(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Plantas medicinales de Filipinas;"



Eornia 
nal 

ty 








y^^-c^/r/T^ 



PLANTAS MEDICINALES DE FILIPINAS 



PLANTAS 

MEDICINALES 

DE FILIPINAS 



POR 



T. H. PARDO DE TAVERA 

Doctor en Medicina de la Facultad de París, 

Comisionado científico de S. M. en las Islas Filipinas 

y Delegado general en las mismas de la Société Académique 

Indo-Chinoise de Francia, Miembro fundador correspondiente de la 

Sociedad Española de Higiene, Alumno diplomado de la Escuela de Lenguas 

Orientales de París , Miembro corresponsal de las Sociedades Económicas de Filipinas 

y de Cádiz , de número de la de Ciencias, Letras y Artes de los Alpes 

Marítimos, Laureado por la Real Academia de Medicina de 

Madrid, Caballero de la Real Orden de Carlos III, 

Comendador de la de Cristo de Portugal , 

Oficial de la Instrucción pública 

de Francia, etc., etc., etc. 




MADRID 

BERNARDO RICO: TRAVESÍA DEL ARENAL, NÚM. I 
1892 



<?K 



T^l? 



AL 

EXCMO. SR. D. EZEQUIEL DE ORDÓÑEZ 

SUBSECRETARIO DE ESTADO 

Diputado á Cortes, ex Secretario primero del Congreso de Diputados en diferentes legislaturas, 
ex Director general de Beneficencia y Sanidad, Consejero del Monte de Piedad y Caja de Aho- 
rros de Madrid, etc., etc., Caballero Gran Cruz de la Real Orden de Isabel la Católica, de la 
de Cristo de Portugal, de la Orden Civil de Beneficencia, de la Nijan-Iflijar, de la de Cambuja, 
Comendador de la Legión de Honor de Francia, etc., etc. 

£n testimonio de la más cordial amis- 
tad y afecto. ' 

J. Y^. f . DE J. 
París, 13 Abril 1892.-14, Avenue de Wagram. 



774808 



PREFACIO. 



Comisionado por el Gobierno de S. M. para estu- 
diar las plantas medicinales de mi país natal, pasé en 
él dos afios dedicado á recoger datos sobre los usos 
que los filipinos hacían de sus vegetales en el tra- 
tamiento de sus enfermedades, reuniendo al propio 
tiempo una colección ó más bien provisión de ellos, 
que, cuidadosamente conservados, me proponía traer 
á Europa para emprender su estudio químico experi- 
mental, en los laboratorios de París, al lado de los 
maestros eminentes con quienes había hecho mis es- 
tudios médicos. 

El trabajo que había hecho en Filipinas era el pre- 
liminar; una preparación que debía servirme luego 
de base y de programa para los estudios complemen- 
tarios que quería hacer en París, á donde vine con 
mis notas y mi colección. Desdichadamente, al salir 
de Manila confié el cuidado de embalar mis plantas á 
una persona inexperta, que hizo la torpeza de poner 
en medio de ellas algunos tubérculos suculentos, que 
en el viaje entraron en descomposición, destrozando 
así, con la humedad que despidieron, las plantas secas 
que allí había. Al mismo tiempo recibía yo en París 



una importante colección de drogas vegetales de Fi- 
lipinas, que mi amigo el farmacéutico D. Rosendo 
García enviaba para la Exposición Universal de 1889. 
Al abrir la caja de madera y zinc en que venía dicha 
colección, lleno de alegría porque contaba con ella 
para poder proseguir mis estudios, al par que espe- 
raba obtener en el concurso, para mi amigo García, el 
premio que su envío merecía, resultó, por una coin- 
cidencia desconsoladora para mí, que los vegetales 
del Sr. García venían en el mismo deplorable estado 
que los míos, por haber también encerrado con ellos 
tubérculos de Ubi^ Gabi, etc., y unos cocos que en- 
traron en putrefacción. 

Repetidas veces he rogado después á Manila á per- 
sona que podía servirme, para que mandara, como le 
era fácil hacerlo, idénticas plantas á las de aquella 
colección, ofreciendo en cambio lo que quisiera, si 
es que no prefería el pago con dinero, que jamás he 
escatimado para mis modestos estudios científicos; 
pero, después de esperar en vano, no he podido adqui- 
rir ni una sola hoja de las plantas que tanto ansiaba. 
Si más tarde tengo la suerte de obtener plantas filipi- 
nas, haré estudio de las que lleguen á mis manos, y 
publicaré los resultados que obtenga: hoy publico el 
resumen de mis indagaciones en Manila, y el resul- 
tado también de mis experiencias allá, en donde re- 
petidas veces, y sobre todo en los pueblos de San Ma- 
teo y de San Miguel, tuve oportunidad de emplear los 
vegetales de que me ocupo, con muy feliz éxito. Debo 
añadir que con los pocos medios que contaba en Ma- 
nila, y á pesar del poco tiempo que otras ocupaciones 
me dejaban libre, pude también hacer algunos estu- 



— 9 — 

dios de laboratorio, gracias á los cuales el actual tra- 
bajo contiene varias observaciones personales, refor- 
zadas con lo que la literatura médica especial nos dice 
sobre el particular. 

La flora del Archipiélago está hoy día coirocida, 
gracias á los trabajos de los PP. Blanco, Llanos, Fer- 
nández del Villar y Naves, y de los ingenieros Jor- 
dana, los hermanos Vidal y Soler, y otros que tanto 
han honrado la ciencia española, preparando además 
el terreno para el estudio de las aplicaciones médicas 
€ industriales de la maravillosa riqueza vegetal que 
nos han dado á conocer en nuestras islas. Sus obras 
nos sirven para reconocer los vegetales cuyas virtu- 
des médicas detallamos, y sus descripciones son las 
que he dado en los artículos de esta obra. 

El P. Blanco, al hablar de algunas plantas, menciona 
las aplicaciones medicinales que les dan los filipinos; 
pero sus indicaciones son pocas y sumamente defi- 
cientes, como era de esperar en una obra de la índole 
de su Flora. Un jesuíta de mucho nombre, el padre 
Claín, publicó en Manila, en 171 2, un libro titulado 
Remedios fáciles para diferentes enfermedades ^ en 
el que habla de las virtudes medicinales de algunas 
plantas indígenas, las mismas casi que aparecen en 
otra obrita del P. Santa María, llena de buena volun- 
tad y de candidez. Un tratado especial no lo escribió 
más que el P. Mercado, y su manuscrito permaneció 
inédito hasta que los PP. Agustinos de Manila lo pu- 
blicaron en la última edición de la Flora del padre 
Blanco; pero ni esta obra, ni las de Claín ó Santa Ma- 
ría, pueden ser útiles á un médico, ni están escritas 
con la competencia que se requiere para esta especie 



lO 



de trabajos. En los diarios de Manila han aparecido 
de vez en .cuando algunos ligeros apuntes sobre las 
virtudes de alguna planta, y á esto se reducen los es- 
tudios que han precedido á éste en la materia. 

La aplicación de los vegetales que en la terapéutica 
hacen los curanderos filipinos, es mirada con despre- 
cio por ciertos médicos, por ser completamente em- 
pírica. Este desprecio es injustificado: en todos los 
medicamentos más racionales, más científicos que 
hoy empleamos, el primer paso, la primera etapa del 
proceso seguido hasta su final desarrollo, se debe al 
empirismo, que se funda en la experiencia diaria, en 
la observación de resultados obtenidos en determi- 
nado caso, que de padres á hijos han conservado ge- 
neraciones enteras. Falta la explicación científica; 
pero esas primeras nociones, debidas frecuentemente 
á la casualidad ó tal vez á la superstición, han tenido 
á menudo por base fundamental la observación de he- 
chos que, no por ser fortuitos, dejarán de ser positivos. 

Muchas de las plantas mencionadas en este trabajo 
están inscritas en la farmacopea de la India, y no 
vemos por qué razón su uso estaría proscrito en Fi- 
lipinas. Los médicos filipinos no sólo pueden, sino 
que deben emplear en su terapéutica muchas plantas 
indígenas: en muchos casos sacarán más utilidad que 
usando las exóticas, no siempre frescas, por lo común 
desvirtuadas por una larga permanencia en los depó- 
sitos, ó averiadas por cualquiera circunstancia del 
viaje ó del clima. El precio es otro argumento favo- 
rable al empleo de drogas del país. Cuando los far- 
macéuticos preparen extractos y tengan en reserva 
las partes usadas de los vegetales más en boga, el pú- 



— II 



blico hallará una gran ventaja, y los droguistas verán 
su trabajo bien remunerado. 

No dudo que médicos y farmacéuticos comprende- 
rán las ventajas que he señalado, y puesto que la ma- 
yoría de las veces los pacientes desean ser tratados 
con nuestras plantas, espero que su uso se extenderá 
prontamente en Filipinas, 

Emplear en la terapéutica las drogas que apunto en 
esta obra, no es hacer experiencias in anima vtlisy 
como algunos podrían decir. Hacer experiencias se- 
ría ensayar medicamentos que no conocemos, cuyas 
virtudes y propiedades nos son desconocidas. Aquí 
la cosa varía: en este libro yo no invento para qué 
sirve tal ó cual producto, sino que doy á conocer 
contra qué mal lo emplean los filipinos y los natura- 
les de otros países. Cualquier médico tiene el per- 
fecto derecho de recetar los vegetales que se mencio- 
nan en esta obra, del mismo modo que lo hacen los 
fiUpinos sin prescripción facultativa alguna, como lo 
hacen también los curanderos, con la diferencia de 
que el médico podrá observar su acción y guiarse para 
su conducta en las modificaciones que sobrevengan 
en cualquiera de las grandes funciones del organismo. 
La iniciación que tiene en los problemas fisiológicos 
y anatomo-patológicos del cuerpo humano, hará que 
el médico saque las consecuencias científicas que es- 
tán vedadas al vulgar curandero. 

Como ni en Manila ni en las provincias se hallan en 
las farmacias las plantas medicinales aquí menciona- 
das, con excepción de algunas inscritas en las far- 
macopeas europeas y americanas, resulta que el mé- 
dico que las quiera emplear tendrá que preocuparse 



de buscar y conservar aquellas que necesite, para te- 
nerlas á mano cuando se presente oportunidad para 
usarlas. Para secar las plantas, condición precisa para 
su conservación, bastará exponerlas algunos días en 
lugar seco, al aire libre, en los corredores de las ca- 
sas, por ejemplo, pero jamás exponerlas á los rayos 
del sol, á no ser las carnosas y cargadas de jugo, que 
de no desecarse rápidamente, se pudren ó fermentan. 

Para su adquisición, un medio fácil es recurrir á la 
plaza de Binondo, donde desde tiempo inmemorial 
hay un mercado de ellas. Regularmente las venden 
los jardineros de los pueblos vecinos de Manila, en 
particular los de Pasay y Singalon, que también se 
encargan de proveer al que les encarga cualquier ve- 
getal que por el momento no tengan. Hay que ad- 
vertir que, como los nombres vulgares se prestan á 
la mayor confusión y equivocaciones, es indispensa- 
ble consultar la descripción de la planta, y no darla 
por tal ó cual mientras sus caracteres no estén com- 
pletamente conformes con los de la descripción. Para 
esto es bueno buscarlas en flor, lo que será imposible 
obtener en época que no sea la de su florescencia, que 
he cuidado de señalar en cada planta. 

Haciendo excursiones á los pueblos de San Mateo 
y Angono, me he proporcionado abundantemente 
todo lo que he querido, y he sabido, al mismo tiempo, 
por boca de los montañeses y los curanderos, las 
aplicaciones que daban á sus vegetales. Los curande- 
ros referidos conocen muchas de estas aplicaciones, 
pero se encierran en un mutismo casi absoluto al mo- 
mento en que se les cuestiona sobre el particular. 
Temor de que se burlen de loque dicen, egoísmo, 



— II 



miedo de cualquiera cosa, lo cierto es que no es 
empresa fácil sacar de ellos algo de provecho. Sin 
embargo, con habilidad, usando de buenas formas, 
con la dulzura, se llega á saber de ellos mucho más de 
lo que á primera impresión se esperaba obtener. 

Las hojas se acopian cuando están perfectamente 
desarrolladas, desechando las viejas, secas ó carco- 
midas. 

El mejor momento para acopiar la corteza es un 
mes antes de la florescencia, porque entonces está 
cargada de savia. En cuanto á las flores, no deben 
cogerse cuando estén completamente abiertas, sino 
cuando precisamente acaban de adquirir su expansión. 
El fruto, unas veces precisa cogerlo verde, otras por 
completo maduro, según se quieran usar los principios 
tan diversos que contiene en un estado ú otro. Las 
semillas se deben buscar siempre en su completa 
madurez. 

No todas las partes del vegetal están igualmente 
provistas de sustancia activa, que unas veces se loca- 
liza en la raíz, otras en la flor, hallándose frecuente- 
mente una sustancia en una parte , y otra distinta 
localizada en distinto lugar también. Por este motivo, 
no es indiferente el uso de tal ó cual parte, sino pre- 
cisamente aquella que se señala. 

En la raíz, la sustancia activa se halla por lo co- 
mún en la corteza; en algunos casos reside en el pa- 
rénquima que envuelve la parte leñosa, y rara vez, 
como ocurre con el ruibarbo y la Par eirá brava ^ en 
esta misma parte leñosa. 

La corteza del tallo es también en donde con más 
fuecuencia se localiza el principio activo, y en ella 

♦ 



— 14 — 

misma, la parte exterior es la que contiene la más 
grande cantidad: tal es al menos el resultado que dan 
las preciosas experiencias de Howard. 

Algunos vegetales presentan su importancia tera- 
péutica en el leño, otros en las hojas ó en la flor: sobre 
estas partes nada tenemos que señalar de particular, 
relativamente á la localización del principio activo. 
No así del fruto: el pericarpio puede encerrar ma- 
terias mucilaginosas, amiláceas, azucaradas, gomo- 
sas, etc., etc., mientras que las semillas contienen 
materias grasas, aceites fijos ó esenciales, y alcaloides, 
como sucede con el café y el cacao. Teniendo, pues, 
presentes tales hechos, repetimos que es indispensa- 
ble usar en cada planta aquella de sus partes que he 
señalado como útil para determinado caso. 

Hago votos porque los médicos y farmacéuticos 
que ejercen en Filipinas se dediquen á investigacio- 
nes y experiencias sobre las propiedades terapéuticas 
de los vegetales de mi país, y séame permitido abrigar 
la pretensión de que este mi trabajo sirva de estímulo 
y de llamada para emprender científica y lealmente 
esos estudios que tanto interés despiertan en estos 
momentos, no sólo en Europa y América, sino en la 
India y el Japón. 

Yo agradeceré mucho si algún aficionado me envía 
notas, plantas ó estudios referentes á esta materia, 
así como me haré un placer y un deber en prestar mis 
fuerzas, por pequeñas que sean, para ayudar á cual- 
quiera que me haga el honor de reclamar mi con- 
curso. 



ADVERTENCIA. 

Para los nombres vulgares de las diferentes lenguas 
de Filipinas, he empleado la ortografía que, en mis 
diversos estudios publicados sobre las referidas len- 
guas, he demostrado ser la más racional, la más fácil 
y conveniente. Yo sería inconsecuente con mis propias 
teorías y convicciones, si en esta ocasión siguiera, por 
rutina, empleando la antigua ortografía. Para los que 
no estén al tanto he de advertir que las consonantes 
se pronuncian como sigue: 

g^ siempre como en español, ante a^ o, ti, y como en^^, 
gui enge, gi. 

k, siempre aspirada. 

k^ como c ante a, o, ?/, y qtie, qui^ en ke , ki. 

w, suena siempre como la vocal u. 

g", es una consonante especial á las lenguas filipinas, cuyo 
sonido entre n y g sq escribía antiguamente ng, que se 
presta á confusión. 

ABREVIATURAS. 

Bis. — Bisaya. 

Bik.— Bikol. 

Esp. — Español. 

Esp.-fil. — Español de Filipinas. 

Ilok.- — Ilokano. 

Pam. — Pampango. 

Pan.— Pangasinan. 

Tag.- — Tagalog. 



PUfflS MBDICIMLES i FILIPINAS. 



DICOTILEDÓNEAS POLIPÉTALAS 



DILENACEAS. 

TETR ACERA MACROPHYLLA, Valí. (J. vionocarpa, 
T. sarmentosa, Blanco.) 

Nom. vul. Malakatmóu, tag. 

Aplicaciones. El leño del malakatiuón es una de laa dro- 
gas más conocidas y más pedidas en el mercado de la plaza 
de Binondo. Se usa en infusión, que se administra al interior 
contra los esputos de sangre de los tísicos, y al exterior en 
gargarismos para curar las aftas, por la grande proporción de 
tanino que contiene. También se emplea en el Malabar la in- 
fusión de las hojas de la especie T. Rlieedi para curar las af- 
tas, mezclándola con el cocimiento de arroz llamado cange. 

Los filipinos no distinguen esta especie de la T. Assa. 

Una y otra se llaman inalakatnión, y se emplean indistinta- 
mente con los mismos fines. Las concreciones siliciosas de 
las hojas las hacen emplear para pulimentar, á guisa de papel 
de lija. 



— i8 — 

Las dosis son: en infusión para el interior, 4 gramos del 
leño por litro de agua; para gargarismos, loá 15 gramos por 
litro. 

Descripción. Arbusto de hojas alternas, ovales, aserradas, 
con dientecillos y pelos muy cortos y ásperos. Flores de olor 
fuerte, axilares, en panoja. Cáliz de cuatro sépalos. Corola de 
cuatro pétalos. Estambres indefinidos, cuyos filamentos, en- 
sanchados por arriba, llevan dos anteras. Carpelos tres, con 
óvulos indefinidos en dos series. 

Habitat. En los alrededores de Manila: florece en Julio. 



MAGNOLIÁCEAS. 

ILLICIUM ANISATUM, L. 

Nom. vul. Am's estrellado, Badiana^ esp.; Sagki, tag. 

Aplicaciones. Aunque este vegetal no se produce en Fi- 
lipinas, es allá tan común el uso del fruto, que no se puede 
menos de tratar aquí de él. Se emplea principalmente como 
condimento en la cocina, y con su aceite esencial se prepara 
el anisado del país, mezclándolo con algunos alcoholes ob- 
tenidos de palma ó del azúcar de cafía. 

La decocción del pericarpio se administra como infusión 
teiforme después de las comidas, para facilitar la digestión, 
ó como carminativo en los cólicos flatulentos. 

La badiana tiene un gusto aromático, ligeramente amargo 
y acre, con un perfume muy marcado de anís, al que, junta- 
mente con su forma de estrella, debe uno de sus nombres. 
Es muy útil estimulante, tónico, estomáquico y carminativo. 

Está inscrita en todas las farmacopeas, y la parte em- 
pleada es el pericarpio. 



— 19 — 

La dosis es de I á 2 gramos por lOO de agua en infusión, 
para tomar de una vez. 

Según Schlegel (i), el análisis ha revelado las sustancias 
siguientes: aceite esencial^ 4-675» una materia cerosa verde 
que se funde á 51^, una materia resinosa^ goma y saponina. 
El aceite esencial es idéntico al del anís, del que es imposi- 
ble distinguirlo químicamente. Se diferencia tan sólo en su 
olor más suave y en que se solidifica á i°,25, en lugar de 10° 
que necesita el del anís. 

Descripción. Es una planta que se cría en las montañas 
del Yunnan, en China, que se produce también en el Tonkín. 
La parte que se usa en Filipinas es el fruto, único que clare- 
mos á conocer. Está compuesto de ocho folículos leñosos 
dispuestos en forma de estrella alrededor de la columna cen- 
tral. Estos folículos se abren en su madurez y dejan ver las 
semillas, que son brillantes, lisas, ovoideas, de un bonito co- 
lor rojo castaño, duras. 

En Filipinas se venden en las más pequeñas tiendas de 
comestibles. 

• 

MICHELIA CHAMPACA, L. 

Nom. vul. Tsampaka^ Sampaka, tag.; Champaca, esp.-fil. 

Aplicaciones. La corteza del tronco, que es ligeramente 
amarga y aromática, está reputada como antifebrífuga y como 
emenagoga en la India. Ha sido empleada con muy buen 
éxito en la isla Mauricio por el Dr. H. LoUiot, para combatir 
las fiebres intermitentes comunes: administraba la infusión 
(corteza, 30 gramos; agua, 600), ó la decocción (corteza, 30 
gramos; agua, 1.200: hervir hasta reducir á 600 gramos) por 

(i) American Journal 0/ rharmacy: September, 1885. 



— 20 — 

copas de vino cada hora, antes y después del acceso (i). 

Con las hojas se hace una decocción astringente usada 
para combatir las anginas: la raíz es emenagoga, y las semillas 
empleadas contra la fisura del ano. 

D. Hooper ha encontrado en la corteza de la champaca las 
siguientes sustancias (2): un aceite volátil^ cuyo olor se ase- 
meja al de las coniferas; un aceite fijo ^ insoluble en el alcohol, 
fluido á 15", que se saponifica por la sosa; una resina suma- 
mente amarga, acre, morena; t aniño ^ azúcar; una materia 
amarga^ albuminoides, materias colorantes, mucílago y al- 
midón. 

Descripción. Gran árbol de hojas alternas , estipuladas, 
simples. Flores perfumadas, hermafroditas, solitarias y axila- 
res. El receptáculo, cónico en su base, se estrecha, se pro- 
longa, luego se dilata en una columna desnuda en la parte 
estrecha. En su base se inserta el perianthio, formado de seis 
foliólas empizarradas, dispuestas en dos series. Estambres 
indefinidos fijos en la base de la columna del receptáculo, en 
cuya parte superior se insertan los ovarios, que encierran mu- 
chos óvulos dispuestos sobre dos series verticales. 

Hab. Común en todas partes. * 



ANONÁCEAS. 

ARTABOTRYS ODORATISSIMUS , R. Br. {A. hamatus, 
Bl.; Uvaria sinensis , y Uñona tincinata, Blanco.) 

Nom. vu!. Ilag-ilag de China, esp.-fil.; Alag-ilag Son- 
son, tag. 

(i) Bouton. Mcd. Plants of Mauritius, pag. 3. 
(2) l'harm. Journal, 14 de Enero de 1888. 



— 21 — 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas de esta especie 
se emplea en algunas islas de la Malesia contra el cólera: en 
la isla de Java se administra al interior, en el mismo caso, el 
cocimiento de las hojas de la especie A. suaveolens, Bl., que 
es la llamada vulgarmente Síísoo- Damulag en pampango. Es 
tal la actividad de estas plantas, que es menester no dar gran- 
des dosis de ellas, pues pueden producir hemorragias, acci- 
dentes nerviosos y abortos (i). 

Descripción. Árboles de hojas alternas, lanceoladas, lam- 
piñas, con pecíolos cortísimos. Flores muy perfumadas, axi- 
lares, solitarias. Pétalos seis, valvados, carnosos, cóncavos en 
la base. Estambres indefinidos, densamente apretados, empi- 
zarrados; celdas de las ant. cubiertas por el conectivo. Pe- 
dúnculo encorvado en cayado. 

Hab. Cultivado en los jardines. 

ANONA SQUAMOSA, L. [A. tuberos a, ^Mm.^\\) 

Nom. vui. Ates, tag. 

Aplicaciones. El fruto del ate maduro es comestible y uno 
de los más apreciados de Filipinas : su pulpa, blanca y suave- 
mente perfumada, es muy agradable al gusto. Cuando la fruta 
está verde es sumamente astringente. Con el jugo fermen- 
tado de la pulpa madura se prepara en algunos puntos de 
América una bebida muy usada. 

Las semillas, pulverizadas, son útiles para destruir los pa- 
rásitos del cuerpo del hombre, sobre todo los que se crían 
en la cabeza, pero es menester cuidar que la droga no pe- 
netre en los ojos, porque causaría en ellos una viva irritación. 

Descripción. Árbol de hojas alternas, oblongas, ligera- 
mente vellosas en los bordes. Flores axilares, solitarias; pe- 

(i) Flor. Jav., t. xxviii-xxx. 



— 22 — 

dúnculo no encorvado. Pétalos seis, conniventes en todo su 
largo, valvados; estambres apretados, empizarrados, indefi- 
nidos. Fruto carnoso, cubierto de escamas, más bien tu- 
bérculos redondeados, lleno de una pulpa blanca y perfu- 
mada. 

A. RETICULATA, L. 

Nom. vul. Anonas, esp.-fil. 

Aplicaciones. El fruto de esta especie no es tan estimado 
ni tan abundante en Filipinas como el del ate. Cuando está 
verde tiene las mismas propiedades que aquél: la gran can- 
tidad de tanino que entonces tienen ambos, les hace muy 
útiles para combatir las diarreas y la disentería, adminis- 
trando su cocimiento en enemas. El jugo del tronco del árbol 
es muy irritante. Las raíces sirven en América á los indios 
para curar la epilepsia: el zumo del limón es el contraveneno 
del jugo de esta especie. 

Llamo la atención respecto á la semejanza que el nombre 
vulgar de esta planta tiene con otra especie muy distinta, 
usada por los tagalos en su terapéutica: el anonag (Cordia), 
con la que es indispensable no confundirla. 

Descripción. Árbol de hojas lanceoladas, algo vellosas. 
Flores en una especie de umbela. Fruto sin tubérculos apa- 
rentes como en la anterior, señalados solamente con una es- 
pecie de red. 

A. MURICATA, L. 

Nom. vul. Guanábano , Goy abano, esp.-fil. 

Aplicación. El fruto maduro tiene propiedades antiescor- 
búticas: verde, se usa para combatir la disentería. Las hojas 
y flores son béquicas. Parece que su fruta madura se admi- 
nistra también en las afecciones hepáticas (.?) . 



— 23 — 

Descripción. Este árbol es de hojas ovales, alternas y lam- 
piñas, Flores solitarias, terminales, blanquecinas. El fruto es 
mucho más grande que el de las especies anteriores, y tiene 
un gusto ácido muy pronunciado. v 

Hab. Todas estas especies son muy comunes en el archi- 
piélago. 



MENISPERMACEAS. 



TINOSPORA CRISPA, Miers. (Menispermum crispum, L., 
M.. rimosum^ Blanco. Cocculiis crísptis , DC.) 

Nom. vul. Makabiihay , tag. 

Aplicaciones. Es el makabithay uno de los vegetales de 
uso más extendido y renombrado en Filipinas, especie de 
panacea universal que se aplica á toda dolencia. El nombre 
que recibe en tagalog significa «que puede vivir»: una rama 
privada de raíces, abandonada en un rincón húmedo, se ve 
cubierta, en poco tiempo, de hojas de un verde claro y de 
raíces adventicias. Esta cualidad ha permitido que trajera de 
Manila á París una buena cantidad de sus tallos, que llegaron 
perfectamente frescos después de cuarenta días, en que per- 
manecieron casi olvidados en la navegación y los ferroca^ 
rriles. 

La parte empleada es el tallo. Su cocimiento se da al in- 
terior en las fiebres palúdicas y en las dispepsias. Al exterior 
es útilísima para lavar llagas ulcerosas de todo género, cuyo 
aspecto se modifica rápidamente. 

En la India se usa la especie T. COrdifolia, que se dife- 
rencia muy poco de la crispa. Está inscrita en la farmacopea 
y ha sido introducida en Europa, En las formas ligeras de la 



— 24 — 

fiebre intermitente, en la debilidad general como resultado 
de largas y graves enfermedades, la T. COrdifolia ha dado 
excelentes resultados, lo mismo que en el reumatismo cró- 
nico y en el segundo período de la sífilis. 

Por la semejanza de ambas especies, daremos las prepara- 
ciones y dosis de la T. COrdifolia, aplicadas á la nuestra que 
hemos ensayado en diferentes ocasiones con buen éxito. 

Tintura de Makabuhay. Tallos de la planta seca, loo 
gramos. Alcohol á 21° (Cartier), 500°°- Maceración, durante 
siete días, en un recipiente cerrado, removiéndolo de vez en 
cuando. Después se decanta, se añade c. s. de alcohol á 21° 
hasta hacer Soo""', y se filtra. 

Alaceración. Tallos frescos, cortados en pedazos, 30 
gramos. Agua, 300 gramos. Dejar macerar durante dos horas, 
y filtrar. 

Extracto. Makabuhay seco, en pedazos pequeños, 500 
gramos. Agua, 2 '/a litros. Maceración durante doce horas: 
se filtra el líquido y se exprime la sustancia macerada. Esta 
misma sustancia se vuelve á macerar doce horas con 2 '/a 
litros de agua. Se exprime , se unen los dos líquidos y se 
filtra. Evaporarlos luego al baño de María hasta consistencia 
pilular. 

Dosis. De la tintura. . de 4 á 8 gramos. 
Maceración. . . de 30 á 90'"=- por día. 

E.xtracto de 0,50 á 1,50 gramos por día, en dosis fraccio- 
nadas. 

Descripción. Es un arbusto voluble, cuyas ramas se en- 
redan en los árboles más elevados, dejando caer numerosas 
raíces adventicias que se dirigen á la tierra. Tallo cubierto 
de tubérculos salientes. Hojas acorazonadas, aguzadas, en- 
teras, con cinco nervios notables. Flores unisexuales, dis- 
puestas en racimos axilares. Las flores machos tienen una 



r.orola de seis pétalos, tres alternos más pequeños. En las 
flores hembras los estambres están representados por tres 
glándulas fijas en la base de los pétalos. Fruto elíptico, 
drupa. 

ANAMIRTA COCCULUS, Wight, y Arn. (Menispermiim 
cocculus ^ L., Blanco; M. lactinosum , Lamk., Cocculus lacií- 
nosus, C. suberosiis, DC.) 

Nom. vul. Laktag, Liktag, Suma^ Lauta ^ Lintag bagin, 
Tuba, Balasin, Bayati, tag. , bis., pam. 

Aplicaciones. Uno de los usos que se hace en Filipinas de 
la coca de Levante, es el echarla en los pequeños ríos de 
aguas tranquilas ó en las lagunas, con el fin de emborrachar 
«1 pescado, que viene á flotar á la superficie como muerto. 
Esta costumbre está muy extendida en la Malesia y la India, 
y también en Europa, en donde, con el fin de evitar los acci- 
dentes tóxicos que esta práctica ocasiona en las personas 
que consumen los peces así embriagados, se ha llegado á 
prohibir la venta de la coca fuera de las farmacias, como 
ocurre en Francia. 

En el mercado de Binondo abunda la raíz de esta planta, 
que es amarilla y muy amarga. La usan los indios en infu- 
sión (de 5 á 10 gramos, en 300 gramos de agua) contra las 
fiebres, las dispepsias y para facilitar las reglas. También en 
la India tienen las raíces las mismas aplicaciones. 

La fruta contiene un principio tóxico en alto grado, la 
picrotoxina, y otros que vamos á enumerar. 

La menispermina (C H'^ Az O) es un alcaloide que crista- 
liza en prismas piramidales , soluble en el alcohol y el éter, 
insoluble en el agua. El ácido nítrico caliente lo transforma 
€n ácido oxálico y en una materia amarilla de aspecto re- 
sinoso. 



- 26 — 

'Ldi picroto.vina (C*" H'* O"), que, como bien se ve en su 
fórmula, no es un alcaloide, no tiene una naturaleza cono- 
cida hasta el momento. Cristaliza en pequeños prismas cua- 
driláteros, blancos y transparentes, ó en agujas agrupadas 
en estrellas. Es inodora, de un sabor amargo; insoluble en 
el agua, algo soluble en el alcohol y el éter, y se disuelve fá- 
cilmente en los ácidos y álcalis. Al disolverse en el ácido 
sulfúrico concentrado, le da un color amarillo de azafrán, y se 
transforma en ácido oxálico bajo la influencia del ácido ní- 
trico. 

La picrotoxinina se encuentra en la picrotoxina en la pro- 
porción de 32 por 100. Se la separa de ésta por medio de la 
bencina, en que se disuelve por la ebullición. Es una sustancia 
amarga y venenosa, reductible por el licor de Fehling y el ni- 
trato de plata amoniacal. El 66 por \oo á&\2. picrotoxina ^sX'k 
constituido por otra sustancia amarga, pero no venenosa, la 
picrotina, que es insoluble en la bencina, y que reduce el 
licor de Fehling y el nitrato de plata. Por último, la ana- 
mirtina se encuentra en las aguas madres de la picrotoxina- 
y no es amarga, ni venenosa, ni reducible por los reactivos 
mencionados. 

La fruta de la anamirta , la boca de Levante , es un veneno 
narcótico acre que no debe emplearse al interior: sus usos 
deben ser reservados á la medicina externa. En la farma- 
copea de la India se da una fórmula de pomada insecticida, 
muy recomendada para la destrucción de los pediculi: 

Ungüento de afiamirta: Frutas de bayati, pulve- 
rizadas 4 gramos. 

Vaselina (i) 30 » 

f. s. a. un ungüento. 



(1) Desde hace mucho tiempo , he abandonado en mi práctica el uso de la grasa en las po- 
madas, ungüentos, etc., que receto, supliéndola siempre por la vaselina. 



— 27 — 

Al aplicar este ungüento es menester cerciorarse si no 
existe en la piel una herida, ó parte descubierta de epider- 
mis, por donde podría efectuarse una absorción peligrosa 
del producto. 

Descripción. Arbusto de tronco voluble, de hojas alternas, 
enteras, lampiñas, anchas y ovales, agudas en la punta, con 
cinco nervios que se unen en la base, y pecíolos largos. Flores 
unisexuales en racimos compuestos. Machos: flores formadas 
de un perianthio sin corola, con sépalos dispuestos de tres 
en tres, sobre dos ó tres verticilos. La extremidad del re- 
ceptáculo, dilatada como cabeza, lleva gran número de es- 
tambres dispuestos en seis series verticales con anteras sé- 
siles con cuatro lóbulos. Hembras: flores análogas en cuanto 
al perianthio, seis á nueve estambres estériles. Carpelos for- 
mados de cinco ovarios libres, uniloculares, uniovulados. 
Fruto drupa, de color púrpura, del tamaño de una avellana, 
de forma arriñonada, de albumen córneo. 

CISSAMPELOS PAREIRA, L. 

Nom. vul. Sansazvsansazvan, tag. Chine haockinckauan, 
esp.-fil. 

Aplicaciones. Esta planta recibe en portugués el nombre 
de Pareira (viña) brava (salvaje) , bajo el cual es universal- 
mente conocida; es diurética y tónica, y ejerce, al parecer, 
una acción astringente y sedativa en las membranas mucosas 
de los órganos génito-urinarios. Se emplea su raíz en la cistitis 
aguda y crónica, y en las afecciones catarrales de la vejiga. 

En el Brasil la usan como diaforética, y como tal la em- 
plean en los casos de mordedura de serpientes venenosas. 
También se sirven de ella, como emenagoga y diurética, en las 
fiebres intermitentes, la hidropesía y la suspensión de los lo- 
quios en las recién paridas. 



— 28 — 

Está inscrita en la farmacopea de la India. 

Decocción. Raíz de cissampelos en pedazos 50 gramos. 

Agua 600 » 

Hiérvase por quince minutos: fíltrese y añádase agua su- 
ficiente hasta hacer un total de 600 ''''• 

Extracto. Raíces de cissampelos en polvo 500 gramos. 

•* Agua 5 litros. 

Se pone á digerir el polvo en medio litro de agua durante 
veinticuatro horas , se echa todo en un filtro y se va añadiendo 
agua hasta que se agote lo que resta para hacer 5 litros. El 
h'quido filtrado se evapora al baño de María hasta consistencia 
pilular. 

Extracto liquido. Se hace de la misma manera que el an- 
terior, y se le pone al baño de María, en donde permanece hasta 
reducirse á 400 gramos. Se le retira entonces, se le añaden 1 00 
gramos de alcohol á 36°, y se guarda. 

Djsís. Decocción De 30 á 100 gramos. 

Extracto De 0,50 á i gramo. 

Extracto fluido De 1,75^7"- 

Composición quimica. Flückiger (i) ha encontrado un prin- 
.cipio amargo análogo á la berberina, la buxina y la paricina, 
que ya Wiggers, en 1839, llamó pelosina. Aquel químico ha 
propuesto dar á todos estos principios análogos el nombre 
de buxina. La pelosina ó buxina (C^^ H'^' A z O^) tiene la 
propiedad de ser precipitada de la solución clorhídrica con- 
centrada, por la sal amoníaco, por el nitrato de potasa y el 
yoduro potásico. El mismo Flückiger ha encontrado también 
en esta planta una sustancia neutra, la dcyainitina^ que cris- 

(i) Xcw. Jahrb, f. Diarme, 1869, xxxi. 



— 29 — 

taliza en tabletas microscópicas: el ácido sulfúrico da con 
ellas un hermoso color azul obscuro, que pasa después al 
verde, al rojo, y desaparece luego. 

Descripción. Es un arbusto de tallo cilindrico, leñoso, vo- 
luble, con hojas simples, alternas, enteras, pecioladas, de 
forma ovoidea, ancha en la base, en donde son palmeadas. 
La cara inferior es vellosa , sobre todo en el intervalo de los 
nervios. Flores unixesuales, pequeñas y dispuestas en raci- 
mos. Cáliz de 12 sépalos, dispuestos por verticilos de tres, 
los interiores anchos, petalóideos. Corola de seis pétalos, dis- 
puestos en dos verticilos. Estambres estériles ó rudimentarios 
en la flor hembra, son en la macho en número de seis, con 
filetes libres, conectivo apiculado, con anteras basifijas, bi- 
loculares. Drupas ovales de 2 á 3 centímetros de largo, ne- 
gras, asemejándose mucho á un grano de uva. 



NYNFEÁCEAS. 

NYMPHCEA LOTUS, L. 

Nom. vul. Lazvas^ Talaylo, Tunas , Gazuay-gazvay ^ tag.^ 
bis., pam. 

Aplicaciones. Las virtudes anafrodisíacas ó calmantes de 
los apetitos venéreos, atribuidas á esta planta, lo mismo que 
á todos los nenúfares, son una pura ilusión. Como esta 
planta tiene un jugo ligeramente amargo y astringente, se 
emplea su cocimiento para combatir la gonorrea. Tiene li- 
geras propiedades narcóticas, por lo cual algunos usan el 
zumo de toda la planta en fricciones en la frente y las sienes 
para provocar el sueño. 

Descripción. Planta acuática, de hojas solitarias, termina- 



— 30 — 

les, que salen fuera del agua, aovadas, dentadas, lampiñas, 
anchas, profundamente hendidas en la base, que es palmea- 
da, con pecíolos larguísimos. Flores solitarias terminales. 
Cáliz de cuatro sépalos. Corola de i8 pétalos, persistentes en 
la madurez del fruto, ovales, los lo más afuera y más gran- 
des, los ocho restantes más adentro y más pequeños. Estam- 
bres indefinidos en cinco verticilos; los de fuera más largos. 
Hab. Común en los bordes de la laguna de Bay. 

NELUMBIUM NUCÍFERA. Goertn. {N. speciosum, Wild., 
N. asiaticum , Rich., Cyainus neluinbo , Sm., C. mystiais, 
Salisb.) 

Nom. vul. Bayno, tag.; Sukazv , ilok. 

Aplicaciones. El cocimiento de las flores se emplea al in- 
terior en la disentería. Usan también en la India , contra la 
diarrea y los vómitos, el jugo viscoso que se extrae de los 
pecíolos y los pedúnculos de las flores. El rizoma encierra 
una gran cantidad de almidón, y ha sido utilizado para la ali- 
mentación en los períodos de hambre que han desolado la 
India y el Egipto. Esta flor constituye el Lotus sagrado de 
los egipcios, y en la India la han dedicado á Lakshmi, diosa 
de la salud y de la prosperidad. 

Infusión. Pétalos secos 5 gramos. 

Agua 250 » 

Para tomar durante el día. 

Descripción. Planta acuática con un rizoma carnoso, largo, 
que se arrastra sobre el fango, con nudos, de los cuales salen 
los pecíolos de las hojas y las flores. Tiene hojas alternas, 
polimorfas, unas debajo del agua, otras sobre ella, excavadas 
en el centro, de donde parten los nervios, de forma abro- 
quelada. Pecíolos larguísimos, con espinas blandas y cortas. 



— 31 — 

Las flores blancas ó rosadas , solitarias , con un pedúnculo 
largo, cubierto también de espinas blandas y cortas, como 
los pecíolos. Cáliz de cuatro á cinco sépalos desiguales , im- 
bricados. Corola de pétalos indefinidos, desiguales, los inte- 
riores más cortos. Estambres indefinidos, fijos en la base del 
receptáculo. Receptáculo dilatado encima del androceo, en 
cono al revés, lleno de un gran número de alvéolos de aber- 
tura circular. 



PAPAVERÁCEAS. 

ARGEMONE MEXICANA, L. 

Nom. VUl. Kasíibhag-dso, ilok. 

Aplicaciones. Dice el P. Blanco que el zumo amarillo que 
■esta planta despide «lo usan los indios para las grietas de los 
ángulos de los ojos» (i). 

Los negros del Senegal emplean la decocción de la raíz 
para curar la gonorrea. El jugo lechoso á que se refiere el 
P. Blanco, se utiliza en diversos países contra las afecciones 
cutáneas y sifilíticas, la lepra, para curar las verrugas y en las 
conjuntivitis catarrales. 

Los médicos ingleses de la India dicen que es peligroso 
usar el látex en aplicación en el ojo, aunque Dymock dice 
que no (2). 

Las flores son narcóticas, gracias á un principio semejante 
á la morfina que encierran, y que es tal vez el mismo al- 
<;aloide. 



(i) Blanco. Flora Filip., Manila, 1845, pág. 316. 

(2) Dymock. The vegetable inat. med. of Western India, Bombay, 1883, \ág. 51. 



Las semillas dan por expresión un aceite fijo, que es un 
purgante suave, que tiene la cualidad de calmar los dolores 
en los cólicos, en virtud, probablemente, desús propiedades 
narcóticas. Los médicos de la India hacen de este aceite los 
más grandes elogios: no sólo es un purgante seguro y suave, 
sino que no tiene la viscosidad y el mal gusto del aceite de 
castor: además, tiene la ventaja de obrar en pequeñas dosis, 
2 á 4 gramos. Es tanto más activo cuanto más nuevo sea. 
El Dr. Sir W. O'Shaughnessy (i) no hizo mucho aprecio 
de este aceite; pero los ensayos de distinguidos médicos de 
la India han comprobado los efectos y propiedades purgantes 
que hemos mencionado (2). Es posible que la divergencia de 
opiniones provenga de que se ha ensayado con aceite que no 
provenía de esta planta. 

Ya hemos dicho que la dosis purgante del aceite es de 2^ 
á 4 gramos. 

Las semillas dan por expresión un aceite fijo amarillo 
claro, de gusto dulce, de densidad de 0,919 á 15°; no se so- 
lidifica á — 5"; soluble en su volumen de alcohol á 90"; ca- 
racterizado por una coloración rojo naranjado que le comu- 
nica el ácido nítrico. De su jabón se ha obtenido ácido 
acético, valeriánico, butírico y benzoico, por Frolicher. 
Charbonnier ha dicho que en sus hojas y cápsulas halló mor- 
fina. Draeendorf ha aislado efectivamente de las semillas un 

o 

alcaloide que presenta los principales caracteres de la mor- 
fina. Es, pues, probable que sea la morfina el principio nar- 
cótico que contiene esta planta, lo cual nada tiene de ex- 
traño, dada la familia á que pertenece. 

Descripción. Es una planta verde, de origen americano, 



(i) Bengal disp., Calcutta, 1842. pág. 183. 

(2) Dr. Bonavia, Judian med. gaz, 1866, August., i, pág. 2C 



— 33 — 

hoy día aclimatada en casi todos los países cálidos. Su tallo 
es verde, sembrado de vello, de 30 ó 40 centímetros de alto. 
Hojas alternas, membranáceas, sésiles, lanceoladas, cargadas 
de espinas rígidas y verdes. Flores hermafroditas , terminales, 
amarillas. Cáliz de tres sépalos, terminados en una punta 
cónica. Corola de seis pétalos redondeados. Estambres inde- 
finidos, libres, hypogíneos. Ovario libre triangular. Cápsula 
alargada, oblonga, angulosa, erizada de espinas, que se abre 
por su parte inferior por medio de cinco valvas, que se bajan. 



CRUCIFERAS. 



BRASSICA JÚNCEA, Hook. f. y Thom. {Sinapis jún- 
cea, L.) 

Nom. vu!. Mostaza, esp. 

Aplicaciones. Las semillas tienen la misma aplicación que 
las de la mostaza blanca ó negra {Sinapis alba y S. nigra, L.). 

Descripción. Planta de tallo lampiño, con hojas sésiles, 
lampiñas, lanceoladas, las inferiores aserradas, las superiores 
casi enteras. Flores en racimo, con cáliz de cuatro sépalos. 
Corola de cuatro pétalos redondeados, unguiculados. Estam- 
bres, seis; dos de ellos cortos, los otros cuatro más grandes, 
reunidos por pares. Germen comprimido de dos filos. Silicua 
de cuatro ángulos, nudosa y lampiña, con muchas semillas 
ovales. 

RAPHANUS SATIVUS, L. 

Nom. vul. Rábano, esp. 

Aplicaciones. Usado más bien como condimento, tiene las 



- 34 — 

propiedades antiescorbúticas comunes á la mayoría de las 
cruciferas. 

Planta herbácea, cuya raíz es tan vulgarmente conocida, 
que hace ociosa aquí toda descripción. 



CAPARIDÁCEAS. 

CLEOME VISCOSA, Lin. (C. icosandra, L., Polanisia 
viscosa^ DC.) 

Nom. vil!. Balahalanoyan, Apoy apoyan^ tag. 

Aplicaciones. Sus semillas tienen las propiedades de la 
mostaza, y las usan como sustitutivas de éstas en Manila. En 
América emplean las hojas en cataplasmas para las otitis. 
Estas hojas son rubefacientes. 

En la India las semillas se dan al interior, como antihelmín- 
ticas y carminativas á la dosis de una cucharada de las de 
café dos veces al día. El zumo de las hojas, mezclado con 
aceite de coco, lo emplean en las supuraciones del oído, 
echando dentro de él unas gotas (i). 

Con el mismo nombre vulgar conocen los indios la si- 
guiente planta, Gynandropsis pentapliylla, DC. (Cleome pen- 
taphylla, L., y C. aUiacea y alliodora, Blanco), que se distin- 
gue de la anterior por sus estambres, en número de seis, fijos 
en el pistilo, y el tallo violado. Sus propiedades terapéuticas 
son también idénticas á las de la Cleome viscosa. Por el olor, 
parecido al de la asafétida, que esta planta posee (aunque no 
tan desagradable), el Dr. Sir W. Jones le supone cualidades 
antiespasmódicas. El zumo de las hojas es un remedio popular 

(i) D5'mock, loe. cit., 66i. 



— 35 — 

de la India contra la otalgia. También allí las emplean como 
rubefacientes. 

DbSCripcíÓn. Es una planta anual: tallo con estrías y pelos 
glandulosos. Hojas compuestas, alternas: hojuelas lanceoladas, 
con pelos glandulosos. Cáliz de cuatro sépalos. Corola de 
cuatro pétalos. Estambres, 14 á i6 rodeando al pistilo. Silicua 
cilindrica con estrías y pelos glandulosos. Toda la planta es 
viscosa y despide un olor aliáceo. 

CRAT^VA RELIGIOSA, Forst. 

Nom. Vlll. Saligbobog^ tag.; Balay-namuk, ilok. 

Aplicaciones. Es una planta de uso vulgar en la India, 
como estomáquica y tónica. Parece que tiene también pro- 
piedades laxantes y diuréticas. En el Concan se usa el zumo 
de las hojas, mezclado con aceite de coco, para fricciones en 
el reumatismo. 

Infusión. Hojas frescas 50 gramos. 

Agua 500 » 

Dosis. 50 á 100 gramos de la infusión por dia. Como tónica 

y estomáquica. 

Descripción. Arbusto de hojas compuestas trifoliadas, con 
pecíolo largo; hojuelas lanceoladas, acuminadas, lisas, de un 
verde obscuro. Flores hermafroditas en corimbos terminales ó 
axilares. Cáliz de cuatro sépalos imbricados. Corola de cuatro 
pétalos unguiculados. Estambres indefinidos. Ovario unilocu- 
lar, multiovulado. Baya globosa con numerosas semillas su- 
mergidas en una pulpa. 



36 - 



BIXINEAS. 

BIXA ORELLANA, L. 

Nom. vul. Atstiiti, Achuiti, tag.; Achiote, Achuete, esp. fiL 

Aplicaciones. El principal uso que tienen las semillas del 
achuete es en la cocina; nadie desconoce el color amarillo 
con que los cocineros tiñen casi todos los platos de la cocina 
filipina. En medicina se aplica el polvillo que recubre las se- 
millas, para detener la sangre en las heridas, y al interior como 
estomacal. Como esta materia colorante es astringente y em- 
pleada en algunos países para combatir la disentería, su uso 
en la comida, como condimento, debe ser de alguna utilidad 
terapéutica ó más bien higiénica. Parece que en la curación 
de la disentería esta materia obra del mismo modo que la 
ipecacuana. 

En la India, en el Brasil y en las Antillas se prepara con el 
achuete una especie de pasta conocida bajo el nombre de 
rocu. Hay un rocu duro, sin olor, y otro blando, untuoso de 
color rojo apagado, de un olor desagradable por la adición de 
orina, puesta con el fin de conservarlo blando. El rocu es lo 
que ha sido examinado bajo el punto de vista químico, y da 
la siguiente composición: dos materias colorantes, la bixina 
(C*® j^34 Q3-^^ ^g color rojo, resinosa, soluble en el alcohol, el 
éter, las soluciones alcalinas y la bencina. Cristaliza en lami- 
nillas microscópicas cuadrangulares, rojas, de brillo metálico 
violeta (i); la orellina, soluble en el alcohol y en el agua, es 
una materia amarilla. 

Descripción. Árbol muy conocido, que se eleva á 5 y 7 me- 
co Elli. Díuts. Chem. GesílL, 1874, pág. 446, y 1878, pág. 864. 



— 37 — 

tros, con hojas alternas, simples, ovales, cordiformes en la 
base, agudas en la punta, lampiñas, con pecíolos cortos. Flo- 
res en panoja. Cáliz, cinco sépalos orbiculados, tuberculados 
en la base, imbricados, caducos. Corola de cinco pétalos de 
color de rosa; estambres, muchísimos, libres, fijos en el re- 
ceptáculo. Cápsula redondeada, erizada de aguijones color 
rojo obscuro como ella, que contiene las semillas, cubiertas 
de un polvillo rojo amarillento. 

PANGIUM EDULE, Reinw. {Hydnocarpiis polyandra, 
Blanco.) 

Nom. vul. Pangi, tag. 

Aplicaciones. Todas las partes de este árbol son antihel- 
mínticas. Las semillas, la fruta, las hojas y la corteza, tienen 
propiedades narcóticas y peligrosas para el hombre, que, des- 
pués de su ingestión, siente soñolencia, dolor de cabeza, una 
especie de borrachera ó un acceso de demencia que puede 
ir hasta la muerte. Estas propiedades narcóticas han sido 
aplicadas en Java para atontar los peces de los ríos, para lo 
cual echan la corteza del árbol en los remansos y charcas. El 
jugo ó zumo de las hojas se emplea para el tratamiento de 
las afecciones cutáneas crónicas. 

En Amboina, los naturales comen las semillas, cuyo prin- 
cipio tóxico desaparece machacándolas y poniéndolas du- 
rante cierto tiempo en maceración en agua pura. Después de 
esta operación se pueden comer perfectamente, y se extrae 
además de ellas un aceite que sirve para la alimentación. 

Descripción. Es un árbol de hojas alternas, aovadas, anchas, 
enteras, lampiñas, digitinervias en la base. Pecíolo largo, con 
dos estípulas laterales persistentes. Flores dioicas; las machos 
en panoja, las hembras solitarias. Cáliz gamosépalo que se 
rasga desigualmente cuando la flor se abre. Machos: corola 



- 38 - 

dé cinco á siete pétalos, cóncavos, medio ovales, con bordes 
vellosos, en cuya base se encuentra una escama aplastada. Es- 
tambres libres en gran número, de filamentos gruesos y una an- 
tera bilocular. En las ñores hembras el perianthio es el mismo 
y los estambres estériles. Ovario unilocular con dos á cuatro 
placentas parietales pluriovuladas. Fruto: baya muy grande, en 
cuya pulpa interior se encuentra un gran número de semillas. 

PORTULÁCEAS. 

PORTULACA OLERÁCEA, L. 

Nom. VUl. Verdolagas^ esp.; Olasiman, Kolasivian, tag. 

Aplicaciones. La planta entera es comestible, en ensalada, 
cruda ó en guisos con carne ó pescado. Las hojas son jugo- 
sas y acidas, y su zumo se usa como colirio, con el fin de 
destruir las manchas de la córnea, así como en las superficies 
erisipelatosas y en otras afecciones de la piel. Las mismas 
hojas, machacadas, se usan como cataplasma sobre los flemo- 
nes, los golpes, y en las sienes contra los dolores de cabeza. 
El zumo de las hojas se da también al interior para combatir 
las hemoptisis. Asimismo se da contra las afecciones del pul- 
món y la vejiga, para lo cual sirven también las semillas. 

Descripción. Plan-ta de tallo tendido por tierra, con las ra- 
mas en estrella. Hojas carnosas de figura de cuña, con axilas 
desnudas. Flores sésiles terminales en las ramitas. Cáliz con 
dos dientes grandes, deciduos. Corola de cuatro á cinco pé- 
talos, con una escotadura arriba. Estambres 9 á 14. Estilo del 
largo de los estambres. Estigma en cuatro ó seis partes. Ca- 
jilla que se rompe horizontalmente, con muchas semillas muy 
pequeñas de figura de corazón. 

Hab. Crece en todas partes. 



3P — 



GUTIFERAS. 

GARCINIA MANGOSTANA, L. 

Nom. vul. Mangostáit , esp. 

Aplicaciones. La corteza del fruto es astringente: su infu- 
sión se administra en la disentería y en las diarreas crónicas, 
al interior. El cocimiento es útilísimo en inyecciones vagina- 
les, contra la leucorrea. 

La siguiente poción ha dado excelentes resultados al 
Dr. Ed. J. Waring en la disentería crónica y en las diarreas 
de los países cálidos (i): 

Corteza seca de mangostán 6o gramos. 

Cominos / 

^ • j • aa 5 » 

Coriandno ) 

Agua 1. 200 > 

Hiérvase hasta reducirlo á 600 gramos. Para tomar 120 
gramos dos veces al día. Se le puede añadir tintura de opio. 
. Analizada la corteza del mangostán por W. Schmidt, halló 
en ella una gran cantidad de tanino, resina y un principio 
cristalizable que llamó mangostina (C" H" O^) y que se 
presenta en láminas finas de color de oro, insípidas. Solubles 
en el alcohol, éter y los álcalis; insolubles en el agua. Con el 
percloruro de hierro da una coloración verde negruzca: el 
ácido sulfúrico le colora en rojo (2). 

Descripción. De esta planta, que se da en las islas del 
Sur del Archipiélago, se conocen en Manila las riquísimas 



/i) Waring. Pharmaeopxia o f India. Lnndon , 1868. 

(2) Chemist, 1855, t. 11, pág. 475, y Wurtz, Dictionnaire de Chimie , p. 310. También 
Annal. der Chem. und Pharm., xciii , pág. 83. 



— 40 — 

frutas, cuya corteza es la parte empleada hoy día casi uni- 
versalmente en la medicina. Este fruto es una baya del ta- 
maño de una naranjita de Manila, de un pericardio rojo obs- 
curo, más bien chocolate, duro y espeso, coronado por restos 
del cáliz. Al abrirlo, se presenta la parte comestible del fruto, 
que consiste en 6 ó i8 granos, cubiertos de una pulpa 
blanca, de aspecto algodonoso, azucarada, de un sabor de- 
licioso, muy ligeramente acidulado. 

i.° GARCINA VENULOSA, Choisy. {Cambogiavenulosa, 
Blanco.) 

2.° G. CAMBOGIA,Desrouss. {Cambogiabinucao, Blanco.) 

Nom. vul. Binukaw, tag., aplicado á ambos árboles, aun- 
que el primero también se llama en tag. Gatasán puld, y 
en pam. Taklag-aiiak. 

Aplicaciones. El fruto de la segunda especie, llamado ver- 
daderamente binucaw , es ácido y comestible. Los frutos y 
troncos de ambas garcinias dan por incisión una gomorresina 
muy parecida á la goma guta, que proviene de una variedad 
de la G. morelia, la pedicellata, Desr. Estas gomorresinas 
parecen, sin embargo, muy inferiores á la goma guta: con- 
tienen un aceite esencial que no existe en aquélla, y su color 
es más pálido. 

Descripción. La G. venulosa es un árbol de hojas opues- 
tas, lanceoladas, puntiagudas, enteras y lampiñas, con la 
cara inferior llena de venillas que se dirigen hacia el ápice. 
Pecíolos muy cortos y comprimidos. Flores tetrámeras. Cáliz 
de cuatro sépalos persistentes. Corola de cuatro pétalos, em- 
pizarrados , carnosos, ovalados, del mismo color que el 
cáliz. Estambres en mucho número. Filamentos, ninguno; 
anteras redondas, muy pequeñas. Estilo cortísimo, grueso; 



— 41 — 

estigma abroquelado, hendido en lo partes. Poma globosa, 
deprimida, sin costillas notables en la madurez. 

La G. cambogia se diferencia en las hojas, que no presen- 
tan venillas en la cara inferior. El fruto tiene ocho ángulos ó 
costillas redondeadas. 

Hab. Muy comunes en las islas: abundan en los montes de 
San Mateo y Morong: florean en Agosto. 

GARCINIA MORELLA, Desr. 

Nom. vul. No conozco el nombre que los filipinos dan á 
€ste árbol, que Vidal y Soler ha visto en Montalván, Tiwi 
(Albay) y San Mateo (provincia de Manila); pero es suma- 
mente importante en la medicina, pues de él se saca la ver- 
dadera goma guta. 

Aplicaciones. Todas las partes de este vegetal están llenas 
de un jugo lechoso, espeso, de color amarillo, que consti- 
tuye la goma guta. En Malabar, Ceylán, Cañara y Singapoorc 
la extraen de la manera siguiente: cuando principia la esta- 
ción de lluvias, se practica una incisión espiral alrededor de 
la mitad de la corteza del tronco , y se fija allí un pedazo de 
bambú con el fin de recoger en él el jugo, que sale lenta- 
mente de la incisión por espacio de muchos meses, y que se 
pone al pronto viscoso y luego sólido al contacto del aire. 
Un árbol da regularmente bastante jugo para llenar tres 
segmentos de entrenudos de bambú de 50 centímetros de 
largo cada uno por 3 á 5 centímetros de diámetro. 

La goma guta es un laxante á la dosis de 10 á 15 centi- 
gramos ; produce evacuaciones albinas muy abundantes , da 
lugar á violentos cólicos á la dosis de 30 á 50 centigramos, 
y es un veneno irritante á dosis elevadas. Es, en fin, un pur- 
gante hidragogo, sumamente enérgico, que se administra 
siempre que se quiere obtener una derivación en el intestino, 



— 4- — 

como en las hidropesías, el asma, las congestiones pulmona* 
res y cerebrales, y como vermífugo. 

Raras veces se le administra solo, dándolo regularmente 
con áloes, calomelanos, la jalapa, el ruibarbo, etc., etc. 

Está inscrito en todas las farmacopeas. 

Descripción. Árbol de 10 á 20 metros, de hojas opuestas,, 
cortamente pecioladas, ovales, elípticas, lanceoladas, ate- 
nuadas en sus extremidades, acuminadas en la cúspide, en- 
teras, coriáceas, lampiñas, de 10 á 12 centímetros de largo 
por 3 ó 4 de ancho. Flores dioicas: las machos, axilares,, 
son solitarias ó agrupadas por tres ó seis, pedunculadas y 
acompañadas de pequeñas brácteas. Cáliz de cuatro sépalos^ 
corola de cuatro pétalos; orbiculares, espesas, carnosas. Es- 
tambres, 30 á 40 sésiles, adherentes entre ellos por la base. 
Anteras uniloculares. Flores hembras, sésiles, solitarias, axila- 
res y mayores que los machos; cáliz y corola iguales. Estami- 
noides, 20 á 30, soldados en la base y formando una corola 
membranosa, de cuyo borde superior se elevan unos filetes 
cortos que soportan una antera globulosa, suboval y estéril. 
El ovario es súper y casi globuloso, con cuatro celdas uni- 
ovuladas. El fruto, casi esférico, de 2 ^/^ centímetros de diá- 
metro, es una baya corticada, acompañado en su base por el 
cáliz persistente. Con cuatro celdas, con una semilla cada una. 

OCHROCARPUS PENTAPETALUS, Blanco. {Tovomita 
pcntapetala ^ Blanco.) 

Nom. Vil!. Namakpakan, Tagudin^ ilok. (.?). 

Aplicaciones. De su fruto se extrae un aceite usado para 
el alumbrado en llocos. Las flores son astringentes, y usa- 
das, según parece, en la diarrea, en infusión. El aceite del 
fruto se emplea también, en fricciones, en los dolores, hin- 
chazones y reumatismos. 



— 43 — 

En algunos países de la Malesia se hace idéntica aplicación 
del aceite, especialmente en el beriberi y las inflamaciones 
periarticulares en el período puerperal. 

Descripción. Tronco derecho que arroja leche. Hojas sési- 
les, opuestas, aovadas, alargadas, menudamente escotadas 
y lampiñas, con una glándula vellosa en la base superior y 
pegada á la rama. Flores terminales, en racimo, con los pe- 
dúnculos opuestos. CáUz de dos hojuelas redondas, que se 
revuelven hacia abajo. Corola del color del cáliz, de cinco pé- 
talos (no cuatro) dos veces más largos que el cáliz, ovales y 
cóncavos. Estambres, muchos, fijos en el receptáculo. Fila- 
mentos apenas más largos que la corola. Anteras ovales, de 
dos aposentos, echado el polvillo. Germen superior oval. 
Estilo más largo que los estambres. Estigma abroquelado, ya 
bilobo, ya como de cuatro lóbulos. Baya oval que arroja le- 
che, carnosa, con dos aposentos y semillas solitarias hueso- 
sas: la una aborta. 

Hab, Se cría en los lugares cercanos al mar: florece en 
Diciembre. 

CALOPHYLUM INOPHYLLUM, L. 

Nom. vul. Palo María, esp-fil.; Bitanhol, Tamazvian, Dan- 
kalan, Dinkalin, tag.; Dankalan, Bitaog, bis., pam., bik. 

Aplicaciones. De las semillas del fruto se extrae un aceite 
verde amarillento, amargo, aromático, que usan en algunos 
sitios para el alumbrado: su densidad es de 0,942 y se soli- 
difica á 5° sobre cero. Se usa en la India en fricciones contra 
el reumatismo, y en Filipinas en aplicaciones sobre el estó- 
mago, contra las indigestiones y los cólicos. 

La corteza del árbol deja escapar por las incisiones que se 
le hacen una resina verde de un olor muy agradable , usada 
como bálsamo para curar las heridas y llagas viejas: en la 



- 44 — 

India tiene la misma aplicación. Esta resina es fusible y se 
disuelve completamente en el alcohol. Algunos la han tomado 
por el tacamahaca de la India; pero es un error, pues esta 
iiltima es producida por el C. calaba, L. 

La resina, mezclada en partes iguales de brea blanca y 
cera, se usa como un emplasto, sobre el pecho, contra las 
bronquitis. La decocción de las hojas la usan, en algunos si- 
tios de la India y en Mauricio, contra la oftalmía purulenta. 

La corteza, machacada, la usan en aplicaciones contra las 
hinchazones de los testículos. 

He tenido ocasión de emplear un emplasto hecho con la 
resina y vaselina blanca á partes iguales, que, extendido en 
un lienzo y aplicado entre los omóplatos, ha aliviado infinito 
la tos pertinaz en la bronquitis de los viejos. 

Descripción. Árbol de hojas opuestas, enteras, grandes, 
ovales, con venillas secundarias numerosas, finas, perpen- 
diculares á la vena del medio. Pecíolos cortísimos. Flores 
grandes, perfumadas, axilares, en racimos de siete ó nueve. 
Cáliz de cuatro divisiones. Corola de cuatro petalos. Estam- 
bres numerosos poliadelfos. Ovario rudimentario en la flor 
macho, unilocular en la hembra y uniovulado. Estilo, uno 
largo. Fruto drupa superior, con la nuez algo dura y hueso- 
sa, cubierta por dentro con una sustancia más gruesa, como 
fungosa y blanda, y que encierra una semilla conforme. 

Hab. Se la encuentra en el centro de Luzón, La Unión, 
Tayabas, llocos. Florece en Noviembre. 

MESUA FÉRREA, L. (Caiophylum apctalum, Blanco.) 

Nom. vul. Malabukbtik (.?>), tag. 

Aplicaciones. Desconocemos los usos que los filipinos ha- 
gan de este vegetal; pero en la India sus perfumadas flores 
se venden secas en los bazares, constituyendo el Nag-Kasar 



— 45 — 

ó Nagesur (i), que se emplea como un estimulante suave, y 
sobre todo como perfume. 

Los granos dan por expresión un aceite obscuro de 0,954 
de densidad y que se solidifica á 5° sobre cero; en el Norte 
de Cañara se emplea este aceite en fricciones, contra el reu- 
matismo. 

La corteza de la raíz tiene un jugo resinoso que se extrae 
por incisión, y, lo mismo que la infusión del leño, es un buen 
amargo tónico. 

Las flores, secas, finamente pulverizadas y mezcladas con 
aceite ó manteca, son útiles para curar las almorranas infla- 
madas, aplicándolas á manera de ungüento. El fruto es acre 
y purgante. 

Descripción. Árbol de hojas con largos pecíolos, oblongas^ 
lanceoladas, acuminadas, redondas en la base, espesas, co- 
riáceas, brillantes por encima, verduscas ó cubiertas por de- 
bajo de un polvillo ceroso, ceniciento. Flores terminales ó 
axilares, solitarias, amarillentas. Cáliz de cuatro sépalos imbri- 
cados, orbiculares, ligeramente pubescentes. Corola de cuatro 
pétalos persistentes, cuneiformes, redondeados en la cúspide^ 
cortos. Estambres indefinidos en cinco ó seis series, libres. 
Ovario libre, de dos aposentos biovulados. Estilo bilobo. Fruta 
casi unilocular, ovalado, acuminado, rodeado en su base por 
los sépalos, la parte inferior de los pétalos, y coronado por 
el estilo. Pericarpio leñoso que se abre en la cúspide por dos 
ó cuatro valvas. Encierra uno á cuatro granos suborbiculares^ 
coriáceos. 

Hab. Comunes en los bosques. 

(1) Waring, loe. cit., pág. 32, 



d6 - 



DIPTEROCÁRPEAS. 

DIPTEROCARPUS TURBINATUS, Gaertn. (D. indicus, 
Bedd.; D. mayapis, Blanco.) 

Nom. VUl. Mayapis, tag. 

Aplicaciones. Este árbol produce una oleo-resina, cono- 
cida bajo el nombre de bálsamo de gurjun^ que también la 
producen otros dipterocarpus (D. alatus ^ Roxb. ; incanus, 
Roxb.; trinervis, Bl., etc., etc.), usada en la medicina. 

El bálsamo de gurjun es un estimulante de las mucosas, 
particularmente de las del aparato génito-urinario, y un diu- 
rético. Se le administra asimismo para combatir los catarros 
bronquiales, y en aplicaciones externas para la curación de 
las úlceras. 

El primero que recomendó el uso del gurjun como suce- 
dáneo de la copaiba, fué sir W. O'Shanghnessy (i) en 1838, 
y en 1852 se había confirmado ya esta propiedad, con muy 
satisfactorios resultados, por Waring. El Dr. Enderson, de 
Glasgow, lo empleó en casos en que la copaiba no daba re- 
sultados, á la dosis de una cucharadita de café tres veces al 
día en una emulsión (2), y el Dr. Rean afirma que es tan po- 
deroso coma la copaiba. 

La dosis diaria deberá ser de 5 á 20 gramos, en poción ó 
pildoras. 

Una fórmula excelente de emulsión nos parece la siguiente: 

Agua de canela 125 gramos. 

Carbonato de sosa cristalizado 2 » 



(i) Bengal dispcn$atoyy,'^k^. : 
(2) Glasgow, Med.Jour., 1865. 



— 4 



Bálsamo de gurjun 25 gramos. 

Jarabe de goma 25 » 

Éter sulfúrico 2 » 

Mézclese y agítese. 
Dosis. De seis á doce cucharadas grandes al día en la ble- 
norragia (después del periodo agudo). 

Para extraer dicho bálsamo en Burma, hacen con un hacha 
un hoyo ó hueco en el tronco mismo del árbol, y se hace 
fuego en esta cavidad hasta que la madera empieza á que- 
marse; entonces la oleoresina se segrega en abundancia, y la 
reciben en segmentos de bambú. Cuando la secreción dismi- 
nuye se vuelve á aplicar fuego en la cavidad, y un mismo 
árbol puede soportar dos, tres y cuatro de estas cavidades. El 
jugo recogido se separa por el reposo en dos partes; una só- 
lida, que va al fondo y llaman giíad, y otra líquida que so- 
brenada, y es el bálsamo. Es espeso, viscoso y muy fluores- 
cente: opaco y gris verdusco á la luz reflejada; transparente y 
moreno rojizo si se le interpone entre la luz y la vista. Tiene 
un olor parecido al de la copaiba, amargo, aromático; su den- 
sidad es de 0,964. Soluble en la bencina, el sulfuro de carbono, 
el cloroformo, los aceites esenciales, y menos en el éter, el 
ácido acético. Se enturbia ligeramente y se coagula, si se le 
mantiene largo tiempo á 100° y se solidifica á 200°, mientras 
que á esta temperatura la copaiba permanece líquida. 

Un bálsamo de gurjun examinado por Fluckiger (i), es- 
taba constituido por 54)44 por 100 de una resina semifluida, 
y 45,66 de materia volátil. 

Por la destilación da un aceite esencial, de poco olor, color 
pajizo, cuya fórmula es C" H'* (Werner). Purificado, tiene 
una densidad de 0,91 5. Soluble en el alcohol amílico, lo es ape- 
nas en el alcohol absoluto; el ácido clorhídrico le colora en un 

(i) Fluckiger et Kanbury, Hisío. des Drogues d'or¿¿. vcgét., t. i, pág. 170. 



- 4H - 

azul hermosísimo. La resina que queda de la destilación, di- 
suelta en el alcohol á 0,838, adicionado de amoníaco, da por 
precipitado un ácido cristalizado (ácido gurjúnico) C** H^* O",, 
soluble en el alcohol á 0,838, en el éter, el benzol y el sul- 
furo de carbono. Se funde á 220° (Werner), se solidifica á 180**" 
y se descompone á 260°. 

Descripción. Hermosos árboles de hojas alternas, aovadas, 
anchas, lanceoladas, enteras, lampiñas y membranáceas. Pe- 
cíolos cortísimos. Flores terminales en panoja, perfumadas y 
hermosas. Cáliz libre, en cinco partes lanceoladas, las dos un 
poco más largas. Corola de cinco pétalos más largos que el cá- 
liz, oblongos. Estambres, muchos, fijos en el receptáculo. Fi- 
lamentos cortísimos. Anteras de dos aposentos terminadas 
en una arista larga. Germen medio sumergido en el recep- 
táculo. Estilo uno, grueso. Estigmas tres, simples. Cajilla con 
tres aposentos; semillas de dos en dos. 

Hab. Montes de Tala, Angat y San Mateo; Mindanao, Pa- 
ragua, Balabac y Negros: florece en Junio. 



MALViCEAS. 

SIDA CARPINIFOLIA, L. (S. actita, Burm.; 5. stipulata, 
Cav.; S. frutes cens^ Blanco.) 

Nom. vu!. IVazvalisan, Eskobaghaba^ Pamalis^ Higotbala- 
to, Mamalis, tag., bis., pam. 

Aplicaciones. La raíz es emoliente y amarga. Su coci- 
miento sirve, en lociones, para curar las llagas, y al interior 
se administra como sudorífico y tónico astringente (i). 

(i) Waring, loe. cit., \>Ág. 35. 



— 49 — 

Los médicos de la India dan al interior los polvos de la 
raíz con leche, para atacar las fiebres, las enfermedades ner- 
viosas y urinarias. Las hojas se emplean como emplasto en 
las oftalmías. 

El jugo de las raíces sirve para limpiar las ulceraciones de 
toda especie, y el de toda la planta se da contra la esperma- 
torrea (i). 

Los autores del Bengal Dispensatory, después de hacer 
algunos ensayos con las raíces, no han podido decir si real- 
mente tiene propiedades febrífugas; lo que afirman es que 
produce transpiración, aumenta el apetito, y es un exce- 
lente tónico amargo. En Goa, los portugueses, lo conside- 
ran diurético, usado especialmente en las afecciones reumá- 
ticas. 

La raíz de la vS. carpinifolia da un color azul con las sales 
de hierro; no precipita la gelatina y contiene esparragina. 

Descripción. Planta de tallo leñoso, ramoso, de hojas alter- 
nas oblongas, aguzadas, aserradas, no blanquecinas por de- 
bajo ni tomentosas. Pecíolos muy cortos, doblados cerca de 
la hoja, con dos estípulas cerca de la base. Flores axilares, 
solitarias, con piececitos, dos veces más largas que los pecío- 
los y con un nudo hacia el extremo. Cáliz simple, en cinco 
partes. Corola de cinco pétalos, escotados oblicuamente. Es- 
tambres, muchos, en el extremo de una columna. Anteras 
globosas. Estilos cinco, mezclados con los estambres. Es- 
tigmas globosos. Cajillas en el mismo número que los es- 
tilos, en verticilo, y con semillas solitarias con dos corne- 
zuelos. 

Hab. Común en Luzón, Panay, Mindanao, Paragua, Cebú 
y Balabac. 

(i) Dymoclc, loe cit , pág. loo. 



— =:o — 



ABUTILÓN INDICUM, Don. (Sida indica, L.) 

Nom. vu!. Kuakuakohan, Gilig-giligan , tag.; Tabig^ 
Malis , Duhipag, Pilis, bis.; Malvas de Castilla, esp. fil. 

Aplicaciones. La corteza del tronco es ligeramente amarga. 
Su decocción se emplea como diurético. El cocimiento de las 
hojas y de las flores es un emoliente usado en lugar de las 
malvas. El cocimiento de la raíz se usa, con el mismo fin, 
en lavativas y lociones. 

He tenido ocasión de emplear frecuentemente esta planta, 
y jamás usaría en su lugar la malva en Filipinas. 

