(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Obras de DN. José Cadahalso"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




•»- viti v-<r 



dby Google 



dby Google 



OBRAS 



DB 



D. JOSÉ CADALSO. 



TOMO ra. 



MADRID: 

IMPRENTA DE D. MATEO HEPVUás. 

18Í8. 

Digitized by VjOOQIC 



.■;.";; C-e:fflí>''' 



7fr 

¿a/ 

^3 



dby Google 



OCIOS 
DE MI JUVENTUD, 

Ó 
POESÍAS LÍRICAS, 



440800 



Tomo IIL 



dby Google 



o 






dby Google 



,r^<\ 



lóVido^'áé tin justo agradecí- 
tniénta pbiP'Ia favorable acfeptaciciti 
cdtt' Ipíe "él'^ líáblico hoüró la crítica 
dé Idi f£isói sabroi , que híc¿ Coil ' 
hiinátti'á¿^cls Eruditos á la "'violeta; 
cdmptóéV't ^^' liíretí el sa{)letóentb^i 
y ito'itetíSúÜknoi eí fa^ór coúí c^üé 
Ir Recibid ','yébe tatnbíéti'sér mi '^rii^ 
fitiid en esté ¿a¿o ^igüal á la íque 1<S 
mítti'rfesté' ¿tf d ótiró- Pero combMa 
c:t4tf<:á es tóaterift "tátt 'delíéadaVq^^^ 
ó suele dígéiiei^íf "'éa 'k¿íra V 'Vo^^^^ 
CJ^&sti á rtíl'^*ltto3ód'e' pensar , ó 
sudé ter uílá^fVíá 'repetición dé ^o ya 
Í]lcBj^Í ¿osa- ¡g&a;Ílíi'e¿t'g ¿esagradií&lc 

• • • 

Digitized by LjOOQIC 



• •••••••• ^ 

á..los. Jeyeníes", he creído mas ácer-- 
taáo el' publicar algunos manuscritos 
mios sobre varios ramos de literatura^ 
empezando por la Poesía. 
^ : Estos primeros quader^r)|9s sqii, por 
ja rn^yox parte del género,, ménpsriítil 
^e la J^pesííi / pero del m^s agradan 
, \>le. to^ íijtitulo Óc'w, d^ m }^v^^*i 
íficí ,: quedándome algún lescrupulo de 
que su verdadero título debiera ser^ 
Alivio de m/j, p^paf * J?f^^%^^ )9^ J^^9 
todos en .oqasipo. d^c acometiSjrme..aIm 
guna pesadumbre ,, tal vez efecto d© 
mis muchas desgracias, t^]^ vez cfgon 
to de mis pocQs años . y tal vez de la, 
combinación de amt^ ,^4us^f ... 5 
En las ma^erla^^^iporosas^ he pro«^ 
curado escribir con la modestia de. los 
Argeasolas y Garcilaso ^ y no cqxi^ 1^ 

Digitizedby VnOOQlC 



5 
libetfttí de algunos otron pótetas , qué 

se hallan impresos y reitnprésós. ' * ^ 
En el único asunto heroico , qué 
he tratado , puedo íásegaíar qué 1^ 
adulación no me ha^díctado un ver- 
so : no ha seguido mi pluma otra voz 
que la de mi corazón. 

En los versos etique- se toca por 
hicidencia la gloria dé mf nación, be 
procurado hablar con'^todo el zelo que 
profeso á mi patria, y con tdda la 
justicia que --la haee; la historia : ma- 
yores ingenios k) executen ton toda' 
la pompa que ella -se merece. Los es- 
pañoles lo agradecerán, y los éxtrauge'- 
ros lo aplaudirán ; pues ,el es¿>íritu de^ 
patriotismo que rey na hoy en todos los' 
^áfses'de Europa^ hace que los hombres 
jukioséé^ de cada unoestimea á los que 

Digitizedby VnOOQlC 



6; 

^. dedarao, patxjotas respecfl^sainent« 
ca los suyos. Quanto dixo Vírgüip e^ 
alaV^pT^a de la gepte romana y ponde- 
rando lo arduo que fué formar aquerf 
lia nación gl^^i^josa , atribuyéndola el 
^recho de destruir á quantas se re- 
sistiesen á su poder , • y de perdonáis , 
á quantas implorasen su graci^, y pro- 
fetizando una du^^cion sin limite ; \i^ 
sido justamente repetido en cada n^ 
cion con mas ó menos verdad » per<> 
con igual razón políticji y qual es ^t 
estímulp de los vivientes con los noui* 
bre$ de los muertos. 
, . No c|rep que mere?ica m,énos mí 
patria , ni lo creerá su mayor en€;mí-^ 
gO 9 si lee nuestros anilles j no $^qXf> tj^.- 
la parte in::presa por los españoles ^ ^ino 
en la que dexáron escrita los rqi^üc^ 

Digitizedby VnOOQlC 



"7 
Hasta aqui por k>* tocante á mis 

pQCfsías en particular* De la Poesía en 
general » seria muy inútil referir sn 
dignidad y mérito. Si en este siglo U 
han hecho menos apreciable algunos 
que han usurpado el título de poetas» 
$i|i tener la menor calidad para mere«- 
cec este timbre , queda muy desagr»» 
iriada la facultad y con retroceder en 
la historia , y ver la consideración que 
obtuvieron en la corte y en la . n^D- 
cion los que manejaron la lira y con 
4a misma tnano , y eii el mismo tiem* 
"jK) que los negocios mayores de la re- 
ligión , estado y guerra. Los nombres 
de Rebolledo , Ercilla , Hurtado de 
Mendoza, León y otros, hacen ver lo 
compatible que es esta diversión con 
las ocupacioues mayores. 

Digitizedby VnOOQlC 



El erudito patridta qu^ bkce á la 
fiacioQ el servicio ét publicar los exí- 
tractos de nuestros poetasiant^uo^ (i)^ 
«nos dá ima ]:K>t¡cia muy exacta del I2^«^ 
cimiento y fortuna de los príncipes de 
nuestro parnaso ; y su lectura nos 
muestra evidentemente que los poetas 
verdaderQs , aun en nuestros siglos mas 
gloriosos, no tuvieron menos nomi>rc 
on la república civil qué en la lite-^ 
rariá. * 

(i) Don Juan Josef López Sedaño eo i» 
Parnaso español , ó colección de poesías es^ 
cogidas. 



dby Google 



El poeta habia con su obra ^ remitiéndtíl^ 4 
un amigo suyo que remide en Madrid. 

Ad , versos dichosos» 
Id, consuelos míos, 
A la excelsa Corte 
Del Rey mas benigno^ 
Desde esta cabafia 
Del techo pígizo, 
(^ut. fué vuestra cuoa, 
Y mi dulce asilo. 
Llegad hasta dondo 
£i humilde rio 
Los cimientos l^fia 
Del Paiacio altivo^ * 

Mas no la ioocencía 
De ser* hijos míos, 
En llanto engendrados^ 
Y en pena nacidos, . , • 

Os lleve eiígafiados, t 

Con afán continuo,* 
Buscando un Mecenas 
Entre los validos:* 
Qué mal entre ad<H*Q08 
De dorados libros 



dby Google 



Parecen la» hojas 
Dei libro sencillo. 
En que mi tristeza 
Grabó mii suspiros. 
Tampo^^ á Jos sabios 
lilegueis atrevidos. 
Pidiendo que os pongan 
Ai lado |ie Ovidio, 
Boscan , Garcilaso, 
Marcial y Virgilio^ 
Argensola^ Lope 
Y Homero divino. 
No entréis tan endebles 
En tanto peligro. 
Que corren graa riesgo. 
En un golfo mismo. 
Las barcas pequefias 
Entre los navios, 
Que llevan de Cádiz 
A los mares indios 
Las armas de Carlos, 
Su fé y su dominio. 
Si acaso Uegais, 
¡ O quánto os lo envidio ! 
Llegad preg\intapdo 
Por un bueq afoigo. 



dby Google 



De prendas complete, 

T Ubre de vicios, 

Con dulzura sabio, 

Sin arte, benigno. 

Por tstas sefialei, 

A Orteáio o^ dirijo ^ 

Ya esté con su padre. 

De quien es alivio 9 

Ya esté como suele. 

Allá en su retiro, 

Contando en los astros 

Las fuerzas y giros, 

O ya del teatro. 

En el noble circo. 

Aplaudiendo gracias, 

O tachando vicios^ 

O ya con su Lisis, 

( Que también le he visto 

Pagar ^ el tributo 

De gozo y suspiro 

Al sez6 amorosa 

Con afecto ñno): 

Llegad á su pecho, 

Archivo del mio^ 

Y decidle; Ortelio, 

Coj^i paz tíicW^^i»^ 



dby Google 



12 

Venimos de parte 
Del triste Dalmiro. 



Hefiere el autor ¡os motivos qut tuvo pata 

aplicarse á la Poesía y y la calidad de loe 

asuntos que. tratará, en sus versos. 

Caro lector , qutlquíera que tú seas 
Que estos mis* Ocios* juveniles veas, 
No pienses encontrar en su lectura 
La magestad , la fuerza > y la dulzura 
Que llevan los raudales del Parnaso, ' 
Mena , Boscan j, Ercilla , Garcilaso , 
Castro , Espinel , León , Lope y Quevedo: 
No ofrezco asuntos que cumplir no puedo» 
Sé que el mortal á^ quien benigno el hado 
La corada de Piado ha destinado, 
Halla en su cuna la sagrada rama, 
Con que se sube al templo de la fama» 
Tanta dicha á los Cielos no he debido: 
Baso can fausto signo no he nacido. ^ 
En falsas cortes , y en milicia fiera ¿/' 
De mi Vida pasé la primavera; 
Jamás compuse versos hasta el dia 
Que me dexó la escrelTa mas impía 



dby Google 



II 

A mi pena y ^j¡gof^at>^doiHK!o^ t * ^ /, i.\ 
Objeto débil del jrig^ir del hado, . :* 

Y con ^pápr. y,ai;^ftf\fíia,;inal mas foerte§ 
Que quantoSf }lp oopjbr^dp, y^^^e jj^', n^rntCé ^ 
Entonces ,Bor remedio en niif.trjf^^ia. 
De Ovidio y Ga£4y^9j^jftrnc«a , > 

Leí milo?|^lír,íy,mo% í^P^M «otof , - . 
Templiroi^ mi dol^y mis «oUozq». .; 

Huyejo.dci-,^ los li<^l>r€s y su wto^ .: 
Que al fiomj^e bo^flo siempre ha,^í4o íftgMt«^ . 
Sentado «V pif 4^^. ál^na fr^^deiíiOv ./ ** 
En la orilla, fejiz dc^^i%^o^ undosoí, r. r.'t .; 
¡Quántas l^íji^ pyé,xi9|i:lpífo|e^tído$:j í... - 
En tan sabrosoSjWttts «nJ>e^dQs>!lT .o>3 < ^^ 
j Ay J I c6mo .conocí ^ue en stf,4eetitra i ; <í 
Derramaban los^ieios 91^5 dul?iK% kl> 
Que en el dif^- fig^^^. y ««nb^p^íaí! í. « . 
^ Mi tristeza en c^ane}^, ^onyertia^. r 1 , í 
Y mis ni^fiSjyo,mÍ5pig, celeMba» ; n . '\ 
Por la de/icj^^qi^ ^,.su.ciir«.hallalí«:(..t J 
' Asi como.#e alienta ^ peregrí^^ -na /i' 
Quando encuenfra cpa.citro en fú pamind^; T 
y con^j;ap|o el ¡^JL^fo^?! ^r se en^ega¿> «r 
Si otro con él el tpissao ,m?r,9aypgp(; u ' . ^'l 
Como ««^gÍyH.,et,^anro^> HP ^^i^g^ ,:. . .' 



dby Google 



r.l 



n 

Así los tristes versos qué'léh ' ^ 
Templaban -úú fatal melancolía, 
Hasra <{ué éo ellos'me'xlíspitso el Cielo ^ 
Dd-^rod<^'mi dolor total ¿biisueio.- ' " ^ 
Así mir ahña al' Pirtdo agradecida ^ ^^ ' 
Cultivarle jíHTÓ-iftída lá'vid^. v ' ''^ 

Con pecho iiuftiíiaie^ y ^Hí^eVente jJáio ' ^ '^ 
Llegué á .te sáwá falda: dW Pai'nasO; /"' " 
Y, cofn0' en Süfefiós, vi que mé Hateaban " 
I]^5tie"l« sacra cumbre , y me alentaban 
Ovidio y<T^Oí á ébyodótto^fhlíuxo ' ^'''■ 
Ni numen éstOs Versos^ nací ^prtduxbt ^' 
Todos deí riia ^on,'gfiit6sr^ íaitíbreí. 
No tocaré írtiéterlas'áfupftitjrír&í "^^ '^ 
De lo^'T^^irénios dioses' y ló¿ reyes ' 
La obscura voz y las Retretas leyes : 
Los arcahos ^ enigmas' y ^iMshiHos ^ ' 
No digo c0É Osados* verioi'^séíiosi ' 
Antes con mas sencillo y b^xo' tono 
Celebro ;)a Kiábdfia , y deSA ^'trOñó. "' 

Ya canto *de pastoras ^ pastores 
Las K^esta»'^ 1^ trabajo y los amores^' ' 
^ Ya de^ytfn^rdln '^ue '¿u^fVagantia' éiívlt' 
Escribo .-It^lübdr'y-sitó'etríáí' ' "" ' ' 
Ya del «uiipo d trabajo ptovecfiO¿6, '''' ""'''''' ^ 
Y el moda dé ^e'él ton>'My'fiÍri<Ísó* ''^ 

r 

Digitizedby VnOOQlC •' 



I 



a 



Sujete al yugo la cerviz altiva, ' "- 

Y al hombre débil' cfbediente viva : 
Ya canto de la abeja y íü gobierno, 

Y el dulce tono del gilguero tierno. 

Ko mido con inútil osadía 
Quánto anda el astro que preside al dia, 
Ni celebro viJraente^' á loe varones 
Funestos a la . pas efe las naciones. 
Matar los hijos , degollar las mudres, '^ 

Violar las hija&i afrentar los padres^' ^^ 

Lleven al hombre ¿1 templo de la gloria 
Al toque del clarín d« la victoria : 
Pero jamás con versos inhumanos 
j Héroes he de llamar á los tiranos* 

Y di , lector , ¿ acaso noi Importa 
(Pues la vida es tan frágil y tan corta) 
Que Febo dé su voelta concertada^ 
Siendo la tierra la aue está pavada ^ 
O que parado el sol , la tierra suelta 
Al rededor de Febo dé la vuelta? 
Ni que el piloto audaz y codicioso 
Busque nuevos caminos al ansioso 
Navio ^ y que dispute ^ si es posible. 
Hallarlos por el paso inaccesible 
Hacia el norte del Asia no cursado , 
O ñ es mejor «1 paso acostumbrado 

Digitized by VnOOQlC 



Por dcnde los^igante$ Patagones - 
Admiran los castillos ,y^ J^onts 
En las popas de. naves espafioJas 
Quando surcan aquelJas bravas otes? 
Ño leas con temor. Ni voi , ni idea 
Verás en' mi que indecorosa sea : 
' Ni ofenderé al pudor mas recatado. 
Podrá decir mis. yersos sin cuidadoi 
El labio virginal , sia que ofendidos 
Dexe mi blando iuüixi^.sitt oídos; . 



•. j j • / ' ' • 



. '^ 



.!.. V..,.. - -C-, .. ■-.'■■■■ ^^ ■■■ '^ 



dby Google 



LetrSIa sincifo. 

Que Jove vibró 

c^Ué;?né^o' haré ^ó. v ir i - , 7 

La sátira fiera " ^ 'í -^" - 

Que Pérsio escribió, \^ ^ 
Cukive el que quiera. 

Que no lo haré yo. * : >. • 

■ '•- ;■ 3- '- -^ ^. -- 

Ef^Ita con arto • ' 

Qu^ él Biismó prt>bó, • n 3 

Celebre á su Mafte¿ ^ A 

Que no lo haré yó. > ' Y 

Del mar que el Troyano "^ *^"^ 
Llora«aí> atitdeiifó, > ...y \ Y 

Escriba el^ Matnua^, * f* íuojg 
Que no ro hari^ yo. "• ^-* íVí 

^ '^ ^ '\ S. ^ ' ■ • : cvi 

Pero del Dios cié^b ^ -'' • - 

• Que Venus*|iíiiríó¿fí ' f'f v í -v.) 

Callen todos luegoj ' '^'f '^^ oi tí3í i a 

Que^baait¿íéí^^¿'''i ¿' -' - fc/uní; í.., cv-:1 

Tomo Iir. a 

Digitizedby VnOOQlC 



f9 

Al mismo asunto en f$itro diferente , ie* 
clarando s^jm9r,4.Fiíí(e* 

No canto de Nui^apií^iai p¡, S^güpj^ 
El alto sombre y .1^ envidiable, tglprl^ 
Que ninguna nación tiene en su historia» 
No elijo por asunto ¿^ , , >e t.X 
£1 noble ardor del portugué$ ñmioüso^) 
Que con el trag^^^d^. ¡nfieliz yjllano > ^ 
Puso freno afrento^ ; . < i j^} 

Al grande orgullo del poder romano. 
Mi de Pelayo can tejías acc¡onet<.f 
Con que domó ]a^,t>^pbai;is Dacione» n 
A España conducí^l^.- ;. i. .) 

T en ella mantenídj^ : . t . ..oo 
Por codicia africana, 
Por veng^wa^i^.j^humanii,: v ,; ::a 
y porque estaba Esp?fi^ 4fliciíO«|^.>í T 
Sepultada en el luxp .^diosi» . ) 

Ni tocaré con númi^n- eleyadoi o.: ^ > 
I«a prudencia , virtud , valor y safia 
Del valiente e^re^e^o,.' = ^, : ' 
Qjue con glorioso empefipi . . - .^ . 
Al terreno envidiadoo; 
Llevó las armas de la inyi^a JB^^a» > 

^ Digitizedby VnOOQlC 



«9 / ''' 

Que pfend^í4c^3la,]fr^i^i3 I^.So^^W ^£ 
Venció al dances , y ^<qí|stig9,aí,g^r#n|iiVí ^,4 

Y al^oifi^5|np;.^^WiL>b n-^^í o . 'nh'\ [. .- ;í 
Ni al noble hermano d^|;fiiUpi6 Aw^t^i hfJ 
Que en el i^t^áp, ^^aptp,^ -, o.^r,*,. ¿I 
Con .^^ncjf c/w^ra^Q. x,,sima^r>^ . i- •. p ít-CT 
Puso cadena al, Tufrqo j,; a} Qfbf ^Wft>«cl A 
Ni de Alvaro 3^i^,.4^ Quie^ jngjc^efi,/^ 

y turcos y ñr^nqei^.. / . . , a ; ir cI- \ 
Conserv^%:3g[igr^Ja.^|8q(Híif^ i , r». . v 
Contando ^^ q^af/iccji^n «n%-victOíia.v m^c) 
Ni el brío ni^^;q»egfeuna|an9cl,. - ; c ¿. A 
Del Cid Pí^,ijrf#^o,^a^aiO>¡,;,riod lA 
Que con su lealtad , fuei^.^í pru4^9ci%9.? /, 
Deten¡en¿5b^;jr^<?f}^ ^^Jot,i\in^t¿ ,,; ,,,c sg 
Las armas dCgjiH.^ey ijufo en -Y^Jffiíibiaí Y 
Sobre la ij^^í^^tUi^ ?.o:^^ cl- n',.> í.fosbdnp 
Ni l^s \^y^^^i Y,^y^f^S^,fn^^t%,, iin .,j nol^ 
De Córdobas ^W^viífOf^jí R^qíWi, tilimBU 
Carpios, Verdugos , ^Y^g5^,;í]VÍ99fJpgftfjfHcr 
Con la,|;Hi*§dM|nWIÍ>ÍLlí«b.fWPftV?«iíffef^ oVl 

En Espa^i¿i,Jítci¿fe)|r.í;nEri ,x.:> nt) 0:0b lí^n ^ 

Y por el Orbe entero respgígdofc aomüa i'A 



./Google 



Ski. q^'1Si'7ett\KeBa de la gente ártralhi ' 
Pueda aegar su gloria á nuestra España. - * 
No filé' áflíi musa dado, ' 

Con el horrendo son del ' bronce herido^ * 
Cantar- como 8Íi¿rado ' ' 

£1 guerrero rigor , grato ál oído 
Del que entre sanare, robo, rapto y furia ^ 
A la'iiifell^ humanidad ihjuriaJ 

Mi Hra barita ia ternura sola: 
Apolo me la dio , Veutis' templóla f 

Y aun ella preludió ini dulce acento ' ' 
Que al "«éfiró 'paraba por er viento, 

A las aves sacaba dé sus nidos, 
Al hombre'' eoagenaba sus sentidos í ' ^ ' 
A sué' sonoras voces ^' i • . ^ * 9 
Se amansaban ' los bmt€^ feíias'^férbces, '*^ 

Y laflT'^smás deidades é^étadás ^' ^ ' 
Quedaban con sus ecos encttntí*tói;" ' ' ^^^ "' 
Con tal impulSó ^tf'^avbr noT iíñ^tófo, '' -^^ 
Fafinilia dbct« dé! tostália ''cbroi ^ ...'.. t^. 
DiHflás' ¿tevé* hertohas, < ¿/ ; ibisV , . - -> 
No oi pido aqkiélhis fu¿ris)i^ soberanas,^- ^ * 
Con qu^^M%foyc9axh^4él ^ñt^^máo,^^ 
y del cielo en dos bandoáf ^i^)*ftdf>^ ^'** 
Los iras y<éí riítfcdtí Misal ^ né^oi: pWi' ^ ^ 
El numen Mláj¿íd6'' v^^^J***-^" <> ^'^ ^^'^l ^ 



dby Google 



Con que,,5wíd Fwgtíio «l.*i»,3E,»^„, ,,,^ 
Por efltre incendios *r*ftrr9ro8«!,t«wk ,^ / 
Sacando padre, d¡03ei,,,%ij«, s,p^ .^ aa 

De Troya ^Mlífflw jo^^.n 3,u.n ■„■,, .,vi<l 
Venciendo vient«R,j,yi^ j^^^,^,,^^ ^ .j. 
Hasta fundar í Roma. ^,,.^;,, ,,,^.^ „^..j 
Diwso roete toma ,,„„ ,.,,, „.^ ^. ,^ 

M« Píu^,:íaqji #1 »m« ;;||e. íW*M«Jo,obn, ..(^ 
Porque en metro mezclado , ,,,„ ,„,,„,,„2 
»eg«"o^Fv<i»iíW65aiTi r,,o,t c.-s .„ ..^o 
Celebro ,4j,«j.¥iMs;^Jielí«i, ^., ,„,^ ,, , , 
Y temiendo del hado losojraBWrem^,,,., ,,Jf^ 
Canto su amor, y Uoro^m .rf^p^;^,,, y 

Horacio con sus ver^^a#»íq*|tí,^?. „. j¿4 
^^ /« ÍHHWf^^/í^íMí^. ^^ai^0.^0fiir4íi, rúa 

Eo eIlos,,<i|fe^cí>b%hí,Ho :,,.„^ .a on'uon Y 

Que al tiempo vencería^, j. , i > 3,1 9. ,^^^ 

Y que la,fiHlf|h«d«9*r^ ,. ^,,,;. oinev'ba 

Be dias , y de m^sfts y de edades 

Be las posterííjades. 

Seria con su noaabre compaíada, 

I^que es ia tiqiira.de bombres habitada. 



dby Google 



. y de BPg^^qm\^lytéa(» ?'-r-^j-)i¡ ín:,Y- Vrí 
En esa iflftft^flsacéjáfárak^"^^ ■ -^ ,t. ;./q obnoc^ 
Pero mi musa menos %^tfitté#&^ ^/üT síT 
Sin asílP«í«frí^e¿»i»,^efíW-''>^^' üí/.V=:;a97 
Sean doctos objetosf^*^^'^'^ ^ '- '"^ ; K 
Allá en lexanos dias, "^ ^^ o.yuv"vjvi<T 
Quandot^t^^tfi'tós^liijéís^die mié Met^' '^' -^^^ 
Solamente desea o^^^í^ <• uTi.qi ^j ; • jo*1 
Que en estas hojas mk^énéuéll>*vfei,^' ' í* ^^^ 
En el mar de fí «ítól^é %n ^tó n^egé^, '^^ - s»^ 
Qual pasa^í^Móiégo^'^í f' -' ^^" «> 'f^^-^^.^ "«^ 

Del rumbo de las costas y del viento^ 
y •a%)^%ft&ldbW y- baf«í«k> -^íéífteftí^ 'i ^ 
Temiendo á cada instante 
Hallar segtd^T'Müeft^-*^ ' ^-'^ f^'-> o:.:tt 11 
Sin qú§^í*^'ftííaí^l¿^'níi^ ¿©itezb blaiktei »* ^'"i- 
y no como el piloto osado^y fttote "^ ^-"^ 
Que á fk'^f^Úb[oXQ]éittíem&if v^ iM»Ibo(tfd^'^>>^- 
Porque las artes sab«' '• ' o -ni: iz cjp 
Del viento aleve, y fií ligará fla^ *^ ■/ ^ 

Digitizedby VnOOQlC 



Ll^é^# áft^iM^el M&bhice «AmI^ ^''9 
Con csiiriAF^é¿j¿^^^ttiélío 'érgtíldó^ ^'^e ^"9 
(Capa* átt<Íúi^'Hii^peii¿é^Éum^'' ««'" ^'^ 
Al tierno pcc»ií"d€Fiái«fe 'CüpHd) ' " ^^í""^ 
Un aiíMál ééñdéUfat. Ifótnán í^ióíi'- ^''^ 
Y <lc este modd^aBBé sás'^^tóttaKliWdl^ 2'-" 

No canteftOMá^ déf'iH&oVPD^déf^ftS'd^''^ 
Has de olvidar^ííisdi^^Ssá nécíó^^iibW:''^^* ^^ 
Aplícate á9fe5^gfÜ^*^fo9ofia f '* ^ *^"r^ ^« '^ ^ 
Sea tu libAyséi ¿tSMdS^ de»^fiíbti¿<"^ ^^^'^ 
Fúése , desando mi a'hna sorprehendida 
De la llegada , arenga y despedida. 

¡ A Dios , FHis , á Dios ! No mas aaioref» 
No mas requiebros , gustos y dulBuras : 
No mas decirte alhagos , darte flores : 
No mas mezclar los zelos con temaras: 
No mas cantar por monte , selva ó prado, 
Tu dulce nombre al eco enamorado. 

No mas llevarte flores escogidas, 
Ni de mis palomitas los hijuelos. 
Ni leche de mis vacas mas queridas. 
Ni pedirte, ni darte ya mas xeloi^ 

Digitizedby VnOOQlC 



Ni mas jurarte mi constancia pura, - 

Jto.91^ pedirte ^M^.tt|^JN(lP^tt#minio'^ 
En mi sombrero ponga el fino lazo. 

Que j^,fm i§9^f^ip^' (immi i^^^m^j 

Que allí l%i,4?^óotft,%rQSOR¿fei;a^¿.¡j29 noD 

No mas en{;«,4pSo<H^i Oi3^: Al^?Í9f- :iqnO) 

luyo mifiíM^pn;, el wtujií^í^n^ítj^T f.,n%; (A 

Fil6s<^ío,J» 4e ser ^ y^ tú.qwt «ífí^iifi nU 

y di si aquel que j^fiqufthr^ÍJ^rjSífte» . >rf^A 
Sabe tain!#!hi^lWL«»:)ÍW>ft wa^íí^rj: ni «92 

; ^-loü s:ir.'> f£o§erííH cnij^ó ?u.a o/I 

:2í;iUín37 noa eoyv ¿ol ici^Tínr; >£írf oíl 

fObm i ó Evhz í oinom loq lí -fi'jD tim oíl 

.cLMoriífin» od9 Íc 9í>"'0{\ í)')íub dT 

fZ::^' • )uy zcfxi ?.cd»7 ? 't ob ; rí.jl iVT 



dby Google 



*í 



apto los fiñoits de coda uno. 

^finaK.oi '"' K'Wu > í>> .j/í o\tGí.«p A; 

S9kK^\0l PP^ff%^M, Hi^tííP'K)^ ?ní^ O 

Todo c^rt:,f ¡g©5i 4%íj3i|ft7gl*dí^^s;.o i íO 
Ya ^»MWfwn??*ps sTiHfftiíe^ ond 

El madacrf%£i|o^ ^jpitq^, 4.íC)aip ^i|»i(X 
En fábuJas fiiifr^il^ Í?fa5w c-l'j¿ o . 

^^^iék .;*i«ftbaW abitífii^€sko«*5 
Detiene al ii!í^y^L|rií|p«iifn%í8cido:o>j.oi IK 
Postr^.4¡l.JL^Qi?j,{ahirfnde,<j^i9¿rt3íP ^W^ yívl 

So]a una cosa al tiempo denodado 
Ki cederá , ñi cede , ni ha cedido, 
Y es el constante amor con ^ae te adoro. I 



dby Google 



u 



¡A quánco susto el cielo te condena^ 
O género %6t*iil ^^éé^^^ hildé^ 
Se espantan unos en el mar salado, 
y tittimiá»'*roí>qffttód<Í3j%%é^trtlfeitóí>T 

Otros^f ^''«í^aiy^éí» léeg' l>ei6et)^> oboT 
Otros ,-^Sláei^tteí:í>n,ftgí|iYe2^táílHl««¿k^ ^Y 
Orrí«í^,e'^uttiao^éfa 1á'ft§rtíWilfiíh'^tts«tó1 ^^ 

Yo solo «séui^tf n^^télAliHi «elidñl nS 
Al trueno, nirsp^lí^ n9nf<¿F|íÍ^i^^;^¿í3íA 
Ni á la prisiW'i, Mtftédo^éPlérbfe^^WÁá» ^ 

»í«'0áé'>Ín|tfgéÍ¿1níf^déWr"¥án^íá¿*-'^^^ 
El rostr<>c¿é^^ítíli^ Filtf í^<jtóáídé6oWa ^^ 9'!íííJí><I 

Me «^^é <»fr^¿erk)i»í'^tén*laiíd(y \n{téró: '-^^ 

oUbon^f; oqmoij U r.r;o í:,mj cloB 

^ob:bs:> érí ia ^ :;;;33 in ^ ír.-^bQO VA. 
•Oiobs a] 9op r.oo loms dia£32ao9 Id 23 3í 



dby Google 



Séiri el anhelo con que\a¡íú un» trabaja 
^-Jb^.uc[ ^p4t^''Í9gfi¡^9t»'-oJbf9éo. ' *■; 

r.;ric- r O'-:' • ■ '- I.. , r. ' ' O 
tí^íto'^rtó 'é^liuíPél iutfloble alieoco ^:^^ 

El h«pbé jófétl tóP It atf o» ^ milicia^ ' ^ 

Sepúltase eá'éí inAirpór ii|ítvari«Ki ^ ^ íí:^ A. 

El nebid^V q^ íCégáfiáton^ítnar y vieato.* i' » 
HacetpHfülén-íllo iúgubro aposítito: 

El sabio jp(^^4i3íbét fjyí'^cf^coáifúu^ - ^^^ I A. 

El que al ditfi>' «idwh dc l^MWrticiaí'»' .q-'>í> Y 

i^rum cosecha suf^ dbJtsol trdieahr "'^<^T 
El labrador , «y fasanoeHeiíV^í^*' rc\si.í / 
El cazador'<í¿ í» femilia adíenle. »^^^^¿ i^ 

Yo iawbíeafile^íaré Wi^ilegría^^» übcugaa 
Quantos smx» ti <Méttíb^xtíéñt9^ ' í í"'9 
S^rpor /gradarte V'Piii«^ »ií»» : "^ ' "*^^ 

OS25»b -^^ óíijn.%= •?' esosv e^in-rp , riO | 

jííinjií:-?!' j -"'^''^L í^do-^M '^^-va n*^ 

dlaabinccii? -;:9 j loifcnosni b iíddid l*-í. \ 

C'iV.'JíVBiíi'il) ÍÉ *ir. t: -vs! . ..q(n*T 



dby Google 



^ la Fortuna^ 

2DóndeAlialIarás.iqiJíea^^resi^k$e pneda. 
Ciega deidad , al delicioso encanto 
I>el fioiicdel tocoo.4e;íi* iips^bi§ii'iwfe|.fl 

Si de alguñ; iiés\^z eJ: íojo^p^ llanto., ;^t 
Aparta al sabiováoija. a^r^j&.ruyia^a r f ^ ,'< 
ÍQuéopQto dum lelnjaljijíaWe :i«pauto! .. L 

La niayoc partft cotiívigor c^mj^z .:- 
Al aereo templo )d!e íla^rd^ósa fem»,^ ;. . .^ í3í 

Y despreciac>ieMmplQ$ detier«ii<Mu ^ i, j.., íi£ 
Enciende la .an^bicion «uh^readji Uzwíti 

Toca elrd^río la ^ gloria ¿.«li;ji)iuido jsuQuaí 
y nuevas r^es tii-lQci«fa..trara«. ^ /^ ^i 

El alma.'d^ábil <lei f«fí« «0 Mcn»: , ^» /i 
S^nda vezí$e^e(fttrj«g9 ^.lu>imi«$ta)Ml8« o 7. 
Que los ^AtQSiQiasgr^j^^e^yeittf^^ 20; .^9 

También gwáfpeEilWt¡propí)ito;«^pft3BI|ni%g 
Monstrub á quien abortó tu devaneo, 

Y culpé tu rigor y tu tardanza. 

¡ Oh , quántas veces sh inñamó el deseo 
En este pecho joven é inocente. 
Que ya por ña desengañado veo ! 

i Quál crecía el incendio ! ¡ Qué imprudentt 
Propuse levantar aj firmamento 
Mi nombre , del ocaso hasta el oriente ! 



dby Google 



^9 

Bt ttñiihr eitriféñdo^ et dafo acnto I 
Del xefe que las trojias' disponía, 
El ronco üon del bélico instrumento, ' 

La cliii del aiii malhue Betis cría, 
El'SrHló que el dorada Tajo presta 
Al fiero de Cantabria , patria mir, 

La p^vora ¿ las madres tan funesta. 
Con estrépito horrendo en los cagones. 
Que tantas vidas y sollozos cuesta; ^ 

r Y de la horrenda guerra las acclonu, - 
Parecíanme gloria soberanas, 
Dignas de los que habitan las mansiones ^• 
t Deí alto Olimpo , y que las nueve hermanas 
Solo debian entonar loores * ' 

A lae almas feroces é iñbunn^nas. - ^ 

Llenábase mi pecho de itírotes •'- 

Al leer de Curdo y de Solís la historia» 
De AlsQiaiídro y Cortés aduladores: ^ 

Envidiaba á los dos la fi^ra glor^ ¿ 

De vetc'ffn Motezuma y en Darío 
Caprichos de* la suerte y la vktofia. ^ 'I 

l?B' héroe sabio , y un monavca pío '- 
Parecíanme Inc^nos de su <Ddnaf, '^ ' ■ 
Su libro- indiano del estxtdíí> mió. . "' '^ 

Cofi gusto vi la bélica fortuna ' '-'^ 

Del jobetbloiateO)!! , al Lusic;d)a> ^ '^ ^ 



t5igitizedby Google 



Dar cfmrr? £$^a pudaí^ «Q ^tüf^if^nm 

Y las melenas detJeftn feisp?no ' sd 
Coronarse, con iis«5 f;,y. é su 8a&« . .¡ j^ 
Rendir ^ AJoieida el - aUa Ttioro pfancH ; 

Y al jwr 4e. Marre j^or Ja dura/Eip^Üairí 
Rodar el ^atíTP <on . hprrible estrueod^^ :. 

Y ^fua^ríflit mueríe ;$« .infeHíé giísdíía, - 
Iba. yo es. mii m^jnóm^ . r^^owíeodo - ^0 

Historias .digjjas 4a dolor y; espanto,, ,, /> 

Y m^^§rlm&.,coa. susunorntre* cpmpla^leirio, 

De Numancia .,; $agii4to y de Li^pro^:, i T 
De Míexlcpj. d# C«zjco, y d^ ,Pav||^ t 

©^uSmJQíiiftUo;, dft Alinaosa y Campofi$to, 

De Roncesvalle,-y tanto «FHdOídia . ,, -: 
Que ec nue.i^ro^: faltos xon orgullo se. h^t^u 

Y Jee la j^ven^UidcCon alegría- . í 
P^jEjat^ Ijegíse: la ,b!\talla . . : ., i. i i A 

En que la? tropas que ia Lip^ j(Mídefl&) '. jU 
Húyesejií de- Lisboa ,á la raiírstíla, .ii. ., i 

O rindiesfifl ej.ciiello ó Ja cídeiWfT »>? aíl 
Para venip de Atochar ai templo. ^níOi,aí.I> 
Que <d^ hjmtos yifíioriosps sieoipseiSMem^ 

Y do vea las iiacíftoe$ eoft.ftsj^ntab.ifi^ 
Banderas , y estandartes y taroboffis 07 : i'< 
Con nuestro goso , , y; con ageno.^U^totO 

Pero diíi^. matf gRatp»> jf vf^j^e^ec^o^ í^a 



dby Google 



.5? 
Iba traycii%^,l|ie¿p9t^ ]^ 9¥MfMiW» f!? 
Enf reía^ ; de ¿ Ijl^rt^?^, i^. . rigV«H , - . T 

Y CárlQ*, .J^t¡ffaí^> ^:}o^tín?d«f , ;• , 
Qu%el mundo eiy ;tafft<^^^fiqi5 pa^^já^: / 

Le qu¡&9 r<^part|r.i>¡fi^^í§ii2^i- .,. n: \ , A 

Y z$ií¡f^¡p^ $¡cpt«uo. volfió eli4i% 20: A 

Por iras dela.dtosa^qiit quiül^ ^ ^ i r > 

Prometía el, iífi^perio,. «Je* JautífcrH^ , ; 
Así tambiea al mun^ .§Qfi»r«|Fa^ r > -.7 
Ea una,^;^^ jT^hp^rp^jpsi^ gnfsr» ti ,í 

Los mochos jbiegesq^e: $a ^m^fp imm'mm.7 

El soldg^p , c<^}ppdo el fi«eft^ttw«ío.jj , 
En el iiatiV<j..,^9g9rt, a^iP^dre wwnoy, a 
Con ^fffíy^^Mfr^ñqi y. adaman foriíttdp» . .t.T 
Contó los ]an(C(^. de la ga^rr%) Hfaoa' ;M 
Be ^i^Mr^nHtí^ yozoíde s^a l.vcí , r^ 
Pqrr wifioiía^n^^ M^«l^ h^riu^o^^v rui4 
Zag«le^tJf<Wíps<,iie,íf\,wÍ8W .ald^jk^, ol 1/ 
Y la zag^l^jpv^p y ^ljt*f!4a;> ,,n .0^ Y 
Con qui^ uifíir ^ .cor^^^ A^fi^ftiv a .1 ..T 

Y á quien fl cfia át^e^^th t^da. ^ >v |; 
Ya de.o|;rp. :^Q«; í« j^tu^a^wi . r. . : > 
Sale segunda vjftí íJift, ^afC^¿li ^..w i,^¿ü^ 



dby Google 



El á^mM yn con Wte\^''^^''^^ ^^^ 
Del mar, iii «i labrddóir yk^sc 'détíéá^^ ^ 
En Toití^ér ^é la tiéntala durtzti. ' ' * ' 

Cada arte y^ciéiicía nuhvt vez i^revleno ^ 
A quien la traté aplausos y consuelo: '* 

A los jtfoirta'tes la quietud yá viente^ ' * 

Y )» V02* de los pueblo^ ll^a al Ctóíb *^ 
Con júbilos, congola' y alegría: ' " '^ 
El cielo espi¥c6 su: bóndiid^ al su^o; ' ^^ 

y yo, sintiendo br dejado día. 
Viendo en 'él^ ini'és^r:HHBÍr f^necida^ '* - 
Pues la §átttz tu grada nié ofrecía, 

Víéfe á la Corté , dááde nueva vida, ^ 
Nuéva^ Udes ofrece, y nueva pena ' 

Coof^' colores do gostós bien^ngfdii. 

AlU arrastré la rígida ^cadena 
Tan dura , que aun después de rescatado ' ^ 
En níis oidos su ruido sueña. ' 

Si , fortuna , ycf vi ( } qüán^ espantado - ^ 
Hasta ver'^qúe )o mistno siempífé h:l sido!) ' 
Vi lo qfté nunca hubiera yo «ofi^doj ^ 

Y por tus sacfelrdbtés ^conducido 

Tus ritos vi, tíis vktihias 'y temt>Ío» ^ 

Joven audA y^itada ápercibicto. ' 

Guióme de t)trbs mdchos el exetnplo»' "^^ 
Cuya vida joqfaba yo cahnadi^ ^ ^ " ' ' 



dby Google 



83 
Y ahoca eiekivilud trúse cof^on^ot * ^ 

Ya con rodilla ante el altar doblada 
Movió mi déínl manó el íncéi^ario 
Por culto de una estatua ÍDanimada. 

La cara átí amigó y dei contrario 
Mil veces vi con ^rt« equivocarse,^ 
La dél cobarde y le- del « tenerarí<). 

£n fin y vi QOd dolor adulterai^se 
Virtud I honor , bondad j y cofl pasiones 
l>el mas horrible género mecdafse.^ 

Me engañaste hasta a^si* ¡ Quánáis razones 
Tirana me pusisce , deseando ^ • 

Llevarme mfis allál ' ¡Quántas liie ^ones 

Con rosero' afable , y con aeeá^é blando. 
Aun después áék deápi^í^' cdii^ ^tíé veo 
Al que vas abaleado 'ir ^salalMoí 

L«-sabe^f y que yé sólo dtseé 
Huir de ti^v i>evqae }ama^ cóns^ 
De mi pecho fomfíar^ mievó tií6fé¿^ , 
Por mas que ^tto á¿arleíei^ (^'p&eá^ 



C-í -.::•? ■ .S t- 


. ;'.D M 


^.n».o) ■. , 


.í floJ 


,". i ■ • 


. í--.T« 


IV '' 


■íu»oD 


a -'1 >q -'1 '. -■ 


^ '-..1 «4 


^ijo^ &b h.- •- 


.t !•;' r.yj 



Tomo IlL $ 

Digitized by VnOOQ le 



34 

Al Pintor^ m* ^ade retratork 

ANACREÓNTICA. 

P¡$clpulo de Apelefi 
Si tu ^pincel hermQ»Q 
Empleas por caprkha 
Eitk esjce fep rostrp, 

.,N<^ me pangas cefiuda 
Coa iiacnados ojos, 
Sn la di^ra el estoque. 
De Toledo famoso^ 
Y eo Ui siniestra el freno 
Se ftlgun bélico monstruo» 
Ardiepte 90010 el rayo, 
lagero coioo el. soplo: 
Ni ep ol pecho la insigi^a 
Que en Jos siglos glortpsos 
Alentaba. á ks nuestros, i 

.^A^rf^bst 4 ios Moros: . 
Ni cubras este cuerpo 
Con militar adorno^ 
Metal ^e nuestras Indias» 

. Color azul y roxo: 
Ni tampoco me pongas 
Con vanidad de docto 

DigitizedbyVjOOQlC 



Entre mapss y g]tfbot.^*9 
ReselÑri «sia j^^btírra: • ^ ^ 
Fflfa^qils :n6iy]és^ 10^0»^^ '^ 
Que honóineaí so1fei$aa>'i O 
fincfos siglos remotoi. ^ > ^ 
A mi ) quel 60)0 Mf^o " ^ 
A vivir con' repoid -"» 
Be nuestra ñigil vi(ift 
Estos instantes :eerto%' * - 
La qidetiid'fleMkti pacto ^ 
Reprc^nea eh 'Im) vostlro}*^ . 
La afegtU <to ^1* fir^ne^ ^ 
En mis- labres 61 gdl^ "3^ 
Cifieme Ja cabeza 
i 0bn^^ft^toi4^o#dsOyV*n *• ^- 
Con amoroso mirto, 
Coa piiñpanó beódoV 
Si «abeUo ispafoidoí^ ' 
Cubdénfloitie ^-Ic» «^kora^nü, 
Y ckisbtitrieito iP ayrf ^ I 
Bi 4ieeho^ bondadoso:" ^^ 
Bn estii^dlei^ra uiiM^sso 
Muf'grafnde , y Heno Uodb 
©e'íéi^anonécra^^-* <-^ ¿ 
Odé-'Mi«áigé'iribst». ^^ 
• • • 

Digitized by VjOOQIC 



3^ 

Que t9 fe^canul aéoPOO;, : ; . I 

Y en posittW 4é bayíf . { 
£1 cuf*p0 Aicony gprí<ír 
O bieivjttoto á mi Filíf, 
Con fcmWaiate aoior9W» iH 

Y eitíWtenw iorida» i. . ^ 
Prisionero dwh^so. , ^v /. 
Retrífctttnc i W pdo, . .^ .i 

V De CJW^ «Wí«J)o* B*odo> í 

Y no ite QWbDntwta» 

Bn ^M i«P *0WP- w ■ X 

an)vcreontica, , 

Si^.e)eWuQ^i$i» l^cesi 
^eropio «ífámn8or«f, > 
Los péfaroa n^ ctnt^u ' 
Los atioyos noicofren» I 
Mo Mltat iop ijorde^roi, . i 
«oibay^ü lo? ,p?íi«orefiu./: 
Los croados no, i» f^^t% 
Los .«Mt.ttO <fW^eiL«o 

Digitizedby VnOOQlC 



Es que enfermó mi Fi1iS| ^ 
T está suspenso el orbe^ . 

4f un kiroe , 4Í^rtieiidé fue ^^^teie á h$ 

poetas , porqUf' éií^i Ut9^nfHfn^á'%a post$^ 

tidadiat ba:tí^w'deh$ h%ra^gégiruHdf%. 

Los lauros <^ eb lé 4íd habéis- '¿añado, 
A Marte no ofr^oaír^agrad^sckidí •! 
Vuestro nonAce:^v y ' *1 trhwfo'^ COnlegutdo 
Quedará en pocos a5os s«p«Ita4ó / 

e^^S^^l et«m<b0liMo¿ 
Mas si con esaso Victoriosas váiíaosK 
Os despojáis (M' irama^deU» %\(rt\Si 
Y á Febo dedicttavvuesinrhfKtt^fiÉt^ 
lias musas á Josuígüos ^ mal Js^a^ds^ 

ciid t? nc» f^ 'iov A 

.oíí ?/ifn cí d'.'vJu? &M 
Bime «^bHé^HiubftadlIo^ 
iQuáoiiaBTVQcetii te Wdlchoí^ 
Quee8B|Bcde$ Dá*^lí*r.afiéj<>i -9 
Quando te pida v*íft)? : ? 
Aflpche' , en t^¿> dé^^íftírme^ ' ^ 
líiiM^lé^ btt6Íi0 Miéi ' í>^ 

' Digitizedby VnOQQlC 



,J 




Me diste malo y nuevo^ 




y pagué tu descuido. 
Apenas me llenaste 






, í \ - ¡Doíie yeceset vidrio^ . - . í 


. vv>, '% 


. . .; .X^Hn^ne $ík^\^ ijQnteiHa ^ \ 


■' ■ - '1 


., : .^J^'indar. á 9»i^ jímigl>v* \ ^j v 


V. ...w 


Quando caí de espaldas 




(O.y, :JPer4Íd0< 10$ «BOtldoi^ -:.;,. r: 


•r 


Haciendo, de, ^miitmrtía^ c:, 


. v: * 


c',á';5&Iítfíío chlcaí y Joa^^ cjiiooiiií un 


<.ir-. ..V 


Y si«,:diida quedara .z,.^ .ij 


:^.' -.O 


.obBí^>el^attelo tendido, 




A^'llft^ítocarn3a ;Fcbo^ ^.i^ ^ >-* 


>. .;uT- 


^ . I i^s, ( rayos . diviníM, ? ; 


;.o.^ aO 


Quandt)í^e .w .cárpeca'i ^ 


/M G V 


Ilibata al medio fixo. k , 


...fl Í4.1 


. - .D»mfl , daaw ^íviejo. 




A ver si con su brío 




Y lajíunwij/ique salfe/^/. 




Me sucede lo mismo. 




YoflÍ.rttí «MCqrfiííte.'í^.a 




J^4*clwl^ üj tft3püraiko.i 9 ■ 




Qu^,je«,.a*|liH»e?tfcwiw,% o 




QuandoSíjiQyi^*tíft3TO)ay :■ \> 




DeJí^H^vqj^d-bíeojdel ii'íj^Of. 




Del blapíi^ 4.Wfi(i d^l^líntoQ 





dby Google 



39 
PASATIEMPOS. 

Sacó Fabio su ^ro de memorial. 
En qoe todó« los dlás apÉntaba 
De su importante vida iatt accfoQ<^ 
A la posteridad fioticins gratas: i 
Leyó de la semana i^técklente * 
La cuenta que escribió con plumaí ei^ta* 
{Lunes me enamoré : Martes lo díie: 
El Miércoles me diérQQ"^sperántas:v 
Jueves me amaron : Vi^h^ f^stfdtéttiei 
£1 Sábado di téiós , vi mudanzas: ^ 
£1 Dommgo iifcUnéme icit otta pairte. . • 
¡Miren una ¿emíanaliíkin gastada! * 

ANACREOütíCA. ) 
'ét w amigo seJbff fi^ ^^si^ ^# Ai ia 

Mldülclsiiiío^imlgo;"^ 
A^ü y á rtil quitarnos ^ 
Los versos con qué alegr^f * 
, Esta Vida pasamos, 
Era^ quitat ' la yerba" -^ 
Al '^fresco y vetde prado, *^ 



dby Google 



\ 



49 

El curfo al arroyuele, 

Y á .1101 a^res !f 1/ icantof 

y porque algunos necios 
,íJ!Wí«9Ían al Parnaso^ 

Al DIps .^Me nos inspira 

IJEIemof de $er ingratos? 

^ Acaso su defpre^io 

Equivale al regalo i k c « 

f . ;Coa que sueleo las znosaa i 

Venir á consolarnos? , 

2 Q?ié triuníos , qué victorias i 

^c. J^n^lzan M asoldado. 
Qué empleo al ainbicjoiq!, 
Qué nK>iie4^ al av;ar^ 
Con^qt.al ar^i^e p^ipho 
Peí Poeta inspirado, 
Quando }^fi|^ se diente a 
Del Dios del Pindó sabio! 
'• ""th 'tátibf V dé fortuna, ~ "^ ^^^ '^ 
Que al cori^bn humano 
Dan Justos 4 la vidaij/, 
Dan á 1^ muerte estr^g^s^/ 
L^musa nos defiende,; . ^ y 
Apolo no$ da ampafo. .,y 
Quando filjs me .of^/ide -j 
Poniendo un c^fío iogr^(o^^y^ 



dby Google 



4> 

T quaado tu Dorist 
JTe cb un loftaáte amaírge^ A 
iQuál cosa de este mundo 
Fiiditra Ubenarnoi 
De darnoa cruda muerte, "^ 
O devhrir pentodo, - 

Sino aquel desahogo ^ 

Que im Ja musaieiMiQotramosf 
Sino aquesta dulxura T 

Con querría «uele^habtirisos) 
Entonces en* enverad- a 
Beacamof mil enf^oís^ ' • O 
y voltwmDS-gMosoa '^ i 
En buKa de bf)M)8 tantoa» ^ 
Pues de 4a dcga dioa» - ^ 
Los vaylrénés ttíctagoSi ' - 
Qua^o^ eaAiga él bbe^, ' *^ 
Quftoda preofia-tA malvado^^ 
I Cómo puede sufrirlos- "> '- 
Un corazón humano, 
Sino como nosotros 
Solemos tolerarlos! 
Despreciando sus premios, . 
Su cólera burlando, 
Y todo ¿in mas armas, 
Que la pluma en la mano» 



dby Google 



4|fc 

A& A CREO N TICA. 

I Quitfo es aqtiél quebiXÉ 
Por aquella colba^ 
Jjb botella eo la mano, 
En el rostro la Hca^ 
De pénifAiios y ytátm - 
La cabeza cefiida, 
C^roMto de. engate», . » 
Rodeado de nnlngis, -i 

Que fd $00: 4t los patdercfi 
Pan voees de alegfia, V 
C^ebran siitrhazafias, [ 

Aplaudíon su venida? . ^ 
Sin di|da 5er¿ Baco, , j 
El ^i^dre de Jas vifia» •> 
l^ues no , que es el poetn. > 
Autor de esu leuiUa« . . 



dby Google 



«,'3 , ,. '; 'ANACPIOMTKA. -^ . , . r. 
Dévahiendo á das amigoi ¡as coplas que slhs 

;rl^int^ íliyiH»ms:«iaiio% c %n) <V 
De Venus y <^r^afio, • - j ' , ' 
De no haber ^ettoictMlo 3 . ,/l 

No puder4fi0ttipañaro% ; 

^: irY#: tofUaQck) Jr Jirt, ' 1 í; t. ; < 

Ya tomando éa<ii,Tasiw;u r ..; r 

YmHiiiofé q^ee^ lott versot ^ ^ :^ T : 

/ ]M[e>.f»iK»itttf ambos, i r "^ 

\o^:.iOft unciera bebi^ndoy í» : ;*'-;.., / 

Y qqedára imgadoi. (itiuO ' 



dby Google 



44 

Cofta de FJoAnáa^á'impMfi^kl Conde Dalí 
Julián después de su desgracia. 

^ -Stítef.y-^líuw ya no AAe^- -'^ - «wtiai^\ 
Apellidarte padre 4i§»e»CB Hristet 
A quien el astro aleve 
Arrebató el íostíótqaett Wá^t) 
Te envió dóñ m'i<i^ttM ^ 9fúébVéSío: 
Mezcla tú mis reit¿lotae«i^oá ^ Haiito» 
¡ Ay ! trémula emi 'fe^ "{ ?» - ^ í>^ 
Bor^a los caiQCtéiies^ ^e tescfilHai '^ 
Porque el chBÍor^'iáliaffp ^^*^ ^" '^ 
Agita con tembtoin \é (Sliiifya^ttga:^ ^ ^ 
Mi mano eorlnfortunio tan <l¿<héclto 
Imita lo agitado de mi pecbo» 

Conozco p^ mi aHeato, i ^ ^^ 
Antes que aquesui carta ha^^ ^dáKirses 
Tendrá nuevo .rtoimencé ^ ^ ' ^ 
Mi corazon'^es no poder vedfaaivefi ^ 
Florinda morirá i sin que en ftodrfgo 
Vengues mi hopoor^ caetigoes tu eá¿migo. 

Quando tan fuerte^ sea '>■•- -*:' ^^ 
Mi pecho , que i sus males no se rinda, 
Quando mi padre vea 
Su honor entre desdoros de Florindaj 



dby Google 



4f$ 

Milito te qued^Uyr^^ f«df9 aonrfo! 

Y ouestro ho|^ a^í^bíio « y ao ?eiigaclo« % 
Mas auoque .no resj^t^ : . i . [ 

]|í¡ fuerza ü }§^ jgoe^^i» 4e taq^iesailib ^ 
Mi tu if|felicff vista ^ ,, . 

A;^.^rfi dfisdichad» imrarla|. , - . J 
A la posteridad estos, renglones ^ 

Acaso serviráp, jcpmo lecGkHie8.r ^ > . . r. ' [ 

Ai joven Don Rodriga • .;^ X 
Hermosfi ,pa^i ; U^m^me Jietjiposa;, 

¡ Ay ! sobrado te d^o ^ . . , A 
En frase ¡(^ spncU)a y^a^rpsa! . , . ., i 
El era Rey y jóveí^ > y efa an^nts) , . 

Y yo muget^ hern^o^i^^ ignorante» ,, a, 
¡ Con qué tiernas mirlas , , , 'i 

Me declas^Md.ao^r que me teniMi .. /{ 
¡Qué voces disfira^ades . ' , ,f «,.• ;< 
Con estudiado entilo prp&ria! < v . : vi 
Sus «ojos y su boca se Hg^faian^ 
Contra mi cocasop,) y del tKÍen&bas. ¡: r t 
Mi corazón, ageno o (, 

De lo que amof se, llama, ennre los necios, ; 
Se tuvo tfm s§%^QOi^ 

Que poi^9lbag9r.tiernop.j^¡6;(j|^spreeio^ j^ 
Pero de amor la inexpl^cablji^ ll^mfí\ i /{ 
A veces en ei^ ^gp^nias se .ioian^ c.* A 



dby Google 



¡(¿iié ílaltai no intentaba / ' '^^ - *'^ 
Parft lograr aluS' fines SBntuoñs! ■ ' ^^ ^ 

La corte se admiraba^ . v • 

Ignorando las tatiáas asombrosas: • ^ í ^ 
Yo sola no ignoraba de estas fictas 
La causa y oonsécnencias : ¡ qué funestas ! ^ * 

Mil veces al torneo , .' A 

El mismo Doo R^xlf ¡go se.v^ia \ .*-A 
Las alas del deseo " . * ' 

Mezclar coq las "del trage que restUr . ' ^' 
£1 trage , la divisa y 'fe libter '^ • ^ ¡ 
Los fines me ekplicabifn de su idea. ~ " '^ 

Mil «otras se |k)síiíraba • / * 

A íu triste vasalla W Soberano: ; ^^ ¿ 
Rendido me juraba ^ ' - . 

Pondría sus dominios en mi manó:* 
Alguna vez mas baxo Se abatía, ' ' ' * 

Diciendo que á mis pies todo pondria.^ * 

Las cargas del rey nado, "■ v^* • 

Tan durai <le llevar, y tan precisas, ^' ^ 
Dexaba descuidado 

En manbs , ó malvadas , 6 indecisas; * '*'^ 
iQuál podría mandar un reyno enterb» ' '■^' 
Quiens era' de otro reybb prisionero 7 

Por fiti los maliciosos, 
A cosu ét ^svc^és y^cbidadosv^ ^^ 






dby Google 



47 

Supieron }oé dudosos 
Motivo^ por. él mismo dedamdot. - 
Comenzilroii sui tMOOS artiíídos; 
A preparar mayores precipidoi» 

Algunos , ignorando 
Que «L pecho femenino mas wuh ' 
Suele rendirse blando 
De la soberbia 'al tono Hionjero, 
Quisieron deslumbrar el pscho oiio ' 
Con ideas' de mandas f poderío. 

Decían : que Grandeza» 
Palacio, Espafia coda , «1 mundo entero 
A mis pies su cabeza 
Al punta xendiria ccm esmero; 
Y que aceptase el lauro pit>digioso 
De ser Reyina del Reycmas podeMo. 

A todos resistía 
Tu bija: combatida de noül modos: 
Solo se defendía - ^ 

Mi Jionor y qae^so oponía contra todos: 
Contra el amor , en artes abundante, 
Solo el l^nor. consigue ser trlunfímte; 

Triunfé : pero Cupido; * ' 
Viéndose dei mi trionfb avergonzado^ 
Y^-iridndose vencido, - < 

A todos |oa deHtfS;4Vi^ptadO| ^*^ . " • 



dby Google 



48 

A la astucia juntó ya la demencia^ :< ' 

Engafios , amenasat y violencia, r . . 

Un diá ({con qué agüerot ' 

Me lo predixo el cielo! ¡coa qué susto !}^ 
Con aspectos severos .. - 
Nublado el? sol no i vio al Rey injusto: ^ 
Un negro gavilán vi que s^uia ^ 

A una cierna paloma %ue ie huía* í- 

Yo vi/ que á una, cordera - 

Un lobo devoraiMí ensangrentados. > 

Yo vi su safia fiera ! ; ^ ' . 

Al pif de mi: pajlacio desgradado: • 

¡Necia de mi , que con agüeros tales 
No me temí 19$ oaas. atroces males I < 

En eser mismo dia ' 
Rodrigo, ^e lla^ó^y .^ ^0» dtxoí -'^ 

Tu noble valentía 

Venció por fin á> mi ¡fervor prolizo: 
Admiro tu virtud , y la venero, . 
¥0 mismo envidio riin peofao tan entero» 

FJorinda , ye sst acsba 
De mi pfrseciiciop toI necio empefio^ 
Aun mi alma se alabe > . . '. 

!De humillarse, á i» fuerza de tu ceSp?' ' 
Vive felice sin temor ni .sustof / ' '? 

Ya no aspiro á (Bisrguaio^sd. tu^^fusto.: / 

Digitizedby VnOOQlC 



Kis lágrimas siguieron ' ^ ^ - í c ^ ' t ' - *í V 
Del gozo á jflT'ÜDrpieiesa^de mloidO) • r > ' 
Coiw>..silg|iiir M» wvJérdQ '- i í 

Al susto oh t.étro tieapo: OHioddbt} - - 

Y mi alma con tao nuiovas ixniítaciouiQS r /. 
Lloraba, y ap\att!dta¡ jstis bfauoncs* ^ i .* ^ » 

Al fin agradecida * X ! ' 

A sus pétetasdp0rftiéÉie.pf«sut«8: 
Jurélr qtt^ ccn-i la viílá.j i 

Olvidaría .aiecHw ífiap ^©nftosa^ - , . .. .1 

Y que la sangre tod^ 4« mi^ S^i^* :i< / 
Vertería ^efetíJU;0bs4qiiÍOjfCivwontf.íoí i r 

Iba mi eotendimientp . ,: j. . : n íg ,■• < V 
Con >ísgrímiis.^y;>^i%9ees i i^x^liwit ;,: í_ /> 

Ena«!ifc:íígrftd^p»Íe^p$ -H , ii ^u y ; : i oH 
Quando mi pQr9«^.s««lAtitiKl»aWif. i -^Ij n:H 

Y con el nuevo. %9m. 4|ia(^s|l9io-.a h\i(,^ ; 
Caí entre s4s \ktv^o^já9m^^%ñ loq suv ;J4 

¡Mas cielo! mi hcrqsín^^^^^::q eí?ii! Vl9¡ 
Sin du(j%.9i»í»í(Qs U*¥t^ ^:m%i\§^fi3^^{,^ (3 

Y su osada Ipci^íii:: ..s.íM.r.v , i? .uífirs'.^v 
Nuevas fuerzfs^ ^niió j$^r,^i-^aqu^z%;cr;7 {^ y 

Y mi alma entn^ ;já> ^q^af #,|l^,gímf9l« 
Dexó de ^f^tj^ ooffiOéea^ílíi -vid%,^£m;jt^;,..,^^ 

Volví del accidente: ^ i ^ .oo '^f»^ </.''. 
jOxalá qu^,$í:^,,y¡da^o »<i|4He|aA:u ti-n A 
Tomo lll. 4 

Digitizedby VjOOQIC 



Y Rodrigo imoknte ^ 
MirábaTne^cóii complacenda ñen^ ^ 
Diciendo: |vcs, Florinda ^ como €l Cido 
Favoreció mí ardor y m dcw^l 

Lo que tú hat resistido 
CoB tan ciego xeson y tiranía, 
Ei Cielo ha permitido 
En un instante*: ya te í» he^ho nía.: 
Lo que ha empelado el Cielo prosigamos 
En dulce unión el tiempo que i^vaaroa.' 

Al oirltf, y^iriltarmei 
Kompi los ftudos que su braao Im^a; 

Y fiera al arrancarme. 

Cobré la ¥ékyy-9\ tiempo que ^l hu^ - 
Dixe: ¡Ay de tí, Rodrigo ! tus maWadfea 
Han de Woéit Ica^ míseras edadei. 

¡ Qué necü t { ^uát sonaba 
Mi vo» por el paladea dtí delito! 
¡Qué triste publicaba * 

El críméi ite RíKltigo y mi conñlcti^! 
Vengapta, si, vengaoia repetía^ 

Y al Cido y * ia' tleíta la pe<Ka. 
sVletído qlic tierra y Okld 

Sordo* estaban; si^éfre i mi» oWof, 

Solo prfi consuelo 

A mis UriÁes póieiiiBita y leátidost 



zedby Google 



¡Excesos 9on ^4^ íu ypi^t^ insanos i y^ 

Quise matar f:ú Rey.cpn «stas pia^nos^ . /> 

Pensé yo coovicTai^le. . , . , .^ 

A nli jaridiQ ,, cpo: fk^^l fiqglaiíeiitp ^ 

Mi p^b.0, prí^entarl^, : , , r 

Como cy^bis^n<^o^% g^sto.rsti tormento: .^ { 
Decirle que podia sin recelo 

Y al tiempo qge. A,, \^exneiíte,_i 
Con la amorosa llarnt deslumhrado. 

Se llegase inips^ci^tiff , , ,:, . ,y ^...^ 

Con un pufíal íz^m fn svl.^%01^e%^ ¡^ ,íni ^.'> 
La manch^^f rf^Hjiji^ ei; my, 9^»^ 

Mas sin duda los^Rj^^ . ,. , ^ ^^v. ¡^ 
Son de tan superior naturaleza, 
Quáila»%«%iain8 Aye»^<^' -.;/uko\ ^^^Vrv.t^'6 
Humillan el rigor .y^flnm^esa; 

Y solo pueúg^j^if^ gor9J9at5»;,^ sCy 
Quien maneja los ^sísfi^.y, íu^^(i^^. „ j 

Ya me h\m,^s\ ^^^ r. /. . ■ vA A 
Para la grave en^f^ jspei^ítad:! : ^ ,j| 
ün impul¿t,,vio^i^tp. , .. ,,,, ;,/ ^ 
Me detiene la mafli<^^evei)t^a| ..;;4 ^j 

Y en tan dudo5o,^^i|ro.y,crueí:;^i^m^ 
Voelvo el puñal S9^tWiJWíP^9-'Wf°«íl4 

• • • 

Digitizedby VnOOQlC 



Y ¿plinto (¡quién creyeti • 

Que faltara á Florínda váléntiá ! ) ' 

Que lo emprendo severa, 
Tiembla c^arde aquesta diestra roía t 
y asi á mi padre en mi desdicha apteloi ' 
Por muerte i pof honor f^jtoi con$\iéAo. 

El poder Sel ütú en el ^undó. 'Ditffiéo entti 
Cupido y "ehPbefa.^ 

Poeta. Tu imperio ya W acaba : 

Onarda , niío ; la* flechís len fe a^abt. 
Cupido. Pues y Ibs^ corizonééj • 

•|Cómo hati dé éoñqüistarsel*- ' -^ 

Poeta. Con dobieméá/ '^ ' ^' ' ' .^ 

^, .-.-, ^.tt -'i-- - • í '-'■ ^^'• 

SeneUlae ponderaci^Mexde ^.pat^^i^^^ 
*^zx paefora. > f' ■ • ^^ 

De cstfé'feíoad ponderaba 
ün fndcentc pastor -^ 

A Ja ninfa á quien amaba ^ *^ ' *^ 
La eficacia ^t!¿ 'su amor. '-^ ^ 

jVes quántas florts al ptate 
La Primavera presta? 
Pues mira, duefibadorsÉdO, ' "^ ! 
l/tú ttcel te ^qttleró yoi ' 



dby Google 



1 Ves quáiita arena dorad) 
Tajo en sus aguas JJeró ! 
Pues mira. Filis amada, 
Sfas veces te quiera yo. 

2 Vea al salir de la Aurore 
Quáota avecilla cantó ? 

Pues mira, hermosa pastoiai > 

, Mas veces re quiero yo. 

I Ves Ja nieve derretida 
Quáptp arroyuelo formó! 
Pues mira, bien de mi vida^ 
Itfas veces te quiero yo. 

{ Ves quánta abeja industriosa 
Be esa colmepa salió S . • 

Pues mira, ingrata y hermosfi» 
Has veces te quiero yo. 

