(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Obras. 12 tom. [vols. 2 and 3 are each in 2 pt.]."

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuals, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrain from automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other areas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




aOOO27160V 



OBR A S 

DEL ILUSTRISSIMO, 

EXCELENTISSIMO, 

Y VENERABLE SIERVO DE DIOS 

DON JUAN 

DE PALAFOX Y MENDOZA, 

DE LOS SUPREMOS CONSEJOS DE mDIAS, 

y Arag6n, Obifpo d'c la Pucbla dc los Angeles , y dc Ofma, 

Arzobifjx) clcdko dc Mcgico , Virrey , y Capitan 

General dc Nucva-Elpana, &c. 

T O M O VI. 

Tratados misticos, 

VMPK. 2>^ 'DESEOS : TBRfg^I^dCIO^ 

Je Thilotia : S^ejiiad de U Oracim : Egerciciot de "^co- 
nmento ,y ConftitMciones para lafanta E/cutla 

Je Chrijlo. 





CON PRIVILEGIO DEL REY NUESTRO SENOR. 



nudba Scfioca, Impteloc dc U Real Acadcmu dc &m Fernando. 
, , AnadcM.E)CCLXIL 



* »^ 



\. i » 



1 



.' <: 



* t 



. r 






* % 






f I 



•.* ., ^^ ^^ 



•^: -:>->.... 



.*/..*/ 





7 




i 




::i 




" 












r 


V 


{^ > 


..\. 


r 


• 




v\ .- 








• 



*?• rw 



ADVERTENCIA. 



EN efiefomo Sexto ft contienen yarios tratados Wflicos , que 
Jon cl Varon dc Dcfeos , la Philocea , NcccfidaJi dc la 
Oracion , Egcrdcios dc Recogimicnto , y Confticuciones para 
h. Santa £(cucla de Chrifto. £l Varon de Dcfeos , que es el prU 
tnero , /ue Obra que compujo nuejho Venerable Ohijpo en la Ciudad 
de Megko quando eftaba aujente de fu Jglepa , y entre los ma^ 
snores ctttdados de la iPifita Secular de aquellos ^^nos , y TrU 
hunales. (a) ^or Carta de un Varon doBo , que fe dira^ para 
el Venerable fe fabe le efcribi6 en pocas maftanas del aHo de 
1 641 . 0>) > no admite duda le tenia yd concluido en ocho de tioTfiem- 
hre del mtfmo ano (c)y que le did d laprenfa elfiguiente , como lo af 
fegura Luis Muno^ de quien es lo Jiguiente, Inritulafe , di- 
ce , Varon de^efeos^ en cl qual con profundo conocimiento de 
la materia , (e explica buena parte de la Tcologia Miftica , ylas 
tres vias, y caminos de la vida efpiritual. Es muy util para perfo- 
nas que van por el. Dcdicole a la Reyna nueftra Seiiora. Impri- 
miofe en Mcgico aiio de 1 642. 

^pitiofu edicion^ defpues de otras tres que fe babian hecho en 
"Madrid , y Valencia elde 1 671. al principio del Tomo OHaCtfo de la 
Coleccion de las Obras , el ^TferendifsimoTadreMaefiro Fray SenitQ 
Oro^co , ^ifinidor General Ciftercienfe , quefucedio en lafolicitud de 
la Coleccion de eftos efcritosal <^erendifsimo Tadre Fray Jofephde 
^alafox , como lo refiere el mifmo en el Trologo del citado Tomo , don* 
de dice lo figuiente. 

En eftaObra (c vuelvc a repetir itnprefb el Varon de S)e/eosy 
Libro verdadcramentc de oro , que ha corrido con felicidad , y 
fingular aprovechamicnto dc las almas. En ^1 en(cna nueftro Ve^ 
nerable Obi(po los tres caminos , que rcgularmcnte (enalan los 
Mfticos para Ucgar a la perfcccion , Via Purgativa, Iluminativa, 
y Unitiva , que (on los tres eftados en que fe halla el alma cncC' 
ca vida mortal , dcfeofa 3c bu(car a Jcfu-Chrifto , dcfde la prime- 
ra vocacion hafta la ultima corona. En cl primcro fe confidera c! 
alma penitence : en cl fcgundo , devoca : y en clterccro enahio^ 

a 1 ra- 

U) ftpdtt id rnertbU k hs f^ins 4e U C$mfm*, yklu fsdns Cmmik»t9>tp4^,.^ 
dUi»duwcUi9ieefi»tru*4»' (b) f4ftlJtlf4dnJiulrisftnMdt^Jt4»dr4it,fiuJtfmilri 



lada , eimietu^o , idefcando , amando , y Uorando lo que peco, 
dcfeando lo que bu(co , y conccmplando lo que hallo bufcado: y 
afsi^ dc eftos trcs cftados, en el primero (c cxplican los gemidos 
decl alma concrica $ en cl (cgundo los defeos de el alma devoca; 
y en el cerccro , los (ufpiros de el alma pcrfe<^a. Todosfbifpa- 
itcidos , porque codos Uevan a un fin : en codos , como perfec- 
to Medico de las almas , manifieftalas enfennedades, para que (e 
teman , y eviten : mueftra las mcdicinas , y la calidad de ellas, 
para que no evicadas, (e curen 9 y da do^ina, Uena de toda (ua- 
yidad efpiricual , para que aplicadas aprovcchen : y comocami- 
nance tan experimencado , y (abio dc eftos tres caminos de efpt- 
lieu y previene, y avifa de los riefgos que pucden ocurrir en ellos, 
para que no nos perdamos en Jornada , que tanto imporca , cn- 
fenandonps el fin , que es la Patria Celeftial. Conferva con cui- 
d^do el Aucox en efte Tratado , eftilodaro 9 y de precifion. Cla- 
ro y porque las matcrias interiores necefitan dc terminos fiicilcs: 
habla con precifion , para decir mucho en pocas palabras , epilo- 
gandoen brcvc Tratado un difcurfb can abundance ^y copiofb, 
como es el que encicrra la$ alabanzas de Dios, medios, mocivoS) 
y jaculacorias , en que explican las almas con ternura , defeos , y 
amor de fervirlc , y agradarle. 

Tal vez permite a la pluma, dejandola correr en el cftilo, en 
que. las voces hacen algun geneio de cadeneias ( eipccialmence 
cn las jaculatorias) dc que ufaron no pocos Padres de la Iglefia^ 
y entre cllos en algunos lugares mi dulcifsimo Bernardo; porque 
. como cl intenco del Senor Obi{po , es inflamar los corazones en 
el Divino amor , qucda mas fijo en la mcmoria lo que con mas 
armonfa , y fiiavidad percibe el oido 5 y afii vendra a (cr perfcc- 
cion al pcrfiiadir , lo que (e juzga imperfeccion cn el hablar ; y 
como (c configa cl aprovechamiemo , felicidad (era el tolcrar la 
ccnfiira. Mas fi (c confidera bien quan achaco(bs cftan los guf> 
tos para lo bueno , nadic eftranara , que (e afedc la fazon cn lo 
que fc dice , fi la fiiavidad , es oro,que oculta , y disfiraza la mc- 
dicina , que aprovecha. Muchos Mifticos , y Santos cfcribicron 
en vcrfi) Obras de realzado cfpiricu j y la Iglefia ufa dc cllos cn 
los Divinos Oficios , mirando a la ucilidad comua , fin que (e puc- 
da juzgar dcfcdo , lo que tanclaramcnte (c expcrimenca con au- 
toridad , y fi-uto. 

Eljuido que de efin Ohra hi^ el ^T,Jniris FernandeT^^ (^lu 



pofi grtOfe de la Comp'aHia de Jejus de Migico , confia dt una. carta 
fuya efcrtta a meftro Venerable Autor enelanode i6^i,y dice a/si, 
Helcido dos vcces cl Libro dc V.S.I, la primcra con curiofida'd^ 
la (egutida con admiracion $ y cfpero en el Senorleerle la'Ccrcera 
con cfpiritu ::: £l mifmo libro , Scnor , (e da a si los clogios que 
inercce ::: Yo no sc de eftas maccrias mifticas , miferablcmente 
profano , y. aunque quando las Ico las defco , defpucs para prac* 
cicarlas las cemo::: La materia que V.S.I. Ha e(crito,(egun mb di- 
cen, en pocas mananas , ni Tcrtuliano con fu pluma , y de (us 
Sccrctarios ,Tio la huvicra podido didar, ni efcrivir en muchos 
anos ::: Ya he dicho a V. S. I. que yo no (by fino un Pcregrino 
de efte camino que en(ena, y por efib no puedo hablar del eftai 
do de lo&afe^s y y documeneos ::: De los efedros podr6 aho^ 
ra decir mas , porque me ban movido , alumbrado , y enccrner 
fzido , lo qual como no nace de mi , fino del ardor de (u efpiri- 
cu , no cs contra modeftia el confefarlo. Cierto , Seiior , que fi 
no fiieran de V.S.I. eftos Soliloquios , no (e le podian negar 4 
San .^uftin , San Gcronimo , y San Cipriano. Oefplritu gran** 
de ! O fantiTsimo efpiritu 1 Lo poco que lecondenc en efta cartag- 
es todo aquello que mi caudal puede ofrcccr a V.S.L en haci- 
miento de gracias en habernos dado un uWaronde ^eJeos\ y ta- 
hsdeicos. (d) Sigutd en efteTratado el Venerable Obi/po la idea^ 
(juepropufe en Iferfo latino tl T, Hermano Hugm^ ^ligio/o Jefuita 
m elfequenQ libro que intitulo.Viz Defideria , 6 Vir Defideridrum^ 
del qnefi han hecho Farias imprefiones, ^ero N. V, BfcritorJUo tcm^ 
de H {a norma paraexplicar los tres efiados , o T^iasdela Jfida Mifiica 
con mas extenfion^ aburidamia'yy afsi es obra ditfer/a en lo materially 
formal^aunqueconVienen en ilarguUentoSftaCenfura fibre la que die- 
ton los Cadres del mt/mo Colegio^ la que tamhienfirmaron los Carmelitas 
S>efial%ps, defeubrenbien la importancia de efte eferito^y lat>eneracion 
quefi merece,Hicieron memoria de el Gil GonxalexPdPilaenfii. Thea^ 
tro de las Indias , y (Don Kicolds Antonio enfii !Biblioteca Hifpana, 

(4) 9r$hg!idft^d»ii^hitnt4ihiii^r«fsl$n,iA iHit \6^\, 



f^A- 



9JfPEL QUE EL SE^hCP'R^O'BISTO 

de la Tueila Je los Angeles^ e/crtiio al M. 'H^'P. 
Andres Ten^^y VrovinciaJ Je la Comfania 

icjefus. 

ENtre las ocupaciones de mi cargo , defco 
ddr el primer lugar i las efpirituales. Y afsi, 
en medio de la variedad de negocios , y cau£is 
que corren por mi mano , por fuplir en algo la 
auTencia de mi Igleiia , me ha parecido format 
cfta Obra E^iritual del Varon de Tiefeos , para las 
almas, que (iguenelcamino interior. Remitola 4 
V.Patemidadmuy Reverenda^paraquetengapoc 
bien de pa£ar los ojos por ella , y los demis Pa- 
dres de un Colegio tan grave , do6):o , y efpiri- 
tual la eenfliren , y enmienden , pues con eflb 
quedare yo con alguna fatisfaccion de que ban 
de confeguirfe con ella los buenos efeAos , que 
defeo. Guarde Dios i V. Faternidad muy 
Reverenda muchos anos. Megico 8. de No*^ 
Viembre de 1641. anos. 

mOhtffodth'PuehU 
de las Angles. 



(?{ES. 




^STXJESrrA^E ELU.%<P. Ak6\E$ '^^E<l(g^^ 
Q^rifpincial it la Compafiia deje/us^y de lot otros. Cadres 49£i<^ ^. 
. . sfd^ts^ MpMs de hder Vtflo la Obrn^^ ''^ i.'^^ 

Duftrifeimo Sefion ^ ' \ 

I N cumpIimientQ de la que V.S. L iDMda , bemos ;i^ifto tX lArcv^ 
que V.S.L nbs rerattid, y qitinertmos dilataroos iucho ca d^cife^ 
tucftto fehtiiliicatot PeroyJ que fe ha de djecirin. brcvc , nos 
cpoceoUmos eanafli^urar , que fu Icccion aoslia lido de aiucho 
gufto, por la erpcraii2a dcrta, qud tenemos dccbprovcchQ,qu© 
bt djC' caufar eo coda efte KeyDo , y en doade qtiieVa que k leyev 
re. Y laprimero^Q quehemos puefto los ojoft^. c$ , en. que co- 
siiienza Y. S. I. cumpitendo la eftrecha.obligacion , que tienen Ids StfnoFes:Qbin>os^ 
de iio leer; ni confentir y que ie leao Libr6s , do (olo profanos , pero m aiici ucic^ da 
cuya lection , 6 fe (acaxonocido daft^-^ 6 por lo memsts no ie configue.provecbo. V 
para efto propone V. & L Libro por una parte tan util , y por otra un encrctenidopa^ 
ra todosiloe que quifieren Ocuparie eo^ egercicio de la Oracion » ih qual (irveia .va«t 
riedad de Meditadones, inftrucciones, y documencos % queen ^lieluUan. Y aunquq 
€s aisi , que pudieramostraher mifcbos tcfiimonibs de los Siamos Padres. » quehan wm 
lendido iicmpre apbyar efta obligacion ^ qtte tieoeolos Senores Ohi^./eoocentanMH 
DOS €00 la autoridad deSan CerooiiBO^^que e(cribkiido %\ Papa DaMafi) una CpiOoia^ 
queiotfcula Dr Fili^ PradigQ^ y e$ en ocdenla 1 64. babiendo didio^, qifce aqueUaa be4 
Uous I que vareaba el Hijo Prodigo r para Aiftenco de aninaaks inmuiidM^ eran.iimt 
bolo de los malos , y danofbs Libros, que no (old (on comida de los anialaJes htuxx^ dm 
no de los Demonios : Vomits 4Utmfib(l^ oHm M^frmri : Dmms, mm funt tiii 
€iirmina Totmum yfdiuUris fafientia , Ktaor'Mrum fomfs rtthtum , qjimfndfiundtlt^ 
tdm^^ & dim Mtes c^tplunt j4nimain' qvi$fitfmtrimt , ^fiSofu mttma de^tium. (a) Y 
habkodoafeadoefte eftudio en codo geoero de gente^ , pond^ra uhimamence , quaa 
propiafcaide los Sendres Obifpos , y de los Sacerdot^j el prqhiWr cftos Libros , y 
hacof ». que los que eft^ ^fu cargo fe ocupen en la Icccion de los pj^oyechofos, Lu 
paiabras de el Santo i aunque digoas de mucba pondei;aciQn , pot (ecJai^s, no (b 
xefiereo aqui , pero (ubftituyedfe en fiiltigar otras mi^y bieves^ y muy ponderadasds 
los Santos Padres , qufecfcribio San Pablo I fu Difcipulo Xiwotr^o , Obifpo de Efirfiu 
en lasqitaletrd primer egercidoenque Ie ordcna feocupe , es , la Jcccioadc bu^joi^ 
ypravechofos Libros : Si mni dmvem MttnitUOmm %*€xbwtaimniy& doSrhd. (b) 
boode caC todos los Santos Padres , (^le interprcu'n efte lugar , como fon San Cbri^ 
lbftoinatTco6lata,8aoGregoridmP4i/?«r4tt,pw,arftif. jti. San Gerpnimo.Yi^, 
4* dd GdUuss ^ pond^ran 9 que entre las ocupaciones >que declaraSan Pa|)lo , proprias 
de un buen Obifpo 9 es la lecdon de los buenos Libros. 

Y afii ia pone en. primer lugar , y la antepone k la predication > yllaenfenantt 
de el Santo Bvangelio. Por efto en la Iglefia 9 defde loa Apoftoles aei , fiempreiu tida 
propto delost Senores Obifpos cxtirp^i^ » y deftruir los Libros nocivoB, y proveer k 
nueftra Santa Madre Iglefia los utiles ^ y provechofos ; como lo haUamot eti San Qe^ 
ineme^M.i. Confiitu$. Af^fipl. €0f. 7. Y el Emperador. CoQftaofino.Magno , (e<* 
gun rcfiere Socrates V Ub. z. Hiftor. idf. 7. efcribiouna Bpiftola ^.IdsObilposdeia 
Imperio , encargandoles tuviefen efta por una de las mas principales ocMpaciones deia 
minifterio £pifi:opal. Y San Aguftia > cuyai paiabras cttar^mos luego , confirma (tn-^ 
gularmente efte propofito. Y quando no huvielTe otros muchos teftimonios , que deja« 
mos , baftaba para coofirmar efto , lo que fe cuenta en los Ac^os de los Apoftoles , (c) 
de donde confta , que el Apoftol San Pablo , en Efeib , hizo diligencia para queie bui^ 

cali 
(a) S.Ger. ad Dam. Eplft. x64. (b) a« Ad timoth. 4. v. t}. (c) Aft. iff. 



fiflen^os Libros vancff > ioutilet , y que no 4ervuD de iqh, que dc caf^t 
tfuriotidades , y todos los que hallo , que fueron los que luego dirdtnos , hacien- 
da-, um hog^Jcra^ enU Plaza publico , los quemo ddance dc coda la Ciudad. 
X^s palabras del Texco , (bo eftas : MuUi sutem ex ijs , qulfuiram curiofr fiStmi » Mirff/f* 
turn lih$t , & iumSufnunt warn pmnibus , & cmfutMU futiy iUorum , tnumrunt fioh 
mam iiMtmum quinqtupnta milium. En la qual diligencia concurren muchas cofas^ 
dignas de ponderacion (fuera'de la priacipal de que tracimos , de que es oficio de los 
Senores Obifpos cuidar dt los Libros que (e ban de leer ) porque lo prioiero , dice el 
Sigrado Texco inmediatamente : U4 firtiar crtfahdt Vtrhum D$i » & c$nfirmdhatur. Dc 
donde ic colige claramente > que los malos Libros , con C\i mala dodrina eraii, 
Ja ciza&i 9 y It mala hidrvt que oprimieado i, la doftrina del Evangelic^ 
cftorvaba » que Docreciefle t pues quitada efla cizana , lu^o fe ech6 de ver la 
nedra , y el lucimiento que tuvo la predicacion Evangelica. Lo fegundos que fieiw 
do eftos Libros » no en pequetii cantidad , fino i lo que parece 9 Librerias enreras , y 
oiuy copiofas , pues (e computaban $ y valuaban en citiquenta mil denarios (que no en 
valde nocd el Texco Sagrado el precio ) no repard San Pablo » (^n advierte Sap AguCi 
tm , ibbre el Plalmo 6 1. en que el precio era tan numerofb y y mandd , que (e que« 
mafleo* Las palabras de San Aguftin (on eftas : Noftris in sMms c$nfiriftum effi , quU 
9mlH fifiin €$^is fn$s omms 4d Af^fi^Ut mnlnunt , & mcet^ fum libri y tsm 
mutii » m firtirnnt sd ScfiftnimfMum aftimdimem $mm fiitm » &fiimm4m fntij c§nf- 
iffihiri. Hh rtiqni ftofiir gUridm Dii. Y G averiguamos » confbrmc i la mas verda^ 
dera interprecacioo , que cantidad era efta de cinquenta mil deoarios » fe hari efte re« 
paro mas digno de advertencia : porque los mas fblidos locerpreces » figuiendo el Tex* 
to Sirtaeo 9 que ley6 : Afitndk fretium dd drgnui qmnqui wnriadds , (d) dicto » que 
equivale efte oomeso I nueve mil libras de pUu. Pues fi ranto precio fe dene en pocog 
i irueqoe de obviar el dano 9 que caufen los malos libros , bten fe vd , quao oeceferio 
lea efte cuidado de los Senores Obifpos. Y afsi los Sagrados Concilios fe lo encargao 
mucho , como fe vd en el quarto Condlio Carthaginenfe , en el Canon dies y (as. Y 
tn el CoocilioLateranenfe , fat U^nt Dtchm , ftfskn 9. Y Hicefbro , 9. Uhro pltaf$^ 
ikifiw. refiere el graodUsimo cuidado , que en deftruir los Libros de mala dodbjoa^ 
pu(b el Sagrado Coocilio Nxceno. 

De donde fe colige el agradectmiento que fe debe i V. S. L por haberfe dignada 
de Tacar i lux libro ran devoco f y eipiricual » con que dando I las almas pafto ^ y man« 
ienimiento feludable , cumple con un fbrzolas , y apretadas obligaciones. Y no es la 
menor , que debemos reconocer 9 d fer el Libro de defeos ; porque eftos fdo el prtn<< 
cipio de todo camino efpirituaU y es un buen principto,que no (bio es la mitad de cl ca* 
Aino, como fe (iiele decir 9 DimMmnfaBi^ fui lem orptr bsbet; pero la Divina Sabidurii^ 
califica.eite priocipio por fia de efta un dificil Jornada de la vida efpiricual. Y afei ed 
d tdp. 6. de la Sabidurfa t babiendo poco antes didio , que el princtpio de la Divtna 
Sabiduria oonlifte en buenof de(eos : (e) tmrinm fapentu titifiimd es iifiifUue (§mufij^ 
antid ; pareoe que qucdo tan pagada de efte buen principto , que en il cooititayd tarn* 
bien el fio , y tomd i decir: C^mufifcentid itdqui fdfknHd » Mmii si Migntm fetfi*^ 
immt. Y afii 9 querer inftituir vn Kdren ie Defers ^ esquerer (brour un perpetuo cihn 
diance de la feculud, que mas nos importa 9 que es la vida Eipiritual 9 y nueftra (aiva-* 
fion.Por lo qual efte Libro fe debe eftimar como un diredorio, que oenifsimimsote nos 
gyia eo el verdadero camino de nueftro bien » con an varias confideraciones , docu- 
mentos 9 y avi(bs e(piritttales » como en 61 fe hallan 9 que parece eftaba viendo efta 
Libro 9 y la dodrina 9 que en 61 fe comiene 9 aquel un e(ptrirual , y febio Varon To« 
mis de Kempiii quando hablaodo de la utilidad que trahen con(igo los buenos LibroS) 
en (11 H. ^.4i Difif. Clduft. dijo : VtUis leBU igmdntUm neftfdm erndit , duHdfilWf 
mrmres cmipt 9 ftaaai mores infimt ^fddt cogmpite vsiid 9 ImtdtMr dd iwnuts^ ixcitdi di 
firrarem 9 recdUsgu mmem , recndsfi^Ufim dmwmm. (f) Todas las quales nrilidades 
le hallan en eite V'dnn dt DefiPS. 

Y ultimamente 9 Senor liutbilsimo 9 pareoe , que ha qncrido V. S. 1. fe verifiquo 

la 

(d) Lor. Cisfn cap. 19* A£U (e) Sapb <• (f ) Thonit de Kamp. lib. j. de clatt(^ 



H d^aril^ deStn Agttftift CD «t S«mofe $6, a rr§m iiHkm. dobdf ttOf a«. 
paniculac trata de la uulidad^que trahe configo la leccion de^Ios Libros provecholbs) 
y u/io de los modos con que la explica , es^ cqa^as cimiparaciones I'^iiutrnXotiifitni^' 
bus n$» fufficit dc ufUL iantum mmt lucrd tonqmnt , Jki flurei mmfs imf^rsm , quibui. 
fakfi4iiri4sjius MHiiMt^ & dgric9U dhnfa fisminMm gtntrs c$nMMtfitm , tndifuffiiientn 
ftbi y & fu$s Vdleant ethos ftdfardn : ha ychk ^,qui fyirituMnx hufisftudetis^.non dibit fi^-^ 
fcm , qihi w Ecchfis USiones Dirmas smdidth , fid indmibtis ; jdr h mit^^x rt^tis » & 
qudndo dits brens frmyttidtn in dk^tttkus hwy m idSi/fUs^JcSioni DnUu debitis infiftere , ut 
in homo mUs Viftn,&ffmtdle fifsitis tritiium €mfdrdt€y& in ^fimisdnimnumytfirrmm 
Miilittic^mii Mdfgdtitds fiiondtrt. Y que cfte haya de fer ol iruto deeftofa^ util Libroj; 
io eiperamos en nueftro Seiior , que aumente la vida de V. S. L para que tan fradue** 
famcnte fe ocupe en bien de las almas* Fecho en efte Coleglo de la CompaGda de Jelitt 
9.de£nerode i6if.2.a^os^ • ^ 

Jndret ?«r*^ 



'Atdris de VsdenctA^ 


■ Ti 

• 


Lorenxf Aharado^. 


' V 

r 

i. 


— r- ■ : • • . - T • -V /- 


V 


.■■."- .J ■_ 


1 J^ 












' 5 

f 


.', i.' : 




) . • 


")! 



V*J 



Tm.n h VJ. 



<PjfPEL TDEL SK^CffB^ O'SISTO DE LA 

TueUa de los Angeles , at Muy %^erendo TaJre Fray 

Juan de los %ey^es^ Vnyuincial de los Cadres Carmelitas 

T^efcaltss^yVtfttadw de eflasTrovincias de la 

D^^^eva-Effana, 
Efco mucho luplir la aufcncia que hago i 
miObifjpado , por las matcrias d qucaf 
iifto , dc cl fervicio dc fii Magcftad , con dir al- 
gun pafto cfpiritual i las almas devotas , y que 
figucn cl camino interior. Y como quiera que 
para liablar en puntos tan delgados, y fubi- 
dos era mcncftcr mayor rccogimiento del que 
tcngo cntre tanta variedad de ncgocios , y cau- 
fas , me ha parecido conveniente , antes de en- 
tregar cfta Obra al aprovechamiento de los 
Fieles , que es el que bufco en quanto efcribo, 
rcmitirla i las manos de Vuefa Patcrnidad muy 
Revercnda , y de fu Religion , para que me ad- 
viertanlo que fuere necefarioenmendar, pues 
con jufta razon pod^mos todosreconocerlos por 
Maeftros de cfpiritu , como aquellos que con 
Profcfion muy particular figuen un camino tan 
alto. Y fenaladamente defco , que lo vca el Pa- 
dre Fray Juan de JESUS Maria,de cuya anciani- 
dad 5 y cxperiencia,en cinqucnta aiios de habito, 
y fctcnta de profcfion cfpiritual, puedo fiar con 
lu aprobacion deponer cl cfcrupulo con que cf- 
toy , parcciendome no fcr digna cfta Obra de 
falir i luz. Guarde Dios i V. Patcrnidad muy Re- 
verenda , como' defco. Megico , 20. dcEncro 
de 1642. anos. 

El Oti/po de la Tueila 
de los Angeles, 




9(PSTUBSTJ IDE EL K%f. FliATJUAK IDE LOS ^EYESy 

^roVincial de los Cadres Carmelitas S^ejcal^os ^y Vifitador de eftasi 

^ro'PJndasdela Nuey^a-E/pana^y de etros Tadres do^s^ff^a^es^ 

de/pues de haber Tosfto ejie Libro^ 

Iluftrifiimo Senon 

I ON mas jufta rason , que Seoeea > en ocaGon iemcjante, pudiera« 
mos dccir lo que ^1 en la Epift. 45: que el remirirnos el Libro^ 
inticulado Vsr^n JU Difeos , que coniicne las tres Vias de la vtda, 
y camino Efpirttual , para que le veamos : ladulgentid fcio effe non 
jtfifMij , es mas favor que (e nos hace , para que leyendole apren- 
dSimos , que necelidad de nueilro juicio, y parecer para que 1q 
aprobemos. Pues liendo Obra de quien en codas materias , y ^ co« 
das luces las ha dado (lempre can lucidas , y con debida jutlicia aplaudidas de los inge« 
oJos mas iludradoSt y erudicos, no necefica de cenliira , quando excede i las que de la 
materia han corcado la pluma mas delgada. Y iiendolo canto efta , el eUilo realzado, 
y muy apco d ella 9 1> haoe can inceligible, que parece da ceftimonio baftaqce* que e$ 
oias pradica en efta faculcad de fu dueno, que efpeculacton , d qqe no puede Ilegar la 
de el mas vivo ingenio; con que lo que ocros libros,en efte camino £(piricual acobardan, 
y decienen , cfte alienca , y Bicilha. Q^e (i bien en los documencos , y efeiftos de cada 
uoo de fas capiculos , corca , y morcifica; pcro en fus afedosciernos enciende , y alien* 
ta b voluntad. Con que parece , que I efte Libro k a juftan las palabras , que de aquel 
alfange verfacil , y encendido del Parai(b dijo San Bernardo : Indfio fmtttj^ $n€enfi0 
qMikus iMAum ierriUlius €fi: que corcaba i, dos manos con Cm accrados filos; encendia, 
alumbraba , y ^rafaba con fus fogolas llamas k los que i 6IC9 U^aban* Lo mifmo ic 
defcubre en efta Obra • y en cada uno de fiis capiculos , que con fus documencos , y 
tfc&M corca 9 y drcuncCda , huella el mundo, morcifica paiiones, rinde apecicos, del^ 
cierra meoudas prupiedades 9 que es en cl camino efpiricual imporcantifsimo. Y coa 
ills eacendidos afedos 9 abrala* enaroora, y fervor iza el alma. } Qyien dudaril fegun eO 
to 9 de que conviene al fervicio de Dios 9 i la ucilidad de la Igleia , i la enfenanza d^ 
lot Maeflros de efpiricu 9 ^ ^ direccion de los difctpulos 9 a! alienco de codos, queial^ 
ga ii luz comun 9 obra en que canco (e de(cubre la Divina luz 9 y canco apoya (11 Craz{ 
Y fi CO codo efte Ubro refplandece canco la Caridad para con OioSy moftrandole caa 
tmablc 9 y comunicable la Efperanza , deicubriendo el camino de la gloria 9 i doode 
ha de mirar nueftro fin , la Fi 9 dando canu luz para el conocimienco de el objeco de 
clla » de fiis perfecciones 9 y acribuco ; bien lejos eftaril de que fe defcubra en ella coCi 
concra (ii Divina Mageftad 9 o fu Sanca Ley 9 ni menos concra buenas coftumbres 9 an- 
tes como medio eficaz 9 y proporcionado para adquirirlas con vencajas 9 debe V.S4^ 
maodar 9 que fe di luego i la eftampa. De efte nueftro ConventodeSaa S^alUw df 
Defcalzos Carmclius de Megico » i a a» de Enero de x 642. anos* 

Jr. Juan de los ^es. Er. Jndris de los Santos^ 

Fr. Juan dejefus Maria^ frj^drlgo de SSernardt^ 



rom.n b* fJ^ 



IP^^ECE^ 1DBL ^ETEf^ENfOTSSIW TJ^1(E UAEST^ 
Fray Juan ^auttjla (J{«/^ ^amire^ ^ del Orden de la San^ 
tijsima Trinidad Cal^ada , Tredicador de fu Magefiad ^ y 
Examinador Synodal de el Jr^obijpado de Toledo. 

DE orden , y cotnifion dc el Senor Doctor Don Franciico Forteza , Vicario de 
la Villa de Madrid, y fu Partido, han lleg^do 4 mis manos los Gemidos de el al- 
ma contrita , los Defeos dc el alma devota , y los Safpiros de el alma perfecla , efcritos 
i la (bmbra dc el famofo ciculo deel Varonde Defeos^ con la pluma bien cortadi, fervo- 
rofo zclo, y ardTente dcvocion de el Iludriftimo , y Excelentifiimo Seiior Don J Jaii de 
Palafox , y Mendoza , Obifpo de Ofma , para que los cenfure , 6 por m?jor decir, 
para que los celdbrc, y admire, Baflan los ecos de e! nombre de un Varon tan elclara- 
cido , y Elcritor tan erudito,como tellifican en todoel Orbe Citholico fus Obras, 
(in que d fus Elogios (c acrccienten nuevos explendores , ni acomoden diferentes dift- 
niciones. Difpueftoel cuidado, y de(velo, que en fu fabrica empleo , con tanta no- 
vcdad en cl orden , con tanta dulzura en las fentencias , con tan cordial fuavidad en 
las palabras , y con tan peregrina daridad , que ha hecho inteligible el trato familiar, 
que pueden tener en efta vida las criaturas con (u Criador ( retirado , y efcondido el 
nodo) en laTeoIogia Miftica, dondc loque fecncierra es ftcreto, cnigmuico, y 
mifteriofb. Con que ya los que viven defeofos de gozar de Dios , y ten?r con fu Divi^ 
na Magcftad ftcretas comunicaciones , y rccibir fingulares favores mediante la con- 
templacion , y aftos de Fc , no(e podrJn efcular , ni los que con fus tibieza? eiUn me- 
nos encendidos en fit amor. En efta tarea lucida (e hillan advertcncias , rcd^las , docu- 
fnenros, fentimicntos , efedos , y afeftos , que fervirin degobierno I los Millicos , ea 
]as Vias Purgativa , Iluminativa , y Unitiva, Repetidas veces^ ellas guias de los cami- 
nantes eipirituales , han vifto con la prenfa la luz comun , que gozan los mortales: 
empero , para que en todas las edades , como antorchas encendidas , UeVen con feli^ 
cidad muchedumbre de almas ^ Dios , es bien que por medio de el motde vuelvan I 
kicir. Porque fi no ft puede negar , que en eftos figlos eftragados ,- es grande el nume-^ 
to de doftos que hay ; no es tan crccido cl dc los Maeftos de efta facultad mtfteriofa 
de el efpiritu : C\ igual Jra , mas num^rolb fuera cl dc los Santos , y deftnganados , y 
tnenor el de los pecadores , y diftrahidos. De aprobacion podrin fervir , las que con 
antelacion i efta ft han hecho por (ujetos de toda vcneracion ; (iendo tan cor« 
fiente , y ftgura la doSrina , que enfena efte Libro , y tan conocidas las roe- 
j^as , que ha obrado en las coitumbres fu Ictura. Lo dicbo , y la traduccion^i 
que hizo de el Idioma AlemSin en Caftellano el Sciior Obifpo , en (it tierna 
edad , de la vida milagro(a , penitente , y excatica de el Venerable Padre San 
Henrique Sufon , hijo de el Gloriofo Patriarca Santo Domingo , folicita de jui^ 
ticia la licencia , que fc pide ; porque lo prodigiofo de d obrar , y lo Umado^- 
de el eftilo , dcftubren , aunque en breves hojas » el oro de mas finos quila^ 
res , que abraza la pradica de la efpiritualidad. Con eftas luces mifteriofas » y 
Sigradas propoficiones , dedaran lo que entienden lo9 Mifticos Dolores : Tor^ 
tis , duUis J liber , imejfAbtlis , infuftrabiUs , yulnetdns , ligdns , Ungnenfiens , dt^ 
fe&iontm Cdufdus. Verificadas las reconoceran los pretendientes de el Divino 
Amor , pafando los ojos por la Oracion que tuvo nueftro Santo ^ por los 
irabajos , perfecucioncs , y falfbs teftimonios , que padecid , por las r»H^mas 
penitencias en que fc egercito , y por los fingulares favores , y regalos (abroibs, 
que recibi6 de Chrtfto , y Maria Santi(sima fii Madre. £1 nombre de Abra- 
han q\ied6 mageftuofb , y cngrandecido con^ una Ictra que ft aiiadi6> pien« 
(an graves Expolitores) fi el F^dton dt Defeos ^ por %i (bio era celebrado , y 
fc habia hecho grande lugar en la efttroacioa de todos , y como quedaril , acre- 
centado con el numero de letras , que rcprefenun » y dedaran la pradi- 
ca de un Miniftro Efpiritual de la Divina , y Eterna Sabiduria ( efcondido fit 
nombre coa la humildad } fi yi bioo conocido por (us reelevantes ocupacio« 



ne$ , y no* imiiab^tt cgerciciof ; mas qui mayor I tbclasluce^^ en grado fij- 
perlaMvo. Afsi Jo fiento. En cfte Q>nvenco dc la Santiftima. Trinidad , calle 
de Atoclu , quince de Julio de 1670. talf§ meliori \uM$. Of que no tien» 
cofa , que fe oponga i lo que pide el Sanco Concilio Trideacino , para que 
k impriman los Libros. 

Fr. Juan !Bautlfta (!{«/^ ^mlre^ 



FE DE ERRATAS. 



PAG. 50. lin. 27. dice Mudo : lee, munio. Pag^-yx. lin. i. dice quitais: lee » f«jr^ 
tais. Pag. I z8. lin. 5. dice en la (klud : lee , is en U falud. Prg. x ; ;. lin* ulc. di« 
ee procura : lee , prooir^r. Pag. i88« lin. 14. dice convengan : lee fCQnvingd. Pag. 241 • 
lin. 3. dice afluentur : lee , afiuentet. Pag. 253. lin. 3 5. dice vifta : lee , Tjjfa.i^ag 25 ;. 
lin. 2. dice fabia : lee t frki^. 6c lin^ 20. dice quod : lee , quid. Paig/256. lin# 2x. dice 
diviertes : Jee , diviirten. Pag. 26^. lin^i 3. cUee habitabimus : foe , baUidntUgs. Pag. 
267. lin. xo. dice pagadas: let: ^ f^gados. Pag. 3 19. lin* 14. dice padece : lee , f^tea. 
Pag. 348. lin. pen. dice le dijo : loe , Udijo. Pag. 408. Jiq. $• 4ipe arrancar : lee , 4r- 
fdmsrU. Pag. 415. lin. 27. dide fragllirsimo : lee'^/r^filipiffi^. Rag.428. lin. 22. dice 
con arbol : lee , CQn il dtboL Pag. 546. lin. 16. dice egercicien : lee , igtrcicios. 

E\ Tomo iexio dc las Obras de el Venerable , i Uuftriisimo Senor Don Juan de Pa«^ 
Jafbx , que contiene el f^dron de Defeos , Id Veregrmdmn de Pbilotid dl Monte Sdnto de L$ 
CrwL , J Id necefiddd de Id Otdcion Menulz 'Pir^ que eft6 confbrme con el que lirve db 
Original fc falvar^n las err^tas de cfta. ffffY afsl lo certifico en e(U Villa, y CoKe de 
Madrid, jt diez y fcis dias del mes de Jtinio de mil fececiencos y fercnxa y dos. 



-i.i 



I>08. D. Mdnuil G0Ue:*dlez, Ollpffp 
\'' Corrcft. G«^cr. por S.M. 



I 



AFO^ 



AFORISMOS 

ESPIRITUALES, 

QUE SE CONTIENEN EN ESTOS 
quarcnta y cinco Scntimicntos del Varm de "De- 
fees , paia mayor facilidad , y aprovcchamicnto 

de las almas. 

INTRODUCCION 

AL VARON DE DESEOS. 

Oemme £^nte te omne itfiierlum meum : <r gemltus meus i te non 
efi sb/conditus. David ^ Pfalm^ ij. y. io« 



F^erzt queDiothapiicAocfi los d^ Detenninadoo del que quifierf entrar 

fios 9 y fu dficacu> y valor, pag. u en eftas cres Vias » y camino efpiritualy 

n. I • lo que importa bueo Maeftro. p. j.n.y* 

Daniel, Varon de Defeoi. pag.a. n.l. Eftos cres caminos, y Vias , nunca ie aca- 

Chrifto nueftro Senor » Principe dc iM ban de andar^y como fe entiende efto^ 

que de(ean.p.2.n.i« y la humildad que d^cn cener los que 

Q|ie ban de cener los defeoi para obligar iratiren en ellas. p.6.n.io« 

I Dioi con ellos.p.2.n.2« Andar en fc , quan necefario es en el ci« 

Los defeM, y las obras anden fiempre pro- mino efpirttual p y qud fca andar en BL 

porcionados, y parecidos, p^j.n. j* p. 7. n, 1 1. 

£1 Padre Hennano Hugdn f Rcligiofo dt La vida spiritual es ftcil, y breve, con la 

la GNDpania, y (u trudicion. p.}. n.}. gracia de el Senor, y fin ella impofibk. 

'Aluoco de etle Padre en el Libro , que p. 7. n. i a. 

llaman PIA D£S1D£RJA. p. 4. n.^. La vida efpiritual no cs tan larga como 

Diviiion de la obra, que fe llama VA« pientan algunos , ni un breve como 

RON DE D£SEOS. p.4« n.tf. creen ocros. p.S .n. i ) • 

Ties Vias, Purgaciva^ Iluminaciva, y tTni« Oracion decerminada ha de tener el qot 

tiva f y lia difinidon » y lo que figoifi« figuiere la vida erpirtcuaLp.94i. 1 4. 

can. p.4* n.6. Devodon de la Pafion de Qirilio nueftro 

Saiagen , 6 Gerogltfico, en que ft COno* Se&or^y la Virgin Maria iu Madre, im* 

CCD lis uei Vias. p.5A7« portancecnlavidae%irituaLp»9.n«t5« 



PAtU 



PARTE PRIMERA. 



VIA TimgjTIFJ. 
ADVERTENCIA. 

EL priadpalempleode k Yk Pui^tva, e&llorax Iok pecados»jr comoftlu'd« 
enteoder efto. pag. I o. 

SENTIMIENTO PHIMERO. 

ImmA mid defidenvkiimnfOe^ Iiakf»cip.2d.v.9» 



PRxmeros pa(os del alma que biifca k 
Dios» poca luz, y muchas tinieblas» 

p.lI.D.U 

PcJeas de la grada ^yh Datiiral^„en las 

principianceK p.ii«n»i.. 
MormuracioQcs de losbijoi del figlOy i 

los que k refuelveu dc feguir k Diotea 

k vida efpiritual. p.xt.D.%.. 
Principiante efpiritual ,. comentari I co* 

ooccc lo& movimienCDS de la alau ea 

sf^ y coma (e entlende efto. p* 1 1 • n. 4^ 
lotehor aiiento 9 y animo, que dari Diof 
, al principiaDte.p«X2«n»5» 
Detennioacioo graude dc los prindpiaiH' 

tes ^ part peniteadas, y como Dios les* 

deja empenarfe ea elUs ^ y por qui» 

p^i2i«n.6«. r 

Temuras , y r^os de I0& priodpiant^ 

pag.iz«n.7«. 
Lagrimass. y cooocimietitO' del alma quf^ 

coraienza a guftar derDaaSbpbS3*n«8« 
Dereftimacion que ha de cener el priod* 

piancc ea la vida efpiiricualyde las laor- 

iiiuradofK& del figlo » y raaooea parft; 

efto«.p«i4«n.io« 
Como fe ha de portar el prindpiante ea 

las tentaciooes , y que acuda k la otAfi 

cioo jyic ei Maddrq^p^i 54i«x %• 
Si cayere el prindpiante en la vida dpirk 

tuaU DO dcfmaye, p. i j •n« 1 3 ., 
,£1 prindpiante confiilce lai penitendas. 

con (u. Padre efpicitualtpa 5,n.i4. 
Aftos dc negadon al gozac , y egerdda 

de padccect (on. utiles ^ (enaladameate 

en principiante$«p«x %.na $•. 
Huir las ocafiones^ es fumamente import 

tante en todos , y mas i los priodpiaiH> 

tes9yparqud.p. i6»fluitf» . 



SENTIMIENTO TX. > 

peuf. iu fds infifiintUm mm , & idm^ 
. mAlttn9u[uut4i[mdnd.?h\.6i.\i^^ 

COnocirnieoto en lo» prindpiaotdk 
masclaro, de recoDocer las pueri^i 

lidades» que feguiaa ea cftft vida.p.i 6. 

n* T* \ 

Q|ie ha de hacer conefte cooodmicnt^ 

el eipiritual.p»i y.n. 2» 
Galdas ordioariai, aunqueleves, delol 

priocipiaacesty ludu^ coakspafionet 

aDCig!uaipa7.n.3» 
Lozy qoedari Dios al eTpintyaly eoo que 

com^ Uk. penofo <|ae vi cnvnebo c4 
' ; t lo gyfto&de la vida«p«.i j,n^^ 
Tibieza con queie.htUaril eleipiitcual 

para:(<^guic lo agradablcw y yaooded 
'.<inundo.p.iS«n.{« . / 
Gufta eipiritual » que darl Dioaal miftn 

ca s de rderic liis culpas i fii Diviu 

Mageftad'.paVui^tf; ;/ . , 
Si^eriormodo de enteoder del dpiricuat 
' fobre fi mifiaob p.«8.i 0.7^ . j 

Conodmiemadel d^iicual de lis petiali«L 

dadesi, y devan jk>s» que ha %iido en I4 

vidapafada^ y foUlof^uioa coa I>ios'«& 

eftara2on.p»i.8«n.7^'.. ' 

Deleoavanoadel niUQd^i0quiecos^iiI« 

vos,,y deibrdeoados^ p«i^.n.8,. 
(CoDftaodii que hgk de leaer el dpisitual^ 

ea na volverfe i embatcar ea el out 

deliiglo.p»ao»nai«, 
R^ecencia coa que ha de u&r el efpiri^ 

cual de la luz que le di,. de que es va« 

oidad la que amabai» y poc qu^ ^%u 

Propio conodmienta utilifiuno^, pero ei 
aeceiario paiar defde tt aide Dios. (| 
ai«o.i^ 

N9 



Mo es bicB ddptesdecoDfeficfast y per- 
dooadas kss pecadoi, indivkkur fiis 
cTpedabdadeSyfioopor mayor Uofar<» 

SENTIMIENTO HI. 

ENfrrmedad efpriroal de los prind- 
, piaiitc$,aiJaqiialcDcii^i«ala fi^ 
bre del amor Divino i arder, y lo que 
dice el eofenDO il Medt€o.p. z 2.o« i . 
Primerof fcnriauciiios del amor dc Dios, 

eo d e(piriaiaLp.t)-n*i« 
Gttflo ioterior eo el prmdpuot)C,dc acer- 
carie I Diof » coa la ficbrc del amor 

• Dhino*pti3*a*j« 
I>ifemictadeUorsirlofpecadofaD alma, 

por dp 6 per Dio$.p.i;.o»4« 
Lacunas <]iie lloraa lof pecadoSfymqae 
- iadfieraociaodelasqaellorao^elpo- 
. CO aoior<|iieiecieoeiDios.p.x5.D.f. 
Afedtof 9 y exdamadooes del alma , que 
'. -oomieo2aiiemiramocdteDio».p.x5. 

C.6. y 7. 
Lo quacomieiir que el almait dfgeca- 
< MrdeDiO$.p« a). n*S. 
Lcvaotarfe convieoe al aboa del proprio 
' ' coQOcimieoiip al de Dios«{>*a^n.9* 
CoRfe&r el eoftrpio fo enferoiedad » pri* 

mer nnnedio de la eoAnoedad dpi- 
.: rkiuL p.a^«oao. ^ 

fcngrtai de la propia voiuntad ^ es el re- 

medio mejor para curar lai alnus. 

* p«x5«o*if« 

SENTIMIENTO IV. 

dtmiiH fnmffs 4ih&4 m$4. Pf.z^v. 1 8% 

EL principio dt codoi noeftros dafios 
conlilU en ll irafcible » y concupif- 

cibUi y eomo Im eura Dios.p.i7.n*i. 
Caafa porque tl 4lma k lot pri ucipioi, no 

poede fcguiPi tino eon diHculud, lavi-* 

daefpiricuaU Alii. 
^Porque parece el alma acacia i una caho- 

nat y que la vin con amtnazai bacieA* 

do caminar. AUi. 
BjpMgnancia de la earnt al efpiritUtfefia- 

ladamesce en lot principiancest p. a 8* 

liiz que Dioadarl al alma prineipiaott 
Mve laa tioacblas. p.a8«Q.f • 



Qgelaie el alma^priodptvita ^ fas leque- 

dades.p.iS.n.f. " ^ 

Lo que pela la came eo k>$ principiinrs^ 

por la flaqucu del cfpirini » aunqoe 

fiempre di Oios hicrzas balUaccs.p.2 8 • 

a.6. 
Lagrimas del alnu^ que (iente dificultad 

en Icguir la vida efpiriiual. p. i8. o* 

7.y8. 
Jofhcia del Senor, con el efpirimal , qua 

pues no obedecio el a Dios, no le dbc-' 

dezca a el fu cu£rpo , y lagrimas lobre 

dlo. p.29.n.y.y 10. 
NoTe deialienteei efpiritual eo lasrepug* 

naocias del cuerpo al alraa , pucs todo 

lo permice Dios para C\i bien.p. ^ o.n, 1 1 
Qjiaato mas bacc pcnar d mundo al pd- 

• cador , que Dios coo las tribuliciories 
al jufto.p.30.n.ia. 

Lo qoe debe holgarie d eipirinial, de que 
Dios (e digne de atribolarle , por fcr 
aao piadofa , y iabroia fa beodiu ma^ 
ao. p.30.o.i3« 
El efpiritual debe acodir coo lodas Ct$ 

quejas al Seoor^j i.i^* 
» 

SENTIMIENTO V. 

Mfmento qiuf§, qu$ifiaulnitmfkerisme^ 
& in fulnttmrUutismt. Job.cap.io. 

COmo el barro en las manos del olle- 
tOj es d ahsa en las de Dios.p.) i. 
n. I. 
HI alma fieote mat facilmeote en lo que 
deftaeee de lo perfe&o , que en lo que 

* fe acerca i lo mejor » y en que dlado. 
eiefto.p.3i*n.x. 

Ucilidades que (e figuen al aboa, de cono- 
cer fu miferta , y no fii aprovechamieo- 
to.p.ja.n*)* 

Conocimiento de la propia fragilidad,af- 
(1 en lo material , como en lo formal 

* del cuerpo, y alma, p.; £.n.f. 
Fragilidad del cuerpo al vivir, y dd alma 

• al obrar.p.}x.n.;. 

Corta eftimacioo que hace el alma del 
' cuerpo, quando Dios le d4 el conodn 

- mienco de fu fragilidad.p. } 3.11.6. 
Dciprecio de lo tcraporal , que va cn- 

vueltocon el conocimienco de lafra-* 

- f ilidad humana. p.3 )*n.7. 
Lagrimas dehumitdadi en elconocimien« 

CO de la fragilidad buroana.p«3 3.0.8. 
ConfeHon del efpiritual i Dios , eon el 
conocimiento de fu fragilidad. p. 34* 
tL^. Pi- 



PiJ^I I>i«elahiia,quefta afana 6tCa 

aliBa,y que la anime coido fii alma aoi-* 

^ im el cuerpo. p. 3 4«n. i o» 
£i conoctmicnto de fiifragilidad, no ha 

de defpeitar en el efpiritual cenerle lap 

cima i si mifino, (inocenerfe aborreci* 
' miento. p.35.n.ii. 
Guerra efpiricual del mundo contra Dios^ 

y de Dios contra el mundo , y quiea 

ugue la vandcra de Dios , y quten la 

del mundo.p. 3 ^.n.i i. 
Coo/jderacion utiliisima , de que aunque 

e$ flaca la naturaleza » es inevitable la 

gracia.p.3$.n.i3. y tJ\. 
Gozo que deben tener las almas de vir Gx 

aprovechamiento , y bien » y todo lo 
' que les toca en tan buenas manos , co«i 

mo las del Senor.p. 3 6«n.i 5« 
£1 cpnocimientodela fragilidad propia, 

no ha de iervir para eicufar His pecados» 
' iiho para acularlos.p. 3 5«n« I tf. 
Q^otoconviene^ que de(de luego (e va- 

ya el efpiricual recataado de la vani« 

dad.p.5tf.o.i7^ 

' SENTIMIENTO VL 

Qu^t ffinfti m €onifdmum tiUH Job. 
cap»7.v.ao» 

MAyores tribolaciones del aUna » y 
con ellas mayor conocimiento.p» 
' 37.n.t.yz. 

Q(iejas i Dios 9 mezcladas con ardiente 
amor i Dios, y como fe entiende efto^ 

• p»38*n«3« 

Qye/as amoro(as»(bbre aquel verlb de Job. 
FeccMvi 9 quid fdcidm t^ , i €ujl9$ te« 

* mttmmi p.58.n.3. 

La viraid ie perfecciona en la tribulacion, 
y (lempre es mayor en Dios el (bcorro^ 

" queeloivido. p.39*n«4. 

£1 alma algunas veces k culpa , y fe buel- 
ve ii culpar en un mifino dt(cur(b , y 
cbmo (eentienden eftas coBtrariedades* 

P-59-n.J. 
Con las tribulaciones ie configue mas 

amor Divino ^ y mas conftancia para 

perieverar , p. ^9.n.6.y 7. 
Lagrimas del pecador atribulado » que yi 

comienza i fer aprovechado. p. 40. o. 

8.y 9. 
Dcfeos del alma para faber la voluntas 

delSenor»pwfOja.xo. 
Porque defpues del BaatifinOt puede 

mas efl^nolbtros la mala 9 que lo bu0t :; 



' noi que coQ il boi di6 et$efioipM4oi^ 

n.io. 
Animo,y efperanza que ha de tener el 

alma en Dios » aunque Ie parezca qua 

lo tiene lejos de si en Us tribulaciM 

nes.p.4i.n«ix. 
La efpada de la propia volunrad , la ha 

de rendir el alma i Dios en las pekaa 

efpirituales. p.4 1 .n. 1 1. 
Alegria interior en los egercicios e(pin^ 

tuales, muy importante. p.4z.n. 1 3, 
Dios nunca (e pone contrario al alnia,quo 

bien quiere , y bien Ie firve » y como 

fe entiende dccir Job i Dios ^ que ft 

ha puello fix contrario.p.4a,n. i4«y x 5« 

SENTIMIENTO VIL 

CUrfdcim turn dtfintdis , & drtnirarism 
bumUumtunmi Job cap. t3.v.a4« 

SEquedad del alma » de no (entir S 
Dios, quandofoio buica iDios: 
como fe entiende efto, p.43.na. « 

Dios, aunque todo lo (abe,y todo lo pue* 
de , con code eflb ama las almas que Im 
aman , de (uene , que i un rayo d^ 
ob(curidad ,. les aluxnbra con muchos 

. de luz J de oaQera, que no , parece que 
iabe cubrirle la cara : y como Ie ea« 
Ciende dio, p.43,nui» y 3. ^ 

Senttmientus dglalma, quuxido Dios fe Is 

. encubre , y defeo dq.ii^ores penas;. 
p*44in.4« 

pefeo del alma de halUr ^ I^i^s, no Colpi 
ilagracia, fino aiientimiento , en lu 
alma« p.44.n«j. 

Pifparitcs diljp^etos de las almas efpiri^ii 
tuales , quaado ardea eo el . amor . di^ 
vino, y que no ion eftosdiiparates, pt 

Qozo delalma m cieno eftado, en ^i^ 
blar con milticos: y como ieentiend^ 
p.45.n»7. T 

Afeftos , y exclamaciones del alma » que 
bulca i Dios, quando ie Ie eicoode 

. Dios. p.4;.n«8. 

£1 alma quiere obltgar i Dios con el 

. amor que iiente , quando no iiente i^ 

. Dios^ y Gonfieia queyies ocra, p«45« 
n*8* ) 

Donde ha de bulcar el alma i Dios , y 
Ie hallar^t p.).6.n.9. . i 

Cpzo del alma al padecer , quando fbn 
mayores los ientimientos del am.or , 
que no los de la tribulacioa , f*^6^. 
n.xo.. 



Atm^e btifctf (entimientM del dmor de 
Dios fuclc fcr bucno, es mcjorvivir en 
ft, y amarle , y fervirle heroycamen-* 
te 9 aunque kt (la eflbs ientimientos, 
p.47.n.ii% 
Temptanza , y moderacion , con que fc 
^ han d • defeat , y bufcar Io$ fentimien- 

• tos del amor divino , pt 47- n. 1 1. 
£(peran2as que debe con(ervar el alma , 

de que nunca Dios la tiene por Ai con- 
traria , fi de verdad ella le firve. p.if.7, 

- SENTIMIENTO Vin. 

« • • •- . 

f^iS ddbit capiti mto aquam; & fhrako dic% 
46no9e\ Hiefeni»cap.9.v.i, 

SAbiduria coo que Dios forma la vi- 
• da c(]>iricual de las ahnas , y como 
las guia con regalos i vifta de las cri- 
^ bulaciblye^, y con las tribulaci0nes,i 
' vifta de Jos regalos. p,48.n.i. 
Ia vida dc Chritto nueilro Senor , e9 el 
* ' eg^mplar de U vida efpirkual; y como 

• fe entiende efto , p.48.n.2« 
Conocimiento que Dios d^ al alma de fu 

• miferia I y de la mtferia de la vida , y 

• mociVos de Ugrimas, y dolot, p.^p, 

• n.j, 

pefco de la (bled^d en el alma, con el re« 

• conocimiento de (ii miferia , y de la 
^ deefta vidft ouindana > y tranlitoria* 

p«49.n.3» 
Poior qiiie if i (inttendo el alma , ds Io$ 
^ pecadosagenos, (bbre* el que tiene de 

los(uyos^ p.49.n.j. 
Afliccton del alma al lilenciO) parecido i 

la foledad-, t>tgk49.n.4. y ^» . 
Averfion t,fieftas> y entrerenimtentos en 

el alma, i quien Dios di conocimien- 

• to, y dbior de fas pecados , y de los 
''-*agenos, pi49.n'»^» 

Ligrimas con que llora el alma delaote 
de Dios (umiferia, yladcefta vida- 

• trantitoria.,p«5o.n.7« 

Mocivos nobles, para lloratel tlflu de« 

■" lante dc Dios. p. 5o.n.8« 

^1 mundo qu^ puede diti los que le fi« 

\gucn (ino miferias, y pents-? p^o.n«9» 

Que digno efti el mundo de fer llorado, 

*•' It fe mira eon la luz clara. p.5 i.n.10. 

£n Efpana , y en Italia, fblo vive pura la 

F^, y fin mczda de heregias, pag.^ t» 

• n.ii. • • 
Mifer;a de algunas Provincias, que dejan 

i fu Key 9 y Senor natural ^ y dano 



> que de efto les refulta. p.5x.n«i t. ' 
ligrimas de Iq; PontiGces, Reyes, y 

Sacerdotes , Ton necefarias , por fer U 

caufa tal , y tan univerfal , que nece- 

fita de eftas Ugrimas. p. $ z.n.i ;• 
Qsje deben pedir en elte tiempo las aN 

mas devotis \ \o% pies del Senor Cm- 

cificado? p.5a.n.t4. y 15. 
Pocos Ton los enemtgos , fi Dios nos 

ayuda , y nofotros Ic fervimos, p*; j* 

n. i6« 
Qiando Dios da conocimiento con mu^ 

chas lagrimas , conviene templar algo 

losegercicios, y porque p«55.n*i7. 
Las almas no vivan afidas i Us lagrimas, 
. p.55.n.i8, 
Ias almas recogidas , y devotas , no vl- 

van retiradas de fu obligacion , ni en- 
. cogidas para hacer lo que convenga al 

(ervicio de Dios, p. 54.0* 19. 
Las almas devotas , no (bio k retiren de 

la obediencta por bufcar mas quietud,. 

pero ni dela caridad, fino es que Dios 

las llame , p.54.n.20.« 
Prudencia que han de tener las almas ze- 

lo&s, pira que no fe f4gan. ^Jober« 

bias, p. ; 5.n.z u & (eq, 

SENTIMIENTO EC. 

DoUftt infirni circundedtrunt me , frdoccth 
\ faverunt mc laquti morris. Pf, i7.'V. 60 

DUcreta mano de Dios en gobernar 
las almas en la vida efpirituaL p» 
$6.n«i» 
Hermofo efpeftaculo , fi (e pudiera vdr » 

como gobierna Dios las almas, f«57» 

n.i. 
tas almas unas veces eftiln para Uorar , 
e y Uorarb todo , y otras han de bufcar 

quiealas ilore. p.57.n.i. 
Temor fanto de Dios en las almas, y uti« 

li/simo , y neceiarifsimo : y porque »> 

p.57.n*2. 
Temor fanto , que otros efeftos obra^ 

p.57,n.j* 
Bn leniendo I Dios (e conoce el alma , y 
. en conociendoie , imagtna mejor de 

fus progimos , que de li , quees gran 

yirtud. p. 5 7.11.4. 
Qianto conviene i los Prelados , y SiH 

periores corregir con a:nor p. ] 8.o. 5 • 
Conocimiento de los peligros de que ' 

Dios ha librado i un aima , y quaa 
-util es«p.58.n.£. 
Gemidos ^ que dk el alma » y exclamsn 

cio'i 



c7ode> it Dfos , por Im trabajo5» eaN^ 
das » y cftftigos , de que Dios la h* lin 
brado.p.;8.n.7, 
Lq q^e debea temblar kts aJmas , de oa 

faber (i eiHn en gracia. p. 5 9.0.8. 
Teinor (anto del riclgo que e( alma tuvo 

on la vida pa^fada , de no conocerfe, 

quanta aprovecha, p.59.n«8, 
Guentas que el aima fe coma i%i imfina^ 

a vifta del fanco teirnvr 4e Dios : lean 

eftos afedos los que huvieren ofendi* 
^ doalSenop^quc isoportan » P*59-n. 

p.y io« 
Las almas ban de andar eoonpungidas 

con el conocimiencO) y confbladas con 

la efperanaa, p«6o.n.i i, 
Cuidado ctb las almas ^ en fijar bien en 
- ellas el propoiito de no oftnder k 

Dios , y huir las ocaGoues^ cte enojarle, 

p.6o.nnl2. 
JLas obligaciones, cad a uno de/iieftado, 

no las ha de dejar , fino (ervir i Dios 
' en ^I , quando fii Divina Mageftad no 

le llame ^ otro eftado. p.6o.n« 1 3. 
£1 alma, pues conoce que todofii da-« 

ho le reiulta de fu propia voluntad » 

aborre7.cal^ , y gobicrn«(e for la dd 

Dios. p.6i.n.i4. 
No es bucna curiofida^ metepfe en averk 

guar fi eft^ en gracia , 6 no el alma » 

fmo efpere lo mejor, y cema Amamenp 

ce lo peor , y haga (leropre (us diligeoi 

clas para eftarloi p.6 s,n. i j, 

SENTlMtENTO X, 

tl0n intris in indicium €Mmferv0 fU9 : 4fuin 
' non iuppcabituf^ in fcnffiOn tuo mm 
vivens. Pfalm. i24.v.i. 

VAntdad que fuele eriarfe en el al- 
ma , y como la cura Dios con to* 

maria cuenta de fus muchos pecados, 

y pocas vircudest p.6a.n.i. y a« 
RJefgos en la vida del mas efpirituali y 

quanto convienp fii cooocimienco* 

p.tf j.n.j. 
Conoctroiento en el efpiritual masclaro , 

no folo de las pafadas , fino de las im- 

perfecciones prefentes, p.6j.n.4« 
Temor fanto que le re(ulta al alma » de 

encrar en cuentas con Dios. p.63.n.5« 
Olvido de lo bueno en el alma , para no 

defvanecerfc , y memoria de lo malo 

que ha obrado para llorar)o > es dda 

de Dios.p.64.n.6t 
Cuenus que el alma eipiritual & tgma k 



s> prhnen^ porque Dios la perdboe, f 
no la reduzca icuencas. p.«4.n,7, 
Cargos qite fe hace el almai s) raifmav 
de lo qw EWos h« ^ccho con ella. p, 

Cargos que fe hace el alma , de lo qi^e 
ella ha hecho cen Dios. p.6j,n.8. 

Conodmientodefuvanidaden el alma ^ 
de haber penlado que era abo. p.6f , 
n*9. ' OTA 

Lo que conttene que el conodmiento 
que rtene el alma de fit miferia , no le 
acobarde obrar lo mejor. p.66.o.io. 

Nunca fcdcgede bacer lo mejor, por 
miedo de lo imperfedo. p. 6y.n.j i. 

Como ha de encender Tod§ quanta ohro^ 
es mdo , fij un puadar ,yfiemfT$^ eftof 
fitanio , ^ otras frafes miliicas de elU 
c^Iidad, p,67.n.ia. 

Qpe fe ledd i Dios la gloria de codo. 
pues i ^1 fe le debe, p.68ait 1 5. 

SENTJMI^NTQ Xt, 

thltw 4^nurgMt tmfifinsnquni mquenhi 
fifh4$ m frofiindHm. Pfalm. 68.v.itf, 

TEncadones en las almas, fiielen cre4 
ccr al paib dc los conocimiencos^ 
p-dS^n,!.^ a, 

£1 alma fe ahi^^ra, y perdiera end 
prepio conocimieneoj y deiconfi^ra ea 
^1 , (i Dios no |a ayqd^ra , y como 
fe enciende ^fto , p.tf9.n.3. 

£(peran2a que ftntiri el alma en fy cri* 
butacion.p.70.n.4« 

Copociipi^no de los riefgo% y penalida<^ 
de$ de ella vida , quanto convenga 4 
las almas, p. 70* n« 5^ 

Defeo de ahorrecerfe , que i:efulca del co^ 
nocimiento de las propias culpas , y de 
los Divinos bene^os, y por qu£. 
p.7d.n,«, 

Animagrande que Dios deja I Iqs atri^ 
bulados , para perleverar en fu ftrvi^ 
cio, apabada la tributacion. p.70.n«7^ 

Motivos del alma atribulada, que no Co 
perderi por fervir si Dios , babiendo- 
la Dios perdon^do , quando le ofen^ 
dia. p.7i.n.8. 

Qyanco mas padecen losmalos en Ip ma- 
lo f que los buenos ^n lo bueno. p.71 ^ 
n.8. 

Egemplos de lo que padecen losmalos, y 
engaiiados , en lo malo, y en el eoga- 
ao. p.7%.n.8, 

Paf^ en ^1 ^prazpo humaito Jo que en 
c^ to- 



lodo dmuodo, yen ^fc pircce 

uoo I ocra p»7&ant9* 
Sofiego de la vida efpiritual. p.7X.n.9. 
Pc(cle el propio conocimientP» (e ha de 

fttbir al conocimieoco de Dios. p.7x« 

n. io« 
Convieoe fomencar el (anco ^borreci- 
. ffiicQCo 9 que fe cieoe el alma i si. p* 

73.0.1 1. 
'La Cruz ea la mas fegura nave para Uegar 
^ al puerto de la gloria, por el mar tern- 

peftuofb de la vida. p.73.n.iz. 
X^ftima que fe puede ceoer a los que go- 
. 2an , y ie entretienen en los deteyces 

delmuodo. p«73.o.i3. 

SENTIMIENTO XII. 

rortuuAJcb 14. v. 13. 

Snpremas, y mayores tribulacionesde 
los efpiricuales. p.74.n«i« 
Tribulaciones en que el alma efeoge ao^ 
\ ces el infiemo de la pepatfin la culpa, 

que efta vida con el rie(go de incurrir<« 
^ la. p,74.n.i. ^ ' 

^ktinas tribulaciones Ion ien(ibiU(sim^ » 

porque parecen culpas. p.y 5.0.1^ 
Alma i quien Dios permicio que atribu* 

lade el enemigo , y como (e explica lii 

tr]bulacion.p«75.D.3. t 

San Pablo fue .atcibulado, y.fe quej6 i 
' Dios 9 y pidi^Je quiufle la cribula« 

cion.p.7tf.n.3» ' 

Obfeuridad grande en las tribulaciones 

mayores , de la vida efpiricual. p.76. 

0.4. 
Seoales de que el alma efpiritual no con- 

fiente en algunas tribulaciones , y cen^ 

uciones. p.77#n.5« 
Repugnancia i la culpa , es buena fenal 

de que no confieote el alma en ella« 

p«77.n.6. 
Quando las tentaciones vieneo en los 

Mercicios devocos » es (enal que tiene 

en ellas mas parte el Demonio, que 

la propia voluntad. p.77.n«7. 
Perfeverancia en lo lanto, y bueno , es 

ienal que no conlieote el alma eu las 

tentaciones » quando hay duda Ibbre 

efto , y porque? p.77.n.8. 
Cuidado en el alma de no incurrir en lo 

que es atribulada , es fenal de que no 

confientc en lo malo de loque esatri-- 

bttlada. p«77-n.9« 



Si el alma de verdtd iuele no dfendee. ft 
Dios , ni aun en co(as muy leves , fe- 
nal es , en duda , que no confienteea 
las graves, en que es atribuUda.p.77< 
n. io« 

Almas puras, fiittgadas con tribulaciones 
impuras , en duda , es de creer , que 
no (e rinden i ellas. p. 78. n« 1 1. 

Lo que moUJis fia dan/^ decian los Padre* 
antiguos. p.78i,n.i2. 

Sentimientos de amor de Dios verdade^ 
rost no (ecompadecencon los malos 
confentimientos. p.78.n,i3. . 

£1 alma que de verdad buica i Dios, n(f 
ier^ dciamparada de el en f\x% tentacio- 
nes , y tribulaciones, 78«n,i4« 

Afec^os , y excUipaciones i Dios del al« 
ma , que k haila en las mayores tribu- 
laciones. p. 79.n«i5« 

Cruz de penas» que parecen culpas, quan** 
to mayores que las que Colo ion pe<^ 
nas. p. 79. n« i^. 

Las almas ordioariamente (on atribula- 
das en lo que vivieron mas relajadas, 

. y cooocimientos fobre efta« p. 79* 

Ia luerza que hace el Demonio al alma 

atribulada, quando no en la voluntad, 
. que en e0b no puede, en la imagtna«> 

cion , y exdamacion i Dios fobre eA 

tOb p.8o.n.i7. 
I^a juilicia dcDios refplandece en las tri- 
bulaciones de las almas , pero mas fit 

Mifericordia* p.8o.n« i8. 
Qyc diferente es lo que parece , i lo que 

es , en el alma atribulada. p,8 (.n.i 8. 
Tribulaciones gravKsimas , por qui las 

permite Dios en las almas ianus? p.8 1. 

n.i9. 
Tribulaciones gravifsimas, las permite 

Dios para humillar las almas, p. 81; 

0.19. 
Tribulaciones gravilsimas, las permite 

Dios para caufar fervor, con acudir el 

alma i Dios. p.Si.n.ao* 
Tribulaciones gravi(simas, las permite 

Dios , para que amen i Dios , abor« 

reciendo el pecado, que es ci contra- 

no ^ Dios. p.8 i.n. 10. 
Tribulaciones permite Dios i los (antos , 

para hacerlos con la rcHlkncia masr 

fuertes. p.8a.n.2o. 
Tribulaciones graves, las permite Dios i. 

(lis fiervos, para mayor gloria de Dios, 

y en que confifte ello, p.8 2.q.2 1 . 
Manires de la caridad p y Confe(bres de 

la ^lefia » que fen losperfeiftos atri^ 

bur 



buljidos, i (emelanz* 'de lot Maittres ma la (bledad. pSj.n.u 

bay en ella , por la Fe» p.8 jjt.z i» Com^ cftaba San Pablo crucificadd cod 

Pcrmite Oio& las tribulaciones grandps » el mundb ; y que otros que parece qu« 

para dir perftdo conocimieDca pro<- tft^n crucificados, y no eftia (ma^ 

pio al alma, p.8 j.n.aa« ahrazados con iK p.88.ty.j» 

Tribulacioo^grandcs, las penntteDio^ Tedia que tendra el alma 4 edo tempo* 

para que las almas aborrezcan la vida rat, refpedo del cooocimieoca dp U 

, traonpriai 7 amen l9k e(erna« p.8 5* brevedad de la vida.. p»89.n.4. 

0.Z 2 » ^ Dcfea del alma en cierto eftado , i la vi« 

A las tribulaciones grandes de los peiw da contemplativa ^y tedia i la adiva^ 

* ftdosy puede Uamarr* pu^acorio de p»89«n.;» 

vivos. p.$4.Q.2 3» « D^^^K^^ra^ del alma con la vida y ucil^ 

Tribulaciones grandes dcfpiertan i las al- y fanto* pk8p^n.6. 

. mas i gciardtf fe de ofender k Dios^ Lomejor de todo, es bacer lo que quiCN) 

p^&4.n.i$« re Dios > aunque parezca que es me« 

£1 alma atribulada no.deje fus ^rci^ jor lo que no^otros deleamos* P*89i 

cios efpiricuales » y iancos > por ora* n*7» 

chas, y graves tribukcioaes, y leoift* ligrimas. del afaia que pideal Dios que 

Clones, que la aflijan.. p.84J)«S4» le d^ efjxicio de liorar fu vida , pii«t 

At muy acribulado le afligiri el Demo« le ha dado conocimiento de Gi brevc^ 

nio con divcrfos medios» Cbmo ba de dad.p..90.n.8. y fig* 

ier gobernada en efte cafa el alma*. Qyan lejos efUn las obras de los perfect 

p.94.n.24« tos> dealcanzar ^ (iis. deleos»p.9i,. 

Qtie ba de bacer el alma atributada» tui^ 

quando le perfuade et cnemiga Gocnun ligrimas d^ loi Pl^Iado^ > y obligacioQ 

1q pcor« p.S4ai.z 5. de mejorar los (ubditos , 6 de liorar 

£1 absa atribulada aficionefe al padecer^ no mejorarlos^ p«9x.n..x5» 

y aborrezca elgozar«.p»&j.n.2,d.ya7» Mayor culpa es errar con lu2 el elpiri« 

El alma acribula^da^ liga la voluntad del tual » & el Prelado ^ que (In ella % 

Senor , que el la ayudarik en fus tribu« pwp 2«n.x f » 

laciones^ p.86.n.28. Fragilidad btnoaoai a) obrar» aunque loji 

£1 alma atribulada (e ha de recatar aut^ de(eo» lean biienos » y lantos , H Dios 

cho de aquellos vicios » en cuya ma* . do nos ayuda eficasnentc al obra^^ 

l<ria la aflige el enemigo corotto..pk8 £•. p.92«n«i& 

ikxp-^ La que conviene mitigar ul vez lof 

Hay tribulaciones que puede > y es bien fervorofes deicos,r conteniendolos den- 

que el alnu pida i Dios, que fc |as tro dela refignadon. p^93.n»i7» 

quite y coma lo hizo San Pablo ; pe-^ Menos aprovechari el eipiritual en la (b* 

JCO con lo que el Senor ordenire , vi? ledad que el elcoge » que en el pobia- 

va rcCgnada , y bumilde. p^86,n^o. do donde Dios qutere que efte^p^j^^ 

Atribulado$ gravemente» deben bulbar n..i8.» 

Confelbres, no folodoi^os^ (ino e& Donde efti 1« voluntad de Dios,, alli 

pirituales , y que traten de oracion.. p.. > efti el mevito mas f^ro. p«.9 j;Uh 15^ 

8 6.n. 3 1^ Al que tiene Dios.en el %lo » il leguar*- 

da , como (i eftuviera en la foledad ; 

SCNTIMI£NTO XIIL y afsiloquelearrie^an lasocafiones, 

le a(%uran los ibcorros^ p-94.n,2o. 

Vunquii fauittds dierum tneorum finiitur La prefencia de Dio&es^mas necei&ria en 

hrevi i Dimttte ergo me , ut fUgdrnfaH-- los ocupados , y que nodi^n la ora% 

Udum dolwm mtum^ Jd> i o. v. zo« cion*. p.94.n»2 1 .. 

D£(eo& del alma de dejar efto tem- 
poral del mundo , por la (bledad » 
con el conocimiento de la brevedad 
dela vida^p.87.n*i.. 
La Ibledad coniifle en el poblado, quan^ 
do en ^ quiere Dios que bufque el aU 

^. /. SEN- 



SENTIMIENTO XIV. 

Uiindmfdferm^ & inteUigtrtnt^ 4C n§ vif- 
firndfrvvidirtntl Dcuceron* ji.v.z^. 

DE(eos del Alma devota , de que lo 
que ella entieode, lo enciendaq 

todas* p.95.n.i. 
Quan diferentes (on los antojos con que 

iniran las poftrimerias los engafiados^ 

i^ aquellos con que miran losdefenga* 

nados. p«95.n.2. 
Conocimienio que Dios darSl al alma f 

de las poftrimerias. p. 96.n.;. 
Defeos que tendril el alma, de que todos 

tengan efte conocimiento. p.96.n.4. 
£n el alma el defeb de huir de las criacu- 

xas » la Uevari Dios i rogar por ellas* 

p.96«n.5« 
£1 conocimientos de las poftrimerias 

guarda mucho el telbro que el almt 

* tiene en cl (amo temor de Dios. p«9(S« 
n.6. 

Qye de malos (e pierden en el camino de 
la vanidad, que pocos (e ocupan en el 
de la verdad. p.97.n.7. 

£ngano con que pafa el honbre la vi^ 

V da , entretanto que (e le acerca la 
muerte. p.97-n.7. 

Qjianto mas puede en d hbmbre el en- 

• gano , que el deiengaiio. p.98.n.8'« 
Convieneque fea breve la vida del hooM 

bre : y por qui ? p.98.n.8. 
Ya no (bio pecan los hombres> fino lot 

Reynos enteros. p.98.n.9. 
Medicacionesfantas , fiempre (on buenas, 

aunque eftte las almas iluftradas do 

Dios. p.99.h.io. 
Siempre ande el alma con cuidado de 

que las obras fe parezcan i losdefeos^ 

quandoeftos (on (antos. p.99.n.i i* 
Convienevivir, como quien brevcmcQ- 

u ha 4e monr. p«ioo.n.x a* 



La paciencla que ha,do tener el Prelado^ 
y el alma devota> de que codos no eo* 
ciendan lo bueno como lo entien^ei 
p«ioo.n.X3. 

SENTIMIENTO XV, 

Defeat in ioUte virtus nud , & anm win m 
gemitibus Bfalm. 30.vai« 



A 



n.i. 



Mor Divino que vJ creclendo en el 
alma | en las cribulaciones. p.iox. 



Amor que fentir^ el alma \ Dios , mez- 

dado con el dolor de haberle ofendi** 

do.p,io2.n.2. 
Amor de Dios en las almas , llega \ (en- 

rirfe en las fiierzas naturales que fe v&q 

perdiendo^ p.ioz.n.3. 
En el alma que arde el amor , (e v^ mu^ 

riendo el (ervil temor , y quedari (o- 

loel filial. p. 1 02. n.4. 
Anfiasdel alma que comienza I fentir 

amorde Dios, de fervir muchUsimo 

^ Dios. p.io2.n.5. 
Afedos , y gemidos del alma contrica, y 

enamorada , me jores para decorarfe , 

que para refumirfe. p.i03.n.7,y fig. 
N^andofe al (encido entregarfe i la F^ 

es a(regurar el camino e(pirituaU pag* 

io7.n.i8. 
£(piricuales hay que con menores lenti* 

micntos de amor de Dios , tienra mas 

amor de Dios. p.i07.n.i8. 
Las re(bluciones efpiriniales, np(e tomcQ 

por el fentir, (ino por el difcucrir 

con coniejo, i vifta de los bueoos fta- 

timientos. p. i07.n, 1 9. 
La repugnancia I los fenttmieatos (antb^ 

no ha de ier formal , (ino que (e go« 

bierne con prudencia , quando al aU 

ma le vengan eftos fantos fcntimicmpit 

p*io7.n«ao» 



'mi' 



AFORISMOS 

E SPIRITU ALES, 

DE LA SEGUNDA PARTE 

Via Jlumtnath*. ■ 
SENTIMIENTO PRIMERO. 

Concupbit anima mea^ defiderare jufilficatmes tuas.VC. 1 1 8tV*2oi 

EL tprovcchamiento de cl alma, ft SENTIMIENTO IL 
I conoce en la humUdad* p.i09.n.i« 

£1 decir el alma, que defea (ervir i Dies, Utinam iirigMifuf rUmed 4d tnfi^dienddi 

es aAo de humildad>qiiaiido defea fer^^ jnftijUationes tun$. PlalmaiS.v.;« 

virie. p.iio.ii.i» .1 

Ett la efcuela de Dios , e$ tal vez apro- 13^''^*' <*«! d«fei«* al ^b^r 4 « el mas 

' vechamiento ignorar el alma fu apro* X c^^^z rcmedio , para el aprovecha^ 

• vecfaamietito. p,i io«mi. « miento.' p.i i7.n,T* ' 

Nunca al efpiritual le parezca, que ha de Camino erpiritual , dtficukoib I la natu<« 

verfd (lo pdeas, y tentaciones. p. i ie» ralea j^unque es Acil a to^cia^ pt# 

mx,- - - ii7%n.i# • . 

^Quando (fetite el alma taas facilidad ik Ser ciego al mnndo ea:l& vida efpiritual 

veticer las ocaiiones 1 7 por qu^ p. •^esiitrl^flefidoacencaiel bombre.i 1a 

iii.mj. etemo. pai&n.r • ; 

Los defeos de defeat , fbn deieos verda« jPor qu^ <tijo el Senof <pie; habia venidaj|[ 

deros. p. 1 1 1 •!!. 4. ^ ' que vicsCfen' los que jid veiliii * y fc hi- ^ 

£n de/eando eficazmente (ervir 1 Dios, cieflen ciegos losque vctan^reo el^ap. 

ft--lefirve, y ft reducen i obraslcig- <: 9,dSSai«iJlut^?p^iifiwii.R4y 5. • ';0 

ddeos. p.iti.n.f. . Defeo grande de ftfieguujrfe cu el ctOit^ 

Las almas, que ponderanias imperfec- i'no'incendr^estmuyfmiJL.p. ti^^n^ji 

Clones , y olvxdan fut virtudes, van Recebsifnoci de perdortiDios^Afhiisr 

por buen caminD« p.iiti»n.d?. ' miid)iaf.fftlcas.ip.ii9ifn4i«? > . 

Exdamaciones al Senor , (bbre el de(ear Cuidado de preguntar el alma (1 . \i per 

'^delear ctimplirfu ley. prt i &;ii«7« ^ \ . biieai^ammo^ Cdmb feii^dCiCener« p^ 

Confeiion por los Mandamicncos dc «n ii^.n%d,^- 1. : . ic r . 

alma , que defea fervir i Dio&r Udftt RjefigtiatioauF Id daedifficia. de los Pa^I 

"* p« I X x,xiJi. y %« ^' dres efpiriiuaks:,/ .imparuincifsima*; p« 

£4 ajuftarft a los Matidamientos del $e^ ii>ti;7L'. • ~ i-r; ... m 

nor el efpiritual » es I0 que mas aprue- Ef clariiacfofter ^ y deleds del aim:! que 

' ba rus^bi»60o< defeos, para coodcer fi^ pide i Dios la.conlenffiifi^ifi^e en iit 

fon verdaderos. p. n 6«n. 1 7* (irvicio. p. 1 zo«n.8« y 9. 

Cuidado de la obfervaciofv propidf Cvam^ Lds hoMBres^lb'ihos, pcxfetdfos en lo ma* 

mence imponante en tos efpiritua)es« lo ^ flacos , y fragiles en Id buenotf p. 

p«ii6.n.f8. " - ' i^uftr^H*.^ ^ : .j»,c . . ,) 

En la vida. efpiritual no hay m[eniiden*<^' Cdnfianza que ha de. tenet .el ^alma en 

cias, iiendo todo lo temporal menu^ Dios. p«i iz.n.i t. 

difsimo , ^i tb mira con ojos' claros.^ p^ £1 alma tno- fe bi de defaninttr , aunqut^ 

1 1 6.n. 1 9. » Ic pawca que no apt ovccha. p. i i^.j^ 

BacienciA.de qiTe necefiM el efpiricucfl^ li.iz. .i.:..v^ 

para fufrirfe a si mifmo. ^ K«6.q.a4^ No fe bji 4de rg^Kciuran^viirtud Ibla tv[l 

U 



la vida ef^irltual , fine ffluchas. {»g« 

Maeftros doftos , y jumamcntc cfpiritua- 
les , (iiaiamence necdarios en el cami- 
ooiQCerior. p.ixx.o.i4« 

SENTIMIENTO IIL 

tirfif^ pejus mitu InfmitU tm ^ Mi n§» 
nmiamur fifiiffdmtd. Pfatf.v.j. 

EL alma qoe pa(a de guardar los prc' 
ccpto$ , i feguir los confejos di 

gran pa(b. p.i a 3*n. i. 
^Ugunas voces le parece al alma que an- 

da mucho, y nocamina, y ocras le 

parece , que no anda , y vuela en la 

vida del efpiricu. p«iz}.n.a. 
£landar de las enfermedades , fuelefirr 

fliuyutilpara adelanurft en la vida 

e(piricuaU p« i X4«n. }• 
Cbnocimiento de lo mucho que debe el 

alma i Dios , en quanto b gobierna. 

pft I i4«n«4« 
Refolucion de dejarfe gbbernar de Dioi 
•^ cs ucili($ima« p. 1 1 J.n.5. 
Q^n poco debe el alma i (u propia vo« 

luntad , y lo mucho que debe i la de 

Dios,p.xa5.n.& 
Amor I lostrabajos que tendr^ eUlma^ 

que dcfta I Dios, p.i X5.n.7# 
Exclamaciones, ydefeos del alma, de 

que Dios la allegure en la vida eipiri- 

tuaKp.ix5*n«S. 
Ofrecimiento que hace el alma i Dios en 

los trabajos. p»i x<«n«9. 
Para el aprovedumiento interior de el 

alma > fiempre es mejor la que Dios 

hace, quelo que ella eicoge.p.iay. 

n.io, 
Grande error en el efpi ritual » quererfe 

gobernar i si mifino. p.i 27«n.i i« 
Defabrimiento que ha de tener el efpiri- 

tual k s\ mifmq. p.ii7.n.t2. 
Quanto menos podemos ofender i Dios 
' en la enfermedad, que en la ianidad: y 

par qud{p.x27*u.ij« 

SENTIMIENTO IV, 

C$nfigi timre tU0 carnes meds > jirijdji inim 
tms^ timui. Pf.! iS.v.iao. 

IIl TUoca Dios (e olvida de atribular 
J^!\| en efta vida i los que elige para la 

eterna. ^.n^^xut. 
Pefeo del alma apravecbada , ile que no 



fblo tema ^ Dios el e(piritu, {anotaoH 

bien fu cuerpo : y cdmo fe encienda 

cdo, p.ziy.n.i. 
Paz 9 y ferenidad del pecador con el al-^ 

ma. p.xi9.n.i.y a« 
£1 alma efpiritual que no huye de lo le- 

ve, incurriri en lo grave. p.i jo^n.;. 
£1 alma ha de 'de(ear que el cuerpo an« 

detambien rendidoi Dios€omo ella# 

p.i3i«n.4, 
Aborrecimiento del alma al cuerpo » y 

con mucha razon. ^iji.n.;. 
£n aborreciendo el alma al cuerpo » lo 

caftiga (in compadon t y lo reformat 

p.i5i.n.(S. ) 

En las caidas involuntarias leves, (e^er** 

cita la humiidad. p.i 3 i.n.7. 
Qyejasdel alma aproveduda i Dios de 

las injurias»y groferias del cuerpo^ 

p.i3i.n.8. 
£1 cuerpo es agudo en el di(currir en fiis 

comodidades : y como (e entiende eft 

to, p. i5a.n.8. 
£1 dejar la vida con la muerte en el e& 

piritual » mas es dicha » que uabajob 

p.i5i.o.9t 
£1 alma ha de pedir I Dios que la ayodd 

i veneer el cuerpo. p.i j 3.n.io. 
El alma pida i Dios paciencia para (^» 

frir al cuerpo » y bien la habri menen 

ter.p.i33.n«ii. 
£1 efpiritual ha de andar (evero con (u 

cuerpo , como verdadero eneoEiigo iti* 

yo. p.z33Ji.ii. 
Qyando toda la vida fe gaftafle en CxfOm 

ur al cuerpo , eftaba bien ocupada. p« 
I53.n.i5. 

SENTIMIENTO V. 

AvMi aceltff meos m iiii^ VMiuttm. PC 
ii8.v.57. 

EL alma, no (bio ha de apartar el co^ 
razon de la vanidad , fioo umhiea 
losojos. p.i34.n»i. 
£1 alma antes ha de pedir que la cubra 
Dios los ojos, para no ver la vanidad, 
efto es, que la ayude ; que no fiar ella • 
. que bafta para edb , por fer fragtii- 
dad, fu fortaieza. p« 1 3 5 .n. a. 
Defeo del alma \ la Ibledad : y por qu4{, 

p*ijj.n.5. 
Elalma quando (e halla dentro del mun* 
do aborreciendolo , ha de andar en la 
. prefencia divioa 9 para no perderie, : 
|).i^j.n.4. 

U 



La neceRdad de tener k DidS en el alma » 
la hace egcrcicarfe en (ii prefencia. p. 
135.0.5. 

Atcndon del efptritu , en cortJM* los pri* 
meros movimieDtos al dano. p.i}tf* 

Exdamaciones 4 Dios , pidiendo librc i 
el alma dela vanidad. p.f ;6.n,7* 

Vanidad del mundo , mueftrafefer cran- 
ijtoria, con egemplos de erudicion, ca* 
Uando los nombres por mayor decen- 
cia deefte tratado eiptrituaL p»i56» 
m S.yfig. 

Q^an poco dura lo lucido de el mundo» 
y que ibiodura la virtud. p.i 39.n.i ;• 

C^rrar el alma los ojos i la vanidad , es i 
los primeros movimientos inceriores de 
lo malo , aunque cenga abiercos los 
del cuerpo. p«i^o.n«i4* 

£1 guardar la vifta , y tener mortificado 
c/}e ientido , utilifsimo. p*i4o.n.i ;• 

Cbrrigiendo los lentidos , quedan pron« 
tos para huirde lo malo. p.i^.n.i6. 

£1 efpiritual , ha de efcufitr los primeros 
afcSos danolbs , antes que cobren 
fuerza , y lean ellos fobre il. p.i4o.n« 

SENTIMIENTO VI. 

rUt C9T mum immacnUtum in jufiificstiom^ 
knitmsj ut non f0nfitnd^. Plalm.iiS. 
V.80. 

EL alma ha de pedir fiempre conti- 
nuamente 4 Dios, que la puriBque 

el corazoi% p. 1 4 1 .n. i • 
(Tambieo ie ha de pedir, que la vifta con 

veftidura nupcial ,' como i verdadera 

e(pofa (uya. p.i4a*n.a. 
Pefeo de pureza en el alma , y determi* 

nacion para procurarla con e\ favor 

diviao.p.i4i«n.3« 
Las almas han de ofrecer mucfaas veces 

al dia (ii corazon I Dios , para que lo 

purifique. p.i4i.n.4. 
'BRc modo de ofrecimiento por jacuIato« 

rias interiores , antes alienca , que can* 

fa. p. 1 41.0. 5. 
Si ie v4 cakntando el corazon en el amor 

divino , le iri padeciendo el mundo, 

y todo fu lucimiento engaiio , vani* 

dad , y fombra. p.i4J.n*6. 
Exdamaciones, y Soliloquios del alma , 

ofrecicndo i Dios el corazon. p.i4J. 

n.7.y 8. 
Lagrimas de el abna^ iiotv^Q las tibie^s 

Tm.n. 



sas de fu corazon. p.i44.n.9« 

El alma aprovechada , pafc al inftante de 
el defear al obrar. p.i44.n.io, 

Dcfpues de muy aprovechada el alma , 
andari rodeada de imperfecciones , y 
como fe ha de gobernar en efte cafiy. 
p.X45.n.ii« 

Eumen que el alma ha de haccr conti- 
nuamente , no iblo de lo malo , fino 
de lo imperfedo. p.i45.n.i2. 

Lo efpiritual , fe ha de tener en la mano 
derecha, y lo temporal en ninguna ; y 
fi es precifb, tenerlo en la izqulerda; jr 
como fe entiende efto. p. 1 4 5 .n. 1 3 

SENTIMIENTO VIL 

rem AiUSU m agndidmnr in agmm , cm- 
moremur in vilUs. Cant, cap.y.v. 11. 

ALma aprovechada, con principios 
de amante , y fu di(crecion , p» 

i46.n.i« 
Confianzas de nueftro amor i Dios , foa 

prefiimidiAimas ; y (i Dios no lasayu* 

da, quan brevemente defcaecen. p.* 

X46%n.i. 
La mayor fineza nueftra con Dios , efti 

llena de tibiezas , fi fii Divina Magef* 

tad no nos enciende en (u amor. p. 

i47.n.3. 
Sentimientos de el alma eo el amor dt« 

vino. p.i48.n.4. 
Alientoque d alma cobra para lervir i 

Dios en eftoslemimientos. p.i48.n.5. 
pe verdad le parecer^k al alma , queama 

i Dios , y vivir^ contenta con eilb* p» 

I48,n«6. 
Alegria que refultarsl i el alma de los 

fentimientos de el amor divino. p. 

I48,n.7. 
Exdamaciones de el alma , que delea la 

foledad , y padece eo el £glo p. 148. 

n*8. ; •- - 

Todas las finezas del alma , (e originan 

4e finezas anteriores, que elSenor ufa 

con ella. p.i49.n«9% 
El amor en fus (entimientos > no midelas 

obras , (ino los afedos , porqte tfqiiie- 

Uas ounca Ilegan i eftos. p.t49«n%4o» 
Poco amor llena nueftro corazon, quao- 

do Dios no lodilara. p.i49i.n«io. 
EI alma en el tiempodel fervor , ha dc 

hacer que gaftar , para cl de las tribu*/ 

ladones. p.i50in«i u 
Qpando cl alma tiene fenimientos ' de 

Muxr dc Dios^ es quaado ha de ^ctt 
d «c^ 



aAos dc homildad , porque no fecrie 
con el amor la vanidad. p»i 50.n1 1. 

Qyicn mirire il lo que Dios ha hecho 
por ^1 , urde peniari y que es algolo 
que i\ hace por Dios. p.i jo«n.i }• 

Con los iencimieotos de el amor de Oios^ 
nunca refbluciones grandes le tomen 
(in cooiejo, no lleve fervor i donde 
no le coaviene al e(pirttu. p«x5i« 
n.i4« 

SENTIMIENTO VIIL 

Tfjibe mt fffi te , tntremus mUnem Mfh 
gAtmwmn tu$tmn. Canticon cap. i •v.5. 

QUando mas fervorofa figue el alma 
4 Dios 9 no puede alcanzar i fia 
^ Amado. p. x f i.o.l. 
Nunca una alma perfeda va (bla i Dios, 

iiempre Ueva i ocras tras sL p.i52« 

n.2. y J. 
Conocimiento de que es menor (u amor 

de lo que el alma creia » cs muy buo* 

no. p.ijz«n.4«y 5* 
£fte conocimiento^ no di i d alma def- 

confianza , iino faumildad. p.i 5 3.o«6« 
Siempre es bien coatiderar lo iofinico » 

que hizo mas por nolbcros el Senor , 

quenofbtrosporiii DivioaMageftad. 

p.ijj.n.7. 
Irle aficionando cl alma \ las viitudes de 

Chrifto nueftro bien t y i fu Huma- 

nidad (anci/siou » fenal es de aprove- 

cfaamieoto. p.i5j«n.8t 
Afedos , y exclamadones de una alma , 

que arde.en deleos de leguir \ Dios 

por el camioode la perfeccion.p. i $4. 

Conocimiento del alma > de lo pocoque 
ama i Dios, quando le ama. p. i j/|.« 
n.io. 

Lo que Chrifto nueftro Senor camin6 
por nofocros. Usft. pag. x 54. o« x x. 

yfig- 

Lo poco que las almas caminamos por 
Dios.p.x56.n,X4.y 15. 

Dcfafiar el alma i Dios \ amar > quan 
vaoa vanidad es , y conocimiento de 
clalnufobreefto. p.i j6.n, i6.y 17. 

£1 conocimienco de los defedos pro- 
prios , no ha de acobardar^ lino humi- 
liar al efpiritual. p^i ;7.n.i8. 

Conocimienco de los di vinos beneficios , 
antes ha de dilatar , que encoger las 
. almas. p.X97.n«i9. 

£1 alma pienle iiempre » que tieae infi** 



nitas razones para no defconfiar en lo 
que ycrra , y para no defvanccerfc en 
lo que acicrta. p.i ^S.n.io. 
Procure el alma mirarfc como en un tX^ 
pejo, en la vida dc Chrifto nueftro Se* 
nor.p.X58.n.zi. 

SENTIMIENTO DC 

nbttd ntatris tau » nr mnismre frris , 
& de§fiulif ity&ymm um§ dtffiadi. 
Cantic. cap.S.v.i. 

QUando Dios ve al alma afligida por 
alcanzarle, lu^iedeja alcan- 
•^zar. P.159.V.1. 
Tenerelaloui Dios, ydelear aroarle, 

y amarle , como fe compadece en la 

vida efpirituaL p.i6o.n.x. 
Chrifto nueftro Senor, no iblo es Padre, 

Criador, y Kedemptor de las almas, 

fino hermaoo » y por mudias razones. 

p.i6i.o.a. 
Raras veces bo/ca i Dios el alma , aun 
.. quando mas fina , Go burearfe 4 si 

milina tambien , tal es oueftra fragili-^ 

dad. p.i62.n.7«y 8. 
Conocimiento de la Miiericordia deDios, 

alienu noeftra miferia. p.l6i.n.9. 
Anfias del akna de faallar, y cener i Dios 

en lo interior de fiis egercictos.p.i 63. 

n.io. 
Calordeel amor divino en el corazon^ 

miliisimo. p.i^3,n«i i« 
£ftimacion de la grandeza de Dios %y d^ 

que foloel fervirle imporu 9 y es fu-* 

mamente conveniente, y esgran doa 

de fu Dfvina Mageftad. p.i6;.n.i 2. 
AftAos, y esKlamaciones de una alma, 

que &iite, que tiene i Dios , y co» 

noce , que no lo merece . p.i 6i.n*i 3. 
Dios , por nofbtros fe digndde hacei^ 

Hombre , y oolbcrosno queremos ha« 

cemos hijos de Dios, fiendo lo uno 

lomas, y lootrolo meoos que pue* 

de fer. p.i 64.0. X4« y fig. 
No paede padecer Chrifto nueftro Senor 

delpoes de muerto , y refiicitado , to* 

davia le damos las almas que padecer. 

p.i65.n.i8. 
£1 alma eftd advertida de mezclar fiem^ 

pre con el amor divino ia reverencia 

que le debe k tan gran Dios. p.i 66. 

n.X9. 
Nunca Dios es peqaeno» aunqueefti en 

la cuoa , y aisi ea todas partes ha de 

fcr 



(er temido* p. x 66.TU to. 
.QgaodQ Dios gobterna al alma en ora«* 

cion » no le refifta. p*i66.n.xi. 
No In de haberamor deDios en el ef* 

piricual , que le obligue i perder de 
. vifta fos culpasv porqiie ande Hein- 

pre emre el teiDor,y el amor. p. 167. 
: o«2a« 

SENTIMIENTO X. 

UliSuU m€9 fir n$Sttt^ qtufifi qum £- 

.. i»?eiii%Cantic«cap.3.v.i« 

ORdinariamente las almas quieren 
bu(car i Dios con grandes c6mo- 
didades. p.i67«n«i« 

Si.podemos hallar i Dios I quairo pafoS, 
no lo burcamos , aunqite iea con roa« 
yor meriro^ fcis. p.i^S.n.a. 

Siendo cierco halJar las almas d Chriftb 
oueftro Seiior en la Cruz » pues efti 
clavado en ella » ficmpre le bufcamos 
dondeno eftUa Cruz* aficionando* 
nos mas al Tabdr , que 00 al Calva- 
rio.p.i6&.n.5» 

Qiiando bufca el alma k Dios con an/ia t 
vayafe coniblaodo que yl le tiene. p. 

Dios hace con tas almasi como que le les 
vll, para que crezca el fervor 9 7 el 
amor en bufearle. p. i fi^.n. 5 • 

La aufenda de Dios 9 (egun frafe e(piri« 
mal , nole enticnde k la gracia » fino 
i los lentimieocos del amor » y devo* 
cioot p»i69.n,6» 

£1 alma devota ande fiempre enaroorada 
deDioSy y con anfias como au(enc<S» 
y diligence al lervirie » y con fervor 
como enamorada. p«i^9«o«7» 

X.^grimas con que el alma enamorada 

. bufiriti$iamado.p.i70.D.8. 

Bufcar las almas de noche i Dios, en un 
(entido es bueno 9 y en ocros es ma* 

. lo.p.i7o.n»9* 

Bufcar a Dios en Dios, es mejor que bul^ 
car si Dios el alma en st p. 1 7o.n.9.\ 

Salir el alma en si de si para que Dios cn« 
ere elUf eslumamente imporcaote.p. 
X7aD.io« 

Tarde ballardmos k Dios . entre las co« 
modidades» p. 17 t<o« 1 1 • 

Kunca Dios duerme en. nueftro bien » 
fiempce eAi dilpierto para nueftror6- 
medio. p«x7i.u.iz. 

Crao dplpr que. las aUpu. que habiamoa 



dedcfcnojariDios.leenojeraos. p. 
i7i.n.i}. 

El alma ha de feguir con las obras , al 
quebufca con losdbfeos. p.i7i.n.r4* 

El camino de la Cruz, es el camino real 
de la vida efpiritual. p.i72.n.i y. 

El alma que (lente amor de Dios, ha de 
cttidar , no fe vaya crian.do con *1 , la 
propia fatisfiiccion. p.i7z.n.i^. * 

Las almas que fienten amor da Dios, fe 
ban de ir acercando mas i h F6, y ne- 
gandofe al fentido. p. x 7 3 .n. 1 7 

SENTIMIENTO XT. 

Snrgam^ & circmb$ dviidtm: per vms ^ & 
fUtidsqudrm qnm iilipt mm mtdi 
qudfivi iUum , & mn invini. Cant. cap. 

3.V.2. 

"X TUchas veces hace Dios como que 
IVX fe pierde i el alma, para que ella 
: (epierda de amor por Dios. p.t73w 
' n.x. 

Mas facilmente hallari i Dios el alma 
• que le bulcaredefhuda , que la que le 

bufcare veftida : y por qu£ { p-i7 j. 

n.a. ' 

La Efpola ha de tener buena ley k flx £A 

pofo, y bufcarle fincanfarfe. p.174, 

n.j. : 

Mas facilmente hallari i Diod elalma en 

la fbledad, que en Us plazas , y en las 

calles«p.i74.n.3. 
Hay tres gencros de virtud, efto es, vir« 

tud , perfecdon , perfeSifitma perfec- 

cion , y una comparacion/obre efto.. 

Udfe. p.i74Ji.4« , •; 

De(eo de hacer en todo lavpkmtad de 

Dios, aunqueparece poeo^. es mu-^ 

chifsimo. p.i75.n.5. 
Efte deieo al alma la \uri atcnder k la 
. mas perfeAo. p. I7<5.n.<.;y7^ 
Hariile tambien que atienda , aUimpiar 

el alma de menudifiimaa impeifeccid* 
. nes. p« 176.0.8.^ 

Har^le que fe alege de los gpflos, por te- 
ner mcnos vecino d 'peligrap.x7A 
. - D.9. . 7 . 

Exclamaciones , y andas de un ahna que"* 

bufea i Dios. por las criatUras ^ y 00 Ik 

halla. p. 1 77^11. 10. y (igb 
Si el alma que bulca i.Dios^ no le tiene 
' quando le buica , carde hailari al que 

bufca. p^i75Kn.i& 
Pues no hallamos I Dioseo lascomodi- 

dades, bufipiemosb en losjtrabajos» p» 

t8o«n.x7« 4 a Pues 



Pues no haUamos I Dios en b extertort 
burquemoslo en lo interior. p«i8o.n* 
1 8. 

Las ocupactones para embarazarnos al 
bulcar i Dios $ no (c ban de medir con 
Jos ^ercicios exteriorcs » fino con los 
de(eos intcriores; cftoes, no impide 
el obrar , (ino el defear. p. 1 8o.n.i9. 

Mo pienreel alma , por aprovechada que 
ie iienu 9 que lebandefalur defec- 
tospropios que llorar. p.i 8o.n*zo» 

SENTIMIENTO XU. 

Num quern diUgtt Mima mu vidifiis ? Pau- 
luhimcumpertraftfijjmeQSi invini quern 
diligit Mima ntea : tenui eum net ^ii-* 
tdm Cant. cap. 3 .v. 3 •& 4. 

ES tan iroportante bulcar i Dios, que 
ficmpre fon cortas las diligencias 

que hacemos para ballarle. p« 1 8 x .n. i • 
Aunque halleoios i Dios al amor , no le 

hallaromos i la vifta , hafta que falga- 

mos de efta Jerufalen Militante > i 

aquella eterna » y Triunfante. p. 1 8 1 • 

n. 2. 
.Qliien quifiere hallar i Dios en el gozar, 

lo ha de bulcar por e(U vida en cl pa» 

decer* ptxSz.n.j. 
No hay elUdo en efta vida (in Cruz, i 

quien lo mir^re con luz. p. i8z* 

n.4« 
Cozarfe en los trabajos por Dios> es don 

de Diof* p.x85.n.5. 
Pena en el alma , de que 00 pena por 

Dios> es dulcepena«p.i83«n.6* 
Es lenal de aprovechamiento , Uegar el 

alma K gozar canto en el padecer, que 

comience i recatarfe del gufto del pe» 

nar. p.x83.n.7. 
Dios (utiliza los entendimientos de las al- 

mas , al palb que las vk purificando. 

p.i83«n«8« 
AkGtos 9 y exclamaciones del alma, que 

ha hallado i Dios , y (e abraza con iL 

p.x84.n.9. 
.Gozos que v^ envuehot en efta vida , 

con ceneriDios enella. p.i84,n«io. 

y fig. 
Solos los goftosdeDiof, Ion fin dilgul^ 

tos, y los gaftos del mundo no lo ion, 

y con dilgultos. p.i8tf.n.ii« 
Poco ha coitado Dios al almai en ll^an«« 

do i tcnerle. p. 1 8 6.n. x 3 • 
Afcdos del alma que defea mas amor , y 

delhudez , Ibbre el amor % y delhu«« 



dez , que tiene. p.i86.n.T4. 

En medio ds los mas altos lencimientos 
del amor , ha de eftir el alma con cui- 
dado de las obras. p. 1 87.n. x 5 . y 1 6. 

Aunque le yea enamorada, y en algunas 
. colas, imperfe^a, nodelca^ca el alma 

. p-xSy.n.xj. 

Sufrael alma lus lequedades , que de 
ellas lacarl el Scnor fii aprovecha- 
miento. p.x88.n.x8. 

Los (entimientos del amor divino , no 
ban de embarazar i, las perlbnas publi- 
cas 9 que los cuvieren, k obrar con re« 
iblucion 9 y valo( lo convcniente al 
fervicio de Dios. p.x88.n.x9. 

SENTIMIENTO XIII. 

WH duwn ddbdrere Df benum eft : fpnerc 
inDotmnQ m9ffemme4m. Pf.yi.v.iS^ 

LAS almas primero ban de bulcar 4 
Diosy luego tcnerle , y defpues de 

edo all^urarle. p.x88.n.x. 
Qyando Dios Ueva al.alma, en pocos 

palbs anda mucho. p. x 89.11.2. 
Mucho deben agradecer las almas ^Dios, 

de que les haya lacado al puerto, 

quando ban vifto perderle otras en U 

mifma tempeftad. p. 1 89.n. 3 . 
Solo Dios puede defender el alma de la 

milina flaqueza* p. 190.0.4. 
Virtud de la elperanza nobililsima , en la 

vida elpiritual. p.i9.o.n.5. 
,Hay eftado en las almas , en que no pa*^ 

rece que bulcan ellas la virtud de la 

cfperanza » fino que ella fe les vien« 

alcorazon. p.X9o.n.6» 
La elperapza del efpiritual no*es (bio dc 

gozar i Dios en la otra vida » fino de 

que la guiari » y ayudari en elb. d. 

191 .n.y. 
La efperanza en Dios alegra $ y dilaca lat 

almas. p.i9x.n.8. 
Afedos de una alma que folo efpera en 

Dios I y codo lo demis defprecia. p. 

X9 1.0.9. 
Acercarfe i Dios , y Colo fiar en i\ , es 

muy dilcreta dilcreciod. p.i9a.n.io# 
Las riquezas9y las felicidadeshumanas, 

vacias de bien , y Uenas de oogafio. p. 

X9a.n.ii.y tt. 
No hay Key , como el Key del Cielo. 

p.i93.n.X3. 
La Efperanza le ha de poner doode eft^ 

la Caridad. p.x93.n.X4. 
XI elpiriittilM h4 de olvjdar el obrar. 



La efperanza interior , nunca falta at al- 
ma cfpiricual ^ aunque'le fake el con« 
(uelo. p.i*94«n.i6» 

La tfperanza (lempre lea de Jo mas no- 
ble , que es fervir > no de lo mas util. 
p.i94.n.i7; _ . 

SENTIMIEMTO XIV 

SAumhxA ilUus quern defidetsviTMrn ftii^ 
Cant. cap. 2 .v. f 4 -- 

LA Padon del amor Divino , la ha- 
Uari el alma al pi® d^ 1^ Crw im« 
tandole en ella. p.i9f.n.i. 

La Pafiondolorofa delSenor , es el jar- 
din de los efptrUuales. p.i95.n.t 

£1 Arbolde la Cruz ^ amaUe prenda. p. 
X95.n.2. 

Gran defcan(b ballari el alma en la con- 
fideracion de la Pafion del Scfioh p. 
i^fi.n.)* 

Memorias de la Pafion del Senor en las 

' almas, e^ fenal de la aprovechamieoto. 
p.'i96.n.2. 

Pocas veces confidera el alma en las lla« 
gas del Seiior , que no vea luego que 
las caufaron fus culpas. p.99*n* J* 

No Tolo el almi , find el cuerpo ft; iri 
rindiendo i Dios, con las medicacio- 
nes de fu Palion. p. 1 96.n.6. 

L^grimas devotas de un alma, que ft ha- 
Ua at pie de la Cruz » miraiido clava* 
do I Tu Efpofo en ella. Uaft. p.t]^7« 

n.y.yfig* 
Unas veces en el alma la meditacion en- 

ciende la voluntad , btras el amor de 

la voluntad dcfpierca muy (anca^ia^- 

ditaciones, p«ioo.n,ra, 
tJnas veces el cQtendimienro alumbra , y 

figue la voluntad , y otraS la voluiitad 

y\ cnamorada precede , y firve al ea- 

tendimiento. p.200.n. 15, 
De toda confideraclon ha de falir el- a^l- 

ma , cuidando de obrar bien.p.2oo. 

n.14. * 
La alma aprovechada , Horeft \ si primb- 
to; pero Uore tambien \ losdem^s^ 
feiiaUdamente fi tuvieren fubdicos. ^. 
aoitnaj* 



SENTINTIENTO XV. 

Quomcdo cantMmus CfntUum D$ml/n m 

ten A dtienai Pf. i j 6.\.^ . ^l^ 

S lempre Dios con un conoctmiento 
di muchos > y un rayo de luz cau(a 
graodes deftnganos. p.20i.n.i. 

£1 alma devota de la Pafion de el Sefioft 
mas querri Uorar padeciendo, que 
cantar gozando. p»2oi,p«2« 

£1 negarft al gozar 9 uhico medio de 
aprovechan p«202.n.3. 

Camino de la nada de el Venerable^r^ 
Juan de la Cruz , Deftaizo Carmelita^ 
verdadero*efpirituan 'p.ito2.n.4.y 5. 

Defto de no deftar fino i Dios , es bu£Q 
dcfeo. p.305,n.^. • . f 

Nunca fuelce de la mand et alma la^c^ 
pia obfervaciOn , para limprkrft dc^lat 

• ' f mpcrftccionei p. 203 iw.j. • -» '- *^ 

Quanto ^as delgada fta la vifta interiorf 
y la propia obftrvacidn ; mayor ftri 

• el aprovechamiento. p,204.n.8« ^ 

JM* veneer un vicib , es cobrar fuerza pa« 
ra: veneer dos » y lo raifino en las im« 
perfcccionesy y a(si es bien veneer pa«» 

^ ra'vencen p.204«n.9. 

Afedos, y Soliloquios i -Diosde una-al* 

'. ma> ^ue^no quieregufto en eldefti^ 

•' ro,y4Blopadecerpo]r il esfiigoftop 

. p«204.n.io.y fig. 

(^ei'er el abna no querer nada por Dtbs^ 

' es d mas util queref.|>ilo£.n.i4. 

£1 cantar las alabanzas de Dios , esiitil^ 
lanto , antiguo , y nectfafio en la Igte^ 

' ila« p.zoy.D;!^. - - 

Los eggrcicios neceftrios de e( efptritbaL 

' y de (& &if 6 , no los tjadedejar, aufi 
que ft vda^xDn imperfeccieiiies al^brar* 

' los.p.207.n.t6. •• * • 

No la ibmbra que acompafta "fiempfe i 
la naeUraleza , (on propriedades de dl 
alma 9 porque mas dice efta palabra 
propriedades: Es imfevtiikte vetefiQ 
far4,los muj effiritudles.-^p.ioi.n.i^ 

"£1 no defear nada por Dios , ho- exduye 
deftar lo bueno , que e(to fiempre es 

. bueno ; folo exduye aquello 9 que & 
malo , 6 hace impedimento k la union 
de el ihna con DiosV aunque parezca 
bueno.p.io8.n.i8.'* * 



AFa 



AFORISMOS 

E S P I R I T U A L E S. 

DE LA TERCERA PARTE 

Via Unitha 
SENTIMIENTO PRIMERO. 

Siml^eneritis dileSlum meum y ut nuncietis ei ^ quia amort languem^ 
Candccap.5.v.8. 



DCfcaecimiento (ude (cntir el alma 
inttrtorifsimo, qnaodo (e fience 
hcrida dd aiiiordivino«p.iio.n.x» 
Ko hay fcliddad ca efta vida » (ioo ha« 
< Uarfe un alma enamorada dp Diou 

fo alma que manificfta (u interior Ienti« 
. mieocodeamori aun le (altaa o^roi 

gradof de perfeccion. p.zix»n.4. 
Tal vez el alma que ooliente amor de 

Dios en la oracion , lo liente en los 
. demies egercicios.p.a I z*n.5# 
Frequence jaculacoriasyen que; comien- 

xa i ientir en (li corazon i aipor divi« 

Dap.xi5.n.6« 
Prefencia de Dios 9 que acompatia al aU 

ma enamorada de fu Divina M^gedad, 

p.ii5.n.7. 
Cttidado fumo de no ofenderle en efte el^ 

cado, y mas delg^da obfervacion. p. 

1 1 5«n.8. 
Qiiejas amoro&s del alma 9 quefe fien* 
. le foamor^/da de Dios » y deliampara- 

da : J como fe entiende efto t p«i 1 5* 

Amor que & tiene uendo mayor, y amor 
que (e fiente mas, liendo menor. p* 

Si las almas cierran con el filendo los la« 
btof , quando fienten amor divino , 
creceri dobladofu amor«p.zi^«n-i8. 

Til vex las almas no pueden dejar de nu< 
nifeftar el amor , eito es quando el ef- 
piricu pa(a i hacer fits efe^os en la na« 
euraleza. p.a 1 6.tu 1 9. 



SENTIMIENTO VfL 

ttddte miflvrHut , fipsti mdlis ; ^ mm 
r# Unff^if. Cant, cap.2.v. 5. 



AKdience , y mas interior calcntura^ 
que fe vi encendiendo de amor 
divino en el alma# p. 2 1 y.n. t • 

La enfermedad del amor divino , (e ca« 
ra con que crezca la enfermedad , y 
cada dia fean mas fcrvorofos los defeq^ 
y mas puras , y heroy cas las obras. p, 
2i7.n.a. 

La medicacion de la Pafion del Senor^ 
atililsimoremedio, para la enferme-^ 
dad que padece el alma enamorada do 
Dios. p.xxS.n.j.y 4. 

,£1 amor divino en el alma , que era ao« 
tual, fefttde hacer habitual. p.2i|>« 
n.j. 

Al palb de lbs (entimientos del amor di« 

. vino , crecen los defeos de hacer 1^ 
pradicos , con las obras. p.2 ip.n.^r 

Dcicos iPervorolbs, (1 (on de buen efpiri^ 
cu 9 trahen configo obras hcroycas 9 y 
poras. p.2i9.n.7« 

Ardientc defeo de padecer , (uele acom% 
panar al defcar. p,2 2o.n.8« 

Valefe el alma > de los miritos del Hijo, 
para ofrecerlos al amor que tiene il 
Padre. p.220.n.9. 

Yale(e el alma de los mdritos de la Ma« 
dre, para ofrecerlos al amor quctie* 
ne al Hijo , y al Efpiritu Santo , y 
alabanzas i la Virgen Santifsima Ma* 
ria , y i los Santos, p. 2 ao.n. 10. y lig. 

En la enfermedad del amor divino , pro- 
mover la enfermedad 9 es ir fanando 

en 



eo la cnfermedad. p. izt.n.ij. 

Las.iimas fe hati de humilUr en iiual* 
quiera eftado » i fus padres efpiricua- 
le$»p.2»3.n.i4' 

Conocimieoto que tendri el alma ena^ 
iDorada > que fe halla un pobre , que 
no tiene que ofrecerle £ Dios , yque 
ba de bacer en efte ca(b« p,ii3.n«i 5. 

Alma que ama de verdad al Hijo , no 
puede dejar de fer devocifsiina de fa 
Midre:./ porquiS f.%%i.n.i6. 

S£NTIMI£NTO m. 

Saii&ut mm mUAf & tg9 ilU , f hi pdfdiwr 
intit ii(f 4, JioneCy sffiret dksjllr inclining 
tur umhd. Cant«cap«7.«v.x6. &• 17* 

DEjate ballar , y aicanzar el amor dt- 
vino I de las qaejis , j anfias de 
las almas, que le bu(can« p^zij^n^u 
£i amor comienza de Dios 4 Ia$ aUnas, 
/ de Jas almas tia de tr 4 parar eo 
Dios. p*aa4.n«a. 
Imperfeccion del decir » en algunas fra« 
fes mifticas 9 cs pcrfecdon 4el iemin 

Con Jo mifau> que Dios nos alimenta a 

nolbtros , es fu Divina Mageftad ali- 

xnentado : y como fc entiende efto, fo- 

bre las palabras: Qui fafiitut inter bUs. 

p.xi5.n.4.y ijg. 
No hay otro dia verdadero » (ino el dia 

eterno de la gloria , que los dias del 

mundo eftin Uenos de fombras, y ti« 

nieblat. p. x 2 7.n. 7* y 8 . 
Ternifimos, c inexpUcaWcsfcntimicnto^ 
. fuelen arder en las almas enamoradas 

deDios. p.ax8.n.9« 
Alegria graode fentir^ el alma , que ar- 

de en el amor divina p*aa8.n.io. 
Ijoi (encimiemos del amor divino, no 

acortan » antes realzan Us obras. p» 

^a8.n.ii. 
Tal vez fabe mejor el alma enamorada 

de Dios • (entir que decir fu amor. p. 

ii8.n.ia« 
Raiones de amor que dice el alma i 12i 

aoudo 9 quando lo fieoce en si. p. 2 29. 
. a.z^ 
Dios no fe contenta de venir i noib- 

trosp fioo de fer para nofocros. p.229, 

Dios para noibtros , es todo quanto pue* 

de(er.p.229.n.i$. 
Kofocros para Dio$» lo mcnos que puede 

fcr : y como ie entiende. p.a }o>n. 1 6. 

y^7- . 



Entreguemonos todos i Dios 9 para quien 
fomos » para que los que fomos nada 
fin Dios 9 (eamos to4o con Dios. p» 
2$i.n.x8.y 19. 

£n liegando el alma i amar i Dios ea (ii 
Maeftro interior. p.2ji,n«2o. 

£1 amor del alma perfeOa ande (iempre 
k vifta de fiis obras. p. 2 3 x .n. 2 1 • 

La alma enamorada de Dios, tcnga gran 
cuenta con la humildad, para que efti 
(eguro el amor. p.2 3'2.n.2 2. 

Egercite las virtudesel alma cfnam6rada» 
como fi aquel diacomenzira i (ervir* 
p.2}2«n.a3. 

SENTIMIENTO IV. 

£|a diUa^ mM 9 ^ ^ mt i^nrtrfio ejus. 
Cant.cap.7.v.xo» 

COmo puede fer que comi^ze algii* 
nas veces el amor divino 9 defde el 

alma, fiendo afsi, que fiempre comien«» 

2a defde Dios » fi>bre aquellas palabras 

de los Cantares: Mg9 diUSo inff.p^2 3 }• 

n.i. y fig. 
Norte de la vida efpiritual^ abujat y'^ 

piedra imin , como pueden explicarfe* 

p.2 34.n,3.y{Jg. 
Vifta mas delgada interior , cria mas^l* 

ta humildad* p.2 3 $*n.7. 
ilnfia ba de tener el alma de obrar 9 no 

iblo lo perre&09 Cno lo mas perfec- 

to. p.2 3$.n.8. 
Dios que guia , y alumbra el alma ena^ 

morada , facilmente le di i, entendet 

lo mejor. p.235.n.5^. 
AltifsiBto aprovechamiento halla el alma 

en feguir los movimientos interiores 

del amor divino. p.236.n.io» 
Aft&os del alma que fiente el amor di« 

vino 9 la qual no pudiera amar fi pri« 

. mero Dios no la amira. p.2 36.n.i t* 

Afeftosfbbre los divinosbeneficios.£«4/^9 

p.237.n.Z2.y 13. 
Poco poder de todo lo criado, i vifta del 

poder del Criador. Lidfe^ p.2 3 8 .n. 1 4* 
Los divines beneficios , unos (e egercitan 

en obrar, otrosen efcular males. Uufij, 

p.2 38.n.i5.y 16. 
£1 amor divino en Dios, efti fiempre fb- 

licitando fu amor , fiendo todo Dios 

amor. p. 239.n.i7. 
Las almas efpirituales, (igan fii norte, que 

esJefuChhflo nueflro bien.p«240.n. 18 
Seguir las infpiraciones, breve modo de 

aprovechar 9 y lo que en efto hizo 

aquel 



aqoel Serafio de amor San FraDcifco. 

El fcguir las infpiracioocs , no cxcluycn 
d confejo dc lo$ Padres cfpiritualcs, 
€fic naoca el amor de Dios aparta de 
^ ^ la pnideocia , y la humildad. p. 

* - i40.n.io. 

El acudir al Confefor, no (e ba de cntcn- 
der con proligidad , fino con diicre- 

* eioo« p«z40*n«ai» 

SENTIMIENTO V. 

Jtnimd med UqnefaUd ejl nt (dUOtus) hfih 
tus ifi. Canc«cap.5.v.6. 

LASpalabrasdel Senor, enciendea 
las almas. p.24i«n.i# 
Munca cfti en tan fubido pmito de per- 
feccion el alma, que no haya que dcf* 
faacer del amor propio. p.i4i.n.i« 
Lo que deben I Dios las almas , que las 
libra de los peligros y en que otros Te 
. perdieron. p.24Z«n.3. 
Confuelo del alma , afsi como fiente las 

palabras del Senor. p.z42.n«4« 
£1 amor divino enciende defeos de amar 

mas. p.i43.D.5. y 6» 
Pios con cl habiar allana las dificultades 

del obrar. p.X43.n.7« 
Sentimicntos , y atectos , que dice i Dios 
el alma , quando acaba de oir fa dul- 
ciisima palabra. p.i44iO*8. 
Sentimiencos del alma y con el apor di« 

vino. p. 2 4401.9. y fig. 
Mucbas veces pide el alma lo que tiene* 

p.z4J.n.i2.y 15. 
Q|iacro nuneras de bablar del Senor , al 
o}do , i la imagtoacion , al encendi« 
mienco 9 al corazon. p.246.n«i4 
Nunca es bienque las bablas intenores » 

fe^ecuten fin confejo. p.247.n.i5. 
[jo que el alma es aconlejada » 6 tnfptra^ 
da 9 con palabras interiores , como ie 
ha dc encender , y egecutar. p.247.n« 
16. 
La vivcza de imaginar fiiele fbrmar razo- 
nes f que parecen bablas interiores : y 
oomo le entiende eito^ p.247.n.i7. 
Tres modos deoracion^ bablar de Dios, 
hablar con Dios » o{r k Dios. p.x48» 
o.i8. 
Tres modos de filencio 9 de lengua, de 
dikmSb, dc dcfeos. p.548.n.i9. y 20. 



D 



SENTIMIENTO VI. 

Qmd mm miln ejl in Oxhy & }l ft^yqUH f$ki 
/ifrr rrrr4fii ? Pfalm.72.V.25. " - 

Efnudes del alma : y eoflSo'fe ex^ 

M ^ plica, p.245^.n.i. 

Tres maneras de examen enks almas cF 

pirituales 9 de cdncieocia 9 de amor» 

de defeos. p.2 50.0.2. \ - * • 

Calificacion de las tres maneras de exa-* 

men. p.>5o.n.3. • • -- •. * 

Padre Juan Eu(ebio de la Compania de 
Jeliis , doclo, y efpiritual, p.i 5 i.h. 3% 
Las almas en el (egundo examen de amor^ 
(c guarden de dorar con H ^(tim itiva 
los yerros de la afcdiva ; y como ft 
eotiende eih>»p.2 5un.4« 
£1 aborrecimiento de los hijos , muger^ 
y padres , que pide el Senor, para que 
le figan : como fe enciende. p.2 ; i.q, 
5.y6. 
Porque fe fiindaron las R.eligi<)nes , f 
que efpiritu les gui6 k liis Santos Pa-* 
triarcas. p.2 52.n«7. 
Cuidado que deben tener los Prelados da 
las almas 9«de negarie al amor de los 
deudos. p.2 5 2.0.7. y ^* 
Examen de refignacion 9 y obras , que es 
el mas perfe^o ; como fe entiende. p. 
2 5j.n.9. 
Vircud , y buena atencioo de Julio Sch^ 
Hero, que formo el Ctf/nfM cbrifiidnnm 
p.2 53.n.9. 
Dclafimiento que (entirii el alma 9 no fo^ 
lo quanto i la eftimativa 1 lino quan** 
to i la afediva. p.2 54.0.10. 
Cuidido de examinar el amor divino » f 
de cortar los primeros^ movimientos , 
que lo pueden entibtar. p.2 54.n.ii^ 
La forraleza del alma enamoradar dcDios, 

y ddaiida , kri grande. p#2'54.n.i2. 
Tambieo lo (er^ la libertad fanta con que 
el alma defatida^ enamorada de Dios 
le lervira. p«2 5 5.0.1 3. 
Exclamaciones del alma, que (bio ama^ f 

delea amar i Dios. p. 2^ 5'.q»14. 
Qjjien tiene i Dios, todo lo tiene.p.2 5<, 

0.15. 
£1 alma como ha de querer las criatara^ 

y las ha de aborrecer. p. 9 ;6jui6. 
Quien ciene mucha tierra que gobernar f 
tiene mucha materia to que errar , y 
larga cruz en que penar. p.a57.n.i7* 
No hay en la tierra que dcfear 9 lino paz 
para la tierrai y ella es la que nofe lu<t 
'^ lla 



llaen htierra. p.^f7*na8. 
Qgefe haga laVoIuotad deDios eti la tier- 
ra, ha de pedir el alma fbbre la cterra* 

La pa2 de los pecadores ^ es conftante^ y 
la paz de los Fieles , no dura : y como 
(e entiende efto, p.2 58.ii.2o. 

Ucilifsimo exainen en las almas efpiFicua** 
les,elde las propiedades. p.£58.n«2i« 

Muchodeben temerfs los afedos, aim* 
que (can en cofas pernitidas , porque 
no Ueven de alii i, las propiedades , y 
deellas i los pecados. p.i59.n.i2. 

£fte cutdado, y recato del alma, en lo 
permtcido , ha de crecer en lo que ef- 
timascerca de lo prohibido«p.2)9« 
n«25. 

Nadie ie fie de los habicos , para no re* 
catarfc de los aftos : y como (e encien- 
deefto,p*2 59.n«a4. 

SENTIMIENTO VIL 

Hiu nM quid itMfUtus mtus ff9l9ngaiu$ efit 
bubitdyi cum babiuntibus C€d$f : multulfi 
ifif$Ufuif unims mid. Plalm.xi9.v.5, 

EN la vida efpiritual nunca ft ha <fe 
bufcar el defcanfo , y quando e$ ne- 

cefario , reduzgafle d amor divino la 

recreacion. p.26o«n.x* 
San Joan Evangelifta afloj6 la cuerda, 

pero no la quicd del arco del cazador, 

p«26o.n«2. 
Dos defcanfbs voluncarios i un tiempo , 

en un efpiritual , no es defcaoib e(pi^ 

ritual. p«2 6 1 «n. ) . y 44 
Qjiejarre puede^cl alma , deflerrada de la 

Pacria , del ciempo prefente , y del pa- 

iado:y comofe entiende eftcHp^ 3^6 1« 

n. 5* 
Tedio, y deleftimacion en el alma per« 

kdzy de todo lo cemporal. p«2624n.6« 
Anfia del alma perfeda ,. de Utgar de ef^ 

u vida I la celeftiaU y eterna. pi262« 

n.7# 
Goao del .alma eriamorada, de acordar* 

fe de las cofas celeftiales« pwz62«nt8» 
Habitual defeo ^ fuole engendrarfe en ol 

alma, de ir i vit a Djos s y como fe 

eRtienderptf262.n«9. 
Af^aos del alma que dice I Dios los de« 

ieo^que cieiie de que fe acabe el de(^ 

tierro , y de Ikgar I verle en la Patriae 

p.26}.nao« 
Xa vida es muerte, para el verdaderoef* 

piritual,y la omcrtc vidat p< z 6 }«nja i • 



Llama ) la miierte d efpiritual » ooino k 
alivio de la vida, y con que razoaest 
Led/i.f»i6^^i%. 

Penaiidades de la percgrinacion de efia 
vida« p»2<4.n.i}. y 14* 

Los (iibditos aman i, fus Superioresen el 
mando , fi les dejan vivir como quiC^ 
ren , y los aborrecen , ft los guian k Sx 
4)ien. p.265.n«i5. y x6. 

Tengi paciencia el efpiritual , al (ufiir 
efte deilicrro. p.^66.n.l^• 

Paciencia, que ban menefter los Superio«i 
res zelofos , y que acudan i Dios coa 
todo. p«266.n.i8. 

Ei bien que hacen los Superiores ,' I (ut 
iubdicos, haganio purameme porDios, 
y no echaran menqs el poco agradeci* 
miento de los fubditos. f.i66,n.i^. 

£1 Superior que no fupiere hacer bien i 
los que no Ie (on agradecidos , (e enti'* 
biar Ji fiicilmetite en la caridad : y por« 
q[u£»p.267.n.2o» 

SENTIMIENTO VOL 

infiUsc ig^hompj quis me libetaUt d i9tff$ 
mMisbuiuA Ad &om.cap«7.v.24« 

ALd{iiricuAl , noleaflige menos h 
. vida^ que al engana<k> la muerte. 

p.268«n.i» 
£1 enganado llama vida i la vida, y 

muerte ^ la muerte » y tl de(engaiia* 

do, muerte al la vida, y vida i la muer- 
. ce*p.i^8ftn*a. 
Ningun efpiritual, por aprovechado que 

elli , preiuma que fe acaba la pelea i 
. fiop con la muerte. p*269,n«). y 4. 
Sentimientos hay de las penaiidades del 

cuerpo. que no incurren en impacfen 

ciade amor. p.270.n«5* 
La refignacion del alma, es el defeanlb de 

la tribuUcion* p427om.64 «. 

Tal vez fe aufenu la guerra efpiritual , 

pero vuelve mas br aba delpues«p.a7d« 

n.7* 
£^5dos que Dios (aea en las almas, mb 

aprovechadas con la guerra concinUa, 

que tienen el cuetpo^ y el efpiritu. p. 

27i<n.8« 
£ila palabr^ f y probombre 1 To , peKr 

grofifsima en el efpiritual ^ y quejaf 

del alma i Dios (bbre ello* p. 27 1 ^n.^. 
Gompaiii a del cuerpo ^ traydora , y ate^ 

vofa al alma«Sf4/r»p,27i*n#io< 
Tiranias del cuerpo contr^ ol alma , y 
. poodeiafet f.272«n*tx*y ia« 

• La 



Xi foem era hdmbrei ^iriolof t y 
aimbien la efpiriuul > fiiectcs » y expe- 
riiiienta<ios.p.27}.a.x3. . 

-£1 coerpOy y ei ahna juntos , (bo una co- 
la » ycodavia Con difercntes*p.z75. 

' fi.i4« 

Comuntcaciones del alma diftintas» una 
(operior , y otra inferior. Lesfi U €$m^ 
fdr4ci0nfigmmit€d€jlQ. p.i74.n.i 5* 

v£l alma comuniquefe coda coo Dios, y 
cfoxk comunicary lino lo pred&con 

• elcuerpo, y mindandolc^ pues na« 
ckS para fervir. p.274.ii«i6* . 

SENTIMIENTO I3C 

OMfffon:: e duobusz defidmum baiens dif- 
fiMf ^^S^ ^M» Onifi: Ad Philip, cap. 
. X.V.15. 

DE(eoi del alma , de vir \ Dios en 
el Cielo , y de padecer por Dios 

en la tierra ^ (on incompatibles : y co«! 

raoieentichdew p«a75.n.c.' J ' 
Dos maneras hay de crucificados en el 

Awndo > unos enganados , y mrbs de« 

lenganados: ycomofe emiende* p. 

275.n.2. 
£1 amor de Dios, y H ifiti Dios, puedc 

pre(cindi«(e , y -qual e9 mejor 9 (i lo * 

uoo pudiera eftir (in lo ocro* p.X76n. 
.3. ' •' '' 

EI alma lal vez de(ea mortr por vdr i 

Dios , y vivir para padectr por Dios 9 

y qual es mejor ado deamor. ^^760 

n«4« 
Jjtf aofias que el alma (ieote , de ir i vdr 

i Dios, (on de muy perfibdo eftado. 

p.a77.n.y. 
Qliando Dios di con las andas de verlCf 

defeos dc padecer, es de majfor per- 

leccion. p.z7S.n.6. 
Amor del alma i la cruz , / las pedas, en 
. e(lte(faido»p.X78.n.7«< 
Si coo efto vinieren impecosdeamor dt- 

vino, cuide de recogerfe. p.278:n.8« 
Sencimientos,y Soltloquioi de un alma, 

que defea vivir por padecer por Dios, 

y morir por v^r i Dioi. p.278.n.9« y 

%. 

-Alabanzas de fa Virgen Maria, y e! gozo 
grandeque fenciriin las almas ea el 

• Cielo. p.fl8a.n.t4* y (ig. 
Otfulcardeb?n Us almas en quanco le* 

(can pofjbles , los impetus del amor«- 
p.282.n.i7. 
Larcljgnacion (azonai y cooipoiic Ui 



concradiciooes^de los afedos* paSa. 

fi#i.8. 
. Stu de tal m^ncra la rengnacion » qUe no 

fe vuelva comodidad..p.a83.n.i J^• 
Qyal es la falia rcitgnacioo , en la vkla cf^ 

piricuah ycomo k cura. p.28}4i.2o« 

SENTIMIENTO X- 

Sdgcdi iufiodid snimam meam^ ad cmfiu^n 
dim mmini tuQ ( Domine.) Pia^i.wi. 

EL alma menos vuela , . quando ella 
mas pienfa que vuela, porquc aquel 
penfar de si mas , es volar mcoos. p, 
,284.n«i» 
Ocultos, y pcno(bs(enosparaeIalma9 
las indinaciones 9 y miferias del cue£- 

p0.p.284.n,2.: 

Y^ que el alma defea (alirdel cuerpo, (ea 
para alabar al Senor. p.28 5.0.5. 

£1 cuerpo fe parece mucho I la cardtl , y 
el alma al pre(b, y encadcnado en ella« 
p.285«n.^. 

^Dulzttra grande (cniira el alma ea eft^ . 
. ^eftado, coQ la mcmoria de la mucrte* 
p,286.n.$« 

£(lranan algunaS veces las almas iluflrt^ 
das, que haya quien Ilore el morir, cp^ 
mo loeftrano S.Pabloi p.286jQ«6» 

Al comenzar la eorermadad del cuerpo^ 

' k Aiele alegrar el alma , coma quieo 

• • oye el #uido de las Haves , con que 

abre ei Alcayde al prdo , para que 

£ilga 2ilaeterna libertad. p.r.S6.n*7. 
Mucho mayor lemimiento a la vida , len- 

ciri el alma en elie edado. p.286.n.8. 
Ugrimas, y SoliLoquios i Dios , y alec* 

cos de un alma $ que fe halia prcia , en 
« la ob(cura carccl del cuerpo. K^/c. p« 

l87«n.9«y lig. 
Alabanaasde San Ptdto , i quien pide el 

• alma , que como i ii le iacd de la car* 
' eel el Angel ,. Iciaque i ella del cutx^ 

• - po.;p«289.D,i4«y !$• 
Temorianto, que debe tenerel ahna al 

morir , por bien que pfocure haber 

ViVido. p.290«t^« 
Mayor paciencia Tea la del alma , para 

lolerar el Cuerpo, quanco mayoresan^ 

(las tiene de dcjarle. p.2px»n.i7. 
Abrazar las cadenas en la pridon , (cel^ 

(er pa(bs para (alir de ella.p. 29 i«na 8. 
Afia como (er vencido es ignommia , (er 

vencedores es gloria , y como fe aco« 

moda efto en la guerra eipiritoal. p« 

^ Una 



«f;tia deUt mbnei pm^ve lai almas ie^ han 
de rcHgnar en lo que piden , es por $to fa- 
tier (i Ics convienc lo que piden : y como 
ie emiende eila , p. 19 1 ^tiwzo* 

SBNTIMIENTO M. , 

t 

SitemaJmodum defiderai cervus sd fintet a^ua* 
rum > 1/4 defidirat anima mea ad te Btus^ 
Walm.4.i*v.i« . *" 

EL anfia ccn que el alma dc(ea v^ a 
Dios , fe compira ^ lo$ que tieiie el 

cierbo herido, por llegar a las agua^i- don<* 

de halla fu refirtgcrio. p#t9««n. uy u 
•tl cierbo ,y raras propiedades que ctene % y 

porque ie comparan a el Us* almas enamo- 

cadas de Dios« Leafe^ p.i9i«n*3«4r y .5^^ 
-A S.Eu(bqulo Te aparecib Dios , Cdbtt uii 

Cierbo. p.i94«n.6« 
'^S. Carlos Borromeo, gloria de eftostlcnfih 

pos , tuvo cmprcfe cfp5ritual , en la figura 

de un cierbo* p«z94*n«6« 
Xa fuenre que ha dc bufcar el alma herida^ 

es al Senor de hi almas , y fu iangrcpr^ 
. Cio(d«p,l94«n.7* 
El alma con el anfia de caminar al fin , cui-> 

da de defegibarazarfe de los medios* p« 

l94«n.S« 
Conocfimlcflto ert efta vlda, de que Dio$ fo^ 

Jo es el verdadero cool'uelo , y allvio de 

I'us pcnas. p«i94»n»94 
la aicncion del alma folo k Djos reri-grarx- 

de en efte eftado. p» 29 5 •"• ' o>< 
Sokldquios & Oios , y a(s&os de una almr ^ 

que Yi herida, a biifcar en Cm Divina Ma- 

geftad (U hjfrigerlo. p#t»9 J •!»• i * • ^ 

Modvt>9 para huit de la vlda* p«296.n«i £« 

y fig. 
Solo en efta vida ofe biicno , to que fe paHece 

a la ocra« p.297-n«»5-» 
Elifa el alma perfecudortc^v mas que ^lau-* 

ibs* ptf29i?.n. i^« ■ ' i* • 
Para cfto mire lo que el&nriA'*eligi6.p»i98« 

n.iir.-' • •' * ■ •• ». 

Tcrtga flefiipftf ptdfcnttJa.Pafjon drf Senor* 

p.298,n,i8, • •'• 

Si mi<for nfodo de curat ti het ida del^amdi^ 

drvina;^qtie Cte£ca>ma9 la ilaga« p« 

I98«t).i9# 

SENTIMIENTO -Xll.. 
J^uaadif tifptarrt , (f appartbif dnu facttift 

EL alma <e acerca al bieri (]ue bufca, y Icr 
*^vix:oflOvihi'dg^;'|>*VJy ;&,!.■ ' r /. / 
I^ vfda dff{ alma fanta , cs La( conlila de] la , 
gloria , oil corricndb la coTcIita , tc fialla 
cit elk. p.299-^*»*« ' -' ' 
EI Venerable Fray Juan de la Cruz y Varon 
ifluy efpifitual , y fus verfos , comcntado 
por cl Iluftrifsimo Scnor Don Ftay Anio- 
mo Ancolinci^y Ac^obifpo d^Samkrgo^ fi; 

}00<ff^2«r 



- £f sAnawmuopLC t(k6 en ckimndo', en'qipA' 

to vive, ha dc eflir :cn ei Cido y ea qlian- 
to^dtftco«p«30o*il^3>» .. ^ v-; 

• Olof fedtlri^el alma 5 de que dene Bxoi : y; 

comorecntiende* p«30i.n.4. . . . ' 

-Ta) vez efteolor , no es fdoal c6nbcer , ff« 

no al fewart p.30uii.5. 

Como la parteiliperior , participa de la in^ 

fetior> quando no es perfeda, aunouc Cd^ 

bnenael.alma>arsiquandocs perh^dala 

parte luperior del eipiricu , partidpa mu-* 

cho de Dlos. p.30i«n«6. 

En (incicndo el alma i Dios , comienza i* no 

• baccr alfodel mundo. p«302«n*7. 
Defeos j y Soliloquios de un alma 3 que de*^ 

fea que fe^cabe la vSda, por ver k DIos« 
p.3oz.n.8« 

En eft2i vida no hay que v^ , finb miretialg 
p.30j.tt.9« 

Ko hay med'o tan viotento, que no Teafua-' 
ve s como cl alma lleguc a Dios > pot 
aquel medio 9 y la gfbria de los MartTfeL 
fe pondcra^ p«303.h«io. y fig* \_>^ 

Conoclmienco en el almd dc Tu miTeria , aun 

' quando ftiai; dcfea mor ir pot Dios. p^ 30^^ 

- mi 5^'-^ ; 

Munca las alma^cntre los mayoresdofeos^ 

pierden de^vlfta la» obras« p. 305 .n^ 14^-^ 

£1 (anto (ilen^io oii el alma ^cn todos ciem^ 

Ks es bueno ^ y con las criacuras nCce- 
'iOa'p«505<.n*Ji5« . . * . 'i 

Para adelgazat la cortinay ifie ttxifiie €\v6t 
k Dios ,T ^ Tea mayor. 61 tran^rviA 
da 'y es bueil mcdi/cTM^ Utiet afiifto a%u- 
no en el corazon* p. jOf 7n«i 6. . • ' : < > 
H&Ux pBiitnedbs «ibiiimi«ntos de lo maf} 
fon pccados 1 antes fe han de tenci^ pot 
ienemig(&«pw3:05,a«i7« ' ..>. 

yfL. • . . • ! • ■ ; 

. SENTIMIENTO. XIIL 

S^h dahtP^Hliki pevtfkij'/tcut Cdiumb^ tTvoia^ 

? f 

gt tfliila^defea Volar '^ DiO$ 1 ootnophJi}! 
r ma. pi(3o5.ndl. • 

alas del alma % (oo defeos '$ y los cieraz ^ 
y ptdd alas : Como ib emtende efto p# jb A 

• n.u .J 
Ptopiedades At k pafoma ^ y; porque & com^ 

paran il ella las Almas fantasy i^-^ofM.y 
. y.4fc, ^:.~> ..;..:. .": ; .. -..:: ..-; 

Mayoresanfias del alma ^deliegar a Diosd 

.piijdS.rt.f. , 
P(aakOl4efi»l$dcl.aiiii)jiorcft^^ al 

mtiridbtf p.3o8.n.6 
£1 alma folo de Id temporal , tomara lo pre- 

cifo oar^l la yidarf p. 3<>8^u^. / ;? ^ 
Eilemiftad (^lalma devota^ cen las felicldar 

des trattiitarias de H yida. p.3o9.b.S'« 
Alas ^uef dcfea dl alirla; Mas qnt de palbrria/ 

pafa volar 4 DiOs* p«509.n.9.>. : 
Vwclos At Dios por el hombre. p.3d^,n,T0. 
Las* almas teagan dos alas ^ una de amdr al 
* defear , y^ra de purexa al obiar# p*309* 

n^iuyfig. 

Re 



Rcpriou los impecu9,qae ea efte eftado Ten* 

tirielaliiu*p.}ii*n*i4* ^ . 

Ni en eftado unpcrfcaodcgc el cfpintual 

fu obligacton por fu devocioD» que dc}ara 

de fer perfefto.p«3ii«n«i5» 
. Obre el alma a la luz que la dan en efte efta* 

do , y no haga cafo de las mormuracio* 

nes del figIo»p« 3 x i .n. 1 6* 
6uafdefe de la lobervia, en los ados herojr- 

cos, de buinUdad»6 religion* p. 3 1 ».n«i 7* 
Tanto » Y mas ha de temer las alabanzas el 

efpiricual} que las mormuraciones 9 quan- 

doeftasnofolo dcbe defpreciarUs » lino 

preciarlas , pcto las ocras no. p*3 1 a«n«i 8» 

SENTIMIENTO XIV* 

Fsfff diltBt ml , fT afilmiiMre eapred biMuh- 
que arvorumfupcr monies Mromdlum.CAnt. 
cap«8*v.i4« 

COmo le dice i Dios el alma que hujra de 
ella , quando le dcfca en medio de fu 
corazon ? p. 3 1 3 .n. i • 
Alco fentimicnto de amor , y de humildad » 
dccir el alma a Dlosque buy a de clL* J^«- 
/^p.3i3.n.i.yfig. ' 

ReCgnacion del alma enamocada »que arde 
. coroo (klamandra en los defeos. p.3 1 5 •n* 

Dcfimparo. del alma , y amor en el ddam- 
paro»p.)if*tt.6. * 

Conocimlento en el alma j que ecndra en el 
defamparo, deque Dioff efti dencro de 
ella.p.3i5*n»7i ; 4 .1 ^ 

ETperanza del alma oaeODt dt^an^paios* p« 
}i5.n.8. < 

SoHloquios del alma , que pidc k ^ Dios que 
huya de ella , pcro que fa Ueve tras 61 ?• 

Como fe entiendcn en el alma cftos lenti- 
miencos de amor de Dios, coft.los que pa- 
recen defdenes , de enamorada. p.j i8.n. 

^lencia que Dios le dara , ^mbrbida en el 
defamparo , y poca laftima qujc fe puedc 
cener a eftas almas. p«3 1 8»n.i 6. 

Alas almas que padecen andas de amor dl- 
Tino , no hay que tencr tanta laftima, co- 
mo a las que padecen rlefgo de culpas. p# 
)i9.n»i7* 

Kunca el alma fabefieft^ en gcacla » 6 no , 



con evidencia » Cno en e(peranla;p«3 if* 
iui8« 

5ENTIMIENTO XV. . 

StgdrndiUBd tabirnaeBUiuM Domlm virtmm 
turn I cpncuplfcit , CT deficit snima mea in 
atria Ditrutti. Pfalm.8)«y.i« 

EL fin de la vida efpirlrual 9 es el Cielo* 
Anhelad criacuras i efte fin : cxplicafe 

el dcfeo del alma. L«tf/^, p.32i.n.i« 
En h Corce del Cielo , prefide y y reyna el 

amor. p.3&i.n.a« 
£1 liijo de Oios prefide en la gloria , porqutf 

ar$i lo quicre el Padre» y el EfpiricuSanto* 

p.)»z.n. 3.y 4* 
A quien Dios manifeftare algo de la gloria» 

mas facilmente lo fcntira > que lo explica^ 

ra.p.3ii.n.5. 
Algunos que han oido muficas del Cielo«qu9 

ulcs quedan dcfpucs. p.}Z}.n»6. 
A los que han vifto algo de la hermo(ura de 

Dios> codo les parccc fcaldad. p.3 z 3.n.7» 
A los que huvleren encendido algo de la or** 

den Gerarquica del Cielo , les pareceri 

defordcn coda la tierra. p.3i3.n.8. 
Soliloquios del alma 9 explicando la ine&bte 

orden del Cielo , y que folo hay orden ea 

quanco la tierra , en el fuelo , (e parece a| 

Cielo. p.3.z3-n.9« y lo* 
Efte numero de nueve , bendito de Dios, en 

el Cielo , y en la tierra* Lea/e, p«3 tj^ xu 

1 1, y fig. 
Gloria de la Iglefia Militante , en quanto fc 
. parece k la Triunfante. p. 3 26.n. 1 5 • 
Pide el alnu a Dios, por los Principes ChriC> 

tianos , y obedicncia , y fidelidad de lot 

Pueblos. Leafs i/pidan todat las almas lo 

mi/mcm p.3»7.n*i7. y Cg. 
Miferia de los Reynos, que pierden k fii Ref 

la fii , y la lealud« p. 3 i9«n*i i« 
El alma iluftrada de Dios , facilmente fe 

aconfe ja. p, 3 30«n. a 5 • 
Las almas rueguen fiempre i Dios por (a 

Iglefia 9 y porque haya pas emre los Fie« 

les.p.330.n«26. 
Imporcunen en efto al Setior , que fe huelga. 

de ferimponunado«p.330.n«i7« 
Excelentci y perfefto modo de pedir i Dlot, 

obrar heroycamence , en fu fcrvicia p> 

3}i«n.a8« 



Fin de efte Tracftdo ^ y dela Tabla del Varon de Defeos^ 



<f Todo loquefcbaefcrito tntfti VAROK Dfi DCS£OS» tofmjitsf* 
jfutor d la Santa Iglefia Catdlica Romana^ d la cofreccian de los Superiofts , Doc^ 
trina de hs Santos Padres y Concilios unhserfales de U I^lefifk ^ ^tidAdamenH 
del Santo ,f Venerable tridentino. 



L A U S DEO. 



IN- 



foLr^ 




INTRODUCCION 

AL VARON 

DE DESEOS. 

TROPONESE UW JLMyl ^ J^UE DESPIDE AL CIEU) 7REJI 

Jlechas , en cuyos harfonisfe exflican tres £fer ernes ofeHos. Ehu« Ha. 0# Ehuy 

que Jiff nifica dolor. Ha ^ defeo. O , amor ; / ahriendo el alma el fecho ^ mani^ 

Jieja en fu cara^im el incendio qne le eftk abrafando , c$n el lugar del Santai 

Key David ^ en el Pfalm. 37. v. 10. 

1)(nmu ante te tmne defidmrnn meum ^ & gemitns mem i te non efi ahfccwBtuii 

r 

RANDE cs la fiierza que Dios Ka 
puefto en los defeos para inclinac 
a fu mi(cricordia a rcmcdiar nuef. 
tra tniferia ; no (lendo el meno; 
cfe^ de (u bcnjgnidad , recono* 
ciendolatibieza de nueftras obiias, 
y la flaqueza de nucftro podcr, 
darnos ios dc{eps, con que (e pue- 
dafupiir loque obramos para per- 
Hcionarlo , y lo que no obramos , para admitirlo. Son los buc-i 
Tomyi. A iios 




2 INTRODUCCION 

nos deieos las alas del corazon del Chriftiano , y las obras fbn 
los pies dc fu voluntad : y afsi como los pies (on torpes , y tar- 
dos , (on las alas ligeras , y aceleradas; con que puede el alma 
llegar con los defcos Sicilmente , a donde no puede con las 
obras. 

IL A efto mira el axioma tan aftentado de los mifticos. 

e/peran^ del Cielo , que quanta efperas , tanto alcanas] (a) Porquc 

Hendo afsi , que con las obras no ie hace quanco fc quiere ; con 

los deieos tanto quanto (e quiere (c dcCcZyj para el merito^quan- 

to (c defea , (e configue. Los defcos dc los Santos Padres tragc- 

ron al Hijo de Dios al mundo : los defeos de las almas juftas le 

cntrctiencn en el: Et delitU me^ ejfe cum fit js hominum, (^)Los dc- 

feos hacen de los pecadores buenos , de los buenos perfe<Stos , y 

de los pcrfcdos Santos^dc los Gentiles Chriftianos,y dc los Chrif- 

tianos Martircs. Los defcos grangcan el amor divino, lo obli- 

gan , lo egcrcitan , lo cautivan. Los defeos cncienden , y fervo- 

rizan las almas , cnnoblecei) la Iglefia, la adornan de virtudes, de 

perfcccioncs, y de heroycos , y admirablcs cfcdos. Finalmentc, 

^cndo afsi , que en el Cielo no hay mas que defeat , que lo que 

fe pofcc , quifb Dios.', .que cupicfcn en el Cielo los defeos , y 

fuefcncompatiblcs con la mifma pofcfion , pues eftan alii fos Ef^ 

piritus Angclicos addrando lo que defean , y defeando lo que 

adoran : In quern defiderant Angelt profiteer e, (c) A Daniel , por fer 

Varon dc defeos , le defcubrio hucfbo Sciior altifsimos fecrctos; 

y Chriflo nuefbo Bien fc manificfla , y califica por Principe co- 

ronado dc los que defean , quando dice a fus Difcipulos: que dc- 

feo con defco corner con ellos : iDeJiderio defideraVi hoc 'Pafcha 

manducarelpoh'tfcum, (A) Porquc no fc contento con defear nueflro 

bien , fino dcfcarlo con defco , como fi digcra : tan ardientc- 

tticntc lo defco, que efla abrafado mi corazon , con el anfia dc 

cntregarmc por vuefha redencion. ^ 

in. Para que agraden las almas a Dios cficazmcri^e con cH- 
tos fantos defeos , fe ha dc fuponer en ellos tres calidades unica- 
mente ncccfarias. La primera , que fean puros en ordefl al ob- 
jeto a que afpiran : la fegunda , dcfafidos en el corazon en que 
habitan : la terccra , proporcionados a las acciones qbe obran. 
Eflo cs , que defcen verdadcramentc a Dios , que no tengan en 

el 

(a) S. Juan de la Crux , fubida del Monte Carmelo , lib. }« cap. 6. y Noche obfcura , lib. 
!• cap* a I . y ocros. (b) Proverb. 8. v. 3 1 • (c) Pet. 1 1* v. i • (d ) Luc. a 2. v. 1 5 • 



AL VARON DE DESEOS. | 

«! corazon mis que i Dios ^ y cjpc los efedos de eftos defeos^ 
(can obras del (crvicio de Dios. Pues daro efta , que los dcfeos 
del alma , que tienen otro fiii inferior a Dios , como (erian los 
guftos efpiricuales , 6 temporales $ tanto menos valdran , quanto 
mas declinaren , 6 defcaecieren de aquel nobilifimo objeto, que 
es Dios. Y. (i juntamente con el amor de Dios incrodugefen en 
el corazon ocros defcos, que fiieflen de ocra co{a, que noes Dios; 
canto menos valdda aquel corazon , quanto menos .le die(Ie 4 
DioS)libre , y defbcupada (u po(efion. AfsimifmO) fl las obras ef-- 
mvieflen definindendo los de{eos,obrando mal^ y defeando bien, 
u obraiido con cibieza^ y deieando con fervor $ antes perderian 
los defeos el valor , de&credicados con las obras ^ que eltimaria- 
mos las obras acreditadas de los defeos , pues dice nueftro Seiior^ 
que por la fhica fe conoce la calidad del arbol: AfruHlbus eorum 
cogno/cetis eos, (0 Y a/si es nece/ario , que tengan los defeos tal 
pcoporcion con las obras ^ que quando bien eftas no Ueguen a 
lo que fe quiere , por lo meno» fe. acerquen a lo que fe puedej 
con que fe rcconoce , que lo que felta deiHe cl defeat , al obrar, 
es imbecilidad de nuef&a naturaleza > y no malida y 6 negligent 
da dc nueftra voluntad. ..• v 

IV. Habiendo ^ pues , ifeconocido , quan utiles , y necefe-^. 
rios (on los defeos para la vida;c(pirituali, y para llegar con la 
contempladon a algun conodmienco de la vanidad de efto cem* 
poral , y caduco , y de la (uftanda de aquello celeftial ^ y eterno; 
refelvimos poner en conveniente forma , a nueftro intento , el 
Varon de (Defeos del Padre Hermano Hugon ^ Religiofe de la Sa- 
grada Compaiiia de Jefus , {Scrfbnade muchaerudidon > y efpi- 
ritu , que algunos aiios antes Uego a nuefbras manos } (f) y ha- 
biendo defeado manifeftarlo a las dmas devotas c6n tal meco- 
do , que pudieffe fedlitar nueflxo dcfeo , nos lo impidierdn Va-^ 
tias ocupaciones ^ y obligaciones* Y aunquelasque nos eftan en* 
cargadas (on bien (upcriorcs a nUcftras fuerzas ^ y muy nccefi- 
tadas de dempo , todavia^ quicando del defeanib quanto fe diere 
al provecho , reconocicndo , que la primcra ^ y mayor de hucC* 
tras obligaciones , es dar pafto efpiritual a las almas de nueftro 
cargo , y exhortarlas a lo mas agradable a (li Ctiadot) nos pare* 
do , que donde fe galb no pequeiia pafcc de dempoj eiiias ocu- 
Tomyi A 2 pa- 

(c) Mattb*7«v.itf« (f) VcarcelPtologo«leeftcfodi«t 



4 INTRODUCCION 

paciones temporalcs , aunquc conveniences a la caufa pii- 
blica , podiamos , y dcbiamos dar el necefario a las c(piritua- 
les , y congruas al aproyechamiento de las almas de nueftraDio- 
ccfi. .' 

V. El afliinto dc cftc grave , pio , y religiofb Varon, foe def-. 
crivir en efta vida mdital. por dokide (c llcga a la eterna , el ca- 
mino efpiritual delas almas , defde la primera vocacion a la ulci • 
ma corona. Ponicndo a la vifta imagcnes muy devocas , fcnti- 
micntos muy e{piritualcs , motes muy ajuftados de la Sagrada 
Efcritura, luftradbs con otros de Efcritores (ancos , y dodos , y 
con verfbs Latinos del mifino Autor , de mucha erudicion,y doc- 
trina. De todo efto, (bio nos valcmos de ladifpoficion-delasima- 
genes, que no dejandcj reprelentar muy vivamente cftos afec- 
tos 5 y de los lugaEcs:dc la Sagrada Efcritura : y en lo demas {&- 
guimos nueftiro primer intento diverfamente yadvirticndo quan^ 
CO juzgamos que conviene a ^1 ^ efto es , explicando el ellado en 
que fe halla el alma encadalentimientx), los efedos efpiricuales, 
que la acompanan', los afedos proporcionadosquelaacredican, 
los documentos , y advercencias que la afleguran. 

VI. La divifion que (e hace en efta Obra , e$ la mifma que 
todos los efpiricualesadmitenien la vida miftica , en la qua!, 
(lendo en la fuftancia lino mifino el camino por donde (e va dc 
la Ciudad del mundo j a la deDios^que es por el cumplimienco 
de (u Santa Ley , y ajuftandbfclo^pofible a ms confcjosjfciialan 
al alma cres jornadas diftintas, para que lleguc mas (egura, y co- 
ronada de merecimicntos. La primera, es la via Purgativa : lafc- 
gunda , la Iluminativa : la tercera, la Unitiva. En la primera (c 
confidera el alma penitence , en k (cgunda devota , en laterccra 
cnamorada. En la primera gime , en la fegunda defea , en la ter« 
cera fufpira $ que es lo mifmo que decir , que en la primera llora lo 
que peco , en la (cgunda de(ca lo que bu(co5y en la tercera con- 
templa lo que hallo. En la primera padecc con el dolor , en la 
(cgunda arde con el defeo , en la tercera perece con el amor. En 
la primera (ube, en la fegunda fc acerca , en la tercera llega. En 
la primera trabaja,en la fegunda da, en la tercera recibe. La pri- 
mera es de los principiances , la (cgunda de los aprovcchados , la 
tercera de los perfedos. Y afsi los de la primera (on gemidos del 
alma contrita : los de la (cgunda , de(eos del alma devota : losde 
la tercera , fo(piros del alma per^da 5 que (on aquellos tres gra - 

dos 



AL VARON DE DESEOSl f 

dos del Scrafico Dodor San Buenaventura. Elprimero^e/pkUu en 
e/pirttu : elfegundo , efimtufobrt efpiritu : el tercero yefpiritu fin ef^ 
firitu, (g) Comofi digcfe $ el primero, ajma. que figuc el c^iritu 
4ivino : el (cgundo , alma: que vivccon el efpiricudivino : el tcr- 
cero, alma en quicn (bloyivc ya el c(pfr|tu divifio. Y en cada- 
una de las tres jornadas , o catiilnos. ^ ^porien quince diferentes^ 
fcntimientos, y eftos (bnlos^que tratamos de ejcplicar a las al-^ 
mas. • ! ' ' 

Vn. Eftos arcs caminos , y (enrimicntos (c'reconocen en? 
un alma , de qiyo corazon (alen tres faetats , que penetran a la 
mifcricordia de Dios , y la hieren tambicn , para que oyga , y- 
vea el alma Tanta. El primecd es : 4> quien no huy>iera ofendido i 
^hs ! El fegundo: Ay quien gdR^ra de iDios ! El tcrccro : Jy qut 
me mueripor Dios I Las dos flechas tiran aids oidos de Dios, pan 
que oyga fu llaiito , y fiis fufpiros > la ocra a la villa de Dios, coh> 
el anfia que tienc de gozar la hermolura de (u roftro. Y eftos 
fentimicntos rcpctidos en cl corazon ,y cgecutado$coridignas,y 
proporcionadas obras en la vida , van multiplicando adtos , y 
mcrccimientos , y llcvando al alma por la (cnda eftrecha del pa- 
deccr , a la cumbre dilatada del gozar. 

