(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Relacion histórica del auto general de Fe: Que se celebró en Madrid esto año ..."

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 



5479^ 




7b3 



»^»*i 







';S9 



1 1 R r t L E r^'^^ *' 

irBRARrJ ' " 

■HívasfTT pr 



^ 



.«r *f 



CAilf 



V^* 



"^¿ 




r'.*i^"f ; 



*<ír^^ 



r-W 












Digitized by 



Googlí 



RELACIÓN HISTÓRICA 



DEIi 



AUTO GENERAL DE FE 

que se celelffó en Madrid en el año 

de 1680 con asistencia del Rey don 

Carlos II, 



fiel y literalmente reimpresa de la que se publicd 
en el loismo año. 



MADRID i82a 

IMPRENTA DE CANO. 

Se hallará en la librería de Matute calle de las Carrctat 
inmediato á la Imprenta Nacional. 



Digitized by 



Googlí 



t ' « J ' 



Digitized by 



Googlí 



RELAGION HISTÓRICA 

DEI, 

AUTO GENERAL DE FE 

qne se celebró en Madrid este año de 1 68o con 
asistencia del Rey N. S. Carlos 11^ y de las mages- 
tades de la Reyna N. S. , y la augustísima Reyna 
Madre, siendo inquisidor general el excelentísimo 
señor D. Diego Sarmiento de Valladares. 

DEDICADA 

A LA S. C. M. DEL REY N. S. 



Refiérense con curiosa puntualidad todas las circuns- 
tancias de tan glorioso triunfo de la fe , con el ca- 
tálogo de los señores que se hicieron familiares, y el 
sumario de las sentencias de los reos. 

Va inserta la estampa de toda la perspectiva del teatro, 
plaza y balcones. 

POR JOSÉ DEL OLMO, 

alcaide y familiar del santo oficio^ ayuda de la 

furriela de S. M.y y maestro del Buen Retiro 

y villa de Madrid. 



Véndese en casa de Marcos de Ondatigui, familiar del 

Santo Oficio , á la Platería , junto á San Salvador. 

Impreso for ROQUE RICO DE MIRANDA, Año iS8o. 

uigitized Dy VJH^/v^^lC 



i í 1. ! 






Digitized by 



Googlí 



^~ — — &r 

A LA CATÓLICA \SlO 

Y SAGRA REAL MAGESTAD 

DEL REY NUESTRO SEÑOR 

CARLOS SEGUNDO 



SEÑOR. 

JlÍ/ I sagrado blasón de católico monarca ^ conseguido 

por el rey Récaredo de los Godos , proclamado en el 

tercer coné^ió'dé^ Toledo ^ restaurado por el rey don 

Alfonso de Leon^ restablecido y vinculado á la corona 

de España por los reyes católicos don Femando y do^ 

na Isabel i si para la soberana grandeza deV. M. es 

glorioso timbre de su hereditario c^lo y religión , es 

también para mi humildad titulo generoso de confianza 

que me alienta á ponerme á los pies de V. M. con la 

pequeña oferta de éste libro ^ porque habiendo todo eh 

mundo experimentado la piedad con que asiste á las 

causas de la fe j no permite duda de que no disgustará 

V. M. de ver referido lo que se dignó de ver ejecutado^ 

y que favDfecerá en I a. estampa con el real patrocinio 

578 ^ ^ 

Digitized by VjOOQ le 



(IV) 

de su nombre el auto que autorizó con su presencia. 

Alienta mas mi ardimiento de ponerme á los pies 
de V. M. , venciendo el desaliento con que me pudiera 
acobardar la indignidad de abatido^ el ver que con 
el heroico ejemplar del mas constante defensor de la 
Iglesia , y. M. ha ennoblecido de nuevo á sus españo* 
les con el lustre y la dignidad de ser vasallos del 
mas religioso Rey. Si esta obsequiosa presunción fuera 
encarecida mereciera ser despreciada ; pero si bien se 
mira no se puede tocar en los excesos de vanidad 
y lisonja la gloria ^ que por mas ceñida d la modestia 
cristiana viene á ser mas ajustada á la razón. A Júr^ 
piter^ rey de Creta ^ porque en la guerra que movió la 
impiedad oponiéndose á la justicia y la religión^ ful^ 
minó rayos contra los sacrilegos Ja ignorante anti^ 
güedád con uniforme" consentimiento de las mas nacUh 
mes del mundo ^ no solo le colocó entre tos astros , sitia 
que le aclamó por supremo Dios del cielo, i Pues qué 
mucho que al protector de la Iglesia ^á la columna de 
i^ fi r y ^l capitán general de la milicia 4fi Dios^ 
cuando con tan singulares demostraciones de su católico 
celo fomenta el castigo de la herética pravedad y le 
veneren todos los mortales por el mayor R^ de la 
tierra^. fQué mucho también que la mas Ínfima esfera 
se esfuerce á imitar su curso , cuando s^ advierte in^ 
fluida de las piadosas y ejemplares luces de este 
jfápiter cristiano^ 

Conducido pues 4^1 culto y veneración que en los 



Digitized by 



Googlí 



(y) 
nttares le franquea la entrada al rendimiento ^ pc»g0 
en manóse de V. M. tó/it rdacim éet^ tríunfk d¿ ik 
ijruz Verde que titve dé blasón ; ar^imfjf. emialwtg 
al rectísimo y santo tribunal de la Inquiskionj< i:m^ 
siderandó que es*e misterdoso color en la insignia de 
tristidrhs^ né S4>h explica los ntérkos de ^uim la 
íkíéndéy ddofé ^-^ino ^e anuncia lús abundantes^^fhí^ 
ti^s con que Corresponde y premia. La amenidad cm 
'que este leño florece y no solo acredita la bondad de la 
tierra donde ie itrfaigaiy dmde^vivt' ithimarchit^irs^ 
ton la siempre ^erdt oks^an&ia^n^las sagradas Iv^ 
yes y sino también la fectínda y ^enriquece con la} féíi^ 
cidddes que la asegura: porque él' árbol sagrado de 
la cruz tiene por' cultura el culto ^ y tomand^^por b¿^ 
neficio el obsequio^ le agradeté^ y ' remunera co4 su 
sombra y con sus frutos. Con esta firme esperanza 
sacamos los españoles de la experiencia el consue- 
lo mayor de la lealtad y porque en la piedad con 
que V. M. nos da el ejemplo ^ nos parece que leemos su 
fortuna , y que la cruz le pagará su veneración con 
victorias que le engrandezcan ^ con triunfos que le co^ 
roñen y con glorias que le ilustren ^ y con siglos que le 
eternicen. DMoro sícuio, 

Iib. 1. Hist. cap. 

Advierte el mas curioso observador de la genti-lLi^l^lZ.l'^^ 
lidad que los antiguos dedicaron á sus dioses aquellas i^^^^o gTÍ^ci 

, ' fi.Kcho et quod 

píantas que no se desnudan de sus hojas ^ v aue conser- ^*^*'^* '" ^^'*i*- 
van perpetuamente el verdor de la primavera, sin ^e bJÍoWrV"í'u^Í; 
lainclemenciit del invierno ni la ancianidad del año las tZVktÚ 

^ Uuruin , P<ill«icli 

•• uigitized Dy Míleirtfr j'indicaat. 



(VI) 

^efwejezca ¿ Ids mitrchüe^ parecUndfiJes que npoyaban 
iu mmortifUidud.de sMs dksea eoif £ste\ simMo de Ja 
eternidad^ iPu»Mn. tuámk mas í^vm. podré so di^"^ 
Oirrir qut debutándose á V. M. /w » triunfos de la 
Orun Verde no solamente se insinúa^ el alto Qomepto 
con pie le adora el amúr dt sus leolfit úas^llosy sinq 
que^tambiénjm pnmottíQa ^l^h^rode^ maestros defeps^ 
prometiéndonos este glorioso blasón^ de nuestra fe tan 
prolongados 4Sw d V^ M^ que puedan llamtirse eter-r 
ms^ conservando sieinpt^ ^anfimiét juv^mdpara^ 
e«altaeion del nom¡me\írissifma^4Hai0CiQ^ de laJgU^ 
fia i honor de Espi0$a^ y patrocinio d^l sanfo tribunal 
de la Inquisicioni Guarde Dkts la -august4 persona 
de V^ ^M*;jQomQ, s$4S, rtínof^ \y toda fa cristiandad ha 
menester. Madrid :fl mn^kmkre $o,de i6%9 aSipsn 

El mus bomilde vasallo de Y* M« 
. <Í.S;R.P. B. 



.uí,/ ■ ' í 



Josí del Olmo. 






Digitized by 



Googlí 



-i-, '■■ ¡'ijív"; 'I, utiM -.Tj ii.;.-: yj u^ v./.i.".ii, ■ „ !.-, :.: i-, í 

i)j ;b 2oI k ivSxúmi'A ou.>. ,ílf;q¿a ^b ">í ) ^"! jf' nr' m 

{';.(-. í'.i ün;><>''I.>ííUPfi<;0'J e.'';í íi> r-b'.übíi 'A -n ,(>!.-. un i;) 

' zánó/cde^ial que fUé: en él irisighe dé la . 

I Mfídre de MÍQs.<k.lo^ ,üól^^ um^ 

■ eéts'idñd de' Alcalá , y ethorácura propio ' 
[ d^' Jii i¿lém parrtiqiml\de '■■ Sm,^ Miguel 
i.ile.esta, corte j capálm de honor , y pre^ 
dicáéor de S. M." ■ , '^ '' ' 

-O' ' ; ;.! J> n:, J'.^/j -i i :> i ' ;o í j- ,• ' -'y ' -'^ /' '^- ^ 

abiéodóse 9elebrad9;tn «sta coronada villa de Má« 
drid 9 corte de nuestitP. jgran n^ionarca CarlQs segundo 
(que D\p^%\jtg(^),^^\/^ .^ste prc- 

sínjjte aftaii^p lililí. Kisxíeinos y ógbspt^j. AiJtp gweral: 
dala Fe.i5j3B;a<^^)ií 4ebídaíW»^^ revé-, 

rmte cyjl€tqp$ f>(;4U a^loséb^raiio del lemp^qo co^. 
mo el ardiente celo d^ la Teriglon; española , y en espe-. 
cial el d^/S]u$ catolicí^iinos .reyie^fi peladores en. todos, 
tiípjpo^ 43 )fí^mv0r^^\mfA^y.iV^^9^ d^ l^s dogmas 

COt4lÍCp$(9^p9 i$ÍmÍP^rBiarQpÍOí .^Tor ,/í/¿lfíe í/ÍjÍ ÍJ«Í?5 Ord?naf?s Bi. 

irrQrib^fi^^i(ifff!umn 4id é^ ^ suspiáoníbus es se volunh suosjnmum oo^ni 

mrftunef'^tJpiSQ fr^pue Cathoiico Kegg :super vmnes ín^^^^ '^'^ '^* 

í¡^l fi¿|ijé?í»'#«WÍ^^ h^oyde or- 

^fi 4«1 ^ñ^ llf^epciado don Álon^, Rícq y Villar- 

í^¥ftl>t ¡nawwápr^r/iinaríp ; de Corte , ^abad de la san tí 

Í^esia^jiQiii5yes¿ y ivioar^lo de e?ta villa de Madrid 

y su parjti^o ppr el emMieotfsimo señor Cardenal doQ 

Luis Manq^^ Pprtocarrero^.arzoblspp de Tjoledo^ mi 

sco^^ ^i, Jí^ííjgciao d?'>^ «l^briw, escriw. pof Jpr 

f4 d§l/TQl9}93n^í;a.We y fdojlliíii: ;<^ej ¡^anto Oñcuh 

ayuda , df «, l^^, for rl^la de S. ;M, ¡^ y mostró wa j?or ^et 

Buen Retiliro y yüi^ ,de Mtidti4* X b^^bi^ft^plf n4i^4da 

Digitized by VjOOQ le 



con la mááürez^qro ^T^^ o^ra nque ^r ía"mag«^^ 
tad de su argumento ha de salir no solo al registro co* 
müu de los ojos de España , sino también á los de to- 
el mundo, no he hallado en ella cosa que disuene ni aan 
ocasione el jaias ligero', escrúpulo , así hacia el lado d¿ . 
las seguridades de nuestra santa fe como al de¡ decoro 
y respeto de las observaciones políticas; antes he visto 
nachas como lo experimentarán cuantos lean reducido 
Jo ceremonioso del acto á esta puntual noticia (solicita- 
da aun mas del espíritu ardiente de los corazones cató- 
licos qi1e dé curiosidad), he visto muchas^ digo, ó 
mejor diré todas, que de justicia pide en premio del 
acierto con que se ha desempeñado su pluma de obli- 
gación tan grande , la alabanza y aplausos clel autor, 
correspondiendo esta obra en la de$treza de la dispo* 
sicion, claridad del estilo, propiedad y elegancia de 
las voces {'^óe ttí^ algunas ínatefrías que es precisó que 
toque I no debe ser lo meiios'primoróso) al concepto 
ju^amehte ^r^ngéádo (jtíie de su^ dtoeád^ tiétíen' cuantds> 
1¿ hatt^Üonoéído.' Nadá^tí cüafité- ^edSé' stíbsfeíir <¿ipñ' 
aceritós ftíüCIíímcfite la f luma* jtórtf iirfbOttat* éhwtirfá^^ 
cion al Mtíso ¡de tó que percibieren tetultiVátdehte^ loii^ 
ojos y él oído aquel dia , echará en está menos el «fas* 
escrupuloso^ según la» claridad ¿on^ que sus cíaracteres* 
fócíUtan én fuerza deipúntuak^ )a tnVetigentki fcóm^^ 
^ prensión de todo , ^r^^ita? tárt ¿tí^Sú ítígai^ cada* edíá' 
como de líxs primórís ide la historia^ dé .C^síar ¿¿le- 
oiwiianjM^^de braba Qtomano : In eo nihil á propositó oSifkiM^ niHit 
Mf . ^^ 0^¿{ff¿ ^ ^ ¡Q¿Q ^ fjif^it f^0ff magnóf^i*neíésinriWn ad^ 
niistef. ^kú por esto, con» por consi¿krar^e^d bbrá^' 
ademas dd dcsci^ilte que cotisegulWki' co¿-ie¿ríá 1<wí 
qu¿ ;d por la dístahtía dé4'sitiovó {i8r^'hlaH#í6'*use^^^ 
tes de la corte , nó pudieroh lograt lá^^asíáteíiéfes^á ttó 
sblemne acto; poV considerarla (concluyó) «b solánbeii* 
te'aclierdo^y^reptésentacion' puntual de función tan s(a- 
gracfa . sino fácil díáñpá 16^ siglos íbttiirós de ótrás dé 
tf<|atstá tspe¿ieÍ-tfs de ñii fiafecér ^iímcttte ¿¿reedorá 
{í-qüe'éóhtrá ' Jps tíc»:uidos del tíenfípó' s6' etcrntc(í^ én 
losí ^¿ibldes'para ¿rcbitó preció^ ^e Mxx íhiportantes 

Digitizedby VjOOQIC » 



noticias á la posteridad, como ponderaba de otras 
por estos mismos títulos una pluma latina. 

Foccaí Gram* 

'^' ^^inñi^naihum shtis inferiré,::' ^ ' t^.^ol^!'^ 

'\^ ^^JífU)n(hri^ilarumpaUrU\usirvani " ' v teraH. 

Pofmis pri^ fnafriminiii secJi , 
Con Jifa libris* 

Asl,i^ siqitó en en e^ Iglesia parroquial d^ S49 Mi- 
gyei de Madrid á 17 de octubre de 1680.^ 

El doc*&r ion Juan Matety LoTUino. 



Licencia del Ordinario: 

Nos el licenciado don Alonso Rico y Villarroel, 
consultor del santo oficio de la Inquisicipn» electo 
abad de Olivares , y/Vicarfc) de está^ villa de Madrid 7 . 
su partido , &c. damos licencia , por lo que á Nos to- 
ca^ para que ^ pu^dd- imprimir é impriaia.:^l rllbra 
imitvAsLd^z :Rtlacion 4^1 ^téfQ general de la Fe ^ que se 
ce|ebrÓ€ia:«st9 corle el ^dyia treinta de )unio:de est0, 
dBp^mmp\i*^ J^J^^S^ «ícaide^y fo^iV^ 

Kay.4ílSá0to,OfikiÍ0^ays4a¿dk Ig fi^rrie^ja d«5.M,h 
y n^ae^ti^o mayor é¡c\ Bucflí ^ptiro y -villa deiiMadridii 
atento por la -censara de e^jta otra parte del doctor > 
díW J^p Mat§0:Lpzsiw, Qwa .propÍ9t;de l%;iglesía, 
parrpq^iiial <jL? ^ty^l§¡afihdc;^^f^y]^)^ , CQPífia ^ng ha-^ 
feer >cni ¿y c0^%'^\gv¡niu<míT^.im^fmcm9^? fe? cí^pdica. 
yíb|ien^i?p«Bfnbi»s. J>^a,í»TMÍ9díi4ítiZ..^^ FQptubrc 
de lócanos. : , t .í : . • ; .:. 

]JfíD.Al(mso<RicúVillarnoeLl lu t . '..,. *; 

Pdr^u mandado i \y 

"'*•''' f^/í]p^ Lezcanoí ■ ' 

.uigitized by VjOOQ le 



*?T 



Censura y aprobacim del H- „■?- M., Fr. 

• Francisco iieZuazo, i' ^wmelitaJk, anti" 
gna y regular ebsermncky tintes prior 
del convento def Carmen de Toledo ^ y elec- 
to segandájíez^ii cápkah propmmlpcÉ^^ 
ra el inism priorato ;'d^nidórñidyhr'y^ 
custodio de la provincia de Castilla, y aho- 
ra custodio y _ d^nidor de dicha, provincia^ 
y examinador ^sinodal de este arzobispado 
de Toledo^.. ; ' ', \ 



■" ■ y ■' ■■'■■ M. F^ ^Sü -■-•;•-> ./■ O '■^- 

En cumpluniento ^cl mandato de V. A. he Icidó 
y repasado con gustosa ^tencic^n la r^ldddn ^el Auto 
de la Fe que se .c<ílebr6 en esta ^orte A 30 dé> jünió 
de 1 68d^ escrita pó* Jdsé ^er^01mdi 'alcalde y fikm 
d«t Santo Ú^dl, ayikfe ^i 'la. ^icfe^ae S- «M. 'i^y- 
maestro mayorldel JBüeiF Retiro y vIHá 'de MaéHd; 
con tal íístilo> di sitiói^d .teatCd., la celebridad , el 
concuño y demás dtcaíistaiKÍas>\<}ue' clijáício<l¿l tec*- 
tor se tecfÍHvóíia en tiúdás, si ^ti ípíneet-Sü' ^lütíiaVsl 
AwJÉte»-' süi pál^Ki*^ ,' pi*refcié%*>lé íjttó 'Citando 4las dVe 
tas '^rti i tc&ánétí 'las^^ nSíí-á tó fcocaV ítián^síci^tó Ma 
hermosura , <}ue lo registran los ojos que ño lo vTefoii^ 
y á los que lo <ii^lcTon Jo da otra vez para que de nue- 
vo lo vean y lo !goceii. Xfien. mérebidcj» tienbJos piie^. 
mios el autor por lo trabajado^ ;asl en esta descrip- 
cion'^eoríio leo üa^ demás obras de su ingenio , ideando 
tan famosas 'Gibrica$". dígalo la del teatro de aquel dia, 

uigitized by VjOOQ le 



nona maravilla V en ts^sdispoucidnes la de San Loren- 
zo el real retiene elnombrc db petaría ^naravilla^ Aquí 
viene^ajust^d^ ^1 4icho cébore del iogehiosQ Jain^UQ 
Turriaoo Creiobqwse^iublaodadiel ^iposísimo inge« 
nio del acueducto que fabricó en Toledo con admira- 
ción de todos: Fir/w nanquam qukscit. Así Iq re6ere Ambros.de Mo. 
Ambrosio d^ Mof sii^s en sq/historia de Jas Antigüedad<^, "^^' ' ^'^' '^' 
en fispa&aít donde ¿oelebrá el blasón y «mote q^ue-pusd 
sobre su. adinirj^ktek]^; Qm simück^ n par ofmfacc^ 
r^wMberUi Mtx^ba r^^ontuvo de ' decirlo, como Jo 
mereció tan bptotcQ y estupendo . artificio y invención 
tan ingeniosa. X^ modestia del autor embaraza mi ' 
af<i^to^ jr |e detiene para que na me alargue á mas; 
basten- su^ afilansosi en esta corte tm notorios* Hállanse 
en esta relación las leyes y partes necesarias que requie- 
re, que^ son « según Justo Ltpso: víjWítff, 44 ^t^ct<^ti(h ^^^' ]¿^^^'^ 
nem i M fidem%ér ad intam dictre. Toda se hallará cncoímT¡cit? * 
esta obra con mucho cumplimiento , que son verdad¿ 
doarinAj r«cceacion; Digna , pues, es qu? se dé i ki 
estampa» no se quede en silencio lo que es bien se di« 
vulgue t pues como dijo el I írtco Griego : Bomm fet^^ í'"^«^- '» '»*• 
acum rnn <st in térra o^cultandum siUntio^ Y mayormen* "^ 
te no teniendo cosa contra nuestra santa fe católica y 
buenas costumbres.. Asi lo siento , saho semper ^ 6^. Y 
lo £rmé en el Carmea de Madrid en ao de octubre 
de i68o# f 

Fr. Francisca de Zuazo. 



EL REY/ 

Por cuanto por parte de vos José del Olmo, núes* 
tro criado, alcaide' y familiar del santo, oficio de la! 
Inquisición , y maestro mayor del Buen Retiro y villa 



Digitized by 



Googlí 



de Madrkl , se nos biza relactoa aviaUes escrito U re- 
lacron del Auto de i?ei que 8e celebró en xiuestra cor- 
te el dia treinta de junio de este ano de mU seiscientos 
y ochenta ; y para que se pudiese imprimir teniades las 
licencias necesarias , suplicándonos os concediésemos 
licencia y privilegio para poderla imprimir , ó como 
la nuestra merced fuese ; y visto ^t ios dei nuestro 
Consejo^ y como por nuestro mandado sb hioeceii tas 
diligencias que p6P la pragmática hec&a sobve la rm<^ 
presión de los libros se dispone, se' acfa(do< dar -esta 
nuestra cédula. Por la cual os da[mos Ucencia y fácula 
tad para que por diez años priáierosl siguiente, y no 
mas, podáis imcprimk y vender vos> ó)la.pefsona:qne 
vuestro poder tuuieref, y no otra alguna^ la^^dicha Ala^ 
cion del Auto de Fe,<)ti3 original en el nuestro Gon^ 
sejo se vio, que ha rubricado y firmado al fin de él 
Miguel FernandezdeNoriegar, nuestro secretario^ y es- 
i^ribano de cámara mas antiguo de los que en él nesi- 
den, con que antes que se vehd» sé traiga ante ellos 
juntamente con el original , para que se vea si Ja dicha 
impresion-éstá conforme á ella, ó traigáis fe en púUica 
forma , como corrector por Nos nombrado , se vio y 
corrigió la dicha impresión por la original , y se tase 
d precio |K)r qué se hade vender; y mandamos al 
impresor que imprimiere la dicha relación, jk> im* 
prima el principio y primer pliego, ni entregue mas 
que una sola con la original al autor ó persona á cuya 
costa se imprinliere, y para efecto de la dicha cor^ 
reccíon, hasta que antes y primero la dicha relación 
eshí Cürregidí^'y tasada 'por fos del noescro^t/n^jo ry 
cstándolo, y no en otra manera, pueda imprimir el di- 
cho principio y primer pliego y segundo donde se 
ponga esta nuestra cédula, y la aprobación que cerca 
de ello se hizo por nuestro ;mandado, y la tasa y erra- 
tas , pena de caer é incurrir en las penas contenidas ^n 
Ijis .leyes y pragmáticas de estos nu¿;stros ffíiqos que! so- 
bre.eilo dispone. Y mandamos que^nm^una persona sin 
vuestra licencia pueda imprimir la djcha re4?ion i. y si 
lo hiciere, haya perdido y pierda todas y cualesqdler 



Digitized by 



Googlí 



{ xm ) 
relackmest moldes yaparas que de ella tuviere, 7 
mas incurra en pena de cincuenta mil maravedís ; la 
tercia parte para la nuestra cámara , y )a otra tercia 
parte para el )uez que los enunciare , y la otra terda 
parte para el denunciador; y mondamosüos dd núes* 
tro Consejo, presidoite y oidores de las nuestras au* 
diencias , alcaldes , alguaciles de la nuestra casa y cor* 
te y chanciUerfas , y á todos los corregidores ^ asisten* 
le, gobernadores, alcaldes mayorías y ordinarios, y 
otros jueces y justicias cualesquier de todas las eluda* 
des , viUas y lugares de estos nuestros reinos y señoríos, 
y á cada uno en su jurlsdiócion, que os guarden y cum- 
plan esta noestra cédula , y contra lo en ella contenido 
no vayan, ni pasen ^ ni contentan ir ni pasar en manera 
alguna, pena de la nuestra mer<^d y de diez mil ma« 
ravedis para la nuestra cámara. Fecha en San Lorenzol 
á veinte y ocho días del mes de octubre de mil seis« 
cientos y ochenta años.ssto sl ret. Por mandado áú 
Rey nuestro Señor Antonio de Zugide y Aponte* < 



FE DE ERRATAS. 

Pag. 57, Un. 6, estanciones, lee estaciones. íag, 5/, 
fin. 19 hxrericos, lee hxreticos, & lin. 24 agone pe* 
racto , lee agone dignoperacto. Pag. 113, lin. j, trino- 
fo, lee triunfo. En lanú$ma \iu.2 i sus Magesudes, lee 
á su Magestad. 

ADVERtEJSICIA. 

Adviértase en paJrticiular la corrección de tos de!S-¿ 
Cuidos que mudan el sentido , y en adelante pueden 
ocasionar dudas , de los cualos es muy reparable el que 
se comete pag. 16 , donde cuatro líneas .antes del fin so 
óáK poner entre paréntesis loda esta cláusula (feabien- 
do quedado: en aquel tribunal para continuar el des^' 
pacho de Ids causas y jb^ocíos ocurrentes^ el sQñor in^ 

Digitized by VjOOQu 



quiAdoT doü Antonio Sánchez de Aponte y Andrade, 
canónigo de U $anta y apostólica iglesia de Santia* 
go &c.^,, porqqe sia didio parénto^is no; se^ puedo 
^^^Rüeqcleíja que. allí iedke*. . -• .-j.;f Vj i .rj -.? '. 
. TíKnbien ¿n la pag. « > Ija»; i.^ s^ •debei^iw^lf ,por 
niendo letra grande y: punto antes? ^ !C$t^ rfomtíai ^ A 
Ja utilidad de n^dío taA p<Kleroso &c. . , ; 

En la pag^ g6 se advierte que. el n. 107 y. el sU 
l^uiente se ci^nten por uno solo para x}ue^sea:lper{ect^ 
eJ'Sentidq. : . :>^-' /. - .. j ,''.",^-. ; -^ ^.';• ; '-• : ■. 
. ítem doode.se dijere ique el cal>all(> fcn q.<ie iha^el 
señor inquisidor general iba tocado y encintado., se 
entienda solamente que iba tocado coa cintas.. £$te ii-r 
]?rp intitulado Relación del Auto .general de Fe que 
sq celebró en Madrid á 30 de junio de.iiSSoaaos^ es?, 
crita por José del! Olmo , alcalde y íamiliar deíSanto. 
Oficio, ayuda de la furriela de S. M^.^.ndaestco^miiyor: 
del Buen Retiro y villa de Madrid, adviniendo e^as 
erratas, está fielmente impreso, yjcoociierdacon su.ori?* 
ginal. Madrid y noviembre 30 de j68o años. 

D. Francisco Murcia de la Uaná, 



•* ^' • ' ■ *• 

Miguel Fernandez de Noriega, secretario del Rey 
nuestro Señor, y e^ci;ibaap de- cinara mas antiguo del 
Consejo, certifi¿o, qué habiéndose visto por los seño- 
s:ps; de él ub Hbro ^ escrito I por José fiel ; Olivo i^alc^ide 
y familiar del Santo. Qfidó, intitulado i/i^ilfíÍM - i2r/^ 
^uta de Fr^ue,set:elebró en esta corte el ;dia 31 de ju^ 
nio de este aña, ^ue con licencia de 4icIios'jseñof es li«< 
sí4p im^preso , y tasáronla ocho maravedises -cad^ pKcr» > 
gQ«ry el dicha libi-o pareóeiticñc treinta ry. »éte y.pie**' 
d)0 Mn i^iisipios^ltablAs^qMe^ ^ichoirespéccú nióhia¿ 



Digitized by 



Googlí 



(XV) 

trescientos maravedís , y al dicha pi^eció y na mi5í% 
mandaron se venda d dicho ítbra^ yx}iie eslía ccrtifi*- 
caclon se ponga al principio de cada uno Mra qtíe se 
sepa el precio á que se ha de vender^ Y para que cons^ 
te doy la presente en Madrid i tres di^ del mes dt 
diciembre de mil seiscientos y ochenta años« 

K. Migmi Fernandez 4t N9fkg¿L 

i- 'r ----- ip ri "—i'-f^fT"! _ ~ .'lili 10 r jm iainmiiiaii i ■■ it . iin. himii m 



Aprobación del P. Mtro* Juan Cortés Os(P- 
no, de la Compañía de Jesús ^ cátedra-^ 
tico de teología en los estudios reales del 
colegio Imperial i calificador dé la Supre^^ 
ma^ y de la junta de califieadores del Cofij 
sejo de la Inquisición, teólogo de S. M'* 
en las juntas de Medios y 0)nci^ncia, re^ 
visor p visitador de las librerías por el 
Santo TribttnaL 



Obedeciendo el pr^eií de V# Arque se dígmS m* 
pittírme la censura de este libro » le he Icido y comide- 
rada cpi) particular at^ncipn, y no hal!o en él cosa 
uiiigu^? que <í^4íga deja pur^íí de nMWtra $an{^ fe, 
iedi^a<;ioni y decoro td<< la. piedad y cpsf tiffibtes criv 
tiaoás, ni.del resf«to y decsncla con que se dcbctn 
gratar materias^ que Unto tocait at santo tribunal de 
la Inquisición 9 y que tienen relación coa t^ta$ .p!(.rs<^* 

Digitized by VjOOQIC 



( XVI ) 

oas de supi^riór gerarquía en quien reside 6 se representa 
Ja suprema autoridad. Antes me parece de mi obliga^ 
Clon poner en la consideracioa de V. A* el laudable 
celo y cuidado laborioso con que el autor se manifíes-» 
ta digao ministro de tribunal tan sagrado, porque pa* 
rece que cumple llenamente con la causa de la fe» ob* 
sequío del tribunal , y servicio de entrambas magesta- 
des, habiendo empleado tánco desvelo en esta obra, 
V satisfecho de tal manera al asunto que corresponde á 
k expectación decosa taa deseada, cuando ya la echa- 
ba menos la curiosidad y culpaba su tardanza k pia- 
dosa impaciencia de los celosos* 

Las cosas que se deben atender en el presente exa<- 
iTien se reducen á considerar la iubttáncia y el modo 
de este libro ; y en cuanto á lo primero se puede de* 
cir que satisface enteramente al asunto de referir con 
puntualidad y verdad, sin omitir aun la mas leve me* 
pudencia, todas las circunstancias que compnsi<fron 
aqu^l prodigioso dia , siendo digno de alabanza su au- 
tor por el vigilante desvelo y la cuidadosa investiga- 
ción con que anoto y juntó tantas y tan particulares 
observaciones , haciendo reparo en todo como quien 
conoce que en un tribunal tan grave hasta los puntos 
menores y los ápices mas leves pesan mucho. £stk> es 
lo que pertenece á lo sustancial de la obra , que es lo 
que toca al ejemplar que se propone para la Imita« 
clon de los venideros. Pero como no basta ni lo ex- 
tenso ni lo verdadero para que se proponga digna- 
mente á la noticia de los , persptiages , a cuyo obse-^ 
quio se dirige este^ trabcíjo , e^ muy de reparar el 
xnodo con que el autor lo ha dispuesto. £1 método y 
ct estiló está cüidacíosanifente proporcionado mas á la 
naturaleza que á la afectación ; y siguiendo el mismo 
orden de los sucesos los va representando en lo es- 
crito en láinfsíma forma que se Iban ejecutando , dáii« 
dolé á cada funcionad competente lugar para volver á 
excitar lo^ íberos de religión , admiración y curiosl» 
xted con los mismos empleos y motivos que entonces 
4otninabanen los ánimos. , 



Digitized by 



Googk 



( jmi ) 

Adviérteose las disposiciones dtí tribunal tan pru* 
dente para tan autorizada función y tan aparatosa ce* 
iebcidad ; descríbese la pubiicactoo del amo » y se pro- 
pone la planta del teatro con todas las medidas y 
advertencias necesarias para que los profesores de la 
arqiHtectura puedan repetir la fábrica y los densas ha* 
cer concepto de ella. Refiérese luego la formacioo 
de la compania de los $<4dados dé la fe con todas sus 
operaciones. Dase cuenta d^ los príncipes y proceres» 
que por ganar indulgencias y mostrar su celo de la fó 
se tiicieron faottliares del Samo Oficio. Píntase luego la 
procesión de la Croz Verde, y el autorizado acompa<* 
ñamiento de la rdigiosa pompa y sagrado triunfo x:oú 
que^coadnio el tribunal kl teatro. Luego sin omLix 
ceremopiajilguna de función tan circunspecta se reík* 
ren los juramentos de defender la fe católica ^ la per»* 
pectiva del teatro y todo el concurso » el sermón, las 
sentencias con el número y calidad de los reos, ab* 
jurac|ones« absolución de los penitenciados, y ejecucioa 
de todas las sentencias, sin qqe por la complicación de 
unos sucesos con otros se confunda la inteligencia de 
cada una de estas partes ; y sin que ninguna de ellas 
por distinta y desunida haga monstruoso el todo,«e 
enlazan todas y encadenan de tal suerte que a^ecuaa 
el intento de componer una obra* 

El estilo de la narración solo tiene el estudio de 
no parecer afectado t cíñéndole á la propiedad de las 
voces, y no rehusando término alguno que sea condu- 
cente para la mayor claridad. No nñdc las ctóusolas 
por el sonido sino por la signiñcacion , y procuran- 
do huir el co^iun escollo en que suele tropezar la dis- 
creción vulgar se conoce que se desdeña el autor de 
grangear los aplausos de lo entendido con los énfasis 
misteriosos de lo obscuro ;, y así pone la mira en pro- 
poner con' veneración to sagrado, con respeto lo ma- 
gestuoso, y con estimación lo nobles mu níolestia en lo 
nüaterial , siii descuido en lo ceremonioso , y sin Aéi* 
aire ni^ lisonja en la colocación de todos los tribuna^ 
les y personas que refiere^ trasladando con respetosa 



^ Digitized by 



Googlí 



( xvni ) 
sinceridad á h platnai la dignidad y decoro con que 
todo se representaba á la vista. 

Mas cuando el aotor no hubiese dado todo^ el lleno 
ique pedia el asuntó de esta obra, era digno de bentg** 
na interpretación ta cualquier descuido; porque ac^ 
ciones tan altas como heroicas no se dejan igualar 
con las palabras, y siempre la buena inteocton y la es- 
tudiosa diligencia del acierto merece el agrado y 
aceptación del agradecimiento y la piedad ; advirtien* 
do que atenta ú la tnateriá de este libro en haber 
tx>nscguídó algo de lo que eittprendió , ha vencido 
el autor las dificultades que múq de los mayores sa« 
lúos^ de Roma propuso ^ si no como invencibles y co* 
pigíosinfracEiiio aráuas: ^tdua res est {^ice ?\m\o) vmisiis fW)i- 
tatem daré y novh authorítaiem ^ dbs^letis nitarem ^ íkhíu^ 
ris lucem ^fastiditis gratiam^ dutnjs fidem, ctmnibus verh 
naturam , 6^ natura su^e omnia. Por estos motivos juz* 
go que se le debe conceder .al autor la Ucencia que pi« 
de^ y alentarle á que publiqué esta obra para gloria 
de la Magestad divina, exaltación de laTé» blasón 
de la Iglesia^ servicio del Rey nuestro Señor ^ igrédíto 
del tribunal , consueto de los piadosos, satisfacción de 
los ausentes, y ejemplar de los venideros. £stó parece 
saho meliore ácc. En el Colegio Imperiat de la Com- 
pañía de Jesús de Madrid y noviembre X2 de i68o« 

Juan Cortés OsoriOm 



Licencia del santo tribunal de la Inquisición. 

En la villa de Madrid á cinco d las; del mes de 
diciembre de f mil y seiscieiilos y ochenta afxtíS el ex^- 
ceientísimo señor obispo inquti^fdor general, estando 
en 9I Consejo de S. M» de la saóta general Inqui- 



Digitized by 



Googlí 



(xix) 
sicion , concedió licencia i José del Olmo , criado 
d<^l Rey nuestro Señor , alcaide y familiar de la In- 
quisición, maestro mayor del Buen Retiro y villa de 
Madrid , para que por lo que toca al Santo Ofício 
pueda imprimir é imprima la relación que ha hecho 
de todo lo sucedido en el Auto general de Fe que 
se celebró en esta corte el treinta de junio de este 
presente año , por el tiempo y en la forma que con- 
tiene la real cédula de S. M. , despachada , y fecha 
en San Lorenzo el real del Escurial en veinte y ocho 
de octubre de este año. 

Don Cristóbal García de Ocampo^ 
secretario delRéy nuestro Señor ^ y del Consejo. 



Digitized by 



Googlí 



'I . 



Digitized by 



Goóglí 



AUTO GENERAL DE FE 

Íue se celebró én Madrid en presehciá de 
í: • SSi MM: (que Dios guarde) i?» 30 de 
: junio de 16^80. 



v'r .'.. ■ 'f. 



' X-ia potestad: sagrada y jurisdicion suprema de coff 
ragíp y castigar lo^ reos de 1^/e,» comunicada de Cris* 
to á los apostóles^ égercitada en los coaciíios ^ coútit 
miada en los obispos de la primitiva' Iglesia, reserva* 
da a la $ede apostólica , y delegada después privati*^ 
yamenie á los inquisidores, es tan antigua como la 
X9isma reUgion cristiana, ,^ tan necesaria para su con- 
SfrvacioQ como Ja medicma en los males, la defensa 
ctn los reinos^ y la justi(;ia en todas las repúblicas: á I4 
Utilidad djp medio tan poderoso añadid, en todos si^ 
g)os veneración) la is^ntidad 4^ 1^ causa, y la represen ^ 
tacioo de> UA tri^pal , q\kp sieqdo hun^ano traslada á 
k Mtttsk una viva, imag^ djél tronq magestuosQ df 
Jesucrist^.pnlo? cielos/ ; ; ;^ 

: ,2 Masicomo entre todos los hijos de la Igl^ía so* 
l^resaiteron Mempre^ Iqs reyes católicos, de £spaña en 
U. ^qnsrwpia y. ¿Íq dCf ,1a te, así también se ¿erfajarpí^ 
l9«s.4M$ todos ífos, 9trp§ pfi;i9^pes.deljp?und9 en io^ 
loeotaf « fiivorf ccr„ hpnrar y^ autorizar el o^cio ?4e la^ 
^anta inquisiciop con tan singulares demostracíopcs dq 
estimación y reve^en^ia, como quíqn reconocieron que, 
por su vigilani^ia ardía en £spaña tan pura la, antqr*¡ 
cjb^ de I4 fe, y qiie, i la claridad, de^ SuJ^uz se c^íbe^d' 
IttJitre de; I9 .doctrina i^atQlica.^ Ys^ K^^^^yl^?^^ 4^^^ 



Digitized by 



Googlí 



k 

fuego el purificar las rerdades consumiendo k>s er« 
rores. ... -. . % "■' !. 

3 Y aunque en todos siglos comprobé la esperíen- 
da esta verdad nunca se ha vfcto mas ciara que en ^« 
tps prQximos aposten que habíéndosie por providencia 
Divina descubierto en Ja ísta de Mallorca « y ea los 
reinos de Castilla considerable multkud de reos de 
todos crimines ^ y particularmente del Judaismo i, ha 
hecho el cielo manifiesta demostración de cuan nece- 
sario es este antidoto contra tan contagioso veneno. 
Motivos; de 4 £n consecu^ogia,^ pues^ ^ $u hereditario afee- 
cdebrattríauto to la magestad católica del rei nuestro señor Car- 
eo «ta cof^, j(^^ II ^ ^Qfi repetidas señas de su celo y su piedad nu- 
nifc-siadas desde el principia de su reinado^ dio clara- 
Inente á entender ciento le moViH la Incliftaí-ion ¿ 
|wrr¿clnar ^ autorizar y deiíender el lígércicid y mihia^ 
leríosde este tríbenal sagrado; y habái^dodáéo^ipkroxi^ 
mámente algunas tUstnuaiioneSi de que gustaríla halíar^ 
se presente a ía celebración de un auto geneial enten-* 
did el cotísejor que sería obsequio de su 'magestad el 
jueseofrcciese ocasión dé repwírel admirable jbgénl^ 
>Iq de su aiígttótísiíhó ^ichre y ^nor nocftito el "Éé^ 
lor reí Felipe IV. el grande C^ue estlí en gloria^ qué 
^t año pasado de 'tá^2^hor\ré icón su presencia el aute 

Señera! de fe que ^e celebré en esta 4orre»^ Y- }iabmn« 
ose <:ottferidtipáretío q^ue €l excelWrtfeímo U^ótétíá 
I>te]5Ó Sarmiento d& Vallad*fr4sí bUipik 4ié Oviéato ^ 
de PÍastín^ia^ del consejo de estaáode ^; M* y délát 
|iintaLgrandfe/de lagobemacíori ?f h la ^nener ^dad de 
*r fe]l jiuesftto'^éñór <jztloi 11 (<[ué DidS-guardé^ 
^ómo In^ui^tdbr ^¿mral<}élá tñoitarqul^^atólica,^ pti<^ 
iteieNtrh !a liótfcia <lé itr iifíSg^ad' <íoh\é poJ^^itoír tíi 
e^roelés dei^^cspadib^córrev-^as «dé Toledo f c*raif 
inquisiciones ó¿iipad^ííéón muchos y gravisimcís íeoSr 
cuyasMcaüsiisesítlafoariftfnecidas^ era preciso que ^e ^e-^ 
kbfafé en iá ciudad de Toledo 4uto general de' fe. 
* -'jr Ihálauada tip(>httttamenfteesta«pr¿senudon pa^ 
rt que su magestad dlspusiiéselo^«quefu2gase*mas con- 



que 



Digitized by 



1 

Googk 



Tcniéo^e ti' servicio de entranlbari «agestades ^ mos^ 
titífl l^ii«te9t«o iscñor aprobar lo que te le propo«* 
nia, y manifestando mas: su real ánimo de asistir per- 
áemaMbóiti^y^uédd resuelto que el auto general que i 

se diéponk » se celebrase á su vista en esta corte. 
/ d PiibUcose luego esta resolución ^ y constandole I>aeuciitael9e* 
alsf«t0.tr¡bunáLde la voluntad de el rei nuestro se- ^^^ inquWdoff 
ñor>;sa¿rifijcar6n!gi»tosk>l al debido rendimiento dé ^»lli^¿l^^^^ 
htfenos^^aéallos él. dispendio' dé los gastos en la cohi' ^ 
ducGáénidelos reos, la fatiga que se les recrecía á los 
jQeofslyíh incomodidad, costas de los ministros que 
kd[>ita de ser convocados para esta función, y como la 
dtfterniitifaoionide j&ii m^esíad (tedb en tanto honor 
de el^oM ofick>;7^ ^^ '^^ tatito apoyo para la t^mz 
de la fe, fue el señor inquisidor general a besarle por 
eUo lá naaño, y s%ni&arle como se prevenía el logro 
de SU: favor, apresurando las, disposiciones para el mas 
breve cumplimiento de una obra tan de su agrado^p 
Res|)deidid sirmagéstady Imoí^randd ügualnuntei su ;he- 
roÜQ^-celo dela^fecatcíltca y^u benigoidad^ para co» 
t» detoso^V vigilantes ministros: y por no haber te- 
nido señalada hora (aunque lá habia pedido para besar 
la:; mano ^ueL mismo dia á la reina nuestra señora} 
pasó luego al retiro á dar cuenta á la augustísíiha> rei- 
na y señora nuestra^ úoíol (Mariana de Austria, madre 
del::reitfiuesi/ro seSQf^; y habiendo. repiresentado lo que 
se disponía, su magestad respondió con palabras U^as 
de cotistanfie fe, atedxiosa piedad y fervoroso cdojdt; 
koausa de:Diosy desu I^Iesia^, ^ . \, .> : 
a jT iSe&aláse elictiacti^iota de jutiiaenr que se sdey Convida el se- 
bft.l*cphxneaioráeii^ ;deilsao JPabldvipara queemál.^^or inquisidor 
se celebrase también este gran triunfo de la fe<:atdl¡\ enera!, al se- 
ca y. veoeímiento dé hLobstimicíon^jiAííica^.yiCon es- J?'^..^"^'?? ^^ 
ta d^rminacion. el «xcelentísimo ^^^ inquisidor v^^^l^^^^^^^^ 
gisiteial . foeuó <^vídáf par ii que llegase *ú éstandaiite .^ ^^ 
de (la ff cuesten dQdi&ci3*u2> vetoiéii(l cixéekritísibio Se^ > 
ñor^til^t^ dct Mfdiaacfcli y(]df ^Si^orve^ primerio^ I 
nistro de la monarquía <}attí|icfl, id' cual. ddoiitid.gpusí i 

A2 



Digitized by 



-Googlí 



^ 

toso'la oferta mostnmdo en esta proiitittid de imma; 

cuan poderosos son los influjos dé k sangne reai , -ptm 

alentar los corazones que anima. : ; 

Los señores ' I Hallábanse en et cofise^ real de kiquisiciéiiicl 

que se hallaban excelentísimo señor don Diego Sarmknto de VtAUdtt- 

tn el real y $a- res, coltgial del mayor de santa cruz de Vdladofídt 

jremo coitojo catedrático de vísperas en la fiícultad de leyes deaqac. 

inquujcian, jj^ «nive«idad, inquisidcMr del santo tribunal de áque«^ 

Ua ciudad, auditor de k sacra rota, £soal del cons^ 

de inquisición y después su consejero» obispo de Ovie« 

do, presidente del consejo real tle Castilk, de la juo^ 

ta grande de la gobernación, en k menor edad ckl 

Rjci nuestro señor don Garios II,obfepóde]na8eti« 

cta> inquisidor general de k ^monar^ia citólica, y 

del consejo de estado de su magestad. 

2 £1 señor don Garck de Medrano, del real con* 
sejo y cámara de CastiUa, y de k suprema en k real 
át inquisición. 

3 £1 reverendísimo P. M. £rai Francisco Reluz^ 
catedrárico-de prima de santo Tomas, éa hunwctú^ 
dad dk Salamanca , confesor de su magestad y dei su« 
premo consejo de inquisición. 

"^ 4 El señor don Fernando Villegas, colegial cape* 
Ikn delcol^io mayor de san Bartolomé de Sakman- 
ca » graduá^d^ en cánones, fiscal <fe las inquisiciones de- 
^ Córdoba y Granada , inqubidor de Córdoba mas an- 
tiguo, y qi¿ como^l presidid al auto general de fe» 
que en aquelk duclad se celebro en jr9 de junio de 
1665 , juez de bienes confiscados pof su magestad, su« 
1 * )pei5iitaiideute de el gobiemoyiiidiáiáistracicMide los 
I secretos^ fiscal del 4xmsejo de «ioquisicicn y al í^ 

te su decana '■ "■ > . í 

,'; 5 El señor don Antonio de Ayak^ ain<$iiigo y 
^^^^^ .^ ,; l^'/aícédiarw de k sanca Iglesk catedral 'd¿ifegovk,in- 
.: <]u»iéor de los ti^ibuhales de Valchciai^ de Gráfica, 
de .donde vino^ Jq^isidor de coctie, y deaUí paso ú 
inquisidor del consejo, jrpresldeoc^ que Bie dekfun*^' 
ta^caliácadoMsdek^rema.^ .. ; 

Digitized by VjOOQ le 



s 

6 E! sefior éon Álnto de ?VüllMiJliiela f U&ido^ 
za» colegial del mayor de Cuenca de Salamanca , ca- 
ndnigo de Sigucnza, y arccdtóiío «de Molina» vicaHo 
general dc^^ércitodeCatatafia^*fitóíl y kiqtifeidot 
de Aragón mas antiguó , Ascál q«e fue del coiisejo f 
al f>r»eQte su consejera y ca^Uaa mayor de las. seña- 
rat Descalcas reales. 

7 El ^fior don Francisco Estel>an det Vado^ del 
hábitadeS^dgo^^^cfl'^la inquiskrionde Toledo^ 
HiquiSÍAjrdeGufeftpa, dohde asiswo a4 auto general 
de fe etaño de 165 5> imj^isidor de Toledo ^ y cape- 
UMdelos reyes; nuevt^, inquisidor del despacho de 
corte, y después del conseja de su magesiad de ¡ft- 
quisioíoii^ 

. 8 El señor don Ftramdo B»2án h^ det marques:^ 
de &nta crúzv rectoí qoe fue de la ani veleidad de S»- 
lamanc», canónigo de la saata iglesia de Santiago, ca- 
Dd^igay fueadela santa iglesia-de Sevilla, fiscal y inr- 
quisidor de Cótdoba, y ahora del cousejp supremo dé 
inquiiicion. 