{Ves quántas gracias la mano 
De l^s deidades te dio I 
Pues mira, dueSo tiran<v 
Mas veces te quiero yo* 

A ht dipi dil Exc^eniísimo mMor Cwd0 

í , . í 

Salid , ninfas del Ebro : 
A mis voces: juntad vuestra annqnie; v 



dby Google 



Cantad al qftié eéfebro > 

En su dichoso jr desetfdo día; 
Salid , ninfas , ctntañdoy 

Y el eco suene- con acento blando. 
Una trd^á lí^rá ' 

Pe sátiros y faunos , y silvanos» ^ 

Impaciente ós espera, 
Venida de los montes mas lejanos » 
Para formar lu danza ^ 

Y lloran tristes* ya vuestra tardanza» 
Las aves lo supieron^ 

( Sin duda de algún námen inspiradas) - 

Y mas prontas unieron 

Sus voces por los cielos concertadas: 

Y con VOZ' mas sonora 

Mas presto despertaron á la Aurora» 

Apén^ del Oriente 
Abrió las puertas la rosada Aurora, 
Quando el prado y la fuente 
Vistió la mano de la diosa Flora, 
Begando el verde suelo 
^W^P sotooró' y liquidó arroyueló. 

Pisad , ninfas del prado, 
Con libre pie la rosa y azucena ; 

Y del pelo dorado 

Caigan iá^ pértiis éa la orilla amem^ 

Digitizedby VnOOQlC 



PorqM «d«rao mtt b«ik>- n -. «^ * 
A vuestra sien dará: ^i tmm t t o «ibdia 

¡ Egregio Villalpando! > •: 

Asi caofabt ya eos basa 
Y lira humil^ie , q^aodoc. 
Seori eo initT'Meaas int^ «(4ota 
Qual suele de repentp ít t i f. - o / .V 
De ptoa^roCar un igne^Ttoüealt: 
T asi como se extiende ^i . - 
Por cami^, valle , prado^, Éakray soaie 
La llama, y mas se,eii«ieode, n^ 
T phrece abrasado el >oríso«te| 
Asi sentime luego . ^ ' - 
Todo ^lotapdtdo, ctt rom sagrado,; ftiego«fi' r 

No pisa mas osada< t . . ^ i > n >: 
La Xc^^je^qbe asMida. lo ftiluroi > ^ i 

La Pitica inspirada, ^^ • r . ' - ( t / 
A qoien Feboabneelflibro sieopieiobaeiiro^ í 
Donde están estampados . i ~> 

Los divjoos secitetos de loe hvioi. = A 

Ni se le herisa el, pelo, - ^ ^ ,> 

Ni la voa se^ Jetiirba .^en la gargátota^ ^ 

Ni mira osado al cielO) ,• / 
Ni lleno ya de fucreaiae kiratta 
Con el ardor y asombro . 
Qae|tt.ateMJÍeiiM^.qBaiidayatq neabra^ ) 



dby Google 



Ni del roigo proíaao ?r'n ofioN aü^i^^T 
La turba.cdfo6c« nr^erestft «Ido - i-.v A 
Al tono raa« que hifnano, » ' «^ i , 

Que el Saceúkn^dPMo. ht pmferidoi' ^ -' ^ 
Con mas sagrado es^to^ ■^. ^ \ ., i., .^ u '^ .' 
Que el i BÉ M Ji i^ inKéyi 4^m. stwgombie caniou' - 

Ya veo que del rio^j . • i • > » .. . . < 
Cuyo DombMdlnpJt^iinido «Espsfia «ntefa^ (' 
Al fuerte acento mió, ■.. . n- r 

Sa]e£elomo|sui« ddk¡o$c>jcon £¡&2 «evera» : ^ 

Y tridente en (hirniMio, > . / , . > ; 
Igual al deib^tMdi^oberaiia^ " ^ , /' 

¥a aparta. del cabello < . i .' i 

Los jinie(^84ty>'l«i^cfoiioliaBdy corsk»; V 
y por el duro cuello^ «í» » 'i ' ' 

Lo esparce Btf.ibrgfasítrciuias^id^igMlcís,) . I 
Con la nervuda diestra, .í'-^ » í >j í > . 

Y jft^ avaha dffvntc? yisiis 'amigas^ múestnit> A 

Con la siniestra 9^áesL ^ 1 

A su gran «bobaííiBD' caracol ^^orreado^ ^ «^^ I 
Que sus voces di^plica, ^ > ^i1 .' - "> i'^l 
Causandfi lir $cq uo; nimoai oiiio estruendo : i /[ 
Siete veces le toca, ,; -> :s c . o . m : ' 

Y siete t¡enabia:^a( asrenm-íocs. t:^ ^ ' ••' 

Y mirándome adusto -^ - { ioljc !.*• '- > 
( Sintidiabiiqíieniinvmoiital ^¡hMk» áitanto, . >* 

Digitizedby VnOOQlC 



\1 

l^ue cofunneva á su gusto 

A las m&oHi* «kiteles con su €«nlo) 

De eovidia y rabia ilanoE, 

Vuelve á sus« oodas ipor su verde seao* 

Detiene su corrieqte ' i 

£1 Ebro, 3F sd-^sbasga la emki pura*: 

Y hacia el golfo de orioite 

Su curso, ODmo., suele V no apresura } 

Y Neptuno irritado - - * \ 
Echa oiéiifls.el.&uilo aoostuabradOb 

Ya del tranquilo rio 
Las inioCif t y triioates: ovaai stlieedo: • 
Estos coa grande brio 
Las importunas olas, van abriendo ^ 
Porque salgan gustosas 
Xas ninfas pct ^us "cenchas ^frimofosas. 

Zagalas y pastores. 
Que esperaiái en la orilla su llegada^ 
Decid y I si otras mayores t 
Bellezas. riríé jamás mesera noradaV' ^ 
Decid , verdes orillas, » . ' 

I Si nunqij visteis, tiles maravillas I r ^ 

Apenas han salido ^ 

Del agua, junando dan dulces aceatos > 
Al eco suspendido, . ^ I 

Y su gozo ise aq^aice por lo» viettés. > • 



dby Google 



Decid , aves canoras^. 
I Si nupca wtm Tocet ti 

Ya la mansa coütriente, ' v 
A ]a«OiiUa fe^s bien <^^ñd¡ada . - 
Las lleva blandament* ;. ,)¿ 

Y los .Uttonea «enten iii negada^ < 

Y sacando hacia fuefa i c 

Los bracos ) cada ^qu^ Jai suya eapent 

Uno, que mas desea' 
La vuelta de su «nada ainfii, dmr 
Vuelve, mi Calatea^ V 

Vuelve al i:oliataote amor<d««sce ioMké :: 
Asi la Cipria Diosa <: - 
Te haga c^da, día maai harmost. 

Esto mismo repite 
Cada qfial i la suya con terneaa) 

Y sabroso convite 

La prep^a en ae5al de aa £iieta 

De peces y de frutas. 

Que el rio cria dentro de ana gmtaa. 

Pero ellas no se cuidan 
De taato aóhelo y.de dulsura tanta» 
Viendo que las convidan 
A herir el suelo con ligera planta . 
Pastores mas hermosos, , 

Y sáti^i y fiíufMii Jbfülicioaai. 



dby Google 



Témplanse los t>anclef^sV* 

Y flaJtás y'z^oípofias pastorilesi " 
Con los suaves gilgueros, 

Y zagales con voces juveniles ; 

Y con sus blancas manos 

Tocan lad^ 0ihfas sones mas que hanoaóos. 

La mas^ bella levanta' 
Al aleo éHinpo tu ^eminente cana^ 

Y con brio te canta 

Superior aU pOder de la fottona: 

Y viva RicJa , viva. 
Exclama el coro de la topoitiva. 

Otra su voz ofrece 
A lo benign» do tu noble pecho, 
E Igualarle parece 
A los iñ£uzos del empíreo techo: 

Y el coró junto . exclama. 

Que Riela viva con eterna fama* 

Otra dice , que fuiste 
Al reyna úlriinamefíté del gran Cirios: ' 
Que á los indios pusiste ^ 
Baxo lu atnpaío para réséaterlos; ' 

Y el gran coro vocea, ^ 

Viva el gran' Riela , venturoso sea. 

Otra ninfa te canta, 
Venciendo con estrago á los germanos^ 



dby Google 



Y dice : ¡ quánto «panU 

£1 hierro , si lo esgrimen esas inaiief ! 

Y el coro que lo ha oído 

Repite : viva guien triunfante ha sido* 

Otra dice: tu zelo 
Para, las armas del hispano Marte $ 
La bobeda del cielo 
Vuelve mayor su voz para alabarte; 

Y el coro escucha atento, 

Y dice : viva , c^a sonoro acento. 

A cada ninfa hermosa. 
Que cantaba con zelo tus loores, 
La comitiva ansiosa 
Ofrecia guirnaldas de mü flores, 

Y ella se las quitaba^ 

Y en tu estatua de mármol las dexaba* 
Y el tiempo , grave anciano, 

Con hoz irresistible y destructora 

Se aparece^ y ufano. 

Mirando ó laquadrilla que te adora. 

Dice: éste será ei solo 

A quien d^nda de mi btaxo jipoh. 



dby Google 



ANA'CREQNfTICA./ 



Vuelve, mi dulce Ilrt, 
Vuelve ¿ tii^cístflo' humilde, ^ 
y dexíi á 1Q!5 If omerof , 
Cafltar á los Aquiles. 
Cytt,qá'^;.c^a!5aj£ '^. y, ^: A 
Con tonos pastoriles ¿ 
y los épicos íjncpfoe ^ ^'>t 
A Virgilio no e^ividies. - " 

No esperes <m U Cérte ^' - 
Gozar dias feHoes, - 
y vuélvete á laafcleá, * .^ 
Que tu presenciar fpMé. < i c^I 
ya te aguardad «tgales, '< A 
Que con flerét setir^tcu, '^ n ) 
y adornan sh& adbesn y i) / 
y cuellos ji^oUeSi . í v * 
ya te espcüanr.fastoiDes,; t . ^ £ 
Que deseosos i^vtníc :.\ ; I 
Be escuch«c.t«8 roaocioaM^ ? ^ r 
Que con gusto repíce»¿ i . T 
y para que^nts voqi^ ^ v.! i>CL 
A los ecoii^idmlcMi u' . ^ s^uy 



dby Google 



T repican tus versos' 
Los melodiosos cisnes; 
Vuelí^-, m¡ tlüice Hra^ ' ^ 
Vuelve á tu tono humilde, 
Y dexa á los Humeros 
Cantar á Ipí AíjUi^es^ j r 

jí lat hodaf dé ¿eshü* 

.í- ■"■..'■■) 

ANACR«aííTÍCA.^ 

Apaga, Cufridof ./ f 

Tu ligera. liad»,'' i , A 
Si enciende Hlniené*: í 

Sus antorchas .siorai . . .> 
Respeta de LesUii r ? v . ¿ 
La mano ügáiia « \.^ 

A la de,»i ituefe i . ^ ^ 
Con tiernas fiiraa^daté-* ' 
Virtud y OMáestía^ n>' . ^ 
Honor y constancia^ ; • i. x 
Por medi^^jdeKt^mplo :' >^ > V 
La llevan al r.arff¿ > .y 
Tus iHOMs^tami ?pocai 'I 

Para arrebatarla'* c ¿i - • ^ 
De la tro^^ñierte, ^ ■ í> t , Y 
Que ya la «eotnpáial^^^ ¿'^¿ A 



dby Google 



4^ 

T si ti^^mfcntof ,. 

»f ■ - - . 
A tanto llegaras^ 

Vencido V- abatido^ 

Burlado ^^oedárif t > ^ ' o 

y nuevo tiofeo i 

Seiia tu aljab» -J, l . . : 

Del triun^ lefuiso^ ^ o > ' . . 

Que honor alcanzará.' ^ 

No mas me*^^ presen»!. 

Con lifoojak fflsat^ ^ ( / 

Mudables ciníienoos ^ . 

Para ftñ eaperans»! : c . .i 

Que de,«ue inrtucl«% . -I 

A la luz, sagst^daj^ , : '/ 

Huyen ^s ideaa : ,^ 

Culpables' yovasMv <^ ' ''? 
Como eft-dBOclM cbacim 

Entre las n^ostiafias v^ 

£1 miedo ^•l.riajaLni». . • .'> 

Pinta s^mbftts «tfiasi. ^ . i . ,) 

Hasta que del carro. r Y 

De Febo^las Itemaa, t -'< 

Esparciendo iucec, > 1 

Disipan fantasmas.; . . > 



dby Google 



ANACREÓNTICA' ' " 

Unos sabios gritaba^ o l i . 7 
Sobre el sabor y.iioaibrc ... H 
Del licor que ofrecía 
Ganimédes á Jovo : • < i : ^. 
En las celesto: nrasat» a : : ^ i , 5 (X 
Convidados ios dioses, . i i,u() 
Suspensos los lucesos^* \ 'ínm o /I 

Y admirados {os hón:áireS';ií n:>l> 
y yo díxe á snns Filis, \> ^^r.-.yM 
Déxales que ^en voo^.: i \ RxrM 
El nombre i^asb iiñfostm :>i^ Jk.<P 

Y del sabor, i[espoi|cte,^ui i A 
Que será el que cú^dexas^ "^ ^^l'H 
Quando los látaos foi^s ^^ 
En la cepa::ed québebaír} . j3 
Los bécicos r]icoY«B^ ? ' -i 
Quando contigo bebo, ' ^ i 
Quando coqmíga comiMr;^ ^ - ^^ 

Y déxales que griten ^^ *; - I 
Sobre el sabor 7 nombre- ' > *' 
Del licor que^iif^etiapí í*' • • >i 
Ganimédes á Jo9e.<^ • -i n^ .C[ 



dby Google 



6f 

■ CUENTO. 

En el obscuro bolsillo ' 
De un mllserable avariento 
Keynaba un sumo descanso^ 
Duraba un lafgo silencio. 
Ni Sol ni Lumi podían 
Enviar • sus luces dentro^ 
Para dar un corto alivio 
A los tristes prisioneros. 
Ya de esto habrá colegido 
El lector , como discnreto^ 

Y sino ^ como atrevido, 

( Que suele . valer lo nMsmO) 

Y mil ^eces confundirse 
Discreción y atrevimiento}} 
Ya habrá., digQ , discurrido, 
Como digo, de mi ciientOf 
Que los tristes habitantes 
De aquel castillo tremendo 
No veian los teatros^ 

Las máscaras , los paseos^ 
Los baiKiitetes^Jas ^sitas. 
Las tertiéii|s y los juegos; 
Ni tampoco ibai>' á hablarlet 

Tonw UL 5 



dby Google 



66^ 

Aquellos hombres mblestof. 

De estos que hay , que por. hablar. 

Irán á hablar con los muertos. 

Solamente en él entraban, 

Siempre de noche y con tiento^ 

Del dueño de la prisión 

Lps largos y frios dedos: 

Contábalos uno á uno 

Cien veces , y aun otras ciento. 

Pues , señor , entre los tales 

Tristísimos prisioneros, 

Los habia muy alegres, 

( O ñlósofos , ó. necios, 

Pues solo en estas dos clases 

Se ven pepas con sosiego)^ 

Y por no saber qué hacerse^ 
Se estaban entreteniendo 

En contar las travesuras, 
Que los malvados hicieron 
Quando andaban por el muodo 
Campando por su respeto. 
Oyólos un ratoncillo, 
Vecino de mi aposento. 
Que en él suele comer libros. 
Porque no halla pan ni queso^ 

Y codo me lo contó, 



dby Google 



«7 
Prometiéúdole el secreto^ 
Porque el ratón y yo somoi 
Amigos y coúipafiero^, 

Y pasamos ttuestfas hambrea 
El y yo contando ci}encoS4 
Asi dice que decían^ 

Oygalo el sabio , y discreto. • « 
Pero no quiero declrlOi 
Porque se oyeran enredo^^ 
Culpas f delitos y fraudes^ 
Osadías y portentos, 
Que prueban lo que eé el hortibréi 
Tt lo que puede el dinero* 

LETRILLAS PUERILES. 

Dé atnotet ihé muetúg 
Mi madre QcuJid^ 
Si no llegáis pronto^ 
i^ereisme morir. 

Catorce ailos tengd^ 
Ayer Jos cumpK^ 
Que filé el primer dia 
Del llorido Abrilj 

Y chicas y chitoií 
Me suelen decir; 



dby Google 



6» 

{Por qué nó te casan^ 

Mariquilla? Di. 

De amofis me muero , (íe* 
Ya sé , madre mía^ 

Que allá en el jardia, 

Estando á mis solas, 

Despacio me vi 

En el espejito 

Que me di6 en Madrid 

Las ferias pasadas 

IVIi primo Luis: 

De amores me muero , (íe% 
Míreme , y míreme 

Cien veces y mil, 

y dixe llorando: 

¡ Ay pobre de mí ! 

{Por qué se malogran 

Mi dulce reír 

Y tiernas miradas? 

¡ Ay nifia infeliz ! 

De amores me muero , (ic* 

Y luego en mi pecho 
Una voz oí, 
Qual cosa de encanto. 
Que empezó á decir: 
Ls) niña soltera 



dby Google 



I De qué ha de servir) 

La vieja casada 

Aun es mas feliz. 

De amores me muero , &r. 

Si por ese mundo 
No quisiereis ir 
Buscándome un novio^ 
Dezádm^lb á mi^ 
Que yo hallaré tantos 
Que pueda elegir, 

Y de nuestra calle 
Yo no he de salir. 

De amores me muero ^ (ÍCé 

Al lado vive uno 
Como un seraífin. 
Que Ja misma misa 
Que yo suele ohr: 
Si voy sola , llega 
Muy cerca de mi) 

Y se pone lejos, 
Si también venia 

De amores me muero , &^. 

Me mira ^' \e íbtros 
Si me vio , le vi ^ 
Ponerse mas tffiCo 
Que el mismo cttoún^ 



dby Google 



70 

y 3i esto le pasa 

Al pobre , decid, 

jQué queréis , val madre» 

Que me pase á. mí? 

Pe amores m0 muero ^ Üc. 

En frente vive Otro, 
Taimado y s^^\U 
Que suele de pa^o 
Mirarme y rwj 
y disimulado 
Se viene tras mí» 
y á ver donde Uego 
Me $uele. i>e§uir; 
Pe amores m^ fimero ^ (3». 

Otro hay que pa«e^ 
Con ayre gentU .( 

1.a calle cien veces, 
y aunque diga miJ, 
y á nuestra cria^n 
J^a $uele decir; 
j Bonita ef tu am^i 
jTe hahl^^de. ^í . 

Pe aifiore^m^.mwffO^ 

S$ no ilegait frankí^í - •. 



dby Google 



LetfiUat tattricas imitando el estilo di G4n^ 
gofa y Qaevedo. 

Que dé la viuda un gemido 
Por k muerte del marido^ 
Ta4o veof 
Pero que ella no se na, 
Si otrcP áe <^rece ea el dia, 
Jüío lo creo. 
Que Cloñt me diga á mi 
Solo he ^ quererte ü ti, 
fa h ifiot 
Pero que siquiera á ciento 
Ko fiiga ^ mismo cumplimfento^ 
No h creo. ^ 

Que los maridos xelpsos 
Sean jrmí f usirdias que esposos^ 
TaUlweoí 
Pero que estén Jas malvadas 
Por n^.gitórHIas mas guardadas, 
No lo creó. 
Que al ver de la boda el trago 
La doncella (ét rostro baxe, ' ' 
fá lo meox 
Pero que al násme ^omtMito 



dby Google 



7« 
No levante el pensamiento^ 
No lo creo* 
Que Celia tome el inacido 
Por sus padres escogido, 
iTa ¡o veo: 
Pero q^e en el mismo, instaptd i 
Ella no escoja el agiíin^.;: 

iVa U creo, > -. . ¡v -M 
Que^ae pongit con primoc.^ . i?, 
Flora en el pechg ifoa^.^Qr, 

Tm h veo: > . 

Pero qufl astucia no $m . ;; 
Para que otra flor ^se voa, * ; 
ffo 4p i:re9i, 
^i^e en p\ t^^iplo 4f C^l^Hto c .: 
El incienso es peiriui(i4^. ,i 

2*4^0 veo:, , vv -^ : í."» 
Pera qne el indefiSQ basre, ., /» 
Sin que algún orO: st ,gi|ffte» i. 

Qae el marida á su mugí»;, i 
Permita todo plaocür^, ... .1 
^ j, ,;rif /a v^q-: . , ,; : ^ 
Pero qu^ ta(^ pegOjSfa, , í 

Que lo que vemos 09 vf^ c 



dby Google 



473 

Qtie al iDarklfO.de -su midre 
Todo niño llame padre, 

Pero que. él. por isas cariño 
Pueda llaamr hijo al ntilo> 
fjPÑf h fífeo: 
Q(|e Qaetf da criticó 
CoB mas sátira que yo^ 
i Ta ¡o Win 
Pero que mi mun calle, 
Porgue mas materia oo liaUei 
? i\ra ¡o ereú. - . . 



O T R A & 

Qué un sabio deomiü ihameot 
Uame locura al^amorv. 
, Ta h iDéot. t • 
Pero que no se ealo^iésca 
Quaado. otro-, huiiiodr prevalézcaí 
Jih h tf0Oé ^ 
Que una doocelda guardada 
^Eíté del fiaumlQ, apartida^ : í 

Pero que no «mera ctíl*. 



dby Google 



;74 

Por telir de «er doncella/ ^ 
No h €f9o. 
Que un filósofo muy gríWt 
Diga que de amor no sabp, ^ 

Pero que no mienta e( sabio 
Con el pecha y coft «Klahíoj 9 
No lo rr09^ 
Que una moza admita un f^iejo 
Por marido ó pOT cortejo, > 
Ta hveoi 
Mas que el viejo- en confationes 
Mo dé por cuernos doblones. 
No ¡o creo» 
Que un Sitiante abandonado 
Diga que está escarmentado, 

Pero que é^'^ no sé desdiga 
Si encuentra grata i su^ amiga, 
. No ío ^roo. 
Que una v|eja ya se asombre 
Hasta del nombre 4íle liombréV 

íTa /o voo'pr^-'- í "'^í ^-*? 
Pero que ella 'B<y"qt<i#Brá^ - 
Ser de edad menos se^era^ - 



dby Google 



75 

Que una muger á su amante 
Jure ser siempre constante^ 
Ta i o veo: 
Pero que se pase un día, 
Y ella quiera todavía, 
Na lo creo. 
Que de todas las mtfgeres 
Mo importen los pareceres, 

Ta lo veo : 
Pero que de la que amamof 
El parecer no sigamos, 
No lo creo. 
Que á la muger , qual crista!^ 
lia quiebre un soplo fatal, 
Ta lo_ veo : 
Pero que pueda soldarse 
Si una vez llega á : quebrarse. 
No lo creo* 
Que al espejo las coquetas 
^tadieo mil morisquetas, 
Ta lo veo: 
Pero que sea el cristal 
El objeto principal. 
No lo eteo* 
Que bastante he mormurado 



dby Google 



7« 

Eo lo que está criticado, 
Ta lo veo: 
Pero que mucho no puedt 
Crincarse en Ip que queda, 
No io creo. 
Que la novia moza y linda 
Al novio viejo se rinda, 

Ta lo veo: ^ ^ 

Pero que crea el barbón 
Que elía rinde el corazón, 

No ¡ó creo* ' ^ 

TRfipUCCIOir J>E H^QRAClOi 

Al constante varón de úmmo jpstuí 
Jamas imprime susto 
El furor de la plebe amotinada^ - T 
Ki la cara indignada 1 

Del injusto tirano; 
Ni del supremo Júpiter la mano^ ."* 
Quando irritado contra el muado trMaái^ 
Kl quando el norte suena, , . 
Caudillo de bóri'ascas y de vientos: '^ 
Si el orbe se acabara, I 

Mezclados entre si loa elen^ntos. 
El justo pereciera , y no temblara. ,> 



dby Google 



77 
DESDENES DE FILIS. 



B G L o o A 



Entf3 nAJMiKQ y aiíTMuo , pastores. 

TOSTA. 

Como la tortolilla en su retiro, 
Con solitarios llantos y lamentos. 
Triste se queja del rigor del hado, 
Así en un bosque el infeliz Dal^niro 
Sus quejas amorosas daba al viento, 
De verse de su ninfa abandonado: 
Lejos de fu ganado, 
De su cabafia ausente^ 
£n su dolor demente^ 
De todos y de todas se ausentaba^ 
Lloraba , y sus sollozos duplicaba: 
Solo la SjOjedad apetecia. 
Porque ella le imitaba 
Con tanta natural melancolía. 

jQuántas veces el sol, quántas la luna 
Sus concertados giros revolvían, 
Y al pie del mi^mo tronco le encontraban? 
El vecino arroyuelo y la laguna 



dby Google 



7« 
Helarse y deshelarse se veían, 
Y mudado á Bal miro nuDca hablaban: 
Las aves que pasaban 
Hallaban á Dalmiro 
En e» mismo retiro. 
Tas mismas voces con et misma acento 
Solia dar á la re^on del viento: 
£1 eco de sus voces se cansaba, 
Porque de su lamento 
Lo mismo cada dia duplicaba* 

Si alguno sin morir ha padecido 
De zelos y desdenes la aspereza. 
Sabrá lo que Dalmiro padecia: 
Ya estaba á tal estada reducido. 
Que ni aun llorar podia su tristeza: 
Falto de fuerza estatua parecía: 
Morirse se veía; 

Y sin duda muriera, 

Si algún dios no quisiera • 

Que en lo sereno de^ la noche claft 

Con su rebaño Ortelio se acercara, 

Y conociera á su Dalmiro amado} 
Pero no por la cara, 

Que esta se habia ya desmurada* 
Ortelio por los ayes conducido 
Ai triste objeto que en los ayes dabff^ 



dby Google 



7^ 
Llegó i msá , y prorumpió.en lameatos. 
Por su aodgtia amistad enternecido, 
Su pecho al de su amigo ya acercaba: 
Ya le daba Sabrosos alimeatos,. 
Ya varios condimentos 
De yerbas y de flores, 
Por si con sus odores 
Sacarle del letargo .conseguía. 
En vano con dulzura socorría 
En sus brazos al triste moribundo: 
Morir con él quería. 
¡Ya no hay ules amigos en el mundo! 
Dalmiro abrió los ojos lentamente, 

Y los ñxQ sobre sa Orteiio amado; 

Y al punto que le vio. sintió consuelo. 
Esfuerzos hizo con su voz doliente 
Para contar á Ortelio su «cuidado, 

Su llanto, su dolor su desconsuelo: 

Hasta que quiso el cielo 

Que en tal amigo hallar» 

Consuelo que bastara. 

Contándole con queja su quebranto. 

En todo el mundo no hay consuelo tanto, 

Como contar á su leal* amigo 

£1 motivo del llanto, 

Sin arte ^ tki respeto | sin testiga 



dby Google 



8o 

Este coloquio eotre los dos pastores 
Pasó : si lo oye alguna ninfa bella, 
¡ Quál se envanecerá de su hermosura, 
Al ver que al hombre matan los rigores 
De la beldad , mas que los de la estrella, 
Como prueba esta lúgubre aventurs^! 
En la verde espesura 
De este modo se hablaron, 

Y la historia trataron: 

No se tenga por cuento iábuloso; 
Es tan segurp como lastimoso. 
Todo pastor de anoores escarmiente 
Lance tan horroroso, 

Y escuche este coloquio atentamente* 

o RT KLXO, 

¡Oh tierno amigo de este pecho mío! 
¡Oh Dalmiro , el mejor de los pastores! 
Di me la causa de tus graves males. 
Te veo moribundo , yerto , frío, 

Y perdidos del rostr^ los colores, 

Y tus ojos parados y mortales. 
Alientos desiguales 

Tu pecho da con pena. 

La voz se te enagena: 

{ Ay ! sácaiMe 9 te pido ^ del cuidado: 



dby Google 



8i' 



Si acaso mi amistad has oíviáado, 
Te pongo empefío superipr aliora. 
Dime Jo que ha pasadb, 
Te lo pido por Filis tu"^ paétora. 



2>J1U^1R0, 



{ Orcclio !^ ¡ amado, Ortelio !, calla , calla: 
Aumentas con ¿omtraría mi Quebranto. 
SI el verla me causó tanta alegría. 
Este tiempo pasó : tan otro se halla^ 
Que si tu me la acuerdas , en el llanto 
Verás el fin de aquesta vida mia.^ 
¡ En triste aciago día ' ' 

Miré yo su hermosura! ' 

¡Oh quánta desventura 
Aquel funesto^dia ha producido! ' '' " 

.No sé como mi fuerza há íesistídol 
¡Oh necia ceguedad de los mortales! !' 
¡Quántas veces ha sido ' ' ' ^ ' 

üii bien pfincipio de increíbles ^máieÜ' "* 

ORTSJUlO^ 

I Quién? Filis ?^ la que tanto te'qúeríar" 
I La que un amor sin 'fin té aseguraba' ' *" 

TomQ UL 6 . 

Digitizedby VnOOQlC 






8i 

Delante de zagalas y pastores? 
¿La que buscaba flores 
Por el valle y el prado, 

Y un ramo bien ligado 

Con cinta del ^coior de la firmeza' 
Te daba, como prenda de fineza? 
I La que te permitía que llevase 
Su falda tu cabeza, 

Y la siesta de Agosto asi paisasé? 

XfjIZJIÍJRO, 

La misma ,si , la- misma : ¿quién 
Que la que fué tan buena se trocara 
En exceso de fraude y. tiranía? , 
Mas fácilmente imagtoado hubiera 
Que el zúñto borrascas abortara^ 

Y la luna saliera por el día. 
Mas fácil, parecía 

Vivir el tigre fiero 

Con el ipanso cordero^ 

Salir los' 9stros por el occidente; 

Volver un rio contra su corriente; 

Dar ios cipreses rosas olorosas; 

Y andar el inocente 

S^uro por ciudades engafipsas. 



dby Google 



8j' 

I^queJe ptteda mas posible, ^ ^. 
Ko ha sucedido al iníeüt Dalmiro: 
Lo que juzgué imposible me sacede. 
Es 2éfíro«como antes* apadblcj, . . 

La Luna por la noche da su giro; 
AI tigre la cordera, el puesto ccdej 
Ni el rio retrocede^ 

Ni ha niadado Jt Aurora ^ .. • 

Su antígttO.cüÉSo y horaj ' , : , o- . : .. / 
Ni del cipréi;jse:^aha.ia.tríste«tjo .j ^í/i 
Ni en l?s ciudades fraude y sudlw¿ ■ ... - y 
El orden d« h$ cosas do lia ra|i«toq / 
En Ja Naturaleza; > m 

Y^ Filis , sola Filis se lia muda4^o civ 

Y íÉ, DaiínifO'f cuye aWívd pefelUiJíf: : 
Triunfaba itóiio «leí rigor ms f^eífeo. i ^ í 
Que á i^eces , te ofrecb tu pastom^i ' ? 
¿Ese valor acaso se ha d»shechc>i- ^- -^i . i 
Que tan tpíste y postrado llego á verte? 
il*ara quándo tu fuefía vSncedora? 
Al¡enta.(í i fmnñ ,c ^akor ai , r , , ( ; ^ . :;t 
Y suspende es^ iljiatat : :> 1 ü , r. ,- 

No merecí^ /tttítílo .. ... j rrH.u: 

La misma ma^rt de! J^apw i^ipy^; c^ ..j 



dby Google 



«4^ 

La misma Vpnú^ nunca ha merecUo^ . T 
El dominio : de ub alma generóla» 'T 

£1 mérito ¿a perdido . - i . 

Por ser muger , si le ganó :por dioaia» 

(, ^ tKOZXIRÚ* ^ ' •' /' '•'- 

Tienes razón. . . pero valor no tango: ^ 

Ya muero , si ^ ya mpera : ni uir iasewte • 
Me queda de^^nna vida tan cansada: *• 

Si algún aIic!ilto.^« alguna voz mantengo^ 
Solo es ptfttl:. pedirte que á nú amante^ v .. í 
Mal dixe , que á mi ingrata , que á mi «amada ^ 
Digas qu9 e$(4:aaabada « >í > i 

De* Dalmiro la vida. 
Que quecla complacida, ' "^ 
Que mi«(%,^ quai ty¡flfi,>suyo de ^tasii / 
Va siento ^e.^miS' ansias ' las; ftoscrei^as.. ' . f 
A Dios, Orf^íio , ya me siento yerto - '/ 
Entre congoja fieras. ♦ ; 

: . • . - . ' t'.: .•■!•; 

■ - . ^ ' i • ' í 'a*; 

Esto dixo Dalmiro , y quedó: muerto. > - '- 
Ortelio , del cadáver cuidadoso, -^ '' < 

Una tumba erigió ,como es <)Mdo, ' ' '^ 

Con ramas :4fe€iin:eiea enlazadoSi > j ^ tJ 

m • • 

Digitizedby VnOOQlC 



8j 

No da mirto que á Venus* esgditofo^^ 

Ki {de yedra que ^ grata al dios Cupido» 

Ni de otras yerbes al amor sagradas. 

Besólas coronadla 

Con un corto letrero, 

(Y nada Üsoi^ero, 

Como otros, epita&>s que ha dictado ^ 

Xa adulación), porque este hté grabado 

Solo para exemplar de otros amores: 

Ya le tengo copiado, 

7 Q9Í decía > escarmentad pastores. 

SngBéúmdo ettá Daímirs 
jH pastor qM0 la iHamora^ 
Pero él responde : pastora: 
I Eso ee verdad^ ó mentira\ 

GLOSA. 

Ella dice : dulcej dneño. 
Toda es tuya el alma mia^ 
En,'tí pienso todo el d¡a> 
Contígo de nócfae suefio. 

Mae y pastor, ^^no te inimirt - 
La vii^d de qoieai te ador^i , n 
Pero él respmnh vpan^a^ 
iBso ee verdadjj if mentíml --^ ^ 



dby Google 



86 

Ella dice : si la soertt 
Una corona me diera, 
¡Quáa gozosa la perdiera. 
Mi duefio, por no perderle! 

Tu pastora solo aspira 
A que la ames , qual ce adora. 
^€tí> él responde : pastora, 
i Eso es verdad , 6 mentir a\ 

INJURIA EL POETA AL AMOR. 

Amor , coo flores ligas nuestros braaos: 
Los mios te ofrecí lleno de penas; 
Me echaste tus guirnaldas mas amenas: 
Secáronse las flores ^ vi los lazos, - 

Y vi que eran eadenas. 
Nos gui^s por la senda placentera 

Al templo del placer Viego y propicio: 
Yo te seguí \ mas viendo el artificio, 
£1 peligro y tropel de tu carrera. 
Vi que era un precipicio. 
Con dulce copa , al parecer sagra<hi, 
Al hombre brindad de artificio lleno: ^ 
Bebí : qi^emóse con su ardor mi seoo: 
Con sed insana la devé apurada, 

Y vi que era "f^eneno.i 

Tu mar ofteeaco» fingida, calma v 

Digitizedby VnOOQlC 



87 
Bonanxa sin escollo, ni coiitíi|io: 
Yo me embarqué con tal falaz presag^oi 
Vi cada rumbo que se ofrece al alm^t 

Y vi que era un naufragio. 
El carro de tu madre , ingrata diosa, 
Vi que tiraban aves inocentes: 
fiesároi^las mis labios imprudentes: 
El pecho me rasgó la mas hermosa, 

' Y vi que eran serpientes. 
Huye amor de mi pecho ya sereno: 
Tús alas mueve á climas diferentes: . 
Lleva á los corazones imprudentes 
Cadenas , precipicios y veneno, 

Naufragios y serpientes. 

JÍ la Fortuna. 

Fortuna , á quien el vulgo llama diosa, 
(Y tanto tu inconstancia lo desmiente), 
Ni creas que tu cefio me amedrente. 
Ni que por ver tu cara mas gustost 
Tnmute yo mi frente. 
Con* ella levantada ife he mitado, 
Dsspreeiando tus males y tus bienes: 
Y quando de triiinfer del orbe vienes. 
Te venzo ; y del laurel que tú has ganólo 
Corono yo mis sienes» 



dby Google 



«8 
:r Al espejo dét FiUt, 

Cristal , como eres liso , puro y llano» 
Ko sabes íq ^ue importa el fíogimiQpto: 
A Filis , .^nseñando su hermosura. 
Igualaste lo altivo con lo bello. 

Tan niña cómo amor era mi Fili$| 
Quando te señaló por consejero, 
Contigo consultando los designios 
De encadenar á todo el universo. 

Si entonces tu sus fuerzas la ocultaras, 
Mil daños evitaras á este pecho, 
Primer cautivo que en él de ella tuvo 
Encanto y cárcel con dorados hierros* 

Pero tú claramente la dixiste 
Que no igualaba el oro á sus cabellos, 
y ^ua en ellos tenia mil tesoros .. \ 
Para soborno <iel entendimiento; ^ . . ; 

Que no babia en el mundo tales dardos 
Como lo^ rayos de sus pj^is negros. 
Entró en campaña , y con tan fueras armas 
Miró y trii^fó de todo el orbe entero» 

De 4o,s, ojos humilíJ^s y postrados 
El lánguid^ b^K^r rendido y tierno 
Paríj^ ;l¡empUr \^s> ira^ de wp amante * ' 
Quando coaWeoe par^ su^iotqitq^; 



dby Google 



r89 

El ItiHtítZT lo» ojo^ enojado» > x 

Con ayütt nvigescuoso d» desprecio, ; 

Para eo&eoar de algún o^o amante 
En su pafiOB el atrevido afecto : 

El inquieto volver con gozo ó susto 
Los ojos por la tierra ó por el cielo 
Para encontrar errantes por el ayre 
• Lo» de un amante faoil f ligero: ^ 

£1 pararlos también^ i un solo punto 
Para fizar los de un amante inquieto, 

Y las demás funciones de los ojos 
Tu la ensefias^e, y todos padecemos. 

Tu escuela la ensefíó de las risitas,. 
Mas ó menos fingidas , los misterios. 
Tapando con gracejo el abanico 
Z<os dientes ^ que en la risa ya se vi^roik 

£1 asomar las lágrimas, si acasa. 
Han de causar algún terrible efecto, 

Y el retirarlas, quando á la tristeaa. 
Conviniese mezclar algún tormento: 

Aquel llevar la ip^no á la cabeza, 
Tomando flor ó cinta por pretezto, 

Y siendo el easeftar la her^^sa mano 
£1 solo fin de tan sutil manejo: 

Todos ^toá aabidos artificior 
Con muchos^ anai que para n^ jMoro, 

Digitizedby VnOOQlC 



90 
Tá solo la «nsefiaste: ñas no sabes 
Cómo se vale de la fueraa de dios. 

¡ Ay ! no la digas mas las perfecciones 
Que en su hermosura deposita el cielo^ 
O pide á las deidades que de brooce 
Pongaa un corasen en este petho» 

Epitafios para ponir súhre ht seputtwras de , 
varios amantes. 



De ma muget que mvrió de pura eeastaacia. 

Solo murió ^e constante 
La que está baxo esta losa: * 

Acércate , caminante, 
Pues no murió tal amante 
De enfermedad contagiosa. 

jfí mismo asunto. 



Tan al Fénix piarecidé 
Bs la constante muger, 



r» 



dby Google 



4 



•91 

Que 81 no vuelve á nacer 
De su tumba I está perdida 
La fineza en el querer. 

UL 

De un ^marido zekm» 

Este difunto era esposo» 
Y los zelos le mataron ; 
De ezemplar tan horroroso 
Los demás escarmentaron, 
Pues ya ningii^ es teJosa 

IV. 



De uno que mutif porque no hgtí eúsofse 
con quien quería. 

El que está aquí sepultado, 
Porque no logró casarse. 
Murió de pena acabado : 
Otros mueren de acordarse ^ 

De que ya los han casada 



dby Google 



9í 

f... ,. V. ■ ■ 

Ve un filosofo que murié desesperado , porque 
la fihsofia no fe libertaba del amor. 

•Pérqáe ' su ' filosofía ^^ 
Contra el amor oo bascó) 
Esté sabio se murió : 
Diza una que esto lela, 
¡No soy filósofa yo! 

•-'- '"■' VI. ■ • . 

Ve un amante tímido. 

- ' " \ríajante, te has de parár,^ ^ '^^ 
y miríw la sepultura ^^ 
De uno que supo olvidar: 
cX^ iqUd que nb sé' aventura^ 
Nunca pasará la mar«^ 



dby Google 



9T 

VIL 






Ve una vieja que murí^iie^mori^'^ 

Una vieja ha fallecido 
Dé imoT, y aquí se enterró; 
Considere el advertido: 

«Si enamorada niórí<^, * ^ 

I Qué' tal háb'riá' vivido? ' " ' '^ ^^ 

jí un quadro en que se ven Júpiter , ^iVéPj&f «-«j 

no y Piuton , con sus atributos^ y Cupido vor^^ 

lando mas, arriba, .rrr 

Ufanes con érgtíbiérno '•''" *'''''''' '"^ 
iSet Infierno, cídÓ' y mW'' ^ ' ^' ^ ^ 
Los tres dioses no tian 4e' éstat s ^ 
Amor con scf niío tjeráo ' "' 
A los- tres sabe'iíatíáar. ' ^ " ' ^^■''' ^^ 

Sobre otro asunto»' ¡ /,,:iul n'^ 



En la'cabb¿a íé áió 
Un palo Juaná^Gnréfi " 



dby Google 



\ 



9f^' 
I Y rompiósela ? al revés, 
£1 palo se le rompió : 
Gjo^ ec9 rapagones. : r 

FeliciOy nuevo amante de FtJh, 

. . ; . ■ ■* 

\ Escás envanecido > ^ nuevo antante^ 

De esa conquista ^ue. antes era ,mia, 

Pensando mantenerte eternamente? 

Si discurres que tú la harás ^oíistünte, 

Tq engaña ta infeHce ¿iantasia, 

Como la mia me engañó inocente. 

Un rápido corriente, 

El mas veloz venado, 

£1 mar mas encrespado 

£s menos imposible qqe rcjetengas. 

Que no que uq solo punto, t^ mantengan 

En e«e cprazoo que me ha dezado^ 

Y es bien que te prevengas 

A verte, qnal me ves, abandonado. < 

Hi creas juramentos numerosos 
Por sus herpnosos labiaj^ repetidos, 

Y por sus bellos ojos confirmados : 

' En lances lois m^s tiernos y amorosos 
Los recibieron es^os mis oi$|of, 
£acjr« tan dulces voces encalados» 



dby Google 



95 

} Ay ! fueron quebrantados 
Tan altos juramentos» 
Y de los elementos 
Ninguno me ¿exó de ser testigo. 
Su falso pecho « pues fingió conmigo. 
Has de temer ^ aunque insensato seas» 
Que fingirá contigo, 
Por mas que entre fortunas hoy te veas. 

bersos para varias estampat que repritentúBj 
los principal^ f amores de Ja fábula. -^ 

Jove introduciéndose en la torre de Dánae 
convertido en lluvia de oro. 



Vnz vez Jove intenta ^ 
Una conquista Imposible :, 
El oro la hizo factible : 
Mil Joves conozco yo>. 

Boda de f^énus con P^ulcano ^ asistiendo Mar^ 

¿írrá» los demás dioses a) Banquete.^ *" 

. .Vi cw . . t. \ • ■ ''...■•'. • '/ i w\ 

¡ Venus alegre ly mocita ! 
¡ Vulcano viejo y zeloso I " • 
j Marte a^ligOt del tís^oío I ". 
i ^y s iqt*^ b^da (an bonital g 



dby Google 



<• T 
El juicio de Párif^ que^ dá la prefetencia é^ 

Venut sobre Minerva y Juno, 



'A Venus el premió diste^ 
Y el buen giistó lo ¿proBó: ' 
También te lo apruebo yo, 
i^ues con ías diosas que viste^ 
Mi Diosa no concurrió. 






Eneas encuentra ií su esposa Creúsa ^eñ 'loe 
campos Elíseos , habiéndola perdido en la ^ 
noche que salió de Troya, * ^ ' " ^ 



Quando me hubiste perdido^ 
{ Los dioses no me vengaron t 
Sí, que al punto pronunciaron: 
La muger pierda al marido, 
Y obedecidos quedaron. 

Medéa después de haber facilitado ,^ ^^on 
la conquista del F'ellocino por medio de sus 
i . ^ ' encantos.^ " '• ^ * : 

M¿d^ k Jasott decía r ' i 

iHablrii quién Bws-dieét^jeaV.^- i 



dby Google 



i En m¿gi<fli tiécliicéTÍa I 
Y Jasoí fa résipoñcíhi :' 
Yo que Te hechicé , fUedéú, 

Saire ios vacíos thétitót dé las mugéfiiié 

Def prlcio <íe las ttiugéreí 
Son varios fos pfirecerés í .' 
Cada qual defiende e) suyo. 
Yo que de disfrutas nuyd| 
Que nunc!i gusft)si}s sótii 
A todos cíoy-la razoi^, 
y con todas níe contentó 1 
Oíd hasta éi £ln ¡díel cueáto. 

Unos gustan de que áea 
Su dama líija de lá alcíea^ 
De sencillo péclio y tfato, 
Y qué no les ¿é el tnal fatO 
De artificiosos amores : 
Qat se sal^a á (íoger flores ' 
Por el cárüpo el rties de MayO| , , ' 
Con ligero y poBfe sayo^ 
Que de * ius abüeíaá fue'.*^ . 
T tienen tázúft á fe. 

Otfo^ dé mas alto porte 
Quieren dama/ cfé ía étítte^ *^ * 

Tomo JJÍ. 7 

Digitized by VnOOQlC 



98 

Cofi magesta^l y noblciav 
Aun mayor que la belleza. 
Con adorno y compostura, 
Qae dé brillo á su hermosura. 
Con fausto y ost^tacion,.. 
X d fe que tienen tazón. 

Unos^ustan de sabida» 
(Que leídas y escribidas 
£1 ^ulgo suele llamar), 

Y que sepan conversar 
Del estado'^ paz y guerra. 
Del ayre , agua , fuego y tierra, 
Con la gazeta y café... 

t tienen razón á fe. . 

Otros son finos amantes 
De las que son ignorantes, 

Y que entregaron su pecho 
Sin saber i o que se han hecho : 
Que lloran al preguntar, 

I Qué cosa e^ enamorar $ 
\ Y dónde está el corazón ?.... 
t ó fe que tienen razón. 

Unos aumentan su llama 
Quando es juiciosa la dama. 
Circunspecta , sería y gra?e, 

Y que la critica sabe 



dby Google 



th\ v¿i , del efe , y del uété,i¿ ' 
TtUniú ta%&ú<4 fé. 

Otros ^ ál tt^aitzúoi ^iéretf 
Qué \U tíéSA qtid tk^{^itúi "■ "' 
Kacéait viva^ y joi^íaléi^ 
t Éñ CtítÉ tat díafdaí(e#| ' 
Que^ dé doá 6 trti vay^^éne^ * 
£ntfegue;i sin túzH déidéndí 
Laa Halles áé^éótüéka 
t 4 fé quéiiéttíii '^rttáiéa:''' 

TfádMúcioH d4 



He mi querida teúÁi' ''' ■ ' 
tíz muerto el pajafito^ 'i ^ 

fil ^ue cirt "de mí dueíc» ' 

La deikifl y ékíMd^ 
A quien ella qifcftí ' i 

Ma^ que i <u¿ ójo!^'¿»Tsíttioi^ ' ' ^ 
tlórcüle la^ belíeiíatV ' 
tldreiiíe loí düpícídá,'' '''^" '^'^ " i 
tlóreuíe qíiatítoí faotffcfbí ' ' ^ "^^^ ví 
írímorosoá ha h^ámi ^ ' ' ^"^^^ 
Porque era íaifVa«fo^*/ "" o:)L.c7ii.y 
V cotí Cali btííí<ríflítíntaP^^^'^ '^-- ^^ 
CoflOctsi á <a duefio^ 
Coíuo % itt diadttf el flilÍo# 



dby Google 



Ya sé estaba .,ettfu.seii»t; % ,07 U(t • 
Ya daba un vuel^i^Oi, .,í n'^úñx t 
Al una, y ojtrp, lado, ^ > ; t:n:0 
Volviendo ^^L puesíOj^i^ifiW * ?sí ai-^ 
Su lealtad y .gozo . y- ^-yiv mz^^zA 
Mostrando coi^ su j^co* ^ ñtiiio 9? Y 
Ahora v^j^y cujt^j i eob sb ^Si-p 
Por el tri8fe„c?|i?in9 n nu iuí'í.o i^.i^i 
Por donde na4Jl¿%¿y^^|iV?:b í .v: . -í-I 
Después de ^Jl^^^ p|irtido.,^j^ v,\ u t 
: O mal haya , mal haya 
Vuestro YlgbV Implo, 
Tinieblas d^ti:uc{ota^.,jp j.n ^ít 
Crueldad del abjsmoí \^ o;j).:.h M 
Que destruyendo al ni^n4Q,, ,up JH 
También habéis s^^feido, ^ . , .', cJ 
Arrebatar de L^s^ , : , ::;»>) A 

El V^]^r(^,W^<^:^ ^ r ^''-^" 

¡O malvados ri^j^r^e^,! ; ,,. ,.,.);: I 
¡O triste pajarillpl ,., ¿^í ;;.. .i> i 
Que causan a^^^ .;l'esb¡a_p í)f.;^iouí 
Duro llanto fonyi^.uo,^ .j ,. .^r ínnH 
Quitando á Sf%,oÍwe^^%£, ,..-, ^ .^,1 .^ 
Aquel hermogOnibíiMOf.ti:;5 .= u.) •' 

> » fc 

DigitizedbyVjOOQlC 



M6x 



-• *^. ;i:*ii 



-, -7 



Dé ¡os amores ^e varios póeidti^- 1-.^ 
ANÁCREONTICiC 



CoÉW^Tfbálb-á^liílliJr; ^' ^^ ^» 
A su CiDÜa Propercio, 

^ambtea fuécoo aijepfitfs ^ .. . 

Los i^ttod^no^, poeii^ ;- 

Te$t^|OS son los oqpbros^ 

Que ea ,193^. jíjpesc^s, riberas , r^ > . :^ 

El£T«o»,fi.JSbr9 y Sena ^ ., , / 

Llev^ alegres, son^Tea , 

D% feljpps. bell«?ai,; 

Amadas ^or. los )ii^ ,. . . -,> 

' Del Oíos guc^eaXtóii^s reyíuu^ v 

í yo quiero, á m Filüj ^ ¿^ 

Y si ellos I^.s^pefao 
^,. En % dulce,. afmpula, . . t 



dby Google 



:{'} Porgue :B^?.-ly vence 

A'íodas cií WneMj . ^ t 

* ' ;--3í ío- -*ic ."po/. mí. pierdo, 
• • • * » • »"« • • * 

V^ngo ^ gapar por ^ln, 
RétrMas^ fl Poetit ¡fe t(»nnfutí^ ^ üxo 

Amor , yo Xf^ ffijurií Heno de pena^t 

Q»aíi4p Filis m^ WHA con 9»$ rigores: ^ 

Pero ba vuelíp á itiS^ pecho '$us favores^^ 

Vttély^ro^ á echar tflWI la«o$, 6 cadenar, 

Hethas * 9tia VC9 Sores. ^ 

El prepipicíb, qift' pintó ipi pena, 
5w peligro y oropel mq ofrece en vano. 
Filis me yuelví i émár ; -dame tií ¿ano, 
y Uíyaqi^ rf pl&cer^ sq sentía jítnenJl 

JS^pratfcíf fresco y Haho, ^ 

El viiSQ que arrojé quando afligido 
5^ licor íliscurrí ser venenoso, 
Vnelve 4 en?bf i^gar m? pe¿liO y^ goloso : 
Ya le vuelvo á gustar; ¡ay dio$ Cupido! 

Ps néctar dcli^l^so. 
Los vientos, que en- tu mar turban la$ aguas, 
y yo Juzgue 5^r íiéros sepfténtrfónes, 



dby Google 



'«5 

Ta veo toa ligeras mutaciones, 

O soplos cOn que enciendes mas tus fraguas^ 

Y nuestros corazones. 

Las que llamó serpientes mi injusticia, 

Y llevan la deidad de la hermosura, 

He han vuelto á deley tar con su blancura : 
Palomas son sin hiél y sin malicia, 

Y llenas de ternura. 
Vengan , amor , tu lazo y tu firmezi • 

Llévame al templo $ dame tu bebida^ 
Tu soplo aliente mi alma enternecida, ' 

Y pon de las'paflpmas la terneza 

Bn mi Filis querida. 

ANACREÓNTICA. 

Unos pasan , amigo^ > ' 

Estas nocKes de Enero 
Junto al balcón de Ch>ris, 
Con lluvia, nie^e y yelo; ' 
Otros la pica al hombro, * ^.' 
Sobre muralhf puestos,' • '/ 

Hambrientos -f deénudds, = ^ > ' • ^ 
Pero de ^éfHáf ífeíic^ £^ '-* 9PF Oul 
Otros al campo raso 
Las distancias nidíendo 



dby Google 



Que h?y ^c Venus á Martc^ 
^ Qu9 hay d^ Mercurio á Ve»«s; 
Otros -«n el recinto ... 
]^l lúgubre aposento, 
"¡be Negreen, ó D^scartct 
, J^ps jit^rpí r^volv^ndo: . , 

Otros conUodo ,aqs¡OJ$o» 
Sus mal habidos pesps^ 
. ^tapdp ,y 4ej5atan<<o , • 
Lo? ap?iguo5 ta'egos^ 
Pero aya lo pasamos 
Junto a) rincón del fuego» 
Asando ^n»^ c^s^Cap,^ 
Ardiendo un tronco entero^ 
JJablandQ d^ Ja§ vifi?i8f ^ , ,^ 
Contando alegres cuentos. 
Bebiendo gr^^dcs copas, . ! 
Comiendo bíceps qMesoc; . . r 
y á f e ^U]^ de , cj^c roodot . , 
No nos if^Oít^ un l^edo . . 

Quanto en1^(ie^^.á;ni^choS|. r :.» 
Que serian n^j^c^r^g^ . ^ 
Si hicierai^g^fl^ .l^^soi^c ^ . . .; i 



d by Google 



ANACtlEÓNtlÁ^ 

Poes BacÓr^'me htí nombrado 
Vírey de dos ^róvlñtíaá, 
Que de todo su imperio - ^ 
Son las que nias'estr;tiá : ^ 

Pues ya siguen hs leyes» ' ^ 
Que mis labios les dicta^ ' ' 

De Xeréz los majée1oS| 
De Málaga ii^^ññtks^ 
Cobremos foV tributos ^' * 

De las uvas mas ricas» ^' * 

y mía" alegres sienes -' - : 

Con pámpanos se cííán,* -' ' * 
y salgan ear mi: obsí^qaib > 

Las cubas mas 'ántigíias^^ r / .a .O 
y que vengaü bien'lT^as; '- ' "^ 
y vuelvan bien vacias. ' ■ - n t 

Canten mis alabanzas " "' '" ^ 
Al son de las botija^ ' ^'' -^ *^^ 
De jarreas y too^let ; . ^^ 
Con sus voces festivati 
Zagalét^ y tágaláé -'' ^^ ' ^ 
De toda An'daiüda» «^ '^'i '^'■''*^ 
y quantos asisiréfoé ^^'^ ^ U-.^f 



dby Google 



:tó6 

Digan vhra ti Virey 
Que Baco les envit; 
T sí a|ca^ á sa omta 
Faltasen las letrillas» 
Lo ya dicho cíes veceti 
Otras ciento repitan» 
y toquen las boteilast 
Y suenen las botljasi, 
y si logro dprqcMcme 
Entre parras ^nb^ias. 
Bebiendo , y jochando 
Tan dulce melodía^ 
I Qué me importa ^^e.mMeraii 
Qué me importa^ que vivan 
Con pobreu» 6, riqueTa». 
Con susto, tL alearla» 
Quantos otroa Vireyet 
La fortuna destina. 
Los unos i la Europa, 
Los otros á las Indias ? 

ANACREONTXCA, 

Por no sé qué capricho 
Filis juró olvidarme: 
Pasados pocofi d^ 
Biso otra ^.laa.jjaces; ^ 



dby Google 



Pero fué tan gustoso 
Aquel feliz instante. 
Que ^ digo mil veces; " 
Filis, vuelvet á ol^ldaimet 
Con tal que á ppcos diae 
Vuelvas á hacer las paceii 

ANACREÓNTICA* 

Me admiran en I^udnda 
Aquellos ojps negros; 
En Aminta los labios, 
En Cloris el cabello, 
lia cintila de Silvia, 
X>e Cintia el alto pedio, 
La frenjte de Aonarilis, 
Pe.:]^si el blanco cim1|o^ 
Pe Corina.la daní^, 
¥ de Nlse el acento.^ 
Pero en ti , ^iUs mia| 
Jle encajaban ojo$ , pel^, 
li^bios,, pintura , frentei 
Nevado cuello y pecho, 
T todo quanto escuchO| 
Y todo quantó veo^ 



dby Google 



f6>f 
ANACREONTXCVl^_ ^ 

QuafiKte vuelvo dé Rsjrt^ ' 9 

HalIo^áf'Fifíí rtaí Hnda-' e - ■ ^ 
Y qusftKÍd estoy presetíte^^' / '^ 
Sicntl^ ilekaríá un diíi.- ^svUu/ 
Venus ^ li^rUA ppr pwjto^ ^ 
En esta Filis mía, 
y es^;ne mé ávihéhté^tlliy 
Sin perderá dé^fi*¿'* - :^ 

Lejos, lejos de ttír*, ^ülgb 'ptSfáiife, 
Oídme, gentess metros* ti tóiéá'óKiós^/ 
Que , como sacerdote d¿ l¿$ iiaús¿sf ^ 
A las vírgenet'caiitb y' á'íos^Áiiíir'^ 
Los pueblos temen ^S s'us bidróá ¿eyek, 
Y los Reyes también" tíéríitían'' rerrdiíos 
Ante el excelso trotio dei gran' ^J8vé'^ 
A cuyo cefSo^l Gielb y el afiíSnfio' - 
Se mueve obedeciendo , y cdya^ tiikn& 
Aterró á los gigantes atrqvidtís/* -^ ^ 



dby Google 



t09Y 

Remitiendo Sun Poeta^^H fá^ Fóeifas de 
Garcihso con aÍgém^e9m'hníÁ. 

Si niis ásperos «SiWtrSi ^'^e'^íínVltf 
Con durces Versos d«'«iWí» feastí;^^'*^^ 
No juzgues que^ el WgWfB Jftctó'nia^^ 
Me finja que le í¿iíJ*í-?íf ^1 Pai'iTÍsrfÁ 
Lo hago sí porqul^^aWía^^4uKrdmrfÍí^ 
Coo prendas de mi áfl8r;^?églaS^^¿Í^te. 

Orttiio {1), que é&hiá''m¡ímd&'1íl\eh*'' 
cefütáA !%««;"'- «^ 

Pastor tto|WÍWfe, ?m obnr-u^ 
Ortelio díscreíT^goi el ogio CoS 
¿Cómo lía%íD3f«tWfid^;;9a lob soV, 
La vida que Uett^liJ c: tí'bionJi^' 
jQué estrella tf dSSÓif'* rJivtO 
(Pues lees en^-lóSii^IOi)'^' '^^ O 
La vida que pasa|i»,^ií' Í£ni eu^ 
Cargada de tediifl-?«*^^ oadua i'yl 
cüírrjiuf^,» s.'í '-'^;fo3 

(i) Z?í>« f^icente ewteí^M0iW (puerta, 
grande amigo ^^i^mW.^^v cnugu i¿) 



dby Google 



Desde que del hado 

La m^q ti^m. ,^ : /i íiciiV. .-íuO 
JPlrmó mi decreto. 

El, Cielo .«p ins^ftrpí^ ^^.p sout^sur oVl 



Aíff'íO y.!J^««l«^^í: r 


r H &M 


l«f,jfer})aí $us yerdei .... 


C i. c i 


Maíkes p«rdíéfQa.| , -^, , 


r..•J■:^ joO 


Las aves no forman 




%^*íl^uffinSÍfir^^ . , ;. . 


v/? is^i;:^ 


Pqjncí jacQ$tai|ibf^ai^ ^ - 


. ' í»u*íV\^-> 


De armoniosM metros ^ 




Del sueño no grato 




Quando m«^4mmt09 2 I 




Solo oigo la ro^mi . 


'^ 


Vof del negfO.«ieífO#rr , 


f; 



Murciélago ti^^'! ; -> rí^ v : 
Gavilán siníjBstro^ ; 

O de otfo^ Iguales^ 
Para mal agQ^ra•^; > r-v ) 
Ni sueüo gast4a0..>í ^ > -. .) 
Cosas de contento: 

(Si alguna irez.diimn^ v ^ vu u 



dby Google 



rtt 

Imágenes tr^tet. • 

Si salgo á ]eft€9«i|K>s:i ^ j - / 
A hablar con )fei«i(OSr --r/T 
Los ecos sf iQSpftuliia ' ( '^ 
De mi d^Bine09¿ ^ •' ^^ 

Y nunca repiten. ; ^ :. M 

De tales lamemot*: ^ - ii 

Las silabas duiMii v . ^ ^^D 
Con cuy^ desponcáoi ., n- j 
Andando en elrt^e^i ?< s - ^"^ 
Se las lltKi.^>^eQt)f«..% t: ) 
Ya de lo^fgiin9dbe.<^. i. > :>! 
Olvido el gobietn#4 » > ojo- A 
Se van mis OYsjM 'i^ o.^-^^ ^. 
Por donde fp qdtm^f - r ? - . 
Ni sirve Ihimurtel^; < .-' l fí 
Porque co^ '^Aipreiíat , ) 

Al amo insensaen fu 

Perdieron |il fiíiedo. ' 
Tal vez á ln ocite 
De algún arroyueío, ^ o • 't 

A llorar ipi^ €iiicai| „ - ; ¡* I 
Acudo indispfecotr <i :,; wn í 
De verle faijv lífwet . í. ^ t /! 
X verme tanc^infifi, . . i 



dby Google 



be verle qual c^rt ^ ^ "*^^ '^'^ 
Por el caíi(»^<ft%sc<s * * - 
Y ver quaRJa «a^itt ^' ^«.'^ 
Me tienec%í^t#^^ --'^ •- ' - ^ 
Me aparto l«tííi«|l««íí -^^^ ^ ^ 
y él se va roas<tírtIo¿'^ í'^ ^ ^ 
Habiendo tomad«svr¡ i ojifi Y 
Notable incredWiia'f . ' '' -* =^-^ 
Con el llanto nítel^if ¿^ -^^ •' '-'^^ 
¡Oh quieraiijtefc VÍlflo%'»'' " - -^ 
Que seas té^í^tef- ^'^j '-''-'■ •' '*^ 
Quien sa^UfsprowcÉKr t ? * * 
Pe esta ausefidtf'tttíat ^ ' 
Arroyo discrew! ^ ^^ * ^^ - '^ 
Si acaso mi ^ca ^ ' . -^ 
Entona algtíttí'ittttf^, ^ ^ ^ ^ 
Resuenan trisí^teas^ •' ^ 
Que arrojaoiflirf^l«*íhOb^ , * 
Si de otros paAk^ffí 
Las danzas presencio^ ^ 

Advierto mu4^Aea$| 
y como las .temo ^ 
Del pecho 9«»*«abisy ' 
£1 bayle aborittíííK ' *- 
Si llego á l^-^meísa^"' '^ 

£s vano el lltti»»- ^^ -' ^^ * 



dby Google 



V«3 
De fftrdbar manjaresi ^ -í f 
Ninguno apetezco. . - 9 
Los otrcw pawores, : > «iC 
Qae« advierta dil tédlo| '^ 
Me ofrecen en raaOi -• 9 
Algún, alimenro: 
Bntónces i aihigoy ' ' >) 
Comer pJttttas suefo^. « T 
O fí^tti^ <lelc¡attipOi /.T 
O lecÍHMi 4 quéaof,'* ^ ií^T 
Porque ton' ocHnWis^^. i 
De poco rtéerezo^ - n tXL 
Y son aaiiini]es^'>^ ¿^ ;*,;a 
Comoc ibis éftito«í*iv i íM 
D^l agtta<íiiKí.^»>r>d íM 
Alguna ffte^.'befeOf o \\;, eíí5 
De una <IÍÍMr>ÍlÉlsift%?í>i;!\£ 
Clara ^9«aé »| ^teotto^i^í) Y * 
Que á beber íü^i Quinan' 9 
Y en taytfiv«ap^bg íi4 
De horroMii;«i^cfptiHo¿j2 
Qaancki oeoiaicidkié ¿lL znl 
Mi cara*i¡'^:acii,atgi|,ífjua 

Mía OJO«V^I'ÍO^tlÉI««^|;/í 

Mí boca , f^éií «ría»*»! z o J 
Mia labioa^3i¡í^trtbia fg | i p^ 
Tomo UI. g 



dby Google 



114 

Y en tantas n uida nt aff 
Que padece el cuerpo. 
Mi cf pirita el mismo, 
y «1 mismo mi afiscto» 
Que qiian4o solía 
Mirarme serena 
(Ortelio,. deliro!) 
En ajee) espejo. 
Tan limpio , tan pwrOt 
Tan claro, tan terso. 
En quci^yo .v^ia. 
De placeres Heno, 
Alegres mis ojos. 
Mi rostfo albagOeSo, 
Mi boc^fc^swsa. 
Mis labios perlew» 
Dicie^o» lürimrai, 
' ¥ dttlí»s leqsaehcwi 
QufOÍa «naipso 
Mi adc^o dofldkt: ^ 
S^cvneíQ to»ái»» 
Las alas deik ^tiempo I 
Cupido» Isiií^yM- > 

No w» «»^ tM«>^ 
Loi dws f etíéfs , , <^ 
Se'fiíéfoiicíiiego» ui « 



■ÍM 



Digitizedby VnOOQlC 



115 

Apénasf -iendclóft ^ • 7 
Qual soplo llg^fo 
De zéfiro.üMite, 

• Quf >fic«rifb al $ii«So9< .<i 
Y los.trism dii$ 
Que al .^emtftiveá», 
Soo oorciBS fork^i^t < 
CJiíyo JK^a «áverso 
Arran«t Ja» pe6a$» 

. Deshace, loff («ehos». j , 
DestrujreJos caqipQi^ 
An^tíft. ei ^irietrnoy . ; ./, 
Destruyen el ttbi^,, . »,, t > 
De triscar ^Kiei^: 31., ' 
En van^i8€<>sti^fi^o..j ;,: 
Con fif^s<ffjí^r K^ :H 

Al ara dt J^^m^,:.^ ^^ ^ , x 
El P^9 «wpíemcií t ' ". i'.i 
Llevat 1^ prugMOl^ .n* i. 
De si e9«c vtAmimlfiP tu/j 
Que ast.^Kh.#iiÁ|yíl«, lo ?..;.í:í 
H^':4e.;S0l^: tG<HI»«r ;<„ ¿tf 

Mas durift$\«ii«citi <jw. sM 
Su oráculp iacímt^ ^PA 
Hasta qui9nW f<ifM(li^ íí:¿ 
Se convi^Jdft ij«l¡ tt4fí9i^o .E 



dby Google 



?ii6 

t pido á loí Dioíet ^ 
FulmincD lídl cietó * > 

Centellas y T#j^ *^ 

De ]t6itort>so estruettdO| ^ 
Que á negras «enitUt - 
Reduzoád nii pedio» V 
(Asunto!^ faclV ^^ ' '' 
Pues yá lo eftá' Itadetfdp,^ 
De amor y vengan»» -^ 
Unido el inccndioí ) - ' *^ 
Ya pidt> é la tíérPa^ '^ 
Mas blanda^ qué el delo^ '^ 
Que abriendo suir boeat 
Puertas- del airérno, ' 
Me trague y sepdlce ^ ' ^ 
En su hotteAdo aéAOi ' ^ 
Ya desesperada, . ^ ^^ "^ 
De no halftt «Oitiuek^ ^ 
Al mar ^ié ttfe trtójc? ^ 
Con naWltó''íbtfcn€éft' ' ■ ^ '- 
Sus ola*í^?iie"feuyení 9 
De mi ardiente ineenitior' 
Me vuelven -'á^ echar '' ^ ^ 
A la oiíüa^lttego* ■> ^ ' 
Sin tí^ideraidayme 
Si costo «oáaiNiio^ >' ' 



dby Google 



"«7 
De qoe coa «is^ ngi^ , 
Se apague mi uicendiioü. , 
Ta busco á Jaa fiepi^ { 

Be qi^Detpdeseo: . , ;. ^^ 
Ser victima teitte^ ., . r 

Y qoteceQ los de^tm?. r r 
Se«b]aiide& su» fufias^ v { 
y no mi^tormeoto: '^ ) 

' Ya sueleift los ..Dioaesi . r 
liimoitaíleéfdiiefios , \ 
De los comE«iBeSt 
Templar mis desveloe 
Por pocos mstantes;/ 

Y en ellos^ a)ntem^ t-^ 
La fuerza 4tel hado 
Que asi ]o<hft dispuesto: 
Que el .hombre no pued^ 
Por d^l y Bedó, - 
Frustirar de los Dioses 
Los altos decretoís. 
Entonces confuso,. 