VUL Pcro porquc cftc camino , aunque traKc conHgo el 
amparo del Cielo , y la behdicion de Dios, tiene la dificultad de 
haberfc de andar cuefta arriba de la voluntad propia , y con pcr- 
fc(3a negacion de si mifmo (cola grave , y penola a nucftra na- 
turalcza ) necefita de recuerdos,y advcrtcncias : las qualcs, aun-| 
que (c ban dc ir dando individuales , en cada uno de los quaren- 
ta y dnco (entimicntos , me ba parecido proponer aqm algunos, 
para que (c entre con mayor noticia en materia tan importante^ 
ydclgada. 

DC. Elprimero es , que para cftc camino , dclpucs dc una 
bonrada , y gencrola rclblucion dc Icrvir a nueftro Senor Jefii- 
Cbrifio , y vivir con vcrdadero fin dc agradirlc , hccba una con • 
fcfion general , procurando en todo mudar dc vida , y coftum- 
brcs , fi cftas no fiicren buenas , y aquclla fucre rcgala.da,y rcla- 
jada , dilponicndole a defhudar el bombrc vicjo , y vcftirfe con 
las virtudes del nuevo $ es convcnicntc , que baya buen Macftro 

dc 

(g) St iiei noidoJum eft ^juod/piritus nofter dipunio in tmtum i ccfpore^ ^ numa dhfi» 
Mturzut/^yitusinJfpmtueJ/eaJfcralur ^(^ ut fpiritus fufra f^iritum ejfe dicatur^ 

^jHandoi»cJ^ritusJmefpmtU€redatHr. D« Boiiav. torn. 7. part. 3. C^ufc* dc Sept« Itiner« 
Eccmiu dift. s • pag. 1 3 5 • coL 1 • IIu B. edit. Mogunt. 1 609* 



6 INTRODUCCION 

6c cfpiritu y porquicn fea gobcmada cl alma. Porque aunque cs 
a(si , que nucftro Salvador es cl vcrdadero , y mas dodlo Mae{^ 
tro $ pero como quiera que fca tan fadl engaiiarnos en conoccr 
{ii fanca Voluncad en la ^a interior ^ por cl entrcmetimiento dc 
h voluntad propia en quercrfe alzar con cl derccho de cnfeiiar- 
nos , que pertenecc a la Voluntad Divina > y (er tan grandes , y 
(utiles las afcchanzas , y lazos del enemigo comun j cs menefter 
varon do£to, y experimentado , que como en caufa agcna , de- 
termine , y reiuclva las dudas , cuya cenfura corriera conocido 
riefgo por la propia voluntad. Y porque no fiempre hay como^ 
didad de tener cerca de si efte Macftro, fciialadamente en las In- 
dias , baftara , que quando no lo huviere , comunique algunas 
veces al alio (u modo de vida a boca , 6 por cfcrito , (iguicndo 
aqucllo que le enfenaren , y aconfejaren , pues efto , y la fidell* 
dad con que Chrifto nueftro Senor cncamina a los que con ver*> 
dad le defean (crvu: , baftara para que pueda conccbir (egura cA 
pcranza de que no (era cngaiiado. Y liipongo , que con mucha 
claridad , y vcrdad ha de manifeftarfe a (u Maeftro , y tambien 
con cuidado , los que le tuvicrcn cerca , de no embarazar ibbra- 
do el tiempo en eftas confcrencias, pardcularmente las mugcres> 
eligiendo*{olo el baftante , y necefario para tan (anto intento. 

X. Elfegtmdo ^ que efte camino interior , aunque dene tres 
jornadas diftintas, y que parecc, que tamo quanto en ellas (e van 
alejando del principio , (e van acercando a (u fin , que es Dios; 
pero cs la vida miftica de calidad, que el que (e halla en la frtme- 
fa Jornada , ha de tener prefcnte hi/egunda , jr terctra : y el que (c 
halla en la ultima, no (c ha de olvidar de h/egunda : y el que ef 
tuviere en h/egunda ^ ha de tener prefente la una,y la otrajfien- 
do aisi, que Hiccdc lo contrario , en quanto caminamos por lo 
natural , que lo andado puede olvidarfe , como quicn lo na de - 
jado , para no volver a caminar. Y la razon es , porque comb 
quiera ) que en efte Camino efpiritual no hay evidencia de losau« 
memos del alma , es necefario que eft^ (iempre llorando como 
pcnitente , aunque le parezca que goza como enamorada, y que 
procure amar como cnamorada , aUnque eft6 llorando como pc- 
nitente : y que quando defca a Dios ^ tema a Dios : y que quan-^ 
do mas altos le parezca que tiene los conocimientos de (u Divina 
Mageftad, los procure mayores,para penetrar (u propia miferia, 
6 iniquidad. Y afsi Con eftas trcs vias ^ o jornadas de tal calidad, 

que 



AL VARON DE DESEOS. 7 

que fiemprc (c andan, y nunca {c falc dc cUas : como un labcrin- 
to dulcifsimo , y utilifsimo , que fblo (c acaba con la ultima , y 
amable refpiracion de la vida , dandola a fu Criador. 

XI. El tercero es , que procuren las almas andar en fe , efto 
cs, haciendomas cafbdelbienobrar^y egercitar las virtudcsi, 
que todo lo que fiiere fenrimientos , y colas (bbrcnaturales. Por- 
que como Dios nueftro Senor , en lo que principalmente libr'Q 
nucftro aprovechamiento , fiie en el hacer buenas , y agradablc^ 
obras , Operibus credite , 0^) fiaos del obrar 5 y en eftas hay (egur 
ridad(la que en efta vida fc permitc de obrar bien , de que el 
que; da limofna merece , y el que vidta al enfermg , vifte al def- 
nudo , obedece al Prelado , guarda lus votos, hace penitencia, y 
«n los (encimiencos , 6 guftos elpirituales puede haber los engar 
xios , i ilufiones que es notorio) es bien que carguemos el cuida- 
do en lo mas /cguro, y cierto, que efto mifino puede hacer^ cott 
vifta interior , y deleo de agradar a Dios con ello, y darle en ca- 
da cgercicio , y aun en cada aliento fu corazon : con que (c ha- 
Uara Ueno de buenas obras , fervorolbs deleos , y fin mas favo- 
res que eftos , que no (on pocos , Uegaran a Dios , con aprover 
chamiento admirable , y pc»: camino mas &guro , y de grandii^ 
fimo merito : y todo lo demas que le dieren, es muy bueno para 
comunicarlo a (u Maeftro efpiricual , y gobernarfe por todo lo 
<^ue fuere aconlcjado ; pero fiempre con atencion a acercarie mas 
a la elcuridad de la f^ , que es la mas cierta, y verdadera luz. Y 
efto cs lo que los mifticos llaman andar un alma en fe , que es 
cgercitarle en lo que la f^ nos enfena (er (anto , y bueno , como 
fbh la oracion , la penitencia, la obediencia, la caridad, y las de* 
mas virtudes , huyendo del (entido , y de todo aquello que pu- 
(diere tener duda , aunque venga relplandeciendo j&vores , y va« 
limientos efpirituales, 

XIL Bl quarto es , que aunque cftc camino , 6 vida miftica 
parece (umamente dificultofa , y afpera , es bien que efto fe en* 
tienda con la diferencia que nueftro Seiior lo tiene explicado^ 
pues aunque dijo : ArSia Vta eji , qu^i duck ad Vttam , (0 efire" 
cha es lajenda , que nos guia a la eternidad ; tambien dijo : Itir 
gum meumfuttPe eft ^iT onus meum Iftfe , G^) ml yugo es fuo^fe , y 
mi carga lepe, Porque aunque es verdad que es muy dificultofa 

a 

1(h) loan. cap. 10. V.3 8. ( I ) Matth. 7* v. 1 4. (K) Matth. 1 1 . ▼. 30. 



S INTRODUCCION 

a la naturaleza 5 pero muy facil a la gracia : en nueftras mifmas 
fiicrzas , impofiblc $ con los auxilios, y (bcorros divines , facil. 
Vcmos en effas Religioncs tantos niiios , cantos vie jos de uno , y 
ocro (cxo 5 tantos debiles , y enfcrmos Ucnos de coronas , y me- 
rccimientos , que (iguen con valor efla vida interior jy fiendo 
cfto afsi c qu6 puedc haber que acobarde al Chriftiano , que (c 
dctcrmina a {cguir cftc camino ? Ha de poder mas el Demonio, 
c\ Mundo , la Carne , que Dios? Que la (angrc de Chrifto Se- 
nor nucftro ? Que fu gracia, y Sacramcntos ? Que la Virgen Ma- 
ria , y toda la Corte Celeftial , y la Militante ^ efia ? Pocos Con 
los enemigos , fi tenemos a Dios , y le (crvimos , (bio fon mu* 
chos, fi nofotros nos hacemos de (u parte. Ladrar puede , mor- 
tier no , fi noibtros voluntariamcnce no nos exponemos a la he- 
rida 5 y a la muerte. ( U Y aisi nadie tenga efto por impenetrable, 
fino procure emprender con confianza en Dios , y defconfianza 
en SI , el fcrvir 4 fu Criador , amar a (u Kedehtor , bufcar a Cm 
Salvador, 

- XIII. £/ f«/Wo , que tampoco es bien , que pienie nadie, 
que efte camino es proliginmo de andar , y de emprenderlo , y 
que ni con mucha dilacion pueden hacer progrefb en ^1 los pe- 
cadores } a(si como campoco crean , que con los primeros pafbs 
ya denen andada la Jornada : ni juzgue el perdido como yo , 6 
el que huviere vuelto atras , de(pues de haber entrado en el, que 
es muy dificultofb re(Htuir(e a la vida elpiritual : o el perfcdo 
picnic , que ya efta navegado , y aflcgurado , porque unos , y 
otros yerran. Pues el mayor pecador puede elperar , y el mas 
virtuofo dcbe tcmer. Pecador era el hijo prodigo , y a pocos pa- 
(bs que dio para bufcar a fu Padre lo hallo > y al que poco antes 
veiamos pallor de inmundas pafiones , vimos ovejarcgalada del 
Pallor Etcrno. ("0 Virtuofo era el mozo del Evangelic, y dicicn- 
clole Dios , que dejafic fu hacienda , y Ic figuiefic , dcjo a Dios, 
y flguio fu hacienda. (") David volvio atras en la vida cfpiritual 
con la muerte de Urias , y el adulterio de Berfabe , y con la pe- 
nitencia , y lagrimas le fiieron borradas fus culpas , y reftituidas 
fus virtudes. (o) Defpues de haber dicho Chrifto bien de las al- 
mas a nueftro univerfal Padre San Pedro, que era bicnaventu> 
rado : !Beatus es Simon 'Bariona 5 (p) Ic ncgb fu flaqucza , le bufco 

fu 

(1) D»Aug» c TO. femu i97# dcTemp. pag.583. edift. parv«Lug(lun.M5i. (m) Lqc* 
I5»v»iu (n) Luc-iS.v. ij. (o) i. Reg. ii. per tot* (p) Matth.i6,v.i7. 



AL VARON DE DESEOS. 9 

fu contricion , y le hizo Dios Cabcza dc fu Iglcfia. Las lagrimas 
de la Magdalena , de San Pablo , de San Aguftin , y otros San- 
tos , i que (on (Ino colunas clarifsimas , que nos van deicu-* 
bricndo las veredas de la enmienda , y de la confianza en Dips, 
cntrc los vicios , y defconfianzas de nueftra vida miferablc , y 
relajada? Y afsi lo que importa es conocernos,y conocer a Dips, 
aborrecernos , y amarlo , defconfiar en nofbtros , y confiar en 
Dios : y en llcgando la vocacion icguirla , y fi no llcga , p'romo- 
yerla , y procurarla j levantados caminar , y caidos levancarnos, 
que iupuefto que quien mas efto defea es Dios , que lo ha de ha- 
ccr todo con ponerfios en los brazos de fuMifcricordia , aflegura- 
mos nueftro camino , y nueftra verdad 5 pues (abemos , que {i^ 
Divina Mageftad es nueftra Vida , nueftro Camino , j Verdad, (9) 

XIV. Elfexto 5 que el que figuiere la vida e(piricual , por, 
aprovechado que (e halle , nunca dege de tencr horas determina- 
das de oracion mental , fciialadamente por la manana. Y efto (c 
cnticnde , aunquc fc Genta muy favorecido de la pre(cncia divina, 
y con grandes (cntimicntos de amor , a&os anagogicos,y jacula- 
torios ; porque fi deja la oracion , que es la que ceba el amor di- 
vine 5 facilmente fin ella podra volverfc, de interior exterior, de 
exterior relajado , y de relajado perdido $ y finalmente la ora- 
cion determinada a ciertas horas al dia , es el nutrimcnto de todOi 
cl J y a quien fe deben por la divina gracia todos fus buenos 
c^cdios, 

XV. Ultimamcnte encargamos a los que figuen efta vida ef^ 
piritual, o la emprendieren , que procurcn promoverfc , y eger-, 
citaric en la devocion de la Pafion de Chrifto nueftro Senor , y 
de la Virgen nueftra Sciiora Santa Maria , y con efto , y no dejar 
la oracion , ni la mortificacion , frequentando mucho los Santos 
Sacramentos de la Penitencia,y Eucariftia, huyendode lasoca-^ 
Clones de ofender a Dios > no duden que alcanzaran el don de la 

perfcverancia , y cada dia nuevos aumentos de gracia , ieguro 

conHielo en fus tribulaciones, camino cierto en {us 

dudas , y corona etcrna en fii fin. 



(^ JOAO. 14. V. «4 



tom.n B PAR. 




PARTE PRIMERA 

DEL VARON 

DE DESEOS. 

VIA PURGATIVA. 

ADVERTENCIA. 

Junque en tfla via PurgativA , el^indpal mpleo de las Almas , esllorar puet 

fe llama Purgativa ^Porc^ue con las iagrtmas ,y el dolor de lospecados ^fe vitnpurgan- 

do las culpas , malos hahttos^y otros ruines efiSfos , que los vicios dejaron en ella • con 

todo ejfohefte dolor acompanarkn defeos , y td vez Tentimientos de amor , aunque no 

tan HrfeSlamente como en las dos viasjtgu'ientes Iluminatha ^y Unitiva 5 pues nun- 



ca llor'a elpecadar convertido (j mas con tan gran vocation como% de los efphituafe's) 
fin que defee la enmienda j ni defea eficazmente la enmtenda , aue no afpWe tamhien al 



raras 



amor 5 porque como hemos Scho en la Introducion ^fon tales ejios camtnos , que ra 
veces refplandecen mas vtrtudes , que no vayan confus rayos ^y promoviendootras, 

SENTIMIENTO PRIMERO. 

PROPONESE EL ALMA EN XJNA NOCHE TENEBKOSA , Tj^ EL AMOR 

Divino la alumkra con luz haft ante , para que le figa entre tan denfas tiniehlas\ 

y ella acercandofe h el con temerofos pafos , explicafu defeo con el 

lugar del Santo Profeta Ijaias , en el cap. atf, v. ^. 

Anima mca defideravk te in node. 

Eftado del alma, 

Stos (on los primcros pafos del alma , que buA 
ca a Dios en la vida c(piritual , la qual , como 
quicra que ya fc fuponga , que llcga dctcrmi- 
nada a cncrar en efte camino, todavia turbada 
con las pafioncs,afligida con las indinadoncs, 
dctcnida con las pcrluafioncs del encmigo co- 
mun jbufca la luz cntrc las mifmas rinicblas) porque por una par- 





SS^PSRhSiS^'' 



ce 



VU PURGATIVA. SENTIM. L n 

te , (ecreta fiierza la licva a Dios ; por otra , mal acoftumbrada la 
naturalcza , no acaba de fiarie dc la grada. Lo que deja fabe , lo 
^ue ha de feguir ignora. Los guitos del mundo la eftan combidan- 
do , las afperczas dd efpirim la eftan amenazando. Defpedirfc del 
figlo Ic p.irece grave, y no (eguir la infpiracion impodble. Apar* 
tafele lo que tiene por amable, y tiene por formidable lo que in- 
tenca. Ya la decienen los amigos, ya la perfiiaden los deudos. Los 
(encidos abogan por si , y las potencias temen la cenfura que les 
aguarda en la vida del efpirim. Los guftos , las felicidades , las ri<> 
quezas , la perfuaden como fi las tuvieffe , fiendo inflnito toda 
imaginado , lo que es nada pc^ido. 

2 Aqui entran las perfuaHones de los policicos ^ y la mur« 
muracion de los difcrctos del figlo. Efte tiene la vocacion por fal- 
{a, el ocro por extraordinaria (u refblucion. Yale cenfuran como 
a privado del juicio, y ageno de toda buena razon. Eftos le anun- 
cian ,que no ha de perfeverar ,aquellos que ha de volvercon mas 
fucrza a los vicios, y no habiendo dado apenas el primer pafb en 
la virtud, ya le dan por perdido en la Jornada. Con efto fe halla 
cl alma llcna de tribulaciones, y congojas ; porque a Dios, a quien 
figuc , no ve , y vc a todos los que la perfiguen : al Dcmonio , al 
Mundo , a la Carnc. Las felicidades , el po4er , las riquezas tiene 
pre(entcs : Dios (bio efcondido , y al parccer aufcnte. A una luz 
<jue la da , la cubren muchas tinieblas, y d ardc cl defco dc huC" 
caile , cs entrc congojas infinitas de perderfe, y dc pcrdcrlc. 

BfeBos que fenttrek el alma, 

5 OEntira el alma varios , y particularcs cfcdos en si miT. 
^5 n^^ 5 y ^rale mas facil (cntirlos que conoccrlos. En el 
primero tendra luz la que bafta para no dcjar fu vocacion, y gran- 
de cfcuridad ,y confufion para conoccr aquella luz , como quien 
guia a uno por parte efcura, que el no vc fino tinieblas; pero quien 
le guia , y lleva afido de la mano , (abe muy bicn cl camino , y^ 
en cHa confianza le Hgue. 

4 Tendra ya algun conocimicnto de los interiorcs movi- 
micntos del alma , en quanto fe dividen , y (eparan de las inclina- 
cioncs , y rclajacioncs del cucrpo , aunque no (era muy grandej 
porque hafta que cl cuchilio de la mbrtificacion vaya dividiendo 
con el tiempo , y (cparando eftos terminos ,y regiones , la una dc 
lo cfpiritual , la otra de lo carnal , la una fuperior , la otra inferior, 
ToOT.r/. B2 y 



lit VARON DE DESEOS. PART. I. 

y con mas dara luz la amanczca 5 ficmprc andara como en cl crc" 
puiculo del dia, que ni bicn las tinieblas han turbado del todo fu 
claridad, ni clla hadcfcchado del todo las rinieblas: con qucmu- 
chas vcces juzgara, que quiercDios loquc clla quierc , y que fu 
propia voluntad cs la de Dios. 

5 AGimifino, aunquc {e vera muchas vcces pcrdida , y tur- 
bada del todo, y juftamente afligida , y atribulada , todavia ten- 
dra interior aliento , y valor para pafar adelante^y icntira^quc fi 
con una mano (c le aparta Dios , y la dcja , con la orra la gobier- 
na, y la conferva 5 con que las tentacioncs entran con gran filer- 
2a 5 y la vocacion queda con mayor corona. Porque como aque^* 
11a alma comienza a (eguir efta vida e{piritual,es tamo mas afsifti-' 
da deDios para que no le dege,quanto es inferior por si en lapc* 
lea; con que (i {on menores fus fiierzas, es fiiperior con las de 
Dios cl vencimiento. 

6 Hallarfeha con dcterminacion para penitencias extraordi« 
narias, y las cgccutara con grandc aliento 5 porque como cnton- 
fces da Dios fervor para corregir , y caftigar al cuerpo , y fc halla, 
aun en lo natural mas entera , y con (alud para u{ar dc la morci- 
ficacion , y ius culpas (c las pone Dios muy prefentes para eftc , y 
otros intentos , con que (u Divina Magcftad va difponiendo cl go- 
bierno interior dc (u almajhara tanjo may ores mortificacioncs cnt 
im principios , quanto la poca luz , y conocimiento la da a crecr^ 
que aquelloes lomas importante,y que (c ha de confeguir la co« 
rona a viva fuerza propia. Y quando efta errando en (u prove - 
cho , y juzgando , que eftc es el medio unico de adelantarfe , efta 
Dios ulando de fu engano, para que mas (ujeta , y mortificada la 
naturaleza, reconozca defpues con las luces que la va dando, quan- 
to mas poderoib medio es la fuerza dc la gracia fin fuerza , que 
duanto podemos nofbtros aplicar a nueftro aprovechamicnto. 

7 Gozara ntlichas veces de ternuras , y regalos en la oracion. 
Porque afsi como nueftro Seiior la deja , para que (e egcrcite con 
las tentacioncs , y vaya cobrando fiierzas con la refiftencia 5 tani~ 
bien (e le acerca , reconociendo la flaqucza del alvcdri05y quanto 
Ticccfita aquelia alma de fer paladeada, y entretenida con los guf- 
tos del efpiritu $ y afsi la rcgala , y favorece , para que dure en la 
pelea , y de aqui la refulta una (atisfaccion dc que la ama Dios, 
que aunque tiene en cierta manera (u punta de vanidad , todavia 
en aquel eftado ayuda a huir de las ocafiones , y a (eguir con ma- 
yor 



VIA PURGATIVA. SENTIM. I. i ^ 

yor fervor (us &ntos, y cfpirinialcs cgcrcicios. Aqui fe prcfentara 
afligida, y atribulada el alma^y con vcrdadero (cndmicnto le di-> 
ti a Dios. 

AfeBos del alma a ^tos, 

8 A Nima mea dejtder^t tt in noBei, M/ alma , Senor , os de* 
JX fea en la noche dc cfti miferable vida , y os pide un 
poco deluz enmedio de las tinicblas« | O luz,y guia dc las almas! 
Guiad , y alumbrad la que huyendo de si mifma ^ quiere falir de 
SI para bufcaros , quiere vivir en Vos para adoraros. Confiefb rti 
Dios, que he vivido en tinieblas, y que he bufcado , y conocido 
tardc vucftra luz. Que tarde osconoci lu:^ mia! Qu6 tarde os 
conoci ! Malaya la- noche en que vivi (in miraros ! Blen haya el 
idia en que amaneci a bu^aros ! Que es , Senor , efta vida , (Ino 
tinieblas , cfcuridad , y confiifion? Donde la felicidad es engaiio, 
la riqueza mentira , la comodidad penalidad* Sacadme , Senor, 
con la luz de vueftro conocimiento ,de las tinieblas de ofenderos, 
3 la claridad de amaros. Ciego he fido , y abrazaba mis tinieblas, 
nccio,y abrazaba mi ignoranda , vano,y abrazaba mi (bberbia, 
hijo de tinieblas andaba envuelto en tinieblas. Quien j Sciior 
mio , me guio a Vos fino Vos ? Ni quien otro pudiera (acarmc 
de mi , eftando yo tan engaiiada dentro de mi? iQue fruto tutfe 
entonces de lo que ahara me di>erguen^ ? (0 Vago , inquieto , y mr- 
bade mi corazon por las pafiones de la vida. Ya me afligia eltc- 
mor , ya me alborozaba el contento , ya me fobrc(altaba el dif. 
gufto : lo que me cntretenia me mataba, y fabiendo que er^ vc- 
neno bebia mi mifma muerte. O vida eterna ! < Quien me ha re« 
fucitado a efta vida ,y del fepulcro de mis vicios me guia al Alca- 
zar Real de vueftras (antas virtudes ? No veo la luz , pero la (len- 
to ; veo lo que me embaraza , pero figo lo que me encamina 5 un 
fecrcto querer me gobiema , y un nuevo imperio me manda , y 
iquando todo me prctende detcner , efta fecreta fiierza me arrc- 
bata. 

9 Romped , Seiior , los lazos del alma , Taiga de la (crvidum- 
bre del mandar a la libcrtad de obedecer. cQuando mandc yo en 
mi , que no mandafc otra pafion mas poderofa que yo? Juzgaba 
que hacia lo que queria , y era que obedecia a lo que a mi mc 

man- 

Xt) f^m eriefruffum hAmJUftfUUtn fmhu ntmt miitfeitit i i. ad Roman, c «. v. 1 1» 



,4 VARON DE DESEOS. PART. L 

mandaba. Arraftraba voluntario los hierros dc mis pafionos , y 
los cslaboncs adoraba dc mis hierros , teniendome por mas podc- 
rofo , quando era mas flaco , por mas fcliz, quando era mas in- 
fcliz. Entrad, Rcy coronado mio, encrad en mi para mandarmc: 
huya mi flaqueza dc vueftro Poder , mi ignorancia dc vucftro Sa- 
ber , mi fbberbia dc vucftro qucrer : dadmc fiicrzas para que os 
figa enmcdio dc las tinicblas ; no quiero mas bien , que bufca- 
ros 5 ni mas luz , y claridad que adoraros , aunque mc hallc ficm- 
pre en la miOna efcuridad. 

iDocumentos^ 

\i o T^N el cftado que (e halla cfta alma , fbbre (cguir fiis (an- 
I A tos cgcrcicios , debc defeftimar , y defprcciaj: todo 
aquello que dc ella mormuraren los deudos , los amigos , y los 
cmulos } confiderando , que no hay vocacipn dc Dios , que no 
fea materia a la cenlura en cl mundo. Porquc como quiera que 
el dcjarlo es a los ojos dc la carnc.pcno{b,y dificukofb^facilmcn- 
tc nos inclinamos a mormurar , aquello que no nos atrevemos a 
(cguir 5 y como los del figlo no fendmos los impul/os intcriorcs 
con que Dios guia a cl que llama para si , es lo miimo ver obrar 
al devoto , que ver danzar a uno , fin que cl que le mira oyga 
los compafes dc la mufica que figue ; con que todos los movi- 
micntos cxteriores,que al oido interior del que obra fbn ordena- 
dos , y redos al exterior del que mira, parccen defbrdenados , c 
indifcrctos. Y lo derto es,quc al que bufca a Dios, poco Ic pue- 
de embarazar , que le tengan por hipocrita , por vano , 6 por 
bueno j pues ni efto le debc defvanecer , ni aquello acobardar. 

1 1 iCalificapor ventura , d dcfgcrcdita cl merito interior 
la cenfura del figlo ? Es mas que el /onido dc una voz que hicrc 
en los oidos dc los hombres lo que ic mormuran a aquel , que 
con pafbs determinados camina a la etcrnidad ? Que importa que 
digan mal , como cl obre bien ? Que importa que le ccniuren , fi 
^1 perdona? Hay accion en cfta vida , que no tenga los vifbs que 
baftan para la mormuracion , 6 la alabanza > Efte llama al valicn-* 
tc tcmerario , aquel prudente al cobarde. Al podcroib llama cl 
cmulo tirano, y el lilbngcro al tirano poderofb : el deshonefto 
(c llama cntrctenido , y galante : encogido , y cuitado Uaman al 
modefto , y cafto $ prevenido al avaricnto , al prodigo liberal. Y 
de efta fiierte cfta el mundo acrcditando los vicios con cl nom- 

bre 



VIA PURGATIVA. SENTIM. I. 15 

brc dc virtudes , y dcfacrcditando las virtudcs con cl nombre de 
los vicios. Y afsi ha de entcnder cl alma , que lo que Dios califi- 
care , y (u Macftio cfpiritual la digere , cs lo que Ic dice todo el 
mundo , y que quando no fuerc efto , ni lo ha de tencr , ni lo ha 
de oir , ni la ha de embarazar en fu camlno. 

12 En las tribulacioncs , 6 tcntaciones que tuviere , ya fean 
interiores , ya cxtcriorcs , acuda lucgo a la oracion , y a dar cuen- 
ca de todo a fii Padre efpiritual , y con (u conferencia , y cl alien- 
to que en ello rccibira, fc desharan los nubladosj porque ningu- 
na cofa igualmente defaparecc la confiifion que caula a un alma 
cl Demonio , como la comunicacion con fii Macftro de efpiriai, 
y que (ca dodto , y penitence. 

15 Si fucediere incurrir , ya en materia leve , ya en grave 
(lo que Dios no permita) acuda luego a la confefion , y Uore con 
lagrimas fu pecado , fin defalentarfc , ni dpjar por eflb de feguir 
cl rigor de (u vida e(piritual , y ejercicios devotos ; y efto aunque. 
cayga muchas veces ,y en qualquiera eftado que (ca 5 fin que de- 
ge de llamar a las puertas de la Mifcricordia arrepcntida, aunque 
las definerezca abiertas ingrata 5 antes bien vuelva con mayor 
fervor , y humildad a la oracion , pues ella , y la mortificacion, 
con la gracia de los Sacramcntos , la haran que cobren fuerzas en 
lo bueno , para que venza del todo las riiines inclinaciones a lo 
malo. 

1 4 Confiilte las penitencias que hiciere con fii Confefor , y 
no cxceda de lo que la ordenare , 6 lo que prudentemente juzgi- 
re, que la habia de permitirj porque los primeros fervorcs como 
van cnvueltos en la propia voluntad > corren mas riefgo de afirfe 
(obrado a ella, por hallarfe aun mas flaca, y de Uegar a indifcre- 
ta , fi no los govierna Maeftro cuerdo , y experimcntado. 

1 5 Vaya haciendo ados de negacion al gozar , y de aficion 
al padecer , y de las mortificaciones efcoja mas las de las poten^ 
cias , y facultadcs negativas : mortifiquefe , que el Reyno de los 
Cielos padece fuerza , y violencia ,y necefitamos de valor para al- 
canzarlo. Por eflo dijo el Seiior , que tomemos la Cruz , y le figa- 
mos : Siquis yult foft me Tfentre , abneget femettpfumw. , iS'fequatur 
me, (0 Y en otra parte : ^llmium Cctkrum t>lm patitur , <S' t>iolent^ 
rafmnt Ulud , (0 que todas Ion palabras dc fuerza , violencia , y 

ri 

(r) Manlki^.v. «4. (i) Macth.tf.tr. fi< 






1 6 VARON DE DESEOS. PART. L 

rigor. Fuerza para (ujctar las facultadcs , violcncia para rcprimir 
los fentidos , rigor para mortificar las potencias , y rcndirlo todo 
a la Voluntad Divina. 

1 6 Ultimamcntc , aunquc en toda la vida eipiritual ha dc 
huir las ocafiones , pero mucho mas a los principios $ porque co- 
xno cftan aiin tan vivas las malas inclinacioncs , cl c{piritu poco 
mortificado , y cl cuerpo aiin {upcrior al alma , cs necefario te- 
ncrlo apartado de lo malo, y tan dcfviado dc ello , que no pucda 
aunquc quiera , ni vea materia prefentc en que perdcrfe : y cfte 
cs uno de los prindpalcs cuidados que ha dc tenet el alma en lus 
principios , para poder haccr en la vida interior grandes progre- 
fos , Cm olvidar efta mifma atencion todo lo reftante dc (u vida, 
hafta llegar a la ultima refpiracion. 

SENTlMIENTO II. 

(p%qfOKESE EL ALMA COW UH NIHO LLEKO 

dejuguetes ^y puerilidades ,>•, cubierto el rofiro^ el Amor ^bino la 

amena^a ,> ella arrepentida , explicafus ignarancias con el lugar 

del Santo % S^alptd^en el Pfalm. 6 8. v. 6. 

Deus tu (cis inflpientiam mcam : & deli^fca mea a te non (unt 
abfcondita. 



SP^^^^^ 




Eftado, 
A cs mas claro el conocimiento del alma en cfte cA 
tado,y la gracia, que va cautivando fii voluntad, 
dio con uno de fus rayos en cl entendimiento , ha- 
ciendolc que conocicfc , que ciran puerilidades 
para el cmpleo , y delitos para la culpa , los guf^ 
tos 5 y fclicidades por donde habia vagado fii inquicto , y enga- 
fiado corazon. Y afsi fe retrata aqui muy bien al Seiior , que cu- 
bre con la mano (u hermodTsimo rofbro; pero dc tal manera, que 
por ella pcnctra la luz baftantc al alma para cfte conocimiento. 
Entretanto ella efta mirandole, y llena de juguctes , y otras alha -. 
jas , con que los ninos (e entreticnen , cxplica fu ignorancia , y 
conocc lu culpa , (ignificando , que con poner delanre a Dios la 
materia en que crro , como ella cs , y dicicndole, que crro como 
un niiio , que fin conocimiento dc las co{as (e deja gobcrnar dc 
{us primcros movimicntos , Ic obliga a que la perdonc, 

Y 



L 



VIA PURGATIVA. SENTIM. n. 17 

1 Y cs , que comp nucftro Senor conocc muy bicn efta fla- 
ca materia de que cftamos compueftos 5 tan fujcta a caidas , cn- 
gaiios, y mifcrias : Quontam ipfe cogmVit figmmtum noftrum^C^) fo- 
lo con ponerfe delante de Dios un hombre lleno de llagas,que el 
mifmo (e ha caufado con fus mifmas tnanos , por haber elegido 
las culpas , que le tienen de efla manera, y con verdadcro cono- 
cimiento de la mifcricordia de Dios , y de (u miferia, decide que 
le mire : Ecce homo , veis aqui , Seiior , efte hombre , que Vos 
j&rmafteis de tierra , que por todas las bocas de lus heridas efta 
confefando que es tierra j obliga a Dios que lo conoce flaco , y 
lo ve necefitado , y lo oye arrepentido, a curarle , como hizo al 
caminante el fanto Samaritano. 0^) 

^ Tambien puede tener otro fentido , el rcprefentar el alma 
rodeada de jugactcs , y niiicrias 5 y es, que no k)lo explica el qC- 
tado de la vida pafada , quando corria defcnfrenada a lo malo por 
el campo dilatado , y efcuro de (us pafiones 5 (ino el eftado en 
que hoy (e halla , aun defpues de arrepentida , y reducida. Por- 
que hallara a cada pafo tantas niiicrias en que incurra,tantos de- 
fedos que la aflijan , tantas culpas , aunque veniales, que la tur- 
ben y tantas pafioncillas que la arraftren , tantos embarazos que 
la detcngan , que de la manera que a un niiio de quatro , 6 (cis 
afios 5 la Jornada de una legua le parecc de dento , y un arroyo 
breve al pafarlo , cs para el Occeano profundo ; a(si el alma a los 
principios , quando fc vea que defeando {er fumamente perfeda, 
cs a cada pafo imperfeda , y a la vifta de (antos defeos , encuen- 
tra cOn obras llenas de involuntarias caidas ,de inadvertidos pen- 
famientos , de palabras (uperfluas , y otros defe<9:os que k afligis 
ran (iimamentc , y para efJTo los permite el Seiior , y la pone de- 
lante efUs faltas } andara (lempre congojada , y defconfiada. 

EfeBos. 

j^ "TJL efedto que reconocera en si en efte eftado el alma, Cs 
I J algun conocimiento de las puerilidades , que con tan- 
to afimiento, y anhelo figuio en la vida paladaj porque aqueUos 
guftos,y divertimientos,que antes fe le proponian tan amables, 
iuaves , y deleytofos , los comenzara a ver tan llenos de dolor , zo- 
^obras, difguftos, y penalidades , defaparecido ya aquel exterior 
Tow.n C hcr- 

|a) PGtlm. IOS.T. 14* (b) Luc.t»,v. }4. 



iS VARON DE DESEOS. PART. I. 

hermofb con que la enganaban , que aefcubriran facilmence la 
yileza , y bagcza que dcntro de si tenian. 

5 A efte conocimiento (ucedera tambien el hallarfe el cora- 
zon con dbieza de apetecerlos , y (cguirlos ; y fi alguna vez , 6 
enganada de la coftumbre , 6 nccedtada de laobligacion , a aeon • 
(ejada de (us Maellros , pretendiere alguna coGi licica, y permici- 
da , de las que antes tenia por fin unico ; (cofa que es bien que 
(uceda raras veces) pero (e hallara tan confblada (1 ho la configue, 
tan guftofa fi no la pide , tan defafida fi no fe la dan $ que con 
grande facilidad,y gufto hara aquello que la aconfcjaren , y que 
mas conviniere al mayor (ervicio de nuedro Senor , cuya Volun- 
tad ordinariamente nos guia , a que iblo procuremos en efta vlda, 
lo que juzgaremos fer preciofb medio para confeguir la eterna,y 
no otra cofa 

6 Hallarafc tambien con grande confuelo , y gufto de rcfe- 
rir a Dios fus culpas , y en lo que antes (entia turbacion , y cm- 
barazo , (era (u mayor alivio. Porque como ya comenzo a guftar 
efta alma de la (uavidad , y fatisfaccion , que hallara en la Bon- 
dad Divina , y reconoce que en fu propio conocimiento (e ha 
de egercitar con Uorar las culpas pafadas , y ponerlas delante a 
Dios para que (e las perdone j tiene alegria experimental de po-> 
nerfe el alma delante de nueftro Senor , Uagada , pobre , y peca- 
dora : y es , que comienza ya la porcion (uperior a mandar^ 
y fupedicar la inferior , que era la que antes refiftia a un conoci- 
tniento , y reconocimiento tan debido. 

7 Sentira tambien en si un fuperior entender en s{ mifina, 
juzgando{e a si (obre si ; porque aquel hacer donayre de (us in« 
dinaciones , el mifmo que las padece , aquel reconocerfe por ni- 
no,y (laco ; es ya que la vifta interior efta mirando efta por* 
cion inferior , y toma el alma la vara de juez en la mano , comen- 
zando a conocer , y a cenfiirar (us acciones mifmas , no (bio las 
de la vida pa(ada , fino las de la pre(cnte. De aqui (e va figuien- 
do el introducir(e en la propia ob(ervacion , mirando lo que obra, 
enmendandolo , y corrigiendolo , quando' oiene fiierzas para en- 
mendarlo^y no le faltara dolor para (entirlo^ni lagrimas para llo 
rarlo. Con que va mejorando(e el interior,y corrigiendo(c el exte- 
rior, yaju{bndo(e uno,y otro al gufto del Senor que la alumbra, 
y encamina: y afsi dira a Dios con grande fentimiento, y fervor. 



VIA PURGATIVA. SENTIM. H. (19; 

AfeEios, 

S T"^E175 tufeis in/tpientiam meam , <^ deliBa mea i te nm 

K .3 funt ahfeondita : Vos , Senor , /abets mi ignorancia , y 

bafta eflb para que la alumbre vueflra Sabiduria : (abeis mis dc- 

litos, y bafta para que los borren vueftros merecitnientos : (abeis 

mi flaqueza , y bafta para que me de fuensas vueftro Poder. Voi 

deds , que confortarels lo fiaat , juntareis h deshecho , repara" 

rets lo roto , bufcareis lo per dido j (c) yo fby cl perdido quchabeis 

dc bu(car , ei flaco que habeis de confortar , lo deshecho que ha-' 

beis de confblidar. Si mi miferia, Senor , fi mis errores confiftie-. 

ran (bio en mi voluntad,con que la curafcis baftaba; pero es ne- 

ceCario , que cureis el entendimiento , y que le enfetieis lo que 

dcbe fabcr ,como.me guiais a lo que dcbo querer. Creia yo Dios 

xnio , que lo malo era bueno , y feguialo ; lo guftofb amable , y 

abrazabalo : lo lucido grande , y bufcabalo. Creia que las fclici- 

dades no cran penalidades , que las riquezas eran comodidades, 

que los deleytes cran fiiavidades. Juntaronfc la voluntad , y el en^ 

tendimicnto a enganarme,y pcrdieronme,a pcrfuadirme que os 

dejafe , y degcos. Ciego era , pero ya veoj en tinieblas cftaba, ya 

conozco , y a Vos , 6 Luz eterna conozco. 

9 i Donde efta la verdad de las mendras que adoraba ? Don- 
dc el deleyce de las felicidades que defeaba ? No fbn los mayores 
pueftos cruces alqis para las penas , y riefgos para la culpa? Hay 
quien gocc, que no pene?Ni cminencia tan alta, que no la 
cxpugne cl pefar ? Hay dcleytc , que no pc{e mas cl remordimien- 
to, que cl dcleytc? Hay riqueza, que no cuefte mas de confervar- 
fe , que de adquirirfc ? Pucfto todo efto , Senor , que padecido es 
pena , confeguido cngaiio j bicn es , que (ea expcrimcntado ct 
carmiento. Enganannos los dclcos , y quando tcncmos lo que de- 
(camos, aborrcciendo lo que tcncmos , volvcmos a defcar lo que 
no tenemos ; y a pocos dias de pofcHon , vuclvc otra vcz a rena- 
cer cl defeo , y a arraftrar tras si a los hombrcs. 

I o Nucftros animos andan turbados , y defcompucftos , y 
fblo fe quictan quando os hallan , por fer la fucnte dc toda tran» 
quilidad. En vucftra Sabiduria {e ha dc curar nucftra ignoranciii, 
en vucftra Bondad nucftra maldad , en vucftra Mifcricordia nucC- 
tras culpas,y en vucftra dircccion nucftros errores* Quien (bmos 

TonuVh Cl no- 

(c) Qifod ftr'urdt nfuiroM , & qitoi Ajetttin tt4t tednedm , tir ftti eon/rt^iim/Mtrat tUit ' 
idt , & fnUinJirmumfHtrtt tenftliMo^ Ezcq. 34. v. 1 6* 



20 vAron de deseos. part, I. 

nofocros para no crrar ? Animales ignorantes, y flacos ) pcrdidos, 
y prefumidosj vanos, pcrdidos , gigantes imaginados, pigmcos 
vcrdaderos , vafbs de pafioncs impuras, defbrdenadas , e inmun- 
das. Y (i quando os amamos , Senor , no os amamos como dc- 
bieramos 5 fi quando os (ervimos no os (ervimos como quifiera • 
mos ; (i quando os feguimos , no os fcguimos como pudicramos; 
y ya nos cngafian , ya nos entretienen , ya nos dccicaen las 
puerilidades de nueftros dcvaneos , y ant»jos i qual habra Cido el 
tiempo en que no os conocia ,ni me conocia quando no os ieguia, 
y me feguia, quando no os buicaba , y me perdia? 

II Pcro Vos 5 Senor , fabeis mi ignorancia , conoceis mi in- 
capacidad , y (bio en lo que habeis reconocido de mi dano ,tengo 
librado mi remedio. Conociendo mis pecados , eftoy aguardan- 
do el pcrdon, porque (bio Vos, con lo que los hombres caftigan 
perdonais. Quando oculca el hombre al hombre las ofenfas con 
que le enojo (e falva 5 quando las manifiefta (e pierde ; pero, Vos 
Senor , quando manifcftamos nueftras culpas , las perdonais , y 
OS enojais con razon (i no las manifeftamos. Tanto defcais nuef- 
cro remedio , que os difguflais de nueftros datios, mas por lo que 
pcrdemos con la defconfianza , que por lo que Vos ganais cort 
la fatisfaccion. Conocida cfta el alnia de {us pecados , reconocida 
de vucftros merecimientos 5 y la medicina , y (anidad de (us lla- 
gas , ha de fer la preciofa (angre de las vueftras. 

(Documentos. 

1 2 "I* O primcro de que debe huir el alma en eftc cftado , es 
I i de volverfe a embarcar otra vcz en el mar de que va 
falicndo a la orilla , aparcando los defcos , no (bio de lo malo , Ci- 
no de lo indifercnce , 6 de aquello que aunque (ea , 6 pueda fer 
bucno (como Ibn las pretcnfiones bien ordenadas) es muy ama • 
ble a fu inclinacion. Y quando la obligacion la neceHtafc, con la 
direccion de fus Padres e(piricualcs , a proponcr alguna co(a que 
(ea necefaria a la confervacion de fu cftado, ha de fer recacando 
(e mucho de poner el corazon en lo que iblo hace por la fiicrza 
de la obligacion ; porque (I de efto no cuida , es can facil el vol- 
verfe a afir del mundo , y tan cicrto afido otra vcz el perdcrfe, 
y dar palbs atr^s en la vida efpiricual , que cftara confefando, que 
fbn niiierias , y puerilidades las mifmas que eftara amando , y 
prctendiendo , como emprefas utiles , y grandcs, Tan facilcs (b- 

mos 



VIA PURGATIVA. SENTIM. II: 1 1 

mos al peridernos , los que tan dlficultofbs (bmos 'al cobrarnos, 
15 Ha dc u(ar prudcmcmcntc , y con gran rcvcrencia dc 
aquella luz que la dan ; cfto cs , que es pucrilidad , y nineria quan? 
CO ha (eguido , y pretendido en cfla vida , y que quanto hoy yer-r 
ra , procede de m ignorancia. Confiderando , que aunque €on 
puerilidades para la eftiniacion los guftos , y pucftos de la vida^ 
{on ruinas, y precipicios para el dano. De (iierte, que efte conoci- 
mienco no la ha de dar motivo de minorar (us culpas, (1 no de hu^ 
miliar (uprefuncion; pues tanco es mayor nueftropecado, quanto 
por menos dejamos^ Dios, y tanto mayor debe (er el cuidado 
de no volver a perdemos, quanto mas reconocemos nueftra fla? 
queza , con ver que por tan pocas cc^s le dejamos : y afsi , de 
cftc conocimiento debe u(ar a fin de defeiHmarfe a si mifma , con 
reconocer fu ignorancia 9 y fu flaqueza ^ por el conocimiento de 
las vanidades de efta vida , huir (u fiigacidad > y la ninguna fuf^ 
tancia dc (us felicidades , y deleytes. 

14 Y aunque cl propio conocimiento ^ cs uno de los prind- 
pales cgercicios de la vida efpiritual , por lo que neceficamos de 
fer humildes con cl , los que fin el (bmos vanos , y perdidos $ to- 
davia es regla affentada de los My(ticos, que no (e quedcn las air 
mas (bio en el propio conocimiento , iino. que de(He ^1 bufquea 
el conocimiento de Dios , que es de donde ha de venir el remedio. 
Y afsi el alma que efta delante de Dios conodendo (u ignoranr 
cia , ha de acudir luego a que la cure fu fabiduria j y la que cfta 
conociendo (ii iniquidad , ha de bu(car la Bondad de Dios , que 
la favorezca por (ii Bondad. A efta cauOi San Aguftin , padre de 
los Myfticos , y de los Theologos , no (e contentaba con de(car j 
Vt notferim me , que fe conocie(e a si , fino que de alii pa(aba a pro- 
curar , Ut nolperim te , (<i) que cs el conocer a Dios. Como erraria 
cl herido , (i eftuvielTe (lempre mirandojy manejando (us llagas^ 
fin acordar(e del Medico que tiene delante , que es el que lo ha 
de curar. 

15 De (uerte > que a(si como nueftro fin no ha de (er que • 
darnos en no(btros mifinos ,(ino (alir de no(btros i bu(car a Dios; 
ha dc procurar el alma dcfdc (u conocimiento propio , acudir al 
conocimiento de Dios , alabando fu Bondad , (u Grandcza , fu 
Mi(cricordia , que a(si (abe pcrdonar pecados jy curar con fu fan- 

fd) D. Aug. torn. I • lib. i. Sollloq. C. i . n. i • coU 3 69. lit. B. edit. Paris 1 689. 



tt VARON DE DESEOS. PART. I. 

grc nucftras hcridas 5 y de aqui Ic rcfoltara un gran bicn en las 
tcntacioncs que defpues padcceraj y cs , que quando (c defalicntc 
con el conocimiento propio, al efperar perdon de rantas culpas, la 
dara alicnco el conocimiento de Dios , y de fu Bondad , para ef - 
perar (u perdon. Y quando con ver a Dios tan bueno , y miferi- 
cordiofo, (c atreviere a alcntar (u flaqueza a ofendcrlo,b poner- 
(e en ocafion proxima de ello , el conocimiento propio la hara 
que fc recate de si mifma 5 que es decir , que el mas perfe6bo pue- 
de temcr , pues de fu alma al Infierno , no hay mas diftancia que 
fu propia voluntadj y el mas defconfiado debe efperar , pues en- 
tfe (u alma, y el Infierno efta Dios. 

16 Siempre que hiciere confideracion de (us pecados , (u- 
puefto que los ten'ga confefados , y deba efperar , que quanto a 
ia culpa fe los tendra nucftro Seiior perdonados 5 no fe embaracc 
en irlos individuando fobrado con la meditacion , pues baftara el 
llorarlos por mayor , fupuefto que por menor eftan ya confefa- 
•dos J y efto por no volvcr a manchar la imaginacion con (us ef^ 
pecialidades , ni trahcr a cUa fombras tan aborreciblcs. Bien pre- 
fente le pondra Dios fu vida para llorarla , y (u ignorancia para 
conocerla , y fu flaqueza, para recatarfe de ella : y con cfte cono- 
cimiento la ira dando aborrecimicnto de si mifma , que fera me- 
clio muy proporcionado , para que entre con el en fu alma el 
amor , y el temor fanto de Dios. 

SENTIMIENTO III. 

ipfl^fOnSSE EL ALUA EH IMA CAUA EHFEIQSA^ 

y el Amor DlUfino , que con la una mam lapulfa^y la otra la pone 

fibre la cahex^ , tratando de fit curaclon : y ella afilglda ftde 

falud a, ejie Celeftlal Medico , con las palabras del Santo 

<I^y iDaVtdy en el Pfilm. 6 . v. j . 

Miferere mei Domine , quoniam infirmus fum ; ^na mc Domine, 
quoniam conturbata funt ofia mea, 

Eftado, 
S^A en efte clbido del alma, parecc que comicnza a 
adolecer de una enfermedad , de que yo quiflera 
eftar fiempre dolience , y nunca fano. Porque con 
el propio conocimiento , con las lagrimas de fus 
pecados , con el aborrecimicnto de si mifma , def^ 
Ocupado el corazon para Dios, fc le va entrando, y enccndicndo 

Po- 




VIA PURGATiVA. SENTIM. m, jj 

poco a poco una calcnturilla Icnta del Amor Divino , y mczclan- 
do/c con el aborrccimicnto propioj y cftc cs tal, que a un mifmo 
deippo le pe{a de haver ofendido a Dios por iu dano , y mucho 
mas por (u amer. Pide a Dios que la cure , por lo que la importa, 
y duelenla (us culpas por lo que lo ama. £(la , pues ^ muy bien 
dibujada el alma en la cama del propio conocimiento , buelca a 
Je(iis Senor nueftro , que la pone la mano en la firence ,y la pul- 
fa (ii Divina Mageftad , para faber de que efta dolicnte. Si es en* 
fermcdad procedida de amor propio, ode amor divino. Y como 
cftc Sagrado Medico tiene quanta (alud ncceGcan nueftras cul- 
pas , en (u fanco, y divino ta£fco, (bio con pulfar las manos le da 
Duenas obras , y con tocarla la cabcza fantos penfamientos , que 
cs a lo que fe reduce toda la vida del eipiritu. Pide el alma con 
efho a Dios /alud , y Dios (bio con puKarla efta dando (alud al al- 
ma. Y es de advcrtir , que en cfte eftado puede pedir la fanidad 
cl alma , no fblo de las culpas pafadas , Hno de las prefentes 5 que 
cs decir , que la quite las cicatrices , y (ciiales de las heridas coi^ 
que le ofendio , efto cs , las malas inclinaciones , de que (c ha- 
11a aquejada , y perfeguida. Las qualcs nunca (e quitan del todo, 
xd cl incurrir en culpas inadvcrtidas , y le ves , que naccn dc cf» 
|;as malas , y perverfas inclinaciones. 

2 'TTlEndra el alma en cfte eftado , cmbuelto con las lagri* 
J^ mas , y dolor , un (cntimiento de Dios , que (c mez-i- 
da con ellas guftofifsimo , y efte es un picante para llorar , tal, 
que el (bio bma para haccr abundantcs las lagrimas, y la contri^^ 
cionj porque como al dolor, que nacc del proprio conocimiento, 
fc anade la tcrnura del objcto amado , fube <le punto con el ob- 
jeto la pena , y a cflc pafo crecera el mcrito. 

^ Ya cl alma algo doliente del Amor Divino , (c ira acer- 
cando con mayor gufto , y pcrfcvcrancia <il trato interior con 
Dios^ porque es (u amor una lucrza (ccreta , que lleva al efpiri- 
tu, lo deticne , y cntreticne de tal manera , que ya- parecc que 
va pcrdiendo parte de la libertad que tiene, para dejar al que por 
(u bondad quiere , y dcfea (crvir. 

4 Juntamentc con eflb , vera en sj la difcrencia grande quo 
Kay dc llorar las culpas pafadas , y pre(cntes por si , 6 de Uorarlas 
por 0ios$ pues eh lo primefo llora el alma (u dano , y en lo fe* 

gun- 



14 VARON DE DESEOS. PART. L 

gundo , tience el dolor de fu dueno. En lo primero , Uora lo que 
ha pcrdido en si , parafer premiada,y lo que hizo parafer cafti- 
gada , y en lo (egundo Uora el difguilo que ha dado a quien ama, 
y lo que ha enojado a quien canto merecc : con lo qual (e van pu • 
riHcando, adelgazando , y futilizando mas los (encimientos. 

5 Tambien con efte conocimicnto , a vueltas de pcdir a 
Dios , que la perdone la flaqueza de los errores pafados, le pedi- 
ra, que la perdone la flaqueza de (u amor 5 porque la enfcrmedad 
con que (e halla y (como hemos dicho) es procedida del dolor dc 
las orenfas comecidas , y de principlos de ientimiencos de amor; 
y a{si como aquellas le pareceran muchas, eftos le pareceran muy 
pocos ; con que pedira al Medico , que la cure de lo mucho que 
peco , para nunca mas ofcnderlo , y de lo poco que le ama , pa- 
ra no dejar de amarlo; y a{si con gran ternura , como enferma, 
que tieiie el Medico prefentc , y que conoce j que es Medico 
que (abe lo que cura , y puede lo que quicrc , y quiere lo mc** 
jor, le dice. 

AfeHos, 

. .'6 "^ JItlferere met ^omim , qmnium infirmasfum 'fana me Do - 
I V I mine , qmntam conturbnta funt ojfa mea, Enferma/qyy 
SeHor , curadme j herida eftoy con la culpa , y laftimada con la pe- 
na de haberos a Vos herido, remediadme. Vos , Sciior , que cu- 
rafteis los ciegos jciega (by $ los tuUidos («) flaca (by ; los paralici- 
cos, (^) pcrezofa (by j los hidropicos , (& vana (by $ los Icpro- 
(bs , (**) inmunda (by. Aqui Barthimco os llama hijo de David , (>) 
apiadaos de mi , que fi quereis , podeis curarme , y yo quicro , y 
puedo creer , que podeis curarme. Ay de mi! que ni oculco mis 
llagas, ni ellas (bn de calidad que yolas podre oculcar. Manifief- 
telas mi dolor , curelas vuelbo amor , manifieftelas una vida can 
perdida,curclas la vucftra. A mis culpas rcmedien vueftras penas, 
y con vueftra (anere (acrolanca cobre yo la que he perdido. La (a- 
nidad del cuerpo lue mi enfermedad , curenfe las llagas del alma, 
aunque (ea necelario , que para ello enferme el cuerpo. Curad, 
Senor , la calencura de mi amor propio , con vueftro Divino amor; 
de aquella dependen los graves accidences que me afligcn , con 
cfte (e corrigen, y cemplan. Qu^ cs Hno perlesia la inhabilidad al 

(e) Mattlu 1 !•▼• 5. (f) Joan. ;• v. $. (g; ihtUi.8. v.u Marc. i. v. 40. Luc. 5. v.ii. 
(h) Luc I4«v.4t (i) Marc« iOtV»4<t 



VIA PURGATIVA. SENTIM. HI. 25 

fcrviros ? Que cs fino frcncfi la prontitud al ofcndcros? La lepra 
no e5 la deshoneftidad?Mi fobcrbia, y ambicion la hidropesia? 
7 En mi Iblo conturren las enfermedades , que en cada uno 
cran gravifsimas ; y porquc hagais en un fujcco tantos milagros, 
como hiciftcis en cada uno , cfte fbbcrbio os pide humildad , cC- 
te leprofo pureza , cfte cnteramcntc enfcrmo , encera , y verda- 
dera (anidad. Vos venifteis a curar defHe el Cielo , curadme Me- 
dico Celeftial. No venifteis a curar los (anos , no eftoy (ano : ve- 
nifteis a curar los enfermos , CO enfermo eftoy. Sacad mi alma, 
no (bio de las venas , Hno dc los mi^os hyefbs , juoniam contW' 
batafunt ojfa mea, Tiemblan ellos de la medicina , abrazaran el 
caiicerio , y adoraran el hierro con que curais los yerros, que co- 
mctieron. Mano que contiene el univerlb,pul{adme. Medico que 
cura el univerfb , fanadme. Fuego que abraia el univerfb , abra* 
fadme ; que Ci el remedio de mi ingraticud es vueftro amor , afgw 
gurado vengo a tener el remedio en vueftro infioico amor, 

^ocumentoSp 

8 "TJI^ cl eftado que fe halla efta alma , lo prinicW que Kb 
I \ de hacer es dejarfc curat j juzgando por medio unico 
para fu enfermedad , el que Dios le aplicare , examinado , y apro- 
bado cuerdamente, y con elpiritu por Confcfbr dodlo , y efpiri- 
tual : porque como quiera que el Medico de (u dolencia cs Dios, 
que ni pucde ignorar , ni quiere errar , ni fabe defcuydar } con- 
feguira la (alud , fblo con dejarfc curar en la enfermedad. Pera 
con codo eflb , es taq. prefumido nueftro entendimienco , y andi^ 
can enamorado de el nueftra necia voluntad , que fbmos dolieny 
ces que dejamos la medicina dc Dios , y abrazamos nueftra ens 
fermedad. Y afsi hemos de entender , que el medio unico parai 
confeguirlo codo , es dejarlo codo en Dios , negandonos a quan-^ 
to defcamos , y penfar , que afsi como el Medico en enfermando 
buica quien le cure , porque cl amor que (c cicne , no Ic cicguc 
en los remedios del cuerpo ; a{si d enfcrmo cfpiricual ha de huir 
de /us remedios en los del alma , obedeciendo iblo al Medico 
univcrfal de lo criado , que cs cl que aplica (u Sangre por medici'« 
na a nueftros males , y al Confcfbr que afsifte en fu lugar. 
9 Tambien ha de procurar el alma , afsi en la oracion , coi) 
Tom,yL v. . mo 

(k) Matth.9.y«X2« 



z6 VARON DE DESEOS. PART, h 

mo en los.dcmas cgercicios , levantar(e tal vcz (como hcmos di- 
cho) dc la cama del propio conocimicnto , al conocimienco dc 
Dios , porque no Ic haga daiio el eftar ficmpre cnccrrada , y con- 
tenida dcntro de (u propia mifcria } y ahora Ic fcra cfto mucho 
mas facil , quanto los primcros movimicntos del amor la faca- 
ran facilmcnte de cUa , porque cflas (on las alas con que {c bucla 
del alma a Dios , y dc las criaturas al univcrfal Criador de cUas. 

I o Es el principal rcmedio de cfta dolencia confefar a Dios 
(u cnfcrmedad , y no (bio las heridas pafadas , y la flaqueza en 
que fc halla , por la fangre del alma perdida , fino cambien las 
prefentes : y afsi como va el doliente , herido del dolor , a la cafa 
del Medico , dc la mifma mancra , a qualquiera defcuido , im- 
pcrfcccion , falca , 6 dcfcdo , ha dc ir a la oracion cl alma a buf- 
car fu rcmedio , y labarfc con la confcOon , y rcnovar(c con cl 
^anto Sacramcnto.de la Euchariftia; pudicndo,y debicndo hacer 
cfto, pucs la humanidad , y agrado del Medico obliga , porque 
no fc canfa dc nucftras proligidadcs. 

II Ha de tcner por buena curacion , y por la mas importan- 
rc frcqucntar fangrias de la propia voluntad. Porque como quic- 
ra que todos los guftos^,y delcytcs pafados, y las impcrfeccioncs, 
y dcfc(Skos prefentes proccden dc abundancia grandc dc fangre, 
del propio amor j que fc tiene cl alma a si mifma , cl qual por cffo 
fuc bebiendo cl vencno mortal , y cntranandolclc , no folo en las 
vcnas , fmo en los mifmos hucibs ; es nccc(ario ir facando toda 
cfta mala,y corrompida fangre ,y tcner paciencia en la curacion, 
que (como lucgo fc vera) no dejaradc fer fiierte , hafta limpiar cl 
alma dc tan impura ponzona,para que renucvc con la fangre del 
amor dc Dios, y cntre en clla la Voluntad Divina, y la anime por 
hs mifmas canalcs que falc la voluntad propia. Y dc la mancra 
que diccn los Fificos , que lo calicntc {c templa con lo frio , y lo 
firio con lo calicntc ; afsi cl frio de la pcreza, para las cofas cfpiri 
tualcs fc ha dc curat con cl fervor dc (cguirlas , y huir de las tern- 

poralcs 5 y cl ardor con que fcguia lo caduco, y pcrcccdcro, 
. ' con la averfion grandc a procurarlo. 




SEN 




VIA PURGATIVA. SENTIM. IV. %y 

SENTIMIENTO IV. 

^(^OTOKESB EL ALMA VEK^AT>OS LOS OJOS^ 

tirando de una atahona , jf con el a^te la amena^a tl Amor 

iDbinOyji tfohiendo/e ella^ explicajit trahajo con 

las palabras del Pfalm. 24. v. 1 8. 

Vide humilitatcm mcam , & laborcm mcum, & dimittc univcr- 
/a dclida mca. 

Efiado, 
A comienza cl Medico ctcrno a curar cfta alma 5 y 
fiendo afsi,que el principio dc todos nucftros dc- 
van^os , y pecados confifte en aquellasdos malas 
raicesr qiic ccnemos en ella , la concupi{cibIc , y U 
ira/ciblcj cmpieza nueftro Scnor a mortificar la 
una con las tribulaciones , y a mitigar la ocra con cgcrcitarla en 
la paciencia, de que neceftita para tolerarlas. Y como quiera que 
efta alma fc halla hoy tan mal convalecida dc los vicios , y tan 
poco adelantada en las virtudes, figue con tan gran trabajo fuyo 
eftc cgercicio de la mortificacion que Dios la da, que a cada pafb 
le correfponde una qucja ^y a cada fatiga un fulpiro. A efta caufa 
(c dibuja muy bien cl eftado del alma , con rcprclcntarla atada 
en una atahona vcndados los ajos , y vuelta al Amor Divine 
que con d azote dc la tribulacion la amcnaza , y cUa diciendo a 
Dios : Vide humilhatem mam , ^ laboremmeum , (& dimhte uni» 
Iferfa deliBa mea, 

% Pbrquc como cl alma efta flaca , y pefada con los grucfos, 
y coCTompidos humores , que la han quedado dc los vicios , y 
para cUa viene a fer molino dc langrc codo lo que es contrario 
a fiis ihclinacioncs , es foerza que no giiftando de (cguir al mun- 
do , y no fintiendo fiicrzas para (cguir i Dios , haya de qucjarfc a 
(u Divina Mageftad ,pidiendolc que mire Cvl flaqueza para (cguir- 
lo , y la cohforte , y la que tuvopara ofcnderlo , y la perdone. Y 
que la quite la venda dc los ojos , cfto es , U efcuridad grande que 
(entira en el camino de las tribulaciones , que ^ es fu menor tra- 
bajo. Poncnla atada a la atahona , 6 molino de Hmgre, a(si para 
(ignificar con quan pe&dos paibs (iguen los principiantes la peN 
fccdon , fi fc aparta tantico la gracia dc Uevar por la mano a la 
naturaleza ; como porque para (ubir por (us gradas 4 lo alto del 
Tom.yi* Di mon« 



a 8 VARON DE DESEOS. PART, I. 

moncc, ha dc (er purgandb los pafbs qurf dio por ladiftraccion^y 
mifcria dc los vicios , con cgcrcicios contrarios en las virtudcs. Y 
fi como caballo corrio por cllos dclcnfrcnado , y (liclto , como 
bruto al parcccr (aunquc bicn racional) ahora atada a la voluntad 
Divinajperfcguida utilmcntc dc quicn ingracamcntc pcrfiguio, 
vaya rodcando fu pcna , (in v6r , ni pcnfar , que con c(fo va dan- 
do paibs a la perfeccion. 

EfeBos, 

2 ^Entira cl alma en cftc cftado las continuas repugnancias 
^5 de la carnc al cfpiritu , fi bicn con ellas la pondra Dios 
en cuydado dc acndir a (u Divina Magcftad. La ekuridad fcra 
grande, aunquc no tal como en la que la pondran, quando haya 
crccido mas a la vida interior , porquc ahora aiin la ticnc atada 
al propio conocimicnto , y no la fian del todo los trabajos. 

4 Annque la turbacion (era grande , todavia la abriran la 
pucrta a la e{peranza $ y en medio de la clcuridad con que la rc- 
prefentan^cndados los ojos , atada , figuiendo fiempre a ^fcuras 
fii camino, (c Ic irael corazon a quejarfc (bio a Dios^ que es una 
dc las mejores fciiales de que la pena cs provechofa , y util la tri- 

bulaciori. 

5 Andara ordinariamente qucjofa , y afligida , y tal vcz im- 
paciente, viendo que ni halla las lagrimas para Uorar, ni el fervit 
para obrar , ni los dcfcos para defeat. Y afsi llorara de que no 
Uora , penara dc que no pena , padeccra de que no padece , (en?, 
lira de que no ficnte , y trabajara dc que no trabaja. 

6 £1 pe(b de U carnc la (era fenfibilifsimo , y apenas hallara 
vigor en el efpiritu para refiftirle. Solo tcndra confuelo interior, 
en vcr que no padece por amor de lo exterior ; y (cntira un (ccrc- 
co conocimiento , que la ira alumbrando en fus tinicblas, de qua 
cs amorofa la voz que la amenaza , y fabrofa la mano que la per- 
(iguc. Y afsi todas las faltas fc las atribuira a fus culpas , y cendra 
por muy amables las pena^ , y dira al Senor ponicndolc dclante 
uispecados. 

AfiBos, 

y 'W Tide humilitatem meant , tS" laborem meum^iT dlmltte uni- 

\ tferfa deliSia mea, Senor mirad mtfiaque7:a ^y mi tra^ 

hajo yj^erdonad mis delitos, i Por vcncura pucde cl tullido andar, 

el 



VIA . PURGATIVA. SENTIM. IV. 29 

d cicgo v£r , d fordo oir , cl mucrto rcfucitar ? Vos que diftcis al 
paralitico fanidad , (») al dcgo vifta , 0>) a los fordos oidos , (c) i 
los mucrtos vida : (d) rcmediad a mi alma baldada al fervor, cic- 
ga a la luz , fbrda a las infpiracioncs , y fin aliento a la vida : ^- 
de humilitatem meant : Mirad , Sciior , no la humildad que no ten- 
go , fino la flaqucza con que mt hallo , que folo en mi fbn vicios 
los nombres de las virtudes , y la humildad, que tanto os obliga 
en los Santos , esmifcriaen mi , c inhabilidad a lo bueno, efpi> 
ritual , y fanto. No folq pongais vueftros ojos de mifericordia en 
mi flaqueza , fmotambicn en mi trabajo : Fide humilitatem meam^ 
4S lahorem meum 5 para que juzgucis fi es compatible a mis filer - 
zas mi tribulacion , y aumenceis aquellas , 6 minoreis efla. 

8 Que trabajos no pafo para hacer que el entendimicnto os 
confidcrc, la memoria os rcprefente, y la voluntad os ame ? Quan - 
do k bufco en Vos , la hallo en mi , jr quando la echo de mi pa- 
ra Vos, fe me huye , y va a perderfe cntrc las criaturas. No ten- 
go poder en mi, fi no os Uegais a. gobcinarmc ; no tengo fuerzas 
contra mi , fi no cntrais a modcrarmc : no tengo csfuerzo para 
defenderme de W , fi no venfs a defendcrme. Los fentidos Se^- 
nor, me inquietan , las facultadffs no me obedccen , quando 
quicro que a Vos osobcdczcanj.y los que fbn tan prontos a lo 
malo , experimento perezolos , y rcbeldcs. a lo bueno. 

9 Juflo fois , Seiior , jufto (bis , y jufto es que quien no qui- 
(b obedcccros, no le obedezcan. Mandoamis ojos, que no mircn 
lo ycnenofb , y fc refiflen : a los o(dos , que no oygan lo daiio- 
Ib, y fc defienden : al guflo , que ;no fe ccbe en lo fabrofo , y Cc 
me oponc 5 ni el tado me conoce , ni los demas fentidos , ni fa ^ 
cultadesmcreconocen, Jufto (bis, Seiior, Juflo fbis, y jufticia 
cs juftifsima , que quien no atendio a obcdeccros, no hallc obc- 
diencia en si para si , y todo fc le rebele. La voluntad acoftum- 
brada a mandar en lo malo , apenas quierc obedeccr en lo bue-* 
no , ni cl entendimicnto la fabe pcrfuadir , ni la memoria minify 
trar. Hallomc fm fangre de las heridas de mis pccados,y malcu^ 
radas las llagas , aiin fiento frefcas , y recientcs las hcridas. 

10 No (bio mireis mi flaqueza , y mi trabajo , fino perdon 
had aquellas culpas, que han caufado en mi tan gran ruina : Et 
dimitte unherfa deliila rma 5 perdonad , Seiior, rio (bio mis peca* 

dos, 

(a) Joamu J.Y.J, (b) Mare.jB.v,4tf* (c) Marc 7. v. jj, (d) Matth.u. v. j. 



^o VARON M DESEOS. PART. 1 

dos, fino todos mis pcca(los,quc uno Colo bafta para perderme, 
quando de todos dcbo huir para (alvarmc. Bnito he (ido,Senor, 
al ofendcros, jufto cs,quc como bnito pdezca al fatisfaccr,yquc 
en el molino dc las cofas tcmporales , en la cicga voluble rueda 
dc las mundanas felicidadcs , gima infcnfata , y perdida. Jufto, 
y fanto cs , que en la atahona dc mis tribulaciones padezca , y tire 
afligida,y aitihuUdziUtjumentumfoBus/umapudte ; («) hccho 
cftoy un bruto , perdido con la razon natural , infundidmc ra- 
zon (bbrcnatural. ^Qu^ me importaba el difcurfo, fidifcurria con- 
tra Vos , Dios mio? Quk me importaba el cntendimicnto , fi ra- 
cionaba contra Vos ? Que mc importaba la razon , fi la vendaba 
para no bu{caros a Vos ? Raye vueftra luz a mi cntendimicnto , y 
vucftro calor abrafc mi voluntad,para que fi irradonal os perdi, 
racional os bufquc, y hallc , y cfpiritual os firva ,y adore. 

0ocummtos, 

1 1 irj"A dc procttrar en cftc eftado , y tribulaciones tio def^ 
_[jL alcntarfc , confidcrando quan convcniente cs el no 
v^r , para cobrar dclpucs verdadcra vifta , y vida. Acordandofc 
dc lo que hizo nueftro Scnor con el ciego del Evangclio , a quicn 
primcro cmbarro dc lodo los ojos , para que defpucs vieile a las 
luces , natural , y cfpiritual. ( 

1 1 Dcbe confidcrar en cftas tribulaciones , quanto mas le 
hizo penar el mundo jcon mafcara dc dclcytc , que Chrifto nuef. 
cro Scnor quando efta fblicitando (ii fanidad ; porque no hay 
quicn tan quictamentc haya ofendido a nueftro Sciior , que no 
haya (entido muchos trabajos, zozobras,derabrimientos,pcnas,y 
perfecucioncs, y todas cllas vacfas dc merito^y mas llenas dc cul- 
pa , dolor , y rcmordimicnto , que las que ahora padcce por Dios. 

1 2 Dcbe holgarfc , dc que la tribulacion le vcnga dc tan 
(anta , y bendita mano como la del Scnor , el qual cs tan ficl , y 
ama tanto a las almas , que nunca llcga con la tribulacion a don- 
dc no haya llcgado antes con el amparo ; dc (ucrte , que quando 
Dios comienza a atribularle ,ya lo ticnc dcntro para ayudarlc : y 
afti como no dcbe tcmer a nadie ^ tcnicndo a Dios , no ticne que 
defconfiar , tcnicndo dcntro dc si a quicn tambicn le quicre co- 
mo Dios. 

Dc- 

lt\ Pralin.7z.v.x}. (f) Joann. 9. ▼.Sb •. 



VIA PURGATIVA. SENTIM. IV. '51 

1 4 Dcbc acudir con fiis que ja« al Sciior , y ccnga por mejor 
cl irfcle el alma a bu(car en cl fu remcdio j que a{si como es vcr- 
Jad infaliblc , que Dios no tienta a tiadie para lo malo : 3)etis an-, 
temr.w neminem tentat^ (g) tambien 1® es, que tienta, y prueba las 
almas para confortarlas en lo bueno; QuoniamS)eus tentapit eos, (h) 
Con lo qual dcbc efperar , que quien le faco dc las tencaciones 
del Demonic , y de (us lazos a la vida e{piritual , pucftb y a en ella, 
mejor le defendera de las mifmas tentaciones del Demonio , quan< 
do eftas permitc Dios para.probar , y fortificar cl alma con la re- 
fiftencia , en el camino interior , y para guiarla a la bienaventu- 
ranza. 

SENTIMIENTO V. 

TQiOTONESE EL JW^Ii (DlTmo EK LA ^JEi>A 

de un Alfafero , firmando U figura df un nino ^y ^ue el 

alma mtrandole le dice las humlldes pdlahrds del j^acien-' 

tifsimo Job ^enel cap. i o. v. 9. 

Memento quaelb , quod ficut lutum fcccris me , & in pulvcrcni 
reduces me, 

Eflado, 
A Dios continuando el formar a (u gufto el alma , y 
afsi fc explica muy bicn , con rcprefcntar al Senoj: 
como Alfarero , que efta haciendo de barro 
una figura , 6 vafb a fii voluntad , y el alma encrc 
tanto divertida cerca de la rueda , como fi tal n6 
palara por ella. La comparacion que Job pondero en efte lugaf, 
Hguio de(pues el Senor por Jercmias , diciendole : Surge , ^ defi 
cende in domumfiguli^<i^ ibi audies Iperba mea^ <Tc, (*) Ld^antatf ^y 
tie a cafa del Ollero^j alii oiras lo que te direl Baje,y vi, (dice Jcj 
rcmj(as) que el oficial hacia /obre la rueda un vafb de un poco dc 
barro , y que al hacerlo lo tomo en las manos , y lo hizo ixla-* 
fa , y lo deshizo $ y de aquella mifma mafa hizo luego otro va-< 
fb , haciendo del todo lo que fe le antojaba. Entonces me dijo 
Dios : <por ventura como efte hombre hacc lo que le parece del 
barro, no podr^ yo haccr lo que quificre de la calade Ifracl?Co*. 

mo-v 

(g) Jacob x.v. 13. (h) Sap. 3. ▼. J. (a) Jcr.;i3.T.-3.N ■ - ;! 




5 2 VARON DE DESEOS. PART. I. 

mo cl barro en las manos del Oltcro , a(si es nji Pueblo en las 

mias. 

2 En cftc lugar trataba Dios , no canto de la formacion , fi- 
no de la rcformacion dc fu Pueblo 5 y para acrcdiur fu jufticia, 
les ponia prefcntc fu podcr 5 pcro en cfte fcntimicnto de que ha 
blamos , cs mas amorofa la parabola , porque no ticnc el Schot 
a efta alma en fus benditas manos , para de{viarla de lo malo a lo 
bueno } fino ya que la halla en lo bueno, y aborrcdcndo lo ma- 
lo , la va perficionando en lo mejor: y de la manera que no (abe 
el barro, que es lo que ban de hacer de ^l , ni el vafo adonde ha 
de llegar en cl la pcrfeccion de fu autor; afsi cl alma, entrc tanto 
que afligida con fus tribulaciones, efta rcconocicndo (u flaqueza, 
y mifcria , vive ignorante de la mcrced que Dios la efta hacicn- 
do en irlapara si labrando , y perficionando, y eUa si bicn fiente 
fus males , pcro no acaba de conocer fus bicncs 5 porque fiente 
el dolor en fijs tribulaciones , y no los aunjentos que va dando a 
la perfeccion. 

5 Tambicn pucde confidcrarfe en efta rcprcfentacion , y 
comparacion , cl ir ya Dios a efta alma iluftrandola con fantos 
conocimicntos ,y fijando cl didamen con vifta interior en la ver- 
dadcra noticia de fu vilcza , y fragilidad de que efta compuefta, 
y quan fiijcta a pcrdcrfc , la que quifo Dios , que de nada (c for- 
mal : de donde fc Ic figuen utilifsimos fentimientos , y efcdos, 
para profeguir con mayor defeftimacion de si , y mas dcpcndcn- 
cia,y confianza en Dios, en los egcrcicios devidacfpiritualjpucs 
a{si como en la primera confidcracion no fabra el alma enten- 
der lo que efta obrando Dios en ella , porque aiin fe halla muy 
exterior en las criaturas , y no puede penctrar las obras , que en 
ella hace el Criador 5 afsi en cfto fcgundo puede muy bienfcn- 
jjui 5 y rcconoccr en si los efeiStos que fc figuen. 

EfeSlof, 

A ^Entira un gcnero de luz , y conocimiento Ac quan flaca, 
^% y firagil cs la materia de que efta compuefto el hombre, 
y cl que antes de la vida efpiritual le parecia que era eterno, 
(aun para efta mortal, y tranfitoria) ya con cfte conocimiento dc 
que fii materia cs barro, temcra fu firagilidad , conocera fu icr ,y 
y fc recatara dc fii mifcria. 

5 Afiimiimo » la firagilidad que conocera en lo natural , pa- 



VIA PURGATIVA. SENTIM. V. ^ j 

ra la muerce de efta vida , reconocera en lo efpiricual , para la 
fflucrcc dc la cterna , pehccrando , que mas padonespueden per- 
der al alma en la gracia , que enfermcdades acaban al cuerpo en 
la vida : y afii como aquel conocimicnto de lo mortal del cuer- 
po, Ic caufara de(e(timadon de un valb tan miierablej los rie&os 
del alma le caufarai^^cemor , para guardark de 61, como ineili- 
inable tefbr o. 

- 6 Dc aqui Ic rcfultara otra atencion muy convcnicntc, y 
debida , y es , que con el delprecio que hara del cuerpo , como 
quien mcrccc por fu materia , y fragilidad cortifsima eftimacionj 
el aprccio que hara del alma fera grandc , como la que Cc halla 
capaz de la gloria de fii Criador : y afii todos los golpcs que ti- 
rare cl mundo al alma , los reparara con el cuerpo , dejando efto 
mortal , y caduco , por defender aqucllo inmortal , y etcrno. 

7 Dc efte conocimicnto de la fragilidad , y brevcdad dc la 
vida , Ic refultara gran defpreciodetodolo temporal Porque co- 
mo quicra que para cl hombre folo duran los deleytes , lo que fc 
dilata la vida , y la muerce vicnc volando a nofotros , y nofbtros 
vafnos volando a la muerte j defpreciara dcfcado todo loquc no 
dura poleido : y afsi rcconociendo, que ibiaes buena la vida pa- 
ra llorar los defers dc la mifma vida y le dir4a Dios con verda* 
dcro (encimiento. 

JFECTOS. 

8 "A J^Emento Nomine , ^uod quafi lutumfeceris me y<T input' 
JL VjL ^^^»» reduces me, Jcordaos , Senor , que me /hrmafietf 
de barro ^y que me habeisde reducir alpoltHi,de que me hidfteis, iQu$ 
barro no fiic fiagil ? Que polvo no fiic lcve?Qui lodofuclimpio? 
De donde he dc tener fortaleza , {i (by la mifma flaqueza ? Cayc- 
ron los Angeles , y con tanta luz fe deslumbraron , y con tanqi 
fortaleza (e perdicron. Yo , Senor, criado de barro , formado dc 
ticrra , qu6 puedo obrar que no fca polvo , y tierra ? Mis imper- 
fecciones , mis pecados , mis delitos fbn el fruto de la tierra que 
£>rmafl:eis ; porque con haberme dado quanto necefitopara (al- 
varme , dejando lo que me difteis , bebo antes de las cifternas 
turbias, que de. lashermofasfuentes de vueftras aguasclaras.Picr- 
de la pureza el agua por los minerales donde pafa j a{si (on los 
cfcdos de vueftra Mifericordia cmpleados en mi mifcria. Dif- 
ccifme la luz de la razon que me alumbrafc, vcndomela el amor 
Tow. VI. E pro- 



5 4 VARON DE DESEOS. PART. I. 

propio. Las infpiracioncs turb6 con las pafioncs, y vuefttos (aim 
tos dcfcos con pervcrfas obras. 

o O Scnor mio ! quanto mas facil (by dc pcrdcrmc , que da 
cxplicarmc ! Barro en lo bueno , y broncc en lo malo : fragil al 
cacr , torpe al Icvantar : ma{a infamc en que Colo dura, y (c im* 
prime lo pcor. jHay barro que fe oponga a fu hacedor , 6 (c re* 
fifta a fu autor ? Yo vafo de vueftras manos , voy huyendo de 
vueftras Divinas manos: criatura me defiendo dc miCriador: re- 
dimidoofendo a mi Redentor. No (bio me formafteis, Dios mio, 
fmo que me reformafteisjpues la mafa danada,y corruptible por 
la primcra culpa , fiic rcparada por vueftra Sangre , curada coft 
vueftras Hcridas , y perdonada con vueftra Muertc Santi(simaw 
iSi el beneficio de la creacion no bafta a reconocer el agradeci- 
miento mas profundo del Qucrubin mas cncumbrado 5 adonde 
debc llegar el dc nucftra rcdencion? Para lo primero (bbraba vucC- 
tro Poder , y para lo fegundo , quififteis derramar tanta (angrc. 
Quedandoos Dios , nos criafteis j pcro perdidos contra Vos los 
hombres, os huvifteis de hacer Hombrc. 

10 Y a(si 5 tanto mas os dcbemos redimidos , que criados, 
quanto como Dios perdonaftcis la ofenfaj y (bbre eflo con talfi- 
ncza , como haceros Hombrc, y muriendo por los hombres ofrc- 
cifteis la fatisfaccion. No (c derramc , Seiior, del va(bde mi alma 
tal picdad , ni malogre tal bondad , ni pierda tal caridad 5 antes 
vaciandome de mi mifmo , reciba vueftra Sangre , me llcnc dc 
vucftro amor , adore fiempre , y alabe a mi Criador, y Reden- 
tor. Afsi como al cuerpo fragil difteis ,Dios mio, alma inmortalj 
dad alalma fragil otra alma inmortal , eterna, pura , y facro(an- 
ta, y eifa (cais Vos Seiior. No viva fmo en quanto Vos la vivifi- 
cais, no aliente fmo en quanto la animals , no refpirc fino en 
quanto la llenais. Fragil es , pcro (era conftante : perdida , pert) 
(era rcparada : mifcrablc , pcro (era veniuro(a fi Vos la defendeis, 
la amparais, y gobcrnais. Con efto , Seiior, (crcduciran las co(ks 
a los fines para que Vos las formafteis : volvera el cuerpo a la 
tierra , pues cs ticrra : Et in puherem reduces mt : el alma bu(cara 
en Vos fu Cielo , pues la criafteis para el Cielo, y (creis de efta 
manera fervido en cfta vida , y alabado para fiempre en la eter- 



na. 



^. 



yiA PURGATIVA. SENTIM. V. 55 

^ocumentost 

1 1 \ AEbe el cfpiritual en cl eftado prcfente ufar coii fer- 
1. ^ vor del conocimicnto queDios Ic da , de ique es pol»- 
VD , y tierra ^ no para teneirfe laftima , find defeftimacibn 3 y abor- 
recimiento : porque a{si como todo nueftro dano dcpende de 
amar cl cacrpo , y olvidar el alma y cuidando tancas horas al dla 
de cAa porcion baja , inferior ^ y corruptible ^ y de(cftimando la 
dd aliha, fupcrior ^ etcrna ^ y pura $ afsi^ con el conocimicnto de 
que todo eflb fcs mifcria , y corrtiptibilidad j babcmbs de prdcu-^ 
lar hacer todo lo contrario de lo que hicieremos (in el. 

1 2 Para efto es muy bien condderar ^ divididak ^ y fepara-^ 
das en nofocros eftas dos porciones de alma 5 y cuerpo ) y efto 6$ 
lo que va lentamenee Kadendo Dios eh el efpititual con las tri-^ 
buiaciones , y trabajos. Con la primera , que es el alma jufta ^ an- 
da Dios Uno ^ y Triho , y lbs meritos de la Pafion del Hijo , la 
iVirgen Maria ^ la gracia de los Saiitbs Sacramentbs ^ la Corte Ce-^ 
Icftial , los Angeles de guarda ,las Almas Santas de la Iglefia Mi-^ 
litancc ^ las buenas infpiraciones , obras virtuofas j honeftos pen-> 
iamicntos , fantas palabras , y todo quanto Dios ha criadb bue-^ 
no , y perfe^^o; y de inas a mas^ todb lo indiferente , re(%amen- 
tc aplicado. Con la (egurida , que es cl cuerpo, anda la Carne , el 
Mundo^ cl Dcmonib ^ y todos los malos c{piritus , pcrverlas incli-« 
nacioncs ^ y apetitos , y obras pccaminofas , penfamioiitos con-» 
fentidos , e impuros , palabras (uperflua^ j y Viciolas , pecadb^^ 
difcordias ^ y todo lo que bbra ^ y oicaflona la mala raiz ^ que que- 
<do en las almas con el primer pecadoi 

I ^ Confidcrados cftos dos contrarios campos , el uno de 
Dios , el otro del mundo , el Uno del alma j el otro del cuerpo ^ tl 
uno del efpiritu ^ el otro de la carnc5 ha de procurar el cfpiritual 
en quanto dlgere 3 obrare , 6 imaginare $ atender a (eguir fu vaii-^ 
'dera , que es la Cruz de Chrifto nueftro Bien , conflderandb la 
fragiUdad de la came , lo trandtorio de (us deleytes $ y (1 tal ve2 
voluntaria^o involuntariamente fucre herido del ciicmigo ^ pro- 
cure reparar j y eobrar la (angre pcrdida con la gratisl de los 
Sacramentos j y las lagrimtas dc la penitcncia , y vUelva con cl 
miimo fervor a la pelca, 

14 Dcbc confiderar , para obrar con mayor alicnto en la 
guerra interior , que aUriqiie es flaca la naturaleza , es invcncible 
Tom, VL £ 2 la 



^6 VARON DE DESEOS. PART. I. 

la grada $ y aunque tiene contra si (us inclinadoncs ^ en el batro 
dc fu foimacion , c*i la mifcria dc fu cucrpo , y en todo el mun'» 
do , infititio , y carnc ^ que le perHgue ; con todo cilb tiene pot 
s^ i Dios Padre que le atna , al Hljo que le redime ^ y al Efpiritu 
Santo que le infpira , a la Yifgen Maria que le ampara , los Go« 
ros de los Angeles ^ la grada d< los Sacramentos ^ las almas juftasi 
con que le fobra el (bcotro , ii ^i vilmente no (c quiere ir huyen* 
do al encmigo , y pcrderfc. Por cffo dice la IgleHa : Tme me jux* 
ta te J ^cujufpls mams pugnet contra me, 0>) Quando (bio Dios e* 
baftante , mire (i Dios , y todo lo demas que a efto fc afiade lo 
fera. 

1 5 Dcbe eftar cohtentifsiilio , que tu fbrinadoil j y reforihi-^ 
don efl^en tan buenas manos como las deChriftb nueftroSenori 
porque las expcriencias de fu vida pa/ada le habran dado bieil 
daro conodmiento , qtie nunta tuvp mas (eguro (u mal , que 
quando tenia en (iis mifihais tnanbs (u biem Porque^fi como Dios 
tios Kizo ^ nos huvietamos de hacer no(btros , es (in duda , qu6 
no nos hicieramos, 6 nos erraramos al hacer. Y (i c6mo Chrifto 
nuefbro Seiior nos redimio j hofbtros nos huvieramos de redimir^ 
cs infalible , que nos quedaramo^ e(clavds , por no atihar en el 
dano con el remedio. Y afsi tenga a gran dicha , que Dios quie« 
ra tener en (us manos diviilas la nada del alma , y degele que la 
refbrme , y perficione como quidere y antes bien le fuplique , que 
no fe lo fie , ni entregue fu materia ^ hafta que lo coloque en cl 
afsientode fueternidad. 

1 6 No ufe del conocimiento de fu ^agilidad para efcufar 
fus pecados , y hacer menores fus culpas , afsi las pafadas , como 
las prefentes ,porque fcria Una tentacion muy nociva 5 y muy nc- 
cia $ pues efb ilufbadon, y conocimiento ha de fervir para hu-* 
millarlo ^ y no para alentarlo a lo malo : y afsi como es mayor la 
ofenfa que haCe al Rey el vafallo , quanto efle es mas vil ,y aquel 
mas poderofb , afsi ha de juzgar en el conocimiento de fu firagili- 
dad , y la grandeza de Dios. 

1 7 Tambien es conveniente , que defHe luego fe vaya reca- 
tando de la vanidad , la qual es una hierva tan entremetida , que 
no hay donde no quiera criar. Y en cOios mifmos conocimientos 
de la fragilidad de nuefbra naturaleza ira engriendofe el efpiritu, 

(b) Job«i7«T.)« 



VIA PURGATIVA. SENTIM. V. 57 

y parcciendolc , que pucs yaconocc mucho , que ya cs mucho^ 
y dc aqui ira arrmiandofc a huttarlc a Dios la graeia , y qucrcr 
tcncr parte en elk , ficndb un defatino Vanifsimo. Porque dc no- 
fotros , en quanto nofbtros , no hay para DioS cb{a, que no le pu- 
dicra (cr embarazofa al hacernbs merccd 5 y afii todo quanto Cu 
Divina Mageftad bbta j le ciicfta dos trabajos : el unb , haccrlo 
cntaningrata materia cbhib la ntieftra; el otrb , dcfehderlb dc 
nofbtros mifiiibs ^ quc hacernbs de liueftra parte quanto pbdcmbs 
para dcfviarlb. Tal es liueftra maldad , y fu Bondad, que nb Colo 
K halla en cilidado de defehderiibs de lbs otros ^ finb tambicli 
de tibfbtrosi 

SENtlMIEMtd VL 

^MiPfONMSE EL ALUA A^B^pSilLLA^A j rA<^jA^AS 

trt elfueh las armas , con qntfe de/endia del Amor IDiifmo 5 el qual 

armado ^ dmenaxandola ^ o^e el arrepentitniehto del alma en ' 

las/entidas palahras dejoh^ en el cap^ ft v« lb* , 

• • 

Pcccavi 5 quid fkciam tibl j 6 cuftbs hbtniniita ? Quare bbfiyfti 
me contrarium tibi ? 

Eftadoi 
A t\ aliiia en (us tribiilacibties , ^ue (on pafos dc la 
Via Purgativa , va rccibichdo algunas Iticcs de ma- 
yor elaridad ^ y recbnbce , quc aquel ihtcrior Ar- 
tifice de fii biett la cfta enmedio del hbrnb^ cbtno 
a lbs tiiiibs j labrandb la cbrbna del ambr ^ cfinal- 
tada del propio conbciiniehtb. Halla/c chcftdeftado con (lis colt- 
tinuas tentaciones , y tribulacioncs ^ fadgada | y afsi prorrumpc 
con Job en un fentimictttb bich demo j y cbn (anta {iinplici'> 
dad dice : Tecc^i quidfadam tibi ^ 6 cuftos hominum} Quarepofuir* 
ti me contrarium tibi > Y itinquc tn eftc fchtimietitb parccc que 
fc vc en la mayor tribulacion j que puede tcnei: en la vida j que 
cs mirar contrario a quicn (bio queria tener prbpicib , recono* 
ciendo, al pareccr, enemigb^ al que eh folb fu amiftad Hbra todb 
cl conluelo de (us pcnas ; pcro el modb del (cntir M. explican- 
do una (arisfaccion en (ii Divina Magc(hd , tan enamorada^y ar- 
diente , quc no puede menos coil Dios cfta queja ^ (en la primcra 
apariencia tan contrariaalarazoii) que pudiera una muy (ufrida^ 
y difsimulada pacicncia, 

5f- 




•^S VAR<»^ DE DESEOS. PART. I. 

2 Efto (e reconoce Uanamente , en que (i bieki vicmos si 
Amor Divino armado contra el alma , en figura de cnemigo , y 
clla arrojadas las armas dc la propia voluncad en el (iielo , arrodi^ 
Uada c3U>licando (us (encimientos ^ debemos advertir que dice: 
TeccafPt ^ quUfac'um tlbl ^ o cuftos hominum ? Quare po/uifii me con- 
trarium tiii ? Teque , ^ue hare , 6 Cufiodm unberjal 4e hs hombres} 
^inr que me hahelspuefto centrarU a ti mlfmtH Confie(a el alma (u cul- 
pa , y culpa 4 la mifina inocencia que es Dios , y dice ^ que ^1 Ic 
luzo (er {u contraria* Confiefa que peco, pero reconoce que ama^ 
y dice: que mas puedo hacer que amaros? Olvidaos Dios mio y4 
de que os ofendi>no me acordeis mis culpas con eftas cribulacio- 
nes , ni quando os defeo en mi, os experimente contra mi:Qmd 
faciam tiii ? Que hare yo para aplacaros , SenOr ? No os amo ? No 
OS bufco? No OS de{eo ? Puedo yo por ventura mejoratme ^ fien- 
do la mifma flaqueza , ni daros mas que el corazon que os doyS 
Y luego con eloquencia no pequeiia , defpues de haberle per(ua«> 
dido con fu amor , le arguye con el que Dios tiene a las almas. 

I O Cuftodio univerfal del genero bumano ! Como , Senor^ 
el que ha de amparar las almas las periigue ?£l que las ha de guar- 
dar las de&mpara? Defpue^ de efto , con otro efpirinial conoci-i 
miento , y bien myftico , de que aquellas tribulaciones , no fc las 
da Dios para deftruirla , fino para reformarla , le dice: Quare po-^ 
fuifti me contrarium tibi} Tara que me habeis puefio contrario a Voi 
(DtQs mio ? Quando Vos os habiais de poner a mi lado ^ defnudais 
la efpada contra mO Con tribulaciones me perfeguis? Con tenta- 
ciones me acofais ? Pero dime , qu^ culpa tiene Dios de tus cuU 
paS) alma atribulada > Hiciftete enemiga de Dios ) y dices^ que ^1 
te ha hecho (ii contraria ? Tu culpa imputas a La inocencia ? Tus 
delitos al Juez ? Tus enfermedadcs al Medico? Es que habla atri< 
bulada el alma , y (e queja enamotada. Y ya no quiere ella , que 
fe acuerde Dios de las culpas pafadas ^ flno del amor , y anHas 
prefentes , y reconoce que la laftima Dios , pero que la ayudai 
que favorece aunque aflige : que atribula amando^y ama atribu- 
iando $ y atrevefe a decirle con la fiierza del amor , lo que no o(a> 
ra (in ^1. Porque fi el alma no entendiera que Dios h egercitaba, 
y creyera , que eran (us tentaciones ofenfas , y pecados , y no 
tribulaciones , y penas , mucho mayor cuidado le diera , y ella (e 
quejara de si , (in atreverfe a quejar de Dios a Dios , quando Cm 
Divina Magcftad ciene tancas razones de quejarle de ella. 

E/eC" 



yiA PURGATIVA. SENTIM. Vl. j^, 

BfeBos, 

4 T TAllarafe en cftc efbdo cl alma , con gran pena en quan- 
X X ^° ^^^^ ^^ tribulacion y pcro juntamcntc con clla ve- 
ra , y reconoccra efcdos muy daros de la caridad divina , Hendo 
conftante en efta vida interior , lo que Dios. refpondio a San Pa- 
blo : que fe perficiona la Vtrtud, con el golpe de las trikulaciones 5 (a) 
y de aqui le refultara e{peranza con cemor , que fon dos virtudes 
unicamente necefarias para caminar con pafbsfegurosaconieguir 
la corona de la eterna bienavencuranza. 

5 Reconocera tambien en si una contrariedad urilifiima , y 
cs , que el alma que a la qucja fc efta Uorando inocence , a la con- 
txicion ie eM confefando culpada. Ya(simifmolaque efta dicien- 
do , por que me puHfteis concraria a Vos ? Confiefa que peco. Y. 
aunque es daro , que efto ultimo es refpuefta de lo primero5 pc- 
10 como el un (entimiento es del propio conocimientOjy el otrd 
dc la caridad divina , y cl amor cs confiado , y la humildad en«- 
cogida , puede el alma quedar a un mifmo tiempo en Dios con* 
fiada , como fi fuera inocente , y humilde , y defconfiada dc si, 
como la que (e reconoce culpada. 

6 De las tribulaciones , no (bio confcguira cl aumento del 
Amor Divino , que Dios tiene librado en ellas , fino mayor cf^ 
fiierzo para la pelea; porque como quiera que eftas penas , todas 
(c reducen, por la divina gracia , a vidorias del elplritu contra el 
Demonio , Mundo , y Carne ; cada vencimiento es una egecu-^ 
coria para veneer , y cada vidoria una corona para efperar de 
Dios nucvos auxilios , y fuerzas en la pelca interior. 

7 Juntamente con padccer , y efpcrar atribulada , la dara 
Dios una alegria interior , y aun exterior tan grande , que no le 
fera parte pequeiia de confuelo en efte genero de trabajos > l6s 
quales en efib (e diferencian de los del mundo , que los unos afli- 
gen , entriftecen , y delconfian ; y los de Dios alegran , fortale- 
cen , dilatan , y crian tiernos, y amorofbs fentimientos , con que 
(e quejan las almas de la divina mano , que Ics atribula por fu 
bicn, diciendo: 



(4) 2^ UrtUf m infimt4tftrfit$t«r» 2. ad Corinu 1 1. ▼• 94 



'40 yARON DE DESEOS. PART, L 

JfeQos, 

* 

g T^Hcf^i, quiifaciam tlhiy &Cuftos hmtmm> Quart pofuif- 
j^ ti me contrarium tibi ? ^equi , SeHor , pefui , f «^ W^ ^<i- 
ra contentaros , o C«^o<i/o unh>erfal de los hombres ? Tor qui me pu^ . 
fifiets contrario 4 Fb^ mi/mo ? ^Dudo de mis culpas Dios mio , mi- 
norb mis dclitos , cfcufo mis pccados? Sullcnta la ticrra pecador 
mas cnormc ^ criatura mas ingrata ? Pcquc. ^ Yo no (by d que 
dcfpreciando vueftroScr, ofendi vucftro Podcr , dcfcftimando 
vucftra Bondad la imtc,huycndo de vucftra Mifcricordia la dcC- 
mcrcci ? Yo (by a quien todas las criaturas dcbcn aborrecer , a 
quicn todas dcbcn defprcciar , a quicn todas dcbcn pcr(cguir. 

9 Pcqu^ ) Scnor $ pcro qu^ quercis que haga ? Mi alma de- 
{ca adoraros , mis potencias vcncraros , mis fcntidos obedeccros. 
Hay cofa en mi , que no (ca para Vos , y que no me llore a mi? 
Hay co(a que dcfee, fmo a Vos? Que hare mi Dios , para tencros 
contcnto ? Qmdfaciam tibi , o Cufios hominum ? O defenfa univcr- 
fal de los hombres 1 guia que encaminais ! O luz que alumbrais, 
decidmc , que cs lo que tengo de hacer? Hablad , Sciior, que 
vuc(tro efclavo aguarda vuc(bos preccptos para obedeccros, vue{^ 
tros confejos para imitaros , vucibras in(piracioncs para fcguiros. 
Conocidas tcneis mis culpas , mas tambicn tcneis averiguados 
mis dcfeos ,y no defeo fmo a Vos 5 conocida tcneis mi intencion, 
no pretendo fmo a Vos 5 reconocido mi amor, no apctezco fmo 
folamentc a Vos Dios , y Sciior mio. 

I o Mas , b Sciior , que Vos mc decis lo que debo haccr , y 
no obedczcoj lo que dcbo obrar, y defcaczco. MandaiGne que os 
ame , y todo mc divierte : que os bu(que , y todo mc impide : que 
OS imite , y todo me turba : que os figa, y todo mc pcrturba. EC- 
toy defeando lo que debo hacer , y no sc haccr lo que defeo : an- 
do bufcando el camino , y lo tcngo : hallome en el camino , y 
me picrdo. Por que , Sciior , no mitigais mis inclinacioncs , rcn» 
dis mis pafioncs , y corrcgis mis fmrazoncs ? Por qu^, Sciior, pu- 
dicndome tener en Vos , me confentis contra Vos ? Quare po/uifti 
me contrarium tibi ? Hijo de mifcrias foy , que pucdo haccr fmo 
mifcrias ? Criado , y crecido cntre pccados , qui pucdo comctcr 
(ino pccados ? Alimcntado con malas inclinacioncs , y pcrvcr(as 
obras , qu6 pucdo haccr , fmo obras ingratas , palabras pecami^ 
nofas , y penfamicntos vilcs ? En la primcra ca(da caimos todos , y 

que- 



.AOA PURGATIVA. SENTIM. VI. -^r 

queidamos hcrulois dc muerte , y redimidos defpues don vueftra 
Sangrc , curados dc la primera caUa , puedc mas en nofbtros 
lo malo , porquc cs nucftro, que lo bucno (lendo vucftro. Vcn- 
cc h enfcrmedad a la mcdicina , por la pcrverlldad del enfermo; 
la culpa a la piedad del Juez , por la malicia del delinquente. Jc- 
fus mio , gracia (uperabundante me llene , auxllios eficaccs me 
ayuden , vueftra mano benigna, y poderofa me defienda,y ven- 
za dentro de mi, con lo bueno que tiene en si, lo malo que ceor 
go en mi : Vtnce in bono nudum {mije/ii,) 0") 

(Documentos, 

1 1 T?N eftc eftado el alma ha dc alentarie mucho a icrvif 
I \ a Dios 5 y padeccr quanto iu Divina Magcflad dii^ 
pudere : y afsi , aunque vea armado contra si al Seiior , y que la 
amenaza con tribulaciones , y ccabajos interiores , y eicceriores 
(que efto fignifica moftrarie (u Divina Magcftad armado , y con 
la eipada de la Voluntad Divina endas manos] ella muy alentada 
perfcverc , porquc fu vidoria confiftc en icr vencida de Dios, 
Aguarde con grande confianza cnriii Divina Magcftad quanco 
yiviere , que nunca k> vera>Gifi comraria^ que no le experimente 
mas amigo , pues las fuerzas con que ha de pelear (on dcDios; Y 
afsi armada dc Dios el alma , puedc pelear con el mifmo Dios^ 
^ue quiere encreteneric en pelear cdn eUa. 

12 A efta caufa ha de i>endir lucgo el alma , como e& 
ca dibujado en efte ientimiencq yla c(pada de la propia voluntad^ 
para que pueda decir deia^da con verdad : QutdfiKtam tihi , 4 
cuftos hominumi Qui hareyo Stnar para teneros contento > Porquc Gl 
cuvieffe aiin empuiiada la clpada de la propia voluntad , aunque 
fliera con aHmiento a cofas muy leves , y aficione& d^fordenadas^ 
le reiponderia Dios , quando le digcic : que hare para teneros con^ 
tento ? Aborrccerte a ti miiina , y dejar e(Ia^ aficiones con que te 
ciefiendes , y me ofendes $ deibcupar efle corazon que es mio , y 
vadarlo de d mifma. Y a(si el Santo Job quando decia efto^ ya 
habia echado de si con la fiierza dc la tribulacion la hacienda, 
los hijos, el poder,y la grandeza, y fe hallaba aflentado ibbrecl 
cftiercol del propio conpcimicnto,{olo5y pobre; y era harto mas 
rico entonces , que quando mas coronado de poJer , y felicidad. 
rom.VL F Si- 

(b) Ex Epift. ad Rom. 1 2« v. it. 



'42 VARON DE DESEOS. PART. I. 

1 ^ Siga con alcgria,y fin ningun defcaccimicnto fus cgcrci 
cios , y aunquc fcan grandcs las tribulacioncs que hallc con cUos, 
y may ores las que cfpcra, que lo {on fin duda (como vercmos en 
: cl duodecimo fentimicnto) cft6 conftantc en lo bueno , y en de- 
jarfe haccr pcdazos , antes que volvcr atras en la virtud, Porquc 
Jefii-Chrifto nueftro Bien, a las almas que gobierna efpanta , pe- 
to no mata 5 y fe puede decir en eftc cafb con (cnrido miftico, 
que no es tan brabo cl Icon como lo pintan ; porque la tcrnura 
con que ama a las almas es tal , que fiempre qucda corto al atri- 
bular , y muy largo al focorrer. 

14 Ya (c enticnde , qiic no ha de fcr tan ignorante el alma, 
que pienfc que Dios la pulb a si contraria , imputando a fii ino- 
cencia nucftras culpas ; pues ni quando fu Divina Mageftad la 
crio , y fc hallo llena dc malas inclinaciones , eftas procedicron dc 
Dios 5 fino de la primcra caida j y cl lavarla del pecado original, 
i introducirla en la Iglefia, proccdio de fii mifcricordia. Y quan- 
do la va reformando a la vida efpiritual , quanto padece atribula- 
da 5 es dejar Dios correr el raudal caudalofo de nucftras mifcrias, 
y no hacc poco fii bcmgnidaAeninterponerlc , porquc no llevc 
tras si al cfpiritu : dc fiicrtc,quc!todo lo bucnojfanto, bcnigno, 
y mifcricordiofo cs Dios ,7 todo lo malo , pervcrfb , y vcncno» 
£0 cs nueftro. 

15 Y fii Divina Mageftad cfta haciendo condnuamcntc efte 
amabilifsimo milagro , dc guardarnos a noibtros dc no(btros 
mifinos ,quc haccmos tantas diUgcncias para pcrdcrn6s« Y afsi, 
quando dice cl alma i par qui me pn/tfteis contraria a Vos ? cs 
una temcridad del amor que ticnc al Sciior , al qual ie queja de 
que pudiendo cfcufarlc las culpas Icvcs al ofcndcrlc , 6 la dbieza 
al fcrvirlc , la dclamparc , y dege en fiis dcbilcs , y flacas fiierzas. 
Como fi un nino de trcs,6 quatro anos, y a quien lleva fii padre 
dc los brahoncs , Ic dcjaflc que anduviefle fblo, y caycflc, (c vol* 
ycria a (u padre , y Ic diria : por que Sciior me dcjaltcis ? O fi un 

cnfcrmo con cl fircncsf hicicfte al Medico algun pcGir , que 

quando cftuvicfle (ano Ic diria: por que , Sciior, 

no me ataftcis? 




SEN- 




yiA PURGATiyA. SENTIM, YBh 45^ 

SENTIMIENTO Vlf. 

<p(^fonESE EL. AtUA EH EL CJMPO COK EL 'Am^^ 

S)hf'mo 5 el qual efconde el rojhro con la mam porque no le cono^a^^ 

y ella con ternura le perjuade fi defcuhra con laa 

palahras dejob^ en el cap, 1 5. v. 24, 

Cur faciem msun abfcondls } £t atbicraris me inimicum tuum? 

Eflado, 
N efte cftado padccc cl alma un gencro He trlbula-s 
clones bicn penofas , y cxplicalas con un {cntimicp 
to muy tierno, y. enamorado , con que podiamo^ 
deck , que quien tan bien lo iabe (encir , no pa-^ 
dece. Sobre las tribulaciones ordinarias , afsi inte-. 
riores , como cxccriores , le fia Dios otra , que cs parecerle , quc^ 
ya no fientc cofa dc Dios , y que en nada halla a Dios , ni conoco 
en si efe^os algunos de Dios. Vuelve los ojes a todas panes . y[ 
ve cubierto el Orizonte de tinieblas , y elcuridad grandifsimaj 
vuclvcfc a s{ , y no fiente en si fmo a si , bulca a Dios , y no Iq 
halla en sL En los egercicios &ntos , y e(piricualcs , Hente (cque- 
dad al fcguirlos , y perdicion al dejarlos. Parece que ni tiene fuer^ 
zas para voWer atras , porque la dcticne el amor que no v^ , ni 
pafar adclante , porque no hay co£i que no la caufe embarazo. 
Parccela , que es enemiga de Dios , pues bufca a Dios , que efta 
en todas partes , y en ninguna le halla , y que ya Dios eft4 eno-> 
jado con ella , pues que no fe acuerda de ella. 

z Efta muy bien reprefcntada el alma en efte eftado , afidji 
de Dios ^ y bulcandolc , cubriendo Dios el roftro ccm la mano ,y 
defcubriendole el alma > y es , que ella con una fimplicidad no 
defacomodada, pareciendole poco tencrle por efcncia, prcfencia, 
y potcncia , y por gracia , querria verle la cara , y gozarlo tam-» 
bicn por gloria. Y m Divina Magcftad fabe tan mal cubrirfc , con 
el amor tan grande que tiene a cl alma , que cad le deicubre al 
icntido todo el roftro. Bien haya tal caridad , y mal haya tpdo Id 
que nos impide cl bu(car , el hallar , y cl dclcubrir roftro tan 
apacible , y hermofb. Conoccfe bien , que efta alma no inftaba 
ya, quando tenia conocido a Dios , fobrc qucparccicflc ^ fino {b« 
bre que fc delcubrieilc 5 porque no lo vcia dcicubicrto al fcntidO| 
aunque \q tenia h^ado a la fe 9 y afido a la caridad, 

romyj. F» y 



j^ VARON DE DESEOS. PART. L 

2 Y afsi , quando (e cfta quejando de que no halla al Senor 
en coia alguna, fe qucja a Dios de Dios, y conocefe que la queja 
iiace del amor , en quejarfe a (u Divina Mageftad 5 porque pucs 
le halla , alii le tienc , aunque pucs le dice , que (c delcubra , no 
lo vc. Y a la verdad, en efte eftado yo tengopoquilsima laftimaa 
el alma , no obftante todo lo que clla (c queja 5 porque es tan 
claro el conocimienco interior , dc lo que tiene a Dios , en quan- 
to permite en cfta vida , en la qual no hay cvidencia , y tan eficaz 
cl defeo de verlo entre las tribulaciones , que no fe contenta con 
tenerlo , fmo que afpira a mirarlo , y puede contentarfe con lo 
primero, y guardar para la otra vida lo (egundo. Yparccicndolc 
que es disfavor todo lo que no cs hacer lo que quierc , que es ya 
haber adolecido de valida , dice con ternifsimo afefto : huis dc 
mi vueftra cara , Senior , como fi fuera vucftra cnemiga ? Et arbi- 
trans me Inimcum tuum ? Porque le parece a ella , que es cnemif- 
tad todo lo que no es gobernar Dios (us favores por (us defcos. 
Tan confiado es cl amor con cl alma , que quicre dirigirlc a Dios 
las finezas , y fe queja de que (u Divina Mageftad no la ama , fino 
hace todo lo que le (uplica. 

4 ^TplEndra cfta alma ^ cnmedio dc (us tribulaciones , los icn- 
I timientos , que habemos explicado en fu eftado , y ya 
algunas vcccs le pareceran pequenas fus pcnas , y comenzara a 
pedir , que como crezca fu amor ^ crezca tambien fu congoja. 
Porque en efte (cntimiento , es (in duda , que prevalcce el amor 
i la tribuladon , por grande que ella {ca. 

5 Sera tambien grande el anfia , que tcndra dc bufcar a 
Dios , no (bio a la fc > y a la gracia (que claro cfta , que fe halla 
con fu Divina Mageftad en efte eftado en quanto moralmentc po- 
demos colegir) fmo al (cntido ; y parcceralc , que quando no lo 
fiente,no lo tienc. Y Dios para que le bulquc con mayor anfia, 
a un rayo de luz que la de , la mortificara con muchos de tinie- 
blas ; porque quicre fu Divina Migeftad enccndcr fu amor , pe- 
ro no dar fomento a (u curiofidad. 

6 Comenzara a quejarfe en las tribulaciones con Icnguagc 
dc amor , y dira muchos difparates difcretifsimos. Porque a la 
verdad , todo lo que al que no es miftico parece tcmcridad, y al 
politico atrevimicnto , cs al cfpiricuai idioma , y frafe muy natu. 

ral; 



ViA PURGATIVA. SENTIM. VIL 45 

ral vy afsi llama concrario a Dios quando lo cicne enmedio dc (us 
cntraiias , y aufence quando lo efta fintiendo dcncro de (ii cora- 
2on. Porque cl amor no (c cxplica con cl cntendimicnto , fino 
con la voluncad , la qual enccndida de la daridad divina, afsi co< 
mo no hay cofa que no defce ,tampoco hay cofa , que no diga. 

7 Holgara en cftc cftado dc hablar con mifticos , y pcrfo- 
nas que amen a Dios, y iblo en ellas hallara el confiielo^y nunca 
cftara con menos gufto de dejar (us egcrcicios , y vida interior, 
que quando fe ve mas rodeada de cribulaciones. Porque bien re- 
conocera , que efta oculta mano , que la egercita en lo penoib,' 
la enriquece no (bio con lo mcritorio , fino con lo amorofo , y 
perfcdto. Y afsi con fentimienco ternifsimo dira a efte fuavifsimo 
contrario , bien manificflo aunque oculto: 

% f'^^m^fadem tuam abfcondis ? Ht arhitrans me inimcttni 
\^ tuum ? Tor ^u4 , Senor , e/condeis de mi ttue/hra earn ^y 
penpus que/oy Ifue/iro enemtgdi Bufcoos yo,y efcondeis os Vos? Quan- 
do Vos me bufcabais , yo me efcondia: quando yo me apartaba, 
.Vos me feguiais ; quando yo me perdia , Vos me rcduciais 5 y 
ahora que me teneis, me dejais ? Que puedo ver , fi no vco vuef- 
tra cara? Todo es tinieblas yy efcuiridad quanta vco , fi no os veoj 
todo cs lazos quanto miro, fl no os miro. Si las luces de vueflros 
ojos no rayaq los mios , no pucden tener luz mis ojos. O que 
cicgo eftoy mi Dios , fi vuefha hermofiira admirable no refplan- 
dccc en mi alma ! Donde eftais efcondido Jcfus mio , hcrmofura 
que buico , luz que apetezco ? Direis , Ique no puede vivir qi»en 
os vierc : Nom enim Vtdebh me homo , <3' Ifhtet : W y que os cfcon- 
deis por no matarme , pero cffo mifino cs macarme. Muera de ve- 
ros,ynomuera deno hallaros. Mueramc para que os vca,y vcaos 
para que me muera. Eicondedme , Seiior , las riquezas , efcon-? 
dcdmc los deleytes , efcondedme los guftos , efcondedmc todo lo 
grandc , hermofb , y lucido , todo lo apietecible del mundo , y no 
me efcondais vueftra cara. Por que , Seiior , os efcondeis ? Si cS 
porque os ofendi , ya me pefa: fi es porque os enogc, ya os ado- 
ro : fi cs porque os dcge , ya os bufco. Penfais que (by el mifmo 
que ofendi , cnoge ,y dcgc ? A^/fr4nV »ie tnimicum tuum} Otro 

fby 

(a) Exod. 3 3* V. lo. . j .^.- -. -• 



jfS VAROM DE DESEOS. PART. I. 

(oy que mc aborrczco , y os amo , y lloro lo que he vivido. i Quan" 
do , Senor , vueftras cntrafias fc nicgan al hijo prodigo que os buf- 
ca? Si cllas fon tales , que no Ic alcanzo vueftro caftigo , quando 
OS dexo i como no os ha de hallar , quando a Vos vuclvc ? Cb) Al 
que inobediente bufiraftcis , fiigitivo reducifteis , rebelde perdo- 
nafteis ; ahora rendido caftigais , reducido aborreceis , humilde 
defamparais ? A quien he de huir fugitivo , fi vcngo huycndo a 
yos de todo lo que no es Vos? 

9 Todo , Seiior , me canfa , y (bio a Vos apetczco. Ya os 
bu^o 5 no folo arrepentido , fino tambien enamorado. No (bio 
porquc temo , fino porque os adoro. No tanto por el recelo del 
caftigo que can merecido tenia , ni por la deuda , que como cria- 
tura debia , quanto pot el amor que Vos habeis puefto en eftc co- 
razon que os adora , y en cfta alma que os bufca. Quantas veces 
os dice mi coraron , que defca la vifta de viieftra cara , y que nun-i 
ca ha de ccfar de bufcarla ? lihi dixit cor mum^exquijhit tefacies 
fnea '.facitm tuam , (Domine , requiram, C<0 Bu(ca alma mia a Dios, 
bufcalc por todas las criaturas , bulcalo dejandolas , y lo hallaras: 
bufcalo de jandotc , y lo alcanzaras , bufcalo en la devocion , buf- 
calo en la obligacion , bu&alo en la oracion , y pofcelo en la re- 
fignacion. Bufcalo huycndo de lo malo , bufcalo figuiendo lo bue- 
no , pofeelo obrando lo mejor. Bu(calp fiiera de ti , abrazalo cer- 
ca de ti , gozalo dentro de ti ; que al que en todas partes efta ^ en 
ninguna puedes perdcr, y en todas es cierto hallar» 

S)pcHmeTUos* 

no T?N cfte eftado debc el alma holgar con fus tribiJaciO' 
I J nes,y trabajos, pues tienc mucho mayor confiielo, 
que afliccioh^ fiendo cierto, que es mas amorofb efte fentimien- 
to , que el antccedente, porquc la va Dios utili^imamcnte cnca- 
minando , y dulccmente llevando a mayores trabajos. Y debc 
advertir , que efte buicar la cara de Dios , no (c entiende buicar 
revclaciones , vifiones , ni otras cofas de efte genero,que eflb ic- 
fia deiatino muy pcrnicioib ; fino buicar tales (entimicntos , 6 
por mejor decir , conocimientos de Dios en el alma , que cada 
dia la abrafe mas , y mas en fu amor , y la vaya apartando de lo 
malo y c introduciendola mas , y mas en lo bucno. De manera, 

que 

(b) Lucatj. V. aa. ^c> Kftloustf. V. t* 



'VlAM^tJRGATIVA. SENTIM. VII. 47 

que cftc bufcarja cata dc Dios., no c§ bufar favores, fino pro- 
vccho : cfto cs', que Dios la dc tan vivos los fcntimientos dc (u 
prcfcnck , tan cficaccs influcncias dc fu amor , que nunca pucda 
pcrdcrlo 5 ni nunca acicrtc a dcjarlo. 

1 1 Pcro aunquc cfto cs tan bueno , y tan fanto , hay otra 

cofa mayor que cfto , que cs vivir , fervir , y amar en fe 5 que cs 

lo mifino que amar fin lentir que ama , fervir fin parccerla que 

firvc „ y como efta alma no ticne aun fiierzas para lo uno , efta 

bufcando lo otro. Porquc fi Dios {c le delcubre , que mucho que 

le ame el alma ? Sifiente a Dios , que mucho que la abrafc'? Si 

mira a Dios , que mucho que le figa. Pcro que el que no lo ficntc 

le ame , el que no le vc le figa , el que no lo miira le adore 5 ef& 

<s la mayor fincza. Y por ciTo dixo nucftro Seiior al Apoftol San- 

10 Thomas , extenuando fu confefion, dcfpucs de haber palpado 

fus llagas : Qtiia tfidifii me Thoma credidifii yheati qui non Vtderunty 

<St crediderunt. (^) 

1 2 Por cfto dcbc el alma porfiar cori templanza , fobrc dcfl 
cubrir el roftro a Jefus Seiior nucftro, y ufar dc los fcntimientos 
del amor con fuerza refervada , y de manera , que qudndo bica 
diga con tcrnura : ipor que dcondcis , Seiior , vueftro roftro? 
Buelva luego : pcro jufto cs Senor , que lo efcondais de ojos tan 
ingratos , de alma tan perdida. Efconded , Seiior , el roftro , mas 
no e(condais de mi vucftra piedad. Padezca yo con cfcondcros 
pucs no merczco gozaros con vcros. No me deis dc vucftrbs /cii* 
timientos y fino lo que he menefter para amaros , y lo que necef* 
fito para obedeccros , que no me he de bufcar a mi en Vos , fiuao 
a Vos en Vos , y en mi. 

1 5 Viva con mucha cfperanza en Dios , que nunca fix Dir 

vina Mageftad la tienc por contraria , auhque la vea impcf fcd^ 

porquc cs cofa cierta , que la voluntad cs la que gobicrna toda la 

harmonia de las accioncs humanas: y pucs ella (e halla defeoia de 

bufcar a. Dios , cuydadola dc no perdcrlc , aficionada a amarlc, 

no ticne que recelar, que Dios la quiere mal quando la 

aflige , fmo que la labra , y difpone a mayor 

fcrvicio , y amor fiiyo. 



{(d) Joamu 20* T. 19* 



SEN. 




S^S yARON DE DESEOS. PART. 1^ 

SENTIMIENTO VIII. 

(P^apTONESE EL ALMA LLO^ANS)0 EK EL CAWPO^ 

y fola , y que el Amor Dhfino la echa dejde el Clelo arroyos copio/hs de, 

agua ^y ella dolortda ^y contrita explica/it dolor con laspalahras 

del Santo ^rofeta Geremias en el cap. 9, v. i . 

Quis dabic capiti mco aquam , & oculis mcis fontes lacrymarum, 
Sc plorabo die , ac no6te? 

Efiado, 
A el Senor formando , y refbimando el alma a la 
vida interior coo ^c£tos divcrfbs , y cal vez con- 
trarios , como gran Maeftro de efpiricu. Y a la 
que previene con grandes (cquedades , regala 
dcfpues con abundantes lagrimas 5 y a la que fa^ 
vorcce con lagrimas abundances , humilla defpucs con grandes 
fequedades , y cribulacioncs. Porque (i todos fiieran (cncimiencos 
de dcvocion , podia criarfc en cllos la vanidad , y aquella (ccreu 
{atisfaccion que fc cobra , de andar fiemprc una perfbna fevore- 
cida. Y fi Hempre anduviefic acribulada , podia nacer cal defcoil- 
£anza , 6 tcdio a los trabajos , que corriefle ric{go de perderfc. 

2 Y afti como a nueftroSeiior en (u vida (que fue cgemplar 
tie coda perfeccion) apenas le cancan los Angeles en el pelcbre, (s») 
y le adoran los Reyes en el portal , G>) quando derrama (u Sangrc 
en la Circuncifion , (0 y huyc defterrado a Egipco. (d) Y fi una 
ycz file alabado , y glorificado en el Jordan , («) otra en el Tabor, 
'ididendo Dios defde el Cielo , que era/u Hijo amado 5 (0 fue mu- 
thas tentado en el Dederco , (g) atribulado , y perfcguido en Je-- 
lufalen. Y los aplaufbs , y regocijos , con que fue rccibido de to- 
idos el dia de Ramos , (^) fueron vilpera de (u Padon , atribula-r 
da , y fangricnta. Afsi tambien las almas , que fu Divina MageC- 
tad gobierna , llevandolas por los paibs que dio en efta vida $ ya 
las atribula 9 ya las favorece ; ya las aflige , ya las regala , ya las 
acerca , ya las aparta , ya quierc que le goccn en el Tabor , ya que 
penen con ^1 en el Calvario. 

5 En efte rentimicnco odavo fe hallara el alma con un ge- 
ne- 
ra) Lo^t.v. 14. (b) Matth. i.T»tt. (c) Luc.i.v. ii, (d) Matth. >.▼. at. 
jftj Matth. j.T.i7« (f^ Matth. i;*v.5. (g) Luc. 4. t. a. (b) Luc. ip.v.jf 



VIA PURGATIVA. SENtlM VIIL 49 

ocro Jc iluftracion , en que Dios la da a conocei , quan para llo- 

xar es (u vida , y las agenasj y la ofrece , y muldplica los motivos 

dc compadecerfe de si , y de las dcmas criaturas , en quanto an^ 

dan apartadas de la gracia , y del Amor Divino, Y cfta iluftracion 

cs tal , que afsi como es menefter cfpcdal fiivor de (uDivina Ma- 

geftad para cbnocerlo , y (entirlo ; tambien es necefarlo , para 

lib deshacerfe con el en lagrimas , y (iifpiros. Porque efta alma 

mira eftas verdades a la dara luz del efpiritu , y cfla ya hcrida del 

Divino Amor , y conoce quaA digna materia es de llorar la que 

Ic le ofrece a la confideracion , y viene con efto a tener una confr 

puncion ^ un dolor , y una pena de que Dios (ea oFendido , y de 

que ellale hayaofendido , que coda querria refbiverfe en lagri«- 

mas. Y afsi dice con el Santo Profeta Geremias aquellas devocas 

palabras : Quh dabh capiti meo a^vam , <r oculis tiuh/ontes lacry* 

tnarum y Cr flordbo die ac noBe} 

EfeEhs, 

4 ^Entira en si el alma , (bbre la temura que hemos dicho, 
^J un defco de fbledad , y de recogcrfe a llorar , que Colo 
las lagrimas (eran (u conliielo , y la trifteza (anta (u alegria. Y a(si 
andara embarazandofe con todo lo que no la daca en aquella quie- 
cud , y cgercicio de llorar por si , y por todos. Juntamcnce con 
efto , cendra una pena , y compuncion de que otros pequen , Co- 
bre el dolor de (us culpas » y un duelo, y fentimienco del enganb 
univer£il , con que (c vive en el figlo ; que quifiera combidar a 
todas las almas devocas , que vinieran con clla a aumencar (us la*> 
grimas , y llanco , e inclinar a la Mifcricordia del Scnor a que 
Divoredede a las criacuras engaiiadas,y perdidas con eficaces ra« 
yos de fu divina luz , y verdad. 

5 Sobre irle afidonando a la (bledad , le cendra tambien al 
£mto filendo , vircud de vircudes , porque las dcfiende , y pro* 
mueve 5 y afsi no querria oir cofa , que no fiicfle de la confide* 
i:adon 9 y medicadon en que Dios la tiene ocupada, 

6 Hallarafe con averfion particular a todo lo que es fieflas^ 
y encretenimientos piiblicos , y particularcs ^y tendra (como dice 
el Efpiricu Santo) por error la rlfa^y a la alexia por tngaHo , (?) adr 
mirandofe de que haya en el mundo quien trace de jucgos , y 

Tom.n. G pa- 

ff) t^pmnfuMitmnm : ttgatik &A : ftii fruftrt duifms. Ecdcfiaft. s. v* *• 



50 VARON DE DESEOS. PART, t 

TofatiempD^y fino de llorar (us pecados, y haccr propicio a Dios 
con. buenas obras5 y dia , y nochc lo pa(ara penando luay^mencc, 
y diciendo con grande compuncidn , y (cntimiento. 

AfeHas, 

J. f^'^^is ^^it cApitl meo aquam , <T oculis meisfontes lacrynuh 
\M rum , iT ploraho die , ac noUe, Quien habrd , !Dios m/o, 
^^ que me di agua bafiante para hacer fuentes de lagrtmas 
nus ojos , para llorar dla ^y noche> Quien , Scnor , me dara lagri- 
mas para Uorar mi ^a mal pcrdida ? Quien me daralagrimas pan 
Uorar las cidpas con que os he ofendido , los pecados que he co- 
tneudo, quan temprano amaneci a ofenderos, quan tarde Uegu^ 
a bufcaros ? Lloren dia , y noche , Senor , mis ojos los enojos 
que OS han dado , y nunca ceflen de llorar tanto pecar. 

8 Quando yo conHdero , Dios mio , quien (ois Vos para 
ofenderos , dcfeo rcfblvcrme en lagrimas, por haberos ofendido, 
A vueftra Bondad habiamos de ofender ? A vueftro Amor habia- 
mos dc dejar ? A vueftra Mifcricordia defeftimar , y atrevernos a 
vueftro Poder ? Y cfto es , mirandoos Dios eterno , Dios fbloj 
que (eria mirandoos Hombre,y Dios? Hicifteis os Hombre,para 
ialvar los hombres,y los hombrcsos de{precian?Del Cielobajaf^ 
ceis 4 la tierra , para hacer la cierra Cielo ,y os crucificamos en la 
derra , los que bufcais para el Crclo ? Arroyos pequeiios fbn en- 
trambos mares para fuentes de mis ojos. Lloro , mi Dios, mispe* 
cados , lloro mis enganos , y lloro misdevancos , y los pecados, 
y engaiios de mis progimos. Por donde andamos perdidas las cria- 
turas ? Por el dcderto de codo bien , campo de confiHon , (Iglo 
Ytnenc^^mudoengaiiofb , tearro de felicidades fantafticas , b- 
20S , ruinas , y precipicios evidcntes. 

9 £1 camino de la Cruz es el acierco : criaturas , bu(cad el 
padecer , abrazad el pcnar , huid del vicio , (eguid la vircud , ah- 
helad por la pcrfeccion , adhiaos en la F6 , asios a la Efperanza, 
promoveos a la Carldad. Las Virtudes Teologales os abrafcn; 
las Cardinales OS dirijan , y las Morales os acompanen. Qu^ os 
ha de dar t\ mundo con (us guftos ? Difguftos. Qi^ os ha dc dar 
con (us deleytes ? Pe(ares, Que os ha de dar con (us engaiios ? Da*, 
nos. Qu^ OS ha de dar con una felicidad can tranHtoria ? Infelici* 
dad cterna. Si efto es verdad , y tends fe , Criftianos , como no 
dcjais el camino de los vicios ? Y (1 efto no cencis por verdad , &l • 

taos 



VIA PURGATIVA. SENTIM. Vm. ^n 

caos la T^. No balbn para Uorar la pcrdicion dc la vida , el ele« 
tnenco del agua $ las aguas que fbbre los Ciclos hay , bajen iUo^ 
lar los pccados de la derra. Diluvio de lagritnas , y de mifericor- 
dias la aneguen , ya que el diluvio de jufticia acabo otra vez con 
dla. 

lo Donde puedoIiallar,Scnor, el conluelo de mipen;^ 
Yeome perdido a mf , vuclvo los ojos al linage de los hombrcs: 
linos vemos enganados fuera de la £L , otros rebeldes a ella , otros 
dentro de ella , obrando como (1 no la tuvicflemos. Qual efta el 
Afia , Dios mio ? Y aqucllas nobilifsimas Provincias , en cuyas 
Ciudades habitaron primidvos Obifpos , fervorofbs Chnftianos^ 
glorioibs Maityres , en cuyas concavidades fc oculcaban virciides 
altifsimas de Anacoretas (anri^imos , regada con iangre de Mar-> 
tyres fbrdfsimos ? Pifado codo , profanado , conculcado con el er« 
zor Mahomctano , barbaridad Agarcna. Pocos Cnftianos 9 y ei^ 
muchas partes ningunos; encre los Chriftianos pocos CatolicoSy 
y muchos Cifmaticos. La mi{ina pefte dene deftruMa el Africa; 
donde los Cyprianos , Aguftinos , Fulgencios , y otras luces cla« 
liGimas de la Iglefia , (andficaron vuellro Nombre , y defendie- 
ron vueftra F^. Europa y. alivio de vueftros enojos , amancillada, 
y (embrada de Hercgfas , Luccrana , y Calvinifta , y otros errores 
cue ha muldplicado el vicio , 6 criado la (bberbia. Lo que pofee 
el Makpmecano en ella perdido , lo que el Hcrege emponzona,- 
condeiundo. 

I X Seis partes draniza la heregia en Alemania $ coda In* 
gBiterra , Efcocia , Irlanda. Afligidos , y per(eguidos los Catoli- 
cos i triunfando , y mandando los Heregcs. Suecia , Dinamarca, 
Gocia y y Noruega perdieron del todo el Sol de la verdad , (in 
que haya quedado apenas una leve cencella de efperanza entre 
tan denfas tinicblas. De Frahcia no pequena parte envcnenada 
con los mi(inos , y otros errores ; y diverdda en Guerras contra 
CatoUcos, fc olvtda de echar de (us Reynos los Hcreges. En Ef- 
paiia (bio vive pura ia F6 ^ y en Italia 9 y en todas las Provincias 
de la Corona Catolica, y en eftas de la America , y fin ningiina. 
mezda de Heregia. Ayudad,Seiior , la Corona ^ que a Vo^ labra: 
la Corona , y a la que i Vos os defiende , defendedla. Concertad 
los Catolicos entre si , contra vueftros enemigos j pucs vcncctt. 
los Hereges a la {bmbra de la difcordia de los Pdncipes Cato> 
licos. • \ ! 

Tm.yi, ' Gi To- 



51 VARON DE DESEOS. PART.* L 

• II Todo lo que fc halla fucra , 6 contrario dc vueftra Ro- 
mana Iglefia , ya cfta del todo pcrdido ; pero quien no llorara lo 
que queda dentro dc clla divcrtido? Los vicios en los Catolicos^ 
cl olvido dc lo cccrno, cl cuidado,y propcnfion delo temporal^ 
y cranficorio. Anda rota , y pcrdida la F^ ,y la Icaltad , compran* 
do con dcfcrcdito , y pcrfidia , dcfbrdcncs , confufioncs , y gucr- 
ras. Los que dcbajo del Principe Icgitimo viven con paz , y fcgiv^ 
ridad , cligen para vivir , y morir en His pccados al tirano. Gran- 
ges (on los facriEcios dc vueftra IgleHa, Scnor , almas hay fervo^ 
rofas , y dcVotas ; pero muchos vicios hay que llorar,y tanto ma-, 
yores , quanto (on entre vucftros mifmos hijos,aiimentados con 
vueftra Sangre prcciofa , fkvorecidos con la copiola influcnda de 
yueftros Santos Sacramentos. 

- I ^ Eftos vicios nos hacen la guerra , y nucftra flaqueza da. 
fiierza a los enemigos. Si nueftros pccados os arman para cafti- 
garnos , nueftras lagrimas os quiten las armas para que nos pep> 
ooncis. Lloremos arrepentidos ,los que os enojamos fiiagiles : Qujs 
dabit capiti meo aquas > Agoa os pdo ^ Senor , para las Cabezas. 
Lloren los Pontifices , Uorcn los Frelados , lloren los Saccrdotes 
dc la Igleda los pecados que hay en vueftra Igleda. Lloren los 
Emperadorcs , lloren los Reyes , lloren los Principcs dc la tierra; 
las maldadcs de la tierra. Por pecados particulares ^ lloren los> 
particulates $ mas quando los vicios (on piiblicos , c influyen en* 
cl dano univerfal dc los hombres : quando yerran , y fe pierden 
los Rcynos entcros, y las Provindas: quando vcmos atribulados 
los Catolicos , pcrfeguidos los Chriftianos , acofados los Ficles,* 
podcrofbs los Infielcs ^ llorar dcben las Cabezas la aflicdon , la- 
perfccucion univerfal de la IglcHa. 

14 Si quercmos Icvancarnos vencedores , poftrcmdnos hu-> 
millados. Almas dcvotas y venid a llorar conmigo a loS pies de 
aquel que nos pucde rcmediar. Por nueftros pecados fc \oi dcj6 
clavar para nueftro remcdio , de(cncIavenfelos nueftras lagrimas,' 
para que buclva a remediarnos, Aquellas bcttditas manos ,que 
traipadaron los clavos de nueftros yerros , de(encIaVemosIas con 
afe^os de compafsion > y de amof , para que deficnda la Iglefia, 
en la qual (blamente cs adorado , y conocido^ Quando^o lo ha- 
gais , Senor , por nueftro bien , hacedio por vueftra gloria , no 
di^ui los enemigos , que (on mas poderofos que Vos , 6 que es 
engaiio nucftra verdad CatoUca ^ y nos pregunren , que donde 



VIA PURCJATIVA. SENTIM. Vm. ^^ 

fPamtflro S)ios ? 00 Tal cs la flaqucza , y malicia humaria ^ que 
conJo que Vos , Scrior , nos humillais , acrcditan cllos fii poder, 
y enialzan fu cngano ^ fiendo lo que es para nolbcros daiio dc Ip 
temporal , ruina para ellos de Id eterno» 

15 Vcrdad es , que 6s ehojamos j pero al fin , Scnor , o« 

crcemos. Quando no valgan para apbcaros niieftras obras,ha dc 

valerpacaobligaros hucftra fc. i*ranbien fervido cftais deles 

cnctnigos, qucos pcrfiguen ^ Luz eterna ? Como no defendcis i 

los que qu^ido no os figUen eil h caridad , por lo menos , coti 

bacna , y cierta crcencia os cOrifefiuhbs ? Jufto (bis , Scnor , perai 

mi{ericordio(b > olvidaos de Id quc os hertios ofciidido , y acor^ 

datts , que os eftamos cdnfefaiido. Mirad pifadas de la heregia 

cdas Provincias Catolicas de Flaildes ^ las Ciiidades perdidas , los 

Tciiiplos proEinados j las Aras cdiiculcadas , profefkdos los erro- 

res Calvinifta , y Luteraiid 5 defterradds Vueftrds Sacramehtos^ 

y Catdiica Vcrdad* 

1 6 TJni gota dc vucftri Saiigrd ^ eficazmente aplicada , bat 
U a dcfener la inuhdadoil j cdn que fitfiolb qiiicre el Demohio^ 
por (us miniftros j deftriiir^y apddeifarfc dc la JgltCiit Pdcosfbn^ 
Scnor , fl Vos qilereis deftrtiirlds } mtichos ^ fi cdri dlos qucfeis 
juftameiite caftigarnos. Baft;i lo pcrtnitidd , para que temathoi 
YUeftra Jufticia , y crimcndemog ntieftira Vida j falgl el Sdl dd 
Vucftro Poder , y vtieftra Mifcricordia a defended arrcpenados^ 
ednfolar afligidos ^ y leVantar htimilladds^ 

ibocumenioSi 

iL (entimicntd , lagrimas ^ y <Joior , que {ueJch caiifar 
a las almas cftas devocas cdhndcracidtic^ , es tan 
gfaiide, que tal vez cs necddatio teinpl^ld j potque iid haga da- 
no a la ddtid. Y afsi dice Santi^ Tcrcla ^ que cehiia algiinas vcccs^' 
con U abuhdaiicia c(e las lagrimai Ucgaf a (herder la vida ^ y tal 
Vez (c cftflaqucce la cabeza; 0) y a(si es bieri , que vaya (dfcgaridd 
cl aliTi^ ^ y templaiidd k prudericia lo^ inij^ctus ^ coii qiic la arre:*' 
bataij eftoi dcVotds feiicimicntds* 

I S Tambicii ba dc Vivir con cuidacio dc hd aurfc a las la-J 
grimas , ni penfar que (i la cefan cftas iluftraciones ^ 6 (chtimic^ 
cos ,ya^ k& delcaecidd en la virtud ; pdrcjue coiiid para aihaf ^ ho 

',.• .... ^* • 

(k) "Vhie/l 9tus twui PTalm. 41. v. 3. (1) SinU Therda en fu yiiif Of. i i. num. f. 
yMond* j* cap. i.nuin.6* 




54 VARON DE DESEOS. PART, t 

€s neccfTario ilorar , y el don dc las lagrimas toca a Dios darlo, 
y rcpaitirlo , y a nofotros cftar difpudftos a recibirlo , quando, 
y como (u Divina Magcftad fucrc krvido 5 y Dios nos libre del 
que Uora quando quiere. £s bien tomar todas eft as cofas con tal 
dcfafimienco , y cntereza , que fi fu Divina Mageftad la hace eiSi 
merced , la beneficie con fanta humildad , y pradencia : y fi fe 
la quitarc , befe fus pics {anti(simos por todo , fiando que quan-i> 
to nueftro Seiior ordena , ya fea dando , ya quitando , ya £ivo«> 
reciendo , ya caftigando , ya encumbrando , ya humiilando $ es 
lo mejor 9 y lo que fiempre ha de defear , porque no confiften 
ios aumentos dc la vida del cfpiritu en que haga Dios lo que yo 
defco , fino en que yo defee > y me refignc en todo lo que hace 
Dios. 

1 9 Tambien ha de cuidar en el tiempo de eflos (enrimien-' 
fos , y recogimiencos , (i viere que duran mucho , de no enco-i 
ger{c y ni rccirarfe de Ios egcrcicios de obcdiencia , u obligacionf 
porque tal vez por (cguir la dulzura , y (uavidad de eftos fcnti- 
^ientos , (e rctiran , y cncogcn las perfbnas efpirituales , de las 
pcupaciones,y obras exteriores a que (e hallan obligadas. Y co- 
mo quiera que el dia que compitieren entre si la devocion , y la 
obligacion , fe ha de preferir efta a aquella $ porque en tal ca{b 
la obligacion es la devocion, y la devocion, £dtando a ella , (crix 
tenuchsn. Es necefTario andar con tal cuidado,que (iempre con' 
fervemos rcfuelta , y determinada la voluntad, a que aunque Ce» 
negando(e al gufto de la quietud , y recogimiento, lagrimas , y 
icntimientos devotos j (alga a (ervir alegremente al Seiior, adon- 
de la obediencia , li obligacion de fii eftado la Uevare , negan- 
do(c a fu gufto , por hacer el de (u Senor. 

20 Y no fblo Uamada de la obediencia , y neceHtada de he. 
obligacion, no ha de retirarfc, por el defeo del recogimicnro in- 
terior $ pero aun quando la llamare la caridad , y mayor (crvicia 
de nueftro Seiior , ha de cftar difpucfta a feguir lo que mas con^ 
Venga a (u gloria , aunque (ea fiiera de aquel recogimiento. Por- 
aue aunque la vida de Maria a Ios pies deChrifto nueftro Bien, es 
fanta , y buena , y mejor que la de Marta fbla $ pero la de en- 
trambas hermanas , que fbn la vida ad^iva , y contemplativa , es 
mejor que cada una fola. Y hoy como ef^ el mundo , necefsita 
de que Ios que bien quieten a Dios , falgan de Ios rincones a las 
piazas , y dcfcubran la cara en fu fcivicio , y padezcan , y mc-, 

rez- 



VIA pUrgAttvA; seNtim. vin. 5^ 

rezcan , y' proimietan a la virrud, c6h la fticrza que cl Dcmpnioy 
y los muiidanos pfromueven las almas a la perdiddh , y a td$> 
vicios. 

z I Ulcimamchte , como quicral que la prudenda es una 
virtud cranicendencal en todas las demas , y la que las (azona, 
dirigc, y contienr, dcbc dc tal manera (entir las ofcn(as dc Dios, 
que aunque eft^ difpuefto a dar (ii vida , (I fiiere neccflario , pof 
remediatlas todas, no prornimpa en la egecucion de querer por 
SI remcdiarlas, y ajuftar los cnganos de la vida del figlo, y rcdu- 
cir cl mundoa (u defeo. Porque aunque,en quanto cada uno pu- 
diere , cs muy bicn que lo propordone , y lo encamine por mc- 
dios cueidos , y cofivcnicntes j pero es impofsibic que danos taA 
grandes como el torrcnte de los vidos (e pucdan rcmediar , firio 
Uorando a los pies de Chrifto nueftro Bicn , el qual no remedio 
pudicndo todo quanco hallo que remediar en el mundo. 
r » 2 Y fi no anduviere el cfpiritual con efta atendon , pucde 
deftcmplarfe con cl zclo , dc (uenc que (c introduzca en otro vi- 
cio dc malcdiccncia , 6 malcvolcncia , 6 (bbcrbia , que le enfrie, 
'y cntibie la caridad. Pucs dc la manera que los que cratan del (cr* 
vicio dc nueftro Senor , no hacen cafo dc aqucUo que los hi jos del 
figlo les cenfuran , y mormuran ; afsi los del figlo (e defiendcn en 
(lis vicios dc los hijos del Seiior , porque igualmente , y aun mas 
huimos los engaiiados de fu jetar la naturaleza al clpiricu , que los 
dcfcnganados dc fiijctar el elpiritu a la naturaleza. Y aunque tie- 
ncn mas dcrccho los devotos dc tracr a fu (cntir ,y obrar a los di- 
vertidos , que los divcriidos a los devotos 5 pero Dios , y fu Iglc - 
fia ya ticnen detcrminados medios muy cficaces para veiiccr a 16 
male con lo bucno , y llcvarlo dc lo bueno a lo mcjor. 

2 ^ A cdb miran los Paftores de las almas , los Prclados , los 
Curas,los Saccrdotcs,los Regulates, que ayudan con oraciones^ 
palabras , y obras a los Prclados : los Sacrificios , Scrmones , Pla- 
ticas , libros devotos , vidas , y egcmplos dc los Santos , y cada 
uno en aqucllo que alcanzarc iu esfera , promueva al fcrvido de 
nueftro Seiior. Pero lo que es corrcgir , y rcmediar , cs tan difr. 
culcolo , y cmbarazolb , que para cfcufar difcordias entre los buc- 
nos , y los malos , (bbre qucrcr(c rcducir los' unos al camino de 
los otros (por {cr la di(cordia el mayor mal dc los males, en todo 
gencro dc gobicrno) quifo Dios poner ius linderos , y terminos . 
ca lalglcfia , para que ie obre en elU con regla , quictud , y cir- 

cunH* 



1^6 VAROM M DESEOS. PART. I. 

cunfpeccion. Ypor no habcr tcnido cfta atencipn algunas per(b- 
nas e^iritualcs , (altaron del zclo con la dcftemplanza .del corrc- 
gir, a la preiuncion del (cntir, de efta a lafbbcrbia^y dc la (bbcr- 
bia a crrorcs pcrnidofbs , que ban dado bien en que entendei a la 
{glcdajcon que dc un zclofb mal govcrnado , (c vicnc a haccr en 
ella un cnemigo manificfto : y efto mucho mas quando el zclo ti^ 
ra a remcdiar las cabezas y que en e(Ic ca{b , H no (c tcmpla coti 
la bamUdad , corre gran peUgro en la vanidad. Y afsi advierto, 
icnaladamente al cfpiritual , a quien no incumbe por (u oficio el 
introducirfc en efte cuidado,quc obre flempFc con granlnodef^ 
tia , y confejo en lo que digere , y efcrivicre , pues aun los que 
dcben cuidar dc efto por fu oficio , es [jufto que anden con efta 
miima atencion. 

SENTIMIENTO IX. 

^(fiQipOKESE EL ALMA A^Ii^JADOS LOS INCTl^l/MEN^ 

tos de la Ifanidadjtendida en una red , de que efla tirando la Muerte^ 

for IkParla a sL TentretarUo los tres enenugos del alma , ^emonio^ 

Mitndo yj Carne , talando , encendiendo yji abra/ando el mundo^ 

explica ella fu congoja con las Talahras del 

Pfalm. 17. V. 6. 

Doloris inferni circundederunc me ; prsoccupavcrunc me laquel 
mortis. 

Efiado, 
Uccetiisima es la mano , y forma con que govierna 
Dios las almas en la vida e(piritual $ y me parece 
cierto , que fi con vifta interior eftuvicfle atcnta 
una pcr(bna de buen gufto,y cntendimiento a v^ 
como vaDios (acando una alma del engaiio al def* 
cngano^como la guia del defcngafio al amor , como la promue • 
.vc en 61 y como la adorna , la aconfeja y la exorta , la enfalza , la 
bumilla, la atribula , y todos los afedos , y efedos interiorcs, 
que (uceden de Dios a el alma , y del aln^ a Dios i (cria la ma? 
«ntretenida vifta , y de mayor contentamiento , y gozo , que 
quantos e{pe£taculos piiblicos, y particularcs puedan verfc en el 
teatrp del mundo, para recreacion de los hombres. Aora que te- 
•nlamos efta alma tan £ivorecida y qy^ no Ic contentaba con Ho,- 

rar 




. VIA PURGATWA. SENTIM. IX. 57 

lar^fus pecados, fino los de todoel linage dc los hombres.; quan- 

do todo lo queria ver rcducido, y remcdiado; a la vuclta de efte 

fcndmiento , y EiVQres la humilla el Seiior con una ilnftracion, y 

conocunienco de fu mifcria 5 efto cs , de lo que Ic ha ofendido, 

dc lo que le huviere o&ndido , de lo que Ic puede ofender } y 

cfte conocimiento es tal ^ que la que le parece que baftaba para 

cpdos , no bafta para si (bla $ la que haUaba lagrimas para llo- 

rar los pecados propios , y agenos , ya bufca quien la llore , y 

ia (bcorra. Y afsi fe dibuja muy bien efte fcntimiento con re- 

prcfentar a el alma dcbajo de una red , de la qual cfta tk an-i 

do la muerte , y la llcva con ella hacia si 5 y el Demonio , Mrni- 

do ) y Carne , entrc tanto , calando , turbando , y abraiando la 

dcrra , y que el alma arrojados los inftrumentos de la vanidad, 

y d vido , muficas , deleytes , y encretenimicntos profanos$< 

vicndofe enredada , y arraftrada en la vida de la niuerce , (egui- 

da , y perfcguida de los cnemigos comunes , dice con verdaderb' 

(cndmiento : 3)olores m^mixkcundeierunt me , ^kocupOferurU me- 

la^uei mortis, 

EfeBot, 

% '"TlEndra el alma en efta iluftracion , y (e la infundira un 
I rcmor fanto dc Dios , y conocimiento de (u Miferf- 
cordia $ porque afsl como quando fe hallaba en los lazos que 
ahora le rcprefencan , iba aluincntando (u engano , y aumcncan- 
do (u daiio con mayorcs yicios , y miferias ; ahora que fe halfa 
de£en^nada , vienc a padecer lo que entonces no (enda; porque 
padece aquellos lazos para el dolor , aunque ie halla libre dc 
ellos para la culpa. 

. ^. De efte conocimiento de (u miferia ^ le refultara gran te- 
mor en lo que obrare $ y aunque no le impedii^ buenas obras; 
pero todo aquel zelo que concibio en el odavo fendmiento , (e 
lo ira Dios purificando , y refbrmando de manera , que antes de 
corregir a otros , cuidara de refbrmarfe a %i mifma. 

4 Refultara tambien de efto el imaginar mas piamente de 
fiis progimos , de lo que antes hacia , Ilcvada del fervor 9 y del 
zclo del rcmediarlo todo $ porque luego que ella (e halle den(ro 
de (u propio conocimiento le parecera todo mcjor en los otros, 
que lo que v^ en si , y no (e hallara con tanta audacia para repre- 
hcndcr , cnmcndar , corregir , y rcformar 5 porque le preccra, 

Tow.f7. H que 



58 VARON DE DESEOS. PART. I. 

que no queda mal , Ci ia perdonan a clla , (egun (on (us mi(cnas, 

y pecados. 

5 Con eOto vcndra a con(eguir un grado de pcrfeccion uti- 
lifsimo 5 y convcnienti^imo , y mas para los que govicrnan al- 
mas 5 y es el corregir con amor j porquc como ella (c ccndra a sL 
por mala , y flaca , juzgara a los flacos y malos por compancros, 
y (c compadccera de ellos , y procurara (u remcdio con prudcn- 
cia , y blandura , fm aquel agrio del zelo , quando no efta tcm-^ 
plado con caridad , al modo que el hierro con el azcro. Y cs cicr- 
to 9 que (era elhi fuerza mas (uave , y cfla (uavidad mas fiierte, 
para con(cguir los bucnos cfei^os de la re&rmacion 5 porquc (ia 
duda alguna , para que fcamos los Prelados cficaces en la corrcc- 
cion^y direccion de nuefkos (ubditos, es necefario entranarnos 
en fu amor. 

6 Tambicn(clereprc(entaramuyvivamentcclrie(gogran-' 
dc , con que cfbivo en cl pecado , y concebira (iuno horror dc^ 
condderar (iialma en el Infiemo con otros , que por mcnores. 
pecados puedc (er que eftcn alia. Y como c(tc conocimiento vie- 
ne dado de la mano del Senor , y no bu(cado por la meditacion 
de nucltro corto natural , atemoriza mas , confiinde, y humilla, 
y obra efe<5fcos utili(simos. Y obligada dc cfta confideracion, di« 
cc con verdadero (enrimicnto. 

JfeEios, 

y 1 '^Olores inferni circundederunt me , prdoccuptOferunt me la-- 
1 J quel mortis, Los Mores del Infiemo me rodearon , y los 
loKps de la muerte me pr^inieron. Que (on , Seiior , los lazos dc la 
muerce , fino los pecados dc la vida ? £(tos mc a(ieron , eftos me 
detuvieron , que no me acercadc k Vos. Dolores del In(iemo, 
envueltos en culpas , y mi(erias , dolores cnvucltos en ofen(as, 
y olvido vucftro. Padecia en los pecados , Dios mio, y padecia 
contra Vos $ ofendiaos con mis pcnas , y mis yerros cncadcna> 
ban mis culpas. Kodeada dc cadenas de pcnar en el pecar , padc « 
cia lo que merccia , y no merccia en lo que padecia $ cran dolo- 
res a la culpa , infierno a el alma , y no lo fentia el cuerpo. (Que 
do^or , como no fentir el dolor cl dolientc ! Que pena como no 
(cntir (u pena el que pena! Dolor (in (cntido , pena (in conoci- 
miento , pecado fin vKU 9 tinicblas fm luz , dano (in remcdio, 
caida (in rcparo. 

O 



VIA PURGATIVA; SENTIM. DC: 59 

8 O Senor , que en aqucl abifmo me vi ! Que en el Inficr-i 

no dc ofcnderos eftuve , y puedo eftar ! C^e no (c aun ahora fi. 

cftoy en vueftra gracia , fi dene el alma alguna centella dc vucf' 

troDivino Amor ! Eftosibn otros dolores. Es poHblc que no hay 

alma , que (epa (i es digna de odio , li dc amor ? Et tamen homo. 

nefcit 5 utrum odio an amore dlgnusfit, (*) Terrible lugar es eftc. Es 

infalible , que os ofendi, yo lo s6,y no os ofendi poco, fino mu- 

cho , yo lo se f y no poco tiempo , fino mucho ciempo , yo lo se; 

y fiendo evidente que os ofendi , no puedo fabcr que ^s he (er- 

yido. Mis danos ion ciertos , mi rcmedio incierto. Vco mis dcfec- 

tos , y conozco mis vicios , padezco , y experimento mis malas 

inclinaciones , m veo virtudes , ni reconozco compuncion , ni 

puedo aflegurar gracia $ dolor es efte a que no ie puede compa y 

rar ocro liolor. Tiemblo , Senor , en penfar que puede (cr , que 

fea vuefbro cnemigo, ahora a(Sbualmente. Tiemblo enconfiderar, 

que puede fer , que ahora (cais mi enemigo. Hallo quanto me 

bafta para juftificar vueftro enojo , y para aplacaros no hallo en 

mi aquello que he menefter. 

9 . {Quercis que muera ^ S^or, en efte conocimiento ? Haced 
que dolores dellnfierno me llevcn al Cielo , y acabe dc enten- 
der mi y^nidad , iu vanidad , mi mifcria , fii miferia , mi {bber«i 
bia , fii (bberbia. < Donde efta , alma mia , lo que has obrado bue- 
no ?.No Id veo. Donde efta la penitcncia ? No la hallo. Donde 
efta 1^ contricion ? No la conozco. Donde las yirtudes ? No las 
tengp. Tii no ercs la que ofendifte a tu Criador ? Nc^ftc a tu 
, Redcncor ? Herifte a tu Salvador ? Tu. no crcs ki que de San Pedro 
tomafte la ncgacion , dc David la flaqueza , de la Magdalena U 
liviandad y diftraccion , de Pablo la pcrfecucion ? Donde cftan 
las lagrimas con que lloraron eftos Santos ^ pecados ? Ganaks 
hcdiGS los ojos , lloraron continuamente lo que una vez ofendie* 
ion. Tus pecados (on infinitos 5 mueftra las lagrimas. < Como no 
hasimitadoilorando a los que excedifte pecando? Mayor que 
codos al ofender , mcnor que todos al llorar. Senor , no. me ma? 
teis COD efte conocimiento , 6 bien matadme con ^1. Como otros 
inueren de llorar , mucra yo dc que no lloro. Mata a otros la iucr^ 
za .del dolor de haberos ofendido ; matcmc la ftierza de el dolor, 
^c>iio nle mata el dolor dc haberos ofendido. Ya que no increz* 

'^m^n, . • Hi CO 

(a) EccleC9«T«iV / 



^o VARON DE DESEOS. PART. L 

CO aqucl bicn , tcnga cftc , y mucra dc pcna dc que no pcno , y 
acabcmc d dolor , dc que no mucro dc pcna. Sea, Senor,inficr- 
no dc padccer el que padczco, y no Inficrno dc pccar. 

1 o Que pudc cftar en cl Inficrno ! Que puedo cftar en d In- 
ficrno ! Que cs jufticia , que cftuvicra en cl inficrno ! Que pudo, 
y dcbio ccharmc vucftra jufticia , adonde nopudicra valcrmc dc 
vucftra Mifcricordia! Que pucde fcr que eft^ alia compancros 
mios al ofendcros , y fiendolo yo en la ofenfa , no lo he fido en 
el caftigo IQuc fiicra dc mi fi cftuvicra alii ? Quicn me (acara dc 
aqucllas horribles penas, dc aqucllas dcfcfpcracioncs fin clpcran- 
za , dc aquella turbacion fin foficgo , dc aqucUa confiifion fin 
ordcn , dc aqucllas tinicblas fin luz , dc aqucl ardor fcmpitcrno? 
Quicn mc libro fino Vos dc los lazos dc la mucrtc cterna , adon- 
de corria por los pafbs que daba a lo temporal? Los lazos dc la 
mucrtc , Dios mio , confiderados mc ^vcn , porquc no mc con- 
dcnen olvidados. 

^Documentos, 

1 1 TXA dc procurar d alma en cftc cftiado andar ibbrc 
JfjL compungida confolada , creyendo , que aunque 
parece , que Dios la rcprchende ,la labra j porquc la v£ infim-' 
diendo cl fanto tcmor , con que tiemble fiivorccida , y dcice vi- 
vir fiempre humillada. Y afsi figa fiis (antos cgcrcicios , y al pa- 
(b que rcconocc fii flaqucza , huya las ocafioncs; que todas eftas 
confideradoncs , y fcntimicntos , que Dios la da , Ion para irla 
retirando dc lo bucno 4 lo mejor , porquc fc halle mas lejos dc 

lo malo. 

12 Dc aqui Ic ha dc rcfiiltar gran cuidado en huir todo riei^ 
go dc ofender aDios^y fige bien cftc di^men en cl alma, y pi- 
da a fii Divina Magcftad,quc nunca lo quite dc clla,y que pues 
conocc fii flaqucza la guarde,aicsurando{e,quc para perdcrle no 
hay mas facil medio que accrcarfe al peligro , aunque acabe dc re* 
fiidtar difimtos , y hacer otros milagros, y prodigios (cmejantes. 

I ^ No (c entiendc , que por efto haya dc dejar las obliga-> 
rioncs dc fii eftado , ni aqucUos cgcrcicios a que efta obli&ida, 
aunque anden cnvueltos con algunas ocafioncs , dc que eiU ne< 
ccfitada la vida humana 5 que eftas (on ocafioncs prcdfiis , y de 
ellas 9 Dios, y la atencion dc no ofendcrlc, le facaran facilmemei 
folo ha dc huir las voluntarias. 