Descripción. Planta de tres á cuatro pies de altura, cu- 
bierta por todas partes de pelos simples y tomentosos. Hojas 
acorazonadas, angulosas, obtusas y desigualmente aserradas, 
suaves, blandas, blanquecinas por la página inferior, y con 
nueve nervios notables. Pecíolos más largos que las hojas, con 
dos estípulas revueltas hacia abajo, en la base. Flores axilares, 
solitarias. Pedúnculos largos, con nudo cerca del extremo, por 
el que se doblan hacia dentro. Cáliz con 50 divisiones, 
como en las malváceas. Corola de cinco pétalos, de color 
amarillo, con una pequeña escotadura en la parte superior. 
Estambres, muchísimos, lo mismo que los estilos. Unos y 
otros salen del extremo de una columnita muy corta, y se 
revuelven después hacia todos los lados, formando una borla. 
Fruto mucho más alto que el cáliz, de 1 1 á 20 cajillas, 
anchas y comprimidas, peludas, pegadas unas con otras hacia 
el centro por los costados, cada una con dos ó tres semillas. 

Hab. Común en Luzón, Panay, Mindanao y otras islas: 
flores en Septiembre. 

URENA SINUATA, L. [U. morifolia y imiricata, DC, 
U. vmltifida, Blanco.) 

Nom. vul. Ktdutan, Kuhitkulutan, Molopolo, tag., bis., pam. 



Aplicaciones. El cocimiento de la raíz se usa al interior 
como emoliente y refrescante. Al exterior, contra las erup- 
ciones de la piel acompañadas de flogosis y de escozor. Las 
hojas, cocidas y machacadas en cataplasmas, en las inflama- 
ciones intestinales y de la vejiga. 

Descripción. Planta de cuatro á seis pies, con tallo dere- 
cho y hojas hendidas en la base, aserradas y pelosas: las 
mayores con cinco ó seis lóbulos, que se subdividen en 
algún otro pequeño, y con alguna glandulita en la vena del 
medio, en la cara inferior. Pecíolos cortos. Flores terminales 
en racimos. Cáliz doble : al exterior en cinco partes lineales; 
el interior, de cinco piezas coloridas, alternas con las de 
fuera. Corola de cinco pétalos. Estambres, muchos, fijos al 
rededor de una columnita. Estilos, diez en el extremo de la 
columna. Estigmas gruesos sembrados de globos. Cinco ca- 
jillas reunidas, como de figura de riñon, erizadas de puntas 
tiesas y cortas y con semillas solitarias. 

Hab. Comunes en todo el Archipiélago. 

HIBISCUS ABELMOSCHUS, L. 

Nom. vul. Kastuli, Kastio, Kastiogau, Dalupan^ tag.; Ma- 
rikum, Dukiim^ Mariikum, Marapoto , bis. 

Aplicaciones. Las semillas machacadas despiden un olor 
de almizcle , por lo cual esta planta recibe el nombre de Kas- 
tuli^ que en sánscrito quiere decir el almizcle. Tienen pro- 
piedades antiespasmódicas y estimulantes : en infusión como 
diurético. 

Bonastre ha hallado en los granos del Kastuli (i); 

Humedad y parénquima 52,00 

Goma 36,00 



(i) Journal de Phar. el de Chim , XX, pág. 381 1. 



— 52 — 

Albúmina 5,60 

Aceite fijo, resina, materias cristalinas, principio odo- 

. rante 6,40 

Total 100,00 

El aceite fijo es amarillo verdoso, fluido, pero solidificán- 
dose paulatinamente al aire. La materia cristalina es blanca, 
de sabor agradable, soluble en el éter, donde cristaliza en 
rayos fusibles á 35°. La materia odorante, que no es volátil, 
es líquida, color verde claro, de olor á almizcle. 

Descripción. Planta de cinco á seis pies, con tallo peloso, 
de pocas ramas. Hojas acorazonadas, hendidas en la base, 
con cinco ángulos grandes, aserradas y vellosas. Pecíolos 
largos con dos estípulas aleznadas en la base y una mancha 
grande, morada; axila. Cáliz doble: el exterior de ocho ó 
nueve hojuelas aleznadas; el interior mayor y se rompe 
desigualmente á la expansión de la flor. Ambos son deci- 
duos. Corola muy grande. Estambres en mucho número, fijos 
alrededor de una columna. Pistilo uno. Estigmas cinco. Ca- 
jilla muy grande, pelosa, aovada, con cinco ángulos, cinco 
aposentos, y en cada uno muchas semillas de figura de ri- 
ñon, con muchos canales concéntricos á la cicatriz. 

Hab. Común en todas partes, 

HIBISCUS TILIACEUS, L. 

Nom. vul. Balibago, tag. , pam.; Malabago , bis. 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas lo emplean para 
lavar las llagas y úlceras indolentes. Las flores, cocidas en 
leche, son útiles para calmar los dolores del oído (^Blanco). 

El polvo de la corteza (3 gramos) es un vomitivo (?) 
(Blanco). 

Descripción. Arbolito de hojas alternas, con siete nervios, 
hendidas en la base, medio circulares, de repente aguzadas, 



— 53 — 

escotadas, vellosas, y en la base, en la cara inferior, con una 
grieta en los tres nervios del medio. Pecíolos largos. Flores 
axilares, en panojas de poquísimas florecitas. Cáliz doble: el 
exterior con ocho ó nueve dientes; el interior en cinco partes 
más largas. Estambres en mucho número, fijos alrededor de 
una columna. Estilo uno. Estigmas cinco. Cajilla con cinco 
aposentos y en cada uno dos semillas. 
Hab. Abunda en todas partes. 

HIBISCUS ROSA-SINENSIS, L. 

Nom. vul. Takuragan^ Aroganan, Kayaga^ Tapulaga, Gu- 
mamila^ tag., bis., pam. 

Aplicaciones. Las flores son emolientes y muy empleadas 
en la medicina casera de Filipinas para hacer cataplasmas, 
machacadas, que se aplican sobre diviesos, tumores y toda 
especie de inflamaciones. Su decocción al interior es muy 
usada para los catarros bronquiales, como béquica y sudo- 
rífica. 

Los chinos usan como emenagogo la corteza del tronco, 
que llaman Fú-yong-pi (i). 

Descripción. Arbolito comúnmente llamado Giimamela 
en Manila, de hojas aovadas, aguzadas, con unos cinco ner- 
vios, aserradas desde el medio hasta arriba, salpicadas de 
pelos en ambas caras , con un grupo pequeño de pelos fuli- 
ginosos, deciduos, en la vena del medio, en la parte inferior. 
Pecíolos cortos con dos estípulas en la base. Cáliz doble: el 
exterior hendido casi hasta la base en seis ú ocho partes; el 
interior cilindrico, hendido en cinco. Estilos en mucho nú- 
mero. Fruto idéntico al del Hibisciis tiliaceiis. 

Hab. Común en todas partes. 

(i) Debaux. Essai sur la pharm. et la. mat. méd. des Chináis, París, 1865, pág. 60. 



— 54 — 

THESPESIA POPULNEA, Corr. 

Nom. vul. Babiiy ó Bobuy giibat^ tag, ; Bulakan^ bis. 

Aplicaciones. El fruto da un jugo amarillento que sirve, 
en aplicaciones, para curar la sarna y otras afecciones cutá- 
neas , lavándolas previamente con el cocimiento de las raíces 
y de las hojas. 

La corteza es astringente, y su decocción se emplea en la 
disentería y para combatir las almorranas. 

Descripción. Árbol de hojas esparcidas, con cinco nervios, 
acorazonadas, anchas, aguzadas, con seis glándulas peque- 
ñas en la parte inferior de la base , enteras y lampiñas. Pe- 
cíolos del largo de las hojas. Flores axilares, solitarias. Cáliz 
doble: el exterior deciduo, de tres hojuelas pequeñas, agu- 
zadas, fijas en la base del cáliz interior; el interior de figura 
de campana, más grande que el exterior, con cinco dientes 
muy poco notables, persistentes Corola cuatro veces más 
larga que el cáliz, de cinco pétalos carnosos, estriados, so- 
brepuestos entre sí por las orillas y muy ensanchados por 
arriba. Estambres en gran número, colocados alrededor y á 
lo largo de una columna. Filamentos largos. Anteras parecidas 
á una media luna. Estilo uno, muy grueso. Estigma hendido 
«n cinco partes, retorcidas en espiral. Cajilla deprimida de 
cinco lados, con cinco aposentos y en cada uno cinco semi- 
llas aovadas, fijas por piececitos propios al eje central de la 
cajilla. Semillas sin lana. 

Hab. Mandaloya, Tayabas, Ilo-Ilo. 



GOSSYPIUM HERBACEUM, L. {G. indicum, Lam.; 
G. Capas ^ Rumph.) 

Nom. vul. Algodón, esp.; Bttlak, tag. 

Aplicaciones. La corteza de la raíz es antiasmática, eme- 



— 55 - 

nagoga, y, según Daruty (i), reemplaza al cornezuelo de cen- 
teno en las hemorragias uterinas. Las hojas son pectorales y 
las semillas sudoríficas. 

Las negras, en los Estados Unidos, emplean la corteza de 
la raíz en dosis elevadas como abortivo; pero á la dosis de 6o 
gramos por 1.200 de agua en decocción, sólo les sirve para 
combatir la dismenorrea (2). 

De las semillas, que durante largo tiempo no se utilizaban 
para nada, ha sabido la industria obtener por expresión un 
aceite moreno rojizo, que sirve para falsificar el aceite de 
olivo , del cual es difícil distinguirlo cuando se le adultera con 
su mezcla, pues ambos tienen la misma densidad y una gran 
semejanza de olor y gusto. Por este motivo, la producción 
del aceite de algodón es hoy día muy considerable. Este 
aceite es de un ptecio poco elevado y excelente para los 
usos domésticos, industriales y farmacéutico^. 

Las mismas semillas se emplean en América del Norte 
contra la disentería y como galagtólogas , y el jugo de las 
hojas como emoliente en la diarrea y la disentería ligera. 

El bagazo de las semillas, después de extraído el aceite, 
contiene una materia azucarada, llamada \di gossypose, dex- 
trógira, y cuya fórmula es: C H'' 0'« + 5 H' O. 

El algodón, parte empleada en la industria como textil, es 
también hasta el día la parte que más aplicaciones tiene en 
la terapéutica, usándose, no sólo el que proviene de esta es- 
pecie, sino también de otras que se dan en Filipinas como la 
G. barbadense, L. (nom. vul. Pernambuko^ tag.), y la G. arbo- 
reum, L. {Bulak na bundok, Bulak na totoo, tag.) 

El uso principal que la terapéutica antigua hacía del algo- 



(i) Daruty , loe. cit., pág. Xxvi. 

(2) Dujardin Beaumetz y Egase. Les fiantes medicinales, París. iS 



- 56 - 

don, era para las moxas, hoy día con razón abandonadas. Su 
empleo es grande en los laboratorios bacteriológicos, como 
filtro de líquidos y gases. Esta propiedad del algodón de re- 
tener entre sus fibras los gérmenes del aire , fué utilizada por 
el ilustre cirujano francés Guérin para la cura que lleva su 
nombre. Las superficies cruentas, expuestas á la infección 
por los microbios contenidos en el aire, se ponen por com- 
pleto al abrigo de ellos cuando, por la cura de Guérin, se les 
envuelve por medio de grandes masas de algodón en rama, 
que no esté, por supuesto, contaminado ya por microorga- 
nismos. Para evitar que el algodón traiga en sí el germen de 
algún microbio, se usa hoy día de algodón esterilizado, ya 
por medios químicos, como el ácido fénico, el yodoformo, 
etcétera, etc., ya por físicos, como las altas temperaturas. 

El algodón en rama sirve para la confección del fulmicotón 
ó algodón pólvora, llamado \.2imb\én piroxilina, que, á su 
vez, sirve para la confección del colodión, tan usado en la 
medicina. 

La piroxilina se obtiene tratando el algodón por una mez- 
cla de partes iguales de ácido nítrico y ácido sulfúrico , y la- 
vándolo después con agua hasta el momento en que ésta no 
dé precipitado alguno por el cloruro de barita^ secándolo en- 
tonces al aire. 

El colodión normal se hace disolviendo 5 gramos de pi- 
roxilina en la siguiente mezcla: 

Éter sulfúrico rectificado 75 gramos. 

Alcohol á 95° 20 » 

Fíltrese. 

Colodión elástico: 

Bálsamo del Canadá 1,50 gramos 

Aceite de ricino o, 50 > 

Colodión normal 30,00 » 

Mézclese. 



Descripción. Planta de dos á tres píes de elevación, de 
tallo herbáceo, ramas sembradas de puntitos negros, hojas 
hendidas en la base , con cinco lóbulos y una glándula en la 
vena del medio: rara vez hay glándula en las otras tres. Pe- 
cíolos largos, con dos estípulas en la base. Flores axilares, 
solitarias, medio laterales. Cáliz doble: el exterior en tres 
partes, como acorazonadas, y cada una con cinco ó nueve 
dientes, largos y aguzados; el interior con cinco dientes agu- 
zados. Corola de figura de campana, de cinco pétalos. Estam- 
bres, muchos , fijos en una columna. Filamentos á veces sim- 
ples, á veces subdivididos en dos partes cada uno, con su 
antera. Estigma en cuatro ó cinco partes. Cajilla con tres ó 
cinco aposentos. Semillas envueltas en lana. 

Hab. Batangas, llocos. 

BOMBAX MALABARICUM, DC. {B. ceiba, Blanco.) 

Nom. vul. Taglinaw, Bobiiy gubat, tag.; Talutic, bis. 

Aplicaciones. En la India se emplean las raíces como as- 
tringentes y alterantes, y forman parte de un célebre medi- 
camento afrodisíaco, llamado Mitsla-Senml. Las incisiones en 
el tronco dejan exudar una goma astringente , usada contra 
la diarrea, la disentería y la menorragia. 

Dosis de la goma: 2 gramos 50 centigramos á 3 gramos (i). 

Descripción. Árbol cubierto de espinas cónicas, agudas, 
resistentes. Hojas alternas, compuestas, digitadas, cadu- 
cas. Flores rojas, solitarias ó en cimas axilares, hermafrodi- 
tas, regulares. Cáliz gamosépalo, cupuliforme, con cinco 
lóbulos agudos. Corola violácea, con cinco divisiones profun- 
das; prefloración torcida. Estambres numerosos, unidos en 
la base en cinco hacecitos, libres por la parte superior, de an- 

• li) Dymock, loe. cit., pág io6. 



- 58 - 

teras uniloculares. Ovario de cinco aposentos multiovulados, 
con un estilo acabado en cinco ramas cortas. Cápsula leñosa^ 
ovoidea, loculicida, con cinco valvas. Semillas numerosas, 
negras, cubiertas de filamentos algodonosos. 
Hab. Angat, Ilo-Ilo: florece en Febrero. 

ERIODENDRON ANFRACTUOSUM, DC. {Bombax pen- 
tandrum^ L.) 

Nom. vul. Boboy, tag.; Doldol, bis,; Biilak kastila, pam. 

Aplicaciones. El principal uso que se hace de esta planta 
es el de rellenar , con el algodón que da , las almohadas en 
Filipinas. Las hojas machacadas en agua dan un zumo muci- 
laginoso, muy apreciado por las filipinas para lavarse el ca- 
bello, juntamente con el gogo. 

La corteza de la raíz es vomitiva. 

Dosis: I gramo 25 centigramos. 

El algodón que da este árbol debería usarse para las mis- 
mas aplicaciones terapéuticas que el que proviene de los 
gossypiutn ^ y daría mejores resultados, por ser de un fila- 
mento sumamente delicado. Los filipinos lo emplean para 
cubrir las quemaduras y llagas. Yo lo he usado repetidas ve- 
ces para curas, cuidando siempre de impregnarlo bien en los 
líquidos antisépticos que empleaba. Para las quemaduras, 
después de lavadas con una solución tibia de sublimado co- 
rrosivo á '/a por 1. 000, las he cubierto con polvo finísimo 
de ácido bórico, sobre el cual he colocado una capa espesa 
de este algodón. 

Descripción. Árbol de 40 á 50 pies de elevación. Tronco 
con algunas púas, y las ramas horizontales, colocadas en es- 
trella de tres ó de cuatro. Hojas de siete en un pecíolo co- 
mún. Hojuelas lanceoladas, enterísimas y lampiñas. Flores 
en umbela, de ocho ó más florecitas. Pedúnculo común, nin- 



__ 59 — 

guno; propio largo. Cáliz con cinco dientes obtusos, ligera- 
mente escotados. Corola de cinco pétalos carnosos, obtusa- 
mente lanceolados y revueltos hacia abajo. Estambres cinco. 
Anteras de figura irregular, anchas, abroqueladas, con las 
orillas profundamente ondeadas. Estigma en cinco partes. 
Cajilla oval puntiaguda: semillas envueltas en una lana finí- 
sima. 

Hab. Sumamente común por todas partes: florece en Di- 
ciembre. 



ESTERCULIÁCEAS. 



STERCULIA FUTIDA, L. (S. polyphilla, R. Br.; Clom- 
paniLs inajor, Rumph.) 

Nom. vul. Kalmnpag^ tag.; Bagar, ilok. 

Aplicaciones. El cocimiento de sus hojas sirve para lavar 
las erupciones cutáneas ulcerosas. 

El fruto, astringente, se emplea en Java, en decocción, con- 
tra la blenorragia. En la India oriental es comestible, lo mismo 
que en Filipinas. Sus semillas dan un aceite que se emplea 
para el alumbrado y que es comestible. 

Descripción. Árbol con hojas digitadas, de seis á ocho ho- 
juelas, anchas, ovales y muy aguzadas, tiesas, aquilladas, 
lampiñas, que se reúnen en un punto, y colocadas sobre 
un piececito común largo. Pecíolo propio, ninguno. Flores 
hermafroditas , en racimos sobrecompuestos. Cáliz carnoso, 
blando y velloso por dentro, de figura de campana, en cinco 
partes. Corola, ninguna. Nectario de cinco dientes en el ex- 
tremo de una columnita. Estambres, 15, colocados en el borde 



— 6o — 

del nectario de tres en tres, formando triángulo. Filamento, 
casi ninguno. Gérmenes en el centro del remate de la co- 
lumna dicha, y en medio de los estambres se ve un cuerpe- 
cillo peloso con cinco lóbulos, que son los rudimentos de los 
gérmenes. El estilo sale revolviéndose hacia abajo. Estigma 
grueso comprimido, con cinco lóbulos. Cinco legumbres le- 
ñosas, medio circulares, reunidas todas en un centro común, 
y en cada una muchas semillas ovales, fijas en la sutura su- 
perior. 

Hab. En la isla de Luzón, Mindanao, Cebú, Ilo-Ilo: florece 
•en Marzo. 

STERCULIA URENS, Roxb. (S. cordifolia, Blanco; Ca- 
'vallium urens^ Schott. et Endl.) 

Nom. VUl. B añilad, tag. 

Aplicaciones. Con la corteza de la raíz machacada se ha- 
cen emplastos, que aplican los curanderos sobre las contu- 
siones fuertes en que suponen fracturas de huesos, que pre- 
tenden curar así. También aplican las mismas cataplasmas en 
las orquitis. 

El tronco deja exudar una especie de goma que forma con 
el agua una gelatina incolora, sin olor, que se disuelve á la 
ebullición. No sabemos qué aplicaciones tiene en la medicina; 
pero esta especie de goma se encuentra á menudo mezclada 
con las gomas de acacias de la Senegambia. 

Descripción. Árboles de hojas amontonadas, con siete ó 
nueve nervios, acorazonadas, aovadas, anchas y enteras, lam- 
piñas por arriba y con vello blanco y corto por debajo. Pe- 
cíolos del largo de las hojas. Flores pequeñas, numerosas, 
amarillas, polígamas, dispuestas en panículas terminales, gran- 
des, cubiertas de un vello farinoso, pegajoso. Cáliz acampa- 
nado, con cinco divisiones agudas, papiráceas, acompañadas 



— 6i — 

de una glándula cerca de su base. Sin corola. Estambres, lo^ 
unidos en columna, libres en la parte superior. Cinco legum- 
bres reunidas en un punto, como de figura de media luna^ 
con la corteza leñosa, lampiña por dentro, y con pelo corto 
por fuera, con tres ó cuatro semillas de figura de riñon, con 
la cubierta delgada y huesosa. 
Hab. Cebú, Ilo-Ilo. 



KLEINHOVIA HOSPITATA, L. 

Nom. vul. Tanag, tag. , bis.; Hamitanago, bis.; Panavi- 
pat^ pam.; Bitnog^ ilok. 

Aplicaciones. La decocción de las hojas se usa, según el 
P. Blanco (i), para curar la sarna. Sirve asimismo para lavar 
cualquiera erupción cutánea, y las hojas, tiernas lo mismo- 
que los cogollos, se comen cocidas. 

Descripción. Árbol de hojas alternas, acorazonadas, casi 
enteras y vellosas. Pecíolos largos con dos estípulas en la 
base. Flores axilares, y terminales en panojas grandes. Cáliz 
de cinco hojuelas, casi lineales. Corola del largo del cáliz, de 
cinco pétalos lineales; el inferior más corto y doblado en 
forma de tubo. Nectario de figura de campana, en cinco par- 
tes, y cada una con tres dientes, colocado sobre una columna^ 
dotado en la base de un ribete ondeado y dentado en los 
bordes. Estambres, 15. Filamento, ninguno. Anteras sentadas 
en los 15 dientes del nectario. Germen sentado dentro del 
nectario, con cinco ángulos, cinco aposentos, y en cada uno 
una semilla casi globosa. 

Hab. Luzón, Mindanao, Panay, Cebú, Joló: flores en 
Marzo y Septiembre. 

(1) Blanco, segunda edición, pág. 455. 



— 62 — 

HELICTERES IXORA, L. (H. chrysocaiix, Miq.; H. rox- 
burghii^ G. Don.) 

Nom. vul. (?) 

Aplicaciones. Desconozco el uso que los filipinos hagan de 
esta planta, aunque es muy posible que no la empleen en la 
medicina, como ocurre con todas aquellas que no tienen 
nombre entre ellos. En la India, la forma particular del fruto 
ha sugerido la idea de su aplicación, según las teorías de la 
doctrina del simbolismo. Ainslie dice que los hindus la usan 
para curar las afecciones del conducto auditivo externo. Por 
sus propiedades emolientes se emplea en forma de decocción, 
al interior, contra los cólicos y la flatulencia de los niños. Es 
indispensable para las ceremonias del casamiento en la casta 
de los Vaisya, en la que es costumbre que los novios lleven 
en sus muñecas, en forma de brazaletes, ensartos de estos 
frutos mezclados con los del Randia dumetorutn (i). 

De la raíz se extrae un zumo empleado en las afecciones 
de la piel, los abcesos y las cardialgías. En Jamaica, el jugo 
de las hojas sirve para combatir algunos casos de estreñi- 
miento (2). 

Descripción. Arbolito de hojas alternas, simples, enteras, 
desigualmente enervadas en la base, pccioladas. Flores de un 
hermoso color rojo, hermafroditas, regulares, axilares. Cáliz 
gamosépalo, tubular, de cinco divisiones. Corola de cinco pé- 
talos libres, ligeramente dentados en la punta. Estambres, 
muchos, reunidos en una columna libre en la cúspide. Necta- 
rio compuesto de cinco ovarios uniloculares, pluriovulados. 
Estilos cinco, unidos en la base. Fruto de cinco carpelos 
finos, angulosos, retorcidos en espira sobre ellos mismos y 



(i) Dymock, loe. c¡t., pág. 113. 

(2) Dujardin, B. et Egassí, loe. cit., páginas 343-44. 



_ 63 - 

formando un cono, pubescentes, de color moreno verdusco, 
encerrando cada uno una sola fila de granos angulosos, de 
color obscuro. Su basor es mucilaginoso. 
Hab. Luzón, Panay. 

ABROMA FASTUOSA, R. Br. (A. angulata, Lam.; 
A. coimmmis, Blanco; A. augusta^ L.) 

Nom. vul. Anibog, tag.; Anabo^ bis. 

Aplicaciones. La corteza de la raíz se emplea en la India, 
como emenagogo, en las formas congestivas y neurálgicas de 
la amenorrea. Su acción parece ser como la de un tónico del 
útero. La dosis es de 2 gramos de jugo de la raíz fresca 
mezclada con pimienta, que también obra como carminativa 
y estomáquica. 

Descripción. Arbusto de 3 á 4 metros de altura, con ra- 
mas peludas. Hojas opuestas, ovales, oblongas, aserradas, to- 
mentosas. Flores de color púrpura, solitarias, terminales. 
Cáliz de cinco divisiones. Corola de cinco pétalos, retorcidos 
antes de abrirse. Estambres, cinco, reunidos en tubo. Ovario 
sésil con cinco aposentos pluriovulados. Estilos cinco, reuni- 
dos en un tubo dilatado en cinco ramas estigmatíferas. Cáp- 
sula membranosa con cin«o ángulos, truncada, y que se abre 
por la cúspide. Semillas albuminadas cubiertas de filamentos 
de algodón, 

Hab. San Mateo, La Laguna, Batangas, Ilo-Ilo, 



THEOBROMA CACAO, L. 

Nom. vul. Cacao. 

Aplicaciones. La simientte del cacao, tostada y molida 
con una cantidad proporcional de azúcar, constituye el cho- 
colate^ uno de los alimentos más empleados en Filipinas. An- 



- 64 - 

tes de pasar más adelante daremos la composición del cho- 
colate español, según el químico francés Boussingault: 

Azúcar de caña 41 40 

Manteca de cacao 29,24 

Almidón, glucosa 1,48 

Teobromina 1,93 

Asparagina Trazas. 

Albúmina 6,25 

Goma 1,42 

Ácido tártrico 1.98 

Tanino y materia colorante 0,22 

Celulosa soluble 6,2 1 

Cenizas 2,34 

Agua 4,36 

Materias indeterminadas 3,27 

100,00 

El chocolate es im alimento muy nutritivo, por la materia 
grasa y por el azúcar; pero no todos los estómagos lo so- 
portan bien, y su uso es la causa ignorada de muchas dispep- 
sias. La costumbre de tomarlo muy caliente y beber después 
una gran cantidad de agua helada, es una causa de dilatación 
del estómago, muy común en Filipinas. 

La semilla misma del cacao contiene varias sustancias, á. 
saber: manteca de cacao, albúmina, teobromina, almidón^ 
glucosa, goma, ácido tártrico libre ó combinado, tanino, sus- 
tancias minerales. De éstas, las que más interesan son la teo- 
bromina y la manteca. 

La teobromina (C' H^ A z* O') es un alcaloide débil, inco- 
lora, cristalina, de gusto ligeramente amargo, poco soluble 
en el agua fría, más soluble en el agua caliente, menos so- 
luble en el alcohol y en el éter; inalterable al aire aun á 100°, 
que se sublima, sin descomposición, á 290°, en cristales 
microscópicos, formados de prismas romboideos terminados 
por una cúspide octaédrica (Keller). 



- 65 - 

Este alcaloide se usa muy poco en la terapéutica, y parece 
que su acción fisiológica es análoga á la de la cafeina, pero 
más débil. Se emplea más bien bajo forma de sal, que pura. 
La sal más usada es el salicilato de sosa y teobromina, á la do- 
sis de 2 á 6 gramos por día , en poción ó en pildoras. Última- 
mente, sin embargo, el Dr. Gram ha dicho que la teobro- 
mina es un poderoso diurético, útilísimo cuando los otros diu- 
réticos se muestran impotentes. Estos efectos son sin afectar 
el corazón. El salicilato doble de sosa y teobromina no es 
tóxico; algunas veces sólo produjo vértigos en un enfermo 
sumamente debilitado. El Dr. Gram administra 6 gramos al 
día, en dosis de un gramo. 

La manteca de cacao es una sustancia blanca, ligeramente 
amarillenta, untuosa al tacto, quebradiza, de un olor agra- 
dable de cacao, de sabor dulce y agradable. Su densidades 
de 0,961 ; se funde á 29 ó 30° y se solidifica á 25°. Se di- 
suelve en 20 partes de alcohol hirviendo, en 100 de alcohol 
frío y en el doble de su peso de bencina. 

Para obtenerla se machaca en aparatos calentados el cacao 
tostado, y se mezcla '/^ ó ^/,q de su peso de agua hirviendo. 
Se exprime luego todo entre dos placas de hierro calientes, y 
la manteca que se obtiene se purifica por el agua hirviendo. 
Después se la guarda en tarros ó más bien se la pone en 
moldes, en donde se solidifica. 

Esta manteca enrancia difícilmente y entra por esta razón 
en la composición de numerosos ungüentos y pomadas ó se 
emplea sola. Sirve para confeccionar supositorios, y es, en 
fin, un cosmético muy estimado. 

Se falsifica comunmente con el aceite de almendras, la 
cera y las grasas animales. 

Descripción. Arbolito de hojas anchas, lanceoladas, ente- 
ras y algo borrosas en ambas caras. Pecíolos cortísimos con 



— 66 — 

dos estipulas deciduas en la base. Flores en las raíces, tronco 
y ramas, en grupo. Pedúnculos muy largos. Nectario hendido 
en cinco partes derechas, aleznadas, cada una con dos ner- 
vios. Cáliz de cinco piezas. Corola de cinco pétalos doblados 
hacia arriba en forma de arco, hasta su mitad, en donde for- 
man una excavación, con dos cuernecillos, doblándose des- 
pués hacia abajo, y finalmente hacia arriba, ensanchándose 
en su terminación, con dientecillos al borde. Estambres, cinco 
fijos en el nectario, y alternando con las lacinias de él. Anteras, 
dos en cada filamento, que van á esconderse en los huecos 
de los pétalos. Germen globoso. Estilo aleznado. Estigma 
hendido hasta cerca de la mitad, en cinco partes. Baya con 
punta un poco torcida, verrugosa, con diez costillas, cinco 
aposentos, y en cada uno muchas semillas aovadas y compri- 
midas. 

Hab. Común en huertas y jardines. 



GERANIÁCEAS. 



OXALIS CORNICULATA, L. (O. Acetosella, Blanco). 

Nom. vul. Taigan doga, Susokayoli, tag. ; Darasig, bis.; 
Malabalugbiig dagis , Ayo, Kongi, Yayo, pam. 

Aplicaciones. La parte empleada es las hojas de la planta, 
acidas por la sal de acederas que contienen. Su cocimiento 
lo usan al interior como atemperante, en las fiebres y en la di- 
sentería. Equivocando la propiedad de la planta, la dan en 
los cálculos de la vejiga, que, en caso de ser compuestos de 
oxalatos, serán aumentados en lugar de disminuir, con la me- 
dicación. En efecto, la sal de acederas, contenida, como di- 
jimos, en las hojas,, encierra una gran cantidad de ácido ox:á- 



- 67 - 

Hco mezclado con cuadrioxalato y bioxalato de potasa. En 
China, toda la planta se emplea como antiescorbútica, lo 
mismo que en la India y también en Filipinas. 

El jugo de las hojas se administra al interior á la dosis de 
30 á 60 gramos, pero no es un medicamento que se debe 
emplear á la ligera, pues además de poder aumentar los 
cálculos de oxalatos que un individuo puede tener ¡ contiene 
sal de acederas, que es un veneno en dosis elevadas. 

La sal de acederas es tóxic¿i á la dosis de 25 á 30 gramos. 
Si se toma una solución concentrada obra como veneno co- 
rrosivccy produce dolores violentos del estómago, vómitos, 
desmayos y una gran debilidad. Si la solución es diluida, su 
absorción es rápida y obra muy enérgicamente, siendo en- 
tonces peligroso dar al paciente líquidos que, diluyendo más 
la solución, la pongan en mejores condiciones de absorción. 
Cuando la solución que ocasiona el envenenamiento es con- 
centrada, no se usará la bomba estomacal, pues la mucosa de 
este órgano está corroída y ulcerada; pero si la solución es 
diluida, entonces se recurrirá á este medio para extraer la 
mayor cantidad posible del tóxico. El mejor contraveneno 
es una solución acuosa de una sal soluble de cal, como el sa- 
carato, que formará con el ácido oxálico una sal insoluble. 

El zumo de las hojas es un contraveneno de la Datura. En 
el Concán (India) se hace un cocimiento de la planta, se le 
añade jugo de cebollas y luego se aplica en fomentaciones en 
la cabeza, para curar las jaquecas. 

■ Descripción. Planta de un pje de alto, de tallo rastrero y 
lampiño, con hojas horizontales, temadas, con el pecíolo co- 
mún muy largo. Hojuelas sésiles, acorazonadas al revés, ve- 
llosas por las orillas. Flores axilares y terminales, hasta en 
núrriero de tres,, sobre un pedúnculo común muy largo. El 
propio, largo también. Cáliz como el género. Corola de. cinco 



— 68 — 

pétalos que terminan en uñuelas. Estambres, lo, monadelfos 
en la base , los cinco más cortos y con una glándula en la 
base por fuera. Germen largo con estrías. Estilos cinco , cor- 
tos. Estigmas medio globosos. Cajilla piramidal con muchas 
semillas envueltas en un arillo elástico, que son lanzadas al 
abrirse el fruto. 

Hab. Abunda en Luzón, Panay y Cebú. 

BIOPHYTUM SENSITIVUM, DC. {B . Cumiagianum, 
Turcz. ; Oxalis sensitivum, Blanco.) 

Nom. vul. Makahiya, Damogkiya, tag.; Mahihiin, ilok. 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas se emplea al in- 
terior como expectorante. Las mismas hojas se aplican ma- 
chacadas sobre las heridas contusas y en las contusiones. En 
Java se administra también dicho cocimiento al interior con- 
tra el asma y la tisis y en las mordeduras de serpientes. 

La propiedad particular que tiene esta planta de cerrar sus 
hojas cuando se las toca, ha hecho que en la India, principal- 
mente, se la considere con virtudes misteriosas. El simbo- 
lismo ha determinado su aplicación terapéutica, y los indios 
pretenden que la sensitiva da recato, pudor y devuelve la 
virginidad á las mujeres que carecen de estas virtudes. 

Descripción. Plantita de un palmo, con tallo derecho, nu- 
doso y sin ramas. Hojas aladas sin impar, cuyo lugar ocupa 
un estilete. Las hojuelas se acercan á la figura lineal, con un 
pequeño estilete en el ápice, en número de ii á 13 pares, 
con dos estípulas en cada par. Pecíolos comunes largos, hin- 
chados por su base y dispuestos en verticilo alrededor y en 
la extremidad del tallo. Flores sésiles en verticilo en los ex- 
tremos de unos pedúnculos muy largos , que se elevan del 
centro de los pecíolos. Cáliz de cinco piezas. Corola de cinco 
pétalos que forman un tubo y terminan en uñuelas, y por 



-69- 

arriba redondeados y ligeramente escotados. Estambres, lo, 
libres. Una glándula pequeña en la base exterior de cada es^ 
tambre corto. Estilos, cinco. Cajilla aovada, con cinco ángu- 
los y muchas semillas. 

Hab. Común en todas partes. 

AVERRHOA BILIMBI, L. 

Nom. vul. Kamias ^ Kalamias , tag. ; Kilingiwa, bis.'; 
Pias^ ilok. 

Aplicaciones. La frutilla de la camia, que cubre las ramas 
y el tronco de los árboles, es sumamente conocida en Fili- 
pinas, en donde se come cuando está verde en salmuera, en 
achara y en ensalada, y cuando está madura ya fresca ya en 
dulce. Las cualidades y aplicaciones terapéuticas son las mis- 
mas que en la especie siguiente. 

Descripción. Árbol de cuatro á cinco metros de altura, con 
hojas aladas con impar. Hojuelas en número de 12 pares, 
aovadas, lineales, aguzadas, blandas y vellosas. Flores en el 
tronco y ramas. Estambres, 10; los cinco alternos más lar- 
gos. Pistilos divergentes. Poma oblonga, obtusa por el ex- 
tremo y con cinco ángulos grandes. 

Hab. Muy común en todas partes. 



AVERRHOA CARAMBOLA, L. 

Nom. vu!. Bilímbin , Balhnbin^ tag. 

Aplicaciones. El nombre vulgar de este árbol, cuya fruta 
es tan común, se presta á equivocaciones con el nombre qué 
Linneo da á la anterior. Es el balimbín una fruta de gusto 
ácido , agradable cuando madura , de la cual los filipinos ha- 
cen los mismos usos que de las camias en la alimentación. 

Su acidez es debida á la presencia del ácido oxálico , lo 



— 70 — 

cual hace que se empleen estas frutas, cuando verdes, para 
quitar de la ropa las manchas de tinta y de herrumbre. 

El zumo de la fruta es refrescante y se da al interior con 
agua y azúcar, como una limonada, en las fiebres, y como 
antiescorbútico. Para este último fin se comen también las 
frutas maduras, sin ninguna preparación. 

En Mauricio se usa el zumo para combatir la disentería y 
la hepatitis; el P. Blanco dice que los indios dan en las dia- 
rreas y cólicos biliosos un cocimiento de camias y palay. 

A propósito de las camias y los balimbines, debemos ha- 
cer aquí mención del tratamiento de las diarreas biliosas de 
los países cálidos, llamadas por los médicos franceses de 
Cochinchina, por medio de las frutas. El Dr. Van der Burg, 
de las Indias holandesas, recomienda eficazmente el trata- 
miento de la diarrea por las frutas, sean de las regiones tem- 
pladas, como los melocotones, peras, pepinos, etc., ó de los 
países tropicales, como la lechía, el mangostán, etc. Respecto 
al mangostán, es menester no olvidar que si la corteza se da 
también en las diarreas, es por razón de la gran cantidad de 
tanino que contiene y que esta razón no existe tratándose 
de la pulpa del fruto. Las frutas aciduladas acidas son preci- 
samente las que parecen tener mayor influencia en la cura 
de tan tenaz enfermedad, y no vacilo en recomendar para 
este fin las camias y los bilimbines maduros. 

Descripción. Árbol muy parecido al anterior, de hojas 
aladas con impar. Hojuelas en número de tres á cuatro pa- 
res, obUcuamente aovadas, aguzadas; el impar se acerca á la 
figura lanceolada. Flores en el tronco, ramas y axilas de las 
hojas. Poma oblonga, con los cinco ángulos muy salientes. 

Hab. Crece, como la anterior, por todas partes. 



— 71 



RUTÁCEAS. 



RUTA GRAVEOLENS, L. {R. augiistifolia, Pers.) 

Nom. VUl. Ruda, esp. 

Aplicaciones. La ruda inscrita en las farmacopeas de Eu- 
ropa, América y la India, es emenagoga, antiespasmódica, 
antihelmíntica, excitante, diaforética, antipútrida y abortiva. 
Encierra un aceite esencial, un glucósido llamado rutina 
(C" H'' O'' Bomtrager), almidón, goma, etc. 

La esencia es amarillo-verdosa, espesa, acre y amarga, de 
un peso específico de 0,911. Hierve á 228°. Poco soluble en 
el agua, soluble en el alcohol absoluto. Se oxida pronta- 
mente por el ácido nítrico , y se transforma entonces en ácido 
pelargónicp y otros ácidos grasos. , 

La rutina , encontrada por Weiss , es un glucósido que se 
presenta en agujas finas de color amarillo claro, apenas solu- 
ble en el agua fría, más soluble en el agua hirviendo. Se 
funde á 190° y se solidifica al frío, formando una masa resi- 
nosa. Sus propiedades fisiológicas son aún desconocidas. 
; La parte empleada de la planta es las hojas, que deben 
sus propiedades, al parecer, á la esencia que contienen, y 
que las comunica el olor fuerte y desagradable que tienen, lo 
mismo que su sabor amargo, acre y nauseoso. 

Se emplea principalmente como un estimulante de la ma- 
triz, y, por consiguiente, emenagogo: en este caso se admi- 
nistra en dosis de 0,10 á 0,15 centigramos de la hoja en 
polvo fresco, y de 0,05 á 0,10 centigramos de las mismas 
hojas frescas en infusión en un litro de agua. No se debe em- 
plear el polvo de la hoja, porque, al desecarse, la esencia se 
volatiliza en gran parte y se pierde así la parte más. activa del 



._ y, - . 

medicamento. Es un agente que se debe emplear con suma 
prudencia, porque á dosis elevadas es un veneno que puede 
ocasionar la muerte, caracterizándose el envenenamiento por 
cólicos, vómitos, diarrea sanguinolenta y tenesmo. 

También se emplea como antihemorrágica después del 
parto; pero su acción no es rápida, se deja sentir algunas 
horas después de administrada, y no puede sustituir al cor- 
nezuelo; parece que es superior á este último en las hemo- 
rragias pasivas. El aceite esencial se da al interior á la dosis 
de dos á seis gotas en un pedazo de azúcar. Se le emplea 
asimismo como antiespasmódico en la histeria, la epilepsia, 
la corea. 

Los chinos hacen gran uso de este vegetal, y es uno de sus 
principales abortivos. En el Indostán, las hojas secas se em- 
plean como sahumerio para fumigar á los niños acatarrados, 
y no las administran á las mujeres en cinta , para evitar acci- 
dentes. 

Descripción. Planta de un metro de altura, de hojas alter- 
nas, compuestas, las inferiores con dos ó tres hendiduras; 
hojuelas estrechas, oblongas, un poco carnosas. Flores de co- 
lor amarillo verdoso, hermafroditas , dispuestas en cimas co- 
rimbiformes terminales. Corola de cuatro á cinco pétalos 
cóncavos, libres. Cáliz con divisiones profundas, persistente. 
Estambres, ocho á diez, en dos verticilos, libres, insertos 
bajo un disco espeso. Ovarios, cinco, uniloculares, multiovu- 
lados. Estilos, cinco, primero libres, luego unidos, formando 
una columna terminada por un estigma poco marcado. Fo- 
lículos, cinco, unidos en la base, de un centímetro de largo, 
libres superiormente, duros, redondeados, rugosos, que se 
abren por arriba. Semillas ovoideas, angulosas, negruzcas^ 
albuminadas. 

Hab. Común en todas partes. 



— 73 — 

ZANTHOXYLUM OXYPHYLLUM, Edgew. (Z. viola- 
■cettm, Wall; Pagara piperita , Blanco.) 

Nom. vul. Kayiitana, tag.; Salay, Saladay, bis. 

Aplicaciones. La corteza del tronco es estimulante y se 
emplea contra las fiebres como sudorífico. La corteza nueva 
es bastante cáustica; es menester emplear la de la parte más 
vieja del tronco, y en polvo, previa desecación. Se da de 0,50 
centigramos á 2 gramos, por dosis, dos ó tres veces al día. 
Sus propiedades estimulantes la hacen útil en los cólicos, y 
se emplea en la India como estomáquica y digestiva. Parece 
que tiene asimismo propiedades diuréticas. 

Descripción. Árbol con el tronco cubierto de aguijones. 
Hojas aladas con impar. Hojuelas aovadas, aguzadas, obtusa- 
mente aserradas , con ampollitas transparentes en la superfi- 
cie y aguijones en la vena del medio, y pecíolo común. Cáliz 
muy pequeño, monofilo, en cuatro partes. Corola dos veces 
más grande que el cáliz, de cuatro petalos. Estambres, cua- 
tro, fijos en el receptáculo, del largo de la corola. Germen 
superior, con cuatro ángulos. Estilo, ninguno; estigmas, dos. 

Hab. En Batangas, Manila, Morong. 

MURRAYA EXÓTICA, L. [M. Paniculata , ]3ic\a.; Conna- 
riLs fcetens y C. Santaloides , Blanco.) 

Nom. vul. Kamunig, tag. 

Aplicaciones. Las hojas son estimulantes y astringentes, y 
se emplean en infusión para combatir las diarreas y la disen- 
tería (15 gramos por litro de agua). También se emplea para 
el mismo objeto la corteza de la raíz y del tronco, que, lo 
mismo que las hojas , debe sus propiedades á un aceite esen- 
cial y á un principio amargo que existen en toda la planta. 

El análisis ha demostrado la presencia de un glucósido, 
descubierto por Vry, que él llama la mitrrayina (C"" H'' O^"), 



/4 



que cristaliza en pequeñas agujas blancas, un poco amargas, 
solubles en el agua q'aliente y el alcohol, insolubles en el 
éter, poco solubles en el agua fría. Funde á 170°, y se di- 
suelve en las soluciones alcalinas con una coloración verde. 
En presencia de los ácidos disueltos, y á la ebullición, se 
descompone en mtirrayetina y glucosa. La murrayetina. 
(G*^ H^' 0*°) cristaliza en agujas blancas, inodoras, insípidas, 
poco solubles en el agua fría y en el éter, solubles en el agua 
caliente y en el alcohol. El calor destruye el color verde de 
sus soluciones: los álcalis, en frío, lo aumentan. Las hojas y 
la corteza de la planta encierran un aceite esencial. 

Todo lo dicho de esta especie puede aplicarse también á 
la siguiente. 

Descripción. Pequeño árbol de hojas alternas, aladas con 
impar. Hojuelas lanceoladas, casi enteras, tiesas y con pun- 
tos pequeños en ambas páginas. Flores axilares en racimos 
muy cortos , compuestos. Cáliz muy pequeño, monofilo, en 
cinco partes lanceoladas. Corola mucho más larga que el 
cáliz, de cinco pétalos lanceolados. Estambres, 10, unidos, y 
no del todo soldados en la base ; los cinco alternos más lar- 
gos. Anteras sésiles regulares. Germen superior comprimido 
y puesto sobre un rodete. Estilo, uno, del largo de los estam- 
bres. Estigma grueso, deprimido y al parecer con cuatro án- 
gulos. Baya carnosa, aovada, aguzada y algo curva por el 
extremo, con una semilla cuya cubierta es coriácea, con pelo 
corto. 

Hab. Común en Luzón y Panay: flores en Noviembre. 

MURRAYA KGENIGI, Spreng. {Bergera Kcenigi, L.; Con- 
«íírzíj, 6)!'., Blanco.) 
Nom. vul. (.?). ^ 

Descripción. Hojas alternas, aladas con impar. Hojuelas 



oblicuamente aovadas, aguzadas, enteras y lampiñas. La cu- 
bierta de la semilla no tiene pelos , y se puede partir en dos. 
El cocimiento de las hojas de esta especie y las de la an- 
terior se usa también para calmar el dolor de muelas. 

CITRUS ACIDA, Hook f. {C. notissima, Blanco.) 

Nom. vul. Limón, esp.; Dayap , tag. 

Aplicaciones. Las materias extraídas del fruto son las que 
se usan en la terapéutica: la esencia y el jugo. 

La esencia que se extrae de la corteza es amarilla, perfu- 
mada, ligeramente amarga, de una densidad de 0,856; hierve 
á 165°. 

El jugo , que es de color amarillo pálido y muy turbio , en- 
cierra 9,05 por 100 de ácido cítrico, 3 á 5 por 100 de 
goma y de azúcar, y 2,30 por 100 de sales inorgánicas. 

La esencia sirve para perfumar algunas preparaciones far- 
macéuticas, y es un estimulante difusible que se administra 
al. interior á la dosis de tres á seis gotas en un poco de 
azúcar. 

La corteza, que es amarga, se emplea en infusión, rara vez 
sola, como estomáquica y estimulante. 

La parte más usada es el jugo , cuya aplicación más vulgar 
es la confección de la limonada, bebida atemperante que, 
usada más de lo regular en Filipinas, da origen á las afeccio- 
nes gastro-intestinales , tan comúnmente atribuidas á la irri- 
tación, y que son sencillamente el resultado de una atonía 
general de los órganos digestivos. 

Se usa el zumo de limón puro para limpiar la superficie de 
las anginas, con muy buen éxito: asimismo al exterior en 
aplicaciones sobre las superficies ulceradas que despiden mal 
olor. En algunas fiebres palúdicas parece ser que su adminis- 
tración al interior ha dado satisfactorios resultados. 



- 76 - 

En varias marinas de guerra el jugo de limón entra en la 
ración náutica como preventivo del escorbuto, sobre el cual 
ejerce una acción real y digna de atención. La marina de 
guerra danesa lo usaba ya con este fin en 1770: después lo 
adoptó la inglesa , luego la francesa, y es posible que otras las 
hayan seguido. Los ingleses lo llaman lime-juice , y su dosis, 
cuando se le administra como preventivo, es de 30 á 40 gra- 
mos al día. Á dosis curativa se le da de 100 á 150 gramos. 
Para conservar el lime-juice se le ponía en botellas con una 
capa de aceite que, sobrenadando en su superficie, lo libraba 
del contacto del aire; pero este procedimiento comunicaba 
mal gusto al jugo, lo mismo que el de añadirle sulfato de cal, 
y los ingleses usan hoy día añadirle 60 gramos de alcohol por 
litro, con lo cual se conserva perfectamente. Fonssagrives 
dice (i) que la acción antiescorbútica del zumo de limón, 
más bien que al ácido cítrico, se debe al jugo vegetal que le 
disuelve. 

Descripción, Fruto y árbol conocidos, cuya descripción 
nos creemos dispensados de dar. 

Hab. Crece en todas partes. 



CITRUS BIGARADIA, Hook f. (C. vulgaris, Risso; C. au- 
rantitun^ Blanco.) 

Nom. vul. Naranjas del país, esp.; Kahel, Kahil, tag. 

Aplicaciones. La corteza del fruto del cagel es la que cons- 
tituye la cascara de naranjas amargas, siendo la más esti- 
mada la que proviene de Curasao y de Barbadas. Esta cor- 
teza es tónica y se emplea en cocimiento y en jarabe, que 
sirve para endulzar las pociones. 

(1) Fonssagrives. Trait. de mat. mid., París, mdccclxxxv, pág. 567. 



~ 77 — 

La infusión de las hojas, 5 á lo gramos por litro, es útil 
como sedativo y diaforético en los accidentes histeriformes 
y nerviosos, lo mismo que la infusión de las flores. Estas dan 
por destilación un aceite esencial muy perfumado, llamado 
neroli^ y que se usa sólo en perfumería. 

Las mismas aplicaciones se dan al fruto, las hojas y las 
flores de la especie C. decumana, L., cuyas hermosas y volu- 
minosas frutas se conocen con el nombre de naranjas en 
Filipinas, y á las que los peninsulares llaman toronjas, y Siiha 
y Lukban en tagalog. 

Descripción. Es también tan conocida la naranja del país, 
llamada, aún por los españoles, cagel, que creemos inútil dar 
su descripción. Se cultiva en todo el Archipiélago, siendo 
una de las frutas más abundantes, lo mismo que las varieda- 
des C. aurantium verum, H. f , {C. reticulata, Blanco), llamada 
vulgarmente narattjita. Los usos terapéuticos de ambas va- 
riedades son los mismos. 



^GLE DECANDRA, Naves. {Feronia ternata, Blanco.) 
Nom. vul. Malakabuyaw, tag.; Tabog, pam., tag. 
Aplicaciones. No conocemos las aplicaciones médicas que 
tenga en Filipinas este vegetal; probablemente no tiene nin- 
guna, pero pondremos las de la especie R. marjiíelos. Cor., 
cuyo fruto, llamado bela ó bael en la India, es casi idéntico al 
de nuestra especie. El fruto del malakabuyaw que nos ocupa, 
es ovoideo y lleno de una pulpa mucilaginosa, perfumada y 
acida, lo mismo que el bael. Los usos de este último son los 
siguientes: obra como astringente (la pulpa); pero más bien 
pudiera decirse que es un tónico de la mucosa intestinal, 
porque está experimentalmente probado que si detiene las 
diarreas, también obra como laxante cuando existe la consti- 



pación. En ambas circunstancias parece obrar tonificando el 
intestino, cuyas funciones regulariza. 

Martín, médico inglés, fué el primero que llamó la atención 
sobre las propiedades del bael (i), y según el Dr. Green, 
una dosis de pulpa del fruto maduro, preparada con azúcar 
y dada todas las mañanas, es remedio eficaz para combatir la 
dispepsia de los europeos en la India, principalmente la que 
se caracteriza por estreñimiento y flatulencia. El fruto verde 
es un poderoso astringente, usado por los indios contra la 
diarrea. En tiempo de cólera, el Dr. Bose aconseja el uso dia- 
rio de un sorbete de la pulpa del fruto maduro, con el fin de 
regularizar las funciones del intestino. 

La farmacopea de la India indica las siguientes prepara- 
ciones: 



Mixtura. Pulpa del fruto maduro 6o gramos. 

Agua 120 »• 

Azúcar 60 » 



Se mezcla y añade si se quiere hielo machacado, formán- 
dose una bebida muy agradable, que posee el aroma del fruto 
mismo, y se puede repetir dos ó tres veces durante el día. 
Cuando el fruto está maduro, esta preparación es no sólo 
astringente en los casos de diarrea, sino que posee además la 
propiedad de despertar el apetito. Si el enfermo tiene el es- 
tómago muy alterado, ocurre que esta mixtura puede produ- 
cir vómitos, en cuyo caso es menester darla por pequeñas 
dosis ó emplear el extracto. 

Extj'acto de bael. Se pone en un recipiente pulpa del fruto 
maduro, y se añade agua hasta cubrirlo. Se le. pone al fuego 

(i) Lancet, 1853, t. u, pág. 53. 



— 79 — 

y se le evapora hasta la consistencia de extracto blando. 
Su dosis es de 2 á 4 gramos, dos, tres ó cuatro veces 
al día. 



Extracto liquido. Pulpa de bael 500 gramos. 

Agua 3 litros. 

Alcohol rectificado 60 gramos. 



Se macera el bael en un tercio del agua; al cabo de doce 
horas se decanta el líquido y se añade el otro tercio, repi- 
tiéndose la maceración y procediendo luego al último tercio 
de agua. Se comprime el residuo, se filtra y evapora hasta 
reducir los líquidos reunidos á sólo 800 gramos, dejándolo 
enfriar y añadiendo el alcohol. 

La dosis es de 4 á 8 gramos. Este extracto posee pro- 
piedades menos activas que el extracto blando recién pre- 
parado. 

Según el Dr. G. Bidie (i), el fruto de la Feronia elephan- 
tum, Correa (especie que crece en Filipinas), tiene las mis- 
mas propiedades que el bael; sus hojas son astringentes, aro- 
máticas y carminativas, y la goma que cubre el tronco del 
árbol suple la goma arábiga. 

Descripción. Árbol que se eleva á 7 ú 8 metros, de tronco 
con espinas grandes, solitarias. Hojas alternas, temadas. Ho- 
juelas lanceoladas, escotadas y lampiñas; las del medio mayo^ 
res. Cáliz con cinco dientes. Corola de cinco pétalos gruesos y 
lineales, mucho más largos que el cáliz. Estambres, 10. Ger- 
men cilindrico. Estilo y estigma gruesos. Poma oblonga, de 
más de tres pulgadas de largo y más de dos de grueso, con 
eminencias y canales confusos en la superficie, con más de IQ 

(i) Madras Quart. Journal of Medeciii, iSás, t. v, pág. 44.. ■ '^ 



— 8o — 

aposentos y algunas semillas en cada uno, aovadas, compri- 
midas, terminadas con un grupo como de lana. 

Hab. San Mateo, Montalván (Manila), Arayat (La Pam- 
panga). 

FERONIA ELEPHANTUM, Correa. {Murraya odorata, 
Blanco.) 

Noni. vu!. Ponoan^ Panmnoan, bis. 

Apücaciones. El fruto maduro tiene una pulpa de olor 
agradable, que es comestible. Cuando está verde se usa en 
la India como astringente para combatir la diarrea y la disen- 
tería; cuando maduro, se le da en las afecciones de las en- 
cías y de la garganta. Mir Muhammad Husain (i) dice que la 
fruta madura es refrescante, astringente, cardíaca y tónica, y 
muy eficaz remedio contra la salivación y las úlceras de la 
garganta, fortificando las encías y obrando como astringente. 
El sorbete hecho con la pulpa madura excita el apetito, y la 
pulpa se aplica sobre las mordeduras de animales venenosos; 
en su defecto, se usa la corteza pulverizada. 

El fruto de la feronia es un sustitutivo del bael [csgle mar- 
ínelos)^ y como tal lo emplean en los hospitales de la India 
los médicos ingleses. 

Las hojas tiernas poseen un agradable aroma, parecido al 
del anís, y su cocimiento se usa al interior como estomáquico 
y carminativo. 

El tronco deja exudar por incisión una goma que en la 
India se emplea en lugar de la arábiga, y de ella se hace un 
comercio activo en los bazares de Bombay y Calcutta. Esta 
goma, que Pereira decía que era la que bajo el nombre de 
goma arábiga del Este de la India se importaba á Inglaterra,, 



(i) En su obra Mahhzan-el-Adwiya ó Materia médica. 



se presenta en pedazos de forma irregular, semitransparente, 
de color rojizo moreno. Forma con el agua un mucílago tan 
pegajoso como el de goma arábiga; esta solución enrojece el 
papel de tornasol. Es dextrógira y se precipita por el acetato 
neutro de plomo y la barita cáustica. 

Descripción. Árbol de 3 á 4 metros de alto, con hojas 
opuestas, aladas con impar. Hojuelas en número de dos pa- 
res, lanceoladas, enteras y lampiñas. Pecíolo común compri- 
mido por arriba. Flores terminales en panoja racimosa, con 
los pedúnculos comprimidos. Cáliz inferior, en cinco ó seis 
partes. Corola, cinco á seis pétalos. Anteras ovales. Ovario 
oblongo de cinco lóbulos. Estilo corto caduco; estigma en 
husillo; óvulos, muchos, apretados en muchas series. Baya glo- 
bosa de corteza leñosa, de un aposento y muchas semillas, 
llena de pulpa. Semillas oblongas, comprimidas. 

Hab. En las montañas de Angat y en los bosques de Ka- 
tugán (Ilo-Ilo). 



SIMARUBEAS. 



SAMADERA INDICA, Goertn. {Niota 'tetrapela, DC. y 
Blanco; Manungala péndula , Blanco.) 

Nom. vul. Maimngal^ tag., pam., bicol.; Manungal ^ Lind- 
ioganak^ Palagaritun , Darapuí^ bis. 

' Aplicaciones. El leño y los granos contienen un principio 
amargo muy intenso. Del primero se hacen en Filipinas unas 
copas y vasos que se llenan de agua durante seis á doce ho- 
ras, y que, bebida luego, es útil en las enfermedades del es- 
tómago, porque contiene los principios amargos que dijimos- 

Vrij ha extraído de las semillas del manungal un 33 por 100 



— 82 — 



de un aceite amarillo claro, constituido, según Oudermans, 
por 84 partes de oleína por 16 de palmitina y estearina. 

El principio amargo contenido en la raíz, el leño y la cor- 
teza, fué descubierto por Blunse, que le dio el nombre de 
samaderina; es una masa blanca, cristalina, foliada, más so- 
luble en el agua que en el alcohol, fusible. Los ácidos nítrico 
y clorhídrico la coloran en amarillo. El ácido sulfúrico forma 
inmediatamente una coloración rojo-violácea, que desapare- 
ce, depositándose cristales irisados en forma de barbas de 
pluma (D. Beaumetz et Egasse). 

En Filipinas hacen los curanderos un aceite de manungal 
que no tiene nada que ver con el que proviene de las semi- 
llas. Es simplemente un aceite de coco, en el que han puesto 
en infusión raspaduras del leño. Este aceite lo usan como 
purgante, á la dosis de 30 á 60 gramos, y en fricciones en los 
reumatismos y contusiones; asimismo sobre el vientre en los 
cólicos y digestiones lentas. El aceite extraído de los granos 
se emplea en la India, en fricciones, en el reumatismo. 

La decocción del leño, y aun sus polvos, se dan en las fie- 
bres, en las dispepsias, y, en general, como tónico. 

Infusión: Raspaduras del leño 20 gramos. 

Agua 500 » 

Por copitas durante el día, en el cólera, las fiebres, dolores 
-del estómago, diarreas. 

Descripción. Arbolito de tronco medio ahorquillado, dere- 
cho. Hojas alternas, medio aladas, ovales, puntiagudas, en- 
teras, lampiñas, tiesas y venosas. Pecíolos cortísimos sin 
•estípulas. Flores terminales en umbela, de cuatro á seis flo- 
•recitas, con el pedúnculo propio larguito. Pedúnculo común 
muy delgado, larguísimo y colgando. Cáliz del color de lá 
corola, inferior, pequeñísimo, con cuatro lóbulos. Corola lar- 



-83 - 

guísima de cuatro pétalos lineales, derechos. Estambres 
ocho, fijos en el receptáculo. Filamentos del largo de los pé- 
talos y con uno ó dos apéndices en la base. Anteras enros- 
cadas en espiral. Germen con piececito de cinco lóbulos. 
Estilo uno, del largo de los estambres y sobre el centro de 
los cinco lóbulos del germen, que son las cinco legumbres 
futuras. Estigma simple. Cinco legumbres leñosas, cortas, 
unidas por el centro sobre un piececito, de figura de media 
luna, hinchadas por el medio, con venas y con una semilla 
arriñonada , rugosa y fija por un hilo en la sutura superior. 

Hab. Es muy común y muy conocido en todas partes: 
florece en Febrero. 



BURSERÁCEAS. 



GARUGA PINNATA, Roxb. {G. madagascarensis , DC.) 

Nom. vul. Bugo, tag. 
. Aplicaciones. El fruto, un poco ácido, secóme. El tronco 
deja escapar resina abundante, de un olor parecido al de la 
trementina, que es de color amarillo verdoso, translúcida, 
formando pequeñas masas, poco soluble en el alcohol, que 
se desagrega en el agua formando un mucílago. El jugo de 
las hojas se emplea contra el asma. Su savia sirve en Bom- 
bay para destruir las nubes de la córnea. Hay otra especie 
en Filipinas, G. floribunda, Decsne {Icica Abilo, Blanco), lla- 
mada en tagalo abilo, de cuya raíz se hace una decocción que 
se administra á los tísicos. Esta especie produce también una 
resina parecida á la del biigo. 

Descripción. Árbol de hojas alternas, imparipinadas , sin 
estípulas, amontonadas ;_en el extremo de las ramas, con 



- 84 - 

hojudas opuestas aserradas. Flores en panoja, compuestas, 
polígamas. Cáliz en campana, de cinco dientes valvados. Co- 
rola de cinco pétalos. Estambres, lo, libres en dos series. 
Ovario inferior con cinco lópulos. Estilo erecto. Estigma con 
cinco lóbulos. Drupa globosa, amarillo-verdosa, con muchas 
semillas óseas, monospermas. 

Hab. En toda la isla de Luzón, Panay y Balabac. 

CANARIUM COMUNE, L. {C. álbum y C. luzonicum, 
Blanco.) 
: Nom. vul. Pili, tag. 

Aplicaciones. La nuez áú pili madura es comestible, y se 
usa en la confitería. Da por expresión un aceite fijo, del cual 
remitió una excelente muestra á la Exposición de París de 
1889 el farmacéutico de Manila D. A. del Rosario. «Es un 
aceite muy semejante al de las almendras, por sus propieda- 
des organolépticas, pudiendo servir, como sucedáneo de este 
último, para todas las aplicaciones farmacéuticas. No tiene 
más inconveniente que el de solidificarse á 3° C. Es también 
un aceite del que la industria puede sacar un gran partido 
para la fabricación de jabones finos para la perfumería. > 
(A. del Rosario.) 

Por incisión deja escapar el tronco una gomorresina lla- 
mada en Filipinas brea blanca, y conocida bajo el nombre de 
elemi en Europa. Hasta hace poco no sabían en Europa de 
qué árbol provenía la goma elemí, y algunos autores decían 
que, según Blanco, era la resina del Icica abilo de este autor 
{G artiga floribunda, Decsne); pero la verdad es que el padre 
Blanco no ha dicho jamás que este producto tuviera tal pro- 
cedencia, ni tampoco llamó árbol de brea á su Icica. Al con- 
trario, al hablar del canariiim, dice el P. Blanco que da una 
resina llamada brea de pili. No sé de dónde viene esta confu- 



-85 - 

sión, pero es muy probable que sea del poco conocimiento 
del español en los que tal cosa atribuían á Blanco. 

La brea del pili, ó sea el elemí de Manila, es una sustancia 
que se presenta en masas blandas, blancas, ligeramente ama- 
rillentas ó grises, con un aspecto de miel de abejas vieja. Su 
olor es fuerte y agradable, asemejándose algo al del limón y 
la trementina; su sabor es picante y amargo. 

El farmacéutico francés Meaujean demostró en 1820 (l) 
que el elemí contenía dos resinas, una soluble en espíritu de 
vino frío, y otra en el mismo espíritu, pero caliente. Otros 
químicos, entre ellos Baup, Flückiger y Hanbury, han hallado 
el elemí compuesto de una materia resinosa y un aceite esen- 
cial incoloro. La proporción de este aceite en el elemí es de 
10 por 100, según Flückiger, que dice, además, que es dex- 
trógiro (2). Sainte-Claire Deville halló que la esencia era 
levógira (3), lo que es debido á que hay diferentes elemís. 

Baup ha obtenido del elemí varios principios, á saber: i.°, 
una resina, la breítia^ fusible á 187", soluble en el alcohol 
frío, cristalizable en prismas rómbicos, obHcuos; 2.", otra sus- 
tancia cristalizable , soluble en el agua, á que llamó bryoidi- 
na^ soluble en 360 partes de agua á 10", y que funde á 13°, 
una pequeña cantidad de breidina, cuerpo también soluble 
en el agua en 260 partes , y que se funde á una temperatura 
un poco superior á 100" (4), y otra resina soluble en el al- 
cohol hirviendo, llamada amyrma. 

En Filipinas se sirven de la brea para hacer emplastos, que 
se aplican sobre el pecho ó la espalda de los que sufren una 
afección bronquial ó pulmonar, y también sobre algunas 11a- 



(1) Journal de l'harm., 1823, t. ix, páginas 45-7. 

(J) Flückiger et Hanbury, Hist. des Drogues, etc., t. i, pág. 280. 

(3) Comptes rendus, 1841, t. xxii, pág. 184. 

(4) Flückiger et Hanbury., loe. cit., t. i, pág. 282. . 



— 86 — 

^as ulcerosas. Creemos que el elemí tiene las mismas propie- 
dades que la copahiva^ y que su administración al interior 
obedece á las mismas indicaciones que la de este bálsamo. 

Oescripcíón. Arboles que se elevan á 30 y 40 metros, con 
hojas alternas imparipinadas , hojuelas opuestas, coriáceas. 
•Flores hermafroditas en panojas axilares, ramosas. Cáliz de 
tres dientes. Corola de tres pétalos oblongos, cóncavos. Es- 
tambres, seis, insertos en la base del disco. Ovario libre, de 
tres lóbulos biovulados. Estilo simple; estigma de tres lóbu- 
los. Drupa oblonga, carnosa, con una nuez muy dura, trí- 
gona. 

Hab. Muy común en todos los bosques de Filipinas, sobre 
todo en Camarines. 



MELlACEAS. 



MELIA AZEDARACH, L. 

Nom. vul. Paraíso, esp.-fil. 

Aplicaciones. La corteza de la raíz está inscrita en la far- 
macopea de los Estados Unidos como antihelmíntica. El modo 
de administrarla es en cocimiento en la forma siguiente: 

Corteza fresca de la raíz . . 120 gramos. 

Agua I litro. 

Hiérvvise hasta reducirlo á la mitad. 

Dosis: Para un niño una cucharada de las de sopa cada 
cuarto de hora, hasta producir náuseas. Este modo de admi- 
nistración no nos parece muy prudente, y en vista de los 
efectos narcóticos que esta planta produce, nos parece mejor 
administrar 30 á 70 gramos de esta decocción, haciéndola 



- 87 - 

seguir de la administración de un purgante, como el aceite 
de ricino, por ejemplo. 

Esta planta tiene además propiedades tónicas, febrífugas, 
astringentes, y la decocción de sus hojas y flores se emplea 
para lavar las llagas. Algunos pretenden que las hojas y las 
frutas tienen propiedades tóxicas, lo cual no es nada extraño 
según la dosis en que se administren. También se ha notado 
que la corteza recogida en Marzo y Abril produce dilatación 
déla pupila, estupor, etc., lo cual debe atribuirse á que en 
dicha época, efectuándose en el árbol la subida de la savia, 
se encuentra la corteza con una gran cantidad de principios 
activos. 

El fruto encierra un aceite fijo: fermentado y destilado 
da alcohol. 

Dicha corteza de la raíz es amarga, nauseosa, en su parte 
superior, que es la parte empleada; la inferior es astringente 
y contiene tanino. 

Jacobs examinó la corteza (i), y halló una resina amorfa, 
de color amarillento, de gusto muy amargo. Es soluble en 
el alcohol , el éter y el cloroformo ; un poco soluble en el sul- 
furo de carbono, é insoluble en la esencia de trementina y la 
bencina. Jacobs cree que es el principio activo de la corteza 
en cuestión, y, efectivamente, produjo excelentes efectos 
vermífugos administrada á la dosis de 0,20 centigramos á un 
niño de cuatro años, haciendo seguir esta dosis de una de 
calomelanos para purgarlo. 

Descripción. Árbol de hojas alternas , compuestas, pinea- 
das, con impar, hojuelas opuestas, ovaladas, agudas y den- 
tadas. Flores en panojas grandes axilares, muy ramificadas, 
dotadas de un perfume muy agradable. Cáliz de cinco sépa- 

(i) American Jour. of Pharma. , Septiembre 1879. 



los. Corola de cinco pétalos de color rosa dentro, y lila fuerte 
por fuera. Estambres, lo, unidos formando un tubo cilin- 
drico, ensanchado en la base y en el ápice, con 15 dientes en 
el borde superior. Anteras insertas cerca del ápice del tubo, 
cortas, carnosas, biloculares. Ovario libre, de cinco lóculos 
biovulados. Estilo largo como el tubo; estigma en botón. 
Fruto drupáceo, amarillo cuando madura, del tamaño de una 
pequeña aceituna, con un puntamen hosco de cinco lóculos 
monospermos. 

Hab. Este árbol, originario de China, se cultiva en todos 
los jardines. 

DYSOXYLUM BLANCOI, Vidal. (D. salutare, F. Villar; 
Turrcea virens, Blanco.) 

Nom. vul. Igiw, Agíw, Taliktan, tag.; Ananagtag, Baku- 
gan, Makasili^ bis.; Malabagaiv, pam.; Basiloag, ilok. 

Aplicaciones. La corteza del tronco, seca y finamente pul- 
verizada, se administra á la dosis de 1,50 á 2,50 gramos, 
como emético, y, según asegura el P. Blanco, su efecto es 
segurísimo. 

Es también febrífugo, y el P. Mercado dice que cura «toda 
clase de asma y ahogamientos de pecho, y los retortijones 
de barriga». 

El mismo asegura que da maravilloso resultado en las fie- 
bres palúdicas, administrado, á la dosis de 4 á 8 gramos en 
agua ó vino en la que haya macerado doce horas, en el mo- 
mento del frío. También dice que, dado al despertar, es re- 
medio contra las lombrices, y le atribuye, en fin, virtudes 
emenagogas. 

' El P. Blanco señala como sucedáneo de esta planta la es- 
pecie D. schizochitoides, Turcz. {Túrrela octapdi'a, Blanco), 
llamada Himamaw en tagalog. 



- 89- 

Los curanderos tagalos pretenden que la parte de la cor- 
teza cercana á la tierra , es doblemente eficaz, por lo cual 
sólo administran la que se halla á partir de un metro sobre 
el suelo, á la cual se refieren las dosis que llevamos indi- 
cadas. 

Descripción. Árbol que se eleva á la altura de i6 á 20 me- 
tros, de hojas lampiñas, imparipinadas , de pecíolos larguísi- 
mos, hojuelas enteras, opuestas, brevemente pecioladas, agu- 
zadas en el ápice, oblicuas en la base. Flores dispuestas en 
panojas axilares. Cáliz de cinco sépalos empizarrados. Co- 
rola de cinco pétalos lineal-lanceolados , soldados en su base. 
Tubo estaminal de 10 dientes, y otras tantas anteras. Ova- 
rio de cinco lóculos con dos óvulos. Estilo algo más largo 
que los estambres. Estigma grueso y deprimido. Cajilla glo- 
bosa, algo vellosa, deprimida, con cinco ángulos, cinco apo- 
sentos y dos semillas en cada uno. 

Hab. Batangas, Laguna. 

SANDORICUM INDICUM, Cav. 

Nom. vul. Saiitol, tag. 

Aplicaciones. Una de las frutas más conocidas en Manila, 
es, sin duda, el santol. La parte más agradable al gusto es 
la central, constituida por las pepitas, cubiertas de una pulpa 
blanca, de un exquisito gusto en las frutas de buena calidad 
y bien maduras. La cubierta carnosa es comestible sola- 
mente en la parte central, pero sólo una capa muy fina, por- 
que lo demás es poco apetitoso. De toda la fruta se hacen 
confituras muy buenas y que se recomiendan como astrin- 
gentes. 

El P. Mercado lo compara con muchísima razón al mem- 
brillo. 

La raíz del santol es aromática, estomáquica y astrin- 



— 90 — 

gente, y en razón de esta última propiedad lo usan en Java 
para combatir la leucorrea. 

Descripción. Árbol conocidísimo, con hojas temadas, ho- 
juelas medio aovadas, obtusas, tiesas, enteras y vellosas; la 
del medio como elíptica. Flores en panoja. Cáliz con cinco 
dientes. Corola mucho más larga que el cáliz, con cinco pé- 
talos verdecinos, lineales y revueltos hacia abajo. Nectario, 
un tubo cilindrico, pegado hasta cerca del medio con la co- 
rola, con lo dientes en el borde, en donde están fijas otras 
tantas anteras sésiles. Estilo algo más largo que los estam- 
bres. Estigma en cinco partes. Baya carnosa, indehiscente, 
con cinco ó más aposentos monospernos. 

Hab. Crece por todas partes. 

CARAPA MOLUCCENSIS, Lam. {Xyiocarpus granatum, 
Blanco.) 

Nom. vul. Tabigi, Nigi, Kahmipag sa lati, tag. ; Migi^ 
pam. 

Aplicaciones. Las pepitas contienen un aceite que se saca 
por expresión. Este aceite es amarillo , untuoso , de olor siti 
generis ^ amargo y astringente. La pepita tiene el mismo 
gusto , y su cocimiento sirve para curar las diarreas y disen- 
terías, sin duda por el tanino que contiene. La dosis es de 
una á dos pepitas secas y machacadas, en infusión, en 200 
gramos de agua edulcorada con azúcar ordinaria de Manila. 

La corteza, amarga también, es útil en las fiebres (.?). 

En América se extrae aceite de las pepitas de la especie 
C. guianensis, Aubl., y parece que untándose con él se li- 
bran los negros de las picaduras de los insectos. Las made- 
ras impregnadas de este aceite son también inatacables por 
los insectos. 

Descripción. Árbol que crece en las marismas, de hojas 



— 91 — 

opuestas, aladas sin impar. Hojuelas en número de dos pares, 
■de figura de cuña, enterísimas y lampiñas. Pecíolo propio 
cortísimo. Cáliz inferior con cuatro ó cinco dientes. Corola 
de cuatro ó cinco pétalos cóncavos, ligeramente escotados 
en el extremo. Nectario aovado terminado por ocho ó nueve 
•dientes, escotado. Filamentos, ninguno. Anteras según el nú- 
mero de los dientes del nectario, y fijas en sus divisiones. 
Germen muy grueso, globoso. Estigma abroquelado. Drupa 
globosa, muy grande, con cuatro aposentos, con dos semi- 
llas cada uno, muy apretadas entre sí, convexas por un lado, 
•cóncavas por los otros, angulosas, de testa dura y esponjosa. 
Hab. Común en todas las islas. 