Y de dudas Ileno^ 
Consuelo mis cuitas. 
Diciendo 4 mir OrteiiOí ' 
Pastor ingenioso, 
Ortelio discreto, 



dby Google 



;it8 

I Cótííb Aaí^ «cerWdd. ^ ^ 
La viéa que llevo! 
Escatix» 9 «1 i^astor "^ 

A quien unto quiero^ 
Te envía expfe^ones^ 
Dignas 'de su pecho. 
Por Jove te Juro • • 

(Y debes creerlo. 
Porque yo lo digo. 
Aun sin juramento) 
Que tu ^amado nombre. 
Que ti nombre ^e Ortdio^ 
Que nombre tan caro 
Será wA consuelo, 
Mientras haya estrellas 
En el firmamento, 
FU>res en el campo. 
Frutas en los huertos. 
Llantos en mis ojos, 
Y en mi alma duelos. 
A Dios , ¡ó mi amigo! 
Otra vez y ciento : 
A Dios te repite 
Mi corazón necio 
En la despedida 
De un amado objeto*. 



dby Google 



í 



H9 

MUDANZAS DE LA SÜ£RtB. 

Ef cosa naimni 
Trocarse el hien ém mái^ 
*T iuetfh témhien 
WroeéH ei mal én biém. 

Eximpto primero. 



CoB vefngativa y poderosa imMi 
El padre y Rey supremo 
De bombres y dieset , }ové soberano, ' 
Tantos rayos wñitó , como hay estcéllas 
En su mansión divina^ 

Y en uno y otro extremo 
Del orbe estremecido 
Cayeron las centeltaib 
Ojéese el cruel ruido. 
Temióse la ruina, 

Y los hombres creyeron que reyn^ ' 
Aquel , cuyo furor los espantaba. 

Los Haaltes rompiá def mar saladd 
El Dios á quien fué dado 
El imperio del mar y el gratf tddeátV' 

Y donde templo y gente, . 

Y campo y monte había: -' ^ 
Hasu aquel crudo y bOMoroilO Mi '- 



dby Google 



. I to 

Hiciérqp /esónar con tristes sones '^,, 
Sus retorcidas conchas los tritones. 

¡Triste mortal.! toey^as 
Si aquel estrago vinras^ ^ C . 

Que de peces la inmensa . muclieduililm 
De Guadarrama. «ndira por 1» cumbre 
Que apenas pasan las ligeras aves^ 

Y aun mas juzgarás que las grandes iiaTe$ 
(Como la^(Q(iej;tt«Biola v' 

La bandera espafíola^ 

Del nojsbfe df^. Fiüpo . guarnecidas 

Y deV (|Bglé9 Mjitbeits tan temida) 
Pasaran por las ásperas montafiat 
De nevada cabeza, ^ 

Con que Naturaleza 

La Europa separó de laff Epafias. 

También soltó la ri^pda á su eloneott^ 
£1 que contiene uno y otro^ viento 
En una Cfieva-^ ^ya 6ftcr«: puerta 
Solamente fu.é abj^ta 
Por coi9pj,acer^4rla dlirin«i hermana 
De Jove , que tirana . f 

Las nají^^íleij Tííota"^ |>efiOg«W5 ' 
y Vulcano á quien jte^o^ ptreqa. 
Forjar los rayos para ^1 dios Tonanie^ ^ 
Cien vesuvifi|if^pj4f«t::eit uir iestante^ . .< 



dby Google 



131 

y ard(ó la^ipav y ^ítío , y ayre y tiern^ 

Y guaseo el orbe encierra. 

¡ Con qué terror los míseros mortales 
Tembt^Oii. yv llocároi» . 
£1 cúmulo de males 
Que iuotos los (arcaron i 
¿Nada valió cOotra el pdigro y susto í 

La ciencia al sabio , la yirtitá al justo? 
{Qué fin tuvo , decid , el día aciago, 
O musas, que pintasteis* este estrago! 
Pasó la tempestad , calmóse el dia> 

Y se trocó el terreic eo alegría. 

. ''• ' 
Exempio tegtmd^. 

Por industria de sabios profesorei 

Y trabajo de esclavos bien premiado^ 
Está ya preparado 

Con eztrafios primores . * . 
El soberbio sa^oii para las fiestas. 
Con luso están dbpuestas 
Las mesaSfV con licores y manjarea 
Traídos por los mares 
De quanta tierra yace difereate ^ 

Desde el umbral del sol hasta oceidente. 
Los vasos de oro y los de bronce > (tales^ 



dby Google 



Q«e el arte es superior á los mettles) 

Los de piedras preciosas 

Y $68 adornos varios 

(Despojo bien ganado á'los contraHos) 

Coronados de rosas 

Cubren las mesas , ll^an las melnoriaa 

De batallas , trofeos y victorias. 

£a música de bélicos acentoa^ 
Mezclados con suaves instrumentos^ 
Que alternan de la corte y la campafit 
Los guatos y la safia, 
O ya tierna^ ó ya grave 
Aplaude el nombre invicto del que sabe» 
Guardando la memona de la guerra, 
Croaar los bienes que la paz encierr?} 
Junta con nuevo arte 
Tus gusjos , Venus , tus venganzas , Martes 

¡Con qué bella arrogancia 
Agoardan ya las oinfas ^ nomeato. 
Que ha de romper k> dulce de su acento. 
Por el ayre ocupado con odores, 
O ya de pomos de sutil fragpociat ' 
O ya de suaves flores! 
Unas á otras se miran. 
Se envidian , y se admiran; 
No porque envidia rigurosa aiestao. 



dby Google 



»3 

Sino p^ -el anhelo 

Con qut |o4tt ÍAtefitao 

licvantir basta «1 cíelo 

El nombre victorioso 

Del héroe que en un carro priqioroio 

(Que fué de un grande principe vencido) 

Llega ya rodeado , y condocido 

De un séquito de nobles que á su lado 

Hablan noblemente peleadch 

En medio de ana turba de doncellas 

De tierna edad y de beldad ^cajpplicbi 

Que anuncian su venida. 

Llega Flora , mayor que toiks eHáSi 

Como en el fresco prado 

De flores esmaltado 

Se distioeue la rosa* ' 

El llega , y ella presurosa. •• 
l^ero i qué es lo que adotíro? 
¿Si será realidad lo qon yo miro I 

Qt^ando creí que d gusto, 
La pompa , la delicia , la hermosura. 
Los placeres , la miísica, la danza. •• 
¡ Qué poco el gozo dura! 
¡ Qué súbita mudanza ! 
{ Cómo se trueca en susto 
Lo que nos fué (ñas grato ! 



dby Google 



t Pues qué fia tuvo el ^célebre tpuatol 
El héroe quiso hablar;, y M fepe«t« . 
Le acometió feroz uq occideticei, 

Y se murió : gimió toda la sala, 

Y en h^o se trocó coda la gda. 

Sobre no fuermr escribir tátirM, 

Ciertos hombres adostos» 
Llenos de hipocondría. 
Que vincttlan^sns gostds 
En descerrar del mundo la alegría, 
Como apuntes ptst otros despreciadoSi 
Sabios empobrecidos, 
Poderosos caídos^ 

Hijos malos , 6 padres mal casados^ 
Me dicen que dexaado la «termtray 
Con que mi musa sabe 
Cantar cosí fono suav^ 
Tus gastos Bacó , Venta ta hermosura. 
En vea (líe cekbiar . estos • place|^es. 
Hable mal. de los hombres y mugares, 
Sin reparar el labio enfuracidD 
De esta implacable geote. 
Que á todo hombre iridíente. 
En qualqukra lug* ifue haya aacMb, 



dby Google 



Sea iro^tt^, á pttago» gigante. 
Fiero hotcntote, ó noruego frió,. 
O cercano p ó distante,' 
Le oáiro siempre cetm'dí beriMuro mió, , i 
Reciblshdo en ini seso ' y • ' • 

Al iniíio con piedad, con gusto al buena»' J 
Lejos tdecpntcBtatme, ^ A 

Prosiguen con mas fuena ^ incita rme 
A que dexe los huertos y.ltt.fleres, . - ; 
Pastoras y pastores, . - >- 

Viñas Y^ arroyos 9 pndoi» ; . . ' .i a 

Ecos enamorados, , ' j 

La setva , él ^lle,'U e^smn , eljaprnatCir 

Y que no insfie al dulce \Anacfeonte, .. ^ V 
Al trisiíDe Ondio , al ítíasdo Gateitoso,^.: ) í 

' A Catulo amoroso ,- já Lope fii»^ ^ ; * í'-á Y 
Ni V-Mofatüi ídirino^^ ?< \) 

Que entre esto» Jiene asiento tn el Paanaso}/ 
Sino que i» tranquila .mosB' oúa, ^ ' - ^ / 

De paloma tqne. fué ,* se Tuelta liarpiai^ - ^ A 
Que los vicios pondere con ^orieta^ i: tt i. H! 

Y haga gemir/á^lar: «ttoralcaa -: ¿ <H[ 
Baxo los goipes de mi ingrata manOi < ' iO 
Con esto todos , á qual um^ «fano^ '^ 
Me ttñtitún ios vtctoa de los kombrtt ^ ^ 
Coa bonoxosoa. AQ»bre%, > ^ - % . i< íú 40 J 



dby Google 



riló 

. Como astucia, renegrea ^ mcoúBtzatí»^ r 
Baxeza ^ tir^ia^ 
Codicia y arrogancia. 

Traición , ii^rMicttd é hipocratía. i i í 

Pero asi como tiemblaa soi|Mrdicndllos 
Los- vitlaftos de uo pueblo ., aoostiimbradoa 
A su quietud , quanáo k vti priatra. 
Penecra sus oídos - # ^ 
1.a música goerrefá, ^ 
Quando llegan soldados • c : 

De rostro fieros , y 4» estrafiot tragas. 
Con estrépito {lorren^o 
I)6.1iMibr«8 , d0^ xabflllós. y 6quipagcs$^. 

Y se dividen con igual estruendo v C 
Por la pequefia pla^ en coftos troiKOS| 

Y los viejos ra£erep^4 los^ moxoa > .^ 
Que aquellos hombres n(iataa <á la getate^. . t 
Yt;Se eomen. loa nifios £eviaiente; 

Y cada madre, «sconde^ .y.encomicncte . 
A su Dios tutelar la dulce prenda 

Del matrioioiiia: santo:' : - > l : f;» 

Pues asi yo con' oeí nsenor-. espanto: : -'• 
Oí los no0ihres ,: y^ ponderaciones i> 

De vicios y^iásionea »- -- 

De qudi^fal ret ^vaáosíio se hidlal»»*^ - '^ 
Loa mismos que en Ipa otros- los^ tachabaix»^^ 



db^ Google 



ia7 

Y ri que el solo r digno de c«)$itra - 
Es el que ponderarJot mas prpcora^ . 
Sin otro fin que el ostentar ingenio» 
En la mordacidad , ira y rencqresj 

Y asi viielvo á cantar según mi genio 
Tus fifias .Baco » Venus tus aoiores* 

LETRILLA. 

í 

Pero á mí ¡qué S9 me dM% 
MaiatM de Dios la cosa^ \ ' 

Llora el joven heredero 
Del padre anciano la muerte, 
Porqlie no.dex6 mas fuerte 
£1 talegos del dinero^ 
Pero mira placentero 
^\ I« comili^i llarosa^ , . ^ 
Que al cuerpo cantando está: 

Per<^ ó mí iqué se me dd\ 
Maldita de Dios la cosa. 

Aq^sl quer J0 el eoclte tes y 
Mirar á^ todos eoo cefio, . ^ 
Dé graci»^ á un extremeño . ' > 
Que hubo p^. nombre Cort^ •<', 
Que si ^«0 , biea aU.fevés .. / 



dby Google 



Su persona ñistidiosa ' ' 

Iría de lo que va: 

l^eto á mí iqué se me daj 
Maldita de Dios la cosa. 

« l^icele la hermosa al viej^ 
Llega , 4ulce pr^cU qüisu 
^Qué dichosa me creeria 
Si ^.fuesas' mi corte^J: ,,-*'. 
y él, áif^sai^. del jDepfijai. j.^ 
A la nifia mentirosa 
Casi' creyéndote e^tl:¿ ^■■■'< I 

.' r . . ;'.^ -1' ; 1 
JP^ra 4 mí ifui semif'dal ■> I 
Maldita de Dios la tosa. 

Canción de un patrhta jretiradú i W aldeH 

\ . . . ...... . . ,. :ij 

Produce ouestra EspQfia ^.. 
Los caballos del Bétis, 
Y«€ít £erro de Ckmihrie, ,■'- 
Y sangre aatigua Oerfl^'^ ¡c<fA 
Que ftiidíDsa si derrtinltt f > '^^ 
Si fu pabia lo pWé,. • ^r^ 
y si M^Ae^ 1^ mantej * '-"-J 



dby Google 



Y patu tu regalo ' ' • í 
t«a fruta delicada, '' ?v... . ; 
Pescados de sus cQStaí, -' ^ 
Que entrambos tbares' baÉaft|^ 

Y tesoros de Bácd ' * 

Eo Málaga* y Férákai z^"''*"^ - 
En Xeréz y Túáéh^ - ^ ^ ^ 

y en la vecina -Máhtfte i ^ A 

Pues ea^ amigos rtfos/^ ' 
Mientras quieren fas^ dltlé '^ ' 

Deidades pRWccto^as^ x^) ?i.-. 
De la feliz fispaHa '" 

Darnos la pat tfátiquHa ^ ^^ - ' 
Que gozan las ^Isbi-anzas/ ^ 
Las vifias y los Huertos^ ' '. 

tos rebaflos y casas -^ . ' 
Vivamos, y gocemos'^" 
Quanto con iftawfrancí c - ' "^ 

Kos da'^NaturatíW • ^^ V '^ 

En los otros uvétú* '*''^ * 

Venid, veni€f%fógfétf - • ^ ' * 
Zagfíle«, y 2a^f¿, >. ' i 

Con castáíluela», tifies^ - ^■■ 

Panderos y gúifaim: ' ' 

Libaos á mi chfea' - ' 

Humilde , peto gi^ta, ^ *. • - 
Tomo IIL p 

Digitized by VjOOQIC 



130 

Donde faltan adornos, 
Pero gustos no faltan. 
De tstñ lado los chicof, 
Y de ésje Jas; muchachas, 
y aquí junto á n^ p«erta 
Los ancianos jf antíi9>a$; 
Lloren de gozo yáeiMl? 
A sus proles limadas; ;. r 
Cantad alegres • sopes, . r^ r, , 
Baylad alegfejS. danz^a^s .. 
Mientras que se, dispopen 
Las rústicas viandas^ . < 

Y del vino mas rico 
Veinte botas se sacan. 
Jamones de Codicia, ^ 
Cecina de Vizcaya, , : j ::.í 
Olivas de SevilU r ../ V 

Y de Aragón. M^zí-nai» -_» ^ . * 
Cantad antenas letras» / . ? ^ 
Sin justicia olvidadas, ^ ^ : 
Como á vuestras. ^üwie)at >. , í :. 
Las suyas las cantaban» , 
Decid , como liodrig^o,. ^ ^ r . í 
El último Monarca» ./ 
Pero el mas infelice . ^^ 
De la goda prosí^^i^^ - ^ u.. '5 






dby Google 



. .f; 



i ' 






tft 

Se perdió pof "íntu^re^ 

Se la miklvya Cav&i 

y á mados de africaftot 

Dex6 perdida* España^ 

Quedaüdo en Cautiverio 

Sus provincias cuitadas. 

Pecid) como Pélayé 

Salió de las montafias^ 

Con la gente ''^ué tnvtí^ 

Que era poca, y honradai ' i ^^ r -í 

Cantad de Üeti Aífonsd, - -'^^> 

A quien el, ca§«5^ llámari, ^ -^'^^^ " ^^ 

Y que negó ef tributa ' ' ■' ' * 

De niñas desgraciadas, ' ^ ^^^ ^ 

Que al malvado Rey moró, - ,^ ^^ ^ 

Los christianos pÉÍ^afaan. * / ¿.' . 'i 

Decid, como ellas misoiai^ '' ' ^' ^^^ 

Con varonil ./actañcfa, ' ' "• ^ - " ' 

Al lado de los hombrea ': '' '* 

Esgrimían las armas/ 

¥ como todas ellas 

A los hombres llaoñában 

Cobardes qüamio huianV 

Amantes si rríunfcbart^ 

y así por vari6s trozos 

IrOs fastos de ^a patria 



dbyG'oogle 



y 



<5 



13a I 

Decid , con vo% «sor^e, 

Al son de vuestjpa dansa,: 

Que yo también qmMKh : -^ 

Si no me lo estorb^an / 

Lo flaco de mi cuerpo, . ) 

Los años y las canas» 

Junur con vuesuot tqnos , .., ^ Ai 

La voz de mi gafganta* . . 

Pero en medio de (odost, t> j . > 

En esta silla blanda, 1 .1 .> 

Que fué de mis abnelQ^ .. , /j 

Y á mis viz^úefos pasa» > a 
Oiré vuestras giQcioi^si,^ 

Y veré vuestras danzas : '^ 

Y al que exce4iere á^jtodesj ;. > 
En la voz mas gallarda, . . . i 
En bayle mas ayroso,, ., . 

Sin ser de envidia causa; 

Daré el debido premio, :^ 

Y al Cielo justas gracias, í 
Porque sobre vosotros 

Tales dones derrama. 
Baylad, canud concentos, 
Si dura la paz. santa: 

Y si Marte os tujbársi 

Con su horrorosa safia^ ; 



dby Google 



»35 

Sonando sus troRipetaSi '^ 

Y tocando^ sus cazas ^ 
Bexad esi3^ placeres, 

Y acudid á las «rtíi». 
Que para su deMsa 
ftrodutcílKttWtli BlJ^lfa -^ ^ 
I*os caballos d^rl Aetís, ^ ^ 
El hierro do 'Vlxdaya, * 
y sangre antígiía Gpda 

Que alegre se derrama. 

Si su patria lo pide, i 

y ¿i su B¡ey lo nttndií* , ^oaU 

^Anacreóntica. ' ^ 

Los que^tibnben, Baco^ 
Lo que abarca tu r^^no, 
Juzgan que no pasastes :"< , ^* i 
Los altos Piriníeos, 

Y p¡en|H« qae en España : 
No tienes grandes templos^ 
Donde Jicudan gustosos 

"Los nobles y plebeyos; > ' í 

Como en otros países, >' 

Tu nombre es, glato en eseos^' > 

Solo que con . maS' brindis . í 
Se hace méoo» cstrueoda 

Las horas qué.en jsucdorsp ^^ .: . i 
Consume el dios de Délfos, 

Digitizedby VjOOQIC 



»54 

Con una tola copa 
Gasta el bellq Ji^menca 
Como el Franca «oci^blti . k. 

Y el Altmán guDr^rerO;! :, u %u . 
Pero loi EspaíoJies , , ^ .» 
Pe otro modo lo htcenois^o. ijo '^ 

Y como.es tackorno i . > ^ 

Y grave nuestro gepfo, • . t 
Bebemos y eallamof* 

Callamos y bebemos: 

Y algunos, qqe desechan 
Usos de antlgiioft. tiempos* 
Cantan t^ inombrfi, y b^bcil 
Condeiuiadd ^l sHenclo*' 

y tú viste^ a mi Filis 
(Sus primorosos dedot 
Sosteniendo la copa) < *' 

Cantar to nombre en versos» 
Que tal veír yo compust 
Por ti y por «Ua i ondempoi 
Por cierto que en b^ ojee 
Brillaban dobles faeg0S| ' 

Con Ic^ Cayos, ó Baca» 
liOS de la bella Venus; ^ '. 

y yo I que dft uno y otro , ' 

T(mÍ4 «I focbo «rdieiiclgt ^ 



dby Google 



t3$ 

Repetía las copas. 
Doblaba los requiebros. 
I Pues qué yo no cantaba! 
I Qué , no cantaba Órtello^ 
Ausente de su Lisi, 
Por no aclarados zelos? 
{Pues qué no repetía 
Los Báquicos acentos 
La sala del banquete, 
Con sus nocturnos ecos! 
Publica, pues, al mundo 
Que tienes ara y templos 
Desde el Pirene altivo 
Hasta el Hercúleo Bstrecho, 
Mientras que yo publico 
Tu gloria al universo, 
Con zerezanas cubas, 
Y castellanos versos. 

ANACREÓNTICA* 

Vivamos, flulce amigo. 
Mirando con desprecio 
Los aparentes gus^tos 
De los ricos soberbios. 
Dexemos que se miren 
Con reciproco (miedo, ' 



dby Google 



Y con mutuas traidooei 
Doren crudos venenos : 
Que abuoden en sus casal 
La pompa y el recreo. 
Mientras abundafi sustos 

y fraudes ep su pecho; *^ 
Que el vinculo reciban 
De un violento himeneo. 
Que privará á sus almas 
De amores rverdaderos» 
Tengan en^eble^ l^ljos, 
A quien^$ bagan necigs 
Lisonjas de criador, 
Incienso; de vil pueblo $ 

Y mueran f^ngañados, 
Gozoso el heredero 
Que quiere mas ansioso 
Quitarles hasta el tiempo» 
Diga dejjpyes el mármol 
A siglos venideros 
Iiisonjas ^ue no creen 
lios^ del presante tiempo ; 
y esta serie precisa 

A los §^bics -dexemos, ^^ , 
Para que ufapo^ luz<»n 
Sus disgustos S^W9Ȓ ., 



.? Google 



ti7 

Mientras ^omildet gustos, 

Y por> cauto mas ciertos» 
De nuestra corta Tida 
Ocupan los momentos i 

Y la amistad sagrada 
Hermane nuestros pechos» 
Como hermanan las musas 
Nuestros gustos y versos. 
En sencillos banquetes 
Que saxonael afecto» 
Fase» sin ser sentido» 

El carro del I>ios FebO} 

Y prosigan: los govos^ 
Xa risa y el festejo. 
Hasta que vuelva Apolo 
Segundo giro alXielO) 
Guiándonos Cupido 

A gosps mas amenos» 

Con Filis y Dorisa» 

Que ocupan nuestros pechos: 

Y sin cuidarnos mucho 
De que lejanos nietos 
Traosmicaut i los siglos 
Los apellidos noestrois» 
Cantando nuestras obras^ 
Goxosos mothéamí * 



dby Google 



Ci^brlendo traestjras lumbist 
Los buenos compañeros, , 
Con pámpanos de Baco 

Y con mirtos de Venus: 

Y en los vecinos troncos 
Grabarán tm letrero^ 
Que diga lisameate 
Cosas qué merecemos. 
Versos que compusimos, 

Y que aplaudieron ellos» 
Zagales y zagalas 

De los vecinos pueblos 
Vendrán á oqestra tumba 
Con ñauus y panderos:. 
No con lúgubres voces 
Resonarán- los ecos, 
Sino con dulces tonos^ 

Y con alegres, metros ) * 
Porque sabrán, sin duda» 
Los que nos conocieron. 
Que nunca nos jlenáron 
Ambiciosos deseos; 

Que no fuimos tratdoreS9 
Avaros, ni perversos. 
Esto cantará á todos 
£1 respetable OíMo% 



dby Google 



1^39 
De Venus y^ Baco 
Sacerdote cofiipletOi 

Y con su barba Wia» 

y con tu grave aspecto» 
Beberá grandes copas» 
Dirá sabrosoii verioSi 
Captái|dose de todos 
Si ^mor y ti respeto^ 
Qual encí^ alegrea fimoof» 

Y sátiros traviesos» 
Sileno fué querido» ^ 
Aquel viejo Sileno, 
Que fué del mismo Baco 
Admítado maestro: 

Y después que coa<iuinatt 
I<os que al templo, viniérpa 

. JoL leche blanca y frU» 
, JBl vino tint<^ y víejoj 
Se volverán cantando. 
Asi como vinieron, > 
Hasta que doce meses 
Pasados, vuelva al puesto 
Coa igual comitiva 
, Y coa igual afecto 
Ortelio , y que repitt 
A júüh» y mañc^iosi 



dby Google 



1 4d 

Cantad, que ét Bolihii^ > ' ''^ ^^ 
y Moracin ios ^cuerpos - - "" < 
So esta tunaba yotéü* ^ - < 

•Pétente f pátfl<^ro, \ ■ ^ . ' 
Que aquí yaceé loé hijo» 
]>eJ muy suave AfiStriOiiC ^ 

SemuncUndé él amé¥^ y4h piie$f» ¡ífHa con 
^ m^tw^W ié m9fím& de FiHs. 

" S0MB1*0» • ' * 

Mientras yrWié^\vféñ\^ preoéé ^ét* 
Amor, sonoros versos me Inspiraste': "^ 
Obedecí la ley ^e me di^aiste, '^ 

y sus fuerzaiTme di6 la p6esia.^ '^ ^ • 

¡Mas ay! que désele aquel aciago dla^ 
Que me privó del bien que tu adiifirásie. 
Ai punto sin tmpeñtf en mí (te Ivalla^e^' 
y hallé falu de ardor k aat Talla* ^ 

Pues no .borra ^liu ley^ la' parqi rflark^ 
(A quien el n^smo. Jeve ha revisté > i 
Olvido el Pindó 4 y dexo la hiBsmbsttra^ 

Y tú también de tu ambfcioá lie^sfefe) 
y junto á Filis tenga sepu\tum , , ) 
Tu fecha inútil 9 y im.lis& tfistí^ :^ A 



dby Google 



SÓ'llllTO. 

Ya veis qual v|^^^amaote$ m gasítigf^ 
De bulliciosos céñxos ccjjcad^t ^^ } 

La rubia trenza suelea, y a4prsa4a ., i 
Por sacras maot^s de la ,aiisaia ¥íor^^,' y 

Ya veis su blaf^^io^tj^o^^ue emnora» y 
Su vistn alegre, y .s^arrif-S^é jgg^a^. í 
Su hermoso pecho , cel/^f^ vo^^^tí ^ i 
Del corazón á 9j^e|k.^el n^io adori^ - ■ .\ 

Oís su voz, y^^jJ^lagUefio ao^tf)$i 
Y al ver y oir qut sqI^o /á i^ ;pe ^uier^ 
Con envidia mlraj|5^ ía saei^te mja : . . \ 

Mas si vierais fi^ i^is^o tormento ,«; 

Con que mil veces su rigor me hiere ^ r 

La envidia en cora^^iop se (rejeada. .. ^v 

, , , , ' , * 

jf la muerte deFíih, 

tt '. ■ > "'-' •'.■''•. í 

AN AO-REONt^FC A. ^ 

("• ■ '^ --'^^ . '■'-'' 
£n Iijgubi^(|fL cipteies. > 

He visto convertidos , ,^ 

Los pámpano9 de Ba<co, ^ y- 

Y de Venus los mi;rcos : . . ;" . ;^ 

Qual ronca voz del cuervo 

Hiere mi triste oido^ . r 



dby Google 



f4< 




El siempre dufce (o^ 




Del tierno gllguerillo: 


* 


í«íi murmura eParroyo. ' " '''"^ 




Gon delicioso trino, ' ^ ' ' 


;:j ?a 


Resuena qual peñasco ^ ' ^*' • 


') A •: ' 


Con olas combatifó. ^ ' ' "^ '^^ 


-^ U-. i 


En veí de los eordferbf ' ^" ' 


Y 


De los montea Vecihbs»'^ r r ' 


-ív j.a 


Rebaños dé leones" « ^ ■ ' 


.... ».a 


Baxar con furia'he víátOS' ' '^ 


o ..-u 


Del' sol y de la iW '< ^ '/ 


^ u 


tbs carrók ftgitivDs ''[^ '^"^ • ' 


'/ í^ 'í 


Esparceh negras ÍJOrobra» ^ ' ' 


» * ^ 


Mientras dará su giró^ ' 


' - 


Las pastorítes flaütaé,' ' ' ' '' ^' 


~ *_* 


Que tañen mis attiígois»' '^ '^^ ' 


." '.' h.í. 


ItesueiiAn como, truenos 




Del que reyna en Olimpo, 




Pues. Bí^i, y^m,:^m^j < - ;. 




Arroyos, pastorctlJos, 




Sol , luna , t&dos juntó» ' ' 




Miradme compasivos,' ' ' 


1 


Y á la ninfa qué am^ 


• 


Al infelia Narciso, ' ' " ' 


1 


Mandad que á^ al orbe ^ 


i 


La pena de Dalodro, '^ ^ 





dby Google 



i*3 

ANACREÓNTICA. 

Después de? haber bebido 
A noche (conío sueto)^ 
Dormido en tiernas parfat^ - 
Tuve un gustoso su^o.* 
Sofié que el gran ^oi Baco^ > ' ^ 
Por dilatar su i amperio, ' ' ~^ 

Al Parnaso quería * ^ 

Ganar á sangre jT fbego. jí^ 

Cierta queja' atógabá ^ 

De que Virgilio , Hotn^re, - 
Taso , Milton , y Breóla - ^ ^ 

No le ofrecen si», verso», ' 
Del todo dedicados * A 

A poemas guer^i^ ^ : • 
De elevado^ asunc^,< * . :. -; í 

Y de pomposos metros. - * í 
Juntó de sus bacáncés' 

Muchos trozos soberbios, ^ '■^ "' "í 
Que esgrimirán íns tirs6t 
Al sod de sus 4>^n\itros : 

Y llenas de aquel xugo 
Que en Málaga ^tt dispuesto 
Las manos de las niitfas*' 
De aquel bello terr#í^ 



^ 



dby Google 



Ya daban fieros gritos, 

Y amenaias al eco^ 

Y coo foantiáu ^anzat 

Disponían los €iiftrpos« : A 

Rodeado d^ Faunos . 
Vino el viejo^StJeao • ;; 

Para maf aúíaiarios * ' < 

Con su roscro^y^acento» i 

Dixo del dios del vino .1 < ,\ 

Los anitno80s.()iefitK>S| ; <. > 

Quando triunfó del Iodo ) 

Con sus ar^m» y ^triiendot 
y á cada vctsojwyav , : « ^ 

Ardía en nu^fiíegp^^ ; : A 

La tropa deseosa. ■ .^i . • vj 
De algún nuevo ^JBOfaa .: , . » 
Del mismo dios ,«1 carro i 

Llegó al camp^ ligero: 1 

Tiraban de él dos tigres > >■. •. 

Feroces y sangrientos. . t. 

A la falda d^L moni:^ ... . V 

Con furia acometieroni ^ ^. 

Pero salió al xa^iino :/ ^ 

El ancianía Aaacr^Q^ í > ■:> 

y mirándole B%q0 - m - 

Petuvo á sus ^vefrerosv 



dby Google 



Y les dixo : por éste 

Y en alabaiü^ suya 
Caneó coplas el viejo, 

Y toder Jft^ at^i^zirojii «r 

Y cAnt|B4o se f<fér^ 

JÍ la Primavera dffp^ef^ di ¡a mu9ft$ 
dtFilis. 

SONETO. _j 

■ ; - . r 

No basta que en sa enero? se áicadeae* 
El uno y otro "prebélo^o vietitot^ £ 
Ni que Neptuno mande- ási^ elemento 
Con el tridente teulqi» seserener' 

Ni que Amaltea el fértil' camp^^^ene 
De fruta y flor , Éi^ue' con tiuiéiA> aliento 
Al eco den las 'aves vduteteVueni^ ; 
Ni que el arroyo desatad6 suene. 

En vafttd;^ iRiiinofis , veriüi^BSfnavera, 
Tu vuelta de los hombre».' despadi^ 
Triunfante del invierno Ltristec ¡y f¡3b. 

Muerta Filis , el orba^ naáá v ei^ra 
Sino niebla espantosa, noche holadd^ 
Sombras y sustos Qom» «1 ^pachociáio. 

Tomo IIL xo 

Digitizedby VnOOQlC 



^ Í46 

íh Filis. 

Mi Filh hn muefto: 
¡jfy ttrsti ^ mil 

GLOSA. 

\ ¡Oh Musa! (si acaso 
I La ha^ tan ínfelis, ' 
I Que esté destinada 

f^am presidí^' 

£1 ]^t0 y gemida) 

Venid , influid 

£i tono «na» triste 

Qae se peeáa oif . 

Jífí FUis bm fnuerm 

\4fy tfUit de mil ■, 

TlMsde estos mit bftxo^ 
1^ iqiie yo la vi 

. ifift dias' alares 
. . AiIifaȃie! y reir^ 

La muerte alevoaa» 
. .Cojl eerpeese.jril», 

> t .1 í - - 

Digitizedby VnOOQlC 



90 
Corté dCí $if vida -li 
]p:i hilo sufiíl^ . . . i-j 
JUi Fiiit b^ 4on0vtúi^ ^.^ 
\jíy tfisti ^ máX .^^^^.'^^ 

Los labi^ nHmrjeQdptA 
Procitf^ í^rifT. ^ > 

Para despediría 
Sin diida df^ vú^ \ .\ \w 
Pero »e jijec^fOQ 
Sin poder servir, 
Qu^.roia. -quf m^Ki 
Pasado su i^iL r^ 

¡jfy Prhte 4r mil , ^ 

'•'.'■' 1 . t 
Lo qaf itf^ pudiéi^ ^ 
Sus l<bí<3t$M<i^r, .. ..i. 
Quisieron 3US: ojof ;; 

Volvi^do^ il, ;rotj , ; ;.^^ 
Pero en.jíguel. e«{>m v .. ; 
Cerrarse los ví^ 
Y yo^solpitPiW^ >: 

Turbado d^^t« ^ , .. ,/? 
Mi Fiíif ¡^¡tiwmrtfii, ,/j 
\Ay fristi.^ ^! ^ i,,:^ 



dby Google 



I4S 

De sfi ñné pecho 
El blanco mailíB 
En püHlda cera 
Convertirse wi^ 
Y en tristes colores 
Aqnel dffme^ 
Que de otras 1)el]esa$ 
Envidiado vi.'^- 
Jlíi Filis ha ñmert^i 
\jíy tfitte d4 mi\ 

Decidme , dddades 
Tiranas , declá. 
Sin la ^ue fbé* mi alma 
I Cómo he dé vivir? 
La molesta vida 
Que me contebtís, 
Después de tu muerte» 
Gastaré én dedr. 
M% Filis ha masrtm 
I Ay t¥M% di mil 

Si vuesfft^os rigores 
Podéis conveniir 
£a láMüiiis justas^ 
Mia fuejat áá%* 



dbyGoOgl^ 



vH9 

y ^nl otro finetf^ 

^,. Con i» sicra,t»M • •.:.,.-; 

Podré .^^Qdirinlf bswo8..,u i^» ^„p ^a 

: :}IM^ noaio lie, mil ..jx í« ^up 

•vSHMCaibira ^llfrit^'.oq le aun oni8 

¡ Ay -W^ ífcnefiJ. -i »j e^-foi -K 

Digitizedby VnOOQlC 



'tí» 

Desde el centro 8<i^' ali^tíé^hís '^Sohídiriies, 
Gratas al que conoce háí vertfáSes^^ 

Y la complicadWá de los effg¡iiftos * 
Del mundo , y ap^dVét^a Bc^g&fios; 
Te envío , amado Hortelio , fino amigo. 
Mil prueba»^ dél"^'itíe^aiik> 4tíe iÁnsigo. 

Ovidio en tristes iüélf<oá se^'^^ejiíía 
De que la suef^-ifti \€^tiSf^2í%á 
Que al Tíber cori'suár't>bfas se?-afefe#c;iae, 
Sino que al Ponto' 'éiPeiH Vt déátiftée^ 
Mas lo que de poef^ üfé^^fi tot>áfl9 
Para llegar de m^m á'l»^eiévii9<^,> 
Me sobra de filósofo ,' y' |>r«lerid¿ ' 
Tomar las cosaa^ eimo %dn Vtii)eño&. 

¡Oh! ¡cómo ¿ímn^l^^idü^véto veas, 

Y solo b^atelsis aqui leas. 

Que yo , cs»^^^4aeul««tid»^ri?is, 
Me aplique á tan riéicifí^ üiatiárHifrl 

Ya arqueas, 3^«^I<Miit^ «^icef^^ 
Ta e) manuscrito de Ik^HÁflfhc^'idto&Si 

Y dices ; por jugel|lK)ileiÍejáltif€^ ^^^* 
¿Por qué dexas 16ii^f^éi^fkiif>enrcántes ? 
fNo sé por qué«tíj^iift»<^iú''jr¿ 'Vivíais 
Materias tan sublilifcs^y ^eó^idai^íj 

Digitizedby VnOOQlC 



|Por qué «ló'te^dedicu y-CMnóoBs j|aito| 
A materias, de. ntc valor ^qui^ifintol '' 

Del público deredio que estscUaUe, < 

Quando tan stíiás» cotto^ vU kastee * ' \ ) ( 
Be la cienctaide ^tsAe ^> -jF' 'lo»-^rcaBO> ^ 
Del interés dpiaKifiús rSobesBUoéc <^ :*< 
De la ciencia. Bierainiqiie>«h hombre «mSy^ <" 
I'Qsqile ica suvOhMqitk)jk| «btiid empefa; ' i ^ 
De las giiftreeias aotts "^qúe ^apeenáistc " í 
QM«do á campaftft TOluntário jbpsoe.. r.. r< / 

De la ^eieochi de Encttdcc^ilemostiabti^ ' ^Q 
De hi fisica nueva ^ekable^ )» .n / >. . 4 
I No fuarainasiM caso que "pensáffU^^^* 
En escribir iqueHo-L que iidftrH^ ' ^>v.O ^ 
^F^ro copliikuF?. {^deanioYl'j^^itrfstel ^ 
Perdiste etv poco sles9 ^qa^ni#isi(« i^ini^^ \ 
; { Hdátií^lMt |^\iÍDrtéKor ^ ^ ii)il|MK| 
\ Qiii$i8i»iiái escei^pobre dast^rrade^^^^^i ift:'J, 
Pues mira ) ya^^iui íi:eso»^y'^qti$it»-ietii«' 
Té digo .qias-^osi^ coávóil cema - ' CI 

De ftodfls :.esas > céanoias :que ' refieres, ' ; ^ 
( Y afiade algunas ^ oti!ac> si ' quisieres )^ . 9 

Yo no he sacados. mas íqae )6 siguiemt: * 

Escúchame / por Dios .^ eien|iaieiice^ < .^* 

Mas no , que mas parece Jo que digo 
^f llfciOP ^. que. no: eaaa. * dft iii| amigo* C 

Digitizedby VnOOQlC 



ir5<i 

Si |BSf8f ?niimfonftx» é»f]«)lJio«rí :> ^'^^j 
3>e todas las^di^igufis mas kennosa,. ^^ni A 
£1 primero^ jáiri^csx^ etapricMtS'. b o:>i>. v;^ bQ 
Por qué deséráasi-áitaBLJ^Kuitade^ üt;i vLr.eu^ 

Y soleo jii^iKisaileí]^^ oteiitedicov: h^íd r! aG 
Que los leas detpacádr>4ie snipiico^t ¿i>7*>]a( \aQ 

Y sisjtMiQcettd^ttB' rtaQPfpiii^ie(¿>ra, r -^ vA sd 
Calla yj|r i^Oiiusguis» queven^arnéchi «i obfvP ^ 

Pero aÍ!'iica90M0iBÍi](Bs?csiB assato^ . ¿^i dd 

Y la criticti^pfllsafiíái Jtttoy pnocci^- >; « ¿n&i^Q 
Qual ^áik^gfne:>^(múeat'^ÍZfíiohta.BaÍ9^ s^A jO 
Faltas contra la taléo» )»6esia¿ . . j ;> n* 9Q 

CoDOzc02^..ffai)oo^^. «as &ye atentos^ "'^'s 
Con Ovidio i^«p«^<i «''^.iiacfipBen^o. ' - '^ 

Escusata ^m^/t^mpat^ ^Uctmii^,búbék'' H 

SíSidSc%(y.perd9JUbU osadía . -^ - ' ' ^ 
De interpretac.sde : Ovidio 2a ¿arqiQQDip,: 
Porque e^:)]aMtaéucc.ton.^Sjcec«gaiéat& 
Que pierd^ Ja-^ntopra^ oompetsmie^^ 1/ ^^ ) 
Como.M^de á «todos Moa aufií^esr. ;.' ^ - <■ ( 
Éo manos^ 4o .fBtcjof «s (radáétoref)^ : .1 ;-i 

DigitizedbyV'OOQlC 



fM3 

SI *ÚMfffftni q^e esta obm ^9' eomfustí' 
Las faiti» fMfi haltera» ^ lectotr ^ excuse?' ' I 
Quietud bnn^tié, -no fallid V 'desterrado^/^^ ''-"^ 
Por distraer á? mi alma dd' citídad^ ^^ ^^ > '*^ 

1 5&> O !c Á él b N ' , ^ 

íje¡ Ovidio^ Ja Müsiu ^^ "" ' 

lia plMiAaii^mfi^f^al-eeit^'lotUnMiifes^i - '^'^ 
Pues sentido ílneií,'^€éinóC dl-y^fle^os figores,^ "^ 
lia gracia que é i$tá<í{^ina^ c^dsdisoí, ' - 

A la mÍ8^)coae«d% tu^ tfrdSores. i > ^ '-^'* -^' 

A Ovidio se parezca en esta gracia, 
^ieb uam se páreáe ^^at^soldesgint^ '^^' -^ 
Apaim^de-iinii ^Mi- y.^ie o^ wefker ^ -^ 
Conceptos viles , baxas expresiones; 
Destierra lo ordinarÍQeyr)iofiifde<ente,>^ i^ 
Frecuente en los cooiuoes^; ^orskonei»^ '^^i 

Haz que mi pluma ufana ^l )o^ emlíNUtte ' - 
Esmalte en * sos > poemas su s blasones ^^ > • • ■'- 
Tanto , quBifier]elu^Qf%ortneí eiacebdidSi) '^ : 
Sea solo dé vsabio»::aplattdlda.^ '". : *** y 

Bel español Oiimpe; mucltai HKosaa - ^ 
( Cuyas iraa&;ts |«touoft^ fiiflestttsK- * 



dby Google 



rM4 
Sieimtcht^ mas que Vtt»us:40ttrih^mwiHt''A 
Mil v^ces mas ^ue Fajas son hoi^as: * T 
Mis obras eo sus manos primér^Mas , } 

Algún felice <Ha^ sfirán puestas;.. ?.; ; vr'^ 
% trienio alguna voz torpe y obscura. 
Convertí rao en cefio su hermosura, 

Horteífoy cuyo genio Apolo sabe^ 
Pues es del diQf Apolp^ cooo^c^: 
Es de carácter noble y fino , suave, 
Y Hortttio «8 el Jtfedéiía&^uft liieetaigUoiO ; 

No creas; ^«e jama9.;>sungeoM»,nalibe,. , s.t 
Sinqr.Jo mas auMimft y «9eogi<l0i ' \m . e^ /í 
y la ser^Mad desu. acmblante • .i-^r-^ * 
Se ofuscará en .lo Ut^A diso«uite^< r^ .> A 

madre emiat tigmmaet sémtéUi áia ^mtígiéh^ 

Si u^paa la^ jiistJoia« r. ;•:?. ¡jCí 

I No basta á íiit fuíftf es^ ^ 3^^ 

Siif^verer tu maUeiai ti 

El dominio usurpar de los^nnofes! '..:!> /i 
I Por q{^é4í$(ie'árai ma^ un poderlo: ' ' ^ 
Que tú no tienes en el peclio mío! 

Tu /ueraa prodigroaaii ^ . .' 

Coa arrancar elBOwodei de «is eae%* ^ 



dby Google 



Conténtete tmbicíosa, 

Cbfl^'it^iaKnt^vn. su» reitfiter.dif !^ ? - 'j 
rSVié^ ^méfide te^eectoi^cowoítilj», ^ viv 
Pero tú dexa ó Venus lo que es suyo» 

I Oh! jXdnao has pecmicid^^ > f j- 
Venus, quede usa madre ¿hiioodt€Í% ^ 

Peí fruto de Cupido * x.i s *í p 

No ofreciese á «i solaba pHtm rí »# > :^v r. v, A 
Keservándoseinjii^a-jc , ' :. -r *? 

La ley que solo ktí s^ia>jiistá( ./t^vQ 

Una tierna pastonifi^ioni ?. .• r:.; *r ^¡.T 
Con flores sus amorea.^haaeálíBAtao'. (if^f*:> t j^Q 
Al duefio á quien adora^fs*; u, -^'jí. í « . > ^ií3 
Símbolo de su pechoüa prevatatr-.v .^ «^q 1/ 
Regalarte una^ flor mralfnaoine^ita|:r ve^ no3 
Silvio 9 matf<^ait,. mi ^vido, fqoétíaiárclútaJC^ 

Intacto está mi perchar: A ,g • - . : í-»- 
]Goz|i de su ternurar^'Ssinti'énñdo., ^^'' 

Seguro y satisfecho -r . v i ,. ., ^ ,í> 

Pe que «aadierhaib^hofa te ha^logiadat ^ T 
Esta prenda té pruebe ^^twtteé»^ ^^¿~« "' ^^ 
Que la otra sÍA-aqtiemiio^s Aiea9.t^ '-^ -vi ^ 

.^' ^ r.. .,• .- o:; ,.'.-v ,>^ 



dby Google 



Carta á JtapittUfJímtmut ^ f«e {fii^/ÍMi(irf4 
Al fihsofia , ém^i9sm á^fasfédéarae 4§^ ia^^ir 

¡Egregia Augusn im! ; ^m . >} ; 
Me dices ea tu ^«afCa celebrada ^. . . ( ( .7 
Que á la filosofía .!i< r 

Alguna ves tc^rsíeiites. iáclkada: L . r -^ 

Recíbela en ta pecho , persaa^tda . , •- ^i 
Que ella es el ádo Iñeoide miescra vtdt» f .. J 

Tristes son los mortalesi^ . . f 

Que fingen en^ssiileaisdhrersiones: ,. .') 

Sus fuertes desiguales, .;:} . ^ ^r b '. 

Al peso de sus malefr^ eflteetooes, . .n ^ 

Con exteriorfr goetos '^T contentos ^ t r ;f 
Obvlún ioiínSefi^r.devSHS tormentos» > ^ ;. . r: 

AI filósofo, Augustfe^ •. « L ' ; o i\ \ 
En cada pui^.b Natitiiált^ ' n: . ^^ •;. (•> :. ¡ 
Obsequia , sirve y gusta. • i - v in . . 
Todo éa.:piMra él quietud ,.todo riquesa, ^^ . * l 
Ni se acaba ^ coeteaao ifue necttie: \ £j. %. 
Vive felis,»)B:oiÍutGe'icoiio wíe.. i..:.* í. suC;* 

£1 vulgo de los hombres 
Vive entre pena , envidia y llanto y susto: 
Su vida (no te asombres) 
Apenas por mil penas logn im gusto» 



dby Google 



^H7 
y aun ese acal» , y pasa nui tetap^io^ i 
Que aun no le gooa^eL coiasOa humano^ (í 

Recibe, pues, prudente . . u 

JLti luz que ya ' comieMuí á ikimineite: 
Agradecer el presente . . ( ) 

Que quieren la^ est^elits regalarte: t 

£1 tiempo te dirá lo que has gatada»' . . 
X la razpnáiri 10 qij|e .bas ckxtKlo. . ^ '^ 

De la corte te ausenta: ^ 

El filósofo en eila ea despreciado^ - 

Pues ni finge , ni ostenta^ y 

Mi adula , Aí .eaiantioeo , aies osado* 
Vente á la aldea : su aencilfai vida 
A la naturaleza es^ paredda. ' f 

Por los campos el , sabios . 
Usa de aq^el deredio iocoi^tiastaUe f 

De que ^ justo labio» v . ^ ^ 

Qual siente, el coraaon, se eipüque y^uUe;: ' 
Al malo llama malo ,^ al necio aecí^ > 
3* á cada. ícoae ^ su justo precio. ^ 

El pecho sin el susto : \ <l 

í}t tanto respetUlo eaag^adOi : *í 

Concibe ,.:c0pO;es.jiasto^ . rJ 

Lo que el alma tranquila Iti.iha likÉido} : ^ /F 
Y el alma sin í^oaiolBeii^ iiMStesiípa»^ ,:^ . ' 
Recibe |as espfcíe$^d^ atecoiasi»:. .. iM .CE 



dby Google 



ri58 

Dext lo «rtffidoeov ' - --^r . , - - * 
Desprecie la Ihoi^ja y hi mentíra. 
Olvida lo estudioso^ - ^ 

Abandona ^«te ñiüsto ^43^ te admira: 
La corte , y las locuras ^iie eslabona 
Dexa ^ desprecia , olvida y abandona; <. \ > 

Apresa lo apacible, > .r 

Búscalo quo es sencillo y placentero» 
Goza de lo plausible, 

Experimenta un gozo verdadero: -I 

Al campo , y los placeres que presjBnta >\ 
Aprecia , busca, gotsa ^ experimcnca 

£so$ coches dorados^ 
Esos encages , telas 'y diamantes, \ 

Esos muchos críados, ? . 

Esos timbres , blasones^ arrogantes, j 

Olvida ^ pues no gozas denlos n^da^* ; -^ 
Siendo menos pefiora que enctfttada* - ^ . / \> 

" Esta alegre e&mpafia^ > . ; 

Este bosque , vergel y jardín y prad^^^ \ u «^ 
Este arroyo que ba&l • • , ."» 

Este tesoro para^tl giiardado; *^ ^ - '^ 
Disfruta , pues, con prediga* frnquezn 
Toda U libcrai .iiacii5ra«e«*;i ■ '■•'^ «- f / *■ *> 

Verdad eft^que-^en' la-'.ikAea^^ * > tíi/r > '¿ 
De fatuos una tarbai4iullkiosa|':¿^ ^ ^ &•,£*% 



dby Google 



159 

Que tu coaltuí vtt, 
Mo puedes eiioMitnir;, Augtitta hermo$«$ 
Pero bailarás paMorat y paacore» 
Que te- cubran «i lecho c»a mil flotea. 

Ni el page primoroso, 
Ki la ^iada amigua y eKioiada 
Uü almuerzo suataoso 
Presentará en vagilhi bien labrada^ 
Pero la leche blanca .^^natra frente, 
Permiürás , nii mano , fe préseme» 

Ni polvos , ni ponoada^ 
Cintas compueata» , aguas ai alfileres <* '^ ^ 
Te ofrece mi morada, ' t^o^ 

Mi espejo , coasijera de mogeres: ^' 

Podrás eq un arroyo divertirte, ' '^- 

Xavarte , poner fiorta y vestirte» 

Los muchos oraamantosy 
Que el lúa» cada día muliíplica, 
Son fuerte» ai^timesteft: 
De lo que el arrífício f\nact^^ 
Mas solo poedeo eogi^r al nedo» 
Como iBlloa , acreedor á tu xiesprede. 

Aqcii , que solamente 
Tendrás que dtv^tirte y recreartt» 
Vestida lisamentOy 
Serán w|per|hiea. cw^posSDra y ana: ,.' 



dby Google 



i6o 

Agravio debe ser á la h^rinosBrí ? .t 
El ofrecerla afbyce y ^^omposcitrar s. 

Después que estés vestida, 
Visita no tefldria , ni coocurreneta, 
£n que esté establecida 
Murmuración ,. mentira, ni deaieociar 
Un sencillo pastor y su pastora / r : 
A saludar vpndrán á su sefiora. 

A la hora destinada . 
Para el preciso, natural sustento. 
La mesa preparada 1^ 

Verás en un ameno opartamenfú 
Con sazonado gusto y alegría. 
Sin piara , sin primor , ni sinBetfí& 

No esperarás, sensuales 
Mezclas de mil substancias combinadaa 
De peces , de animales, ] 

Y de aves , coa las salsas delicadaa. 
Que en un pequeño pial» lian reunido 
Todo quanto tstt mundo ha producido. < 

Pero hay Jos pichoncitoa 
Que en casa por mi mano he sustentadQ, 
Los frescos pececitos 
Que en las vaginas aguas be ptsoadof 
y un javalí pretendo regalarte- 
Que en el boaque maté por obaequíarte. 



dby Google 



f 



¡Paes qné de las sabrosas"' > tlm h¿?M 
Riquezas de le» táóMqS'i^M lie plaotacbJ ..jv> 
¡Qué pQsás.«»>^coiasl • • :: . : *. .if i .< 
¡Qué pero.>taá<ihe nMOs» .y:g»loaradtt! u n.^) 
Tendrás en mi vergel ^meiocotoiitij' : 
Naranjas, breto^>t|t lifi» 3iraieloQes. p^m: ^il 

Después que hayas. 'Oúmidov: ?.■ ; . .: -<) 
Si buscas el 'desoaaso<y el:<r^aoset|,. . i 
Yate t^d^ ^'escogido V -^'-K ; ;" r?'-.iíj iol 
Un parage epettftmriai rf: éritfcSaso r/;i; . ^.v ^T 
En un« parte del japdi» de ^2aá^'^<.?. ->-! 
Por dpnde et!£br9 «nfláníaiura.paai» •> I 

Los árboles, cargados o v. ;>' o'^.'.z -v'< 
De flores olorosas, hac^ñ teete y ici^ Mi 
Con taaoj^ etaiaiaéos» ') -^■'' ' vMri.^^u- r •''' 
Coma^ñ^tljfmtbtiútá aoé' qitedi deshecho* i'"^> 
liüt pasaros gozando .dip ftesciiri^ >^^.if\i '^ 
Se burlanidfluUttísardbr^doia ^sp«si|ra4ii T 

Al pie de un mirtOL ameno í:: b / 

Te pondré c^niDÍá nanos uiit'iain»,^ t..F 
No de pkfaa.céllcno^ ;; . ^rf ;: , r. 
&ino de ai9i.,:^J3afiid ^liveide 'gramtt *íí:' fJI 
A sus lados dos fuenOBstivao cooaiido^i A 
Que los van defto^^ttedo .y refiescan^. ^^ 

No temas los mo«pttCost * i f- ' ^ 

Ni avispas en d«MKJyecies.saftofi»|aen^: ^s' ' 

roiwo ííí. IX 

Digitizedby VnOOQlC 



. b62 
Habrá mil ce&itos H , 

Que ton sus alas aoileiií dtl%eotes; / '^ 

No temas : dormirás ua itesoansada. 
Que tu cama será Wen coridiada. - 

Be tastos ccfirülos, j * ¿^ 

De tantas^ aguas ckrat y ligeras / 
De aquellos afbottllos, 
De las aves sonoras plaeeateiÉs - 

Los trinos, el ruido y ol, mormullo, 
Te servirán de l¡se«geroimraáiaí - ■ 

No sofiaiá»^ te j«toy: ' 

Y en caso quetíi-^sseto v düefio wio,' 
Será sueño seguro 

De terror y festidioi . - ' ' 

Será agradable y dulce aw» el puesw «"^^ 
Que«^ xobdliar «^^ staefio te»iie dispui^toí "-' 

Después ^ si: ttt quisieres - > *^ * ' - 
Dar un.. pMp> <^ ^ ^^ coodudirie* 
Adonde mil m«igeret >-: f' 

Preten4ia.£nvídiosa»i«a»ldéoirtfft, > 
y mil hombres ansiosos de turlarte 
£mpiec«r.€on «beatiras ái^eflgüfiíilfiii^ 

A J^'éorte- deawmor-' -^ ^' '^ -'■ •'» 
Ese ,. )4tte.«lU pas^o^4leH€Íoso'^ ' ^ ^ ^ 
llaman : acá busqtnniQ» . í . . f 
Otros i ícuyo: placer ^ sta- «gososo ' ' '^ 

.111 o-.^T 

DigitizedbyLnOOSlC 



: .Lt(j 


}.(' 


J^ 






;r 


: ?u« 


/. 


^oK •?. 


-V 



;^*3 

Encontrar en cIcswhikí atociw -pilado, / 

Uno por eddií dia de verano^, i r > -. >[ 
De vuelta del paseo^ j » . • . 01.9 
Teatro , ni tertulia <R>nairei4i sv .v >. r, ^ 
No pida tu deseo, ^ 1.1 c% -Ot 

Como en la* cOrt^ se halla «stabdedritr^ h^ 
Se juntan en mi casa faiV pattoresy ^ -^ ; 

Y tratan varias cosas, y aon aoiprcff,.^ !.l 
Después de esta asafnbles, ^. ^ ál "í^í 

En que nr la virtud ni lioiKMr ce)t)feiidÍ9 >'A 
y el alma se recrea^ % ^ o > , .; ' 

Y por el' ti6^n^ de p^cét ae jextiende^ ru.D 
Cada uno se recoge 4 su «Stefiav ' .1 
Con paz , que entre ^los gnÑ^iés «r^x^6tr { 

Ni pienses que se' olvide •: ;. &?. 

La dulce idea der amor , ^AugnsSK'i .? s.j^ 
El campo niim» Impide 1^ ; ; . I t.f Y 
Una {(asid» ique 'al ^Ima' lanto ngMia; ^ u: J 
Antes coir su quietwi y 4)lv«rsioflés >c.>!: 
Se llenan mH^ d4 nmor \ou mraooet^r. ¿j^ 

Si es natural instinto ^;^ of u ^ p.íuV 
El principia* «le' amor en I ouestlro;; pedí», ¿t T 
En el-vetde Teeétft<j:'H--"q í-;-c ',ó í^.-csid lí/í 
Siempre se .halia:.go8osO' ^liíatlañsckoi'^ ^< 1 Y 
Pues en el campea r4ipqnattíralei3,jj>7 'í:1 . 
Osceotí iu'prijtia»;yc'i«. grahdeamod 19 v I A 



dby Google 



c '^4 

Verár'como jú gtígiitro,' 
Entre los ramoft^ de vergel ^ ¡Misece , 
Que obsequia placentero 
A la gilguera ^iieMSji! amor nuerece: 
Dulzuras la persuade quando canta: 
Su conaoo animí 4 su garganta* 

¡Si viffas quál corteja 
£1 eficat'pkhott;. á^su consofte.f 
¡Qué lino la festcjai. 
Nocldiy can: unos amlutes tm la corte». 
Verás como ella paga su fineza 
Con goéca, 'cofií aUu^o y coarterai^a. 

El toro- hMáo ^v-boriüefido,^ 
Fetot-rv^pnecipkado vy .espanfioio, . 
Se ve menos treaüsfldo > 1 

Que se da^Mrgi.4ef su ardor furioso; . 
Y se llega á su vac»/iaOxreiNltdo » 

Como el^fikip cnmm tierno y A^nüéx 
■ Hasta^iasipiMias^ieDftn. i :4 .«^ t* j. ?• 
Sus laaecaidunorosos loatfcevttdts:. n 
Vtris como entretionea^ •..:.! ,.« i-^ 

lias «aiiaeLiáoiofruQlnuis abrazados:. . 
Mil brazos de svs pechos. ^vaa^salieadOi.^ 
Üí todofcá.Jos: olaios>i^Q&f|CÍtlido. -^ «^^ . 

Mil vecefflBíe^lurnpaúNlD". > '^ >: > / 
Al ver coiBQ.ttkífipiria;; de >. Cupido i>- 



dby Google 



165 

Mas lejos lia llegado - ' . * > ^^ 'i 

Que el del a^tiqüistador mas átreridow >.. 
Filósofo yo soy. . . y te proaeco • ^ i 
Que estuve |x>r rendirte mi respeto: ,/ 

Con que si tú quisieras ^1 ' ^ 

Abandonar la corte , fausto y arte» •-,<:'/ 

Y si nO'íte attiívkrés ^ « ; ¿ 

A dezar -del amor el estandarte^? ? . > .. -1 
Ven por acá , que aq«i te husoarcoios ^ ' I 
Un amante t tal q^ial como le hallemos.* '^ *Aí 

Sí ya (como se estila) ■/ r. ^9 

Tuvieres en la «orre -quieo lo sea ; " > i< í 
En pose^ioii iranquilai > 'I ^ - 

Contigo le criteris á ^ue esio vea, u^ c Y 
Como sus artificii^ no- adtt|tefen ^ > ir '' ; 
lia senmiléz ide" tfquetfos qae'^io ¿itíereift^in o'í 

Pero si el tal amaitte,jn¿ ic? st jl^to4 
(No obstante que^«ifl»«óriii^ se h»3Bri3Klo)nrM 
Fuese find' y> 'conlttfntfj^ ívici í;? oñrb^em f 
Discreto sobie^ todo^^y medeeadn; onim ro!> 
Le nombraremos-* rey > de^' losd|iaBt<Mls^"u9 ¡ 
y juez de eswdisti^lto^y (^raaóiefiftF U2 eOT 

Augusta , no te riUQ^tri^:- ; -*l[«ií ns 'f 
De lo que vá^imif^pltmia 4 pfoikmrit:^^^^ aZ 
De tus> <ioqiiét«rfesí-! c^^si ab £jj9ve:m¿ip¡ 
Me temo conij^iaii^qfiiéiiÉi^MMÜbt^^t^ ''^ 

Digitizedby VnOOQlC 



i66 

Iba i éeciTXt... mas... no ^go iKida^ 
Que te estoy viendo ecbar la carcajada» 

Pero ailá voy no obstante, ' 

Decía : que.ji acaso oo tuvieres 
A estas horas amantei 
Ni buscarle qiitsieves.^» 
Aquí estoy yo. .. filósofa... sift diida^ 
Mas piei.sa qite ol amor todo lo noiiida. 

Del ciego, dios alado 
He visto mas milagr<>s prodigiosos, 
Que hay en el verde prado 
Flores y paxarUJos^ armoiito^os : : . í 
Hace jocoso al serio , íleg|re al Xt'üs^ 

Y á su su^ff^ poder nada resista } 
¡ Quántos nCQpqiiifttadores 

Perdiérourde (sus^triunfos todo el ií Hito, 
Porque de sus amores . . :^ - 

Mart^ ..ídfreciói i su, .VeiiOs «1 .tributo, 
y marchito el laurel dfi. sus pícelas.. 'i * 

Con mirto ^obcoiiádroo tus cabezas j . ;\ .^ 

iQuá^Has..«ef:etf lo* jufces > .. i o . :. 
De su c«fii9ijastiici» '^eoúlvidároii^: , .; V 

Y en injustos doble^t ^>i <. , i ; . ^. 

Su vara:í<iiiWblfoWadlíSíiJocrmáronív .- :,: sCÍ 
¡ Qaántas veces de recta laeJH^'Ji^cHo ^ XT 
En arcO:5}OiRe9^a4j^:4opC||g¡dA!iiv:í on^u* ^Áfi 

Digitizedby VjOOQIC 



>67 

iQuántis el marinero, > ^ ' ; 

Insigne por «1. irte y valentía, • 
Se escapa del . aeveffo w 

Océano , ^tte ne^o le Grecia . si> .^ 
£n los golfos , escollot y en arenas, 
¡T viene iinaofragar^en laseirttia»! . . • 

Mas ezemplos citara, ti-.' 

Si foera necesario el ir pfobando 
Una venlad tan filara, i. ^ i* 

Qne todos fMieden: ir 3MátiSifm»áoti o u< :í • 
Llegue su mano cadaí^ual ^l pecho. 
Los mil^roe vúBk^<pit>mn«í€:hsLzlitGb^ 

Ver&s con qué presfiena. .ú ^ú aiu...^ ?i I 
Me quito aquesta barbe ^«^tadlfi '. n ; .i- o 
Veráa-.e^i cabes» • /j t -m lo-... ['^ . - ^^ 
Con flore»c3F^ieon-.cmtaf fiadoMi^^'L ^• v r^ 
Y en un vestido al^e y prnnorosón ' 
Trocado el eayo obsoifp y.éspMtom ^^ . 

De mi filosofia ^ > ^ 

Estos- €be^i9JQs jomaié^y iNidentfo -. ' i^ .< . 
Una ara «aera y |b¡ai ....,.! 

Irélos á mi Venus cfreeiendo 
Con do» palomas, pata qoe ivopicio 
Su nttmen no deapiecie el eacráfoio. 

T luego te aseguro 
Que ayer ¿ tu arvoyael&.me adraba: 

Digitizedby VnOOQlC 



il6« 

Por Cupido tt juro ¡ > - ^ O» 

Que un rostro ri^olar represeNtabi; 
y bien sea verdad, ó biea-wciciseót'' f- ¿* r ■ 
Yo me decía , so , no soy .tase f#o» ^- > 

MíScQ^os'ho se ^vieron ' t '* ■- ''A - • ^ 
Ni chicos , liti Morosos ^ ai vpéfpsáoi: ^ - ^^ ¡ 
Sabes que merederoa- ;..•/- ^ri' 

Ser de otros (f^Hé ^rmosos ^) bien mifados; '"- 
Los dientes aun conserva su idan¿«¿8,^ ^ : ' ^ 
Y el uno }c odttot^^ábío sa feeáoifiu ^ ''.^ 

Vamo^oAterps^^ ku^ifav > ^ >>: ^j ?< / ^ ^ 
Cada Mü^^rMotsánmoM^ hermofoss ' " í 
Las damas los adminai / ' '?' 

Como prodiglbsi Yares y^fnsoiMOf^ 
No es el amor por cierto en tit^mugieref 
El que dii^in|pi«.taKis' détparaceres^ ' ' 

Yo mismo, qinpn^o nifiio i V. 

(Pasé aqnct'tiiiipípo ^legre como sue&o ) 
Fui visto con cari¿o ' 

l>e una deidad^^ q«e m« llamé, su duefio: 
Tú puedes repetir lo que l|a jasado 
Mil años ha, si «gties lo «mpezado. 

Este ee el campo omeno^ • ' f 

Este soy yo filóaofb , d aroaste, . í^ • u -^ 
Este el tiempo sereno -^ t 

Que pasa.tiniiim fetifO.«emejante| ' -> ,> 



dby Google 



1^ 

Mas no lo creas, veo á ^^éi^' teftlgo,' ' '^ 
Augusta, yl {ofelfr dcpetlo cénaiigo^ - '-> ^ 

ji las étífút 4é MttíziHHí¥fs , 'tfimOHaf fv^ 
nn üMo qtre ít le áMhuf^tít éMÍ^ ,' rdii ^téiyfi 
m<aivo jtfii^de fiiiiériélá'núcke útnm de ^ 
Octubre d¡^ tfót.' ^ 

.:-.■ ■■•' ' - ■ .1 .'T 

Ninfas de Mansares, ' ""* " ¡ 

Felice y iídoftbtessfertridiosas, 
Oíd dermis pesares - ' 
Los aycs y'JáS qtféjas htótlitiosasf: 
Tantas aguas no Jltí?a ^uestrb fio. 
Como lágrimas irlerte c^ llanto mió. 