Pues 



yiA PURGATIVA, SENTIM. DC. 6 s 

1 4 Pucs conocc , que toda la pcrdicion Ic vino de la propia 
voluntad , y dc haccrlc dc la vanda del cucrpo contra el alma, 
inftc ahora en lo contrarioj porquc el Reyno de Dios (c configuc 
por los contrarios pafos que (c pierde. Y confidere algunas veces, 
volviendo los ojos a la vida pafada , en que de inftanres que hu- 
viera muerto , y fe huviera condenadoj y con efta confideracion 
hage al Infierno lohfiendo : iDefiendant in Infernum Iphentes , 0>) y po- 
dra (cr , que moralmentc hablando (quando no para la infalibi- 
Jidad , para el recelo) vea alii a los que la acompanaron al pecar, 
a los quales (bbrefalco la muerte repencina,padeciendo lo que ella 
mcrece. ^Que fiiera de ella, fi lo rnifino huviera (ucedido en ella? 
,Y efta confideracion la hara tanta fuerza , que no la tendra, fino 
para arrojarfe en la Mifericordia Divina, y pedir , que la guarde 
dc Cxi propia voluntad , que es el infierno de la culpa, por donde 
(e llega brevemente al infierno de la pena. 

15 No averigue con curiofidad fi efta en gracia , o no cfla 
en gracia , no la llevcn fecrctamente a alguna tentacion peligro - 
fa , que de fees j que nadie fabe fi lo efta , 6 no 5 y tambien lb 
cs , que debemos , y podemos fiat , y cfperar dc la Mifericordia 
6d Sciior , que confefados , y contritos , defcofbs de fcrvirle , y 
arrcpentidos dc bfcnderle , eflamos en fu gracia. Y afsi , de efU 
confideracion hemos de tomar lo que hcmos meneftec para curar 
jiueftra fbberbia , y no lo que daiia nueflra defconHanza ; pues 
no es Dios como nofbtros , que a buenas obras > ofrecemos cot-: 
idpondencias ingracas , antes bien, a corrcfpondencias ingratasj 
como fon las nueflras , nos b£rcce buenas obras ; y afsi , creamo$ 
ficmpre lo mejor , que daro efla , que fi fu Bonxiad , dcfHe el 
ofenderle nos trac al dcfeo de fcrvirle, mas faciimente debemos 
cfperar , que defHc el defco de fcrvirlo , nos llcvar4 al afc^ dc 
amarlo , y defdc cl a la dicha del gozarlo. 

t 




SEN^ 



6% 



VARON DE DESEOS. PART. I. 




SENTIMIENTO X. 

T'UpfOnESE EL ALU A LLO^AKDO iDELAKTE DEL 

Amor Dilfino , el qual efta eferbiendo la cuenta de fus culpas ^y In 

jufiicla Ifendados los ojos , tiene la efpada dejhuda ^y en la otra mano 

unpefi ^y el alma Viendofe alcani^ada en la cuenta ,y afll^tda^ 

explica /u pena con las palabras del 

Pfalm. 142. V. 2. 

Non intrcs in judicium cum fcrvo tuo: quia non juftificabitur in 
conlpcifhi tuo omnis vivcns. 

Eftado, 
SSI como (on difcrcntcs las cnfcrmedadcs del cucr- 
po , lo (on tambicn las del alma , y como a cnfcr- 
medadcs difcrcntcs , ic aplican diverfbs remedios, 
tambicn a pafioncs dclbrdcnadas , que (uclen 
criar(e en el alma a la (bmbra de lo bueno , cor- 
rcfpondc mcdicina proporcionada , y convcnicntc. Va nacicndo 
tal vcz en el cfpiritual , entre la humildad , y la dcvocion , cntrc 
cl rctiro, y la obicrvacion propia,y cntrc el cuidado de noofcn- 
dcr a Dios , una (atisfaccion , y complaccncia de lo que hacc , tal^ 
que (c mira en (us obras como enun clpcjo. Ya Ic parccen bien 
como (uyas , ya las va aplicando a si , y a (u cuidado : ya va 
penfando , que en aquella virtud ticnc bucna parte {ii atencion: 
que aqucllos (cntimicntos del amor de Dios , nunca fe adquicren 
fm grandes merecimicntos : que pafan muchos dias fm ofenderlc 
grave , hi Icvcmentc : que (c va acercando apricfa a la cumbrc 
db k perfcccion : que fi entraflc en quentas con Dios, dcfde que 
ha que le firve , no fc hallaba en mal eftado j y todb efto , aim- 
que no fe dice fe fiente , y tal vcz , (bbre (cntirfc , blandamentc 
(e conficnte. Con efto va cl alma prcciandolc -de. pcrfcda , en- 
gricndofe de cfpiritual , aplaudiendofe de miflica , y con cl apre- 
cio propio , fucede el defprccio agcno , y parcccle , que hay po- 
cos que llcguen a la perfcccion en que fe halla' , y que ya no cs 
clla como los demas hombrcs , que no pagan los diczmos , ni 
oran, ni hacen pcnitencia. (^) Finalmcnce^habicndo entrado Pu- 

bU- 

(a) Luc* 1 8* V* lu 



VU PURGATIVA. SENTIM. X. 6^ 

blicano en la vida c{piricual,{e va hacieodo Farifeo. Tal es nueC- 
tra flaqucza , y mileria y que aisi nos perdcmos caminando defHe 
lo bucno a lo mejor, fi Dios no nos ayuda, y aun con mayor caf- 
da , que n caminaramos de lo malo a lo peor. Previniendo efto, 
y antes que fe pafe adelante , entra la Mifccicordia Divina , y a 
los primeros humos de efb prefuncioa, y vanidad,coge del bia« 
zo al alma , y la lleva a la valanza de fu cucnta liguroia , y del- 
gada , y comienza a pcdirle razon de (us talentos. 

2 £fta bien dibujada aqui el alma afligida , y Uorando , Dios^ 
efcribiendo , y amenazando , la Jufticia Divina pefando , y dc(^ 
nuda fu efpada (bbre el alma afligida. Dandonos a entcndcr , que 
ya (c ha acongojado , y arrepentido el alma de haberfe puefto en 
cucntas con Dios ; y afsi pide perdon de iii (bberbia , y dice : Non 
intres in judicium cumfiflpo tuo , ^uia non juftificSitur in confj^eElu 
tuo omnis tfhfens. 



C 



E/eSios, 

ON efta iluftracion conocera , no (bio lo malo de la 
_ vida pafada, fino que (c le dara a entender, y (endra 
el ridgo de la prefente i porque es muy facil de difcurrir , que fi 
quando anda a la villa de Dios (e enfbberbece, ^que tal debia de 
fcr , quando olvidada de Dios , (e adoraba a si , y a fus devaneos? 
4. De aqui le refultara un conocimiento mas daro de fus 
impci&cciones en la vida interior , y vera , que apenas hay ora-* 
j cion (in tentacion , ni hay penitencia (in propiedad > ni hay amor 
de Dios , fin amor piopio , ni virtud fin (bmbra de vicio , y que 
en lo mejor , necefita de pedir perdon. Pues quando bien , lo 
bueno (ea bueno ,y lo malo malo ; pero nueftra flaqueza es tal^ 
que fiendo bueno y en quanto Dios nos lo da , lo mezdamos lue- 
go con aquel mal (abor , y color de nueftro mineral , que es tal^ 
que fiempre le damos a (u Divina Mageftad bien que purificar, 
y perdonar , aun en lo mejor que hacemos. 

5 ReCultarale de aqui un miedo tan grande de volverfe a 
poner en cuentas con Dios , que no habra dia tan perfe<S):amente 
ocupado , niobra tan efpiritualmente egecutada , de la qual no 
d^ con mucho gufto el m^rito , porque le perdonen la cuenta; 
dicicndo con toda verdad a Dios : no entremos , Senor , en cucn- 
tas ^ yo me doy por alcanzado : Non intres in judicium cum Jer^o 
tuo , S)omme. 

Con 



64 VARON DE DESEOS. PART, h 

6 Con efto , poco a poco fc ira olvidando dc quanco bueno 
ha hccho en toda lu vida , y acordandofe fblo de lo* malo > y lo 
mifmo que hace vicndolo en otros , lo alabara , y viendolo en si 
lo vicuperara , acribuyendo a Dios lo bueno , como H en ello el 
alma no huviera cenido parte ; y a si miGna lo malo , como lo 
que fblo dependio de iu mifina relajacion , e ira , encrando pof 
los umbrales de la perfedbi humildad , que es tal , que San Fran- 
ci(co dccia de si , que era el peor hombre del mundo : 0*) y Santo Do- 
mingo Uoraba en Ucgando a los Pueblos , temiendo no caftigafle 
Dios a los vccinos , por haber entrado en (u diftrito tan gran pe- 
cador. (0 Y fi efto decian dos Santos tan grandes , cntrc los muy 
grandes , y que ban Hdo luces clarilsimas , que ban alumbrado 
al mundo en la vida del efpiritu > y a quien debc la Igleda dos 
Religiones tan {antas^graves,y utiles j quien habra,que Ce atre- 
va a entrar en cuentas con Dios , que no le diga con vcrdadeto 
fentimiento, 

JfeOos. 

7 TW "T^N "«^« "» judicium cum/ef)fo tuo S)omine , quia tun 
±^l jufttficahitur in conJpeSiu tuo omnis tthens. No entreis^ 
Senor , en cuentacon tniefiro efclnClPo ^ fues no hay tfhiente a quien no 
alcanceis en ellas. i Como puede , Seiior , poncrie en cuentas con 
Vos , quien ha vivido toda la ^vida (in cuenta ? Con Vos , con 
quien no (e juftifican los Angeles , y en cllos hallo culpa vueftra 
Jufticia , baftante a ctemo caftigo? (d) Con Vos puede entrar en 
cuentas mi malicia , nacido en miierias , criado en malas inclina- 
ciones , crecido en iniquidades , ocupado en maldades? Qu^ ten- 
go de refponder en la cuenta ? Por ventura , a mil pecados que 
Vos me (cnalcis , podre , Senor , refponder con un m^ito muy 
Icvc ? Nonpoterit ei rejpondire , unum pro mille ? («) El Santo Job, 
Varon de inocencia , fencillo , y redo , huye de entrar en cuen- 
tas con Vos, y entrara el que tiene mas Uagas de culpas en (u al- 
ma , que tuvo Job en (u cuerpo? Quien me hizo de nada? Dios. 
Quien criado me trajo a la Igleda , y de criado en vueftra deC- 
gracia , me infundi6 la gracia? Dios. Quien , habiendo amane- 
cido con la razon a lo malo , quando debiera a lo bueno , me 

de 

(b) FUmnMnuMmuffitiMimm. IXBonan In legend. SiFcancIfc cap« 6«poftnicd^ 

(c) V»P.Pofa(Liati;.&DQinuuUb.ft«captuedia«Gordii7.t703» (d) Job4«v.iS, 
W Job^.vts. 



VIA PURGATIVA. SENTIM. X. (^5 

detuvo para que no fucra malo ?,Dios. Quicn , mal perfuadido 

dc mi midno , mc aconfejo en mi favor , lo que a mi mifmo im - 

porcaba ? Dios. Quicn , habiendo crccido a la vida en los riefgos 

de la juventud , perdido por mi malicia a la culpa , hizo que no 

lo cftuvieflc a la pena ? Dios. Quien vagando de vicio en vicio, 

de maidad en maldad , de efcandalo en e{candalo,ofendiendo al 

Criador , embarazando a las criaturas , ofenfbr a Dios , ofenfivo 

a los hombres , quando eflaba amenazando fbbre mi la efpada de 

la Jufticia Divina , me Uamo con fu Mifcricordia ? Dios. Quien 

dc la boca del Infiemo , adonde infinitas veces me Uevaron mis 

culpas jmc rcdujo con {uBenignidad?Dios. Quien defpues de ha- 

bcr conocido a Dios , no folo a la lumbre de la fc , fino a los ra- 

yos de la caridad ,bueltole a negar con miferable flaqueza , me 

volvio a rcducir , y a pcrdonar ? Dios. Quien , mal (ervido , mc 

iuftcnca y mal obedecido me perdona, mal amado me ama , mal 

refpetado me fufircPDios. 

S Pucs fi efte es , Dios mio , cl cargo mal explicado , qual 
puede (cr cl delcargo ? Quien tuvo en si ^gnamcnte heredado en 
la mlfma crcacion, y en el mifmo origen el pecado? Yo. Quien, 
reducido a la gracia con cl Bautifmo , quando debia confcrvarla 
la pcrdio ? Yo. Quien en la perdicion Uamado , folicitado de las 
in^iraciones , perfuadido de los impulfbs Divinos , dejo lo bue- 
no , y perfevero en lo malo ? Yo. C^ien del Angel de la Guarda 
acompanado , y aconfcjado , (e nego a (us documencos , y abra« 
zo (u perdicion ? Yo. Quien , entrado por cl bofquc, y moncana 
in&me dc los vicios , iba dejando a pedazos el alma encre (us cC- 
pinas , y cambroncs , cntrc (us precipicios , y ruinas , fomentan- 
do las malas inclinaciones , y echando de si las (ancas infpiracio- 
ncs ? Yo. Quicn tuvo una infanda (in inocencia, una juventud fin 
virtud , una vida pervcrfa al cuerpo , en una continua muerte aj 
cfpiritu ? Yo. Quien , ni atribulado , ni perfcguido en lo malo, 
bulc6 lo bueno ? Yo. Quien fiic huyendo de fu bien por el mat, 
a bulcar de uno en otro vicio lo peor ? Yo. Quien , quando ca- 
minaba con pa(bs acelcrados al Infierno , y no huvo mas di(lan- 
cia dc la culpa a la pena , que el dclgado , y breve alicnto de la 
vida , (iic rcvocado por fiierza al conocimicnto de (u ruina , y 
perdicion ? Yo. Quien habiendo recibido luz baftante para (c- 
guir con fervor lo bueno , anduvo (lempre a(ido en lo bueno de 
lo malo ? Yo. Quien quando Dios le quiere para si , 61 (e quiere 
7^m,yi, I para 



66 VARON DE DESEOS^ PART. I. 

para si^y fc aborrccc para Dios? Yo. Quicn corrcfpondc i\ Amor 
Divino con amor humano , a los bcneHcios con ingracicud , a 
las finczas con tibicza , a los favorcs con olvido , a las mifericor- 
dias con mifcrias? Yo. Quicn fiicra pcor que todo cl Infierno jun- 
to , fi Dios dcntro dc mi no mc dcfcndicra a mi dc mi (bio , por 
mirar a si , apiadandofc de mi ? Yo. 

9 ^Pucs mi Dios , quicn fc atrcvc a cntrar en cucncas con Vos? 
Si fiicra cl tantco cntrc pccados , y merccdes , cntre difbluciones, 
y mifcricordiaS , favorcs , c ingratitudes , huvicra que poner en 
dcfcargo infinitos pccados , repetidas difblucioncs , horribles in- 
gratitudes , y aun dc efta fuertc vence vueftra Bondad a mi mali- 
cia 5 y fiempre me hallo alcanzado 5 pero fiendo cl tantco de la 
inocencia que no tengo, a las mifcricordias que conmigo habciS 
ufado , y efto a los ojos dc vueftra reditud , y Jufticia ; no cn- 
treis , Seiior , en juicio con cl que nunca lo tuvo , y mas con 
vucftro cfclavo , cumfefoo tuo , cuyos bienes fon todos del Sobc- 
rano Seiior , que lo formo , y redimio , pues fiempre cs del Sc- 
nor io que adquicre cl c(clavo. Si pafso por mi (oberbia algun 
humo de vanidad de querer cntrar en cucntas con Vos, deshaga- 
lo el rayo de vueftra luz , que no cs cfta flaqucza la que menos 
cxplica mi flaqucza , y por eflb mifino puede incUnar al perdona 
vueftra inmenfa Piedad. i No pudiendofe juftificar viviente algtt- 
no dclante dc Vos , quiero yo juftificarme cl pcor de los vivien- 
tcs ? Acrcditada quedaria mi maldad con mi vanidad , y bicn fc 
conoccria, que foy cl pcor,fi prctcndieiTc aquello a que no pue- 
de afpirar cl mejor. Conozco , Senor , que (by polvo , que (by 
ticrra indigna , inutil dc que la cultive el arado , ni la fecundc la 
(cmilla 5 ticrra inculta a las virtudes , fblo feral a los vicios. Vuef- 
tra cuenta fea de mifericordias , y cffas , Senor , repctire , y can- 
tar6 micntras vivicrc : Wfericordias , <^c, (0 

(Documentos, 

: I o TPJN cftc eftado el alma , y con cfta iluftradon , en que 

I J Dios la da a cntender , que no cs bicn mctcrfc-cn 

alcntas con fii Divina M ageftad $ ha dc andkr con cuidado , dc 

que ni cftc conocimiento de fus mifcrias , la acobarde para -de jar 

de obrar lo que mas convenga al (ervicio de nucftco Senor , antes 

biea 

(f) Pfalnu St. v. X. 



VIA PURGATIVA. SENTIM X. ^7 

bich obre tanto mas confiada en fu Divina Mageftad , qaanco 
mas conozca xpc dcbe cftar dcfconfiada dc si ; porquc fiem- 
pre que Dios nueftro Scnor corrigc un vicio, es infundiendo una 
virmd ; y afsi como humillo cfta alma , que (e iba defvanecicn- 
do con cftc conocimiento , le fiie introduciendo confianza en (u 
Divina Mageftad , para curar el encogimiento , que el verfe caii 
ruin le pudiera caufar. Y dira con el Apoftol , que todo lo pue* 
dc en quien le ayuda : Omnia pojfum in eo , qui me confortat. (g) 
Con que a un mifmo ciempo confiefa , que codo lo puede en 
Dios , y que nada puede en si. 

1 1 Tambien fc ha de guardar de otra tentacion , que (uelc 
detcncr a los flacos en lo bueno, que cs dcjar de hacer lo mejor 
por el miedo de lo malo : como el que deja de dar limoiha , y 
cgcrcitar las vinudes, por la van^loria que de elio le puede rcr 
fultar , pues es adcncada propoitcion tie los mifticos, que ni por 
vanidad ic ha de hacer lo cnie debcmos , ni por ella (e ha de der 
jar de hacer. Obremos con ouena incehcidn , que todo el humo 
de vanidad , y complacencia que le acompana , purificara el Se- 
iior , y recibira lb hueno ,* piles ipbr cflo dijo : Que Vmo a a^artar 
l(t pajadeltrigp j (^) efto es , en el (cntido miftico , que aparta lo 
malo nueftro, y recibe la intencibn,y defcos que proccden de fu 
Bondad , no haciendo ca{b,o pclr^onahdo nueftras imperfcccio - 
ncs y porque en efta vida , afsi es impofible, que el hombre obre 
fin algun gcncro dc imperfeccion en quanto procedc de si, como 
lo cs , que paic el cuerpo fm (bmbra por la luz del Sol. Y a cfto 
miralo que dijo Kaias : TanquUm f annus menjlruat^uni^erftjuj^ 
tiM nofifit, (1) Que todo lo que obramos de noibtros , en quan<i 
tt> no(btros , es alquerofb , como el paiio mas inmundo. 

1 2 Tambien ha dc eltar advercida en efte conocimiento, 
que no cs lo mifino dccir , que todo es malo lo que obramos, 
que lo que han dicho alguno^Hereges , deque no podcmos obrar 
lo bueno 5 y dicenlo , para tener con efib ocailoh de entretener- 
ic, y holgarie en lo peorj GO porque el dccir , que cs malo lo que 
obramos , quando la obra es (anta , y virtuo{a 5 es quanto a la 
imperfeccion nucftra a el obrarla , quanto a la flaqucza con que 
la obramos , y quanto a aquella mala rai^ , que nos efta (icmpre 
indinando a lo pcor , y quanto a que la gracia tienc tanta parte 

Tow.^. l^ en 

(s) Ad Philip. 4. V.I 3. (h) CmgteidkttUumnfumni»b«rTttm,f4t*i0tttmttmhtrtt 
ifftu Matth. ). T. II. 0) Ifai. 64. v. 6. ( k) Calv. lib. 1. vaSau cap. j* num. 8. Luter. 
pr opofit. 3 6, Bayuf. propo&U %7,9c%i, Janfen* propofib i . 6c alii. 



6S VARON DE DESEOS. PART. L 

en efto , que juftamenre le podemos , y dcbemos atribmr iDios 
lo nicjor de lo bucno , y a nofbcros , la (bmbia , i impcFfeccion 
que va cnvueka con cUo en lo malo; pero efto malo es imper-< 
Kccion , es flaqueza , y (era quando mucho pccado leve en lo 
bueno , quedando(e la virtud , y la obia en lo (uftancial fanta , y 
buena. Y en efte (entido , los Santos (e llaman pecadores , (iis 
obras malas , (us virtudes vicios 5 (iendo verdadcramence Santos, 
y (us obras buenas, y (us virtudes , virtudes. Y a(si lo que deben 
hacer los e(pirituales , es cgercitar(e en lo bueno, y condderarlo, 
para no dc(vanccer(e , y no para acobardar(c. 

I ^ Sera bien que el alma vaya (iempre a^ando(e en jacu« 
iatorias repetidas , de dar i Dios la gloria de todo , que es a quien 
(c debe tanto de lo que pa(a en si , como de lo que vicre bueno 
en los demas , reftituyendole toda la honra , que Ic hacen los 
aplau(bs , y alabanzas ^ porque verdaderamente lo contrario es 
mucho mas que quitarlo del Altar , pues es cierto que Soli De9 
honor y <sr gloria \filo ti Diosji debe la hmtra ,jr la gloria, Q 

SENXtMIENTO XL 

(^(JiOTOKESE EL ALMA EK UNA TEUTESTAD 

deshecha^y caji fumergida en elMoTyji Tf iendo el AmoriDhfino 

i la or ilia , le pide focorro con las palabras del 

P(alm. 68. v. 16, 

Non me demergat tempoftas aquz : neque ab(brbeac me pro- 
fundum. 

Eftado. 
Umillada el alma en el conocimiento de (us culpas, 
vuelve otra vez a (er atribulada , creciendo la pe* 
na, y las tentaciones al pa(b que cobra fiierzas coa 
los conocimientos. Dios la va labrando a golpe de 
martillo , para que dure en lo bueno , y (e aparte 
mas de lo malo ; y como dice la Igleda a las piedras vivas , que 
previene para el cdificio eterno , con golpes , con aflicciones , y 
Congo jas las va difponiendo el artifice , para que labradas enefta 
Jeru(al6n Militante , (e ajuften al lugar que (e les aguarda en la 
Triun&nte. Tun- 

(1) I. ad Timoth. cap. t* «.t7» 




VIA PURGATIVA. SENTIM. XI. 69 

Tunfionibus fttufms, 

Bxpollitl lapsdes, 

Suis cmtj^mtm loch- 

Fhfis adificiis, (a); 
2 Las tcntaciones (on de manera '^ que encre el miedo de 
peidcrfe , y el dc(eo de (alvarfe , efta muy bicn explicada cfta^ 
tribulacion , con rcprefentai al^lma en una cempeftad , ya ca{v 
fumergida , y a Dios a la ribeca , que ies a quien pide (bcorro^ 
y a donde (e encaminan (us pa(bs y y defeos. Como quando. 
San Pedro dijo a Dios , qiK le ihandafe ir a el ijube me^adte Tfe- 
nire^ 0>) y arrojando^ a la mar , afsi como iba defcaedendo en la 
fe , iva crccicndo la cempcftad j y crcciendo la cempeQiid , accrS 
eandofe la muertc. Tambicnpuede aplicatle efte (entimicnto , y 
cenerfe por dcpcndience del pafado 5 porque viendofe el alma afli* 
gida de que Dios la oomaie cucnca de (us pccados, con que (e ha^ 
116 obligada a decir, No» intres m judicium cum/eryo tu$}(c'> la po- 
ne Dios (us culpas tanclaras , que teme no (e anegue.con la def- 
confianza , la que debe falyarfc en la cabla de la Milericordia de 
Dios $ porque quando ve las olas de (us. pecados can ibberbias, 
y quan merecido dene pcrdecie en ellas » y un mar enccro de 
ios beneficios Divinos , le halla acribulada de ingrata ^ y con 
tan viva ponderacion de (us culpas , que G. Dios no la ayudafd, 
naufragaria en la mifma humildad , y pereceria en efte conocir 
miento , como decia el Santo Rey : Hifiquod lex tua medhath 
mea efi , tunc/hrti ferlljfem in humilitate mea, W 

^ Y finalmente , ya lea en efte , ya en aquel conocimienco, 
viendo el alma a Dios en el puerco , y viendofc ella en la cempef- 
tad , y que las olas de las tenuciones crecen , las tribulacioncs k 
aumcntan , la voluntad parece que (e rinde , el entcndimiento (c 
turba , la memoria fe llena de amarguras , la imaginacion fe le 
icbela , todo lo bueno la deja , todo lo malo la afligc , y perdgue; 
dice como San Pedro : Senor , pereT^cOyfabadme : (c) mi dcfco me 
cngolfo en el mar proceloib de la vida e(piritual , faqucme al puer- 
10 vueftraBondad , no me vaya apique en el profundo mar de 
mis pafiones , ni acabe conmigo la tempeftad furiofa de mis tri- 
bulacioncs : Nwt me demer^at temftftas aqud , ne^ue ahforbeat me 

frofundum, (0 

Efec- 

W Inhviim.*mlq. dedJcat.Eccadnfp.ediNBrer.Antu«p.i<i8. (b) Matth* 14. 



70 VARON DE DESEOS. PART. L 

4 OEnriri cfta alma , con todo cflb mayor cfpcranza en cl 
^5 naufragio , que tbndran otros en cl pucrto; porque co- 
iSio otras vcces hemos diclio , fiemprc iguala Dios , y aun hace 
{uperior la efjpcrahza a la tribulacion : y aunque eftas tcncacioncs, 
ya (can interiores , ya extcriores , deben (cr de las grandes , por- 
que ya efta el alma crecida a la vida cfpirkual $ todavia excede 
mucho el favor al rie(go. 

5 Junfamente con eftas tribuladoncs , (uele cl Senor dar 
nuevos conocimientos de que todo el mundo cs mifcria , y la vi* 
da poco amablc, y apccecible ; porque quandd cUa Vc los riclgos 
en que anda en efte deftierro , y que aunque efta apanada del 
mundo , halla quanto le bafta para condenarfe , H Dios no la de- 
ne de (u man03 la da un tedio al vivir,y le comienza un confuew 
io al morir , que obra utilifsimos efedos en cl camino interior. 

6 Sentira tambien con el conocimiento de ius miferias , y 
la ingratitud a los beneficios divinos , un afe<^o tan eficaz de 
aborrecerfc a si , y de pedir a Dios , que la libre de si mifma j que 
quando Dios la ponga en efta tempeftad , no hallara otro remc< 
dio , que (umergirfe en efte conocimiento , y arrojaric a los pies 
del Senor , para que en todo , y del todo , la goviernc , y guie , 
adonde mas fucre (u (anta voluntad. 

7 Dcjala tambien con efto , defpues de haberla librado de 
las tribulaciones , un aliento , y animo grande , para continuar 
(u camino , aunque (ca con (cmejantes riefgos ; porque coma 
Dios la ayuda , y dcfiende en ellos , conoce con luz interior que 
aquellas tribulaciones , (e embian para fu bicn; y que aunque tie- 
flenmafcara de culpas,van envueltas con grandes merecimifentos, 
y aprovechamiento clpiritual ; y finalmente quanto mas huviere 
crecido al amar , (e hallara mas fuerte al padccer , y quanto mas 
iicnra el ric(go , (c rcconoce que cs mas ardiente el amor , con 
que fe buelve a Dios , diciendo. 

AfeHos, 

8 ^WT^^ ^^ demergat tempefias aqud , ntqut ahfirbeat me 

L^l profundum. No me acahe , Senor , la tempeflad , ni me 

trague 'el profundo mar de mis miferias , ni mc pierda a la vifta del 

puerto , ni naufrague a vueftros ojos. Vos jSciior , que (crchais cl 

mar 



VIA PURGATIVA. SENTIM, XL 71 

mar con mandarlo , quitais los vientos con ordenarlo , confbli- 
dais las aguas con quererlo; no pcrmitais que pcrezca en el nau- 
fragio de la vida cfpiricual , pues huyo por (eguiros de las olas 
dc la vida mundana , y temporal. ^Huyendo de los guftos me 
Kabia dc perder en las cribulacioncs ? Huyendo de los delcyces, 
habiais de permitir , que me perdiefle en las penas ? Quien (e ha 
falvado en la felicidad ? Quien no ha nauftagado en los deley tes? 
Quien no dio el ultimo aliento entre las ondas de la vanidad , d 
tuvo efle naufragio por puerto , y cfla tempeftad por fcrcnidad? 
Padecet quiero , Seiior , e(pirituales tempeftades , llevcnme las 
olas del propio conocimiento a vueftrospicsGicrofantos. Arrojen^ 
mc las ondas de las tribulaciones , a la puerta de mi deiconfian- 
za , y de vuefbra confianza. Parezca al (cntido que ie pierda el 
alma , y falvefe a la verdad. No juzgue yo que os tenga. Falteme 
el confuelo de fcntirlo , como no falte el bien de pofeerlo. Andc 
cfta inquieta navecilla naufragando entre trabajos , tribulaciones, 
defconfueloS) penas, (equedades^yya las olas la (iiban con la jac- 
tancia a las eftrellas , ya la deiconfianza la bage a los abifmos, Co* 
guro (lempre , y atado al arbol de la Cruz mi coiazon , por no 
apartar(e de Vos , que efta tempeftad es mi puerto , y efte nau- 
&agio mi patria. i Padecen menos en los deleytes los mundanos 
al per(cguiros , Dios mio , que los que os aman al feguiros? Qu6 
cs el mundo , Hno una tempeftad de tempeftades , un pielago dc 
penas , un golfb inquieto de culpas ? Si miramos todo el Orbe por 
mayor , afsi tienecoronadas las paHones ,y embrabecidas las olas, 
como cada hombre en (u defbrdenado corazon. De (iierte , que 
todo el mundo es un vafb inmenfb de padones , de vicios , deiras, 
de venganzas , de torpezas } y cada hombre , otro mas cohgojo- 
{b,y pequeno, de las mifmas miferias que el grande. ^Qualesan-* 
duvicron los Afirios contra^ los Medos , los Medos contra los Per- 
&, los Perfas contra los Griegos , y contra todos eftos los Ro- 
manes , naufragando , rcbolviendo , deftruyendo , talando el 
mundo que pretendian mandar , perdiendo , y confumiendo lo 
mifino que tenian por objeto en (u ambicion ? Y viendo los mas 
cngaiiados , que poco defpues de confeguido lo habiah de dejar 
todo con la muertc, perdian en procurarlo la vida. jEfto, Senor, 
no es tempeftad furiofa de enganos , de paHones^ de danos, y mi- 
ferias , que las nacioncs concurran a matarfe , fiendo los vaibs de 
Vldrio; a quebfarfc fiendo los hombres de barro> a acabarfe quan- 

do 



72 VARON DE DESEOS. PART. L 

do ci mi(mo tiempo , (in ocro accidence los acaba ? No es tempef^ 
tad dcshecha , vcr liimcrgirfc el Imperio Afirio , pcrdcrfc cl Per- 
fe , acabarfe cl Gricgo, y deshaccrfc el Romano ? Alii naufraga 
una Provincia cntera , ya (c va apiquc un Rcyno , ya (c picrdc 
una Corona , cgercitos cnteros fc deshacen , concurricndo al mo- 
rir , los que can ieparados (e hallaron al nacer. La venganza los 
junta , la violencia los acaba , la lebelion, la perfidia, la ira an- 
dan arando los mares , turbando los elementos. Eftos inundan 
la dcrra con el agua, rompiendo la mifma tierra^los otros abra- 
Kan en el agua , inventando el fucgo con artificios , para acabac 
la Chriftiandad , y cl linage de los hombrcs. 

9 Armanfe fbbre las mifmas tempeftades mayores cempef- 
tades 5 y nias inquietas , y furiofas olas dc padones , que el IhiT- 
mo elcmento , y la mifma tempcftad. Dcntro del mKmo pcligro 
fc van perfiguiendo , y fblicitando el daiio los hombres a los 
bombres , los Chriftianos a los Chriftianos , los Cacolicos a los 
Catolicos. Efto fe padece en el mar inquieto^y procelofo de eftc 
hombre univerfal , que llaman mundo 5 <pero que no pafa en el 
corazon humano de eftc pequefio mundo , que llamamos horn* 
bre ? No (on , Seiior tan grandes los inftrumencos del mal , no 
fon tan univerfales los daiios 5 pero no es menor-cl riefgo , ni cs 
otra la ocupacion. Ya naufraga efte en la lujuria : con aqucl dio 
en un pciiafco la ira : al otro Ic perdio hinchado la fbberbia ; def« 
hizolc a otro en un efcoUo la ambicion. Los mi(mos dcleytes ion 
yocas , los mifinos placeres , infelicidades , y los miGnos entretc- 
nimientos , naufragios. O mar (creno de la vida efpiritual ! don^ 
dc cl atribulado navega , el afligido fc falva , la tormenca es fc- 
rcnidad , la defconfianza, confianza , el naufiragio puerto; adon- 
de es Dios el piloto , fu Iglefia la nave , la Virgcn Maria , los 
Santos , y los Bicnaventurados gobiernan las velas , y llevan las 
almas al feguro puerto de la cternidad. 

Documentos, 

110 y^Uarde en cflc cafo la regla que en otras partes hcmos 

\J advertido , dc no ocupar tanto el tiempo en el pro- 

pio conocimicnto , que no fiiba de ^1 al conocimiento de Dio'sj 

fiando dc fu Bondad , y fidclidad , que no la dcfamparaw en el 

tiaufragio , y que no pcrmitira , que la tribulacion pafc dc los 

terminos de pcna , a los de culpa. 

Fo- 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XI. 75 , 

1 1 Fomcntc d fanto aborrccimiento de si mifmo , acaban- 
do dc conocer , que para anegarfc del todo , no cs mcnefter mas 
de que (uelte Dios las pafiones que tiene atadas dentro de si , y 
recatele mucho de ellas , advertido , que aunque parcce que mu- 
rieron ', fiempre vivcn , fino que duermen^ y tal vez falen con 
mayor fuerza,{i cl alma no aciende con cuidado a tenerks fiem- 
pre atadas a los pies de la Voluntad Divina. 

1 2 Pida a Dios , que Ic dc verdadero conocimiento , de que 
en el mar dc efta vida cs la mas fjcgura ^ave , y la que no puede 
perder(c , ni zozobrar la Cruz , y el camino del padecer. Porquc 
pucs Chtifto nueftro Senor la cicogio fin haberla mcnefter , para 
cnfenarnos lo que nos conviencj, bien cicrto cs, que ninguno efta 
mas fcguro en Dios , que el que vivicre penando por Dios. 

I ^ Por e/Ib ha de tener gran laftima a los que gozan , y 
pa(an encretenidamente la vida, no fblo dentro del cfcandalo, fi- 
no dc la relajacion> porque comoquiera que las pafioncs^fn poco, 
6 en mucho , fiempre (e van cebando en nueftro dano , fi no la^ 
concenemos con la mortificacion , afsi como el viciofbholgandofe 
fc aparta cada dia ms^s de la virtud, cl vircuofb que pafa vida aco . 
modada , (c va acercando mas al vicio. Y como el vicioib paga 
fiis guftos en las ccernas penas del Infierno , pagara las fiiyas el 
virtuofi) 5 fi tocarc en pecado , aunque ica venial , y levc en las 
cemporales del Purgatorio. Y cicrto , que el que cfcogc aqucUas^ 
por cfcufar las mortificacioncs voluntarias , que no es bien aeon- 
fejado , y qijc yo le tengo gran laftima 5 porque es poco lo que 
goza , mucho lo que defpues padece , y nada lo que merece ; al 

icbes el que fc mortifica por Dios , padece poco , merccc 
mucho y y goza defpues doblado. 




Tom.n ' K SEN- 




74 VARON DE DESEOS. PART. 1. 

SENTIMIENTO XII. 

(P'KpfOKESE EL ALMA , QUE VA A ENTRA^ TO^J^ 

nna cabema tfcura , atemori^ada de una tempefiad de relampagps ^y 

rayos , que la amenaxan ^y el Amor iDhfino , alparecer, enojadoi cori 

que ella en tan terrible trlbulaclon , le dice las palabras fenti» 

di/simas dejob , en el cap. 14. v. i j, 

Quis mihi hoc tribuat , ut in inferno protcgas me , & abfcondas 
me , donee pertranfeat furor tuus? 

Efiado, 
AS tribuladones con que Dios egercica a las almas, 
(on igualcs a lo que ellas cienen que purificar, y 
limpiar , no fblo de las manchas de la culpa , Hno 
de aquella perverfa propenfion a lo peor , procc* 
dida de la raiz venenofa , que en nofbtros vive, 
femcntando concinuas milerias , y pecados, y de los malos habi- 
tos , que con el cgercicio de los vicios (e ha cobrado. A efta cau- 
(a , defpues de haber probado Dios 4 efta alma con defconfuelos^ 
(equedades , deiconfianzas , morcificaciones , en el entendimien- 
to , en la voluncad , en los (encidos $ ultimamente la purifica co- 
mo al oro en el crilbl , con cl fucgo de las mayores , y mas pe- 
nofas , y fcnfibles tribulaciones , perficionandola con can gran 
congoja ) defconfuelo , y defamparo (uyo , que no halla ocros 
terrainos con que explicar(e , Hno con el (encidilsimo lugar del 
Santo Job , que dijo : Quis mihi hoc tribuat , ut in inferno protegas 
me^^S" abfeondai me, donee pertranfeat furor tuus} Quien htJ^ra^que 
me conceda^que me ampareisy Senor^ en el Infierno^y alii me tengais 
efcondido , ha/ia que hay a pafado tfuefiro enojoi Que es decir , que 
altiempo que Dios parece que (uelta todos los cncmigos del al- 
ma , para que la. egerciten , y lo que es mas , juzga ella , que (e 
le aulcnta Dio^^ y la deja (bla , y de(amparada , y ya no parccc 
que efta entregada a la pena, (ino al mifmo pecado} es tan intole- 
rable fu defcomfuclo^y defamparo, que elige que la defiendaDios 
en cl Inficrno , (in ofenderle , porque no le dcfamparc en la tier- 
ra ofcndiendole. Como quien dice : mas quiero el Infierno (in 
culpa , que la vida con ella ; y aunque tambien (e puede cnten- 
der , que alii la palabra Inferno , quiere decir la (epulcura , y ia 



muer- 



yiA PURGATIVA. SENTIM. XO. 75 

kmerte, como en algunos lagarcs dc la Sagrada Eicritura , (>) no 
dcja dc fcr a nu^ftro propofito , pucs cfcogc antes la muerce , <juc 
padecer con riefgo dc ofcnder a Dios en la vida. 

2 Y yo enriendo , que las tribulaciones con que Dios aflige 
al alma en cfte eftado , que es el (upremo de los acribulados , (on 
de calidad , que no llega a (er fu duda (bbre el padecer , que en 
cflb'ya ella viene facilmente , pues elige las penas del Infierno, 
6 la muerte , fino (bbre el pecar , que es el riefgo que ella ceme. 
Y como efte (entimiento hicrc en lo mas intimo del alma , por* 
que le ponen a pleyco (u defeo , (u intencion , (u amor , fii anfia, 
iu cuidado , y aquello que mas eftima , que es la gracia , viene i 
fer tanto mayor el dolor, quanto es en mas (endblc parte la heri- 
cla , y a cfte pa{b crece la ponderacion del (entimiento. 

^ Vio una alma antes que padeciera efte trabajo, un palo, a 
quien por todas partes eftaban dando fiicgo , y arrimando lena, 
y (bbre la punta de H efliaba auda una paloma , la qual a(si como 
cl fiicgo (c le iba acercando,y rodeando,iba ella procurando vo^ 
lar a lo alto , y de(a(ir(c del palo , por e(cu(ar el fuego ,y las ceii- 
tcllas que la podian laftimar $ pero no eftaba en (u mano de(a(ir« 
le , (bio hacia lo que podia , que era procurar e{cu(ar (u daiio^ 
volando lo pofible arriba. Vivio atribulada mucho tiempo efta 
alma , y con grande egemplo , y perfeccion pa(o de(pues dc efta 
vida , con opinion de (antidad. El alma en efte eftado , es b pa-« 
loma , el cuerpo el palo , el fuego la tribulacion ^ que por todas 
partes la rod^a. Quien enciendc cl fiiego es clDcmdnio,y la ima* 
ginacion : la ligadura con que efta afida el alma , es la vida, 
que (bio (e dc(ata quando Dios la corta con la muerte : el vuelo 
que da para defadrfe , es cl anfia que tiene para no manchar(e; 
y en efb tribulacion , a (i padece un pa jaro , que al fin es irracio- 
nal , que padccera un alma , que dc(ca purcza , y juzga que (e la 
manchan ? Que de(ea amor de Dios , y picnla , que (e lo quitan> 
Que delea agradarlc , e imagina , que la necedtan a ofenderle? 
Que dc(ea a Dios propicio , y le parece , que lo tiene enojado? 
Porque aunque nada de eftx) (ea , todo lo teme , la aflige , y la 
atormenta. Tengo por cicrto , que es efta una de las grandes tri- 
bulaciones , y trabajos que fe puedcn padecer , y en que los Teo- 

rom,rL K2 lo- 

(a) Sifl/Unuero^mfirmuJMms miiitfi.]tk> ij.v.xi. flHfsi^itd/knioffkmflrdfimi in* 
fmmm. Plakn. 1 40. v. 7, & alibi. SumiAUgfaU h4C Uca. Pined, m Job cap. i^ torn, u l^ 
pDm in did. P(alm« torn. }• 



y6 VARON DE DESEOS. PART. 1. 

logos 9 y k>8 Mifticos ban difcurriclo en todos dempos con gran 
atcncion. 0>) Y cs muy vcrifimil que debia dc padcccr cfta cribu- 
lacion el Santo Apoftol San Pablo , quando decia : Quls me libe- 
rablt de lorpore mortis hujusiQuien me librard del cuerpo de ejla muer- 
tei (c) Donde no dicc^dc la mucrce de efte cuerpo,queefIbparcce 
que (eria quejar(e de la vida , (ino del cuerpo de efta muercc , efto 
es , de la tribubcion que padecia , llamando muerce , y penofif^ 
£ma tribulacion tan doloroGi , y (cnfible. 

4 Y pues fiendo la refignacion del Apoftol de tan (upremos 
grados , como confta por (us cfcritos , y (us obras , Maeftro al fin 
UnivedGil de las gentcsj le obligo a pedir a Dios , trcs veccs apar- 
taflc de si iribulaciones tan pcladas : Tropter quod ter ^ominum^ 
rogdfpi , ut dtfcederet a me. (<1) Bien fc deja vcr qual dcbe de fcr eftc 
gcncrode trabajos, Y como quieraqueeftastribulacionescntal 
cftado, vienen a haccrfc obicurifsimas, con la licencia grande que 
Dios da al Dcmonio , para atribular , y afligir el eQ)iritu , y k 
aufencia en que le parece al alma que fc halla de Dios , por pare« 
cer que la deja en ius propias fuerzas ; Ucga a dudar dentro de si 
mifina , y a no poder conoccr , fi aqucl padecer es pccar , y 
aquel penar es ofender. Porque conoce al Dcmonio podcrofb , la 
naturaleza flaca ^ los fcntidos fin conocimiento de efpiritu , el en- 
tendimiento fin difcurfb , la memoria fin buenas rcminifccncias, 
la voluntad defamparada , la imaginacion infblente , la efcuridad 
grande , las olas de la tribulacion fbberbias , los (entimientos del 
Amor Divino apagados , la moleftia del enemigo frequcndisima, 
la gracia de Dios , y fii favor al fentido aufentc; y queda en tan 
grandes dudas , de fi pafso de los tcrminos de pena , a los de 
culpa , y fi>n tan grandes (digamoslo afsi) las fiipercherias que 
ufa el Demonio con el cuerpo , y el cuerpo con el efpiritu , que 
c(coge antes el alma , eftar penando en el Inficrno , fi alii huviei^ 
fc (cguridad , de que no orende a Dios , que vivir en efta vida en 
la duda de ofenderle. Y afsi dice con vehemente fcntimiento , y 
dolor : Quls mihi hoc tribuat , ut in inferno frotegas we , ^ abfcon- 
das me, donee pertran/eat furor tuusi 



(b) S. Tetef. Ub. de lu Morad* cap. t . mot. 6. num. 9* & Juan de la Cruz. Noch* obfc 
lib. a* cap. 5 . y fipiienu (c) Ad Rom. 7* v. a4. (d) a. Ad Count, cap. i a. v. S* 



Efec^ 



yiA PURGATIVA. SENTIM. XH. 77 

Bfenos. 

'5 'T'Odo d cuidado dc los Miiticos , en cftc cafo , cs bulcat 
I (cnalcs con que fc colija , que ni el alma conficnce en 
lo malo , ni dcja dc amar lo bucno. Y afsi como dice el Scnor, 
^ue para conocer el arbol ^ hafta el cottocimtento de lafiuta 5 (0 de la 
mifma manera en una caufa can interior ^ como fi el alma con* 
Undo ^ 6 no en lo malo ^ cs nece^io ^ para averiguar los efcc- 
tos , rcconocer el origen. 

6 La primera fenal , de que no confience el alma , cs la re 
pugnancia que hace a efla tribulacion , en quanco le perfuadc a 
lo malo ; pues bien cicrto cs ^ que fi lo abrazara 5 no lo repugdU 
xa , ni eli^era el Infierno penando ^ por no padecer en la vida 
pecando. 

7 La/egunda es , el {iicederle eftas tribulaciones mas fire* 
quentemence en los egercicios dcvotos^ Y claro eftaj que la fide* 
lidad del Senior > a qui«t (trv<% , no pcrmitira que el defeo qu<} 
dene el alma dc agradarlc , la daiic , ni el vivir con can buenos 
egercicios 5 antes dcbc creerfe 5 que porque es muy (cnfiblc al Dc^ 
monio (u oracion, recogimienco, y penicencia la perfigue : con 
que no es malo para Dios ^ lo que es de diigufto para el Diablo. 

S Z/4 tercera : la perfcverancia en los honcftos , fancos , y 
penitences egercicios de (u vida. Pues es llano , que fi las que fbi| 
tribulaciones fiieran pecados , ni el alma hallara fervor para la 
oracion , ni humildad para la obedicncia , ni alienco para la ca-s 
xidad , ni fiierzas para el recogimiento , fino que a quacro dias 
anduviera igualmentc toda perdida , y relajada , afsi el incerlpr^ 
como el exterior, 

9 La quarta : el cuidado grande del alma , de no incurric 
voluntariamente en (emejantes pecados como aquellos en cuya 
'cfpedc es atribulada 5 porque a quien ailige el efpiritu de blas^^ 
mia , y nunca jura , antes fiente que otros ofendan a Dios en cA; 
to , y lo remediaria con (u ^ngre mifina fi pudiefle ; muy verifi-» 
mil cs , que no conficnte en lo que aborrece , ni afiente. en Si lo; 
que querria vkt remediado en otros. 

10 La qulnta : el anfia grande que ticne el alma , y el fen- 
timicnto dc ofender a Dios , aun en colas muy leves ^ en todo 

ge- 

.'(e) AfmltUfUs mum tppu/hris w. Nfacch. 7. v. x 6. 



7S VARON DE DESE(& PXHT. I 

gencro de pecados. Pucs de efto (e colige , que no es veroJSmit 
que confienta en cofas cap graves , porque dificilmence concur- 
ren malas obras con buenos defeos , ni anfias de no o&nder a 
Dios en cofas levi^imas , con ei confentimiento en la tencacion, 
!cn co(as gravifsimas. 

1 1 Lafexta : quando las tribubciones (on de calidad , y (e 
teprefcntan pecados, que no los comedera el hombre mas perdi- 
do , ni el eipirimal , quando tenia la vida muy relajada 5 porque 
£i quando una pcrfbna no trataba de efpirini , (ino que la habia 
lentregado Dios a fus defeos no obraba afsi , ic6mo es veroHmil, 
que quando (bio trata de (ervir a Dios , confienta eftas blasfe- 
mias ) y otros pecados femejantes? 

1 2 La/eptima : la moleftia grande que fiente en efte gene-^ 
ro de tribulaciones , por el micdo de la culpa , y aun por la pe« 
nalidad, y fatiga que trahen configo } pues no es creible, que aque- 
Ho que la canla la agrade. Y era nmy difcreta regla de los Padres 
antiguos del yermo , que lo que molcAa nn tlana. 

I ^ La oSlifPa : el que defpues de eftas tribulaciones , y con 
cllas, (e le van encendiendo en el corazon (entimiencos grandes del 
'Amor Divino , y luz e^iritual , y conocimientos de cofas mifti' 
cas , con perfcverancia , y forraleza , para continuar en el cami- 
no efpiritual. Y fi eftos fueran pecados , bien cierto es , que fe 
fuera cada dia efcureciendo el alma , endbiandofe en lo bueno, 
dedarandofe en lo malo , y perdiendo totalmente el gufto , y 
iconodmiento de Dios,y de los egercicios devotos , y penitcntes. 

1 4 Uldmamente : no es verofimil , que nueftro Senor, fien- 
do no fblo fiel , (ino la mifma fidelidad , confienta que quien le 
bufca , le pierda , quien (e le acerca , lo deje , quien le ama , le 
aborrezca , quien le adora , le ofenda 5 antes debe creerfc , que 
aunque no lo fiente alii , cQa. en la tribulacion : Cum ip/o/itm in 
trtbulatiwit , (0 fino que efla efcondido al fcnddo , y prcfcnte a 
la verdad 5 como lo dijo a Santa Catalina de Sena , hallandofe en 
una gran tribulacion, (g) y aisi el alma temerofa de no ofender a 
PioskedinL 



IQ Vtiiau99»f»ll* {^ C>i^Uo:Ifift.geo.d«S.D«idm.l«fuad.paR.cap»}f. 



J/k^ 



yiA PXmGATIVA. SENTIM. XU. 79 

AfeSios, 

11^ f^^^Jis mihi hoc tribuat , ut in snjerno frotegas me^ C^ 

\3 ahfiottdas me y donee pertran/eat furor tu»'s.iQuien,Sc* 

^^^^Hor 5 me dara efto y^ue me defeniais en el Injierno^y 

en 41 me efeondah hafia ^uepa/e Ifuefiro furor ? Enojo , Sciior , con 

<juc dftigueis con penas cs amable 5 pcro furor con que caftigais 

con culpas formidable. Conficfo que pcquc , pero no quiero pc* 

car : merezco , Sciiof , pccar , porque os ofcndi , y que (ca cafti-- 

go dc mis pecados el cometcr nucvos pccados 5 pero el alma, 

Senor ,eligc el Iniierno fin ofenderos , y. no ofcndiendoos el 

Cielo. 

1 6 (Si mi voluntad 10 quiere bfcnderos , quicn me puede 
nece(sicar a que os ofenda. Si <][uedo libre al poderos ofender, 
qucdclo tambien al poderos fervir? Y porque efta es vefdadera 
libcrtad , y la ocra penofa {eFvidumbre-5 fi mi libre alvedrfo me 
pcrdio quando os ofcndi ^ por poderos' ofender , cobreme con 
vucftra gracia al poderos (crvir.^ «! dcfeo ^uc tengb de fcrviros, 
jPuede veneer lo maloa lobueno, quando eftais Vos,Dios mio^ 
de parte de lo bueno , y contrario a lo* mab ?< Quando qoife lo 
malo , fiiy podero(b en lo malo 5 quando defeo lo bueno -, no lo 
he dc fcr en lo bueno ? Quich puede may que Vos , y que yo en 
mi volumad , quando fin ella no puedo ofenderos ? Mi alvedrio 
ya lo he hecho vucftro cautivo , y fin eLnb pucdd cnojaros. No 
me volvais, Senor, lo que os he dado, Cruz de penas, es {abro« 
(a , y ucil y cruz de culpas , aipera ^* e intolerable. Si me cafti- 
gais porque OS ofendt , (ea con mbulacioncs , en <rae no puedah 
criarle nuevas ofen&s. Si-me retirais dc que os o^nda , (ea mi 
Dios con virtudes , que de:n contrario habito a mis vicios. O Se- 
iior I Que ocultos fbn vueftros juicios ! Que efeondidos vuefbos 
Iccrctos ! Que impcnetrables vueftros intcntos' ! 00 JuftamcnoQ 
pcrlcguis, y atribulais icon el azote mifinb que fiiifteis perfe^ 
guido , y ofcndido. De los mifinos cordeles de los 'comierciantes 
enelTcmplo hicifteis el azote , con quef defterrafteis los que 
en ^1 compraban , y vencUan , profimando la ca(a dc vucftro Pa** 
drcCO 

1 7 Dc mis ofenfas hacds mi caftigo , y. cftc Teinplo yueC- 



tro. 



0t} AdRonuiuiifV.}}* Joajan. a«v*i|» 



8o . VARON DE DESEOS. PART. L 

tro , cfta altna tantas vcccs profanada , donde cl apetito cotnpro 
dclcy tes a prccio dc vucftra Sangrc , dcfpcrdiciando (u Redcncion 
por^cotnprar (u pcrdicion , cs azotada ahora , con los miimos la- 
zos con que vivio aprifionada. Padece juftamcnte lo que amo , y 
ticne por tormcnto lo que antes tuvp por gufto. Conoce que fiie 
cngano (u dano , y que fuc pena (u culpa , pucs le ha grangeado 
penas , que aun ahora rniimo ignora (1 (on culpas. Templad , mi 
Dios , el furor con vucftro amor , (ea caftigo de mKcricordia , y 
no dc jufticia , el que diereis a un alma que os ama arrepcndda, 
aunque os ha ofendido ingraca. Mirad , Senor , que ya no puedo 
tolerar tantas miferias ,y H no aplicais vucftra gracia al defender- 
me , me perdcre al atribularme. (Dios mto , ^los mio , Tfoheos 4 mf 
I far que mt defamparats} Que efidn lejos mis palahras de mfidud , 0^) 
mis obras dc mis defcos. Llamo, Senor, dia , y noche , y no me 
ois : llamo a vucftra picdad , y no me refpondcis , ya no puedo 
con la vida , acabefe , y ialga el alma del cuerpo , que no puedo 
tolerar. (Comp puedo vivir entre anftas de adoraros , y tribula-> 
clones de ofenderos , fladendo lo que no quiero malo} no haciendo lo 
que quiero buenoi G) Senwfiwrxa padeT^co , re/ponded por mi , ^qu^ os 
(iiriy Senor yd que me re/ponder an ^fi'es otro en mi el que obra lo que 
ahorrexco > ^mine Vm potior , reffonidepro me '.quid dicam tibi^aut 
quid re/pondebif mihi^cujn ipfe feceritl ("»)Olo que me cuefta lahu- 
mildad que no tengo ^ y el cqnocimicnto propio que no cond- 
go J Santo es cl fin de humillarme, penofb el remedio por donde 
(c va a eftc fin« 

. 1 8 Ya conozco , mi Dios , que (by polvo , lodo , barro, 
derra , aun no buena para firudHficar ftno efpinas, y cambrones; 
pcro no conozco que lo (by , pues pien{b que lo conozco. Que 
vanidad , como penfar que es humildc el (bbcrbio? Que falta dc 
conocimiento , como juzgar que le conoce el pecador ? Solo se, 
que no se cola $ (bio conozco , que no me conozco a mf , y aun 
cfto mifmo no conozco. Jufto (bis, Seiior , y jufta cs vucftra juf- 
ticia , y no cs pequeiia jnilcricordia , que pudiendome caftigar, 
con dejarmc incurrir en pecados manifieftos , me aflijan cuTpas 
dudcfas. <Pero quien puede tolerar aun la duda de ofenderos , en 
cl anfia de agradaros ? Quien puede padecer vida , en que el alma 
no puede dudar lo malo que conoce , ignorando ii conliente en 

lo 

(k) V(aixcu%u\\u (1) AdRoin»7«v«i)» (m) JUauft^r* 14* 1}% 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XU. 8jt 

lo malo que aborrccc? Solo ignora lo que de(ca (abdr, y la aflige 
lo que ignora. Solo fabe lo que la atormcnca , y la aflige lo que 
{abc, ^Qtnlmfific Ifbitur , O* in tallbus Vttafplritus met , corripJes 
me^iF Ifhi/icabis me, Ecce in pace amaritudo mea , amarifsima, (») 
Amarga es , Senor , la /><«x> f«^ w cuefia tanta guerra. Si a/sife 
'phfe yji en tales trihulaciones cwregis , cafligais , j egercitais la Vi- 
da del efpirittt , cara cuefia la tfida del efpiritu : pucs quantos pafos 
da el alma para bufcaros , cfta tcmicndo que fon mcdios dc pcr- 
dcros. Bufca la oracion , y alii haila la ccntacion , bu(ca la quie-^ 
rad, y alii halla la inquietud. Huyc del mundo a bu{caros,y pa- 
recele que fe halla enmcdio del mundo , di(puefla para ofehde- 
ros. <Qiien puede pcnetrar tan no inteligibles penas ? Tan no 
imaginadas culpas ? Dcja los cgcrcicios (antes el devoto , y pa- 
rcce que (c halla devoto , y fin tcntacioncs. Sigue los egercicios 
dcvotos 5 y fervorofbs, y (c vc lleno dc tentaciones, y trihulacio- 
nes. Al dejaros pareccmos perfcdos , fiendo lo peor que puede 
fet cl dejaros \ c indcvoios pareccmos al fcguiros , fiendo lo me- 
jor que puede fcr el (cguirbs. Pucs ho os tcngo dc dejar. Etiamfi 
occiderit me in ipjh/peraho. 'Co) Junque me maten , SeHor , no he de 
apartarme de Vos, Si penfara hallar cl Cielo j, retirando mi amoi 
dc vueftro amor , yo no os dcjara de amar j y fi bufcandoos huj- 
vicra dc perder el Cielo , no os dcjara dc bu^ar $ y aisi mas quie- 
ro adoraros , y ierviros caftigado , que minorar el defco dc s^ra» 
daros (atisfecho. 

<P0% QUE COnSJENTE S>IOS TAK G%AVES, 

trihulaciines a las almas, 

(1 9 T TMA de las cofas en que mas fiielcn los Contemplati- 
\^ vos 5 y los Teologos di(currir en cfta materia , es en 
avcriguar , que cau(ns pucdan mover a la Picdad Divina , para 
acribular las almas cfpirituales con tan penofas tentaciones , en 
las qualcs llega a dudarfc del confcntimicnto , y no (e puede du- 
dar , que con ^1 (crian pecados gravifsimos , y caidas tcrriblcs, 
las que fin cl es dc creer , que ton trabajos muy meritorios , y 
coronas muy grandes. Y a(si no parecera fiicra dc propofito, pa- 
TmuVL L ra 



Si VARON DE DESEOS. PART. I. 

ra con(uelo de los atribulados , poner aqui algunas que pucdcn 
ofircccrfc a la confidcracion. La primcra caula porquc pcrmite 
Dios efUs graves tribulaciones , es para humillar a los que Ic fir- 
ven; porque como quiera que la mayor dignidad de efta vida , cs 
hallarfc una alma favorecida de Dios , y nueftra naturaleza es tan 
vana,que lo que (on meritos agenos, bondad , y liberalidad di- 
vina , quiere acribuirfe a si midna ; necefica Dios de cencrla hu • 
millada con eftas mi(erias , para hacerla argumento a cada pafb, 
diciendo : efto fuifte , efto eres , efto fueras , efto (eras , (i no co- 
noces que todo lo bmcno es mio , y codo lo malo es tuyo. 

zo A mas de efto , con la cribulacion hace al alma no (bio 
humilde , fino fervorofa , porque la afliccion con que defconfia 
de si y la Uena de la confianza de Dios ; y a{si Hrve con mas fer- 
vor a quien conoce que tanco ha menefter , como iu Divina Ma- 
geftad , con que anda mas puntual en contentar a quien cemc 
tanco ofender. Sobre hacerla mas humilde , y fervorofa , la hace 
mas concemplativa ; porque viendofe el alma atribulada , (In re- 
medio en si , bu{ca (u remcdio en Dios : acude a (u Piedad , le 
pide , le ruega , le (uplica , le habla , le trata , y comunica 5 y eC- 
to no puede (cr , (in grandc aprovechamicnto : pucs afsi como 
todo nueftro daiio con(ifte en el olvido de Dios , codo nucftro 
provecho confifte en ccnerlo (icmpre preiente. Sobre hacerla hu- 
milde, fervoro(a 5 y concemplativa , la hace cambienfucrce 5 por- 
que como (ea a(si , aun en lo nacural , que efib cienen de bueno 
los trabajos , que a los que afligcn , endurecen, y a los que eger- 
cican , forcalccen 5 a(si las tribulaciones e(pirituales hacen fucrce 
al alma en lo bucno,con el egercicio de lo que padece en lo que 
parece malo : pues quanta es mayor la fuerza de la cribulacion, 
es mayor la rcpugnancia , y quanco efta es mayor , canto mas 
cierca es la vidoria , y quanto las vidorias (on mas rcpctidas , can- 
to mas eficaces los habicos que (c cobran en lo bueno, y con ma- 
yor facilidad (c pifa , y aborrece lo malo. 

2 1 Permice Dios cambien eftas cribulaciones en (iis (lervos 
para hacer oftcncacion de (u Poder , y levancar crofeo en el mif- 
mo madero en que venci<S el Demonio al alma. Pues no deja de 
(cr gran gloria fuya,que aquel mi(mo efpiricu que can flacamen- 
te le ncg6 , can valcrofamence le confiefc. Y afsi como fiie cir- 
cunftancia de mayor vidoria , que el linage humano , venci- 
do en el arbol de la ciencia , fueile reftaurado en cl Arbol de la 

Cruz; 



yiA PIBIGATIVA. SENTIM. XH. 85 

Craz 5 (p) cs paria Dios dc gufto , que cl alma que antes de (cr {u- 
ya era vcncida dclmcnor (bplo del vicio ,(€ tcnga firme a las ma- 
yorcs tcmpcftades de la tentacion. Puede tambien decirfc , que 
a(si como fiie gloria dc Dios , que huvicfle en (u Iglefia tan efcla- 
recidos Martires por la Fc ; lo es tambiem que parezca que tie- 
ne (us Martires la caridad , y que padezca el alma Iguales tor- 
mentos por no negarle al amor, que padecian los Santos por no 
ncgarle a la F^. Y aunque fue admirable cl valor de los Marti- 
res y con el qual no cs necefario que (c compare otro alguno j pe- 
ro cicrto , que lo que padecen los Santos Confefores , y mas tan 
atribulados , necefita de una fortaleza verdaderamente grande, 
porque en aquellos todo el valor ft manificfta , al dar la vida , y 
padecer tormentos el cuerpp > pero lo que padece un alma que 
de/ea a Dios , y teme pcrder a Dios , que (c halla afligida , no en 
la carne,flno en lo mas interior del e(piritu; puede fcr compara- 
J)le a los mayores dolores. Y afsi dicen algunos , que no padecio 
xnenos Chrifto nueftro Seiior en cl huerto orando , y afligido 
dc 1st aprehcnfion de nueftras culpas , que en la Cruz penando 
por ellas : (<l) con que juftamente Uaman a la vida de los Confe- 
ibrcs , un martirio prolongado , (1 bien en eftas comparaciones, 
ilcmprc dejamos en fu cfclarecido lugar a los Martires , pucs la 
Iglefia los prcfierc a los Confefores.' 

22 Con tanterribles tribulaciones, es tambien mayor el 
propio conocimiento del alma; porque como uno de fus mas no- 
bles cfet^os (ea la ignorancia con que efta de lo que Dios obra 
en clla , (ucede que al pafo que crecen las tribulaciones , es mas 
profiindo cl conocimiento , y {iente mas bajamente de si , cono- 
ce mas vivamentc (us imperfecciones , vivc mas reconocida de 
que Dios la tolere , y tanto mas agradecida a fos innumerablcs 
beneficios. Con efta tribulacion (e condgue tambien de pafo 
otra bien muy grande , que es cl deiafimicnto a la vida , y cl 
amor a la muerte; porque como (ea afsi , que d mayor dano que 
tcnemos los del figlo , es el afimiento , y aficion a efta vida , y 
en cftas tribulaciones padece el cf^ritual una cruz tan penofa,. 
como dudar (1 firve a Dios , 6 fi le ofcnde 5 es tan vivo el dolor,; 
y tan penofo cl camino , que no tiene duda alguna , que (c le abre 
cl Ciclo quando vc , que fo acaba tan pcligrofa Jornada , de que 
1 To»f.rj. L2 fe 

<p) Genef. .3. t..ti. (<)) Eathjrnu TIielm*apud Ban. tom* 4. lib. tf« cap* 9. Cornel, in 
Matdi. cap. >6. 



84 VARON DE DESEOS. PART. I 

fc Ic figuc andar mas librc , y rcfuclta a padecer por Dios , dcC- 
preciac la muertc del cucrpo , tcmcr (bio la del alma, 

25 A efte gencro dc tribulacioncs pucde Uamarfe tambicn 
purgatorio del cfpiritu} porque vanueftro Scnorcon ellas, no 
Iblo acrilplando , y refinando el alma , como fc purifica el oro 
con el fuego 5 fino caftigandola tambicn con el padecer las cul- 
pas que comctio al pecar. Con que no (bio (c quican las manchas 
dc los pecados , (ino que (c minoran las penas que merecc por 
ellos. Porque aunquc es afii , que muchas veces padecen las al- 
mas tribulacioncs , en lo que no ban ofendido 4 Dios 5 pero lo 
ordinario es , atribularlas nucftro Senor en la miiina materia , en 
que file mas ofendido; pucs convicnc para corrcgir las inclina- 
cioncs , deftruir las mas poderofas , y la dclgadcza dc la Juflicia 
Divina caftiga ficmpre , y fe fatisface en lo mifmo que fue mas 
ofendida. Pone Dios afsimifino al alma con efto en una atentifsi- 
ma atcncion , de no incurrir voluntariamentc en las tribulacioncs, 
y pecados , en que es atormentada 3 porque reconoce fu efcar- 
micnto en fii riefgo , y cuida , no fblo dc guardarfc de lo probi^ 
bido , fmo dc lo permitido , (i por alii pucde incurrir en lo pro- 
hibido. Con que cfta atcnta , y defpierta a los primcros movi- 
micntos interiores , y on qualquiera dc ellos fc halla con fuerzas 
la voluntad para corrcgir al apetico , prendcrlo , y apriflonarlo , y 
(encrlo ficmpre audo , y .fiipeditado. 

(Documeritos^ 

24 T O primcro que cl alma ha de hacer en eftado tan atri< 
1 i bulado,y congojofb, cs fcguir con alicnto,y fbrtalcza 
fus cgcrcicios cfpirituaks , y tcncr firmc propofito dc no dcjar 
el obrar bien , y el huir las^ocafiones dc obrar mal , figuicndo la 
oracioh , y cgcrcicios de mortificacion , aunquc Ic parecicfic que 
por eflc camino fc huviefic de perder , y por el dc los vicios ga- 
nar. Y fi el Demonio la digcffc , i para que quicres padecer , fi te 
has de condenar? Pucde muy facilmentc refponderlc : que lo que 
toca a) alma , es padecer por amor dc Dios , y llorar fus pecados; 
pucs el punto dc lu falvacion corre por cuenta de Dios , por quien 
padece , y efla mas feguro en fus manos , que la penitcncia , y las 
virtudes en la del alma. 

25 Ha dc eflar advertido el eQ)iritual , que de la mancra que 
las virtudes fe comunican entre si, y reciben fucrza unas de otras, 

(con 



VIA PURGATIVA, S^NtlM, XII. 85 

(con que quicn crcc en Dios con &i viva , efta fadlmente difyucC- 
to a efperar en Dios , cl que en Dios cipcra , facii fc halla a amar 
a Dios) tiencn tambicn los vicios (us (ccretas comunicacioncs , ^ 
influcncias : y afsi raros fbn tcncados en efte gencro de tribulacio- 
ncs , que fi ics afligc el efpiritu dc fcnfualidad , no falga a la dc- 
fcnfa cl dc blasfemia , y lucgo fc Ic junta el de defcfperacion. Y 
aunquc quantos mas (on los cnemigos en lo natural , (c tiene or- 
dinariamentc por peor > pcro en la guerra del c{piritu , no fc ha 
dc dcfalcntar cl alma por eflb , fino dccir como cl fanto Rey Da- 
vid : Si exurgat aiixrjum mefrdium , in hoc egof^erabo, (0 Si los 
egercitos infemales fe Uyantan contra mi , effa /era mi e/peran^, 
Como quien dice: tcngo tan aflcntado en mi corazon,quc al pafb 
de mis tribulaciones crccen los fbcorros divinos , que el nume- 
ro mayor de los cnemigos , cs el credito , y dcfcmpcno dc mi 
yitoria. 

2 6 Rcfiiltarale de efta mezcla de malos efpiritus , perfuadir- 
le el de defefperacion , que dcje la vida efpiritual , 6 que acabe con 
la vida natural, yotros defatinos fcmejantes; dandole aentcndcr, 
<jue conficntc en fus tcntaciones el alma ,y que ya no tiene rcme- 
dio fii (alvacion. Y verdadcramcntc cs muy propia medicina del 
dcmonio , curar unos pecados con otros mayorcs. Y afsi de todo 
cfto hade hacer donaytc el alma, y re^ndcrle , con no rcfpon- 
dcrle , ni hacer cafb de el , (Ino (eguir fus (antos egercicios , con 
obfcuridad de fe , que como las obras (can buenas , no tiene que 
temer en las tribulaciones. Tanto mas, que 6 cs verdad que con^ 
fiente en fus tcntaciones, 6 no : fi conficntc, ^qu^ gana con def^ 
efperar , fino irfe mas aprifa al Infierno , y fin remedio , y hacer 
otro pccado mayor que todos los otros ? Y fi deja la vida efpiri- 
tuai , i que configue fino el hallarfe mas difpucfta a comcter ma- 
yores pecados ? Porquc fi jujius Wx fahahitur , (0 como dice San 
Pedro, i que hara el que no fiiere cfpirituaf ? Pcro fi como es muy 
vcrofimil , no conficntc en fcmcjantcs tcntaciones , defatino cs 
perder tantas coronas, como en la vida interior fc Ic elpcran por 
padecer cflas tribulaciones. 

27 Por cfto no ha de dejar los egercicios efpiritualcs , aun- 
quc fc la dicfle a entender, que con eflb fe ha de falvarj fino tomar 
por objeto de fu vida al amor divino , y que lo que padece , fea 

por 

(t) Pfalm. 16. V. 3. (s) I. Pet. 4. T. 18. ^ 



S6 VARON DE DESEOS. PART, h 

por dar gufto a Dios , mas que por rccibiric d alma , aicicndo 
con vcrdad: Senor , a mi mc toca cl fcrvirqs , y cl padcccr , folo 
a Vos ha dc tocar cl gozar. Vos , Scnor , fois ducno dc la gloria 
darcisla quando fucrcis fcrvido j mi gloria cs cl pcnar por Vos y 
mas quicro la gloria dc fcrviros en cfta vida , que el gufto dc ^ 
zaros en la cterna. ° 

2 8 Siga con la delgadeza que Dios la diere a entendcr , los 
movimicntos del cfpiritu , en la atencion dc huir todo lo que pue- 
de dcfagradar 4 fu Divina Mageftad , que Cm duda alguna fer£ 
mas defpiertacn el que Dios Uevare por eftc camino. Porque uno 
dc los mas utUes cfedos dc eftas tribulaciones , cs purificar el cf- 
piriw , para que fienca los toques del divino amor, y con aquc- 
lias mifmas tribulaciones , va mas adclgazandofc la muralla dc 
hucftras propicdadcs , que fc intcrpone cntre Dios, y d alma y 
afsi oira facilmente fu voz, y vera con mayor claridad fu luz. ' 

29 A cfta caufa ha dc andar atentifsima a no incurrir' cii 
culpa voluntaria , feiialadamcnte en lo que cs atribulada. Y a cA 
to encamina Dios principalmcnte eftas faugas , y no fie en las 
rcfiftcncias que hace en la tribulacion , para ponerfc voluntaria^ 
mcntc en la ocafion : pues David habia fido muy afligido , y muy 
fucrtc , y en la ocafion cay6 5 (0 y afsi lo verdadcro es hufr dq 
aqucUo que puede fer nocivo al ahna 5 y fi huyendo cUa focrq 
atribulada , efpcre muy buen fuccfo. 

50 ^ Porque cftc gcnero dc trabajos cs tan grandc , aconfeja- 
ria yo a las almas , que pidan i Dios que fc los quite 5 porque aun^ 
que es pcrfciaa cofa el padcccr , pero en habiendo riefgo dc cul- 
pa , y ficndo cruz en que cl alma no fabc fu aprovechamicnto y 
conocc fu peligro , verdadcramente que obliga i pedir (aunquc 
con rcfignacion) que Dios fc firva dc dark penas que no parczcan 
pecados. Y fi San Pablo , luz dc las genres , y gloria del Apofto- 
lado , pidio tres vcces Ic quitaffe Dios eftas tentaciones , (u) quien 
tendra alicnto para no pedirlo muchas?Defpucs dc haber pcdido 
cfto , ha dc qucdar alcgrc , y refignada el alma dc que Dios haga 
fu voluntad en cUa , como fi no lo huvicra pcdido j pucs no L 
de tencr otra ley , ni confuelo , que cl gufto dc fu Sciipr. 

51 Lew atribulados de eftc gcnero neccfsitan dc pcrfonas 
doOas , y cfpirituales con quien aconfejarfe , los quales Ic vayan 

dan- 

ii^ >.Rcg.u.T.4? (u) i..adCor.ix.»,8, 



VIA PURGA•^V^ SENTIM. XIL 87 

dando forma , y rcgla por dondc (c ha dc gobcrnar. V aunquc en 
otras tribuladones pudicran baftar losMifticos , en ocras los Teo- 
legos , en efta cs bicn que concurra la dodrina con el efpiricu; 
porque hay tantas circunftancias , y (cntimientos en cl alma , que 
pa(ando io moral a lo efplricual y es ncccfario nno , y otro. 

SENTIMIENTO XIII. 

^%PT0KESE EL ALUA Ul^I^Anm A UK <B^LOX 

de Sol , contando U hre^edad defus horas , y fugactdad del tlemp9^ 

y que le dice al Amor Oft>im las palabras del Santo ^rofeta 

Job en el cap. 10. v. 20. 

Numquid paucitas dierum mcorum finietur brcvi ? Dlmictc ergo 
mc y uc plangam paululum dolorem meum. 

EJiado, 
K el alma comienza a gozar dc los frutos dc las tri-* 
bulaciones , la qual quanto cs mayor, la ticnc mas 
aprovcchada , y defcofa de dcjarlo todo por Diosj 
ycomo cUano hallaguHo alguno en lo natural que 
aborrcce , por bufcar lo (bbrenatural que ama , y 
con tantas rcnftencias a lo malo , (e va perficionando lo bueno, 
como con las vidorias que configuc del amor propio,crecicndo, 
y aumentandofe cl divlno , defea ocuparfc toda en Dios j trata 
(bio dc llorar por 61 , dc amarle , dc agradarlc , y de fervirlc. Y 
a(si con anfias de dejar todo lo temporal , que Ic embaraza , y 
aun lo cfpiricualcn la vida a(^iva,por lo efpiricual en la contcm* 
plativa , con fentimiento ticrno dc amor , e imputando a la brc- 
vcdad del tiempo lo que verdadcramente no es , fmo de{co dc 
mayor quietud , Ic dice a Dios: "Humquld paucitas dierum meorum 
finietur hre^i ? iDimitte ergo me^ut plangam paululum dolorem meum, 
^mrt>eraurA , Senor nofeefiA ya acabando el br^e numero de mis 
dias ? Dejad , pues , que me retire a llorar mi dolor, 

2 Efta muy bicn dibujada el alma, que (e quiere defadr de 
Dios , y que Dios la tiene del brazo ; fignificando , que no gufta 
fu Divina Mageftad , que vaya a otro retiro , que cl que ticnej 
y clla ienalando con el dedo las horas del Relox , que es cl inftru- 
mento mas figniiicativo de la fugacidad dc la vida , pues (in pa^^ 
rar un punto, (igue con repctidas vucltas fu rueda , Ucvando tras 

SI 




88 VARON DE DESEOS. PART. L 

SI todo lo temporal , caduco , y pcreccdcro. Rcprefcnta , que no 
ban de icr menos acclcrados fus pa{bs para acercarfc a Dios con 
las lagrimas , que (on los del cicmpo , para acercarla a la 
cucnta. Pcro el Senor , que conoce , que no hay pcrfcccion tan 
grande , que no fca imperfcccion , fi (c mezcla eon ella , y la go- 
bicrna la voluncad propia } dcticne al alma en lo bueno , y quie- 
re mas , que fe halle en el Hglo refignada , que en la fbledad fa- 
lisfecha. Dandole a entcnder con dctenerla , que aqucUa es (blc • 
dad , dondc cfta haciendo la Voluntad Divina , aunquc fca cn- 
fnedio del (iglo ; y aquel es el figlo , donde efta haciendo (u vo 
luntad propia , aunque Tea en la (bledad. 

5 Dc aqui fe Ic figuen dos favores al alma muy particulates. 
El primero : darla Dios refolucion , y determinacion para dejar- 
lo todo por Dios. El fcgundo : darla refignacion para dcjar por 
Dios cl dejarlo todo por 61, ii cs (u voluntad , que (c halle enme- 
dio de todo. Y efte es mas util modo dc dejarlo , pucs es dejarfc 
2 $1 mifma con todo , porque lo deja para la propiedad^y fe iqiic- 
da con cllo para el embarazo, Dejalo para cl gufto , y quedalc 
con ello para la pena , como (c conHderaba San Pablo con cl 
mundo , quando decia : Ter ^uem mlhi mundus aucifixus efi ^<3^ 
ego mundo, (a) El mundo efta crucificado conmigo , porque no puedo 
tolerarlo yjiyo cruclficado con il , porque no quiero (eguirlo : y 
propiamcnte cruciHcado , para dar a entcnder , que tiene las cf- 
paldas bucltas al mundo, y que loaborrece. Afsi cl alma,aquicii 
nucftro Senor quierc que viva dcntro del mundo fin mundo , y 
en la vida adiva con la contcmplativa , la da los defcos en la (op 
Icdad , y la refignacion en cl figlo. Con que como quiera , que 
no ticne lo que de(ca , y padece lo que tiene , vicne a hallarfe 
crucificada en el mundo , y fiempre pidiendo a Dios , que la dc* 
ge (alir a llorar fii dolor. Y aunquc parcce , que mas propiamcnte 
podia dccir a llorar fiis pecados ; pcro aqui cl cfedo fc entiende 
por la caufa , efto es , a llorar la caufa dc (u dolor , que (on las 
culpas pafadas. Si ya no decimos,que (ale a llorar cl corto dolor, 
que tiene dc fus graves ofcnfas , o que dcfca (alir a aumentar fii 
dolor con nuevas penas,y llanto de haber ofendido a Dios, 6 que 
clige mas noble motivo a (u pena $ pucs parccicndolc poco el Ho • 
rar (us pecados , llora cl Uoiarlos, con dolor dcfigual a fii grave- 
dad. Efec- 

(a) AdG«lau<.v. 14* 



4np] 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XHI. 89 

E/eflox. 
Endra efta alma en cfte cftado mayor tfdib a todo lo 



temporal , que hafta aqui , parcciendola inutil el tiem • 
po que no ocupare folo en llorar fu vida , y vivira dcicftimando 
quanco obrarc , y con e(Ib dara mas materia a fu dolor , y la- 
grimas. Porquc fu amor la perdiadira a lo mcjor , y la flaqueza 
natural la detcndra a cada pafo en lo impcrft(Sto 5 con que vicn- 
do que no (e compadecen ^s obras con Iqs defeos , echando la 
culpa a las gcupaciones , que dcpende (bio de nueftra miferia, 
andara (icmpre con anfia de dcjarlo todo. 

5 No {olo tendra tedio , y aun aborrecimiemo a lo tempo- 
ral , fino lo que es mas a la vida^-aiStiva , aunque (ca en lo bueno, 
y Ic parecera , que todo lo que no cs amar , es perder , y que pa- 
la amar es unico remedio el retirarfe de todo lo exterior , 6 irfe a 
bofcar lo interior. Y como Dios quiere que le firva en las ocu • 
paciones, y (u deico es (alir de ellas para (ervirle , andara fiempre 
flu(fhiando entre la refignacion, y los deieos , padeciendo lo que 
dcfca por Dios. 

6 Dc aqui la refulcara (como hemos advertido) otrb efedo 
inuy util , que es aiular cada dia mas , y mas defcontenta de sf$ 
porquc como los de(eos (eran de retiro , y fbledad 9 y la ocupa- 
cioii &ra exterior ,y tal vez (ccular j le parecera, que todo lo que 
cs (crvir ella a Dios en ocupaciones exteriores , no (bio efta Ueno 
de imperfecciones , (Ino que es de poquifsimo merito , con que 
andara humillada , y Virtuofa. Lo primero , por el propio cono • 
cimienK) » y lo iegundo , por los devotos deltos. 

y Juntamente con efto , no le faltara luz baftante para co- 
nocer,que defpues de todo (ii defco, (blicitud, y anda de dcjar- 
lo todo^es mejor hallarfe enmedio de toAo quando quiere Dios, 
que le firvamos alii. Y aGi interiormente la dara nueftro Seiior 
rcGgnacion , y (bio fcrviran aquellos de(eos de aumentnr el m^- 
rico , y mortificar la propia voluntad , y a(pirar a mayor quie- 
tud , y lograrla quando Dios la di^re di(poficion para ello : con 
que cl ocupado en publicos oficios podra vivir con(blado en la 
Voliintad dc Dios , aunque muy frequentemente fe quege , y Ic 
diga. 



TonhVl. M ^fic' 



90 VARON DE DESEOS. PART, L 

8 ^y^TUmquti paucitas dlerum meorum finiftur br€)9l ">. S)imitte 
X^l trgp me^ut plangam paululum dolorem meum» Tor t>en- 
twra > Senor ^mfet>a acabando la br^edad de mis dlas > fDejadmey 
fites , tr un poco a llorar mi dolor. Corre la vida , Dios mio , con 
acelerados pafbs a la mucrte. ^Que debcmos hacer en la vida fi* 
no llorar la vida ? Mucha vida hcmos pcrdido holgando , logrc- 
mos una poca Uorando. Ix)s dias fupron nueftros engaiios , las 
horas , y los momcntos nueftros daiios : (can , Senor , nucftros 
defenganos los momentos,los dias, y los anos que nos quedaren 
jAc vida. Viva la vida quien (abc fcrviros en fu vida , que el alma 
£}loquiere (aber con vucftra gracia, llorar una vida malperdida. 

9 Un inftante de ofenderos pide una vida eterna de aplaca- 
ros , y no (e pucde congruamente llorar con una ecernidad de 
ciempo , un ieve inftante de ofenfa. cQh^ harcmos , Dios mio, 
los que prolijamente os ofendimos ? Largos dias os perdimos , y 
no hcmos comenzado abufcaros , y a cobrarnos , a amaros , y 
aborrccernos , a (cguiros , y a perfeguirnos. Ya , Setior , fe nos 
acaban los dias, lloremos eftos pocos de dias. Si anduvo inquie- 
to nueftrocorazon por las criaturais, viva quieto huyendo deellas. 
Si todo lo deleamos , todo lo degcmos. Si todo nos engano , codo 
lo aborrezcamos. O Seiior , que penofa vida! Padecer como (i os 
(irvieflemos , (crviros como fi nos holgaflemos. Al penar como ft 
merccieflcmos , al mcrccer como Ci os enojademos. Y Ci {upiera~ 
mos (crviros , fucra mayor el gufto al padecer , ijirviendoos $ pe- 
ro (bmos tales Dios mio, que lo que en otros fiieran nuevos mc» 
ritos , (on nuevas culpas en nofbtros , y con lo que otros os agra- 
daran os ofcndcmos. 

I o Ya, mi Dios, no pucde tolcrarlc efta vida , (i no nos (a- 
cais de ella, 6 nos mejorais de vida. Quando el alma (bio delca 
agradaros , no hace fino ofenderos. Dcleamos , que todos os 
amen , y con nueftra vida les pcHuadimos que os enogen. Una 
cola les aconfejan nucftros labios , y otra mas podcrofamence 
nueftras obras. Las pielcs de nucftros pecados dcfmientcn nueftra 
voz , y Hendo Jacob al hablar , (bmos al obrar Elau. Sean Prela^ 
dos los que (upicren (erlo ; (irvan los miniftcrios piiblicos los 
que (upicren (crvirlos , que los pecadores (bio (abemos perder lo 
temporal , y perdernos en lo elpiritual, 

Al- 



VIA PURGATIVA. SENTIM. Xffl. pr 

1 1 Almas dichofas , las que en Irpurcza dc la contempla- 
cion , las que en d ciclo dc una celda , las que en la ibledad de 
nnoi cbuftros, apartados de efto tranfitorio (cguis lo ecernojUo- 
rad , y ayudad a los enganados , como los que d^e el puerco (e 
compadcccn del que {c v^ naufragar entre las ondas de la tempe(^ 
cad. Sacad , Sciior , varones verdaderamente efpirioiales , que os 
firvan , recoged a los perdidos a llorar nueftros pccados , y vcn- 
gan clios a egerdtar (us virtudes. Vivir padcciendo qu6 importaJ 
Que (e pkrde en padecer ? O fiempre padezcamos por Vos en eC 
ca vida , y gOzaremos en la otra } 6 fiempre'gimamos en efta , y 
de/can(aremos en aquella. 

1 2 Pero , Sciior , el riefgo dc enojaros lloramos , el poco 
fervor de (erviros,la facilidad al ofenderos. No es cana flaca, po^ 
derofa a defcnderfe de la fuerza de los vicntos , la corre fiindada 
(bbrc arena, es torre dc Siloe , que cac (obre los que la dcfiendcn, 
y oprime a quien ampara. 0>} Quien (bmos , Sefior , para eftar 
enmedio dc las criaturas pcrdiendolas , con obllgacion dc apro'- 
vccharlas? Pcrdemoslas con nucftras obras , y no las mcjoramos 
con nueftros dclcos, Podcrofbs para el mal , inutilcs.para el bicn^ 
eloquences al pcr(uadir con nueftros pccados, incficaces al mcjo-^ 
rar con nucftras palabras. i 

I ^ Somos embarazo de los que nos cracan , ruina dc los que 
nos conoccn , perdicion de los que nos creen , lazo de los que nos 
iigucn. Todos nos ccn(uran con razon ; los iguales a quien deC^ 
ayudamos , los (uperiorcs a quien no obedecemos, los (iibdicos 4 
quien no aprovcchamos. Vamos , Senor , a llorar un poco , el 
ciempo que OS ofendimos fin conoccros , y el ciempo que os hc-^ 
mos ofendido conociendoos. Quien bu{ca la luz para cacr? Quien 
bu{ca cl rcmedio para dcjarlo , y la guia para perdcrfc ? Ay dc 
aqucllos que con luz cropezamos , con guia nos perdcmos , y con 
cl rcmedio enfermamos ! Ni la luz que nos dais , ni los deieos 
^ue nos poneis , ni los remcdios que nos aplicais nos fanan , nos 
guian, nos aflcguran. Menos dano harcmos , Dios mio, retirados, 
que ocupados , que ya es la flaqueza canca , que no parcce que 
aipiiamos a lo mejor , fino a lo menos malo. Jufto es , Senor , que 
como a gran calamidad nos gobcrneis , y quando no (ca por no^- 
incros , cemplad Senor , nueftros males , para que no hagamos 
clano a cantos. 

(b) Luc. I}* V. 4* 



9» . VAR.ON DE DESEOS. PART. I. 

14 i QH^ importan nucftros dc(eos , fi los dcfacreditan nucf^ 
teas obras ? Que importan las andas dc (crviros , quando nos ha- 
llamostan facilcs a cnojaros ? Son jueccs nucftros deieos dc nuef^ 
teas dbras , y encmigas nueftras obras dc nucftros de(eos. Sanad- 
nos 5 Scnor , en la fbledad , pucs hcmos cnfermado en el figlo j y 
pucs quercis tanto las almas , dadles verdadcro pafto , y Paftor: 
limine frgtt «f, ut j^langam paululum dolorem meum, (fO Dejad, Sc- 
nor , que OS bu(quemos , y ft dejandoos nos pcrdimos, dcjando* 
\ty ahora todo fin dcjaros, para que lo dcgcmos todo,y a Vos (b- 
Ip figamos , nos remcdiad. Dcjadnos ir a Uorar nucftro dolor , a. 
llorar lo que pecamos al ofenderos , lo que os ofcndimos al no- 
fcrviros ,.lo que os" enojamos al no (cguiros. Tibiczas en lo buc • 
no 5 Dios mio , ingratitudes (on en lo malo. 
f ' 15 Que quando no os conocimos a la caridad , aunque os 
COiiociefTembs a la f6 , os ofcndieftemos , no es tolerable 5 pcro 
mucho menos que ya conocido , y rcconocido , amado , y adora* 
do ) a Vos milcricordioib , y amantc , nofbtros ingratos os dege- 
mos , y enojemos. Si os (cguimos cs con tibieza , fi nos aparta- 
^los con ingratitud, y olvido. £a Scnor piadofiisimo, vamonos a 
bufcaros , y dcjemos todo lo que es ofenderos. Vcngan varones 
fucrtes a fcrviros , recojamonos los flacos. ^Los que no conocc* 
mos lo bueno , como hcmos dc enfeiiar lo bucno , y los que ef- 
camos obrando lo malo , como perfiiadir^mos que fe aparten de 
lo malo ? Faltanos el conocimicnto de lo redo , y (bio tcncmos 
J>or icdto lo que queremos , ficndo lo que qucrcmos , ordinaria- 
mcnte contrario a lo redo. Hallamos muchas razoncs para lo que 
dcfcamos , y ficndo nucftro de/co no de{car nada , defcamos 
todo lo que nos dana , y cmbaraza. Pucdc mas nucftra pafion, 
que nucftra razon , y la razon es tan flaca , que fe dcja gobcrnnr 
de la pafion. No bafta por nucftra malicia el anfia de acertar a 
aftcgurar los aciertos,ni la reda intcncion a mejorar las accioncs, 
1 6 Quien pucdc vivir , Dios mio , una vida tan peno{a , en 
la qual ficndo (bio cl cuidado de agradaros , vivimos reconocicn- 
do , que es todo cl cmplco de ofenderos. Y quando la intcncion 
ka dc gobcrnar las accioncs , eftan las accioncs turbando la in- 
tcncion; y apenas (c dcfpicrta lo bueno en cl corazon , quando (c 
icvanta la pafion a dcfttuir lo bueno; y quando mas hcmos fuda- 
do en lo mejor y apenas hcmos (alido de lo malo. O Bondad in- 

fi- 

(C) Job 10. T. u 



VU PURGATIVA. SENTIM Xm. 9^ 

finita ! Quanta vefdad cs , que fblo Vos (bis d bueno ! Lo que in&i' 
jor obramos cs inmundo , en >quantb lo obra nueiba malicia: 
Qua/ipannus menfirutUd uniPerfe juflkU nofird, (d) <Pd&> inmttnda 
es el pano mas limpio de las''l{irtui9s con que nds cuhrimos^. > El jaiko 
cac muchas vcccs al du , (quf iiar^mos los que no caemos , poc 
eftar fiempre caidos ? Lcvancadnos , Scnor , para que os.bufqucH 
mos , y no os dcgcmos. Dadnos Ibz , para que nos conozcamos, 
y OS conozcamos , amor, y lagrimas para que os amemos , y nos 
llorcmos ; Ut plm^am paululum doloretn metim, ... 

3)ocumenios, 

1 J T^ N cfte eftado ha dc procurar d alma micigar el fervoc 
I J de los deieos con la refignacion , y cencr por mejor 
fervir a nueftro Senor , en las ocupaciones e^iricualcs , o tempon 
rales , quando fn Divina Magcftad la quicrc en cllas^ que la Cq^ 
ledad mas retirada , quando no la quiere en la (bledad. Porque la 
calificacion , 6 rcprobacion dc las obras , y fii mayor pcrfccciony 
toman (u valor en la Voluntad Divina $ y como el alma (e halle. 
haciendo lo que Dios quiere ^ aunque fea enmedio del mundoy 
configue mas aprovechamicnto , que dentro dc la abftraccioh ma» 
retirada , haciendo lo que ella' quiere. 

1 8 . Tampoco piciiie que Ic iria mucho mejor ^y andaria ma$ 
aprovechado el efpiritual en la (bledad , y en el retiro ^ que eh el 
(iglo , y en la ocupacion , quando Dios le quicrc en ella. Antes 
bicn tema ,'y recele , que no cs (u virtud tal , que la fie nucftra 
Senor al filcncio, y abftraccion deuna cdda, y que el queahora 
la defca , pucde fcr que fi la tuvicfic le embarazaile , y echaflc 
menos todos los (bcprros que ticne la naturaleza en la vida ac« 
tiva , los qualcs le firvcn de alivio , aunque (cqucjc de elloSjCprr 
mo de embarazo. 

1 9 Lucgo no picnfe tampoco , que con cl favor Divino 
mcrece mcnos en la vida a£tiva , fi la lleva con pacicncia , y por 
amor dc Dios , que en la contcmplativa fola. Antes dcbc crcer, 
que con igual caridad , mcrccc mas cl que padccc enaquclla,que 
en efta , quanto cl trabajo cs mayor , cl ricfgo mas conocido , y 
la utilidad que fc figue a las almas dc los progimos mas crecida. 
Porque afsi como cs mejor la ocupacion dc Maria , que la dc 

Mar- 

(d) I&iat 64* V. 6, 



94 VARON DE DE^OS. PART. I. 

Marca (bla, cs mcjor la de encrambas hcrmanas juntas, que la de 
cada una fbla $ pues cl que flrvicrc con Marta , y amarc con Ma- 
ria, como el que enfenare^y ohrareyferatenUo porg/rande en el ^7- 
no de los Cielos, (0 Y cfta es la vida que cn(en6 Chrifto nuei^ro- 
Scnor , la Virgen (u puriisinu Madre , y figuieron los Apoftoles 
(agrados. 

20 Aunque le parezca , que es (umamente dificulcolb eftar 
en cl mundo Cm mundo, y habicar el (iglo fin figloj y como de- 
ciael Venerable Fray Gil, companero del.gloriofb Padre San 
Francifco , no es facil comer , y volar como el venccjo , (0 efto 
cs, tomar de lo temporal lo que bafta,y dcjar lo que dana , vo- 
lando fiempre a lo eterno $ todavia al paio que es mayor el peli- 
gro , es tambien la aGiftencia de los focorros divinos. Y como 
nucftro Scnor necefita de amigos , y de Miniftros que le (irvan 
en (u Iglefia con valor , con fervor , efpiritu , y verdadera devo- 
cion 5 no es de creer , que fi el que (e haUa en las ocupaciones, 
obra pura , y derechamente por Dios ,{u Divina Mage(bd le def> 
ampare , antes le dara, como a otros fiervos (uyos , grandcs , y 
colmadas influencias de grada , y con ella ni hay cola dificulcofa, 
ni arrie{gada. 

X I Ultimamente , procure el que firviere a Dios en eftas 
ocupadones exteriores , andar fiempre en (u divina prefencia $ y 
en dos tiempos (enalados del aiio , retirarfe algunos dias , como 
quien fe recoge a rccibir de Dios la luz con que defpues ha de 
alumbrar , y las fiierzas con que defpues ha de trabajar. A(si lo 
han hecho muchos Santos iumamente ocupados , los qualcs a do- 
ce mefes de ocupacion , daban uno por lo menos de abftraccion. 
Y efto (e entiende, fin la oracion cotidiana , que ha de (er el or- 
dinario (uftento del alma. 

(e) Pw Memfictnt , ^ theimit , hit nupMs VocaUtur i» 1^^ Cghnuiu Match. 5. t. 1 9. 

(f) vVaoddig. Aniol. mliwr. torn. 3. ann. Qiiift. 114.1. nil. 54. 




SEN- 




yu purgativa: sentim xrv. 95 

SENTIMIENTO XIV. 

<P1^0NESE EL ALMA Ul<!(AH!DO COK UK ANTOJO 

ii larga tifta las pofirimerias j y afltgiia de que otros ohiden efta 

fanta conjideracion^ dice las palahras del {Deutero- 

nomio , cap. ^ 2. v. 29. 

Urinam (apcrcnt , & intclligcrcnt , ac novifsima providcrcnt! 

Efiado, 
I ON las merccdes que va recibiendo efta alma de Gi 
Divino Efpofo ya favorecida , ya atribulada , cria 
cada dia nuevos defeos , y mas claras luces de lo 
bueno. Y a(si en efte {cntimiciiro, olvidandofc de 
SI por la caridad de los progimos , pueftos los ojos 
en los medios por donde (e Uega a la eternidad , y en los enganos 
dc la vida , que nos defvian de ellaj comando un antojo de larga 
vifta en las manos , y poniendo la mira en las poftrimerias , que 
tan prefentes dcbcmos tcner , dice con fervorofb (cnrimicnto: 
JJtinam faperent , tsr Intelligerent , ac mVtfstma proViderent ! O fi 
acabaifen dc pcnetrar , y cntender los mortalcs , lo que Ics im~ 
porta prevenir (us polbrimerias ! Y cfta muy bien dibujado efte 
fcntimicnto , con tcner el alma un antojo de larga vifta en las 
manos ^ que rcprcfcnta las cofas que enan Icjos , mayorcs ,y mas 
ccrca, para dar a cntender el de(eo qde ticnc de que todos anden 
en prclcncia dc la Muerte , dc la Cucnta , del Juicio , de la con*" 
ii^eracion del Inficmo , y de la Bicnaventuranza. 

2 Porque a la verdad , los buenos que andan egcrdtandofe 
en cftas iantas conflderaciones , los malos que andan olvidados 
de cllas , todos tienen cl antojo de larga vift:a en la mano ; {bio, 
que los buenos miran por buena parte , que es por donde cl ob- 
jcto que cfta lejos fc rcprcfenta cerca , y los malos por la contra- 
ria , que es por el que eftando cerca , la rcprcfenta mas lejos. Y 
afsi cfta el alma fanta mirando con vifta interior quan cerca (e 
halla de nucftra vida la muerte, ydc nueftras obras la Cucnta, de 
nucftros pecados cl InHcrno, de nucftros m^ritos la Gloria^ Y con 
cl fcntimicnto de la caridad divina ,y el <lc{co dc que todos (c (al- 
vcn , dice lo que cl fanto Moyfcn a los olvidados de (u Pueblo: 
Utinam/aperent , CT intelligerent , wc mVtfsima^proVtderent, Y efte 

fen- 



96 VARON DE DESEOS. PART. L 

(cnrimicnto (ignifica end alma mayor aprovcchamienco,pue5ya 
del de(co de agradar ella a Dios , pa(a a que todos Ic agraden , le 
firvan , y (c acuerdcn de los medios de temerle. 

EfeRos, 

9 A Ndara en elle eftado el alma con un conocimienco 
y\ muy particular , y muy pradico , de la brcvedad dc 
la vida , y ricfgos de la cucnta , y cemblara en acordandofc del 
Inficrno , y cal vcz apenas podra colerar (us memorias , viendo 
que alii no (c ama a Dios , y que es el (cpulcro , y fin de todos 
los buenos dcfcos , y (antas infpiraciones. Y aGi tendra cfto tan 
prefcnte para si , que con efta luz que la dan , querra tambien 
alumbrar los demas , a cuya caufa (c valdra de las palabras del 
Santo Profeta , Utinam/aperent , <^c, 

4 De efta luz , y defco le nacera cuidado, y anfia , de que 
todos entiendan lo que enciende , vean lo que ve, y conozcan lo 
que conoce. Y le dara grandifsima pena dtf v^r tantos enganados 
en el mundo , y tan olvidados de (u fin , como (i fiieran eternos, 
cftando la vida (icmpre en las manos de la muene. 

5 Efta pena la introducira a la oracion , y a pedirle a Dios, 
que nos dc la luz a todos , y defcnganos , para que veamos nue(^ 
tros cnganos , y miferias , y que nos acordemos de aqucllo que 
nunca habiamos de olvidar , que (on la Mucrte , y la Cuenta; 
pucs (1 vivicramos con ella, fueramos previniendo, y di(ponicn- 
do virtudes , y mcrecimicntos para el de(cargo , y no vicios , y 
culpas para cl cargo. 

6 Eftas iluftraciones , y luces la iran conteniendo en los ter- 
minos del temor (anto de Dios,i^ introduciendo gran cuidado de 
no enojarle , aun en co(as leves , como quien tiene la muerre 
pre(cnte , por donde ha de pa(ar brevemente a la cuenu , y de 
alii , (1 es mala al Infierno para (lemprc , y fi es buena , <S fi cu« 
viere que purificar , por el (anto Purgatorio al Cielo } con que 
todo quanto obrare,lo ira ajuftandoa efta confideracion. Y aun- 
que el interior dc(eo de agradar a Dios es el que la promovcra mas 
a lo bueno 5 pero (cranle muy eficaccs eftas memorias para de(^ 
viar(e de lo malo , tomando primero para si la dodrina , que 4 
otros querria en(ciiar , y defeando, que otros (epan lo que apcen- 
de , diciendo. 

'Afic- 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XIV. 97 

7 T IT^'^^^fip^^^ y ^ intelllgerent , ac mlplfstma proVtde- 
\J rent, Senor ^/i/upiejjemos ^y entendkjemos ^y nuef" 
trofin dehUamente pr^imejfemos] Si rcconocicndo nucftros danos, 
tomadcn luz nucftros cnganos ! O C\ connderafTcmos los muchos 
que Cc condcnan , los pocos que (c falvan , los muchos que (c 
picrdcn en la vanidad , los pocos que (c ocupan en la verdad I Si 
reconociedcmos quan grande mal es el pecar , quan gran bien el 
merecer ! Que vcrdadero amigo es Dios , que traydor amigo es 
el mundo! Quan vanas las fclicidades de la vida, quan cicrus lasr 
amenazas , y ruinas de la muerte ! Si previnieflcmos el fin que Cc 
nos acerca, la cuenca que fe nos toma,y el caftigo que nos ame-> 
naza .' Pueftos los ojos en lo prcfcntc, nos parece eterno,viendo, 
y palpando , que todo es tranfitodo. Pafamos dc la infancia a la 
juvencud, de efta volaremos a la {cne<Jhid, y a las puercas del fin, 
nos parccc que eftamos en el principio. Ni llcvados , ni arraf- 
trados del tiempo , y fii velocidad , acabamos de crecr , que nos 
hemos de acabar > y no fiendo mas que un inftante , adoramo^ 
en ^ la eternidad que no ticnc , y olvidamos la ecernidad vcrda- 
dcra , que de(pues dc la muerte nos aguarda. O Senor , (1 pude-* 
iemos los ojos en la muerte , quanto cnmendariamos la vida! < No 
cs tin (bplo , una (bmbra, una flor breve, un relampago la vida, 
que la deshace en un inftante la muerte ? Apenas ven los dias na^ 
cer al que mas vive , quando ya le v^n morir. Defaparece con la 
muerte la opulencia , la grandcza , la riqueza,el podcr humanoj 
y todas eftas que eran hcrmofas luces del engano al tenerlas , {on 
fbmbras trifles , y temeroias al dcjarlas. Como el que habiendo 
andado por camino alegre , (e entrega a las tinieblas a fcnda in-» 
cierta , fin mas guia que el temor. O Senor ! Que mutrc uno pa- 
ra fiemprc , que nunca buelve a la vida , que donde cayere el le- 
iio , alii queda ! In quocumque loco ceciderit lignum , ibi erit, (a) Y, 
bufcamos la vanidad en efta iugacidad , y (cguimos la mentira^ 
cntre verdades tan daras , y vivimos olvidados del caftigo, entrc 
amenazas tan inftantcs ! Quien no buelve los ojos a (us padres , 4 
fus hermanos , a fiis deudos, a fiis amigos , a fiis criados , a fiis 
Superiores , a fiis fiibditos , a fiis iguales , y hallara dc cllos mas 
.rQm.n. N fom- 

J«| Sittddtrit liffUuiKii h fHmmpie U(0tt44trit , i^trft* Bccldl 1 1* v* |* 



98 VARON DE DESEOS. PART. I. 

(bmbras que cucrpos , mas mucrtos que vivos , mas memorias 
que (ubftancia. Todos como por un montc de prccipicios , vamos 
rodando a la mucrtc j y en cl valle profundo del morir , fbmos 
iguales y los que can dcdgualcs fiiimos al vivir. 

8 Quales andan las Tiaras, las Coronas, los Cecros, las 
Mitras , los Baftoncs , las Dignidades rodando por el monte aba jo 
de la vida , hafta Uegar a fu fin! Los poco antes eftimados, defpre- 
ciados : los que poco antes animados lo pifaban todo, ya defcfli- 
mados de todos fon pifados , y a un poco de polvo , y tierra redui 
cidos. Y fiendo tan claro efte de(cngano,puede mas en nueftros dc^ 
vaneos riueftro engaiio : y (abiendo, que no podemos dejar de mo- 
rir , efperamos que (iempre hemos de vivir , y el fin que efta ya 
(bbre no{btros,lo mira nucftro antojo por la parte que lo repre- 
fcnta mas lejos. Jufto es , Sciior , que (c acabe brevemence vida dc 
tantos engaiios , y que muramos prefto corregidos , afsi como aca- 
bamos de morcales , pues no merece la vida , quien efta promo- 
viendo fiis engaiios en ella: porque el que ni efcarmentado mejoia 
la vida , jufto es que picrda la vida ,y acabe una muerte mifcricor- 
'diofa de defengaiiar a los que (bmos tan ciegos, que fiemprc nos 
(dejamos enganar. Para vivir defcnganados fin las memorias dc Ja 
muerte, (bbran las miierias de la vida. < Quien no vc tantos pcca- 
dos, tantos lazos , tantas trayciones , maldades, y perfidias, que 
no tcnga por muerte la vida ? Amablc es la muerte como remedio 
quando es mi vida mi daiio. Santa es la muerte como corona 
quando refplandece la vida como mcrito. Jufta es la muerte co- 
mo caftigo, quando in&ma la vida el pecado. 

9 eQuicn no vc tan poderofo lo malo , tan defvalido lo buc- 
no , triunfando la maldad , aprifionada la virtud , firviendo lo 
fanto , mandando lo iniquo , que no tcnga la vida por mucrtc? 
Antes pecaban los individuos 5 ya pcca lo univerfal de las gentcs, 
y en un inftantc pierden los hombres la Icaltad , negados a fijs Ic- 
yes , y a fii Rey. A vifta dc la muerte , a los ojos de la cuenca, 
tan ccrca del Infierno, obramos mortales , lo que inmortales , y 
eternos no debieramos obrar. Un inftantc dc vida que podemos 
gozar , clegimos padecer. Pudiendo vivir en paz , efcogcmos en 
breve vida calamidadcs ,y riefgos proligifsimos; y lo que es pcor, 
fobre trabajos, maldades, y penofifsimas mifcrias. A(si comcnza- 
mos emprefas grandes , a los fines de una vida momentanca , co- 
mo pudicramos a los principios de una eterna. Cargamos dc pc- 



ca 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XIV. 9^ 

caiclos , de bfenfas , de atrocidadcs 5 y a(si accfbramos culpas para 
cl dia de la cucnca , como C\ nos hubieramos dc (alvar por malos, 
y condcnar por bucnos. Pccvcnimos los inftrumcncos dc nueftra 
condcnacion , y quando habiamos de atefbrar vircudcs , verda • 
dcra f<^ a Dios , y al Rcy que le reprcfenta , {egura cipcranza en 
Dios , y en los Santos Sacramcncos dc (u Igleda , ardicnce cari- 
dad a Dios , y a (us criaturas, pcrfcd^as cofhimbrcs, iantas mor* 
tificacioncs , oracioncs frcqucntcs , nobles , y efpiritualcs defcos; 
cntonccs andan los Rcynos enteros rou la lealtad , y la ft , (acu- 
dido el yugo jufto de la obedicncia , inclinando las cervices al 
tirano , enccndicndo nuevas guerras , olvidados de lo eterno, 
abrazados con efto temporal caducojy pcrecedero, fomentando 
vicios 5 pccados , calamidades piiblicas , muertes , (acrilcgios , ro- 
bes , que van embucltos con elle linage de miferias $ y lo que es 
peor , difponiendofe el pafb a la ruina de lo efpiritual , por la tur- 
bacion del eftado politico , y temporal. Efto que en vida dc mu- 
chos figlos fuera grandc liviandad , que fera en una vida inftan • 
tanca ? O Seiior , vivamos en vueftro amor con quictud , y hag a 
mos larga la vida I No es breve la vida, (Ino que la haccmos bre- 
ve. Larga es fi lalogramos , corta fi la malogramos. Hagamosla 
cterna con buenas obras , y fervoro(bs defeos : prevengamos la 
cnucrte con buena , y fanta vida , la cuenta con vivir a vifta dc 
ella ; efcufcmos el Infierno con tener pre{cnte (u caftigo : haga- 
mos Cielp en la tiefra , con hacer en elli vueftra ianta voluntad 
como en cl Cielo. 

^ocumtntos, 

to A Quien Dios ^vorece con eftas iluftradones , lo pri- 
X3l, ^^^^ <iue ha de procurar es promoverlas , y aun- 
que Ic parezca , que fu amor es baftante para aborrecer la vida, 
amar la muerte , temer la cuenta , huir del Infierno , de(car la 
Gloria $ con todo eflb no dege las (antas meditaciones de las PoG- 
trimcrias , que todos los Santos , dcfpues de muy favorecidos , y 
cgercitados en la oracion 9 eftaban temblando del Infierno , te- 
nian prcfentc la cuenta, temian,y (e amenazaban con la muerte. 

1 1 Con eftas (antas meditaciones , e iluftraciones , ha de 
procurar ajuftar las obras a la conddetacion , y fi teme la cuenta, 
tema las palabras ocio(as , y c(cii(elas lo pofible. Y ft teme el In- 
fierno , aparce(e dc las ocaftoncs como del Infierno 5 por que en 

Tom,Vt. Ni no 



loa VARON DE DESEOS. PART. I. 

no rcdudendo las luces del alma a las obras cxteriorcs de la vida, 
viene a pcrdcrfc , y dcfmcrcccrfe la luz , y cada dia cmpeorando 
al alma $ afsi como quando hay^ luz en el efpiricu , y cuidado en 
las obras, (c cumplc lo que dice el Senor : S)um lucem habetisy cre- 
dite in lucem , ut filli luds fitis, (^) 

12 A efta caufa , no fblo en las obras , (Ino en la ferma de 
gobernarfc , ha de procurar lo pofible vivir , como quicn ha dc 
morir , dcfpreciando con humildad quanco el mundo figue con 
vanidadjefcufando en corca vida cmprefas que no fean iantas, y 
cipirituales , procurando refpirar , y frudificar en el interior , y 
en el exterior verdades , y defcnganos. Dc (uerte , que (u egcm - 
plo predique , y (u rcformacion mudamente periuada , que es cl 
modo mcjor , y mas eficaz dc comunicar a los progimos la luz 
que (c recibc. 

1 5 Tcnga paciencia en el engano de (us progimos , ya (can 
(ubditos , ya compaiicros , y amigos 3 compadezcafe dc (us fla* 
quezas , pues mas los quierc Dios,y los delea mas (antoSjy buc- 
nos que no cl,y con todo cflb los (ufre malosjypecadorcs. Antes 
reconozca quanto mcjor vivcn ellos engaiiados , que el de(cnga- 
nado 5 y con profcfion dc cfpiritual : pues es contingcnte , que 
cUos con efta luz fucran {antos,y cl concUa no acaba de comen- 
zar a (cr bucno. Con todo cflb , con amor , y caridad Ics ayude^ 
y procure (egun (u pucfto , y minifterio , encaminar a lo mc- 
jor 5 acordando(c de lo que dice el Seiior : Que el quefiendo imper^ 
feSlo enfenare lo bueno , ejiara entre los minimos en el (2^?w de los 
Cielos ; pero el quefuere exemplar ^y enfenare , ejiara entre los ot4- 
yores. Qui ergofoherit unum de mandatis iflis minimis ^iT docuerisfic 
homines y minimus tiocabitur in ^gno Cixlorum , qui autem fecerit^ 
<r docuerit , hie magnus 'Pocahitur in (I{^no 
Calorum. (c) 

(b) Joann* II. V. 3<^* (fi) Matth. 5.V. ly. 




SEN- 




VU PURGATIVA. SENTIM XV. loi 

SENTIMIENTO XV, 

npTOHESE EL ALUA TOSTXA^DA , Y ^K^IIDA^ 

roto un ^lox de arena alado ^yd tiempo Ipolando con Tfelocidad , el 

Mn pie en el dla , el otro en la noche 5 j ella fuffirando dice las 

palahras del P{alm. ^o. v. 11. 

Dcfeck in dolore virtus mca y & anni md in gcmitibus. 

Efiado, 
STE cs cl ultimo fcntimicnto dc la Via Purgativa, 
con que el alma fc difpone a entrar en la Uumina- 
tiva. Y verdaderamcnte , que cl es de calidad , que 
parece, que participa de entrambas luces. Pprquc 
con el conocimiento de (us pecados , y el refplan- 
dor que lecomienza adar de el Amor DivinOjVa fintiendo igual- 
mentc un dolor tan vehcmente dc haber ofendido a Dios , y dcC- 
pide unos gemidos tan amorolos , y tiernos por bufcarle , y agra- 
darle , que le obligan a decir las palabras del Santo Profeta Rey: 
fOefecit in dolore tfirtus mea , ^ anni mei ingemitibus, Y efta muy 
bioi dibujada el alma , fatigada , y caida en el fuelo con el cono- 
cimiento propio, las eipaldas a la tierra , y los o'pi al Cielo , hu- 
yendo el dia de la nocne , y la noche del dia , volando el tiempo, 
y con entrambos pies en eftos dos diftintos eftrcmos , y que em- 
buclto con el aliento , le (He al alma aquella derna interjeccion^ 
£hu ! Ay \ dando a entender el ardiente dolor con que muriendo 
vivc 9 y la anda penofa con que viviendo muere de llorar por 
Dios , a quien oFendio , y hallar a Dios , a quien dclea. Porque 
en dde eftado como el ultimo de la primera Jornada del elpiritu, 
ya. no fblo la afligen las ofenfas , fmo que comienza a arder el 
amor en un (cntimiento tan tierno , y tan interior , que quiere vi- 
vir en cl,y efpirar con cl. Y efta bicn advertido ponerle el Relox 
roro , con alas en el fuelo $ porque fignifica , que ya el alma , pa" 
ra (entir (u dolor , aborrecc los tardos , y limitados pa(bs con que 
Ic cuenta las horas el Relox , y quiercn (us de(cos , que la vida (ca 
ecernidad para llorar , y el tieiiipo (in termino ni tiempo para 
pcnar 5 confe(ando , que (c Ic acaba la vida con el pefar de ia 
vida , y que no tiene mas inftantes el tiempo para acelerarla a la 
mucrte , que ella defpide gemidos para llorar (u dolor > y fu vida. 

Efec 



io»: YARON DE DESEOS. PART. I. 

EfeHos, 

a ^Entira el alma juntamcnte con cftc dolor grandc amor, 
^^ y tcrnura a Dibs , y cal , que no (abra diftinguir bicn, 
(1 es amor , 6 dblor el que la aflige. Porque (i mira a la materia 
que Uora , vcrdaderamcnce parece que pena por (us pecados $ y (i 
mira a lo que dcfca , parece que coda (u anfia es de amor , del ob- 
jeto por quien llora. 

^ Sucederala tal vez con efte (encimienco , defcaecerle las 
fucrzas naturales, y parccerleha , que va perdiendo los pulibs : y 
li prorrumpe en lagrimas , y fbllozos , fera necefario mucho fa* 
vor Divino para podcrlo pafar ; porque es (in duda , que es can 
grande el impctu con que en cfte eftado obran eftosfencimientos, 
que (1 quien les da la fiierza , no los template , fuera intolerable 
la vida. 

4 Irafcle quicando del corazon cada dia mas el temor (crvil, 
y el intcrcs, y otras imperfeccioncs,quc mczdamos ficmpre con 
nueftros defcos. Derramara tiernas lagrimas de dolor de haber 
ofcndido a Dios , ficndo tan bueno , quejandofc , que no le hu-» 
vielfe antes conocido,y pidiendole, que no haya minuco , ni inf^ 
tante en que no le tengade (u (anta mano, para que en todo ha* 
ga (u voluntad. 

5 Iranlecreciendo con efto las anfias de bufcar a Dios , y 
(cguirle , aunque (ea por la (enda mas cftrecha, y dolorofa de la 
perfeccion. Y pareccrale , que no hay dificultad tan grandc, que 
no {ca facil a ius defcos , y podble a (u amor ; y a(si dc{ear4 la vi- 
da , para ocuparla en (crvirle; y al mifmo ticmpo defeara perder 
la vida , y la dcfpreciara , fi fuere necefario oteecerla por agra- 
darle. 

6 Los afcdos que le daran en efte (entimienco (on varios , y 
muchos , afii los interiores, como Jos extcriorcs. Y porque (bbre 
cl e(cribimos algunos anos ha dertos fufpiros e(pirituales,con un 
genero de metro , cadencia , 6 confbnancia , que perfuadiefle , y 
cxortade a las almas , y las encendieflc en Amor Divino , y las 
apartaffe del humano ; me ha parecido darles efle lugar , pues 
parece que le toca , por haberfc formado (bbre cl mifmo vcrC) de 
David , que dio materia a elle {cntimiento , diciendo : ^efecU in 
dolore Vtrtus mea ^ <jr anni met in gemitibus, . 



yU PURGATIVA. SENTIM. XV. ipj 

AfeBos, 

7 ^ jri JcHis ! Que poco os quicre, quicn por quereros no 

j[ y JL mucrc ! Poco os ama cl que a la llama dc (u amoro- 

fa paOon halla (ktisfacion de que os ama. \ Ay dc cl gufano , que 

cs tan van© , que pienHi que no cs gufano en cl amar , en el fcr, 

y en cl obrar ! Ay dolor ! que cs un vcrdugo el amor , que ator- 

menca con los afedos que alienta. Aunque anima , que fuerte^ 

mcntc laftima ! da fervor con temor , da fbficgo con rigor $ y 

aunque cs terrible la pena, dc fuavidad efta Ucna. Aquel que a(si 

no padcce, percce. Que rigurofb pcnar el gozar, 6 que fucrtc pa-" 

decer , no padcccr ! Para mi fe hicicron penas , para mi que las 

tengo por bucnas , para mi , que para pcnas naci. O gloria dd 

padcccr .' O alcgria del pcnar ! nunca me querais de jar , nunca me 

fepais pcrder. Mi Luz en Cruz , mi Luccro en un madero ! Mi 

•Seiior po(cido de dolor , yo fin Cruz , como puedo tener luz? 

Maltratado , herido , y prefb (u Capitan , anda cl (bldado galan, 

alcgrc , y regocijado ? El defhudo , yo ycftido ? El pclcando , yo 

bolgando ? El en madero de tormento,yo en empleos de contei>* 

to de efta mifcrable vida? Antes la vca perdida,que tan mal def^ 

perdiciada. Nada me agrada , (bio gran Seiior me agradc , que 

que por Vos nada me agrada. 

8 Mis ojos , porque ccfcn lo enojos que yo os doy , haced 
que aparte mis ojos de tan vana vanidad. Solo es vcrdad , que 
,Vos (bio (bis vcrdad. Si todo lo otro cs mentira, quicn no admi- 
ra , que en tan claros defengaiios abracemos nucftros daiios , j 
arraftrcmos las voluntarias cadcnas , que trahemos dc las pcnas 
<]el pecado , adorado nuelbro hierro maldorado ? Nunca mas 
aprifionados vivimos , que quando mas engaiiados (eguimos la 
vanidad , la libcrtad del vivir , y del obrar , del hablar , del oir, 
del difcurrir , del mirar , del guftar , del convcr(ar. O necios da- 
nos! Amorofbs dc(engaiios venid, venid a cntrar en mi corazon; 
haced aqui habitacion , porque a la luz que lo veo 9 y lo ficnto 
fc cgccutc mi dc(co , y (c logrc mi tormento. 

9 Mi Senor , por vucftro amor , que pongais , y difpongais 
en quanto obrarc, digcre, ^ imaginare mil tormentos. Huyan de 
mi los contcntos , mis armas (ean la Cruz , y mis (cnddos entre 
miferos gemidos , entre amargiira , y quebranto padezcan tanto, 
y (e amancillen de manera , que (e humiUen. Las potencias hagan 

flier- 



104 VARON DE DESEOS. PART. I. 

fuertcs cxpcricncias del rigor , dc la pena , y cl dolor. O nunca 
vca confuclo en eftc (uclo I Y fi en el Ciclo pudicra caber la pe- 
na , en cl Cielo la abrazara , la adorara (blamente por pcnar , por 
Senor , que con llavc de dolor , abrio la puena al haberlc do 
gozar. 

lo Corazon , corazon abraza cfta opinion , que cl padeccr 
es campo del merccer , dulcifsima imitacion dc la glorioia Pafion 
del Redcntor , que quando vino a cnfenar lo que habiamos de 
obrar , lo que habiamos dc hacer ; quifb tanco padecer , tanta 
(angrc derramar. Los dolorcs , los oprobios , y rigorcs , los azo- 
tes , los clavos,y las cfpinas^y no te inclinas a padecer alma mia? 
Vcnturofo fea el dia en que por Dios padeciercs , fi padeciendo 
murieres , moriras como murio cl que por ti padecio , cl que c$ 
vida de tu vida , cl que es alma de cu alma. 
"II O gloria mia ! Enfcnadmc a que os imite,y no me qui- 
te en cl pc(ar el gufto del padeccr , cl merito del pcnar. Haced 
que animofamence , rompa cl corazon valiente los enrcdos de la 
vida , para que ya defafida, y enamorada , dulcementc aprifio- 
nada el alma buelc a fu cfpofb , al repoib dc la Uaga del coftado 
'del amado. Como el pajaro endi nido , alli me anido. No quicro 
laber la pucrta al (alirjy cfta fapicntifsima ignorancia (ca mi per- 
fcverancia. Y nunca qucrria errar cfta pucrta , fiempre abicrta a! 
entrar , por efte medio hede bu(car mi rcmedio. 

12 O noble meditacion ! hallarfe en cl corazon del Cordc-J 
fo,por cuya lana fbberana , la nacuralcza humana trueca las pic- 
les dc Adan. Aqucl {acrofenco Pan , del trigo mas cfcogido , en 
tierra Virgen nacido , cl qual con (cr (bio un grano , por todo cl 
genere humano fiifpcndido en un madcro , (e da a los hombrcs 
cntcro a donde mas dividido. La (angrc de aqucl Cordero,que es 
nuclbra luz , que del Cielo de la Cruz , (obre las almas la vicrtc, 
cl mifino que vcncio en clla a la mucrce con la mucrtc. O riguro- 
ibs agravios .' Que el alma cicrrc los labios a la bebida que Ic cfta 
infiindiendo vida I Embebida va la vida en cfta {acrati(sima bcw 
bida. Licor que alicnta , que enriquece , y que (uftcnta , que in- 
troduce en las almas un ardor , que fiendo (us llamas fiiego , (on 
fus cfedos amor. O amor mio! Dadmc amor , y dilatad el lugar 
en que os amar; i porque en va(b como el mio , qu6 puede caber, 
Seiior, dc vucftro amor? En(anchad mi corazon que es pequeno, 
para fer habitacion dc can gran dueno. O fi cl alma fiicde Ciel6 

den- 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XV. 105 

dcntro de cftc mortal vclo , para tcneros dignamcnte apofcn- 
lado 5 bicn (crvido , y adorado ! Y aunquc (ea , 6 mi Dios ! ticr- 
ra cl alma , (>) nada el alma , para mi fea Ciclo , C^) (ea todo pa- 
ra Vos. 

I J Crucificado Bicn mio , en Vos confio , que coronados, 
y adornados de dolorcs , y dc amores , perdonados pccadorcs, 
dcfdc la Cruz del vivir por cl morir , llcgaremos a la gloria del 
gozar por cl amar. Mas que cipcranza can altas prcndas alcan- 
za .' Y quien a can dulcc bicn cfpcra , fi ic mira , y no os mira! 
Delcaczco , fi mido lo que merezco. O vida mia , acabad con 
cfta vida femcntida ! Fc mentida , que es Fc muerca , 6 no def- 
pierca > que fi fuera verdadera , (1 fueri viva mi fc , con ella os 
firviera. 

14 Tan amorofb fcntir , tan alcvofb vivir , bicn amar , y 
xnal obrar , como pucde fer Sciior ? Efte es amor ? Son palabras, 6 
Ion obras , eftas (bbras que el alma elparce a la vida ,' que arroja 
<ie(He allldcntro dc (u centro ? ^flas (uavcs reipiraciones , eftc 
ardor , dulcc Sciior , es amor ? Sios aWio , como os ofbrido > No 
lo cndendo. \ Que en mi triftc cdr^zon fc pueden , Seiior , juntaf i 
tal ©fender , tal amar ! Que cftc miraiido mi alma , y llorando, 
obrar contra mi intencion i mi razpn I O pcnofk confuHohr 
Pcro ya con vueftra luz , 6. mi dulcc dclcngano , algo cn- 
tiendo de efte daiio. £s la ocadon de eftia dura (inrazon , de lit 
razon de cftc amar , y efte pcnar , que el amor me lo dais Vos 
mi Sciior : y aisi el fliego de cfta amoro(a aficion me lo ha fle- 
chado primero vueftro noble corazon*; pcro mis obras, mis 
crrores , y pecados , (on hijos mal engendrados de mi flaqucza, 
de cfta mi(cra nacuraleza. 

1 5 Malo qual {by perdonadme , y rcmcdiadme ,. y no os 
admireis mi Dios , que (by yo , yo , y Vos fbis Vos. Quien fby 
yo , dulcc amor mio ? Un de(vario. Y Vos quien (bis mi alcgria? 
La eterna Sabiduria. Yo ungufano, Vos comprehendeis crtla 
mano el globo de lo criado. (0 i Pucs can inmcnlb podcr , tan 
grande mifericordia , qu^ vitSkoria tcndria en deshacer tan corto 
(cr ? Antes la viene a tenet en pcrdonar tanto errar , en atinar 

Tom,VL O tan 

(a) Aninu meaficnt tentfiw 4f»* tBi Pfalm. 1 41. ▼. 6. (b) Cceluni iptlfft tft mmd'jnjl 
li. D. Gr^. in Ezequlel. Hotnil. i. colum. 1 3 17. Hr. D. Edld. PariC 170;. j[c| Cdlts fil" 
imfomdcr^::: AfftiuSt trihu dighit mthm Urr*^ Sap. ^o. v. i a. 



io6 VARON DE DESEOS. PART. L 

un fuerte dcfatinar como d mio , en clevar , en Uevar i tan alta 
Dignidad como la.vueftra canta bagcza , y maldad como la 
nucftra. Purificada el alma bienavcnturada , redimid^, y perdo- 
nada por vucftro ctcrno Podcr , (abcr, tencr , y qucrer. O mif- 
tcriofb qucrer , qucrcrme Vos rcmediar , y {alvar I Qui alma no 
corre(ponde a can alu caridad con verdad , con amor , y devo- 
clon , con (anca reHgnacion ! Senor mio , arda efte corazon fiio, 
cftos ojos Uorcn fuego luego , lucgo , y ftiego cterno dc amor, 
con lagrimas dc dolor. £l fiiego vyclc a (u csfcra , dondc le cfpc- 
ra el fuego dc vucftro amor. A (u centro el agua bage , alii cra- 
bage en labar lo que pretende Uorar. 

1 6 Senor mio , en Vos confio , que quando muera , con la 
fucrza del dolor me ha dc dar vida el amor. Quando el pefb de 
mis hicrros , y cadcnas , en un abiimo de penas me arrojare , y 
agonizare; los glorio{bs (cntimientos de adoraros, y de. amaros, 
me ban de bqlver al inft^nce alicgre el trifte (emblante^ abrafado 
el corazon, que bien hcpido, y dolorido , la llaga tienta amoro- 
fa , y (abrofa. Nunca querria curar , ni pen(ar en ocra cofa que 
en padecer , y en anwr. Hcrmanosibn , 6 Seiior , el amor , y la 
monificacion. Son padre.^ c hijo ^fon hija , y madrc , no hay vin- 
culo , que no quadre a aqucfta pcffe^a union. Y afsi (e llama 
pafion al amAr,y pafipn bjcn digna de compaflon^quc cs penar. 
pcja el bocado el efpiritual amante , por el amante , y alinftante 
cncra el amor , ofrcciendolo al Senor. Ama cl dulce enamorado 
al amado , y al inftante.entra la pcna , dc que no pena. Que en 
la voluntad pcrfcda , el gpzo inquicca , y la alegria defabrimien- 
tos embia a la parte Superior dt la inferior. £l natural lo vuclve 
dc (u metal lucgo todo » y dc efte modo (e hacc lodo , (e hace eC- 
coria. iQuc vidoria ha fucedido (In guerra , en la csfcra dc la 
tierra ? Qui pafion fin la mortificacion cs vencida ? Luego peUa 
cs la vida del hombre , como el Profcta pacicntilsimo predijo , (d) 
y al pelcar , y al veneer , neccfario cs padecer , y fbrzofb es cl 
penar. Alma mia , (ea toda tu alcgria el penar en el obrar , en cl 
penfar , en hablar , en callar , en qucrer no tencr jamas quc- 
rer , en tencr cuydado dc no tencr , en cuydar dc no cuydar, 
en defcuydar de todo fm defcuydar , no dcfear , fine nunca 

dc- 

(d) A&itid eft >hd hmmsJU^ Pnrdm. Job 7* v« i • 



VIA PURGATIVA. SENTIM. XV. 107 

* dc{car , aborrcccr todo amar , que no fucrc al Scnor dc los amo- 
rcs , a quien adores , y enamores , cuyas gracias atefbres , por 
quien vivas , por quien mucras , y en largas ctcrnidadcs , logrcs 
las dulccs verdades de eftos deliquios de amor , que a Vos Scnor 
OS ofirecc el alma , que fc aborrece por adoraros mejor. 

Siocumentos, 

1 7 IJRocurara a quien Dios fiicre fcrvido de dar cftosien- 
X timicntos , midgarlos quanco pudiere , afsi cuydan- 
do que no prorrumpan en cxteriores demonftraciones, como pi« 
dicndo a nueftro Seiior , que le de verdadero , y conftante efpi- 
ritu en iu fervicio , con que pracSfcica , y fcrvorofamente egercitc 
las virtudes , negandofc quanto pudiere a el (cntido. 

1 8 Por efib es bien andar cuydadofo de deGifir{e lo pofi • 
ble de ^1 , y acercaric cada dia mas a la fe 5 y pcnfar que eftos 
fentimientos , aunque muy frequencemence fc originan , y pro- 
mucvcn con el Divino Amor $ pcro muchas cambien (on depen« 
(dientes del natural afeduofo del /ugeto en quien eftan. Y afti ha- 
bra perfbna que fin tcner (cntimiemo alguno de eftos , (c hallc 
con mayor amor , per(cverancia , y fortaleza en el fervicio dc 
Dios 5 que otras almas muy ardiences , y a&(Shiofas. 

19 Y a{si , no (bio ha de cuydar de rcprimir eftos cfe^os, 
pcro dc no (eguirlos , quando por cllos quifiere egecutar refblu- 
ciones grandes , 6 emprender egercicios particularcs, 6 hacer pc- 
nicencias,6 mortificaciones cxtraordinarias,fin confejo de fu Pa- 
dre eipirirual, al qual ha de ir dando cuenca delo que (ience,y de 
lo que cmprcndc. Y aunque efta atencion ha de (er univerfal en 
rodos eftados del alma , (pucs es bien , que fe gobierne fiempre 
con confejo ; ) pcro efto es mucho mas nccefario en el que tic- 
nc eftos fentimientos , y afedos , por comenzar ya a fcr fbbrc- 
naturales , y necefsitar de governarfc en cllos con mucha cir- 
cunfpeccion , y advertcncia , de que no fc transfigure en Angel 
dc luz el cfpiritu dc tinieblas , y le Ueve con el calor de los afec- 
tos a defbrdenados , y no convcnientes efedos , de cuyo dano 
ie apartara con la gracia divina , y el parccer de Varones efpiri- 
males , y dodbos. 

20 No fc entiende , que la repugnancia a eftos afedos ha- 
ya de (er formal , 6 diametral a lo que Dios obra en cl alma, 

Tom.yi. O2 que 



loS VARON DE DESEOS, PART. I. 

que cilb (cria grandc cngano , y fiicra dc toda razon ; fino a las 

exteriorcs dcmoftracioncs , y que (c puedan cfcufar , cuydsndo 

de reducirlos a praftica , con advcncncia , y cordura 5 y ha- 

ciendolo a^i 9 muy bien cs recibirlos quando Dios (c los embia, 

coino influcncias de fu divina , y ardicnte caiidad , que rcfplan- 

dccc en comunicarfc , y abrafiir las almas. Y al fin , fon cftos 

rtos , y atnorofbs fcntimicntos , los cfcdos mas import^ntes dc 

k vida cfoiritual , cuyo objcto cs (civir , y amar a Dios 

en cfta yida , pra adorarle , y alabarlc 

en la ctcrna« 




PAR- 




PARTE SEGUNDA 

DEL VARON 

DE DESEOS. 

VIA ILUMINATIVA. 

ADVERTENCIA. 

jiuncpie la principal materia de la Via Iluminativa es el dejiar amttr i Diot , i ir/i 
egercitando el alma en las Virtudes Morales ; todavia , vi comenzari con la ^acia D/- 
vina h royarle el amor ,/ no petderijas lagrimas , ni el dolor ,/ pena de lasofenfas de 
la vidapafada ^y de los defeffosprefentes. T a/si el campo de eflos fentimientos vienent 
i/er los dejeos ly el ornamento , los Jentimientos del amor ^y contricion, 

SENTIMIENTO PRIME RO. 

^%p^OKESE EL ALUJ T^ESEKTE AL AMO<Ii 

Ohlno , el ^ual la efid ojredendo las Tahlas de la Ley , y Treceptos 

del ^ecalogo : ella las admlte al tiempo que el amor humano la efta 

perjuadlendo lo contrarlo , a quien ella da de mam , dkiendo al 

^hlno las palahras del Pfalm. 1 1 8. v. 20. 

Concupivic anima tnca dcfidcrare juftificationcs tuas. 

Eflado, 

L bucno , y perfe6to cfpiricu con que va cami- 

nando efta alma a (u fin , que es Dios , nos lo 

dice cftc fcntimientoj porquc (lendo ya el pri- 

•f E^l ^»^ j mcfo de la Via Iluminativa , quando parece, 

ap B£^^ ^ que efta mas alia de la Purgativa , y quando de 

— ,,--, — j^ contricion la va acercando al amor , y 

quando habiendo acabado los curios de principiantc , va entran- 

do 



I lo VARON DE DESEOS. PART. n. 

do en los grados dc aprovcchadaj cnconces , como (i a(^ualmcn- 
ic comcnzara , la pone el amor Divino delancc las Tablas de la 
Ley , que (on los diez Mondamientos , como quien la dice. El 
principio , el medio , y fin de tu pcrfcccion , confide en el ajuf- 
tamiento de tu voluncad a mi Ley. Efta es la tabla en que te has 
de falvar de efle nau&agio , todos cus afc^os no (on de provecho 
fin eftos efed^os , todos cus (cncimientos (e han de reducir a eftos 
Mandamiencos , (in efte obrar nada te vale efle llorar , ni te vaL 
dra ede amar. El alma tambien recibiendo de Dios (u Ley (anta, 
en lo que le dice que de(ca dede(ear (us judificacioncs , y aju(br- 
(e a (u (anta Voluncad , conde(ciende con Dios ; pero no dice 
que de(ca (crvirle , fino que defea de/ear fer^trle , que cs un ado 
de humildad muy debido , pcn(ar que aun defpues de haber (e- 
guido muchos anos la vida interior , y defpues de haber llorado 
(us pecados , y de(pues de haber padecido tancas tribulacioncs, 
aiin no ha llegado a los primeros umbrales de los delcos de (er- 
yirle , y (c efta en los primeros de(cos , de defcar (crvirle, 

2 Aqui (c conoce quan contraria es la e(cuela de la perfec* 
cion , a la de la fabiduria mundana ; porque en la elcuela deDios 
(uelc (cr aprovechamiento , ignorar (u aprovcchamiento cl alinay 
como en la del mundo, (aber (us incremcntos cl do<^o. Pues efta 
alma en el primer (entimiento de la vida del e(piritu , de(eaba 
Icguir a Dios,y le decia : Anima mea defiderahit te in noSle^i^) pa- 
rcciendo(c en el primer pa(b tan aprovechada5que (c juzgaba ha- 
bil , y di(puefta a (cguir a Dios , aunque fuefle a efcuras. Pero 
de(pues , que con trlbulaciones , y ados de virtud , y pcr(cveran- 
cia , la fue Dios quitando las cataratas , y limpiando la vifta inte- 
rior , le parece que cs mucho menos de lo que antes era $ y viene 
L (er feiial dc (ii provechamiento , conocer que no de(ea fino de-> 
(car quando ticnc luz , la que creia que delcaba quando c(bba 4 
c(curas. Y efta muy bien dibujada el alma, tirando el amor mun- 
dano de ella , para volvcrla a si , quando ella ticnc pucftos los 
ojos en Dios. Con que (e da a entcnder a los que figuen la vida 
del c(piritu,que nunca Ics parezca que (e han de hallar fin pel^s, 
cribulacioncs , y tentaciones $ y que eftc importuno enemigo no 
duermc , pucs ni a vifta de la Ley , ni dc la luz divina , ni dc los 
de(cngaiios , ni dcla oracion , ni del rccoeimicnto » ni dc la (ble« 

dad, 



VIA n-UMINATIVA. SENTIM. I, ^ 1 1 1 

dad , ni de la mayor abftraccion , dcja de probar hafta donde 
puedc llcgar la fuerza de (us flechas. 

EfeBos, 

5 OEnrira ya cfta alma , por la Mi(cricordia Divina , mas fa- 
^5 cilidad en el veneer las tencacioncs , y mayor re(olucion 
para (eguir al Scnorj porquc como con (u gracia ha vcncido mu- 
chas de la vida pafada , es llano que va cobrando mas fiierzas pa»» 
ra veneer , quanto mas victorias ha confcguido en la vida efpiri- 
tnal , con que fc hallara mas ajuftada , quanto mas egercitada. Y 
cfto fignifica el Cavallero del Apocalypfis , que tenia por mote 
dc fii emprefa : £x/>/> tfincens ut Ipimeret, Q>) Para darnos a enten 
dcr , que en las pcUas elpirituales , las prendas mas ciertas de la 
fcgunda vidoria , cs haber confeguido la primera. . 

4 Hallara(c con muy ardientes deleos de defcar (crvir al Sc- 
nor , y cada dia Ic crcccran mueho mas , y quando mas defea dc- 
(carlo , tanto mas cerca (e halla , no iblo del defeo , fino de la 
mifina pofcfion. Porquc aGi como la propia (atisfaccion de que 
uno defea agradar a nuefbro Senor , es la mas cierta feiial de que 
no es mucho lo que.dcfca , pucs le parece que es mucho $ a(si la 
defconfianza de lo que defea , dpfeandolo cficazmence , es la ma- 
yor Ceiial de que lo efla defeando. 

5 De efte defeo le refiiltara otro muy perfcdo, que es, no fb- 
\o dcfcar fervir a Dios , fino dricar reducir a obras los defcos , y 
parecerla , que codo lo que ^ca de los defeos a las obras , es cul- 
pa de los defeos , y que no fbn defcos los que no fe reducen .en 
todo a las obras. Con efto andara fiempre defconfiada de si , def^ 
preciando fus defcos , y pidicndo a Dios , que cada dia los haga 
xnaseficaces,y fcrvorofos. 

6 Tambien le parecera , que no havra cofa grande de las 
que hace en el fcrvicio de nueftro Seiior , ni pequena de las que 
crrare , ponderando mucho qualquiera flaqueza , 6 imperfeccion 
propia 5 y no defvanecicndofc de qualquier obra de las que hicic - 
Tc ,por heroyca que fcajporque ninguna llegara al defeo de agra- 
dar al Seiior , el qual la traera cada dia mas defconfiada , recono- 
ciendo , que no fblo fe halla lejos de obrar en fu fcrvicio , fino aun 
dc defeax obrar $ y fblo fcntira un defeo dc defcarlo, y le dira con 
ycrdadero fencimienco a Dios. 

Afec' 

V (b) Apocal. 6, V. s« 



1 1» VARON DE DESEOS, PART. IL 

JfeEios. 

J f^Oncaphflt antma mea defiderore jufitficationes tuas, W? aU 
\^ ma 5 Senor , defeo defear l^uejhras juftl/icactones. Mi al- 
ma ha defeado , y dcfea cumplir vucftros Mandamientos. Mi al- 
ma tienc anda dc defear ajuftarfe a vueftra fanca Ley. Mi alma 
querria ardcr en dcfeos dc que vueftra Ley fuelTe (u ley , y viief^ 
tros preccptos (u gobicrno. No me atrcvo a dccir , que de(co fcr • 
viros; pcro defeo defear fef^ttos\ no que deleo agradaros,no que 
defco amaros 3 (Ino que defeo defear amaros. Suplan efta anfia 
de defear ios dcfeos que no cengo dc obrar , porque fl defeos de 
(crviros tuviera , yo os firviera ; fi con defeos dc agradaros mc 
hallara , yo os amara flemprc Seiior: hicc lo que delee en lo ma- 
lo , y aquello mifmo que era defcarlo era ya male. Veo que dc* 
feo lo bueno , y no obro lo bueno , y afsi temo que no es buc- 
no 5 6 que es vano mi defeo , pues no fc reduce a obras. Temo 
que es cngaiio mi defeo , y que es vcrdad mi pcrdicion , pucs al 
obrar obro como fl no defcara agradaros , y al defear defeo co- 
mo fl fblo me ocupara en fcrviros. S'tento en mi una ley repuptante 
d otra ley ^y obrar con una ^y defear con otra, (c) O infelfz hom« 
bre ! Quicn me librara dc mi , fiempre perdido por dejaros a 
Vos 5 y por fcguirme ami! Dejando las fucntcs de Vueftra Mi- 
fericordia , bcbicndo de las ciftcrnas inmundas de mi propia vo- 
luncad. Todo el dia voy dando vencno a el alma por Ios fcncidos 
del cuerpo , y ella defeando lo mcjor , fc contenta dc alimcntarfe 
dc lo malo. Las pafioncs arraflran a Ios defeos , y Uevan tras si a 
las obras. Obre yo bicn , Dios mio, y flcnta bien quicn quificrc. 
Obre por Vos , y contra mi , y flcnta quicn quificrc altamente 
dentro de si. iQuc Mandamicnto no quebranto ? Que ley no ol- 
vido ? Que rcgla no ofendo ? Que razon no pifb ? Qu^ infpi- 
racion no dcfcftimo? 

CONFESIon ESTtBjrUAL , UISTICA !DEL ALMA 
contra el primer Mandamiento, 

8 "iJOR venmra os amo a Vos fbbrc todas las cofas , como 

J|[ Vos mc lo mandais , quando todas las flgo dejandoo^ 

a Vos ? Y no por todas , Dios mio , fino por cada una os dejo. 

Con- 
ic) Fidti Mttm dimt hgtm h mtmhit nuit » rtfn^tnttm U^ mauit mt*. Ad Romaiu 
7. V. »J. 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. I itj^ 
Contra el /egundo. 
9 iDcja dc defpredar Vucftro Nombrc , d que habiendo 
jurado en el Baucifmo de huir las pompas de Satanas , las (igue, 
las bufca , y las (blicita ? £1 que a tamos propoHcos de (erviros, 
hcchos a Vos , y en vueftra cara , corrcfpondc con tancas cgccu- 
clones de ofenderos? 

Contra el tercero, 

I o i Santifica las Heftas el que las profana , y quando las ha*^ 
bia dc (blemnizar con la quiecud en la contemplacion , las viola 
con la inquietud en la vanidad ? Y lo que Vos ordcnaftcis para 
defcanfb del alma , lo ocupa en el defcanib del cuerpo , robando 
a lo bueno lo malo , para ocuparlo en lo vano? 

Contra el quarto. 

II < Y quien no o$ honra a Vos , Padre Amorofb , Benig- 
no , Poderofb , y Grande , i qu6 padre honra? A que (uperiorcs 
venera ? A que Prelados eftima ? Todos le parecen a mi foberbia 
inferiores ; porquc es fuperior a todos mi foberbia. No rcfpcto a 
mi Confelbr , pues no me enmiendo 5 a los (iiperiores dc la Iglc- 
ila , pues OS ofendo ; a los del (iglo, pues no os (irvo, porquc ni 
pucdo ierviros a Vos ofcndiendo alas leyes, ni obedeccrlas bien 
a cllas ofendiendoos , (upuefto que unas , y otras fe juntan a 

2ue OS firvamos , y las humanas (e forman para que tengan mas 
lerza con el hombre las Divinas. De fuerte , qoe ni mi voiun^ 
<ad conoce yugo , ni mi libertad conoce.ley , ni mi foberbia a la 
obcdiencia , ni mi vanidad a la humildad. 

Contra el qumto. 

I » <Y ya qnc no honro a mis Superiores , quiero bien a 
mis progimos ? Quien fc efcapa de mi ira ? Quien no es objeto de 
jni indignacion?Facil al cnojo, dificultofb al perdon , cruel fi me 
o^nden, trifle fl me vengo. Siento que fe enojen cohmigo,quan^ 
do cllos tienen razon, y no quiero que fientan ellos que me eno». 
gc contra ellos (in razon. No hallo motiyos para pcrdonar, y ha*. 
llo infinitos para caftigar. Las agenas ofenfas , y que. a otros tQf> 
can perdono , y fby piadofb a cofla de los agravios de mis progi.- 
mos , quando los propios tengo gravado^ en el corazon , (in dif^ 
poHcion algun^i de piedad al perdonarlos. Y es lo poor , que la 
culpa de mi afcdiko defbrdenado , doy a entender que es razon; 

TonuVl. P buf- 



i 14 VARON DE DESEOS. PART, II. 

bufcandolas para dar color a la ira , y qUando quicro qucdar per- 
fedo, efcufandomc fcy cruel, pucs no cs fatisfaccion dc mi jufti- 
ficacion , 6 mi jufticia , fmo ardor dc mi cnojo , la rcfdlucion que 
al {atisfeccrmc clijo. <Qucmal que me parcce lo maloen los otros, 
y lo que yo lo aborrcxco ? Y ficndo lo mcjor en mi , peor que 
lo mas malo de los progimos , me eftoy amando: con que yerro 
en aborrcccr al pccador por el pecado , quando folo dcbo abor- 
reccr el pecado , y compadeccrme del pccador , y en amarmc a 
mi , (iendo vcrdadero pecador , y caufa a los dcmas de tancas 
miferias , y pecados. O fi mc miralTe como a progimo para abor- 
recerme ! O ii aparcado de mi me vicflc para que me conocicflc, 
pues en mi hallo tantas cofas dignas de fumo aborrecimiento j y 
con todo eiTo , fiempre me amo , y nunca me conozco , ni abor- 



rczco! 



Contra el fexto. 

15 iPor Ventura 5 pucdeigualaricotraimpurcza con lamia, 
ni tal propenfion a lo peor? Los ojos ccrrados a lo bucno, pron- 
tos 5 y abiertos a lo malo. Olvidado , y negado a las infpiracio- 
nes , obcdientc , y rendido a las inclinaciones : vaib de flaqucza, 
de inmundicia, dc iniquidad,y miferia ; corpe en los pcniamicn- 
tos , defcnvueltx) en las palabras , inmundo , y fenfual en las 
obras. 

Contra el /eptimo, 

14 i Que no hurta quien nada tiene propio , y todo lo quie- 
re para si > Hurto el ticmpo a lo bueno , y lo ocupo en lo pcor^ 
Hurto la honra a. los virtuoibs , y fc la quira mi dctraccion , y 
mormuracion a los honrados. Al emplco efpiritual hurto los dias, 
y doylos a la ocupacion temporal. La eftimacion , honra , favor, 
y cortefia , que (c dcben a los grandes , buenos , y recSbos ^ las 
hurto para mipcrdido , diilraido , y miierable. Hurto a Dios las 
criaturas,pucs habicndolas criado para si, las aplico para mi. £(Tc 
Cielo , eflas Eflrellas , eflbs Planetas que crio para que lo cono 
cieile y y por ellas.fuliermofura amafle , las aplico a mi gufto , y 
■en mirarlas mc divicrto , y cntrctcngo. Las plantas, las florcs , la 
^uncnidad , y la hermoiura de los prados , de las ielvas , dc Ins 
aguas , que habian de motivar en mi alabanzas al Scnor que Ins 
<3:i6 , hurto ab Criador , y en ellas mc recrco , me gozo , y dc- 
leyto , y en qnanto cs dc mi parte las ufurpo. Lo que no ?cngo 
codicio , y lo que tcngo dciperdicio. Y a(si hurto , ficndo prodi 

go. 



VIA^ ILUMINATIVA. SENTIM. I. 115 

go , la plata con cmplcarla mal , como el avaricnco con guar- 
darlabicn. <Pero quicn podra cxplicar mis hurcos cfpirituales, 
quando doy la didraccion a la Oracion , y le quite la atencion? 
Quand.o mc hurco a vueftras infpiraciones , y me doy a mis in- 
dinacioncs ? Quando doy al cuerpo lo que es del alma , y a la 
carne lo que cs del efpiritu ? Quando (lo que es mas que codo) 
el cora^on que es (bio para Vos , a todos lo doy , y (bio os lo nie- 
goi Vos , mi Dibs , y Sciior? ' 

Contra el oBaflto, 

1 5 Qu6 no miento , (i todo yo fby mentira ? Procuro encu- 
brir lo que foy , y manifcftar lo que no (by. Soy malo , pccador, 
y pcrdido , y en 1q exterior procuro parccer bueno , manifeftan- 
dome a todos por la parte que engaiio , y no por la que dano. Y 
(bbrc (cr todo yo una mentira, ^digo por vcntura alguna vcrdad? 
O no digo el (uceib como pafo , 6 quando pafo , 6 donde fuce- 
dio ,6 lo digo altcrada la {uftancia,6 la circunftancia. Pifb la ver- 
dad , ya con la ponderacion , ya con el afedo , ya con el zclo," 
deftniyendo unas virtudcs con otras, y haciendo de dos virtudes 
dos vicios. c A qu6 malo dige que era malo fino malifsimo Y a 
que bonifsimo dige que era bonifsimo , (ino bueno ? Pondero 
en los progimos lo malo que habia de templar , y difminuyo lo" 
bueno que habia de enfalzar. O quanta verdad dijo vueflro DiC- 
cipuio amado ! Que el homhre que d'tgere que es Iferdadero ejfe mten- 
te, (4) Pucs del dia a la noche , de la noche al dia , que hacemos 
fino mentir, 6 cncarecer , defviandonos de vucftro fanto confe- 
jo : Sitfermo Ifefier efi , efi : non non ! Sean t>uefiras palahras si por 
si 5 »9/)or rvt ! («).Con qu^ anfia affcgurambs lo que ofrecemos," 
con que tibieza lo cumplimos ! Qu6 vcftida la vcrdad dc cncare- 
cimiento , pues quiradas las pondciaciones a las cofas , apenas 
ic diviia. la vcrdad! 

Contra el no^eno , y dectmo, 

1 6 cQue muger agena efta (cgura dc mis dcfcos , y qu^ dc- 
(co no (c atreve a toda liviandad ? Hay bienes que no los anhclo 
mi codicia , ni riqiiezas que no las dcfcc , y (blicitc mi ambicion? 
Finalnftcntc, (icndo yiicftra Ley como fc ha dc gobernar el alrwa'^ 

. TTonuf^L Pi " en 

(d) si dixeritrmt qnmimt petesttm tm bttenmt , ifft t»$tjijmitmi t <t y^Uti hiMiif 
fg00 eflw^ Joann. Epift* i. cap. t,-Y. 8, (e) Jacob. }• v. 1 2* 



ii6 VARON DE DESEOS. PART. II. 

en ordcn al Criador , y a las criaturas ,no cs frcno dc mis culpas^ 
fino tcftigo dc mis tra(grcfiones , y maldadcs. Mirad con quanta 
vcrdad digo, que no dcfco (crviros pucs no os firvo; porque de- 
fco defeat (ctvitos , pucs que fiento el ofendeios. Vos Padtc dc 
mifcficofdia 5 y de mifetables , volved los ojos de vueftta benig- 
nidad a los dcfeos que tengo de defeat (ctvitos ,y no a lo que mc 
falia al agtadatos. Supla vueftta Piedad mi mifctia, vueftta Bon- 
dad mi maldad , vueftta Gtacia mi malicia , y vycfttp ampt mi 
tibieza. 

{Documentos, 

17 XjRocutata en eftc eftado d alma , (cguit efta^iluftta-* 
JL c^oi^ 9 ajuftandofc a la Ley de Dios , mas que a los 
fcntimicntos ,y tcniendo pot tegiftto de (us (cntimientos a la Ley: 
de (uette , que ha de hacet cuenca , que los Mandamiencos de 
Dios , (on el efpcjo en dondc fc ha de mitat , y quanto (c vietc 
defviada de aquella (anta , y yetdadera tegla , tanto ha dc ctcei: 
que lo efta de la petfcccion , aimque Qenca , y defee petfe<^tifsi- 
mamcnce. 

18 Dc aqui cs bien que Ic rcfultc un cuydado de examinar 
(us acciones. Potque como nueftto divcttimiento , y ptopendoti 
a lo malo , cs tan gtande , y tan facil en nofbttos dcjviatnos de 
lo rcdio y vivimos fiemptc neccHtados de que ande vigilante , y 
atenta la ptopia obfctvacion , fin dat lugat a que con el tiempo, 

\ y el oivido , vaya cobtando fuet za lo impetfedo , y pietda el al- 

ma con la coftumbtc cl conocimiento de lo malo,y de lo bueno. 

19 Ha dc cuydat mucho de efto que Uaman menudencias, 
de que (c tien los pecadot cs , y no fuelen hacet ca(b los vittuofps, 
y a las quales tanto atienden los pet fcdos ; potque en vencet efto, 
ha de confiftit la continua lucha de los aptovechados , afsi pot- 
que pata buicat a Dios , no hay mcnudencias, y todo cs gtande^ 
como conduzga a tan impottante fin ; como potque el Efpitim 
Santo cnfcna el cuydado con que nos hemos de guatdat de lo po- 
co , pata no incuttit en lo mucho, pucs dijo. : Quijpernit modica^ 
faulatim decidet. (0 

20 Afsi como ha de tenet cuydado de ajuftatfc cada dia mas 
a lo mcjot^y a vencet las impct fccciones , que teconocicre en sf, 

ha 

. (f) Ecdcfiaft. I9.V. !• 



VIA .BLUMINATIVA. SENTIM. I. ny 

Iia dc procurar tcncr paciencia pafa tolerarlas quando no puedc 
ycnccrlas ; porque nueftro Scnov (uelc dcjar al alma algurias pa- 
(ioncillns , que la firvcn dc cgcrcicio. Y como al Pueblo de Dios 
le fugcto todos los circunvecinos , fino es al Gebufeo, qiie fiem- 
prc Ic anduvo molcftando y (g) deja tambieh al alma alguna pa- 
fion , que la egercitc , y molefte , y la tcnga en continua pelea , y 
tribulacion , para que viva mas dcfpicrta , y humillada. 

SENTIMIENTO II. 

fPfKpTONESE EL ALUA ^E^G(J(INA , Y DESCALZA, 

y que t>afubiendo el afpero ,ji diJicuUofo c Amino de la perfeccton , afi~ 

da A una clnta , ^ue defde una Torre eminente , en lo alto del monte 

la ofrece el Amor iDilfmo, Tal mlfmo tiempo , un ciegue^telo figuiendo 

los moVtmlentos de un perroque legula , t>a ajlendiendo a la cumhre^ 

dmde unos parecen caidos , y otros anhelando por llegar. El 

alma explicando Jus de/eos , dice las palahras del 

Pfalm. 1 1 8. V. 5. 

Utinam dirigantur vis mes , ad cuftodiendas juftificationcs tuas. 

Eflado, 
A ha dado un pa(b mas interior el alma con efta 
iluflracion en la Via Iluminativa : porque fi en el 
{cntimicnco pafado defcaba dc{car {crvir a Dios, 
en cftc ya deifea que (us pafos (e enderecen a guar- 
dar fus Mandamicncos. De (ucrte , que pafa de los 
de(cos efpeculativos , a los pradlicos , y del de{co del delcar , al 
dcfeo del obrar. Pintafc muy bien al alma , como una Peregri- 
na (que el Caftellano llama Romera, porque (blian haceHc mas 
comunmente cftas percgrinaciones a Roma) la qual a pic , y dc(^ 
calza 5 ticne en la mano izquierda el vaculo dc los egercicios ex - 
reriorcs, y guiada, y aflcgurada dclcle lo alto del monte de la pcr- 
feccion , donde cfta el Amor Divino con las infpiraciones ,y au- 
zilios cficaces 5 e intcriores , pueftos los ojos en el fin , va cami- 
nando por los medios para con(cguir!o. El camino no dcja de Icr 
dificaltolb, y con (lis entradas, y (alidas, en forma.de laberinto, 
por donde unos (ubcn ^otros caen, otros cntran , otrps lalen : la 

puer- 

• (gi) Judlc t*v.4. &feq. 




ii8 VARON DE bESEOS. PART. H. 

puerta cs la de la Genifal^n criunfantc , fiempre abienajDios ayu- 
dando , y aguardando a que Ic bu(qucn, ypara los caminances 
grandc la dificultad. 

2 Entrc los pocos hacc mucha grada vcr un pobrc cicguc- 
cillo , que bulcando el camino efpiritual , (iguiendo los movi- 
mientos de un perrillo que Ic guia , con (u baculo en la mano,va 
hacicndo con gran tiento (u Jornada. Y conficfo , que aunque el 
es ciego , y el camino dificultofb , y efcabrofb , codavia no mc 
parcce que ve menos efte ciego en el camino eipiricual , que los 
mas perfpicaces , y habiles del temporal j porque es (In duda que 
en efte camino interior todos los aprovechamientos (e miden poc 
negativas , y no como el exterior por afirmativas. Ciego al diT- 
curfb efta cftc caminante , pero defpierto a las infpiraciones. Cie- 
go a ver lo que dcja , y con vifta a lo que (igue. Obedece como 
ciego , (in mctcrfc en diicurfos como perfpicaz. Guiado de Dios, 
y llevado a donde le guiare , preceden las infpiraciones , que (bti 
los fieles, como el animalejo que {iielc guiar losciegos , que en- 
tre los naturales es el (Imbolo de la fidelidad. Y efta bendicion la 
echo Chrifto nueflro Bien en came humana a los ciegos : Jn hunc 
mundum Ifenl , ut qui nm trident tfideant, O" qui Vtdent cecifiant, 00 
Tara lo queyo "Pine al mundo^fuepara que los ciegos Ipean ^y los que 
tienen Ififta la pierdan, Dando de pafb con la luz natural , que ha- 
bia dado a los ciegos efte confejo , Ueno de luz (bbrenatural a 
los demas. 

J He venido a que el que ignora lo que le dana , aprendi 
lo que le aprovecha , y el que juzga , que fibe lo que le aprove- 
cha 5 no ignore lo que le dana : he venido a que el predimido re- 
conozca que cfta ciego , y el humilde que (c juzga por ciego , ten- 
ga verdadcra viflta : he venido a que el Sabio entienda , que tan- 
to mas ignora , quanto mas juzga que fabe , y que el que fabc 
que ignora , entienda que tanto mas fabe , quanto mas pienfa 
que ignora. O ! lo que nos daiia efta vifta, y efta vanidad, de eftar 
creycndo que todo lo vcmos , y (abemos , quando todo lo ig- 
noramos , y aun efto mifmo ignoramos ! Perder dcbemos cfta 
vifta , fi queremos vcr con otra mas util vifta. Y a(si como a Sam 
Pablo , el etcrno Medico de las almas , primcro le cego de la vif- 
ta que ^1 tenia en la perfecucion , que Ic abrieilen los ojos a la 

vif. 

