erigió 
el Olmo. Sr. D. Fr. Alonso Guerra y es- 
tuvo servido por los religiosos hasta fines 
del siglo pasado en que lo entregaron al 
ordinario. 

La iglesia parroquial es muy buena y 
está enriquecida con pinturas de gran 
mérito que le regaló Felipe IV: se cree 
que algunas son de Murillo: hay también 
magníficos cuadros de Cabrera y de Jua« 
rez. Hace algunos años vi en esta par- 
roquia una custodia de plata sobredora- 
da en figura de urna que regaló Felipe 
11. Los altares han sido renovados al es- 
tilo moderno con poco gusto. 

Hay ademas en este pueblo una capi- 
lla dedicada á Xuestra Señora de los Re- 
medios y otras dos iglesias pequeñas, tres 
cofradías y un modesto Camposanto. La 
parroquia está dedicada á San Francisco 
que es el patrón del lugar. 

El curato lo administran el párroco, 
dos padres vicarios y un sacristán mayor. 

Chamacuero es uno de los pueblos mas 
fértiles y beDos del Estado de Guanaxua- 
to: está asentado en un valle cerca del 
rio de la Laja y rodeado de gran número 
de huertas donde se dan frutas esquisi- 
tas, principalmente las limas que son muy 
afamadas y cuya renta es un gran recur- 
so para los habitantes. 

Este pueblo es cabecera de partido, 
tiene ayuntamiento constitucional que de- 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



22S 



pende de la gefatura política de Celaj^a: 
ademas cuenta con dos escuelas, recepto- 
ría de alcabalas, oñcina subalternado cor- 
reos, una plaza, dos mesones, fuentes pú- 
blicas, algunos edificios cómodos y decen- 
tes 7 regular comercio los dias festivos. 
El clima es suave y delicioso: el ter- 
mómetro de Beaumur en tiempo de calor 
sube liasta 25.^ 

La área del curato es de 28 leguas cua- 
dradas, donde existen diez y nueve ha* 
oiendas de campo, veintiocho ranchos 
anexos y siete independientes: su pobla- 
ción es de 11,000 habitantes, la mayor 
parte de indios otomites que comprenden 
el idioma castellano: la población de la 
cabecera no escode de S98OO vecinos. 

El curato linda por el Oriente con el 
de Apaséo, por el Norte con el de San 
Miguel de cuya ciudad dista 7 leguas me- 
nos 168 varas castellanas, y por el Sur y 
Poniente con el de San Juan de la Vega. 
La situación geográfica de la cabecera, es 
i los 1^ 22' de longitud y 20^ 45 de la- 
titud. 

El giro principal de los habitantes con- 
siste en la agricultura. Los fondos mu- 
nicipales ascienden á 450 pesos anuales. 

En el orden civil dependen de Chama- 
cuero los pueblos de Neutla y del Hincón 
de Centeno: del primero, hablé ya en las 
noticias del curato de San Juan de la Ve- 
ga: el segundo es una congregación de 
600 vecinos que se mantienen de la agri- 
cultura y de espío tar el azogue: hay en 
sus terrenos grandes mantos de sinabrio, 
cuyo beneficio apenas costea hoy los gas- 
tos que invierten los empresarios: el lu- 
gar tiene una pequeña iglesia y muy po- 
co comercio. 

En los terrenos de este curato se siem- 
bran 890 fanegas de maíz, 245 cargas de 



trigo, 200 fanegas de cebada y 128 de 
otras semillas. 

En este pueblo nació el célebre mexi- 
cano Dr. D. José María Luis Mora el ano 
de 1794: el Sr. D. Bernardo Couto, hapu' 
blicado en el Diccionario de Historiisi y 
Geografía algunas noticias exactas y cu- 
riosas sobre la vida de este literato, quien 
falleció en Paris repentinamente el 14 de 
Julio de 1850 acabando su misión de pleni- 
potenciario de la República cerca del go- 
bierno inglés. 

SALVATIERRA, 

Esta ciudad fué fundada en unos terre- 
nos de la hacienda de Huatzindéo de D. 
Andrés de Alderete y de su esposa: de- 
seando estos señores formar una pobla- 
ción de españoles en las inmensas y fér- 
tiles tierras que poseían y que valían en- 
tonces quinientos mil pesos, acudieron al 
rey ofreciéndole la donación de estas pro- 
piedades para fundar la ciudad. Pusie- 
ron los donantes varias condiciones: en- 
tre ellas, que la población seria honrada 
con el título de civdad, que ésta se debe- 
ría llamar Salvatierra para perpetuar la 
memoria del virey conde de Salvatierra 
que gobernaba entonces el país, y que 
tanto el fundador como sus descendien- 
tes habían de tomar cada ^o con su pro- 
pia mano 2,000 pesos de las cajas rea- 
les como una especie de retribución por 
las propiedades donadas: admitidas estas 
ofertas por el año de 1643, se escogió pa- 
ra el asiento de la ciudad uno de los si- 
tios mas pintorescos y deliciosos de toda 
la Nueva España: este sitio está colocado 
á la orilla derecha del rio grande de Ler- 
ma, sobre una altura donde las aguas for- 
man una bellísima cascada y tienen un 
rápido, descenso^ 



XOTTCLVi? PARA LA H!=TO:ílA 



O'^r^ímvó .v/rre e! no ni. i:.'<:e?t-:"^: 

la. Iax calles p r:i:'-!T%íe« g.-.n irT^r^ia- 
re^ p^/r la d^¡2r:aI'Í4d del terreno d:i:d^ 
fa¿ fzz:i>A^: pero Iw ei:nr!'> ^:-': d-:-:er-- 
t€^ T Eir:j blefí c*: n -*rT:: i -. -. Cier.ta Sa^- 
ratíerra co-n una pl^za zrLzV.'^ íre« p>.- 
zuelaé, cíevAo do* c^il'es v c^IIe; r.e*. ci v 
tro meaones- plaza de gall'.« y írran nu- 
mero de hnertaj? qne pn^dncen frotas de 
las tierras tempkda^ y aun de la c<kLer.- 
te« Ademas, tiene ayQntauiiento. juez 
letrado, dos escüelaj» y oScinae ecbalter- 
nas de alcabalas j correos. 

El curato lo erí^ó el Dlmo- Sr. D. Fr. 
Marcos Bamirez del Prado: linda por el 
Oriente con los de Acámbaro y San Joan 
de la Vega: por el Norte y Poniente cc'D 
el de Yuriria: por el Sur con el de Cnit- 
zéOy por el pnnto de Santa Ana Maya. 
Administran la feligresía el cnra, dos tí- 
carios en la cabecera y uno en la vicaría 
fija de Tarimoro: Salvatierra tiene sacris- 
tán mayor y otros cuatro sacerdotes qne 
pueden mantenerse con las limosnas del 
vecindario. 

La iglesia parroquial es una de las me- 
jores del obispado. Elezantisima en sus 
formas, perfectamente arreglada á un plan 
arquitectónico dado por Tresgnerras y 
seguido con fidelidad, presenta en su in- 
terior un aspecto imponente y mageí?- 
tuoso. Está dedicada á una imagen de 
María Santísima bajo la advocación de 
Nuestra Señora de las Luces: comenzó á 
edificarse á fines del siglo pasado: se sí- 
guió la fóbríca del hermoso canon y de la 
bellÍHlma cúpula por espacio de al^runos ¡ 
años; pero la decoración esterior se ba ^ 
continuado haciendo poco á poco por los 
párrocos. El Sr. cufa D. Manuel Bermu- 



!rz. :eT^i.-.j .^ t.:rre cíe c:t^z.\ e: e-i ::- 
■?::•. En e^ti r^rrcqtiia hay eririia trnA 
:-r.:r--:err-:^".i de Te!a Perr^r^a y ct:i- 
rr> ?- fr^diis cr-irrad i5 ai cuito dei ?ir> 
r>:z: •. «ie !a Tlrzer. Marí^i y de airan -■* 

E! o^üve::*.^ de X^ie^ra ?eñ?n del Cir- 
üien «e funi'j el año de 1644: se d:;o la 
prisera mira en ]% i¿\^^ peqnsB^ que 
íe híibia fundado el 2^ de Noviembre de 
dicho ano y fué el primer prior el padre 
Fr. Pedrc' de San Juazu E: átio en qoe 
«e erizió la primera casa no prestaba bs 
comodidades necesarias y fué preciso mu- 
dar el convento al lucrar que hoy ocapa, 
que es en el descenso de una pequeña cues- 
ta inmediata á la plaza. La iglesia actual 
se estrenó el 4 de Febrero de 1635« y se 
dedicó á San Angelo Mártir. Hubo épo- 
ca en que se mantenían aUi hasta doce 
religiosos: en est'^s últimos años no había 
mas que uno ó dos. £1 templo ha sido 
renovado con poco gusto, después de la 
independencia. 

El convento de San Francisco se fiando 
pocos años después que el del Carmen. 
El templo es muy bueno, aunque todo el 
edificio se reciente por la humedad que 
ocasiona la acequia que pasa por sa en- 
trada. El Tercer Orden es una iglesia 
mas pequeña, pero bastante aseada: fué 
construida por la confraternidad del Cor- 
don. 

A principios del siglo pasado se pro- 
yectó hacer la fundación de un convento 
de religiosos dominicos; y al efecto, se le- 
vantó un templo y un pequeño monaste- 
rio: ignoro el motivo porque no se llevó 
adelante este pensamiento. El templo 
está hoy al cuidado del párroco, y el Cam- 
posanto se ha erigido contiguo á aquel. 

Hay una iglesia pequeña conocida con 
el nombre de la Sania Escuela, porque 



l**Ió- ITr^--!! <:í':jtí. ri-.^^Tj-iísii o:í Hiai^i-i. 






lA TKtifc:i»:c *a esc •» ^112»» aiissw Ea- " - " ^ - '- - " ^ ^ " 

. * . , . . mz. !z.'::i:.t7.fc le Lt a^-ar h-ia mam t 

qsBi Ij.-fr^tfc c'Tí""* aliAT^^ iin »t.i> re- ^^ :■— rat i-r ^ «i-TL'^í.! tS :cziz-íc:: r r~ 

EL aa? ¿^ i^^i ** ^«««anvv y «c¿:o- ^^^-^^ ^^ 3£¿7? j J^z:>:. éc :/i* el z^m^" 



del cc^T!?:^: ¿e ks .2fcr=#rJ.iAé: aZ^ st=r ' l^^i^l-^ írl j^.Irrx ez^ ::>í í£:í> -i-t Irlo 
bies ser Lk.*ttt kj6¿>r=2»rZLi:>? rela-ivee ' J ' ^•-•> i^:i^r:c e- SilTiii-rr^ zlís t:c¿- 

Ez. ei <7ir3 r-ii^lrr^ S-ilT^rrrra «s •::&- He izsinraii-:. qoe ¿ zArr:o> ¿^re d 
teicerm i-r T**rT:.ií> rae- -irpenii-r ¿e a r^- , TÍ':!*ri> £;•: ec e! rii-':!-: -le Jj-Cv^r-^ 
íitci» p:.:t:!a ¿e Cciaji. Tcv^ aa^e» ir £¿ es-e ii3A o>zctc^¿-^:!i *z.tÍ3:L4 q-¡K 

ej:¿ rri^:!:-: zissd i ei1-Í%.í. L* 4^-::sI- ¡ i;ílía ec ei caj-'-o •i->r :^.-- i':^::^ ie Cel*- 

, . .... I . . - . . . 

VHT^ ;r:j-> El»:— 1/:4 <té tn^: 5 íA ilztlc:^ | t* pir* Acar^^rví. La i-^-.-^-fi* es T'^l^f^ 

de liliiif? T-je e*':A¿l'¿cí> Su_i !•- P/amá? ^ ñ p-rr:- ¿¿eaiA: nez.-e .x-rur3> eí vxr:a*Cr 

Y*Ic-?ii- =-4z.:^ei.r:i i 1a n-ij :r parte del ierí>. Kat et 1* c-: 1 Iícizí: ¿ :* Eiesiúc** 

Ttt'jLZti^Tmó^ : y *-g^rTA.* ¿"rciü p^&T^ ierñT i £&B p*aaje- 

Lit T»':-¿-^-'- ^ei c^riV* e» ::» w-^^^-a ro?: líese al itilie o>Q5íinir::iiL cr^ es^ 

f:Te 'í leí si-ii :->>>: az:.'--^i* t^ttei: cr.> • .-.-ei* -ie ri£:«. tita pliúcx. c.nie se Lice 

¿rrr'-. ,1* í<? »:íi^'."i-a es c»:Lei:ta j <.-^itr7 • -^i iii I>:?:iir.:r> rcc^ir í-r-riier^c-ix veín- 

tre^ta wl k^i-rUete?. La» rea^aa q'^- ( huertas de trvraa. 



226 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



La situación geográfica de Salvatierra 
es á los 20^ 16' de latitud y 1^ 29' de lon- 
gitud del meridiano de México. 

Esta ciudad ha sido muchas veces el 
teatro de algunas de las guerras civiles 
que nos destruyen. Es memorable el ata- 
que dado por el Sr. D. Agustin Iturbide 
el Viernes Santo 16 de Abril de 1813 á las 
fuerzas independientes que mandaba D. 
Ramón Rayón: en la ultima revolución 
han sufrido mucho los habitantes de esta 
comarca. 

Salvatierra es la patria del Sr. cura D. 
Manuel Basurto humanista distinguido, 
del Sr. Lie. D. José María Esquível y 
Salvago gobernador que fué del Estado 
de Guanaxuato, y de algunos otros indivi- 
duos de menos importancia. 

YURIRIAPUNDARO. 

En el idioma Tarasco este nombre quie- 
re decir Laf/una de sangre. El pueblo es 
muy anterior á la consquista: la historia 
de su fundación nos es desconocida y solo 
se sabe que en la época de su reducción 
al cristianismo tenia seis mil vecinos y 
mas de quince mil en los lugares inme- 
diatos. 