9 K^seSofdoii^TéribiadeMier, cofegrdftdélnva- 
yiordelar^obisper catedvátic^^ de prima de cánones^ 
de la universidad de Salamanca^i inquisidor de VaUa- 
dólid , fiscal del consejo de inquiskion y ahora- su coor 

I o El señor don* Juan Matíii die^Ródeamo^ eoíc*- 
^klitel .mav4>F dé €4Íeii€a, d^Sálai^án£ar canónigo; 
de la santa Iglesia de Toledo , Abad de sa»Gi4 de Lck 
groñor fi^^ de^ Cordoboi, inquisidor de Granada , y 
mas antiguo^ tw dicha inquisición donde presidid al 
aMo» general de fe ti aSo de ^6fH^, inquisidor de core- 
te » y ahora del cóhseío^ y su]^edmeiidense de Icfc juttta. 
de calMcadores* ;^ 

II £1 sefior don* Juan Gon^atiez Stlcedo^, maes^ 
tre^escueb de la santa iglesia^de Siguenasa, fiscal y in- 
quisidor oías antiguo de Se^bv inquisidor dte^ coite^ 
después &cal yalí presente del conseja de itiqmsicioií., 

la EisefiM doQJPe^CU^de^AJfi^r^ydelcoít*' 



Digitized by 



;Googl( 



sejo f cámár* 4c«tiinBgcstad y (fel^sopreíAo t» el ttzt 

c jjj i Si scfitrdOüíAlonw Arév;ilo MxMítefaiegra dbl 
cvrden dprC^^trav^^i]^ icobgfal <iel desdicha HÍrdeacA 
S^lain^Miicatiisp^ inqiii6¡dor de Llefena, Murcia^ Ctten*^ 
c;^ f d^r despacho. d¿ corte,, visitador dal reino de 
Navarra por su magestad, fiscal del conidio y «hora: 
^- , sp<oo3€Í6íQ..s f^f(i-,i.-.Vi fwif-nf..'; í • -•.; L. -* 

trl! l°fT ' 7 Ap«Cft Aeego fsltwekmfeimpseftw iiHUiísidorl 

-tN;nc»a comí- ■ ^ i ■ i • 'I j i «j V í^t _ l. • 

^ar¡os para fas gPRcraiycel cotosoja todQ #lf fcuidadoíá^ 
disposício- de tamas drdutistaiicia$.^:oaiQ s^ r^uierenJ^Ha rail. 
nc$ del «uto. 's;j^rada acción; /en ia Wrte d<; la motiarquia C^iit^líca, 
y„^ vista d« t^iridtftt Q»geH*4«;iy:/^»5íKiQCÍefldo.qi»c. 
se aseguraba el acierto fiando el desempeño iifil samiq^ 
tribunal rde- 19 <&. da 4a'Miv^iwi y íapli«#ci^|r^ de tün 
ajtentQS tpinistro&icoOio los i)iie componen jh consejsíi. 
ile la inquisición^ suprema , fue repstrtiendo ^misiooM 
así entre los señores del consejo, como, t»itre otros 
gravas ministros, para que divididos los oi^leos por 
ninguna parte les faltase la deseada perfec<;joo alitbdoi 
\ ii La .^pmis^n de ta forma y fabrica del magnifí* 
^ teatro que se había de hacer, se eocat^ al señor 
4on Fernando Villegai 

a La comisión de.4>reye0ir los estandartes y la 
arquillas para las sentencias, se encargo al señor idoa- 
Alvaro .d^ Y^híízacU y Mendoza, »^ ^ 

. 3 La comisl^a de prevenir Jos- familiares « qae^ ct ; 
^ dia del 9uto á c^lballo, y. con varari dé fttsticia nabían. 
4e acompañar ^ ^ons^Q , y de disponer el dosel, fiiUas, 
y b^fetillos, qye {^^ra ia funciiofi ^1 hkiefon tmcvjos/i 
se,enc;«;go¿l^pqt don Francisco Esteyaa díAVa<te^¿ 
¿ 4 ta fioiwsÍQíiideíüspoaef la^pubü^cion^deLáurpit 
colgaduras, asiei^^os y adornos del teatro ,'pr4)l¿esto«t> 
de Us cruces, blanca y ' verde i nombramiento' de los 
minist^QS ^A^^J gotó^DO de las» procesiones, r*par- 1 
tjíW^otp^iií^dteístppeá ^jy.elai,-4a. guarda del twt/oiy) 
la fqrmadí^í ytAi^p9Q¥^n de la soid^desca de los: Jiomti 
'ire§ilpÍ¡;ríib?ift4e:.KtliÍQftC>.yi«j^^^ deila 



Digitized by 



Googlí 



piecédentíi ttíttt lo# n^ywdoWSw dé Iw congf£*ga-í 
doin*s de san Pedro mártir de Madrid y Toledo^ se 
encom^dd al señoi* don Fernanda Ba2anl' 
- 5 1/á ctíiWtsíkHl^dte^ 

fotéoméi lló^^j^fi ftátti Mattír^^íémtíá ^ lo que to^ 
cába hai?e^ y obrar iíáxóñgtépícioa en ¿ste lanc^, le 
tX)!cá al seSor dea Toribia de Mi^i^;. 

& La <:ofnisioa de astst ii* y zf^dát til de!^>ac!io^ de 
I^ caas^ de fe i' aliviana' d^ táot gratidé ocupad óíií 
aÍs€p»ot ilti^sidor^^^^ Y é liíot^ehtk y cóii' 

recciofi de las sedtenda^V J^ parar préiifeíiti: losí^ftlój^-^ 
mienitos Y vestuarios de tós^reds^ hábitos» peníniencia- 
les^ j estatuas^ velas dé los reos y varillas ^i^a tí ab*- 
solticftia^ se 16 eiicargd al señor dbrí^^ 'Juan María de 
Rode:ena^ y fafc&ntia^^ pferifecta ^ ma!fc^i6«iedtará^^^é¿iti 
oon^de. una coMii^ion raaímportónte^^ taa áirifHlá y? 
emkmíMiÉoÉkStdí^ P^itiadd Faíhe«> 

ga^^ecretariaiaaí^antlgua de corre ,,y C Jmé del Of- 
010^ ayuda de fuTffiela áe'&L Mv, altaide yiaiaíUár det 
Sillín íDá^i^^p^áf^ift^ e¥i tiiísicá^a¿ 

die :ití&^'^míJiiir^^<l<$éeupiifá6^4áS''4£i1K^^ 
para. m«^^iHioktla^dé>l«<^ i^éo«^«fil¿'if4bíjiit dk^ ^e^lf^ 
de^'<^mñk^ i^ibühateá^r^fh^^ lú^ibsefv c^Mt^ui^ fea- 
c»m< atgtíha. y estrüviesení toa el xÉ^üarda>^ tbnyc-^ 

' > /Íi^«lKÁiitíobv^dep|«VM HiMttatparavI^a^ 
joMUskáícb 5^4¿idtimloQes:de^4o^'^^6éi^]^fa á)^ 
|Lii^ai^íáiito«Jchí6* éíi V:^^ie iehdmkald.iii^is£^ 4cm |üai¿ 
G0O2^i^¿^ife &ikedo^ 

S Lft i{omi»oil láe preveniket refó^o^ fiecesárfo* 
eti^dia; tan^ooipado^ p ^embará^dio'y^ der^ tan:djt9ftad¿. 
askff^dii4á*el re4tí'áv'|>aib lo&:i^Bér^^ 
depeDHi»i^<lcr^dn«tfjqí «»prei»ieíi,'fic*titíá«^^gtí{ alseñor 
doa Atowoí4e Arei^ata MomeáegM.. 

Todd(^fa^*€QBii&lofies^re&ríc&&Íl^ d&^c&d «ü ex*^ 
celenda por^oaÑAacoaiá ALvaeeZi secüetaria de la 
lAqilkktan dercOrtet;>o<^t mat^^ ia ««retaría de 
Ati^gqaV 4d^c6ll|ej^^^4e Itíqftt^^ át prese&r¿^4i^ 



Ht^tf 



^U X 



Digitized by 



Googlí 



t 

la de CsMxíki, Mcwtiarie de^ctinM» 4ú^^ri0qm%^ 

nA A ^^ ^nerul y de la junta de oilifícadores del consejó.. 

ch£ á difeV ^ Maspíiwcí|ie,no,fílta$e.iM.íwbiese descuido jto, 

teatct tributta- ^9PXÍ9CÍp^d&U^fyr^imyiQQm^:l9&X»m^%(k{c que 

I«s. sf.h^an eje dis^í^í^T eq (I |riUrt»4 de,estíi.€orte y 

€^n las otr^» ínc^isii^ícmeStt se^|)articipd al señor tnqaí:. 
sidor de corte mas aotiguo j« í los ptros tribunales^ jr. 
efpec)almefiteá;l4liiquisícH>Dile;J^Ledo»que lo tu- 
viese pnSAiH^iAOi f ara i qi^e tpdo /é»uy if sít: puqt ual . jr! 
aJM«adQ,pftríi,fitdiaj3» de jottio^ í}gq emtei^wiaQ pfCt. 
cisadeMce49b5¡díid4Ma(utodeUife,^ . . ,.m 
9 Hallába«p en <este tiefI^)o sirvíeodoje» el tflhar 
nal de la corte, el señor don Antonio Zambrana de 
]9oIaSoSt «bK^^Q.di; l«s realt» conatos y ^^ presos d^ 
la « ln<)y í$icioi;^<ij^{Gr«9nadi>^$al: de. corte^ y despucis dls 
1^ Inqiii^íctoQ fMfííEWiiNOideríír^^^ 
mas. aoiiguo\«juez:d« bi^nesi confiscados por S. M* , y> 
al presente tn(^tsidor de co^ mas antiguo, yá ^uieti; 
por seflo tpca el,des$>acJio de las causas de íc; did^ele 
lambicA laicomis^oni 4e convidar-al^ñor don José 
Fimentel^ iiwrqjie%;tI^)iM»lpJ5*y jieíc^r^lwra^iiÉ) 
sc^n elestiloif ibi^QO 4a sii^;c«arsaliest acon^pañatt*! 
do di tribunaleldia del aiito..B/a también inquísidQC; 
de corte el aeñor^dc^ PríinfiiscQ de Isla, vigario gei-, 
neral de la abadía de Medina del Campo, juezia^ri 
sij($tjcot ordinario rf tisitadoe^nferaJ^id^^^oUspado 
deSamíagOv d|eia»me)o)de. la^gott^sno^c^ del jd^ 
bispído y can9íiígQ4fi Toledo fclejtrtido dejcáinarn delf 
señor cardenal don Baltasar de Mocoso y &a0dov.al^ 
vicario generad de* jAltalá de Hewr^is* /y cdpel^in 
mayior , dtgpídftd iáe>l* nwgísiyiil xl^)ia»t lustot y . Pa$r 
tór 4ei ai(|ídi* viW*¡í jfiscal dft r}a, to^i^ÍQÍQa de Totó-t; 
'dov^é1nqgiiWí»''WíiAíantíj'í« de .«tqwljtribunal, ca«4, 
pelian mayor del.malconvento, de laiEnumacíoii i at. 
cual $e le encai^d que asistiesen üodo^ lo necesario en 

Ordenes para ^^^^" *^ n^^.b(pey$,y mejor espedienteh de las cauíw. 

1 1 remisioa de '- i ^ P^ DespaghéfOffiÉ^ : tambím Qrdenes, á rdiferentes 

\n reos. . trii>wMte>íqu*s<^bifl^ 



Digitized by 



Googlí 



ñitenciar, pars quelos remitiesen i estt corte al tér- 
mino señalado ; y en cumplimiento de este mandato 
fueron violendo de forma que llegaron i esta corte á 
tiempo convenieote para salir en el auto. Salíanlos 
á. recibir Iqs ministros de este santo tribunal en co- 
ches 7 cpu armas para que pudiesen entrar los reo^ 
oías recatadamente ^ y sin ser vistos ni reconocidos . 
del pueblo, {>ortáQdose con la circunspección^ secre- 
to y prudencia que estilan los ministros del ^nto ofi^- 
cio. y porque algunos de los que conducian los uo$ 
se entraron en esta corre á horas miemos oportunas pa- 
ra este ñn« sin avisar primero de su venida , se les dio 
severa reprehensión por haber faltado i la puntual ob- 
servancia de su instrucción. 

1 1 También se remitió orden al santo tribunal de Orden para ft^ 
Toledo^ para que convocase a todos los ministros de coiviM>cactoDd« 
su distrito, comisarios > notarios y familiares^ para mioisuos. 
que se hallaren eyn Madrid á la asistencia de la proce- 
sión de las cruQes blanca y verde^ y celebridad del 
auto. 

[ 1% Lo. mismo se escribid á la Inquisición de Va- 
Uadolid , por 1(>! tocante á Iqs ministros de las ciuda-^ 
des de AvlU y Segovia y lugares mas projf irnos ásU 
corte •.^scttsaadói los demás de su distrito, asi por la 
nwcha distancia f como- pQr la falta que podían hacer 
co aqiiel tieftipo ^ra la cosecha^ de sus frutos* 
• 1,3: <Och^ dias antes clel auto se mando que vinieT Manda ífamar 
sen de Toledo los señores inquisidores de aquella ciu* su excc^ncia á 
éad, ei:5e6Qr don Bartolomé de Ocampo y Mata/ '^^ inquisidores 
ktrado de cámara del señor inquisidor general. don ^® Toledo^ 
I^i^go de Arce » agente general del consejo de Jnqui- 
sieíon » fo^Rl del jianto, tribunal de Llerena, íwjuisi- 
4ér de la'inquisicion del reino de> Aragón^ desde dont 
de pasd.por inquisidor mas antiguo á la de Toledo, j 
el señor don Ffancisco de Lanzds y Sotomayor , her* 
mano del conde de? Maceda y canónigo de la santa 
iglesia de Jáen . fiscal é: inquisidor de Gueíica, de dont 
de pas9 i iii<|<iis¿dor d^ Xokdó; y el í^eñor fiscal dod 

B 



Digitized by 



Googlí 



Pedro González Guerra y Boriilía , dignidad y amé^ 
nigo de la santa iglesia de Yalladolid, graduado de li- 
cenciado y doctor en la universidad de aquella ciudad 
y catedrático de decreto en ella , hal>iendo quedado 
en aquel tribunal para continuar el despacho de las 
causas y negocios ocurrentes,, el señor inquisidor don 
Antonio Sánchez, de Aponte y Andrade, canónigo de 
la santa y apostólica iglesia de Santiago, don Sebas- 
tian de Lara ^ caballero del hábito de Santiago, y al- 
guacil mayor del tribunal de Toledo^^ y don Geróni- 
mo Ruiz Samaniego « señor de la casa de Sanmedel y 
caballero regidor de Toledo,^ secretario mas antiguo. 
Conferenciasi 14 En tanto la ilustre congregacioa de san Pedro 
de la congccga- Mártir de Madrid , previniendo lo mucho que se lef 
cion de saa Pe- habia de ofrecer en lo que tocaba de la instrucción y 
dro Mártir. prevención del auto^ hizo varias [untas para conferir 
lo que podía tener alguna dificultad congregándose 
algunas veces» ya en una de las capillas del claustro 
de la Vitoria, ya en la capilla de nuestra señora cte 
la Concepción del colegio imperiat. 

15 Halláronse ea unade las juntas don Manuel 
de Segovia y don José Sánchez de la Rúa, mayordo<« 
tnos de la congregación de san Pedro Mártir de Tole- 
do, y propusieron lo que se tes ofrecía acerca del lu- 
gar qiie habían de llevar en la procesión: punta so- 
bre que venían á conferir de orden del señor don Fer* 
' nandó Bazán^ que remitia la decisión al ajuste^ que 
hiciesen los mayordomos y congregantes; los cu^b^ 
conformándose graciosamente en lo que dictaba !# 
urbanidad y ateiKion debida á huspedes tan condeco- 
rados , se convinieron en que lo$ cuatro mayordo* 
mos de Madrid y de Toledo alternasen comó'herma«' 
nos , sacando el mayordomo mas antiguo dé Toledo 
la ^uz blanca hasta la plaza de palacio en frente ddi 
balcón de SS. MM. y que alii la tomase el mayor- 
domo mas antiguo 4e Madrid, hasta que se fijase la 
cruz verde <e4Pi el altar del teatro, y que desde alli aí 
brasero donde la cruz blanca se h¡d>ia de fijaryalter-' 



Digitized by 



Googlí 



Ciasen los mayordomos mas modernos de Madrid j 
Toledo y que en la procesión de los reos llevasen 
las arquillas donde hablan de ir las sentencias ^ y die- 
sen los dos mayordomos de Toledo el lado derecho í^ 
los majrardomos de Madrid* 

1 6 rodo seegecutd asi en ambas procesiones ea 
la misma conformidad que lo resolvió la congrega* 
?ion ; y habiéndose despedido y dádose recíprocamen- 
te las gracias los mayordomos de Toledo y la congre- 
gación de Madrid, pasó el secretario á dar cuenta, 
como por petición de los mayordomos de dicha con-, 
gregacion habia resuelto el supremo <:onsejo dar el de- 
creto siguiente. 

17 En elconsejo á 31 de mayo de 1680. Su ex* Decreto del 
celencia presente. El inquisidor de ¡íorpe don Antonio de cornejo de In- 
Zambrana Bótanos haga notificar á los familiares veci^ ^a«¡cron. 

nos de esta corte, de quien diere memoria el señor don 
Fernando Bazán que entren Juego y sean congregofites en 
la congregación de san JPedro mártir de esta corte, con 
apercibimiento de que sino lo hiciesen no gozaran del fue- 
ro y privilegios del santo c^cio ; y también ordene el inqui- 
sidor Á Jos fanuliares y demás ministros de la congrega^ 
cion , que lleven todos velas de cera uniformes de a dos 
Mr as cada una, con la insignia del santo of do. 

18 En esta vista del decreto se acordd en dicha Acnerdos de 
junta por la congregación se mandasen hacer trescien- la congrega - 
tas yeías de á dos lil)ras> con sus insignias en la forma "oioo. 
regular que las de la congregación , para que se repar- 
tiesen á los congregantes y otros ministros el día de 

. la procesión de las cruces verde y blanca; y asi se ege- 
<^\itó con toda liberalidad* También se acordd, atento . 
que el auto de íe hat^ía de durar todo el dia, y ser de] 
grande tráfago y fatiga para los. ministros de este san- 
to tribunal, por la mucha ocupación y prolongada 
asistencia , y que se necesitaba de alguna prevención 
para el natural alivio, asi por las dilatadas horas co- 
mo por- los rigorosos calores se nombrasen comisa- 
rios , y con efecto se nombraron Francisco Ortíz de 



Digitized by 



Googlí 



1¿ 

Alda^ y Manuel Francisco de Vega, para que tuvie- 
sen el cuidado y solicitud de prevenir comida jjr be- 
bidas para los comisarios del santo oficio y ministros 
forasteros y los de la congregación de Madrid y de 
Toledo , Y demás que acudiesen aquel día. Esto se 
egecuto con tal solicitud y providetwia , que no solo 
htibo suficiente refacción para los ministros, sino tam- 
bién la hubp en mucha abundancia para otros que na 
ío eran. Dieron los mayordomos , y proporcionat- 
mente los ministros de la congregación con toda libe- 
ralidad para un gasto tan considerabre; 
Orcfenqüese 19 I>emas & esto^ el señor don Fernando Ba- 
remite á la con- zán remitid orden á la congregación para que Mcie- 
grtígacfeü. se avisar a sesenta ministros (de que envid minuta) 
para que asistiesen á caballo, acompañando al consejo^ 
el día de la procesión de l6s reos , y que á los de mar 
ministros se les avise , para que eF dia del auto Sr las 
cinco de la mañana estén para ir con los reos en et 
tribunal de corte. Y dice S. S. á Fa congregación que 
pot ahora no se puede hacer la memoria de los minis- 
tfo^quetran ¿e llevar los bastones*, pero que se teii- 
drá toda atencíoft á la congregacron , y los qtie fiíeren* 
de ella nombrados para este encargo íran de tener en- 
tendido, que demás de gpbernar la procesión* de la 
ctaz verde y blanca , han de estar el dia déh auto al 
jromper deídia en el tablado para cuidar de él: 

áo Estas y otras prevenciones necesarias para cV 
aparato de tan grancfe dia precedieron forzosamente 
á íá celebridad. 1 si esta relácfon omitiere algunas de 
ellas, no es porque £síltó el cuidado de tan atentos 
Ministros, sino porque la misma egccucion detan gran 
celebridad está diciendo ía superior providencia y es- 
tudiosa vigilancia con que todo se dispuso. 

PUBLICACIÓN DEL AUTO. 

Publicación dtl ^^ JueVes 30 de mayo , fiesta de la gloriosa As- 
aoM. cension del Se&or» por coincidir etíi tan sagrado dia 



Digitized by 



Googlí 



la memoria del santo réi don Í?crnándb, fue er que aí 
principio parccid^ mas á propósito^ á la devoción del 
excelentísimo señor inqtíisidof general y señores det 
consejo , para que eh él se celebrase este gran triunfo 
de nuestra santa fe, acordándose de aquella egempla^ 
rísima religión y católica piedad, conque tan invicto 
y poderoso rei^ en un auto de fe que se celebro contra 
los albigenses^ üeyando soB)re sus magestuosos hom- 
bros un haz de leña al brasero / dejó a la posterrdacF 
tan heroica dechado de cuánto ardia en su pecho ef 
fervorosa celo de la Religión cristiana; Pero con sin* 
gtrlar providencia del cielo, que gobierna las accione» 
de este santo tribunal,. se dividió h celebridad de es^ 
te triunfo entre el mas santo rei , y los mas celebrados 
apóstoles de Jesucristo, s^n Pedro y san Pablo; pues^ 
si el dia de san Pedro se vio k grave y devota proce- 
sión de las dos cruces, y el dia de san Pabfo se perfec- 
cionó el auro^ jugando dé su- espada contra los enemi- 
gos de la fe^, él dia de san Fernando se vio la autorL^ 
2ada pompa* de su célebre publicación; 

it A las tres de tarde sobre el balcón que cae $o^ 
bre la puerta de las de habitacion^ del excelentísima 
señor inquisidor general, se pas(vel estandarte rico de 
h congregación hermosamen re-bordado de oro. Toda 
la fachada esMba vistosamente adornada dé hermosas 
colgaduras de damasco carmesí , y- por las ventanas in- 
mediatas al estandarte había repartidos dáríhes , y en 
fií calle timbales que con armonioso ruido solemniza-^ 
ban la acción, y juntamente avisaban á la obligación ^ 
de asistir y á la curiosidad de ver. Fuéfonse juntando 
¿las casas del señor inquisidor general los familiares 
de la^ congregación, y con elfos los comisarios ynota- 
rios dé esta corte, qué estaban convocados para este 
acompañamiento, y entfe cinco y seis de la tarde ha* 
bicndose ya juntada, empezaron á^alir los ministros á 
caballo pareados de^dos^en dos, dando principio Ma- 
nuel lanado de NovaHes, alguacil mayor de la con* 
¿regacion » a la mano derecha , y á su lado Marcos dé 



Digitized by 



Googlí 



14 

Hondatigui » £imiliar dd santo oficio llevando catratt* 
bes levantadas las varas en las manos; iban sucesiva* 
mente igran 4idmero de farajiliareSy notarios y comisa* 
o-ios del santo oficio xoa tan buen orden , que no me- 
mos se haciaTeparar-su pro{¥n'don»^ue las joyas y ga- , 
las de las personas, y los ricos aderezos de los caballos. . 
Seguíase luego el estandarte de la fe que liabia astado 
puesto en el balcón que saco Juan 4e Na vasquez , mi- 
nistro del santo qfícip, como mayordomo iQa$ antiguo 
de la<iicha^ongr^aiQÍon de<s^n Pedrq mártir de Ma- 
drid , y llevaba la borla de la mano derecha Luis Ro- 
mán como mayordomo^ y lá otra Juan JLomerodipu- 
tado mas antiguo de dicha congregación. Después ilel 
estandarte, iban difjírentes secretarios de corte y <ie 
otros tribunales, que al presente se hallaban en ella. 
Cerraba el acompañamtj^nto doq Sebastian de Lara» 
caballero del hábito de Santiago, alguacil mayor del 
tribunal de Toledo, y don Gaspar Peinado Fanega» 
secretario mas antiguo del tribunal de corte* 

23 Llegaba el número de este lucido escuadrón 
de la fe como a ciento y cincuenta personas , que .con 
la uniforme regularidad de su marcha y la variedad 
de los trages proporcionados á los dij^rentes estados 
de sus dueños, hacia una digna reprcientacion de la 
grandeza, autoridad y jurisdícion del santo tribunal. 
Iban los familiares en gallardos y generosos caballos,, 
airosamente tocados y encintados con joyas y vence- 
rás de diamantes y otras piedras preciosas, vestidos de 
gala con tal competencia de primojres, que la admi* 
Tacion indecisa no sabia á ^uien dar la primacía. £n 
^ste trozo se contaban no pocos regidores y recetores; 
<le la villa 4e Madrid, contadores de resultas y secre^ 
tariosde S. ^ y muchos caballeros ilustres que haciepi- 
<lo el debido aprecio de la ninsjgnia del santo oficio, 
llevaban puesto sobre sus hábitos el de la inquisición; 
los notarios y comisarios iban en muías con gualdra-, 
l>as,^endo su mayor gala lainodestiacon que corres- 
^ndi^n^ decoro y .decencia d^ su estado. £1 ulti- 



Digitized by 



Googlí 



^ 

N 



Mo tercia <!e «sta magestuósa pom^ la coronaba con 
unir las dos prec^atívas de lospr-ecedentes, toman- 
do de los uñosí ía bizarría , y de los otrcüs ia autoridad. 
^ 24. Era etíirf principal de tan ostentoso 'paseo ti 
auto genetaí, pregonándole por los sitios mas cele* 
bres de la corte ^ para noticiar á los piadosos las indut 
gencías y gracias de los sumos. pontífices,, que sega- " 
Han por asistir y cooperar á una liinciótivque tan pro* 
ptaotente toca á la exaltación dér la fe. Y para <jue los 
míhistros. j dependientes del tribunal tuviesen cierto,. 

J manifiesta test ilnonib'det^'dia^ propia en que se lia* 
ia de: celebrar el auto y estuviesen prevenidos. Al' 
partir este acompañamiento á las puertas del señor in- 
qufeidor general por voz^de pregonera, dictando por 
un papetque-sele dio para ello » Lucas López de Mo- 
ya ,j&miliár y. notario, del; niiímerO' de k Inquisición. 
de esta corte p vecino de ella v se dio: el siguiente prc- 

^^' €r- ^ j , ' j r ^.^ Plhner pregón. 

2$ Sepan toaos: Jos vecinos t ^^¡Wf'^dores de estazilm 

de-AbUrid\ cCítte de S..M. estmUesjy M^i^ 

^omot ft santo pjici(> de la Iri^isimndd la-xibidad y rewa 

dé Tókdo^^ ceMra auto pübiito de la fe en Idffiaza ma* 

yordeesta^orte , el dómmgo treinta de jumo de este pre* 

senté año y y qut se Íes concesdm' las gracias iindulgcntias 

pof Jos sufmr^pontifices ^ dúdas4'tc^os los í^te ácgmf^ña^ 

sen , y ayud^aten^á^dicho^ aütoi: 2dkjsda:se. ptáUcar para 

que vengaba mtiti¿^ di. todoá I>cc»ta. manera; se dtd ei 

primer pregón , y la misma íormula. se guar^^ en to* 

dos ios demás que se fueroa dándd en los puestos con^ 

venientes. 

; s6 Con^I orden 'referídd feabienda^ partido et - 

acotnpaSamtento^^salia á> la plazuela de doña Maria 

de Arafon^lyd^ aifi por la pí^EueladeiaEncarnacio» 

Íia caSle deí Tesoro^ llego á .la plazuela de P.alacio, 
onde SS; MM. estaban a la vídrieta viendiaesta so- 
lemnidad, y fu^ muí ¿,t reparar para<X)mxm edifica- 
ción dcLejgempla del réi nuestro señor (^que Dios 
jguarde) ^ue IxaUándose .aqudia larde esi el palada 



Digitized by 



Googlí 



X 



del Retire £ visitar á It nugustísima reina y señora 

nuestra doña Mariana de Austria su madce , anticipen 

S. M. la vueka á su palacio por favorecer croo su prtr 

sencia esta primera función pública del tribun^I^ y dar 

tan religioso egemplo á sus vasallos. AUi todo el acom-» 

paña miento volvieron los semblantes acia el frontil de 

Segando pre- palacio^ y se dio segunda pregón con el mismo tenor 

8^^^- ^ forma que el primero. Prosiguió luego -saliendo a la 

plazuela de santa Maria» donde enfrente del Palacio 

Tercer pre- de la reina m«ire se dio el tercer pregón. Habia coa» 

goa. vocado la admiración y el afecto <:atdlíco de los cor* 

tésanos mucha multitiid de pueblo , .que eo repetidas 

aclamaciones diciendo en alcas voces: viva la fe de 

Cristo; con el aplauso de esta acción testiñcabaK la 

religión de sus ánimos. ' 

2/ Pasando |>or la calle de santa María a la pía* 
zueía de la Vítla y desde allí á la puerta de Guadalajt^ 
Cuarto pre- ^^»^^í^ ^" aquel sitio el cuarto pregón. Aquifuc 
goiL tan grande el concurso de gente y de los coches que 

concurrieron^ que el mismo deseo 4e verle estorba- 
ba á la muchedumbre él cumplirle, porq^ estrecha- 
ron de tal manera el paseo, que por faltar la regular 
distancia para ir observando el orden que traían, se 
fueron desfilando los ministros hasta que uno á uno - 
salieron á la calle mayor^ donde ^e volvieron ájuntat 
«orno antes. Esta esperiencia dio motivo. pat?a que se 
échase bando, de que en la>'vispbra y dta del autíO al 
Bancio cíe que í^i^^ipo de las procesiones, no anduyiesen caballos ni 
no tnduvklen coches. Sígalo el acompañamiento por la calle mayor 
coches. via recta á la puerta del Sol, donde se dio, el quinto^ 

Quinto prc* í^regón. Y éé :alli por la carrera de san Gwünimo y 
SP^ pbr las cuatro Caües^ .entro en U'qiÜe dciJPtíncipcj 

y bajando sobre Ja mano izquierda pbr 1? calle del 
Prado ^ torció sobré la mano derecha poir la calle del 
León á la plazuela de Antón Martin:^ ddilde stf dio el 
asesto pregón* Desde allí vino por hi ealle de Atpcha' 
:>exto pilgua, derechamente áia plazuela de áaütajüwzíí^y entran-^ 
Séptimo pre- ^^ « U -^ líO» «íwyor » w «cdío dé jelM se. did el tép^ 

gon. 



Digitized by 



Googlí 



tima {K'egon. Desde la Plaza bajo por la calle de ía 
Amargura^ la de los Bordadores, iglesia de saq Ginés, 
plazuela de las Descalzas reales jr san Martin t y de allí ^ 
subid á los Angeles, y en la plazuela de santo Do- ^^^^^^^ ^^ 
mingo se dio el octavo y último pregón. • 

lo Prosiguió luego el acompañamiento por la ca- 
lle ancha de san Bernardo, y por la calle inmediata al 
convento del Rosario» bajó á la calle de las casas del 
Almirante de Castilla, y subió derecho por el tribur 
nal de corre ^ y volviendo sobre la mano derecha, se 
terminó á las casas del señor inquisidor general , donj 
de se volvió á colocar el estandarte en el mismo pues- 
to de donde se habia sacado. Acabada la fucion , que 
fue ya al anochecer , se retiró el estandarte y se fueron 
recogiendo los ministros á sus casas, saliendo de doc 
en dos hasta que se dividieron. 

DE LA FABRICA DEL TEATRO. 

ig Luego que el señor don Fernando de Villegas ^ Ihmt el sc- 
tuvo á su cuidado la disposición del teatro, donde se ^^^j^^.J^^' 
habia de celebrar el auto general de fe para el dia ao aím^itro m^- 
de Junio, mandó llamar á José del Olmo, alcaide, ia- yg^^ "*" 

miliar del santo oficio, ayuda de furriela del rei nues- 
tro señor y maestro mayor dé Madrid, y le encargó 
trazase y pusiese por demostración el diseño de la fa- 
brica. Obedeció José del Olmo con la. mayor puntua- 
lidad que pudo caber en el tiempo; y habiendo apro- 
bado el señor don Fernando la traza, por estar dis- 
puesta con todas aquellas particularidades de que ne- 
cesitaba la obra la firmaron su señoría y el dicho José 
del Olmo, y fue servido S. M. de despachar su real de- 
creto al señor don frai Juan Asensio, obispo de Avila 
y gobernador del consejo'supremo de Castilla, para que 
ordenase á la villa de Madrid hiciese hacer el tablado 
y bailas , cuyo tenor es como se sigue. 

^o Ordenareis á la villa que h^a hacer el tahUdoy Decreto de 
hallas que son menester para celebrar el auto de fe en laS. M. 



Digitized by 



Googlí 



nos. 



Plaza, fara ^o de junio que viene, conforme á la traza 
que está acordada y que se dé mucha priesa fara que se 
cumpla a tiepjpo. En Madrid d S de junio de iSSq.. 
Nombra Ma- 31 Ordenólo asi el señor obispo gobernador ; y 
drid comisa- habiéndose juntado el ayuntamiento,, nombraron por 
comisarios á don Nicolás Rubio y Morales^ y á don 
Lope Gaspar de Figueroa y Guzman , del corisejp de 
S. M. su secretario, y contador de cuentas en eí su- 
premo de Indias, caballeros regidores de esta imperial 
villa de Madrid, para que juntamente con el señor 
don Francisco de Herrera Entíquez, marqués de Uge- 
na, caballero de la orden de Alcántara,, mayordomo 
de la reina nuestra señora , .del consejo y contaduría 
mayor de cuentas , y corregidor de Madrid , asistiesen 
¿ hacer egecutar el teatro , bailas y toldos. 

52 Los señores corregidor y comisarios^. en cum- 
plimiento de esta comisión enviaron- recado llamando 
á José del Olmoque les. entrego latraza ,^.y le encar- 
garon con grande encarecimiento, asistiese y ciudase 
con toda puntualidad á la disposición del dicho tea- 
tro,, ofreciendo asi el señor don Fernando, como el 
señor corregidor. y regidores comisarios, que por la 
parte que les tocaba, asistirían á todo lo necesario 
para que; se cumpliese puntualmente lo que S. M. te- 
nia determinado* 

33 Llenando , pues , toda la obligación de caballe- 
ros^ tan nobles , y católicos tan piádnosos asistieroa con 
tan incansable aplicación, que toda esta grande -má- 
quina se vid acabada, y perfecta el dia viernes. 28 de 
junio habiéndose comenzado á 23*, 

34 Condujo tanto el solícito celo de estos señores 
y el verlos pr-var de las comodidades de sus casas en 
el mayor rigor de los calores^ para el e«mplo de los 
maestros y oficiales , que por este medio parece que 
movia Dios los corazones de los artífices para vencer 
las graves dificultades que se ofredan en la egecucion 
de que no es pequeño indicio , que habiendo toma- 
do Tomas Román, maestro de obras á soío su cuida- 



Digitized by- 



Googlí 



'9 

do y á toda costa ía egcciicion de la fabrica , conforme 

la disposición y traza de José del Olmo , sin solicitud 
humana se le vinieron á ofrecer vdiez y seis maestros 
xon '«US oficiales, madera y instrumentos, para ayu- 
darle al cumplimiento de su empeño: y perseveraron 
todos ^on^an fervorosa constancia , que sin reservar 
las acostumbradas lloras para el descanso, toteando so- 
lo el térmico ípreciso para >com^r , volvian 4 su traba- 
jo con tal gusto y alegria, que explicando el motivo 
de sus anhelos , prorrumpían en estos clamores : viva 
la fe de Jesucristo ; base de cumplir con tiempg, y si 
í)iiltar$ .madera:^ ^sabrén%o$ xleshacer ^pestras casas par^ 
ta;i saflto^mplje0* 

35 Crecía con esto la obra de tal manera , que el 
pueblo concurría á ver los aumentos con que se ade- 
lantaba cada dia con nueva admiración, la <ual fu« 
mucho mayor cuando vieron que en tan pocos dias s^© 
habiaconelttido tan singular. y tan ostentosa fábrica» , 

36 La primera diligencia fue asegurar los funda- yj^j^^ ^^ I^g 
mentos sobre queTiabia de cargar peso tan grave. Y á «casas y ^i^cTas. 
este fin á h hora <jue señalo el señor <lon Fernando de 

Villegas , concurrieron los señores comisarios con Jo- 
sé del C^O|^ maestra mayor, y eyarqiiíar0n todas las 
cuevas y casas que habla de ocupar el teatro en <l án- 
gulo que hacen, desde la esquina de la calle de Tole- 
do hast^ la iralle mieva , que sale, á la puerta de Guada-i 
la]ara ; y con Vista y aprobación de dicho maestro ma-» 
yor^n presencia de Eugenio de Paz^ oficial segunda 
de don Diego Orejón ^c«tario de ayuntamiento , pof 
estarlas mas <le las cuevas en lo mas interior de los 
edificios, y como dicen , metidas de fábrica yser lall 
otras de terreno firme se hallo, que el suelo erabasf 
tantemente seguro para recibir la carga de raa^untuO'» 
$0 edificio. \ 

37 Su planta constaba de ciento y noventa pie? de l^'anta xlel te^i- 
largo, y ciento de ancho, formando un paralelogramo,» ^^^• 

cuya planicie contenia diez y nueve mil pie$ cuadra-. 
dos superficiales. Tenia de alto trece pies desde la su 

C 2 



Digitized by 



Googlí 



perfície de la plaza á su primer suelo. Subíase á el por 
dos escaleras con un tiro por frente en cada una de 
ellas, que se componía de diez grados de medía vara 
de huella » y diez dedos escasos de altura y trece píes 
de longitud. Desembarcaban en una mesa de trece pies 
en cuadrado, y desde allí partía otro tiro con otras 
diez gradas del mismo ancho, largo y altoqiieel pre* 
cedeníté. Entrambas tas dos escaleras tenían sus puer^ 
tas al pie de la primera grada , y miraban los dos tiros 
primeros de ellas al Oriente, y lá que caia al Seten* 
trion desembarcaba á la superficie del tablado de la 
mano izquierda de S. M. , y á la mano derecha desem^ 
barcaba la otra escalera por donde habkn de subir los 
consejos al primer suelo. 

38 En ei plano del teatro se determinaron tres 
í^orredore^; el primero desviado siete tercias de la pa^ 
fed de las casas del conde dd Barajas^ donde SS. MM» 
habiah de ver el auto , y corría este desvio por toda la 
longitud de él. Tenia este corredor catorce pies de an- 
cho, y cincuenta de largo, que sirvió para pasar la 
procesión de tos reos por delante de SS. MM. , para 
que mé)ór los pudiesen ver. 

' 39 A distancia de veinte y dos pies^ de este corre- 
dor se Ibrmd otro de diez y seis pies de ancho ^ y cin* 
cuenta de largo ^ ei> el cual se hizo un tarimon al haz 
que mira al Oriente , en el medio del largo de s<^ lí* 
néá^ de cuatro pies de alto, cinco de ancho y ocho^piies 
de largo, sobre el ciial se levantaron dos jaulas de Ver^ 
fas de dos pies en cuadro y tres pies¿^y medio de altOi 
€on sus portezuelas por donde pikiiesi^ entrar los reos 
á oír sus causas y sentencias , y delante de estas jaula» 
áios'dos costados de ellas, había dos escaleras con cua« 
tro gradas cada una para subir y bajar ¿dichas jau- 
las; y frontero de ellas en el mismo corredor, arri^» 
madoá las veifas se hicieron dos cátedras para leer las 
' causas y sentencias de los t€^\ y en el intermedio de 
las dos cátedras se piu sieTún dos bufetes para que en 
ellos estuviesen las dos arquillas en que iban las sen- 
tencias y las causas. 



Digitized by 



Googlí 



-'jfb ^ Ert^eflté de Idi dichón bufetes se pusieron báñ- 
eos^ ¿otidt se seritarotiJos secretijrios; en el primero so-^ 
bre to mano derecha de SS. MM. , los socrctarios d^n 
Gerónimo Ruiz de SámafliegOf don Gaspar Peinado 
Fanega j y en los demás bancos que había en el inteiv 
medio de las cátedras estaban sentados los secretarios-, 
abogados de pré$ós { relatores y otros ministros, guar* 
éando sus antigüedades i y precediendo a los relatores^ 
de ios otros consejos, que asistieron con diez religio- 
sos^ de santo Domingo y san. Gerónimo para leer la» 
eausasy sentencias. 

* 41. A disrancia de 3a píes se hi¿o otro corredor 
ék^ íé pies 'de' aftcbo, que coronaba la parte estérfob 
del teatro , que miraba acia la parte de oriente; y con* 
estos tres corredores se formaban dos patios con el an* 
eho de 22 , y 32 pies; y. el largo de 50. El de 22 pies^. 
enael inti^édlato íil halcón de S. M* , y sirvió para 16»; 
soldados de su guardia : el patio délos 32 píes y Kúeco* 
de los tres corredores^ qUe caía á la parte de k plaza,, 
sirvió para las familias de los señores inquisidores. 

42 Desde los xoitados de estos patios al lado deref 
dio del' balcón de. S;M. hasta el testero de los pañeí- 
¿os, que está en la acera de' la caltó de Toledo, habia^i 
el espacio de setenta pies, el cual se dividió en trc». 
distancias ; k primera de cuarenta pies; la segunda-de: 
diez y ocho y la tercera de doce. La primera servi;r. 
de plano áks^ entrada» de los consejos, y para ponen 
el altar,, ptílpito,^ bancos, y dar paso á las procesiones» 
y entradia de los reos> para fo cual sé hizo tan capaz,, 
que tenia los dichos cuarenta píes de ancha, y de lar-- 
go los ciento de toda k latitud del teatro: la segundaí 
distancia se reparrid en seis huellas de v^ara en anchoy 
y siete gradas dé dos pies y ciiatFOKdc altó^ para qu6^ 
los señores ministros y consejeros se pudi^en sentar 
cómodamente, y tenían de largo dichas gradas ochen^ 
ta y sietepies, conque su ^itura llegaba dos pies y me* 
dio mas bajo qiie el suelo de los balcones del segundó^> 
cuarto;^ 



Digitized by 



Googlí 



11 

43 £n ^o ^^^o ^^ estas gradas se estendia la terce- 

rra distancia con vía latitud dicha, ydü longitud m¡sl|la^ 

{de las gradas^ -y arrimaba á los ..bocones del testero,! 

que mira al setentrion. En medio de cSte*sitio se pu* 

so el solio y. dosel ^ra el señor inquisidor general^ 

^ con dos; bufetes á los lados; el de la mano dereóha^pa* 

rraponer/las'vestiduras pontificales de S. E; y el deda 

r mano izquierda para los. ornapjiehfos -def los^cinco <a* 

peUanes de honor, que Ixabian de ministrar le^ de dia* 

rconales, y de a$istente tnayor^ y Jev^antábase él solio 

sobre.oin tarimon de una tercia de 41to , ocho pies.4e 

larg^.y seis de ancho. Para ^úbir^asácdmodamentje:^ 

los asientos de Ifis gradas , y ^1 trdnoade S. ^B. se hf- 

.cierpn trfs escaleras repartidas ; la uñadle :^llas en el 

medio de lasgradas de los asientos,y Jasota^s^jos en 

iguales distaocias, y tetüia cada una.de est^stres^escan 

leras veinte i?5calones ^;i:uatro pies :de^argoy<utr^ 

ta escasa de áU:o". » ^ • ^ 

44 Desde k) alto de la tercera:di8tancja (que era 
reí plano del solio) se hicieron dos escaleras ^ue tenian 

una vara de ancho, y bajaban hasta el suelo ¿de la pla- 
za y habitaciones dü |)rimer cuartd /para qiie'lDs cort:^ 
sejos y ministros pudiesen bajar á Jasi^Ciciooes 4cl 
primer x:uarto á tomar algún alivio. 

45 .En frente de estasvgradas , sobre qve ^estaba d 
trono de S. E-, á la otra parte opuesta xlél teatro,^iie 
caía al lado$¡niestrQ<!el4)dlconde^.M*,^ se levanto 
otra tíinta fábrica , <on <íl mismo repartimiento de dis? 
tan.cias, altura y longitud ^ planos, alto y >bajo,^sca« 
Jerillas^ asi interiores para que los ministros ^ue asis« 
!tianá los r^s pudiesen abajar á tom^ algún refresco, 
^oino.esteriorespaca^ue'se pudiese^^ubir a los asiea« 
ífos de las gradas ; y en -esta forma pudieron estar los 
^eos como ren aparador , para x]ue sin embarazo fuesen 
^^¡stos 4e todo el teatro. 

46 Debajo del tablado y gradas de los -consejos 
>hab¡a odio apartamientos <oii ^us llaves ^ los tres des* 
.tinados para Jas cárceles secretas , y las audiencias que 



Digitized by 



Googlí 



se ofreciesen dar á los reos ;,Ios otros tres para oficinas 
donde pudiesen comer, y retirarse los caballeros regi- 
dores de la villa de Madrid; El séptimo era un retiro 
que estaba separadoipara que el predicador se pudie* 
se recoger mientras era la Hora: deF sermón. Y el oc- 
tavo era para que el sacerdote que había de celebrar 
pudiese retirarse , si le sobreviniese algún accidente ■ 
en mis^de tantas^Horas.. 

47 DeL otro lado! debajo de las gradas y tablado^ 
de los reoiSi había otras^ cuatro divisiones para^ oficinas 
y refectorioídonde pudiesen comer y aliviarse los mi¿ 
nistros ,,yrdar providencia á los accidentes que pudie^ 
sen Sobrevenir á los reos.. 

48: Todo esto cupo^ con mucho desembarazo cff^ 
la fabricar grande de este edificio , el cual causo na 
poca admiración , así por la brevedad conque se ege- 
cutp v^.como: por la firmeza conque estaba fabricado, , 
y juntamente; la unión dé las maderas, que parecía : 
todo dé una pieza ; y es muí digna de ponderar la ca^ 
pacídády magnificencia de la anchurosa plaza de la 
villa dé Madrid ^ pues soló en un rincón de los de sus • 
cuadí-os cupo un teatro bastante para una populosa ciu- 
dad. Mas para ponderar la suntuosidad de esta qbra,, 
basta decir que tenia* 897^ tornapuntas y pies dere- 
chos ;;teníá 5900 píes de «oleras; 190 gradas eb diver- 
sas escaleras , , asi en lo interior como - en lo esterior; 
ii6 pilastras de á tercia de ancho, y 46 pies de largo 
consus perchas para recibir los toldos, con mucho nü-' 
HTcrade^íguetasf; tercias, maderos dea seis, de á ocho 
y de á diez: tablones y tablas, que por no cansar no se es-; 
pKca-^t gran ntí mero de maderas de que se compuso.- 

49 Con ellos se cubría todo este anchuroso espa- Tbl<te«conque 
ciapara^ defensa del sol , los cuales se podían correr se cubriócltea- 
mui facHmente^ como efectivamente se corriéron/jro* 
luego que el sol se quito para que el aire ventilase la 
respiración de tantos alientos. Fijáronse los toldos en 
las perchas d carreras que cargaban sobre las 26 pilas- 
tras, y las contrarias cuerdas se fijaron en los quintos 



Digitized by 



Googlí 



14 

balcones de la altura de la plaza por entrambas aceras. 

50 Servia de no poco adorno al teatro una plaza 
^üe se formo de bailas en un semicírculo de 190 pies, 
de diámetro, que tenia por centro el medio de la es 
terior línea de este teatro, y esta plaza sirvió para los 
moldados de la fe, y para que mas cómodamente pu^ 
diesen entrar las procesiones, y apearse los señores y 
demás acompañamiento del día del auto i á cuyo íin 
se pusieron seis montadores de madera en competen- 
tes distancias. Desde el medio de esta plaza se formo 
una calle de bailas de veinte y seis pies de ancho ^ que 
llegaba hasta la boca calle de los boteros^ Las bailas 
de la Plaza, y Je esta calle eran de cuatro pies y me- 
dio de alto, con que tenia 1^ debida proporción para 
despejar el concurso y ao embarazar la vista. 
Adornes del 51 Adornóse el teatro por la parte del trono de 
teatro. vistosas alfombras y colgaduras , l^s primeras cuatro, 

gradas altas de damascos carmesíes^; y el plano del ta- 
blado donde estaba el trono de su escelencia de ricas 
alfombras, y sobre la grada del solio había una silla 
mui rica con almohada á los pies, y un bufete delan- 
te cubierto con un precioso tapete sobre que estaba la 
cruz y campanilla. Cubria el solio un hermoso dosel. 
Con las armas reales y las del santo oficio; en la altu- 
ra correspondiente al tercer cuarto pendiau colgadu- 
ras que alternaban también las armas del rei y las de 
la inquisición. Las tres gradas mas inmediatas al pla- 
no y las escaleras estaban cubiertas de hermosas al- 
fombras, y el mismo adorno tenia la escalera: princi*! 
pal por donde habían de subir los consejos , y tam- 
bién el plano, o superficie del tablado y los tres cor- 
redores. ' 
52 Los dos bufetes para poner las arquillas deJas 
. . sentencias, estaban cubiertos con tapetes ricos de te-. 
la. £1 pulpito del predicador y cátedras para leer la3 
sentencias se colgaron con paños morados. Las vcl ^te 
y seis pilastras^n que se fijaban los toldos, estaban ves- 
tidas de damasco carmesí; y los bancos que corrían in- 



Digitized by 



Googlí 



mediatos á las gradas de los consejos, estuvieron cu- 
biertos de tapices. 

53 El altar en que se fijo la cruz verde, estaba 
adornado con cándeteros de plata j^ y la cruz verde cu- 
bierta con velo negro. Delante del altar había doce 
blandones de plata^ seis á cada lado con sus hachas en- 
cendidas ; en el plano de la primera distancia del lado 
en que estaban los reos » habia nueve filas de bancos 
cubiertos de tapices para sentarse ios ministros y reli- 
giosos que asistían á los reos. 

5^4 Preparóse para SS. MM. el balcón décimo en Obraqneenel 
orden, contando desde el rincón de la escalerilla de pie- cuarto donde 
dra por ser el que caia perfectamente enmedio del tea- ^^- **^- ^j^* 
tro, y en el inmediato de su mano derecha se abrid pucr- ^^" j^ ^^^^ "V' 
ta, cortando su antepecho de tal mpdo, que se pudiese, j^adrid,' * ^ 
abrir y cerrar. De^e este balgon hasta el plano del 
teatro, se hizo una escalera de siete pies de ancho con 
seis gradas, que estuvo cubierta con una rica alfom- 
bra , y dispuesta para que el señor inquisidor general 
subiese á recibir el juramento de S. M. Doróse el bal- 
cón del rei , y rompiéronse algunos tabiques de las ca- 
^s donde SS. MM. se aposentaron , y púsose una puer- 
ta para la mejor comunicación del cuarto y los balco- 
nes donde las damas de ambos palacios hablan de ver^ 
el auto. Quitóse el balcón que caia sobre el de los re-* 
yes, así porque nadie pudiese ocuparle, como para 
colgar mas cómodamente el dosel y adornar el balcón 
proporcionadamente á tan soberanos dueños. Toda la 
cual obra y gasto de ella corrió por cuenta de la villa 
de Madrid, excepto el adorno y colgadura de la ven- 
tana de SS. MM,, que tocó al cuidado del tapicero 
mayor; y la colgadura y adorno de todo el teatro que 
se hizo por cuenta del tribunal. 

55 Esta es la idea de una obra que atento fl tiem- 
po, la materia y demás circunstancias, no es impropió i 
llamarla maravilla descrita cotí el modo que parecic^ ^ 
mas apto para su inteligencia; porque en semejantes 
asuntos, el primor de 1% elgcuencia consiste en la ciar '^^ 

D 



Digitized by 



Googlí 



í6 . 

ridad , y no se debe reparar en que las voces no séati 
mui sonoras á los oído», con que tteguen á suplir la 
contemplación de los ojos. Este es el blanco á que ha 
mirado el autor en toda esta prolija relación ; especiat- 
mente en lo que en adelante puede servir de egem- 
plar. Pero si acaso, no. hubiere: conseguido, su intento 
en todo lo dicha,, podrá el kctor suplir la falta de ex- 
plicación con la inspección de la estampa del teatro^ 
que irá puesta, en su lugar. 

FORMACIÓN DE I.A. COMPAÑlA^ DE; IOS 

SOXDAÍ)OS DE: LA FE. 

F^utíLse hi 5^^ Al' mismo tiempo que se dio principio a la fa- 
compañía de l>nca del teatro, se formo una compañía compuerta 
bs soldados de de 250 honabres entre oficiales y soldados. Fue nom- 
1a ^* brado por capitán Francisco de Salcedo,, por alferez. 