Madrileñas divinas^ 
Cuya dulzuras alin^ y genio afkble. 
Cuyas mirada^ 'finas 

II genio' ai^hmdairán ma» intíratable; . , 

Si al O'elo pide el hombre su consuelO) 
Yo mi consuelo ¡fido á Pvk^téo cielo. 

Algún astro zeloso 
Be-laMnU9Bsa foRuM, ^ g^Hte ^' ~ 
Mí corazón diiriieso^ - . n v 
Mis indecibles dichas envidiaba ^ 
y por canco cottÁ^^tt^^tííp^^téáé' '> 
Mi vueiot bastan los^^eJoa fMmxMé^> - -- 



dby Google 



í . 



y si fyktm^ dl00aff v -, . í 

En el c^tigo u^tk» c^ ni» diíjteíf» 

Y mugeres furiosu 

P^i^ el JMI ptoceder omi que lo bl^¡ltei% . 
(,Biiet..por na crimeii lumct coiniKObad» 
Fui to«« que convicto, castlgiKlo).; 

Volved á s^r deidivüe^; 
La bondad vuélvase á vuestro pecho* 
¡Ah!. cesen las cru^dades» . ^ ^ 

Y unid el coraiüui que habéis deshecho^. 
Asi como después que el irayo aterra» 
El iris une a4 Cíel^ €ob la tierva ; 

Para que e) coraaoa oiio, . . 
Sus penas olvidando y. sua pes^ces^ 
Llegando á vuestro rio,. 
Las orillas basando á Mamaoanea, 
Repita ya sin voces ]astioM>$ds: 
¡Quán adorables sois, oh aemidÁoiM! 

SONETO 



Probando füo ím m$$€nom no skmf^o oí r§^ 
medio conira ol amor. 

Quatro tpiws de auaeocit. tecetáron . 
A ttfl enÜRfw» 4e anekts lM.:dQc!CQreii. ' 



dby Google 



171: 
El enfermo sanó de sus amoree, 
y los doctores sabios, se mostraron. 

Otros mil exempUres confirmaron 
De la nueva «eceta los . pignores : 
Los astros conocieron mis dolores^ 
Y sin duda sanarme proy^tiron. 

Me dieron de receu lan divina 
Cincuenta tomas (que tomé con tédlo) 
Pero mas me agravó la medición ^ 

Pues tan opuesto a] fin fué aqueste aaedioi 
Que agonizando mi alma se imagina 
J^t matará el remedio sin sentedlo. 

Quitttitht deestUi^i y eo0cepm Ji0^uút 
sobre yerros amorosos. 

Los yerros que tina pui^ 
Face sopita|Si|ii|eQle9 

No son yerros; fierros fOn , . ;;„ 

Que aferrojan ií' la mfote .. ,:^^: 
Esclava del coraaoiu, t : , - , 

De Ja npisma gi|isa ah d^r^ .; . 
Saben prinder, cpm^.ftl li|f|o4tf»' -i 

Ca sts temple es tan seguro 
Qtte.se v% prpponeiortwdo^ r, , - 
Sandio fdl^si^adiOfPur^.^lPittrOir í; ^ 



dby Google 



Ligazdtt ttfii s^terada " - '^ 
Non desface la^ réEon^ ^ 

Nin ;dtíiiedra contra ^1 aiKia^ "■ 
Si non de tí6iii{io la átdoa 
Con ]iitti sorda y tapada; -^ 

£ 8o]o «1 tiéMpo es asáe 
Forzudo- de prevenirlo^ : 
El es viejo, amor rapaz» 
Ansi sabe bien asirlos 
t':For sir femeatide faz. 

6UBRRAS CIVILES 

- Si^e Í9s^^r utgráf y ¡os azuiet.' 

Ardía el reyno entero de Cupido 
En vandos-»y civiles disensiones : ' 
£1 yugo del dominio skcúdido, 
Aspiran á qixtti tiúíí los éorazoriés 
Todo mortal se^Vusó enfárecídb' 
Contra sus infalibles decidones't ' ' ^ 
Alguna ve^^et' Hénibré libre habia ' 
l>e rechazir tná ttbiña tiraai^. '^ 



■'A 



Venus, acoíftuwbfadft Netérname^e 
A ser de to4o 4iaii}iaa obedeciúfl,^ ^ 



n^^d 



dby Google 



173 

Miraba con Inrof >é, ¡oi0ic¡eate< . 

A la plebe mortal laa atrairidt : .. ' . l 

La plebe la ÍB9ultab« ioobedient» . . 

£n;oÍara tebelion y» omockla^^ 

Bl mas JvwiMeL y pobre oiudadbno • i 

Hablaba ^CM «Hilo sobemao» ,. ;" 

La estoca en vano amenaxaba tea ^l 
La rebelde dudad castigaría : .> 

En ,Yatio publicaba placeaiera i v ^ 'f 

Las quejas tle la plebe eaciicharía ^ « r 

Y en vano ^de benigna y de setera . n 

Su cara en ;dc« semblantes compcmia: 
£1 pueblo eafereeida DO escuchaba^ l 

T masi ^ dasaoto pr^^agaba. 

,. SI. templo de/ la d¡eaa'< que salía ^i 

Continuar é iolJlarea los. pastores^ . M 

Quar en dake eoamoiada inelodía« .. -i 

De sol 4 i0<^. caiMiben stfs amores), • ,■* < 
Vacio y^JOiUarlQ paieetat 
Jardín ya. despojado de sus florea: . c , 'i 

Hasta.Jtes. sacerdotes ,des«laba« .. . , f 

De ls(a araa..49l aúmfm /que aéoMAML ' r 

y comOiHoaijaiiosoelos ex^esaa 
Que Vemis ea.el, htnUMse ha siiaQúade» . O 



dby Google 



Í74 
Cada día el fíirof liico progresos 
En todo aquel imperio desgrackido t *\ 

Fueron tan horrorosos los sucesos ' * 
Que estuvo el templo para ser quemado: 
Ni aun lo ff^rado intacto permanece 
Quando la plebe maocta, y no obedece* 

Dexaban los pastores 9ú$ ganados. 
Que libres se espatcian sin gobierno 
Por valles , montes , campos y colladoS| 
Teniendo otro cuidado mas interno : 
De su apacible genio eaagenados, 
A Chipre convirtieron en infierno': 
Inferirás , lector de estos renglones 
Quánto mudan al hombre sus pásionet.^ ^ 

Hub^ amante muy fino y muy coostsme, 
Que por ser de otro vaedo su adorada, ^ > 
Fanático en su amor se hito incomtante, ,^ 
Y su pasión primera fué immolada 2 
Alguna dama abandonó á su amante 
Por la misoia razón tan ponderada^ 
£0 fin , nada era amor , todo era íabisñio t 
Tanto pa«cte en #1 vaHgo el finaitlsmOfe 

Ya veo i mi íe<saír^ iéhr€MM^ 
Querer saber la causa de este evento.- 



dby Google 



.^ 



Al que tñ it* imfttd se' haHit Uakttüá^^ 
La incertídufffbre és^ tí oiiiyór tormejiéo; 
PerdóoaiBcr, ó Mtttor oflamorado, . 
Si t8rd<)í%i| fOétítté üfdtste cíieitt6 : 
He. visto síganos sabios recrearse 
En ver al ignóilAgík^ ««^afieérarié; ' 

DíréMtf'auMi «tfétf de «ite friiéaioV' 
¥ si quieres lograirtÉfl tuto objeto^ 
Kl secreto ocuUáp en todo caso ^^ ' 

Frométeme» lect^t/sabié y diséretot 
Tu lengua no camime' «rt soló pisby ' ' '^ 
Fues no hay -cosa mas fnígíf ^tlé írn sectetoV 
Lo mismo un conrfideñté'^loproifláaii^ ^ -^ 
Que todM'km cien bocas de la fama. - ^ 

Ceb motlv» de Ittéetse <áo templo lifaó^ 
En Chipre^á» %^ dflMad de h)s ániorcs, ' "^ 
La imágieft encwg6 su sdberáiK^" ■? '> 

Al mas dieiis^^ tdtíés* los pítitótes; ' 
Y pues píMtar beldades ' es eá vati^ ' ' ^ 
Con los bananos débiles- cblores^ 
A la iden; 4k&iáí la^inase^oi^, - <•-'' ^ 

Que elhi su^e-tkto^r á !6 %ítí{fos{b]^ ' ' ^ 

GahMto^ M MeÉ él idi^d At^é)^^ 
Apura los pmmiu 4e su «káttii; • i «f^ ^ 



dby Google 



T nupca oÍ)iüde^irp& Mpíffceli^ .13 « >? ^^ 

Jazmines, azocei^ y clay^ks , , a-i - > i 
Formaron, una . humosa c^c^o^i^niM ; . ; ^ ) j a 
Una parte aj^ibar d^ .ei?tei;íretr?CO, ,/ -^ 9F 
Seria •inrazi^^tj^i^/i»^^^^ , . i., rw : ^ 

Pe|l9l el.piotof ,. dudoij^ ai fpodrii^ /7 
Ojos negros,, ó axules 4;su <i>9sa^ * ? Y 

Hatería que.api^rafse mc^ecia» j' t > > 
Salió de su q^^n^ prÍ9M3TOfa. , > <. 'í 
Para decir, 1^ dada qu^ te^ia ^ . > uT 

Al^reff de^ifiqqMlí.^ltf^ Aeliíiosa: o * 1 
Entró en pafa^iOf^^su sfl^r .propuso, « :. .) 
Y á tomar ia. respuesta, ^e dispuso. .1.: .^y 

M rey . ^^9 rf^uí W« : i^t» matecia * 

No puede r^lvers^ ep. «^ Jostapte. / ) r. ^ 

Quiero que en una jun^a graü^ y aéria - f 

Se trate ui>acuestíon:,t;if^'faHK>r^pteí; ^ 

Pues de uipa lu» humana la miseria \ 

A. decidir Ja duda nO). es bastanfae:' , r ' 
Cien matronas .aa|i;^>l9a ¿congregadas .: 

En iaj^r^ii^j^^fiHip ¡^ ^ojí^, tfwaiMtf^ ^ ^ >> 



:> 



Llfg^PfB ppr ^C9at9 m no moratato 
Las ninfas j%(ip;jH^ babwn «wnrocada 



dby Google 



'177 
Se les pidió ^cl debido jurámétjto " - 
Sobrre uíi altar á Venus consagrado i 
' Juraron el trata? <iü firigim¡ent6 ^ ' 
Qualquier asuntó qué leí- fáéte^*átiá&t ' 
¡ Qué poca f^ ndi ha quedado ,' cfígo,- 
Quando sé ptíné ál Ci«!ó jfOMr íféAigéíT ^ 

El trihtiíiál Be^o ínagestuú^o : ^ " 
Se escableck^^ eíi* im boéque^ én qu^nricia 
Ya la yedí-a, ya ^él ^irto Vefu^ttío¿6 ;/ 
Travieso un- ari^dyiielb- lé'céñí^ ^^ ' . 

Su curSb ' detenido , pues 'curioso ^ f r - '^ 
Oír este éófigr eso prétthdk: ' ' ^"^ ' 

Mil aves en k^ ^mktés la eScuéHéron, ' 

Y después' que K^ oyeron , \ú paÉláron/ 

Entibaron laS niugei^ hdlandé^^ =" ^ ' 
Mas bancas ^ue la me^^ y ^¥s heíadai; ' 
Preciosas per su aseó las franéés^^' ' ' 
Las turcas por ' los ttti>cós «!es^t^dádas^ 
Hermosas en <colores i&s inglesa^^^ ' - 
De Italia las sltefta* afamadas^ 
Casactes y dotoceljaé ( 6 sblteraS),' " ' - 

Y viudas (reverendas «mbosteras)* 

c fijpüTáron las «gipcias y Its 'í^<>rg^6ftd, ' 
Asiáticos eacftiuísis la» Ae -Tix^ »-j n.sri.. 

TomQ IlL t% 



dby Google 



178 
Las altas y robustas circasianas ; 
Pero qué ^ , ¡ oh Cupido , ]o que miro I 
¿Qué ninfas ton aquellas que cercaqas 
Al mismo altar de la hermosura admiro! 
{Qué ninfas son aquellas, ó qué 4^0i9$ 
Tan rivas , tan ^udas y g^rvosas \ 

Apolo, (cuyo curso quotidiano 
De tocio. el orbe la redonda esfe^ 
Llena de los ftypres 4e £u mano ) 
Suspende lo veloz de tu carrera : 
Dime, I qué p^rte del jardio humano 
Produce aquesta flor tan placentera! 
Tus rayos de los suyos son despojos. 
Pues tanto fuego dexas en sus oJQS^ 

Ya conpce^ que son las celebradas 
Ninfas del Manzanares , Ebro y Jajo: 
£1 que nprare atento sus miradas. 
Conocerá su gracia y agasajo : 
Distinguirá estas ninfas adoradas ' ' 

'Con el vestido ^noble ó con el majOt 
Tienen un no sé qu4»*** que quien Ijis mira 
No le olvida jamá$, y mas le admira. 

Pe^ad , { o|i ninfas ! que las eaitraogiraa 
Presunuin de un eoloj; mas -étUoMÍo : 



dby Google 



179 

Una mirada vuestra , ¡ oh nsoagerts ! 
£s rayo contra un piseho fulminado: 
Vuestros hermosos ojos ton esferas 
Que inspiran con in£uxo declarado : 
Aqueste rayo es tanto mas temible» 
Quanto ti por ^er de ua délo ircesi^tibje» 

Cese ]a:dlgra!on, al ca«o v^m^s: 
Lector (la pluma se me fué}, perdona; 
Pues quando de las ninfas coaveisamps, 
Toda dilatación Venus abonfli : 
A nuestro; asunto principal vctlvan^os. 
Que con el fin se logra la coroni^ : 
Estoy para empezar con el Mantuaoo 
Aquello de armm , vitumqui ^ne» 

Mas «onño deí desorden ^ la fuente 
La conjunción , dispuso una britansí 
Que ^ la nobleza en puesto |Mreeminente 
La plebe no llegase por profana» 
Sino que en un parage diferente 
Se sentare* la gente dudadana: 
Como en Londres (es fácil que repares) 
Se aparcan los Comunes de los Pares. 

Las sultanas » cacicas y áuqueaaff 
£n mullidos de rosa están seota4as9. 



dby Google 



i8o 
Mas allállís condesas y marquesas 
Sobre alfom^Vas de Tiro coronadas $ 
Hidalgas mas allá, se quedan tiesas 
De verse entre sefioras elevadas : 
2 Orden entre nougeres ? | quien creyera 
Que feOdo el orbe juato consigukra I . 

De diputafdás de la plebe báxa 
La c^itiara común se componía: 
La c6mka asistía con la maja. 
La naranjera y la limera había: .'[ 

Y las del gremio atroz de la UAaJa^ , A 
Quinta esencia de majas se veta; 

Y coni6 en todas clases se enamora. 
No hay clase que 90 dé procuradora. 

Luego qué ^ temftfen los asientos» 
Una matrona noble y elefpínte . 
Su arenga pronunció á los parlamentos» 

Y el punto deiclar^ tan importante : 

¡ Qué tropos! \ qué figuras! |* qué ornamentos » 
Hijos de la elocuencia oltaonante ! 
Con atención pasmosa lo escucharon: 
Harto fué que el silencio conservaron. 

Otra matrona fina y primorosa. 
Sutil y delkada en estructuia» . , 



dby Google 



i8i 

Alzó la Toz y díxo artificiosa : 

1 Qui^ hubiera pensado tal locura ! 
¿Esta materia puede ser dudosa? 
Supremo tribunal de la^. hermosura, 

2 De este pintor no es rara Ja demeDcia» 
Pretendiendo formar ul coonpecencia § 

I Quién duda que el azul , bello senado. 
Es el color del Cielo? j Quién ignora 
Que cielo llama el hombre enartiorado 
Al dueño idolatrado á quien adora 1^ 
Consta que el negro es «mas ad^quado 
Al llanto, de quien huye el qtier^anloca : 
Ergo , quiten lo negro» y tu tristeza 
Del rostro que convidar á la Ikmesa. ^ : 

Diezmen tan horrible fué aprobado - 
De inglesas, holandesas y alemanas. 
Con todas las del clima mas helado^ 
Mas no de Jas que al sol están^ cercanas: •'' 
De oji-negras doncellas un puñado 
Contenían sus iras inhumanas : ' 

Que ahüsasen lo azul Jas daba en ojos, 
Pues lo negro es la nifia de sus ojos. 

' Una holandesa? dito : Jos cabellos ' 
Rubios sin duda sonólos mas hermosos, * 

Digitizedby VnOOQlC 



ÍS2 

Y ojos azules siempre andan con ellos, 
{ Y no los JDegros fieros y espantosos ) 
Con que fuerza será reconócenos 

Por dignos de los rostros prodigiosos : 
Del frió pecho la paiabra helada 
Carámbano del ayre fué colgada. 

Guifiándosé con gracia las malvadas 
Del oj i* negro vando , se reían 
Dé ver á las contrarias ^ que empe&adas 
Estaban en probar lo que querian^ 

Y como despreciaban enfadadas 

£1 ootor^xie-los ojos/ique ofendían. 

Ufanas en sus locos desvarios, 

¡ Qué negros os pusieron , ojos míos ! 

Hasta que una oji*- negra toledana. 
Cansada de escuchar tantos agravios, 
Dixo : estarás , ¡ ó ninfa ! muy ufana 
De ifO que acaban de decir tus labios, 
( Echando una mirada tan galana 
Que bastará á rendir siete mil sabios): 
Vaya j qué breve un pleyto se sentencia 
Qúando solo á una parte se da audiencia ! 

Los ojos negros , ¡oh, senado hermoso! 
Toda la vida han sido conocidos 

. Digitizeriby VnOOQlC 



Por sabios en. d arte primoroso 
De saber hechizar nuestros sentidos : 
Si el negro es tierno para el amoroso» 
Es fiero para los encanecidos: ^ 

El ojo negro es arma tan^ s^ufa. 
Que su herida mortal no tiene cura» 

He visto ojos azules apagados; 
Quantos negros he iristo son ardientes : 
He visco ojos azuJes despreciados; 
Los negros nunca son indiferentes: 
Con fundamentos fuertes y sobrados 
A los negros declaro preeminentes. 
Alarde no he de hacer de mi elocuencia, 
Apelemos , si os gusta , á la experiencia. 

Con jtibilo aplaudieron las beldades 
£1 discurso elegante, fuerce y vivo 
De la dama oji»^ negra: á sus verdades 
Sus ojos daban no sé qué atractivo; 
Y hubiera persuadido falsedades 
Con el mismo despejo ^persuasivo : 
Retórica eñcaz esa fó mía, ' 

La que funda en sus ojos \» energía. 

' Muchas este dictamen apoyaron 
Con dulces y agradables refl€ilooí£l : ^ 

Digitized by VnOOQlC 



184 

Las del opuesto bando se irritíron : ^ . 

Los gríco$ añadiendo ) á Jas razones 
Se opu$i4iroo f, las otras impugnar oa, 
y ardió sil parlamento en confusiones: 
Sobre materias mén^i^ importantes 
lie visto, ^yp dispi|t^^ semejantes. 

Esta descompostura, en la nobleza 
Pe la. cámara egregia de los Pares, 
Lector , habr^ notado tu agudeza : 
Te pido ^ive i^mas iras te prepares, 
Que escuj:hes de l^ pleb^ Ja fiereza, 
Y con la de Jlo^ nobles la compares ; 
Solo te advertiré <jue Jas mugeres . 
Son tejcas eiv se|["if sms pareceres , 

Deja cámara baxa la elocue^ncia. 
Con dobl^ CQnton^o y reqiolino, 
Una lipj^ra, maja de potencia. 
Propuso el puntp cpn primor Jadiap: 
No hubo argun\entQ, en toda J? juagencúi / 
Que no pu^te^^e con , pa^inoso tino: , . ^ 

Los ojos y el ho^i^p ]^to^cj^n4Q^,,., , ,* 

Pií^o : j n^r:?iajj^as.J ^puf 5 J. 4 qu¿ UU i ya entiendo I 

Aquí e^tamq^^ mHc|}ach:ff ¿^.barauillp ; 
Habernos. ^e,^ra>ajr. tprf8«;,Jt^?ÍPs^« .v. ^ , :/J 



dby Google 



Que no queremos ojos tiel- soplillo. 
Dixo otra maja de las mas £amosas, 
¿Los azules? por vida de Juanillo ^ 
Queden á las usías melindrosas. . . 
Mi cielo amado tiene por luceros 
Pos ojos negros como dos tinteros. 

I>e una cara con ojos de baraja, 
{Qué casa haria yo con azulaos I 
Pues no faltaba mas , dixo otra maja^ 
Con e] dexo roas majo de los dexos, 
£n vano por lo azul vmd. trabaja: 
Que se sentencie el pleyto por los viejos, 
Dixo : no ch'go mas :< acábese esto. 
Que me temo por Dios un fin funesto. 

Una chula famosa naranjera. 
De los ojos azules abogada, 
Dixo muy puesta en jarras : anda fueren 
Ko he visto lengua yo mas bien colgada. 
Descanse . vmd. que. es lástima se muera- 
De las vo^es ardientes sofocada: 
Sobre que digo yo que nunca he old6 
Gílguerilio de pico mas pulido^ 

¡ Vaya que tamañica me ha dexae^l 
Pero yo también t^ngo lengua y picQ| 



dby Google 



i86 

Y ya que sus vocablos he escutbao^ 
Oiga vmd. el aquel con que me explico; 
Defenderé el color tan agraviado 

Por las bellas palabras de ese hocico^ 

Y sí negáis de mi razOn lo fuerte. 
Veréis cooio me expLico de otra suerte. 

Bien ! dicen unas : mal ! otras dixéron: 
Razones encontradas ostentaron: 
Todas hablaron y no se entendieron: 
Las bocas en su fuerte se encontraron^ 
Mas de ellas lo superfluo conocieron, 

Y las ufias ai lance prepararon: 

Del argumento en el obscuro abismo 
No faltará doctor que haga ló mismo. 

Con esta variedad de pareceres 
Las voces á los cielos han subido: 
£a la sala común de las mugeres 
Nunca mayores gritos se han oido. 
Yo te pido , lector , que consideres 
Lo fuerte de la bulla y del ruidO! 
Mis pinceles no son asaz sutiles 
Para pintar batallas mugeriles» 

£n vano de la sala respetable ' 
Baia itn recado justo á las del trueoet 



dby Google 



i87 
Estas al mensigero miserable 
Despiden luego de baldones lleno; 
Toma! (dixo una maja venerable ) 
jNos quieren las usías poner freno? 
Mas valierg también que las usías 
Gastaran ejiíre si mas cortesías* 

De tanta gritería alborotados 
Los páxaros huyeron al momento; 
Y fueron por las tapias y tejados 
Contando lo sangriento de este cuento: 
Había mil pastores congregados 
A oír la decisión del parlamento. 
Uno dixo ; í mugeres ! bien decía 
Que en gritos y en arafios pararía. 

Luego que por el pueblo hubO|VpIado 
Con alas , como el ave ^ cierta diosa, 
A quien con tantas bocas ha pintado 
La pluma de Virgilio artificiosa^ 
£1 vecindario todo alborotado 
Hizo la controversia mas furiosa. 
¿Quién mete al necio vulgo en este punto, 
Que es solo para doctos digno asunto? 

Curioso , y *^oii motivo suficiente. 
Deseas que te diga el paradero 



dby Google 



i8S 
De estrago tan fatal y tan ardiente; 
Mas soy historiador y verdndero: 
Dexa que del archivo fe faciente 
Saque algunos papeles que venero: 
No sé cómo se escriben muchas cosas 
Con ayre de verdades fabulosas 

Prometo con proltxas narraciones 
Decirte el íin del lance refetido: 
Luego que logre las apuntaciones 
Que espero del archivo de Cupido: 
Afiadiré profundas reflexiones 
De critica y moral , como es debido: 
Haré erudito alarde de profundo 
En todas las doctrinas de este mundo» 

Un hombre , que pronuncia misterioso. 
Con cejas levantadas 6 arrugadas, 
£n tono magistral y silencioso 
De las mateáas menos elevadas, 
Consigue ser tenido por- pasmoso 
Entre las gentes necias y engajadas; 
Y «1 vulgo , que por necio se alucina. 
Del grave aecio admira la doctrina. 

Pues st €s tan focil , Mutm , ser tenido 
Por hombre sabio , docto é importante. 



dby Google 



i89 

Yo no quiero quedarme deslucido^ 
Skio' afecta uñ ayre interesante: 
Prepárame j lector , tu amable oído, . 
Y admira de mi estilo lo arrogante 
En estas discusiones ^ y ahora acabo 
Gustoso 9 con. que digas ^ bravo! bravo! 

Con motho de conocer ai joven MeJe^dex ^ de 

exquisito gusío , particuimmente en ¡as com- 

posiciones onerosas. 

OCTAVA, 

' Quando Laso murió , las nueve herniMas 
Llorarpn con tristísimo gemido: 
Destemplaron sus liras soberanas^ 
Que^solo. daban liígubresoBÍdo:: 
Gimieron mas las musas castellanas, 
Temiéndose entregadas al oli^ido; 
Mas Febo dixo : alidncese el Parnaso^ 
Melendez nacerá , sí murió I^aso* 



dby Google 



190 

Pf otando ser fáhuh la producción de ht 
cuérHot en ciertas cabezas^ 

OCTAVA. 

Bfoysés con cuernos pareció adornado, 
Y no fueron sus cuernos verdaderos: 
Dos cuernos á la iwia han levantado 
Los astrólogos vanos embusteros^ 
Al demonio con cuernos han pintado. 
Porque son los pintores majaderos^ 
Pues f¡ todos los cuernos son fingidos, 
I Por qué han de creer en cuernos los maridos ? 

jfí estilo magnifico de Don Nicolás Fernandex 
de Moratin en sus composiciones kef oteas. 

CANCIÓN. 

El sem¡*dk)s , qae alzándose á Hi cumbre 
Del alto Olimpo , prueba la ambrosía 
Entre la muchedumbre 
De dioses en la mesa del Tonante, 
T en copa de diamante 
Purpúreo néctar bebe. 



dby Google 



191 

Al son de la armonía 

De los astros , que en torno el cielo mueve; 

Si desciende algún dia 

Al mundo , le fastidian los manjares 

Del huerco , vifia , campo , monte y mares* 

Desde que el campo elíseo al tierno Orfeo 

Oyó cantar su amor en tono blando» 

Y el ardiente deseo 

De volver á lograr su dulce esposa^ 

É Cuya lira amorosa, 

Mientras duró sonando, 

De Sisifo y de Tántalo un momento 

Paró todo el tormento): 

Ya no se admirara , qunndo 

Algún mortal , al verse en tal delicia» 

Las gracias canta á su deidad propicia. 

Quien vio surcado el msr , minas , gigantes, 

Sangrientas amazonas ^ gente extraña, 

Y limites^ distantes 

( De humana audacia no, mas ú del mundo) 

Y el piélago profundo 
Hiende con ancha nave. 
Volviendo rico á Espafia; 

En el tranquilo hogar vivir no sabe. 

Desprecia la cabana, 

I^ barca y red que ie ocupó primero, ^ 



dby Google 



Antes que fuese osado inarinerOi 

El joven, qué utia vez del Tracio Marte, 

De pálidos cadáveres cercado. 

Tremoló el estandarte, 

y en el carro triunfal fué conducido. 

En so patria aplaudido con bélico trofeo^ 

Y júbilo aclamado; ^ 

Por volver á la lid arde en deseo: 
Ya desdefia-el arado, 
Hijos , esposa , padre , mesa y lecho; 
Solo el guerrero honor le llena el pecho* 
/Y el que -al divino Moratin Oyere 
Los metros que el timbreo Dios le ínspítra^ 
y el brío con que hiere , 
La citara de Píndaro sagrada^ 
Ya nunca mas le agrada 
La humana voe ni sones 
De otra qualquiera lira, 
Por mas que suenen ínclitas canciones 
Que necio el vulgo ad^mira: ' *' 

Canta pues entre todos el primero, ' 

Y calle Ercilla , Herrera , Horacio , Hdntero. 
Canción , dile á mi amigo 

Que me fajta el aliento; 

Y que quando cantar su gloria intento. 
Callo mil v^eces mas de lo que digo. . ' * 



dby Google 



.193 

ODA .PINDARICA. 

A^ inismo. 

f •': •: ■•■•1 I <- ; :• í . ; 

¡Ay, si cantar pu<^ttia » 

Los hijos de ]os dioses j¡^9 4e hopbra, t 
Y, qu9l tfompá guerrí5r;bí>i ? > 

De altísona armonía. 

Que aii]|K>s pc^os atónitos ja^mhr^ m j 

Reson^e la .«IW|. ^z 

Hijo de Fcbo , joven pnodlgktsO) r 
Qual seca^rt tpi. ^uQ^eqUOi^ultoso» . r 

Se alzara por regiones,;^ -■,■ r- í j 

Astros , esferas , mundos ^ -y á ^ ACqq^o 
Las célica» raiwsi^oes : > , . ^ ' > 
Eco sacro darían, f grrn. 1 ^ 

Y los dipjes dflj «Jto- firmamento ., 
A escucharme .vendiian; 
Anfión 9 y Orfeo no triunfaron caÁto « 
Del mar ^^-y .hór,rído rey no del espaata •: 

Creyéndome inspirado -r ' .' 

Para cantar tus .loores dignaoiente 
M^ojlándoqielo el h^do^ 
Las musas castellanas^ 
Con lauro, coronándome la frente, [ 
Vendrían mas ufanas, ,. ,: 

Tomo IIL 13 

Digitizedby VnOOQlC 



.194 
Que las de Tebas ^ quaodo el Dios del dia 
A Plndaro portentos iofluuú > . 

La citara Lesbiana, 
Que coo marfil y pulso á trinar becbo, 
Tafte tu diestra ufana, 
En vand dulte ilifigo 
Para cantarte aplica al blando pccbo: 
No resuena conmigo, 
Como en tu tnano armónica resuena^'' 
De pompa ,, magestad , y gloria llenan 

Resuena c^ual siflia 
La de Salido y Tltiro ea lo blando '-> 
La dulce lira miaV-^ 
Parezca al imitarte 

Pastor , que con su abena ^a imitando 
La trompa atroz de Marte,- 
Que el zéíiro' se rie , y se recrea, 

Y la purpúrea ro$a sé menea^ 
Coo lascivos arrullos. 

Ya los páxaros juntan su armoflla^ 

Y el rio sus mormullos. 
Siempre manso y tranquilo; 

Quando el mundo de horrores temblaría, 

Del Orinoco al Nilo, 

Si las rujedaa del carro resonaran, 

Y de Marte la trompa acompafiaran. 



dby Google 



rJ95 

Fátíganmé en lo intci-nó ; 
Furias , trasgos , y mafies , que apareces 
Del horrísono Infierno, 
y báratro profundo; 

y Sol , y Lana y Astros se obscurecen, 
y sé aoohada el mundo, 
Rompiéndose ambos Polos con estriiendo,^^ 
y el caos primero ,, tímido ^ estoy viendo; 

Euménides atroces 
Su fuego en torno esparcen coa «ilviido, 
y horrendísimas voces. 
Con vivoras , serpientes,* 
y culebras él pelo entretegido: 
Los brazos relucientes 
Con lóbrega vislumbre tan siniestra. 
Que solo espéctroa , y £aiitasikia$ nnuestriu 

tA envidia las conmueve ; , / ; 

Sacándolas del centro del ^abiamo^ 
y con ardiá «ieve, , . .: ,. \ , í .. n b í 
En mí pecho Jas hunda^; 'r.Jeni o- .. i;. 
Con fiero- ardor^ contra mi. anii|o, nimiKV : i- 
Porque Qiil zelcjs funde, ú f- ^ ,yj \¿ V 
Quando la fama te aclamó :Peet«i^r: - 
Con el ^OB. inmort^.de.suvt«MBpiía;?,;i m>; 

¡Con que permite ^ej ,H|dQ^í, Ib i^, oy^:X 
( Me dice en ronco «ondi^ Jfc^rwWít|¿Pefc)i|p 
• • • 

Digitized by VjOOQIC 



196 

Que perezca olvidado 
íu nombre con tu versOf 

Y que de Moratin la musa sea 
La que del universo 

Haga sonar el uno y otro Polo 

Con citara que envidie el mismo Apolo! 

Pixo : y su pecho lleno 
De áspides ponaofiosas , y rencores 
Me arrojó su veneno: 
Ardiese el ¡lecho mió 
Qual seca mies del rayo á los ardorei 
Vibrado en el estío: 
Tu nombre aborrecí con triste cefio, 
Qual esclavo la mano de su duefio. 

Mas la' amistad sagrada ^ 

Con su candida tánica desciende 
De la empirea mocada: 
De virtudef un coro 
La cerca , y con su manto te defiende: 
Su carro insigne de oro 
Des^mnbra, yxiegá al monstruo que me irrita, 

Y al centro del horfór le precipita; 

Mirándome 3a<Diosa ' . > 

Con faz' serena y pliKÁám hermóswra^ '■ * 
I>exó mi alma^'^ófeosa^ ^ 

Qi¿t'%spárde'iile^ia>>-> _ : r ^ ' * - .' 



dby Google 



197 
Rosada aiBora tras Ja noche- obacuia;] 
Dando consuelo el día ^ -^ 

Desde el lejano lucido eri»^te 
Al hombre, al biloco, al ave, ai canipO)^ montee 
Mi frente que arrugada , , 

De mi alma mostró el ^oel tormento^ 
Con ipno f égsdada 
Alió , diciendo : vive 
Con am^ tan ínclito contento: :: 
Como tuya redbe . ; 

£1 justo aplauso , y lírica corona 
Qi|ft le da Qltn^ , Iberia , y HeliooAa. . 
Aquellos que yo he «nido 
Con mis vínculos gratos y celestes, * ' 
Despue?. que : l»yan ¿umplido , > . . 
Los dias de sus hados, : if 

Cast^, y^Fda» :,-Piladci, y Orestea 
A OUmipo aoar riijs^iqaflios^. ) 

Y Júpiter , Uenaada tnl deseb^ * ; 
JEternoseawenVTkflto ^TfTeseo. 1 > 

Dexa á las corvas almas 
La sátira , y rencor , y tus laureles 
Junta é ^ ¿acras palmfas 
De Moratin divino, , ■- 

No temesi los amigos, si sen fieles, ' 
l4« iras del destina,^ ^ 



dby Google 



M9* 

y al lad^^de tus- vewoa4isonibio»tr . 
Se admirarán los tuyos amorosost^ 
A el le ha dado Apelo 

ISti^^dtAráide Pltidáro sooaote, ' 

Para que cante , el solo. 

Pe Cádosivks hazañas, 

(Oyendo desde el punto «ñas d»tant¡e^. 

Américas , y Espafías 

Coronado en -cada una bielas sonas) 

Y sus virtudes oías que st» coronas. 

Y el hijo suyo digno 

(Prolarqto á España dio próspero el Cielo) 

Y aquel rostro benigni» ; ^ 
De Luisa rParmesana^ 

De quien Castilla aguarda su cónsu^c^ 
^Belleza mas que humana, 

Y de €kibriél,y Lui« las .prendas \tales^' 
Que serán con sus isersos , inmiortaies. ^ 

Y por projbarse á vetes 
Cantará de la Patria,. y sus .Varones 
Heroicas altiveces: 
Escúchale entonando 
^agrados himnos , líricas canciono; : i 

Y estándole esCuchandQ 

Suspenso, el cielo , quedan ski empleo* - 
Espada , rayo , lira , y caduceo.- - :. - * > ' 



dby Google 



»99 
Para él es dúrno "bisunto 
Uy de HiTéiico , Cuzco ^ y de Payía, 

. "y^ Ñiúnancia , y Saguntb» 
Saá'^Qmncia ,* y Lepaotb, ' 
Y de AlminaBy y. Brikuega.elvOlarQi^Iat 
(Felis á España unto!) 
Pero tu... canta fiSso^^ y 49re4« 
Arroyos, campos , ecos , y pascoies^ 
Dixo y fuese iroH^ido,, . ^ 
I>exaiido mi alm^ Jleaa .fi^^cMMiieto: l 
' Y un rastro fuéi «kexando . l . '^ 

I>e clara luz sagrada^ , ... .1 

I>esde la humilde . tierra at .ako ckloi ' -^ 
Su corona estrellada . ; . = i >. j 
£n torno por el ayre dlíundiai, . ¿ ■■- *\ 
Etéreo olor de l<giiida anobrosíft . : : 1 






dby Google 



^ too 

Con motii^o, de^ haber encontt^ado en Saloman^ 

ea un nuevo poeta de exquhtto gusto , ^r-- 

ticulatmente en las composiciones tiern^. ^ 



c i YánúPvifád. . . ¡ó T^tipml 
Tus áridas oríllaé ■ ' ' 'í 
Los ítís^ die G^enoi i ^^i ) . 
y de* «étagiríca, * f co r-^ 
Alza la anciana frdftte ^<' ^^ v 
TanMií «ltoi^0PO{M!Ími(ia^ t :' 
Y esparce por ti «c^ti^o^i ' '^^• 
Desde hoy jovial la v4m.? 
^Nc^o^ e6itio s6 aóércttfi 
Con mtisica festiva - 
A tus areA&ís saorat 
£1 gusto: y la álegrfet?' 
£n^ torno de ellas vuelan 
Los juegos y las risas, 
Cerca vienen las musas 
Bel gran Fefc>o seguidas^ 
£n medio it aquel coro, 
I No ves como camina 
Un joven , ¿e quien tiene 
Ganimédes envidia ? 
I No escuchas que ' al acento 
De su suave lira 






i;^ < 



-a 



dby Google 



2éi 

I«a* nuRB^-ctitisfis cantáo, 
y el verde prado pisao! 
Para adornar sus siedés, 

y cabellos qué tallan v - í 

Mas que el oro , críbaco ' 

De Ja^allejaDas ind^s, 
Texiendo van guií^aUbis} - * • ^ ' - ^ 
y de Flora la«í*fifas, . : « ) 

Paí«ura^rc'iátít2ibiieé ■•- :^' -í :' ¿: u, J 
Van y vienen á pfisa. :: • ; •. A 
Pues. CGtt'HifiniO' jdv^ti^ > j . í;i O 

Es por quien tuá oritits '^^ ^ ^ 

Verán llegar las gradas^ . ^ ".e - 

El guáo y la ttégvia^ í • ,- .í í>. ? 

Huyendo de sus voces ^ A 

y céjica. drmontíK, ^ . : v •" 

Los manes de Galeno . 
y del Estagirica; 

^/ mismo. r 

'¿. \ \ ' .: '-i L 

Sigue jC(«i diiteeilfífa ^ 

El metro Wando y. amoroso méñtú " •' 
Que el gran Febo'te Inspira^ f . * • -' 
Pues Venusoie 4a Sü^o^ i "i-J ^ J í 

y el coro d« Jai m^sás «í oye ateáto. 



dby Google 



1 2^2 

Be mirto, grato á V^d«$i, ;f|09Q^0| T 
y quedará envidioso 
Aquel siglo dorado 

Por Lasos y VillegAi afamado» .> ' 

Dichosa la «agala , « i ^ - 1 
A quien le sea dado el escitchaftei 
Pues tu musa lartgttalft, . v , >:. l^ 

Con la diosa de Marte»,: > - . . í 
Tal es la fuerza de tu. iogesio.y .artawi^C 
Aunque mas dura sea i ■ / 
Que mármoles ó |aipes de. Giaueite, 1 
Qual otra Galataa^ . . : *^ 

O sea mas helada . /'' 

Que fuente por lo$ yelos estancada: ^ 
Al punto que te oyere^ ' I 

Te admitirá en su candido regazo ^ 
Si tu voz prosiguiere, . ^ 
Te estrechará su brazq^ I :/ / 

y amor aplaudirá tan dulce lazo. 

y las otras pastoras 
De envidia correrán por aeln y prado^ ' 
y verá l^.^iB adoras u 

£1 triunfo, que ha gan^ : 

Por haber tus temías. escachadOé. 

¡ tt^as hay. de aquell4i^ oeci^ ■.- •. jm 
Que intenten competa cpn^. tU; bitadura I : 



dby Google 



a03 
Solo verán desprecios 
De aquella hermosura 
Que una vez escuchare ta dülnira. 

Dirán su rabia y zelo», , 
En el bosque mas lóbtegoi metideiS) ¡ 
Injuriando á los cielos^*- i .- - 
y oyendo sus gemiá^' 
Responderán las ñeraS'-cQn bramid^^^ '^ 

Ea^rada del avérho - ^^ - ^ 

Parecerá aquel bosque *desdk:badO) ' < - 

Y do tu metro tietdO . ? > '' 
Hubiere resonado^ . . •• . j >/. 
El campo que á los húenik dairá el hado. ^ 

Pasó mi primavera: ^ íj ' 

(Los afíos gratos al amor y Febo 
¡ Quién revocar pudiera ? ) * 

Y á juntar no me atrevo ; n 

Mi voz cansada con tu alimento nuevo: ^ 

Sino yo cantaría - « í /. 

Al tono de tu lira mis áimoi^ ' ' •" 

Y al tono de la mia' ' - 
Cantarás entre ¿ores 

Como suelen acordes rulseftoresl ^ 

Sigue ,' sigue cantando 2 ' *^' -^ ' '- *- 
No pierdas tiempo ító taicdad fldWd#,^ ■''■ 
Que yo voy acabando ^'- ■íí '^ 'í 



dby Google 



< "4 
Mi fastidiosa vida ^ 

En milicia y en cortes mal perdida» 

En alas.: de U foma 
Tus versos llegarán á mis oídos; 
Si la troQ^ roe. lliima 
A los mares vencido^ > 

Y á los indios de Api^be embravecidos, 
O al 9máícú€o. polo 

Llevando las vanderas del gran Carlos^ : , 
Dirame sieipi^.Apalp 
Tus versoa; y á escudarlos 
Acudirán los pueblos , y á ^abarlo«. 

Ni.d^-estfípiw hotte^io . t , 
De Neptuno , que ofijece immte impía, 
Ki de Macii^, #1 estruendo 
Turbará el alma nH$, 
Si suena en mis oídos tu armoaia. 

Aupc- -f^íflndo du^a ¿parca 
Mayores plazos á mi vi4a niegue, ^ 

Y en^la fúne^. 4>9ccft 
Por la estígia navegue, 

Y á las delicias del elíseo llegue; 
Oiré qu^o Catujo, 

A la sombra de v^ mifto tts/m%,ip 

Con Ppop^rfío y.Tibúte. 

3Lea nuuravillado , .jk ,, . 



dby Google 



Los versos que la musa te ha dictado. ^ 

Quando acudan ansiosos 
Laso y Villegas al sonoro acento. 
Repitiendo envidiosos, 
¡ Qué celestial portento ! 
^A quién ha dado Apolo tanto aliento? 

Y yo jiendo testigo 

De tu fortana, que tendré por mía. 
Diré' yo fui su amigo, 

Y por tal me quería, 

Y en dulcísimos versos lo decía. 
Harán me mil preguntas. 

Puesto en medio de todos , de quién ttts^ 

Y quántas gracias juntas, 

Y á qué zagala quieres, 

Y cómo bayla quando el plectro hieres. 

Y con igual ternura 

Que el padre cuenta de su hijo amado 
Las gracias y hermosura, 

Y se siente elevado 

Quando le escuchan todos con agrado^ ' 

Responderé cañando 
Tu nombre, patria ,' genio y poesía: 

Y asombraránse quando 

Les diga tu elegía .. , 

jí h menmia dt ¡a Filit mié. 



y Google 



2o6 

Sohre los peligros de una nueva pasión. 

Sáficos'-Adónicos 6 Cupido. 

NiRo temido por los dioises y hombres. 
Hijo de Venus, ciego amor tirano. 
Con débil mano vencedor del mundo, 

Dulce Cupido* 
Quita del arco la fatal saeta, 
Dexa mi pecho que con fuerza heriste 
Quando la triste, la divina Filis 

Me dominaba. 
Desde que el hilo de su dulce vida 
Por dura parca feneció cortado. 
Desde que ei hado la llevó a la sacrt 

Cumbre de Olimpo. 
Quando constante con promesa justa 
De que ella sola me seria cara. 
Aunque pasara lasestigias olas 

Con Áqueronte. 
De negros lutos me vesti Horaildo, 
Y de ci preses coroné mi frente; 
Eco doliente me llevó con quejas 

Hasta su tumba. 
Sola la losa , que regué con sangre 
De una paloma negra y escogida, 

Digitized by VnOOQlC 



Fué repefhte per mi voz la «acra 

Justa promesa. 
Sacra ceniza, repetí mil vece«, 
Sombra de Fiüs, si mi pecho adora 
A otra pastora , desde tan tremenda 

i Lóbrega noche. , 

Haz que á mi falso corazón asombre 
Quanto las cuevas del averno ofrecen, 
Quanto padecen los malvados , quanto 

Sisifo sufpe. 
Jurólo Filis por tu amor y el mió. 
Por Venus misma, por el sol y luna. 
Por la- laguna que venera el padre 

Omnipotente, 
Las losas duras á mi acento triste 
Mil veces dieron ecos horrorosos, 

Y det dudosos ayres resonaron 

Túmulo y ara, ' 

Dentro del mármol una voz confusa 
Dixo : Dalmiro , cumple^ ¡o jurado : 
Quedé asombrado sfn mover los ojos, 

1 Pálido, yerto. 

Tema, si rompo tan solemnes votoí^ 
Que Jove apurje su rigor conmigo } 

Y otro castillo que el de ser llamado 

I'ttüdo^ aleve. 



dby Google 



208 
Entre ^los bracos de mi nuera amante • 
Temo la imagen de mi antiguo duefío: 
Ni alegre sueqo, ni tranquilo día 

Ha de dexarme. 
En vano Clori» (cuyo amor me ofreces ) 

Y á cuyo, pecho mi. pasión inclinas. 
Pone divinas perfecciones juntas 

Ante mis ojos. 
Ante mí vista se aparece Filis; 
En mis oidos su lamento suena; 
Todo me llena de terror y espanto i 

Tímido caiga 
Lastima causen á tu pecho ^ ¡ ó niiío ! 
Las voces mias , mis dolientes voces ; 

Y si conoces el dolor que causas. 

Lástima lenme* 
La nueva antorcha que encediste apaga, 

Y mi constante corazón respire: 
Haz que no tire tu invencible mano 

Otra saeta. 
¡ Ay que te alejas ^ y tm siento herido t 
Ardo de amores, y con presto vuelo 
Llegas al cielo , y 4 tu madre cuentas 

Tu tiíania* 



Digitized by VnOOQ le 



caEOp 

Oye mis ruegos, qtK^aS'íétít^T 

Otra tan tmí^^slftnóííi-'^^ «^i*> ^ol oslA 

Baxe tu <^W^*ted)i IP^m ^»ft]^ortoo oñiO 

Entre las nubes del-^ágtóoífHieíaf^ 

Rápido vu«lír*ti*i¡^^ftÍ<5qtieiW« BJímoíí^q iM 

No te áeMié'Wk^^kzifieá'^mí'^^^ oSí«o^ 
Marte , que dexa s&'^^r?g<rr^af^vl»%, 

Ni el (i^yj^ "^sím^'-^ áñm h^w^^ 

Ni las dáiéií^'^^eiíuméfí^m^»}^ íí« «Y 
Quando á los díos^^^mtio^bc^liteilfosia. 
Alegre briiM JÓW M>i^^ir có^'^^'^i ««nsgiiV 

Yá el eco ^tim^á^'^HItéi féflíós^ne '^ 
Del noble alcázar, cuyV^^s&^\ÍáA\u 
Lleno de estrWíá** , ^fe ^é&íi^lí^ Of"»" 

Cerca dirf^ai* fik %iP*«éi*í>!W*'cfi=^ÍP8foáí^sríir /. 
Entre los himnos qu#^ttf*^«áíítyMálcc, 
E$tec?t¿ifélfcfO(||i(^dr&gutM^^ ^^ o'^^*'"^ 

Tomo'lZi 14 

Digitizedby VjOOQIC 



Sobre tus aras mis ofrendas pongo. 
Testigo el pueÓo*,^ por mi 'voz llamado; 
y concertad<br!9ftn.ifl^;.í^»^ ^í v?Hy?t ^1/í 

Alzo los OJOS ^fnéffmt.Á'^^^-r ■ t* 

De leche blanca > y ,f\uMi «Bffil i*^'^- 
Ciío cono^ftWo m^^ yrJ»«#fií) ui axna 
Esi^3Í9iioÍ5fi9l«H9b -jdj:i ^b: ^lín>l 
Mi palomita «tttis)^í*incajpJ^iB?füv or^c.-U 
Aun DO tocada por Kf^ipffiqaWPF^^I 
Ponga deljy^iJÍc^ítt;4«n»^l«f^.^n:i.o t?i (^A 
^jílfl^,l%.d^c|iefc fx^b í; r> , Qr^\^^ 

Baxar al templ(> : t^o^ff)m^^^^9^¿ 

Ya mi de||feífto^ft««*^t^a<^bP«?^feb ^M iW 

Vírgenes tieri^fibonéí^^í^J^W&f^^nxj e.;^9iA 
Va Venus llega » vue||jyff^#^^vOT«: 

Humo sal^9ii5*gsi.4f fe^.W^ * tb on /.J 
Dulces aromas que agrf»^bi)i»«l«»- 
Ambar^,v?ide|btaí»í?%iílM%* Jt í?5?«fe^> so:tO 

í«ití>lo de allp«||^au(pb4f^ti»<>%:^^3**•^^í¿^^ 
A Vemis pide qw^ á J%nílW^£tó»d«t 

^i AU omoT 

DigitizedbyVjOOQlC 



u' ai I 
Y que á mi prenda la pasión inspire 
Qual yo la tengo* 



Coro di'^miBai^ t i 

Reyna de Ch¡pre9-:dLiisasLdA;^i^res, 
Tú que á lo$ dios^ y éí.1of húiiibre¿.^<nandas9 
I Por qué 00 ablandas á la dura Cloris? 
MéndalO Vetóife ;.6 

C^ú^d^, mgmtíioj 

Reyna de P4fos , y.^Ají amocií 4¡osa, 
Tú que á los pecl|«ss1lttia$i deifta:$res, 
I Por qué no quieres que Dalmiro triunfe? 
Mándala Wmmi><t 

Primeria niña. ., 

Como la fOJB^T oi o»..^í 
AgradecidacE-^-'f» »>{ »-?<íío^I 
Da niil arrisas M obafiup 
Be sví9 olorift^i'ft ol^jcii-H 
ÁI amoroso^uK • i u¿ ::Uc£l 
Zéüro blan4djii:'í'p ii> nS 
Quaodo la h»Iii|¡^^ «^viuCL 
y 1» í«f4wB^«t*« ^^ ^^^ 



dby Google 



i2ta 

' '^íni nciaf'- .■■.^' "•'-'• ' ' ' '' '-- J * 
Primer nwo* 

.^^:;^■ ^. -v - V 

Has que reciba 
En 8ii.-*rog»zo. = ^ 
Cloris afable 

ConaPte^ yedra »j 
Halla eo el olmo 

c'.iQuéifiobte.abraaaji ■; -^ ■ ■•^- ^'^^ 

Haz'^'qué í su^ amante 
Plácido f<m9^ ci .í;« oJ 
Ponga la ninfa^í^:/; : • ''• ^^^ 
Quaoido le:«eiC».M i ^ .ú 
1 Pábulo neeioiolo ¿i^ v>'^ 

Halle su llamaoití/' • ^^ í^ 
Bo. su querifUí^.i i • » 
Dulce zf^»«rí -i - ;>) 



dby Google 



4 213 

ODA PARA INGLATERRA. 

Ta dexa Ortelío la paterna casa. 
Ya le recibes , navecilla humilde, 
Ya queda lejos la jamas domada 

Cántabra gente. 
Nave que llevas tan amable vida, 
Zéfiro grato llévete sereno, . 
Hasta que pongas ^-kiaimgt costa 

Ancora firme. 
Alce Neptuno el húmido tridente. 
Abra las ondas para darte paso. 
Salgan en coros Ninfas y Tritones, 

Para guiarte. 
Ni toques costa , ni moviiye arena, 
Ni sople hinchado contra tu velamen, 
Gúmena , y jarcia desde el alto polo 

Hórrido Norte. 
Las naves altas de cafioo tremendo. 
Con la bandera del amado Carlos, 
No te abandonen al atroz pirata, 

Que África cria. 

Digitized by VnOOQlC 



<ai4 

Ki tetna$ go1pe$ cié la suerte aleve: 
Tdt::.pWoDVIit«ftlí^ati*»sil ibowpowi', 
Y al que l^iftfs^tiiot tu ^MktiUnigo, 
Júpiter oye. 



'.nn'AT/ j 


' '■ T / ' 


,K- ' 




, .;. .■• ^s' 


.-'.; -iíVf: ■ 


■ .) - :ii ' 


.:? 'i 1- 


, r i . ( 


)• . 




, Mi: 


."r*,-» ' . ; 


■rí 



dby Google 



DON SANCHO GARCÍA, 

CONDE DE CASTILLA. 

TRAGEDIA ESPAÑOLA 

ORIGINAL. 



dby Google 



>/J")n.A;) OfV-)Í^A^ /í':'! 



.AJJiiV/-'^ ;]■■ ..•■■.■■-v.> 



A.íov;.'- ! 



?; r 



dby Google 



*I7 
ARGUMENTO. ^ i 

^oña' Ava , Cond^s^t viiid^ 40 
Castilla y madre y . tutor^ del Conde 
Don Sancho Garcia , Príndpe de tierr 
na edad , enamorada de -Almanzor^ 
Rey moro de Córdoba , incenta dar 
veneno á su hijo por compUcerv;á,.^u 
amante ; cuya ambici^m aspiraba Ár^qut 
par el trono de Castilla , mas que á 
reynar en el corazón de la Condesa, 
£1 Cielo , visible y único Juez de los 
Soberanos, dispone que la Condesa be- 
ba el veneno que sus impías manos bar- 
bián preparado para su hijo. 

Este asunto ha sido tratado en las 
tablas de nuestro antiguo teatro j según 
el gusto que dominaba en el siglo pa- 
sado. 

He compuesto este drama confor- 

» Digitizedby VnOOQlC 



2t% 

mándeme al estilo de esta era. Co- 
nozco yqrmismo algunos defectos en 
mi tragedia i el público notará mu- 
chos mas» Creo merecer el perdón de 
Ids primeros por lá stncdridad con que 
lé9 confieso ; f espero obtener el de 
Jos segundos por el dócil carácter del 
público español y acostumbrado á di^ 
simular kis faltas de los AA«, en cn«* 
yas' obras ^e ven afectos de religión^ 
fadtfor ,* patriotismo y vasallage. 



dby Google 



M9 
ACTORES. 

ALMANZOR 9 Kej moro de Córdoba , aman- 
te de 

Do^k AYA > Condesa viuda de Castilla , ma* 
dre y tutora de 

DON SANCHO GARCÍA^ Cónde de Castil|á| 
educado poiir ^ ,, ^ 

DON GONZALO , Moutero de Espinosa , no* 
ble anciano de Castilla* 

Dof^A ELVIRA y sobrina de Don Gonzalo. 

ALEK y Ministro de Almanzor. 

Damas castellanas. 

Soldados castellanos. 



dby Google 



dnfb 



1 > ' j •' 



fM escena es en un salón del palach 
de los Condes de Castilla. 



dby Google 



AC T O P R I <M » R O. ^íí 

ESCBl!lA<£:Rl>l¡EAA».^i>u R¿ 



N. 



CONDESA* 

:^v .■.',. ,iOv, í;í.r)c "' *;; >'r^l:^ 



£1 roslíOny-iícchoUteáwbdé.él^a.f' ^ '^ 
Pime la caosa ^atrofe ^^^':«K^«6t^f^ ^^^ ^¿'^ 

Qoafito placer tu ^snwwAin^ha concedido. 
No equ¡iraieval?ido*0roe9ft:»9«]t -he ftbádoq i ¿A 
Tu tristiiMiDtí fl¿Jii»/:3iiiftt^müJo^^i«lcoi»;r.'^^ r. 
)AyÍ mientras mas contimio^ mas^funeito- I 
Es tu sUeocio. UocNna- vacilante 
\ Con quién podrá mejor ^^ aDá sq aflMmceCI 
^St».:tffi»ttea):«O0{inr;,^óni' al|v5atljif Six\,^u ^.pc 
AcÜNUuáa.'jnuttármtissÉ/mtean'hi^ < ;; o.m)H)0| 
Si aIgtla8iyejB'«iiii''peclnU3'''^ v/tii^p^ fz-J-:- '-/Ij 

No, Condesa^i:T ..-.-•'.?. it. ^m-, •- ....v-;) 

No bastará eloaoiocíiqaB 'me ^^fén, ; -i 

. Mayoral» t» cartño^ést/el ailtia4kl ' ' ^ ^' ^ 



dby Google 



Que ves en mi semblante, fiel traslada 

De lar^uü mí Umá ^tíe : «s in ábüÉno 

En que peleo yo conmigo mismo. 

En ansíié ifalés ^ofaAltUr 4iebísP 

Con tu talento la desgracia mía^ 

Perd' íéjoü , té^jüfo , de armarntó, ' " ^ ^ 

La primera se^l^^W'llbñnéntiirme. 



CONOSSá» 



Si supieras la pena con que veog ^-^ 

•Aumentan f>oiifuahdiateimí'qifebí^flM}¿<*\ H 

Ese secreto: no t^cuMiis taeío. ....:> i mí 

Qué Kabr^eiTiri mundo i^iifiDGitltarnMi.debtt»! 

Mi p0ii8 costaré|pc«iQO)M attevaé*' p^ o^t 
A darme túí t^h tttm^dtancosncie bsé^^¿ i? tT 

D^-jeat»: pedut aíp I i^r- tu ':i'ir.:) 'jéfu,; f.or; - 
}Qué dudas! ¡qúéív|teaHQk^asnqQeenrel}aiaiid«JK? 
{Quándo tus tj^rsfidisriaee jhair^dot4>MidaéÍdA 
{Ko sabes qoánto anh^¿.^oaiplm«rt«li^'c 
^Qué me pides \ ^Ji*»sr«la>{2Dame muerte. 
Gustosa te daré eí postrer aliestoU'oO ^ c^ 
Ese será mi imis<íielQii|mooiQAtd0 £^r. ^nd u ' 
I A Cóirdob^i m» maneas rque> k» sig^t* 'v'* lA 



dby Google 



iScris3c^;tiiíi^8clairfil iR^paf5a mí enemiga! ^ 
I Quéhabrá,Ajiiii}n^Qr,que4Q,t^^B^r,me ^p^t|^ 

Haber nacido: ^R«y»- A ?^^u«w a ,- , -; :a 

Haréiwtutft 4ne dig^, ,,, . , f: , ^ , o 

noicíii Kfj iíHá|AHJ^>»# / íí j- ..',.:? oí 
jLo asegurasíov.: ..-\> cnnej irn í?--,-. --- i 
I Cuinpliráft,to.fafr,í^c^i ^j^e )o J4ir^sr ^ 

¡ Ay:eicitofl|JiY^ peti(ak9^ife l^r^secliQ - ,í 
Podia QNiatr ^el mil» $aiísfec}iOA{ w . . ) 
Esas desco;ifiíi»a$:.(tei t,us laWps./v t 

Soii de iiii.ti^>iK> afl^f^i^ieyofci9grqffíQfti'£!.H 
jPor qué «iQrpid^ «vef^ i«í8i|wttift!) ^ v j 
I Por !qii^<Qii^afr.«A^p«^aa ? ^ co^o qué <M4e^99 

Porquph9f,fiia5iop<QíieiiWÍa¿TPi6;CoiidetaJ s r 
La n^ftynifpTfieiaiqíWíájpoíAfnefiyengQ:, • I ¿i 

No recelo me falte ?^ ^^Bieza, 

Mas fsé 49jm flMigereii^Ja :4aq«pesa : • . M/.-yr} 

Emprendeoi%Hm(Qt©^^qiianío4f>teii«ao| u^ - 

M|S,:« 4í¡S<&ljltílfÍ.,|IÍP«tn^Iíi»ft,; i O.LiA U^j 

Digitizedby VnOOQlC 



af4 

Se apkftett de !á eiiipr<íia ^uc mtcntáWW > í 
ÍFáb fácilmeirtc é&éi& la kkáréo. t^ ,' i 

tÓKDSSA. 

No con razón arguyes de- ligero^ '^*-'-'^- ^^-^'i 

Al sexo mió : acuerdarle ptlmero 

Del tesón que he mostrado ^)br rirt^rte t^"'»^ 

¡ Oh , quánto roe ha costi¡ííS>f€t^tftiftt«é!í>-^I 

Lo sabes: mis vasá9)8¥-éé \>pusiéron 

Luego que mi cariño conocie'rob^ ^ ** '♦■« ^-^ s 

En tá <>í^rÍ50lia'^^s«j'.'^«»ío&í^»s«d<í»,i-''iíTiijOs 

Y contra tu nación- ^t<fe<M?tf^ados, 
De nuest^mi6í'UbHimn^'^ii^fS9ite^:yA ¡ 
Corté sus yue\^'i,y^tmémui^íuffi$^^ <^ f'<^'*t 
Yo sola, sin*«ujtl]idViS'^c«Witf<^o:«ar) ac^l 
Roro^^Itf ftúbrqílé'tWíÉ(ál»a 4é}ófc.»'^ »^^ « ?^ 
Calló CáSWHa-aj^a. Htm ^^pótst - JP 'o*í i 
m y»gó ^xtt»á§o:. qiíe'ílralqttittol^ Wtd*ie^ ^o^ i 
íQué habrá ^ j»<r*nfi^iil^n€é^fipé<íc<ííÉé¿flaa^'^ 

Att>r«tiMR< 
Tal *«i seríalo .que '«P iitior Ciíó^iíéclPP"^'' 
Es tal, <(*íe^^«^We^tí«vi»«íéí^?éf|rirlo4'í ^^ 
Pero en estn fí^ííCíéWd «sétWhrW. iPííW^*^^'* 

Cielos , ¡ qué itt¡t¿! ^íq«íé^^rtWd€h%s^iíbe ! -^^^"^ 
. Qué nnété ^ÚsUy éVii:4fÍmélir'fttmV^-V'^ 
I Su mano jtiemMtf) y^tktnMsí ^ jMcke tticf^M 



dby Google 



i Ay ! j ^w^TTsera ? PiíTEce jdawaríri. : r . h 
El susto ^«leai tivbaric me, coirniimwe; r > > 
Agüero jaíáuato c»nC9éftrseflid»e, -3;.-, ., ,;>í 
En et\papcl': paí-eoe qiie se ^ega f. v *. ^o f 
En sangm^Mj^e á: mi .mismo pedbp rJ^i^a. . ^ 
Ya- Je acábá Si dura mas ^ |ay cietoaJ ;' . .' / 
M¡ : vida aeabariao mis recelos. . oi^.. j . f 

í "' . AldfAVlOR.^ ■. , . '^ ,' 

M mi cariiío^ 51 mi bien deseas; , {* 

líec el papcl^ y luegoeíp^ Je ^tjs, ,.. . 

Harás , C;ond«sa , quaittb fsa él té Jiidí);... vi 
J^émiaia'el papeL . -f 

Si te falta v^aior^ desde hoy ténohrida.: A ! 

" E S C E% A' IL" ^"^' ^''"^ 
-■*. 'cí)Ni>fcsiííié/a. ' 
I O terrible .api^n^za !, t^te, efpfira. , ^ . 
I Qué dirá este papel ! Suerte severa ! 
íQué susto da su vista r ^ qué tormento ' 
Al leerle temWaiido 'experiment<^t ;" ' . 6i. J 
Parece q^euna mano oculta' y f&efte « í í '' 
( i O llinesto papel !) me quité el leené.^ / • 
Leeré para salir de mis recelos. ' ^ :^^ -^ 
Qué densa nolye 6e Interpone fó^ci^^c^'v i' 
Entre nú 'débil vista*^, y cus' rengkHies ? J :< ■ 
Salgamos cpíiT^valOt Mjle iconft«i6n*« : .' t' v -í 
Tomo III I j 

Digitized by VjOOQ le 



ai6 

Bebamos de una ves todo elveneo^ ; 

Con ñrmei'labio, y corazón serena 
No tiembles ^ mano , vista no te alteres ; 
Porque vea r Almanvor « qoe ]as mngeres 
No d^ien meaos brío que los hombres. 
Atieodey^coraixon, y no te asombres. Lee^ 
Mas , cielo , -^qné he íeído \ Sí me engafio : '^ 
Si grande fué él temor ^ mayor el dafio : 
\0 bárbaro Almanzor, indigno amantel ' ^ 
2 Qué dafio he» de t«<iie^ de un tíeimo infante \ 
Del Id^lo de amor t deidad denunte^ 
I Será mí hijo irierjroa: inoc^t^?^ 
t Ace(U«rás «ni mano ens3n|reRtadi - ' ^ 

En el seno filial • : ay Píos ! manchada ! 

ESGEHA III. 

»tA COllbaSil, Y DOÑA BLVIRA» 
aL\riRA. 



Llegó , señora i el deseado dis. 

Que ha 4fi colmar tu. alma de alegría. 

Hoy del^moro Almanzoc la regia mano^ > 

Temor del granadino y sevillano, 

Tuyajsefá» A tu Corte, fué traído 

Por tu f99Mi, y ^é tfí ella detenido, 

3u venida: ocuJtaodo y su mDrada, . 

Digitizedby VnOOQlC 



^.?7 
Con h tregua que al fin está pactada. 
Faltó ya la ficcior/; ya cfescubrisceis 
Ambos ei niege que '^)cukar quilist^ia^ ; ' A 
De Cabrilla bs pueblos y oobleí;» : < 
Se opusieron en vano á tu fineza* * • . 

Recibe .de. mí pecho.. . Mas qué mira 
Tu criada leal ! Llocos I ^ 

^ C0MOtS4«, i f 

Elvira, 

¡ Cómo se mjida en horroroso objefo 
£1 gusto jqjAe parece mas completo ! 
Verdad ts quanto dices , üel aflifga; . . 

Pero si quieres que mi liorror te diga. j. 
¿ Cómo: podré ? Almuizor , fieiro^y tufbedof . 
Este pipel con inquietud toe ha' dadO| 
Diciendo: si me quieres ¡6 CopdesaJ í i \. 
Si m? ¿ien y m mal hoy te intéresai-jl ^ ,f 
Haz quanco esga. papel pot^ mi te pida: 
Si no te atreves, Almáazof-tecOlyídmJ : <" ¡ 
Fuese: tomé el papel ;- le. abrí : leile... 
Mas, cielos, qué rígor-í. Ay Bios^^fsdlol'T 
No le rep6|if4r fir-tácdeséaf ;.' n >^ ohrjub t I 
Saber df^ QidttOTel; fia y laiiideaají f^ai h/: 
Toma. .-Si.: n..- ^ "y vn ¿íclicil sbcoü ^ 

MtJVíAÉt. 

Sefiora , qué es lo que contfcwf.^.-isi huO j 



dby Google 



228 

CONDESA. 

A los mas fuertes sustos te pr^iene 
Al leerlo : en él ver^... Pero oo , EWira, 
Dígantelo tus ojos. ¡Qué t [ te admira 
El principo? Pfostgne. ¡Amor tirano! 

BLVIRA. 

*^No te puedo ofrecer mi ^regia mano^ 

Leyendo, 
„ Si contigo no parto el poderío. 
,^Como tú lo serás del rey no mió» 
,, He de>ser yo ^fior de tus estados» 
„ Deben .ser á nü amor sacrificados 
„ Qqaotos pueden el cetro disputarme: 
,, Un hijo tienes : si has de desposarme, 
,9 Si tu mano , Condesa , ha de ser mki, 
,9 Primero ha de morir Sancho Gaf<:i«^'' 

jáiakm de ieeu 
I Que horror,. oefiora!^ 

Eleirti, f fujéfti <ireyerb ' ' 

De due&o tan anaable >aée¡oa tánica! ' 
¡ Tal me p\de. AlasániQM^ti ¡lun^^li^ ¿ido! 
i Dónde hallará mi pecho tanto brio ? - 

■urntA« 
iQué resuehcef:- i "i ^^ : 



dby Google 



'^*9 

CONDESA. 