(t) Jotnn. 9. V. 3». 



VIA ILUMJNATIVA. SENTIM. II. up 

ta At la convcrfion : 0>) dc la mifina mancra cfta alma , ni con 
cl bordon dc las bucnas obraS , ni con la dcfiiudcz dcfcalza , ni 
afida a los Divinos auxilios , Ic parcce que vc cl camiho, fino que 
tcmcrofa , y humilde , y como ciega , dcfconfiada , y afligida, 
como enamorada , cnmedio del camino defca el camino , dicicnr 
do : Uiinam diri^antHr >/<e me4 ad cnfiodiendas jufiljicationes tuas, 

EfeSlos, 

4 r^Entira cfta alma un defco ardendfsimo de afcgurar (u car 
^5 mino cfpiritual , y de no hacer cofa que no (ca muy con r 
forme a la Voluntad de Dios j y le parcccra , y fcra afsi , que fi 
ella fupieffe , que con los mayorcs trabajgs qycpucden ofrecerfe 
a la naturaleza , aflcgurafle la gracia , fe expqndria a ellos , con 
muy prompta , y alcgrc voluntad. 

5 Dc cftc dc{co Ic rcfiiltara un icmor , y reeclo de pcrder a 
Dios , y de andar ficmpre con eftc cuydado , y pcoa , y (era tal, 
que no ccndra contento ni fatisfaccion en quanto obra , fino que 
ficmpre andara cmbuclta en (anto tcmor , y amor , preguncando 
al mifinoDios , y dicicndolc. ^Es por ventura , Sciior mio , cftc 
cl camino de hallaros ? Son eftos los paids de bufcaros , y eftos los 
dclcos de agradaros, . . 

6 De aqui la; rafultara el. cuyda4o de prcguntat a pcr(bna? 
dodtas , y cfpirituales fi va bien cncaminada por la vereda inte- 
rior. Y aunque parezca a quien cfto Icycre^que caufacfto algur>* 
inquictud , no la dan cl {cntisnicnto con Jnqiaictud interior , an- 
tes clla en quanto cri s( cs Ic phrccc que ajraa a Dios , y que defca 
agradar a Dios, y que no querria otracoia fino a Dios ; perodcf- 
pucs dc cflb dcfconfiada con fii propio cdnocimiento, reconocida 
de fii flaqueza , teme como quien ama , y pregunta como quica 
ignora , y anda humilde coiiio quien fc conoce. 

7 Vivira detcrminada a obrar lo que la mandaren fiis P adrcs 
cfpirituales 5 aunque fiiefTc ncccfario morir por fcfviraDios. Porr 
que como cfta alma ha dcfticrrado dc fii corazon todos los defcos 
que no fcan de amarlc , y fcrvklc 5 ni hay cofa que la cmb^racc 
para fcguir fu intcnto dcntrbdc si , ni Ic parece que pucde haber- 
la fucra dc si , pucs fob cs fii fm atinar con la.vcrdad , diciendo 
a Dios. i! .; . .. .! 

(b) A&ou 9« V. 8» 



lao yARON DE DESEOS. PART. IL 

AfeBos. 

8 T XT mam iklgantur ^U med , ad cuftodiendas jufllficatlones 
\j tuas ! O Scnor , fi mis pafos (c cndcrczaflcn , y afegu-* 
radcn en las vcrcdas dc mi falvacion ! Enfefiadnu , SeHor ^itneftros 
camms yguiadmeporlasjin^ de la ferfecclon : Vias tuas iOomlnei 
demmftra mlht , iS" ftmitas tuas edoce me ! (0 Quicn (e aparcadc de 
lo malo , y caminafic fiemprc por lo bueno ! Quicn tuviede ios 
defeos fervorofbs , lasobras puras , y fantas ! Quicn anduvidle 
en cfpiritu , y vcrdad ncgado al cuerpo , y ii la vanidad ! Quicn 
dcjaife al mundo en fl , y quicn en ^1 vivicfTc fin el ! Endcrczad, 
Senor, Ios pafos lorcidos de mi vida antes que Ucguc la mucrtc. 
Ajuftad las obras a cftos dc(eos , y eftos defeos a efle amor. Si tal 
vcz dcfco lo bueno , obro lo malo , y fi tal vez obro lo bueno, 
cada inftantc apctezco lo pcor. Aun pafo que doy al (cguiros, 
doy infinites al dejaros , fi en una virtud os bufco , en todas las 
<)cmas OS pierdo. Apenas egercito la caridad , quando pierdo la 
paciencia , como fi huvicfie fin paciencia pura,y limpia caridad. 
Apenas me egercito en la abftinencia, quando pierdo la humildad, 
como fi huviedc fin humildad abfiinencia. Apenas abrazo el zelo, 
quando me pierdo en la foberbia , fiendo el zelo con fobcrbia 
crucldad. Aun dcfep que tengo de bufcaros, fiento infinitos que 
me incitan a perderos. ^Pcro que mucho , Dios mio , que pierda 
el camino de lo c^iritual , fi ando perdido en lo moral ? Si las 
coftumbresno fon buenas , como puedcn {crbuenos Ios de{cos> 
Si el atbol fon Ios defeos , la fi:uta ha dc (er las obras , y fi amar- 
ga es la firuca , mi Dios , no es bueno ei arbol. 

9 Encaminad , Senor , y cnderezadme , y pueda mas vucA 
tra Piedad que mi malicia , vucftro Amor que mi error. Qu^ pa- 
fos no difteis por la ovcja pcrdida ? (d) Mi alma es la oveja pcr- 
dida. O Scnor , que fiendo tan daro vueftro camino nos pcrda- 
mos en el ! Y ni locorridos dc vuefira gracia fo aficgure la flaque- 
za.'Quea vucfira luz nos perdamos, y vucftros focorros malogre- 
mos! Y que fiendo todos podcrofos en lo malo,folo (eamos inha- 
biles en lo bueno ! Para cacr del camino de nueftra (alvacion , ba{^ 
ta , Scnor , nueftra inclinacion , para caminar , y no cacr , ape- 
nas bafta vucftto Podcr^no porque no foa infinito vucftro Poder^ 

fi- 

(c) Plalm. 24« v« 4* (^) Luc. 1 5* ▼• 4« 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. H. 121 
Cno p6r vcnccr nucftra malicia, vucftros (bcorros , y nucftras 
maldades a vucftros auxHios. Pcro no , mi Dios , no os habcis dc 
dcjar vcnccr , pucs mayor vidoria fera, y mayor grandcza vucf- 
tra , que vcnza vucftra Mifericordia , que no que nos caftiguc 
vucftra Jufticia. Deshaccrnos , y caftigarnos pccadorcs, facil cs a 
vueftro Poder 5 perdonarnos , y cncaminarnos arrcpcntidos cs co- 
rona , y gloria dc vueftro Ser. No nos hiciftcis Vos para el Infier- 
no , para la Gloria nos criafteis , apariadnos del caftigo , guiad- 
nos al premio. 

I o <Por Ventura os alabaran los condenados , os amaran los 
pecadores , os adoraran los precitos ? Num quid mrttti landahunt 
te (Domine ? («) Los vivos vivos , os han dc alabar 5 los prccjcftina- 
nados os han dc adorar , los cfcogidos os han dc amar. Crczca 
Dios mio , el numcro dejos que os aman , quando no por nucf- 
tro bien , por vucftra gloria. Crczca el numcro dc los que os fi- 
gucn , quando no porque cs gufto , porquc cs jufto. Crczca el 
numcro dc los que no os picrdcn , y por Vos (e picrdcn , quan- 
do no por lo que ganan en adoraros , porquc cs razon adoraros. 
(Criafteis el mundo fino para fci glorificado en el ? Pues que ha- 
ccmos en el mundo ? Formaftcis la vida fmo para emplearla en 
vueftro fervicio ? Pues en que ocupamos la vida ? El alma trasla- 
do dc vueftro Ser., iquc ha dc bufcar fmo vueftro Ser? Ha dc ha- 
bcr , mi Dios , cofa en efta vida que pucda mas que efta vcrdad, 
cfta razon , y efta jufticia ? Pues como , Sciior, a tanta fiierza dc 
vcrdad , ha dc vcnccr mi ceguedad ? A ca;ita fiicrza dc razon mi 
inclinaciori ? A tanta fiierza dc jufticia mi maljcia ? Encaminad- 
me 5 mi Dios , y aflcguradme : apartad de mi todo el poder de 
perdcros , dejadme Colo el de (cguiros. Encaminenfe mis pafos a 
bufcaros , y nunca dcicanfen hafta hallaros ; Din^atUur TfU m^e, 
adfacimdas y <?V« 

S)ocumentos, 

11 A Unquc la delconfianza del alma no (ca tal en cftc tC- 

y^ tado 5 que ncccfitc dc mas recuerdos que los que Ce 

han dado hafta aqui , porquc en efte fentimienco mas parte tic- 

nc el amor que el temorj todavia (era bien que fiempi e ande muy 

alegre,y confiada en el favor divino , y juzgando altamcntc dc la 

Tom,Vl. Q Mi- 

(e) ExPfiikn* ii3«y*i7. 



Ill VARON DE DESEOS. PART. II. 

Mifcricordia , y Bondad dc Dios, que no la dcjara pcrdcrfc en ^I. 

12 A cfta cauia , por dificultoio que fca el camino por don - 
dc Dios la Uevare ; y aunque la parezca , que da los pafbs a la im- 
perfcccion , quando dcfea darlos a la perfeccion , no ft: dcfalicntcf 
fino profiga con pureza dc incencion , y con fervor dc obras^ en 
quanto pudierc , y con bucnos defcos en lo que no pudierc ; por- 
quc Dios a quien buft:a dara buen cobro defus pa{bs , y puedc (er, 
que quando a cUa le parezca que cfta defaprovechada , eft^ mas 
fiivorecida. 

1 5 Egcrcitefc con mucho cuydado,y fervor en todas las vir - 
tudes 5 y tome de eftc (cntimiento la pondcracion dc que no qtuc- 
re el alina, que la encamine ft>lo a la (cnda dc la perfeccion , (ino 
a las fendas , caminos, y veredas , IfU med j porquc como las vir- 
tudes (on por donde hemos de caminar a la corona , es neccfario 
que fea igual el cuydado dc caminar en codas. Y afsi riunca olvi- 
de una virtud por feguir otra , fino egercitefc quanto pudierc en 
las Unas 5 y en las oiras. Porque aunque en la via cfpiricual, ficm- 
pre (c egercitan aquellas virtudcs con mayor fervor , a que es mas 
inclinada la naturaleza del que las egcrcica ; como el colerico al 
zelo , el flcmatico a la mcdicacion , el alegrc a la caridad , el mc- 
lancolico a la fbledad ^ codavia nueftro cuydado , ha de velar en 
egercitar con igualdad lo bucno a que tenemos averfion , como 
aquello a que tenemos inclinacion. Y con advertencia , que enlo 
que (bmos inclinados , vamos mas aventurados , y en lo que no 
lo (bmos , mas feguros. 

1 4 Porque algunos caminos en la vida cfpiritual , (on can 
dificultofbs de conocer , que no es mucho que tenga el alma dc- 
(co 5 y aunobligacion de preguntarlo a los Dodos , y Mifticos, 
como lo pregunto Santa Terefa , y otras almas muy perfcdas. 
Sera bicn que eftc atenta a quien Dios Uevare por eftc camino, 
de bu(car (como (c dijo en las primcras advertencias del Prologo) 
Varones efpirituales , penitentes , y Tcologos, y quiecefc con lo 
que la digcrcn en aquello que calificarcn , fin andar con nucvas 
dudas , en lo que una vcz eftuvierc decidido , fino es con nucva 
razon ; afsi porquc no pierda el ciempo (que fiempre debc (cr 
can preciofb , y mas en los que lo emplean tan bien como los ef- 
pirituales; quanto porque dc las dudas, (1 no hay prudencia, pue- 
dc (altar a los c(crupulos, y fi cntra una vcz en edc labcrinco ,(al- 
dra cardc , y con mayor diHcultad que aprovechamicnco. 

SEN- 




VIA ILUMINATIVA. SENTIM, ffl, fiz, 

SENTIMIENTO III. 

(PlipTOnESE EL ALMA S)ENT<I^ IDE UN, mT>AT>0%^ 
de nino , j que el Amor S)hfino la efid acarlciando para que camine^ 
y ella aflt^tda con el emhara^ , j con la dificultad le dice las 
palabras del Pfalm, 1 6. v. 5. 

Pcrficc grcflus meos in (cmitis tuis , ut non movcantur vcfti- 
gia mea. 

Eflado, 
A. caminando muy apriia cl alma a dcfear lo mcjor, 
y ya no quicrc en cftc fentimienco {bio que Dios 
la guie los pafbs , Hno que de cal manera (e los af* 
(egure , que no (bio caminc por los prccepcos, fi- 
no por los con{cjos,y alsi dice \ perfice gre^us meosy 
perficionad mis pafos, Y pidc difttcpmcntc la pcrfeccionjpara afla. 
gurar la obligacion 5 pucs quien no puficre los ojos en lo mas, 
nunca Uegara a lo menos. Explicafe muy bien cl eftado de eflia 
alma , en hallarfe caminando como un nina en (u andador , don- 
de la prifion es {u libertad 5 y lu fcguridad k claufiira, Efta el 
Amor Divino llamandola , ya con fantas infpiraciones , ya con 
clajras iluftraciones , ya con aiiiorofas perfuafiones , pidiendola 
que le figa , y ella lo (igue con el crabajo que las corcas fiierzas 
tie vin niiio caminan a los agradables brazos4e^ madre. Aqui (c 
ban de nocar dos cofas , que explican bien el eftado de efta alma, 
y los pafbs por donde fe va a la perfeccion. La primera : que co- 
mo fc ba cocado arriba , quanco mas (e camina , menos parece 
que (c aprovecba ; porque tal vez es la (eguridad del aprovccha- 
mienco el ignorarlo , y Tu mayor indicio no crecrlo , y el alma 
que en el pafado (cntimiento andaba iuelta , y ya parece que en c{l 
te babia de volar , la llevan quanco mas camina , de manera que 
apcnas le parece que anda. 

z La (cgunda : que como efte camino no (c hacc con la 
propia voluntad , (ino con la agena , es mas larga Jornada corrcr 
menos con la Voluntad Divina , que correr mas con nucftra pro- 
pia voluntad} porque quando caminamos gobcrnados por nolb- 
tros , aunquc parece que nos acercamos a Dios , nos qucdamos 
en nofbtros , y tanto mas de Dios nos ^partamos,quanto nos pa- 
Tow. K/. Qj re- 



IZ4 VARON DE DESEOS. PART. II. 

rccc que nos accrcamos. Al contrario, quando Dios nos llcva co- 
mo a ninos en un andsKior ,aunquc cada movimicnco ha de cof- 
tar un (ufpiro , y cada vuelca al inftnimento de las ruedas una 
queja , y nos parccc que apenas nos movcmos para (cguir la vir- 
lud , cntonces va mas (cguro nucftro aprovechamienco. Y alsi 
qualquiera alma bien iluftrada defcara mas caminar en elandador 
de Dios con lentitud,que en la propia voluncad con ligereza. 

^ £s el andador en que Dios mele poner a las almas que le 
aman , las tribulacioncs intcriores , y exceriores , y muy frequen- 
tcmcnce las enfermedades , con las quales le parece a una perfb^ 
na , que ni ficnte fii aprovccliamiento , ni firve en cola alguna a 
nueftro Seiior , ni pucde acudir a fus cipiritualcs egercicios 5 y a{si, 
que no (bio no anda , fino que va volviendo atras en (u camino. 
Si el alma en efte eftado fiiere imperfeda,y defaprovechada , pc - 
dira que la (aquen del andador , y la degen caminar por si , por- 
que la parcccra , que hara mas Jornada (in el en poco tiempo , que 
dentrode el en largos aiios; pcro quien fupiere el aprovechamien- 
to que (e configue en caminar lo que Dios quiere ^ y dejar(c llc- 
var por donde , y como fuere (ervido , facilmente le conformara 
con fu voluntad , diciendo con el Profeca : Terficeffejfus meos in 
femitis tuis , ut non motfeantur t^efiigM mea. Seiior , aflcguremos lo 
importance , y es que mis pafos no (c vayan a lo malo , y que no 
falgan de la (enda dc la perfeccion , al camino ancho de la obli- 
gacion, porque defde el no me acerque al dc la perdicion. Cami 
nemos , Seiior , por el padcccr dentro dc la perfeccion , queeflb 
quicro mas , que andar con ligereza por la laticud de la obliga- 
cion. Afligidme en la (enda dc los confcjos , que mas quiero efib, 
que elparcirme efpiricualmence por la de los preceptos. Camine- 
mos por la (enda del no qucrer pudiendo, pues nos perdimos por 
el camino del poder queriendo. 

E/eSlof, 

4 OEntira el alma en eftc eftado grandcs dclcos de la perfcc- 
^ cion 5 y comcnzara a tcner amor a la Voluntad dc Dios, 
en quanto corrige la propia 5 porque como ya las iluftraciones la 
iran poniendo mas clara , rcconocera que aunque dcbe mucho al 
Amor Divino , en quanto la cnamora 5 y a la mifcricordia , en 
quanto la perdonajnodcbe menos a la Voluntad Divina en quan- 
to la gobierna , y le va delcaeciendo ia propia ; porque eflc cs 

el 



VIA ILUMINATIVA. SENTDvi HI. .125 

cl medio por dondc ha de lograr todos los demas atributos 

5 De aqui (c (cguira btro cfc£to muy util , que cs una conf- 
tante determinacion dedejarie gobcrnar de Dios en todo,aisi en 
lo grande como en lo pequeno , y buicar fii (anta.Voluntad en 
lo que dudare , y refolvierc , poniendo los ojos fblo en el fin ^quc 
cs fcguirlo , fin rcparar en los medios , fi no fc aflcgura cl firi, . 

6 Ira conociendo mas claramence lo poco que.^ebe a fif oro- 
pia voluntad , y como cs caufa de fiis mayores ruinas , y madrc 
fecundiGima de codas fiis miierias. Con cfto la ira conociendQ,y 
guardandofc de dlas, y acalayando, y acendiendo i fiis primeros 
movimientos , para contenerlos , y corregirlos con la Voluntad 
de Dios , antes que crezcan , y cobren fuerzas par;^ opon^rlc a 
ella. 

y Tendra con efto amor grande a los crabajos , y par.eceran- 
Ic de buena cara j porquc vera fijs (antos , y utiles efe(^os, y (b- 
lo aqucllo amara el alma , que mas aborrezca el cuerpo. Solo la 
data gufto ,y alcgria lo que la dierc mas pena 5 y dira con el San- 
to FcHpc Neri , muy firequentemente : Kiente mi place , /olo mi 
piace , qui niente mi piace, TSlada me agrada ^folo me agrada , que 
nada me a^rada. (>) Y a Dios , con fentimiento verdaderamente 
interior. 

'JfeEios, 

8 '^rXErfice grejfus meos , in/emitis tuts ut non molfemtur Tfefii^ 
j|^ gia mea : Terficionad , Senor , mis pa/os^ y no Je mue • 
Tflan mis pies de lo bueno , ni (e acerquen a lo malo. Aflegurad- 
mc , Seiior , en vucftro camino , para que andc apartado dc 
los caminos del vicio. Si Vos no me tcneis , yo me perder6 , Scr 
nor 5 fi no mc atais a vueftra Voluntad , yo caere prefto eiji 
la mia. Bien caras cxpcriencias tencis , Dios mio , de lo que mc 
cucfta mi alvedriOjpues nunca pude perderme,quc me cobrafle, 
ni pude cobrarme,queno me perdiefle. Gobierncme vueftra Vo- 
luntad 5 aflcgure vueftra Bondad , dirija vueftra Piedad a quien 
(c ha perdido en fii voluntad , y acabe ya dc acabar en mi, lo 
que mc ha perdido, y dege dc (er lo que os ha ofendido. Si mue^ 
re cl malo , y (e caftiga al delinquente , jufto es , Dios mio , que 
ica caftigada cfta voluntad , y hottiicida ,efte propio amor alevo- 

fo. 

(a) P. Concienc. en la VId. de S. FcUp. Ncr. tomt a. adtc. num. jo. pag.. 5 00. 



laS VARON DE DESEOS. PART. H. 

tra los demas vicios , por eftar compueftos los humorcs efpiricua- 
Ics del alma , con la irafcible , y la concupifciblc , dc cal mancra, 
que Hno (c corrigcn las malas inclinadones a los vicios , con las 
buenas in(piracioncs en las virtudcs , facilmencc enf^rma, y mue- 
re el cfpiritu , y de efto el mayor ricfgo en la (alud. Pero el que 
{e halla cnfermo , y 4 quien Dios tiene en el andador de las cri- 
bulaciones , caH todas cfbs virtudes conferva en habico , fin 
que tcnga que reducirlas a a^os 5 porque no le combatcn can • 
tos vicios , y fblo con el efcudo de la pacicncia dene lo que ha 
menefter. Afligela la calentura , paciencia. Acormentak el dolor, 
paciencia. Sirvenla con poca piintualidad , pacicncia. Danla poca 
cfpcranza de la vida , paciencia. Olvidanla los amigos, paciencia. 
Nieganla los deudos , paciencia. Egecutanla los acreedorcs , pa- 
ciencia. Acofala la pobreza , paciencia. No la focorrcn los obli- 
gados , pacicncia. Con que con (bla una virtud (e defiende de to- 
dos los vicios. Porque el enfermo , ni tiene gana de mormurar, 
ni anfia de medrar , ni difpoficion para bufcar la liviandad , ni 
para egecutar la maldad , ni para ftaguar el embufte , ni para le- 
vantar el teftimonio. Y afsi con guardar (u puerta el alma con. 
cl efcudo de la pacicncia de los golpes de la ira , y ocras pafion^ 
cillas de ciic gencro , Ce halla afcgurada de todos los demas vicios. 
Y lo mifmo (ucede con poca mas , 6 menos diferencia en todos 
los demas generos de tribulaciones , con que nos ata Dios , para 
que no nos hagamos dano. Tal cs nueftra flaqueza , y miieria, 
que cenemos tal vez librada la (alud del alma en la cnftt- 
medad del cucrpo , y cierta la enfermedad 
en (ii falud. 




SEN- 




yiA tt.UMINATIVA. SENTIM. IV, mp 

SENTIMIENTO IV. 

^(fiOTOHESB EL Am%_ fDnHKO COK (!(pST!ip 0B 

tntjado yfulminando rayos contra el alma , U qud al mi/mo tiembo 

huye de una titbredlla que la^erfigue , diciendo lasfalahras 

del Pfalm. 1 18. v. tio, 

Confige timore tuo carncs mcas : a judiciis enim taii dmuL 

Eftado, 
jOrque no fc Ic olvidc ail alma el padecer , que es la 
corona del mcrecer , vuelve nueftro Scnor con las 
tribulaciones a dark nuevos recuerdos dc {u amor. 
Y afsi entre (equedades , y de(confianzas , ponlcn- 
do(e el Amor Divino la ma(cara de enojado , aun« 
que encubre mal los relplandores de amante, fidminando rayos 
de tribulaciones , viendofc afligida ella con el tcmor , que ya fc 
;ba ccbando en el amor , le dice a fii Divina Mageftad : Confige 
timore tuo carnes meas : a juHciis enim tuts timui, Cl^ad , SeHor^ 
mi carne con Ipueftro fanto temor , pues mi alma feme Ipuejhros juicios, 
Y aqui fe reprcfcnta quan aventajado fentimiento cs efte ,y quan 
adclante camina efta alma , en los (antos , y fervorofbs defeos. 
Porque Hendo aGi , que quacro fentimlentos mas arriba , no (e 
atrevia a decir que deieaba fervir a nueftro Senor , (ino que de** 
(caba de(ear fervirles aqui no (bio quiere queDios la d6 temor al 
alma, (ino que le dabe en fanto temor el cucrpo: y que afsi como 
teme el efpiritu a Dios, le tema tambien la carne : y que iguales 
palbs vaya dando a la perfeccion,el exteriorjque el interior cola mas 
cicil de pedir , que de confeguir , y de (uplicar que de alcanzar.- 
Porque cftas dos porciones interior , y exterior, alma, y cuerpo, 
efpiritu , y carne , fbn de tan diferente (ubftancia , e inclinacio- 
nes, que quando la mejor no efta fujeta a la peor , rarifsimas vo- 
ces andan confbrmesjy a(si yo pocas veces veo paz entre d cuer< 
po , y el alma , (Ino cs en los pecadores , en los quales quiere cl 
efpiritu lo que el cucrpo , que es holgarfe , y la carne lo que el 
alma , que es entrctcner{(f : pues como quiera que la mala cof^ 
tumbre va cobrando fiierzas , y cada dia endurcciendofe mas el 
corazoti en lo malo , (brdo a las in{piraciones,y ciego a las luces 
dc la razon ; vanfe durmiendo de manera los fentimlentos del al^ 
Tom.yi, K wa. 



1^6 j^ARON de: deseos. part. U.' 

ma , que no hay qui^n ipandc en aqucUa cafa , fino el cuerpo que 
efta firvicndo , y oBedccichdo al apctico. Con cfto el alma , y el 
yuerpo del pecador , viven con grandc paz , fercnidad ^ y gaikd^ 
p por mcjor decir engano , hafta que vicnc la muerte , y corre la 
cbrcina al rctablo dc fus mi(erias, y Ics pone en'guerra la Divina 
Jufticia, (i antes no les prcvicne fii Mifericordia : y efta es la paz 
que llama David de pecadores , y que zelaba fbbre ella : ^- 
l^i/uper iniquos , pacem ^icMorum widens. (*) • 

2 Pero el elpiritual , y fiervo de Dios , por muy aprovecha- 
do que efta , tarde , 6 nunca (ujeca de tal manera la nacuraleza, 
que no tenga con ella cada dia muchas pelcas la gracia. Porque 
:al tiempo que el alma teme a Dios , el cuerpo (bio teme la fatiga, 
que es el medio de Uevarnos a Dios: y al ciempo que el alma de- 
lea padecet por Dios , el cuerpo huye de la morcificacion , que es 
camino de padecer por Dios : y quando el alma fe halla alegre 
con la tribulacion por Dios , el cuerpo flence la pena, y congoja 
(in acordarfc que hay Dios. Y en efte {entimienco el alma quer- 
tia ajuftar las groferfas del cuerpo, a las delgadezas , y acenciones 
del efpiritu , y que iupiefle el cuerpo difcurrir en las iuperiori- 
dades del alma , y temer a Dios como le teme ella. 
' I Y ponderafc muy bien el temor (anro con que fe halla cC- 
ta alma de ofcnder i nueftro Seiior , y que efia es la caufa de de-> 
(ear que lo tenga tambicn el cuerpo , en que al mifmo ciempo 
que Dibs la efta fiilminando rayos de tribulaciones , efta ella hu- 
ycndo de una liebre que la perfigue , y aco(a. Que es lo mKmo 
que decir , que el alma que de verdad teme , y ama al Senor , de- 
be temer lo pequeiio , que (on las imperfccciones , y pecados ve- 
tiiales , como los mas atroces , y capitalcs. Y no quiere decir , que 
Ton los mi(mos los unos que los ocros , ni que igualmente (c dc- 
ben llorar , huir , ni (emir , ni que no es mejor incurrir en lo mc- 
nos que en lo mas ; (ino que (it de(co es can interior en ajuftar(c 
a la Voluncad 4el Senor , que ni Ic querria cnojar en lo poco , ni 
en lo mucho $ y que a(si huye de una liebre , que es un pecado 
venial como de un Leon, que es un morcal: porque es cierco,quc 
quien ama verdaderamente a Dios , (lente tnnto darle aun el mc- 
nor di(gufto , que no hay co(a que igualmente le albmbre , como 
el rccclo de cnojarle, ya en lo grave, ya en lo Icvc, aunque cla- 
ro efta , que (encira mas lo grave. 

J/ec- 

ft) Pr«Im«7ft«n 3. 



yiA ILUMINATIVA. SENTIM. IV. ii j i 
BfeBos, 

'4 TRa con cftas iluftraciones , tenicndo cada dia mas perf^c- 
X. to temor dc Dios , defeando, que no {bio fii alma, c inte- 
rior, fino (ii cucrpo,y exterior no (e defviendefufantaVoluntad, 
y hara quanto pucda para procurarlo, y confeguirlo del Seiior. 

5 Rcfultarale tambien grande odio al cuerpo , y (us gro(c- 
iias , y (entira (umamente que ande fiempre rebcldc , y rcpug- 
nante a el alma , y andara continuamente con qucjas , y pericio- 
ncs a Dios (bbrc remediar efte punto , el qual no deja dc fcr 
may util , aunque no lo configa del todo , pues (bbre (cr (anto, 
y perfcdo el intento , efia mifina repugnancia del efpiritu , cs ac • 
to heroyco de vcnccr con la parte (upcrior a la inferior , con que 
cobra fiierzas la una , y las va pcrdiendo la otra. 

6 De efte aborrecimiento le refultara mayor facilidad , y 
dlfpoficion para (ujetar el cuerpo a el alma coq la mortificacion$ 
porque afsi como defeamos confcrvar lo que amamos , y deftruir 
lo que aborrecemos ^ el dia que una alma reconoce , quan digno 
cs fii cuerpo de (cr tratado como verdadero efclavo , facilmentc 
lo corrige , y refrcna con todos aqucllos a£fcos de penitencia , que 
ic proporcionan a efte fin. 

7 Tambien (e hallara con grande confuflon , y dolor de las 
culpas , y caidas ordinarias , a que le obligarah las rebcldias del 
cuerpo > porque como efte nunca acabara de {ugetai(e al cfpiri- 
tu , tampoco le faltara materia de Uorar , ni caula de humillarfe 
delante de la Mageftad Divlna , fuplicandole , que acabe ya de 
rendir las defbrdenadas pafloncs , que dan continua gUcrra a (u ' 
cipirim 9 y dira; 

AfeBos, 

S f^Onfige t'tmort tuo comes meas :a JHdiciis enim tuts timui. 
V J CltCPod , StHor , con ttucflrofanto temor mi cuerpo , como 
'Jefio que lo efte ml alma , /wej t'lemblo de Tfuefiros juicios, ^Por qu6, 
Dios mio , ha de haber en mf quien no os tema , ni quien dege 
<ic obedecer a mi alma , quando ella a Vos obedeccr? Que al 
ticmpo que yo os ofendia , y mis ruinas , y perdicion abrazaba el 
cuerpo , y carne me refiftiera , no (bio era tolerable , fino jufto, 
pues a quien iniquamente manda,{antamente (e refifte^ pero que 
la que hie tan pronta a obedecer en lo Qialo , Tea rcbelde a obe- 
'Xom.yi, Ki dc- 



1 3 1 VARON PE DESEOS. PART. U. 

dcccr en lo bueno , quicn lo pucdc tolcrar? No hay pafo que no 
mc cuefte un fufpiro , ni hay afedo que no me cuefte una lucha. 
Y pues habicndo llegado el ahna a reconocer lo que os debe 
amar , y lo que os debe temer , efta Hempre rebclde , y concu- 
maz el cuerpo , y ficndo la mifma ligcreza al perderfe , y la mif- 
ma delgadeza al divcrtirfe , es la mifma ignorancia al mejorarfc. 
Quan delgadamente difcurre en los guftos i Quan dieftramente 
en los dcleytcs ! Como (abe en la gula , lo que va de un manjar 
(abrofb a ocro ! Con que arte pcdfuade en (u liviandad ! Con que 
deftreza fe porta en la ambicion ! Que bicn (c gobierna en la fb- 
berbia , para (er amado como cortes , y pifarlos a todos como al^ 
tivo ! Que (agazmente en la codicia ! Que lucido en la prodigali- 
dad ! Con que mafia (e acomoda con que atencion (e conferva, 
con que vsdor fe defiendc ! Y cfte que es tan delgado , tan pru- 
dente , tan defpierto en los vicios , es la mifma tibieza , igno- 
rancia , y remiflon en las virtudcs. Y habiendole criado Vos, 
Dios mio , para inflrumento del alma , en quien ha de egerci-<- 
tarlas , fe revela , y fe enfbberbece queriendo mandar a el c(pi- 
ritu , trahcrlo , y reducirlo a fus vicios. 

9 Dichofb el que con la muerte deja efle mal companero 
de la vida , pefb del alma que habia de fer fu alivio , cuidado 
que habia de fer defcanfb , enemigo que habia de fer amigo. Lie- 
gue , Dios mio , el temor del efpiritu a crucificar la carne 9 y fi 
ella no tiene conocimiento del temor filial , fcpa a que fabe el fer- 
vil. Si no conoce los guflos efpirituales , tema con los trabajos cor- 
porales. Tefbros de enfermedades,y dolores tiene , Seiior , vuc(^ 
tra Piedad , tefbros que nos llcvan a gozar de vucftra Bondad. 
Aflija a mi cuerpo el dolor , hafla que fe afsiente en 6\ vuefbo te- 
mor. Acofcnle trabajos , hafta que los ojos que tiene pueflos en 
la tierra los levante al Cielo , y hafbi que la vifla que mira a eflo 
caduco , y tranfitorio mire a lo celeftial , y eterno. Aunque es 
tierra olvidefe de que es tierra para fcguir lo eterno , pues tan ol- 
vidado efla que lo es , para cebarfe como eterno en lo caduco. Si 
ama los guflos , y los deleytes , aflegurelos en la etemidad dcjan^ 
dolos en la, vanidad , que aquellos fon ciertos , y eflos Edfbs. Ha— 
ccd , Dios mio , que atienda mi cuerpo a efbs razones , y que ysL 
que no reconocc como debe vueffara Mifericordia, ni adora vu^^ 
tro Ser , tema vucfba Jufticia , j tiembie dc vucfbo Poder : Coit« 
/tge timore tuo carms mssp 

©a- 



yiA ILUMINATIVA. SENTIM IV, m j j 

(Documentos, 

iq URomucva cftc (anto tcmor, pidiendo a Dios con ora- 
A cion inftance , y fervorofa acemorice (u came , y cor- 
rija a (u cuerpo , de manera que no pueda mas que el alma , y 
que tenga humillado un enemigo tan domeftico , y natural , y 
del qual no (bio anda acompanada^Hno veftida, a quien no pue- 
de dejar , aunque quicra , hafta que quien (e lo dio fe lo quite. 

X I Juntamente con pedir a Dios gracia para corregirfe , le 
ha de pedir paciencia para fufrirfe , y eilo ultimo es mas facil 
que lo primero. Porque fino es en Chrifto nueftro Senor, donde 
eftuvo el alma unida a la Divinidad,y afsi ellaba obedientifsimo 
fu Sacrofanto Cuerpo a el Alma, y en la Furifsima Virgen Maria 
fu Madre , en quien Cuerpo , y Alma a un mifmo pafb , y con- 
fbnancia acomulaban por inftantes tefbrosinfinitos de caridad ar- 
dendfsima , con profunda admiracion de lc#4nas encumbrados 
Scrafines ^ todas las demas almas, y cuerpos db'las criaturas, por 
la mayor parte,han vivido encontrados entre si al obrar lo bueno, 
quando no eftan conformes en lo malo. Y afsi el rendimiento que 
pretendc el efpiritual en la carne , ya que no lo configa para U 
quietud , logrelo para el aprovechamiento., pues quantas rebels 
dias fintiere de la parte inferior al tiempo que obra fantamente li 
{iiperior , si bien u>n vilezas del cuerpo , pero (oh coronas del 
alma. 

1 2 Tambien debe eflar adverdda , que afsi como conoce laf 
tribulaciones , y trabajos que por infbntes le caufa la mala ve- 
cindad del cuerpo , debe portarfe con el (evera , y confiante par^ 
corr^irlo , y reformarlo. No tanto creyendo que lo ha de poder 
refrenar de manera que (c olvide de lo malo j fino que le ha de 
obligar a obedecer lo que le mandaren en lo bueno. Y afsi efle 
muy atenta a los movimientos de fu inclinacion , y a aquello i 
que lo vierc mas propenfb, aunque fea bueno, y hagale que obrp 
en ello mas remifo , 6 en aquello que le viere mas averCb , que lo 
obre mas fervorofb , hafbi que lo fiijete a qiie (fino con igual 
gufto) con igual obediencia , y prontitud acuda a todo. 

I ^ £fla lucha requicre mucha oracion. , 6 por mejor decir, 
€jjac toda la vida fe ocupe en oracion ; pues es cierto , que quando 
un hombre naciefle , y fe criafle fin otra ocupacion en efla vida^ 
que dc procura ajuf);arfe el cuerpo a el alma ., jciiando ella obe- 

dien- 



1^6 VARON DE DESEOS. PART. n. 

retirado , cau(a a cl alma la anfia dc no perderfc cl ocupado , y fi 
vlene a (cr en cl prlmcro mas (cguro el camino , en el (cgundo cs 
dt mucho merito el trabajo. 

6 Andara dcfpierto el c^irku , a cortar las primeras raices a 
los vkios , y hallarafi: con mayor vigllancia , lucgo que Ucguc a 
tcner luz de lo qae convinierc prcvcnir. Y lo que Hgnifica cfte 
conocimienco a la vifta , lo aplicara a las demas facultadcs , (en- 
tidos , y potencias , procurando fertificar las guarniciones de afue- 
la , y tencrlas bicn dcfendidas , antes que cl encmigo ganados los 
primeros pucftos combata la voluncad , que cs la muralla del al- 
ma. Y afsi le dira con vcrdadcro (encimienco a Dios. 

JfeSios, 

7 A Verte oculos meos ne Videant tfanltatem, Jpartad , Se- 
/\ nor 5 mis ojos de la Ifanidad , no fc picrda mi flaquc- 
2a en la maldad. Lo que no quiero defcar no quicro ver : lo que 
me puede danar no quicro mirar. Harcas nimas me ban caufado 
los ojos , hartos antojos a cl alma, y a Vos Dios mio harcos eno- 
jos. Ya no quicro los ojos para mifar, fino para Uorar. Llorcn lo 
que miraron , no miren mas que Uorar. i Que hay que v^r , y 
que no hay que Uorar en efta vida penofa , larga materia de la- 
grimas , corta , y momcntanca de gozos ? La vanidad mas vana 
cs vanidad , el mas poderofb podcr flaqucza , las mas opulcntas 
riquczas pobrcza , la mas fcgura fclicidad calamidad. 

8 cQuc puede valer en efta vida lo que fblo efta pendience 
dc la hebra dclgada de la vida, yen cortando la quecada inftan- 
tc va adclgazando el ticmpo todo cac en ticrra,y (e reduce a tier- 
la ? Donde eftan los Reyes coronados ? Donde los poderofbs del 
figlo? Que ic hicicron los que pifaban la ticrra, y amcnazaban al 
Ciclo ? (^) Donde el que Uoraba que no huviede mas cicrra que 
ganar , ficndo cl un poco dc ticrra ? 0*) Arrcbatado enmcdio dc 
cl curfb acelcrado dc fu vanidad 5 divididas las ruuias de (u Im- 
perio , en tantos Reyes coronados , quantos tuvo cfclavds (u po- 
dcr ? (c) Donde cl que fc enojaba con el clcmcnto del agua, y rc- 
ducia los Rios caudalofbs a arroyos breves , para que los piJafcn 
facilmcntc las bcftias que aUmentaban (u (bbcrbia ? (d) Donde cl 

que 

'(*) Gfticf. tt.T.4. (b) Plutirc. de Tranquiliu anim. feL »9« (c) t* Machabeor. 
leap. uv. 10.& apud Anton* Cocc. SabcU lib. i» Enn. 4. (d) Apod Haod. in Terpfich. 
Vb» ]• fi»L 147. 



VIA ILUMINATIVA. ISENTIM. y. i^y 

que qoifb Kaccr puentc en el Mar, y abarcar la inmen(idad de (119 
ondas ? (0 Donde los que quifieron prevenir (u morcsiUdad , con 
Maufcolos , que los hicicfTen inmorcales , Armando Pyramides 
de monccs , en cuyas entranas (e encerraile la poca , y leve cenin 
za que los formo ? (0 

9 Donde los que rebolvian las Nacioncs, juntabanEgercltoSy 
cuya (cd vaciaba los rios, cuya hambre efterilizabala tierra, apenaf 
fermados , ya vencidos, y en un inftance deshechos ? (g) Donde los 
deleyces que parecieron cternos,y fueron momencancos? La bebi- 
da que coflo Reynos enceros , deshechas con viciofb ingenio las 
piedras mas preciofas , y mas raras , pareciendo a la gula , que 
bcbia poco , fi no bcbia con el gufto el gafto? (h) Donde los van- 
quetes y que cres palabras formaban tres mil manjares , y quacfo 
palabras quacro mil 5 porque tanto gufto no queria el vlcio^ que 
le coftailc di(gufto , recateando la lengua cai^farfe en dar deleyce 
al paladar? O Donde los expedaculos , de que temblaba la cierr 
ra , haciendo voluble el Orbe , dando buelcas infinitos hombre$ 
a/Icntados, al movimienco de un cge , para competir el poder ha- 
mano con el ecerno movimiento de los Cielos , turbando los ele^ 
memos , haciendo Occeanos en la tierra , (^) encumbrando moi>- 
tes en el Mar , introduciendo el fiiego en las entranas del agua^ 
vencicndo , y agotando el agua con el fiiego 5 (1) mal imitados colgi 
mcrios cofta (mas no con menor dano) de los modernos expec- 
taculos del mundo , cuya ruina en las almas eftan caftigando la^ 
calamidades piiblicas? -> 

I o Donde aquellos que triunfaban en el Occiderite del Orieii^ 
te , en el Orience del Occidence,en el Mediodia del Septencrioi)', 
y en el Septencrion del Mcdiodia : arraftrando unos hombres|st 
ocros , y afsimifmo , dejando al vencedor vencido la corona, eti 
la cabeza , por tenerla en el triunfo con la cabeza a los pies : 0^) 
pilado el podero(b de ocro podcroib , a quien luego deshacia otrp 
poder 3 y el Emperador que hoy era triunfo , a pocos dias lo mi- 
raban las gentcs trof6o> (») Donde los que allanabanlos montcs 
parahacer mas facil la ruina de los mortales , y dar mas franco 

Tom,VL S . pa- 

{e) Sucton. in Calig. & Dion!f. Gtk. lib. 5 8. & apud Herod, in Polimni. lib. 7. (bl. 1 89* 
if) Vide DIodor. Sciil. lib. i . cap. 1 4. & Plin. Hift. Nac. lib. 3 6. cap. 13. (g> Herod. 

HalicaiDaf.^inPolInuu. lib. 7. fol. »i3.&Sabel. Ean.3.1ib.t. (h) PHn. Hift. Natur. lib. 

^. cap. 35. fbU 52^. edlft. PariC 1723. (i) Geu Vide Alexandr. lib. 5. cap. 20. 
(k) Jo?.un. Ravif. In officln. lib. i. foU 189. & 290. (1) Vide Laurent. Beyerl. liter. 

G. fol. 33.&34. (m) Ibid* verb. %aiC Vide etiamZoofir. torn* }. {fi\ Fulgof. Ub. '^. 

cap. j.« 



ft^S VARON DE DESEOS. PART. n. 

Ipafb a la cnicldad , y a la ira ? (<>) Los que contaban las muertes 
de los vencidos , por los aniilos que Ucnaban mcdidas exorbitant 
res , pareciendo poco a aquella in(aciable (ed de (angle humana^ 
quitar las vidas fi no contaba las mucrtcs? (p) 

1 1 Donde los que eran terror de los mas fuertes , y defpucs 
(de haber venddo el Orbe,morian a manos de flacas, y delicadas 
tnugeres ; y no en las delicias del vicio, fmo en el egercicio de la 
guerra , porque no fiiefTe (bio el triunfb en el fexo mas flaco de la 
vida , Cmo tambicn del poder? (<l) Donde cl que de pobre villano 
iietc veccs ya Conful , vencedor , y vcncido fiic ieualmente for- 
midable al mundo 5 de cuya voz , fugitivo , y deiarmado huian 
(us enemigos? (0 Donde el que triunfando manchocon (u cruel- 
dad (u nobieza , y degoUando dos Legiones enteras , llegando el 
alarido al Senado , turbados los corazones con fiereza tan enor* 
me: Quietaos^ dice , Senadores , ^ue unos pocos /on que efta, caftiganda 
ml efpada-. CO pocas pareciendo a la (ed de (u venganza, mas de 
diez mil cabezas Romanas derribadas de los hombros? Donde 
^1 que formaba Egercitos enteros de (us e(clavos mifmos , y (ien-» 
do Ciudadano , alpirando a tirano , fue va(b (u cabeza en que 
los Barbaros que le vencieron bebian , apurando ellos (u odio en 
kquel va(b (lempre lleno de in(aciable anfia de riquezas , y po^ 
^er ? (0 

1 2 Donde el que de(pues de haber Ucnado de vi(9:orias cl 
%nundo ,y fujctadolo a (us pies, facisfizo con (u (angre al Senado, 
que primero tiranizo (u valor , y fu ambicion ? (») Donde el que 
de(pues de haber quietado , y (ujetado inumerables Provincias, 
.Vcncido, y fugitivo fue (u vida de(pojo , en una inconflante barca 
-de dos barbaros Egypcios ? (^i Donde el que de(caba que tuvicf^ 
(c el Orbeuna cerviz para cOrtarla de un golpe,porque no queria 
que le coftaffe degollar todo cl mundo mas latiga ? (y) Donde cl 
<jue no (c tuvo por Rey , hafta que vcncio a un Emperador , en 
cuyos hombros puficflc cl pie para poncrfe a caballo ? (0 Donde 
cl que mando envcnenar las aguas , para acabar mas apri(a a los 

mor- 

(o) Sabel. lib. 4. Enn. 4< & Egnat. lib. 1. cap. 3 . Exemplot. (p) Sabeli. lib. 3 . £nn.4« 

. (q) Anton. Coc. Sabelic. Enn. 5. lib. 3. & Plutarc. In vit. Annlbal. (r) Juftin. lib. i . 8e 
Herodot. torn* i . Paufanias in Arcadlc. (s) Officin. Textor. lib. a. fol. 277. & Pluurc. 

Invit.C.Mari. fol. tSy.fic 190. (f Plutarc. in Sillam pag.173. (") H.Henaing. la 

Gcneal. Mofcor. (xi Plutarc. in vie. C. Oefatif. fbl. 27S.lit. C. (y) Plutarc. in vie. 

M. Anton, fol. 349. lit. D. & Ravili. in ofKcin. torn, i » fol. 14* (ij CaliguU apud Xlphi- 
^on. Dionif. Grec abbreviac in Caligul. 



VIA ILUMINATIVA. SENTTIM. V, 1^9. 

mortales ? (>) Donde el Barbaro que (c llamaba azocc de las gen- 
res , y vomito con la (angrc la vida en los primeros umbrales dc 
(lis bodas? (1>) Donde los que defpojando al Afia,hadan opulenra 
a la Europa , llenando de riquezas los Rcynos , y los honu)rcs de 
vicios? Ya los vcftian dc lucimiento,dc(nudaban dc fucrzas, afc*-' 
minados , y viles con la felicidad , y la (bberbk , los que eran an* 
tes valerofos con la frugalidad , y la pobrcza ; pcrdipndofe iguaW 
xncnte los vencedores , y vencidos , aqucllos a las manos de Iz 
/tiperfluidad , y del vicio , eftos a las dc la miferia ,y {cnriAimbre^ 
- 1 5 Todo cfto 5 que era mucho dc admirar , qu6 Sc hizoft 
Dur6 mas que un inftance fii vanidad , amontonadoi iucgo los 
hucfbs de eftos Diofcs fantafticos dc la derra p cuyo ctnpleo (1 fe 
fiiira z (us cuerpos es viencoj il (e mira a fiis^almas niiferia, e in- 
felicidad eccrna , deshcchas del ciempo (us pcofpcrid^des^ fus ti* 
quezas , huycndo el oro , y la plata dc uhas Provincias. a otra'si 
ya anegandofc en el agua , y efcondiendofc en k ticrra , ya cba« 
fumiendofc en el fucgo , ya rcducido a vichtjalo que cii (obftan- 
da es polvb , vanidad , y vicnto? Y fi lo que conflguieron eftos 
podero{bs del mundo, gigances de la ticrra, idolos del Orbe^ en 
quien cl poder , y el quercr e;icumbraba (u vanidad ajo mas al- 
to , no ha fido mas que un (bplo breve , un-lcve inftahce dc fe- 
Ucidad caduca , inconftante , y cranfitoria; ^qu^ (era todblo qu« 
es mcnos que cfto ? Puede llegar a aquel poder , ni fubjr, a tanca 
Wcura OCTO mortal ? Pucs para qu^ cllimamos lo qucconfcguidQ 
no impof ta , po(eido no dura , y de(eado daiia ? Solb:. podemos^ 
&nor-, Cef mayores que eftos Barbaros , de(preciandQiQ^ que pre* 
daron , dc(cftimando lo que cftimaron , pi(ando k>' q<ie,figuier' 
ron. Mejor camino tcnemos abicrto los Chriftianos , mas alta la 
Coronary eternala felicidad. Dejandolo todo por (eguiros a Vos 
Dios mio , nos figue j y nos firve todo. Apartad, pucs, mis ojos 
de las humanas felicidades , y engaiios dc una vanidad tan vana, 
lie Unas (bmbras tan Kgcras , dc unas nubes Ucvadas de lbs Vicni* 
COS , de Unas bojas movidas en el arbol,quc apenas en fu cuerpo 
Con hermoTura , quando (on a (us pies caducidad , y Cbrrupciom 
jh>erte oculos mets » m Ytdtant 'panitatem, 

Tom.Vt. S* (Do.' 

' (a) Sabel. lib. 7. Dec. x« & Pacer Marcel. !n v!ca Vital, apud Beyerl. Ik. V. pag. 3 1. 
(b) Sigon. lib. 1 3* Imperatt O^cldeqt. NicoL.Olahus in AxtVU cap. itf« & Bonfin. apui 
Beyctlinch.lUt#C.pag.}7^»f» ' "^ .' 



140 yARON DE DESEOS. PART. U. 

S)ocumentos, 

. 14 T^N eftc qftado cl alma, para lograr iluftracion tan util, 
I J y con la qual cubricndola Dios los ojos la Ucna dc 
luz cl entendimiento j ha de procurar atender mucho a ieguirU,- 
y promoverb,no (bio con ccrrar los ojos nacurales , quanto con** 
v^ga para efto natural, fino los movimiencos del conrentimien* 
to a lo malo , con los parpados de la oracion , y del fUcncio, cui* 
dando de no diftraherfc de ver,6 dcfcar coik alguna en cfta vida, 
que pueda ierle impedimento muy leve para aventajarfe en el ca- 
mino de la eterna. 

. 1 5 £(cu(e los primeros principios a lo malo , (i no quiere 
perder(e en los (egundos , y tenga pre(ente a que ruina , y de que 
cumbre cayo cl Santo Profcta David, a quien cl no vivir con cfta 
advcrtencia quando miro a Berfab^, le llcvo de la vifta al confen - 
timiento,dcl confentimicnto al adulterio , del adulterio al homi« 
cidio , y dc eftc al caftigo, que aun perdonado, y contrito fue tan 
grande,que Ic quito la Corona, y con niucha dificultad,y fangrc, 
y con la jirdida dc un hijo foe finalmente reftituido a fu Rcy no. 0>) 
- 1 6 : V no {bio dc recatarfe de lo malo j y perniciofb ha dc tc - 
ncr cuidado'', fino tambicn dc lo impcrfc^o , coh(crvando en 
quianto fattc pofiblc la imaginacion limpia de cfpecics que puc- 
daii danar al alma $ que harta atencion tendra el cnemigo dc nue{^ 
tro aprovechamiento , dc introducir en ella quanto puedc caufar 
nueftra perdicion , fin ayudarle noibtros a un cuidado tan nocir 
vo. Y por cfto dcbia de defeat una perfbna cfpiricoal vcr(c cleg«i 
qUando decia: 

Ojos que me dais enojos^: 

de/eo twos IfocioSy 
^ porque no /bis ojos wiw, 

ojos de tantos antojos, 
Y. eftc (cntimiento , dc defeo era muy confermc £ la do^ina 
del Salvador , quando dijo : Si tus ojos te cojidenan^ mejor te/uer^ 
fer ciegp: Si oculus tuus feandali^t te , erue earn , <^ froijce (^hft^-y 
<rc. (0 

1 7 Huya como (e ha dicho , y cortc las primeras raices de 
lo malo , y mas en las ocafioncs pcligrofas , antes que la hcbra 

que 

(b) 1* Reg. I !• v» 4« flc V* I7« 8c iS« v« X {• (c) Mattht .x8# v. 9# 



VIA TLUMINATIVA. SENTIM. VI. 141 

que al principio os delgada crczca , y fe haga cadcna dificiilto^ 
dc romper. Y cfto mas particularmcntc en Ips afedos dclavo^ 
luncad , la qual a^i como quando nacc es facil de deshacer 3 quan- 
do ya crece , cobra tanca niet za , que arraftra tal vez a los ccdro$ 
mas encumbfados del Moncc Libano ,y los iguala coti los comi« 
llos mas bajos del deilerco. 

SENTIMIENTO VI. ! 

<p(^090nBSE EL ALU A A^H^^^ILLA^A CON VH 

cora^^ en la mam ^y d Amor ^iVtno con un e/pejo , en el ^udl Jh 

ejla re^iftrando el cor axon* Tal mifino ttempo dando de mano a las 

alhajas de 'pantdad ^y frofanidad , dice las palabras 

dei?(2ilm. 118, V. 80. 

Fiat cor mcum immadilacuin in juftificacionibus tuis , uc non 
confiindar,' - 

c Eftado, 
I AS alto es efl:c>dc(cO'eii:d alma, que todos los que 
iia tcnido ha&z aqui , piles arrodillada , y humil* 
de 9 tomando. (u corazon en la mano ,.{c.mira co- 
mo en un e(pejo en la Ley (anta , y de(prcciando 
todas las riquezas , y felicidadcs , pide a Dios que 
quite las manchas de fu corazon , para que pueda parecer (in ver^ 
guenza, y confiidon en fii divina pre^ncia. Y e&muy bicn re- 
tratado el Amor Divino, con las cablas de fu (anta Ley en las ma* 
nos 9 en las. quales , como en tm efpe jo cfta mjrando (u. corazon 
el alma 5 porque el efpejo donde (e ha de examinar el aprovecha- 
miento efpiritual , no es en el toque de los a6:<f^os , y ienti* 
-mleptos f fino en el aju&aimicnto de los preceptos, y con{cjos,y 
«l v^ como (e realzan eHJos con el retoque del Amor Divino. £1 
alma arrodillada , y humilde , pide a Dios la haga puro el cora- 
2011 ,-para4iira entender , que ellamifma conoce lo que neced- 
ta de efte favor , y que no puede ella (cr a si mifma el remedio. 
Tiene el corasdn en la mano , que es (enal de (Inceridad , y de 
verdad , para que ftueftro Scnor (c firva de dar calor de caridaj 
4 un corazon , que de verdad le pide luz , y. defengano , y que 
(c halla necedtado de pedirlo. Efta dando de mano a las riquezas, 
poder , y lucimiento mundano > porque claro efta^que (i a dlas 




i4» VARON DE DESEOS. PART. H; 

tuviedc en el corazon , ni (e atreviera a ponerlo en la mano j ni 
a ofreccrlo al Scnor , ni tuvicra fucrza para cflb. 

% Pide pureza en fu corazon pra no (er confiindida,eflo 
es , para poder parcccr con vcftidura nupcial en la prcfcncia del 
Efpoib , no Ic fuccda lo quo al indifcrcto combidado , que por 
venir (in ella a las bodas , fiic atado de pies , y manos , y cchado 
en las tinicblas cxteriores. (*) Y fin duda , que aun en el motivo 
porque pidc la purcza cftc corazon , (e reconoce un afedo ge- 
necolb , y noble. Porque no dice , que le litnpie el corazon pa- 
ra que fea capaz dc fu gloria, y para que gdce defu bienaventu- 
ranza , fino para que pueda parccer dignamentc en fu prcfcncia: 
dc (uerte que parece que mira mas a la deccncia mas util que (c 
debe a una Mageftad tart alta como la Divina , qut no a (u urili- 
dad 5 y felicidad. Pues afsi com6 el que fc viflieflc con lucimien- 
tp J grandeza , y oftencacion fblo para parcccr condignamentc 
en la prefencia de (u Rey , feria mas alabado, que el que (c viC» 
ticflc 5y aderezafle por el amor que (c tiene , 6 porque el Rey pre- 
miafle fu lucimiento } a(si efta alma , que dene por objeco de (u 
|H.freza lo que fe debe ai Sciior , .y qdan. jufta es., que tengamos 
^n (u prefencia puro , y Itmpio jcl corazon , merece mayor core* 
~na , que el que tuvic0e menosgenerofb fin. 

'Efeft'os. 

^ ^Entira eGa alma gran defco de pureza en el corazon , pa-. 

^) ra cener a Dios concenco en el , y por confeguirla no 

•habra emprefa a que no fc exponga, anhelando no (olo a que fal- 

gandeellas propiedades, que fbn los mas nocivos embarazos 

-del alma , fino las menores manchas de la culpa. 

4 Con efb anfia andara frequentemente ofreciendo a Dies 
(u corazon , y (uplicandole que fc lolimpie , y .purifiquc.,:y.ha- 

.Uarafe con muy daro conocimiento db lo mucho que hay que 
-limpiar en ^1 , pues no hara accion ^ aun de las mas per^as, en 
*la qual no reconozca , que tiene bien que purtficaiiel Saioj: para 
recibirle , y admitirle. 

5 No le dara congoja efte conocimiento , iino que la deA 
:.pertara a la oracion , y al £:rvor : porque al mi6no tiempo que 
-cAsLti conociendo , que no obra en coU alguna como debe, re- 

.. . : . co- 

: (a) . Matdi. »».T..t3. . ^ .,.. ;-. 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM.VI. 145! 

conocera tambien , que obra mcjor dc lo qiic merccia obrar utt 
corazon tan ingrato , y a quien , ni por los pecados pafados ^ m 
por las culpas prefentcs merccia , que cl Scnox le adtniciefle en (u 
fcrvicib : con lo qual , aunque defee lo.mas perfedo para agradaf 
mas a nueftro Scjior , cftara contcnta , y reconocida dc lo que le 
diercn , como quien rccibc dado quanto la da fu Divina Magef* 
tad nunca debido. 

6 Defpreciara con cOto las riquezas , y felicidades , las qua-^ 
les cada dia n^as le paieceran indignas de eftimacion. Porque co« 
mo eftc fervorofb , y ardietitifsimo defeo de que Dios la purilique 
d corazon , nacc del amor divino > y fiempre vienc al alma con 
luz 5 y con calor 5 la luz le da los rayos que ha menefter , para que 
vca lo caduco, y pcrcccdero dc efta vida , y el calor las fiicrzas 
para dar dc mano no lolo en lo efpeculativo^fino en lo pra<3ico5 
a eflb mifmo caduco , y percccdero : con que toda la eftimacion 
la pondra en que Dios la tengalimpio el corazon ^ y le dira con« 
tinuamente con amorofiisima temeza de amor. / 

y If^JM cw metim immacitlatMm injufitficationihs iuis ^ut mn 
Jl^ confundar* Purificad , Senor^ mi corazon , y hacedlo 
'i^gno de que parezca en vuete pre(cftcia. Para que quiero yo ef 
corazon > Para que me anime? No, fino para que os ame. No pa;^ 
ra que me dc vida, fino para que Vo$ feais fii vida. Purificad )Se^ 
nor , nii .corazon para amaros-,y haccd limpio cl corazon par^ 
po(ecros. Vos , mi Dios , pedis cl corazon..quando decis : ^nebe^ 
fili mi ^ cor tuum mthi (b) Hijo^ dame tu cora^n : lo que Vos pedis 
boy OS ofirezco. Vos lo pedis para pofecrlo , yo os lo doy para re? 
<nediarlo. Pofada condigna ha de ier en la que Vos haheis de en* 
erar , hftceos Vbs cl hofpedagc. Que alhajas puede poncf mi po* 
brcza ? Que amor mi tibicza ? Que atencion mi diftraccion ? En* 
trad , pues , Vos en eile corazon a componcrlo,para que podais 
dripues cntrar dignamente a gobernarlo. No tengo quien os re- 
ciba 5 entrad Dios mio,como Dios a recibiros a Vos como ahom- 
brc 5 y como a Dios. Primero componed lo que dcfpues habcis 
depoTccr , primero reforinad lo que dcfpues habcis de gobemar. 
S £1 publicaiio dio, luego que ehtraftcis en fu cafa , la mitad 

•..::-•.. d^>' 

fjb\ Proverb. 1 j* v. i?*^ 



1144 VARON DE DESEOS. PART. IL 

'de ius bienes a los pobrcs; (0 ; que dara el corazon que es tan po^ 
bre , que no ciene en que repartir bienes (ino males ! Arrojaba el 
Santo Zaqu^o los bienes de fucafa, y con eilb arrojaba los males. 
Seiior , yo mas publicano arrog^ los defbrdenados nfeOios del co- 
razon , que (on mis males para que entren con Vos en ^1 mis bie- 
nes. Entrafteis hue(ped Divino , en la ca{a de Lazaro , donde el 
fervor de Marta , y la contemplacion dc Maria os recibieron. Rc- 
(ucitaftcis a Lazaro , y por el m^rito de las dos hermanas , vol- 
vio el alma , y con ella la vida al difiinto hermano. C^) Que hara, 
Seiior , la cafa , y el corazon , que (e halla con el hermano difun- 
to , y no con las hermanas fervoroias ! Quien os rogari por el 
muerto , fi el (bio ocupa la cafa. 

9 Dadme licencia , Seiior , para llorar mi difunto corazon sl 
lo bueno , y (bio vivo a lo malo. Donde efta en ^1 la oracion que 
OS reciba ? Donde el fervor que os regale ? Donde el amor ardien- 
tc que cftc aflcntado a vueftros divinos pies ? Donde la vida adi- 
va , que (azone los platos de las virtudes para vueftro fuftento? 
Donde la contemplativa que las ofrezca ? Donde la que admire, 
y adore vucftras divinas pcrfeccioiies ? Solo efta el difiinto en la 
ca(a de mi alma fin Marca que ruegue , ni Maria que llore. Vos 
OS habcis dc rogar a Vos miftno. Vueftra Humanidad fervprofa 
ha dc rogar a Vucfbra Divinidad eriamorada, Vos habeis de traher 
cl amor , que cs el Efpiritu Santtf , fin el qual no puedc eftar cl 
Padre, de quien procede el Hijor ElEfpiritu Santo trahera a la £{1 
pofa 5 que rogara al Padre , ^ intercedera con el Hi jo. Dc efta 
fiierte el alma , poco antes muerta , fe hallara refiicitada. Su per- 
dicion fc ha dc reftaurar con vucfbra Pafion , y lograrfc enella fii 
tedcncion. Si Vos me purificais de mis culpas , fi me veftis de 
vucfhas virtudes, fi me grangeais la piedad del Padre, fi me ador* 
nais del amor del Efpiritu Santo , fi me aflegurais el ampar o de 
vueftra Madrc , a quien acompaiian fiemprc los Angeles , y lo$ 
Santos i afsifte Marta , no falta Maria, y refiicita Lazaro : Etfiet 
immaculatum nr meum y in juftlficatknlbus tuts , ut nen confundar, 

Qocumentos. 

fio T^Rocurc el defco con que fc hallara de pureza , y que 

J Dios. la purifiquc el corazon , reducirlo del dcfcar al 

obrar 5 porquc aunque cftos de(eos (on fantos , y buenos el mas 

cfi. 

(c) Luc. 19. v« %• (d) Joann* i x. v* Z7« Ic 44* 



VIA UUMINATTVA. SENTIM.VL 145 

eficaz medio para confcguir lo mejor , cs obrarlo , y con lo que 
mas bicn lloramos los vicios , cs con cgcrcicar las virtudcs j por- 
que llorai , y pccar, cs enganarfc, y cngaiiar. 

1 1 Aunque tcnga anfia dc fcr bucno , y cuidc quanto en sf 
es dc egcrcitarlo , dc(pucs dc codo cflb (c hallara rodcado dc im- 
pcrfcccioncs ; porquc nueflxa naturalcza es tal , y la inclinacion 
a lo malo tan propenfa , y mas en nacuralcs colcricos , y vivos, 
que primcro habra dado una larga carrcta por la relajacion, que 
d obrar , 6 al difcurrir lo advicrta (u obfcrvacion 5 con que nun- 
ca le falcara quc.Uorar , ni que ofreccr a Dios para que lo purifi • 
que. Ha de tener paciencia en efte cafo , y volver otra vez a pedir 
a nueftro Senor le recoja la (angre perdida , renovando los pro- 
poficos 5 y volviendo a ofirccer el torazon , y cfperc en (ii Divina 
Mageftad, que ni eftas relajaciones feran en cofas graves, ni deja* 
ra de (acar de ellas con la concridon , y la pena muy grande apror 
vcchamicnto. 

X 2 Para efto es nece(ario continuo examen, no (bio de lo ma* 
lo, fmo de lo imperfc^o,y no tal que acohgoge,<{ino queatien- 
da. De (uerte que ya que no pbre lo mejor , por lo menos conoz- 
ca lo que diftade lo pcrfc^jipofque en la vida efjpiritual ie cam!-' 
na obrando (por lo menos) lobueno, y de(eando lo mejor, quando 
nueftra flaqucza no (e atreve a obrar , a lo que fe atreve a dcfcar: 
pues con buenas obras,y fcrvorofbs de(cos reducir a Dios los defeos 
a obras, (iendo cierto , que ,Ci no conocemos lo mejor, ni lo pode^ 
mos defeat , ni llegar a egercitar. Y afsi, aunque parece que peca 
mas el que mas conocc,y obra menos, que no el que peca menos, 
porquc no ve tanto: con todocHb querria yo tener con luz clen- 
tendimiento para refrcnar la voluntadj porquc el que no vc como 
dcbe , lo que va de lo imperfe(f^o a lo malo , y de lo malo a lo 
peor ; viye con el mifmo (bHcgo en la relajacion , que el bucno 
en la perfeccion. Y al rebes , el que tiene luz, (1 yerra con la fla- 
qucza , (e levanta con el conocimiento; y aunque obra lo imper- 
fc6ko , como lo conoce lo llora , y como lo llora lo enmienda. 
Con que (1 bien fe rompe la rienda de la razon al incurrir , (e ref- 
taura con la luz que le queda , y la vuelve a cobrar con las lagri- 
fflas , y a pa(ar adclante con los fantos , y ^rvorofbs defcos. 

I ^ Tome dc efta iluftracion el defeftimar las riquezas , aun- 
que las poiea , y conHdcre, que efta alma tiene el corazon ofre- 
ciendolo a Dios en la mano derecha, y las riquezas apartandolas 
Tm.n T dc 



fi4« VARON DE DESEOS. PART. H. 

dc SI a la izquicf da. Que cs dccir : que todo lo efpiritual ha dc Cct 
prcfcrido a lo temporal. Y fi fc hallare obligada a pofeer riquezas, 
tengalas con la mano izquierda , y las virtudes con la derccha. 
Guardefe de trocar las manos, poniendo lo cterno en la mano iz- 
quierda 5 y lo temporal en la derecha 5 porque cl que tuviere en 
la dieftra el corazon para Dios , eftara con el en la dieflra en cl 
juicio univerfal, pues donde pufierc a Dios en la vida , Ic pondra 
iu Divina Magelbd en la cuenca. 

SENTIMIENTO VII. 

^^TOKESE EL ALUA , QUE SACA iDE LA UJKO 

al camPo al Amor fDhino con tdegria^y alborof^ grande ^ didendo 

lasj^alabras de los Cantares en el cap. 7. v. 11. 

Veni , dile^tc mi , cgrcdiamur in agrum , commoremur in villis, 

Efiado. 
^ A cl £{po(b Etcrno comienza a encender efta alma 
con un rayo de fu divino amor , y efte es tan ar- 
diente, y ella lo rccibe con tanta fatisfaccion , que 
pafando de los defeos a las finezas , toma al Amor 
Divino de la mano ^ y pofponiendo todas las co- 
CiS caducas , y trandtorias , dejando atras los lazfos de Babilonia, 
y las felicidades mundanas , no Iblo quiere (alir , fmo (acar a la 
ioledad , y llevar de la mano a Dios. Y no como quien es guia- 
da , fino como quien le guia en el camino , y le antecede ; y con 
amorofa confianza le dice lo que la Efpofa al Eipofb en los Can- 
tares : Veni , dileBe mi , egrediamur in affum ^commoremur in VtlUs, 
Venid^ Amado mio ^/al^amos al campo ^y habitemos en las Aldeas, Y 
en efte afedo (e pueden confiderar algunas circunftancias , que 
cxplican bien el eftado del alma 3 porque no dice tfamos , fino loe- 
nid , que comienza de fu querer , y no de el del EKpoib el primer 
movimiento dc la refblucion i y quando parece , que Dios la ha- 
bia dc perHiadir a la fbledad , ella efta perfuadiendo a Dios. 

2 Tan confiadas fon las finezas del amor, que con uno (bio, 
y el primero de fiis rayos , le parece al alma , que puede veneer 
en amor a la mifma caridad divina , que es la fiicnte del amor. Y 
cs dc advertir , que no dice ; venid j amante mio , fino , venici 
amado ndo : iDileBe mi } porque lo cienepor mas amado , que 

aman- 




VIA ELUMINATIVA. SENTIM. Vn. ^t^y 

amante,y no quiere conccdcrle vcntajas en (u amor. Salgamos al 
campo : Egrediamur in a^um 5 como quicn lo (aea a an dcfafio 
eampal dc amor al campo , donde cl hallarfe fuera de las ocado- 
ncs, y de los lazos mundanos da mas tiempo a laconcemplacion, 
mas atencion , y dcfahogo a (ii cgercicio. Y aunque lo faca al 
campo, no quiere vivir en ^1, fino en las Ald^as, 6 ca{as de pla- 
cer, que eflb quiere decir, commoremur in loillis 5 llcgando todafti 
fineza , y Valencia de amor hafta cl (alir , y verfc en el campoj 
pero (in dejar del todo el acogerfc quando qulHere al poblado: 
pareciendole , que es tan gran fineza (alir de la Ciudad a la (ble- 
dad , que elTa (bla balb para compctir con el que mas ama, 
como Cl no huviefle ocra fineza mayor, que es vivir en la mifma 
(blcdad , en (bledad , y fin acogcrfe a dormir a las Aldeas. 

^ Y aqui (e conoce nueftra flaqueza,aun en lo mas perfcc-i 
CO de efle amor , pues con tan corta fineza , como falir al campo 
per Dios , no cabc efta alma de pura fatisfecion de enamorada: 
ceconocicndofc tambien el afimiento , que enmedio de fus fine-, 
zas ciene a las criaturas , pues ya que dejo las Ciudades , no fc atre- 
vc a dcfamparar las Aldeas. Y ya que a efto no fc atrevio , pu- 
dicra pot lo menos callarlo ; pero fomos talcs , que enmedio de 
las finezas le eftamos a Dios formando los dcfHcnes $ porque lo 
tniftno es decir el alma: vamonos, Seiior, al campo , y vivamos 
en las Aldeas , que decir : vamos , Senor , a la fbiedad $ pero con 
tal condicion , que hemos de dormir en poblado. De fuerte ,que 
comienza la pcrfuafion de facar al campo a Dios por la gracia , y 
acaba por la naturaleza. Las primeras palabras (on del Amor Dl- 
vino; las fegundas del propio. <Si tan confiada para falir al cam^ 
00 5 porque tan temerofa de dormir en cl ? Si tan ligera para fa- 
lir de la Ciudad, por que tan ludta para reducirfc al poblado ? Y, 
cfto cs haciendo tx>das eftas finezas por un Sciior , que quando na- 
cio en la Ciudad , fiie en un pcfcbrc : (a) quando vivio 5 fue por 
los campos , fin tenet donde reclinar fu cabeza facrofanta : 0>) 
quando murio 5 en el duro Iccho de una Cruz , y fuera de la Ciu-i 
dad. (0 De donde fecolige quan acomodadas fon nucflras fine- 
zas , y que nunca llcgamos con cUas 4 los primeros umbrales de 
laobligacion. 

(*i Lues a. y. 2* (t>! Matth.t«v.i0* (e) MiMli. t?. v. }{« 



ijL% yARON DE DESEOS. PART. H. 

E/eSlos. 

4 r^Entira d alma afcaos grandes dc amor dc DioS , y una 

^ fatisfacion de fu amor , tal que Ic parcccra que pucd« 

Uevar fobrc si qualcfquicra tribulacioncs , y trabajos , y andara 

con defcos fcrvorofos dc folcdad , y congrua ocupacion , y ocio 

para cl amor. 

5 Con cftc fcntimicnto no tcndra por cmbarazo lo mas ama* 
blc dc la vida , porquc le parcccra que ninguna cofa pucdc igua- 
lar a fu amor j y en llcgando a comparar el que folia tcncr a las 
mas caras prcndas , con cl que ficntc dcntro dc (ii corazon $ no 
Ic parcccra que cs baftantc para dctcncrfc un punto en cftos fan- 

cos defcos. 

6 Vivira con una fatisfacion fanta dc cnamorada , tal , que 
dc vcrdad le parcccra a cUa que ama a Dios con gran ternura , y 
todo cl ticmpo que la durarcn cftos fentimicntos la laftimaraDios 
cl corazon con algunos intcriorcs rayos , 6 toques dc amor bicn 
(abrofos ,con los qualcs poco a poco no cchara menos la folcdad; 
porquc la iran enfcnando , que dcntro dc la ocupacion hay otra 
folcdad tan interior , y efcondida que pucdc compctir con cl 
dcfierto mas dcfierto j y con cl mas rctirado retiro. 

J Scrvira a Dios con muchifsima alcgria ; porquc uno dc los 
efc6tos mas utiles , provcchofos , y conocidos que obra en cl al- 
ma la caridad divina , luego que la hicre con algunos de los ra- 
yos de fu amor , cs Uenarla dc alcgria, y fortalcza para todo. Por- 
quc como ficntc dcntro dc si al amor , y cftc cs promovedor de 
lo bueno , ni hay cofa pcfada por el amor que ticnc a Dios , ni 
le parcce cofa impofsiblc , porquc el defca aumcntar , con que 
ficmprc eftara defeando lo que juzga que mas agrada a nucftro 
Scnor , y con que mas puedd gozarlc, dicicndoi 

AfeBos, 

8 X TEnl , dlUBt mi , e^ediamur in agrum , commoremmr in 
^J Vdlis, Vmid amado mio , falgamos al campo , y>iTfanios 
en lafoledad de las Jldeas, Salgamos , Seiior , del padccer fin mc- 
rito al gozar con cl : de cftas ocupacioncs temporalcs a effos amo- 
res etcrnos : dc una vida adiva inutil , a una contemplativa , y 
fervorofa utilifsima. Ya cs ticmpo , Scnor , que dcgemos lo que 
nos daha , y bufqucmos lo que nos rcmedia. Dcgemos los lazos 

dc 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. VH. 149 
(je Babitonia por el ciclo de la fbledad : cfta inquietud nodvas 
por cffa Mtilifsima quictud : cftos trabajos inutilcs , por cflbs go- 
20s meritorios. Salgamos al campo , mi Dios , a vcr alguna luz 
que apcnas fc vc luz en la Ciudad : a mirar cl Ciclo, que aqui no 
vemos fino tierra : a alzar los ojos a lo eterno , y apartarlos dc cfto 
temporal , y tranfitorio. Defcanfc un poco cl corazon en la folc- 
dad , que tan turbado , y pcrdido ha andado en el figlo. El rayo 
clc vucftro amor ha herido mi corazon , cl me dc luz para falirj 
cl me de calor para perfeverar. 

9 Venid , amado mio , que vueftra amablc compaiiia es mi 
guia, y antes que yo os perfuadicra que falgamos, ya me habiais 
Vos dicho que faliciTc, pues nunca Uego mi amor a donde no mc 
hubieilc primero prevenido cl vucftro. Vamos , mi Dios , que 
con Vos no temo en el campo a las iicras del campo, ni tcmo en 
la (blcdad a la mifina fbledad. i Que tengo yo que temer donde 
cftais Vos , amado mio , pucs fois cl mifino podcr ? Como puc- 
dc haber folcdad donde cfta vueftra Mageftad? Quando Vos no 
baftais ficndo cl que todo lo llenais ? Donde cftais Vos , mi Dios, 
que no os figa toda laCortcCdcftial, que no cft6 prefcnte vue{^ 
tra Madre , que no eftcn miniftrando los Angeles , contemplan- 
do los Qucrubincs , amando los Scrafines , obcdcciendo las Po* 
teft^dcs , adorando , glorificando , y alabando los Santos., y to- 
dos los Gcrarquicos Efpiritus ? Donde cfta cl Rey cfta la Cortc 5 y 
ficndo Vos Rey del Ciclo , toda la Cortc del Ciclo cfta con Vos. 
Ay amado mio , vamos al campo dc gozaros , que muero en el 
poblado de ofendcros. 

I o Amado mio, mal amado , y peor (ervido. Amado , por- 
que dcbeis (cr amado > no amado , porque ya os amo. Amado^ 
porque muero con cl dcfco dc amaros $ no amado , porque co- 
nozca que dignamcnte os adoro, pUcs fi os amara,yo os firvicraj 
y no OS ofcndicra. Con todo cflb (bis mi amado, pucs en cfta vi- 
da , mi Dios , no quiero otra cofa fino a Vos. Examincmos , mi 
Senor , efte amor , cntrad en mi corazon, (acad dc cl todo lo que 
no fiierc amaros , y adoraros. ^Que criaturas me agradan , qu6 
amigos me (atisfaccn , que riquezas mc arraftran , que cntrctc- 
nimicntos me deticnen ? Nada dcfco , mi Dios , fino a Vos. To- 
do cs fragil , todo es mifcrablc , todo cs corruptible , todo es vi- 
no y todo cs nada , fino Vos. Pucs Dios mio , fi no puede cl co- 
razon cftar, vivir^ni confentir fin amar , a Vos fblo quiero amar. 

To- 



It50 VARON DE DESEOS. PART. IL 

Todo lo criado aborrczco , folo a Vos Criador amo. Mas ay, 
Dios mio , que cfto cs lo que ficnto,'pero no cs efto lo que obro: 
fiso lo criado que aborrczco,y no firvo al Criador que adoro. Doy- 
le el {cntir al amor divino , doyle el vivir al humano. Apenas 
OS {aco al campo , quando me buelvo al Aldca, y aun a la mifma 
Ciudad. Comicnzo apenas a guftar de la foledad , quando mc 
yoy huycndo al poblado. A un rayo de vucftro amor que hicrc 
mi coraron , fe llena de propia fatisfacion, y quando pienfo que 
lo tengo llcno del amor divino , lo hallo Ueno de mi propia va^ 
nidad. Pero no obftante cfto , mi Dios , vamos al campo los dos, 
que mas facilmente en el encaminarcis mis errores , curareis mis 
hcridas , alumbrareis mis tinicblas. Vivamos en las Aldeas retira- 
dos , que menos lazos hay que en las Ciudadcs ; Vm^dlleHe mi, 
tmdiamur in agrum , commoremur inVtllis, 

S)ocumentos, 

III X TAlga{c de los (enrimientos de amor para fcguir coa 
y fervor (us (ancos , y virtuofbs cgercicios , y haga ha- 
bito fanto para el tiempo en que el tcdio de la vida efpiricual la 
cntibiarc , digo entibiare , quando no a la (iibftancia , al (encido, 
que tambien fuelen pafar harcas cencaciones de eftas los mifticos* 
lY afsi logrc los (cntimientos del amor divino , en (crvir mucho 
a Dios , que para eflb Cc lo cmbian. 

1 2 Juntamente con promoverlo con perfedlas , (ancas , y 
fervorofas obras , (era bien que haga ados de humildad , no llc« 
yc el (entimienco del amor , a la vanidad de pen(ar que cs fkvo-: 
recida , y dc aqui a criarle alguna pernicio(a centacion. Y pues 
tcndra tantos motivos de reconoccr las cibiezas de (u amor en la 
flogedad , ^ imperfeccion de fus obras , firva como cnamorada , ]r 
fienca de si como de ingrata. 

I ^ Para efto podra conftderar la alceza del amor divino, 
que cs fuentc , y origen de todo amor , cl qual obligo a Chdfta 
nueftro bien , a que bajando del Cielo , (c hiciefic Hombrc , y 
tnuriefTe por los hombres $ (d) y fiicilmertte conocera, que en 11c- 
gando a mirar el amor a cfta luz , no hay amor , que lea amor, 
ni agradecimiento , que (ca agradecimicnco , re(pcdo de lo que 
debe. Tanto mas , que aun cfle cono amor que tienc , y le pa- 
(i) Joann* )• V. 1^ 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. VH. 151 

fcce mucho al (enddo (porque llena prefto cl cftrecho, y congo- 
jo(b vaKb del corazon hutnano) cs dado , y comunicado de aquel 
infimco amor. Y cflc amor , ficndo baftantc (fi cftuyicra en fu- 
gcto agradccido a producir obras hcroycas) (c dcfperdicia , y 
malogra en los brazos dc nuellra flaqucza, y ni aun con ^1 hac^r 
mos cofa de provecho. 

14 Y porque algunas vcccs los (cntimientos arrcbatan , y 
pueden ofrecer algunas reKblucioncs , que aunque vengan con 
luces de perfeccion , lleven a una alma al peligro , es bien 
cftar, adverdda la que tuvierc^eftos {cntimientos, a no tomar rc- 
(blucion alguna , y mas de las grandes, y que gobiernan la vida 
cfpiritual , fin mucha prudenciajy confcjo; porque el (entido ef- 
ta fugcto al engano , y en materia dc gobcrnarfc en refblucioncs 
(cmejantes , (e ha de dar mas parte a la racional iluflrada con las 
luces de la Iglefia , que a la (cnfitiva , aunque fca fervorola , y 
con afe(%os de amor ; pues tambien en la deliberacion , fe le da* 
ra la parte que le tocare para clegir lo que convenga. 

SENTIMIENTO VIIL 

*p^9onnsE AL jMO(!iS>iFiKo co'^t$^m>o , r gt/s 

lltpa de una cinta arra/hando al alma , perfumandola con el olor de 

fus celejiiales Vtrtudes ^y ella con anjias de alcanxar al ^ue no 

puedefiffiir , le dice las palahras de los Cantares^ 

en f/ cap. i, v. 5. 

Trahc me : poft te curremus in odorem unguentorum tuorum,. 

Efiado, 
I A propia , aunque amoroGi (atisEicion con que el 
alma defafio al Amor Divinocn el (entimiento 
pafado , y lo (aco al campo para llegar a emu- 
larle en fus finczas , paga luego de contado con 
cfte conocimiento. En el efta muy bien dibuja* 
da el dma , figuicndo a Chrifto nueftro Scnor , que corre con 
velocidad , y la lleva tras si afida lo que bafta para que lo figa, 
pcro no para que lo alcance $ y con la mano izquierda la perfii- 
nu con el olor de (us divinas virtudes , para que igualmente (e. 
aliente , (blicitada con el objeto a la vifta , y con cl olor al (enti- 
do. Vala Dios mirando como quicn la anima 4 que camine; pcro 

ella 




I5» VARON DE DESEOS. PART. IL 

ella vicndo que ni arrojandpfc a fcguirlopucdc llcgar a alcanzar- 
lo,y que fc Ic va el bicn que adora,y la <icja,con amorofos fen- 
timicntos le dice : Trahe me : poji te curremus in odorem unguentorum 
tu9rum. Llt^fame , SeHor : tras ti correremos figuiendo el dor de tus 

nnffientos, 

z Verdadcramcntc que el alma , 6 con cl (iifto dc aufentar- 
fcle fu bicn , 6 con la turbacion dc no poder alcanzarlc , parccc 
que ycrra conocidamcntc en la gramatica , y aun en el fcntido. 
Porque fi ella fola defafio , y ella fola cs arraftrada como fc vc en 
la mifma palabra : Trahe me : llevame , Senor,<como dice luego: 
Metros de ti correremos d olor de tus mguentos ? 'Poft te curremus In 
odorem unguentorum ? Quien Ton los que con ella correran ? Pucs 
parccc que habia de decir : Ueoame , y tras ti correri al olor 
de tus unguentos. <Para uno pide el (bcorro,ymuchos ban de cor- 
rer ? Tambien al fcntido no parccc que deja dc caufar difbnan- 
cia , vcrfc arraftrada , y decir que corrcra. Pucs la que no dene 
fucrzas , ni para fcguir con pafos lentos al Efpofo, < como puede 
confiar que lo fcguira con los acelcrados , y vcloccs? 

2 Todavia me parccc , que en cl cftado en que (c halla cl 
alma vencida , y convcncida en cl defafio , no anduvo dcfatina- 
da; porque a la verdad ella (alio al canipo confiada en los fcnti- 
micntos dc fu amor , y en mucha parte de fu propia voluntad. 
Diola Dios a un mifino tiempo conocimiento dc fu flaqucza , y 
de pafo la iluftro con un rayo dc fu luz j y vicndo lo mucho que 
dcbe a Dios , y lo poco que hacc por cl , entrc cl tcmor, y la ef- 
pcranza le dice: 

A. Llcvadmc , Senor , tras Vos , ya que no pucdo alcanzaros, 
y correremos a Vos,fi me ayudais a (cguiros. Correremos Vos, y 
yo fi me apartais dc mi,y me accrcais a Vos. Correremos todas 
las criaturas, y yo, correremos todas mis potencias, facultadcs, y 
{cntidos , porque fi Vos me llcvais a m( tras Vos , yo los llcvarc 
i cllos a Vos. Con lo qual vicne a darlc cl alma a Dios la palma, 
y poncrlc la corona dc la vidoria ,que dc ella configuio el Amor 
Divino , confefandofc rendida , y vencida de fu amor. Dios 11c- 
vandola tras si dc la cinta dc fu fanta imitacion , y divinos auxi- 
lios corre ; pcro fiempre volviendola a mirar , y animandola pa- 
ra que le figa , en que no mucftra menos cl Amor Divino fu amor, 
que cl alma el que ticnc en fcguir los pafbs acelcrados del Amor 
Divino i pues al tiempo que eUa arrafbando le figue , el cnamo • 



ra« 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM, VIH, j 5 j 

raiio la mira , y danclola una cijita por donde pucda (a'ir a la li- 
bertad ctcrna del labcrinto dc cfta miferable vida , por fi acafb 
pierdc en el ta^o la cinta , la guia con cl oli&to dc (u fragancia^y 
por fi (c pierdc en cl uno , y en el otro (entido , vuelvc a cUa los 
ojos , y la alicnta , y cnamora con la vifta , que todas fbn (ciia-. 
Ics , no (bio dc lo que Dios la ama , fmo dc lo que la atuma, 

Efeilos, 

'5 ^Entira en efte eftado el alma un conocimiento muy claro 
^5 de quanco mcnor cs fo virtud , quanto mas templado 
(m amor , quanco mas tibias (us finezas , quanco mas flaca fu per- 
feverancia dc lo que crcia ; pues apenas da los primeros pafos en 
cl dcGifio cfpiricual con el Amor Divino , quando ni (bcorrida dc 
ill gracia con los auxilios , ni de fu amor con los conocimiencos, 
ni dc (u vifta con los (cncimiencos , apenas puede (eguir por (u 
Iflaqucza a quien Ic parecia a ella que podia anceceder. ' 

6 Con efte conocimienco no la dara Dios defconfianza (que 
Jnunca la da (u Divina Mageftad) fino humildad , y con elk u» 
dcfco dc (cguirlc , c imicarlc , aunque (ca arraftrando , y con era- 
bajo , no canco ya para veneer , que cflb bicn conoce que cs im- 
pofible i fino para (cr defpojo de concrarioi can amablc como cl 
Amor Divino , y para morir a (us pies figuicndolc , ya que no 
pucde alcanzar fus {acrolancos pafbs imicandole* 

7 Darala Dios una iluftracion con que vea quanco defcaeccn 
{us finezas, quando mas finas, y quan ribio cs fii corazon , quan> 
do mas ardience , a vifta dc lo que hizo por el alma el Redcncor- 
dclas almas. Pues primero la crio^ deipues la redimi<S,y ultima- 
mente la llamo $ y ni criada lo agradcce, ni redimida lo paga, ni 
Uamada Ic oye. Con que reconocera,quc (bio pucde darlc a Dios 
lo que la da fu Divina Mageftad a clla^y que ficmprc vivc como 
sncndigo , de la limofiia que le eftan dando a fus puercas. 

8 Ira cada dia aficionandofe mas , y mas a las vircudes dc 
Cfarifto nucftro bien , y dc (u Humanidad Sancifsima^y tendralas 
muy bien prefences a la connderacion,procurando no (bio (er He* 
yada dc fu imicacion , fino llcvar configo i las demas criacuras, 
combidandolas a corrcr a todas por el camino de (us inefables pi-. 
(zdas 9 y de la divina fragancia dc fu facrofanco olor , diciendo; 



irom.n V :4fic^ 



,54 yARON DE DESEOS. PART. IL 

'AfeBos, 

9 nriiy^ me , foft te curremus in odorem mgaentoram tmrum, 
I Llcvame tras dc ti , inimitable bondad , ardiente cari- 
dad , incnarrable piedad , corrcrcmos al olor dc tus aromas , (e- 
guircmos cl refplandor dc tus virtudcs , bufcaremos la luz dc tus 
pcrfcccioncs. Trahe me, llcvame, Senor,aunque (ca arraftrando, 
dc lo flaco a lo bueno , de lo bueno a lo mcjor , de lo flaco a lo 
fiicrtc , dc lo fiiertc a lo conftantc , de lo conftante a lo etcrno. 
Trahe me , llcvame , Dios mio , de los lazos a la libcrtad , dc las 
tinicblas a la luz , de la mentira a la vcrdad. Trahe me , llcvame 
Senor por fuerza, ya que no s^ (cguirtc dc voluntad, arraftran- 
do,ya que no valgo para feguirtc voluniaria, Trahe me , llcvame 
de unos dcfcos indcvotos,de unos afedos dcfbrdcnados , dc unas 
imaginaciones vanas,a unos (cndmicntos ardientcs^a unos dc^os 
temerofbs , a unas condderacioncs (antas. 

I o Rompc, Senor, los lazos que tienen apriGonada mi liber^ 
tad, las cadenas que me tienen cautiva en la maldad , las inclina- 
clones que me tienen propcnfa a la iniquidad : Curremus in odorem 
unguentorum tuorum. Correremos tras la fraganda de tus unguen* 
tos , tras el olor de tus finezas , figuicndo mas tus virtudcs. G)r« 
ceremos , Dios mio , favorccidos los que apenas podcmos mover- 
nos de ingratos. Seguiremos addos de vueftro (ocorro , los que 
apenas podcmos tcnernos en pie dc flacos. Correremos alentados 
Ips que no podcmos accrtar dc defcaminados. No correrc yo Ibla, 
n Vos me llevais $ correran conmigo las criaturas bufcando a (u 
Criadpr , las almas (iguicndo a fii Salvador , los cfclavos bufcan- 
do a fu Redentor. Tanta cs , Jcfiis mio , la fuerza del egcmplo 
que la que fbla , y Hn vueftro favor no puede llcgarfc a Vos , ayu- 
dada de Vos , Dios mio , os llevara muchos a Vos > y la que re- 
cohoce fm vueftros favores la agena perdicion , y la propia , ha- 
Uara en vueftros auxilios (u aprovechamicnto , y el ageno. 

II Ay Jefus mio , qu^ vanamente os defafio mi ardor ! Qu6 
neciamente os cmularon mis finezas ! Que confiadamente os Gtco 
al campo mi amor ! Al primer pa(b que os apartais dc mi , me ven- 
ccis , y al primer movimiento que haccis para correr , me arran> 
trais. Salimos al campo , y corriftcis la cortina a vueftro amor , y 
con la mifma luz me difteis aver mi tibicza. Vos, Dios mio, cor- 
riftcis del fcno del Padre Etcrno ^dondc todos neccfitados de Vos, 

no 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. VIU. 155 

no habius mcncftcr fino a Vos : corriftcis a las puras Encranas 
de la Virgen , neceficando dc todo como hombrc ,que es fbcorro 
dc los hombrcs como Dios. (*) Vos dc aqucl virginal talamo (a- 
Meis al mundo , y por una infancia pcnofa , por una juvcncud 
obedience caminaftcis , y corrifteis rcndido al padeccr , fiendo el 
Aucor del Linage Humano , que le dio todo (u ser. 

1 2 Caminafteis al padecer por el padccer , por grangearme 
a mi el merecer , y enfci^arme el obedcccr. <Como corriHteis ml 
Dios con vueftras finezas por el campo dc vucftra paHon doloro- 
(k ? Qu^ penas no padcciflcis? Que oprobios no tolerafteis ? Ofen- 
dian os los que os perfeguian , y no os ayudaban los que os (e- 
guian. Los enemigos os enojaban 9 y no os defcndian vuedros 
amigos. Muchos al ofenderos , y ninguno al (bcorreros. Quan- 
do OS prenden los que os aborrecen , os defamparan los que os 
aman. Los Maeftros dela Ley a quien veniais a alumbrar, os 
acuGin. 00 £1 Pueblo a quien veniais a falvar os pcrnguc. Los 
Sacerdotes a quien veniais i encaminar os condenan. El di(ci- 
pulo a quien mftentais os vende. 00 Los Apoftoles a quien 
amais os defamparan. (d) Comb corrifteis por las penas cole- 
rando ingratitudes , (ufriendo injuilicias , y padecicndo injurias! 
Que inconftancias , qu^ ingratitudes , que agravios , que afirentai 
no ^brico ibbrc vucftras (acrofantas efpaldas el odio de los pc- 
cadores ! («) 

1 ^ Un Rey que os temc os perfigue j (0 otro que os de{ca 
vcr OS dcfprccia. (S) Pilacos que conoce vueftra inocencia os con- 
dena j 0*) y cl Pueblo que ayer os adoraba , os pide hoy el (upli- 
do. (») Cayfas , porque no perczca el Pueblo , condcna a (u Rc- 
dencor , y quando en fuftancia (us labios os conficfan Dios , (e 
4crevc hombre a condenaros.O') Yaos veis aplaudido dc vueftrag 
criaturas , ya de ellas mifmas pcr(cguido. Ayer os bulcaban par* 
-haceros Rey,(l) y hoy os acufan falfamente que os haccisRey. (n^ 
Ayer os bendecian , y preferian a todo el linage humano 5 (*) 
Jioy os pofponen a Barrabas,y a el Sciior de los Scrafines crucifi- 
can cntre dosLadroncs. (9) Mucho cs , Scnor , lo que corriftcif 
por el campo de las tribulaciones ,y en todas las circunftancias de 

Tom.rL Vi vucf- 

(a) Flalin. xS.T.^« (b) Macdu i6.pcrto€um. {c) Luc«ii.v.4t. (d) Pfalm.iL 
V.6. (c) Pfalm.iiS.v.^ (f) Matth.i. v.i6. (g) Lnc.i3« v.S.Sc tt. (h) Jormn# 
i^. ▼• 1 6. (x) Mem ibid. v. 6. (k) Idem 1 1 • v. 4^ & 5 o. (1) Idem 6. v. 1 4* 

(m) Idem x^. v. zi. (n) Mauh. ii. v. v» (o) Idem zj^r. zu $c 35* 



X56 VARON DE DESEOS. PART. H. 

vueftras penas , tengo por la mayor (ufirir la inconftanda de aqucl 
ingrato pueblo , y dc vucftros cnemigos. 

14 i Pucs quicn pucdc tolcrar la ligcrcza con que os bufcan, 
la liviandad con que os dejan , el fervor con que os aplauden , el 
6S.10 con que os acufan? Quicn puede tolerar el conocimicnto dc 
vueftras virtudes con la ceguedad dc (u envidia ? La admiracion 
de vueftros milagros con la ingratitud de fii pcrHdia ? Dc diez 
leprofos que curafteis , uno (bio os lo agradcce , (p) y afsi en to- 
do lo demas. O bondad infinica ! Efto habeis corrido Vos por mil 
Pero que he corrido , que he padecido yo por Vos ? Mas que no 
he corrido , que no he padecido contra Vos ! He corrido dcfen- 
frenado , y perdido por el campo de los vicios , por el camino 
dc la pcrdicion ; ingrato he corrido por los precipicios , y ruinas 
dc la difolucion atrevido. 

15 Al tiempo que Vos corriais a buCrarmc 5yo corria a pcr- 
fcguiros. Al tiempo que Vos corriais a perdonarme , yo iba cor-» 
ricndo a ofcnderos. Al tiempo que Vos corriais para alcanzarmc, 
yo corria por perderos, Eilabais Vos padecicndo por mi , y efta- 
ba yo recreandome contra Vos. Eftabais Vos redimiendome ami, 
y eftaba yo injuriandoos a Vos. Eftabais Vos difponiendo mi (al- 
vacion , y yo fabricando mi condenacion. O Dios , mal (crvido 
dc fus criaturas ! O Rey , agraviado de fus vafallos ! O Padre , def- 
amparado de fiis hijos ! O Redemptor , ofendido de (iis efclavos! 
Yo {by 5 Seiior mio , la pcor criatura , el vaiallo infiel , el ingrato 
hijo , y el efclavo alevoio. 

16 Y dcipues de todo efto queria mi vanidad corrcr parcjas 
con vueftra Bondad ! Queria mi amor Gicar al campo a vueftro 
Amor ! Querian mis finezas compararfc con vueftras finczas ! Y 
debicndo eftar avergonzada dc lo mal que he corrido por lo buc- 
no 5 queria de(afiaros habiendo corrido tanto por lo malo ! Pues 
aunque fiempre es lo peor lo peor , y la mayor ingratitud el olvi- 
do ; pero circunftancia cs dc grai^de maldad , enojaros a vifta dc 
vuclf ra Bondad. Que quando nd os conocia no me conocicflc , y 
quando no os adoraba me adorafic , malo era , c intolerable ; pe- 
ro quando os adoro ofcnderos , ^quien lo puede tolcrar? Con que 
tibieza amo , con que defamor firvo , con que pcreza obcdczco! 
Que pronto , que uiclto , qu6 rcfiielto a lo malo ! Que tardo, que 

cn- 
(p) Luc. 17. V. i<. 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. Vin. 157 

cncogido , que torpc en lo bucno ? Que dcfpicrta la ira , que dor* 
mida la paciencia , que acenta la ambicion a (us aumentos , qu^ 
inconftantc el cngaiio en (us incrcmcntos ! Mi (bberbia que alri- 
va ! Li humildad qu^ aufentc ! Si (by fbberbio fin humildad, qu^. 
in(blcnte ! Y fi lo (by con humildad , que vano ! Que afquerbfa la 
liviandad , que deftcrrada la caftidad I La verdad que amo no vcoj 
la mentira que aborrezco egercito, Todo lo bueno me parece bien> 
y no lo obro 5 todo lo malo me parece mal , y lo figo. 

17 Y con eftas virtudcs , Seiior , os defafiaba mi vanidad, 
quando por eftos vacfos os debiera temer mi maldad. Llevadnos, 
mi Dios , llevadnos tras Vos , figamos el olor de vueftras fantas 
virtudcs , figamos aunque (ca arraftrados , los que no podcraos 
canunar corriendo dc flacos , figamos arrepcnridos , los que os 
perfeguiamos ingratos. La fragancia de vueftro amor cure nuef- 
tras ingratitudes , el olor de vucftra paciencia temple nueftra 
ira , el unguento de vueftra humildad nueftra vanidad -, vueftra 
fortalcza nueftra fiaqueza , vueftras penas nueftxas hcridas , vuet 
tros meritos nucftrospccados: Trahe me ^f oft te in odorem , iS'c, 

S)ocumentos, 

1 8 "rjL conocimiento de fiis culpas , c ingratitudes no W 
I i encoja , ni retire de lo bueno (como otras veces he- 
mos dicho) fino antes bien la aparte de lo malo , pues la medi- 
cina de lo frio en lo natural cs lo caliente,y dclo calicntc lo frio. 
Tambien en las enfermcdades dc la vida efpiritual (eria errprco- 
nocido curar los pccados con otros pecados , y lo malo con otro 
pcor ; y a(si lo malo (c ha dc curar con lo bucno , los pecadqj 
con las lagrimas , la relajacion con la pcnitencia , y la ira con h 
paciencia. 

1 9 Todo quanto mas conociere dc los divinos ben<jficios, 
la ha de dilatar mas el corazon , para aplicarlos a (u aprovecha- 
miento. Porque fi quando nocracriada, ni cngcndrada,y4Dios 
la tenia prevenido el tcibro con que habia dc (er focornda > fia 
que por fii parte (c lo huvieflc mcrccido , grangcado , ni agradc- 
cido J quanto mas facilmcnte dcfpues dc criada , traida a fv Igle- 
fia , participantc de los Sacramcntos , y de la Sangre de Chrifto 
Seiior nueftro , la ayudara (ii Divina Magcftad , para que no (c 
deshaga fu liechura,no (c picrda fii figura,ni (c condcne fii cria- 
tura 5 que es lo que dijo San Pablo : Si enim cum ihimici ejfemus^ 

re' 



158 VARON DE DESEOS. PART. H. 

rtconcHUut fimts (D^o per mortem filij ejus : mukd magis recohdliatt\ 
Jidtti erimus in Vtta ipfius, (<l) 

20 Lo que prtncipalmcnte ha de mcdicar, y conferir configo 
en el conocimiento de los divinos beneficios , y de (us pecados , y 
miferias es , quancas razones dene para no de(vaneccr(c en lo que 
aderta , y quantas para no defconfiar en lo que efpera. Pucs fl 
mira a lo que hace por Dios, todo cs mocivo al tcmor por lo po- 
CO que hace 5 y (i mira a lo que Dios hace , y ha hecho por ella, 
todo es aliento a la cfperanza , por lo mucho que hizo. Con que 
va caminando con las dos alas de la vida efpiritual , cemor , y e(^ 
pcranza , que (on las que crian pcrfcverancia , y fortaleza : hfi" 
lentlo , <^fpe eritforthudo Ipeflra, (0 Sicndo afti , que el (ilencio 
aqui puede entenderfe por el temor , por ier el callar lo que mas 
explica el temer. 

2 1 Tambicn del conocimiento de las virtudes de Jefii-ChriA 
to bien nucftro » y lo que por ella hizo en efta vida , ha de {acac 
motivos de imitar a fu Divina Magcftad : porque aunque (us al-> 
tiisimas perfecciones (on (bbre toda ponderacion inimitables; pe« 
ro efto {c entiende quanto al efedo , cflo es para alcanzarlas , pe* 
ro no quanto al afedio de defeat, y procurar (eguirlas 5 porque (i 
no fiiefle a(si , de valde nos huvicra dicho : Exemplum enlm dtdi 
'Pobis , «r juemadmodum ego feci tfobts , ita iS' Ipos faciatis, (0 Heos 
dado egemplo , para que comoyo hago obreis yo/otros, Y afii cs muy 
jufto , y muy debido , que fi (u Divina Magcftad tuvo padencia 
con los que le ofcndieron , la tcngamos 5 (l fue benefico lo (ca« 
mos , fi tuvo caridad , la promovamos , fi por nofbtros padecio, 
tambien por fii Divina Mageftad padezcamos. Y cfto es propia- 
mente (eguir el olor de fiis unguentos , porque con cllos, no fblo 

euro nueftras culpas , fino di^ olor por donde fueficn cami' 
nando nueftras acciones. 

(q) Ad Roman. J* T. 10* (t) Kai. )o. ▼. 15. {%) Joann. ij.v. if* 




SEN- 




yiA ILUMINATIVA. SENTIM. IX. 159 

SENTIMIENTO IX. 

'^^^ONESE EL ALUA , QUE TIENE EK SUS m^AZOS 

al Amor Dhfino , enfigura de un nino muy ^quefio con alas , a 

jiukn ella con ternura dice las palabras de los Cantares 

en el cap. 8. v. i. 

Quis mihi dct te fratretn meum (ugcntcm ubcra matris mtx , ut 
invcniam ce i&)ris , & deofculcr tc , & jam mc nemo dclpiciac? 

Eftado. 
Onociendo nueftro Scnor la flaqneza del alma , y 
5 que igualmentc corre pcligro con el conpcimiento 
de {u mifcria en la defconfianza como coii los fa« 
vorcs en la vanidad , dejafc alcanzar de fu amor, 
quando mas arraftrada la Ueva , y con un tierno 
afedh) , al que antes no podia (eguir , ya (e atreve a tencr en (us 
brazos , y acercandole a (u roftro , dccirlc : Qu}s mihi det te/ra^ 
trem meum fugentem uhera matris me^ , ut inlpeniam teforis , <r de^- 
nfcider te yisr j^m me nemo defpiciat ? Op me concediejfen > hermano 
mio y criado a lospechos de mi madre , que te hallefuera^y te abrace^ 
y no haja quien me dejprecie ! Aqui debe notar(e en primer lugar^ 
que cfta el Amor Divino en los brazos del alma,y con todo eflo, 
iquando le tiene en ellos lo bufca , y quando lo goza lo dcfca^ 
para darnos a encender , no fblamence que quien defea a Dios, 
,ya lo tiene ; fino que almas que aman verdaderamente a Dios^ 
jnunca les parece que llegan a defear lo que (lempre efUn dcfcan- 
jdo , ni a tener lo que (icmpre eftan teniendo , y que por mucho 
que tcngan a Dios , necefsitan cada dia mas , y mas de bufcar a 
Dios 5 y a(si defea efta alma al amor , y tiene al amor : pide que 
la den lo que tiene , y efta gozando de lo que bufca. 

2 Tambien es de advertir , que no pidc el alma que la den 
SL Dios en ligura de Criador , ni de Padre , ni de Redcntor , ni 
otros titulos que dicen vencracion , y refpcto 5 fino dc hcrmano, 
hijo dc fu mifma Madre : no porque todos aquellos titulos no la 
(can muy amables , y motives cficaces de fu dcvocion 5 fino por- 
que el fentimicnto tierno dc fii amor , hace fu igual al que reco- 
nocc fiiperior para afflarlo , fcrvirlo , y rcgalarlo con menos cm- 
barazo, y con mayor Uaneza. Y de la mancra que clHijo dcDios, 

no 



i66 VARON DE DESEOS, PART, IL 

no contentandofc con amar a las almas como Dios , y Criador 
{iiyo , quKb hacer la mayor fincza ^ que cs hacerfc Hombre para 
redimirlas » i igualarfc con cllas : Et delitU me* ejfe cum JilUs i^ 
minum, (0 Valiendo(c ahora d alma dc cftc favor como dc cofa 
propia , ic atrcvc a llamar hcrmano al Amor Divino , anadicn- 
do la circunftancia del parenccfco , y cxplicando con elk la del 
favor, donde dice : Fratrem meum/ugentem ubera matrls wfrf, Het'- 
mano mlo , qut txfr'mio los pechos de mi Madre. 

^ Porque Chrifto nueftro bien , por (u inefable caridad , fien« 
do Criador de la Humana Nacuraleza,(e quifb hacer hijo de ella, 
con cl myftcrio inenarrable de la Encarnacion; y en cfta parte c^ 
hijo con nofbcros de una mifma Madre,y crbdo en unos mifmos 
pechos. Y preciandofc de efto , por demonftracion dc amor (c 
llam6 fi^pre el Hijo del Hombre , y raras veces fc UamqjBl'Hi* 
jo de Dios. Y dice admir^blemence : Sugentem ubera mairis mea^ 
cr'tado k los pechos de mi Madre , la Humana Naturalcza , efto es^ 
hermano deMadre, y que ha bebido la mifma leche que nofbtros^ 
que (on trabajos , dcfhud^z , hambre , fatiga, penas , tribulacio- 
nes como los demas morcales , hadendofc pafiblc por nofbtros, 
como lo {bmos los hombres. Y aun en (entido no menos pio , ii 
cfta alma , como es de creer , era devoca de la Virgen Sandisi- 
ma Maria , podia tambien llamar fii hermano a Chrifto nueftro 
Seiior por Hijo de (u mifma Madre. Porque de la manera que la 
Reyna de los Angeles cs Madic verdadera , y natural del Hijo da 
Pios , lo es por gracia , y por pardcular , y (upereminente pro* 
teccion de los que aman a fu hijo; pues luego que el Verbo£ter-> 
no encarno en fus purifsimas Entranas , le pego el fiiego de (u 
amor al Linage Humano , participando efbi Soberana Scnora en 

rrado fuperiorifsimo^de aquelamor ardicnte con que el hijo amo 
fus criaturas. Pucdele tambien llamar hcrmano, no fblo por (cc 
el Verbo Eterno Hijo de la Virgen Santifsima , Madre univerfal 
de los efclavos de fu Hijo , fino por Hijo de Dios , que es nuefl 
tro Padre. Pues como nos dijo fii Divina Mageflad , no tenemos 
otro Padre fino al Eterno que efla en los Cielos : Et Tatrem no- 
lite Tfocare "Pobis/uper terram unus eft enim Tater yefter , ^i in cot- 
lis eft. 0>) 

4 Y quando nos enfcn6 a orar , afsi como a los ninos lo pri- 
me- 



VIA ILUMINATIVX. SENTIM. DC \t'6x 
mcro qiic Ics chfcnan , y con qiic los paladean , ion cod aque« 
las fylabas , y palabras que cxplican d nombre dc padre , y ma- 
dre^afsi a nofotros nos mando que comcnzaflcmos dkiendo : P4-, 
tar nofier , (c) dandonos Cn Divina Mageftad en eftc documento, 
no {bio un padre como Dios Padre, fino un hermano comoDios 
Hijo : haciendo cfta confcfion prepda de nucftra obligacion cn 
el conocimiento , y dc (u fineza cn el amor, Pgrque con la mlC- 
ma palabra que dccimos al Padre Eccrno Padre, hallamos al Hi- 
jo Etcrno hermano j y con foh una voz vencramos a nucftja 
Criador,y adoramos a nuefbo Redcntor^nos valcmosde la pro- 
ccccion del Padre , y de los cefbros del Hijo. 

5 Y cfta es la caufa porque San Pablo , afsi cotrio nos dijO 
hijos dc Dios , palo lucgo a cxplicar nucftro derecho , y hercn- 
da : coheredes autem ChrTfti^ W como qulen dice: No puede (er hi- 
jo dc tal Padre , que no (ca hermano dc tal hermano , y heredci 
ro dc talcs riquczas. Y a{si5quando efhndo predicando el Senor, 
Ic digcron que eftaba alii fij Madrc bendica aguardartdolc y fus 
hcrmanos (que alsi llamaban los Hebrcos a los parlentcs , y dcu- 
dos) Ecce Jiiater tua , <sr fiatres tut forts ftant quiXrentes te, (c) Rcf. 
pondio: Qua eft Mater mea , O* qui/unt/ratres met ? Qmen/on mi 
Madre ,> mis hermanos ? S>igoos ciertamente^qtie los {ue ohran mtpa^ 
lahra , fin mi Madre , ji mis hermanos. (0 Que es tamblen otro 
vinculo dc parcntcfco , que tenemos con el Sciior , cfto es , (cc 
hijos dc iu (anta palabra. (g) La qual como la fembraba cn nOm-I 
brc dc (u Padre Etcrno , como tantas veces lo dijo , vcnia tam'^ 
bicn a haccrnos hijOs del Padre , y hcrmanos del Hijo , porque 
era fa Divina Magcftad Hijo del Padre Etcrno cn cnfcnarla , y los 
Eelcs cn crccrla : con que no fc pucdc tcncr a vanidad del ahnaj 
/ino a amor , y congruo conocimiento , que llamc hermano al 
que rcconocc Senor , pucs es hermano pof la naturalcza que tOr 
mo ; hermano por la gracia dc tal Madrc como nos grangoS , y 
hermano por hijos del Padre que nos crio. /^ 

6 Dice tambien el alma con eftc conocimiento : Vt inlpeniam 
tefiris , ^ deofculer te , iS'jam me nemo defpiciat, ^ara que te halle 
fuera , te adore ^yya riadie me defirecie. Que no told defca a Dios 
cn el rctiro, Cmo en la ocupacion , no Iblo quando con intcriores 
afcdos lo bufca en el recogimicnto , fino quando con extcriorcs 

Tom^VL X cgcr- ' 

(c) Manb. gi v.9. & Luc^; 1 1. v,i. (d) Roman, t. t.i 7. (e) Marc. 3. v. 3 2. fc 3 3. 
(f) iucS.y.si. {g^ JoaD|ki.y«>3. 



i'6t VARON DE DESEOS. PART. H. 
cecrdcios fc ocupa en lo ncccfario : no folo en el rincon dc k ceU 
da fino en la ocupacion del figlo : no folo quando cfta rccogida 
con el Criador , fino quando fc halla ocupada con las criaturas, 
Porquc con el fentimicnto amorofo que fe halla el alma , no hay 
parte , ni lugar , ni ocupacion , ni egercicio en que no quicra, 
defee , y procure amar. 

y Es verdad , que habicndo comenzado por la gracia , pa- 
rcce que acaba , como cs nueftra coftumbrc por la naturalcza, 
bufcandofc i «i quando bufca a Dios; pucs dice, que dcfca temcr- 
lo , para que nadie la defprecie 5 infinuando , que fi lo bu(ca es 
para si , y para que no la defprccien. Ya quiera decir , que no la 
defprecien las criaturas , pucs juftamente defprecian a quien 
no ama a fu Criador : ya que no la defprccien los cnemigos 
cfpirituales , que ordinariamcntc defprecian , y con razon a 
lbs que ellos cngaiian , y vcncen con los vicios , y delcytcs 

de la vida. 

8 De donde podemos cbnocer que tal es nueftra flaqueza, 
pucs quando mas ardicntcs moftramos las finezas del e(piritu,c(^ 
tan muy llenas de naturalcza. Y quando de ftiuy cnamorada el 
alma habia de decir : Amosyo 5 Senor , faro, que os amen otros con- 
mm 5 poriiendo en la gloria del Criador todo fu fin , y no en la 
honra de la criatura , dice : <Amos yo , far a que os amen otros ,jr no 
m defireckn , ponicndo todo fu cuydado en guardar fij honra, 
crcdito 5 y opinion con las mifmas criaturas. Aunquc bicn puc - 
deii tcncr eftas palabras otro fentido mas benigno^y cnamorado, 
6ue es explicar con ellas un dcbido conocimicnto de lo que pier- 
de en no amar al Sciior , y de lo que gana en amarlo, y adorar- 
lo 5 juzgandofc digna de (cr dcfprcciada de todos por lo uno , c in - 
vidiada por lo otro 5 con que mas viene a fer pondefacion de lo 
que vale el amor divino ,7 lo que lo precia , que anfia de di- 
Vcrtirfe en los medios con el amor propio , quando (bb Dios ha 
dc fer todo fu fin. 

E/eSlos, 

9 'TTlEndra en eftc fentimicnto particulares conocimientos dc 

I la Mifcricordia Divina de lo que ha favorecido , y hon- 

tado nueftra miferia 5 pucs fiendo el Senor nueftro Criador , (c 

hizo nueftro hermano 5 y fiendo Dios , fe hizo Hombre , por fl 

hos retiraba al fuplicarlc cl tcmor , que nos alcntaflc el parcntcfcoj 

y 



VIA ILXJMINATIVA. SENTIM. DC. i^jj 

y ca<la dia iran crccicndo en clla la eftimacion, revcrcncia^y gra" 
dcud a los divinos beneficios* 

I o Con la confianza que Ic pucdcn cau(ar eftas mercedes , y 
el ver a Dios tan bcnigno, y amorofb, le dara anHa particular dc 
tencrlo , gozarlo , y (crvirlo, no (bio en lo interior de (us egerci- 
cios , (ino en lo mas exterior , promoviendo la prelencia divina 
con jaculatorias , y afciftos fervorofos en qualquiera egercicio , y 
defeando aumentar con debida atencion un don tan util , y neceA 
fario a el alma. 

I I Con eftas jaculatorias , fentimientos , y afe(^os , (e le ira 
fcrvorizando , y alentando el corazon en el amor divino , y ya 
fm mucho cuidado (uyo el mifmo amor de Dios la eftara dando 
latidos en el corazon , y (e hara fcntir en el : con que no fblo pro* 
movera los afedos , Hno que le conduciri a muy heroycos efec-^ 
tos, y obras de fcrvirle. Porquc como la gracia del Efpiritu Santo 
no (abc eftar ociofa : Ne/cit tarda molimina Sfirltus SanSli gra- 
tia , (^) fiempre la tendra ocupada en cofas muy utiles al fervicio 
de nucilro Seiior , y mayor honra , y gloria iuya. 

1 2 Juntamentc con eftos afedos, y efedos del amor divi« 
no , (c le ira arraygando en el corazon una eftimacion grande 
(dc Dios , que la parecera, (y con razon) que no hay en efta vida 
otra cofa que pefc , que valga , que merezca cuidado , atencion^ 
y anfia , Hno el amor de Dios , y todo aquello que a el conduce. 
Con que fe hallara mas fuelta a aborrecer lo terreno , que es lazo, 
y a (cguir lo celeftial , que cs la corona ; y con defcos muy ardieU'- 
tes de amar , y gozar de eftc Divino Senor , Ic dira muy £:equen« 
temcntc: 

AfeBos* 

,t 5 f\pi^ w/i^' ^^' tefratrem meumfugintm uhera matris me^^ 

\^/ ut irCpeniam te foris , <sr deofculer te : <^ jam me nem6 

^ defpldat, i Quien me dara ^ hermano amoro/b mio^ 

cr'tado k tos pedos de ml Hadre ^ ^ue en todas partes os halle^ 

en todas Os abrace , y adore ^ y y& nadle me defprecle ? Quien me 

dara mi Senor , que ya que fois Vos mi hermano , viva como 

hermano vueftro ? Quien me dara Senor mio , que habiendo gran- 

geado fcr Hijo del Padre , hermano del Hijo , figa en vueftro fcr- 

Tom,VI, Xl vi- 

0^ S. Ambrof. Ub, 2, !b Luc ca^ t. CAlum. i iSt. lit. fi. tidlld. PariC 1 6iU 



i64 VARON DE DESEOS. PART. IL 

vicio los impuUbs del Efpiritu Santo ? Quicn Jefus mio , habra que 
mc aflctmrc cl (crvir con obras condignas a tan cftrccho paten- 
ccfco ? Quicn mc data que paguc con mi (angrc la que Vos re- 
f ibiftcis para haceros dc nucftra naturaleza? Quien que como b 
dcrramaftcis pot mi , la dcrrame yo por Vos ?. Vos para rcmcdiar- 
jnc , y yo para agradcccrlo. Vos para rcdimir,y yo para {crviros. 

1 4 Que defigualdades (on eftas Je(us mio ? Vos de Dios os 
haceis Hombre por mi , fiendo (cr gulano (cr Hombrej y yo pot 
Vos no quiero (cr hijo de Dios , fiendo el mayor {cr el dc Dios? 
Bajais del Cielo a la ticrra a haceros lierra por mi , para hacermc 
a mi de ticrra cielo jy yo hallo la repugnancia a mis biencs, que 
Vos allanais con vucftras penas, Jclus mio, Hijo dcmi Padre 
Etcrno , y no Hijo como yo por adopcion , y por gracia , fino 
por naturaleza , y por cfcncia? Hijo de mi Madre , y no por com- 
paraciones , 6 figuras , fino natural , y efcncialmcntc hombre 
mortal , pafivo , y compafivo. Bendito (ca vueftro {anti(simo nom- 
bre, pues fiendo mi Padre, os quifideis hacer mi hermano, fien- 
do mi Criador , OS quififtcis hacer mi Redentor , fiendo Autor de 
todo , quififtcis vivir neccfitado dc codo. Tenicndo del Padre el 
s^r , eicogiftcis de la Madre el padcccr , y con la Omnipotencia 
del Padre diftcis fiicrzas a la naturaleza de la Madre $ no para 
haceros inicnfiblc a las pcnas , fino para durar mas en ellas : no 
para refcrvaros de los tormcntos , fino para padcccr Hombre , lo 
que no pudicra padcccr otro hombre , que no fuera cambien 
Dios. 

1 5 iCon que os he de pagar eftas finezas dulce hermano? 
Con que habcros qucrido alimcntar dc la leche dc la Humana Na- 
turaleza , que comvinmente bebimos ? Por ventura fiendo Dios 
faliftcis Hombre efcnto de los trabajos del hombre , de las mi/c- 
rias dc nueftro mayorazgo, de las pcnas de hiicftra herencia? EC- 
te derccho dc fangre del vivir con dolor , y comer de (u fudor fal- 
to a vueftra caridad , ni refcrvo a vucftra Humanidad ? Dcjafteis 
dc tcmblar en el pefcbrc , fiidar en la pcrfccuclon ? Dcjafteis de 
comer dc vucftras manos , con la obediencia a Jofcph ? Dcjafteis 
dc iugctaros rendidamente a vueftra Soberana Madre Maria ? (}} 
Dcjafteis de padcccr hambre en el defierto , 0^) (cd , y fatiga en cl 
pozo ? 0) Dcjafteis de aufcntaros en la pcrfccuclon , C™) por no ha> 

ber 

(I) Lttc.>.T. 51. (k) Matth.4.v. t. (1) Joaim.4«t.7« (m) Ideiaio.v. 59. 



r 



J 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM.IX. i6^ 

bcr llegado vucftro tiempo , y dc prcfcntaros en la Pafion , pot 
habcr llegado ? (") Dejaron eflbs brazos dc (cntir los cordclcs , cA 
(as efpaldas los azotes , cjSas denes las cfpinas , eflas megillas las 
bofttadas^ e{te roftro las injurias ^ e({a verdad los teftimonios , tC^ 
(as manos ^ y pies los clavos ^ eflbs ombros ^ y (acrofanco cuerpo 
la Cruz? 

1 6 Dcjo de conocer vue(tro Entendimicnto nue(tras culpas? 
Vucftra Memoria pudo no tener prcfcntcs nucftras ingratitude^ 
A vucftra Voluntad pudieron dcjar de herir nueftros pccadosPNo 
/bio cxpcrimentafteis en los pechos de nucftra madrc la natura- 
Icza humana la Icchc que nos (uftcnta ^ que (on tribuladoncS) 
pcnas , y aflicciones ; pcro lo que es mas ^ apurafteis con la Icche 
dc las pcnas , las penas dc nucftras culpas* Lo que va dc lechc i 
hicl y va dc pcnas de cuerpo a pcnas dc alma ^ dc pcnas dc pade - 
ccr , a pcnas dc pecar. i Quanto mas padeciais Vos , bien mio, 
con mis pccados en vucftra Alma (bbcrana , de lo que padeciftcis 
con las hcridas en el Cuerpo , aunque padcciftcis en el lo que na^* 
4ie padccio? Y cfto por borrar las culpas que os hcrian mas el Ak- 
ma , que los azotes al Cuerpo. ^Si cflb padcciftcis por pcrdonar- 
los 9 qu^ no padeccriais por clcufarlos ? Si por (alvar algunos dc-' 
feando (alvarnos a todos, padcciftcis cfto$ que no padecierais pof 
prcvcnir que nadie fc huvicra perdido? 

1 7 Grande injuria hicieron cl cordcl > y los clavos a vucftras 
manos cclcftialcs , la cor6na a vueftras denes , la mano ingrata i 
vucftras mcxillas,la caiia vil a vucftra grandeza , cl azote violcn- 
to a vueftras efpaldas ; pcro mayor injuria haccn a vucftra Alma 
mis pccados , a vucftro Entendimicnto mis ycrros ,a vucftra Mc* 
moria mis culpas , a vucftra Voluntad mis ofcnfas. cQuicn os ata 
las manos ^ como cl que a^igc al inodcntc ^ y da alicnto al pode^ 
ro(b que lo afligc ? Quien os las clava ^ como el que aparta dc si 
vucftra Bondad con fu maldad , vucftra Beneficcncia con (u ma- 
licia 5 vucftra Caridad con fu iniquiddd? Quien os clava las cfpinas, 
como cl Sacerdote que os ofcnde ? Quien hicre vueftras megillas, 
como cl que ofcnde al Sacerdote? Quien OS abrc las efpaldas, co- 
mo cl que afligc al Pueblo , oprimc a los dclvalidoS) y (c bebc la 
fangrc dc los pobrcs? 

1 8 £fto viftcis ) efto conftderafteis ) cfto (endfteis entonccs 

en 

(n) jjoaniu 1 8* v.ti* 



i66 VARON DE DESEOS. PART. U. 

len d (iiclo: cfto cxperimentais,y eftamirais aora dcOe cl Cielof 
no pudicndo padccer defpucs que rcfiicitafteis , por otro mas cC- 
crano catnino pudicramos dccir que padcceis. Acabenfe ya con 
vueftra Pafion nucftras paGones , no os demos mas que padccer 
de lo que en ella padccifteis. Ce(cn las culpas con la medicina de 
vucftras penas ,'iblo tratcmos las criaturas dc amaros , dc bufca- 
ros , y dc hallaros , dc fcrviros , y adoraros : Ut inlfemam tefim^ 
Halleos yo miDios en todo , no (bio en lo oculto del rccogimien- 
co , fmo en lo publico dc la ocupacion : no (bio en los mas ince- 
liorcs oRcios , fino en los mas extcriorcs cgcrcicios. Et deo/culer, 
te, £n todo (c haga una mi voluntad con la vueftra , mi atencion 
con vucftra Ley , mi accion con vucftra inccncion. El verdadcro 
adorar es obcdcccros , el verdadcro qucrcros , tcrviros , cl verda- 
dcro hallaros, amaros. Con eftono me defprcciaran las criaturas, 
il yo prccio al Criador , <sr jam me nemo defpkiat , pues todo lo 
criado toma (u valor del Criador, y fblo lo que efta en vucftra gra- 
cia es digno de gracia , (bio lo que es amaros es noble , lo que cs 
adoraros cflimable , lo que cs (erviros amablc , lo que cs venciai- 
ros admirable , e inefablc. 

S)ocumentos» 

:i 9 T^^N eftos (cntimientos cl alma cft6 advertida dc lo que 
I \ (e ha rcferido en algunos de los pa{ados,y cs, que los 
Ireciba ,y promueva con grande eflimacion , y rcvcrcncia. Porquc 
como quicra que cl amor es cl padre dc las llanczas; pcro en efto 
(c debe diferenciar el amor divino del humano , que aqucl cauGi 
mayor eflimacion , y relpcto de la co(a amada , y cfte por la ma- 
yor parte , menos aprccio , y cftimacion. 

20 Dc aqui ha de tener entendido , que eftc Hermano que 
nene en los brazos , y parecc tan pcqueno , dene en (us brazos a. 
todo lo criado , y aun pendicnrc dc dos dcdos cl globo cclcftc , y 
terrcftrc. (o) Y afsi como (c le dcbc la ternura, y cl amor , le cs 
tambien dcbida aqucUa profunda vencracion , y rcvcrcncia con 
que le firven los Angeles , Ic contcmplan los Querubincs , y Ic 
aman los Serafincs. 

2 1 Trayga fiempre muy prefentes los bcneficios divlnos a la 
confldcracion $ y porquc Ic fuccdcra muchas yeces fer Ucvada en 

la 

(o) I{aL4o«v«ii« 



VIA BLUMINATIVA. SENTIM. DC ^ity 
h oricion , y fucra dc clla a cftos , y otros conocimicntos , dcbc 
en cfTe punto gobcrnarfc cl alma del que dene cuydado dc clla 
que eftas iluftraciones, y (cntimicntos traen configo c&dos muy 
congruos a los afedos, y llcnan de (uavidad , y unciorifes fantas d 
efpiritu , lo dcfnudan , y fcrvorizan, y lo van cJ^entando mas en 
el /anco cgercicio de las virtudes. - . . 

21 Enmedio de todas eftas ternuras, y rcgalos^ ficmprc 
tcnga pre{cntcs fus culpas , (como hemes dicho) no tanto para mc*. 
ditarlas por mcnor , quanto para liorarlas por mayor : y aunquc 
ficnta en si imperfeccioncs ,y faltas, no dcfcaezca de amar ^y (cr- 
vir al Senor , y pafar adelantc Uorando lo que yerra ^y budrando 
lo que adora 5 que como la luz (era mayor cada dia j (era tambien 
el conocimiento de ellas mas delgado, y el fcntimiento mas vivo, 
con que ni le faltara materia al dolor , ni con eftc dcjara dc andar 
ficmprc embebido, y rcveftido el amor.. • 

SENTIMIENTO. X. 

T^0<P0nESE EL AL%f4 , QlJEpUSCA pE KOCHB 

con^cahx^d Amor (Oit>ino en> una cama muy funtuofa , al tiempo 

ijue el eft a durmlendo en una Cru^, m el'/uelo, Ella no hallandolo 

Jlonde lo hufca , ignorando dpnde eft^y dice las palahras de 

los Cantor es en el cap* |. v,.i. 

In le^ulo meo per no£tes , quxfivi qucm diligit anima mca : quae-* 
fivi ilium , & non inveni. 

Eflado. 
ION haber hallado cl alma en el (entimiento pafado 
a Dios , no (bio a la gracia (que ficmprc es prcfii- 
puefto que lo tiene en eftas trcs {cndas , y mas en 
la Iluminativa , que es dc los aprovechados) fino 
al (entido , con los afe6tos amorofbs que iba expc- 
rimcncando en fii corazon 5 debio dc criar alguna aficion a los 
guftos cfpiritualf s , y (atisfacion propia , tal , que le obligo al Ef- 
po(b a alcjarlclc : con que echando mcnos cl alma el bien que 
creyo prefcnte , lo fiic bufcando con amorofas anfias en la nochc 
dc fii tribulacion , y confie{a , que no lo ha podido hallar : QuX' 
Jhi ilium y fS' non inloenl, Efta muy bien dibujada el alma con una 
luz en la mano alumbrandofc a si mifma , bufcando i iu Efpofb 

en 




lf6S VAROK DE DESEOS. PART, n, 

«n cl talamo afligida , y dcfconfolada <Jc no hallarlc, quando cf^ 
taba fu Divina Magcftad defcanfando , y durmicado en la Cruz. 
Con cfto fc nos da a cntcndcr , que cl alma que quicrc hallar a 
Dios con (cguridad , no lo ha dc bufcar en las comodidades , y 
regalos , fmo en las pcnas , y tribulacioncs. Conoccfe bien , que 
efta alma no lo bufcaba donde debia^Hnodondc queria ; porque 
«lla mifma confiefa, y dice : Jn UBulo nteo per noRes quajbi, 'Buf- 
^ui i ^ios en ml cama : y a^i » lucgo que vi lo bufcaba en fu ca- 
ma , cfto es , en (u propia voluncad , y no en el talamo de la Cruz, 
y en la voluntad Divina , me parecio que no lo habia de hallar. 
Ticnc contra s{ tambicn cl bufcar a Dios con fo luz , y no con la 
que Dios da a las almas 5 porque no ticne duda , que fi la luz con 
que caminamos en la vida del efpiritu , no es dc aquel Sciior que 
dijo : Bgofum lux mundi , (a) mal hallar^mos lo que bulcamosj y 
a(si , en viendo cfta alma de sf milma alumbrada , la tuve por 
dclalumbrada. 

2 Tambicn ic reconccc ^ d^tlo bufcaba con mucha como' 
ilidad $ porque dice , que lo bufcaba en fu cama, cfto cs , que fc 
levanto , miro , y tcnt6 fi eftaba alii , y bolviorc a cchar. Y cfta 
cs modcrada diligencia , y flncza dc corto mcrecimicnto , pues 
mas pafbs mcrecc tan gran bicn. pice , que lo bufcaba dc nochc, 
fm decir , quchicicfic alguna diligencia dc dia para bufcarlo , ficn- 
do Efpofb , y Sefior , y tan digno de que a todas horas , y a to- 
dos tiempos , y en todas partes lo bufquemos. Finalmentc , cflo 
nos cfta dicicndo lo que otras veces he ponderado en eftos fcnti- 
micntos > quan tibiamcntc amamos , y padecemos por Dios, pues 
quando fu caridad ardentifsima le oblige a bajar defHe cl Cielo a 
la lierra , y fiendo Dios hacerfe Hombre , y dc dia , y dc nochc 
(in ccfar bufcaba las almas , no por cl Iccho dc las comodidades, 
ni por los ricos pavcllones de las fupcrfluidades , fino por la Crua: 
dc los dolorcs , fatigas , y no imitables penas ; fc efla el alma dcf^ 
vanccicndo de amantc , porque lo bufca en la cama donde yacc, 
y no lo halla $ y porque ocupando algunas noches en bufcarlo^ 
no lo cncuentra , y dice que bufca al que ama : Quern dili^it am- 
fn4 mea, 

^ Y es cofa de nour , que eftando Chrifto nucftro bien a la 
Otra parte del Iccho echado fbbrc una Cruz , y tan feguro al ha- 
llar- 

(a) }oaivu8t?«ii« 



VIA. tt-UMlkATlVA. SEHTM. X. nlS^ 

llarlo , que fe dcjaba dormir para que lo hallaflc 5 lo bu(ca cl aI-» 
ma en la parte a donde no cfta la Cruz , y adondc cfta la como-i 
'didad , efto cs , cntre la grandcza , y lucimicnto. Eh lo qual {c 1105 
da a cntcndcr, que fl nofbtrbs podcmos(aunquandd mas enamo^ 
rados) irnos al Cielo en carrozas ^ y en Hteris. con. ti^uczas , y. c&- 
SQodidades , no iolo no elegircmos las pcnas bulcandoks mu)t 
de lcjos.5 fino que aunque eft^n envuclcas en lo miifno que go-« 
zamos , haremos las diligencias poftbles para apartarlas ^ y div^f'^ 
drlas. Deduciendoic de aqui , que e(b nucftra Yid«i es can lAiG^ 
rable , la naturaleza can corruptible , la concupiic^k can intit^lcfi 
rablc , que cl que mas finamefatc figuc k vida efpiricual ^ qiaiky 
do mas prcfumido dc millico ^ y mas acrodicado de interior ^ n^^ 
nificfta a cada pafo que fe ama mas a si mifmo -^'que a Dios-^ ^ 
quicn Iblo le parece que ama*. . 

'4 A Unque al alma le parece qtiie Ce balla {ihDib^ , pUe$ toi 

J[X. t>ufca, puedc cftar muy con{blada5que no dejarado 

conoccr ^ que efte bufcarlo y4 cs de Dios , y cftc prbcilrarlo tc«* 

ncrlo. Y afii ccndra atnor fin (cntinlientos de atiior ^y lo buftati 

en ellos , quando lo ticnc y4 en el tuifmo amor* 

5 Aquella fatisfaccion en que lb bufca , que es eti tl dcfbd 
del fcncir que lo ticnc 5 iri ccdiendo coft bufcarlo j y en los mif» 
mos paibs con que lo procura hallar atribulada 5 (e Va DioS dc-> 
jando alcAnzar , hacicnddU de pa^ aproVcchada* Y afsi ita ce-* 
&ndo la iacisfaccion , con aparcarfc de U ptopia {ktisfaccionj por^* 
4^ue lo que bace Dios con efta au{eiicia ^ es avivar cl amor ^ y Hu 
carlo de si , para que cftc (bio en DiOs« 

6 Conocera ^ que cftas aufencias no (on i k gfacia ^ hi pri<« 
vandola dc ella , que edb nunca (ucede fin pe^ado grave $ fino au-^ 
fcncia a aqucllo$ irttcriotesfcntimicntOSjquc cfttEfpofoaman-* 
ci(aimo fiielc dar a quien bien quiere : cdn que eft efte eftado le 
queda lo que Ic bafta al propio aproVechamiclito^y fdtale lo qud 
le dana a la propia (atisFaccioh^ 

7 Sentira con cftas aufcnciai arci^os tetnifsitnoi , y defpedl* 
ra quejas muy amorofas ^ porque como quicfa que fc le qiiedft en 
el corazon con que bu(ca a Dios coda la fiicr2!a del tiniot que lei 
ticnc , andari fiempre enamorada eomo ^ufehte 5 folicita como 
enamorad^^ y dirale con lo mas incimo de iu alma« 



:ijo VARON DE DESEOS. VARX. IL 

AfeBos, 

8 T*N leBula meo per noEles , qu£/hi quern dlUgit anima mea : qud-, 
I Jhl lllum^iy non itfpeni, Vcnid almas a llorar conmigo la 
triftcia dc mi alma : ba(qud a mi Efpofo en clla , y no lo hall^j 
bufquclo dc nochc , y ito Ic cncontrc: quando crci tcncrlo den- 
tro dc mi corazon , hallc vacio dc Dios , y ileno' dc mi. mi cora- 
zon. Crcia yo que os tenia , Jdus mio , y que crais Vos a quien 
ichria 5 y amaba ^y era yo el que alii vivia , y el que dcntro dc mi 
haiiaba. En mi pcquciio corazon os he buicado : In leBulo meo^ 
pretcndicndo que tuvicflc por habitacion un vafb tan corto , al 
que no cabc en el Ciclo ^ ni en el iuelo , y que tiene en fu mano 
:3iUeIo,yCieIp. 

9 Como OS VI , Seiior , en el pefcbrc , crei que cabriais en 
mi corazon : pobre fue aquel ', pobre cs eftc, Entre animaies eftu- 
vifteisjcntrc fieras dc afedlos dclbrdenados eftuvierais. Pajasfiic- 
ron vucftro defcanfo alii , fragiles deieos hallareis aqui : trifte le- 
cho y abierto techo a, las inclemcncias en Belen > dcfcubierto mi 
corazon hallareis al cierzo dc laspafioncs. Como os vi en la Cruz 
padcciendojcrei hallaros padeciendo en mi, porque yo fby vueC. 
tra Cruz : In leStulo meo per noBes qudJhi.BuCqucos dc nochcjbicn 
mio , como os habia dc hallar ? Cicgo a la luz , rebeldc a las inf- 
piraciones , (brdo a los impulfbs os bufcaba ; ^como os habia dc 
cncontrar ? Ter noBes^ no una nochc, fino muchas $ no en el crc - 
pufculo , {ino en las tinicblas con tinicblas , fbbrc tinieblas ma<- 
yores , y os bufcaba. ^Pcro que mucho , luz mia, que cftuvieflc a 
cfcuras , fi no cftabais Vos alii ? Que mucho que fueflcn noches, 
fi les falto el Sol dc vucftro favor ? Si eflbs ojos no me miran , cic- 
go cftoy 5 y fi efla luz no me alumbra , perdido voy. Bufcabaos 
yo en mi corazon : In leHulo meo ,y no en mi corazon como vucf- 
tro ; fino en mi corazon como mio. Dcbiendo bufcaros en el an- 
fia de (crviros , OS bufcaba en el gufto dc gozaros. Debiendoos 
bufcar en el defco dc adoraros , os bu(caba en la fatisfeccion del 
po(ccros. Debiendoos bufcar en el afedo de alabaros, os buicaba en. 
la propicdad del (cntiros. Bu(cabaos a Vos para mi , qtiando dc- 
bia bufcarnic a mi para Vos , y adoraros a Vos para Vos , y aca- 
bar dc vivir en mi fin mi , y que (olo en mi vivieflcis Vos. 

1 o i Quando he de acabar dc cftar yo en mi? Quando en lo 
mas interior no me pcrdcre j en lo mas elpiritual no me bu(cn-e^ 

en 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM* X. !i7ii 

en lb mas miftico no crrar^ ? Quando acabare dc rccohocet , due 
OS robo las aUbanzas , y os quico la eftimacion , H lo que es fold 
para Vos a mi lo aplico ? £a , Senot , dcfiiudad mi corazon , y 
filga yo dc ^1 a Vos , y entrad Vos mi Dios en cl. Afsi como cl 
alma anima cl cucrpoyafsi animeis Vos mi alma» Vucftra volun- 
tad la gobicrhc , Vucftro amor la cncaminc , vucftras infpiracio* 
ncs la guicn , vucftra catidad la abra(c. Ay luz mia , que crrada- 
mentc os bufcaba , pucs quando eftabais durmiendo en el lecho 
de la Cruz , ois bufcaba en las comodidadcs de mi Iccho ! Quan-^ 
do dcbo bu{caros en la morrificacion ^ os bufco en la rccreacion* 
Quiftido eftais pcnando , cftoy yo holgando* Quando ellais pa-- 
dcciendo cftoy gozando. 

i I iEftc es modo dc bu/car i Dios , mi Dios > Vos Seiioi! 
imio , pbr la (cnda de la pctfcccion que nos formaftcis j dcfcalzo, 
defiiudo , (udando ^ ho fblo facro licOr ^ fino puriftiMa SattgtCj 
afiigido, pcrfcguido, y atribuladoj y yo Jcfus mio, vcftido^dcf^ 
canCado , aplaudido , (crvido , y rcgalado ? Como es podble que 
OS hallc, por contrario camino del que vais ? Siga mi Dios la van-* 
dcra de la Crut , y el eftandirte de mi Rey (ea mi guia. No pcno, 
mi Dios , no pcno $ (bio peno dc que no peno por Vos. No pa- 
dezco , Seiior , no padezco ^ (bio padc2co que no padezco por Vos. 
Afligcme , Seiior , el que no padezco , y (i comienzo a padccer^ 
Ac puedo tolerar cl padeccr. No pucdo (ufrir , ni obrat lo que de • 
leo 5 y fiemprc > y mc ocupo en dc(car lo que aborrezco. Haced, 
Seiior , que aju(le mis obras a mis de(cos , mis deieos i mi amor^ 
mi amor al vucfbro. 

I a Durmiendc) eftais en la Cruz , mas no dormii ^ que ii 
Vos dttrmierais , c^o Os pudiera bu(car yo ? Vos dormis , perb 
vela vueibro corazon. Ni nucftfas finczaS (on talcs , que os degcn 
dormir un poco $ ninueftra ingratitud tal ^que os dcgc de(ean(ar 
fino en la Cruz. ^Si quando dc(cah(ais, Jcfus mioses en la Cruz> 
tti donde penais quando pcnais? Ay Scfior mio I Yo me doy por 
re/pondido : es vucftro dc(can(b la Crilz ^ quandb huis dc mi almaf 
porque vucftra mayor Cruz es mi alma. Qtiahdo eftais en clla, 
fiempre vivis crucificado ert clla ^y pcftahdo j y afii penando me- 
nos, vivircis en la Cfuz fuera de mi de(citt(^tid6. Sea talamo mi 
alma donde de(can(cis > no (ca Cru^ dbndc pcticis* 

1 ^ Habiaos mi alma de de(Gan{ar $ habia6s dc de(enojar , ha^ 
biaos de con(blar de los txabajos qiie Oi dan las criaturas; y quan-» 
Tm.n Yi 6a 



172 VAKON DE DESEOS. PART. IL 

do vcnis a bufcar d confiiclo en clla , hallais k pcna. Bufcaii el 
alivio , y hallais la fatiga , buicais d dcfcanib, y hallais la ofetifa. 
Mai medio de haccros propicio a Vos cott los fubditos , y de ha- 
ccr los fubditos obcdicntcs a Vos , ofendcros a Vos , y efcandali- 
zar los fubditos. Que mucho , Jcftis mio , que no os hallc fi cC* 
to pa{a ? Jufto cs , Scnor , que no os hallc , qtiien habiendo dc 
bufcaros para (crviros , os halla para ofenderos. Mas quiere mi al- 
ma , Senor , padeccr , que no haceros padecer. No os dcgeis, Se- 
iior hallar , fi clla no os ha dc adorar : no os degcis vcr , (lt>s ha 
de ofender. Padezca , Sciior , toda la vida bufcandoos , porqttc no 
OS ofcnda prefcntc, alquccftaadorandoauientc.Noquicromat 
luz 5 mi Scnor , que vivir a clcuras por Vos , ni mas con{uelo,quc 
d de(con(uelo , ni mas alivio que la pcna , ni mas defcanfb que la 
tribulacion. Prefiero , mi Jcfus , imitaros penando , no al pofee- 
ros , (1 pudicra fcr ofcndiendo. El no (cntiros en la afliccion, pre- 
fiero al fcntiros en la rccrcacion , la aufenda al fencido , por U 
prelencia al amor. 

iDdcumentos, 

I if. y^ N eftc eftado el alma , (era bien que figa con las obras 
I J al que buica con los de(eos , y aui continuara fus (an- 
tos cgcrcicios. Y porque el amor la hara , que parczcan muy Ic^ 
ves los que a la naturaleza le feran mUy graves 5 no los aumcnte al 
pafe del amor (in confcjo , afsi porque fca la carga tolerable al 
cuerpo , como porque (c afcgurc con la obediencia en los pafbs 
de la mortiiicacion. 

1 5 Poco hay que cncomcndarle a quien Dios dierc edos 
(cntimientos , que figa Hcmprc la Cruz ; pero bien cs advcrdrlc, 
que en quanto las fiicrzas humanas dieren lugar, y las obligacio* 
nes de (u eftado , efte atento a que cl camino real , generoib ^ y 
(cguro de hallar a Dios , cs el de la Cruz $ y que quanto mas Co 
acerque a i\ quando pcna con humildad , y rcfigilacion ^ canto 
mas (c acerca a Dios , aunque no io (icnta. 

1 6 Viva advercido a negarfe a la propia (atisfacion^ tn qttaA-> 
to obrarc , ya que con el amor que (iente en fu corazon , no (e 
le crie alguna propiedad , u oculta (bberbia. Y yo entiendo , que 
£\ el alma vive con de(eos dc acertar en el camino del cfpiritu , di-> 
ficultofamcnte incurrira en efto 5 porque la luz interior es tan. 
data y y los movimientos del alma $ y las infpiradones iuelen an~ 

dar 



VIA ILUMINATIVA. SEmUi. X. 175 

yir tan dcfpicrtas , que raras vcccs comiciiza afcdo dcferdcnado 
en clla , que no Ic (alga al encucntro el Aftior Divine , con cflb, 
6 lo vcncc , 6 lo allana , o fc le aufenta. 

1 7 Vayafe cada dia ncgando mas al (entido , y enttcgando- 
fc a la fc 5 y aunquc cftimc , y vcncrc los (cntimientos amorofos 
que la dieren , cft6 advertida , qUe no eM la (uftancia de la vi^ 
da efpirikial en el (entir , fino en el (ervir \ ni en el gozar , fino en 
el obrar , y en tin amor verdadero , que es vivir ajuftada el alma 
a la Voluncad de Dios en lo interior , y con las obras a (u dma. 
Ley 5 y confcjos en lo exteriort 

SENTIMIENTO XL 

f^TOmSE EL ALMA , QUE SALE (D£ LA CAM A 

dejhuda a bufcar afu Bfiofo , que a fus efpaldas efid mirando/us 

fineT^ , y una mam alumhra al alma con una hocha ^y un ferro la 

Montana ^ explicando ella fu pafion ^fu defeo con las palabras 

de los Cantares , del cap» ^« v. 2. 

Surg;am , & circuibo dVitatcm : per vicos , 6c platcas quaeram 
■quem dili^t anima mea : quaefivi ilium ^ 6c non inVeni. 

Efiado* . '• 
Ontintia el alma fus diligencias eh bufcar a Dios , et 
qual gufta de no dcjade hallar , para que ella re- 
pita las finezas coti el anfia de bulcarlo. Y aisi pa-> 
reciendole que nd lo halla en la cama y (e levanca 
de ella , y no tan bien guiada , quantd bien acom^ 
panada , dice : Surgam , <S" citcuibo ch>itatem:per Ificvs , ^ platias 
fu^am quem diligit anima mea t qu4jhi ilium ^ <T non int>eni* Le-* 
iMntareme , radeare la Ciudad , andare todas las calks ^y pla^s , jr 
hufcare A quien ama mi alma \ bu/queto yd ^yno lo halUt. 

2 En efte Tcntimiento , que es cbntinuaeion del p^fado ^ efta 
Ifiliy propiamcnte dibujada el alma , que fale defhuda a bufcar a 
Dios , fiendd afsi que en el otro lo bufcaba vcftida. Porbue con 
k difieultad de haUarlo , ha de enmendarfe la difpoficion del buf^ 
tarlojy fi Veftidos de propicdadcs lo bufcambS,y no lo hallapios, 
dcfhudos de ellas lo buiquemos ^ y lo hallaremos. Va figiiicndo 
el alma una hacha que la alumbta 5 y aunque paf ece que la da 
luz f todavia no la encamiiia 4 fu bien > pUes lo deja a las efpaldas; 

pa** 




174 VARON DE DESEOS. PART. ll. 

para darnos a cntendcr , que con luz baftante ^ y obrando en lo 
bucno , puede (er que andemos errados en lo per&do : y que en 
el camino de los preccptos , (c puede perdcr la (enda de los con-* 
(ejos. Y afsi vetnos que cfta alma (e halla en gracia , la qual la 
guia a bufcar a Dios , y no halla a Dios ; y es que lo bufca en las 
plazas , y en las calles donde no efta a la perfeccion , y no en la fb- 
ledad donde efta. No porque Dios no efl;6 en todas partes ^ fino 
porque quando quicre que le bufquen en una , fblo alii fe deja 
hallar. 

5 Tambicn acompana un perro a el alma , (ymbolo de la fi« 
delidad y porque explica la buena ley con que bufca la Efpofa a el 
Efpolb , y que quando bien no le halle quando quiere , no dejara 
de hallarlo quando convenga , quien con can buena voluncad lo 
bufca. Ella cncretanco Crifto nueftro Seiiof , mirando como deja 
el alma el deicanlb , para bufcar (u verdadero defcanfb , y huel* 
gale (u Divina Magcftad de vcr eftas finezas , y de que ande tan* 
to para hallar al que dentro de si tiene , y la mira tan de cetca. 
Por las calles , y por las plazas le bufca , y dice , que no le hallo; 
porque regularmente raras veces mora Dios por las plazas > y las 
calles : pucs fi alii vive Dios donde fc hace fii voluntad , pocO Vi- 
vira Dios en las plazas , y las calles , de donde tan defterrada fiie* 
le andar la voluntad divina , y tan<apoderada fc halla la propia. 
Si lo bufcara por eflbs Clauflros religiofbs , por edbs Convencos 
de virgines ^ cs cierto que lo hallara mas aprifa. Bufca a Dios , y 
no le halla, y dice que le ama, fiendo impofible que el que ama 
a Dios , a Dios no lo tenga. Y es que el fervor del alma , no (e 
contenta con hallar a Dios al amor , fino lo halla tambicn a la 
rcfignacion $ porque mas latltud tiene el amar que el fcrvir ^ en 
donde , y como Dios quicre» Y afsi muchas veces fe bufca con 
amor la voluntad de Dios ,y no fe halla porque es mas facil amar^ 
que hacer en todo , y per todo la voluntad divina ; la qual aun- 
que en fu raiz parezca que es una , pero con el amor en fu eger<^ 
cicio fucle fcr muy diflinta* 

4 Para explicar cflo , fc me ofrece lo que fucedi<i a dos gratt^ 
dcs Pintorcs de Grecia j que habiendo tenido el Urto noticia de la 
habilidad del otro , llcgo muy de lejos a bufcnrle a fu tienda , y 
hallandole aufcntc , prcgunto por hi a un oficial fiiyo , v como le 
digcfle , que no eflaba en cafa , tomando uno de los inflrumen-^ 
tos de fu arte, le dljo: (DiU que quien ha hecho efta linea lo hu/cdy ^ 

hi- 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XI. ^75 . 

hizo una linca tan (util , y dctccha dc color inoradb , que le co- 
nocia bien cl admirable arte de fii autor. Habiehdb Ucgado a (ii 
mano , y vichdo , y oycttdo lb que habia fufccdido cbA.el fotaftt- 
ro $ tomindo cl niifmo inilf limenco ^ y hacrietido btra l^ea cblb • 
rada |>or cnmedib de la hibrada qtie hallo hecha.5 dijbi ill b^cjial^ 
que digefic al Maeftrb que le bufcabd t Que d que hdhia hecho dquM 
lia UiuAp le Jiefedha (ambien '^kt^y comcisr, Bblviendb el foiraftetb^ 
y recibidb cl recadb > y vifta la liriea colbradayquCidividia igualn 
mente con graii primbr la itibradd , toihandb el mifoio jhftrumcn- ' 
to , y adelantando hafta lb ^ofibk el primbr del arte ,' hizb ottia^ 
line£l blanch futilifsima , hcndiehdb ,y partichdb por medio k bey , 
lorada , y dijo al bficial ^ dcddle i Que quieh efta hd Hthfy.fe mfin\ 
ta ^ porno *Perfi ^encldo de tan pan nidno, W 

^ En eftas tres lineas una dcntrb de btra , cbnfidetcr.cn la vi-* 
da efpirttdai los tre^ eftado^ del alitia^ £l uhb ^ en qtie ie halta el 
alma eii gracia ^ que cs dentrb de la latitiid d^ lbs prd£e^tbs j qud 
vicrie a (cr la J)rinlera litiea mbrada 3 la qiial cbtifieiifc chsi peca- 
dos Veniales , y pafiohcs defdrdciiadas j qiic hb Uegaii a Cct mor- 
talcs. La otra linea cblorada thas peffei^a^ la qiial (e nalla dchtrd 
dc la gracia , es del ambt , y fentimicilcb d^ DibS ^ qiid ftifrc dett-» 
tro de s( impctfeccioncs ^ auiique (ciraii llbradas , y bbrtadas muy 
frcq[uentemence por qtiien tuVier'c; eftds {entiihicncos; La terccra^ 
y itias {util ^ y rati liriea ^ y que pocas dlirias la akahzaii ^ (pucsl 
died cl VcriCrabld Hehrique Siifoti j eii fti tratadb de m)>em ^pi-" 
bus j que no habk en tbdb el Muridb eii (u tiertipb ^ fino trcs al-f 
maS crt elk j y cjuc afsi (c lb reVelo cl ^ciibr) (^) tt la blancd deii* 
tro dd la gracia , y del anibif j y dc k tiltimjl ^ y maybf rcfigriacioni 
Porqiid fc ajtiftal cl almi eri cl delear" 4 la vdlUht^d de Dibs ^ y eii 
e! bbrar al ddfcai' ^ firi falit eii iinb ^ til eii btrb ^ hi kabinial ^ ni 
a^ltnvdntd de fu fant^ voltintad^ Attdab^l ^ piics 5 Vagaiido cftsi 
alma poif laS plazas ^ y las callcs ^ pata btifc^f efta tdtimai linea ^ y, 
hacct en tbdo lb qud mas quietd (u Elpolb ^ toU qiic juftamcmd 
dice qud Ic ariia : Quem dlligit dnima trted ^ y qiic hb le Mia ^ pbr- 
qud no Ucga a haddr eh todb ^ y pot tbdd (u vbluhtad ; Q^afitfi 
ilium J ^ non inyenii 



(a) PUn. Hiftor, hatut^i lib. 3 5 • cap. xbV (6) D. Hent^ Suf. lltr^ die fiOV* iCuptf cap* ; i^ 
pag« 418. edi£b. Colons 1615^ 



$jlSi VARON DE DESEOS. PART. IL 

BfeSlot. 

% TPJN cftc eftado (cntira el alma un dcfco muy ardientc , y 
1 '^ verdadcro dc haccr en todo la voluntad dc Dios , pa- 
leciendola , que (i con rodcar el mundo hubiera dc Ucgar a cfta 
buena dicha , no hubiera crabajo que no comaia, ni dificulcad que 
no emprendiera , por hallar efta Margarita , vender quanto dc-i 
pc , y comprarla. (0 

7 Eftc de{co la Kara difcurrir con mucho cuidado , por el 
jBgercicio de las virtudes , por ver fi halla en alguna dc ellas a la 
voluntad divina 5 y quando en cada una la dene , no dejara dc 
bufcarla en todas , y apenas dara pafb en (us egercicios , que no 
(ca con reperidos defcos dc hacer en todo lo que Dios quicrc , yj 
lio apartar(c un punto de fu fanta voluntad. 

S De efto Ic refultara andar no (bio con ardiente anfia de 
bgradarle , {1 no con verdadera atencion dc no ofcnderle, Y co- 
mo le (era mas facil caer que merecer , y ofender que (endr , por 
la humana fragilidad j dcfpcrtaranlc (iis faltas continuos , y amo> 
ro(bs dcfconfuclos , dulces quejas , y (endmicntos , y maa fervo- 
rofbs ados de amor ; porque la propia humildad , y conocimien«i 
to hara que Ic parczca , que todos los pafbs que da para bufcarlo j 
{on medios para pcrderlo. Con efto (c egcrcitara mas en la ora~ 
cion ) y en la devocion , como el cordel del arco , que flccha con 
mas fuerza , quanto mas (c aparta de ^1. De manera , que anda** 
ra ya ilorando (us defeftos devota , ya incurriendolos imper^c^ 
ca ) obrando dentro de si a coros la naturaleza , y la gracia $ pues 
apenas aquella (c levanta , y obra con imperfeccion , quando la 
vence la gracia Ilorando con la contricion$y apenas efta fe levan« 
taa llorar afligida, quando aquella que eftaba rendida buclve otra 
ycz a incurrir ingrata. Y dc cfta fucrte viviri el alma entrc el te- 
mor , y el amor , (ino (adsfccha , humillada , y (ino contcnta^ 
aprovechada* 

9 Uldmamentc como reconoccrsi que los guftos , 'deleytes, 
'divcrtimicntos, y felicidades (on los mas ciertos medios de apar- 
tarfe mas de Dios , ira alejandofc mas de effe camino ^ y rccono-> 
cera que en el, ni en las calles, ni en las plazas no halla a Dios 5 lo 
bufcara en la fblcdad , y en el rctiro , quando no dcjando el mun- 

do. 



VU ILUMINATIVA. SENTIM. XI. (177 

do , por lo mcnos (blicitando la abftraccion interior dentro del 
mundo , y dira dc codo fu corazon , dc(pucs dc haberlo buicado 
en codas partes , para hallarlc dondc cfta con vcrdadcros fcnti- 
micntbs , y gcmidos: 

AfeBos, 

10 ^Urgam , iT circuibo chkatem : per Vicos , iS" platias f «<- 
^5 ram quern diltgtt anima mea , qudjhi ilium , ^ mn in-^ 
"Pent, L^antareme ml S)los ^y bufcareos ^faUre. de cafa , dtfeurriri 
las plaT^s yji las calks para l^erfi encuentro at que ama mi dma , huf- 
queos mi T>ios ^y no os halle. iSi al bufcaros no os hallo , Jcfus 
mio 5 como os hallare al perdcros ? Dondc cftais , Paftor ctcmo, 
que os va bufcando la ovcja pcrdida , que Vos rcdugiflcis , y que 
,Vos bufcaftcis ? Pcrdido me encaminaftcis jfligitivo me Qamaftcis, 
cncmigo me perdonaftcis , rendido me cautivafteis , y quando 
picnfb que cftoy cobrado , me dejais perdido ? Hcris el alma , y 
6s vak ? Mataifme de amor , y os aufentais ? Tirais la flccha , y 
c/condeis la mano? Deslumbrame vucftro amor , y dejame en las 
cinieblas vucftra aufcncia ? Corre fangre la Uaga , y (c va el Me- 
dico ? Hace mayor la hcrida , y oculta la medicina ? Bufcareos, 
Paftor Divino , por los pafos que Vos bufcafteis la ovcja : las pla- 
zas , las calles , las cafas , los montes , los vallcs , las felvas , lo cla- 
ro y lo efcuro , lo maniHefte , lo cfcondido $ penctrara mi defco, 
y diicurrira mi amor. No ha dc quedar criacura , Jcfus mio , a 
quien no pregunte fl os ha vifto. 

11 t Cielo, a quien formarop fus manos, dondc cfta mi Cria- 
dor?Luz,a quien di6 rcfplandorfu hermofura, dondc cfta mi Sal- 
vador ? Ayre, a quien dio frefcura fu agrado, dondc cfta mi Re» 
dentor ? Ticrra, a quien hizo fecunda fu fangre, dondc tienes a mi 
amor?Criaturas inanimadas, dondc efU el que os da el scr?Cria- 
turas irracionales , dondc el que os da el fendr ? Criaturas racio- 
Aales , dondc el que os da el entender ? Yervas , florcs , plantas, 
arboles , dondc eflacl que os favorecc con el incrcmento,os her- 
xnosca con las hojas, os enriquece con los firutos? AguaSjFucntcs, 
Rios 5 Mares , dondc cfta el que os gobierna , y os conticne , cl 
que OS aumenta , y modera , el que os divide , y repartc? 