Juan Dominguezvy fue llamado don Pedro del Cas- 
tillo , ayudante de la comisaria general de España , pa- 
ra que los industriase según la disciplina miHtar. Coa* 
cedid el tribunal á todos los soldados de esta compa- 
ñía, que gozasen las preeminencias de los ministros, 
.y q.ue pudiesen traer armas ofensivas y defensivas por 
el tiempo que estuviesen en servicio de la Inquisición. 
Alistáronse en esta compañía á competencia los her- 
mimes del trabajo, y para lograr dignamente el honor 
de soldados de la ú mostrando la estimación de tan 
decorosa milicia , se alajaron de mosquetes, arcabuces,, 
pic^s,. partesanas y demás armas que parecieron: con* 
•venientes, asi para* la defensa, como para la represen- 
tación; y no fue menos de reparar la gala de los ves- 
tidos, que fueron de tanta riqueza y aseo , qtKí ningu- 
no pareció de menos esfera en el trage. 
Instrnccro^ S7 Guardaron puntualmente la instrucción que 
^uc se les d¡<5 les dio el señor don Fernanda Bazán, y aunque U ege- 
á los soldados cucion de ía que les tocaba, se va ádvirtiendo en lo 
^ ^ fe« deoias del auto poniendo^ cada cosa en su lugar , se re- 



Digitized. by 



Googlí 



^7 

&rirá brevemente ahora todo lo que hicieron , asi pa- 
ta que se vea su importancia, como para que sirva de ^ 
instrucción á los venideros. 

58 El dia 28 de Junio por la tarde salid la com- 
pañía, de las casas del tribunal de corte, donde tenia 
su cuerpo de guardia, y fue marchando con buen or- 
den hasta la4>uerta de Alcalá: alli habia preparada de 
orden del señor marques de Ugeña, corregidor, canti- 
dad de haces de leña de la cual cada soldado fue to- 
mando un haz, y con esta fagina volvieron marchan- 
do hasta hacer alto en la plazuela de Palacio. 

59 El capitán subid hasta el cuarto de S. M. por Suhe «I capitán 
la puerta del retrete, llevando en la rodela un haz de «3 liaz de leña 
fagina prevenido con el aliño y proporción mas de- al cuarto de 
cente para presentársele al rei nuestro señor. Recibid- ^'^* 

le de su mano el duque de Pastrana , que le Ilevd á laí 
real presencia de S. M, , el cual por su propia mano le 
entro á mostrársele á la reina nuestra señora doña Luí- 
Maria de Borbon, y volviéndole á sacar, le recibid el 
duque de mano del rei y se lo volvid á entregar al car- 
pirán , diciendo : que S. M« mandaba que le llevase en 
su nombre, y fuese el primero que se echase en el fue- 
ga Advertencia que al rei nuestro señor le dictd la 
piedad heredada del santo rei don Fernando el terce- 
ro, que en semejante ocasión pana dar egemplo al mun- 
do, Uevd la leña al brasero conio queda reierido. 

60 Bajo el capitán lleviando en la rodela el haz re- 
comendado de S. M. y en incorpdrandose con la com- 
pañía puso el haz en la véngala, y á su imitación todos 
los moldados, llevando su fagina en las picas y los mos- 
quetes al hombro , fueron marchando hasta el brasero 
donde dejaron la leña y separado el haz con cuerpo de 
guardia para mas perfecta observancia del orden del reí. 
Y el resto de la compañía volvid marchando en or- 
den h«<sta el cuerpo de guardia del tribunal de corte. 

61 ALsalir la procesión de ías cruces verde y blan- 
ca , batid el alférez la bandera , y hizo salva la com- 
pañía én la plazuela de doña María 4e Aragón. Lo 

D2 



Digitized 5y 



Googlí 



1« 

mismo se repitic^ en la plazuela de Palacio » enfrente 
del balcón de S. M« ; jr marchando delante de la pro- 
cesión luego que llegó á la plaza , se ordenó en dos 
filas por un costado y otro dentro de las bailas ; y ha- 
biéndose colocado la cruz verde en su lugar, se repi- 
tió la salva y el al£srez tremoló la vandera. Fue lue- 
go delante de la procesión de la cruz blanca hasta el 
brasero , disparando por todo el camino á trechos ; y 
en habiéndose fijado la cruz, blanca en su puesto, re- 
pitieron la misma demostración de salva y bandera* 
que hicieron al colocar la cruz verde , y parte de lo^ 
soldados quedaron con la cruz de guardia, y el resto 
volvió marchando á las cas^ del tribunal de corte. 

6% El dia del auto á las cinco de la mañana se pu-^ 
sieron en dos filas en la calle por donde habian de sa- 
lir los reos para defender el paso de las olas de la gen- 
te que concurría^ Y habiendo salido los reos ^ marchó 
la compañía delante de ellos; y llegando á la plaza se 
escuadronaron fuera de las bailas , hasta que las guar- 
dias del rei (que guardaban las bocascalles y entradas^ 
de las bailas) se retiraron á sus puestos debajo del bal- 
cón de SS. MM. Luego que entró el acompañamien- 
to marchó la compañía hata la plaza accesoria del tea^ 
tro, donde arrimo las armas jnnto al tablado; y cuan^ 
do los relajados fueron entregados al brazo seglar, fue 
un trozo de los soldados con los tenientes de la villa- 
acompañando los reos hasta el lugar del suplicio , y el 
resto de ellos se quedó en la plaza para hacer salva 
(como después hicieron) al tiempo que se acabó de 
dar la absolución á los reconciliados, á los, cuales fue- 
ron acompañando hasta las cárceles del tribunal; y ha- 
biéndolos dejado en ellas , partieron marchando al 
brasero á incorporarse con el resto de la compañía 
que a|li estaba. El dia siguiente á la hora que se acabó- 
de egecutar la justicia, vino toda el escuadrón , lle- 
vando en procesión la cruz blanca h^istala parroquia 
ác san Miguel , donde el cura salió á recibirla con su 
ckrecia^ cantando > y repicando las campanas hasta 



Digitized by 



Googlí 



^9 

colocar la cruz en el altar mayor , y Tuego^ salieron ai 
cementerio, y clamoreando las campanas, cantaron 
un responso por los ajusticiados convertidos. Y ha- 
biendo asistido á esta función , volvieron los soldados 
al tribunal de la corte. 

(58 El día tres de julio la tercera parte de la com- 
pañía partió marchando desde el cuerpo de guardia has- 
ta el convento de santo Tomas, desde donde vinieron 
acompañando la cruz verde , que ios religiosos de 
nuestro padre santo -Domingo llevaron en procesión 
hasta el convento de monjas de santo Domingo el 
real , y alli se coloco en uno de los pilares de la iglcr 
sia, y lo^ soíciadó^ 'Volvieron en orden al cuerpo de 
guardia: y d día cuatra de julio, después que partie»- 
ron los penitenciados á la cárcel de la penitencia de 
Toledo , habiendo cumplido perfectamente con su 
eUigacion , se acabó de disolver la comjpania. 

De los señores que se hicieron familiares £ara esta, 
función.. 

<54 Como la autoridad de los jueces no puede su- 
sSstir sin tener ministros que cooperen con puntuat 
observancia al cumplimiento y egecución de lo que 
se juzga y dispone en los tribunales; y conio al en- 
tablarse la Inquisición, la multitud y ostinacion de 
los reos no acostumbrados entonces á lo que aborre- 
cían como rigor , y estrañaban como hót^dad hacia 
peligroso el uso de tan santa jurisdicción, muchos va- 
rones nobles , encendidos con el ardiente celó de la fé. 
se ofrecieron á servir y defender á tribunal tan sa- 
grado, aunque fuesie á costa de sus propias vidas; has- 
ta conseguir que los inquisidores apostólicos fuesen; 
obedecidos y respetados, y la causa de la fe quedase- 
bien defendida. Creció el número de los ministros, 
que se aplicaRon á asistir al tribunal, y cumplieron 
tan exactamente con su obligación, que los sumos 
pontífices los remuneraron con muchas gracias é ia- 



Digitized by 



Googlí 



3^ 

dulgencias j y entre otras les concedieron el privi- 
legio de que trajesen i los pechos I4 cruz del tribunal 
como insignia de su profesión. Y por esto á los qne 
ahora llamamos comunmente familiares» para significar 
que pertenecen ala familia del santo tribunaUse les 
dio nombre entonces de cruces^ natos , que es lo mis- 
mo que señalados con la insignia de la cruz. 

65 Son innumerables los privilegios^ exenciones 
y gracias que les concedieron los sumos pontífices , de 
cuyas bulas se sacan entre otras las indulgencias $í« 
guíenles. 

Sumaria de algurnts indulgencias ^ y privüegios concedi- 
dos por algunos sumos pontífices á los señores inquisidO'^ 
res^ oficiales f comisarios ^familiares y otros ministros del 
santo oficio de la Inquisición contra la herética pravedad; 
y d la cofradía de los cruzados , debajo de la imocMion y 
título de san Pedro Mártir. 

<56 Los sumos pontífices Urbano IV , ^n el año 
de 1261, y Clemente IV, que \e sucedió en el año 
de 1265^ concedieron por sus bulas apostólicas, que 
comienzan fr^e cunctis f i los señores inquisidores 
apostólicos que se ocuparen en los negocios del san- 
to oficio la misma indulgencia plenaria que fue 
concedida en el concilio general Lateranense que se 
celebro en la ciud;id de Koma en el año de 1215 á 
ios que fuesen á socorrer la tierra santa, no solp por 
iuna vez, sino en los actos acabados que celebraren 
contra los hereges en favor y defensa de la fe católi- 
ca, asi de reconciliación, abjuración, absolución, ú 
de cualquiera egecuclon durante su pficio. 
. 67 > IteU : los mismos pontífices referidos conceden 
á los fiscales, secretarios , abogados , notarios y demás 
oficiales que juntamente con los señores inquisidores 
asistieren personalmente en la prosecución de las cau- 
sas contra los hereges tres años de indulgencia por 
cualquiera de eilas^ en que se ocuparen en el dicho 



Digitized by 



Googlí 



«anto oficio, siendo distintas las unas de las otras. Y 
la mísmia indirlgencia les es concedida por el pontíüce 
Gregorio VIII eíl su bula , (jue comienza: Ilk huma- 
ftigeneris, que fue publicada en ^1 año de 1 135 ^ y por 
Adriano V en su bula, qa^cotmtnzzjirmissimé teneatv 
año de 1259. 

68 Iten r conceden los misnios sumos pontífices; 
Urbano IV y Clemente IV , en las mismas bulas refe- 
ridas á los dichos sefiores inquisideres, quevipierea 
á fallecer durante el tiempo que egercitaren su oficio 
apostdJico.coñtrálos hereges, indulgencia plenaria y 
reinision de todos sus pecados en el artículo de la: 
touerte ,. estando contritos y confesados.. 

69 Tten:: los mismos pontíifkes^ Urbano IV, ctu 
la bula que comienza, tket ex ómnibus ^ y Gregorio IX; 
y Clemente IV en las que quedan referidas, conceden 
a los dichos oficíales, del santo oficio > que estando 
ocupados juntamente con los dichos señores inquisi- 
dores en las causas contra losliereges vinieren a morir,, 
indulgencia plenaria y remisión de todos sus peca- 
dos en el artículo de la muerte,, estando contritos y 
confésadbs. 

70 Iten: el pontífice Clemente Vil,, en la bula: 
que comienza : cum sicuty dada en Bolonia á los i5;dc: 
enero de 1530 concede á los crucesignatos. d familia-^ 
res del santo ofício , que son una misma cosa aunque: 
difieren en el nombre , que cuando son redbidos por 
tos señores inquisidores y juran en sus manos,, qUc^ 
todas las> veces que fueren llamados por los dichos, se- 
ñores d sui vicarios ,, que son los coiiiisarios^para pren> 
der los hereges, acudan con todo su poder , consejo. 
y favor;; les cencede & S. por aquella vez, y en el ar- 
tículo de k muerte, estando contritos y confiesados^ 
fiídulgencia plenaria y remisión de todos sus pecados,, 
y que puedan ser absueltos de todos crímenes y esca- 
sos,, aunque sean de los reservados en la bula de U: 
Cena del Senor^ 

71 Iten^ el müsmo pontífice Ctemente VII Ict 



Digitized by 



Googlí 



¿2 

concede en la dicha bula á k>$ dichos ^mHiíK'es, qiie 
en tiempo de entredicho puedan asistir á los divinos 
oficios ; y que si en tal tiempo murieren , gocen de 
eclesiástica sepultura » aunque sin pompa funeral , co* 
mo no hayan sido causa del dicho entredicho. Asimis- 
mo le^ concede, que todos los dias del año que visi'- 
taren cinco altares en una iglesia, sí tantos hubiere en 
ella, ó uno no habiendo mas en la iglesia del lugar 
donde asistieren y rezaren un salmo de rodillas, d cin- 
co paternóster y cinco avemarias , ganan las mrsmas 
indulgencias que son concedidas á los .que visitaren 
las estaciones de la santa ciudad de Roma. 

^2 Iten : se les concedió á los dichos crucesigna- 
tos ó familiares del santo oficio , por los pontífices 
Urbano IV y Clemente IV, en las bulas arriba refe- 
ridas , que comienza: pra cumtis , y por el pontífice 
Calixto III , en bula que comienza: injunctum nobis^ 
dada en él año de 1 450 , que todas las veces que fue- 
ren á prender los hereges , gocen del privilegio de la 
indulgencia plenaria que les fue concedida á \m que 
fueren en favor de la tierra santa por el pontífice 
Inocencio III en el concilio general Lateranense ar- 
riba referido. . - 

73 Iten: el pontífice Pió V, en la bula que co* 
mieuzz: super gregem Dominio en que. confirmó á los 
cofrades de san Pedro Mártir, que eran oficiales , co- 
misarios y familiares del santo oficio de la Inquisi- 
ción de la ciudad de Valladolid, las constituciones 
y ordenanzas de la dicha cofradia , á suplicación del 
cardenal don Francisco ÍPacheco , concede á todos 
los señores inquisidores, fiscales, secretarios y demás 
oficiales de la cofradia, que entonces eran, y por 
tiempo fuesen, y á todos los demás señores inquisido- 
res, fiscales, onciales, comisarios, familiares y mi- 
nistros de las demás inquisiciones , siendo cofrades de 
- la cofradia de san Pedro Mártir^ ó que por tiempo 
fuesen admitidos á la dicha cofradia , y delante de 
uuo de Iqs dichos señores inquisidores y un /lotario ó 



Digitized by 



Googlí 



ss 

secretario del santo oficio, hicieron solemne Jura men- 
tó de amparar y defender la fe, y la iglesia católica 
romana con sus fuerzas y poder , y al santo ofici o de 
la Inquisición y sus ministros, contra cualesquier he- 
reges ^ cada y cuando que ocasión se ofreciere y nece- 
sidad hubiere, indulgencia plenaria y remisión de to- 
dos sus pecados , estando verdaderamente penitentes 
y confesados. Y la misma indulgencia plenaria y re- 
misión de todos sus pecados les concede que gocen ea 
las fiestas del bienaventurado san Pedro Mártir, reci- 
biendo el sacrosanto Sacramento de la Eucaristía , y 
en el artículo de la muerte , y que puedan elegir con- 
fesor secular d regular en la dicha festividad , y en la 
entrada en la dicha cofradía , y en el artículo de la 
muerte , que los puedan absolver de cualesquier peca- 
dos , crímenes, y escesos y delitos, cuanto quiera gra- 
ves d enormes, aunque sean reservados á la Sede 
apc^tdlica, y contenidos en la bula de la cena del Se- 
ñor, imponiéndoles por la culpa penitencia saludable, 
y ^ue les puedan comutar en otras obras de piedad 
cualesquier votos hechos , escepto los de Jerusalen, 
castidad y religión ; conque sean obligados á traer pá- 
blicamente en las vestiduras de fuera y de dentro una 
cruz á semejanza de los crucesignatos ; con tal que la 
dicha señal de cruz no convenga con las que traen las 
otras drdcnes de caballería de España , que son de 
Santiago, Calatrava y Alcántara. 

74 Iten : el mismo pontífice Pió V en el sacro Ca- 
non, que comienza, si de protegendis, que con asisten- 
cia y consejo de todo el colegio apostdlico de los car- 
denales se suplico en la ciudad de Roma en primero 
de ?bril del año de 1569 contra los que ofendiesen el 
estado, bienes y personas del santo oficio de la Iquisi- 
cion , contra la herética pravedad y apostasía. Decla- 
ra á todas las personas particulares d ciudades, y lu- 
gares enteros, d señores condes, marqueses, duques ú 
de otros mas principales títulos que mataren d hirie- 
ren, d quitaren de su lugar, d amenazaren á cualquie- 

E 



Digitized by 



Googlí 



34 

ra de los señores inquisidores , abogados » fiscales se^ 

cretarios v otros cualesquier ministros del santo ofi- 
cio ; y á los comisarios , que en sus distritos egercita- 
ren el dicho santo oficio por públicos excomulgados» 
y que hayan incurrido en el crimen de lesa Magestad 
y en otras penas gravísimas , para que sean castigados 
de su sacrilegio y malvado atrevimiento. 

75 Todas estas gracias é indulgencias plenarias 
que concedieron los dichos sumos pontífices, como 
queda referido las confirmaron de nuevo los pontifi* 
ees Clemente VII en la bula que comienza: Cum sicut 
que arriba queda referida ; y el pontífice Pío V , en la 
bula que comienza: Sacrosamta Romana ^ publicada 
en Roma en 13 de Octubre del año pasado de 1570. 

Paulo papa V. ad perpetuam rci memoriam. 

y6 Concede á todos y cada uno de los fieles cris- 
tianos que fueren admitidos en la cofradía de los cru- 
zados debajo del título é invocación de san Pedro 
mártir, para asistir á los inquisidores contra la heréti- 
ca pravedad que está esparcida por diversas partes en 
cualquier tiempo o lugar el dia de la recepción , si 
recibieren el santísimo Sacramento de la eucaristía in- 
dulgencia plenaria y remisión de todos sus pecados. 

^y Iten: á todos y cada uno de los cofrades de la 
dicha cofradía presentes y futuros, que estando ver- 
daderamente penitentes y confesados, y si hubiere co- 
modidad recibieren el santísimo Sacramento de la eu- 
caristía d que estuvieren contritos, que en el artículo 
de la muerte invocaren el piadoso nombre de Jesús 
con la boca, y no pudiendo con la boca, con eli:ora- 
zon indulgencia plenaria. 

78 lien: á todos y cada tino de los dicbos cofra- 
des que visitaren algún oratorio, iglesia d capilla de 
la dicha cofradía, en cualquiera de los dias de la exal- 
tación de la cruz ú de san Pedro mártir, y en cual- 
^iera de ellos desde las primeras vísperas hasta po- 



•Digitized by 



Googlí 



ner del sol del día siguiente , estanda verdaderamente 
penitentes» confesados y comulgados en cada día de 
estos y en cada año conforme a sus tiempos, y allí 
ofrecieren sus oraciones piadosas á Dios por el feliz es- 
tado de la santa madre iglesia, exaltación de la fe ca* 
tdlica, estirpacion de las heregias, salud del romano 
pontífice , paz y concordia entre los príncipes cristia* 
nos plenaria indulgencia y remisión de todos sus pe- 
cados. 

79 Iten: á cualquiera de los dichos cofrades que 
hicieren las diligencias dichas desde las primeras vís- 
peras de los dias de la invención de la santa Cruz^ 
Natividad de nuestro Señor Jesucristo, Anunciación 
y Asunción de nuestra Señora y en el de todos los 
Santos , cuarenta años de indulgencia. 

80 Iten : á todos los que ayudaren á prender los 
hereges, y á guardarlos después de presos y acompa- 
ñarlos para que vayan seguros d que en cualquier ma^ 
ñera ayudaren 4 lo susodicho^ cuarenta años de indul* 
gencia. 

8i Iten: á los cofrades que estuvieren presentes 
en las procesiones que hacen por sus estatutos, d en 
cualquiera manera de licencia de ordinario, y á los 
que asistieren ¿ las abjuraciones públicas d particular 
res de los hereges, y á los que se ocuparen en la con- 
versión de los hereges , y en la instrucción de ellos en 
la fe catdlica, y á los que asistieren á oir los sermones 
que contra ellos se hacen y á todos los que ayudaren 
contra los fautores y reccptatores y defensores de los 
hereges , y a todos los que en lo susodicho asistieren á 
los inquisidores con consejo, ayuda y favor,* el dia que 
hicieren alguna cosa de las sobredichas por la autori- 
dad , les relajamos en la forma que la iglesia acostumbra 
cuarenta años de las penitencias que les han sido im- 
puestas d que deben en cualquiera manera. 

82 Iten : á todos los dichos cofrades, que en cual- 
quiera día del año visitaf'en cinco altares si los hubie- 
re, d por lo ipenos un altar en el lugar donde acón- 

E2 



Digitized by 



Googlí 



3« 

teciere hallarse, y rezaren devotamente un salma ó 

cinco veces el Paternóster con el Ave María , ganan 

las mismas indulgencias y remisiones de pecados que 

ganaran si en aquel dia visitaren las iglesias en que liái 

concedidas indulgencias en Roma. 

83 Iten: que estas indulgencias valgan por todo 
tiempo perpetuamente. 

84 Iten : declara que las dichas indulgencias y gra- 
cias se conceden de la misma manera á los inquisido- 
res contra la herética pravedad, y á los vicarios y con- 
sultores y á los demás oficiales, ministros y sirvientes 
del santo oficio de la inquisicion,adonde quiera que re- 
sidan aunque no estén descriptos en la dicha cofradia, 
haciendo cada uno su ministerio, según que á cada uno 
toca d en otra manera hicieren las cosas sobredichas; 
no ostante las constituciones y ordenaciones apostóli- 
cas, y la regla que prohibe conocer las indulgencias 
ad instar , y las cosas que en contrario pueden hacer, 
Datum Romae apud sanctum Marcum, sub annullo 
Piscatoris, die 28 julii 161 1. Pontificatus nostri anno 
octavo. S. Cobellutius. 

Forma de bendecir y dar el hábito á los familiares y mp- 

nistros del santo oficio , lo cual toca á cualquiera de los 

señores inquisidores del distrito ó á la persona que faro. 

ellos señalaren. 

BENDICIÓN DE LA CRUZ. 

Vers. Adjutorium nonstrum in nomine Domini, 

Kesp. Qui fecit coelum et terram. 

Vers. Ostende nobis Domine misericordiam tuam. 

Kesf, Et salutare tuum da nobis. 

Vers Dominus vobiscum. 

^esp. Et cum spiritu tuo* 

ORE MUS. 

• %^ Omnípotens sempiterne Deus , qui crucis s^- 



Digitized by 



Googlí 



37 

tmm precioso filü tuí sanguine consecrasti , per eam- 

dem crucem, et raortein ipsius filü tui Jesucrisri mun- 
dum redimerc voluisti, ac per eíusdem vénerabilís 
crucis virtutem hominum genus ab antiqui hostis t¡- 
rannide liberasti : te supplices exoramus, ut digneris 
hanc crucem tua pietate bene f dkere , ct coelestem ei 
virtutem, et gratiam impertiré; ut quicumque cam* 
super se gestaverit, celestis gratiae plenitudinem re- 
cipere, et Cristum contra omnes animas, et corporis 
inimicos protectorem habere mereatur. Qui tecura 
vivit, et regnat per omnia saecula saeculorum. Amen; 

Al dar la cruz diga. 

86 Accipe signum crucis Domini nostri Jesucristi, . 
in nomime Paftris, et Fif líi, ct Spiritusf sancti, 
infiguram, etmemoriam crucis pasionis, et mortis Je- 
sucristi redemptoris nostri, ad animas, et corporis tuíí 
salutem, et católicas fidei defensionem, ut divinas bo- 
ditatis gratia, te ad coelestia regna perducat Amen. 

Vers. Ostende nobis Domine misericordiam tuam;. 

Resp. Et salutare tuum da nobis 

Vers. Domine exaudí orationem meam; 

Resp. Et clamor meus ad te veniat. 

Vers. Dóminus vobiscum. 

Resp. Et cum spiritu tuo. 

OREMUS. 

^ 87 Prastende Domine fámulo tuodexteram coeles- 
tis auxilü quem pro gloria tui nominis, signo sacratísi- 
mas crocisinsignirietpropugnatoremsanctasfiíieí tuas:: 
contra pérfidos hasreticoscorumque fautores et defenso-*- 
res fier i voluisti, ut de toto corde perquirat fidem ca* 
tolicam viriliter defendat;etquas digne postulat, síc; 
asequatur ut agone digno peracto regni filü tui cohíe-: 
res ese mereatur. Per eumdcm Cristum Dominum nos* 
trum. Amen. 

88 Siempre los nobles de España como quién pro- 
cede con egemplo á las heroicas acciones de piedad da 



Digitized by 



Googlí 



3» . 

una nación tan católica haciendo nobleza de la telU 

gion, se han esmerado en todo lo que puede condu* 
cir para la exaltación de la fe y defensa de la iglesia, 
Pero aunque en todas ocasiones se han visto singula- 
res demostraciones de su fervoroso celo, ninguna igua- 
la á la fineza y fervor con que en la ocasión presente 
pretendieron hacerse familiares del santo oficio, para 
tener parte en tan glorioso triunfo, y lograr el lance 
que se les ofrecía de ganar tantas gracias é indulgen- 
cias con la generosa ostentación de la católica constan^ 
rancia de sus pechos. 

90 Fueron muchos de la mas alta gerarquia de 
los grandes y proceres del imperio Español, los que 
hicieron inmortales sus nombres con tan memorable 

. piedad. Y por que los ausentes y los futuros gozen el 
jonsuelo de ver ennoblecido nuestro siglo, con lo que 
admiraron los presentes c imitarán sin duda los ve- 
nideros, y porque, los ministros del tribunal tengan 
el gozo de ver la estimación que hace lo mas esclare- 
cido del inundo, de su grado y dignidad, se pone la 
nomina de los señores que en esta ocasión pidieron la 
gracia de familiares y se pusieron el hábito de la santa 
Inquisición. 

91 La brevedad del tiempo no daba lugar a po- 
der despachar informantes fuera de Madrid ; pero 
atendiendo á que los mas son naturales de está villa, 
y á la notoriedad de pureza de sangre tan cierta y de- 

Graclasqoc sil <^l3í'3da, dispenso el señor inquisidor general, que se 
excelencia con- les hiciesen las pruebas en esta corte por Patria co- 
cedioátesseño- mun. Y habiendo presentado sus genealogías, y nom- 
res que se híciV brandóse informantes según el estilo, se hicieron las 
ron amiiur^s. pruebas de todos y aprobadas con la estimación debi- 
da á tan altos pretendientes, hicieron el juramento 
de famih'ares. Mas. porque concurrieron muchos á ju- 
rar en los mismos días y no es fácil averiguar la ante- 
lación , se proponen en el catálogo siguiente por el 
orden del ABC. 



Digitized by 



Googlí 



59 
GRANDES DE ESPAÑA. 

lEsplicacíon de 

I Duqae de Adrantes , don Agustín Alencastre. los señores que 

II Conde de Aguilar y Frigiliana. don Rodrigo Manuel ««.,'I"="^'"°° "' 
Manrique de Lara/ ' ^ * jn.hares. 

III Coiide de Agoilar, señor de los Cameros, don Iñigo 
de la Crnz , Manrique de Lara. 

IV Conde de Alvadclíste , don Francisco Miguel Enriquez. 

V Duque de Alburquerque , don Melchor Fernandez de 
Ja Cueba Enriquez. 

VI Conde de Aítamira , don Luis de Moscoso Osorio. 

VII Príncipe de Astillano , duque de Medina de las Tor- 
les ^ don Nicolás de Guzman y Carrafa. 

B 

VIH Doqae de Bejar, don Manuel Diego López de Zuñi- 
ría y Sotomayor. 

ÍX Conde de Benavente , don Francisco Antonio Casinuro 
Pimentel. 



X Duque de Camina, don Pedro de Meneses Portocarrcro 
y Cueba. 

XI Marques de CasteURodrigo y Almonacid ^ don Carioi 
üomodei Pacheco y Moura. 

I* ' ■ 

Xn Duque de Hijar ^ don Jaime Fernandez de Hijar^ 

1 

XIII Conde de Lemos , don Fernando Ruiz de Castro. 

XIV Duque de Linares, don Miguel de Noroña y Silva* 

M 

XV Duque de Medinaceli , don Juan francisco de la Cer- 
da Enriquez Afán de Ribera. 



Digitized by 



Googlí 



4d 

XVI Duque de Medlnasidonla , don Juan de Guzmany 
Córdoba. 

XVII Marques de Mondejar , doa Diego de Silva. 

XVIII Marques de Mondejar y Agropoli , don Gaspar 
Ibañez de Segó vía. 

XIX Duque de Montaito^ don Fernando de Aragón j 
Moneada. 

XX Conde de Monterei , don Juan Domingo Zúñiga y 
IFons.eca. 



^XT Conde de Oropesa y don Manuel Joaquín Garc¡-Al- 
<varez de Toledo. 

XXn Duque de Osuna^ don Gaspar Teltez Girón. 



XXIII Duque de Pastrana , don Gregorio de Silva y Mea- 
^dpza y Sandov^l. 



XXIV Duque de Sesar , don Francisco Fernandez de Cor- 
tdoba Cardona y Aragón. 

V 

XXV Duque de Uceda , don Jiian Francisco Pacheco Te- 
llez Girón. 



títulos de CASTILLA. 



XXVI Marques de Ayamonte y Víllamanrique , don Ma* 
íiuel Luis de Guzman y Zuñiga. 

XXVII Marques de AIgculla, don Juan de Silva, ,Mcn- 
.doza y Sandoval, primogénito del duque de Pastrana. 

XXVIII Almirante de Aragón , don Isidro Tomas Folch 
de Cardona. 

^XIX Conde de Amarante i don Garcia Ozores López de 
Xemos. 



Digjt^ized by 



Googlí 



4\ 

XXX Conde de los Arcos 9 don Pedro Laso tie la Vega 

Niño de Guzman. 

B 

XXXI Marques de Balero f don Baltasar de Zuñiga Soto- 
mayor y Guzman. 

aXXII Conde de Baños , don Pedro de Leiva* 

XXXIII Marques de Belmar , don Isidro de la Cuert^ 
£nriquez* 

C 

XXXIV Conde de Cabra, don Francisco Fernandez de 
Córdoba Cardona y Aragón. 

XXXV Conde de Calzada , don Juan de Charcs y 
Chacón. 

. XXXVI Marques Je Canales , don Pedro Coloma. 

XXXVII Conde de Casapalma , don Félix de Códoba, hi« 
jo del duque de Sesar. 

XXXVIII Marques de Flores- Davila • conde de Castañe- 
da, don. Antonio de Ztiñiga y Cueva Manrique de Lara. 

XXXIX Marques de Castro-Monte , don Juan de Baeza 
y Mendoza. 

XL Conde de Cobatilías , don Antonio Manuel de Con« 
treras. 

XLI Marques de CogoUudo, don Luis Francisco de la 
Cerda y Aragón , Primogénito del duque de Medinaceli. 

XUI Marques de Cuellar , don Francisco Femandeai d^ 
la Cueva^ primogénito del duque de Alburquerque. 

E 

XLIII Marques de Estepa , don Cecilio Centurión Cór4o« 
ba y Mendoza. - / 



XLIV Marques de Eucnte e) Sol , don Lgjs Mosen Bra^ 
camoiue y Dávila. . . , . ^ . ^ ,1 

XLV , Q>nde d^ Guaro, don piego José Chumaccro y 

Carrillo. ^ v^i 



Digitized by 



Googlí 



de Oñate } don Iñigo Velez de GaeVara 

H 



XLVÍ Marqoes de Guevara , primogéoito de los condes 
* Iñ* 



XLVII Conde de Hernán Nuñez , don Francisco de los 
Ríos y Córdoba. 

XLVIII Conde Humanes » don Baltasar de Heraso y 
Toledo. 

IL Marques de Montalvo, don Garcia Sarmiento y Toledo. 

L Conde de Montalvo , don Antonio Ordoñez de Castro* 

LI Conde de Montijo , don Cristóbal Portocarrero. 

LII Marques de Mortara^ don Juan Orozo Manrique de 
Lara. 

O 

Lili Conde de Orgaz, don José Hurtado de Mendoza 
Rojas y Guzman. 

P 

XXV Marques de Palacios , don Pedro de Alarcon y 

Guzman. 

LV Conde de Palma , don Luis Fernandez Portocarrer<^ 
LVI Conde de la Puebla del Maestre y de Nieva , don 

Lorenzo de Cárdenas. 

R 

LVII Coiide de la Ribera , don Francisco de Medina y 
Guzman. 

S 

LVIII Duque de san Juan , don Fernando de Moneada y 
Aragón. 

T 

LIX Conde de Tendilla ^ tlon José Ibañez de Segovla y 
Mendoza , hijo del marques de Mondejar y Agropoli. 

LX Conde de Torres-vcdras j don Antonio Bracamonte 
Dávila, hijo del marques de fuente el Sol. - 



LXI Conde de Villahilla, don Joan Francisco BalvMm- 
brea y Espinóla. 



Digitized by 



Googlí 



43 
LXII Conde de VilUverdcj don Gaspar de SandovaJ Men- 
doza 7 Silira > hijo del dp^ue del Xofamado y Pastran.a. 

PERSONAS ILUSTRES. 
A 

LXIil Don Alonso de Aguilar , del consejo de ¿rdenet, 
bijo del marques de Priego , duqae de Feria. 

LXIV Don Antonio de Guzman y DáTÍla^ hijo del mar- 
ques de VilUmanrique. 

LXV" Don Antonio Fernandez de Córdoba , hermano del 
duque de Feria. 

LXVI Don Agustín Alfonso de Guzman, Jiermano del 
marques de la Algava. ' 

B 

LXVII Don Baltasar de Mendoza y Caamafio, sumiller 
Át cortina de S. M. , hermano del marques de Villagarcia. 

LXVIII Don Beltran Velez de Guevara , hijo del conde 
de Oáate* 

D 

LXIX Don Diego Gómez Sarmiento de la Cerda, herma- 
no del duque de Hijar. 

F 

LXX Don Francisca Pérez de Castro^ hermano del conde 
de LemoS;. 

G 

LXXI Don Garcia de Guzman , dignidad y canónigo de 
Toledo , hermano del marques de Montealegre. 
, LXXil Don Gaspar d^ la Cerda y Leiva, herm.ano del 
conde de B^o&. 

LXXIII Don Gerónimo de Eguia, hijo de don Gerónimo 
de Eguia^ secretario del despacho unirersai. 



LXXIV Don José López de Lemos , hermano del conde 
de Amarante. 

F2 



Digitized by 



Googlí 



44 

LXXV Don José Moneada y Aragón , hermano del duqne 
de san Juan. . ^ 

IPÍXVI Don José Pimentel , hijo del marques de Pobar. 

LXXVII Don Juan Antonio de Zarate , señor de Villa- 
nueva de la Sagra , y secretario de guerra. 

LXXVIII Don Juan de Ángulo , secretario de S. M y 
del consejo de cruzada , y que sirvió ausencias y enfermedades 
,del despacho universal. 

LXXIX Don Mateo de Garnica y Córdoba, señor de las 
casas y mayorazgo de Garnica. 

IXXX Don Juan Pimentel, hijo del marques de Poban ^ 

M 

. LXXXI Don Manrique de Noroña.^ hermano del duque 
de Linarts. 

LXXXII Don Melchor de Guzman y Dávila , hijo del 
marques de Ayamonte y Villamanrique. 



LXXXI II Don Pedro Pimentel , hijo del marques de 
Pobar. 



LXXXI V Don Salvador Ruiz de Castro, hermano del 
conde de Lemos. 

LXXXV Don Sebastian Pimentel , hijo del marques de 
Pobar, - 

De la procesión de las cruces verde y blanca. 

Procesión de 86 Como los príncipes de la tierra ostentan la es* 
las cruces ver* celencia y amplitud de sus dominios con los blasones 
de y blanca, que pintan en sus escudos, asi para esplicar la juris- 
dicción del tribunal sagrado de la Inquisición, y jun- 
tamente los fines á que se dirige su laborioso egerci- 
cio ^ tomo por armas este santo tribunal una cruz 
verde en campo negro , con un ramo de oliva á la 
parte diestra y á la siniestra una espada , como quien 
dice que la cruz de nuestra redención , por la piedad 



Digitized by 



Googlí 



4Í 
dé Dios y suavidad de su gracia representada en la 

oliva, ofrece esperaDz;a á los tenebrosos ánimos de los 
reos manchados con las sombras de sus. oscuros erro» 
T^s para librarse del rigor del castigo conque amenaza 
k espada. Conformase este símbolo con la vulgar ac- 
cepcion de que el color verde significa la esperanza; 
y asi para asegurar el perdón á los nuevamente redu- 
cidos , el dia antes del auto general se saca en proce- 
sión con m^igestuosa pompa una cruz, verde » para que 
colocada en el altar del teatro esté alentando á los reos 
para esperar de la divina misericordia, que abrazán- 
dose con la cruz producirán dignos frutos de peniten- 
cia* Mas porque lo^ que abirsan de la divina clemen- 
cia , despreciando el perdón conque ks ruegan que- 
dan espuestos á la indignación de la ju&ricía, que está 
armada en venganza de la fe, atendiendo á que esta 
virtud se representa en el candido esplendor de la 
blancura, se saca también una cruz de este color para 
que colocada en el lugar del suplicio se manifieste la 
causa porque mueren los culpados : y aunque para di- 
cho efecto pudiera ser con alguna propiedad de color 
rojo y sangriento, no ostante para darles á entender 
la templanza del rigor , pareció mas conveniente que 
fiíese blanca esta cruz, porque no desmayase total- 
mente la esperanza del perdón , y porque entiendan 
los culpados que como lo blanco está indiferente para 
recibir otro cualquiera color , asi la cruz de la fe aun- 
que ofendida está dispuesta de su parte para recibir el 
tinte que le dieren sus afectos. 

87 El dia tp de junio, en que celebra la Iglesia 
la memoria de su glorioso paire san Pedro, á las tres 
de la tarde se convocaron los calificadores, consulto- 
res, comisarios, notarios y familiares á la iglesia del 
colegio de doña Maria de Aragón, donde se veia co- 
locada la cruz verde con muchas luces y adorno en- 
medio de la capilla mayor ; y habiendo concurrido 
todos con mucha puntualidad , se fueron disponiendo 
para salir , y á las cinco dadas de la tarde empezó á 
salir de la iglesia la procesión. 



Digitized by 



Googlí 



46 
Sale la proce- 88 Iban guiando con bastones en las manos de 
•ion del con- pj^jj y negro don Francisco Portero de Vargas, regi- 
MarTadeAra- ^^^ ^^ Madrid, caballero del hábito de Santiago, 
gQjj " don Andrés de Valenzuela, caballero del hábito de 

Calatrava y regidor de Madrid, Alonso de Tapia, 
Alvaro Nuñez, don Juan deCarrion Ponce de León, 
secretario del consejo de guerra , todos cinco familia- 
res del santo oficio. 

89 Seguíanse los soldados de la fe, y al tiempo 
que salieron la cruz blanca y verde el alferez batid la 
bandera, é hizo la primera salva la compañía. Se- 
guíanse el maestro de campo don Diego de Viana y 
don Juan de Salazar, del hábito de Calatrava , fami- 
liares del santo oficio con sus bastones en las manos. 
Iban luego los niños de la doctrina , los desamparados 
y los hermanos de los hospitalts. Este trozo le go- 
bernaron , llevando bastones como los precedentes, 
don Juan de Tala vera y Francisco de Eguiluz^ fami- 
liares del santo oficio. 
Lleva ei esce- po Seguíase el estandarte, que le llevaba el escc- 
lentísimo señor lentísimo señor don Juan Francisco déla Cerda En- 
doque de Me- • ^^^ Afán de Ribera, duque de Medinaceli, de Se- 
tandarte de la g^^*'^^* ^^ Cardona, de Alcalá y de Lerma^ marques 
fe, de Denia , de Comares , de Pallares , de Tarifa de 

Cogolludo, de Alcalá, conde de Ampudias, de Pra- 
das, de santa Gadea^ de Dueñas y Buendia, de los 
Molares y de la dudad del Puerto de Santa Maria, 
vizconde de Villamur , «señor de la ciudad de Solso- 
na y Lucena , adelantado mayor de Castilla y Anda- 
lucia , caballero de la insigne orden del toisón de oro, 
sumiller de corps deS. M., de su consejo de estado 
y su primer ministro &c. 

91 Llevaba la borla de la mano derecha el mar- 
ques de CogoUudo, primogénito de S. É. y gentil- 
hombre de la cámara de S. M. » y la siniestra don 
Melchor de Guzman , primogénito del marques de 
Villamanríque , familiares del santo oficio, á los cua- 
les seguían mucho número de grandes y títulos con 



Digitized by 



Googlí 



47 
Teñeras en los pechos y híbitbs de íamiliarei en las ca- 
pas. Era el estancarte de tafetsttv doble carmesí, puar*: 
necidode encages de plata can borlas de lo mismo, 
con las armas de S. M. y de la Inquisición , que el 
escelentisimo señor duque de Medinaceli mando ha« 
ceV^ á su costa para esta función , y después le dio á los 
mayordomos dé san Pedro Mártir para que sirviese á 
4a congregación^ ' 

' 92 En est!e trozo iban gobernando con bastones 
el marqués de h Vega y el señor don Andrés Ruiz de 
Villarán caballero del orden de Santiago , del conse^ 
^ y contaduría mayor en el de hacienda de S. M., 
secf etario del santo oficio de la Inquisición de Logro* 
ño y familiares: y por ser mui numeroso este tercio 
de la procesión no pocos de los señores llevaron tam- 
bién bastones para irla gobernando. 

93 Siguiéronse las religiones , conviene á saber, Siguense las re 
padres capuchinos, padres> recoletos agustinos , padres legiones, 
mercenarios descalzos, ^ padres trinitarios descalzos, 

padres carmelitas descalzos , los padres mínimos de 
san Francisco de Paula, padres mercenarios, padres 
trinitarios, padres del carmen , padires de san Á^ustio^ 
padres de san ^Francisco y padres destnto Domingo.*^ 

94 Fueron nombrados para gobernar ost-e trozo 
con bastones' de la forma dicha , don Diego Ramírez 
de Arellano, don Pedro de la Mata Velasco , del hát- 
bito de Santiagoí/don Juan út ürrea, don FrahciscQ 
de Velasca^ jurado de Toledo y contador de la inqui- 
sición de aquella ciudad , don Antonio de Somoza del 
hábito de Santiago , y José del Olmo ayuda de furrie- 
la de S. M. , don José de la Cuba , don Alonso de Pa^ 
redes secretario del santo oficio, Diego Garcia de san 
Román ; y Juan Guerrero , todos ministros y familia* 
res del tribunal. 

95 Salid luego la cruz blanca acompañada de gran - . 
número de ministros, femiliares y notarios con vene- bia^,^ca los 7"^ 
liasen los pechos y hábitos en las capa$, llevando ve- yordomos. 
las de cera blanca de á dos libras con las insignias de la 



ma- 



Digitized by 



Googlí 



4» 

congregación cíe san Pedro mártir,* que piara este día 

tuvo prevenidas, y las repartid á los ministros, asi fo- 
rasteros como de la corte. Llev¿dba la cruz blanca el 
mayordomo mas antiguo de san Pedro mártir de To- 
ledo. Acompañábanle con bastones dos mayordomos 
de san Pedro mártir de Madrid , yendo á mano dere- 
cha el mas antiguo , que era Juan de Navasquez , y ¿ 
la izquierda el mas moderno, que era Luis Román, y 
delante de ellos á corta distancia il^ el mayordomo 
mas moderno de Toledo también con bastón en la^ 
mano. 

. 96 ' Fueron nomtM'ados para gobernar esta parte 
de la procesión con bastones, Jxin Romero, Juan Ser- 
rano de Figueroa, Andrés de Armentia; Juan Pérez 
Martínez, Eugenio de Buendia, Francisco Soriano, 
Marcos de Hondatigui, y don Bernardo de Ortega y 
Morueta, contador de rentas de S. M. y secretario de 
la ilustre congregación d^ san Pedro máitir. . 

6j Seguia^ á este acompañamiento gran nám^ 
ro de notarios y comisarios eclesiásticos con sus hábi- 
tos yveneras de la Inquisición, y &eron gobernan-^ 
do con bastones don Alvaro: de CdDfef<?s„ don José 
de la Cuba, don José Vekfs ^ don P«drb de Navia* y 
los- dichos regentes de Toledóí; r • ; 

98 Después de esteteício se les señalo lugar para 
que ftiesen con bastones los señores de título, minis- 
tros d^ ios consdjw y ks idiemasi personas árquien se 
jes diese bástonyiaip se lea señálase en la procesión 
otro lugar fijO' v .. : ; . > ^ .. \.^ , ,¡ - / 1 

99 Seguíanse \o^ consultores .y calificadores del 
santo oficio: iba el reverendísimo padre Andrés Mea- 
do dé la compañía de Jesús, como mas antiguo califi» 
icador á la mano dei^cba; y el jFeVerendírfmo padre 
general de san Gerónimo, atendiendo á su dignidad 
como huésped á la izquierda , y entre los demás ^cali- 
ficadores se guardó la antigüedad precediendo los ca- 
lificadores de la suprema á todos los die los otros tri- 
bunales. Todos llevaban venerí^s paidiente» en ios per 



Digitffed by 



Googlí 



49 
¿líos, y velas en las matios de á dos libras que se les 

repartieron por orden del tribunal. 

lOo Enmedio de este cuerpo iba la cruz verde Sale la cruz 
cubierta con velo negro, y la llevaron alternándose verde, y hace 
el reverendísimo padre provincial de la sagrada orden f^'^* lacompa- 
de predicadores de la provincia de España , y el revé- ^^^ 
rendísimo padre prior del convento de nuestra señora 
de Atocha, asistidos de otros seis religiosos graves de 
su religión para substituir por los padres prelados, por 
si acaso en tan larga procesión no pudiesen proseguir 
con el trabajo de llevar la cruz. Entre este mismo ' 
cuerpo delante de la cruz, iba cantando el Salmo del 
Miserere la música de la capilla real. 

loi Seguíanse después de la cruz verde los mi- 
nistros titulares del consejo, acompañando v hacien- 
do ún cuerpo con el señor fiscal de la Inquisición de 
Toledo, que precedía en toda la función y á su lado 
iba el alguacil mayor del tribunal de la Inquisición de 
aquella ciudad. 

I02 Toda esta pompa salió con admirable orden 
sin que hubiese la menor quiebra ni discrepase alguno 
reparablemente de lo que le tocaba. Y parece que el 
cielo y la tierra conspiraron para que saliese lucida, el 
cíelo con la serenidad del dia sin polvo que ofendiese 
ni calor que congojase, y la tierra con la veneración 
de tanto concurso , á quien el respeto le servia de guar- 
dia para el despejo; y asi la procesión prosiguió sin . 
ningún embarazo , gozando la admiración y la piedad 
el mas digno empleo de su contemplación al ver toda 
la grandeza de España, haciendo blasón de ser minis- 
tro del santo oficio, y acompañando el estandarte con 
U jiutoridad y decoro correspondiente al excelso gra- 
do de tan grandes príncipes, y juntamente tan creci- 
do y bien concertado numero de religiosos, tantos 
ministros eclesiásticos y seglares, que pasaban de sete- . ^ 

cienras personas con sus velas en las manos , y tal cir- 
cunspección, como en q'uien se retrataba la que en to* . 
das sus acciones guarda el santo tribunal. 

G 



Digitized by 



Googlí 



$0 

103 En resguardo de la procesión iban cincuenta 
alabarderos del señor marqués de Pobar y Malpica que 
sacó de la procesión de los albañiles, vistosamente ador- 
nados con vestidos de raso negro y cabos de tela de 
plata guaruccidos con encages finos, de plata, plumas 
blancas y negras en los sombreros, y lucientes alabardas 
en las manos. Salió de su casa con gran gallardía y ga- 
la el señor marqués en un caballo tordillo claro, con 
silla de plata de martillo de estraordinario dibujo; el 
jaez blanco y verde , que correspondía a la librea. Iba. 
vestido de tafetán negro de lustre bordado de blanco 
y plata j y toda la botonadura,. trencillo, rosa del som- 
brero y venera de diamantes; llevaba delante de sus 
alabarderos que habia vestido á su cpsta, acompañán- 
dole diez y ocho lacayos y cocheros, á quienes dio 
librea de paño de Olanda y chupas de tela anteada, to- 
do guarnecido de oro de Milán fino, sombreros con 
plumas blancas y verdes, y detras un coche rico de 
terciopelo blanco y verde, que tiraban cuatro caba- 
llos, y con esta orden llegó á xíoña Maria de Aragón; 
y continuando el antiguo blasón de su casa de protec- 
tor del tribunal de la Inquisición de Toledo, ordeno 
á sus alabarderos no faltasen del puesto que les señala- 
ba , y después pasó el señor marqués á acompañar eí es- 
tandarte. Este mismo dia por la mañana con el mismo 
orden y acompañamiento fue á casa del señor inqui- 
sidor general á tomar el orden; y habiéndole recibido 
pasó al tribunal de corte, y de alli bajó por la plazue- 
la de santo Domingo^ calle de san Ginés y los Borda- 
dores hasta su casa. 

104 Con este orden pasó la procesión por la pla- 
zuela de la Encarnación real, y la calle del Tesoro a la 
plaza de Palacio, donde enfrenté del balcón de S. M. 
batió el alférez la bandera y hicieron la segunda salva 

Hacen la según- ^^^ soldados. En este puesto dejó la cruz blanca el ma- 
da salva frente yordomo mas antiguo de san Pedro mártir de Tole- 
del halcón dt: do, y la tomó el mas antiguo mayordomo de la ilus- 
S M. la coíu- tr¿ congregación de san Pedro mártir de Madrid. Pro- 

pañia. 



Digitized by 



Googlí 



siguió la procesión por la plazuela de santa María, y 
palacio de la reina madre» y fue rectamente á la pla- 
zuela de la Villa , puerta de Guadalajara, y por la ca- 
lle Mayor: torciendo á mano derecha» entro luego 
por la calle de los Boteros , y pasando por la calle de 
Vallas á la plazuela det teatro, subid al tablado por la 
escalera de mano derecha, y por junto á los bancos 
que estaban prevenidos para los ministros al Jado de 
los reos, paso por el corredor inmediato al balcón de 
S. M. , y volviendo á mano izquierda por el plano que 
había entre los atrios y las gradas destinadas para asien- 
tos de los consejos en el altar que estaba puesto en 
aquella parte del plano que eaia entre el patio que 
miraba á la plaza, y las gradas referidas, y que pre^- 
venidamente estaba adornado por ajenta de la parro- 
quia y cuidado del cura de san Miguel , en cuyo dis- 
trito se fabrico el tablado , se coloco la cruz estando 
las luces del altar encendidas, y al lado de la epístola 
entre el altar y las gradas se fijó el estandarte en un 
pedestal de pie y cuarto en cuadrado, que para este efec- 
to estaba prevenido ; y perseveró alli el estandarte has- 
ta el día siguiente al tiempo que llegó la procesión de 
los reos. Cantó la capilla en verso, y dicha la oración - 
de la cruz, se disolvió la procesión quedando aquella 
noche para velar la cruz en el tablado la comunidad 
de religiosos de nuestro padre santo Domingo , que 
á su hora acostumbrada cantaron alli los maitines, y 
de media noche abajo así los padres de dicha orden 
como otros religiosos, fueron celebrando misas que 
duraron hasta las seis de la mañana. 