Yuririapúndaro está situado á los 20^ 
11' de latitud boreal y 1^ 42' de longitud 
del meridiano de México, á la falda de un 
cerro que hoy se conoce con el nombre 
del GapuliTij su temp^atura en lo mas 
rigoroso del estío es de 26^ del termóme* 
tro de Reaumur: el clima en lo general 
es sano: las enfermedades dominantes son 
las fiebres, disenterias, y algunos anos las 
calenturas intermitentes. 

£1 año de 1852 á petición mia y del Sr. 
Lie. D* Francisco G-uitsa concedió el octavo 
congreso constitucional de Guanaxuato á 
Turiria el título de villa y algunos olíros 



privilegios paTa animar su comercio de- 
caído y su industria miserable. 

Este pueblo fué la frontera del Sur en* 
tre los indios chichimecas y el antiguo 
reino de ¿lichoacan: se hizo muy célebre 
por haber sido el lugar de la residencia 
del gefo de aquella tribu belicosa. 

Los padres franciscanos de Tzintzun- 
tzan y un clérigo que residía en Huango 
bautizaron á los indios de eata comarca: 
pocos años después los padres agustinos de 
Tiripitio se hicieron cargo del curato, y 
el P. Fr. DÍQgo de Chavez, que venia en- 
cargado de servirlo, convirtió ala fé cató- 
lica al general de los chíchimecas, que ae 
llamó después de su bautismo D. Alonso 
de Sosa. Inmensos fueron los servicios 
que este caudillo prestó al cristianismo. 
A su valor y constancia se debió la paci- 
ficación del pais porque como práctico 
conocía el idioma, la táctica y los recur- 
sos de los chíchimecas á quienes venció 
en muchas acciones de guerra. 

El mismo D. Alonso ayudó con grandes 
hmosnag para la fundación del convento. 
Yuriria perteneció como he insiquadoy 
al inmenso curato de Huango. El Illmo. 
Sr. Quiroga lo independió de su antigua 
cabecera el año de 1550. 

El P. Chavez cornizo á edificar la 
iglesia parroquial en la cima de la colina, 
y cuando había ya gastado en la fábrica 
mas de treinta mil pesos, se decidió á 
mudarla al sitio que hoy ocupa por las 
ventajas, del agua que produce un mauan- 
tial situado dentro de la huerta del con- 
vento. 

Como los indios bárbaros atacaban con 
frecuencia la naciente población, él P. 
Chavez construyó el templo en forma de 
una fortaleza; precaución que sirvió ma- 
cho para defender á los vecinos del terri» 
ble asalto que les dieron los cbichíjBiecaa 



DEL OBISPADO DE MTCHOACAN. 



227 



el año de 1588. Esperaron éstos la oca- 
sión de que no estuviese en el pueblo D. 
Alonso de Sosa cuyo valor y prestigio 
temian: se decidieron entonces á acome- 
terlo, y fué tan rápido é impetuoso el ata. 
que, que los vecinos apenas tuvieron 
tiempo para abandonar sus habitaciones 
y refugiarse en la iglesia, en cuya fecha- 
da se conserva todavía la estatua de pie- 
dra que representa á San Nicolás Tolen- 
tino, en la que se perciben distintamente 
las señales de las flechas. 

En esta jornada se apoderaron los chi- 
chimecas de la mujer y de la hija de 
un indio cantor de la iglesia: las iban ya 
á sacrificar á los ídolos, cuando fueron 
los vencedores acometidos por D. Anto- 
nio Trompón, encargado por Sosa de la 
custodia del pueblo: este caudillo rescató 
las víctimas y persiguió á los invasores: 
los indios cristianos, para perpetuar la 
memoria de esta acción, trasplantaron con 
mucho trabajo tres enormes sabinos que 
colocaron cerca del manantial de la huer- 
ta del convento, y les pusieron los nom- 
bres de Trompón y de las mujeres liber- 
tadas. Yo he visto estos robustos árboles 
que se conocen hasta el dia con los nom- 
bres referidos: uno de ellos tiene en el 
tronco una hoquedad en la que caben có- 
madamente ocho personas: y me infor- 
maron los vecinos que esta especie de 
cueva fué formada por el fuego que man- 
dó pegar el P. Torres cerca de estos ár« 
boles, el año de 1815 que quemó la pobla- 
cion de Ynríria. 

La guerra del año de 1588 fué la ültí- 
nía que emprendió la naoion chichimeca; 
porque el siguiente de 1589 hi20 las pa- 
ces con ella el general D. Rodrigo del 
Rio, facultado por el monarca español: 
en la capitulación se estipuló que aqtie- 
Uos belicoios iiMligenas prettaxian obe- 



diencia al rey con tal que éste los alimen- 
tase y vistiese por cierto número de años: 
los que se rehusaron á entrar en los con- 
venios fueron perseguidos con constancia 
ha^ta que se internaron al Norte. Felipe 
II concedió á del Rio, como premio de 
esta pacificación, la cruz y hábito de San- 
tiago, y mandó que en todos los pueblos 
de chichimecas se avencindasen familias 
de Tlaxcaltecas para que estos mantuvie- 
sen á aquellos en la obediencia y los ha- 
bituasen al trabajo. 

El curato continuó servido por los agus- 
tinos bástala secularización del beneficio, 
verificada en fines del siglo pasado: se 
entregó aquel al ordinario, y el año de 
1802 volvieron los religiosos á adminis- 
trarlo en virtud de un convenio que la 
provincia tuvo con el diocesano: en él se 
estipuló que al fallecimiento del cura se- 
cular D. Francisco Antonio de Eguia de- 
jarían los agustinos el curato de Tiripitio 
con la hacienda de Ooapan que le sirvió 
de dotación, y volverían á recibir la ad- 
ministración de esta parroquia, entregan- 
do á la mitra aquella finca, como una 
compensación que serviría para mantener 
el mismo número de sacerdotes que se 
sostenían en Yuriríapúndaro, y á los que 
no podía dar congrua suficente el peque- 
ño curato de Tiripitio. 

En el casco de Yuriríapúndaro hay 
cinco iglesias: la parroquia, que como he 
dicho construyó Fr. Diego de Chavez, 
era el prímer templo de la diócesis por 
su suntuosidad y magnificencia. Es un 
bello canon en forma de cruz que tiene 
ochenta y dos y medía varas de largo, car 
torce y media de ancho en el cuerpo y 
cuarenta y siete en los cruceros, veinte 
y oinoo de altura y enorKO» muraUafi de 
tree varaa de espesor. Han traecurrído 
ja mas de trefloíentofi tftofr<to ipMOD Ae n 



228 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



ooDStmccion, j do ba sonido otro dete- 
rioro que el ocaáoiiado por el incendio 
que se ejecutó el a&> de 1815 por orden 
del P. Torres: este bárbaro eclesiástico, 
que tanto desbonró la cansa de nuestra 
independencia, tenia nn feroz empeño 
por destruir las poblaciones mas opolen- 
tas: las bennosas iglesias de Pénxamo, 
San FeUpe v el Valle de Santiago, las 
haciendas principales del Bajía y gran nú- 
mero de fincas urbanas de otras poblacio- 
nes, fueron incendiadas por él. 

La parroquia de Yuriria tenia retablos 
de mucho mérito artístico, pinturas de 
Baltazar de Echare v de Juárez, escultu- 
ras de mucho gusto hechas en Europa y 
paramentos tan ricos, que admira la des- 
cripción que de ellos hacen los cronistas. 
La custodia tenia dos raras de tamaño, 
era toda de plata con los relicarios de oro, 
fué construida en España en unión de un 
magnifico cáliz y de un Santo Cristo, cu- 
yas piezas costaron enormes sumas: pare- 
ce que estos objetos se conservaban has- 
ta el año de 1858, en que fué saqueada la 
población por los partidarios de la refor- 
ma. No debo concluir la historia de esta 
parroquia, sin recordar el importante ser- 
vicio que prestaron las mujeres de este 
pueblo el año de 1815 en que fué incen- 
diada la población: como loe hombres ha- 
bian huido á los montes por temor de los 
insurgentes, las mujeres que vieron arder 
los colaterales de madera del templo, se 
reunieron en cuerpo, y arrostrando toda 
clase de peligros lograron estinguir el 
fu^o. De resultas de esto la bóveda del 
coro se desplomó y la iglesia quedó inser- 
vible hasta el año de 1826 en que la co- 
mentó á reponer la provincia. 

El padre cura Fr. Vicente Gontreraa, 
el ano de 1843, levantó casi á sus espen- 
saa mí hmmm> támbete del alter mayor, 



los retablos de los cruceros y el altar de 
la Purificación, que tiene anexa una co- 
fradía: hay ademas en esta parroquia las 
confraternidades del Santísimo, de la Ve- 
la Perpetua, de San Agustín y de las 
Animas. £1 patrón de este templo y del 
lugar es el apóstol San Pablo. 

Hay también otras cuatro iglesias pe- 
queñas donde se celebra el sacrificio de 
la mi¿a; las mas notables de estas son el 
Hospital y la capilla de la Purísima, don- 
de está inhumado el cadáver del R. P. 
Fr. Pascual Aranda, religioso franciscano 
oriundo de este lu¿;ar. que por algunos 
años edificó con sus virtudes á los habi- 
tantes de Morelia. 

El Camposanto está fuera de la pobla- 
ción: es nuevo y bastante decente. 

El convento sostenía una cátedra de 
gramática latina y una escuela de prime- 
ras letras. 

La población del curato escede de 50 
mil habitantes, de los cuales la mitad 
pertenecen á las razas española y mista 
y el resto á la indígena. 

Yuriria es cabecera de partido: tiene 
ayuntamiento, juzgado de letras, doe es- 
cuelas para niños de ambos sexos, oficinas 
subalternas de alcabalas y de correos, 
dos malos mesones, tres plazas, mas de 
ochenta calles y algunas huertas de árbo. 
les frutales. 

La industria principal de los habitan- 
tes consiste en la pesca y en k» tejidoe 
de lana y algodón. El ano de 1845 se 
sostenían tres mil personas en todo el cu. 
rato con solo el ramo de telares: hoy ha 
decaído mucho este giro; pero á propor- 
ción se ha desarrollado mas el de la agri- 
cultura. Los terrenos de esta comarca 
son de muy buena calidad, y producen 
gran cantidad de maíz, trigo, cebada, gar- 
banza, chile y hortalizaa, que te dan en 



DEL OBISPADO DE MICHOACAX. 



229 



cinco haciendas de particulares y en la 
de Santa Mónica, que era propiedad de 
la Provincia de Agustinos y estaba divi- 
dida en noventa y un ranchos: estos se 
arrendaban en precios sumamente módi- 
cos, que hoy han alterado los adjudicata- 
rios con notable perjuicio de los misera- 
bles labradores de este pueblo. El co- 
mercio es sumamente ruin, sin que ha- 
ya podido animarse por las tandas men- 
suales que le concedió el congreso de 
Guanaxuato el año de 1851. 

La área de este curato se calcula en 
ciento cuatro leguas cuadradas, dentro de 
las que se encuentran aguas de diversas 
clases: las del rio de Lerma sirven para 
regar algunos cortos terrenos: se usan 
como potables las de varios pequeños ma- 
nantiales, y hay ademas dos lagos que 
están inmediatos á la cabecera: el prime- 
ro es la gran laguna hecha artificialmente, 
el año de 1548, por el V. P. Pr. Diego de 
Chavez, con el objeto de estancar esas 
aguas para provecho de los habitantes. 

Cuando este religioso recibió el curato, 
los terrenos que hoy ocupa la laguna se 
encenegaban y hacian intransitables los 
caminos: al secarse los pantanos produ- 
cian gran número de enfermedades que 
diezmaban la población: para evitar estos 
males, regar las haciendas de la jurisdic- 
ción del Valle de Santiago y proporcio- 
nar pescado fresco y un ramo de indus- 
tria al vecindario, construyó Pr. Diego 
un enorme canal, por el que condujo al 
plan de la laguna el rio de Lerma, que 
corre á dos leguas de distancia: luego 
que llena la laguna rebalsa y continúa su 
curso natural, hasta desembocar en el 
mar Pacifico por el puerto de San Blas. 

El terreno que baña este lago compren- 
de cuatro y media leguas de largo y una 
d# ancho: hay en él riquísimos pescados 



vagres tan grandes que se encuentran 
hasta del peso de una arroba, mucho pes 
cado blanco y abundante número de sar- 
dinas y charares: los indios se mantienen 
de la pesQa, de la fábrica de petates, que 
hacen con el tule que se reproduce en las 
orillas del lago, y de algunas obras de al- 
farería, que construyen con la escelente 
arcilla que se encuentra en las costas. 

Las aguas de este lago pueden tal vez 
utilizarse, no solamente para regar los 
terrenos inmediatos al Valle de Santiago, 
sino para alimentar un canal (distinto del 
que riega las haciendas del Valle) que 
recoja las aguas de los rios, arroyos y 
pantanos que existen en la parte baja del 
Estado de Guanaxuato: un canal que pue- 
da estenderse hasta la ciudad de León de 
los Aldamas, y servir para la navegación 
y trasporte de frutos, á la vez que para 
mover molinos y regar los sembrados, 
dando asi un poderoso impulso á la agri- 
cultura y á la industria. 

Las maderas principales que se encuen- 
tran en este curato son mezquites, huisa- 
ches, palo en cruz, granadillo, granjeno, 
uña de gato, palo prieto y pico de pájaro. 

En el territorio del curato se siembran 
2,860 fanegas de maiz, 646 cargas de tri- 
go, 1,200 fanegas de garbanzo, frijol, ce- 
bada, chile y hortalizas, algunas de camo- 
te y pocas de caña de azúcar. 