12 i Ficras , y animales de la ticrra , dondc cfta el que os fuf^ 
ccnca , y pacifica , cl que os arma , y os defiende , el que os vivi- 
fica , y fuftenta? Feces habitadores del agua,donde eftacl que os 

:iom.n Z di- 



jyg VARON DE DESEOS. PART. U. 

dirigc en cftc inquicto clcmcnto , cl que os da que tcngais refpi, 
radon fin rcfpiracion , dircccion fin intencion , camino (in luz^ 
adcrtofinguia?Pajaros del ayre donde cfta cl que da ligere- 
za a vueftras alas , vclocidad a vucftro vuclo , fuftcnto a vucftra 
necefidad ? Orbc criado por el Criador del Orbe , donde efta tu 
Criadorjy mi amor? Puedes confiftir fin fu Voluntad, puede efte 
confcrvar fin fii providcncia , puedes fer fin fu ser , puedes fiiftcn- 
tarte fin fii poder, puedes gobernarte fin fii quercr? Puedes dejar 
dc tener en ti al que vive dentro de ti, y te vivifica a ti ? Por que 
no me dices donde efta mi Dios a quien bu(co , ml Seiior a quien 
adoro , mi bien.a quien amo y d norte a quien figo? 

1 2 Racionales criaturas a quien el difcurfb alumbra , la rat 
zon guia , el entendimiento cnfena , la voluntad indina a bufcar, 
y hallar lo dcrto 5 deddme donde efta mi Dios que fc me ha cfi 
condido?Prindpes que gobernais a los fubditos, efta por venmr* 
en vueftra grandcza ? Subditos que obedcceis a los Prindpes,efta 
por Ventura en vueflia obedienda?Continentes que os rcfirenais, 
pcnitcntes que os mortificais , dpirituales que os perfcguis , don? 
de efta el Dios que teneis , y a quien (crvis ? Sacerdotes que (an-r 
tamcntc vivis , Rcligiofos que perfcfStamcntc obrais jCalados que 
honeftamcnte os amais j donde efta el Dios a quien reconoceis,y 
adorais ? Soldados que defcndeis la f^ , Miniftros que gobernais 
la paz 5 donde eft4 el Dios de la fc que defcndeis , y de la paz 
que adbgurais ? Todos mc re(ponden que conocen a Dios , que 
firven a Dios , que es fii profefion agradar a Dios , y no me diccn 
donde efta Dios. 

1 4 Pues fi entre los buenos no os hallo , bien mio , podre 
hallaros entre los malos ? Si no os hallo en la paz , hallarcos en la 
difcordia ? Si no os hallo entre los Principes juftos , entre los fub -t 
ditos obedientes , entre los buenos Sacerdotes , entre los perfccr 
tos Rcligiofbs, entre los Concordes Cafados, entre los Chriftianos 
Soldados , entre los Miniftros re<^os ; hallareos, Dios mio » entre 
los Principes tyranos , entre los fubditos rebeldes , entre los Sa- 
cerdotes cicandalofosjcntre los Religiofbs difcolos, entre los Ca- 
(ados diicordes, entre los Soldados infblentes, entre los Miniftros 
relajados ? Y ya que no me diccn los virtuofos , Jcfiis mio , don- 
de eftais , qu^ero informarme de las mifinas virtudes. 

1 5 Prudencia , que cucrdamente gobicrnas $ Juftida , que 
rc£Umeatc cenfuras > Foicaleza , que fucrtemciice dcfiendes 5 Tcm* 

nlan-' 



VU ILUMINATIVA. SENTIM. XI. 179 

planza , que dicftramcntc modcras } <c!ondc cfta cl Dios a quicn 
bu(co ? Caftidad, que honeftamcntc obra$5Libcralidadjqiic lar-^ 
ga rcpartcs 5 Diligcnda , que atenta firvc$5 Agrado, que amoro- 
To alcgras 5 Penitcncia , que amandorc afligcs j Oracion , que ama- 
da rccrcas 5 Fc , que conftante crce$5 Efpcranza , que firmc alicn- 
tas5 Oiridad , que ardicntc abrafas j donde cfta cl Dios de las Vir- 
tudcs a quien bufco ? Donde el Autor dc lo bucno a quicn amo? 
Dondc cl que da lo {anto que adoro?Todas me refpondenjDios 
mio 5 que os conocen 5 pero que no me conoccn. No me conocc 
la Prudencia , porquc eftoy Ucno de infipienda: la Juftida jpor- 
quc cftoy llcno dc iniquidad : la Fo]taleza,porque eftoy Ueno de 
Daqucza : la Tcmplanza , porquc cftoy llcno dc intcmpcranda: 
la Caftidad, no conocc mi liviandad: la Liberalidnd , mi codicia: 
la Diligencia , mi pcrcza : la Humildad , mi (bbcrbia : la Peni- 
tcncia 5 mi rclajacion : la Oradon , mi diftraqdon: la Fc, no co- 
nocc mis obras : la Efpcranza , mis defcos : la Caridad , mis ti- 
biczas. Si os bu{co , Scnor , (in virtudes , qu^ mucho que no mc 
conozcan las virtudes ? Y ft os bu(co con vicios, que mucho que 
OS e{condais dc quicn no os puede ballar infamado con los vicios? 
X d Ya sc , Jcfus mio , porquc no os hallo jya s6 porquc os 
picrdo. Porquc debiendoos bufcar virtuofo , os bufco pccadorj 
dcbiendoos bu(car guardando los preccptos , os bu(co qucbran- 
tandolos ; dcbiendoos bufcar (iguiendo los conicjos , os bulco 
dcfpreciandolos. No habcis de {cr hallado con pafbs , (ino con vir- 
tudes y no rodeando el mundo , Hno dejandolo. Pero para efto 
nu(mo 9 que es enmendarmc , nccefito primcro de hallaros: pa- 
la ellb mifmo , que cs mcjorarme , neceftco de tcneros : para eflo 
inifmo , que cs refbrmarmc , neccHto dc po(ccros. Si no os huC- 
can los pecadorcs , como los perdonarcis? Si no os bu(can los en*, 
fermos , como los curareis ? Si no os bufcan los afligidos , como 
los confblarcis ? Surgam^ ^ circuibo. Levantarcmc, Scnor , y dil^ 
currirc por todo. Difcurrirc por todo para adoraros , y no para 
avcriguaros 5 para (crviros , y no para comprchcnderos : cnccn- 
dcros para amaros , y no para pcnctraros. Ignorcos yo , como os 
adore , amcos mi caridad , aunque no os entienda mi curioHdnd. 
Surgatn : Icvantar^mc , Scnor. Dc dondc mc tcngo dc levantar? 
de la cama de los vicios. Paralitico (by de la pi(cina , venid , Rc- 
dcntor , a Icvantarme. Dc la (iebre dc las padoncs que me abra- 
ian , cnfermo cftoy : vcnid , Medico Divino , a curarme del (c • 
rom.VL Z% pul- 



i8o VARON DE DESEOS. PART. II. 

pulcro de mis maldades , y olvido dc todo b honcfto , y fanco. 
Lazaro (by , Scnor : vcnid a refucitarmc. Levancaremc dc la pro- 
picdad al amaios , dd dclcyte al tcncros , del propio gufto al po* 
feeros ^ del anmicnto al gozaros; Dadme , piles , la mano , para 
que me Icvante dc lo imperfedo a lo pcrfedo, Dadmc que tcnga 
la pofedon On larecrcacion,elgozo (in la propiedad, clguf- 
to fin cl afimicnto, «1 amor con todo rcndimicnco , y reljg- 
nacion* 

SkcHmentos. 

1 J TT^N cftc (cntimiento , y e(bdo > ha dc ir continuando cl 

I J alma, las mifmas atenciones que habemos dicho en 

el pafado, y pucs vc que habicndole bu(cado en (ii talamo,don- 

dc creyo que lo tenia, no lo hallo, levantc(c dc las comodidades, 

y bufquelo en los trabajos , para ver (1 en ellos lo hallara. 

1 8 La cau(a dc no hallar cl alma a Dios , cs porque lo bu(ca. 
en lo exterior , tcnicndolo en lo interior. Y a{si procure fi quierc 
hallar el te(bro amable que bu{ca,la preciofa margarita que (cle 
ha perdidoj bolver(e dc lo exterior a lo interior, procurando con 
la oracion , ab(Vraccion , filencio , y penitcncia hallar en la &le- 
dad , al que bu(ca entre las criaturas , y no lo halla. 

1 9 Debc advcrdr , que la interior , 6 exterior ocupacion , no 
(c midc (icmprc (aunque conduzca mucho) con la ocupacion , d 
retiro del cuerpo , fmo con los de(eos fantos , arimicnto , 6 defa- 
fimicnto del alma. Pucs cncerrada pucde eftar una per(bna,y 201-^ 
dar vagando por lo exterior , y por el contrario ocupada , y puc- 
de andar (icmprc con vifta interior. Y a(si en lo que ha dc poner 
todo (u-cuidado , es en el (llencio dc los de(cos. Efto cs , que no 
de(cc co(a alguna , y que mortifique (us inclinacioncs ,y que eft^ 
fiempre amando a Dios en la ab(lraccion dc lo criado, quanto a 
procurarlo , c(timarlo , ni quercrlo que cs cl mas c(condido , y 
meritorio retiro , no de(ear (ino a Dios. 

20 Tambien debc advcrtir , que eftas propiedades dc co(as 
leves , y algunos defedos , que Ic cftaran (icmprc pernguicndo, 
no (on faciles dc quitar del todo , pero procure con la gracia dc 
Dios , (ino pucde quitarlos , llorarlos. Y afsi ande (icmprc con 
atencion , dc que ya que del todo no (e mcjorc , deice en todo rc- 
fbrmar(e , y (1 la vence la padon , la convenza la contricion , y 
podra (cr que haga a Dios mas gu(h> con lo que Ic pe(a, que dif* 

guf- 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XH. *8i 

gufto con lo que Ic ofende. Porquc en difguftarlo raras vcccs con- 
currcclalmacontodasfus fucrzas , Hendo a{si , que al llorar los 
dcfe<5fcos , quidera tener.con la fuya todas las de los morcificados» 
penitences , y pcrfe^os de la Igleila. 

SENTIMIE.NTO XIL 

(P(f(gTOnESE EL ALMA AB^AZAT^A COU EL AMO<!{, 

{Diyfino , a quien halU en el campo , hahiendole bufcado en la Ciudadi 

y procurando nofe le i>aya tal hlen , lo tiene afido , dkiendo las 

palabras de los Cantares , en el cap.. ^ . v. ^ . & 4. 

Num quern diligit anima mca vidiftis ? Paululuiii cum pcrtran- 
(idem cos , invcni qucni diligk anima mca : cenui cum nee 
dlmictam. 

Efiado, 
I Efpues de haber bufcado el alma a Dios , no (bio de- 
jando (u defcanfb , acompanada fblo de iii pena , fi- 
no andando las plazas, y calles afligida , y atribu- 
lada , hafta enconcrar con el bien que habia per< 
dido $ ulcimamente lo hallo, y abrazandoie con ^1, 
porque ocra vez no lo deje , lucgo que pregunt6 a las criacuras , Q 
fabian dc (u Criador , dice : Taululum cum pertranjijfem eos , inlfe • 
nt quern dillglt anima mea , tenut eum , nee dimlttam, Toco defpues 
que pose adelante de los queyo preguntaha , halle a el Amado de nu 
alma , hallelo ^y detut>elo^y no lo/oltari mas. En efte fentimiento 
(c explican dos eftados. El primero , quando ya efta el alma cer- 
ca dc hallar a Dios. El fcgundo , quando lo halla , lo tiene , y lo 
deciene. 

2 Efla muy bien dibujada fuera de la Cindad , defpues de 
haberlo bufcado en ella , y que pregunta a las guardas que fc Ka- 
lian fbbre (u muralla : Tor Ifentura Vifteis a ml amado ? Para darnos 
a entcnder las diligencias que efla alma hizo para bufcar a Dios, 
pucs habiendo difcucrido toda la Ciudad , las plazas, y las calles, 
y todas las criacuras , como (e ha viflo en los pafados fcntimien-i 
tos , buelve otra vez con amorofa inquiecud a preguncar fl efla 
fuera , 6 efla denrro dc la Ciudad el que dencro , y fuera anda 
bufcando? Y aqui podia encenderfc efla Ciudad por laGerufalem 
Triunfantc,y no por la Militante. Por la Iglefia dc los que gozan 

en 




1 82 VARON DE DESEOS. PART. H. 

en ci Cielo 9 y no por la dc los que padecen en el (uelp. Y cono- 
cefe efto y en que efta cerrada , y tiene guardas en la pucrca de la 
Ciudad , quando (c halla el alma fiiera de ella. Lo qual Hgnifica, 
que viendo cl alma , que en la conHderacion de las colas de efta 
vida no hallaba a Dios , (e refblvio a bufcarlo en las de la etema. 
Y viendo que no le querian rcfponder las criaturas, que viven en 
efte deftierro,pregunta donde efta Dios a los que viven en la pa- 
tria. Pero como no ha Ucgado aun el tiempo, en que pueda el al« 
ma gozar de {u Efpofo en ella : Facie adfaciem , no le abren la 
pueita para que lo goce , pero la encaminan para que lo halle; 
como quien le dice : no podemos , alma bendita , recibirce aua 
para que lo goces en efta Ciudad ecerna , en efta felicidad (in fad ^ 
ga , en efte amar Cm deicaecer, en efte gozar (in pecars pero po- 
demofte encaminar para que lo halles en efta tranfitoria, y mortal. 

^ Y aisi , a pocos pa(bs de la puerca de la Ciudad , encucn-> 
tra en el campo a Jefus , Senor nueftro : efto es y lo halla en la 
Cruz fiiera de la Ciudad, donde quifb padecer por nofbtros. Ha« 
Halo , abrazalo , y lo deciene , y parece que a brazo partido lucha 
con ^1 para que no (e le vaya. Dandonos a entender, que (1 que« 
remos gozar del Senor en el amar , lo hemos de bu(car en el pa* 
decer. Y que en efta vida , que es de viadores , no hay que buA 
car a Dios en la comodidad de las Ciudades , en la recreacion de 
los Palacios , en el deleyce de los vanquctes , en el favor de los en- 
tretenimlentos cranftcorios $ (ino en la (bledad, en la aflicdon, en 
la pena , y en la tribulacion. Porque diccn muy difcrecamentelos 
Mifticos , que el que quidere bu(car aDios fin cruz , halla la cniz, 
y no halla a Dios i la qual cambien (c (uele tener en los Palados, 
Ciudades, y pueftos de efta vida mayores: antes en ellos (uelea 
(er tamo mas altas las cruces , quanto (on mas altos los pueftos; y 
tanto mas (enfibles , quanto (on mas delicados los (ugctos , y (e 
forman tribulaciones : tanto mas pe(adas , quanto es mayor el 
concur(b de las cau(as , negocios , y obligaciones. Y afsi , el que 
viviere con atencion , y verdadero conocimicnto de las co(as de 
efta vida en qualquiera e(bdo, y ocupacion , en qualquiera pue(^ 
to , y egercicio , y en qualqt^iera prorcfion , y empleo , como (ea 
decente , y permitido , puede ^rmar una religion tan clbccha, 
que n Dios no le da e(piritu , y roerzas para tolerarla , cayga mu*- 
chas veces en el (uelo con la cruz. 

4 Y efb confideracion no quita cl coaocimiento , y verdad 

de 



- VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XII. 185 

dc que urios eftados en la Iglcfia {on mas perfciStos que otros , co- 
ma cl dc los que con votos dc obediencia , caftidad , pobreza , y 
claufura , (c obligan a (crvir al Sciior 5 y el dc los Eclcfiafticos, 
que tienen mas ellrecha , y riguro{a prpfefion que los Seglares. 
Solo (c dice quan lleno efta el mundo de trabajos , quan rccun- 
do dc cruces , y la facilidad con que los hombres , Ci quificran, 
pudicran aprovecharfc de efta abundantc co(echa. Pero vafcnos 
el ticmpo en huir lo que no nos puede dejar , y queremos mas pa- 
dcccr los trabajos fin merito , refiftiendo , que con cl tolerando- 
Jos. Habiendo , pues , el alma hallado a Dios , que tan ardiehte 
buicaba , abrazandofc con cl , con verdadcra alegria , y gozo de 
haber encontrado al que con tanta anfia bufco , y con tan buena 
dicha hallo j no quicre (bltarlo5y fc efta gozando con tal bien en 
union dc vcrdadero amor, y refignacion en los trabajos , y en 
las pcnas , que cs la mas cicrta , y Icgitima forma de hallar , y 
tcner a Dios. 

EfeSlof, 

5 TTXAralc Dios en efta iluftracion , y fi^itimicnto grand^ 
I J gozo en los trabajosj y aunquc pp dejara de fentirlo^ 
/era fiiperior el gufto que tienc al padecerlos , al dolor qu.c caujEi 
a la naturalcza cl tcnerlqs. Y a^i jfc hallara en (blcdad quando 
no padczca , y con grande alegria , y gozo quando padczca por 
Dios. 

6 Con eftc amor que ira cobrando a los trabajos por Dio^ 
fc Ic ira infundiendp quando f^ haUe fin clips ^ una pena de qi;p 
no pena, que la dara gran con{uelo,parecicndola tanta dignidad 
. d padcccr , y cl pc;iar , que jfc juzgara plvidada de Dios p fi fii Di- 
.vina Mageftad no la hacc participante de (us pcnas. ... 

7 LUgara a (cr tanto el gufto dci penar en cl padecc^^ , que 
comcnzara a recatarfc del gozo que va embcbido en la pena , y. 
idira con verdad a Dios : huelgo , Senor, de padecer por Vos tann 
to , que me recato del gozo en el padcfrcr , como pudiera en cl 
gozar ; y afsi os fuplico , que dc la pena fblo me dcis el gpzar en 
cl pcnar. Y aunquc efta alegria , 6 gozo cfpiritual acompaiic a fus 
pcnas , cs una circunftancia que no la minora cl mcirito, antes Ics 
Aumenta la corona. 

8 Eftos (entimientos dc hallar la pena en el gozo , y cl gozo' 
jcn la pena , cada dia Ic ira aumcntando, y futilizando mas , dan- 
do- 



1 84 VARON DE DESEOS. PART. IL 

dola tanta alcgria en la mortificacion , que no hacieniKo otra co- 
fa 5 que padcccr dia , y noche , quando llcgue a haccr cucnca con 
el cucrpo , no Ic pafara partida alguna , ni Ic parccera que padc- 
cc por Dios , pues en lo mifmo que padecc (c halla mas confola- 
da en el alma, que atribulada, ni fatigada en cl cuerpo$ con que 
'afida a los pies de Chrifto nueftio Seiior , le dira: 

AfeBos, 

p ''K "TUM quern dlligtt anima mea Vtdtfits ? Tauhlnm cum per-i 
±\i tran/ijfem eos , irilPeni quern dlliglt anima mea : tenui 
eum , nee dimlttam. Vijleis criaturas al amado de mi alma ? Teropo^ 
CO dejpues queyo os dege, lo he hallado } helo hallado ^ no lo dejari mas, 
O preciofa margarita , que por cl mar tcmpcftuo(b de la vida he 
fcufeado 5 ya te he hallado ! O moncda ineftimable que habia pcr- 
dido , y con cUa mi libertad , y confuelo ! ya tc tcngo : Tenui eutn 
nee dimittam I No os tengo ya de dejar. Si a Vos os dcjo , mi Jc- 
fiis , a quien tengo de (cguir? Si Vos me faltais , a quien tengo de 
buicar ? Si a Vos no adoro , a quien tcngo de amar? Si a Vos no 
obedezco , a quien tcngo de (crvir? Todos fbn tyranos5(inoVos 
"Sciior dulcifsimo. Todos (on padraftros , (ino Vos , Padre amo-; 
rofb. Todos (on enemigos, fino Vos amigo fidelifsimo. Tcngoosj^ 
Senor , para que me tcngais , abrazoos para que me dctengais, 
amoos para que mc perdoneis , alcanzoos para que me ailcgureis: 
Tenui eum nee dimittam. Si el Cicld me deja , no os tengo de dejar; 
ii la tierra me es contraria , no os tcngo de (bltar ; H cl infierno 
yne pcrfiguc , de Vos no me he de apartar. Ni lo grande, ni lo 
iuerte , ni lo rico , ni lo podcroib , ni lo lucido , ni lo formidable, 
ni lo horrible , ni lo cfpantofb , ni lo paiado , ni lo prefcnte , ni 
io fiituro , ni la perfccucion , ni el tyrano , ni la amcnaza , ni el 
caftigo , ni el aichillo , ni la muene , ni cl pcligro , ni el dano^ 
ni los tormentos , ni las tribulaciones , ni las injurias , ni las ca> 
lumnias , ni los encmigos dcclarados , ni los amigos falios, ni los 
vicios , ni los deieyces , ni las f&liddades , ni las infciicidades , ni 
las piiblicas calamidadcs , ni los propios trabajos ,ni los dcfcredi^ 
tos , ni las afrcntas , ni la enfcrmedad, ni la mi(eria , ni la pobrcp^ 
2a, ni la ambicion, ni la cfperanza, ni la pofcHon, han deapar> 
carme , Jedis mio , de Vos 3 pues en Vos hallo el remcdio 4 
cftos males , y con Vos los hago biencs. 

,1 o Teniendoos a Vos , Jc{us mio , la tiibulacion es corona^ 

la 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. 501. ,'85 

la afrcnta , honra , cl dclcredito ^ fam^ } los encmigos 5 ami^ 
gosjlos faUbs hcrmanos , vcrdadcros compancrosj la injuria^ es 
cftimacion ; la infclicidad , dicha; la pobrcza ^ riquczaj la cnfcr- 
mcdad , (anidad. Tcnicndoos a Vos , fortalcza dc los fiicrtcs, no 
tcmo a los flacos que parcccn fucrtcs. Tcnicndoos a Vos ^ podcr 
dc los podcrcs , no tcmo a los vanos que patcccn podcrofbs. Que 
cs cl mundo ? Que es cl podcr ? Qu^ cs cl Dcmonio ? Que es cl 
bficrno contra vueftro podcr? Son pa jas que las Ueva cl vicnto,cs 
polvo que lo cfparcc cl ayrc : l^one me juxta te^ <r cujufiis mams 
fufftet contra me, (a) Tonedme^Senor^junto i Vos^pelee quien quifie* 
re contra mi. Si cftando ccrca me ayudais^qu^ fcra tcnicndoos afi- 
do? Si apartado, qu^ fcra abrazado?Si {c Icvantan contra mi mat 
encmigos , que ticnc el Ciclo Eftrellas , la Mar arenas, cl SolacO' 
mos , cflb (era mi cfpcranza : «S/ exurgant aherfum me caflra , in 
hoc ego/perabo. 00 Si tantos cgcrcitos contra mi fc Icvantan , com 
mo liay en los cgcrcitos foldados , en lo que (in Vos (c fundara 
mitcmor , con Vos fundo mi cfperanza. 

1 1 Guardadmc a mi, Senor, dc m{, y pclcc todo cl mundo 
contra mi. Picrdo la riqucza?Tengoos a Vos riqueza ctcrna. Pier* 
do los deudos ? Tengoos a Vos Padre mifcricordiofb. Picrdo los 
amigos ? Tengoos a Vos amigo verdadcro. Picrdo lafalud?Ten-* 
goos a Vos Medico , y (anidad. Quk puedc faltarme fi os tengo^ 
que puedc llcnarme fi me faltais ? Yo he probado los guftos , y 
(on difguftos 5 yo he probado los dclcytes , y Con e/plnas , las feli- 
cidades , y (on cruces. Yo he vifto pcnar al que goza , (crvit al 
que manda , padecer al que gobicrna , perfcguido al valido , abor- 
recido al podcrofb, dcfacrcditado al rico. Ni hay fcliddad Cm iti-> 
fclicidad , ni riqueza de hacienda , fin pobreza dc honra , ni po- 
dcr de mandar , fin flaqueza de querer , ni (cguridad de reynar, 
(in rielgo dc fervir , ni cgcrcicio dc gozar , fin zozobra dc padecer. 

1 2 Solo vucftros guftos , Con guftos fin difguftos > vueftros 
deleytcs , Con dclcytes fin defazon 5 vueftras felicidades , (on fcli- 
cidadcs fin riefgoj vueftro gozo fin pena, vueftro amor,es amor 
fin defconfianza , vucftra gloria , cs gloria fin fin. Todo cfto , Jc- 
(us mio , cs a(si , y tampoco os dejara aunque no fiicra afii. S6 que 
rcneis riquezas , y no os amo por las riquezas : sc que teneis pre- 
mios , y no OS bufco por los premios : s^ muy bien la gloria que 

Tom. T^L Aa dais 

W Job 1 7. V. 3. (b) Ex P(alio. sf . T. j. 8e 4. 



i86 VARON DE DESEOS. PART. H. 

dais a quicn os firvc , y no os firvo por vucftra gloria : sc la dul- 
2ura dc vucftros dclcytcs , y no os bufco por los dclcyccs : s^ <juc 
(bis ctcrno al prcmiar , largo en cl favorcccr , magnanimo en el 
honrar , y no os bufco la liberalidad , (ino al liberal ; y no las da- 
divas, Hno al dadivofb; no las honras , (ino al honrador. Sicomo 
dais gozos ecernos a quien os bu(ca , dierais eternos cormentos, 
OS bufcara. Si como premiais caftigarais , os adorara. Si como fa< 
vorcceis deshonrarais ,os amara. Mas quiero ecerno cormcnto con 
vucftro amor ,quc eternos deleytes fin cl. Mas quiero amaros cat- 
tlgado , que dejar de amaros favorecido : efto es quando pudiera 
haber gloria fin vucftro amor , 6 pudiera haber caftigo con cl. Y 
no quiero amaros por ceneros amor, fino ceneros amor por ama- 
ros. No quiero cl amar porquc alcgra al fiigeto , fino porquc fir- 
vc al objcto. No quiero mi amor para mi , quiero mi amor para 
Vos: y no quiero mi Jcfiis mi amor para Vos,tanto porquc bud- 
va a mi 5 quanto para que qucdc en Vos. Solo haya en mi cl tc- 
ncrlo para darlo 5 Tolo haya en Vos cl rccibirlo para tcncrlo. No 
quiero mi amor dondc me anima , que cs en mi 5 quiero mi amor 
a dondc ama , que es en Vos. 

15 O gloria mia que os tengo! Tenai eum, O amor mio qvtc 
OS amo 1 O luz mia que os vco ! O hermofiira mia que 0$ gozo! 
Poco me habeis coftado , pues os he hallado. Etemidad de bufca- 
ros , no merecc un momento de teneros. Si cfto goza d alma al 
hallaros en el deftierro , qu6 (era al hallaros en la patria? Si cfto al 
hallaros dondc os podemos perder , que (era al hallaros , dondc 
ya (c acabo cl poderos perder ? Y fi efta verdad es infalible en d 
camino , que (era , Jems mio , en cl fin ? Lrt>e ,> hr^e es efio wo- 
mentaneo depenas ^ue padecemos ; eterno , 4 incomfrehenfibU aquello 
^oriofo dego^s que ejperamos, 00 Efto es breve en cl ciempo,y le- 
vc en cl tormento ; aquello eterno en la duracion , i inhdible en 
la intenfion. Y efto es , midicndo los guftos con los di/guftos , la 
brevcdad con la ctcrnidad ; aquc fera fi medimos cl amaros con no 
amaros , y cl vcros con el no veros ? Efto Scfior , no ticnc compa- 
racion. Mas dichofa feria cl alma , que os amailc en efta vida pa* 
deciendo , que la que en el Cielo gozafic vucftros dclcytcs no 
amando. 

1 4 Dadme licencia que diga , que fi pudieHc compadecer(c, 

quic- 

(c) S^dm pnt/hti tjl mmmMtttm , •• k)te triMstimt wftrd ./ifrs mtdum m fiUi^ 
miutt itttrnitmilinridfmdiu o^trMtr m mUt a. ad Corinth. 4. v. 1 7. 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XH. 187 
<juicrc mas cl alma amaros en cfb vida, con (cis grades dc amor 
padccicndo, que no vcros en la ctcrna con (bios quatro gozando. 
Y quando cfto fca. mas guftofb , quiere clcgir aqucllo por pcno- 
fo. Y afsi Jcfus mio , fi cl alma os amaflc ,7 firvicflc como Vos 
mcreccis en cfta vida , no ccharia tamo menos los gozos dc la 
ctcrna , fblo cmbidiaria a la (cguridad dc amaros que fc ricae en 
aquclla , y Ic afligiria cl ricfgo que fc ticnc dc ofcndcros en cfta. 

15 Pcro ay Jcfiis mio ! Adonde me han llcvado mis dc(cos? 
Adondc me dcricnen mis obras ? Efta alma que tanco os ama, 
ilemprc os enoja : efta que tanto os quiere , ficmprc os ofcnde: 
cfta que con canta jadancia habla en el amar , cs la mifma flaquc- 
za en d obrar : Tenui eum nee dimittam, Tcngoos en cl defco , y 
dcjoos en las obras : tcngoos en cl fcntimicnto dc lo bucno , v 
dejoos en cl confentimienco dc lo malo : tcngoos en cl afefto , y 
dcjoos en cl e&do : al (cntiros , como fi os tuvicflc j al (crviros, 
como fi OS dcjafte. ; Quando , Sciior , hemos dc ajuftar eftc que- 
rer a eftc obrar , eftc defeat a eftc fervir ? Eftc {crvir a eftc amar? 
Quando mi Jefus , efta porcion inferior , eftara ajuftada a la iur 
perior ? Quando hare lo que quiero bucno , quando no hare lo 
que no quiero malo? Tenui euni» (<J)Pucs ya os tengo mi Jefiis , tc- 
nedme : pucs os halle , confcrvadme : pucs os abrac^, defended- 
me : pucs os adoro , gobcrnadmc..Pueda mi Jefus , con verdad 
dccir , que os tengo firviendoos , fi haceis que os firva adoran- 
doos. Pueda dcdi que no os tengo d$ dejar , difponicndo que 
ficmprc OS firva con los defeos , y que ficmprc os adore con las 
obras : Tenui eum mc dimittam, 

(Documentos, 

16 T OS afedos , y fentimientos dc amor , que Dios (era 
I 1 {crvido dc dar a cl alma en eftc eftado , hencficieios 
con (antas , y perfc^bas obras , procurando vivir conaque* 
llos movimicntos intcriorcs con que fii Divina Mageftad la ira 
guiando a lo mejor. Tcnicnd<^ pot cicrto ,<][ue amor que no (ale 
a las obras , 6 no <$ atpor , o lio cs finp 5^0 es engano; - 

1 7 No porque fc vca con algunas imperfeclioncs , que van^ 
ficmprc cnvucltas con la fragilidad dc nucf|ra natuikleza, defma- 
yc $ antes bicn cfpcrc, y con ti £iv6r Divino (ctan iaVoluntarias, 4 

Tom:VL Aaa tasxf^' 

(c) AdR(»n«7. V. 15.. • •...'.' 



,88 VARON DE DESEOS. PART. H.' 

muy levcs, 6 las lloraradc mancra, que falga con ganancia dc cllas. 
. 1 8 Tampoco fc ha dc acobardar dc tcncr a Dios bicn (crvi- 
do , y no dcjailc jamas , aunquc vca que pucdc tal vcz mas con 
ella la condicion , que la razon , y la inclinacion , que la dcvocionj 
fino que conftantcmentc amc ,y no degc al Sciior. Porquc fii Di- 
vina Magcftad , que conocc la importancia dc humillar nueftra 
foberbia , raras veces (como arriba queda dicho] deja a las almas, 
por pcrfcdas que (can , fin un cncmigo a la vifta , que las cgcr- 
citc 5 y molcfte. 

19 Si quien fc vicrc con eftos (cntimientos dc amar , fucrc 
perlbna piiblica , no por cllos degc (us ocupaciones , ni todo lo 
que Ic toca, por cntrcgarfe a la dul2ura,y fuavidad dc eftos (cn- 
timientos. Tampoco degc dc obrar con valor, yrcfblucionjquan- 
to convengan a la jufticia , y al cgcrcicio de las virtudcs dc fii 
cargo 5 y dignidad, aunquc (c Ic vayan eftos fentimientos,y dul- 
zuras 5 porquc las rcfblucioncs dc (u oficio (c han de cxaminar 
mas a la luz de la razon , que no a los impulfbsintcriores,© afec- 
tos , y (cntimientos pios 5I0S qualcs pues (on de Dios, nunca cm- 
barazan la jufticia ; y viva fin miedo dc que no perdera cl bicn 
amar por el bicn obrar , antes le dara (u Divina Magcftad tantos 
nias grados dc amor , aunquc no lo ficnta,quanto mas (c negate 
a los fentimientos , por dar(e a las virtudcs. 

SENTIMIENTO XIIL 

<P(IiOTOnESE EL ALUA , A QUIEN LLEVA EK SUS 

omhros el Amor iDh>tno ^y ella con una ancora en la mam , qut 

lafija en el cora^pn defu amado , dice las palabras 

-Jf/'P(alm. 72, V. 28. 

Mihi autem adbsrcre Deb bonum eft : ponere in Domino Deo 
(pern mcam. 

Efiado» 
SSI como cti todas bs acciones humanas, y cmprc- 
fas grandcs , lo primcro es procurarlas , lo (tgun- 
do corifeguirlas , lo terccro aflcgurarlas ; de la mi(l 
ma manera elalma,de(pucsdc haber bufcado con 
rinta anfia , y trabajo a Dios, y habcrlo hallado, 
y abrazado en el palado (entimiento, trata en efte dc afiegurar un 

bicn 




VIA ILUMINATIVA. SENTIM. Xin. 189 

bicn tan ineftimablc. Como el buen piloto , que defpues de ha- 
bcr hallado el puerco , echa detitro dc ^l la ancora , para que los 
viencos de la dcrra no le engolfen otra vez en la mar, 6 los de la 
mar no d^n con el Navio , y con fii gozo en la ticrra. Efta muy 
bien dibujada el alma (bbre los ombros del Amor Divino , con 
una ancora en la mano , que va a fijarfe en el corazon de Dios; 
el qual a vifta de una tempeftad muy defecha , en que (c eftan 
otros perdicndo, la lleva (egura fbbrc sf , como a la oveja pcrdi- 
da , librandola con efib de eftc , y de ocros mayores pcligros. 

2 Dale de efta manera a encender , que ya efta alma no ca* 
mina por (us pies, como caminaba antes al bufcar aDios, find que 
Dios la lleva como el Aguila fbbre Cm alas , manifeftiando la di- 
ferenda notable que hay de bufcar a Dios , a tenerlo : que el que 
lo bufca con la gracia de Dios , u{a de (us propias fuerzas , traba- 
jando mas , y conHguiendo menos ; pero al que Dios lleva con 
efpccial mifericordia , el es iu barca , y (u barquero , {u piloto , y 
fu Navio : Currus I/rael , cr Juriga ejus 5 (a) como decia Elifco i 
la luz de los Profetas Elias/Tambien cs de advertir , que la anco- 
ra de la efperanza , que efta bendita alma fija en el corazon de 
Dios , no es la erperan^a^ii& precede a la caridad , (ino la eipe- 
raozaque la acompaiiat^ yi la Hgue. Porque quando bufcaba a 
Dios , vivia con efperanza.dd^'hallarlo , y aora ya es la efperanza 
de confcrvarlo, y de nunca mas dejarla Antes cfperaba para ha- 
^r, aora efpera para no pcfder; vicnciji (cr en efte cafo la efpc- 
UnztL , como la nuta del Arboi de la caridad , que tanto quanto 
a(^eUa.es mas ardiente , es efta mas fazonadaj porque las Virtu • 
dcs Tcologales ticnen entre sfuna inftdcnciajy cdmunicacion (c- 
crcta ^ tan conftante , y eficaz , que quapto el almia va aprove- 
cVvando en la una, tanto va refplandcciendo en la otra. Eftaraha- 
dtcvdo una alma mucho tiempo ados de caridad ardentifsima , (in 
acoidaric de otravirtud: vafele Icntamente criando una efperan- 
za tan fija , una fe can viva , oxmo fi todb (u egercicio fucra idlo 
dc promovcrfe a eftas dos vircudcs. A(si efta alma, apenas en el 
paado (cntimientD hall(S a Dibs a la caridad , quando luego en 
cflc lo viene a lograr en la efperanza. 

^ La tempeftad que efta dibujada al lado de tanta dicha co •< 
]Eibia,que goza el alma , que es Uevada en los (jlnbros de Dios^ 



1 90 VARON DE DESEOS. PART. 11 

libre dc las oks inquictas dc la vanidad 5 nos cfta tambicn expli- 
cando la fclicidad fuma dc la vocacion , y quan fin mcrcccrlo lie- 
gamos a la clcccion , (bio por la gracia, bondad , y mcra libcra- 
lidad del Altifsimo , pudicndolc dccir Dios : mira alma lo que 
me dcbcs , pucs al tiempo que tantas naufragan , tancos buenos 
cntcndimientos eftan ciegos , tantos oidos cftan (brdos , tantas 
voluntadcs vivcn dcfenfrenadas , quando tantos (c picrdcn cnga- 
iiados , 6 buclvcn atras vcncidos $ tii oveja perdida , y digna dc 
andar perdida , mas ciega que todos , y mas perdida que todos, 
tc vcs en hombros dc tu Paftor,y no iolo en hombros,firio favo- 
f ecida con haberte dado el corazon , para que en el pongas el an- 
cora de tu efperanza : influyendo defde aquel Divino vafb , Ucor 
celcftial dc per(cverancia con que te confervcs , vivas , y crezcas 
al aprovechamiento interior. 

4 iPor que , como pudiera confer varfe con tantas olas dc 
pafiones como tiene contra si, cerca dc si, ydcntro de si el cora- 
zon humano , fi no eftuvicra afido al Divino ? Y aisi , loda m 
conftancia , y perfcverancia , tu firmcza , y cftabilidad , iblo 
confifte en la fuerza que cobra dc fu» gracia tu flaqucza , de fij mi- 
fcricordia tu miferia, por medio de la. caridad , la qual vienc a fcr 
cl cable , 6 maroma que tiene afida cl apcora , y el navio al co- 
razon dc Dios. Y mientras no fe adclgazarc la caridad , no falta- 
ra cl ancora de la efperanza , que por cl fe comunica a cl alma. 
Efta difercnciadc los que naufragan' cttlas efperanzas del mundo, 
i los que (c falvan con efperar en Dibs' , fignifican aqucllas pala- 
bras : ^fthi autem , como quicn dice ironicamentc : a otros Ics 
(alvc las efperanzas dc las riquezas , y profperidadcs humanas , y 
bego afirmativamcntcjpcro a mi, la efperanza en miCriador. 

Efeaot, 

5 'TpEndra en cftc cflado cl alma intcriorcs fcntimicntos dc 
JL la fanta virtud dc la efperanza , que cs cl confudo dc 
todos los afligidos , y la cfpucla dc todos los flacos. Y fcra tal vcr 
tan grande la abundancia con queDibsla favorcccra en efto,quc 
fin poder contcner los fcntimicntos en cl corazon , Ic faldran mu 
chas veccs a los labibs , prorrumpiendo en jaculatorias muy frc- 
^ucntes , no &I0 fm poncr cuidado en decirlas, fmo aunquc lo 
ponga en callarlas. 

6 En las tribulacioncs , defamparos , y dcfconfianzas que cu- 

vic- 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XIU. 1 9 1 

vierc , en las quales antes la habia de collar fumo trabajo el huC- 
car la efperanza ,para hallar algun alicnto en el pcligroj fc le ofrc- 
ccra ahora tan cerca,que apenas (aldra el enemigo a la pelea para 
perderla , quando le ialga al palb la efperanza a (bcorrerla , y lue- 
go que Uega ella , comiehza el alma a defpreciarlo a el. 

7 Efb efperanza , y fus (entimientos , que la caufaran tan 
gran confiielo , no iera tanto la de gozar de Dios,y dc pofeer de 
aquellos bienes eternos , y de hallarfe navegada , gozando aque- 
lias inefables moradas $ quanto una (ecreta , y fumamentc eficaz 
luz interior , de que Dios la ayudara para iervirle 5 de que la 
tendra de (u mano para no ofenderle 5 de que la dara (u amor 
para amarle , tal , que fi afsi como en efta efperanza va embebi- 
da aquella , le pudieran dividir entre si , y hubiera de elegir una 
dc entrambas , dejara fin duda la efperanza del gozarlo , por la 
efperanza del fervirlo. 

8 Efla efperanza tendra alegre , y confblada al alma en to- 
das fus tribulaciones , y aflicciones , las quales no pueden faltarle 
al c/piritual en efla vida. Y tendra tanto aUento con efla virtud, 
que no habra cofa que tema , ni la parezca impofsible : juzgan- 
do , y con razon , que afsi como en fus fuerzas propias no hay 
cofa que pueda efperar , ni que no deba temer; afsi, acompaiiada 
dc efia valcrofa virtud,no hay cofa que no pueda emprender, ni 
peligro que la pueda atemorizar , diciendo con San Pablo : Omnia 
foffum in eo qui meconfirtat, 0>) Y con fuma alegriade fix corazon^ 
repitiendo muchas veccs. 

B/eSlos» 

9 A /fJhi autem adhdrere ^eo honum eft ponere in S)omijio met 
J, V X f]^^^ meam. En Vos , Sciior mio , pongo mi efpe- 
ranza , en quien tengo puefto mi amor. Solo efpero en el que 
amo, fblo pido a quien adoro , fblo me valga a quien firvo,(blo 
me ampare a quien reconozco. Efperen otros en los pueflos , en 
las honras , en las riquezas , en las comodidades , en cl lu- 
cimiento , en la grandeza , en el poder , en el tener , en cl 
(aber : yo no efpero mas que en Vos Jefus mio : Ifthi autem adha^ 
rere S)eo honum efi, Sean objeto dc otros las Tiaras, las Coronas, 
las Dignidades , el gobierno , cl mandar , cl reynar $ que yo no. 

ef- 

(b) AdPhiUp.4.v. 13. 



192 VARON DE DESEOS. PART. H. 

cipcro mas que (crviros, Jcfiis mio : Mlhi autem aih^rere fDeo ho'>- 
num tfi, Elpcrcn otros en la dclgadcza del cntendimiento , en la 
abundancia de la erudicion , en la fiierza de la eloquencia , en la 
copia de la dod^rina , en el aplaufb de (u difcrecion $ que yo no 
quiero mas que (aber amaros , Jcfiis mio. 

10 Efperen otros en la Icaltad de (us vaHdlos , en la fineza 
de (us amigos , en la prudenda de fiis Capicanes , en el valor de 
(us (bldados \ que yo no quicro mas poder , que el quereros , ni 
mas querer que el amaros , Je(us mio : 'h^th't autem adh^erere Deo 
honum efi, Efpcren otros en los deleytes ,entretcngan{c en los ban« 
quctes y diviercan^ en las muficas , recreenfe en los (araos , den 
pafto , y entrctengan (us pocencias , facultadcs , y (cntidos $ que 
yo no quiero mas gufto, que padcccr por Vos, Jclus mio , y en 
efte padecer , perecer : Mihi autem adhterere Deo honum eft. Efpercn 
otros en la hermofiira , otros en (u juvcntud , otros en (us fiier- 
zas , otros en (u prudcncia , otros en (u arte , otros en (u grande- 
za , otros en (u expericncia , y (aber 5 que yo no quiero mas (abcr^ 
que ignorar todo lo que no es amaros, Jefus mio: l/fthi autem ad" 
harere Deo honum eft, £(peren otros en (u nobleza , otros en (ii an- 
tiguedad , otros en (u origen , otros en (u apellido , otros en (a 
(angre , otros en fus deudosj que yo no quiero mas nobleza, que 
vivir defpredado por Vos , Jefus mio : Mfhi autem adharere £)eo 
honum eft, 

11 O Senor mio , qu^ bueno es acercar(e a Vos ! que gran- 
de , que (eguro , que cuerdo , qu^ difcreto , que fuerte , que con(^ 
tante , qu6 hermo(b , qu6 luddo , qu^ alegre , que recreable , y 
que admirable! Hay poder humano que dure? No. Pues de(c(timo 
el poder. Hay hcrmo(ura fin corrupdon ? No. Pues de(c(timo la 
hermofiira. Hay prudenda fin infipienda? No. Pues de(e(timo la 
prudenda. Hay Mageftad fin rie(go, ludmiento fin detracdon, de* 
leytes fin zozobras , difcredon fin mormuradon , riquezas fin 
cmuladon , feliddad fin aflidon ? No. Pues defeftimo lo grande^ 
lo rico , lo feliz , y todo lo deleytable , y apetecible del mundo. 
Vamos , Senor , a vueftros guftos. Hay padecer por Vos, que no 
cft6 lleno de m^rito,y de gufiio? No. Pues abrazo el padecer. Hay 
(crviros a Vos que no eft6 lleno de coronas? No. Pues anhelo por 
(erviros. Hay acercar(e a Vos, que no e(le lleno de £ivores, y pre« 
mios ? No. Pues acercome a vueftra liberalidad, y adoro vue(bo 
agrado. En fcrviros , Senor ^ con(i(lc la difcrcdon fin laignoran- 



aa. 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM^Xffl. .19^1 
aa 5 la fortalcza fin la flaqucza , cl podcr conftantc , el obcdccer 
fid , cl fcrvir leal , cl gobcrnar prudcntc , cl holgar dcccncc , d 
padcccr con m^rito , cl mcrcccr con gozo» 

I » iQuc (ois riquczas humanas, fino lazos dc cfta vida? Qu^' 
crcs podcr, fino ambicion dc nueftro scr? Que cres mandar, fino 
empleo dc fcrvir? Que crcs valcr^ fino ricfgo dc cacr ? Que crcs 
gozar, fino nccio padcccr? Dondc cftan las riquczas fin los pccados? 
Dondc el podcr fin la ambicion ? Dondc cl gobicrno fin la fatiga? 
Dondc cl gozo fin la afliccion ? Y bulcamos > Jcfiis mio , lo que 
nos att>rmcnta rccrcando , nos afligc gozando , nos picrdc man- 
dando > y dcjamos vucftras riquczas > vucftra compaiiia , vucftro 
scr , vucftro podcr , vucftro (abcr? 

1 5 Que Rcy comunica , jcfiis mio , lo que cicnc con tal li- 

bcralidad ? Quicn da fiis tclbros con tal prodigalidad ? Quicn per* 

dona con tal dcmencia ? Quicn gobicrna con tal providcncia? Si 

OS firven , Jcfiis mio , comunicais a los que os firvcn quanto ban 

mcncftcr para (crviros. Haceis fabios los ignorances ^ piadolbs a 

los crudes , gencrofbs los avaros , advertidos a los prodigos , jut- 

tos a los iniquos. No podcis contener cl raudal dc vucftro podcr^ 

ni cl ardor dc vucftro quercr. Seguid almas , feguid a cftc Scnor» 

obcdcccd a cftc Rcy , amad a cftc Padre , aprcndcd dc cftc Maef. 

tco ,adorad a cftc Dios , en quicn fc dcbc poner la efperanza, y 

dead con toda vcrdad adorandolc : Mihi autem adharire (Deo bo* 

mm tft : ^ontre in pomtno iDeo/pem rneam^ 

(Documennit 

14 TjStc ifcao 5 i iluftrfteion cfta dicicftdd al aliila lo que 
fTf dcbc hacct j que cs en qualquiera cftadb , profefion, 

11 ocupacion que tuvicre , ^rrimirfc en todo ^ y pOr todo a Dios^ 

fuplicandolc 5 qUc k ponga fij cfpcWnza dondc ticne todo fii amon 

Y que a(si comb folo a (u Diviria Mageftad fitVc ^ (bio en fii Di- 

vifla Magcfl:ad cfpcrc j promoviendo cftos fahtOs fentimientos, 

sifsi con ados interioreS) como con rcdiicir a cllos,en quanto hu-> 

manamente (e pudicrc , las accibilcs extctibircfi 

15 No (c cntiendc , que el que (bio cl^cte fen bibs , ho ha 

(dc nfar para (crvit 4 Dios de otras acciotics ^ y mcdibs , que dc la 

€(peranz^ que tieflc eh fii Divina Mageftad j-quc cfib ferfa gtaii 

defatino 9 aGi en la vida efpiritual , como en lbs ncgodbs pbliti- 

cos , morales , y tlaiutales , en que cs fucirza ^ que andc ociipado 

Toin.ri. ^ Bb d 



194 VARON DE DESEOS. PART. II. 

cl linage dc los hombrcs j fino que la interior cfpcranza la tenga 
en Dios 5 y los medios los bufquc , y proporcione con h luz que 
le dara la razon , y efta interior efperanraj pucs dijo difcrecamcor 
te San Aguftin : Que quien a ti te h'tT^fin ti^ no re fatpara a ti fin 
ti : Qui fecit tefine te^ mn/abahit tefine te. (0 Y no me contenta 
tanto otra propoficion , que en efte gcncro ic ha venido a haccf 
adagio , y es : Bfperar en (Dins , como fino huttiera medios ; y oflkar 
medios , como fino huVtera Dios. Porque de efta propoficion , admi^ 
tiendo la primcra parte , como la admit© , dc que efpercmos en 
Dios 5 como fi no huvicra medios $ pero de que apliqacmos los 
medios como fi no huviera Dios , no lo admito. Porque los me- 
dios pradicos , ya fca de lo natural , ya dc io politico , ya dc lo 
moral , ya dc lo miftico , ficmprc fc han de bulcar , como fi hu- 
viera Dios 5 y no como fi no lo huviera, Porque en bu(aui- 
dolos fin Dios , no fcran medios agradables a Dios j y il cUos 
no Ton buenos , tampoco lo (era el fin. Y afsi de tal maneralic- 
mos de poner la efperanza en Dios , que no nos quite , antes 
710S de luz para bu{car los medios ; y de tal manera hemos de ufiir 
-de los medios , que tcngamos ficmprc prcfentes en ellos a Dios, 
4jue es cl fin. 

1 6 Quando Dios da efta efperanza , fiiele tambien atribular 
con grandcs (cqucdades , y afliccioncs,y en efte cafo figa,y pro- 
mueva fiis (antos egercicios ; pucs la efperanza interior ^ cs como 
el farol de la navegacion , que por grandcs que fean las olas de 
fiis tribulaciones , prevalecera en ellas , y le llevara al defcado 
puerto. 

1 7 Procure fiempre aplicar la cfperanza a la parte mas no- 
ble , que cs el (ervir , y no al gozar. A(si porque es mas genera- 
(6 motivo el qucrer a Dios por (crvirlc , que no por gozarle, co- 
mo porque es tambien infalible , que el que le firve le goza : con 
que cuidando no(btros de aquello, que es lo dificultofb a nueftra 
flaqueza , como en lo que cs menefter nueftra voluntad 5 bicn 

cicrto cs , que nos dara Dios el gozarle , que cs lo fadl , )r 

con^ruo a fii grandeza , y que k> obra fbla 

fii Bondad. 

(«)< ExD. Aiigttft.toiD. (.'fcnot r(9«deTetb. Aoqkt ad Pfailipt 3* jpok 9i5« €m» si« 
. B.Edia, Parif. i68i. 



lit. E.Edia, Puir. 168}, 



SEN- ! 

I 

I 




VIA -ILUMINATIVA. SENTIM XIV. 1 9 ^ 
SENTIMIENTO XIV. 

n^CnsLBSB BL ALUA , ASSBNTAIDA A LA $0}M^A 

it unArhol ^y m'trando al Amor (Dbmo , ^ue/e holla clottado^ crtt^ 

cfficado en el yyenla contemplacion de ejit ohjeto dice laspalahas 

de los Cantor es en el cap. 2. v. 5. 

Sub umbra illius , qucm dcfideravcram {cdi» 

Bflado, 
pA que cl alma hallo a Dios con la caridad,ylc aflc- 
guro con la cfperanza , quicrc lograrlo en efte Tcn- 
rimicnto con la pofcfion. Y afii , dcfpues de ha- 
bcrla Uevado fu Divina Mageftad (bbre los hom- 
bros, y libradola de los naufragios, y ricigos de la 
vida mundana,la pone en uno de los jardincs de la vida interior, 
dondc la cxponc a las mas dulccs memorias , y rcgalados pcnfa- 
mientos , que pucdc ofrecerlc a la confideracion ^ que ion los dc 
la Pafion dc fu vida,y mucrte attibulada,y (angrienta, Eft£ muy 
bicn dibujada cl alma , allcntada en un lugar ameno , y rccreablc,^ 
mirando con atencion atcntifsima al Arbol de la vcrdadcra vida, 
y en cl pendicntc , y crucificado cl Amor Divine , y gozandofe 
con tal fbmbra , dice : Suh umhra illius , ^uem defiderat>eram fedi, 
^AJfenteme a lafomhra del que habio defeado. El lugar ^ 6 jardin ame- 
no (ignifica las devocas confideracioncs , y conocimientos dc la 
Pafion de Chrifto nucftro Sciior , que fin duda alguna (on los mas 
(uaveis,y rccrcablcs de los que pucdcn gozar las almas fantas en cl 
camino interior. Eftar aifentada cl alma , fignifica el cgcrcicio de 
la contemplacion, la qual quicrc quictud, (bfiego, y abftraccion, 
y retiro ; no fblo de lo malo 5 k indifcrcnte , fino tal vcz dc ac- 
cioncs loablcs , fi con ellas (e impide la contemplacion. Mira cl 
alma al Arbol, porque en cl efta pendicntc cl objeto de (u amor: 
y el crucificado en cl , es el mifmo que por nofbtros lo eftuvo eni 
la Cruz , y dcfclc alii nos flecha , para que Ic amcmos , y corrcf> 
pondamos. 

2 Es efte Arbol , no folo lymbolo del madero en que pade-) 

do cl Sciior 5 fino dc aqucl en que fuc vcncido Adan , cngaiiada 

Eva , venccdor el Demonio , y ofendido Dios. Para darnos a en- 

tender , que afsi como la fruta de aqucl Arbol nos dio a comer el 

Tom,VI, Bbi vc- 



19^ VARON DE DESEOS. PART. II. 

veneno dc la mucrtc 5 la prccio(a fruta dc cftc nos ofrccc , no fo- 
lo cl Jtntidoto dc aquel veneno , fino la refticucion dc la vidt del 
cipiritu 5 que con cl fc nos quito. Y dice difcretamcnte cl alma: 
Quefi ajfento a lafembra de aquel a qulen defeaba', porquc no folo 
la fruta dc cftc Arbol da (alud , y vida , fino (ii fombra , (cgurl- 
dad , y amparo} para cnfcnarnos, que en qualquiera otra Ibmbra 
que huviera parado cl alma , y aflentadofe a aliviar las facigas dc 
cfta vida miferablc , y tranfitoria 5 fc huviera perdido , y no ha- 
llara alivio alguno , y (bio lo halla en la Ibmbra dc cftc Arbol, 
y a la vifta de efta&uca , y a la confideracion de cftc objeto. 

EfeUos. 

J T^N cfta iluftracion hallara cl alma mas dcfcanfb , y ali* 
I \ vio en la contemplacion dc la Pafion del Senor , que 
en otras mcditacioncs: y (ii confideracion (era con tanca quictud, 
y con tan poca parte del cntendimienco , y tanta de la voluntad; 
que afsi como antes aquel daba materia a cfta, ahora cfta la dara a 
aquel,y ufara de cl como dc inftrumento,con que explicara fii amor. 

4 Seran muy frequentes en cl alma eftas (antas mcmorias, 
de lo que Dios padecio por ella quando fc hizo Hombre ; y de A 
pertaranlc afeftos de compafion , y tcrnura , que la dara grandcs 
motivos de promover fii amor , y corrcfpondcr a aqucllas finczas 
con vida , y virtudes convenicntcs , figuiendo la pcrfeccion con 
anfia de no diiguftar a quien tanto debc (crvir. 

5 Apenas fc Ic ofircceran los dolorcs de Chrifto nucftro Se^ 
nor , quando fc Ic pongan prefentes fiis propias culpas , y mirara 
a fii Divina Mageftad , no (bio como a herido dc los miniftros 
crudes de fu Pafion , fino como a quien pufieron afsi fiis pcca* 
dos : dc dondc (c le renovara cl dolor dc haberle ofendido , y cl 
anfia dc verle defenojado. 

6 La naturaleza , que antes eftaba rcbclde para (eguir la gra-- 
cia , la (eguira ahora mas facil con eftas mcditacioncs, y (e rcco* 
gcra con el efpiritu a la oracion , con menos repugnancia, y ma- 
yor prontitud. Porquc ya en cftc eftado los (cntimientos del alma 
han Uegado a rccrear cl cucrpo , y puedc decir con cl Profcta: 
Cor meum , <y can mea exultaOperunt in iDeum 1fh>um, (a) Y afsi con 
alcgria, y confiielo verdaderamente cfpiritual^dira muchas veccs: 

(a) Pikluu tj. v« j« 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM, XIV. 197 

AfeBos, 

J ^17© umhra tlltus , quem defideriCneram ftdl, Aifmtim i U 
^ fombra de aquel a qultn defeaba, Corri , Jeius mio , por 
el inquicto campo dc las fclicidadcs mundanaSjy mc fatigu^: af- 
fcntcmc 4 vucftra (bmbra , y dclcanfc. En cl fiiego dc las paHo- 
ncs , en el ahogo dc las ocafioncs , en los vidos , y mi(erias , en 
los dcleytes , y pccados hallc la fatiga 5 en la contcmplacion dc 
vucftra Padon , en la meditacion de vueftras penas , en la confi- 
deration de vueftros dolores , hallo refrigerio. En la relajacion dc 
mis coftumbres halle mi enfermedad 5 en la fangre de vueftras 
heridas hallo mi (anidad. En la perdicion de mi vida hall6 mi 
muerce 5 en la conQderacion de vucftra muerte hallo mi vida. O 
Cruz , 6 Arbol , o iruta , 6 {bmbra de incnarrable virtud ! O Ar < 
bol de verdadera vida , y falud I Arbol de mas mifterios , que ho- 
jas ! Arbol cuyas flores fbn fruto , cuyo fruco es (anidad ! Arbol, 
que tc da el incrcmcnto el Autor de la naturalcza ^y virtud el Au- 
ror de lagracia! Arbol, que da al univerfb confuelojy al linage hu- 
mano remedio ! La fruta de ocro Arbol nos perdio , y la de eftc 
nos reparo. Tu fruta fea enfalzada , tus hojas benditas, tus ramas 
adoradas , y tu tronco venerado. Arbol de inmcnfa ladtud ^ Ion- 
^tud , y profiindidad , cuya cima Ucga al Cielo , cuyas raices al 
profimdo , cuyos brazos penetran al Oriente , abrafan al Occideti- 
tc 5 refrigeran al Mcdiodia , y alumbran el Scptcntrion. O Cruz 
fanta \ Madcro venerable ! Cruz , que eres alivio de los que pa- 
deccn , luz , y confuelo dc los que bufcan (ii alivio I O Madero, 
fiicrte para remediarme ! (iiave para conlblarme ! dulcc para fuf , 
tcntarme ! En ti efta pendiente la firuta que me da vida , y la que 
mi alma con verdadera anOa apecece. Pendiente tienes £ mi Jefus, 
Aibol fanto , y de el efta pendiente mi remedio , y mi confuelo. 
Tcmpla el rigor de tu materia , Arbol dc vida , no laftimes con 
cl al Autor de la vida. Effos brazos , que tienen tan fatigados fus 
brazos : efta durcza, que tiene tan herida (u cabeza : eftc tronco, 
que tiene tan penctrados (us pies ; ablandelos (u virtud , y (uavi- 
celos fu fangre. O Jcfiis mio , fruta ccleftial dc eftc Arbol ! Fru- 
ta de verdadera vida , y fanidad. O Jefus mio , que ablandais co« 
razones dc diamante con vucftra (angrc , y no qucreis con ella 
ablandar el madero en que pcnais ! Vueftras penas , que mudan 
la naturalcza dc las co(as , y a los obftinados haceis dociles 5 a los 

crue* 



198 VARON DE DESEOS. PART. D. 

crudes , bcnignos j a los malos,buenos ; a ios rclajados, pcrfcc- 
tos J a los pccadorcs , (antos ; no quieren altcrar la naturaleza de 
edk Arbol , ni hacer •tolerable la dureza dc cdc leno , porquc pa- 
deceis en H, Al hierro hace fuavc vueftro amor. Al rigor hacc apa- 
cible vueftra caridad. La ingracltud hace agradecida vueftra bon- 
dad , y dcja en fii dureza eUc Madero , y eifos clavos , porque {can 
vueftra Cruz. 

8 jToda la (uavidad para nofotros, todo el rigor para Vos! 
Todo el gozar para nofbtros , todo el penar para Vos ! No peneis 
Mnco , Jelus mio , que baftan mcnores pcBias vueftras , para ma- 
yorcs ycrros nueftros. ^Si (bbra una gota dc vueftro (udor , para 
qu^ caudalolbs rios dc vueftra (angre ? Si fobra un (ufpiro , para 
qu6 tantos dolorcs ? Si fbbra un gcmir, para que un morir? [O amor 
inHnito , qu^ os condenais afsi por (alvarme a mi ! O jufticia mi- 
{cricordiofa ! que fc condenc a si mifino cl Rey para rcdimir al eC- 
clavo ! y lo que cs mas , que Cc condenc un Rcy (anto , y jufto, 
por poncr en libcrtad un dclavo ingrato , y facinorofb ! Ya que 
vueftra bondad padecc por mi maldadj no padczca tanco vueftra 
bondad. Ya que vueftra fangre (c defperdicia 5 no fc dcfpcrdl - 
^ic tanta fangre. | Ay Jefus mio, que no (cutis tanto la que der-. 
tamais , como la que perdcis I Que pocos fc valen de vueftra (an- 
gre , habiendola dcrramado por todos ! Y como (c conoce en los 
dolorcs de vueftra Paflon , que conociftcis lo ingrato de nuefbra 
condicion : pucs (i derramando toda la (angrc dc vucftras venas, 
(on tantos los que la defperdician 5 mcnor Icria nueftro cuidado^ 
n fiicra vue(b:a fineza mcnor. Y a(si con baftar para nuc(ba rc- 
dcncion qualquiera de vucftras penas , clcgifteis para obligarnos 
tanto , quanto no era neccfario para redimirnos ^ para que (1 la 
inconGderacion , c ignorancia humana , tuvicra por poco haber 
padecido poco , aqucl en quien no (e puede compadccer poco pa« 
dccer , por la Divinidad de (u s6r ; le obligue el haber padecido 
Dios , lo que ningun hombre puro padeccr pudiera. 

9 Afligcme , Je(us mio , veros crucificado , y mal (crvido. 
J Que efteisVos pcnando,y nofbtros pecando! Vos heridojy yo 
pcrdido ! Pucs para que cs efia (angre? Para qu^ (on cftas heridas? 
para que eflas penas? Por ventura padecifteis por padeccr , Autor 
del gozar ? Necefitafteis dc las penas , Rcy de la gloria ? Vos Je- 
fus mio , a quien coeterno con el Padre , en el eterno fcno del 
Padre contemplaban los Querubincs ^ amaban los Serafines , mi- 

niC 



VIA ILUMINATIVA. SENTiM* XIV. 1^9 
-f^ftrabah los Angeles j neccfitaftcis dc vcros pentiiehte en tin ipa- 
clero , hcrido dc pccadorcs ^ afrcntado dc ingratos , c{cupi4b dc 
infamcs , dcfprcciado dc pcrVerfosI Vos con dos ladrones j fucn^ 
tc dc libcralidad , qiic cntre cl Padfe j y d Efpirifcu Santo reynais 
coctetnd con clbs I Vos afcado, origcn dc la hcrmofura! Vos blaC- 
fcmado , a quicn fblo (c debc la alabania ! Mi Jefiis , para qu^ 
cs cfto ? Ay dolor mayot,quc todb dolor'l Padcciftcis para rcmc 
diamos , y nos quedamos por nueftra ttlaldad pcrdidos. Padecif. 
tcis para curarnos con vueftras pctias dc nueftras ciilpas , y nos 
4^uedamos con nueftras culpas , malogrando vueftras penas. Pa- 
dcciftcis para que vueftras Uagas fueflcn nueftra fariidad , y dcC- 
preciamos vucftra (anidad , y abrazamos nueftras llagas. Derra- 
tnaftcis vucftra (angre , para que (c bautizaflc nUcftra iniquidad, 
y {e rcdugcflc 4 bondadi y dcfprcciamos la {arigfc, que dcrrama^ 
ha, vucftra Bondad , y nos quedamos {umefgidos en nueftra mal- 
^d. 

iQ |0 (angre prcciofa , bien dcrJfartiadsl j y ttial admitida! 
Siefc<!ada , y mal recibida! Recojan Iqs Angeles ^ la que defoer- 
dician los hombrcs. Rcconozcan los SeraHnes , la que dc(cftimail 
los pccadorcs. Agfadezca vu£ftra,Madre Beatifiittta Maria 5 k que 
yo no logro, ni aprovecho, Ea fruta celeftial dd dftc Arbol (acro- 
feato 5 dad fcrvor dc dl^iritu a ijii gufto^ M objeco de perfeccioii 
a mi v^ 5 para qjxc vca , y guftc tan fsix^Qi fruta* Vos decis ^ que 
guftcmos 5 y vercmos la iiiavidad dc yjicfttos deleytes* Guftate^ 
W tfidete tfuoniam fualpis efi ^ommwt .(tO.Llcgvic ) Seiior , a algun 
cdnocitniesi^de vueftta niavldad ^parji qudftga vuel^a bondad: 
ilcvcme a venj^s cl gufto ^ ya que no njc llcva la razbn : compa- 
de2ca(e dc mi flaqueza vudlra Mt(edcdrdia $ y ya que tlo s^ ir 4 
Vos , vcnid a ml , Jefiis mio^ 

1 1 t Pcio como podreis Vcftif ^ mi Scnot ^ fi yo os cnclavj^ 
en cfle Arbol , quando dc tatt Icjos vchiftds a rcdimirme ? Vcnid 
con vucftra grada , que con ella {ciuplc Vueftra prelencia* Si en 
todas partes no cftais ch quanto Hombrc^cn todas eftais en quan- 
to Dio& , y efle que efta en toda^ partes cs el Hijo d,e Djos que ie 
hizo Hombre. En todas jbc remediateijt enx^UancoHombre ^ pues 
en todas cftais en quaneo Otos $ pues no podeis eftar en todas cii 
t|uatito Dios ,que no icais el mifioo qtie por mi Tc hizo Hombre^ 

En 
j;^ F&li^ 33* y« 5r4 



aoo VARON DE DESEOS. PART. It 

En todas quiero cftar a vucftra fombra , pucs (bio vueftra fom- 
tra en todas me rcfirigcra. Vucftra fombra e$ la verdadera luz , y; 
iblo vueftra (bmbra con la luz fc compadece , y fin luz da fombra.! 
Vucftra (bmbra , folo no ncccfica dc cucrpo para rcfirigcrar , ni 
dc ayrc para vcnrilar , ni dc hojas para abrigar : vueftra (bmbra. 
c$ (bmbra que abriga jla del mundo cs fombra que a(bmbra. Vuci^ 
tra (bmbra esmas rcfplandccicnce que el Sol, y a vuefbra (bmbra 
bu(ca mi alma , mas que a coda claridad : en ella fe recrea, y re- 
frigcra , en ella fe confuela , y de(canfa. No quiero mas luz , ni 
mas refrigerio , que defcanfar a efta fombra ; Suh umhra illius^ 
^uem dejtderafperam fedi 

S)ocumentoi, 

[1 2 TnjN efte e(bdo el alma fera bicn que promueva la mc« 
I J ditacion de la Pafion de Chrifto nue(b:o Senor,y co- 
mo quiera que ya (c halla en los ultimos grados de aprovechada, 
no uiara canto de las medicaciones para encender la voluntad, 
como hemos dicho , quanco la voluncad mi(ma la encendera en 
(antas meditacioncs. 

I ^ Para entender efto , es de adverdr , que Unas veces la vo* 
luntad(c vale del entendimiento para enamorar(e deDlos^pro- 
poniendo(e con il devotas, y (antas confideraciones : otras, ya la 
voluntad encendida , (c vale del entendimiento , como de xtdtOT- 
tro inferior que le firva , no tanco ya para encender (u corazon 
enamorado 5 fino para explicar con ^1 (us (cncimientos , y hacec 
(us argumentos , con que mas (e va abra(ando en amor. De la ma- 
nera que las imagenes de las co(as (antas , y devotas , unas veces 
nos firven para de(pertar nue(bo olvido , por las criaturas a la con- 
fidcracion del Criador ; otras el amor del Criador nos hace , que 
amcmos por h\ a las imagenes que le parece , y le repre(entan. Y 
a(si el alma en efte eftiado , no (bio amara porque medita en la 
Pafion , fino que meditara en la Pafion porque ama. 

14 Siempre de eftas (antas meditaciones procure (alir apro- 
vechada , no (olo al (entir altamente dc la Mi(cricordia de Dios^ 
que murio por ella , y bajamente de (u mi(ena , que tantas veces 
le ofende $ fino al cuidado de no enojarle > y al anfia de amarle. 
Y eft^ atenta el alma que (e hallare en e(b e(bdo,y en qualquie— 
ra otro mayor , por muy pcrfeda que (ea, de ajuftar los dc(eos con 
las obras , y la intcncion con la accion, 

Puan-i 



VIA ILUMINATIVA. SENTIM. XIV. 201 
1 5 Quando tuvicrcfcntimicntoac lospccados propios, pro- 
mucva cl fcntimicnto que Dios la dara dc los agenos : y pucs c$ 
cl prccio dc la rcdcncion infinito , no hay para que encogcrfc en 
cxponcr pocos cautivos , para que fean rcdimidos , y pcrdonados; 
porquc Jcfu-Chrifto nueftro Senor , como es el origen de la cari- 
dad , fe da por muy fcrvido , que rueguen a Dios unas almas por 
orras , porquc a todas las ama , y por todas padccio. Y no puedo 
crcer , que quicn ticnc fentimienios vcrdaderos del amor divino, 
degc dc Uorarfc a si , y a los dcmas , y con mayor afcdo a los que 
ocne debajo dc fu gobicrno, porquc a eftos los mira como a par- 
te de SI mifmo : y al pafo que fiente fus propias culpas , ficntc las 
dc aqucllos que corren por fu cuenta , y ha de procurar promo- 
yerlos a la virtud , y que fean buenos , y fantos. 

SENTIMIENTO XV. 

^(^OTONESE EL ALUA , QVE A(f^OJAK^O 

una citara que tenia en la mano ^y no queriendo recibir un libro de 

Mufica , que la ojfirece el Amor 3)iymo , e/cu/ando/e de cantar, 

en defijerro , dice las fentidas palabras del 

Pfalm. 156. V. 4. 

jC^omodo canubimus cancicum Domini , in terra aliena? 

E/^ad(i4 
STE cs el dtimo (cntimiento de la Vialluminativa, 
y cl que mas fe a<;erca 4 la Unitiva j y en ^1 efta 
muy bien dibujada el alma , que hallandoic a las 
riberas de un ria , poriiendoU el Amor, Divino dc« 
lame un libro en que cante , herida ella dc ocro 
afedo mas delicadO) oiniterior ^ que le dio cl mifmo Amor Di- 
yino , con un (cntimidnco de vetdadero dcfconfuclo , y ternura, 
arrojando la citara de b inano ^ dice con cl Profeca , 1q que el 
Pueblo en (ii captividad : Quomodo rantabimus canticum Domini ^ in 
terra aliena ? Como cantaremos el cdntico del SeHor en tierra agendt 
iEfta iluftracion, que (In duda alguna cs ternilsima, puede conCu 
dcrarfe en tres maneras. 

2 La primefa , que Dios dio a efta alma a un tiempo dos co- 
nocimientos : cl uno de si mifma , y de las mi(crias de la vida , y 
cl otro , de quan dignas alabanzas merece el Senor. Y afsi rcco- 
Tom,VL Gc no- 




104 VARON DE DESEOS. PART, dtti 

nodcndo , que fob en d Cieb mcrccc (cr alabad© , qjiicn;Cft la 
tictra dc iQsJbombrcs fc halla can mal fcrvido , Ic dice : QuomoAtk 
canuhimus canticum (Domm^in terra alienai Como cantarcmos, 
Sciior , vudftras alabanzas con primor en la ticrra del dolor? N't 
como labios que (c ocupan en vueftras ofenGis , fabran pronun- 
dar vucftros cancicos ? Aguardcmos a cantarlos en la gloria , Rcy 

do la gloria. 

2 La fcgunda , que ya clta alma con el dolor de la Pafion 
de nucftro Scnor , y conocimicnto dc fus pcnas , que tuvo en el 
pafado fcntimiento, no quiere gozar cantando , fino padcccr llo- 
rando ; y con un fanto deflen , quando el Amor Divino la ofrc- 
ce que cance , arrojando ella la cicara de la mano , le dice : no cs 
ticmpo dc cantar.cn cfta vidajhafta que Ucgucmosalaotra. Tern- 
pus plangendi , ^ tempus /altandi (a) Aora es ticmpo de Uorar co- 
mo de pcnitcntes , dcfpucs lo {era, Senor, de cantar como triun- 
fantes. QMmodo cantabtmus cantkum S)omim , in terra aliena} 

4 La tercera confideracion , y mas i nu? ftro propofito , es, 
que efta alma ya atribulada en la Via Purgativa , iluftrada en la 
iluminativa , en aqucUa llcna de lagrimas , en efta encendida en 
dcfcos , para entrar en la Unitiva , da dc toano a los guftos c/pi- 
rituales , y a los licitos , y honeftos temporales , fuponiendo, que 
aqueUos fe (ignifican por el libro de canto , que el Amor Diving 
la pone en las manos, para que con los (cntimientos dcvotos, las 
tcrnuras , y lagrimas , y otro^ fantos afcdos , con que (c aJivia, 
y aligeira el peto dc la vida interior, defcanfc un poco en fus Fad- 
gas. Y ella con Otto afe^o mas fuperioc que recibe de la mifina 
mano , k dice : no quiero , Senor , deicanfbis , y recreacioncs , aun-> 
que {can efpiritual^ , y (aiitas ; padecer quiero por Vos (in dcT- 
can{b,.como padecii^eis por.mi (tnel. ("^que como puede un 
defterrado alegrarfc , ni ^ttifeiace dc {\x bieh recreaife t Ijiugo ar-* 
jrojando la cicara , con la mano izquiorda (que fignifican ios guH- 
tos pcrmitidos nacuralcs) (e mega umbien a ellos; con que a un 
miimo ticmpo (e haUa efta alma negada a los unps,y a los otros, 
y en ei eftado que le conviene , para feguir al Scnor ,pOT el mon>- 
cc de la perfeccion , que es la Via Unitiva , y dice : Quomodo can^ 
tahimus cantkum Domini , in terra aliena} 

5 ' Efto explico muy biisn aquel Varon veidadtramente My (1 

ft) EcdeH 4« V. 4s 



VIX ILUMINATIVA. SENTIM; XV. 'ao|' 
aco ,' gran difcipiilo dc la Santa Kladrc Tcrcfa dc Jcfas , y Mkcf^ 
tro dc fu Religion , cl Venerable Fray Juan de la Cruz , Rcligio- 
loCarmelitaDe{cal2o,elqual pinta un montc dc grandc cminen- 
cia, y tres caminos en cl. Pone en el dc la mano derccha losguA 
tos cfpiritualcs , en el dc la izquicrda los tcmporales , y uiutfcn^ 
da eftrccha, que (ubc con re<aitud a lo mas alto del montc (por- 
que las otras dos van declinando) y en dla cfcrito , nada , nada^^ 
nada , 0) que fignifica , que en la vida cfpiritual , y en cl montc 
dc la perfeccion , van perdidos todos los que con afimienta fuc-i 
ren por qualquicra dc los dos caminos , efto cs , dc los guftps cC- 
piricualcs , o tcmporales. Y cfto parecc que cs 16 que tantas ve- 
ccs rcpite Dios a fu Pueblo en el Deutcronomio , que no dccli- 
ncn: Neque ad dexteram^neque adfinlftram. (0 Y afsi fblo llcgani 
lo alto de la perfeccion los que negados a todo figucn cl caminos 
que los myfticos llaman <i£r la nada, que csun vaciodc toda criatu- 
ra en cl alma, para que viva en clla con toda plenitud el Criador^ 

Efeaos. 

6 OEntira cl alma en efta iluftracion un de(co dc no defear 
^) con propicdad , fmo a Dios , y un cufdado dc ddcuidai 
grandi(simo 5 y parcccralc , que no hay mayor gufto, que no te- 
net gufto , y que aun eftc gufto e$ difgufto , fi dene con propic- 
dad die gufto. 

7 Con efto andara muy obfcrvantc , y atenta a limpiar cl 
corazon de propicdadcs,y la vifta interior muy dcfpicrta, no (b- 
U) a no pcrmitir lo impcrfcdo , pero lo que cs mas , a que no fc 
haga (ciior del alma defco alguno , aunquc en (uftanda fca , y pa'* 
rczca bueno : porquc una cofa es vivir en cl corazon un bucn de- 
feo , y cfto fiempre es. bueno , y fanto ; otra cs gobernar el cora-» 
zon cl de(co , y efto (aunquc muclias vcccs es bueno] otras vcccs 
puede (cr pcligrofo; porquc el corazon Colo ha de icr gobernado 
dc la voluntad dc Dios , y aunquc los bucnos dc(eos vicnen de (u 
mano , pcro nucftra flaqueza cs tal , que prcfto lo que cntr6 co-. 
mo bueno , nos lo apropiamos , y apropiado lo amamos , y ama-^ 
do nos gobcrnamos por cllo: y en gobcrnandofc por nucftra vo- 
luntad , aunquc (ca en lo bueno, por nucftra voluntad, y no por 
la dc Dios , va todo aventurado , y aun pcrdido. 

Tom,Vl. Cc2 La 

(b) S. Juan de UCna , fubida <1 Bflbate Carmelo. (c) Deuteton, j. v* 3a. & t;t. v. 
ai. 8c it. V. 14. 



204 . VARON DE DESEOS: PART. It 
S La vifta interior , y la obfcrvacion propia en cfte eftado^ 
iicra delgadifsima , y apcms Ic cntrara afcdo dc gufto en el cont- 
2on , quando Ic falga el amor al cncucncro , y le Ic oponga , di- 
ciendo ; que aquel corazon es de Dios , y que ni gu(bs , ni di^ 
guftos 5 ni tcmor , ni efperanza , ni trifteza , ni alcgria , ni otro 
afc^o alguno defordenado ha dc cntrar , menos que por fu ma»* 
no , y con fu liccncia , y cntonccs no (era defordenado. 

9 De aqui le refiiltara cncenderfe cada dia mas en el amor dc 
Dios : porque afsi como en las pclcas de las virtudes contra los vi- 
cios , queda con mas fiicrza el vencedor en la primera vidoria, 
para confeguir del enemigo la fegunda (como habemos dicho al- 
eunas veces en efta obra) aGi en las del amor divino , contra el 
amor propio , que fon mas delicadas , por no trataHc ya tanto dc 
veneer lo malo , fmo lo imperfcdo $ va credcndo con cada vido - 
ria , c inflamando mas , y mas el corazon. Y afii , aunquc en fa 
interior eftara fiemprc cantando verdaderas alabanzas al Senoi? 
pero (cran como efc<aos de (u amor , y no como cuidado , y anfia . 
de (u alivio , y recrcacion : antes en llegando 4 ofrccerle dcfcan- 
fo 5 con el defco que tienc dc padeccr por Dios ,'le dira con vcr- . 
dadero fentimiento: 

jifeBos, 

lo ^"^Uomodo cantahtmus canticum Domini , in terra aHefuH 
\^9 Dc que mancra , Scnor , cantaremos vucftros Can- 
^^^ ticcs, en la tierra del defticrro? No cs efte deftier- 
ro para cantar, fino para Uorar. Quicn aufcnte de (u bien no Uo*- 
ra ? Quien aufcntc de fu amor no gime? Quien auftntc de fu ale- 
sria efta alegre ? O alegria de las almas , amor de las criaturas, 
bien del univerfo ! Quien puede alabaros en la tierra de ofende«- 
ros ? Cantara yo , mi Jefus , fi os firviera , cantata ii os obedecie-> 
ra , cantara fi os adorara^ pero el que no fabe llorar ,como hade 
iabcr cantar ? Cantc la Virgcn Maria vucftra Madre , y nucftca. 
Seiiora , que tan dignamente os goza , y tan altamente os finrio. 
Cante el Cantico admirable con que enfalzo vucftro nombre , y 
vucllras mifcricordias. Cantcnlos Querubincs,queos contem* 
plan 5cantcn los SerafineSjque os amanscanten las Potcfbdes,que- 
os temcn ; cantcn los Tronos, que os veneran; canten los Princi- 
pados, que os reconocenj cantcn las Virtudes ,que osobedecen; 
cantcn los Arcangelcs , y Angeles, que os minifban 5 cantcn los 

Pa- 



VIA ILtXMINATIVA. SENTTM; XV. 205 

Pacriarcas qiie os aguardaioh ^ los Prbfetas que os anunciaron , los 
Apoftoles que 6s predkacon , los Marcyrcs que os conftflaron , los 
Confeflbres que os. (irvieron , las Virgcnes que os amaron. Can- 
ten , Senor , en eLQelo los que os obedcderon en el (nelo , que 
yo , Jelus mio , que toda la vida he obrado que Uorar , como he 
de poder cantaf ? Qmmodo cantabimus canticum (Domini , in terra 
aliena} 

1 1 Baftaha , Senor , (cr derra , para no (aber cantar en la 
derra 5 y tanto mas derra agcha , in terra aliena^ donde hay tahi' 
to que Uorar. Si fuera derravueftra la que es mia , hiciera vuefba 
(anta Voluntad ; mas es derra verdaderamente derra. Tierra iq* 
cuka llcna de efpmas , y abrojds , que da por frutos pecados , y 
cfte es {ii ftuto : Terra deditfruBum Jkum, (^) Alia , Jcfos mio, 
alia en la dcrrra de los que viyen (can vueftras alabanzas , in ter* 
ra IfhentiMm} (^) que aqui , Senor , es derra de los que mueren. 

12 £n la derra de la vida (uene la citara , hieran al vienco 
los clarines , alegren los ayres las ilnfonias , recreen los ofdos los 
erganos , admiren , y deleycen las voces ; que en la derra del de« 
fierco , y del dolor , no ha de cancar , (ino Uorar cl amor. Las la - 
gnmas han de (er mis acencos ,los fu^iros mis ini^umentos , mis 
candcos los lamentos : Canticum S)omini in terra aliena ? Candco 
cntre dolores , y pcnas , entre afliccioncs , y congojas , emre pe- 
cados , ^ ingradcudes , c6mo lo hemos de cancar ? Imporpma e$ 
la mijfica en cl Uanto : Mufica in luSlu importuna narratio 5 (0 ert 
el dempo , en el lugar del Uorar ,^ qutcn , Senor , ha de cancar) 
Cantar^mos el cono de nueftros primeros Padres , aquellas lugu- , 
bres , y funeftas canciones , con que defterrados de la gracia , can- 
taban Uorando las mifcrias , que hallaron en efta naturaleza. 
Aquellas criftes canciones , que cancaron los Pacrtarcas , aufentes 
del Mcsias que efpcraronj que cancaron los Profecas,au{ences del 
kHenqae profedzaron^ que cancaron los Apoftoles:, hafta que 
por Vos murieron j los Marcyres , hafta que efta vida penoHi , poc 
Tida ecerna crocaron ^ los Confeflbres , hafta que fu largo deftier- 
TO cumplieron ^ las Virgenes, hafta que (u pureza en vueftra pu- 
jfcza ecerna lograron. 

I ^ Todos lloraron , Sciior , que Vos d^ifteis , que fbn bienr 
avencurados los que Uoran , porque dcfpues cancaran : !Beati qui 

(d) Pialm. 66. V. 7* (e) PQtlm. i6. v. 1 3. (f ) Eccli. ii« v#(;* ^ . 



266 : VARON DE DESEOS. PART. IL 
lugmt : quoniam ipfi confolahuntur, (g) No cs ticmpo dc cancac, fi- 
iio dc llorar j no cs ciempo dc gozar , fino dc padcccr. GoccTc, 
Jcfus mio ,mi amor en mi dolor. Cancioncs cancc mi contridon 
en mi corazon. Si cantar cs gozar , no quicro cantar , no quicro 
guftos , dandoos a Vos cantos difguftos. Mas ay , Scnor mio ! que 
qucreis que cantc fin propicdad , y con caridad ; no quercis qae 
cantc , fino vueftros canticos ; que os alabc , que os adore , que 

05 enfaice , que os reconozca : Canticum Domini Canticos del Sc- 
nor, no del cfclavo. Canticos del Criador, no dc la criatura, Pcn 
lo aun efto , Sciior , que cs juftifsimo cantar , no atinamos , los 
que tanto os ofendcmos. 

1 4 jLabios , Jcfus mio , que no hacen (ino ofenderos , co- 
mo accrtaran a alabaros ? Quicn dia , y noche os ofende , a qu^ 
hora OS podra alabar ? Y afsi , Scnor , mas quicro gemir humiUa-^ 
do , que cantar dcfconocido. Mas quicro llorar arrcpenddo , que 
alabaros atrcvido. No quicro gufto en cl ferviros , hafta que no 
piicda ofenderos ; porquc temo , Scnor , que fi Vos me dais un 
gufto , me tomarc yo dento , y os dar^ cien mil difguftos. Padc- 
ccr llorando quicro , no quiero cantar gozando. Mi alcgria Ibis 
,Vos mifino , yo defpido otra alcgria : no quicro mas confuelo que 
a Vos ; {bio abrazo eftc confuclo. Padcccr por Vos cs mi gozai) 
Iblo abrazo eftc gozar. Guftos , dcleytes, entrctcnimicntos, con- 
tentos , confuclo , alivio , alcgria , defcanfo , mufica, canciones, 
tonos , (uavidades , accntos ; no quiero ya conoceros, ni atende- 
ros. Pefares , defconfiielos , tribulacioncs , facigas , perfccucioncs, 
deshonras, enfermedadcs , pcnasj yo os abrazo, y rcconozco,y 
aun efto mifmo fin propicdad , porquc no tcnga en que pcrdcrfc 
jni vanidad. Nada quicre cl alma , fino (bio quercr nada j efto que 
llaman »4iJ4 eftima , todo lo dcmas le laftima. No quicre nada, 

6 nada quicre ; y para que lo tcnga todo , eftc todo a quicn buC- 
ca , (c ha dc buC:ar por efta nada, Ni lo grande , ni lo rico,.m lo 
alto , ni lo bajo , ni lo profimdo , ni lo inmenfb , ni los guftos , ni 
los difguftos quicre , por quercr aquel Scnor , por quicn mucre. 
Y como fca para (cguirlc , y (crvirlc , todo lo quicre. Efta mu(i< 
ca figa yo , Jefiis mio , en efta vida , hafta Uegar a cantar vueC* 
nas alabanzas en la cterna. 

][0 Matduf.v.f* 



ViAHiUMiNATivA. smrm xv. 207 

Documentos^ 

' ^'5 IIJ^ °^ cftaifo que fe haih cl alma , dcbc advcrtir , que 

MJ ^c^nomicnco no quicredccir, que no hade can- 
tar cnxfta Yida alabanaas del Scnor , no folo con interiorcj afec- 

tos,fmoconcxtcrioresegercicios(queefni fcria ignoraneia cra- 
fi&ma, y lo que han rcprobado Ids Hcrcges dc eftos riempos j co- 
mo cncmigos de tdda virtud^y vcrdadj los qualcs mucrdcn a los 
Eclefiafiicos , y Regulares, que en cl culco divino, y en las ho- 
ia$ CMionicas jCatedralcs , y Coros Regulares , alaban a nueT- 
iro Sciior , (h) ficndo afsi , que efto fe hace en la Iglefia , defde et 
tKmjx) dc los Apoftolcs , y fus Difcipulos , con fingukr aprove- 
diamicmo , y m^rito) (!) fmo que hace diferencia el alma aqui 
del cantar los cantarcs del Seiior (cofa fencifsima , y devotifiima) 
pan cl gufto propio , o cantarlos para cl gufto del Seiior : cfto 
ec , para confudo del alma , 6 por alabar al Senor. Y. afsi como 
en tbdas las cofas j y accionesic puedc confiderar la fuftanda dc 
♦Has , y la circunftancia 5 aGi pncde prcfcindirfe lo bueno fuftan • 
dol 5 que cs cantar los canckos del Senor , y lo impcrfedo cir- 
crnifiandal, qnc e& cantarlos mas para fii gufto propio, que para 
)|labar a Dios. 

• 16 Tambicn hade cjlar advcnada cl jdma (cqmo ocras vc-» 
€8S fe ha ditho) que quando bidn. , en cftos egercicios extcrioresi 
6 intcriorcs tuvier? algun gcncio de afimicnto , 6 propiedad > no 
los ha dc dcjar , fi fonde fii obligadon , ni tampoco Sunqui? fo- 
lo feandc fii dcyodon. Con efta difcrcricia ^ que en los; dc ©bli-' 
gadon:,-fbfia pecada grave , 6 kvc cl dcjarios , fcgiui la calidad 
5c.la obHgacion 5 y en los de !devpcion , dando cucnta a fu Padro 
c/piricoal dc/us fentsmicntos^ y y egcrcicv^s , podripidbar a qui- 
taric 5 ^ i&ifpendcricjalgunos , que tuvicce propiedad para rcco- 
iioccr , fi cl alma efla aiida , 6 no $ y haceda , que £e acoftumbre 
a andar fin vaculo dc propiedad, por el calnind dck perfcccion, 
y afida Iblo a la Voluntad divina, que cs la que no puedc faltar^ 
y con la que no fe pucde pcrdcr. Y a{si, varoncs muy efpiricua- 

Ics 

(h) Vid«IX Auguft. Kb. i. retra£L cap. 1 1. contr. Hilanim^ edlft. PariC i ($€9. VVIcclef. 
cap. z. & 3. dc orat. Julian. Apoft. apud VValdenf. torn. j. cap. 1 6. titul. a. dc oratlonlb. 8c 
canciboib. alt. (i) i*adCorinth.i4« v.i5. &iid£phcCf« v. i9.&ad Colof.s.v, i^.p^ 
Ambr. in Examcr. lib. 4. icrm. 6. fol. 78. edja. Parii. 1 686. VV^ldcnf. ton^ ;, cap. i8« cic« 
dc oraeienib. & cantiontb. alt. Dion. Arcopag. cap. 7. de Ecclefiaft. Hierarq. pag. 408. edift* 
Antucrp* 1634. £ufcb.inHift.£cclj:(iaft.lib. ^.cap* 17 • Bcd.PraBf. in Mar^. Vyalfrld, de 
rcb» Ecdcfiaft. cap, aj* D. Ancoxun. i. part, hiftoriah tlt^.^* cap. 21* 5* 7« 



joS . VARON DE DESEOS. PART. IL 
Ics fuclcn prohibir por algun cicmpo cgcrcicios dc pcnitcnda , y 
otros dc cftc gcncro , para probar a cl alma a dcfafirla , figuicn- 
dofc dc cfto muy grandc aprovcchamicnto. Dc cfta mancra lo 
hacian los Padres antiguos , como parccc por las Colacioncs dc 
Cafiano , y las vidas dc los Santos Anacorctas , y Ccnobicas del 
Oricntc , y Occidcntc. 

1 y Tambicn fc dcbc advcrtir , que muchas vcccs ic ncnc 
por propicdad , lo que vcrdadcramentc no cs fino una fombra 
knperfefta , que acompana alas buenas obras 5 y otras fc tienc 
por fombra lo que vcrdadcramentc es propicdad. Y afsi cs nccc 
fario eftar inftruido en que cl gufto que acompana lo bucno , y 
aun tal vcz lo indifcrcnte , como cl gozo natural dc fer alaba* 
do , la trifteza natural dc fer atribulado , y otras cofas dc cftc gc 
nero 5 no fon propicdades del corazon , fmo fombras dc nucftra 
naturalcza , que por todas partes cfta manifeftando fii flaqucza, 
y fobcrbia. Porque las propicdades ficmpre eftan afidas al co- 
razon , y no a la naturalcza , y fc fwnte vivamcntc quando fc 
toca en cllas 5 como cl afimicnto a las pcnitencias , y a los guC 
tos 5 aunquc tal vcz fean cfpirituales ,6 fc tengan con cflc co- 
lor ' y otras dc cflc gcncro , las qualcs fiicilmcntc fc rcconocc* 
ran que lo (on en cl dolor que caufa al corazon cl dcjarlas : y 
difcrencianfc.cftas dc las primcras , que aqucllas antes caufiui a 
cl alma feftidio , que gufto , y eftas propicdades much© mas guf- 
to que faftidio. Las primcras no fc pucden quitar hafta auc la 
gracia las quite , 6 las temple j eftas pucden quiiarfc , y ctoifar- 
le , por no fer conaturalcs con nucftra mifcria , fina naddas dc 
nucftros mifmos cgcrcicios , y dc la fatisfiicion que tcnemos en 
cllos , 6 dc otros accidentes que hicicrbn , que la accion que 
iba encaroinada a Dios , torcicflc y y dcclinaflc a la criatura. . 
1 8 Eftc camino que diccn los Myfticos dc la naia , no fc 
ha dc cntcndcr tan materialmcntc , qnc nd ha dc tenet kaU 
en fu corazon , 6 cchar dc si los buenos dcfcos , y los mcdios 
proporcionados dc fcrvir al Sciior , que cflc fcria error manific(l 
to J fino que cl alma por cl amor dc Dios , y por feguirle , fcr- 
virlc , y amarlc como mcrece , ha dc vivir negada a todo quan- 
to pucdc impedirlc cftc fcnto fin , y amor , yi fean guftos cfpi- 
rituales , ya temporalcs 3 cgerdtando las virtudcs ficmpre con 
fin dc agradarle , defcchando del corazon todo afe^o defcrdc- 
liado , toda propicdad , y aficion nociva , y difponicndofc , para 

que 



IVIX TLUMINATIVA. SENTIM. XV. ^ib^ 
^^c Dios Kaflandola fm vicios, ni afimicnto a lo malo , la Ilcnc 
como propia morada dc lo bueno. Pucs no ticnc duda,quc quan- 
to mas hay dc voluntad nucftra en cl corazon humano , tanto 
ialca dc la divina. Porquc fon comp la luz , y las tinieblas , que 
quanto mas hay dc aquella , mcnos hay dc cftas. Con que dcf- 
ocupado (como hemos dicho) cl corazon, vicnc a confcguirjquc 
fc Ilcnc dc Dios ^ y dc afcdos , dcfeos , y fcntimicntos kntos. Y 
a cfto mira cl camino dc la nada , que tanto alaban5y con razon 
los cfpiritualcs , y cftc cs cl que abrc la pucrta para pafar dcfdc 
la Via Uuminativa , dc que hemos tratado en cfta fegunda 
parte , a la Unitiva , que con cl favor divine 
tratarcmos en la figuicntc. 




'7cim.fX 



Dd 



PAR- 



2IO 




PARTE TERCERA 

DEL VARON 

DE DESEOS. 

VIA U N I T I V A. 

ADVERTENCIA. 

Amcme la princrpd materia de ta na Uuitiva , es el Amr ,> hacer 'ARos "Anag^ 
rim de las rmudes Teologides ^ en hereyco grado egercitar las Morales mso arderkjin 
defeos efie Anuir , w dejttrk de acmpanar eldolor eft as finetas , teniendo delaate los 
tecadospafados.y las tihiezas frejentes 5 forque en efta vida no fe facta el amor com 
h que ma ,/ afi aahela for lo que defea , m hay eft ado tan alto ^enqutno deka re^ 
catar/e el alma de/u mi/eria ,/ fedir i Dios mijericordia, 

SENTIMIENTO PRIMERO. 

nOPONESE EL ALMA EN ESTE SENTIMIENTO , HERIDA CON UNA 

flecha cuyo harfbn fe le vefalir del f echo ^yfoflrada i los pies de una Palma en ei 

campo'^vietu^ fafar a das almas , que admiradas ^y compodecidas la mran^ 

las reqmere^y conjura , que digan i/u Amado el eftado en que U ban 

vifto , con las folakras de los Cantares , cap. j. v. 8. 

Adjuro vos , filix Jcrufalcm , fi invcncritis dilcdutn mcum , ut 
nuncictis ci quia amorc languco. 

Eftado. 
^53^3^ STE es cl primer {cntimicnto de efta terccra parte, 
en cl qual , el alma que lloro en la Via Purga- 
tiva,y dcfco en la lluminativa-, comicnza a 
gozar los firutos de (ii trabajo en la Unitiva, 
^ que {on el hallar herido fo corazon del amor 
'^ divino , con cal eHcacia , que no (c Heme con 
fuerzas para ir a gozar a fu Efpofb. Y afsi les dice a la< hijas dc 




VIA UNITIVA. SENTIM. I. tn 

Jcrafden , y las con jura : Que fi If hen afi Amado ^ U ar>ifen ^ue 
^ueda muriendo de amor» 

2 Efta muy bicn cxplicado cftc (cnrimicnto , con pihtar al 
alma en cl campo afcntada a los pics dc una palma , y que una 
facta dc amor la tiene flcchado cl corazbn j y mirandola con laf^ 
tima las dos hijas dc Jerufalcn , refponde a Gi muda admiracion^ 
con explicarlas la caufa , y cl remcdio dc (ii hcrida. Porquc cl 
hallarfc cl alma en cl campo , fignifica que ha dado ya de mlno 
a todas las co(as del figlo ^ afti pcrtcnecicntcs a guftos c^iritualcs^ 
como temporalcs. Efta a los pics dc una palma, por fcr cl arbol 
que mas fignifica cl vcncimiento dc las pafioncs , que cl alma ha 
confcguido en los prolijos , y pcnolos pafbs que ha dado eft los 
ientimicntos antecedentes. Poftrada, porquc comicnza a amar , y 
quanto es menos expcrimentada la cnfcrmcdad , cs i^cil de ren- 
dirfc el fugeto. Mucftra la (acta dc amor, que la acraviclla cl pc* 
cho 5 porquc aun no ha Ucgado a la pcirfcccion dc ocultar cl 
amor , que es ocro mas alto modo dc amar. Miranla con admi* 
racion las hijas dc Jcrufalen , para fignificar la grandeza del fa- 
vor y pucs en efta vida no hay cofa mas admirable , ni digni d^ 
vencracion, admiracion, y refpcto , que hallarfc un corazon en- 
amorado de Dios. De fiiertc , que nl las Tiaras , ni las Coronas^ 
ni cl poder , ni la riqucza , ni la hermofura , ni la fabiduria , ni 
veneer los Egercitos , ni dominar las naciones , ni gobcrnar los 
Rcynos , ni penctrar las ciencias $ llega a lo que vale , a lo que 
mercce , a lo que admira una alma , a quien Dios nucftro Se&oc 
lia encendido en fii divino amor. 

3 Eftas dos hijas dc Jcrufalen , Cc pucden conddcrar , poc 
otras dos almas fantas , qtic bufcan al amor divino , en la Via 
Purgativa , c Iluminativa , y no hail llegado aun a po(ecrlc , co« 
mo efta alma en la Unitiva. Y efto fe puede colegir , afsi de k 
admiracion que Ics caufa ver herida efta alma , (enal que no lo 
c&an, ellas , pucs nadic admira en ptro lo que fientp en si $ como 
porquc Ics dice cl alma cnamorada. Jdjuro l>os filUJerufdem , fi 
niifeneritis dileBum meum, Conjuroos hijas de Jeru/alen , quefihMla- 
riis a mi amado , que es (enal que lo bufcan , pucs Ics dice : fi U 
hallareis, Tambien podrian fignificar eftas dos hijas dc Jcrufalen^ 
a la Fc , y a laEfpcranza, que cftan con admiracion mirando ar- 
der a laCaridad: con lo qual fe vicnen a explicar cftos tres cami- 
nos. Porquc el primero , que cs dc los principianccs , fc introdu- 

TQm,Vl. Vdz ce 



2 1 2 VARON DE DESEOS. PART. UI. 

cc por las pucrtas dc la Fe al {cntimicnto , dolor , y confidera- 
cion dc habcr ofcndido a Dios. El (cgundo , que cs dc los apro- 
vcchados, con fantos defeos, que cs con la efperanza de fcrvirlc, 
y amarlc. Y el tcrccro , que cs dc los pcrfedos ,con ados dc amor 
ardicntcs , que cs la Caridad. Y afsi como cs la Fc ncccfaria co- 
mo pucrta 5 y la Efperanza admirable como camino ; cs mayor 
que cntrambas la Caridad como fin : Major autem::: Charltas. (a) Y 
afsi con razon los del primero , y (cgundo camino , cftan admi- 
rando dc vcr hcridos del amor divino a los del tcrccro , por fct 
cflb lo que bufcan , y no hallan. Y no hay que eftraiiar , que cC- 
ta alma herida dc amor, embie recados a (u Amor, pues efto m]£- 
mo fignifica , que efta verdaderamente herida. Porque amor que 
pienfa que tienc amor , y no bufca mas amor , no cs amor 5 pucs 
quanto mas tuvicre dc facisfacion , tanto menos tcndra de fincza, 
y de amor. 

4 Tambicn (c ccha de vcr , que aunque efta alma (c halla 
graduada en la vida cipiritual dc aprovcchadajpor codos los cur- 
ios dc contrita , y de dcvoca 5 pcro (c reconocc en cl primer pa- 
fo dc impcrfeda 5 pucs apenas (c ficnte herida del Amor divino, 
quando comienza a comunicarlo , manifcftarlo , y dccirlo , que 
cs (ciial , que no le cabe el fentimicnto en cl pccho , y que defca 
defahogar con la comunicacion; (Icndo afsi , que cl alma que cf- 
tuvicre bicn herida , por no perder cl bicn de que crczca , aun- 
que fca fin fcntirlo , noquicre cl confuelo dc explicarlo, pucs 
quien bicn fu pafion dice , no fabe bicn que cs amor. 

EfiSios, 

5 QjEntira cfb alma ardicntcs afedos de amor , y no fblo «i 
^5 1^ ^otss dc la oracion,(quc antes en ellas pucde fcr que 
Dios la mortifiquc con fcqucdades , y tribulacioncs) fino aun 
quando fc hallc ocupada en otros cgcrcicios , le pulfara interior^ 
mcnte cl Amor divino , y le dara unos latidos , que conozca bicn 
que cfla frefca la llaga , y que corre fangre la herida. 

6 Hablara muchas veces con el interior afedo dc amar a 
Dios , prorrumpiendo en jaculatorias , y otras razoncs fantas , las 
qualcs por mucho que las quicra reprimir , no le fcra muy facil, 
hafta que la gracia vaya dando fiierzas a la naturaleza , para ca- 
Uar lo que aun no pucde difimular. 

^ Con 

ij[a) I* ad Corinth. 13. V. 13. . . 



VIA UNmVA. SENTIM. I. 215 

7 Con cfto fc halllra muy afsiftida dc la prcfcncia idivina, 
porque aunquc las mcditacioncs , y cuidado dc tcncr ficmprc 
prefcntc a nucftro Scnor , c$ futnamentc convcnientc , pucs por 
aqucllos medios (c configuc cftc fanto fin; aqui ahora (era al rcbes, 
6 d fin que cs Dios , y el Amor divino (era , y cs el que promuc- 
vc los medios ^ y el que la hacc recuerdos , no (bio dc que lo (ien- 
ta , (Ino de que lo ame. 

8 Dc aqui Ic refiiluri gran cuidado al no ofenderlc , y mas 
delgadas atenciones dc la propia ob(crvacion. Porque como el 
Amor divino , no (bio cncicndc , fino alumbra , hara el anfia dc 
agradar al Sciior , a quien ama , que apcnas cntrc en el corazon 
cl de(co mas modcrado , quando lo Ucve a regiftrar al amor , y la 
accion mas remi(a , y de(cuidada , pafara cambien por la mifma 
ccnfiira 5 con que andara lo exterior , c interior con grande con- 
(bnancia , y harmonia , y encendida cada dia mas cl alma en 
amor, dira: 

AfeHps, 

9 A ^juro y>os^ flu Jerufalem^fiin')imerkts dtUBum meum, 
JY ut nuncktls ei , ^uia arnote iangueo, Conjuroos , hljas de 
Jerufaten , que fi hallarels a ml Amado , le digais que efioy enferma 
de amor, Mirad , hijas de JerufaUn ^ qUal eftoy , y qual ihc ha 
pucfto mi amado. No hizo fino herirnie , y dejarme , fiendb ma- 
yor mal el dejarme , que cl herirme. Herida , y (bla Ic dircis que 
cftoy , que veng». a curar mi (bledad , y no mi herida. Mirad hi- 
jas dc JcruGilcn , el harpon de la facta, que atraviefla el corazon, 
tened compafion de mi. Decidlc a mi Amor , que efta enfcrme- 
dad (c cura con mas amor , y no pucdc crcccr cl amor fin (u 
pre(cncia. 

10 Ay Jefus mio ! Afsi dcjais las almas j y os vais ? No fieft- 
ten , Scnor , cl quedar muriendo, (bio ficnten el qucdar (bias fiii 
Vos. Venid Medico Eterno, a curarlas. Venid Samaritaho fanco^ 
a rcmcdiarlas. Hallan(e en cl camino dc efta vida liial hcridas; 
Vcngan vucftras llagas a rdtnediar fiis llagas,vucltras hcridas (uS 
heridas , y vueftra (angre a recuperar (ii (angrc. Herida habcis dc- 
jado dc amor al alma, y trataisla con rigor ! <c6mo durara el amor? 
La herida que cau(o vucfl:ra caridad , venga a curar vueftra pic- 
dad. ^A quien ha dc acudir, mi Jc(us, el alma herida , fino a Vos 
que la cau(a(lcis ? De la dulce mano que le vino cftc utili(simo 

da- 



2,4 VARON DE DESEOS. PART. lU. 

dano , Ic ha dc vcnir cl rcmcaio. Enfcrma cl alma la dcjais? He • 
rida I'a dcfamparais ? Sola la olvidais , en el campo cntrc fic- 
ras , d6ndc pucden robarla el amor , y no pueden aUviarla cl 

11 Vos , Jcfus mio , que dc tan Icjos la bufcafteis, temen- 
dola tan ccrca , la dcfamparais ? Quando os heria , la bufcabais, 
quando Vos la heris , la dejais ? Dc quien huis , Jcfus mio , quari- 
do huis dc quicn os ama ? Favores fon vueftras heridas , no dcli- 
tos. Vucftro flechar cs curar,y aGi no tends que huir. Huis , mi 
Jcfus , temicndo que os vuelvan a prender otra vez , por las buc- 
nas obras que haceis a las criaturas ? Ya, Sciior, vueftra refurec- 
cion OS cximio dc las fangricntas tribulacioncs dc vueftra pafion: 
Mors nil ultra non dominahitur, (*>) Ya, vida etcrna, no podeis mo- 
rir , ni padeccr. Venid a curar , y confolar al alma. < A quien ha 
dc pcdir el remcdio dc fu mal ? Por Ventura a los que robaron fu 
bien ? Ira a que la curcn los que la maltrataron , a que la confuc- 
len los que la pcrdicron , a que la vuelvan a Vos los que dc Vos 
la apartaron ? Que puede hallar en las criaturas , que no fean la- 
70S para no fcguir al Criador ? Y quando en cllas huvicra dc ha- 
llar alivio, quicre mas penar bufcandolo en Vos, que confcguir- 
lo hallandolo en cllas. 

1 % Vos , Jcfus mio , que fabcis que cs amar , fabrcis que cs 
penar amando. Que dolor como cl amor ? Todos los dcmas do- 
lores afligen el cuerpo $ efte (bio aflige a el alma. < Si vucftro amor, 
mi Jcfiis , OS hizo hacer Hombre fiendo Dios , fiendo la mas in- 
menfa diftancia que pucden confidcrar los mas altos Querubincs. 
Si vucftro amor os hizo por pafos dolorofbs, que caminaffcis dcf- 
pucs del pcfebre a la Cruz , y teniendo infinita capacidad cflc co- 
razon infinito , y dc infinita virtud , no pudo contener dcntro dc 
fu centro fus finczas , fin prorrumpir a manifcftarlas , y explicar- 
las con tan heroycas acciones; las almas, Sciior, heridas dc vuef- 
tro amor , corto vafo , y quebradizo , fragil , y dc ninguna (uftan- 
cia 5 como podran a la primera centcUa dc vucftro amor en vucC- 
tra aufcncia tolcrar tantp dolor? Por vcntura (bnde bronccPNuM- 
^uid caro mea itnea efii (c) Solo Vos , mi Jcfus , podeis penar cn- 
amorado , y defamparado , obligando , y padeciendo 5 que el al- 
ma , Sciior , iquc fucrzas ticne para fufirir lu dolor, fino Ic (bcor- 

re 

(b) AdItonuuu<.T.f. (c) 7^««»Mt4 4NM(/Z.jQb.<.v. IS. 



VIA UNinVA. SENTIM. I. j,^ 

re vucftro favor ? Venid , Scnor , a ver pc«ar , pucs fois amigo dc 
penas , veaps .mi alma , y no pcnara. 

1 5 Mirad que os conjuro, hijas dc Jcrufalcn, que fi lo halla- 
reis , Ic digais que muero de amor, y t\q le digais por quicn , qup 
el fabe bicri por quien mucro. Dccidlc , que cntre otras pcnasquc 
padczco , cs no faber fi por el mucro dc amor 5 pucs aunquc (bio 
fiento en mi corazon fu amor, no me acrcvo a aflcgurarmejy af- 
fi vcnga a vcr fi la hcrida cs fuya , y a curar cfte hcrido corazon. 
Sacad fi quereis la flecha , y Ucvadlc en fu punta, no (bio las fc. 
nalcs de la llaga , fino el mUmo corazon. Viva fin corazon en la 
auicncia alma, que no mercce fix prclcncia. Quando con cl har- 
pon ialga la vida , fcra una vida bien perdida. Dichofas fois almas 
icvpus fi hallais a aquel , que a mi me ha dejado afsi. Bufcadio 
con mayor cuidado , que yo le pofci quando le tuvc , que yo le 
Arvi quando me hirio , y me dejo 5 que pucs me defamparo ^ no 
lb tube bien (ervido , ni condignamcnt^ amado. 

1 4 Efltas palmas , a quicn doblan , y cncerncccn mis gcmi- 
. idpsj cfta ycrba,a quicn tiiic,y le da color mi fangre 5 eftc v Un- 
to que calienta mis fiifpiros , fon teftigos de lo que fieijto fii au- 
fcoda. Accrcaps a mi, almas bcndicas, no huyais de la que ama 4 
quicri bufcais. Tentad la llaga amorpfji , que cfta d?{pidicndo fiae- 
go ; niirad cl corazon que arde en apoor dc Jefiis. Dcddle , que 
bien puedc dc^rcciarme fij jufticia , pcrp que no puede dcjar dc 
ieguirlo mi ampr. Que entrambos har4mos lo que dcbemos , yo 
en amar a quicn folo dcbo amar , y fu gmor , en apartarfc deauicqi 
tari ipal le ha fervido. Sino os compadecds, almas benditas,de mis 
qucjas , compadczcaos cl fcguir la niifina fprtuna que yo : fcais 
alivlo en la pena , pucs habcis defer compancras al (ucefb. 
. . 15 <Bu{cais al Senor,.a quien mc hirio? El cs hcrira cambicn. 
iYo lo bu{qu6 como vofbtras , y vi otras almas , que eftaban heri- 
das ^omo yo lo cftoy. Hizome que lo bufcafle para herirmp 5 hi - 
riome para dejarme. Sanas os vco , y hcrida a mi ine nurais. Acpr- 
daos dc mi quando os finciereis hcridas 5 cntonces conocercis lo 
que peno , y (abrcis lo que padccc una alma hcrida dc amor , y 
aufentc. Ay Jefus mio ! Quando ha de Ucgar mi Corazpn a veros, 
que ya cfta ardiendo al amaros ? Quando (c acabara cftc dcftier- 
ro , y cfte enigma (e reducira a verdad , cftc cfpcjo fc rcducira a 
pi;c(encia , cftas cinieblas (e rcduciran a luz ? Quando vcpt vuef- 
tra cara , cara verdadcramente cara , y carifsima , y (bbre tpda 

pon- 



xi^ vAron de deseos. part. m. 

eondcracion amable , y cara ? Cara , cuya hermo(ura es candacL 
ardencifsima. Dcddle codo efto hijas dc JcruGil^n , a mi amado, 
y decidle , que mi amor no puede ya mas dear , q^ue gemir ,.iu 
mas hablar , que acabar , y morir. 

S)oc«mntos. 

1 6 TTJN cftc eftado el alma , que por (cr cl primero del ca- 
I \ mino del amor , fe hallara mas fervorofa , contenga 
quanto pudiere los (emimiemos , conccdiendofe del todo al amor. 
Pero advierta , que hay amor que fc dene , y amor que (c (ientc: 
cl que (c tiene , es cl que agrada a nueftro Senor , cl que fe fien- 
te 5 es el que agrada a la criatura. Y afii como es mejor amar a 
Dios con lu amor , que con el nueftro , es mejor promovcr cl 
que fe tiene , que el que fe ficnte. 

17 Efta diferencia que hemos hecho , del amor que fe qc^ 
ne al que fe fiente , no quiere decir , que no fe riene el que fe 
(ientc , (ino que con ella explicamos dos diferiencias dc amor. El 
uno, de los que teniendo mucho amor, y (irviendo heroycamen'' 
te a Dios , no les concede (uDivinaMageftad eftos fendmiento$. 
£1 ocro , de los que con menos amor , y con mas corcos fervicios^ 
y Virtudes , les parece que fiencen muchi&imo amor : y dc eftos^ 
y aquellos hay gran diferencia 5 porque los unos confervan cl 
amor dentro dc si , y los otEOS facilmence lo vacian. 
- 18 A efta caufe las alihas , que fienten afedlos dc amor de 
Dios , han de ocultar quanto pudieren (ii bien , y guardar (u tc** 
(bro , porque no fe le robe la vanidad , 6 la propia fadsfaccion, 
a(fegurandofe, que el amor quanto mas encerrado es mas fiicrte; 
de la manera que el fiiego arde tanto mas , quanto por todas pa^^- 
tes le impiden por donde pueda refpirar la afdvidad de cftc elc-. 
mcnto. 

1 9 Bien podra fer tambien , que no pueda cal vez contener- 
fe , y dejar de manifeftar (u amor 5 porque como nueftro Senor 
no deftruye las condiciones, y los naturales , fino que los perfec- 
ciona , hay algunos tan afedhiofes , y alegres ^ que la mifma ale- 
gria , y Bicilidad que denen en io natural , ufen tal vez en lo myf< 
dco. Y a(si hemos vifto (antos que a voces explicaban fu amor, 
y felicitaban con tanto fervor a todos , que amaffen a quien ama> 
ban , que fe conocia daramente el amor que ardia en ellos. Pero 
eilos fentos ,.y todos los qUc Dios Uevare por cftc canuno, fiem- 

pre 



VIA UNITIVA. SENTIM. I.' 217 

prcviYicron , y vivian con cuidado dc ocultar (us (ccrccos fenti- 
mifincos ^ aunque quando fea neceJ[ario ufar de ellos para el bien 
dc Jas.3lmas , (ehayao dc manifcftar , y otras vcccs fin poderlos 
contener fc manifieftcn j.qtic en efto^ dos cafbs Dios los difpon- 
dra de manera , que no (ca vaciaj: el amor con la vanidad , fine 
■ repardrlo con U caridad. Y aGi como en el primer cafb fe defper- 
dicia y en el (cgundo (e logca. 

: SENTIMIENTO IL 

^^^OnnSE EL ALUA 3>0LmnTE )DEL AUO\ 

0h>lno en el campo ^y que otras dos a^mas deJiotas le aplican remedio 

congruos d/u enfermedad , defiores , mAnxcmas , y granadasi 

ella con el fenttdo lugar de los Cantares , lesdice 

el cap. 2. V. 5. 



)S 



en 




Tulcitc me floribus , ftipatc malii j quia amof c langdc'o* 

E/^ado. . ■ 
IKece la dolencia del aHioA j que comenzo en el pa« 
{ado {cntimicnto > y.yi al rigor dela herida le ha 
fbbrevenido otro accident^ mayor de una calencu-^ 
ra ardicntc ^ que la tienc del todo poftrada* Y afii 
efta muy bien dibujada el. alma , rendida al acci- 
ijence , y entrc btras dos almas , que aplicandola flores , frucos^ 
manzanas , y granadas , tiracan dc fii ciiracion. En que (c nos da a 
cntendcr quan aprifa va caminando a la mayor perfeccion el al- 
ma,porque el eftar mas poftrada, que en el pafado fentimicnto,cj 
fciial , que ha crccido en dla el amor. Las dos hijas de Jeriifal^n, 

2UC ayer la miraban , y no la ayudaban , ya compadecidas con la 
iierza dc la dolencia, y vcr agravado el mal (que verdaderamctt- 
tc no cs fino bien incftimable) fe acercan a ella , y le alivian ^ y 
confuelan , con darla , y aplicarla los remedios que les pide , quan- 
do dice : Fulcite m florlhus ^ filiate malts 5 quia amore langueo. Suf- 
ttntadme de flores , rodeadme de manTianas , que efloy enferma de amr, 
Quicrc fignificar el alma por las flores ,,los ardientes , y fervoro- 
(os dcfcos dc amar a fu Efpofo , que fon verdaderamente flores, 
que ha producido en el corazon la caridad divina , y aun no (e 
han reducido a obras. 

z Pide frutos , que fighifica hcroycas , y admirablcs obras, 

Tom.ri. Ec P*' 



•2i« VARON DE DESEOS. PART. III. 

para que adornada dc ellas , venga i curarla fu dpofb ^ con que 
nos da a entender elb alnia bcndita , que la vcrdadera curadoa 
de la enfertnedad que padece el corazon hcrido del Amor Svi- 
no ; coniifte en aumcntar las Acres de los defeos , y haccr mayo- 
res , y mas heroycas la fruca (abroia de las obras 3 y mueftra en 
eftp el buen efpiricu que la guia. Porque vicndo en d pa(ado icn- 
timienco , que con enviar tan amorofos recados a (u amado , no 
Ic habia podido reducir a que viniefle a curarla , como quien fa- 
be bien el arte de amar a Dids , lo bu&a por las obras , para obli- 
garlo con ellas , a que la favorezca , el que no quicre ycnir per 
los defeos. 

2 Pide manzanas ^ filiate malh , porque en la manzana di- 
cen los Expofitores {agrados , que fc fignifica la Humanidad , y 
Divinidad de fu Efpou). (*) En lo bianco la Divinidad , en lo Co- 
lorado la Humanidad , y en el (abor todo junto. Y acuerdala con 
cfto tambien de aquella inanzana que engano a nuellros prime- 
ros padres , haciendola con e(Ib recuerdo de que (i para reparar 
los danos de aquel bocado , & hizo Hombre , y vino a herir |as 
almas de amor,y cUa (e kaila en&rma,y herida de la dolenda dc 
que quifb cnfermaflen 3 fbcorra a efta alma enfcrma , y (in otro 
remedio , ni confuelo. La granada que las dos almas la dan , fig- 
nifica mas propiamente el Myfterio de la Humanidad , y Pafion 
dolorofa , y (angrienca $ pues la corona nos da a entender , la de 
c(pinas , que cnidamente hirio (us (acrofantas (ienes , y la que 
merecio (m vidorias de gloria inenarrable. La corteza amarga^la 
amargura con que trataron (ii (acro(anto cuerpo , y humana na- 
curalezajy elnumero infinito de granos,la abundanciade (u (an- 
gre , dolores , penas , y merecimientos , que nos aplico, quando 
tan prodigamente padecio por nuejilro bien. Y a(si el alma para 
obligar al Sefior , pide que la rodee de (lores , efto es , de buenos 
defeos, para que le obligue (u olor a venir a ella. Chrifti bonus odw 
fumus, W Y luego que la d^n manzanas , que la recuerden la 
cau(a de nueflxa redencion , y granadas , que la pongan pre(enoes 
los motivos de (u padon, y obras (antas , que manifieften los dc- 
(eos de (u corazon. 

4 Tambien puede con(iderar(e , que ha crecido cfta alma 
en la perfeccion , (1 (c juzgare que e(bs dos almas , que la (irvcn 

no 

(a) Chiller, in caatSc cap. x. r* j. cypefic. ). de Anim. Sitnft. (b) a. ad Corinth, a. 



\^ 



: VIA UNinVA. SENTIM. II. 219 

BO Ton las mifmas que en el pa(ado fcndmieiico,y lo pacccc j por- 
quc aqucllas bufcaban.al Scnor , y aun^poic hallaban hcridas dc 
fu amor, ni en la Via Unitiva {como digimos entonces) pero cf- 
tas ya parecen almas experimentadas en el ^mor dc Dios , pues 
faben aplicar remedies convenientes a cfta fanta cnfcrmcdad. Y 
cs noble fcnal del bien efpiritual de efta alma hcrida, dcjarfc cu- 
rar cnferma , y reconocer por maeftras , las que han tenido la 
mifma. enfcrmedad* Enfenandonos con.eflb , que quanto mas fue- 
ren las almas (ubicndo en el amor , tanto inas han de crcccr.ea 
U humildad., y que nadie ha de fiar de fu {cntir , fu obrar , fu 
cntender , ni de fu difcurrir , ni fu gobcrpar 5 fmo que en el gra- 
do mas alto de cntender 5 y de fcnrir , fe ha dc fujctar a Maeitro 
cfpiritual , que la gobierne , y la aplique los remedios para que 
no fe pierda , )r muera en fus manps , la que tan fegura cfla en 
las de Dios. 

EfeElos, 

5 QjEntira el alma mayor caridad , y amor en el corazon , que 
W c" c^ pafedo fcnrimiento 5 porqiie cl accidcnte ique ayer 
foe herida „ hoy es cnfcrmcdad , y lo que fblo penctraba el lugar 
i donde flccho cl amor, abrafa ya todo el cuerpOjy como la 11a- 
ga. crccc dc manera que fc va ha^icndo habitual \q adual , y pe* 
netrando a los huef&s la eni^rmedad , que comenzo mas tcmpla- 
(da , cs mayor cl dolor , porque es mayor cl amor. . 
.6 Al pafb del amor , van tambicn crcciendo los defcos , y 
afsi ardcra en anfias dc fcrvir al Efpofb a quien ama , y muy fre- 
qucntcnicntc Ic bufcara tenicndole , y le defcara pofcycndole, 
juzgando per defticrro en medio de los fcntimientos de amarlo, 
la aufcncia dcno mirarlo 5 y juntamente con cflo vivira , y hara 
mas ardicntcs los defcos de fervirlo. Porque nunca vicne el amor 
divino al corazon enamorado , que no fca encendiendo el alma 
en igoalcs, y aun mayores defcos de agradarle , que de gozarle. 

7 Al pafb que crecen los defcos , creceran tambicn las obras, 
^ haciendo mas hproycos z6tos dc virtud en fus egcrcicios , pro* 
fefsion , y ocupacioncs , ya fca al obrar , ya al padccer $ 6 perfi* 
cionando los que hace con ir refinando la-intcrior , y con la gra- 
cia divina haciendo mas perfec^a la exterior; Porque dc la mane- 
ra que el amor divino fe cgcrcita con fantos defcos, los fantos de- 
fcos defpiertan heroycas virtudes^ Hendo ^iquellas las florcs que 

Tom.yi, Eei P^" 



lao VARON DE DESEOS. PART. ffl. 

pide la £{po{a , y efta la fruca dc que dcfea eftar adornada , qu# 
uno , y otro fc debc al incrcmcnto interior , que Ics da el amot 
divino , conforme aqucl lugar admirable de San Pablo ; Ego plan' 
tdpi^ jipolo rigoDfit'. fed incrementum dat S)eus. (0 

8 Reconociendo el alma , quanto mayores (on las anGas que 
pone en (u corazon el amor divino de agradar a {ii E{po(b , que 
las florcs , y ftuto con que le firve en los defeos , y en las obras^ 
apclando de (us dcmeritos*, a los merecimiencos de la PaHon de 
fu Efpofb , y de {us cibiczas a (us Hnczas ; fencira un ardiente de- 
ico de padecer por el Scnor parte de lo que (u Divina Mageftad 
padecio por ella } y reconociendo , que aun efto es poco en quan-^ 
to ella lo padece , por la difcrencia que hay de uno a otro (ugeto; 
le ofrccera al Sciior (us penas , dolores , (angre , y Pafion , dc- 
fcando , que (bbre la aplicacion que (u Divina Mageftad hizo eil 
la Cruz por las almas , la hagan tambien todas las almas , por 
ella y diciendo: 

JfeBos» 

9 "W^Vicit^ mefiorihus fi'ipate malts 5 quia amore langueo, Vcnid, 
1^ almas benditas , y (uftentadme de florcs , rodeadme dd 
manzanas , que eftoy enfernia dc amor. Almas las que (abeis que 
cs amor , compadeceos de la que cfta enfcrma de amor. Ya creci6 
la hcrida , y va acabando la vida : la que ayer fiie centella , es hoy 
inccndio. Florcs quiere mi alma , que ofreccr al que la ha herido, 
por v^r fi compadccido vicne a vcrla. Florcs de virtudcs, que la rc- 
creen , y la obligucn , ya que mis mi(erias , y tibiczas le ban 
apartado de mi. Con florcs fc ban de curar mis amores , porque 
el Amor Divino todo es florcs. 

10 O flor dc Jcfsc , Virgen piirifsima , Madre foavflsima, 
Rcyna gloriofifsima , Maria Santifsima 1 Tu flor dc purcza inefe- 
ble 5 tragifte en tus puri(simas Entraiias al vcrdadero fruto de tu 
Vicntfc , Jcfus. Las florcs dc tus virtudcs nos valgan para que 
vuclva a ver tu Hijo glorio(b mi alma , a quicn muy ardiente 
adora , y tibiamentc le firvc. Flor , que crtfs Rcyna de hs florcs, 
mas blanca que la azuccna , mas hcrmo(a que la ro(a , irias ehccn- 
dida en fu amor, que los clavclcs. Tu , Rcyna dc lor Angeles , que 
ercs la fragancia dc los Bicnavcnturados , a quicn imitan , y no 

llc- 
(c) ngoflmtTn, Afol« ri^iiHt : /ii^mhurtmnOminUilU. |. id Corinth. 3. r, t» 



VIA UNmVA. SENTIM. U. ' 221 

llcgan los Qucrubincs tn la contcmplacion , los Scrafincs en cl 
amorjy todos los fbbcraiios cfpiritus en laprontituddcl obcdeccr- 
Icjdc miniftrarlc,y dc amarlc. Tu, Talamo bcndito dc dondc (a- 
lio cl £(pofb a remediar la naturalcza que temo en tus (agradas 
Entranas. TifjMadre dc tal Hijo,y por cl Madrc dc mifcricordia, 
que quando no vinicra a rcmcdiarnos , pudiera habcr venido Co^ 
lo a que fucfTcs fix Madrc , para coronar tus altifsimas virtudcs , i 
inimitablespcrfccciones. Tu,Gloria dc todos los figlosjy antes que 
ellos criada , y acetada por Hija del Padre , por Madrc del Hijo, y 
por Efpofa del Efpiritu Santo , fiempre inmaculada , ficmprc Vir- 
gen, fiempre refplandcdente, y pura : Sol, que no conoci6 atomos, 
luz que no conocio (bmbra , efpcjo que no ha conocido mancha. 
Dadme flores , Vitgen pura , que ofrczca a tu Hijo bcndito : dame 
flores,Madre de la amcnidad , que ofrezca en mi enfermedad afii 
Dcydad. Tus meritos, dc quien Cc vale la Iglefia , (can mis flores. 
El ardientc amor con que le amafte , cl diligente fervor con que 
le (crviftc , el inmenfo dolor con que fiis dolores (entifte , las la-^" 
grimas que llorafte,las penas dc tu Santifsimo Hijo {can, Scfio- 
ra , mis flores. Dame licencia, 6 Virgin gcncro{a , que las ofrez- 
ca por mi. Tu gracia hermofee mi realdad , tus virtudcs desha- 
gan mis dcfcdkis , tus finezas mis tibiezas. 

II O Virgen , corona de las Virgencs ! ^ Quien afsi (abc la 
enfermedad. que padece el alma , que a tu Hijo adora , como tu 
Paloma enamorada ? Tu , Reyna del Amor, Maeftra del efpiritu, 
Gloria de todas las petfccciones : en cl inftante que friifte criada^ 
amafte a tu Criador , y luego herida de caridad ardentifsima , cre- 
cifte de manera , que por inftahtes Ucgaflic a tal incendio de amor, 
que ni ban podido admirar baftantementc los Angeles , ni cxpli- 
car condignamente los Santos , hi perccbir los mas fiibidos Efpi-^ 
ritus. La ultima refpiracion de tu vida facrofanta iue amor , y 
cfia corono tu muerce. Eres Madrc del amor , eres Hija , ercs Ef* 
pofa del amor. £a pues , Senora , dame algunas flores dc cflbs 
ardientcs ambrcs , para que ofrezca a tu Hijo : dame algun fruto, 
que con cllas le prefente. {Que fruto igualo a tus eminences per- 
feccioncs , Maeftra de la Kumildad con la deccncia , de la pa- 
cicncia con laconftancia, dela pureza con la llaneza, dcla 
Mageftad con la benignidad, de ladaufura con la caridad , de 
la prudencia con la finceridad ? Tu eres en quien cl origen dc 
las virtudcs Jefiis , nos dejo un mar inmenfo dc virtudcs. Dairie, 

Key. 



j,iz VARON DE DESEOS. PART. ffl. 

Rcyna bcnigna , Madrc amorofa , 5cnora piadofe , Vkgch gene- 
rofa dc las floret dc tu amor , del fruto dc tus virtudes , pra 
hacer mayor mi amor. Martyrcs 5quc (bis los daveles , CoiirefcH 
rcs , que fois los lyrios , Virgcncs , que Ibis las azucenas de la^le- 
fia ; dadme dc vucftra fragancia : Fulcite mtfloribus. Almas ben- 
ditas 5 las que bufcais la pclca , y la corona , y por cl dcfticrro la 
patria , y por la ticrra cl Ciclo 5 comunicad a mi alma las florcs 
dc vucftros dcfcos , y fruto dc vucftras obras : Fukke meflortbus^ 
ftipate mdls , que cftoy enferma dc amor , f «/tf amore Imgueo, Dad- 
me la granada abicrta colorada , y coronada , donde cfta la fan- 
grc que me ha dc curar de la herida que dio a mi alma cl que 
padecio por ella. 

1 z O Jcfiis mio , que granado firuto el vucflaro ! grano que 
con dcshaccrfc nos confcrvo j grano , que con morir nos diovi- 
da : Kt/tgranumfi'nmentUadens in terrain , mortuum fiterit , ipfim 
folum manet, (<l) Vos (bio moriftcis por codois,y codos rc(ucicamos 
por Vos. En una fbla muerte fe libraron tancas vidas,pues vivos 
muricramos a la pcna , fi Vos no huvicradcis mucrto $ y muct- 
tos no rcdicitaramos a la vida , (i Vos no huvierais refucitado. 
Fruto Ibis , Senor , y firuto de verdadera (alud , aplicad remedio 
a la enfermcdad que padezco , al dolor con que perezco : Quia 
amore langueo, Efta mi alma enferma de amor , y mucre de que 
no muere de amor. Efta enfermcdad fc cura con la muerte , co- 
mo las otras con la fanidad. Dc ocras cs cl ric^o cl crccer el acci- 
dcntc; dc efta csel remedio aumentar(c. Aumentad eftc mal con 
nucvos , y mas ardicntes deicos de adoraros , y todo mi mal feia 
bien. Abrafcfe mi alma de amor, y eftc {era mi remedio en la en-^ 
fermedad de amor : Qma amore langueo^ Haga cenizas cl corazon 
el fuego de vucftro amor , y efta (era medidna en fu dolor : Quia 
amore langueo* 

!Documentos» 

I } I ^L primer documento en cfta enfermedad, cs promo- 

I V vcr la mifma enfermcdad; y pues pide flores,y feu- 

tos , y v^ que efta medicina cs la que mas beneficia la llaga$ ^r- 

citcfe en heroycas obras , y eftas las haga pecfedas con uintos, y 

fcrvorofbs defeos , y cada dia vaya mtjorando en ellas. 

To- 

(4) Jbaim. ii« n M^ 



VIA UNITIVA. SENTIM. n. . ^25 

14 Tome dc efta alma la humilclad,quc con hallarfe hcri- 
cla del Amor divino , y a eftc rcfpeto poder Cet maeftra dc otras 
en la vida cfpiritual , fe deja curar ,y cnfefiar j para darnos a en- 
tender lo que advertimos arriba ,quc ningun cfiado pucde (er c;^n 
alto en la vida eljpiritual , que no deba lujctarfe a fus Maeftroj^ 

1 5 Como Fa herida fera grandc , y a ellc rcfpeto correipon- 
dera el dolor , rcconocera facilmentc ^ que ni tienc en si flores 
dc buenos dcfcos , ni frutp dc.buenas obras j con que obligara 
al Seiior , a que venga a compadecerfe dc ella. Y afsi mcndigara 
dc los Santos los meritos , y virtudes ,, y por cflc camino confct 
guira dc pafo (u proteccion , y amparo , que Ic {era dc gpnde 
utilidad , y conluelo. 

16 Si cs el alma cnamorada dc (u Hi jo , fbrzofo cs que (ca 
xnuy ficrva de f\X Madrc la Virgcn Santa Maria riueftra Sciiora: 
porquc como el amor que fe tienen cntre $1 Madrc ^ e Hi jo , es el 
mayor que pucdc tenerfc un corazon a otro j nunca el Hi jo hie- 
rc a el alma en (u amor , que a cflc rcfpeto no la hiera tambieiji 
dd dc (u Madrc. Y a(si promueva efta dcvocion con fervor , y 
congruos cgercicios, y virtudes, aflcgurandofc , que fi dc verdad 
cs un alma devota dc la Virgcn Maria nueftra Madrc , y nuef- 

tra Sciiora , no icra engaiiada en un camino dc tantos la- 

20s,y peligros como cl de efta vida milcrablc, 

y tranfitoria. 




SEN- 




2Z4 VARON DE DESEOS. PART. lU. 

SENTIMIENTO III. 

(pf^pTONESE EL ALMA EH UN, JA'Kpm CON EL AUO%, 

S)hino ,y quefe efian poniendo el uno at otro en. la cahe^ dos gviir- 

luUdas de flares , afidas de la mano , cori alexia "Perdaderamente ef- 

firitual , y fanta ^y al rededor paceu algunas olpejas : y explka . 

fu ^0^0 el alma con el tierno lugar de los Cantares^ 

Cant. 2. V. 16. & 17. 

Dilc<S^us mcus mihi , & ego illi , qui pafcitur inter lilia , donee 
, aipircc dies , & inclinentur umbrx, 

Efladd. 
Antas fueron las qucjas amorofas del alma , que lie- 
go a compadccerfc de elks (u Amado. Y afsi en ef- 
tc fentimicnto (c rcprcfenca affencada con el entrc 
las florcs , y ofreciendo una guirnalda i (u cabeza, 
quando ya el Amor Divino ha puefto en (iis fienes 
otra , addbs de las manos, entre tanto, que con las otras dos re* 
ciprocamentc (c coronan > y las ovejuelas , y cordcros eftan pa:- 
ciendo en aquel pafto de verdadero alimcnto , y en el que Dios 
quicre ficmpre (c apadente fii ganado. Y el alma, fin ballar fucr- 
za para contcncr dentro de fii corazon un favor tan dcfeado , di- 
ce : iDlleSitts mens mihi , ^ ego illi , qui pafcitur inter lilia , donee 
a/piret dies , <^ inclinentur umbra, Mi Amado para mi ^y yo para m$ 
Amado , hafta que amane^a el dia ', y defeae^an lasfomhras : que 
es decir ; Todo mi Amado es para mi, y toda yo para ^l, fin de- 
jar cofa alguna , que no (ea reciproca , y de entrambos. 

2 Sin duda alguna , que cftaspalabras efian Uenas dc fincza, 
y de miftcrios,y alsi es bien confiderarlas , y cxplicarlas con par- 
ticular atencion : ^ileSlus mihi^ iS ego illi : mi Amado ami ^y yo a 
el, Comienza en el modo de explicar fii afcdo et alma , con un 
conocimicnto digno de fii amor , y que efta (cnalando la re(Sh*tud 
dc fii efpiritu $ porquc no dice : To a mi Amado , y mi Amado a mi, 
que era comcnzando por si , pues eflb fiiera dar a encender , que 
el amor tiene principio en las fin'ezas del alma , y que todo el 
amor lo queria para si , haciendofc clla el principio , y el fin dr 
efte amor ; fino que dice : Mi Amado para mi ^y yo para el. Con 
que nos enfcna , que el Amor Divino , que es el Criador, comien- 
za 



VIA UNITIVA. SENTIM, HI. 225 

Z2 a promovcr cl amor , que le ticnc la criatura, la qual, fi dcfca 
obrar con perfcccion , ha dc reftituir a fu vcrdadcro amor , y ama- 
dotodo cl amor que la dan , fin que ccnga co(a que no tea, para 
cl , y rcconocicndo que vino dc cl. 

5 Tampoco acaba dc pareccr pcrfciSta cfta oradon en toda 
bucnaGramatica $ porquc dice : Mi Jmado a mi^yo a mi Jmaditi 
y no dice , que es lo que cUa es para fu Amado, y que cs lo que fu 
amado es para cUa. Porquc todo lo que fe figue, efto cs, el que es 
4ipacentado entre las a^cenas^hafta que amane^ca el dia^ de/cae^an 
lasfimbras'y ya es de otra difcrente razon que la primera. Pero fi 
fe confidera atentamente aqucUa (cndda claufula del alma : Mi 
Amah dmi^yyoa mi Amado j quanto ticnc de impcrfcccion en 
la oracion , ticnc dc perfcccion en el afedo. Porquc luego que 
dijo fu fendmiento , mi Amado a mi , fuc tan alto cl conocimiento 
que la dicron,de lo que es (u Amado para ella,que no hallo ter • 
minos con que explicarlo. Porquc fi ^gzia^W Amado A mi es Ef- 
pofo $ podia decir , poco cs Efpofb, que tambien cs Padre. Si di- 
gcra , l/R Amado a mi es Padre, podia decir : poco cs Padre, por- 
que tambien cs Amigo. Si digera , VR Amado 4 m/, es amigo ver> 
dadero , podia decir : poco cs amigo, porquc tambien cs Seiior. 
Y fi Ic llama Seiior , podra decir : poco cs mi Scnqr , porquc um- 
bien cs mi Dios. Y fi le llama Dios , le podia dcdr : aun es otra 
cola para mi, que Dios, porquc es mi Dios, y Rcdentor.Dc mane- 
ra , que reconodendo que no podia baftantcmente cxplicar lo 
que {entia , fino con el afedo del corazon interior , cxplica el fi- 
lendo , lo que no puede cxplicar la Icngua. De la mifina manera 
defpues de haber dicho,M/ ^m^o a mi, fin poder cxplicar que cs 
fii amado para ella , dice ^yyo a mi Amado , fin poder tampoco 
declarar , que es ella para fii Amado. Porquc fi digeflc : yo a mi 
amado (by amante , dira ; no merczco fer amante , hallandome 
tan llena dc piopio amor. Si digeflc foy fu cfpofa , diria: no me- 
rczco (cr fii cfpofa tan llena de impcrfeccioncs. Si digera (by fii 
ciclava , diria : no merczco icr fii eiclava tan llena de dcfeftos 
para (ervirlc , y de tibiezas para amarle. Con lo qual , aquel pa- 
rar en la cxplicadon , hace mayor la ponderacion , y tanto mas 
ic dice , quanto mas (c calla. 

4 Deipucs dc haber explicado fii amor , con no expli«arlo, 
y pondcrado fii fincza con callarla , pafla adclaatc , y cxplica la 
condicion amorofa de fii Amado. £1 qual , es apaccntado en las 
Tom,Vl, Ff azu- 



2i6 VARON DE DESEOS. PART. fll. 

azuccnas , hafta que amanczca d dia , y dcfcaczcan (us (bmbras; 
Qui pafcitur inter lilia , donee a/piret dies , ^ incUnentur umbrd, Y 
hafta cntonccs dice que le ha de amar. Y aqui es de notar , que 
eftan las ovcjuelas , que fignifican las almas dcvotas en efte jardin 
de vircudes , apaccntandofc , y dice el alma que (u amado cs el 
apaccntado : Quipafcitur inter lilia ^ para darnos a entcnder la fi- 
neza de nucftro verdadero Efpofo, y Seiior Jefii-Chrifto nucftro 
bien , que con lo que no(btros nos alimencamos en lo bucno , (e 
iuftenta fu Diviiia Mageftad , efto es , que (c alimenta con nueftro 
aprovechamiento efpiritual , y vive con nuelbro aliento , y (c fe- 
frigera con nueftro fufterito. Y que fiendo afsi, que es Origcn dc 
la bondad, y que no necefita de bondad, antes a todos da bondad; 
jiperiente te manum tuam^ omnia hnplebuntur honitate: (a) con codo 
cflb (c hacc neccfitado fii amor,de lo que le (bbra a {u.E{cncia,y 
quiere que parezca , que le fuflencamos de virtud , quando nos 
mejoramos de coftumbres,y que recibir,y promover riofbtros (u 
amor , es darle amor. 

5 Confidero en efte cafo al Seiior como a un jugador , cuyo 
es todo el refto , y el dinero de la mcfa , que por entretener el jue- 
go da el dinero a los jugadores , y hace como quien gana lo que 
ya es fuyo, y que pierde lo que fiempre es fuyo, aunque lo pier- 
da. Afsi nucftro bucn Jefus , gloria , y alcgria de las almas , ha- 
bicndonos dado el amor,cicne gufto de ganarnosel amor^y apc- 
nas nos lo ha ganado con tenerlo , quando nos lo vuclvc orra vcz 
para que fe lo ofrezcamos^y para volvernoslo a dar. De manera, 
que dice que le damos lo que rccibimos , y con aquello que nos 
cnriqucce fc confiefa enriquecido , haciendo entretenimienco dc 
fus finczas , y juego inefablc de fu amor. Y de efte fe puede en- 
tender el dc la fabiduria , dondc dice, que fc cntrctiene, y jucga 
con los hombres, quando dijo: Terfingulos dies ludens::: ludens in 
orbe terrarum : isr deliti* me^ ejfe cumfiliis hominum, (b) Porquc pa- 
ra Chrifto nueftro bien verdadero Amante^y Amor de las almas, 
no hay mayor recrcacion , que la del amar , y fer amado dc cllas. 

6 Dice que fu amor es apaccntado cntrc las azuccnas , qui 
fofcitur inter lilia. En lo qual cxplica la pureza de fu amor 5 por- 
quc en el trato interior dc Dios , y en fus fagrados amorcs debc 
confervarfe pureza, pues qualquiera propiedad del corazon , qual- 

quic- 

(jk) Pfalm. ioj»v. 18. (b) Proverb. 8. V. JO, & 31. 



VIA UNmVA. SENTIM. HI. 227 

quicra afcdo dcfbrdcnado del alma , cmbaraza ,^ impidc la union 
que en eftc (cntimiento (c cxplica. Pondera lucgo carabicn , haf- 
ta quando han de llegar eftos amorcs dc Dios con las almas , di- 
cicndo : iDonec afpiret dies , iT inclinentwr umBrd, Hafta que ama- 
nczca aqucl dia ctcrno , que nunca (c ha de acabar , y acaben dc 
cacr las fombras que nunca mas (c han dc levancar. Con que nos 
da a enccnder, que las finezas dc Chrlfto nucftro bien en el mun- 
d.o con las almas devocas, han dc durar lo que durare el mundoj 
y que fiemprc eii ^1 tendra (ancos con quien recrcarfc , y diver- 
tiric dc los pecados , y ofenfas que Ic hiciercmos los malos. 

7 Bcplicafc admirablemencc la gloria , y bienaventuranza 
que (c figue a las almas^deipues de acabado el mundo con el iui- 
cio univerfal,y a cada una dcfpucs del particular fi la Ueva fu Di- 
vina Magcftad para si , con aquellas palabras : Donee afpiret dies, 
Llamando dia verdaderamente dia , a Ja gloria de los Bicnaven- 
turados. Con que nos cnfciia que no fbn verdaderos dias eftos que 
aqui gozamos,6 por mejor dccir padccemos,ahogados,y afom- 
brados de tancas noches. Y para que /c cntendicflc mejor qual 
(era aqucl dia ctcrno, y verdaderamente dia, lo contrapone a las 
(bmbras dc cfta vida , que cntonccs fc han de acabar. Como quien 
dice : en cfta vida tranfitoria , todo lo que cs dias fon tinicblasj 
y todo lo que (on luces fbn Ibmbras. Dc {iicrtc , que lo tcnebro- 
(b , cs tcncbrofb , y lo lucicntc , no cs claro j que cs lo que dijo 
con bicn propia fignificacion el Santo Saccrdote Zacarias , Padre 
del gran Bautifta , que habia dc veair una luz , que alumbraflc a 
los que cflamos a la (bmbra dc la mucrte : Illuminare his , qui in 
tenehris , ^ in umbra mortis /edent, (c) Debefc' tambien advcrtir, 
que aquella palabra donee , que quierc dccir hafia , no (e ha de 
cntcnder , que limita las finczas dc Chrifto nucftro Sciior 5 fino 
que las cxplica , como muy frequcntcmentc (c enticnde en la Sa- 
grada £(critura , efto cs , que manifiefta lo que pafa , Cin pafar a 
cxplicar lo que no (c duda. 

8 Y am las almas que fucren favoreddas hafta el fin del' 
mundo , lo (eran tambien dcfpucs de cl ; porque aqui (bio quifb 
pondcrar las finczas de Dios en cfta vida , dando por conocidas, 
y dcjando a la f^ las de la etcrna. Efta afTcntado el Amor Divino, 
y cl alma en cl jardin 5 con que (c fignifica , que ya cs eftc fen- 

Tom.yi. Ff2 ti- 



(c) LttC. I. V. 79. 



128 VARON DE DESEOS. PART. 'in. 

timicnto uno dc los dc la Via UnirivajCn dondc no fc bufca lo que 
no fe ticnc , fino que fc goza lo que fc ha hallado , y cfto manir 
ficfta eftar aflcntados , y coronarfc con las dos manos , uno a otto, 
y afidos de las otias dos: para dar a cntcndcr la accion , y la in- 
tencion del alma , que al tiempo que con (antas obras corona a (ii 
Efpofb , cfta afido el corazon con ardientes dcfeos a (u amor. 

EfeBos, 

^ »T^ndra cl alma en eftc eftado tcrni(simos (cndmicntos dc 
I amor,y fi ella que los (iente (como hcmos pondcrado) 
no los fabc explicar , cs de crcer , que no (abre yo dcclarar lo que 
cUa fientc. Es cofa cicrta , que cs tan grande el gozo interior del 
alma en rccibir del Amor Divino cftos amorofbs afedos,y algu- 
na luz de que efta en (u corazon , que cntonces no es la fincza 
morir con el {cntimiento , fmo poder vivir con cl, 

I o El alma que a(si (e vicre favorecida , (c hallara igualmen- 
te alegre, y (bla 5 porque aunque eftc en ocupacioncs exteriorcs, 
como fean de obediencia , u obligacion de (u eftado, (entiracn 
(li interior una luz tan dara , y la tendran cl corazon tan (eguro 
en (u amado , que reconoccra que efti mas (bla enmedio dc todas 
las criaturas , que en otro eftado en la mayor fbledad. 

I I No porque tenga cftos fentimicntos de amor , (c acorta^ 
ra en el obrar $ porque como en eftc eftado ticnc poca parte (li 
propia voluntad , y caft todo lo gobierna la dc Dios , £icilmcnte 
la dara a entendcr (u Divina Mageftad lo que mas la convlcnc; 
y ho querra (bio que (c hallc en (u minifterio fcrvorizada en la 
contcmplacioh con el fentir, fino en la accion con el obrar, por- 
que la daran amor de partidpantes , baftante para confcrvar , y 
para repartir. 

12 En eftc eftado , (abra mcjor (cntir , que dccir , y Hcndo 
muy eloquente cl corazon , (era muy balbucientc la Icngua; por- 
. que va crecicndo la enfermedad del amor divino con (ii prcicncia, 
de mancra , que (c van trabando las facultades , y fcntidos para 
el alivio , aunque los tenga difpueftos para cl trabajo. Y como cs 
mas interior eftc (cntimiento, va de(caecicndo lo exterior, y coa 
la ocupacion que (icnte dentro dc(u corazon, no pucdc explicar- 
(c afiicra , y a(si mudamentc le dira , y con tierno , y vcrdadcro 
fentimicnto en lo mas interior del alma: 



Afec- 



VIA UNmvA. ^NTIM. HL 2Z9 

AfeHos, 

II ? Tr\l/^ff«x mm mhiy^ ego illi^ quipafcitur inter iilia , do* 

I M net-off hret dies , ^inclinemur umlnra, Af7 Jmado a mi 

yyo k H, A^uel Amado , que pace entre a^iucenas , hafta^ que llegue el 

iia cm acabarfe lasfombras. Mi Amado a mi,y mi Amado para mi. 

Yd a mi Amado , y yo para mi Amado. O Amado mio , que no 

fiicrais Amado mio, fi primcro Vos no mc huvicrais amado! <C6- 

mo pudicra mi alma Ucgar a Vos , fi Vos no huvicrais primcro a 

cila Ucgad© ? No (bio a clla ilcgado , fino llagado fuc mcneftcr 

que la viclTds , y la miraflcis, y la UamafTcis, que la alumbrafleis, 

y la abrafaflcis. El Amado^y cl amormcmiro, y mc llago./n uno 

oculorumjmrum. (d) Y con (u vifta mc cnamoro. Mi Amado a el 

mc llcv<S. In uno crinum/uorum. («) Y en uno dc (us cabellos mc cn- 

lazd. Un cabdlo vucflxo bafta a llcvar a quicn no pudicra ir fin 

Vos,niauncon muy fiicrtcs cadcnas. Un cabcllo vucftromc 

ienamor^. O luz que alumbrais , y calcncais ! O Sol , que calen- 

tais , y abrafais ! O fiiego , que ardeis , y no confumis ! Vos , Sc- 

fior, nos alumbrafteis. Vos- gloria mia^nos calcntaftcisj Vos,amor 

mio, nos abrafaftcis : como pudicramos , mcnos que con vucftra 

luz , (alir dc tantas tinieblas ? Como pudicra fin vucftro ardor def- 

helarfeel hiclodenueftra percza?Como pudicra fin vucftro fiiego 

pcrfcvcrar nucftro amor , y haccr mayor fu calor? 

14 DileSius meus mihi, W Amado a mi ^j para mi. Que no 
OS conccntais , Jcfijs mio , dc vcnir a mi , fino que (bis todo para 
mi! Para mf, Jcfiis mio, (on vucftras pcnas , para mi vucftras Ua- 
gas , para mi vucftros dolorcs, para mi vuclbra {angrc , para mi 
vucftra Cruz , para mi vucftra Pafion , para mi vucftra Rcfiircc- 
cion , para mi vucftra Afccnfion. Con vucftra Pafion mc habeis 
redimido : con vuci'ha Rcfiirecion mc habeis dc rcfudcar , y lie 
var con vucftra Afccnfion. Ai/ Amado para mi , grangeo mcreci- 
mientos , adquirio tefbros , egercito virtudcs , obro milagros. 
Aquclla obediencia rendida al Padre dc mi Amado , aquclla pa- 
cienda infinita en la Pafion , aquclla inimitable perfeccion dc fii 
(anta vida , y mucrtc fuc para mi. 

1 5 0ilefius meus mihi, Finalmcntc , que (bis ? Mas que no 
(bis para mi , Amado mio? Sols Amante , fbis £{pofb, (bis Maef- 

tco, 

(d) Jn une peHlamnt humm. Cant. 4. v. 9. (e) In wio aint cclli tut. Ibid. v. 4. 



2 JO VARON DE DESEOS. PART. SL 

tro , fois Sciior , fois Rcdcntor , fois Dios , fois todo lo que hay 
que fcr para mi. Y fiendo afsi , Amado mio , que fois todo cfto 
para mi , dudo fi fois Vos mi Amado. No puedo dudar, en fi fois 
mi AmantCjfolo dudo en fi fois mi Amado, porquc vueftras fine- 
zas fon cicrtas, y las mias inciertas, y dudofas. Si como confiefb^ 
que Vos me amais , yo os amara , fi como reconozco , que (bis 
mi amante, fupicra que (bis mi amado y grande fiiera mi coniue- 
lo. Y todavia Uamo mi Amado , porque aunque el conocimienco 
de mis miferias me recarda,el dc vueftraMiicricordiamcanima. 
Mala vc mi alma fu inclinacion , pero herido fiento el cocazon. 
Grandcs. reconozco mis culpas; pero ardiente fiento mi amor. tSi 
efta ardicndo mi alma en vucftro amor, puedo dejar de llamatos 
mi Amado? Mi Amado fbis,miSenor,que afsi me lo efta didando 
mi amor. Mi Amado para mi naci6,mi Amado para mi padecio^ 
mi Amado para mi murio : 6 aezca mi alma a la vida efpirinial, 
6 viva , y muera por cl. 

1 6 iDiUBus mens mhi , iT ego illi W Amado i m/ , jr jio i mi 
^Amado, Qwi he fido yo a mi Amado? Enemigo. Qu^ he fido a mi 
Amado ? Ingrato. Que he fido yo a mi Amado? Defconocido. Ay 
Amado mio , que finezas tan ligeras , que amores tan riguroibs! 
No puedo Amado mio decir , que he fido yo para Vos , y qu^ 
habeis fido Vos para mi , fin eftarme acufando a mf , y eibros 
adorando a Vos. Ego illi ^yo a el. Que he fido ? Embarazo. Qu^ 
he fido ? Ingratitud. Qui he fido ? Cruz. Que he fido ? Tormento. 
O dolor , 6 (cntimiento ! No puedo ofieceros mi amor , fin en- 
4tontrar primero con mi olvido ,no puedo reprefentar mis afcAos^ 
fin hallar primero mis defcdos. 

I J S)ileSius meus mihi , ^ ego illi. Mi Amado a mi , que ha 
fido ? Pordonador , <?* ego illi, Y yo a mi Amado ? Perdonado. 
Pues,mi bien,ya yoos he hallado,ya puedo cxplicar mi amor. Mas 
OS ama , a quien Vos mas perdonafteis : Cui autemplus dimittitury 
tlus diligit, (0 Ego Hi, Yo a mi Amado perdonado pecador , ado- 
ro y perdonado , delinquente , venero $ facinoroib perdonado, 
reverencio. Yo a mi Amado , eiclavo redimido , hijo prodigo rcC- 
tituido , diicipulo convercido , yo paralitico curado , vueftra pie- 
dad glorified. Ego illi, Yo a mi Amado , eiclavo redimido con fix 
(angre , quando amante me hirio con iii amor lleno de alegria, 

quan- 

(f ) sic kg. IX Ambr. in Pfalm. 1 1 ?• fol. 8 19. liu F. 8c lib. 3. de ETp. S. coL 69U liuB. 
cdUL P^C 1*96* & I>. Oprian. Ub. j.teftimoii. cap. titf.pag. jaS. edtft. Parif. i7»<. 



. VIA UNITIVA. SENTIM. ID. iji 

quandd me recibio perdi(io,quando me admido rendido, quan« 
do de la fervldumbrc del cnemigo me libro $ rcverencio , adoro, 
y glorifico* 

1 8 O Amado mio ! nunca baftantemente de mi amado! 
Yo a Vos , yo de Vos , yo para Vos , y o con Vos , yo en Vos , yo 
lux mia dentro de Vos , no quiero , mi Jcfus , fino a Vos. Ego illi, 
Yo a Vos voy , yo de Vos (by , yo para Vos quiero morir , yo en 
Vos quiero amar , yo dentro de Vos quiero habicar , y morir. 
Afiiera amores de afuera , que no (bis amorcs , fino errores. Afue- 
la pafiones de afuera , que no reconozco ocra pafion , que la pa- 
iiofide miRedencion. Afuera corre{pondenciasengano{as,que no 
he de tener ocra correfpondencia , que la conftante , y fina de mi 
Amado , de aquel Amado de las almas defeado y y adorado. De 
aquel que reparce las virnides con cenerlas , que las recibe con 
darias , quifa/citMr inter lllla : de aquel Aucor de toda pureza, y 
promovcdor de pureza , y a quien {o\o (e debe la pureza. 

1 9 Qm pajcitur inter lilia : de aquel amado , que qUando 
fuftenta ^ es fullentado , quando favorece , (crvido , quando es 
amado, enamorado. S)onecia/piret dies : de aquel Amado, que no 
denen fin fiis finezas , que lleva las almas^ por lo dulce de fii amor, 
por lo regalado de fii pafion , 4 lo infinito de (u duradon. Sereis 
fiempre , Amado mio , mi Amado , y d^ndome Vos vueftra gra- 
da , no dejar^ de amaros , Amado , y Amante mio , hafia que las: 
(bmbras que efcurecen efta vida,ce{cncoh la claridad de vueftro 
cterno dia : con la claridad de aquel dia fin noche,de aquella luz 
Gn dnieblas , de aquella claridad fin e{curidad. Dia en que hemos 
de ver vueftra cara , cuyos minutos (on figlos , cuyas horas (on 
ccernidades. Dia, que defaparece eftas. Umbras, elbs cinieblas, y 
cfcuridades : Donee ajpiret dies^ O* inclinentttr umbr^. 

0ociimentos» 

20 T^ N efte efbdo el alma tendra tan buen Maeftro , que 
I ^ con dejar(c gobernar de fiis {ancos impuUbs , y divi- 
nas infpiraciones , le (bbra quanto la podemos advcrtir. Toda via 
(era bien que tcnga cuidado de guardar fii fccrcto para si , pro- 
movicndo el ardor de fii enamorado corazon con el filencio ,que 
es cl que mas'eficazmente (bpla , y enciende.(us llamas. 

% I Vaya ficmprc con el amor a la vifta de las obras , por- 
quc de lamanera que cl bulen t*iloto*quando (bpla el viento en 



t^i VARON DE DESEOS. PAKT. HL 

popa , amayna un poco las vclas por aflegurar el ticmpo, y qui-' 
tar el ricfgo a la felicidad 5 a&i el alma per&da quando {e v6 mas 
encendida de amor p que es concencemplacion pura , ha de ateh- 
der mas a las obras , que cs accion,efto es , obrar con tal perfec- 
cion en (ii minifterio , que (e mueftre que (on fruca congrua del 
arbol de (ii amor las acciones de (u vida. Y tengan (lempre los e(^ 
piricuales prelcnce las palabras del Maeftro nueftro bicn , y Senor, 
que no (cfialo a los defeos para calificar las obras , fino a las bue« 
nas , y (imtas obras para ciJificar los defeos ; Nonpotefi arbor bona 
malosfiuSiusfacereine^ue arbor mala bonosfruButfacerev,\ txfruc* 
tibus eorum cognofcetls eos» (g) 

2 2 Juntamente con atender a las obras , cenga fiempre pre- 
fente la humildad , y viva refignada con la obediencia a Dios , y 
a (us Confefbres , obrando rendidamente lo que le fiiere manda- 
do , que efta es ocra prueba admirable , y la mas iina de la rem- 
ind del efpiritu. Efto es,que quando mas fiivorecida Ce hallael al- 
ma , cfte mas redgnada , y quando mas encumbrada , mas dcf> 
hecha. Porque nueftra naturaleza cs cal , que en los mas altos fii- 
vores de la gracia debe vivir mas atenta a aniquilarfe , porque no 
Uegue en un inftante (in efte cuidado a perderfc. 