105 Habiéndose colocado la cruz verde pasó la con-* 
gregacion de san Pedro mártir con la cruz blanci 
guiando por el camino mas breve á la plazuela de san- p^^^^ laconere- 
to Domingo, calle y puerta de Fuencarral hasta el gacíon con la 
brasero, que estaba á la mano izquierda inmediato al crxiz blanca al 
camino derecho de Fuencarral distante como trescien- 'brasero, 
tos pasos de la puerta. Alli fijaron la cruz en un pe- ' 
destal de tres pies y medio de alto, que estaba dis-^ 

G z 



Digitized by 



Googlí 



S2 

puesto para este efecto en medio del testero del braf>e* 
qué cae á h p^rte del Norte y mientras se colocaba, 
batió el alférez la bandera y hicieron la tercera salva 
Tercera saWa los soldados , los cuales habían venido desde el teatro 
delossolda<Í0s. delante de la congregación, acompañando la cruz has- 
ta colocarla > disparando siempre con mui buen orden 
por todo el camino. , 

1 06 Acabada esta procesión de la cruz blanca cq- 
mo á las diez de la noche, se quedp eri custodia de la 
c'ruz'un trozo de la compañía , formando cuerpo de 
guardia , y los demás se volvieron marchando hasta el 
cuerpo de guardia que tenían el l^s casas del tribunal 
de corte. 

DE LA PROCESIÓN DÉ LOS REOS 

jf acompañamiento del- excelentísimo señor inquisidor. 

general. 

Acompañan les 107 La corona de toda esta celebridad y. en lo que 
señores del con- propiamente consiste la función del auto general de 
seio real a los j^ f^^ j^ magestuosa pompa con que salió el tribunal* 
delsupremo ,, j j 1 1 ^ ^ t. u 1 j ^ 

consejo de ¡n^ "ovando delante los reos para haberlos de juzgar en 

quisicíon. ^^ "^^^ esclarecido tronoy magnífico teatro, que para 
hacerse temer y venerar ha, sabido discurrir la osten- 
tación de los hombres, porcjue fue ^al este acompaña- 
miento, que se pueJi: propiamente comparar á lo que 
se ^erá en el espantoso dia del universal juicio de Diosf 
porque si alli por una parte, causará horror la igno- 
minia de los culpados notada en las insignias de5u$> 
delitos y sus penas, y por otra alegrará la^gloria. de los 
justos y la soberana magestad de Cristo y de sus apos- 
tóles , que siguiendo el estandarte de la. cruz asistidos 
de los coros de los ángeles, se encaminarán al valle 
de Josafat donde ocupando el supremo juez su excelso 
trono, y sus sillas prometidas los que le siguieron, se 
ieeran á vista de todo el niundo los méritos y las cau- 
sas,, y sin valer intercesión alguna se fulminarán y ege- 
cutarán las senteaclas^ 



Digitized by 



Googlí 



108 Aquí también se ven las desiguales suertes de 
ios malos y los buenos: unos con las notas de su infa- 
mia y otros con las insignias de su dichoso arrepentí- 
iñiento y penitencia: sale un supremo juez aplaudido 
y acompañado de todas las gerarquias de la mas no- 
ble república , y conducido gloriosamente al teatro, y 
colocado en preeminente solio , manda leer las cau- 
sas de los reos á vista de todo el mundo, y usando 
ya de la verde^ oliva de la, misericordia, ya de la san- 
grienta espada de la justicia, á unos admite á la gra- 
cia y comunión de la Iglesia, y á otros relaja á los in-- 
cendios voraces del fuego , absolviendo con piedad y 
condenando con rigor; y finalmente, siendo estedia 
para unos grande y para otros amargo , no tiene cir- 
cunstancia en que no parezca traslado de aquel tré* 
raendo y formidable dia- 

105^ Para tan grande aparato fue menester que la Rcdtncense los 
noche antes anduviese mui vigilante la prevención, y reos á las cár- 
asi fueron reducidos á las cárceles secretas los reos que ^^1^* secretas. 
estaban antes repartidos en las casas de los familiares, 
tanto por los muchos qu^. había enel tribunal, como 
para tenerlos separados, de suerte que na tuviesen ca* 
mxmicacion,.y habiéndolos congregado todos, como 
á las diez.de la noche , después de haber dado de ce-^ 
oar á los presos,, el señor don. Antonio Zambrana de 
Bolaños, inquisidor de corte mas" antiguo^ asistidode* 
don Fernando Alvarez de Valdés, secretario del tri- 
bunal de Sicilia, entró en los retiros donde estiaban^ ' 
los reos condenados á relajar , y k cada uno de por sí^ 
le& notifico la sentencia en la forma siguiente. ' ^ 

f ' 

Notificación Je Jas sentenciase 

^'Hermano-, vuestra causa se ha visto y^comuni-' 
cado con personas mui doctas de grandes kftras y 
ciencia, y vuestros delitos son tan gravas; f de tan^ 
mala calidad, que para castigo y egemplo de eltos se : 
ha hallado y juzgada quje. mañatia habéis de iñorih^^ 



Digitized by 



Googlí 



54 . . 

prevenios y apercibios , y para que lo podáis hacer co- 
mo conviene, quedan aqui dos religiosos.'' Y habién- 
dole esplicado á cada uno las dichas palabras , manda- 
ban que entrasen dos religiosos para tjue le asistiesen, 
y dejaba dos familiares á la puerta de cada encierro pa- 
ra que los guardasen, y con esta orden y disposición 
quedaron veinte y tres reos notificadas las sentencias 
de muerte, y atendiendo al desvelo y congojas de los 
sentenciados, y á la fatiga y trabajo de los religiosos 
y ministros que los asistían, habia la providencia del 

Prevención, tribunal hecho gran prevención de bizcochos y cho- 
.colate, dulces y bebidas para aliento y socorro de 
íquien de ello necesitase. 
Cierranse las jio Acabáronse de cerrar aquella noche las bo- 

bocascalles. xascalles que correspondían á aquellas por donde ha- 
bía de pasar la procesión , y el día del auto al amane- 
cer estaban ya cerradas con tablados y en ellos muchos 
nichos donde se pudiese acomodar la gente para ver 
el acompañamienta que se esperaba. 

III Toda la noche estuvo formado el tribunal efe 

riden audien- ^orie para dar audiencia á los reos que la pidiesen : y 
' ^ * habiéndola pedido dos mugeres condenadas á relajar, 

usando el tribunal de su acostumbrada misericordia se 
la concedió, y en recibir sus dichos estuvo ocupado 
el señor don Antonio Zambrana gran parte de la no- 
che y de la mañana. 

,1X2 Llegó el dia 30 de junio tan deseado de la 
espectacion del pueblo, y á las tres de la mañana se 
empezaron á dar á los reos los vestidos que 'el tribu- 
nal les habia hecho con tanta prevención , que antes 
de las cinco se les habia acabado de dar el almuerzo. 
A este tiempo les entregaron á los alcaides del tribu- 
nal don Pedro Santos y José del Olmo, dos pliegos 
duplicados á cada uno, en que estaban los nombres 
de los reos.. El primero contenía la instrucción del 
orden con que habían de sacar los reos de los encier- 
ros y fprmar Je ellos ja procesión , y el segundo era la 
lista por if^ cuaUc habían de gobernar para llamar los 



Digitized by 



Googlí 



reos en el teatro cuando hubiesen de oír sus sentencias. 
Habíase divulgado el orden de que á las seis de la ma- 
ñana empezase á salir la procesión de los reos, y fue 
desde aquella hora innumerable el concurso, asi dé 
los cortesanos como de los forasteros que vinieron 
atrai4os de tan proclamada novedad ; pero no se pu- 
do egccutar tan puntualmente como estaba dispuesto 
por haber sido tan largas las audiencias que embara- 
zaron Ja celeridad con que todo se disponía , y sirvió 
esta formula de que no le faltase á la celebridad la pre- 
rogativa d sea pensión de todas las cosas grandes que 
rara vez se pueden ceñir y reducir á las líneas y tér- 
minos prescritos con que las mide la planta. 

113 Esta detención tuvo la conveniencia deque 
se acabase de componer la gente en los tablados y pre- 
venirse para tan largo dia , y á las siete de la mañana 
empezaron á salir los soldados de la fe, y despíies de • 

ellos la cruz de la parroquia de san Martin vestida/ 
con velo negro, y doce sacerdotes con sobrepellices,, 
y luego fueron saliendo ciento y veinte reos , cada Salen los reos 
uno de por sí coa dos ministros al lado. de las cárceles. 

Reos condenados d relajar en estatua. 

Los treinta y cuatro primeros en estatua, ya muer- Reos en esta- 
tos, ya fugiuvos , de los cuales los treinta y dos eranjua. 
relajadas , y como, tales llevaban corozas con llanias • 
que lo significan , y algunos llevaban en las manos las 
arquillas de sus huesos. Las otras dos estatuas iban con 
sambenitos, y en todos sé leian los nombres de los 
que representaban^ escritos con letras grandes en ró- 
tulos qive Jlevaban por el pecho. Tocábales á los al- 
caides del tribunal el ir delante de los reos, como 
quien los tiene cometidos á su cuidado, pero por la 
ocupación que se les ofreció en las cárceles secretas no 
pudieron tomar su lugar á tiempo. 



Digitized by 



Googlí 



S6 



Heos con abjuración de Levu 



Abjurados de 1 14 De los reos que salieron en persona se seguíart 
once penitenciados con abjuración de Levi, unos por 
casados dos veces , otros por supersticiosos , y otros 
por hipócritas embusteros, todos con velas amarillas 
apagadas en las manos. Los embusteros y casados dos 
veces con corozas, y algunos de ellos con sogas á la 
garganta, y tantos nudos en ellas cuantos eran los 
centenares de azotes á que salían condenados, como 
después se entenderá mejor al hacer distinta relación 
4díc los reos. 

Reos por Judaizantes con Sambenitos. 

JudáizAnies. 115 Iban luego cincuenta y cuatro reos judaizan- 

tes reconciliados , todos con Sambenitos de media as- 
pa y otros entera , y con velas como los precedentes. 

jReos condenados á relajar - 

Relajados. 116 Inmediatamente salieron veinte y un reos 
condenados á relajar, todos con la coroza y capotillos 
de llamas, y los pertinaces con dragones entre las lla- 
mas, y los doce de-ellos con mordazas y atadas las 
manos. Iban todos acompañados de religiosos que los 
exhortaban, confortando á unos y reduciendo á otros. 
Cerraba la procesión de los reos don Sebastian de La- 
ra , alguacil mayor de Toledo. 

Van los señores que se hicieron familiares al tribunal 
de corte. 



Acuden los se- 
ñores al ^ibu-* 

n-d. 



117 En esta ocasión es digno de advertir, que asi 
en la conducción de tos reos como en otras circunsran- 
*c¡as fue de singular edificación el fervor de los seño- 
res* Concurrieron casi ^os al tribunal de corte aque- 



Digitized by 



Googlí 



57 
Ha mañana , ofreciéndose prontos para que los ocupa- 
sen en los empleos que tocan al grado de familiares , y 
muchos de ellos fueron acompañando á los reos, eger- 
citando con grande exacción lo que se les encargaba. 

1 18 Fue de síogular egemplo el del escelentísimo 
señor don Gregorio de Silva, que viendo hacia falta 
uñ cerragero para el mas breve espediente del emba- 
razo de quitar las prisiones, fue personalmente acom- 
pañado de un comisario del sanio oficio á buscar un 
profesor de aquel arte, y con la eficacia de su autori- 
dad y diligencia le condujo con tanta presteza que fue 
causa de que no fuese mayor la dilación. La gloría de 
esta acción es justo que quede en la memoria para ad-^ 
miración de los siglos, y que se pondere en todos 
tiempos que el escelentísimo señor don Gregorio de 
Silva Sandoval y Mendoza de la Cerda de la Vega y 
Luna, conde de Saldaña, heredero del Infantado, du- 
que de Pastrana , príncipe de Melito , stñor de las vi- 
llas de Estremera y la Zarza , y las de Valdaracete, 
Albalate y Zurita de los Canes, Éscamilla y de la.de 
Barciense y su heredamiento, y del lugar de Sayaton^ 
de las Baronias de la Roca , Anguitola , Franchiza v 
Caridad, y de la tierra del Pozo, en el reino de Ña- 
póles , provincia de Calabria : Ultra-Señor de la casa 
de Silva, alcaide del castillo y fortaleza de Zurita da 
los Canes, y capitán de las Guardias Viejas de Casti- 
lla, comendador mayor de Castilla , Orden y Caba- 
llería de Santiago, Gentilhombre de la Cámara de 
S, M, , y 5u montero mayor, duque de Francavila, 
marques de Argecilla y de la puebla de Almenara , y 
embajador estraordinario al Rei cristianísimo. Añade 
á la grandeza de tantos títulos el blasón de heroico, 
familiar del santo oficio, y dignísimo- ministro del mas 
santo tribunal. ^ 

119 Seguíase luego el oficio del tribunal de Tole- 
do , acompañado de comisarios y familiares, cerrando 
I03 secretarios de corte que iban por su antigüedad. 
En medio de este trozo llevaban los mayordomos de 

H 



Digitized by 



Googlí 



58 
Llevan los ma- las congregaciones de san Pedro Mártir de Madrid y 

yordomos de ¿e Toledo , dos arquillas cubiertas de tela de oro, co- 
Majridj Tole- Iqj. ¿^ nácar, guarnecidas de fran jones de oro , en que 
do i^s arquillas .^^^ j^^ ^^^^^ sentencias de los reos. Llevaron la 

con las causas , * / . i xm ^ 'a i j- 

yscnteacias. tnano derecha los mayordomos de Madrid, y los di- 
putados primeros de su congregación iban con basto- 
nes á los lados de las arquillas. Hasta aquí la proce- 
sión de los que salieron á pie para mejor guardia y 
conducción de los reos. 
Familiares que i2o Dieron luego principio al acompañamiento ^ 
acojnpañaa al del tribunal los alguaciles de la villa y otros minis- 
con§ejo^ tros de ella á quien seguian los alguaciles de corte; su- 

cedía consecutivamente una mui lucida y prolongada 
comitiva de familiares, todos en hermosos caballos, 
rica y curiosamente compuestos con mucho aseo y 
amena y pomposa variedad de matices en los encin- 
tados. Iban todos con varas levantadas en las manos^ 
hábitos en las capas y veneras en los pechos. Seguían- 
se en otra tan dilatada serie cuanto grave y autoriza- 
da los ministros eclesiásticos como notarios , comi- 
sarios y calificadores, guardando en las precedencias 
el mismo método que se observo en la procesión de 
la cruz verde. Iban de dos dos .en muías, decentes^, 
con gualdrapas negras , llevando veneras en los pe- 
chos y hábitos de Inquisición en los vestidos, fuera 
de los religiosos, que iban solo con veneras; pero to- 
dos con el hábito de la modestia, y con tal compostu- 
ra y circunspección que infundían reverente venera- 
ción de tan santo tribunal en todos, los que los mir 
- rjftban. 

Acompañó la mui noble villa de Madrid al cmsejó de la 
suprema Inquisición^ 

Acompaña la ^21 Seguíase con gran lucimiento la coronada y mui 
viUa. n(/ble villa de Madrid, con singular bizarría en los. ves- 

tidos y hermosa compostura y gala en Jos caballos. Iba 
presidiendo el señor don Francisco de Herrera Enri- 



Digitized by 



Googlí 



darte «1 úícslU 



S9 

quez su corregidor, acompañado de don Pedro Vi- 
cente , caballero del orden de Santiago , del consejo 
de S. M. cala contaduría mayor de cuentas, y regí- 
dor de la villa de Madrid. 

Xleva el estandarte el fiscal de Toledo. 

I 122 Iba luego el señor don Pedro González Y^Jfl^}\^lll^\ 
Guerra y Bonilla, fiscal del tribunal de Toledo, He- ^^^'^ ^ 
yando en su mano el estandarte de la fe que era de da* 
masco carmesí con los escudos de las armas de la In« 

^uisicion y de S. M., de lucida y preciosa bordadura. 
rlevd la borla de la mano derecha el señor don Juan 
de Andicano^ del hábito de Santiago y fiscal del con- 
sejo real y la de la mano izquierda el señor don Juan 
Lucas Cortés, alcalde mas antiguo de la casa y corte 
de S. M. 

123 Sucedían después de los tribunales de Toledo 
y corte y el consejo supremo de la santa y general In- 
quisición, acompañando á cada uno de los señores del 
tribunal , los señores del real consejo y cámara de 
Castilla y alcaldes de corte, dando con atención cor- 
tesana su lado derecho á los del tribunal, según por 
sus antigüedades les tocaba. 

124 Al partir se fue observando este orden. Vino 
el consejo en forma desde las casas del ilustrísimo se- 
ñor gobernador, y delante la villa de Madrid acom- 
pañando al consejo todos á caballo ; y como iban lle- 
gando los señores del consejo real se movian luego 
los señores inquisidores , pareándose cada uno con el 
compañero que le tocaba. Y luego que llegó el señor 
gobernador del consejo á la puerta del señor inquisi- 
dor general, partió S. E. sin mas dilación y pjrosiguió 
el acompañamiento de esta suerte. 

II 125 Con el señor don Alonso Rico, vicario de 
Madrid que se seguia inmediato al estandarte, iba el 
señor don Sancho de Losada, alcalde de casa y corte, 
del hábito de Santiago. 

H 2, 



Digitized by 



G'ooglí 



.6o 

III 126 Con el señor don Francisco de Lañaos y 
Sotomayor ,. mquisidor de Toledo, iba el señor don 
José Poítocarrero, del hábito de Santiago y alcaide 
de casa y corte. 

IV 127 Con el señor den- Bartolomé de Ocampo 
y Mata, inquisidor de Toledo ,^el señor don José de 
Arredondo, del hábito de Santiago» alcalde de casa y 
corte. 

V ia8 Con el señor don Francisco de Isla , inqui- 
sidor del tribunal de corte y canónigo de la santa 
iglesia de Toledo, el señor don Berna ve de Otalora y 
Guevara, del hábito de Alcántara , alcalde de casa y 
corte. 

Vt 129 Con el señor don Antonio Zambrana de 
Bolaños, inquisidor de corte, el señor don Luis de 
Varona,' del hábito ^de Santiago, alcalde de casa y 
corte. 

VII. igjo Ahora, se habia de seguir el señor don 
Antonio; Sagade Bugueiro, caballero del drden de 
Santiago, alguacil mayor del consejo supremo de la In- 
quisición ^que no asistid por estar enfermo; y habién- 
dose representado á S. M. por el real consejo de Cas- 
lilla sobre el lugar que habia de tener en el consejo, 
fue S. M. servido de mandar por su real decreto foese 
en el lugar que le está concedido en la misma forma 
que los demás del cuerpo del consejo, como consta^ 
del incluso decreto; 

Capia del decreto de S. Mí 

130 •> Veinte y cinco de junio de mil seiscientos 
ochenta. He mandado que el alguacil mayor vaya en 
ellugarque le está concedido en la misma forma que 
los demás del cuerpo del consejo. 

131 Y habiéndose representado á S. M. por el se- 
ñor marques de Pobar el perjuicio que se le sejuia del 
íisiento concedido al alguacil mayor del consejo de In 
quisicion, fue S. M. servido de mandar remitir orden 



Digitized by 



Googlí 



adjunta con ef memorial el día 20 dé junio víspera 
del auto al señor inquisidor general para que con vis- 
ta de el se diese la providencia conveniente, y por el 
corto tiempo y haber caido malo el alguacil mayor, y 
ias grandes ocupaciones que se ofrecían , como se deja 
considerar en víspera del tan aparatoso triunfo no se 
pudo responder á S. M. sobre este punto. 

VIH 132 Con el señor don José Manurga, sccre^ 
tario del real consejo de la suprema Inquisición , el 
señor don Pedro de Toledo y Sarmiento, del hábito 
de Santiago, del consejo real de Castilla. 

IX 133 Con el señor don Alonso de Arévalo Mon- 
tenegro , del real consejo de la suprema Inquisición, 
el señor don José de san Clemente, del consejo real* 
de Castilla. 

X 134^ Con el señor don Pedro Gil de Aifáro, del 
conseja y cámara de S. M. y del real en el supremo 
de Inquisición, el señor don José de Salamanca, del- 
real consejo de Castilla 

XI 135 Con el señor don Juan de Salcedo, det 
real consejo de la suprema Inquisición, el señor don. 
Antonio de Castro , del real consejo de Castilla. 

XII 136^ Con el señor don Juan Marin de Rodez- 
no, del real consejo de la suprema Inquisición, el' 
señor don Fernando Moscosó del real consejo de 
Castilla* 

XIII 137 Con el señor don Toribio de Míer, del . 
real consejo de la suprema Inquisición, el señor don ~ 
Carlos de Villamayor, del consejo real de Castilla. 

XIV 138 Con el señor don Fernando de Bazáh; 
del real consejo de la suprema Inquisición , el señor 
don Juan Antonio de Otalora, del real consejo de 
Castilla. 

XV 139 Con el señor don Francisco Estevan del' 
Vado, del real consejo de la suprema Inquisición , el 
señor don Gerdiumo Ramos del Manzano, del real' 
consejo de Castilla, del hábito de Santiago. 

XVI 140 Con el señor don Alvaro de Valenzuelá, ' 



Digitized by 



Googlí 



6^ 

del real consejo de la suprema Inquisición , el señor 
don Antonio Sibil de Santelices , del consejo real de 
Castilla. 

XVII 141 Con el señor don Antonio de Ayala 
Berganza, del real consejo de la suprema Inquisición, 
el señor don Gonzalo de Córdoba, del real consejo 
^de Castilla. 

XVIII 142 .Con el señor don Fernando de Ville- 
gas , del real consejo de la suprema Inquisición , el se- 
ñor don Lope de los Rios y Guzman , del real conse- 
jo y cámara de Castilla. 

XIV 143 Con el Rmo. P. Fr. Francisco Reluz, 
confesor de S. M. , y del supremo consejo de Inquisi- 
ción, el señor don AntoQio de Monsalve, del real con- 
sejo y cámara de Castilla. 

XX 144 Con el señor don Garcia de Medrano, 
del real consejo y cámara de Castilla, y de la suprema 
en el real de la Inquisición, el señor don Gil de Cas- 
tejon, del consejo real de Castilla, 
m señor inqul- XXI 145 Con el escelentísimo señor don Diego 
sidor general Sarmiento de Talladares, obispo, inquisidor general 
conelsenorgo- y j^j consejo de estado de S. M., el ilustrísimo señor 
conseioT' don Fr. Juan Asensio, obispo de Avila y gobernador 

del consejo real de Castilla. Iba el señor inquisidor ge- 
neral vestido de morado con mucetavy mantelete, 
falda larga de camelote de aguas , con sombrero de 
que pendian borlas y cordones, en un -gallardo caba- 
llo de color vayo y cabos negros, con silla y gualdra* 
pa, tocado de cintas y felpa morada con jaez y bor- 
las correspondientes, á quien acompañaban doce laca- 
yos con librea de felpa, asi la tela morada, como la 
'guarnición y los cabos. 
Señor m^rqnes 146 Iba después haciendo la guardia con 50 ala- 
«kM^i^ca. farderos, el señor don José Pimentel , marques de 
Malpica y de Pobar con una gala mui rica y digna de 
tal príncipe ^n tal función, airosamente á caballo con 
silla y estribos de plata de martillo, de tan preciosa 
como curiosa labor, con un encintado vistoso que for- 



Digitized by 



Googlí 



63 
maba una primavera dé matices, haciendo que pare- 
ciese el caballo una montaña de flores. 

147 Habiendo salido la procesión de los reos des- Calles por don- 
de las cárceles del tribunal de corte, pasó por las ca- do pasó la pro- 
sas del señor inquisidor general; y bajandopor la ca- ^^^'^^ ,<íe los 
Ue que está en frente , prosiguió á mano derecha á la ^^^*' 
plazuela de la Encarnación , y por los mismos pasos 

fueron siguiendo desde las casas de S. E. todos los de- 
mas que le iban acompañando. 

148 Desde la plazuela de la Encarnación fue de- 
rechamente por lo alto de los Caños del Peral y salió 
á la plazuela de Santa Catalina de los Donados. De 
alli por el camino mas breve pasó á san Martin , y en 
la plazuela de las señoras Descalzas Reales siguiendo 
toda la acera de la fachada hasta el pasadizo, volvió 
á mano derecha , y habiendo hecho muestra por toda 
la plazuela bajó por la calle que va á san Gines; y 
prosiguiendo por la de los Bordadores entró en la ca- 
lle Mayor , y volviendo á manó izquierda fue por ella 
hasta subir por la calle de los Boteros; y entrando en 
la Plaza Mayor, pasó por la calle que estaba hecha dc: 
ballas á la plazuela del mismo teatro 

149 La procesión de los reos subió por la escale- 
ra de la. mano derecha, sita al lado que tenian sus 
asientos, y pasando por el corredor que miraba á la pla- 
za , fueron por el plano donde estaba el altar con la 
cruz verde; y dando vuelta por el corredor inmedia- 
to á sus magestades , pasaron á tomar los lugares que 
les tenian señalados. 

150 Apeóse el señor gobernador delconsejo y lúe- Apeante el se- 
gó el señor inquisidor general en la plazuela de bailas; ñor inquisidor 
y habiéndose despedido á un tiempo su escclencia to- g*^"^^'*^ Y ^'^ ^e 

mó la escalera, y su ilustrisima montóen la muía pa ^^"^ S^^^roa- 
^^ t r -^ ^ oordei consejo. 

ra volver a su casa ^ 

151 Al subir su escelencía al plano del tablado 
dio el sombrero á un page y tomó el bonete, y ha- 
ciendo lo mismo los demás señores del tribunal por la 
escalera que caia acia ^la calle de Toledo, subieron aí 



Digitized by 



Googlí 



64 

plano del teatro donde hizo primero reverencia á ía 
cruz, cuyo altar desde la mañana estaba adornado con 
las vestiduras y plata necesaria por cuidado cíe los ayu- 
das de guardajoyas y sacristanes de la capilla real. Lue- 
go hizo su escelencia otra profunda reverencia á SS. 
MM., y á su imitación todos los señores del tribunal 
y consejos. Mas hallándose ocupadas de personas á 
quien no les pertenecían las gradas de los asientos. Jas 
despejo el señor marqués de Malpica con sus alabardc* 
ros; si bien por la mucha gente, y no poderse dete- 
ner S. E. ni los consejos, sin el grande reparo de hacer 
-esperar á SS MM,, no se pudo lograr de todo pun- 
to su cuidado. 
Gnardan los j^j Demás de esto porque la importunidad cu- 
soldados las jj.jQj.g ^^ perturbase ei concierro de tan bien ordenada 
puertas. función, estuvieron los soldados de las guardias del reí 

española y tudesca en la mesa de la escalera por don- 
de entraron los reos. Y en la escalera opuesta en el si- 
tio correspondiente estuvieron para el mismo fín los 
soldados de la guardia que llevaba el señor marqués 
de Malpica. Y para reconocer los que debían entrar, 
fuera de los familiares que con bastones asistieron al 
tablado y procesión de las cruces , fueron nombrados 
por S. E, don Fernando Gallego, secretario del con- 
sejo de Inquisición , y don Rodrigo de Encinas , ofi- 
cial mayor de la contaduría general del mismo consejo. 
Snbed señor 1 53 Habiendo luego subido el señor inquisidor 
inquisidor ge- general por las escalerillas al plano donde estaba su sí- 
ueral i sa «ó- Ha antes de sentarse, hincado de rodillas hizo oración 
^^ al altar de la cruz verde, y en el ínterin sevistieron 

los cinco capellanes de honor que le asistieron, los 
dos con hábito de diaconales, y los tres con capas 
pluviales, todo morado, y en tanto fueron los con- 
tsejos, calificadores y demás ministros ocupando los lu- 
gares que les tocaban. Fue tan grande el concurso de 
este dia, que obligo á que despejase diferente?^ veces 
el teatro como lo hizo el señor marqués de Pobar con 
$us alabarderos en diferentes ocasiones ; y también des 



Digitized by 



Googlí 



^5 
pejaron^n diferentes veces las guardias de S. M. es- 
pañola y alemana, haciendo lugar en el teatro para 
que mejor se pudiesen conducir los reos para que oye* 
sen sus causas y sentencias. 

154 Todo este paseo triunfante se hi2o con admi- 
rable silencio; y aunque las casas, plaeas y calles to- 
das estaban coronadas del inmenso concurso que con- 
%'ocd la piadosa curiosidad á ver este maravilloso es« 
pectáculo, apenas se oía una voz mas alta que otra. 
Y absortos todos al contemplar por una parte tanta 
gala, por otra tanta decencia y por otra tan mages- 
tuosa autoridad , empleaban todo el conato en la ad* 
miración de ver loque con palabras no se puede des- 
cribir, y como nó iba en la procesión otra música mas 
de la armoniosa consonancia que se entraba por los 
ojos, toda el alma estaba en ellos sin repartir la aten>« 
cion con los oídos. 

155 £n cada personage de este maravilloso acom- 
pañamiento había mucho que reparar; pero la mages* 
tad con que represento su dignidad al señor inquisi- 
dor general fue tan superior, que pareció que este dia 
se habia escedido asi propio Dios como era la causa tan 
suya , quiso darle en esta ocasión luces mayores de mi- 
nistro suyo en tan santo tribunal ; porque cuando 
predestina los hombres para los altos puestos, los pre- 
para á la medida que pide el empleo de sus ocupacio- 
nes , formándolos en el talle , semblante y estatura 
proporcionados al espíritu grande, que los informa re- 
presentando solo con el esterior del aspecto todas las 
grandes escelencias y prerogativas con que adorno y 
ennobleció sus ánimos. 

156 Luego que S. E. acabo de hacer oración se Vístese S. E 
vistió de pontifical , y para ministrar le fue nombrado de pontifical. * 
por asistente mayor, don Pedro Rodríguez de Mon- 

forte, capellán de honor y predicador de S. M., cura 
de palacio, calificador y de la junta de calificadores de 
la suprema, revisor y visitador de las librerías por el 
santo tribunal : por diaconales don Diego Turrucha^ 

I 



Digitized by 



Googlí 



é6 

teniente de limosnero mayor de S. M, y don Carlos 
Muñoz administrador del buea Suceso y comisario del 
santo oficio, ambos capellanes de konor- Para tener pre^ 
venido y dar el báculo pastoral ásuc tiempa asistió doa 
José Verdugo ^ capellán^ de honor del rei> canónigo, 
de Santiago y receptor del supremo, consejo de la In- 
quisición :: para la mitras don Bartolomé caballera^ car 
pelian mayor del real convento y colegio de santa Isa- 
bel , comisaria del santo, oficio y capellán de honor 
de S. M. 

I <7 Para ir entregando las^ vestiduras. de4>ontifi- 
cal a los diaconales, asistieron dos sacristanes de los de 
palacio, y demás de estos dos capellanes y un page de 
S. E., para ir recibiendo de mano de los diaconales la. 
muceta y mantelete,. poniéndolo en una. fuente que el 
page tenia prevenidai 

158: Los diaconales fiíeroa revistiendo de pontifi^ 
cal á S. E. que estaba debafo del solio , y el diácono^ 
le puso el amito, al va , cíngutor. petoral y capa plu- 
vial morada , ayudándole el subdiacono ; y habiéndo- 
se revestido de pontifical se sentó S» E, en su silla , y 
don Bartolomé Caballero le puso la mitra, y don José 
Verdugo le dio el báculo pastoral A este tiempo se 
aviso al señor don García de Medrano ^para que lle- 
vase el libro de los evangelios , y al reverendísimo pa- 
dre Fr. Francisco Reluz,confesofcdelRei nuestro se- 
ñor, para que llevase la cruz en que S. M. había de 
hacer el juramento, y entretanto el licenciado don 
Tomas Alfonso de Valladolid Cañedo ^ absd de Salas,, 
dignidad de la santa, iglesia metropolitana deBurgos,. 
capellán de honor dé S; M. y comisario del santo ofir 
cio se revistió para decir la misa. 
Bajá S. E. ^ ^59 Vestido S. E. de pontifical con su mitra y bá- 
recibirel jura- C'jlbjbajd' á recibir el juramento: iba delante don Jó- 
mente á S. M. sé Verdugo y le seguia el doctor don Pedro Rodrí- 
guez de Monforte , luego el reverendísimo padre con- 
fesor llevando una cruz.de pórfido guarnecida de oro 
en la mano, coa un tafetán y después, el señor doa 



Digitized by 



Googlí 



^7 
García de Medrano , llevando el libro de los evange- 
lio^ y luego ;el «Sor inquisidor general en medio de 
los diaconales^ detras xleS. £• <lon Bartolomé Caba* 
llerojijue servia la mitra; y habiendo bajado y qui- 
tadole la mitra delante del altar, liizo S. £. tina pro- 
funda reverencia á la cruz y volviéndosela á poner, 
fue acercándose por el plano al balcón de S^. MM. con 
^1 mismo orden y acompañamiento ; y como cuatro 
pasos distantes iba detras don Gerónimo de Samanle- 
go , secretarlo del de Toledo con ^1 libro del tribunal, 
en que está la formula del juramento que ios reyes 
hacen en tales ocasiones ; y en llegando á la escalerilla, 
subid primero el padre confesor , y luego el señor in- 
quisidor general con un diácono á su lado izquierdo, 
d cual tenia él libro que recibió en el plano del tabla* 
do antes de subir de mano del decretarlo que le lleva- 
ba. Subió luego el señor don Garcia de Medrano, y 
después de él el asistente mayor para la ceremonia de 
alumbrarcon la paletilla, y en subiendo el señor in- 
quisidor general al balcón inmediato al de SS. MM.^ 
les hizo una profunda reverencia y entrego el báculo. 
i don José Verdugo, y levantándose SS. MM. en pie, 
^ hincaron de rodillas los que subieron ^ menos el se- 
ñor ínquisidorgeneral, y acercándose el Rei nuestro ^e- 
Jior al lado del balcón donde estaba S. E., y habiéndo- 
le S. M. quitado el sombrero, irolvid el señor inquisi- 
dor general á hacer segunda reverencia, y S. M. puso 
la manoen la cruz que tenia el padre confesor, y tam- 
bién en el libro de los evangelios que tenia abierto don 
Garcia de Medrano ; y luego dijo el señor inquisidor 
general estas palabras. 

1 6o ^rV. M. jura y promete por su fe y palabra Joi'atneiTtoqiHi 
reaU que como verdadero y católico Rei, puesto por ^"®^' ^ 
la mano de Dios defenderá con todo su poder la fe 
católica, que tiene y cree la santa madre iglesia apos- 
tólica de Roma , y la conservación y aumento de ella, 
y perseguirá, mandará perseguir á los hereges y apos- 
tatas contrarios de ella , y que mandara dar y dará el 

I ^ 



Digitized by 



Googlí 



6« 

favor y ayuda ticccsárío para el santo oficio de la In- 
quisición y ministros de ella , pira que los I^ereges p^r- 
turbadores de nuestra religión cristiana sean prendi- 
dos y castigados conforme á los derechos y sacros cá^ 
nones, sin que haya omisión de parte de V. M ni 
escepcion de persona alguna de cualquiera calidad que 
sea. Y S^ M. respondió: asi lo juro y prometo por mi 
fe y palabra reaj. Y dijo S. E.: haciéndolo V. M. asi 
como de su gran religión y cristiandad, esperamos en- 
salzará nuestro Señor en su santo servicio á V. M. y 
todas sus reales acciones» y le dará tanta salud y larga 
vida como la cristiandad ha menester. ** 

16 r Acabado el juramento, hUo el señor inqui- 
sidor general tercera reverencia á SS. MM. , y lo mis- 
mo hicieron los que le acompañaban; y S. E al par 
tir tomo el báculo^ y el diácono entrego el libro al 
secretario por donde se había recibido el juramento 
á S. M. , y volviendo por el plano con el mismo acom- 
pañamiento, habiéndole primero quitado la mitra, hi- 
zo S. E. profunda reverencia al altar, y los que le 
acompañaban la hicieron hincando la rodilla en tierra; 
y luego que S. E. llego á su silla , entregó el báculo 
á don José Verdugo, y los diaconales desnudaron a 
S. E. Quitándole la mitra, capa y demás vestiduras, 
las cuales entregaron 1 los capellanes oue las recibie- 
ron en una fuente , y el diácono puso a S. E. sobre el 
roquete el petoral, y los capellanes le pusieron el 
mantelete y muceta, y le sirvieron el bonete yéndose 
los diaconales á desnudar. 

162 A este tiempo dijo el celebrante el introito 
^ de la misa ayudándole uno de los sacristanes de la ca- 
pilla real La misa fue de la conmemoración de san 
Pablo, y el frontal colorado correspondiente á la fies- 
ta del día. Habiéndose sentado luego el celebrante, 
subid al ptílpito donde se habia de predicar el sermón, 
don Gerónimo de Saroaniego, secretario mas antiguo 
del tribunal de Toledo, y teniendo á su lado un ca- 
pellán con el misal y cruz, recitó el juramento del 
pueblo en voz alta en esta forma. 



Digitized by 



Googlí 



6g ' 

163 ^'Nos el corre^ícíofr y alcaldes, alguaciles, ca Juramento del 
balleros, regidores y hombres buenos, vecinos y mo- pueblo, 
radores de esta mui noble villa de Madrid, corre de 

S. M., arzobispado de Toledo y de otras cualesquiera 
ciudades , villas y lugares de estos reinos de Castilla^ ' 
como verdaderos y fieles cristianos obediei^tes á la san- 
ta madre iglesia* '* 

164 ^* Juramos y prometemos por los santos cua* 
tro evangelios, que delante de nos están puestos, que 
daremos y haremos tener, y guardaremos y haremos 
guardar la santa fe de Jesucristo y lo que la santa igle- 
sia romana tiene , predica ^ y manda; que esta santa fe 
con nuestras fuerzas todos defenderemos en tal mane- 
ra, que los hereges y los que los creyeren, defendie 
ren y recibieren y ampararen, sean prendidos y casti 
gados; y asimismo los difamados y sospechosos del 
dicho delito de heregia y apc&tasia, perseguiremos, to- 
maremos y haremos tomar en cuanto pudiéremos y 
nuestras fuerzas bastaren , y que los acusaremos y de- 
nunciaremos á la iglesia y á los inquisidores,, donde * 
supiéremos que ellos d alguno de ellos estuvieren; no 
les daremos ni cometeremos ningún oficio ni benefi- 
cio á las dichas personas sospechosas y difamadas de^ 
dicho delito de heregia, y que no los recibiremos nt 
tendremos en nuestra familia ni en nuestro servicio nt 
tomaremos consejo de ellos ni de alguno de ellos sabr- 
damente. Y si por la ventura alguna de ellos con igno- 
rancia hiciere lo contrajfio después que á nuestra notr- 

cia viniere, luego lo repeleremos y alcanzaremos al he v 

rege de nos y de cada uno de nos , y que en todas ks 
otras cosas que al oficio y egercicio del santo oficio de 
la Inquisición y ministros de él pertenezcan y conven- 
gan , seremos obedientes á Dios nuestro Señor y á Ja^ 
santa madre iglesia romana y al santo oficio de la In- 
quisición, asi con nuestros oficios como con nuestras^ 
personas, asi nos ayude Dios y estos santos evangelios,, 
y la cruz que ante nos está; y si asi lo hiciéremos, 
Dios nuestro señor cuya es esta causa, nos ayude en 



-Digitized by 



Googlí 



yo 

«ste mundo los cuerpos y tn iel otro las almas , y lo 
contrario haciendo j é\ nos lo demande mal y cara- 
mente como á malos cristianos <]ue á sabiendas perju* 
xan su santo nombre en vano'* Y Mjerm. todos. Amen. 
Esplicacion 165 La atención que ponía el auditorio en la no - 
de las personas vedad de acciones tan graves , como el juramento de 
mas principales 5^ M. y dc la villa de Madrid, no permitid qucse 
que teman lu- ¿j^j^^ ^j reparo en el concurso, variedad y nobleza 
tro ' ^ ^^^ ^"^ componian la frecuencia de tan lucido tea- 

tro. Veíanse 5S. MM. en su dorado balcón , compues- 
to como para tan soberanos dueños , y al lado del Reí 
nuestro señor las augustísimas reinas y señoras nues- 
tras sil esposa y su madre. Resplandecían en los balcones 
-siguientes las señoras dainas de palacio, santificando 
súbala con la píiedad de su. pecho^ en <]u¡en ostenta- 
¿ban grabada la insignia de la santa Inquisición. Fue 
:admirdbie la demostración que hicieron de su catoli- 
zo celo todas las damas de los dos palacios, mostrán- 
dole en él estudio dc llevar bordado en sus preciosos 
vestidos el hábito del santo oücio^y las que no tuvie- 
;ron tiempo de observar ^1 primor ^c fineza tan estre- 
mada, le recompensaron con llevar esta sagrada insig- 
nia en riquísimas veneras. JEstaban todos los demás 
t^alcones ^curiosamente adornados y mui poblados de 
personas liusti^cs, y ^ntre ellas se reconocían los suge- 
€os mas autorizados de la corte de ambos sexos, y no 
|)ocos embajadores de príncipes estrangeros. Veíase el 
ítrono del señor inquisidor general y S. E. contal repre- 
íSentacion que llenaba la idea de digno hábito^ y pre- 
sidente ;cn tan magestuoso espectáculo. Veíanse senta- 
rlos en la eminencia de las gradas los señores inquisi- 
idores, y los señores ministros de los consejos de S. M. 
y villa de Madrid con su corregidor. Veíase el estan- 
carte de la fe cnarbolado del modo que le tuvo todo el 
4ia el señor fiscal de Toledo que le llevaba. Veíanse los 
grandes^ duques , icondes y marqueses con las insignias 
del tribunal. Veíanse muchos graves y doctos califi- 
x:adores, miachos venerables comisarios y otros minis. 



Digitized by 



Googlí 



7^ 
tros muí conocidos por la fama de su entereza y rec- 
titud: con que parecía ua autorizado congreso de no-^ 
bleza ^ justicia , letras , canas » religión ,^ celo, y las. de*-^ 
mas virtudes.. 

i66 Veíase en el: lado opuesto un tdmulo de ñor- 
lores y de lástimas. Sobresalían á los dos lados de 
aquel alzado preeminente de gradas,, que estaba á la 
mana siniestra y pendientes en astas todas las estatuas 
de los condenados con sus insignias, y algunos con la: 
caja de sus huesos* Veíanse en las gradas superiores in* 
terpuestos a distancias competentes los reos condena* 
dos á relajar en persona, uncxs con mordazas y otrosí 
sia ellas r y en las uiferiores los penitenciados, y todos; 
coa las insignias de su condenacToa y de su pena. 
Veíanse los ministros y los religiosos, que hacien- 
do oñcio de ángeles, procuraban reducir 1 los ostinar 
dos y consolar á los reducidos.. Veíanse los planos- 
ocupados de señores,, de ministros y otras personas de 
cuenta , los atrios llenos de aquellos á quien tocaba , y 
la. plazuela, de vallas de tanta turba del pueblo. que: 
causaba admiración. Veíase aíli el altar con> la cruz;, 
alli el sacerdote que habia de celebrar la misa; allí los> 
tres pulpitos;. allí las arcas de las sentencias sobre los> 
bufetes ;.alli las dos jaulas para poner los reos, y final- 
mente se veia.un conjunto y una bien ordenada con- 
fusión de tantas cosas, que todos los que componían 
aquella muchedumbre del teatro, qued^.an suspensos, 
mirándose uno á otros* Fue muí acertado- el repartid 
timíento que hizo de los^ balcones erescerentísimo se- 
ñor don. Iñigo Melchor Fernandez de Velasco y Tobar,, 
condestable de Castilla y de León , camarero mayor 
del Rei nuestro señor , su copero mayor, su cazador 
'mayor, mayordomo mayor de su consejo de estado y 
guerra,. duque de la ciudad de Frías, marques de Ver- 
langa,, conde de Haro y de Castelnovo,.señor de las 
casas de Velasco ,. délas de Tobar y de la de los Siete 
Infantes de Lara,. ciudad de Osma y delade Arnedó, 
comendador de la encomienda: de Usagre > de lá orden 



Digitized by 



Googlí 



72 

y caballería de Santiago y Trece de ella^ &c# 

167 Siguió S. E. la forma que se suele guáirdar en 
repartir los balcones para las fiestas de toros ^ y como 
el balcón que caia «n el medio del teatro es el del nú- 
mero 29 contando desde el primer balcón inmediato 
á la Panadería donde S,. M. suele asistir á las fiestas, 
por no alterar la planta ni él estilo , el que en esta 
ocasión fue en la verdad el primero por mas cercano al 
del Rei , se esplica con el número 30 por ser este nú- 
mero el que le toca , según el computo que está intro- 
ducido^ y para mejor inteligencia y para que se haga 
concepto de la calidad de las personas que asistian , y 
para que pueda servir de egemplar en otra ocasión, se 
propone el orden con que en ésta repartid S. E. los 
^ balcones. 
Repartimlen- ^^8 Primer suelo. Núm. %^. Donde estuvieron 
10 de balcones. SS. MM., Rei y Reinas. 

' Núm. 30 Señoras de honor. 

Númrs. 31 32 33 34 35 36 37 38. Damas de SS. 
MM. reinante y madre. 

Númrs. 39 40 41 42 43 44 45 46 47. Tapábalos el 
tablado y gradas de los consejos. 

Núm. 28. Inmediato al lado izquierdo de SS. 
MM., mayordomo mayor del Rei. 

Núm. 2j. Gentiles hombres de cámara, mayordo* 
mos y meninos. 

Númrs. 25 26. Sumiller de Corps. 

Núm. 23 24. Gentiles hombres de cámara, ma- 
yordomos y meninos que van con S. M. 

169 Suelo segundo. Núm. 23. A orden del señor 
mayordomo mayor. 

Núm, 24. Caballerizo mayor. 

Númrs. 25 26 27. Grandes. 

Núm. 28. El eminentísimo señor cardenal de To- 
ledo. 

Núm. 29. Cerrado por caer sobre el de SS. MM. 

Núm. 30. 'Embajadores de capilla. 

Núm. 31. Mayordomo mayor. 



Digitized by 



Googlí 



7p 
Nilmrs. 32 33. El escelentísimo scíior duque de 

Medinaceli, j j . * r ' t ^ • 

ísTúiieír?» 34 35' 36. Gentiles hombres de cámara. 
* Ñiímrs. 37 3I Mayordqróo.d?! Rei nuestrp señor. 

Ntím. 3^ Presidentes* 

Ntímrs. 4041. Él reino. 
. Núm, 4ft, Secretario d?! 4^?pacho universal . , 
1 Níímtá^T/ípfdí^conieídoseldeUnquisidorgpReral^ 
'^.í)ÍTÍm, 44:Eipbaja4ar de;W^ , . 

. Núm- 45. Á orden del señor tnayordomo mayor.. 

Númrs. 46 47-, Consejo de guerra, 
170 Suelo,íerc;prp^^tíiíríirs. «; ;?2. ^ drden del sf r 
jaor mayordomo mayor. 

Niím» 23 Secrptriosrdeve^t^da 

Núm^ 24. Secretario de cámara. 

NiSm. 2*;. Maestro mayor, / 

Islú ni. a(Í A .or^en del se^pr mayordomo mayor. ; ^ 
.; Ñi5m^ 27. Aposentador 4^ palacio. 

. Niám. 28. Cipnde de Varajas. 

Númrs, 2930. Pages del Rei, 

Niímrs. 31 32. Ayudas de cámaja. 

Ntím. 33. A orden del señor mayoirdpmo mayor, 

Ndmrs.j34 35 .36;/ Camaristas xl^ 
, Kám- 37. El señor patriarca y prelados. 

Num. 38. Á orden del señor mayordomo mayor. 

Núm. 39 Secretarios de S. M. de decretos. 

Nóm. 40. A orden del señor mayordomo^ayor-l 
^ TSiÚfn. 41- Capitanes de las guardas. ^ 

' ^Ñiím 43, A orden del señor mayordomo mayor. 

Ntímrs. 43 44 4j. A embajadores agentes. 

Ntím. 46, Médicos de cámara de S. M. 

Kúm» 47 A orden del señor mayordomo ^^yf^^^^ 
' \'}i Suelo cLiarro. Niímrs. 20 %i 22 ^5 26,^0 . 29' 
^9 410/41 4^^ 43 4445 46. A ordeíi del seíior oí^^or- 
domo 'mayor. 

Njíra. 23..Contadx>r y grafier de la reina. 

Nárai. 24. Guardajoyas y tesc^ero de \% reina. 
. rííítím* ^^SiiCireqif^oilejt señor niayprdcwno mayor. 

Nií|ií.,5p/ÍVÍáiyotdon^^ la reina nuestra señorai 

/Googlí 



Digitized by " 



tro. 



Nám. 31. Contralor y graficr del Réu 

Ndm. 32. Maestro ,de^la cámara. 

Ns. 33 34 35 36 37 38. Criadas áe iai sfeñoras damas. 

!Ñi5m 47. Tenientes de las guardas. / * 

172 Mas porque se pueda hacer perfecto concep- 
to del iodo de estp gran éoncurso y los ausentes su- 
plan con eüta relación lo tque no pudieron lograr coa 
h vista, se propone también á contemplación déla 
curiosidad la planta del teatro tomo se Ve ¿n la es- 
tampa que se sigue. En ella se conocerá por las letras 
y ntímeros que^correspondeñ á la esplicacioa que se 
ánade xl lugai: que á cada uno le tocaba. 

Estampa dfj Teatro. ^ , V- •■ 
Fsplicacion 173 u4 Balcón donde estuvieron SS MM. 
del diseño y ^ ^ Sólio del scñor inquisidor general, 
lagares del tea- ''q Grada preeminente doijdc cstuyiei*on los cpn^ 
se jos , el de Inquisición cfnmedío con el érifeunaí de 
corte á su lado, y luego lo$ ínqukidore¿ de Toledo, 
haciendo todos un cuerpp, al lado derecho el consejo 
real de Castilla y alotro lado el consejóle Aragón. 
Y en la primera grada de lá escalera ptor donde S, E. 
bajo á recibir, el juramento áS. M. á la niárío' derecha 
del señor inquisidor genera^,^asientQ: donde estuvo 
eí seüor marques de Malpica; y a su mana izquierda 
en la misma grada y escalera el fiscal d^ Toledo, que 
tuvo el estandarte de la fe éfí da mano: : . 

D Se^nda gradáv consejó de Plíñdes áimedio, 
y^á la diesíta el efe Italia V á fá siniestra el de Indias. 

JE Asiento de la tilla de Madrid* en la tercera grada. 

F Donde estuvo el señqr marques dé Malpi¿a el 
aíó^de 32; según parece porlá planta y abecedario 
^lie^para en la secretária'del consejo de Inquisición^ 

G Donde estuvo el año de^3ií d fiscal de Toledo 
con el estandarte de la fe en la ^mano^ según parece 
en el abecedario de la planta, que para en la secre* 
taria del consejo de Inquisición. 
'^ * J? Grada cuarta y quinta para grandes y títulos, 
iítinque en ellas estuvieron pocos por habíírsc seútado 



Digitized by 



Googlí 



en los bdncoi ittas próximos á las cátedras á oír las 
sentencias. 

/ Calificadores , consultores y comisarios. 

L Bahcos ^eí plañó con Icfs ^cóMisario^ y notarios 
eclesiásticos que no cupieron en las gradas. 