El otro lago es mas pequeño: propia- 
mente es una alborea, situada en los su- 
burbios del pueblo por el rumbo del 
Sur: en mi concepto fué producida por al- 
guna erupción volcánica: apoyo mi juicio 
en la multitud de cráteres apagados que 
se encuentran en las cercanías, en las cal- 
cinaciones que allí aparecen, en lo impo- 
table de las aguas que constan de azufre 
y tártaro vitriolado, y en la enorme pro- 
fundidad de este depósito que nunca ha 

30 



230 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



podido determinarse, á pesar de haberse 
reconocido arrojando en el punto céntrico 
una plomada con mas de mil varas de cor- 
del: los fabricantes de pañetes y rebozos 
usan estas aguas para afirmar el color de 
los tejidos. 

Dentro de la gran laguna y á distancia 
de una legua del pueblo, está ubicada la 
isla donde construj^ó el general D. José 
María Liceaga la célebre fortaleza, que lo- 
gró tomar el Sr. Iturbide el año de 1814, 
después de un largo y penoso sitio: la su- 
perficie de dicha isla fué medida el año 
de 1830 por el Sr. D. Benigno Bustaman- 
te y resultó con un plano de 64,000 varas 
cuadradas: el gobierno de Guanaxuato ha 
pensado varias veces poner en ella un 
presidio donde los criminales cumpliesen 
sus condenas: en mi concepto este pro- 
yecto es fácil de realizarse con poco costo 
y notables beneficios tanto en favor de 
estos desgraciados, como de la sociedad 
Guanaxuatense. 

Los fondos municipales de Yuriria ape- 
nas producen poco mas de mil pesos anua- 
les; asi es que no pueden alcanzar para 
los empedrados, mantención de presos &c. 

El año de 1829 hubo en este pueblo un 
motin formado por los indígenas con mo- 
tivo de haber mandado el gobierno ecle- 
siástico que entregaran éstos á los veci- 
nos de Uriangato la imagen de un Santo 
Entierro que se veneraba en el lugar: la 
cuestión se hizo muy ruidosa y fué corta- 
da prudentemente por el general D. Luis 
Cortázar quien puso en depósito la escul- 
tura en la parroquia del Valle de San- 
tiago. 

Dependen de este curato once pueblos 
en los que hay otras tantas vicarias fijas: 
daré una breve noticia de ellos. XJrian- 

4 

gato y la Congregación son poblaciones 
casi coetáneas, formadas en los años tras- 



curridos desde 1818 á 1830 por los veci- 
nos de Yuriria, Salvatierra y el Valle que 
emigraron por la revolución: ambos pue' 
blos están situados sobre el camino que 
conduce del Valle de Santiago á Ouit^éo 
de la Laguna. Aunque no están separa- 
dos mas que por un arroyo, mantienen 
siempre escandalosas odiosidades y recri- 
minaciones tanto entre sí, como con Yuri- 
ria su cabecera: el origen de ellas es el 
comercio, siempre creciente que ha habi- 
do en la Congregación: ésta cuenta con 
cuatro mil quinientos habitantes, dos es- 
cuelas, una regular iglesia, seis mesones, 
muchas tiendas y buen caserío: es lindero 
entre los Estados de Guanaxuato y Mi- 
choacan. UriangaJto tiene también un 
templo pequeño y aseado, una escuela, un 
mesón y ochocientos vecinos. Cada uno 
de estos pueblos están gobernados por un 
alcalde constitucional y un aindioo procu- 
rador. 

Sofi Nicolás es una magnifica hacienda 
que D. Alonso de Sosa donó á los padres 
i agustinos: tiene una hermosa iglesia y 
mucho vecindario, aunque las casas no es- 
tán dispuestas en forma de calles. 

El Jarcd^ como he dicho ya, pertenece 
en lo civil al Valle de Santiago: es vica- 
ria de esta parroquia: su iglesia es bas- 
tante decente y su población escede de 
dos mil habitantes. 

Santa Basa tiene una iglesia nueva y 
magnífica. Piñícuaro^ Pantqja^ Marava- 
tío, San Lúeas, la Magdalena y San Geró- 
nimo son pueblos de indios de menos im- 
portancia; pero que todos tienen capillas 
bien habilitadas de paramentos y vasos 
sagrados. Ademas en todas estas vica- 
rías hay modestos cementerios. 

Los curatos servidos por regulares no 
tienen erigida sacristía mayor, y el juzga- 
do eclesiástico lo desempeña por ló fegu- 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



231 



lar alguno de loá curas clérigos de las in- 
mediaciones. 

Linda este curato por el Oriente con el 
de Salvatierra: por el Poniente con los de 
Puruándiro y Huango: por el Norte con 
el del Valle de Santiago y por el Sur con 
el de Cuitséo de la Laguna. 

Concluyo estas noticias con las de al- 
gunos hombres ilustres que han desem- 
peñado el curato ó han nacido en la po- 
blación. El mas notable de todos es el 
V. Pr. Diego de Chavez obispo electo de 
Michoacan, cuyas noticias he dado al ha- 
blar de él en la serie de los prelados de 
la diócesis. 

D. Alonso de Sosa general de los Ohi- 
chimecas nació en este pueblo, cooperó 
en gran manera á la pacificación del pais, 
dio grandes sumas para la construcción 
do la iglesia, dotó el convento, y falleció 
en 1561. 

El R, P. Fr. Bartolomé Gutiérrez, na- 
tural de Puebla que salió de este curato 
para las misiones del Japón donde fué 
martirizado: en el convento de San Agus- 
tin de MoreUa existia una carta tierna y 
edificante que dirigió este religioso al pa- 
dre provincial, poco antes de salir para 
el suplicio. 

El Sr. cura Eguia, clérigo, fué muy be- 
néfico á la población: dejó dotada la es- 
cuela de primeras letras. 

El R. P. Fr. Vicente Contreras que 
murió el año de 1860 acabando de llegar 
de Roma adonde habia ido al capitulo 
general: Yuriria le debe la reposición de 
su templo parroquial, la iglesia del pue- 
blo de Santa Rosa y la' erección de la cá- 
tedra de latinidad. 

El Sr. Dr. D. Juan José Moreno, canó- 
nigo de la iglesia de Guadalajara fué un 
insigne humanista, buen orador, y literato 
muy versado en la historia y antigüeda- 



des del pais. Falleció en 1799 y escribió 
entre otras cosas la vida del Dlmo. Sr. D. 
Vasco de Quiroga. 

AC AMBARO. 

Este pueblo es el segundo que se fun- 
dó en el Estado de Guanaxuato después 
de la conquista. Está situado á los 20^ 
3' de latitud boreal y 1° 20' de longitud 
según el meridiano de México, cerca del 
rio grande que nace en Lerma, y en me- 
dio de dos pequeños cerros. 

Su nombre es Tarasco: quiere decir 
lugar dorvde abunda el maguey. 

Era frontera del reino de Michoacan 
con los indios chichimecas, quienes defen- 
dieron el terreno palmo á palmo. Fueron 
vencidos el año de 1526 por D. Nicolás 
Montañez de San Luis, pariente inmedia- 
to de Moctezuma y Cacique de Jilotepec, 
á quien el gobierno habia comisionado 
para hacer la conquista de varios pue- 
blos chichimecas: él mismo escribió una 
relación de sus espediciones que no co-^ 
pió al pie de la letra por ser muy difusa 
y llena de repeticiones. 

Aunque el padre Larrea, cronista de 
la provincia franciscana de Michoacan, 
asegura que Querétaro y Apaséo se fun- 
daron el año de 1531, Montañez que acom- 
pañó á D. Fernando de Tapia á la con- 
quista de aquellos pueblos, afirma que 
luego que estos se fundaron, se vino el 
ejército á conquistar á Acámbaro el cita- 
do año de 1526. Debemos dar mas crédito 
á este cacique por la circunstancia de ha- 
ber sido contemporáneo, haber tomado 
parte en los sucesos, y haber llevado un 
diario de la espedicion. En este diario 
espresa con claridad el orden con que se 
fueron haciendo estas fundaciones. Dice 
así:* "con este van tres pueblos que se 



2S2 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



han fundado, lo primero fué el pueblo de 
Santiago de Querétaro y el pueblo de San 
Juan Apaséo, y este pueblo que se inti- 
tula el pueblo de San Francisco de Acáni- 
baro, provincia de Michoacan," 

La fundación de Acámbaro se refiere 
de la manera siguiente: el 19 de Setiem- 
bre de 1520 mandó fijar una cruz de sa- 
bino de cinco varas de alto en el lugar 
donde hoy está construida la parroquia 
del puebjo: inmediatamente trazó diez 
calles en d mismo lugar donde se hizo la 
guerra, al pié del cerro grande: cinco calles 
desde donde e^tá el rio grande hasta la par- 
te dd Sur doivde están irnos cerritos^ y las 
otras cineo al pié del cerro grande por la 
parte dd Poniente. 

El dia 20 que fué domingo, hizo cons. 
truir una ermita en el lugar donde esta- 
ba la cruz: se colocaron las campanas so- 
bre un palo atravesado en dos palos altos 
y dijo la misa de Espíritu Santo al ejér- 
cito conquistador y á mas de cinco mil 
indios chichimecas, que se hallaban pre- 
' sentes, el padre D. Juan Bautista, cura y 
vicario de Tula, que era el capellán de la 
espedicion. Concluida la misa, se rezó 
el rosario, se cantó el alabado y se co- 
menzó la esplicacion de la doctrina cris- 
tiana, enseñando á los indios a persignar 
en la frerde con la mano derecha. 

Se repartieron los solares, colocando 
desde luego en los mas grandes á los ca- 
ciques y en los mas pequeños á los otros 
indios fundadores: á las dos de la tarde 
comenzó el paseo dentro de esta fundación 
dd pueblo nuevo. 

Coja el mayor candor refiere D. Nicolás 
Moníañez el vestido que llevó y todas las 
circunstancias del paseo. "Subí, dice, en 
mi caballo blanco que se llamaba la Ba- 
lona: yo siempre tengo mi cuerpo armado 
con las armas que me dejó Cortés cuan- 



do vino á esta tierra: puse el murrion con 
tres plumajes de tres colores, de blanco, 
colorado y verde, y el peto en la mano 
siniestra y la conduta en la mano dere- 
cha &c." Terminado el paseo ae repica- 
ron las campanas, se tocaron los pífanos, 
clarines y tambores, se quemaron seis ar- 
robas de pólvora y se concluyó la funda- 
ción datido gracias á Dios. 

El domingo 28 se formó una junta de 
caciques para nombrar gobernador, y re- 
sultó electo D. Pedro de Granados y Men- 
doza, 8eño7' cacique y principal délos prin- 
cipales dd pvMo de Tula: se nombró el 
ayuntamiento y se victoreó solemnemen- 
te al emperador Carlos V. 

Alonso de Estrada mandó á nombre 
del rey construir el convento é iglesia do 
San Francisco. La primera capilla fué 
muy pequeña de veinte brazadas y cuatro 
cddxis^fu^a dd refectorio y la cocina. Los 
padres franciscanos Fr. Antonio Bermul 
y Fr. Juan Lazo, que acompañaban i los 
conquistadores, fueron los primeros após- 
toles de este pueblo. 

Ñuño de Guzman el año de 1529 man- 
dó hacer el convento é iglesia de piedra: 
los cimientos de la bella parroquia que 
hoy existe, se acabaron en 1532. El mis- 
mo año dio licencia para fundar el hospi- 
tal el Ulmo. Sr. D. Sebastian Ramirez 
de Fuenleal. 

El curato lo erigió en favor de los pa- 
dres franciscanos el Illmo. Sr. D. Vasco 
de Quiroga. La parroquia que es la mis- 
ma iglesia del convento, fué succesiva- 
mente mejorada por los religiosos que 
servian el curato. En estos últimos años 
la renovó el R. P. Fr. Macedonio Rome- 
ro que falleció el año próximo pasado de 
1861. Acámbaro debió mucho á este pár- 
roco respetable: cuidó con empeño do la 
educación de la juventud, estableciendo 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



233 



escueliis eu todas las vicarías y un cole- 
gio cu la cabecera: favoreció las artes, 
ya poniendo una escuela de música, ya otra 
de dibujo, ya derramando cuantiosas li- 
mosnas entre los artesanos pobres. Esta 
iglesia fué saqueada, en los dias de la re- 
volución, por los constitucionalistas. 

El hospital sirvió á los indios desde su 
fundación, y hoy es una iglesia pobre ca- 
si abandonada. 

La iglesia de Nuestra Señora de Oua- 
dalupe que está en la plazuela de su nom- 
bre es un templo regular, aunque algo 
desaseado. 

El Sr. cura Romero comenzó a cons- 
truir el año de 1850 una capilla á Nues- 
tra Señora del Refugio, en acción de gra- 
cias por no haber desarrollado el cólera 
morbus con fuerza en la población. Es 
muy bella, y si llega á concluirse será la 
mas hennosa de la población. 

En la calle llamada de la Amargura hay 
catorce capillas devotas que sirven para 
las estaciones. Terminan estas en la de 
la Soledad que está en la cumbre de una 
loma baja: la iglesita es bella y tiene 
mucho culto. Cerca de este templo está 
la capilla de San Antonio que fundó D. 
Pascual Paniagua. 

Acámbaro tiene cinco vicarias fijas ser 
vidas por otros tantos religiosos francis 
canos: estas vicarias son Jerhcuaro^ Co- 
rojiéo, TarandácuaOy Cantepec é Iramuco. 
El cura administra en la cabecera con 
tres vicarios. 

En la parroquia hay cofradías del Cor- 
don, Vela Perpetua, una Santa'escuela y 
confraternidades del Santísimo Sacramen- 
to, de la Purísima y de las Animas. 