2 J Haga guirnaldas , y coronas de virtudes a (u Amado , j 
egercitelas con heroyco fervor , y de(co ardiente de agradarle, y 
quando (e vea mas encendida el alma de amor , con(iderc que cs 
todo debido al amor divino ; y que fi el que ella ticne , tuviera 
otra alma mas reconocida , y menos perdida , fuera en (umo gra- 
do perfeda, y en ella eftan los (entimientos , y flores e(pirituales, 
como las naturales en el vafb de barro quebradizo. Y s&i como 
fiiera de(atino de(vanecer(e el barro de las flores , que (u amo plan- 
to en el , lo (eria de(vanecer(e el alma , de que Dios ponga amor 
en (u corazon , que es un poco de derra , (bio durable por la Bon- 
dad , y Mi(cricordia del Senor 5 pero de (ii nacureleza firagil , y 
perecedcro. 

(ad MattIu^r. it.& M. 




SEN- 




fnK wmrivA. sENTiKf.iv. ;»j} 

ISENTIMIENTO IV. 

fM^OKESB EL ALUA BH LA SOLERAS) , T QUE 
tiene delante al Amor ID/Vno , de cuyo roflrofale una lux,., ^^^ da en 
un injhrumento ^y Aguja de mar ear ^la qual iiene ella en la mam l^r 
^ulerda ^y con la derecha ^puefiafobre el pecho , le ofrece los mol>i> 
mientos de fu cora^^n enamorado y.con las palahras de los. 
Caritares en el cap. y. v. lo. 

Ego <}iic£lo meo , & ad m& cenverHo ejus. 

Eflado, 

N eftc (entimiento nd 'd6ja dc cener dificultad (u 

explicacion 5 porque ficrido a{si , que cs prcfiipucf^ 

to conftante , que en todos los caminos , y pafbs 

de la vida efpiritual (t propbncn eftos (entimicn' 

tos , (egun mi ihteligencla , k incento , para HgnU 

£car el aprovechamiento del alma qiftfc figue a Dios , y a(si cada 

iliiibiacion es un gtado por donde feUibe'en efta maravillofa cf- 

cala de Jacob 5 con todo eilo ^ en*eft<\ fbitimienco piarece que fo 

halla ttienos aprovedhada el alma que eiv el pafado. Porque eh 

aqucl dijo , manifeftando Hi amor:'JD/7el2uf meus mthi^^T egotUU 

Mi Amadopara mi\yyopara^il. En dd^de juntamentc fc pondera 

por eh^oriofb San Aguftin, que comenzo el alma en el Amado, 

y acabo en sL Y aqui comienza,y acaba diametralmence contra* 

xia al ahtecedente : Ego dileBo meo ^yod mi Amado y.^ ad me con^ 

^erfio ejus ^ y a mi la correfpondencia de mi Amado » Y ii file pef'* 

feccion conocer en el pafado (cndmiento , que del Amado ha de 

comenzar el amor , para que (ea Hno j y que ha de venir a parai 

en el Amado , para que (ea verdaderamente amado ; imperfec- 

cion (eria , y no pequena , querer que el amor comiencc en el 

alma , y que la correfpondencia del amor pare tambicn en ella. 

Oon que vendria el alma a alzarfe con el principio , y con el fin 

<icl amor , hacerfe el Alpha , y Omega de las finczas de Dios ,{ien- 

<lo fi>lo de fu Efpofb , a quien fe deben las primeras luces del 

amar , y todos los redicos del amor. Porque no de otra mancra, 

<jue una vela enciende a otra, enciende el corazon de Chrifto Se- 

nor nuefbro al de fus fieles , y fin que preceda fu luz , no puede 

arder vela alguna. 

TomyU Gg Pc- 



i|4 VARON OE VSSnCrS. PART/IIL 

2 Pero aunque a la primera viil-a parecen cftos dos lugaivs 
contrarios 5 con todo cffo , dc cal mancra tienerrcorrclpondcncia 
el usocoq el ocio , que cl uno al otro (c firven de explicacion. 
Porquc fi cl alma antes de haber coti^fado , que fu Amado era ' 
para ella , y ella para fu Amado, quificra (cr cUa para fu Amado, 
y (u Amado para ella , pudiera confiderarfe la impcrfeccion que 
tan.dclgadamentc confidcra el Sanco Dodor. Pero lucgo que ella 
ic ha dado , y confcfado al Sefior la palma , y corona del venci- 
miento en amar , reconoiciendo en el pafado fcncimicnco, que el 
amor que ella W cicne y comcnzo del iamor de fu Amado, y que 
en 61 ha de parar, muy propiamcnce dice en eftc, que ella cs pa^ 
ra (tt Amado , en que explica el amor que ficnte en si ,'y que fu 
Ainado es para.elki,en qUc pondcraiasBnezas d^fu Amado. Por- 
que aquel , yo pMra mi Amnio , no lignifica propicdad , (ino ho- 
locaufto , y {acrificio del alma : y aquel , mi Jm4dopara m/ , no 
iignifica vanidftd del ^ma-esx ponderar {us metocimientos , fino 
ponderacion de las finez^s de Efpofo en el amor que dene a las al- 
mas. De aqui colijan Iqs e^irituales quan peligro^ palabra cs, 
ep ,>o , en d camino my0aeo , puds aun en una jaculatoria tan ' 
interior , y fanta c<>mo> para mi Amado yColo por comcnzarcoii 
efte pronombre , yo., que {gele {^nificar pro^cdad ^ y aun va- 
nidad , cs mcnefter cuidadd^para cxplicarla. 

^ Eftajpues, muy jdi&rctamente pincadael alma en. efte 
i^ntimicnto , que figue al Amor Divino coil un inftnimeneo de 
navc^ en las manos , qust los marineros llaman cl aguja , la qua! 
tocada a la picdra imah que dene toda fu fimpatia con d noitc^ 
ficmpre mira a aquella parte , por muchas bueltas que d^ d na-- 
vio , y el carton que la contiene. £1 Norte en eftc cafb csChrifto 
nucftro bien , la picdra que mira i cl norte , cs d amor divino^ 
que vive en d alma > y la aguja tocada a la picdra , cs d corazon 
dd chrifldano. 

4 Dafenos con efto a cntender , que cl nortc que hemes de 
{cguir en todo lo interior > y lo exterior , cs la voluntad del Se> 
nor , mirando a la aguja de amor , tocada a la ardicnte caridad 
de Chrifto nucftro Senor. Y dc la mancra que la picdra iman Ue • 
va tras si al hierro , y al acero , con oculta virtud , y maravillo(a 
fucrza ; de cfla mancra (u Divina Magcftad , que cs la picdra iman, 
que llcva tras si los corazones > y las almas , aunque hayan fido 
mas rcbcldcs que el bronce , y mas fucrtcs que d hierro , fi de 

vcr- 



VIA UNITIVA. SENTIM. iV/ 455 

verdad eftan tocadas dc (u amor , las trac i si con notable acrac-» 
tiva , y facilidad. Con que cl bucn piloto dc la vlda clpiritual, 
iicmprc ba dc cftiraccnco a los movimicntos del amor, y i don- 
dc vicrc que mira la aguja dc la caridad divina, alli fija Gi hor- 
tc , que es Dios , y con cflb no ft perdcra en efla incicrta, y tor- 
mcntoia navcgacion dc la vida. 

5 Tambichpodiaconfidcrar{c,qutcncfteinftnimcntoad. 
mirable dc la dpiritual navcgacion, cl Norte cs cl Padre Etcrno 
la Picdra unan cs cl Hijo , la Aguja (4 quicn , y al Pddre fc toca 
cfta Oivina Picdra , Tetra autm erat Chrifius) cs cl- amor ardicnte 
del E(pirim Santo. Y afsi cl alma S\ quicr^ hallar al I^drc , que 
cs (is norte como Criador , y Padrt fuyo , bulqudo pof los mcri- 
tos del Hijo, y al Hijo por cl amor del Efpiritu Santo, y con cfla 
vendra a cftar fcguramentc navegada. 

6 Puedefe tambicn dccir , que cl Norte esChrifto nucftro 
bica , la picdra iman , (us (acrofantas viitudcs , que a (u imitation' 
jios combidan , y periisadcn , la aguja tocada a la picdra , cr co- 
razon cnamorado , que con abfiias Hefca , y procura la imitacion' 
del Scnor, y cl navcgante cl alma que ic gobierna por el norte ,y 
poi: la aguja , y figue los movimientoiinteriorcs del amor. Atei- 
ini(mo podia confiderarfc , qUc el norte cs Chrifto nucftro bieh^ 
la picdra que mira al norte , laVirgen S^ntiisima Maria (u Ma- 
'(drc ,1a devocibn a la Keyna dclos Angeles , cs la aguja locada a 
cfta picdra (bberana , y quien figuiere con atcncion el rumbo dc 
con{ctvar,y mcrccer tal amparo , navegara con feguridad , y fc- 
liddad en la vida del efpiritu. 

Bfitki» 

^ ^TTlEndra en cftc eftado cl alma mas lu2 que hafta aqui pa- 

I ra (eguir los movimicntos intcriores , y vera lo que an- 

tia no vela dehtro dc si , no tanto dd lo perfedo del alma , que 

cs lo que le importa $ dc donde la rcfultara mas fupren),o grado 

dc humildad , y a cftc pafb creccra tambien cl amdn 

S Juntamente con el conocer mas en efte eftado , (e ha- 
Uara con mayor calor para obrarlo mejor ,y efcufar lasjmperfec- 
dones que rcconocierc ; porque al paib que crece el amor , y el 
conocimiento ,- cobra fuerzas el cuidado de limpiar d alma , y 
purificarla para que viva dignamentc en ella (u Efpofo* 

9 No (bio tcndra mas luz para conocer en si lo imper^iflo^ 
rm.n. Ggz fi- 



2 ^ 6 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

fino para atender , y fcguir los movimicntos dc lo per&'dd , y de 
lo fanto } porquc d nortc 4 quicn figuc , y la picdra iirian , que 
con (iicrza (ecrcta la guia , la dara a cntcndcr con mayor delga* 
dcza fu gufto , y (eguiri ton facilidad dcfafida los movimicntos 
intcriorcs , que antes afida a lo temporal , ni (e hallaba con lux 
para vcrlos , ni con fiierzas para prbinovcrlos. 

xo Con cftc medio (entira grande aprovcchamiento en el 
camino e(p!ritual , c interior , en el qual cs coTa cierta , que cl que 
anduviereen verdad , y con pureza , refignadon , y obedicncia, 
ie adelantara mas en icguir lasinlpiraciones cpn que Dioslc efb- 
xi guiando, y gobernando, que Icraii muy delgadas,y fifcqucn- 
tps } que en quahtas pehitencias , y a{perezas puede ofireccr & pro- 
pia voluntad a fu amor. Porque de la manera , que a la moneda 
u(ual , no le da valor (ino el fcUo en qualquier metal , o mcaisrial 
que fe imprinia $ a{si en lo que fe hace por Dios, cs el fcUo de fu 
fanta Voluntad , y gracia , el que le da el valor, y el que cbmpra 
cl Cielo cpn efta moneda , ya (ca la materia menor , o cl metal 
grolero. Efto es, que aunquc las delgadezas del amor no (ean taa 
grandes, ni las obras tan Beroycas , le aflegura fu efpirituai apro^ 
vechamiento con ventajasa los demas egercicios,fi hace en todo^ 
y por todo la voluntad del Seiior , fin hacer la (uya en cola algu- 
na , fino es en quanto hace la voluiltad del Senor. Y en atinar a 
cfto , y que fus obras vaya^^feibdas de Dios , y le (can agradablcs. 
en todo, ban trabajado tanto los Santos, y pidiendole frequentc-*' 
]aente,que les en(ene a hacer (u voluntad : S>Ke mefacere yoimi». 
totem tuam, (») Y afti , efta alma enamorada , figuiendo los mo- 
vimicntos del amor , y las finezas de la correfpondencia ,dice coa 
(uave , y tierno (entimiento: 

1 1 T^gQ dtleSh meo , <P'adm corimfio ejus. To A m AnuUoy 
■ ^ yimifu correjpondencia, Siento que amais , Jcfiis 
mio , en que os amo , pues no os pudiera yo amar , fi no me 
amarab : E^o dileSo meo, Yo efdava a Vos vivo rendida , y obe- 
deciendo^y Vos a mi fuavc, y mifericordiofb, mandando. Ado- 
ro la correfpondencia de vueftro Divino , dulce , y verdadcro 
apior $ pero quiero egccutar vucftros coi^jos , y preceptos, para 

ha- 

(•) VUim, I4S, t. 1*. 



VIA UNmVA. SENTIM. IV; 257 

haccr mis afciios mas pcrfcdos. Yo a amar ,y Vos a mandar ,yo 
a adorar , y Vos a gobcmar , yo a caminar , y Vos a guiar. Na 
merczco corrcfpondencia dc amor , pues no mcrecc la cfcliva'd- 
amor dc (u feiior. Tcnga mi alma cl amor que dcbe para amaros^ 
(ca la corrcfpondcncia al recibirlo , (ca todo mi cuidado al ofrc- 
ccrlo , a^irc mi corazon a {cr amante , a{pirc a amaros^ gbria 
vcrdadcra mia ^ a adoraros,y fcrviros, que el amairme a mf Vos^ 
.amor verdadero mio , yolo dcjo a vudftrp amor., • 

1 2 Vucftr^ luz me da luz para qtic Tea vueftfa luz 5 vueftto 
amor me da amor, para que arda en vucftro amor. Alii ha de^flw 
el am«)r , donde efta el conocimientx) ,y alii la fincza ^.dondc afifi 
tc la obligacion. Yd os amo , porque cs jiifto , y ^orqiie cs-gufltj 
vueftro el amaros j porque lo ficnto , y porque Jo quiero ^ ^d 
que. lo quiero , y porque lo debo : vuefea luz me lleva , Lup 
del mundo : vucftra hermofura me cautiva , Hcrmofiira dc lo 
criado: vucftra Bondad me perdiade , Origen de labondadt 
vueftra Piedad me combida, Fuente de la piedad. Si' quiero amat 
lo grande , y la inmenib , Vos comprcbcndeis al univerlb. Si quie- 
ro amar lo podcrolb , Vos gobernais Jo criado. Si ^quiero amar 1<J 
.iabio, Vos (bis la Sabiduria del Padre* Si quiero bufcar lo luddb, 
Vos dais luz a la luz material , elemental , y e(piritaal , y fin Vos 
fiiera dnieblas la luz. Si quiero amar lo pcrfc£fco^ Vos ^rficiottaii 
la materia con la forma, la fiiftancia con la circunftancia,y acci^ 
dentes. Si quiero amar lo liberal , Vos criais los tefbros^y los re- 
partis. Conoceis los pobres , y los (Iiftentais , reconoceis los ailigi* 
dos ,'y los confolais , elegis los buenos , y los premiais. > 

I ^ 2 A quien debemos efta luz , que miramos, 6 Luz etema, 
fino a Smeftra luz ? A quien debe la tierra fu fecundidad, el agua 
fu humedad , el calor fii a£Hvidad , el ayre iu icrenidad ? Quie4 
cftos quatro elementos los deftempla para nueftra direccion , y los 
cempla para nueftro remedio ? Quien da favor a el alimento , olor 
a las florcs , color a lo vifible , cftimacion , y valor a lo invifible? 
Quien promueve lo bueno, y amable, quien contiene lo nodvo^ 
y fermidable ? Quien reparte las aguas que fertilizan los campc«> 
Quien da flierza a las (cmillas que fccunden los aiios ? Quien d4 
oculta virtud a la creacion , para queie haga con ella la produc- 
cion ? Quien de un grano'deshccho , que arroja el hombre , cria 
muchos , que fuftenten al hombre ? Quien al atbol deGiudo dc 
hojas,y de frutos, con el rigor del Invierno,por oculta^ iniluen^ 

cias 



»4o VARON DE DESEOS. PART, ffl, 

(Documentos. 

" !i S Olg* cl alma , que (c hallarc en tal eftado a (u Norte vcr- 
^5 dadcro que cs Chrifto nucftro Scnor , por los movi- 
tnientos del amor divino , que es fu aguja , tocada a fu ardiente 
caridad , que es la piedra iman , que llcva afsi nueflros ycrros, y 
los con(ume , y atrahe, para remicirlos , y perdonarlos , teniendo 
por principal , y unico fin dc quahto obrare , la gloria <le Dios, 
in fcrvicio , y honra , fin que haya co^ alguna en cfta vida , que 
la aparte de eftc nortc. 

19 Es convcniendfsimo , que quien (e hallare en efte eftado, 
iiga puntualmence los movimienros del amor , y las in^lraciones 
•que nrcquentemente le eftaran gobcrnando^y dirigiendo, por fcr 
cflbs los medios con que cada cUa (c va mas perficionando, y abra- 
(ando , como lo hacia el Serafin encendido San FrandfcO) gloria 
de las Religiones , y luz clarifsima de la Iglefiaj el qual apenas re* 
conocia fentimicnto interior de que Dios qucria una coia , quan« 
do prontamente la egecutaba : 0>) con que fubi^ al altifsimo gra- 
4o de contemplacion , que no acaban debidamcnte de pondcrac 
las pluma de los mas eminehtes £{critores. 

2 o No por eftas infpiraciones , y movimientos intcriores ez* 
cluyo el con(ejo , y la obediencia } antes todo lo ha de gobcrnai; 
en la vida efpiritual con eftas riendas en la mano , porque fin obe- 
diencia , y confejo , todo va aventurado en qualquicra eftado : lo 
que digo es , que en lo que diere latitud las rcglas del cfpiritu, 
ohte , y de cuenta al Confeflbr , y en lo que juzgare necefario que 
preceda el con(ejo , lo (ufpenda , hafta aconfejarfe } pero fiemprc 
dando a los intcriores movimientos del elpiritu oido,y atendon, 
para hacer la yoluntad divina, con refignacion,y prondtudcon* 
-veniente. 

2 1 Aunque en todas las materias myfticas fiempre (e la en- 
camina i el alma al Confefibr , y Padre efpiritual , no (c ha de 
cntender materialmente , que a cada relblucion haya un conful- 
tor , y a cada f eiblucion un confejo , baftando que por mayor d6 
cuenta de todo , y figa la direccion que la dieren j 6 quando Bio- 
re materia grave , y de cuya refblucion puede (eguirfe algun da- 
no , 6 riefgo y que lo demas feria atar , y afligir las almas donde 

hay 

(b) P. Joaan* Haye , m vie* & Franc cap. i^ 



.. Vm" UNmvA. SENTIM. V. ' ^r 

hay poca copia de Padres e(piricualcs , dcbicndo. fiar , que quando- 
faltc , fcra cl Scnor cl Padre cfpiritual , y el clpiritu , pucs no folo. 
csfidyHnola mifma fidelidad : Qui dot omnihns afflutntur y<tT 

SENTIMIENTO V. 

?(BQTOnESE EL ALUA A LA ^E^t^A IDE UK MA<!(^ 
tempefttto/o en pie ^y mirando de cerca al Amor iDiTifino , el ^ual al- 
tiempo que la habla , con la re/piracion defpide un fuego , ^we deshact ~ 
dalma , coma fe fuele alfaego deshacer la cera , deftUando por los- 
ojos y la cahts^a ^y las manos lagrimas de amor. Telia' y para 
expUcar fu fentim^ento^e yale de las tiemas palahras 

de los Cantares en el cap. 5. v. 6, • " '. ' "; 

Anima mea liqucEidbt eft , ut (.dile<^us) locucus eft. r 

Efiado. : 

efte eftada el alma (ienteuno de]los cfedos ine^: 
fables del amor divino ij y muy ptopio de la Via: 
Unidva , que, es.'dcshicef la (bio con una palabra 
en amor ardiente fuyo. Pintafc difcrctamcntf cl 
alma con el Amor Diviao prefente ^ el qual coa 
I0 mifmo que la habla , la enciende ; con que clarameme (e nos- 
da a entendex , que Chrifto nueftro bien codo es amor , y que {u& 
palabras (on fuego , que abraGin-mas que la mas ardiente llama.; 
Deshacc(c cl alma al.calor de. efte fuego , y de (u pal^bxa diyinay 
para enfeiiarnos , que los efedlos mas utiles que hace en claims, el 
amor , es deshacerla , humillarla , y.aniquilarla : con que hallan- 
dola fin propiedad , afimientd , ni afeiSto a las criaturas , arde mas 
endla clamor. ' * 

2 No embaraza cl que cfta alma fc halle ya en Via Unitiva, 
para- juzgar que hay que deshacer en ella j pues la pureza que c\ 
alma debc a Dios , es tan grande , que todo el tiempo quccftur 
vicre en la Iglefia Militante , ha de ccner que purificar , hafta quq 
llcgue a la Triunfante : y aun defpues podra fcr que tenga que 
deshacer en cl Purgatorio de lo que no huvierc deshecho en efta 
vida. Deshacc(c.el alma en lagrimas; porque efte es el efe(f);o quo 
Tom,yi, Hh mas, 

(c) Job I. y* 5.« ■ ^ ' . ' 




241 VARON D£ BESEOS. PART. HL 

mas explica cl afcdo ardience del amor , pues como et toXizbn 
fiente lo que no puede explicar , ama lo que no Ucga agozar^ y 
arde en lo que no le acaba de acabar. Sale efte (cntimienco a los 
ojos , y dcshacefe en lagrimas , la que no puede 4c ocra, maneta 
hacer notorios (us defeos. Caenle arroyos dc la cabeza a los pies, 
y por las manos , tanto'para dar a entcnder la nierza del divino 
amor , que z&i deshacc a el alma » como para enfenainos , que 
la que llega a tener eftos dulces fencimientos, no fe contcnca coa 
que {c halle tierno el corazon^ iino que el amor del corazon en- 
ciende luego iantos pen(amientos,y heroycasobras, pafando dd 
{cntir al obrar , y del gemir al fcrvir, 

^ Succdele efte bicn a el alma , a la ribera de un mar tern- 
pcftuoib 9 y en donde (us olas eflian perdiendo a muchos , para 
que reconozca ella (u dicha. pues al tiempo que los viencos de la 
vanidad , dela amibicion , de la (enfualidad , de los vidos, cftaa 
perdiendo tantos bageles ,y dando en las rocas con cantos navios; 
a ella le (bpla el viento Zefiro del Amor Divino , que la regala,la 
^YOrecc , alunibra , recrfca , y la adoriia de virtudcs , y (ahtos 
afedos , y fentimicntos. Y- pintanla i la orilla del mar, y no muy 
kjos dc (us ccmpeftadesf ; para que tema en codo tiempo cl rie£ 
go , la que (c halla cerca dc 61, y conozcan con efto las almas cC- 
piritualcs (por muy e(pirituales , y favoreddas que (can) que 
uempre cfban en pcligro , y 4 muy pocos pa(bs del daiio , (ino vi- 
Ven velando \ como cantas vcces lo advierte nue(bo Senor , imi- 
tando a las Virgenes prudcntes , que aguardaron al£(po(b,enccn- 
didos (us cbrazones con el accyte de la caridad , en la lampata 
del alma. 

EfeSios, 

4 ^""^N (cntir el alma las palabras del Senor (de que habla- 
V^ rcmos de(pues en los documencos dc efte mumo (end- 
micnto) hallara incrcible con(uclo , y experimcntara un ardor , f 
fuego can grandc en lo mas intimo de ella , que tal vez llegari 4 
pcnecrar ,y herir el corazon nacural , que anima el cuerpo; Como 
los Di(cipulos , quando acompaiiados de aquel Peregrino , ver* 
daderamcncc peregrino , y raro en codo , el qual iba en el cami- 
no explicando los Myftedos de (u (angrienta , y doloro(a Pafion, 
que conocicndo antes a (u Macftro por los o(dos,que por los ojos, 
y por (u divina voz , que por (u divina cara , digeron : Nome 

cor 



. . VlA:UNrriYA. SENTBvl, v.,' ^4^ 

cor. mjhrum or dens erat In nobis cum loquentur in Tfia} (0 Tor Ifentu- 
ray nueftro coraxon no ardia ennueftro pecho quando hablaha}Quc cs 
lo mifmo que dccir. < Como pudimos dejar de conocer en el ha- 
biar , al que con el hablar nos bizaarder? 

5 Al pa(b que en cfta alma crece con inceriores hablas el 
ardor , creccran cambien los defcos , y anHas de amar mas , aGi 
porquc eftc ardor. cs amor , como porquc es ardor que dcshacc 
d amor propio , y con cflb crece con grande incendio el dLi 
vino. Yaisi, defpues de cftas palabras , que el Senor la diga^ 
que la daran amor , (era can grande el anHa de mais amor , que 
i parecera , que {c le {ale el corazon del pecho a bu(car amor. 

6 La razon de efto es , poique en lo poco que yo alcahzo, 
uno de los efei^os del amor divino en el deftierro , es la fed de 
mas amor. Y afsi como en la Patria eftan las almas contencas con 
d que cienen , eftan en la auicncia con ahHa del que les iaka. Puej 
a la verdad, jufto es que el alma cfte (acisfecha de (u Amado : pe- 
ro no quiero creer , que fi cUa ama de verdad , efte iadsfecha de 
(u amor 3 porque fi la abrafan con la mas encendida (acta del 
amor divino 9 ha de quedarle anfia de mas amor $ porque fblo 
en el amor hemos de Ucgar a donde Ucga el defeo , y fblo en efta* 
prctenfion no hemos de reeonocer la (arisfacion. 

7 Sucedera tambien quando Dios fe acordare de ella con ef> 

ta&hdblas interiores encre ocros muchos afei^os , el allanarla di-* 

ficulcades , afsi del entendimicnto , como de la voluncadj porque 

quando (u Pivina Mageftad dirige {us palabras aefte fin , (blo' 

oi ezplicar dentro del alma un conccpco , fe abren muchos me- 

dios para lo que no hallaba remedio , y (c le refiielven muchas 

dudas, en.que no halla (blucion ,y la proponen muchos cami- 

jDOS, para egecutar lo que tenia por impofible intentar , confbr- 

tandpla con la mifina voz que la alumbra , y enlcnandola con la 

mifina voz que la enamoran. Y afii dira con San Pablo : Omnia 

jfojfum in eo qui me confortat, (^) Y rcfiiclta en amor , y lagrimas, 

de que (e haya acordado de clla la caridad ardiente del Senor, 

Ip dlr-a; 



ft) Inc. 14. T* }U (b) VtiOlf, 4* ▼• ii« 



Tm.n HK2 Ji/ec^ 



244 VARON DE DESEOS. PART. ffl. 

AfeSios, 

8 A Kimd mea Uque/diia eft ^ ut (dileSus) locutus eft, W al^ 
/"^ mafe deshi^ en amor , a/si como habU.m 4mado,Mi al- 
ma , Senor , (c deshace en vucftro amor. O dulce amor ! Crci yo, 
que cran vueftras palabras , y (on fiicgo abrafador, O dulce amor) 
Crei yo ^ que vueftro hablar era cnfcnar ^y no es Cmo abralar con 
vucftro myfterio(b ardor. O dulce amor } Crei yo » que vucftra 
pdabra era (uavidad , y no rigor. O dulce amor ! Crci , que era 
cpnluelo , y no pcna ^ alivio , y no dolor. O dulce amor ! Desha-' 
ceis , Scnor , mi alma con hablarme , quicn os amara dcfpuesjt 
Acabai(me con.cnamorarme , como podre vivir enamorada , y 
deshecha ? Fuede haber accidence fin higeto , (uflancia fin circunG» 
tancia , lineas fin cancidad , calidad fin cantidad ? DeshaceiGnd 
palabra etcrna dc amor. O ! Afsi me acabe el amor , y aGi aca-' 
bando (bio viva en tni el amor. Deshagaie efta voluntad ,que im- 
pcdia vucftro amor , y (ca ya mi voluntad vucftro amor. Desha- 
ganfe del todo mis pafiones , y entrcn a gobcrnar en mi vueftras 
infpir-aciones. Deshaganfe mis propicdadcs , y entrcn i habitar 
en mi vueftras vitcudcs. 

9 Hablad , mi Jeius , para que me deshaga :^ deshagamc, 
mi Jeliis , para que os figa : Loquere iDomitte , quia audit Jefpus 
tuus, (fO Hablad , Senw^ para que tfueftro efdoifo os oy^a» Mandad,- 
para que vueftro eiclavo os obedezca. Haced ^ para que vuefbro 
eiclavo fe deshaga. Haced , y deshaced en mi , como en vueftra 
propia hacienda. Deshaced lo malo , haced l&pcrfe6h> : desha-* 
ced mifcrias , haced perfecciones. O Palabra ecerna del ECerno 
Padre ! Deshaced la nacuralezacon la gracia ^ pues ^1 feno del 
Padre venifteis a honrar la naturaleza ! (d) O Palabra eterna , que 
hizo lo criado ! (0 Sabiduria del Padre , Coetemo con el iDifmo 
Criador de lo criado! Vos digifteis : Fiat luXy4S'/aBaeft-lnx, (^ ) 
Hagafe la lu^^y/ehi-^o la lu^, Decid en mi corazon : hagafc la 
luz ,para que cenga luz mi corazon. Vo» digifteis: Fia^fihnanun- 
turn., (g) y fc hicicron los Ciclos. Dccid , qUe fe haga eii mi el- 
Cielo , que os adore al confagraros , que (c abrafe al recibiros, 
que OS firva al ccncros. Vos digifteis : Fiat arida^isr faBaeft ari- 

(c) 1 . Reg. 3. V. 9. 8c lo. (d) OmHi^ottut/irm HmitnUi mdihufitHhuviifnfi. 
/i>ir.Sap.t8.v. I,, (e) OmnidftripJhmfactdfwit.Jouuuuv,}, (f) GeneCuv.]. 
(g) Ibid. Y. 6. 



VIA UNITIVA. SENTIM. V. 245] 

'J«,^ Mdat a^uas ah aquis» (h) Quefe dhidiejfen las aguas^y pa^ 
feciejje la tterra, Dividanfc , Sciior , las aguas dc mis pafioncs , y 
acabc dc^conoccr que Coy un poco dc polvo^y ticrra. Vos digifteis: 
Cerminet tefraherham^O)c[\ie.i^toduge(Cc h tierraycrvas,plancas,y 
florcs. Ay Jefiis mio J dccid , que la tierra de mi cotazon defru-. 
to de obras fantas , florcs de de(cos fcrvorofbs. Con las palabras 
hiclilcis io criado : coo las palabras me deshaced 4 mi fietido tam- 
bien obra de vueftras manos , y por Vos Scnor. mio , como lo 
demas criado , pucs vucftra palabra me deshacc^ vaeftra palabra. 
mc rcftaurc* 

I o Mas hay Jcfus mio ! ^ con el deshacermc qu^ babeis he- 
cho? Qu6 fuego introdugiftcis eh mi pccho? Hablafteisla,y la cn- 
cendifteis j dccidmc , qu^ la digifteis ? Hablaftcis al alma , y 
la abraiafleis ', dicidme lo que la hablafteis ? Sience los efedos, y 
nopcnecra la cau(a. Sience en el corazon un ardor ^ que abrau 
mas que el amor, i Que llama es efta que afsi abrafa ^ que voz es 
efta que a(si llama ? Qu6 paHon hace cenizas el corazon? Son las 
palabras , o Verbo ctcrno , con' que .encendifteis al mundo ca 
vueftro amor quando digifteip : Igmu l^ew/ mittere in terram ? (k) 
Fuego ynhe a pfmer (d muhdpi Comicnct. mi alma, i ardef'^n efte 
fizego.) (ea la prtmera maceiia que coi^luina') fca el primer cora« 
zon quedeshaga. r • » 

II O fiicgo , qu^ dulcc abrj^ ! O fuego ^ qu^' jimante ar- 
des ! O fuego , que piado^ qik atormcntas I O fuego., que rigu- 
rofo divide^ J O fiiego , qu^ daro alumbras 1 O fuego, -que tom« 
pia<lb que r^creas ! O fuegO) que quando. confiunes cria$ ! O fue- 
go , que quando abrafas influyes ! O fuego , que quando ardes 
cnamoras ! O fuego , que qtfando acabas confervas 1 fuego , que 
quando nta^&:vivi6c;ls 4 Q fuego, qiie quaildo alumbras desl^ifti- 
bras ! O fuego >^.d&quien yo iquerria fer:maripo{a<! (/fu^o , de 
quien.'querria (W fal^mandra I Ven fu(^ ardiente i abrafaVndd/ 
Ven fuego ecerno i conrumirnos* VenAego eterno i influienosu' 
Venfutfgpdulc^aalumbrariios. :> 

fi % Ay Jefiis-mio ! que os eftoy pidiendo ,-lo que el alma 
eft4 findendo , y efta ftntiendo to mifmb que efti pidiendo. Alii' 
en lojntimo la hablafteis , ail4 en lo intimo la abralafteis. Con in • 
ccriores palabras deTpedifteis mas Taeta^ que palabras ^ mas centc^ 

lias 

(h) Ex Genef. i.v, 1.&4. {\^ .]bUi»r,ii. {k) 'tuc4iuv*49* ■- 



2J^6 VARON DE DESEOS. PART, m, 

lbs que filabas, dcjandola con mas hcridas que letras. Vocftioli^r- 

blar, mi Jcfiis , cs ya matar , yo cntcndi que era dar vida. VueC» 

tio deck es herir ^y yo crci que era curar. < Vos vida ecerna , ma- 

cais ? Vos (anidad ecerna , heris ? Vos rcfrigerio etcrno , abrafais? 

Habeis mudado dc condicion defpucs de vucftra Pafion ? Eftais 

por Ventura , mi Jefiis , mas (evcro en el Ciclo, que en la dena? 

I ^ Quando hablafteis a la Magdalena , la hicifteis de peca- 

dora enamorada. 0) Quando hablafteis a (ii hermano , le bolviA 

teis de muerco reiucicado. (>") Quando hablafteis a la Cananca , U 

hicifteis de efcandalofa , no fblo Gnta , fino anunciadora de vuef^ 

tra divina palabra. (°) A que (brdo hablafteis , que no oyeflc ? (<>) 

A que ciego , que no viefle ? (p) A que paralitico > que no anda* 

(e ? (<)) A que hydropico , que no curafle ? CO Y ahora , mi Jefus, 

fiendo el mifmo , que con las palabras curabais , hieren , macan, 

abrafan , y confiimen vueftras palabras? A codos les curais, y fo- 

k> a mi me matais ! Curais los cuerpos , heris las almas ? O , mue • 

ra de efta manera f Efta enfermedad es mi verdadera (anidad. £f> 

tc fuego , es mi rcfrigerio. Efte deshacernos , es hacernos. Desha- 

ganos , Jcius mio , vueftro amor , y deshaga a mi alma de vuef- 

cro amor el ardor. Como (ca amante , deshagafe enamorada. Mas 

tolerable es dcjar dc (cr de puro ardcf en amor vueftro , fi a(si fe 

puedc dccir , que gozar , no (bio (in vueftro amor , (ino con me-^ 

DOS amor ! Mi bicnavencuranza , es vueftro amor » y el amaros, 

es mi gloria. Efte deshacernos , es el (er que mas eftima nueftro 

(er , y el que mas adora i vueibo poder , y enialza vuelbo que* 

rer : Jnima mea liqutfaBa tfi^ut (diUEtus) locutus eft^ 

Oocnmeutos, 

114 I ^E las hablas de Dios , y las palabras que hacen can 
1 J maravillofbs cfe£kos » han ekrito inucho los mifti- 
cos , (s) y ordinariamence las divlden. Lo primero , en palabras 
que hieren a los oidos. Como (ucedi<S a Samuel , quando qui(b 
avi(ar de fu caftigo a Heli. (0 1^ (egundo , en la Imaginacion , y 
cRz (iiele (iicedcr en (uenos mas frequencemience 5 como el de los 
dos Patriarcas , Jo(cph5 hijo dc Jacob, (») y Jofcph E(po(b dc la 

Vir- 

0) Luc 7* ▼• 37* (B>)' J«aim.ij.v.4}. (n) Matduif.v; tt. (p) IJatdu tt. 
V.J.M1K.7.V. 35.I<kin9«T.>«. (t) ^iattb.9.v. 30.&11.V.J. SCiuv. »z. 8c so* t, 
iV&si.v. i4.Marc.8.v. »5.S:to.v.s». (q) Mattli.4.v.M* &>•▼. 13.&9.T.7. 
Mare, u v. 3. Luc. 5. ▼. » j. (t) Luc 14. v. 4. (t) San Juan ds la Crux , fubida dtl 
M«DteCanDe!o.lib.a.cafba8.xfig. (t) t.Kcf. ).v. 11. (u) GeneCj7.v.j. 



VIA UNmVA. SENTIM. VI. 247 

yirgcri.Cx) Lo tcrccro, fijando en cl chtcndimicmo, con un mo • 
do maravillofb ^ las palabras que (u Divina Magcftad dice , y tC- 
las fon tan claras yy tan cficaccs , y fe confcrvan en el tan firmc- 
mence ^ como pudicran en el broncc mas conftantc. Lo quarto 
]^ via dc infpiracioncs , c impulfbs en k voluntad , y cntiehdo 
,^uc' (^c cs cl mas frequente en las almas que van por el camino 
del amor. . . 

1 5 En c^ ocafiones , cftando cl alma fiempre difpucfta a 
kaccr en todo , y por todo la voluntad del Scnor , fiempre que la^ 

riabras , que la dan a entcndcr aconfcjan refoluciones grandes^ 
han dc laminar con perlbnas expettas , y dodas ^ porque na 
fc transfigure cl Angel de tinicblas en el de luz ^ y engane a ct 
alma, que (cncilla pienla , que fon palabras dc Dios las que lo 
pueden ferdcl cncmigo comun dc las almas. Afii fe goberno San-' 
ta Terela , luz darifiiima de nucftros figlos , y gloria de la Reli- 
gion dc los Carmelitas , Madre de hijos ,i hijas vcrdadcramentc 
ft^iritualcs $ y tambien otros Santos , que pudieron fiarfc (aun- 
que con rie%o) en fii propio parecer , quifieron aflcgurarfe en cl 
agcno, Porque aunque cl Demonio no puede imprimir palabras^ 
en el alma 5 pcro puedc cfcribir en la imaginacion de manera,> 
que perturbc , y confonda al efpititu , y no acabe dc pcrcibir , fi- 
es cl cntendimiento , 6 fi cs en la imaginacion lo que 16 ha oido. ; 

1 6 Yo acon(ejara a los que Dios Ucvarc por efte camino,- 
quctodas las palabras que Ic perfoadiercn a intcriotes afedosj' 
cfto cs , a amar mas , llorar fos pecados , aumentarlc en el divino^ 
amor , vivir rccogido, hacetic mas interior , las tenga por mas 
{eguras , que aqucUas quC Ic dan i cntendcr rcfolucioncs grandcs,; 
y extcriorcjs. Porque el Demonio puede ganar, no en quex;! alma^ 
amc intctiormentc i Dios , ni de que huya las ocafiones , antes cs 
lo que mas en efta vida llcga a (cntir. Pero en que cl efoiritual 
Cmprenda grandcs cofas, y parezca al mUndo cgcmplat, y (anco, 
pFuede criar vanidad , y ponerle lazos con que facilmentc caigi,; 
y todo fc viene a curar con cl confcjo ^ y rcfignacion en la volun- 
tad dc Varoncs prudentes , dodos , y mifticos. 

1 7 Algunas perfonas hay dc tan viva imaginacion , que or* 
dinariamcnte tienen reflcjas , y hablas , que parecen interiores , y 
cA c(bs crcycra yo , que ni cs Dios , ni cl Demonio , el que las 

ha-: 



^a VARON DE DESEOS. PART, HL 

habU , fino que la viveza dc (u imaginacion le pone en ella , y 
forma conceptos breves , agudos , y concifos , conformc dene, 
el natural , yd entendimienco > y en efte ca(b , lo que debe ha-: 
ccr es , qualquiera pen(amienco que le vcnga ,6 razones que^l (c 
&rme , examinarlas a la luz dc la razon , y de la ley de Dios , y 
lo que fuere confertne.a ella , cgecucarlo , y lo que ie.defviare de. 
ella, dcfviarlb. ; 

1 8 Ultimamence dcbo advertir a las almas , que en la vida 
cfpiritual , hay trcs mancras de (eguir el ttato interior de Dios. L» 
primera , en que el alma habla de Dios. La {egunda,eii que tl al^ 
ma habla a Dios. La tercera, en que el alma oye a Dios. Eftas cres. 
partes (uclcn egecutarfe en los tres caminos que vamos explican- 
do. En el primero , que es la Via Purgativa , habla mucho el al- 
ma de Dios> porque el corazon poco dilatado, y aun imperl&<^ 
no pucde dcjar dc cmbiar a los labios por poco que fea , el amor 
que ticnc a Dios. Y afsi cs muy fircquente en los principiantes ha- 
biar mucho , y con grandc fervor dc Dios. Eh el (egundo , que cs 
la Iluminativa , habla ci alma a Dios 5 porque con los mayores co- 
Bocimicntos , c iluftracipnes fc va acercando mas i Dios por la 
oracion, y haciendofe mas interior, y dilatandofc el corazon, p*- 
ra (ufrir el filcncio. En el tcrccro , que cs la Unitiva ,oyc a Dios, 
porque cl amor mas iencendido , y abraGido,conociendo quanta 
mejor es que Dios la hable , que no. que cl alma hablc a Dios; 
oye , enticndc , obcdccc , ama , arde , y efte es el icntimiento> 
que acabamos dc explicar. 

1 9 Tambicn en cftc punto es de advertir , que efte callar, y 
y o{r a Dios, (e puedc dividir en tres puntos. El primero , hay fi- 
lcncio dc Icngua ; cfto cs , no hablar en la oracion. El (egundo , fi • 
Icncio dc di(cur(b$ } cfto cs , amar fin di(currir , 6 fin valcrfc de 
los difcuribs , para amar. El tcrccro , filcncio dclcos } cfto cs , ha- 
Ilarie cl corazon mudo , y fin dcfear co(a alguna , que no fca de 
honra , y gloria dc Dios. El primero , filcncio , que es dc labios, 
en la. oracion mental fc prcfiiponc , pero no fiempre csncccfario. 
Porque como lo que (c diga (ea gobcrnadodcl amor , aquel ha- 
blar, es callar J y el que atcndicrc , y amarc dicicndo las akban- 
zas divinas en el Cpro , no mcreccra mcnos , fino mas , fiendo 
igual el fervor, que cl que atcndicrc , y amaie igualmente, yea? 
llarc eh la oracion mental. 

20 El (egundo , filcncio , que es di(cur(bs ^ (uele en quanto 

fe 



VIA UNmVS. SENTIM. V. 20 

£c pcrmkc , ccfar en los que han comcnzado a amar defpues de 
haberfc egcrcitado largamcnte en las meditaciones , y vida c(pi- 
nmal. Porque como los difcuHbs (c haccn para mover a la volun- 
tad , en eftando cUa cncendida , parece que (bbran ellos $ con que 
no Ic es nccciario en efte cafo , proponer motives para amar a 
quien cfta amando : pero fiempre cs bicn comcnzar en la oracion^ 
proponiendofe motivos ,6 meditaciones ^ntas, afsi porque no 
tardc el alma en recogerfe , como porque no fe haga confiada. El 
terccro , cs el filencio de defcos , y efte es el mejor , y en que cI 
alma fc halla en verdadero filencio , fbfiego , y fcrenidad : SIcut 
pajfer/olitarius in teSlo : Cy) que es filencio de aficiones , fin que 
fe atreva a defeat otra cofa , por menuda que fea , que al mifmo 
Dios. Y quien efte filencio tuvicre , oira a Dios , aunque hablc 
cl alma , y le oira aunque hablc la lengua , y le oira aunque dif- 
curra el cntendimicnto , y aunque efte ocupado en cofas exterio* 
res , oira a Dios. Y es la razon y porque de todos eftos egercicios 
nunca toma fino lo necefario para Gi (crvicio, y entre tamo el al- 
ma efta amando , y ardiendo en la contemplacion , y a Dios no 
hay cofa que le embarace para obrar , fino fblo aquello que en 
nolbcros es ageno de fii iancavoluntad. 

SENTlMlENTO VL 

TfJigrONESE EL ALMA JSENTADA SOm(E EL GLOW 

inferior de la tierra , y mirando al/uperior del Cielo , donde "Pi al Amor 

(DiT/ino y que con temura la mira , y ella con la mam i-^merda Jena* 

lando al Amddo ,jr la derecha al Mundo , expUcafuJentimiento 

con las palahras del Santo Trofeta ^l(ey en el 

Pfalm. 72. V. 25. 

Qmd enim mihi eft in ccelo ? & a ce quid volui fiiper terram^ 

Efiado» 
STA cs otra iluftracion en que cl alma cxplica fii 
defnud^z : porque afentada fobrc cl mundo , y en 
la fiiperficie (que es lo mifino que delpreciarlo co- 
do) pucftos los ojos en el Amor Divino , cl qual 
(c v^ cntrc las Eftrellas , y Luceros , en el globa 
celeftial ; (ctiala el alma con la una mano el mundo, que defpre- 
Tom,yi. li cia, 

(y) P&lin«l9U7*St 




»50 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

cia ,y al Ciclo , que quanto cs gozo no dcfca $ porque fblo al 
Amor Divmo adora , cxplicando fuafciSto con eftas fcntidaspa- 
labras : Qajd enim mihi efi in cado }<^ ate quid, tnlui/uper terram> 
Qoc hay para mi en el Cielo , fino Vos Jcfiis mio , y todo lo que 
i, Vos toca ? Que os pido yo de la ricrra , fino a Vos , y todo lo 
que en ella me puede llcvar a Vos ? Vicnc a fcr efto cxaminar cl 
alma fu corazon , para vcr fi tiene en cl algun dcfco , que no (ca 
mra DioSjy por cl. Para cntcnder bicn cftc (cmimiento , aunquc 
es muy frequememence en las almas defaddas , me dilatare algo 
tn advertir que en la vida efpiritualhay tres mancras de examen. 

z El primero , de conciencia en orden a la grada , efto es, 
en que eftado (e halla cl alma y fi ha ofendido a Dios , fi dene con~ 
ciencia de a^un pecado grave , reftitucion ,6 alguna cofa dc eftc 
<yenero , que enlace el alma , y tambicn de los pecados veniales, 
que aunque no privan de ella , pero entibian la caridad , y {on 
como pafos (y mas quando (on frcquentes , y voluntarios) que 
la llcvaran a los adualcs , y mortalcs. El fcgundo , en orden al 
amor , efto es , fi en efta vida ama alguna co{a que fca contraria 
en alguna manera a la vida efpiritual ,6 que no la ame por Dios. 
El tcrcero , en orden a los ^elcos interiorcs , y ajuftarlos a las ac- 
ciones extcriores^ de manera que en todo , y por todo dcicc, y 
haga la voluntad de Dios. Y cxplicinie bien eftos tres modos dc 
cxanicn, en el verfb dc David : !DilPerte a undo , iS'fac bonum\ iu" 
quire pacem ^iS" perfequere earn, (») piyerte a malo, Mira la virtud» 
Odiendo a ella de la culpa. Fac bomm , mira a la perfcccion , cgcr- 
citando con cfpiritu la virtud. Inquire pacem , ir per/equere Mm, 
mira a la union , y ten al alma fin propiedadcs, y afimientos. 

2 De eftos tres modos de examen , el primero , que mira a 
cvitar pecados graves es el principal , y nunca fc ha de dejar , por- 
que es la puerta por donde fc entra al amor , y a la defiiudez , y 
cl mayor cuidado de las almas, ha de (cr el confervarfc en gracia; 
porque eflc cs el unico medio de fcrvir , amar , y agradar a Dios, 
y en cftc notcngo que advertir , pues es (bbrc lo que efcriben 
quantos Teologos Morales hay , en quicn todo fii trabajo , y 
cuidado fc cndereza a dar inftruccioncs de lo que pucden hacec 
las almas en gracia, y dc lo que no pueden haccr fin pcrderla. Y 
dc la eftimacion que fc dcbc haccr de la gracia de Dios , ha efcri- 

to 

(a) P&lm. }}. T. !)• 



VIA UNITIVA; SENTIM, VI. 1511 

to c6t\ admirable cfpiritii , cJrudicibil , y delgadcza cl Padre Eiifc- 
bio Nicrembcfg , Rcligiofo dc la Cbmpania de Jefus , 0>) que cdn 
tan rcpctidos 5 y efpititualcs cratadbs cfta eh liucftros ticnipds, 
encendiendo cti aindr de Dibs a lai almas , a quicn yo pot amigo 
interior, y Padre cfpiritual tefpeto ^ y amb con todo afedo j y 
cftimacion. El (cgUndb cxameh ^ que mira al amor ^ es muy iitil 
en las almas clpititualeS^ averigUandb bicn fi hay alguna criatura 
4 quien ame ^ que no (ea pbr el amor que ticne al Criador 5 y 
deben advettir en eftb las almas. 

4 Lo primcro , que no Ct engaiien dbtando eon k eftima- 
riVa ) lbs yerros de la afedivai Porqlie no hay padre j ni madrcj 
que (i le dicen , que a quien quiete mas a Dios ^ 6 a fus hijos ? no 
tefponda j que fin compdfacion quiere mas a Dios. Y eftara ado-* 
jrandb al mifmo ticmpo a fiii hijos ^ permidendoles lb que no 
pucde ni debe en unl buen^ ^ y fanta educacion ^ fin acordar(e 
en todb el dia de Dios : fiendo aisi ^ que regularmente hablando^ 
ildUello en c^lie con ma^ guftb nos ocupamos , e(Ib es lo que mas 
amamos. Y aunque eftc amor eftimativo es bucno , y {anto , y 
el que bafta para conlervat la gfaciil, porque Dios que conoce 
nueftri flaqueza , d contcnta con que le demos el amor en li 
parte fiiperior, y tacional, aunque drraftrc 4 efta inferior jy (en-» 
fitiva otro amor , 6 inclinacion ; peto para lo que aqui tratamos^ 
que es de la vida efjuritual ^ del defafimicnto^ y de explicar k>$ 
afe^os de un alma perfe£ta ■, que es lo que quifb el Seiior quan-» 
do dixo : Qtu ImltnDenirg po/i me j ahnegetjemetipfum j ^ tollM cru*' 
amfuam^ ^fiquaUut me : CO Qulen me (^ni/iere fegutr , nleguefe i 
si mifmo , tome la Cru^^yfigame ^ necelario es mas. Porque (o* 
bre amar en la eftimativa , es bien que el alma procure eftar tail 
habituada en la afed^va ^ y ie Vaya de tal manera enceUdiendb 
en el amor divino , que en Uegandb a fer los hijos embarazb pa^ 
ra (u amor ^ coniience i recatarfc del anior de fiis hijos 5 o pbf lo 
menes recono^cafu imperfeii-don ^ ellbes j que no ha llegadb k 
amar dc VeraS aj Dios j pues hay btra cofa qUe junxamehtc fcbn 
Oios ama en lo afe£tivo , y koh mayor anfia , y ardor* 
. ' ^ . Lo fegUndo , deben adveirtir las almas, que^ftb las con- 
^cna el Senor a (^ue aborrczcan fiis hijos j b a que no bs amen 
quaiido dice : Qujnoh oiit patrem fuum ^ iT matrem , iS'film , iT 

zTomM lii jfra- 

Xb) EttfisU NIcttmb. cs el aptectd de ia Dlvlna Gr acia per tgit^ {cf Ex Mantt.i 6. v#i4 



25 » VARON DE DESEOS. PART. IH. 

'fiatres , ^ /ororw , <f<i/;ac 4«ff j» , <r animam fuam , npx /«r^ 
meus effe difeipulus. (<i) j2«/V»i no ahmckre d/u padre^ &fn madre 4 
/its hermams^ a /us hetmanas^y-am ifu ml/mA Tptda^ no fuedefirm 
di/cipalo: porqucfu Divina Mageftad,!© que dijo en cflb foe , que 
decal mancra los amadcn, que foede aquel amor no fblo inferior, 
ilno miniftro del amor de Dios } y que de cal manera los aborrc- 
cieden , que fiempre que les fiiefle embarazo para feguir la f« 
qualquiera Chriftiano , 6 para (eguir la caridad pctfcda ^ el que 
tuviere la vocacion de difcipulo , los aborrezcan, efto es , (e nic- 
guen a iu amor. Defuerte, que la madre elpiritual ame 4 (ii hijo^ 
pero fea para que iu hijo ame a Dios. La que amare al marido, 
lea porque Dios quiere que ame al marido,y eftc tenor de amar 
(enala a los que han de (er (us difcipulos, que por efib dice : Noil 
potefi meus ejffe di/cipulus. Y ordinariamente quando el Sdaot 
nombra diicipulos , y dice , que le (igan^fe enciende i la per£ec« 
cion , dejando en mas dilatada regla a los que no (on di(cipalo(9 
cotno es dentro de los preceptos que tienen mas ladcud ^ que 
los con(ejos. 

6 Y a(si digo , que bicn puede la madre que quifiere (cr e& 
plricual amar a los hijos , pero cuidcde o&ecerlos muchas vcces 
SL Dios , para que con a<%os de redgnacion no la tcnga enganada 
cl amor de (us hijos , y ponga mas cuidado en la educadon , y 
en adornarlos de virtudes , que no en los interiores afed^s do 
amarlos , que aunque naturales , y permiridos , pero para la 
union de amor con Dios quando es con exce(b, mucho menos que 
dlo embaraza. Y lo mi(mo (e debe decir de los demas parentcA 
cos , dependiencias , y afedos , que (uelen (cr lazos del amor hu- 
mano , y embarazos del divino. 

7 Reconociendo efta dKiculcad las almas que quiereo ie- 
guir con coda relblucion al Senor , no (e concencan con dejar en 
«1 mundo lbs padres , y hermanos ; fine con dejar el mundo por 
dejarlos , como quicn quiere adcgurar punco tan knportantc , y 
iuftancial , y en cl qual confii^e la (luna de las coGis. De donde 
fe originaron las Relig^ones , fundadas por Varones pcrfodi&. 
jnos , y (anti($imos , que rompieron camino con la grada , a lo 
que no (upo obrar la iiaturaleza , y ic fueron huyeodo a pro&-> 
Hon retirada , efbccha , perfeda , y d^da de lo oempoial , y 

(4) Ias.i4.y.itfv 



VIA uNirwL sEtrrm. m. xf^ 

quc&lo figue to ecemo. Y aqui .a donde ,d,ebeind$ retnblar los 
^uc en mayojes obligdcioncs ckpetfeecioii , que los R.eligip(bs» 
*y por mas efttecha (dacU ^ attn<|ae. tna$ dila€ad» »1 parser , ^ • 
guimos el cftado Paftoral ypucs pot'for dcntrp del mdndo-, efta 
mas arrie^do. Y aisi debe recdtarnos mas el peligro dc los deu^ 
(bs 9 aun a dos mil Icguas de ellos ^ y pedit i Dios ^ qifie el favof 
^ciu gracia dcfvic cfio^ lazos ^ y cmbarazos 5 y puriiique lo$ 
^g&os 5 y haga heroycas ^ y pcrfcdias las ohra^. 

%. H terccro examcn ^ es ^ dc la ultima ^ y mayor fcGgtia-i 
ciod $ efto es ) fi el alma efta defeando ^ y hacicddo eti todo la 
vokintad de Db$ yhic^ i7 nunc ^ en quanto obtarc. Dc fqer^^ 
que en cada egerdeio de (u vida^ haga ^ y defce aquello que tna$ 
cumpte a{u (ervkio, formandofe ley , no fblo dc los pfcccptos^ 
itnorde los coaifejos. Efte es un examcn utilifsimo, y Tumainentc 
importante enla vida cfpiritu^l t porque a(si como la gr^cia u«-» 
AC mas ladtod , digamoslo a(si , que el amor ^ porque (ufre pe^ 
cados veniales ^ £n perderie por eflb^ afsi tambden los (enqmierw 
tos comunes del amor toleran algunas imperfeceiones toddianas^ 
que es bicn ir vencicndo , para hacer mayor cl amor* Y afsi el 
dltna Doie ha do contentar con que habitujdtnetjte (lo amc 90:4 
C0& (ioo i Dios.^ antes es^tzarfe a promovct e({e ;^mor ^ y que 
ctexcft cOttlas obras y que mas agtadan.al>idi ^ e^ogiendo flem^ 
lacenttelas buenaislas mcjord. 

9 Efta alma ). pttc$ ^ que dice a DioS : Q^^ tnim fniht tfi u% 
ftd» liStJkh ^uid mlmfuper terrain* Que Of h pedid$ e» $1 Cieh-^ ni 
^ es hqut^ h ^veruh m tlfido i Sc cxamina 4 k luse dc aquel 
vcrdadero Sol ^ que deTde iu csfera la ahtmbra 5 para ^cebnocer Ci 
iiay en in cot^zotk nHpina cei& que quiets 5 Gno 4 (u Diving Ma« 
geftad 9 que ti el Tegundo examen dc amor ^ con qUc fkcilment^ 
£ ^te bicn de cl , Te: pcrfcccianai!4 en el tcrccro* R.$prdrcntafc:di{^ 
€sct»mcatc en la ef^a ceiefte el. Amor Divino ^ rsconocicnd^ h 
sltesa del ^mof 5 por la (bbcrani^ del lugar , pues efte SeiiOr ^ ts 
<1 quccfio una i^jocra cs^a $ y el que nos ha dc lleVar pot fu 
jDda(eckoi»Ha dc efte mli^ble ^ y terreftite ^ 4 aquella cdcftif I » y 
ictcrm.. Y con ocafiim dc habcr vifta dibujado en cl Globo (upc-* 
«or a Chafto nucfttd Scnoc en efte rcnrimiento , no puedo dcjaif 
de aiabaf Ja picdad Jj»iHo SchiUet^ jt^i^confulto « Ciud^dano 
Noble 5 y pio de la Ciudad de Augufta en la Suevia ^ que hizo 
una csfcra celeftc con grande propiedad j y primpi; 9. defter? ando 

del 



i54 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

'del Ciclo la Idolatria antigua que la ticnc infamada , y ponicndo 
ea lugar dc los Diofcs Gentiles , al Dios vcrdadcro , y los Miftc* 
rios dc {iiHumanidad fanti(sima , llamando a cfte cclcftc Globo 
Cctlum Chrtflianum, Acomodando el Sol , y la Luna a Chrifto 
nucftro Seiior , y a la Virgcn Maria , y ponicndolos cntrc los fic- 
tc Planetas , i iluftrando el Zodiaco , y Eclipcica con los docc 
'Apoftolcs en lugax de los docc fignos , y lo mifmo dc las cinquen- 
ta y quatro Conftelaciones. Efte mifmo efpiritu que gobcrno a 
la Iglefia quando quito los nombrcs del Sol, Luna5Martc, Mcrcit- 
rio, Jupiter, Venus, Saturno, dc la femana, y mando, que Ic digef^ 
Ic: dia del Seiior, 6 Dominica , Feria fcgunda , terccra , quarta, 
quinta, fexta, y Sabadoj porquc el Ciclo queaio Dios para si,y 
para fus cfcogidos , ni aun en figura csbicn que lo pofca cl Demo- 
nio,6(us miniftros: y pues el no lo merecio, y cayotan corpemen* 
tc.de ^1, no cs razon que la Aftrologk ufc dc los nombrcs dc fus 
Idolos en cl , en quanto efta ciencia cs pcrmitida , fino que fc di-^ 
ga con vcrdad aun en figura : Cosli enarrant glwtam (Dei, («) 

EfeSlost 

iio X^ N eftc eftado fentira cl alma grande de{a{imicnco iti« 

1 A cerior , no folo en la cltimativa , fino en la afediva; 

dc fiiertc , que no habracofa que la alcgrc , ni cmbarace j fieiido 

grande , y vcrdadcro cl gozo dchallarfe fiicra dc los lazos , que 

caulan al alma , qualcfquicr afecStos , 6 propicdadcs. 

1 1 Andara con muy frequente cxamen dc amor , y con 
fmgular cuidado dc no cmbarazarfe en otro , que en el divino, 
dclviando los primeros movimientos de cl , no (bio de lo noci- 
vo , fino de lo permicido , en vicndo , que con el tiempb puede 
qualquiera aficion Uegar k Icr daiiofa. 

IX Dc efte vacio , que ticnc fii corazon a las aficioncs tia* 
curales , la rcfiiltara grande fortalcza en quanto obrare $ porque 
afsi como cl que ama las cofas tcmporalcs las teme, cl que no las 
ama , no las teme : pucs bien cicrto cs , que el que ticnc corr^i> 
da la concupifcible , y enfircnada la irafcible , vicne a hallarfe fia 
temor , ni cfpcranza de cofa de efta vMa , pucs ni la de/ea, ni la 
reccla , y Ucga a fer cfcnto dc la fortuna. Como dedan los Filo- 
(bfos Eftoycos ( que en mi juicio fiierpn cntrc los Gentiles los que 

inas 

J«) Pfalm. il.v.14 . ^ 



. ; VIA , V^TTNJu SEmm, VL 1^55 

mas (c acercan a la verdad Chtiftiana) Iqs quales tcnian por axio« 
ma : Jn/apientem mn ctkiunt injur U, i^QueaiSdhia nohaj fuim 
U pueda tnjuriar^ Porque codas las adv^rfldades , tcabajos , afren* 
eas , deshonras dc «{bi vida , no Ic injurian , fino que cgcrcican; 
y todas las felicidades , y riquezas, (1 u(a dc ellas vircuofa , yper'r 
fc^buncnce , no le enganan , fino que le firven $ (bio pueden in- 
juriarlc las culpas ,y elTas ellos pueden cau(ar(elas a si mifmos , y 
4 los demas. Por eflb hizo San Juan Crilbftomo un tratado elpi-. 
rituid , de que nadie es herido^fino de/u mifma mano : Quod- nemn 
l^itur ^ ntfi a fe ipfi. 

.15 Dc efte mifino yacio dc otro amor , que del divino , le 
reiultara a cl alma un defcmbarazo grandc para (crvir a Dios , y 
fcguii (u fanta voluntad rclueltamcntc , como pajaro a quicn ya 
ban quitado las pihuclas j porque a U verdad , cl temor , y cl 
amor mundano , no (on ocra cofa en. el alma chriftiana , quq 
linos grillos y que la dctienen en lo temporal , para que no figa 
lo eterno. Y afsi , el alma que (c vlerc de^da , en qualquiera 
eafb que la perfuadiere la efperanza mundana , 6 la ibbrefidce el 
temor , (c volvera a Dios , diciendo: 

Afe^os, 

1 4 /^"^Utd enim miht eft In cado }i3^ ate qml^M fupgr ter-i 
\J r^M ? 2jif ^^ ^^ mi para mi enel:Cido^ Que defeoy4 
^^^ en la tierra ? Que tcngo yo en cl Cielo, iino i Voi^ 
Jefus mio ? Que quiero yo en la tierra j fine a Vos., gloria inia? 
Si no huviera Cielo para mi , y no huviera en cl fino Vos ^ no 
cchara menos el Cielo , como en cl os tuvieraa Vos. Y fi no hu- 
viera tierra para mi , fino en ella vivierais Vos ^fblo Vos fucraij 
mi Cielo , y me fbbraba la tierra : Quid enim mihi eft in ccdo ? A 
quien amo yo en el Cielo , que no (ca por Vos, Jefiis mio ? Amo 
a vueftra Madrc Santifsima ? es porque es vueftra Santifsima Nfa.* 
dre. Amo a los Santos y porque os adoran , a los Angeles , por-« 
que os miniftran , a los Serafines , porque os cnlalzan, a los Que** 
rubines , porque os contemplan. Si pudicra fer que ellos os deja-* 
ran dc amar (cofa que no puede (er ) en aquel mifmo punto, qua 
eflb hicieran , los dejara yo de querer : Qmd enim mihi eft in cadiit 
Que hay para mi en cl Cielo ,' fino el Criador del Cielo,? £n fit 

amor 

(f) StnecdeConft* Sapient, 9S^;«- > 



3^5d VARON DE DESEOS. PART. IH. 

amor (c cifira todo amor , y en (u reipeto , y rcvcrcncia , la ve^ 
ncracion , y cl rcfpcto dc todo quanto yo amo. j O objcco dc in- 
finicos bicncs ! O punco de infinitas lineas ! O todo dc infinicas 
partes , que no tienc partes ! O Sol de infinitos rayos ! O fin de 
infinitos mcdios! 

15 El que OS tiene a Vos , miDios , todo lo bucno tienc 
con Vos. Porque con Vos , que (bis el Hi jo, tienc al Padre , y al 
Efoiritu Santo , que es una co(a con el Hi jo , y con el Padre. 
Amaos a Vos el alma , y ama a el alma vueftra Madre : los San- 
tos la amparan> los Angeles la bendicen , los Bienaventurados 
cfpiritus la ayudan , y favorccen. i Quien os tiene a Vos en ei 
Cielo , tiene con Vos toda la Corte del Cielo : Et a te quid Ipolui 
fufer terram > Que es lo que yo quiero en la tierra ? Porqve fi hay 
alguna cofa que quiero , no la quiero , y (i hay alguna que ame, 
por Vos la tcngodeamar. No me quiero a mi, porque no osHrvo 
a Vos. 5 y fi yo OS (irviera a Vos , para eflb me quificra a mi. No 
quiero a mis dcudos , fi me embarazan al (erviros ; y fi mc aya- 
dan a (erviros , querr^ a mis deudos. No quiero a mis amigos , (i 
me apartan de vueftra amiftad $ y H meeftrechan en vueftra amif- 
ud , querre a mis amigos. No quiero a los doftos , fi mc divicr- 
tes con (u erudicion; y quiero a los do^os , fi me guian a la dc- 
vocion. No quiero a los poderofbs , fi me impiden ierviros con 
fu poder i y quiero a los poderofbs , fi me humillan con (u po- 
der. A los que mormuran , no los quiero, en quanto os ofendenj 
y a los que mc mormuran quiero , en quanto me mormuran , y 
conocen. 

16 A los fiibditos , que aman a Dios, los quiero fblo para Vos, 
y a los que os ofenden,Seiior,no los tcndre amor,fino p.ira llcvar* 
los a Vos. No quiero a nadic , y a todos quiero ; porque para lie- 
varlos a Vos , los quiero a todos , y para defviarlos de Vos , no 
quiero a nadic. De todo pucdoaprovccharme con vucfbra luz , £1 
logro con vueftra Iuz,vuc(b:a luz.Los emulos que me embarazan, 
me mortifican 5 los Supcriores que me afligcn , me humillan 5 los 
defcontcntos que me mormuran, me mejoran : Et a te fuid Tfoltti 
/iiper terram ? Qu^ tiene el alma que pcdiros en la tierra, quando 
cfian todas fus anfias en el Cielo ? (Dojide efid tu teforo^ alii efia tu. 
(ora'^n , digifteis Vos , Sciior mio : (§) no quiero , pues , mi tefo— 

ro 



tacnh tknx, poUqtie fcrk* rfefw mi wfoso^ iQo^ hay «ue^pe«^ 
ffos ew-k QCTM 5 qu« nc^. fta tsmbieia «jtfRi? ..... rT 

: 17 ' iSet eab«ch hoia,X«*«»-5^firiK)s<Jt^ tft^^ Ucw 
ft. < Putfde haber mayor ciiibata2K> , afllodon , y coiifiirKm ,'qui 
' tanta ticrta ? Un poco dc ricrra^quc foy , tto acicnoiitipuedo ^ 
JxniaPi, tpc hattta^de hacet con ttnca idwiai? Cinco featidop y 
CR»pofieRciatno«»9np4 difi^r, conf-haber .nacido,y vivido 
bMim^ i ^ti «<fc«ii pcttk tieira ii»{e-puedc aVcriguar , que 
hal»a«feihacer a>n^^i)bcrh;»r4»as tknra PO Sroor^ou^ambi^ 
fa wBttdBaa ambkikj«l<;^6fittcwiiu<^a<^ Qu^ yaha 

ansftm A^aiiidad «3Co«fl>ccittDj^ ^te noif{bianos gob^rnar cfttJ, y 
codo lo qucrriamos gobcrnar. Vcmos , que no podemos con m^ 
foooRijf riibspar^^oBpxbiiJiiosgob^w Nonos 

acabamosrifo conocer. , y a^fodos pcniaroos , que fabriamos 
fenecrar ,y conoccr* A noibcrois.tio nosiabcmos cnmendar ,.nt 
encamlnar , y a. todos- nos afrevc«os»a<ciimcndar , y rcfrcnar; 
Defee Uf xfie quifierc eftapordbn infenor j-pcro cdrrijala , y ajufi; 
fcla la&pcfior. Mas podcr va mas padeodtjmas eoncr , es ma^ 
ctiidar) mas mandar , es mas;tfcmer. . , 

- 18 Bt^ttfuidiTtaluififerunamfii^kqm^toyod^ Vos 
fiibrc k tierta- ? Npiveo , Scnor, tn*clia.qu^ quepcr ,'ni qu^ pedi- 
fos. Veo (bbfc ladetHa difccstdias , v<io fobre la ticrra maldad«$^ 
vco pafunes , y coa^sGaacs y veo gncrrias',* y rcbcliones , vco alc-# 
▼osns , y traydoiles , veo (bbre la tierra *alcs cofas , que pudie-i 
fa cl alma.por no ve^ , efcondcrfc dcbojo dc la ticrra. Si alwu- 
na cofc OS pidiera.^^ Scfior , ^re k aa*a , es lo que no veo^cn 
la ricrra. Paz , que quiete cftas difcordias. Concordia , que fbfie^ 
guc cftas gucrras. Soficgo , que fcVenc cftos ticmpos. Luz , que 
dcfvie cftas tinicbks. Fidclidad , que aflcgure los Reynos. Union, 
qucjontcilosfielcsL^ DBcordia, que divida los infidcs. Sfpiri- 
ni , que pacifiquc la Jglcfia. Efto que no vco , deftoj y cfto , Sc- 
nor,qiic no hay en b. ticrra, pido. Dadlc , Sciior , a otralas fc- 
licidadcs , cl podcr ,eirabcr , que yo me.contcnco con que dcis 
a la Iglefia , y a kChriftiandad lo que tanto ha mencftcr. 
- 19 Etdn^uidtfolui/tipar tenam ? No he dc pcdiros fobre 
la ticrra cofa al^na dc ticrra. Lo que fe hacc en cl Cielo , cfTo 
OS pido para que (ca Cido la ticrra : Fiat :»oluntas tua^ficut.'m 
Calo ,<^in terra, 0») Vucftra volumad ic haga en k ticrra y def- 
rom.n Kk ha- 

1^} MKdbtftV.<» 



i6o VARON DE DKEOS. PART. HI. 

tracar 4e la ambicion,el (c perdcra en la ambicion. Gafta cldem- 
po en la correfpondencia no nece(aria dc la muger eipiricual^pe- 
ro para buen fin , debe receiar, que fi.no cs nccefiirio gafiiar tan- 
to liempo en cfta correfpondencia , Uegara el cicmpo en que fc 
divide el fin , y quedc en pie la corrclpondencia. Y a(si , comun- 
mence hablando , fieles ^ aquello que mas tratamos , mas quere- 
mos , aunque nos parezca que lo aborrecemos 5 quanto mas. d 
^{entimos que lo amamos : iblo en amar a Dios , y egccutar fii 
fiinta ley pcrfedamentc, no hay excelb. De codo lo demas tomcn 
las almas lo precifamente necefario ^ y no mas j porquc fi pudie- 
ra (cr, no Colo coh el alma , fino con el cuerpo j habiamos de 
pifar muy poca tierra, para tocar menos mundo. 

SENTIMIENTO VIL 

T(!(pfOnESE EL ALUA A LA 0<^LLA ©£ UN %10 

ajfentada enfirma de Teregrirt'a^ arrojado el baculo^y el fombrero 

tnelfuelo^y^uejandofe de la proligldad del camino ^ explicafu 

fentiniiento con laspalahrds del Santo (%» S)a:pid en el 

Pfalm. 1,19. V. 5. 

Hcu mihi ! quia incolatus mens prolongatus eft : habitavi cum 
habiuntibus Cedar : mbltum incola Fuit anima mea. 

Efiado.: 
N cftc (entimiento efta muy bien dibujada el alma 
ailentada a la ribera de un rio, arrojado el baculp, 
y cl (bmbrerojdefcanlandodela farigadelcamino: 
para darnos a entender, que efta alma, que ha ca- 
minado por el dolor de la via Purgativa a los dc- 
feos de la Uuminativa , cncendida ya en amor en la Unitiva , co- 
micnza a fcntir la aufencia del que ama,y i tcner tanto tcdio de 
lo temporal , que la afiige lo que (c le dilata vir a fii £(po(b en lo 
tfterno. Pintafe adcntada, pra dar a entender la &tiga de fii do- 
lor , que es tal , que le fiie precifb adcntarfe en elconfiielo de la 
contemplacion , a la orilla de un rio ; porque la perenidad, y per- 
patua mcefion , y corriente de fiis aguas , la efla explicando co> 
mo ^n una imagen la duracion de la eternidad. 
■~ 2 Enftna con efto, que por efpirituales , y (antas que fean 
ki$ almas ynecefican^en eftc defticrro dc algun gencro dc aUvio 
•'*- pa- 




VIA UNITIVA. SENTIM. VII. 261 

para llegar a la Patria 5 pcro que cftc (ca tal , que conduzca al 
mifmo camino , y no fc dcfvien dc el. Que es lo que rcficren dc- 
San Juan Evangelifta, que con aflojar la cuerda del arco, explicoi 
lo que-convcnia dar alivio a fiis difcipulos. (*) En que Ic hade ad-; 
vcrtir , que no quitp la cuerda del arco , fino que la afloj6. Para^ 
cn(cnnrnos , que los cgercicios extcriores dc la vida efpiritual,. 
quando bicn (c modcren , pcro nunca ic quiten , y (can tales las 
rccrcacioncs de los clpiifltudcs , que pueclan (cr perfccciones dc 
los relajados. 

^ Arroja el taculo , en que fignifica , que aborrecc cl dcC- 
canib jRipcrfluo , y (bio tonia el ncceiario, De (uene , que quan- 
do riene el baculo , camlna , y quando no camina, dcja el bacu-- 
lo. No tanto porque no lo ha mcncfter , quanto para enfcnar a 
los cfpirituales, que nunca han de tcner dos defcanlbs, nirecrcar 
a un ciempo dos fcnridos^ como (lielen hacer los que bufcan I©s 
dclcytcs de la vida j, que quando comen les cantan , porque Ics 
parecc que es poco que (c huelgue el gufto , fi no fe recrea el 
oido 5 y al mifmo tiempo , toda la pieza fe Uena de olores , por - 
que no fe queje el olfato. Las almas elpirimales , han de (cr al re- 
vcs, que fi huclga el gufto con la comida , arienda el oido a la 
leccion , porque no fe d6 mas fuftento al cuerpo con el alimcnto, 
que a cl alma con los documcntos. 

4 El tcner en cl fuclo el fombrero , es explicar fu continua 
meditacion ,y amor , pucs no quicre que haya cofa , que (c in- 
terponga entre (us pcnfamicntos , y las (antas in(piracioncs , quo 
comunmente (e dice bajan del Cielo. Enfenando a los percgrinos 
dc cftc mundo , que nien la recreacion, ni en el defcanlb handc 
apartar el penlamicnto de Dios, nicl corazon de (u amor. Y de- 
befc notar, que no (c halla en cftc ientimiento cl alma , con el 
Amor Divinoprclcntc, como eftaba ordinariamente en todos los 
paiados : lo primcro , para explicar con quan buen efpiritu buf- 
ca a Dies , fin tenerlo al (cntido , aunque lo tenga a la verdad. 




5 Y afsi cxplica fu (cntimicnto con aquellas ticrnas palabras 
del key David, que dice : Heu ntihi \ Ay de miy^ue mi defiierro/etfji 

(a) Cafian.Colac.S4*cap.>i« 



t6t varon de deseos. part. in. 

alargando y hahhi con los habitadores de Cedar :/ohrado t tempo he ej- 
tado defterrada, Significando , que d alma dcvoca , que camina a 
la eternidad, (c queja en fu dcfticiro, del tiempo pafado » y del . 
prefcnte : del palado , dc que no haya abreviado fus dias , para 
irle a amk a la Patria , fin ricfgo dc ofendcrle en el dcfticrro : del 
pre(ence , que corra con pa(bs tan tardos,que no acabe de llegar 
la hora en que d^ fin a cfta peregrinacion. Quejas tocalmcnce 
contrarias a las de los hijos del figlo $los quales ofdinariamente 
(e conduelen , y laftiman , de que corran los dias con canca velo- 
ddad a acabar la vida $ y de que tan prefto fe les hayan defapa- 
recido los guftos , y fc Ics ponga i ellos perpecuo filencio coa 
la muerce. 

EfeSiot, 

. 6 ^Entira el alma grande tcdio dc todo lo temporal j y pa- 
t^ rcccranle (bmbras las luces mas claras de efto tranfito- 
xio , y miferablc ; porque ya nucftro Senor la ira dando algunos 
(encimientos interiores de los dclcytes cternos, los quales a(si defl 
bacen eftos temporales , y (u eftimacion , como la luz a las ti- 
nieblas. 

J De aqui la ira creciendo el anlia de llegar a lo etemo , y 
que (e acabe efto tranricorio,holgando de que (e abrevie la vida, 
y que el tiempo buelve a llevarla con acelerados pa(bs a la mucr* 
te : y quando la nombren efte temcrofb pa(b (para codos aquellos 
a quien Dios no diere ellos conocimientos , formidable) le feran 
muy dulccs {us memorias , (lendo para ella amable , lo que para 
ptros es ^borrecible. 

.8 De aqui le refultara , no hallar alivio , (ino en la confide- 
racion de lo eterno , y el gozo de que todo efto (ca perecedero, 
y caduco. Y de la manera que la madre , que quierc bien a 
fii hijo (e entrctiene en (u aufencia , con mirar (u retrato 5 aGi 
cl alma, en el deltierro de efta aufcncia , QAo hallara (u confiie- 
lo en la meditacion de la Patria , y en la confideracion dc las 
colas celeftiales. 

9 Y debelc advertir , que efte defco de vcr a Dios , y cftc 
dcfprecio de la muerte , no lo tendra como otras vcccs breve , y 
(bio el tiempo que duran los ^timientos , e iluftraciones con 
que Dios la favorece, que eflb es diferente , y muy ordinario en 
las almas efpirituales defeat que fc acabe efto temporal , y liegue 

prcl^ 



. laA UNITWA. SENTIM. VHP »«, 

predd lo'ctcrho , quando (c -hatlan con eftos impchis deamori 
pciro ctt pafandqfe aqucUa UuAracion , 6 dcvocion fenfiblc , aun» 
qucficmprc con la parte raciooat dcfccn la mucrtc y.cn quantb 
los Ucva a la vidakccrna, todaVia en la afciaiva fi vinieflc Ics daL 
ria pena , y cuidadb. Pcro.cn icftc cftado con los fcntiaucmos.dcl 
amor de Dios , con las repccidas iluftracioncs que cocibio :en la 
Via Iluminaciva', con el ardienttf amor , que fe le conramca en k 
Unitiva , fe va luabotuando dc mancra el t^o -,'y diigufto de: b 
temporal, y la anfia^y defeo de lo etorno ^que entoijtcefi, y fieno 
pre efta Ontiendo ]o.imo ,-*y.siticiando poir io otro',didendole>l 
Dios inuy frequcntetncntcs^ ■:■ :..''' ' '■. i ' . .-• xS/ . .■..-. '-io 

Aumu. . . . . 1 , 

' • .:/ '■'.'<. .. .! <.d -y.: •■' •...• i , 

1 o T "TEU mihi ! ^4 ineoUtus metis.^tlotiffitm.^ HahttvOn 
XjL ^"^ hihitahima Ce\iar , multKmJnc§laj5tipammajmiN 
Ay Jit m lo ^fe mt',»largae/h'defiierrbhhMkitej 5i^h,ron-/«j hoi 
hitadores de Cedar , -fihradit tiemffi he eftad9i',deftetr}»im 4Quahd6 {z 
ha de acabar una joornada un>pfno(a ,'y ha,de'ileg)ar^iin;iin bian> 
avencurado ? Quando acab^remos de.dejae k>; tr^hfitdno , y; 116 
garemos a lo eccnid'? Qtiahdo efto que cadadiabos:.iicaba , noi 
acabara de acabar , y comenzaremos ocraivida^quc ^unca pun^ 
acabac(e ? Tieneic!por grani deftierrb c^tjuc dura'^ccda la^Sidai 
venga la muerce , y acabc(c eftc dcfticrto y y la vfda.::VivdG^;)lo} 
hombres dcfconibUdos quando; vivcn^dcOrrrados'tle liu^patrii^ 
quando bien (ca ella una aldca corta , y mi(erable , y no (e (nplp 
el dolor del caftig6 , aunque goce de Ids incjores Rcynos j y dc 
las mayores Ciudadcsi Qu^ debe el alma (entir , Jefjis lixio, ddi 
terrada de fu Pacria , que es el Ciclo ', y peregrinahdopor bsafd 
pcros caminos , y rcgioncs de la tierra? .■:'.. -j 

1 1 Heu mhi quid imolatus meus ! Ay dc mi ^ que quantca 
mas pafbs doy a bu^caros, mas parece que (c me alcja cl An:pQi:ir 
que crecen los dc(eos , y caminah mas que los pafbs acdcrados dei 
ciempo ! Huye la muerce dc mi, que la bufco como rcmcdio j vie^ 
lie aprifa a bufcar a quien huyc dc clla , como dc dano. Quando 
(e deCea como Hn del padcccr la muerce , (e carda ) quando (c te4 
me como muerce del gozar , (c acelcra. Vcn muerce , vcn confuc-r 
lo de la vida , Vcn vida eccrna , v^n , y acabefc ya efta muerce. 
Noes muerce aquel pafb breve , y levc , en que la nacuralcza v£ 
a gozar de vueftra gloria ; muerce es , Jefus mio , efta vida en qu« 

la 



s64 VARON DE DESEOS. PART. m. 

bmuene de la culpa acaba con la giacia , y con la yida. Vivc^ 
Senor , cl alma que os adora , con morir cd cuerpo $ porquc (ale 
del rie(go del morir , i la feguridad ecerna de vlvir. Nadic muete 
defpues de muerto a la gracia : (bio effe rie(go Ce halla en efta vi* 
da, con la peligro^ compania de efte miferable cuerpo. 

>i 2 Yen muerte , corona de los buenos y aunque mi alma no 
lo (ea como ellos , que la bondad de (u £(po(b la hari buena. V^ 
momento amable , para que (e acabe efte momenio miferable, f 
comience aquella ecernidad deleytable. Yen Indiferenciamiftcrio* 
&;, gloria de. los que (irveni Dies, caftigo de aquellos quele 
ofenden. Y^n (ccreco formidable i la naturaleza, apadbie ,y ape- 
tecible a la gracia. Y^n caftigo de los deleytcs del cuerpo. Y^ 
premio de las virtudes del alma. Y^n muerte , a egecucar la (en- 
rencia de muerte en la vida , porque ba'endjado a el Autor de la 
vida. Para que no le tfnoje mas efta porcion inferior , y corrupti- 
ble , (alga.de (ii (ervidumbrc la inmortal , (uperior , i incorrup- 
tible. \in'i caufar el alcgriade v^r a mi alma vcngada de mi cuer- 
po : de ver poftrada (u (bbcrbia , caftigada (u maldad , rendi- 
da (ii ciran(a. Cayga efta Torre de Bab^l , efia Efbtua de Na« 
bucodono(br. Caygan aquellas vanidadcs alrivas , aquellos de* 
(eos locos , aquellas felicidades imaginadas , aquellos prefu- 
pUeftos fantalHcos , aquel hacer(e (cnor de lo fnturo , el que 
cs c(clavo de \6 prefcnte. Cayga con la (egur de la muerte , y 
dlegrefie clalma de ver el enemigo polbrado , que la trahii afli- 
gida. 

' 1 1 O Je(us mio ! qu^ percgrinadon es.elb tan penofa ! Pe- 
r^rinadon, que no (c caufa andando,iino obrando. Percgrina- 
don , en que dcfdc el prindpio al fin , (lempre llevamos con no- 
ibtrcB el peligro. Sale el peregrino a bufcar fu patria , y quanio 
mas camina , todos los pafbs que di en fii fadga , le Uevan a la 
pofefion , dejando atras los riefgos , y acercandofe a los ayres de 
iu derra. Mas en efta pcregrinadon e^iritual , cada dia es mas 
penofb i porque nos acercamos a la Patria , Uevando fbbre nofb- 
cros mifmos d dcfHcrro. Efte cuerpo es nueftro cmbarazo , y no 
(e puede dejar. Cada dia pucde mas con nofbtros , fi vueftra gra« 
da , Senor , no la da fuerzas al alma. No parecemos defterrados, 
ni lo fbmos , pues la tierra con nofbtros traemos } parecemos en- 
terrados , y lo fbmos , que traemos fbbre nofbtros la derra. Mas 
Vive cnterrada , que defierrada d alma en el cuerpo , fepukto de 

mi« 



VIA XJNmVA. SENTIR. VH; ^IS^ 

mficrias , donde las pafioncs (on gu(ano$ , y corrnpcion el pcca« 
do. "E^ es la pcregrinacion mas (cniible , en la qual no fc puede 
dejar el deflierro , Hno con cpe muera el defterrado. Sennble, 
porque faltan todos los confuclos del deftierro, y todas las penas 
le acompanan. £s confiielo a los deftcnadbs el tener companeros 
en iu pena, aqui i&n los companeros embarazo, y no confuelo. 

ij^ HahttcOri cum habhantibus Cxdar, Habite pecador con pe* 
cadores, en un niundo can ageno de razon, que anKs me aparta 
del camino , que me guia. La mayor parte del mundo es la peoi^ 
y la menor , tobre fer menor , es la mas afligida , y perlcguida, 
Veo 5 Jeliis mio , poderofo lo malo , aufente , y defterrado lo 
bucno. Si (c precendc haccr vueftra caufa , muchos que abicrta- 
mente le oponen , ocros qiic blandamence deCayudan. Sibs ofen- 
demos , y fe pifa vueftra ley ; la foeiza , la mana , y el poder, 
patrocinando al pecado. Si (e trata de reformar las coftumbrcs, 
muchos lo repugnan 5 y dcfvian, y a quacro dilcipulos ocultos d« 
lo bueno , hay muchos enemigos manifiedos , que promueven 4 
lo malo. Si fc tnita de relajar , y (cguir los apedcos , y dcleytcs 
mundanos , Omenta el aplauib to que habia de re&enar lacenfu-* 
ra. No hay amor , que bafte a la perfuafion de lo bueno : no hay 
tcmor , que rcfrene la rdajacion de lo malo. 

i 5 Aman los Superiores a iiis {ubditos , quando fblo tratan 
de fu bien; en apUcando el remedio, (e defpieitan las quejas con 
^ dolor : y rindicndofc el enfermo a la medicina del cucrpo , no 
nos rcndimos los relajados a la del alma. No hay herida dclcuer- 
po ," que no abr^pe el caucerio , y cftime cl hicrra. No hay peca^ 
dor , que "no abortetca la mano de fii medico 5 y mas fe tenKhetl 
las Uagas clpiritualcs los remedies ben^os , y (uaVes, que en lai 
corporales los fcnfiblcs , y cniclcs. Es gratidc dl aplaufb al fqpe? 
lior que vivech paz con los malos , alabando (u agrado , e^Hd^ 
zando (b benignidad , y admkando (u prudencia. Grande la per* 
^cocion de los Supcrbres , que aborrecen lo malo , y procuraii 
que (us &bdicos ie egercicen en lo bueno. Y afsi miramos a lof 
<mc defcan nueftro bicn , y bien eterno^ como fi, nos ocaiiona^ 
ran nueftro daiio , y dano eterno. . t 

1 6 Habicadores de Cedar , los que en el engano ^ la 

vida tememos lo que nos mcjbra , y amamos Jo que noS-daC** 

riz ! No aborrezcamos la medicina , aunque tal vez nucftra 

flsqueza aborrezca al medico. Quando nucika fi:agiUdad ihurr 

Tomyi. U ' mu- 



- z66 VARQN DE DESEOS. PART. m. 

mure del que procura nueftra cuiacion , pero dcgcmonos curar 
ea nueftras heridas. Pierda (ii crcdico el medico , como co- 
bre la (alud el enfermp. Salgamos codos enmendados : los Su- 
periores,con la paciencia humillados de los (ubdicos qae nos ccn- 
luran , pues es la vanidad rie^ dc los Superiorcs. Los {ubdicos, 
mejorados de cofbimbres , por fcr la obediencia el remcdio que 
tenemos los (ubditos. Vivamos como percgrinos , los ojos en el 
fin , caminando apri(a por los medios , pucs quien fucre peregri- 
no en efta vida,{era ciudadano en la eterna,y el que de efto u{a« 
jre como deftierro , de aquello gozara como de patria. 

S)octtmentos, 

ty X TEnzacl t^dio , que tendra de las colas temporales, 
\f compadecerlas con el amor del Seiior , a quien bu{]> 
ca en las ecernas. Condderando , que fi (e aprovecha bien de cC- 
tas pcnalidades cencuplicara las coronas , con ir(e centuplicando 
los crabajps. Y pues Chrifto nueftro bien dejo que (uMadre glo- 
riofifsima , a quien amo tan dernamente , eftuvieilc tamos anos 
en efta percgrinacion , defpues dc (u Pafion , Refurecion , y Af« 
cenfion Sancifsima^conociendo las anfias que la Virgen tenia, de 
ver(e con (u Hi jo dulciGimo en la bienavencuranza; bien (e deja 
conocer , con quanta paciencia , y cedgnacion debc llevar efte 
deftierro el alma que tan lejos (e balla de merecer la Patria. 

I S A(si como en el eftado con que (e hallara el alma , (bio 
tendra por trabajos aquellos que miren a apartarla del camino de 
(u peregrinacion 5 afsi ei ver los embarazps que la ponen para 
qualquiera cola quepromueva alfervicio de nueftro Seiior (y mas 
(i fuere Superior que trate de refermacion de coftumbrcs > y de 
mejorar la caufa de (u DivinaMageftad) le fera muy fenfible. Pe- 
ro en efte caib es ncccfario que eft6 muy advertido a llevar coa 
paciencia eftas tribulaciones. Y lo que pudiere remediar con las 
criaturas , lo di(ponga con ellas con amor , blandura , y re^cud, 
y lo que no pudiere , lo pida a (u Criador $ porque hay muchas 
coias que no cienen otro remedio > y en efts cafb es el mejor > y 
mas ieguro dejarlas. 

19 Si quiere vivir con confuelo un Superior , que trata de 
(ervir a Dios $ y de que (ea (ervido de fus iubditos , ha de procu- 
tar enderezar el fin de quanto obrare, (bio 4 la gloria de Dios ,y 
no (ea ill defco de dar gufto^y contentar las criaturas. Porque de 

ef. 



VIA UNinVA, SENTIM. VTI. i67 

cfta manera , (i cUas lo agradcccn , y rcconoccn , cfla^ hallarl, 
(aunque cs dc bicn poca imporcancia) y (I no fc lo agradcccn, an- 
tes lo cenfuran, no echara liienos cl agradccimicnto , porquc no 
lo hizo por cfto. Y cl que en cfta vida huvicrc hccho por Dios 
muchos bcncficibs a (iis fubditos , afsi efpiricualcs conio tempo- 
rdes ^ y fiicrc a la otra , fin que aqui fe. lo hayan agradeddo, va 
mucho mas rico , que no el alabado , y aplaudido. Que por efib 
dijo el Senor , que Quando conyidamos a comer , nofeaA quien nos 
fueda Ipoher i contiidar d no/otros , porque en ejfe ca/o ,^4 eflamos 
panadas , fino a qulen no pueda conloidamos , porquejea ^ios nuef* 
tro premio, 00 

20 El que (Icndo Superior , no tuvicrc valor para (crvir , re- 
galar , y bcncficiar animos de defagradecidos , corrcra riefgo de 
entibiarfe mucho en la caridad , y (era poco udl en los (libdicos; 
Afsi como el que alpirare a (er amado , dcjara facilmcncc la cau- 
fa de Dios , por hacer la (uya , y ier alabado, y aplaudido. Y afsi 
cs bien obrar con advertencia , que ni el dc(amor de los iubdi- 
tos , haga menos fervorofb el amor del Superior , ni el amor que 
a ellos dene , le quite la conftancia , y fortaleza con que debe 
obrar^ en las caufas de Dios , aunque convcnga tal vez defazo» 
narlos. Y quien comenzarc a guftar de (u Divina Mageftad , ha • 
Uara en la ingratitud de los fubditos , y en efte , y otros trabajosj 
un cierto agrio tan fabrofb , que fazona mucho el guifado del 
amor ^ y en comenzando a guftar de efto cl alma , le parecera 
defabrida qualquicra buena obra que hiciere , (in el picante de la 
pcrfccucion. Y llamo ingratitud las murmuracioncs , y perfccu- 
ciones , que fc Icvantarcn contra el que hiciere la caufa de Dios: 
lo qual debe (er muy tolerable en un Padre , y Superior , que 
ama de verdad a (us hijos $ de la manera que no quicre menos el 
Padre al hijo , que con cl accidente de la enfermedad le arroja el 
nraio a la cara , que al que fano , y bueno, que le efta firviendo a 
£a lado. Antes le tiene tanto mayor laftima al cnfermo , quanto 
cl accidente hace que mire como a cncmigo , al que le afsiftc , y 
£rve con entraiias de verdadcro Padre. 



(b) Omfint ffMfium , Mt Qnum , ntU Tncm mitot ttuRv. ntfirtc tt^iffi mtriktu,' 
'0rfiit tin rttrihtk , €ft» Luc 14. v. i a. 



rm.n Lias SEN- 




i6^ VARON DE DESEOS. PART. JO, 

SENTIMIENTO VIII. 

mpfonnsE el alua idekt^ ©£ vn esqueleto, 

afligida , jf que confumo dolor explica/u pena , con las fentidas 

palabras de San Tablo , en la Eftjiola ad ^manos^ 

cap. 7. V. 24. 

Infcrix.cgo homo , quis mc libctabit a corporc morris huju^ 

Efiado. 
A pena que el alma tenia en cl pafado (endmicnco, 
de padecer cl deftierro , la compara en efte con la 
milma muerte, y figuiendo la mifma explicack)n, 
que nofibcros dimos a (li (encimiento , fe qucja del 
cuerpo , como dc aquel que mas embaraza los pa- 
Cos que quiere dar en fii peregdnacion > y (e vale de las palidsras 
del Apoftol de las genres San Pablo , donde dice : Infelix ego homo, 
quis me lihrahit a cor pore mortis. hujus }0 yo infeli^ homhre \ quien 
me llbrara de la muerte de efte cuerpo} Tenicndo ppr muerte a la vi- 
da , y defcando trocarla con la muerte. Efta muy bien dibujad^ 
el alma dcntro de un eiqueleto , que fe va cada dia dcshactcndo, 
afligida , y atribulada , y que (lendo la carcel en que fe halla can 
^cibU , y que cada dia la va acabando el tiempo, no dene ppder, 
ni fuerzas. para (alir de ella. Y afsi , la que no tiene facultad para 
ialir fiicra , fe queja dc hallarfc dcntro , diciendo : Infelix ego ho- 
mo] Infelix yo homhre] Quis me liherahit a coxpore mortis hujus} 
Quien me librarade la muerte de ejie cuerpo} 

z Aquella palabjca. ego , pondera mucho la inmenddad del 
dolor. Como quien dice : To In/ili^. Yo , y no otro en mi com- 
paracion infeliz 5 pucs /ufro cftc cnemigo domeftico , (in ppdcr 
apartarme de fu eftrecha compania;. Bufca quien le libre del cuer- 
po dc cfta muerte , y con grande dclgadcza trucca los nombres 
a. las caufas , por cxplicar mejor (us crci^os. Porque (icndp afsl 
que el cuerpo en cfta vida ^ es el que mas explica la vj4p ) pucs 
aunque el alma le anima , no es ella la que (e luce en lo vifiblc, 
(ino cl cuerpo , y (us operaciones , porque no vcmos a cl alma, 
y a(si codos4os reparos , y medicinas , ficmprc (e hacen pafa fiiC- 
tentar ,y curar el cuerpo, por (cr el organo por donde (c gobier- 
na cl alma $ con todo c(Ib llama al cuerpo , quando vive , muerte^ 



VU UNTTIVA. SENTlMi VIIL 269, 

y.^la!mfwrff , quando maca al cufrpo y vi^a. ExpUcando , y ma-, 
lufcftando con cfto , que ya <\ alma (c hallaba en eftado ^ que el 
cuerpo que antes era (u alivio , cs ahora (u embarazo : y |a falud 
que antes era fii confuelo , es ahora (u afliccion : y la muerte que 
antes era (u amenaza , es ahora (u alegria: y la uldina refpiracion 
que antes en efta vida tcmia comb el ultimo , y mayor mal de 
los maleS) la defea ahora, como medio de Uevarla a el mayor bien 
de los bienes. Y con efto. nos djL a entender , que con tpdo fix 
cqcazon y^ anHas , y defeos , bufca la vida eterna , pucs tanto 
aborrcce la temporal. 

^ Tambien en efte lugar de San Pablo , y la forma en que. 
^ explica , (e manifiefta otra verdad , cuyainteligencia , cs muy 
neceUria a los efpiritualcs : efto es , que aunquc las alma^ fc ha- 
lien en los mas altos elcalones de la Via Unitiva , han de enten- 
der , que no fe ha acabado la pelea , y que fiempre Ics dara tan- 
XQ que hacer el cuerpo , y la vida , que juftamente deben tcpeija 
por enemigo , y pot muerte. Porque , como. dijo el Santa^b , y 
Otras vcces hemos i^ndcizdoiMiUtiaefi'ifitahorfunisJuper terfam, (a), 
^BatdU es U. fida del homhre fibre, la tierra. Que quierc deciri 
gqerra formada entre el efpiritu, y la carnc , entre la gracia , y 1% 
naturalcza ^ entre la parte (uperior , y la inferior : Caro enimcon*^ 
iMptfiit adtferfisjpiritum ^fiiritus aJbejrfis capiem. O') Y (e ha dc 
a^yertir , que no dijo el Santo Job ; ^Ihia efl in Ifitahominis^ 
filler terranu Natalias , oguerras hay en la ')Bida id homhre fibre la^ 
t'terra , H no : Militia eft t>ita bominis^que la yfida mifiia ^ guefxa. 
Para cnfcnar , que velep los efpirituales , como dice tai^t^s veces. 
el Seiior 3 porque aunque hayan trabajado , en la Via Purgativa. 
Uorando , y en la Iluminativa dcfeando , y en la Unidva aman- 
4o , nunca les Eiltaraguerra. Y aisi no de|>en dejar las armas de 
las manos,pues el enemigo es it^canfable, (us aicchanzas mu- 
chas , la guerra domeflica , y no pocos los ainigos ocultos , que 
tiene dentro la plaza el que pretende ganarU, contra el que pro- 
cura defcnderla. 

4 Y pues San Pablo defpues de tantas iluftracioncs , y reve- 
laciones , y de fer el Padre efpiritual dc las gentcs , fatigado ^^ 
fus inclinaciones, y trabajos, (c hallaba en efte lugar tan cmbara-. 
Tado con fu vida , que llega a Uamaila muctte> loca feoa la coi^-; 

fian- 

(a) Jeb7.v.i. (b) Ad GaUt. 5. y. 17. . , . ..■ f ' 



27b VARON DE DESEOS. PART. HL 

fianza del alma , que le paredeflc , que ya (e halla efenta de las 
tribulaciones , y que ya dene a fus pics al apetico , y tan miaga- 
das las mabs indinaciones , que apcnas la conoccn las pafioncs. 
Efta alma en mi encender no ha menefter ocra ccntacion, que el 
conocerfe tan mal , y penfar , que aquel origen de nueftros ma- 
les , que llaman los Teologos { fames peccMtj efta del todo apa- 
gado 3 porque efTe no (bio Iciis. error conocido en la Fe , fino pre* 
luncion vanifsima en lavidamiftica,pueslas indinaciones ma- 
las en nofotros , aunque algunas veces duermen , pero no mue- 
ren ; y fi callan tal vez , (alcn defpues quando menos lo cfpera- 
mos con mayor fuerza a cmbcfHrnos : con que tanto mas dd>e- 
mos recatarnos , quanto menos conoderemos , que no (e acaba 
en efta vida la pelca , fino quando (e acaba la vida con la muertc. 

^feBos, 

5 OEntira el alma en efte eftado , mudio mas las penalida* 
^1^ des del cuerpo , pero (era efte (cntimiento perfe£bo, 
porque las fiente en quanto le embaraza , para (cguir Cus fervo- 
rolbs de(cos $ pero las abraza en quanto la afligen, y mortifican, 
y fi pudiera elcgir la pena , y defviar el riefgo , dcogiera efta vi- 
da , aunque padeciera ficmpre , por (crvir a Dios mas defafida, - 

6 La refignacion (era muy grande , i ira fiempre cmbcbida 
con la queja , y apenas le dira al Seiior , que no puede averiguar- 
(c con el cuerpo,y que (aque de ^1 al alma, quando fe rcfigne en (iis. 
manos , y le diga , que nunca (alga , fi en eflb ha de (er mas /cr« 
vido , y glorificado. A imitadon del Senor , que apcnas dijo en 
el Huerto : Domme tran/eat d me Calix ifle 5 (0 quando fe explica 
fii Divina Mageftad , para enfenarnos : Verumtamen non mea'Po-^ 
luntas ^/ed tuafiat» W Ta/e , Senor , efta amar^ura de mi 5 per* 
ante todas cofasfe haga ttueftra fanta 'Poluntad en mi, 

7 Sucederales tambien a muchas almas aulentarfeles la guer« 
ra , no fblo mefes enteros , fino anos ; y quando eftan mas deA 
cuidadas , y tal vez mas fervorolas , (c encendera tan (angrienta, 
y crud , como fi dieran el primer pafb en la vida efpiritual. Y 
en efte cafb , aunque les haga novedad al prindpio , (cntiran gran- 
de animo , fi han (crvido al Sciior en la vida pafada con verdad; 
porque todos los pafbs que ha dado en fi]s cgeidcios el alma en 

el 

(c) ExMatdusCT. )9, (d) Lvc »s.'T. 4t« 



VIA UNITIVA. SENTIM. VHI. %-jx 

el dempo de la paz , han fido difpoHcioncs , y de£;n(as que ha 
prcvcnido a la guerra , que le dara de alli adelante el cuerpo.. 

8 £l permitir nueftro Senor efta guerra a las almas , es pa* 
la utilifsimos efcdios , que fendra cti si con la divina luz. £1 pd-> 
inero , para humillarla : el (egtindo , para probarla : el tercero , pa* 
ra egercicarla: el quarto , para mortificarla : el quinto , para ret 
drarla , y guardarla: el fcxco , para coronaria: el (cpdmo , paca 
perficionarla. Y ft el alma anduviere delance de Dios en verdad^ 
y ftnceridad , eipere en (u Divina Mifericordia , que confcguira 
eilos 9 y ocros (antos efei^s $ y que quando no los reconozca ai 
(endido (que no es lo peor] los habra con(eguido a la verdad, y 
que ftemprc (c quejara en fus trabajos con refignacion , aunque 
le diga al Seiior muchas veces: 

AfeBos, 

9 IFHfeltx ego homo ! ^uis me liierahJt a corpore mortis hujus ? 
J^ yo infelhihomhre ! Qujen me lihrard del cuerpo de efia muertel 
To , infcliz : To , fuente , y miferable origen de mifcrias , c in- 
feUcidadcs : To , voz de propiedad , y de miferias , compucfto de 
propiedadb , y mi(erias : To , que quenendo , que no haya To 
en mi , hallo el To reynando en mi : To infeliz ^ To hombre, 
y por edb infeliz , porque (by hombre : To , por hombre in&liz, 
que (bbre fcr hombre , (t infeliz (by 7b , To: Expliquen los Mi^ 
ticos efte enigma , declaren los efpirituales cfta confuTion. To, 
foy el mayor mal de mi , y el To , qucmanda en mi , es el uni- 
co mal que hay en mi. Si To no eftuvieja en mi, no huviera can- 
tas miferias en mi. To origen de mis>pecados : To el aucor de mis 
dolencias : To la caufa de mis enfcrmedades : To la mano que 
ocaftona mis heridas : To el que impide mis remedios. O Jcius 
mio ! quando (e ha de acabar efte To eri mi , y habeis de entrar 
a (cr To en mi.. 

lo Puedo decir con San Pablo : Infellx e^o Bomo : y no pud- 
do decir con San Pablo : t^bo ego jam non ego. («) El To del pecar, 
vive en mi , cntrc en mi el To de icrviros, Encrad ^ Jefus mio, 
a vivir en mi , para dcfterrar eftc To de mi. Eftc 1^, que figni- 
fica amor propio , efte To , que ftgnifica lazos , y miierias en cl 
alma : Quis me Uberabh icorport mortis hujus ? Quien me librara. 

Se- 
ts) Ad G«ta$« a. V. ao. 



274 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

halla fin cflc cncmigo 5 y cl cucrpo fin alma , cs un cadaver cor- 
ruptible 5 y un poco do ticrra vilifsima. Y afsi quando fc dice , cl 
cuerpo e$ cnemigo del alma , (c enciendc por cl cucrpo cl apcti- 
to, que (blicica al alma con quien vivc, con cl gufto dc los dclcy- 
tes, a que el alma (c degc arraftrar del cuerpo, por los guftos que 
en cl recrean al alma. 

15 Dc aqui refiilca , que el alma quando cfta en el cuerpo, 
ticne dos diftincas comunicaciones. La una , que roira a la parte 
fupcrior del alma ^ que cs la razon , el amor divino , Ins (anrns 
infpiracioncs , los bucnos defeos , y todo aquello que afpira a lo 
etcrno. La otna , que mira a la parte inferior , y carnal , que re- 
crea las potencias , y (entidos , como es amar lo concupifcible, 
llevar{c dc la irafciblc defbrdenadamcnte , y feguir los antojos , y 
devaneos del apetito torpc del cuerpo. Como fi confiderafiemos 
una columna de criftal hermofifsima , que efta fija en un lodo muy 
afqucrofb , ^ impuro, y del qual los grucflbs, y corrompidos hu- 
mores van infamando , y efcurecicndo fij claridad, y hcrmofiira; 
y al mifino ticmpo el Sol , que rebervera en ella , la Uuftra , la cla- 
rifica , y dora. Claro efta , que fi efta columna como ticne luz 
elemental , le rayara luz dc razon, y natural, que hiciera lo poC- 
fible , por entregarfe toda a la luz que la clarifica , y negar(e al 
a(co , y corrupcion en que (e halla. Puds a(si ic ha de confiderai 
el alma. Que en quanto efta en aquclla parte inferior de barro en 
donde Dios la crio , que es cl cucrpo , fiemprc efta (blicitada dc 
inf^mes vaporcs ,que pretenden efcureccr fu claridad : y en quan- 
to la raya la luz de la Fe , y la Caridad , fiemprc La c(U refplan- 
deciendo fii gracia , y clarificando fii amor. 

16 En efta comparacion la columna criftalina cs el alma : y 
pues es racional,y puedc con la divina gracia cfcoger lo bueno^ 
aborrecer lo malo , abrazar la luz , y negarfe a las tinieblas , en- 
tregarfe a las virtudcs,y apartarfc dc los viciosjdcbc procurar con 
toda atencion , que con (antos deicos , y fervorofas obras vaya ca- 
da dia encendiendofc mas cl fiiego de la caridad , para que confii- 
ma aqucllos humores impuros , y los vaya adelgazando , y qui* 
tandoles lafiicrza, hafta que llegue el ticmpo en que acibandofe 
con la muerte la caja penofa de la vida, enque efta engaftada una 
tan prcciofii piedra, como el diamdntc en caja de plomoj (alga dc 
efta Iglcfia Militante por la Divina Mifcricordia,y Bondad , a (cr 
colocada en el edificio eterno dc la Triunfantc. 

SEN- 



VIA UNmVA. SENTIM. BT. 
/-;S E N T I M I E NT O I X. 



*75. 




T^fOKESBUL ALMA CON ALAS , JTADA S)E XMA 

cadeha a unaCru^ , queefid/ija /ohre el Globo de la tterra ^y but 

fk'ndo al Amor fDbmo , hace fuer^a para tfolar a e7 j p^a detentda 

de la cadena , no puede confeguirlo^ con lo qual expltca/ii tetta 

con fas palahras de San 'PM , en la Bpijiola 

ad Thftippen/esy Cap: i . v. 2 j ; 

Coardor: : : c duobus : dcfidcrium habcns diflblvi , & cflc cum 
Chrifto. . ' • 

Bftadiy 

Epitc el alma cl cxplicax las ardicntcs anfias dc vcr 
a fu cfpofo, y cl dcfco con que vivc dc dejar cfto 
temporal, y Ucgar a aqudloctcrno. Efta muy pro- 
piamentc dibujada conalas , para fignificar los dc- 
fcos del amor , que fori alas del alma , pues bicn 
cicrto es , que menos que alada , y encendida, dc los (cntimicn- 
tos dc la caridad, no pudiera aborrcccr a la naturaleza , ixi afpi- 
rar , ni anhclar con tales anfias a la gloria. Porque dc la mancra 
que a los hombres no Ics es dado el volar , fino el andar , por 
icr los cucrpos pefados, y cl clcmenKo delayrc (util, y tranfparcn- 
cejdc la mifina mancra cl alma, que efta dcntro del cucrpo afida, 
y cnccrrada en ^1 , no es pofiblc que pueda volar con cfcdo , a 
la gloria que defea, menos que dcfafida dc ^1 con la mucrte, quan • 
do Dios fiicre (crvido Uevarla de efta mifcrablc vida. 

1 Dibujafe atada al mundo con la cadena a una Cruz , pa- 
ra fignificar , que a efta alma Ic cs cruz el mundo , y que folo 
rienc dc mundo el penar , y (cr mortificada en cl. Que cs lo que 
en efta parte dijo el Apoftol San Pablo ^y otra vcz hemos dc pa- 
(b refcrido : Ter quern mthi mundus cruclfixus ejl ^<Ut ego mundo, (*) 
Que eftaba el mundo crucificado en el Apoftol , y el Santo cru- 
cificado en el mundo. Y dice crucificado, para explicar , que te- 
nia cl Santd las efpaldas vueltas al mundo , que era fii cruz,como 
las ticne cl crucificado al madero en qucle cnclavan. Con- cfto 
fignifica , que (bio del mundo tenia las penas , pues aun por no 
Tom.VL Mm-i ycr 

(a) AdGalat.tf.T. 1% 



^76 VARON DE DESEOS. PART. ilL 

ver los guftos , Ics volvia las efpaldas. Y de aqui rcdilta una di- 
fcrcncia dc crucificados en el mundo notable , que cs , la de los 
que penan en el mundo por Dios , y los que penan por el mun- 
do. Que los que penan por Dios , primcro eftan crucificados con 
cl , como Chrifto con la Cruz , vucltas las efpaldas al mundo. Y 
Jos otros 5 eftan crucificados con el mundo , pero abrazando , y 
adorando (u cruz , que cs cl mundo. Efta alma con las alas del 
amor divino fe iba alcjando del mundo , pero como eftaba cru- 
cificada en ^1 , y acada al cuerpo , que es habitador del mundo, 
no podia dejarlo. Y afsi, volando con los dcfcos , y aprifionada 
con las cadenas, (c queja fcncidamence diciendo: CoarSior::: e duo- 
bus : defiderium habens dijfohi y<fi" ejfe cum Chrifto, Afligenmc dos 
cofas en una naturalcza contrarias, cl ir lucgo a Dios , y la nccc- 
{Idad de vivir en el mundo , porque ni efto puedo , ni aquello 
quiero dcjar : y efta inteligencia parecc , que pucde (cr propia 
dc cftc (cntimicnco, y que no (c aparta de la letra dc efte lugar. 

5 Tambien (c podia extender , que aqui el alma dice , que 
la Ucvan volando a Dios dos cojas , que (on, el amor que le cie- 
nc , y cl defco dc verle. Que, aunque cl primcro parecc cau{a , y 
cl fegundo cfe<^o ; pero dos cofas {on diftincas , y (bbre que oy^ 
go muchas veces difcurrir a los. cfpirituales. i Qual debc defearfe 
mas , cl amar a Dios , o cl ver a Dios , (uponiendo , que cl ver a 
Dios no cuvicfle configo el amar i Dios ,como lo tiene? Y vco, 
que los que figuen las finezas del amor , quieren mas cl amarlo, 
aunque no lo vieflen, que el vcrlo,fi no le amadcn. Ocros, con- 
(idcrando, que en cl ver confifte la fiima bicnavcncuranza, van- 
(c al fin, dcjando que los otros figan (us finezas en los mcdios; 
pero facilmentc lo concierta efto la Fc , que nos cnfcna , que cl 
que ama a Dios , vera a Dios perfcverando , y que el que vicre a 
Dios , amara a Dios. Y aisi lo que ahora nos toca en efta vida 
cs amarlo , y (ervirlo , para que en la otra lo gocemos, con ado • 
raric , y con vcrlo. 

4 Otra qucftion mas dificultofa (e nos manifiefta , con dar 
otra inteligencia a efte lugar de SanPablo,porque dice: CoarBorvr. 
i duobus : defiderium habens dljfohi^ iT ejfe cum Chrifto, Dos cofas 
inftan a mi alma , cl defco dc que fc acabe efta vida , y el anfia 
de gozar a Jcfiis en la otra. Que es dear : deico que (e acabc la 
vida , y me aflige efte defco , y defco v^r a Chrifto , que cs para 
lo que me cmbaraza efta vida : CoarBor i duokfu, Por una parte 



me 



VIA UNITIVA. SENTIM. tX. ' 277 

mc pc{a dc defcar morir coma alivio , y por otra dcfco vcr lo 
<iuc no pucdo confcguir fin morir. Y aqui cntra la queftion de 
Jos cfpirituales , en- que he vifto divididos a los Santos, i Qual cj 
niejor,vivir en cfta vida por padcccr con los riefgos que ella trahc 
cnvucltos dc pecar , por hacer mayor la gloria de Dios padecien- 
-do } o dcfear morir en efta vida, por falirdcl rielgo de pccar, aun- 
que fea dcfamparando cl padecer ? Porque en efte lugar dc San 
Pablo parecc , que fc halla indifercntc :..pucs por una parte Ic 
afligc el defco dc dejar la vida , conociendojque deja la pena , y 
la cruz por el goxarj por otra parte dcfea ver a Chrifto Bien nuef* 
tro , y Ic parecc , que aunquc efto fca con gozo , y ccfando cl 
pcnar por el Senor j bien merccc portal gozo ncgarfe a tal cruz 
y penasl Podiamostraher algunos lugarcsdc Santos, y en que hi* 
bcmos obfervado muy difcrcntcs los fentimicntos $ pero porqu? 
cfta cs confcrencia propia para que los mifticos la platiquen en 
{us cfpiritualcs colacioncs , remidmos 4 fii crudicion efte pun-^ 
to ,y tenemos por cierto , que efte gencro dc afedos fbn com- 
patibles en un mifmo (ujcto, pucs conformc fucre la iluftracion 
que dierc Dios al alma , (era hi ponderacion , o (cntimiento : y 
a quicn (u Divina Mageftad dierc a conocer los lazos dc cfta vi- 
da 5 no (bio por falir dc cllos , y del rielgo dc pecar , dclcara ver- 
ic con Chrifto 5 fino que abrazara con anfias a la mucrte , aun- 
quc (ca fin mirarla como medio dc confcguir tan gran bien. Y al 
que Dios iluftrarc , y favorecierc con cl anfia dc padecer por fu 
Divina Mageftad , y promovcr fii honra , y gloria j querria mas 
padecer por Dios mucho tiempo , aventurado en cfta vida , que 
gozar tan prefto en la otra aftcgurado. 

Efe£ios. 

5 OEntira efta alma ch tal eftado mas fcrvorofiislas anfias dc 
^5 Dios , y no (era por huir do los trabajos , fino porque 
cl amor que ardc en ella , como ardia tambicn en cl Apoftol, no 
(c facia con k memoria , ni con la meditacion , nicon la contcm- 
placion , fino con la prcfcncia del amado, Y como cfto rcfiftc la 
vida 5 pucs non mm Videbitme homo, isr lithfet^ 0>) no fc puede vcr a 
Dios en efta vida , ficnte la prifion , y la afligc , como al cautivo 
la cadcna , a que tienc atada la voluntad , y el cuerpo. 

Si 

(b) Szod.33.y. >•. 



lyS VARON DE DESEOS. PART. III. 

6 Si Dios la dicrc con las anfias dc vcrlc , y amarlc , ardicn- 
tcs dcfcos dc padcccr por fn Divina Magcftad , que ordinaiia- 
racntc andan juntos ; cftara luchando con divcrfos , y contrarios 
afcdos, y ya por ver a Dios , y amarlo fin recclo dc pcrdcrlc dc- 
fcara , que (c adclgacc la cadena , y (c acabe la vida : y otras vc- 
ces por padcccr mas por Dios qucrra , que cfta que es vida bre- 
ve , y tranfitoria , lea mas pcnofa , y prolija 5 y dc aqui la rcfiil- 
caran muchos afe^s , y ponderaciones anagogicas , concrarias 
cncre si , e impofibles , dc que eftan llenos los libros dc los mif- 
ticos , dc(cando en el Cielo padcccr viendo i Dios , por no per- 
dec en el Cielo el padcccr ; y dcfcando en la tierra no poder per* 
der a Dios , padeciendo mucho por ci: ficndo afsi , que ni en ef* 
tando en el Cielo podra padcccr , ni miencras c(U en la tierra 
podra vivir fcgura dc pecar. 

7 Con cftos fcntimicntos , i ilulbraciones vivira contcnta 
con la cruz , tenicndo por verdadera cruz la vida. Porque como 
quiera que cl alma , como hemos dicho otras veccs , no parecc 
que cfta donde anima , (ino donde ama , eftando fijo (u corazon 
en el Cielo , (crale mas penofb el defticrro dc eftc fuelo. Y (i la 
rcHgnacion no la tcmplafle los dcfcos , con traherlos contenldos 
dentro dc la divina Voluntad , pafara de defamparos del alma a 
triftezas bien penofas. Pero es la (anta refignacion una levadura, 
que fuaviza dc manera lo mas rigurofb , y fiiertc, que con ella, 
al tiempo mi(mo que cl alma (e qUeja con grandes defconfucios, 
efta Hntiendo en si grandifsimo confuelo : dcfconfuclos (lentic de 
que no (c cumplan los defeos de (u amor : confuelo , de que fe 
haga en clla la voluntad de (u amade. 

8 En cftos impetus dc amor > y ius andas (era muy contin- 
gente prorrumpir , (in podcrlo eftorvar , en demonftracioncs ex- 
ceriores , ya fean lagrimas , ya raptos , u otros accidentes dc eftc 
genero. Retirar(e , pues, a bu(car a Dios a (bias, ( como otras ve- 
ccs hemos dicho ) y alii recibira de fu Divina Magcftad muy col- 
madas milericordias , y (cntimientos de amor , y dc dolor , y an- 
lias de vcrle, y le dira deCic lo intimo de fu corazon. 

AfeBos, 

9 f^\)arBor\v. i duohas : defiderium habens dijfohi^ <T ejfe cam 

V^ Chrifto. <Qu^ violcncia es cfta que (lento, Sciior mio, 

con el an(ia de amaros por dejarme ? Con el anfta de dejarmc 

pa- 



VIA UNITIVA. SENTIM. IX. 279 

para vcros ? CoarSlor e duobus. Efta porcion (upcrior mc Ilcva a 
Vos. O! vaya a Vos , Jefiis mio. Efta porcion inferior toe dctic- 
nc en mi. O ! (alga Seiior dc mi. Las alas de vucftro amor mc ar- 
rcbatan , la cadcna dc la vida mc dedcne. Los dcfcos inflaman cl 
corazon , y no cabiendo cl corazon en el cucrpo , no puedc (alir 
del cucrpo. Quicrc dejar cl alma la vida , a que efta afida , y la 
pcrfiguc la vida. Las alas dc vucftro amor mc Icvantan , las ca- 
dcnas dc mis ycrros mc aprifionan : CoarSior , i duobus. Si quicro 
vivir por padcccr, dura cl dcfticrro, aunquc (c aumcntc la coro- 
na. Si quicro morir por vcros , acabafe cl cicmpo dc padcccr por 
Vos , dcieando (crviros con cl padcccr. Dcfco morir por vcros, 
y defeo vcros por morir. iDefiderium habem dtjfohl ^ <y ejfe cum 
Chriflo, Dcfeo morir por vcros , porquc cs habcr llcgado al tcrmi- 
no dc gozaros , y todo nucftro bicn {c cifra en vcros. Dc(co vc- 
ros por morir , para (alir del ricfgo dc pccar , que va envuclto 
en la vida con el merito dc padecer. Defeo morir por vcros, pucs 
mi amor no (c pucdc (aciar hafta que os vca , y dcfca Ucgar a fu 
tcrmino mi amor. Dcfco vcros por morir, porquc no pucdc aflc- 
gurarfc cl tcmor que tcngo dc o&nderos en la vid3,fino con que 
clla (c acabc con la mucrtc. 

10 CoarEhr e duobus. Vivo cntrc cl ccmor , y la cfpcranza, 
cntrc cl amor , y cl recclo , cntrc la pena , y cl gozo , cntrc cl 
bicn , y cl (bbrcfalto , cntrc la pofcfton , y la afliccion. £1 tcmor 
me aflige , la cfpcranza mc alicnta , el amor me alegra , cl recclo 
me humilla , la pena mc atormcnta , cl gozo me recrca , cl bicn 
clc vucftro amor me anima , cl fobrefalto dc mi indignidad me 
dcfcngana , la pofcfion dc adoraros , y los fentimientos de tcne- 
ros me enamoran , cl recclo de perdcros , con cl conocimiento 
que tengo de no fcrviros mc aflige. 

1 1 Coariior e duobus, i Quando Uegara cl dia , que fe rompa 
la dura cadcna de efb prifion dclcznablc ? Quando efta vida , que 
flcmpre (c efta acabando , fe acabara de acabar? Quando el cora- 
zon enamorado vera, fin recelos de pcrdcrlc,a fii Amado? Quando 
OS vcrc , Scnor mio ? Quando ha de Ucgar eftc quando ? Efto mc 
aflige; pcro no me aflige menos cl fabcr quando he de comenzar 
a (crviros , quando he de empezar a adoraros , quando efta vida^ 
que cs vueftra en cl a£c(ko , fcra toda vucflra en cl cfedo ? Quan- 
do dcfcarc lo que Vos quercis , y obrare lo que entonces defcarc? 
Quando en cl alma que os adora , correfpondcran las obras extc-» 

rio- 



2 8o VARON DE DESEOS. PART. III. 

riorcs , a los fentimicntos intcriorcs ? Quando la vida , que fe 
ocupa toda en fentir, (c ocupara toda en dbrar > Eftc qumdo^ mc 
afligc mas que aqucl quando, CoarBor e duohus, Afltgmmt dos co- 
fas , pcro dc cllas aumcnta mas mi pcna , la que mas dependc 
de mi. El ferviros , Sciior , lo cgercita , lo previenc , lo difponc, 
lo infpira , lo perficiona vueftra gracia 5 pcro es prccifo que ufc 
de cftos auxilios mi mala , y perdida naturaleza. Y afsi donde car- 
ga mas mi pcna , cs donde mas amenaza mi culpa , y el quando^ 
que mas dcfco , cs el de aniaros , y padccer en efta vida por Vos, 
dcjando a vueftra piedad , el quando dc gozaros en la ccerna. 

1 2 Todavia , Sciior , CoarBor e duobus , me afitgen ejias dos 
co/as: pucs quando quicro , por padccer vivir , me hace gran do- 
lor vueftra aufencia,y me cs muy fcnfible el dcfticrro: y quando 
quiero morir por veros , me hacen (blcdad las penas , y mc po- 
nen micdo las culpas. Quifiera veros padccicndo por Vos , y no 
puede fcr. Quificra padccer , fin riefgo dc ofenderos en la vida , y 
tampoco puede (cr. Quificra vivir mas ticmpo , por parccer de- 
lance dc Vos con mas merico. Quificra morir por no mulriplicar 
las culpas , mulciplicandolc los dias. Ha llcgado, Sciior , en mi el 
ticmpo del defcar , no habiendo apenas comenzado cl dc fcrvir. 
Dcfco , como fi huviera (crvido , y firvo , como fi no defcara. O 
Sciior mio ! que cruz can pcnola es efta , en la qual tengo del 
mundo las culpas , y me falcan las penas que ion merito, 
(bbrandomc las penas que ion trabajo ! Al padccer y como 
fi fucra crucificado , vucltas las cfpaldas al mundo. Al mercccr, 
como fi no eftuvicra crucificado, fi no abrazado con el por mi 
flaqueza. 

I ^ CoarBor 6 duobus, Afllgenme efias dos cofas, £1 ofenderos 
padccicndo , al alma $ cl vivir padccicndo , al cucrpo. Aquella 
porcion fiiperior del cfpiricu , llora de ver malogradas las penas, 
y la inferior de la carne , llora aftigida con ellas. Y con todo cfib 
clige antes cl alma que padezca cl cucrpo , aunque no mcrczca, 
que no que goze , quando no mercce. Pucs mcnos diftancia hay 
defile el padccer al merecer , de la que hay defile el gozar $ por- 
que en el gozo , el engaiio la entrecicne ; y en la pcna , cl defen- 
gaiio la alumbra , y mas cerca efta de la culpa el gozo , que cl 
dolor , y pcna. 

1 4 CoarBor S duobus, Dos de(eos tengo en cl fuelo : padccer 
por Vos amando , y no ofenderos vivicndp. Dos defcos tengo en 

cl 



VIA XJNmVA. SENTIM. DC. 281 

el Cido , vcros a Vos , Jcfiis mio , en el , y a vucftra Madre la 
Rcyna de los Angeles Maria. Si en cfta vida os ama el alma , y 
por Vos padecc , aunquc con infinita diftancia , os figuej y fi en 
tdz vida no os <!>fcnde , por vuelhra caridad ardientc os ama. Si 
en el Cielo os goza , Jefus mio , mira en Vos todo lo que no 
pucdc verfe fin Vos. En Vos vera al Padre , en Vos al Hijo , en 
.Vos al Efpiritu Santo , por fcr una efencia , Padre , Hijo , y Efoi- 
ritu Santo. Quicn v^ al Padre , v6 la fiiente de la piedad : quien 
vc al Hijo , la imagen dc fii bondad : quien v^ al Efpiritu Santo, 
\6 la infinita caridad. Quien vi al Padre , v^ el origcn dc la etcr- 
na luz : quicn v6 al Hijo , vc el reiplahdor dc la luz cterna del 
Padre : quien v^ al Elpiritu Santo , vc el calor de la luz del Pa- 
dre, y del refplandor del Hijo. Quien vc al Padre, vc al Criador 
de lo criado : quien v^ al Hijo , v^ al Rcdcntor dc las almas: 
quien vc alE(piritu,ve al que reparte fiis doncs. £1 Padre engen- 
dro abetcrno al Hijo , que redimio al mundo. El Hijo (c hizo 
Hombrc por el hombrc , en tiempo pot ialvar d mundo. El EC- 
piritu Santo dio luz al hombrc , y comunic6 fii amor , y fii i^r- 
vor , para que pudielTe elixmibce lograr la San^e ,.y Pafion del 
Hijo del hombrc. 

1 5 Efto que es tan dulce de cotifidcarar , qual icria , Jefiis 
mio, de v^r ! Y en el alma que &cre amumte, y agradedda , qual 
Icra et anfia de vcros en la <tbrna vida conla au(encia ,y defticr- 
ro dc cfta atribulada, y mortal i Defca d alma v^l vucftra Ma- 
dre Santifsima nueftra Senora la Virgen Maria ^porque en clla 
vera las perfccciones de vueftro poder , las maravUlas dc vueftro 
fabcr , los milagros de vueftro querer. Vera a donde llcg6 el Po- 
der dd Padre , a donde la Sabiduria dd Hijo , a donde el Amor 
dd Efpiritu Santo. Vera aqud prodigio dc virtudes , aqucl por- 
tento dc perfecciones , aqucl ak>mbro dc eminentes excdencias. 
Vera a la que el Padre previno abetcrno para Hija , a la que el 
Hijo precligio abetcrno para Madre , y a la que antes dc todo 
tiempo cfcogio el Efpiritu Santo para E(po{a. Vera a la que junt^ 
en si al Cielo , y a la ticrra , y lo que es mas al Criador del Cielo, 
con la derra. Vera aquel puriGimo Templo donde (e unio la Na- 
turaleza Divina con la Humana , y dc dos tan difcrcntes fiiftan-- 
cias , (e unicron en un Supuefto para nueftra redencion. 

1 6 Con vucftra Madre Santifsima vera a los Santos $ porqiie 
es vucftra Madre , a quicn afsiften , y vcncran todos los Santos. 

Tow.r/. Nn Con 



igi VARON DE DESEOS. PART. IIL 

Con vueftra Madrc vera a los Ahgelcs , y Efpirkus Gcrarquico$> 
porquc cs vueftra Madrc , a quicn firvcn todos los. Efpiritus Gc-* 
rarquicos. Con vueftra Madre vera a los Patriarcas j porquc cs 
vueftra Madrc , por quicn los hiciftcis Patriarcas. Con vueftra Ma-, 
drc vera a los Profctas 5 porquc cs vueftra Madrc , a quicn pro* 
ferizaron los Profctas. Con vueftra Madrc vera i los Apoftblcs; 
porquc fuc vueftra Madrc la gloria , y la dircccion dc los Apof- 
mlcs. Con vueftra Madrfc vera a los Marty res 5 porquc, cs vueftra 
Madrc la.c»rofia dc los Martyrcs. Con vueftra Madrc vera a los 
Confcforcs } por fer vueftra Madrc el honor , y dechado dc los 
Confeforcs. Con vueftra iMadrc Vcraijas Virgcncsj por fer vucC- 
tra Madrc, Madrc dc las Vifgcacs.;0 Madrc dc la fuentc depic« 
dad J O Hija.del origcndcbondad'lQ ifpoladcl Autor -dc U 
caridad ! Socorrc Sciiora a los mifprablcs que te rogamos ; don- 
fijcla a los afligidos que llbramos : aypda a Ipsdcftcrrados que to 
bufi;amos.;Rucga por nofotros, Madrc dc todbinofbtros. Tem- 
pla la jufticia ddPadrc, Hijp pjadofa del Padrc»Promii?vc kpfc; 
dad del Hijo , Madrc bcniena d<;l Hijo. Rcpartc clamor dclEf- 
pirioi Saiito , E(pp{a del Elpiritu Santo. iAlcanzamc , Senora , dos 
cofas con tu intcrcefsion 5 CoarSlor i duohus , que no ofenda a tu 
Hijo Santifsinio ^ y que aitoc » y padpzca por tu Hijo Santi&imo. 
Tcmor filial., para que tnc. apartc de^pfcnderlc $ caridad ardica-^ 
te , para que mc abrafc en aebarle^ Que ft cftas dos co(as , Rcyna 
del Ciclo , fc mc conccden en la tterra , confeguira el alma las 
Qtras dos , de verlo , y vcrtc en el Cido. 

(Documentos, 

ly TT^N cftc cafo el alma procure vivir con advcrtcnda , de 
I i xjuc los impetus dc amor con que (era favorccida 
(como fc ha dicho) los contcnga lo pofiblc , de manera que no 
i&lgan a demoftraciones cxteriores , rccogicndofc a lo mas inte- 
rior , y retirado , para dcufar la murmuracion de los flacos , y el 
aplaufo de los pios , que uno , y otro cs perfecucion , y efta ulti* 
ma no menor que la primcra. 

1 8 Concierte los afctflos , con la refignacion , que cs la que 
componc todas (iis contraricdades , como quando defce morir 
por ver a Dios , reilgncfc en vivir , aunque fea no vicndolcj pucs 
primcro fc ha de haccr la voluntad dc Dios , que es dc que (t le 
dilate cftc deftierro,quc noquefe abrevie quando Dios no quicre 

que 



VIA UNmV^ SENTIM. K. %t^ 

que (alga de cl. Quando dc{ea padccer mas por Dios , tcCigncCt 
en no padccer mas dc lo que ^1 quiere , rcconocicndo , que eftc 
bicn no le mereccn codos , aunquc la vida es tal , que pocas ve« 
ccs falcaran crabajos. Y a(si es mejor pedir pacicncia ^ que es de 
lo que tcnemos menosj que penas , y tdbulacioncs ^ de que hay^ 
tanca feomdidad en el linage humano. 

1 9 Efta redgnacion , no ha de fcr tan acomodada , como 
algi!mo^ la egeircitan y los quales ^ de tal mancra ic tedgnan en el 
no. padecer , que Ucgan a holgaric de gozar , y nunca bufcan el 
padccer : refignadifsimos al holgar , y poco pacicntes al penar» 
Porque el modo de rcfignacion , ha de fcr dejar que corran los 
defcos lo que Dios quifiere , pero que vaya dentro de ellos embe« 
bida la refignacion , la qual en la vida interior dc los que andan 
en verdad ^ es tranfccndcntc en todas las cofas , y tio hara , ni 
padccera cl alma cola alguna, (in que (c hallc en cUa efta (anta, 
y admirable virtud. 

20 Para no incurrit en la falfa redgnacion de los acomoda** 
dos 9 que (I tienen delancc un placo de dulce , y otro menos Cx* 
bro(b , eligcn aqucl , y dejan efte , tfe(ignando(e en lo que Ics po« 
ncn dclante , y dejando que filija la naturaleza : deben lois verda* 
dcramente. e^irituales , dar en (cmejantes cafb^ el arbitrid a U 
gracia , amando la cruz , y cl penar 5 no (bio quando Dios lo em«t 
bia , fino quando por fu divina gracia fe clige } porque en no vi- 
viendoel alma con cuidado de irle a la mano al cUerpO) es tanto 
lo que puede con nolbtros efte enemi?o $ y la mana con que go-* 
bierna fus comodidadcs, que nos permadira a la perfeccion ^ con 
cl egercicio de fus guftos ^ y con una retorica muy doqucnte ^ y^ 
ouanto a efte punto muy delgada , (con (er el ts^n torpe) n6$ ha- 
ra erect , que en cl gozar amando 5 efta Tcguro el amor de Dios^ 
y arrielgado con la impaciendia en el amar padccicndo \ y ocrod 
^efatinos dc efte gcnero muy facilcs de vcnccr con la gtacia ^ y^ 

de reconocer con la luz que dati el Seiior ^ a lo^ que Con 
pureza Ic quifietcn (cguir,rcrvir, c imitar. 




TrnM Niii SEN- 




^84 VARON DE DESEOS. PART. lU. 

SENTIMIEKTO X. 

T^OKESE EL ALMA EH UNA CA^^EL <DE UA<DBf(A^ 

y que anda tentando/us rejas farafalk de tlU^y el Amor !Dh>ino U 

alumhra^y cott las liases If a a abrirU» T de otra jdula pe^uena cere a 

de efta ha falldo un pajaro , y expUca fu trahajo el alma 

con el lugar del Santo ^y (Dalfid , en el 

Pfaltn. 141. V. 8. 

Educ dc cuftodia animam mcam , ad confitcndum nomini tuo 
(Dominc.) 

B^ado, 
Ualquiera que vca cl (etitimicnto pafado en que el 
alma alada , va volando a fii Criador , y (bio por 
eilar atada del mundo cs detctiida ^ y ahora la vca 
en una carccl cnce^fada ^ y apt ifionada 3 le pare- 
ccra que e{U (encimienco no fignifica mayor apro- 
vechamicnto que el pafado. ^Pucs claro cfta , que (c halla mas cn- 
amorada el alma , que efta volando ton el amor ^ que no la en - 
cerrada en las cofas de eftc mundo, y ma$ afida. Todayia e$ cier- 
to , que en el eftado en que fc rcprefcnta cfb alma en el (enti- 
mienro prefente , mueftra mas fincta que en cl pafado ; porque 
aunque alii parece que volaba 5 efib menoS volaba quanco Ic pa- 
reda que volaba , y eflb mas ticne aqui de perfeda , quanto Ic 
parece que efta mas impcrfeda , y menos ligcra. Alii le parecia, 
que cOn las alas de fu amor podia dividir los vieiltos , y pcnetrar 
las esferas , y globos celcftiales : aqui reconoce , que efta eh una 
jaula (u vanidad , nccefitada fiempre de humildad. Y afsi (c v^, 
que alii el Amor Divino lo miraba Icjos , y es fe(pecho(a la finc- 
za , que tienc lejos al amor 3 aqui porquc tcme , y recela (u amor, 
tiene ccrca al Amor Divino, 

2 Signi^ca , pues , el eftar en cfta carcel , la afliccion con 
que efta el alma en el cucrpo,y anfta grande con que vivc de de- 
jarlo. El alumbr^rla el Senor con lintcrna , explica la ticceftdad 
que tienc el alma de fu luz , para vcr en carcel tan tencbrofa , y 
en donde (on tan ocultos los (cnos , y tan dclgadas las influcn- 
cias , que menos que con la luz de Dios , no ic podran penetrar 
las tinieblas , que eftan dentro del hombrc. El tener cl Amor 

Di- 



VIA -tJNiTIVA. SENTlM. >C. 




4-a libertyi El datlck \\Xt tbh lintcrna , y no con h^chaydicc li 
difcrchcia' t^c hay tld la luz K^utSt da 4 lbs Viadorcs ^ ih qud 
fc da a Ibtf Ciiidadalibs^ !^uc ailH V^n la carl a Dios 5 q\ic cS lu:^,' 
que no admitc tinieblas , y aqiii le les da la que bafta J>ara ^ai 
Cgan fii tart!h6 ferttrc las mifitiaS tiniebla^. 
' ^ Eicplica fu JJciiar tl alnia tbh las J)alabras del Santo Rey* 
David il Bduc de tu/fodla mtfnani medm , ad cbnjitendum nontmi tu6^ 
\^t)fntne^) Sdcdd , Svnor ^ de tft^ carcel ml alma , para que ojr alahe\ 
con que en la J)rihicra J)artc ][)ondera m trabajo ^ y tribulation^- 
diciendo, que la {aq«e de la carcel; y cil la fegtinda mahifieftl (a 
mtcnciiMl , que es falir de clla para alabarle. Coriio quicn dice? 
Jni dclcb c§ de alabarbs ^ y cbhrdfat vucftro hombre , y cl ruidb 
dc cfta t^t<x\ ^ fii J)enaliddd , y cl eftar eh ella entre tantos lazosj 
quantas me J)ctfigucn eh cfte cherpo pafiohes dcfordehadas , nd 
me deja pct-feJStamcnte ahbatbs. Obliga tartibieh al Scnbr^a que 
fe incline a (acarla At la carcel ^ ton hiahifeftair la purezi de (ll 
Iki 5 porque no dice j que la faque dc la fcarcel , para dejar (uS 
benalidades j (ino paira qUc cahte (us alablhzas ) hb para ^1 ^ Hnd 
pata iDios. 

• 4 Liahia Caf eel al cticlrpb cl ialma t pofqiic dc la hiahera qii* 
tn las carc^leis fe detiencn los prcfos tbdo cl tieinpo que Ids pare- 
cc conVehiente a IbS JueccS , para la biieha adhiiniftf acioh dc juC 
ticia $ afsi laS alnlas ^ en eftc deftidrrb ^ bah de eftar todo lo que 
t>are2al tbnvehiente al vcrdadctb , redo j perb hiifeticbrdiofo 
Jucz Jefii-ChriftbScnbr hUeftfo. Y comb nb pucdeti Talir los pre-* 
{os dc la cancel fin litchcia , fcampbcb la§ alma^ de los cUcrpos. V 
afsirtiifmo de la mancta qtie a^ucUbs fe al^graii )|uahd6 cl Alcay^ 
dc abre la piiertil , juzgattdb cada lino 5 que puedc (cr qii^ falgi 
pot elld a la libcttad ^ y la cierte a iiis defdickaS \ Sfsi el ^Im^^ 
quartdo bye mttcfteS dc btfbs amigbs , 6 vccinbs $ es coitib (i (ih- 
tiedfe las UaVeS del Aleayd(i ^ y la dcgira eftc riiydb. Y cftb iigni* 
fica pbrtct illi i la vifta una jaula, y uii pajitillb tjuc \\i. falidb cle 
clla librd 5 y cbnfento vblahdo. Pata fighificat lb (JUd el alma fc 
confucU cbri Ver , que de la maiiefa que (e idaba la pchalidad dc 
otT^s almas ^ llegara cl tiempb en qUc tahibieii (e acabi fu prKibn« 

Bfic 



.zZ6 YARON DE DESEOS. PART. IIL 

EfeEloSt 

5 OEntira tanto mas ^ulzura , y {uavidad en eftc cfhuio d aU 

^) ma con la mcmoria de la muerte , que hafta aqui, 

quanco {cntira mas confuelo cl prc(b , con oir cl ruido de las 11a- 

ycs , que han dc abrir la puerca a fu libcrcad , que no fj fblo (e 

acordafle dc que ha de con(cguir efte bien. 

6 Eftc confuelo , y dulzura le hara cftranar que lloren a los 
que muercn en paz entre los Chriftianos , y recibidos los Santos 
Sacramencos de la IgleHa , parecicndola que no es pofiblc que 
haya quicn no cenga por buena dicha , que el alma ^Iga de los 
rlei^s , y lazos de efte mifcrable cuerpo , faliendo con Chriftia- 
na difpoficion. Que es lo que dijo San Pablo a los Thefalonicen- 
(es : Que mfe entrtfieciejfen ^uando morian los Chrifiianos , pues fr 
muerte es/ueno , por la efperanxfi de la re/urecion , la ^ual no tenian 
los Centiles» Fratres nolumus Tfos contriftari de dormlentibus , jkut^ 
C cdteri quifpem non habent, (*) 

7 Efta deeria , 6 confuelo interior de v^r , que en otros (e 
acaba efte miierable deftierro , (entira mas eficazmence en ef- 
te cftiado , quando comience a padecer algun dolor , 6 enferme- 
dad , porque cfto es mas propiamence oir el ruido de las Haves 
del Alcayde , que viene a abrir la carcel al alma , para que (alga 
de la prifion del cuerpo. Y aunque eftas cofas, y (cncimientos pa- 
leceran poco verifimUes a los politicos » (on muy frequentes en 
los verdaderamente e{piricuales,como fe v^ en tantos Santos, que 
han muerto con increible alegria del efpiricu , y grandes dolores 
del cuerpo , fin que efta verdad la haga menor el haber muerto 
otros Santos con defamparo, y exteriores aflicciones, y congojas; 
porque nueftro Sciior , de quien depende toda la grada , y en 
quien redde toda la (abiduria , unas veces fe. acerca , y confuela 
en la tribulacion , otras vcces defampara en la aparienda , para 
mayor corona de (us (iervos , a los quales iiempre los conferta , y 
£ivorece en la fuftanda. 

8 A(si como en otros (endmientos que fe parecen a efte , ha* 
bemos dicho que fentira el alma defaflmiento a la vida ; en efte 
(era tanto mayor ,quanto es mas eflcaz la influencia de la gracia, 
y los a^os antecodentes , y el habito que ha ido credendo en ella, 

d4 

(«) Bkt«adT1iefa!oiw4.t»ii« 



VIA UNITIVA. SENTIM. X. 1S7 

da mas fuerza al de(eo dc vcr a Dios con cl tcdio de (u aufencia, 
y conocimiento dc las penalidadcs de efte defticrro. Y afsi no fb-* 
lo (e hallara defadda , (Ino alborozada , y alegce quando finticre 
que (c acaba, y con verdadero {entimiento^y anfia dira ai Senor: 

AfeEios. 

9 I ] ^uc de cuflodia ammam meam ad confitendum nomm tud 
.1 i ( Domine.) Saiga , Sciior, cl alma aprifionada, dc la car- 
xel de eftc cucrpo. Saiga a alabaros fucra dc la pridon , la que en 
ella con tanta tibieza os firve. Al ruido demiscadenas lloro, Jcfiis 
mio , mis penas , y a vifta de mis prifioncs mis paj[ione5. (Quand^ 
he de v^r abierca la pucrta dc la libcrca^ctema? Quando faldr^do 
cfta cicura,y cenebrola pridon, a vcr la luz de vueftro divino raf^ 
tro? Vidtan los jueces a lbs pre{bs , y dicltan muchbs quando los 
vidcan. Vidtad,Senor,a efte prefb con mi{cricordia,nole vidtcis 
con cl rigor de jufticia. Vidcadme , Senor , como vidcafteis a lbs 
que piadofamente perdonafteis , no como a los que juftamence 
caftlgaftcis. Vidtadmc , Jedis mio 5.como Padre , no como Vid- 
tador. Vos digifteis : Vos amici meiefiis : 0>) QM/omos Tfue/hrts mu^ 
gos, ^Qmen tiene en la carccl al amigo 9 J no (aca al amigo de la 
carcel? 

I o Pero ay, Senor , que cs facil la refpuefta. Digifteis , que 
cramos vucftros amigos , d haciamos lo que nos mandabais : Vos 
amid met efiis ^fifeceritis qu^ ^dcipio If obis. Jufto cs , Sciior , que 
a quien os ofcndio como encmigo , no conozcais en la carccl co^ 
mo amigo. Padczca en la carcel lo que delinquio dicra dc ella. Pa<- 
dezca en la {crvldumbre , lo que delinquio en la libertad. i Pero 
.quanto mayor delico (eria , d dentrp de ella huvicra dclinquido? 
5i de ella para dclinquir huviedc abufado ? Efta ts , Seiior , mi 
maldad. £n la carcel dc efte cucrpo os he ofendido , en la carcel 
<le eftc cucrpo os he enojado. Acomod^meen la carcel con la car^ 
eel , e hicc de la pcna culpa , del tormcnto delcytc , de la pridon 
libertad , y pcrdime dencro de la midna carcel. Mas dclicos he 
hecho detitro de la pridon , que hace el mi^ perdido en la mas 
inquieta libertad. Sacadme , Sciior , a la verdadcra libertad de ve- 
ros, de la carcel de ofendcros. Mas anos merezco de pridon, pe- 
ro Vos , Jcdis mio , no mireis el procefb de mis culpas , dno a la 

fa- 

(b) Joairn* 15. V. 14. (c) |dtm ibid« 



^88 VARON DE DESEOS. PART. III. 

farisfecion dc vucftras pcnas. Alcanzado {by , pcro pagaftcis por 
mi. Dcudor , pcro (atisEiciftcis por mi. Juftamcntc prclb , pcro 
fuiftcis prcfo por mi. 

1 1 Educ de cufiodia animam tneam, Sacad , SeHor ^ de la car- 
eel a mi alma, Quarcnca anos de priHon , aunquc no cs ticmpo 
baftantc a mis culpas , pcro baftantc cs a vueftra Mifcricordia. No 
(e haccn las carceles para cafHgo , (bio fc haccn para guarda , y 
cuftodia dc los prcfbs. Dllatada priGon , Jcfiis mio , caftigo ca^ 
muy dilacado. £a , Sefior , facad cl alma dc cared dc tantos ycr- 
ros , dondc no (c oyc fino ruydo dc paflones , y miferias. Carccl 
pcnofa , y terrible dondc a cl alma , no fblo aflige la pena del pa- 
decer , fino cl riclgo del pecar, y percccr. Carccl viva, no carccl 
inanimada. Carccl , que clla mifma es la cadena , y el ddiro , pues 
ocafiona los delicos , que merccen las cadenas. Muera , Scnor , cf- 
ta carccl , para que viva cl alma fucra dc clla fin ricfgo tan cono- 
cido de morir en clla. Mueran las pafiones en la carccl, para que 
Tea mas tolerable la carccl; porque vivir en la carccl las pafiones, 
es vivir con tantos verdugos de lo bueno , quantos afedlos dc{br> 
denados me fblicitan a lo malo. Acabefc el cucrpo vivo , a lo pe> 
caminofb , muerto dd todo a lo redo. Defpicrto al' perdcrfc , d 
que efta fiempre dormido al cobrarfe ; inftrumento facil para 
ofcndcros , dificultofb , y torpe para ferviros. 

1 2 Ataban los Tiranos a los Martyres , para mayor pena de 
vudlros fiervos , a los cucrpos muertos , porque cfios acabaflcn 
aqucllos , y la corrupdon del difunto , fueiTc la mucrte del vi- 
vo, u(ando fii cnieldad para matar,no fblo de los vivos, fino de 
los mifmos muertos. (<^) Lo que ellos hicieron para el dano,pade- 
ce el alma para (u egercicio , y remedio , penando en la cared con 
los defcos que la dais de agradaros , y atada a un muerto al fer- 
viros. Su corrupcion , fii hediondcz la egerciu , y mortifica ; y 
no (bio la mortifica , fino por fii flaqueza la arrielga , y aventu* 
ra. Kompafc , Seiior , efte lazo , {alga el alma de la cared , y cl 
tormento. Pueda deeir por vueftra Mi{cricordia que (c rompio el 
lazo , y quedo libre , y contenu : La^ueus contritus eft ^<S'noslU 
herati fumus, («) 

1 ^ Vos , Seiior , (bis cl Juez mi{ericordio{b , que ha de (cn^ 
tcnciar la cau{a de mi prifion , venga vueftra Piedad a dc{pachar 

cf. 

(d) Clem. Alexandr. tom. %% otau Adhortai. ad gene foU i. lie. B. #dic PasiC 1 5 7 w 



vu UNmv^ sentim. x 2IR9 

cftc prc(b. Vos que (bis cl Alcayde de mi libercad , vcnid a rcdi- 
mir vucftro cfclavo. Sienco cl ruydo dc las llavcs del Alcayde , ca 
las cnfermedadcs , y accidcntes del cucrpo ^ y alcgrarfc con cllas 
dc vcrdad el alma. O Alcayde del prcfb , y de la prifion ! Vcnid 
a dcshacer la prifion , y (bltar cl preib. O Cuftodio de los que 
(bis Alcayde ! O guarda , dc los que (bis Jucz ! O Juez de los que 
(bis Padre ! O Padre de los que (bis amigo .' O amigo de los que 
(bis Criador ! O Criador de los que ibis Redcntor ! O Redencor 
de los que (bis Dios ! Vcnid , que oygo cl ruido de las Haves : fean 
llaves , Sciior , de libercad , no lo (can de caftigo ! Llavcs difteis 
univeriales a vucftro amante fiervo Pedro dc abfblver » y de li- 
gar , de remirir , y condenar j (0 qu^ llavcs Con las que ficnto? . 

14 O Pedro! Cabeza dc la Iglcfia Militante , Vicario de 
tu Maeftro , y Redencor. Tii , que con cl amor mercciftc el 
amor de cu Maeftro , con cl fervor la confcfion , con la con-o 
£:(ion fer Principe dc la IglcHa. Tii , en cuya Nave primero 
prci^ola ccerna Sabiduria ; (g) a quien promccio la conftan* 
da dc la F^ , a quien encomcndo cl conHrmar (iis herma- 
nos. 00 Tu , prefcrido a codos con prerrogacivas fingularcs. 
Teftigo de (us glorias en el Tabor , de his congojas en el 
Huerco. OO Tu , ique Iblidaftc las aguas , h hicifte firme cl mas 
liquido elcmenco. 0) Tii , que conociendo (u deidad , Ic pedifte 
que faliefle de donde fiempre qucrias que morafle , conociendo 
cu humildad , y (u grandeza quando digifte : Exi A me ^omi" 
ne. (n>) Solid de dentro demi^ Senor. Tii , por quien pago cl Scnor 
cl cribuco , y lo pagaftc por cl , (») explicando cl amor dc Dios 
en padecer por noK>cros , la obligacion en no(bcros de padecec 
por Dios. Tii, que dejaftc al primer llamamienco las redes , y los 
cnredos. (<*) Tii , que no pudifte veneer al amor con la pacicncia, 
viendo prcndcr cu Maeftro. (P? Tii , que no fupiftc dcjar dc verle 
en las penas a vifta de canco rie(go. iv Tii , que cc Icvancaftc mas 
fucrcc dc la flaqucza en la negacion , que ocros van al fervor deC. 
dc la mifma confcfion. 00 Tii , ccftigo nobilifsimo de (u Rc(u- 
rccion 5 a quien encomcndo (us ovejas , y cordcros ; por quien 
abrio la pucrca del Evangclio a las gences , a quien dcicubrio los 

Tom.Vt. Oo - monfl 

(f) TiUi*heU)>ttrtffUCtUntm,l^tth,i6,r.x9» (e) Luc.5.T.3. (h) Luc. a a. 
V.31. (>) Ma«h.i7.T-i.&feq. (k) Idemxtf.v.37. (l) Idemt4.v.i9. (m) Luc. 
5. V. 8. (nj Manh. 17. v. t«. (o) Idem 4. v. ao. (p) Luc as. r. 49. & jo. 

(q) MaK*i4*v»J4* (() Joaniuai.v. i5.&(eq. 



» 90 VARON DE DESEOS. PART. IH. 

monftruos dc nucftras culpas en la fabana formidable , y vcnc-. 

rable. (0 

15 Tu , que padeciftc carccl , y cadcnas, a quicn el An- 
gel guio, y libro por la pucrta del hierro, faco al campo gcncrofb 
dc veneer la Idolatria , y hacer mayores tus glorias. (0 Tti, ho- 
nor del Apoflolado , Padre univcrfal de la Iglcfia , cuyas planias 
en la cruz pcnetraron el Cielo , cuya cabeza en el (iiclo dio cfti- 
macion a la ticrra. Tu , que fabes de cadenas, y prifiones , dc Ha- 
ves , y libertad 5 pide a tu Maeftro , y Seiior la libertad de la fcr- 
vidumbrc, que padezco con tan terribles pafiones. Defata con la 
Voluntad Divina las cadenas dc las almas 5 faca de laxarccl dc las 
culpas a los que arraflxan las penas. Tu , que ticnes las Haves do 
la carccl al cerrar , las Haves dc la Hbcrtad al abrir, abtc la pucr- 
ta al merccer , cierra la pucrta al pecar , abrc la pucrta al ab(bl- 
vcr , cierra la pucrta al errar. 

16 O Seiior ! Mas ii las Haves que oygo , fon las que merc- 
cen mis pecados ? Si fbn las Haves que (blicitan mis culpas , y las 
que cftan pidiendo mis yerros ? O fon las Haves dc abfolvcr los 
pecadorcs , dc perdonar los contritos, dc Icvantar los humHlados, 
de admitir los arrepcntidos ? Entrad , Senor , la Have , entradla 
en mi corazon , y el hierro de efta ccleftial Have deshaga todos 
mis yerros. Sea efta Have dc vucftra Mifcricordia , flecha dc ca- 
ridad ardentifsima , y con I0 que (c abrc la pucrta a mi confuc- 
lo , fo afTcgure cl alma en vueftro amor. No (alga dc la carccl el 
prefo , fmoa cafa del Alcaydc 5 y antes de falir , y al (alir dc la 
prifion lo adore , al llegar a Cn cafa , lo alabc , al vivir en clla, 
ctcrnamente lo bcndiga : Jd confitendum nomini tm {pontine,) Pa- 
ra alabaros, pidoque mc (aqucis de la carccl, que con tanto rui- 
do , y confufion dcntro dc ella , no puedo bicn alabaros. Los 
pcnlamicntos vilcs , las pafiones necias, los afcd^os defordcnados 
inquictan al alma , y como los habitadorcs del Nilo huyen del 
ruido dc fus aguas para cntenderfc , y oirfc j (") ncccfsita cl al- 
ma de faUr de efta inquicta carccl , a adorar , y confefar vucffaro 
nombrc : Ad confitendum riomini tuo {pomtne,) 

{$) After. 10. ▼. 1 1, (t) After, i »• v. f» (u) Seaec Ub. 4. Natural, cap. s. 



©9- 



. VIA UNmVA. SENTIM. X a 9 ii 

iDocumentos» 

riy TTJN cflc eftado cl alma Ucvc con pacicticia los trabajos 
I J del cucrpo , y quantas mas fucrcn las anHas dc v^r 
a Dios , tanto mayor (ca la refignacion del padccer en cl dcfticr- 
ro ,confblando(c con que no hay dia que no fea una Jornada muy 
acclcrada a la muertc. Por cfib la Providencia etcrna , y la (uma 
Mifericordia , habiendo al hombre dilatado tanto los efpacios al 
nacer , Ic abrevio los del morir ; reconocicndo quan milcrable 
fuera nucftra naturaleza , (1 aquello huviefic dc tardar cl hombre 
a llegar a la muerte , que tardo a que Ic criafic Dios a la vida. 

1 8 Abrace los hierrps dc la priHon, no en quanto (on hicr<* 
ros , fino en quanto (on prifiones > y en cada trabnjo /eparc , y di- 
vida cl padecer del ric(go del ofendcr j y defviandofc dc la parte 
que mira a la culpa , refignefe en la que mira a la pena , con que 
vcndra a hallar cl conlueloen loque otroshallan laaHiccion. Pot' 
que afsi como las penalidades del'Cuerpo^^en quanto (blicitan i las 
ofenfas dc Dios , (on intolerables ; pcro quando con (u gracia (c 
icHften , {on muy utiles : pucs todas las que caidas fucran males 
iin confuclo , reducidas por la gracia divina a vitorias , {on bicncs 
dc ctcrno prcmio. 

1 9 Efto {c cxplica bicn con lo que vcmos cit la gucrra, en la 
qual el cnemigo, que vcnccdor es civSa. de mi {crvidumbrc, vic- 
11c a {er vencido mi corona 5 y cl que cs nocivo mandando , cs 
gloria del vcnccdor obedeciendo. A(si en las tribulacionei cfpiri - 
males (que como hemos dicho {e comparan tantas Veccs en la £{^ 
entura Sagrada , a la guerra) las pa{iones , las tentaciones , los 
pcnlamicntos vagos , los primeros movimicntos dc la ira{cible , y 
concupilcible , {i fucrcn vencidos , y corregidos con la gracia di- 
vina por cl alma , {on coronas , trofcos , y triunfos , adquiridos 
para entrar con ellos , dc la Jcrulalen Militante donde Cc pade-> 
ccn , a la Triunfante donde Cc logran. 

20 Ayudarala mucho a la refignacion del vivir , no {bio el 
'dc{eo del mcrcccr , fino la inccrtidumbre , y poca Icguridad en 
cl pedir ; porque como quiera que no labemos lo que rtos con- 
vipnc , (como lo {abc el Scrior , que tanto dc{ca darnos lo que nos 
convicnc) {cria delatino grande, pedir fin refignacion en {u {anta 
Voluntad , que Ic muera un hombre , fino quando {ca Cn volun- 
cad. Vcmos (como hemos dicho otra vcz) tamos hpmbres , que 

Tom,VI. Ooz, por 



192 VARON DE DESEOS. PART. lU. 

por habcr vivido los dias que defcaban , malograron los que ya 
habian vivido. Y otros , que por haber vivido pocos bien , (c Ics 
pcrdonaron muchos que habian vivido mal. Y afsi en cftc cafo, 
debc (cguir un alma los movimientos del e{piritu,(icmpre a vifta 
dc la refignacion , la qual tcmplando el fervor dc los dcfcos , la 
deja en la fazon que convicne para que viva , y muera como 
le conviene. 

SENTIMIENTO XI. 

^OTONESE EL ALUA SOmp' VK CIEfByo , StJE 

herido Ifd ei bufear uMfacnte , en la qual tfta el Amor iDhftno o/re- 

ciendo arroyos de fangre por fus facrofantas llagas, Y ella 

explica fu defeo con las fentidas palahas del 

Pfalm. 41. v. 2. 

Quemadmodum dedderat cervus ad fontes aquarum : ica defi* 
derac anima mea ad te Deus^ 

Eftado» 
L anHa con que el alma de{ca ver a Dios , (e ya cx« 
plicando en todos eftos fencimiencos , y a la que 
en el pa(ado vimos encerrada en la carcel , alcgre 
de oir el ruido de las llaves que abrian la puerca 
de (ii libertad $ ya en efte , fe reprefcnta (bbre un 
ciervo volador , que herido la lleva a arrojarla en la fiiente , pa- 
ra (ignificar la fed ardience que le ha caufado la herida. En efte 
cafb el ciervo (ignifica el corazon flcchado , con defeo grande 
de ver a Dios , a quien afligen las puncas del Amor Divino , que 
penetran mas que el azero mas penetrante. La fuente , y el que 
iohtt ella efta , es el Autor de la vida , y de nueftra Rcdencion, 
en donde (e han de (anar nueftras heridas $ y de fus llagas bcn- 
dicas corre el agua , que es (ii Sangre , donde va a (aciarfc el he* 
rido. En que (ignifica el Myfterio de nueftra Redencion , y la fa- 
tisfacion que dio a nueftras culpas. El ir anhelando a la fuence, 
es bufear la aplicacion ,y difpoHcion con que fe logro efle inefa- 
ble teforo. 