* Af En la grada preeminente al tercer lugar de la 
mano izquierda del trono y después del fiscal del coQse* 
jo, el alguacil mayor del cónsep^ que no asistid por es^ 
tar enfermo, y se declara porque no le pare pe^'uicio. « 
' ' N El alguacil mayor del tribunal dé Toledo. 

O Bancos de los secretarios de loa consejos y mi-^ 
nistros de la suprema. 

P Bancos donde estyvo el secretario de ToledQ 
y otros Secretarios de la suprema- 

Q Bancos donde estuvo el secretario mas antiguo 
de corte y algunos secretarios y ministros de la supre- 
ma. Y en estos bancos en el intermedio de las cátedras 
donde se leyeron las sentencias tuvieron asiento los ma* 
ybrdomos de san Pedro Mártir de Madrid y Toledo. 

R Escalera por donde subió el señor inquisidor 
general á su solio. 

S Escaleras por donde subieron los consejos. 

T Escalerás secretas^para las habitaciones delpri* 
iner puarto de la plaza. 

V Lugar donde se fijo el estandarte en la proce-¿ 
siop de las cruces. 

X Altar y celebrante. 

Y Ptílpito para el sermón. 

Z Cátedras d^nde se leyeron las causas y sentencias* 

Ntím. I . Bufetes donde estuvieron las arquillas de 
las causas de los reos. 

Nóm. 2. Asiento de los alcaides. 

Ntím. 3. Jaulas donde oían los reos sü^^éntencías. 

Núm. 4. Escalera por donde el señor ínquisSdoí 
general subió á recibir el juramento al Reí, . ' 

Ntím. 5 . Escalera por donde entrdelconsejoal teatrd. 

Ndm. 6. Atrio para lais guardas dé S. M. '' 

Núm. 7. Atrio y entresuelos para las faimilias'^ 
ministros del tribunati^ *.;,.:, . • ¡. \ wf 

Digitized by VjOOQIC 



y6 t 

Ndm. 8- Escalera por doo<|e cntrfS la.procesion de 
los reos qué fue por donde muestran las lípeas de 
puntos. / t^ ^ ,, ' ^ 

. Nám. 9^ Escíícrás .ppr 49nde subierpn 4 Jpntárse 
los religiosos , inini;$tros y reos. 

Núm. 10. Bancos de UmiÚares^ q^e por $arlo ocu- 
paron muchos señores, 

- N4n>. j I* Priweía<y segunda jya^.cfp. los (íppdc- 
nadpM reUjar» -.: v,. , . - , - ;. .;, .. ,r. -^:i;^ ^, . \ 

Námrs* i« r^r 14 r^. ijó. Dónele, estuvieroo los 
deroas penitenciados. , 

Nám. 17. Escaleras secretas. : . 

.^ Ndm. iS/IjOSi^^abarderpvdd sefipi-^ 1^ de 
Pobar y Malpica guardando la «pueft? ,de . Ui f^^^:* 
kra.' , - -. .,.,•-. ^ 

. Nám. 19. Escalera por donde entraron íos reo^ 
en cuya mesa estaban las guardas española y tudesca. 

Nám. 2p» Sold^dps de la £e* 
,; Námj $ti. Baluartes 4q^/1o5 aptpp^cbos de ^sgra* 
das dpnde: se üjarop las estatuas. . , 

Nám- 22. Asiento de los tenientes de JU villa de 
Madrid. 

.174 Tal era el auditorio que estaba dispuesto pa- 
ra oír el sermón » que según entilo precede en «eme* 
jantes aacipnes. Capole este^ empeño al Rmo. P. M. 
Fr. Tomás Navarro , del orden de predicadores , ca: 
íificador de la suprema y predicador de S. M j y ha- 
biendo subido al trono df Sf E. guiado jdel maestro 
dsi^premoni^^yy; jr^ibi^o .^lUJa ib(^ndicÍ9n íSuJño en 

§1 }?1^}$^^9:iy J^9if:^^^^^^ tantq pue- 

blo , predico con tal tenor de vo,z que fue |)a>tante- 
mente inteligible, ^^a^^prquecrj tales pcasíones obli- 
ga ¿c^líjiíí^jpii^o J? ws)taii!c]a,44í h :Ocupa|cion del 
4éA.y,x^^P¡^^,^'9^ñ^ff^^^ ^^h \P^íí^^l y?ílÍ9ate>t]ue 
pueda sujetajc.tf n,4jiyeD^ijblj9 aúdiíorlq ni contrastar el 
rjifiaor, f^ los que j>ar distantes no perciben lo, qn/í es- 
cuchan, y ipreguntándójlp que no oyen $e estorban 

H^í^iárPEf^J^í:!^ ¿E^^T*^^^^ » se estampa éJL iáysmo 
sermón para que Í¿ gocen todos/ r 



Digitized 6y 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQ IC 



• í ■ 



' '1^' '^..- D.D, '•"-*'" •Psal.73*;^ ' •': 

SÁLÜTACIOH. ' 

^ Algún día han lié emplear "Am ítomHre!; en vengan«i 
de' ks ofensas dé Dibs , de coá^o se e^pteiá Dio» cñ el 
sufrimiento de nuestras temeridades. Hoy el sántó tri- 
bunal de Toledo manifiesta el celo de la honra de 
Dios en el castigo de tantos atrevidos^ siendo este 
teatro dedeliilcuenteí iitaa cópiá ajustadia dd que en 
«r dia del {ukio Hemos' de ^^tr en el valle de Jóíapftati 

Eo dos juicios ju2ga y ha de juzgar Dios á cuan* 
tos han nacido y han de nacer en el mundo : uno el 
particular cuando mof irnos > en que á cada uno ó se íe 
da premió según sUs ittierecimieiitos; d castigo según sus 
-calpás: étt^o enef tifí^éi iriurido 'á todos Ids hacklM, 
para que á vista de todo el mundo muestre lá ¡ustiflléa* 
cton con que procede así en los pretnios que reparte^ 
como eA los casti^ que ejecuta. 

Es semqánte entcKÜo al tribünamtlvfna étV Cie- 
lo el sMco trtbtfnal de ta Fe eto^a t^eitá, pue§ ptécedg 
con la fustificacion que aquel obra. Y asf no sáti^^hó 
con tener convencido al hebreo, al herege, al hechi- 
cero, y á tt>da esa* diverridád de culpados (que está- 
irtoc miwAdo) <^n ¿u juicio |>¿rficu1ar mtíchas veces, 
hoy ios> ^Hc «efe' piíblicó^'erifíeste' AuA)i^tó^^iíe'se 
vean las: culpan que cometieron; y Éóhfesaroii, áde 
que están convencidos , y sepa el mundo cüá'n ^stlfica* 
áo esi'ei castigo que eá^ sobre las ' exorbitancias ^p 
tales aiirevin^entos.' ^ s{ en^d' itüdó univérsar faá 
de^eñk t jttfegár^í gfande U^m^^^idia&ytxtrA 
asistido de todos los grandes de su- ¿orle riSratifír^ 
Samti mm io^ en este del santo tribMAif dé Toíedo 
asisten tosTimayoyeí^ monarcas del erbé^in^^ros catpii* 
eos reyésL^'codoi^us coQsejosv f graádes^^o^ ii/^iiioúar^ 



Digitized by 



Googlí 



qufa. {Digno empleo de tan soberana magestad! 

.^.^^oíí,í>el)^j5*Sl\(F5ficp?,la(Psq^iwra$ qvAíl'.age ele- 
gían por.^cyj^^ ponían en }g^ n^ino, al coronarle, de 
la ley el libro , para dar i entender ( en sentir del 
Abulense ) que ha de emplear el Rey sos roanos , tanto 
en obligar á su obsccvaac¡aj4 sus subditos , como en 
Teñirlos : De Jeruntque in manu ejus tenendam kgtm ^ ér 

llmj^mi ^ €!£%«. kPWW qwe ffPe|i&fp.6lf(C8t|-o^ C0Í1 
esa p>i$raa h^i|Í6 solicitar que todos^sus vasallos tri- 
buten i Dios -.adoraciopes. Hac de ser el rey una gene- 
.fpsa,^giíilíi ci«í:,tenga^tafl Úncelos í>jqs. py% mi/ar «1 
j?9l4^ HísíiqíftJps^rí^tp.»; «y/íPQ.Mctss.lííjgw/as.pftw 

fi?W>HS Cftntrijifipjit H# -4"^ m> ^fi'^^OfiA^ 7: "^^^hrqr 
jso hércules., q[ue sept^ d(|mar lf>$ mpnfitruos de la infí- 
tdelidad con í^t ,mano,. y (SÜst^ntai! ^í d^lo ,de,,Ía fe y 
„4eJ^Jgleisia s^bn? §U;í:Qípi«4ft.í3bPÍ»í>i ...o i;^ ,, ... ¡. , 
¡,j. ijgstív fu?,«l'^i|jteoie;rffii^«mulp»/q\ife#i?.lkignd*- 
^9ípn 4p ^w '^(m* f!st^W?PÍft i«6tffiisiuíi,>rifljer3^,i¿y<s, 

.que sutr^y fuese .Himo .sa«erjÍQt<; ^ patft' que) la mismia 
mano 9(Mi quf ^mpupabala :hti^^ ^pootrp^ los -enemigos 
'de su señorío, pusies«;,f§ljígio^.e](|mcieriso>pi^.l£^>tras: 
-Xi3M«! Mi qH$ -jeffPídiíl'íl ;|o<JoS(fln M (4»8fl»d^.*#?«ídie- 
^JtA94<>i.6fi ^CjliíiíJtQ :d?-sBSí pj!ofwip$í,y-iMnfii«ísas dei- 
dades» T. Dios ^dvirtó i jMojise» que proiu.ulgase; á su 
pu^lo, que habta de^termin^do 4arle UQ c^ino stacer^ 
dqt#ly4.i(^ofW>:0íp¥?Pfyfttatelfí)j m sacerdocio, , real: 
BrJi. n^.mfifgmm4¡^'r49(4(e \m t&Kfr/hfmisrfgaííi 

docio ;,pfeten<3Q <^e los; reyt» qu^ poñei> tfjbiuo 4 sus 
|>ucbWs , sean C0«^ sacerdotes qae . nie ; tribiit^a i mí 
i^qraqpnfíi., Jlues».:^eP(iW;»í c.íí»5» .divers<*:,9níipl¿Ds< íc 

|»^Sft ^^vm>PS»ímmtifi M^^Kaaf^yiWmtf f <tótqut*> 
£Mf ,ql «|ay9fifs{i)$;ipe(/qie9e. «1 ^cerdote mas* ráUgioso; 
f el rqgr n|jis¡^^(9sot t. ^l- m\tó M Dips, «i m»> añreoto. 
.; . pijC^9^íj^Jgff)^«dí?ode,*líS;^«í(es..pal»a<»cll l«:vo? 
o^a9Í«Aj4%PÍ9fe«í»4^4(o^>ynlO0)a» potiCfi)^ aiis> 



Digitízed by 



Googlí 



■ ^ 

filial ^aáii^tqiif\4^^.k^jfto^^ «Etiw^tbadem^ew 

sdió autorízé a>ii M?sa0t!iVpr¿s¿beia\iin neófito 4^ jce«: 
kbcórini í^rán rpMiiactsr Sanrat Bamiaga de . Guzauí^ 

dor en unotarman] bágimeitídfftaciaíudb. Ibs ^lénüjácÜo^ 
los : oilpadíos , 'ipai^ , qtfe^ 4^ ' ^oranoa * qc^edeiir aerean • 
tidés^yc las fietesmos firfBesren, su cf^eocia: eico w 
podré yo JscacéÉ áneipracia. AvBraiiaBU. i: ,t ^ i. 

•v I. í : r ^IjiÁyS-rñ y HuHbh ^Uc i..:v! íoTíVí; ^if/'; ^::'r; br- 
TEMA; í J^y#*^^ , 'Z)wmw i jfni/ír* iáiiMfii »««*• 

--- '.• ''''\ ^ ' ^f ^'''^ÍNÍtóiíoccrfo*el;-' ^,-"'^, /, = '•'^■- '^ 

cutpUo r^d9e..i$i3i> lit»iaüdade$^Ly > de: la!- larguiesa ida 
aqtieUái^D^imlafr'divitia^ ca: fiiiteni;ias plbnus «mas 
bbtorcmÉad^jfy iotifoosi piftosreitteisliqaimixMr (ico^ 
ftes$lododigiia>rTeBtuKai]b(y : Sao iQrd^oiio iNaciancef* 4» Cap. Marc. 
pp^^cooock^ prcMltgálidad ; lyi ócrot, como San Pbi ^*P* '^' 
dró Crisólogay San Cipriano, perdmdáddar sin límh Orat. i6. 
tec Projlmm.im^mt sfrirkus^ tmílis.faiitm ^mmr^ X ChrisoL scrm. 
ptfos/flp./ mcdos rcmicráfiriad vxfe :)r. jde99tosí( cbmo^fue ^^* 
f I abad <6iiHlerdio )^ t^iair Ánsázqw^ \ut üm» k^Mkme\ fhik^ 
re vidMtur. Noporcjuc Dios? dé sin entender Infinitor, 
siiicr porqué da con'mfitiita.voiumdd;^ yrde tal iner- 
te, que :por, dar mucho*, dar siefiípre:^/^ dan i tóáú% 
pernee mt^^^ece T^are ekrAtradimionti»/Bní rétip^to^ 
ytíiqíim Ía?Hrakibeád'[ ^i^ r^B^icct)^ xasL^lega' i^ wsper^ 
ditriar: y ^rmniak beric^cios; y.á íe^o^ Uantó di dfl[«» 
^iHío^ Abad] ^nr taiiamjiuin:Yj siicstoí es con cddoi^ 
jQpn> A^aovfprimeiia^copia do:mí.hé\k¡ai>r empleo » más 

Digitized by VjOOQ le 



mscenth mnaén^ mtmfh fmsiáifetfétfB^^J^uk'Jruni^ 
/nr^. jBara 'iqMb> tconodcse^ aqüe^ 'boadad kifimta íí x:ó^ 
«ocida^JcV atnasei^atnada l^poseyvsc^ y^^^poioida la go«^ 
zase^ pero* apenas saBo Adán tan 'bello rctrofo de 
jpios ,. ouaoda mostió mas indfautdop á i^i nada y 
tierra, dé tiqueóle entalló el caerpd,»q4ie al áU^to^jr 
Fospifaoipn con;x]Ué3 su ^artíBéelo GOmofíicaolanvida,' 
y; infbadtp «el: alma , :0febdiéndi^á teaer«H|o;. ^ i . ^ 

JU>s hijo&i parecieron al padre; yetando ^t mun^ 
do ca&i en ju niñez, en It^ac de adorar ^todos i síi 
Hacedor, tributacon iadotadoi^Süá diiieiSQs\{doloSt 
atribuyendo deidad á los hombres mas facinerosos 
del orbe, para autorizar sus delitos y maldades: á Jo* 
ve fi^A^a la^iv9v^ J^/^ <l^era«nyi4iosQ/ár'^tl]r-' 
no melancólico^, ^pH^icida de 9t|s prppios hijos; i Ve- 
nus dada á' torpes amores ; i Mercurio ladrón y ha* 
blador ; á Baco dicg^^^^^ e^ifb^iaguez ; á Flora ra- 
mera ; á Hércules furioso ; á Marte todo pendencias ; y 
^ando*titra ]níiiafdád;de>elbS'^.qué &Íiubilra depo- 
ner delante: de los oíoSf^4ainiuli)itiKl de-ufabas «deida^^ 
des:, no hqbiera tiempo xn icl tiémpapara: referirlas; 
bme^ qnemóyüereono^lo^ noestioi ^lofidiíJQtdudéd 
4 de :21áiroh <w f I ij^pccrhajbiaiteíítijn. in ay stowo? teay* 
pJb mai de once mil fdolos dWérsos^^ cada tmo de la 
fstatura de un hombre; y para sil yeneracion y sacrifí-' 
dos jBj^de tses. mil sacerdotes; Y en: Ja ciudad dtf Mé¿ 
2ko>, : al. tiempo ^ due la ^ oonqulstaron^^ los^i > espa&o)e% 
ofre^ian^da iño a ;uis xtiose& aqoeUos bárbaros imas de 
veinte mil corazones dé niñ66 y niñas. .. 

Y: aun mas adeUme pasó de los mortales ef atrevió 
iniento ^ pues hicieroo. estos dioses estrell^^ di las es* 
(rellarj llacQ^rooircon i nmtdDire ■; de estos '£i|fsos < diose% 
pi»>^'díisculp^5W.0i^dau}erv' y:asi^decia» k>si ^mtles 
^ elsohefá cansí de^;si}s preciphados arddres ; la lu- 
Tiia'dosunegllgenciá éilnconstmciii en el bien; Marte 
ikr&us discordias^ iMe asuc» de sust ladronpqios % Venm 
del sü9;toi^áz9s ;?&itbhko vde MSuimpiqdades v pereza y 
i!|Bda9QUí<p^'X>asi^^^ 



Digitized by 



Googií 



ttK^ieseQ poder sobre nntetra albtedfb ^ j Io$ delitos 
quedasen caaoniíados con haberles dado .loa ^inbre& 
poc^ su ai^9Ío en el ciek) skiá y lugar. ; ^ 

Mito todo esta el omnipotente Dios; y aonqúe táfc 
tez enoií^o» mostró con el castigo su semimlento» de 
que éstai^ llenas las Escrituras ^ nunca tomó decente sa« 
tma^^iqn áá ? sus ofensas. Antes bien molido de sus mise^i^ 
ricordias, pasandoi tiempos, s? vistió de nuestra natuí^ 
maleza el Verbo Eterno para satisfacción de sus injuria» 
(para que no tenia caudal el hombi^e) llevado de sq ztoot 
y copipadeddo de nuestra miseria; y apen^ n«c¡é 
cim^ lo^persi^ñó Ifccodes,y,de treinta y kret mop 
le crucificaren los judíos, siendo sus mayores eoemigot 
Sü mismo amor, y la crueldad del mismo pueblo de 
que. t^mó carne: y siendo este odió tanto mayor, cúanh 
to masrfoer^ de razón; el smi^r que Jesucristo nc^ 
(uvo?fi]é tanto -mayor ) cuanto se fund^» e^ ^u. altísi4 
mo <conodmiento. .De suerte, que siendo el odióle 
loshd>reosáJesi£ie>ista excesivo, pórqtae se fundaba eii 
su nmligniddd , el amor que Jesucristo nos tuvo^paso es^ 
tos jextremos, porque^ originaba dasu b'ondil y<dt4 . 
iHnídad r y así tiándo^ la critelídad ^iA ^ hebr^ponvsa^ 
tisftdia:^ no ise daba el amor pór^onteti^. ■ ^ i j^ ' .^i J moH 

Habla '^n su Apocalipsi Ssui Juan de la^ señáis de^las 
llag^ con que ha de yenir á juzgar Jesucrktb^i y ílicdtCap. i. 
Mcít vfnk cum ntünhus ^ et viiUidf mm mmií 'ccut^s v'^ 
qui etm fupugetuM.YtViáii^ á^bel ' dia ■ Jmoor itto ¿II 
llna^carrozá de nubes ; todos le hdmos áe ' ver'^ jr p^^ 
ti<;ularmente le han de mirar los judíos que le {^a^ 
ton: Pupugenmí. Reikre el mismo San Juái^ en !sfá 
eiirang^lio y dice :> Vlerárile los/quq le ' pasaron de par>^ 
té álparte con;!t)en8ttantes Íieridas:4k cláívc^ y Jab^ 
za en! el Cálvantd :: Videkmt imi qúem trans^a¡rukf. . 
{Notable diferencia! tran5fix9rtmt. Diqe herida pene^ 
tiantey y lo fue tanto la de la lanzada^ qtie^(córti4 
reveló iDtos i Santa Brígida.) ( p^sá de par«e á p^lfe 
el corazón de Jesucristo: y fupugerunt áict u¡íÉáttí?fil- 
Qidátitai taá>^j)eqiieDas/coiiK> se daviáH v^'ié^ la 



Digitized by 



Googlí 



6 

agiBJa labrando ü almohacKlla ana dama'; l;erkla tan: 
ligera /(pse con eiíjugar en :el lienzo 1á sangre .qéed^^ 
remediacia^ pues {cómosi'és hatidigu que pasa ^co^ 
¿azon de parce i parce, tramfixerum ^ es ona fsilca- 
dorilla tan leve? En la verdad fue taftieada <|oe pascVel^ 
corazon:4 Jesucristo^ y con que se dio por sadiftcha 
ja crueldad y ioídio c^nerlc Jteéian loísiiombbeiif ipéW' 
al aoK>r de |esu¿riüíO tle fiarecíó héridlincatr Ji^^ik^^ c6^ 
mo 6i con ^na agu)a<^^{e hubieran fáoad<ji ^tiqlJl* 1<> 
que fatisfieo al odio de los enemigos v |>¿tra<l;anior 
¿e .|esucristo ftie s^tis&ccian cortísimaw/iOh iqi Diosv 
cuánto, debemos i ' vupstro «tmór^'y 'co^^olio^ata^ 
mente .os corresponde» >núe$trds vottmadítsIvPr. * 
i AoB no pararon aquí nuestras in|ga^udeSv¥Km[tke 
habiendo enrCri^ii ^biumaindadi'y divinidad » y q^e ta 
divimdad.es «lucbo^ y la luitnanblad-respecdvamcñ^^ 
té ^ pocOi, »eiido ánob^.imoe^ariai |>arri^ittídimir/et 
munda^ y |>teciso confesipHo táüchd :ví^ld^|xiC0<4fl 
fesucri^Oy <:onio 4ijo. San Leon^ ^áa -éicm -Ow^w^ 
' r¿i hwuamms^ Ha JmmimirM im^a OivimMí , se €qii&<^ 
bILó desde hie^ lo que > pro&ttzq - el :Savico ^Simemit 

HomtL 17. Ids contradicdkDMsi de ios li0ífid>lresrfí^>asi dice^CIIrij^'a 
Dós^,* que st bien se Tipara , tjóda la /vida de fesycris- 
* í y Jo fue señal .y b^^^nqo i quien.contradileton liere- 
^ ifTjudÍQ^^vtmas negando qu^ Dios; encamase v^ y por 
$í cmé^^Á^ttli^y^.^I^ »> y 

q^e ^e^iicristó^ sea Dios! y. hombre !nerdadero r of #os 
qjw naciese de Virgen sin obra de varón í otros que 
j^u ciicrpo fuese Verdadero cuerpo^ ano fentástico^y 
«i^Qtnsi^iMteaienteique ve? daderaménte muriese y^resu» 
<;}tasei ;y fitialfiáenté^ vi en^.io imoqfao quoies ¿ia di> 
.yÍQÍ4iid.i :m enia pocaqtieiesla:bumani3ad^ ha^lia^ 
bid€f atributo^ propiedad ó coiidícion'cbntrá^qoiéa 
l^reges ó judíos^ como á' blanco y señal de' suscoii^ 
^rftd/cei(Wes«; ná hayqn.asi^dd sos tiros 8ui4blaslemas 

!>! i^spscQ^ ]>^id ea estos: desacatos 4^ Jos bohMbM^ 



Digitized by 



Googlí 



7 
,j «1 1» i^ciedcía y ««^wienjto.d^ Dios, y «WTania: 
Bp(mge^ DmÍMvfi^^ 9^^sim, ,t$$ani* ¿Hssta. cuchada» 
S^ñóCiiAft tá¿ ,<Jwiff^'ViiMíraítK)krftrtcl^ i v^a.iktá- 
)e% KemetmJDdtüsf >^Siii «aistigo! bto de pa^tale^ dece- 
sos y delitos? £*íírf<, Icvtótaosy Y. dijo la p^pura 
dQ QiKsiro Hugo: ad. tinJkSmn^quí fmd9 p^ft^ens dór* 
fnírf^f(¿4(ris\ levantaos iá> vuestras vcngíinzas, qiié pik- 
TcmqWi áQtmk^ «cguodrUta el perdonar. /i/^¿m cam* 
^00$ /iijm» Juagad vuestra causa, tomad saus&cobdfi 
de vuestras ¡n}urias» de los escarnios con que os 'ofen- 
den : Imfroperiarum tuorum , qu0e ab insipientt sufit ta- 
ta Jk: dc\U% gírenlas e» que gastan Ids no<ihe$ y his 
días.: Qi^. \ah kfápimtt Jude^i ef RomamiSHnt tibi illa- 
tn^ que su6rfeteis del ¡uJío necio; y de tos rotnano^^ 
gentiles: allá las cooocnzaron en el Calvario, y hoy 
en ^us casas y sinagogas las continúan, y prósiguciu 
Supirbia eortm^ qm te odermtt atcfndifsemfitr ^Nasfher 
miai Judatmtm m otliviscaHSf quin réprifnafK A^ lo e^r 
plica todo Hugo. Lia soberbia siempre crece , con qiie 
con la que os trataron vivo los ge^tiles^ jr.ípcííos , pro- 
siguen'boy estos y los bereges contra vuestra rep^taóioii 
coQ bl^ciDÍas* SeSor, nf^ oblmscaris j^mn^ fipmi^$. J^^ 
las edieistep olvido; reprinudlas con-d^^stig^.q^erMlr 
:va á.otros^jdcb ¿scaripieiito ; y vuestros enemigos; jeta 
crezcan , ^Í90 se disminuyan y porque entre, todos. lo$ 
que lo son vuestros, estos son los masriem^aslosi y 
4e Vos mas.abQn;e9Ído$*, r ,, : :.if*íi;:) 

- .'Diío^el Espffc^itu; Sanio? -f>i<4x;/^» fídkiÁ$^ mma 
mea , tt > t^rtiajim > tst gtns ^ qmrn^ ódnim^w tongo bor? 
tor á /dos .pueblos, y el tercerp puebloá quien abor* 
rezpo nia$t:que i itodos no. nijerec^. ser llamado con 
nootbce á» gtece K.porque «qui^» dke gentes di^eibonpk^f 
brter J aquellos ,viyeA mas: com6; brotes Qjub como 
raciiMiales. ¿Cuáles son estos tres pueblos? Qm stdit ki 
Mimtt Seir i ttJ^MUstim^ et sttdtus^pulus qm habitat 
in Sckkms. I¿qsí primeros son fosfodios, según la exposfr 
ciop iád R^rtidoo JSAayítQi {y porque d^escienden de Abran 
baai,so^4giüfi$a ^ qIIos Íqs ludios^ Losi>egondos sod 



Digitized by 



Googlí 



-8 

los fiÜdteiEis geittilei/^oe' representan los <^bserv«Dtes 
'.^c )a ley de Mahoma,^ y paganos entregados á la ido- 
latría/ Y los últimos los samaritanos , en |ibrte idó- 
latras , y eti parte verdaderos fieles y adoradores dd ver- 
dadero Dios, en que se significan los hereges^ Dice, pues, 
el Espíritu Santo: aborrezco las sombras y ceremonias 
de los judíos, y me dan en rostro sus hipocresías: me 
son mal viscas las scKperstidbnes de Jos matíom^tanos; 
^pero mas que todus me hacen horror los! hefégeis, que 
confesando unos artículos de mi fe, niegan con te- 
Aldpide. meridad y pertinacia otros: Er stultus jfofmius ^ui 
éaUiaf in Sichimis. Y di|o un docto, con razón lla- 
ma í este pueblo necio: Qfda eum Dto ^ro IsrMÜfarum 
^ibat idola Assyriorumi porque en unos artículos ve- 
aera y cree al Dios verdadero, y en otros cree y ve- 
nera á un (dolo: con que en la realidad en ninguno 
t:ree y venera al verdadero Dios r pues como ense- 
-ña la teología , dissredit ommbtis^ qid disartáU üm ar- 
tículo. , í , 

Pues, Señor, ¿no tenéis mas enemigos que judíos, 
mahometanos y hereges? ¿Solo esos os agravian? ¿No 
4ay otros muchos vicios y pecados con que os ofen- 
den los hombres? No es dudable; pero en compa* 
ración de estos (parece que dice Dios) esotras son co- 
mo culpas leves; i estos aborrezco mas que á todos, 
porque son mas enormes sus atreviinientos , me to- 
can en la reputación , en el honor ^ .<^n^^t conocimien- 
to de (|ulen áoy . Así , '^ñoí , (díte David ) pues des- 
pertad del letargo que parece que os^ocasioila vuestra 
piedad: Exurgt^ Dúmini^ judka causam tuam: volved 
|K>r vuestra honra, que os la quita ^el mahometano , el 
berege y el judío. Y estando en conocimiento de esta 
«verdad el safito tribunal de la Fe, qúeei á qíiieii 
le pertenece, pone hoy en este magestuóte teatro en 
presencia del mayor monarca del orbe y de todo el 
mu^do estos reos que han detinquido epestás^tan enór- 
mes culpas, de Dios tan mal vistas, volviendo por 
la causa de Dios'^ por st» honor y por^^su tsputacton, 

■ • Digitizedby VjOOQIC 



9 
de que atrevidos le hao despojado ; Exurge ^T)omne. 

$.1. 

¿Qué pecadoires\mas enemigos de Dios, y mas 
dignos de ser castigados, que los observantes de la 
ky de Moyses, pérfidos judíos? En ellos la esperan- 
*za es ceguedad, la paciencia es dureza, y la cons- 
tancia es tema. y porfía: hombres de tan infame vi- 
da, que para último encarecimiento de una vida re- 
lajada en todo género de torpezas, usurase injusti- 
cias, no supo significarlo mejor San Pedro Damiano tan- 
tos siglos ha , que diciendo : Ab eis in veritate judai- 
ce vivisur. Siempre ciego á la luz , aunque se les ha- 
ce evidencia con las Escrituras de la venida del Me- 
sías , como prueban las hebdómadas de Daniel, para 
vuestros rabinos taa penosas , porque en ellas veis la 
total destrucción de vuestras esperanzas; y porque es 
el argumento mas nervoso , no escuso referirle. 

Dice, pues, Daniel: Post Hebdómadas sexaginta Cap. ii. 9. 
duas occidetur Chrissus ; et non erit eius populus, quÍ26. 
eum negaturus est. Et chitatem^ et Sanctuarium Mssi- 
pabit ffopulus cum duce venturo : et finís ejüs vestitas^ 
et post ftnem belli statuta est desolatio. Después de sesenta 
y dos hebdómadas ó semanas, será Cristo muerto por los 
hombres, y no quedará, siendo su pueblo, aquel que 
negare que es el verdadero Mesías; antes vendrá so- 
bre él otro pueblo acompañado de su capitán , y des- 
truirá; no solo la ciudad santa, sino también el ten^ 
pío sagrado; y se seguirá á esta guerra una desolación 
fatal en todo el rjgino , la cual ha d^ durar hasta la 
ün dpi mundo : Et usque ad consummationem » etfinem 
firseverabit desolatio. Profecía tan evidente, que ño hay 
salida para ella. Hebdómada es palabra griega, y lo 
^ mismo que semana, por ser de siete dias, y por la 
misma razón se llama, hebdómada la que es de siete - 
años; y en toda la Escritura Sagrada no hay otracuen** 
ta de Hebdómadas, ^ino es de dias ú de años. De 
ia de años se menciona en el Génesis y en el Leví^ 



Digitized by 



Googlí 



lO 

tico. Estas hebdómadas de Daniel 6 semanas no pue- 
den ser de dias^ porque sesenta y dos hebdómadas 
de siete días ^ hacen cuatrocientos y treinta y cuatro 
dias^ y esos se pasaron, y muchos mas dentro del cau- 
tiverio del pueblo hebreo á millares de años: son pues 
Jas hebdómadas de anos, que son cuatrocientos y trein- 
ta y cuatro años , y habiendo de comenzar estas se- 
manas (como dice el Ángel) : abexitu sertnonis^ ut ite^ 
rum adificetur Jerusalem^ desde el tiempo en que sa- 
lió el decreto, en que se daba licencia á los judíos pa- 
ra reedificar la ciudad de Jerusalem , que fue en tiem- 
pa de Artaxerxes , rey de los persas (como consta de 
Esdras) ; contando, pues,, desde alú los años que se si- 
guieron del Jmperio de los persas, y después del de 
los griegos , y los del principio del imperio de los ro- 
manos, se halla que Jc^sucristo nuestro Mesías nació,, 
predicó y murió dentro de estos cuatrocientos y trein- 
ta y cuatro años; y habiéndole crucificado los judíos 
y romanos en la mitad de la última hebdómada, pro- 
mulgó su ley en Jerusalem por sí mismo, y en k 
otra mitad de las semanas por sus Apóstoles : enton- 
ces fenecieron h>s sacrificios de la ley de Moyses , que 
profetiza allí Daniel con el incruento del altar, que ins- 
tituyó Jesucristo , y con el cruento que se hizo en el mis- 
mo , crucificándole en el calvario: luego está cumpli* 
da en Cristo á la letra esta famosa profecía. 

Siguióse después la desolación profetizada^ porque 
después de la muerte de Jesucristo , á los ci^renta años 
vino el emperador Tito , y el pueblo romano , y eje- 
curaron cuanto habia profetizado Daniel : destruyó 
á Jerusalem en tiempo de la pascua , cuando los ju- 
láíos de todas las provincias se juntaban en aquella ciu- 
dad;, para que asf correspondiese el tiempo del cas^ 
tigo al de la culpa que se cometió en la pascua 7 y fue- 
ron muertos en aquella guerra un millón y cien mil 
judíos , y los crucificados fueron tantos que (como dice 
el judío Josefo, auton^de aquellos tiempos) faltaban 
craces para los cuerpos, y campos en que levantar las 



Digitized by 



Googlí 



II 

cruces. Cautivaron noventa y siete mil , de los cua- 
les unos echaron á las fieras , y otros fueron vendí- \ 
dos ; y en pena de haber vendido á Jesucristo en trein- 
ta dineros, eran vendidos por un dinero treinta judíos, 
que no era un real de plata ; cumpliéndose la profe- 
cía de David, ^ue los vendió á menosprecio, ó sin 
precio. Quemóse eHtemplo, asolóse. la ciudad, que- 
daron los judíos sin rey , sin ley , sin pueblo, sin ciu- 
dad , sin Dios y sin sumo sacerdote , divididos por 
todo el mundo, que es lo que deseaba y pedia i Dios 
David : Disperge illos in virtute tua. Y siendo así que 
todos los emperadores y capitanes valerosos era estil- 
lo apellidarse con el nombre de las provincias ó im*' 
perios que conquistaban, como el conquistador de Áfri- 
ca se llamó africano , el de Asia asiático , el de Es- 
paña hispánico, y así los demás, habiendo sujetado Ti^ 
to y Vespasiano á Judea , no consintieron llamarse ju- 
daicos, previendo que nombre tan infame y afrento- 
so como el de judío , no podia acaudalar honra á quien 
Jos venciese ; llegando á tal término su miseria y gr^- 
ve cautiverio, que era la imprecación mas severa, y 
maldición mas grave , decir , sucédate como sucedió i 
Jos judíos, como refiere Olimpiodoro ; G^nV^/ , dum InCarh, 
ftobra in aliaucm jacerent^ maiedictionis loco dicebant ^ con^^ ^f*^'* iaQ»45» 
tingaf tibí stcut braelitis. ¿Está pues, bien cumplida la -^^^ 
profecía de. Daniel? ¿Están sus célebres hebdómadas 
bien ajustadas ? i Vosotros bien destruidos ? Pera ¡ oh 
desdicha^, con todo eso cada dia mas cin^gos j 

Confesad, pues (dice Rabí Samuel) que Cristo es 
verdadero Mesías , y si no atendedme á esta consecuen- 
cia* En su profecía firma Daniel , que los judíos han 
de quitar la vida al Mesías, y que en castigo de esta 
culpa los han de destruir jos romanos, dejándolos jen 
mísero y prolongado cautiverio: lUvgo si Jesucristo no 
era el verdadero Mesías , el cautiverio que pidecemo^ 
no es el cautiverio profetizado por Daniel , y espera- 
mos otro Mesías que crucifiquemos (eso haréis de buc* 
;)a gana), y aun nos espera otra servidumbre mas dura 

3 % 



Digitized by 



Googlí 



12 

que suframos castigo de la culpa que hemos de come- 
ter crucificándole , consecuencia que no tiene mas solu- 
ción , que creer que Cristo es el Mesías verdadero. 

Y así añaden Rabi Jonatás, y Rabí Salomón, expli- 
cando aquel lugar de Isaías : Qui crediderif, non festínete 
el judio que espera la venida del Mesías , también de- 
be conocer las calamidades que la$ profecías le anun- 
cian ;. y así no debe pedir á Dios quie la apresure, sino 
que la dilate. ¡ Oh triste nueva I Espera el infame judío 
al Mesías, para ser restituido á las felicidades y hono- 
res antiguos , y aun mayores ; y enseñan sus rabinos, 
que les esperan mas crecidas, desgracia^ y mas duros 
cautiverios. ¡Oh gente ciega! 

Pero < para qué me canso? Esa iñisma ceguera vuestra 
es la mas eficaz prueba de que Cristo es el Mesías. No 
creéis que Jesucristo es verdadero Mesías ; pues esa es 
una de las evidentes señalen que Jesucristo es el Mesías 
verdadero ; porque todos los profetas dijeron que no 
hábiades de creer en el verdaaero Mesías. Mas bruto 
es mi pueblo (dice Isaías) que el sardesco y el buey, 
porque este conoce á su dueño , y aquel al pesebre de 
Cao. i.^^ amo: Israel autem me non cognovip. Y también el 
^ * mismo pro teta: Expectavimus lucem., et ec(e tenebra^ 
sp* ^^^aJpavimus sicut c¿eci parietem^ Paipais las paredes co- 
mo ciegos en un caos confuso, habiéndoseos vuelto 
Ja luz tinieblas: atended: de suerte, que ni vosotros ni 
vuestros mayores creéis ni creyeron que Jesucristo es 
el verdadero Mesías ; luego no es Jesucristo Mesías fal- 
so^ sino el Mesías verdadero. La consecuencia se prue* 
ba ; porque una de las evidentes señales del Mesías 
ser verdadero Mesías (según los profetas) es no creer 
en -él su pueblo: Cristo con evidencia tiene por sí 
esta señal: luego evidentemente Se sigue de vuestra 
incredulidad que Jesucristo es verdadero Mesías, no 
puede ser mayor vuestra ceguera ; si le creyérades po- 
díades decir qué no era el verdadero Mesías : pues el 
verdadero .Mesías no habia de ser de vosotros y de 
Vimtros mayores creído. íQpé respuesta tiene esto? 



Digitized by 



Googlí 



13 

< Qíié ^püdierá decir de los desatinos y blasfeauas 
de vuestro talmud, que es vuestro evangelio? Baste de- 
cir (porque no Iiay tiempo) que el premio que os 
promete por seguir vuestra falsa ley es un banquete de 
un pez , que ha muchos años que escamó Dios , y 
un poco de vino que os guarda en su bodega desde 
el principio del mundo (por lo menos será bien, añejo). 
'Tales son estos textos, tales vuestros doctores, y tal 
vuestra teguera: ¿puede ser mayor parvulidad, y ne* 
cedad mas descabezada? ¿por estos premios os dejais 
quemar? Abrid los ojos, que ni aun ciegos parece po- 
céis dejar de conocer vuestra ne.oedad; mirad. nuestra 
fe qué bien fundada en vuestras mismas escrituras , qué > 

confirmada con tanta sangre de mártires , y sabiduría 
de los mas insignes hombres del mundo. Vosotros sois 
aborrecidos de los hombres y de Dios , por ser sus raa- 
yores enemigos; y ^si justisimamente el sa^sto tribunal os 
castiga^ y vuelve hoy por la causa de Dios: JS':r«rg^^, 
Domimyjtédica causam tuam, 

$. 11. . . . 

Otros .enemigos^ de Dios, y Jo$ peores de todos son C. Donatist. 
los hereges^, de quieaes dijo Agustino, son peores que'* ^* ^' ^^* 
el gentil mas rematado; yes tanto mas execrable la 
heregia que la idolatría, cuanto es mas cruel ene« 
migo el que con capa de amistad hace la guerra , que 
el que con hostilidad manifiesta acomete. Estos (dice 
San Juan Grisóstomo) son ángeles de Satanás, y qne.el 
ángel de Satanás que abofeteaba á San Pablo no .era de* 
monio , sino hereges sus ministros : Qui Evangelii docí 2. Corlnt. i. 
irinam extirpante qui ejus pradicationem impediunt. Y 
San Pedro Damiano hablando de Cadaloq, los llamo 
perturbadores de la Iglesia, enemigos de la salud dei 
género humano, raices dé las culpas; y prosigue: Pra- 
€0 Diaboli filius Belial^ filias perditionii : pregoneros del 
demonio, que como tales promulgan sus falsedades, 
hijoa suyos ,. y hijos de perdición ; á estos lla;nó Jesa* 
cristo puertas del infierno: Porta infmnon pr^vatíhut^ 



Digitized by 



Googlí 



aépersus fam. íPor qué puertas del Infierno? Porque co* 
mo la puerta es Ja primera entrada de la casa^ y al primer 
paso se está dentro de ella , asi la heregía y el hcregc 
están tan en el infierno, que al primero paso se liaUan 
dentro de él. El her^ge es el que divide y despedaza la 
vestidura inconsútil de Jesucristo , que es su fe , 7 no 
es mas de una: l/na Fides. Asi cuando el infame Ar- 
rio con su heregia dividió la Iglesia , se apareció Je- 
sucristo á San Pedro Mártir, obispo de Alejandría, 
con sus vestiduras rasgadas, como intentando reunir- 
las } y preguntándole el santo obispo , quá significaba 
aquello, y quién le habia rasgado los vestidos con tan» 
Clun. Serra. ^a inhumanidad, respondió Jesucristo: Arrius hoc mi^ 
2, de Trio, hi fecit^ qtúa divisit hareditatem v^am i hortor te , et pra^ 
cipio ne eum ad commumonefn suscipias. Arrio me ha 
puesto así, porque ha dividido la Iglesia mi beredadj 
te amonesto y mando que nunca te reconcilies. 

Al fin el.herege propone al mundo una fe sin (é% 
una condenación de obras buenas , una salvación sin 
trabajos, una Iglesia sin cabeza, una explicación de la 
Escritura por antojo, una vida licenciosa ; y al fin (co- 
. mo dijo San Gregorio Naciaticeno) una novedad en 
cuanto enseñan , que convenció el santo ser falso con 
este argumento que yo aplico á nuestros tiempos. Mil 
y seiscientos y ochenta años ha que vinoCri^to al mun-» 
do , y siempre la Iglesia romana ha conservado esta 
doctrina y eriseñanza, y creído lo que cree y creerá 
hasta ja fia del mundo; poco mas de ciento y cincuen- 
ta aftos ha que tuvieron principio las sectas que hay 
tienen inficionado el mundo : lu^go si aciertan los he* 
reges, mas de mil y quinientos y treinta años fue el 
evangelio engaño , la fe mentir y devaneo ; y todo es- 
te tiempo estuvo el espíritu Santo ausente de su Espo* 
sa , y la Iglesia engaitada. \ Qiié mayor delirio puedo 
pensarse ni imaginarse! 

Todas las heregías nacen de no querer conocer un 
vicario visible de Jesucristo en la tierra , que e* el su* 
VOQ Pontífice romanoi como lo notó Saa Cipriano; Nt' 



Digitized by 



Googh 



^5 

que inim aliunde hareses ohorta smt, aut nata sum 
schismatay qtmfn inde qmd Sacerdoti Dei non obtempera - 
tur} ñeque unus in Ecclesia a4 tempus Sacerdos.^et ad 
fempus judex vm Chrutt eogitatur : de no conocer at 
vicario de Jesucristo, de no obedecerle y y de no co- 
nocer que tiene su autoridad en la tierra^ 

Tai es su soberbia ; y si les dicen , cómp no tienen 
mí sumo aacerdote como le tuvo la iglesia hebrea, y tiá- 
nen los católítos; responden que; su sumo sacerdote es 
Jesucristo que está en los cielos. Y si se les insta, que 
el gentil , que creía que el Júpiter estaba en el cielo, 
reconocia un surpo sacerdote suyo en la tierra; por 
^ué, pi^s'y ellos no le tienen en ell? j. responden lo 
mismo ; y yo dreo pudiéramos decir que los trata el 
demonio en esto mas vilmente que á los gentiles. 

Y á mi parecer la causa es , que con especíalísi- 
ma previdencia mira Dios por el honor de su;vicar- 
rio r y no consiente que los hereges íe tengan, niíaun 
fingido , cuando él le tiene en sy Iglesia y en la tier^ 
ra verdadero. 

Si no es que digamos que es imposible. En el caer»' 
po humano la cjibeza puede regir y gobernar tan djf- 
vetsos miemhfTos» como , son Iqs que. le componen; 
porque aunque son tan diferentes sus ejercicios y cm*- 
pieos, los unos no so.n contrariQS á los otros; que vean 
los ojos, no se opone á que oigan los oidos ; y que oir 
gto k>$ oidqs'i que^hueilarel olfato x y así los demásv 
íqger si eiitíe sí .tuvieran oposiciqnit no pudiera la cá?- 
beza ueírlosc yí gobernarlos^ Así ^ .pues y en el xuerpó 
mística és meoe^er que los ipiembros na estén opues- 
tos, para que la cabeza pueda regirlos. Pues el calvi* 
«ista .se opone al luter^ao, e^te al hugonote; y así 
«uÍ4iglianos,..hu8ÍtaSy y sacrajnentariosy^y Otra inííifidad 
de sectas, teniendo W secuac^esde lasunas mas viva 
oposición y mortal odio a Iqs secuaces^ de las otras 
que tienen á la fe y á los católicos : con que si tuvie- 
ran. cabeM^ena. cabeza a habia de tener todas Jas sec-^ 
tas, ó alguna particular: todasi e§^ imposible , poj h con- 



Digitized by 



Googlí 



t6 

trariedad de oposición qoe cntfc sf tienen : si tuviera 
alguna en particular , i como consintieran )o$ sectarios 
de las otras ser regidos de tal cabeza , ni cómo consinT 
tiera la cabeza que los miembros se le opusiesen en los 
dictámenes? y así un cuerpo ún cabeza ¿qué mayor 
monstruosidad ? 

De ella salen monstruosos errores , fundándolos en 
las Escrituras de que usan , como el demonio de quieit 
dijo San Ambrosio: Urítur testimoniis Scriptur¿e^ nm 
ut doceat ^ sed ut fallat x usa de autoridades de la Escri- 
tura , no para enseñar , sino para engañar los iiombres^ 
de que apuntaré uno ú otro ejemplo. 

Dice Jesucristo : Non sum missus nisi ad eves ^ qtue 
perierunf dqmus Israel. Y infirió Calvino , que Cristo 
no vino sino por los predestinados ; y habiendo dicho 
Jesucristo que vino- por todos los judios^ le será pre- 
ciso á Calvino predestinarlos todos ; y en ese caso Je 
^pudiéramos preguntar si envidia la predestinactoa de 
Judas: pero no hará, que ninguno envidia en otro lo 
que él se tiene ; y ambos á dos arden en el infierno, 
oea otro ejemplo: dijo Cristo por San Marcos/ que 
i^nguno dejaria por él su casa, padre, madre , hijos 6 
posesiones , que no reciba eli este mundo ciento poc 
iino; y diciendo después lo que les ha de restituir, 
dice : Domos et jratres , et sórores , érc De donde soña* 
ron unos hereges unos mil años después de la Resurrec- 
ción para jgolar de la promesa. Sigpese , pues , ( infe- 
rían ) que por una muger que se dejó , recibirenáos eii 
Ja otra vida cien jnugeres. Torpes (dice San Geró- 
nimo); lo que quiere decir Jesucristo es , que nada fal- 
ta al bienaventurado; que en Dios halla sij linage, su 
padre , su madre y su esposa , y que todo lo que en 
esta vida dejan ^ no monta tanto como el favor que 
acá reciben. Sea el último ejemplo: dijo San Pablo 
ubi abundavit delictum , superabundavit et gratia^ mas 
abundabte anda la gracia que los delitos; y ínfierieron 
uno^ hereges ( cómo refiere Ecumenio ) : Peccemus am^ 
plius , tíf fiobis remiftatur : pu<^ pequemos mu^ho para 



Digitized by 



Googlí 



17 
que tenga mucho I^ios que perdonarnos. ; Infames 
¿ podía estar bien con el pecado quien puso tan fácil 
la gracia en esas siete fuentes de ella, los sacramen- 
tos^ para que no los hubiese ? < Podian parecerle bien 
las culpas á quien instituyó tantos remedios para 
quitarlas? Tratad de enfermar, porqtie hay muchos 
remedios en las boticas para sanar las enfermedades. 
A esta traza son sus desatinos ; dp esta suerte entien- 
den las Escrituras Sagradas^ 

§. IIL 
¡ Miserables! ¿estas locuras son de seguir ? < Estos 
desatinos son de defender ? ¿Por estos disparates se 
Jia de perder la hadenda, la vida» y (lo que peor es) 
el alma 3 Si no entendéis los mlsteiíos de la fe , cau- 
tivad el entendimiento en su obsequio, acordándoos 
de lo que dijo San Bermrdp al Papa Inocencio: 
Quod magis contra Fidem , quam nolk credere qmdqtdd 
non potes f ratione ^ttingi\ ninguna cosa es mas contra 
lafe^ que no querer dar crédito sino es á lo que 
sob alcanza el entendii^iento. Solo á la & üó 2>ios 
los alistemos , que por sobrenaturales exceden aues* 
tra ^rapacidad ; < y querds vosotros con vuestra corta 
capacidad natural sondearan profundidad ? consué- 
leos lo que delgadamente notó S^ Anselmo ; que 
dice, que en eL cielo igualmente ha de premiar Dios 
letras y ignorancias, mucho saber y no 'Saber nada. 
iNo quie deeir el Santo, q^e han de ser los necios^ 
«ü el cielo coronados , que no asientan bien los pre-- 
mios sobre necedades ; lo que quiere decir ¿s , que 
taiito pretinio merj^p yo por creer y asentir á lo 
que no alcanzo , como por dar crédito á lo que pe- 
netro 4 antes bien me han de dar mas premio por lo 
qqe no entiendo « pues hago mayor resistencia al en- 
tendimiento , para que contra sí se rinda y se sujete 
á lo que la fe me enseña : Con que me ha de premiar 
Bios no solo lo que ^e él entendí, sino lo que de él 
creo 4ia entendiéi;idalo. ¿Cómo tenéis ánimo de 



Digitized by 



Googlí 



1^ 

abrir la boca y alzar la voz para contradecir y 6 
para dudar en materias de que haa escrito por mas 
de diez y seis siglos las plumas de un mundo de 
doctos , la sangre de un mundo de mártires ^ el con- 
sentimiento de tantos pueblos, la prueba de tantos 
milagros I ¿Con la lamparilla de vuestra poca saber 
pretendéis examinar la luz del soH No ha podida 
con vosotros tanto la sabiduría de Dios, á quien 
debéis tener por maestro , como podo con sus discí- 
pulos la de Fitágoras , que bastaba haber dictada 
una sentencia para que ninguno la contradijese» 

Sabed ^ que la Iglesia y su fe es como el monte 
Olimpa, á cuya falda las mas empinadas cumbres 
y altas cimas de los demás itiontes no llegjaban ; así 
los mas elevados ingenios, y las plumas del mayor 
saber , apenan llegan á sombrear y competir con la 
mas ínfímo (sitiay alga que la sea) de la fe y sabi^ 
duría de la Iglesia- 
Volved en vosotros, no se diga de vosotros la 
que Tertuliano dijo de los Israelitas: Maluistis alHum^ 
«f c^pe y quam Calum , .etfragarc i que pudiendo res* 
pirar fragancias de los cielos comiendo el maná^ qui* 
sieron mas el aliento ofensivo de las hortalizas de 
Egipto. ¿Intentáis vosotros correr con una paja por 
lanza (que no monta una paja cuanto sabéis) contra 
tos pechos valerosos de los leones esforzados de la 
.Iglesia ? Sois coma los jumentos., que con el estruen- 
do de sus desconcertadas voces intentan atemorizar 
y aterrar , y poner ea huida los gigantes de la Igie* 
sla y del Orbe. 