El camposanto tiene también uno, capi- 
lla, y es de los mas decentes del obis- 
pado. 

El curato linda con los de Ucaréo, 



Tzirizicuaro, Tzinapécuaro, Salvatierra y 
Apaséo. 

Jerécuaro es un pueblo grande con 
ayuntamiento: tiene 7,000 habitantes. Su 
iglesia es muy decente, y está habilitada 
de buenos paramentos y vasos sagrados. 
Mantiene tres religiosos: hay en él otro 
templo pequeño llamado el Hospital. El 
pueblo fué fundado por el V. Fr. Jacobo 
Daciano. 

Coroneo y Tarandácuao son mas peque- 
ños y sus capillas son aseadas y cómodas. 

Contepec está casi enclavado en terre- 
nos del arzobispado: es un pueblo corto 
oon decente capilla, escuela y 2,000 habi- 
tantes. 

En todos estos pueblos hay cemente- 
ríos y en algunos hermandad de Vela 
Perpetua. 

Hay ademas en este curato tres capi- 
llas rurales en las haciendas de San Cris- 
tóbal, la Encamación y Santa Liés. Los 
pueblos de Ghypicuaro y TocuarOy aun- 
que no tienen vicario de pié fijo, si tienen 
buenas capillas y im religioso que pasaá 
confesar durante el tiempo cuaresmal. 
Este segundo pueblo lo fundó el P. Ber- 
mul al conducir el agua que surte á 
Acámbaro. 

En el orden político Acámbaro es ca- 
becera de partido, en donde reside tam- 
bién un juez de letras. Tiene alumbrado, 
regulares edificios, algunos portales, bue- 
nos empedrados y un puente construido 
con gusto y solidez sobre el rio de Ler- 
ma. El ajmntamiento, con solo el fondo 
que se formó de los pilones que volunta- 
riamente dejaban los compradores en las 
tiendas, levantó este grandioso puente. 

El pueblo es sumamente ameno y be- 
llo: los vecinos disfrutan el beneficio déla 
agua potable que toman de las fuentes pú- 
blicas, el de unos lavaderos cómodos para 



234 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



las personas pobres y el de algunas tomas 
de agna para el riego de las huertas. 

La población del en rato asciende á 
treinta y un mil habitantes; pero la del 
municipio no escede de trece mil: el res- 
to pertenece á la municipalidad de Jeré- 
cuaro. 

El agua potable que disfruta la pobla- 
ción se debió al celo del P. Fr. Antonio 
Bermul. Este fué personalmente á pedir- 
la á los indios de Tocuaro, trazó las cañe- 
rías y costeó la conducción, ayudado de 
algunos caciques de los que fundaron el 
pueblo. Entró el agua á éste el año de 
1527. 

La mayor parte de los habitantes son 
indios tarascos y otomites: dos quintas 
partes son de raza europea y mista: la 
industria principal del lugar son los teji- 
dos de paños de lana. El comercio es re- 



gular: la agricultura nada prospera por- 
que la propiedad rústica está estancada 
en pocas manos. El Sr. Pedreguera, due- 
ño de la hacienda de San Cristóbal, posee 
ca«i la mitad de los terrenos de cultivo- 

Acámbaro dista de Salvatierra ocho le- 
guas, diez y í^eis de Celaya, doce de Ma- 
ravatío y diez y siete y media de Morelia. 

El clima es sumamente benigno y muy 
sano: el termómetro de Reaumur nunca 
sube mas de 25^ ni baja de 10^. 

Los fondos mauicipales, sin incluir el 
peaje del Puente, son de dos mil quinien- 
tos pesos anualea, 

La área de este curato tiene 118 leguas 
cuadradas en la que están comprendidos 
los pueblos mencionados de Jerécuaro, 
Coronéo, Contepec, Tarandácuao, Iramu- 
co y Tocuaro, treinta y nueve haciendas 
de labor, ochenta y un ranchos anexos, y 
diez y siete independientes. 



DEPARTAMENTO O DISTRITO DE SIERRA-GORDA. 



SAN LUIS DE LA PAZ. 

Este pueblo es hoy cabecera del De- 
partamento de su nombre en la Sierra- 
Gorda; está sujeto á un gefe político que 
nombra el gobierno de Guanaxuato. 

Se halla situado cerca de un arroyo ó 
pequeño rio que pasa por sus inmediacio- 
nes, á los 21^ 23* de latitud y 1° 7' de lon- 
gitud del meridiano de México. 

Este pueblo fué fundado el año de 1595 
por el virey D< Luis de Velasco 2 ? con el 
fin de asegurar Lis conquistas y funda- 
ciones que habian hecho sus antecesores: 
no liabian sido suficientes hasta enton- 



ces para contener las agresiones de los 
chichimecas ni los presidios establecidos 
en San Miguel, Celaya y San Felipe, ni 
las fuerzas que pagaba la real hacienda; 
por cuyo motivo el referido virey deter- 
minó fundar en la frontera principal de 
la nación Chichimeca, que poco á poco se 
habia consegido internarla hacia el Nor- 
te, un mtevo ptieblo á quien por devo- 
ción oí santo de su nombre puso San Luis^ 
y en atención al piadoso desegnio de la pa- 
cificación, añadid d sobre nombre de la Faz 
con que es hasta ahora conocido. 

Encargó el virey esta colonia á los pa- 
dres de la compañía de Jesús á quienes 



DEL OBISPADO DE MICHOACAX. 



235 



se obligó á mantener en nombre del mo- 
narca. Hizo conducir también gran nu- 
mero de indios otomites ya cristianos, á 
qnienes asignó tierras y agua para sus 
sementeras y eximió de todo tributo. 

Xo puedo menos de copiar la carta que, 
el padre Zarfate, encargado de la misión- 
dirige al provincial con fecha 20 de No 
viembre del mismo año de 1T95, para que 
se vean los progresos de la fundación 
y los trabajos apostólicos de los jesuítas. 
El padre Alegre la inserta en su historia 
de esta provincia. Dice así: 

"A este pueblo de San Luis de la Paz 
venimos en Setiembre pasado á petición 
é instancia del señor virey. Vase por la 
gracia y favor de Dios haciendo algún fru- 
to, y cada dia se espera mas: solo tome- 
mos la inconstancia natural de estos in- 
dios. Por Id que hemos esperimentado, 
podemos decir que no es poco lo que se 
hace en esta frontera, que aunque en otra 
parte hicieran mas los chichimecas, pero 
aquí cualquiera cosa es mucho por ser és- 
tos los peores de todos y los mayores ho- 
micidas y salteadores de toda la tierra. 
Precian tanto de esta inhumanidad, que 
como por blasón traen consigo en un hue- 
so contadas las personas que han muerto> 
y hay quien numere veintiocho y treinta, 
y algunos mas. Es gente muy holgaza- 
na, especialmente los hombres; las muje- 
res son las que cargan y traen leña y lo 
demás de su servicio. Aho ra han sem. 
brado algún maiz con la esperanza del 
provecho, porque cuasi todo lo venden al 
rey para que vuelva á dárselos. Las mu- 
jeres hacen el vino, y ellos lo beben lar- 
gamente hasta perder el sentido cada ter- 
cer dia. El material de que sacan este 
licor es de la tuna: el modo de fabricarlo 
es quitar la cascara á esta fruta, colar el 
zumo en unos tamices de paja, y ponerlo 



al fuego ó al sol, donde dentro de una ho- 
ra fermenta y hierve grandemente. Co- 
mo esta especie de vino no «s muy fuerte 
les dura poco la embris^uez y vuelven á 
beber. Este es uno de los mayores obs- 
táculos para la propagación del Evange- 
lio. La tuna dura siete y ocho meses: los 
que la tienen en casa, están perdidos con 
la ocasión; los que la tienen fuera, están 
remontados, y desamparan sus chozas sin 
dejar en ellas mas que un viejo ó una vie- 
ja. El amancebamiento no es deshonra 
entre ellos; antes las mujeres lo publican 
luego, y si algunos las celan ó las riñen, 
con gran facilidad se van á otra casa y no 
vuelven sino después de muchos alhagos. 
No hay cabeza entre ellos, ni género de 
gobierno, si no es en la guerra, y esta es 
la mayor dificultad, porque es menester 
ganar á cada uno de por si; tanto, que el 
hijo no reconoce al padre ó madre, ni le 
obedece. En sus operaciones no tienen 
mas motivo ni mas fin que su antojo, y 
preguntados no dan otra causa sino que 
asi lo dice y lo quiere su corazón. Son 
muy codiciosos de lo ageno, muy avarien- 
tos de lo suyo, y estremadamente delica- 
dos, una palabra, un mal gesto basta 
para ahuyentarlos. Los indios de la Tier- 
radentro, como criados en mas simplici- 
dad, tienen mejores respetos: aquí tene- 
mos do ellos algunos Pamies^ que son co- 
mo los otomíes de por allá, y en éstos se 
puede hacer mucho mas fruto. Ellos se 
han venido á convidar que quieren po- 
blar aquí y ser cristianos. Dios lo quie- 
ra, porque con éstos de aquí lo mas que 
se podrá hacer será domesticarlos, é ir 
muy despacio imponiendo bien á sus hi- 
jos. También es mucha la dificultad del 
idioma, porque en treinta vecinos suele 
haber cuatro y cinco lenguas distintas, y 
tanto, que aun después de mucho trato 



236 



NOTICIAS PARA LA HISTOKIA 



no se entienden sino las cosas may ordi- 
nana?. La paz se va fomentando con el 
bnen trato, aonqne de nna y otra parte 
no faltan temores. Nosotros Uegamos 
aqni el 10 de Octnbre con salad, annqne 
no sobrada, por los serenos y soles. Fui- 
mos bien recibidos de los indios, que ann, 
lo que es may admirable entre ellos, nos 
ofrecieron do lo poco que tenian. Lo 
mismo hicieron en San Marcos, donde el 
sitio no es tan bneno, aanque hay mas 
gente. Vuelto aqni, les envié an indio 
bien instruido que les ensenase y dispu* 
siese al bautismo; pero el padre Monsal- 
ve, que fué allá á los dos ó tres días, los 
ganó de tal modo, que tenian preparadas 
las oUas del vino, y no bebieron en diez 
ó doce dias, y el padre comenzó á catequi- 
zar algunos en la lengua guaxabana, y 
bautizó diez y seis adultos, y casó seis pa- 
res. Indias gentiles no hay ya mas que 
dos, y esas han pedido el bautismo. De 
éstas, la una se catequiza, porque tene- 
mos ya el catecismo traducido en su idio- 
ma. La otra es una vieja que vino á mi 
cuasi desnuda con un presente de tunas, 
y puesta de rodillas me pidió que la bau- 
tizase. La consolé y di de comer, y pro- 
curé que se bautizase cuanto antes. Dos 
pares han pedido aqui casarse, y mandán- 
dolos apartar mientras se doctrinaban, 
obedecieron con prontitud, que en gente 
tan acostumbrada á una entera libertad 
no es poco. 

"Todos nos van teniendo respeto y se 
dejan reprender, aunque sean capitanes, 
y se va consiguiendo alguna enmienda de 
la embriaguez. La escuela de los niños 
va bien, aunque con harto trabajo, por- 
que no se les puede castigar. Con su mu- 
cha habilidad aprenden y empiezan va á 
cantar. Sus padres que gustan mucho 
los dan de buena gana y vinieron i ver- 1 



los á la escuela. Un capitán que no halló 
á su hijo lo mandó buscar y lo castigó. Es- 
ta semana nos han traido sus padres dos. 
de cuatro l^:uas de aquL Cada dia acu- 
den mejor, y hoy se me vino á quejar uno 
muy escandalizado de que otro lo habia 
' llamado diablo. El padre Monsalve les 
' ayuda y enseña canto, y otro muchacho 
' de los que vinieron de Tepotzotlan. £-=- 
tos son de mucho provecho: nos Lacen 
' compañía aquí y donde quiera que vamos, 
' y atraen á otros niños y aun á sus padres: 
! proceden con mucha edificación confesan- 
do y comulgando á menudo para la ense- 
ñanza de los demás: no entran á ningnna 
casa de los indios del pais, ni stalen de la 
nuestra sin licencia: á uno de estos dijo 
no sé que chanza poco honesta la hija de 
un capitán; el joven se horrorizó, y con 
admirable simplicidad dio cuenta al pa- 
dre de la moza, que vino á contármelo 
muy edificado porque es de mucha razón, 
y castigó á su hija. Los chichimecas. se- 
gún lo entiendo, son de mas brio y capa- 
cidad que los demás indios: no se sientan 
en el suelo: son amigos de honra y de in- 
terés, y si ellos diesen en buenos, me pa- 
rece lo serian ventajosamente." 

La iglesia parroquial está colocada en 
una estremidad de la población de la que 
la divide el rio que pasa por la orilla del 
cementerio y por un costado de la plaza 
que queda frente de el templo. Este se 
comunica con la población por un puente. 

La iglesia es muy buena y muy ca- 
paz, aunque está sumamente maltrada. 
Hay en ella cuatro cofradías, la del San- 
tísimo Sacramento, la de la Virgen, la de 
las Animas y la confraternidad de la Ye- 
la Perpetua. 

£1 cura administra con cuatro vicarios, 
de los cuales mío debe saber el idioma 
otomite. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



237 



Ea la cabecera, hay Tina iglesia consa- 
grada á Nuestra Señora de Guadalupe, la 
del Hospital, y la capilla do Animas de el 
Camposanto. Hay ademas otras dos ca- 
pillas rurales en las haciendas de San 
Isidro y Jofre. 

En lo político, he dicho ya que San Luis 
de la Paz es cabecera del Departamento 
de Sierra Gorda que comprende la muni- 
cipalidad del mismo lugar y las de Casas 
Viejas yXichú. Tiene juzgado de letras, 
dos escuelas, una plaza, tres plazuelas y 
algunas casas cómodas y decentes. 