CEDRELA TOONA, Roxb. {C. odorata, Blanco.) 

Nom. vul. Kalantas, tag. y pam.; Lanigpa, bis. 

Aplicaciones. La infusión de las flores es antiespasmódica. 

La corteza del árbol es un excelente astringente, y el doc- 
tor Waitz la recomienda (ij, en extracto, contra la diarrea 
infantil, lo cual me ha dado resultados muy buenos. Blume 
dice que tiene grandes virtudes antiespasmódicas, y viene á 
confirmarle en esto el Dr. G. Kennedy (2). Otros médicos de 
la India, como Ros y Newton, han asegurado que la corteza 
de este árbol es un sustitutivo de la cinchona. La dosis es 
de 30 gramos de la corteza seca. 

Infusión. Corteza seca quebrantada 30 gramos. 

Agua 1 50 » 

Fíltrese y añádase: 
Jarabe de canela 20 t> 



(i) Bis. of Children, etc., pág. 225. 
(2) Ann. 0/ Med. 1796, t. i, pág. 387. 



— 92 — 

Para tomar á cucharadas durante el día. 

El polvo de dicha corteza es útilísimo para cubrir las úlce- 
ras de mal aspecto, cuyo mal olor anula al momento, lo 
mismo que para cubrir las superficies gangrenosas, como se 
hace con los polvos de quina. 

Descripción. Árbol de grandes dimensiones, de hojas im- 
paripinadas, cinco ó seis pares de hojuelas ovales, lanceola- 
das, acuminadas, enteras, lampiñas. Flores de color amarillo 
claro en panículas terminales. Cáliz de cinco dientes. Corola 
de cinco pétalos oblongos. Estambres, cinco, libres, insertos 
en el ápice del disco. Ovario sésil de cinco lóculos pluriovu- 
lados. Estilo corto. Estigma en disco. Cajilla coriácea de 
cinco aposentos, septífraga, de cinco ventallas. Semillas col- 
gantes, comprimidas, prolongadas en un ala membranosa. 

Hab. Muy común en las islas. 



celastríneas. 



CELASTRUS PANICULATA, WiUd. {C. alnifolia, DC; 
C. Rothiana^ Roem.; Diosnia serrata, Blanco.) 

Nom. vul. Bilogo, tag. 

Aplicaciones. No conozco los usos que en Filipinas se ha- 
cen, en la medicina, de esta planta. 

En la India, por medio de un sistema primitivo de destila- 
ción, extraen un aceite de las semillas, que es de color obs- 
curo, de olor empireumático, que bajo el nombre de oleum 
nigritm fué proclamado por el Dr. Herklots como un sobe- 
rano remedio contra el beriberi. 



— 93 — 

Este aceite, á la dosis de lO á 15 gotas dos veces al día,, 
es un poderoso estimulante, cuya acción se traduce por una 
abundante transpiración unas horas después de administrado. 
Para el beriberi ha dado algunas veces muy buenos resulta- 
dos á Malcolmson, sobre todo en los casos recientes y en los 
que predominan los síntomas nerviosos y paralíticos (i). 

En el Concán, el zumo de las hojas, en cantidad de 30 gra- 
mos (^ tolas), se administra al interior como antídoto del 
opio. Las semillas, machacadas y formando una pasta con 
orina de vaca, se emplean para curar la sarna. También em- 
plean las semillas de esta planta para curar la lepra, la gota, 
el reumatismo, la parálisis y otras enfermedades que, según 
sus teorías médicas, se derivan de humores fríos. Para esto 
las dan al interior, principiando por una y aumentando otra 
diariamente hasta dar 50; al mismo tiempo se hacen aplica- 
ciones externas con el aceite antes dicho ó con otro com- 
puesto, que se fabrica del modo siguiente: se ponen en un ca- 
charro de barro con una abertura, semillas del C. paniculata, 
clavos de comer, benjuí, nuez moscada y macis; se calienta 
el cacharro previamente, recubierto de otro en sentido in- 
verso, en cuyas paredes se condensa un aceite espeso y 
negro, que es el que verdaderamente se llama oleum nigrum 
por Herklots (2). 

Descripción. Arbusto escandente, inerme, de hojas alter- 
nas, pecioladas, enteras, lampiñas, medio ovales. Flores pe- 
queñas dispuestas en panojas. Cáliz con cinco divisiones. Co- 
rola con cinco pétalos. Estambres, cinco, en los senos del 
disco, con anteras oblongas. Ovario no inmerso en el disco, 
con tres lóculos. Estilo corto. Estigma de tres lóbulos. Ca- 



(i) Malcolmson, On beti-heri, etc., pág. 311, 
(2) Dymock, loe. cit., pág. 178. 



94 — 



jilla globosa de tres aposentos, loculizada, con semillas de 
albumen carnoso. 

Hab. Tayabas, Laguna, llocos Norte, San Mateo, Albay: 
florece en Abril. 



RHAMNEAS. 



ZlZYPHUS JUJUBA, Lam. {Rhamnus jujuba, L. y Blanco; 
Z. maiiritania^ Wall.) 

Nom. vul. Manzauitas, esp.-fil. 

Aplicaciones. La frutilla conocida bajo el nombre de man- 
zanitas del país, es de un gusto agradable, aunque por lo co- 
mún las ponen á la venta sin estar por completo maduras; 
constituyen una de las golosinas más buscadas en las ferias y 
fiestas de pueblo de la provincia de Manila. 

Esta fruta es la única parte usada en la medicina; tiene 
propiedades báquicas y emolientes y está inscrita en el Co- 
dex. Entra en la formación de las llamadas especies pectora- 
les (compuestas de partes iguales de higos, dátiles, pasas de 
Corinto, y jujuba {inanzanitas). 

■ Descripción. Arbusto con espinas ganchudas, de hojas al- 
ternas pecioladas, coriáceas, enteras, trinervias, con dos estí- 
pulas espinescentes, una de ellas encorvada. Flores pequeñas, 
verdosas, axilares. Cáliz de cinco divisiones ovales. Corola de. 
cinco pétalos. Estambres, cinco, libres. Ovario metido en el 
disco, bilocular. Estilos, dos ó tres, divergentes, con estigmas 
papilares pequeños. Drupa carnosa, globosa, con un hueso 
leñoso, duro, de dos aposentos. 

Hab. Común en muchas partes. 



— 95 — 

RHAMNUS WIGHTII, W. y Arn. {Ceanothus Wightiana, 
Wall,; R. carolianus^ Blanco.) 

Nom. vul. Kabatiti, tag. 

Aplicaciones. La parte empleada es la corteza seca del 
tronco, que ha sido examinada por Hooper en 1888 (l), ha- 
biendo encontrado, principalmente, un principio cristalino 
(0,47 por 100), una resina morena (0,85), otra roja más abun- 
dante (1,15), tanino (2,63), principio amargo (1,23), azúcar, 
almidón, oxalato de cal, etc., etc. 

El principio activo reside en las resinas, por lo cual una 
buena preparación para administrarlo es la tintura alcohólica 
que las disuelve. La usan en la India como tónica y astrin- 
gente. 

Descripción. Arbolitos que se crían cerca de las playas, de 
tronco derecho, muy ramoso, inerme. Hojas alternas, aova- 
das, aguzadas aserradas, lampiñas, con pecíolos cortos. Flo- 
res axilares, hermafroditas. Cáliz de cinco dientes, cónico al 
revés. Corola de cinco pétalos menores que los dientes del 
cáliz, ovales, sin uñas, con una escotadura en el ápice. Disco 
carnoso, liso, algo cóncavo. Estambres, cinco, ocultos dentro 
de los pétalos. Filamentos planos. -Anteras redondas. Ovario, 
sale del fondo del mismo cáliz, carnoso. Estilo corto. Es- 
tigmas, tres, divergentes. Baya oval, adherente por la base al 
cáliz, con tres semillas convexas por fuera, angulosas por los 
lados. 

Hab. Batangas: flores en Julio y Octubre. 



(i) Pharviaceutical Journal, i8 Febrero iS 



- 9b - 



ANACARDIACEAS. 



MANGIFERA INDICA, L. 

Nom. vul. Manga. 

Aplicaciones. La almendra que se encuentra dentro de la 
pepita, desecada y pulverizada, se administra como anti- 
helmíntica, á la dosis de 1,50 á 2 gramos, en la India y en 
el Brasil (i). Esta misma almendra se emplea en Filipinas 
para combatir la disentería y la diarrea. Es indudable que 
los efectos que produce son debidos á la gran cantidad de 
tanino que contiene. El modo de administrarla es como si- 
gue: se ponen á cocer en agua, cantidad de dos botellas,, 
las almendras de 20 á 25 pepitas, previamente machacadas 
en un mortero. Cuando, por la ebullición, el líquido se ha 
reducido á dos tercios, se le retira del fuego, se le cuela, se- 
parándolo de las almendras, y se vuelve á ponerlo al fuego^ 
añadiendo entonces unos 300 á 400 gramos de azúcar de- 
jándolo hervir hasta reducir el líquido á una botella. La dosis 
es de 50 á 60 gramos, dos ó tres veces al día. 

Las incisiones hechas en el tronco dejan escapar una re- 
sina , que se solidifica al aire , de color moreno , ligeramente 
picante, amarga, que se disuelve en el alcohol, y un poco en 
el agua. 

Esta resina parece que la dan en el Malabar al interior 
para curar la diarrea y la disentería, mezclándola con clara 
de huevo y opio; pero en esta medicación compleja, el valor 
curativo que tenga puede más bien atribuirse á la albúmina 
y al opio, que á la resina mencionada. Disuelta con jugo de 

(:) Martin's Sy¡t., Mai. Med., Brazil, pág. 64. 



— 97 — 

limón es útil para curar la sarna, usándola en aplicaciones 
externas. La corteza del tronco es astringente, y se usa en 
decocción para lavar llagas, superficies eczematosas, y en 
inyecciones contra la leucorrea. 

JEl fruto es uno de los más apreciados en Filipinas y del 
que los mismos europeos comen grandes cantidades sin sen- 
tirse incornpdados, á no ser que esté muy maduro, en cuyo 
caso produce frecuentemente diarreas pasajeras, que se deben 
combatir con un ligero purgante. 

En Mauricio se usa el siguiente polvo compuesto contra 
la disentería (i): 

Rodajas secas de aglemarviclos 30 gramos. 

Almendras secas de manga 60 » 

Semillas de plantago 15 » 

Jengibre seco. .^ 8 » 

Goma arábiga 15 » 

Pulverizar finamente cada sustancia por separado. 

Añadir: 

Azúcar candi en polvo 30 gramos. 

Mézclese. 

Dosis: Para un adulto una cucharada de las de postre 
cada cuatro horas. El medicamento se puede dar en cange ó 
arowroot. 

Las flores, los huesos y la corteza se consideran en la 
India /r/ííj , secas y astringentes , y se emplean sobre todo 
contra la diarrea. 

En ciertas afeccio,nes de la garganta , los kindtis emplean 
fumigaciones de las hojas quemadas. El zumo de la fruta 
madura se pone á secar al sol hasta que se convierta en una 

(i) Daruty, loe. cit., pág. 57. -. • 



- 98 - 

sustancia sólida, que usan en la India como alimento y me- 
dicamento contra el escorbuto. El Dr. Linguist recomienda 
la corteza, por su extraordinaria acción, para detener las he- 
morragias uterinas, intestinales y pulmonares. Para esto, el 
extracto fluido de la corteza se da del modo siguiente (l): 

Extracto fluido de corteza de M. indica lo gramos. 

Agua I20 » 

Mézclese. 

Dosis: Una cucharadita cada una ó dos horas. 
Descripción. Árbol conocidísimo, cuya descripción nos 
parece ociosa aquí. 

Hab. Común en todas partes. 

ANACARDJUM OCCIDENTALE, L. {Cassuvium reni- 
forme, Blanco.) 

Nom. vul. Kastiy, tag. 

Aplicaciones. El pericarpio de la nuez encierra en sus va- 
cuolas un aceite cáustico que lo emplean los indios como 
vejigatorio, y que causa terribles efectos en los labios y la 
lengua de los niños y personas imprudentes que, por comer 
la almendra, muerden la nuez ó no toman la precaución de 
limpiarla de dicho aceite al abrirla. El pericarpio no sólo en- 
cierra este aceite, llamado cardol, sino también un ácido es- 
pecial , el anacárdico, y un poco de tanino y de amoníaco. 

El cardol (C^* H" O''') es líquido oleaginoso, amarillo, muy 
alterable, neutro, soluble en el alcohol y el éter, insoluble en 
el agua. No es volátil. Aplicado á la piel es vesicante. 

El ácido anacárdico es blanco, cristalino, inodoro, de sabor 
ardiente y aromático. Se funde á 26°, y á 200° se descom- 

(i) Dymock, loe. cit, pág. 197. 



— 99 — 

pone, dando un aceite incoloro. Arde con una llama fuliginosa 
y un olor de aceite rancio. No es vesicante. 

Se ha hecho una tintura del pericarpio (una parte por lo 
de alcohol), que se administra al interior á la dosis de dos á 
lo gotas, como vermífugo. El cardolno ejerce ninguna acción 
vesicante en el tubo gastro-intestinal , porque no se disuelve 
en los jugos que lubrifican estos órganos , según opinan al- 
gunos autores; pero puedo afirmar que he visto una diarrea 
coleriforme en una persona que se tragó, por jugar, el peri- 
carpio de una nuez y media de casiiy. El cardol se eUmina 
por las vías urinarias. 

La almendra es comestible, y tiene un gusto muy agrada- 
ble cuando está tostada. Por expresión se extrae de ella un 
aceite dulce, amarillento, de densidad de 0,916. 

El tronco deja exudar una gomorresina en masas de un 
color que varía del rojo al amarillento. 

El cuerpo carnoso, llamado Xdi fruta, es comestible; pero 
debe contener alguna cantidad de cardol, que se revela no 
sólo por su olor, sino por el escozor que deja en la boca y 
la garganta cuando se la come. Dicho fruto es muy jugoso, 
y el líquido que da por expresión sirve en Bombay, después 
de fermentado, para hacer, por destilación, un alcohol muy 
flojo, que se vende por el ínfimo precio de 4 annas (| 0,10) 
el galón (4 Va litros): este alcohol se destila de nuevo y se 
obtiene uno más fuerte, que vale ya i '/a rupia el galón» 
es decir, tres veces más caro que el otro. Los portugueses 
de la India hacen una especie de vino del jugo fermentado 
del fruto, que, lo mismo que el alcohol flojo que dijimos, se 
reputa como diurético y se emplea en fricciones en el reu- 
matismo (i). 



(i) Dymock, loe. cit., pág. 199. 



lOO 



; La gomorresina del tronco contiene 90 por 100 de ácido 
anacárdico y 10 por 100 de cardol: es muy útil para impreg- 
nar las maderas, que preserva así de los insectos. En la te- 
rapéutica se usa en aplicaciones externas para combatir la 
lepra, destruir los callos y modificar las úlceras viejas; pero 
es necesario usarla con cautela por sus propiedades rubefa- 
-cientes y aun vesicantes. 

Descripción. Árbol de hojas de figura de cuña, tiesas, lam- 
piñas, brevemente pecioladas. Flores terminales en panoja, 
polígamas. Cáliz de cinco segmentos erectos, empizarrados, 
caducos. Corola de cinco pétalos lineal-lanceolados, encorva- 
dos, empizarrados. Estambres, 8 ó 10, todos fértiles; fila- 
mentos unidos entre sí y con el disco. Ovario de figura de 
corazón. Estilo filiforme , excéntrico. Estigma diminuto; óvulo 
solitario. Fruto, una nuez arriñonada, sentada en un cuerpo 
carnoso, piriforme, formado por el disco y el extremo del 
pedúnculo engruesados. Semilla arriñonada de testa mem- 
branosa. 
- Hab. Común en todo el Archipiélago. 

ODINA WODIER, Roxb. 

Nom. vul. Aimigis , tag. y bis. 

Aplicaciones. La corteza es muy astringente, y la usan en 
cocimiento para lavar llagas crónicas. En la India , el doctor 
Kirkpatrick ha empleado esta decocción, en lociones, en las 
erupciones impetiginosas y en los flujos rebeldes. También 
ha dado buenos resultados en gargarismos en las afecciones 
de la faringe y la cavidad bucal. 

El tronco deja escapar, por exudación, una goma llamada 
en la India kamti ki gond, que constituye un artículo de co- 
mercio. Tiene poco olor y un gusto desagradable. Sólo una 
mitad es soluble en el agua; la otra no, formando un mucí- 



— lOI — 

lago viscoso (i). Esta goma sirve para curar las contusiones 
y esguinces. Es también comestible mezclada con leché 
de coco. 

Descripción. Árboles con las hojas amontonadas al extre- 
mo de las ramillas, oblongas, ovales, acuminadas, imparipi- 
nadas en tres ó cuatro pares de hojuelas opuestas. Flores 
polígamas en panojas terminales. Cáliz gamosépalo de cua- 
tro lóbulos redondeados. Corola de cuatro pétalos empiza- 
rrados. Estambres, ocho, libres. Ovario partido en cuatro. 
En las flores hembras, ovario sentado, oblongo, unilocular. 
Estilo de cuatro divisiones, grueso. Drupa oblonga, compri- 
mida, unicelular. Hueso duro, con una almendra, sin al- 
bumen. 

Hab. San Mateo. 



MORINGEAS. 

MORINGA PTERYGOSPERMA, Goertn. {M. oleiferaf 
Lamk.; M. polígona, DC; Giiilandina moñ^iga^ Blanco.) 

Nom. vulg. Malugay, Kamalugay, Kalugay , tag.; Dool^ 
Malugit, bis. y pam. 

Aplicaciones. La raíz es vesicante, y, machacada, la em- 
plean los filipinos para sinapismos; pero produce un áo\ot 
muy vivo, como lo he notado repetidas veces. Sin embargo, 
el Dr. Waitz dice que es útil añadir á los sinapismos de mos-í 
taza ordinarios algunas gotas del jugo de la raíz , lo cual pa- 
rece superfino , máxime si se han de aplicar á los niños, coma 
él quiere (2). : 



(ij Dymock. loe. cit., pág. 202. 
(2) Waitz, loo. cit., pág. 207. 



102 — ' 



La farmacopea de Bengala da las siguientes preparaciones 
pficinales: 

Espíritu compuesto. Raíces de moringa en pedacitos. ) ^ 

. ^ ^ 6 r I ^^ gQQ gramos. 

Corteza de naranja J 

Nuez moscada machacada 20 » 

Espíritu de vino .,. 4 ^ litros. 

Agua I » 

Mézclese y destílense 4 litros. 

Dosis: 8 á 30 centímetros cúbicos, como estimulante y 
diurético. 



Infusión compuesta. Raices de mormga machacadas.. . ) 

^. . , ,, > aa 30 gramos. 

Simientes de mostaza ídem ) 

Agua hirviendo ¿ litro. 

Déjese en infusión dos horas; fíltrese y añádase: 
Espíritu compuesto (el anterior) 30 gramos. 

Dosis: 30 á 60 gramos al día, como estimulante po- 
deroso. 

Las semillas dan por expresión un aceite fijo, que es 
cáustico, y cuyo uso al interior me parece muy imprudente 
por esta misma propiedad. 

■ Las legumbres verdes , las flores y los cogollos tiernos de 
las hojas se comen guisados. El zumo de las hojas, en can- 
tidad de 30 gramos, se da al interior en la India como vo- 
mitivo. 

Descripción. Árbol muy conocido, de 5 á 6 metros de 
altura, de hojas tres veces aladas, rematando en dos veces 
aladas, con impar. Hojuelas ovaladas, enterísimas y lampi- 
ñas. Cáliz de cinco segmentos desiguales, petaloides, empi- 
zarrados, caedizos. Corola de cinco pétalos desiguales. Es- 
tambres insertos en el borde del disco, inclinados, desiguales, 



— 103 — 

cinco anteríferos opuestos á pétalos, alternando con otros 
tantos reducidos á filamentos. Anteras dorsales, uniloculares. 
Disco revistiendo el tubo del cáliz. Ovario pediculado, lan- 
ceolado, de un lóculo con muchos óvulos en dos series, fijos 
en tres placentas parietales. Fruto, una cajilla en forma de 
legumbre, terminada en pico, de tres ventallas. Semillas nu- 
merosas, inmensas, en una sustancia esponjosa con alas. 
Hab. Común en todas partes: flores en Noviembre. 



LEGUMINOSAS PAPILLONÁCEAS. 



AGATI GRANDIFLORA, Desv. {Sesbania grandiflora, 
Pers.) 

Nom. VUl. Katiiray, tag. 

Aplicaciones. Las flores, blancas y de un suave perfume, 
son comestibles, y se consumen cocidas ó en acharas. Son 
purgantes, lo mismo que las hojas, que se administran en 
decocción con este fin (30 á 40 gramos por 200 de agua). 

El zumo de las flores es un remedio popular, usado en la 
India contra las jaquecas y el coriza, para lo cual lo absorben 
en gran cantidad por las narices. La corteza del tronco es 
amarga y tónica. 

Descripción. Árboles de 4 á 6 metros de altura, con 
ramas caídas, hojas largas muy estrechas, paripinadas, de 
muchas hojuelas caducas, lineales y elípticas. Flores en ra- 
cimos axilares. Cáliz en campana, con dos labios confusos. 
Corola amariposada, blanca. Estandarte oval, con una pe- 
queña escotadura en el ápice. Alas casi tan grandes como la 
quilla, que es muy arqueada. Estambres, 10, diadelfos. An- 
teras uniformes. Estilo largo, como los estambres. Estigma 



— I04 — 

en cabezuela. Legumbre larguísima, lineal, de cuatro lados,- 
qon muchas semillas ovales, con tabiques estoposos. 
Hab. Se cría en todas partes, en Luzón y Panay. 

ABRUS PRECATORIUS, L. 

Nom. VUl. Saga^ Saga^namin, Bagatí, tag.; Bagati, Gikos^- 
gikos, bis.; Kanaasaga, pam.; Bugayon, ilok. 

Aplicaciones. La parte más importante en la terapéutica 
la constituyen las semillas, del tamaño de un guisante pe- 
queño, de color encarnado, con una mancha negra, duras y 
relucientes, que sirven á los chiquillos filipinos para hacer 
rosarios y adornos. Antiguamente los fiHpinos se servían de 
estas semillas para pesar el oro , uso aprendido de los hindus 
que hoy día aun siguen esta práctica. El autor del Ayur Veda 
sánscrito, el famoso Susrutas , las recomienda al interior para 
combatir las afecciones nerviosas; pero la terapéutica mo- 
derna no las emplea sino en una afección ocular tenaz y bas- 
tante frecuente , la conjuntivitis granulosa crónica. 

Algunos médicos han dicho que estas semillas son veneno- 
sas; otros afirman lo contrario. El hecho de servir para la ali- 
mentación entre la clase pobre de Egipto, demuestra su 
inocuidad por las vías digestivas; pero cuando se introduce 
esta sustancia directamente al torrente circulatorio, sus efec- 
tos tóxicos son incontestables. 

Hemos dicho que su empleo hoy día se limita en la tera- 
péutica ocular. El cocimiento de las semillas, conocidas en 
Europa bajo el nombre de jequirití, que es el que le dan en 
el Brasil, produce en la conjuntiva sana una inflamación pu- 
rulenta, que es precisamente la que sirve, como sustitutiva, 
para curar las conjuntivitis granulosas crónicas, cuya tenaci-. 
dad ha desafiado los más violentos recursos de la terapéuti- 
ca. El oculista francés Dr. de Wecker fué el primero que 



ertipléó éíjequirití. La forma usada es la mac'eración en la; 
proporción de lo gramos de semillas por 500 de agua, en la 
que macera durante veinticuatro horas. Es menester usar 
una maceración recién preparada, y con ella se efectúan va- 
rias lociones diarias. 

: Hoy día se sabe que lo que determina la conjuntivitis pu- 
rulenta, no es ningún microbio que se desarrolla y se cultiva 
en la maceración como en un terreno favorable para su cul- 
tivo, sino la presencia de un fermento no orgánico que 
Brüylans y Venneman, que lo descubrieron, dicen sé des- 
arrolla durante la germinación de las semillas ó de las células 
cuando se pulverizan, y la llaman jequiritina. Warden y 
Waddell, de Calcutta (i), han hallado en el saga un aceite 
esencial, un ácido que han llamado ábrico , y una sustancia 
azoada amorfa, llamada abrina, obtenida precipitando por el; 
alcohol una infusión acuosa de las semillas pulverizadas. Su 
acción es idéntica á la de la jequiritina. 

La maceración indicada parece también muy útil para mo- 
dificar la marcha de las úlceras atónicas. ;: 

La raíz es un sustitutivo de la del regaliz; es emoliente, y 
su gusto agradable. Se prepara un extracto muy útil en las 
afecciones catarrales de los bronquios y en la disuria. Las 
hojas tienen las mismas propiedades que la raíz, y su ex- 
tracto se usa asimismo en la misma forma que el del regalizv 

Descripción. Planta de tallo voluble con hojas opuestas, 
aladas sin impar, en cuyo lugar hay un estilete. Hojüe-: 
las lineales con un pequeño estilete en el ápice, enteras y 
lampiñas. Pecíolos comunes, con dos estípulas alesnadas en 
la base. Flores dispuestas en pequeños racimos. Cáliz ga- 



(i> Friedlander s Fortschritte der Medicin., Febrero 18S4, y también The non bacillar na- 
iure of Abrus precatorius, Calcutta, 1884. 



— io6 — 

mosépalo, caduco, con cuatro ó cinco dientes cortos. Corola 
amariposada con alas horizontales. Estambres, nueve, mo' 
nadelfos, con anteras biloculares. Estilo cortísimo. Estigma 
globoso. Legumbre truncada por los extremos, con cinco ó 
seis semillas rojas con una mancha negra. 

Hab. Común en todas las montañas y cercos de las casas 
y caminos. 



MUCUMA PRURIENS, DC. {M. prurifa, Hook.; M. utilis, 
Wall ; Dolíchos priiriens^ L.; Carpopogon prtiriens, Roxb.) 

Nom. vul. Nipay, Lipay, bis. 

Aplicaciones. Las legumbres se emplean como antihelmín- 
ticas, y se hallan inscritas en la farmacopea de las Indias. 
Se administran bajo la forma de un electuario, con miel ó ja- 
rabe, previa trituración en el vehículo mismo, de manera que 
formen con él una masa de consistencia. La dosis de esta pre- 
paración es de una cucharada de las de sopa para los adultos, 
ó una de las de café para los niños, administrada matinalmente 
durante tres ó cuatro días consecutivos. El último día se ad- 
ministra una purga, y las lombrices son expulsadas. 

Descripción. Es una enredadera de hojas compuestas con 
tres hojuelas. Flores rojas con quilla mayor que el estandarte, 
y alas. Legumbres del grueso del dedo meñique, sin pliegues 
transversales, encorvadas en forma de /", cubiertas de pelos 
rojizos, brillantes, que causan en la piel una comezón inso- 
portable. Están divididas en tres ó cuatro celdas oblicuas, 
cada una con una semilla morena, reluciente. 

Hab. Se cría en Luzón y Panay. 

ERYTHRINA INDICA, Lam. (E. carallodendron , L.; 
E. carnea, Blanco.) 



— }07 — 

. Mom. vul. Dapdap, Kasindik, tag.; Dapdap, Kabrab^ bis.; 
Dapdap, Sulbag^ pam. 

Aplicaciones. Este árbol es muy conocido por la hermo- 
sura de sus flores encarnadas. El cocimiento de sus hojas es 
un detersivo de las llagas, cuyo mal olor modifica favorable- 
mente. Machacadas, sirven como cataplasmas para calmar 
ios dolores de las articulaciones, y para resolver bubones sifi- 
líticos y abscesos de toda especie. El jugo de las hojas tiernas 
se usa en el Concán para destruir los gusanos de las llagas. 
El polvo de las mismas hojas sirve para la curación de úlce- 
ras de mal aspecto. Su cocimiento, en fin, es un colirio usado 
en las oftalmías. 

La corteza y las hojas se usan como febrífugos en Filipinas 
y en la India, según Wight, En el Brasil, la corteza se emplea 
como hipnótica, administrándola á pequeñas dosis repetidas. 
También se usa en Filipinas como diurética y purgante, lo 
mismo que el cocimiento de las hojas. 

. Esta corteza contiene un alcaloide descubierto por Roche- 
fontaine y Rey, que llaman erythrina, que obra sobre el sis- 
tema nervioso central, disminuye hasta la abolición sus fun- 
ciones normales, sin modificar la excitabilidad motriz ni la 
contractilidad muscular. W. Young ha encontrado también 
un glucósido, la migarrhina, parecido á la saponina, pero 
que tiene la propiedad de dilatar la pupila. 

En las bronquitis con disnea, es muy útil la infusión de la 
corteza, que se prepara como sigue: 

Corteza fresca I 

Hojas frescas machacadas f 

Agua I Vo litro. 

Hiérvase hasta reducción de Va. y después.de filtrada añádase: 

Jarabe simple 200 gramos. 

Por copas, de las de vino, cada dos horas. 



— icS — 

•.Descripción. Gran árbol con púas, de hojas temadas. Ho- 
juelas con figura de rombo, anchas, enteras y lampiñas. Pe- 
cíolos propios; el de la hojuela del medio, largo y con dos 
glándulas; el de las laterales, corto y con una sola. Las hojas 
caen después de la estación de las lluvias, y aparecen las flo- 
res, de un hermoso color escarlata, terminales en panoja raci-. 
mosa, en forma de cruz. Cáliz medio cilindrico, oblicuo y 
larguísimamente truncado, entero. Corola amariposada. Es- 
tandarte larguísimo, lanceolado. Alas cortas. Quilla muy 
corta y hendida en dos. Estambres, lo, diadelfos. Anteras 
largas. Ovario lanoso. Estigma grueso. Legumbre encorvada, 
redonda, hinchada en los lugares correspondientes á las se- 
millas, que son muchas, ovales y aguzadas en los extremos. 
Hab. Común en todas partes: florece en Febrero. ^ 

CLITORIA TERNATEA, L. 

Nom. vul. Kolokantig, Pukingag^ tag.; Koiokatig^ bis. 

Aplicaciones. Las semillas se emplean, machacadas y mez- 
cladas con aceite, en aplicaciones en las articulaciones dolo- 
ridas. Tienen propiedades purgantes y eméticas, y el doctor 
J. Shartt las ha empleado tostadas, en dosis de 8 gramos, 
pulverizadas y mezcladas con doble cantidad de tartrato ácido 
de potasa (i). Su acción es segura y suave. El extracto alco- 
hólico de la raíz, que es resinoso, blando, moreno y de un 
olor que recuerda el de la jalapa, es purgante muy activo 
que, á la dosis de 30 á 60 centigramos, produce un efecto 
muy vivo; pero su uso es poco recomendable, por el gran 
tenesmo que al mismo tiempo ocasiona. 

La corteza de la raíz se emplea en infusión (de 4 á 8 gra- 
mos por Htro de agua) al interior, como emoliente en las 

(I) Waring, lo;, cit., pág. 8o. : : . ' 



— loq — 

irritaciones de la vejiga y de la uretra, habiendo sido en este 
septido muy recomendada por Moidin Sheriíf (i); es un diu- 
rético que obra á veces como purgante, lo que no es de ex- 
trañar, en vista de las propiedades del extracto alcohólico que 
hemos mencionado. 

El uso de las semillas tostadas, como dijimos, empleadas 
como purgante, es muy digno de llamar la atención de los 
médicos, pues su empleo es seguro. 

Descripción. Es una enredadera sumamente conocida por 
sus flores azules. Hojas alternas con tres pares de hojuelas 
ovales, con estípulas persistentes. Flores axilares, solitarias. 
Cáliz en cinco partes aguzadas, las dos superiores más pe- 
queñas. Corola amariposada. Estandarte abierto y escotado 
en el extremo. Quilla más corta que las alas y cubierta por 
ellas. Estambres, lo, nueve juntos y uno libre. Estigma ve- 
lloso, grueso. Legumbre llena de pelos muy cortos, con más 
de seis semillas, rodeadas de una sustancia estoposa, de 
forma arriñonada, con manchas negras. 

Hab. Común en los caminos y jardines: flores en Noviem- 
bre y Julio. 

i.° PTEROCARPUS SANTALINUS, L. 

Nom. vul. Narra, Naga, tag,; Apalit, Daytanag, pam. 

2.» P. INDICUS, Willd. {P. pallidus, Blanco.) 
Nom. vul. Asana, tag.; Naga, bis, 

S.» P. ERINACEUS, Poir. (F. echinatus, Pers. y DC.) 

Nom. vul. Asana, Narra, tag. 

Aplicaciones. La madera del primero constituye el san- 

(i) Dymock, loe cit.,p^. 235. 



— I I o — 

dalo rojo, que sirve para la construcción y es un astringente. 
Su decocción se usa en gargarismos para curar las aftas. El 
segundo es también de una madera excelente para la cons- 
trucción, y tiene asimismo propiedades astringentes. Su de- 
cocción, hasta que el agua tome un color azul subido, se usa 
en enjuagatorios contra las odontalgias, y tiene fama de des- 
truir los cálculos vesicales. 

Las tres especies dan por incisión una resina conocida en 
la farmacia bajo el nombre de kino. La verdadera goma kino 
proviene efectivamente del P. marsupium, Roxb.; pero la que 
producen las especies filipinas, en particular la segunda y 
^ercera, han sido largo tiempo importadas en Europa bajo el 
nombre de gumini rubrum astriiigens ó kino. Se llama así al 
jugo de estos árboles, seco sin intervención del calor artificial. 
Parece ser que es la corteza la que lo produce, y para ex- 
traerlo se emplea en Madras el siguiente procedimiento: se 
practica sobre el tronco una incisión vertical, é incisiones la- 
terales perpendiculares á la primera, poniendo al pie del ár- 
bol un recipiente destinado á recibir el jugo; éste se espesa 
pronto, y cuando está suficientemente seco por la acción del 
calor del sol y del aire, se le empaca en cajas y se exporta. 

Entre el kino que provenía del P. marsupium, Roxb., y 
el que venía del P. erinaceus, Poir., Flückiger y Hanbury (i) 
no han podido hallar, bajo el punto de vista de solubilidad y 
caracteres químicos, diferencia alguna. Es, pues, interesante 
ocuparnos de un producto completamente idéntico al que en 
las farmacopeas se describe como producido por el P. marsu- 
pium, Roxb., que no tenemos en Filipinas. 

El kino encierra una materia colorante y un ácido, el kino^ 
•tánico. Haciendo hervir el kino en el ácido clorhídrico, Etti 

(l) Flückiger y Hanbur)', loe. cit., t. i, pág. 359. 



— III — 

obtuvo una sustancia cristalina soluble en el agua y en e^ 
éter, que llamó kinoína^ y cuya fórmula es C*^ H*'^ O''. 

El kino se emplea hoy día poco en la terapéutica, y su 
acción es análoga á la del tanino y el catecú. Es un astrin- 
gente que se administra al interior en las diarreas crónicas, 
la leucorrea, la blenorragia y las hemorragias. La dosis del 
polvo es de i á 4 gramos, y de la tintura alcohólica, prepa- 
rada al 20 por 100 de alcohol, se da de 5 á 10 gramos. 

En las caídas del recto y la fisura del ano se emplea la si- 
guiente solución, en enema: 

Kino 3 gramos. 

Agua. 500 » 

Mézclese. 

Para inyecciones vaginales se usa la solución que sigue: 

Kino 20 gramos. 

Agua 250 » 

Descripción. Los Pterocarpus, L., son árboles de hojas im- 
paripinadas, con las hojuelas alternas y coriáceas, de flores 
amarillas en racimos paniculados, con bracteas y bracteíllas 
diminutas, caducas. Cáliz turbinado, encorvado antes de la 
antesis, con los dientes cortos. Pétalos exsertos, largamente 
unguiculados; estandartes y alas crespas; quilla obtusa, con 
sus pétalos poco ó nada coherentes. Tubo estaminal hendido 
por arriba y por abajo, ó sólo por arriba. Estambres, supe- 
rior á menudo casi, y á veces del todo, libre; anteras versá- 
tiles. Ovario pediculado con dos óvulos; estilo encorvado; 
estigma terminal. Legumbre orbicular, inerme ó espinosa, 
generalmente de una semilla, rodeada de un ala ancha, rí- 
gida, con la punta mirando hacia abajo, opuesta á la base ó 
cerca de ella. 

Hab. En las montañas de Luzón, Panay, Mindoro. 



— 1 12 



: PONGAMIA GLABRA, Vent. {Robinia mitis, L.; Gade- 
lupa maculata, Blanco.) 

Nom. vul. Balikbalik, tag.; Btitog^ bis. 

Aplicaciones. De las semillas de este árbol se extrae por 
expresión un aceite que usan en la India para el alumbrado 
y que tiene notables propiedades terapéuticas. Es un exce- 
lente remedio para curar la sarna, las erupciones herpéticas^ 
y particularmente el pitiriasis versicolor. Se usa solo ó bien 
■mezclado con jugo de limón y batido hasta formar un lini- 
mento de consistencia uniforme. En los casos rebeldes , Dy- 
mock dice que es útil añadir aceite de hydrocarpus ^ al- 
canfor y azufre en polvo. El Dr. Gibson dice que no conoce 
en el reino vegetal planta que tenga más notables virtudes 
que la que nos ocupa, para curar la sarna, herpes y otras en- 
fermedades cutáneas (i). También se usa este aceite en em- 
brocaciones en el reumatismo articular. 

Las hojas, pulverizadas y mezcladas con sal común y pi- 
mienta en polvo , se dan al interior en un poco de leche, para 
combatir la lepra. 

El jugo de la raíz es útil para limpiar las úlceras gangre- 
nosas y de mal aspecto y cerrar llagas fistulosas. 

Descripción. Es un árbol de hojas opuestas, aladas con 
impar. Hojuelas en tres pares, aovadas, lanceoladas, enteras,, 
lampiñas y membranáceas. Flores en racimos. Cáliz en cam- 
pana, con cinco dientecillos apenas visibles. Corola amari- 
posada, con pétalos iguales , con uñuelas. Estandarte con dos 
callos colocados al través en la base. Estambres, lo, diadelfos. 
Estilo gruesecito. Legumbre con una sola semilla compri- 
mida, lisa, venosa, rojo-clara. 

Hab. Luzón y Panay: flores en Octubre. 



(i) Warirtg, loe. cit., pág. 79. 



— ÍI3 — 



LEGUMINOSAS CESALPINEAS. 

C^SALPINIA BONDUCELLA, Flem. {Guiniandia bon- 
ducella, L.) 

Nom. vul. Bayag-Kavibig , Kalambibit, tag. ; Dalug- 
dug^ bis. 

Aplicaciones. La parte empleada es la semilla ó grano 
que se halla inscrito en la farmacopea de la India. Se em- 
plean como un tónico y antiperiódico en las fiebres intermi- 
tentes, y en general cuando se halla indicada la medicación 
tónica. En las fiebres palúdicas de los indios, los granos de 
bonduc han producido muy buen efecto, según los médicos 
ingleses. La farmacopea de la India da la siguiente prepa- 
ración, que llama «polvos de bonduc compuestos» {pulvis 
bonducellce compositus): 

Granos de bonduc mondados, en polvo 30 gramos. 

Pimienta en polvo 30 » 

Mézclese y guárdese en un frasco bien tapado. 

Dosis: I á 2 gramos tres veces al día. 

En Filipinas toman los polvos del grano en las enferme- 
dades de las vías digestivas, sobre todo en las diarreas y 
malas digestiones. 

Se da asimismo el nombre de granos de bonduc á los que 
provienen de otra especie, que también crece en Filipinas, 
C. bonduc, Roxb., vulgarmente llamada Kamot-Kabag^ y tam- 
bién Bayag-Kanibig, en tagalo. Ambas semillas tienen la 
misma composición química, y, por consiguiente, una misma 
aplicación terapéutica. 

Las dos principales sustancias que contiene son: un aceite 



— 114 — 

(24 por lOo) y una resina (i,888 por lOO.) El primero es de 
color pajizo, de sabor un poco amargo, por la presencia de 
un poco de resina que se puede separar por el alcohol. Esta 
resina ó principio amargo se presenta bajo el aspecto de un 
polvo amorfo , blanco , amargo , no acre , soluble en el cloro- 
formo, el alcohol, la acetona, el ácido acético cristalizable, 
los aceites fijos y esenciales, poco soluble en el éter y sul- 
furo de carbono, insoluble en el agua y en el éter de petróleo. 
Los álcalis no tienen ninguna acción sobre ella. Funde á 
145°, hinchándose y descomponiéndose, dejando sólo carbón. 
Ha recibido de sus descubridores, Heckel y Schlagdenhau- 
ffen, el nombre de bonducina (C* H*^ 0^). El ácido clor- 
hídrico la colora en rosa; el sulfúrico, en rojo amaranto al 
cabo de media hora. 

La bonducina ^ que parece ser el principio activo de los 
granos , se administra al interior á la dosis de i o á 20 centi- 
gramos, y, según el Dr. Isnard, de Marsella, estas dosis le 
han dado tan buenos resultados en las fiebres, como el sul- 
fato de quinina en las mismas cantidades. 

Descripción. Arbusto de tronco echado por tierra y eri- 
zado de aguijones. Hojas dos veces aladas sin impar, en cuyo 
lugar hay un aguijón. Hojuelas en 10 ó 14 pares, aovadas, 
alargadas, con una espina en el ápice. Pecíolos comunes, con 
aguijones y con cuatro estípulas en forma de hojuelas en la 
base. Flores en racimo. Cáliz, cinco partes revueltas hacia 
abajo. Corola fija en el cáliz, de cinco pétalos, cuatro casi 
iguales, el de arriba más ancho y corto. Estambres, 10. Fi- 
lamentos muy desiguales en altura, fijos en el cáliz, muy 
juntos y lanosos en la base. Pistilo cortísimo. Estigma grueso. 
Legumbre romboidal antes de la madurez, llena de púas y 
con dos semillas medio globosas, cuya piel es coriácea, dura, 
muy tenaz y jaspeada. 



— 115 — 

La otra especie, C. bonduc, Roxb., se distingue por las ho- 
juelas desiguales en la base , por la ausencia de estípulas y 
las semillas, que son de color amarillo naranja brillante. 

Hab. Es común en Luzón, Panay y Joló: flores en Di- 
ciembre. 



C^SALPINIA SAPPAN, L. 

Nom. vul. Sibíikao, Sapag, tag.; Palo del Brasil, esp. 

Aplicaciones. El cocimiento del palo sibukao se da al in- 
terior contra las hemorragias, y particularmente las del pul- 
món: es quizás el color de sangre de esta decocción lo que 
ha sugerido la idea de darla para detener los derrames de 
sangre, y esta práctica filipina es también la de los árabes y 
médicos hindus. Los cochinchinos , razonando de una ma- 
nera diametralmente opuesta, la aconsejan como emenagogo. 
Algunos autores aconsejan el sibukao como sucedáneo del 
palo de campeche. Se administra la decocción en las dia- 
rreas crónicas, sobre todo en los niños; pero en algunas 
ocasiones ha originado flebitis. 

Se hace un extracto de la manera siguiente: 



Sibukao en pedazos pequeños 500 gramos. 

Agua hirviendo 472 litros. 



Macérese durante veinticuatro horas, hirviéndolo luego 
hasta reducirlo á la mitad, filtrándolo y evaporando el líquido 
al baño de María hasta consisteacia siruposa. 

Es menester no emplear vasijas de hierro. 

El sibukao contiene mucho tanino y ácido gálico y una 
sustancia especial que le distingue del palo de campeche, y 
que es la brasilina (C H" O'), que da con los álcalis so- 



luciones rojas y no azules, ni púrpura. Es una sustancia co- 
lorante cristalina, que puede considerarse como un com- 
puesto de hematoxilina y fenol. 

Descripción. Como la parte empleada es solamente el leño, 
parece ocioso dar aquí una descripción del árbol. El leño es 
bien conocido en todas partes en Filipinas, por ser uno de 
los artículos más importantes de su comercio, y no hay temor 
de que en vez de él den en ninguna parte palo de campeche, 
pues siendo este último de un precio muy elevado, no se ha- 
cen sustituciones de esta especie, sino al contrario, en sen- 
tido inverso. Para el comercio se presenta el sibukao en pe- 
dazos grandes de todos tamaños y formas, como que son 
troncos y ramas cortados en trozos que varían entre 0,50 
centímetros á 2 metros. Es de un color amarillo rojizo ó 
blanco, con vetas de color más ó menos rojo. 



C^SALPINIA PULCHERRIMA, Swartz. {Poinciana pul- 
ckerrima, L. y Blanco.) 

Nom. VUl. Flores y Rosas Caballero, Caballero, esp.-filp. 

Aplicaciones. Las hojas son emenagogas, purgantes, como 
las de sen, y excitantes. La corteza, sobre todo, es un pode- 
roso emenagogo, empleado en algunos países con un fin cri- 
minal. El cocimiento de las flores es pectoral y febrífugo, y 
se da en las bronquitis, el asma y las fiebres palúdicas. Estas 
flores contienen un principio amargo. Las raíces son acres y 
aun venenosas. Las semillas del fruto se las comen los chi- 
quillos cuando están verdes. Cuando están maduras encie- 
rran ácido gálico y tanino, por lo cual sirven para el curtido 
de las pieles y para teñir de amarillo con alumbre, y de negro 
con las sales de hierro. Contienen, además, una sustancia 
colorante y una resina. 



— 117 — 

Infusión de las flores. Flores secas de Caballero (i). 20 gramos. 

Agua 500 » 

Azúcar 70 > 

Mézclese. 



Por cepitas durante el día. 

Descripción. Arbusto de tronco erizado de espinas gran- 
des y apareadas. Hojas dos veces aladas sin impar, con tres 
estípulas en cada par de hojuelas, que son lampiñas, en nú- 
mero de cinco á ocho pares, aovadas y elípticas, con un esti- 
lete en el extremo. Flores amarillas y encarnadas , dispuestas 
en racimos en las puntas de las ramas. Cáliz dividido casi 
hasta la base en cinco partes cóncavas. Corola de cinco pé- 
talos, con uñuelas; el uno muy pequeño, derecho; los otros 
muy grandes, con los bordes ondeados. Estambres, 10, libres, 
lanosos, arrimados entre sí por la parte inferior. Pistilo del 
largo de los estambres. Estigma algo cóncavo. Ovario sésil, 
unilocular, multiovulado. Legumbre comprimida, con siete ó 
más semillas fijas en la sutura superior y separadas entre sí 
por istmos carnosos. 

Hab. Muy común en los jardines, donde se cultivan por 
sus hermosas flores, que se presentan en casi todo el año. 



CASSIA FÍSTULA, L. 

Nom. vul. Cañafistiila , esp.; Lombayog, Ibabaw, Balo- 
jyog, bis. 

Aplicaciones. La legumbre de este vegetal, conocida en 
las farmacopeas bajo el nombre de cañafístula, contiene una 
pulpa negruzca y azucarada, que constituye un purgante 
suave. Administrado solo, produce cólicos ventosos muy 

(i i Sólo 10 gramos si las flores son frescas. 



— IIJ 



desagradables , por lo cual se le asocia regularmente con car- 
minativos. Después de su uso, la orina, algunas veces, apa- 
rece con un color obscuro. La dosis laxante es de 4 á 8 
gramos; la purganle de 30 á 60. 



Extracto de cañafistula. Pulpa y semillas de las legum- ■ 

bres maduras i kilo. 

Agua I litro. 



Después de desleída la pulpa en el agua, se pasa por una 
tela de lana; la materia que queda en el colador se lavará con 
un poco más de agua fría, y, reunidos los líquidos, se les 
pone al baño de María, en donde se evaporan hasta consis- 
tencia de extracto. 

Dosis: de 15 á 30 gramos. 

El« Dr. Irving dice que la raíz es un purgante muy enér- 
gico. El zumo de las hojas tiernas sirve en el Concán para 
curar el impétigo (i). 

Descripción. Árbol de hojas opuestas, aladas sin impar. 
Hojuelas, las de abajo menores, en número de cinco pares, 
aovadas, aguzadas por los extremos, lampiñas y algo tiesas. 
Pecíolo común, hinchado en la base y sin glándula. Flores en 
racimos largos, simples, colgantes. Cáliz, cinco sépalos ova- 
les, un poco desiguales. Corola, cinco pétalos desiguales. 
Estambres, 10, libres, tres más largos. Ovario unilocular» 
pluriovulado. Legumbre cilindrica, puntiaguda, leñosa, negra, 
muy larga, con muchas semillas circulares, rodeadas de una 
pulpa negruzca y separadas por tabiques. 

Hab. Común en Luzón y Panay: flores en Marzo. 



(i) Dyraock, loe. cit., pág. 259. 



— 119 — 

CASSiA OCCIDENTALIS, L. 

Nom. vul. Tigkiman, Balotagaso, tag.; lambalisa, bis. 

Aplicaciones. En el Brasil se usa la raíz como tónica y 
diurética, en infusión (en cantidad de 4 gramos de corteza 
de la raíz en 180 de agua hirviendo), que el enfermo toma 
durante el día. En el Dahomey se sirven de las hojas como 
febrífugo. Hacen hervir 30 gramos de las hojas frescas en 300 
de agua, hasta que se reduzca el líquido, por la ebullición, 
á sólo 250 gramos. El enfermo toma esta decocción caliente 
el primer día, y al momento se declara una abundante trans- 
piración. Regularmente el resultado es inmediato, y ya no 
se produce el segundo acceso. Este medicamento goza allá 
más fama para las fiebres que la quinina, y añaden que pre- 
senta sobre ésta la ventaja de tonificar el estómago. Aña- 
diendo á la decocción dicha una pequeña cantidad de las 
raíces, el medicamento resulta, además, diurético. Las semi- 
llas sirven también para el mismo fin, usándolas en decoc- 
ción, 30 gramos por 300 de agua, y operando como dijimos 
para las hojas. 

Según De Lanesan (i), en La Reunión las semillas tostadas 
se usan en infusión, á manera de café, contra las gastralgias 
y el asma. En algunos países estas semillas, tostadas, se mez- 
clan al café, como en Europa hacen con la achicoria. 

Heckel y Schlagdenhauffen han hecho un estudio muy 
completo de la C. OCCidentalis, L. (2), del que tomamos los 
siguientes datos: 

Composición química: los autores referidos han exami- 
nado las semillas, y las han encontrado compuestas como 
sigue: 



(1) Les plantes útiles des colantes franfaises, París, lí 

(2) Archives de médecine naval, Avril etMai, 1887. 



— 120 — 

Agua higrométrica ; 8.855 

Cuerpos grasos y materias colorantes solubles en el 

éter de petróleo i . 600 

Cuerpos grasos y materias colorantes solubles en el 

cloroformo i . 1 50 

Materias odorantes y trazas de tanino 5.022 

Glucosa 738 

Materias pécticas, gomosas y mucilaginosas 15 -734 

Materias albuminoideas solubles y aleurona 6 . 536 

Materias celulósicas 7 • 434 

Materias albuminosas insolubles 2.216 

Lignosa 32.727 

Pérdidas I7 

Sales fijas 17-976 



Antes de los autores citados, las semillas habían ya sido 
estudiadas, bajo el punto de vista terapéutico, por Delioux 
de Savignac (i) y el profesor Clouet (2). Heckel y Schlag- 
denhauffen han confirmado las virtudes febrífugas de las se- 
millas de la C. OCCidentalis, y se preguntan cuál sea el prin- 
cipio que obra, cuando no han hallado en su análisis ningún 
glucósido ni alcaloide particular. Las propiedades antiperió- 
dicas de estas semillas pueden compararse con las de la qui- 
nina, y aun han sido eficaces en algunos casos en que la qui- 
nina quedó sin efecto. Parece claro que] sea el tanino el prin- 
cipio que obre, tanto más, cuanto que sus virtudes antiperió- 
dicas están hoy día reconocidas por todos los terapistas. 

El modo de administración es, en maceración ó infusión, 
de 2 á 15 gramos de semillas en 300 ó 400 de agua, para to- 
mar en el día en una ó varias veces. 

El medicamento no determina efectos fisiológicos muy 



<i) Corre et Lejanne, Abrégi de viat. vied. exot,, París, 1887, pág. 69. 
(2) Clouet, Éiude sur ¡a Asie occiderttaU, París, 1876. 



121 — 



marcados: sólo una vez produjo diarrea en un paciente, y 
parece ser que origina en el sistema nervioso una sedación 
•que facilita el sueño. 

Descripción. Es una planta de 6o centímetros á un metro 
de elevación. Raíz central con raicillas laterales, anual. Tallo 
derecho, ramoso. Hojas opuestas, aladas sin impar, y en su 
lugar un estilete. Hojuelas , cinco ó seis pares; las de abajo 
menores, aovadas, oblongas, con las márgenes y caras infe- 
riores pelosas. Pecíolo común hinchado en la base, con una 
glándula y dos estípulas. Flores asilares ó terminales. Cáliz, 
cinco sépalos desiguales. Corola, cinco pétalos casi iguales, 
de color amarillo de azufre, cóncavos, el posterior más des- 
arrollado. Dos verticilos de cinco estambres cada uno. De los 
cinco estambres sobrepuestos á los sépalos, dos son fértiles, 
más grandes, arqueados; de los otros cinco estambres opon- 
tipétalos, cuatro son fértiles y pequeños. Legumbre compri- 
mida, lineal, con muchas semillas comprimidas de figura de 
corazón, separadas por tabiques delgados. 

Hab. Común en Luzón: flores en Octubre. 



CASSIA ALATA, L. 

Nom. vul. Acapulco, esp.-fil.; Katandá, Gamut sa buni, 
Sontig , tag.; Simtig , Kasitás , bis.; Pakayomkom-kasti- 
la, pam. 

Aplicaciones. Este es uno de los remedios filipinos más 
populares, cuya aplicación ha corroborado la práctica de todos 
los médicos que en diversos países le han usado. Las pro- 
piedades antiherpéticas de esta cassia, llamada en tagalo 
ganiut sa buni ^ «medicina contra herpes», son notables: los 
indios se sirven del zumo de sus hojas, que aplican sobre las 
superficies de la piel afectadas. Estas propiedades son conocí- 



122 — 

das de larga data por los malayos, que las aprendieron indu- 
dablemente, lo mismo que los filipinos, de los hindus, que 
en sus tratados de medicina dan á esta planta el nombre 
sánscrito de Dadrughna, que significa «curar las herpes». 

La farmacopea de Bengala recomienda usar la cassia ma- 
chacando las hojas tiernas y mezclándolas con ungüento 
simple, hacer una pasta que se aplica en los lugares enfer- 
mos. En esta ocasión, como en otra, nos oponemos al uso 
del ungüento, que debe ser siempre reemplazado por la va- 
selina, que no se enrancia como aquél. También se emplea 
el jugo de las hojas mezclándolo con una cantidad igual de 
jugo de limón, para aplicarlo sobre las erupciones herpéticas. 
Los malayos se sirven de los polvos de las hojas secadas al 
aire, á los que añaden un poco de agua, frotando luego con 
ellos muy enérgicamente (y esto es una condición capital 
para la curación) las partes afectadas. 

La decocción de las hojas obra como un laxante, y, según 
Mr. J. Wood, la tintura de ellas tiene una acción, análoga á la 
de sen. El Dr. Pulney Andy, de la India (i), dice que el ex- 
tracto preparado con las hojas tiernas es un buen sustitutivo 
del extracto de coloquíntida. 

Según Mr. A. Porte (2), lo que mejor resultado le ha dado 
ha sido el extracto acético preparado con las hojas frescas. 
La siguiente es la fórmula que le ha servido para su con- 
fección: 

Hojas frescas de C. alata 100 gramos. 

Acido acético diluido en 2/3 de agua 450 > 

Se deja macerar durante diez ó doce días, después se 



(1) Waring, loe. cit., pág. 78. 

(2) Archives de mid. nav., París, 1879, avril. 



— 123 — 

cuela con expresión, se filtra y evapora hasta consistencia de 
extracto. 

Las semillas tienen propiedades vermífugas (i). 

Esta planta parece obrar sobre las herpes por el ácido cri- 
sofánico que contiene. Su efecto es tanto más seguro, cuanto 
más reciente sea la erupción. 

Las siguientes especies, que se producen en Filipinas, tie- 
nen virtudes análogas á la C. alata, á saber: Cassia sophe- 
ra, L., y C. tora, L., llamada en tagalo manimanihan. 

Descripción. Arbusto de tallo derecho, ramoso. Hojas 
opuestas, aladas sin impar, y en su lugar un estilete grueso. 
Hojuelas en número de lo á 13 pares, que se acercan á la 
figura lineal, lampiñas, las de abajo menores, algo rugosas y 
con un estilete en el ápice. Pecíolo común, hinchado, con 
dos estípulas horizontales en la base. Las flores, dispuestas 
en panículas terminales. Cáliz, cinco sépalos libres, cónca- 
vos, desiguales. Corola de cinco pétalos de hermoso color 
amarillo. Estambres perigíneos, 10, de los cuales tres supe- 
riores, muy pequeños y á menudo estériles, y tres inferiores, 
muy grandes. Las anteras biloculares se abren por dos poros. 
Ovario pluriovulado, con un estilo filiforme. Legumbre larga, 
con dos alas en los dos lados y con muchas semillas, que se 
acercan á la figura de una cruz con los extremos obtusos. 

La C. SOphera, L., se caracteriza por tener 10 estambres, 
todos fértiles, y una legumbre lineal, lisa, bivalva, llena de 
granos separados por seudo tabiques. La C. tora, L., tiene 
una legumbre cuadrangular, de unos 1 5 centímetros de largo 
por 2 de diámetro. 

Hab. Crece en todas partes y es sumamente conocida por 
los indios: flores en Mayo. 

(i) Danity, Exir. du Bull. de la Soc. Méd. de lile Maurice, 1887, aoQt. 



— 124 — 

TAMARINDUS INDICA, L. 

Nom. vul. Tamarindo, esp.; Sampalok, tag., pam., bik.; 
Sambak, Siimalagi, Kamalagi, bis. 

Aplicaciones. La pulpa del fruto sirve para hacer una es- 
pecie de conserva dulce, que los filipinos usan mucho en su 
alimentación. Con la pulpa disuelta en agua azucarada pre- 
paran una bebida refrescante, que usan frecuentemente, y de 
la cual se abusa bajo pretexto de ser buena para el hígado, 
el estómago y la sangre, siendo más bien dañina que útil 
para la salud. 

La pulpa tiene propiedades laxantes, pero débiles, y regu- 
larmente se la administra en disolución, acompañada de cré- 
mor de tártaro. 

La composición química de dicha pulpa es: 

Acido cítrico 9,40 

» tártrico 1,55 

» málico 0,45 

Bitartrato de potasa 3,25 

Azúcar 12,50 

Goma ". 4,70 

Gelatina vegetal 6,25 

Parénquima 34)35 

Agua 27,55 

(Vauquelin.) 

La disolución de la conserva que hemos dicho, en agua 
azucarada, produce una especie de tisana sumamente agra- 
dable al gusto, muy útil para apagar la sed de los calentu- 
rientos. 

Después de cualquiera enfermedad, y especialmente des- 
pués del parto, el primer baño que toma el convaleciente se 
le da en Filipinas con una decocción de hojas de sampaloc: 
los curanderos indios dicen que es para evitar el pasmo. 

Descripción. Árbol de hojas opuestas, aladas sin impar. 



— 125 — 

Hojuelas, 120 más pares, lineales, con una escotadura en el 
ápice, enteras y lampiñas. La legumbre, madura, es de color 
de chocolate, oblonga, un poco comprimida, derecha ó cur- 
va , de 6 á 1 5 centímetros de larga , llena de una pulpa de 
color moreno claro, que envuelve las semillas, encerradas á 
su vez en una membrana celular. Estas semillas son aplasta- 
das, casi cuadrangulares , de tegumento duro, castaño, relu- 
ciente y sin albumen. 

Hab. Es muy común y conocido en todas partes. 

BAUPIINIA MALAB ARICA, Roxb. {B. tomentosa, Wall, 
y Blanco.) 

Nom. vul. Alibagbag, tag., bis., pam. 

Aplicaciones. Las hojas de este árbol, lo mismo que las 
de otra especie, la B. tomentosa, L., son bastante acidas y 
sirven á los filipinos para su alimentación, entrando á formar 
parte de una porción de guisados. 

Las flores nuevas tienen virtudes antidisentéricas, y se ad- 
ministran con este fin al interior en infusión (10 á 20 gramos 
de flores por medio Utro de agua). 

La decocción de la corteza de la raíz es un remedio que 
se administra en la costa del Malabar, según afirma Rhee- 
de (i), en las afecciones del hígado. 

Descripción. Es un árbol de hojas alternas, medio abro- 
queladas, algo acorazonadas, orbiculares, con el ápice divi- 
dido en dos grandes lóbulos y con estilete en medio de ellos, 
lampiñas por arriba y algo vellosas por debajo, con nervios 
que se reúnen en la base, en la cual se ven dos grandes 
glándulas chatas. Pecíolos cortos. Flores cimosas. Pedúnculo 
propio, largo. Cáliz inferior de figura de embudo, en cuatro 

(i) Rheede, Horius malabaricus, t. xxxv. 



— 126 — 

ó cinco partes y del largo de la corola. Corola de cinco pé- 
talos. Estambres, lo, los cinco alternos más largos. Estigma 
grueso, abroquelado, con dos lóbulos. Legumbre con piece- 
cito lineal, con muchas semillas, separadas entre sí por medio 
de istmos estoposos. 

Hab. Común en todas partes: flores en Noviembre. 



LEGUMINOSAS MIMOSEAS. 



ENTADA SCANDENS, Benth. {E. Purscetha, DC. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Gogo, tag.; Bayogo^ Balogo, Gohog bakay, bis. y 
pam. 

Aplicaciones. Es bien conocido de todos en Filipinas el 
uso que se hace del tronco machacado de este vegetal, que 
cortado en tiras y machacado con una piedra hasta aplas- 
tarlo completamente, se vende bajo el nombre de gogo. Estas 
ñbras, puestas en maceración en el agua, dan á ésta un color 
rojizo y la comunican propiedades que la hacen poder reem- 
plazar el jabón en el baño. Los filipinos se sirven de esta 
maceración para lavarse el cuerpo, y sobre todo la cabe- 
za, para la que no hay una loción más útil ni más sencilla. 
La pitiriasis desaparece con su uso y los cabellos adquieren 
una gran suavidad, sin resecarse demasiado, como ocurre 
cuando se lavan con jabón. 

Los indios curan en Filipinas la sarna lavando las partes 
afectadas con la maceración dicha, mientras que con el ba- 
gazo friegan enérgicamente, y destruyen así las costras y an- 
fractuosidades que guardan el sarcopte. La eficacia del trata- 



127 ~^ 

miento está en razón directa de la energía empleada en la 
fricción. 

Las semillas del gogo son enormes, lenticulares y aplasta- 
das; tienen de diámetro de 3 á 4 centímetros. La composición 
química ha sido estudiada por Petit (i). Ceden al alcohol un 
principio activo, quizás un glucósido, que el autor no ha estu- 
diado por completo. Cinco centigramos de este cuerpo enve- 
nenan un cochinillo de Guinea, con parálisis del cuarto trasero 
y sin agitación aparente. También halló saponina en estos 
granos, que en mucha mayor cantidad existe en el tronco 
leñoso. 

En las islas de la Sonda comen estas semillas asadas, y 
sacan también de ellas un aceite que se usa para el alum- 
brado. 

La maceración del gogo es emética, purgante y empleada 
asimismo para curar el asma; pero parece sumamente irri- 
tante, y la menor cantidad que llegue á penetrar en el ojo 
produce un vivísimo escozor y una ligera conjuntivitis que 
dura uno ó dos días. 

Descripción. Es un arbusto trepador con hojas opuestas, 
dos veces aladas sin impar, en cuyo lugar hay un estilete, 
cinco pares de hojuelas elípticas, con una escotadura en el 
ápice, enterísimas, lampiñas. Pecíolo común con dos estípu- 
las en la base, revueltas hacia abajo, y en el extremo un sar- 
cillo bífido. Flores en espigas finas. Cáliz oblicuamente trun- 
cado, con cinco dientes. Corola de cinco pétalos ovales, 
mucho más grandes que el cáliz. Estambres, 10 á 13. Fila- 
mentos más largos que la corola. Antera con una ó dos glán- 
-dulas globosas, blancas, con piececito en el extremo. Legum- 
bre leñosa, grandísima, con grandes escotaduras en las 



(i) Soc. des Phaint, de París, i888, mars. 



— 128 — 

orillas, con muchos aposentos y muchas semillas muy gran- 
des, circulares, comprimidas, con la cubierta huesosa, de color 
obscuro, de 3 á 4 centímetros de diámetro. 

Hab. En los montes de Luzón y Panay: flores en Mayo. 

PARKIA ROXBURGHII, G. Don. (P. Brtinonis, Grah.; 
P. biglobosa, Benth; Mimosa peregrina^ Blanco.) 

Nom. vul. Kopag, tag. 

Aplicaciones. El fruto es comestible; contiene una pulpa 
de color amarillo de oro, de un gusto ligeramente azucarado 
y agradable, con un olor que recuerda el de la violeta. 

Las semillas tostadas sirven en algunos puntos del África 
para preparar una infusión parecida á la del café, por lo cual 
han recibido el nombre de café del Sudán. 

La pulpa ha sido estudiada por Heckel y Schlagden- 
hauffen (i) en 1887; contiene el 60 por 100 de su peso de 
azúcar, mezcla de glucosa y azúcar intervertida, 0,98 por 100 
de ácidos tártrico y cítrico libres, grasas, materias albuminoi- 
deas, etc. 

Descripción. Gran árbol de hojas opuestas, dos veces ala- 
das sin impar. Hojuelas pequeñas lineales, más de 40 pares. 
Pecíolo primario con una glándula en la base y á veces otra 
más arriba. Flores en un receptáculo piriforme al extremo de 
un pedúnculo desnudo, largo, axilar. Cáliz largo, tubuloso, de 
cinco lóbulos desiguales. Corola de cinco pétalos iguales. Es- 
tambres, 10, monadelfos. Ovario libre, unilocular, multiovu- 
lado. Legumbre leñosa, muy comprimida, de color moreno, 
con muchas semillas rodeadas de una pulpa amarilla. 

Hab. Abunda en las provincias del centro de Luzón: flo- 
res en Diciembre. 

(i) Journal de chimie et de pharmacie, París, 1887, pág. £01. 



— 129 — 

ACACIA FARNESIANA, Willd. (A. indica, Y)esv.\ Mimosa 
Farnesiana^ L. y Blanco.) 

Nom. vul. Aroma^ esp-fil. 

Aplicaciones. La corteza del tronco es astringente, y su 
decocción muy útil para el prolapso del recto y para inyec- 
ción en la leucorrea. Las hojas tiernas cocidas se aplican en 
forma de cataplasma sobre las úlceras y llagas, previamente 
lavadas por su decocción. 

• Este árbol deja trasudar una abundante goma muy pare- 
cida á la arábiga, que proviene, como es sabido, de una es- 
pecie de acacia, la Arábica, Willd. El farmacéutico de Manila 
D. Anacleto del Rosario envió á la Exposición Universal de 
París de 1889, una muestra de esta goma obtenida en las ha- 
ciendas de D. P. P. Roxas, en Batangas. La referida muestra 
en nada se diferencia de la goma arábiga, y es seguro que la 
sustitución de ésta por la goma filipina se hará tarde ó tem- 
prano en Filipinas, tanto para usos farmacéuticos, como para 
los industriales. 

Nos parece inútil hablar aquí de las propiedades de la 
goma arábiga. 

Descripción. Arbolito conocidísimo, con el tronco lleno de 
espinas muy largas. Hojas dos veces aladas sin impar. Uno ó 
más pares de hojuelas, muy pequeñas, lineales. Pecíolo común 
con dos espinas unidas en la base, y una glándula pequeña 
en la parte superior, Flores axilares reunidas en cabezuela 
globosa, que contiene más de 50 florecitas sobre un pedún- 
culo largo. En cada axila hay dos pedúnculos. En unas cabe- 
zuelas, todos los flósculos son machos; en otras, hermafrodi- 
tas. Hermafroditas: cáliz, cinco dientes muy poco notables; 
corola en cinco partes; estambres, más de 40; anteras echa- 
das; pistilo del largo de los estambres. Machos: cáliz y corola, 
estambre' y anteras como en las hermafroditas; pistilo, nin- 



— 130 — 

guno. Legumbre redonda encorvada, con más de ocho semi- 
llas elípticas comprimidas, con una línea en cada cara, que 
sigue paralela al contorno de la cubierta. 

Hab. Se encuentra en todas partes, pero forma espesos 
bosques en La Laguna y Batangas: flores en Enero. 

CRASULÁCEAS. 

KALANCHOE LACINIATA, DC. {Cotyledon laciniata, 
Roxb.; Bryophyllum serratum, Blanco.) 

Nom. vul. Siempreviva, esp.-fil.; Katakatakd, tag. 

Aplicaciones. Las hojas, carnosas, machacadas y aplicadas 
encima de las úlceras y llagas viejas, las curan por un pro- 
ceso irritativo que provocan en ellas. Aplicadas en las sienes 
sirven para calmar los dolores de cabeza. Aisnlie atestigua 
los buenos efectos de la aplicación de ellas en las inflamados 
nes y para limpiar las úlceras. El jugo de las hojas se usa 
en el Concán para curar las diarreas biliosas y la litiasis 
biliar (i). 

Descripción. Planta conocida, de hojas sésiles opuestas- 
ovales, como dos veces aserradas, carnosas. Flores en um- 
bela. Cáliz muy corto, de cuatro sépalos lanceolados, acumi- 
nados, unidos en la base. Corola hipocraterimorfa, persis- 
tente, con limbo de cuatro lóbulos pequeños. Estambres, 
ocho, fértiles. Ovarios, cuatro, libres, con un lóculo pluriovu- 
lado. Estilos del largo de los estambres. Estigmas aleznados. 
Cuatro cajillas, cada una con un aposento y en él muchas 
semillas oblongas. 

Hab, Común en todas partes. 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 360, 



— 131 " 

COMBRETÁCEAS. 

TERMINALIA CATAPPA, L. (J. molucana, Lam.; 
T. mauriciana, Blanco.) 

Nom. vul. Talisay, tag.; Almendro , esp.-fil. ; Talisay^ 
Banilak, Nato, Hitaní^ bis.; Kalisay, pam.; Ltigo^ Pan- 
dan, ilok. 

Aplicaciones. La almendra es comestible y de un sabor 
muy agradable. Se extrae de ella un 50 por 100 de un aceite 
fijo, dulce, de buen gusto y comestible: cuando se le deja 
guardado por algún tiempo, deja en el fondo depósitos abun- 
dantes de estearina. Este aceite se asemeja al de almendras 
dulces, y puede ser un sustitutivo muy ventajoso, lo mismo 
que el de Pili, de que ya hablamos {Canariu7n comune, L.). 
La misma almendra del talisay podrá muy bien ser empleada, 
en lugar de la almendra dulce del Codex, para los loocs, 
■etcétera, etc. 

La corteza del tronco es astringente, y usada en decocción 
en las diarreas atónicas, y en lociones en las ulceraciones. 

Decocción. Corteza machacada 12 gramos. 

Agua 150 » 

Jarabe simple 40 » 

Mézclese. 

Á cucharadas en veinticuatro horas. 

Descripción. Este árbol se eleva á la altura de 6 y 8 me- 
tros. Sus ramas son horizontales y estrelladas. Hojas amon- 
tonadas, hendidas en la base, ya trasovadas, ya ovales, esco- 
tadas, lampiñas, con dos eminencias como glándulas en la 
base. Pecíolo cortísimo , algo hinchado y comprimido. Flores 
axilares, en racimos, con una escama en la base del pe- 



— n2 — 



dúnculo propio, las unas hermafroditas y las otras carecen 
de pistilo. Flores machos. Cáliz peloso por dentro, con cinco 
lacinias. Corola, ninguna. Estambres, lO, fijos en el cáliz. 
Flores hermafroditas. Pistilo del largo de los estambres. 
Drupa carnosa inferior, oval, con las orillas revueltas hacia 
arriba, con la nuez fibrosa y sumamente dura , y una semilla 
larga y puntiaguda. 

Hab. Común en Luzón; en Manila es un árbol ornamen- 
tal que abunda en el paseo de la Sabana y en la calzada del 
General Solano , lo mismo que en Sampaloc y Malacañang- 

TERMINALIA CHEBULA, Retz. (7. reticulata, Roth.; 
Bucida cíiminata, Blanco.) 

Nom. vul. Diglas, Diglas, tag. 

Aplicaciones. El fruto maduro, que en la India se llama 
myrobalan , es un purgante: seis de ellos, machacados y dados 
en decocción, obran eficazmente como un purgante seguro, 
produciendo cuatro ó cinco deposiciones abundantes sin 
causar nauseas ni otros efectos desagradables, según el doc- 
tor Waring, que los ha ensayado y los recomienda (i). Aña- 
diendo á la decocción una pequeña cantidad de canela, se le 
hace de un gusto más agradable. 

Es menester tener presente que la fruta del diglas es de 
diferentes tamaños , de modo que la receta anterior se refiere 
á las medianas , porque Dymock dice que bastan tres para 
purgar (2), en tanto que el Dr. Hove dice que sólo una es 
suficiente. 

En contra de lo que se podía suponer sobre su composi- 
ción química, dadas estas propiedades purgantes, los frutos 



(i) Waring, loe. cit., pág. 88. 
(2) Dymock, loe. cit., pág. 319. 



— 133 — 

contienen principios astringentes, por lo cual se aplican con 
buen éxito para combatir la leucorrea y para lociones en lu- 
gar de la nuez de agallas. Su cocimiento es útilísimo , en lo- 
ciones, para curar las almorranas procidentes. 

La fruta verde es muy celebrada por Radja Kalikesen (i), 
que la considera carminativa, tónica y purgante. El Dr. Twi- 
ning habla también de las mismas propiedades, la reco- 
mienda como tónica y aperitiva, y muy útil en la atonía de 
los órganos digestivos, y se admira de que los europeos no 
hagan uso de ella. Según el mismo autor , para la diarrea y 
la disentería, la dosis es de 8 gramos en dos veces al día (2). 
Refiere un caso de hipertrofia del bazo, que curó con este 
fruto. 

' En las hojas se observan unas agallas en forma de cuerno, 
aplastadas, anchas y huecas: son obra de un insecto que 
pica las hojas y deposita en ellas sus huevos. Estas hojas con 
agallas son astringentes y muy eficaces en la diarrea , sobre 
todo de los niños, y la disentería. La dosis para un niño de 
más de un año será de 0,40 á 0,50 centigr. por día, adminis- 
trada en dosis fraccionadas cada dos ó tres horas. 