Ya os ha atoonestada este santísimo tribupal , que 
versado ea la escuela de Dios ^ coo^o otro San Rafael 
ToBErc^tar^íque ordena 5^1 Jqvea Tobías que. en ia- ouraciun de 
los ojos de su ciega padre prioa^ro que le aplicase 
ia hiél por medicina le diese un ósculo amoroso : Os- 
€ul¿irt cum sfoíimqueiJmejupfr oculos ejus ex fele isfo; 
asi este Satlto* Tribtüoat pfetendiendo dar luz á los 
ojoS; de vuestro^ entendimiento para que conozcáis 



Digitized by 



Googlí 



19 

vuestros errores , primero os ha amonestado amo- 
roso con su misericordia , y ahora pretende «anaros 
con el amargo colirio dei castigo ; que intentar que 
porque la fe ha de ser libre no se ha de castigar la 
heregía^ es lo mismo que decir, que porque los 
hombres libremente son ladrones, hechiceros y ase- 
sinos , no se han de castigar los hurtos , hechicerías 
y homicidios. Mirad que esa alegría vuestra no es 
verdadera alegría , sino locura y furor ; no es pacien- 
cia , sino crueldad ; no es certidumbre , sino ignoran- 
cia , ceguera y confusión ; y si fuéredes irremedia- 
bles, entregaros este Santo Tribunal i las furias 
del infierno será vuestro casfigo , .como ^1 rayo que 
cae de la nube : Paucarum periculo , multorum metu. 
Vosotros arderéis , y los demás se helarán temerosos, 
enseñando vuestra muerte i temer á todos. 

iPoned los ojos en Cristo crucificado, coiisideradle 
escarnecido, condenado como reo á muerte de la- 
drón, todo sangre entre las espinas, todo confusión ea 
su desnudez , y todo dolores, en la cruz ; y veréis 
como es el mismo que pinta Isaías en el capítulo ^2 
y 53 de su profecía ; y que es el Hijo de Dios que 
hizo viaje tan largo, y lentre términos tan distan- 
tes como del délo 'al Calvarlo, solo por salvar 
vuestras almas; no queráis perderlas. 

Nosotros á vista de vuestra ceguedad temieraría 
echaremos mas firmes raices en la fe , fundados en 
la común filosofía de los anjtiparlstasis , ii jíst juxta 
fositio contrarij qvít zmm^ y esfuerza á cada cual de 
los contrarios, para con mas eficacia y viveza resistir* 
se. Los moldados no son valientes sino donde hay 
guerra y jescaf:amuza. Los artificios se hacen primoro- 
sos con la emulación y (Contrariedad de unos coo 
otros; así 4 yista de vuestra obstinación quedaremos 
mas firmes en la fe. Ya no pji^ede el Santo Tribunal 
tolerar mas vi^tra obstinación; y ,asl os ha de entre- 
gar hoy al fuego ^ volviendo por la xausa de Dios: 
Exurge ^ Domine. 

c 2 



Digitized by 



Googlí 



20 

§. IV. 

Dichosísima España, donde asi se defiende de 
Dios la causa , donde sus reyes son los mas religio* 
sos 7 celosos príncipes que tiene el orbe, así los con^ 
sideremos por austríacos como por godos ; bastando 
para crédito de la fe y celo de la casa de Austria el 
de aquel famosísimo eáiperador Rodulfo , que en su^ 
coronación al haber de tomar el cetro en la mano, 
no estando tan á punto, asió con ella la cruz del al- 
tar y dijo: esta señal en que Dios nos redimió, hoír 
ego pro s€eptro utar : esta cruz será mi cetro ; dando 
á entender la pureza de la fe con que había de go- 
bernar , y que habia de establecer en los estados de 
su impexio. 

Si se consideran nuestros reyes por lo godo , et 
nombré de que se precian es de católicos "desde Re- 
caredo, décimooctavo rey Godo, que por haber 
extirpado la secta arriana y reducido sus poderosos^ 
reinos , se ejecutorió en él tan noble blasón , apellíw 
dándole los padres del Concilio Toledano Tercero,^ 
fidelísimo á Dios, gloriosísima, tantísimo r y purísi- 
mo , y católico ortodoxo ; renombre que dieron los 
padres de otros muchos concilios á sus sucesores , y 
los sumos pontífices continuaron en los reyes de Cas* 
tilla y de León : y aunque después otros concilios les 
dieron el nombre de cristianísimo dos siglos antes^ 
que el Concilio Móguntino se le diese al emperador 
Cario Magno , y usaron de él otros reyes sus suce- 
sores, le dejaron por el de católico,, por ser este 
propio de quien es hijo verdadero de la Iglesia, y 
el que señala la unidad con ella : continuándose des- 
de entonces como la descendencia de la sangra go- 
da hasta nuestro católico monarca Carlos II este 
glorioso título, siendo del que mas se precia. 

Cuando entraron los tres reyes en la corte de Je- 
íusalen, siendo propio de Jas cortes del- mundo res- 
petar las personas por lo que son , ó pOF \o que tic- 



Digitized by 



Google 



21 

nen,. siendo reyes no dijeron que lo eran > y viniendo 
ricos no alegaron lo que tenían» ni declararon sus 
calidades , ni hablaron en sus riquezas : solo pregun* 
taron por Cristo á quién buscaban : ubi est qui natus^ 
est Rex Judeorum'i i Pues por qué no se dan á cono- 
cer por reyes , dando á conocer por rey á la ma- 
gestad de Crüsto J f Por qué í Porque querían raa^ 
ser conocidos por católicos que por príncipes , por 
fieles que por poderosos : en decir que buscaban á 
Dios, justificaban su fidelidad : si dijeran que eran 
reyes , daban^ i conocer su nobleza ; y como estos 
reyes eran discretos , como se prectaban mas de c«i- 
tolicos que de su real sangre , porque ésta tuvieron 
por su mayor grandeza ; asi nuestros reyes usan del 
nombre de católicos , porque le aprecian por tim« 
bre de su mayor soberanía. 

Y así han querido mas perder floridísimas pro* 
vincias que consentir en elks la mas mínim^í líber* 
tad de conciencia, conservándose toda su monar- 
quía purísima en la fe,, cosa que tanto deseaba San 
León papa ác la del emperador Marciano , que dán- 
dole his gracias de que los tuviese la ciudad de 
Constantinopla le dice : Ita omnes Regni vssiri fri^ 
vinciie emundatas se es se d diabolid dogmatis contagione ^,^p'^^- 44 ad 
glorientur. Mcrciaaum. 

Precepto y consejo antiguo es este que dio Me^- 
cetias al emperador Óetaviaw) Augusto , como refie- 
re Dion, que le dice: Deum semper ^ et ubique eoky L¡b. 52. Hí$- 
ut moribus patria est receptum , ad eundemque cultum toria^ 
olios compelle ^eregriñorum. Verb Religionum authores 
odio et suplicifs prosequere y non modo eorum gratia^ 
quos qui centenum^ aut dubie nihil quoque magni/aciuur; 
sed propterea etiam quod qui nova numina introducunty 
tnultus ad utendum peregrims^ kgibus- alliciunt: hiño 
conjurationis coitionés ^ et cMcHiabula existunt minime 
principatui commodares. Y para> eso pone Dios la es* 
pada ea la mano á nuestros reyes, y parece que le^ 
dice lo que dijo Jeremías á Judas Macabeo al entre^ 



Digitized by 



Googlí 



2% 

garle aquella espada de oro , jíuipe gladium sancttm 
2. Macab. f^f^^s d Deo , in quo dejicies adversarios popuW mn\ 
para degollar los eoetnigos xie Dios , porque siempre 
eX divino amor crece, y no se contenta con reve- 
renciar la fe su amada , Vmo que obliga á t jdos que 
por grado ó por fuerza la amen , sigan y reveren* 
cien, de cuyos ejemplos están llenas las sagradas le- 

Tu ..^-^ i^ ^^^^f yl^ refiere fedro Gregorio pn sus libros de 
Lid. i? cap. o. ,' f. "^ v *^ ^ 

^ ^ república* 

Esta ¿s la causa por qué bizo Dios tan poderos 

sos monarcas, y de tan dilatadas provincias ^ que 

Joann, Chi- escribiendo un fey de Persia á otro de nuestra Es*' 

flet.vindicHís-pggg^ puso pn la :carta este sobri^scfíto : Regi^ ^td 

pao. num. 4- solinp habet pro galero. Dando á entender era tanta la 

grandeza de su imperio f orno la del sol , y que nó se 

exjtendia á alumbrar provii^cias e;i alguna parte de 

.la ti|nTa el sol^ donde nuestros reyes no tuvi^a 

In prxf. ^Igun dominio. De áorxáp xlijo Ericio jPuteaao, 

hablando con un rey de V^s^d^^d^i Majestaíe m^n- 

,dum comples^ ubicumque sol orituff ubictsmque ocádit 

tuus esn llenas con tu magestad el orbe , porque 

es tuyo dó^de quiera que »\ ;sol nace » y donde 

quiera que el ^ol se pone. 

Y siendo este imperio tan dilatado, donde plan- 
taron los españoles |os estandartes reales ^con las ar* 
mas de nuesi;ros reyes ^ plantaron f 1 de )a cruz san- 
tísima y fe de Jesucristo; ide dóndf dijo Gene- 
Jbrardo, que parjpce era iiMestro iCmpleo y institu- 
In coron. lib.to: Bsapügnare infideles ft paganos^ Y Erasmo nos. 
4. pag, 60 j. llamó fatal muro de la fe: Fatdeni Fidel nrnrum. 
T n j Y Marineo Sículo, la gente mas cristiana del orbe: 

PhH i^' ^^^ "^ itadu^m, crisfianior. Estanislao Osip, Gar4e-. 
Pe rfibas Hi$- °^^ Bormíense , contra Brencio , que no hay reino . 
pan. lib. j. nías limpio que nuestra España, no solo de here- 
Of^ig. Eccles. gías, pero aun de las sospechas de ellas. Y Tp^^^ 
lib. 8^ cap. I. Bocio;, que desde Adán acá no ha hab^dp gente 
que naciones tan diyersas y de semejantes ^ostum* 
bres y sectas ^aya reduf:ido iil culto de un solo 



Digitized'by 



Googlí 



^3 
y verdadero Dios: Ai unim Religmii cultum 

ferduxit. 

De donde podemos decir ^ que tod^ fa monar- 
quía española es un templo de Dios verdadero. Re- 
fieren las historias^ que el emperador Augusto César 
fiando que de todas las ciudades del universo su- 
jetas á su imperio le enviasen á Roma un hombre 
que llevase un puño de tierra de su ciudad ; formó- 
se de estas partecicas pequeñas que llevó cada uno 
utt ^pequeño collado , donde después en tiempo de 
la cristlamtad fundaron los católicos un magestuoso 
templo. Y atendiendo la Iglesia á la circunstancia 
de edificarle sobre tierr«r de todo el orbe, comienza 
e! introito de la ínrsa de que ella usa en la Dominica 
segunda post EptíatmiOmnis térra adoret te Deus ^c. 
dando á entender que toda» la tierra se hrabía hecho 
un templo para tributfir á Dios adoraciones, porque 
se labró y edificó un templo sobre un collado, for- 
mado de un puñado de t^err^^ dejas ciudades de to- 
do el orbe. ¿Con cuánta mas razón diré yo que 
toda la monarquíaespanola es un templo del verda- 
dero Dios, puesde todas las gentes de ella , de tan va- 
rias naciones , ritos , ceremonias y sectas reducidas 
al ¿onociíniento del verdadero Dios y de nuestra 
fe, no se oye en toda ella mas qqe .una adoración 
del Dios verdadero ^ no dejando á Dios por el mun- 
do que Je ha dado» antes bien dando á. Dios el 
tmmdo que sujetó v qiie es tanto , que ni los empe- 
radores romanos en la altura de sus glqrias fueron 
señores de tan dilatados imperios i 

De donde me prooKto que no ha de haber po- 
der que pueda sujptarkt y vencerla- Es muy de pre- 
guntar Y saber ,r por qu^ siendo Roma la cabeza del 
mundo apenas hubo en el mundo quien no la suje- 
tase. San Leoñ atribuye estas miserias á.sus ingrati- 
tudes^ por desconocidaá q^uien la sublimo á tanta 
grandeza : teniendo ct píe sobre la cabeza de to- 
dos: Cum pené ómnibus dominarettir gera^usj no hubo 



Digitized by 



Googlí 



^4 

superstición i qae no se entregase , y tantas cuantas 
provincias conquistó, á otras tantas falsas deidades 
tributó adoraciones : Omnium gemium serviebat erro- 
riBusí juzgándose mas celosos de la religión cuamo 
snas apartados de la verdad : Et magnam sibi videba- 
tur assumsise reUgionem^ quia nulam respuebat falsita' 
Um. Y si quisiésemos saber q^ué movió á los roma« 
nos para ser tan supersticiosos, que no hubiese error 
qup no abrazasen ; dirá Nicolás de Lira , que oyeron 
Jos romanos que Nabucodonosor por el edicto que 
en su nombre publicó Holofernes , de que todos los 
siervos se extirpasen del mundo ut omnes Déos tem 
exterminaret y se perdiera, paredéndoles que si afor- 
rar de dioses turbaba un imperio , adorándolas co* 
(ios le aseguraría: Pro^/^ quod ai dilatationem sui 
imperif statuerunt ontnes Déos colÜ dhersarum gentium* . 
Por donde pensaron ganarse , se perdieron. Pues sí 
España entendida , no ^olo i^o 9doró las mentirosas 
deidades de tan diversas nadones conquistadas , ^inp 
que no conquistó palmo de tierra que al culto 
4el verdadero Dios no consagrase , bien puedo yo 
prometerme , no solo que ninguna otra potencia la 
sujete, sino antes que ella á todas las supedite. 

'Coronaqdo todas estas glofias la magestad de 
íiuestro «eñor Felipe IV (que está en ella) con- 
sagrando y poniendo debajo de la proteecioo de la 
tSoberana Emperatriz de tos cielos, todos los reinos 
de su monarquía ; en que emulo coa roas acierto los 
ide Alejandro Magno, que habiendo astado guar* 
dado para su fortuna la conquista de los peñascos 
de Arnon , posa que ni Hfírcules con sus*estrañas va- 
Teatro tom. !^^^^ pudo conseguir, par «ef estx>s peñascos tas 
2, lib^ 4. c. 11! inexpugnables y inaccesibles, que se llamaron Arnon, 
que es lo mismo que sitie avibus ^ sin aves, porque 
las aves no los alcanzaban con su vuelo. Viéndose» 
ipues, señor de ellos él .Grande Alejandro le páre- 
melo no eran dignos' los fiombres de tener sobre ellos 
-señoríos ; y asi Ips dedicó y puso debajo de la pro- 



Digitized by 



Googlí 



ttoiopLlf am|ar4M)}»4a dicftaiMioefvíC»» Viendo, sui- 

fdlat el acieito cU)4edicdftos á aquella diosa» quo 
aUó la oliva , símbolo de la misericordia , para 
^U0iebíetlaJftikalJl6en.su^ vasaUoSt Es María Santí- 
sima la 4)9»dfd 4ei I91 ipise^icordi^: con soberana 
acierto coofií^rpnmii^tCQi ^nde. m^qarca i esta So-^ 
beraoa Prtnce^i tójdofi ^m reinos , pues los mas de 
ellos «e pueden Uamar/ A^^on , idiest , sine avibus , por 
ser tan inacos^lbtes » que donde no pudieron llegar 
k.aves con sus vuelos ,:Ileg^roa Ips esp^iñoles con sus 
coaq4iisfias> ,pttra qije len Maria; Santísima bailen to* 
dost au& vasailes .íntsejrioordia » amparo^ y protección;. 

i- -Beropoiio mismo que España es de Dios taa 
farorecida^ :por tso ¿ente m¿» verse de susenemi-^ 
gas y^ dá>lcp ;<le.su fei en eUa oíbndido y desprecian 
éoC CcNÚdo, subia Jjesocrlsta á Jerasálen á padecer,' 
¿ijbisus discípulos: Mece ascendir^us Hierosolymami 
at¿»ded , qiie toda esta tragedia de mi muerte y 
fíasibn. b4 de suceder ei| Jerusalen: Eíce , siempre 
tieúí éniasb en ^ la Escritura^ y Uaqia al reparó do 
16 que;.se » dice, i Poes ♦ Señor , qué hay eá eso que 
notar? cQp¿ tiene eso que advertir? Y respondid 
un docto : Quam civitatem dectarat magis vtrtutibm G»"^^'- '« 
Hsfy>fnafam y quia in ea erat Templum. Era Jerusalen ^^^ ^^P- 4» 
la iciudad regia jdpnde estaba el ismplo , y que allf 
$e i^cmase la maldad mas sacrilega , le perdiesen el 
respeto; y crudíícasen , eso le sacó dd cíoxazon los 
mas vivQS^ sentimientos , á que llama de todos las 
atenciones : Ecce. Qpe en Absterdam , Constantino* 
piavy otras partes, dóirde. reina la infídeiidad , cru- 
eifitasen^á Jesucristo estos cnemigoi de Dios, menos 
lOiisiotiera; pero que vengan á EsjE^a ^ que es un 
vivo templo de -su :Mágestad , á crucificarle : iUrum ^ 
Christum crucifig^nUp: que en España le deshonren 
y xan^n,. de escáripos,: blasfemias y afrentas} eso es 
p«aJesi|K:rist<>^iiVÍsi]n6.4emimi^ ,>.,;:.> 

d 



Digitized by 



Gopglí 



t6 

Acrecentándosete' tddos fibsdtrov^wM^tad; 
que en otro sentido cdsi iodos sooios heregei«< Es de 
observar con San Bernardo, que ha^ dos géneros 
de hereges; utK}S son heregeií «de^^ifttodimieittp^ 
otros son lierég^s ^db volu¿ítad>.'iLds lid^eg^s de kta^ 
tenditíiienfto son los que.i«>^<iw»Vc^ves>J3iiegiiti' 
alguno ó algunosí artículos -de Ja^&t «de cstds son los 
que miramos en ^ese teatro^ y<stos iie llaman con 
propiedad hereges; porque fí^eteeM^is^in itUitíecm 
itm pertinacia^ <otAo coa eL ángel >Toaiás ^csd 
los- teólogos t y de eUos ed j£sp>aá «liBy^^Ci^ Á 
ningunos , sino ^s que sean-ad^jtemdizos^^ porque por 
la misericordia de Dios 4 todos iios crian nuestros 
padres en la fe católica que profesamos , y creemos 
fielmente todo cuantp mos propone cireiblerxit^fiístra 
santa madre la Igleáa; Otroi soo iKcicgjBS. de rye^: 
luntad^ y escos'son 3os ^be «con hechos y obras w% 
coriespqnden i lapürezade la fe <j¡Qñ pró&nn' coi» 
el^entcadimiento, y 'de estos ihay infinitos <eiitre Üos^ 
católicos^ *de 'qiáenes dqo «el f ^bad jTjrltsmlox 
'Quod Aautid ^faátm ytk pfOM ^logmaia y ^Im^ Imtiq 
mulnyfacfmttper^iprav4H operai y S^n Bavoí¿dútjMid^ 
tíi iatbeUci sunt prjctiic^mio ^^uihi^^ici sunt j^ferá^Jal 
ljo*n{x»io9 hereges Jiaocn con sos .mal^s y. fabos 
dogmus; eso hadamos ilnosoüros conoiilestras itialai 
ohnas j costsmíbres. Somos catóEcos ten él ^senttr^ ^f^ 
peores iqiae heneges para obrar. ¡:Oh;, ^quiera íDioi 
que cuidemos tanto de que nuestra rividaj8eai>i|enai? 
como cuidamos de que sea .buena nuestra <reeQCÍ4^ 
que seamos tan buenos .cristianos,^ coaH>' somos buo^ 
DOS carólicosl ' ? .. 

Y tn , oh santísimo -tríbunat de la ¥c , por infiíi^ 
tos siglos te conserves, para qtie>nós cotjsenves A-s 
mes y limpios en ella, para^castfigo de los (éoemi^ 
gos de iDios. ;¡ Oh , coiiio itodo este teatro esi buen 
testigo del cuidado í solicitud y «élo con *que cum- 
plís con lai obti^actones de , inquisidores, Mque ^es 
^e inquirir y bascara ios ^d«lkieuevitesÍ:Tca)aoQ 



Digitized by 



Googlí 



^tscretaÍQCtitc; hito »n dftcrpto (de que hace men- 
ción y contra ei cual cacrib^ ct <t<ísetisiiflfiQ T<:rtul|a- 
fSio} OÍ qiie. matidi^ba qua eft adeíaní» sft castigasftin^ Apologético. 
Ibs, cristianos; acusados de serio,, á ellos se preseotA- 
«en en los. tribunales , y compaiscíesen á confesarlo;; 
pero que no oise. tóficse inquisición, ni pesquisa de 
Jos que I0 eíranL; y exclamó .TertqUano : ¡O sententiam 
^ímssHate: $(mfus$amif,n^atinq^ ut imoceníe^, 

^t mandM punkndúsí utnQ(%nus\ ;Oh seucencia llena 
^e concisión t prc^lbe que se busquen los cristianos 
«omoifloceiites^y hallados manda que se castiguca 
<con»Qi c«ipack|s.^ . Disimula. ;!: castiga ; si condení» 
(tpm ^d pax in^ei«$í? , It i si , no : ixiquieres < por 
iquéhnoiíl^tíásfc poc libr«& . y r,absueivesc2, Tu.íiok 
^^mísiinai tñimif^ t> ^ y tus jueces, como inquisidores 
^usdttiilosj eiiaDD%>s de Oiosi y con^ jueces los 
castigan coma xcosi ^oda m^ adndrabje y siu; dur 
^a espl3GÍídMfiia {M^yideQeiá divin^t., qu$ ^i e$con« 
tíidos jf acautfilaáDS tas haUestt <jue el que ¿iipa yec 
Ibállados, cock canta misericordte. y vigor los castigues^ 
. Tu mayor gloria es este teatro de delincuentes 
j facinerosos castigados. De tí puedo yo decir la 
que de la Iglesia dip el Espirita Santo: Pukhra es^ 
amka^meaiSkuttaimtdculA Oidar^ et.sicut falles Sah^ 
mms. Soiki Qxrápi nkiist, tan hermosa como los pa^ 
bellones y tiendas de Cedar: sois tan bella coma 
2as pieles vistosas de Salomón: ¿qué paralelos , ó se- 
ñqanza ,, 6 cpníveniencias son estas I iVot ,qu¿ no la 
^GomparaáiiQ cielo animado» cuya beldad adorneii 
^Ijk luna y ^trdiasi iFm. qx»& de un ameno ¡ardin» 
^ cuyos .matices pudiera iiallar coloridos» para re* 
tocar las facciones agraciadas de su rostro? <Qpé 
alabanza 6 encarecimiento puede ser de una deiica* 
da dama , y peregrina belleza , parecerse i las tien- 
das de campaña de Cedar ,^ y manchadas pieles de 
SaíonK>n> San Gerónimo descubrió el misterio , que 
dice, que los pueblos cedrenos, siendo muy afício- 
nados á la c^a» se deleitaban mucho en ella , y á este 

di 



Digitized by 



Gpoglí 



ai ^ 

ün tcniánisiéftipre-ácspfegádos en campaña los pabe- 
Hones, en los cuales por manifestar el valor de sm 
armas , estendlan las pieles de los animales muettos 
en la caza , y fijaban las testas y cabezas de las fieriis 
salvages: una parte hermoseaba la piel de un feroz 
león ; otra adornaba la de un pintada y manchado 
^ti^fe ; en otras habia puesta poi^ cimera ia cabexa de 
Uri ciervo con sus espesas enramadas , con que. aque- 
llos pabellones estaban hermosamente adornados de 
aquellas pieles sangrientas , despojas de liorrendos 
monstruos ; y estaban tan jactanciosos r, y gloriosos 
aquellos pueblos cedrenos dfe tales, pres^^ que: (las 
apreciaban por iixs máy<5i«s '^^^oxno^^ estiratodo 
f)or crédito de su mayor valor v' etdespojoride^jla 
£era mas espantosa sobre süs'pabeliooes^tendida; y 
esta era su mayor bálleza!, y áésta^ compara el. Ei- 
^ritu Santo la hermosura de la igJesía^ . . ^ 

"Y esta és el dia ¿h hb^^Uí .gloriar delSánte Tdr 
bunal de la Fe de Toledo:Í&itf Poéitm^ida Ce¿at ^ si- 
€kt petíes SalomoHisí Haber^ muertoa:esas horrendas 
fieras de enemigos de Dios, que miramos en este 
teatro , á unos quitando la vida á sus errores , re- 
conciliándolos á nue^ra sania fe por reconocidos de 
sus yerros $ á otros por ^pertmaces^xtmdepándolósá 
ibego, dónde perdiendo la vida corporal^ Iráá sus 
almas obstinadas inlnediataáiente á arder en el del 
infierno , con que quedará Dios de sus niayores ene* 
migos vengado; otros con escarmiento, el Santo Tri- 
bunal glorioso y noss^tros confirmados i\tf más ácrata 
^ados en la fe » que acoiii{iBfiáda^coii'lránas:t)brait y 
gracia, será prenda segura d^yiglcprbi't^w»^^ 



ut.* 



n.'hyj -^ofrírij:'! s^.ioür', _■' 



Digitized by 



Googlí 



fít 



- ;íi:u,- 



^9 
.; Í48; AcAí^o.ol sertnon hito sií Bxtelencla se- Hace señal su 
r ñ^l con ¡ la ; cam^íáBilla par* que se empegasen á tecr Excelencia pa- 
las caim$ y seútfcnfcias ^ los reos, y, al ponto los*^! que se em- 
alcaides don Pedro Santfos, y José del Olmo,. que £3^^^^^ ^^'' 
UnUn Ha lísca y el orden de como los habian.de ir 
sacando^ subieron al sitia de 1^ gradas donde «p 
taba Manuel Diaz, sardo; judaifante^ y mandx5£; 
•irijfHr^ le sfk?ac<m l<^c*mi«ro$^qué Je.asi^ani^y si- 
-Ig^ndo >:á , los 4lcatdet qué. iban guiníjdtó ,;g^ ppc el^ 
'^Qwedor qup est^át en fnedio de ios atrios ^: le ccbi- 
jdüjeron á: upa d© ¿5 jwtós , y pareció allí puesto en 
alto á vista de todos con su capote de SJan.BetótQ, 
y mM nw»Kt¡$uniweJ«;:atm0tíü4 apí«ada;íy al<iíjfcmo, 
ítíen^po' babiendí^ jsaKswíp í de ¡la^ awi^Ula el 1 pcocsío 
iquQ^ilei ideaba^ y suWdose m ol: palpito do» ;Ga$i>ac 
JP^ado Fanega , leyó la jacus^cionndel fiscal j y lue- 
ngo que su Excelencia bi^o sísñal con \^ cj^^nUIa, 
^asdi iieer íaseoteac^ d^jdkhOí íeoii, qstei sfue de 
^^fgetfierjpctua ,,4e abjiíW^i^n .foco^I , ,cen6s¿acian 
de bie«5ííi pwljibícfe» ,de^ trat«j qo» (tes .de h.mr 
cion hebrea , -cinco años. de gatefas^,: y;d$í!pu8$ c«- 
¡cel perpetua con SambenílQ., 

Í39 iConjeste jaismoordenifberan/ííáíendo los 
4i3Ws^íj:^ftí^;>así.;lo$: quelbah ^e», e$t*w^V fotoo. los 
^e>it^ai}í^ perdón» /i aco<«iia|ado$^ 0f > miSisttüs ,;i|r 
-gukndol^jí^aid^^ihí^ai:!^ ^s^jauías 

.donde? asistía Marcí» ^:ll<;n:mitig\Á , íiacién(;}0 ofi:- 
cío de teniente de alcaide ,; con d ^jwdaídQ; de que 
.I¡Q9. r^QS Htfblesjín y bajásíen/püncuajfpentje^vpftra qiw 
oMb bftbie^e :df^;ici0n: iitgiíoas jfrsn babií&pdb-o¡dx> 
íja|j^l|te¿ij:^s Íqs lep^^. §í^aft:í«&ÍMíád©s porj l<w,n)ij^- 
mo^ l>5tóqp , iy con el miü«io a$:bai|iaáftmientp,á sijs 

r f4p :Bn:el iwd^.de jr^aca^idoJw.^Wítctítóiasde 
las arqpíUas , alternaban los dos secretarios iiv^^tv 
4tflQ^4^ "EÓteáof ytí2pr^,ry ieíii^to&.íií^ftacn^i^gan- 
^Orá U^ rielatpres^jíjiqtá iij^f*>?^>4"«oQ«^rtpr ^Qria<ís- 
M^bí^ d0 l^r^jQta C9jD^^ í. 'ya i»%bklii»i( fiO:J%é^i»{^a 



Digitized by 



Gpoglí 



30 

jaula , 7 Velatór en el otro piSlpfto v qiré stn intttmU 
sion recitabia la cau^ryi en hafoiéodola leído la 
réstitciia al secretario qiie se la^ había eotregáclo/y 
¿i la votvia á ponix en h»- árqnill^.. Todo Íó éual 
se ejecutaba con tanta puntualidad 7 vigilancia , que 
en ninguna de tantas circunstancias hubo el menot 
intervalo^ de tieaq>a« . * 

Pídefl andlcn- ^4^ Fúérowe lucga sacando feís^ esmuds f v^tílé» 
cia dos reos d¿^olss csthks jaiilas y y redrándoíse^ sbs métkw^y séiah 
los condenad os^tenciasy y 1^ primeras fueron tas de los itía^ddüs» 
4 rtiajar* i muertos 7 ausentes ^ 7 sucesivamente Jai de los telá^ 
^^dos en pewona* v * ^ ' 

( 142 MfentrjM^ $e hácítf ■ r elAcion^ de Io9 pircf&tsa^ 
<de los: réla^dósietí» persona v dos qwsaUaití cm iá^ 
jnísmas insígnlá&r y 1^ misma peda; qué fíierón-Uii- 
hombre 7 una- múgtr, pidiciron audiencia: p6r md* 
tdio del religioso que losi aisistia„ ymar^ó el tribuc- 
nal que et alcalde los i>ájasüB de las^gradasr^lascá^- 
celeí decretas ^ • qoiuieba^ ^de Ik gradas, dft toi <Iort- 
sefos^ai^sueto^^ la plázSi eslá&ált pm^enidas^ pdta 
-Cfit» fio^. ^)o*^f ^sefii»r d0n Antonio ZatnbfStüa Bálde- 
nos, inquisidor mas antiguo de corte » á darles la 
audiencia > 7 habiéndoles oido dio cuenta á su Ex- 
celencia \ qtK liabiéndolo ¿0ti$ültad6 cMt 4^ señó^ 
res del GonsefO <|^üe s¿ bailaban ^mast ceréanOfe; tóa*- 
ídiy de^ la deniencla^ue iatAsíWÍnib^aí «tcf Stattto; íf í- 
l>unal, los libertó por eritonceis de íá ihuerte,, 
aplaudiendo mucho el pueblo y que al mlsibo tiem« 
po que usaba de la severidad de la justicia /mo^- 
traba la mansedumbre de la misericordia 17 siá duy 
da' fuera niayoir su admiración^ si el corto tiempo 
yí mucho numera de- reos hubiera dado lugar para ^ 
que se pudiesen leer sus procesos, que por ven tufa * 
ie viera cuánto tau crecida es su piedad que su 

149 En coflíbfmidadtde esia^: piadosa demostrad 

cion f voMeron 4 saiir por el tablada sin lai imig- 

^ niM cod 'que iKabian entrado ^y*iel Mfior ébk Anteh 



Digitized by 



Googlí 



íSS^^ámlrf anV cfüeno ' ál^ afcaide ' José del Olmo 
que dispusiese la mejor forma de reducir luego aque* 
líos reos 4^ his c^ijcei^s secretas c^ ja inquisición de .. .* , ir 
corte , y dícW alcaide entregó tioó de .bnbs al cui- \L .¡r 

;dado del señor Marqués de Palacios, y del señor : . i-v] > 
Maríjuás^dfih y^lU^acfsyfaiiailw^^ del Santón Oft- .^:./u 

^io, qúe^cumpiiei^on exactatnehttf con está comi-' 
sion , conduciéndole y entregándole en las cárceles 3Los reos qoe 
con toda seguridad y resguardo. A la rea llevó s^oní^^.^"^^" ^°í* 
dos ífáiiíifotríá ^f jalbaidíe dda/^^oiSainoi /alttí 
p^'qyfe J^r «Uíiin4is^osíbion ise iba i íecogw^ ^ les $ccreta¿-^ 
.•ftfíca$aj •'•i-''^-- -^-^ '^' ">■*' ' '> , í>' • ' ' * " ' ^ /. ; ' . 
^" 4^44 - Hieyérome liiego^las<causas de los deqias reoí;, 
md' omitiendo (nada de tla^ ^sentencias , y abreviando 
de^ Ia-acysdd!dn'.k> iqué Í:$q lEi^c^leíida le ípafeciá^mé^ 
üósc e^i^M^oquv érí' iial vc^m liaciendo 'seaaric^4 Jff 

-i*i'í|.5 '. FBe*i6fn^«^clias 7 carias las .cosas «que )áten^ 
•dia la ^curi^«t¿rd^/4n ;t^nta y tan «div^iísa multitud^db 
delincuentes ; y aunque muchos rgustáran tde verlas 



•VJL 1(jd<J'j^ 



1^ f^ófotiai^l :sagcadü ^üj^smtüíiot^i Alttxi^tdr Icojt 
^df^fonmdgd i:esta tiebcioñit :ftareci^!i^s,-»coQirehieiite 
|>ro^ncrlas^ icomo tic ^^gue^ jncdiOCidas á «iQapf)endí¡áUí 



{ 






.(,i 



í. 






Digitized by 



Googlí 



Reos con ab. BREVE SUMARIO 

juracion de /^- - ^ í • , : . ^.i ^ ,^i. , ^^^ ,-> 

'*''*'^- ¿;^ foj- reos , ^ méritos y sé0pñcta¿ 

;■"- . .T-'..: ./:-: / . ^.•.-, - - ;. . /. .-^: 

Juan A^itpoio ^ jAibn, Antoüdo Costal » oafitral de la dodad 4$^ 
^^.^.oj! Balbastro^ ctí t\ teinp de ^^igon ,; vcd^ de Aia^ 
drid, de oficio platero, de edad de treinta 7 si^,*^ 
te años^; ¿aUó d auto eo Corma jde pemfiente Qoa 
corckasa de hipócrita y embustero, que decia ter 
Bia. ei espíritu ik Saa Vicente Se^reí : abjura, de: leH 
vi ,:i y flie advertida , roprebdidoi j, icaptof nado ^ < y 
desengañado^ yi cioofinado p0r[tfes.aAQ$.^Qrla;.c|ud94 
de Toledo , á donde s¿ le mando prenotar ; y fesú- 
tido al tribunal piú^ saber fomo proiQsdc» r 

i^nof Diaí. 12 ; ileontfr Dia«^^ víadat-áé ííicóíás Whcz , iMh 
tutary 'V^íéfa^idocGibraltári dfc edad; de treinta y 
cúati'o áflo$; sanóial aoto^eá "fbtn» de^^{^^ 
coh cófoxa ^-In^igáia. de hechicera ^ supen^tlciosas 
abjuró de Icvi, fue advertida, reprendida y com- 
minada , y el día dos de ¡ulio fue sacada á la ver- 
güenza por las calles públicas , y fue desterrada por 
cuatro años de las ciudades de Sevilla , y Gibraltar, 
y esta Corte y ocho leguas en contorno. 

José PcSt 6 3 J^^ Vtxí^ 6 Pedra , alias Qjiile, y de Mareen, 
ttán. natural de la villa de la Yesa, del reino de Valencia 

y vecino de dicha ciudad; de oficio sastre, tullido» 
que pedia limosna , de edad de treinta años : salió al 
auto en forma de penitente con coroza y insignias 
de embustero supersticioso , sacador de tesoros ; ab- 
juró de levi , fue reprendido , advertido y conmi- 
nado, y el dia dos de julio se le dieron doscieato« 



Digitized by 



Googlí 



«otes por las^ «lies ptíblicas ,- y está desterra de 

.Madrid,. Valencia, villa de la Yesa, y ocha leguas eq 

contorno por seis años, y los dqs primaros los (un\- 

pla confinado á un lugar que haya comisario, y ante 

-?H? pre?9Rt?. una ve;? ?ada semana y se wide compí , , . 

.proceda '^ / 

/ 4 Alfonso de Arenas » i/i^ el hermano Almen- Alfonso é$ 
dron, natural y vecino de Manzanares , de oficio car- Arenas. 
::pincefo ^ de edad de treinta y mi$ años , salid aí auto 
en forma de penitente, con coroza y insignia^ de h]' 
pocrita embustero: abjuro de levi, y fue reprendido, 
id vertido y comminado, y se le dieron doscientos ' í 

azotes por las calles públicas , y está desterrado de 
Madrid, Toledo, Almagro y Manzanares por diez 
años, y ios cinco primeros en las Galeras de S. M* al 
remo y mo sueldo.. 

5 Don Gerónimo Galloto y Confalón , alias don Don Gcráni- 
Pablo José Preconi, natural de la ciudad de §an Mac- ^^ Galloto y 
eos, en Sicilia , y residente en esta corte, de edad de ^^^^^^^^* 
.veinte y nueve anos, salití al auto en forma de peni- / 

«tente, por decir Misa y confesar sin estar prdenadp: 
-abjuro de levi, fue advertido, y reprendido y commi- 
nado, y se le dieron doscientos azotes por las calles 
rpúblicas;^ y está desterrado perpetuamente de estos 
tteinos die^Eapafta , y pgr cinco años á las Galeras de 
?5» M.^aLrwno^ sin sueldo,. y privado perpetuamente 
^de asceyíder^á Órdenes y: traer háNtos/eclesiás^icq». 

6 Don Cristóbal de Zabiati „ alias don Juan Bau- I>on Cristóbal 
'tista dé;VergaQ}?a.,»gre$bítero, natiyfal.del lug^r del de Zabiati. . 

Barifafnbio, i[(?sideníe en Talavera de la Reina, de 
edad, de cuarenta y síefe años, salip ^I^uto en forma 
de penitente por haberse casado siendo sacerdote : ab- 
juro de levi , fue reprendido, advertido y commina- 
do, y privado del egercicio-de las Ordenes y cuales- 
quieu beneficios eclesiá^íícps, y desterrai4o por ocho 
,años de M*df id t Toledo ^ Barrambio, Vi^bao, falf- 



Digitized by 



Googlí 



Tcra , san Wgütl de BaVatirí , Astofeicí, "^ftórh y sáá- 
tQ Domingo de la Calza(í^» y los cinco años prime- 
ros á las Galcfas de S. M,. ai remo y sin sueldo.. . " 

MarU Hernán-^ 7 María Hernández dé Safexar;' liatúraí íc ' Paí- 
dc« de Salazar.. (rana, y vecina de esta corte, de edad de treinta y 
un años ^ salid al auto en forma de penitente con co- 
roza y insignias de casada dos veces : abjuro' de Uvi^ 
y ftie advertida , reprendida y commipada , y destela- 
rada de Madrid, Pastraná y Faente U Encina ^ 
ítiatro años^ ' . '< » ¿ 

AntooiiD, Hi^- 8: Antonio Nfeta^ natural de la ciudad de Mérí-* 
•o* da „ y vecino de la de Jerez de los Caballeros , donde 

fue alguacil ordinario, de edad de cuarenta años, sa- 
lió al auto, en forma de penitente ia con coroza y in- 
signias de. casado dos. veces i.abjurade. levi^ y fue ad- 
vertido , reprendido y comminado, y desterrado á las 
Galeras de S* M.. al rema y sia sueldo por cia- 
co años^ 

JiantMIgttck 94 Juan J^fcguet, natural d^VilIanucva de la Vcrt^ 
]^ vecina del lugar de Meajádaís, de oficio Vaquero», 
de edad de veinte y ñueVc años , salid al auto en for- 
ma de penitente, con coroza y insignias de^ casada 
dos veces: abjuro de leyi; se le dieron:. doscientos 
-azotes por las calles publicas:, y esfá deiteifrado de 
Madrid, Llet^há y ^ Mea jadas, por diez^ año y lói. 
cinco prirücros; á las Galeras de S. -M. .- al r^mo. y 
«ia sueldo^ 

• ;^ . • ,/ . : •.: l' r-<. . 

bes Calátrsu ;^ ra Tn^ Caldera, natural dfií Gást^l David, rcíno^ 
^de Por tu gal,y; vecina de la Villa del' Ártoyo^ delPuer- 
^ co ,, de dncib üilindera , de edad de treinta y cuatro 
anos', salió il auto en forma de penitente, con coro- 
za y insrgaiasde casada tres v¿ces : abjuro de Icvi , y 
fue advertida ^ reprendida y comminada , y se le die- 
ron doscientos azotes por las calles públicas^ y está 
desterrada de Madrid , i-lercoa y villas dd^ Arroyo, 



Digitized by 



Googlí 



S5 
Membrió y san Viséate, y Ocho leguas en contorno, jiíjuradon ám 

pW cujtroaños- » ;:..-/ ' vehementi. 

'jaq '■ vMaría .Ruíz., -que Ikttim la, Esflucralda ♦^ muger 
de Domingo Serrano, portuguesa , B^tunil de Li$boa> Icaria Rulz* 
y vecina de esta corte, de edad de treinta y nuri'e 
años, por judaizante negativa: salid al «uto en forma 
de penitente , con, sambenito de media aspa ^ y se le 
leyó su senteocíacon raéritps: ;(bjuro de veheinenti, 
y fue gravemente reprendida » advertida y commina- 
da., yxoiidenada en perdinpiiento de la; mitad de sus ' 
bienes {que no tiívo) y d»terrada por cuatro años de 
Madrid-y Toledo, y ocho leguas en contorno, y que 
no llegue a los pueitos deesto^ rejops ^oa yeini;e h- ^ecüntiliadéi 

l^oaS^encontomOé. Á for judaizan^ 

tes. 

12 Manuel Diaz Sardo, por otro nombre Manuel ^ 
Enriquez, por otro don Antonio Correay natural de sjpjgj^ * 
la villa de Estremoz, reino de Portugal, vecina de 
Burdeos, y residente en e«ta corte, de edad <Íe 'treia^v 
ta años, judaizante, cóD6teote;esita£t4orápoftqgue« 
ses de la nación, salid; al auto en forma de, penitente 
con sambenito, y se fe leyd su sentencia con méritos: 
abjurd sus errores > y f ue reconciliado en forma, con 
confiscación de bienes {que no tuvo) habito y cárcel 
perpetua irremisible, > y^prohibido de tratar con ppir- 
tugueses de' la nacton ^ y fue desterrado $ Iís Galerat 
de S. M., al remo y sin sueldo por cinco años, y man- 
dado que cumplidos, sea reducido á Ifi cárcel de la pe- 
nitencia del santo oficio, donde resuma el sambenito . 
y cumpla coneltenpr de su sentencia, y no sele ím- r 
pusp xnayon pena por lu^r sido condenado por la , 
}usi!Í£Ía. real en doscientos azotes {qMe se egccutargij}. . 
y, diez años de Galeras. 

\% Francisco de Espinosa, n^ítural de Mpgodoiro^ -^ Fr • a 
en Portugal, y vecino de Madrid , que vendia.esper 17.. :!1^^,^^^ 
Cías por las calles, de edad de treinta y seis años, ju* ^ 
dái^ñte conitentev* s^jltd al íuto en forma de peni- 
teote^ iX>n samb($níto y soga á la garganta: abjuro sut ^ ^ 



jt 1 



Digitized by VjOOQIC 



3« 

errores, fvie recort ciliado en forma, con confiscafcion'. 

de bienes, hábito y cárcel perpetua irremisible ♦y por ,; 
vario y revocante se k dieron doscientos azotes por 
las calki públicas. 

Ptdro Nuñcz 14 Pedro Nuñez Márquez, natural de Villaflor 
Marijuw. e(i Portugal, y vecino de esta corte, de oficio merca- 
der de lienzos, dé edad de cuarenta y ícuatro años, fu- : 
daizante Confidente ^ Salid át auto en forma de penitea- / 
te con sambenito ^ leydséle su sentencia, abjuró sys 
errores aue hacia, y ftie reconciliado en forma con . 
confiscación de btenes, hábito y cárcel por un año , y 
cumplido í esta desterrada de -Madrid » Pastrana , Al- i 
' cala, Verin y Segovia, y ocho leguas en contorno., 

por tiempo de dos años^ 

Ei doctor Ge- 15 El doctor Gerónimo Nuñez Márquez, sv 
rónimo Ñoñez, hermano ^ natural de la dkha villa de Villaflor, y ve- 
cino -dfe está corte. Médico de femilia de 5. ,M., de 
edad de tffeiftta y séife áñoS, jodaiatame confitente y«- : 
lítí^ al auto en fwnía^dé penitenta con sambenito: le- 
édsele su sentencia, ab^urdsus errores, y'fue rccon- - 
ciliado en forma, con confiscación de bienes, hábito y 
cárcel por dos años , y cumplidgls , está desterrado de- 
Madrid-, villas de Verin y Afcaíá^de Henares ,.y Se- , 
govla y oché leguas en ¿ontorno por dos a6os. 

Leonor Nuficz .16 Leonor Nuñez Márquez, hermana de los di- 
Mar^ue». chos Pedro y Gerónimo , viuda de Rodrigo de Silva, 
natural de dicha villa de Villaflory que tenía estanco 
d<í tabaco én esta ccírte> de eda4 de ¡cuarenta años, ju- 
d^zante confitente^ saHd ai titilo eh^ forma^dé. peniten- 
te con sambenito: leydséle su sentencia don méritos, 
abjuro sus errores, y fue reconciliada en forma con 
^r , , í contiicacion de bienes , y condenada á hábito y cárcel 
perpetua. ... 

Angela Nuñez "^ 7 Angela NoÜei Marquesa; stí hermana , viuda 
Márquez. ^c Francisco Correa , natural át Villaflor y vecina 



uigitized by 



Googlí 



de Pastrana , de edad dé trcinU y nacVe anos, jüdai*. 
zante confitantes salid al auto en forma de penitente i 
con sambenito tleypsele sii sentencia con méfitos,.ab*; 
juro sus errores y fue reconciliada en forma con con- 
&K:acÍQn de bienes , hábito y cárcel perpetua, t „ . n . 

i8 BlatKa Correa, su hija , natural y vecina de Blanca Corret. 
Bastrana^ soltera , de edad de diez y ocho años, )udat^\ 
aantd confitente , salip^l autio en ferma de peniteate^ 
con sambenito , y sé le ley d su sentencia con méritos:! 
abjuró sus errores y fue reconciliada eri forma, codií 
confiscación de bienes , y ¿ooiden^da en hábito y cir'f 
cel perpetua. ... v, . 

19 Cfena Mettdez, vidáa de Gabrteli MWñoz de daraclMfindtfr. 
AWaradOr natural y Veoina de iPastrana,'!m¿rcadíef*! 
de sedas, originaria de Portugal, de edad de 'cuarenta^ 
añc^ , Judaizante cotifitent e , salid al auto con sambe '? 
nitó en forma de penitente, y se le leyd su sentencia- 
coip méritos : abjuricj ^así^rf ores , y^ fije recontcÜiada* en i 
fdrmtf cpnrconfiteoccioa á& biéndi ,^ hábisót.y .cárcelí 
perpetua. . - ^^-^ -Oi.^ ;o«; ..... .^* ; . . .: : ¿. , "í. 

••2a X^mingo é^ Losada , natwat 4e Bergánza en .©¿mjiygo dt 
Portugal, vecino de Toledo, de oficio mcrxiader. de Losada. 
lienzos r'dd edadide^ cuaderna ^ dcfe tafíos*» -jcidaízante i 
confitente;.' salió -al auto en forma^iSK^penitentr x(or>r 
s^mbenitt>, y se le leyó su s^entencia cmi' méritos: ab-^ 
Jup&sus errores y fue reconciliada en forma con con*, 
fiscacion de bienes, hábito y cárcel por un año, y des- 
tarrado de MadPfd, Totedd, yalkdoBd ^ Zbüioni .y ; .. . 
P^stnana^y ochó legua* eit contorno oix)*- dos arias, y 
próhitüda de llegar ¿ Eos puertos. Üe^stoa Temos ni 
COTÍ veinie íeguas^ ^ ,:::>- 

' * • • * 

Vil Aflfóniíí'Mendezt, «luger del dicho Domingo Antonia Men* 
d^ Los44a,-Áafufai de larvijla'de ©asthina y vecina de dea» 
ISi^li^^-detonjg^a. Poftügu^,^ de edad'4e treinta y 
cnatro años^ judaizante» salid al auto en formO'' de-pe*- 



Digitized by 



Googlí 



5« , 

nítentie con san^nito^ ícyóscU m Sentencia con ttie- 

ritos : abjuro sus errores y fue reconciliada en forma 

con confiscación <k bienes^ hábitajrcárcclí perpetua. . 

Pedro Rodr!- 2t Pedro Rodrignez de Losada^ ^siihi/onatucd 
guex dt LoM- y vecíno de Toledo que vendía lienzo « de edad de 
^^' veinte años, judaizante confitente, salió al auto en for- 

ma de penitente con sambenito ; leyosele sur sentencia 
ccm méritos, abjui^d ^userroresfy me, Mooncüiadoea 
fonfia con confiscación de faicnes^^ hál^ito y cárcel por. 
seis meses y desterrado por uaañaxle Madrid^ Taledo^ 
Valladolid y Cádiz y ocholeguasem contornó, y que 
no llegue á los puertos de estos reinosen veinte legi|^. 

Maru Son- ^ 23 lifotía ErinI^ueSí, istatilt»! de Lisboa 7 v'ecinade 
^tiez. la villa de Fastraoa» deji^anadera de ^da ,.de edad do 

sesenta añoii judaizante confitente, salid al auto en 
forma de penitente con sambenito: abfurd sus errores 
y fue reconciliada en forma con confiscación de bio* . 
nes ( que no tuvo) hábito y xárcel por un año-, y es- * 
tá4csterrada:de A^ridu Tólpdftiy Pastfant 7: «choL! 
leguas en contorno por dos aSos. 

jünnaMcudcr. ^4 Juana Méndez najtural y vecina de Pastrana, 
soltera» de nación porttiguesa de edad de trei^jta años» 
judaizante confitentes^ s^lid al auto tniforma dq peni-* 
tente con sambea&to, l^yd$e]e su seRten<iia g^n mérir* 
toái^ abjuro de sos errcMrcs y fue recófidliada en forma 
con confiscsKñon de bienes» bábito y cárcel perpetua. 