La industria de los habitantes consiste 
en algunos tegidos de algodón y lana: en 
la agricultura, en un ruin comercio y en 
la construcción de lazos, costales y manu- 
facturas de jarcia. 

La población de la municipalidad as- 
ciende á 28,000 habitantes: la del casco 
únicamente á 7,600. 

Las haciendas que admiiiistra el párro- 
co son diez, y los ranchos ciento veinti- 
cinco. 

El curato linda con los de Dolores, Xi- 
chü, Casas Viejas y San Miguel dé Allende, 

En el territorio de este curato so en- 
cuentran varios criaderos de sinabrio que 
esplotan en pequeño algunos especula- 
dores. 

CURATO DE POZOS O PALMAR 

DE LA VEGA. 

Este mineral es muy antiguo; pues el 
pueblo se fundó en 1585. 

El curato fué erigido en principios del 
siglo diez y siete. Hay en el pueblo una 
regular iglesia parroquial consagrada á 
San Francisco: los altares han sido reno- 
vados en estos últimos años, con pobreza 
y poco gusto. Hay en la parroquia una 



cofradía de Animas y hermandad de Ve* 
h, Perpetua. La capilla del Hospital es 
muy pobre, lo mismo que la del Campo- 
santo. 

El cura administra la feligresía con un 
solo vicario. Ambos tienen que vinar los 
dias festivos. 

La población del curato es de indios 
otomites en su mayor parte: hay algunos 
pames, y poca gente de raza española. 
Asciende la de todo el territorio á 10,000 
habitantes, que ^viven en la cabecera y 
en cuatro haciendas de labor y algunos 
ranchos. La hacienda de Santa Ana y 
los Lobos mantiene hoy capellán fijo que 
ayuda al cura en la administración de log 
Santos Sacramentos. Hay en ella una 
capilla habilitada de buenos paramentos 
y vasos sagrados. 

A una legua de distancia de Pozos se 
encuentra la casa de ejercicios de San Ca- 
yetano, construida por el Sr. cura actual 
D. Cayetano de Salas. Tiene una bella 
iglesia y bastante comodidad para que 
tomen ejercicios hasta cuarenta personas. 

Este pueblo estíí sujeto á la municipa- 
lidad de San Luis de la Paz: tiene un al- 
calde constitucional y un procurador, dos 
escuelas y pocas casas de comodidad y ^ 
decencia. 

El pueblo está construido en una caña- 
da como todos los reales de minas: hoy 
se trabajan dos únicamente, y no con fuer- 
tes capitales. 

Los pueblos que siguen no pertenecen 
al obispado de Michoacan, sino al arzobis- 
pado: doy noticias de ellos para comple- 
tar las del Estado de Guanaxuato, á cuyo 
territorio pertenecen en el orden político. 

XICHU EL GRANDE. 

Es un mineral antiguo que se halla en 
lo mas montañoso de la Sierra: comenzó 

31 



23? 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



á ei>pIotarse en lóSó: tiene baena iglesia 
parroquial, servida por el párroco y un 
vicario. 

Aíargéa. — ^Es un mineral de azogue, co- 
nocido ya por los españoles desde el ¿iírlo 
pasado: hoy se esplota poco: pero el año 
de 184S trató el gobierno de Guanaxuato 
de poner allí un presidio para esplotar en 
grande los abundantisimos criaderos de 
sinabrio que circundan la población: e?ta 
es pequeña: tiene regular iglesia y ca- 
serío. 

Es muy probable que en los terrenos 
fríos de esta serranía se aclimataran fácil- 
mente las Uanias dd Perú, que procrean 
siempre en los montes elevados: el servi- 
cio de estos animales seria de grande uti- 
lidad á los indios de la comarca. 

XICHU DE INDIOS. 

Este pueblo fué fundado el año de 1580 
por el cazique D. Alejo de Guzman con 
ochenta indios de Temascaltepec de don- 
de era gobernador. D. Luis de Velasco 
le hizo merced de los terrenos de Xichú 
y le dio posesión de ellos el teniente de 
la alcaldía mayor de San Luis Potosí D. 
Juan Santos Holguin: Guzman construyó 
á sus espensas, y con ayuda de los nuevos 
pobladores, la iglesia parroquial y el hos- 
pital; obtuvo permiso para fimdar un 
pueblo, y entonces vinieron el goberna- 
dor y alcaldes de San Luis Potosí, el jus- 
ticia de la villa de San Felipe y el de 
Río Verde á dar á los pobladores solem 
no posesión ante el escribano Andrés de 
Rojas. 

Los títulos que existen en el archivo 
general refieren de esta manera la pose- 
sión: "y puesta ya y fabricada su iglesia 
y hospital, é lo cual visto por el dicho 
teniente, le cojió de la mano al actor de 



la dicha población que lo es D. Alejo 
Guzman, y en el nombre de los demás y 
del dicho pueblo le metió en posesión 
por el asiento y fundación de dicho pue- 
blo, donde después de lo dicho existían 
de fábríca hechas veintiuna casas de su 
morada etc." Concluida la posesión se re- 
picaron las campanas y todos juntos dije- 
ron en altas voces: **En el nombre del 
rey nuestro señor, debajo de su amparo 
después del de los cielos, estamos sujetos 
á su servicio, y nos hallamos y congrega- 
mos en su real nombre y fundamos el di- 
cho pueblo de San Juan Bautista Xichú.*' 

El curato lo erigió el lUmo. Sr. D. Fr. 
Rayo Enriquez de Rivera. 

La iglesia actual fué construida sobre 
las ruinas de la primera capilla que le- 
vantó Guzman. Es buen edificio y está 
habilitada competentemente de lo que se 
necesita para el culto. 

El párroco y un solo vicario atienden 
á la administración. En la parroqm'a hay 
cofradía de Nuestro Amo y Vela Perpe- 
tua. El camposanto es muy indecente. 
En este pueblo y en los otros de la Sier- 
ra la propiedad raíz se encuentra muy 
concentrada. Por uno ó dos propietarios 
hay miles que solo son arrendatarios ó 
jornaleros miserables. A esta causa se 
atribuyen las continuas sublevaciones de 
estos pueblos. El sétimo congreso de 
Guanaxuato para mejorar la suerte de 
aquellos formó un nuevo Departamento en 
la Sierra Gorda, cuya capital es San Luis 
de la Paz: á esta cabecera está sujeto 
Xichú en lo político. 

La área del curato de Xichú es de 105 
leguas cuadradas. 

La población del curato es de nueve 
mil quinientos habitantes, de los cuales 
nueve décimas partes son indios, y el res- 
to de raza mista. 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



239 



Linda con los curatos de San Luis de 
la Paz, Xichü el grande, Peña Miyer y 
Santa María del Rio. 

El idioma de estos indios es el otomí: 
algunos que se avecindaron en. la misión 
de Arnedo hablan el Pame: esta misión 
la fundó en 1805 el Illmo. Sr. Lizana: es- 
tuvo al cargo de los religiosos de la Cruz 
de Querétaro hasta el año de 1860 en que 
fué secularizada. 

La situación geográfica de Xichü es 
á los 21° 29' de latitud, y 0° 55' de lon- 
gitud. 

A dos leguas de distancia al Poniente 
de este pueblo está el de la Sieneguilla 
que se fundó en principios del siglo XVII 
según aparece de las informaciones he- 
chas el año de 1687 ante el justicia de 
San Luis de la Paz. 

Xichú tiene ayuntamiento y sus fondos 
municipales ascienden á poco mas de 
1,500 pesos. 

CASAS VIEJAS, 

LLAMADO HOY SAN JOSÉ DE ITÜRBIDE.' 

Esta villa se encuentra situada á los 
21^ 3' 30" de latitud y 1^ 5' de longitud 
del meridiano de México, en la falda de 
una colina conocida con el nombre de El 
Pájaro^ en terrenos de la antigua hacien- 
da del Capulin que perteneció al mayo- 
razgo de Guerrero Villaseca. Todo el 
territorio principal del curato y de la mu- 
nicipalidad pertenece á las haciendas de 
San Diego, San Gerónimo, Charcas, y el 
mencionado Capulin. 

El suelo es casi plano, á pesar de en- 
contrarse la población asentada sobre una 
de las mesas de la Sierra Madre, en un 
valle ameno y pintoresco. 

El lugar fué fundado en 5 de Febrero 
de 1754 por empeños del arzobispo, con ol 



fin de facilitar la administración espiri- 
tual de los indios: se escogió el sitio don- 
de habia restos de una población prexis- 
tente; pero tan antiguos que se ignora su 
origen histórico: por tal motivo se le pu- 
so el nombre de Casas Viejas. Al hacer 
las escavaciones para los cimientos de la 
iglesia se encontraron grandes subterrá- 
neos con cadáveres, ídolos, utensilios do- 
mésticos y armas do guerra de los anti- 
guos Chichimecas. 

Antes de ser fundada la congregación 

espidió el Sr. arzobispo Rubio y Salinas 
el decreto de erección de una ayuda de 
parroquia del curato de Xichú con fecha 
de 18 de Julio de 1753: el curato indepen- 
diente fué efrigido en 15 de Julio de 1777 
por el Illmo. Sr. Lorenzana, quien confi- 
rió el beneficio al Br. D. Secundino Pé- 
rez. 

La parroquia es un edificio sólidamen- 
te construido; pero poco capaz para con- 
tener la feligresía: el actual párroco Dr. 
D. Domingo Rodríguez ha repuesto y 
adornado los altares, establecido la Vela 
Perpetua y cuidado de mejorar en todo 
la fábrica material: la administración es- 
piritual se desempeña por el párroco y 
dos padres ministros. 

Casas Viejas fué completamente arrui- 
nada durante la guerra de independencia: 
trazada de nuevo la planta fué reconstrui- 
da en un orden regular por el párroco 
Br. D. José Antonio Garfias y por el co- 
mandante D. José María Casarin el ano 
de 1819. Creció desde luego en pobla- 
ción y fincas urbanas y obtuvo ayunta- 
miento constitucional en Marzo de 1821, 
siendo sus primeros alcaldes D. Juan Jo- 
sé Gómez y D. Anastasio Mendieta á cu- 
yo celo y desinterés debió mucho la na- 
ciente congregación. 

El dia 9 de Octubre de 1859 le conce- 
dió el sétimo congreso de Guanaxuato el 



240 



XOTICIAS PABA LA HLSTOBIA 



titulo de viUa: ésta cuenta actualmente 
con seiscientas casas, cuarenta j cinco ca- 
lles y callejones, una plaza de ciento trein- 
ta varas por cada lado, una plazuela de 
ochenta varas, dos escuelas, receptoría de 
alcabalas, estafeta, tres mesones y algu- 
nas huertas de árboles frutales. 

La población del casco es de tres mil 
seiscientos vecinos, la del curato de diez 
y ocho mil, y la del municipio, junta con 
la de los pueblos de Tierra Blanca, Santa 
Catarina y otros que se le agregaron as. 
ciende á treinta y dos mil quinientos ha- 
bitantes. 

Casas Viejas ha sufrido los cambios 
consiguientes á los diversos sistemas po- 
líticos que ha tenido la nación: en 20 de 
Julio de 1855 fué agregado al territorio de 
Sierra Gorda: posteriormente en 1856 
volvió á pertenecer al Estado de Guana- 
xuato. 

Los vecinos de este curato son religio- 
sos, pacíficos y amantes del trabajo: un 
principio noble de patriotismo, que fué 
escandalosamente combatido por la admi- 
nistración del general Santa-Anna, deci- 
dió á aquellos laboriosos habitantes á com- 
prar los terrenos de la hacienda del Ca- 
pulín para redimirse del censo de cuatro 



pesos anuales que pagaba por cada solar 
al propietario de aquella finca, á la vez 
que para subdividir la propiedad: al fin, 
después de grandes contradicciones, han 
logrado comprar esa hacienda y la de 
San Gerónimo; cuyos terrenos se han frac- 
cionado en grandes ranchos, que dentro 
de pocos anos, se habrán convertido en 
magnificas haciendas de campo. 

£1 curato linda con los de San Miguel, 
San Luis de la Paz, Xichú de Lidios, To 
liman y la Cañada de Querétaro. 



Termino aquí las noticias históricas y 
estadísticas del Departamento de Guana- 
xuato, y solo me resta decir algo acerca 
del plano geográfico que las acompaña. 
Lo he formado con los datos que recogió 
el laborioso geógrafo D. José María Bus- 
tamante, con los que posee la Sociedad de 
Geografía y Estadística, con los que re- 
cogí en los muchos años que serví diferen- 
tes puestos públicos y algunos curatos 
del Estado, y con los que remitieron al 
gobierno los pueblos del mismo el ano de 
1852. No dudo que mi carta contendrá 
grandes errores; pero estoy seguro de ha- 
ber corregido muchos de los que tenían 
los mapas ya publicados. 



til 



ESTADO DE GUERRERO. 



Este Estado debió su existencia á la 
acta de reformas de la constitución fe- 
deral espedida en 18 de Mayo de 1857: 
se compone de los territorios que se 
le asignaron en la referida acta: á saber, 
los distritos de Acapulco, Chilapa y Tas- 
co, pertenecientes al Estado de México, 
del de Tlapam perteneciente al de Pue- 
bla, y del de Coyuca á Michoacan. 

La área es de 4,165 leguas cuadradas 
que están comprendidas entre los 16° 8' 
y 18° 45' de latitud y los 1° 12' y 3° O' 
de longitud del meridiano de México. 

La cordillera principal de la Sierra 
Madre recorre todo el Estado y entra al 
de Michoacan por Pomaro, Maquili y 
Coalcomán, por donde pasa para el Esta- 
do de Colima. 