Fridolin ha encontrado en las frutas un ácido que llamó 
chebulmico (C^^H^^O'°), que supone que sean los ácidos 
gálico y tánico , que anteriormente había señalado Stenhou- 
se. No se ha hallado ningún principio á que puedan atri- 
buirse las propiedades purgantes, á no ser que sea una ma- 
teria oleorresinosa verde, que fué hallada en el fruto del 
myrobalán por Apery (3), y que se vuelve roja al contacto 
del ácido nítrico. 

Descripción. Árbol con hojas alternas, lanceoladas, enteras 



(i) Calcutta Méd., Pkys. trans., t. v, pág. 432. 

(2) Twining, Distases of Bengal, t. l, pág. 407. 

<3) Bull. de la Soc. dt Thérapeutique, París, 1877, décembre. 



— 134 — 

y lampiñas. Pecíolos cortos. Flores termínales en panojas 
espigadas, medio dísticas. Cáliz superior, colorido, de figura 
de campana , peloso por dentro y con cinco dientes patentes. 
Corola, ninguna. Estambres, lo, más largos que el cáliz, con 
las anteras redondas. Ovario cilindrico y con un fulcro alez- 
nado en la base. Estilo encorvado y más largo que los estam- 
bres, con el estigma simple. Baya ovoidea, de 2 á 4 centíme- 
tros de larga, con cinco á 10 ángulos agudos, rugosos, de 
carne negruzca, dura, compacta, con una semilla. 
Hab. Batangas, San Mateo: flores en Mayo. 

QUISQUALIS INDICA, L. {Q. villosa, Roxb.; Q. spi- 
nosa, Nares.) 

Nom. vul. Tagaraw, Niogniogan, tag.; Tangolon, h\s.\Ba- 
bebabe, pam.; Tartaraw, ilok. 

Aplicaciones. En el fruto hay una almendra, cuyo gusto, 
parecido al del albumen del coco, ha hecho que tal planta 
reciba el nombre tagalo de niogniogan, que quiere decir 
«parecido á coco» (niog). Dicha almendra es un poderosa 
antihelmíntico, usado también en la India. La dosis es de dos 
á cuatro de ellas, machacadas y administradas con un poco 
de miel ó de azúcar, para los niños de dos á cuatro años. 
Tomadas en más grande cantidad, producen hipo, lo que es 
perfectamente sabido y conocido por los filipinos. El doctor 
Bouton (i) dice que pueden causar espasmos y otros des- 
órdenes parecidos. 

Dan por expresión un aceite fijo, de color verde claro y 
olor ligeramente viroso , que será probablemente el principia 
activo de este vegetal. 

Descripción. Arbusto que se eleva, echándose sobre los 

(1) Bauton, Med. plants cf Maur¿íius,pkg. 58. 



— 135 — 

árboles. Tiene el tronco sembrado de espinas largas y opues- 
tas. Hojas en estrella de tres en tres, aovadas, oblongas, 
aguzadas, enteras y lampiñas. Pecíolos muy cortos, Flores 
axilares en espiga. Cáliz larguísimo, casi cilindrico, con cinco 
dientes. Corola de cinco pétalos, fijos entre los dientes del 
cáliz. Estambres, lo, fijos en el tubo del cáliz, más cortos 
que la corola, dispuestos en dos series, los cinco más altos. 
Estilo del largo de los estambres, pegado casi en toda su 
longitud á la pared del tubo del cáliz, del cual se desprende 
ya cerca del estigma. Estigma gruesecito. Glande superior 
aovado, con cinco ángulos muy salientes y afilados en la cor- 
teza y con una almendra aguzada por un extremo. 
Hab. San Mateo y litoral de Luzón: flores en Mayo. 



MIRTÁCEAS. 

PSIDIUM POMIFERUM, L. {P. aromaticumy pyriferum, 
Blanco.) 

Nom. vul. Guayabas , esp.; Bayabas^ Guyabas, Tayabas, 
tag . y otros dialectos. 

Aplicaciones. El fruto verde es ácido y muy astringente; 
cuando está próximo á madurar es el momento de comerlo 
crudo, pues el ácido ha disminuido, no es astringente y 
no tiene el olor fuerte, y para algunas personas poco agra- 
dable, que exhala cuando madura por completo. Entonces 
es dulce, ha desaparecido por completo su gusto astringente 
y es sumamente blanda la fruta de la guayaba. En este es- 
tado, regularmente , la consume la confitería para convertirla 
en jaleas y otras conservas muy apreciadas. 

La corteza, y particularmente la raíz, es muy astringente, 



- 136 - 

y su cocimiento se emplea para curar la diarrea y para lavar 
llagas y úlceras. El Dr. Waitz ha empleado, con buenéxito, 
la siguiente fórmula para curar la diarrea crónica de los 
niños (i): 

Corteza de la raíz de la guayaba 15 gramos. 

Agua 180 » 

Hiérvase hasta reducir á una mitad. 

Dosis: á cucharadas cada dos ó tres horas, según la edad. 

El cocimiento de los cogollos es muy usado en las infla- 
maciones de la boca y para lociones en úlceras, llagas y 
erupciones cutáneas. El Dr. Waitz, ya citado, recomiéndala 
decocción de la corteza, en aplicaciones locales, en el pro- 
lapso del ano de los niños. También da buenos resultados 
en lavativas, contra la diarrea y disentería. 

Descripción. Es tan común el árbol de la guayaba, y tan 
generalmente conocido por todos en Filipinas, que nos cree- 
mos dispensados de dar la descripción. 

EUGENIA JAMBOLANA, Lam. [Calyptranthes Jambo- 
lana, Willd. y Blanco; Syzygittm Javibolanum^ DC. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Lomboy, Duhat, Duat, tag., pam., bis. 

Aplicaciones. El fruto del lomboy maduro, de un color vio- 
leta tan obscuro que parece negro, es comestible y muy apre- 
ciado en Filipinas, aunque, considerado como una fruta or- 
dinaria, no aparece en las mesas de aparato. Algunos la 
suponen dañosa, pero , en realidad , es una fruta de fácil di- 
gestión. 

El jugo del fruto con azúcar, preparado como un jarabe, 

(i) Waitz, loe. cit., pág. íJS- 



— 137 — 

es útilísimo para curar las diarreas y la disentería, para lo 
cual sirve asimismo la decocción de la corteza del tronco. 
Preparación del jarabe: 

Jugo de lomboy maduro 500 gramos. 

Azúcar muy blanca 950 » 

Se hace la solución al baño de María cubierto, se cuela por 
un tamiz de estambre y se guarda. 

Dosis: de 60 á 200 gramos por día. 

El zumo de las hojas se emplea también para curar las 
diarreas. Un médico hindú, Bhavaprakasa, aconseja la si- 
guiente receta: 



Zumo de hojas de lomboy. 

» de manga ^ aa 4 gramos. 

Pulpa de Terminalia chehiila 



Para administrarlo de una vez en un poco de leche de ca- 
bra y miel (i). 

Con el zumo de la fruta se hace una especie de vino de 
gusto muy agradable. Últimamente se recomendó la pepita 
pulverizada para curar la glucosuria, ó se afirmaba al menos 
que , dada al interior, disminuía y abolía la glucosa contenida 
en la orina de los enfermos. Llegó hasta decirse que, durante 
el tiempo que el paciente estaba bajo este tratamiento, podía 
comer impunemente feculentos y alimentos transformables 
en glucosa, sin que tal accidente ocurriera. 

La composición química de tales granos ó semillas es la 
siguiente: 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 333. 



- 138 - 

Aceite esencial Trazas. 

Clorofila y materias grasas 0,3 7 

Resina soluble en el alcohol y el éter 0,30 

Acido gálico 1,65 

Albúmina 1,25 

Extracto coloreado soluble en el agua 2,70 

Humedad 10,00 

Residuo insoluble 83,73 

100,00 

Dujardin-Beaumetz ha querido comprobar el valor tera- 
péutico de la pepita del lomboy en la diabetes, y el resultado 
de su experiencia ha sido negativo para estas pretendidas 
virtudes (i). Scott había dicho que mezclando malta y almi- 
dón se impedía la fermentación, añadiendo polvos de la 
semilla del lomboy. El Dr. Villy, en el laboratorio de Dujar- 
din-Beaumetz, ha demostrado que esto no ocurría. Contra- 
riamente á lo que opinan los médicos que habían dicho que 
los granos referidos hacían desaparecer el azúcar aun en los 
diabéticos que se alimentaban como todo el mundo, Dujar- 
din-Beaumetz se ha apercibido, en los ensayos que hizo, que 
el quebranto más ligero del régimen se traducía por una 
aumentación de la glucosa. Bajo la influencia del medica- 
mento á la dosis de 2 á 10 gramos por día, y manteniendo 
el régimen exclusivo de los diabéticos, y sólo en estas con- 
diciones, el terapista parisiense ha observado que el azúcar 
desaparecía del tercero al quinto día; pero esto ocurría en los 
diabéticos de mediana intensidad , porque en los seriamente 
enfermos tal medicación no produjo efecto alguno. Al mo- 
mento que cesaba la medicación aparecía el azúcar. 

Descripción. Árbol de hojas opuestas, aovadas, aguzadas, 
enterísimas y muy lisas. Flores en panojas racimosas, con los 

(i) Sociitc de Thiraptutique {Bullentin). Séance du ii février 1891, París. 



_- 139 — 

pedúnculos opuestos. Cáliz superior, con cinco dientes poco 
notables, con una cubierta decidua compuesta de muchas 
piezas orbiculares y que se reúnen por abajo, formando un 
estuche. Corola, ninguna. Estambres muchos, fijos en los 
bordes del cáliz. Estigma aleznado. Baya oval, coronada con 
el cáliz, con una semilla larga, cilindrica, con una epidermis 
membranácea, 

Hab. Común en todo el Archipiélago: flores en Febrero. 



MELASTOMÁCEAS. 



MELASTOMA MALABATRICHUM, L. {M. obvolutum, 
Jack.; M. áspera y obvoluta^ Blanco.) 

Nom. vul. Granatis, tag. 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas es útil en la dia- 
rrea y la disentería, como astringente. De la corteza se hace 
también una decocción, empleada en gargarismos contra las 
anginas catarrales y las aftas, y en lociones en las úlceras y 
la sarna. 

Su fruta es comestible, se parece un poco á la grosella, y 
sin duda por las muchas pepitas la llaman granates^ nombre 
de origen español. 

Descripción. Arbolitos de ramas opuestas, con los extre- 
mos cubiertos de pelos. Hojas opuestas, con tres nervios, 
muy ásperas, con pelo corto. Flores terminales en panoja. 
Estambres, lO. Filamentos, los alternos más cortos y de dis- 
tinto color, los otros morados. Antera con dos apéndices col- 
gantes en la base, y las cinco alternas con dos glandulillas 
simples. 

Hab. Montes de Augat y San Mateo. 



140 — 



LITRARIEAS. 

AMMANNIA VESICATORIA, Roxb. (A. baccifera, l..\ 
A. indica, Lam.; A. debilis y Celosía mana, Blanco.) 

Nom. vul. Bias pogo, tag. 

Aplicaciones. Las hojas de esta planta tienen un principio 
irritante y acre, que las hace útiles para vejigatorios. Según 
la farmacopea de la India, resultaba de las experiencias de sir 
W. O'Shaughnessy, que los emplastos hechos con las hojas 
machacadas no producían vesicación sino al cabo de veinti- 
cuatro horas, y causaban un dolor intenso. Había además 
que cambiar de emplasto cada media hora. El dolor era más 
intenso que el producido por las cantáridas, y la prontitud 
de su acción muchísimo menor. El Dr. Dymock ha hecho 
una tintura etérea de estas hojas, y ha obtenido en sus ensa- 
yos con ella un resultado sumamente distinto al acusado por 
la farmacopea de la India, lo cual no debe sorprender, porque 
la tintura, en una pequeña cantidad de éter, lleva disuelta 
indudablemente una buena dosis del principio vesicante de 
las hojas. Esta tintura tiene el color de la epispástica de la 
farmacopea inglesa, causa menos dolor que ésta y produce 
rápidamente una buena vesicación, como yo mismo me he 
podido convencer usando una pequeña cantidad que me fué 
enviada de Bombay el año 1891. 

El Dr. Bholanauth Bose da un tratamiento de las enferme- 
dades crónicas del bazo, que consiste en administrar al inte- 
rior el zumo de estas hojas; pero tal medicación ha causado 
dolores intensos, y su eficacia es completamente incierta (i). 

(i) Waring, loe. cit., pág. 87. 



— 141 — 

En el Concán dan el zumo de las hojas mezclado en los 
alimentos, á los animales cuando están muy excitados, para 
apagar sus apetitos sexuales. La planta fresca ó seca se ad- 
ministra en decocción con ajengibre en las fiebres intermi- 
tentes (i). 

La tintura etérea evaporada deja como residuo una sus- 
tancia resinosa, que no ha sido aún estudiada, y que parece 
ser el principio vesicante. Esta tintura deberá hacerse con 
las hojas secas para no hidratar el éter. 

Descripción. Planta de tallo derecho, cuadrado, ramoso, 
Hojas opuestas, lanceoladas y como pestañosas. Flores axila- 
res, pequeñas, rojas, solitarias. Pedúnculos cortos. Cáliz infe- 
rior de figura de campana, con ocho ángulos en el borde; los 
cuatro alternos mayores. Corola, ninguna. Nectario, rodea al 
ovario y es de figura de campana, más corto que el cáliz, con 
cuatro dientecillos que, alargándose, constituyen los filamen- 
tos de otros tantos estambres. Anteras con cuatro aposentos. 
Ovario con cuatro lóculos pluriovulados. Estilo, casi ninguno; 
estigma con estrías. Cajilla globosa que se rompe horizontal- 
mente, con más de 15 semillas angulares fijas en un eje 
común. 

Hab. Se cría en los terrenos anegados de Mandaloyon. 

LAWSONIA ALBA, Lam. {L. spinosa, L.; L. inermis^ 
Roxb.) 

Nom. vul. Cinamomo del país, esp.-fil. 

Aplicaciones. Este vegetal es muy popular entre los orien- 
tales, porque muchas razas de entre ellos se sirven de sus 
hojas para teñirse de amarillo rojizo las uñas, la extremidad 
de los dedos y la palma de las manos. Hay una tradición en- 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 305. 



— 142 — 

tre los mahometanos, que dice, que el Profeta habló de esta 
planta llamándola «la mejor de las hierbas». La parte em- 
pleada es la hoja, que, secada y finamente pulverizada, se 
vende en los bazares de la India bajo el nombre de hinna; 
estos polvos, mezclados con agua, producen un líquido ama- 
rillo, que sube de tono si se pone á hervir. Añadiendo un ál- 
cali cualquiera, el amarillo toma un tono moreno; mezclado 
con añil, sirve en Persia para teñir los cabellos de negro. 

Las hojas machacadas se aplican como una cataplasma en 
las plantas de los pies de los que tienen la viruela, con el fin 
de impedir, según creen los hindus, que los ojos sufran de la 
erupción y de sus consecuencias. En la India se padece una 
afección llamada en inglés burning of the feet (quemadura de 
los pies), cuyo mejor remedio es el emplasto dicho. Grier- 
son (i) y Waring obtuvieron felices resultados con esta me- 
dicación en dicha enfermedad, usando las hojas machacadas 
formando una pasta con vinagre; pero con los casos que fue- 
ron rebeldes se tuvo un éxito completo frotando fuertemente 
las partes afectadas con las hojas machacadas solamente (2). 
El emplasto de las hojas y su cocimiento se emplean en apli- 
caciones locales, en los golpes. 

La corteza se ha dado en la ictericia y dilataciones del 
bazo, lo mismo que en las afecciones calculosas, y, como al- 
terante, en la lepra y en las afecciones tenaces de la piel. Su 
decocción se aplica en las quemaduras. 

Un médico inglés, el Dr. Newton, hizo un extracto de las 
flores y hojas, con el que pretendía curar la lepra, un remedio 
más que figura en la larga lista de los tratamientos emplea- 
dos contra esta terrible enfermedad. La dosis del extracto 



(1) CaUutta Mid. Phys. trans., t. x, pág. 405. 

(2) Waring, loe. cit., pág. 87. 



— 143 — 

es la de una cucharada de las de café al día, dividida en dos 
veces. 

El zumo de las hojas se ha dado con agua y azúcar en al- 
gunos países, como un remedio contra la espermatorrea. 

La decocción de las flores se da en las cefalalgias, y el 
fruto es emenagogo. 

Descripción. Arbolito de tronco de ramas esparcidas. Ho- 
jas opuestas, lanceoladas, anchas, enteras, lampiñas y tiesas, 
con las orillas revueltas hacia abajo. Flores terminales en pa- 
nojas racimosas con los .pedúnculos opuestos. Cáliz inferior 
de figura de campana, en cuatro partes aguzadas, con una 
excrecencia circular en el vientre; entre ella y el cáliz están 
fijos los estambres y pétalos. Corola de cuatro pétalos, más 
iargos que el cáliz. Estambres, ocho, fijos por pares en los 
segmentos del cáliz, alternos con los pétalos, y más largos 
que ellos. Antera arriñonada. Ovario en el fondo del cáliz. 
Estilos del largo de los estambres. Estigma obtuso. Cajilla 
globosa, de cuatro aposentos y muchas semillas. 

Hab. Común en todo el Archipiélago: flores en Julio. 

PÚNICA GRANATUM, L. 

Nom. vul. Granada, esp. y dialectos filipinos. 

Aplicaciones. La decocción de las hojas tiernas sirve para 
gargarismos y lavatorios en los casos de anginas, aftas y he- 
ridas en la cavidad bucal. 

La corteza del fruto es sumamente astringente, y su coci- 
miento muy útil para combatir las diarreas crónicas, y al ex- 
terior, en inyecciones y lociones , contra la leucorrea y las 
almorranas inflamadas. Debe evitarse su administración 
cuando existe tenesmo del recto. La farmacopea de la India 
da la siguiente fórmula para la preparación de la decocción 
de la corteza del fruto: 



— 144 — 

Corteza del fruto machacada 6o gramos. 

Agua 600 » 

Se hierve durante quince minutos en un vaso cubierto , se 
cuela y filtra, añadiendo luego agua c. s. hasta completar un 
litro. La dosis es de 30 á 50 gramos al día. Se usa también 
en gargarismos é inyecciones, como astringente. Para el uso 
interno se le hace más eficaz añadiendo en la decocción una 
pequeña cantidad de clavo de comer ó de canela. En una 
poción opiada da muy buenos resultados para el tratamiento 
de la diarrea en los naturales de la India. El Dr. Kirkpa- 
trick (i) recomienda muy eficazmente esta última aplicación 
de la decocción de la corteza de la granada, á la que añade 
clavo de comer. 

Pero la parte más importante del granado es su raíz, cuya 
corteza, aplicada al tratamiento de la tenia, da muy eficaces 
resultados: es, además, la parte más astringente de la planta. 
Es menester emplearla fresca, porque cuando se seca pierde 
su energía y su actividad y da resultados negativos. A esto 
debe atribuirse que en muchos casos, á pesar de su admi- 
nistración, no ha sido expulsada la tenia. Según Béranger- 
Férand , la raíz del granado da el 20 al 45 por 100 de cura- 
ciones, mientras que las pepitas de calabaza no dan más que 
el 5 ó el 10 por 100. 

Apócema (Codex francés). Corteza fresca de raíz 

de granada 60 gramos. 

Agua 750 » 

Se deja en maceración durante seis horas, se le pone á 
hervir á fuego lento hasta que se reduce á 500 gramos. Se 
cuela. El modo de administrarlo es en ayunas en tres partes, 

(i) Kirkpatrick, Catalogue of Mysore Drugs., núm. 474. 



— 145 — 

dándolas á media hora de intervalo cada una. La víspera, el 
enfermo se purga y se alimenta de una manera ligera , de 
modo que su intestino contenga la más pequeña cantidad 
posible de excremento. El día que toma la apócema, una 
hora después de beber la última dosis, se administrará un 
purgante ligero para expulsar la tenia, como 30 gramos de 
aceite de castor ó igual dosis de aguardiente alemán. Esta 
medicación es de un gusto detestable : más fácil es adminis- 
trar el tanato de peletierina, compuesto de tanino y uno de 
los alcaloides que Tanret ha descubierto en la raíz del 
granado. 

La dosis del tanato de peletierina es de 30 á 40 centigra- 
mos en una oblea, haciendo seguir su administración de una 
purga, como en el caso anterior, y después de haber tomado 
la víspera idénticas precauciones. 

La peletierina determina fenómenos tóxicos análogos á los 
que produce el curare, según los trabajos de Dujardin-Beau- 
metz y Rocheniére (i). Su acción recae sobre las extremida- 
des de los nervios motores. Una dosis de 0,40 centigramos 
de peletierina puede ocasionar en el hombre fenómenos de 
intoxicación, tales como vértigos, trastornos de la visión y 
una parálisis muscular. La peletierina no debe darse á los 
niños; pero Béranger-Férand dice que el tanato podría dár- 
seles de la manera siguiente (2): 

Tanato de peletierina 0,30 gramos. 

Agua azucarada 40 » 

La cucharada de las de café de esta solución contiene 0,03 
centigramos de tanato. Es la dosis que deberá darse al niño 



(i) Bulletin general de Thirapeutique, París, 1880, pág. 433. 

<2) Béranger-Férand, Lefons cliniques sur les tantas de l'hcme, París, 1886. 

10 



— 146 — 

en un poco de leche: si al cabo de media hora no sobreviene 
nada de particular, se le da otra cucharadita, y así hasta tres 
ó cuatro, ó sea en total 12 centigramos. Después de la úl- 
tima dosis se administra el purgante de regla. Pero no es 
nada prudente dejar la administración de tal medicina enco- 
mendada á una persona incapaz de conocer cuándo se pre- 
sentan fenómenos de intoxicación: nadie más que un médico 
puede juzgar del efecto del alcaloide, y su administración se 
decidirá cuando el médico pueda permanecer al lado del pa- 
ciente todo el tiempo que dure la absorción de la dosis útil: 
no es posible hacerlo así, y por eso decimos que vale más no 
emplearlo en los niños. 

El análisis de la corteza de la raíz, hecha por el químico 
francés Tanret, le reveló la presencia de cuatro alcaloides: la 
peletierina, la isopeletierina (C^H'^AzO), la setidopeletie- 
rina (C H'^ A z O) y la metilpeletierma (C H'' A z O). 

Descripción. Arbusto con ramas terminadas en espinas; 
algunas de ellas abortan y se convierten en espinas. Hojas 
simples ovales, oblongas, sin estípulas, brevemente peciola- 
das. Flores axilares, solitarias ó en cimas pancifloras. Cáliz 
de cuatro á ocho sépalos, persistente, de color amarillo ó 
rojo, carnoso. Corola con el mismo número de pétalos que 
las divisiones del cáliz, empizarrados. Estambres nume- 
rosos, libres. Estilo, uno. Estigma grueso. Fruto, baya coriá- 
cea, etc., etc. 

Hab. En los jardines. 

ONAGRARÍEAS. 

JUSSI.^A SUFFRUTICOSA, L. {J. villosa, Lam.; 
J. erecta, Blanco.) 

Nom. vul. Malapoko, tag. 



— 147 — 

Aplicaciones. La planta entera, machacada y reducida á 
una pulpa , mezclada con leche , se usa en la India para com- 
batir la disentería. La decocción de la misma se emplea como 
vermífuga y purgante , según Ainslie. 

Descripción. Planta de tallo cuadrado, con hojas alternas 
escurridas, lanceoladas, casi enteras y lampiñas. Flores axi- 
lares, amarillas, solitarias. Cáliz con cuatro ó cinco lóbulos. 
Corola de cuatro pétalos lanceolados, fijos entre las divisio- 
nes del cáliz. Estambres, ocho; los cuatro alternos más cor- 
tos. Ovario muy largo, inferior, con cuatro lóculos pluriovu- 
lados. Estilo del largo de los estambres. Estigma de cuatro 
lóbulos. Cajilla muy larga, casi sin ángulos, coronada con las 
partes del cáliz, con cuatro lóculos pluriovulados. 

Hab. En las sementeras y orillas de ríos: flores en Enero 
y Marzo. 



PASIFLÓREAS. 



CARICA PAPAYA, L. 

Nom. vul. Papaya, en muchos dialectos filipinos. 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas de la papaya se 
usa en lociones para las llagas y ulceraciones atónicas, sobre 
las cuales luego se aplican las hojas cocidas, machacadas 
como un emplasto. Con el agua en que se han machacado 
algunas hojas lavan los indios filipinos la ropa manchada con 
sangre , cuyas manchas desaparecen rápidamente , gracias al 
fermento de que hablaremos, la papaina, que digiere la fi- 
brina. Esta misma agua es muy útil para lavar algunas llagas 
y úlceras gangrenosas, cuyo aspecto se modifica rápida- 
mente. 



- 148 — 

Antes de ir más adelante, es bueno decir lo que es la pa- 
paina, fermento digestivo que se encuentra en toda la planta, 
la fruta, el tronco, las hojas, los pecíolos, contenida en el 
jugo lechoso que en todas estas partes aparece cuando se 
hace una incisión. Este jugo fué estudiado simultáneamente 
por Wurtz en Francia y Peckolt en el Brasil. Para recogerlo 
basta hacer en el fruto verde, sin desprenderlo del árbol, al- 
gunas incisiones longitudinales que no penetren hasta el in- 
terior. Al momento aparecen en las incisiones abundantes 
gotas del látex, que se coagulan rápidamente. La mejor hora 
para hacer esta operación es la madrugada. El fruto no sufre 
y continúa desarrollándose, madurando quizás más rápida- 
mente y ganando regularmente en gusto, que resulta más 
azucarado; pero las semillas se atrofian y pierden su propie- 
dad germinativa. Peckolt ha examinado este látex y le atri- 
buye la siguiente composición (i): 



Sustancia análoga al caouchouc 4,525 

Grasa cirosa 2,424 

Resina blanda o, 1 10 

» morena 2,776 

Sustancia albuminoidea 0,006 

Papayotina ( papaina de Wurtz) i)059 

Materia extractiva 5t303 

Acido málico 0,443 

Sustancia péptica y sales 7> 100 

Humedad 74)97i 



El látex es neutro y se coagula rápidamente, separándose 
en dos partes: una especie de pulpa insoluble y un serum 
incoloro y limpio. Puesto en contacto con la carne cruda, de 



(1) Pharjn. joumal , 15 Noviembre 1879. 



— 149 — 

la fibrina, de la clara de huevo, del gluten, los ataca, los 
ablanda en poco tiempo y acaba por disolverlos por com- 
pleto después de tres á cuatro horas de digestión in vitro á 
40° centígrados. Puesto en contacto de la leche, ésta se coa- 
gula y al poco tiempo se precipita la caseína, que más tarde 
se vuelve á disolver. Las falsas membranas del crup, lo mismo 
que las lombrices y tenias, son digeridas en algunas horas. 
Estos fenómenos son debidos al principio que dijimos lla- 
marse papaina, y cuya preparación, según Wurtz y Bouchut, 
€s como sigue : Se precipita el jugo filtrado , ó la disolución 
acuosa del látex, por la adición de diez veces su volumen de 
alcohol. El precipitado, tratado de nuevo por el alcohol con- 
centrado, se disuelve en el agua y se le añade subacetato de 
plomo, que elimina las materias albuminoideas y peptónicas, 
pero no precipita la papaina. Se filtra este líquido y se le 
separa el plomo por medio de una corriente de hidrógeno 
sulfurado. Se filtra otra vez y se le añade poco á poco al- 
cohol, que precipita al principio el sulfuro de plomo que 
puede haber pasado el filtro; después, la adición de un ex- 
ceso de alcohol precipita la papaina. 

La papaina es una sustancia amorfa, sumamente blanca, 
que se disuelve en el agua, sin olor, insípida. Su solución 
acuosa espumea por la agitación, absolutamente como una 
disolución de jabón: la ebullición la enturbia, y concentrada 
tiene un sabor un poco astringente. Los ácidos clorhídrico, 
nítrico, pícrico y metafosfórico la precipitan. El reactivo de 
Trommer la comunica un hermoso color violeta azul que 
pasa por la ebullición al rojo violeta. 

Es un fermento digestivo sumamente activo, comparable 
á la pepsina, pero superior á ella porque no necesita un 
medio ácido para digerir, pues su acción digestiva tiene lu- 
gar aun en un medio alcalino y en presencia de sustancias 



i:o — 



antisépticas, como el ácido bórico, el fenol, etc., etc. (i)» 

La papaina se administra á la dosis de lO á 40 centi- 
gramos, en formas diferentes, en poción, vino, etc., etc. Es 
un medicamento que deberá manejarse con prudencia y na 
darlo puro, sino convenientemente diluido y cuando se ha 
dado algún alimento, para que su acción no se ejerza sobre 
la misma mucosa estomacal. Su uso está contraindicado en 
caso de ulceración del estómago. 

El fruto verde machacado en agua comunica á ésta virtu- 
des que han sido aplicadas para quitar las manchas de la cara 
cuyo cutis queda limpio y terso. Los filipinos usan con este fin 
los pedazos de la misma fruta verde, que pasan por las man- 
chas que se conocen vulgarmente con el nombre de pecas 
(efélides). Maduro es comestible, de gusto bastante agradable. 
En algunas islas de la Malesia lo dan para curar la disentería^ 
pero téngase en cuenta que el fruto maduro no contiene pa- 
paina. 

El látex se da sin más preparación á los niños, como anti- 
helmíntico, á la dosis de 2 á 6 gramos con un poco de miel, 
pero no es tan inofensivo que deba emplearse en esta forma^ 
porque se han dado casos de peritonitis, como cita Mon- 
corvo (2) y otros, en que el enfermo se ha visto en una si- 
tuación parecida á la del cólera. El látex es drástico y eupép- 
tico al mismo tiempo que vermífugo, pero la ebullición le 
hace perder la primera propiedad sin alterar las otras, según 
Rabuteau. 

El Dr. Lemarchand, de la isla Mauricio (3), administra así 
el jugo de la papaya como antihelmíntico: 



(i) Wurtz, Comptes rend. de TAcad. des Sa'en,, 1879, 1. 11, pág. 424. 

(2) Société de Therap. París., 1880, Marzo. 

(3) Bouton, Med. plants 0/ Mauritius, 1857, pág. 65. 



— 151 — 

Látex de papaya / aa. una cucharada 

Miel j de las de sopa . 

Añádase gradualmente mientras se agita la mezcla: 
Agua hirviendo 4 cucharadas grandes. 

Esta mixtura, fría, la bebe el paciente de una vez, tomando 
inmediatamente una dosis de 30 gramos de aceite de ricino. 
Si se trata de un hiño, la dosis será de la mitad. Á menudo 
causa cólicos esta medicación; para calmarlos aconseja el 
autor una lavativa de agua azucarada. Más digna de tomarse 
en consideración parece la fórmula de sir W. O'Shaugh- 
nessy (i), que da de 20 á 60 gotas del látex en un poco de 
agua azucarada. Esta dosis no puede ocasionar ningún tras- 
torno grave. La acción del remedio se hace sensible sobre 
las lombrices; la tenia escapa regularmente á su influencia. 

Las semillas trituradas se dan al interior á la dosis de i á 
2 gramos pulverizadas, con leche ó miel, contra las lombri- 
ces. Su administración deberá ser seguida de la de un ligero 
purgante. El análisis revela en las pepitas la presencia de un 
aceite resinoso, una materia oleaginosa de olor y sabor des- 
agradables, llamada caricina por Peckolt, un ácido graso, un 
ácido papáyico y una resina (2). Estas semillas se consideran 
además, en la India, como emenagogas. 

En algunos países, para ablandar las carnes comestibles las 
envuelven en las hojas de la papaya durante algunas horas; 
usan para lo mismo dar un hervor á la carne en agua que con- 
tenga unas hojas ó pedazos del fruto verde, y, finalmente, hay 
quien dice que basta colgar por algún tiempo un pedazo de 
carne de un árbol de papaya, para que se ablande. 

El cocimiento de la fruta verde se da al interior para cu- 



d) Bengal dhp., pág, 352. 
(2) Peckolt, loe. ciu 



— 152 — 

rar las indigestiones, uso muy común en la provincia de Bu- 
lakan y la Pampanga. 

El látex se emplea asimismo para destruir los callos, y el 
Dr. Daruty da la siguiente fórmula para curar el eczema y el 
psoriasis : 

Látex de papaya l gramo. 

Bórax en polvo 0,60 gramos. 

Agua 16 » 

Mézclese. 

Untar la parte afectada con una pluma ó pincel dos ó tre 
veces al día; la misma solución ablanda los callos, ojos de 
perdiz, etc., etc. (i). 

Descripción. Este árbol es tan común y tan generalmente 
conocido, que nos parece inútil dar su descripción. 

Hab. Se cría en todas partes. 



CUCURBITÁCEAS. 



TRICHOSANTHES PALMATA, Roxb. ( J. tricuspis, Mig.; 
T. lucioniana, Bares.) 

Nom. vul. 0) 

Aplicaciones. Roxburgh (2) dice que el fruto de esta planta 
es tóxico y sirve para destruir los cuervos. En Bombay, se- 
gún Dymock (3), se fuma la hoja como remedio contra el 
asma. 

El gusto amargo tan fuerte de la corteza del fruto, indujo 



(i) Daruty, Plante méd. de lile Maurtce, pág. 59. 

(2) Roxburgh, Hants of the coast of Coromandel, pág. 705. 

(3) Dymock, loe. cit , pág. 345. 



— 153 — 

á sir W. O'Shaughnessy á experimentar si tenía propiedades 
purgantes ó tónicas; pero dándolo á la dosis de 20 centi- 
gramos, tres veces al día, no obtuvo ningún efecto pur- 
gante (i). La raíz se usa en la terapéutica veterinaria, espe- 
cialmente en las inflamaciones del pulmón. Mezclada con una 
parte igual de coloquíntida, se hace un emplasto que se aplica 
en los carbunclos. Combinada con partes iguales de termina- 
lía chebtila y ajengibre, se hace una infusión que, edulco- 
rada con miel, se da en la gonorrea. 

Descripción. Planta trepadora de hojas anchas, cordifor- 
mes, de siete lóbulos, aserradas. Flores monoicas: machos, 
blancas en racimos; hembras, solitarias colocadas en la base 
de las ramas machos. Macho: receptáculo tubuloso; cáliz in- 
serto en el borde del receptáculo, con cinco sépalos. Corola, 
cinco pétalos. Estambres, cinco, de los cuales, cuatro por 
pares. Hembras: el receptáculo se dilata en la parte inferior 
de un vaso globoso que encierra el ovario, unilocular, pluri- 
ovulado. Baya redonda, oval ó piriforme, de color escarlata 
cuando está fresco, amarillo naranja cuando se seca. Semillas 
de forma irregular, un poco triangular. Su almendra es aceitosa. 

Hab. En Luzón. 

T. ANGUINA, L. ( J. amara, Blanco.) 

Nom. vul. Salagsalag, Pakupis, Salimpokot, Kukubitan, 
Halahala, Buyokbiiyok , tag.; Tabobog, Kukubitan, Puko- 
pukot, Ktiragda, bis., pam. 

T. CUCUMERINA, L. 

Nom. vul. (?) Probablemente le darían los mismos nombres 
que á la anterior. 

(O Bengal disp., pág. 350. 



— 154 — 

Aplicaciones. El fruto del T. anguina, L., es purgante, emé- 
tico y antihelmíntico. Los filipinos emplean la parte estoposa, 
reticulada, que rodea las semillas, en infusión en agua á la 
dosis de 5o á 6o centigramos (según el P. Blanco) (i). 

La segunda especie, T. cucumerina, L., tiene más aplica- 
ciones. En la India la consideran como febrífuga y laxante, 
usándola regularmente combinada con algún aromático, Ains- 
lie ha hecho notar que, tanto las hojas como las frutas, son 
amargas y purgantes, y que los tamules las usan como un 
remedio estomáquico y laxante. Según Drury, en las costas 
del Malabar las semillas tienen una buena reputación para 
curar los desórdenes de las funciones del estómago. En 
cuanto á la fruta, aunque tenga un gusto muy amargo, cuando 
verde, la aprovechan aquellos naturales para su alimentación, 
consumiéndola en sus guisos. Los tallos tiernos, lo mismo 
que las cápsulas secas, son amargos y purgantes; se adminis- 
tran en infusión, que también emplean, azucarada, para ayu- 
dar la digestión. Las semillas son antifebriles y antihelmínti- 
cas. El zumo de las hojas es emético, y el de las raíces 
purgante. La decocción del tallo, expecterante. 

En Bombay la planta se considera como febrífuga y se da en 
decocción mezclada con ajengibre, Swertia clllrata, Ham. (2), 
y azúcar. Los autores mahometanos dicen que la planta 
T. cucumerina, L., es buena contra las lombrices; uno de ellos 
dice que los indios curan las fiebres rebeldes con la siguiente 
preparación: 

Semillas de la planta N.° 180 

» de culantro ó cominos N.° 180 

Agua hirviendo 200 gramos. 



(i) Flora de Filipinas, segunda edición, pág 533. 
(2) Este vegetal no crece en Filipinas. 



— 155 — 

Se deja toda una noche en infusión, y por la mañana se 
separa el líquido, se le añade un poco de miel y se administra 
al paciente, mitad al despertar y la otra mitad á la noche. 

En el Concán, el zumo de las hojas se usa en fricciones en 
la región hepática, y aun en todo el cuerpo, para atacar las 
fiebres remitentes. 

Descripción. El T. anguijia, L., es una planta de tallo vo- 
luble, con cinco ángulos, salpicado de puntas blancas y con 
zarcillos. Hojas acorazonadas, con cinco lóbulos aguzados y 
dientes espinosos en las orillas. Pecíolos con un cirro bífido 
en la base. Flores monoicas. Machos: cáliz, cinco dientes con 
puntas en los bordes; corola, cinco pétalos lacerados; estam- 
bres, tres; anteras, tres, unidas en todo su largo y formando 
un cuerpo cilindrico. Hembras: en el tubo de la corola hay 
tres glándulas; estilo largo; estigmas, tres. Poma angulosa y 
larga, con puntas, con tres aposentos formados por tabiques 
filamentosos á manera de red, con muchas semillas irregula- 
res, aguzadas por uno de sus bordes, obtusas por el otro y 
cubiertas con un arilo muy delgado. 

La T. cucumerina, L., es una variedad cuya fruta se ase- 
meja á un huso, es pelosa y no tiene ángulos. Sus semillas 
son ovaladas, muy tersas y rodeadas de un ala estrecha. La 
red interior del fruto es como en la especie anterior. 

Hab, Es común en todas partes y da flores en Octubre. 



LAGENARIA GOURDA, Ser. {Cucúrbita Lagenaria oblon- 
ga^ Blanco.) 

Nom. vul. Calabaza de peregrino^ esp. 

L. COUGORDA, Ser. 
Nom. vul. Tabayag, tag. 



- 156 - 

L. CLAVATA, Ser. [C. Lagenaria villosa, Blanco.) 

Nom. vul. Calabaza blanca^ esp.; Opo, tag. 

Aplicaciones. Acabamos de nombrar tres variedades de 
L. vuigaris, Ser., vulgarmente conocidas bajo el nombre de ca- 
labazas. Todas las mencionadas tienen las mismas virtudes, 
y, de consiguiente, las mismas aplicaciones terapéuticas. La 
corteza del fruto, la parte verde, es amarga y tiene propie- 
dades purgantes y eméticas. El cocimiento de los cogollos es 
expectorante; parece tener también propiedades purgantes, y 
en la India lo emplean en la ictericia. 

La parte que más uso tiene es las semillas, cuyas virtudes 
tenífugas son ya muy conocidas. Su acción, sin embargo, no 
siempre es segura, lo cual se puede decir de todos los tení- 
fugos conocidos. Una buena condición de estas semillas es la 
de no tener el gusto atroz de los otros remedios que con el 
mismo fin se recomiendan; su sabor es casi nulo, y un poco 
de azúcar lo oculta por completo. La dosis no es limitada; 
algunos toman 15 gramos, otros hasta 100, y nunca se han 
producido fenómenos de ninguna especie, de modo que 
puede decirse que son inofensivas para la economía, condi- 
ción muy de apreciar en un medicamento. La única precau- 
ción que hay que tomar es la de administrar al paciente un 
purgante una ó dos horas después. 

El análisis ha revelado á Heckel una resina que llamó pepo- 
resina., que existe en la película verdosa que envuelve el em- 
brión, y que parece ser el principio activo de las semillas. 
Esta pepo-resina se administra á la dosis de 80 centigramos 
á un gramo (Dujardin-Beaumetz), que corresponde á 250 gra- 
mos de la semilla. La dosis, pues, de 100 gramos que dijimos 
antes, que algunos tomaban de los granos, es muy pequeña, si 
es que el principio activo no es más que la pepo-resina, que en 
este caso sólo estaría representada por unos 40 centigramos. 



— 157 — 

Las semillas dan un 5 por 100 de aceite, que se emplea en 
la medicina veterinaria; es un aceite secativo. 

Descripción. Es tan conocido este vegetal, que no daremos 
aquí su descripción. Sólo haremos notar que ninguna de las 
variedades de que hemos hecho mención es de fruto amarillo, 
cuyas semillas no tienen acción tenífuga de ninguna especie. 

LUFFA ^GYPTIACA, Mili. (Z. pentandra , Roxb.; 
L. petóla. Ser.; Momordica operculata, Blanco.) 

Nom. vul. (¿Le dan los mismos nombres que al tricho- 
santhes.?) 

Aplicaciones. La raíz es purgante, aun en las más peque- 
ñas dosis: es un hidragogo. El fruto puede considerarse como 
emoliente por la gran cantidad de mucílago que encierra; 
pero es más interesante bajo otro punto de vista. Cortado 
en dos, quitándole la epidermis y las semillas, y lavándolo 
hasta que toda la materia mucilaginosa haya desaparecido, 
queda un esqueleto fibroso, especie de complicada madeja 
de redes entremezcladas, que constituye lo que se llama la 
esponja vegetal. Sirve para los mismos usos que la esponja, 
y presenta la ventaja de que sus fibras son imputrecibles: 
además se lava más fácilmente y de una manera más radical, 
y, dada su baratura en el comercio y la facilidad de obte- 
nerla en Filipinas, bastará señalar estas cualidades para que 
se generalice su uso, para que se emplee en los lavados en 
las curas de cirugía, y para los usos del baño y la toilette en 
general. 

Descripción. Es una enredadera de tallo lampiño, cua- 
drado. Hojas alternas, acorazonadas, de tres ó cinco lóbulos, 
dentadas, ásperas, de cinco ó siete nervios. Pecíolos cortos. 
Flores monoicas. Machos, axilares en panoja. Cáliz de figura 
de campana, en cinco partes. Corola amarilla, en cinco par- 



- 158 - 

tes ovales, con unas cinco estrías vellosas, con bordes ente- 
ros. Estambres, tres. Filamentos cortos; dos gruesos, que se 
dividen en dos en la parte superior, donde aparecen así 
cinco estambres. Hembras, axilares, casi solitarias. Cáliz 
adherente, con el borde en cinco partes aguzadas. Corola en 
cinco partes casi triangulares , con estrías y dientecitos en 
el extremo. Estilo, grueso y corto, rodeado en la base por 
tres glándulas. Estigma acorazonado. Ovario con tres seudo 
lóculos, formados por la reunión de las placentas en el cen- 
tro, y multiovulado. Fruto oblongo; termina por el ápice con 
una cobertera decidua, señalada con ocho ó I o líneas negras 
longitudinales: el interior en forma de red, con tres aposen- 
tos y muchas semillas ovales, negras, comprimidas, con los 
bordes delgados. 

Hab. Común en Luzón y Panay: flores en Enero. 



MOMORDICA BALSAMINA, L. 

Nom. vul. Ampalaya, Ampalea, tag.; Avtargoso, esp.-fil; 
Paria, ilok.; Apalia, pam.; Balsamina, esp. 

M. CHARANTIA, L. {M. viuricata, Willd.; M. cilindrica, 
Blanco.) 

Nom. vul. Los mismos que los de la variedad anterior. 

Aplicaciones. El fruto de ambas variedades es comestible. 
Tiene un principio amargo muy intenso que lo hace inso- 
portable á los paladares no acostumbrados: se come crudo, 
en ensalada, ó guisado con carne ó pescado. 

El zumo de las hojas se da al interior como purgante y 
antihelmíntico. En el Concán se le da en las afecciones bi- 
liosas, como emético y purgante, solo ó combinado con aro- 
máticos: como aplicación externa, se sirven para untar las 



— 159 — 

quemaduras de la planta del pie (i). Sirve también para cu- 
rar la sarna y algunas afecciones cutáneas , mezclándole , en 
la India, para los mismos usos, con canela, pimienta, arroz 
y aceite de Hydnocarpiis hiebrians, Vahl. (2). 

El fruto y las hojas se dan al interior como antihelmíntico 
y al exterior para la lepra. Algunos autores hindus dicen que 
la fruta es tónica y estomáquica, y que es útil en el reuma- 
tismo, la gota, las enfermedades del hígado y del bazo. 

Descripción. La variedad M. balsamina, que es más común 
que la otra, es una enredadera de tallo anguloso, con zarci- 
llos simples. Hojas con muchos lóbulos aserrados y con 
puntas blancas en los extremos. Flores monoicas. Machos: 
solitarias, pedúnculos larguísimos, con un involucro remoto, 
acorazonado. Cáliz con cinco lacinias. Corola en cinco partes. 
Filamentos simples, uno separado, dos muy próximos. An- 
teras pegadas entre sí por las bases. Hembras: solitarias. 
Ovario con tres lóculos y muchos óvulos. Estigma en tres 
partes bífidas. Fruto globoso, adelgazado en los extremos, 
cubierto de tubérculos; las semillas, numerosas, sin albumen, 
tienen un arilo rojizo. 

La M. cilindrica tiene el tallo velloso, con cinco ángulos 
y zarcillos simples. Hojas con cinco lóbulos, acorazonadas, 
aserradas, con pelillos cortos por debajo. Melón hueco, lam- 
piño, muy largo, cilindrico, adelgazado por los extremos, 
cubierto de tubérculos, unos muy elevados, formando filas 
longitudinales, otros intermedios, deprimidos, conteniendo 
semillas dispuestas en tres filas, envueltas en arilos pulposos. 
Estas semillas son blancas, medio aovadas ó cuadrilongas, 
truncadas por arriba, con dos filas de dientecitos obtusos en 
el contorno. 



(i) Dymock, loe. cít., pág. 340. 

(2) H. inebrians, Vahl.; H. venenata, G«rtn. 



— 1 6o — 

Hab. Ambas crecen en todas partes y son sumamente co- 
nocidas. 

CITRULLUS COLOCYNTHIS, Schard. {Cucumis coló- 
cynthis^ L.) 

Nom. vul. Coloquintida^ esp. 

Aplicaciones. La pulpa del fruto es la parte empleada, 
inscrita en todas las farmacopeas como un purgante hidra- 
gogo de los más enérgicos. Raras veces se le emplea solo; 
regularmente se le administra acompañado de otras sustan- 
cias, destinadas á modificar su energía y su acción. 

A dosis elevadas produce vómitos, diarreas sanguinolentas 
y una serie de fenómenos nerviosos, que pueden terminar 
por la muerte. Seis á lO gramos constituyen una dosis tóxi- 
ca. Obra, sobre todo, en el intestino grueso, y simpática- 
mente sobre el útero, por lo cual es también emenagogo. 

Dosis al interior: Extracto, de lo á 30 centigramos. Pol- 
vos, de 30 centigramos á un gramo. 

La pulpa contiene una sustancia amarilla sumamente 
amarga , muy soluble en el agua y en el alcohol, descubierta 
por Hubschmann, á la que dio el nombre de coloquintina. 
Las semillas encierran 17 por 100 de un aceite insípido. 

Descripción. Planta herbácea, de tallos largos tendidos 
por el suelo, cubiertos de pelos duros. Hojas alternas, trian- 
gulares, divididas profundamente en tres lóbulos, que, á su 
vez, se subdividen. Pecíolos largos. El color de las hojas es 
verde pálido en la cara superior; blanquecinas ó grises y cu- 
biertas de pelos blancos, en la cara inferior. Flores monoicas, 
con pedúnculos largos , solitarias y axilares. Machos : recep- 
táculos en forma de copa , de cinco sépalos y cinco pétalos 
libres, amarillos; cinco estambres dispuestos por pares, el 
uno libre. Hembras: el receptáculo es globoso y recubre el 



— i6i — 

ovario inferior, estrechándose en su parte superior; tres esta- 
minoides representan los estambres. Ovario unilocular, uni- 
ovulado, con un estilo corto con tres lóbulos en el ápice. 
Fruto globuloso, de 6 á S centímetros de diámetro, liso, 
verdusco, luego amarillo, con manchas blancas, lleno de una 
pulpa blanquecina que se seca, y en la que están contenidas 
las semillas oboovales, comprimidas, lisas, morenas, sin al- 
bumen. 

Hab. En Manila, 



FICOIDES. 



TRIANTHEMA xMONOGYNA, L. {T. obcordaía, Roxb.; 
Porttilaca Tostón y Axijiora^ Blanco.) 

Nom. vul. Tostón, tag.; Alusiman, Ayam, bis. 

Aplicaciones. Esta planta es comestible: los indios la to- 
man cocida, en ensalada ó guisada. La raíz es catártica y so 
emplea en polvo. 

Descripción. Planta de tallo echado por tierra, con ramas 
estrelladas. Hojas envainando el tallo, opuestas, una más 
grande, ovaladas, apenas escotadas, lampiñas. Pecíolos con 
dos estípulas en la base y dos dientecillos hacia el medio. 
Flores axilares , solitarias, sésiles. Cáliz, dos partes aguzadas. 
Corola, cinco pétalos ovales, con uñuelas. Estambres, 1 5 á 20. 
Estilo simple. Cajilla de figura de pirámide inversa, con mu- 
chas semillas, y que se rompe horizontalmente. 

Hab. Muy común en los arrozales: flores en Enero. 



— 102 



umbelíferas. 



HYDROCOTILE ASIÁTICA, L. 

Nom. vul. Takip kohol, Takip sttso, tag.; Rabasa^ esp. 

Aplicaciones. El Dr. Daruty, de Mauricio (i), ha publicado 
un estudio sobre esta planta, que resume sus usos terapéu- 
ticos y su análisis, lo mismo que su acción fisiológica. Los 
autores más antiguos preconizan la hydrocotile como un po- 
deroso depurativo, tónico, diurético, estimulante y vermí- 
fugo, administrado con éxito en la sífilis secundaria y en las 
ulceraciones de la piel. 

Lépine y Boileau ensayaron esta planta para la curación 
de la lepra, y su opinión fué favorable para este uso, aunque 
después, experiencias posteriores hayan demostrado que no 
es ningún específico para esta enfermedad, y que sólo es fa- 
vorable al estado general en algunos casos de lepra anesté- 
sica. 

En la farmacopea de la India se halla inscrita esta planta; 
se considera alterante, tónica y estimulante. Dice que ha sido 
muy útil en la sífilis secundaria y constitucional, especial- 
mente cuando la afección tiene por principal asiento la piel y 
el tejido subcutáneo. 

En Bombay es un remedio popular contra la disentería 
ligera de los niños; se les da una decocción de tres á cuatro 
hojas con un poco de cominos y azúcar, machacando luego 
las hojas y poniéndolas como emplasto en el ombligo. En Fi- 
lipinas, la decocción de las hojas se da como purgante. 

(i) Etiide sur le Bevilacqua. E.xtr. du Bul!. Méd. de lile Matirice. Dcccmbre 1887. 



— 163 — 

Parece que produce muy buenos efectos en el tratamiento 
del eczema, como lo ha experimentado el Dr. Devergie, ad- 
ministrando al interior el polvo de la hoja á la dosis de 10 
centigramos, y aplicando sobre el eczema los mismos polvos 
ó una pomada hecha con ellos. Los efectos más constantes y 
más notables al administrar esta planta, son un aumento 
considerable de la secreción urinaria, una elevación de la 
temperatura cutánea y la producción de una copiosa transpi- 
ración (Dr. Cazenove) (i). 

El Dr. Boileau, que antes citamos, padecía de la lepra, de 
que murió, y ensayaba en sí mismo las virtudes de la planta 
que nos ocupa. Una vez que tomó una dosis elevada de ella 
(3 gramos), estuvo á punto de morir; tuvo accidentes tetáni- 
cos con estrangulación, palpitaciones, epistaxis y un flujo 
hemorroidal, que acabó felizmente con una transpiración 
.abundante y una gran emisión de orina. 

El Dr. Lépine, farmacéutico de Pondichéry, hizo el análi- 
sis de la hydrocotilc asiática (2), y separó una sustancia que 
parecía ser el principio activo. La dio el nombre de vallarina, 
derivado de vallarais que es el nombre Tamul de la planta. 
La vallarina es un aceite espeso de color amarillo pálido, 
de sabor picante y persistente y un olor muy marcado de la 
planta. Se altera bajo la influencia del aire, de la humedad y 
del calor, y se volatiliza á 1 20"^. Es soluble en el alcohol. La 
planta, que contiene 80 centigramos á un gramo por 100 de 
este aceite, presenta además una resina verde y otra obs- 
cura. 

La farmacopea de la India da dos fórmulas oficinales: polvo 
y cataplasma El polvo de las hojas se da al interior á la de- 



(i) Citado por Daruty, loe. cit., pág. lo. 

(2) Journal de Pharin. et de Chimie., turcera serie, xxviii, páj-. 



— 164 — 

sis de 30 centigramos á l gramo 50 centigramos, y al exte- 
rior se emplea para cubrir las superficies ulceradas. 

Descripción. Planta herbácea de hojas acorazonadas, arri- 
ñonadas, y que forman como un embudo, medio escotadas, 
con dientes cuyos extremos se ponen blancos, salpicadas de 
pelillos. Pecíolos muy largos que se envainan mutuamente 
por medio de dos alas que tienen en la base. Flores, tres ó 
cuatro sésiles, que salen de la raíz inmediatamente, colocadas 
en fila horizontal á uno y otro lado de un pedúnculo común 
muy corto. Involucro común de dos ó tres hojuelas. Cáliz ad- 
herente comprimido, con dientecitos obscuros. Corola de 
cinco pétalos pequeños, aovados, que se inclinan mutuamente. 
Estambres, cinco, iguales en altura, fijos en el receptáculo, 
alternos con los pétalos y que se inclinan mutuamente. Fila- 
mentos cortos. Anteras globosas, hendidas por la base en dos 
partes divergentes. Ovario inferior acorazonado, muy compri- 
mido. Estilos, dos, cortos. Estigmas sencillos. Fruto truncado 
y oval, velloso, que no se abre, señalado con surcos, con dos 
celdas con una semilla cada una fija en la pared. 

Hab. Crece en los lugares sombríos y húmedos: florece en 
Julio. 



CARUM COPTICUM, Benth. (6'^. Ajozvan, DC; Ammi cop- 
ticuní^ L.; A. glaticifolñun, Blanco; Dañáis copticiis, Pers.; 
D. anisodorus, Blanco.) 

Nom. vu!. Lamudio^ Damoro^ tag.; Lantiidio^ bis. 

Aplicaciones. El fruto, que recuerda en forma y gusto al 
del anís, es carminativo, estimulante y antiespasmódico, y 
bajo estas propiedades está inserto en la farmacopea de la 
India. Se le administra en los cólicos ventosos, la dispepsia 
atónica y la diarrea, siendo un medicamento de gran valor 



- i65 - 

para los casos citados. Se le ha dado también en el cólera, 
aunque sus efectos sean muy limitados en esta enfermedad. 
En cantidad moderada aumenta la secreción salival y la del 
jugo gástrico. 

En la farmacopea de la India hay dos fórmulas de prepa- 
raciones oficinales, á saber: 

El aceite. Se obtiene por destilación del truto. Cuando es 
reciente no tiene casi color; pero muy pronto adquiere un 
color amarillo. Tiene el olor del fruto y un gusto acre y ar- 
diente. 

Agua de caruvi. Se toman 600 gramos de frutos de cariim 
machacados, y se ponen á destilar con 9 litros de agua. Se 
destilan 4 V* litros, que constituyen el agua de carum. 

Dosis; Del aceite esencial, una ó dos gotas en un pedazo 
de azúcar ó en emulsión. Del agua destilada, 30 á 60 gramos, 
como carminativo, y muy especialmente para disimular el 
mal gusto de algunas drogas, como el aceite de castor, etc., 
evitando las náuseas y vómitos que pueden ocasionar. 

Descripción. Planta de hojas tres veces aladas; hojuelas 
hendidas, con lacinias planas y aleznadas. Pecíolo común; 
abraza simplemente el tallo por la base. Flores en umbela 
plana, y las umbelitas de enmedio más cortas. Los pedúnculos 
parciales son 12; las florecitas de cada umbelita pasan de 16. 
Involucro universal, al parecer de una pieza, hendido en seis 
partes planas y aleznadas. Cáliz propio de las florecitas, su- 
perior, con cinco dientes globosos. Corola de cinco pétalos 
iguales aquillados, con los lóbulos redondeados. Estambres, 
cinco. Filamentos más largos que la corola. Anteras con tres 
ángulos. Ovario con tubérculos. Estilos, dos, cortísimos. Dos 
semillas pegadas entre sí, estriadas y casi lampiñas en su 
madurez. 

Hab. Cultivada en huertas y jardines: flores en Octubre. 



F^NICULUM VULGARE, Gsrtn. {F. officmale, Allion; 
F. Panmoriuní, DC; Auethum Fccniculam, Blanco.) 
Nom. vul. Anís, esp. 

CORIANDRUM SATIVUM, L. ( Ciiminum Cymiiium, 
Wall.) 

Nom. vul. Cominos, Culantro, esp. 

Aplicaciones. Los frutos de ambas especies tienen idénti- 
cas aplicaciones terapéuticas; son estomáquicos y carminati- 
vos por excelencia. Encierran un aceite esencial aromático 
con propiedades estimulantes, que son tanto más apreciadas, 
cuanto reúnen á ellas un olor agradable y un gusto general- 
mente estimado. 

Regularmente se administran en infusión á la dosis de un 
litro por día (15 á 30 gramos de frutos por un litro de agua). 
También se emplean las esencias y las alcoholaturas. Las 
primeras se obtienen por destilación; estas últimas por mace- 
ración del fruto fresco en el alcohol. La dosis de la esencia 
es de cuatro á ocho gotas en un terrón de azúcar ó en una 
poción conveniente. La de la alcoholatura, de 2 á 10 gramos 
en agua azucarada, infusión de hierbas aromáticas ó poción. 

Ambas sustancias están inscritas en la farmacopea espa- 
ñola, y, como sus preparaciones, se encuentran en todas las 
boticas, por lo cual 'no nos detendremos en descripciones. 
Estos vegetales se cultivan en los jardines en Filipinas, y son 
de esta manera perfectamente conocidos. 



iGy 



CORNÁCEAS. 



ALANGimi LAMARKII, Thwaites. {A. decapetalum, 
hcxapctahtin y tomentosnm , Lam.) 

Nom. vul. ? 

Aplicaciones. Según Moidin SherilT, la corteza de la raíz 
es un emético muy eficaz á la dosis de 3 gramos. Á dosis 
menores es un febrífugo y produce un estado nauseoso. La 
corteza es sumamente amarga, y su reputación en las enfer- 
medades de la piel carece de fundamento. Es un buen sus- 
titutivo de la ipecacuana, y ha dado muy buenos resultados 
en todas las afecciones en que esta última se aplica, excep- 
tuando la disentería. 

La dosis nauseosa, al par que febrífuga, es de 35 á 60 cen- 
tigramos; como alterante, sólo de 1 5 á 30: ya hemos dicho que, 
vomitiva, la dosis es de 3 gramos. 

También lo dan en la India en la sífilis y la lepra, y es uno 
de los remedios contra la mordedura de animales rabiosos. 
Las hojas se emplean machacadas, en cataplasmas, sobre las 
articulaciones que sufren del reumatismo. 

Descripción, Árbol que llega á la altura de 25 y 30 metros, 
de hojas alternas, persistentes, pecioladas , sin estípulas, 
oblongas, dentadas, acuminadas en el ápice, y peninervias. 
Las flores son blanquecinas, regulares, hermafroditas, dis- 
puestas en cimas terminales. Receptáculo cóncavo. Cáliz 
corto de 10 dientes. Corola de 10 pétalos estrechos, alarga- 
dos como una cinta. Estambres 30 á 40, de filamentos libres, 
lampiños. Ovario inferior alojado en la concavidad del recep- 
táculo, con un solo lóculo y una sola semilla, coronado de un 



— i68 — 

disco epigíneo, encima del cual se eleva el estilo simple, con 
un estigma dilatado. Fruto drupo-globoso, coronado por el 
cáliz, persistente, con lo costillas poco en relieve. El hueso 
encierra un grano albuminoso. 

Hab. En las montañas de San Mateo. 



DICOTILEDÓNEAS GAMOPÉTALAS. 



RUBIÁCEAS. 

HYMENODICTYON EXELSUM, Wall. (//. Horsfieldii, 
Miq.; CJiinchona exclsa, Roxb.; Exoste^nma philippiciim, 
Blanco.) 

Nom. vul. HuUgaga, tag. 

Aplicaciones. La corteza de este árbol tiene en la India 
gran reputación como tónica y febrífuga. La parte interna 
de esta corteza posee efectivamente una astringencia y un 
amargo como el de la quina. Ainslie dice que sirve para cur- 
tir las pieles en la India, y también en la terapéutica de 
aquella región, en los casos que requieren la administración 
de un astringente. O'Shaughnessy ensayó esta corteza en el 
hospital del Colegio Médico de Calcutta, y le dio buenos re- 
sultados como tónica y antifrebil. 

En 1870, según Dymock (i), Broughton examinó la cor- 
teza fresca, y dijo que el sabor amargo era debido á la es- 
ailína, que después, al secarse, y por el contacto con las ma- 

(i) Dymock, loe. cit. , pág. 405. 



— I70 — 



terias orgánicas en descomposición, se transformaba en es- 
culetina^ que es casi insípida. Naylor ( i ) estudió más tarde 
esta corteza, y opinó que el gusto amargo es debido á un 
alcaloide que llamó hynicnodíctyonina . Esta sustancia se 
presenta bajo la forma de una masa gelatinosa, de color 
crema, muy ávida de agua. Su solución etérea, evaporada 
con precaución, la abandona en cristales. Su fórmula empí- 
rica es: C^' H^" A z". Este alcaloide, que probablemente es 
volátil, es notable por la ausencia de oxígeno. Difiere de la 
quinoidina en que ópticamente es inactivo, y porque en sus 
combinaciones con el platino, guarda menos de este metal 
que las combinaciones de quinoidina. Difiere de la paricina 
por la proporción de hidrógeno, y de la berberina porque 
contiene mayor cantidad de carbón. En presencia del ácido 
sulfúrico, su solución toma un color amarillo, pasando al 
rojo vinoso, y luego al rojo obscuro. Naylor ha extraído otro 
principio que se hallaba mezclado con el alcaloide en el pre- 
cipitado producido por la sosa: es un producto de la descom- 
posición de una glucosa, cuya fórmula es: C^^ H^^ O'. Este 
compuesto permanece insoluble cuando se trata el alcaloide 
por el éter. Hirviéndolo repetidas veces en alcohol, se le ob- 
tiene incoloro. Es amargo, soluble en el alcohol, los ácidos 
diluidos, é insoluble en el éter, el cloroformo. Su reacción 
neutra. 

Descripción. Arbolitos de hojas opuestas ovales, enteras, 
aguzadas y vellosas. Pecíolos largos, planos por arriba, y con 
dos estípulas intermedias de una pieza. Flores axilares en 
r¿icimos verticilares y compuestos. Cáliz adherente,con 5 dien- 
tes muy pronto caedizos, al que sucede un ombligo que tam- 
bién se desvanece luego. Corola mucho más larga que el cáliz, 

(i) Pharm. jcurnal, 1883, Abril y Octubre. 



— 171 — 

de figura de embudo, con cinco lacinias. Estambres, cinco, fijos 
hacia el medio del tubo. Filamentos casi nulos. Anteras de dos 
celdas. Estilo más largo que la corola. Estigma globoso. Ca- 
jilla algo escabrosa, aovada, comprimida, con dos aposen- 
tos, por los que se abre, con dos receptáculos en donde están 
fijas muchas semillas imbricadas, circulares, rodeadas con un 
ala antera y hendidas en la base. 

Hab. Angat y bosques de San IMateo: flores en Agosto. 

OLDENLANDIA CORYMBOSA, L. {O. biflora, Lam.; 
O. ramosa, Roxb.; O. herbácea y scabrída, DC; O. biirma- 
niana, Miq.) 

Nom. vu!. > 

Aplicaciones. Los autores sánscritos mencionan frecuente- 
mente esta planta, y la consideran como un medicamento 
importante en el tratamiento de las fiebres que suponen oca- 
sionadas por desarreglos en la bilis, es decir, por las fiebres 
remitentes con irritabilidad gástrica y depresión nerviosa. 
La planta entera se administra en decocción, y se combina 
frecuentemente con aromáticos. Dymock vio en Goa (i) que 
en todas las tiendas de herbolarios había de esta planta; allá 
la usan mucho, mezclada con Hydrocotüe asiática y Adiantum 
iunuiatum (2), como alterante en las fiebres ligeras. En el Con- 
cán se aplica el zumo en las palmas de las manos y las plantas 
de los pies en los casos de fiebre, dándola asimismo al inte- 
rior, á la dosis de una tola (3), en agua azucarada ó leche. El 
zumo referido se obtiene, machacando la planta con agua. 



d) Dymock. loe. cit , pág 403. 

(?) Culantrillo, Lamotla'"ota?i, Gayútníin-nianúk, Kayhay, son los nombres vulgares (jue 
lleva en tagalo. Es una plantita que nace en los lugares sombríos, y que los indios conocen bien, 
por usarla en decoi.ción contra los catarros pulmonares. 

(3) La tola, vale legalmente 6,80 gramos, pero se toma también por 13,60 ; aqui debe com- 
prenderse la primera equivalencia. 



— 172 — 

En las fiebres remitentes la decocción se usa también en fric- 
ciones por todo el cuerpo. Se administra al interior para cu- 
rar las erupciones cutáneas que provienen del calor, como el 
sarpullido. 

Descripción. Plantita de tallo herbáceo, derecho, de unos 
30 centímetros de alto, lampiña, dicótoma. Hojas opuestas 
lineales, lanceoladas, estipuladas, verdes. Flores pequeñas, 
hermafroditas, axilares, solitarias ó dispuestas por pares, al- 
ternas ú opuestas. Cáliz gamosépalo de cinco dientes cortos. 
Corola gamopétala, infundibuliforme. Estambres, cinco, libres, 
insertos en le tubo de la corola. Ovario inserto en la conca- 
vidad del receptáculo, de dos lóculos cada uno con numerosos 
óvulos. Estilo simple y terminado por dos ramas estigmáticas. 
Cápsula oval redondeada, membranosa. Semillas numerosas, 
poliédricas, granulosas en la superficie y albuminosas 

Hab. En los arrozales. 

RANDIA DüMETORUM, Lam. (/?. longispina, DC; 
R. aciileata, Blanco; R. stipulosa^ Miq.; Gardenia spinosa, 
Blanco.) 

Nom. vul. Siiiajiipaga^tdig. 

Aplicaciones. El fruto se emplea en algunos parajes de la 
India para envenenar el pescado de los estanques y ríos de 
poca corriente, como se hace con el del Cocculus Indlcus. 
Este mismo fi^uto es vomitivo, y como tal lo aconsejan los 
autores sánscritos y árabes de la India. Según Mooden She- 
rif, la propiedad emética reside sólo en la pulpa, porque el 
epicarpio y las semillas son inactivas. Es un sustitutivo de la 
ipecacuana, hasta para el tratamiento de la disentería. Para 
este fin se administra también la decocción de la corteza del 
tronco. 

La pulpa seca y pulverizada se da en dosis de 2 gramos 



50 centigramos como emético, y de 1 á 2 gramos como an- 
tidisentérico. Para administrar la fruta fresca se machacan 
dos ó tres y se ponen á macerar por un cuarto de hora en 
150 á 200 gramos de agua, que se filtra kicgo y se da de 
una vez como vomitivo. Su efecto se hace sentir unos minu- 
tos después, y se faciUtan los vómitos, como en otras cir- 
cunstancias iguales , con agua tibia y cosquilleo de las- 
fauces. 

Descripción. Arbusto de tronco derecho y espinoso, con 
hojas sésiles que salen de las yemas, reunidas de tres en 
tres, obtusamente lanceoladas, enteras y lampiñas. Flores 
solitarias ó por pares, muy perfumadas. Cáliz gamosépalo 
con 10 dientecillos. Corola retorcida, arqueada, hinchada en 
el medio, con la garganta desnuda y cinco lacinias grandes 
y lampiñas. Estambres, cinco. Filamentos cortos, fijos en la 
corola. Estilo, uno. Estigma bífido. Fruto inferior. Baya co- 
ronada por dos restos del cáliz , lisa , amarilla , carnosa , con 
una sola celda con numerosas semillas. 

Hab. En el litoral de Luzón: flores en Mayo. 

IXORA COCCÍNEA, L. (/. bandhuca, Roxb.) 

Nom. vul. Saiitdn, tag. 

Aplicaciones. Las hermosas flores rojas del santán se usan 
en cocimiento para las hemoptisis y los catarros bronquiales. 
Esta flor, lo mismo que la raíz, es astringente. Ambas se ad- 
ministran en la disentería. En el Concán se hacen cocer en 
manteca dos tolas (i) de las flores, que se mezclan con cu- 
lantro y Mdsua férrea; se le añade un poco de azúcar candi 
y se forman gruesas pildoras, que se administran en dos ve- 
ces en un día. 

(1) Sean 6,8o gramos cada to!a: total, 13,60 gramos. 



— 174 — 

La raíz fresca ha sido recomendada por Deb para comba- 
tir la disentería, bajo la forma de tintura alcohólica, á la dosis 
de 2 á 4 gramos en una poción apropiada. La tintura, ó más 
bien alcoholatura, se hace poniendo á macerar por quince 
días 126 gramos de la raíz fresca en 473 gramos de alcohol. 

También se ha dado esta planta en las fiebres intermiten- 
tes y contra las afecciones cutáneas. 

Descripción. Arbusto que se cultiva en todos los jardines, 
con flores terminales en umbela, de color blanco, rosa ó 
rojo, cuya descripción sería aquí inútil, por ser sumamente 
conocida. 



COFFEA ARÁBICA, L. 

Nom. vul. Cafe, esp. 

Aplicaciones. La infusión de los granos de café, previa- 
mente tostados y maUdos, constituye una bebida de origen 
árabe, hoy generalizada por todas partes. En Fihpinas, donde 
hace pocos años sólo se cultivaba el café en los jardines, su 
siembra ha tomado tales proporciones, que hoy día consti- 
tuye una de sus riquezas agrícolas. El uso del café se gene- 
raliza más cada día, y el descubrimiento del alcaloide que 
contiene, la cafeína, cuyo uso en la terapéutica se extiende 
más y más, ha dado nueva importancia al grano, cuyo con- 
sumo se aumenta según las necesidades crecientes de la dro- 
guería. Cuando está recién cosechado, su gusto no es muy 
bueno, porque necesita de algún tiempo, dos ó más años, 
para que se seque por completo y adquiera todas las propie- 
dades aromáticas y de buen gusto de que es susceptible. El 
general Morín cita el hecho de haber probado una deliciosa 
infusión de café, hecha con legítimo de Moka, que había 
permanecido cincuenta años guardado, suponiendo, como es 



— 175 — 

natural, que las condiciones de su almacenaje sean tales que 
no resulten jamás nocivas al producto. 

En los países civilizados, el café es un artículo de primera 
necesidad en la alimentación: aquí lo consideraremos bajo el 
punto de vista terapéutico, en el cual se nos aparece bajo 
dos aspectos: como tónico estimulante y como antiséptico. 
Después hablaremos de sus propiedades como medicamento 
cardíaco, cuando citemos la cafeína, por ser este principio el 
que obra sobre el corazón, y constituir un producto cuya 
acción es bastante importante para que sea estudiado 
aparte. 

Hay dos modos de usar el café : en decocción , como lo 
usan los árabes, y en infusión, según la moda europea, que 
es el que se estila en Filipinas. Siguiendo el primer procedi- 
miento se obtiene una bebida tónica y aromática, sin pro- 
piedad excitante ninguna; pero con la infusión, el líquido que 
resulta es altamente excitante, del que no se puede abusar ni 
consumir á dosis tan elevadas como la decocción, porque 
sus efectos pueden ser bastante fuertes para producir dolores 
de cabeza, náuseas, temblor de los miembros, y desórdenes 
de la visión y la audición. Estos fenómenos, es verdad, no 
presentan gravedad alguna, y pasan rápidamente al momento 
que por la orina se eliminen los principios cuya presencia en 
el organismo originó tales desórdenes. 

La infusión del café estimula, sobre todo, las funciones 
cerebrales y la circulación: en cuanto á sus propiedades di- 
gestivas, unos las aceptan, otros las niegan, pareciendo más 
probable que los últimos tengan más razón, y que el café, 
tomado después de las comidas , deba las cualidades digesti- 
vas que se le atribuyen, á dos factores muy distintos, la tem- 
peratura y el azúcar. Lo que está fuera de duda es que tiene 
propiedades anafrodisíacas , por lo cual el ilustre Linneo lo 



— 176 — 

llamaba el licor de los capones. Esta última propiedad no se 
comprende cuando se considera que los árabes, que son tan 
dados á abusar de placeres precisamente vedados á los ca- 
pones, son también los que más usan y abusan del café. La 
razón está en la forma en que dijimos consumían el café, en 
decocción, libre de toda propiedad excitante, que indudable- 
mente reside en el principio que posee el aroma del café , el 
cafeol. 

Esta bebida está contraindicada en las personas histéricas, 
las nerviosas, en los que sufren de palpitaciones, los niños 
y los que padecen de insomnios. Es un excitante contra el 
sueño, el coma, usado en los envenenamientos con el opio 
y sus alcaloides. La acción excitante del café es tan rápida 
como la del alcohol. En varias ocasiones de depresión ner- 
viosa y cardíaca me ha dado maravillosos resultados admi- 
nistrar la infusión, cargada, tanto al interior como en enemas. 
Es un medicamento que no podré recomendar con bastante 
eficacia, y cada día me he convencido más y más de toda su 
actividad y su acción segurísima. 

Las propiedades antisépticas del café han sido últimamente 
puestas en evidencia; hace tiempo que lo usábamos como an- 
tiséptico sin saberlo^ como ha ocurrido con otras sustancias, 
ó más bien con todas las que los estudios modernísimos de 
la bacteriología nos han presentado como antifermentecibles 
y microbicidas. El polvo del café tostado da muy buenos re- 
sultados aplicándolo encima de las úlceras y llagas gangreno- 
sas, cuyo mal olor y aspecto pútrido desaparecen rápidamente 
bajo su influencia. Corrige las malas condiciones de las aguas 
para ser potables, por lo cual entra en la ración del marino 
y del soldado de casi todas las naciones europeas. En las epi- 
demias todo médico debe aconsejarlo en infusión muy ligera, 
como bebida usual. 