Isabel Meadez. ' ^5 Ibábcl Mend^» natural y ya:ina de.Pastrarit 
viuda , deedad tiev sesenta .afio^^ originaria de Portu-* 1 
^1 , judaizantiecaiifitfintei^^íüd al auto con sabibeni* > 
to, leyosele su sentencia con méritos, abjuro sus er- . 
rores y fiíe reconciliada tn forma con confiscación de 
bienes (que itb inVát) babito y circel pof diO^ años., y 
cumplidos está destferrjada por seis ftños 4^jM»irló,^ 
Toledo y Pktunt, f ciudad de Soria yro<;bo lígúm 



Digitized by 



Googlí 



' '^ ií$ ; Juafl^ibáñcír^íff^i LuTi^ao&a^^^áfeí^Jitoft Juan Ibafic*. 
de T^arcdes (<iue es su propia ÜotüBte) i?/f¿x Ábrian dfe 
Paredes , tiafufáf Üfe^éftír mtidiUTniñ^é^^tífiiini- 
^TÍ¿' dé J^ortÜg^r ^ ^étíhíó dé^PaftíáM/ de dfatíoliibytói- 
W ífé iiítía^, í¿ <i^tódi de VfciAife V tV«'afioí¿5JáaÍíírite 
confitentíi^tólití ai' üulor tá'fótrhz^ dfr petóteilté eífti 
sambenita y se le leyd su sentencia coa méritos : abju- 
ra (le sus errorjes y^^roo recoiicilíiti0 cá forma;ícon con-"^^ : -^w . 
fiácatíón de; biehé»v hábicou y cárcel ^wr Aoi años j^ ' - ^ 

«^ciimpUdos V está 4csterifadá de ^Madf ia^ Toledo» Sévi* 
'Üh i Vttcf^ y Fastrátm » j^i-céha^ legú«^ en contoma 
í)or >euatro años y que no llegue á los pueiftw de cstoft 
tcinos ni con veinte leguaa 

27 Beatriz López Cardoso,^ na^tufat y vedort idfe Beatrfe Lope» 
Pastrana, aiuger del doctor Juaa Nuñez, médico ea Cardoso* 
aquella TÜla*,'de^edaé de veint* y úa'ttñbs, jiídaÍ2antc „ 
coníkenie^ salid al auto en forma de penitente coa . 
sambenita y se le leyxí iu sentencia con méritos : ab» 
lurd ptHi>li¿amente 6u$* enrorei y fue; irecdticiliada en 
fiíTisaai: coa confiscación def bienes^ hábito y cárceLpor 
^eí& meses ^ y está<kístélTada:de Madrid» Toledo, Sq- 
Tía ^ i^astrana y íseis l^uas en contornó por dos años, 
j prohibida de llegar á los puertos de e$tot reinos coa' 
▼einte leguas. V ^ . . ^ . • 

28: Gaspar de Campos ,. naturil de Oportofc oa Gaipar d« 
Portugal y vecino de Pastrana» de oficio vender taba- Campos* 
co 9 de edad de diei y ocho años , judaizante confiten- 
te, salid al auto en^fií^rma de penitente con sambeni- 
to, y se le Jeyo sa seatencia con méritos; abjuró sus 
-cf rorcs y fue reciHidliado en forma , coa confiscacioa 
'de bienes, hábito y cárcel por ua#iiñoy y desterrado d¡fc 
Madrid ^ Toledo ♦ VÜlanueva dé los Infantes y Pastra- 
. na y ocho leguas en contorno por dos años , y qué no 
llegue i los puertos de estos reinos con veinte Jeguas. 

J19 Fclip* 4ei Gampos. su.' hermana v nataiai:4! Felipa d«Cam- 
Oporto.y vedoa de Pastrana^ soltera, de edad de ca- P^** 



Digitized by 



Googlí 



> , _ ; torce años , judaizante confitente, salírf al auto en 
.forma de penitente, con sambenito, y se le lejro su 

sentencia con méritos i abjuro sus errores y fue recon- 
.cilíatla en forma, cqh confiscación de bienes^ hábito 
.y cárcel por un año, y fue encargada á un calificador 

para que la ipst r u y a en la jioctr ¡pi^ct [stjana - , 

Isabel Méndez. 30 Isabel Méndez Correa, soltera, natural de U 

Correa. .^udad do Zampfa^ y vieciiw df > villa de Pastrana, 

-originaria de Portugal, dje icdad de, veipte y emiíd 

ranos , judaizante confítente , súio al auto en fornia 

de penitente con sambenito, y se le leyó su sentencia 

con méritos: abjuro sus errores y fue reconciliada -en ' 

forma, con confiscación de bienes que no tuvo, há- 

I bÍÉoycír9etpcrpBtuai.vv :s / - ! i 

Isabel Nuae2r 31 Isabel- Nimez l^rge; lúuget deíMánifel Pérez, 
Jorge. de oficio herretéador, natural y vecina de Pastrana, 

*de cH*igen Porcugesa, de edad dexuarenta años, judai* 
rzante confirente, salid. al auto en forma.de penitente 
!Con sambenito; ley dselesu senteiicb con méritos , ab- 
jure), sus errores y fué reoonciliadaf en ibrma jcon con^ 
fiscacion de bienes, que no tu vb, hábito y cáhcd por 
dos años, y cumplidos, desterrada de Madrid , Tole- 
do, Pastrana y ocho leguas en contorno por cuatro 
años , y que no llegue á los puertos de estos reinos con 
; veinte-leguas. \.. -^7 .- -fr:;./: -ü.. ■ í. , 

Simón Muñoz 32 Simón Muñoz de Alvarado , natural y vecino 
de Alvarado. ¿^ Pastrana, de nación Portugués^ de oficio merca- 
rder de seda , de edad de veinte años, judaizante con- 
.¿tente, salió al auto en forma de penitente con sam* 
benito ; leyósele su s^itencia con méritos , ab^ró sus 
errores y fue reconciliado en forma, Con confiscación 
de bienes^ hábito y cárcel por un año, y cumplido, 
desterrado de Madrid, Toledo, Pastrana y ocho le- 
guas al contorno por dos años, y que no llegue á los 
fuieitos.de estos reinos con veinte leguas. 



Digitized by 



Googlí 



4J 

33 Diego Muñoz de Alvaradd su hermano, natu- Diego Muñoz 

ral y vecino de Pastrana, de edad de trece años, judai- de Alvarado, 
zante cooñtente > salié al auto ea forma de penitente 
con sambenito, leydsele su sentencia con méritos , ab- 
juro sus errores póblicaracnte, y fue reconciliado exk 
forma, con confiscación de bienes que no tuvq, y 
condenado á hábito y cárcel por seis mes^es i y cum- 
plidos, está desterrado de Madrid > Toledo y Pastra* 
aa, y ocho leguas en contorno por ua aao, 

í Pedro Vaz- 

34 Pedro Vázquez , soltero, natural de esta villa quea. 
de Madrid y residente en ella , de origen Portugués, 

sin oficio, de ícdad de veinte y dos años, judaizante 
csDpfitente, salid al auto en forma de_ penitente con 
sambenito; leydsele su sentencia con méritos, abjurd 
sus errores , y fue reconciliado en forma con confisca- 
ción de bienes que no tuvo, y condenado á hábito 
y cárcel por un año. 

35 El doctor Rafael de Paz, natural de la ciudad El doctor Ra- 
de Zamora, originario de Portugal y vecino. de esta f-cl df Paz, 
corte, de oficio medico, de edad de cuarenta y dos 

años, judaizante confitente, salid al auto en forma de. . 
penitente con sambenito; leydsele su senrencia con 
méritos , abjuro sus errores, y fue reconciliado en fof - 
ma con cotifiscacióñ de bienes que; no tuvo , y fue 
condenado á hábito y cárcel perpirtua istemisible* 

36 Rafael Crespo Cortés, alias Gabriel Tomas, wa- Rafael Crespo 
tural y vecino de la ciudad de Mallorca, viandante, Coriéi. 

de edad de treinta y un años, y residía en esta corte 
en hábito de peregrino, judaizante toAfiterite, sallo 
al auto en forma de penitente con sambenito ; leydse- 
le su sentencia con méritos, abjurd sus errores, y fue , ^ 
reconciliado en forma con confiscación de bienes i. 
que no tuvo , hábito y cárcel perpetua irremisible. > 

37 Elena de Robles, alias^ Elena Cardólo, moger Elena de Ro- 
dé Diego Nuñez, natural de Mogodoiro en Portugal, bies. 

uigitized by VjOOQ le 



4* 

y vecina de esta cdrte , de edad de cuarenta y cinco 

años, judaizante confítente^ salió al auto en forma de 
penitente con bambenito;, leydsele su sentencia con 
méritos > abjurdi sus errores y fue reconciliada en for- 
ma» con confiscación de bienes que no tuvo ,^ hábito 
Ír cárcel por cuatro meses ^ y fue encargada á un cal- 
ificador que la instruya ea los misterios de nuestra 
sant^ fi; católica^ y desterrada de Madrid, Jaén y ocho 
leguas ea contorno por tiempo.de dos años, el una 
preciso y el otro voluntario^ 

Gerónimo. de 38 Gcrrfnimade Robles, hijo natural de la cíir- 
Robles. ciad de Jaén y residente en esta, corte, de oficio mo^- 

tedor de tabaco, de edad de veinte y cuatro* años, )u« 
daizante confitente , salid al auto en fi3rma de peni« 
tente coa sambenito; leyóselc su sentencia con méri- 
tos, abjuró, sus errores y fue reconciliada en forma,, 
con confiscación de bienes que no tuvo , hábito y 
cárcel por seis meses, y cumplidos, desterrado de es- 
ta cdrte por üa año , y que no llegue á los puertos de- 
. estos reinos ni coa veinte leguas. 

Salvador de 39 Salvador de Robles su hermano,, soltero, na*^ 
Robles. tural de Jaén, que vendia cordones por las calles en 

esta corte,, de^edad de diez y ocho año^„ judaizante 
confitente» sairó al auto en form^de peciitente, coa 
sambenito f ley oscler su sentencia con méritos,. abjuro 
sus. errores y rué reconciliado en forma, coa confisca- 
ron de bienes que no tuvoy hábito y cárcel por seis 
. ^ años,.ycumplidQS,^destérrado de Madrid por un año, 
y prohibida.de .%g^r ? los puertos de estgsi reinos coa 
Tcinte leguas cp contorno- 

Francisca Na- - 4^ Francisca Nun^z de Robles su hermanar mu- 

ÁezdcRoblef/^er de Bernardo de Paz, natural de Jaén., vecina de 

eita corte, de^^dad de veinte y dos años, judaizante 

confitente, salió al auto en forma de penitente con 

sambenito ; k^d^U su sentencia con méritos, abjuro 

. lus errores y fue reconciliada en forma , coo confisca « 



Digitized by 



Googlí 



43 
don de bienes que no tuvo, hábito y cárcel por seis 
meses; y cumplidos desterrada de Madrid ^ Jaén y 
ocho leguas en contomo por un año. 

41 Benosa de Robles su hermana, soltera, natu- Benosa deR«- 
ral de la villa de Arjona y vecina de esta corte, de blci. 
edad de quince años, judaizante confitente, salid al 
auto en forma de penitente con sambenito, y se le le* 
yo su sentencia con méritos,* abjuro sus errores y fue 
reconciliada en forma con confiscación de bienes que 
Bo tuvo , hábito y cárcel por seis meses, y cumplidos 
desterrada de esta corte y ocho leguas en contorno 
por ^n ^Os 

4a María de Robles su hermana , natural de Jaén Maria de Ror 
y vecina de esta cdrte^ de edad de diez y siete años, bits. 
muger de Antonio Rodríguez , de oficio dorador de 
fuego, judaizante confitente , salid al auto en forma 
de penitente con sambenito , y se la leyd su senten- 
cía con méritos^ abjurd sus errores y fue reconciliada 
en forma con confiscación de bienes que no tuvo, há- 
bito y cárcel por seis meses, y cumplidos desterraba de 
Madrid y villa de Almadén de los Azogues y ocho 
leguas en contorno por dos años ; el uno preciso y el 
otro voluntario, y fue encargada á un calificador que 
la instruya en los misterios de nuestra santa fe. 

43 Antonio Rodríguez su marido, natural y ve- Antmifo Ro- 
cino de Madrid , originario de Portugal , de oficio drigues. 
dorador de fuego , de edad de veinte y ocho años , ju- 
daizante confitente , salid al auto en forma de peniten- 
te con sambenito , leydsele su sentencia, abjurd púr 
blicamente sus errores, y fue reconciliado en forma 
con confiscación de bienes que no tuvo, hábito y cár- 
cel por seis meses , y Qumplidos desterrado de esta 
cdrte por dos años y que no llegue á lo^ puertos de es- . 
tos reinos ni con veinte leguas. 



44 Maria Méndez , muger del dicho Gerónimo Maria Mc^nde^ 

Digitized by VjOOQIC 



JF 2 



.44 
de Robles, hatural y vecina de Madrid , dé origen 

pprtuguew, d4^ edad de veinte y siete añc^ , judaizante 
confítente, salió al auto en forma de penitente con> 
sambenito , y se le leyó su sentencia con méritos : ab- 
-*■ '- ' ' juró sus errores y fue reconciliada en forma con con- 

fiscación de bienes cjue no tuvo, hábito y cárcel por 
sieis meses, y cumplidos desterrada de Madrid y ocho 
leguas en contorno por un aña 

Bernardo de 45 Bernardo de Paz , marido de la dicha Fran- 
PaJ5* cisca Nuñez de Robles, natural de Zamora y vecino 

de Madrid, que vendía lienzos por las calles, orígi- 
. nario de Portugal , de edad de veinte v tres años, ju- 
daizante confitente, salió al auto en íorma de peni- 
tente coa Sambenito, leyóscle su sentencia con méri- 
tos, abjuró sus errores, y fue reconciliado en forma 
con (Confiscación de bienes que no tuvo , hábito y 
cárcel por seis meses, y cumplidos desterrado de Ma- 
drid y ocho leguas en cortonó por dos años, y que no- 
llegue á los puertos de estos reinos coa veinte leguas. 

p^^! .®^n»«- 46 Isabel González Hidalgo, que Hamán la Cupi- 
lezHidalgOv ¿^ ^ viuda de Antonio Hernández, zapatero, natural 
de Valladolid y vecina de esta corte , que vendía cor- 
dones por las calles, portuguesa , ác edad de cincuen- 
ta años , fudaizanre confitente , salió al auto en forma^ 
de penitente con sambenito, y se le leyó susentcn- 
- í ***** ciá con méritos: abjuró pdblicamente sus errores, y 
fue reconciliada en forma con confiscación de bienes 
que no tuvo, hábito y cárcel por un año, y dester- 
rada de Madri j, Toledo, Zamora y Vall^ulolid, y 
ocho leguas en contorno por un año , la mitad pre- 
cisó y la otra mitad voluntario. 

Gaspar Her- ' 47 Gaspar Hernández Hidalgo , su hijo , natural 

nandez Hidal- raí de Zamora y vecino de esta corte, de oficio zapa- 

Í9* - tero, de edad de diez y ocho años , judaizante confi- 

ténte^ salió al auto en forrha de penitente con sarnbe- 

riito , íty^ósele su sentetícia con etilos ^ at^uió for- 



Digitized by 



Googlí 



45 ' 
malmente sus errores ^ y fue reconciliada en fbrnia 
con confiscadon de bienes que no tuvo, hábito y 
cárcel por seis meses , y cumplidos, desterrado de Ma^ 
dricl y Zamora por un año, y que no llegue á los 
puertos ele estos reinos con veinte leguas^ 

48 Lorenza de Montalvan , viuda de Francfsca Lorenza de 
Méndez , tejedor de mantas , natural y vecina de Ma- Montalvan. 
dtid, originaria de Portugal, de edad de cincuenta 

anos , judaizante confitente, salió al auto en forma de 
penitente con santibenito, y se la leyd su sentencia^ 
con méritos , abjuro sus errores, y fue reconciliada ea^ 
forma con confiscación de bienes que no tuvo , hábi'- 
to y cárcel perpetua irremisible. 

49 Gerdníma de Govea , muger de Juan Alvarez, G^ránma de 
natural de Hiceda en Portugal, vecina de esta corte, Govea» 

de edad de treinta y dosaños, judaizante confitente, 
salid al auto en forma de penitente con sambenito, y- 
se la leyd su sentencia con méritos, abjuro sus erro- 
res, y fue reconciliada en ibrma con confiscación de- 
bicnes que no tüvo, hábito y cárcel por dos meses, y 
fue encargaba á un calificador para que la instruya en» 
1^ misterios de nuestra santa fe. 

50 Francisco de Soria, el capón, náturatde fa vi" Francisco de 
Ma de Alcañizas, originario de Portugal, que ven- Som. 

dia lienzos por las calles en esta corte, de ídad de 
veinte y cinco años, judaizante confitente, salid at 
auto en forma de penitente con sambenito , ley dsele su 
Sfcntencia, abjurd pdblicamente sus errores y furrecon* \ 

ciliado en forma , con confiscación de bienes, y al vot* 
ver del auto se le quitd el hábito, y está desterrado de 
Madrid, Villafranca del Bierzo y ocho leguas en con^ 
torno por un año , la mitad preciso y la otra mitad yo 
hintaria 

,^ 51 Gregorio González, natural de Zamora , y ve- Gregorio Gen- 
ciña de Madrid > originario de Portugal, que veíidia zalez. 



Digitized by 



Googlí 



4<S 

hilo de León por las caUes, de edad de veinte j tres 
años , judaizante confitente, salid al auto en forma de 
penitente con sambenito, leydsele su sentencia con 
méritos, abjuro sus errores, y fue reconciliado en for* 
nía con confiscación de bienes que no tuvo , hábito j 
cárcel por un año, y desterrado por otro año de Ma« 
dríd, Zamora y Sevilla , y ocho leguas en contorno. 

Gerómmo 5 2 Gerónimo Alonso • natural de Zamora , de na« 
Alonso. cion portugués, de oficio zapatero, que residia en es- 

ta corte, de edad de diez y ocho años, judaizante 
confitente , salid al auto en forma de penitente con 
sambenito, leydsele su sentencia con méritos, abjuro 
sus errores, y fue reconciliada en forma con confisca- 
ción de bienes que no tuvo^iiábito y cárcel perpetua. 

M;i;)ueideSal- 53 Manuel de Saldaña^ soltero, natural de la villa 
daáa. de Olivenza en Portugal, y .residente en esta cdrte, 

sin oficio, de edad de veinte y seis años, judaizante 
confitente, salid al auto en forma de penitente con 
sambenito, y se le leyd su sentencia con méritos : ab- 
|urd sus errores y fue reconciliado, en forma con con- 
fiscación de bienes que no tuvo, hábito y cárcel per- 
petua irremisible , y fue encargado á un calificador 
para que con todo cuidado se instruya en los miste- 
rios de nuestra santa fe. 

Fernando Pe- 54 Fernando Pérez Salas^ que su nombre es Fér- 
rea Salas, nando Rodríguez Peñamacor , y de judio se llamd Sa- 
muel Rodríguez Peñamacor , natural de la ciudad de 
Málaga, que residid en Bidage de Francia, portugués, 
que trataba en esta cdrte , de edad de veinte y tres 
años, judaizante confítente^ salid al auto en forma de 
penitente con sambenito, leydsele su sentencia con 
méritos, abjurd sus errores, y fue reconciliado en for- 
ma con confiscación de bienes que no tuvo, hábito y 
cárcel por un año, y cumplido, está desterrado por 
dos años de Madrid , Málaga , villas de las Brozas, 
Membrio y el Cañaveral, en Estremadura y ocho le- 



^ 



Digitized by 



Googlí 



47 
guas en contorno , y que no llegde á los puertos de 

estos reinos ni con veinte l^ua$. 

55 Felipa NogHeirá, víud* de Luis Enríqucr, nz- Felipa No- 
tural de Villaflor en Portugal , y vecina de esta cor- gueira. 
te, de edad de setenta y seis años, fudaizante confi- 
tente ^ salid ai auto en forma de penitente con sambe- 
nito, leydsele su sentencia con méritos^ abjuro sus 
erfoires, y fue reconciliada en forma con confiscación 
de bienes que no tuvo,, hábito y cárcel perpetua 
irremisible^ 

56^ Francisca Nogueira, su nieta , sóftera , naturaf Francisca No- 
del lugar de Mirandelaeni Portugal, y veckia de esta gueira, 
corte , de edad de diez y siete años , judaizante confia 
tente , salió al auto en forma de penitente con sambe- 
nito, y se le leyd su sentencia con méritos, abjuro sus 
errores y foe reconciliada en forma con confiscación 
de bienes^ que no tuvo , hábito y cárcel perpetua irre- 
misible r y que en ella fuese in$truida ea los misterios* 
de nuestra santa fe.. 

57 Luís def Valle, natural de la villa de Cachibv iu¡s del Valle. 
y estanquero de tabaco en la villa de Alcalá de Hena- 
res,, de edad de veinte y ocho años ,. judaizante confi- 
tente ,. salió al auto en forma de penitente con sambe- 
nito, y se le leyó su sentencia con méritos, abjuro 

sus errores y fue reconciliada en forma con connsca- 
cíon de bienes, hábito y cárcel por seis meses , y cum 
plidos ,, desterrado dp Madrid y Alcalá y ocho leguas 
en contorno por un ano- 

58 Isabel Enríquer, su muger y prima , natural i^¿}^qI Enj¡^ 
de dicha yilla de Cachin y vecina de esta corte, de quez. 

edad de veinte y cirjco años , judai:?ante confitente, sa- 
tlid aljauto en forma de penitente con sambenito, y se 

leíeyd sp-sentencia con méritos, abjuro sus er/ore^ 
, y fue reconciliada .en forma con confiscación de bhr 

nes que no tuvo, hábito y cárcel perpetua irremisible. 



Digitized by 



Googlí 



4» 
Joan Antonio 59 Juan Antonio de Silvár, hermano de la dicha 

de Silva. Isabel Enriquez, y hijos de Felif^ López , viuda , re* 

lajada en este auto, natural de la villa de Almendrales 
JO en la Estremadura, y vecino de esta corte, que mo- 
lía tabaco , de edad de veinte y seis años ^ judaizante 
confitente, salid al autp en^ torma de penitente coa 
sambenito, y se le leyd su sentencia con méritos, ab- 
furd sus errores, y ñic reconciliado en forma con conr 
fisc ación de bienes que no tuvo, hábito y cárcel por 
un año , y desterrado de M^drid/y ocho l^üas en con- 
torno por cuatro años, 

Felipa Enri- ^o Felipa Enriquez del Valle, su Sobrina ^ hija de 
quez del Va- Francisco Enriquez del Valle y María Enriquez, í€^ 
Ufe. lajados en éste auto, natural de la ciudad de Llere*» 

na, y vecina de esta cdrte, soltera, de edad de diez y 
siete años, judaizante confitente, salid al auto en for- 
ma de penitente con sambenito , leydsele su sentencia 
con méritos, abjuro sus errores, y fue reconciliada en 
forma con confiscación de bienes que no tuvo, hábi- 
to y cárcel perpetua. ' 

Juan dé Castro 6í Juan de Castro y Torres , alias don Juan de 
Castro-, originario de Portugal, natural de la ciudad 
de Jaén, que residía en esta edite, sin oficio, de edad 
de veinte y nueve años, judaizante confitente, salid 
al auto en forma de penitente, con sambenito, leyd- 
sele su sentencia con méritos, abjurd sus errores, y fue 
reconciliado en forma con confiscación de bienes que 
no tuvo, hábito y cárcel perpetua- 
Ana María de ^2 Ana Maria de Orobio , aJias doña Ana Navar- 

Ofobio, ro, su muger , natural de la ciudad de Sevilla , portu- 

guesa , que residía en esta cdrte , de edad de veinte y 
cinco años, judaizante confítente , salid al auto ea 
forma de penitente con sambenito, y se le leyd su 
sentencia con méritos, abjurd sus errores, y fue recon- 
ciliada en forma con confiscación de bienes que 110 
tiivo f hábito y cárcel perpetua^ 



Digitized by 



Googlí 



, 49 
6¿ Antonio de.Orobío, ^//¿:?í Antonio de Hiño- Antonio de 
osa, aUas Antonio Navarro, suiíermano, de nación Orobio. 
portugués, natural de Sevilla, y estanquero de taba* 
caen la villa de Pastrana, de edad de veinte y siete 
años, judaizante confítente, salid al auto en forma de 
penitente con sambenito , y se le leyó su sentencia 
con méritos, abjuro sus errores y fue reconciliado en 
forma con confiscación de bienes, hábito y cárcel por 
seis meses, y cumplidos, desterrado de Madrid,, Sevi- 
lla , Pastrana y ocho legiías en contorno por un año. 

64 Francisco Manuel Díaz, alias Francisco Ma- Francisco Ma- 
nuel de Torres, alias Francisco Yañez, natural de Se- nucí Díaz, 
villa, portugués, que residia en Pastrana, y fue pre- 
so en esta corte, de edad de diez y seis años, judai- 
zante confitente, salid al auto en lorma de penitente 

con sambenito, leyosele su sentencia con méritos, ab- 
juro sus errores y fue reconciliado en forma con con- 
fiscación de bienes que no tuvo , hábito y cárcel 
perpetua irremisible. 

65 Juan Bautisfa Pereira, natural de la villa de Jaan Bautista 
Monforte de Lemus, en Galicia, y residente en esta Pereira. 
corte, tratante, originario de Portugal, de edad de 

treinta y siete años, judaizante confitente, salid al au- 
to en forma de penitente con sambenito, leydsele su 
sentencia con méritos , abjurd sus errores , y fue re- 
conciliado en forma con confiscación de bienes, hábi- , 
to y, cárcel perpetua. . Reconciliados 

enestdtua* 

66 Francisco de Medina, aJias Francisco. Luis Francisco de 
Bartolomé, alias Abran Jacob de Medina, ali.is don Medina. 
Francisco Diamante, natural de la ciudad de Vene-. 

cia, vecino de la de Liorna, y residente en esta cdrfe, ^ 
de edad de treinta años , judaízatKe , estafador á por- 
tugueses de la nación, murid en. las cárceles secret;is 
de esta Inquisición, penitente, y antes abjurd sus er- 
rores; fue reconciliado y absveíío sacramentalmente, 
recibid el sacramento de la Eucaristía por viático,, y 



Digitized by 



Googlí 



5^ 

fue enterrado en eclesiástica sepultura « salid al auto su 

estatua con insignias de re<:pnc¡ liado, leydsele su sen* 

tencia con méritos , y fue condenado en confiscación 

de bienes que no tuvo. 

Constanza 6y Constanza Hernández, viuda de Pedro Alón- 
tíernandcz. so Alameda, vecina de la ciudad de Córdoba, y natu- 
ral de Villanueva de la Jara, de edad de setenta años, 
herege, alumbrada y embustera, que murió en las 
cárceles secretas de la Inquisición de dicha ciudad de 
Córdoba , con señales de arrepentimiento, salid al au- 
to en estatua con insignias de reconciliada y coroza 
de embustera, leydsela su sentencia con méritos, y 
fue condenada en confiscación de bienes que no tuvo, 
y se declaró h^bcr muerto habiendo recibido el sacra- 
Relajados en ntento de la Penitencia, y sido absuelta sacramental- 
estatuaforju' ^^^^^ y ^q mandó dar á sus huesos eclesiástica sc- 

da 2 antes Ju" u ^1 

tos reinos* 

El doctor An- (jg El doctor Antonio de Vergara, portugués, ve- 

tonio de Ver- ^j^^^ ¿^ |g yjji^ de I llora, en el reino de Granada , de 

&^^' oficio médico, judaizante, ausente fugitivo, salid al 

auto en estatua con insignias de condenado, leydsele 

su sentencia y fue relajado á la justicia y brazo seglar, 

con confiscación de bienes que no tuvo. 

Francisco -de 69 Francisco de León , portugués , vecino dé Má- 
León. laga ^ ¿^ oficio anteogero, por judaizante, ausente fií- 

gitivo, fue relajado en estatua á la justicia y brazo se- 
glar, con confiscación de bienes que no tuvo. 

Leonor Npñez. 70 Leonor Nuñez, su muger portuguesa, vecina 
de Málaga , por judaizante ausente fugitiva , fue rela- 
jada en estatua aí brazo seglar, y confiscados sus bie- 
nes que no tuvo^ á la cámara y fisco de S. M. 

Don Rodrigo 71 Don Rodrigo del Caño, portugués mercader 
dei Caño. vecino de Málaga , judaizante ausente fugitivo, fue 



Digitized by 



Googlí 



relajado en estatua á la justicia regular , con confisca- 
ción de bienes que no tuvo. 

' 72 Don Cristoval del Cafío, portugués, vecino Don Cristoval 
de Málaga, judaizante ausente fugitivo, fue relajado ^^^ ^*^^' 
en estatua á la justicia y brazo seglar, con confisca- 
ción de bienes que aa tuvo. 

73 Doña Luisa de Castro, su muger, portugue- Doña Luisa de 
sa, vecina de Málaga, judaizante ausente fugitiva, fue Castro, 
relajada en estatua á la justicia y brazo seglar, con 
confiscación de bienes que no tuvo. 

74 Francisco Diaz de Silva, vecino de Málaga, Francisco Díaz 
portugués, judaizante ausente fugitivo, relajado en de Silva, 
estatua al brazo seglar, con confiscación de bienes 

que nó tuvo. 

.75 Melchor Ruiz, de oficio especiero, vecino de Melchor Roiz* 
Málaga , portugués de mas de cincuenta anos y judai- 
zante, ausente fugitivo , relajado en estatua, con con- 
fiscación de bienes que no tuvo. 

76 Ana González su muger, vecina de Málaga, Ana González, 
portuguesa , de edad de treinta años, judaizante , au- 
sente fugitiva, fue relajada en estatua á la justicia y 
tarazo seglar, con confiscación de bienes que no tuvo. 

yj Diego Nuñez Chacón, natural de la villa de. D'ego Nunc» 
Alora y vecino de Antequera , portugués , mercader Chacón. 
de lienzos, judaizante, ausente fugitivo, fue relajado 
en estatua á la justicia y brazo seglar, con confisca- 
ción de bienes que ao tuvo. 

78 Leonel de Ribera, alias Daniel Gómez , alias Leonel de Ri- 
Abran Gómez Brito, vecino que fue de esta villa de bera. 
Madrid, portugués, reconciliado por la Inquisición 
de VaUadolid en veinte de febrero de mil seiscientos 
y sesenta y siete , judaizante relapso, ausente fugiti- 

DigitizedbyVjOOQlC ■ 



5^ 

vo, relajado en estatua á la justicia y brazo seglar, con' 

confiscación de bienes que oo tuvo. 

Don Gabriel 79 Don Gabriel de Salazar , portugués , hijo de 
de Salazar. Diego Gómez de Salazar, vecino y hombre de nego- 
cios que fue en esta corte, judaizante fugitivo, fue re- 
lajado en estatua á la justicia y brazo seglar, con con- 
fiscacion de bienes que no tuvo. 

Don Andrés 80 Don Andrés de Salazar su hermana, reconci- 
de Salazar. liado por la Inquisición de Vailadolid en veinte de fe- 
brero de mil seiscientos y sesenta y siete años, ausen- 
te fugitivo, judaizante relapso, fue relajado en esta- 
tua á la justicia y brazo seglar, con confiscación de 
bienes. 

María López. ^i Maria López , soltera , natural de la ciudad de 
Oporto y vecina de Orense, judaizante, ausente fugi- 
tiva , fue relajada en estatua á la justicia y brazo se- 
glar, con confiscación de bienes que no tuvo. 

Luis Enriqoez. 82 Luís Enriquez , soltero , portugués, vecino de 
Antequera , ausente fugitivo, judaizante» relajado en 
estitua á la justicia y brazo seglar, con confiscación de 
bienes que no tuvo. 

Juana López. 85 Juana López , viuda de Francisco de Acosta^ 
natural de Villaflor, vecina que fue de Orense y Gra- 
nada, judaizante, ausente fugitiva, relajada en esta- 
tuad la justicia y brazo seglar, con confiscación de 
bienes que no tuvo. 

Pascual Nuñez. 84 Pascual Nuñez , portugués , vecino deiMálaga, 
judaizante, ausente fugitivo, relajado en estatua á la 
justicia y brazo seglar, con confiscación de bienes 
que no tuvo« 

Francisco Na- 85 Francisco Navaro de Acuña, portugués, vcci- 
varro de Acu- no de Villa de Neira en Galicia, y Altolinero que fue 

Digitized by VjOOQ le 



53'. 
de la sal, judaizante, ausente fugitivo, fue relajado 

en estatua á la justieia y brazo seglar, cgn confisca- 
ción de hiedes que no tuvo* 

86 Maria Méndez, hija de Antonio Méndez, ca- MariaMendc». 
pitan Farrapa, y de María Méndez su muger, veci- 
nos de Orense, reconciliados en la Inquisición de San- 
tiago* portuguesa, judaizante, ausente fugitiva, rela- 
jada en estatua á la justicia y brazo seglar, con confís- 

cacion de bienes que no tuvo. 

87 Francisco Machado, el mozo, natural dé Vi- Francisco Ma- 
llaflor, vecino de Orense, judaizante, ausente fugiti- ^^^^^^ 

vo , relajado en estatua á la justicia y brazo seglar, 
con confiscación de bienes que no tuvo. 

88 Francisco Rodríguez Castellanos, natural de Francisco Ro- 
Villaflor en Portugal, y vecino de Órense, judaizan- driguez Gáste- 
te, ausente fugitivo, relajado en estatua á la justicia y l'*"^*- 
brazo seglar , con confiscación de bienes que no tuvo. 

- í 

89 Beatriz López su muger, portuguesa, vecina Beatriz López, 
que fue de Orense, judaizante, ausente fugitiva, relaja- 
da en estatua con confiscación de bienes que no tuvo. 

90 Antonia Hernández, hija de la dicha Cons- Difuntos rela^ 

tanza Hernández , reconciliada, natural de Cañete de J^^^^ f^^ ^^^^' 

las Torres y vecina de la ciudad de Cdrdova , muger ^/^l . tj . 
1 T A r^*- j I I j j • - . r Antonia Her- 

de Juan de C.ordova, de edad de cmcuenta anos, he- n^adez 

rege alumbrada embustera y supersticiosa, que murió 
en las cárceles secretas de la Inquisición de Cdrdova, 
pertinaz en sus errores ; salid al auto su estatua y hue* 
sos con insignias de condenada y coroza de embuste- 
ra supersticiosa ; leydsé su sentencia con méritos , y 
fue relajada en estatua y sus huesos á la justicia y bra- 
zo seglar , con confiscación de bienes que no tuvo. 

Marcos de Se- 

91 Marcos de Segura Castellano Casarrubio, na- gura Castellano 
tural de la villa de Ubrique en el reino de Granada, Casarrubio. 



uigitized by 



Googlí 



54 

vecino de Antequera 7 róldente en Llerena ^ de edad 

de setenta y cinco años¡^ fieconciliado por la Inquisi- 
ción de Llerena por herege.»/ que negaba el purgato- 
rio y relapso en el mismo error y otros, murió en las 
cárceles secretas de dicha Inquisición pertinaz en sus 
errores, salid al auto su estatua y huesos con insignias 
de condenado, leyóse su sentencia con méritos, y, fue 
relajado en estatua y sus huesos á la justicia y brazo 
seglar, con coufiscacion de.bienes que no tuvo. 

Difuntos rela^ 92 Diego Gómez de Salazar, alias Abran Gómez 

jados por ju- de Salazar, de nación portugués, vecino y hombre de 

daizantes, negocios en esta corte, reconciliado por la Inquisición 

Diego Gómez ¿^ Toledo en veinte de febrero de mil seiscientos y se- 

e a azar. jenta y siete, ausente fugitivo, judaizante relapso,. 

que murió en el barrio de sancti Spiritus de Bayona 

de Francia: procedipse contra su memoria y fama, y 

fue relajado en estatua á la justicia y brazo seglar» con 

confiscación de bienes. 

n^« -D-jr.* A^ 9% I^on Pedro de Salazar , alias Moisés de Salazar 
lion redro de <y. ,.-. ^ . , . ' r •^- 1 • j 

SaUzar. ^" "U^ difunto, judaizante ausente fugitivo, relajado 

en estatua á la justicia y brazo seglar, con confisca* 

cipn de bienes. 

Erandsco Sua- 94 Francisco Suarez, alias Abran Suarez, natu- 
rez. ral de yébenes , arzobispado de Toledo y vecino de 

Málaga , corredor de lonja ,; de edad de cincuenta años 
portugués }udaizai;ite , que murid pertinaz en las cár- 
celes secretas del santo oficio de la Inquisición de Gra- 
nada, salid al auto en estatua y sus huesos con insig- 
nias de condenado ; leydsele su senten^a con méritos, 
y fue relajado en estatua y sus huesos á la:justicia y 
brazo seglar, con confiscación de bienes qué no tuvo. 

Catalina Ro- 9S Catalina Rodríguez , alias la Pasquina, natu- 
drigue?. ral y vecina de la villa de Buarcos en Portugal , mu- 

ger de Gaspar de Sesa , que desidia en k vil^a de Can- 
gas en Galicia, de edad de. setenta años, reconciliada 



Digitized by 



Googlí 



,55 
por el santo oficio de la Inquisición de Cqimbra , ju- 
daizante relapsa confitente, murió en las cárceles de 
la Inquisición de Santiago ^ y salid al auto fcn estatua 
y sus huesos con insignias de condenada; leydsele su 
sentencia con méritos, f fue relajada y sus huesos á 
la justicia y brazo seglar, con confiscación de bienes 
que no tuvo# 

96 Catalina Antonia, viuda de Manuel Nieto, ve- Catalina An- 
cina y natural de Buarcos en Portugal, reconciliada ^o°'** 

por el santo oficio de la Inquisición de Coimbra, resi- 
dente en dicha villa de Cangas , murió en las cárceles 
secretas de la Inquisición de Santiago , judaizante re- 
lapsa convicta negativa, y fiíe relajada y sus huesos á 
la justicia y braizo seglar^ con confiscación de bienes 
que no tuvo. 

97 Albin López, portugués, vecino de la villa Albín López. 
de éoin. Obispado de Málaga, de edad de treinta y 

nueve años, judaizante, difunto en las cárceles secre- 
tas de la Inquisición de Granada, convicto, procedió- 
se contra su memoria y fama, y fue relajado en esta- 
tua , y sus huesos á la justicia y brazo seglar, con con- 
fiscación de bienes qué no tuvo. 

98 Juan de España Sotomayor, alias Pedro Prie- juan de Espa- 
to, natural de Lucena y vecino de Málaga, portugués ña Sotomayor. 
de nación y mercader de lienzos, de edad de cincuen- 
ta y seis años, qqe murió en las cárceles secretas de la 
Inquisición de Granada, negativo» procedióse con- 
tra su memoria y fama, y fue relajado en estárua, y 

sus huesos á la justicia y brazo seglar , con confisca- 
ción de bienes que no tuvo. 

99 Isabel López Artur, mugerde Gaspar López, Isabel López, 
natural de la ciudad de Oporto, vecina de Orense, 

1*udaizan te pertinaz, que murió en las cárceles de la 
inquisición de Santiago át cuarenta años , impeniten- 
te^ fue relajada en estatua 9^ sus huesos á la justicia y 



Digitized by 



Googlí 



brazo seglar^ con confiscación de bienes que no tuvo 

Relajados en loo Francisco de Salinas, aüas Francisco de 
persma. Leon, natural de san Martín de la Vega de este arzo- 

S^naT^^^ bíspado, de origen portugués, rcsidentt en esta cor- 
te, de edad de veinte y seis años, reconciliado por 
la Inquisición de Toledo, en seis de setiembre de mil 
seiscientos y setenta y un años; salid al auto con in- 
signias de condenado, y por judaizante relapso confi- 
' . tente; se le leyd su sentencia con méritos, y fue rela- 
jado á la justicia y brazo seglar, con confiscación de 
bienes. 

Antonio Enri- ^ j^j Antonio Enriquez, natutal del lugar de En- 
^^^^' clnoso, y vecino del de Villarino, en Portugal, tra- 

tante en lienzos residente en esta corte, de edad de 
cincuenta y dos años , reconciliado por la Inquisición 
de Coimbra, en el auto general que celebro la de Lis- 
boa en treinta de marzo de mil seiscientos y sesenta y 
nueve; salid al auto por judaizante ielapso confitente, 
y fue relajado a la justicia y brazo seglar, con confis- 
cación de bienes que no tuvo. 

Francisco En- jq^ Francisco Enriquez del Valle, alias Viva- 
riqucz del Va- ^^^^ natural de Villaflor, en Portugal, y estanquero 
de tabaco cb esta cdrte, de edad de sesenta y seis 
años , reconciliado por la Inquisición de Llerena en 
veinte y tres de abril de mil seiscientos y sesenta y 
,dos , salid al auto con insignias He. condenado por ju- 
daizante relapso confitente ; se le leyd su sentencia 
con méritos , y fue relajado á la justicia y brazo se- 
glar, con confiscación de bienes. 

María Enri- 103 María Enriquez, alias Maria López su mu- 
qucz. ger, natural de la villa de Chadn y vecina de esta 

cdrte, de edad de cuarenta y tres años, reconciliada 
por la Inquisición de Llerena, en el auto general que 
se celebro ei\ veinte y tres de, abril de mil seiscieatos y 
)esenta y dos años , ^alip aí auto cot^ insignias decon- 



Digitized by 



Googlí 



S7 
dena^a y p<yr judaizante, relapsa confitente ; se le le- . 
yp su s^teoeia con Méritos, y fue relajada á h justi-^ 
(áa y brazo seglar / con confis^clon de hkngs. / , - 

..,.., . .'.: , ,: , j ^ ... , vVíolanteEnri- 

104 Violante Enriquez , hermana 4e la dijCha Ma ^"^^* 
ria Enriquez, sditefa, natural de Chacin y.yecína de 
esta corte, de cdad.de cuar-^nta.y mrj aji<?SjJr^e<?ncillV 
da por la dicha Inquisición de Llerena, en dicho dia 
v^irtte y^tres-dfe abril de :npi}^i*9Í«íti»{y sesenta, y ^ . /, . . , 
cípíí, satk) al aottí caá insignialsde comdpwdí j^y poí' 
judaizante, oUervante.de la ki de Moisés, relapsa 
convicta y negativa ) se le leyó su sentencia con* me* 
ritos, y fue relajea á ly ji|stí<;ia y bra^o seglar, $on 
co.nii$caci<)n de bienes quie 00: fuvov ; . - .r 



:»ji : * .>.. , \f 



105 Felipa toppz, de Redoodo, vivida d« Mat^o; Feíipa lopez 
de Silva, madre dejas dichas María y Violante Enri- de Redondo, 
qúez, natural de Chacin y vecina de M^drjd , de mas. 

de sesenta años , reconciliada por la Inquisición de 

Llerena ?n dicho dia veim^í y tre§4i5 abril de^.mil seis- r ; ., ; 

ciento8>y sesenta y di» a&as»,sg}}cí al ^uto cpp icssjginias, ,... ^:» 

de condenada, y por judaizante* r^lap^a confitente: S0) 

la layo su sentencia con piéritos^ y fue relajada á la 

justicia y brazo seglar > con confiscación de bienes 

que.no tuvo. ,: ; , 

' ' " "'% . ' , • .» 

106 Ana de Vargas, alias Ana Gómez , ¿f//¿ií to- Añade Vargas» 
pez, muger de Manuel Francisco, natural de fVa • ; * r ' 
villa de Madrid y vecina de Andujar, originaria de 
Poríug^^l^ de edad dé cincuenta y dos añosi , que tenia 

tienda de especería, reconciliada en la Inquísi<tionjde 
Toledo en prii^ero de enero de rail seiscJefttQSi y qin- = 
cuenta y uti $(ños, por judaiz^aQte relapsa «onfit^nte^ > 
salid al auto con insignias de condenada; leyos^laá su 
sentencia con méritos, y fue relajada á la justi(;ia y 
brazo seglar, con confiscación de bienes. 

107 ManuelSuarez d^ FonseC^, natural y ved M^^elSúaíez^ 
np de h villa de Traijicasosn. Portugal,, trgtaate qur^^^^^"^®^^;; > 

H 

Digitized by VjOOQIC 



58 

residía en Valladolid, de edad de treinta años, re- 
conciliado por la Inquisición de Coíntbra en tre- 
ce de febrero de mil seiscientos y síesenta y siete 
años, por judaizante relapso confitente, salid al au- 
to con insignias de condenado; leydsele su senten- 
cia con méritos , y fue relajado á la justicia y bra- 
zo seglar, con confiscación de bienes que no tuvo. 

Leonor Pcrcira 'i68 Leonor Perefirii, rfatnral de Evora, ciudad, 
reino de Portug^, y residente en la ciudad de Córdo- 
ba, muger de Manuel de Galvez, que .vendía lienzos 
por las calles éh la ciudad de Córdoba, reconciliada 
en la Inquisición de Granada en treinta de mayo de 
mil seiscientos y setenta y dos, por judaizante, re- 
lapsa, pertinaz^ salid al auto con insignias de relajada, 
' „ leydscie sü sentehcia con méf ítos , y Fue relajada á It 
justicia y brazo seglar, con confiscación de bienes, y 
murid penitente. 

Antonio Vi- ^ G0 Antonio Vicente , alias Jacob Gabai , natural 
cente. áé lá cíudiad de Pisa, de oficio mercader viandante, 

dfe edad de treinta y Cinco años, por apdstata rebap- 
tizado, rejuda¡2ante, vario y dimintito: salid al auto 
con insignias de relajado , leydsele su sentencia con 
méritos, y fue relajado á la justicia y brazo seglar con 
confiscación de bienes que no tuvo. 

Francisco Fer- iio Francisco Ferrer , alias Francisco de Montó- 
rcr. ro, aiias Francisco Pia monte, alias Abran Peña y José 

Coutiño, natural de Liorna, de oficio platero, vian- 
dante, de edad de treinta y cuatro años, herege apos- 
tata, rébaptizado, rejüdaiziante, vario, diminuto y ne- 
gativo en Sus cdñfesioiiesr^alid al auto con insignias de 
relajado, leydsele su sentencia con méritos, y me rela- 
jado á la justicia y brazo seglar, con confiscación de 
Manuel Luis t>íenes que no tuvo. 
Gutiérrez de 

Ebora ó Ro- ni Manuel Luis Gutiérrez de Ebora d Rodri- 
drigucz. guez, natural de la villa-de* 'Cabra, Residente en k 



Digitized by 



Googlí 



5*9 
ciudad de Ctírdoba, moldado, de treinta y seis añosy ^ 

recoiidlíado por la inquisición de Córdoba en el auto 

general de veinte y nueve de junio de mil seiscientos 

y sesenta y cinco». por judaizante. relapso confítente: 

salid al auto cpn insignias de relajado « ley oself su sen* 

tencía con méritos^ y fue rtclajado á la ^$ticia y bra- 

zo seglar con confiscación ^obieoej^. ' ' . 

112 Simón Diego de Morales, natural de Biseo, Simón Diego 
reino de Portugal, y vecino de Córdoba, que vendia do Moratet. 
lienzos por las calles^ de edad: de^(^nta y ocko años, 

por judaizante pertinaz, saUo al áute con insignias 
de relajado y mordaza, leydsele su sentencia con me* 
ritos, y fue relajado á la justicia y brazo seglar con 
confiscación de bienes. 

113 ^ Baltasar López Cardoso, natural de la villa Cardoso. 
de Verin , y vecino de Celanova en GaHcia , de edad . . 

de treinta y ttci años , de nadon portugués, estanqué* 
ro de tabaco, por judaizante pertinaz: salid al auto 
con insignias de relajado y mordaza, leydsele sil sen- 
tencia con méritos, y £ac relajado á, la justicia y bra- 
to seglar con jconfiscacion de bienes . que no tu Vj6.' ' ^ t 

1 14 Felipa López , su prima , muger de Antonio 
López Arroyo, natural y vecina de la villa de Verin, 
hija de padres portugueses, de edad de treinta años, 
por judaizante pertinaz , salid al^uto con insignias (de 
relajada y mordaza, leyxíscla suLscateiKia conirméra- 
tos, y. fue' relajada á ia.ju^ticia y brazo seg£ar cQt) coa- 
fiscacionxie bienes que no tuvo. ^ - i; ^ > 

115 Luis Sarabia, ¿i/i¿ií^ Arraya, portugués, na- 
tural de Burdeos, residente enJa» villa de Pontevedra, « 
tle edad die; veinte y sieüe año&, viandante ; jttdai:^ante 
pertinaz,^ salid al auto con. insignias ^e relajado y mor- 
daza, ieydsele su sentencia! con imeritos, y fiíe relaja- 
do á la justicia y brazo seglar con confiscación de bie- 
nes que ^ tuvo. :. - \ 

ka 

Digitized by VjOOQIC 



Felipa Lopezé 



.6o 
Gaspar de Ro- i ló^ Gaspar de Robles ^natural de Lüarca , en As- 
bles, turias, hijo de padres portugueses de la nación, y ve- 
cino de. Guel Va 9 arzobispado de Sevilla, estanquero 
de tabaco, de edad de treinta y ocho años, por judaí» 
zante pertinaz^* saljd ai auto con insignias de xelajado 
y mordaza, y se le* ley d su sentencia iu>n méritos, y 
fue relajado a la justicia y brazo seglar con confisca- 
ción de bienes. 

Pe^ Viceo-. 117 Pedro Vicente , aiias Moisés Enriquez , aJias 
^^* «Isac Moisés de León,. na£ural de la ciudad de Liorna, 

viandante mercader, de edad de veinte y siete años, 
por herege apostata, rejudáizante pertinaz, salid al 
auto* con insignia's de relajado y mordaza, leydsele su 
sentencia con méritos, y fue relajado á la justicia y 
brazo seglar con confiscación de bienes que no tuvo. 
. , . f . ' '-I/ ',: \ ' ?''-:. i . 

Mahometano. ^ 1 18 Lázaro Fernandez , aüaí Mostafá , natural de 
Lázaro Fernán- la ciudad de Cádiz, renegado que andaba en corso, de 
dez* *edad de veinte y ocho años, por pertinaz en la secta 

de Mahoma: salid al auto con insignias de relajado y 
mordaza., Icyóseile 6u sentencia con méritos, y fue re- 
lajado á la justicia y abrazo seglar cbn confiscación de 
, ' r bienes que no tuvo. 

147 A cosa de las cuatro de la tarde se acabaron 
. de teei' las sentencias de los relajados, y conduciendo* 
*;los por la escalera por donde habba subido, bajaron 
á laiplaza de vallas del teatro, y. don Fernando Alva- 
tez de Yaidés/s^^ciretariio del secreto áp la Inquisición 
de Sicilia , hizo de ellos.la entrega al señor xloa Fran- 
Intregí de los cisco de Herrera Enriquez, corregidor, y sus tenien- 
relájelos á la tes don Pedro deLeoñ y dóii Gerdniino Pelegrin, y 
justicia seglar. ,-Juan de Sandoval, oficial mayor de don Diego Ore- 
jón, sécretadodeiS* M- y^müyor de ^Ayuntamiento, 
los cuales n^andandblos «montar en la fdrma ordin^^ 
ría los hicieron poner en* hilera, yendo delante las es- 
tatuas y detras los petsonalmente relajados , y en esta 
forma los bajaron por la calle de los Botero; , y yol* 



Digitized by 



Googlí 



viendo a mino iiíqaiérda por la calle Mayor, salieron 
por la calle de los Bordadores á la plazuela de las Des- 
calzas Reales y de san Martin, y de allí por el cami* 
no mas breve pasaron á la plazuela de santo Domin- 
go y tomaron via recta por la calle de san Bernardo, 
Uegarpn por la puerta de Fuéncar/al hasta el brasero. 
Iba delante de esta infausta procesión una escuadra de 
los soldados de la fe , y detras de todos los reos y los 
ministros de la justicia seglar, iba á poca distancia él 
secretario de la Inquisición don Fernando Alvaréz de 
Valdés, para asistir y dar testimonio de como se ha- 
blan egecutado las sentencias. 