2 Ef^i bien propuefta el alma , que corre fbbre un ciervo 
herido , no fblo porque fu ligereza excede a codos los demas ani- 
males ; fino porque dc cl fc rcfiere 9 que le es propio con la heri- 

da. 




VIA UNITIVA. SENTIM. XL 295 

da ,y fed ardcntifsima, que Ic caufa bufcar las aguas con anhelo, 
y velocidad increiblc 5 y tal , que pucftos los ojos en el fin , def- 
prccia , y deja acras quanto pucdc embarazarle el remcdio; para 
darnos a entcnder la fed de la villa de Dios , que el alma tiene fle- 
chada de (u amor , y que con igual fed , que el ciervo el agua, 
ya a bufcar ella en Dios fu refrigerio. 

^ A la ligereza dc efte animal , (e aiiade la inoccncia , y {cn- 
cillez de fii vida , ni con uiias como los Leones para matar , ni 
las armas de (u cabeza le firven paria ofender , ni la ferocidad de 
los dientes , como en otros , para devorar $ (Ino que toda fit de- 
fen(a confifte en la ligereza de fiis pics , y andar huyendo del ca- 
zador que le pcrfigue. En que fe nos da a entender, que afsi hati 
de fer las almas , que en efta vida temporal qiiieren confcguir la 
ccerna , librando fii felicidad efpiricual en la fuga de los guftos , y 
deleytes tranfitorios , en el delvio de las ocafioncs nocivas , en 
padccer antes las afechanzas de los per(cguidores,que dcfender- 
fc dc ellosj teniendo por menor mal morir , que matar , padccer, 
que afligir,(er muerto, que defendido. Y en eftando herida el al- 
ma, ya fca del alevolb cazador, que cs el apetito , ya del amor dl- 
vino,acudir volando con las anfias de la contricion,con los afec- 
cos del amor, a la fuente de las aguas que es Chrifto Senor nueftro. 

4 Tiene otra cofii tamblen el ciervo , en que puede muy 
bien compararfc a las almas e{pirituales,y es la que todos los na- 
turales le conceden j efto es , virtud fingular contra los animales 
vcnenofi)S : de fiicrte , que la culebra, elcorpion , biboras , y ba- 
fililcos , no fi)lo huycn , fino tal vez mucrcn fijlo con el alicnto 
del ciervo. (*) Criando tambien dentro de si piedras , que curan 
dc yervas ponzoiiofas , y confortan el corazon contra el veneno, 
que fbn a las que llaman piedras bezoares. 0>) Para dar a enten- 
der 5 que el alma fanta , y que trata de feguir , y promover el amor 
divino , tendra virtud clpccial contra los animales nocivos , efto 
cs , hombres perdidos , y e{candalofi>s , a los quales , 6 con la 
fiierza dc fii palabra reducira , 6 con la virtud de fii egemplo 
ajuftara. Y que la gracia que Dios da a fiis fiervos, es tal , que fi)- 
lo la memoria de fii vida , y fiis obras , aun dcfpucs dc muerto 
(como el ciervo con las piedras bezoares) caufiira utiliGimos efec-i 
OS contra el veneno , y ponzona de los vicios. 

Tic- 

fa) Plim Hift. Natur. torn. i« U|^ 8. capb }i» Sc torn. %• lib. it» ap« i## (b) Idesi 
xoau %• lib. tim Qtp* ij»* 



2 94 VARON DE DESEOS. PART.m 

5 Tienc tambien cl cicrvo por natural propicdad , (cr ani- 
mal muy temcrofb , y que en eftando herido , para bufcar fu rc- 
mcdio cs fumamcnte dcterminado , y conftante. En que (c dan a 
cnwndcr dos virtudes en elefpiritual muy ncccfarias. Tcmor fan- 
to , que ha de (cr el fiindamento de (u aprovcchamicnto, porquc 
eflc aparta de lo malo al alma , y la accrca muy aprifa a lo bue- 
no ; y la dctcrminacion , y conftancia al bufcar a Dios , en ha- 
ilandofe herido de la culpa , q del amor , que es la corona de (us 
{lervos, pucs es cierto, que fblo cl fiierte, y perfcverantc (era rc- 
munerado , y coronado : Now cormabitur nife qui Itgitimi ctrtOlpt'' 
rh, 00 Y cl que pcrfeverarc hafb cl fin , efic lograra fu fin. Qui 
perfiPeratferit ufyue infinem hicfahus erit, (<1) 

6 Y verdaderamente que adihiro , que fiendo tantas las vir- 
tudes naturalcs de efte inocente animal , fc rcprcfentafle Chriflo 
nueflro bien a San Euflaquio cnmedio de fii cabeza , convir- 
tiendo aquel Varon nobili(simo , de gcntil en chriftiano , y dc 
cazador en Santo , haciendole pacicntifsimo , c iluftrifsimo Mar- 
tir en fu Iglefia. («) Tambien San Carlos Borromco , lucero rcf^ 
plandcciente de eflos tiempos , y vcrdadcro Maeflro de Prclados, 
cligio cafi la mifma emprcfa dc cfte fcntimiento por armas. Y cs 
&cil eilo dc crecr dc aqucUa alma dichofa , la qual efbba de tal 
manera herida de la caridad divina , que corrio en pocos aiios 
con tanta velocidad por la perfcccion Paftoral , que fbn taros los 
que ban iguaiado (us admirablcs , e inimitables pafbs. 

EfeBos. 

7 A Nhelara en cfte eftado cl alma a la fiicntc cfpiritual 

jfj^ dc la verdadcra falud Chrifto Sciior nuefbro con igual 

tnfia que cl cicrvo herido a la natural , y tcndra interiorcs afcc- 

tos y y anfias de bufcar a quicn fblo en vcrlc puede aliviar dolor 

un penetrante , y ardiente. 

% Con cl anfia de vcr a Dios , y de que no haya cofa que la 
cmbarace a fix fin , andara mas advertida , y dclgada en huir 
dc quantos mcdios puedcn fcrle impcdimcnto ; y de la manera 
que antes huia dc lo malo , huira ahora de aqucllo que dt muy 
icjos fc accrca a ello , aunque fblo fca imperfedto. 

9 Tendra un conocimicnto tan claro de que Dios fblo ha de 

fcr 

(c) Ex ».ad'ninQt,c>p*««v*j« (d) Matth» io.T. ts. (e) Siiriiii ton. tf. ui TiC9 
S. Euftacb* pag. 30« 



VIA UNITIVA. SENTIM.XL 295 

fcr (u confiiclo , que todos quantos fc Ic pucden ofreccr en efta 
vida 5 los juzgara por cngaiios , 6 por danos. Y de la mancra que 
al convalccicntc,^ quicn aqucja la ardicntc fed dc la cnfcrmcdad, 
nada Ic rccrea , ni divicrtc por el accidence interior que le abrafa, 
fino el v^r el agua , las fucnces , los Rios , y todo aquello que 
puede (cr rcfrigcrio a fu pafion j alsi el alma, que bufca el (aciar- 
Je en aquellas cclcftialcs aguas de las Uagas del Seiior , en nada 
kalk alivio , fino en recibir , y adminiftrar los Santos Sacramen- 
tos , en la oracion , en las platicas , y trato de Dios , y dc las co- 
fas celeftiales, que (on en cfta vida las verdadcras fuentes , y dcC- 
canfb de los. hcridos del amor divino. 

10 A efta caufa andara fiempre corriendo 4 (u fin , como cl 
ciervo herido a la fuence , la vifta accnta a (u objeco, y con gran- 
de refblucion obrara todo lomejor , Cm que tcnga apenas que ha- 
eerie fuerza para fugetarfc a si , dentro de si como antes. PorqUc 
aunque fiempre vivira recatada fii flaqueza $ pero como el Schor 
la tendra tan herida de fii amor , y bufcara con tanta anfia el fit- 
ciarfc en laiangre de fiis llagas (acrolantas , mas dificultad tendra 
con cl favor divino en dejar al Seiior , a quien ama , que antes 
fcncia en fcguirlo. Y aisi con anfias verdadcras de llegar a aque^* 
11a fiiente dc agua; Salientis in Vttam Mernam^ (0 dira al Seiior: 

AfeElos, « 

1 1 f^^^Uemadimdum defiderat cerlfus ad fontes aquarum , //» 
y_y defiderat anima mea ad te Deus, Afsi como el ciertfo 
^^" bu/ca , Senor , las fuentes de las aguas , a Vos os de^ 
fea m alma, Dc la manera , Jefiis mio , que el ciervo herido buf^ 
ca en las aguas fii rcfirigerio , bulca mi alma en vueftras llagas fii 
alivio. O niente de fanidad cterna I O aguas de caridad admira- 
ble ! O licor dc virtud inenarrablc \ O llagas que fiinan llagas .' O 
heridas que curan heridas ! O fimgre que reftaura fimgrc \ Quan- 
do , Seiior , la led de mi alma (c ha dc apagar en cl agua dc cfla 
fucncc? Quando, la que file mi Redcncion , ha de (cr mi rcfirige- 
rio? Quando, la que mc faco de la culpa a la gracia , me ha dc 11c- 
var defile la gracia a la gloria ? Fuentc fijis , Seiior , de mifcricor- 
dia , nccefitado eftoy dc picdad. Fuentc fi>is de gracia , dad gra- 
cia a efta alma que os bufca. Fuentc fi>is dc bondad , dad virtud 



a 



(f) Jouuk 4* V. 14* 



296 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

amimaldad.Fuente (bis de amor , dad a mi tibieza caridad. Fucn* 
tc fois de dodrina , dad cnfeiianza a mi ignorancia. Fucnte fois 
dc libcralidad , dad (bcorro a mi nccefidad. Huye cl dcrvalieri* 
do por efcuTar nuevas hcridas del cazadoi cauteiofo : herida cfta 
mi alma , dad fiicrza a mis pics , para que huya , grada a mi cf- 
pirini para que halle el ag;ua , y el remedio que en Vos bu(ca. 
iQuien me curara de las hcridas fino el agua de vueftra divina 
grada ? Vos fois el Medico , y b mcdicina , la mano que cura > y 
cl predolb licor que nos fana. 

1 2 Herido eftoy , Senor , y el harpon de la flecha por afue* 
la cfta manifeftando el rigor , y la fed infadable de la herida , y 
del herido. Vos, Senor, me herifteis de amor paracurarme. Vos 
me flechafteis para (anarme. <C6mo pudiera yo , o fucnte de mi- 
fcricordia , bufcaros , fmo mc huvicrais herido ? Ellas aguas de 
gloria , donde me defeo refrigcrar,e(Ie v^r vucftra cara,cfle ado- 
xarvueftra Efcnda , cfTc gozaros fm rccelo de perdcros $ al agua 
dc grada (e debe con que primero fecundafteis vucftra Iglciia. Vos 
Jefus mio , la regafteis con el agua de vueftra fangrc precioGi , la 
fertilizafteis con el agua de vueftra do^ina (acrofanca , la refrige- 
raftcis con el agua de vueftros milagros , la enriquccifteis con cl 
agua , y tefbro de vucftras penas , pafion , y muerte dolorofa. Vos,. 
fucnte etcrna , abundantcmente la regaftcis en vida , con la gra- 
da , y a las almas dc los fides tends promctida cl agua dc vuefbra 
gloria. Aqui nos rociaftcis con agua de vueftros mcrccimicntos, 
alia nos prevcnis agua de incfablcs biencs. Aqui nos bautizaftcis 
al merccer , alia nos aguardais el gozar. 

I ^ Todo cs vueftro quanto veo bueno , y todo quanto no 
es vueftro , ni cs , ni me parcce bucno. Solo lo que aqui bauti- 
zaftcis ,y fblo lo que juftificaftcis, (bio lo que confagraftcis, fblo 
lo que acrcditaftcis , (bio aqucllo que cnfciiaftcis , (bio lo que cn- 
comcndaftcis cs bucno $ todo lo demas, ni cs, ni mc parcce bue- 
no. O gloria mia ! Que Vos (bis la mifma gloria ; porque de la 
mancra que la daridad (e dcbe al Sol , a Vos (e debe la gloria. 
{Quando, Senor , cfla fucnte de bondad Ucgara mi alma a mirar? 
Quando vera , y bcbera en cfla divina fucnte ? Quando vera los 
cfe£bos en la cau(a , la que adora la caufa por los cfedos ? Quan- 
do la vifb interior del alma bu(cara dentro del Sol , al Sol mifmo^ 
y fc entrara por (u Efcncia la que adora cl rcfplandor? 

14 Contentame , Jefus mio , lo que veo vueftro en el def> 

tier- 



VIA UNITIVA. SENTIM. XI,. 297 

ticrro ; que (era quando efto que cs aqui (bmbra , lo vea en la 
Ecerna pacria ? Efta conflderacion que. me afligc , efta mifina mc 
conHiela , y ii mc cntriftecc carecer dc la poicfion , me rccrea la 
cfperanza. No el ciervo bufca las aguas herido , como mi alma 
OS bufca a Vos , hcrida a un mifmo ticmpo , y aco(ada , herida 
4 un mifmo ticmpo , y perfeguida. Vucftro amor me ricnc he- 
rido el corazon , y efla llccha ha dado ardience fed a mi paflon. 
Las malas inclinaciones que me aqucjan, fiempre me perflguen, 
nunca , Scnor , me dejan. Huye el alma del mundo , a Vos , Jt- 
fus mio , por accrcarfc a Vos , y por alejarfc del mundo. Con 
onos mifmos pafbs conflgue dos bienes , el de los males que de- 
ja con acabar la vida que la perfigue , y el de los bienes , a que 
anhela , con llegar a la Ecerna que apecece. Herida camina a Vos, 
Y cada dia mas herida , pues quanta fangre derrama el corazon, 
canta mas fed caufa a el alma, y tanto mas cercaos halla , quan- 
to mas herida os bufca. Tal es , Jefus mio , vuefl:ra piedad , que 
crece al pafb de nucftra ncccfidad. O crezca la herida para que 
la fangre pcrdida acabe la vida ! Muera de fed de veros, entrc 
amorofas anfias de adoraros. 

15 i Quando mi alma , Scnor , fc ha de baiiar en cfTa fuen- 
te de gloria ? O Vos fiientc dc mifericordia ! Quando fe acabara 
efte momcnto momentanco , y comenzara el cterno ? Quando 
a vueftros fantos pies adorar^ efta fanta Uaga del cofliado, de don- 
dc corrcn rios caudalofos de gracia para cila vida, dc gloria para 
la etema : cflas otras quatro ilagas de las manos , y los pies , dc 
donde falen las quatro fuen^s que riegan el Paraifb de la Bien- 
aventuranza ? Quando en aquel nido preciofb hara el alma fu ni. 
do mas que dichofb ? Quando alii moriraa si, para vivir fiempre 
alii ? Quando in nldulo meo mortar ? (g) Quando con acabarfc la 
vida , fc pcrficionara la vida ? Quando con llegar la mucrtc faldra 
del imperio dc la mucrtc ? Quando las fuentes de cflas manos , y 
dc eflbs pics fbberanos han de fer mi re&igerio ? Quando adora- 
re las manos que dicron fanidad a los heridos , los pies que huC- 
caron los pecadores , y pcrdidos ? Vcnga , Sciior , el dia en que 
OS vea mi alma , y a la que fugitiva veis herida , y fatigada , rc- 
cibidla piadofb , pues por cUa fuifleis amante tan herido , y maU 
trata<^o. 
- Tom. n. Pp ©0- 

(g) Job ay. V, i«. 



«98 VMON DE DESEOS. PART. IIL 

(Documentos, 

1 6 T^^ ^^^ cftado, al pafb que crccc el anfia 4e ver a Dios, 
I J ha de aumentarfe la reflgnacion en el alma , y que* 
rer mas vivir pcrfeguida , y acofada en el mundo de las criaturas, 
como eft6 herida del Criador , que aplaudida del mundo fin cL 
Porque el fin que (c buica es tan grande , las iinezas de nueflro 
fuavifsimo Jefus tan altas , que tener el alma fu cprazon herido^ 
cs poco, fi no tiene tambicn laitimada la naturaleza con las per- 
fccuciones , y trabajos, 

17 A efto la ayudaia mucho el traher prefente lo que 
Chrifto nueftro bien hizo por ella , que no fc contcnto con ba- 
jar del Cielo herido de amor a hacerfe Hombrej fino, hecho Hom- 
bre, padecer en la honra ,' y en la vida por el hombre. Y no cs 
jufto que otro fca el camino del difcipulo , que fue el de fu Mae{^ 
tro. Pues tantas veces dijo (ii Divina Magcftad , que hiciefcmos 
lo que hacia 5 00 efto es , que obraflcmos como obro , y que pa- 
deciefTemos como padecio. Y afsi, el buen e(piritual,quando fue- 
rc a bufcar fediento la fuente de las aguas eternas , ha de ir fle- 
chada el alma del amor divino , y flechado tambien del mundo, 
en la hacienda, en la vida,y en la honra'. Pues de la manera que 
ic tiene por fbldado de valor el que por las heridas cuentafus vic- 
torias , y las ocafiones en que ha expuefto fu vida por (u Rcy; 
afsi el buen fbldado de Dios puede ailigirfe de no poder moftrar 
las cicatrices de fu valor , y conftancia , y las heridas que ha re- 
cibido por fu Divina Mageftad , en las perfccuciones , y tribula- 
clones. 

18 Si quifierc arder en mas fed , y tener mas herido el oo* 
razon , nunca aparte de fu alma las memorias de la Pafion del 
Seiior ; porque como el fiigeto de ella, es el amado, y en ella fe 
rcprefcnta , y efhivo tan maltratado , y herido , hie^e tanto mas 
al alma , quanto halla mayores motivos en fus dolorolbs pafbs, 
de laftima , y compafion. 

1 9 Con efto , no (bio crecera la llaga , que es el mejor mo- 
da de curacion , fino que tendra algun alivio el herido. Porque 
de la manera que el en^rmo (como hemos dicho) a quien ardien- 
te fed aqucja , nada le entrctiene , fino el ver el agua , las fiien- 



ccs. 



(b) Joann. i8* ▼• i}« 



VIA UNmVA. SENTIM. XI. 299 

tc5, ylos rios donde Ic llcva d anfia grandc con que apctccc cl 
rc&igcrio $ afsi cl alma que defca a Dios ,.y verlo , fblo ticnc ali- 
vio en meditarlo , y adorarlo. Y como en el Cielo fera inefable 
gloria 5 y gozo dc las almas , vcr en Jcfu-Chrifto nueftro bien 
las hcridas de nueftro remedio,y las llagas de micftraRcdcncionj 
tambien en cfta vida es de grande confuclp medicar lo que en U 
Ctra {era de tanto gozo reconocer , y adorar. 

SENTIMIENTO XII. 

ftx^TOnSSE EL ALUA (DELANTE S>E UHA CO^S^mA, 

V que de la otra parte efid el Amor iDllfino , que tiene ahierta la que 

iajiapara tierla^ con el dedo lajenala ^que calle^y ella dejeart' 

do que la acabe de correr , le dice las palahras 

del P(alm. 41. v. 5/ 

JQuando veniam , & apparebo ante facicm (cuam. ) 

Efiado. 
ASE acercando mas el alma«l blen que bu{ca,y ya 
por los pafbs qu&dio con Ja ligercza de) ciervo , lie- 
go tan cerca del Aitior Divino , que folo les divi- 
de una cortina, y de ella buei)?, parte fe va abrien- 
do. Explicalc miiy blen el alma pidiendo al Amo( 
Divine , que efta eh la otra parte de latcortina , que acabe d« 
correrla , y el la (enala que calle , y ldtiji;attiente parece que la va 
abriendo,y que fin poder tolerar ella enjfil^ncio el defco ardien- 
tc que la atormenta , le dice : Quando Jfeniam, <T apparebo ante fa- 
ciem S)ei ? Quando Tfendre , y parecer4 en la prejencia de 3)m ? Facii 
cs la cxplicacion de efta imagen : porque el alma de efta parte dc 
la cortina fignifica eftar aun en efta vida 9 y (er en ella viadora. 
La cortina es la vida y que fe ihterpone entre Dios , y el alma , pues 
a la que eftuviere en gfacia , no falta mas para ver a Dios , que 
correr la cortina de la vida , fino es que tenga que purificar en el 
fanto Purgatorio , en donde quanto bien fe padezca » ya por lo 
mcnos (e halla aflcgurada. Abrir el Amor Divino la cortina , es 
ir(e inclinando (u Mifericordia a los amoroibs ruegos del alma. 
Miralc como cfcondido , para fignificar el gufto que tiene de vet- 
la penary y (cnalala que calle , para que pene mas en fu interior, 
y crezca el amor cofi el filcncip , y a (u pajb el mcrito ^ y la corona. 
ToOT.ri. Pp* Efto 




13 oo VARON DE DESEOS. PART. IIL 

2 Eftc cs cl fcritimicnto que cxprcfso cl VcncrablcFmy Juair 
He la Cruz , en la priiiiera de las Canciones del ccrccro grado^ 
que comienza. O llama dc amor viva ! Donde dice; 

llama de amor 'iha^ 

que tiernamente hieres^ 

de mi alma en el mas pro/undo centra^ 

fuesyd wo eres efquha^ 

acaba ya fi quieres^ 

rompe la tela de efie dulce encuentro, (*) 

V aunquc cl mifmo (e cxplica a si mifino con gran primor ^y dd- 
gadcza , ccnfielb que he holgado mucho dc vcr la cxplicacion que 
hizo a las Canciones dc eftc cfpiritual , y Venerable Rcligiofo, 
cl Iluftrifsimo Seiior , y mas iluftre en virtudcs , y perfeccion dc 
vida , Don Fray Antonio Antolinez , Arzobilpo de Santiago, 
Relioiofo iluftre de la Qrden de San Aguftin, que hizo un.volu- 
mcn no pequciio (bbrc todas eftas Canciones , cuya copia cfta 
en mi podcr,y hafta ahora no (c ha dado, ni en Efpaiia, ni aqui, 
i la eftampa, Aquel vttfb : ^mpe la tela de efte duke encuentro^ 
cs lo mifmo qiie decir : Quando ^eniam , <T appareho ante faciem 
i)ei ? Llamando tela , y muy dclgada la dc la vida mortal , y de- 
leznablc,y dulcc cn^uChtro aquel en que el ahna (e pone a la cara 
tic Dios , pues dura una eternidad. 

^ Reparo yo en aquella palabra , Tfeniam , que no prece 
tiiuy propia para cxplicacla aukncia del alma , y cl defco de Ilc- 
gar a Dios; porque Ifeniam no quierc decir propiamentc ir a ocro, 
cfto cs , defdc la aufencia a la prc(cncia , (ino yadam : 6 parcce 
que habia dc decir : Quando ibo , <r a^j^arebo , quando ire ^ y no 
quando vendr^. Pcro cfta muy propiamentc explicado eftc defco, 
con la palabra yfeniam , que fignifica vcnir , adonde ya cl animo 
parcce que cfta prefcntc. Para d4r a cntcnder , que el alma ya cf^ 
taba prefcntc al amor , y fblo fc hallaba aufcnte al gozo. Y que 
Dios ya cfta prefente en cl alma , por fu mifericordia a la gracia, 
y tambien lo cftuvo , y cfbra ficmpre a la potencia , a la prcfcn- 
cia, y a la cfcncia , pues en efbs tres ultimas mancras cfta en to- 
das partes fu Divina Mageftad , y en la primcra en las almas de« 
votas , y que de verdad lo bufcan. Y afsi no tenia que dccir ire^ 

pa- 
(a) S. Juaa de la .Cnn , en hi Lbtaa de Jin^of vlra. QmQ. fi 



yiA UNITIVA. SfiNTIM. XII. jot 

palabra dc grandc aufcncia, fino yendrS^ palabra que cxprcfa mas 
la prcfcncia , pucs fiemprc cftamos dclance dc Dios $ (ino que {e 
intcrponc a la vifta la corrina dc la vida, que aunque es deigada, 
pcro cl ricmpo que dura , de la mifma mancra impidc el vcrlo,' 
quanto a verlo , como fi fticflc de bronce , pucs ticnc dicho CvL 
Divina Magcftad : Non VMk me hmo , iT Ifhfet^-OiyiSlo me TferA 
el homhre yhiendo, 

Ufetios, 

4 OEntira a Dios el alma muy ccrca , y cafi comenzara a lie* 
^5 g^r ^ pcrcibir cl olor de (u firagancia. Porquc los conti- 
nuos ados , y habitos de amor , y la conHderacion de las coias 
cternas , el tedio a las ccmporales , el defafimicnto a toda criam^ 
ra 5 ira crecicndo cadadia mas, hafta llcgar a tcnerfenrimienros 
can faperiorcs a la nacuraleza,que (cran todos de la grada; y ha4 
llandofe muy aufcnte al verlo, (e hallara muy prefence al fciH 
virlo. 

5 Eftos (cntimlientos , no (bio feran interiores en el alma^ 
(ino que cal vcz (c llegaran a reconoccr en cl cucrjpb , como fo 
ha vifto en muchos Santos , que ban fentido olorcs cdeftialesi 
muficas incfablcs, y otros maravillofbs e&(^os , y (enalcs, de qua 
cfta ya ccrca la mano amorofa , que ha de correr la coccina. Por# 
que de la manera que fl por una parte huvieflc mucha luz , a que 
fc intcrpuficflc una pared muy grucfa , no pcnetraria a la otra 
parte, pcro quanto mas (e adclgazaflc , y dcshicicflc , tafrto aiacs 
comenzarian a penetrar (us rayos; de efta m^neia , quando las 
propiedades del corazon , qiie fc intcrponen entrc «1 alifia , y los 
mas fupcriorcs fentimientos de Dios , (e vad deshaciendo , y adcL 
gazando , tanto mas recibe de fiis luces , y de eftos ^ j Qcros £i^ 
vorcs cclcftialcs. 

6 Y afsi como quando cl cucrpo , y la parte in^rior del al* 
ma aflige a la parte (upcrior , que la rcfifte , cfto es qiic aim no 
cftan vencidas las padoncs , aun no eftan mortiHcados los fend-* 
dos , aun no cftan purgados los malos habitos , participa cnton* 
CCS la (iiperior en alguna mancra de aquellos infamcs vapores^ 
que Icvanta la inferior j tambicn quando cl alma cfta cncendida 
en cl amor divino , y por los pafbs contrarios que fe perdi6 , ha 

ido 

(b) Exod. jj. V. »9? < • 



501 VARON DE DESEOS. PART. 10. 

ido /dcsliacicndo cl camino , quando Dios comicnza a iluftraria, 
y clarificarla , quando ya quicrc llcvarla , y premiarla 5 parikipa 
cfta parte inferior del cucrpo en alguna mancra , de los favorcs, 
y mercedes que Dios hace a la (uperior del alma. Como fe v^ en 
los Varoncs extaticos , que arrebatados del cfpirim llevan tras si 
a la carnc. Que es lo que dijo el Santo Profeta : Cor meum ^ is' eu- 
ro mea exult^erunt in IDeum t>^um, W Hol^d/e en S)ios mi alma^ 
y lo que es mas , lUg6 a holgarfe en S)ios mi cuerpo. 

y Y de la mancra , que el que ha vifto grandes Cortes dc 
Pxincipes ^Ciudadesjy Rcynos nobiHftimos , burla quando Ic aia- 
ban las aldcas^y Proyincias cftcrilcs 5 afsi cl alma que huvicrc Uc- 
jrado a qualquiera dc eftos favorcs , y rcgalos que Dios hace a (us 
ficrvos ^ bara burla. dc.quantos dcleytcs , cntretcnimicntos , y 
recrttaciones hay en efta vida,y con un inftante que oyga dcmu- 
fica del Cielo , quedan curados los oidos , para pareccrlc voces 
importunas las de la ticrra $ y en.fintiendo la fragancia dc aquc- 
Uos olorcs , qucda cl olfato dcfcngaiiado dc las confcccioncs del 
jnundo : y fi Dios la moftrare un poco dc la hcrmofiira ccleftial, 
como fu Divina Magcftad acoftumbra, ya qucda la vifta rccono- 
cida , que es hediondcz ,.y vcrdadcra corrupcion toda la huma- 
na hcrmofura , y (bio dcicara vcr a Dios , dicicndo coa anfias 
fnamoiadas; 

^/eSlos. 

. % g'^^Uando y>eniam , CT appareho antefaciem iDei > Quando Ifen" 
\J dre^pareterSenla€aradelSenoriQuzndoycnATi2L 
^^"^'mf dc im , y parcccrc dclantc dc Dios , que cfta ya 
<iehtro dc mi ? Divcrtido por las criaturas dejando a Dios dcntro 
dc mi , quando lo buicarc en mi ? Ya cftoy delantc dc Vos 
Dios mio , pcro no os veo aunque os (lento. Eftoy dclantc 
de Vosral (cntido , quando lo he dc e(br a la vifta ? Eftais en mi 
por cicncia , por pr.c(cncia , y por potcncia , y cfpcro que eftais 
por gracia, cqu*i*^o > ^^os mio , habeis dc cftarlo por glo- 
ria ? Larga cs para au(cncia cfta auicncia, terrible para pcnacibi 
pena. No hay auicncia pcquena de bien grande , ni en cau(a gra> 
Yc, cfedo Icvc. Au(cntc dc veros , au(cntc dc miraros, Scnor mio, 
para que quicro los ojos ? Viva ciego cl cucrpo y pucs no mere- 

ce 

Kc) P(klai. S3. V. It 



VIA UNmVA. SENTIM. XII. ^oj 

cc vcros cl alma. No quicro vcr cofa dc cfta vida , hafta que os 
vca en la eccrna , y quando bien no pued^ dejar de vcr , pcro 
no quicro mirjir. Vca ncccfitado dcl{cntido,y no mircporcl 
con&clo del dcfco. Solo quicro lo fbrzofb , todalo fupcrfluo dejo. 

9 eQuc hay que v^r en cfta vida tranfitoria , (ino triftcs , y 
mifcrables cftragos de la vida , terribles , 6 ingracos delicos con- 
tra vueftra Magcftad ? Mas quicro ccgar que vcros ofcndcr, quic- 
ro morir por no vcros en cfta vida cnojar. Quando Tfeniam , CT 
apparebo antefacUm iDei ? Quando vcndre Dios mio ? Mas adon- 
dc he de venir? A Vos , que cftais conmigo , y en mi. iQuando 
de la aufcnda de no vcros , vcndre a vcros ? No hay , Sciior , con 
Vos aufencia dc prcfcncia , que en todas partes cftais; hay au{cn- 
cia dc vifta, porque en cRz vida no os vemos. ^Quando dc la prc- 
fcncia del fcntiros , llcgar^ a la prcfcncia de miraros ? Quando 
aqucUo que ahora (icnto , fera lo que veo ? Quando cl dcfco lie- 
gara a la pofcfion ? Vcnid , venid Dios mio,y Sciior mio, y cor- 
rcd la corcina dc la vida , con la mano dc la mucrte , y Uamare a 
la muerce vida. Acabefc dc rpmpcr cfta tela , que todos los dias 
(c va mas adelgazando , y las luces que ofirecc fu tranfparencia, 
abrafcn cl embarazo^ Confiima cl calor del alma al cucrpo , y 
abrafe cl cucrpo , cl fiicgo que abrafa el alma. Muera la vida a 
manos del cfpiritu , que a Vo&adora en la vida , pucs tantas ve- 
CCS ptetcndio en la vida el cuQrpo , acabar con cl cfpiritu , y la vi^ 
da. Acabad dc corrcr cfta cortina , y vca yo vueftra cara. Sacicfo 
el dcfeo en el gozo,la cfperanza en la pofcfion, y la aufencia enla 
prcfcncia. Satiahor cum apparuertt gloria tua, (.^) Apagarafc la fed 
de mi amor , en la vifta de vucftro divino roftro,faciarafc mi dc- 
fco en fii beatifica vifion. 

10 Romped la tela , Sciior , y rompcdla como Vos fucrcis 
fcrvido , fblo fc acabe cfta vida , cmbarazo de la etcrna. Si no que- 
reis corrcr la cortina con la mucrte natural , rompcdla con la vio- 
icnta. Dcfpcdacen leoncs la tela del cucrpo , como a vucftro aman-^ 
tc , y amado Obifpo dc Antioquia San Ignacio. Abrafcn la tela 
dc la vida , como a vucftro invido Martyr San Lorenzo. Confii- 
mafe dentro del toro dc broncc la tela , como a vucftro cfclarc- 
cido fbldado San Euflaquio. Acabefc , Sciior , la cortina de la vi- 
da , aunquc no fea corrida , flno deshccha , abrafada , y confu- 

mi- 

(d) P&Im. itf. V. 15* 



504 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

mida. Pucs cl Cordcro clc Dios , que afiftio a Ignacio cntrc los 
Iconcs 5 Kara los Iconcs cordcros. El fucgo del amor divino que 
cncendio el corazon de Lorenzo , hara de las llamas refirigcrio. 
La fortaleza que difleis a Euftaquio valerofb , hara de aquel hor- 
lendo ipartyrio , defcanfo. 

IX O dichofas almas ! que falifteis de la vida , pifando la 
mifma vida , falifteis con la mucrte, pifando la miGna muerte; 
cuyo morir fiie vivir , cuyo acabar fiic nacer ! Dichofas almas, 
que dcjafteis hacer pedazos por Dios a vueftros dichofbs cuerpos, 
configuiendo con ellos la vitoria , y levantando en cllos el tro- 
fco. Vcnid , Jefus mio , gloria de los ConfefoKS , corona de los 
Martyrcs , por femejantes medios , a que condgimos igual fin. Y 
pucs Vos nos enfciiafteis a dcfpreciar la vida , con morir por pe- 
cadores , muramos los pecadores , por imitar vueftra vida. 

12 O Jeius mio ! Quando Ifeniam , <r apparebo ante /aciem 
§)el ? Quando IfendrS , S)ios mio ^yos Ipere ? Quando los medios dc 
bufcaros (eran medios proximos de veros ? Canfa al alma la vida 
por lo que la canfa , y mas la canfa por lo que la impide el veros. 
Es una muralla de bronce al impedir , fiendo un (bplo de pared 
leve al cacr. Quando (e acabara efta vida , para que empiece la 
cterna? Mas no y Seiior, (i no ^quando mudarc de vida , y {e hara 
con fcrviros efta temporal eterna? No cenemos la vida corta , (ino 
que la hacemos corta : no es larga a la aufencia , fino prolija a la 
culpa. 

I ^ Mas ay , Seiior mio , que efta alma que defafia con £\i 
cuerpo a los leoncs , a cada pafb (c deja defpedazar de las paAo- 
nes! Efta alma , que llama las llamas abrafadoras , a todas horas 
(c deja veneer de las malas inclinaciones , que (on Ibmas abra- 
fadoras. Efta alma, que fc cncierra animofa en un toro de metal, 
fe vc perdida dentro de la claufura de fii cuerpo , toro mas bravo, 
c irracional. C^icre padecer el martyrio que no vc , y no vcncc 
cl que padece. No ve las fieras , ni las llamas , ni los toros , y por 
cftb los defafia , y provoca. Ve las pafioncs , las malas inclinacio- 
nes , y las ocafiones , y dejafe veneer de ellas. ^Huyes,alma mia, 
de un fbplo , y dcfafias los uracanes dcshechos? No pucdcs andar 
un pafb por lo llano , y quieres pifar los montes ? Valero^ donde 
no v6s el ipartyrio , fiaca donde tienes la Qcafion? No creais , Sc- 
nor , a mis palabras , pero haced que las obras fe ajuften con los 
defcos. Todo fe debe temer en mi, todo fe puedccfpecaren Vos. 

Aca- 



VIA UNITIVA. SENTIM. XH. 505 

Acabad , Senor , dc corrcr la corrina dc la vida , y para cflb mi(^ 
mo que cs corrcrla , dad tambicii fucrza a la vida. La mano que 
toca la cortina 5 la confortc j la luz que por cUa cntra , la alum- 
brc , la gracia que la favorecc , la fortalezca. Que fi Vos , Sciior, 
mc ayudais , ni cetno las Hcras dcvoradoras , ni las llamas abra- 
fadoras , ni los broticcs enccndidos , hi tcmo a mi flaqueza, que 
cs mi enemigo mayor* 

iDdcumtntost 

14 A SSI com6 call todos cftds (critimicntos miratt a uii 
XjL niifmo fin , que es Dios , y refultan dc un mifmo 
origcn , que cs (u amor crtccndidb con el dolor de la iufericiaj (e 
Ic ban dc dar cdfi los mifmos documcncos. £fto es , qtle las anfias 
que ticnc dc verld , las reduzga a obras fcrvorofas de fervirlb , y 
a una rcfignacion refigiiadiftima , con la qual tefnplc , y (crenc a 
cl alma eftando tan unida con la Divina Voluntad , que no puc- 
dan aparcarla de ella las anfias que finciere dc fu amor, al defear^ 
jii al obrar. 

15 El proponcr en eftc (cntimicnto a el Amor Divino de la 
ocra parte de la cortina , abicrta lo baftante para que fc vea que 
le manda que calle , cs muy nccciario en eftc eftado , en cl qual 
por (cr ya en lo ultimo dc la Via Unitiva, (c fuelen niezclar gran- 
dcs 5 y extraordinarios favores; y fi cftos quierc que (c logren , y 
no fc arriclguen , ha de encubrirlos con cterno filcncio , flno cs 
que la debida obediencia defcubra lo que la humildad encubre^ 
porque la obediencia al Padre cfpiritual , ha dc (cr la Have del 
alma , y para la qual no ha de habcr (ecrcto alguno* 

1 6 Vivira con cuidado de adelgazar la cortina , para que 
fca mayor la luz con (u trafparencia , y cfto no (c cnticnde , qui- 
carfc la falud con cxtraordinarias , y defbrdenadas penicencias; 
fino adelgazar aqucllo que (c intcrpone cntrc Dios, y el alma, que 
(on las propicdadcs , y aficioncs por pcquciias que (can , que no 
dcjan vcr claramcrtte la luz , ni oir las palabras intcriorcs del Se- 
nor. Y dc la mancra que qualquicra agcno ruido cmbaraza , al 
que una mufica efta oyendo ; afsi el alma que eftuvicre atenca en 
lo interior , no hay movimiento del corazon contrario , 6 eftra- 
no al c(piritu , que no la caufe embarazo , y aun dafio. 

17 No (c cnticnde cfto en los primeros movimientos dc lo 
malo , ni en los fcntimicntos de las pafioncs , lino en los confcn- 



3o6 VARON DE DESEOS. PART. III. 

dmicntos por leves , y menudos que fean 5 porque en llcgando a 
cftc cftado 5 un alfiler cs una lanza , y una pequena propicdad, 
grande hcrida , quando no para la gracia , para el embarazo del 
amor , y para las accnciones , y obfervacioncs interiorcs. Y fc ad- 
vierte al alma (aunquc parezca (upcrfluo cftando tan adclante) 
que en efta vida^es nccefario andar hafta el fin con cuidado,pucs 
no hay perfcccion tan Hibida , que no corra peligro durmicndo, 
y afsi viva fiemprc el alma velando. 

SENTIMIENTO XIII. 

fPfUpTONESE EL ALMA m%ARm AL AM)^ ^DTHKO 

en la esfera Celeftial ^y ella los dos braT^s tendidos , y dos alas que 

falen de los hombros , que llegan a cubrir las mams , y con el an/i<t 

de 'Polar a fu Amado , el un pie en la tierra ^y el otro lelfonta- 

do fobre las olas del mar , explica fu defeo con las pa- 

labras del Santo (?{gy S)a'i>id , en el 

Pfalm. 54. V. 7. 

Quis dabit mihi pcnnas ficut columba? , & volabo , & requie(cam? 

Efiado, 
I Areciendole poco a el alma anhelar a la vifta de (u 
Amado , (bbre el ciervo mas ligero , pide a la pa- 
loma fus alas para Uegar antes a dondc la Ucva , y 
(blicita (u defeo. Efta bien dibujada el alma alada, 
para explicar los impetus grandes de amor , y las 
anfias en que ardc , de dejar efto tranfltorio, c ir a ver a Dios en 
lo cterno. Las alas cubren los brazos , para dar a cntendcr , que 
aunque muy fervorofa , no llcgan las obras a los defeos 5 pcro que 
el Senor , que da los dcfcos , (uple con ellos las obras. Efta coti 
el un pic (bio tocando en la tierra , para fignificar quan poco 
licnc efta alma ya de la tierra 5 efto cs , que (us dcfcos , anfias, 
penfamicntos , y cuidados , todos eftan en el Ciclo. Pifa con el 
otro las olas de la mar , en que fignifica cl defprccio de efto ca- 
duco , y pcrcccdero , y cl animo , y rcfblucion con que huclla 
las tempcftades , y tribulacioncs , que fc Icvantan contra clla j no 
fblo fin que la cmbaraccn , fino firviendola de efcala para fcguir, 
y afpirar a la Bicnavcnturanza. Efta con anfia mirando al Ciclo, 

don- 




VU UNmVA. SENTIM. Xra. ' ^07 

don^e v^ al Amor Divino, para (ignificai: la mayor atencion del 
^ alma , la qual afsi come cl cucrpo a dondc pone los ojos alU &- 
ja (n cuidado^ de dia manera clla, aparcandolos de todo cfto mi« 
fcrable , y caduco, (bio aticndc a lo etcrno, y ccleftiaU 
- 2 Pidc que la den alas, y ejfta pintada con ellas , para (ig* 
niEcar , que ya el alma en los deicos tiene las alas , pues ion 
las alas del alma los dcfcos ; pero ricnelos para el anfia , y anhe« 
lo , y no los tiene para cl a(b , y vuelo. £fto es , que los defcbs del 
alma , baftan para unirla a Dios por gracia , y por amor $ pero 
no baftan aiin para unirla por gloria , y por vifion. Porquc bafta 
que Dios d^ licencia , que falgacl alma del cuerpo, habra de bo- 
lar con las alas de los defeos para defcar $ pero habrafe de eftar 
encerrada en el cuerpo, como la que no'nehc alas para'conlcginr. 
T afsi pide ella alas , y las tiene , porque las pide paira cl uTo , y 
iblo las tiene para el defco. Pidc alas dcpaloma con que cxplicaii^ 
£epf oroCoSy y (antos defeos; porquc como quicra, que la paloma n 
la que mas incanfablemcntc vuela, y aunque baya otnts de dirfb 
mas riipido,y acelerado,pcro fin coniparacion, mucho Castor- 
to ; pide alas , con las quales no pucda dcjar dc con^cguir, lo qo^ 
con ardicnte anfia no puede dejar de defcar. I . ( 

^ Afsimifmo la paloma fignifica amor , y pureza ^ a cuya 
caula cl Efpiritu Santo , en figura de paloma , fc moftro al Hijp ck 
el Bautifmo del Senor. (*) Y como cl alma reconocc , que ijo (k 
puede gozar dc aquella bcatilsima Vifion , fin aitiGiimsl pureza, 
ni Ilcgar a ella fin cl vuelo del amor ; pide las dos alas de la palo^ 
ma , para que con cl amor lleguc , y con la pureza , quanclollc- 
guc , no (ca rcmitida a que la purifiquen , como muchas almas, 
al Santo Purgatorio , bafta que (e balien dignas dc paroccr dclan- 
tc dc Dios , con la pureza que (e debc. Y remitcnfc i ^1 a fcr pu- 
rificadas primero, porquc aunque cftas almas configuieron la gra«> 
cia , y mvicron el amor ; pero confcrvaban aun en si bs cicatri- 
ces , y (cnalcs dc los pecados , cfto es , la falta dc fii (atis^cion: 
no los habian labado de tal manera , que no mvicficn que purifi- 
car,y penar, bafta que eftando del todo limpias dc las maackas, 
y dcbida (atisfacion dc las culpas , parezcan en la pre&ncia de 
Dios. Y por cfcufar cfto (fi le mere pofiblc) judc el alma las aks 
dc la paloma , que (on pureza , y amor. 
'Tow.r/. Qgi Tam- 

(a) Mattfa. 3. V. ti» tcLttC* )« y. ««f 



^oS VARON DE DESEOS. PART. IH. 

I 4 Tambicn dene la paloma una calidad admirable y y (uma- 
tnentc impoccancc , para defeat el alma iiis alas , que es el no te- 
ller hicl, fegun refieren los NaturalesjO*) en que fc explica la (cn- 
cillez interior , que la Efcritura Sagrada alaba tanto : SImplicitMs 
cordis. (0 Porquc la hiel ,prbpiamente fignifica la intendon amar- 
ga, y dafiada , la qual no es compatible con el vuelo que el al- 
ma defcabacer aDiosjy a(si pide alas de un pajaro,que (ea (im- 
bolo del amor ^ y de la pureza , de la vclocidad ^ y fencillez , que 
fen los nftdios mas proporcionados , y breves para coronar (iis 
dcicos. . 

. BfeBoi. 

. 5 T AS anGas del alma en efte eftado , (cran impetus cada 
. « I i dia mayores , y amor , y defco ardiente a lo eterno, 
pareciendolc todo efto Ccmporal , Umbras , y vanidades vahifsi- 
mas^ y de^tino grandc andar abrazando , nguiehdo,y adoran- 
dd ibmLwas* > ' : 

■6 Pueftos los o|os en lo cterno , no (bio deicftimara lo tern- 
|iqFal pasa el dano , (ino que lo pifara para el u(b : y quando com- 
pafare qualquiera acdon,por menudaque ica,a el objeto eterno, 
cftaes que la hace por Dios , con otra por grande, y lucida que 
fea ^ que tcnga por tin el mundo , hara fuma dcicftimacion de 
ella , y (umo aprccio de aquella. 

/ 7 A efta caufa en efte eftado el alma tomara de lo temporal, 
/bio lo prcd(a , y dejara, aun en cofas muy cortas , y menudas, 
todo lo que Riere voluntario ; porque como fu intento unico , y 
^ lo que hareducido todos fus defcos es Dios, (bio de aquello que 
la lleva a Dios , tomara todo lo pofible^y de todo lo que no con- 
duce para (crvirle en cfta vida , o verle en la otra^lo que no pue- 
da (cr menos. 

8 Andara con efto mas encontrada , que hafta aqui con las 
felicidadcs de efta vida , y Hemprc burlando , y no haciendo ca- 
(b de ellas, y tal vez pareccra liucfpcd , y cnag^nada., y eftxira en 
el mundo , no pareciendo del mundo; porque (bio en el oira el 
Tuido de las couiSjfm parar por fuconGderacion; por tenerlas ya 
•conoddas , y defpreciadas. Y (era deleftimada de los del figlo, 
viendo que pifa lo que todos adoran , y que de(precia lo ^ip los 

dc- 

(b) Plhi. Hlft. Nacur. lib. 1 1 • cip. 7 f • (c) . Uatdu lo. r.t6. 



VIA uNmvA. sEN'mi. xnt' - ^09 

dcmks <ie(can$pero el alma , a mayor empcefa llamacla,y dc mai 
yor <ie(eo llcvada , dira aDios con encranables anfias: 

A/eSios. 

9 •'^l/JS (UAit mlhl pennasficut admhd , <T T^olaho , .<9* re- 
\J quiefeam ? Quien me dard , 5ewwr , tUas (omo M paloma^ 
^^^j Ifolare aVos ^ etemo iefimfi \ Quien me dara alas 
con que acelere el vuelo de mis defeos^y me acerquea a la po> 
(cQon. Alas tengo^ Dk>s mio , para defimr ^ ma$ bo'Cengo alaj 
para confeguir. Mis deieos penecran.los'vicntoS', niis' deiepspe^ 
netran los Cielos , m;is dcfeos os bufcaa$ peso vanie lbs deCcosa 
Yos , y el alma quedafe en mf. ^Quando, Scnor , defi;ar , y volau . 
(era todo uno ? Quando (era tuio mi(mo acercarfe a Yos , y de-i 
fear , acercarfe a Yos , pofeeros a la grada,y gozaros en la glbri^} 
Qius mihidahitpiAnari Q^mhahrd que me de^asl Habra quien 
sic de alas , (ino Yos , Dios m\s> I Podiamc dar alas , pra accr« 
cannc a Yos , la felicidad humam:^ cl podcr , la grandeza , la fa-* 
bidurn, la riqueza^ Todos eftds, no (olo no me las dan ; pero nio 
cortan las alas. Solo me dara alas para volar a Yos^. quien nivo 
alas para venir a bu(carme , y alas de Divino Amor. ' 
, 10 ' Yos j Senor mio , qu^ os hiciftcis Hombre , por d hom4 
bre , y difteis el vuelo delHe cl Cielo al fucdo , dards alas al liom^ 
bre para que os buique Dios Hombre ,y dcfu vuelo dclHe cl [\xoi 
Id al Cielo. No podre volar, ay dc mi ! fi no volais Yos a mi. La(S 
flechas de vueftro amor , ban do ^t las plumas dcmk :|las. Alas 
me dad como de paloma : no os pido alas de paloina, que aun^ 
que pajaro ligero , es muy tardo para lo que he mcnefter. Ala» 
como de paloma , porquc renga de ella lo mas que pueda ccner; 
y como de paloma , porquc la ciccda en el volar. Como dc pa-» 
loma , para expUcar lo mas que puedo ^r en efta vida 5 y mas que 
dc paloma , para volar con mayor vuelo a la etcrna. Dadme , Pja* 
loma ccerna , Dios milcricordiolo , Eipiritu. Santo ardicnte , Se- 
fior bcnigno , Padre amorofb, de las alas que Yos vcftifteiSj 
<juando al Hijo etcrno manifeftaftcis en figura de paloma: (<^) aquc* 
lias plumas viftan las almas que os adoran,adornen las almas que 
OS aman , encaminen las almas qucos bufcan. 

1 1 Dadme dos alas , la una de amor , y la otrade pureza* 

Dad- 

(d) Matth, }• v« !(• 



^ lo VARON DE DESEOS. PART. m. 

Dadme dos alas , la una de oracion , y la otra de mortificacion. 
Dadmc dos alas , la una dc ardor dc amaros , la otra dc dolor de 
ofcndcros. Dadmc dos alas , la una de cfperanza » y la otra dc 
pcrfcverancia. Dadmc dos alas , una dc dcfprecio dc lo pcrccedc- 
fo , y corruptible , y la otra dc aprccio dc lo gloriofb , c inmor- 
taL Dadmc dos alas , la una dc ardicntc caridad al Criador , y U 
otra dc amor puro , y dcfafido a (us criaturas. 

X 2 Scan cftas virtudcs las plumas dc cftas dos alas , y a Vos 
yuclen (in hicl , 6 Paloma Divina ! que nunca tuvifte hlcl. Efta 
amargura del pccar, acabcfc en el gozar. Efta fealdad de o&nde- 
ros , acabcfc con el vcros. Hicl os dicron , Jcfus mio , que guC 
taftcis : («) porque no (bio vucftra Alma guftaflc la amargura de 
imeftros pecadosjfino que cl cuerpo guftade dc la hicl que (igni- 
ficaba nucftros pccados. Guftaftcisla } pero no la recibi^is , que 
Dueftra impureza , <c6mo podia entrar en vucftra incfablc pure* 
za ? La hicl que cntonces os ofrccian , cc(c ahora : y fi al crucifix 
caros para rcdimirnos , no quidfteis jquc faltafic efta circunftaa* 
cia a vucftras finczas } ya rcdimidos , ccfe la hicl de nucftros pc- 
cados , con 1^ rcdcndoh , por loirmeritos dc vucftra Fafton. 

I ^ Palomas fin hicl Vuclen a Vos las almas devotas , pa* 
ras en la intcncion , pcrfcdas en la accion , ardicntcs al defcar, 
prudcntes al obrar , animofas at cmprcndcr , conftantcs al per* 
icvcrar , humildcs como quien fc conocc , pcrfeftas como 
quicn os (Irvc. Dad alas » Senor , a la paloma , para que 
vuclc , y dcjfcanfc : Et Toolabo , C* reqmefcam, Volara , Se- 
nor , cl alma hafta hallaros a Vos , dcfcanlb etcrno. Volara en 
efta vida padecicndo,para gozaros amando. Volara en efta penan- 
do , para adoraros en la otra gozando. Penara aqui volando , pa- 
ra pofecros alia adorando. No halla defcanfb aqui , Dios mio , y 
afsi ncccfita de bulcar dcfcan{b. No halla defcanib en un mundo 
tan inmundo , dondc apenas fe a(sienta a defcanfar , quando (e 
mnncha eh cl pccar : apenas bulca alivio a la pena, quando halla 
cl pecado en la culpa. Paloma del diluvio anda bufcando el de(^ 
canfe , y no lo halla ; fblo mira cl de{can(b en la mano que &- 
brico cl Area , embio el diluvio , y que crio la paloma, O mano 
poderofa ! que criafteis, que embiaftcis la paloma a efta vida mi- 
serable i voived y«a a recibir en el Area a la paloma. No halla cl 

al- 

(e) Mttth. 17* ▼• 48, 



VIA UNmVA. SENTIM. XIII. 5,, 

alma en el diluvio de culpas , fino cuerpos ahogados en el aeui 
dc padones. Subieron las aguas de los pccados {obre las cumbrcs 
dc los montes , y andan las almas que os aman , fin hallar una 
oliva donde librar fii delcanfb : llegucn ya a vueftro cterno defl 
can(b 5 cefcn las aguas , y encren a Vos con el ramo dc oliVa i 
la paloma. 

(Documentos. 

14 irjN efte eftado el alma , porque es ya mas alto que los 

I i otros 5 andara con impetus muy frequences de amon 

ha dc tener cuidado a rcprimirlos , con advertencia cuerda , y 

prudente , gobernandolos en quanto Dios la dierc lugar, dc ma-< 

ncra , que (como hemos dicho) efcufc toda cxterioridad. ' 

1 5 Tambien efte advcrtida el alma, a no retirarfe de tal ma* 
nera con el tedio del mundo a lo mas interior, que deje la obli* 
gacion exterior. Porque quanto cs mejor fcrvir , que gozar , es 
mejor obrar con amor , que (bio gozar con los fentimientos dc 
amor. Y como quiera que nueftro Senor , fiendo no (bio enamo-a 
rado de fu Padre , y cuya Alma , como unida con la Divinidad, 
cfluvo fiempre mirandd la nlifina Divinidad $ con todo eflb con- 
tuvo los e^dos de (ii amor: de manera , que raras veccs llcgo 
cxteriormente a glorificar fil Humanidad , fino es quando en el 
Monte Tabor quifb hacer el Padre Eterno aquella publicacion de 
la Divina Naturaleza dc (u Hijo , y el Hi jo a los Difcipulos , y 
Profetas aquella manifcftacion, y tcftimonio de que lo habia en- 
viado el Padre. (0 Afsi , pues , las almas , que aman a Dios , fi- 
guicndo a (u Macftro Jcfu-Chrifto bien nueftro , todo fii cuida- 
do han de poner en qiie el amor interior (alga a obras , y finczas 
fantas por el amado , y no cefe en las ocupaciones fantas de fu 
obligacion , fin promover los favores , que pueden impedirle cC- 
co y porque los extafis , y otros favores iemejantes, entonces ion' 
fcgiiros 5 quando el que los padecc , los padece , y no los llama, 
hi procura. 

1 6 Como quiera que el amor dc Dios , y dilgufto del mun- 
do , le obligue i hacer algunas cofas , que eftcn fiijetas a la cen- 
(ura de los politicos , y labios de la tierra , obre por Dios todo lo 
que conforme a (u Ley , y (antos confcjos (c pudierc obrar : ad- 

vir- 

(f) Maoli. 17. V. f. 



5 1 2 VARON DE DESEOS. PART. lU. 

vircicndo , que aunquc la prudcncia cs la fazon de las demas vir- 
tudcs 5 pcro ya en eftc efbdo hay otra prudcncia mas (uperior, 
que es defpreciar tal vez cfta prudencia inferior , y hacer la Vo- 
luntad Divina, comOjy quando ella lo difpone , aunque en eftos, 
ni otros calbs , no (e cxcluye el confcjo de los Varones verdade- 
ramence efpirituales , y do£fcos. 

17 Si de lo que obrare en el (crvicio de Dios , y algunas fi- 
nezas , que hicierc por el ( como (ocorrcr necefitados , confolar 
afligidos , dar fus veftidos , y lavar los pies i los pobres , y otras 
obras fancas^y bucnasa que le ira fiempre guiando el efpirini di- 
vino) refultare murmuracion de los hijos del nglo,pifcla con hu- 
tnildad ^y digo con humildad $ porque de tal manera piie la mur- 
muracion , que no pifc de pafb a los que murmuran , porque no 
(c eric con eflb mayor (bberbia en la humildad , que en la mifma 
vanidad. Y de efta manera continue fus egercicios , que H la vi« 
da es ordenada , c igual , y todo fe hace por Dios , no es de CuC- 
tancia , ni pefb quanto el mundo murmurare. Conddcrando quan- 
tas cofas hay en los Santos , porque han (ido canonizados , que 
fbn las mifmas porque ftieron murmiirados , y perfcguidos ; por- 
que lo que en la vida (uele (cr pcr{c<:ucion:,cs en la muerte corona. 
Y aun los mifinos que emulan, y muerden a los buenos quando 
viven, porque embarazan Cms vicids$ quando defpucs de muenos 
v^n la virtud fin el embarazo , los ^laban , y aun fe encomien- 
dan a eilos por la fuerza que les hace la verdad. 

1 8 Pero en eftc punto debe advertir , que no folo ha dc 
defpreciar las murmuraciones , fino que las ha de preciar. Y (bio 
de lo que (c ha de recatar^es de las alabanzas, pues quien tuvie- 
re algun conocimiento de Dios , reconocera , que la murmura- 
cion 5 es perfccucion del cuerpo , y corona del alma , y las ala- 
banzas , corona del cuerpo , y perfccucion del alma. Y de la ma- 
nera que el cuerpo , los golpes que le tiran , rcpara con los vcfti- 
dos y afsi el efpiritual , los golpes de las alabanzas , que tiran a 
dcfvanecer a el alma , ha dc repararlos con las pcrfccuciones , y 
aflicciones de (u cuerpo 9 que es el vcftido del alma. Con lo qual 
podra conocer , que dc qualquiera manera ha dc vivir humilla- 
do. Si lo perfiguen , porque ic halla en el egcrcicio de pdcceri 
fi lo aplauden , porque (c halla en el riefgo de pccar,y en 
aqucUo debe conocer (us culpas , y en efto 
fu flaqucza. 

SEN- 




VIA UNITIVA. SENTIM* XIV* 5 1 ^ 

SENTIMIENTO XIV* 

f'f^OKBSE EL ALUA EK EL CAWPO , QUE Ur^A 

d Amor <Diy>mo , el qual com con dUs k lo alto de un monte denan 

refplandor ^y elld ^ procurando dsr confus defeos mas Ugere^ 

k fus alas , U dice las palahtds de los Cantares 

en el cap, S« v. 14* 

Fuge , dilcdc mi , & afsimilarc captcae , hinnuloquc cervoruiii 
fiiper montes aromatum* 

EftaJioi 
O cs facil (Jc acomodar la iccra Jc cftc fcritimicntOj 
Hi fu fignificacioil ^ al cftado en que fc halla cl aU 
ma* Porque ficiido afsi ^ que en los primcros (cn- 
titnicntos dc la Via Unitiva , todd ha fidb que- 
jarfc de la aufciida^ 6 cftar hcrida de fu prcfehcia^ 
ahora parecC , que folicita la aufcnda con la palabra : Fmt dU 
UStt mi, Huye ^ amado mio* Y quando en los (cntimientos antecc- 
dcntcs ^ cft4 pidicndo al cicrvo (u ligercza , a la paloma fus alas 
para Ucgar ^ y ddcanfar con fu amado 5 ahora que {c le oftecc a 
la vifta J afsi (blicita fu fiiga , como antes fblicitaba fii prefcncia; 
Todavia, quien atcntamcntc confiderirc eftas palabras dc los 
Cantares , y tuvicre algun corioGimiento dc los amorcs dc Dios 
que ordinariamcntc cftan llcnos dc miltcrios , i inefablcs finczas 
y tales conrraricdades , que mirando todas a un fin, parcccri bpuef^ 
tos al intcnto los mcdios 5 reconocera que cfta alma hiihci maS 
ardc en cl amor divinb , que quando Ic dice ^ que huya Cbhtt Ibi 
montes dc los olorcs, con la ligercza que las cabras ^ y que el 1^^ 
jueld dc los ciervos; 

1 Porquc habicndo cUa Vifto eh todos los pafados fdntimich- 
tos j que no ban baflado las fervorofas anflas dc gbzarlo 1, para 
que fc acabara fii dcflierro , parccicndblc que con las fihczas Ic 
obliga mcnos, qiiierc fblicicarlc con los dcfHcncs jy al tlcmpb que 
cUa ardc en mayor amor ^ mildando cl eflilo para avivar eh el 
efpofo la correfpondencia ^ Ic dice : Huid amado mio , fbbre los 
montes^ ya que no mc quercis fbcorrer en los vallcs* Apartaos dc 
xnf 5 Sciior mio , pucs no merezco fcr faybrccida dc Vos. Y cfte 
qoe parcce dcfdcn , ti«ne raiccs miiy profundas de amorofa con- 
Tow. H, Rr fian- 



5 1 6 VARON DE DESEOS. PART. III. 

fiemprc fc qucda en efpcranza 5 pero muy firmc , y (cgura en 
Dios. Porque en llcgando a formar refleja , y didamen , 6 facar 
la confcquencia : Luegpj/a efids en gr acta , 6 nopuedes caer , alma 
mia 5 fe pondra a temblar cl alma. JPucs lo que Dios la da , es t£- 
peranza , y cfta cs baftante para que Ic firva , y perfeverc , y no 
Ic da evidcncia , porque no (c pierda , y dcfvanczca. Y afsi Ic di- 
ra a Dios , encce una efpcranza vcrdadera , y una amorofa deA 
confianza: 

AfeHos, 

9 T^^^ 5 dileSk nUy ^ afslmlare capred , hinnuloque cerium 
1^ fttper monies aromatum, Huid , amado mio , huid de 
mi 5 que no mcrczco que efteis conmigo. Huid , mi Dios , pero 
Ucvadme tras Vos. Si huye dc mi vueftra Jufticia , Uevcmc eras 
$1 vueftra Mifericordia. Huid de mi miferia , pero dejad conmigo 
vueftra Piedad. Huid de mis pecados , pero dejad conmigo vuef- 
tros merecimicntos. Huid de mis culpas , pero dejad aqui vucf- 
(ras penas. Huid de mis devaneos , pero quedcn a rcmediarme 
vueftros doloics. Huid de mi vida , pero queden a enmendarla, 
y curarla las Uagas , y hcridas de la vueftra. Ay Jefiis mio .' que 
fni conocimiento me folicica a pcdiros os aparceis de mi , y mi 
necefidad me llama , a que me accrquc a Vos. Quando me veo 
tan mala , (iento infinico que os acerqueis a cofa can mala , y di< 
go con el Centurion : Qm nofoy digno que entreis en ejie techo def- 
hecho , en efta morada profanada y^n efia cafa caida. (c) Y quando 
veo mis Uagas , voy con los Icproibs a que me cureis. Qiando 
veo mi ceguedad , voy con los ciegos a que me dcis vifla. Quan- 
do veo mis tibiezas , acompaiio al paralicico , a que me deis cn- 
tera , y verdadera fanidad. 

I o Eftoy Jeius mio , fluduando cntrc vueftra dccencia , y 
mi dolencia. Efta me Ueva a buicaros , aquella me deivia al rc- 
cibiros : y porque no efteis can mal iervido , defeo que os apar- 
tcis dc mi : y porque no quede yo (bla , y perdida fin Vos , quer- 
tia eftar fiemprc con Vos. Ni quedarme (bla puedo , ni a ceneros 
conmigo mc atrcvo. El ceneros me parcce acrevimicnco , cl apar- 
tarme de Vos ingratitud. ^En que riefgo incurrire , Jcfiis mio? 
Grande mal cs la (bbcrbia , grande mal cl deiamor. Huid, 

pucs, 

(c) 7\(mi fim difftus itf intres Jhi uHum meum, Matth. 8. v. i. 



. VIA UNinVA. SENTIM.XIV. ^17 

pues,.miDios demi, y Ucvadmc a mi tras Vos. Si (by lleva- 
da dc Vos , fc purifica la vanidad , y refplandccc vueftra Bondad. 
Llevadmc a mi tras Vos , como a oveja rcducida. Haccd trofco 
dc una alma tan mal pcrdida. 

1 1 Ftige , dlleBe mi, Huid amado mto : huid a los collados 
ctcrnos , a los montcs celcftialcs } llevadmc con Vos a cUos , y 
acabcfe ya cfta vida, Huid dc dondc os maltratan ,a dondc os (ir- 
ven i dc dondc os ofcndcn , a dondc os agradan $ dc dondc os 
crccn , a dondc os ven. No me dcgcis a mi aqui dcGimparada, 
cntre mifccias , y pccados , en la (bicdad dc vcros , y la compa- 
ilia dc ofcnderos , en cl padeccr con pecar , y no mcrcccr con pa- 
dcccr 5 por no {aberlo aplicar. Llevadmc tras Vos , mi Dios , que 
n me dcjais aqui , Ce perdera defamparada ^ la que no os ha (a^ 
bido (cguir Uamada. No huyais , Jcfus mio , fin llcvarmc , pucs 
veniftcis a redimirmc. No os vais Sciior ^ fiir»falvarmc , pues 0$ 
dignaftcis dc criarmc.Huid , Dios mio , conmigo , como quien 
quita el trofeo al cncmigo , dejandolo vencido , llevandofe los 
dcfpojos. • 

1 2 Afsi huiftcis fin Wr , quando cii Jos trcs dias que vueil 
tro (anto Cuerpo eftuvo en el Scpukfo , vueftra; Alma bendita 
faco dc los (enos dc la dcrra , a 'las que^ os eftab^ii ciperando, 
quando antes dc vueftra A(ccnfion las rccogiftcis ^ quando en 
"vueftra Alccnfion las llcvafixis : Captbamducens capthttatem^(A) 
Uevando cautiva a eterna libettad , la cautiva captividad. Rcfu- 
citafteis vencedor , y fiibifteis al Ciclo triunfante. Quito vucftro 
valor la pre{a al cncmigo , y fiibiofela alCielo configo. No (bis 
hoy menos poderoib , no ibis hoy menos mifericordiofb. Huid 
al Ciclo con la prefa , que tanto tiempo del cncmigo ha eftado 
cautiva , y prefa, Fuge , dileBe mi : Huid Jefiis mio , conmigo, 
que me perfigue , aflige , y acofa el cncmigo. Mirad , Jefiis mio, 
que fi huis fin mi , me morire en dejandome a(si. Morirc defam* 
parada^ <quanto mejor cs, que me llcveis enamorada ? Que ten- 
-drcis 5 mi Dios , con que me mucra ? Quanto mas tendreis con 
-que en Vos viva ' Por Ventura mucrta os alabare , fiendo afsi , que 
Vos guftais , y es jufticia que os alaben ? Humquid mortui lauda- 
hunt te Nomine ? («) Tor Centura , los muertos os ddba/An , Senor> 
Vilpens tfhens , ipfe confitebitur tibl, (0 

El 

(d) . £x Epift. ad EpbeC 4> v. 8* («) £x PCilm. 1 1 3. v. 1 7. (f ) iTai. 3 8. r. ij*. 



5 1 8 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

I i El yhfo 'Pitfo , ejfe os cmfe/ara eternamente, Dos vcccs vi- 
vo a la gracia , y vivo ctcrno a la gloria* El que fuc vivo en el 
dcfticrro al (crvir,dos vcces vivo en la Patria al gozar. Llcvadmc 
Vos Jc(us mio , dos veccs vivo , no me quede fin Vos , dos vc- 
ces mucrto. Llevadmc vivo al amaros , y llcguc alia vivo al po- 
iccros. No me dcgeis muerco al fentido , y lo que es pcor , muer- 
to fin Vos a la gracia. El que fin Vos vive , vcrdadcramentc muc- 
re 5 y con dos muertes terriblcs j la una dc vucftra dcfgracia > y la 
otra dc la pcna que merccc,por habcr muerto en vueftra defgra- 
cia. La una del no vcr a Dios , la otra dc padcccr eternamente 
por habcr ofcndido a Dios. En la una (c mira lo que (c picrde,de 
lo que podia gozar, en la otra lo que padcce de lo que podia ef- 
cufar. La una cs pcna dc daiio , la otra es pcna dc (entido. O 
nunca yo mucra afsi Jcfiis mio , antes cien mil vcccs mucra ! No 
(bio no mc dcgeis mucrto a la culpa , pcro ni olvidado a la prc- 
fcncia. No (bio a la au(cncia de la gracia , pcro ni a la aufencia 
del amor olvidado. 

14 Huid , Jcfus mio , y llcvadmc. Sacadme del riefgo de 
ofcndcros , a la fcgusidad dc adoraros. Llcguc a la gloria por la 
gracia , y en clla gocc la gloria. Llcguc a cl fin , y acabenfc ya 
los medios. Veamos aquelios>montcs celcftiales, ytt/'er montes aro- 
tnatum. Aqucllas cternas eminencias , aquellas emincntes mora- 
das , aqucllas fbbcranas luces , aqucllos incfables Alcazares , que 
cftan fbbrc las nubcs dc las pcnas. AqucUa fiiblime Region , don- 
dc no Ucgan las inclcmcncias dclticmpo. Aquel monte dc aromas 
dondc todo cs olor dc virtudcs , refplandor dc gracias, rcfpiracion 
de pcrfecciones > firagancia , y fiiavidad de cternas fclicidades. 

(Documentos, 

1 5 jr^N efte eftado el alma , afii como tendra muchos ien- 
I A timicntos dc amor , y tcrnura con Dios , y con (in- 
to dc(<icn Ic dira , que huya dc clla $ cftc advertida , no (bio en 
cl interior , que en cfic , fi anda en verdad , Dios (era todo (u cui- 
dado , y atencion $ fino en el exterior , de explicar (iis (entimien- 
10s con grande rcverencia , obrando mas como quien rccibc, 
que como quien da , efto es , explicando los (cntimientos que la 
dicrcn , y no haciendo clla los (cntimientos. 

1 6 Tambicn tendra paciencia en el dc(amparo , y trifteza, 
dc que Dios no la Ueve luego. Pues pucdc vivir contenta con la 



VIA UNinVA. SENTIM. XIV. ^ 1 9 

cfpcrania dc que vivc Dios en clla 5 pues para gozarlc , no Ic fal- 
tara tiempo en la otra vida , y para padeccr no puede , fino Coh-' 
mcnce en efta. Y yo tcngo poquifsima laftima a las almas que (c 
hallan en cfte cftado , porquc todas cftas tribulaciones (on de amor j 
(bio la tcngo dc las que padecen tribulaciones , y peligros en las 
mifmas tribulaciones , y teircadones. Porque en las enamoradas, 
toda la difputa conHfte^fobre (i ha de eftar el alma padeciendo en 
cl (uelo,6 gozando en el Cielo: pero las atribuladas, padecen jun- 
tamente con la aufencia de la gloria, el riefgo de ofender a Dios 
en la culpa , y tribulacion , en que las egercitan , y a eftas Ton a 
quien tengo grande compaHon. 

17 Si me atreviera a dar parecer en efto , digera 5 que el al- 
ma que padccc rie(gos de pecar en las tribulaciones, y tencacio- 
nes 5 fe padece a la alma del Purgatorio 5 y la que padccc impe- 
tus , y andas de gloria , a las del Cielo : porque las almas que ea 
cfta vida , defeando agradar a Dios , eftan padeciendo tribulacio- 
nes que parcccn culpas , y con cfte conocimiento , y pena (c ha- 
llan enmedio del figlo , aborreciendo cl figlo , y enmedio del 
mundo , encontradas con cl mundo , eftan en purgatorio terri- 
ble 5 dondc no (bio Henten la aii^ncia dc aqucl cterno bicn por- 
quc anhclan ; fino cl riefgo ilcletcrho mal que aborrccen , y (0- 
bre eftar afligidas con la pena^,, eftan* '^menazadas con la culpa. 
Pero las almas que (bio padecen (cntimicntos 5^ impetus de amor, 
y no (on atribuladas ; quando mas padecen , mas gozan , quando 
eftan mas qucjoras,(c hallan mas favorccidas. Han (alido del Pur- 
aatorio dc penar , con tantorricigo como las otras a la gloria de 
penar , gozando ^o.dc gdzf r pcnancfei $'*pcrp no por efto aflcgu- 
ramos el ric{gp*dc pecar itnias , ni oQras mielitras fiieren via- 
doras , y eftuyierqh *en cfte dcfticrro. "^ 

I S El conocimiento de que Dibs hace merccd a las almas, 
y de que Ic ^man , fe debe advertir , (como otrjis veces hemos 
dicho) que ncrcs de tal mantra claro, que (cpaA cUas evidentc- 
mcnte que eftan en gracJa , o tcngai^^guridad dc fu falvacion, 
o prcndas infalibles , y que no puede faltaj^ la predeftinacion 5 por- 
que efto no puede (abi;r(c ^ como. dice jcl Santo Concilio Triden- 
tino,(s) fino por rcvclaciori divina,y efta no (e ha dc crcer,fino 
con aqucllas calidades que dctermina la Iglcfia , para que (can 

crcf- 

{g) Tf idenc feff. 6, c«p. 9, 



^la 



VARON DE DESEOS. PART. lU. 



crciclas,quc raras vcccs concurrcn. Y cs cicrto^ que en cfta vida: 
Nemofcit utrunt odio , an amore dignusfit^ (h) tladte fahe fi es digno 
de odio ^ 6 de amor , qucdando cftas evidcncias refervadas para ex- 
pcrimeiltarlas en la ctcrna. Pero aquel rcconocet , que Dios la 
quicrc , cs Un pio crccr de (u bondad , un fanto cfperar de fu anaor, 
un ardiente amar a fu caridad , tal , que la deja prendas , y e(pc- 
ranza de que la ama , y dc que la dari grach para que le firva, 
y para que nunca Ic degc. Y afsi como el otro c!reer j cfto cS , in- 
faliblemente penHir , que una alma efta en gracia , y predeftinji- 
da 5 y que no puede defcaecer de efto , cs comd lo crcen los Hc- 
reges en eflos ciempos , los quales con una perfuadon diabolica, 
llenos de vicios j y errorcs , (c pcrdiaden , que cftan predeftina- 
dos 5 y cflb es grandifsima fdberbiaj afsi el pid creer de los Cato- 
licos 5 que (c reduce a efperar , y efte efpcrar que (c reduce a amar, 
y efte amar que (c reduce a'obrar, es fanto, y bucno5y el que pro- 
mucve las vircudes , y adiia, y cgcrcita las almas en ellas,y en el 
amor divino« Porque al tiempo que crec de Dios , como Cc debe a 
(u Bondad , defconfia de si , como lo debe a (u fragilidad : y al 
tiempo que defconfia de si, como de flaco, efta efperando en Dios, 
que le hara fuerce^ con que vien'e a dar a Dios la gloria de 
todo , que cs a quicn 4e todo (c debcn las 
alabanzas , y U gloria. 

(h) Ex Ecclef. p. v. i. 




SENT- 



VIA UNmVA. SENTIM. XV. '^n 

SENTIMIENTO XV. Y ULTIMO* 

^I^TONESE LA ESFE^A DEL CIELO A'BIE^A^ 
y en ella la Corte de los !Bieni(tfenturados^y el Amor Dbino, quees Chrif- 
to nuc/ho Senor , enmedio ^ que mira a el alma , como quien la antar- 
da ^y que de aquellos Celefliales Alca^ares de/ciende grande rejfhlan- 
dor , m el qual baHada el alma j mlrando aquella inefable gloriay 
ahiertos los bra^s ^ ardiendo el cora^n en el defeo de goT^rya lo qut 
tan cerca mira , dice con interiores afeBos las palabras del 
Santo ^ iDopid en el Pfalm. 85. v, i. 

Quam dilcda tabcrnacula tua Dominc , virtutum J concupifcic^ 
Sc deficit anima mca in atria DominL 

Bfiado, 
STE cs cl ultimo dc los quince grados por dbnde 
afcicnde el alma en la Via Unitiva ^ a la corona 
eterna , que es Dies 5 y hcmoslo alterado dc la or-^ 
den con que lo pufo cl Padre Ugon ^ el pcnultimoj 
porque hacc mas a nueftro propodto ftendo el ul^ 
time. Pues como quiera , que es aun viadora , no puede expli- 
car mejor el fin a que anhela , y el camino de la eterna felicidad^ 
por donde ha corrido efta noble ^ y generola carrera , que con 
proponerlc a la vifta la gloria j y en ella prefidiendo el Amor Di- 
vino , que ha fido fii compafiero , y fii guia , fii luz , y fii efpe- 
ranza , y fii objeto , y ha de (cr fii premio , felicidad ^ gozo ^ y 
corona. 

2 £{la muy bicn dibujada el alma ^ abiertos los brazos ). y 

(defcubierto el corazon , recibiendo aquellas celeftiales luces , y 

mirando aquellos eternos Alcazares , para dar a entender el gozo 

inefable que fiente , de que (e vaya Uegando (u defcado fin , y de 

v^r ya como en primeras lineas en efta vida ^ lo que ha de vcr de 

lleno en Ueno , y gozar colmadamente en la eterna. Defcubre el 

corazon al Senor , que lo ha heridd , y abrafado en amor , para 

que vea , y reconozca , fi en ^1 hay cofa que no afpire de(He el fue- 

go de fii ardiente pafion, a la gloria de (u beatifica vifion ^ y pa-> 

ra que aquella iuz que la abraia , efia mifma la limpie , y puri- 

fique. Prefide el Amor Divino en la Corte de la Bienaventuran'> 

za : porque por cl fe fignifica Jefus ^ Setior nueftro , Hijo eterno 

T«w.rj. Ss del 




-32 2 VARON DE DESEOS. PART. IlL 

del Etcrno Padre , de quien , y del Padre precede el Efpiritu San- 
to, y en el qual como en una mifina Efencia, y una mifma Natu- 
raleza , si bicn con diftincion de per(bnas , con incfablc , y miC- 
tcriofa union , vivcn , y de(can(an el Efpiritu Santo , y el Padre. 

2 Y como efta manifcftacion de la gloria , {c hace al alma, 
por quicn murio el Rey de la gloria y muy juftamcntc (c reprc- 
{enta prefidiendo el Hijo en ella, fin embargo de la Dignidad del 
Padre , y de fer amor el E(piritu Santo 5 para fignificar a los hom- 
bres , que el Hijo del Hombrc , que nacio en tiempo , y antes dc 
tiempo , es Hijo cterno del Padre etcrno , es el que prefide en la 
bienaventuranza , en ordcn al linage dc los hombres , por habcc 
cncarnado , nacido , y mucrto por los hombres 5 y afsi es cl prc- 
mio , goro 5 y corona de los midnos hombres j para que fi nuef- 
tra naturalcza , y flaqueza temiere quando vierc las emincntes , y 
{bbcranas luces dc fii Divinidad , cfpcrc , y (c aliente quando vea 
las amorofas finezas de fu fanta Humanidad. 

4 Efta rctratada la Cortc ccleftial , y los nucve Coros dc los 
Angeles , y cl ordcn miftcriofb con que aKsiften los Santos , y al- 
mas bicnaventuradas 3 para dar alicnto al alma , con que vea en 
cl triunfo a las mifinas que (c vieron como ella en la pclca , y 
gozando en la Patria , las que como ella padecicron el defticrro. 
Lis palabras con que (e explica el alma, &n ^ntifsimas , alaban^ 
do los Alcazarcs , y Palacios del Ciclo. Quam dileSia tabernacula 
tua , Domine Toirtutum ! Que amahles fan tus tabefnaculos ^ Senofyde 
las Vtrtudes ! Y luego pondcra que (on amables , aun mirados , y 
contemplados defdc cl (uelo : Concuftfcit , <r deficit anima niea in 
atria !Domini, Arde en defco de ellos mi alma, y (c deshace en (u 
confideracion , contemplando en efta vida , el gozo, y bienaven- 
turanza de la cterna. Como quien dice : < fi fblo el confiderarlo cs 
amablc , qual {era el verlo ? Y fi (bio cl contemplarlo , qual (era 
el gozarlo? Y fi afsi ion las primeras picz;^s meditadas, qualcs (c- 
ran las mas retiradas , y pofcidas? 

EfeEios, 

5 1" OS cfedos del alma , a quicn Dios manifcftarc un poco 
I J en efta vida , dc lo que (c goza en la cterna , mas fit- 

cilcs (on dc juzgar , que dc cxplicar. Porquc en muchos Santos, 
que hemos Icido haber gozado dc eftos cclcftiales favorcs,{e ban 
conocido can maravillok>s ,y raros cfcd^ios^que aun ellos mifmos, 

por 



VIA UNTTIVA. SENTIM* XV. 525 

por no atrcvcrfe a rcfcrirlos con las palabras ^ los cxplicaron con 
cl filcncio. 

6 Lo que fc fabc dc algunos , que han ofdo muficas del Cic- 
lo cs , que defde entonces han deleftimado las dc la rierra 5 no fo- 
lo a la cftimacion interior, que para cfla bafta la gracia a que sfsiC- 
tc la mortification (como otra vcz hcmos dicho) fmo al fonido' 
exterior* Dc mancra , que defHe que oycron aquellas celelHalcS 
voces , Ics parccian las muficas mas dclicadas del mundo , fuma- 
mcntc defapacibles , y dc ningun cbntentaniiento al cfpiritu ni 
lo que es mas a la naniraleza. 

7 A otros , que ha manifeftadc^ Dibs alguna pequeiia parte 
dc fu hermdfura j han qucdadocoh tahta.defaficion a lo hcrmo- 
ib del mundo j que les parcel rcfpc<f!ko dc Id etcrno , defapaciMc* 
y fco , y que efta defpidicndo j y apartindo dc si con fu fcaldad 
las potcncias , facultades ^ y (entidos* 

8 Otros a quien DioS ha manifeftado aquella orden iiiara-i 
villofa del Ciclo ^ y de la mancra que en cl habitan los cfjjiritui 
Angelicos , y las almas bienav^nturiidas j cl filcndo con que ob6i 
dccen , la tranquilidad con qijc aman , la (crcnidad eon que cbn- 
tcmplan ^ el dcfeanfo con que gozarij y defpucs han vuclto i v6r 
la confufion , defbrden , y pprdicion del mundo j fe han ido hu- 
ycndo a la foledad , por no acdrdirfc cntre tan dcnfas , y tcmc^ 
rofas tinicblas , dc aquclla amable , y rciplandecicnte luz , y tn* 
trc canto defbrden, dc aqucl ordch. Y afsi cl alma , iluftrada cbrt 
cftc conocimicnco, Ic dice a Dios lo que San Pedro en el Tabor: 
que hicicflc alli fu habitacion ,(>) con las palabras del Santo Rev, 

9 f^am diUBa tahernacuU tua , Nomine Iptriatum j concuptfi 
\J^ cit ^ dS' deficit anima mea in atria IDominii Qui amables 
^^/on , S)ios mio , Tfuefiros foheranos AUa^ares ! Arde el 
alma con et defeo , perece con elpT^p j en fus primeros umhrales, O 
Scnor dc las virtudcs ! qU^ amables fbn cflas moradas cternas ! So- 
lo cl Gonfidefarlas dclcyta , qu6 fera , Seiior , el habitarlas ? Solo 
un rayo dc vueftra luz enamora , qu^ hara quando fc vcan alSoI 
dc vueftra DivinaCara? Si aqui folo el mariifcftarlo a nucftra tur- 
bada vifta , es infinitamentc amable , que fcra , Dios mio j intui- 
Tom.VL Ssi ti- 

p\ Mattfa. 17. t. 4. . 



324 VARON DE DESEOS. PART. UI. 

tivamcncc miran<3o vucftro Roftro,y Efcncia,fobrc toda pondc- 
racion deleytablc ? Si aqui , dondc apcnas bafta cl alma con las 
xinicblas del cucrpo , a pcnctrar cl mas conocido objcto, cs (umo 
dclcycc contcmplar en las cofas cclcftialcs 5 que fcta. ya librc dc 
las tinicblas j tcnicndo mas dc llcno vueftra luz con que mirarj 
Vucftra vduntad , con que amar 5 vueftra fabiduria, con que en- 
gender , pues todo efto , como^bl rcfplandecicntc , delclc d mif- 
jno Ciclo alumbra a las criaturas? 

10 Cottcufifeit, <T deficit anima mea, Dcfea , y arde en dc- 
fcos el alma , y arde en amor , anhela , y arde en anfias: 
ht atria IDomini, Aqui , Sciior , en las primeras moradas ar- 
de , defea , y anhela. Aqui en los primeros rayos , aqui en 
la^ primeras luces , aqui en efta vida , confidcrando la eccrna, 
ique fera en la cterna , defpojados de efta vida? Qu^ (on, Scnor, 
las primeras piezas dc la gloria , fino luces de la gracia? Que {on, 
Dios mio, los primeros refplandores dc eflc gozo, fino los (cnd- 
miencos del amor ? Que (on los primeros atrios dc la Jcrufalen 
Triunfante , fiho la maravillofa ordcn , y conderto de la Mili- 
tante ? O Efculcor inefable ! que admirablemcnte rctratais con cl 
pinccl dc vucftro Efpiritu. Divino.cn la Iglcfia, las incfablcs pro- 
picdadcs , y calidadcs de la gloria ! Quicn fino vucftro fabcr pu- 
dicra haccr una imagcn en el (uelo ^ que (c parccicdc al Ciclo> 
Quicn fino Vos , Scnor, con d Efpiritu Santo , pudicrais cfcul- 
pir en nucftro barro , las mas alcas fignificaciones dc vuclb'a Di- 
vinidad , las mas altas expcriencias dc vucftro Poder , los mas al- 
tos e(c€tos de vucftro Entender , los mas delicados primorcs de 
vucftro Saber? 

1 1 Nuevc Coros dc Efpiritus Angelicos , os miniftran en el 
Ciclo : los Angeles , los Arcangcles , las Dominaciones , las Po- 
ceftades , los Principados , las Virtudcs , los Tronos , los Queru- 
bincs , los Serafincs. Nueve Coros dc ordencs os miniftran en el 
(uelo. Angeles fbmos (O ! como Angeles vivamos) los que cntra- 
mos en la Iglcfia , por la primcra puerta , con la primera tonfii- 
ra , a egercer en elk el miniftcrio del Altar. Abren a los (ides los 
Hoftiarios vucftro Tcmplo , Angeles ya de fiiperior coro , como 
lo (on los Arcangdcs. £n(eiian al pueblo , y lo quietan los Lcc- 
tor«s , como las Dominaciones. Ahuyentan los c(piritus mali^. 
nos,(erenan las aereas tcmpeftadesExorciftas,como vucftras Po- 
tcftadcs. Dan luz a los Fides , miniftcrio a los Sacerdotes , los 

Aco- 



VIA UNinVA. SENTIM. XV. ^2^ 

Acolytos , como a las Nacioncs , y Provincias los Principados. 
Lccn vucftras cfcrimras, y con cllas rcpartcn fomalcza , conftan- 
da , y caridad en los ficlcs los Subdiaconos, y fc imitan en cfto 
al coto dc las Virtudes. Lccn a los ficlcs , y cnfcnan , y dcclaran 
la magcftad dc vucftro Evangclio , los Diaconos , con la fuperio- 
ridad , y autoridad , que a Vos afiiftcn los Tronos. Contcmplan, 
obran , vcncran cl incfablc Sacrificio , y miniftcrio dc la MUTa , y 
dc vucftra Humanidad los Saccrdotcs ^ como os contcmplan, 
adoran , y cnfalzan los Qucrabincs. Ordenan i\os Saccrdotes los 
Obifpos , Ics dan en vucftro nombrc podcr , y facaltad para tan 
alto miniftcrio. ^ comunicandofc en ellos , y en los dcmas coros, 
a la fcmcjanza\quc a los otros coros comunican loi rayos dc fvL 
amor , y luz los abrafados Scrafincs* Y afsi , fi nucve Coros en et 
Ciclo OS gozan ^ nueve , Jefus mio , en la ticrra os firvcn : fi alii 
OS alaban , aqui os revcrcncian : fi alia os vcn , aqui os confagran: 
fi alia OS contcmplan , aqui os miniftran. 

I ^ . Otros nuevc Coros dc almas dichofas , y fantas os afsi^ 
ten c<>n incfablc orden , y (obcrana harmonia. La Virgcn Maria 
vucftra Santirs;ima Madrc , y Scnora nucftra , hacc fola coro fo- 
brc todas las Gcrarquias del Ciclo , afsi dc Efpiritus Angclicos 
como dc almas bicnavcnturadas. Acompanala cl Coro dc los Pa- 
ttiarcas , dc los Profctas , dc los Apoftolcs , dc los Martyres , dc 
los Confcforcs , dc las Virgcnes , dc los Contincntcs j dc los Cc- 
iiobitas J y Anacorctas. A efta fi;mejanza otros nucvc Coros os 
firvcn en la Iglefia Militantc, para encaminar las almas con cl ca- 
yado 5 y la jurifdicion , quando no bafta la do<arina,y cl cgciii- 
plo. La Iglefia entcra rcprcfcnta a vucftra Madrc Bcatifsima , en 
tantas partes por cl Efpiritu Santo dedarada imagen fuya. 0>) £1 
Pontifice Sumo, vucftro Vicario , prefidc, y vela fobrc el munda 
univerfaljfuccfordd Principe dc los Apoftolcs San Pedro 5 los 
Cardcnalcs , los Patriarcas , los Primados , los Arzobifpos , los 
Obifpos , y fus Miniftros Jurifdicionalcs , y los Parrocos 5 todos 
unos a otros , para (erviros (c ayudan, fc iluminan ,y encaminan. 
Efta ordcn dc los nucvc Coros , que figue cl Clero , figuen con 
la mifma virtud los Regulares , donde la prudcncia dc los Su- 
pcriorcs , Gcneralcs , Vicarios , Provincialcs , y los dcmas 
Prclados infcriorcs , atienden, y vclan fobrc fus fubditos , minif- 

tran- 

<b) Vide Giiler. in Cant. 



^26 VARON DE DESEOS. PART. HI. 

trando utilifsimamcntc en la Iglcfia , ayudando a los Obifpos* 
edificando las almas , con la pluma , con la dodlrina , con d £1* 
vor ) y cl cgcmplo. 

1 2 Eftos nucve Coros , que compone la Gcrarqula Edefiaf- 
tica, imita en alguna mancra los cftados univerfalcs de la Iglcfia, 
los qualcs cambicn fbn nucve como los Coros dc vucftra Cortc 
Triunfante. El primero de los Eclefiaiticos ^ que rcprcfcntan bs 
(bberanas luces de vucftra Divinidad, los relplandores delTab6r, 
la grandcza del Cenaculo. £l iegundo de los Regulares , dondc 
fe exprcfan las perfecciones de vucftra Humanidad , la pobreza 
fanta del Pcfebre , las glorias , mcritos , y crlbulaciones del CaU 
vario. El tercero , las Rcligiofas Virgencs , en quien re/plandcce 
Vucftia pureza. El quarto , las Ordencs Militares , que fe dcb^ti 
a vucftra fortaleza. El quinto , los Anacoretas, que os adoran en 
U. (blcdad. El fexto , las Poncellas que viven en cl figlo en conf- 
tancc virginidad. El (epdmo , las Viudas , adomadas dc devota 
caftidad. El odavo , los Cafados , en vinculo conyugal. El novc- 
no , los Continentes , en penitcnte , y perfeda auftcridad. To* 
dos eftos nucve cftados , firven , penan , padccen , trabajan , pc- 
lean en efta Iglcfia Milicantc , para poblar defpucs la Triunfimcc. 

14 En cl eftado Secular , en quanto reprefcnta vueftro po- 
dcr,tambicn alaban nucve Coros vueftro fcr. Los Empcradores, 
a quien reconocian los Reyes 5 los Reyes ^ 4 quien vcneraban los 
Principes ; los Principes , a quien acienden los Potentados ; los 
Pocencados , a quien cemcn las Republicas 5 las Ciudades librcs, 
los Grandes , los Titulos , los Varoncs : todos cftos , fi miran fii 
obligacion , adminiftran vucftra jurifilicion , y no Ics difteis cl 
Poder , fblo para mandar , fino para gobernar , i imicar vueftro 
poder. Difteis la jurifdicion temporal , para que ayude a llcvar 
las almas a lo cterno;y que como el cuerpo figue las operacioncs 
del alma , afsi lo (ecular figa lo que conviene al buen gobicrno 
de lo cfpiritual. Con cfto duran los Impcrios , y fe hacen mayo- 
res las Coronas. 

1 5 Efta es , Jcfiis tnio , la variedad , y hermofiira dc vucf- 
tra Iglcfia Militante , imagen dc la hermofiira , y luces dc la Triun- 
fante. Efta es la que Vos con vucftra Sangre fimdaftcis , con vucf* 
tro Efpiritu fbrmafteis,con vueftro Zdo refi)rmaftciS)y con vue(^ 
tra Providencia confervaftcis. Efta es , Sciior , vucftra I^efia , y 
vueftro Ciclo , en dondc u jurifilicion dc los Supcriorcs contiene 

los 



VIA UNITIVA. SENTIM. XV. 527 

los infcriorcs : la humildad de los irtfcribrcs jhacc tolerable el tra- 
bajo de los Supcriorcs , en donde todos trabajan para (erviros , y 
hacetl meritos con que gozaros. ElPohtifice con cl gobierno uni- 
vcrfal ; los Arzobifpos, y Obifpos, con cl particular 5 los Parro- 
cos , Saderdotcs , y Religiofos , con cl individual : todos ilumi- 
nando(e j todos ayudjlndofc , todos favoreciendofe j todos advir- 
ticndofe , todos aconfejandofe unos a ottos , para hacef ^ y enca- 
minar vueftro fervicio en los unos , y en los otros* 

16 Ya OS miniftran con el Sacramento del Orden* Ya os (a- 
crifiean con cl Sacerdocio. Ya la jurifHicion contiene las ovejas 
con cl cayado. Ya la predicacion las reduce con la voz. Ya la rc- 
gencracion del Bauti{mo,multiplica Vueftra Igleila. Ya la fortifica 
la Confirmacion. Ya la Penitencia, rccogc il qiic naufirdgo. Ya la 
Eucariftia , con vueftro Cuerpo pteciofb lo (uftenta , y fortalece. 
Ya cl Matrimonio fccunda la Iglcfia^y la Religion. Ya a los que 
ha criado , y luftentado la Fc en efta tranHtoria vida , arma la 
Extremauncion para la ultima batalla ^ y temerolb pafb de k 
mucrte. 

17 i Que gloria es vcr eftos ordcnados Coros , cftas mara- 
villofas J y cfpirituales Gerarquias de la Iglefia Militante , y mu- 
cho mas, Seiior , (i cmbiafTcis a ella paz de(He la Triunfante! No 
turbe^ Jefus mio , la dilcordia ^ lo que hace tan amablc la con- 
cordia , y a efta admirable harmoma , a efta hcrmofa variedad, 
no la perturbe 5 no malogre la dilcnfion j los inefables efedos de 
vucftra Pafion. Sirvan los Eclcillfticos de egemplo a los feglares. 
Sirvanlos (cglares de defen^'a los Edcdafticos. La unidad de 
vueftro cfpiritu rcfplandezca en la unidad de Vucftra Iglefia. Sea- 
xnos todos unos en cUa al vivir , los que eh ella fuimos todos unos 
con cl Bauti(mo al nacer : Un S)ios , una Iglefia , un 'Bautlfmo. (0 
Haya tambien una paz* iQuc no pcr{uadiera lo efpiritUal, fi la ayu- 
dara con (u poder lo temporal? Que no fe mejotara en lo tempo- 
ral , n ya le ayudara con (u egemplo lo efpiritual ? Seamos losEcle- 
fiafticos padres amorolbs de los (ccularcs. Sean los (ecularcs hi- 
jos obcdicntes,y defcnlbrcs de los Eclefiafticos. Rcfplandczca en 
cflos el amor , el zelo , k prudencia,la paciencia. En aqucllosla 
humildad , la fortaleza , la bondad , la tempUnza; a cada eftado 
cocan (us virtudes. Poblad , Jcfus mio , de virtudcs , fccundad de 

per- 
(c) IJms tPtmhut , uiujUts , tmum iaptifma. EphcC 4. v. 5. 



5 28 VARON DE DESEOS. PART. ffl. 

perfcccioncs loseftados. cComo podrcis (er (crvido con di/coidias? 
Pacificad primcro los animos , para mcjorarlos defpues. Con cl 
ruidodelasarmas, como oiran vucftras infpiraciones , los que 
ni accndiendo a cUas las oimos , los que ni oidas las (eguimos? 

1 8 Dios de los egcrcitos (bis y cambicn fbis Dios de la paz. 
Conducidnos paz , y quietud a cftos egcrcitos. Las Coronas, que 
han de {cr ornamento a vueftra Iglcfia , (c perfigucn , las que 
pudieran dilatarfc^fe deshacen. Dejan vucftros enemigos en paz, 
y vucftros hijos unos contra otros,{ebu{can como enemigos. La 
guerra, que pudiera reftaurar vueftro {epulcro,deshace la Chrif- 
tiandad ; y el valor , que contra vucftros liijos cs defedo , fucra 
virtud loable contra vucftros enemigos. Unos a otros nos perfe- 
guimos,quandounosaotros figuiendoos nos devieramos feguir; 
y los que unidos fueramos fiiertes , divididos (bmos flacos. 

19 I* O quiete(c Europa , para que ceda el Africa , y buel- 
va con el Afia a la Fe, que por iguales difcordias perdieron! Quie- 
tefe Europa , para que crezca con la paz la Religion en America. 
Efte de(eo arda en las almas devotas , y en la IgleHa Militante, 
primeras piezas , primeras luces do aquella Celcftial , y Triun- 
rante. 

20 ConcHpifdt^<T deficit aninm mea in atria Domini, Arde en 
defcos el alma de paz ^ y de concordia , co»c«/>^/V. Muerc en vet 
tan triftes efedlos con la guerra, ^ deficits Defca vcr (blcgado ef- 
te inquicto mar de difcordias , con la paz , concupifcit, Muerc dc 
vcr los Reynos delpedazados , y a terribles danos precipitados, 
con la diicordia en la guerra , «?* deficit, Defca vcr la fidelidad 
conftante en los Vafallos , para aflcgurar el rcAo gobierno , y cf^ 
cufar la jufta ira de los Reyes , concupifcit, Muerc dc vcr rotos los 
vinculos dc la Icaliad contra los Reyes , y amenazados dc gran 
caftigo de Dios > y de los Reyes , los Vaflallos , <S' deficit, Defca 
vcr la heregia aborrecida , la Fc pura , la paz reynando, y coro- 
nada , concupifcit, Muerc de vcr la heregia, dc los Catolicos llama- 
da , y por lo mcnos fblicitados los hereges , que no pueden venir 
fin la hercgia , <r deficit, Defea vcr dcfterrada la guerra , conf- 
tante la Fe , la lealtad aflegurada, la jufticia gobernando , concu^ 
pifcit, Dcfcaccc con vcr la Fe turbada , efclava la paz , y rebol- 
viendo los Fieles , la difcordia , ^ deficit, 

21 O Senor ! no pueda mas nueftra maldad , que vueftra 
Bondad ! Quietadnos , corregidnos , pacificadnos con caftigos, 

que 



VIA UNmVA. SO^ITIM. XV. 329 

que (e aumentc vucftra gloria. Que (e picrdan las vidas , que (c 
deshagan los Reynos , que anden rodando por el fuclo los Ce- 
tros 5 y las Coronas , es dano tolerable , refpcdo de que no fc pi- 
le vueftroNombrc,ni (e ultragc con efto vucftra F6. Mortales ion 
los Reyes , y (us Coronas , mortales los Principcs 5 y fiis Reynos, 
mortales los Monarcas , y (us Monarqufas 5 pero (ca fiemprc el 
nombre de Dios , y fu Catolica Religion inmortal. No lloren los 
Chriftianos la gucrra por lo temporal j aunque efto (bio baftara 
en animos leales , y re£tos. Lloren con mayor dolor lo que fc ar- 
rie(ga en loctcrno. Silaperfidia del Catolico rcbelde , no tienc 
de donde afirfc para defender (u engano, y promover fu daiio, 
de una efpada defiiuda (c afira. Y aEi fe dcfendera la ambicion 
con k heregia , como fi defpucs no cngaiiaflc la hcrcgfa a la am- 
bicion. Con el (bcorro os vendra el daiio , Catolicos , que os 
defviais de vucftro Rcy , y natural Seiior : con el antidoto , el 
vcneno , con el favor la perdicion , y con la falud , la pefte. 

zz Ay de los Reynos que (c picrdcn en lo temporal 1 Dios 
los contenga , para que no fe pierdan en lo etcrno. Pcrdjcronfe a 
la gracia con la infidelidad } no fe picrdan a la Fc con la obftina- 
cion. Eslabonados van los vicios , y no con mcnos fuerza (c fi- 
guen , que unas virtudes a otras. Por la pucrta que cntra la tray- 
cion , poco dcfpues.hc vifto cntrar , como fombra de aquel cucr- 
po , la heregia , y comenzando con grandes prctcxtos de virtud, 
ic acaba con grandes mifcrias , y vicios. 

% 1 Afei como es la Fc la pucrta de las virtudes en lo eipiri* 

tual es la fidclidad el fundamento mayor del dc(can(b en lo poli- . 

tico. O Chriftianos , que gozais de paz , aunque (ca atribulada! 

Si vieifeis que fca es la cara de la gucrra ? Todos (on males pcque- 

nos aquellos , todas eftas calamidadcs grandes. Entra un egercito 

en el Reyno , que arrafa las Ciudadcs al cxpugnarlas : otro fc 

halla dcntro que las picrdc , y confume al defcndcrlas. Padcciais 

en la paz tributos moderados 5 cflbs padcccis en la gucrra , y con 

ellos rapiiias , violcncias , incendios , crucldades , mucrtes, atro- 

cidadcs , robos , facrilcgios , miferias , y defdichas nunca oidas. 

La nccefidad os afligia en la paz , ahora la ira del encmigo , o la 

violencia del amigo,os quitara la hacienda con la vida. Las hon- 

ras cftaban feguras en la paz , las mugeres dcfcndidas , la jufti- 

tia librc , los inoccntcs amparados. Ya la gucrra pifa las mzi 

rc(crvadas honras 5 violcnta la honcftidad , dcftictra. la jufticia, 

rom.n. Tt I 



'9^0 VARON DE DESEOS. PART. HI, 

y a manos dc los culpados ^ pcrcccn los inocentes , y rcdos. 
24 Que difcrcntc cs la queja que refulta del Corregidor in- 
jufto, 6 del Capitan violento? Quanto mas prohta la {atisfaccion, 
quanto mcnos repetidos los agravios ? No troqueis , Chriftianos, 
pequcnas penas , por grandcs calamidadcs , accidcnces Icves , per 
cnfermedades aceleradas , y violentas. La paz mas defabrida y y 
penofa es alivio , rcfpedo de la mas templada guerra , en la qual 
tanto dana el animo ayudando , quanco ofcndicndo ,y expugnan- 
do el cnemigo. Y afsi, Fieles, pida , (blicite, dcfce cl alma paz en 
los atrios de la Iglefia , concupifck : aborrezca la guerra , y en la 
confideracion dc (us terribles efe^os , defcaezca , O* deficit, Jcfus 
Padre clementc , Juez bcnigno , Rcy perdonador , Senor pacifi- 
co , componed , quietad , y cncaminad vucftros Catolicbs para 
que.firvan , defiendan , promuevan vueftra Fc en la Iglefia Mi- 
litantc , y cntren coronados a gozaros en k «clcftial ctcrna , y 
nTriunfance^ 

0ocumentos, 

2$ T^L que huviere rccibido de Dios cl favor dc cnfeiiarlc 
tj algunas luces de fu gloria en eftc defticrro , cs ^cil 
de aconfejar j porque con ellas Ic vienen tantos cfedos , y docu- 
mcntos 5 que eh efte-cafb fbbra qualquiera advcrccncia, Pero pa- 
ra lo que habra menefter cuidado , y fortaleza, cs para llevar con 
paciencia el pefb de la vida , en la qual es fiierza que andc tanto 
mas dc{con(blado, quanto mas fc huvieren dado a conocer en cfto 
. miferable , y tranfitorio , aquello celeftial , y cterno. 

2 6 Las almas a quien Dios dicre efta luz , tiencn mas obli- 
gacion de fuplicarle por fu Iglefia , y por la Congregacion dc Io$ 
Fieles , pidiendole con perpccuas lagrimas , que temple fu indig- 
nacion , y que contenga a fu Jufticia , fu Mifericordia , y Bon- 
dad. Pongale delante fiempre la gloria dc fu Nombre , que con- 
fifte en la exaltacion de la Fc , y paz de la Iglefia , que cs dondc 
ban de tencr pucftos los ojos las almas verdadcramente cipiritua- 
Ics : y aunque les parczca , que no las oye fu Divina Mageftad , y 
no fientan confuelo en fuplicarfelo, no dcgen dc Uamar a fus pia- 
dofas puertas , que mas defca fu Divina Mageftad ayudarnos, 
que nofotros , fmo que no halla en nofotros la dilpoficion para 
ayudarnos. 

zy Acucrdcfc dc io que fu Divina Mageftad dijo, para cn- 

fc 



VIA UNITIVA. SENTIM. XV. [5.5,1] 

fcnarnos a fcr devocafflcnw: itnportunos al ptarydel que fuc a pc . 
dir a fu amigo unos panes , en hora tan intcmpcftiva como quan- 
go fc hallaba ya acoftado : cfcufofe primcro , pcro importtinada 
fc rihdio. (4) Del Juez que no quifo hacer jufticia a la viuda , ni 
por el rccclo dc ofcndcr a Dios , ni por acrcdicarfc con los hom- 
kcs,y porquc le importunaba la mugcr, Ic hizo jufticia j(e) que 
eftas j'y otras parabolas las dijo fu Divina Mageftad , para enfc-, 
narnos a orar , pedir , Uamar , importunar , clamar , Siforti ex^ 
audiat. Por fx acafo fc digna fu picdad a focorrcr nueftra nccefi-: 
dad , y fu bondad a pcrdonar nueftros pccados. 

28 El alma en efte cftado , y en qualquicra ocro , ha de en- 
tender , que el modo mas cficaz de pedirle , es el fcrvirle j y que 
d primer pafo para mejorar las almas es tratar ella de mejorarfe; 
porque fi todos hicieffemos cfto, prefto amancciera el mundo en-^ 
^icndado , y rcmediado. Y aunque. el pedir en la oracion es fan- 
to y bueno , tambien lo ha de acompanar con la mortificacion, 
haciendo penitencia al pedir , para que Dios fe incline , y fe ablan-^ 
dc al refolver. Sigamos con efto las almas , el camino que enfeno 
cl Redentor de las almas, el qual habiendo cncarnado,y pudicn- 
do fatisfacer por ellas con la oracion , quifo que Ic acompaiiaflc 
k tnortificacion , naciendo en un pefebre , cxpuefto a tos yelos^ 
vivicndo pobre , andando dcfcalzo , ayunando , ficndo perfegui- 
do , herido , crucificado , muerto , por templar la ira de fu Padre,, 
tuftamcnte indignado con nofotros. Con que no fob abundantc- 
Cicnte nos redimio j fmo admirablcmente nos enfeno , que hemo^ 
ac aplacar al Hijo , fi queremos que bage la paz del Efpiritu San- 
to , como el Hijo aplaco al Padre : efto es , padccicndo 
• por fu amor , y nueftras culpas , obedc- 

cicndo a fu Padre. .' 

> 

5 ' Todo lo qMjehA efcrito en efi{ Varon dc Defeos , lo fijeta 
fu Autor d la Santa Iglefta Catolka (^mana^a la correccion delos 
Superlores , S>oarma de los Santos Tadres , Concilios unherfaks de 
UJ^efia ,/enaladamenu del Santo ^y Venerahlt Tridentim,^ . 

rm.VJ. Tt2 AD- 



?3* 

ADVERTENCIA. 

EL mothfo que tutfo nueftroVmerahle Ohtffo para efcrlblr efie m- 
genlofi 5 J deipoti/simo Libra , U expinte il mi/mo en la Carta 
^aftoral del principio , para los fieles del Obifpado de Ofma , donde 
tamblenfenala el tiempo en quefe dedicd d/uformacion,quefue en la 
Vifita del ano <fe 1 6 57. defdeAbril haft a medtadojulio-yy efto mi/mo 
confirma el S)o^or Uagam^que le acempafiaba comoVifitador, (a)©of 
tibras tulpofu plumapor exemplar para la/ujia^ la Via Rcgia Cruds 
del erudtto Senedi^ino Jefteno ^y la Philotca dtl Glorlofi Obifpo de 
Geney>a San Francifco de Sales, Eftbs dos ejcritos memorables , dieron 
tmpuljo 5 ^ ftt pluma para que labrafe otra obra nu^a que mU 
rajfe al mtfmo Jin de indinar las almas al camlno de la perfec- 
cion ^ydela Cru^, Como habia iaritos anos que la ll^aba el Ster- 
iPO de Dhs tan prolija comofe le moftro d una alma que refiere en /k 
Vida Interior 5 (^) pudo con clencia praEika comprehender fu impor^ 
tancia , jr de/cribirnos con el primor que lo ht^o , la peregrlnaclon del 
Santo camino de la Cru^ EnVtando efte Libro a Unas ^ligkfas , las 
dice el Venerable lofiguiente : EfTa Dama cnvio a Vms. por fi qui- 
ficren darle la profcfion : en cfTc Libro la hallaran: Icanlo Vms. y 
cflas Santas en fus apofcntos, que yo crco que no fc la negaran^por- 
quc aunquc comcnzo como yo , acabo como Vms. En acabando 
de lecrlo entcnderan cl enigma. (c)Jmprimi6le de orden delFenerablc 
Efcritor en Madrid a los fines del am J« 58. j principios de ^^,Ju 
grande Amigo , j en otro tiempo condifcipulo en la Uhi-^erfidad de'sa- 
tamanca <Don Francifco Gracian de 'Berruguete ^ Secretario del %y 
Nueftro Senor, A eft a primer a edicion , que/e hi^o en quarto ^/e han 
feguido otras muchas en 'Barcelona , Uadrid , j otrAs pahes. Tulti- 
mamente el (2^ (P. Frayjofeph deTalafox^ am de 1664. le did en el 
tomo quarto de fu Coleccion , defde la pag, 5 1 5. Hacen memoria de 
efte efcrito (Don Nicolas Antonio , W^ el Obifpo de Guadix Don 
tray Miguel de San Jofeph, (0 

'(a) fi^iondtUCMfi'dft FeHerkile,tam,3i. (M riJaTnten'or mo .V «..« ., 
Ad). Bib.nov.lufp.p.i.pag.,77. le; BibUog.Cat.Sacw,^j.pag.!^ 



peregrinacion" 
DE PHILOTEA 

AL SANTO TEMPLO, 

Y MONTE DE LA CRUZ. 

P R O L O G O, 
Y CARTA PASTORAL 

A LOS FIELES 

DEL OBISPADO DE OSMA, 

JUAN , SU INDIGNO OBISPO, 

falud , y cterna felicidad. 

Mihiautm aifit gl<irMri,,ftifi in Cruet Siomim mftri Jefu Chri/ti. 

Ad Galar, 6. v. 14. 

STANDO parif partir dc la Cortc cl ano» 
de 1 654. a {crvir efta fanta Iglcfia-, mc 
pu(a cti las manos uno dc los fujcto^ 
mas iluftrcs dh fangre , Ictras , y egcmplo^ 
que hay en ella , un libro intkulado , Via 
%gU CtHcts 5 compuefto por el Revcfcn^ 
do Padre Bencdi(Si:o Aeftcno , Prepofica 
del Monafterio Afligcnienfe , dc las pri- 
jncras plumas dc Flandes , afsi en efpiritU , como en todogcner^ * 
dc crudicion. Pidiomc coh mucho cncarecimicnto , que lodicfic 
a nueftra lengua , por la uriljdad grande que de ello podia rc^ 
(ulcar : y habicndo lufpendido la relblucion , hafta v^r cl Libre,- 
lo lei con particular atencion , y gufto ; porqiic fin duda fc com* 
pone de las dos clrcunflancias , que hacen amable la leccion, qu^ 
fbn dulzura , y utilidad. • 

II. Conocefe , que aquel aventajado caudal que lo cfcribio,' 
es hi jo de la Anguftifsima Religion dc San Benito , que tanto ha- 
iUiflrado la Iglefia con (ii enlenanza , y aun algunos figlos 5 (pb-> 

C9 




•^^^ PROLOGO, 

CO mctros. que (bla) pucs Gn duda en ellos , foferc todos los dc- 
mas cftados , y profcfioncs , cnfcno el cgcrcicio de las fagradas 
letras , y todo gencro dc buena , y fanta difciplina. 

m. Defpucs dc haber leido efte iratado , huve de (ufpcndcr 
clobrar , y aun el acordarme de el, ocupado en clEpifcopalMi- 
niftcrio , que apcnas dcja tiempo para refpirar , y mucho mas al 
comenzat a fervirlo en alguna Iglcfia,por haber de tomarcono; 
cimiento y dar afsiento, y direccion a todo lo que toca a fu go- 
bicrno. Pero efte ano de 57. partiendo a la vifita de efte Obifpa- 
do,y juzgando que por las manaiias, antes que los fubditos die A 
fen materia al egcrcicio Paftpral, por eftar aun recogidos , habria 
algun lugar pra obrar en efto , fm faltar al principal cmpleo dc 
mi oficio 5 lo trage conmigo para cgccutar efte intento. 

IV. Volvilo a leer , para trasladarlo a nueftro idioma , mas 
hallc en mi tanta rcpugnancia , 6 para dccirlo con mayor cono- 
cimiento , tan poca habilidad , que me parecio , que no feria tra- 
dudr 5 fino deslucir cfta obra 5 afsi porque no es tacil pafar de urw 
idioma a otro , la propiedadj que ticncn entre si fus locuciones, 
como porque tampoco le es el ajuftarfc los eftilos particularcs de 
los Autorcs ; pues a(si como fbn difercntes los roftros , y los cn- 
tendimientos , lo fon comunmente los conccptos , frafcs , y ma- 
oeras de hablar , y aun todas las dcmas humanas operaciones. 

V. Con efto mo paiccio.dejar el afunto , y refer varlo para 
^1 otra pluma de mayor dcftreza, aunquc por no dcjar de aprove- 
icharme a mi , y a mis fubditos de tan excelentc argumento , co- 
mo cnlalzar cl camino de la Cruz , relblvi hacer otra obra a la 
yifta de (u imitacion , tomando de efta algo dc los nombres , y 
Uc k id^a , que formo para si aqucl erudito Ingenio, pareciendo- 
mc , que en efto hacia buenos oficios al Autor , a los Letorcs, 
y a las almas dc mi cargo. 

VI. Al Autor 5 con no deslucirle una obra tan pcrft^ , y 
llena de erudicion , haciendo que pareciefle menos hermofa en 
Aueftia lengua, que en la que el con tanta propiedad la cfcribio. 
!A los Lctores , pues vcran con algUna diferencia tratado efte 
(anto afunto 5 porque en el latin hallaran gran fucrza de autori- 
dades, y aqui puede fcr, que hallen tan eficaccs razones, que no 
queden menos perfiiadidos , y convcncidos con eftas , que con 
aquellas. A las almas de mi cargo, a quien principalmente (c en- 
dereza (lempic b do^rina > y mi cuidadp 5 porque les ofrczco la 



mas 



T CARTA PASTORAL. ^ ^ 5 

mas (liftancial , udl , y (anca cnfenanza , que cl Paflor pucdc , ni 
dcbe dar a fus ovcjas , que cs criarla con la Icche de la fangre dc 
Chrifto , y (uftentarlas con cl pan dc fus dolorcs, y pcnas , redu- 
cidas a la pradica , vcncracion , y amor tcinifsimo al Mifterio 
cxcelentc , e incfablc de la Cruz. 

VII. Porquefin duda alguna, Ficlcs , la materia dc cftc tra- 
tado , que fc reduce a cxhorcar a que padczcamos por Dios , y 
Uorcnios nucftras culpas , tiene cinco propicdades admirables , y 
fumamcnce amables , y eftimables r dc las qualcs fc habla con 
mayor dilatacion en efta obra , y aqui los apuntaremos , por lcr> 
vir cfte breve diicurfb dc Carta Paftoral, de Dcdicatoria, y Pro- 
logo : y eilas (on , la cxcclencia de la Cruz , (u utilidad , fu nc* 
ccfidad , fu dificultad, y con efia mifma (u dulzura, y iliavidad. 
VIU. La cxcclencia, porque el camino de la Cruz cs cl mas 
(upcribr , y noble , que pucdc confiderarfe ; antes bien , cfte Co* 
lo cs cl noble y y (iipcrior. Pucs fi la nobleza {e toma del origcn, 
habicndo fundado , platicado , enfcnado , e inftituido cl Hijo 
Eterno dc Dios hecho Hombre, que como Dios cs origen de to- 
do lo bueno , y (anto , y como Hombre cs de(cendiente de Re- 
yes , y de las primeras cabezds del mundo , que fueron los ma-, 
yores Patriarcas ; forzofb qs , que tenga en si la.fuperioridad , y 
cxcclencia , que trahc configo tan iluftrc , y claro origen : y afsi 
con gran razon eftan acredirados los Habitos Milicares, de infig- 
nia conocida de nobleza 1, por (cr Cruces 5 porque no hay en cfta 
vida otra alguna mas noble , y excelcnte que la Cruz. 

DC. Conoccfe no fblo en efto la execlcricia dc la Cruz , y 
en lo que cs venerada en el mundo por. todos los Principes , y 
Reyes , y tanta fuertc dc genres ; fmo por la ponderacion con que 
cl Hijo Eterno dc Dids hablo ficmpre de ella : porque fiendo la 
miftna humildad cftc Divino Sciior, y didendo de si , que era gu^ 
(ano , y cl oprobio de las genres; (a) pero en llegando a la Cruz, 
fiemprc hablo de clla con grande magnilicencia , llamandola fu 
Trono,y el Teatrodefus glorias: y al ponerle en ella/uExaltacion: 
Oportct exdtari filium hominls : 00 cum exalt^Peritk fillum h§mi' 
nts (s) cum exaltatus/uero a terra omnia trahamad me, (d) Que fiic 
decir , quando fuerc entronizado en la Cruz , todo lo vcncerc, 
y conquillare. Y.aisi , con razon Ic Uamo Principado cl- Profeca,. 

quan- 

(ai ££or»m >"■'»«' » ^ «*» f'^'"* » »f»'9W«»« bomtmnt , fb* AjtUiopUlit* Walm. xu v. 7% 
Jb) >ann.iJ.v. 34. (c) Idem 8. V. 18. Ji) Idem i». v. }». ' ' 



( 



r^^6 PROLOGO, "^ 

quando dijo : EtfaBus eft princlpatus/uper hunurm ejus. (^ Co- 
mo fi digcra ; fu Cctro , fu Imperio , fu Corona , lo trajo fobre 
fus hombros 5 porquc fu Cruz fuc fu Imperio, fii Principado , fu 
Cctro , y fu Corona. 

X. Pero afsi como cs nobilifsima (cnal la Cruz , cs mucbo 
mas noble d Miftcrio que en ella fc reprcfenta, quanto lo cs mas 
d alma que el cucrpo , y el efpiritu , que lo animado por cl. Por- 
quc la Cruz 5 Fielcs , cs una fagrada fcnal , en la qual fc fignifi- 
can los dolorcs , y las pcnas del Seiior , y la humana Rcdcncion, 
qud con ellas obro cl Redentor dc las almas 5 pero las mifmas pc- 
nas, dolorcs, afrcntas, azotes, heridas, h ignominias,y la mucr- 
te que padecio fuBondad , cffa cs cl alma verdadcra dc la Cruz, 

XI. . Dc aqui refiilta , que me parcce , que pucdc bicn dcfen- 
clerfc , que cl camino dc la Cruz en cl Scnor , y en nofbtros , cs 
mas cxcclcntc , y noble , que la mifma Cruz. Porquc fi eftc mif- 
teriofo camino confiftc en padeccr en cfta vida mortal , pcnas, 
mortificaciones , dolorcs , lagrimas , penitenda , y afrcntas por 
Jefus , y cfla cs cl alma dc la Cruz , y la Cruz cs la que explica , y 
&nala , y acredita aquellas pcnas , y cs toda (u cxpllcacion $ for- 
zofb cs , que (ca mas excelente el Miftcrio , y cl e^iritu , que la 
mifma cxpllcacion. ^Que importaria , que todos anduviedemos 
cargados dc Cruces dc madcra , fi nos faltafle cl efpiritu interior, 
y cl dolor , y penitencia ? Que importaria la exterior profefion fin 
b interior mortificacion ? Que imponaria la apariencia , fin la 
fuftancia ? Qu6 importaria lo que parcce, fin aquello que cs? Co- 
mo no importa que padezca cl cucrpo , fi no le da (u interior vai> 
lor el alma , ni padeccr innumerablcs trabajos , fi no (c haccn 
Cruz con darlcs honcfto , y (anto motivo ,y aplicacion. 

Xn. No s^ fi diga , que no /vco otra cofa en cfta vida , que 
trabajos , y dolorcs ; pero poquifsimas Cruces, al refpedo de las 
pcnas. Todo cs padeccr , y en los tibios como yo , muy pocos 
merecimientos. Los fiipcriores tienen (uperiorcs pcnas. Los fiib- 
(ditos naturalmente padecen pcnas de (ubditos ; los unos al man* 
'dar , al obedecer los otros. Los pobres padecen fiidgas , y traba- 
jos i pero los ricos , incanfablcs , y miferablcs cuidados. Los que 
penan , y4 penan dc C\i cofccha ; pero los que con anfia procu- 
tan gozar ,con mayor dolor padecen dentro de los mifinos gozos. 

Ef. 

(91 XtkL^tT. <• 



Y CAWA: CASTO^^AL. ^^7^ 

: XHl.- " ^ftis-fiiai FicleiS jlis p cnas dllos morcda : mas ddn- 
4c cftaiii6sim<itwiiwentos; Eftc cs cl toriricntoj perb dondccQ 
ta la Cruz? iO.-cngsBQ.dc Ja humana condicion J Damos las cT-^ 
paldas.al padccer j 3! ncgariV(t)sla$ al mcEficcr.L.O para dccirla com 
mas propicdad 5 d?ip<?s cl qcif jizpn 4 los^guftos , cl puchb a las p©- 
nas:,y al mcrito. Ui^Qpaldas.Pidectmos , como fi mcrcdcflcmosy 
y mcre^cmbs , coroo fi nctfj^cicflcmos, . . 

XlV. La eayfe dc cfto.f 5.5pQrq«c 9n.cl mifniQ padccer buf-. 
camos cl gozar , y baylamos dcntro dp hi mifmai pcnas. Rod<a>i 
dos dc doiores nqs Iwlgamo? ^y haccmps rifa dc nucftras mifihas 
mifetias. Nocs.y*q1Jicano5 ijccrcacl,gnfto,fmo dcnganojporr 
que'tciicmo»atoiii»o cngafip ppr guftq. Huycndo dc lasfaJcU 
gas biicamos mas-no halUmo?los delcyccs. El olvidodc laspc" 
nas tcncmos par g9?Q , y ddivcrtir ntt^ftrosmalcs , abrazamo* 

comobicncs. . , , « i 1 i' ' :1: 

XV Y afeicl inientod&citc tr^aao^almasdcvocaSjnoa- 
ta prindpalmchcc a wfalzar U Cruz material dclScnor, digoa 
tK>r«oda$ razone^.dc venerark , y revcycnciark con profundifii; 
mo afeao ) vonqx^ <?flo , quf QatoUcoridiuda ? Sino dc enfakar 
la Cruz formal , y efpiritual dc padccer por cl Scnoc , y feguirlo 
con (knca , y pcrfe^a vida , purcz» dc cpaejehcia ,7 dc intcndon: 
V para cflb fujctamos , y rcndirno? , y humHlamos a Ucvdr la 
Croz dc los prcccptjos divino5>y confcjos ^ y conoccr quantova^ 
Ic Y quanto aprovecha cl xmiwrlo,: y,quc fold fen CKclcntcs , ^ 
orlndcs , k iluftrcs , y valcrofosy.fabios , y prudcntcs ,y csfot - 
«dos ,los que figueti praascay y pcE^amaite con cl dolor , Ut 
crimas y penicdicta,clcaminodc.l^Cfuz. 

XVl' Pu« fi^^^^ fucrtcs, los valerofos,los f^ios,y los no- 
bles fon en el mundo cxcckntcs, claro cfta, que np hay talfor- 
calcza en cfta vida , como venccrfc a si mifmo , y mas por tan 
cxcelentc motivb , como cl dc agradar i Dios 5 ni hay talvalor, 
vaUento,como avafallar con el cfpiritu todo cl pgdcr del Demo- 
iia , mundo , y came 5 ni. hay tal Icaltad , como.fcr ficlcs a Ips 
Lndamientos , confcjos , infpiracioncs Divinas 5 lu tal fabidu- 
Ha , como encaminar dc tal manera efto rempotal, que fe confi- 
cralUcrno 5 ni tal noblcza , como ir figukndo cnCruz al Hip 
^mo dc Dios , Rey dc Reyes , y Senor ^c los Scnorcs , que v| 
adclante penando , y cs odgcn , y princiJ>io , fm prinapio , d» 
wdoluftre,y nobleza. •;•■-"' t. 



XVn. La utilidad cle efta nol>Ui&tnb' maiveiia , cUa. mifim 
{c efta manifeftando $ potquc no hay cola mas' mil en Ip aiado). 
<]uc liegat a gozar del Criador : y en toda^ la^. humanas opeia- 
dones , toda^ utilidad (e toma de Ids medics proporcionados, 
para conlcguir rl fin. £n tanto es util el tratar , y contraiaf y ca 
<]uanto cbncUo (e grangean las riquczas. £n tanto es titil el fei- 
vir a los Prindpcs , enquanto con elk> fe configuen las honras.- 
£n tanto es udl el pelear , en quanto con eilo (e configue la &ma^ 
k>s pueftos , y la grand^za* 

. XVIII. Pues fi el camino de la Craz , no (olo eficamina , y> 
gda , (inp que aflegura la falvadon de las almaS , y d gozai laa 
^iddades cternas , y el e(capar de los. eternos tormentos*, y el 
v^r a Dios para (iempre , y el (ct ciudadanos dd aquella. etems^ 
Ciudad , y conlbttes de los bienavencu^ados^,y cppmpaaoros de 
los Angeles , y Santos , y herederos del Padre , y cohercderas dsl 
Hljo 9 y moradas del Eipiritu Santo > y Ver ei iroftro de aquella Se- 
nora , que es templo vivo , i inmaculado de toda la Saiiti&imsi 
Trinidad $ ^qu^ medioi, qu6 camino , que difporieton puede fee 
de igtial utilidad a aquel ^ue todo eftp (blidta-ppr fa medio , ca- 
mino 5 y difpoficion? ' r 

XIX. Y aqui^ Kijos ^ y Kefmanps mios , podiamos fekar el 
taudal de las lagtimas , llocarfnc-yo^y lloraros,y Upiarnos todos> 
de que eflemos un ciegos , y def^tinados , que por efio caduco^ 
y tranfitorio , no haya penas que no (e padezcan , ni mares -quQ 
no (c navegueti , ni montes que no & taladrcn $ ni pelig^os i quQ 
no (e expongan los hombres', quando todo lo vano viene i pa-^ 
rar en (iete palmos de tierm , y una pobre ^ y deslucida pM>ru)a> 
una cuenta cierta^ una (cntencia formidable) unas ponas eternas: 
y por aquella fcliddad que (e le conoce ei principio , y no (c co-t 
noce el fin , aquella gloria , que no conoce las penas, aqueUoi 
guilos, que no conocen difguftos^ aquellos deleytes , que no. cOt 
nocen peiares i no folo huimos de emprehender dfte glorioib. , {an^ 
to , valerofbyy util camino de la Cruz; pero aiin la aplicacionda 
los mifmos ntcefarios trabajos qu? padecemos ^ nos olvidamoiy 
6 no queremos hacer. 

XX. No hijos , y hermanos mios , abramos los ojos a lo.oe* 
leftial , conozcamos elehgano^ylocura de efto temporal: y pues 
al humano corazon orjinariamente le gobiema la utilidad , y a 
cfle punto confpiran (lis lineas y bufquemos cternas utilidades y « 

coa- 



Y CARTA PASTORAL. ^^^ 

convcrtiencias , y no iios contentcmos con lo momcntanco , ni 
menos que con lo eternb. 

XXI. Propucfta la excclcncia , y la utilidad del carhino dc la 
Cruz , fc conocc facilmente la nccefsidad. Lo primcro : porquc lo 
cxcclcnte , y uril en alguna manera fe hace necefario i los cfpiri- 
tus gcnerolbs , y grandes , como fon dc fu naturaleza los hombrcs, 
por fer cri'ados folo para Dios , y para la ctcrnidads porquc en 
cfta vida dos cofas fon las mas ahiablcs , y las que nos Uevan y 
por las que anda fiemprc dc pretendiente eftc nueftro inquieto 
y ambiciolb corazon , que (on honra , y provechoj y fi cl cami^ 
no dc la Cruz cs honrado , como digimos j y util 5 como acaba- 
mos dc decir , claro cfta que nos ncccfita a que lo figamos con 
una ncccfidad dc dcccncla , y conveniencia , fi no cs que volva- 
inos las cfpaldas, vilcs, pcrczofbs, c infamcs, a la honra, y al pro. 
.vccho. 

XXIL No parcGc que pucdc fer cofa mas dcslucida en cl 
mundo , que aquella que en si jrii tlcne provecho, ni honra 5 por- 
quc fin honra , cs infamc , y fin provecho, inutil, y por cffo def- 
prcciable : y afsi fon todos aqucUos , que huycndo del camino dc 
la Cruz , y dc lo etcrno , y bueno , bufcan honras mundanas , y 
pcrcccderas , y utilidadcs ligcras , y caducas 5 pucs aunque para 
efto tranfitorio parczcan honrados , y aprovcchados , fon para lo 
celcftial , que e$ lo que pefa , vale , importa , y dura , deiprccia- 
dos 5 inutiles , y vilcs. 

XXIII. Pero aun cfta ncccfidad del camino dc la Cruz , no 
{c queda en terminos dc congrucncia , por util , y por honrada 
y por medio proporcionado para confeguir la verdadcra honra, y 
urilidad 5 fino que cs neccfaria , como medio precifo a lafalvacion: 
pucs dc la manera que dijo cl Sciior : Quefiel homhre no renoclere 
por el 'Bautifmo , no puede confeguir la t>ida eterna, Nifiquis renatus 
fuerit ex aqua , ^ Spiritu SanHo : (0 afsi dijo. Sed fi poenhentiam 
non hahuerltis , omnes fimiliter peribitis, Cg) Y afsi dijo : que fino fue-^ 
/e exaltado el Hijo del homhre (con que cxplico cl Mifterio dc la 
Cruz) nofe confeguir^ la Vtda eterna , (h) y en aquella cxaltacion 
cntramos todos , y en aquella condicion fiiimos comprchendidos 
todos , y a aquella fobcrana vocacion dc la Cruz fiiimos llamados 
todo^. Porquc aunque cl Sciior folo nos rcdimio j pero aquel fa- 
Tow. Vl, Vv 1 gra- 

(f) Joann. J.V.J. («) Luc ij. v. ji*4ji»eri*M.J'M/fj»Mif.S,Ge«n.&S.Maru tuj 
ron. apud Sabat. utai. ;. edit. l7) i. ^h) Joann. la. v. }a. 



-^o PROLOGO, 

crado inftnimtnto dondc fabrico la rcdcncion , nos lo dcjo como 
en teftamcnto , para que con cl , y por 61 anhelcmos a fu fanta 

imitacion. 

XXIV. Como (i digcra , fi qucrcis (er cxakados conmigo, 
morid en Cruz como yo. Morid conmigo j y fereis exaltados , y 
confcpultados conmigo , y refocitados conmigo , y fubircis al 
Cielo conmigo , y todo efto lo debereis a la Cruz. Eftc fiic cl 
difcurfo de San Pablo , quando dijo : Si tamen comfatimur , ut <r 
congloflficemur , (») donde aquel compatimur , que dice unidad dc pa- 
deccr , no fighifica unos con otros , fino con cl que padtcio por 
nolbtros,pucs fi nueftras pcnas no fc juntan ton (us penas, iqu6 
importan ^ ni que pe{an nueftras pcnas? 

XXV. Cruz nos ha de falvar , Fielcs ^ y fin Cruz , cs impof. 
fiblc falvarnos. Es mcneftcr padccet en cfta vida pehando ^ 6 csi 
la otra purgando. Cruz nos ha dc (alvar, Fielcs, la del Redcncor," 
por lo que pcno con nofotros 5 la hucftra con lo que fucrcmos 
penando por el. Cruz nos ha de falvar, Fielcs, porque e$ mcnef- 
tcr , 6 no pccar , 6 llorar, Cruz nos ha de falvar, Fielcs ^ porque 
quicn pafa por cl pccar , ha de pafar por el llorar, y fi no pafii 
por el llorar aqui , ha de pafar por cl llorar alia. 

XXVI. Con lo qual , Fielcs j (bio podra dejar de pcnar , cl 
que fabra dcjar dc pccar ,y a(si como no hay quicn ho pcque , no 
dcbc haber quicn no pcne. Aun los mifinos que algunas vcces no 
pecan , debcn pcnar para que fc defiendan del pccar. Mortificada 
la carnc por cl efpiritu , manda cl clpiritu a la carnc* No podran 
mortificarla fin pcnar , ni fin pcnar fabran dejar de pccar. 

XXVII. Con cfto puede verdaderamentc dccirfc , que el ca- 
mino dc Cruz , no (bio cs excclcnte , y util 5 fino neccfario : y 
mas habiendo dicho cl Scnor : Que el que quijkre if imitan- 
do/uspifadas , tome/u Crwii^y lo jtga $ (^) y fi no hay otro cami- 
no para cl Padre, que cl del Hijo, G) ni otro camino para el Hi jo 
que cl dc la Cruz 5 feguro cs , que (bio el camino de la Cruz por 
cl Efpiritu Santo, nos Ucva al Padre , y al Hijo : ^y quicn no an- 
da en eftc camino , en donde pienfa pafar? Tambien la dificultad 
del camino , Fielcs , mirando a la naturalcza , no cs pequciia , ven- 
eer la carnc con cl efpiritu , al mundo con el dcfcngaiio , al Dc- 
monio con la graciajpero cfta dificultad no ha de lervir para aco- 

bar- 

(S) Ad Rom. 8. v. 1 7. (k\ Si fMtf imltptji mu lieturt , <te» Mattb. i €» v. 14. 
(1) 2^m ycait si farm nififtr mt, Joann. 14. t. 6. 



Y CARTA PASTORAL. 541. 

bardar el animo , (ino para csforzar d dcfco , avivar cl csfiicrzo, 
poncr todo cuidado en la emprefa , y dar aliento a la cgccucion. 

XXVIII. Ninguna cofa grande comunmente fuele fer facil. 
cQuanto cueftan los pueftos , y las honras dc efta vida confegui- 
das , y aun comunmente , ni con(eguidas ? Al pefo dc lu grandc- 
za (e midc en ellas (u dificulcad , cuefta mas ticmpo , hacienda, 
y fiidor lo que mas vale. 

XXIX. Siendo efto afsi : no era confbrme a la grandeza dc 
la cmprefa , que fueffe facil cl camino de la Cruz , (i cs medio dc 
confcguir lo eterno. ^Por que ha dc fcr dificukofo lo que cs difpo* 
ficion dc alcanzar un fin tan grande? No pucdc fcr ligcrilsimo ca 
los mcdios 5 lo que trahc configo infinitas convcniencias. 

XXX. Poco fe eftima aqucUo que caefta poco , y por cl con-, 
trario, mucho lo que fc compro a gran prccio. Vida etcrna , bien 
mcrccc vida ^ y mucrte temporal : varato cs darme lo eterno por 
lo caduco ; buen concicrto, comprar oro con cl vidrio, diaman- 
tes con el polvo dc la calle. Pcnas breves ^ gozos que nunca fc 
acaban , nadie lo dcfcchara. Pongamos los ojos en cl fin , y nos 
pareceran facilifsimos los mcdios , la dificultad fc hara faciUdad, 
con tcner prefcnte la gloria dc tan excclcntc emprcfla. 

XXXI. Con la dificultad proponemos la dulzura , y fuavi- 
clad del camino 5 porque la alma , Fieles , dc aqucUa dificultad, 
cs cfta facilidad. La Cruz del Senor cs afpera por afiiera , y toda 
cUa panal dc micl por adentro. Rigor para el cuerpo , y fuavidad 
para el alma. Lo exterior dcfagradablc , lo interior apctccible : j 
aGi como nueftras opcracioncs fbn dificultofas comunmente , y 
triftes , y congojofas , y Ucnas dc dolor , y fatiga , por la dcbili- 
dad de nueftra naturaleza , que en todo fuda al obrar , y por ci 
contrario las de Dios , como nacen dc fu mifma Omnipotenda, 
fbn facilcs, y fuaves, dulces^y Ucnas dcgrandifsimo confueloj afsi 
las opcracioncs intcriores del camino dc la Cruz, como todas fbn 
dc la gracia , trahcn configo facilidad , alegria , dulzura, y fua- 
vidad incrciblc , como fc vera en cftc Tratado con palpable cla- 
lidad. 

XXXII. Dividimoslo en dos libros. En cl primcro fe dibuja 
(afsi fuera con proporcionadas lineas) cl alma , que afida a la na- 
turaleza, defconfiada de la gracia, no quiere entrar en el camino 
util , y excclcntc , fuave , y fucrte , mifleriofb dc la Cruz j y a 
qulen parcciere cs muy fbbrada fu porfia, y las replicas que le ha- 

ce 



^4* PRO LOGO, 

cc al Divino E(po{b , para no comar la Cruz , mircfc a si mi(tno, 
y condderc , quantas vcces fc ha dcfendido dc Dios , quantas no 
Ic ha qucrido rcfponder Uamado, quantas no Ic haqucrido crccr 
pcrfuadido , quantas fc Ic ha huido , y conquiftado , quantas fi- 
guiendolo lo ha dcjado ; y crca , que todo aquello lo hizo por 
darfc a SI 5 y a (u gufto , y apctito , y ncgarfc al camino dc la 
Cruz. 

XXXIII. En cl fcgundo libro cxplicamos (u dulzura,y{ua- 
vidad pradicamcntc , y los pafbs , tribulacioncs , mcdios , y rc- 
mcdios , efcdos , y afcdlos , por donde fc Uega en efte ultimo ca- 
mino del trabajo , a la Corona. £n cl proponemos tambien las 
luces, y (bcorros admirablcs de la gracia, y de la milcricordia , y 
la fuavidad , y facilidad»con que fe vcncc con ella , lo que parece 
can arduo a nueftra naturaleza. Con efto podran conocer las al- 
mas , que en cftas bodas del Cielo , como en las que honro el 5e> 
iior en Cana de Galilca , al fin dc cllas fc rcfcrva el mejor vino: ("*) 
muy al rcbcs dc las del mundo , cuyos dcleytes, vanidadcs,y lo- 
curas tienen dulcifsimos los principios,y amarguifsinios los fines.. 

XXXIV. Para hacer mas fabrofb eftc tratado , y que fiieflc 
tolerable la rufticidad, y dcfalitio del di{cur{b,y del eftilo (al fin 
como de Paftor) ufamos del antiguo de los Dialogos, entre el al- 
ma , y Dios, acredicado en tpdos tiempos , con admirablcs trata- 
dos , a(si de la Elcritura Sagrada , como de otros Varoncs infig- 
nes en toda (ucrte de erudicion. 

XXXV. Notorios (on los libros del Santo Job (aunquc aquci 
fue fucefb, y no parabola) que cs de lo mas delgado,y cloquen* 
ce que hay en las Divinas letras. Harto tienen de efto los P&lmos 
del Key Profcta , y no poco los Cantares de fii hijo Salomon , ni 
&lta de ello a los demas Sapicnciales. 

XXXVI. Los Santos tambien eligieron eftc eftilo , y San Ber- 
nardo en algunos vcrfbs , muy propios de aquel cfpirim altifsimo, 
y fiiavifsimo , y San Buenaventura en profa, hicieron meditacio- 
ties dulcifsimas en Dialogos a eftc intento. El Venerable Tomas 
de Kempis , en aquel librito de oro del defprecio del mundo, fi- 
guc en el modo , y la fiiftancia el mifino eftilo. Y Ludovico Bio- 
fio , uno de los mifticos mas acreditados , fue por eftos mifmos 
pafbs. 

(ffl) Jmdiu ft. ▼• !«•, 



Y CAIITA: PA§T<^AL. ^4^ 

. : XXXVHii T^mbicft cl San^o Hcnciquc^uC% e5)cj^^dc pc- 
nitendi^ y honot 4e ^ Aj^oUci Kcligipn de Santo Domingo^ 
hizo btm erpiritual tratado entre cl alma ^ yla Eeerna S^bidutia^ 
y cl grant Taulcro 4<^, la mifiu^Keligion. Y aqucl rio caudalofo d^ 
eloquencitt , y efpinca , cl Venerable Maeibo Fray Luis dc Grar* 
mda ^de quicn podian en alguna mancra dear los que han cfcrk 
to en Ip milUco dcfpues de iUBt deplenitHdme jejus m mne^jiCi^ 
ceflmus (n) (por no dcjar cold bucna fin cocaxla) tam|bict^.acrc4U^ 
cftc modo dc cfcribir* . ; .' ; f 

XXX Vlli. Nq . pucde aegar?:^ que 4 .4«cW^ .mcjo| .!« 
afedos con interlocucioneii fcntidas^qiic con dilata^os diicufjfos; 
Mcjor (c cxplica cl alma tn fus conceptos^ impugnada que aplau- 
dida» £1 etitendimi^nto ^fatigadocon la contraria opinion, d4 
snas fucrza con (u razon al difcuno t cobr^ aliento en la mifma 
vejadon. Danfc tambicn las manos lo material » y ^rmal en lo$ 
Dialogos, para recrear cl animo del oyente^y enfcnarlo* El cuen* 
to 9 y las figuras , y los fuccibs ^ tiencn divertida i ef^a porcion 
inferior *. los difcurfbs , las razones ^ los argumentos preguntas ^ y ' 
reipueftas ^ recrcan la fupcrior* £s v^r una batalla mental ^ en la 
qual la Tuipennon afsifte con an{ia de Hiber en queparari clTuceo 
(o^yi qual de aquellos difcurfos Ic coron^ el Vcncimiento* 

XXXIX. Quifimos llamar Philot^a^ y no Staurophila 4 cfta 
iluftrc feguidora de la Cruz ^ que proponemos j porque aunqu^ 
Staurophila quicre decir amante (^ Cru^^yl'Mot^a de Diosj pe« 
xo cs tan poca la difcrcncia ^ que \\ctich a^r univocos los dos 
nombres » y es mas dulcc para la prommdkcion ^ y la le^ura el 
fcgundo. 

XL. Tuvimos tambicn prefcnte a Oftra Philotea Franccfc, 
que inftruy^ otro Prclado de aquclla nobiUrsima Nation, Hn du- 
da alguna cxcclcntc, en cfpiritUjcn Ictras ^y en cloquencia cbrif^ 
tiana , que tradujo en nueftra lengua un ingenio de los mas fio* 
ridos de e(lc figlo ; y nos ha parccido^ no inutil emulacion , Tino 
cfpiritual , y fanta , que fi una Philot^a Francefa fue infbuida de 
aquclla delgada pluma , otra Philot^a Efpanola InftruyefTc 4 las 
dcmas , con maniFcftarfc humilde feguidora de la Cruz , fmo 
igualmente aplaudida en la gracia, y clegancia del eftilo , por lo 
mcnos , no dcfigual en la gloria del empleo ^ y gtandeza del 
afunto. Fi- 

(b) Joann. i. v. it» 



: > 



|4<^ PEREGRINACION DE PHILOTEA 

dores , por difcrcntes caminos cl alivio de fus pcnas , y el procu- 
rar reducir cl dcfticrro a patria , la calamidad a gozo , y haccr 
prcmio , y honor del caftigo , y dc la afrenta. 

2 Vivia en clla Philomcno , un varon noble , y refpctado 
dc toda aquclla region , podcrofo de los bicncs de fortuna , y 
acrcditado en los dc naturaleza. De (u ya difiinta mugcr Hicro- 
tca , hcredo con la (bledad trcs liijas , que en la flor de fu cdad, 
y con la de fu hermofiira , arrcbataban los ojos de la juvcntud 
lozana dc aquclla iluftrifsima Ciudad. La mayor de cftos trcs cn- 
ganos dc los mozos, y cnvidia.de las doncellas de Tarfis , fc 11a- 
i^aba Philotea , la qual nacip en el dia que celebra la Iglcfia cl 
Mifterio inefable de la Cruz , y por cl ingenio , juicio , prudcn- 
da , y capacidad , fiic ficmpre cl gozo , confuclo , y alegria dc 
fus padres. 

2 La fcgunda Jieiri^ana (e Uamaba Honoria , y convcnialc 
cl nombre a la condicion , por la propenfion con que afpiraba a 
las hoifras agrandczalV'riqucza^^ylfelicidade^ tcmpdtalcsj puef- 
to fu'tbraioh en efta^ina oftcntac'loir, y aparrcncia dc las cofas. 

4 La tefcera f^llafaaba^ilafia , y^muy propiamcnte , por- 
que todo fu (iefco afpiraba a los deleytes" hufndnos, holgarfe, en- 
tretcncrfc ,'di^ertir{e'7^nic^(?{por la fuma y"y la mayor dc fus 
^icidades ', cltos ligtfrps , y breves (iontcntamicntos. 

5 De las trcs hizo Dips a la pcimcra, fm duda..algun^.cn to- 
do la piimcra (que no >Ueinpreiiaddc lleVarfc.la gragia^j.ni las 
gracias las fegundas) mas generofa en los didamenes , mas dd- 
trada en los difcurfos , fuperior en la hcrrhoiiira* del cuerpo , y 
^fl ma^^cranas inclkiacioncs en la principal del alma. Habia- 
la dado Di6» algunas luces para que lo figuieflcj peromelia , 6 no 
lo cntendia , 6 fe refiftia , y ya la verdura de los anos , ya losla- 
eos de oro de la hcrmbfura , felicidad , y riquezas la tenian cau- 
tiva , y aprifiOnada, Pinalmcnte , eira efta diicrcta donccllajrobrc 
muchos llamamicntos , tn lo exterior virtuofa , y fin juz , y cn- 
ganada en lo interior. 

' - 6 Acoftumbraba cl padre dc cftas trcs doncellas.:, pcrmitir- 
Ics la honefta recreacion , de que fucflcn algunos dias a una huer- 
ta fuya , que comprchcndia diverfidad de jardincs , y era de las 
?nas delcytofas , y agradables , que habia "en aquclla hermofifsi- 
ma campana : en cuyas margencs fe eftcndian unos prados amc- 
nifsimos, que hacianjplaza efpaciofajy^cfpcdofa^a una fclvacf- 

' pc 



AL MC5NTE DE<^LA CRUZ. LIB. I. CAP. I. ^47 

pc(a dc aiame(^as repeddas , por grande trccho de ticrra , rccfca- 
cion , y ornamcnto de aqaclla populofifsima Ciudad. 
.7 Era cl dia de la Cruz Santa dc Mayo, cicmpo en que pa- 
rccc que produce fibres la Primavcra , (bio para coronarla , quan- 
docon moderada familia (alieron las tres doncellas de cafa muy 
de manana ^ y defpues de habcr dado algunos paieos por las ca- 
Jlcs , y jardincs de (u hucrta , les oblig<S una travcfiira , pcriniti- 
da,y natural (6 la humana condicion , que tiene por pena quaU 
quiera claufura , por muy amena que (ca) a (alir a los prados, 
que miraban a aquel dilatado bofque. 

8 Philotea con la memoria del dia dc la Cruz ,y de (u nom- 
bre , dijo a (us bcrmanas , Honoria , i Hilarla , que pues com- 
yidaba el tiempo , y la devocion , fueden juntas a adorar en una 
funtuo(a Hermita , que eftaba en lo interior de aquella (elva , i 
la Cruz del Seiior , cuyo Millerio dio (u nombre , y dedicacion 
al Templo ; con que harian virtud la recreacion , merito de la fa- 
tiga , y devocion de la amenidad , (uavidad , y dulzura del tiem- 
po , y de la manana« 

9 Re(pondi6 a e(lo Honoria , proponiendo algunos incon- 
Vichientes, y diciendo : queiban menos acompanadas de lo que a 
iu xioblcza fe debia , y que no era convenientc por una ligera de- 
yocion perder , y aventurar el crcdito dc (u iluftre calidad : que 
podria (cr que el mi(mo dia , y a la mi(ma devocion cohcurrie(^ 
ie coda la nobleza de Tarfis , y que notaria la poca pompa de (i; 
ikmilia , y d menos cuidado(b ornamcnto dc (us pcr(€>nas , con 
cjuc de aquella mal propuefta , y peor egecutada pcrcgrinacion, 
iblo confi:guirian deshonor , afrenta , y desludmiento* 

I o Hilaria iiguio cl parccer de Honoria , aunque con diver- 
los rootivos ,7 anadio 4 la fatiga del caminb (u trifteza , y (blc^i- 
<iad ; y que quando (aliah a recrearic , no ei:a bien elegit- una can* 
fzdsL romcria, dc la qual no podian con(cginr otro fruto ^ que pe*^ 
fadjLsmbre.^' y molimiento. Que tampoco crefa que if ian de Tar- 
fis per(bnas algunas k aquel T^mpIo , reniendo otros dentro 
dc la mifma Ciudad , en donde con mayor comodidad podian 
facisfacer a la devocion del dia : con que tpdo (qjia canfaric con 
trabajo intolerable , fin gufto , ni recreacion algu|ia. 

I I Volvio la difcreta Philotea a per(uadir a (us dos herma- 
Xias , que la figilicflen a vifitar cl Santo Templo dc la Cruz , en 
fa dia } pues ni (u conocida calidad necedtaba dc mayor autO' 

Tm,ru Xx2 ri- 



^4* PEREGRINACION DE PHILOTEA 
tidad, que la que craian condgo en aquella modcrada f^milia, ni 
a los Templos (c habia dc ir con ibbcrbia , y vanidad , fino con 
una fanca humildad ^ y dccentc acompafiamiento. Nila fntiga 
que tanto temia Hilaria , (eria mayor al ir a adorar la Cruz , que 
al rehuIarla,re{pe(Sko de la moleftia que trahe configo qualquiera 
recreacion dentro dc {u mifmo egercicio, ^Si nos hcmos de fati- 
gar pafcando por eftos prados^ermanas (les deciaPhilocea) quan<r 
to es mejor fatigarnos para adorar a la Cruz en fu (anto Templo? 
Los mifmos pafos nos Uevan a lo bucno que a lo vano , y (bio 
con alterar el intcnto , cs igual en el remcdio la fatiga 5 pero en 
el fin dcfigualifsinaocl merito , y el fuccfo. <Quc mas tiene , Hi- 
laria 5 fudar en efta vana recreacion , que en aquel fanco egerci- 
cio ? Si dos mil pafbs hemos dc dar para bufcar el contenco que 
no hallamos , no los darcmos para bu(car el merito que liallare- 
mos , y el gozo , y la mifma alcgria que bulcamos ? Ni efte ex- 
terior lucimiento que tc detiene , Honoria, ni efta imaginada fa- 
tiga que te atemoriza, Hilaria j'dcbe rctardaros , quando la de- 
vocion del intcnto, y la fuperioridad dc vucftra hcrmana mayor, 
OS obliga a obcdcccrmc , y (cguirmc, 

I % Todavia las dos hcrmanas (c dcfcndier^on , y no quidc- 
ron feguir a Philotea , dicicndo , que cUas fc quedarian en aquc- 
llos amcnos prados , hucrta , y jardines , cntre tanto que con (u 
dcvocion intern peftiva j egccutaba una oanfada , y no ncccfaria 
peregrinacion. 

1 ^ Pero la detcrminada Philotca , no folo por el cmpcnd 
dc {u propio par6ccr , y opinion, fino por algun fiiperior impul- 
fi) , y fobcrano movimicnto , fin rendirfc en fii propofito , nl 
dcfamparada de fiis hcrmanas , y lo que admira mas , dc todas 
las criadas<lc fii familia , que ninguna quifo fcgutrjcl camino dc 
la Cruz 5 partio dc alii , dicicndo , que la aguardafen , que vol- 
yeria con brevedad , y rcconocicndo una rcixda,quc acafo un vi* 

Uano.lc dijo, que guiaba al fanto Templo dc la Cruz, 
comenzo fu rcligiofa Jornada. 




CA- 




AL MONTE DE'LA CRUZ. LIB. I. CAP.JI. ^49 

CAPITULO 11. 

fPJE^ESE ^HILOTEA EK SU <PE^G%inACI0n^ 
fide ficorro a Jtfus con Ipbo fentimtento ^y tiernas 

la^imas» 

Eguia la cftrccha fcnda <fc fu camino Philotca a 
adocar en fu Santo dia a la Cruz , no (in triftcza, 
cuidados , y tcmorcs j porquc d vcrfc dcfampara- 
IPI^^Jk da dc (us hcrmanas , y familia , habia puefto (u 
animo en afliccion , y (cncia verlas can faciles a lo 
vano , y tan graves a la bueno ; tan guftofas a la rccreacion , tan 
xorpes J y dHguftadas a la devocion 5 al camino de los deley tes li> 
gcras , al de la Cruz muy pefadas. 

2 Confidcraba , que en toda aquella familia no huvo una 
que la figuiefTc en fii peregrinacion, todas.afidas a lo dcleytablc, 
fin querer pafar por el camino de la Cruz , de lo deley table a lo 
util. A cfta pena fc anadia la de.vcrfe fbla , y fin confuelo , fl- 
guicndo un camino incictco , fin. guia yy fin compania : aquella 
-para que la condugefle al Templo de fu&diefcds , efbi para que fe 
aliviaHe laibledad , y faciga de fiis penas. . . 

^ . RevoIviendo,cftas imagtnacioncs j y! ya no poco canfada 
-de eflos cuidados , iba caminaadb con temeroibs , aunque de- 
terminados paibs , figuicndo fu. fanco intento , quando a una 
Jiora larga dc difi:ancifi , fiie haciendofe la fcnda mas cflrecha, 
.y formando otra ,quc parecc que ofirecia por diverfa parte, prin- 
•cipio dflfdc el bofqu^ a fufalida $ con que ya ma$ dudofa , y tuc-^ 
bada fue caminando dercchamente por elk. Anduvo juayor.ef^ 
pacio de ticmpo , qdando la Uevo aqitelk angofb.v^eda a lo 
mas intefior de la efpefura , y en un amcno prado , que forma- 
ba una brevifsima plaza a la albanieda , trabajada del camino 
Philotea , y de la confiifipn grande en que £e hallaba , (e ailent^ 
al pie de un alamo , y vcncida del fueno dc fu fatiga , y cuidados 
quedo por breve rato dprmida. 

4 No dcjan los cuidados. docmir , ni velar al atribulado: 
velar no ; porque oprimen de mancra al cucrpo ^ que ultima- 
mente lo cntregan al .iiieno atado: iii dormir , pues apcnas co- 
micnza fu defcanfb con. elfueiio , xjuando le defpiertari las penas 
que padecc el animo congojado. Afsi Philotca , i mcnos de un 

quar* 



55© PEREGRINACION DE PHILOTEA 

quarto dc hora , dcfpicrta dc fu fucno , 6 fufpcnfion , abrio los 
ojos , y (c hallo en' aquella tcmcrofa (blcdad , y en la claufura cf- 
trccha dc aquellas paredes de arbolcs, por todas partes fltiada de 
penas , y de temorcs. 

5 Volvio los ojos para bufcar el camino que dcjo , y hallo 
que como las lincas al ccntro , afsi confpiraban diverfidad de fen- 
das de la felva a aquel breve circulo que hacla la florida plaza 
auc alii formo la naturaleza. Viendoic en tan terrible turbacion, 
mirando a todas partes , fin hallar cierta falida a. fii confufa e[- 
peranza , volviendofe a Dios le dijo con lo mas intimo de fii 
alma: 

6 Buicaba , Senor , laCruz,y he hallado antesdellcgara 
vueftro Templo, la Cruz. No permitais Dios mio, que en el dia 
de la Cruz , en la qual todos fe falvan , hallc yo mi perdicionji 
y ruina. Mirad , Senor , el bucn principio , y origen de mi jor* 
nada , dad bucn fin a mis defeos : no me fca el remedio daiio , y 
fin defdichado de mi vida , la que es a todos falud. 

7 En efla confiifion , reconociendolo todo , efcogio la afli- 
gida Philotea de la diverfidad de las fcndas , la que por fer mas 
dilatada en fiis principios , tuvd por mas feliz en los fines; y cn- 
trando por ella , fue caminando por dif):ancia dc dos boras, buf^ 
cando ya no tanto la hermita, quanto el fin de la efpcfura. Pero 
cfla fcnda la condujo a otra fcgunda plaza, ^ confufion dc aquc- 
•lla felva tan cerrada (afsi por lo fiiperior dc las copas dc los arbo- 
les , como por lo inferior de los troncos , y las zarzas) que a pe- 
nas difpenfaba , fino por brevifsimos efpacios la villa al Cielo , ni 
terminos que no fiicflcn congojofbs , que guiaffen a parte algur 

•na enla tierra. 

8 Entonces la afiigida Philotea , viendofc a ud mifino tiem- 
po batida , y combatida dc fus penas, y congojas, fitiada del 
tiempo , y dc la mifina fatiga , y que ya iba dedinando el dia, 
y que parece que le faltaba el Cielo , y la tierra , aquel para fu 
.confuelo , y cfla para dar a fus cuidados falida; refuclta en lagri- 

mas , arrojandofc fbbre las hiervas del prado, con fufpiros , que 
defpedia fu trifle , y afligido corazon, con voces terni^imas co- 
menzo a dccirlc a Dios: 

9 {Como , Senor , afsi defamparais a quien os bufca ? Afsi 
dejais , dulce bien , a quien os ama ? Afsi fc pierde en el cami- 
no quien figuc vucAro camino > Afsi pcrmitis que (c malogren 

al 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. IL j 5 1 

al nacer intcntos tan bien nacidos ? Bufcoos yo , y dejaifmc Vos? 
Quando yo os bufco me picrdo, y quando yo mc pcrdia mc but 
cabais ? Huis , Seiior , dc los que os bufcan , y bufcais a los que 
OS buy en ? Hallan mis bermanas , Jefiis mio , camino en los pa? 
faricmpos ,yo lo he de pcrder en la dcvocion que me iba llcvan* 
do a V6s ? Ellas aflcguran el credito en el dcfcanfb, yo defclicha- 
da, (bla , y perdida aventuto mi credito , y mi vida en la Cruz, 
y en la fatiga> 

10 <Quc he de hacer , Senor , en efta (blcdad-, y fin remc-» 
dio , como uno dc los brutos de efta (elva ? Ya va declinando el 
Sol , y de todas maneras , Jefus mio , me va faltando la luz. He 
de (cr pafto de las ficras , 6 ha de acabar conmigo la precifa ne- 
cefidad de mi fuftento. Aqui puede hallarme algun hombrc , f 
fticcdcrme la ultima , y mayor de mis defHichas. Temo menos 
las fieras , que a los hombres , y ya es pequerio el peligro de. mi 
vida con el riefgo de mi honor. Vos , Jefus mio , pureza origi- 
nal de toda humana , y angelica criatura , me remcdiad. Vos 
defcan(b de afligidps , confuelo dc atribulados ^ mirad mi tfi- 
bulacion. 