Al Norte del Estado se halla el cauda- 
loso rio de las Balsas llamado también de 
Zacatnla, que sirve de lindero con Mi- 
choacan en toda su estension, menos en 
los terrenos de la municipalidad de Zirán- 
daro que aun pertenece á dicho Estado: 
este rio nace en el territorio de Tlaxcala, 
atraviesa el de Guerrero por Cutzamala, 
Ajuchitlan y Coyuca, entra á Michoacan, 
pasa por Tlatehuala, Pungarabato, Zirán- 
daro y Churumuco, y va á desembocar al 
Océano Pacifico, donde forma la barra de 
Zacatula á los 2^ 59' de longitud y 18^ O' 
36" de latitud. 



El territorio del Estado de Guerrero, 
en lo eclesiástico, pertenece á las tres dió- 
cesis de México, Puebla y Michoacan: yo 
solamente me debo ocupar de los curatos 
que pertenecen á esta mitra y son los si- 
guientes: Ajuchitlan, Cutzamala y Cocu- 
ya que están situados en la rivera opues- 
ta del rio de las Balsas: Tecpan, Peta- 
tlan, Atoyac y Coaguayutla que forman 
lo que se llama costa chica por estar co- 
locados cerca de ella en el mar pacifico. 

AJUCHITLAN. 

Población anterior á la conquista cuyos 
habitantes fueron bautizados en 1540 por 
el religioso agustino Fr. Francisco de Vi- 
llafuerte, y después civilizados en 1556 
por Pr. Juan Bautista: hoy es curato se- 
cular de la diócesis, y ciudad cabecera 
del partido de su nombre en el Estado de 

Guerrero. 
La parroquia es un cañón techado con 

teja: está servida por el cura y un padre 
vicario: hay ademas otras cuatro iglesias 
que son: primera, la capilla del Señor de 
los Quevedos que es de bóveda, está bas- 
tante aseada y tiene erigida una cofradía 
con que se sostiene el culto: segunda, la 
de la Santa Cruz que es de adobe y está 
techada con zacate: tercera, la de San Lo- 
renzo: cuarta, la del Espíritu Santo que 
son míiy miserables. El camposanto es 
indecente: está cercado de madera. 



I • ^ I ^ t 



ri:>^': -. ', -: . 



i , 



1' "• 









Or;':;.v,. 



;.':<.:.v; ^* 



:I G.r: .\./hd. 



U^, 



XH: 






¥*i criran griit *;f.í';rT/je'ÍArIf;rf en eí5t/>!* pue- 
bi^/<i doí.de no rer>]e tm solo mé^ilco: laá 
prí,i,enui í»/>Ti CWr/a, Rr^íía, Bábiamo. Cae- 
raí/io, Farota, Graiw/JiÜo, etc.: la* feírgim- 
íJaíi «/^Ti Palo mulato, Guayacán, Píñonci- 
llo, O^utfí^xirxjaU?, Hoaco y Sen. 

Kri \nr\¥A\('j:\hTi de e»te cnratoge haüan 
^/í4 cría/lero« de uno» pedernales casi re- 
dondos, en fonna de c^xroft, que contienen 
en el centro alg^unaH criíjtalísacíone» du- 
rí^irnaM que niuchoí» creen que «on rfÍGk 
m/iidfiji. Eh muy Habido que el general 
D. Vicente Guerrero trajo á México al- 
guno» de dicho» crifítale» que hizo recono- 
cer á lo» lapidario», y e»to» declararon que 
eran legítimo» diamante»: el Sr. D. Pa- 
blo Llave en el tomo 2.^ de Begistro 
trimcritrc página 47 y el diccionario ge- 
neral do Ilirttoria y Geografía tomo 9* ^ 
página 214 traen la hintoria de este des- 
cubrimiento. Ijo» criaderos han sido de- 
nunciado» roi)etida8 vecf»; pero las con- 



re -_ i r_ «» — 






*_ ' 1 *^: I :_ -zz. 






COYUCJL 



H'ij e- €:! E^t/s»i> de G^-rT«o f - 

p-:rr*r,l-:*i ¿e eitei-'-iiiireriir.- ^i-^e^CA J - 

n^a C'-c^ VM efe BfJittA, j éste q'se se tk¿.r. * 
•it'Li'i^ eü la orillii cp::e-:a c-ei rio de li< 
RiL!j<iÁ, freitte caí?i de Pur^irahato: tr* 
Hj.zezior á la c:-!. ¿-i^u* t j<er;ez.ecÍD al nr:- 
ao de MicL y i*.aa. 

Fué civiliza io p-jr el reI:^Ic-¿o agustino 
Fr. Juan Riutista: del ió ?u aumento á la 
orden del virey D. Ga5p;ir de Züñiga de 
14 de SetíeiLbre de 159S. p:«r la q\ie co- 
misionó á D. Martin Cerón Saavedra pa- 
ra obli^r á lc»5 indios de los j -eblos in- 
mediato-? á radicarse en Pcr-rirabato y 
' G>yuca: éste perteneció á la ii.iendencia 
y después al Estado de Michoacan. hasta 
el año de 1849 en que la constitucioH fe- 
deral reformada lo agregó al de Guerre- 
ro, con anuencia del congreso de aquel 
Estado. 

La población está situada en un llano 
fértilísimo, á los 1- 20' 30^' de longitud y 
18^ ir 30" de latitud, cerca del ángulo 
que forma el rio de las Balsas con el lla- 
mado dd Oro. 

En el orden eclesiástico dependió del 
curato de Pungarabato hasta el año de 
1838 en que el Tilmo. Sr. Portugal lo eri- 
gió en beneficio independiente: la pobla- 



DEL OBISPADO DE MIv. K.>aCAX. 

■ 



i« 



cion del carato es de 9.l»C»0 habitantes, la • Lo^^ rr.xhi.nctíi del ocraio vv;:55¿?ic3 í:í 



fj «V 



3. u p^izocraL ev q::eí5V\ -,>s ¿rJLSA^i.iSv 



de la cabecera de 5,000. " el 

Cansa dolor ver la iglesia parroquial . el a;:n;:]ii. ^1 al::o:n t Ij^: frii^As: en ia 
de este pueblo: es un jacal de zacate tan pes*.^ del rol\Ll.\ -irl v,i^rr^^ y iel cadirvxi 
pequeño que apenas caben el altar y el • t en Li curtí i^iria ¿e I¿^ pieles* 
celebrante, tan miserable, tan desaseado Dectrc» de la n:>i:ia rv rlivñor. hiv ca 
que da lástima ver que en semejante 
lugar se celebren ks augustos misterios 
de nuestra religión: existe una nueva 



que comenzaron Ic-s vecinos: pero que 
no se ha concluido aún: debe dedicarse 
á Santa Lucía, patrona de Coyuca. 

Deseando el Sr. obispo Portugal ilustrar 
los pueblos de Tierra caliente, i la vez 
que formar eclesiásticos indígenas conatu- 
ralizados el con cruel clima de estas regio- 
nes, fundó el ano de 1S37 un colegio semi- 
nario en Coyuca, bajo la dirección del reli- 
gioso agustino Fr. Martin Ochoa: grandes 
esperanzas se concibieron de este nuevo 
plantel, en el que gastó la mitra de Mi- 
choacan mas de 50,000 pesos: pero la 
muerte del P. Ochoa y la del lÚmo. pre- 
lado, que se verificaron con pocos meses 
de diferencia, las escaseces ocasionadas 
por las revoluciones, y la circunstancia 
lamentable de haberse ñibricado el edifi- 
cio con piedra caliza que se desgranaba 
con solo el agua y el sol (circunstancia 
que nadie conocía al construirlo) obliga- 
ron al gobierno diocesano á desistir por 
entonces de la realización de aquel pen- 
samiento, que no han alejado consumar 
las continuas revueltas del país. Destrui- 
do el primer edificio, se mudó el colegio 
al pueblo de Juba en la municipalidad de 
Sirandaro, y se formó allí una congrega- 
ción á la que se dio el nombre de Corar 
zon de Jesús; pero ni aun esta ha podido 
subsistir. 

Coyuca tiene ayuntamiento, una escue- 
la y un mesón: depende en lo político de 
la gefatura de Ajuchitlan. 



> • 


:í . 


-Tí 


C.vr.-.XT- 


* 


; ^» 


L-s; 


=» prin.i- 


ri 


r.*. 


r^ 


íV.br.vXir 


de 


la 


c 


;:-;rT» de 



cemro pe::T:tnx ....:n"i.i: 

::izs, que es:i lr^r,:e de 

p:d: de él se savx» la { itxi 

el cc'legivx En ::er:y .^ 

irdepecdenoia h:ir.^ allí un f:;er:e ¿v::.;e 

se defendieron 1>5 insurrontes. 

Inmediat«>s á Cv\vuoa se euouc n:r;íin al- 
gunos criaderos de £errv\ que se ocsi:o:> 
zan á esploiar muy en pequen-^: tan:b:cn 
se hallan en territorio do^í curato rlaceressi 
ó criaderas de onx que sacan Kx? habitan- 
tes lavando las tierras y dejando asentar 
el metal. 

Las enfermedades dominantes de estvv^ 
lugares son: los frios. fiebres, disenterias 
y la Quirícua 6 pinto, que según se dice ov>- 
menzó á desarrollarse en ellos inmediata- 
mente después de la erupción del volcan 
de Jorullo. 

Las haciendas principales del cun>u> 
son las de San Rafael, Santa Pe y las 
Anonas: entre los cerros es notable el 
llamado de la Piedra imán, 

Coyuca Unda con los curatos de Aju- 
chitlan, Pungarabato y Huetamo: su án>a 
se calcula en ochenta y ocho leguas cua- 
dradas. 

CUTZAMALA. 

Pueblo muy antiguo cuyos indios fue- 
ron bautizados por el padre Villafuerte 
y por Fr. Juan Bautista, lo mismo que lo 
fueron los de Ajuchitlan. £1 Illmo. Sr. 
D. Fr. Juan de Medina Rincón erigió el 
curato. 

La parroquia de este lugar es magnifi- 
ca: se puede llamar la catedral de toda 



244 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



esta comarca: fué construida en 1754 por 
el párroco de aquella época y por un ve- 
cino llamado D. Marcelo Mata, que fueron 
los dueños de la ruidosa bonanza que 
dieron las minas de Alba de Liste: en las 
últimas conmociones ocasionadeis por el 
plan de Ayutla, el Sr. Arteaga incendió 
y comenzó á destruir este soberbio edifi- 
cio: el camposanto está contiguo á esta 
iglesia. Hay también en el lugar una 
capilla de adobe dedicada á la Santa Cruz. 

La población del curato es de 8500 ha- 
bitantes, que son atendidos en las necesi- 
dades espirituales por el cura, y por un 
vicario del clero secular que reside en la 
vicaria de Tlachapa. 

Los productos de este territorio consis- 
ten en el Cacalote, el^maiz, el queso y la 
cria del ganado vacuno. 

Las casas de Cutzamala, aunque co- 
locadas sin orden alguno, son de mejor 
construcción que las de otros pueblos do 
esta comarca. 

Dependen de este curato los pueblos 
siguientes: Tldchxipa, á cuatro leguas al 
Sur de Cutzamala con una pobre capilla, 
regular caserío y un vicario fijo para la 
administración de los Sacramentos: se es- 
tá construyendo una iglesia nueva hace 
algunos años. 

Zacapuato, situado á las orillas del rio 
llamado de los Bejucos, cuyas ieiguas dis- 
minuyen en el estío y aumentan en el 
invierno: dista seis leguas al Norte de su 
cabecera: en este pueblo y en el anterior 
se engordan muchos cerdos y se siembran 
algunos terrenos con ajonjolí. 

JIba de Liste, mineral antiguo de plata, 
casi abandonado. 

Tecomatlan, mineral situado cerca de 
un pequeño rio: depende de la vicaría de 
Tlachapa: en sus inmediaciones se en- 
cuentran minas de cobre y mantos de si- 
nabrio. 



Las haciendas principales son Tlapau- 
co, Truchas, Pamauro, Palmar, Puchóte, 
Salvas y la de Sirapitiro donde abundan 
el salitre y la sal: en la mayor parte de 
las cuadrillas hay capilla dedicada á la 
Santa Cruz. 

La área del curato se calcula en noventa 
y seis leguas cuadradas: linda esto con los 
de Huetamo, Pungarabato, Ajuchitlan, y 
con Tejupilco que ya pertenece al arzo- 
bispado de México. 

Cutzamala tiene ayuntamiento, escue- 
la y dos mesones: depende de la prefec- 
tura de Ajuchitlan. 

COAGUAYUTLA. 

Pueblo antiguo, convertido por el P. 
franciscano Pr. Pedro de Qarrovillas, y 
curato también antiguo erigido ya desde 
fines del siglo XVI. Está situado entre 
muchos cerros áridos que solo producen 
pastos. Su población es coi:ta y única- 
mente se anima su comercio en los meses 
de Agosto y Diciembre, en que tiene con- 
cedidos algunos dias de ferias. En ellos 
cambia sus ganados y quesos por jabón, 
harinas, tabaco, ¿c. 

La iglesia parroquial es ún jacalón su- 
cio y miserable. Un eclesiástico secular 
sirve el curato, cuya población es de 
3,000 habitantes. 

La parroquia tenia en ganados, dos ri- 
cas cofradías que han sido ocupadas por 
el gobierno de la refor^na. 

Dependen de este curato diez hacien- 
das, cuatro trapiches y gran número do 
ranchos. La principal de las primeras es 
la de la Cofradía, que pertenece á D. Ma- 
nuel Cabrera. 