148 En el ínterin se prosiguió leyendo los proce- 
sos de los reos penitenciados , conviene á saber, judai- 
zantes , embusteros, supersticiosos , hipócritas y casal- 
dos dos veces. Acabáronse de leer como á las nueve Acabanse de 
de la noche. A este tiempo estaban ya revestidos los leer las causas. 
diaconales que asistían á S. £., á quién minis- 
traron las vestiduras pontificales, y le sirvieron sus 
capellanes y el page de la misma manera que al prid- 

cipio cuando fue á recibir el juramento á S. M. 

149 Revestido S. E. de pontifical se sentó en él 
trono y le pusieron la mitra, y á este tiempo el alca- 
de llanio y condujo los reos, pasándolos por el corre^ 
dor inmediato al balcón de SS. MM. y llegando al 
plano donde estaba el altar se hincaron de rodillas de- 
lante de la cruz y fueron haciendo las abjuraciones. 

150 Estas son de tres maneras, una abjuración de 
levi , otra de vehemehti , y otra que se dice abjuración 
en forma. La de levi es^iqüella que hacen los feos por 
delitos 'que inducen sospecha leve de heregia con ac« 
tos semejantes á los que suelen hacer los que la siguen, 
como los casados dos veces, rebaptizados , y los que 

. celebran sin Ordenes y otros semejantes. La abjura- 
ción de vehtmentí la hacen aquéllos que cometieron 
delito tan grave, qi>e por el mismo hecho engendra 
vehemente sospecha de heregia,- d que estando nega- 
tivos se les probo con dos testigos tales que á la gran 
justificación del tribunal no le parezca que es perfóc* 



Digitized by 



Googlí 



62 

ta probanza para condenar á muerte. Esta abjuración 
tiene el mismo efecto que la abjuración en forma « en 
cuanto el que la hace se sujeta á que sí repite rcl deli- 
to le castiguen como relapso. La abjuración en for- 
ma la hacen aquellos que están convictos y confesos 
del crimen de la. heregia, cuáles son todos los que han 
Judaizado. 

151 Diez reots fueron los que hicieron la abjura- 
ción de levi, cuyos nombres y delitos se han visto ya 
en el sumario^ los cuales hincados de rodillas, repitien- 
do la formula que le$ leia el secretarlo de la inquisi- 
ción de Toledo, y diciendo cada uno su nombre j 
patria abjuraron de esta suerte. 

152 ^* Yo N. vecino de tal N. que aquí cttoi pre- 
sente ante vueseñorias , como inquisidores aue soa de 

Abjuración qne la herética pravedad , por autoridad apostólica y ordi- 
hicieron los de naria, puesta ante mí esta señal de la>Jiy los sacrosan- 
*^^'* tos cuatro Evangelios, que con mis manos corporal- 

mente toco, reconocieado la verdadera católica y apos- 
tólica fe, ^furo y detesto, y anatematizo toda espe- 
cie de heregia y apostasia que se levante contra la san* 
ta fe católica y lei evangélica de nuestro Señor, Reden- 
tor y Salvador Jesucristo y contra la santa fe ^postóli- 
is ^a de la Iglesia Romana, especialmente aquella de que 

: yo en este santo oficio he sido acusado, y estoi vebe- 
. mente ó levemente sospechoso: y juro y prometo de 
tener y guardar siempre aquella santa fe que tiene, 
guarda y enseña la santa madre Iglesia « y que seré 
, siempre obedieinte a nuestro señor cí papa, 4, ^us sute- 
. sorc^.qoe ca{ioxkicam(^te sucedierien en la santa silla 
.apostólica , y á Siis determinación^ ; y con&eso, que 
todos aquellos que contra esta santa fe vinieren, son 
dignos de condenación, y prometo de nunca me juntar 
jcon ellos, y que cuanto en mi fuere^ los perseguiré, 
; y las heregias que de eilos supiere^ las revelare y no- 
, tincaré á.cualqu.icr Inquisidor de |a herética pravfe- 
dad , y prelado de la santa madre Iglesia, donde quie- 
^ ra que estuviere y me hallare. Y juro y prometo que 
recitiré humildemente y con paciencia la penitencia 



Digitized by 



Googlí 



^3 
que me ha sido d fuere impuesta con todas mis fuer- 
zas y poder, y la cumpliré en todo, por todo, sin ir 
ni venir contni ella , ni cosa alguna , ni parte de 
ella.** 

Vino que abjuró de vehemente ^fi^^ió á fas palabras 
referidas Jas que se siguen : 

153 ** Quiero y consiento y me place, que si en Jaramente que 
algún tieínpo, lo que Dios no quiera, fuere o viniere "^^° ""? de ve- 
contra las cosas susodichas, o contra cualquiera parte '^^'^^°^'' 

de ellas, que en tal caso sea habido y tenido por re- 
lapso , y me someto á la corrección y severidad de 
los santos sacros cánones , para que en mi , como per- 
sona que abjura de vehementi , sean egecutadas las 
censuras y penas en ellos contenidas, y consiento que 
aquellas me sean dadas y las haya de sufrir, cuando 
quiera que algo se me probare haber quebrantado de 
lo susodicho por mi abjurado; y ruego al presente se- 
cretario me lo de por testimonio , y á los presentes 
que de ello sean testigos." 

154 La formula de la abjuración en forma, que Abjuración cñ 
hicieron los judaizantes confiesos y penitentes es la forma, 
infraescripta. 

155 ^'Yo N. vecino de N. que aquí estol presen* 
te ante vueseñorias , como inquisidores de la heréti- 
ca pravedad , por autoridad apostólica y ordinaria, 
puesta ante mi la señal de la cruz y los sacrosantos 
cuatro Evangelios, reconociendo la verdadera católica 
y apostólica fe, abjuro y detesto y anatematizo toda 
especie de heregia y apostasia, que se levante contra la 
santa fe católica y lei evangélica de nuestro Redentor 
y^ Salvador Cristo, y contra la Sede apostólica y Igle- 
sia Romana , especialmente aquella en que yo como 
malo he caído y tengo confesado ante vueseñorias, 
Gueaqui públicamente se me ha» leído, y deque he 
sido acusado ; y abjuro y prometo de tener jr guardar 
aquella santa fe que tiene, y^uarda y ensena la santa 

madre Iglesia Romana^ y que seré siempre obediente 'r 

á nuestro señor el papa y á sus sucesores que canónica- 
mente sucedieren en la santa silla apostólica y á sus 



Digitized by 



Googlí 



64 . 

determinaciones, V confieso, guc todos aquellos que 
contra esta santa k católica vinieren, son dignos de 
condenación, y prometo de npnca me juntar con 
ellos, y que cuanto en mi fuere, los perseguiré, y las 
heregias que de ellos supiere , las revelaré y notifica- 
rá á cualquiera inquisidor de la herética pravedad, y 
, prelado de ia santa madre Iglesia, donde quiera que 
me hallare, Y juro y prometo que recibiré humilde- 
mente cualesquier penitencias que me son o fueren 
impuestas con todas mis fuerzas y poder, y las cum- 
pliré en todo y por todo, sin ir ni venir contra nada 
de ello, quiero y consiento y me place, que si yo en 
algún tiempo, lo que Dios no quiera, fuere d viniere 
contra lo susodicho, o contra cualesquier cosas d parte 
de ellas, que en tal caso sea habido y tenido por im- 
penitente y relapso, y que me someto á la corrección 
y severidad de los sacros cánones , para que en mi , co- 
mo en persona culpada del dicho delito de heregia sean 
egecutadas las censuras y penas en ellas contenidas, 
y desde ahora para entonces, y desde entonces para 
ahora, consiento que aquellas me sean dadas y egecu- 
tadas en mi, y las haya de sufrir cuando quiera que al- 
go se me probare por haber quebrantado de lo por mi 
abjurado , y ruego al presente secretario me lo de por 
testimonio, ya los presentes que de ello sean tes* 
tigos.'* 

156 Acabadas de hacer las abjuraciones se queda- 
ron los reos de rodillas, y el señor inquisidor gene- 
ral desde su sdlio vestido de pontifical, con la mitra 
puesta, por un libro que le tenían puesto delante los 
diaconales, alumbrando el asistente mayor con la pa- 
l^filla , les hizo las ^preguntas de los artículos de la f(?, 
las cyales Iba repitiendo el secretario á los reos que se 
habian de reconcilian, y ellos iban respondiendo co- 
mo se sigue. 
Preguntas de la I 157 ¿Creéis que es Dios Uno en esencia y trino 
fe á los rccon- en Personal, todo poderoso, sin principio, sin medio 
ciliados. ^y; sin fin ?^^ . 

Resp. Sí creo. 



Digitized by 
> 



Googk 



. II Creéis que el Padre es Dios todo poderoso , no 
criado, ni engendrado, ni hecho? 

Resf. Si creo. 

III Creéis que el Hijo es Dios todopoderoso, éter- 
nalménte engendrado de Padre ? 

Resf. Si creo. . ^ 

IV. Creéis que el Espíritu Santo es Dios fodopo* ¿I 
deróso, precedente igualmente del Padre y del Hijo ? 

Resp. Si creo. 

V Creéis que este Dios Uno en esencia y Trino 
en Personas , por su propio poder crio el cielo y la 
tierra, y todas las otras cosas visibles y no visibles ? ^ 

Mssp. Si creo. 

VI Creéis que solo Dios de su propia autoridad, y 
el sacerdote por comisión como causa instrumental y 
como ministro de Dios, puede perdonar los pecados 
y no otro alguno ? 

. Resp. Si creo. 

Vir Creéis que todos resucitaremos el dia del te- 
meroso juicio en estos mismos cuerpos y ánimas, y se- 
rá dada gloria á los buenos, y á los malos pena per- 
durable? Resp. Si creo. 

VIII Vosotros creéis que nuestro Redentor Jesu^ 
cristo fue concebido en el vientre virginal de nues- 
tra &pñora la Virgen Maria por el Espíritu Santo ,^in 
ayuntamiento de varón ? 

Resp. Si creo. 

IX Creéis que nacid de ella el verdadero Dios, y 
verdadero Hombre , quedando ella Virgen antes ctel 
parto , y en el parto y después del parto? 

Resp. Si creo. 

X Creéis que en aquella mundísima carne que to- 
mó de nuestra Señora la Virgen Maria , fwe crucifica.-^ 
do, muerto y sepultado? 

Resp.^ Si creo. ' 

Xí Creéis que su Anima junta con la Divinidad, 
estando su cirerpo en el sepulcro, desccnd'id á los In- 
fiernos y saco á Adán y á Eva , y a los C/tros que alli 
estaban? Resp. Cierto. 

I 

Digitized by VjOOQu 



66 

XII Creéis qfue al tercero día de su pasión , resuci- 
to y se ayunto su santísima Anima con su santísimo 
cuerpo ? Resp. Si creo. 

XI U Creéis que después de su resurrección á los 
cuarenta días ea tal dia como la Ascensión subid en 
su propia virtud á los. cielos, y está á la diestra de 
PÍQS Padre ? 

Resp.SicTto.. 

Xiy Creéis que en el fin del mundo ha de venir 
& fuzgar los buenos y los matos ^ y á los buenos los da- 
rá gloria, y á los malos pena perdurable ? 

Resp. Si creo,, 

158, Acabadas las abfuracrones, jr hechas las pre- 
guntas que preceden á la absolución*,, S. E. se puso en 
pie con la mitra puesta, y teniéndole los diaconales el 
libro.y el asistente mayor la paletilla , dijo rezado el 
exorcismo y oraciones siguientes., 

159 Adjutorium nostrum ín nomine Domine; 
Responden los diaconales. Qui fecit ca^lum et tertam* 
f, Sit nomen Dominí benedictum^ Responden tos dia^ 
conales : Ex hoc nunc et usque in sa^culüm.. 

pxorcizo Te, immundeSpíritus, per Deum Pa-; 
*trem,^et per Jesu Cristum Filium eius, et Spiritüm 
Sanctum , ut recedas ,ab his famulis , et famulabus; 
qtios et quas Deus , et Domiñus noster Jesu Cristus á 
deceptionibus liberare, et ad sanctam matrem Eccle- 
sfam catolicam atque apbstolicam revocare dígnetur: 
ipse tibí hoc imperar , maledicte damnate ,, qui pro 
sálate hominum pasus, mortuset sepultus est,.etom- 
ncs vires tuas superávit', at que resurgens coeíos ascen- 
dit, unde venturus^est jüdicare vivos etmortüos,et 
sa^culú m per ignem. :. qui cu m Patre , et Spiritu San- 
to- vivit et regnat , per omnia saseula sasculorum 
Amen. 

160 Tu autem,Omnipotens Deus, has oves tuas 
de feute lupi tuavirtutesufractas paterna percipe pie- 
tate, et gregi tuo conforma affluenti benignitate, ne 
de f^mili* tuac damno inimicus exultet, sed de con- 
versione , et deliberatione Ecclesia tua , ut pia mater^ 



Digitized by 



Googlí 



^7 
de filio reperto plenitef gr atuletut* Per Cristum Do- 

minum nostrum. Amea 

ALIA ORATIO- 

x<Si Deus qui hominem ad imaginem tuam con« 
dítum misericorditer reparas, qu^minirabiliter creastí, 
et mirabilius redemisti, réspice propitius super hos fá- 
mulos tuos, €t fámulas ut quidquíd ab eis ignorantia? 
c^ecitate hostili et diabólica fraude surreptumest, in- 
dulgentia tuas pietatis agroscat , et absolvat , ut altari- 
bus eius sacris recepta veritatis tuas communioae red- 
dantur. Per Cristum Dpminum nostrum^ R^s^ondie-' 
ron los diaconales, htnttu 

162 Dichas estas oraciones » se hinco de rodillas Xo^necant<$ 
S. E., y sin mitra hizo señal para que la capilla Real ^ capilla. 
cantase <el Salmo Miserere meu que le canto á fabordon; 
y mientras se canto, los comisarlos del llanto oficio re^ 
v^tida5C(9ir sobrepellices, con unas varillas mui del* 
sacias daban en las espaldas á los reconciliados ; y aca^ 
oado el salmo dijo S. E. los versos y oraciones si- 
guientes , rezadas en pie y sin mitra, teniendo los dia- 
conales el libro, y el asistente mayor la paletilla. 

163 Kirie eleíson. Criste ele;son. Kirie elcison. Y^''^^^ y ora- 
Pater noster: Et iie nos inducas in tentationem : Res- c ^2?^ ^°^ ^''^ 
ponden Jos diaconales. Sed libéranos á mala Emitte Spi- 
ritum tuum et creabuntur. Responden los diaconales: 
Et renovabis faciem terrae. f Domine exaudi oratío- 
nem meam. Responden los diaconales. Et clamor meus 
ad te veniat. f Dominus vobiscum. Responden Jos dia^ 
conales. Kt cum Spiritu tuo. 

OREMÜS. 

164 Sancti Spiritus, Domine» corda nostr? mun* 
det infusio, et sai rpris intima aspersione fecundet. 



5. E. 



Digitized by 



Googlí 



68 

: ^ OREMU5.' 

165 D:usQui corda tidelíiim sanctr Spiritus ilus- 
tratione 4 >cu¡st¡ ,*da nobis ín eodem Spiritu reCta sa- 
pere ^ ct qíus seipper consolatipne gaudere*^ 

OREMUS¿ 

r66 Praesta quacsumus Omnrpotens Deus, ut bea- 
ti:Petri martiris tui fidem congrua devotione fectan- 
Éur, aui pro eiusdem ñder dilatatione martirií palma 
meruit obtinere. Per Grísium Domínum nostrum. 

167 Luego S, E.^ empezó eB himno, Veni creafor 
Spiritus , y se descubrió la cruz verde /que hasta en- 
Córrese e^Vclo^ ton ees habrá estado cubierta con un velo negro, el 
de la cnj«* cual se corrid con tal artificio, que no se recoáocía 
por dónele , y prosiguió la capilla el himno , cantán- 
dole á fabordon, y mientras cantaron et primer verso 
éuuvo SE. dé rodillas , y luego se volviera p<mer en 
jjie mientras dijeron los demaas'. 

r68 Vení creator Spiritus r 
Mentes tuorum visita. 
Imple superna gratía, 
Qua^ tu creasti pecfora. 

Qui diceris ParacHtus, 
Altisimi domuxi Pei , 
'-'^ Fonsvivus ignis caritas, 

Et spiritális unctio. 
^^ Tu septifiDrmis muñere 

Digitus Paternas desterac, 
Tu rite promisum Patris, 
Sermone dítans guttürá. 

Accende lumen sensibus, 
Ihfuírde amorem cordibus, 
ínfima nostri torporis 
Virtute firmans perpeti. 

Hostem repellas longius, 
Pacem que dones protinus, 

uigitized by VjOOQ le 



<59 

Ductóre $ic te previo 

Vitemus omne noxium. 
Per te sciamus da Patrem , 

Noscamu^ atque filium 

Teque utriüsque spiritum 

Credamus omni tempere. 
Deo Patri sit gloria, 

£t ñliq, quia mortuis 

Surrexit , ac Paráclito 

In saeculorum sécula. Amen^ 

169 Acabado el himno aplicaron los diaconales el 
libro á S. E. , y el asistente mayor la paletilla; y en pie 
y sin mitra, dijo rezado: Dominus vobiscum. Respon- 
dieron los diaconales: Et cum Spiritu tuo. Y prosiguió 
diciendo las siguientes oraciones. 

OREMÜS. 

> . . . _ 

170 Domine Deus Omnipotens Pater Domini 
nbstri jesu Cristi qui dignatus es hos tuos fámulos, et 
fámulas ab crrore haerética^ et apostaticae pravitatis sít 
ve á judaica superstitione et secta Mahomética^ ac lü* 
teranorum baeresi clementer exuere,,et:ad Ecclesiam: 
taám sanctam catolicam revocare: tu Domine mitte 
in eos- Spiritum sanctum tuum Paraclitum de coplis/. 
Spiritum sapientiae, et intellectus, Spiritum consiH^, 
et fortitudinis, Spiritum scientise, et pictatís adiifnr* 
pie eos Domine splendoris tui dominii, ut in nomit 
ne Domini nostri Jesu Cristi signa crucis sigaenturim 
vit^m «ternam. Amen. 

; GREMÜS:, 

ijr Prsesta qusBsumus Omnipotens Deus, ut clá- 
ritatistnse^ super hoS splendor eíFulgeat, et lux tua; 
$uis corda eorum qui per gratiam tuam renati sunt, 
sancti Spiritus illustratione confirmet. Per Cristum 
Dominum nosrrum. Amen. 

172 f. Salvos fac ser vos tuos, et ancillas tuas. 

uig!íized by VjOOQIÍ 



yo -. ^ 

Kesp. Deus meus sperantes in te. f. Dominus vobis- 
vcum. Hesp. Et cum spiritu tuo. 

OREMUS. 

173 PrsBSta qua^sumus Domine tuis famulis, et fa- 
^inulabiis dignum paenitentiae forum,, quem peccando 
ámiserunt, ut Ecclesiae tuae sanctsc , á cujus ^mtegrjta- 
te deviarunt delinguendo,feddantur Jnnoxii ^eniam 
cconsequcndo. 

OREMUS. 

1 74 Deus, ciii propium est ariisererí semper et par- 
cere suscipe deprecationem aiostram, tet hos fámulos^ 
et fámulas tuas, quos, et quas delictorum reatas sul 
poena constringit , miseratio tuse pietatis absolvat. 
Per Cristum Dominum nostrum. Amen. 

175 y dichas las oraciones pusieron los diaconales 
la mitra á S. E. , y teniendo el báculo con la mano si- 
jniestra^ did absolución á los xeconcUiadoSi diciendo: 

ühsxduciQcu 176 Dominusnoster Jesús Cristus,'qui Jiabetj)Ie- 

tnariam potestatem , vos absolvat , e^ ego auctontat? 
ipsius Domini nostri Jesu Cristi^ Beatorum Aposto- 
lorum eius Petri et Pauli,, et Apostólica auctoritate 
mihi coticesa , in hac parte qua fungor , vos absolvo 
ab omni vínculo excomunicationis in quo incurristis, 
tam ab hominem quam ab iure propter hxresim, et 
apostasiam , sive superstítionem ^udaicam , sive Ma- 
homcticam , seü Luteranorum , quam t«nuistis et se- 
ocuti fuistis, et restituo vos unitati Eclesisc, et percep- 
tioní sacramentorum , et participationi , sive conver- 
sationi fidelium, in nomine Patris, et Filii, et Spiri- 
íus Sancti. Amen. 
Hac« «isalva la a 77 Echada la absolución hizo salva la compania 

cwBpañia. de los soldados de Ja fe y prosiguió la música, y al 
empezar el Evangelio encendieron las velas los re- 
conciliados, y estuvieron en pie, teniéndolas encen- 
didas hasta que se acabo , y entonces el tasiaente ma- 



Digitized by 



Googlí 



7^ 
yor tomo el Misal y dio ai besar el Evangelio á S. E. 

el cual echo la bendición al agua al tiempo que el 
preste preparaba, el cáliz: En; tocando á Santos volr 
vieron á encender la$ velas, los reconciliados y las tur- 
vieron asi hasta consumir, A su; tiempo el asistenteBésan lo» reos^ 
mayor tomo el portapaz.y se le: dio á besar á S. E; , y 1^ ^^^ al pres- 
en diciendo el último Evangelio, se puso elcelébranr te y ofrecen las. 
te en. medio del altar con su bonete puesto>.y llegan*' bían^t^nido en" 
do los reos á besarle la mano, ofrecieron las velas con r^nííM^Q 
que hablan: asistido. 

178 ,^ Acabada la Misa , que seria como á las nueve Fin del auto/. 1 
y media de, la noche , los diaconales desnudaron de 
las vestiduras pontificales al señor inquisidor general, 
el cual; viendo la incomodidad de: la.- hora , para que 
pudiese, volver el consejó* en forma con el acompaña- 
miento que había venido^ resolvió volverse, como 
lo egecutó:^ en su silla de manos de felpa morada, cor- 
respondiente á la librea i con cuatro silleteros, doce 
lacayos con hachas delante y detras, y don Juan de 
Ocampoi caballerizo de S. E. y tasador de papeles del 
consejo, á caballo siguiendo la silla, y después un co- 
che, redondo de respeto, á quien sucedían dos coches., 
en que fueron los capellanes y pages de S. E. 

179; Salieron SS, MM. , que Dios guardé, por el Vuelven SS;. 

Easadizo al patio de las casas del conde de Barajas , y MM. á palacios 
abiéñdose despedido la Reina Madre de sus sobera-? 
nos hijos, tomaron* el coche SS. MM., habiéndole to- 
mado primero el Rei nuestro señor en la plazuela que: 
está delante de dichas casas, guiando á la Puerta Ger-- 
rada, y tomando á mano derecha por las casas del con-i ^ 

de de: Médellin , y pasando por las monjas del Sacras - 
mentó hasta santa María, y prosiguieron los reyes s 
rectamente á la plazuela de Palacio, y entrando porr 
el zaguanete se.sübieron á descansar de la as.istenciá de:- 
tan largo dia. , 

180. Fue gran consuelo para los fervorosos y corr-^ Gfatrconsfan»- 
fusión para los tibios y asombro para todos los pre- cía que S.* Mi- 
sentes ver una constancia que en edad de muchos si-" tuvo.» 
glos fuera** admirable» Desde: las- ocho^delídiá asistid;^ 



Digitized by 



Goóglí 



^% 

S. M. en el balcón síñ qué el calor le destemplase , la 
cofífusion de tanta frecuencia le ofendiese, ni la dila- 
ción de función tan prolija le fastidiase, Y fue su de- 
voción y celo tan superior á la fatiga , que ni aun pa- 
ra comer se aparto un cuarto de hora del balcón , y 
habiéndose acabado el auto á la hora referida pregun- 
to si fahaba mas d si se podia volver. Daban todos al 
cíelo muchas gracias de ver que S. M. en la inmóvil 
pe rse veranda de su asistencia esplicaba el empeño de. 
su incontrastable fe y la firmeza de su fervoroso celo, 
y cuando la congoja de tanta ocupación á alguno le 
oprimia los afectos, se desahogaban con volver los 
ojos al Rei nuestro señor , que como estaba patente, 
sin celosía ni cortina que le escondiesen d recatasen 
de la vista, gozaban de lleno el objeto de tan podero- 
so egemplar, y considerándole tan de bronce que no , 
sentia las inclemencias del tiempo, discurrían que asi 
como la materia de los cielos y los astros es incorrup- 
tible por no tener esferas superiores que la influyaa 
y estáf exentos de peregrinas impresiones, asi tam- 
bién pues Dios le había hecho tan superior y tan 
independente de humano influjo, nos habia de con- 
ceder el beneficio de hacer eterno al gran planeta 
de España. 

i8i A vista del egemplo del Rei nuestro señor, 
parece que debía templarse la admiración de la cons- 
tante autoridad que observaron todo esté día tantas 
personas graves de los consejos como asistieron , y en- 
'tre otros el sacerdote que estaba revestido para acabar 
una Misa de tan prolongada interrupción, y el señor 
fiscal de Toledo teniendo siempre en su diestra enar- 
boladoel estandarte, y el señor inquisidor general, 
cuya vigilante atención de hacer la seña á tiempo de 
cuanto se egecutaba, y la inmdvil perseverancia con 
una gravedad tan modesta que arrebataba ia venera- 
ción y el afecto; representando tan propiamente el 
papel de Juez Divino, que ni en necesitar el me- 
nor alivio parecid humano, mas con* todo es difno 
siempre 4c ponderación que en las canas de la aa- 



Digitized by 



Googlí 



'73 
cianidad puedan caber tan esforzados alientos que 

imiten los de la mas robusta juventud* 

182 Al tiempo que se disolvió el concurso del Vuelven bi 
teatro , el alcaide José del Olmo, ayuda de la furrie- ^^^^ '^« ^^f~ 
la de S.-M., maestro mayor de Madrid y del Buen ""^^ '^^'^^*'- 
Retiro , entrego los reos penitenciados á los ministros 

y familiares, y estos los condujeron á las cárceles se- 
cretas 'deLtribcmal, yendo: dudóte lo^ soldados^ la 
fe y después la cruz de la parroquia d? san Ms/tin, 
acompañada de doce saic^ddtes con sobrepellices y 
uno Con capa pluvial, á quiten se seguía el alcaide re- 
ferido, y después iban los reos acompañados de los 
ministros con hachas repartidas á diferentes distancias, 
que los' entregaron como á las die^ de la noche en las 
cárceles secretas , donde b misericordia del tribunal 
les tenia preVeííidos refrescos y abOndapte cena para 
alivio del cansancio de aquel dia. 

183 Inmediatamente la coitiunidad de los padres Llevan h cmz 
del colegio de santo Torneas, del orden de? predicado- verde los rcH- 
r^, llevaron en procesión con mucha-decencia la cruz K*^^ ^^ sam^ 
verde, y la depositaron en el altar mayor de su mag* í^omingo. 
nífíca iglesia. 

De ¡a egtmcion de las sentencias de los relajados y demás 

i&fí ' Acabado el auto solo resta el trágico suceso De la egeca- 
de los proter v^os y demás relajados^ cuyas culpas dic- cion de las sen- 
roh motivo á la representación de juicio tan formí- rendas de loe 
dable para los delincuentes y tan adhiirable y e&pan- '^'^Í*^o«* 
toso para los demás. Habia el tribunal muí con tiem- 
po-avisado á los jueces ísecuflares que proviniesen en 
el brasero hasta veinte paio^'^' argollas para poder dar 
garrote, y atando en ello$ como se acostumbra á los 
r«os aplicarles el fuego, sin necesitar del horror y 
violencia de crtras^Hlasiimpropiás y sangrientas egecii-^ 
clones, y juntamente que hubiese prevenidos bastan- 
ees ogecütores de te justim para mas breve despacho 
de Iw^upUctoSé ; : . . 



Digitized by 



Googlí 



74 . . 

nS^ La piadosa provideticia del santo tribunal 

mientras los re<)s están en su poder , obliga á que se 
observé de tal manera la moderación , que nadie esce- 
da ni falte á la precisión y observancia de los cáno- 
nes sagrados, pero en entregando los reos á los ma- 
gistradd^ püblicos , Corre por cuenta agena este cui- 
dado. 
Formula del ' 1^6 En eritbi'o ddl drdeu de procesac en la Iii« 
entrego de los quisieron /en etfoÜo treinta y uno dice asi la fdrn^u* 
reos á la Jusii la que observa el tribunal en la relajación de los reos. 
cía tegUr. ^ Debemos de relajar y relajamos la persona del dicho 
fulano á la justicia y brazo seglar, especialmente á fu- 
lano, corregidor de esta ciudad y su lugar teniente en 
dicho oficio. A los cuales rogamos y encargamos mui 
afectuosamente, cotrio de derecho mejor podemos , se 
hayan benigna y piadosamente con el.** Esto observa 
el santo tribunal, y asi lo cumplen también (en cuan- 
to puede la diligencia humana) los señores ministros 
á quien los feos se entregan , advirtiendo que si fuera, 
justo esceiJer de lía semencia de los iri qy isidores, no 
fueni elia tan medida á la razón « y eldia que aten- 
diendo á la gravedad de los crímenes les aplican la 
pena que la prudente y madura deliberación juzgo 
ajustada , asi canto él ¿altar á su cumpliniienro ftjeraí 
templanza culpable^ asi el esceder en ella es volunta- 
rio rigor. Entremeterse algún particular á agravarla 
condenación dictada de hombres léta ^sábiiis^'es presu- 
mir de juez de los jueces. Y si querer obrar como tal 
es presunción , obrar como ministix>s Intnediatamente 
egecutores de la justicia, es demasía, y «ola tiene la 
escusa de la ignorancia imprudente de un celo indis- 
creto de la fe cristiana, la.cual no se d^fieride bien 
' por medios que desacreditan su clemencia, y asi no 
^ es loable demostración de católico incurrir en escesos 
de tal calidad, que acaso puedan abrazar circunstan- 
cias sujetas á censura <)e sevicia y temeridad , presun* 
cion , injusticia é impiedad. 
Esplicacion del ^^7 Era ^l brasero de sesenta pies en cuadra y <te 
brasero. ^i^<^^ p^^s en altOi y se subía á el por una escalera de 

uigiíized by VjOOQ IC 



75 
. fábrica del ancho de siete píes , con tal capacidad y 
disposición que á competentes distancias se pudiesen 
fijar los palos, y al mismo tiempo si fuese conveniente 
se pudiese sin estorbo egecutai: en todos la justicia, 
Quedando lugar competente para que los ministros y 
religiosos pudiesen asistirles sin embarazo. 

1 88 Coronaban el brasero los soldados de la fe, y 
- parte de ellos estaban en la escalera guardando que np 

subiesen mas de los precisamente necesarios; pero k 
multitud de gente que concurrid fue t^o, crecida que 
no se pudo en todo guardar el prden , j asi je'cígecu- 
td, sino lo que convinovlo que se pudp., . 

189 Fue de mucha* edificación para todo el pue- 
blo el celo y fervor con que los religiosos de todas or- 
denes asistieron á Ips; reo^ dfisde la nochc.que en Ig cá,r* 
cel les intimaron la sentengia hasfa.que se egpcutd en 
el brasero» y aunque con algunof^p^otervos no sacarcwi 
mas fruto que el premio que les dará el ciclo de su 
piadosa intención, fue muí lítil su diligencia para dis- 
poner mejóralos que salieron reducidos del tribunal, 

' y para cinco que de los pertinaces se arrepintieron, en 
que se vid manifiesta la eficacia y poder de la gracia ^ 
de Dios , porque son tantos los medios qu)j aplica el 
santo tribunal para desengañarlos de sus errores, y 
, tantas las evidencias en que advocándolos con varones 
sabios, de virtud, esperiencia y letras, les da para con- 
vetícerlos'f que ninguno puede tener pretesto mas 
.que su voluntaria ostinacion.pajra, no abrazar la Reli- 
'gion cristiana. Puede mucho con los hombres de esta 
nación el empeño de la sangre y la soberbia de ante- 
poner la ceguedad de sus mayores á la sabiduria de los 
•dpctores cristianas: afectos que fomentados de la sen- 
^sualidad y codicia íorigcn de todos los males) les cie- 
ga los ojos de la razón, y asi se deben dar muchas ala- 
banzas á la infinita clemencia de Dios, de que á visca 
de tanta ingratitud les diese á algunos tan poderosos 
auxilios que los redujiesen al amoroso gremio de nues- 
tra madre la Iglesia , dejándonos con. el consuelo de 
que eran predestinados. Y verdaderamente sí se ati^a- 

K 2 

/Google 



Digitized by " 



7^ 

de á las s^ñas esteriores , en que todos hicieron re- 
paro, se puede discurrir muide parte .de la piedad» 
porque con universal admiración se noto una diferen- 
cia tan grande entre los reducidos y pertinaces , como 
entre los escogidos y reprobos. Estos iban con horri- 
ble color en los semblantes» con los ojos turbados y 
casi brotando llamas, y toda la fisonomía de los ros- 
tros, de tal suerte 9 que parecían poseídos del demo- 
nio. Pero los conversos iban con tal humildad , con- 
suelo, tonformidad y espiritual alegria^ que pareció 
que casi se les tráslucia la gracia de Dios. Puédeáe 
creer que ya están én el cielo por las muchas ora- 
ciones y sufragios que los piadosos hicieron por sus 
almas. 
Se cgecutan los ^9^^ Fuéronse cgecutándo loS suplicios, dando 
suplicios de los primero garrotera los reducidos, yluego aplicando el 
relajados. ^ fuego á los pertinaces, que fuetón quemados vivos 
con no pocas señas de impaciencia , despecho y deses- 
peración. Y echando todos los cadáveres en él fuego 
los verdugos le fomentaron con la leña hasta acabarlos 
de convertir en ceniza, que seria como á las nueve de 
la mañana. 

191 Puede ser que hiciese reparo algún incauto 
en que tal d cual se arrojase en el fuego como si fue- 
ra lo mismo el verdadero valor que la brutalidad ne- 
cia de un culpable desperdicio de la vida á que le si- 
gue la condenación eterna. Los mártires no los hace 
la muerte i sino la causa, y muchas- veces «uele reme- 
dar el error las hazañas de la verdad , pero siempre se 
ven manifiestas señales de que solo es un impropio re» 
medo. Los hereges Pnosticos, de<juien hace mención 
san Agustín^ por la vanidad de parecerse á los márti- 
res de Cristo, se daban voluntatiamente la muate, 
ya arrojándose en las aguas, ya precipitándose de los 
riscos mas altos de los montes. Las mugeres nobles 
del Ma lavar con afectada alegría se arrojan en las en* 
cenididas hogueras para seguir cpmo piensan á sus es- 
posos difuntos. Y muchos de los gentiles en el Orien- 
te se sacrifican gustosos á sus ídolos ^ y oo pocos se 



Digitized by 



Googlí 



77 
postran espóntáneaitaente ante lás ruedas de los jarros 

en que llevan en procesión á sus falsos dioses • para 
qtie los despedacen, y gozar después de ipuertos el 
culto y veneradon que íes rinde el t^rpe engaño de 
la ciega idolatría. Pero lo que es Jftas del caso en el 
primer auto de fe que se celebro en castigo de los al- 
bigeíiscs por los anos de mil doscientos y seis , hubo 
trescientos relajados , según el autor que menos cuen- 
ta , que pertinaces ellos mismos se arrojaron á las lla- 
mas del brasero, resistiéndose á la milagrosa predica- 
ción del glorioso ptrjarca Santo Pomjn^o ^ que los 
exhortaba. 

192 Acabados de egecutar los suplicios, toda la Sacan la cruz 
compañía de los soldados de la fe , que desde haber blanca del bra- 
entregado los penitenciados en las cárceles secretas del ^f ^^ ^^ procer 
tribunal de cdrte , se habian incorporado con el ciier- '^^"' 
po de guardia que asistía al brasero , sacando de él la 
cruz blanca , lá trajeron en procesión á la parroquia de 
san Miguel, á cuya puerta principal salió el cura coij 
sobrepelliz y capa pluvial colorada, y asistido de toda 
su clerecía 3 recibirla , cantando el bimo Vexj/la Rf^ 
gis prodeunt. Repicando en el ínterin las campanas , y 
habiéndola colocado por entonces en el altar mayor, 
y cantada la oración de Qruce^ salieron al cementerio, 
. donde tomando la capa negra de difuntos y clamo- 
reando las campanas , se canto un responso por los 
ajusticiados convertidos, y de aíli a pocos dias des« ^ 
pues de haberse cantado una misa solemne de Cruce^ 
con asistencia de la clerecía y cofradía del Santísimo 
Sacramento de la dicha iglesia , se llevo en procesión 
con hachas y velas encendidas á la sacristía de ella, Colácase U 
donde quedó colocada para siempre con toda deceti-- pri» blanc^^ 
cia de pintura y adornos, al lado de la otra cruz blan- 
ca , que también la habian dado á la dicha iglesia los 
señores de la santa inquisición en el auto de fe que se 
celebro en esta corte á cuatro de julio del año de mil 
seiscientos y treinta y dos. Después de cuya entrega 
se volvieron los soldados al cuerpo de guardia del tú* 
fcutlal de esta corte. 

Digitized by VjOOQIC 



7^ . 

Se ejecota la 193 El día siguiente que fue el martes tfes de julio, 

justicia en los como á las once de la mnñana fueron sacados de las 
qoe fueron azo- cárceles secretas los que hablan de ser azotados, y es- 
" ^** taban condenados á vergüenza pdblica. Acompaña- 

banlos gran ndmero de familiares á caballo con varas 
levantadas de dos en^dos. Cerraban después de los 
reos el alguacil mayor del tribunal de Toledo, llevan- 
do á su lado izquierdo á don Gaspar Peinado Fanega, 
secretario mas antiguo de corte. Ddise pregón que 
ninguna persona embarazase el paso ni tampoco tira- 
se á los delincuentes, so pena de escomunion mayor. 
194 Salieron estos reos con sus corozas, en que 
iban pintadas las insignias de sus delitos» y dos de ellos 
que eran ensambenitados llevaban sus sambenitos de- 
lante. 

íC)^ Fue también grande el concurso de este dia 
Pregón, 7 se iba dando este pregón. ^* Esta es la justicia que 

m^nda hacer el santo oñcio de la Inquisición á estos 
hombres y mugeres." 
, I A la primera, vergüenza ptíblica. 

II A la segunda, doscientos azotes por casada 
tres veces. 

III Al tercero, doscientos azotes por revocante 
en cosa grave. 

IV Al cuarto , doscientos azotes por casado dos 
veces. 

V Al quinto, doscientos azotes por embustero, y 
cinco años de galeras. 

VI AI sesro , por haber dicho misa y confesado 
sin estar ordenado doscientos azotes y cinco años de 
galeras. 

VII Y al sétimo, por 'fembustero supersticioso 
doscientos azotes. 

LlcTan en pro- 196 Este misma dia los religiosos del colegio de 

cesión la cniz santo Tomas , donde habia quedado depositada la 

Terde. cruz verde, la sacaron en procesión yendo delante Ja 

tercera parte de la compañia de los soldados de la fe, 

que para este aconipañ a miento vinieron en marcha 

acsdc su cuerpo de guardia, y la llevaron al convento 



Digitized by 



Googlí 



79 
^e religiosas' de santo Domingo el Real, donde se co- 
loco en el altar mayor y después en uno de los pilares 
de la iglesí;!. 

, 197 El dia siguiente miércoles cuatro de julio 
partieron de las cárceles secretas del tribunal de corte 
las galeras en que iban los penitenciados acompañados 
de ministros á cumplir sus sentencias en la cárcel de 
penitencia de Toledo, conque se disolvió la compa- 
ñia de los soldados que hasta este punto tuvieron for- 
piado su cuerpo de guardia en las puertas de las casas 
del tribunal de corte con tres centinelas , una á la 
puerta de la calle , otra en la puerta que corresponde 
al patio de las cárceles secretas, y la tercera en la pri- 
mera grada de la escalera principal. Y con esto se dio 
fin á las muchas funciones ^ue hubo en este celebre 
auto general 

Relación del auto Jparticular de fe que se celebró en esta 
corte en veinte y ocho de octubre de mil seiscientos ochenta^ 

Al tiempo que se escribia la relación del auto ge- 
neral de fe , se celebro auto particular en esta corte 
el dia de san Simón y Judas, lunes veinte y ocho 
de octubre de mil seiscientos ochenta en la iglesia del 
convento Real de santo .Domingo, á que asistió el se- 
ñor don Antonio Zambrana de Bolaños, inquisidor 
apostólico mas antiguo del tribunal de corte. Salieron 
á este ¿aito de fe los reos siguientes. 

I José Alonso , natural de la ciudad de Zamora Reconciliados 
y residente enasta corte, que vendía cordones por en forma. 
las calles, de edad de quince años poco mas o menos^ Jos^i Aionio, 
pequeño de cuerpo, ^arircdondo, pelo lito castaño/ 
ojos grandes y algunas señales de viruelas, salid al au- 
to en forma de penitente ¿on sambenito , por obser- 
vante de la lei de Moisés, y fue reconciliado en forma 
con confiscación de bienes y condenado á hábito y 
cárcel por seis meses, y cumplidos está desterrado tle 
2dadiid j ocho leguas en contorno por un año precisó^ 



Digitized by 



Googlí 



8o 
Beatriz de Cas- 2 Beatriz de Castro, natural de Talavera de la 
^^^* Reina, y vecina de esta corte 4 muger de Luis Alva-? 

rez, zapatero de viejo, de edad de sesenta años^ me^' 
diaiía d^ cuerpo, delgada, nwrena » buenos ojos 7 ya 
coo algunas arrugas; salió al auto en forma de pe- 
nitente con sarobenito, por observante de la lei de 
Moisés, y fue reconciliada en forma con confiscación 
de bienes y condenada á hábito y cárcel por seis me« 
ses; y cumplidos está desterrada de esta corte, Tala- 
vera de la Reina, ciudad de Málaga, y ocho leguas 
en contorno por dos años, el uno preciso y el otro 
voluntario. 

Isabel Pcrci. j Isabel Pcreí , muger de Gregorio González, re- 
conciliada por este santo oficio , natural y vecina de 
esta corte, de edad de veinte y seis años ,. mediana de 
cuerpo, delgada, morena clara , ojos grandes; salid 
al auto en forma de penitente con sambenito, por ob* 
servante de la lei de Moisés , y fue reconciliada en 
forma con confiscación de bienes y condenada á hábi- 
to y cárcel por un aao^ y cumplido desterrada de es- 
ta corte , Zamora y villa de Méntrida y ocho leguas 
en contorno por dos años. 

Elena Gotiza- 4 Elena González, muger de Andrés Tejero , na-» 
lc2. türal de Zamora y residente^n esta corte, detedadde 

íliez y ocho año^ , peqticña de cuerpo • morenay bue^ 
nos ojos, pelo negra; salid al auto en forma de peni« 
tente con sambenito por observante de la lei de Moí- 
^s,y fue reconciliada en forma con confiscadon de 
bienes , y qondiínad^ á Jaábito y cárcel por un ano ;» y 
cumplo e^tá deslferráda de esta <orte vciodad de Za« 
ttioita y oclii) kgMas en ícantoirno por dos afios. 

Francisco Ftnr- 5 Fratjcisco Fuf taáo , natural y vecino de Sandis 

tado. én JPmtugí 1;, que cesidia en esta corte, de oficio zapa^^ 

tero, de edad de veinte y cuatro anos, pequeño de 

cuerpo , f eliecho , moreno , caritedondo ^ y c§os igisan^ 

4(^s , pdO(ifegto iMlkáí al iauto en £jrma.de peaüeat^ 



Digitized by 



Googk 



8i 
con sambenito, por observante; de la leMe Moisés, y , ^ 

file reconciliado en forma con confiscación de bienes 
y condenado á Ilábito y cárcel por dos años, y cum* 
plidps está destarrado m es^ta corte y ochp Ijeguas en< 
contorno por otros dos años. ' j 

-él :J\íariade la Peña, muger de Antonio Pérez, Maña de la Pc- 
natpral de Zamora y vecina de esta corte, de edad de ^** 
veinte y ocho años, alta^ delgada, de, menudas fac- 
ciones, buena nariz y ojos, morena y le faltan algu- 
npsfd4fint&; $(AiosA auroren formada penitente con 
sambenito., por observante de la lei de Aíoises^ y fue. 
repQiiciliada en ¿D^rina cpncQnfi;scacion 4e bienes y 
Gondc^nada á hábito y cárcel por dos añosí y cumpli- 
dos está desterrada de esta corte , ciudad de Zamora 
jroqho. leguas en contorno por tres años* 

7 Antonio Pcre^ sa marido, natural de Vinais e^i Antonio Pcrcr* 
Portugal y vecino de la dicha ciudad de Zamora y re- 
si^^nte en esta corte , de oficio vender lienzos por las 
calles, de edad de treinta y tres años y alto, blancp, 
pelí rubio, muchos vigotes; y de buena <:ara: salid al ' 

auto en forma de penitente con ;sambenito, por ob- 
servante de la lei de Moisés, y fue reconciliado en 
forma con confiscación de bienes y condenado á hábi^ 
to y cárcel por dos años , y cumplidos está desterrado 
de esta corte, Zamora y villa de Mérida con oc^o le- 
guas en contorno por tres años. 

. ., S ^Qfpích de Velasco, aJia^ Engracia de la Peña, Grada de Ve- 
foUet%0 najurpl de J^amora y residiente en esta corte, ^^^^^^ 
de edad de veipte y tres años, bknca, ojos grandes 
B^ros , pelo castaño y alta , de buen cuerpo : salid al 
4Mto jen Jtiábito de penitente con sambenito por ob- 
.servaqte de la lei de Moj&es, y fue reconciliada en for- 
.jpa con ifonfiscísion de bienes y condenada á hábito y 
c4rcel por dos añosj y cumplidos está desterrada de es- 
ta cdrtq,;29mora y odio leguas en contorno por otr9ji 
dos años. 

Digitized by VjOOQ le 



8^ 
mciscoGoa- 9 F^pctscp Go»2aIez Cafriófi ; natursít á¿ Valla- 
ez Carr¡on« d^Hd que tenia el estanco del tabaco frontero de la 
<;árcel Real de esta corte , de edad treinta y seis años, 
peqjLieño de cuerpo , delgado ^^trigueík), buenas faccio- 
iies y le (altan algunos dientes. Salid al auto en forma 
de penitente con sambenito, por observante de la leí 
de Moisés ,, y fiíe reconciliado en forma co» confis- 
cación de bienes y condenado á l(ábito y cárcel' per- 
petua ilrremisible/ 

>tonip, G^-. ^ Antonio Ordoso , liaturar de Sándui de Mí-' 
,SQ, randa cp Portugal y residente en esta corte, de oficio 

zapírtero, deedpd de diez y ocho años, bajo dfe cuer^,' 
rehecltPt ojos aleo espantados, trigueño^, carilargoj^ 
^Í¡t> at auto ^n^: hábito de penitente con safpbenito, 
por observante de la lei de Moisés , y fué reconci- 
liado en fornia con confiscación de bienes y conde- 
nado á' hábito y cárcel perpetua irremisible*. ' 

ikhorr Hkr- II- Melchor Hernández Hidalgo , natura! dé Za- 
ifldez Hidal- mora y residente en esta corte, que vendia cordones 
•' poF las calles, de edad- de 20 anos, mediano de cuer- 

po, femipiñV), carilargo, blanco^salíd al aut^ -en habi- 
ta de penitente con sambenito por observante dé laí 
leidé Moisés, y fue reconciliado en forma con ccm- 
fiscacion de bienes y condenado á hábito y cárcel per- 
petua irreimsibÍR ' 

{kncst Tteresa 12 Blanca Teresa R<>drigu^z, «luger dé Manuel 
odríguez; dé^ Bbrgev arrendador áe'tos ciéñíos de*<5íién¿á, nsrtu- 
ral de Zamora -y yecírii de esta^ corte, de y^ñte f 
ocho años,, de buen' cuerpo,, alta ,t biíéna* facciones; 
nariz grande, ojos grandes, H3o|¿r trigueño; «dio alaib 
to en fórn>a de penitente* $oíí sambenito j por obser^ 
te de la lei dé Moiáe8(y vk^r negativa estové conde^ 
nada a relajar y se le itorificxí- la^ sentériCfa>)^y fue- re- 
conciliada en forma,^ Con confiscación^ de bienes y conh 
leñada á hábito y cárcel perpetua irirénárisíblei 



Digitized by 



Googlí 



«3 
13 Blanca Nogueira » soltera» natural de un lugar Blanca No- 

del reino de Portugal', no sabe cual , y vecina de esta gueira. 
corte, de edad de quince años, alta, nariz gruesa» 
ojos negros grandes, aguzada de barba, y blanca; salid 
al auto en hábito de penitente con sambenito , por ob* 
servante de la lei de Moisés (y por negativa estuvo 
condenada á relajar, y al notificarla la sentencia se de- 
claro pertinaz) y fue reconciliada en forma» con confis- 
cación de bienes» y condenada á hábito y cárcetper- 
petua irremisible., 

14. Afia Miaría Diáz» muger de Manuel Gutier- Ana María, 
rez (relajado en el auto general de treinta de junio de 
este año) natural de esta villa de Madrid , y vecina de 
Priego , merca^iera » de edad de treinta años , mediana 
de cuerpo, blanca y rubia», buenas facciones y ojos; sa- 
lid al auto en hábito de penitente, con una soga á la 
garganta y sambenito^ por observante de la lei de Moi- 
sés (y salid á relajar al dicho auto general, y antes de 
leer su sentencia confeso), y fue reconciliada en for- 
ma, con confifcacion de bienes, y condenada á hábir 
to y cárcel p^'petua irremisible; y por revocante se 
condeno á doscientos azotes por las calles públicas. 

15 Gerónimo Sabadihi, alias Tomas Tomasoni, Gérdntrao Saa- 
nátqral de la ciudad de Venecia, viandante,, de oficio badioié. 
sastre , de edad de cuarenta y seis años, mediana do: 
cuerpo, pelo largo castaño, color trigueño,, boca graut 
de; salid al auto en hábito de penitente y sambenito,, 
por herege (estuvo pertinaz hasta el cadalsael díai 
treinta de Junio de este año, que se redujo) y fue re? 
concillado en forma con confiscación debienes^ y con** 
denadp á hábito y cárcel perpetua irremisible,. donde 
se mandd le comuniquen personas doctas, para que 
le instruyan con todo cuidado en nuestra santa k^y 
le desejigaííen de sus errores: y que el alcaide de la 
penitencia y demás personas que le comunicaren, den 
cuenta de su proceder. Madrid y octubre veinte y 
nueve de mil seiscientos y ochenta años. 

JLAUS I>£0. 

Digitized by VjOOQIC 



^ f ' '> . ' * '. n , ! ' *' 






•av j .. 



;: i. ,. ..;.:( ^ ■' , 



.'Si Jlfáúi > . II i^íij >íí 



í .■..-.- .. * ■ '..^ ■.■'■'... - .. - 






■ " . jk; .• - 



.3 . 









rr^ 









Digitiz^d by VjOOQIC