. • ' '..-:. I I 

1 Acaso puedo du4ar I . ^ : ; 
Si tal deVito^Ji mi pásiofl concedo, r.i. j 
{Qué fíi^o. habré eorJoa c)^os vengador^ > 'T 
Que no pGCOCi»mp% ei^^ayos.y ea horrores} 

2 Qué tierra habcií<)«ie sufra» ser pisada 1 
Por múgerstailc infame y desgraciada I 

Pero auD^^uspdo Hifijfrra ine«agttd9ta)so» 
Quando el rf^tio^ s|i9 iriks^o ostei^case» 
(Pues stffre algtioa x^e^bsu^ofeosa el^cielo) ? 
{ Me^'d«xaria el., interior recoló! j ^ • > 

El p^sho, de ^ culpfi fiei , lesiigfo, , - , ¡. ; r 
Déla interngc ^1^951^4 li^fQ. eiw^arigO» ob.t.; >, 
I Me,dexníJa jícsa^o.^un ^solor iWftt«e ?r> . • luv ^5 
Entre los misipos Jirazps- d^jUMiaipartto,,.. I 
Hallaría terror en v.q^ 4ei >^ustos. 
De su afi^¿5 |ia"ícliogíiiíi,tón(Qn^s|efti. i I A. 
Junto al tálan?o^f:^isnw)(yAj^ríft,o,; ,.uo v T 
La d^}Qe9W/loÍniég^ii,4e^:3ai^a|3 ^pp ^:(j A 
y su inocente pedift-^^ai^f^esado 
Por ip*%M9b«A9 kf\9Sfo. ^fmt^rt^ntsiog, j nv- I 
Fuera yi^llli !^^í y^Í#reoyihotr©riQ9a , ... o,,..,..f 
Que del,4«iíffn<|,ríaoi|«Pirajd# wibr^wa. . .;:m( { 
La imagen d^,«iu ,f«df«irt ^iíe gt^rí^MW í -o r 
Dee^u infanifií-jw^^f /<^ W)bí«.flfipofO,i.v A 

Digitizedby VnOOQlC 



s 



Me parece que veo, y "^ue me dice: 

De un esposo taD iiel , viuda infelice, 

I No basta profanar raí augusto t¡écho: < * > 

Con tm du^ft^ Afrkaoo ? | sstlslscho . ; ! 

No enlisto tu «ielifio^ {^aun no basta | ' 

A £4>«lUi 'pf ivat' de iiri egregia casti « vi 

De nobleí^ siié«ser^& 9 dtñimdtos i 

A ser pc^ tocto ti orbe respetados ! 

De amor, Blvjm;) abrásenn^ M ñama - 

Antes 9iM yo «c^nBiei^ qde' la f&n)á r> 

FubliqdeíjiaíiteifioífonsBíOíeJo. qulert ) 

Que antes que iSdh)^ p^Jotl'fntao moie^a, ^ 

Jai brazo, rjHi^ tit^pO' ^116 0) delito Inteott^ 1 ' T 

Salvando Á^(m^W>ty'^l k^t^t^ej i i A 

Se vuelva- oéwm inrfis porqufe mí espada^ j 

LibráiJÍi^ltiVíínird*$fe casügadw ' • - i 

Allí ^^tíá'-9on Buntkiú fGf utí káo^r •- ^ * 
Por otro vkm ' f f^sSD flteÍÉ*a(ío ' , 

Alek, qu0 e^^íeA^maníor él confidente* -^ 

pivira ¡ dtofeoWé' Bivitd ! íiqül itíátitente í^ ^ »' 
Impide que-IOcJi StfAcbo ííóy We rfitré^ • ^ 
Forzoso es' «fue dé ^í^uí yo^mé ifetíré, - > 
Porque áp tíéíifuSÍCÉn cnw fí|rbá*í* i • í 

Al vert<ytóbl«r stfl \t^\\zJ3mcliílú ^ -'- 

Digitizedby VnOOQlC 



S]I 

Dile qkié sptMftva hiehí mi propia «stiocmi: . 
A Alek^-'oiiié >{ tal vézla aff^ancia, 
l>ei 1norofla3r.se In^Né trocado ea cafiob 
¡ Ay ! { qué dirá d» parte jde su duefio i 
Salgo á^jamxnnttafie ; *tú coá^gnuif qiidado 
Haz que no me halle^^Ssacho desgraciado, 

Y que AtmafiEOr«.« . •: c ^ - 

BCiriKA* 
No pierdas un instante, oi.. . ' - j 

Pti^;yaLillfga*Ga^ia , y de ao %tMille ? 
El confideqtek fiotícildo tvttiivheasv ^^ ~ - 

Y haré 9 sefiora^'^lo'qije Ua deseas. 

ESCENA \v. 

BOR SANCHO, DOi^it^ttiVírilA T DON OONZAtOé 
t SLVIRA.. , , 

I A déil4« IW t . ««IforJ- ■-: 

i ., ^', ,.^ .; SA#íqp<|R:: v-- j ;-. • ; 
j Qué ? . . » Noi me ^4n?ií:^ o '• . 
En poco tu.íprísg^Pits., X^f3f§i) Rívir^s.. 
Siguiendo voy mi ^^i^.^y mi señora. 
Que b^ nMrftdf» íje- «c|ui .si^ir rti<va^ ' 

Luego, ^ el sal ha iC9menfiad.o el, din, 
A sil madre .|rib»H.Etea,{*«icl* . , 



dby Google 



' ? 



Su ób^old';* «¿q^tsnuw mM>^mw€eidf^ t>lHÍ 
Por madr«iy ííob«c2«á.:No íc$ ílébkioi A L 
El eiHbáttRa^ue 4ai «iü»4<i>2pfntíí.<'^Cin l.Ot 
i t'ñ.'un K?. :.''«BTt»^¿i.; ;7:.c "''i-i. •' K^^ \ 
Yo teii26> V >D0n^GkK)záiio , ; Aisi «naéocaí^ o c^ < ?. 

No las puedes tener. ...loVinmíA. sup Y 

Mi soberano ^í^jíin: ■! nu »/^tv'^ >T 

Eres , áíkaK£aHthd., ^ ^duefeOtmií hunftiiOif 
Que audacia^ aitthria awl dgc*ipareoe,%írí.; í>) :¿£ 
y que por-giMfi(fc tac feííprolii^aeceú--'. < :>v,a í 
Pero tu madre y mi señora... 



ire y mi seno 
.V 1 L /. '1 



O ¿ Ti 



I Aleve ! 

jQué es lo que el lablio a pronunciar se atreve? 
jMi madre acaso pueié ñáfee» iftUn^itfC^^ '* s 
Que el paso impida^^^tíi' hijo amado ! 
Elvira , no lo cre</?'^^á m |Steého • ' ^' 9 s 
Del amor^é^'ái rMSi^ satílifieftlft)."^ ' '^^n 'H 
' ^tvr •^. 'ffi -'BtVítfMí ^'^ /'Vil .-luj.vi 

Yo no tenéd'^líía5^íé«iiá*C^«S¿* e^pWitttíf^í 3' 9 
Que Ja de la obedieÉtói^fJ^ es tan fuerte, 
Que tíHi^ rfft l^afftnsafíH^t íqiíaíníto 'eá^í^' 7^"^^ 
lávente ayradéi^li^igéííc(íá«SÍgé.-*í^t;^í ^^ ^ 



dby Google 



Sefior , tftife/«o*á ^ÉlíTirt *éé^ áaiítitte 
En observar las órcLcMs^i^oe tiene, 

Y en no explicarlas, como H&jésM^uetl^íviv. 7 j 
Obligarla á decirlas ^jvcmif y espera 

A mas tarde: vendrás, y asi, Garcia, 
Podrás quejarte de,é¡mM§Miü'j 
Mal dixe , Ja dureza con qiev'iqtiisdi ^5. '' Y^ 
No verte , como saol«svj¥a es preciso 
Dexar parr ota^toíiir^ ^docbtoi^cbu.irrob no O 

:tí ; '. •>! oa*fC>iO<;*)p . ;>n t ^o.'-^l 
Tú me'periki5d««y:>y <«¿ QKKiiie^aiaiui&t^ir^ I 
Obedetco y líenero^ ;Co;nio )ed jast^^ r :nr:^ 
Pero xm icoivaf oOftqt^d«¿CQiiíi tttftOw ^'^:l..' O r^ vi 
Elvira, volveré. Dití»iy^'t9 pido, 
A nicinttttk^t ^oe }»fiaoM8t#if ^oatjMOf 'M O ; 
Que ya la obedecí. - n > > el .^.^ - . ^l ^ • 

-i" :. . ■• ' •>! i *■■.'', 'i» .' i-J •'^' fií uT j 
BLVIRA IG/^» 

Guárdete eVi^io^-. on í.;>-; .(/= .o a ! y/ j 
Mas la CoActeia <v«30lvB; fQuéireealoin ->jb i. 

Y susto viene impraso. eai su semblante! 

¿ Si tendrá nuevai i^pc^n^ dn^ao ifiítaip ^- '^ i 



dby Google 



^^^ 




E S C^E IJ 4 


VI. 


jjlA CONDWA , Y -^C^A Bf^Vl^A* . • 


. . - . . OGOHBMIL.' . 


•: '' 


i Volviese >S«idiol.M> 


.': ' : 


í ■■ ..'■:. 7 WVÜ&l,^ ■ 


•>•. ..;..■ 


Sí. .''■»-.-■'' ,H. r r - 


.^' ■ ■ . ^ 



jY qué C6 dixoJÍ; í- * . ir ^ 

<^':' ' »LVtit*«^-' - . •• ^'' 

Con dominio' 5 dolor ^ tft 4ieroo hijo "■ r^i 
Pidió y mafidó qu»'«i faio le dexase: 
Bepres6iioél«^'i^0R^ éptit no estorbase: T 

Nantúvemet irritóse filias prudente '^ > 
Don Gonzal4> caloñó >silt»epho ardiente. ^ 
ed»H>WíA/ ^f- 

¡ O híjQ'tiefflo f (4Saifi^tf( \m %i^t9ml f- 
¡ Y de toda Castilla confianK^l^c > íí' í\ ^iJS^ 
I Tu madre tu verdugo ! £1 trono mío 
Suplicio habí^ de ier ~, é'n qué mi brio 
Condene y execute los liorrores 
Que te anuncian del moro los rencores I 
¡ 4y ! no. Mi pecho no se ütreve ' ' 

A dar aioirno 16 que ¡A' otro debe. 

¿Coit^foeat norO'^^idesi 



dby Google 



CONDESA. '^ ^ "• 

Calla, calli. L 

Ko sabes los asalto^ tn *que $e hallt 
Mi pecho combatido al escucharte^ , ' T 
No es lod» de Gaícte: mu¿haipi|rte' 
Ocupa eí ft«>r6í y eii afaa fdudjMOf ^ i- . 'i 
Al bien de mi hijo ¿bde^'^l de mi esposo. 
Al ií á resoJ^írtWf ílflibéo, ' ^ - í? 
Seguiíd« ve« tñúákndh .m^^^seo ( < ^^* ' >: '^ 
Despreciaitdo A Albiiitit<lr,*vMeWd^lít^<Sareiá:$ r'i 
Desecho 01} padoM^i la Hati^: impiar > ^ ( 
Yo misma wt («éhUiétf'Voitrtf lii l»a«fa^í r ^ 
Coo gue olvidé de lAidiV^la ternura : 
Me cubro de rubor , tíottút 'ftBpzrim^ * J 5 
Al ver que cupo ett^ná^ééUto tanto. 
Ya quiero publicar del moro alive ^ • '" ^¡ 
El cruel desigaio' qUe^i'^maf^ se >air6v#; I 
y quahdb eontrtt'eí í^rtf^mas'roe ifrito, - 
Quando mi erro^ y-éu Yufor meiho, ^' c O! 
A la du)*iir#iAeQeo womiWj^filvíta^ . oíí^l. - 
En tierno halago' üe^cOftvierte^Mi írfc J ~ ^ 
Aiek mp «ctt4$a-«b'^e^cé> i»ismi>^ ii»siaiiter^ ^'^ 
De apresurar áe ptfver 4e tni dma^e ^' 
A que aceltir« i*tTgoip«, Alefci, f]i^|i|iiiio|.- . .^ í 
Ignoraba el rigor d«t S0bew«Wí -^ ' , a /^ 
Que dai» laí4|deii.iYo VttaillM4to elliUó/' ' ^ 



d byGoogle 



Se lo expliqué; y éj noble , humilde y sabio. 
Temblaba al escucharlo. r . :, , r ' /^ 

y tú, sefiora^''^ ^^ :^ .. .• ■,..,:> ;-..-, ¡'.t 
I 'Resuelves por. élvWjo q»ef» 94oíj^ r . , .^ 

por el xpwp.vrqim, á «y^ar 9S^?. , > 

■.o».,'. ^ m 'íX<]^o#6A> :• •-. : .A 

{ Por quién resol vj^i^ilpi P^bot'^ El^ii^l /, 
Aun dudo sioc<|ilffcei#í i Ay4ryM %«i^itW .. -: 
Un iitotnfti«^t«v, que ^^^jiriAUií'efa- < r/qe í 
De una indigpn. p9§ion ^ fmí^.t?!^^,, bj-?cl 

¿ Cedes ffll;.iiioroüra<;if%)?^ ^ ,,..iu-í 50 okiuj ;íI.^ 

1 Cielo sant^iic o^vfn 'oü vj:.idj.; ovyo-^ i.V 
Ten{!i»'^ií£íC^RaWí¥hlÍftl¡lí0^t^t^;^^ ,; Ir^uo '/í 
Bero ^, í>bsíMiCfe,ne%T«í^ Wt^ 0« fiOrtijn. T 
Dudo entr^,-ek.hfjo^oyu'!elíj#ni^n^:iy>ifící r- ígi O 
Qualqu¡er^4í»;rl9s,(ibc)« i%«ie yo ^oie^iÁ^^ :> £. A 
Una iniui4iifaJ^ctj4fl^^iWová¿a<. .;.f..i r,-:.^- .,..{ 
No m^}4«3^i QPnCi^a$^^i)f«sbi!A^ -..n >! A 
Mezclada* di^rílelifWSey tlWiQQe^K-. - •» « ^ ^ i. n. 
Escarnj»(«Sí;-ím ^i?í pecbíh.c«inibatM0K. o . A 
A ninguno el «mor^J^. pt^reckieii r h ., :^ . ,\ 



dby Google 



•2 37 

En el pri;icipio amable y engañoso : 
y á ninguno ha causado tal tormento, 
Conu^ ea, su curso infausto, experimento. 
Yo pensé que su imperio me seña 
Blando sin su rigor, ni tiraaía^ 
Y al ligarme sus rigMas cadenas. 
Cargada me miré de susto y penas. 
Huye ,«£iv»ra, de amor. ¡ Ay ! ¡ jóveo etetf! 
Mira que en sus pesiares y pdaceres 
La pena siempre fué .mayor que el gusto) 
Ligero el bien , y continuado el ^usjco. . 






'" y^ 



:.! T 



'^í ' .■ ^ ^ . t:i... ..t 



*:.i.:->:'; 1. 



-¿i t o:,;'< .. ,í ,'Jir. ,Ci 



dby Google 



aj8 
ACTO SEGUNDO. 
ESCENA PRIMERA. 

ALBK , Y ALMAM^OR. 

ALMANZOR. 

•V^onao te dí&e, ^^ Ja Condesa viste I 
Di, ícómo 1« eacontrasce? 

ALClt. 

Sefior., triste. 

Al verme conocí se conmovía : 

Apenas al principio ..proferia, 

En llanto prorrumpió r yo , que ignorante 

Del secreto me hallé, quedé un instante 

Inmóvil , sin saber de qué pendía ^ 

Pero en medio del llanto que vertía, 

Su pecho abrió, me reV'eló el Sjscreto. 

Luego que me explicó tu fiero objeto... 

AtMANXOR. 

}Qué hiciste , A]ek« . . 

AtBC. 

Temblar, como temblaba 

La amante y madre ^ la infeliz Dofía Ava» 

AUklAKSOR. 

Después del susto , que á tu edad anciana 

Digitized by VjOOQIC, 



■T 



Causó m! idefv^ parejee :iifilia|i,,- • ' . > 
Como de un Rey prufiéote consejeiiO.«« - j 

AtBJI*. , .. . ? 

Frudeflce sí, roas .nada iisongero. 

I No lo apruebas acaso ? , 

{Hablar^ me mandas! '> 

í Pero ha de $er con las palabrai blandas f 

Aun que }a adularion dora el veneno; { 

O con el firme estilo con qtte el buen^ « 
Guarda í<j(5, l« ^rá^d las sacras leyes? . . , 

i AIJlAÜZOfR. 

Habla coiaa'se debe con los reyes. , ,> 

Un Rey del Ser .Sapremo es. tin retrato ; 
A Dios ,so}o iSerá len^i^ge grata , . s 

La voz de la verdad: asi es debida 
Que te hable. coa. escilú no* fingido. i .: 

Adule , .finjíi y jujentq , si gustare, . « / 
Quien péoos tu ca/ácter venefareí . v .\ 
Tal ver de, sus lisonjas mas[ gii»cosa i i 
Oirás el atractivo delicioso, s ^ . .. i i ' 
Que el acentQ se^ro que pronuncia - . /f 
La dura voz que:>>a.verda4^ ^uncif. .„ .(1 

Yo te diré vfe^dadefeí^ .sati&fecbftj cu .. !^ íuÍ 



dby Google 



2^0 
Quedará coa dési^lal^ésfe'^pétho, j > - ) 

Como quté^ tu' oído desgrafci^dó ^ 

Quando necias Jisonjanft ha escuchado. 

.'> ^í AtMAWaOAx * . > . . .i 

Es áspero el pún^ipi^g duro y fuerte. 

Paso pues , ¡ ó mi Rey i á responderte. 

Que ]a Condesa mate ai nifio cierna, ' ^ 

Objeto digno de su aoior materno, '■ ; 

Por tu consejo, es crimen mas tirano 

Qun sf tu le mataras por fu mano; ' > 

Y di, señor , ^ tu diestra mv temblara - 
Si al inocente pecho* se actrcara 

Con el hierro , 6 veneno , condudéo ' ^ ^ 
Solo de tu ambición ^A su gemido 

Y blandas nfónos , que abaría al Cielo, ' > 
Pidiendo ai Ser Supremo ^ «Oñsueio, - ' - 
}No tembMi^s? ¿No temes la ^i^anza ^ ^ 
Del pueblo vque <^n^ ñindaf so esperanza? > 

Y de su misma madre el triste llantbf 

Al ver su infante muerto ; y'«l ^ud^anto - 
De toda a^uei»ta Cof te conmovida, X 

{Tu mano no apartaran atrevida? O 

Pero supon '^e el Cieip tolerase 
Delito tan atross- J^ «te detíase. ;• ^ > 
En el trono usurpado caateltono:^ - ' - ¿ 



dbyGoQgle 



}Te gustaré' W*ey ^ éi€tíéú^ñ^úoi*- A 
i'Ay! no sefior. Leí t>úfpurtf manchida ^ 

Con la in(H«éAVe sangre «krraipadá^, > ^/ 

Fuera carga é tos hombtos horrorojíaí)?. . A 
Deza á la fama que coloque aRsiosa- < 'i 
Entre los Dfdses sacros 4iA9iS hombres^ « i i 
Que por el Tusere de. gloriosos nónibref 
Roban despojos' (^r« adorno infama: 
Déxa que & fieras sdoiejantes Han» ' Jl 
Hijos amados r la ^oftuíta ciega: . j i¿ 

Al darles< triunfos , la quietud les /nn||p, r 
Los prospectóla , ya^:sé ,'de una conquista/^ 
Son agradables ¿= la regia: vista^'^ •■/ ^■- r: /* 
Y los que la ambiciop: llenar, desean, ^ \ 
No distinguen los* medios. que ise eáiplean:..! 
Mas 90 ceuoces tú del casteüaao/ z-.^^^-j, r> \'¿ 
£1 invencible amor. al r Soberano. ' '^a-^ 
Adora á sti Monarjca. Aunque ^l^dteas d Y 
Sus pueblos añadir :^>ántiiscpylmer^' o mí y f»ci 
Tiers^ 9 en que domímis epronadoí >-• « > '4 
Nunca, conservarás .este iCoodfd<Roiis o^^7 I>í 
Soberbio el espaifiol^sif «angré idiirtie^ '^:) í^ 
Defendiéndola' su Rey. bQ^bio^ mqeACtH t:T 
Se le ofrece e^E •bi/tsangrenj^ueoMmaiía^ ciUul 
Doná^^lzoguá^i^ deL.sm^eyqleidHahia^s jh^ 
Del padreirbereda^.ijBiiiiqQ JacidoofancáaoínG^ 

Tomo UL 16 

DigitizedbyVjOOQlC 



Este es el alímeflto de su Infancia» - < y 
Las madces comooicao fortaleza 
Con la leche que nutre su terneza. 
^1 pasaeque leales son valientes: 
En las fatigas duros y |>acíentes* 
En mí jóveo edad , <sefior ^ mi mano 
Mandó tu tropa contra «I casteHano: 
Vencióme I y le vencí ^ mas siempre fierO' 
De batallar con pueblo tan guerrero. 
Su ezército no tiene el aparato. 
Superfina compostura y falso ornato 
Que otras tropas ostentan en. campaña, 
I^ues solo tiene de marcial la sa5a» 
Le vi descalzo , flaco ^ pobre , hambriento 
Buscar ai enemigo , nO ai sustento. 
Si alguna vez tauírmura un orden dado» 
Executa obediente lo mandado^ 
Y el iNiMliigo paga Jíi imprudencia 
Del xefe que maháó^sm expertenda. ^ 
No es fac^ queirjamasital pueblo admita 
El yugo atrozi que tli imEibtelon medica* 
Si quieres id^ ár sigK>a venideros 
Timbcfft paia taifaoia .yeldaderos,* 
Imita 9i:ílQ8iilloaai[cas irártueSoa,. > 
Que sef.tietlei»íp<^;^randes y gloriosos» 
ComOi.sur^aeblo6í v^ucosoa^sean;:^ 

Ój ..til ■ .:. 

DigitLzed by VnOOQ le 



4^3 

¡ Quán dignamente su vigor emplean 
En hac6r res(iit9f 4^ 1« Jü^crfajl 
En cortar el progreso á la maliclaY 
Premiar vircudeSr^üNStigii^ :^f(ios, 

Y ofreces ,ál^s tieipí sjttfifipoiviía i ;. -a. 
fin taAW .6ra| , como «oof 1q|; R^í)«fji,:> : 
De ^9LSáU(i$i qu« tl|ir0ii<lAtjf£if^^! ;,, ,^, * 
De mi verd^ «1 CMMo^ine ^^s^.^e^tíg^ v .. ..; 
Esto pienso « Sefior , ,y esto te digo. 

Corta fué mi pregunta ^ y tu respuesta 
Mo fué menos o^a, que, mpUtstat/ : , 
Yo pedí pareceres | no consejos. 
]>esd6 hoy de mi pex¡$aua -vive lejos, 

Y floeiouitstates mas 4ni augusta meitte; ^^i t 
Huye de mi presencia proafaifi^tek ' >í t' 

Sefior ) no ^trafio Ja deigssdg jsú% ' á-''\ 
Aun antes de ^mpeMr ya te sdbiat* ^^ -^^^ ' 
Masóla veit driéotras ñas ^labHibaé > >l«' 
La verdad coatra el riesgo me aleataba: .> ^ 
Si estarte ofbodei» tu de^taeiasieifttt^^ ^ »' '^^ 
Obedezco i mi Rey*, de ti méi daffeotOí ^ ' 






Digitizedby VjOOQIC 



.244 

I De qué sirTé^vaitóHo ^ no «áuüa! ^ 

{De qtié«8ítfé^séí?^Rfey 1*1 ^ le *aimli^ - ^ ^ 
Por rígidos 'ééérséjijs ^* Uto antfcitooi *^ 

Eldcspétkmo'^ liíctf^d 'sobeftfeol * ''"' 



.i O-;. -' AUlAipEm.r , 

En tu sen^ilaate }lerfnoso^ aunque tan crlste»^ 
Ya conozco, sdtora i, que leíste 
JVquel papel que mis desunios muestra* 
Alek taq^fao^ ^iaimque su vox slmestra . ^ 
Solo me vaticina culpa ó. muerte,' 
Me ha dicha que. te ha mto: he de deberte'^ 
Fin|pa til y que si perece odiosa i t 

A tus ojos por. madre , es mas^gloríósa 
Mirada iC0mo: Reyna , á qtiien se humilla ^ 
Con el noble condado de Castilla 
El cordobés Imperio. Le presentó 
A Cus plantas en prueba y monuoMnto 



dby Google 



* ?45 
De que sabe ^ Ahnanior. agradecido > <"^ ^^ 
Premiar el jbébefic»^ irecihido. s »: ; .' ! 
Bien se queeavki paerü temum aniaata ■ 
Cuesta Tescducioii' tan ir rogflbce; ^ ^ 
Peroi^e^epo v^ue 7a cooiMderado ^"'\> ^^ 
El gran ^lor 'de tú raKoáVlé^estado," '^ ' ' 
Habrás juzgado^atcMüi ménüs'fnipfeB (^^'i'^ ^ ^^ 
Sacrificar la-^tia- de' Otrcía* f &•' > i^'^ 

Por si su muerte tcausa íéneica tierra ^ ^^'^ 
Alborot»xMI> éi Intélrna guerra, ' > ¡^^ i' 
En Córdobtnteadfféxdíspuesta'igéiice^ • '"> ^^ 
Que sostenga mi *ídea<íAEHMgente 
A vei^eLHo)y^ré',[>dendeitM maoo^ " r ^ ' 
Me asegure el condado casceltatie :- '■ ^^ > 
Esto piais»V' Condesa'^ y me ••ai^n *'- "^ 
Mi amor que -me 4o aprueba M ^ Hermosura;' 

Pues yo pensé ^AhBaBson, bieft al contrartor ^' 
Creí , que «it^^aí^ prwjdplo «emerdrlo^ • * ^ ' -^ 
La muerte '^ténd|ai$ de Garcid^ ^'^ . i'*; 
Porque obstáculo fuerte Ifawfiia '- ' -^ '^^ 
A tu ambtdon: p^ obtelííaí'üfÉtÉlo ^^^^^ ^^ ^ 
El supremos .'doinipió cistella&O) '>** ít^i^* ^t^Q 
Al conocer el crimen horrortíSOJ» f^sí^^q ^-'^^ 
Que cruel tu propusiate^á'fiií piadoso 
Materno corazón, que siemp^ivtiBtto '-osiluT-^ 

Digitizedby VnOOQlC 



?46 

Colmado delt»1«Édim ^it^ni^tíiAsttu -*\ r'í 
Do ¡dea tan atro»^ yí qufiífcwüdo? r .-^^ 
Me ftieetaft; podírjdlolíeíal oivtttot-o s h 
La^ linean, ^pf;;ft^ Crimea* cMppnihoadi8a|. ) 
Y en que á^iHoolílMpo ofendtdQS i^oedarleii'f 
1/8 bum|idad > ei JCMer^ la eoblesaf/ ih-: ;^l 
Tu fama ,tíiniítíítwd y n^iernea». [ ¿^ i. 
Crei qoe un héroe 0)^0. .tú tendría 
Por faJie}4e #)alpr: Ja -liwníJSí íj . - 'í 
y por carga. iniíifriWe ai. br¡0 hermano \ 
El <:etro y^^ial pufiaij^tuna' manteo j u'^* 

. lío , Condesa^ no piej*»»í q^t#if«f^ puedt A 
Ceder ; tu:oorai50»tal.^i>iCedtv v.n >fc ol^í 
í^o me fu<^i apentav de to ptop^uei&o: . oi^l 
Sinr.fiw 4a«r!fciQ (810: oa funesto. ^^ \... ^. iil 
Tu amor; con íl mOiluera deliciosO| 
y *: wliy- Al »w nrfi^aJioa «etttajd$o*^' e i 
IBl tiemp9..iHir }n«:antt?a> w ifWtañdo: r ^ 
Mi genio alt^yio eOte ^1 tuyo jbtti^o > • i 
li« pasara en eUjMicAuae pefleílonea* »: ^ ..*T 
A la raíonf4«'fsífido iho Imy» reeónes n a. 
Que superiores: lean >w bly:ádéa9D.{ v jK 
Que pesen masv* -.loa r,f -.. i> -iOo> ot) '\ 

{Tirano! -fOfJlHOCjW»! :,vi^ ^ ". uv.^ • :'v: .'1 

Digitized by VnOOQlC 



a »47 

Qijpto n^m^M íbA pecho á com^áGertti : 1 
Y á costt de un delito obedecerte,^ 
Me resuehK) á ^ue Saacho separador: 
De mi , y eo un castillo apriskinido^ u 
(Diciendo yo que faa mqefto) pase trísfei 
La vida , que trrancarle {Ñtetendía^. > ^ 

Asi conseguirá» tu idea v^^a* 
{No ^ce basta este crígnen? ' / < :* 

'AIMAHXOR. ■ '^* . i Í« ' ' A ^ 

No me bastí. . - r : 

No pienses con tal arte entretenerme: 
O Sancho ha de morir , ó has de perdenna* 
Resuelve 4 y breve , lo que maii te'hnporte, 
O dexanie ausentarme de tu Cofte^ n / 

k ■ 'cowossa; '.' u. • .' • 
{ Qué escucho 4- }Qi^ impiedadea me propones! 
{Trataste con humanos corazones^* ' 

O solo con las.£eras que produce ^ 

La adusta tierra , de €^tíe se deduce . '' 

Tu origen aCricasio? ¿Ai pecho mió* ^ 

Propone tu ambición tal desvario }: 
¡La pérdida de un hijo 6 de un amante! 
¡^Ay ! ¡cómo merecieras que inconstante 
Te negase , tirano, mi cariño, 
y le ofreciese enteVo al regio > niña I , 
Pero tu me conoced dominada 



dby Google 



Bien Jo s^s- v^> abusa tu > fkreaar/ij.: < r 
Be mi peobo^emhriag^acioxoai-^rj^eea^vu; ' • >: 
Pero opoájttires., BOyinii pfch« ^ttv^: , :Tn -<r 
Saboáf^naDHr' «i (con jnartítiaivivoy^ t .. , . ! J ) 
Por no peTérntai^smÁsm Sarnthorap^o^r^ ^y 
( Duda , que tiene al pechó acotejado. ).o nh 
Yo lAoriré , Almanzor;, pyx:oa quégtlsco:! ^/!i 
¿Acaso al inocente. im^imcASusto 
EJ lúgubre aparato de la muerte! ' míi . ;! 
:''rrn:':^: .^AbMABraorti? r ; - .'í 

Fuera <)éaii^ snas. breve y y aun mas faerte - > 
D^^omnérM cbiSaacho; Sio^^peto - 
Mi brazo ef»pr0nd«ri« tanto ^objeto. O 

Esta menor edad de Don iGarcia 
l^keo^«M| 9m ?Castii]a femlTráfía^. '.-; m > - ; ^ 

Y con tan favx)f.ab]e. coyuntura 

Seria su conquisa mas «egiira» ' ) 

Y pues emL amenaiaide Ojíatarte ^ ' 
Puede ser (títt tus' labios sutil arte,. 

Te digo : ^e. bien muertaf ^ ó viva y^tñero ■ 
Coroiiafffle en CastilJa* ; *. < ; ' , 

^r'-..- ; ■ cONDBSA."! ■'■ < I' - _ ! ' ' ¡ 

Tan severo, j r - . , ^r »' 

{ Prosigues ;con ta mttoto? ...; s . ^ - . : Y 



dby Google 



SI ) Goüw'^lt» ■' "í / ' ' \ . ' ^ j*^ 

Yo partQ(^ fbies'mt ftusenm.ipf -iat^rejsa; : ,\ 
O muera eLi^e se apQttt éímiéomm^i-t^ . ^/^ 
Qual4uiera;i4ü&€H>d «s* imfOf (ttoa^» -r- ^ 
Firma eo :euasi papelta ^fei9eQti(ia« 
El orden qu» ai2Qlnpa$« i mi ptf^kto i t-í» ^': í 
Hasta llegar/^ L fiorié!^, Cu 'A^meraf.r s^ , ^ > 

toma! lijMetce acero » t oo ;qiie /|}i«i9f« « t ^s : ' 
Sancho. KokíiigO qnasw Condeflív-advíejíte •. . ■ 
Que mi^QM^tiAífr <kcre^«,9(óiStt>iiiueft«. ■,•: • : 

1 Qué esDéstd > Cleldai/ i^né .^faai ooisQictoJ 
Cada mano ^atgada de^aa<lelito^ j . ^ .\» 
Y ék. débil pecho ácada^uai f^openfo,- ^ 
Mirando áJa virtud y queda suspenso! ^-h ,. U\ 
En taota' coBÍustqtU'^ en duda tancsi^i^v • < -'' 
Ln que mas mecofsphceymas tm^ esptiita»;* ^ 
Pero ¿qaé;:;;d^oi >Bi pecho aeoBgojado I 
No caiga baxo «i pesaidcá onididf^ '- i^' : í 
Ko con vanss- faontasínas -de terrores ^ ^ 
Han de dudar la« «Imas^u^iioseik v . ' L 
En su ignocañcift^^tc^idbiaiÉrt^a'pM»: -^^'^ ^i >' 



dby Google 



/ 



Al noble pecho ma«' visite debe. 

Sirvamos. ¿Pero dcnde? Yo loJg^noro:* 

A mi kijo quiero vyi^ ^f ^vnitntt «N>ro< ^^ 

Pero mi^iimatite una nulidad me fide: ' ^ 

Merece por su erimeirque le olvkle. 

Mas mi h¡)d me prl^adie un amante: 

Debe ser indiQilddO él títrno infante. 

Seré , si matosa Sancho , madre impia: 

Si se au8%maf Atmanzor , jay triste dia! ' ^ 

¡Qué poicos seguirán tu los v ingrata! < ' 

Mas ¿qu^ifitedor impulso me arrebtftA! tj j' 

Sí : ya siento de madre la terneza: 

Ya me habla ai pechb ík aaturaleita. 

¡ Ay , Sancho ! vive : si , vive ^ y la suerte 

Deze á tu madre que oonsiga verte 

Reyiiar como tu padfet, Quiera t\ Oit^oa ' ' 

Que seas tú de mi- vejez consuelóy 

Y que diaspues de verte ^ ¡x) Sancbp andido S 

Mandar gloriosamente este condado. 

Yo muera ^tce tos bruQs.iqiHQtamence^ 

EprOoices si que miraré pr^ente . 

Del ciego amoc el sacrificio que hiagos '. 

Entonces si %in& me aevía aciago 

£1 haberte ^mspuesto á mti amores* 

Dame ^virtud, tu9' fuerzas superiores* 

Sí : de Aimanstuf ;fiitnem&a'ia pftxtida. 



dby Google 



|Do mi Alroanzorí ^}Pe^<i««fio d« «ni vida! 
j Ay , »o ptw^ cab«f ^cckwi tan dur» , o f , 
En quien ^1 mlw» halló tanta blandura I .; - . y 
Aparta V P^utM'Y «*« mT^iiaoiimpía, . v < m » 
y nQ mar€*w Aiimw««^«»«« Gartíaéo ^ ( /: 

ESO#NA V. 

... - -. ■ í SI-' í tí- ^'''-. i, -'- *'' *-* -^ 

^ ■•-<: «IvfltA/' • ; "í' ■''■ ''^i'^i-'i^ 
SeÜora, coa criidad&r^.r jMii$4«< vao? 
to que turbado^ mi*o sjcéitaí creo; 
£n t« mano «É poftall ¡ityHl: jqué caeato?^. 
t' ■ ii : eóitpf«x.- '" '■ ■ "^'^ --'^ 
Otro tengo^n «T fítcN> tftbs faneito, i^ ^' '^^ 
Todo mi pechó' ocupan fbs terrores. 
Negros rem^rdlrtireuÉ^ y rencores. 
jQu^ sombras! jqné visiones tne«n*9drwhií!'>'^ 
j Q«%' invisibles verdogbíí Uie atotméíítadl ' .. i 
Conozco el nsál horrible , le aborr«zcO|- - '^ 
Y lo q*i^ 4 ottOs pi-eparo , y^ pUdlíK^i ' ' ' * 

I? de qué itf0í b In^liíp eitadd?' ^'^' ^^ ^ * ^ 

la muerte de DbnSintfto h<íid«ctí^iMl^ ^^^ ^^ * 



1 



dby Google 



:2f2 

> 

¡Qué d«HtoS'SeÍ«ra V 2^^ ^^^^ • 

Que á la virtud sacr^car .qufrjftt i 

Tan horrenda pwioo i f Tu pecho» mifcno 

Mo te mestró* de-' «rrore» uo abismo^: :. o,, { 

Al ver del moro Rey las pretensiones ? 

I Qué leves soisj humanos corazones! 
A un impetv.de.^Qi«if>«ófdt?kKttr4 >i 
Cedió de justa madre la ternura. 
Pintóme amor del n^oro 4a partida 
Con taa^crt«tétrcolares , que Ja vida . . -: /- ? 
Perdiera por oo verle y« marcando. ^^ ^ .1 
Sf beilaMmáger^tf^l^ractivo bl^ndpt .^ , , ikí 
Fueron fuertes motivos qu^ se unieron, 

Y á un criqai^ S4fici(^(e^ parjscii^ron. m > 
Con tal resolución la qiano mia ^ ^ 
Firmó la injjtt^muer^ 4e García^ ^ 
PeéQh.6tí»r«airdel:VÍcJo producidas, ^^ 
iQuáitcIft h«RiStdp alfua tiempo maoteoidasi | 
Desván^ -«M^ .s^iqbras. el detitio» - ^) 

Y entóncoa^qui 4olore$i ,-qué nMirticio ! > / 
Ahora que con justas x^exiones 

Examino el r¡|qr M «"« pgSfcmv^ o ' ; 

Ahora que ya veo q>ián . mudado 

Está en .49mki% J%i fetíf ^u4o: , > : . • el 



dby Google 



i^f3 
Al ver que en otros tiempos yo pasaba 
Quieta la(^da, ^er fej¡4 logr>b;^ ¿ 
T al presente entre sustos comprimida^ 
Toda .muerte e9 mas dulce ;qtte m vida. _ 
Yo misma me aborrezco , me abomino 
Contra mi vida , con rigor camino^ 
T no tengo valor para arrancarme 
Un corascm , que eupo actiminarmel 

BLTIRA.' ) 

I Qaé intentas , pnes , selíor»? . . X 

COMDSSA. - .. "I 

Yo lo .ignoro: 

Solo sé que snspiro , gino y lloro; ' ; 

Que cada «ec se anmenca mi tormento^ ^ 

Que temo el crimen , y tensierl* siento» ^^ 

Llama 4 Garda , y diie. . . No , detented 

Sigúeme , y mira en mi dolor presente > 

Lo que cuesta el delito mas gustoso: 

¡Qué lejos de la culpa está el reposo, ^ - 1 

T que cer^a del crimen el castigo! 

B&VIRA. « ' • • './* 

Desgraciada Condesa , ya te sigo. 



dby Google 



1 "7 



ACTO TERCERO. - P 
ESCENA f KtU E HA. ' 



I 



ALBl¿ ^^d. 



Líiconstaüee fonuna ^ a^^^tne tktitéj 
(Firme en tus vanaolcnes y t^ayvetie^) 
No como en otréshititBipos estimado 
De mi Rey Álmanzor v sino arrojado 
De lo alto de la cumbre al prec>^j»l..<>' 
¡Hiciste ) ó soercé ^ ta ^omuü ofido4 r^ 
Feliz aquel que de. la homtlde vida' 
Nunca subió ; no leme la caída. 
Aquel que sube á ki mayor privanza 
Con susto fuerte y d^il esperanza, 
Previendo eu cada caso de la^aene^ 
La vida triste 5 6 la mfeHcemuerte^ 
Comprando con peligros los ísvores| 
Apura de los hados Jos tigores* 



dby Google 



ESCENA II. f 

I»A 09IIPKSA T AUOL 

Ya té de tu éeagracia ti ' fuodameitto. ' 

Decírtelo oo puedo ( íHO ine smtQ 

Capaá de rereiarte pof mU labios , , . ; 

La falca 4tt mi Rey , oi «ms agravioa. 

COWDBiA. ;Siiy 

Cri]el.«es Almanior. .,t : 11^3 

Pero es mi doefio. 

Con rostro homilde adoraré so ceSo; 
ir si de Rey pasando á ser tirano. 
Me mata, besaré su regia mano: 
Estas del buen vasaUo son his leyes^ . > > 
iPor mas falca» qae se bal Jen en los Reyes* ^ 
coNossA. (,. : , 

Buen vasallo , ¡ y tan mal recompensado ! 
{Quién te defiende de! rigor der hadoil ' 
{Quién te conserva contra su inclemencia! 
¿Quién consuela tu pechp} .[ 



dby Google 



^tf6 

A L B K, 

La inocencia. ^^ ^ - ^ 
Ella sola me basta , y es sobrada 
Contra los %Qfip^ de Id' s&éne •airada: 
El infeliz que en su inocencia piensa. 
Encuentra en su virtoc^'^tP recompensa. 
I Y de ^é 19 t^tftUd ínos seri^ó^ ti ' "'" -j- 
Contra el acaso, fraudé"^ y tiranía. 
Si no hubfesti ^dispuesto eK' justo 'CieU> ' 
Que eo ella HaliembB dki^rior «consuelo? 
Su herniosa l^s nti^ dará resplandece; 
Quanto mas la fortuna se^bscurece. 
Caí : mientras mas baxo , mas Jo^íeétimo: 
Del arte de la Cort<r asi me eximo. 
A Córdoba me vuelvo * humildemente 
En mi casa tranquila é inocente 
Mi vida pasaré. No es sacrifído 
El que hago de j a Corte : su bíullicio, 
Qual juguete de nifíos ignorante, 
Que consume lo9 aüos ^omo inscantec, i. : 
Divierte al joven ,• y al anciano enfada. 

■ COlfDISA. ■ ' < 

Admiro tu '^rmcza* 

Es dimanada •;;?..') 

De que no aspiro mas que ü ser honrado. 



dby Google 



a 



COKD^BSA. ' 



I Contra tu Rey n^tt^ baUat irritado? 

Abomino á lp% ^ooiibc^j quilfe »a^w«Rji -i 
A dar c^siíxsí i- qwi^n iQb«eqtn^.,dehfnfioj y 
El Rey es eo^Bgte DiQ8:^5or%v^tlwd«f^ 70 /> 
Quien ii^,le.i^tudiat. menos le cofRpri^c^eu ^ 
Yo wiarcho en ñ^ ^ y con ?ateríiof|.Ji#l}o; ¡^^ 
Conocerá A^aazor ^ue.uftjbvenr.^SjiUo ,; ': 
No se %|^fs <^coa(rar tan fácilmente,^ ; . ; 
Me llamará ,.y en^^^ef ob#di«Me .1 íJ; „ .^ 
Yo volveré á sus pl^intM: sus enojos 
Se borr^á^^pcyi ItenJWt de ;m»s.9JQfi. , r .r v 
Después de h^Ji^ .vividp alg^apfr i^pfi l* jytí 
Meditando 91U 9^o)^0Sj<le9eqg;^Off^3 . ,v '. 
MaS:9iifrd^^Ql9fffé.í494Al.f|i^,i^::r uy.^jA 
Será QK^pi;, nií ^rocQ'«a sus^ tém^ J>3. ,1 o í 
Mas útil leí.;a^j¿:i9)ea^rasviiia% sa^:>: ,¿ // 
Con roas i^mckk .jtAg^ré m 9$i^í(ti^z> -r) 
Y de vcrníe m^ aj>tp.é f^j miijfll«*íJ!i noj Si.[} 
Por corto JMífg^^^s^fiJficMi. :.o o§; ..:, s..- 
Si acaso su rigor fMÍXÍt\f9^ fuerte 
Que me olvide ^n destierro , y qj^ la ^^Qe , ^ 
Me alcance en mi desgracia, ¡quán dichoso 
So momento será ! i con ^ué reposo 

Tomo IIL 17 

Digitizedby VnOOQlC 



«58 
Alek espirará ! { coo qué sosiego 
De oo haber sido injusto palaciego! 

• ■•^" coñoidA. : ' ' . 

Allí yiene García, tíMt moro. 
Si retflilrlé^ deapedirle ignoró ; 
Y co«fil» tiu^ioion de mi-sembláBCe 
Conoceirá tat^^et ef tlerso íúfwf» 
Ef riésgd eo ^tié le pooe su ^ttuíou 
Tur ptvseMia será fltke oportomk: - 

Deteá^^ tfo 'permits^qne nie^veaf 
Hasta qué 9^ deciáft> y q«o «i Üm^ 
Acsbo de lúMi Vee^ dr redUcirnte* 



/ > 






SelSora^ en fo virtitd iiHititéQte'fifÉi& ^ "^ -^ 
Oye á -fu <eota»«ft: áU fortaftia ' ^^ h <S 
Ss vos GOft ^ tl^'hiilM6^ éfttifi^aít. ' " '^ " 
Nunca ntítttKti ^««áfioii'i ^r*^h^ iMSPro^. ^ -'^^ 
Lo rectéi^liliitlMlj^^y t^im U sMéUt^^ ^-^^ 
No sofo^ttié'Sur^liiK'éói^ti iMírftlidtf (^' z^ V 
Que caulá'HíiiMsiOá r el de^didttdd ' ' ^'> ^ 
Que coii diiéiúfnP ef<igiAí»Mie* itKitotí;' " *^ ^^ 
Su castigo en •éá^M^ ^tt)ef!rñeiitá« ' " ' ^ 

A4>Íd»,.A]^'' c'-^ >.-.r>fUiL '^ 

. . . ; . ijr.-íi^-ic iii .i'j ?.' . .j. : ai/;. 

DigitizedbyVjOOQlC 



,'B^CJENA 111. 

Bl B»*? íWHHSa©'. i : ^ •• ; -.^-'v .^ 
Dirija tas íMV'Yiú ihferf: ' '• V ' • ■• 
i Oojjgf %B})««os 'Étojra üimeiisa ¿fénciá- '' 
DemÉéstrif-ae^ldS hombres li il¿iíi«étfat ■'^ ■ 
Desnudfci'mieitrorii flacos cortíbiííí;'"''^ ''' -^ 
Del cúmutó-'lterfordto ^' pitéióbisÜ'''^' '- '' 
Que nos comiiéé tto'fléras. •'5"'"' "'" • 

. ■.(■...■■■j^^i'A (■í.ll.'l! f., > 

E S CfiíN^. 1 V. 

ÁLU ^ DOM SANCHO , DOK OONZALqV GUARDIAS. 

¡O Gaírtíai'''*^^^ ^'^* * '"" *'''"'' ^ ^' ^' '' '" '" ' 
De Cattili* tspertñSMi'y alfegtíi^! ■*' ''^ 
Llega fclit .- y W /'Goíízálo ááií^t)/ 
£i cielo sobéíaiio íáé és testigo ' r 
Bel gótó qtíST"^!^ tra^'W Tecitído 
El tiempo xjiuií ^ ^Distflíá yo be vivido. 
Joven feli«/if^lftl''ltoañdo deitrnado^ ^ 
Por ayo «an^^rÉldente' estás crlaíro..V '^ ' 

Alek^ ¡6 labio AMkl ibicpeiiho ¿eiite^ 



d.by Google 



:í>'> 



Tan oculto dolor , y cao vehemente, 

Que ni explftatlé , iñ áifnrle ptlédo : 

A su inmienso dolor por débil cedo. 

Mi madre de su vista htti 'separa. 

Su vista , { ay cielo ! ¡ su pj^míSifi^^ <9í«a l3 

Ha de faltar á iai>^ jp^d^j^ yh^.i gni cihiCf 

¡Si tíi|r8$.g«^ inip^í^^ ^psyfpií^Hid^m^il 
A sus blandas jt^íc^s^, s«t ^;|*^í#d9r unssa 
Al ver que.^^.iv vÍ4ía,,iPfi^^^i^|írKiií:aiüC» laa 
Ya para siempre se s^ri^ói lAt^Mod son -^^^9 
Con llanto inagotable, 

.V í oAníUiÍ.-:^ ? í'"' 
: Si tú vieras , ^. . ,_.. 

l4as duras quejas y amenazas fieras, 
Con que Don Sancho 4r|^e , enardecido 
Con lo que le parece en mi descuU^f ;;, ; 
Dice que de su^i^§(^e.Ji|^,l}«0i4a,^ .r'j t.:£ 
A merecer Ja sue^^e^:fu^fl9fado: t. j .; f 
Por falla, que.^^, ^^^uJM ^ü. f?pmf tW«» j> 'J 
y de qi(j^:jfp no,leJ>a|^^i|epi^hiMidi^ V > i 
Sé las^obl^gac^jín^ fon^op ,fjv«.ju i i ^ ll 
El que cl^,Jiaip}f9 p^iíif^itfíilijr^»^^ í :: ' ..- 
De maestro d<5.ijn^í6y^ttf.qn?íl^f^sk^, i ; 
Para mandar por si la l^ípfiarquift. 
Sé que^up,.4MCii¡4,o , lUwqM paíWtf» !«»«> - A 



dby Google 



No como corto réguliar ¿c debes 

Pues traé*ü«á ho'rrbrosa cónsécu^tíi' ^ '* 

(Quando llega á ttaiSiaír)'su negligencia. 

Tomé telñiblánd'o ctlrgb tan precioso : "'' 

Sigo con zoíoiacabai^é gastoso. ' 

Ko creas que yo ceáS^de ín! parte ' 

Por mantenerte gratB^^y adularte. 

Mal tu tierno carifio pagaría, • ' 

Si excitóará tus'faftafs/'í ^ Cfatóa ! ' ^ 

|Pttes de dóndfe» procede la riliieza * ^ ' 

Que en mF madfB..': ^ : . m 

* títinzÁ-LO» •■''•■■'•'■' 
Tal vez es^fo teríRSía r ' . 

Quien té- la^ representa , ¿lú quc^^ 
Tal 66fííót W'fingió tu tJcrrii ídi». ' ^ '^ ^ '' 

^ ' -^ '''■SA¿CliO. <^*'"' ^-'^ ' -'^ ' 

No, W:>'^q«e^^c«ptecfi¿ mé Víftc^é: ^ ^^ 

|Ay aíaíh^r'^^'' '^^ '• --•'■-^ --- ^ -' • ; 

£9f ^ 4u áñUríot , ¿á condesa* J dÓííÁ blvira^ 

damÁÍ'y" guÁrpias/' ' ^^ 

. . ., üíiJtn íp «;:,>' /; 

Aquí está Sancho el iníéííce.^^^ '' * i ' ' » 

Digitizedby VnOOQlC 



En vin<{,>, Elvira >^^ui;ie,,flp.jai\wje^^ H 

Mí coraron WMj arwtr^flor fhrt^ark. ; ^ i^T 
¡Hijo querido io^te! ^j^garfí^^. , ., or V. 
Llega á mis J¡)ra36fts , íJl|g|.^ ../ ..: . - . -4 

Madre mia ! , .,,., n-r-s^-i nM^j-» . ^T 

Peza bafiar. tu?, ,pl9i^ds ^^^ ^¡^¡¡ñí^q^i^ w 

^f arroja ú iof pffs.de su madre. 
Dexa que d^gjjuf^ g?i .5íi5J)r|píqí, .:, \, r . 
En la ternura de cu amor ^ft^pct,! r^ ^ > 
En la dulzura de tu.pisjifict tierno: 
Pues hijo me llamaron ^f^,,):^\¡^$y^ , . ;. ^^ 
Bespondap,<:on fari^o á. íi?jií,agía!|¡ps»i - • t; 
Sí, madre, a^ifaviios.jrandjBS^t^ fpe^¿iid|^j , r 
A mi, ¿ tu hijo y sin ^^|to, triste. 
|Por qué n^^i^e^q^fisíe^^?^ t^pje^ncjjrf . ,//£ 
{En qué pudo ofenderte mi inoceofc^.^^ ; 
Si alguna leve culpa hei cometido^ 
I Por qué no iiíib l/cHcdi? Con' gemido 
Tristísimo ;^^coni5nup,^.m^^^^^ ^. ^^ .^^^ 

En ese corazón lo borrarla: 
Mereica al menos..» 

¡Ay! iqué pecho^fie;p,- ,^ ^^^.^^^^ ^.^'^ ^,^,,^ 



dby Google 



Se puede retUtír ! Sancho , te quiero : 

No dudes de mi. aipor. J&n ti , \f^n inipi 
Contemplo una virtud , , ad^airo ua brío 
Superior á lus afios. £o ti veo 
( ¡ O si será verdad , d ,«i deseo ! ) , , 
I>e tu padre y mi esposauafiel retrato^ 
Tao dulce á mis seiuidps y tao ¿rato, ) 

Que adorp tu presencia ¡ AyJ no: le pido 
No creas que mi ai9or.,}iayas perdido. 
I«et . negocios de estado mc^Jlamab^: ) 

De mí misma , y de ti , me separaban ; 
Y aun ahora 'nie ^llamartí , hijcí fhio : 
No temas ^ aunque veas, mi d^vio. ^ 
Con Alek y tu ayo ta retira* 

SáNCNO/ 

Obedeaca ^ y salgam^A» « > 

ESCENA VI.' ' ' 

LA CONDESA T eLVIll'A. LA éolÍrD«SA BilC0 tíñ» 

tiñm para que hé éuXRous t í>a«ias ^ 

¡Oh, mi Elvira! ■-, i v» 

¡ Qué vil meUm parqi^id» el^ attifieio Í> > * 



dby Google 



ri64 

¡Qué pena mt lik costado' éi sacríficro! ' 

I No notaste mi ^tfio quá! temblaba , 

Y el íaitóoqoáii violentó se eir^llcaí»! 

jNo vWté de mis ojos la porfía 

Contradecir qnanto mi vot decía? 

Si dura mas, martirio tan vidento, ' ' 

Hubici^ f^lecldo en el tormento. 

Cediendo na interés ó mi cariíSby- 

Me ftabiera declarado al tierno nifio. ' 

Con SU' vista mi pecho se ka trocado: 

Contra el ' mismo Alníiansor le hubiera armado* 

." ■ '" ' " '^■ 

ESCENA VII. 

Zoi ''áe ¡a anterior jp almamzoii. 

Conocco que en tu pecho aun perrúaneoe -' 

Tanto cariño • ^ue pueril parece. 
Aun no conoce su interés : y necio, 
^gta. suí bien y. 9I n^o ^<Qon desprecio.. ^ ^ 
Dim^^ 4e Biyira, ^ ,iíHi|^rfl secreto, , ^ 
¿Por qué fiaste rap sujt^imí^ objeto? 

ELVIRA. 

Porque sabe de mi^^lma lá nobleza. 
Cunoxcd adeiiwtp«chb- lii Téfitetat. ''" ^''9\ 



dby Google 



Desde nflte ^'pefticio ^ Hsci^ttle ' < ' ' 
£n negocios 'Aiijr jgfií^f á ittri lado. . -' 
No méiMGis que^«' mi , ée Elvkii fib: ' * ^ 
Su pecho es «oo^ l^ojn^ «1 ^ho ano. ' «^ 
I Asi lo fuera «t ciiyo t^é» 01ra su«N:e. u ' ^ ^ 

Ya parece ^mpMible' 'resolverte $' ^ ' ' ' ^ 

Y pues gaflrdsr 'á Sanotio es ^lespédirhíe^ 

Y no cedei*^ yd •fulero ser tan fíritie ' 
£n mi' resdkfoioti^; ^uéda en la tuysl: ' 
Será razoá que de tu €orte huya. 

Ya será petígrosa su tnorada 

A mi persona, ú I iesgoé entregada. 

Ya pierdes á Almanzor. Besde hoy perdiste 

( Porque té confservarle no quisiste) 

A un amaine que ñtio idoliitraba ^ ; 

La imagen de tu riístrb r que aspiraba 

A poner á tus pMtas stt corona : 

^ue por verte exponía su persona ' 

En medio de Castilla , fierra ingrata. 

Que siempre fiera al áfriciino trata.- 

Pierdes á quien juraba (y Jo cumpliera) ' 

í^rte consiste él tiempo que viviera. ' ^ 

i Es esta aquella fé qué prometiste ' ■' ^' ^ ' 

Guardarme para siempre? f Ay de mi tristcl ^ 

Condesa, si teátarühe pretendía '^ ' 



dby Google 



Si ya can$«do M iné^s^^pof ikm^- - l v i 
Frustra? m p^hj» m ^oti8t»«ce idat^. . ./ 
No me lí^MigJíiii^ «igi»%ot> labios. . .^ 

Coiiiplet.s» .$|)A^9ii imi^^te xim agravios : ^ ¡ 
Toma el puñal, qua^ pai»^ J>od . Ga/cla 
En tu mano 4eiÓF la «1909 tuéa:,, 
I>inga..40Bty» mí fupu^U: hiere; 
Este es ,iD¡, pecho, ¿i^^^dad hubkire 
En ese fXMf^ofi : «i hm 4e <tebei$e : - 
Algún corto fiiüor ; <oi¡ aangr€^ vierfcf.— 
Si de constante la apKfciable (moí ^ 
Alguna vesíéiu coraion infiama, 
Tuhi^^Z;©, fotu boca ft^mida,, 
Me quite. ej gr^ve p^so de nú vida» . , 

j Ni gusto ni figor ée Itjneriezcol , /. 

; C0KI>«SA. 

Solo tu vida .y gastos afiet,eaco* , , / 
{Hice poco en decirte ><|jV«r;^.Q^r9Ía - 
Mi manQ en una tOiwe ocultaría {, 

AUSANZ041. ^ ' .. ■' 
Precio es que. matarle dc(termlnes.. 
Esa excy$a gue. opones, k mis fines» ^ 
No la ideaste tú: será expediente 
Del j desleal AJ^k> cuy o. insolente. ^ 

Orgullo, coa la capa de e^t^se^a,. ,. j 



dby Google 



yí^7 
Apellida ^irtui i tu fla^^uesa. , ^ 
Stt vida^jp^ra $^ d^ac^uip.. 

No creasf , no , 911^ ^|f^ , te sea ingrato : 
Tu nombre adpfi ,^ ^u 4el|rip atenfe. 
Aquí estuvct: postrado, j,r,iey eren ^ . . 
Habló de^ tu persona :, tuf ,|^flliofie8 .. . 
Hallaban en su, boca,/^e)^(one8, , 
Que de eacuaa , serviam. Yo \t juro. 
Que no tienes va$al|o mas seguro. 
Solo mi amor á un bijo desgraciado, ^ 
Que ha napido de mí ^ que yo he criado 
Al pech9 mío ^ que mi a^nor merece^ 
Por quien fu oíadre, tu rigor, padece f. , 
Solo ^8te amor tan eficaz y.jus^o ^. 
Hace qué mjre tu rigor coa susto : ' , , 
Hace que la pasión, q^e te be tenidC| . 

Y á mis ojo$ jcan suaire ha parecido. 
Se represente en este infausto día , 
Como objeto de horror y tiranía. 

I Necia de mí, que cf? i^nprudencia^ llena 
Oprimí el ^debil ^ipbro con tal ,j^^a ! 

¡ Necio de roí ^f;pn. fiias, r^n lo djgO;}^ ^ 

Y el C¡?lp,^ el sabio Ciplo ine ps testigo^ 
Que fui 0;^ '^f^^t, ?9> sabiendo of^do, . 



dby Google 



'268 

En tu pasión iffincns?! cdnfiadé,^^^^'' Rí^'íí. ,A 
Valermc de tu ambr para iS^ líitíi&ioí '^^ '- 
Te acuerdas, no lo'dudb/del momento 
Que en el jartfin úmno di -esta caW, ^^^ *' "^ 
Por donde d Tajo entre laureles pisa, ' " ^ 
(Perdona s! en cofatár telo prosigo) ' ''^ 
Ai pie de un mirto, solos, sin testigo^ 
Lejos del fausto de la corte y testa, ' '' ^ 
Lejos de aquél bullicio que molesta, ^ ^ ' 
Oyendo desde tejos' la armonía 
De una música suave, que aplaudía 
La dfcha de un ¿mor correspondido; ' ' ' 
Depuesto aquel respeto, que es debido 
Entre regías perdonas, 'me (ffiisíte ' ^ 

Con rostro amante , y con atento triste : 
¡ Oh mi Alman2or ! j oh qúib dichosa fuert 
Si diferente ley tu fe 'tuviera f "' 
Si , como» her líiosb ,' fueras tú* thfístiíano, ' 
Yo ligara nn mano con tü tniáflo * * 

Fclit unión por siempre juntarla " '* ' 
Tu amable vida x:ot) 1^ vida' ifoia. ' ' 
Pero puei^'no es posible *sta aliania^' ' '* 
Y sin ella no es justa li venganaa, 
Pide ^Aíáian¿*ór quinto deseas ; * 

CasiíWái ésti á tus pies^ y porque veái 



dby Google 



269 

Esto f^isHV'Jf ^ dulzura blanda , < } 

Tasto fuego ¿ tus ojos infundía» , > 

Que pasaban del la^io 1^ energía: 
Sotónces yo pudiera , y aMD debiera , o 
Valerme de ocasioa tan lisoagera. 
Yo tímido no, «juise con tal artp ..... t 
A mi ju^ta .«pbi^ipn determinarte. . ^ , 5 
Solo' diie.: Cqodesa , «i. te, ej^panta . . >{ 
Entre )as l^es diferencia tanri^: . :^ . , , 
Si el no ser mora tú, ni yo, €f;j$ti^i^^ .,; 
Me .^ttita el eg^^ar tu hermosa, mv<^, ^,r^ 
Mira comp 1?, yedra , aunc^ dl^aotf^ ; ^ 
Se abrasa tierna^ c<^n el olmo ^mat^te*,.^ ./j 
Si entonces Aiajaij^oi^ ro^np^ mtba^o, ^ .,\ 
Hubiera a^ujel.mpjpep^Q» ^prove<;}i^o^ , , 
Tn hyo en <^a9tifjd9. je .ofrejcieras, , 
y qual me pierd^ ^^.nV .^^ perdietfM. ^ :^' 
A Dios^t^^ ^ueda. ^, ^ , . ^/i ^.,, ^^ 

ESCEWA VIII. 

CONDSSA» * 

EWira, sigue al moro: ,f''^0 

Dilc que le. amp,^ 49lf ^qi^i^ i^iá^rp,. .m :q ¡ 
y gue i so.vo» mi C9^a4cm:ii9.¿lm«íltlH ^tlú 



dby Google 



270 
Qut reynarí'én mr pecfab y In'^dastiílaV^^ 
Que Sancho morirá. ' - í>^ 

StVlRA. ^ 

Qué, ípor tu mano? ''^ : ^ - ' ^^ 

No será mi rigor tan' inhumano. ^ ' 

Ko con tanta cracldad : con árfifící^^^ '* 
He de hacer táñ horrando sacríflcío.^^*^^ ' ' 
Fingiré que Almabíor , la paz firmada^ '^'^ 
De SU" regreso eníprfende ía jornada i'^"^ '^ 
Que eü SU obsequió tin fesrití ^i^ dispuesto» V 
A Sancho' un vaso con licor funestó 
ün criado dará j cuya' béfcída' * < - - 

Acabe cotí ttñi sustos y sú ^fda. * 
Corre , y diíe á ftif hijo qué áqüi venga. 
Mientras mando que al^punto sé prevenga 
El banquete funesto i Don üarcía. ^ 

Se ha llenado de fuerza elialma'iiiia.'^ 

I Mi boca ha de llevarle su sentencia? 
Don Saneho^e^ mi Séfior\ ^iéh"^ presencia 
Se partirá mi pecho noble, 

CONDESA. 

Calla. ■-''-'• '-' <"''- ^ 

{Plausible eitcuss tíenef*cte 'vasaílaí 
Mal n6 tt fitc^to: ven conmigo. 



dby Google 



¡o Cielo airtdo 1 tu furor consigo. 
I Ni un cémpKcé ^é^d^kasT { ni siquiera 
Quien n^ C^bftfljBipaj^ J^ero^ m^ .eiuera ^ 
He ¿e ser , mientras mas esté frustrada* 
Ya está tu muaite-t^i SBmieho, ^éecietada. 

BLVIRA. 

ConUo , ¡ ó Dios ! en tus perpetuas lejrfSf 
Que guardan las personal 4ii<k>i'*i9é9j^'^ i 

.^• n:^,n^ 2QlQZ : i2 

.A "'JA 

t..'*'ii.> ...i:»-»; tí 0.^ '.-• tíi3<stjn »<I 
• nnuoo.-^ ' i . ':i ?-.♦! • ' eb 3Í>n»ÍDa»(I 

r >•. - * M ". •'.•/.'*.£ ,í ?CiboT 
.'^.^^ u;> .-o» oy ; / '> '^tn oíifds uT 

"•* . ^ *n :? 1..; . . . '.. .nüt i 1 *íQ 



dby Google 






— iy:>viMMit^^: vjwtKáun ui ^•^') ü^" 

. \ /; í 7 T T 
BLVIRA. 

ifWidÜlS. sote Un ve?'?', ^-.ri iitki .ng ji-9 

GONZALO. 

Si: solos ettamos. 

BLVIRA. 

I De nobles castellanos nos preciamos! 

GONZALO. 

Si me precio, y te precias justamente» 
De nuestra sangre la ínclita corriente 
Desciende de la mas noble montafia 
De Asturias ,>^ venerada en toda Espafia. 
Nuestros abuelos fueron fiobles ^odos. 
Todos leales, y guerreros todos. 
Tu abuelo me crió : yo joven era : 
De su escuela aprendi la vez primera 
£1 modo de empuiSar la espada y lanza» 
Tu padre , primo mió , y esperanza 
De tu familia , fué mi compafiero : 
Sabio en la paz , en la cam palia fieroi» 
S^uíle en diez batallas; á rol lado 



dby Google 



Murió áeiuoí'vdwréoii^ p«clfor.«traV«saéo ; ^ 'I 

Sa mI^^ < me tefi^^Mupienáo estaba, . ¿ 

Quaodo coa v8a«^3X|úeddl^l. le^íjiltab»! 

Me dixo : yo me muero : ya mi: aliento .. '^ 

Falté ^ no mi valoca^nwio, y contento* 

De mi muerte feliz me aplauá» ufailOy. ' 

Pues muero por^ibi im^ri^ ^iSóbearsiia 

Mi cuoa el pkap^ (w^: fnái^wtíku sat:- ' 

Solo te pido qivci Ott di^^mft^ ' 

Eo ti todo el cariño^Me mi pecho: 

SI tal pr^fBefta»)i«ttfeo. tttiefsclio* . ' > -^ 

Esto dtxpr^i^y Bkufkk Bifáde a^él punta ^ t 

Be mi cuidadd^ ,h» i sillo idl^ó asupDor^o^ . ^> 

Tu bien. Pero si pttmiM da ternura 

Cons<|tie?bcri<ii tit; Ji^eikí,herfiio8iira> . 