— 177 — 

El Dr. Luderitz ha hecho experiencias en el Instituto de 
Higiene de Berlín, en las cuales ha visto que no hay bacteria 
que resista á la acción del café bajo forma de infusión. Atri- 
buye el autor este efecto, no sólo al tanino, que existe en 
^ran proporción, sino más principalmente á las sustancias 
empircumáticas que se forman al tostarlo. La cafeína no 
toma parte alguna en semejante acción. El examen bacte- 
riológico del café, que el Dr. Luderitz dejó al aire libre du- 
rante seis días, le dio resultados completamente negativos. 
Sea cual fuere la explicación que se pretende dar á semejan- 
tes hechos, el resultado es que el café es una materia alta- 
mente antiséptica, y esta propiedad la deben tener bien pre- 
sente los médicos, no sólo porque el café es de fácil adquisi- 
ción en todas partes y la preparación de su infusión se hace 
más fácilmente aun, sino porque presenta, además, la in- 
mensa ventaja de no ser una sustancia tóxica. 

El análisis químico ha demostrado que está constituido (el 
grano) por las sustancias que siguen: 

Celulosa 34,000 

Agua higroscópica 12,000 

Materias grasas 10 á 13,000 

Glucosa, dextrina, ácido indetermin.ido 15,500 

Legumina, cafeina 10,000 

Ciorogenato de cafeina y de potasa 3)5 á 5,000 

Sustancia nitrogenada albumiaoidea 3,000 

Cafeina libre 0,800 

Aceite esencial sólido 0,001 

> » liquido 0,002 

Materias minerales 6,697 

De todas estas materias, la que nos interesa es la cafeína., 
descubierta por Hunge en 1821 y reconocida como alcaloide 
por Herzog. La cafeína no se extrae únicamente del café; 
también existe en el té, pues hoy día se ha reconocido que 
lo que se llamaba teína es sencillamente el mismo alcaloide 

13 



- i7-« - 

del caTc, la cafeína. Uno y otro nombre son, pues, sinónimos 
y no expresan más que la misma sustancia: C'' H'" Az* O*. 
Cristaliza en agujas finas y sedosas; incolora, inodora, de un 
gusto ligeramente amargo. Se disuelve en el agua en la rela- 
ción de 2 de alcaloide por 98. 

Se la considera como sucedáneo de la digital, particular- 
mente útil cuando existe anemia cerebral, y como poderoso 
diurético. Germain Sée la considera como un medicamento 
de ahorro, cuya acción se hace sentir principalmente en el 
corazón, previniendo su fatiga, por lo cual la aconseja antes 
de las grandes marchas, los ejercicios violentos, y en todos 
los casos en que el corazón se ve forzado á un aumento con- 
siderable de trabajo. Su dosis es 25 centigramos á i y 2 gra- 
mos al día en poción ó en inyecciones hipodérmicas. 

La cafeína es también muy útil contra las jaquecas, las 
neuralgias, el asma y como tónico general. Para este último 
uso la dosis será de 2 á 4 centigramos al día, en pildoras, con 
extracto blando de quina ú otro tónico amargo. No nos de- 
tendremos en dar aquí fórmulas para el uso de la cafeína por' 
no parecemos ser este lugar para ello. 

Dedicaremos unas palabras á la ctoxicafeína^ que es la ca- 
feína en la que un átomo de H. ha sido reemplazado por el 
grupo C' H^ O, ó sea el oxietilo. Se presenta en cristales 
blancos en forma de aguja, es poco soluble en el agua, y como 
propiedades fisiológicas es un sedativo del sistema cerebro- 
espinal, y tiene propiedades narcóticas. A la dosis de 25 cen- 
tigramos en una poción adecuada, se le administra con éxito 
en los dolores de cabeza. 

Descripción. La parte empleada es sólo el grano, bien co- 
nocido de todos, y que no se presta así á confusión alguna, 
por lo que nos creemos dispensados de entrar en descrip- 
ciones. 



— 179 — 

MORINDA CITRIFOLIA, Lin.; Variedad: BRACTEATA, 
Hoock f. (M. liguiata, Blanco.) 

Nom. vu!. Bankudo, Pankudo, Bagkuro, Niño, Kulit, 
Tumbogaso, Lino, Manibog, Takpus^ tag. y bis.; Taliantar^ 
pam.; Apalot, ilok. 

Aplicaciones. Las raíces sirven á los filipinos, lo mismo 
que en la India, para teñir de encarnado. En la medicina, los 
médicos Tamules usan la hoja en decocción para combatir 
Jas diarreas y la disentería. El fruto es emenagogo y aperi- 
tivo (.?). En Bombay se usan las hojas machacadas, aplicándo- 
las sobre las heridas y llagas para su pronta cicatrización; 
dan también su decocción al interior como febrífugo y tó- 
nico. La dosis es de lo gramos en 500 de agua, dando luego 
al paciente dos copas de las de vino en dos veces al día. 

La corteza de la raíz contiene una materia cristalina que 
Anderson ha llamado morindina C-*' H^'' O'^. Cristaliza en 
agujas amarillas; soluble en agua hirviendo, poco soluble 
en alcohol y agua fría, insoluble en el éter. En los álcalis se 
disuelve, produciendo una coloración rojo-anaranjada. Es un 
glucósido. 

Hay otra especie llamada en tagalog Ttimboug aso hapay, 
M. tinctoria, Roxb. (i), cuya raíz tiene en Filipinas las mis- 
mas aplicaciones de las hojas de la anterior, á la dosis de 8 
gramos al día. Sus polvos se aplican también sobre las úlce- 
ras y llagas, principalmente las gangrenosas. 

Descripción. El bankudo es un arbolito de ramas opues- 
tas, cuadradas por el extremo. Hojas opuestas, ovales, oblon- 
gas, lisas, enteras, lampiñas. Pecíolos cortísimos, con dos es- 
típulas intermedias, anchas, lanceoladas y dobladas hacia 
fuera. Flores opuestas á las hojas, colocadas sobre recep- 

(i) M. royoc ,^\-3XíCQ. 



— i8o — 

táculos globosos, solitarios, en brácteas, de los cuales van 
saliendo sucesivamente las florecitas. Cáliz propio, cortísimo, 
monofilo, de cuyo borde sale una hojuela lanceolada. Corola 
tubulada, lanosa hacia el medio por la parte interior, y con 
cinco lóbulos. Estambres, cinco, fijos en las paredes de la co- 
rola. Filamentos, casi ninguno. Anteras larguitas, delgadas é 
incumbentes. Pistilo algo más largo que la corola. Estigma 
hendido en dos láminas revueltas á los lados. Fruto: el re- 
ceptáculo en donde se fijan las flores, se desarrolla hasta 
tomar la figura de un globo erizado con los restos de los 
cálices, á manera de baya, con muchos pezones, que son 
otras tantas pequeñas bayas, que tiene cada una dos semillas 
monospermas de cuatro ángulos. 

La M. tinctoría, Roxb., es un arbusto cuyo tronco se echa 
sobre los árboles vecinos, con hojas opuestas, aovadas, aqui- 
lladas, de pecíolos cortísimos, con flores y fruto como en la 
especie antes descrita. 

Hab. En Luzón, y la M. tinctoria, especialmente, en Ma- 
linta, Calauan y Tanauan. 

Pedería futida, l. (f. scssijiora, dc.) 

Nom. vul. Kanttitan, Kantittae, tag.; Lilitan, Tae-tae, bis. 

Aplicaciones. Esta planta tiene un olor muy malo, que ha 
hecho que le den nombres, tanto técnicos como vulgares, 
que recuerdan esta propiedad. Los indios la miran como un 
remedio contra el reumatismo. Su raíz es emética. Las hojas, 
cocidas y machacadas, se aplican en cataplasma, en el hipo- 
gastrio contra la retención de orina. Para el mismo fin se 
administra la decocción de las hojas al interior, y goza ade- 
más la fama de destruir la piedra de la vejiga. En las fiebres 
se aplican en la cabeza paños empapados de la decocción de 
las hojas, que también en este caso se da al interior. 



— I»I — 

Descripción. Es una enredadera de hojas opuestas, de lar- 
gos pecíolos, ovales, aguzadas, enteras, con estípulas cadu- 
cas. Flores de color rosa obscuro, en cimas compuestas, axi- 
lares y terminales. Cáliz de cinco lóbulos persistentes. Corola 
tubulosa, pubescente, de cinco lóbulos. Estambres, cinco» 
libres. Ovario inferior, comprimido, de dos lóculos uniovula- 
dos. Estilo de dos ramas estigmatíferas. 

Hab. En Luzón, Mindanao, Cebú, Panay. 



COMPUESTAS. 



EUPATORIUM AYA? ANA, Vent. 

Nom. vu!. Ay apaña, Apana^ tag. 

Aplicaciones. Esta planta es originaria del Brasil, siendo 
hoy muy común, no sólo en Filipinas, sino en otros países, 
en donde se la conoce con su nombre brasileño, más ó me- 
nos modificado , Aya-pana. Toda la planta es aromática , y 
su infusión de un sabor amargo agradable. Sus virtudes han 
sido un poco exageradas; pero en realidad se la puede con- 
siderar como un buen estimulante, diaforético y tónico. Se 
usa su infusión (hojas, 30 gramos; agua, i litro) en las dis- 
pepsias, y como digestivo, á guisa de té, por pequeñas tazas 
después de las comidas. En la isla Mauricio se usó mucho 
de esta infusióu, cuando el cólera del 1854 y 56, como esti- 
mulante y aromática. 

Se emplea intus y extra como antídoto contra las morde- 
duras de serpiente ó insectos venenosos. El jugo de sus 
hojas es muy bueno para modificar las superficies de las úl- 
ceras de mal aspecto. Sirve para lo mismo la decocción de la 
planta entera. 



— l82 — 

Descripción. Planta de olor agradable, con hojas opuestas, 
sésiles, coherentes por la base, lanceoladas, enteras y lam- 
piñas. Flores en panoja racimosa. Cáliz común, cilindrico, de 
muchas escamas imbricadas y aleznadas; las inferiores meno- 
res y dentro más de 20 florecitas flosculosas, hermafroditas. 
Corola de los flósculos de figura de embudo, con el limbo 
casi derecho y con cinco lacinias. Estilo poco más largo que 
los estambres. Estigmas, dos, largos. Una semilla con cuatro 
ángulos, con un vilano simple, peloso y sésil. Receptáculo 
desnudo. 

Hab. Común en los campos y jardines: flores en Enero. 

BLUMEA BALSAMIFERA, DC. ( Conyza balsamife- 
ra, L.) 

Nom. vul. Sambon, tag.; Lakdanbulan ^ Hamlibon, La- 
lakdait, Lakadbulan , Gintingintin , G abiten, Ayoban, Ali~ 
biin , bis.; Sobsob , ilok. 

Aplicaciones. El sambon es una panacea de los filipinos: 
sus virtudes son prodigiosas, según los indios del campo. 
Sus hojas se llevan en el sombrero ó en el salakod para pre- 
servar del tabardillo: su decocción sirve para bañar las per- 
sonas que se levantan de una larga enfermedad, y en fumiga- 
ciones calientes para curar el reumatismo y los dolores de 
cabeza. Colocan á un enfermo desnudo, sentado en una silla, 
le cubren con una ó varias mantas , poniendo debajo de dicha 
silla una olla con un cocimiento de sambon muy caliente. 
Este baño de vapor determina al momento una sudación 
abundante, y el enfermo se traslada á su cama ó permanece 
allí hasta que, enfriándose la olla, cesa de ejercer su acción 
diaforética. 

La infusión caliente de sus hojas es un buen diaforético, 
tomada al interior, muy útil en los catarros bronquiales, y 



- i83 - 

considerado entre los chinos y javaneses como expectorante. 
Es, además, estomáquica, antiespasmódica y emenagoga. El 
olor alcanforado de la planta me dio la idea de aplicar su 
decocción como antiséptica, en lociones, en las úlceras que 
acompañan las varices de los miembros inferiores, y obtuve 
un resultado muy satisfactorio. La dosis de las hojas para la 
infusión, para el interior, es de 30 gramos por litro de agua; 

Descripción. Es una planta leñosa que se eleva hasta la 
altura de 2 y aun 3 metros. Hojas lanceoladas oblongas', 
agudamente aserradas, rugosas, blandas, vellosas, blanque- 
cinas, con dos ó tres hojuelas ó dientes á cada lado debajo 
de la base. Flores en panoja. Cáliz común, cónico, de mu- 
chas escamas angostas y lineales, imbricadas, las interiores 
más largas, y que contiene más de 15 florecitas hermafrodir 
tas en el disco, y muchas hembras en el radio. Hermatroditas: 
corola de figura de embudo, con cinco dientes. Hembras: co- 
rola muy delgada- de figura de embudo y al parecer con cua- 
tro dientes. Una semilla coronada con un vilano peloso, 
simple. 

Hab. Crece en todas partes y es sumamente conocida: 
florece en Enero. 

SPHCERANTHUS INDICUS, L. (S. hirhis, Willd.; 6". rno- 
llis, Roxb.) 

Nom. VUl. Sambo¿-gala, tag. 

Aplicaciones. Parece ser que esta planta tiene propieda- 
des antihelmínticas , y con este fin se administra al interior 
en polvo, á la dosis de 2 á 4 gramos, con un poco de miel ó 
jarabe. 

Es amarga y aromática, y como tal se administra como 
tónico y estimulante en las afecciones del estómago y del 
intestino. El olor de la planta se transmite á la orina y al 



_ ,84 - 

sudor. En la India la administran en las afecciones biliosas y 
para disolver todo género de tumores (i). Los hindus pilan 
las plantas nuevas con un poco de manteca, harina y azúcar, 
y comen esta mezcla, que la consideran tónica, y que impi- 
de, según ellos, que el cabello se caiga ó encanezca. Las se- 
millas se fríen en aceite , que luego sirve como afrodisíaco en 
la India. El agua destilada es una buena preparación, porque 
contiene el principio activo de la planta, que es un aceite 
esencial, viscoso, de color amarillo y soluble en el agua. 

Descripción. Plantita de tallo y ramas con tres alas ase- 
rradas. Hojas escurridas, lanceoladas, mordidas, vellosas. 
Flores en cabezuela globosa, repartidas en más de 50 cuer- 
pos ó grupos, cada uno con su cáliz parcial, de nueve á 10 
hojuelas, y contiene dos ó tres flores hermafroditas, de figura 
de campana, con cinco dientes. Anteras cinco, soldadas. Es- 
tilo uno, gruesecito en el extremo. Estigma ninguno. Corola 
de las hembras pequeñísima, con tres dientecillos confusos. 
Estigma en dos partes revueltas hacia abajo. Una semilla 
con cuatro ángulos, coronada con un ribete pequeño. 

Hab. En los arrozales: flores en Enero. 

SPILANTHES AGMELLA, L. 

Nom. vui. Hagonog, tag.; Agonoy , esp.-fil. y bis.; Palu- 
nay , pam. 

Aplicaciones. Algunos curanderos filipinos usan la raíz 
como purgante á la dosis de 4 á 8 gramos, en decocción, en 
una taza de agua. El cocimiento de las hojas se emplea para 
lavar las partes afectadas de sarna y psoriasis. Al interior 
obra como diurética, y tiene reputación de disolver los cálcu- 
los vesicales. El zumo de las hojas se usa para curar las he- 

(0 Dymuck, loe. cit., pág. 426. 



- i85 - 

ridas, aplicando luego encima de ellas las mismas hojas en 
cataplasma: las llagas y ulceraciones atónicas y corruptas en- 
cuentran alivio con lo mismo. Las hojas del agonoy, las del 
sambon y del sampaloc sirven para preparar baños aromáti- 
cos, que se dan á los convalecientes ó afectados de dolores 
reumáticos, y á las mujeres en el estado puerperal. 

Descripción. Es una planta de tallo inclinado, cuadrado, 
acanalado, cubierto de gotas de gomorresina. Hojas opues- 
tas, algo acorazonadas, aovadas y puntiagudas, ó también 
lanceoladas, todas aserradas, con dientes remotos, con tres 
nervios muy notables y cubiertas de pelos muy cortos. Pe- 
cíolos cortos acanalados. Flores en una especie de umbela, 
de tres ó más florecitas colocadas sobre pedúnculos largos. 
Cáliz común, de nueve á ii hojuelas estrechas, cóncavas, 
carnosas, derechas antes de la madurez del fruto y dispues- 
tas en dos órdenes. Flósculos hermafroditas en el disco, á 
veces más de 40. Corola tubulada , con cinco dientes dere- 
chos. Anteras más largas que la corola. Pistilo más largo que 
los estambres. Estigma bífido. Hembras, 1 5 ó más, colocadas 
en el radio. Corola monopctala, como plegada á lo largo, 
con tres dientes. Estilo y estigma como en las hermafroditas. 
Semillas (en las hermafroditas) con cuatro ángulos ensan- 
chados en la parte superior, coronada con una arista larga y 
rudimento de otra, y un círculo de pelos en el centro de la 
parte superior de la semilla: en las hembras son pequeñas y 
á veces comprimidas, coronadas con dos aristas, de las cua- 
les sólo la una se alarga y se hace muy visible, con igual 
círculo de pelos que las hermafroditas. Receptáculo cubierto 
de escamitas cóncavas que rodean á la semilla. 

Hab. Planta sumamente conocida: crece á orillas del mar 
y de los ríos. 



— li 



'ARTEMISIA VULGARIS, L. (A. indica, Willd.) 

Nom. vul. Ka-Maria, Santa María, Tinisas, teg. 

Aplicaciones. Las mujeres usan mucho de la infusión de las 
hojas aromáticas de esta planta, para excitar las reglas. Es un 
emenagogo, y en algunas ocasiones lo emplean con fines abor- 
tivos; pero su uso no presenta ningún peligro, pues no te- 
niendo acción marcada sobre la matriz grávida, no es tam- 
poco abortivo. Es solamente un pequeño excitante del útero. 

Las propiedades estomáquicas y tónicas son conocidas de 
todos en Filipinas. Los hindus dan la decocción de las hojas 
como estomáquico, desobstruyente y antiespasmódico, en la 
amenorrea y la histeria. El Dr. Wigth (i) dice que las hojas 
y los cogollos son buenos en las afecciones nerviosas que re- 
sultan de la debilidad (anemia), y que su decocción es buena, 
en lociones, para curar la úlcera fagedénica. 

La infusión se prepara con lo á 30 gramos de hojas por 
litro de agua, y si se administran las hojas en polvos secos, 
estos se dan á la dosis de 4 á 8 gramos. El zumo, á la de 30 
á 40 gramos por día. Se administra diariamente durante la 
semana que precede á la época de las reglas, en la amenorrea. 

Descripción. Planta de tallo derecho, leñoso, cuadrado en 
los extremos. Hojas alternas, tomentosas por debajo, escurri- 
das , hendidas al través en varias partes, medio lanceoladas, 
rematando en dientecitos agudos, las inferiores, remotas y 
muy pequeñas, y las de arriba, mucho mayores. Flores axi- 
lares y terminales en espigas ladeadas: los pedúnculos comu- 
nes abiertos. Cáliz común cilindrico, de dos carreras de ho- 
juelas ovales y escariosas por las orillas, con once florecillas 
hermafroditas en el disco, y unas cinco hembras en el ámbito. 
Hermafroditas: corola de figura de campana, con cinco dien- 



(i/ Waiing, loe. cit., pág. 126. 



^— 187 — 

tecitos obtusos; anteras unidas en cilindro y terminadas con 
puntas aleznadas; estigmas, doí;, revueltos á los lados. Hem- 
bras: corola pequeñísima, con tres dientccitos aleznados; an- 
tera ninguna; estigmas, dos. Semillas muy pequeñas y de cua- 
tro lados en las hermafroditas, y aun más pequeñas todavía en 
las hembras. Receptáculo desnudo. 

Hab. Muy conocida es esta planta, que se cría en todas 
partes. 

CARTHAMUS TINCTORIUS, L. 

Nom. vu!. Azafrán de la tierra, esp.; Biri^ Kasnbha^ Kat- 
sttmba, Lago, tag.; Kasabha, bis.; Kasiibha, Kashimba, pam. 

Aplicaciones. Es menester no confundir la planta que nos 
ocupa, con otra cuyo tubérculo llaman también algunos aza- 
frán (ij, y que se usa para dar color á los alimentos. 

La parte empleada es la flor, que sirve de condimento, 
dando á los guisos un color amarillo. Algunos las emplean, á 
la dosis de 4 gramos al interior, para curar la ictericia. Las 
hojas coagulan la leche. Las semillas son purgantes á la dosis 
de 8 ó 16 gramos, machadas y tomadas en una emulsión, ó 
bien de 1 5 á 30 en decocción. 

El análisis químico revela las materias siguientes en esta 
planta: 

Materia colorante amarilla, soluble 26, r — 36,0 

Ácido cartámico 0,3 — 0,6 

Materia extractiva 3,6 — 6,5 

Albúmina 1,5 — 8,0 

Cera 0,6 — 1,5 

Celulosa, pectina 38,4 — 56,0 

Sílice 1,0 — 8,4 

Oxido de hierro, alumino, óxido de manganeso. . 0,4 — 4,6 

(Salvetat.) 

(I) VtrCurouina Ioiig;a, L. « 



— i88 — ■ 

Descripción. Planta de raíz en forma de huso, blanquecina. 
Tallo derecho, con pocas ramas. Hojas esparcidas, sésiles, ci- 
ñendo en parte el tallo, lanceoladas, dos veces aserradas, con 
las aserraduras ganchudas. Flores terminales en una especie 
de corimbo. Cáliz común medio globoso, con escamas imbri- 
cadas, las de abajo mayores, terminadas con apéndices no 
ramosos, lanceolados, con una espina en el ápice y rara vez 
alguna en las orillas, y que contiene muchas florecitas floscu- 
losas, hermafroditas. Corola propia del flósculo, larguísima, de 
figura de embudo, con cinco lacinias. Estilo más largo que 
los estambres. Estigma bífido. Una semilla grande y sin vi- 
lano. Receptáculo peloso. 

Hab. Cultivada en los jardines. 



PLUMBAGINEAS. 



PLUMBAGO ZEYLANICA, L. (P. viscosa, Blanco.) 
Nom. vul. Sagdikit, tag.; Bagbag, Talankaw, ilok. 
Aplicaciones. La raíz de esta planta es vesicante, y como 
tal la emplean los indios. Según los autores sánscritos, au- 
menta el apetito y es útil en la dispepsia, las almorranas, la 
anasarca, la diarrea y las afecciones cutáneas. Los filipino.s 
emplean con buen éxito su conocimiento para lavar la sarna (i). 
Una medicina favorita de los hindus contra las flatulencias, 
es una antigua receta de Susrutas, compuesta de polvos de 
las siguientes sustancias, en partes iguales: 



(I) El P. Blanco en su Flora (2.» edición, pág. 58), dice hablando de la curación de la sarna 
por el plumbago. «Este secreto, premiado en París por la Academia de Medicina, lo saben los ¡lo- 
cos.» Esto no es más que una candidez del buen autor de la Flora pues la .academia de París 
no ha premiado jamás secrelos. 



— 189 — 

Raíz de plumbago, semillas de Holarrhena antidysente- 
ria fi), raíz de Cissampelos Pereira^ Picrorrhiza ktirroa (i), 
Aconituiu hetej'ophyllum (i) y Terminalia chebiiUa^ á la dosis 
de 4 gramos al día. 

El Dr. Oswald ha empleado la tintura alcohólica del plum- 
bago en las fiebres intermitentes, con buen resultado: dice 
que es un poderoso sudorífico (2). Con la raíz fresca y ma- 
chada con arroz se hace una pasta cáustica, que se aplica en 
los bubones. También se usa para destruir las berrugas. Ad- 
ministrada dicha raíz en polvo á las mujeres embarazadas, pro- 
duce el aborto; con este mismo fin introducen, en la India, 
en la cavidad uterina, un pedazo de la raíz. Es inútil decir 
toda la gravedad de semejante práctica, que expone á la mu- 
jer á gravísimos accidentes. 

La composición química de la raíz fue estudiada por Du- 
long (3): encierra un principio no nitrogenado, Xb. pliunbaginay 
que cristaliza en agujas de color amarillo naranja, de gusto 
amargo, acre, volátil, neutra, poco soluble en el agua fría, 
más soluble en el éter, el alchohol, el agua caliente. La solu- 
ción acuosa toma por los álcalis una coloración roja de cereza, 
que los ácidos transforman en amarilla. Lo mismo ocurre si 
se la trata por el acetato básico de plomo. 

Descripción. Planta de tallo inclinado á tierra, anguloso. 
Hojas lanceoladas, aovadas, que corren por el pecíolo, ente- 
ras y algo pelosas. Pecíolos que abrazan el tallo por la base. 
Flores axilares en espiga. Involucro propio de cada flor ; tres 
hojuelas aovadas, la de abajo mayor. Cáliz largo hendido casi 
hasta la base, en cinco partes lineales cubiertas de glanduli- 
tas con piececito, que despiden goma pegajosa por los extre- 



(i) No existen en Filipinas. 

(2) Waring. loe. cit., pág. 170. 

(3) Jour di Pharm., t. xiv, páj;. 441. 



IQO — 

mos. Corola retorcida, con el tubo muy largo y cuadrado, la 
garganta desnuda y el limbo con cinco lacinias aovadas al re- 
vés y terminadas con un estilete. Estambres, cinco, fijos hacia 
la base de la corola, casi tan largos como el tubo. Estilo algo 
más corto que los estambres. Estigma en cinco partes. Una 
semilla larga, cubierta con una piel membranácea, con cinco 
ángulos, y encerrada dentro del cáliz. 
Hab. En Tanauan (Batangas). 



SAPOTÁCEAS. 



ACHRAS SAPOTA, L. 

Nom. vul. Chico, csp.-fil.; Tsikn, tag. 

Aplicaciones. Una de las frutas más conocidas en Filipinas 
es el chico, apreciado no sólo por los filipinos, sino por los 
europeos. Cuando no está bien madura contiene un jugo re- 
sinoso que se pega á los labios y la comunica un gusto des- 
agradable; pero una vez completamente madura, es de un 
gusto ligeramente vinoso y azucarado, y de fácil digestión. En 
la terapéutica, sus semillas se usan como diuréticas, pero es 
menester usarlas con prudencia, porque, como contienen una 
pequeña proporción de ácido cianhídrico, tomadas en grande 
cantidad pueden ocasionar accidentes desagradables; la dosis 
es de cinco á seis semillas machacadas, y dadas en un poco 
de agua azucarada. También contienen una materia grasa de. 
consistencia butirosa. 

La corteza del tronco es un tónico y un febrífugo, en que 
Mr. Bernon (l) ha hallado un alcaloide cristalino que llama 

(I) Z.'í'«/<i« Z'/iiirw»., t. .vxiit, pág. 291. 



— 191 — 

sapotina^ soluble en el éter, el cloroformo y el alcohol, pero 
no en el agua. Encontró al mismo tiempo dos resinas y una 
grande proporción de ácido sapotánico. 

El tronco deja escapar por incisión una resina lechosa, que 
es muy semejante á la gutapercha , y que quizás podía em- 
plearse para usos análogos á los de ésta. 

Descripción. Son unos arbolitos de hojas amontonadas, 
lanceoladas, aquilladas, enteras y lampiñas. Flores solitarias, 
ó do dos en dos, terminales, con los pedúnculos muy largos. 
Cáliz de seis piezas, tres dentro de las otras; inferior persis- 
tente. Corola de figura de jarrito, con el borde dividido en I2 
partes, las seis más pequeñas, alternas, dentro de las otras 
seis. Estambres, seis, fijos cerca de las divisiones de la corola 
y opuestos á sus partes exteriores. Filamentos muy cortos. 
Anteras asaetadas. Germen lanoso en la base, cónico y asen- 
tado sobre la flor. Estilo largo. Estigma obtuso. Fruto, forma 
generalmente conocida, etc., etc. 

Hab. Común en todo el Archipiélago: flores en Abril. 

MIMUSOPS ELENGI, L. 

Nom. vil!. Kabikí, tag. 

Aplicaciones. Sus flores, de las más perfumadas y agrada- 
bles de Filipinas, son generalmente conocidas. La corteza del 
tronco es astringente, y su decocción se da al interior contra 
las fiebres y para combatir las diarreas. También sirve, en 
inyecciones, en la blenorrea; en gargarismos, contra las angi- 
nas, para afirmar las encías y contra la caída de la úvula. 

Los javaneses la usan como un tónico excelente y como 
un antiperiódico, según Horsfield. El agua destilada de las 
flores se usa en la India como perfume, y en la terapéutica 
como estimulante. 

En el Concán, la fruta verde se mastica para curar los do- 



— 192 — 

lores de muelas y tonificar las encías cuando los dientes se 
mueven por la relajación de las mismas. El cocimiento de 
dichas frutas verdes sirve para lo mismo, y también para lavar 
llagas y heridas. 

Descripción. Es un árbol de hojas alternas, oblongas, co- 
riáceas, verdes. Flores pequeñas, de color de paja, muy per- 
fumadas. Cáliz de ocho sépalos. Corola gamopétala, de 16 divi- 
siones oblongas, lanceoladas. Estambres, ocho, libres, cortos, 
alternando con ocho estaminoides petaloideos, cónicos, vello- 
sos. Ovario libre, pluriovulado. Fruto carnoso, oval, liso, ama- 
rillo, cuando está maduro, con uno ó muchos lóculos, según 
las semillas maduras. Semillas solitarias, oblongas, compri- 
midas. 

Hab. Cultivada en los jardines. 



OLEÁCEAS. 



JASMINUiM SAMBAC, Aitón. (Nyctautes sambac, Blanco. 

Nom. vul. Sarupaga, tag.; Sampaguitas^ esp.-fil. 

Aplicaciones. La flor de esta planta es la más popular y 
quizás la más estimada en Filipinas. El cocimiento de las flo- 
res es un colirio usado por los filipinos para combatir las con- 
juntivitis catarrales. La raíz es un emenagogo. Las flores, ma- 
chacadas y aplicadas sobre los pechos de las nodrizas, hacen 
retirar la leche en veinticuatro horas, según se dice en la far- 
macopea de la India (i). 

Descripción. Es tan generalmente conocida la flor, que no 



(I) Warinj, loe. cit., pág. 1-6. 



— 193 — 

hay temor de equivocaciones al pedirla á cualquier indio; su 
descripción, pues, es inútil. 

Hab. Se cría en todos los jardines: florece en Diciembre. 



APOCINÁCEAS. 



ALLAMANDA CATH ÁRTICA, L. 

Nom. vul. (?) 

Aplicaciones. Parece que los filipinos no hacen uso de esta 
planta, pues no tiene nombre vulgar conocido. Los portu- 
gueses la llevaron del Brasil á la India. El cocimiento de las 
hojas es purgante y se emplea para combatir el cólico de 
plomo. El látex que da esta planta es un emeto-catártico á 
dosis elevadas, pero purgante sólo si le administra en dosis 
de ocho á diez gotas en una poción adecuada. Su uso re- 
quiere gran prudencia por la acción violenta que puede de- 
terminar como evacuante. 

Descripción. Es un arbusto voluble con las hojas de cuatro 
en cuatro, lanceoladas, elípticas, de color ferruginoso, cubier- 
tas de pelos ásperos. Flor en espiga, compuesta, de hermoso 
color amarillo. Cáliz , cinco divisiones. Corola infundibuli- 
forme de cinco lóbulos. Estambres, cinco, insertos en la gar- 
ganta de la corola, que encima de ellos se cierra por una co- 
rona de pelos; anteras asaetadas. Ovario de un solo lóculo 
con dos placentas multiovuladas. Estilo cilindrico acabado 
en el ápice por un cono bilobulado. Cápsula globulosa, del 
tamaño de un guisante, negra, coriácea, cubierta de espinas 
largas, bivalva; numerosas semillas rodeadas de un ala an- 
cha, membranosa. 

Hab. En Calauang y en otros puntos de Luzón y Panay. 

13 



— 194 — 

THEVETIA NERIIFOLIA, Snss.{Ccrbera Thevetia,\..y 
Blanco.) 

Nom. Vil!. Campando ^ esp.-fil. 

Apücacíones. Esta planta es muy conocida y común en 
los jardines, por las bonitas flores amarillas que tiene en forma 
de campana. 

La corteza del tronco tiene propiedades antiperiódicas, 
que fueron primeramente señaladas por Descourtilz (i), y 
que posteriormente han sido confirmadas por el Dr. G. Bi- 
die (2) y el Dr. J. Shortt (3). Ambos emplearon la tintura á 
la dosis de 10 á 15 gotas, repetidas tres veces al día. La 
tintura se prepara macerando durante una semana 30 gra- 
mos de la corteza fresca, dividida en pequeñas partes en 150 
gramos de alcohol. Esta tintura obra como purgante y vomi- 
tiva á dosis elevadas de 30 á 60 gotas. Como se ve, esta 
planta tiene propiedades muy activas, y, efectivamente, es 
venenosa y debe emplearse con gran cautela. El cocimiento 
de la corteza se da como emeto-catártico; pero es suma- 
mente imprudente servirse de la decocción , pues no se 
puede graduar la cantidad de principio activo, que, según el 
análisis químico, es sumamente peligroso. 

El fruto es extremadamente amargo y acre. Sus semillas 
dan por expresión un aceite que De Vry obtuvo en cantidad 
de 35 á 41 por 100, y á la de 57 por 100 por el benzol. El 
aceite tiene un agradable olor, parecido al de almendras dul- 
ces: su densidad es de 0,9148 á 25°, y es perfectamente 
limpio y transparente á esta temperatura. A 15° se hace 
pastoso, y á 13° se solidifica por completo. Según Oudemans, 



(i) Flor, mid.des Antilles, t. iii, pág. 40. 

(2) Madras, Quait. M¿d. Journ., 1862, t. v, pág. 17S. 

(3) Misma publicación, 1865, t. viri, pág. 294. 



— 195 — 

este aceite está constituido por 63 por 100 de trioleína y 37 
por 100 de tripalmina y triestearina: no es venenoso. Des- 
pués de la expresión, De Vry obtuvo del bagazo 4 por 100 
de un glucósido cristalizado, á que dio el nombre de theve- 
tma. Este glucósido fué posteriormente estudiado por Blas 
en la Academia de Medicina de Bélgica (i) (C" H'* O'*): es 
un polvo blanco, formado de pequeñas láminas incoloras, 
inodoras, de gusto muy amargo, soluble á 14° en 122 partes 
de agua, en el alcohol, el ácido acético cristalizable; insoluble 
en el éter. El ácido sulfúrico concentrado lo disuelve, produ- 
ciendo una coloración rojo-obscura, que pasa á rojo cereza y 
luego á violeta después de algunas horas. Esta coloración 
desaparece en contacto del agua. En presencia de soluciones 
acidas en ebullición, este glucósido se desdobla, produciendo 
una nueva sustancia, la theveresina (C*^ H'" O'"), que es 
blanca, amorfa, poco soluble en el agua hirviendo y el al- 
cohol, insoluble en la bencina y el cloroformo, soluble en los 
álcalis, con un gusto muy amargo. Ambas sustancias son ve- 
nenos narcóticos muy enérgicos; pero esta planta contiene 
otro veneno más enérgico que la tkevetina, descubierto por 
Warden (de Calcutta) (2), que la sacó también de las semi- 
llas. No cristaliza, es muy amarga, muy soluble en el agua, 
y el ácido sulfúrico y nítrico colorean en amarillo. 

La tkevetina y la theveresina obran sobre el corazón como 
tóxicos muy enérgicos. Con la tkevetina se notan fenómenos 
emeto-catárticos , temblores y un desfallecimiento progresi- 
vo. Con la tkeveresina no se producen ni vómitos ni diarreas, 
sino fenómenos de anestesia y rigidez de los miembros. Am- 
bos venenos detienen el corazón en sístole. En inyecciones 



(o Dyraock. loe. cit., pág. 505. 

(2; Phar:n.Jj¡íi n., Ju'.io 1882, p'ig. 42 



— 196 — 

hipodérmicas provocan irritación, se eliminan por el hígado 
y no se encuentran en la orina (i). 

Descripción. Arbusto de hojas casi sésiles y medio amon- 
tonadas en los extremos de las ramas, lanceoladas, enteras 
y lampiñas. Cáliz en cinco partes. Corola amarilla, cilindrica, 
muy estrecha por abajo, con el limbo muy grande, ensan- 
chado en cinco partes sobrepuestas unas á otras por los 
bordes , cuyo color es distinto del resto. Estambres, cinco, 
insertos en la garganta, con anteras lanceoladas. Ovarios, 
dos, unidos en la base, libres por la parte superior, unilocu- 
lares. Estilo simple, dilatado en el extremo en un estigma 
bilobulado. Drupa muy carnosa, deprimida, alargada trans- 
versalmente en figura romboidea, con cuatro surcos en cruz 
y un hoyo encada extremo, con la nuez muy dura, de figura 
de media luna, comprimida, con cuatro ventanillas y otros 
tantos aposentos y semillas solitarias. 

Hab. Común en todos los jardines. 

CERRERA ODOLLAM, Gcertn. {C. manghas , Bl. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Toktok-kaló^ tag. 

Aplicaciones. El jugo lechoso que encierra esta planta es 
emético y purgante; pero como es un tóxico, su empleo es 
sumamente peligroso. El químico De Vry ha hallado en este 
látex un glucósido venenoso análogo á la ihevetina^ de que 
hablamos en el artículo anterior (ver Thevetia neriifolid). 
Las semillas son también vomitivas y no menos tóxicas. 

Los javaneses llaman á su fruto biniaro^ y tiene, según ellos, 
las mismas propiedades que el de la datiwa. Las hojas, ma- 
chacadas, las aplican en cataplasma para curar las erupcio- 

(i) Dujardin B. et Egasse, loe. cit., pág. 721. 



— 197 — 

nes herpéticas : la corteza sirve para lo mismo ; pero es , ade- 
más, purgante. 

Descripción. Pequeño arbusto con ramas en horquillas 
Hojas amontonadas en los extremos de las ramas, lanceola- 
das , enterísimas y lampiñas. Flores en una especie de espiga 
umbelada. Cáliz de cinco lóbulos caducos. Corola blanca, re- 
torcida, cilindrica, con el limbo asalvillado, hendido en cinco 
partes romboidales , con la garganta recortada en forma de 
estrella, cubierta de lana. Estambres, cinco. Filamentos pe- 
gados ala corola, con los extremos gruesos. Anteras de figura 
de saeta. Ovario con dos lóculos uniovulados. Estilo del 
largo de los estambres. Estigma grueso, cónico, con lóbulos. 
Dos drupas muy grandes, ovales, carnosas, unidas por la 
base , con la nuez leñoso-ñbrosa , con una semilla com- 
primida. 

Hab. En Luzón: florece en Julio. 

plumería ACUTIFOLIA, Poir. {P. alba, Blanco.) 

Nom. vul. Calachiiche, esp.-fil.; Kalatsutsi , Kalasusi, tag. 

Aplicaciones. Este árbol, cuyas flores perfumadas son tan 
apreciadas, tiene gran boga en la terapéutica de la India y 
de Filipinas. Su corteza es amarga y purgante, y se admi- 
nistra en decocción (corteza, 5 á lo gramos; agua, 200), prin- 
cipalmente contra la hidropesía: obra como un hidragogo, y 
para este fin mejor es usar del jugo lechoso del tronco á la 
dosis de 50 á 80 centigramos en una emulsión. El P. Mercado 
había ya señalado la propiedad purgante de la corteza del 
tronco. Esta parte de la planta, lo mismo que las puntas de 
las ramas, se da como emenagogo. 

La corteza de la raíz y del tronco son un excelente reme- 
dio contra la blenorragia. La corteza fresca se machaca por 
completo, y se ponen 60 gramos de ella en 4 litros de agua 



— 198 — 

azucarada. Se deja esta mezcla al sol durante cuatro días, 
agitándola de vez en cuando. Al cabo de este tiempo se 
cuela y se da de esta maceración cuatro ó cinco copas al 
día, al mismo tiempo que se administran bebidas refrescantes 
y emolientes y baños tibios prolongados. Al principio obra 
esta maceración como purgante, y poco después su acción 
se hace sólo sentir en el aparato urinario, deteniendo rápida- 
mente la supuración de la uretritis. También puede hacerse, 
con un litro de vino ó de cerveza y 30 gramos de corteza, un 
enolado, que se da á la dosis de dos á cuatro copas al día. 
El Dr. Grosourdy emplea el extracto de la corteza á la dosis 
de 20 á 25 centigramos al día, aumentando poco á poco 
hasta llegar á 6 gramos al cabo de una semana (doctor 
J. Amadeo). 

Las hojas, machacadas, se aplican como cataplasma en 
las contusiones, para disolver la tumefacción. El látex se usa 
como rubeíaciente, para uso externo, en las afecciones reu- 
matismales de las articulaciones. En el Concán dan el coci- 
miento de la raíz con arroz para curar las diarreas. Los bo- 
tones de las flores se comen con buyo para curar la fiebre 
intermitente, y su jugo sirve en aplicaciones contra la sarna. 

Peckolt y Geuther han descubierto en la corteza un glucó- 
sido , la agoniadina (C'° H^* O''), que cristaliza en agujas se- 
dosas fusibles á 155°, poco soluble en el agua, el alcohol, el 
sulfuro de carbono, el éter y la bencina; soluble en los áci- 
dos nítrico y sulfúrico. Su solución es amarilla de oro, pero 
toma al poco tiempo un color verde. En presencia de un 
ácido diluido, y por la ebullición, se desdobla en glucosa y 
una sustancia aun no determinada ( i). Oudeman ha obtenido 
del látex privado de la resina, el ácido phimiérico (C'^H'" O''), 

(i) Archi'v. fur pharm., t. CXLir, pág. 20. 



— 199 — 

que cristaliza en agujas microscópicas, solubles en el agua 
hirviendo, el alcohol y el éter. Funde y se descompone á 1 30° • 
Descripción. Este árbol, tan conocido , se cría en todos 
los jardines, y está casi todo el año cubierto de flores, que 
nadie desconoce en Filipinas. 

ALSTONIA SCHOLARIS, Br. (Echites scholaris , L. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Dita tag.; Dxllopaiven, ilok. 

Aplicaciones. La corteza del tronco es un febrífugo de 
gran importancia: está inscrito en la farmacopea de la In- 
dia, y es muy usado en Filipinas, habiendo tenido oportuni- 
dad de emplearlo yo en diferentes casos de fiebres palúdicas 
en el pueblo de San Mateo , cerca de Manila. Dicha corteza 
es astringente, antihelmíntica y antiperiódica. Es sumamente 
útil en la diarrea crónica y en la disentería, no sólo como as- 
tringente, sino como tónico para restaurar y relevar las fuer- 
zas. Como tónico da tan buenos resultados como la quina. 
La corteza, seca y pulverizada, se da al interior á la dosis de 
20 á 30 centigramos, en una oblea. 

La infusión se prepara con 15 gramos de corteza seca ma- 
chacada, y 300 gramos de agua. La dosis es de 30 á 6o gra- 
mos, dos ó tres veces al día. Otra preparación muy cómoda 
es la tintura. 



Tintiva. Corteza pulverizada 75 gramos. 

Alcohol 500 "". 



Se deja macerar durante siete días, en un frasco bien ta- 
pado, agitándolo de vez en cuando. Al cabo de dicho tiempo 
se filtra, y se añade alcohol hasta completar 500 ^'^. La dosis 
es de 4 á 8 gramos al día. 



20D 



Frecuentemente he empleado como tónico en las conva- 
lecencias y en las personas debilitadas en general, el si- 
guiente vino: 



Corteza finamente pulverizada 25 grnmos. 

Vino moscatel ó Jerez seco Una botella. 



Se deja en maceración una semana, removiendo la botella 
todos los días: al cabo de ocho se filtra. La dosis es de media 
copa, mezclada con igual cantidad de agua, unos minutos an- 
tes de cada comida; á los niños y personas muy débiles, se 
les debe dar después de las comidas. En ningún caso se de- 
berá tolerar que se tome el vino puro. 

G. Grupe, farmacéutico de Manila, sacó de la corteza del 
Dita, en 1883, una sustancia amarga, que la obtuvo por el 
procedimiento usado para la extracción de la quinina , que 
llamó Ditaina. Parece ser, según afirma Grupe, que el mé- 
dico Pina usó dicha ditaina con gran éxito en las fiebres pa- 
lúdicas, pero ni la comunicación de Grupe tuvo el menor as- 
pecto científico, ni las pruebas de Pina sirvieron para nada, 
puesto que ni uno ni otro dijeron siquiera la dosis en que se 
empleó la sustancia amarga, que Grupe bautizó con el nom- 
bre de alcaloide (i). El análisis de dicha corteza ha sido he- 
cho posteriormente al de Grupe, por los químicos Hesse y 
Jobst (2), que han hallado diversos principios: \P Dos alca- 
loides, la Ditaviina (C^ H'^ Az C^), soluble en el éter; la Di- 
taina ó Echitamina (C" H"'^ A z' O*), insoluble en el éter y 
soluble en el agua; 2.°, Un ácido aceitoso y dos sustancias 
amorfas que dan con el éter una solución dextrógica, de las 



(:) BoUíin de la Sociedad Económica de Amigos del País. Manila, 1883, páginas 125-26. 
(2) Antuilen der Chimie, 178, 1876; 49. 



— 20I — 



cuales una es una resina, la Echicaiichina (C" H*° O'), y la 
otra es neutra, la Echiretina (C" H^^ O''); 3.*» Tres principios 
cristalizables, dextrógicos: la Echicej'ina (C^" H*^ O'), la Echi- 
teina (C*- H'» O') y la Echitina (C" H'- O'). 

La Dítaina se administra en las mismas circunstancias que 
la quinina, siendo las dosis las mismas para ambos alcaloides- 
Descripción. Arboles de tronco lleno de eminencias pe- 
queñas que parecen vestigios de púas. Ramas en estrella. 
Hojas en estrella, en número de cinco, seis ó más, que se 
acercan á la figura elíptica, aguzadas por el ápice. Pecíolos 
cortísimos con una glándula puntiaguda en la parte interior 
de la base. Flores terminales en racimos umbelados. Cáliz 
cortísimo, en cinco partes. Corola retorcida, tubulada, con el 
limbo en cinco partes redondeadas; la garganta abierta, y con 
un círculo velloso. Estambres, cinco, ocultos dentro de la 
garganta de la corola, y fijos en el tubo de ella. Filamentos 
casi nulos. Anteras de figura de saetas. Estilo, largo como los 
estambres, algo comprimido, con una línea apenas visible 
que sigue á lo largo. Estigma bífido, colocado sobre una 
zona cilindrica. Dos folículos, retorcidos como un cordel, en 
donde están alojadas las semillas, dispuestas en hilera y no 
sobrepuestas. Semillas cilindricas con un vilano peloso en 
cada extremo. 

Hab. En los bosques de Luzón, y principalmente en los 
de Batangas: flores en Abril. 

NERIUM ODORUM, Aitón. {N. olcander, L. y Blanco.) 

Nom. vul. Adelfa, esp.; Baladri, tag. (?) 

Aplicaciones. En Filipinas, lo mismo que en España, se 
conoce esta planta como venenosa, y efectivamente lo es. La 
corteza y las hojas de las adelfas (lo mismo la de flores blan- 
cas que la de flores rosadas) se ponen á hervir en aceite de 



— 202 — 

COCO, que luego sirve, en unciones, para curar la sarna y otras 
afecciones cutáneas. La raíz, machacada y puesta como em- 
plasto, es muy útil para curar las úlceras y llagas del miem- 
bro viril. 

Hemos dicho que la adelfa es venenosa, y parece ser que 
en los países cálidos lo es mucho más. Hoy día se la consi- 
dera como un veneno cardíaco, enérgico, comparable á los 
strophantus, y por lo mismo está llamado á jugar un papel 
importante en la terapéutica. El Dr. Pouloux(i)ha estudiado 
el extracto hidro-alcohólico del Neritim odoriim^ y dice que 
tiene una acción muy manifiesta sobre el corazón de las ra- 
nas y de los conejos, que detiene en sístole. Cuando existe 
una asistolia por lesión renal, como es el caso en la enferme- 
dad de Bright, y que no haya compensación, tonifica el cora- 
zón y aumenta la orina, obrando como la digital. Aun no sa- 
bemos, sin embargo, sus contraindicaciones. No ocasiona 
ningún síntoma desagradable, y puede prolongarse su uso 
durante muchos días, sin que produzca accidente alguno, 
siempre que no se exceda la dosis diaria, que es de lo á 15 
centigramos. 

La adelfa obra como veneno, gracias á los alcaloides que 
contiene, y que se conocen hoy día. Lukowsky (2) ha obte- 
nido de las hojas dos sustancias, una de ellas sumamente tó- 
xica, la oleandrina, y otra, la sendo ciirarina, veneno cuyos 
efectos, como lo indica su nombre, son parecidos al del cu- 
rare. 

La oleandrína es una sustancia amarilla, semicristalina, so- 
luble en el agua, el alcohol, el éter, el cloroformo, el aceite 
de olivo; fusible entre 70 y 75" en una especie de aceite 



(i) Thcse de Paris, 1888. 

(2) Réf. de Chiinie, app. de Bareswill, t. iif, pág. 77. 



— 203 — 

verdusco. Con el ácido clorhídrico forma una sal cristalizada. 
Es un irritante violento de las mucosas: administrado al in- 
terior produce vómitos, diarreas, convulsiones tetánicas y 
hasta la muerte. Produce la suspensión de los movimientos 
cardíacos, á la dosis de 25 miligramos. 

Loiseleur-Deslongchamps ha ensayado en él mismo los 
efectos de la adelfa. Hizo uso de una disolución de 30 gra- 
mos de extracto, en 120 gramos de vino. Principió por tomar 
tres gotas de la tintura dicha, cuatro veces al día, aumen- 
tando diariamente la dosis una gota cada vez, de modo que 
en doce días llegó á tomar 48 gotas entre las seis de la ma- 
ñana y las nueve de la noche. Sintió entonces que perdía el 
apetito, pero continuó tomando su tintura á la dosis de 15 
gotas cada vez, lo que sumaba un total de 60 gotas al día. 
Después de abandonar la experiencia, porque se sintió muy 
mal, y no se encontraba con valor para continuarla, la volvió 
á reanudar, y esta vez tomo hasta 64 gotas al día: como con 
esta dosis perdió totalmente el apetito, se sintió sin fuerzas 
y con el cuerpo dolorido, se vio obligado á no seguir por más 
tiempo la experiencia, de la cual dedujo que el extracto de 
nerhun contenía un principio destructor y de irritabilidad (i). 
Esta experiencia es interesante, porque demuestra hasta qué 
dosis se puede administrar la droga. 

El principio, ó más bien los principios activos de la planta, 
parece que residen principalmente en las hojas y en la cor- 
teza, lo cual no quiere decir que en otras partes del vegetal, 
no se halla también, y abundantemente, como lo demuestra 
el hecho de unos soldados muertos en Córcega por haber 
comido de una carne que pusieron á asar atravesada por una 
especie de asador hecho con la madera de la adelfa. 

(I) Loe cit., pág 341. 



— 204 — 

Descripción. Se cría en todos los jardines, y es sobrado 
conocida de todos. 



ASCLEPIÁDEAS. 

CALOTROPIS GIGANTEA, R. Br. {Asclepias gigantea, 
Willd y Blanco.) 

Nom. vul. Kapal-kapal, tag. 

Aplicaciones. Esta planta está inscrita en la farmacopea 
de la India como alterante, tónica, diaforética y emética. 
J. J. Durant (i), sabiendo que los indios la usaban contra la di- 
sentería, hizo uso de ella para esta afección, y obtuvo muy 
buenos resultados. Para los adultos empezaba con una dosis 
elevada de i,io á 4 gramos. En los casos ordinarios prefería 
usar pequeñas dosis. Para los niños administraba de 5 á 10 
centigramos por cada año de edad, tres ó cuatro veces al 
día. Dice que los efectos producidos son idénticos á los que 
se observan con la ipecacuana dada á la brasileña. 

La parte empleada es la raíz seca, pulverizada. La dosis, 
fuera de las señaladas antes para la disentería, es de 15 á 50 
centigramos (aumentando gradualmente) tres veces al día. 
Como emético, se da á dosis elevadas: 2 á 4 gramos. 

El jugo lechoso que se escapa del tronco por la más ligera 
incisión, es un purgante drástico, al mismo tiempo que un 
cáustico, usado al interior contra la hidropesía, las lombri- 
ces, etc., etc. Cura el dolor de muelas metiendo en la cavidad 
de ellas una pelotita de algodón impregnada en el látex. En 
aplicaciones externas se usa contra varias afecciones de la 
piel, como depilatorio, y en las ulceraciones sifilíticas. 

(i) /(»¿/a JT/¿y. Gíjz., Mayo, 1866, pág 112. 



— 20: 



Algunas castas de la India , que miran á las hijas como 
una carga embarazosa, acostumbran á matarlas envenenándo- 
las con el látex de esta planta, como frecuentemente hacen 
los Rajputs de los distritos de Allahab y de Khangor, según 
dice Normancheven (i). Este látex, mezclado con mile, les 
sirve para curar las aftas. 

El mismo jugo lechoso, seco y pulverizado, se ha emplea- 
do, en pequeñas dosis, como alterante para el tratamiento de 
la lepra tuberculosa; pero no ha obtenido resultados más feli- 
ces que el de otras plantas. En la sífilis, en la caquexia mer- 
curial, su eficacia es menos dudosa. 

En 1 88 1, el Dr. Riddell obtuvo una especie de gutapercha 
del jugo de esta planta, lo cual había sido anteriormente ob- 
servado por el profesor Redwood (2). 

Moodeen Sherift dice que las partes más activas de la 
planta son la corteza de la raíz y el látex seco. Añade que la 
acción del látex es irregular y aun peligrosa, y que la de la 
corteza es tanto más activa cuanto más viejo sea el árbol. 
Recomienda quitar á la corteza seca la capa tuberosa, que es 
inerte; preparada así la corteza y pulverizada, produce efec- 
tos eméticos con sólo 2,50 á 3 gramos (3). 

Duncan dijo haber obtenido de la corteza un principio ac- 
tivo que llamó viudarina (4), del nombre indio de la planta, 
Mudar. Siguiendo el mismo procedimiento que éste empleó, 
Flückiger no obtuvo la sustancia dicha, sino 1,20 gr. por 
100 de una resina acre, soluble en el éter y en el alcohol, 
mucílago y un principio amargo que, purificado por el cloro- 



(i) Man. of 'Medical Jurispriidtnce for India, Calcutta, 1870. 
Í2) D3'mock, loe. cit., pág. 516. 

(3) Siip to Ole Pharm. of India, pág;. 364. 

(4) Edinbourgh Mecí, and Stirg. four., i?2g, t. xsxii, pág 6^. 



— 206 — 

formo y el éter, resulta incoloro; parece que este es el prin- 
cipio activo del Calotropis gigantea (i). 

Warden y Waddell han encontrado en i88l una materia 
cristalizable en masas nodulares, cuya fórmula es C^' H^* O, 
análoga á la albana de la gutapercha (2). 

Descripción. Arbolito de tallo derecho, ramoso y muy to- 
mentoso. Hojas sésiles, opuestas, hendidas en la base, ovales, 
carnosas y borrosas. Flores laterales en umbela simple, con 
tres ó más florecitas. Cáliz de cinco hojuelas. Corola mono- 
pétala, en cinco partes aguzadas. Nectarios, cinco, unidos en 
su largo con el receptáculo, las bases enroscadas elegantísi- 
mamente en espira hacia fuera, subiendo encorvándose en 
sentido contrario, hacia dentro, imitando perfectamente los 
lados de una flor de lis; en la parte superior tiene cada nec- 
tario dos eminencias pequeñas, colocadas á los lados. Sobre 
los nectarios hay una corona de cinco ángulos, que es la ex- 
tremidad del receptáculo, y en cada ángulo una antera negra. 
Dos folículos grandes, adelgazados un poco en los extremos, 
borrosos y con el ápice algo doblado á un lado, con muchas 
semillas imbricadas y dotadas de vilano largo. 

Hab. En Bauang, Taal y en la isla del volcán de Taal: 
flores en Abril. 

TYLOPHORA ASTHMATICA, Wight. (Asclepias asth- 
vtatica^ Roxb.) 

Nom. vul. (?) 

Aplicaciones. No conocemos los usos que los filipinos ha- 
cen de este vegetal, que está inscrito en la farmacopea de la 
India. La parte empleada es la hoja seca y pulverizada, cu^-as 



(i) Flückiger et Hanbury, loe. cit , t. Ii, pág. 77. 
(2) Dujardin B. et Egasse, loe. eit., pág. 129. 



— 20': 



propiedades eméticas, diaforéticas y expectorantes, son muy 
conocidas en la India. 

Roxburgh usó la raíz como emética (i), y Anderson (2) la 
empleó del mismo modo que la ipecacuana en la disentería. 
Después vino O'Shaughnessy á confirmar la experiencia de 
Anderson; pero en lugar de la raíz se sirvió de la hoja, cuyas 
propiedades son, según él, más ciertas y más uniformes (3). 

El Dr. J. Kirkpatrick hace notar que el zumo de las raíces 
y sus polvos los usan los de Mysore como emético, y añade 
que él mismo ha administrado tal medicina en más de mil 
casos con buen éxito. En la disentería, como simple emético, 
es comparable á la ipecacuana. La dosis que usó varió entre 
1,20 á 1,80 gr. de los polvos, á la que añadía 3 ó 6 cen- 
tigramos de tártaro emético, cuando quería obtener una ac- 
ción vomitiva enérgica. Como O'Shaughnessy, prefiere el 
polvo de las hojas. Lo considera un buen sustitutivo de la 
ipecacuana, no sólo como emético, sino como remedio en el 
asma, la disentería y las afecciones catarrales, como con él 
han observado el Dr. Oswald y Moodeen Sherifi. Este último 
aconseja contra la mordedura de las serpientes la administra- 
ción del jugo de la planta, hasta producir vómitos, seguida del 
uso de estimulantes difusibles (4). 

La dosis del polvo de las hojas, como emético, es de 1,20 
á 1,80 gr. como expectorante y diaforético, sólo de 10 á 30 
centigramos. 

La infusión concentrada de las hojas tiene un gusto acre. 
El ácido tánico, el acetato neutro de plomo y la potasa cáus- 
tica, producen en ella un precipitado abundante, coloreándola 



(i) Roxburgh, Flora Ind., t. II, pág. 33. 

(2) Fleming, Cot. of hid. plants and Diugs, pág. 8. 

(3) Bcngaldisp., pág. 455. 

(4) Catalogue of Madras Exhib, íi/1855. Hist. of Mysore Dtugs, núm. 470. 



— 208 — 

en negro verdusco el percloruro de hierro. Broughton, de 
Ootaeamund (India), informó á Hanbury y Flückiger, de 
quien tomamos estas líneas, que había obtenido en 1872 una 
cantidad muy pequeña de cristales de una muy grande de 
hojas. No pudo hacer análisis por esta razón; pero una inyec- 
ción que hizo á un perrito, con una disolución de dichas sa- 
les, ocasionó al animal vómitos y diarrea (i). 

Descripción. Planta vivaz con tallos aéreos, sarmentosos, 
delgados, de 2 á 4 metros de longitud, lanosos en las partes 
nuevas. Hojas opuestas, enteras, de 5 a 12 centímetros de 
largo y 2 á 6 de ancho, ovales ó redondeadas, con nervios en 
la base. Pecíolo acanalado y corto. Flores en cimas umbeli- 
formes, compuestas, axilares, solitarias y alternas, con pe- 
dúnculos lanosos. Son hermafroditas, regulares, pequeñas, 
de color verde pálido al interior y un ligero color purpúreo 
al exterior. Cáliz gamosépalo en cinco lóbulos profundos, 
lanceolados, con cinco glándulas en el interior. Corola gamo- 
pétala, de cinco lóbulos profundos, ovales, retorcidos. Corona 
estaminal formada por cinco escamas carnosas, arrimadas al 
tubo estaminal. Estambres, cinco, insertos en la garganta de la 
corola; sus filamentos, reunidos, forman un tubo muy corto 
con anteras derechas, cortas, coronadas por un apéndice mem- 
branoso bilocular. El gineceo está formado de dos ovarios 
uniloculares, encerrando cada uno un número indefinido de 
óvulos insertos en el ángulo interno y empizarrados. Estilo 
con un estigma pentagonal, que lleva en cada ángulo un 
cuerpo glanduloso. Frutos compuestos de dos folículos sepa- 
rados, extendidos, lanceolados, lisos, largos, de 8 á 10 centí- 
metros por 5 de circunferencia. Encierra cada uno una se- 



(t) Flüoki¿cT et Hanbury, loe. cit., t. ii, pá;;. So. 



— 209 — 

milla peluda, albuminada, con embrión derecho y cotiledones 
aplastados. 

Hab. En los montes de San Mateo. 



LOGANIACEAS. 

STRYCHNOS IGNATII, Berg. (S. J>/¿üiJ>J?eíisis , Blanco; 
Ignatia amara ^ L.; Ignatia philippinica, Lour.) 

Nom. vul. Pepita, Fruta, esp.-fil.; Pepita sa katbalogan, 
Kabalogan, tag., pam.; Pangagtiason , Aguasan, Kanlara^ 
Mananaog, Dankagi, Kataloga, Igasud, bis.) 

Aplicaciones. La parte usada es la semilla, conocida, ade- 
más de los nombres vulgares antes indicados, con los de 
Pepita de San Ignacio y Pepita de Cabalonga (por katbalo- 
gaii). Los indios la manejan con la mayor imprudencia, y se 
vende por todas partes, en las tiendas de los chinos llama- 
das tindag-bayag, y en los mercados. No sólo es un remedio 
entre los filipinos , sino una especie de panacea universal, 
que cuenta, entre otros, con el poder de librar del mal viento, 
con llevarla sólo colgada del cuello. Raspada contra un pe- 
dazo de cacharro de barro con un poco de vinagre de tuba, 
sirve, en aplicaciones sobre las sienes, contra los dolores de 
cabeza. Cuando muerde un animal ponzoñoso, se aconseja 
aplicar sobre la mordedura la referida semilla, práctica que, 
en lugar de ser útil , podría muy bien ser perjudicial al pa- 
ciente. 

Antes de ir más adelante, daremos la composición química 
del haba de San Ignacio, para que sus aplicaciones sean más 
fácilmente apreciadas. 

La estricnina existe en estas habas en la proporción de 

14 



— 210 — 

1,5 por 100, y contienen también 0,5 por 100 de brucina. 
Puestas á secar sobre el ácido sulfúrico y quemadas con la 
cal sódica, han dado á Flückiger y Hanbury 1,78 por 100 de 
nitrógeno, que representa un 10 por 100 de materias albu- 
minoides (i). 

La estricnina y la briicina se hallan combinadas al ácido 
igasúrico^ descubierto en 1873 por Ludwig. La proporción 
de ambos alcaloides es en esta semilla mayor que en la nuez 
vómica, que contiene sólo 0,25 á 0,50 por 100 de estricnina 
y 0,12 á 0,05 por 100 de briicina^ aunque algunos autores la 
elevan á 1,01 por 100 (2). Esta gran cantidad que tienen de 
estricnina hace que se usen principalmente para la extracción 
de este alcaloide. 

Es más enérgica que la nuez vómica, y su uso debe ser 
condenado en la medicina, prefiriendo usar las preparaciones 
oficinales, entre las cuales la más conocida es la que lleva el 
nombre de gotas amargas de Beaumé, y cuya composición 
es como sigue: 



Raspaduras de haba de San Ignacio 500 gramos. 

Carbonato de potasa 5 > 

Hollín I » 

Alcohol á 60° 1 . 000 » 



Después de macerada durante diez días , se cuela, exprime 
y filtra. La dosis es de una á seis gotas en un poco de agua 
ó vino antes de cada comida, en las dispepsias, la anemia, la 
convalecencia de las fiebres y demás estados en que se halla 
indicado el uso de los tónicos. 

En cuanto á los usos del haba de San Ignacio, son los 



(i) Loe. cit., t. II, pág. 90. 

(2) Flückiger et Hanbury, loe. cit., t. ii, pig. 85. 



211 — 



mismos que los de la nuez vómica, con la diferencia de dosis 
por la mayor cantidad de estricnina. 

Descripción. Esta planta se cría en los bosques sombríos 
de Samar y Maslate. Según el activo y distinguido botánico 
D. Regino García, la halló abundantemente en Paranas (isla 
de Samar) : se presenta como una robusta enredadera, alcan- 
zando hasta las copas de los árboles más altos, sin tener, al 
parecer, preferencia respecto á tutor , pues la vio apoyada 
indiferentemente en Fictis, Dipterocarpus, Litscea, etc. (i). La 
semilla, que es la que interesa conocer, y que es muy común 
en todas partes, como dijimos antes, tiene el tamaño de una 
aceituna , redondeada y convexa de un lado , y angulosa y 
como aplastada del otro, por hallarse comprimidas unas con 
otras dentro del fruto, que las contiene en número de 40. Su 
superficie es obscura, negruzca , con un tinte gris azulado. Es 
dura y difícil de cortar, con una consistencia córnea; su gusto 
es sumamente amargo. 



BORRAGINEAS. 

EHRETIA BUXIFOLIA, Roxb. {Carmonca heterophylla, 
Blanco.) 

Nom. vul. Magit, Alagitgit, tag., bis. 

Aplicaciones. Las hojas, secadas á la sombra, sirven en 
algunos pueblos de Bisayas para hacer una infusión en lugar 
del té. La raíz se emplea por los médicos hindus como alte- 
rante (2). El Dr. R. Ross la ha empleado con este fin, en de- 



(i) Vidal y Soler, Revisión de flantas ziascul. fih'/>., Manila, 1886, pág. 450. 
(2) Ainslie, Ma¿. Ind., t. 11, pág. 80. 



— 212 — 

cocción, en la proporción de 6o gramos por medio litro de 
agua, de la que administraba 6o gramos al día, con buen 
éxito, en la sífilis secundaria y constitucional (i). Los maho- 
metanos de la India consideran la raíz como un antídoto de 
los venenos vegetales (2). 

Descripción. Arbolitos de la altura de un hombre, con 
tronco derecho muy ramoso. Hojas alternas ó amontonadas 
en los nudos , en número de tres ó cuatro , ya lanceoladas y 
más anchas hacia el extremo, ya de figura de espátula, con 
tres dientes en el ápice, el de en medio mayor y redondeado, 
á veces aserradas hacia el extremo, tapizadas con pelo corto 
y tieso. Pecíolos casi nulos. Flores axilares, en una especie 
de panoja racimosa de pocas florecitas. Pedúnculo común 
largo, propio, corto. Cáliz libre, de figura de campana, per- 
sistente, hendido casi hasta la base en cinco partes lanceo- 
ladas, estrechas y pelosas. Corola de figura de campana, con 
cinco lacinias ovales. Estambres, cinco, fijos en la base de la 
corola. Filamentos más largos que ella y correspondientes á 
sus incisiones. Anteras largas, sésiles, con cuatro surcos. 
Ovario oval dentro de la ñor. Estilo, uno, hendido hasta el 
medio en dos partes más largas que los estambres, llegando 
á formar dos estilos en la madurez. Estigmas simples, trun- 
cados. Drupa globosa, con una nuez dura y huesosa con pe- 
queños surcos, seis lóculos y semillas solitarias; dos de ellas 
abortan muchas veces en la perfecta madurez. Un tabique es 
grueso y atraviesa de parte á parte la nuez, abriéndose en 
dos en los extremos y formando dos lóculos romboidales: 
los otros dos tabiques, perpendiculares á éste, son delgados. 

Hab. Crece en MaUnta y en muchas localidades de Bisa- 
yas: flores en Enero. 

(i) Waring, loe. cit., pág. 158. 
(2) Dymock, loe. cit., pág. 576. 



— 213 — 

CONVOLVULÁCEAS. 

IPOMEA HEDERACEA, Jacq. (1. Nil, Roth.; Convólvu- 
los nil^ L. y Blanco.) 

Nom. vul. Bítlakan, tag. 

Aplicaciones. Esta planta no tiene aplicaciones terapéuti- 
cas en Filipinas ; pero la hallamos inscrita en la farmacopea 
de la India, de donde tomamos sus usos y sus preparaciones 
oficinales. 

La parte empleada es las semillas, cuyas propiedades ca- 
tárticas son muy parecidas á las de la jalapa, aunque menos 
enérgicas. Son un excelente sustitutivo de esta última á la 

o 

dosis de 2 á 3 gramos de sus polvos. Su uso no presenta in- 
conveniente alguno, como demuestra el hecho mismo de es- 
tar inscrita, como decimos, en aquella farmacopea (i). 

Las preparaciones oficinales son: extracto (hidro-alcohóli- 
co), tintura, polvos compuestos y resina. 

Extracto de kaladana (2). Semillas pulverizadas 500 gramos. 

Alcohol 2 litros. 

Agua 4j » 

Se dejan primeramente los polvos en maceración en el al- 
cohol durante siete días; se cuela, exprime y filtra y se eva- 
pora al baño de María hasta consistencia siruposa. El residuo 
de los polvos macerados en alcohol se pone entonces á ma- 
cerar durante cuatro horas en la cantidad señalada de agua, 
colándolo después por una franela y evaporando el líquido al 



(i) Waring, loe. cit., pág. 155. 

(2) Con este nombre se la conoce en la India. 



— 214 — 

baño de María hasta consistencia siruposa. Se mezclan des- 
pués ambos extractos y se ponen á evaporar á una tempera- 
tura que no exceda de 60° C, hasta consistencia pilular. 
Dosis: de 30 á 60 centigramos en pildoras , siendo de un 
efecto seguro y ocasionando rara vez vómitos ó cólicos. 

Tintura de kaladcxna. Semillas 75 gramos. 

Alcohol ¿ litro. 

Se pone en maceración en un frasco bien tapado, remo- 
viéndolo de vez en cuando durante un período de siete días. 
Se filtra, se someten las semillas á la presión, volviendo á 
filtrar el líquido, que se reúne al primero y se guarda. Dosis: 
de 8 á 12 gramos. 

„, . 7 ( Polvos de semillas 150 gramos. 

Polvos compuestos de \ ^ , . , , -^ o 

, , , < lartrato acido de potasa.. 270 » 

kaladana 1 a • -u 1 

( Ajengibre en polvo 30 » 

Se mezcla y pasa por un tamiz. Dosis: de 3 á 3,50 gramos. 
Es un excelente sustitutivo de la preparación correspon- 
diente de jalapa. 

Resina de kaladana. Se prepara como la de jalapa. Dosis: 
de 30 á 50 centigramos. Es un purgante seguro y eficaz. 

Esta resina, introducida en la práctica por el Dr. G. Vidie, 
se presenta en una masa de color obscuro, pero es gris 
cuando se pulveriza. Tiene un olor más bien desagradable, y 
el gusto, al principio dulzaino, es acre, nauseoso y persis- 
tente, excitando la salivación é irritando las fauces. 

Descripción. Planta voluble. Tallo rollizo, peloso. Hojas 
acorazonadas, trilobas, con pelo corto; el lóbulo de en medio 
ancho, lanceolado; los laterales con senos en rectángulo y 
con los pecíolos del mismo largo que las hojas. Flores gran- 
des, de un bonito color rosa ó azul pálido, dispuestas en ci- 



— 215 — 

mas axilares de dos ó tres flores cada una. Cáliz de cinco di- 
visiones largas, peloso. Corola de figura de campana, con 
cinco lóbulos obscuros. Estambres, cinco, libres, insertos en 
la corola. Ovario libre, de tres lóculos biovulados. Estilo 
simple. Estigma trilobado. Cajilla globosa, con tres lóculos 
y dos semillas en cada uno. Semillas convexas en el dorso, 
con testa negruzca de medio centímetro de ancho por uno 
de largo. 

Hab. En Manila: flores en Agosto. 

IPOMEA PES-CAPR^, Roth. (Convolvtihis pes-caprc^, 
L. y Blanco.) 

Nom. vul. Katagkatag, Lagayray, Lainpayog, Bagasoa, 
Kainigag, Daripay , Tagaray, Arodayday ^ Lambayog, tag., 
bis,; Lainbayog^ ilok. 

Aplicaciones. Las hojas, secas y pulverizadas, sirven para 
curar las quemaduras, llagas y úlceras, extendiendo una capa 
fina encima de las superficies lesionadas. Toda la planta es 
muy mucilaginosa, y sus hojas ñ^escas, y machacadas, se apli- 
can en cataplasmas en los cánceres y tumores ulcerados. Las 
mismas hojas cocidas sirven en la India (i) para aplicaciones 
externas en los cólicos y el reumatismo; su jugo se da al in- 
terior como diurético en la hidropesía, aplicándose al mismo 
tiempo emplastos de las hojas machacadas sobre las partes 
hinchadas. 

Descripción. Planta que se extiende mucho, con raíz ra- 
mosa y tallo echado por tierra, radicante. Hojas con dos ló- 
bulos ó con un seno muy grande en el extremo y dos glán- 
dulas pequeñas en la base. Flores axilares en panoja, con 
pedúnciflos propios largos. Corola muy grande, de figura de 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 563. 



— 2l6 — 

campana, con cinco ángulos en el limbo y cinco nervios, que 
forman una estrella. Estambres, cinco, desiguales en altura. 
Estigma globoso señalado por una línea; más tarde se divide 
en dos partes. Cajilla aovada, con dos celdillas, y en cada 
una dos semillas vellosas, convexas, por un lado, angulosas 
del otro. 

Hab. Es muy común en las orillas del mar: flores en 
Enero. 

IPOMEA TURPETHUM, R. Br. (Convolvulus Turpethum 
L., C. maxiimts, Blanco.) 

Nom. VUl. Albohol, esp. 

Aplicaciones. La raíz del albohol, conocida bajo el nombre 
de túrbita en la farmacopea, es purgante y entra en la com- 
posición de la tintura de jalapa, llamada aguardiente ale, 
man (i), uno de los purgantes más seguros y activos que se 
conocen. La túrbita sola no es purgante muy utilizado, por- 
que sus efectos no son ni seguros ni activos, y según sir 
W. O'Shaughnessy, es tan incierta en sus operaciones, que 
la considera indigna de figurar en la farmacopea (2). 

La dosis de los polvos es de i á 4 gramos; la de la resina 
de 40 á 50 centigramos, y en fin, de 4 á 12 gramos de la raíz 
en decocción. 

El principio activo es una resina soluble en el éter y un 
glucósido, la tiirpetina, C^^ H^'^ O**^. 

En el Oeste de la India sus flores se ofrecen al dios Shiva, 
y se aplican en la cabeza para curar la jaqueca (3). 

Descripción. Planta voluble, de tallo con cuatro ángulos. 



(i) Jalapa, 8o gramos; túrbita, lO; escamonea de Alepo, 20; alcohol á 60°, 960; f. s. a. Dosis: 
de 10 á 40 gramos. 