En todos los terrenos inmediatos á es- 
ta costa se encuentran grandes palme- 
ros de diferentes especies: en estos úl- 
timos años se ha descubierto en Austria 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



245 



el modo de aprovechar nn aceite que des- 
tilan loa palmeros, empleándolo en hacer 
bujías. ¡Ojalá que el gobierno mexicano 
hiciera venir de Europa á los que cono- 
cen el método de esta nueva industria, 
que seria de gran provecho álos habitan- 
tes de estas comarcasl 
Los terrenos de este curato son muy á 

propósito para aclimatar los Cam/dlos de 
África que ya otra vez se han traido al 
territorio mexicano, y han procreado fe* 
. lizmente. En principios de este siglo el 
Sr. Otero los hizo venir á Guanaxuato y 
los colocó en la hacienda de Cuevas, don- 
de se multiplicaron hasta nueve indivi- 
duos: el general García Conde, temiendo 
que los insurgentes se aprovecharan de 
ellos, los mandó matar el ano de 1811. Si 
estos útiles animales procrearon en el Ba- 
jío, ¿por qué no habrían de multiplicarse 
en los terrenos montañosos y arenosos del 
Sur, que son tan propios para el aumento 
y desarrollo de su especie. 

JZacaMa, — Este pueblo filé reducido al 
cristianismo por el apóstol franciscano 
del convento de Tzintzuntzan Fr. Pedro 
de Garrovillas. Hablando el cronista Lar- 
rea de los indios de este pucbl^, dice: 
^'que en él se usaban los mas horribles y 
espantosos sacrificios que se usaron en 
toda esta occidental idolatría." 

Zacatilla tuvo un convento de francis- 
canos que subsistió pocos años: su iglesia 
parroquial es regular: la cuida un padre 
vicario que depende del curato de Coa- 
guayutla. 

Zacatilla es puerto poco frecuentado: 
está casi en la desembocadura del rio de 
las Balsas, á los 18^ 3' de latitud y 3^ O' 
15" de longitud. 

petaTlan. 

Pueblo situado á las hermosísimas ori- 
llas del rio que lleva su nombre y en la 



falda de la Sierra madreólo que hace que 
su temperamento sea algo benigno. Está 
rodeado de inmensos bosques de naranjos 
de china, mameyes y árboles de chico, 
que producen enorme cantidad de estas 
frutas, que no pueden consumirse por fal- 
ta de población. 

Esta costa es famosa por sus muchos 
bancos de ostras perlíferas y por las nu- 
merosas tortugas que producen el carey: 
muchos rescatadores acuden á la pesca pa* 
ra comprar álos empresarios ó á los btizos 
las perlas que les tocan. Una población 
errante se presenta en tiempo de dicha 
pesca, y aquella se retira cuando ésta con- 
cluye. En estas costas hay enormes tin- 
toreras que acometen á los buzos, y que 
estos matan con admirable destreza por 
medio de una estsu^a que les introducen 
en la boca. 

El rio forma cerca de su embocadura 
la laguna de Potosí, que produce magni- 
fico pescado y gran cantidad de sal. 

Ya he dicho que todos estos pueblos 
fueron civilizados por el apóstol de Tiei^ 
ra caliente Y. Fr. Juan Bautista: en este 
lugar construyó una pequeña iglesia de 
adobe que hoy han mejorado los habitan- 
tes. En ella se venera ana imagen de 
Jesús con la Cruz á cuestas á la que pro- 
fesan mucha devoción los habitantes de 
aquellos contornos. 8u fiesta se hace el 
tercer viernes de cuaresma. 

El camposanto es miserabilísimo. 

La población del curato es de 600 har 
hitantes, de los que algunos se dedican á 
la pesca de perlas. El curato euenta con 
algunas haciendas y ranchos y una pobla- 
ción de 3,500 habitantes. Las primeras 
son Juluchuca, San Gerónimo el Chico, 
Cnacoyol, &c. 

De este curato depende el pueblo de 
Sihuataoejo, que diata caitorce leguas de 



246 



NOTICIAS PARA LA HISTORIA 



la cabecera y en donde pueden calar bu- 
ques de cualquiera porte BÍn riesgo, por 
ser el fondeadero limpio y las aguas man- 
sas como todas las del Pacifico. Es céle- 
bre este puerto, como he dicho, por la 
gran cantidad de conchas de perlas que 
se recogen en sus costas. Alguna vez se 
han recogido aquí calabacillas de mucho' 
valor: ha habido una que pesó 850 granos. 

El pueblo de Petatlan fué quemado en 
la guerra del año do 1810. Después de 
la independencia se repuso construyén- 
dolo de nuevo: los pobladores son todos 
de la raza europea y mista. 

El curato linda con los de Coaguayutla, 
Tecpan, Ajuchitlan y Coyuca: su área se 
calcula en 73 leguas cuadradas. 

TECPAN. 

Es tradición entre los indios de este 
pueblo que el lugar filé fundado por los 
aztecas á su paso por el pais de Anáhuac: 
este punto y otros de la comarca per- 
manecieron incultos hasta el año de 1538 
en que fueron evangelizados por Fr. Pe- 
dro de Garrovillas, franciscano del con- 
vento de Tzintzuntzan que bautizó á los 
indios y levantó las primeras iglesias. 

Tecpan está situado al Oriente de Acar 
puloo, á la orilla oriental del rio de su 
nombre á 29 leguas de aquel puerto, 
á los 17° 22' 46" de latitud y 1° 36' 
22" de longitud del meridiano de México. 
Es cabecera del Distrito de su nombre, 
con ayuntamiento, escuela, estafeta, un 
regular cacerío y un pobre comercio. 

El curato fué erigido por el Illmo. Sr. 
D. Fr. Balta^sar de Oovarrubias. La par- 
roquia es un jacal miserable: hay ademas 
en la población otra iglesia pequeña. £1 
territorio del curato es muy vasto y está 
habitado por 7;4l90 habitantes, atendidos 



en sus necesidades espirituales por el 
párroco y un solo vicario, cuando se en 
cuentra. 

Tecpan filé incendiado durante la guer^ 
ra de indedendencia: reparado en 1822, 
ha vuelto á sufiír mucho por nuestras 
conmociones civiles y muy particularmen- 
te por la sublevación que hicieron los in- 
dios contra la raza española en Setiembre 
de 1835 y siguientes, en que fiíé destrui- 
da por los amotinados la bella í&brica de 
hilar algodón; que construyó el Sr. Har- ^ 
ley, inglés benéfico, á las orillas del rio 
á corta distancia de la población: hoy se 
ha planteado cerca de Tecpan una má- 
quina de despepitar algodón, que man- 
tiene algunas familias. Los recursos prin- 
cipales de los habitantes consisten en las 
siembras de algodón que hacen en la cos- 
ta, y en la cria de ganados: la pesca de las 
perlas mantiene también i algtmos ve- 
cinos. 

De este curato depende la magnifica 
hacienda de San Gerónimo que pertene- 
ce á los Galeanas: tiene una regalar ca- 
pilla y 3,600 habitantes en el casco y sua 
cuadrillas. 

En ningún punto de la Diócesis se ne- 
cesitan mas los auxilios de la religión co- 
mo en los pueblos de esta comarca que 
hace un siglo no han sido visitados por 
el obispo, carecen de iglesias, de ense- 
ñanza, de moralidad y hasta de los mas 
precisos socorros espirituales* 

Tecpan linda con los curatos de Peta- 
tlan, Coyuca, Ajuchitlan y Atoyac. 

La área del curato se calcula en 118 
leguas cuadradas. 

ATOYAC. 

Este pueblo fué reducido al cristianis- 
mo, asi como el anterior, por el venerable 
Fr. Juan Bautista en 1551. Erigido des- 



DEL OBISPADO DE MICHOAOAN. 



247 



pues en curato secular es hoy servido 
por un solo eclesiástico, que es el párroco: 
la iglesia és de adobe j está tachada 
de zacate. El actual cura D. Trinidad 
Díaz está fabricando un templo nuevo 
mas cómodo y decente. El idioma de los 
habitantes es el Cluitlateca. 

El pueblo está situado á la orilla orien- 
tal del rio de San Gerónimo, á veinticin- 
co leguas de Acapulco. Su temperatura 
es menos caliente que la de otros pueblos 
de este distrito, por estar Atoyac muy 
cerca de la Sierra Madre, y bastante ele- 
vado. 

En la parroquia del íugar hay dos co- 
fradías fundadas en crias de ganados. El 
camposanto es miserable: se trata de cons- 
truir uno nuevo. 

Atoyac tiene ayuntamiento y escuela 
de primeras letras. 



El curato linda con los de Tecpan, Aju- 
chitlan y Zacualpan que pertenece al 
arzobispado. 

Los recursos del vecindario consisten 
en la cria de ganados y siembras de al- 
godón y tabaco. El año de 1830 los nar 
turales espulsaron á todas las familias de 
los descendientes de españoles. 

Dependen de este curato las hacien- 
das de Nurco, San Luis, Coluquilla, Jula- 
chica, con algunos ranchos de la costa. 

El terreno de este curato es desigual 
y montañoso; pero feracísimo y propio 
para producir frutos de primera calidad: 
su área se calcula en sesenta y cinco le- 
guas cuadradas. 

El clima no es tan enfermizo como el 
de otros puntos de este distrito. 



Las noticias históricas y estadísticas 
que acabo de esponer mfenifiestan los ad- 
mirables efectos que produjo el Catolicis- 
mo en toda la Nueva España y principal- 
mente en los pueblos de la diócesis de 
líichoacan. Se ha visto á los obispos, á 
los religiosos y á los clérigos introducirse 
enmedio de poblaciones bárbaras y fero- 
ces, sin otras armas que la Cruz de Nues- 
tro Señor Jesucristo que llevaban en sus 
manos: se ha \'isto á las familias agrupar- 
se á su rededor, levantarse los templos, 
abrirse las escuelas, dulcificarse las cos- 
tumbres, trasformarse los pueblos, y cam- 
biarse en pacífica su índole inquieta y tur- 
bulenta. Se ha visto á los sucesores de 
los primeros apóstoles heredar la ciencia. 



la caridad y el celo de sus ilustres prede- 
cesores, y proseguir la obra dé la civiliza- 
ción con una actividad generosa: se les 
ha visto hacer estrocha alianza con el 
pueblo oprimido, defender valientemente 
sus libertades é intereses, proteger á los 
débiles, resistir á los fuertes, intervenir 
con su poder benéfico en todos los desór- 
denes, en todas las desgracias, en todos 
los peligros: se les ha visto trazar los pue- 
blos, fundarlos, reunir las tribus errantes, 
hacer bajar á los indígenas de los montes, 
enseñarles la religión, la agricultura, las 
artes, los oficios, las ciencias y las letras: 
se les ha visto aprender mas de sesenta 
idiomas, reducirlos á reglas gramaticales 
y servirse de estos medios para dar á co- 



248 



NOTICIAS PAEA LÁ HISTORIA 



nocer i Dios, su ley, y el culto con que 
quiere ser adorado, á hombres para quie- 
nes era mudo todo el espectáculo del 
universo: se les ha visto plantear las uni- 
versidades, los colegios, las escuelas, los 
hospitales, los orfanatorios y cuantas ins- 
tituciones pueden mejorar la condición 
del hombre: se les ha visto fundar socor- 
ros abundantes y perpetuos para el ali- 
vio de todas las miserias que nacen de 
la edad 6 de la educación, de las desgra- 
cias ó de las pasiones, de los vicios ó de 
los crímenes del hombre: se les ha visto 
no contentarse con favorecer á las ge- 
neraciones contemporáneas; sino avan- 
zarse al porvenir y salir al encuentro á 
las calamidades que aun no existen, para 
socorrerlas con las mas magníficas libera- 
lidades: se les ha visto desmontar los bos- 
ques, poblar los desiertos, abrir los cami- 
nos, desecar los pantanos, formar los la- 
gos, los^ acueductos, los puentes y calza- 
das, levantar los mejores edificios de los 
pueblos y crearles recursos sólidos y per- 
manentes: se les ha visto mantener la paz 
publica por el espacio de 300 años, extin- 
guir las discordias domésticas, promover 
y llevar al cabo toda clase de mejoras ma- 
teriales, intelectuales y morales: se les ha 
visto oponerse con santa firmeza, pero 
con admirable prudencia y caridad á la 
introducción de todos los errores, á la pro- 
pagación de todas las doctrinas antisocia- 
les y disolventes, á todos los proyectos 



de invasión y asalto á la propiedad y ¿ 
las legitimas libertades de los pueblos: 
se les ha visto, en fin, sufrir con manse- 
dumbre la persecución y prepararse á re- 
parar las devastaciones de una época de 
demencia. 

El observador justo é imparcial no pue- 
de rehusar al Catolicismo y á sus ministros 
el homenaje de su admiración y gratitud, 
al contemplar las inmensas obras de ca- 
ridad y civilización que ha producido en- 
tre nosotros, al recordar las personas y 
los lugares, los dias, los meses y los años, 
las circunstancias que han acompañado á 
los sucesos, la mansedumbre, la abnega- 
ción y demás virtudes del clero, el genio 
benéfico de la religión pintado en los ser- 
vicios que sus hijos han prestado y pres- 
tan á la humanidad, á las ciencias, á las 
artes, á las mejoras material^ y morales 
de todo género; y al notar particularida- 
des que da á conocer la historia y confir- 
ma la estadística. 

Tales son mis convicciones: concinyo 
por lo mismo estas noticias, aplicando i 
mi patria lo que el Sr. Arguelles decia al 
Sumo Pontífice, de la nación española: qne 
' síts gLorias pasadas al Catolicismo se deben; 
y qned Gatolicisma-tan sob podrá estirpar 
los nudes que ooosionan sus infortunios pre- 
sentes, 

México, Enero 15 de 1868. 

Dr. José Guadalupe Homero. 



De las noticias para formar la liistoria j la estadística 
del Obispado d« Michoacan. 



pígi. 