Te ruego iiQ2¿flí»;oitulieá:ks j^zones ' '^ 

Se lifi teon^t/a^o ^tbada.>yí^o^ * . : - ^ * 
Besabo^^oCflOiüg^ftl t^fldlolialtiva '' - 

Mi puedcti(M|^iMttQ(,aniaOcidciaite ' r,^ ,i 
AguBtOg,IÍrtoiMis^í'f<Íi/^e? pariBi. ^. 2.^» ~ 

I^a otraof^icAi^uin^ii itipofituná. oi .ip M 

Tomo UL ig 

, Digitizedby VnOOQlC 



174 
Dudosa- ea tal conflicto yo me hallo:' ' : . 
Si te hablo , infiel ^ y cómplice , si ^callee r' 
Pero por otra partea seuiípteresa 
Toda Castilla. '^ r i : 

oonuLOr ■' 
Si de la Condesa ', 
No fuera confidente ^^ ye sabría 
£1 secreto tndagarte ^ BlTÍra misQ - 
Pero no me parece jaoto ahora; 

Venero i la Condesa :.'«»' «i se1loni$ *; 
Pero el Conde en petígto -tal^ae Inlla^xií^ oj ' 
Que. morirá, sí Eh^ te lo calla; ''^ i> 

Sobrina , me confundes. | ^uét me dtees't < ' - 
Me llenas de sospéchat ^hifelíKes, ( .^^ ¡^ 
I En quf peltgn^ je hallai el ' tiejfib^lfifaMsl-^ 
{Por qué en decirlo^ «sidas un instante! 
Si yo pueda itbpeiiíiU>^^ düs^^pineifenK^a ^^ " ^^ 

aairiiiaí' > 
Escucha , pues i eloiaime mae^fiiMiMo,^' ' < - 
Y prepara el remediéis xYv tú «abes 
Que de Cótdobii -«InaicoiFilóidfgilA^^'^ijn i'< 

lilouvos de un» trpguiiPV^^^^^^vH^'tttba'- -^^^ 
Al mpiio „ y já J^ CMiw^jIa» i^oifVaWí^^ «^^^ 
^l tirano JUmaosjMr^ W^fbké^^kvMméo^ -^ ^\ 

c \ .111 ocnoT 

Digitizedby VnOOQlC 



2JS 
El proyect4> mas alio y iiiofistruoso: 
Rey de CmhMI» «^roa^rse quiso^ 
{Mas de <)ii^ tno^ot! Aqui será preciso ^ 
Aumenten U AtetGciokif perqué na creaii 
Que ayudafldo, ej v^pr á su$ ideas, 
Encoi^e^asfl al bmzp de la guerra 
La baxa astucia que -en m p«cho eBciefia. 
Cobarde t$ el traidor f aolo es valiente 
Quien lleva nobles fines eo su mente^ 
Bien conoció AlnsaiMior que Don GarcHf 
Aun joven , djiro obstáculo sería: 
Determinó macarle ^ nms pata fsta 
Aun meditó otro crimen mas funesto. 

OONSALO. 

jQuál fué I iQuál pudo sei I No lo concibo» 

Escucha , y tíetabU* Sa r^oi . altivo 
Un tiempo se humilló ; fidgíé«dosf» apunte: 
Duro en tu pecho i.y tiecno en su semblante. 
A la Condesa , maffcfh de Gitroim -.'. 
Tutora suya tíOn^quíei}, Castilla €^ ^ 
Declaró sutlia^w ,. sírvíoif cedido;' ,. / 
Fingió : §u#tó el amor , M^vst^esíis^úo. 
La Condefii le #yó,} 9^ ^«(«Wtroí j.v. í; . 
Tomó el amor del moro lisongero: 
Faltando la virtnd , faltóle el brio, 



dby Google 



7.j6 
Entrtgattdo al att^linte él afir^rio»' 
Luego que el moro vio que dominaba 
Al engafiado pecho díe Dofia -Ava, 
Su idiea declaró > diciendo ii^mk). 
Que no querida j'Sin réynar , sá mano: * 
Que la razóto 4e< estada y el provecho 
De 86 pueblo ocupaba inas su pechO) 
Que tu bien personal ^ y asi' pedia 
Que si ella á su pasión eorrespondia, 
Matase á Sancho ^ porque dt «sce modd 
En su mano tvyese el mando todo 
De Córdoba y Caitina/ 

«0M2AtO. 

No me espanta 

£n el moro Almanzor codicia tanta. ' 
No tiene la ambición ISmlte alguno: 
Qualquier medl^' á ait ristaes Oportuno. 
No ^ttdo que «1 cMto propondría. 

Atérrete de aiñor ía tlrattfa. ^ ' 

En Taño l«'Cobdtfaa1iorrofixadt ' 

Se resistió .^'poV'fo cay ó • espun^a - 

De la .^nmakt^4m ptf^r 'sii fmiañ¥é>. ^ 

La muerte^ «ie^eid' del tié^0 Infínea; - 



dby Google 



•»77 
Elvira, teAit* :¡Cieloii! .{sa«m^CÍ!elo^!: 

Con congoja» -y- rcwlfis.^ • ; m -: ^ ;.i 
Me díxo sus int;enK»>: mis oidoi^ , í 

De taR fatulrptoyecto t««treBieekloa^ 
OyéjsQB y . diKHros 19 qoer oyéi^oiu ' ^ 
En vano im't afectos , pretendkéroii^ x\ 

Oponerse á I«i ameite dei Garda . / 

Con jMMiS' ▼ooes^ ¿ : M. ,iDa<ke ^ppiat 
Inútil rock)- ftt^ Gtonfcrio- atiende: f .1 
En esta misma, nool^ '(t'^Y Dios!) fieceiiás ' 
Con un v^e»o^atfono 11 .\.. -i ^ ^ 

¡O Cielo tisaojtO'l ^.,c r v.i^t ,- v .i '•' > '■" 

No sufra cu. bondad ^dblitdtaiilo» ( • ' 

Le impediré » te juro : ya me «entó • - 

Del Cielo vengador noble instrumento 

Para, impo^if ' el crlomn meditado;--* - í 

¡ Mi Soberano ! <| ay DI06 \) mi bras6 armado ' 

Le aparcará del >fiero precipicio: - .. ) 

Será mi vida justo sacti^o 

Que 'le tíbefC&i yo'> yorodsonto quiero ^ 

Ser víctima feliz del moro fiero. 

De la copa en que beba Sancho, Elvira*. • 



dby Google 



Sefior-, hi^leMIád'^e amor (lelfyai ' 

¿No encuentra! otro nfodo qu¿ 16 Impidáis 

El modo mas feliz stfi^itúv^áu • ' 
Peclarar al juí^taelo Ideado^ <^ ^^ f 
Es decir «^ detito^ qtie ^tia pensado - ^ 

Dofia A va f y ésta no p por 5er< traidora, 
Pexa de ser su madre , aeretdora 
A la ve«eracion#:tP<5ro^ aMt viene • : 
El moro; f Qiié*í arrógame *«e tnffntNftttt 
Está pronta, y «vísame elMnitante' >• 
Defctíajttb al delirio 4oi amante;* >^ -> ' ' 
Bien puede de Almawtor Ja tíMAÍ»* i "o 
Añadir contra el pedio: de García 
Del infierno el furor á sus ftiroMi: ' ' 
Gonzalo soy ; ^nlesecha los terrores. ' 
Mira co«o se «cerca placeotero, * 
¡Sereno rosftro y coraron severo! 
{Qué quieto en el peligro! Héroe párete. 
Si ti^TXiiallieclior tal irombre ^e merece. 
Con Garcia se acerca discurriendo,^' 

Tu vida y la 4t Sancho r te encomiendo* 



dby Google 



179 
BSCBNA 11. - 

BOK 001» Ato ^ ALMAWEOR , lí^H SANCHO, gUúflÜé 

{Quién t&let «entirntentois te ha inspirado l> -^ 
Tao iiobte^ooraz9tf^^4uiétf te ha ^unoMidal^^V 

El hída^^ue ^es^, su lioble selo ^ i • 
Me cria. .' '••^« !• .. • . 

OOKZALO. .^ . . 

} Ah , scfior ! el alto Cielo, 

Que guia las acciones de García, ^ '< ^ ' -í' 

Le ins?(^ . clew^^on y valeAtéa. í 

Su persotiá, sefiór i- de Dios recibe ^^^ 

Las altas prendas coo que sabio ^rive. .. ' • 

Yo solo he cultivado la semilla, • * 

que er Cielo derrama sobre CaStílhi:^ 

AUMAlráofl» > f 

Mi mareha he de eoipeEar. > 

SANfCHO. !. ow 

iQuándo! 

ALMAKZOH» 

Mafiaos. 



dby Google 



Y dispone ta madre y soberana 
Se celebre laTtfegA i¿oíilcta¡l^''{ 
Por víspera feliz de mi partida. 
Coimdsfindo al banqueta a Mi»grai>dtttce ^cn 
M« obsequia con primor vj ' 0»n .aobleza. 
Conoce el interés de mi alianza: 

Y fuj.clando eo la&iptCQ» .m esperanza, 

TülpBmuúió ^. fot ItOfií'Ci^M^VKiQgidcioQ nr.T 
Para ocupar el trono >i;ai|teUano, 
Tu tierna aiKtfia;:én)azBHC9ii9«)ic»i{A9;i^sbirf 13 
Dándole ¡a mano* .cii^ rM 

Y ofrece mantene r^. , * . -^ . ■> 

.SI^WCHOi. •- tf. í • /; .^ f f{A| 

Yo te prom^ • . :,x- ; - ?* " 9 

Que será tu amittcd.n^ 4íg»o ;téj«to* > - 1 >l 
Mienc ras • fiOitwengii , al blep dek <|kueblo váo^ 
La guarece con fé t pero .coa bm . 
La romperé , si v^ no conviene. . 
Ya ves qi^e eif Cielo, confiado tiene . 
La soerte de su pmt^ -^K Soberano^ 

Y que éste de humilde j >ni de ufano. 
No debe mantener l^ p^l :i ni guerra, 

Si el bien del pueblo su tenor no eoderta. 

Me importa mucho el lazo tan estrecko 



dby Google 



r 2j?I 

fiértCérddba y Castilla. Oe tu pecho 
Lo mismo espero» Al pueisco «efialado 
Vamofc:;!^ él <i^píi#i^ '^Hi>^ el hado 
Se cojjfiriRfRdípi .«íMct-y esperaazaé . 
Acude, Sancb«^ic>;«oo JaTConfiaoía. ' 

De ^ue tu .i9adlr« ^p^td ffa ipceteocht 1 

Lleguemoa^^' ^ui^srv coo. nva diJágeoda;: : \ 

Y tú ,já3«*íKilo^ pues ,xi* poWt ituBa i ¡b- i^ 

Te eleva .é^Í0.j9««y%7 . efe; >a f^tuna,- v: :> ' i 
A mi lado estaiftii» Sivia C^n«le» * 

Manda que^p^p^ii ff^eaioa en U nfesait ^ 
Todos J^4i6f«o^fi.) fioc»» lo miiccea '< i": 

Como ti;k.^.mijGetoi;alo» i. ■ ^ X 

No pareeeii^v'T'^ ,. ■ -%; . -» -" < * 

Tan 4%noft do^este hon(»r los que opulentos, ' 

En meriio de delkias. y i concentos, 

Su vida puan en descanso ocioso^ : : . ^' 

Cc^no^ Jos que en esmero mas glorioso, 

DefencU«^do la. patria y Soberano, ' 

Las armas J\tn^ en su egregia mano; 

O asisten al consejo con la ciencia, y ' 

Que napfi del: estudio y la ejéperiencia. 

No fui yo de lOs nobles eoibrlagadoi 

Pe su iuKO , su, fausiüD y sus. estados: 



dby Google 



De aqocUlos ffécios , ^ue en* et oelo bimdk^ 

Sus ¡núciíes días van paáaDdo •'-i ■' > . í 

Sin servir á su patrí« , oi 4'va d\Étñ0t ' ^ 

Siempre su vaiiidad vmé c«iD eefiOi' ' -- ^ 

Nietos indignes de predecesores) 

A mejor ^scendeicia icreedoras. ' »> '^ 

Solo me acuerdo yo del {>adre mío 

Pitra imitar sus prendas con mt briot ' ^ 

Si al acovdarme do é\ no le imitar A, > ' 

El corazpn^ del pecho me arrancara. ' ^ í" 

De mi nifiea «penas yo^ saHa ^^ -^ 

Al mando del abuelo de Gafcfe^ 

Mi tierno brazo con 4a lanaa < arn^aáo^ 

La dureza adquirió de buen - k^Mbdo^^ <>'n.>^ 

Joven mandé pequeftoe 'toerpos sueltos: 

Guiéios entre polvo y sangre envueltos* 

No el liümero , mi exempl^ loa guiaba 

Al tempio de la gloria , que asaltaba* 

Vencia con ju fuerza mi presencia. 

Después , quando mas lleno de experiencia > 

Cumplí mayor edad , sefior g mi mano 

Las banderas mandó del castellano: 

Si con acierto , digalo la gloria: 

Aun conservan las tropas la memoria. 

Llegada mi vejez ^ en tu crianza 

Fundé yo mi deber , y su esperaoaa 



dby Google 



a83 
Tu Cort€ : de este modo te lie serTidtK 
Feliz.de haber tal lauro conseguido* 
Me distiiSgues ^ sdtor , y . yo kei logrado 
Me^ecef o» reposo oareovidtido* , 
La distinción que. mi'Solmrano rhae|i.*'. ^< í 
Entre sus oolMi , tamo .satíséaoft' 
A\ qué por «ub «er^idosi.jláiitedil^,!. o; .> "' 
Como' estimula .i4 «qie eiv: «I ocie iniat< . i^. A 
Vamos « sefior. 

' T T 1 A / " '. ! 

ALMANZOR* 

{^Sobeibia oasttltoai'j »;\ '<, o .>^i^r. i^\ '>V io;\ 

<. .>i<ó'^odBraaLO*»V u\i t 
y la experiencia prueba que no es vana» 



Parece que ^Ut^inadre ^ ^andta ^ ^ieM-!"^ 'Ótc 3 

£1 semblante turbado y triste tiene* 'crl .>'¿^ 

No lo creas 5 García^ antes debiera, - ^ ■ - 
Si alguna pesadutobref padtóéra, ' ^ i 
Desecharla len el día ^ue' el' tfdtádé ' ' 

Queda con cantó gu^tó ccnfirmiádo. 
Mas te equivocáis. En su rosero miro 
Mo sé qué nuevo lustre , qué yo admiro: 
En sus ojos ¡qué fuego! ¡y qué viveza! 
En su semblante augusto {qué nobleza! 



dby Google 



;284 
¿No vtren-'iiredio* de su Corte hermosa ' t" 
Quál viene, nuit' ig[ue todas ^.magestuotal i 
I No *ín$ como al aqeoto de ^u boca, ' ' 
Que al pecho Mm^jémstm noblfc tooa. 
Todos susfieUsos vwl envanecidos . 
De estar á tid sefioia sotmetidM 2 : ^ 

Mira ¡coOfi^aá'diifaiuFa! ¡coa qué agrado 
A sus vasallas: <faá>la! {Lo bas ootwU)! ' * 

ESCENA IIÍ. ' ' 

los di la anterior y la cómDoisa^^'ooKBLfiRiy 
y damatcatMlanof. 



Coróoes»^^ Alqaaniuir 9 ya; lia .^eséo; > 
Pocos instantes faltaif.H:4/: |«ias qué veo ! 

¡Sancho! 3 > ?■ » / --'• ->uj •:; •' -'^^ - 

Sefiora , yfi jjje, refería ^ >,; ? 
(^w debia sus gustos á esta dia 
Ei Rey , y que ccyiti^o ya ha pactado 
Treguas entre sju Rey/^Q y mi Condado^. 
¡Mas pateces turbada y distraída! 
{Qué es esto,. aladre? ... 

t ALMANZOIU 

Si de fni partida. . • 



dby Google 



285 

f ' » C0NOB8A. 

El tiempo no se pierda , al punto vamos: 
A las mesas dispuestits acudamos. 
Sigue ) Carota , á tu ieal amigb» 
Al uno y otro con presteza sigo^ 
Atravesad la pompa con que ostenta 
Mi palacio ks paces , qat presents • 
Ai valiente AJmanzor. 

AliMAK&OR. 

Ven , pues, Garda. 

SANCHO. 

Vamos. Ya te obedezco , madre mía. 
£ S C £ N A IV., 

Uí CONDESA , XLVIRA. Stñ gUOrdioS* > 

COMDKSA. 1. • * r. 

{Qué te suspende el corasen, Elvira? 

.BtVIRA. -:'//. 

Su suerte, el Cielo y tu rigpr. m»9daán^ 
Quando ihiro 6 £bn Sancha , y conoiácro 
Llegar al «icri^cio ^ease cordero: ^i. . - :; 
Qaaddo contempk»' al Ciek) toteraflov* -^j • 
y tu pedM> , sefíof^ , proyectarloj .. ..• c^ 
Dudo si fuiste oii%«h. de. suiJrida:! ¿ , j: il 



dby Google 



;286 
y pregunto : |por ^é d mortal sugeto 
Es dei ciego destino triste olijetol 

COKDBSA. 

No pretenda indagar tu oéda ¡dea 
Quál de los Cielos el decreto sea. 
Cumple el 'mortal con solo v^ierarle: 
Le debe obedecer, no investigarle. 
Es un enigma al necio pecha hamaocft 
Ki aspires á saber del Soberano 
I^ máximas, porque secretos tales 
Piden solo obediencia^ á los mortales; 
•Sin que sin ser culpado el hombre quien 
Tan 00 accesible penetrar esfera» 
Sigúeme , y calla. 

BLVIRA. 

f A dóodel 1 

CONDBSA. 

Vea conmigo» 

V . BL-VIRA. ,! :m 

Perdóname 9 sefiora , no te sigo* 
¡ Cómo quices que ya la vista aguante 
Del oioro audaz y el infeliz ' infante !. < .. 
Y roas la vista de una madre aie«ei i 
Que le ^^odr6 > y á *tal rigor se atrete. 
Contra nn pecho armara yO'<mi,mamH >* 
Sefiora , si na fuera oías hiittano; . x>:. 



dby Google 



187 

Si el tuyo en su pasión se determina 
A ser d^ tierika fn¿a Ja timié, 
Yo tiemblo. 

CON^ESA^ 

Tiembla , pues , cobarde Elvira: 
Quédate y y piensa que mereces mi ira. 

ESCENA V. 

xtyifiA i0¡a, 
¡ Oh Dios , inmt^so Ser , por cuyas leyét 
Se juzgan las personas de los Reyes! 
Tú , que solo conservas en tus manos 
Las causáis de los sacros Soberanos, 
No permitas que sea profanada 
Tu in^ágen, en ios Reyes escampada. 
Ostenta tu poder , guarda á García. 
' Lo pide por mi vo2 la patria mia. 






dby Google 



288 

ACTO QUINTO. 

ESCENA^ PRIMERA. 

AtBK. 

|Jl1i dónde m^rctit) con éen^iao incierto! 
I Qué turbación en el palacio advierto? 
No ha mucho que en {^laceres abundaba; 
£1 dia tras la noch& se pasaba^ ... 

Tras la noche llegaba el ciato éh, 
Y duraba continua la alegría. "' - 

Mezclábase en las galas y en \9S fiores > 
La púrpura y el oro y los olorea . 
Los juegos , ^stas , brillos y hermosara ' ^ 
Embriagaban el alma con ternura: - '' 

Hasta los elementos parecían -' ^1 - - *. ^^ 
Que al obsequio del arte concurrían. 
Mas hoy , que con esmero extraordinario 
Se dispuso lo hermoso con lo vario: 
Hoy que con pompa singular se viste 
La Corte castellana ^ he visto triste 
Alguno de los hombres principales. 
¡ Qué mezclados de sustos , ó mortales, 
Los gustos recibís!. . . Pero ya advierto 



dby Google 



o arBp 
Se tantos sustos ek motivo cierto: 
Aaicir «^i ititfiG{dtfxe>>sa$ rieres. 
¿Y puede haber quieH^-^á^aát hay amores? 
Quien busca |fu lioiífiterhay aoior «rdetifat 4 
^ • . ... : . Y ^- > . = r ^ 

ESC RoN A lU , K i 

ALBK Y ELVIRA* . . j •■ >• "■•.■' 
' . ' ' ■ ■ • ) . 

BiTtRA. 

¡Alele, Alek! ., . .; 

jQué te amedrenta, :- Elvira í ^)^ í?>:»t * 
i Qu^ gritos ? i qué jrumor es el que siento, 
Que parece venir del aíposento'. <..i r . .. - 
£h que el banquete . i egk> se dispuso ! 
Al pujÉtt^TK^^^ ementa , aiinq[]fte iroifuM;.. Y , 
No obstante se disjúi^ue.el golpe ñero, 
Mezi^óiidose'.¿«l'.tiimor:tie#9 «^ «ieco: * .; :^ 

Y av9()>m, Jejo*, ^xk de jiquí Ja ^icsa, / , . *~ 
Se percibe del lance jia.fierezn. 

Y tú tafobifiíi. tA0 cpílidn y timbada, 

j Sales ^»,'jq^\sttMinl ... , ^ , 

j Para vertlfili^ri^tfaihRÁivixdflo! > ti x' 
Torwo lll. 1 9 

Digitizedby VjOOQIC 



290 

A L B K. 

¡Qué estrago viste! i^ttél {qué ha sooedido? 

El liiwe te ^coi^árs , aftciano tá$o^ -■ ■ ■ 
Si ftierzas en mi pecho y en mi labio 
Hallara , oms no puedo^ -^ 

ALBK* 

Habla con brío* 

I Qué se hizo tu Sefiora > y el Rey mió I 

Ambos en gran peligro. 



¡Ay Dios! {Qué dices! 

ELVIRA, -i 

Pagaron sus delitos infelices» 

'■':■•■■ ALSK* '^ ■ ' ; 

I Y c^mo? iquándo? di : coéfitito > to4«u 

stviju. ^ •■ - . - ■ 
Alek (escucha y tkmbla) de est» modo. 
Tu Rey , tu fiérO Rey , tu Rey tirana.. 

Muda de e^ilo , que es mi SCberano» 

Y no debo sufrir que asi le nombres. 

atvniA. 
Pues escucha su horror , porque tit asombres^ 

Y me digas qud AoaitoeDí^lliereee 



dby Google ' 



29' 

QukA can Iw fierarcofspetír parece.. ,^ 

Viendo Aloiaot^r que al pecho <k>fp¡i^ 

De Ja lofelw bdlisiiiKi I^9a Av^^^ .y. . 

Uegó por ñü ,á persiiaciirlifi a) Alerte . 

Crimen de dar á Sancho indigna miuerte;» 

No me ej(p|ayo en contarte cad^ lance ^ 

Que huboh^ el fin del horroros<^ trance; 

£] tiempo y ann im, aliento me f^l^é/^ 

Si contártelos todíoa ipten^ára. 

Ella t<$aió el pufisil ^ y f^í 1,1 panp ^^ 

Endeble. para ciin^n tap tirpof^ 

Al veneno fpclóf: con fraude i nip|% 

Un banquete divpiao, en que á^Qa^i|l 

ün criado el veneno ,^mii^istra$^ 

y de tal cididad >,qi^:leji!tOvQb!rfi99t 

Como débil, inulto ú^^^ ^de^mayOvo 9^^ . . j 

Lo supe y^i contéli^ ,toda ai.ayp . .:íj.;^p tJ 

Del re^o Jnfiíniev.para^^ptt^cftt^, ^^..j^ ^ 

Evitase un píí^g¿^ tan ur^ni^., t ,,,,^ ^, > 

Díxele el nombre.4el fatalr.críadp ,. / , :^ 

(Que le supe dei(pu^;i|K)irrp4^9.. ,^,,^j 

Oyóme si¿ i#iMr i. y d#| wwo, ,,,, „^3 

Usó Gonaalo qual ^varoit ^mm-. ,,a f,,r:K?l 

Dispuso que ^al cf'm^ ,i^usigm^ ,,,.'13 si 98 

Con no •<5.qíií^..mtivoo¿.hisía,q«e,w«nó^9iJ 

Acab|4ftel,fwi^ijr=^1fit^ noi.ioq óiddff 



dby Google 



r.'S 



* 1^2 

La muerte S SaíichoV tü trímétt áBo^Anu .> 
Lleg'jfron al festín la madre impia, 
Ei feroz Aftnahzor y* Btíñ Garciíf. •» 
La Corte* de *éastiirá - el aposento = • ' ' - í 
Llen6^de iü beQizá^y^íú^itmefttÓ: - - ' ' '^ 
¡Mas qué' pronta^per ^tfos íe treéfcroa ^' ^ -^ 
Laf'¿ííliii y'^Wé'íoyis' que ^rHl&nHi! 
La j*i§í¿é^cttt{)eió si-mfelodl^j- x ^ --^ ' 
. Que luego se tArcó eu méíftiicblla. • • • *'• •- 
Seiitárons«^^%ér W ^ñifesMt-yó/temblJíbr'^ ^ 1 
A Sancho, á ft''C<mdi^,' ^ Rtey tnirábí.^ i 
Miré al (Sléíb' tétnbieh c<>to o&a<fííf, * " " '^ 
Porqi*-í!hr^á-pétmltií'tarti¥Jínííu • J 

í Cómo te éíít^lkarél ' Jcoti *<Jiíé tiíft'rtiento ' ' 
En tales pSHiyyi'ví^W'fiftíJftwéiii^r '^ ^' 

Cansóse cl-^lel^ 'ya^ dí^rftiíéft tairto: ^ 

Escucha sui-^n^fltasf^céfn^^'fespantfóY - ' 

I Mira sPIít-l^H «fcf btíeóor ^ tik(srésá! 
Quando pidió 1a^ copa la Cóndesai *^ ' ^ 
El oficial, fi'4f6lén'%ólréípoáfdia, ' ^ . I 
Jffloraod^i^ %ljüéhá (q^ífe* yeií» - 
Con tan nuév^éé^iiiiórei adornada, ^ • '" >'* 
Estaba panh<'«ílh<3ÍÍ> dteéti*íacíai,^ * ^ — '» 

Se la traxo f ^«á^í^íé ^bstHi*á ^-^' 
Llegóni»s¿tfs»í»s«r«fek)«^ÍP^UItíi. ^-^ • 
Bebió porción f<^l» ^Hctí^'W^tí^íééí -^ 



dby Google 



?93 
Y vuelto coitfra $i m msmo^í^o^ ,:_,,, ^^ -^ 
Con ímpetu fiaii^ndo cJuyasiO glevis,.,,, . -^ , ^ 
A Sancho dí^.: de oii ii^go Jj^h^ .} ^j^ ^ ^^.^^^ 
El responda iaocei«^:íiy ^ft^cp o: -5 i ) 
AhoraoB* beWd^t^i, m^ijfzcq <iT,' ¿ ^,,,.3 ^ y^ 
Tan alt^^b^ppr.; Dofia Av#..ií«93p««í^oda , , t 
Que se va suoartifij§io,decl?ra9do, ., :>.f,it ^,,/{ 
Se turb^-SaiHih<> notólo ^iwt tnyiíi; .¿^ ^,^^. ,(j 
La Corte enter|hju,.teiBblor a^Wíf'^sy» ;?,. j 5 ;r> 
El Rey t^»>l>ien i^n.j^Udp ^enifel^W:..... ^ j^j 
. La turba^,qíjiwef«a,4%.?y aWiM«53up cf ^a 
Hasta que con rigor ^. desesperada 
De VeiS^por, «u^jDanoiá^lpiSlií^l^f, .^^^ -,/5 . 
Todo el wiepo^-agura* .'E^tf^r^sftgbp ,fn hütj 
Con el.qw tifen^;*^ t«JÍphAqpaho&'pwJjo# :/í ^ 
Aumenta s« vigor, ^ , y ^^JiadeJa^ta 073<:Ji lA^ 
El plazo de «M. mijtefter^ ^uq ^-sapatítaLo -^ j 
Entre. i^WW, y^fl^íí UíCoBdes^oq nd.rp u¡ 
Dice Su crimen , y su amor confiesa. 
Al escucharlo eí moro , quisó ufano 
C^ñ^fOIrto fiero , y con ^cléi»ó eíi -ntóió-' "^^'^ 
LoíMsftyds cbn^Scair^^^elfo* vliií^bii^'^ T 
Pero los castellano» le ^(suciéron, 
y en campo ^4e'befi%l la M. trocado . ' .1 
El salón á las fjWftst-destí nadóle ) 

Huyeron los J0^i»|ce8rTfb)tiif. cteño: .. u A 



dby Google 



194 
Coa sus desjg^as attiüefitó to téiot 
La desesperación }é l^zo valiente^ ^ 

H3 nada le i^alió» Dé nuestra géate 
Gonzalo éé'^ártó por mas osado, y * A 
Y él solo sobre él Key se echó aM>jfado« ^ 
La e^dá' Kr arttacb' ^1 fuerte braia, ' ' 
Para Imponerié él afrentoso laKO ^ 

De una oidcfná i ihléntras Sancho dice ' 
Qué castigo prescribe al infkfíoe. 
La confuálon que eécttchas ^^erá f^an» ■ s 

De la que^neÉbo'i Alelr, de rt^twtek 

jMí Rey pel^ftf ^ y tardo en su soicdffo! ' 
Cruel me tíé^ pero á su auicllfo corro. 
fMaa^^yeol f AlisaíRMof tn^adenaiol 
¡ £1 rostro ^^ mi fley des%tiiado t 
\ RendiUo: tiene con deifhMy indertol 
¡ O quién por libertarle k¿bí¿ra: muefto ! 

' ESCENA III. 
Xw de, ¡a^ anUfiof^ , y . AtMAUsoa 4if armada 

y guardado, par mpa^ éj^ ^ castelhpot. 

Del castellano \r0n($ador seguid*,' 
Cargado de cadenas y vencido^' ' - 
Abandonada: lié nú mama^e^t«. 



dby Google 



^95 

üt corafon iin ta vigor so tienct. 
Bel inmeosi^ peligro ea que me hallOf 
iQuUn jne defenderá! 

ÁLBK. 

Tu buen vasallo: 

Aquel Alek > aquel honrado y tmce: 
Aquel que por lesd. aborreciste: . . 
Aquel) cayo coosejo si siguieras^ 
En can funesto lance no te vieras. 

AtMAXOli* 

¡Qué oigo! {quémiroj ¡tá! |ttt roe defitndes? 



|Pues quién «ím im km\^. | Pues qué, pteundes 
Te sirvaa oa I04 lances . peligrosos - • 
Los viles lisongeros^ ios 'medrosos. 
Que .ea |teinpQ# naas felices te sigui^on^ 
Quando solos placeres advirtiárool • 
No , no ^fior. Los hombres sem^aates 
No sirven en los lances itaportdntes: 
Tu fausto y tus mercedes deseaban, . 
Quando en delicias suaves se enobriagaban» 

De trodiUas* 
Aqui estoy yo : te bastara mi mano 
Contra todo «1 esfuerzo castellano. 
Ven conmigo , señor : me determino 
A abrir por entre todos un camino. 



dby Google 



. a96 

levanta < Alele ^ vasalla • verdadcre. i t^ví- 

¡Qué tarde te conozcoí Tenel fi«í© . ííÍv ) , 
Inútil brazo ; ya no vale el brio, 
Deten el tuyo , pues detengo. '^«l.^nno.^ • 'I ■s'^ 
En vano:"Sw!Cho 'cíasttgarme. kitQnté: í ' ^ A 
Ninguna de sus furias méwnwkreat^í if>t.^,/A. 
Llegue , convoque •todo su . ^espectu):- t 'i'^ >A 
De todo triitafará mi^ 'regio Ipecho.^ ^ laj n^ 

^Cónw? , sflfic» í la Qorte casf^llaiia ^l^^¡ 
Ardiendo en iras^ y k en. venganza ufana^ 
Eñ iorvof ^. Den iSanohé tiQnmEecixiai c^ ^^^r'fj 
¿Qué estrdda librai^ ^eoaaiígus^a vida! ^ -T 

No ippkMTO yo^ el :fawor ?d« las e^rtHlts; 

Mi pecho >es superior á ^ todas i el las. ^? 

No teaias.gue; me acabeieo iaprifído '' 

La cárceLv 'Oi^'Veivno xs^j^ suplicio: <- "^ 



.'■\ 



Yo me libertaré. 



c v'3. 



•fi- :. -. / 



dby Google 



(297 
5 . E S C E N A I y. 

Zóf d$ ¡h^üf^)eri<k i *is cowoBáA ¿ntr;& suf da^ 

mas que lAsitnfún ^én iMa'má , y DOrí samchO 

conteniendo á' ht cá^UÑanos. * '"* 

Callad ,.. júneos :".- H*. ^ :,-^> .. i :..-•■ . ^í--. i 
Suspendeclj e¿?ri^i^i-«OB golpes feoe . ^^i 7 
No se ^Mchttii aterj^sotüj glürioüosr r J ^ 
Huyeron ya ios moroá taa mediosos, ; r . ^ 
Que soJlflieaiaLíAlnMwisqf. 1/ <- ; r ^ t;, .» 

UN CASTEIXAVO. 'J' i C 1 

El moro huya^ ,^ • '< . 

Pero pague su error l^-mȇte.^ym -y , 4 

Sí 5ruestro '.aiiH)e^ m»«^co, ':sv «J:€oadado >: 3 
En Sancho tiene un /Stberano amado. 
Si en mí fundáis ^oesiraespeíAnza ;y'glór&^ T 
KuDca podréis, echaf de la meincri» • • > 
Que su p^d»o «e. dio itíenio alimento. C . 

Si esto no {s»t»^v y^^wuestto atrtri|Uieiito ¡^ ( 
Los lji»^.pQsafei.^ueiprescPifco^ i í:^. 

El primefo ^^e quka el Jtwata altiva . • P 
Abance con la espada ^ conddei^ .i >' 
Que no la ha de tocar » si antes no hiero 



dby Google 



;«98 

A su sefior y duelSo : á Don García. 

{ Qué mano babri en Castilla tan impía ! 

¿jQü^ ca?t^i)o habr^,, como ¡^ ^eni ^ v,'\ 

^ <)t)|eti no esj^nte t9& jatros k^at , . t,...» 

Si sois vasallas míos, d^«ch¿ij|l8. . , 

Esta es mi madre : aun vive , respetadla. 

Yo de Almancór o]rdeóar¿ el castigo. 

Líi ingratitud ^on que, fingido- amigo, * 

Quiso abusar de ira amigable trato, 

( Lo aleve oivido., pera ftaio inglnco!) 

Es delito mayor que la malieia ' 

Que fomentó en su pecho li codicia. ^ 'y 

Pero á mi nrádre^^i^ ^ ^ '^*^ 

CONDBSJk. •■ V ^ - '• • 

Md, ya iRy.«s pósiUe - 

Que tal nombre meresca : fkra horrible 

Seréii tuy ojds , y á Castill» ^tera* 

Ti( .hijd ^y :. tu hijo te venera* 
Quando te mira, ^olameAte veo 
Tu carácter ^ y no tu cTiroein ieo^ 
Y si i.yenigafme finra ínex^imble, ' ' 
Sin remediat tu error v fuera ciilpab4e» 
Tu culp^ jr mi venganza «era justo 
Que pague M, mora i^eve. 



dby Google 



AtMAvmém. 
No con «nsto 

Escucho tu amefiíta; pero «di^te 
Que tu midre te qti«0' cHir la mtíenet 
Ella merece tu rigor ^ Gurda. 

ooupatA. 
No son las ansias dr It muerta tnífly 
No son mis sustos 5^ temordimlentos 
Los que llenan de horror estos mdliieiit<^' - 
Tu ingratiMd horrend»' y titania^ 
Que procara irritar » oii GáfcfHf 
£s mi mayor tormento : > es quién osado 
Me arranca y rompe el coraáon* rasgado^ 
El crimen que insensata he cometídd, 
¡ De quién si^io de tí^ ffté per^tadido I ' 
I Por quién lino de ti j ¡6 monstruo inghité! 
Falté yo á mi yirtud y mi recato f - 
j Al vínculo sagrado, qúanto tlettio, ' " 
Que á Sancho unía con mi amor materno! 
De todos mis deüros fuente ha sMo - ' 
Tu amor con mi pation correspondido* ' ' 

ALMAKZOIU 

Nunca :te amé: tu amor solicitaba, 
Porque al supremo mando- conspiraba. 
Si al verte me prendé de tu hermoéúrá, 
Poco duró, iwrque et amor no dura ^^ - 



dby Google 



%9o 

En leves cofltingeqffi^'jciaiientado. 

El tiempo, que con brío denoclff^» //f 

A mi ambicio^ in^enío^ iRMWiwl» -? f !> . í 

Contra 4a '^^rdcí Gafete ptristei; r. * -i > 

Digna te halle .éeWío|riy.^i(íeijiei^«*#|i r.:;^ 

Mas luego que cediere ^v£«(iste objeto 

De mi djp^ji^QJo.^ .o^<WQ.D : . / i .; . .':' 

Sí, Y^l^fim: -/> •-■.?• '• • 'Mi s;,> '. f 

La muerte fB^¡:Adel4atft.eie sévo». >v^ ' > í' 
Lenguage hor^ntado) dtd infame! m<»*Q. o u? ^i 9 
Al Qtlp ,vi^ador3C0o<w$í9<> td#ifo. . i ti 
y pído^^j^. dftftQga ^STÍgoreS' ^ ;. , f ; ! 
Contra 3(iieA(.9)^ i«íspii^ Uuitos bo»r0re& . i 
Abrase (,jdl^ i) nauftyoixie ta maoo ' t 
^Mwfty^ 4ynww5«r; pague el itktóO ^^ j 
Mi colpa *.ílQS,.peUgr|5sderGarcta, ^ ^' ,. f 
y el sustO:, ^^r^i^^ $^ ,c«ita impía; ^ j 

PerejqatY ^. ^la^iiÜe eo.toda Bíjiafia. > 

Ayuda, 416 enfilo I Ja gu«nttca» safit *! 

De San^p.yfiias.. glpriOítft dófceijáktit^s 
Contra África felices y.,yaÜentcs. 
y tu, sin^^}ue mi culpa mas te irrifie, :, ' 
Permite, ;S^cfeo. n»io , ííy pewaiter ' r • í 
Que ^JaJi/>. mi9 'al - leff^rv) te^ llwne, í* ; • •• /i - ' 
Yo quisi^fA iH^ar- |BÍj cii^pa. iofafne < o ! 



dby Google 



5Pi 

G6» 'Sffágre de hú» Veftas; ^No me basta * ^'* 
Del llanto mió la corfiefite vasta* "^^ 

Dexa, Gatola í qoe tú'tvot tuíbaáá... * 
Pero siento* mi fuerza ya adibatía. ' ¡' -' • 
La dtl vefteflo orece. ¡Ay mi Qd^cia! • *^ 
j Me ^eídonas? . . ;.t <-*' 

I Ay madre t ¡madre mía ! ' " ^^ 

La duda me ater gtlcnza. Mas me afKjl). 
Si fuiste-ttialtt' madre ,^ soy feueff'^híjiy.- " í= * 
Tu mano , que el veneno ha prepai>ad<y, ' i ^ 
Rendido beso , y á ew* póes postrado. . . 
j Pero qué miro? ¡mi mano a^r^ia^lftílJ! '- ^ '^ 
¡ A los pies de> mi madre óoa la espada! 
Toma mi acero tá : ya me ha 19IíifWo#> ■ ;^ 

• GOKXAlO* ^ . ^ í'í • t 

Eso es , señor , á tu virtud debido. 
Olvida que «u -m»dre futí tlratiá:''' '' ^' i 
Acuérdate que^ es madre y SoberaMi, ^* 

Y dale ese consuelo* Acude prestdi. -. ^ '/ 

commSA. 
Ya Ite^ de^ mi vida el ün^ fiHtéííto.; i ' '• 
Escarmienta de amor Stf (iurS^; aeiagO :^ ^ ' 
Con gusto -empieza , acaba coií estrago. 
ReynaíiílfiK, tú y SíartcHé. ^El «ieto ^cltída ^ 
Para lauros l«iÉ'>«fiaf-dé'W ^^iduti itua^ jí'.Í 



dby Google 



3^2 

A IKof 9 mi Stncho! á Diot! m eitfi,mtutr 
Mi corason, al ciioieB atrogaot^t 
Cobarde d^nbla en ette pecho mió ; 
En miedo vil se coavintó mi brío. 
Un negro horror , reocor y cruda amarle 
Me quitan el hablarte, y aun el vccte. 
Muero entr^ tantos y fas graves males 
Como pueden lu furias infernales. #• 
Mas ya... No puedp articular raa#n^ 
En medio de horrorosas confustOMíS* 
Espiro... 

BAW&íOé 

Ta mutióf {Cielo divino! 

A Aimantmr, 
En ti vengar mi ofenae determino : . 
En un suplicio acabarás la vida* * 

ALBK* 

I O Sancho! tu virtud esclarecida 
Venere en él' aqttel carácter regio 
Que logra en,' todo crimen prlviiegiot 

AUIAKSOIl. 

Dexa, mi Aiek, que Sancho me amenacen 
Asi su débil pecho aetisface. 
Y porque el mto altivo nunca pueda / 

Temblar, ni 4 sos rigores fieros ce^j 
Este pufial me librará de todo» 



dby Google 



30S 
I Cómo Almasser?' 

AUTAMSOIU 

Garda, de este nodo: 
Mo creas f^ en los braios de la muerte 
Me espante, al me ablande, ó Saacho, el vene» 
Me aplaudo en el delito cometido : 
Solo siento el mirar ao se ha cumplido 
Mi idea contra ti^ pero pues muero, 
Ya que no te inmolé con este acero, 
Por dura suerte del injusto hado, 
£n mi pecho estará bien empleada 
¡ Oh , si mi sangre al acabar mi vida 
Produxera torrentes de la herida. 
Que anegaran tu Corte y tu Condado! 
Pero mueroi Los cielos te han vengada 
Espira en manot di jílik. 
OAaciA. 
I Qué es estol 

OOKZALO, 

Tu inocencia ya guardada: 
Tu madre por los cielos castigada: 
Castilla preparada contra el moro^ 
Y yo, sefior, que tu virtud adoro, 
Dando mil gracias al divino Cielo, 
Porque ayudó mi siempre firme zelo» 



dby Google 



80* 

Le premiaré. Tu cuida por-mbom. \ , * ^ 
Bel cuerpo de mi «^ madre y mi sefiora : 
Y que Alek á su patria c^dufido^ 
Logre el preHiio á su mérko debMo* 
Venérese eo castigo ttan s«rero 
fil brazo de ios cáelos josticieco* 



•> L 



. Y 

T 



iiU C . 



iz^oby Google 



NOCHES LÚGUBRES., 

IMITANDO EL BSTItO BE Í-AS Qürp 
ESCRIBIÓ EN INGLES EL DOCTOK 



Tomo IIL 20 

^ Digitizedby VnOOQlC 



• Crudeiis ubiqui 

Luetuff ubique pavor , et piurima noctisimago. 
Virgil. En. ft. V* 3Ó8. 



Digitizedby VnOOQlC 



■ 3°? 

Auti guando no nos^ hulees fi ^ae* 
Jado^(4rp fnoKMrmnt^ d^l céhbr^ Ca- 
dahalso que el de las NcH^e*- lúgubre», 
hasiaba para acreditar su singular ta^ 
Unto , y por lo mismo creo se le haría 
un agravio manifiesto si se las priva^ 
se de la luz pública. Animado de esl- 
ías reflexiones , las presento en el ej- 
tado que laj dexó ^ persuadido de que^ 
concluidas , hubieran excedido a las de^ 
mas obras que produxo su claro inge- 
nio 5 porque la sublimidad de la inven» 
cion , lo patético de las expresiones y 
lo enérgico de su estilo , iníeresa á to^ 

dos : solo el haber imitado al famoso 
• • • 

Digitizedby VnOOQlC 



3o8 
líoung le carona de elogios. La lectura 
de las rtmmas noches acreditará mi 
ingenuidad y deseo de servir al P(í¿/í- 
co i de quien espero reciba con agrado 
mis tareas ^ dirigidas prínc^ídinente ó 
tomplacer á los húnéré$ de letra , y 
de buen gusto. 



,\^- 



i ,. \' ■ 



\ i .'::■' ) * ) 



Digitized by VnOOQlC 



J09 

NOCHE PRIMERA. 

TEDUTO Y UN SEPULTÜMaiO. 

XXÁLOGO. 



-i j ^^fué noche! La obtcofidad , el «Iciido 
IpAvoreso interrumpkio por Jot Janéalos ^«e 
se oyea en bi vccMa cárcel ^ completan la 
tristeza de raí cofuon : el Cielo también se 
conjura contra mi quietad , si algiins me«4ue«* 
d^ra : el nublado crece : la los de esos relám* 
pagos. » • • ¡-^ué lK>rfoctoeal Ya truena c cada 
ttoeao es niaym tque -el-que^le ^antecede , y 
parece, predoeir otro mas. cruel* Si suefio, 
duke 4Qttrraioí en las fatigas^ de los' homlMes, 
se turba : el Jecho.^ conyugal?, teacro de deHI^ 
das ^ la .cana' en que se cria la ^peranaa de 
las casas ^ la. descansada cama de los ancianía 
venérateles ^ todo, .se inunda en llaoto. , . todo 
tiensbla. No }^ay bombre que no se crea mortal 
ei^ este iottaüte. . • Ay^ si fues^ el* élcimo de mi 



dby Google 



vida, ¡quáii gratn sería para mí! ¡quán horrible 
ahora ! : quáo hor/ible i Mas lo fu^ ^ día , el 
triste día que fué causa de la esceoa ea que 
ahora me hallo. 

Lorenzo no viene:'} vendrá acaso} ¡cobar- 
de! 2 Le espantará esie aparato que naturaleza 
le ofrece I No :t4 H) lnterk>r|d«i mi corazón. . . 
¡quánto mas se horrorizaría! i Si la esperanza 
del premio le traerá?, si^n .dnda* . . el dinero. • ^ 
¡ ay dinero, lo que paedes ! Un pecho solase te 
b^ rfJsistfdo« . • ya no existe. • * ya tu do^tninio 
es* absolueiK . ; ya no ^xtste el solo pecho oque 
ie tehe resistidlo.. Las/ cU>fescan a1 caer. . ¿ 
fsta es. la hora> de eita para Lotenzo. . « ¡Me-* 
mortal >^ tiitte Jiimnorta i | cruel memoria 1 mas 
tempestaátt formas. en mi alma q«é esas nii** 
bes en el ayre:: También eisca es- la hora en 
que yo soibi pisar esüas mismas catíes'en etrol 
tiempos liuy .diferentes de estos. \<Quáfixi^e^ 
ffiM^esI dc^de aquellatáestor todo he mudado 
40. el mundo.; ttído> naeaos yoL ; 

¿£t será «les X^renzftj.aqaeiinnkiz' tremola 
y triste que ^escubsalsBuya será. ¿jQuien skto 
^r, y en este lance *, y por tat preipio;: saldría 
dei SM «asa? él es. El roscro^^páliklo., Maeo^ 
^cip^, barbado, y temercvo f el teüidon y- pí^ 



dby Google 



eo que trae si hombro ; el vestido lúgubre^ 
las piernas desnucídíS v '^^ P^^ desoalcos ,'que 
pisan con turbación v t^o ^^ indica ser Lo- 
renzo , el sepulturero del tem(»lt> ,' aquol t^l> 
to cuyo encuentro k<»rrotíxiria á quiea ie vie- 
ae« £1 es , «iti 4uda : m aeetct : ^esMoUéfeo-* 
me , y le ensefio mi Itit. Ya llega. ¡ Lorenzo! 
¡ Lorenzo! 

ftonniikow 
Yo soy: eumpti mi psflabfa : tumple» &})•• 
ra tú la tuya : ¿el dinero que me prometiste! ! 

.' Aquí está; V. f tétsdréi «alot pera f>^08eguir 
la empresa conior melif has oflfecidoi < ' - 

' LOlt'RNZOé 

Si ; pOfque tú también pigfts ol crtibajo. ' 

TSlMA'rO/ 

Interé^s , ¡ihrfto móvil del coraza huma- 
ík^t Aqui tienes et dinero que te proriieti. ¡To-^ 
do se hace fácil quando el. premio' es seguro! 
pero el premio es jitstó uifti vez ofrecido. 

LORXNZO, ' i 

\ Quán pobre seté , quando me atreví á 
prometerte loque voy S- cumplir!- f quán ta mi- 
seria me oprime! piénSftlTjí «ú : y yo. • • hateo 
haré ea :ltora«la; : . VanpMosi; 



dby Google 



3W 

|Tr«ii U Ilive del templol 

LOUSMIO. 
Si, MU. Ci» 

* I« 0odi0 et lia. <»b80uri y eipantosa* . . 

tORMISO» 

Y Unto que tiemblo , y no veo. 

TSMATO. 

.. Fue» déme la 19*00 , y «igoe : te guiaré 
y . te ei&NBMre. 

UHuaiiiO» 

: En treifiu y cioca afio9 que soy sepul- 
turero 9 lio dexar un aeáodia de enterrar aK 
guno ú algunos cadáreres , ntinca he trabajado 
en mi cAáo hm% .lAora cen horfor. ; 

T«P1AT0« 

. ; Bs que en ella me vas á aer útil : por eso 
teqnita el Cielo la fuersa del caerpo y <Mt 
(nimo. Esu es la puerta* 

MABUaO* 

t Que tiemble yp i 

;. , • TEDIADO.. 

Anímate» .. imíimoie. -^ - -t 

I Qué Ínteres tsok grande, te mtiete á. tantos 



dby Google 



3^3 

atft^mnieota! Páreteme cosa difitil de entender. 

Suéltame el braco.. Gomo me le tienes asi«* 
do con tanta faena , no me dexas id>rir coa 
ota llave». • Blli^ parece también testarse á 
«li deseo. •• Ya abr& • • /entcemos* 

LOKUlflíO.. 

Si , entremos ; {He de cercar por dentro! • 

IWUATOé 

i Mo : es tiempo-perdido, y. nos pudieran 
fjüt. Entorna soianente ]|i puerta , pbfqwt-^la 
luz no se vea desdo afuera ú acaso pasa algu^ 
no.:... tan infeliz . coino yo ^ pues de ocio 
modo no puede sef* 

' . e • LORÉtnSO* í 

Jie enterrado por mis manos tier^s loflosi 
delicias de sus madres 9 mozosj robustos, defr» 
canso de sus pad^r^ ancianos^ doncellas lier'« 
inosas , y envidiadas de las que quedaban vhr 
pasahombres en loüierte de su edad , y eo« 
locados en altos enrieos ^ vi^ost venerabhssí 
apoyos del estado. • . nunca temblé» Puse sos 
ca^y^veres entre otros machos ya' oorrúptos: 
rasgué sus testiduras en busca de alguna alha» 
ja de valor : apisoné con fuerza y si» asco sus 
£ó^ niiembros : rompiles ias'dabesasy fano^ 



dby Google 



3M 

sdB : cfibrilós d© i>a1w> , tscnh^^'pMnos ypfí-fí 
dre , sin que mi corazto palpitase. . . y ahora 
»1' piftr «stoé 'umhniBS , ^tna ica%o. . . al ver 
éi reáearo ide «sa láncfmr^ v m^ deslumbta ••. 
al 'locar esos márntoles:^ ^é^ y«lo;«. » ine 
avergüenzo do. mi -iflaqnesa^ aló ]a. refierlu é 
mis compalieros : sUhy sttpKran , harían mofa 
dé'im oobardiaf! . *^ ' ■' 

V- Mas: hariao' de mi'*4p8 mios al vtV tni 
vrQfGvIfsensacor^ ftqtié .{Mico%8abeirLv. ¡ Ah^ 
vm aarian-jtan lodieaos por sti difréia^ «orno yo 
aeria ncci^. e^ su eonoepco' poí 'mi fiasioit! i 

Tu valor me aliencaif! | Mas ay , nuevo es- 
pstíta! ^ '\ Qué >eK . aquéllo ? j jpt^aeneitr f»liittana 
tíede^ .a jCoctecrafonn^ boí aceneannls. «j» xitab 
fantasma ons^l^ ¿%ue« . ; ^^Qu^ aefá ^ovolfta-^ 
mes 1 xiiiitoti^s . ^d ealboah. «. no ^ dcaf^eifd ^:íeflfo« 
kflD p{>c;BsbrftierBas^^tMi'^au'n lioa^quetbou^.; 'Si 
;aaiHaDBaecvamosi al^u inAoT) vájgáooa |>af a /tuin 

. {Meob! vLo que te ^ espanta. es tu miMia 
aoáibra cgn: la= mk jy: que-mefin é^ 4»; p«pi^ 
f B> de «nuestros^ coei^pcís rospe^ *. dcn'aqtfiilt 
ÜODifara. Si «bomro mundos aboetase esos pro^ 



dby Google 



digiosos entes i quienes nadie ha visto , y 
de quienes todos hablan , serla el bien 4 el 
mal que nos traerían sietniíre inevitable. Nun* 
ca los^íie hfállado : los-' he buscado. 

LORSHSO. • 

I Si los vieras ! . 

Aun no creeria á mis ojos : jusgAta tales 
fantasmas monstruos -prodiicidos por una faa«- 
éssia llena t(e tristeza : |. fantasía Humana', i fe- 
ciii^á solo en quimeras , ilusionef y ^-obfetoi^ 
de terror! L»- mía me los ofrepe tremeinios 
•11 estas dircunsi^ncias. . . Casi bastan á apar* 
tarme ^de* mi empresa. ' ■ * 

"'.'•'' aORENtfO. ■ -^ 

' Eso dices^^porque no los has «"isto^ si loi 
^9t&s i temblaras- aan mas' que' yo. 

'TBDtAYO. 

Tal ve* en aquel instante vpero en el dé 
la rAflea^lofl me aquietara» Si no cuvlesie miedo 
de flialgsscar estas ^^ocar horas, lai mss ^re^ 
ciosas de íni vida , y tal vez las últimas de 
eila y!» contáta con gusto oosái capaííés de 
sose^rte* .v peFO dan las* dos. » . j <^ué Mk¿» 
nido tan tfUté el de esa c»i*^al Et tiempo 
urgp* Vamos , Loreno^. * ^ , .1 , ^ 



dby Google 



5i6 

{Adonde! 

A áqueUa septtltufa : si ^ á ibrirlt* 



¿A quálf 
? A tfMlla. 

-r - ^ ' , ' . • LO&Bm^ 

^ I A ^á1 < f á -aqueJla huoiilde y basa I 
Peitté i|ue qoecias abpr «gnel inMmmeato aleo 
y'.4Mt«Btt>so 9 doode. enterra ip<K»)6 días ha «I 
Dttqae dft Tausto ^ timbrad<ií<»' que babU si^ 
muy hombre de palacio , y segud $U9 críadM 
rale dix<^roii , había tienidO' en vida el manejo 
de! cosaa gtatKto .: f¡gitró*eiiief q^e la ckííosí- 
dad ó iotetoa/ te llevaba á ver: ú eocontoibM 
algunos papeles ocitlloa ., que tal vez se en- 
llrrasea «eñsu.xuerpo. He okio , ae sé don« 
de , que ni aun los muertos están libres de las 
swfiecha» y aun envidias de^ los coftiB^aaAs. 

f TaoiATO« . . » 

-., Tim despreciables son .paca mí mnecc^ 
€«109 tetros ; «n el sepulcro^ como en el 
liHtndo ^ fodcid^s , cetmo- triunáuitu 9 llenoa 
de gusanos , coma rodtadns: de adoladorea^ • • 



dby Google 



3^7 

Mo me distraigas. • • vamos , te digo otra ves, 
á nuestra empresa. ' 

L0RBN20. 

No : pues al túmulo inmediato á ese , y 
donde yace el ñimoso indiano , tampoco tie* 
aes que ir , porque aunque en su utiierte no 
se le halló la menor parte del caudal que se 
le suponía , roe consta que no enterró nada 
consigo , porque registré su cadáver : ao se 
halló siquiera un doblón en su mortaja» ^ 

TBDIATO. 

Tampoco vendrie yo de mi casa á su tum- 
ba por todo el oro que él traxo de la infeliz 
América á la tirana Europa. 

LOaSMZO. 

Si será ; pero no extrafiaria yo que vinieses 
en busca de su dinero. Es tan útil en «1 
mundo. • • 

TBDIATO. 

Poca cantidad , si , es útil , pues nos ali- 
menta y nos viste y nos da las pocas cosas 
necesarias á la breve y misera vida del hoot^ 
bre ^ pero mucha es dafiosa. 
X.0RBMZ9. 

¡Ola! ly por qué! 



dby Google 



3i8 

TBOIATO. - - 

Porque fomenta las pa$ioaes , engepclra 
nu^os vicios , y á fuerza d^e multiplicar de- 
Jitos , iúvterte todo el orden de la naturaleza^ 
y lo bueno se substrae de su dominio sin el 
fin dichiMO.. . Qon él no pudieron acranaír* 
me mi dkha: ¡ay! vsnios. 

tORBVSO. 

^Si^ fero antes de llegar allá, hemos de 
tropexar en aquella otra sepultura^ y se me 
eriza el pelo quando paso junto á ella. 

TBD1AT0. 

{Por qué te espanta esa mas que qual^ 
quiera de las otras? 

i4>Bitirze. 

Porque murió de repente el 4sugero que en 
ella se enterró. Estas muertes repentinas me 
asombran. 

.TBO14T0. 

Debiera asombrarte el poc6 número de 
«lla^ Un cuerpo tan débil como e¿ nuestro, 
agitado por tantos humores , cotnpiiestQ de 
tantas partes invisibles , sujeto á tan frecuen*- 
tes movimientos , Uene ^/^ tantas inmundicias, 
dafiado por nuestros desórdenes » y lP ^^^ ^^ 
mas 9 movido por un alma ambiciosa , envidio- 



dby Google 



3?9 

^^ i ve^»tiira,incuDda^ cobarde y es^^lavs 4e 
Untos tiranos. . , ^ qué puede durar ? ¿ <^óiiio 
puede durar? No sé codio vlvlmcf;. !No auoi^ 
Gampaüa que no rae parecca t<»3ar á muerte. 
A ser yo ciego , creería que el color ^oegro 
era el único de que se visteo.. . . i Quántas ve^ 
ees muere un honobre de un ayre que -no 
Jia movido Ja trémula llama de una lámpara? 
iquántas de un agua que no ha moj:i$io 1%^- 
perfkie de la tierra! ¿quántas de un sol qm 
no ha entibiado una fuente! ¡Entre qu&nios 
peligros camina el hombre el coreo trecho que 
hay de la cuna al sepulcro! Cada vez que sien* 
to el pie , me parece hundirse el suelo , .px9r 
paráa^ome una sepultura* . . Conozco dos ó 
^es yerban saludables. .. las venenosas tío tie« 
,nen numero. Si ; si • . el perro me aeompíifía, 
«1 caballo roe obedece , el |umento lleva ia 
, carga. . , ¿y qué? El león , el tigre ,:eMe^ 
pardo ^ el oso, el lobo é ¡numerfibl?s. otras 
fieras nos prueban nuestra flaqueza deplorable 

I^ORIKZO» 

Ya esttfmos donde, deseasw 

TaoiA^t>« 
Mejor que tu boca me lo «etica mt corar 
zQü. Ya. piso ia ioaa que he zegado Uat^ 



dby Google 



320 
veees con im llanto , y benido timtat vtow 
con núí Itbios. £sca es. |Ay Lorento! has- 
ta que me ofreciste lo que ahora me com- 
plet , ¡ quáotas tardes he pasado junto á esta 
piedra, tan inmóvü, como si parte de ella 
fuesen mts entrabas ! Mas que sugeto sensible^ 
parecía yo estatua , ensblema del dolor. Entre 
otros días uno se me pasó sobre ese banco. 
Los que cuidan de este templo, varias veces 
me hablan sacado del letargo , avis&ndome ser 
la hora en que se cerraban las puertas. Aquel 
día olvidaron su obligación y mi delirio : fué- 
ronse , y me deziron. Quedé en aquellas som- 
bras rodeado de sepulcros , tocando imágenes 
de muerte , envuelto en tinieblas , y sin res- 
pirar apenas sino los cortos ratos que la cob« 
goja me permitía , cubierta mi fantasía qual 
si fuera con un negro manto de densísima 
tristeza. En uno de estos amargos intervalos, 
yo vi I no lo dudes , yo vi salir de un hoyo 
inmediato á ese , un ente que se movia ^ res^ 
plandecian sus ojos con el reflejen de esa lám- 
para , que ya iba é extinguirse. Su color era 
blanco , aunque algo ceniciento : sus pasos 
eran pocos , pausados y dirigidos á mí. • • 
Dudé. • • ipe llamé cobarde. . • me . levanté. . • 



dby Google 



y ful á jSQCoatrtf le. • * el buho proseguía > y al 
k .« tocarJe yo , él /ii ral : óyeme.... 

I.«»R«N1¡0. 

2<2<^ hubo pues^ 

TBDIATO. 

óyeme*., al ¡r á, tocarle yo, y el hor- 
roroso buKo á roí > en aquel lauce de tanta 
cMfusion. .. apagóse del fodo la luz. 

X.0RPI9S0. 

iQu^ dices ? 2 y. .aun vives { 
f ; ?^Bp^ATO. , :i . . 

Sí: y con. grande atención...* . 

- ' xx)asNZO. 

- £0 aguel apuro ¿qué hiciste? ¿qué p^diftehaceil 

j- TEWATO. 

, Me inaa^uve en pie, sín^querier perder el 
ttcreiH» .^oe había ^ganat^o. á ico^ta.de tant^ 
ar.rojary, val^»t}9 2 eraiqyierpcv X4as .docérae- 
<ian qtianido .$e , esparcid, la .$ibscujfid$4 -pflr -el 
ternpki : oí la- qna. . ., las d<?6... ^jlas ;Uft$. . » 
U^ quatro — £J>mpr«i h%^ien4o el qid^ e| , a>l&- 

LORBNZO. . -jíitf,';.: ., c v 

2 Qué oíste \ ac^, .qi^e me extremeces. 

.sjfóil* Jl«í(we^ií^ (.rem^taqiili^ oPit3lo#í0» 
Tomo lll. 21 

Digitizedby VnOOQlC 



3ia 

Procurando tentar, conocí ijne el cutrpa dd 
bulto huía de mi tacto : mis dedos parecía» 
mojados en sudor fría y asqueroso ^ y no hay 
especie de monstruo por horrendo, extrava- 
gante é inexpHcable que sea, que no se me 
presentase; Pero { qué es la rason humana , si 
no sirve para vencer á todos los objetos, y 
aun á sus mismas ^aquezas! Venci todos es- 
tos espantos i pero la primera impresión que 
hicieron j el llanto derramado antes de la apa- 
rición ; la falta de alimento; la frialdad de ^ 
la noche , y el dolor que tantos dias antes 
rasgaba mi corazón , me pusieron en tal esta- 
do de debilidad , que caí desmayada enet mis- 
mo hoyo de donde habla salido el objeto ter- 
rible; Allí mr hallé porla mftfaáa^^n brazos 
de muchos concurrentes pi&d^os q«e hablan 
acudida á dar al Criador las alabansat ,'y can- 
tar los himnos acostumbrados. Lleváronme é 
mi oasd , de donde volví ^hi breve al rinsmo 
puéstor' Aquella raismn tarde hice cofidtimieá- 
to contigo , y me proihétíste lo que ahou 
vas ¿ finalizar. "^ - • 
- * ^ n t .--. ■h.x ^^BMb. ■ ^ ^"'''' •' ? «^ 
Pues esa mism»^>fattí^%ché menos en ci^ 
•a tpoco'^fe Impoé^rA lo^e-^^'i cfeciéte; 

Digitizedby VnOOQlC 



3^3 
pero para mi es el asunto de mas importan* 
cía ) eché roéooa un mastín ^ue suele acom^ 
pafiarmé, y no pareció hasta eí dia siguien- 
te. ¡ Si vief as qué ley roe tiene ! Suele en* 
trarse conmigo en el templo , y mientras ha- 
go la sepultura, ni se aparta un instante de 
mL Mil veces , tardando en venir los entier^ 
ros , le he solido dezar «chado sobre mi c^ 
pa , guardando la pala ^ el hazadon y demás 
trastos de liú oficio. 

TBD1AT0. 

No prosigas : me bosta lo dicho : aquella 
tarde no se hizo el enfierrp ; te fuiste^ el 
perro se durmió dentro «del hojro mismo. En- 
trada ya la noche se <lispertó , nos encon- 
tramos solos él y yo en la Iglesia ( | mira qué 
causa tan trivial para uo miedo tan fundado 
al parecer! ) no pudo salir entonces, y io eze^ 
ciitarta al abrir las puertas y > salir el sol^ k) 
que yo no pude ver pot causa de miqcies*^ 
mayo. 

• ■' -* LORtHZO.''. : .. '■ 

Ya he empezado á alzar la losa de la tum- 
ba :' pesa >mfinlco. ¡Si i^erás>ceift>elbi:&ltu(tia- 
dt% \ ain^/OA caiHío Ie.4ieiies qa^nd^ pát^wer^ 
le pasas una noche tan dura... | Peroiel jduo^ 

• • • 

Digitizedby VnOOQlC 



3H 
de hijo! mudio merece un padre..* 

TBBIATO. 

¡ Un padre ! \ por qué ? nos engendran pot 
SQ -gusto j úQS- crian por obligación ^ nos edu* 
can para que^ los sirvamos ^ nos casan pnra 
perpetuar sus nombres $ nos corrigen por ca- 
prkh<» ; nos de^eredan por injusticia ^ nos 
abandonan por iricios 8u>os (*). 

LORENZO. 

Será tu madre. . • . mucho nos debe una 
madre. 

TBDIATO. 

i Aun menos que el pttdre. Nos engendran 
tambiea por s^i gusto : tal vez por su incon* 
tineoca:. aos. niegan :el alioi^nto de }a leche 
que natural esa Jas di6 para ^ste i^nioo y sa^ 
gñaáo £n s. nos Vician con su mal *exempIo> 
AOt saeri£cao 4 aus vatereses,: «os hottatt las 
oiriciaa ^iie inos ;deben.^; y lastidepodtan en- 
m^ípenro ó mt^uñ pealara' y * ■ ' . " '•" 

LORfiNZO. 

¿Algún hermanONttayo te fué tan unido 
Utvwaiaf i^mirfs ^i'^'d^^ mitntQ méth ios f^ 



dby Google 



3^5 

que vieaes á vrsitar sus huesos ! 

TBDIATO. 

c I Qué herinsoo conocerá la fuerza de esta 
voz ?■ Un afio mas .d& edad ; .a]guna«^etras d« 
diferencia en «i nombre^; igual esperanza de 
gozar- un lMea< de dudoso derecho, y otra^ 
cosas semejantes , imprimen ul odio en- los 
hermanos , que parecen fieras de distintas es* 
peeies , y no frutos de un vientre misiiio. 

LORIINZO. 

Ya caigo en lo que puede ser : aquí yace 
sin duda algún hijo que se te moriría, en lo 
roas tierno de su edad. 

TEDIATO; 

¡Hijos! [sucesión! £ste , que antes «ra uq 
tesoro con que naturaleza regakba & sus fa<* 
voreddos , es hoy un azote con >que no ^ de- 
biera castigar sino á los malvadoSr >' / 
-. I Qué es ^n hijo? Sus primeros afios*^\ 
un retrato horrendo de la miseria humana* En- 
fermedad y flaqueza, estupidez y iBQlWtla y as- 
co.... Los siguientes años... un dechado de 
ioa vkioa de los. brutos , poseídos en alto gra- 
lio... luxuria^, giü»^ inobediencia... mas ade- 
lante un pozo de horrores inferaaies^w^ .-aoi-i 
bicion , soberbia , envidia , codicia , venganza, 



dby Google 



3>6 

traición y maligmdftd ^ pasando de ahí... ya 
DO se mira el hombre como hermano de los 
ouos 1 sino cómo un ente supernumerado en el 
mundo.. Créeme^ Lorenzo ^ créeme* Tít sabrás 
como son k)5 muertos , pues son el objeto de 
tu trato... yo sé lo que son los vivos... En- 
tre ellos me hallo con demasiada^frecuenda... 
Estos «os... no... no hay otros.... todos i 
qual peo4r.«« yo seria peor que todos ellos si 
me hubiera dexado arrastrar de sus exemplos. 
tORsmo. 
¡ Qtté quadro el que pintas ! 

teDiato. 
La naturaleza es el original : no adulo ^ 
pero tampoco la agravio. Mo te canses ^ Lo- 
lienzo ^ nada significan esas voces que oyes de 
padre f madre) hermano, hijo y otras tales ^ 
y si significan el carácter que vemos en los 
que asi llaman , no quiero sen, ni tener hi^ 
jo , hermano , padre , madre , ni n>e quiero á 
mi misoioi, pues algo he de ser de todo esto. ' 

tOREN^O. 