(2) Bengal disp., pág. 504. 

(3) Dymock, loe. cit., pág. 557. 



— 217 — 

Hojas acorazonadas. Flores axilares, numerosas, en umbela' 
Cáliz profundamente hendido en cinco partes imbricadas, 
aovadas y muy carnosas. Corola de figura de campana, con 
plicas. Estambres, cinco, desiguales en altura. Ovario inserto 
en un disco hipogíneo, de dos lóculos con dos óvulos cada 
uno. Estilo del largo de los estambres. Estigma bilobulado, 
globoso. Cajilla cuadrada, rodeada por el cáliz, con dos lócu- 
los, y en cada uno dos semillas. 

Hab. Común en Bauang y Pasig: flores en Noviembre. 



SOLANÁCEAS. 



SOLANUM NIGRUM, L, 

Nom. vul. Hierba jnora^ esp.; Konty, Onty , Gamagamati- 
san, tag. ; Lagpakom^ Bolagtob, Lubihibi, bis.; Kuty^ Lubi- 
hibi, bik. 

Aplicaciones. La planta entera, cocida, se usa en Filipinas 
como comestible; pero es menester tirar las dos ó tres pri- 
meras aguas en que se cuece, para que su principio activo no 
ocasione trastornos desagradables, como ligeros vértigos y 
náuseas. La decocción de las hojas sirve para lavar úlceras y 
llagas crónicas, cuya superficie modifica ventajosamente; tam- 
bién sirve de loción en las irritaciones de la piel, las quema- 
duras, pasado el estado agudo, y la erisipela. 

Esta planta es narcótica, antiespasmódica, y, como la be- 
lladona, dilata la pupila. 

En la India se usa del jugo de la planta, á la dosis de 200 
á 250 gramos, al interior, en las hipertrofias del hígado, y se 
le considera como un buen diurético y alterante. Para este 
fin, calientan dicha dosis del jugo en una vasija de barro, 



— 218 — 

hasta que por el calor pierde su color verde y toma uno ro- 
jizo moreno; entonces se le separa del fuego y se deja enfriar, 
administrándolo por la mañana. Obra como diurético y ca- 
tártico-hidragogo (i). Moodeen Sheriff recomienda mucho 
este tratamiento. En pequeñas dosis de 30 á 60 gramos, el 
jugo, preparado como llevamos dicho, es muy útil en algunas 
afecciones crónicas de la piel, como el psoriasis. El mismo 
Moodeen Sheriff recomienda en las hidropesías el extracto 
acuoso de la planta á la dosis de 1 2 gramos, administrado en 
tres ó cuatro veces durante el día ; su acción es diurética y 
laxante. 

En 1 82 1 obtuvo Defosses, de Besangon, la solanina de 
las frutas de esta planta. Es el mismo alcaloide de la dulca- 
mara. 

Descripción. Planta que se eleva á la altura de dos pies, 
con tallo derecho, medio ahorquillado, con tres ó cuatro án- 
gulos medio alados y con puntas blancas. Hojas lanceoladas 
que corren por el pecíolo y los bordes, con algunos ángulos 
pequeños terminados con puntitos. Flores laterales en racimo 
dístico. Cáliz inferior con cinco dientes persistentes. Corola 
en cinco partes, algo revueltas hacia abajo. Baya pequeña, 
negra en la madurez. 

Hab. Es común en todas partes: florece en Enero. 

CAPSICUiM FASTIGIATUM, Bl. (C. mmimum, Roxb.) 

Nom. vul. Cliili picante, esp.-fil.; Sili, tag. 

Aplicaciones. La frutilla de esta especie de pimientos, lla- 
mada agí en Cuba y Puerto Rico, se usa comúnmente como 
condimento en Filipinas. Es un buen tónico, estimulante, 
muy útil en la alimentación, en los climas cálidos, en donde 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 638. 



— 219 — 

tanto languidecen las funciones digestivas. Su uso moderado 
previene la dispepsia y las diarreas, que son su consecuencia. 
En terapéutica se emplea en gargarismos contra la ronquera, 
como derivativo, para descongestionar la laringe y las cuerdas 
vocales. 

Gargarismo. Tintura de capsicuin 8 gramos. 

Agua i6o » 

Mézclese. 

Últimamente se ha empleado el capsicum para la curación 
de las almorranas, al principio. Para este fin se administra al 
interior, bajo la forma de polvo, de extracto, de tintura. 

Dosis: Polvos, de 0,50 a 3 gramos, en pildoras, obleas, cáp- 
sulas; extracto acuoso, 0,30 á 0,60; tintura alcohólica, de 10 
á 30 gotas en un vehículo apropiado. 

Lo conocido de esta planta nos evita su descripción. Sirve 
para los mismos usos el C. anum, L.^ y cualquiera variedad 
de pimientos picantes. 

DATURA ALBA, Nees. {D. Metel, Roxb. y Blanco.) 
Nom. VUl. Talauíponay^ tag., pam.; Takbibiig, bis. 
Aplicaciones. Tiene los mismos usos que la D. stramonium, 

y es oficinal en la farmacopea de la India (i). Esta planta 
es tóxica, y en la India y la Indo-china la emplean mucho 
criminalmente. Es anticspasmódica y narcótica. Sus hojas 
cocidas y machacadas, se aplican, en forma de cataplasma, 
en las articulaciones que sufren de reumatismo. 

Los síntomas del envenenamiento por el talampoiiay^ son: 
la dilatación pupilar, un malestar general, sequedad de las 
fauces, alucinaciones, aceleración del pulso, sequedad de la 

(i) Waring, loe. cit,, pág. 175. 



— 220 

piel y coma. Cuando la muerte no termina el envenena- 
miento, el paciente cae en un estado maniaco permanente. 

Las hojas secas se emplean, fumadas en cigarritos, para 
combatir los accesos de asma: su acción no es segura, pero 
es uno de tantos medicamentos que se deben ensayar, y que 
no haciendo efecto alguno en ciertos enfermos, son para 
otros un verdadero calmante y un alivio positivo en tan an- 
gustioso estado. La dosis de hojas fumadas no deberá exce- 
der de 1,50 gramos al día, suspendiendo su uso al momento 
que se presente algún síntoma de intoxicación. 

La farmacopea de la India prepara una tintura hecha con 
75 gramos de los granos machacados, y 500 gramos de al- 
cohol. El Dr. Waring dice que 20 gotas de ella equivalen á 
6 centigramos de opio: en algunos casos le ha dado mejor 
resultado, como narcótico, que el mismo opio. 

El extracto se hace con 500 gramos de semillas pulveriza- 
das: Éter, 500""; alcohol y agua, aa. 500"=° : f. s. a. Dosis: 
de 5 á 20 centigramos al día, divididos en cuatro dosis. 

La Datura fastuosa, L., conocida en Manila con el nombre 
vulgar de Talamponay na itim, tag., tiene las mismas pro- 
piedades. El médico filipino Sr. Zamora se servía con gran 
éxito de sus hojas machacadas, previamente cocidas en vina- 
gre, que, aplicadas á manera de cataplasma en la frente y 
sobre el dorso de las manos, le rendían excelentes servicios 
para bajar la fiebre de los tuberculosos. 

No se han estudiado aún bajo el punto de vista químico, ni 
las hojas ni las semillas de estas plantas, pero se puede casi 
afirmar que su principio activo es la daturina^ que se halla 
en abundancia en la D. stramonium (i). 

Descripción. Planta de tronco con ramas nudosas, que se 

(i) Flückiger et Hanbury, loe. cit., t. n, pág. 145. 



221 — 



acercan á figura de horquilla. Hojas oblicuamente aovadas, 
angulosas, algo vellosas y con los ápices aguzados. Flores 
axilares, solitarias. Cáliz á modo de tubo, con cinco ángulos 
y cinco dientes que se caen en la madurez del fruto, rom- 
piéndose horizontalmente , y quedando una parte circular de 
él pegada al fruto. Corola inferior de figura de embudo ; el 
limbo con cinco ángulos, cinco dobleces, y en sus orillas tiene 
cinco dientes largos y aguzados. Estambres, cinco, del largo 
del cáliz. Anteras largas comprimidas. Estigma grueso, oblon- 
go, obtuso y que se puede partir en dos láminas. Cajilla glo- 
bosa algo inclinada hacia abajo, erizada de espinas, con dos 
tabiques perfectos y otros dos imperfectos que cruzan á los 
primeros, y con cuatro ventallas asentadas sobre la base del 
cáliz. Semillas en mucho número, comprimidas, de figura de 
riñon. 

Hab. Común en las orillas del mar. 

La D. fastuosa se diferencia por sus flores moradas; corola 
duplicada, ó una dentro de otra. 



NICOTIANA TABACUM, L. 

Nom. vul. Tabaco, esp., etc., etc. 

Aplicaciones. El tabaco tiene una poderosa acción seda- 
tiva y antiespasmódica, pero por razón de los accidentes que 
ha ocasionado su uso es casi nulo en la terapéutica. Como 
todas las solanáceas virosas, sirve para combatir las neural- 
gias, y contra las contracciones espasmódicas de diversos 
órganos, por lo cual se emplea en los casos de hernias es- 
tranguladas, y contra la obstrucción intestinal. En estos ca- 
sos se le administra en lavativas á la dosis de i á 5 gramos 
de hoja seca, por 250 gramos de agua, en infusión. Trousseau 
recomienda fumar un cigarrito en ayunas á los que sufren 



— 222 — 

de estreñimiento crónico, y que no son fumadores, lo cual, 
según él, facilita la defecación. 

También como medicamento contra el estreñimiento, los 
habitantes del Sur de la India aplican en el ano cataplasmas 
de hojas de tabaco machacadas. 

Esta planta ha sido empleada para combatir el tétano, 
usándola en enemas; pero el Dr. Lesth, del Hospital Gene- 
ral de Europeos de Bombay, afirma haber obtenido excelen- 
tes resultados aplicando á todo el largo de la columna ver- 
tebral una cataplasma de las hojas machacadas (i). El doctor 
Dymock ha confirmado esta práctica. 

El cocimiento de las hojas se usa, en lociones, para destruir 
los pediciili capitis y pubis: asimismo para lavar algunas lla- 
gas gangrenosas. 

La costumbre de f timar ^ que se extiende de día en día, 
encuentra los hombres, como en todas las cosas, divididos 
en dos campos: unos en pro, otros en contra del tabaco. Am- 
bos partidarios exageran razones. El abuso ocasiona per- 
turbaciones en el aparato digestivo, en el corazón y en los 
nervios, esto es indudable. También aparece fuera de duda 
que algunas personas particularmente predispuestas, ó con al- 
gunos órganos afectados de alguna dolencia, se ven muy 
perjudicadas, no ya del abuso, sino sólo del uso moderado 
del tabaco. Estos sujetos han servido de arma para los 
contrarios: los fuertes, los robustos, los que fuman, beben, 
se exceden en todo y mueren de un accidente de camino 
de hierro, ó de una enfermedad aguda que les sorprende 
en medio de la más floreciente salud , sirven de sujeto á 
los defensores, para probar la inocuidad de tal costumbre. 
Las cualidades antisépticas del humo, lo mismo que de toda 

(i) Waring, loe. cit., pág. 460. 



— 223 — 

la planta, son un motivo más para que los fumadores defiendan 
su hábito como higiénico y útilísimo preservativo contra la 
invasión de infecciones y microbios. El poder antiséptico del 
humo del tabaco, es cierto; pero es intolerable que bajo pre- 
texto de garantizarse contra el contagio, un médico penetre 
en la habitación de un enfermo y permanezca al lado de éste, 
fumando, como en su casa. 

El nicotismo crónico es el resultado del envenenamiento 
lento de la economía por la absorción del principio activo 
del tabaco, del alcaloide nicotina. El abuso de fumar, con- 
duce al nicotismo, que es más común en los países de Eu- 
ropa que en los cálidos, no sólo por la costumbre de fumar 
en aquéllos en pipa, sino por permanecer los fumadores en ha- 
bitaciones cerradas, en donde continuamente respiran una 
atmósfera de humo, cosa que no ocurre con los fumadores 
en Filipinas, por ejemplo, en donde la pipa es casi descono- 
cida y se fuma al aire libre, dadas las habitaciones y el género 
de vida del país. Una circunstancia agravante en los fumado- 
res filipinos, es la de tragar el htimo\ y aquí se debe hacer 
notar el error de Dujardin-Beaumetz, que dice que «en los 
que tragan el humo, la nicotina obra directamente sobre el 
estómago-» (i). Al decir tragar el hnmo^ en los fumadores, no 
se entiende llevarlo al estómago por un movimiento de de- 
glución, cosa que estoy seguro no lo hace nadie, sino aspi- 
rarlo.^ haciendo que penetre en los pulmones. Claramente 
se vé que el estómago no está en causa pero los fumadores 
que así hacen, se exponen más al nicotismo que los que se 
contentan con guardar el humo en la boca, ó arrojarlo por la 
nariz . 

El primer cigarro que se fuma causa trastornos que casi 



(i) Dujardin Beuametz, loe. lie, pág. 704. 



— 224 — 

todos conocen: mareos, malestar general, sudores fríos, vó- 
mitos, diarrea con dilatación de pupilas y aceleramiento de 
los movimientos del corazón: este es un envenenamiento 
agudo. El envenenamiento crónico, eltabagismo ó nicotinis- 
mo, se manifiesta por trastornos en las funciones de la diges- 
tión, de la vista, y sobre todo en la circulación. Se ha pre- 
tendido que es una de las causas del ateroma precoz, y, 
naturalmente, de la angina de pecho. Debe, pues, proscri- 
birse el uso del tabaco en las personas que presenten sínto- 
mas de afecciones gastro-intestinales, y sobre todo cardía- 
cas, y en toda aquella que se queje de pequeños dolores 
precordiales, que el vulgo atribuye á flato, y que no es más 
que una neuralgia cardíaca, síntoma fugitivo que anuncia la 
posibilidad de un accidente grave, un acceso de angina de 
pecho, que puede ser único y acabar con la vida del pa- 
ciente. 

La nicotina (C*° H'^ A z-) es un líquido oleaginoso, más 
pesado que el agua, incoloro, pero que al contacto del aire 
toma un color amarillento obscuro. La nicocianina ó alcan- 
for de tabaco es otro principio que se encuentra en las hojas 
del tabaco, cristalizado, sin gusto particular y con un olor 
que recuerda el del tabaco. Además se halla un ácido , el ni- 
cociánico, que es producto de oxidación de la nicotina. 

Descripción. Es una planta anual de un metro de alto, de 
tallo herbáceo. Hojas alternas abrazando al tallo, lineales en 
la base y luego ovales, puntiagudas, de 25 centímetros de 
largo. Pecíolos nulos. Flores blanquecinas, y en el limbo de 
color de rosa, en panojas racimosas. Cáliz ventrudo por 
abajo y estrechado por arriba, y con cinco lacinias aguzadas. 
Corola de figura de embudo, ensanchada desde el medio 
para arriba, con cinco dobleces y otros tantos lóbulos pun- 
tiagudos en el limbo. Estambres, cinco, largamente pegados 



hacia la base de la corola. Anteras medio echadas. Germen 
superior, cónico. Estilo del largo de los estambres. Estigma 
abroquelado y con una línea en medio. Cajilla aovada, con 
dos ventallas escotadas en el extremo, dos aposentos y mu- 
chas semillas pequeñas. 

Hab. Común en todas partes: cultivado. 



ESCROFULARINEAS. 



LIMNOPHILA MENTHASTRUM, Benth. (Tala odorata, 
Blanco.) 

Nom. vul. Tala, Taramhampam ^ tag.; Talatala^ pam.; Ta- 
ratara, ilok. 

Apiicaciones. La infusión de sus hojas se da como diuré- 
tica y como tónica para excitar la digestión. Es una planta 
aromática poco usada, que se emplea en los mismos casos y 
las mismas dosis que la manzanilla, la ayapana, etc., etc. 

Descripción. Plantita de hojas opuestas, lanceoladas, aova- 
das, aserradas, pelosas, con muchos hoyitos en la cara infe- 
rior. Pecíolos coherentes. Flores solitarias sésiles. Cáliz con 
cinco dientes agudos. Corola tubulada, encorvada, compri- 
mida, vellosa por dentro, con el limbo hendido en cuatro 
lacinias desiguales. Estambres didínamos. Filamentos encor- 
vados hacia los lados y que se acercan por arriba por pares. 
Anteras colocadas cada una sobre un pequeño globo. Ger- 
men cónico. Estilo algo más corto que los estambres. Es- 
tigma en tres lóbulos. Cajilla con dos aposentos multiovu- 
lares. 

Hab. Conocida en todas partes: florece en Junio, 



— 226 — 

BIGONEÁCEAS. 

OROXYLUM INDICUM, Vent. {Bigojtia indica, L.; 
B. qtiadj'ipinnata, Blanco; Calosanthes indica^ Bl.) 

Nom. vul. Pinkapinkahan , Pinkapijika, Taghilazv , Aba- 
gabag, tag. ; Abagabag, bis. 

Aplicaciones. Los hindus consideran la corteza del tronco 
como un astringente y tónico, y la emplean mucho en la 
diarrea y la disentería. En Bombay la usan muchísimo en 
veterinaria, para curar las llagas que se presentan en las es- 
paldas del ganado vacuno. Sarangadhara recomienda contra 
la diarrea y la disentería el jugo de la corteza asada, mezclada 
con el zumo del Bombax maiabarlcum. 

El Dr. Evers, que ensayó el polvo y una infusión de esta 
corteza, obtuvo un poderoso efecto diaforético: lo mismo 
observó con un baño preparado con la corteza y agua, em- 
pleándolo muy frecuentemente con buen éxito en el reuma- 
tismo, del que trató 24 casos con un resultado muy satisfac- 
torio. La dosis del polvo al día fué de 0,30 á i gramo en 
tres veces: la infusión, hecha con 30 gramos de corteza por 
300 de agua hirviendo, se da á la dosis de 90 gramos al día, 
en tres tomas. Combinada con el opio, produjo efectos sudo- 
ríficos más pronunciados que los compuestos de opio é ipe- 
cacuana. Esta droga no tiene propiedades febrífugas (i). 

Descripción. Árbol de 5 á 6 metros, de tronco derecho, 
fistuloso, con el hueco lleno de tabiques membranáceos 
sembrados de puntos pequeños salientes, y con las ramas 
opuestas. Hojas cuatro veces aladas, con impar. Hojuelas 

(i) Indian Mcd. Gaz., Febrero y Marzo, 1875. 



— 227 — 

oblicuamente aovadas, aguzadas, enteras y lampiñas. Pecío- 
los hinchados en la base. Flores en racimo sobre un pe- 
dúnculo común larguísimo. Cáliz inferior cilindrico, mono- 
filo, entero. Corola mucho más larga que el cáliz, carnosa, 
de figura de campana, con cinco lacinias. Estambres, cinco, 
todos fértiles , fijos en la corola y casi iguales en altura. Ger- 
men colocado sobre un cuerpo cilindrico y grueso. Estilo 
más largo que los estambres, comprimido. Estigma hendido, 
con dos láminas planas. Silicua grandísima, muy compri- 
mida, con una costilla en un lado plano, y las orillas acana- 
ladas y revueltas hacia abajo, con infinitas semillas, rodeadas 
de un ala ancha membranácea, comprimidas é imbricadas. 

Hab. Común en muchas partes de Luzón, en Mindanao, 
Cebú y Paragua. 



PEDALINEAS. 



SESAMUM INDICUM, L. 

Nom. vul. Ajonjolí, esp.; Liga, tag.; Loga, bis.;- Lagis, 
pam. 

Apücacionss. Las hojas son emolientes, y con ellas, coci- 
das, se preparan cataplasmas muy útiles para calmar las in- 
flamaciones y como sustitutivas de las de linaza. En América 
del Norte estas cataplasmas son de un uso vulgar. 

El cocimiento, al interior, es emenagogo; se da en las afec- 
ciones bronquiales , y al exterior en lociones : tiene la repu- 
tación de hacer crecer el cabello, por lo que su uso es muy 
general entre las mujeres de la India. 

Las semillas, que contienen un aceite del que hablaremos 
en seguida, son emolientes, laxantes, diuréticas y emenago- 



— 228 — 



gas. En algunos sitios sirven de alimento, y en Filipinas son 
un condimento muy usado en la repostería. En la amenorrea 
afirma Waring que da buen resultado la administración de 
un baño de asiento caliente, en el que se echa un buen pu- 
ñado de las semillas. Tomadas en ayunasen cantidad de dos 
ó tres cucharadas, bebiendo agua para hacerlas pasar, son 
muy útiles contra el estreñimiento crónico, no sólo por el 
aceite que contienen, sino porque obran mecánicamente en el 
intestino: por este motivo su uso se recomienda á las perso- 
nas que sufren de almorranas, cuya defecación regularizan 
sin irritar la mucosa rectal. 

Las semillas contienen hasta un 45 por 1 00 de un aceite 
que en Filipinas se conoce bajo el nombre de lana^ voz que, 
en ilokano, significa «aceite». Es de un color amarillo claro, 
espeso, se enrancia difícilmente y lo usan para el alumbrado 
en algunas provincias filipinas. En el Japón sirve para la ali- 
mentación, lo mismo que entre la gente pobre de la India. En 
este último país lo emplean muchísimo como cosmético, per- 
fumado con diferentes esencias, para untarse el cabello y el 
cuerpo después del baño. En América se usa al interior 
como purgante, á la dosis de 30 á 60 gramos, en lugar del 
de ricino. En las preparaciones farmacéuticas puede muy 
bien sustituir al aceite de oliva, especialmente en el linimento 
óleo-calcáreo, contra las quemaduras. 

Descripción. Planta de tallo derecho, cuadrado, acanalado. 
Hojas de tres en rama. Hojuelas lanceoladas, aserradas y un 
poco vellosas. Pecíolo común largo, propio, cortísimo. Flores 
en espiga, cada florecita con dos glándulas pequeñas. Cáliz 
con dos brácteas en la base, de figura de trompo, monofilo, 
hendido en cinco partes lanceoladas, la de arriba más corta. 
Corola grande, de figura de campana, hinchada en el medio, 
donde está salpicada de pintas, y con cinco lacinias. Estam- 



— 229 — 

bres didínamos. Anteras largas. Ovario velloso con cuatro 
ángulos y dos canales opuestos, ceñido con un rodete en la 
base. Estilo del largo de los estambres. Estigma en dos lá- 
minas. Cajilla cuadrilonga, con cuatro canales opuestos, 
otros tantos aposentos, y en cada uno muchas semillas aova- 
das, pequeñas. 

Hab. Crece en todas partes: florece" en Octubre. 



ACANTÁCEAS. 



ACANTHUS ILICIFOLIUS, L. 

Nom. vul. Dilhvariw, Dolo-arizv, Tiglog, Lagiwlagiw^ tag. 
Titki\ bis.; Ditlazvari, pam. 

Aplicaciones. No conocemos los usos médicos que en Fi- 
lipinas se puedan hacer de esta planta, aunque creemos que 
sólo se sirven para la industria de jabones, haciendo^uso, 
para lejías, de las cenizas de este vegetal, muy ricas en sales 
de potasa y sosa. 

En Goa, por razón de la gran cantidad de mucílago que 
encierran las hojas, se emplean como emolientes, en fomen- 
taciones, en el tratamiento de reumatismos y neuralgias. 
Rheede menciona el uso de los cogollos, machacados con un 
poco de agua, como útil en aplicaciones sobre las mordedu- 
ras de serpiente. Bontius la reconoce propiedades expecto- 
rantes. Los siameses y cochinchinos la consideran como cor- 
dial y como un medicamento contra la parálisis y el asma (i). 

En el Concán se administra la decocción de la planta, edul- 

(i) Loureiro, Flora cochinchina, t. ii, pág. 375. 



— 230 — 

corada con azúcar candi y con un poco de comino, en la dis- 
pepsia con pirosis (i). 

Descripción. Esta planta se eleva á la altura de un metro, 
de tallo derecho sembrado de puntos salientes. Hojas opues- 
tas, membranáceas, lanceoladas, dos veces dentadas, con los 
dientes grandes y terminados con espinas. Pecíolos muy cor- 
tos, con dos espinas en la base. Flores en espiga. Cáliz do- 
ble: el exterior, de dos hojuelas; el interior, de cuatro hojuelas 
apiñadas, las dos opuestas mayores. Corola de figura de 
campana; el labio inferior ancho, aquillado, escotado por 
arriba y carnoso. El labio superior, nulo, con una escotadura 
en el lugar que le correspondía en la corola. Estambres, cua- 
tro, didínamos. Filamentos huesosos. Anteras huesosas con 
una hilera de pelos en las orillas. Germen superior, cónico. 
Estilo del largo de los estambres. Estigma en dos partes. 
Cajilla con un tabique y dos aposentos, con dos semillas cada 
uno, acorazonadas, comprimidas y escabrosas. 

Hab. Es muy común en los terrenos anegadizos por el 
agua salada. 



BARLERIA PRIONITIS, L. (Barreliera Prionitis, Blanco.) 

Nom. vul. Kokogmanok, Kulanta, tag. 

Aplicaciones. No tiene aplicaciones médicas en Filipinas. 
Los indígenas de Bombay se untan la planta de los pies con 
el jugo de esta planta, en la estación de lluvias, á fin de en- 
durecer la piel y evitar las grietas que resultan de su mace- 
ración prolongada en el agua (2). 

El jugo de las hojas es amargo y ácido; es una medicina 



(i) Dymock, loe. cit., pág. 591. 
(2) Dymock, loe. cit., pág. 590. 



— 231 — 

favorita de los naturales de la alta India, contra los catarros 
febriles, comunes allá en los niños, administrándola á la dosis 
de dos cucharadas al día, mezclada con miel y agua (i). 

En el Concán se da la corteza seca en la tos ferina, y 
el zumo de la fresca, en dosis de dos tolas (2), en la ana- 
sarca. Según el Dr. Bidie, obra como diaforética y expec- 
torante. 

Descripción. Planta de dos á tres pies de alto , con el 
tronco echado por tierra, con los extremos levantados, hin- 
chado en las articulaciones y lampiño. Hojas escurridas, 
opuestas, lanceoladas, con aserraduras muy menudas, pesta- 
ñosas, algo pelosas por abajo y lampiñas por arriba. Pecíolos 
cortos, con cuatro espinas axilares. Flores axilares, sésiles, 
solitarias. Cáliz hendido profundamente en cuatro partes casi 
iguales, aovadas y terminadas por espinas. Corola de figura 
de embudo, con el tubo corto; la garganta desnuda, y el 
limbo con cinco lacinias grandes, la superior y las inferiores 
ovales, las dos del medio menores. Estambres, cuatro, fijos 
en la base de la corola, didínamos. Ovario con dos lóculos 
biovulados. Estilo del largo de los estambres. Estigma sen- 
cillo, de otro color que el estilo. Cajilla aovada, comprimida 
y muy aguzada, con dos aposentos, y en cada uno una se- 
milla muy comprimida, de figura de corazón. La cajilla se 
rompe por medio de dos uñas. 

Hab. En Guadalupe, Mandaloyon y San Juan del Monte: 
florece en Abril. 

JUSTICIA GENDARUSSA, L. {Gandaritssa vidgaris, 
Nees.; Dianthera subseirata, Blanco.) 



(i) Ainslie, Materia Ind., t. Ii, pág. 376. 
(2) Igual á 7,60 gramos. 



— 232 — 

Nom. vul. KapaniUilot, tag.; Btmlazv, bis. 

Aplicaciones. En Filipinas dan á esta planta las mismas 
aplicaciones que al Lagundi (Vlíex). Las hojas, que cuando 
se machacan despiden un olor agradable, se dan en decocción 
en la India contra el reumatismo crónico, siendo probable 
que obren como diaforético. El zumo se usa contra la tos de 
los niños, y al exterior lo aplican para resolver los infartos 
ganglionares del cuello. La corteza de las ramas nuevas, las 
que tienen color púrpura, se considera en Java como buen 
emético. 

Descripción. Pequeño arbusto de tallo derecho, con las 
ramas lisas y cuatro ángulos poco notables. Hojas opuestas, 
lanceoladas, aguzadas, lampiñas y obtusamente aserradas. 
Flores terminales, blanco-verduscas, en racimos de tres flores 
sésiles, con las brácteas lanceoladas. Cáliz de cinco dientes 
largos. Corola bilabiada de tubo corto; el labio superior esco- 
tado y aguzado; el inferior ancho, con paladar, y en el ex- 
tremo con tres lóbulos. Las cédulas de las anteras, colocadas 
oblicuamente una sobre otra. Cajilla que contiene, solamente 
en su parte inferior, cuatro semillas. 

Hab. En Luzón, Mindanao, Panay. 



ADHATODA VASICA, Nees. {Justicia adhatoda, L.) 

Nom. vul. (?) 

Aplicaciones. Esta planta, poco conocida de los filipinos, 
no tiene aplicaciones en su terapéutica. 

Es muy común en la India, en donde goza de mucha re- 
putación contra los catarros, 1-a grippe , el asma y afecciones 
bronquiales no febriles, y sobre todo las crónicas. Las flores, 
hojas y raíces, pero principalmente las primeras, tienen pro- 
piedades antiespasmódicas y se prescriben en ciertos casos 



— 233 — 

de asma: son amargas y ligeramente aromáticas, y se admi- 
nistran en infusión ó electiiario (i). 

Los Dres. Jackson y Dutt, han testimoniado con su ex- 
periencia propia de las buenas propiedades de la planta en 
la bronquitis crónica, el asma y afecciones catarrales apiré- 
ticas. En Bengala se fuman las hojas en el asma con buen 
éxito, según el Dr. Watt. 

En Bombay sus cualidades expectorantes son muy cono- 
cidas, y los naturales la usan mezclando el zumo con bórax 
y miel (2). 

La dosis del extracto acuoso, preparado por la evaporación 
del zumo de las hojas, es de 25 centigramos á un gramo. Di- 
solviendo este extracto en alcohol, se obtiene una tintura 
cuyo uso es preferible: su dosis es de 2 á 4 gramos. Su efica- 
cia es mayor añadiendo semillas de pimienta (Waring). Los 
autores sánscritos recomiendan el zumo de las hojas con miel 
en el tratamienro de la tos, á la dosis de una tola (3), 

Descripción. Es un arbusto de tronco derecho, liso, de co- 
lor gris ceniciento. Las ramas un poco caídas, del mismo co- 
lor del tronco, pero más lisas. Hojas opuestas, pecíolos cor- 
tos, lanceoladas, agudas, atenuadas en ambas extremidades, 
lisas en una y otra cara, de 12 a 15 centímetros de largo so- 
bre 3 á 4 de ancho. Flores irregulares y hermafroditas, dis- 
puestas en espigas, axilares, con largos pedúnculos, opuestas: 
son grandes, blancas, cubiertas de manchas ferruginosas. 
con la parte inferior de los dos labios de color de púrpura. 
Cáliz gamosépalo regular, de cinco divisiones profundas é 
iguales. Corola gamopétala, irregular, de tubo corto, cuello 



O) Ainslie, Materia Ind., t. ii, pág. 3. 

(2) Dyraock, loe. cit., pág. 585. 

(3) Tola: igual á 3,80 gramos. 



— 234 — 

ancho, limbo dividido en dos labios; el superior, cóncavo y 
entero; el inferior se termina abajo por un espolón. Ovario 
libre, rodeado por un disco con dos lóculos, que encierran 
cada uno dos óvulos sobrepuestos. Estilo filiforme, largo, 
inserto en la especie de canal formado por el labio superior 
de la corola. Estigma bilobulado. Fruto: cajilla deprimida, 
con cuatro semillas comprimidas, lenticulares. 
Hab. Luzón y Panay. 

RINACANTHUS COMIVIUNIS, Nees. {Justicia nastita, L.) 

Nom. vuK Tagaktagak, tag. 

Aplicaciones. Esta planta tiene en la India gran boga para 
curar las afecciones cutáneas. Realmente, su valor es gran- 
de contra la Tilica circinata trópica^ que regularmente se 
muestra rebelde á todo tratamiento. Para esta afección em- 
plean una pasta, compuesta de zumo de las hojas, zumo de 
limón y las mismas hojas machacadas , que aplican sobre la 
parte enferma durante algunos días. La raíz, fresca, sirve 
para lo mismo. Los médicos hindus dicen que el cocimiento 
de la raíz, en leche, es afrodisíaco (i). La raíz es un antídoto 
(imaginario, pues aun no se ha encontrado uno efectivo) de 
la mordedura de la serpiente Cobra capelo. Últimamente ha 
sido empleada esta planta para curar el eczema crónico, bajo 
el nombre de Tong-pang-chong. 

Liborius ha analizado la raíz en el laboratorio de Dorpat» 
y ha encontrado 13,51 por 100 de cenizas y 1,87 por 100 de 
rJiinacantina, con otros constituyentes de la planta (2). Esta 
rhinacantina es una sustancia que se supone sea el principio 
activo de la raíz (C* H'® O'). Es análoga á la quinona, y pre- 



(i) Roxburgh, Flora indica, or desctif-, of Ind. plañís. Sícrampore, 1820-32, t. i, pág. 121. 
(2) Pharm. zeitch. fur üuss. Febrero 1881. 



— 235 — 

senta muchas analogías con el ácido crisofánico y el ácido 
frangúlico. Es una masa de sustancia resinosa, amorfa, de color 
rojo cereza, sin olor ni sabor. El agua disuelve una pequeñí- 
sima proporción. Se disuelve en el alcohol, y la disolución 
tiene una reacción alcalina débil. No da glucosa cuando se 
la trata á la ebullición por una solución ligera de ácido clor- 
hídrico. Liborius cree que la rhinacantina existe sólo en los 
espacios intercelulares de la corteza de la raíz. 

Descripción. Planta de unos cuatro pies de altura. Tallo 
sin espinas, de color ceniciento. Hojas lanceoladas, algo es- 
cotadas y vellosas. Flores en panojas, espigadas y con brác- 
teas aleznadas en la base de cada florecita. Cáliz gamosépalo 
con cinco divisiones regulares. Corola larguísima, filiforme, 
con ángulos: limbo con cuatro lacinias, las tres aovadas 
abajo, y la puntiaguda arriba. Estambres, dos, insertos en el 
cuello de la corola. Ovario libre; dos lóculos biovulados. Es- 
tilo simple; estigma bífido. Cajilla claviforme, comprimida en 
su base, con cuatro semillas en la parte superior. 

Hab. Común en los jardines de Manila. 



VERBENÁCEAS. 



LIPPIA NODIFLORA, Rich. {Verbena nodiflora , L.; 
V. capitata, Blanco). 

Nom. vul. Tsatsatsatsakan, Chachachachahan, tag. 

Aplicaciones. Las hojas las usan los filipinos en infusión 
á guisa de té, por lo cual se le da en tagalog el largo nombre 
que lleva, y quiere decir: «como cha» {cha-=Té). En la India se 
toma la infusión caliente para facilitar la digestión, y en los 
< empachos» de los niños administran una infusión de las ho- 



— 236 — 

jas tiernas tostadas. En algunos puntos lo usan como un 
emoliente, y diurético en la gonorrea, dando al interior la de- 
cocción de las hojas. 

Descripción. Plantita de tallo tendido, con ángulos poco 
notables y cubiertos de pelos cortos. Hojas opuestas, escurri- 
das, que abrazan al tallo, aovadas al revés y aserradas sola- 
mente por la parte superior, y un poco pelosas. Flores axi- 
lares sobre un pedúnculo común muy largo, en cabezuela 
apretada, cónica y escamosa. Cada florecita lleva una escama 
en la base. Cáliz propio, de dos piezas aquilladas y comprimi- 
das. Corola algo arqueada, de, figura de embudo, boqui- 
abierta, con la garganta muy estrecha y el limbo dividido en 
cuatro partes, una más corta y escotada á un lado, y tres al 
otro. Estambres, cuatro, los dos más altos: filamento, casi nin- 
guno. Anteras, cuatro, fértiles. Ovario superior, medio cilin- 
drico. Estilo muy corto. Estigma medio globoso. Fruto: dos 
semillas cubiertas con la película del ovario. 

Hab. Es muy común en los arrozales. 



TECTONA GRANDIS, L. 

Nom. vul. Teca^ esp,; Tikla, tag.; Dalondón, Yate, Kala- 
yati^ bis. 

Aplicaciones. El leño, pulverizado y mezclado con agua, 
hasta formar una pasta, es muy útil para calmar las inflama- 
ciones de la piel, sobre todo las causadas por el contacto de 
la especie de óleo-resina cáustica que despide la nuez del 
Kasoy (Anacardium). Para las aftas, gingivitis y otras inflama- 
ciones de los órganos de la cavidad bucal, da buenos resulta- 
dos gargarizarse y lavarse á menudo la boca con decocción 
de dichos polvos; lo hemos comprobado en diferentes ocasio- 
nes. Al interior, á la dosis de 6 á 12 gramos, se usan en la 



— 237 — 

India contra las dispepsias caracterizadas por una sensación 
de ardor en el estómago, lo mismo que como vermífugo. 

Las flores son diuréticas; la corteza astringente; las hojas 
y semillas purgantes. Estas últimas dan un aceite, usado en 
la India para hacer crecer el cabello. Endlicher dice que las 
flores son diuréticas. Gibson ha encontrado la misma propie- 
dad en las semillas, y refiere dos casos en los que la aplica- 
ción sobre el pubis de un emplasto de los frutos machacados, 
fué seguida de una abundante diuresis (i). En el Concán ha- 
cen una especie de extracto de la madera, que aplican en las 
llagas que el yugo ocasiona en el ganado, para prevenir la 
aparición de gusanos; obra, pues, como un antipútrido, y esta 
propiedad es digna de llamar la atención sobre la teca, para 
ensayos ulteriores. 

Según Rumphius, la infusión de las hojas se emplea contra 
el cólera. Los chinos hacen con esta madera vasos, en donde 
reciben agua de lluvia durante sus viajes por el mar. La pri- 
mera yla segunda agua se arroja por ser amarga, pero luego las 
siguientes no tienen ningún sabor desagradable, y dicen que 
poseen la propiedad de facilitar la digestión (2). 

Se ha dicho que la teca era venenosa, porque en una oca- 
sión murieron en Londres unos obreros, de resultas de he- 
ridas que se hicieron con las astillas de la teca, pero nada ha 
venido después á confirmar semejante aserción, siendo pro- 
babilísimo que tal accidente fuera una absorción séptica 
cualquiera que tuvo lugar por la herida. 

R. Romanis ha obtenido por medio del alcohol una resina 
que existe en la madera de este árbol (3). Esta resina, que 



(i) Dimock, loe. cit., pág. 595. 

(2) Rumphius, Ambot., ni, pág. 34, tabla iS. 

(3) Chemical Socieiy,, Noviembre y Diciembre, lí 



— 238 — 

es blanda, produce por destilación un cuerpo cristalizado, 
que el autor citado llama tectoquinona , por presentar las pro- 
piedades de las quinonas, y cuya fórmula es C*^^H'°0'^ La 
tectoquinona funde á 171°, y se volatiliza un poco á la tem- 
peratura ordinaria. 

Descripción. Árbol de hojas casi redondas, ovaladas, en- 
teras, de 30 á 60 centímetros sobre 20 á 40, cubiertas por 
debajo de pelos blanquecinos. Pecíolos cortísimos, compri- 
midos. Flores en panoja. Pedúnculo común, cuadrado. Cáliz 
inferior, de figura de campana, muy grande en la madurez, 
con cinco lacinias. Corola más larga que el cáliz, blanca, cu- 
bierta de una sustancia farinácea, de figura de campana, con 
cinco lacinias. Estambres, cinco ó seis, fijos en la corola. Fi- 
lamentos comprimidos, algo más largos que la corola. Ante- 
ras medio globosas, con una zona amarilla por abajo y un 
círculo negro por arriba. Ovario libre, redondeado, con 
cuatro lóculos uniovulados. Estilo del largo de los estambres. 
Estigmas de dos lóbulos. Drupa globosa, lanosa, esponjosa, 
deprimida, cubierta con el cáliz, membranáceo é hinchado. 
Contiene una nuez muy dura, con cuatro aposentos, y una 
semilla en cada uno. 

Hab. En los montes de Morong y Tanay (de la Laguna) 
existen algunos ejemplares: muy común en la isla de Negros 
y Mindanao; existe en Bisayas, Mindoro y Paragua: flores 
en Septiembre. 

VÍTEX TRIFOLIA, L. {V. repens, Blanco.) 

Nom. vul. Laguudi , tag.; Gapasgapas, bis.; Dangla, ilok. 

VITEX NEGUNDO, L. (F. Icuco.vylon, Blanco.) 

Nom. vul. Lagundi, Malawin, tag. 

Aplicaciones. Ambas especies se usan en la medicina en 



— 239 — 

Filipinas, y ambas gozan de grande reputación. Hay una va- 
riedad de la primera, llamada por los tagalos lagiindig ga- 
pag (V. repens, Blanco), que también tiene las mismas virtu- 
des que las que nos ocupan. 

Bontius llamaba la atención sobre el lagtmdi, diciendo que 
sus hojas eran anodinas, diuréticas y emenagogas (i). 

Las hojas, calentadas al fuego y aplicadas en gran canti- 
dad encima de las articulaciones atacadas por el reumatismo, 
son muy útiles y muy empleadas en la India, como en los 
archipiélagos malayos. La decocción de estas hojas se em- 
plea en baños para curar el beri-beri, para cuyo fin también 
se dan baños de vapor de dicho cocimiento. Se pone en una 
olla una gran cantidad de hojas , todas las que puedan entrar 
sin comprimirlas, y se llena luego de agua, poniéndola al fuego 
hasta que hierva. Se coloca al enfermo, desnudo, en una silla, 
cubriéndolo convenientemente con una sábana de algodón y 
por encima otra de lana, y se coloca debajo de la silla la olla 
que se retira de vez en cuando, se lleva al fuego y se intro- 
duce debajo de la silla cada vez que hierve, hasta producir 
en el enfermo una abundante sudación. Un aparato para con- 
ducir el vapor de la decocción sería mucho mejor, pero es 
menester tener cuidado de no introducir bajo la silla un hor- 
nillo ó lámpara, que podría comunicar el fuego á los envolto- 
rios y causar graves daños. 

En la India y en Filipinas se sufre de una extraña inflama- 
ción, caracterizada por un ardor intenso, más bien que do- 
lor, localizada en la planta del pie, no descrita aún en los 
autores y que los indios llaman «quemadura del pie», que se 
cura admirablemente, como hemos tenido ocasión de com- 
probarlo, aplicando tres y cuatro veces al día las hojas del 

(O Bontius, Medicina Indornm. Lugiuni Batav., 1642, páginas 50-53. 



— 240 — 

lagimdi. Se ponen las hojas en una olla, sin agua, sobre el 
fuego, y cuando están muy calientes se colocan sobre la 
planta del pie manteniéndolas firmemente con una venda. 

El Dr. W. Ingledew dice que los naturales de Mysore (Sur 
de la India) emplean los baños de vapor de la decocción del 
lagiindi para curar los reumatismos y las afecciones catarra- 
les febriles (i). El cocimiento de sus hojas es muy empleado 
para baño en el estado puerperal de las mujeres, en Filipinas, 
los archipiélagos malayos y la India. 

Las hojas secas se fuman para curar los dolores de cabeza 
y los catarros (2). 

En las orquitis, las aplicaciones de hojas calentadas como 
dijimos arriba, han producido, según el testimonio de varias 
personas de crédito, muy buen resultado. 

La raíz es tónica, febrífuga y expectorante, y el fruto ner- 
vino, cefálico y emenagogo, según los autores sánscritos. 

Descripción. El V. trifoUa es un arbolito de 3 á 4 me- 
tros. Hojas alternas; hojuelas ovales, enteras y blanquecinas 
por abajo, sin pecíolos propios. Flores en panoja ahorqui- 
llada. Los pedúnculos parciales se subdividen muy poco. Co- 
rola, de figura de campana, con paladar. El labio inferior con 
tres lacinias, la de en medio mayor: el labio superior menor y 
con dos lacinias. Estambres, cuatro. Ubres, didínamos. Ovario 
libre de dos lóculos biovulados. Estilo simple con lóbulos es- 
tigmatíferos. Drupa como baya, con la nuez de cuatro apo- 
sentos de una semilla cada uno. 

Hab. Es común en las playas: florece en Junio. 

El V. neguado es un arbolito como el precedente, pera 
cuando crece en los bosques toma tal desarrollo , que se hace 



(i) Edimhtirgh Med. and. Sur. Jcutnal, Octubre 1817. 
(2) Ainslie, loe. cit., t. 11, pág. 252. 



— 241 — 

un árbol de primer orden , constituyendo entonces una de las 
maderas de construcción más apreciadas, el molave, (esp.-fil.,) 
ó más propiamente molawin. Sus hojas son de cinco en rama. 
Pecíolos propios, cortos. Flores en panoja dicótoma. Fruto 
como en el anterior. 

CLERODENDRON INFORTUNATUM, L. {C. fortuna- 
tum, Blanco.) 

Nom. vul. Kasupagü gubat^ tag.; Salig-wak, bis. 

Aplicaciones. El jugo fresco de las hojas es un vermífugo 
usado en la India, según Mr. Kanny Loll Dey (i); también 
se usa como amargo tónico en las fiebres palúdicas, sobre 
todo en los niños. Es un tónico y antipirético muy reco- 
mendable. '' 

El Dr. Bholanauth Bose llama la atención sobre esta planta 
y la recomienda como sustitutiva de la Ophelia chivata^ DC, 
como tónica y antipirética (2). 

Puede administrarse en infusión ó en alcoholatura : la in- 
fusión (hojas frescas machacadas, 10 gramos; agua, 300 gra- 
mos) se da á la dosis de 60 á 200 gramos al día en tres ó 
cuatro veces. La alcoholatura (hojas, 60 gramos; alcohol á 
90°, 500 gramos) se da de 4 á 10 gramos en cinco ó seis ve- 
ces durante las veinticuatro horas. 

Descripción. Arbusto de tronco casi redondo, con hojas 
opuestas, aovadas, oblongas, aguzadas, enteras y apenas 
pelosas. Flores terminales en panojas umbeladas, con las ra- 
mas opuestas y en cada umbela tres florecitas. Involucro en 
la umbelita, una hojuela en la base del pedúnculo y dos en 
el extremo. Cáliz de color azulado, largo, tubulado, algo 



(1) Indian Drugt., pág. 35. 

(2) Waring, loe. cit., pág, 164. 

16 



— 242 — 

hinchado en el medio, dividido en cinco partes. Corola dos 
veces más larga que el cáliz, con el tubo filiforme y el limbo 
con cinco lacinias casi iguales. Estambres didínamos, fijos 
hacia las divisiones más profundas de la corola, continuando 
hasta abajo pegados al tubo. Filamentos más largos que la 
corola. Anteras echadas. Ovario cónico. Estilo del largo de 
los estambres, con estigma bífido. Baya seca, cuadrada, de- 
primida, con la corteza dura, cuatro canales, cuatro aposen- 
tos , con una semilla cada uno. 

Hab. Muy común, en Manila y en los bosques. 



LABIADAS. 



OCIMUM BASILICUM, L. (O. americanum, Blanco.) 
Nom. VUl. Solasi^ tag., pam.; Bonak^ bis. 

OCIMUM GRATISSIMUM, L. {O. virgatiim, Blanco.) 
Nom. VUl. Lokoloko, tag., pam.; Koloitkogon, bis. 

OCIMUM SANCTUM, L. {O. flexnosiun, Blanco.) 

Nom. Vul. Balanoy, tag. 

Aplicaciones. Las ociimtm que acabamos de enumerar son 
plantas que poseen un olor alcanforado característico, y que 
comúnmente se conocen con el nombre de albahacas. Los 
indios también las confunden bajo el nombre de solasi, unos, 
y de balanay otros; pero muchos las distinguen perfecta- 
mente por sus propios nombres. Las propiedades de las tres 
son análogas, pero la más usada es la 0. basilicum. Tienen 
propiedades estimulantes, diaforéticas y expectorantes, usan- 



— 243 — 

dolas generalmente en infusión contra los cólicos ventosos y 
las digestiones penosas. 

Las hojas del 0. sanctlim, secas y pulverizadas, las usan 
los naturales de la India, á manera de rapé, en el tratamiento 
de una especie de coriza peculiar entre ellos, caracterizada 
por la presencia de unos pequeños gusanos en la secreción 
nasal; esta enfermedad se conoce con el nombre de pinach 
[pecnasli)^ y es posible que exista en Filipinas, aunque no he 
tenido ocasión de observarla allá durante el tiempo de mi 
permanencia. 

Martins dice (i) que en el Brasil se emplea una decocción 
de las semillas mucilaginosas del 0. gratissimiim, en la gono- 
rrea, y el Dr. Waitz (2) recomienda una decocción fuerte de 
las hojas de esta misma especie, como excelente para curar 
las aftas de los niños, que ha visto desaparecer cuando ya se 
habían agotado sin resultado todas las drogas europeas. Esta 
aplicación y la que mencionamos contra la coriza llamada 
pinach, demuestran las propiedades antisépticas de esta 
planta, debidas, sin duda, á los principios aromáticos que en- 
cierra en tanta abundancia. 

El examen químico del 0. basiliciim nos da á conocer la 
existencia de un aceite esencial, de color verde, muy aromá- 
tico, que se solidifica; es un alcanfor especial que cristaliza 
en prismas de cuatro caras, cuya fórmula es C* H*^ 6HO 
(Raybaud). 

Con estas plantas se preparan baños aromáticos, que se 
administran en la atrofia y debilidad de los niños (Waitz), y 
en el tratamiento del reumatismo y la parálisis (3). 

Descripción. El O. gratissirmim es una planta que se eleva 



(i) Materia médica, Bras., pág. 103. 

(2) Loe. cit., pág. 196. 

(3) Bouton, Med. plañís 0/ Mauricius, pág, 120. 



— 244 — 

á la altura de dos á tres pies, de tallo derecho, peloso. Hojas 
medio lanceoladas, aserradas ligeramente desde el medio 
hacia arriba, con pelillos y puntos transparentes. Flores en 
racimos terminales largos, derechos. Cáliz de labio superior 
horizontal, redondo; inferior, hendido en tres lacinias aguza- 
das, la de en medio subdividida en dos. Corola amarillenta, re- 
supinada, con un labio hendido en cuatro lacinias obtusas; el 
otro más largo, estrecho y aserrado. Estambres didínamos; 
dos más cortos. Anteras de figura de media luna. Estigma 
bífido. Semillas, cuatro. 

El O. americanum tiene las hojas lanceoladas, aovadas, 
aguzadas, llenas de poros, algo vellosas. Es más perfumada 
que las otras. El O. sanctuvi tiene las ramas ondeadas, las 
hojas oblicuamente aovadas, alargadas, obtusas, aserradas, 
casi lampiñas. 

Hab. Todas son muy comunes y conocidas en todas 
partes. 

COLEUS AROMATICUS, Benth. {C. Suganda, Blanco.) 

Nom. VUl. Orégano, esp.-fil.; Suganda^ tag. 

Aplicaciones. Las hojas carnosas y perfumadas de esta 
planta, sirven, machacadas, como emplasto sobre las morde- 
duras de ciempiés y alacranes. En los dolores de cabeza se 
aplican también machacadas sobre las sienes y sobre la frente^ 
manteniéndolas con una venda. 

En Cochinchina se emplea en el asma, los catarros pulmo- 
nares crónicos, la epilepsia y otras convulsiones (i). El zumo 
de las hojas es un carminativo que se da á la dosis de una 
cucharada de café, en un poco de agua azucarada, por pe- 
queñas porciones, á los niños que sufren cólicos ventosos. El 

(i) LonieÍTO, F¡ara cochinchina, pág. 452. 



— 245 — 

Dr. Wight refiere haber observado en algunas ocasiones, que 
esta planta producía efectos enervantes (i); pero Dymock dice 
que jamás había visto tal cosa (2). 

Esta planta contiene una sustancia colorante, la coleína, 
C" H^" O', roja, insoluble en el éter, soluble en el alcohol, 
poco soluble en el agua. Cuando se añade amoníaco, la solu- 
ción pasa al color púrpura, al violeta, al índigo, al verde, y, 
finalmente, al amarillo verdoso. 

Otra especie, el C. atroptirpurens, Benth. {C. grandifolius, 
Blanco), muy conocida en Filipinas por su nombre vulgar, 
mayana^ sirve para curar los golpes, aplicando en ellos, ma- 
chacadas, las hojas, que son carnosas, vellosas y de color mo- 
rado obscuro. 

Descripción. Planta de tallo medio echado por tierra. Ho- 
jas opuestas, casi sésiles, acorazonadas, obtusas, escotadas, 
vellosas y muy carnosas. Flores en racimo, de cuatro ángu- 
los; cada tres florecitas con una escama cóncava en la base. 
Cáliz de figura de campana, bilabiado; el labio superior más 
largo y entero, el inferior con cuatro lacinias estrechas y agu- 
zadas. Corola medio morada, cinco veces más larga que el 
cáliz. Estambres didínamos, derechos, más largos que la 
corola. Estilo bífido, y el fruto, cuatro semillas. 

Hab. Se cría con abundancia en todas partes. 

ROSMARINUS OFFICINALIS, L. 

Kom. vul. Romero, esp. 

Aplicaciones. Es una de las plantas más estimadas por los 
filipinos. Su infusión sirve para curar las conjuntivitis cata- 
rrales ligeras , lavándose los ojos tres ó cuatro veces al día 



(1) Waring, loe. cit., pág, 168. 

(2) Dymock, loe. cit., pág. 609. 



— 246 -- 

con ella. Es una de las plantas aromáticas cuya decocción se 
usa más para bañar á las mujeres en el estado puerperal, y 
los baños de vapor de romero tienen mucha boga contra los 
reumatismos, el principio de los catarros y las parálisis. 

La planta entera es un estimulante y carminativo, poco 
usado al interior; en la dispepsia atónica da algunos buenos 
resultados tomándola en la misma forma que la infusión de 
manzanilla. 

Contiene una gran proporción de un aceite esencial, que 
es el que comunica á la planta el olor tan agradable que 
tiene. Dicha esencia entra en la composición del agua de Co- 
lonia; se dice que detiene la caída del cabello, y es un esti- 
mulante difusible que se da al interior, á la dosis de tres á 
cinco gotas, usado más comúnmente en aplicaciones ex- 
ternas. 

La esencia es incolora y líquida cuando está nueva; al en- 
vejecer toma un color obscuro y se espesa. Se mezcla en 
todas proporciones al alcohol, y su densidad es de 0,885. 
Esta esencia encierra: 

Un hidrocarburo levógiro (C'° H'®) a . . . . 80 por 100 

Un alcanfor borneol (C" H'80) 4^5 » 

Un alcanfor (C» H"' O) 6á8 » 

Descripción. Es una planta tan sumamente conocida de 
los indios y de los españoles, que parece inútil dar aquí su 
descripción. En Filipinas se cultiva cuidadosamente en todas 
partes. 

ANISOMELES OVATA, R., Br. {Phlomis alba, Blanco.) 
Nom. VUl. Taligharap, tag. 

Aplicaciones. La infusión de las hojas es amarga y aromá- 
tica, y se emplea en las afecciones catarrales, las del esto- 



— 247 — 

mago y los intestinos, así como en las fiebres intermitentes. 
Las baños de vapor, dados con el cocimiento de las hojas, 
producen una abundante sudación, y la infusión al interior 
es también un poderoso diaforético. De las hojas se extrae, 
por destilación, un aceite que se usa en aplicaciones externas 
en el reumatismo. 

Descripción. Planta que se eleva á más de seis pies. Raíz 
fibrosa, tronco y ramas hinchadas en las articulaciones. Hojas 
opuestas, aovadas, aserradas obtusamente, blandas y vellosas. 
Flores verticiladas , opuestas por grupos alrededor del tallo, 
y en la base de cada grupo unos involucros lineales y vello- 
sos. Cáliz cortado algo oblicuamente, con cinco dientes agu- 
zados. Corola bilabiada: el labio inferior mucho mayor, ve- 
lloso por dentro y con tres lacinias; la del medio más grande 
y ancha, escotada en la extremidad y con las orillas algo caí- 
das hacia abajo; las otras dos partes laterales muy pequeñas 
y angostas; el labio superior mucho más corto y pequeño, en- 
tero y echado sobre los estambres. Estambres didínamos. 
Estilo casi del largo de los estambres. Estigma bífido. Fruto, 
cuatro semillas pequeñas. 

Hab. Es muy común en los campos de Manila. 

LEUCAS ÁSPERA, Spreng. {PJilomis zeylanica, Blanco.) 

Nom. vul. Pansipansi, Solasolasian , Kariikansoli^ tag,; 
Paitsipansi, Paypaysi, bis. 

Aplicaciones. Las hojas, machacadas, se aplican en em- 
plasto sobre las mordeduras de serpiente ó insectos veneno- 
sos. En la India las usan también con el mismo fin. El zumo 
de las hojas es muy útil para curar algunas afecciones de la 
piel, principalmente la psoriasis. 

Descripción. Planta sumamente conocida por los indios, 
que se eleva á la altura de dos pies; con las hojas sésiles, 



— 248 — 

lanceoladas, ligeramente aserradas y cubiertas de pelo corto. 
Flores terminales, verticiladas, con los caracteres de las de 
las labiadas. 



plantagíneas. 



PLANTAGO EROSA, Wall. {P. crenata y media, Blanco.) 

Nom. vul. Llantén^ esp.-fil.; Laiitín, tag. 

Aplicaciones. Las hojas de esta planta tan popular, son el 
remedio más vulgar en Filipinas para curar los flemones de 
las encías, aplicándolas machacadas, con un poco de manteca, 
sobre la mejilla hinchada. Es emoliente, y su cocimiento se 
emplea como sustitutivo del de linaza. 

Descripción. Esta planta es sumamente conocida : no hay 
temor á que la confundan con otra. 



NIGTAGINEAS. 



MIRABILIS JALAPA, L. {M. longiflora, Blanco.) 
Nom. vul. Ma?'avillas^ Suspiros^ esp.-fil; Gilalas, tag. 
Aplicaciones. La raíz es purgante, tiene las mismas pro- 
piedades que la jalapa, debido á que encierra el mismo prin- 
cipio activo. Se da en las mismas dosis que la jalapa. Según 
las experiencias de Shoolbred, Hunter (i), W. O'Shaughne- 
ssy (2), y el mismo Ainslic (3), dichas propiedades purgantes 



(1) Fleming,s Cot. of Iridian Drugs., pág. 29. 

(2) Bengal disp., pág. 512. 

(3) Materia Ind., t. n, pág. 285. 



— 249 — 

son débiles é inciertas, debido á lo cual, sin duda, esta planta 
no ha llegado á ser sustitutiva de la jalapa. Las hojas, ma- 
chacadas, se emplean como emplastos madurativos, pero 
puede ocasionar inflamaciones de la piel, como Waring ha 
visto (i). 

Descripción. Es una planta cuyas flores se abren á la caída 
del día, para cerrarse al salir el sol. Raíz ahusada y negruzca. 
Tallo lampiño, con las ramas ahorquilladas. Hojas opuestas, 
entre lanceoladas y de figura de corazón, aguzadas, algo ve- 
llosas por las orillas y página superior. Pecíolos cortos. Flo- 
res terminales en umbela. Pedúnculos propios, cortísimos. Cá- 
liz persistente en cinco partes agudas. Corola superior lar- 
guísima, con el tubo algo velloso, de figura de embudo y con 
cinco lóbulos en el limbo. Estambres, cinco, más largos que 
la corola. Estilo más largo que los estambres. Estigma glo- 
boso. Nuez pequeña, globosa, con muchas costillas , y llena 
por dentro de una sustancia farinosa. 

Hab. Es muy conocida y común en los jardines. 



amarantAceas. 



AMARANTHUS SPINOSUS, L. 

Nom. vul. Kilitis, Orayi, tag.; Ayantoto, pam,; Kalitis, 7i- 
lites^ Bayag-bayag, bis.; Kuanton ilok. 

Apilcaclones. Toda la planta es emoliente: su apHcación 
principal es, machacada, puesta como emplasto en las infla- 
maciones, golpes, etc., etc. La decocción de la raíz es un 

(i) Loe. cit., pág. 185. 



— 250 — 

diurético y antiflogístico usado en INIauricio contra la gono- 
rrea, para lo que se procede como sigue: 

Raices de amaranthus 30 gramos. 

Agua 750 » 

Se hierve y pasa por un colador, administrándola por pe- 
queñas dosis en las veinticuatro horas. Esta tisana se consi- 
dera allá como específico en la gonorrea: es diurética y re- 
frescante, y hace desaparecer el derrame moco-purulento, y 
los síntomas agudos, como el calor, el ardor y la irritación. 
Esta tisana deberá continuarse hasta la curación completa (i). 

Las hojas, machacadas, se aplican sobre el eczema. 

Descripción. Planta de dos á tres pies de altura, de color 
rojizo. Tallo derecho. Hojas alternas, lanceoladas, anchas, con 
un estilete, y escotadas en el ápice, ondeadas y lampiñas. Pe- 
cíolos con dos aguijones de tres ángulos, acanalados por 
arriba. Flores en grupos, sobre unas espigas cónicas, termi- 
nales. Las hembras, unas veces separadas de los machos, otras 
mezcladas en la parte inferior. Machos : corola, ninguna. Cáliz 
de tres á cinco hojuelas. Estambres, cuatro á cinco. Anteras 
de figura de aspa. Hembras: estilo y estigma, dos ó tres; lo 
demás como en los machos. Cajilla con una semilla. 

Hab. Es común en todas partes: florece en Octubre. 

ACHYRANTHES OBTUSIFOLIA, Lam. {A. áspera, 
Blanco.) 

Nom. vul. Hangor, Hangot, Dokotdekot, Libay , tag.; An- 
god, pam. 

Aplicaciones. Esta planta posee propiedades astringentes 
y diuréticas. Estas últimas las ha observado el Dr. Cornish, 

(i) Daruty, loe. cit., pág. 67. 



— 251 — 

que envió una comunicación á Waring refiriéndole el buen 
servicio que obtuvo de su aplicación en la hidropesía. Otros 
médicos de la India han confirmado las observaciones de 
Cornish (i). 

Se administra una decocción de 6o gramos de la planta 
entera en 750 gramos de agua, que se pone al fuego hasta 
que por la ebullición se reduzca á una mitad. Se cuela en- 
tonces exprimiendo la planta, y se da por dosis de 60 gra- 
mos cada dos horas, hasta determinar la diuresis. 

Las cenizas de esta planta contienen una gran cantidad 
de potasa (lo mismo que en la especie Amaranthu's spino- 
sa, L.), por lo cual se emplean para lavar la ropa, derivando 
de este uso el nombre sánscrito que esta planta tiene , Apa- 
Marga, que quiere decir «el lavandero». Estas cenizas, mez- 
cladas en una infusión de jengibre , se dan asimismo en la hi- 
dropesía. 

Las flores son un remedio contra las mordeduras de ser- 
pientes y animales ponzoñosos, aplicándolas machacadas 
sobre la herida. En la India hay la superstición de creer que 
trayendo de estas flores consigo se ahuyenta el escorpión. 

Descripción. Planta de unos tres pies de altura. Tallo an- 
guloso y velloso. Hojas opuestas, vellosas, que abrazan el 
tallo por la base, lanceoladas, muy obtusas y ondeadas. Flo- 
res revueltas hacia abajo y colocadas en espiga muy larga y 
medio verticilada, con muchas florecitas. Cáliz de cinco es- 
camas tiesas, aleznadas y que se arriman mutuamente, con 
otras tres escamas en la base. Corola ninguna. Nectario mu- 
cho más pequeño que el cáliz , monofilo , hendido en cinco 
partes, con los extremos deshilados. Estambres, cinco, en los 
extremos del nectario. Germen de figura de trompo con la 

(i) Waring, loe, cit., pág. 184. 



— 2^2 



parte superior algo cóncava. Estilo tan largo como los es- 
tambres. Estigma grueso y como dividido en dos partes. 
Fruto: una semilla cubierta con dos membranas, una que le 
cubre enteramente, y otra exterior que adhiere por una parte 
nada más. 

Hab. Es vulgar en Luzón: flores en Noviembre. 



CHENOPODlACEAS. 



CHENOPODIUM AMBROSIOIDES , L. 

Nom. vul. Alpasotes ^ esp-fil.; Pasotis, Apasotis, tag. 

Aplicaciones. Esta planta es originaria de Méjico; tiene un 
olor agradable y un gusto acre y aromático debido á un 
aceite esencial parecido al de la menta. 

Según el P. Mercado, «bebida la simiente con vino, em- 
bota de tal suerte los sentidos, que aquellos á quienes se 
azota no sienten los azotes, y los puestos en el tormento 
no le sienten » (i). Estas propiedades, á ser ciertas, ha- 
cen de esta planta una de las más útiles en Filipinas. 

Toda la planta es estimulante: su infusión, dada al interior, 
provoca el sudor, activa la circulación, es diurética, tónica 
y estomáquica, y es también útil en los estados nerviosos, 
como antiespasmódico. Las hojas son la parte empleada en 
infusión, en la proporción de 8 gramos por 200 de agua hir- 
viendo. Como sudorífico, y sin duda también por ejercer al- 
guna acción en los bronquios por su aceite esencial, es muy 
usada en los catarros pulmonares y aun en el asma. Parece 
que también tiene propiedades emenagogas. 

(i) Flora a^ustiniana, t. iv, pág. i6. 



— 253 — 

Las semillas, de que hablamos antes, dan por la destila- 
ción un aceite esencial de color amarillo, de olor fuerte y 
desagradable, de densidad de 0,908. Estas semillas son vermí- 
fugas, lo mismo que las flores, que se emplean en el Brasil á 
la dosis de 8 gramos en infusión, ó bien con igual dosis de 
aceite de castor. El aceite esencial se da como antihelmíntico 
á la dosis de 5 á 15 gotas con azúcar en polvo. 

Rilliet y Barthez aconsejan la siguiente poción en la corea 
de la infancia: 

Hojas de chenopoJium 4 gramos. 

En infusión en 500 gramos de agua. 

Añadir: 
Jarabe de azahar 50 > 

Para tomar á cucharadas durante el día. 

Descripción. Planta de dos pies de altura. Tallo con mu- 
chos ángulos y sembrado de pelos. Hojas lanceoladas , ase- 
rradas, con los dientes grandes y remotos. Flores sésiles, 
axilares, en grupos pequeños. Cáliz en cinco partes cóncavas 
y que forman cinco ángulos. Corola , ninguna. Estambres, 
cinco. Filamentos comprimidos, fijos hacia el centro de la 
flor y opuestos á las partes del cáliz. Anteras como divididas 
en dos partes globosas. Ovario superior, globoso, deprimido, 
unilocular, uniovulado. Estilo ninguno. Estigma dos, tres ó 
cuatro, cortos, que divergen entre sí. Fruto: una semilla len- 
ticular cubierta con la piel del ovario. 

Hab. Común en los jardines, huertas y en el campo: florece 
en Mayo. 



— 254 — 
ARÍSTOLOQUIAS. 

ARISTOLOCHIA INDICA, L. 

Nom. vu!. TÍ7nbagan, Malatibi, tag. 

Aplicaciones. La raíz de esta planta es muy empleada en 
la medicina en Filipinas. Es amarga y de olor nauseoso, con- 
siderada como un poderoso antídoto contra las mordeduras 
de insectos y serpientes venenosas. 

Dicha raíz se emplea para el tratamiento de las fiebres pa- 
lúdicas, como tónico y emenagogo. Es muy usada para las 
dispepsias y contra los cólicos ventosos de los niños, parti- 
cularmente en la época de la dentición. En las diarreas su 
acción parece eficaz: elDr. Gibson dice que es muy útil en las 
afecciones de los intestinos (i). En Filipinas no sólo se usa al 
interior, sino en aplicaciones externas sobre el vientre, bajo 
la forma de aceite. [Malatibi en polvo, lo gramos; aceite de 
coco caliente, lOO gramos.) 

Los primeros portugueses en la India dieron á esta planta 
el nombre de Raíz de Cobra ^ precisamente porque los indios 
la consideraban como antídoto de la mordedura de la terri- 
ble culebra Cobra de capelo: tal propiedad, sin embargo , no 
parece real, á juzgar por la horrible mortandad que ocasiona 
la Cobra en la India y Ceylán. El Dr. Imlach, cirujano de 
Shikapore, dice que en una parte de la provincia, durante un 
año, no hubo menos de 306 casos de mordeduras de ser- 
pientes, que proporcionaron 63 muertes, ó sea una mortali- 
dad de más del 20 por 100 (2). En la provincia entera de 



(i) Asiatic Restar ches , t. xi. 

(í) Bombay, Med. Phys. Trans., 1856, t. ni, pág. 80. 



— 255 — 

Shikapore hubo, según el mismo doctor, en un año, nada 
menos de 300 muertes por mordedura de serpiente. El doc- 
tor Waring cree que si hay en el reino vegetal un antídoto 
contra la Cobra de capelo , será ciertamente en el orden na- 
tural de las aristoloquias (i). 

En la alta India se usa el malaubi como emenagogo y an- 
tiartrítico. En Banda lo usan mucho en las afecciones intes- 
tinales y contra las fiebres intermitentes. 

El zumo de las hojas se emplea como vomitivo. 

La dosis de la raíz en polvo es de 3 á 5 gramos al día. 

Descripción. Es una planta voluble, de hojas acorazonadas, 
aovadas, aguzadas y lampiñas. Peciolos cortos. Flores en 
panoja. Cáliz ninguno. Corola globosa por abajo, con el tubo 
cilindrico, ensanchado en el remate. Anteras, seis, mellizas, 
fijas en una membrana que tiene seis ángulos. Filamentos 
ninguno. Estilos, seis, muy gruesos, aumentados en la base 
con una membrana que los rodea á todos. Estigmas sencillos. 
Cajilla inferior con seis costillas, seis aposentos y muchas se- 
millas rodeadas de un ala propia. 

Hab. En Luzón y Panay: florece en Noviembre. 



PIPERÁCEAS. 



PIPER BETLE, L. (Chavica Betle y Ch. auriculata, Miq.; 
Piper Betel ^ Blanco.) 

Nom. vul. Hojas de btiyo^ esp.-fil.; Iffnd, tag.; Mamín, bik.; 
Bujyo, Mamón, bis.; Samat, pam. 

Aplicaciones. Con la hoja de esta planta, un poco de cal 

(I) Madras, Quart. Med. Furtt., 1861, t. in, pág. 340. 



— 256 — 

de ostras apagada y una rodaja de la bonga ó nuez de arec, 
se hace un masticatorio, usado en todo el extremo Oriente, 
que se llama buyo en Filipinas. Este nombre no es de origen 
filipino: en tagalog, á la referida mezcla se la da el nombre 
de hitsú. El uso del buyo es repugnante en las personas poco 
cuidadosas: la mezcla de la cal y de los principios colorantes 
de la bonga producen una saliva encarnada, de color de san- 
gre, ó más bien de ladrillo, que, llenando la boca, es escu- 
pida produciendo un aspecto asqueroso en las calles y los 
sitios que, sin cuidado ni respeto á conveniencias que igno- 
ran completamente, embadurnan y ensucian. Los dientes se 
cubren de una especie de esmalte negro, y el aliento toma 
un olor detestable, si no se tienen con la boca grandes cui- 
dados y limpieza. Usado en poca cantidad y sin olvidar los 
cuidados de la boca, que son regularmente observados entre 
los filipinos, el buyo es, según parece, un agente muy útil 
para la conservación de la dentadura, fortifica las encías y 
tonifica el estómago. Ninguna de estas propiedades extraña 
cuando se considera que la cal es un antiácido, que la bonga 
es astringente y tónica, y el betel aromático y estimu- 
lante. 

La hoja del buyo juega un papel muy importante en la te- 
rapéutica del recién nacido en Filipinas: en sus indigestiones, 
sus cólicos, sus diarreas, se le aplica, calentada, sobre el 
vientre previamente untado con aceite de coco, también ca- 
liente. En los catarros pulmonares y las laringitis , se aplican 
asimismo las hojas calentadas sobre el pecho ó el cuello, des- 
pués de friccionado con aceite. La verdad es que produce 
buenos efectos, y que los médicos de la India le recomiendan 
en el tratamiento de las afecciones dichas, en la misma forma 
usada en Filipinas. 

Aplicadas calientes, sobre los pechos de las que crían, 



— 257 — 

hacen retirar la leche de la glándula, y curan del mismo modo 
cualquier infarto glandular. 

El Dr. Kleinstück, de Java, ha preconizado la esencia de 
las hojas de betel en los catarros de toda especie , y como 
antiséptico, á la dosis de una gota por 140 de vehículo. 

La esencia de las hojas se obtiene por destilación; es de 
color obscuro, su olor recuerda al del té, y su sabor es acre. 
Su densidad es de 1.020. Las hojas secas contienen 0,50 por 
100 de esencia, y es probable que las frescas contengan una 
proporción mayor (i). 

Descripción. Si de alguna planta nos creemos dispensados 
de dar la descripción, será ciertamente del buyo, tan cono- 
cido como el arroz en Filipinas. 

Hab. Cultivado en todo el Archipiélago. 

PIPER NIGRUM, L. 

Nom. vul. Pimienta^ esp.; Paminta, Malisa, tag. 

Aplicaciones. Los granos de pimienta se emplean más 
bien en la cocina, como condimento, que en la terapéutica. 
Su uso moderado es muy ventajoso en los países cálidos, 
donde las funciones digestivas languidecen, porque excita 
convenientemente el estómago y facilita la digestión. Su 
abuso puede traer funestas consecuencias: la inflamación de 
la mucosa estomacal, la intestinal y todo el sistema de la 
vena porta, con el hígado mismo. 

Se emplea la pimienta como febrífugo en las fiebres palú- 
dicas, administrándola, machacada, en una copa de aguar- 
diente anisado español (granos de pimienta, 8 á lo), que 
el enfermo bebe de una vez al principiar el frío, toman- 
do después grandes cantidades de agua para apagar el ar- 



(I) Dujardin-Beaumetz et Egasse, loe. cit., pág, 97. 

17 



— 2-8 — 



dor de la droga, lo cual hace que el citado frío pase rápi- 
damente, y que el período de sudor aparezca muy pronto y 
sea muy intenso. Parece que después no aparece otro acceso. 
\^^ piperina (C*' H*' A z O'') es febrífuga, y se da al interior 
á la dosis de 30 á 60 centigramos, en pildoras: no parece, 
pues, extraño que la pimienta tenga propiedades febrífugas, 
que se reconocen en el alcaloide que contiene. 

Descripción. Los granos de pimienta son de todos cono- 
cidos. En cuanto á la planta , se cultivó en un tiempo en Fi- 
lipinas, y el general Basco dictó una serie de disposiciones 
para fomentar su cultivo. El P. Gainza, después obispo de 
Nueva Cáceres, escribió un informe relativo á este cultivo, y 
después nada se ha dicho ni se ha vuelto á pensar en ello (i). 



CLORANTÁCEAS. 



CHLORANTHUS OFFICINALIS, Bl. (C. indicus, Wight. 
C. inconspiatus , Blanco.) 

Nom. vul. ( }). 