NoHcictó generales dd obispado^ linde- 
ros de ídem 

Área de idem, rumbre de Michoacan^ 

dimos 

Bio8 y lagos, agvas thermalesy ídio- 
WMW, brdéites reauUtreSj ciudades , 
villar y pueblo^ del obispado, curar 

tos que %oy^ tiene 

Baza¿j población y prodíicciones 

Artes, minas y nómina de los curatos. 
Sacristiús mayores y erección dd obis- 
pado .^ 

Serie úronolbúica de los obisjoos 

División de va diócesis, erección dd ca- 
bildo edesiástico, hombres üustres 

dd mismo .• . • • 

Fundación de hospitales, religiosos 

franciscanos 

RdigibSós agustinos y délas derruís 
órdenes regdares monjas dd obis- 
pado 

Beaterios y colegios, bienes edesiásti- 

oos [su Dalúr] , 

Diezmos, agricultura, [sus productos']. 
Ganados [sils productos], montañas, 

gigantes 

Animales, pinturas antiguas 

Monumentos ar^ueciJógióos 

Estado de Michoacan, encomiendas 

qué dieron los vireyes 

Nómina de los intérnenles 

G(Aernadores dd Estado 

Diviáionpdítica y población de cada 

lugar 

Mordía : 

El Sr. Lie. D. Mariano Bivas 

Ho7nl>tes üustres que han nacido en la 

capital 

Santa María, Charo 

Fr. Diego de BasoUenaue 44 y 

Tzitzio, Tarimbaro, Vapula 

Tiripitío, Fr. Alomo efe la Veracruz, 

secularización de beneficios 

Jesús Huiramba 



5 
6 

7 

10 



25 f 
26 



27 

28 
29 

30 
31 
32 

33 
34 
35 

36 
40 
41 

51 
52 
53 
54 

56 

58 



Pági. 

Acuitzio, ühdamío 59 

Etucuaro 60 

Indaparapéo, Queréndaro, Tzinapé- 

cuaro 61 

Dr. D. Juan B. Figueroa, Araron... 62 

üóaréo, d padre Utrera 63 

Gerahuaro, Ziridcuaro 64 

Tarimaroa, Irimbo, Anganguio 65 

Sengüio, Epunguio y Aparo, Maro- 

vatio 67 

San Migud d AUo, Tuxpan 68 

Jungapéo, aguas petrificantes de Fo* 
rúa, salvia de una especie particular^ 
Thlpuxajgua y sus pueblos^ fuerte 

dd. Gallo, 69 

Palzcuaro y sus pudjlos 71 

Primera catedral 72 

Nuestra Señoradela Salud, D. Pedro - 

CabmizMí 73 y 74 

Janicho y la laouna 76 

Honibres notaiUs de esta ciudad 77 

T^drUzíiaUzan, tradiciones de los taras- 
cos 78 

Igtuüzio y sus monumentos arqueoló- 
gicos. 80 

Oocupao 81 

Santa Fe, yerbas medicinales ^ 82 

Purunchéíyuaro, Zirondaro, Eronga- 

ricuaro 83 

Pichataro, Santa Clara dd. Cobre. . . 84 
Sirahuen y su lago, Paracho y sus 

pud)los 85 

Sierra de Michoacan, Tzaeapu, fuer- 
te de Xaujüla 87 

Coenio y sus pueblos 88 

Huaniquéo, Teremendo 89 

Cerro dd TüraJte, Tingamhato, Tare- 
tan ^ 90 

Ziracuaritiro 91 

Uruapan, Fr. Juan de San Migud^ 

la Tzararacua 92 

Huanita Urapensis, Axim [gusano], 

Capacuaro 94 



-^>» 



^<rr/z>s pa2a i.» f>to2ia 



jg»'^^}: 7v;^,iv. 'Cr- /'«'>-■> <í>5:r<. úÍ4ii^ 

^,i/i^r*í. 5«t 

^/*sÉ<i >j^^ Arw:f,KA /Vvv/ví^. >T 

//>e ifery^í-, -e»wpir«JWí <;^ •>: ítóa >* 

i^t^trof/fi'. t'if/;^ '-'->/ ' . - , - ; ; - . ^■'z 

A*//^ . ^ ^^ 

ifi/ifSA''.. (>/'/i I'>^ 

Tít'jpM/liu *'-•'> 

yW/#í3»5pr<f y ríií fotJK/.^ ,,..., .^ I ^< 

¡^0.mr/fa.Ff^AfAro VX/rK¡r/:iifiíj Vil 

ítío Ü^^o , !•"; 

fft/lwifAJM 110 

niif^Mt, * 111 

pfÉ¿r/$/ru4í;fía^... , 112 

hi^FÍ/^bul 113 

JJr. D. Ji^ María OJbadM, Yttn^ 

ii:fMirOf TanwuiJl/i y Numarím^ fi^uir 

UiKidd Úi^ 115 

TU$mmd/n^ híu^i/hm 4e €mUx comarca, 117 
FfsrtíT/muJhf iihwfiwAo^ AcitUtefijmo 

y Hi/ri/Aparo^^ llt$ 

PurifitrOf Tan^mm/juaro 11& 

(JlüJ/'li/M y mt$ //weWo* 1^^ 

PuniíiftílirOf Agtias ierrnujlm de 8imr 

gnJmJffiroj (Jo/'jjJ/M 121 

AMarn/u:idwOf fianl^ifigo Cotujuripo^ 

ranvfylvnuvfo y I*}m]an 122 

Nahu/dviTíf Chitín d grarultf Cuitzío 

y tu Uujuwi 123 

Hfnilfi Ari/i Maya, Jínot/caOf Guango. . 126 

Ft. (hrhnhn/) (Jimn/rm 126 

(¡hwnruliro y nm aguas iermalea .... 127 

(ífi^imuhiro 128 

l/L iv'rra v/ú,ie,yde. , . . . . , . . . 129 

PhiMojí nudieincdM 130 

fíwrra Mfulre^ (uj^tan (le Michoacan, 

jruftríoH 131 

(JíKiyiuiyava y huh j^uíIjIoh, algodón. . 132 
M(í//uiJt, P(muiro y puerto de Marua- 

ta, HídiiuiH^ Aguuill/i 138 

(hKi¡4umuin y hiui rrituhroft de fierro^ 

1), Pfulro (hiiierrez de Salceda. . . 134 
TrjKéuiep'/i y sus pueWjs, Pinzandor 



I 

\ -:• A:rrz>} y-'x. . 

í 



S'^Lj^.L'^: f 






JEi - 4 •' í'j - 

^TJt ffk^J/A 

ZUhrvxro y ^m ptííJ/M 

C'wKÍro s^}/rt i» z€¿/jms de lij^ropit- 

dad <a ]íichr^vxL\ 

Sotas 9f/jre d mapa <fe íir»«, iMpa 

g^jfráfico d/t i^iem. 

Efáfiao ó Dfff^rViTñeflo di Gboaa- 

xvaío^ Jírt^f^erficU, hiMoria de *w pcr 

tíad/jres - . . 

G^/^nmadores dd Edodo^dirUiofifO' 

Hti/XL, manJUjJías j»riwylpales 

Bio$, dimos y agncJiura 

Minerales^ reníaStjpóUacicníj tierras de 

cvltivo. camercto 

MonumeñioB arqueológioos, obras fé- 

Uzeas 

Liruleros dd Estado 

G'jnri/jx^jaio^ origen de su nombre^ sh 

j)otjlacÍ4M, fundoíMn, de sus tem- 

Tpl^^i <tc 

VmenciaTUí 

MeUado, Rayas, Cata 

Monte de San Nicolás y Sania Bosa.. 

Colegio dé GuanaxucUo 

Hornhres ilustres. . . . .^ 

Marfil, Burras, Jaripitio . . .' 

Santa Ana de Guunaxuato, la Luz y 

sus minas 

El colera mbrbm en la Luz 

Süao 

Hermanas de la Caridad 

Bomita, la Aldea 

Aguas termales de Aguas buenas y Co- 



Irat 

Calera. 

Salamanca. 



141 
142 

143 

144 
145 

147 

14S 

14-^ 

151 
15-2 

13 

154 
155 



156 
162 
164 
165 
166 
169 
171 

172 
173 
174 
176 
177 

178 
179 
181 
182 



DEL OBISPADO DE MICHOACAN. 



251 



PágH 

PuMo Nvevo ^ 184 

Valle de Santiago, AJherca de idem.. 185 

Departamento de León 185 

El 8r, cura D. Ignacio Agnado, .... 189 
Erección dd obispado y noticias bio- 
gráficas de 8U primer obispo 192 

Comanxa , 193 

Pueblos dd Bi/ncon, el padre Jesuíta 

Pedro Márquez 194 

San Pedro Pvedragorda Xalpa, 195 

Pénxajno .' 197 

Fuerte de San Orea(yrio, d Sr. D. 
Migud Hidalgo, Uuitzio de losNor 
ranjos, aguas termales dd SabiTW, . 199 
Departamento de San Miguel de AUen- 

de 200 

El P. Luis Fdijpe Alfaro, Atotonüco, 

Hombres distinguidos de S. Migud. 204 
Dolores Hidalgo^ Viñas de idem., . . 205 
San Fdipe^ d mártir Fr, Francisco 

Doncel 207 

Egidos de San Fdipe^ camino de Tam- 

pico, ^ 209 

San Diego dd Bizcocho^ Jarál^ lími- 
tes dd chispado de Potosí 211 

Departamento de Cdaya 213 

Servicios délos franciscanos^ Fr. Fer- 
nando Alonso OonzaleZjd Carmen. 2Í6 
D. Francisco Eduardo Tresguerras. 216 

San Juan de la Vega 218 

El Huaje^ San Migud^ d Bincon. 
Amóles 219 



Apaseo 220 

Aguas cSebres de San Bartolo y d 
hospital de Hipólitos, d P. Fr. Pa- 
blo Beaumonty San Pedro Tenango. 221 

Chamacuero d Dr. Mora 222 

Salvatierra 223 

Tarimoro 225 

Yuririapú/ndaro, d padre Chavez, D. 

Alonso de Sosa, laguna, artificial, . 226 
San Nicolás, Jaral, y Santa Éosa. . . 230 

Acámbaro, D. Nicolás Montañez 231 

Jerécuaro, Coronéo i Iramuco 233 

Departamento de Sierror- Gorda, San 

Iaiís déla Paz y los padres jesuítas. 234 
Pozos 6 Palmar de la Vega, Xichú d 

Grande. ". 237 

Xichú de indios 288 

Casas Viejas, Tierra blanca y Sarda 

Catarina 239 

Nota sobre d mapa dd Estado de 

CruanajxuaJto 240 

Estado de Guerrero, Ajuchiüán 241 

Cayuca, Diamardes 142 

Cutzamala, sus minerales 248 

CoaguayuÜa, Tlachapa 244 

PetaÜán 245 

Tecpan, Atoyac 246 

Conclusión. — Servicios gued Catdir 
cismo ha prestado á toaos los pueblos 
de la Nación Mexicana, y princi- 
palmente á los dd obispado de Mi- 
choacan 247 




EREATAS NOTABLES 



He las notieias para formar la historia y la estadis- 
tica del Obispado de Jüielioacian. 



Página 9, columna 1. * línea 4 dice Gocupao, Cuüzko; léase Cocnpao, CJotija, Cuit- 
zéo. — ^Idem linea 29* dice Santa Atul^ (rí/ana¿ct/a^: l^ase Santa Ana de Guanaxnato. 
— Página 11, columna 2. *, línea 16 dice Tdrüzicmiro^ léase Tziracuaritiro. — ^Pá^ina 
18, columna 2. *, línea 26 dice 1780; léase 1580: linea 28 de id. dice 1785, léase 1585. 
—Página 14 línea 18 dice 1793, léase 1593.— Página 15,Unea 4, dice 1687, léase 1589. 
— ^Idem linea 6. ^ , suprímanse las palabras natural de Qusríiaro j en la 8. ^ estas 
otras 8u patria. — ^Página 35, línea 35 dice Qtteipo cuya deodony léase Queipo, y des- 
pués el Sr. Dr. D. José María Gómez YiUaseñor, cuja elección. — ^Idem línea 35 dice 
Zo, léase los. — ^Página 40, línea 7 dice, 2). Manud 6onzc¿tez Pvmentd^ léase D. Francis- 
co Manuel Sánchez de Tagle.— Página 81, línea 7. * , columna 2. * dice 1^ 42' de lati- 
tud, léase 19^ 42' de latitud.— Pá^na 81, línea 28 dice 1787, léase 1775.— Págma 84, 
línea 4 dice 1,200, léase 2,200.-5*ágina 97, línea 3, columna 1. * dice 12,000 pies, 
léase 15.000 pies.— Página 99, línea 6 dice, 12,000 léase 15,000.— Página 105, linea 
16 dice 18, léase 48.— Ídem linea 29 dice 36 kgtuiSf léase 56 leguas. — ^Página 134, 
línea 22, dice Manud OtUierrez, léase Pedro Gutiérrez. — ^Pácrina 148, línea 25 dice Aa, 
léase he. — ^Página 152, línea 9 dice mor^o,! kise morga. — Página 164, liiea 42 dice 
Bata, léase Cata.— Página 170, linea 82 dicp faBedó en 1624 ala edad de 35 aiios, léa^e 
falleció en 1826 i la edad de 43 años. — ^Página 172, línea 38 dice al pié de cuesta, léa- 
se al pié de una cuesta. — ^Página 173, línea 41 dice sano, léase insano: en la misma 
pá^na, columna 2. ^ , linea 22 dice JSl dima no es muy sano, léase, El lugar, según 
ne insinuado, no es muy sano: en la misma, columna 1. ^ , línea 5 dice veinte mil, léa- 
se veinte y cinco mil.— Página 176, línea 24 dice 1834, léase 1836.— Página 192, 1> 
nea 42 dice Obregones Fcl^, léase Obregones. — Página 208, línea 7, dice 1770, léa- 
se 1777. 






I 



f 



"> 



L