No me queda que preguntarte mas que ana 
cosa , y es á ^aber , si buscas el cadáver de 
ai^itn amigo. 



dby Google 



3^7 

TBOIATO. 

I Amigo ? 2 He ) amigo ! ¡ Qué necio eres ! 

LORKMZO. 

I Por qué ? 

TBDIATO. 

Si , necio eres ( y mereces compasión ^ sí 
crees que esa toz tenga el menor sentido. 
] Amigos! ¡amistad! £sa virtud sola haria fe- 
liz á todo el género humano* Desdichados son 
los hombres desde el día que la desterraron, 
ó que ella les abandonó. Su falta es el ori- 
gen de todas las turbulencias de la sociedad. 
Todos quieren parecer amigos; nadie lo es.« 
En los hombres la apariencia de la amistad ¿í 
esi. lo que en las- mugeres el afeyte y com- V 
postura. Belleza fingida y engañosa. . . nieve 
que cubre un, muladar. .. Darse las manos y 
rasgarse los corazones , esca es la amistad que 
reyna. No te canses ^ no busco el cadáver de 
persona alguna de las que puedes juzgar. Ya 
no es cadáver. 

LORENZO. 

Pues si no es cadáver , ^ qué buscas ? Aca- 
so tu intento seria hurtar las alhajas del tem- 
plo , que vse^ guardan, en a%Ha subterráneo, 



dby Google 



3^8 
cuya puerta te se ñgara itt la losa que em- 
pieza A levantar. 

TBDmTO. 

Tu ioocescia te sirva de excusa. Queden 
en buen hora esas alhajas consagradas á la 
piedad ,v y trabaja con mus btio. 

LORW£0* . ' • 

Ayúdame : mete esotro pko por alli , ' y 
haz fuei%a conmigo. 

TBDIATO. 

lAsil 

Loasivzo* 
Sí j de este modo: y^ va en buen estado. 

TBDIATO. 

¡Quién me diría dos .meses lia que me 
habia de ver en este ofício ! Pasáronse mas 
aprisa que el sueño ^ dexándot^ie tormento al 
despertar ^ desapareciéronse como humo qae 
dexa las Damas abaxo y se pierde en el ayre. 
{Qué haces, Lorenzo! 

LORBNZO. 

¡ Qué olor ! ¡ qué peste sale de la tum- 
ba ! No puedo mas. 

T8M4tO. -^ •• 

No me dexes^ no me dexes^'-íiinígo. Yo- 
solo no soy^capaz de nmmttiet esta piedi»; 



dby Google 



3^9 

L0ABN20. 

* La abertura que forma , ya da lugar para 
que salgan esos gusanos que se ven con la luz 
de mi farol. 

TBDIATO. 

I Ay ! ¡ qué veo ! Todo mi pie derecho 
está cubierto de ellt>s. ¡Quanta miseria me 
anuncian ! en estos > í ay • ¡ ^Q estos se ha con- 
vertido tu carne I i de tus herifiOflfos ojos se 
han engendrado estos vivientes asquerosos! tu 
pelo , que en lo fuerte de mi pasión llamé 
mil veces no solo mas rubio , sino mas - pre- 
cioso que el oro , ha producido esta podre ! 
tus blancas manes , tus labios amorosos se han 
vuelto materia y corrupción! |En qué estado 
estarán las tristes reliquias de tu c&dáver ! ¡á 
qué sentido no ofenderá la misma que fué el 
hechizo de todos ellos ! 

LORENZO. 

Vuelvo á ayudarte ^ pero me vuelca ése 
vapor. Ahora empieza. Mas , mas , mas : | qué, 
lloras? No pueden ser sino lágrimas tuyas las 
gotas que caen en las manos. . • ¡ Sollozas ! ¡ no 
hablas! respóndeme. 

TEDIATO. ' 

|Ay! ¡ay! . . - ' ■ - 

Digitizedby VnOOQlC 



330 

LORENZO. 

{Qué tienes? {te desmayas? 

TBDIATO. 

No, Lorenzo. 

LORBNSO^ 

Pues habla. Ahora caigo eo quién es la 
persona que se enterró aquí..* ¿Eres pariente 
suyo? No dexes de trabajar por eso. La losa 
está casi Teocida , y con poco que ayudes la 
volcaremos según vemos. 4hora, ahora: ¡ay ! 

TBDIATO. 

Las fuerzas me faltan. 

LOItBNZO. 

Perdimos lo adelantado. . • 

, TBOIATO. 

Ha vuelto á. caer...» 

LOBBK!(0» 

Y el sol va saliendo , de modo . que estar 
mos en peligro de' que vayan viniendo las gen*- 
tes y nos vean. • . 

TtDtATO. 

Ya han saludado at Criador alguna$ cam<^ 
.panas de Iqs vecinos templos en el toque mar 
tucino. Sin duda lo habrán y^ executado, los 
páxaros en los árboles con música mas natu- 
ral y más inocente, y por tatito mas- digna. 



dby Google 



331 

En fin ) ya se habrá desvanecido la noche. So- 
lo mi coraíon aun permanece cubierto de den-* 
sas y espantosas tinieblas. Para mí nunca sa!e 
el sol. Las horas todas se pasan en igual obs- 
curidad para mi. Quantos objetos veo en lo que 
llaman día , son á mi vista ñincasmas , visio- 
nes y sombras quando menos. • . . algunos son 
furias infernales. 

Rázon tienes ) podrán $orprehendernos« Es- 
conde ese pico y ese hazadon : no me faltes 
nafiana á la misma hora y en el propio 
puesto. Tendrás menos miedo , menos tiempo 
se perderá* Vete ^ te voy siguiendo» 

¡ Objeto antiguo de mis delicias ! . » hoy ob- 
jeto de horror para quantos te vean ! \ mon- 
tón de huesos asquerosos ! ... en otros tiempos 
conjunto de gracias ! ¡ ó tu ^ ahora imagen de 
lo que yo seré en breve ! . .|*pronto volveré á 
mi casa 5 descansarás en un lecho junto al 
mto : morirá mi cuerpo junto á ti , cadáver 
adorado ^ y espirando , incendiaré mi domici- 
lio , y tú y yo nos volveremos ceniza enme- 
dio de las 4t la casa. 



dby Google 



35» 

NOCHE SEGUNDA.' 

TEDIATO, LA JUSTICIA, 

Y DESPUÉS UN CARCELERO. 

DIÁLOGO. 

I . , ' .... . > . 

TEDIATO* 

- í ^^ué triste me ha sido este día ! igual 
ála^ noche mas espan^sa^ me bá lleoado de 
pavor, tedio, Bflicxion y pesadumbce. ¡Con ^tié 
dok>r han visto mis ojos, ia Jua del astro á 
quien llaman benigno los que tienen él pecho 
menos 'opiimido que yo ! Si ^ol, )a cf^ura 
que ^dicen' menos iaiperfecra-, imógeo del Criar 
dor,-ha sido objeto de mi meiaooolia. Ei tiernt- 
-po q^ ha tardado ttt llevar sus laces áuotros 
climas:, me ba parecido toraiectop de ^daracioa 
^erna. .. ¡Triste. de mí! Soy el scJo.vivien* 
te á quien sas «rayos oo consuelan.* Aun la 'not 
<he , cuya tardanza me hacia tan insufrible Ul 
-^esencia del aol , ^es menos j^ustosa , porque 
en algo se parece al dia. .¡ No está tan obs^ 
cura como yo quisiera la luna: ¡ah luna! Es^ 
cóndete : no mires en este puesto al mas in- 
feliz mortal. 



dby Google 



333 

- ¡ Qué no se hayan pasado mas que diez y 
seis horas desde que dexé á .Lorenzo ! \ Quién 
lo creyera ¡^ f Tales, han sido para rol! Llorar, 
gemir, delirar... los ojos fíxos en su retrato, 
las mexillas bafiadas en lágrimas, las manos 
juntas pidiendo mi muerte al Cielo, las ro- 
dillas flaqueaado bazo el peso de mi cuerpo^ 
asi desmayado, solo un corto resuelto: mef^disi» 
tingoía de un cadárer. ,- Qué asusrada quedó 
Virtelio , mi amigo , al entrar en mi quarto^ 
y hallarme de esta manera ! ¡ Pobre VirteÜo i 
\ quánto trabajaste para hacerme tomar al^oo 
aliáiento ! Ni fuerza en mis manos para tomar 
el pan, ni en. mis brazos para llevarle á la> 
boca si alguna vez llegaba ¡ Quán amargos soa 
bocados mojados con lágrimas. . . Instante. . J 
me mantuve inmóvil* Se fué sin duda cansax 
do... ¿Quién no se cansa de un amigo como 
yo, triste, enfermo,. apartado del mundü^ okt*> 
jeto de la lástima de algunos, del menosprtt«<9 
CÍO' de otros y de la burla de mochos I {Quét 
mucho me dezase ¿ Lo extrafio es que meim-e 
mse 'alguna vez; j ; Ah 'Virtelio , Virtalio ! ípo« 
eos instantes mas que hubieses permanecido 
wioi te^hubieran dado, fama de ainigo vefda-' 
detto. j'Bera^ gué- te . serviri»^ , hidis(&iiK60i 



dby Google 



334 
en dexarme : también te hubíer» herido la mo« 
fa de los hombres. Dexar k na amigo infe- 
liz , conjurarte coo la suerte contra un triste, 
aplaudir la constancia del mundo», imitar lo 
duro de las entrafías comunes , acompafiar con 
tu risa la risa universal , que es eco de ios 
llantos de un n»isero..... sigue: sigue.... este 
es el camino de )a forxuna* < . adelantare á los 
otros. . . admirarán tu talento. Yo te vi salir. . . 
murmuraba de la flaqueza de mi ánimo. La 
aaturaleza sin duda murmuraba de la dureza 
éel suyo. Este es el menos pérfido de todos 
mis amigos. • . otros ni aun eso hicieron. Te* 
diato se muere , dirían unos ^ otros repetirían, 
se muere Tedtato.Be mi vida y de mi muer^ 
te hablarían como del tiempo bueno ó malo 
suelen hablar los poderosos , no como los po« 
bres á quienes tanto importa el tiempo. La luz 
del sol que iba falundo , me sacó del letargo 
cruel. La tiniebla me traía el consuelo que ar- 
rebata á todo el mundo. Todo el consuelo que 
siente tode la naturaleza al pa^xcer el sol, le 
senti todo junto üh ponerse. Dixe mil veces 
preparándofi^e á salir, bien venida seas, oo>« 
che, madre de delitos, destructora de la her* 
mosora , iaiágeo del caos de quft «üim6s : éur 



dby Google 



335 

plica tus horrores^ mientras mas dehsas, mas 
gustosas me serán tus tinieblas. No tomé ali- 
mentó : no enxugué las lágrimas : páseme el 
vestido mas lúgubre : tomé este acero , que 
será, ¡ay/ si, será quien consuele de una vez 
todas mis cuitas. Vine á este puesto : espero 
á- Lorenxo. 

Desengañado de las visiones y fantasmas^ 
duendes, espiriuis y sombras, me ayudará con 
firmeza á levantar la losa : haré el roboi . . el 
robo ! ¡ay ! era mia: sí, mSaj yo suyo. No, no 
1a agravio : me agravio : éramos uno. Su a]^ 
ma-, i qué era sino la mia ? la mía , ^ qué erar 
sino la suya ?« • * ¿ Pero qué voces se oyen ? 
muere : muere , dice una de ellas. ¡ JQue me 
matan ! dice otra voz Hacia mí vienen cor- 
riendo varios hombres. ¿ Qué haré? ¿qué veo? 
£1 uno cae herido al ^parecer... los otíros >ui- 
yen retrocediendo por donde han venido : h^s^i 
ta mis plantas viene batallando con las a^sias^ 
de la muerte. ¿ Quién eres ? j quién eres ? ¿quie- 
nes son 1^ que te' sigueD? jao respondes? ¡El 
torrente de sangre q te arroja por boca y por 
hei^id^a m^ mancha todio.,. esmue'rto: fta;es- 
pirado asido: de m» pierna. Siento pasos ¿ este^ 
OtfO^ ladiM Mudba geRie jMega '^ el.ápai^^ 



dby Google 



356 
)s de ser comitiva de la justicia. 

JUSTICIA. 

Pues aquí está el cadáver, y ese hombre 
está ensangrentado , tiene la espada en la ma- 
no , y con ia otra procura desasirse del muerr 
to, par^e indicar no ser otro el asesino: pren- 
ded á ese malvado. Ya sabéis lo Mnporcante. 
de este caso. £1 miierto.es un personage, cu- 
yas calidades no permiten el menor descMÍdo 
de nuestra parte. Sabéis los antecedentes de 
este asesinato que se proponian. Atadle: des- 
de esta noche te puedes contar por. muerto, 
iofame. Si , ese . rostro , lo pálido de.su s^oi- 
blaote, 9u tuibscioo , todo indica ó aumenta 
los iadicios que y&t teaemos... Bo: breve ten- 
drás muerle ignomioksa y cruel* 

TBDlATOr 

Taoco mas gustosa. . . ,por extrafio camino* 
me concede el^ Cielo, lo j^ue le. pedí ,dias ha 
con todas mis ver»... ' 

¡ Quil se;Complace Clin' 8tt di^lito! i 

TBPI4T0. _■ ■ 

-gvDelito! jamas le tuve. Si ieit^bfer* *»-^ 
nido y él mismo hübkra ^iá»j mb pémert ver*; 
dugo, lejos de coiaplacefoiei^ca^élS Ih> qu^m^ 



dby Google 



' 3S7 
es gustosa es la muerte. . . • Dádmela quanto 
antes , si os anerezeo alguna imisericonifa. Si 
ao sois tan benigno , dexadme vivir ^ ese será * 
mi mayor 'tormenta No obstante , sí atgona 
caridad merece un hombre que la pi<le á otro 
hombre , deacadcne un rato llegar mas cerca de 
ese templo , no por valerme de su^asilo , sino 
por ofrecer mi corazón ¿. .. 

JUSTICIA. 

V ¡Tu corazón en que engendras maldades! 

TSDIATO. 

No injuries á un infeliz : matad me sin 
afrentarme. Atormenta mi cuerpo , en quien 
tienes dominio : po insultes un akna qae ten* 
go mas noble. • . un corazón mas puro, . • sí, 
linas puro , mas digna habitación* del Ser su- 
premo , que el mismo templo en que «yo que-^ 
ría. . . ya nada quiero. • . haz lo que quieras 
de mí. . . no níe preguntes qui^n soy. • . , có- 
mo vine aquí , qué faada^ ^ qué intentaba ha- 
cer ^ y apuren los verdugos sust^hieldjMle^ en 
mi, las verás todas' irenddas por mi fineza. 
,\' ' '. -xusticia; : ^' ' - 

Ij^levadie aprisa ^/ no ^salgan al encuentro 
sus comi^fieres*: ; » ^ 
% . , .. /, . • -í-^ ' ' , ' ^ •- ;- - ^ < f ' ' 

Tomo lll. 22 

Digitizedby VnOOQlC 



y. 



53» 

TIDIATOi» 

Jamfi$ los ture : ni en la maldad , porque 
jamas ful malo ^ oí en la bondad , porque Jiki- 
f uno me ha igualado en lo bueno* Poc eso soy 
el mas infelis de los hombres. Cargad mas prisio* 
nes sobre mL Ministros feroces ^ ligad mas esos 
cordeles con que me arrastráis qual victima 
inocente. Y tá ^ que en ese templo quedas, 
únete á tu espíritu inmortal , que exhalaste en« 
fre n^is brsaos , si lo permi^ quien puede , y 
ven á consolarme en la cárcel , ó á desenga* 
fiar i mis jueces. Salga yo valeroso al supli- 
cio 9 ó inocente al mundo. Pero no ; agravia- 
do ó vindicado muera yo ^ í y «n breve I 

Su delito le turba los s^tidos ^ andemosg 
andemos. 

, TBDIATO. 

{Estamos ya en la cárcel I 

lUSttClAa 

P;oco Jaita. 

< TBDIATO.^ 

Quien encuentre la comitiva de la justicia, 
llevando ú uo preso ensangrentado, pálido, mal 
vestido , cargado de cadenas qitt le h^n pues* 
tot y de oprobioif que le dicen , ^qué dirá? 



dby Google 



lAllá va im deUflcútote, Protito le veremos' en 
ci rpadbiilo ; ^ii ' miierce seri horrorosa ^ pero 
sa|udi|b]e «spteUeolQ* Vt^ \9 jiiscicia : GMti«* 
guease los dsU^os *. arránqneose de la sociedad 
lofl^ qtie turban sq quíetyd ; de Je muerce de 
un mslvedo se asegura la vida de fnuohos bue-* 
nosw Asi iráo diciendo de* mi ^ asi irán dicien* 
do» fio V8Í19 lefidiria ^f áeocett<;ia; No me 
tréériao ^ si la jurárn /«i^e llamáran^ peijuro 
sobre malvado; Tomarle por- testigos 4le ni 
virtud é esos estros^ darien sir giro sin cui-» 
«krse del virtaos» ^ue padece ^ id del iidcuo 
511© critmfa* • . i, , . 

- ' IVSTK14. 

Ya estamos en Ift oirceh' 

TS0IATO, 

Sepulcro do'viyos , moredr de 1iom>r^ 
triste descanso en el caoiltto del supl^ , de^^ 
pósito de mlrtheíchores , «liv« sol pudrtsís 1 re-^ 
^)^ ¿ este infeliz "" 

r '• ■ ■ < lOSTlclA. - ' -''^ '•'■ *■' 

Este lipmbre ^df aso^ef^do i ni^e i# 
baWe : poeedte e» el csieboio of^ tpíí^tíidd^ 
y seguro ; dobisd el «óiiterto y (^so ^é Jos 
grtíios acQ^oiiibrs4osr tos^ iodiéiO^ ^ hay 
«msia:él son cMi>rev4deiite^ Midiátta s^ ié 



dby Google 



<340 
txftmhiará. PrepáMstfle el cormei^^> por si et 
can obstioado como imcuo. Bees respouabte 
dt este {>r«so ^ tü , «artetoo : fit acoosejo^M 
no le píetelas de vista : mirt qae la meoor 
compasioa que para coa él puedas teseí >es 
Cu perdicioa. 

.. fCDispásiea ydltujdei quidaf {^den» pre« 
«e qiM se me ^encarga?, No me eoóoceis; Afios 
ha que soy earcekiro ^^y eii el discurso d« 
eaie^ tiempo he> guardado Jos presas que he te* 
nido., «mío $í ^uasd^ra. ^eras. ea las jaulas» 
Pocas palabras , meóos alimento , oii^ttiía lis* 
tima , mucha dureza ,^ mayor castigo y con- 
tinua amenaza. Asi: me fiemen. ^Mi tíoz ^cre 
las paredes de esta .iCárcel res como el trueno 
pm^ moí^esit mfímbr^ á.;qulintos laoye&.He 
visto. Uegiir faftJDerOAM .de ) ^as las proviaM 
cÍMi Jbembffesii f«í«^es lo^.dkiacss y las ca- 
nas habían salido entre muerdes .y tokok .. Lo» 
soldados al ^ entregáfjnelos . se apJnudUn ma^ 
^e ,d% 411^1 ob9l«)|(«? que. hii^ieseA ganado; Se 
alegfftb^ ^■. deaerips;en'mia omoos ^ mas que 
si ide. .^I^j<i|acj^r^ -el ,: mas > picecioso cstqueo de. 
ana* pto^ #ítíada=niNchos hhís^síí. y^ todo est» 
90 ^G^fiSAfift^iy^ É jp«f¡ai ;jhQ»a de estíir..h«o» 



dby Google 



ffií ddmkb; han teiriblado'rlbs^liombres ait 

" Fittt ya queffaMaMgtttada , á Blos otra ines* 

iSt V étt: ifriUAfrsrcadeixi^ y esposad i cepo» 
«rgotli;, > iod6<3fcf^jecait. <^ n 

^ <Del«fite^ mi no se habhi \ y* si el cas* 
tigó no ibaista acertar te la boca v mordazas hay«[ 
;... ■ '.V ■.■''.'\: -.:taiiTATo; '-■.-- í • -y . ■ ^ 
iú lita lo fae gateras \ bi> abrké oiia labios» .« 
Seto la voc de'^tMi:}eorazoni';i. aquella voa-i^e 
^áetrai^ «t : firauHneiito , ¿ tótno^ áac < i^rívarái 

o> EsHr ev «Iftalabcotot deftioido^ pata> tt Bii 

^-.'- í^ííí ^'.'tt- : -'v:^ ^TBOIilTO.''-'' '-'^ '' r-'Jíi*? Vl7 

'■ij No iqe espanaan^sifs >t<idieblas% 'su fHo ^''Si 
llaili6dtRÍ^f8unh^i«hd%Z:3^ tto et^ roi^ q<|& hátt 
bedsé» ekoi cénrdjos de esa^ piiertd^ ao*^) f)t(90 
de iuis<caden3li Fbor^^acíotfi\i«ke^6Giiipa^alWo^ 

k Digitized by VjOOQ IC 



J4» 

fausto t\úo<aát>.jíihí,ki Juíl^áa^ ¡^. hihri» 
juzgado de tíii! acaso creerás que tniedO'^ior 
coflscaocia. « * ( ^y iMój^^tjortnto ; nada de este 
mvndo .ni jlét 6tro me : iMtfede- . «¿fiaiitaso ^ y 
constancia no tne puede Cikarf quando no me 
^ (¿altado yttMf^bn ja lúi^tsátlég qükt^ timos 
ayer cadáver medio ton^mpiáó di mt .Wf^txm^. 
tiéroú mil desdiéhai:^ ingratitud de mis ami* 
gos « enfermedad >>obt«tsS')^^<iti t>odero- 
sos 4 envidia de igu^kr^inefe de parte de mis 
iitferioréft. é ;. . Íví primare ves; que dormí*, ñ^ 
g^rdséOle .^1»! t^eis el lantssma.qíielkmea M^ 
tuna. Qual Suele piotiutaerja muerte con una 
guddaSe que od«spii6Í>la:cl tín^etao^v taBa la 
{f>íttmA una wa.con que.nolvia^á todotei gldi 
liOfc SGepit k^^antadq ^kbffitaceitf^ mí; Ate^ 
la frente 5 la miré* £ila se irritó t^yUL me 
i6tirei , y me doetyiéi.siigtinda vet se venga 
ll^ mi despr«QÍ0r Me pooe.ii:jieiicki) ye^ Justo 
y bueno ^ entre facinerosos hóy^^ ma5ana .td 
ves entre las mtinos del^ verdugo t éste me de- 
Hará e^uel^SMfoMoSrde la maerie^^f^iBuer- 
Iftl rP<^i^(qi94. deita» ^u^vterhHtfmen.dafb^ el 
my^tMn\\o$i el «^Itimotde lodofti^ Tal:, dallo I 
quien. aiit:u)o^idiga np ha pasado liOi^ieyo^^ j.i 



dby Google 



$43 

ÍAiaediato! Sítt duda hablan de morir. ¡Lió* 
ran! ; vao á mofir y noran! ¡^é delirio! 
Oigamos io que dice el misero insensato qee 
teme burlar de una tres todas sus miserias; 
No , no escuchemos* Indignas voces de oír* 
m son las que artioila el miedo al aparato de 
la muerte. 

Anfmo , ánimo , compafiero : st mueres 
<l«itro del brfve especio que te sefialan , poco 
tiempo estarás expuesto á la tirania , envidia» 
orgullo , venganza , desprecio , traición , in* 
gratitud* . . Bsio és to que dems en el mun* 
do : envidiables delicias dexas por cierto á los 
que sa quedan en éf ^ fe envidio el tiempo 
^ue me ganas ; el tiempo que uirderé en se* 
iguirte. 

Ha callado el que solloiabd ^ y tambleft 
dos'iroees que to aoon»paEabao ^ utia hablan* 
áoth de. » . sin ^duda fué execaeion secrete 
:|Si se llegarán ahora los exectitores á mi? ¿Qué 
•gozo! Ya se disipan todas las tiikleblas de mí 
^ma. Ven , meerte , con todi> tu séquito: sü 
ábrase esa j>uertB ^ entren los verdugos f^ro* 
«es^ manchados aun con 1^ sangre que acaban 
dé derrama? á una vare de mi. Si el ler in^ 
■!felis es culpa ^ ninguno n^s rae que ya ¡Qué 



dby Google 



J44 
«ileiido. tan «spantoso ha .smdtó^ í los sos» 
piros itel.flKMriBundo! I»as pisadas de los que 
salen de jh calabozo ; las voces baxas con que 
se hablan -^ el nudo de las cadenas que sin 
duda han. quitado al cadáver ; el ruido de la 
puerta ) |»ti!enece lo senmble de mi coruon, 
no obstante lo fuerte de mi espíritu. Frá^l 
habttaeiofk de un alma , superior á todo lo 
que naturalesa puede ofrecer , |por qué titm* 
blas? ^ha de borrortzam^ lo que desprecio? 
\ Sí será sitefio esta debilidad que siento! Los 
ojos se me cierran, , ao obstante U dtbllidad 
que en Mk)s ha dejado el llanto : si i recli- 
nóme. A^adable concurao , música deliciosa^ 
€9LpléndldaLai0sai delkado lecho , gustoso sue« 
fio encantarán á estas horas á alguno, en «1 
irop^ del mundo* No se eovaoeaca:) la.mis« 
mo tuve, yo f y ahora..*, «oa piedra es. mi 
cabecera^ u/aa tabla mi cama ^ insectos mi 
compaSia. I>Mmiai9s ¿. quiaA me despertÉrá 
iMa voa. q^ me diga ,:ven< al tormeilto , veo 
al s^icio. PucdwiKis- |CielM!,si e1 aueSo 
es imi^^^n. de la mofóte!.. :\Ay\ durmaaKMk 
i. Qué pasos siento!. Una corta lus parece 
quie entra por los resqulcias de ía, puertea. La 
ebrea ^ esel carce^exo» y.l^^igaeddos hom* 



dby Google 



S45 

brés. iQné queréis? 2^1«g6 por fin la hora fn* 
nediata á \stÁe mi muerte ? j-oie la vaisá ánun* 
ciar con amblante de debilidad y coinpasioii| 
6>,€0OT08tarode> enterez» y .donainiol " 

CABflBIeBBO* i 

Muy diferente es el objeta á» nuestra ^ve* 
sida. Quando me taparte de ti , juzgué que á 
mi vuelta te llevarían al tormento ,^ |>ari que 
en él declarases los/cómpAices del asesinato qu^ 
ique se te ncnbiiía ^ .peto se ' l^an ifteácuSíerto 
Ifis autores y execatores <le aqiil délitb. 'Véa-r 
go con orden de sokarte. Ea , quitenk la oh 
denas y grillos: IHMce estío. . . >? : 

TBOIATO. 

. , Ni aun' én la cárcel puedo gocar del re* 
poso que, ella me ofrece en medio de sos'hor^ 
•roTfSf. Ya iba yo acomodando los cMsadoe 
mijsmbros de mi cuerpo sobre esta tarima , ya 
jba ^tolerando nü cabeza lo- duro de esa pf^ 
dr&;> y me viene» á despertar^ ¿y para qué f 
fftra .decirme que. so be de morirá Ahora si 
^Ue* turbas mi reposo' . . « me vuelvas á arrojar 
AQtta Viec al .mundo v al m^tmdo, de donde se 
eufieoto lo > poco bueno ^e, había en él.'¡Ayl 
decidme 5 ^^s de diaí - - » ; 



dby Google 



«6 

CARCtLSRO 

Auo ñiltará tioa hora de iiodhe. 

,1 TSDUTO. 

Pues Tóyiñe : con caiKM contingencte to- 
IBO ofrece la suerte ^ ¡^mé sé yo si mafiaiía 
«os vohwréoÉos- á Ver! 

' eáneeuno. 
^ i A' Dios. 



f. A Dios. ¡Use l»or« de oedie aunfskt! 
{ Ají ! .'Si Lokitpio escariase en el- partge ^ 
l«'>ciu ^y tepdrismoe tiempo psra concluit 
nuestra empreM : ee^^ biérá cansiido de espé^ 
rarme. 

.»- MJÉfiana.idóiide le fallaré? No sé sii ca- 
jf. Acudir al teasplo lilmce mas segvrp. Pa^ 
««reme ahofa por el atrto. Noche 5 dilata tu 
jduraciOD ; importa pooo t^ te «5i)eren coa 
Í9ipae«aDCfa el eaaiínaikfe ^pása conti^iiiiAr ^ eú 
Via^ V y el labrador para sagmr str tarea. Dú* 
mnt ^ noche > domioH mas y- mas sobre Hft 
•füiiuido^ que por sus delitos sé *lia hecho iü^ 
4Mgao> del sol. Queds) ^uel astro «lun^rando 
H^hoiQbres m^rea-que ios de estos climas. 
Mientras roas dure tu obséuHdad ,3 n^as ticmpe 
tendré de cumplhr la promesa que hice al ca-^ 



dby Google 



s. 



' 347 
áéVef efldina de su tumba , en medio de cftrot 
sepulcros , al pie de los alfares y baxo le 
h&redtí sagrada del templo* Si hay alguna cosa 
mas santa en la tierra, por ellt juro no apar- 
tarme de mi intento : si á ello faltase yo , si 
á ello fletase. . . ^cómo habla da fajbrf 

• ' Aquella i US que desbubro será. ¿ . será aca-^ 
¿d i la c que t^fde alumbrando á una imágeA 
^ue está ftís en la pa ^ed exterior del tempku 
Adelantemos el paso* Coraton ,esfw$nrate^'ó 
taldrás eñ ¥rev# vkeoHoeo de tanto susto y cán^ 
•8D(M ^ terror ,^-es|Jawio; y dolor ^ ^^en brete 
dexarás'deí patpitar en este: iiijs6r4a>le ^ho¡» 
Si , aquella es la lu«.\íirtv ayre la hacetemblarj 
de modo , que tal vet se?i(psgafá «|»téí(quc yo 
llegue á ella. iPeKvr^oMeso he de temer ]a 
oimiridadt? antes debe serme rmaa gustosaJLaí 
cioiiri^aÉ sohiíMf alimento» £1 pie siwite^igue 
obstfettte.'i .' iqud «á! telntemos, ííw biili 
to, y bulto de hoiróre*: i Quién eff? Parece 
cfim^ que ' aále de , un ^ suefío; Amigo > j quién 
mi Si; eresa^am mend%o neceeítado^^ufedé 
ilaqueta hasicaidoi^ .y-rf^r^es re» Ja dille por 
íaltwffce «asalMrquej recogerte , y fue»«a^párá 
.M«g»fte i Í4ÚI l^spjtal ii t^uemei^ ^ró^wiiiaí^eJ' 
rá tuya 5 no te espanten tus desdichas 5 mu- 

Digitizedby VnOOQlC 



"348 

«l«íf y ^lbd« ««rao ^ perp te'haWibqiiie# iM . 
pasi mayore& Kespóddotne , amigo. .v.'«..de^<« 
ahogúese en mi pecbo el tuyo ; trjiíe^cofiio 
id busco yo ) solo me «o&víene fh i^mp^tU^ 
4e los míseros ; haito tiempo «Hri ^eon.rlft^ 
felices. Tratan coiR el hombfe.ea^la |itQspen> 
cM V es tratmie fuera. delmtspia Qdafidoc^está 
cargado de pena» , etH^^OfSes e»tá'^uAJ<^jes níquel 
itajturaJeza.le «sctega á)(arv«ia:4i3i.i^a|i« yíd« 
h JHAttffffi -é, la Nf»M»te.vi?quate6^ fue^oa sai« 
paripé; 9 :y qtiales eerét 8(dtíj^JQ8toAjn[^|Qg,^l«« 
M^pOndesi Pareoe jjóvoamdf <jCortaie(ited« Mifi^ 
iqui^ eresii j^oóme^ jiaib vofttto'f^fs'.T : j 

o. ^¡.Ay-l,í{áiy!:f^b? :s^^v U:i 5LJC f 0.00 ; < > 

,. ,)<3[o iloce^^ffiefr^iwerD' hacerte ímak-IKaie 

(qu¡¿iveres?.ii|dó^deo vÍKcal.tusripaídfes^^ j»hés 
tu Qoivt^e ,^ yr^jéa» \i jssUeim^.que tritiés ? ^ • 

r Yo soy, «.;.►' mttft.ovmd.v). ^reo.%» vebgi 
Vmd». cpiRúaigo jpara^qiiet'mi paid^ jsa:^mé cmt^ 
f Jgiue. Me mandó- ^^uedir "«q^ii^ hiisiaí> ias ndos ^y y 
yer si pasaba ^algu^o-JpOF:aqtlé|m1Kh■K:)ve<tel^i^ '^ 
q^ fuera á llamarles J^6 ii^%¿edadc^.don«ltdOÍ 



dbyCpOgk 



349 

9BDIAT0. 

Pue$ no temas : dame la nianica : toros 
«se pedazo de pan que me he hallado no sé 
cómo en el bolsillo ^ y llévame á casa de tu 
padre. 

MlfiO. 

No está ]ejos, 

TSDIATO. 

{Cómo se llama tu padre? |qué oficio tie^ 
se? {tienes madre y hermanos? jquántos afíos 
tienes tul ¿y cómo te llamas? 

MlftO. 

Me llamo Lorenzo como mi padre j mi 
abuelo tú^rio esta maüana ; tengo ocho a£o8, 
y seis hermanos mas chicos que yo. Mi ma- 
dre acaba de morir de sobreparto : dos her- 
manos tengo muy 'malos con viruelas , otro 
está en el hospital , mi hermana^ se de^ipgare- 
ció desde ayer de caía ^ mi padre no ha co- 
mido tn' to^Oc h^y un bocado de* la |íesa« 
dumbre. < 

TBOIATO. * -i 

I Lorenzo dices que se llama tu pádr^i 
Si t sefior. r 



dby Google 



35® 

TmDiATQ» 
I Y qué oficio ti^tm I 

No «é.cómo M llama, 

TBOUTO* 

Explícame lo qu^ «t^ 

NIÑO* 

Qaaodo uno se muero r, y le llevan á la 
Iglesia, mi padre es quien. .. 

T»I>1AT0» t 

Yt te entiendo ; sepulturero » ¡no «$ 
verdad? 

Creo ^e fi : pero aquí estamos ya.ea casa.. 

TBDIATO. 

Pitts. llama 9 y recio. 

&oaja)iiQ« i 

:{ Quién es ? * 

Nifto» 
Abra vflki* padre.; soy yo , y vn aefior* .; 

|X>|IBN90. 

¿Quién viene contigai^ 
Abre , que soy yo«s¡. 

tORItNZQ* 

Ya conoico la voz : ahora baxuré á abrir. 



dby Google 



TBDIATO. 

iQué ppco me esperabas aquí! Tu hijo 
Ce dirá dónde le h^ hallado : me há contado 
el estado de tu familia. Mañana nos veremos 
en el misooo puesto parsí proseguir nuestro in- 
tento 9 y te diré por qué no nos hemos visto 
esta noche basta ahora. Te cooipadezco tan- 
to como á mi mismo, Lorenco, pues la suer- 
te te h^ dado tanta mis^ía • y te las mul- 
tiplica en tus deplorables hijos, • • Cres ^pul- 
lurero. . • has un hoyo muy grande , y(¡^' 
riérralos todos ellos vivos , . y sepiUtate con 
ellos. Sobre tu los» me mataré , y moriré di** 
ciendo ; «qui yacen unos nifios tan felices aho-^ 
ra , como eran infelices poco há , y dos hom*; 
ktu los mas misero* del mundO;^ ^y^ ^^.^U ^ T ^ ^^ 



dby Google 



NOCHE TERCERA. 

TEDIATO Y UN SEPULTURERO. 

DIÁLOGO* 



TBDIATO. 



XJlqu 



i]ui me tiencis , fortuna , tercera ves 
tipuesto á tus caprichos : i pero quién no lo 
está? ¿dónde, qnándo , c6íno salé el hombre 
de cu imperio? Virtud , valor , «prudencia, 
todo lo atrQpellas : no está ímas "seguro de tu 
rigor el poderoso en su tnMio , el sabio en 9a 
estudio , que el mendigo en su muladar , que 
yo . en esta esquina lleno de aflicciones , pri- 
vado de bienes , con mil enemigos por fuera, 
y un tormento interior , capas por si solo de 
llenarme de horrores , aunque todo el orbe 
procurase mi felicidad. , 

I Si será esta noche la que ponga ñn á mis 
males? la primera ¿de qué rae sirvió? True- 
nos , relámpagos , conversadoo con un enre 
que apenas cenia la figura humana , sepulcros, 



dbyC^^oogle 



^353 
fuaahos, y motiriDs de ceb»r :m| tm^eza en 
^o^ delitos y flaqueza de ios. komhresi Si :ma5 
Aobier^ skiQ :mt nraiMáoa^ai: pie 4e laírtepui?* 
•tuncjí-qoál seria el .tilico de mi t^eiseridad? 
Ai acudir r.al ¡templo ei (oácurso. religioso^,, y 
hallarme en aquel estado creyendo que... .;¿ qué 
Iludiera :emdé \ gritafiato : ^fii^erá ,0ae rM^baro 
^«e.TÍieiieié.|>h>f3nac ^ templo ootí rnolespa 
4e: los di&iutos^,y.desactta á^quáieip ^^^ ^tó* J 
• La; segunda noche. ... | ay ! c vu.eil^w á correr 
mi sangre porcias vtaás Ic^a ia nibma turbar 
clon que anoche. Si no has he volvc^<á nú 
eiéfi|K)ria rpara nú ^tocal aniquilaaion «..huye di^ 
ella : j d). noche, infausta. i «j^scsiflatp^ «alómala^ 
oprobsios ,' c^rc^ >. ^UlíM ^ cadíenas.j(^>«éd(dug0S9 . 
«muerte, y geflQklcMsr. .^ rpoc no Tséatk mi íÁlfiiTU9 
alt^tfo.buáa de.:miuii^1mianté:jía «ráscela p per 
.^io apenas se^mo; concede, goaar.eloayréísqiit 
iesiá libre para iaa aves->y brutea, qoandiftiQe 
.vuelve 4 xubs ir con.su vela, la déscspecacioff. 
^(Que>vi? UA padre de fanúllas, .pobre^t^ot 
su muger moribunda, hijos parvulillos .y.efl? 
(eri^os^v \|o<^ pei^di^ ^ ^tiot-miiorco atiní intes 
4e;na(erv'y que mata á su. madre auo.totíeMi 
dft qjie ésta le. .acabe de producir..* ¿ Qué «las 
vkÁ. I Qué, coraaoA el luiQÍ.ji^iahaiii^io sá 

Tomo IlL ' 23 

Digitizedby VnOOQlC 



35+ 
«o te pirtió ti ver tal especHlciifo!.. . Bxcu* 
M tiene. • . mayoreí son tus propios males , y 
auD subsiste» {Oh Lorenio! ¡oh! vuélveme á 
la cárcel , Ser Supremo , si solo me sacaste 
de ella para que viese tal miseria eo las .cria* 
curas. 

Esta noche, ^quál será} ¡Lerento, Lo* 
vento infells! ven, si ja no te detiene la muer* 
te de tu padre, la de tu muger, la enfierme* 
dad de tus hijos; la pérdida de tu hija, tu mis« 
OM flaquesa: ven, haliaris en mi un desdit> 
Chado , que padece no solo sus infortuatos pro* 
píos, sino los de todos los infelices á quíe-v 
oes conoce , mirándolos á todos como herma» 
üos : ninguno lo es mas que td.' f Qué impor* 
la que tú nacieras en la mayor miseria, y y« 
en cuna mas delicada? Hermanos nos hace un 
superior destino , corrigiendo lo^ caprichos de 
la suerte^ que divide en arbitrarias clases á 
los que soinos de una misma especie : todos 
tforamos.... todos enfermamos. ••• todos qkk 
timos. 

&1 mismo horroroso conjunto de cosu de 
la noche antepasada vuelve á herir mi viste 
€on aquella dulce melancoHa... Aquel que alli 
viene es LorensQ..» Si, Loreaso. j Qué ros* 

Digitizedby VnOOQlC 



J5$ 

:trQ ! Siglos fiarece haber. enve|tódo^en^ potus 
-horas ; tal e$ el ohjeto éék p^sat aemejante al 
.que produte la alegtía^ ó destraye nuestra dé- 
bil niqtiína en el monHeoto que ia hiere ó la 
,«lelbHita para aleaii^re .alherinios en «a iat- 
.jEa^te»' ■ ' ■ ' ' • ■ 

;7|Qu¡éfi eres! 

TIDIATO. 

. Soy el mismo á qtiien buscas : el deio lie 
^arde.^ ■ ■ ^ ■ ^ - v . ■ .t 

|íPaffa:qttéiparap pasar clticuenca años de 
vida como la que^ he pasado Heoa de infortu- 
nios. .. y quando apénase tengo fuerzas para ga- 
nar ua iritíe alimento* .• hallarm^e con tantali 
nuevas desgracias en mi misera familia^ ^^ 
puesta toda á morirr£OD"su padre en las mas 
espantosas Infelicádádes ? Amigo : stpáFa^ eso 
deseas que- me guarde el Cielo 9 ¡«h! pídele 
^ue me destmya* » < ; . ' n 

J. ■ . ', TBDIÁTO. -' ' ■' ''' t!' Ji-' 

. ^ El gusto de favorecer á on amigo «febe 
hacerte la vida «preciable , si s¿ coojuiifian^ft 
facértela odiosa todas' las, calamidades que pa* 
sas. Nadie es infeliz^, si puejáe hacer ái otro- di* 

' ■ Digitizedby VnOOQlC 



c 



356 

^ chosOé Y «migo , un» bienet ^dependen de tu 
mano , qut de la magnifioencia de toó¿s los re- 
yes* Si fa«ra» emperador^ de medio mundo>.« 
con el imperio de tode el universo, ¿qué po« 
-driasí darme ^ qeé me i^¡cie9r^ feliz J Emplébt» 
dignidades, rentas? otros tantos motivos psBto 
mi propia inquietud y y- para la malicia ^ena. 
Sembrarías en mi pecho zozobras ^ rezélos i cui* 
dados f tal vez ambicron y codicia. . . y en los 
iteatíáateigoa... envidia* No re deseo coi¿ co« 
roña y cetro para mi bien* • * mas contribuirá^ 
á mi dicha con ese 'pieoyese azadón. •• viiea 
ijDStririnentos á otros ojo&.^ véoerabtet 'ft los 
mios. . . Andemos^ amigo , andemos. * • 

- . Vamos, qtíe ya. estamos inmediatos 1^ 

templo. ■ > i , •^ •->■..': * 

^ . " TBDIATO.' 

Ilóbfega habitación del ^ahna mia, muciías 
.vece^ éemplo piorJoíqueeft tí ocultas. ^Ay de 
mi f noche tenebrosa , no me ptoiiibas Ja exQ* 
cucion de mi intento ^ y tir, ó fortuna , no en- 
^í^as; me e8^it>es tm único consuelo :^. aquí 
«DO' tienes fiercera ytt esperanaado de tu in-* 
constancia : vuelve , vuelve á serme propicia 
tota sola vez en %ue colmarás mi felicidiKÍ.«* 

Digit-ized by V3OOQ le 



357 
Y tú» . . mas , iLorenzo^^ ¿ ^é ^ te detíene tan-" 
to en abrir el templo.?: 

. ■ '• ■ ^ htí9imuzo. 
Un nuevo inconveniente causa mi deten* 
don : no e» posible ajustar la. llaire : mucho 

temo... ■ . - r; 

iu miedo y tarbaeion é$ el estorbo : no 
temas ningún infortunio^ ¿ p^ede ser ^ mayor 
que los que experimentase Ko ^ Iiorenzo., Des- 
edia este temor : desprecia una vida que elle 
eola te obliga á vivir entre los hoifibres» de-, 
pósito de maldades: iSbre, abre ^sa puerta; 
entremos á buscar quien únicamente pudo ha* 
oer.. soportables ias miaérias de mi sitbsisten- 
eia ^ . si ,' únicamente ; y tú , cops^anie oiemo-: 
fia mla^ayBda mi .sentimiento litú.^ lú eolfli 
puedes aleptar á mi.caadiot espifitu» . 
- - ■ iM>n3n'«€k»T '».-/■>■ 

. No^ . . no te acong^ojes : r tya conaeguimos ^nth» 
cer el inconveniente. Entremos^ pero que: me* 
lancólico nos recibe aX «templo ! parece que 
siente nueatra demasía. cr>: - i,/» i/ 

Cierra^ y nopeddamoe tjempov ; Ay ! ¡qué. 
espectáodo tan tnate^fc á.iíiajJttMíroaeB:dc^ let 



Bdby Google 



35« 
woíñht^mtpeptñ los de iqudhi espaatoáa 
luz, que solo alumbra • pete -líiantfeseir escs^ 
sámente tan horrible ^iseuridad ! En este es- 
pantoso sitio délcaAisa -tanta hermosura ^ no, 
iio...^mi^hb (kido que haya donde tú escés> 
tanta melancolía ^ pero { cómo lo extraüo , « 
mi. corazón está lo misifto i £a , Lorenzo ami- 
go, acaba de hacerme dichoso... aumenta tu 
valor j shrvante de callento mis suspiros , na*^ 
cidoi de un cohzo» tan sufrido : introduce por 
esa pavu el haeadon Ínterin lo exeeuto yo por 
ésta con el pico^ instrumentos ambos de >mi 
desgracia ^ y hoy dt mi dicha. 
LOasMao. 
f ¥» Ur evecuto$ } pero no me dirás qué' 
incoBvenienié pudo anoche imposibilItaY tu vt^ 
skid»? ^mas de quatro horas oe estuve esperan*- 
do^ y viendo ina^rado rot cuidado^ por^aten^^ 
der á otros, me retiré substituyendo mi vi— 
fifcMchi ea ei'soio hijo que la suerte me ha 
dexadOk . - 

- ' TÉDUTO, 

Por éste supe rodaste» desgracias ; pero 
mi detención consisció/eo que la justicia apre- 
té n^i inocencia , y á no^haberse descubierto 
con (Nfesnn'los inutolet de>w^ asesinato que me^ 



dby Google 



J59 
teomuTabín ^ htilri«rt llenada loi comp^aetneia 
]« miarte á que focaba seatenciado , jutu é 
los ojos del mundo , y aun á los misaios qut 
mé condenaban : ¡ considera la maldad de un 
mundo, semejante ! mi imt>U efirella . no me 
permitió el consuela de concluir con tantos 
males. 

lOElNSO* 

¡O Díios! qué injusticiik*. pero todo me 
estremésco al mirar nuestra situacloa: i loa 
escasos rayo^ de esa moribunda lus advierto 
unas MdtmbfSis que oruaan las altaa^y sombriae 
paredes, del templo.. «.. } ay 1 ¡Qttd horror! 
qué. « • . 

• TBDIATO. 

No prosigas ni te amedrentes t estas, somr 
bffas que tanto te asustan , ao son otra cosa 
que aves nocturnas que habí tantéate parage, y 
salen á buscar el aumento* Las visiones de las 
sombras^ e^ nKlancóHco canto « y; el cohtinuo 
ruido de su vuelo, comristáron tir corazón «ia 
motivo *. todo contribuye á mi agradecimien* 
to. . . si supieras , ó Lorenzo , con quánta sa- 
tisfaccton complaces mi alma, ^e^ lisonjearlas 
de este beneficio : procuremos vencer la losa: 
yUf ya lo estái ¡ah Lorenza ic por .moaaen- 



dby Google 



36o 
fóS't^y ooiftí(l(ttlefiao mi deséádé ttantínoTno^ . 
tfb son ya los fúfiebres asooibros los' que* me 
tofitristan^ una dulc^ inqi^tid ^ ¡ah!... 
X01IBI9Z0. ; 
|Eá qu& plensasi ¿ ahoia aloras? | te afliges i 

No, Lortoxo^ no, no es ya aflicción It que 
me oprime ^ el qu^braiimdo pecho mió es. • • 
Feto si* iicaso el > itfcerés te pmdbmiiia , duefío 
t%fü$ de qoanto j^áee. Si eres, de aqvtilos ám-^ 
eos pechos- que solo aspiran ^ la gloria de la 
ecciofli , jtn>é» puede "pfesentársetie .mejor oct«* 
iioñ piíra Of^ir^ei^ tu generosidad;' dé uno ú otro 
modo , cierra la losa. . • luego que esté dentiOi 
déxame esperar la muerte ei^ los^ brazos que 
mas amó: si, Loreoso , yo seré diehoso': me 
«lesprenderé de una vida que mevepsrOL de^nl 
éuefio ^ acaba ya, ¡ ah doipr i . • . pero. • • . 

' - LOÜttttZO. 

' Tente ^ yo imagioó que en este instante 
ecabas de perder el sentido: {puedes preten* 
der semejaste absurdo ? ' - 

TBMATO* • " . 

? No tengas pof demasía la heroicidad ; no 
:hi conoces , por lo poco que acostumbran los 
hombres t obrar bien ^ pero acaba ya r^ardas 

Digitizedty VjOOQIC 



j6i 

mi consuelo, no adquieras el nombre de tW 
laiioí;..* pero no escuchas un ruido hacía 1^ 
puerta ?'»>*.'". -^ ^ . . ' < 

' J I.0RBI9ZO. 

* - ' Ko sóio oigo rukio , sino que ^'eato em- 
pezar á abrir i^ solo mi contpa&ero tiene J la- 
vas iguales, á. tes iriiaa... ¡Ay Tédiato , nm- 
cho temo un infortunio! j.» 

TBSIAVO. 

' Deza^ Loreiyzo^ dexa que entseo- y aca- 
ben con el nías: mfeero de- ios nacidos : cruet 
estrella, ¿hasta dónde perseguirás este infeliz í 
Acaba ya nni fatigadcí alleato , y este beneficio 
f^ooipensará mis infortunios. 

' Ya vienen : ¡ Oh infelfx ! y quántos se con- 
juran contra tu vida^J ah interés, á qué fin me 
has conducido. I . ¡pero qué ¡nfiíostos son lo^ 
paraderosi de Ja codicia ! 

JUSTICIA. 

I Qué motivos causan desórdenes de seme- 
jante naturaleza ? i qué puede dar lugar á pro- 
fadar .ci&^divino culto y ^ templo? pero sfn ré- 
plica daos á prisión. .\ y tú, mal hom'bre , (cier- 
ra esa bóveda , y sigue nos.^ » 



dby Google 



i6t 

TBDtATO. 

Si en el comon de la justicia cabe digna 
piedad ; y $i acaso puede liaber misericordia 
entre vosotros , dexadoie , dexadroe dentro de 
la tunsba» .. El hambre « la sed , la ñitiga aca- 
barán mi enfadosa vida, y lograré unir mis 
cenizas con las mas apreciables reliquias : muc* 
vaos á piedad mL . . * 

justnciA.. 
- Sacrilego, {aun pknsas.eaecuiai^.tut abo* 
minóles intentos ! üemdle prontO9.no escu- 
charle. 

. TSOlATO. 

Pues , consentidos . uswrpadorei . át Ja. equi-» 
dad , ya que me negaiftjtodo consuelo , no po- 
dréis estorbar á nú efecto su quebranto. A 
Dios i duefio mlov recibe por ofrenda; de tu 
hermosura uoa^ vida, que tan fyio te. consagro: 
acabadme ya , ministros, del ínteres ^ pero m\ 
dolor lo executarávye me da este consuelo^ 
ya ÉiUeíco, ya por ti, bien mió. .. 

, JUStlCIA. 

Vamos t Hevadle ^ y vos sin réplica obe* 
decttd* 

Tf OtATO. 

{Yo no podre saber dónde me lleváis! 

Digitized by V3OOQ le 



JÓJ 

|á qué parage conducís este desdichado I 

JUSTICIA. 

La misma experiencia sírvate de respuesta^ 
á esta casa del Juez has de subir* 

TBDIATO. 

I A esta casa!... Corazón , prevente é mi 
nuevo sentimiento : { va á ser mi Juez mi pro- 
tector ? ¡ tormento duplicado ! ¡ ó muerte ! qutf 
tardía te encuentra quien te apetece. • • 

JUSTICIA. 

A este Juez que se acerca debes presen- 
tarte. 

JUBZ. 

Vuestra preocupación ya hace días que m« 
tiene con cuidado : no puedo acomodarme á 
que en quien tanto mandó la razón , obedez- 
can de tal modo los sentidos : ya sabéis que 
os amo , y así procuro vuestro destierro , ti- 
bio castigo para semejante absurdo, pero su- 
ficiente para que e) entendimiento conozca vues* 
tro delito , obre la razón , y ayudada de la re* 
flexión , borre con la enmienda pasión tan des- 
ordenada : la sentencia no admite dilación ^ y 
así cumplidla, advirtiendo que enmendado, es 
vuestro servidor y afecto quien os castiga con 
tanca benignidad» A Dios.«. ^ 

j^^r.'c!' ^^'^ :'■- •/,; }';: : 

Digitized¿ Google 



dby Google 



36$ 



ANALES DE CINCO DÍAS: 
Ó CARTA 

DE ÜN AMIGO Á OTRO. 

£$ UNA INVECTIVA CONTRA EL LUXO , 
MODAS Y USOS DEL SIGLO . 
ILUSTRADO. 



dby Google 



{ . 



jj:-\) / v; 



dby Google 



^í^7 



/Mi, 



U Ciro amigo: eret'aoMga caro^ auo^ 
fue 00 Italiano, : amigo át modas aunqoe no 
fnmees ^ y< amigo de Jiacer pregontas , aanqae 
•¡o .'lefiorko espafioK i}>A ti te parece'queacues* 
ca poco escfibíri cartas^ ^4vien aót&mkjtor 
mo en barbecho las quelé:?poneo4 iPuésisti 
ase cneiía! mas caro zespAnderUs ^ que pagar 
ti porte de ks.qee^r^ibo;, 3r asi tttlkmio ami^ 
go: cmrú , pDtque oo^feogo secretario^ ni ^aue 
escribiente f gattoir papel y ticaipO'^ fn^ f x^r 
itoo <Rros muelios, d« loa qae se llaBian^eeerir 
torer 9 pudiera empleáis eso ^mas utíÜáed(|»o» 
^ia y egena en caber loecampof , y ea an&t 
les detrast. ó.«a. meturoie. á leaballéffo (para 
lo que BO es .meaestet: spber leer jú escribir )| 
3r pasar ^una vida como^ un^ Patri^ceo» aogan 
se dice «ulgannentei^ pues lno,liablo dfrji^ee^ 
Uos antíguos ^' ñii dei los Mandadores Seou>sr de 
las Ordenes Aegulere^, %iie pasó^eif «niesi<tre^. 
bajos porque sus hijos gocen el fruto «^ de, f«4 
sudores.- .■ .'')...- ti. • r - , . » 

a Dirás que mi escrito se parece'^ toe 
pieytíos que se usan» cía los que se ^bsc^be 



dby Google 



nmcho , siendo inconexo del asunto sobre que 
es el pleyto ( también suele serlo en algunos 
la resolución ) , ó á los capítulos d^ ijps fray- 
lC8 y ^n . Iosl giiec cssultan líaiiiiaecse.'lo que lan- 
ces de.haeeoioscse pfeom.ebHic; pero eii tt» lugv 
ae. se s^he ? deseadlos . dé jcéftei^^ em/dgnde na^ 
€ba>rse. 4ics^«iflr. paeimbt^o^ y cenipreáBibiii* 
y} todo: ^eie no i dtcksek nada ^despoes <to: haf 
l>¿rae»i|afilaSio9iniqclié.5»Jp '^i'^ c/ív7uo u-i c.r- 
j 3 Bn, tu higav'^ceq'^catoTda uaos hítenderos) 
y^tal '9ea> lálalr .d^lgadbv^y^fvr 4l3h¡to'*s^af 
el :óiríllp¿ Hoyr .te o^rtfoco i0:j»*, ^Ixamia^ 
reot(^,ey se'|t8aiiii|icbD,'qpiDt-"tx>daa''cosasvif 
por «rodeos i, y que no' sepan^per^'deod&^vai 
eómo^alvdaa ter cosas i^ípuf^liarlltigadp japo^ 
Ikica i ip rqot(f«^át^íl6sétr: ertan^saír tá^ 
ineodiprehensibiev ^e «on^poc^scios a^c^la ved 
S^rcoxBpréÍKtdeni^'11^. a^usetll^aii «ate ^igtó 
1^ s^ifit^ikítt¥áaory} ye ftsoa fison ^ ¡porqaer; n^ 
Bmeceii' défciAzaftesioK di^s^J^'i^ttÉiWgtosóqM 
han- ftiee^didobdesde et''naliiiii¡ea6D>^c?-^fi<^ 
si^eiv'fiíigsteo^ y^Mmpúabtioíyrtfdií «odd^ttí a»« 
bar ,^iss cpoUtié» de^^ta^ ^ira«defia!p:^lteicoi 
que se han civilizado en lo que llarnaa-^r^is 

^.4.¿3raNse;dpsteri:ó[iia indoeei^ aodgualla d^ 



dby Google 



369 

|»teiitizar la verdad desauda;y así se usa que la 
verdad salga á la calle medio vestida, y las mu* 
geres medio desnudas, con lo qae se crian mas 
robustas , á fuerza de- resfriados y apretones de 
garganta , y evitan el riesgo de enlodarse los 
guardatodillat > que aun conservan el antiguo 
nombre de guatdapies. 

j Me parece que te veo ixtapaciente de que 
no entramos en Madrid , ni en los asuntos á 
que debo responderte ^. pero ya vamos á entiai; 
en uno y otros* • 

6 La mañana del dia tantos «, de las ca^ 
lendas de no me acuerdo ( porque esto de 
cronologías no es para mi , ni. para otros que 
se meten á cronologistas , y de qualquiera co* 
sa hacen ^^ora^ como de la tarde qi^e la {vi- 
niera vez salió á luz el .gran lazo llamado ca^ 
tamba , en^ honor de su inventora , llevandp^ 
las atenciones de todos ios atentas) , llegué 
á Ja imperial y coronada Villa ^ que soh.eüa 
es corte , según dice un autor de.npta , que 
asi lo denota , y se le nota. 

7 Era mi conocida antigua ; pero, la des-< 
conocí, 00 por mas vieja , como era oatucí^ 
pasando años , sino por mas nueva , y dudé si 
era vendad que escabaen ..Mai^rtd, iporqut^vi 

Tomo III. 24. 

dby Google 



Digitized b; 



370 
mudados los montes de corao los había dett'*' 
do : pero reflexioné que un gran Rey como 
«1 nuestro (Dios no& le guarde) sabe hacer 
de los montes áspero» y estérilet ^ llanos de« 
liciosos , y tierras útiles y agradables (*). 

8 Vi la ermita de nuestra Señora del Puer* 
to metida en una ensenada , y que el camino 
iba de tezas ai^riba de esta ermita* £n el río 
( que siempre me rio de que le dea este nom«- 
bre ) no hallé novedad» Como no ha entrado 
en el grfmi^ de los rios grandes ^ no ha au- 
mentado su caudal*. También me rio de que 
qiüera hacer ñgura, y parecer mas de lo que 
es , no teniendo caudal , por la vanidad de que 
su oacimsento es claro > y su origen puro y 
antiguo ^ pero lleg6 el sigia ilutítado , dond« 
oro es lo que oro vale ^ y se pesan las geo-^ 
tes por el peso de lo que üenea ^ no por la 
que merecea sus méritos , desde que A&tréa 
se llevó al otro mundo su balanza. 

9 Vi , al llegar á la puerta d^ San Vicen-* 
te ) que la puerta antigua se había metido ea^ 
la tierra 9 y ei Srato se había ido al cielo , y 
que no se hacia tan cuesta arriba el entrar ea' 

^ (t) JÍludf é ht ^ Si$pram9fin4u 

Digitized by VnOOQlC 



371 
Madrid por un camino tan ancho* 

zo En él me salió al encuentro un am>^ 
Alio llamado Juan de lasf Vifias , que tiene de 
todo , ubas , pámpanos y agraz. Salía i reci* 
birme en un coche , que dizo era de un tal 
2h>n Stmoñé Me^íme en él , y después de los 
primeros cumplidos de abrazos y besos ( uso 
de este sigio iiuttraáa , aunque también lo 
fué en el de Judas ) > y de preguntar por li 
salud y por las «^/¿^ücr^fitfx-, aunque á estti 
pregunta siendo como suena , no- se suete dac 
respuesta que sea satisf^ctoriü \ me dixo ; es- 
tarás pasmado de lo que ^^es , y te pasmtrá^ 
mas de lo que verás. Estamos en el siglo slus'- 
tfádo : yo te iré orientando y disipando las 
densas nieblas que ofusca» ti^ glándula pimal^ 
y (•) seré Descartes á. tus dudas. 

II Me conformo , respoiidi : y pues quien 
pregunta no yerra , aunque sea herrador , y 
pare el martillo para preguntar ^ te haré mas 
preguntas que un catecismo ^ pues parta etíten* 
der lo que veo y pienso . ver - , necesito una 
aiieva doctrina , porque, la que tengo viej^^^io 

f (*) Sienta Descartes el raeieéinie in Im 
glándula pineal. -^ . , ^ * 

• • • 

' Digitizedby VnOOQlC 



me puede orieoUr de Ja nuera; qiie apda, y 
\qtte ha petatto, unto , ni paigr ^in ella por 
bombre civilizado, como th^arciaf^ desando 
á un Jado el Caíon, 

. la Al llegar á L^anicos.j pregunté á mi 
Juan por la alcantarilla , y me divo : amigOi 
lia tenido haena ventura : se la llevó un|i . 
e? enida ^ y quedamos ^n su mal olor $ y de 
esto verás lo que puede el que puede , y quie- 
re haiper bien al ^público con obras tan útiles 
y j)ece^ri8s. 

13 Seguidos por las calles de los Reyes 
(que si no está griindiemente empedraSa, lo 
está con piedras. muy grandes) y dixo Juan: 
tfi llevo á comer A casa de un amigo que co- 
pe muy. bien 9 y en esto , en el juego , y 
en la posada , se conoce que e$ caballero : tie* 
no buena renta ,.j>erajodi) Jo dfie, .. 

14 Ir yo á comer , le di^e , donde ni me 
conpeen , ni me convidan j es reparable. Eso 
lo era antaño ,. respondió Jvap ¿ pero jso ahora 
que tHSLtnos en el iighM¥strado» Hoy los que 
a^P^paftan á lfi»^^and^ fnesas se componeik 
de tres diferencias : unos coavidados por el 
^OTi d^ U ca^a ; otrps , sin conocerlos éste, 
por la sefiord ^ y otros que , sin coaedmiea^ 

Digitizedby VnOOQlC 



373' 

fD'ai convite del séfioir ní de'* lá^«flora , se ! 
convidan pof sí con gran maírciálidad $ y les { 
eátiman ía confia nía , si scri hombl^ cfue sa- 
ben jugá^, cortejar y hablar d» nftodas': y co- 
nio hayan' éstadé? tn alguiía taberna de* Lon- 
dres , en algún bodegón de P^riá , ó en alguti 
hieson de Nápoíes ^ 'entonces ,' mas que si hu- 
bieran pasado el golfo de León , tienen facul'* 
tad y gracia para tericr á las mugeres^ que es^ 
fáá de parto ,• sostenerlas el ^e para que lus 
¿angren , ponerlas unturas contra los cólicos, 
feífiediárlas -en sus Vapores , y ayudarlas con 
otras medicinas. . : ' 

ij *i*ués , aiHigo , le reépondí,^yb no^ $é 
de modas / tabernas ^ ni bodegones , ni he co* 
mido én ninguno : el que tenia le e^hé por 1:1 
ventana en un convite en* casa , y así yo no 
Voy ^ eiá: iSi irás , iáe replicó , luego qué Se-* 
j)as dé' quien es. Es de un cortocido-tuyo muy 
antiguo \ y té está aguardando,^ porque sé Vé 
he dicho yo , y i^' miSTho á su niúgeí , la 
^iieV ft^rf^c dkén que és sosa , á- mí me pá3 
rece ijúe' tl^ne bfastftnte Sal y adobé desde que 
Sallé ál gí'a'nr ñlUndo , y iestá méjofadaf en su 
trato ,-Wúhqtte'ncf ^^ ^t fercia y quintó de sU 
esencia. Su marido. . . No me digas ams , re*- 



dby Google 



374 

plíqué,'y« s^de..quien hablas : ha com|4Q conf», 
miga por ^os mundos algunas veces , y no 
debo teoi^ reparo en ir á comer Con él. Co^ 
HOSCO mucho á Perico ^ qu^ no es el de los 
palores , ni tan chico como Perico urdemalasg 
ni tan grande como. el Czar Pedro; aborrece 
las cosas del tiempo del Eey Perico , la$ 
crueldades del Rey Don Pedro. , y las cere«r 
mooias de Don Pedro el ceremonioso ^ pero 
no es tiempo en que nos metamos en razones 
de. historia , que hoy son lo mismo que tí^ 
las tienes. Pedro ^ y pu€is t$ii nuestro moso 
Pedro en casa , vamos á ella. 

1$ Uegamos ^ y el portero me habló en 
cerrado francés. Pixe* g Juan que habiamoe 
equivocado la casa ^ pues allí viviría algún em« 
baxador 6 ministro extrangero Me respondió 
que no ) qu{$ uno de los buenos muebles que 
había traido Perico de mas allá de los Piri« 
neos era el portero furiosamente francés. 