Aplicaciones. Todas las partes de la planta son aromáti- 
cas. Las hojas y los tallos pierden esta propiedad al secarse; 
pero las raíces, cuando se secan en buenas condiciones, las 
conservan durante largo tiempo. Tienen un olor alcanforado, 
un sabor aromático , amargo , que recuerda el de la Aristolo- 
chia serpentaria. Los montañeses de Java las emplean, en 
infusión y en polvo, mezcladas con la corteza del Cinamomum 
Culilowan (2), para combatir los espasmos de las recién pa- 



(1) Informe sobre la aclimat. de la pimienta en Balabac. Manila, 1858. 

(2) Existe en Ilo-Ilo, donde se llama Kaligag y también Kunigag, 



— 259 — 

ridas. Con sustancias carminativas, como el anís y la cebolla, 
la emplean con buen éxito en la viruela maligna de los ni- 
ños. Parece que su infusión es buena en las fiebres acompa- 
ñadas de debilidad y de la supresión de las funciones de la 
piel. También se han prescrito en las fiebres intermitentes 
de Java, pero mezcladas en una infusión con hojas de Ce- 
drela toona. Blume, añade que es uno de los más poderosos 
estimulantes conocidos. 

Descripción. Planta de tres á cuatro pies de altura. Tallo 
cuadrado. Hojas opuestas, anchas, lanceoladas, aserradas, 
con puntas duras en las aserraduras y algo escabrosas por 
debajo. Pecíolos cortísimos, envainando al tallo por la base 
y con dos estípulas intermedias, terminadas con dos puntas 
aleznadas. Flores axilares en espiga compuesta, que sostie- 
nen florecitas dísticas, cada una con una bráctea aquillada. 
Sin periantio. Receptáculo cupuliforme. Los estambres están 
constituidos por una escama carnosa de tres lóbulos. Ante- 
ras, cuatro, de dos ventallas fijas en la superficie de los es- 
tambres. Ovario unilocular, uniovulado. Estilo corto. Baya 
globosa, con una semilla cubierta con una membrana algo 
dura y frágil. 

Hab. En La Laguna y otras provincias de Luzón: florece 
en Septiembre. 

LAURÍNEAS. 

CINNAMOMUM PAUCIFLORUM, Nees. {Laurus Culila- 

baUy var. Blanco.) 

C. TAMALA, Nees. (L. Culilaban, Blanco.) 

Nom. vui (de ambas). Kaligag, Makaligag ^ tag., bis.; Kan- 

daroma^ ilok. 



— 26o — 

Aplicaciones. La corteza de una y otra especie es la que 
se conoce en la droguería bajo los nombres de casia de 
China ó canela de China. Efectivamente, se asemeja á la ca- 
nela de Ceylán: se presenta enrollada, tiene su mismo olor 
y sabor, aunque no tan finos; pero es más obscura, más 
gruesa que aquélla, y no tiene la superficie tan lisa ni tan 
limpia. Su composición química es la misma, y es hoy día 
una especie muy extendida en el comercio. 

La canela es un estimulante del aparato digestivo y un tó- 
nico del corazón, que rinde muy buenos servicios en la tera- 
péutica. En las diarreas atónicas , tan comunes en Filipinas, 
la tintura de canela, á la dosis de 8 á lo gramos al día, ó sus 
polvos, cuando el uso del alcohol estaba formalmente con- 
traindicado, me han dado resultados inesperados en el tra- 
tamiento de dicha enfermedad. 

La canela es un condimento muy usado en España y Fili- 
pinas en la cocina, la repostería, la confitería y para perfu- 
mar el chocolate ; es , en fin , en estos países lo que la vainilla 
en Francia. Entra en la composición de varios elíxires y tin- 
turas compuestas, tales como el agua de Botot (dentífrico), 
el elixir de Garus (tónico-estimulante), el bálsamo de Fiora- 
venti (estimulante externo), el láudano y el elixir de la Grande 
Chartreuse (estimulante difusible). 

Últimamente se ha demostrado que la esencia de canela es 
un poderoso antiséptico, y que los bacilos de la fiebre tifoi- 
dea no pueden desarrollarse en su presencia. 

Descripción. Árbol que se eleva á la altura de 15 á 20 
pies. Hojas opuestas, lanceoladas, con tres nervios, enterísi- 
mas y lampiñas. Flores en hacecitos de panojas umbeladas. 
Pedúnculos comunes larguísimos; propios de las florecitas^ 
largos. Cáliz, ninguno. Corola en seis partes aovadas y pe- 
losas. Estambres, nueve; los seis más afuera que los restan- 



— 26l — 

tes. Anteras en los seis de afuera, cuatro en cada uno, de 
los cuales dos más abajo que los otros; en los otros las ante- 
ras son dos en cada uno. 

En la segunda especie las flores son terminales en panojas 
laxas. Los estambres son nueve ; seis de los filamentos fijos 
en el receptáculo, de figura de espátula, con cuatro anteras 
cada uno en el extremo de la cara inferior; los otros tres fila- 
mentos gruesos, con piececito, con cuatro anteras cada uno 
mirando hacia fuera. Entre los filamentos últimos hay ocho 
glándulas casi globosas. 

Hab. Ambas especies son comunes en los bosques de 
Luzón: la primera florece en Marzo y la segunda en Enero, 

CASSYTHA FILIFORMIS, L. 

Nom. VUl. MalaboJwk. 

Aplicaciones. Este vegetal no se emplea en Filipinas en la 
terapéutica; pero en el Senegal lo usan, mezclado con man- 
teca, para combatir la uretritis y calmar los dolores de la mic- 
ción. Dujardin-Beaumetz (i), de quien tomo esta noticia, no 
dice si se administra al interior ó si es para uso externo. 

En Cochinchina, según el mismo autor, sirve como depu- 
rativo y antisifilítico. También lo usan como alterante en la 
India, en las afecciones biliosas y contra las almorranas. Es 
posible que sea un estimulante circulatorio. 

Descripción. Planta herbácea, sin hojas, de tallo cilindrico 
muy fino, que se enreda en los árboles vecinos. Flores en es- 
piga, axilares. Cáliz de tres sépalos, pequeño. Corola de tres 
pétalos carnosos, cóncavos. Estambres, 12, en cuatro ver- 
ticilos; nueve fértiles y tres interiores estériles. Ovario unilo- 
cular, uniovulado. Estilo cilindrico. Estigma. Drupa globosa, 

(i) Dujardin-Beaumetz et Egasse, loe. c¡t.,pág. 160. 



— 202 — 

pequeña, cubierta de una capa carnosa, formada por el re- 
ceptáculo. Semilla sin albumen. 

Hab. En Luzón, Mindanao, Cebú, á orillas del mar. 



EUFORBIÁCEAS, 



EUPHORBIA PILULIFERA, L. {E. capitata, Lam.; 
E. hirta^ Blanco.) 

Nom. vul. Golondrma, esp.-fil.; Gatasgatas, Batobatonis, 
Sayikan^ tag.; Buyayawa, Tawawa, Bowi, bis.; MalismaliSy 
Sisiwhan^ Bolobotones, Magatas, pam. 

Aplicaciones. Reputada en Filipinas por un hemostático 
de primer orden; para esto se machaca la planta entera, que 
abunda, como todas las euforbiáceas, en un jugo lechoso, y á 
modo de cataplasma se aplica sobre la herida. No hemos te- 
nido ocasión de ensayarla como hemostática, pero tal propie- 
dad no parece nada extraña cuando se considera la acción 
que esta planta ejerce, dada al interior, sobre la circulación y 
el corazón. Á dosis tóxica, la euforbia pilulífera mata los ani- 
males en experiencia, por suspensión de los movimientos res- 
piratorios y del corazón, cuyos latidos al principio se acele- 
ran para disminuir gradualmente. No tiene acción sobre nin- 
gún otro órgano, y su vía de eliminación es el hígado. 

Matheson la recomendó como antiasmática, y se ha em- 
pleado también en la disnea de origen cardíaco. Para ambos 
casos la he empleado en Manila, y el resultado me ha sido 
siempre sumamente satisfactorio. La forma que me pareció 
más cómoda para su administración ha sido la alcoholatura á 
la dosis de 15 á 40 gotas al día, repartidas en cuatro ó seis 
veces en una infusión de raíz de altea, siendo este vehículo 



— 203 — 

abundante en cada toma, con el fin de disminuir la acción 
irritante que ejerce la euforbia en el estómago. En decocción 
de 15 gramos de planta por 2 litros de agua, se administran 
de 6 á 12 cucharadas grandes por día. La dosis del extracto 
alcohólico es de 10 centigramos en las veinticuatro horas. 
El Dr. Daruty, de Mauricio, da la siguiente fórmula (i): 

Euforbia piluHfera (seca á la sombra) 30 paramos. 

Agua 1 7» litros. 

Se pone á hervir hasta reducir á un litro; se pasa y añade: 

Ron ó cognac 30 gramos. 

Se administra por pequeñas copas de vino tres veces al 
día. Esta decocción hace cesar el asma más obstinado, lo 
mismo que la tos y la irritación bronquial. Es menester ser- 
virse de la planta entera. Generalmente se toman, como hemos 
dicho, tres copitas de esta decocción, una por la maña- 
na en ayunas, otra hacia la tarde, y la última al meterse en 
la cama. En los casos tenaces se dará otra en medio de la 
noche. Muy á menudo el alivio es inmediato; en algunos casos 
basta un litro de la decocción para obtener la curación. Si 
sobrevienen accesos ulteriores, es fácil detenerlos; son menos 
penosos, y, según la expresión de los enfermos, el medica- 
mento «les da aire» (2). 

El Dr, Hicks Bunting (3) halló en el análisis 60,19 por 100 
<le residuo insoluble, cera, caucho, resina, tanino, azúcar, al- 
buminoides, oxalato de calcio y otras sales. 

El Dr. Marsset dice que el principio activo es soluble en el 
agua, el alcohol dilatado; insoluble en el éter, el cloroformo, 



(1) Loe. cit,, pág. 20, 

(2) Dr. Tison, Le conseiller medical, 15 Julio 1884. 

(3) American Journ. of Pharm,, 1858, pág. 552. 



— 264 — 

el sulfuro de carbono y la esencia de trementina; pero no da 
la reacción (i). 

La dosis tóxica es de un gramo de planta seca por kilo- 
gramo de animal. 

Descripción. Plantita que se extiende por el suelo. Tallo 
derecho, cilindrico, peloso y rojizo. Hojas opuestas, oblicua- 
mente aovadas, de figura de rombo, aserradas y pelosas. 
Pecíolos cortísimos, con dos estípulas aleznadas en la base. 
Flores en umbela hemisférica, hendida en cinco partes, de 
las que cada una se subdivide en dos. Involucro universal; 
tres hojuelas aleznadas, la de en medio, mayor. Cáliz de figura 
de campana, en cinco partes laciniadas. Corola de cinco pé- 
talos, fijos en las partes del cáliz, carnosos, orbiculares, y en 
la base con un apéndice también orbicular, cóncavo y de 
distinto color que la corola. Estambres, ocho, fijos en la base 
del cáliz; filamentos, unos más largos que otros. Anteras, dos 
en cada filamento. Hay además cuatro filamentos desprovis- 
tos de de anteras. Ovario con piececito más largo que la flor, 
doblado hacia abajo. Estilos, tres, bífidos. Estigmas simples. 
Tres cajillas unidas, pelosas, con tres ángulos, y en cada una 
una semilla globosa, rojiza, con la superficie rugosa. 

Hab. Común en todas partes y muy conocida de los indios. 
El nombre por el que más se la conoce en Manila es el de 
Golondrina. 

EUPHORBIA NERIIFOLIA, L. {^E. ligularia, Roxb.; 
E. pejttagojia, Blanco.) 

Nom. vul. Sorosoro, Sorog-sorog, Bait, tag., pam.; Karam- 
buaya^ ilok.; LengiLa de perro, esp.-fil. 

Aplicaciones. El principal uso que se hace de esta planta 

(i) Conlrib. á, l'itude boian. phys. et ihirap. de VEuphorbia pilul. Tesis de París, 1884. 



— 205 — 

en Filipinas, es en las afecciones del oído, calentando la hoja 
carnosa y exprimiendo su zumo caliente dentro del con- 
ducto auditivo externo en los casos de otorrea ó simplemente 
de dolores sintomáticos de otitis externa ú otra cualquiera 
causa. 

La raíz de esta especie se considera en la India como un 
antídoto contra la mordedura de las serpientes, á cuya dei- 
dad, Munsa, está la planta allá consagrada. Durante los meses 
de Julio y Agosto, en algunas localidades de la India, los mar- 
tes y jueves se acercan los indios al Sorosoro ofreciendo arroz, 
leche y azúcar para que los preserve de las mordeduras de 
las serpientes. 

Las hojas abundan en jugo lechoso, acre y muy activo, 
que se emplea para la curaci(3n de algunas enfermedades cu- 
táneas. Dado al interior también tiene, como la Eliphorbla p¡- 
lulifera, propiedades antiasmáticas. El Dr. S. C. Amcobury 
dice haber obtenido satisfactorios resultados en seis casos en 
que lo empleó (i). Dada la naturaleza acre de dicho jugo, es 
indispensable una gran circunspección en su empleo, tanto 
al interior como en uso externo. Los autores sánscritos lo 
consideran como purgante, y lo administran ordinariamente 
mezclado con otras sustancias purgantes, para acentuar su 
efecto. Según Ainslie, los curanderos de la India dan este 
zumo, como purgante, en las obstrucciones viscerales y en las 
hidropesías que se presentan ó son la consecuencia de repe- 
tidas fiebres palúdicas, es decir, de la caquexia palúdica (2). 
La dosis al interior es de 1,25 gramos, convenientemente di- 
luido en 300 gramos de agua azucarada, para administrarlo 
á cucharadas durante el día. Esta dosis, indicada por Ainslie, 



(i) Iridian Ann. of Medí. Scien.^ i85i, t. vii, pág. 516. 
12) Mat. Ind., t. 11, pág. 97. 



— 266 — 

nos parece peligrosa, y una de 40 á 60 centigramos es la que 
creemos más prudente. 

Descripción. Planta de cinco á seis pies de altura. Tronco 
derecho, articulado, de cinco lados, y en los ángulos dos ca- 
rreras de aguijones apareados. Hojas de figura de espátula, 
algo puntiagudas, carnosas. Cáliz de figura de campana, con 
cinco lóbulos que tienen dos en el extremo y cuatro escamas 
debajo, las dos más. remotas. Corola de muchos pétalos im- 
bricados, de figura de espátula y con los extremos deshilados. 
Estambres colocados en grupos. Estilos, tres. Estigma grueso. 
Cajilla tricoca sobre un piececito. 

Hab. Se cría en todas partes en Luzón. 

EUPHORBIA TIRUCALLI, L. 

Nom. vul. Consuelda^ esp.-fil.; Katwít, Suelda, tag. 

Aplicaciones. El jugo lechoso de esta especie es muy 
cáustico. El uso principal que de él hacen en la India es, 
mezclado con aceite, para friccionar las articulaciones con reu- 
matismo, á fin de determinar en la piel una revulsión saluda- 
ble. Sonnerat refiere en sus Viajes que el jugo referido era 
empleado en la India, al interior, como antisifilítico (i). El 
Dr. J. Shortt dice que para este caso es un excelente alterante 
que ha empleado á la dosis de 30 centigramos mañana y 
tarde. También se usa en las hipertrofias del bazo de la ca- 
quexia palúdica, y contra el asma, teniendo asimismo pro- 
piedades purgantes. En una palabra, le atribuyen las mismas 
virtudes que á la E. neriifolia, de que anteriormente habla- 
mos. 

Descripción. Arbolitos de tres á cuatro varas de alto. 
Tronco derecho. Ramas cilindricas, soldadas unas con otras, 

(1) Sonnerat., Voyage, etc., t. i, pág. 146. 



— 207 — 

* 

con unas hojitas muy pequeñas en los extremos. Flores en 
umbela. Cáliz remoto del fruto^ con cinco hojuelas redondas 
y carnosas. La corola consiste en cinco grupos de lana en 
las divisiones del cáliz. Estambres fácilmente deciduos, en 
número de cinco, en las divisiones del cáliz, con las anteras 
dobles ó irregulares. Cajilla de tres cápsulas con semillas so- 
litarias. 

Hab. Muy comunes, sobre todo, en los alrededores de Ma- 
nila, en donde se sirven de ellos para cercos. 

PHYLLANTHUS RETICULATUS, Müll. {Cica decandra, 
Blanco.) 

Nom. vul. Tinatinaan, Tintatintahan, Malinta, tag.; Su- 
got- olag, bis. 

Aplicaciones. Las pequeñas frutas de esta especie, de co- 
lor de púrpura obscuro, negro en la madurez, las comen los 
indios, y se sirven de su jugo como de tinta. Las hojas son 
diuréticas y refrescantes; la corteza alterante. En los bazares 
de la India, dice Ainslie (i), se encuentra comúnmente esta 
corteza en pedazos de un pie de largo, del grueso de la mu- 
ñeca, de un color obscuro, de gusto ligeramente dulce, que lo 
emplean como alterante en decocción, á la dosis de 120 á 
150 gramos al día. En el Concán se hacen pildoras del jugo 
de las hojas, polvos de alcanfor y cubeba, que se dejan di- 
solver en la boca, para curar las ulceraciones de las encías, 
cuando éstas presentan un aspecto escorbútico y sangran 
fácilmente. También se da al interior dicho zumo, contra la 
urticaria. 

Descripción. Arbolitos de hojas alternas, ovales, enteras y 
lampiñas; algo vellosas las nuevas. Pecíolo común, con dos 

(i) Dimock, loe. cit,, pág. 703. 



— 25« — 



estípulas en la base. Flores monoicas. Machos: cáliz de cinco 
sépalos aovados, coloridos; corola, ninguna; filamentos, cuatro 
algo más cortos que el cáliz, gruesos, el de en medio mucho 
más, y hendido hasta el medio en dos partes; anteras, diez, 
en cada filamento dos, y en el de en medio cuatro. Hembras: 
cáliz y corola como en los machos. Ovario, cinco glándulas 
en la base del germen, Baya negra en la madurez, sentada 
dentro del cáliz, con ombligo, coronada con dos estilos er- 
guidos, con seis ú ocho aposentos, y en cada uno una se- 
milla. 

Hab. Crecen en todas partes y son muy conocidos. 

PHYLLANTUS NIRURI, L. 

PH. URINARIA, L. 

Nom. vul. Hierba de San Pablo ^ de San Pedro, esp. 

Aplicaciones. En Filipinas no se emplean estas especies 
en la medicina; pero en la India se usan como diuréticas , y 
tienen gran reputación en el tratamiento de las afecciones 
genito-urinarias, en la hidropesía y la gonorrea. La infusión 
de las hojas de la P. nlruri, con las semillas del Trigonella 
Faenum-graecum, L. (i), es un remedio muy reputado para la 
disentería crónica, conocido ya por Ainslie. Las hojas son 
amargas y tónicas, y en Bombay su uso es muy frecuente, 
como diurético, en la gonorrea, y para corregir la acidez de 
la orina. Machacadas y mezcladas con sal, forman una especie 
de jalea que se aplica sobre la sarna; sin sal se aplican sobre 
los golpes. 

La dosis del zumo de las hojas al interior, para ambas es- 
pecies, es de 15 gramos al día, en varias dosis. 



(i) Es una Leguminosa papilonácea que no existe en Filipinas. Su nombre vulgar en español 
es Alholva, y también Femigreco. 



— 269 — 

La planta entera se administra en la ictericia, bien en de- 
cocción, bien seca y pulverizada. En esta última la dosis es 
de 5 gramos al día. 

El jugo lechoso del tallo es muy útil en aplicaciones sobre 
las llagas y ulceraciones. La raíz, machacada en cange^ se usa 
en el Concán en la menorragia (i). 

Descripción. El P. nimri es una planta herbácea de tallo 
derecho. Hojas alternas, aladas, con estilete en el remate. Las 
hojuelas son casi ovaladas, lampiñas, con dos estípulas en la 
base; pequeñas, lanceoladas, acuminadas. Flores monoicas, 
verduscas, axilares; los machos están situados á lo largo del 
pecíolo común, arriba de las hembras. Machos: cáliz en cinco 
partes lanceoladas, enteras; corola, ninguna; cinco glándulas 
libres; filamentos, uno; antera, una. Hembras: cáliz y corola 
como en las anteriores; ovario libre, con tres lóculos biovu- 
lados; estilo con tres ramas estigmatíferas. Fruto capsular 
globuloso. 

La especie P. urinaria se distingue por sus flores sésiles y 
su tallo rojizo. 

Hab. Muy comunes en Manila y en todo Luzón. 

JATROPHA CURCAS, L. 

Nom. vu!. Tíiba, tag.; Kasla, bis.; Jawatawa, ilok. 

Aplicaciones. El jugo lechoso que deja exudar el tronco 
y las ramas por las incisiones, es un purgante drástico, cuyo 
uso es muy peligroso por su actividad. Mezclado con agua, 
sirve en aplicaciones sobre las ulceraciones y llagas ató- 
nicas. 

Las semillas dan un aceite amarillo en la proporción de 25 
á 30 por 100; es un purgante más activo que el de castor^ 

(i) Dyraock, loe. cit , pág. 702. 



— 270 — 

aunque su acción es bastante insegura. Diez ó 12 gotas 
de él hacen el mismo efecto que 30 ó 40 gramos de aceite 
de castor. Su densidad es de 0,919, y "difiere de este último 
en que es muy poco soluble en el alcohol absoluto. En algu- 
nos puntos de Filipinas lo emplean para el alumbrado, y en 
Europa se importa para la falsificación de jabones y de bu- 
jías: contiene un poco de estearina que empieza á deposi- 
tarse á 9°, y se solidifica todo él á 0°. 

El fruto es muy purgante; como que la parte que tiene esta 
propiedad no es el aceite, sino una resina especial por lo cual 
tres frutas solamente producen efectos purgantes muy inten- 
sos. Si el aceite purga, es debido á que contiene en disolu- 
ción alguna cantidad de dicha resina. Parece, pues, más útil 
tratar las semillas por el alcohol, que disolvería la resina, y 
emplear en lugar del aceite la tintura así obtenida. 

Los indios se sirven de esta planta para emborrachar los 
peces en los remansos y aguas de poca corriente. 

Las semillas de la especie J. multifída, L. (i), llamada tam- 
bién tuba en tagalog, y mana^ son asimismo purgantes; pero 
el empleo de ambas con este fin debe exigir mucha cautela. 
El Dr. Waring (2) presenció un caso de envenenamiento con 
estas frutas: el paciente, un joven, tuvo vómitos violentos, 
dolor intenso del estómago y de la cabeza, y una gran pos- 
tración de las fuerzas vitales. El tratamiento empleado, jugo 
de limón diluido en agua, y estimulantes , dio un resultado 
satisfactorio. 

Descripción. El J. curcas es un árbol que llega hasta la 
altura de 9 pies. Hojas alternas, acorazonadas, con ángulos 
de tres y cinco lóbulos, muy lampiñas. Flores monoicas, ter- 



(i) 7. Janiphra, Blanco. 

(2) Waring, loe. cit., pág. 203. 



— 271 — 

mínales en umbela , confusamente mezcladas; flores machos 
y henibras. Machos: cáliz en cinco partes desiguales; corola 
de figura de campana, de cinco pétalos pegados hasta la 
mitad por las orillas, lanosos por dentro, y con una escota- 
dura pequeña en los extremos, revueltos hacia abajo; estam- 
bres, diez, reunidos en una columnita, de dos verticilos de 
cinco. Hembras: cáliz, corola como en los machos; unos es- 
taminoides en forma de lengüetas, reemplazan los estam- 
bres: ovario libre, oblongo, de tres lóculos, con un óvulo 
cada uno; estilo con tres ramas estigmatíferas Cajilla carnosa 
de tres cápsulas, y en cada una una semilla oval, coriácea. 
Hab. En Luzón y Bisayas. 

ALEURITES MOLUCCANA, Willd. (^. triloba, Forst. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Lumbdn, Kapili, tag. 

Aplicaciones. Las almendras dan en abundancia un aceite 
que se emplea para el alumbrado y la fabricación de jabones. 
Para usos industriales es superior al de linaza, según el in- 
forme de un comité que se formó en Madras para el examen 
de ciertas drogas, entre las cuales estaba este aceite (l). 

El Dr. O'Rocke (2) dice que, á la dosis de una á dos on- 
zas, obra como un purgante seguro y suave, produciendo, 
al cabo de tres ó seis horas de ingerido, abundantes evacua- 
ciones biliosas, sin producir náuseas, cólicos ni otros efectos 
análogos. El médico municipal de Sampaloc, Sr. Xerez, nos 
dijo en Manila haber usado mucho este aceite como pur- 
gante, y su opinión es idéntica á la que citamos del doctor 
O'Rocke. 



(t) Madras, Méd. Reports., 1855, pág. 4:8. 
(1) Ánn, de Thirap., 1859, pág. 117. 



— 272 — 

El Sr. D. Anacleto del Rosario, distinguido químico fili- 
pino, nos dijo haber presenciado un envenenamiento de un 
niño indio, ocasionado por el fruto del hanbdn. El jugo le- 
choso, tan activo en las euforbiáceas, fué, sin duda, lo que 
ocasionó los trastornos tan intensos que sufrió el referido 
chiquillo. También es cierto que la almendra misma, comida, 
ocasiona cóUcos y abundantes evacuaciones albinas. 

Nellino ha hecho el examen químico de las pepitas del 
lumbdn, que, según él, encierran (i): 

Agua 5,25 

Materia grasa , 62,97 

Celulosa 28,99 

Materias minerales 2,79 

Las cenizas encierran las siguientes materias: 

Cal 28,69 por loo- 

Magnesia 6,01 t> 

Potasa 11,33 * 

Ácido fosfórico 20,30 » 

El aceite de Imnbán es amarillo, siruposo, transparente, 
inodoro é insípido. 

Descripción. Árbol de hojas amontonadas, de tres á cinco 
lóbulos con otros tantos nervios, con dos glándulas redon- 
das y apareadas en la base. Pecíolos del largo de las hojas. 
Flores terminales en panoja, mezcladas las hembras con los 
machos, que son los más numerosos. Machos: cáliz monofilo, 
cilindrico , con dos dientes, que se rompe desigualmente por 
un lado. Corola de cinco pétalos lineales , dos veces más lar- 
gos que el cáliz. Estambres, más de 20, reunidos en co- 
lumna en su base. Hembras: cáliz y corola como los machos, 

(I) Gaz. Ckim, italiana, t. ii, pág. 257. 



— 273 — 

Ovario rodeado de un disco , con dos ó tres lóculos uniovu- 
lados.. Estilo de dos ó tres ramas. Cajilla grande, aovada, 
comprimida, carnosa, con dos suturas que se cortan en 
cruz, dos aposentos, y en cada uno una nuez durísima. 

Hab. Crece en toda la isla de Luzón, y es muy conocido 
de los indios. 

CROTÓN TIGLIUM, L. {C. glandulosum, C. mtirícatum, 
Blanco.) 

Nom. vul. Tuba kamaisa, tag. 

Aplicaciones. La fruta la usan los filipinos para emborra- 
char los peces de los ríos de escasa corriente, de las lagunas 
y aguas durmientes. Las semillas contienen un aceite que se 
halla inscrito en todas las farmacopeas como uno de los pur- 
gantes hidragogos más enérgicos. Como es sumamente cáus- 
tico, jamás se le administra solo, sino mezclado con otras 
sustancias, en pildoras ó en aceite de oliva. La dosis al inte- 
rior es de una ó dos gotas. Se le considera el específico del 
cólico de plomo , y su uso está indicado cuando es necesario 
no sólo purgar, sino determinar una viva irritación en el tubo 
digestivo. 

Al exterior se usa como revulsivo : en contacto con la piel, 
es un cáustico que determina rápidamente una vesicación 
dolorosa. Es menester tener mucho cuidado de no llevar á 
los ojos las manos cuando se maneja este aceite , pues fá- 
cilmente podría determinar en ellos una inflamación de- 
sastrosa. 

Descripción. Arbolito de unos 8 á 9 pies, de tronco es- 
cabroso, con las ramas superiores medio ahorquilladas. 
Hojas alternas, aovadas, alargadas, aguzadas, aserradas me- 
nudamente, sembradas por ambas caras de pelillos ásperos 
y con dos glándulas pequeñas en la base. Flores monoicas. 

18 



— 274 — 

Machos: en menor número que las hembras, colocados en la 
parte superior. Cáliz en cinco partes. Corola de cinco pétalos 
lanosos. Estambres, i6, reunidos en el centro. Hembras: 
cáliz en cinco partes. Corola mucho menos desarrollada que 
en los machos. Ovario libre, de tres lóculos uniovulados. 
Estilos, tres, bífidos. Cajilla seca, con la cubierta delgada, 
erizada de pelitos tiesos, de tres cápsulas, y en cada una 
una semilla. 

Hab. Es común en Luzón. 

ACALYPHA INDICA, L. {A. caroliniana, Blanco.) 

Nom. vul. ( }). 

Aplicaciones. Esta planta no se usa en la medicina filipina, 
y su nombre vulgar nos es desconocido. Es muy común en 
la India. El Dr. G. Bidie, de Madras, dice que el zumo de las 
hojas de las plantas jóvenes es un excelente emético para los 
niños, seguro y rápido. Como la ipecacuana, parece tener 
una acción depresiva en la actividad vital del intestino, y 
aumenta las secreciones de los órganos pulmonares. Es posi- 
ble que las hojas secas tengan las mismas propiedades, y 
que las virtudes del zumo no se hayan perdido en ellas , pu- 
diéndose emplear en infusión. La dosis del zumo para los 
niños es la de una cucharadita de las de té. 

El Dr. M.. Ross elogia esta planta como expectorante, y 
la aconseja en las bronquitis de los niños (i). También pa- 
rece ser útil, aplicadas las hojas machacadas como cataplas- 
ma, en la curación de las úlceras sifilíticas y en las mordedu- 
ras de insectos venenosos. 

La raíz tiene, según Ainslie, propiedades purgantes (2), 



(i) Waring, loe. cit., pág. 205. 
(2) Mat. Ind., t. il, pág. 161. 



— 275 — 

lo mismo que las hojas: el zumo de ambas ha sido adminis- 
trado, con el mismo fin, á los niños por el Dr. Busteed. 

Langley, un cirujano militar, dice que en Cañara los na- 
turales usan esta planta para combatir los dolores de cabeza 
ocasionados por congestión, aplicando en las fosas nasales 
pedazos de algodón en rama empapados en el zumo de las 
hojas: este tópico ocasiona una epistaxis que cura el dolor 
de cabeza. El polvo de las hojas secas se aplica en las úlce- 
ras y llagas con gusanos. Para el asma y las bronquitis, en 
niños como en adultos, ha sido empleada esta planta con 
buen éxito por el referido doctor, que recomienda la alcoho- 
latura ( lOO gramos de planta fresca por 500 de alcohol 
á 90°), á la dosis de 1,25 á 3,50 en un poco de miel, repetida 
varias veces al día: obra como expectorante y nauseoso, y á 
dosis elevadas como emético (i). 

Haremos notar que toda la actividad reside en las plantas 
nuevas, en pleno crecimiento, y que en las ya desarrolladas 
las virtudes enunciadas son nulas. 

La flor de otra especie, A. hispida, Burm., llamada bugos 
en tagalo y bisaya, se emplea también en la India contra la 
disentería. 

Descripción. Plantita de tres pies de elevación. Hojas al- 
ternas, anchas, lanceoladas, aovadas, con cinco nervios, 
aserradas desde su mitad hasta el ápice. Pedolos mucho más 
largos que las hojas , con dos estípulas aleznadas en la base. 
Flores monoicas en espigas axilares, pedunculadas , tan 
largas como las hojas , coronadas por una prolongación del 
eje en forma de cruz. Las flores machos, numerosas, se ha- 
llan situadas en la parte superior de la espiga. Cáliz en cuatro 
partes. Corola, ninguna. Estambres, ocho á 16, pequeños, 

(1) Dymock, loo. c¡t., pá». 7iS- 



— 276 — 

libres. Hembras en la base de la espiga en menor numera 
que los machos. Periantio formado por tres hojuelas imbri- 
cadas. Ovario de tres lóculos uniovulados. Estilo dividido en 
tres ramas, que se subdividen también. Cápsula de tres ca- 
jillas y tres semillas casi globosas, con una cicatriz. 

Hab. En Luzón, Panay y Mindanao: flores en Octubre. 

ECHINUS PHILIPPINENSIS , H. Baillón. [Crotón philip- 
pense, Lamk.; Rottlera t ¿notoria , Roxb.; Mallottis philippi- 
nensis ^ MüU.) 

Nom. vul. Banato, tag. ; Búas , Vtias, ilok. 

Aplicaciones. El fruto de esta planta, una cápsula, está 
cubierta de una infinidad de glándulas rojizas que, arranca- 
das y finamente pulverizadas , constituyen un polvo rojo, lla- 
mado kaviala en lengua indostana. Esta droga fué ya men- 
cionada por algunos médicos árabes del siglo x, bajo el 
nombre de Kanbil y de Wars (i). En la India se sirven deí 
kamala para teñir las sedas de amarillo, y como antihelmín- 
tico. El primero que comprobó esta última propiedad de una 
manera científica, fué el médico inglés Mackinon, del hospi- 
tal de Bengala, que la dio con buen éxito para expulsar la so- 
litaria (2), Hoy día se halla inscrita en la farmacopea de la 
India como tenífuga y purgante : su acción sobre el botrio- 
céfalo la hace muy empleada en Suiza, en donde tanto 
abunda este entozoario , cuyos gérmenes viven en las carnes 
de los peces de aquellos lagos. 

La dosis, según la farmacopea de la India, es de 8 á 12 
gramos: como es insoluble en el agua, se administrará en 
obleas en tres ó cuatro veces: estas dosis dan lugar, aveces. 



(:) Flückgier et Hanbury, t. ii, pág. 328. 

(2) Iridian Ann. of. Med. Scien, 1853, '^ol. i, pág. 286. 



— 277 — 

á náuseas y cólicos , y á la tercera ó cuarta deposición apa- 
rece comúnmente la tenia muerta. Dujardin-Beaumetz acon- 
seja administrar una dosis de 30 gramos de aceite de ricino, 
cuando la tenia no aparece al cabo de dos horas después de 
la última dosis de kamala. El polvo es eficaz, pero parece 
que obra más seguramente la tintura, que se administra á la 
dosis de 6 gramos para los niños y de 20 para los adultos, 
en la forma siguiente: 

Tintura de kamala 20 gramos. 

Agua aromática 120 » 

Jarabe 20 » 

Mézclese. 

Que se toma en seis tomas, una cada hora. 

La tintura, según la farmacopea de la India, se prepara 
macerando 200 gramos de kamala en medio litro de alcohol. 
Después de siete días se filtra, se exprime y se añade al- 
cohol suficiente para completar medio litro. 

En la India se emplea también el kamala como tópico en 
el tratamiento de la herpe circinada. 

El kamala es, como ya hemos dicho, insoluble en el agua; 
en el éter y en el alcohol abandona un Sopor 100 de una re- 
sina encarnada. Anderson notó que una solución etérea y 
concentrada de kamala, al cabo de algunos días se solidifica 
en una masa cristalina, amarilla, muy soluble en el éter, y á 
que dio el nombre de Rottlerina, C" H'" 0\ 

Descripción. Es un árbol de 6 á 8 metros de altura, 
cubierto de pelos estrellados, cortos y de color amarillento. 
Hojas alternas, pecioladas, romboideo-ovales ó lanceoladas, 
acuminadas, agudas, triplenervias, enteras ó ligeramente 
dentadas , lampiñas en su cara superior y cubiertas en la in- 
ferior de pelos tomentosos y glándulas pulverulentas, rojas. 



— 27» — 

Flores pequeñas, dioicas, apétalas en espigas axilares ter- 
minales. Los machos de tres en tres en la axila de cada 
bráctea. Periantio de tres ó cinco lóbulos profundos, ovales, 
lanceolados. Estambres, 15 á 25, libres, insertos en el cen- 
tro de la flor. Las hembras, en la axila de cada bráctea. Ova- 
rio trilocular, uniovulado, cubierto de pelos tomentosos es- 
trellados y de glándulas granulosas amarillas. Cajilla globosa 
de tres lóbulos, cubierta de pelos y glándulas como el 
ovario. 

Hab. Montes de Morong, San Mateo, Tarlak, Bosoboso, 
llocos Norte, Albay y Batangas. 

RICINUS COMMUNIS, L. {Variedad M¿crocar/>us,Mü\l) , 

Nom. vul. Tagantagan , Ligasina, tag.; Tagantagan^ Ta- 
watawasiga^ ilok. 

Aplicaciones. De las semillas se extrae por expresión un 
aceite fijo conocido bajo el nombre de aceite de ricino ó de 
castor^ que es purgante . Obra mecánicamente en el intes- 
tino; su acción es rápida, y está indicado siempre que se 
desee desocupar simplemente el intestino sin determinar 
ninguna acción irritante sobre él, cuando no se quiere pro- 
ducir derivación alguna, bien por no ser necesaria, ó al contra- 
rio, por estar contraindicada. Es, pues, un purgante indicado 
en los niños , en las mujeres en el período de gestación, y para 
combatir las congestiones hemorroidales en los que está in- 
dicada una evacuación del recto sin irritar la mucosa. El 
aceite de castor es un antihelmíntico, aunque regularmente no 
se da solo, sino acompañado de otra ú otras sustancias de 
acción puramente antihelmíntica, con el objeto de expulsar 
los vermes ó tenias atacados por el específico. 

El aceite extraído simplemente por expresión, es menos 
purgante que el que se obtiene tratando las semillas por el 



— 279 — 

bisulfuro de carbono ó el alcohol absoluto, menos purgante 
también que las mismas semillas, porque no contiene más 
que una pequeña proporción de un principio drástico que 
existe en las referidas semillas, y que por la extracción quí- 
mica sale por completo disuelto en el aceite. 

Es de un color amarillo pálido , muy viscoso y con un olor 
de moho característico. La dosis purgante es de loá 30 gra- 
mos. Una dosis pequeña puede purgar tanto como una dosis 
elevada, á condición de dar de beber abundantemente al pa- 
ciente después de administrada la droga. La mejor manera 
de disimular su gusto , es dándolo en media taza de infusión 
de café fuerte y caliente: previamente se toma un trago del 
café para aromatizar la boca, y en seguida se absorbe el 
aceite que sobrenada en el café contenido en otra taza. 

El aceite de ricino entra en la composición del colodión 
elástico. (Colodión normal, 30 gramos; aceite de ricino, 2 
gramos.) 

Las hojas, cocidas y machacadas, se aplican, á manera de 
emplasto sobre las úlceras de mal olor. 

Descripción. Hay en Filipinas dos formas de esta varie- 
dad, que tienen las mismas propiedades y que son conocidas 
ambas por los mismos nombres vulgares, y son: R. viri- 
dis, Müll. (R. communis, Blanco) y R. siibpurpurascens^ 
Müll. 

La primera forma es la más común: es una planta de tallo 
lampiño, fistuloso. Hojas abroqueladas, hendidas en siete ó 
nueve lóbulos, lanceoladas, aserradas; las dos de la base di- 
vergentes, con una glándula en la página inferior. Pecíolos 
largos, con otra glándula pequeña cerca de la base. Flores 
monoicas. Machos, debajo de las hembras: filamentos en mu- 
cho número, subdivididos en muchas ramas que sostienen 
las anteras. Hembras: cáliz en tres partes; estilos, tres. Ca- 



— 28o — 

jilla con tres cápsulas , erizada de púas y semillas soli- 
tarias. 

La forma subpurpurascens se distingue de la anterior en 
que lleva dos glándulas en la base de las hojas , que son mo- 
radas, por lo cual la llaman también vulgarmente tagantagan 
na morado^ tag. ; bis. 

Hab. Muy común en Luzón, Mindanao, etc., etc. 



URTICÁCEAS. 



ARTOCARPUS INTEGRIFOLIA, Willd. 

Nom. VUl. Nagka, tag. 

Aplicaciones. Este árbol da un fruto de proporciones co 
lósales, erizado de puntas, muy conocido entre los filipinos y 
muy apreciado como comestible, crudo, en almíbar ó como 
componente de algunos preparados azucarados, usados en la 
alimentación del país. Se comen los árilos y los sacos pulpo- 
sos que envuelven las semillas; éstas también son comesti- 
bles, previamente cocidas ó asadas. Según el P. Mercado, 
tomadas asadas son un excitante de los apetitos sexuales. 

Las hojas, tostadas y pulverizadas, se usan en aplicaciones 
en las heridas, y al interior contra las congestiones. La re- 
sina del tronco es útil en aplicaciones sobre las úlceras, y en 
la India (i) la dan al interior á la dosis de una tola^ mezclada 
con igual cantidad de resina del tronco de la manga, en un 
poco de agua de cal, para curar la melena. La misma resina, 
calentada, es excelente para pegar la porcelana rota. 

Descripción. Lo conocido del árbol y de su fruto nos dis- 

(i) Dymock, loe. cit., pág. 749. 



— 2«I — 



pensa de entrar en su descripción. Se cría en todo el Archi- 
piélago y es sumamente conocido por todos. 

LAPORTEA GAUDICHAUDIANA, Wedd. {Urtica um- 
bellata^ U. ferox^ Blanco.) 

Nom. vul. Ligaton, Lipa, Apariagtia (.^), tag., bis.; Lípag- 
doton, pam. 

Aplicaciones. Dice de esta planta el P. Mercado (i): «Las 
hojas, aplicadas con sal, en forma de emplasto, sanan las mor- 
deduras de los perros, las llagas sucias y llenas de corrup- 
ción, las malignas y encanceradas, los tolondrones y las secas 
que se hacen detrás de los oídos, los diviesos y cualquiera 
postema; aplícanse con cera contra las opilaciones del bazo; 
amasadas y metidas con zumo dentro de las narices, restañan 
la sangre que sale de ellas; cocidas con caracoles, molifican 
el vientre, provocan la orina y resuelven las ventosidades; su 
zumo, administrado á modo de gargarismo, reprime la infla- 
mación de la campanilla. La simiente, bebida con vino, esti- 
mula á la lujuria y desopila la madre; tomada con miel, en 
forma de lamedor, sirve á los que no pueden resollar, es útil 
al dolor del costado é inflamación del pulmón, y arranca los 
humores del pecho; mézclase con las medicinas que corrom- 
pen la carne (sic). La raíz, raspada y dada á beber con vino, 
quita la ventosidad y el dolor. Yo lo tengo experimentado 
(habla siempre el P. Mercado) en una mujer que padecía do- 
lores y ventosidades, y con este remedio se le quitaron.» Re- 
petimos que todo esto está copiado del P. Mercado, y como 
tal lo damos, más bien á título de curiosidad que de otra 
cosa. 

Descripción. Arbolito de 12 á 15 pies de elevación; tronco 

(i) En la Fiord agust/niana, t. iv, pág. 7. 



— 282 — 



muy ramoso. Hojas opuestas y amontonadas en los extremos 
de las ramas, escotadas por la base, aovadas, alargadas, ase- 
rradas, con dientecillos, y pelosas por ambas páginas. Flores 
dioicas. Machos: en racimos compuestos; cáliz de cuatro pie- 
zas; corola, ninguna; estambres, cuatro, fijos en la base del 
cáliz. Hembras: flores en umbela dicótoma, plana, muy grande; 
cáliz, ninguno; estambres, ninguno; estigma, uno; semilla de 
figura de corazón. 

Hab. Muy común en todos los campos y en el monte: flo- 
rece en Junio. 



CASUARINEAS. 



CASUARINA SUMATRANA, Jung. {C. equisetifolia , 
Blanco.) 

Nom. vul. Agoho, tag.; Malabohok, Agoho, bis.; Aro, Karo, 
Agoó, ilok. 

Aplicaciones. La corteza de este árbol es astringente, gra- 
cias á la notable cantidad de tanino que contiene. Su coci- 
miento se usa principalmente contra las diarreas, la disente- 
ría, las hemoptisis. También lo dan para promover la mens- 
truación en la supresión de las reglas, aunque más bien su 
efecto debe ser exagerar la dolencia. Para uso externo, como 
loción, en los golpes y llagas ulceradas. 

Otra especie, C. equisetifolia, Forst, que lleva los mismos 
nombres vulgares que la otra, con la que los filipinos la con- 
funden, tiene las mismss aplicaciones en la terapéutica. 

Descripción. Árbol de ramas estrelladas y derechas, seña- 
ladas á trechos con cuatro rayas cortas, á las que van suce- 
diendo otras cuatro. Hojas en estrella, muy estrechas, largas, 



— 283 — 

lineales, con cuatro estrías, articuladas y con cuatro diente- 
cilios en los artículos. Flores machos y hembras en un mismo 
pie, pero en distintos sitios. Machos: en amentos pequeños. 
Hembras: en amentos pequeños, globosos. Cáliz propio de la 
florecita; una escama gruesa. Corola, ninguna. Ovario cónico. 
Estilos, dos, comprimidos y divergentes. Estigmas aguzados. 
Fruto: cada florecita produce una cajilla leñosa, bivalva, 
aovada, lampiña, con una semilla pequeña, terminada con una 
ala oval. Todas estas cajillas reunidas, forman una pina pe- 
queña de una pulgada. 

Hab. Es muy común en llocos. También en Tarlak, Bi- 
nangonang de Lampong y N. Écija. 



MONOCOTILEDÓNEAS. 



SCITAMINEAS. 

MUSA PARADISIACA, L. 

M. SAPIENTUM, L. 

Aplicaciones. Ambas especies se conocen bajo el nombre 
vulgar de plátanos en español y sagig en tagalog y la mayoría 
de lenguas filipinas. El fruto que producen las diferentes 
variedades de plátanos constituye uno de los alimentos más 
sanos y más agradables. Su uso es general en el país, y son 
tan apreciados por los naturales como por los europeos. Su 
poder nutritivo es mayor que el de la patata, según Boussin- 
gaul, y su uso constante no da nunca lugar á ningún acci- 
dente desagradable. Estos frutos contienen una cantidad 
muy grande de azúcar y de goma. En la India los secan al 
sol , como los higos en otros países , ó las uvas , y así prepa- 
rados son una excelente provisión para los viajes de mar y 
tierra, y consumidos con otros alimentos animales, son un 
valioso preservativo del escorbuto. Tienen, además, propie- 
dades béquicas, y son un buen remedio contra el estreñi- 
miento. 

Las hojas tiernas del plátano se emplean en Filipinas para 



— 285 — 



cubrir las superficies inflamadas ó ulceradas de la piel, lo 
mismo que para la cura de los vejigatorios y las quemaduras. 
Previamente calentadas para darles más elasticidad y más 
flexibilidad , se extiende en su superficie una ligera capa de 
aceite de coco ó de otra grasa , y se aplican en el lugar afec- 
tado. En los hospitales de la India (i) se emplean las hojas 
en esta forma, que no sólo presentan la ventaja de preservar 
la parte cubierta de la acción de los agentes exteriores, sino 
que obran como un impermeable, manteniendo la humedad 
debajo de ellas. Dice Waring que para la curación de los ve- 
jigatorios es muy superior á los otros medios empleados co- 
múnmente para este fin. El Dr. Van Someren emplea las 
hojas de plátano, como sustitutivo de la gutapercha, en las 
curas húmedas de las úlceras y heridas. 

En Mauricio se emplea la fruta del plátano contra la di- 
sentería. También usan la flor contra la hidropesía, en la 
forma siguiente : 

Flores de plátano Un puñado. 

Hojas de spilanthes acmella ídem. 

Agua Una botella. 

Después de hervida durante media hora, se la administra 
por tazas durante el día (2). 

Descripción. Si hay alguna descripción ociosa de dar 
aquí, es ciertamente la del plátano. Los filipinos conocen 
muchas variedades comestibles, siendo las más comunes las 
siguientes: bugulag, lakatan, letondag, obispo, higo, morado, 
butuan, bentikohol, sabd, tampuhig, etc., etc. 

Hab. Común en todas partes. 



(i) Daruty, loe. cit., pág. 75. 
(2) Waring, loe. cit., pág. 233. 



— 28; — 

ZINGIBER OFFICINALE, L. {Amomum zingiber, L. y 
Blanco.) 

Nom. vul. Ajengibre, Jengibre, esp.; Ltiya, tag.; Laya, bik. 

Aplicaciones. El rizoma se usa principalmente como con- 
dimento en Filipinas. Es de un aroma agradable, muy apre- 
ciado en Europa por los ingleses, que son los que más con- 
sumen de él. En Filipinas se hace una decocción de jengibre 
y azúcar morena, que los chinos llaman tahu, y que se toma 
á guisa de café, regularmente en las primeras horas de la 
mañana. Es una excelente bebida, aromática, tónica, muy 
estomáquica y estimulante, cuyo uso sería probablemente 
muy útil, al par que económico, para las tropas europeas é 
indígenas en campaña. El tajil ó tahii , caliente , es un diafo- 
rético muy activo, y cuando la última epidemia de cólera en 
Manila , algunos médicos hicieron de él un uso muy satis- 
factorio. 

El jengibre es un buen carminativo, y está inscrito en las 
farmacopeas europeas, americanas y de la India. Se le emplea 
con buen éxito en los cólicos ventosos, las afecciones de los 
intestinos, especialmente las atónicas, frecuentes en Filipi- 
nas, y en el reumatismo crónico. 

La tintura de ajengibre se emplea á la dosis de 2 á 4 
gramos en una poción apropiada. La infusión (oficinal), de 30 
á 60 gramos. 

Contiene un aceite volátil en la proporción de 0,25 por 
100: es un líquido amarillo pálido, su peso específico 0,878; 
su olor es semejante al del rizoma mismo, pero no tiene su 
gusto fuerte y picante. Su reacción no es acida; se disuelve 
difícilmente en el alcohol. El gusto ardiente del jengibre es 
debido á una resina que produce ácido protocatéchico cuando 
se funde con potasa. 

Descripción. La única parte empleada es el rizoma, no 



— 288 — 

sólo conocido de todos en Filipinas, sino que existe en las 
farmacias y tiendas de comestibles y condimentos filipinos. 

CÚRCUMA LONGA, L. 

Nom. vul. Dilazv, tag.; Dulaw^Kalawaga^ Kinamboy, bis. 
Agay, pam. 

Aplicaciones. La raíz, llamada por algunos azafrán, se 
emplea como condimento. Es de un color amarillo sui gene- 
ris y de un olor que recuerda remotamente la vainilla. Los 
curanderos filipinos la usan al interior para combatir la he- 
moptisis , y al exterior en emplastos , ó su jugo sobre la eri- 
sipela y otras afecciones inflamatorias de la piel. El zumo lo 
dan al interior, en cantidad de 30 á 60 gramos, contra los 
catarros bronquiales. En la India emplean las fumigaciones 
de la cúrcuma para curar los romadizos, recibiendo el en- 
fermo directamente el humo en las narices. El Dr. Waring 
confirma la eficacia de este remedio (i). 

Esta planta está inscrita en la farmacopea de la India. Es 
carminativa, estimulante y muy probablemente antiséptica. 
Su decocción se usa, en colirio, en la conjuntivitis catarral y 
la purulenta. Los mahometanos del Decan la administran en 
la ictericia, por creer que el color amarillo que toma la piel 
del enfermo es una indicación que pide un remedio del . 
mismo color. El zumo sirve también en muchas localidades 
de aquel país para teñirse la cara , las uñas y diferentes partes 
del cuerpo. 

La tintura de cúrcuma se prepara macerando durante 
siete días , en 200 gramos de alcohol , 30 gramos de cúrcuma 
machacada. Al cabo de dicho tiempo se filtra y guarda. Con 
esta tintura se prepara el papel de cúrcuma, sin más que 

(I) Waring, loe. cit., pág. 231, 



— 289 — 

impregnar en ella unas tiras de papel sin cola, que luego 
se ponen á secar. La tintura y el papel se emplean como 
reactivo. 

Los rizomas encierran una materia colorante, llamada 
curcumina y un aceite esencial y fécula. La curcumina 
(C^* H''^ O'^), estudiada por Jackson y Menke, es cristalina, 
amarilla á la luz directa, y azul á la luz reflejada. 

En Filipinas se emplea mucho como diaforético y emena- 
gogo, lo mismo que en la ictericia, los dolores de vientre y 
la menstruación difícil. Al exterior, en las enfermedades de 
la piel, las contusiones recientes y las llagas ó úlceras atóni- 
cas. En casi toda la India oriental se usa contra las fiebres 
intermitentes y las ulceraciones crónicas. 

Gubler la considera un estimulante difusible. Su uso en 
Inglaterra es mayor que en Francia y España, y en la India 
entra en la composición del polvo de Curry, llamado en Ma- 
nila Cari. Cuando se administra la cúrcuma , su materia colo- 
rante, la curcumina , de que hemos hecho mención, pasa rá- 
pidamente á la orina, que tiñe de amarillo, circunstancia 
que hay que tener presente para no atribuirlo á otra causa. 
Si al mismo tiempo ha tomado el paciente una sustancia 
alcalina, y sobre todo una sal de cal, la orina entonces ad- 
quiere un color rojo , que se comunica á la ropa con que se 
pone en contacto. Es menester estar prevenido para no caer 
en errores ridículos. 

Dosis: Polvo, de 2 á 5 gramos. Infusión y decocción, 8 
gramos por litro de agua. 

Descripción. El rizoma de la planta que nos ocupa, que 
es la única parte empleada, es sumamente conocido por los 
filipinos, que continuamente lo emplean en su cocina. Su 
descripción es, pues, de poca utilidad. 



290 

ELETTARIA CARDAMOMUM, White. 

Nom. vul. Lagkiias, Lagkawas, bis. 

Aplicaciones. Esta planta, que figura en varías farmaco- 
peas, no la usan los filipinos en la medicina, debido proba- 
blemente á que es poco abundante en aquellas islas. Las 
semillas se emplean como condimento: son estimulantes y 
carminativas, y dan buenos resultados para combatir la dis- 
pepsia atónica y las afecciones espasmódicas y flatulentas de 
los intestinos, lo mismo que la depresión nerviosa. 

El polvo de las semillas se da á la dosis de 0,60 á 1,50 
gramos en pildoras. Una forma más fácil de emplear es la tin- 
tura, que se da á la dosis de 4 á 8 gramos en una poción. 

Descripción. Es una planta con rizoma escamoso, de raí- 
ces adventicias, del que nacen tallos que llevan, unos hojas, 
y otros flores. Las hojas son alternas, dísticas, de limbo ex- 
tendido, lanceolado, con pecíolo corto. Ramas con flores, cor- 
tas, flexibles, cubiertas de escamas. De las vainas de las hojas 
salen las flores. Cáliz tubuloso de tres dientes, segundo cáliz 
con limbo, dividido en tres lóbulos desiguales. Estambres, 
tres: ovario inferior de tres lóculos pluriovulados. Estilo sim- 
ple; estigma redondeado. Fruto: cápsula ovoidea, oblonga, de 
tres lóculos, trivalva; semillas negruzcas, albuminadas. 

Hab. En las islas Bisayas. 



AMARILIDEAS. 



CRINUM ASIATICUM. L. {C. giganteum, Blanco.) 
Nom. vul. Bakog, tag. 

Aplicaciones. El cocimiento de las hojas se usa en Filipi- 
nas como expectorante. Esta planta se halla inscrita en la 



— 291 — 

farmacopea de la India, como emética, y en pequeñas dosis 
como nauseosa y diaforética. Se prescribe en la India el jugo 
fresco de la raíz, á la dosis de 8 á 16 gramos cada diez mi- 
nutos hasta producir el vómito. Dice el Dr. W. O'Shaughnes- 
sy (i) que es el mejor emético indígena que se conoce en Ben- 
gala, y que la experiencia le había demostrado que obraba 
eficazmente sin producir cólicos, efectos purgantes, ni sínto- 
mas desagradables. En una carta á Waring le decía (2) que 
es un emético y diaforético muy útil cuando no se tiene á 
mano ipecacuana, y que aunque no podía considerarlo como 
un verdadero sustituyente de ella, lo tenía como un buen re- 
curso cuando faltaba. 

El zumo de las hojas se emplea en la India contra las en- 
fermedades del oído, introduciendo en él unas gotas. 

Uno de los infinitos remedios que usan los filipinos bajo 
el nombre común de contraveneno , sin especificar ni saber 
que veneno, es el polvo de la raíz de este vegetal, que lo dan 
al interior, con un poco de agua. Las hojas las usan también 
para curar la sarna; para lo cual, después de bien machacada 
y empapándola en su propio zumo, frotan enérgicamente con 
ella las partes afectadas. Haré notar aquí de paso lo que ya 
escribí en otra ocasión (3): que los filipinos conocían de 
tiempo inmemorial el sarcopte de la sarna que llaman Kagaw^ 
y que persiguen con su vista privilegiada, arrancándolo con 
la punta de una aguja ó la espina de un pez ó de un vegetal. 

Descripción. Planta de raíz globosa, con escamas. Hojas 
aquilladas. Flores, sobre una caña comprimida, en espata de 
dos hojuelas y unos hilos secos , que contienen cuatro flore- 



cí) Bengal disp., pág. 656. 

(?) Loe. cit., pág. 234. 

<3) Pardo de Tavera, La Médecine á l'Ue de Luzon, in Journal de Méd. de París. Mai, 1884, 



— 292 — 

citas. Corola de figura de embudo, con el tubo largo, como 
de tres ángulos, y con seis lacinias horizontales, lanceoladas; 
las tres alternas. Estambres, seis, más cortos que la corola. 
Anteras largas. Estigma con tres puntas. Cajilla inferior de 
tres aposentos, y en cada uno una semilla. 

Hab. Muy común en las orillas del mar y los manglares. 
Florece en Julio. 



LILIÁCEAS. 



ALOES BARBADENSIS, Mili. (A. humilis, Blanco; A, 
vera, L.; A. vulgaris, Banck.; A. indica, Royl.) 

Nom. vul. Sábila, tag.; Dilag boaya, bis. 

Aplicaciones. Esta especie es una de las que se emplean 
en farmacia para hacer la sustancia conocida bajo el nombre 
de áloes, que no es más que el zumo de la hoja, espesado al 
fuego hasta darle la consistencia de extracto que tiene. Está 
inscrita en todas las farmacopeas, y sus propiedades son 
conocidas por los curanderos filipinos. Con el zumo fresco 
de las hojas se untan la cabeza las personas que pierden el 
cabello, para hacer que crezca de nuevo: también sirve en 
aplicaciones sobre las contusiones. 

El áloes es purgante, y su acción, congestiva de la última 
porción del intestino grueso que se extiende á los órganos 
genito- urinarios. Es, por consiguiente, un emenagogo, y su 
uso prolongado ocasiona la formación de hemorroides, sobre 
todo en el hombre. Se debe evitar su uso siempre que exista 
una afección de los órganos genito-urinarios y del recto. Su 
acción sobre la secreción biliosa, que aumenta, le hace 



~ 293 — 

útil en ciertas afecciones hepáticas. Como purgante obra con 
suma lentitud. 

Á pequeñas dosis es un tónico empleado en las dispepsias. 

Se le da al interior en pildoras: dosis tónica de 0,5 á 0,20 
centigramos; purgante, de 0,15 áo,5o del extracto. Regular- 
mente se le asocia con otras sustancias de propiedades aná- 
logas. 

Descripción. Planta sin tallo. Hojas que salen inmediata- 
mente de la raíz , apiñadas, soldadas por la base , derechas, 
de figura de lengua, muy carnosas, adelgazadas hacia el ex- 
tremo, y con puntas tiesas en las orillas. Flores en racimos, 
sobre un escapo cilindrico, simple, y algunas veces ramoso. 
Pedúnculo propio cortísimo. Corola cilindrica, algo encor- 
vada, hendida hasta el medio en seis partes; las tres exte- 
riores, aguzadas y sobrepuestas á las interiores, obtusas en el 
ápice, y de distinto color. Estambres, seis, fijos junto á la 
base nectarífera del ovario, y del largo de la corola. Anteras 
derechas. Ovario cilindrico con seis surcos. Estigma obtuso 
con la orilla deshilada. Cajilla aovada, con tres valvas, tres 
aposentos y dos semillas en cada uno, dotadas de tres alas 
íungosas. 

Hab. Común en los jardines. 

ALLIUM SATIVUM, L. 

Nom. vul. Ajo., esp.; Bawag, tag. 

ALLIUM CEPA, L. 

Nom. vul. Cebolla, esp.; Lastina, Sibiiyas, tag. 

Aplicaciones. El ajo y la cebolla son más bien condimentos, 
usados con exageración en la cocina filipina, lo mismo que 
en la española. Ambos son difíciles de digerir, y comunican 
al aliento un olor sumamente desagradable, insoportable para 



— 294 — 

los que no están acostumbrados á él. El ajo tiene la propie- 
dad singular de desarrollar una fiebre pasajera en la persona 
que se lo introduce en el ano, cosa que muchos estudiantes 
y soldados conocen prácticamente. Machacado y apHcado 
sobre la piel, determina en ella una rubefacción que se ha 
utilizado en el tratamiento del reumatismo; pero el olor es 
tan malo y tan violento, que no merece la pena de usarlo en 
esta forma, cuando hay otros medicamentos de efectos se- 
guros, que no presentan este grave inconveniente. También 
se usa contra la mordedura de animales ponzoñosos, fro- 
tando loco dolenti. 

La cebolla se emplea , cocida, en emplastos, sobre el pu- 
bis como diurética, y al interior contra los catarros; pero más 
vale abstenerse del empleo terapéutico y culinario de pro- 
ductos tan indigestos y de olor tan malo como el ajo y la 
cebolla, pues son detestables para el estómago y para el 
olfato. 

Descripción. Si alguna estuviera aquí de más, sería precisa- 
mente la descripción del ajo y la cebolla. 



PALMAS. 

ARECA CATECHU, L. 

Nom. VUl. Boga, tag. 

Aplicaciones. Las semillas forman parte de un mastica- 
torio muy común en todo el extremo Oriente y Filipinas, en 
donde se conoce con el nombre de buyo, y que se compone 
de una hoja de betel , un poco de cal apagada y una rodaja 
de fruto de bonga. Conocido en Indo-china y en los países 
malayos bajo el nombre de Siri, es el buyo un masticatorio 
tan común, que es cosa extraordinaria hallar hombre ó mu- 



— 295 — 

jer que no se sirva de él. La saliva del que lo usa toma un 
color encarnado de un olor fuerte, que comunica con el 
tiempo á la dentadura, en las personas poco cuidadosas de 
la limpieza de su boca, un color negro y un olor repugnante. 
El buyo es considerado, por sus aficionados, como un tónico 
de la boca y del estómago, y al mismo tiempo como un esti- 
mulante: estas propiedades son probablemente efectivas, 
pero deben ser completamente opuestas en las personas que 
usan de él de una manera inmoderada, porque en ellas el 
apetito se pierde , y una salivación grande tiene que ser causa 
de fatiga del organismo en general , que sufre de esta manera 
una verdadera expoliación. 

La fruta de la bonga carbonizada y pulverizada, se emplea 
para limpiar los dientes, pero parece que sus virtudes son 
idénticas á las de un carbón vegetal cualquiera: absorbente y 
antiséptico. 

El que no tiene costumbre de comer la bonga y la toma 
por la primera vez, sufre, por lo común, un accidente suma- 
mente molesto, que consiste en una constricción del esófago, 
al mismo tiempo que una sensación de calor que invade la 
cabeza, y sobre todo la cara, que se pone congestionada y 
roja, al mismo tiempo que se experimenta una especie de ma- 
reo y angustia precordial muy desagradables. Los mismos 
fenómenos suelen observarse en algunas personas cuando 
comen en ensalada el palmito, ó parte tierna central del 
tronco de algunas palmeras y de la bonga. 

Las flores se comen en ensalada, como el referido palmito. 

La semilla es astringente y tenífuga : para este fin se la da 
al interior en polvo á la dosis de i6 á 24 gramos. Su acción 
es incierta. 

El catecú que obtienen en la India de la bonga , es distinto 
del que se saca de la Acacia catechu , y debe ser considerado 



más bien como una materia tónica, análoga al rojo de rata- 
nia y al de cinchona (i). 

Las semillas encierran un 14 por 100 de una materia 
grasa, cristalina, que se funde á 39', y que da por la saponi- 
ficación un ácido graso, cristalino, que puede ser considerado 
como una mezcla de ácidos láurico y mirístico. Contienen 
asimismo un 14,77 po^ ^oo ^^ una materia tónica, roja, 
amorfa, que, después de desecada, es poco soluble en el agua 
fría y caliente. 

El pecíolo de las hojas seco, que es resistente y ofrece la 
rigidez del cartón, se emplea en Filipinas para envoltorios, y 
los médicos de la India, entre otros el Dr. Bholanauth Bose, 
lo emplean para aparatos inamovibles para fracturas, uso 
que podría muy bien ser imitado en Manila, y sobre todo en 
la práctica en el campo. 

Descripción. Es de todos bien conocido el árbol y la fruta 
de la bonga, que se cría en Filipinas en todas partes. 

COCOS nucífera, L. 

Nom. vul. Coco, esp.-fil.; Niog, tag. 

Aplicaciones. Es quizás la planta más útil de Filipinas: 
sin ella y sin la caña no se comprendería la vida en el Archi- 
piélago. El coco produce vinagre, una bebida alcohólica lla- 
mada vino de tuba ó de coco, aceite, un comestible, y sus 
hojas sirven también para techar las casas en lugar de la 
ñipa. 

La tuba es un líquido opalino, ligeramente dulce, de un 
gusto agradable, que se acidifica rápidamente por la influen- 
cia del calor. Se obtiene directamente del árbol , para lo cual 
se escoge una espata que aun no se ha abierto y se la en- 

(i) Flückiger et Hanbury, loe. cit., t. ii, pág. 488. 



— 297 — 

vuelve con algunas argollas hechas de bejuco ó de cuerdas: 
una vez dispuesta así, se corta la extremidad de la espata y 
se le adapta un bombón ó segmento de caña destinado á re- 
cibir el líquido que se escapa durante la noche. Este líquido 
es muy apreciado por las personas débiles, los que sufren ca- 
tarros pulmonares y aun los tísicos, que lo beben por las 
mañanas, y que, según afirman, da resultados maravillo- 
sos. El calor del día hace fermentar rápidamente la tuba, 
convirtiéndose así en un ligero vinagre , que es el que se con- 
sume en Filipinas para los usos domésticos. Este líquido, fer- 
mentado y destilado produce un alcohol de poca fuerza y de 
un gusto desagradable, llamado vino de coco ^ que lo consu- 
men los filipinos. 

El fruto, cuando verde, contiene un albumen de poca con- 
sistencia, muy agradable al gusto, que generalmente se toma 
mezclado con el líquido que llena el interior, y que tiene un 
sabor dulce y un color claro. Más adelante el albumen toma 
consistencia y sirve también para la alimentación y para ex- 
traer de él un aceite muy usado en el país. Para esto se raspa 
el albumen, y se le estruja hasta que deje escapar todo el 
jugo, que constituye lo que se llama leche de coco, que es un 
líquido lechoso parecido á la horchata de almendras, que 
puesto á cocer al fuego se convierte casi por completo en el 
referido aceite. 

La leche de coco es de un gusto agradable , y puede , en 
varios casos, suplir la leche de vacas; pero suele producir 
diarreas, lo cual, si es desventajoso para algunas personas, 
puede, en cambio, ser muy útil para otras habitualmente es- 
treñidas, que con su uso llegan á corregir eSte achaque. Con 
la leche de coco se confeccionan algunos productos de la 
repostería y la confitería filipina, lo mismo que con el albu- 
men duro. 



— 298 — 

El aceite es el que en la mayor parte de las islas se em- 
plea para el alumbrado. También lo emplean en la medicina, 
al interior, como purgante, pero más frecuentemente, al ex- 
terior, para combatir mil enfermedades en las que los buenos 
resultados obtenidos son debidos, no al aceite, sino al ma- 
saje que ejecutan para untarlo. Tiene reputación de hacer 
crecer el cabello, por lo cual todos los filipinos lo usan abun- 
dantemente en la cabeza, lo mismo que algunos europeos. 

El aceite de coco fresco tiene buen olor; pero se enrancia 
fácilmente, y adquiere, como todo aceite en idéntica condi- 
ción, un olor desagradable. En las islas Bisayas se fabrica un 
aceite de un olor nauseabundo, que se llama en Manila de 
Caracoa^ porque venía en unas embarcaciones llamadas así: 
no sirve más que para el alumbrado de la gente pobre. 

Cuando la temperatura no es inferior á 20°, el aceite de 
coco se mantiene líquido: es incoloro cuando está reciente- 
mente y bien fabricado. Se solidifica á 18°, y de él hace la 
industria filipina dos especies de jabones : uno blando suma- 
mente barato, llamado de Quiapo, y otro duro, blanco, de 
buenas condiciones, pero que regularmente lleva un exceso 
de cal, que con el tiempo se deposita en fluorescencias en 
su superficie. 

En la India se emplea la raíz para combatir la disentería. 

Descripción. Árbol conocidísimo, común en todo el Ar- 
chipiélago. 

ÑIPA FRUCTICANS, Wurmb. 

Nom. vul. Ñipa, esp-fil.; Sasa, tag. 

Aplicaciones. Las hojas secas de esta palmera son las que 
generalmente se emplean en los pueblos de Manila, la Pam- 
panga, Bulacan y otras provincias, para techar y formar las 
paredes de las casas, llamadas por este motivo de ñipa. El 



— 299 — 

cocimiento de las hojas frescas sirve de loción en las llagas 
de mal aspecto, y del fruto se hace un dulce muy estimado 
en Filipinas. 

Lo mismo que el coco, produce esta palmera, siguiendo el 
procedimiento señalado para aquél, un líquido llamado tam- 
bién tuba^ que tiene idénticas propiedades. El aguardiente 
que da por destilación , tiene fama para curar las inflamacio- 
nes de los ojos y las conjuntivitis, á cuyo fin se echan unas 
gotas en una pequeña cantidad de agua, con la que se lava 
repetidas veces al día el ojo enfermo. Este aguardiente, mal 
llamado vino de ñipa, tiene un olor sui generis hdiSidinie des- 
agradable al olfato, que le hace impropio para aplicaciones y 
usos industriales. Diferentes químicos habían ensayado pro- 
cedimientos para quitar al alcohol de la ñipa el olor caracte- 
rístico; pero los resultados fueron siempre negativos, porque 
la esencia que le comunicaba su perfume, destilaba á la misma 
temperatura, al parecer, que el alcohol. Finalmente, un dis- 
tinguido químico filipino, D. Anacleto del Rosario, ha logrado 
por un procedimiento suyo producir un alcohol absoluto, 
procedente de la tuba de ñipa, perfectamente virgen del 
olor característico, un alcohol, en fin, con todas las cuali- 
dades del alcohol químicamente puro, y en tales condi- 
ciones, que , presentado en la última Exposición Universal de 
París (i), obtuvo el primer premio concedido en el certamen 
á los alcoholes. 

Descripción. Esta palmera, tan conocida, se cría en todo el 
Archipiélago, y muy principalmente en la Pampanga y las 
islas Bisayas. 



(i) Los Sres. Ayala y Compañía, de Manila, propietarios del procedimiento del Sr. del Po- 
sario , fueron los que presentaron el referido alcohol , que fabrican en su destilería de San 
Miguel. 



;oo — 



CIPERÁCEAS. 



CYPERUS ROTUNDUS, L. 

Nom. vul. Mutha^ tag.; Botobotones, bis.; Mota, Malaapolid, 
Sursur, Onoran, Ktisug, Omadhig, Galonalpas, pam. 

Aplicaciones. La raíz de esta planta es ovoidea, del ta- 
maño de una avellana y hasta de una nuez, compuesta de 
una sustancia blanca, friable y esponjosa. Tiene propiedades 
estimulantes, diaforéticas, diuréticas y emenagogas; en Fili- 
pinas la usan al interior contra la disentería. En la India la 
usan también con el mismo fin y como vermífuga. Como tó- 
nica se emplea contra las afecciones gastro-intestinales, y el 
general Hardwick (i) ha escrito que le dio buenos resultados 
en el cólera; pero sólo citó dos casos en que la empleó, lo 
que no constituye ningún dato de valor. 

Los chinos emplean estas raíces, secas ó torreficadas, prin- 
cipalmente en las flegmasías viscerales y en las afecciones ute- 
rinas. Las atribuyen asimismo propiedades diuréticas, emena- 
gogas y antihelmínticas. En Java y la India las usan contra la 
gonorrea y la grávela, y como diaforéticas y astringentes en 
Mauricio. En Filipinas se aplica la raíz machacada para cal- 
mar los dolores de la caries dentaria. 

Descripción. Planta de raíz tuberosa, de figura oval, sin zo- 
nas, con algunos puntos eminentes, de los que salen algunas 
raíces laterales. Hojas de figura de espada, que por la base 
abrazan al tallo. Flores en la extremidad de una caña des- 
nuda, larguísima, triangular, en umbela compuesta de otras; 
las espiguitas son alternas, larguitas, aleznadas y con flores 

(O Calcutta, Míd'phys. trans., t. ii, pág. 399. 



— 301 — 

distintas. Cáliz ó involucro universal de las flores, de dos ho- 
juelas de figura de espada. Cáliz propio, una escama muy 
pequeña, aquillada. Corola, ninguna. Estambres, tres. Fila- 
mentos largos, fijos en la base del ovario. Anteras largas, de- 
rechas. Estilo, uno, larguito. Estigmas, tres, simples, revuel- 
tos hacia abajo. Fruto, uno; semilla oblonga de tres lados, 
lampiña. 

Hab. Vulgar en Luzón y Panay: florece en Julio. 



gramíneas. 



ZEA MAYS, L. 

Nom. vul. Maíz, esp. 

Aplicaciones. El maíz es usado como comestible en Fili- 
pinas, en donde está reputado como indigesto, lo cual es 
verdad cuando se trata del maíz comido en grano; pero que 
resulta muy fácil de digerir y sumamente nutritivo cuando se 
le consume machacado, y sobre todo en forma de harina. 

Las barbas (estigmas) se usaban en Filipinas desde tiempo 
inmemorial, en decocción, como diuréticas, cuando se reco- 
mendaron con el mismo fin en París hacia el año 1 876. Toda 
la planta es diurética, y los indios se sirven del cocimiento 
del tallo para las afecciones de la vejiga y los ríñones. 

Se ha hecho un extracto de estigmas; pero mejor es admi- 
nistrar la decocción, que se hace con 20 gramos por litro de 
agua, para tomar á voluntad durante el día. 

He aquí su composición química, según Rademaker y Fis- 
cher (i): 

(i) American Journal cf Pharm., Enero, 1887, pág. 610. 



— 302 — 

Aceite fijo 5,25 

Resina, materia cristalina, clorofila 3,25 

Acido maicénico 2,25 

Azúcar, goma I9>50 

Albuminoides 3,50 

Sales y extractos 5,50 

Celulosa 37,oo 

Agu a 20,00 

El aceite fijo es amarillo claro, saponificable por la potasa; 
soluble en el cloroformo, el éter; insoluble en el alcohol; so- 
lidificable á 10°. 