1 1 I Mas fi padezco , Dios mio , efta trifte confufion al (c- 
guir eftc camino , por no haber feguido vueftro camino ! Masli 
ia diverfidad dc fendas , que inconftante , y vana , por no (cgui- 
ros a Vos he intentado , mc ha introducido en no hallar ahora lo 
que cntonces tan ncciamente perdia ! Mas fi eftc labcrinto de pe-r 
nn$ , en que me veo , es una imagen viva dc aqucl confufo la- 
bcrinto de culpas , tanto mas pcligrofo , y danofo ! O'quantas 
veces mis pafioncs , dcfeos , y devaneos mc ofrccian no defigual 
confufion, y no lo {entia , porquc padeciendo el alnla, no pade^ 
cia con ellas tambien el cuerpo! 

1 2 Juftamente padezco , Jefijs mio , figuiendocs , el no 
habcros antes icguido amandoos 5 y muy debidamente os efcon- 
dcis , de quien tantas veces fe ha e(condido ingratamente dc Vos. 
Juftimente defamparais a quien tantas voces os dejo j y no rcC« 
pondeis , ni correfpondcis, a quien tantas veces Uamada nego fiis 
oidos a cfla dulcifsima voz. 

I ^ i Mas ay Dios mio ! adondc mc ha llcvado mi dolor ! Y 
de las fatigas , y cuidados prclentcs me he ido a lamentir las pa- 
[adas ! Y como quien reconoce en Ix enfermedad el origcn de la 
tnlfina enfermedad , (e ha ido el dolor a llorar el principio de (ii 

da- 



^5« PEREGRINACION DE PHILOTEA 

daiio y pucs fi yo no os huvicra pcrdido , Jefus mio , por no (c- 
cuiros , no mc pcrdcria ahora per fcguiros,: fi yo no mc huvic- 
ra pcrdido por huir dc la Cruz , no me huvicra pcrdido al buf- 
car la Cruz. jO, quanto mas, Jcfus mio,dcbo ilorar cl habcrme 
pcrdido cntonccs , que ahora ! pucs cntonccs mc pcrdia cl olvi • 
do que tenia de Vos, y ahora cnmedio dc mis aflicciofics,cs mi 
pfpcranza , y alivio vueftra mcmoria, 

1 4 Habed , Jefus mio , mifcricordia dc mi 5 miradme coda 
fodeada dc ciiidados , y congojas : G miro a lo pafado , vco que 
me amcnazan mis culpas : fi lo prefcntc, mc afligen intolerables 
p'enas : fi lo vcnidero , mayorcs , y mas deicfperados cuidados. 
No folo cl amor , fino la necefidad me llcva , Jcfiis mio , a (b- 
licitar el focorro en vueftra mifericordia 5 y ya no tanto mc afli- 
ge no hallar falida alpcnofo laberinto dc mi percgrinacion, quan- 
to al peligrofo , y danofo dc mis culpas , y mi vida. 

CAPITULO III. 

SOCO'Ii!^ LA EVU^A SA'BmV^A A LA AT^'BULAS>A 

(Philotia. 

O era pofiblc que tan tiernas lagrimas , y tan ar- 
dientes fiifpiros, dcjaflen dc encender cl pecho dc 
aqucl ibberano Sciior , que tan atcnto oyc las vo* 
CCS dc aquellos atribulados , que Uaman , y da- 
man a fii piedad 5 y afsi apenas acabo Philotea /us 
laftimofas quejas , y (cntimicntos , quando un ccfiro , y vicnto 
fiiavifsimo , con un olor ccleftial , fiic moviendo los alamos , y 
recreando cl cucrpo canfado de aquclla honefta doncella : fiicc- 
dio a efto cl (cntir grande novcdad en fii alma. Pareciolc no {bio, 
que una nueva iluftracion rayaba fii entendimicnto , y banaba 
dc una no imaginada alcgria (iis fentidos , y potencias 5 fino que 
los ojos corporalcs veian venir rayos dc luz , por todo cl circulo 
dc la plaza de aquclla ya venturofa alameda ; con que de la ma- 
ncra que huycn las tinieblas dc la luz , afsi huycron los horro- 
res del animo,y la foledad del fitio, dc aqucllas divinas luces. 

2 Con efta fiibita mudanza fc fufpendio Philotea , y con 
mas admiracion Ic parcci6 , que todos los alamos dc la (clva (c 
humillaban , y poco dcfpues (e dcfaparccian a la prefcncia de 
algima virtud divina , que vcnia a honrar aqucl dichofb lugar, 

Vicn- 




AL MONTE DE LA CRUZ. LB: I. CAP, III. ^55 

Vicndofc cntrc tanta daridad, volvio cl roftrohacia iinapiaitc, y 
vio un Joycn hcrmofi(simo , origcn claro dc aqudla luz , con, 
una Cruz en la mano , y una corona en la otra; y aunquc temc'> 
rofa , y curbada a los principios , pcro poco defpucs confortada 
la debil nacuralcza, del esfiierzo dc la gracia, pudo Cm dcfcaecer 
del todo , oir que Ic decia aquel clarifsimo , y hcrmofifsimo 
Scnor. 

9 No temas , Philocea y que tus qucjas han pcnetrado misi 
oidos. Yo (by la Eterna (abiduria , y cl principio fin principio 
dc todos los caminos del Scnor: Tofoy camino ^Iperdad ^y ytda. (a) 
Yo {by cl que no falto jamas a quien mc bu{ca, y cl que ficm^ 
pre aisiflic , y (bcorrc las almas atribuladas. Yo (by quien fa- 
vorcce a los que bufcan mi Cruz , y quien Ics cs guia , confejo, 
y camino : mi camino figues , no cc puedes perder en mi camino. 
Tu peticion me ha agradado,pues no has pcdido (bio en cu ora- 
cion^falir dc tus pcnas, fino cambien de cus culpas. 

4 No pudi(l:e clcgir mejor medio para aliyiar w? cuidadps^ 
que cl de mejorar la vida ; ni para (alir dc cfla afliccion , y con- 
goja dc no hallar camino cicrto en tu percgrJnacion , que bu(car 
cl verdadero camino de tu alma , con Uorar tus enganos , y (b- 
ficitar tu enmienda. E(to cs lo que dige yo por mi Profeta. To- 
neos en pie fibre el camino t>erdadero , preguntad fibre las findas an- 
tlguas, j tiMriguad qu^lcsel mejor de los ca)mnos ^y en haltandoloy' 
figuidlo , y hallar'els irefrtgerio a 'pue/hras almas, (*>) Por eflb vicndb 
yo cus dclcps , y mirando tu afliccion , incUric los Ciclos , y ba-' 
gc para en(cnartc caminos dc (alud , y vida eterna, / 1 

. 5 Alcgro(c cl alma dc Philotca , oyfcndo cftas dulclf&lma* 
ypccs, y fantidimas palabras , y con profunda humildad confor* 
tada-, c iluftrada dc aquel Divino Scnor 5 Ic dijo, £ Quien cs cl 
hombre, Dios mio , que os acordais dc fu flaqueza > y dcbilidad? 
Y quien (by yo , que merezca que bage 4 mi cl Hijq Etcrnodfc 
mi Scnor ? El haber venido a ci (dijo la Eterna Sabiduj;ia) Philor 
tea , no lo cau(aron tus merccimicntos , fino mi gracia -^ cfta cs 
^1 priiKipio dc tu bien , y ella (blicita a mi Piedad , que no faltc 
a tu (bcorro : ella promo vio tu peticion , y tus lagrimas. Si vucf-^ 
tros merccimicntos huvieran de (er cau(a de vucftra (alud , firx 
; Tomyi, . Yy ., qu^; 

(«) H'fi"" *"' ? ^ *'"^'*^ » ^ '^f"' Joann* 1 4» *• *• 0>) _ Staefkfer Vids , €f Tndete, 
&• inttmgttt dtftmtis antiqm , pt^e /itItU b»u4 , <t tmbdMt htd: &• %n>mttis rtfr'^t^ 



954 PEREGRINACION DE PHHJOTEA 
que mi gracia os dicflc mcrccimicntos , y fi mi manoprimero 
nooslcvantaflcjficmprccftariais rcndidos,ycnvucItoscn vuc{^ 
trasculpas. Dc mi va a vofotros vucftro bicn , y dc mi precede 
el difponcros vofotros a confcguir cftc bicn. Mis intcntos , Phi- 
lor^a , fon cftar con los hijos de los hombrcs , y cfte amor me 
inclina a vueftio remcdio. 

6 Eftc amor^y caridadjCS cl principio unico dc code vucf- 
tro (ocorro. ^Si yo no huviera curado al hcrido en cl camino dc 
Gcrico , fi mi mano no bufcara a fus llagas, fi yo no Ic huviera 
pucfto a cavallo, fino huviera dcjado dincro para que acudicflcn 
a fu curacion , fi yo no lo huviera hecho , y pagado , y tomado 
por mi cucnta } que remcdio hallara aquel dcfdichado caminan- 
tc , mucho mucho mas mucrto que herido , fin mi (ocorro ? (0 
Mis voces refiicitaron a Lazaro quatriduano : W mis palabras al 
hijo dc la viuda dc Nain : («) mi mano ievanto a la hija difiinca 
del dcfironfolado Jayro : (0 fin efta voz , fin efta mano , nadie 
puede Icvantarfi: caido , ni fcr curado , 6 rcfiicicado. 

CAPITULO IV. 

miSEKA EL SE&O^Ii A fHlLOTEA EL CAMINQ 

de la CruT^, 

Nfalcen los Ciclos , Sciior , vueftra picdad , dijo 
Philot^ajquc os habeis acordado de vueftra cfclava: 
■ bcndicO'(eais , que oiftcis mi pedcion, c indinail 
tcis a mis quejas eflbs divinos oidos. Pcro , Senor, 
pucs foi^ laEtcrna Sabiduria , luz , y guia dc las al- 
ttias , guiadme por caminos de falud : ya no , Sciior , en efta ma- 
terial peregrinacion que profcguia , fino en la cterna de mi al- 
taia, Picrdamc en d mundo al mundo para mi , y no me picrda, 
"Jcfiis mio y en cl mundo para Vos. Picrdamc a lo temporal , y 
no mc picrda a lo cterno. Del Ciclo habeis bajado al fiiclo a cn- 
(cnarmc : del Ciclo bajafteis a la tierra «i redimirmc : alsi como 
pcrficionafteis la redencion con vueftra (angre, y vueftra mucrte 
preciofa , perficionad cl remcdio de mi vida ahora con vueftra 
hiz , y do^trina. Moftradme , 6 camino cterno, vucftro camino: 
moftradmc cterna verdad , vueftra verdad : moftradme , 6 vida 

ctcr- 

][c) Luc.io,v.jo.&fcg. (d) Joann.ii.v,43. (e) Luc7.r.i4. (0 MKK«l*Vb4u 




AL MONTE DE LA CRUZ. LB. L CAP. IV. ^ 55 

etema , como he Ac gobcrnar mi vida a (alud , y vida ctcrna. 

2 Oye , hija , dijo el Senor , c inclina tus oidos a tni voz^ 
pucs yo inclin^ mis oidos , y lbs Cielos a tus quejas. Oye pala- 
bras de vida eterna , pues bufcas la vida etema. Dame el oido, 
y primero ( para que puedas defpucs darme con el oido el cora- 
2on) quiero pedirte la vifta. < Quiercs vcr , Philotea , el camino 
que dcfeas , y (ubir a la patria , del deftierroque padcccs ? Quie- 
res v^r por donde (e Uega de la pelea a la vi^oria , y de la vidlo- 
ria al triunfo? Si Senor, refpondiojpues vuelvc los ojoSjy mira, 
dijo la Eterna Sabiduria, a efta mano dieftraaquel monte jy vc- 
ras caminos de vida eterna. Volvio los ojos Philotea adonde d 
Sciior le {cnalo , y vio un monte de emincnte grandeza , y en ^l 
muchas cueftas afpcras : mir6 i todas las partes de'cl , y rcconoi- 
cio , que por divert fendas eftrechifsimas fubian muchas perfb- 
nas , hombres , mugercs , mozos , doncellas , Obifpos , Sacer- 
dotes 5 Rcligiofos , cafados , virgencs , continentes , Reyes , Prin- 
cipes , Senores , y toda fuerte de gentes con las indgnias cada 
uno de (u eftado $ pero con fuma pobreza , mendiguez , y deC- 
nudez : unas veces padecian calores intolerables, y otras ftios 
cerribles. V6r a unos arrojar para fubir efte camino las riquezas^ 
y el poder , Coronas , y Dignidades; a otros caminar deicalzos, 
por pifar, como Moy (en con reverencia^k tierra fagradaikl San- 
to Monte de Oreb. (a) 

^ Todos fubian con {us Cruces en los hombros : unos las 
trahian grandes , otros medianas , otros pequenas, Subian gi^ 
iniendo,{urpirando,y llorando en el camino, pueftos los ojos edi 
cl Cielo, y otras veces en la tierra: en el Cielo, afidos de la eipe- 
ranza , en la tierra defafidos de si mifmos , y afidos de la humiU 
dad , y pobreza. Seguian iu camino con grandiisimo filcncio , y 
andaban todos por diferentes veredas 5 dc (uerte , que apenas ha> 
bia una , que (c parecicfTe en todo a la otra ; porque aunque £c 
conocia en muchos , que eran de. una mifma profefion , pero 
(iendo la profefion una mifma , era divcrfa la (cnda. No vio en 
todo aquel monte Philotea, cofa que fucllc conRiclo ,nialegria5 
fino trifteza , y dolor , cruces , pcniicncias', penas , fudor , fan- 
gre , y mortificacion. No flores , ni frutas , ni amenidades , ni 
frefcuras , ni fuentes. Todo era afpcro', defapacible , y pcnolbs 

Tow.r/. YyV pc- 

(a) Exed. )• ▼. 5* • 



^^6 PEREGRINACION DE PHILOTEA 

pcnafcos 5 brciias , fifcos, cfpinas , peiias , y penas , cucfta afpc- 
ja, y fuclo duro : finalmcnte , rcpetidas a^crezas. 

4 Repar6 Philotca (cofa dc verdad maravillofa) que los que 
llcvaban las Cruccs grandes , quando parccc que para si no baf - 
taban , ayudaban a {ubir a aqucllbs que las trahian menores : y 
que los que iban vcftidos (e quejaban mas del frio , que los que 
andaban defnudos j porquc cftos fe hallaban mas abrigados, 
dcfnudos , que no los otros veftidos. Ayudabanfc a (libir con 
grandc caridad unos a otros : y fi a uno fc Ic caia la Cruz , lle- 
gaba fu companero , y (c la ponia 5 porquc fin Cruz , no ccnian 
meilza's para fubir por la cucfta. Los que cftaban adclance llama- 
ban a los dc atras ^ y los animaban , y csforzaban con el cgem- 
plo 5 y la voz $ y ellos con cflb (c alcntaban, y los (eguian. 

5 Rcparo tambien, que los que andaban mas dekalzos, pi- 
(aban mas fuertes , y conftantes lo duro del camino , y las cfpi- 
nas , y abrojos , que los que iban mas calzados s y los que mas 
pcnaban 5 fubian la afpera cucfta con mucha mas alcgria. Dc 
fucrte , que quanto era mayor el trabajo , y mas pcfada la Cruz, 
a ciGfe pafb crecia el gozo , y contcntamicnto : y quanto cran 
menores las Cruccs que trahian algunos fbbre (us hombros, tan- 
to mcnos caminaban , y con tanta mayor pcna , y lentitud vcn- 
clan la afpcrcza del ^amino. 

6 Las Cruccs que trahian en los hombros cran divcrfas; 
Unas dc madera, otras dc plomo, otras dc oro, otras dc hicrro , y 
Qtras dc difcrcntes metalcs 5 pero todas (e median , y eftimaban 
por cl pcfo, y alcgria dc llcvarlas , fin que valicfTcn mas , ni mc- 
nos por la hcchura , 6 la materia. Finalmcnte eada uno cami- 
naba con fu Cruz , fin volvcr la cara atras 5 iblo unos a otros, 

con humildad , con filcncio , y caridad , mudamentc (c 
animaban , fbcorrian , y alcntaban. 




CA- 




AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. I CAP. V. 9 57 

CAPITULOV. 

JDUi^SETHlLOTEA IDE VB^ELCAUlKO , r AfDNXB 
que le mo/hraron , j rehufa andarlo, 

I Ucdo admirada Philotca dc lo que vio, y ficndo elk 
naturalmentcdelicada,y acoftumbrada a dclicias, 
y regalos , vicndo un camino tan afpero, con no^ 
cable fcntimientodijo: ^Es pofible, Senor, que pa- 
ra ferviros , y feguiros no hay otro camino fmo eftc 
que me moftrais ? Como caminar^mos los flacos^y os podremos 
hallar , y (cguir los pecadores ? Quien no ha conocido la Cruz, 
(ino en el nombre , como podra traherla fbbre (us hombros ? Y 
quien adn no ha fabido el camino de adorarla,como fabra eldex 
traherla ? No tendreis otro camino , Jeftis mio , por donde os 
bufquemos , y os hallemos , que no (ca de.tan terrible tormen- 
to ? Es pofible , que habeis de poncr tanta diliculcad al feguiros, 
y camas penas, y toimencos al hallaros? 

"2 Poncd , Jefii^ mio , los tormentos , y la; Cruz , y las penas, 
y las afperezas , y dificukades al dejarosj y la {uavidad, y la dul- 
zura^y la facilidad, y el defcanfb al bufcaros, y (eguirps. Quien os 
deja , eile es quien merece padecer; mas no cargueis de penas i 
quien os figue. Ay de mi ! como he dc poder feguiros por taA 
aipero camino? Y mucho mas ay de mf ! fino os figo, y me nie*. 
go al camino de feguiros , y adoraros ! Nltengo fuerzas para fe- 
guiros, ni animo para dejaros. ^Pues no yas,dijo el Seiior,a adoh 
rar la Cruz con pafbs acelerados , Philotca ? Si Setior , rcfpondi^ 
mas no es lo mifmo adorarla , que traherla : yo la quiero adora- 
da en Vos 5 pero tiemblo de traherla fbbre mi. La quiero para 
adorada , mas no para padecida : voy a ella , y temo el andar 
con clla. 

^ No te aflijas jJhilot^a , dijo el Sdaor 5 porque dentro dc 
la pcna efla el alivio , y en el trabajo el fbcorro. Miras con ojos 
dc carne eflas penas j pero hallaras que fbn menores, y aun nin- 
gunas , fi las mirares con los ojos del efpiritu. Miras enganada 
al monte de vida eterna ,y el camino verdadcro de la gloria 5 otra 
cofa fuera , y muy diverfa te pareceria , fi lo'miraras con luz , y 
dcfcngaiiada, Cree hija , que el haber mi Padre , y yo feiialado 
cfle camino a las almas, ha fido para fu bien, y rcmedio, y que 

an- 



^5S PEREGRINAaON DE PHILOTEA 

ajidarian mucho mcnos , y con mayor dcfconfudo , (iguiendo 
otro camino dlvcrfb del que les he (cnalado con la dodrina , y 
«gemplo. 

4 Rcplico a cfto Philotca , diciendo : pucs , Scnor , fi Vos 
vcnifteis del Cielo a la tierra , (bio para llcvar almas de la ticrra 
al Ciclo : fi a eflb confpiraron vueftros mifteribs dcfdc el Pefcbrc 
a la Cruz , y en eftc camino halla tanca dificulcad la naturaleza, 
y por eflb ticne tan pocos feguidores la gracia, rc^cdo dc aque- 
llosque viven cautivos del apctitojjno podiais darnos otro cami- 
no para (cguiros , para amaros , y fcrviros , mas (uavc , dulcc, 
facil 5 dcleytofo , que cl dc la Cruz , tan pcnofb , afligido , y 
defabrido? No fucra bueno que os figuieramos entrc guftos , rc- 
creaciones , dclcytes , gozos , riquezas , contentos , y tendriais 
infinitos (eguidorcs , y abundaria vucftra eicuela de gran nume* 
ro dc Di(cipulos? . 

5 i O Philotca., dijo cl Scnor , que enganada , y que cicg^ 
que di(currcs ! EflTas'no Ion palabras dc vida, {ino de vencno , y 
mucrtc. EiTas te ha di(Sbado la carne , mas no mi Padre : la padon, 
no la razon : cl apdtito fcnfoal , no cl clpiritUjy mi gracia. jCo* 
mo (e conocc que no tiencs (abor dc mi , (ino del mundo , y dc 
tus locas yy vanas tpcreacioncs , y guftos ! Has (eguido nccia-- 
mentc la vahidad , lasjiinieblas, y mcntira $ y a(si no encucntras, 
ni hallas di(cur(bs dc <:laridad , y vcrdad. Forzofb cs para cnTe* 
narte , Philotca , que .comiencc mi doiStrina dcfHc las primeras 
letras , y que con las primeras luces alumbre tu cntendimicnto, 
para que defpues me iiga rendida tu voluntad. Seiior , dijo Phi- 
lotca, no mircis a mi ignorancia , antes bien alumbrad a mis ti- 
nieblas. Si he hablado como una dc las mugeres que no fabcn 

que cs vcrdad , y andan a cfcuras , dadme luz , pucs (bis 
Luz , Guia , Camino , y Vcrdad. 




CA- 




AL ^fONTE DE LA CRUZ. LIB. I. CAP. VI. 359 

C A P I T U LO VL 

^A LUZ EL SmO% A fHlLOTEA , (pA%A QUE SIGA 
el camino de la CruT^ , y fatisface a /us dudas, 

O mc pcfa, Philotea, dijo cl Sciior, que mc pro- 
pongas tus dudas, pues (bio 'en mi, y en aqueilos 
a quien alumbra mi luz , hallaras la cierta (abU 
duria y todo lo dcmas , es engano, y vanidad. Sa- 
bras hija , que dc(Hc el primer pecado , por la 
tranfgrefion al precepto, fc cerro cl Cielo que yo tenia pacence i 
la inocencia 5 y con lo mifmo que cerro la culpa el Cielo , abri^ 
para codas las almas que (iguleflen aquel camino dc culpas,el In- 
Herno. Con efib la naturaleza herida , y flaca , y la-razon nacu* 
ral enervada , y enflaquecida , y cautiva del apecito , toda carne 
fuc cada dia mas, y mas corrompiendo(c , y perdiendo fu cami- 
no , (>) y cada uno defHe el viencre de fu madre , como dijo el 
Profeca ^ erraba , 0>) y comcinzaba caminos de perdicion : y co- 
do lo gobernaba en el mundo , la catne , y el apecito , y (bio 3A^ 
gunos a quien la eficacia de tiii gracia rcfervaba de aquella uni- 
verfal perdicion , que refpedo de los otros , fue una linca muy 
delgada de Adan a Noe , deNoe"^ Abrahan , de efte a Moyf^n^ 
de Moyftn a David , delck David hafta que Yo mc hice Hom-^ 
brc , para (alvar a los hombres 5 apenas habia en el mundo ver-f 
dad , ni reditud , ni jufticia , y iblo (e confeivaba en mi^y poco^ 
(cguidores de mi Ley, j 

1 Viendo Yo efta univerfal ruina dc mis criaturas, y qvic la 
came era el impedimenco para que el alma no figuieife lo que pe4 
dia el efpiricu , quiie curar a la came^con mi Carne , y dar efpiri<> 
tu a la carne con mi Efpiricu. Y que (1 la carne , y (ii apetito ha-* 
bia cerrado el Cielo ,mi Carne, y mi E^iritu diefle efpiricu a lai 
almas , y les abricfle el Cielo , y les cerrafic el Infierno ; y final-* 
mente tomar fbbre mi las culpas , para borrar vueflras culpas 
con mis penas , abriendoles un camino »Mel>o , jufio , ra^naili^ 
honefio , muy duke , fuat>e , y facil , (^) por el qual fc falvaflf cl 
linage humano , que fin el corria a la perdicion. Camino nufPo} 
porque haila que Yo fegundo Adah refisrm^ las riiin^s que catt-^ 

fo,! 
(a) Gener.tf.v.11. (b)^ Brr4>tnmtdlii»tr0,P&]aui7,y»J^ . {c) I(a!. 34«v« 8Li 



.^ 60 PEKEGRJNACION DE PHILOTEA '. '. 

fo el primcro Adan , apenas (c conocia el dolor, las lagrimas , la 
penitcncia , la (bledad , y abftraccion ; porque fi bicn la tuvic- 
■ton vucftros primcros Padres , y otros fcguidores (uyos , a quien 
Yo comunique cfta fanta, y neceiaria dodrina^pero toda era rc- 
ducida a mi , y porque Yo en los tiempos venidcros la habia do 
platicar : y fu mcrito , y virtud tomaba la cftimadon j y la flicr- 
za en lo que Yo defpucs habia dc obrar por ellos. 

5 7«/?o 9 porque fi la carne arraftrada del torpc apetiro fuc 
lacaufadclas culpas , 6 el apecito arrnftrado , y envuclto en 
carne , y penfamicntos dc carne $ pagaflc la carne en mi vucC- 
tras culpass y comando Vueftra carne hecho Yo Hombre por vo- 
ibtros , padecicde mi ciarne lo que peco vueftra carne , y mis 
pcnas fiieflen mcdicina , y remedio a vucftras culpas , y mi pa- 
fion OS dicflc luz , y defterraffc a vueftras pafiones : y que todos 
aquellos que me figuen , fuelTen dando complemento a mi Pa- 
ilon , logrando ellos lo que he trabajado : y que pucs Yo les di 
cl merito , me dieflcn la imitacion:. y que encre las almas, y Yo 
fe confiimafle la Redcncion dc las almas : yo dandolas la gracia, 
cl valor, el esfiicrzo, Ips auxilios , ]ios (bcorros, y el mcrito 5 pe- 
ro ellos la obediencia , la, itpicacion , y el rendirfe a mis prcccp- 
cos , y el {eguir mis confejos , para poder guardar con perftc* 
cion mis divinos Mandamiemos. Finalmente , juftamence condc- 
nc a pcnas al apecito, y a la carne que Caufaba tantas culpasjpucs 
jufto es que paguc en petias la ruina que cl alma caufaba en cul* 
pas 5 y que pues peco cl a^tito , y la carne , fea la caftigada la 
carne , y enfrcnado , mortificado , y rcfrenado el apetico. 

4 f^^nahU es cambien efte camino 3 porque fi cl apedco, 
y la carne fueron la pcrdicion dc las almas , no era razonablc , ni 
convenicnte, que mandailc en cllas la carne , ni el apetito : pucs 
claro cfta que por los contrarios medios que fe pierde un Rcyno, 

' (c ha dc venir a ganar : y fi lo perdicron los vicios , y la relaja* 
cion , la omifion , el defcuido , la percza , y cobardia $ lo ha dc 
cobrar , y recobrar d valor , la conftancia , la diligencia, y la pc- 
ricia milicar. £s mencftcr mudar gobierno en las co(as , 6 modo 
dc gobcrnar , para gobernar lo perdido. 

5 Mud^ gobierno en las almas , para cobrar a las almas: 
las dcftruia el apetico , que trahia arraftrada , y a fus pies a la 
razon : el apecico engaiiaba, adormccia , entorpecia al alma con 
lot vicios. Entregu^ cl pctro a la lazon , y quicclo al apetico , y 

con 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. I. CAP. VI. ^61 
mi luz fupcrior la alumbr^ , y con cl calor ^c mi cfpiritu la con- 
forte , para que rindicndo a cftc furiofo cncmigo, (c introduacfl 
fen en el alnia las virtudes , y al mifmo tiempo , y con cflb (c 
deflcrraflcn de clla las paHoncs , y los vicios ; y quc-fi cobraron 
fiicrzas la came , y las pafiones , con darle quaHto pedia cl ape- 
tito , y gobcrnarfc por el , y con eflb oprimia , y cfcurccia a la 
razon , y la cautivaba , y aufentaba del almaj cobraflcn por mis 
tneritos , y pcnas, fiierzas cl cfpiritu ,y la parte (upcrior,y fucfl 
ic alumbrada , y confortada , para que domafle la carnc , con la 
tnortiHcacion , con la penitencia , el dolor, y contricionj y coil 
effo entra^e mi grada , y la viftiefle de gracia, para que fujctaf^ 
(c 5 y dcfterrafle dc efta fuertc las pafiones que la trahian perdi- 
da : con la qual , y con la abn^acion de m amor propio , en* 
trade mi amor , y la calentaflc, y caldeaflc, y enccndicte en mi 
caridad , y amor 5 y con clla, y con cl fc gobernaflc por cl. < Ves, 
Philotca , como todo efto es;K^o , y muy ra^nablei 

6 Tambicn efte camino , (bbrc ju/io , y ra^nable , es honef- 
to 5 porque el apetito , y la carnc , defHc la primera prcvaricacion, 
y culpa jficmpre pcrluadc al alma a lo pcor. Porque aquella pri- 
mera herida , 6 aquella andga^ , y primera raiz , y fbmcnto del 
pccado 5 rctonecc en todos los hijos del vicjo Adan $ y afsi efta 
cl alma inclinada,y declinada,y torcida a lo peor ,y bufca guA 
tos , deleytes , recreaciones , y contentos , aunque (ca de(viandor 
fc de aquella (uprema regla de lo (anto , y honefto , que tienen 
en SI los Mahdamientos Divinos. De (uerte , que la ambicion por 
crcccr , no repara en ofcnder la )ufta moderacion : la (bbcrbia 
por (ubir , no repara en ofcnder la humildad ; la Injuria por ocu- 
pSLvCe en torpezas, no repara en pifar la caftidad : la codicia rom- 
pc por lo ageno , y lo roba , (bio por hacerlo propio : con que 
con rcndir Yo , como rendi con mi gracia, y por mis penas , al 
apetito , quit^le al Demonio fu imperio ; y dandolo a k razon, 
la ILcne de luces , y auxilios mios ,y temple efte fcminario de pa* 
{lones , y de vicios , inlblendas , injufticias , &aldades , maldi- 
clones , homicidios , y robos. Porque la razon , que manda al al> 
ma , (c gobierna por mi Ley , y por mi Voluntad j y Yo la go- 
bierno a clla , y aborrecc lo malo , y figuc lo bueno , y promue- 
vc lo mejor , y huye el alma del vicio, y figuc la virtud,y eger- 
cita las virtudes $ y finalmcnte , obia en todo, lo fanto, bueno, 
y honefto, porque la gobicmo Yo. . 

rom.n iz CA- 




^6% PEREGRIN ACION DE PHILOTTA: 

CAPITULO VII. 

(PilJP^ONfi OVR^S S>imAS THILOTEA , COH EL 

recelo de entrar en el camino tie la CruTi ^y fe las de/ata el 

SeHor ^y la anlma con la /iuOfidad , y dulf^ra 

del camino, 

Randc confiiclo recibia el alma dc Philotea con las 
dulces razones , y palabras del Scnor , y con ver, 
y (entir tan clara luz^ , y conocimienco en (us du- 
das. Pero eran tan grandes fus tcmorcs ^. el hor- 
ror que le habian cau{ado el ver tantasCruces , pc- 
nas , y defabrimientos en aquel monte , y camino , que le mof- 
tro el Seiior para guiarla , y encaminarla , y .el recelo , y miedo 
que tenia de andar , y entrar en el defabrido de la Cruz , y tra- 
herla (bbre fus hombrosj que aunquc la verdadjy luz de la doc- 
trina la convcncio , todavia el rigor , y afpcrcza del camino , y 
de la Cruz la eipantaba. Y coino el Senor la declare lo nu^o , lo 
jufio , lo ra-^nable , y lo honefio del camino, y "no la dijo cofa de 
lofacH , dc lo dulceyy\ofuan>e^ que habia propucfto en el 5 Phi- 
lotea , que en lo honefto , ra7;pnable , y ju/io , amaba mas lo 
fuifPe y lo dulce , y/acil j no olvidada dc efta duke ^fuctoe , yfacil 
propodcion , dijo al Senor: 

2 Grande gozo , 6 Eterno Bicn de las almas ! ha recibido 
la mia , dc habermc manifeftado con tan grande claridad \ojufioy 
lo ra^nable , lo homjio de eftc camino 'y y reconozco ya la con- 
veniencia que ticne el (eguiros con la Cruz (bbre los hombros. 
Honefto es , y llena de honcftidad yjufto , y Ucna dc jufticia 5 ra-- 
%onable , y cncamina , y contiene en la razon. Ya he Ucgado a 
cntendcr , que la Cruz es la vara dc la Divina Julticia , que da 4 
las almas jufticia : es cl cetro de la razon , que pone a las almas 
en ra'^n : es la medida dc lo fanto , y razonable , que hacc que 
vivan con razon y regla , y medida : es li puentc por donde dc 
cfla vida (c Ilega a la cterna vida } pero efte camino jufto y fanto, 
y raxpnable , dadmclo &cil , Seiior. Dadme con lo util lo (uavcj 
dadmc dulce, lo miGno que dais honefto$ dadme con lo razona- 
ble, lo agradablc. i Qucreis Vos que me pcr(uada,6 Bicn eterno, 
que el penar es deicanfar ? Que crca , que deja de (cr cl (qdot 
hdga , la pcnitencia dolor i Que dejcn dc fer las penas , congo- 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. VII. 365 

ja , y tribulacion ? Vco (ubir rebcntando por lo afpcro dc cftc 
montc a a<jucllosquc van vcnciendo con dificultad la cucftajveo 
que caminan cntrc pcnas , y fufpiros , iagrimas , fangrc , y do- 
lor 5 ii eftc Uamarc camiDo fuave , y facil ? Util si , honefto , ra- 
enable , y cont>emente j pcro facil , y fuavc , cflb no. Y fino es fa- 
cil , Dios mio , e yo flaca , y dcbil , y dclicada , que he dc haccr? 
Como he de andar penando , y padeciendo por camino , (obrc 
defviado, duro? Como es pofible , que os figan en Cruz horn- 
bros flacos , que no conocieron Cruz? 

5 ^Que mc importa lo honefto , que dcfco apctcccr , lo 
razonable que dcfeo imitarjlo jufto que dcbo obrar , fi me falta 
16 pofiblc, y para haccr lo pofible me falta lo dulce,y facil? Ser- 
virame de tanto mayor pena , y dcfconfuelo la Cruz , quanto no 
mc entretiene el cngano ; antes vco el bien , y no lo figo , por- 
quc cs dificultofb {eguirlo. Vco mi Utilidad , y la conozco y y 
pprque no la pucdo por fii afpercza fcguir , no la puedo confe- 
guir. O Senor , haccd facil lo honefto ! haced fuave lo razonable, 
y haced dulce lo que es jufio , rUT^nable , y honefio, O hijos dc 
Adan (refpondio el Senor a Philotca) duros , y fuertes de cora- 
:;on I Siempre declinais a la (Inieftra , y huis por Jo dulce , de lo 
honefto., y volveis las efpaldas a lo fanto , por lo faciLHuis mis 
caminos , por (eguir los vucftros , mas defpcnaderos que ca- . 
minos. . 

.4 Lo primero ^ (Philotea , quien tt ha dicho , que qaan* - 
do el {cguitmc ,y.{crvirme ,no tuviera facalidad , no habiais de- 
cmprcnder eftc camino , y veneer toda (u dificultad? Porque no • 
ha de coftar dificultad cl alcanzar etetna corona , y gloria ?.Os 
he dc dar dado el Cielo , quando comprais a tan c^ro precio cl^ 
(iielo , y los bienes de la tierra ? Por Ventura , m'erece menos el> 
gozarme ctcrnamence , que cl gozar vofbtros en cl mundo vud^ ' 
tros dcleytcs , y gozos momcntaneos , y. lijgcros ? Dado cl Cklo, • 
y a caro precio la tierra ? Para confeguir efto momentaned , y 
temporal , padcceisinumcrables tormentos,, (ufpenfiones , afli&> 
clones , per(ecuciones , afrentns 5 y huis de padccer para confe- « 
guir gozos , que nunca (e acaban ? Qui locura cs efta , Philot^> [ 
Tanto animo , y alicnto para arrojaros a las pcnas del Infierno. 
por un dclcytc apenas con(eguidoy poi:\in.puefto, una honra ape> : 
nas alcanzada , y ya defaparecida ; y tanta cobardia , y defalien- 
to para conieguir la gloria? Que deGitino no es.el pade^er tanto 

T9m,FL ^ Zzz CO- 




964 PEREGRINACION DE PHILOTEA 

como padcccis para condenaros , y no qucrer padcccr tantomc- 
nores pcnas por falvaros ? Quando Yo os pidiera pcnas fin con- 
fuclo , y dolorcs fin alivio por la gloria , no os la daba muy ba- 
rata ? Por ventura , no mcrccc cl gozar eterno ticmpo , d padc- 
ccr poco dcmpo ? Inmcnfb pcfo de gloria , no mcreccran fiquic- 
ra ligcras , y breves pcnas ? Sera mcjor lo que haccis ? pcnar por 
gozar aqui, y apcnas Uega con el penar cl gozar , quando fc aca- 
ba el gozar > y fe comienza ecernamencc a pcnar? 

CAPITULO VIII. 

'JFLIGESE <PHILOTEA , <!(ECELAm)0 EL EKOJO 
del SeHor ^y fu S)h>ina Ma^efiad la con/uela , y enfena el 
or'tgen del camtno de la Crw^ 

llendo Philot6a , que parecia que (e enojaba el Se- 
iior 5 y que (c volvia fevcridad , y zelo (u blandu* 
ra 9 y rigor , fu (uavidad , le dijo : Senor , clTo cs 
evidente: he hablado , no como flaca , fino como 
la mifma flaqucza , y debilidad. Locos (bmos , cie- 
gos , Jeflis mio , cftamos 5 pero Senor ^ ya que no podcmos como 
flacos ir a Vos , venid a nofbtros Vos , rortaleza de los flacos. 
No^puede nueftra flaqucza (eguir vueftra fbrcaleza; vcngavuef' 
tra rorcaleza a animar nueftra flaqucza. No puedc el nino poncr • 
fe en la proporcion del Profeca para Icr reHicicado ; hagafe nine 
cl Profeca , y proporcionefe al nino , y cobrara vida cl nino por 
la virtud del Profeta. (a) 

. 2 Afsi cs como decis ; pero todo quanto habels probadO)6 
BScn Eterno , convencc , que cs juftifomo el padcccr por la glo- 
ria , y por (eguiros , pues d (eguiros cs gloria $ pero no prooais 
con cfib , que os (cguimos , y confeguimos fin padcccr , ni que 
c$ facil cl feguiros, padccicndo, ni que os (cguimos gozando. Y 
aisi , Senor , todo eflb cs probar loyVt^o, mas no lo duke , yfui- 
Ik, £s probar,que cs jufto veneer la diflculcad , pero no moflrar 
la £icilidad : y yo.bieh veo , Seiior , que cs jufti(simo cl padcccr 
pjira bufcaros , y hallaros , y gozaros^ y que quanto padeccn los 
Santos en efta vida de penas , y los perdidos en una vida de cul- 
pas , y los condcnados en un Infierno de culpas , y de pcnas , cs 

a- 



AL MONTE DE LA CRUZ. LlB. I. CAP. VIIL ^6$ 

ligero padccer , (i huvicra dc (er prccio dc tan grandc bicn , y coa 
cl fc compradc el gozaroSjy alabaros cternamcntc en la gloria. 

J Mas 5 Scnor , yo flaca , pobre dc virtud , y de fucrzas, 
ecomo hallar^ , y juntare cl caudal penofo , y duro de eftc prccio, 
quando me (lento fin fuerzas para las penas? Dadmc, Scnor , un 
camino tolerable, Yo amo la Cruz , y la adoro, y la rcvcrencioi 
pero trahcrla en los hombros , y romper por alperezas , y ven- 
eer dificultadcs , para mi lo tcngo por impofible. (Si fblo buf- 
cando la Cruz fin Cruz ^ habeis vifto , Scnor mio , que me hd 
pcrdido en el camino , y que ya fatigada de fii Cruz , no podia: 
tolerar la Cruz , de haberme perdido por lo llano, por lo ameno 
del camino ^ ^como podre caminar con Cruz , por lo a{pero do 
cflc monte , por lo hiniefto de efla cucfta? Haccd para mi otra 
camino , Senor , que os figa , y fea fin Cruz. 

4 Compadecido el Seiior de Philot^a, la dijq: Animate, 
Philotca 5 que aunque no es razdn hacci: otro camino para ti, 
4c cl que he hecho para mi Madfe , mis Apoftoles , y todos los 
dcmas Santos , y para toda la Iglcfia , qu^ es el real , y fcguro dc 
la Cruz 5 que yo por mi mifino jY ton mi fangrc he formado, 
y afirmado , y confirmado $ yo Ccti tu cbmpaiiia , y tu guia , y 
ibcorro , y con efib no tienes que recelar el camino; Yo (ere toda 
tu esfuerzo , y conftancia , y hare que nfii gracia d6 tal animo-a 
tu elpiritu , y flaqueza , y tales fucrzds , que puedas llevar la 
Cruz (bbre los hombros con valor , y fbrtalcza. 

5 Entonces Philotca , temiendo que ya la pohia el SenOr la' 
Cruz en los hombros, lereplico: Senof, bicn podeis quanto* 
quereis , bicn podeis hacer camino al Cielo fin Cruz : nada hayt 
a Vos limitado , ni tiene termino vueflxo poder : mirad que me^ 
faltan fuerzas para padccer tantas pcnas,como me^menazan eii 
cfta (enda afperifsima , y que no podre llevar vucftra Cruz , An' 
caer , y deicaccer. Pucs me dijifteis al acreditar el camino de la* 
Cruz , que era facil , y/uOTpe :- moftradrae primero la (iiavidad, 
y facilidad , antes que con la expcriencia vea fu dificulud. ©«/cf ,' 
y reSlo es el SeHor , nos dice vucftro Profeta : 0>) moftradme lo dul- 
cc , antes que Uegue a lo redo. Vucftro yugo es fijavc ^ y vucf- 
tra carga ligera , (0 moftradme lo ligero , y lo fiiave antes de- 
ponerme el yugo , que a mi me parece grave. Mas facilmentc 

(^) SDidaSt^rtSiu t)9nmms, VOAaut^iVtS, (c) Matttu ti. Vt jou ^ ^ ^ 



^66 PEREGRINACION DE PHILOTEA ' 

figuc la voluntad convcncida , y alumbrada por laluzquffdais 
al antcndimiento : no os canleis Dios niio , dc fufrirmc , y cnfe- 
narme , pucs no os canfaftcis dc pcnar al rcdimirmc. 

6 Habrcmc dc conformar , 6 Philotca , contigo , pucs tu 
nQ quiercs conformartc humildcmcntc conmigo. Yo tc probarc 
primcro con cl difcurfo, y dcfpues con la autoridad ,y cgcmplo, 
la facilidad , y fuavidad del camino de la Cruz. 

•r Es bicn que cntiendas , Philotca , que lucgo que el pri- 
mer hombre (como tc he dicho) defamparo la inoccncia original 
con la culpa , y tranfgrefion del prcccpto , (e defnudo dc la tu- 
nica que tenia veftida de mi gracia , y (c viftio de las pielcs de la 
mucrte 5 que tuvo lucgo prefcnte 5 y afsi fuc forzofo , que deu' 
dor pot tan graves culpas, lo fiieflc tambicn de penas; porquc al 

lito fuccdio inmediata la fcntencia , a la ientencia , el caftigo. 



delito fuccdio inmediata la icntencia , a la ientencia , el caftigo, 
al caftigo las penas jquc dio la mifma {entencia. Peco cl hombre, 
pene cl hombre. Ofcndio a (u Criador , padezca la criacura , y 
paguc la culpa con que fe atrcvi6 a ofendcr fu Criador. Efiiman- 
do (u gufto , y apctito , pcrdi6 k Dios , pucs. (ea caftigado cl horn- 
bre que dejo a Dios , por (cguir torpcmcntc fu apctito. Todas las 
criaturas le obedccian , porqcie el obedecia al Criador dc todas 
las criaturas ; pucs todas las criaturas fe Ic rebden , pues ^ ic rc- 
belo al ScEor de todas ^s criaturas. 

8 DcIHc cntonces Hatio la carne flaqueza , y huyo del alma 
la fortalcza. DefHe cntonces Ips clcmcntos fbn pcna al hombre, 
qiie eran antes toda fu recrcacion. DcfHc cntonces defterrado dc 
fe Patria , comenzo a padpcer las injurias, y pobreza del deftier- 
10: pidio al fudor (ii fuftento ^ porquc (in el no qui(b darlo 1% 
cicrra. Los dolorcs , y las penas , y tribulaciones le acompanan; 
y enmcdio dc los guftos que buica cl apetito , halla tantos dcfa -^ 
brimicntos , y di^ftos , que vcncen aquellos guftos , porque 
anhela fu apetito. 

9 Dc aqui rcfulta , Philotea , que el penar acompaiia a la 
vida con una natural neceddad , como al vivir cl alentar , y el 
gemir , y el (ufpirar ; con lo qual defHc cl naccr al morir , todo 
es penar. Pinta los mayores guftos , ima^na los mayores deley- 
tes 5 contentos , recrcacioncs , aunque (can con mis ofen{as , y 
aunque las (blicitcs fin cuidar de mi Ley, ni de la Gloria que per- 
deis , ni del Inficrno adonde vais 5 que en eftos guftos , 6 antes 
jdc cUos ^ 6 defpucs dc elios , 6 en ellos , habeis dc padecer can- 

tas 



AL MONTE DE LA CRUZ. LB. I. CAP. VIII. 167 
tas pcnas , y di(guftos , que en pcfando cori jufta balanza cftas, 
y aquellas , hallarcis que fobrcponen los difguftos a los guftos. 
Dc fuerte > que en cfta vida fc ha dc padcccr , 6 figuicndome , 6 
perfiguicndomc. Se ha dc padcccr , 6 vcncicndo con la Cruz el 
camino de la Cruz , 6 figuicndo otro caminq fin Cruz 5 pero con 
mas duras Cruccs , que os llcvan y precipitan por cl dcleyte , al 
Inficrno. 
• 10 Entonccs Philotca dijo : Seiior, crco (pucs que lo deds) 
que (c padece en k) vanp , mucho mas que no en lo bucno. Pe- 
ro que es la razon, epor que los hombrcs cfcogcn el padeccr, pa* 
ra padecer , y no efcbgcn padcccr miicho mcnos por gozar ? Por 
que cfcogcn penar en cfta vida , huycndo de la Cruz a cterno 
tormcnto y pena , no cligiendo por la Cruz y con la Cruz, 
una pena moderada , para alcanzar cterno cbntento , y gloria? 

11 Porque cfcogen comb hombrcs , (dijo el Seiior) y por- 
quc cicgos , y mal inclinados , quieren los guftos prefentes con 
tan terrible penfion , y no los que Ics promcto yo , con muchas 
mcnos penfioncs : locos , y delconfiados viven con lo que whn* 
pero no con lo que creen. Creen que hay Cielo , mas no lo 
v^n. V^n que hay gozos eh el mundo , aunque con pena y 
dcfabrimicnto 5 y quieren mas breves gozos , con cftc defabri- 
miento, amenazados de cterno defabrimi^nto y tormcnto que 
no ven , que cterno gozo , y contento. Eft© vifiblc es, Philotca 
encmigo de lo cterno , i invifiblc : efto vifiblc , arraftra a los 
mortales , y los Ueva a pcnas , y tormentos inmonalcs. . * 

12 O Seiior ! dijo Philotca , y qu^ terrible engaiio , locu- 
ra , y maldad ! fin duda es falta dc fc dc lo cterno , lo que llcva 
a bs almas al Inficrno. Libradme , Seiior , dc cfta horrible , y 
terrible ceguedad. Eflb es , dijo cl Seiior , lo que fblicito , Phi- 
lotca , con poncr (bbre tus hombros la Cruz , y tu no quieres 

cntrar en fii camino , ni por camino , fino andar pccdida 
fin luz 5 y fin Cruz , y fin camino. 




CA- 




3 6 S PEREGRINACION DE PHILOTEA 

C A P I T U L O IX. 

rUEU^ fPHJLOLEA A ASSEGV^d^K^E COK S>¥E^JS 

preguntas , en el camino ^al de la CruTi , antes defegmk^ 

y el Sefior la tfa alumbrando. 

Icndofc Philocea concluida con la razon del Senor, 
le parccio (vencida la luz del cntendimiento , re* 
hulando la voluntad flaca de abrazar el camino de 
^1 la Cruz) declinar la platica hacia otro lado , y 
a(si le dijo al Scnor : Pro(eguid , (I (bis (crvido , o 
Maeftro Sobcrano , lo que o&eciftcis 5 cnlcnadme (como cspo- 
(Ible que fea facil 3 y lo que cs mas , que (ca dulce y (iiave d 
camino de la Cruz , que a Vos cofto tantas penas? Aquellas Gra- 
ces grandifsimas , que cftoy viendo en eftc monce , con que fu- 
ben aquellos (eguidores de la Cruz , no es forzoib que opriman 
(us debilitados hombros ? Si Vos , Scnor , al llevar la Cruz en 
que padecifteis , caifteis algunas veces con ella , que haran ellos? 
Que hare yo ? La Cruz que opriine al gigancc , como oprimira 
al enano ? La Cruz que oprime a los hombros divinos , como 
podran llevar (bbre si los flacos , y los debiles y humanos? Se- 
guid , dulce Seiior , el di{cur(b con que me vais enfenando , que 
he menefter mucho csfuerzo para poder tolerar el durifsimo , y 
a(peri(simo camino de la Cruz. 

2 Ya te he dicho , Philotea , que dc{He que cl hombre con 
cl pecado echo (bbre si las culpas , Dios juftamente echo (bbre 
(us hombros las penas. Porque a(si como peco , (e hizo reo y 
deudor , el y todos fus de(cendientes, de efte debico mortah y no 
(bio lo pago Adan , y Eva , que (on los que cpntrageron e(b 
deuda 5 fino que lo efta laftando , y (adsfaciendo toda (u pofte- 
ridad , (In que haya havido mas que dos almas en el mundo^que 
hayan dejado de concraherla , y de ve(lir(c efte fco , y afrenco(b 
(ambenito , que fiieron la mia , por eftar unida mi per(bna Di' 
vina a la naturaleza humana 5 y la de mi Madre , porque yo qui- 
(e eximirla de la culpa, por privilegio admirable, re(ervandovir- 
gcn (ii alma , fin que la tocafte el original contagio ; y (u cucr- 
po, conicrvando intacSka (u admirable pureza, y virginidad. To- 
dos los demas han fido reos de aquel primero dclico, hcrcdando 
con la naturaleza aquella original culpa, en (u ma(a condenada 

CO- 



AL MONTE DE lA CRO^:. LIB. I. CAP. DC. j 69 

como la (angre villana , 6 (ervil , que (icmpre en (us (ucelionesf 
hereda el (cr cribucaiia » y va con la de{cendencia, 

J Y c$ bicn que adviercas , que aun Yo fiendo DJos , y mi . 
Madre , habiendola hecho mi Madre (y por {crk> , dadole ra-~ 
ri{sima$ preemincndas , y cxcclcncias)auhquc fiiimos e(ento$ 
dc la culpa de Adan , que no cabia en la Eieneia de mi Bondad 
infinica , ni en la decencia ^ y mageftad que (c dcbia al (er (bbe- 
tano de mi Madre j per© con todo cflb come Yo fobrc mi , y mi 
Madre (obrc st , cl yugo , y pefb de las penas que caufo aquella 
original culpa , y con la vcftidura , y naturaleza de Adan., car*' 
guc Con todas (us penas y y degi que fuefle paOble mi Came , y 
b dc mi Madre : antes bicn quifc que fue(Ie padble la mia , por^ 
que la recibi; pafiblc de(clc el viencre de mi Madre : y no (olo he-( 
mos padcddo aquellas penas , que Yo por mi amor apltque a 
vucftra redencion , y mayorcs de las que huvo mencfter vuef-- 
tra mi(ma redencion ^{porque lals que baftaban para vueftrore- . 
medio , no baftaron para la fineza de mi amor) (ino que nam-: . 
ralmence mi Madre padecia las injurias de los nempos , oomo las 
dcmas pcrfbnas, y Yo padeci'ibdo lo que ^i' cnVUdto , y c^ 
propio de una peribnapaAble,' Mortal , y humana. Porqud 
hacerme Hombrc , i hijo de Adin , file hacerme pafiblc , y 
traher fbbrc mi las penas del vicja Adan : y de las dos partes dct 
primero hombre , ya que no fiic tompatible con mi Bondad in- 
finita , y la pdrticipada de mi Madre ^ ^1 inciirrir en las culpas| 
me rendi i lo compatible , que es comar (obrc mis hombros las- 
penas. 

4 Siendo , pueS^krto , Philbt^ ^ que fcr hombre , y pa- 

^ccer es todo uno ^ y que no hay , ni ha habido hombrc dcide 

Adan , ni lo jia de habet, que no haya padccido, y que cfto que 

es padecer , es una penaiidad nccfe^riadcl-vivirs^porqui^jPhi- 

lotca 5 temes tanto padecer la Cruz , fi has de padecer fin Cruz? 

Por que no quicrcs padecer , y traher fobre tus hombros mi 

Cruz 3 fi has de padecer , fin traher fbbrc tus hombros la Cruz? 

Por que no quicrcs padecer por mi , fi has dc padecer por tl? Si 

has de padecer huyendo fugitiva dc la Cruz jporque no quieres 

padecer conmigo , figuicndome con la Cruz ?JSi hasdc padecer 

fin Cruz entre afrencas , y deshori'ras j porquc no quieres pade-- 

ccr con Cruz cntrc trofibs , y glorias ? Si has de padecer en un 

cadahalTo infame , a&cncada 5 por que no en Ciuz , Eivorccida, 

Tom.Vl. Aaa j 



570 PEREGRIN ACION DE J?fiILX3TEA* ' 

y lionrada ? §i Q9n los malos , infanics^.y pccatloccs ; pot que 
no con los buenps , con los juftos , y los Santos ? Si has dc padc- 
ccr pfejidicndpmc ; por que no has de padccer firvicndom^, y 
agradandpmc ? Si has dc padccer , para padccer ctcrnas penas, ^ 
yiacababks tormcnto? 5 por que no has dc padccer por gozar 
sterna gloria , c inacabablcs contcnto$?Hay eleccion racional,6 
Philotca , que cfcoja por breves guftos , pcijas inmortales ,y mor- 
;alcS? Inmortales , en el tiempo , y mprtalcs en la pcna , y que 
cfto {e clija volviendo las e(paldas a glprias eternas , por no pa- 
dccer penas tranfitorias , y brcvcmcnte mortalcs? 

5 Mira a quantos han padecido fip mi , 6 contra mi ; y mi- 
ra a quantos han padecido por mf , y conmigo. Mifa i Cain que 
padecio contra mi (y.grpfcrp labrador , mal hijo , y cruel hci« 
xnano , hizo cabeza a los malditos , y condenados dc vucilra gc- 
neracion) < quanta padecio vjvicndo fugkivo por el jftundo? (0 
Quanto padecio pecandp ? Qu^to padeciot muriendo ? Quanto 
padecio ,y p^deceraxn el IttHerno penando? 

6 Mira por el contrario ,a fu hcrmano Abel , buen Paftor, 
humilde hijp , y pbedientc- a .fii? padrcs^, fcncillo , y virtuofo 
hcrmano^ con qu6 breves .pcaiascpnfiguio el {er imagen en la 
inocencia , y por (erlo , coronarle en la bicnaventuranza ? A cde 
refpc^io dc(3e aquella virtud primitiva , y dc{He aqucl priracro 
delito y atrocida4 , regiftra Philotea todas las generaciones , t\o 
veras Hno penas (In Cruz en lp$ malp$i, penas con Cruz en los 
Ijuenos. A las penas fin Cruzjckbs.malb^ > (e Hgue eterno toi' 
mento , y pcna $ y a las penas con Cruz de los buenos , ie d- 
gue eterna corona , y gloria. cPues quien e| tan de bronce en cl 
lentir , Philotea , qUien tan bruto al difcurrir , que clija penat 

{in Cruz, para padccer ecerna.mente > y np clija peaar cpa 
Cm? ,. para gozar eternamente? 

:ffk\ GctieC 4. T. If. 




CA 




AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. I. CAB. X 171, 

C A P I T U L O X. 

^ECONOCE ^HILOTEA LA FUE^A DEL S^ISCV^SO, 

del Senor , y totUfPia U replica fr fiaque^a , nhufanh 

tomar Johre fus hombros la Cru^ 

EnoT, dijo Philotca, convcncc claramcnte cflc dif* 
curfbjy cs comb vucftro, cclcftial : pcro con cfib, 
Gloria ecerna , probais lo jufto del padecer , que 
Vos dccis 5 pcro no lo facil , y fuave del padecer, 
que yo os pido. Convencido efti, Dios mio , mi 
enteadlmienco a la convenicncia de la Cruz ; pero no con efib 
£c c onvcncc mi flaqueza , para poderla llevar : y Vos , piedad in- 
iin'ca , no fblo no me habeis de cargaf con lo jufto, Hno darme 
lo &ave y dulce , moderado , y facil. Yo , Seiior , eftoy pefando 
«fta carga,y probando fi la he de poder llevar. Tomo efta Cruz^ 
para levantarla del (uelo, 6 poc decirlo mejor del, Cielo de eflas 
K>beranas manos , y no puedo con tanto pefb , Senor : mirad yos 
como ha de ^r. 

2 i Quien ha de llevar (bbre (us hombros una Cmz tan cer^* 
ribic , larga , y pefada , como aqueUa que eftoy vicndo en aquel 
Religiotb , que va vendendo la cuefta de aquel monce ? Quien 
ha de poder craher la de aquel Saccrdoce honefto , que ya dps 
veces caido (e ha levantado a profeguir (u camino ? Yo , Seiior, 
bicn confieib , que es la Cruz (anca , y buena , y necelaria , y 
convenicnte , y mejor que las penas que padecemos Cm Cruz en 
c(^e mundo de penas ; pcro Vos piadoHfsimo Seiior , efto bueno^ 
haccdlo &cil ; efto ^to , y meritorio , hacedlo fuave , y dulce. 

^ < Que imporca que fea bucno , H el remcdio es can amar- 
go , y doloroib, que no (e pucde tragar ? Eftomagos hay tan 
fiacos, que no pueden colerar la amargura de la purga {aludablc, 
y la vuelven , y ia arrojan , y con ella (u (alud. Cargarme de 
mucho oro , es gran merccd 5 pcro tanto podeis darme , con con- 
dicion que lo llcvc {obfc mi , que me oprima , y me derribe. 
Mucho oro , y. muciiD merecimiento , y mucha virtud es ia de 
vucftra fanta Cruz > pcro eftoy temiendo , Senor mio , que tan- 
ca carga de lo bueno y lo preciofb , no oprima mis flacos hom • 
Bros , y me (ca incomportable , y con eflb (ea impofible el ca- 
mlnar con lo bucno , por fcr tan penofb y dcfabiido.. 

T9m,K Aaai Y 



^7» PEREGRINACION DE PHDLOTEA 

4 Y yo no digo , Scnor , que no pcnan los malos; pcropc- 
nan mas facilmehtc que los bucnos : porque los malos , pcnan 
gozando ; pero los bucnos fin gozar , pcnan penando al pcnar. 
De los malos el penar , cs figuiendo el curfb , y carrera natural 
de fus inclinaciones ; pero el pcnar de los bucnos, es venciendo, 
y luchando centra fus inclinaciones. Los bucnos pcnan fubicn- 
do , los malos pcnan bajando. 

5 Detente, dijo el Sciior, detente, Philot^a, en tu difcurfo, 
porque la fucrza de la natural razon , que he (ellado en vucftras 
almas , te ha llcvado a la verdad. £s cicrto lo que tu dices , que 
los malos pcnan defcendiendo, los bucnos pcnan fubiendo; i pe- 
ro con loque pcnan los malos bajando, adonde bajan? Allnficr- 
no. Y con lo que pcnan lubicndo los bucnos, adonde fubcn? Al 
Ciclo. Pues como Philot^a , tc atreves a (cguir un difcurfb tan 
necio , y defatinado ? Como te atreves a alabar , 6 abrazir eda 
facilidad de bajar , precipitarie , y caer ? La facilidad , y (uavi- 
dad de ir al (uplicio , y a la pena , y al caftigo , tienes por apetc- 
cible ? Lo que mas ligeramentc te Ueva a cternos tormentos, 
tienes , Philotea , por amable ? £1 que eftuvicdc en la carcel, 
para falir al fuplicio , fi huvicra de ir a caballo , y la dc- 
fcfpcracion no gobernafle (u difcurfb , <en qu^ querria ir a la 
horca , 6 al cuchillo , en un animal tardo , y lento , 6 en un li- 
gcro caballo ? Mira tu quanto dclca el enfcrmo dcteneric en cl 
camino , por no llcgar a morir. Mira quanto procura afirfe de 
las aldabas fragiles , de los remcdios inciertos de la vida , por no 
llcgar a la muertc. (Sera felicidad del enfcrmo , que corra acclc- 
rado a fu fin? 

. 6 La mayor ruma , y perdicion de los malos , es la facili- 
dad de los gudos , la fuavidad de las culpas , cl cngano dc las 
penas, cl correr cucfla abajo al caminar , agua abajo al navegar, 
hafta llcgar por breves gudos , con penas , y con di^ftos acc- 
Icrados, a aquellas cternas penas del Infierno, que fbn inacaba- 
blcs di^uftos. 

7 Mcjor Ics cftuviera hallar la dificultad al caminar , que 
caminar ligeramentc al penar ,y al pecar. Mcjor les eftuvicra ca • 
minar torpcmcnte al acabar, que por vivir torpemente, caminar 
facil y ligeramentc a padecer , y pcnar ctcrnamentc. Efla facili- 
dad , Philotea , es fii ruina $ porque de la mancra que el pciiar- 
co defafido dc la emincncia del montc , facilmente llega al ccn- 

tro: 




'AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. X. 5 75 

tro : y de la mancra que cl hombre precipitado de uo. alto rifco, 
faciltnente fc defpcdaza , y Ucga muerco, y dividido en pedazos 
al fin de (u carrcra , y fii vida ; y dc la manera que al que fuclta 
cl verdugo de lo alto de la horca, faciltnente queda pendiente de 
{u caftigo , y cordel 5 a(si , Philot^a, ^icilmente padeccn los ma- 
les pcnas muy accleradas y cternas , cnvueltas en ^cilifsimas 
culpas 5 y padecen facilmente lo que tan facil , y julUmente han 
dc penar cternidades dc Hglos , con intolerables penas« 

C A P I T U L O XL 

VUELVE THILOTEJ A HACE% miEVAS mSTMClAS 

al Senor ^ fibre que le hagafuatfe el camino de la Cru^iyji el 

SeHor lafatis/ace a Jits dudas, 

|£nor,dijo Philotca, pues Vos inclinaflieis vueftro^ 
oidos , y los Cielos a mis quejas , indinad vuef- 
tra paciencia amis importunidadcs. Bien vco , Sc- 
iior mio , que cfia facilidad.de pccar , y padeccr 
en los malos , cs tod^ (u perdicion j porque bien 
cierto es , que caminar con pies ligeros a la culpa , es caminar 
con pies mas ligeros al caftigo y y caminar con pies ligeros pe- 
cando a las culpas , y a las penas temporales , es caminar con 
pies ligeros a las eternas* 

2 Pero , Senor , en. mi ignorancia , nace mi argumenco 
clonde acaba vueftra (blucion. Porque (1 tan malo es, Senor mio, 
caminar ligeramente a lo malo , claro efta , que no (era bucno 
caminar peladamente a lo bueno : (i el caminar a la culpa con 
tanta £icilidad es malifsimo ; el caminar con pafbs tan peiados, 
y con tantos impedimentos , lazos , cmbarazos , y Cruces para 
fcguiros , no parece que es pofible , que fea bonifsimo (bbre no 
fcr (uavifsimo. <*Para que , Senor , cargais de pefb a los que os 
figuen , y os buican ? Por que haceis que fuban por. afperezas, 
y Vjcnzan dificulrades ? Por que (bbre fer tan a^ra cuefta la que 
vcnccn al bufcaros , y tan fragofo monte el que pilan al (egui- 
ros , los cargais de mas a- inas dc la Cruz , y efta tan grande, 
que (bio el verla atribula ?.Nq es mejor que por camino llano, 
y facil , fuclros , y ligeros os. figan , bufquen , y flrvan ? No cs 
jncjor que cuefta aba jo llcguen con velocidad a feguiros , a fer- 
viros , y adoraros?.Yo flaca.,y pobrc de cfpiritu ^y de virtud, 

lie- 



^74 PERJ£CRINACk5n DE PHILOTEA ^ 

Ucna c*e ^e ^ilidad , (ino puedo con cl camino por afpero , j coen* 
ca an bi , podr^ con la Craz , con (u pe(b , y cl camino? 

^ Tu dana , rcQ)ondi6 cl Scnor, Philoc^ , de no percibit 
y amar cl camino dc la Cruz , (c origina dc que no cnticndcs /u 
millcrio incfable , y admirable , y por e(Ib no penctras fii cami- 
no ; con elTo no conoccs quant» (e abrevia , nl como (e anda 
por i\, Ede daiio nace dc ocro principio infcliz , que hay en ti, 
que toque arriba , que es gobcrnarte por lo vifible , y olvidar lo 
inviHblc , que es abrazar la apariencia , y volver las c(paldas a 
la verdad , y (uftancia. Miras , Philot^a , con antojos , y (in ojos 
lo cicrto , y lo verdadero , por tcner (bbre cus ojos lo aparencc, 
vano 9 y fal(b de eftos carnales antojos ; y de la manera que el 
que mira con unos antojos de vidrio azul , 6 verde , quanto mi* 
ta le parcce del color que ticne el vidrio , y no del que tiencn 
las co(as que efta mirando $ a($i m , Philotea , que cftas m!randd 
las cofas cfpirituales con antojos dc mundo , dcbilidad , y fli- 
queza de engano , y carne , no penctras , ni endcndes , ni peid** 
bes el camino de la Cruz. 

4 Tu ccmcs aquellai Cruces^grandes , que trahen (bbre s( 
mis (iervos , fubicndo por aquel monte ; y las que tu ttcnes por 
pc(b y tiencn ellos por alivio, Tu las denes por pe(adas , ellos las 
tiencn por alcgres , por facilcs , y ligcras. Aquel que a ti te pa« 
recc p j(b , que es la Cruz , cs el alivio de aquel pe(b. Las plu* 
mas dc las avcs , que cs fu pe(b , (on (ii ligcrcza, y yuelo. Las ve« 
las del Navio , que es fu pe(b , (on todo (u movimicnto. El cc-> 
chero , que parece que oprime , es quien guia la carroza. No (a- 
bes , Philotea , de lo bueno , y de lo (anto , y a(si gobiernas lo 
bueno , y (anto con las rcglas de lo vano , y enganolb : y no cs 
pofible , que con di(cur(bs tan vanos aju(lcs , midas , ni enden« 
das rcglas de clplritu , y de verdad. 

5 {No v^s , (imple Philotea , en tu engano cl defcngano? 
£n edb mifmo que e(ias mirando , no v^ que los de las Cnicet 
grandes caminan mas apri(a que los otros ? No vis , que los dc 
las Cruces que a ti te parecen mas pe(adas, las trahen eUos como 
(i fiieran ligcras ? No vis , que los de las Cruces mayores , zyvt'^ 
dan a (cguir , y a traher fu Cruz a los que las trahen mcnores? 
No vis , que los que trahen los pies dckalzos , piGm mas ani^ 
mo(a , y dctcrminidament* los abrojc^, las elpinas, y a(pcrezas2 
No vis 9 que los mas dc(hu4os padeccn el frio con alegria) quaix-* 

do 



AL MONTE M LA cmZ: LIB; I.:C?AP. t^I. 1 75 

do penan los vcftidos? No ves aqu<;l (Ufvo^ 9>k>, q\i§ cratkc a<qu^ 
11a Cruz peiadiGim^ , que a tus ojos e$ dc plomo , cpn qvic alcf^ 
gria , y gozo , y facjlid^ (ub$ la cucfta ;ligcro , coi;qo fi fudR 
de corcho ? Y ocro , que fegun fu dcbilidad Ucva aqyella Crjuffi 
6c paja 9 da fiis pa(bs rebenfia^do, y apcp^s puede con.ella? 

6 £s poGblc , Philocea , que cfte milagro cxteriof que v^s, 
no te guia a cono<;cr la virwd interior , y wperior que no v^? 
No pcrcibes , np conoces que la virtud de la Cruz » y (u mifte- 
zio y tiene dentro de si tal virtud > y tal mifterio , que del pefq 
hace (uavidad , y facilidad , y gozo ? Y que qua^iAO mas. pefa^ 
mas alivia > quanco mas oprime , mas recrea 5 quanto mas pare- 
cc que dificulta , cnnco mas (uayiza , y faciiita ? Quien ha Ue^ 
vado , ni ha trahido en fus hombros mayorCruz que Yo ? cuya 
Gruz no huvo , ni hay , ni habri quien pueda echarla (bbre lo$ 
hombros , ni codos los hombros juntos de los Santos , ni los de 
k Reyna coronada de los Santos bafta para tanto pe(b ; y todar 
via Yo con cfta Cruz , doy fiierzas , y virtud , y esfucrzo , para 
que todos, y cada uno pueda traher (obre (us hombrqs {u Cruz; 
y fi Yo no la huvicra trahido fbbre m£, no huviera quien pudip-e 
ra {eguirme,ni (crvirmc con fu Cruz. iVcs como las Cruces ma* 
yores , no (bio dan (bcorro a los hombros , que las trahen , finp 
^ulzuras , fuavidad , y fuerza tal 9 que les fbbra para darla a los 
que las trahen menorts? 

7 <Qiuen trajo mayor Cruz (bbre (us hombros , que m| 
Madre ? Pues trajo fiempre tanta parte de rni Cruz , que np h^ 
habido hombros , que tanto trajelTen de ella ^ y (bbte e{lp el cu*: 
chillo de Simeon lo tuvo fiempre atrave(adp en (u cprazpn ter- 
nifsimo. Mira ahora quien os ayuda a Uevar yucftra Cruz , ni 
quien ayudo a los Apo(l:ole$ a traherla , (ino mi Madre con (u 
^cmplo , con fu dodifcrina , condancia , fprtaleza , direccioi>es, 
y corfcjos ? Pedro mi Vicario , y los Appftolcs no ban fido lo? 
mayores y y mcjores (eguidores de mi Cruz ? No (on. , philot^a, 
los que deipues de mi , y con mi Madre crageron las mas gran- 
ges , y peno(a$ Cruets? Ha habido otros que las tragelTep mayo* 
res. Pues dime , eftos de las grandcs Cruces no ruerpn los Qa^ 
picanes valero(bs de. la Cruz? Etlos de las Cruces niayores, no 
fueron los que animaron a que losdcmas pudieHcn traher las n^c* 
nores ? Luego no ha$ de medir ^ Philotea-, el pe(b de la Cruz, 
por loaparencc « Onp por lo fuftajicial, y GibCiftent^. J^uegp no 

/ " has 



^j6 PEREGRINACION DE PHtLOtEA 

has'tie medir la Ciuz por el cucrpo, y apariencia de (u pe(a, H. 
tio ppr el alma, y por la fiieiza de la gracU , y el (bcorro : luc'. 
go en el camino de la Cruz , la Cruz menor , cs mayor, y la 
mayor es menor. 

8 e Dime ahota , Philot^ , (i te puficfle Yo acueftas ua 
monte en forma de Cruz , y Yo mifmo aplicaflc un dcdo de nd 
Omnipotencia , para craher e(Ie monte en pe(b , de (uerce , qae 
apenas tocafle (Ino muy ligeramente en tus hombros , no es 
cierto , que no (bio lo traherias , fino que correrias , y volarias 
con ^1 ? Claro efta; porque el que es peudo, y aun Impofible en 
los hombros, fin (bcorro, es con el (ocorro Ugero^y por el con- 
tirario '. ifite pufiedc en los hombros una Cruz de dos anobas, 
y no aplicaffe mi (bcorro a (u pe(b , y tu trabajo , podrias andar 
con ella ? no por cierto. Pues fi craygo Yo con mi gracia la ma- 
yor parte del pe(b , ^qu^ le qucda al que trahe el corto pcfb, (ino 
el merito , y el de(co , y el anfia de traher el pe(b (bbre (iis hom«> 
bros? 

9 <No has vifto , Philot^a , algunas piedras muy grandes, 
que llaman Pomiz , y otras que arrojan los volcanes (bbre los 
montes vednos , vacias de humedad , porque el fucgo la confu- 
mio , las qualcs c(panian antes de tomarlas en las manos , y lue«< 
go apenas pe(an en ellas ? Pues a(si fen las Cruces , que tc pare** 
ccn muy grandes } a las quales el volcan de mi amor , y caridad 
quic6 lo grave , y pe(ado que lcscau(aba el pe(b , y la pefadum- 
bre , y qucdan muy faciles , y ligcras. Dime , (I en unos hom- 
bros muy flacos puHcra una virtud (upcrior, iqak danaria para 
Uevar mucho pe(b lo exterior de la flaqucza , fl lo animabi 
una interior fortaleza > No dccis , que la temora detiene un 
Navio podero(b ? No daiia el cuerpo pcqueno del animal pa-* 
la obrar con gtande efe&o , (i Ic anima una inmenfii virtud in<^ 
terior , y (uperior. Dime , (i entrc dos Ucvailcn una Cruz pe&* 
diGima , que el uno es muy flaco , pcro d otro que le ayuda es 
fi>rti(simo , y quanto le faka. al flaco , (iiple el fiicrte , y ferti(sit 
mo, ^uc importaba, 6 qu6 danaba la flaqueza del uno , (i le fu-* 
plia la fortaleza del otro ? Tu v^ al flaco , que trahc la Cruz, 
Philotca $ pcro no ves la virtud (ecreta , que yo le doy , y el cA 
fMritu, y bs fiierzas : con e^ tc admira , y e(panu aquello , que 
ves en lo exterior , porque no v^ lo interior. 

V 1 o Y ai^9 aunque las Cnices grandes Jin mi grada (on pe- 

(a. 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XI. ^77 

(adas 5 Philocca , pcro con clla , y con mi fbcorro (on alegrcs , y 
Ugeras. Aunquc fin mi ayuda oprimicwnvucftroshombros,y 
no pudieiais craherlas $ pcro con clla , y con mi Stvor (on peJa- 
das para dar fu virtud al mcreccr , y ligeias al mercccr , y pc- 
nar. ^ Vcs como fon alas , Philotca , al caminar , y volar , las que 
tc parcccn Cruccs , y grave pefb al fiibir ? Y cu crecs , que pon^ 
dre mas pe{b (bbre tus hombros del que cu podras craher ? Crees 
que he de cargar cal Cruz en efte camino (bbre ti , que no pueda 
rraherla tu debilidad ? Por vencura yo habia de cargar tus hom- 
bros. de pc(b , que tc fiieflc intolerable ? Cree quo Yo (by fiel, 
Philotca. Cree que quitare de la Cruz , 6 anadirede las fiierzas; 
y fi quito de fu pefb 9 es aliviar tu flaca naturalcza $ y (1 anado 
ilel (bcorro , Ueva tu pefo mi gracia. iQuc importa que qucde 
cl cucrpo del pefb en la apaticncia , fl quito fa pefadumbre del 
pefb en U fuftancia ? Cree , que no hay Medico tan amante de 
iu cnfermo , que afsi mida , ni pefe los adarmes del acibar > y lo 
amargo que puede tolerar en la purga, el paladar del que lo ha 
de rccibir 9 como Yo mido , pefo. , y proporciono cl pefb > y la 
pefadumbre, hafbi lo que puede traher fbbre fiis hombros, aquel 
.que me figue en Cruz. Cree , Philotca , que quando Yo dige: 
Que el que me qmjiejfe fegulr tomajfeju Cru^^y mefiguiejft,y(*) ya 
cntonces prcvine Cruccs proporcionadas a todos los hombros^ 
kombres , y almas , que me habian de feguir. (Tu has^de pen* 
far , <]ue Yo habia de haber hecho camino impofiblc de feguir- 
me ? Vengo del Cielo i la tierra., para Uevarps al Cido , y ha- 
bia de hacer c£imino para el Cielo , que os perdiefTeis en la tier- 
ra ? Cree , Philotca , que fi hiciera mas piroporcion al falvarosj 
.y ihejor difpoficion para vcnir a mi gloria el gpzar^que no dpc*- 
nar , os llevara al Cielo por cl gozar , porque fuerais mas aU 
^as a gozar me etcrnamente en cl Cielo , y en mi gloria , y no 
al Inficrno a pcnar. 




rom.n. Bbb- CA- 




578 PEREGRINACION DE PHILOTEA 

CAPITULOXIL 

HACE PHILOTEA OT!(A mSTMClA AL SE2io% 
fobrt qM le haga otro camlno , y no de CruTi t y tl Senor 

la defengafia, 

^p^g^lSSI como oyo Philotea , que <lijo cl Senor , que fi 
mas facilmence (c fucra el linage humano por guG* 
tos , y recreaciones al Cielo , huviera fenalado iu 
Dlvina Mageftad efte camino a las almas , pare- 
ciendole , que habia hallado algun confuelo a (us 
cuidados , y e(peranza a ius defeos , le dijo : Senor , no (e canfc 
yuedra piedad , y manfcdumbre de oir , y alumbrar a mi igno- 
rancia. Yo no digo , Bien eterno , que los guftos de los vicio5, 
nilosvicios que crahen configo los guftos, pucdcnfer camino 
para alcanzaros , ni difpoficion de iegiiiros $ pues claro efta que 
el fumo bien , que es el fumamente bueno , no (c habia do al- 
canzar , ni conleguir con el fumo mal , que es lo pecaminofb, 
y malo. Claro efta , que no es lo mifmo (eguiros , que per(egui- 
ros. Claro efta , que fi Vos venis como Dios , y Senor de las vir- 
tudes a en(ciiar en el mundo , y dar dodrina , y magifterio de 
virtudes para dcfterrar los vicios, que no era pofible que fuede 
camino yueftro , ni de fcguiros , confeguiros , ni alcanzaros , y 
adoraros, el de oFenderos. Claro efta, que Gendo lo bueno aque- 
11a {uprema regla que hemos de feguir , y habiendonos dado el 
inHnicamence bueno , que (bis Vos , a lo bueno , honefto , y Gin- 
i;o por regla \ no podiamos fcguiros , con negarnos a efta regla, 
y hacicndo con nueftras culpa^ , y pecados , por los dcleytes , y 
^ftos , pedazos (quanro en nofotros es) efta loberana regla. 
• 2 Lo que yo digo no es eflb , fmo que formeis un caminO 
para mi , ya que no lo querais concedcr a los demas , que no 
tenga tanta aipereza , y dureza como efte, Cinto , peno(b , y dc- 
(abrido de la Cruz ; porque no (bio aflige , y oprime (cguido, 
fmo que clpanta , y acemoriza pcnfado , c imaginado. Y no folo 
OS diria , Senor mio , (con vueftra (anca licencia) que hagais otro 
camino , que no (ea de Cruz, para mi ; (Ino que hagais efte mif- 
mo para otros , y para mi. Porque mi alma dcfca , que cengais 
muchifsimos fcguidorcs , y que todos os amen , os Hrvan , os 
rcvcrencien , os adoren : y por el camino de la Cruz , como es 

caa 



AL MONTE DE LA CRU2. LIB. L CAP. XIL 5 79 

tan terrible ^ y a(pero ^ yo no 6i digd <|uc no os figucn ^ y qu« 
no mcrcccn mas los que os {irvcri ^ y que no bs adoran mas lbs 
que :os adoran $ j^ero alguiios de lbs qne-os (igucn^idejaran alic^ 
guiros cl camino y.itros mUchifsiftibis ^.^t vcrlo tan afpcro (6 
Bien ecctno) no os figiich , antes bis bfenden , y perfigiicn. Si Yo$ 
para mi , y para otros comd yb 5 nbs hiderais un caniinb de Unas 
fecreadones Ironetbas ^ mbdeftas ^.no malas ^ Cino irecreabies^ 
alegre^j^^rcgodjadas ^ dn j^ehitehcia ^ ysfperpza ^ tii imerior ^ ni 
extf^drr^ oi ayubqs^ ni obligaciones )vy preceptps jde..e{bo9:qa^ 
afligen d cuetpo'j^ por dondfiLvcomodoiinente Cfl^ina({cmo» (b 
gu^Afobos ^ bion iierto es ^ qofr tio era < canbl finc^f^ .(eguiro^^^ de 
efta manera^jcomo ieguiros en Cruz f peto habfia tn^chiitiQios 
que osfi^uie^n^ y coiho yo dcCeo que. b$ Hgahitancos ; qutileik 
niasparaVoSiyXjup para mijSciior mib,que hicitflos cfte tdaliinol 

:^ Viendo cLScnof ^ que Philbt^ ptoponia btro catniiib; 

que el de la Onts^^^pata (egtiirle fin Qmz 5 y qu'e oon:el cbkuT;^ f^ 

capa'jque daba> xia? caridad f cubria ^^im^erfecdbh ^ y iU9^6c 

prbpib , Ic rdpondio : O PhilQcea yqu^ comb virgctt nccu yH^j 

ca^ y mifcrable^dHtturres I Q^ftias hjictc catnind para ii) eofVco* 

lor de i^uclo baces^ y lo fbrsdas. pas^ nd^ Eileifria camiii(»Ctt> 

yo 5 y no mio ; y pbr tu camino te pcr(Berajs , Pbtlot^ ^ y pba:^ 

csirdno te falvaras: ly qui9ro$:mas:cohdeiMtree:ciittH:aininb^quc 

na^lyarteen climb ? Qii^eamitlQ.'Css pfte quprjjiyrma tu; joca 

imaginadon y y.flaqueza fra^lifsima.-?'Que guft^ ^ y recr^io-» 

flcsclfiB-, queficndo temporales ^ qijieres que lastoitte eh;6^eiit> 

ca dp efpirituales ? Pot Vivir en guftos ^ dolcy tcs ^ gbzo^ , y rdQt^f 

oones OS tengoide dar el Ci^lb?Ha de fer merico ^ara mi, lOiHj^ 

es gozo , y gufto corporal p«a vofotrbs ? Dat^bsik glorid , por^^ 

0ue OS holgais.en el mundo ? Darebs.guftbs efctt^) pbtque\gQr 

2ais gufbas caducos ^ y tempbrales P.Qi^vmt ^at$ para qu^ ()s 44^ 

A que precio cotiiprais una glotia eleriia ? tX que ci^mpr^l $ algo 

ha de dar ? Qtieffeis dos glorias 5 una cti cl tiiUndo , otra en la 

Bicnaventuranad? Una en cl defticrro j otra en laj(?atria^ Una e|[L 

la tierra ^ otra «n cl Cidlo? Vine del Cielo a la tierri a padecer^ 

y vofotros querds fubir de la tierra al Cielo fiti jpadfcccr ? Viiic 

pcnando^-y querds (UbirgoJiahdo? 

:j^r. Y dime ^ fimplc Phtlotea j comb cs pofibk que bdgatl<» 
doos , y rccrearidbbs , y hb rcfirehandbbfi ^ y tib pcnahdo , pe- 
Icandd ^ y padedcndb al tefrenaroij:', bs contengais en lb perWi- 
Tm.n Pbba ti- 



g8o PEJRXGRINACION DE PHILOTEA 

tido , fin ilcgar a lo prohibido ? Como cs pofiblc , que en una 
vida alegre , y guftofa , y relajada, y regaiada, pucda concencr* 
fc cl apctito inrolcntc , namralmcnce inclinado a lo pcor , fin llc" 
gar dc \o relajado honefto^ a lo malo prohibido , y dcshcMicfto> 
Apenas pueden los Santos fin (bltar la diiciplina > y la (anta (c- 
veridad de la mano , y cl caltigo , y la pcniccncia , y la mortifi- 
racion, conccner^, reprimir , y domar al apetito; y quicies m (c- 
guirme muy ianta pot camino de guftos, recreaciones , ddeytes 
(aunque cu los pintcs muy vacfos de pecados, de pafioncs, y de 
cUlpas) fi en 61 no te refirenas para (egvir mis preceptor 

'5 < Cadlga Pablo fu <:ucrpo , (>) porque ficncc en st una ley, 
que repugna a otra ley , que cicne en si ; (b) y tu pretendes dcC* 
de los milmos deleyccs con tcner al apctito, y £ aquclla ley que 
(entia Pablo en si ? Ahora ignoras , Philotca , ^ue es guerra la 
^fda del hmbre fibre la tlenn} (<0 Ahora (abes ^^ue U carne e/id 
feleundo contra el efiititu ^y el e/piritu pelia coiUt4 la came>(i) 
Si han de pelear , bien cierto es , que (e fupone que han dcfei 
contrarios en el pel^r. tPucs qu6 fuerza ha de tenet el efpirim 
puira pelear con la came ^ fi es amigo. , y auii cautivo de la came? 
Que fuerza la razon para pelear contra el apetito , fi efta fiem* 
pre el apctito mandandd?^; ' : 

6 cSiene({eimaginadocamino5'^perdicion qu6 hasin-> 
ventado , Philotca , efta gobernando fiempre el apetito , y 1>u£> 
caiido guftos , y recreacibnes , como podra contra tanto impe- 
tigo tencr fucrta el efpiritu , y reprimir al inibltnte apetito ?£n- 
trarian todo$ los que figuieflen efte erradifsimo camino a (eguir* 
Ine $ pero (atdl-ian a perfeguirme. Entrarian a holgarie ) y le- 
crearK , pero no a (crvirme , agradatme , ni imitarme. A pocos 
mcCcs de recreacion , fiendo (u camino de rccreacion , (e voWe- 
tia el camino ptecipicio , y el prccipicio fit infierno ^ fii ruina^ 
y perdicion. 

7 ^ Y es pofible , que no te avergucnzas , Philot^i , de pio- 
poner un camino de guftos , recreaciones , y deleytcs fin Craz 
(iaunque tu los Ilames noneftos , y pctmitidos) a quien como Yo 
por ti pi(e los guftos , y los deleytcs , y me abrac^ con la Cruz? 
A mf , que con mi cgemplo 9 y mi voz , defde el nacer al morir 
acredit^ , y fimde el camino de la Cruz $ me propones un cami« 

no 

fa) t.ad Corinth. 9. ni;* (b) AdRofb7.T.«]. (c) Job7.t.t. (d) a. ai 
Galau }* y» i;r* 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XH. ^ 8 r 
no en que andc aufcntc la Cruz > E$ pofiblc ^ qvicno te C6mss^ 
y conhindcs dc proponer.y y. pretender nncammoguftoro^act. 
Jcytable^, y rccreablc al que fiic varon dc dolores , tomo Vo^^y 
ahora 5 aunqac no puedo padeccr dolorcs , traygb«ii jnis waiioi,' 
7 en mis pies , y en mi coffiado ^ como trof^ amables dc im 
amor , y mi fiitcza > las llagas que me caufaron tantos > y tan tcr- 
riblcs dolorcs? : 

S . iPofible e$ 5 que quieras fcguirme a mi j fin que me imi- 
tciimiii Pofible M , que quicras otto camino para ti ^ del que 
cfcogi para mi > Pofible cs que quieras mi corona ^ y mi gloria, 
pero Cm mi imitacion ? Tendris por mi imitadon (quando Yo 
voy pcnando corf la Cruzfobtc los hombros) Tcguirmc bolgan- 
do,y baylando,porflp reguirmeconCruz?Arsipagas mis fineza^ 
Imlcaraal Capit4n.cUobard<; foldado , que quando. <;(U pelcan- 
do , Cc eftuyicra cl con Tus amigos brindando }S\o^i imicaeion 
cs vueftro rcmcdio , y fi en tanto os accrcais i mi j en quanto a 
mi me imicais ; tu que bufcas dclcytes , guftos , y tecrcacioncs, 
en que me iftMs? En qu^ me figucs ?Si Yo dige ^que os dabi 
cgcmplo,(e)para'que conmi egemplo me figuic|rcis j en qui 
feguis recreandoos 5 al que muri6 en una Crut redimicndoos , y 
(alvandbos? :• .:-' .. . . ' ? 

' 9 ■ fi^ecteactenes^mito a mis Teguidorcs , Pbiibtca , y coril 
ccdo ar los que figuen cl camino de mi Cruz , boneftos contcii-* 
tamientos , y guftos t pero no haciendo como tu > eamino de guff* 
tos , rectcacioncs^y eontcmos , fino figutendo cl camino <k la 
Cruz , y para aliviaria Cruz les permito honcftas -^ y Tantas te-i 
crcaciones. Pertnitidas Tort las;reercacioncs^<fue no ofenden i ml 
Ley 5 pero no haciendo camino , y ley dc Tcguirme (comp »f 
prctEnd^$) con deleytcs , guftos , y recreaciones* Afsi como- no 
pucdc habcr Chriftianb fin Chrifto , y Chtifto no cftuvo jama* 
fin Cruz , pucs ficmprc vivf con penas $ nd puede baber Chrif-i 
tiano verdadcro (in Cruz , y fin trabajos y penas. Pot efib mi 
Iglefia OS propone , no folo mis Mandamientos Divinos , fino 
©tros :c}ncO preccptos , para que feais Crtftianos , como quicn w 
pone fobre ios hombros , como a Cbriftianos la Cruz. 

lo A fflo ittiran los ayunos , y la obfervancia de las fieftas^,- 
y ocTos preccptos peflalcs ^ y deTabridos. A eflb mka todo lofim^ 



(e) Joann. 13. v. ij. 



to. 



^ 8 1 PEREGRIN ACION DE PHILOTE A 
10 , fucrtc ^ y valerofo dc mi Ley , y la pcUa coritinua de rcpri- 
mir con fu pbfcrvancia al apetito, que ficmprc cfta pdcando,y 
^;recalcitrando por falirfc de mis reglas , y mi Ley. A eflb mira 
Jiaberos dicho Yo, que cl Rcyno de bs Cielos padccc flierza , y 
que folo lo ganan los valerofos , (0 y que me figais en Cruz : y 
^&i , Philotca , flaca , y fragil , huir del camino de la Cruz , y 
bufcar camino fin camino , de guftos , delcytes , y pafaticmposj 
cs huir de feguir al que vivio fiempre en Cruz, y murio por vo- 
fotros en la Cruz : y quicn no mc: figuicrc con Cruz en ;c{U vi- 
da 5 no me gozara en la eterna, 

C A P I T U L O XliL 

fB^GXMVA THILOTEAAL SEKO'^iCOM E$ ^OSTBLE 
• aue efien ale^es los que Jiguen el camino de la Cru^^ficam^ 
nan llorando , pmiendo , fu/pirando : y fe lo 
manijiefia, 

Enor , dijo Philot^a , yo cfco vucftras vcrdadcs , y 
fiempre cftoy convcncida en que es convenience, 
y fanto cl camino de la Cruz 5 pero que es dulcc, 
y fuav«,no lo acabo de entendcr. ^QierciJ, Glo-. 
ria eterna , que yo crca contra aquello que cftoy 
viendo ? Si cftoy mirando , y oycndo la dificultad con que los 
que van vencicndo la afpereza de aquel montc,que Vos me po- 
neis dclantcy cl dolor dc aqucllos que van caminando en Cruz? 
Si mis ojos eftan mirando fus lagrimas, fi mis oidos cftan oycn- 
do fus qucjas , crccrc , que cl que gimc , y Uora , deja dc padc- 

cer , y penar? 

2 Si vco i aqucl trifte Anacorcta con fu Cruz afligido , pro- 
figuiendo (u camino , derramando lagrimas , y rompiendo cl 
vicnto con fus fufpiros ; y aquclla tierna doncclla dcfcalza , dcf- 
nuda , y pobrc , que cftampa (iis plantas fobrc la fangrc que dcr- 
rama en las efpinas, y apenas veo roftro,quc no cftc banado en 
2(bundante fudor j ^quereis ^ Dios mio , que crca contra aqucUo 
que cftoy viendo? Fucrtc pcdir cs ^ Senor , que cl alma ctca con- 
tra los ojos , y que dege dc conocer lo que vc , y fc nicguc 4 lo 
qucoyc. Vos nos diftcis los fcntidds^para que por cllos juzgue- 

mos, 

(f) Match. II* V. ii« 




AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XIH. 5 ^ 

mos , y conozcamoS, y gobcrncmos todas las opcracioncs dc c^ 
ta vida $ i pucs como , Senor , mc ncgare a los (cntidos , y crcc* 
re 5 cjuc cs holgarfe cl padecer , y es alegrarfe cl pcnar? 

^ £s vetdad , Philocea , que los (encidos os han de gobcr" 
nar en cflb natural , palpable, viHble , y trandtorib $ pero no en 
lo (bbrcn^tural , (pberano, c invifiblc j porquc en efto focra cn>- 
gano de gran dano, gobernarfc el alma por los (cntidos. Porquc 
dc la manera que os componcis cada uno de vofbtros de alma , y 
cuerpo , de efpiritu, y carne , de porcion (uperior , c inferior, 
exterior , 6 interior 5 afsi (c debe a lo {bberano,y fiiperior, e in- 
vifible dc lo eterno , y a la crcencia de la Fe , la interior , y fu- 
perior parte del cuerpo , que es el efpiritu alumbrado , e iluftra- 
do por la Fe. Y a{si como cs mas noble porcion la del alma , que 
jio la grofcra de eftc cuerpo $ afsi (e ha dc dar mas credito a los 
altos conocimientos , y luces de la Fe , que (e recibe en el alma 
crcycndo , que no a efto vifible , y caduco que eftamos ficmpre 
tnirando } porquc en eftos (enddos naturales , puede haber mu-» 
chos enganos $ pero no en aquellas luces (uperiores , celeftiales, 
^ inmortalcs. 

4 Cada dia fe eng^a la vift^ ^1 vh , d oido al oir , y el 
tadlo al tocar,y ya falta eftc (entido, ya aquel. Mira como Ifaac 
anduvo equivocado cntre el taiSfco , y cl oido , y le engaiiaba lo 
que tocaba^quandb le defenganaba lo que oiajC^) y ultimamen-! 
tc dio mas credito al tocar , que no al oir, y cnganole ; peco en 

mis verdades , y en mi F6 , comO'quicra que tienen el principib 
mas (cguro, y (bberano, que (by'Yo,y Yo fby la vcrdad mifinay 
no puede haber en creerme cquivocacion alguna. 

5 Dc aqui refulta , Philotea , que aunque eftes viendo con 
los (entidos corporales las penas , y Eitigas que padecen los que 

-nrc figuen en Cruz , debes crecr mas a mis verdades , que a tus 
ojos 5 y a lo que Yo tcngo dicho , que no a aquello que tu v6s. 
Si tu conficfas,que he dicho por mi Profeta , ^ue es duke ^y rec- 
to el Senor 'y (^) por que te cipanta lo redo , y no te llama lo dul- 
cc ? Si tu confiefas que be dicho , que es miyugo fimCpe , j ml car- 
ga muy ligera j W por qu^ te efpanta la carga , y no te llama , rii 
crces lo ligcro , y (uavC dc la carga ? Si dige por el Profeta ,^«/^ 
taJ ^y 'Nereis (fue futCpg es el Senor 5 (<1) por qu^ no quiercs guftar 

lo 

(a> GcDcC %f,r. »s. (b) P£iliii. »4*y*9> (>) Ma»h. ti.T.)o. (d) Pfidtn. 33. v. S. 



^84 PEREGRINACION DE PHILOTEA 

lo (uavc del Scnor, con que veras en el Cielo al Sciior, dc quicfi 
guftaftc en la ti:rra ? Si mi yugo cs mi Cruz , y digo , que es mi 
yugo fuavcj por que no crccs que cs (uave , y dulce mi Cruz? 
■ 6' i Quieres , Philotca , creer a tus ojos enganados , mucho 
mas que a mi voz cierta , (anta , y verdadera ? Sera mas cierto 
cflc (cntido falible de tus ojos , y el enganofb dc tus oidos , que 
:la verdad infalible de mi vcrdad , y mi Fc ? A eflbs (cntidos, que 
cada dia os enganan , y os picrden , y os haccn creer defatinos, 
y adorar al a(co , y la corrupcion , das mas credito , que a mi 
-verdad , y mi luz ? No bafta que Yo lo diga , Philotca ? Pucdc 
faltar mi vcrdad ? Las generacioncs palaran , el Cie'o , y la ticr- 
ra faltara; pero un apice no faltara de aquello que Yo digerc.(c) 
Pero ya que no quieres venir a mi en Fe , como era juftifsimo 
que vinicras , quiero Yo ir a ti en caridad , en pacicncia , con- 
dcfccndermc , y compadcccrmc dc tu ignorancia , flaqueza , y 
debilidad. 

CAPITULO XIV. 

nnSEkALE EL SEKO%^ A ^PHILOTEA COim SB 
compadece holgarfe , y yadecer a un ml/mo tkmj^o el 

Varan e/piritual. 

O cs pofible que ignores , Philotca , dijo el Scnor, 

que el hombre j como tc he dicho , ticnc dos por- 

cioncs difcrcntoSjla alma que Ic anima,y el cucf- 

po que es animado ; y en el alma dos partes : una 

(uperior , que fe entiende con la razon , y conmi- 

go , y otra baja , c inferior , que (e entiende con el cucrpo , y 

apetito. De aqui refulta , que en una mifma pcrfbna , a un niif> 

mo tiempo puedc haber penalidad , alcgria , gozo , pena , con* 

fiido , y defconfuelo > defeat una cofa, y aborrecerla ; y aborrc* 

.cida , (cntir , confcntir , y aun procurar que (uceda. No has vifl 

. to a una madre , que efta curando a (u hijo , y Ic da la purga amar^ 

. ga , y lo fiente , y (c la da , y fientc dar(cla , y (c huelga la re- 

ciba ? Se huelga por fu (alud , lo fiente por (u difgufto. <No has 

vifto azotar cl padre al hijo, a quien ama con ternura,y fincicn- 

do (us azotes lo cailiga , y dolicndolc (iis lagrimas , fc las cau(a? 

Co- 

(e) Matdu 24. v. jj* 




AL MONTIE DE LA CRUl UB. I. CAP. XIV. 585 

Como pucde fcr , que (c huclgiie , y que Ic pc(c ? Porquc la por* 
cion (upcrior dc la razon pidc , y dccreca cl caftigo , como defca 
h enmienda ; pero la inferior (lencc la pena del caftigo, porque 
defca (u gufto , y (lentc mucho fu pena. 

1 Afsi (uccdc 5 Philotca , a mis fiervos , quando caminan 
con la Gruz (bbre los honibros. La parte (uperior va alegre , y fi- 
gue contcnta (u camino , quando la inferior va con pena , y do- 
lor en el camino. La (uperior (c alcgra con aquello que defca, 
que es padccer por mi , y (atisfacer fus culpas 5 pero la inferior fe 
entriftcce con aquello que cs afligirfc , y penar , y no es imper- 
feccion en mis fiervos, que pcnc el cuerpo en efta parte inferior, 
y lo fienta ella , quando en lo (uperior anda refignada el almaj 
porque es luchar , es pelear , es veneer , para (cr coronada , y lie- 
gar por el veneer al gozar , por cl gozar al triunfar. Eftos (enti- 
micntos , Philotca , los han tcnidb los Santos } y lo que cs mas, 
los he padecido Yo, con (er el qiie hace los Santos. Pues quajido 
tn el Huerto padecia las congojas , que me caufaron tus culpasf 
y quando conocia , que tus culpas me habian de cau^r- tan ter- 
ribles , y fcnfibles penas , la parte inferior dc mi alma eftaba trii^ 
te dc vcr tu ingratitud , y ^ei dolor de las penas ; y la fuperior 
eftaba refignada , y contertta en padecer la Cruzdc mis penas 
por tus culpas. Y mi Madrd i quando me hacia compafiia al pic 
dc la Criiz (en la Cruz que padecia por vermc morir en Cruz) (c 
conformaba con la parte (upcribr , y padecia conmigo en la infe- 
rior , y (upcrior dc (u alma.' " ■ ' 

15 i Vcs como piiedc fcr' qitc efta parte inferior-^ft^ trifle , y 
la (upcrior muy refignada , 6alcgte,yq'uc'iefta fienta natural- 
mcnte las penas ,y la (uperior lafsatpc,y abracc cori aiegria iVhs. 
como pucde (cr , que aqucilq^ (eguidbre* dc mi Craz •, que vcs 
Uorar , y (u(pirar con la Cruz en aquel montc , adoren, y amen 
la Cruz que los hace (ufpirar ? Y fi no I0 crees , prueba , Philoi^ 
tea , a apartarlos de la Cruz 5 prueba a qi;iitarlcs la Cruz ; prueba 
i pcEfuadirlos que dc(amparcn la Cruz , y veras que.daran antes 
la vida , que no la Cruz. Porque dc la manera que Yono quifc 
bajar dc cUa , quando me decian mis ewemigos , ^ue bajaffe de /» 
Cru\^y me<reerlan^{^ y quifc padecer antes la pena dc que cUos 
fc condcnafTcn por fu culpa , que nofbltar Yo la Cruz j padcci 

Toni.Vl, -riCcc I pc^ 



386 PEREGRINAaON M . VHjLOf^ 

penas , per{ccuciones , afcentas , e hicc ppr eUps cantas jfcaalcs dc 
amor , para y^ fi los reducia aiieguirnic , y 4 crcermc 3 pcro no 
qui(e haccr la dc dcjar la Cruz , porque mc cr«ycflen , y figuicf. 
fen : c hicc cfto folo , pprquc no viefic mi Iglefia , ni los Fides, 
que Yo defamparaba laCruz,yladejaba,yperdie(Ie defpuesmas 
almas con dejarla , que confeguia entonces dcjandola , pues 11 
pocos Judios me creian por dejarla , inumerables Chrifti^nos 
me dcjarian,y pcrdcrian dejanddlayafsi veras que todos quantos 
me figuen pcrfeftamentc en Cruz, la aman de manera,yla abra- 
zan, y la tienen,y los ticne afidosjy contcntos , que antes daran 
la vida, que no la Cruz. Porquc en la Cruz que padeccn, aunquc 
lescaulc penas cxtcriorepj pero hallan interiores gozosjguftosjy 
contentos (upcriorcs. En la Cruz hallan la alegria , el confuclo, 
cl alivio , y mcdicina.de todas (us dolcncias , y enfermedadcs : en 
la Cruz hallan .el antidoto xlel veneno de fus culpas. 

4 Hallan toda fu alegria $ porque el padccer por mi lotie- 
nen por alegria, Hallan fii gozo | porque es (u gozo abrazar la 
Cruz por mi. Hallan fu confuelo 3 porque como (by Yo (u con- 
(uelo , mc miran fiempre en h Cruz , y afsi en mi hallan (u vcr- 
dadero conluelo. Hallan fu alivio 5 porque el penar en Cruz cs fa 
alivio , reipcdo de que penan mas por mi. Haljan la mcdicina, 
y antidoto del veneno de la culpa 5 porque en Ja Cruz , en la pc* 
nitencia , y en la mortificacion efta cl rcmedio dc las culpas , y 
(on las penas antidoto de las culpas , pues no pueden (alir del al- 
ma las culpas , fl por la Cruz no cn^ran en ella las penas. Pcro 
m , Philot^a , con eflbs carnales.ojps, miras lo exterior d[e las la- 
grimas dc los que caminan en Cruz , y con Cruz penan j mas no 
iniras lo interior dc fu confuelo. Oyes los fufpiros del dolor , que 
dcfpide cl cucrpoj no los del amor que Yo oygp^y cfla defpidicn- 
do fu alma. Ves efla fatiga exterior > peronp aquel contento in- 
terior. Crec , Philotea , que fi no flicra mayor cl gozo dc adenrro, 
que la penapor afuera,prcflovencieralode afuera a lo dc ad.cn- 
tro. Crec ^ que fi pudieran mas los fcntimicntos del cucrpo , que 
no los fcntimientos del alma , prefto vicras que dejaban , y dcf- 
amparaban mi Cruz,concertado$ al dejarla cl alma,y cucrpo. 

5 Para fabcr quicn vcncc en cffa pelea , mira lo exterior, 
y por cllo conoceras lo interior $ cnira lo que hacen , conoccras 
lo que fienten;mira lo que obraA , conoceras lo que aman. ^No 
los v^s que caminan llorando ,pcro caminan con k Cnu^ por cda 

cucA 



AL MONTE BE LA CRUZ. LIB. L CAR 30 V. ^ 87; 

cucfta i pucs que camiftati Vcncich(Jo) y ticfprcdando j b mifm6 
que cftart llorari(Jo > Antes blcrl , tintb rtiaS tichcn de mi amdr^ 
quanto mas tienett , puedcn u y Giben Veneer la pena ^ que Ics cath- 
(a cl dolor de aquella pctta* Eftd es , quaiido fu{pira{fen todos, 
porque perian comb tu crees j ^pero quieri te ha dicho a ti, mal 
penfada Philotk , qUe iqucllas lagrimas tiferteft el origen que til 
crees del dolor ^ y de la pclia jquc caufa al fubir la aTpefeza de I4 
cucfta ^Quien te lia dicho, que aquellos fufpiros haceh de la quo 
cau^ al cucrpo la Cruz ? Tu lo ficntes como flaca ^ potqUe eflb 
que fa,crces , y pienlas , cflo obraras^ y effo hicicras 5 pero clloi 
mas altamente ficnten , llotan ^ y fufpiran* , 

6 Aquellas Ij^rimas de aquel que fube Ibrindb alii , y tU 
crees las dcrraraa por (us penas , no (on fmo pot fus culpas ^ y 
ficnte mas el dolor de fu pecado , que no el pe(b de TuCruz* Mai 
fientc la pena que me caufo , que no lo que padcce al {eguirme 
con (u pena. Las de aquel que tan tiernamente llora ^ figUiendo 
animowmente (u camino , bcCando con tanto afe(5b3 la Cruz > llo^- 
ra el habcr tornado tan tardc la Cruz 5 y del contento de vcrfe 
afiido can dulccmcnte a la Cruz > y en tan guftofo tamihOj dulce 
y tiernamente llora , porque ya ha llegado a eftado , que el gu(^ 
to grande del alma , le lo comunica al cueipo* Aquel que llora^ 
y tiene enccndido cl roftro, y pareceun Scrafin,y picn(is tu qu6 
lo tiene afsi por cl dolor ^ y fctiga de traher fobre los hombros 
,k Cruz 5 no efta enccndido fino dc una ardicnte caridad ^ y del 
crozd , y alcgria que tiene fu alma con- los dvilccs (enti^ientos de 
mi amor } y cfte amor fe le ocafiona la Cniz j y no pudiendo ea* 
bcr dentro del alma el amor , da calof , y color a (u hermofiGi* 
mo roftro , y Tale por los ojos el calor , refuelto en calientes la* 

grimas. 

y Aquellos (uTpifos que tu oyes ^ como lentitiiientOs de U 
pena ^ en aquellos dos (lervos mios que Hguen tan tefucltos (u 
camino ^ no fon fiho volcanes de fiiego ^ que defpide cl corazoil 
abralado por mi amor, j O enganada Philotca ^ que bajameiitc 
que pienfas del Mifterio dc la CruJE ! O cotiiO G fupieffes los guP 
tos 9 deleytcs , recreacioncs , contentos ^ gozos 5 confuelos , qtte 

ciene en fu interior cfte Santo Leiio ^ lo tdmatlas con- 
tenca (bbre cus hombrosi 

Tom.Vi, Geo* CA- 




^88 PEREGRJNAaON DE PHELOTEA 
C A P I T U L O XV. 

HJCE oT%i msrjncu ^hilotej al snno^^ 

• dudando que la Crw^ putda fer goT^o ^ y fi k explka con 
dtfcurfo claro , natural , y faciL 

Enor , dijo Philoi^a ^ lodo ertb que dccis es fucrz^ 
de vucftra gracia 5 y aqucllos (ufpiros (c debcn 4 
vueftro amor , y aquel llorar dc alegria (e dcbc a 
vueftros (bcorros 5 y con cflb claro cfta^ qucio 
triftc fera alcgrc , y fabrofo lo penofb $ <pero cfla 
gracia , quien habra que la merczca ? Por Ventura la podrcmos 
cfpcrar los perdidos , y perdidas como yo ? A mas de efto , la gra- 
cia , Senor mio , para aquellos que no bemos cntrado en cfte du- 
ro camino , es de fiado , y de concado las penas : el padccer cs 
palpable , y prefente 5 pero el Ibbrc Uevarme en la Cruz ^ y que 
no pefe la Cruz , y que me fea ligcra , por la fuerza de la gracia, 
lo podemos e perar , perp no lo devemos prefuttiir. Efto me obli- 
ga a medir efte pefb al Icvantarlo , y a no introducirme en algu- 
na emprefa can temeraria , que habiendo entrado en ella con pre- 
funcion , vuclva de clla con verguenza. 

2 Vos , Senor , nos cnfenais a que pc{emos ^ y penfcmos las 
dificulcades antes de entrar adonde no podamo^ prudentemcnte 
falir. Vos a que nadie comience a edificar una cafk , que no la 
puede acabar. Vos i que nadie edifique una torre j que (c quedc 
<n (us principios. (*) Vos a que no ediEquemos fobrc arena ^dno 
(bbre piedras fuertes* (^) Vos i que antes de ir a pelear^contcmos 
nueftra gente , y niidamos nuefiras fuerzas contra las del enemi- 
go ; y defpues de haberlo medido ^ conHderado , y pefado todo, 
aflencados muy defpacio , obremos lo conveniente : (c) yafsi dc- 
jadme penfar delpacio efto de tomar la Cruz , porquc no dejc 
arrepentida defpues , lo que abrazo temetaria. Afsi es $ Philotea, 
que no quiero que obres con temeridad , y Hempre es muy con- 
forme a razon , y a buen efpiritu medif , y pefar las iuerzas con. 
el pefo , y con la carga 5 pero quiero que (epas , que hay dos mo- 
des de (eguirme : uno vueftro , y otro mio. Quando me (cguis 
con la propia voluntad (efto es , con alguna prcfundon , 6 fin. 

hu- 

(a) Luc* i4«v. aS.&feq. (b) Matth. 7. t* >4* 8e >d« (c) Luc 14* v*3i.&}s» 



Al mqnte de la ckvz. lib. 1. CAi?. XV. j 8 f 

humano^ c imJ)crfc«ito) es bijch pcn&r ^ t6nbcci:,.J)ciar j tecoh^ 
ccr , mirar ^ medir , y confidctsir lo qu6 etnprcndeiSjC irttcijtais| 
ycntrar con ifccclojjy temorcS eft la cthpteHij {>brquc aiidais jji* 
brc los pies de la ptopia volufttad ^ flacbs ^ dcbilcs ^ y,fragilc$.',;)J 
ynucho mas kabeis de bhtat de eJl;^ (uerte^ quatldo^brareis na^ 
turalmcftte eft las CO{as ^diias ^ ya politicas ^ ya morales » 0,44 
otro qualquier geliero que ellas ieah* 

^ Y mucbo.mas tl ofendcrmc debci$ me^ir^ y p^Iar jjiert 
lo que haceis , y fi tendreis fuerzas para tolerat mis juicios, pa- 
ra p^{ar ^ot mi cueoca , y fufrir una eternidad de. peiiaS ^ y d^ 
Inficrnoyy de tormpntos j no tomeis pe(b tan graft4e cqnlas cul* 
pas > que dc{pues 6$ Oprima ^ y os cdftigue^ y ac^be^ (in acabaf^ 
con tormentor mby cruelcs , i intolerables penas. Pero quandp 
Yo OS llamo > Yo os bufco^ Yo Os amo , quindo (eguisjo bueno^ 
y lo {anto , quaftdo eaminiis en luz con lut ^ y Vai& bufcaftdo la 
Iva. , quando mis voces van gobernaodo vueftrbs pafos ^ y a nii 
otdeft adenden Vuellros Oidos j aunque ci conVenicnte ^ Philo^ 
tea ^ feguir coiifejo , y prcguntaf ^ fi es mia h vocation $ p^ro 
podrcis obtar con mucnos menos temores ^ diiacibnes ^ i:eparo% 
recelos , meditaciones ^ y congojas* . , . . ...^ 

4 i Si vcs que te cftoy llamando , qu6 f ccclas , temcroia Phi* 
loe^a ?Si te llevo pof la CrU2 i alfcgUtat mis preccptdSt,qu^.duf* 
da, cfla t\i fragilickd ?Si te cftoy rogattdo cbn mis eonfejosi.y mU 
,yoces; por qu6 me refpondeS cOn atgumcntos Uenos dedificultitf- 
dc$ , vacios de amof , y docilidad ? Pof Ventura Udm^ a hidic eil 
el Rcyno de la gracia ^ que no fuefic pari corottarle j. y que ttic 
gozailc en el Reyno de la gloria ? Tu haS de attdaf midiendo , y 
pcfando y y meditando^y pondefando^ qUal es mejbr j el feguir- 
me i o el dejarmc > Tomar mi Cru:i j o <iejarla ? Tu qdattdo te 
llamo Yo , has de andar bufcandd 6tro camifto ^ que Aqucl que 
te (ciiala , el que eS 'ifUa ^ tierdad^y cdmlno^ (d)TantaS f^plicis 
a una obligacion tan debida I TantaS dudas a una cJonvettiehcia 
tan evidence , y tan data? Seiiol! ^ dijo Pbifot^a j yo no digo e{l 
to ^ ni o$ propongo eftas dudai por fto (cguifos 5 fmorpara fegut- 
ros de fucrte , que nurtca Tepa dejaros* Efte temor , Seiior mid, 
todo es fineza , y amor. Vos me habcis dichb , ^ue eft vueftto 
camino hay gozo ^ y alegria , y que cs gojsd , y alegrii U Crui« 

0et' 

(d) }oand4 t44V» (64 



390 • PEREGRINACION DE PHILOTEA 
Dc cfta fiicrtc podria mi flaqueza tolcrar cflc camino , y mas 6. 
mc probais , que en los guftos , y dcleytcs que ofrccc cl mundo^ 
hay pcnas , dcfabrimientos , y difguftos j y qucrria yo poncrlc 
tan cvidcntc la convenicncia a mi flaqueza, que no tuvicflc du- 
da alguna en la cleccion:y cfto^Scnor mio , todo cs para fegui- 
ros mejor , y para obrar mas guftofa al elcgir el camino dc la 
Cruz y con eflb andar con mas alegria al (erviros , y (eguiros. 

k Vcngo bien, Philotca, en alumbrar a tu entcndimientO) 
aunque fea dcfobligado de ti, y quicro que debas a mi pacicnda 
tu luz. Sabras , que el fcr tan fuavc , y dulce el camino dc la Cruz 
platicado , que tu imaginas tan terrible imaginado , nacc dc li 
mifma Cruz : de fuertc , que donde tu confideras el horror , y la 
afliccion 5 y el tormento , alii mifmo confifte el gozo , y alivio* 
Para que efto entiendas , has de advcrtir , que la Cruz cs la Have 
que abre el defcanfb a las almas , y el cuchillo que caftiga , cor- 
rige 5 quicta , y pacifica a las almas. Es la lanceta que abre la ve- 
na dc la propia voluntad , y defcarga , y echa fvicra con la mala 
fangre los humorcs corrompidos , que caufan toda fii muertc , j 
-con defcargarlos prevalccc mi gracia a la porcion impura dc la 
culpa 5 y queda fana , y fuerte , y con falud. Porque la Cruz en 
{uftancia , es corregir , cnfrenar , reformat , limpiar con la e/co- 
"ba , y cuchillo de la mortificacion a la propia voluntad , y con 
cflb dar lugar a que entre , y gobierne en clla mi amor,y mi Vo- 
luntad. Y como la Cruz cs la que deftierra del alma las paQoncs, 
y entran en clla en (u lugar las virtudes ; hace que fucedan mu- 
chos cfe^tos 5 que todos caufan confuclo , paz , alegria , con- 
tento ) y fercnidad. 

C A P I T U L O XVL 

TIDE f HI LOT E A AL SEHO^QUB LE EXPLTQUE 

albums e/eSios de los que caufa Id Cru^y para que efie ale^e 

el alma ^y fe los explica* 

Ycndo Philotca , que la Cruz caufaba algunos 
efedos ) que introducen alegria , gozo , y contcn- 
to en las almas j Ic dijo : Sciior , toda mi anfia cs 
feguir la Cruz ^ y no fob feguirla , (ino traherla; 
pero no fera pofiblc efto a mi flaqueza G (us cfec- 
tos (on penas , dcfabrimientos , difguftos $ y afti explicadmc ,Bicn 

cter- 




AL MONTE-DE LA-CRUZ. LIB, I. CAP; 5^. ^ 9 1 

ctcrno ,c{fos cfcdos dc guftos , dc gozos ^ y dc conrcntos , para 
qucyo trayga coritcnta la Cruz. El prinicrp cfe(^p., Philotca, 
dijo c\ Senor , ^uc caufa k Ctuz en cl alma , con haccr que en 
111 virtud 5 y por medio de la mortificacion ie guardcn mis Man-r 
damientos, y (e iigan mis Conejos, es limpiarla^y purificarla5y 
en cftojido limpia , y pura, claro efta que fc halla alegrc, y con- 
tcnta , y (antamencciatisfccha , y confiada de verfc afsi en la Di^ 
vlna prcicncia. 

2 iNo ves el gozo de aqucllos que Kacen una confefion ge- 
neral con verdadero dolor , contricion , y penitencia ? No ves 
la alcgria con que qucda el mas perdido, quando deiengafiado, 
y con luz me bufca , y me halla piado(o?No ves la ferenidad dc 
aqucl , que con la penitencia , y confefion (e ha defcargado , y 
limpiado del pefo grave , y afquerola de las culpas , y luego con 
recibirme, echo del alma lo feo,y abominable 5y quedo lo lim- 
pio , y puro ? La pureza , y limpieza , Philptea , aun en efto na- 
tural confiiela , alegra , y recreaj y afsi , (olo el defcargar las cul- 
pas del alma , alivia , confuela, y alegra. ' 

^ Mira que guftofo queda el que ha^tr^^idp un pcfadifsima 

madero luego que Iblto la carga j. afsi queda el j^cador , luegp 

que con la Cruz del dolor , y pcnitencj^jj.arrpi^^^ si k carga. 

intolerable de las culpas , y las duras pri^ones 4e laspafiones,, y 

cl pcfo gravilsimo de andar Hempre en-fAi.defgracia. El fegundp 

cfc£ko de la Cruz, es el de(ap];opiar del, alma los dcieos , que^la 

trahian inquicta. Porque como quiera que es impofifjle , que cJla> 

degc de amar a lo humano , 6a lo Diyiiio , y Ip hittpano po es, 

pbjeto digno de las almas ^ ni conformcal fin , parfi que Y^ JUS; 

crie ', no es pofible , que halle qyietud en lo humano , halla: q^C; 

Ilcguc a amarmc a mi , y lo Divino. De la maiiera que nq cs^ 

pofible , que halle quietud La piedia , (Ino en fu centrp , y cotpp[ 

no cs pofsible , que la haya en .todo aquejlo que no hay copfpr-^ 

ini4ad con el fin i ni lo es , que haya qyietud , ni loficgo en Ipsj 

medios , fino violencia , pefadumbrc , y refiftencia , (1 los jnc-, 

dios pp tiencn proporcion con el intentOi ';,:., 

4 De aqpi n^c , Philotea , la inquietud de Ips- mortales ?|^ 

cfta vida de culpas. De aqui nace el no faciarfe jaru9^.^l alma d^ 

los dcfeos mundanos 5 porque no la eric ^ fino para bulcar , y p«?^ 

ieer , y prqmoyer los Divinos. De fiqui i^ace que el mas dichpfo, 

£:liz 3 y grande ^nunca efta contento , hafta fubj^ fiW> y ^^ I j^ 

■ • ya 



^ 9 i • • PEREGRINACION DE * PHILOTEA! 




y cgcrcici 
brcfaltan los tcmorcs dc pcrdcrla , 6 Ic inquiecan los cuidados 
de gozarla. Dc aqui rcfulta tambicn , que cfla (ca una dc lasgran- 
dcs pcnas dc los condenados ; porquc como aqucllas almas flic- 
f on criadas pafa gozarmc , y fcrvirmc , y alabarmc , y cftan en 
cl Infierno en mi deigracia , blasfemando , y ofcndicndomc j vi- 
vcn en efte tormento con intolerable pena. 

5 Pues lo que hace mi Cruz , Philot6a , cs dcfterrar del al- 
ma eftos de(cos , y propiedades de amar , procurer , querer , (c- 
guir,y dcfcar lo temporal, (ugetando la voluntad a mi (anta Vo- 
luntad. Y como el arado defarayga las malas yervas en la hcrc- 
dad 5 afsi mi Cruz con la mortificacion , arranca las paiiones , y 
defeos, y los pone cnfu lugar, y los compone , y concierta. Dc 
aqui nacc fu confixelo , y alegria j porquc dc la manera que cl 
hucfb defencajado caufo dolor pena , y tormento hafta que lo 
vuelvan a fu lugar j alsi cl dma con los dc{cos mundanos anda 
inquieta , con los fantos (ofcgada. Apartada de mi , vive con re- 
petidos torriicntos , inquietudes , defafofiegos , defHichas 5 pero 
unida a mf , con (umo conluelb ^ y paz. 

6 El tcrcefo cfedo que caufa mi Cruz , para que cl alma 
cf^ alcgrc , depcnde dc cfte. Porquc los defcos mundanos que 
hay en cl alma, (on fiemprc dc aquello que no fe ticnc , pues los 
defcos andan tras la pofeHon , y (on unos pretendicntcs inquie- 
tos, y alborotados, que viven galantcando,y prctcndicndo con. 
fumo defafbHcgo a la mifma pofedonjy como eftos reOdcn den- 
tro del alma , y (on muchos , y tantos , quantos (on los objctos 
de las paQoncs del alma, que (on caO inumcrablcsj (pues apenas 
hay alguno apeteciblc , que no defpicrte deftos) nacc dc aqui en 
clla un defafbdego , un tormento , una pe(adumbre tan inquie- 
ta, y tan pefada, que parcce impofiblc que (e pueda toleran Mi- 
ra , n dentro del corazon habitaflc un hcrizo con (us puntas : mi- 
ra , (i cftuvicllc Ucno de inumerablcs abrojos : mira , fi lo cftu- 
vueflcn azotando con hortigas: mira,fi dentro dc una ca(a muy 
cftrecha , 6 de un apofcnto ofcuro cftuvicflcn muchos locos , y 
furiofbs encerrados,y que a cada uno de ellos Ic ncgaflcn lo que 
pide 5 i qu6 ruido , qu6 confufion , que locuras , que voces , qui 
defatinos , y pefadumbres habria en aquclla cafa > Pues cfto , y en 

al- 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XVI. 595 

algunosmucho mas que efto , obran los defeos ck&rdcnados 
del alma. 

7 Lo que hace , pucs , mi Cruz con la mortificadon , cs 

cchar fiiera los locos , arrancar , y dcfterrar , y arrojar las cfpU 

nas , los abrojos , las hortigas , y poncr en fu lugar.,- y plantfar 

las florcs , y las hicrvas faludablcs 5 y lo que cs mas difiicultbfbi 

dar fanidad a los locos, y con haccr, que aqucUos abran loi ojosj 

y vean que cs locura cl pretender lo que cfta en agcna mano , y 

que es dclarino , pudiendo contener los defeos dentro de la po- 

feflon de lo (anto , y de lo etcrnb , andar tras la polcfion de lo 

temporal , y malo ; ya con la luz , y delengano los per&ade que 

figan lo verdadero : y como en Uegando por el medio dcia Cruz 

la luz al alma, (e halla en ella, para ver quan conferme es a la ra~ 

2on natural , y a la (bbrenatural todo aquello que mira , y expc- 

limenta ; ya pacifica , y (bfegada , queda con grande (erenidad, 

gozo , alegria , y confuelo , como (blian quedar los endemonia-r 

dos a mis pies , quietos , agradecidos , y alegres , luego que les 

facaba losDemonios dc los cuerpos.El quarto efe(Sbo de la virtud 

de mi Cruz , Philotea , es admirable > y de muy grande confbla- 

cion , y alegria , y tambien depende de los pafados , que es va-' 

ciarla de dekos , y defarraygarla de propiedadcs , y con eflb pa- 

cificaria , y quietarla 5 porque a mas de que el alma que anda 

fiicra de mi , viveencontrada conmigo , y con dolor , y fatiga, 

como el huefb dc(en£ajado de (ii lugar $ hafta que (e vuelye 4 

mi J tambien es precifo que ande con muchos encuentros,y 4ii-» 

guftos , y pendencias en las cofas temporales. 

8 Lo primero , porque los defeos muchas veces (on contra- 
ries cntre si , y cada dia Ic v^ , que el hombre pretende , y temc 
lo que pretende , y aborrcce lo que ticne , y abraza lo que abor-* 
recc : ya quiere lo que defca , ya le canla lo que ticne $ apenas 1q 
•pofcc prctendido , quando le embaraza pofcido. Y quando cl 
hombre dentro de si no tcnga cftas pcnas, contrariedades, pen-* 
dencias , y dilguftos , los tiene con los demas 5 porque como I05 
defeos no tienen limitacion , y la tiene fu poder , porque no Uc- 
ga a lo que defca , ficmpre anda dependiente , y en figura de men- 
digo 5 y neccfitado ; y (ino configue lo que pretende ^ (c enoja, 
(c encoleriza , (c dilgufta , y forma infinitas quejas , pendencias, 
dcfabrimientos , di^uftos , y es fu propia voluntad un perpemo 
manantial , y feminario de pcnas ,• y toda cfta barahunda de pe- 
rm.rL Ddd fa- 




394 .1 PEREGRINACION DE PHILOTEA 
fadumbrcs , dc gucrras , 4c batallas , dc pcndcncias , arroja fiic- 
ra la Cruz con la mortificacion , y con corregir , y contcncr los 
dcfcos', y crahcr quicta , y (bfcgada a la porcion inferior , con que 
jentra mi Divlna Voluntad a gobcrnar en cl alma a la humana 
voluncad , y a Ucnarla dc paz , dc gozo , de alegria , de contcnco} 
y a($i vivc rcfignada con todo aquello que Ic fuccdc , porque con- 
migo 9 y por m{ , y en mi lo quierc , y lo ricnc todo , pucs el que 
4 nu firvq 9 todo lo tiene conmigo , todo lo goza por mi. 

C A P I T U L O XVII. 

'JHAT>E EL SBHO^ OTKpS T!(ES EFECTOS , |^ 
cau/a U CruTi en el alma , para pactficarla , y proponele k 
Wilot^a atgunos e^emplos, 

Tros trcs cfc£^os > Philotcaj profiguio clScnor, 
obra mi Cruz en el alma. £1 primero , es pacifi- 
ji; I carla , no (olo en la guerra que tienen los deCcos 
Ji I humanos entrc si , y con los demas , fino en la que 
tiepe configo mifma^y con la parte (uperior. Por- 
que como qulera que la razon natural que (elle en ella^eftaacur 
fando (us errores j^viveelpecador encontrado con la luz, y lum- 
bre que tiene en ella , y afsi (e halla deiuro de si con un pctpc- 
tuo fi(cal de (us errores, y culpas ^ el qual efta Aempre voceando, 
acufando , y pidiendo contra 61 , y con un gu(ano roedor , que 
le efta aHigiendo , y teprehendiendo , y un verdugo, que lo d!la 
pcrpetuamente confumiendo , y con (uma crueldad atormcotan- 
do. Finalmente , tiene un tribunal entero dentro 4c fu corazon, 
acufador , juez , teftigo , y procelb , que le eftan ftilminando, 
(uftanciando » y condenando. Y (i en efte mundo exterior no 
puede (ufrir el hombre las coftas^y pefadumbres que le ocafiona 
un Tribunal que envian contra cl en una caufa , 6 delitoj <lo que 
pe(a muchifsimo por afuera , como pefara alia dentro ? Pero en 
cntrando mi gracia por el medio de la Cruz , y la mortificacion, 
ceGi todo aquel jufto, y terrible tribunal) porque en (u lugar cn- 
tra la honefta , y humilde (atisfaccion , y una moral confianza, 
y confiielo , dc que cl alma vivc conformc a ley , y razon , y rcc- 
titud , y conciencia $ y repofa dentro de la mifma bondad , vir- 
tud , finceridad , y verdad. 

.2 £l fcgundo ttfe^ ^ que cauTa la Quz en el alma , cs pa- 

a- 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XVIL 5 95 

cificaria conmigo. Porque como (ca a(si , que los dclcytcs , y 
culpas la trahen au(ence dc mi gracia , y en mi dcigracia $ claro 
cfU , que ando encontrado con ella , y no Jfbic dene dennro dc si 
aquella alma deidichada , el tribunal que te he dicho ,<{ino el 
mio 5 porque cftoy en clla como rigurofb Juer,y mi Juftida y y 
fus tcmorcs la atormentan , la acongojan, y afligen , perCcguidi 
de los recelos , miedos , y horrores de (us culpas, y {iis penas : y 
cfto la caftiga a cada pafb de (ucne , que ya pienfa , y no fin 
gran Rmdamcnco , que efta ardicndo en los Infiernos , y no da 
pa{b dcncro de fus miimos guftos , que (i por afuera la recrean, 
no la afligen por adentro. Pero en defterrando mi Cruz por la 
mortiHcacion , y penitencia a la culpa , entra mi gracia en el al- 
ma, y la curajla remcdia,y con{ucla$y es efperanza los que an- 
rcs eran temoresjy es gozo el que antes eratriftezajy es quietud, 
y {erenidad, lo que antes era inquictudsdefaibGego, y tormcnto. 

^ Ultimamente , Philotea , entre otros inumerables efcc- 
tos de la Cruz, para caufar gozo, alegria, y condielo en el alma, 
es el principal , el defterrar de ella las tinieblas , o(curidad , du- 
reza , obftinacion , diftraccion ^y toddslos demas impedimen- 
tos , que pone la culpa a mi gracia , y a mi luz , para que fienta, 
figa , y oyga mis fantas infpiracioncs , y (aludables confcjos. Por- 
que todo el ticmpo que dura en (us vicios , vive el impio , y pe- 
cador con todos los tormentos , 3ci<lichas , y mifcrias,que te he 
dicho , divertido , adormecido , y de(atento a lo bucno , entre- 
gado del todo a lo muy perdido , y male , con que apcnas pue- 
de oir lo (anto , lo bucno , y rcdio con que le avifo , y le llamo, 
y lo encamino ; pero en quitandolos , y venciendo por el medio 
dc la Cruz y mi luz , cftas tinieblas y olcuridad , comienza a 
obrar mi Piedad en el alma inumerables efeAos (uavifsimos, dul- 
cifsimos , fabrofifsimos , porque oye , vc , y atiendc j como fon, 
daridad , caridad , luz , paz , foficgo , tranquilidad , amor, go- 
zo , alegria , confiielo, y la viftc de mis doncs , y la Ucna de mis 
tclbros , gracias , milcricordias , y de inefable fuavidad , con- 
tcnto , y (erenidad. 

4 Todo efto que te he dicho , Philotea , puedes mirar , y 
rcconocer en dos Reyes coronados. Mira al primer Padre en la 
primcra felicidad qual eftaba. (*) Templo admirable de Dios, 

Tom,VI. Pddi Ima- 

(a) Genef. t. v* s;. 



^^6 PEREGRINACION DE PHILOTEA 

Itnagen viva (liya en todas (us tres potcncias. Mira aquclla Rc- 
publica tan Gincamentc ordenada , y concercada. Mira que de 
bendiciones , gracias , dones , y miicricordias que Uovian (bbre 
(u alma. Ni ^1 conocia al apecico , ni parte alguna inferior , que 
rcnftiefic a la (uperior. Afsi como el cftaba en el Paraifb , y todos 
los elementos le fervian j tambien eftaba el Paraffb de mi gracia, 
y de mis gracias eh el : y fmo es la de mi Madre , no ha liabido 
alma que tuvielTe tan pura , ni tan perfe£b la gracia. Al fin fue- 
ron las gracias de Adan las primicias de la gracia , y de las gra- 
cias , que he dado a todas las almas. 

5 Miralo lucgo que pcco , de Rey, efclavos de alegrc , triftc, 
afligido , fugitivo , dcftcrrado , c inquieto : miralo que ya el 
apctito (c rcvelo a la razon , y los elementos le pcrdieron cl rcC- 
pcto. G>) Miralo echado del Paraifo a una habitacion de c(pinas, 
de mi(crias , de trabajos , ncccfitado de todo , y con pcrpenias 
lagrimas llorando , quanto perdio en un inftante pccando. (<^)Mi- 
la a David en (u primera inocencia quan fanto era , puro , e ino« 
centc , enamorado de mi , y Yo de cl , Ucno de mis dones , ha- 
dendome Canticos (uavifsimos , y alabanzas , que hoy canta to- 
da mi Iglcfia : era fiicrtc , y domaba los Icones , y las ficras , y 
venci^ los gigantes , porque ^bia domar las pafiones , y de- 
leytes. W 

6 Miralo defpues de la culpa , y adulterio , y mucrte del ficl 
Urias 5 deshonrado , aborrccido del pueblo , dcfpreciado , fugi- 
tivo de la cfpada de (u hijo , y en la mayor ignominia , que (c 
ha vifto Rey de mi mano caftigado : («) pues Uegaron a dcshon- 
rar (iis mugercs en la claridad del Sol , pagando en muchifsimas 
afrentas aquella afrenta que caufo a Urias, alevofa , y cruclmen- 
te. (f) Mira tambicn a cftos dos Reyes tan grandcs , como por las 
lagrimas , llorando las culpas , condguieron mi gracia , y mi(cri- 
cordia , y Ics perdon^ , y defterr^ de cllos las culpas , y los llcnc 
de mi gracia : y no fblo refticui fus Rcynos, y en ellos a todos /us 
deiccndientes, fino que lo fiii Yo (uyo. Tanto pueden, Philotca, 

las lagrimas penitentes , y tantos milagros hace cl Miftcrio 

de la Cruz , que tu tan fuertemente 

rehufas. 

CA- 

(b) Gcnrf. 3. v. 8. 9c feq. (c) Ibid. v« %4m (d) i« Reg. I'r.il v, 34. ofq«ad 50. 

(c) 2«Rcg« tu v»4.&cap« i}«pat(Xttiiu (f) Ibid* is* v. !]• 




AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XVIfl. j 97 

CAPITULO xvin. 

SUTLICA THlLOTEJ AL SEno% , QlJE SfB^Sg^ 

los efeElos que la ha expllcado del Mlfierio de la Crw^, 4a diga 

fu. QQnt^entenc'ia , y mothos ^j el SeHor 

fe lo expllca. 

Enor , dijo Philotea , ya cftoy perfiiadida a que la 
Cruz rccrca , alivia , y coniucla , y libra dc mur 
chifsimos cuidadosjporquc (bbrc (crincfablc vuen- 
^ era palabra (antifsima , cs dc grande luz , c inefa* 
blc cl di(cur{b con que mc habcis enfenado : pcro 
Scnor , efto cs lo dulcc , y fuavc del camjno $ qucrria vercon lo 
delcycable lo util, y tambien , que mc cnfcnafleis icon que fin, y 
dc que (uertc , y para qu6 he dc tomar (bbre mis hombros la 
Cruz ? Eftc camino , Senor , cs nucva region para mi, que nun- 
ca le anduvc. Nucvo cgercicio , nueva do(Sbrina merece. Nuevo 
cmplco , de nueva luz nccefica. Yo os (uplico , Seiior mio , que 
me digais como mc he de gobemar antes que lo comiencc a (e* 
guir , no fca que mis errorcs os cau(cn nucvos difguftos. Mcjor 
cs cntraT en eftc camino enlcnada , que ignorance , y a acertar, 
<|ue no a aprender. 

2 El camino de la Cruz , Philotea , dijo el Sciior , mcjor (c 
aprende feguido , que no enfenado ; porque como quiera que cj 
jnas pradico , que cfpeculativo , y de obras , mas que de paUr 
bras , 6 difcurfos , e$ contingcntc , que huvicras aprendjdo mas, 
figuiendomc todo el tiempo que has eftado prcguntandome 5 y 
aisi rindetc ya a tanta luz. Vive , Philotea , en Fc , y dcjate de 
difcurfos. Seiior , dijo Philotea , mi flaqueza cs grandifsima 5 y 
con fer afsi,que cl entendimiento cfta convencido en lo {uave,y 
ya parcce que lo vco,y lo toco con las manos; con todo cflb mi 
voluntad ha cobrado tanto miedo al camino de la Cruz,al padc-^ 
ccr,y al penar, que me conozco necefitada de mas luz,y aun cfia 
no baftara , fi Vos , Senor mio , no calentais, y alentais mi vo- 
luntad ; porque temo dc mi , que cfte prcguntar , cs dilatar , y 
haccr tiempo al traherla fobre mis hombros. Mas con todo cflb, 
Seiior , dccidme algunos motivos para abrazar vucftra Cruz. 

^ Los motivos , Philotea , de traher mi Cruz , fon nobilifr 
fimos , de grandifsima utilidad , y provecho en efta vida , y de 

glo- 



.598 PEREGRINACrON DE PHCLOtEA 

gloriofifsimas coronas , gozos , y contcntos en la ccerna : y con 
Kr difercnccs j y unos mas fuperiorcs , y (ancos que otros ,fc 
psmpadccen muy bica , y no andan enconcrados eutre si , ni (c 
opoaen , ni etpbarazan unos a otros. Uno de los modvos , Phi- 
lot^ , dc traher mi Cruz fbbrc los hombros cl hombrc , cs cgc- 
cutar la ienccncia que be dado a todos los hombres,y tomar Ib- 
bre SI las penas,a que la humana generacion ha Hdo paraficm- 
prc condenada en efta vida de penas. Porquc dc'la manera que 
el reo , y condenado (a\c a cumplir (u deitierro 3 afsi los hombrcs 
Cc ban de conformar con las penas de un deflicrro mcrecido dc 
fd culpa , y de fus culpas. Y con tanca mas razon, quanto clque 
es condenado de humano juez , puede recelar injufticia en la fcn- 
tencia 3 mas no el que lo es de mi Divina Jufticia. 

4 Antes bien quiero que (epas , Philotea , que a mdic hi 
condenado mi piadofb Tribunal , que en la (cntencia no haya 
dado alguna parte a la piedad , y mifericordia. Y ni en las mif- 
mas (cntencias que doy a condenacion eterna , falta efta amoro- 
fa atcncion 3 porque efla es mi condicion , caftigar mencs de 
aquello que fe merece , y ptemiar mas de aquello que (c mcrc- 
ce : y afsi como va contento a las galeras el que por la benigni- 
dad del juez efcapo de la horca , y del cucbillo 3 afsi vofocros ba- 
beis de tomaf contcntos la Cruz de vueftras penas , y trabajosj 
por fcr tanto menorcs, que la culpa de vueftros primeros Padres, 
por la qual pudc acabar el linage humano , y rcducirlo a termi- 
nos de que no ballade remedio , culpa de tan gnnde dano. 

5 El {cgundo motivo , para traher con gozo , y alegria vucf- 
tra Cruz , y abrazar las penas , y los trabajos , es tomarlas como 
fatisfaccion , y paga de vueftras mifmas culpas , y no (bio de 
vueftros Padres : porque (lendo vueftros pccados tan grandcs, 
que merecian cternas penas, (y no es facil hallar quicn no lasmc- 
rezca) debeis dar gracias inmenfas al Juez , que a delitos que fe 
deben , penas eternas , dio con tanta benignidad cftas breves , fa- 
ciles , y tranfitorias. Al que pudiendo cortar la cabeza en el ca- 
dalfb , le dan (cis dias de carccl , por (u delito , efta alcgrc, 
porque vc , que cada inftante lo va llevando a fii libertad , y af- 
Ji por inftantes (e repite lu alegria. Afsi vofbtros dcbcis abraznr 
la Cruz , y el penar , y el padecer en el deftierro , pucs cada inf- 
tante OS va llevando a la Patria. No hay pena grande , fi es bre- 
ve : n apenas Uega cl alma a padecer , quando ie acaba cl pade- 



cer 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. I. CAP. XVffl. ^99 

ccr , y a cftc brcvc padcccr fe figuc eterno gozar , aqu^ hay.qu^ 
xecdar cl padecer vifpcra brcvc dc un ctcrno dia dc gozar ? En 
cftc ca{b , cl prudcntc , iabio , y difcrcto perdonado , no pone 
los ojos en la pcna que padcce , fino en ios gozos que efpeia : no 
en la brcvc tribulacion , y caftigo , fino en la etcrna corona. 

6 El tcrccro motivo , cs cl de haceros habileis para (crvirmc, 
y (cguirmc, y con {crvirmegozarmc. Porquc todos los hombres 
bulcan cl fin por los medios : el labrador fiembra , y trabaja, 
porquc (abe que fin culdvar la ticrra , cs impofiblc que coja , ni 
recoja la (cmllla : el mercader fiida en los medios de codas fiis 
grangerias,para Ucgar a lograr el fin de fii efperada ganancia : cl 
caminante fc fatiga en cl medio del camino , para llegar al fin a 
que afpira en fii Jornada. Afsi vofbtros debcis con alegria ,y corir 
fiielo fudar , y trabajar en cl dc la Cruz , parapodcrme (cguir^ y 
fcguido confcguir. Porquc (i como tc be dicho , Philotea , no cs 
pofible 5 que lujctcs a lacarne, fino tomando mi Cruz j no puc- 
3cs enfrcnar al apecito, fino figuiendomi Cruz j no puedcs ven^ 
cer efla porcion rcbcldc inferior , fino por medio dc mi Cruzj 
no fc fobreponc , y manda lo fiiperior , fiiio es conquifiando W 
inferior con la Cruz 5 claro efta , que el que quicre conquiftar, 
pcl^ para veneer , y vence para triunfar : claro efta , que fi cftc 
Reyno dc la gracia padcce fiierza, para alcanzar defpucs cl dc la 
gloria , cs mencfter por cl unico camino de la Cruz, aplicar la 
fiierza en cftc camino , para que fe logre el dichofb fin de efte 
brcvc , aunque penofb camino. 

7 Veneer fin pelear , triunfar fin veneer , cs impofiblc , Phi- 
lotea ; y afsi es mencfter pelear para veneer , y vtfncer para triun- 
far. Es maxima muy 'dilcrcta , que cl que ama el fin , abra:?a , y 
ama los medios que conduccn a aquel fin. El fin uldmo ^c los 
hombres , cs la gloria , los medios para la gloria , (on fiijetar a 
la came con las penas , y la Cruz : no ama cl fin, quien no abra- 
zare los medios : no ama a la gloria , quien no abrazarc mi Cruz. 
El quarto motivo cs , Philot6a , no (bio fujctar la carne , para 
(crvirmc , y con (crvirmc , gozarme 5 fino fiijetar la carnc po|: 
no pcrderle , y pefdermc. Si cl camino dc la Cruz , y el padecci 
fblo Ucvara a gozar por el padecer , era baftante motivo para pe* 
nar ^ pero ticne otra calidad notable, que no hay medio del gow 
zarme etcrnamente , al perdcrmc , y penar eternamcnccj porquc 
aquel que no goza etcrnamente , eternameote padcce^ ■< ^ 

Da 



'400 PEREGRINACION DE PHELOTEA 

8 De (iicrte , que cs mencder pafar por uno de ellos dos 
cftrcmos tan diftantes : ficmprc Cielo , 6 ficmprc Infiernojgo. 
2ar en la ctcrna gloria , 6 padecer en los eternos tormcntos. Ca- 
da uno elija fortuna , eche la mano a lo que le parczca me jor : mi- 
re que camino clcoge , porque no hay medio en cfta eleccion , ni 
cs pofible que haya otro terccro camino. iLlcvas , Philotca , mi 
Cruz pcnando , padeciendo , merccicndo j y flrviendo ? Etcraa 
gloria. Padeces , o gozas fm clla ,y te huelgas , y me ofcndcs con 
los deleyces pecando ? Eterno Infierno. Dc aqui refulta , que ya 
cl caminb de la Cruz cs canto mas nece{ario , quanto os obliga 
a (cguirlo el temor, y la efperanza: cl temor de condenaros, fi- 
no elegis eftc feguro camino , y la efperanza de ^Ivaros fi elcgis 
cftc feguro camino. iPues a quien ponen delante pan , y cuchi- 
Uo , caftigo 5 y prcmio , gloria eterna , y pena eterna , la coro- 
na , y cl tormento , que no eche la mano de la corona , y vuel- 
va las e(paldas , y huya dc la eterna pena ? Y afsi el (cguir cl ca- 
mino dc la Cruz , Philotca , cs cchar la mano a la corona : fc- 
guir el dc los dcleytes , recrcacioncs , y guftos , cs elegit ctcrna 
pena,y tormento. Y dc la mancra que cl enfermo abraza lame^ 
diciha , por muy amarga que fea , para huir del mayor mal , que 
cs la mucrte , y en cfta vida de penas (on amables las mcnorcs, 
por huir dc las mayores j a(si habeis dc amar el padecer , y cl 
penar con mi Cruz, por huir del pdeccr , y pcnar fin clla : ha- 
beis de amar aqui las penas temporalcs , caducas , y cranfitorias 
con mi Cruz ^ por huir dc las cternas fin Cruz. 

C A P I T U L O XIX. 

^fpfOKB EL SEk0(B^ A fPHlLOTEA OT^S ILUST^S 
motipos , farn abra^r la CruT^ del Senor , y feguir eflt 

feguro camino, 

L quinto motivo , Philotca , para (cguir cl camino 
dc mi Cruz , cs fatisfacer vueftras culpas , y pa- 
gar aqui en el camino , y por cl camino de la 
Cruz , lo que fino me fatisfacfis , pagnrcis en los 
eternos tormcntos del Infierno , 6 en los tempo- 
rales , y fiiertes del Purgatorio. Porque has de advcrtir , Philo- 
tca , que cl pecador en cada una dc las trafgrcfioncs dc mi Lcy^ 
fe hacc deudor dc mi infinita Jufticia,y cada culpa cs una dcuda 

con- 




AL MONTC DE LA CRUZ. UB. I. CAP. XIX. 40^11 
contrahida ^ dc la qual ha de dar cumplida fatisfaceiori. Y dc k 
mancra que cl dclinqucntc contrahc dcudas , que dcfpues le 
hacc pagar la jufticia a cada uno con dcbida proporcion ^ al dc- 
linqucntc atroz con horca , y cuchillo , al que no lo cs tanto, 
con modcradas penas 5 a cfTa fcmejanza proccdc coA los pccadbs 
mi rcaifsima Jufticia. Mas con efta difefenda, que la ofcnfa que 
fe caufa a la Republica , es de mcnos cftimacion , que la que fe 
Ic hacc a Dios j porque afsi como crece la maldad pot la grande* 
za de la Magcftad, y podcry a quien fc ofende, y fe caftiga mas 
duramcntc al que ofende , 6 refifte a un Confcjo ^ que a un Al- 
guacil , y al que ofende al mifmo Rey ^ que no al Confcjo j afsi 
tambien cs rco de mayor delico con infinica diftancia , el que 
ofende a Dios , que no el que ofende a los Principes del mundo, 
quanto va dc los fenorcs del mundo a Dios , Seiiot de los fcii6'» 
res del mundo , Criador del milmo mundo. 

2 Supucfto 5 pucs , que fon dcudas los pecados , que fc ban 
dc pagar en efta vida , 6 en la otra fin remedio , ni perdon , hafta 
aquciio que fc debc , y ha de pagarfc de una dc cres rtiancfas j 6 
con penas tcmporales del Purgatorio , fi aqui no fe fatisfizo con 
balhnte dolor > y penitcncia , y eftas fon aunquc' temporalcsj 
acerbifsimas j 6 conks etcmas del Infierno , fi falc el alma del 
cuerpo en la delgracia dc Dios; 6 en efta vida^ya con penas vo4 
luntarias ^ ya aplicando a Dios las necciariaS j para que tcnga pot 
bicn fu Bondad dc rccibirlas en fatisfaccion de los pecados j y, 
culpas : y que cfte padecer ^ penar ^ y pagar en efta vida , es el 
camino dc la Cruz ^ es meneftcr ^ que Cada un6 dija ten dondo 
quicre pagar , aqai levemencc^ 6 all4 rigurofamentc* 

^ i Que duda hay , Philotea > que en racional clecciOfl cfco* 
gcra un hombre cl padecer lo menor , y dcjafi lo m*yor ? Y 4 
gozar , cfcogcra lo mayor ^ y dejar4 lo tnenor ? Qu^ diida hay; 
que al padecer , cfcogcra el padecer temporal ^ poriwur del pa4 
deccr etcrno , y no el gozar temporal 5 p6r padecer lo eiierno ? El 
fexco motivo para abrazar mi Cruz j Philotea , cs de mi gloti^Ti 
porque ficndo a(si , que convicne cntrar tn cUa por Varias ttibii^ 
lacioncs vy el que mas padccc por mf , es bicn derto ^ qufl ttxo 
ama mas a mi : y qac al que mas dejo p6r mi , itla5 le dar^ ^ por r 
que obro mas pes oii : y que al que todo lo dejarc , le dare todo 
aquello que dejarc ^ y lo que es mas, centuplicado todo aquello 
que dejarc, y dcfpues la gloria cternaj de aqui aacc^ que quipit 



Tom, VI* £ee 



P 



la- 



402 PEREGRINACID14 DE PHILOTEA 

paclece mi Croz ^ mcrccc ctcma corona , y gloria , y que la mi- 
yor grangcria , y la mas crecida ufura que pucdc haccifc en cfta 
vida de penas , cs comprar con cUas gozos , que nunca fc aca- 
ban $ porquc d con bacro comprafle un hombre oro , y con cG- 
tiercol diamanies , bicn cieito es , que crcccria dcGnedidamente 
el caudal del que cfto hicicfle. Afsi es, y (iicede en efte comcrcio 
efpidtual^ en que Yo os mande os ocupaffcis^quando digc: Ke- 
^otiaminl dum "tftnio ^ (^) porque es certiuimo ^ que no (on con^ 
dignas las penas , y tribulaciones ^ que en cfta vida padeceis , al 
inmenfb pcfo de gloria ^ que en la ccerna fc os clpera. 00 

4 £l (eprimo modvo es , vivir con toda quiecud ^ y pz^ 
como ya lo enfcne arriba ^ porque no hay paz , ni quiecud , fino 
en aquellos que ncgandofe a si por la Cruz,ni temen,ni defcan^ 
ni quicrcn ^ ni bu(can ^ ni procuran ^ (ino a mi : con lo qual cl 
Icguirmc , y (crvirme con la Cruz (bbre los hombros , es honra, 
y provecho, es rcnta , y comodidad^ es Habito, y Encotnicnda, 
cs dulzura, y urilidad , y con k CrUz, comb con una fabiduria 
del Cielo,le vienen juntos al alma todos los bienes que ella pue-> 
de dcfcar. Pero aun eftos que te he dicho ^ Philotea , (on mod' 
vos incerefados ^ aunque hone(bos j pero hay otros mas nobles^ 
que (iguen todos aquellos que me (irven con fincza ^ como /on 
los que (e (iguen. 

5 £l primero : tomat mi Cru2 para con(egQir mi amor^ 
porque no nay duda ^ Philotea , que los deleytcs , y vicios , y los 
guftos propietarios , y (cnfuales , crian olvido de mi ^ de{a(b(Icgo^ 
tormencos y y codas aquellas penas que te he dicho 5 pero elabra- r 
Z3it mi Cruz , y padccet por mi , y (cguirme con la Cruz fobre 
los hombros , cria amor mio , y apcnas padecd el alma pot mi, 
quando nacc en ella , y (c cnclcndc en catidad ^ y amot mio $ y 
Yo que la vco padcccr , Ic aumento la caridad^ y el amor, y con 
lo mifmoque v4 aumentando fus penas por mi amor,voy Yo au- 
mcncando fu amor, obligado de (us penas ; y la gloria j Philotea, 
de la otf a vida , es gozatme $ pero la de cfta , es amarmc. £1 Cc- 
gundo : padecer por obedecet mi voz^ viendo lo que Yo con las 
obras , y.palabras acredite cl padecer 5 tomando m Cruz , folo 
por (eguirme , (In mas di(curk) , que el verme delante a mi, te- 
niendo por conveniencia el (eguirme, y fiendo coda (u gloria tra- 

hei 

(b) Luc. .i9<v« 'i4« (c) A<IRom.8.v. if« 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XIX. 405^ 

her (bbrc fus hombros mi Cruz. EI tcrccro : padcccr Colo por 
agradarmc mas con las penas, tcnicndo cntcndido lo que Yo gaC- 
to dc aqucllos que por mi penan , y no mirando a interns , o 
convenicncra propia , fino (bio a darmc gufto : dc (uerte , que 
quando no diera el Cielo , ni librara del Infierno a los que por 
mf padccen , es dcrto , que padccicran concentos los que felo pa- 
decen ,7 pcnan por agradarme. El quarto motivo *. es el de pa- 
dccer por amor , y anfia , que pongo en el alma de padeccr por 
quien padeci6 por ella , fm mirar a (ti conveniencia ^ ni al pro- 
vecho e{piricual, que (e le figue de padecer; Hno (bio porque no 
pucdc pafar el alma fin padecer por fu amado , que por ella 
padecio. 

5 El quinto t es padecer por imitarmc , mirando en todo a 
/cguirme , y obrar como Yo les ordene, quando digc i Que el que 
quifiejfefer mi di/cipulo , tomajfe la CruTi^y mefigulejfe , (0 miran- 
dome como a egemplar , y dechado de (us obras , tomando mi 
Cruz , por no apartaric un punto (quanto en si es) dc mi imita- 
cion , fin mas interns , ni otra incencion al fcguirme , que la de 
haccr en todo mi gufto, y mi Voluntad con (eguirmc. Eftos mo- 
des de (cguirme con la Cruz (bbrc los hombros , (bn , Philotea, 
mas perfedos , porque no miran eftos (eguidores mios a s( 
mifinos , fino (blamente a mi. No miran a (u interes , fino a mi 
gufto. No miran a haccr (u voluntad en la Cruz , fino a confor- 
mar(e en Cruz con mi Voluntad : y aquellas obras (on mas pcr- 
kdcas , Philot^ , en efte mundo ^ y de que Yo mas me agrado, 

en las qualcs haya , menos de (u voluntad humana , ^ 
mas de la Vohmtad Divina« 

{c) Matdu i6, T, t^ 




rm.VL Ecc^ CA- 




mo 
nos 



404 PEREGRINACION DE PHILOTEA 
CAPITULO XX. 

AHCmnJSE (PBILOTEA A LA CI^Z , TE^^ TUDE 
treguas para recihirla ^y la reprehende el Senor, 

Onfiefb , Seiior , que con efto que mc habeis di- 
cho , me voy aficionando a la Cruz , y ya no mc 
parece tan defapacible , y afpera , y veo que fon 
grandes fus utilidades , y aqucl horror que me cau- 
{aban fus penas , no me aflige con tanto pefo , co- 
de antes j pcro , Senor , fi fois fervido , dejadmc vivir a^- 
.„. anos fin Cruz , que defpues la tomarc , la feguir^ , y Ilc- 
vare con grandifsimo fervor. Todas eflas fiiavidadcs , y utili- 
dades 5 y conveniencias , y dulzuras de la Cruz , ya creo las 
vere , y conocere entonces , y os dare gracias inumerablcs por 
ellas : Todas effas conveniencias que en si riene , entonces las 
Wfarc 5 gocemos de lo uno , y de lo otro : Seiior , compadc- 
ceos de mi cdad , y permitidme un poco de dilacion al (cguir un 
camino tan pcnofo. 

2 ; A vcinte y un aiios qucreis cargar con el pelb de la Cruz? 
A una juventud florida quercis antes vcr oprimida , que pucda 
liicir florida ? Antes he de conoccr las penas , que no el contcn- 
to ? Prrmero tengo de ver el fin de mi vida,que gocc de los ftu- 
tos de la vida ? Antes me ha de cubrir el olcuro velo de las penas, 
y la Cruz , que me alegre , y mc confuele el empleo tan natural 
en mi edad de los gozos j y contentos ? Antes me han dc afligir 
las penas , que me conluelen los guftos> Yo os dare, Jefijs mio, 
la vejcz 5 dejadmc la juventud. Yo os dare a Vos el morir , de- 
jadmc Vos el vivir. iQue es efto que te oygo , Philotca , dijo cl 
Seiior ? Quando Yo debia oirte perfuadida^y alumbrada, te oy- 
go , y me hablas tan engaiiada , y perdida ? Trcguas pides al (c- 
guirme , y las pides por feguir el perderte , y perderme , y pcr- 
fcfTuirme ? Dilaciones al feguirme , prontitud al ofenderme? La 
vida quieres dar al apetito , que es lo mifmo que al Demonio , y 
a mi mc ofireces la muerte? A mi me ofircces la muettc, Philotca, 
no tuya , fino la mia 5 pucs quieres darme la muerte , con ofire- 
cermc tu muerte , dando al Demonio tu vida ? Con el vafo muy 
colmado de tu vida brindas al torpe apetito, y con lashcces ami? 
Lo primero , y lo mejor para cl , jo poftrcro , y lo peor para mii 



AL MONTE DE LA CRUZ. LIB. L CAP. XX. 405 

^ i Y dimci dcfvcnturada , para qu^ , y con que motivo buf* 
car4s la Cruz cntonccs ? Por amor , o por tcmor ? Si cs amor , don- 
ide hallaras cl amor , cnamorada cu alma dc los deleytcs (enfualcs? 
<Que amor queda para mi ^ encregado tu amor a la carne ^ y cor- 
lupclon ? Como hallaras amor para (crvirmc , y amarmc con fi- 
neza , entrcgado cu amor a lo malo con torpezas ? Que difpoH- 
cion tendra para hallarla en lo bucno con virtudes , la que ha vi- 
vido cntrcgada > y cauriva , y triunfada de los vicios ? Y fi pot 
tcmor (ervil , y bajo , bufcas enconces la Cruz , i e(Ie es modo de 
corrc(pondcr al amor que Yo tc tcngo? Como c(clava,y fold por 
tcmor dc los azotes me bufoas , quando como efpofa ce efta bu(^ 
cando mi amor ? Y aun cflc temor me lo prometcs al fin de tu 
vida , quando cs incierto cntonccs cflc temor , como cs incie;rta 
tu vida ? Si has de temcr , temc ahora , Philot^a. Tal modo dc 
difcurrir , y clcgir , mas cs para morir , que para vivir } y para 
morir muerte cterna , que no mucrc j y no para vivir vida cter- 
na , que no conocc la muerte. ^Darme a mi el temor dcfpues, 
quando te doy Yo mi amor?Tu me das temor fiituro, Yo tc doy 
amor prefente : i con cflc temor fatisfaces a mi amor? 

4 ^ Y pregunto , la que comienza por temeridad , ingrati- 
tud , y defverguenza , quando hallara ticmpo para cl tcmor , ni 
cl amor , ni la vergucnza ? Si ahora menos mala no temes , co- 
mo temcras cntonccs mucho mas mala , y perdida ? Si ahora con 
menos culpas no quieres , como qucrras con muchifsimas ? Si 
ahora no pucdes con mil , como podras con cien mil ? Si ahora 
con fuerzas no pucdes , como fln ellas podras ? La ccguedad que 
ahora tienes a vifta dc tanta luz , qual (era defpucs de haber vivi- 
do tantos aiios en tinieblas ? Y fi has de tomar la Cruz al morir^ 
que ticmpo te queda para (eguirme con Cruz , fi apcnas llega la 
Cruz , quando fc acaba cl vivir ? Que ticmpo para darmc de tu 
ticmpo , quando fc acaba tu ticmpo ? Y quien te ha dicho , loca, 
que tcndras vcjez ? Quien te ha dicho , que pafaras dc efla vana 
juventud ? Lo incierto mc das a mi , y lo cicrto a mi enemigo? 
Lo prclcntc a tus deleytcs , lo vcnidero a tu cnmienda ? A(si lo 
he hecho Yo contigo , que tan temprano comcnc6 a favorcccrte? 
Antes que fiieflcs tc tuvc ya prevenido que fiicflcs , y te eric , tc 
llam6 , tc forme , y tc di las inclinacioncs que te pufieron en cl 
camino dc la Cruz , que ahora tan neciamcnte rehufas.. 

5 En la vej^z , que apcnas fc puedc tener en pie , quieres 

car- 



4o6 PEREGRINACION DE PHILOTEA 
carear con la Cruz , quando huyes de clla con los hombros ro- 
buftos dc la fuetce juvcntud?Defprecias e