17 Subimos la escalera , entramos en el 
quarto de Perico , que , aunque e;^an mas de 
las doce del dia , estaba en ropa de chambre. 
He di6 un abrazo y dos besQS , uno ei} cada 
\ carrillo ; me hizo varías ofertas y , pregonas: 
llamó á un d0mésticó , y le dizo me llevase 



dby Google 



37$ 
con n! compafiero al apartamento de su mu^ 
ger : iba á decir de su fiíma , porque la tie- 
nen eiicre muchos di Mió mundo , las mu* 
£eres que galican los nombres castellanos. Me 
guió el criado , y al llegar á una pieza , sala 
6 quarto , me dixo : esta es Ja cámara de mi 
sefiora. Yo que oi cámara , y olí que todo 
aquello apestaba como los gatos de Algalia^! 
y peor que antes las calles de Madrid , le pre* 
gunté : íestá la sefiora en el retrete? Señor, 
no , me respondió ^ lo está en la toaUta. Ya, 
dixe yo : estará adornándose , peynándose y. 
tocándose al espejo de su tocador. Sefior , síf 
me respondió. 

i8 Entramos sin Jlamar ni decir Ave Ma« 
fia purísima , ni Deo Oradas , porque ya nf 
cae en gracia de la moda esta salutación. Hice 
mi arenga á la seiíora , que me dixo me be'-* 
«aba las manos , y que tne sentase. liO esta- 
ban ya , y medio recostados , dos petimetres 
tan bien pey nados , que seria obra de muchas 
horas. Las bolsas del ^a eran semejantes á 
como dicen que son la^ armas de los vizcai'^ 
nos : traían Vueltas de encaxes , harto Oías «fi- 
nos que los que con este nombre venden los 
catalanes : cubrían con sortijones la longitud 



dby Google 



376 

de los dedos dé ^ sus manos , y hasta eo los 
de los pies llevaban unos hebillooes perdura- 
bles y al modo de los que ponen en las so* 
"^ pandas de los coches , las que comenzaban á 
caminar desde mas id>axo del empeyne con tan- 
ta carga de piedras , que* les haría su 'peso sen^ 
tar bf(tñ el pie , y dexarian muy apurada la 
cantera de que se sacaron. Lo mismo sucede- 
ría á la de talco en todos los cintillos de los 
sombreros y pomos de las espadas. £1 uno ves- 
tía* una casaca ó sobretodo , sortá ó cabriolé^ 
de color obscuro , forro amarillo , y guarni- 
ción de plata* A esta cubierta , funda ó ves* 
tido , llamaban peques ^ y el otro , otra en- 
carnada y oro , que nombraron circasiana , con 
pasamanos de cadenillas y borlitas , por quid 
pro quo de ojales y botones. Me basaron la 
cabeza ( shi ademan de levantarse ) les respon- 
dí con la misma acción , y me senté. Ellos 
continuaron callados , jugando el uno con una 
borlita de la circasiana , y el otro con dar 
vueltas á una caxa de tabaco rapé , que tenia 
el retrato de una madama icon uno de los pey- 
nados de moda. Poco después hablaron algunas 
; palabras de aquellas que no dicen ndda en' 
substancia , en un español chapurrado 5 por- 



dby Google 



377 
que había estado el uno casi itoes y medio , y 
el otro cerca de dos meses , en París y sus 
cafées , visto tragedias en sus teatros , y-oidn 
sus conciertos , no espirituales , y paseádose 
en sus Tullerias ^ de manera ^ que para set 
franceses (si hubieran nacido -y criédose alíá) 
no les faltaba mas que aprender la lengua , y 
mudar de apellidos ^ pues los moda)es , y t<H 
do lo demás , lo habian mudado y trocado, 
hasta el Don por e) turuleque del Montiffmr. 
El peluquero era francés (de Picardía) ^ y 
las dos criadas que se^vian los alfileres , e^ 
pafiolas. ' ^ i 

xp La señora que no encontraba de que 
hablarme, y se hubo de acordar de qué Cra 
forastero , me preguntó , después def tatito 
tiempo de visita y de silencio , si estaba bne^ 
no 5 y sin duda me tuvo por huérfano , pues 
no me preguntó por ninguno de mí famiHIi 
Díxela que me dolia la cabeza (y era étidé 
que entré en su casa ). Al instante , ó al mo-^ 
mentó, el adoptivo MoHsieur dé láis bbrUía» 
sacó dos pañuelos blancos , y me diiío : bue-» 
la vihd. éste qim está con agua' de la hán^ 
^n , ó éste (jue tiene la de champareis EF 
déla caxa sacó otro de vinagrillo , y parM^ 



dby Google 



$78 
come vqkI^ ud poco de esta tabaquera , y te 
le refrescara la testa. Yo les di las gracias» 
y les dice : que esperaba que itíi mal se le 
)Jevaria el ayre loego que me diera en la ca« 
beza , y que no estd>a acostumbrado á^ ola* 
res , aunque tenia grandet narices. A este tiem- 
po eatró un criado con un papel de otra se- 
fiora , en que la decía ^ que no podía ir á cier- 
ta visita , porque estaba con la 4Í$rmkna, Yo 
diae aparte á oii Juan t pues que ia dexe dor-» 
mir j y que se vaya. Hombre ^ me diao al 
oído , la d0rmhna es la gran cofia que se po- 
nen his sefioras (en que se las divisa la cara 
entre dos conchas á manera de almejas á me- 
dí^ abrir) , quafido el peluquero falta á pey* 
narli^ ^ y esa sefiora falta muchos días á Misa 
p<Kr las faltas que la fa^ce el peluquero extrange- 
ro ^ fio <>bstdnte que le da ( ó le ofrece ) diez rea* 
If $ diarios porque no le haga falta : y la servirían 
por mucho menos, y stti. táotas faltas, peluquero^ 
espaf^oies^ bien que s^ia mejor y mas decente 
que fuesen ^us criadas. Pero el que sean es- 
pañoles es la falta mayor que pueden tener 
para dicha seSora , no pudieodo dedr entón- 
ees en las visitaa que la había peynsdo un 
MrniHtwr Lebltmi , ó un Münskttr Lebrum. , 



dby Google 



379 
10 Entróse , y como por su cm? con nuiíw, 
tilla de muselina (gusta mucho de lo privado )y 
y basquifia de terciopelo rizo de moda , uoa, 
muger á quien trató con grande agasajo ^ y la 
llamó Ma4ama la sefiora* Pregunté á Juan,, 
¿quién es esta? Y me respondió: una modís*, 
ta que ayer tomó una letra de mil iuises para, 
«u tierra. Siacó madama de una gran caxa , que 
traía un moco de car^a , ^^ empinadísimo 
sombrero (que ^ubia al modo de los cucuru'^/ 
chos. de los naiarenos , ó del árbol mayor de 
im oairío empavesado ¡con niuchos gallardetes)^ 
guarnecido con cintas , cada una de dos coló* 
íes!, y con borlas y ^^ á modo de los tur-, 
bí^tes % y otro promontorio que pariecia co«s 
3foaaTCon sus llamas, si?, faharle lo empluqia^ 
do , ^on hilos de perlas gí^rdas: , fn^ ^ despuei^ 
de mil vueltas y rodeos.^ r^nJataban en una. 
eosa del mismo color de perla esmaltado \ cu^ 
ya %ara semejaba á la de las campanillas d# 
las niulas de colleras. Dieron á este pfomon-i 
torio tjk nombrp de escueta. En el anverso» 
del centro h^a un gran, circo , y hacia el 
punto céntricp ^una naumaquia ^ en donde^ se, 
registraba una naye del taniapo da Ioíí, mode- 
los que tienen los que aprenden la náuticas; 



dby Google 



€tí «í revérsy-*i*dcha$ vH^l dd tüntíi de tigaa 
y vino (era- de do« colótíes ) y del ancho d^ 
ftré^deí tSrclerf del bafio. 
*'í2i Yo me embobaba , viendo éstas , á mi 
páreoer , bobadas § pero como no entebdia de 
ellas ,' M' fas podía reitiediat , veía , ola y 
callaba. ■ ' ' ' ^ .\- ', - ■ : 

"12 Dtxo laseUora: éstas ciiítas delsom-^ 
breroino me "gustan 5 y respondió ú\ «)plado 
MoniieHr'át las borlltáis : madaína , perdone**. 
itoe vmd. il^ues en qüié lá ha 'oféhdidoí decfíi» 
yo entre itítj pero' >í ^^e praáffgüi6 r y per- 
mítame tenga el 'h6n^> dé decirla , que «^tar 
cibtas son de la gran mííídsi , y niis «ff Ma^ 
drfd , que tienen ^1 riombr^lde la^ttfffOH.'^Losi 
aytokeib pítima» de'e^á esédfíeta tne parecen 
í>equé!^s, d^a la siíforíÉi. l«d ", madánía ^ r«»- 
^oñdió el MúnsUUrad^ sefio^' dé A'ús caxaS , y 
el' P^í»^/ : «:abo dé jcééMt' VLXíi^tettá ^or 1# 
il^lá de Fríaacíá (ntala^bbira nós'safclfeft hacer 
Jas letrlís qíi^e de allá noí giran , díte á mí 
-<aj>bte) ,' en ^e me piíríaH^ qlie' la mensura' 
de lo^ayridnes y plnnfási ik d¿tnier\ debe ser 
de un píe ("se entiende de los franceses , que 
eátanf feflf tfaá gran "^é ,• ^e todd se mltíé poi^ 
eíf siiyó j no "die fóa^roíMtnos ' aútígüos , ttf d¿ 

Digitizedby VnOOQlC 



j8i 

ios españoles) , tries pulgadas y cinco líneas, Y 
cfectmmente los' ti^ne esta pluma de coloc 
de lila , qqe hace iuego con la roxa, y de co? 
lor de canario. Y mejor triunvirato que él ro- 
mano , dixe al oído de Jiían ^ pues estamos en 
éL siglo ilustrada. A propósito, a&adió e) Mo»" 
sieurfsimo aefíor : también me dice esta carta 
( coa la prisa se le olvidó decir parla ^ 6 se 
acordó que había nacido cei:ca del lugar de, est^ 
nombre) que se luí inventado en Marli ua 
nuevo género de caprichos , de bravo gusto^ 
para. las «abezas de las señoras mugeses. gas- 
tantes caprichos ^ di^e á Juao > tienen por s| 
ellas > y lo peor es , que por conseguir los d^ 
moda , suelen amansar á Ips maridos.. ^1 de« 
leo de parecer bien ^ncie diitojuan ,.qi^ es^el 
mayor enemigo del alma de las nuig^res:, tie*^ 
ae 4a culpa ^ y no habría tantas , sino pareció^ 
nn bien á los hombres las modas del Juxo;, ^ 
que dan elegios en lugar de viuiperi^^. «Esta 
es la raa^n de que hay tan pocas rot^eres^v^* 
roolles , desde que hay tantos .honsbw afemi-: 
nados. 

j ag Entró un criado á saber á qm hora 
queri^ la sefiora que estuviese, puesto el coche»* 
y. «tila le in^itfp., jh^^i .traíd$> yja.^el ftanccsh 

Digitizedby VnOOQlC 



381 

1Sk> señora , respondió , porque el maestro no 
hs ha acabado. Fuerte desgracia es , díso la 
señora ^ dando una palmada , ^ue no ha de ha- 
ber en Madrid mas que an maestro extrange- 
ro , al que acndimos todak las gentes del belio 
gusto j y asi no puede cumplir con iodos, 
aunque se }e pagara lo que quiere. Pues ei Rey, 
no pude mends de decirla , { no tiene reales y 
verdaderos maestros de coches ? Los del Rey, 
roe respondió , hacen los coches á la española, 
muy fuertes y duros, con las varas derechas, 
y al hilo la casa ? va muy alta , y el coche 
sonando como tambor. Los franceses hacen un 
mido agradable^ suenan , porque úeneA mu- 
chos mas yerros , como si llevaran sonajas , y 
ton las varas tumbadas ^ vé una mejor las 
gentes por ir mas cerca del suelo ^ el pesebroa 
es mas hondo > el asiento mas baxo , y se evi* 
tá ir encogida ^ dando con la escofieta en el 
cielo» Pues echarla á tierra ^ decta yo para 
mi capote , ó cortarla las tres partes , que 
con )a qüarta aun les sobra á esas corozas mo- 
cho gUado, En el coche que tengo , prosiguió 
la señora , aun sin llevar almohadón , lo que 
hace al asiento incomoda : voy encogida , y pa- 
ra salir ^ necesito hiocac Is rodilla en el pese- 

Digitizedby VnOOQlC 



38$ 
bron , buxar la cabeza é irla sacando por la tro^ 
ñera de la puerca^ y luego que está fuera , ex-^ 
tender la otra pierna para coger el astrivo , lo 
que me trae con muchistmo cuidado , por eyi« 
tar la grandisinia desazón que roe ocasionaría, 
si se me descompasiera la escofieta ó el pey- 
nado, i Qué parecería yo entonces ^ yende cada 
cabello por su lado ? Es cierto 9 di>e yo , que 
vrad» y todas las sefioras debe» cuidar de no 
parecer descabeiladat. 

24 Una de las dos asistentas 6 criadas ( que 
yo lio sé si son damas ó doncellas ^ ó como 
deben llamarse) pregtmtd k su ama y qué bata 
quería ^ y respondió : me enfadan las batas^ 
porque ha mucho tiempo que se usan : qmzá 
me i^mga desbabiUí , con un taptuba ^ 6 po- 
hnesa con manteleta ^ pero no : trae con la 
pariamtnt^ia la búsianeía de color de pttiga 
á medio morir ^ con la guarnición de color de 
«abellos. Yo que oi aquella algaravia > y la 
unión qu^ quería hacer de lo que suena paria-^ 
nent9 con lo que su^a basfmtsá p k ptsar de- 
Mr. Washington ^ pregunté á mí compañero: 
{á dónde estamos i Y me respondió : 9n'e¡ fi^ 
gh ihstrada^ 

a$ KntiO utt criado con una 'iFandeja 9 y 

Digitizedby VnOOQlC 



384 

dtxo : sefiora , aquí vieoen los zapatos de tres 
colores , con datas en lugar de hebillas : los 
broches de loufieca ó pulseras puercas en sor- 
tijas , y los dos abanicos , el uno de los colo- 
res de moda , y el otro con los volatines pin- 
tados. 

a6 ¡Hombre! dixe á Juan : zapatos coa 
cinta en lugar de hebillas , serán, antiguos j y 
broches por sortijas , serán rodelas. ¿Y qué 
tienen que ver los volatines con los abanicos I 
Mucho , me respondió Juan : tü no estás ilus- 
trado en el ayre de la gran moda. No has vis— 
to los volatines de este afio -y pero mafiana ire- 
mos allá , que han de correr toros «n el tea- 
txo imponerles vanderillas, y estoquearlos. ¡To- 
ros eo quaresma ! repliqué. Si , toros , respon- 
dió Juan f pero estos los han de figurar bom- 
bees con unas bdoa&t^ sobre las cabezas , y 
parta de las espadas , que será un hechizo ver« 
los tan propios. Las luces de los italiapos no& 
dan en el otro corral unas sombras , que es uo. 
as^mbfo y y yo doy de- muy buena gana , y 
ellos lo reciban . d^ mejor , el quatrini por. 
pof^íomit^at. Pues y<^ no. 9 le respondí ^ porque 
me enfada todo lo que se llama enga&a mu- 
chachos y fiicft dineros ^ y que .siendo.,tan fe- 



dby Google 



38f 
\iz la suerte de ]os que por dar saítot se han 
imesto sobre la f^arom a , no cuiden mas del 
equilibrio^ aunque cuidan bien de no caerse 9 
pero como tienen que -dar el salto que llaman 
mortal i tropiezan , y caen en la tentación. , . 

^7 Las cintas en lugar de hebillas., di^e, 
me parece buena moda , que yO: también 4<aiy 
amigo de modas qu^ndo tieni^n ui\a <ie dos -ran- 
zones , ó ambas : esto eís, ^^e .sean económi- 
cas ó acomodadas. Esto ti«oe l^^prii^^rp.ipues 
se ahorran sin ^ebil^ pi^Ta$ 4^ Flfaiicia,TÍn^- 
^a de Inglaterra^ $0packa;de iPoiity^l, ^S^* 
y se gasta en. las cintas un g^to ^que tjsp^- 
mos, como es la teda^^ .audiquep^Kra.oii.n^ iQe 
acomoda en lo que e& vesur «uas de ados g^o^ 
Tos^ «1 lino para el verano, y laian9 p>^r?;«l 
invierno. LottSsór tajones grandes, piu^deaqse?- 
vir para varios osos :^ jCqAio tapf^ de^ g^;?^ 
una gatera , la cara'^I ftlego: 4e i^.^bip^i^) 
y la cabeza del calor del sol ^ pero call^Of, 
porque réparsn qué hablvoi^ tauclno'lsn fQicre* 
co , y es n>ala'oriaBza.^£n \»s vusit^vHI^ n9* 
poiidló Jiisn^v na se.reparain^da , jyi^«4e^t$> de 
crianza cada UBtrhacef^a^jStlAi>lptqttótH^ 9C$^* 
moja. Et^'Aemoetrtfrov^petoi^faoippAiriW'^o 

'fMSeiicki de las ^£(mi^ ávéltnfiUeaipQ'^^^t 
Tomo IIL 15 

Digitized by VnOOQlC 



38S 
liaba mas cansado que del viage, de rer, inh 
y oler lo 9110 me repugnaba , y no gustaba de 
tocar y 7 estaba mentido con todos los niios , y 
tois tres potencias* Dizome Perico, te llamo 
porque hai:e frío : á esta chimenea inglesa hay 
eomodiésii para hacer tiempo hasta la .hora de 
comer , ó si quieres echar una partida 6 re- 
gistrar mi estante de libros , á que sé eres afi» 
Clonado. Es cierto , dixe , que esa es mi comi«- 
dilla V pero si ahora entro al registro , no co- 
meré ) y lo necesito mas , por ver si con esto 
se. desahoga ni>,cabéxa que la tengo bien cv 
^fndOL^' y al leyera ahora , la cargaria mas. Dí« 
me Jfor jnayor de qué obras se compone tu 
librería. *Nd merece ese nombre , me respoo'* 
dié :' s^ vedoce 4 algunos diccionarios y tra- 
ditoeione» modcfiin«s:del' francés y del italiano^ 
Hombre', "responda i, 110 piloto >bas tocado ,'que 
ii oáitenR'^lo qw^siento V^éttai4a-liibliado mu* 
ehai'horasisiio hader punto; ¡^Tióducoioeetmo» 
átfm$§'ú9yifttt^ y^'^elimUaiK) i f Pues qtté, 
diÉé^^tPericó , AO ilMtt 'enriquecido nuest^e tea*' 
gue^ieon «uév^os tiin^osi T tantor V t^P^n* 
di, que es una loftaridad I^'^ile'^iM tu* 
creduddO'ekai vaimí obrks^i ^ battr, V'^m 

Digitizedby VnOOQlC 



3«9 
«avine. Diine^ iqtté obras tienes e^pafiolas i 
Pocas y dixo, pero baenas y divertidas': li Fio» 
resta, el Florilegio, que ya es libro raro... Y 
stempre lo ha sido, dlxe yo. Dichos y htchot 
de Felipe II.**, continuó Perico: el Deleyté 
de la discreción , cuyo autor ó recogedor dicea 
que es excelentísimo , y lás descripciones tie- 
nen poco áe frías ^ y el papel nuevo soére set 
that perjudicial el tener en ¡as casas gatos 

* qué rat07ies: 

3a Iba ¿ soltar la maldita , quando entrd 
uh (¿fiado, y le díxo : rnid. está servido. No 
enténdi ¿ lo que -aludía esto ^ perO me sacó de 
la confusión Perico , expresando : pues el /!/#- 
tredoiell avisa que está la sopa en la mesa, 

* aton. Vamos , dixe yo , de buena gana ^ jorque 
lenta mucha de comer , y poca de hísblar. 

33 Nos sentamos Pedro , Juan y Diego ^ 
Fulano y Zutano. Madama con sus alfiie/es 
y con sus adornos se sentó en fhedío de los 
'aprendices de monsieurés. Estos levantaron las 
tapas á unof grandes tazones efe plata, mas 
largos que anchos, «obre quatro pieá' ( cuya 
hechura semejaba á la de Jas mxíÍÍá sepuícra* 
les) que llamaron Tarrinas. Mt dixó uno si 
gustaba de macarrones. Nada múeartMco int 

Digitized by VnOOQlC 



: 390 
' gostü-) le respondí ^ ]o qufí yo qwi€to et^toft» 
Al ^^OA 6 á la féft áÍKO e) otro. Yo (repliqué) 
quiero cebolla claro , y quiero pan empapado 
. en caldo en substancia de la oUa^ cuya suba* 
tanda no sé en substancia conio la llaman en 
estos bullones» . . 

34 La mesa estaba llena de platos (que 
llamaban ttincberos) puestos simétricamente « 
al modo de lineas de tropa r ^ue guardan las 
distancias de frente á fondo , y serviao de pa- 
red., ó bailado á una fígura de jardín , que ocu* 
paba. el centro^ con paseos, estatuas, fuentes, 
flores , &c. Llamáronla iortú , y no podía mé^ 
nos de dexar de serT^mí/Z^íe agradable á la 
vista ^. pero al paladar no le servia, porque no 
había en é) que comer ,, nj que beber: todo 
esto estaba en fiar , y nada en fruto, 
. ^ Keparé que. aquel ta ,me$a, aunque tan 
adornada y vestida , estaba dexoUoda. Por mas 
que .la bizqué, no pude encontrar la olla^ sieii- 
^ .do^mi quo^ldiano .alimento , y la que prefiero 
^después de Dios, A la casa de Quirót. Fué de 
, much; r^Ofti^cacioi^ para mi. la abstinencia de 
ol|a ^0 uji ella y q^e por ser Domingo no era 
día de ^ ayuno-, y asi no fué para mi dia de 
fiesta, ¿Quiere vmd. , me dizp un comensal, 



dby Google 



391 
.Smfaiadob ! |qué es? pregunté á Juan : esto* 
fado y ó baca adobada , me respondió. Dize que 
si , y también comí de un plato de ternera me* 
chada Q claveteada con tocino, al que llama- 
ron fricando^ y de una pepitoria , que nom« 
bráron fricati. 

36 I Gusta vmd. ( me dixo el otro Moa* 
sieur ) de huevo á la ubomata ? Nada á la »jo« 
iki/4i me gusta , le respondí; y esos nombres 
me desbautÍEan« | Quiere vmd. maietai Dele 
vmd. de esa tortilla , que es lo mismo , dixo 
Juan; pero para mi no es lo propio, le res«t 
pondi. También otro me ofreció puJpiton , y 
dixe , que no era predicador , ni rompía cáte- 
dras ; y asi no necesitaba púlfito, grande ni 
chico. Se rió de esto , porque le parcela rústi- 
ca ignorancia ,. y me hizo la cirid^d de en$e- 
fiarme , que el pulpiton ( término que entre 
otros ha enriquecido nuestra pobre lengua la 
^bacbaronaxízWzTí^) era carne picada, picadi- 
llo ó gigore., del que se h«cen almondiguillas^ 
pero con la singularidad de no pluralizarlas^ 
reduciéndolas á una grande ^ como si diz^ra- 
mos almondigon. Con esto me enteré de que 
los acabafio^s en ton todos los modistas los 
aprecia mas » y el tontoñ que usan á tuntum 



dby Google 



392 

les agrada mas al oido que el gongon (como 
rodrigón ) y el ft»n rmn. 

37 Aqfuí hay madera ^ dixo Perico. |Piies 
qué , dize á Juan , es esta comida de carpin« 
féros ? No es eso , me respondió , es convidar 
coa vino de Canarias. ¡ Vá]gate Dios , que aun 
siendo cosa de España , fué á buscarla Perico 
fuera de la península ! í Quiere vmd. , me dix6 
el Metredotell , vino dei Rbin y de Burdeot^ 
de Fonti^an , ó de Cbampoña \ j Hay de Val* 
éepefias ! le pregunté. Si señor , me respondió. 
Pues ese quiero ^ los demás ni de valde , ex* 
cepto un poco del de Málaga al acabar de col- 
men Por fin y por postre me dixo Juan, ú 
quería compota* \ Qué es compota \ le pregun- 
té. Dulce á medio hacer, que no está en su 
punto el alnalvar, me respondió. No, le dixe; 
yo quiero las cosas en su punto , y que no 
estén fuera dé su lugar. Pues vuélvete al tuyo^ 
replicó. Tienes razón , le contesté; \ Qujere 
vmd., dixo un Monsleur^ diahoiines italianosi 
Ni italianos ^ ni diabolines , que para mi todo 
es uno : ese alimento es demoriio ^ que tienta 
al mundo y á la carné. 

3S La señora , ' con el monsieur iiel Fequio 
( su lado, estuvo hablando (na entendí de qué) 



dby Google 



í 39.3 

toáe el tiempo de la mesa. Llegó el de que 
sin hablar nadie , ni dar gracias á Dios de que 
nos había dado de comer sin merecerlo, n! 
ganarlo con el sudor del rostro^ [iues aunque 
el Rey y el Principe las dan ,• en esto y otras 
virtudes no es moda el Extmpium Regis^i re- 
pito sin ser predicador, que J legó el tiempo 
de que 9 sin hablar nadie, todos tos sentados 
se levantaron^ é hicieron una evolución de^ tácf* 
tica , semejante á la qoe se hacia en el exerci* 
cio del afío de veinte y ocho. Echaron á un 
tiempo la mano defecha á la serviH^eta ^ la le- 
vantaron y se levantaron. Al mismo tiempo re- 
tiraron con la ixquierda^ la silla ^ y «dieron me- 
dia vuelta. En esto no hubo Igualdad , porque 
unos la dieron como los miltcianos sobre la de- 
recha , y otros sobre la izquierda. Estaban de« 
tr&s varios criados con Vasos de agua caliente^ 
y se lavaron muchbs las manos. Necesitaban 
aquel aseo todos los que con los manjares ise 
hablan manchado los dedos. Yo hice también 
el mismo manejo serviíletjfáo por squel conse- 
jo, de que donde fueres haz cómo vieres^ 
pero se entiende, que si fuere Tazón ó iodi- 
ftrente. '. 

39 Finmos á otra sala , donde sobre me- 



cí by Google 



394 

sitas de juegos 'haMa va&ckjaf eos platilIo*^ y 
tatas' de porcelana Iknas de cafó r y en medio 
un tazos con almemifiicos de .figura irregular 
de arucar de Holaodi. 

40 Tomamos cafó como unt>s turcos : se^ 
licgé un criado con una salWfla de copitas , y 
un frasquito, y roe dixo si quería perfecto 
^m9r. El perfecto amor v( ]« dixe ) no he te- 
nido la ibr^una de conocer; es muy bueno : el 
imperfecto , que he tenido la desgracia de tra* 
tar , es muy malo ; y asi no le quiero ya. El 
criado 9 qne uo estaba hecho á oír este lengua-^ 
ge ^ se fué sin entenderlo. 

41 ^^n á ^at poftidas^ dizo Perico á 
todos ; y á mi , tú harás una de rccúfnhor. Yo 
no sé lo que es partid^ de wücumiMtf ^ le Tts^ 
pondL Es ,, me dixo , jugar con platillo al tre« 
»lio, al iiombre ó, al relegado» Reniego de ta 
leñguage , le diie entonces ; pues si tenemos 
tres equivalentes para nombrar ei^te juego, 
¿ qué necesidad hay de mendiga e^e nombre 
excra6oI Yaya, dixo Perico > que eres espofiol 
de quatro^^uelas. Lo soy v le respondí , de quft* 
tro costados , como tú. 

41 Nos pusimos á jugar , y á poco rato se 
llegó ámi uno de los comensales > y me pre- 



dby Google 



395 
guntó; \Ouadafía vmd.? no «ofior , 1^ respon- 
ói , no soy guadañero , y aunque en mi tleri-^ 
se guadañan algunos prados , van de otra paren 
á hacer este trabajo. Na pregunto eso, dUo^ 
sino 2 si vmd. aunpenta con el juego el fondo 
de su caudal ? si no pierde , ó si ga«t ? Pues 
si sabe vrod. (le dixe) esos paodps de expli'% 
carse^ \^ qué viene esa gana de pai:ecer~;it^ 
Hano , que para mi es una muerte <:oq su ^ua^ 
dañol . .. ' - 

43 Al mismo tiempo que entró un criada 
i decir á Isi señora qiMe estaba puesto el co- 
che, me dixo el que daba las cartas^^^ c»p^ 
Coche le repliqué, , No digo eso ^ respondic^ 
sino que vmd. corte , alce ó divida en dos mi* 
tades la várala. Fuerte cosa es , dlie , que x te- 
niendo tantas maneras de explicarnos , hayai^os^ 
de tomar otra para no entendernos. ^ 

44 Se acabó con aquella mano e) «juego^ y 
sin despedirn;)e (según uso) me fui «on.Jua^ 
k la posada donde escoba mi ;fan9ÍJía^ q<ie iij 
aquella , ni ésta ( que dexé en la fMi.^rta de 
San Vipente.) había visto e^^t tam^ hor^s cpmo 
estaba en Madrid. Te he tomafio .cac^ , ¡dixp^ii 
el camino Juan, junto á Santa Bárbara, porf^ 
^uc sé .00 te gustan ios barrios, del bullicio. JU 



dby Google 



39^ 
cierto 1« respéfidi , que no gusto ét meterme 
%ñ estos buüitnn y caldos ( ya te acordarás 
de lo que dixe en k mesa ) , t|ue soy devoto de 
Saota Bárbara ^r lo qae puede transir ^ y que 
pienso vivir retirado , quaodo pienso' en querer 
vivir. He vivido en Madrid en muchas calles, 
en la de Preciados ^ Majaderitos , en la de la 
Ofux y Humiiader^ , y en la del Desengaño^ 
tdodtíe también ahora pieiiso mudarme. 

4$ Al llegar. al barrio, pregunté á Juan, 
I 'qué ptíhiclo es aquel \ No es palacio , me res* 
pondtó, es el saladero^ de los cochinos. Válga:-^ 
me Dios , dixe , lo que vale , lo que vale y lo 
que v«le haber llegado al tiempo del siglo 
Hustraáo. 

46 Al entrar en casa , dixe : esta casa está 
mi junto á las de Embaxadores , por el ries- 
go del fuego dé sus cocinas. Hay poco riesgo^ 
tflzo Juan , porque lo mas del año están en los 
ülios reales con toda su familia , como es de 
fu obligación. Pues siendo asi , le respondí , 
estoy contento. * 

' 47 Me dixo mi ayuda de cámara, (que 
«ambien soy hombre que le gasto por no agual- 
dar al peluquero y barbero ) aqui ha estado en 
tdché ^01 sefióra grande dé edad i dar á vmd. 

Digitizedby VnOOQlC 



Í97 
la bien venida. Hombre , le respondí ^ y intes 
que yo llegase ? no puede caer en quien sea 
por esas sefias. Dióaie las de la librea , y cai 
en quien era^ Bsta sefiora tiene para divertitse 
gran tertulia : mañana á las once ( dixe á Juaa) 
la iremos á ver* 

4^ Fuimos y y estaba coa muchas gentes 
de forma , y toda forma de gentes á su la- 
do , sentada en cuerpo ( y al frente algunos 
del Diplomático) una muger con muchos gua« 
pos^ Yo no la conocía ni sabia qué tratamien* 
co darla. Pregunté, que ¿qnién era I y me re^ 
pondiésoa que madama Likertuf , modista* úni* 
ca en si» habilidad. Dixe entre mi : vaya, esto 
aera estilo del sigio iiustrado. Hice mi «um^ 
plióiiento, y me sa4i con mi compañero. 

49 En el portal me pidió limosaa un hom* 
bre andrajoso y descalzo. Pregúntele i qué ofi* 
do tenia? Y me respondió que ti de sapate* 
ro : I pues cómp^^iepliqué^ no trabaja vmd* en 
su oficio para^ mantenerse ) Ay señor ^ me di^ 
xo, estoy perdido porque- aquel)a señora qaa 
va en aquel coche gQapO'~^( pasab» j(1' ^nismd 
tiempo)' me débo^^eit alil véales^ de lapotosf 
nD^he enccntradó^modo pará^queymf h»fpa^ 
gae^y>orq4ie yoíidebianiil s eales 4 mia |Ksea« 

Digitizedby VnOOQlC 



398 
dores , me ednroD la justícia , me llevaren & 
la cárcel i vendiéten codos mis tiastos para 
pagarlos , y pagarse de las costas , y me que- 
dé en la caiie, ea la que me hallo con mi 
imiger y dos hijos peqoefios. Esta misma des- 
gracia pasa por otros menestrales de otros ofi* 
dos. Me dié lástima , le socorrí con lo que 
pude , y dixe : válgame Dios ^ ¡ qué esto se 
coAsienta en un stgio tiusttado I 

^. Aquella tarde ftii con mi compañero á 
los bolatines : no se cal^a de gentes en el cor- 
ral ( por mi- mas que se llamase coliseo) y 
calles adyacentes ( me gusta este terminillo ) 
con la novedad de los toros. Llagamos quan* 
do acababa de suponer el prinxpro ^que había 
muerto» Pieron íé de eI!o jnuchos espectado- 
res , y otros alegaron ) que segvn la ley de 
tOTOy habia succfüdo en todos sua-dtcechos y 
acciones el toro -que iba á salir, y i|ue » le 
debía dar la posesión real vcqrporal vfi quasu 
Q^a, efecto se descnbri6^ otro core atado «una 
•laroBia^ñíio:. podja. jugar puains ^ porigue esta- 
ba' embolado :> le corriesen , ile macaron y sa* 
UerniK^coa . estafe' la afMtap)'é&> lotí ciir^lesi: 
y<:(^taiBii irnyoujltl: jcqrKsa<4t{haW«odeíí'yísto itioa 
cesaj%ue«>1046 ha i^to ea el #r^a jVif tr^*x 



dby Google 



399 

$1 La tnafiana sigoiente fuimos 4 ver é bitv 
sefiora moza, qne estaba muy mala. Hacíanla 
compafiía uo inglés 9 y un ruso^ qne la co-« 
giéroo por la mano para incorporarla en ta ca- 
ma» Había reliqíúas de santos sobre itrra me** 
sa , y yo las rapé con una toalhr. i Qné hat- 
ees > me óiMO Jnan ? Quitar la ocasión , le res* 
pondi^ de que este herege y esre clsosátlcQ 
haga» burla» Drxo la sefiova qne hMu ofre^ 
cido vestir un hábito : y los acompasantes re* 
pHcáron : el bábilo de la diversión es necesa* 
rio á los eafermot : pondremos una ba^uUa 6 
burlóte ^ jugará vmd« desde la cama , y esfuér- 
cese á levantar paraí ir ¿la primera fiesta de 
coros» Quedó la sefiora ea poner ambas cosas 
en execucioD , cosvencida de qee para so mal 
el ju^go y- toios ers^ lo misoio que el de Ja 
música y bayle para él de la tarántula ^ y yo 
me vine adoiirada.de^lo f[iie pasa en el sigio 
iiuitrítdo. 

$a Fui coa Juao aquella tarde jX, pasep del. 
prado. Había muchos coches y gentes de á pie, 
PregMOté , ¿ quién (S e^a pecíoietra q^e va p^^ 
ese .cocbe, iCAn.^Q galán á la jíei^b^.j bacien- 

¿pj.tanto«^bjPMq|?pps cpp.cy^.de^íTJsM J^P^f.^"' 
mucha renca j^j^s^padr^ Ónuuilclq f^Ml^l íf9Mf% 



dby Google 



400 
imiiteoer tanto boato j tren. Es , me respon« 
di6 y una ^ama lutiy cortetana y atenta con 
todo el mundo , como ves por < los besamanos 
y cortesUs que hace. Es muger conocida , ami- 
ga d^ ponerse guapa y servir y dar gusto á 
todos. Esto es lo que es \ pero no sé lo que 
será , ni si posee mayorazgos ; solo sé que o o 
tiene padre hi madre , sí perrito que ia ladre\ 
tertulia de muchos concurrentes en su casa , y 
qne es muger de emp^o. Aquella que va hi- 
cia el Retiro , se ha retirado del mundo ^ pero 
fio se ha recogido : se divierte , y está 6i«ti 
nuanteoida. En por naturaleza Navarra , por arte 
Gascona* Aquella que Ocupa mas coche la es- 
cofieta que la persona , ^es muger de un escri* 
torio ó contador de una casa , que tiene pocos 
cuentos que contar , aunque de esta casa se 
cuentan rimchos. Yo ño sé si los contadores 
deben Itamatrse ejscdtbrres "^ sólo sé que muchas 
navetas ó gavetas de estos se desocupan para 
lo que llaman gasto de escritorio , con ruina 
dé los estados de los grandes , y de los gran-» 
des estada , déspOBláiádosé táVitó los campos 
y offaiióís iftecánicos ,-|ior laffíb'Wtno se pue- 
blan las oficin^#^p»V^i ofíeitf'líéeséribir , qtié 
saélen diWdarpór 'la> ftflta de'tóo. ''■ * 



dby Google 



4^1 
' $^ ét>é quléti es aquel coche de muías tati 
ttrógaRtes? De la hija dé un platero, respon* 
dÍ6 Juan : el que «e sigue de la muger de ud 
relator :' el que va diecVás de éste , de la de un 
abdgaido : el otro de la de un escribano 9 y el 
¿tro de la de un agente. Aquella i>erlina que 
te hizo parií uii Üuque ^ es de ün dentista : y^ 
ÑO mé pregúiftesiAas de coches , porque seria 
uh nüncü acabar. Jésus , ( díxe echando mano 
arla nari2) esta' viuda <¿egun el Itico) que ha 
^Sisado jttntb'^á liíi , apesta ^ akufi'e. Ta no guar-' 
dan la^ inas^ eí año éh 6asSf.'Mi vaun el mes, 
dito Juan : és Viuda rediente de un asentista 
de hospitiál de tro{i^ , y aún' no har evaporado^ 
él oTor que úeiLó ^u mraTido énel quarto , quan- 
do se' Alé' al otro' mundo. {Quiiéii será tiquéi' 
IMJO', que con tanto ayre de taco viene por* 
i#^r#efa<le San Gerónimo! Quien , dixo Juttii^ 
«o ^f¿tte eí camitia del Santo, aunque tiénr 
«Mor 4e sus Ip^cadb^. B's un tronera caramel 
MsfasQiás(>^ hacer' nnu táarámbola por sefiálai-' 
ilftt^iaiit i luétt^ de ta¿fo , pegó en' urf atar,^ 
y-ptfdi6 er jíiégb. La cstósa' de queaátes se lé 
<afo hilaba 'i A6 (úé después dé que babeaste' 
y le^chasquéased dándole \xnt manta. * • -^ 
^W ' íQuiéw ^ á^e¿ á&tz^ éttcaí'náda- cOil' 

Tomo IlL aó 

Digitizedby VnOOQlC 



/ -40» 

ienobtante tan adusto carxasguefial Q^ieo , a&o* 
que es blanca , dixa Juan ^ nunca se poue co- 
lorado. Su padre tenia gracia para criar meló* 
nes i pero este mal hijo sali4 perjudicial ca- 
labaza , que da calei^tura al vecino de por d- 
9ia , y al de por baxo. El qijie está con el 
tambiem es lobo de una caoiadt % P,lo& los cria, 
y ellos se juntan. Y aquel' .que se pasea. sok» 
con sus dos tordas 6 cbar,rejteras de plata sici: 
hacer caso de nadie i Aqu(^) ^ resf^dió , nai^da 
cada dia de unifornie ^ en esta seíoiana le . he 
visto tres ^ y po ^4, s|i e& o%ial^ da .veirdad ó 
de vestido 4. solo sé -quei es siempre- djO ios in- 
troducidos ^ y nui^^ de losi U^mad^ 

íi íQ«L^». c* '^^i**^ t^^P con, ve^i^ 
de paisano á la>Biilitar ,.CQn,$;^da. y balcón S 
Ese es abogado de fXf^^hQt mérf^q y y ^ ua 
gran caballero, n?uy,5aí?«i :^P tqj}es,:s<ifí4!C»esw 
Sabe.quantas son ci^cp : l^i^p^.i^ex^s^jlii^esii 
€astÍ9(os y Uenos de todo eliff^^. ppácJoi^ ]\Jk^ 
chos ie emulan por que, sabej^^pf^ro 4^ ígnorA 
el afie de vengarse día Sjus eñ^fiMg^^ ? élM>Sidet^ 
precia , 6 los .per]dcn¿). Siqndo «n, cmia capar 
de prodi^clrle eí^vadof asi^tos^ ó pm ^ue etía^ 
se los faciü^^ra sf^ ^l^duFia ; y-."*» posa.rara^ 
que siendo tan i;liefatí9i^|eai ajl^ loi^mp ;tie«)po 



dby Google 



>403 

(fto j^able- cpn ^tpd^ ^. porgue e» tí ligi^nílt^ 1 
tr4l4p la gr^ Gtei^ia.jBDQri9iepn9iC^9) mente 
eo .O^pi^ar ^ rodo^ r» y >ao «PMifti} afalvlklftd 

vaqio»^ uiH^ (i<K tapias botWfrias (qu^jioo tan 
injfitfjgci^abl^ «omp Jas^'tieiuil.as 4e mercaderes )f 
y, despees itm»í>^ ^ la acad^ioia« :P«i«is i^ ^ id 
iapli<}(ié , I puedo yo 4t fíM academia de* qiM 
SU) (K>y acad^coJ A éwa M» (ji*ft respondió^ 
parqueas dejpúslciu ^IB f^i^ipico^^ 4¡adr9 taca 
yo ea M^^irUi pm»^99(Ut^Bh que tfiíanotfofy 
rc^poadi^ U^xMciiomf ^U$ia «uaAisfa&nmiito^ 

tolo., y^HO.i fOlpu-i'ií.fU r . ;...:. ^1 .- ■ 'f 

^í%. Fuia»oa4>h«bia saAorassqueera unJidr-i^ 

compuesta de todo géaarp de pájaros ,. .y.uaft 
pk^.,d%i|^r9ppfi#iitMf, No. sr^eabía de pies, 
y. si.U salSL a^ fi^fitf ^m^al^a ute iteeko^ v c»»^ 
poco .de iBabaaa j^ñ - 4ist; iM^ofiatas» Cán^á^j ihü» 
sa0ora uo9^ j^ía -en £a^ei^'<u>o iiiu(^ aféetai» 
cioo italiana. J^kyAtiaporiftteraidel escot^ siia 
guarpiciofi 4<^6asc^eiaa y hP^as>^ ;sea3c|aa«^ 
t^ á las de^ M)s .^st^ndajítes ^e proceatoníss. 
Acabada l^fyrpt^a oí ruháo^y la yo^ úééra-y 
¡§fa.t ^av$4 Pisoer^imoa ibabiaüefuida ei ísmp 



dby Google 



<4^ 
¿e^'lci* MttíiiM qvtlc dtíté vivo ; pem Uieg# 
entendí q«ie tqnellft ^ok se había ^tfodtieMo 
^art vitorear 46 •plaodi^.áclft sefiora cantatm. 

$8 Levantóse otra sefiora moaa con irfu<*^ 
dMi priesa y deipai'|ia}o^, y sin hacef caso de 
nadie'^ecteá á correr* {Qué le habrt dadoá et^ 
tá sefiora , pregunté k Joan ^ qoe-fa pobfe de* 
^ tener sarat^Le eogim- lo levantado del pecho 1 
No hay nfda ^ eso^, tbe respoftdl^ :- esas co^^ 
tiUaade ángulo -sületíte ^e usan para demos* 
trar lo que^no 4iay» Bbr «ibs que opriúian la 
clotura , «ío pttiide sub^- laateria suficiente á 
ocupar €l''gi9H»>4iuee6^ ^^^emeeistra erex* 
terior. Ss amiga de cantar y de baylar\, y va 
áihacer lo ptiifiero^ ¡ktí ^ttiéi-CéñV^ una covút 
Hftm 9 y acabada littbot palmoteo ^' y Volvió # 
•u sitia. q *^* ou'-^.' .* .J ^b az: < .- ■• 

j9 Levantóse otra 8éfi($t% qué^féiiat -la fór* 
t«aa de ser bien • pare^l^ % y ^6f sei* bien pa^ 
teckia , habia tenida la fortune <iló casarte con: 
quien cenia faculcaiies para mantenerla un co* 
che , y todo lotcorreipofidiente á éli Lleva* 
ba doa «osas n«grai| que se mevkHi por bazo 
del pico de la codlhK ¿Qué ti aqueNo? pre* 
gunté á Joan, ^s pelo con liendres , me res- 
peadiéi. Di«e. admirado , {^é dicel^^ ipc^ 



dby Google 



4<l$ 
e«Q lieadres! Hombre > no te^ alborotes , úino 
liénidose. : es querer parecer á los hombres eo 
iJevar pendiente de las bolsas las cadenas de 
los relaxes. £1 que sean de pe?o y con lien^ 
dres es la grao moda ) y se han desterrado 
las cadenas de gancho , en que el relox át^ 
mostraba á vista de todos si le daban cnerda 
(que este nombre , y el de traer las cosas ar- 
^regladas , suele en algunas señoras tener poco 
uso ) la hora que era. Cantó con mucha gra* 
cia su recitado y aria , y acabada hubo la de 
perfectamente , de viva y los bravos, 

60 Unos extrangeros estuvi<íron jugando el 
tiempo de la academia ; y unos petimetres- d* 
«cuchicheo con unas seño'ritas , que no cantároír 
ai jugaron , aunque pareetan bastante jugueto<^ 
aas ; pero, no petdíéron el asiento , y lo mis* 
mo hicieron los petimetres que tenian al lado^ 

6i Yo que: no cantaba t*ni todaba , ni jii« 
gaba , ni Ixablaba sino es con Juan , dexé la 
academia en esta disposítíon^^ y sin hablar é' 
aadie tooid.la pueril».M- > = m . r. * 

61 Vino la semana santa , y con ella sa 
aca^ároa:U^f^;diwfir^ípnes e<^fno-. tlemiNI. s^io. 
So]aii^e^|^.thui;)Oomii«l|Da jingo%>^M«fiQÍM)s vsa^ 
raQ# y:baaq|iet9i. $is^al|labaidei?oAib.'«rfCi^ 

Digitized by VnOOQlC 



406 

ié tas conpsfflis dé tómicos^ de si no repfl^ 
itataria clertt primera dama i y ét los ^to# _ 
gvarnéckk^ que otra$ priinera^^ damas (qué nd 
son cómkal, ^tinqué fepréséntaii mttó}io)hd«» 
hian mandado haCer para salir ton ellos á ti-» 
«tar los al tárele Yo ^ qoe iiada dé ésto mé 
gustaba i decía ent^e mí i iqtiéiito Sé ha klé^ 
laocado en el áigh Uuti¥aáó\ 

63 Jj\e%6 él tiéitipo dé péseua y éomediaS) 
fui ¿ la luneta « mé seMtd á lá izquierda de utt 
albaté ^ y á la ttiía Jaao. trlricipíóSe lá come* 
dia , y se tóéctuyd ü primera jorftsds. Él 
ábate iilé disto qae habiá Vidjédo (si no lo tiu^ 
toré dicho , por lo que érS su éiontersactoA^ 
no lo hnbierá creido) ^ y estsdd éU Roma^ 
Cotteusd A inqulécsfsé dé la» iibpropiédades 
de la comedia española % y dfxo ^ que estaba 
toú la'^altá dé «léídftdes muy átrasitto fauéS* 
tro teatro, t^ues adulinteío li chridád del iu- 
genio di irmd. ^ le respoédi t y no quise con* 
téshnr en nias ^ {MH'iiué «« un punto én que 
tenia yo mutho qué predlear^^ y sétia en dé-*^ 

i^V AétittJsmo ttompo^quoMel^Sayfiei^é ^ veift 
én ^atiú portéis dé! cort«é#«^oá^<dt^tftÉf«^^ dé 
on^iliaiiiosiliAlriá tof^ádd é^ fiutev 1^. ^6^ 

Digitized by VnOOQlC 



467 

remedaban los cómicos ; ^quiero decir ', los au- 
tores. Si el tfotor ha de ridiculizar ervitíó, 
asonto tiene todos loa dias para say flete nuevo» 
Siguíá una tonadilla de maja ; me disgustó la 
poca crianza de la letra , y me fia antes de 
oir los bravos y las s^uidillas , que discurrí 
serian de la nusiña estofa. Juan se quedó , y 
quedó en enviarme á casa quien me ajustara 
las medidas de vestido y zapatos. ^ 

6$ Ua domingo al escar me vistiendo entró 
un criado ( tengo mas de uno ) ^ y me dixó: 
ahí está un caballero que pregunta por vmd* 
Dile que entre , le respondí' ; y entró un 
liombre mozo ^ picoso de viruelas ^ bien péy- 
nado y empolvado. Traía vestido nuevo de 
color de pulga (muerta del todo) ton un li* 
gero frac iq^ asi le llaman los del siglo 
ilustrado) bordado dé x)ro. Caballero , le' dixe, 
siéntese vmd. >, y diga lo que se le t>frece. Soy 
ftl zapatero exttangero , me respondió , que 
me eníGa^el sefior Don Jaan á tomar á vmd» 
medida. ¥0 qué me zctítáé del zapatero es« 
pá¿ol , á quien hztíiz dado limosna , que- 
dé pasmado de vér ^scos 'extremen del sigh 
ilustrado. 

€6 Tomó sus medidas , y séfui lile aca- 



dby Google 



^4P» 
h^ de vestir , y al^salir vi queeirla aateta«« 
la se, estaba paseando uno con un vestido muy 
galoneada de oro. Le dize : caballero. . , Soy 
sastre ^. diqío : pues no puede ser « dixe yo , y 
lo despacl^é como al zapatero. 

<$7 . AJ salir llegó Juan , hablamos del luxa 
ip\ zapatero y sastre , y quedamos en que e* 
gran caballero Don Dinero , ú, quien permito 
el siglo ilustrado confundir las clases y esta* 
doSf.y.ao^ fulmps á una Iglesia i Misa. 

<S& Entramos ; había muchas gentes \ pero 
la atención y vista de todos estaba £xada en. 
1^ luz de la cerilla , con que el sacristán iba 
encendiendo nmchas velas del altar mayor^ 
hasta que acabó de encenderlas todas. 

69 Poco d^pues oí por todas partes cbi^ 
cU, Pregunté á Juan i qué es esto? y me dixo: 
mira ^ todos los sacristanes quando piden set 
])aman chi p y todos los pages quando dan re* 
fresco ^ oye vmd, A aquellos se lo dicen los 
que quieren dar limosna para la cera > y á es- 
tos los que quieren recibir vizcocbos para el; 
chocolate* Ni yer$s nii^g^imo tan mesurado y. 
serio como uu.page quando trae al estrado una. 
xicara de chocolate* 

70 Acabada la Misa 9 nos dividimos «ada 



dby Google 



409 
uno á SU9 asuntos f y quedamos en ir al áh 
alguienCJúnes á v<ex. la primera fiesta de toros* 
Entramos en la plaxa , y nos sentamos en lá 
yiraqdUla. Todo estaba lleno de gentes do 
condición , y de todos géneros ^ y yo de con- 
sideraciones con el mió. Válgame Dios , decia 
entre mi , ¿quántos perjuidos traen estas fies- 
tas ! I Quántos bueyes se pierden para el asun- 
to mas icuportante á todos los estados. , qnal 
es la agricultura! ¡Quántios hombres y ca«» 
ballos se. matan! quántos jornales se pierden, 
quántos hijos de familia hacen n gviilos , y 
qnántas mugeres abandonan su familia pox 
verlos ! 

71 £1 ser fiesta característica de la nación 
y espíritu \ hacerse para fines piadosos ^ diver- 
tir la perjudicial ociosidad de un pueblo grande; 
y otras muchas razones habrá , quando se per- 
miten. A mi no me toce indagar , ni reme- 
diar , sino 4ive/tÍFme^9 como lo hago, qüand^ 
puedo ^ y sí se queme la «isa , caleotémonot 
todos. 

7» ¿Quiéi es, pregunté á Juan , aquella 
huena.mojia, bien parecida^ y de buena tra- 
ca , que ett^ sentadii en lo último dol tabion- 
cillo con aquel Bax4,di iftt tioias ^ é coto^ 

Digitizedby VnOOQlC 



410 
íiel , según ]a vuelta Hile la casaca? Es una 
aeftora muy amiga de Marte , y de sus hi- 
jos. 2 Qti}én , prosegifi , amella mtiger sentada 
en el tuis^o tabl^ondlto , que paripé ceca , y 
dttücocada ^ tien^ parches «n las sienes , y 
traea de dar parchazo , y al lado tiene otro 
coronel blanco , gordo y colorado » con sas 
tre^ galones? Esa es hermana de una cómica. 
¡Caramba para ella! dixe yo entonces. 

73 ¿Quimil ^< aquel mono del anteojo? 
Hombre , dixo Juan ^ qofe me matas \ pues va 
á salir «1 primer toro de mala muerte : no 
me preguntas mas. Asi lo ofrecí , y cumplí; 
^ue no todos 'cumplen lo que ofrecen.^ 

74 Saíió el coro ^ faixo lo acostumbrado; 
tocaron i matarle; tomó Komero la espada, 
y acercándosela Co^iHares ^ se quitó el som-^ 
brero , se la «entregó- ^ y Co)sti] lares corres* 
pondiendo "k la cortesía > que lle<»ó las ateticio- 
oes , la Tecibió : sonó iin ruido en la plaza; 
aemejance al ^ que se hace al acabar las tinie- 
b)as , pero mucho mayor y mas duradero. 

. 7^ El abafe de la ' comedia j que también 
estaba junto á mi.«n los' toros, celebró ma«- 
chO'id nnuiad del lii^r'V tiethpo y acción con 
que iMoíeipa . las cortesías» 

Digitizedby VnOOQlC 



4í« 

' ^é Como no se ha decidido el gran pro^ 
Ibl^má ( indicado en la Gazeta de Holanda ) de 
^u¿l de las dos espadas (de las que matan i 
K)s eoínüdos de los loifos ) pincha y corta me- 
jor , y ct^kno todo ha de ser (dice ei Séneca 
antiguo) á tien^po^ menos iá prevención ^ uno 
de los ¡sénecas modernos dispuso , y asentó^ 
qué antes del tiempo de salir á la plata ^ ha- 
bían Sorteado ton formalidad y pulreza ^ á quál 
4t \oi tft>s espadachines tocaba matdr el primer 
toro \ que tocó ú Romero , y que hizo dona« 
tion Ínter vh>ú!t '& Costillares públicamente, 
tomo ya he dicho ^ p^ra que por este medio 
lo ^supiesen í^ulintos estaban en la plaza , y por 
ellos viniese á noticia de todos los ausentes. 

77 i^ara matar al Segundo toro que tocó 
|)or «oerte á Costillares ^ pag6 éste á Romero 
en la misma fior ( parece comedia > pero fué 
«tierismes ^ y en e! de abril , que es de las 
floréii) doiíiacbn^, cortel^a &c. y tepitió el 
terremcftt> \ron tal i^uido y trepidación ^ que 
ifo erei ise venia abaxo el edi^cio de )a plaza; 
l^ro fué terror de aquel trompetero ^ no ef 
que toca á ^a^lga ^ <toro \ sino el que los ini« 
lológiéoí Tlamato pan. ' ' 

7^ Estaban viendo los éóros desde ct hal- 

Digitizedby VnOOQlC 



^on (que es. como se vea bien los torosr)Jas 
mugeres de Romero y Costillares , aqueUa á 
ta derecha i pero oo guardó la ceremonia qu« 
yo aguardaba de ceder la derecha á la de Cos- 
tillares al mismo tiempo que el marido la es« 
pada # y al segundo toro volver á mndar de 
puestos. 

79 En fin , salió el embolado , y Juan y 
yo escurrimos la bola ^ volvimos á la tarde^ 
en que se repitió la misma comedia. Personas 
que I hablan : música y acompafamiento , coo 
los propios saynetes de cestofies , y las pro— 
pbs tonadillas de palmadas , chtltidoi ^ sií^ 
vos (íc. Salió el s^ando embolado ^ y nos 
salimos. 

, 8o Estaba la calle de Alcalá llena de gen* 
tes , estantes y volantes , porque como la 
principal diversión d^ todas partes es el ver- 
se unos á otros , iban á ver venir las gentes 
que andaban ^ ottas que estaban paradas : aque-. 
j;as veían á éstas., y todas se divertían* 

$1 Vi en la -puerta de una ca#a una gran 
celosía amarilla » y mas adelante en otra otra 
verde ^ y pregnnté ¿ Juan , { qué significa esto I 
Esto es , me respondió , una de las 4>roduc« 
ciones del siglo ,UuUra4p ^ en que unto se 



dby Google 



^4'3 

distlague de colores , como que distinguen 
quél es de pulga rrraétta ó á medio morir los 
microscópicos ojos de algunos que se tienen 
por linces. 

* 8a Como hay muchos topos que no saberi 
kfer , y otros que tienen hs letras gordas, 
aunque con letras gordas está puesto sobré \ 
h celosía amarilla cirujano y sangrador so- 
bre kk verde, ha sutilizado el discurso de los 
que discurren con tanta sutileza , que se ú\k^ 
tingail con estos colores , y no se equivoquen' 
las gentes , creyendo que son barberos , s» dtf 
la casualidad que detras de la celosía oyen to^ 
car la' guitarra. - . ^ « 

^ S3 Con esto , amigo , se roe acabéren Ma^ 
djid la paciencia y el dinero \ y tiendo qné 
naalgattaba el tiempo , estuve poco , dezé aquél 
alegre ^elo , y me volví á mi triste tiisrra. ^ 
^ 8*4 Será tonto el que se dé por entendido, 
ereyeodo habla' con él esta carta , ó según eí 
número de sus capítulos, centón epistofaifio^ 
como el de otro Bachiller : mi ánimo fué dn 
vertirme conmigo mismo ( lo que me suceda 
Souchas veces) respondiendo á un amigo de 
confianza , á quien pido queme mi escrite, pal- 
tana ofender 4 nadie. Tengo, eomó K^os,'inl^ 



dby Google 



4H 
poco de musito , poeta y locoi Soy algo peo* 
^^dolisca p eKribo veloz , y es mas veloz la ima- 
gioaciott , por lo quQ sin querer n>e ^uñle hacer 
resbalar la pluma ^ pero es buena doctrina la de 
que todos suframos -con paciebci^ las .flaquezas 
de nuestros pró^dmos , y yo be sufrido ao 
pocas. 

. 8$ Eo derechura oQ hablo sino es opa al-4 
gtina señora que se llama moda , y contra U9 
aefior que se llama ^jío^, porque á estos dos 
perspn^es los considero como causa de la rui- 
^ de loa mas poderosos. imperips , aunque seaa 
fomanos» ■ ., . í 

86 Si parece que por mi estelo me rio d% 
lo que se estila), interiormente lo lloro : estoy 
^jeto ^ la^ mismas pasiones que jDemócrito y 
Heráclíto sin s^i^ tan filósofo,. y siento •miich» 

. lengan mi »adoQ y mis pariente^ deudas. 

87 Amigo carQ,, principié á responderte i 
la coarta (confide^ial y privada) coo^imode 
que no pasara. la mia (por la veneración que 
tengo al se0or Licurgo) de dDs pliegos, y poc 
I^oco no pasa ^ ser libro (y «^ acabo de ha<* 
cerle merced de título de anales de cinco días) 
de tomo y lomo j pero es ae los que puedea 
aalir á luz : e$u> sucede con las mas de mía 



dby Google 



41$ 

obras , que están ocultas como un ingenio. 

88 El penetrante tuyo quedará orientado, 
sino según deseabas , será' según me ha ocurri- 
do del siglo ilustrada en occidente de la vida 
de algunos del norte , de lo que pasa en las me- 
$83 del gran Qiundo á medk)dia , en las tablas ó 
teatros y paseos por la. tardet ^ ea los pi^y nados 
y visitas por Ja mafiaqa > en los juiegoi^ y acá* 
demias de múska. por la npch^ > y .ei^ las cor*: 
ridas y paradas^ de. los» toros denno de la p}@za 
de Alcalá. A«^bo , ccmho vplgar , y bascon- 
godamente set despidió fn Madrid , d¡cieQd0v 
Agur. 



F I tí. 



dby Google 



'¿11 



índice. 



JLtttroduccion, .,.*.... • . . • pao. 3. 

SI poeta habla con su obra remiiién'^ 
tMa i ún áfáigé tuyo -qué reside en Ma^ 

drid, • • 9. 

• Refiere el autor los motinyos que twúo 
pura aplicarse d la poesía , y la calidad 
de los asuntot que trinaré etf sus -versos, ii. 
^ Letrilla sincera • . • . 17. 

jíl mismo asunto en metro diferentey 
diclarando su amor á Filis • . . i8. 

Fruto que deseo sapar de mis poesías ai» 

Sobre ser la poesía un estudio frivolo^ 
y convenirme aplicarme é otros mas serios a^ 

Sonetos de una gravedad inaguantable^ 
excepto los finales de cada uno , sobre el 
poder del tiempo. a$* 

De la timideu natural á los hombres. . ad. 

Sobre el anhelo con que cada uno tra^ 
baja para lograr su objeto, •.....•• ^7. 

^ la fortuna .¡^8* 

^l pintor que me ha de retratar. ... 34* 



dby Google 



417 

A laféUgfosü enfevmeiiúd de Filis. • 36. 
' jiun berQ$ adviniendo pte aprecie 4 
hs pee tas porque ellos trasmiien á la 
posteridad las hazañas de los hombres 

grandes, ,....•-.... • 37. 

• j^naereéntica. , • • . . id- 

Pasatiempos* .............. 39. 

JÍnacredntica. A un 4umgo sohre el 

eonsuelo que da h poesfa • • • id. 

Anaeteontéca. . • • . 42. 

jínatreontiea, Divol'oiendo á dos ami- 

gvf las coplas que ellos ie babian enviado ' 

y compuesto en una partida de campo. . . ' 43. 

Carta drFíorinda 4 su padre él Conde 

Don Juiian después de su desgracia, . • 44 i 
.El poder del oro en Hamndo, Diálogo 

anire Cupido y etl Poeta. ja. 

Sencillas panderadonas de un pastor 
4' su pastora. .. é *.,..•-. . . . . . idJu 

A lo* dias del J^celen$ísimo señor ' 
Opade.de Riela. . ... ..»...,* . • . ' ¿3.; 

\jínacreántica* ...... . . /• . . . . . 61 

JÍ laréúdas de leébia.jinatredktica. '^61. 

..jfnacreénsica. ....»....».•. » . . ^4) 

Cuenso,^ . . .V. •■. \ . ., .-. ;í; ¡ . . 6j. 

^ Letrillas^^ puerike. . . . * ^. . ? * . ... 6% 

dby Google 



Digitized b; 



4i8 

Letrillas tatíricat imitando el éitth ' . 
de G^ngora y Queved<K .. fu 

Ottat ^ • 73* 

TraduceUm de Heracia. . • »\ i6. 

. Desdenes de Félis. Bghga entre Pal- 
miro y Ortelio , pasiofes. ••.•.•••••• 77. 

fniufia el poeta ai amor. ...»•.. . . 86. 

^ U fomtma. . • . . «r • • « ^^. 

jíl espejo de Filie. - • %%* 

Mpitofios pata poner sobre las sepnU 
turas de varios amantes. De una mugér 
que morid de pura constancia^ • . • • ^ . « 90. 

jí un quadro en que. se ven Júpiter^ 
Neptuno y Pluton can sus atriiutvs -^ y 
Cupido volando mas arrufa. ..«•..«• 93. 

Felicia nuevo amante de Filis. . • • • 94. 

Versos para varias estanipat que^.ee^ 
presentan los principales amores de la * 
fíbula ..>.... , • m\ i 9J». 

Sobre los Vimos méritos de las mu-»- ' 
gfres t , .•• . V .^ 97. 

producción dé Catulo.. . .a «.x 99. 

. ^ loe wno^ee.de.varioe poetasi, \j^^ 
credntica. .............. ^ .. . v • . . * íox. 

Retráctase el po^ta de las . injurias : 
qjM dipco al amor en fl. misma metro^ ;» .. ^ ^ jibs. 



Digitizedby VnOOQlC 



4»9 

jfnactiMiea. .•.•....:•... 103. 

- Otrúé *,.- ^. . • . . 10^ 

OtrOé • • ¿ ....«••.• io5. 

Otra , . ¿ . , 107 

Otra. , . ro8. 

Traducción de Horacio. Id^ 

Remitiendo 4 un poeta j<h>en lat poe^ 
tfat de GaroHaso con algunos versos miot, 109. 

Carta etcrisa desde una aldea de ^a* 
gon ó Ortelio- , que babia adivinado ia 
melancolía del poeta, ...•.•• id. 

Mudanzas de ia suerte, i ipi 

Sobre no querer escribir sdtiraí. . . ; . 124; 

Letrilla •.•••...• 227/ 

Canción de un patriota retirado J su 
éddea. « 129^ 

anacreóntica. «... • • . . • 133. 

Otra. . • . » . V . . . . . 13Í* 

Renunciando al amor y d la poesía lí^ 
¥ica oon motivo de ia muerte de Filis. 
Soneto. » • 140. 

Sonetú. ••...•• 141. 

jí la muerte de Filis, Anacreáttica. id. 

jínacreój¡íti€ú. 145. 

yí la primavera después de ia muerte 
de Filis. Soneto, •...••........ . • 14$. 

Digitizedby VnOOQlC 



420 

Zéuiientút con motivo di la mtietto de 
FUif. 14^ 

EpUtoÍ0 jitiUcud^ 4 Hoftríio. ...,.• i$o. 

Invocación df Ovidio á la Muta. . . . 1$^ 
. Lamhta$e una pastora de la injusti^ 
0a de, tu madre en las siguientes sexta» 
ú la codicia. ••..*.«•*....* 1^4» 

Carta d Cagueta Matrona ^ que indi-* 
muía á la filosofia , empieza áfoiSidiarse 

de la jcorte. • • . • . ^ . • * • . • 156. 

. ^ fas ninfas, de Manzanares « ofendí» 
das por un libelo . q/ue se le atribuye aí 
autor , con cuyo motivo salid de Madrid 
la nocbe última de Qctukre de 1768. • . . 269. 

Soneto probauda ^ la ausencia no 
siempre es remedia confrq el amor, , . . 170. 

Quintillas df ^estilo y, conceptos anti* 
guo$ sobre ye* ros ^ amorosos, ...,,.>. 171. 

Guerras civiles entre los ojos negros 
y los azules^ . . ^ 173^ 

Con motivo de conpeer al joven Melen^ 
dez , de esquisitO£ustq , particularmente 
en las composiciones amorosa^. Octava. . . ip8. 

Probando ser fábula la producfiion, de ^ 
los cuernos en ciertas cabezas. Octava. i^Oé 

jil estilo magnífico de JQon Nicolás 



dby Google 



\ 



4it 
Pernanáez Moratin en sus composiciona 

hifóicas. Canción,. >^» 

Oda pindárica. M mismo 19Z* 

Con motivo de haber encontrado en Sa-* 
¡amanea un nuevo poeta de esquisito 
gusto , particularmente en las composi- 
ciones tiernas *o<^' 

jíl mismo. *®^- 

Sobre lorpeligrof de una nueva pasión^ 

Sáficos y adénicos • *o^» 

Otros 6 Venus ao9« 

A la nave en que se embarcó Ortelio 
en Bilbao para Inglaterra, Oda* Ááficos 

adonices • *i3« 

Don Sancho García , Conde de Casti^ 

lia. Tragedia española original. .• 21$. 

Noches lúgubres , imitando el estilo- 
de las que escribid en ingles el Doctor 

Toung 30S. 

Anales de cinco dias : d carta de un 
amigo á otro. Es una invectiva contra 
él luxOymodas y usos del siglo ilustrado. 365. 



dby Google 



dby Google 



A la Nav9 én que se embarca Orteüo em 
BUbaú pata Jngiaterr^. 

ODA. 

sikPXCOS-A DÁNICOS. 

Ya dexa Ortelio la paterna casa» 
Ya le recibes , navecilla humilde» 
Ya queda lejos la jamas domada 

Cántabra gente. 
Nave que llevas tan amable vida» 
Zéfiro grato llévete sereno» 
Hasta que pongas á la amiga costa 

Ancora firme. 
Alce Neptuno el húmido tridente» 
Abra las ondas para darte paso» 
Salgan en coros Ninfas y Tritones» 

Para guiarte. 
Ni toques costa » ni movible arena» 
Ni sople hinchado contra tu velamen» 
Gúmena», y jarcia desde el alto polo 

Hórrido Norte. 
I<as naves altas de cafion tremendo, 
Con la bandera del amado Carlos, 

Digitizedby VnOOQlC 



a»4 

Ko te abandonen al atroz pirata, 

Que África cria. 
Ni temas golpes de la suerte aletee 
Yo pido al cielo para ti bonanza, 
Y al que le ruega por su dulce amigo» 

Júpiter oye* 



dby Google 



dby Google 



dby Google 



dby Google 



h 



14 DAY USE 

BEWBN TO DBSK PEOM vmiCB BO^ROVED 

lOANDEPT 



»w 




1 



^^Z^^^^ 






D¡g¡t¡zedbyC4t^Bfirmlj*>J^ , 



XK Cbb^ 



U.C. BERKELEY LIBRARIES 



C00MXM*1Xba 



f 



A4ü8é« 



' utñvERSiTV oír c«^^ 



,tomi^^'^^^^ 



1' 



kGoogle