Descripción. Vulgar y sumamente conocido en todas las 
islas. 



ANDROPOGON SCHOENANTHES, L. 

Nom. vu!. Salay, Taglad, tag.; Paja de Meca, esp.-fil.; Ba- 
liyoko, bis. 

Aplicaciones. Con las hojas de esta gramínea perfuman las 
mujeres filipinas la maceración de gogo que emplean para 
lavarse la cabeza. El cocimiento de dichas hojas lo emplean 
al interior como diurético (10 gramos por litro de agua), y 
también para bañar á las mujeres en el estado puerperal. Las 
raíces son asimismo diuréticas. 

El farmacéutico de Manila D. Rosendo García, ha obtenido 
el aceite esencial de esta planta en excelentes condiciones 
químicas. Esta esencia, llamada en la India rusa, geranium y 
gingernbre , de la que Bombay exporta anualmente sobre 
40.000 libras inglesas, es dextrógira, y su fórmula ésta: C® H*. 

Otra especie, la A. nardllS, L., llamada vulgarmente raíz 
de mora, tiene las mismas propiedades terapéuticas que la 
anterior. También está dotada de un perfume agradable, y 
da por destilación un aceite esencial que, como el rusa, sirve 



— 303 — 

para falsificar la esencia de rosa. La raíz de mora seca se em- 
plea mucho en Filipinas, lo mismo que en Europa, para pre- 
servar la ropa de la polilla y otros insectos perjudiciales, al 
par que para comunicarla su perfume. 

En la India la emplean al interior en decocción (lo gra- 
mos por litro de agua) contra el reumatismo y como diafo- 
rético. 

Descripción. Lo conocido y común de ambas especies nos 
dispensa describirlas. 



SACCHARUM OFFICINARUM, L. 

Nom. vil!. Cañamiel, Caña de azúcar, Caña dulce, esp.; 
Tubo, tag. 

Aplicaciones. En Filipinas se hace un gran consumo de 
las cañas frescas, comidas como golosina, á pedazos, que 
después de machacadas entre las muelas para extraerles 
todo el zumo, forman una masa estoposa que se arroja. El 
mismo jugo, extraído por medio de unas prensas primitivas 
de madera, se bebe con limón ó mezclado con vino, y se 
vende en los mercados, las plazas y lugares públicos, para 
apagar la sed en los días de más calor. Algunas veces la caña 
se tuesta previamente hasta calentar su cubierta, con objeto 
de obtener un jugo tibio que se administra en los catarros. 
Esto es lo único que puedo apuntar de peculiar á Filipinas 
en lo relativo á esta rica gramínea, porque en cuanto al azú- 
car de caña, no es del carácter de esta Memoria su estudio 
ni el de sus usos y propiedades, que están ampliamente ex- 
puestos en los tratados de materia médica. 

Descripción. Me creo dispensado de darla, y sólo diré que 
se conocen en Filipinas sobre 20 variedades de caña dulce. 



— 304 — 

ORIZA, L. 

Nom. vul. Arroz^ esp.; Palay, tag. (la planta y el arroz con 
cascara); Bigas, tag. (el arroz mondado). 

Aplicaciones. Todos los pueblos de la Indochina, de la 
India, de la China, del Japón, y la mayoría de los del Archi- 
piélago índico, se alimentan con el arroz, como los europeos 
con el trigo bajo forma de pan. 

En Filipinas existe una cantidad prodigiosa de variedades 
de arroz, y en la Exposición Universal de París de 1889, el 
Sr. D. Regino García, de Manila, presentó una colección, 
única en el mundo, compuesta de 147 variedades (i). Según 
que se produce en tierras de regadío ó en sitios elevados, se 
le conoce en Filipinas por arroz de sementera ó de agua, y 
arroz de secano ó de monte. Las propiedades de ambos son 
iguales. 

La proporción de almidón que esta gramínea encierra, es 
considerable: no así las materias glutenoideas, contenidas en 
pequeña cantidad , por lo cual sus condiciones nutritivas es- 
tán en desproporción con el volumen. Su composición quí- 
mica es la siguiente: 

Agua 5.00 

Almidón 85,07 

Parénquima 4.80 

Materia azoada 3,68 

Azúcar cristalizable 0,29 

Materia gomosa 1,71 

Aceite 0,13 

Fosfato de cal 0,40 

Cloruro de potasio, fosfato de potasa, ácido 
acético, sal vegetal calcárea, ídem potásica, 

azufre Trazas. 

En la terapéutica filipina se emplea mucho el arroz , sobre 

(1) Esta colección hizo obtener al Sr. García un gran premio en la referida Exposición. 



— 305 — 

todo su decocción, llamada cange, que es muy usada en la 
diarrea y la disentería , para la cual se muestra efectivamente 
útil. Cocido hasta formar como una papilla, se emplea en 
cataplasmas en lugar de la harina de linaza, sobre la que 
presenta la enorme ventaja de no enranciar. El arroz, tos- 
tado y pulverizado, se emplea para secar las heridas supu- 
radas, ó más bien las rozaduras superficiales de la piel, que, 
protegidas por la capa de polvo seco y absorbente, se curan 
rápidamente. 

Se ha pretendido últimamente que la enfermedad, no muy 
bien conocida, que reina en el extremo Oriente, llamada co- 
múnmente beri-beri, es debida á un microorganismo hallado 
en el arroz en ciertas condiciones anormales ; pero esta aser- 
ción no parece aún firmemente establecida, y la causa del 
beri-beri es todavía uno de tantos problemas en la medicina 
que esperan su resolución. 

El arroz se cría en todo el Archipiélago. 

BAMBÚSEAS. 

Bajo el nombre vulgar de cañas se designan diferentes 
gramíneas de los géneros Bainbusa, Gigantochloa, Dendroca- 
lainuSy etc., comprendidas todas por Linneo en el género 
BambuSy ejemplo que ha seguido el P. Blanco en su Flora. 
Las diferentes bambúseas que se producen en Filipinas son 
para los habitantes de aquellas islas de una utilidad incompa- 
rable: sirven para la edificación de las casas, para la fabrica- 
ción de aparatos é instrumentos para la agricultura, la in- 
dustria y la pesca , para utensilios del menaje y multitud de 
usos domésticos. 

El género bambusa produce allá la variedad B, arundiná- 
cea, Retz. (Bambus arundo, Blanco), llamada en tagalo Ka- 
wayag-totóo^ que es la de mayores proporciones, al par que 

20 



— 3o6 — 

la más usada en aplicaciones domésticas. Sus retoños tiernos, 
previamente preparados en agua de cal, son comestibles, 
aunque tienen una justa reputación de indigestos. 

La variedad Schizostachyum acuüflorum, Munro {Bambus 
diffusa, Blanco), que se llama en tagalo osiw, bokawy^ es 
menos empleada: sus retoños sirven para curar las nubes de 
la córnea, para lo cual, según el P. Blanco, cuando sólo 
tienen un palmo de altura, se cortan por el pie y por la 
punta, despojándoles de las capas exteriores. El centro que 
queda se coloca, con un trozo de azúcar candi, en un ca- 
charro, en donde permanece durante toda una noche ex- 
puesto á la intemperie: al siguiente día se recoge el agua 
que hay en el fondo del cacharro, que, con una plumita, se 
lleva á la nube. 

La variedad Dendrocalamus sericens, Munro {Bambus 
mitis ^ Blanco), conocida bajo el nombre de Tayivanak éñ 
tagalo, se emplea también en la medicina. Cortando uno de 
sus tallos, se recoge durante la noche un agua de vegetación, 
limpia y abundante, que se da al interior para curar la tisis. 

Todas las especies de cañas citadas, lo mismo que la va- 
riedad Dendrocalamus flagellifer, Munro {Bambus levis, 
Blanco), que se llama boho en tagalo, producen en el inte- 
rior, entre sus nudos, una sustancia dura, de aspecto apor- 
celanado , de color opalino , friable , llamada piedra de caña 
ó tabashir en la India, en donde, lo mismo que en Filipinas 
y en la Indo-china , constituye uno de los remedios popula- 
res de más fama. Dicha piedra se usa para curar las afeccio- 
nes venéreas, el hipo, las hemorragias, las fiebres y otras 
enfermedades. Sin embargo, es una sustancia casi inerte, 
cuyas virtudes, puramente imaginarias, no tienen, sin duda, 
otro origen que lo extraordinario que parece que wrva, piedra 
se produzca dentro de un vegetal. 



■- 307 — 
El análisis de Mr. Guibourt da el resultado siguiente: 

Silice 96,04 

Agua 2,94 

Cal y potasa 0,13 

Materia orgánica Trazas (i). 



(i) Guibourt, Mém. sur le tabaschir. In Journal de Fharm. et de Chtm., fév., mars, avril, 
1858. 



ÍNDICE DE LAS PLANTAS 

SEGÚN SUS PROPIEDADES TERAPÉUTICAS. 



Alterantes, — Anona muricata. — Tinospora crispa. — Ra- 
phanus sativus. — Bombax malabaricus. — Oxalis cornacula- 
ta. — Citrus acida y C. bigarada. — Mangifera indica. — Ponga- 
mia glabra. — Lawsonia alba. — Hydrocotile asiática. — Alan- 
gium Lamarkii. — Oldenlandia corymbosa. — Calotropis gigan- 
tea. — Ehretia buxifolia. — Solanum nigrum. — Cassytha filifor- 
mis. — Euphorbia Tirucalli. — Phyllantus reticulatus. 

Antihelmínticos (i). — Cleome viscosa. — Pangium edule. — 
Ruta graveolens. — Melia azederach. — Dysoxylum Blancoi. — 
Mangifera indica. — Anacardium occidentale. — Mucuma pru- 
riens. — Quisqualis indica. — Púnica granatum. — Jussiaea suf- 
fruticosa. — Carica Papaya. — Trichosanthes anguina y T. cu- 
cumerina. — Lagenaria. — Momordica. — Hydrocotile asiáti- 
ca. — Sphoeranthus indicus. — Calotropis gigantea. — Tectona 
grandis. — Clerodendron infortunatum. — Chenopodium am- 
brosioides. — Echinus philippinensis. — Cyperus rotundus. 

Antiespasmódicos. — Sida carpinifolia. — Hibiscus Abel- 

(i) Comprendiendo los tenífugos. 



— 310 — 

moschus. — Ruta graveolens. — Citrus acida y C. bigarada. — 
Cedrela Toona. — Celastrus paniculata. — Cassia occidenta- 
lis. — Carum copticum. — Blumea balsamifera. — Artemisia vul- 
garis. — Solanum nigrum. — Datura Alba. — Nicotiana Taba- 
cum. — Adhatoda vasica. — Chenopodium Ambrosioides. — 
Chloranthus officinalis. 

Antisépticos. — Ruta graveolens. — Citrus acida y C. biga- 
rada. — Mangifera indica. — Anacardium occidentale. — Ery- 
thrina indica. — Pongamia glabra. — Entada scandens . — 
Coffea arábica. ^Blumea balsamifera. — Spilanthes Acmella. — 
Nerium odorum. — Solanum nigrum. — Nicotiana Tabacum. — 
Tectona grandis. — Ocimum. — Piper Betle. — Cinamomum.— 
Acalipha indica. — Cúrcuma longa. — Areca Catechu. — Ñipa 
fruticans . 

Astringentes. — Tetracera macrophilla. — Michelia cham- 
paca. — Anona squamosa, A. reticulata y A. muricata. — Ne- 
lumbium nucífera. — Bixa orellana. — Garcinia mangostana, 
G. Cambogia. — Ochrocarpus pentapetalus. — Sida carpinifo- 
lia. — Thespesia populnea. — Bombax malabaricus. — Sterculia 
faetida. — Murraya exótica. — -íEgle decandra. — Feronia Ele- 
phantum. — Melia azederach. — Sandoricum indicum. — Caropa 
Moluccensis. — Rhamnus Wightii. — Mangifera indica. — Odina 
Wodier. — Pterocarpus. — Caesalpinia Sappan. — Acacia Parna- 
siana. — Terminalia Catappa y T. Chebula. — Psidium pomife- 
rum. — Melastoma malabatrichum. — Púnica granatum. — Him- 
nenodictyon indicum. — Tectona grandis. — Achyranthes ob- 
tusifolia. — Artocarpus integrifolia. — Casuarina sumatrana. — 
Areca Catechu. — Ciperus rotundus. 

Atemperantes {ácidos ,ref res cantes). — Oxalis corniculata. — 
Averrhoa Bilimbi y A. Carambola. — Citrus acida y C. biga- 
radia. — Feronia Elephantum. — Amaranthus spinosos. — Phy- 
Uantus reticulatus. 



— 311 — 

Balsámicos . — Calophyllum inophyllum . — Dipterocarpus 
turbinatus. — Garuga pinnata. — Canarium commune. 

Carminativos. — IlUcium anisatum. — Cleome viscosa. — He- 
licteres Isora. — Abroma fastuosa.— Feronia Elephantum. — 
Terminalia Chebula. — Carum copticum. — Foeniculum. — 
Plumbago zeylanica. — -Coleus aromaticus, — Rosmarinus offi- 
cinalis. — Aristolochia indica. — Zingiber officinale. — Cúrcuma 
longa. — Elettaria Cardamomum. 

Convulsivos. — ^Strychnos Ignatii. 

Cosméticos. — ^Eriodendrum anfractuosum. — Cocos nuci- 
fera. 

Diaforéticos. — Cissampelos pareira. — Sida carpinitolia. — 
Hibiscus rosa-sinensis. — Gossypium herbaceum. — Ruta gra- 
veolens. — Zanthoxylum oxyphyllum. — Celastrus paniculata. 
— Hydrocotile asiática. — Eupatorium Ayapana. — Blumea bal- 
samifera. — Plumbago zeylanica. — Calotropis gigantea. — -Ty- 
lophora asthmatica. — Oroxylum indicum. — Barleria Prioni- 
tis. — Justicia Gendarussa. — Ocimum. — Anisomeles ovata. — 
Crinum asiaticum. — ^Cyperus rotundus. — Andropogon Schoe- 
nantus y A. nardus. 

Digestivos. — Carica Papaya. 

Diuréticos. — -Cissampelos pareira. — Abutilón indicum. — 
Anacardium occidentale. — Abrus peccatorius. — Erythrina 
indica. — Clitoria ternata.-.— Cassia occidentalis. — Hydrocotile 
asiática. — Paederia faetida. — Spilanthes Acmella. — Achras sa- 
pota. — Ipomse pes-caprae. — Solanum nigrum. — Limnophila 
Mentastrum.— Sesamum indicum.— Lippia nodiflora. — Tec- 
tona grandis. — Vitex. — ^Amaranthus spinosa. — Achyranthes 
obtusifolia. — Chenopodium ambrosioides. — Phyllanthus reti- 
culatus y Ph. Niruri. — Allium Cepa. — Ciperus rotundus. — 
Zea Mays. — Andropogon Schoenanthus. 

Emenagogos. — Michelia Champaca. — Artabotris odoratissi- 



— 312 — 

mus. — Anamirta Cocculus. — Cissampelos pareira. — Hibiscus 
rosa-sinensis. — Gossipium herbaceum. — Abroma fastuosa. — 
Ruta graveolens. — Dysoxylum Blancoi. — Caesalpinia Sappan 
y C. pulcherrima. — CitruUus Colocynthis. — Morinda citrifo- 
lia. — Blumea balsamifera. — Artemisia vulgaris. — Plumbago 
zeylanica. — Plumería acutifolia. — Sesamum indicum. — Vi- 
tex. — Chenopodium ambrosioides. — Aristolochia indica. — 
Casuarina sumatrana. — Aloes barbadensis. — Cyperus ro- 
tundas. 

Eméticos. — Hibiscus tiliaceus. — Dysoxylum Blancoi. — Mo- 
ringa pterygosperma. — Clitoria ternatea. — Entada scandens. 
— Trichosanthes anguina. — Lagenaria. — Alangium Lamar- 
kii. — Randia dumetorum. — Paederia fsetida. — Allamanda ca- 
thartica.— Thevetia neriifolia.— Cerbera odoUam. — Calatropis 
gigantea. — Tylophora asthmatica. — Justicia Gendarussa. — 
Acalipha indica. — Crinum asiaticum. 

Emolientes. — Sida carpinifolia. — Abutilón indicum. — Ure- 
na sinuata. — Hibiscus rosa-sinensis. — Gossypium herba- 
ceum. — Eriodendron anfractuosum. - — Helicteres Ixora. — 
Biophytum sensitivum. — Zizyphus Jujuba. — Abrus precato- 
rius. — Clitoria ternata. — Csesalpinia pulcherrima. — Lawso- 
nia Alba. — Luffa aegyptiaca. — Ipomea pes-caprae. — Sesamum 
indicum. — Acanthus ilicifolius. — Lippia nodiflora. — Plantago 
erosa. — Musa paradisiaca y M. sapientum.^ — ^ Cúrcuma lon- 
ga. — Allium Cepa. — Cocos nucifera. — Oriza. 

Estimulantes. — Illicium anisatum. — Artabotrys odoratissi- 
mus. — Brassica júncea. — Raphanus sativus. — Mesua férrea. — 
Hibiscus Abelmoschus. — Helicteres Ixora. — Ruta graveolens. 
Zanthoxylum oxyphyllum. — Citrus acida. — Celastrus panicu- 
lata. — Moringa pterygosperma. — Caesalpinia pulcherrima. — 
Hydrocotile asiática. — Carum copticum. — Foeniculum. — Cof- 
fea arábica. — Eupatorium Ayapana. — Blumea balsamifera. — 



— 313 — 

Sphaeranthus indicus. — ^Spilanthes Acmella. — Artemisia vul- 
garis. — Mimusops Elengi. — Jasminum Sambac. — Capsicum 
fastigiatum. — Ocimum. — Rosmarinus officinalis. — Chenopo- 
dium ambrosioides. — Piper Betle y P. nigrum. — Chloranthus 
officinalis. — Cinnamomum. — Zingiber officinale. — Cúrcuma 
longa. — Allium sativum y A. Cepa. — Cyperus rotundus. — An- 
dropogon Schoenanthus y A. dardus. 

Expectorantes.— Hibiscus rosa-sinensis. — Biophytum sen- 
sitivum. — Trichosanthes cucumerina. — Blumea balsamifera. 
— Tylophora asthmatica. — Acanthus ilicifolius. — Barleria 
Prronitis.- — Adhatoda vasica. — Vitex. — -Ocimun. — Alcalypha 
indica. — Crinum asiaticum. 

Febrífugos. — Michelia Champaca. — Tinospora crispa. — 
Anamirta cocculus. — Sida carpinifolia. — Melia azederach.- — 
Dysoxylum Blancoi. — Carapa moluccensis.- — Cedrela Toona. 
— Erythrina indica. — Caesalpinia bonducella y C. pulcherri- 
ma. — Cassia occidentalis.— Ammannia vesicatoria. — Tricho- 
santhes cucumerina. — Hymenodictyon exelsum. — Ixora coc- 
cinea. — Morinda citrifolia. — Achras sapota. — Mimusops Elen- 
gi. — Thevetia neriifolia. — Plumería acutifolia. — Alstonia 
scholaris. — Vitex. — Clerodendron infortunatum. — Anisome- 
les ovata. — Aristolochia indica. — Piper nigrum. — Chloran- 
thus officinalis. 

Galactólogos. — Gossypium herbaceum. 

Galactófugos. — Jasminum Sambac. — Piper Betle. 

Hemostáticos. — Portulacea olerácea. — Tetracera macro- 
phylla. — Mangifera indica. — Pterocarpus. — Csesalpinia Sap- 
pan. — Euphorbia pilulifera. 

Narcóticos {sedativos y anodinos). — Anamirta cocculus. — 
Argemone mexicana.— Pangium edule. — Cassia occidenta- 
lis. — Solanum nigrum. — Datura alba. — Nicotiana Tabacum. 
— Vitex. 



— 3H — 

Nutritivos {alimentos). — -Anona squamosa, A. reticulata y 
A.muricata. — Nelumbium nucífera. — Pangium edule. — Portu- 
laca olerácea. — Garcinia masgostana y G. Cambogia. — Ster- 
culia faetida — Theobroma Cacao. — Averrhoa Bilimbi, A. Ca- 
rambola. — Feronia Elephantum. — Garuga pinnata. — Cana- 
rium comune. — Sandoricum indicum. — Zizyphus Jujuba. — 
Mangifera indica — Anacardium occidentale.^ — Moringa ptery- 
gosperma. — Agati grandiflora.— Tamarindus indica. — Bauhi- 
nia malabarica. — ^Parkia Roxburghii.^ — Psidium pomiferum. — 
Eugenia Jambolana. — Thichosanthes.^ — ^Lagenaria. — Momor- 
dica. — Achras sapota. — Solanum nigrum. — Sesamum indi- 
cum. ^ — Artocarpus integrifolia. — Musa paradisiaca y M. sa- 

pientum. — Areca Catechu. — Cocos nucífera. — Zea Mays. 

Saccharum officinarum. — Oriza.- — Bambúseas. 

Purgantes. — Argemone mexicana. — Garcinia Morella. — 
Mesua férrea. — Agati grandiflora.— Erythrina indica. — Clito- 
ria ternatea. — Caesalpinia pulcherrima. — Cassia Fistula, y 
C. Alata. — Tamarindus indica. — Entadascandens. — Termina- 
liaChebula. — Jussiaeasuffruticossa. — Carica Papaya. — Tricho- 
santhes anguina y T. cucumerina. — Lagenaria. — Luffa segyp- 
tiaca. — Momordica. — Citrullus Colocynthis. — Trianthema 
monogyna. — Morinda citrifolia. — Spilanthes Acmella. — Car- 
thamus tinctorius. — Allamanda cathartica. — Cerbera Odo- 
llan. — Plumería acutifolia. — Calotropis gigantea. — Ipomea 
hederacea. — Ipomea Turpethum. — Solanum nigrum. — Se- 
samum indicum. ^ — ^Tectoná grandis. — Samadera indica. — 
Mirabllis Jalapa. — Amaranthus splnosus. — Euphorbia neriifo- 
lia. — Euphorbia Tirucalli. — Jatropa Curcas. — Aleurites mo- 
luccana. — Crotón Tigllum. — Acalypha indica. — Riclnus com- 
munls. — Aloes barbadensis. 

Refrigerantes [temperantes^. — Tamarindus indica. — Pae- 
deria faetida. (Ver Atemperantes.) 



— 315 — 

Siaiagogos. — Carum copticum. 

Tónicos. — Amargos: Mchelia Champaca. — Tinospora 
crispa. — Cissampelos Pareira. — Crataeva religiosa. — Mesua 
férrea. — Sida carpinifolia. — Murraya exótica. — Citrus bigara- 
dia. — Samadera indica. — Melia Azederach. — Rhamnus Wigh- 
tii. — Agati grandiflora. — Caesalpinia bonducella . — Cassia 
occidentalis. — Terminalia Chebula. — Trichosanthes cucume- 
rina. — Momordica. — Hymenodictyon exelsum. — Morinda ci- 
trifolia. — Sphaeranthus indicus. — Achras sapota. — Mimusops 
Elengi. — Alstonia scholaris. — Calotropis gigantea. — Strych- 
nos Ignatii. — Limnophila Monthastrum. — Oroxylum indi- 
cum. — Vitex. — Clerodendron infortunatum. — Anisomeles 
ovata. — Phyllanthus Niruri. — Aloes barbadensis. — Areca Ca- 
techu. 

Tónicos. — Aromáticos: Feronia Elephantum. — Sandori- 
cum Indicum. — Faeniculum. — Coffea arábica. — ^Eupatorium 
Ayapana. — Artemisia vulgaris. — Chenopodium ambrosioides. 
Cinnamomum. — Zingiber officinale. 

Tópicos. — Cáusticos vesicantes: KvíajzzxÓxxim. occidentale. — 
Moringa pterygosperma , — Ammannia vesicatoria. — Plum- 
bago zeylanica. — Calotropis gigantea. — Euphorbia Tiru- 
calli. 

Tópicos. — Rubefacientes ó revulsivos: Moringa pterygos- 
perma. — Plumería acutifolia. — Crotón Tiglium. — Jatropha 
Curcas. — AUium sativum. 

Tópicos. — Estimulantes: Sterculia urens. — Argemone 
mexicana. — Kleinhovia hospitata. — Celastrus paniculata. — 
Pongamia glabra. — Cassia alata. — Entada scandens. — Kalan- 
choe lacinata. — Elettaria Cardamomum. 

Tópicos. — Antiherp éticos, antipsáricos, etc.: Sterculia faeti- 
da. — Canarium comune. — Trichosanthes palmata. 



MEMORIAL TERAPÉUTICO. 



Aftas (estomatitis, glositis) (i). — Tetracera macropilla. — 
Feronia Elephantum. — Pterocarpus santalinus, indicus y 
erinaceus. — Melastoma malabatrichum. — Púnica granatum. — 
Mimusops Elengi. — Calotropis gigantea. — Tectona gran- 
áis. — Ocimum. — Achyranthes obtusifolia. — Phyllanthus re- 
ticulatus. 

Almorranas ( hemorroides ). — Mesua férrea. — Thespe- 
sia populnea. — Terminalia Chebula. — Púnica granatum. — 
Plumbago zeylanica. — Capsicum fastigiatum. — Sesamum 
indicum. — Aloes barbadensis (para provocar las almorranas). 

Amenorrea {dismenorreá). — Abroma fastuosa. — Dysoxy- 
lum Blancoi.— Caesalpinia Sappan. — Caesalpinia pulcherrima. 
— Blumea balsamifera. — Artemisia vulgaris. — Plumeria acuti- 
folia. — Sesamum indicum. — Chenopodium ambrosioides. — 
Casuarina sumatrana, — Aloes barbadensis. 

Anasarca [hidropesía). — Plumbago zeylanicum. — Coffea 



(O No pongo estas tres afecciones juntas como considerándolas una misma, ó debidas al 
mismo principio patógeno, sino solamente con el fin de indicar que los vegetales apuntados se 
usan indiferentemente para cualquiera de ellas. 



- 318 - 

arábica. — Plumería acutifqlia, — Calotropis gigantea. — Ipo- 
maea pes-caprae. — Solanum nigrum. — Barlonia Prionitis. — 
Achyranthes obtusifolia. — Euphorbia neriifolia, — Phyllan- 
thus Niruri. — Cissampelos Pareira. 

Ano [Fisura del). — Pterocarpus. 

Asma. — Gossypium herbaceum. — Garuga pinnata. — Dy- 
soxylum Blancoi. — Erythrina indica. — Caesalpinia pulcherri- 
ma. — Entada scandens.— Thrichosanthes palmata. — Coffea 
arábica. — Tylophora asthmatica. — Datura alba. — Acanthus 
ilicifolius. — Adhatoda vasica. — Coleus aromaticus. — Euphor- 
bia pilulifera. — Euphorbia Tirucalli. — Euphorbia neriifolia. — 
Phyllanthus Niruri. 

Bazo {Afecciones del). — Ammannia vesicatoria. — Lawsonia 
Alba. — Momordica. 

Beri-beri. — Celastrus paniculata. — Vitex. 

Blenorragia {blenorrea, gonorrea, uretritis). — Nymphae lo- 
tus. — Argemone mexicana. — Dipterocarpus turbinatus. — 
Sterculia faetida. — Clitoria ternata. — Pterocarpus. — Tricho- 
santhes palmata. — Mimusops Elengi. — Plumería acutifolia. — ' 
Lippia nodiflora. — Ocimum. — Amaranthus spinosus. — Cas- 
sytha filiformis. — Cyperus rotundus. 

Bronquios y pulmones {Afecciojtes de los). — Anona muri- 
cata. — Calophyllum inophyllum. — Dipterocarpus turbina- 
tus. — Canarium commune. — Zizyphus Jujuba. — Abrus pre- 
catorius . — Erythrina indica. — Caesalpinia pulcherrima. — 
Trichosanthes cucumerina. — Lagenaria. — Ixora coccínea. — 
Blumea balsamifera. — Tylophora asthmatica. — Sesamum in- 
dicum. — Barleria Prionitis. — Adhatoda vesica. — Vitex. — 
Coleus aromaticus, — Anisomeles ovata. — Chenopodium am- 
brosioides. — Euphorbia pilulifera. — Acalypha indica. — Cúr- 
cuma longa. 

Cólera. — Artabotrys odoratissimus. — Samadera indica. — 



— 319 — 

Carum copticum. — Eupatorium Ayapana. — Zingiber officina- 
le. — Cyperus rotundas. 

Cólicos. — a. Ventosos: lUicium anisatum. — Argemone 
mexicana. — Cleome viscosa. — Helicteres Ixora. — Dysoxylum 
Blancoi. — Terminalia Chebula. — Carum copticum.— Fsenicu- 
lum. — Plumbago zeylanica. — Ipomaea pes-caprse. — Ocimum. 
■ — Coleus aromaticus. — Rosmarinas officinalis. — Aristolochia 
indica. — Piper Betle. — Elettaria Cardamomum. 

b. De plomo: AUamanda cathartica. 

c. Miserere: (Ver Obstrucción intestinal.) 
Contusiones {golpes, etc.). — Samadera indica. — Plumería 

acutifolia. — Aloes barbadensis. — Casuarina sumatrana. 

Corazón {Afecciones del). — Helicteres Ixora. — Coffea ará- 
bica. — Cinnamomum. 

Coriza {rinitis, catarro nasal, ozena). — Agati grandiflora. — • 
Ocimum. — Cúrcuma longa. 

Diabetes {gUcos^iria). — Eugenia Jambolana. 

Diarrea , Disentería. — Anona squamosa. — Anona reticu- 
lata y A. muricata. — Nelumbium nucífera. — Bixa ©rellana. — 
Garcinia mangostana. — Ochrocarpus pentapetalus. — Thespe- 
sia populnea.— Gossypium herbaceum. — Bombax malabari- 
cum. — Averrhoa Bilimbi. — Averrhoa Carambola. — Murraya 
exótica. — -íí^gle decandra. — Feronia Elephantum. — Sandori- 
cum Indicum. — Carapa moluccensis. — Cedrela Toona. — 
Rhamnus Wightii. — Mangifera indica. — Pterocarpus. — Cse- 
salpinia bonducella. — Bauhinia malabarica. — Kalanchoe laci- 
nata. — Terminalia Catappa. — Psidium pomiferum. — Eugenia 
Jambolana. — Púnica granatum. — Jussiaea suffruticosa. — 
Carica Papaya. — Carum copticum. — Randia dumetorum. — 
Ixora coccínea. — Morinda citrifolia. — Sphaeranthus indi- 
cus. — Plumbago zeylanica. — Mimusops Elengi. — Plumería 
acutifolia. — Calotropis gigantea. — Tylophora asthmatica. — 



— 320 — 

Oroxylum indicum. — Anisomeles ovata. — Aristolochia indi- 
ca. — Piper Betle. — Phyllanthus Niruri. — Casuarina sumatra- 
na. — Zingiber officinale.— Cyperus rotundus. — Oriza. 

Dispepsia. — Illicium anisatum. — Sida carpinifolia. — ^gle 
decandra. — Samadera indica. — Sandoricum indicum. — Rham- 
nus Wightii. — Agati grandiflora. — Caesalpinia bonducella. — 
Cassia occidentalis. — Terminalia Chebula. — Carica Papaya. — 
Trichosanthes cucumerina. — Momordica. — Carum copti- 
cum. — Eupatorium Ayapana. — Blumea balsamifera. — Sphae- 
rantus indicus. — Artemisia vulgaris. — Alstonia scholaris. — 
Strychnos Ignatii. — Capsicum fastigiatum.— Acanthus ilicifo- 
lius. — Lippia nodiflora. — Tectona grandis.^Ocimum. — Ros- 
marinas officinalis. — Anisomeles ovata. — Chenopodium am- 
brosioides. — Aristolochia indica. — Piper Betle. — Zingiber 
officinale. — Elettaria Cardamomum. — Aloes barbadensis. 

Encías [Gingivitis, hemorragias, etc.). — Feronia Elephan- 
tum. — Tectona grandis. — Plantago erosa. — Phyllanthus reti- 
culatus. (Ver Aftas.) 

Escorbuto. — Anona muricata. — Raphanus sativus. — Oxa- 
lis corniculata. — Phyllanthus reticulatus. — Musa paradisiaca 
y M. Sapientum. 

Espermatorrea. — Sida carpinifolia. — Lawsonia Alba. 

Estomatitis. (Ver Aftas.) 

Estreñimiento. — JEgle decandra. — Helicteres Isora. — 
Nicotiana Tabacum. — Sesamum indicum. — Musa paradisia- 
ca y M. Sapientum. (Ver también Purgantes.) 

Fiebres. — Michelia Champaca. — Sida carpinifolia. — Tinos- 
pora crispa. — Anamirta cocculus. — Samadera indica. — Melia 
azederach. — Dysoxylum Blancoi. — Carapa moluccensis. — 
Cedrela Toona.— Erythrina indica. — Cassia occidentalis. — 
Ammannia vesiccatoria. — Trichosanthes cucumerina. — Hy- 
menodictyon exelsum, — Monrida citrifolia. — Paederia faetida. 



— 321 — 

— Plumbago zeylanica. — Mimusops Elengi. — Alstonia scho- 
laris. 

Fracturas.— Sterculia urens. 

Garganta {Afecciones de la), {anginas, a^nigdalitis , farin- 
gitis). — Feronia Elephantum, — Mangifera indica. — Odina 
Wodier. — Melastoma malabatrichum. — Púnica granatum. — 
Mimusops Elengi. 

Gota. — Celastrus paniculata. — Momordica. 

Hemorragias. — Bixa orellana. — Bombax malabaricum. — 
Mangifera indica. — Pterocarpus. — Csesalpinia Sappan. 

Hemoptisis. — Tetracera macrophylla-. — Portulacea olera- 
cea. — Caesalpinia Sappan. — Casuarina sumatrana. — Cúrcuma 
longa. 

Hernias. — Nicotiana Tabacum. 

Hígado (Afecciones del). — Anona muricata. — Kalanchoe 
lacinata. — Lawsonia Alba. — Lagenaria. — Momordica. — 01- 
denlandia corymbosa. — Sphssranthus indicus. — Carthamus 
tinctoreus. — Solanum nigrum. 

Jaqueca {cefalalgia). — Portulacea olerácea.— Coffea ará- 
bica. — Blumea balsamifera. — Vitex. — Colus aromaticus. — 
Acalypha indica. 

Laringitis. — Mangifera indica. — Capsicum fastigiatum. 

Leucorrea {fltijos blancos). — Garcinia mangostana. — San- 
doricum indicura. — Mangifera indica. — Pterocarpus. — Aca- 
cia Farnesiana. — Terminalia Chebula. — Púnica granatum. 

Melena. — Artocarpus integrifolia. 

Menorragia, Metrorragia. (Ver Hemorragias.) 

Mordeduras de insectos y animales ponzoñosos. — Feronia 
Elephantum. — Carapa moluccensis. — Eupatorium Ayapa- 
na. — Tylophora asthmatica. — Rinocanthus communis. — Co- 
leus aromaticus. — Lencas áspera. — Aristolochia indica. — 
Euphorbia neriifolia. — Acalypha indica. — AUium sativum. 



— 322 — 

Nerviosas {Afecciones), {corea, epilepsia, convulsiones, 
histeria, etc.). — Sida carpinifolia. — Ruta graveolens. — Blu- 
mea balsamifera. — Artemisia vulgaris. — Solanum nigrum. — 
Datura alba. — Nicotiana Tabacum. — Coleus aromaticus. — ■ 
Chenopodium ambrosioides. 

Neuralgias. — Coffea arábica. — Acanthus ilicifolius. 

Odontalgias. — Murraya exótica y M. Kenigi. — Pterocar- 
pus. — Calotropis gigantea. — Plantago erosa. — Cyperus ro- 
tundus. (Ver Oídos.) 

Obstrucción intestinal. — Nicotiana Tabacum. (Ver Pur- 
gantes.) 

Oidos [Afecciones de los). — Cleome viscosa — Hibiscus ti- 
liaceus. — Helicteres Isora. — Crinum asiaticum. (Ver Odon- 
talgias.) 

Ojos {Afecciones de los) — Argemone mexicana.— Portula- 
cea olerácea. — Calophyllum inophyllum. — Garuga pinnata. — 
Abrus precatorius. — Erythrina indica. — Jasminum Sambac. — 
Rosmarinus officinalis. — Cúrcuma longa. 

Orquitis. — Calopyllum inophyllum. — Sterculia urens. — 
Yitex. 

Parálisis. — Celastrus paniculata. — Acanthus ilicifolius. — 
Ocimum.— Rosmarinus officinalis. 

Parásitos {piojos, pedicnli, etc.). — Anona squamosa. — 
Anamirta Cocculus. 

Pie! {Afecciones de la), {lepra, sarna, eczema, psoriasis). — 
Argemone mexicana. — Pangium edule. — Portulacea olerácea. 
— Urena sinuata. — Thcspesia populnea. — Sterculia fsetida. — 
Kleinhovia hospitata. — Helicteres Isora. — Canarium commu- 
ne. — Celastrus paniculata. — Mangifera indica. — Anacardium 
occidentale. — Odina Wodier. — Pongamia glabra. — Cassia 
Fístula. — Cassia alata. — Entada scandens. — Psidium pomife- 
rum. — Melastoma malabatrichum. — Lawsonia alba. — Carica 



— 323 — 

Papaya. — Momordica. — Hydrocotile asiática. — Alangium La- 
markii. — Oldenlandia corymbosa. — Ixora coccínea. — Spilan- 
thes Acmella. — Plumbago zeylanica. — Plumeria acutifolia. — - 
Nerium odorum. — Calotropis gigantea. — Solanum nigrum. — 
Rinacanthus communis. — Tectona grandis. — Lencas áspe- 
ra. — Amaranthus spinosus. — Echinus philippinensis. — Cur- 
•cuma longa. 

Pulmón {Afecciones del). (Ver Bronquios. 

Quemaduras. — Eriodendron anfractuosum . — Lawsonia 
alba. 

Recto {Caída del). — Pterocarpus. — Acacia Farnesiana. — 
Psidium pomiferum. 

Reumatismo . — Tinospora crispa . — Cratseva religiosa. — 
Ochrocarpus pentapetalus. — Mesua férrea. — Sida carpinifo- 
lia, — Samadera indica. — Celastrus paniculata. — Erythrina in- 
dica. — Pongamia glabra. — Momordia. — Alangium Lamarkii. 
— Paederia faetida. — Plumea balsamifera. — Spilanthes Acme- 
lla. — Plumeria acutifolia. — Calotropis gigantea. — Ipomaea 
pes-caprae. — Datura alba. — Oroxylum indicum. — Acenthus 
ilicifolius. — Justicia Gendarussa. — Vitex. — Ocimum. — Ros- 
marinus officinalis — Anisomeles ovata. — Euphorbia Tiruca- 
lli. — Zingiber oíficinale. — AUium sativum. — Andropogon 
Schoenanthus y A. nardus. 

Riñon {Afecciones del). — Sida carpinifolia. — Zea Mays. 

Sifilis. — Tinospora crispa. — Erythrina indica. — Hydroco- 
tile asiática. — Alangium Lamarkii. — Nerium odorum. — Calo- 
tropis gigantea. — Ehretia buxifolia, — Cassytha filiformis. — 
Euphorbia Tirucalli. — Acalypha indica. 

Tenia. (Ver Antihelmínticos.) 

Tisis. — Garuga pinnata. 

Tumores. — Trichosanthes palmata. — Sphíeranthus indi- 
cus. — Ipomcsa per-caprce. 



— 324 — 

Ulceras {heridas, llagas, etc.). — Tinospora crispa. — Dipte- 
rocarpus turbinatus. — Hibiscus tiliaceus. — Sterculiafaetida. — 
Canarium commune. — Melia azederach. — Cedrella Toona. — 
Mangifera indica. — Anacardium occidentale. — Odina Wo- 
dier. — Erytrina indica. — Pongamia glabra. — Kalanchoe laci- 
nata. — Terminalia Catappa y T. Chebula. — Psidium pomife- 
rum. — Melastoma malabatrichum. — Hydrocotile asiática. — 
Morinda citrifolia. — Eupatorium Ayapana. — Blumea balsami- 
fera. — Spilanthes Acmella.— Artemisia vulgaris. — Mimusops 
Elengi. — Ipomaea pes-caprse. — Solanum nigrum. — Nico- 
tiana Tabacum. — Tectona grandis. — Phyllanthus Niruri. — 
Acalypha indica. — Ricinus communis. — Artocarpus integri- 
folia. — Casuarina Sumatrana. — Ñipa fruticans. 

Urticaria. — Phyllanthus reticulatus. 

Vejiga {Afecciones de la). — Cissampelos pareira. — Portu- 
lacea olerácea. — Dipterocarpus turbinatus. — Urena sinuata. — 
Abrus precatorius. — Clitoria ternata. — Pterocarpus. — Lawso- 
nia alba. — Paederia faetida. — Spilanthes Acmella. — AUium 
sativum.— Zea Mays. 

Vermes. (Ver Antihelmínticos.) 



ÍNDICE ALFABÉTICO 



DE NOMBRES SISTEMÁTICOS Y VULGARES. 



Páginas. 

Alagahag 226 

Ahilo 83 

Abroma angulata 63 

» augusta 63 

» communis 63 

» fastuosa 63 

.Abrus precatorius 104 

Abutilón indicum 50 

.Acacia Farnesiana 129 

» catechu 295 

» indica 129 

Acalypha caroliniana 274 

» hispida 275 

» indica 274 

Acantáceas 229 

Acanthus ilicifolius 229 

Acapulco 121 

Achiote , achuete 36 

Achras sapota 190 

Achyranthes áspera 250 

» obtusifolia. . . 250 

A delfa 201 

Adhatoda vasica 232 

Adiantura lunulatum 171 



Páginas. 

^gle decandra 77 

»■ marmelos 77 

Agati grandiflora 103 

Agay 288 

Agíw 88 

Agoho 282 

Agonoy 184 

Agiiason 209 

Ajengibre 287 

Ajo 293 

Ajonjolí 227 

Alagilagsa Sonson 20 

Alagitgit 211 

Alangium decapetalum. . . . 167 

» Lamarkii 167 

Albahaca , 242 

Albohol. 216 

Aleurites moluccana 271 

» triloba 271 

Algodón 54 

Alibagbag 125 

Alibun 182 

Allamanda cathartica 193 

Allium Cepa 293 



326 



Páginas, 

Allium sativum 293 

A Imcndra 131 

Aloes barbadensis 292 

» humilis 292 

» indica 292 

» vera 292 

» vulgaris 292 

Alpasotes 252 

Alstonia scholaris 199 

Alusiman 161 

Amarantáceas 249 

Amaranthus spinosus.. 249 y 251 

Amargoso 158 

Amarilídeas 290 

Ammania bacífera 140 

» debilis 140 

» indica 140 

» vesicatoria 140 

Ammi copticum 164 

» glaucifolium 164 

Amomum zingiber 287 

Ampalaya, ampalca 158 

A mugís 100 

Anabo 63 

Anacardiáceas 96 

Anacardium occidentale.. . 98 

Anamirta cocculus 25 

Anayiagtag 88 

Anethum fceniculum 166 

Andropogon nardus 302 

» Schoenanthes. 302 

Angod. 250 

Anibog 63 

Anis 166 

A nis estrellado 18 

Anisomeles ovata 246 

Anonáceas 20 

Anona muricata 22 

» reticulata 22 

» squamosa 21 

» tuberosa 21 

Anonas 22 



Páginas.. 

Apalia 158- 

Apalit 109 

Apalot 179. 

Apaña 181 

Apariagiia 281 

Apasotis 252 

Apocináceas 193. 

Apoyapoyan 34. 

Argemone mexicana 31 

Areca Catechu 294 

Arjstolochia indica 254 

Aristolóquias 254 

A rodayday 215, 

A roganan 53 

Aro 282 

A roma 129 

Arroz 303 

Artabotrys hamatus 20- 

» odoratissimus.. 20- 

» suaveolens 21 

Artemisia indica 186' 

» vulgaris 186 

Artocarpus integrifolia. . . . 280- 

Asana 109 

Asclepiádeas 204 

Asclepias asthmatica 206 

» gigantea 204 

Ates 21 

Atsuiti 36 

Averrhoa bilimbi 69 

» carambola 69 

Ayam i6l 

Ay'antotóo 249 

Ayapana 181 

Ayo 66 

Ayoban 182 

Azafrán de la tierra 187 

Babe-babe 134 

Babuy gubat 54 

Badiana 18 

Bagasoa 215. 



Páginas. 

Bagar 59 

Bagati 104 

Bagbag i88 

Bagkudo 179 

Bagkuro 179 

Bait 264 

Bakog 290 

Baliugan 88 

Balabalatioyati 34 

Baladri 201 

Balanoy 242 

Balasin 25 

Balay-manok 35 

Balibago 52 

Balikbalik 112 

Balimbin 69 

Baliyoko 302 

Balogo 126 

Balotag-aso 119 

Baloyog 117 

Balsantijia 158 

Bambusa arundinacea 305 

Bambúseas 305 

Bambus arundo 305 

» diffusa 306 

» levis 306 

» mitis.. \ 306 

Banato 276 

Banilad 60 

Banilak 131 

Ba7ihudo 179 

Barleria Prionitis 230 

Barreliera Prionitis 230 

Basiloag 88 

Batobaionis 262 

Bauhinia malabarica 125 

» tomentosa 125 

Bayabas 135 

Bayag-bayag. 249 

Bayak-kambig 113 

Bayati 25 

Bayno 30 



Bayugo 126 

Bawag 293 

Bergera Kojningi 74 

Biaspogo 140 

Bigás 304 

Bígoneáceas 226 

Bigonia indica 226 

» quadrippinata .... 226 

Bilimbin 69 

Bilogo 92 

Binuha-d.' 40 

Biophytum Cumingianum. 68 

» sensitivum. ... 68 

Biri 187 

Bitaog 43 

Bitnog 61 

Bitanhol 43 

Bixa orellana 36 

Bixíneas 36 

Blumea balsamifera 182 

Boboy 54 y 58 

Boboy-giibat si 

Boga 294 

Boho 306 

Bonak 242 

Bonga 294 

Boka~iVe 306 

Bolagtob 217 

Bolobotones 262 

Bombax Ceiba 57 

» malabaricum .. 57 y 226 

» pentandrum 58 

Borragíneas 211 

Botobotoíies 300 

Bowi 262 

Brassica júncea 33 

Brea blajica 84 

Bryophyllum serratum .... 130 

Biias 276 

Bucida cuminata 132 

Bugayon 104 

Bugo 83 



— ^28 — 



Páginas. 



Bugos 

Bulah 

» 7ia bondok 

» na hastila 

»• na totóo 

JBulakaii 54 y 

Burseráceas 

Butog 

Biiyayawa 

Buyo 

Buyog-huyog 



Cabalonga 

Caballero 

Cacao 

Café 

Cagel 

Caesalpinia bonduc 

» bonducella. . . . 

» pulcherrinia . 

» Sappan 

Calabaza blanca 

» de peregrino 

Calachuche 

Calophyllum apetalum . . 

» Calaba 

» inophyllum . 

Calotropis gigantea 

Calosanthes indica 

Calyptranthes Jambolana 
Cambogia binucao 

» venulosa 

Catnpanelo , 



Canarium álbum . . . . 
» commune. 
» luzonicum. 

Caña 

» de azúcar 

» dulce 

» miel. 

■Cañafistula 

«Caparidáceas 



275 
54 
55 
58 
55 

213 

83 
112 
262 
255 
Í53 

209 
116 

63 
174 

77 
113 

113 
116 

115 
156 

155 

197 

44 

44 

43 

204 

226 

136 

40 

40 

194 

84 

84 

84 

305 

303 

303 

303 

1 ¡ 7 

34 



Páginas. 

Capsicum fastigiatum 218 

» mínimum 218 

Carapa moluccensis 90 

» guianensis 90 

Carica Papaya 147 

Carmonea heterophylla ... 211 

Carpopogon pruriens 106 

Carthamus tinctorius 187 

Carum Ajowan 164 

» copticum 164 

Cassia alata 121 

» fístula 117 

» occidentalis 119 

» Sophera . 123 

» Tora 123 

Cassytha filiformis 261 

Casuarina equisetifolia .... 282 

» sumatrana 282 

Casuaríneas . , 282 

Cassuvium reniforme 98 

Ceanothus Wightiana 95 

Cebolla 293 

Cedrela odorata 91 

» Toona 91 y 259 

Celastríneas 92 

Celastrus alnifolia 92 

» paniculata 92 

» Rothiana 92 

Celosia mana 140 

Cerbera manghas 196 

» Odollan 196 

» Thevetia 194 

Chachachachahan 235 

Champaka 19 

Chavica auriculata 255 

» Betle 255 

Chenopodiáceas 252 

Chenopodium ambrosioide?. 252 

Chico, chiko 1 90 

Chili 218 

Chinchaxvchinchaivan 27 

Chinchona exelsa 169 



32 q 



Páginas. 



Chloranthus inconspicuus.. 

» indicus 

» officinalis 

•Cica decandra 

CÍ7iamomo del país 

•Cinnamomum Culilowan.. . 
» pauciflorum. 

» Tañíala 

Ciperáceas 

Cissampelos pareira .... 27 

Citrullus Colocynthis 

■Citrus acida 

» aurantium 

» bigaradia 

» Decumana 

» notissima 

» vulgaris 

Cleome alliacea 

» alliodora 

» icosandra 

» pentaphilla 

» viscosa 

Clerodendron infortunatum. 
» fortunatum . . 

Clitoria ternata 

Clompanus major 

Clorantáceas . . , 

•Cocculus crispus 

» lacunosus 

» suberosus 

Coco 

Cocos nucífera 

Coffea arábica 

Coleus aromaticus 

» atropurpúreos 

» grandifolius 

» Suganda 

■Coloquintida 

Combretáceas 

Cominos 

Compuestas 

Connarus foetens 



258 
258 
258 
267 
141 
258 
259 
259 
300 
189 
160 

75 
76 
76 
77 
75 
76 

34 

34 

34 

34 

34 

241 

241 

108 

59 

258 

23 

25 

25 

296 

296 

174 

244 

245 
245 
244 
160 

131 
166 
181 

73 



Páginas. 

Connarus santaloides 73 

Consuelda 266 

Convolvuláceas 213 

Convolvulus maximus 216 

» Nil 213 

» pes-caprae 215 

» Turpethun . . . 216 

Conyza balsamifera ,. 183 

Coriandrum sativum 166 

Cornáceas 167 

Cotyledon laciniata 130 

Crasuláceas 130 

Crataeva religiosa 35 

Crinum asiaticum 290 

» giganteum 290 

Crotón glandulosum 273 

» muricatum 273 

» philippense 276 

» Tiglium 273 

Cruciferas 33 

Cucumis colocynthis 160 

Cucurbitáceas 152 

Cucúrbita Lagenaria-oblon- 
ga 155 

» Lagenaria-villosa 156 

Culantrillo 171 

Culantro 1 66 

Cumnium Cyminum 166 

Cúrcuma longa 288 

Cyamus mysticus 30 

» nelumbo 3° 

Cyperus rotnndus 300 

Dallopaiven I99 

Dalondon 236 

Dahigdug 113 

Dalupan .. . 5 ^ 

Doinoghiya 68 

Dainoro 164 

Dangla 238 

Danhagi / 209 



-- 330 — 

P;iginas. 



Dankalan 43 

Dapdap 107 

Darapnt 81 

Darasig. 66 

Daripay 215 

Datura alba 219 

» Metel 219 

» fastuosa 220 

» straraonium 219 

Daucus anisodorus 164 

» copticus 164 

Dayap 75 

Daytanag 109 

Dendrocalamus flagellifer. . 306 

» sericens . . . 306 

Dianthera subserrata 231 

Dicotiledóneas gamopétalas. 169 

» polipétalas. . 17 

Diglas, diglas 132 

Dilag-buaya 292 

Dilaw 288 

Dilenáceas 1 7 

Diliwarhv 229 

Dinkalin 43 

Diosma serrata 92 

Dipterocá'-peas 46 

Dipterocarpus alatus 46 

» incanus 46 

» indicus 46 

» mayapis.... 46 

» trinervis. . . . 46 

» turbinatus . . 46 

Dita 199 

Dokotdeliot 250 

Dolichos pruriens 106 

Dolo-ariw 229 

Dool loi 

Diihat, dnat 136 

Dukum 51 

Dalaw 2S8 

Dula-wari 229 

Dulupag 50 



Páginas. 



Dysoxylum Blancoi 

» salutare 

» schizochitoides. 



Echinus philippinensis. . . . 

Echites scholaris 

Ehretia buxifolia 

Elemi 

Elettaria Cardamomum.. . . 

Entada Pursaetha 

» scandens.. 

Eriodendron anfractuosum. 
Erythrina carnea 

» caroUodendron.. 

» indica 

Escrofularíneas 

Eugenia Jambolana 

Kupatorium Ayapana 

Euphorbia capitata 

» hirta 

» ligularia 

» nerüfolia 

» pentágona 

» pilulifera 

» Tirucalli 

Euforbiáceas 

Eíkohag-habag 

Esterculiáceas 

Exostemma philippicum . . . 



276 
199 
211 
84 
290 
126 
126 

58 
106 
106 
106 
262 
136 
181 
262 
262 
264 
264 
264 
262 
266 
225 

48 

59 
169 



Foeniculum Panmorium . . . 166 

» officinali 166 

» vulgare 166 

Fagara piperita 73 

Feronia Elephantum.. . . 79 y 80 

» ternata 77 

Ficoides 161 

Flores Caballero Il6 



Gahuen 182 

Gadelupa maculata 112 

Galonalpas 300 



331 — 



Gamagamatisan 

Gamot sa huni 

Gandarussa vulgaris 

Gapasgapas 

Gardenia spinosa 

Garcinia Cambogia 

» mangostana. . . . 

» Morella 

» venulosa 

Garuga pinnata 

» madagascarensis . 

» floribunda 

Gaway-gaway 

Gatasan pula 

Galas-gatas 

Gayoman-maiiok 

Geraniáceas 

Gikiisgikus 

Gílalas 

Gilig-gilígan 

Gintingintin 

Gogo 

Gohog-bakay 

Golondrina 

Goma-gutta 

Goyabano, guyabano , 

Gayabas, guyabas .,......, 

Gossypium arboreum.. . . , 

» barbadense . . 

» Capas , 

» herbaceum . . 

» indicum 

Gramíneas 

Granada , 

Granatis , 

Guanábano , 

Gtcayaba , 

Guayabano 

Guilandina moringa 

Guinlandia bonducella.. . . 

Guíñamela , 

Gutíferas 



Páginas. 

217 
121 
231 
238 
172 
40 

39 
41 
40 

83 
83 
83 
29 
40 
262 

171 
66 
104 
248 
50 
182 
126 
126 
262 

41 
22 

135 

55 
55 
54 
54 
54 
301 

143 

139 

22 

135 
22 

lOI 

113 
53 
39 



Páginas. 



Gynandropis pentaphylla. . 34 



Hagonoy 

Halahala 

Hambílon 

Hamitanago 

Hangar 

Hangat 

Helicteres Chrisocalix 

» Ixora 

» Roxburghii 

Hibiscus Abelmoschus. . .. 

» rosa-sinensis 

» tiliaceus 

Hierba de San Pablo 

Hierba mora 

Higoí balalo 

Himamaw 

Hitam 

Hojas de buyo 

Hydnocarpus polyandra. . . 

Hydrocotile asiática.. . 163 

Hymenodictyon exelsum . . 

» Horsfieldii. 



184 

I5S 

182, 

61 

250 

250 

62 

62 

62 

51 

53 

52. 

26& 

217 

4& 
8& 

131 

255 

37 

y í7i 
169 
169. 



Ibabaw 117 

loica Abilo 83 

Igasud 209. 

^gi'^' 8& 

Ignatia amara 209 

» philippinica 209 

Ilag-ilag de China 2 o 

lUicium anisatum 18. 

Ipomasa hederacea 213. 

» Nil 215 

» pes-caprae 215 

» Turpethum 216 

Ihnó 255 

Ixora coccinea 173 

» Bandhuca 173 



i Jasminum Sambac 192 



— 33 

Páginas. 

Jatropha Curcas 269 

» Janiphra 270 

» multifida 270 

Jengibre 287 

Jussiaea erecta 146 

» suffruticosa 146 

» villosa 146 

Justicia adhatoda 232 

» Gendarussa 231 

» nasuta 234 

Kahalogan 209 

Kabatiti 95 

Kabik'i 191 

Ka/iel, liahil 76 

Kalambibit. 113 

Kalainias 69 

Kalanchoe laciniata 130 

Kalantas 91 

Kalasusi 197 

Kalatsutsi 197 

Kalawaga 288 

Kalayati 236 

Kaligag 258 y 259 

Kalisay 131 

Kalitis 249 

Kaliigay loi 

Kahimpag 59 

» sa lati 90 

Kamala 276 

Kanialagi 124 

Kamalugay loi 

Ka-Mar la 186 

Kamias 69 

Kamigag 215 

Kamot-Tiabag 113 

Kamunig 73 

Kandaronia 259 

Kafilara 209 

Kansasaga 104 

Kantutae, Kantutan 180 

Kapalkapal. 204 



Pági ñas. 

Kapili 271 

Karambuaya 264 

Karo 282 

Karuhansuli 247 

Kasabha 187 

Kasindili 107 

Kasitas 121 

Kasla 269 

Kastiokastiogan 51 

Kastuli 51 

Kastumba 187 

Kasubha 187 

Kasubhag-asú 31 

Kasiipagil giibat 241 

Kasuy 98 

Katag-katag. 215 

Kataliataká ... 130 

Kataloga 209 

Katandá 121 

Katbalogan 209 

Katsumba 187 

Katwit 266 

Katuray 103 

Kayaga 53 

Kayliay 171 

Kayutana 73 

Kawayag-toióo 305 

Kilinghva 69 

Kilitis 249 

Kinamboy 288 

Kleinhovia hospitata 61 

Koliog manok 230 

Kolasiman 38 

Kolokatiíig, liolohatig 108 

Kolonhogon 242 

Kongi 66 

Konti 117 

Kopag. 128 

Knúlmahuhan 50 

Kuatiton 249 

Kiiliubitan 153 

Kulaiiia 230 



Páginas. 

Kulit . , 179 

Knhitan , kulutlmltitan 50 

Kurakda 153 

Kusug 300 

Kuti 217 

Labiadas 242 

Ldgayray 215 

Lagenaria clavata 156 

» Cougorda 155 

» Gourda 155 

Lagi-dülagiw 229 

Lago 187 

LagpaJwn 217 

Lagundi 238 

Lagis 227 

Lagkawas , 290 

Lagkuas 290 

Lahad bulan 182 

Lakdanbulan 183 

Laktag 25 

Lalakdan 182 

Lambayog 215 

La¡npayog, 215 

Lamiidio 164 

Lanigpa 91 

Lanta 25 

Lantin^ llanlcn 248 

Laportea Gaudichaudiana.. 281 

Lasuna 293 

Lauríneas 259 

Laurus Culilaban 259 

Larvas 29 

Lawsonia alba 141 

» inermis 141 

» spinosa 141 

Laya 287 

Leguminosas cesalpíneas. r 113 

» mimoseas. . . 126 

» papillonáceas. 103 

Lengua de perro 264 

Leucas áspera 247 



Páginas:., 

Libay 250 

Liga 227 

Ligaton 281 

Liktag. 25 

Ligasina 278 

Liliáceas 292 

Lilitan 180 

Limón 75 

Limnophila Menthastrum.. 225 

Lino 179 

Lintag-bagin 25 

Lipa 281 

Lipagdoton 281 

Linatog-anak 81 

Lipay 106 

L'ppia nodiflora 235 

Litraríeas 1 40 

Loganiáceas 209 

Loga 227 

Lokoloko 242 

Lambayog 117 

Lomboy 136 

Liibihcbi 217 

Luffa íegyptiaca 157 

» pentandra 157 

» petóla 157 

Lugo 131 

Lukbag 77 

Lumbag. 271 

Luya 287 

Mogatas 262 

Magnoliáceas 18 

Magit 211 

ñLahihiin 68 

Maiz 30I' 

Makabuhay 23 

Maluihiya 68 

Malialigag 259 

Makasili 88 

Malaapulid 3°^ 

Malabago 52 



— 334 



Malahagaw 88 

Malahahighig 66 

Malahoholi 261 y 282 

MalahiMuk 44 

Mahikabuvazv 77 

Malahatmojí 17 

Malapoko 146 

Maliiubi 254 

Malawin 238 

Malinta 267 

Malis 50 

Malisa 257 

Malismalis 2Ó2 

Malugit loi 

Mabigay loi 

, Malváceas 48 

Malvas de Castilla 50 

Mallotus philippinensis. . . . 276 

MamaHs 48 

Mainhjg 179 

Mamin 255 

Mamón 255 

Mananaog. 209 

Manga 96 

Mangifera indica 96 

Mangostan 39 

Manimanihan 123 

Manuiigal 81 

Manungala péndula 81 

-Manzanitas 94 

Mar apoto c; i 

Maravillas 248 

Marikum, inarukiini q i 

3Iayana 245 

Mayapis 46 

Melastomáceas 139 

JMelastoma áspera 139 

» malabatiichum. 139 

» obvoluta 139 

» obvolutum 139 

Mella Az3derach 86 

Meliáceai? 86 



Páginas. 

Menispermáceas 23 

Menispermum crispum .... 23 

» cocculus.. . . 25 

» lacunosum.. 25 

» rimosum ... 23 

Mesua férrea 44 y 173 

Michelia champaca 19 

Migi 90 

Mimosa Farnesiana 129 

» peregrina 128 

Mimnsops Elengi 191 

Mirabilis Jalapa 248 

» longiflora 248 

Mirtáceas 135 

Molaivin 238 

Molopolo 50 

Momordica Balsamina .... 158 

» Charantia 158 

» cylindrica 158 

» muricata 158 

» operculata 157 

Monocotiladóneas 285 

]\Iorinda bracteata 179 

» citrifolia 179 

» ligulata.. . , 179 

» royoc 179 

» tinctorio 179 

Moringa oleífera 10 1 

» polígona loi 

» pterigosperma.. . . loi 

Moríngeas loi 

Mostaza 33 

Mota 300 

Mucuma utilis 106 

» prurita.. 106 

» pruriens 106 

Murraya exótica 73 

» Kasnigi 74 

» odorata 80 

» Paniculata 73 

Musa paradisiaca 285 

» sapientum 285 



— 335 — 



Páginas. 

Mutha 300 

3Iyrohalan 132 

Namakpakan 42 

Naga 109 

Nagka 280 

Naranjas del país 76 

Narra 109 

Nato 131 

Nelumbium asiaticum 30 

» nucífera 30 

» speciosum .... 30 

Nerium odorum 201 

» oleander 201 

Nicotiana Tabacum 221 

Nictagíneas 248 

Nigi 90 

N¿no 179 

Niog 296 

Niog-7iioga;i 134 

Niota tetrap átala 81 

Ñipa 298 

Ñipa fruticans 298 

Nipay 106 

Nyctantes sambac 192 

Nymphasa lotus 29 

Nynfeáceas 29 

Ocimum americanum 242 

» basilicum • 242 

» flexuosum 242 

» gratissimuní 242 

» sanctum 242 

» virgatum 242 

Ochrocarpus pentapetalus. . 42 

Odina Wodier 100 

Olasiman 38 

Oldenlandia burmaniana ... 171 

» biflora 171 

» corymbosa. . . . 171 

» herbácea 171 

» ramosa 171 



Páginas. 

Oldenlandia scabrida 171 

Oleáceas 192 

Omadiug 300 

Onagraríeas 146 

Onoran 300 

Onty, 217 

Ophelia chirata 241 

Opo 156 

Orayi 249 

OrLgano 244 

Oriza 303 

Oroxylum indicLim 226 

Oshv 306 

Oxalis Acetosella 66 

» corniculata 66 

» sensitiva m 68 

Paederia fetida 180 

» sessiflora 180 

Paja de Meca 302 

Pakayomkom kastila 121 

Paliupis 153 

Palagariiim 81 

P'^l'W 304 

Palmas 294 

Palo del Brasil. ii^ 

Palo María 43 

Palunay 184 

Pamalis. . . . ^ 48 

Paminta 257 

Pamonoan 80 

Panampat 61 

Pajidan 131 

Panguaguason 209 

P'^"i^ 37 

Pangium edule 37 

Panliudo 179 

Panoan 80 

Pansipansi 247 

Papaya , 147 

Papaveráceas 31 

Paraíso 86 



— 336 - 



Páginas. 

Pareira brava 27 

Parkiabiglobosa 128 

» Brunonis 128 

» Roxburghii 128 

Paria 158 

Pasiflóreas I47 

Pasotis 252 

Paypaysi 247 

Pedalíneas 227 

Pepita 209 

» sa katbalogan 209 

» sa kabalogon 209 

PernamhnliO 55 

Phlomis alba 246 

» zeylanica 247 

Phyllanthus Niruri 268 

» reticulatus. . . . 267 

» urinaria 268 

Pías 69 

Pili, pilis 50 y 84 

Pimienta 257 

Pinka-pinha 226 

Pinha-pinliahan 226 

Piperáceas 255 

Piper Betle 255 

» Betel 255 

» nigrum 257 

Plantagíneas 348 

Plantago crenata 248 

» erosa 248 

» media 248 

Plátaíio 285 

Plumbagíneas 188 

Plumbago viscosa 188 

» zeylanica 188 

Plumaria alba 197 

» acutifolia 197 

Poinciana pulcherrima 116 

Polanisia visco3a 34 

Pongamia glabra 112 

Ponoan 80 

Portulaca Axiflora 161 



Páginas. 

Portulaca olerácea 38 

» Tostón 161 

Portuláceas 38 

Psidium aromaticum 135 

» pomiferum 135 

Pterocarpus echinatus 109 

» erinaceus.. .. 109 

» indicus 109 

» marsupium.. . . iio 

» pallidus 109 

» santalinus 109 

Puldggag 108 

PuJiopukat 153 

Púnica granatum 143 

Quisqualis indica 134 

» spinosa 134 

» villosa 134 

Rábano 33 

Rabasa 162 

Ra''z de Cobiuj 254 

» de inor.i 302 

Randia aculeata 172 

» dumetorum 172 

» longispina 172 

» stipulosa 172 

Raphanus sativus 33 

Rhamneas 94 

Rhamnus Carolianus 95 

» jujuba 94. 

» Wightii 95 

Ricinus communis 278 

» jNIicrocarpus 278 

» subpurpurescens.. . 279 

» Viridis 279 

Rinicanthus communis. . . . 234 

Robinia mitis 112 

Romero 245 

Rosas-Caballero 116 

Rosmarinus officinalis 245 

Rotlera tinctoria 276 



33"? 



Páginas. 

Rubiáceas 169 

Ruda. 71 

Ruta augustifolia 71 

» graveoleus 71 

Rutáceas 71 

Sábila 292 

Saccharum oíficinarura 303 

Saga 104 

Sagamamin 104 

Sagig. 285 

Sagdü'it .... 188 

Sagk'i 18 

Saladay 73 

Salagsalag. 153 

Salay 73 y 302 

Salighobog 35 

Saligzvak 241 

Salimpohot 153 

Samadera indica 81 

Samat 255 

Samhak 124 

Sambog-gala 183 

Sambon 182 

Sampaga 192 

Sampaguiías 192 

Sampaha 19 

Sampaloli 124 

Sandoricum indicum 89 

Sansawsansaivan 27 

Santa María 186 

Santán I73 

Santal. •• • . 89 

Sapag 115 

Sapotáceas 1 90 

Sasa 298 

Sayikan 262 

Scitamíneas 285 

Schizostachyum acutiflo- 

rum 306 

Sesamum indicum 227 

Sesbania grandiflora 103 



Páginas. 

Sibiíkaxi' 115 

Sibtiyas , 293 

Sida acuta 48 

» carpinifolia 48 

s> frutescens 48 

» indica 50 

» stipulata. . . , 48 

SicviprexHva 130 

Sili 218 

Simarúbeas 81 

Sinampaga 172 

Sinapis alba. . 33 

» júncea., 33 

> nigra 33 

Sisiwhan 262 

Sobsob 182 

Solanáceas 217 

Solanum nigruní 217 

Solasi 242 

Solasolasian 247 

Sont/g, suntig 121 

Sorogsorog, sorosoro. 264 

Sphairanthus hirtus 183 

» indicus 183 

» mollis 183 

Spilanthes Acmella 184 

Sterculia cordifolia 60 

» faetida 59 

» poyphilla 59 

» urens 60 

Strychnos Ignatii 209 

» philippensis 209 

Suelda 266 

Siiganda 244 

Sugot-olng. 267 

Sukaw . . 30 

Suha 77 

Sulbag 107 

Suma 25 

Sumalag'i 124 

Sursur 3°° 

Susog-datnulag 2 

22 



338 — 



Páginas, 

StisoJiayoli ■. 66 

Suspiros 248 

Swertia Chirata. 154 

Syzygium Jambolanum. . . . 136 



221 

155 
90 

50 
153 

77 
180 



Tabaco 

Tahayag 

Tabigi 

Tabig 

Tabobog 

Tabog 

Tac-tae 

Tagalitagak 234 

Tagaraw 134 

Tagaray 215 

Taghilazv 226 

Taldag-anak 40 

Taglinaw 57 

Tagitdin 42 

Tagantagan 278 

» na morado 280 

Taglad 302 

Taígan-dagá 66 

Tákbibug. 219 

Takip-kohol. 162 

» suso 

Talipus 

Tahiragan 

Tala odorata 225 

Tala . ." 225 

Talaiala 225 

Talantponay 219 

» na itivi 220 

Talanhaw 188 

Talaylo 29 

Taliatilar 179 

Taligharap 246 

Taliktan 88 

Talisay 131 

Tamarindo 57 

Tamarindus indica 124 

Tnlutu 124 



162 
179 

53 



Páginas. 

Tamaivian .'. 43 

Tamlalisa ■... 119 

Tanag 61 

Tangolon 134 

Tapulaga 53 

Tarampaham 225 

Tar atara 225 

Tariaraw 134 

Tawazva 262 

Tazvatawa 269 

Tawatazvasiga 278 

Tayabas 135 

Taywa7iah 306 

Teca 236 

Tectona grandis 236 

Terminalia Catappa 131 

>■- Chebula . . . 132 y 189 

» mauritiana 131 

» moluccana 131 

» reticulata 132 

Tetracera Assa ♦ 17 

» macrophilla 17 

>>• monocarpa 17 

> Rheedi 17 

•>■> sarmentosa 17 

Theobroma cacao 63 

Thespes'a populnea 54 

Thevetia neriifolia 194 

Tighiman 119 

Tiglog 229 

Tiklá 236 

Tilites 249 

Timbagan. 254 

Tinatinaan 267 

Tinisas 186 

Tinospora cordifolia 23 

» crispa 23 

Tintatintahan 267 

Titizv 229 

ToJdoJi-hiló 196 

Toronja 77 

Tostón ., l6| 



— 339 — 



Páginas. 

Tovomita pentapetala 42 

Trianthema monogyna. ... 161 

» obcordata 161 

Trichosanthes amara 153 

» anguina 153 

» cucumerina. . 153 

» lucioniana.. . 152 

» palmata 152 

» tricuspis. ... 152 

Tsampalca 19 

Tsatsatsatsahan 235 

Tsicu 190 

Tuba 25 y 269 

» Kamaisa 271 

Tuhó 303 

Tumbog-aso 179 

»• hapay 179 

Tunas 29 

Turras octandra 88 

» virens 88 

Tylophora asthmatica 206 

Umbelíferas 162 

Uñona uncinata 20 

Urena morifolia 50 

» multifida 50 

» muricata 50 

» sinuata so 



Páginas. 

Urticáceas 280 

Urtica ferox.. . 281 

» umbellata 281 

Uvaria sinensis 20 

Verbenáceas 235 

Verbena capitata 235 

» nodiflora 235 

Verdolagas 38 

Vitex leucoxjlon 238 

x> negundo 238 

» repens 238 

» trifolia 238 

Vitas 276 

Wawalisan 48 

Xylocarpus granatum 90 

Yate ?.. 236 

Yayo 66 

Zanthoxylum oxyphyllum.. 73 

» violaceum. . . 73 

Zea Mays 301 

Zingiber officinale 287 

Zizyphus Jujuba 94 

» mauritania 94 



TABLA DE MATERIAS. 



Páginas. 

Dedicatoria 5 

Prefacio -.j, 6 

Advertencia » 15 

Dicotiledóneas polipétalas: 

Dilenáceas. — Magnoliáceas. — Anonáceas. — Menispermáceas. — 
Nynfeáceas. — Papaveráceas. — Cruciferas. — Caparidáceas. ■ — Bi- 
xíneas. — Portuláceas. — Gutiferas. — Dipterocárpeas. — Malvá- 
ceas. — Esterculiáceas. — Geraniáceas. — Rutáceas. — Simarú- 
beas. — Burseráceas.^Meháceas. — Celastríneas. — Rhamneas. — 
Anacard laceas. — Moringeas. — Leguminosas papillonáceas, ce- 
salpineas y mimoseas. — Crasuláceas. — Combretáceas. — Mirtá- 
ceas. — Melastómáceas. — Litrafieas. — Onograríeas. — Pasifló- 
reas. — Cucurbitáceas. — Ficoides. — Umbelíferas. — Cornáceas. 17 á 168 

Dicotiledóneas gamopétalas: 

Rubiáceas. — Compuestas. — Plumbagíneas. — Sapotáceas. — Oleá- 
ceas. — Apocináceas. — Asclepiádeas. — Loganiáceas. — Borragi- 
neas. — Convolvuláceas. — Solanáceas. — Escrofularíneas . — 
Bigoniáceas. — Pedalíneas. — Acantáceas. — Verbenáceas. — La- 
biadas. — Plantagíneas. — Nictaglneas. — Amarantáceas. — Cheno- 
podiáceas. — Aristoloquias. — Piperáceas. — Clorantáceas. — 
Lauríneas.--- Euforbiáceas — Urticáceas. — Casuarineas.. . . 169 á 284 

Monocotiledóneas : 

Scitamíneas. — Amarilídeas. — Liliáceas.— Palmas. — Ciperáceas. — 

Gramíneas 285 á 307 

índice de las plantas según sus propiedades terapéuticas. ...... 1 308 

Memorial terapéutico 316 

índice alfabético de nombres si stemáticos y vulgares 325 



JL 



UNIVERSITY OF CALIFORNIA LIBRARY 

Los Angeles 
This book is DUE on the last date stamped below. 



University of California 

SOUTHERN REGIONAL LIBRARY FACIL1TY 

405 Hilgard Avenue, Los Angeles, CA 90024-1388 

Return this material to the library 

from which it was borrowed. 



^íiC'DVP- 



•^ sm 



Form L9-1 




UC SOUTHERN REGIONAL LIBRARY FACILITY 



ÍK Pardn r\e tavera-; 

368 Plantas rnedicin- 

i21p ales de rHlipjn- 

as 




U:^: