(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Revista de la Dirección de obras publicas, Volumes 1-2"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use ofthefiles We designed Google Book Search for use by individuals, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other areas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . qooqle . com/ 



ll|.jjgERUBRAj,Y 

HX ?KU(2\ 



^ ' 






•v*v. 



ii' ^i 



W*% 



ñ% 



1 --_"< ^-i 



•^fr ... 



■¥^-i.4^ 






"'ít-áeí* 



^^.ÍA^-^'"'* 






■ :• A"^ ] 






>^^. 



^•'ll^" 



:/í^^ 









1 






i^-- 



^c/^ 



-^' 






SK D o c laS'ib S' t\r 




l^arbartj CoUese i.íln:ats 




FROH THE PUND 

rOR'A 

PROFESSORSHIP OF 

LATIN-AMERICAN HISTORY AND 

ECONOMICS 

ESTABLISHBD I9I3 




Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by 



Googlí 



DK LA 



DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 



/^-/jTf 



! ANO I SANTIAGO, ENERO DE 1890 NTTJM. 1 

I — 



REVISTA 



DE LA 



DiBECciíi n OBms riíBiicis 



MEMORIAS ¿ INFORMES SOBRE 

CONSTRÜCCIONES CIVILES, FERROCARRILES, ARQUITECTURA, 
MINAS, INDUSTRIA Y GEOGRAFÍA 



ENCAUOADO DE U REDACOION 

FRANCISCO J. SAN ROMÁN 

JEFE DE U SECCIIlN DE HINAS, INOUSTRIA Y 6E06UFIA 




SANTIAGO DE CHILE 

SW^ Cl- T7 nr S 390- 

38 — Calle del Estado — 38 
1890 



Digitized by 



Googlí 



S.hHoc yyis-js 



JUL 6 1921^ 






Digitized by 



Googlí 



LA REDACCIÓN 



La Dirección General de Obras Públicas necesitaba ya de un 
órgano de publicidad que le sirviera para dar á conocer al país y al 
extranjero» en sus elementos científicos como en lo tecnológico y 
económico, el carácter y la naturaleza de los trabajos que la nación 
le confía. 

Una Rkvista dk l v Dirección de Obras Plírijcas, para ser más 
lógica con este título, debería mantenerse circunscrita á aquellas 
materias que llevan en sí mismas el carácter de obras de construc- 
ción, pero la ley ha incluído bajo igual denominación, poniéndolos á 
la vez al amparo de la misma dirección, aquella clase de trabajos 
püblicos que por su naturaleza son más exclusivamente científicos ó 
de observación, como las operaciones geodésicas, la geología, la ins- 
pección de las minas y los procedimientos industriales; materias to- 
das que entran en las atribuciones de la 4/'^ sección. 

Inauguramos la publicación de esta Revista con un trabajo geo- 
désico sobre el mapa geográfico del Desierto y Cordilleras de Acata- 
cama. y seguiremos insertando en ella muchos otros relativos á la 
geografía. á la minería, geología y metalurgia de la misma región 
que la extinguida Comisión Exploradora traspasó á la 4.*'^ sección 
de Obras Piíblicas; y alternaremos así estas materias con lasde cons- 
trucciones civiles hasta que los poderes públicos de la nación juz- 
guen oportuno deslindar estas variadas materias y hacer objeto de 



Digitized by 



Googlí 



LA REDACCIÓN 

especial atención las que corresponden á la minería, industrias y 
geografía. 

Termina la presente entrega con la lista de precíos corrientes de 
los materiales de construcción que los encargados de obras públicas 
remiten periódicamente á la Dirección General, y cuyo servicio está 
á cargo de don Carlos Donoso Grille. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÍFICO 



J)EL 



DESiBRTOyOORDILLERASDEilTilCAMA 



POR 



FRANCISCO J. SAN ROMÁN 

JEFE DE U G3MISIÓN EXPLORAOORA DE ATAGAMA 

Es un hecho sancionaclo por la experiencia diaria en los estudios 
cíentíficos que se contraen al conocimiento del globo terrestre que 
habitamos, así en los grandes hechos n:iturales que le han impreso 
su actual forma y fisonomía como en las meras divisiones convencio- 
nales trazadas por el hombre sobre su superficie que, la verdad geo- 
gráfica es la base fijndamental de toda indagación razonada, el 
guía más seguro de información y el único medio de solución exacta 
de los infinitos problemas que las exigencias del progreso moderno 
diaríamente proponen y las necesidades de la vida poh'tica y social 
á cada paso plantean, ya en el terreno de las grandes cuestiones in- 
ternacionales como en las del orden interno y administrativo. 

I.— ANTECEDENTES 

Parece que la fecha histórica del primer trabajo geográfico sobre 
el desierto de Atacama se remonta nada menos que al tiempo de su 
descubrimiento y á medida que la planta audaz de los conquistado- 
res españoles dejaba en pos de sí un reguero de víctimas de la fati- 
ga y de las inclemencias del tiempo. 



Digitized by 



Googlí 



6 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBR.\S PiJbLICAS 

Refiere, en efecto, D. J. Toribio Medina en su iniportante y labo- 
riosa obra titulada Mapoteca Chilena, que en la legendaria cxpedi- 
ción de Almagro figuró un sacerdote llamado Cristóbal de Molina, 
quien, en una animada descripción de las materias que abraza su 
obra, hecha al Rei en carta de 12 de junio de 1539. se refiere tam- 
bién á un dibujo que la acompaña. 

Es sensible que por encontrarse perdido ese documento ó igno- 
rado su paradero, no haya venido á decidir, con su irre.cusable tes- 
timonio, sobre el punto dudoso de si Almagro cayó al desierto de 
Atacama por el paso de San Francisco, como lo establece el historia- 
dor don Diego Barros Arana, ó por Pircas Negras al rio de Copia- 
pó, como lo presume el cronista don Cárlos M. Sayago que ha hecho 
concienzudos estudios histórico-geográficos sobre el norte de Chile. 

Un siglo más tarde, en 1646, el sacerdote chileno Alonso de 
Ovalle de la Compañía de Jesüs, acompañaba á su famosa historia 
de Chile el conocido mapa que de tanfa popularidad gozó en su 
tiempo. 

Este curioso documento apenas alcanza á penetrar en Atacanía, 
pues termina en un supuesto rio cuya situación coi;'respondería al 
extremo sur del gran Morro de Copiapó por donde desemboca al 
mar un profundo zanjón seco que tiene su orlgen en las barrancas 
terciaricis inmediatas á la costa. 

AHí coloca, errando por más de dos grados geográficos el paraldo 
de 25^^ sobre el cual está escrito lo siguiente: Peniani et chilensis 
regni Conpinia^ 

Medio grado más al sur, figura la desembocadura del rio de Co- 
piapó, hacia donde llama con insistencia la atención porque las olas 
del mar arrojan sobre las playas cantidades de aromáticos ámbar. 

Entre Copiapó y Huasco figura terrenos húmedos y campo cubier- 
to de bosque, quizá i)or extensión de las vegas del Totoral y Carri- 
zal, con una inscripción en el intermedio que dice: hic lapides protio- 
si tm'quesel^, 

Otro siglo después, segiin dice el señor Medina en la obra ya ci- 
tada, el presidente don Manuel de Amat había enviado al Rey, con 
carta de 8 de mayo de 1757, el trabajo de un fraíle domínico, Igna* 
cio de Leon Garavito, maestro en sagrada teología y catedrático de 



Digitized by 



Googlí 



KL MAPA GKOGRjÍFICO DK ATACaMA J 

mateináticas en la Real Universidad de San Felipe, un niapa quc 
contenía multitud de datos del mavor interés. 

Debo al favor del mismo señor Medina la ocasión de haber podi- 
do consultar sus manuscritos del derrotero y cle la obra que el mismo 
Amat, envió á su soberano, con datos curiosísimos y del mayor in- 
terés hístórico para nuestra región Atacameña. 

Figura un largo catálogo de puntos de la costa marítima y del in- 
terior del desierto, siguiendo al naciente por sobre la altiplanicie 
andina que considera de un grado de ancho en longitud dentro de 
los paralelos de 24 á 27^ y pasa hasta las provincias del Tucumán. 

El derrotero de la costa principia en puerto Betas, probablemente 
correspondiente, por la latitud que le asigna, á la Caleta de.Blanco 
Encalada ó al puerto del Cobre. 

Las longitudes parece que ticnen su meridiano origen en algunas 
de las islas Canarias y el sentido en que his cuenta es el de üeste á 
líste, contrario, por consiguiente, al hoy acostumbrado, pero con- 
forme con las decisiones del Congreso astronómico de Washington 
que ha dispuesto lo mismo. 

Hé aquí algunos de los puntos anotados: 

Latilud Longitudea 

<kPuerio Detas -4^ 36' 3 1 o^ 24' 

M.BaqHÍllaSy alojamiento con agua de se- 

rranía y la última del poblado de Co- 

piapó 24" 27' 311»' 48' 

^Paposo, monte á la mar, es alojamiento 

con agua 25" 6* 3 lo^ 30' 

H.CarrizalillOy cierto ciénago que da poca 

agua 25'' 48' 3 ío" 42' 

• ^Piteblo Hinidiiio, es alojamiento por una 

y otra parte del río de Chañaral, y la 

tradición es que á la parte del Norte del 

ríü hubo un pueblo que se hundió á 

causa de un terremoto . 26*^ 1 8' 3 1 1^ 6* 

< Villa de Copiapó, nombráda San Fran- . 

cisco de la Selva ,.*.*. ^7*^ 5' 310« 8' . 

tMirta de los Candelcros de Plata. . * * . • 2ó<* 31 1« 6* 



Digitized by 



Googlí 



8 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Aquí pararán mientes los míneros copiapinos al ver la contradic- 
ción de estas posesiones, respecto de Copiapó, con lo conocido hasta 
ahora acerca de la misteriosa mina tan buscada y tanto tiempo so- 
ñada. 

Si mediabati 55* en latitud entre Copiapó y la mina, la ubicación 
del portentoso tesoro no corresponde á Ladrillos ni á ninguno de 
los otros derroteros de la tradición sino más bien á Tres Puntas. 

Pero en este cerro de tanta opulencia también no se encontró 
al tiempo de su descubrimiento ningiin signo de antigua explota- 
ción. 

¡Nuevo misterio y nuevas congeturas para los del oficio de mi- 
nero! 

Vino en seguida el gran mapa del conocido geógrafo español don 
Juan de la Cruz Cano y Olmedilla, del Real Observatorio de San 
Fernando, en forma de un album espléndido por el lujo decorativo 
que los adorna desde su portada alegórica del descubrimiento y la 
conquista de este continente por el cristianismo, hasta los emble- 
mas científicos y heráldicos profusamente distribuídos en todas sus 
páginas. 

Ya el insigne Mercator había iniciado los progresos de la carto- 
grafía con su trascendental invención de la carta plana de meridia- 
nos paralelos y latitudes crecientes, á la vez que con el esmero y 
elegancia en el dibujo, pero entre él, por los úhimos años del siglo 
XVI y Cano y Olmedilla en 1775, no ha figurado nuestro Desierto 
de Atacama sino en el tosco bosquejo de Alonso Ovalle y en el de- 
rrotero de Amat. 

Cano y Olmedilla es el resumen y recopilación de todo lo ante- 
riormente conocido, bueno y malo, y de aquí viene que en nuestra 
diplomacia se hayan hecho valer con tanto tesón, según el grado en 
que respectivamente favorecía á las partes contendentes, la impor- 
tancia de los rasgos geográficos y las líneas de demarcación poh'tica 
y administrativa que de ese imperfecto documento se pretende de- 
ducir. 

Después de estos trabajos históricos, siquiera bien intencionados 
y fundados en observaciones prppias de sus autores, vienen los ma- 
pas de especulación y de mera fantasía, entre los cuales, uno muy 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA 9 

en boga por algún tiempo, publicado en Londres el año de 1843 
bajo la firma de Arrowsonith, ha quedado con razón relegado al ol- 
vido y á una absoluta prescindencia. 

Felizmente para las ciencias y el progreso de Chile, el ilustre 
Claudio Gay adelantaba ya á la sazón en el trabajo de su magna 
obra, y aún cuando sus beneficios no alcanzaban hasta nuestras lati- 
tudes del Norte, el camino, sin embargo, principiaba á abrirse en 
aquella dirección, y en 1 848, el gobierno contrataba con el geólogo 
don Amado Pissis el levantamiento del único mapa de la República 
que hasta ahora poseemos, el cual alcanzó á pasar de Copiapó al 
norte y fijé continuado después hasta deslindarnos con Bolivia. 

No es extraño que después de ese vigoroso ensayo, trabajo de 
grande ah'ento para la época en que fué emprendido, nos hayamos 
quedado estacionados sin dar un paso más durante veinte años; 
pero es inadmisible que ahora, en pleno desarrollo del progreso ma- 
terial y de una prosperidad fiscal que permite la muItipHcación de 
las vías de tráfico por mar y tierra y alienta á realizar la red de ferro- 
carriles en todo el ancho y largo de la República, no veamos em- 
prenderse con nuevo vigor aquel mismo trabajo indispensable para 
esas mismas obras y para las múltiples necesidades de la agricultura, 
la minería, las industrias diversas y también para integridad del 
territorio nacional. 

La gran carta geográfica de Pissis, que no pudo ser ni perfecta, 
ni siquiera satisfactoriamente adecuada á los fines que deberfa llenar, 
ha Uegado á ser hoy día de todo punto insuficiente, como lo prueban 
las diarias necesidades y las continuas dificultades con que los pro- 
gresos del país luchan á cada paso para suplir la falta de una repre- 
sentación gráfica del territorio, siquiera en un grado aproximado á 
la perfección. 

¡Con cuánta razón preveía estos hechos la experiencia y sabiduría 
de Gay! 

En carta á don Manuel Montt, que oportunamente trascribe el 
señor Medina en su «Mapoteca,» deciael ilustre naturalista: C..Sin 
duda vale mucho más alcanzar la perfección en todo; pero respecto 
de las ciencias de observación es tan difícil que sólo á la larga podrá 
llegarse á ella, si es que se llega. Así, persuádase Ud. que la carta 



Digitized by 



Googlí 



TO REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBUCAS 

cle Mr. Pissis, necesariamente mucho más exacta que la mía, correrá 
la misma suerte cuando más tarde se quiera hacer levantar otra ver- 
daderamente topográfica y susceptible de servir á las diferentes com- 
binaciones del gobierno.» 

El desierto de Atacama, que por su aridez y sus peligros no al- 
canzó á ser objeto de aquellos trabajos geográficos sino en grado de 
exactitud muy inferior al del resto de la república, fué, no obstante, 
favorecido por la sabiduría del ilustre naturalista. que el país conser- 
va todavía, para fortuna de su progreso científico, al cuidado del 
Museo Nacional. 

Pero la obra clásica del Dr. Phillippi, tan valiosa y estimable por 
su mérito científico, no nos dejó sino un rasgo de macstro en la vaga 
fisonomía geográfica del desierto y cordilleras atacameñas. 

Más tarde, después de los últimos trabajos de Mr. A. Pissis, y 
fundándose en un bosquejo de triangulación del desierto, que tenía 
más de imaginario que de real, don Augusto Villanueva trazó un 
mapa abundante en detalles y rectificaciones que pudo introducir con 
motivo de exploraciones mineras é industriales que el Supremo Go- 
bierno confió á la competencia del distinguido ingeniero. 

Este trabajo sirvió por algiín tiempo dc línico guía del desierto, 
prestando muy oportunos y ütiles servicios. 

Finalmente» don Alejandro Bertrand trazó con mano diestra y 
erudición de geógrafo, los itinerarios de una interesante escursión en 
que determinó, con notable exactitud, algunos contornos de la ahi- 
planicie boHviana. 

Hay que agradecer al autor de este importante trabajo un mérito 
que lo realza y recomienda todavía más. La honradez científica que 
exhibe las pruebas de lo que se afirma y suministra los elementos 
con que se construye, es como la cartera abierta del ingeniero que 
nada oculta ni disfraza, ó como los elementos del triángulo que no 
admiten más solución que la verdad. 

En el procedimiento usado por el señor Bertrand, que debería ser 
de uso corriente en trabajos de tal naturaleza, la duda no encuentra 
asilo, y bueno ó malo el resultado, basta el sello de la verdad que 
refleja para ser estimado en todo su valor y merecida confianza. 

Ppr ese mismo tiempo, Li «Comisión exploradora de Atacama:>> 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRAfICO DE ATACAMA IT 

había ya dado principio á sus trabajos, abarcando con sus explora- 
ciones y estudios, en conjunto y segiín un plan determinado, toda la 
extensión del vasto territorio del desierto y de las altiplanicies andi- 
nas, desde la costa marítima hasta la líltima cordillera del oriente 
por donde serpentea, en las nevadas alturas, la línea antidinal que 
limita nuestra soberanía nacional y corre el dorso del continente se- 
parando nuestras vertientes que vienen al Pacífico, de las opuestas 
que se dirigen al Atlántico. 

La tarea era basta, los recursos exiguos y el personal deficiente; 
pero no obstante, el plan propuesto, tímidamente expresado, pudo 
continuar avanzando y hoy puede exhibirse concluído, esperando el 
fallo de la opinión que juzga y la sanción benévola del piíblico que 
ha de aprovecharlo. 



2.~OBJETO y NATURALEZA DEL TRABAJO 

Difícil sino imposible es trazar marcadas líneas de separación entre 
los métodos y los medios que respectivamente corresponden á los 
diversos ramos de las ciencias exactas que tratan de la medida del 
espacio. 

Desde los estrechos horizontes de la topografía que acumula los 
detalles, hasta la geodesia que liga entre sí á las naciones y los con- 
tinentes, y desde ésta hasta la astronomía, que nos señala el punto 
céntrico del universo, de donde derivan la fuerza, la luz y el calor 
que engendran la vida sobre este planeta, hay gradaciones y tintas 
intermedias que no permiten decidir donde cesa la una para dar lu- 
gar al dominio de la otra, variando así el grado de perfección en los 
procedimientos y aumentando el rigor de la exactitud matemática, 
desde la plancheta al teodolito y el anteojo meridiano, como aumenta 
de esplendidez el sol desde los albores del horizonte hasta la plena 
luz del medio día. 

Tratándose de un territorio desierto y estéril de toda vegetación, 
pero profusamente cubierto de materias minerales de gran valor in- 
dustrial, ó á lo menos de útil aplicación y fácil aprovechamiento; 
cruzado de sistemas montañosos que se relacionan por la dirección 



Digitized by 



Googlí 



12 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 

de sus prolongacíones con el curso ó corrida en rumbos determína- 
dos á que obedecen los criaderos de minerales metálicos, y compro- 
bada la existencia de la riqueza de este reino de la naturaleza en 
numerosos y opulentos lugares de producción, el objeto de un levan- 
tamiento geográfico de semejante suelo, no podía ser sino el de ser- 
vir principalmente a fines de interés industrial, y de naturaleza tal, 
que en sus demarcaciones se encontrarán fielmente expesadas todas 
aquellas circunstancias que ímportan al mejor y más completo cono- 
cimiento de los sistemas orográficos, de la situación exacta de las 
mínas y de los veneros metálicos, de los caracteres geológicos del 
suelo y de sus diversos aspectos físicos. 

El trabajo así realizado no es el fruto de la aplicación de los mé- 
todos minuciosos y de extremado rigor de exactitud, ni tampoco cs 
el resultado de aquella falta de método que desfigura las distancias 
y adultera la verdad topográfica en indicaciones de importancia: es 
un término medio entre el levantamiento mínucioso que toma esme- 
rada razón de los detalles y el sistema de formación de mapas de 
grosera aproximación ó de fantasía que no responden de la exactitud 
de los hechos que consignan. 

El mapa del desierto y cordilleras de Atacama expone con fideli- 
dad y señala con precisión los caracteres más importantes del terreno, 
como la colocación de los lugares, la distribución y curso de las mon- 
tañas, la situación de las minas principales, la dirección de las líneas 
anticlinales que determinan las cuencas hidrográficas así como las 
sinclinales por donde corren las aguas, los contornos geológicos más 
notables y la ubicación precisa de las aguadas y puntos de refugio y 
salvación en las soledades del desierto. 

Con tales elementos, la fijación de los puntos de existencia mine- 
ral de cualquiera naturaleza, puede responder con fidelidad y certi- 
dumbre á las necesidades científicas é industriales dc la geología 
minera y de la trescendental cuestión de la distribución de los mi- 
nerales. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA ít 

3.-MEDICIÓN DE LA BASE DE PARTIDA 

En la ciudad de Copiapó, partiendo desde el extremo occidental 
de laestación del ferrocarril, con rumbo N. 61° o' 40" O., y aprove- 
chando el terraplen casi horizontal y la tanjente favorable que ofrecía 
la vía férrea, se midió directamente una base de 2000 metros. 

Entre los errores de mayor trascendencia á que el ingeniero está 
expuesto en las operaciones geodésicas, son sin duda alguna, corno 
lo demustra el cálculo, los que resultan de la delicada operación de 
medir una base. 

Dada la naturaleza, el objeto y las condiciones del trabajo geográ- 
fico que se iba á emprender, no se creyó necesario usar de las rigu- 
rosas precauciones y esmeradísimas prolijidades que se acostumbran 
en trabajos de precisión matemática. 

Tal grado de exactitud no cabía aquí, ni era posible, ni necesarios. 

Los extremos de la base, una vez hecha la primera medición, que- 
daron aproximadamente fijados con dos fuertes postes de madera, 
enterrados á bastante profundida paralelamente á los rieles de la vía 
y á cüarenta centímetros distante de ella. 

La cabeza de los postes estaba protegida por una plancha de hie- 
rro sólidamente afianzada y sobre ellas quedaron marcados por la 
íntersección de dos líneas trazadas con buril, los dos puntos extremos 
que determinaron la exacta dimensión de 2,000 metros, medida tres 
veces consecutivamente dentro de un límite de aproximación menor 
de un milímetro. 

Comprobada con los teodolitos la perfecta alineación del riel, de- 
terminada su inclinación al horizonte i verificada su superficie conti- 
nua segün un mismo plano, se escogieron para la medida tres reglas 
de madera cuidadosamente rectificadas, terminados sus extremos en 
planchas de bronce y bien dispuestas para que en sus contactos se 
adhirieran lo mejor posible. 

No siendo el caso de medir los contactos con nonios, ni de apre- 
cíar dilataciones, estando, por otra parte, demostrado y admitido 
por los geómetras que las reglas de madera aceitadas y barnizadas 
no sufren alteración apreciable en sus longitudes por los efectos or- 



Digitized by 



Googlí 



14 RFA'ISTA DE LA DIKECClÓN DE OBRAS PiJbLICAS 

dinarios de temperatura, hubo de aceptarse como de bastante y sa- 
tísfactoria exactitud el error menor de un milímetro que dió por re- 
sultado la medición de la base. 

No habiendo h'nea quebrada, tampoco se hizo necesaria la reduc- 
ción á un mismo arco de círculo máximo. 

Todavía, ni aiín la reducción de la base al horizonte de uno de 
sus extremos entraba en la necesidad de ser considerada. 

Hé aquí, para comprobación. los datos de este elemento de cálculo. 

Base me<lida = 2000 metros 

D --b- 2 sen^ \ a 
iendo ^, ángulo de inclinación = o.*^26'5o'' 
B = base medida 

¿ = base reducida al horizonte del extremo oriental. 

log. 2=0.3010300 

log. ^=3.3010300 

2 log. sen I a = 5.1827392 

log. ^-¿ = 8.7847992 

B -b = 0.0609 metros. 
B= 2000 
B -b= 0.0609 
^= í 999-939 í 

Para la reducción de esta magnitud al nivel del mar, dada la me- 
jor altura conocida de Copiapó 369^", la fórmula: 



r// //- /i' h' 
B^b = B\~---^-z:-~^ 



ih /r /i' 



log. ^9 = 3.3010167 
log. h = 2.5 489787 
log.i9/J= 5.8499954 
log. y? = 6.8050086 
^-¿ = 0.11091 
B= 1999.939 10 
■{D — b)= 0.11091 
¿= 1999.82819 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA OEOGrAfICO PE ATACAMA 1$ 

Base reducida al nivel del mar 

Tomando el primer triángulo A B i que arranca de esta ba$c: 

^ = 58o26'2o";^ = 920 420"; i = 29^2920" 
que da para el lado A i = 4. 060"^ 2 8. 

log. A -5 = 3.3009928 

log. sen 92*^4*20" = 9.9997159 

3.3007087 

— log. sen 29^29 20" = 9.6921899 

log. A i^ 3.6085188 

A i^ 4059.93 

Ahora bien, tratándose de trabajos de mera exploración, con ins- 
trumcntos de solo regular exactitud, y apenas con medios y recursos 
de viajeros y observadores á vuelo de pájaro, no había para que en- 
trar en la apreciación de errores de tal magnitud y se aceptó para el 
cálculo de los triángulos, lisa y llanamente la base de 2000 metros, 
tal como reeultó de la exacta medición directa. 



4.— MÉTODO DE TRIANGULACIÓN ADOPTADO 

Sin hacer más que mencionar, por respeto y admiración, los es- 
tupendos trabajos geodésicos y maravillosos resultados de las cartas 
dc Francia é Inglaterra, solo posibles en la prodigalidad de los re- 
cursos y la grandeza de tales naciones, á lo menos séanos permitido 
pretender que podemos acercarnos y aspirar á un grado de exacti- 
tud satisfactorio, equivalente al de segundo orden y prácticamentc 
lo bastante para la fiel y ütil aplicación de un mapa á los usos ordi- 
narios y á las conveniencias del Estado. 

En esteorden y en tal necesidad, nadade pilares de mampostería 
para la cómoda y sólida instalación del teodolito, ni de heliotropos 
y construcciones esmeradas para la nitidez y pureza de las imágenes 
bemos podido disponer. 



Digitized by 



Googlí 



l6 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Era forzoso conformarse con simples castülejos ó mojones de 
piedra seca de 1.50 á 3 metros de altura, segün los casos; á veces 
coronados con una banderola pero más generalmente sin apéndice 
alguno, y sin aprovechar las formas naturales ó puntas agudas de 
las cumbres sino cuando por muy características y netas podían ser- 
vir de bien difinidas miras. 

En lo general, los lados de los triángulos variaban entre 5,000 y 
10,000 metros, para cuyas distancias, como se comprende, las miras 
de 1.50 á 2 metros eran lo bastante para dar buenas imágenes. 

En la altiplanicie, donde los triángulos eran mayores, las señales 
de 2 á 3 metros bastaban, al ojo ejercitado en tales operaciones, 
para conseguir buenas punterías. 

El método seguido desde el principio de los trabajos para la colo- 
cación de las miras de observación, mejorado más tarde con la cons- 
tante y laboriosa práctica del ingeniero, á la vez que con la destreza 
y sagacidad de ojo adquirido por los ayudantes auxiliares para la 
estimación aproximada de las distancias y de la amplitud de los án- 
gulos, ha consistido en distribuir los puntos de primer orden segiín 
los ejes de las montañas que corren de S. á N. y los de cordones 
trasversales que las ligan entre sí. 

Las cumbres más altas han sido las siempre elegidas, por inacce- 
sibles que parecieran; y en todos los casos, á la vez de llenar las 
prescripciones relativas á la forma conveniente de los triángulos, se 
procuró en todo lo posible distribuir los puntos accesorios ó de se- 
gundo orden por donde mejor respondi'an al propósito de solucionar 
el problema orográfico de la orientación de los sistemas de montañas. 

Esto conviene tener en vista al examinar el cánevas así trazado , 
para explicarse la razón de lo que pudiera parecer irregular ó poco 
simétrico en cuanto á la uniformidad de los órdenes de triángulos y 
á su encadenamiento. 

Tan cierto es que el geógrafo no se hace en las aulas de la Uni- 
versidad, como que todavia no es bastante tampoco para hacerlo, el 
campo de experiencia donde se forma el experto agrimensor. 

La percepción de las magnitudes y de la disposición relativa de 
los objetos en los cuadros de la naturaleza, es un hábito que sólo se 
^dquiere en el teatro mismo de aquellas grandes realidades. Alh' 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA Í7 

donde los cfectos engañosos de la visión porfían obstinadamente en 
dar las proporciones de lo culminante y principal á lo que apenas es 
mediano y secundario, y vice versa es donde se aprende á percibir 
y juzgar de las verdaderas proporciones del paisaje. En los desier- 
tos es donde se acostumbra la vista á distinguir entre la realidad y 
los efectos perturbadores de la refracción; entre la verdad desnuda 
y los falsos alhagos del miraje; entre las apariencias que adulteran 
el relieve topográfico del terreno, y la percepción geométrica que 
aprecia las salientes aristas y pendientes abruptas de una montaña 
piramidal donde la visión al contrario percibe declives y contornos 
redondeados. 

La desnudez del terreno, por otro lado, la esterilidad por do quie- 
ra, la extensa superficie desierta, lo escabroso y empinado de las 
cumbres y los obstáculos y privaciones, han dificultado pero no im- 
pedido que al fin quedaran, como testigos irrecusables del trabajo y 
como instrumentos fieles para su comprobación ó rectificación, las 
modestas señales que el tiempo destruirá pero que el cálculo y el 
teodolito sabrán en cualquieraocasión descubrir y comprobar. 

El método de triangulación adoptado ha consistido en procurar el 
encadenamiento de todos los puntos culminantes y términos ó ex- 
tremidades de los cordones de montañas para determinar sus ejes 
de dirección y la manera como se distribuyen y enlazan entre sí, 
tanto bajo el punto de vista del problema orográfico como del de 
interés y atención que merecia el de los contornos geológicos. 

De esta manera, los vértices de triángulos de la cadena de la cos- 
ta marítima se ligan con los de la cordillera occidental de los Andes; 
los de ésta con los de la cordillera Real; los de esta líltima á su vez 
con los de la cordillera oriental donde limita por aquel viento la al- 
tiplanicie atacameña, y todos estos entre sí y con los de cordones 
trasversales y contrafuertes que corren en sus respectivas direccio- 
nes ó empalman y entralazan con los ejes principales, forman una 
simétrica red de líneas geodésicas que dibujan con exactitud los ca- 
recteres más salientes del esqueleto rocalloso de aquel gran detalle 
de nuestro continente. 

Más de quinientos triángulos son los que se entrelazan en esta 
red, y si su forma no es tan regular y armónica como las que muy 



Digitized by 



Googlí 



l8 kUVlSTA DE LA DIRECCICÍN DK OBRAS l»tíBUCAh 

fácilmeute se trazan con la imaginación en el papel, llenan no obs- 
tante la prescripción de las convenciones topográficas y satisfacen al 
rigor de las exigencias del cálculo como á las conveniencias del tra- 
zado gráfico. 



5.~LOS INSTRUMENTOS USADOS 

Los instrumentos usados para la medición de los ángulos han sido 
dos magníficos teodolitos de la acreditada casa de Schv^alb Hnos. 
de Valparaíso, construcción de Throughton, sistema concéntrico y 
con aproximación de 20" en ambos limbos azimutal y vertical. 

De construcción sólida hasta el punto de haber resistido estos 
perfectos instrumentos las más duras y destructoras pruebas, viajan- 
do largas distancias á lomo de mula, no sufrieron jamás otro dete- 
rioro que el desgaste natural é indispensable del eje vertical después 
de constante uso en cuatro años de servicio. 

Anteojo astronómico con retículo provisto de cinco hilos verticales 
y uno horizontal, formando cuerpo rígido con el limbo cenital. 

Su peso total, en su caja, de cincuenta kilogramos, más ó menos, 
permitía el uso portátil sobre su trípode de madera. 

Con finísima división cn plata, excelentes niveles y microscopios 
para la lectura en ambos limbos, no era necesario más para las con- 
diciones del trabajo que iba á emprenderse. 

Para hi estación del instrumento en los vértices, se ha prescindido 
del error de escentricidad, cuidando de disminuír todavía más su 
pequeñez, con la convenicnte colocación del teodolito respecto de 
los puntos visados y la limitación dc su distancia al centro de esta- 
ción á no más de un metro por lo general. 

Para la lectura dc los ángulos, ha sido necesario conformarse á las 
circunstancias generales del trabajo, como en todo lo demás. Los 
huracanes, el hiclo excesivo, la premura del tiempo, la instabilidad 
del suelo, la vibración del trípode del instrumento y el estado de 
ajitación natural del observador en medio de condiciones difíciles y 
en el corto tiempo disponible, no podían permitir la multiplicidad de 
lecturas, ni por la repetición ni por el excelente sistema de reitera^ 



Digitized by 



Googlí 



£L MAPA GEOGrXfICO DE ATACAMA X9 

ciones; pero las anotaciones se han hecho siempre con cuidado, con 
atenta observación- y con el detenimiento necesario para no incurrir 
en el caso de equivocaciones injustificables, sino á lo sumo en los 
errores consiguientes y dentro de los h'mites permitidos y aceptados. 

Y así ha sucedido que la suma de los ángulos se ha verificado 
muchas veces en el rigor de los 1 8o^ en otras se ha mantenido in- 
ferior á la suma de los errores de 20'* para cada ángulo, es decir, á 
una ó dos divisiones del nonio, y en muy raras ocasiones el error ha 
excedido del máximum de i'. 

En los ángulos vcrticales ó de inclinación se ha tenido el mismo 
cuidado de observación; pero la mucho mayor significación de los 
errores en este sentidó, no ha podido necesariamente dar para las 
alturas de los puntos sino resultados de menos satisfactoria exactitud 
aunque de importancia y utilidad como datos de comprobación j^ara 
el conocimiento de esas magnitudes adquirido por otros medios. 

Los errores de refracción, dadas las horas obligadas de observa- 
ción, siempre después de las 10 A. M. hasta las 3 P. M., eran, por 
lo tanto, lo menor y lo más igual posible. 

Para la clara percepción de las visuales, las nieblas tan constantes 
en la costa, daban lugar á pérdidas de tiempo y á más ó menos va- 
gas punterías, al contrario de lo que ficontecía en el deslerto central 
ó en las regiones andinas, donde la pureza de la atmósfera y á veces 
la belleza de las tardes permitía aprovechar, aiin para las visuales 
más largas de los grandes triángulos, el límpido y hermoso fondo 
azul y aurora en que se dibujaba la silueta de las montañas, desta- 
cándose de ella en sus característicos contornos las señales geodé 
sicas. 

Lo necesario era siempre, sobre todo en las grandes alturas, des- 
pacharse pronto, aprovechando muy bien el tiempo, porque además 
de la lectura de los ángulos había siempre el trabajo de dibujar el 
aspecto topográfico, observar los instrumentos de altura, tomar notas 
geológicas y coleccionar rocas, hacer anotaciones divcrsas y trazar 
el camino recorrido. 

En las altas montañas del desierto y cordilleras. no consiste la 
ünica dificultad en Ilegar á las cumbres, sino en mantenerse sobre 
ellas. Llevar allí los recursos para la subsistencia del hombre y pasar* 



Digitized by 



Googlí 



20 REVISTA DÉ LA DIRECCIüN DE OBRAS PUBLICAS 

las noches al abrigo de una carpa, es posible; pero lo que no es fácil 
y más á menudo imposible, es llegar hasta alh' con las bestias y 
mantenerlas. 

Raras veces se ha podido repetir una ascensión; la del Licancaur 
costó una penosa trasnochada, malográndose el objeto de hacer es- 
tación geodésica en su cüspide empinada y escoriácea á 6,000 metros 
sobre el nivel del mar y á 3,000 de abrupta elevación sobre su base. 
Intentar por segunda vez este camino de espiral en torno de un per- 
fecto cono surcado de grietas profundas abiertas en terreno de cor- 
tante vidrio volcánico, habría sido precipitar el resultado final de la 
expedición por el agotamiento de los animales. 



6.-CÁLCUL0 DE LOS TRIÁNGULOS 

El registro para la formación del cánevas, consta simplemente del 
encabezamiento en que se anota el lado del triángulo que se toma 
por base y el punto extremo del mismo que se toma por estación; y 
en seguida cuatro columnas en que se anotan 1.° los lados del vértice; 
2.^ las lecturas en el limbo azimutal; 3.° las inclinaciones en el círculo 
vertical, y 4.° las observaciones. 

Ejemplo: 

Base C. D. = 1360 mts.: estación en C: en Llano dc Varas, frente 
á máquina Atacama, distancia 1 19 mts. al S. 53° 45' E. 
Dirección astronómica de C D = 34^ 31' 
Dirección magnética= N. 21° 45* E. 
Inclinación al horizonte = o^ 01 * 20" B. 



Digitized by 



Googlí 



KL MAPA GEOGRAFICO ÜE ATACAMA 



ÍBgBl<»S fB ]«S 

j TerUm 


ABgHl<N( 

azimutaleH 


AflgHlos 
verticales 

2« 57' 20" 
1° 02' 00" 


OBSERVACIONES 


' D C I 

1 

1 M II 3 


280« 51' 20" 
3150 40' 00" 


Cumbre morro de 

Cachiyuyo 

Palomar de la Posada 


i' Base C D: estación en D: 

1 

1 


í 1 

i C D I 68" i6' 2o" 2° 51, 40" 

1 

' 11 ?i 4 285*^ 16' 40" n M »1 

1 ¡ 


Cumbre morro de 

Cachíyuyo 

En la llanura, camino á 

Tres Puntas 


Base, lado D i: 


I D 2 


380 8' 40" 






Cerro Chico: arranque 
del cordón Cachiyuyo 



Con los datos así anotados se han ceilculado los lados de los trián- 
gulos y con éstos las coordenadas rectih'neas. 

Partieiido de la base de Copiapó, principia la rcd topográfica con 
los elementos siguientes: 

CALCULO DEL AZIMUT DE UN LADO 




BASE MEDIDA A - B^ 2000 METROS 

Dirección astronómica y^jf -i?= 31 1« 45' 22" 5, 
Dirección magnética u = 298^ 59' 20' o* 



Digitized by 



Googlí 



22 REVISTA DE LA DIKECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



TRIÁNGULO A - B — I (lINDEROS CERRO CHANCHOQUÍn) 

Angulo en ^ = 58» 26*20" 
II II B =92^ 4 20" 
II u / = 290 29' 20" 

4_f^ ^-^ scn. 87^ 55* 40" 
sen. 29^ 29' 20" 

Díreccíón A — /desde A lo^ 11' 40" 3.301.0300 

+ r= 718.63 ^para/ _ + 9-99971 59 

. o í , , , 13.300.7459 

+y = 3996. 1 8 ) desde A ^- 9.692. 1 899 

log. A - I=~'zZo'¿7^66 

360 

311 45 20 

58 26 20 
— 48 14 40 

d¡rec=ioo 11' 40" 
Seno Coseno 

3.608.5560 3.608.5560 

+ 9. 247.9470 + 9-993-0890 

2.886.5030 3.601.6450 

N.0718. 63 N.03996. 18 

triángulo A—B — ^ (lindero frente á máquina gallo) 

Angulo en ^ = jt^^ 50* 00" 

n II B =45^ 18' 40" 

M „ 4 =60^ 51* 20" 

dirección A — 4. desde A = 237° 55' 20" 

^ _A—B sen. 45^1 8'40*' 

sen. 60^ 51' 20" 

x=H stxi. /?jy = //cos. D 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA CEOGRÁFICO DE ATACAMA 



23 





3.301.0300 

+ 9.851.8304 

13.152.8604 


3.2 11.6498 
9.928.0515 
3- 139- 701 3 


3.21 1.6498 

_9i7¿5-_i.5J_8 
2.936.8016 


log. A - 


-9.941. 2106 
-4 = 3.211.6498 


N.o 1374.43- 


N.o 864.57 



-x= 1379.43 |p.M 
-y = 864.57 j desde A 

CÁLCULO PARA BASE 4— I 

+x=7i 8.63 +y = 3-996. 1 8 

-jr= 1.37943 -y= 8 64.57 

r= 2.098.06 y = 4.860.75 

fórmula p.^ dirección de 4 - i : tang. D=^- 
J^ 

fórmula para largo:^ — i = Jx^+y^ 

x^^ 4.401.630 log. :r= 3.321.8067 

/•=23.626.400 log. ^ = 3.686.6992 

1:^+^=28.028.030 log. tang. /? = 9.635. 1075 

log. (jtr^+y)= 7.447. 5921 Ang. /5=230 21' oo'' 

\ log. (^+y) = 3.723.7960 largo de base 4 — i = 5.294."** 25 

N.o 5.294."**'25 dirección 4 — i = 230 21' 00" 

TRIÁNGÜLO 4- I -6 (lINDERO C. MINA CHANCIIOQUÍn) 

Angulo 4 = 3 2^ 1 8' 40" 
> 1 = 59« 52' 00" 

» 6 = 87049' 20" 

dírección 4 — 6 desde 4 = 55^ 39 40" 

4 - 6 = 4—1 sen. 59^52^00" 
^ sen. 870 49' 20'' 

div.: 4 — I = 230 21* 

+32018*40" 

div.: 4—6 = 550 39' 40*' 

3.723.7960 

+ 9.936.9456 seno coseno 

13.660.7416 3-661.0554 3-661.0554 

+ X = 3. 783."*"43 1 Para 6 -9.999. 6862 +9.916.8305 +9- 75^-3458 

+^'=2.584. 65Jdesde4 10^.4—6 = 3.661.0554 3-577-8859 3.412.4012 

N.*> 3-783.*"'"-43 N.<> 2.584.»'^6s 



Digitized by 



Googlí 



24 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 

Mas adelante, en el lugar correspondiente, se insertará el registro 
general donde consten los resultados de estos cálculos para todos 
los puntos de la triangulación. 



7-OBSERVACIONES ASTRONÓMICAS 

Así conocidas las coordenadas de los vértices respecto de los ejes 
rectangülares formados por el meridiano y paralelo que se cruzan 
en el punto A, extremo oriental dc la base de Copiapó tomado por 
origen, se procedió en seguida á la transformación de aquellas líneas 
rectas á coordenadas esféricas ó sea á los elementos geográficos de 
latitudes y longitudes, refiriendo estas últimas al meridiano de 
Greenwich para conformarse á las resoluciones del Congreso de 
Astronómico de Washington. 

Y ya que se presenta la ocasión de citar aquel acontecimiento 
científico, cuyas decisiones hacen ley y deberían ser acatadas y defi- 
nitivamente observadas, séanos permitido unacorta disertación aquí 
acerca de aquella de las conclusiones decretadas por aquel tribunal 
científico que se refiere al sentido en que deben ser contadas las 
longitudes terrestres. 

¿Conviene y está sancionado conio un deber en homenaje al 
progreso científico, el numerar la graduación de las longitudes en 
sentido de oeste á este? 

Los defectos de este sistema son evidentes y á pesar de la unaní- 
midad que en nombre de la indisputable conveniencia de uniformar 
y perfeccionar los procedimientos geográficos recayó sobre las deci- 
siones del sabio congreso, no se resuelve el criterio científico ni me- 
nos el sentido práctico del ingeniero ni del marino á contar las dis- 
tancias de longitud en dirección opuesta al movimiento diurno de la 
tierra. 

Y con mucho mayor razón si se considera que la incuestionable 
ventaja de la hora universal tan sabiamente sancionada por el mis- 
mo congreso, queda afectada de los molestos cambios de fecha y 
procedimientos de cálculo más engorrosos. 

AGostumbrar el espíritu á admitir que el sol pasaría por las horas 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRiÍFICO DE ATACAMA gj 

mayores antes que por las menores, es decir, por el meridiano de 
dos horas antes de culminar en el de i hora, ó sea, considerarlo por 
los meridianos de 20 horas en el Rio de la Plata, antes de tenerlo 
sobre los de 1 9 horas de nuestras costas del Pacífico, es someterlo á 
una mortificación tan inütil como inconducente. 

Por tales razones y por seguir también la práctica adoptada toda- 
vía por los marinos chilenos, la graduación de las longitudes, en el 
mapa de que tratamos, se ha hecho partiendo del meridiano de 
Greenwich y en el sentido acostumbrado de Oriente á Occidente. 

La determinación de la longitud geográfica de Copiapó de donde 
arranca la base principal de la triangulación y en cuyo extremo 
oriental fué decidido el origen de las coordenadas relativas, ha sido 
objeto de repetidas pruebas y numerosas observaciones á que obli- 
gaban la imperfección de los instrumentos y la dificultad de los me- 
dios disponibles. Y sólo después de tanteos y verificaciones diversas 
se ha logrado al fin tener, con la seguridad de los procedimientos as- 
tronómicos, el punto dc partida bíen definido y los medios de com- 
probación bien establccidos. 

Para las observaciones se ha hecho uso de un círculo de reflexión 
de Pístor y Martins, con horizonte de mercurio; de un teodolito de 
los mismos constructores, de apreciación de lo'' y de un sextantede 
igual aproximación, pertcneciente al oficial de marina D. Carlos 
Porter W. con más la valiosa cooperación de ese ilustrado profesor; 
dos cronómetros de bolsillo Dent núms. 30567 y 40587, que jamás 
justificaron, por su marcha irregular la fama de su autor, y uno ex- 
celente de Jewite N.^ 1150 perteneciente al mismo Sr. Porter. 

Latitudes. — Principiando por el puerto de Caldera, las latitudes 
anteriormente conocidas eran las siguientes: 

Latitudes S. Autores. 



2 7« 05' 08'' A. Pissis (embarcadero) 

2 7^ 03' 46" Almt. Cloué (semáfora) 

2 7^ 04' oo'' Cartas marinas (faro) 

27^ 03' 25" {¿) 

La del señor Pissis está indudablemente equivocada por exceso; 



Digitized by 



Googlí 



56 REVISTA DE LA DIRFXClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

la del Almirante Cloué clel Atalanta se refiere á la semáfora del 
puerto y la líltima es la latitud del faro. 

El señor Porter tenía varias observaciones, pero con motivo de 
estos estudios del Desierto, verificó una interesante serie de alturas 
de sol durante 30 días consecutivos, dando el promedio de todos los 
cálculos: 270 02' 34'' de latitud Sur. 

Posteriormente verificó el mismo trabajo una comisión del Obser- 
vatorio Astronómico, debida á la benévola cooperación del malo- 
grado matemático, su antiguo director D. José I. Vergara que siem- 
pre prestó su ilustrada experiencia al buen éxito de estos estudios. 

Presidida esa comisión por el competente actual director del Obser- 
vatorio señor A. Obrecht y tomando por punto de observación el 
pie de la torre de la iglesia parroquial de Caldera cuya cüspide, es 
vértice principal de la triangulación, su resultado fué, calculada para 
dicha ciíspide: 

270 04 05." 9. 

Comparada esta latitud con la del marino Porter W', la disferen- 
c¡a asciende á i.* 31.'' 9, pero teniendo en cuenta la distancia de N. 
á S. que separa á ambos puntos de observación, los rcsultados se 
aproximan hasta no exceder esa diferencia de 50." 

Comparando ahora con la latitud que resulta de la triangulación, 
la diferencia es mucho menor: 

Obrecht 27« 04' 05" 90 ) ^ , . , 1 , , 

^ T- , t , M ^ r Cuspide de la torre. 

Com. Exploradora 27^04 17 67J "^ 

dif. 1 1" 77 

Siendo tan admisible un error de esta magnitud, se dió por acep- 
tada la diferencia, la que, seguramente, resulta de un desplazamiento 
en el ángulo de la dirección astronómica aceptada para la base é in- 
troduciendo en el cálculo del primer azimut de un lado. 

Ahora, por lo que respecta á la ciudad dc Copiapó, el mismo se- 
ñor Pissis y el astrónomo americano GiIIis son los línicos autores 
que habían determinado su latitud, antes de los presentes estudios: 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGR^FICO DE ATACAMA 27 

PlSSÍS 270 22* 30*' 

Gillis 270 22' 23" 

El capitán de marina D. A. C. Lynch, que por algün tiempo es- 
tuvo agregado á la comisión esploradora, obtuvo como promedio de 
una serie de observaciones meridianas de sol: 

Lynch 27^ 19' 36. 6 

cuyo valor introducido como elemento en los cálculos de longitud y 
en las comprobaciones de la triangulación acusó una cifra un tanto 
baja. 

La siguiente observación, en Julio 23 de 1885, vino á restablecer 
la mayor proximidad de la verdad al resultado de GiIHs. 

Var., hor. de la Decl 31. "00 

Dif. de merid^ 4.689 

46.89 
1406.7 

145-359 

Decl O N 200 o' 16." 7 

Corrección 2^ 25." 4 

Decli" á o.^ t. V. de Copiapó ^ 9^57' 5^-" 3 

Alt. merid.« © inst. doule 84« 36' 40" 

Error del inst + 1 2 40" 

Altur^ doble ob.* 42« 24 40" 

R.— p — _ ss'; __ 

Alt. verd. 42« 23' 42" 

Semid.^ + 15U7" 



Alt. v. e 42^ 39 29" 

D. Z 47020^31" 

Decl. o N... J_?l57l.5Ll_ 

Latitud S 270 22' 39^7 



Digitized by 



Googlí 



28 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 



Nuevas observaciones solares y de Jiípiter dieron resultados más 
ó menos aproximados hasta quedar en los límítes siguientes: 

San Román 270 22' 24.'* 8 

Porter y San Román 27" 22* 16" 

Hé aquí el tipo de cálculo aceptado para esta ültima. 

LATITUD POR DOS ALTS. DE Y EL INTERVALO 
OBSERVACIONES EN COPIAPÓ — JULIO 2 1 DE 1885 



i.V/. Dent 5.^ 32.*"7.»5 |^ 
2.-V/. id 5 39 54 5 j 


Argmh 

Inter\alo 7.^4 7. ^' 
i°56'45" 


leJitos 

i.'' alt. V. 

2.^ " 


e36^33'53"í 
'' 37-23.00 J 

73-56.53 
36.58.26,5 


Dif. o.°49'.7" 


72. 2. 
H.^ media 5.36. i. 
EstoabDent— 2.23. 385 


S. 






// Gr. 3.12. 22.5 
= 3.** 206 


Dcclin Q 


n 




. . 20°2¿l'27".J. 




Variac. en 3** 


206- i'33",9 



Dif. alts. sen x ^18.154,940 
Interv. sen — 8.530,899 



Angulo ecuat sen 9.624,041 
Angulo ecuatl. = 24'^'52'59" 



Cálculo 

Ang. ectl. cos. — 9.957,689 
Declin. sen. x R 19.541,905 



/sen. 
/ 



9.584,216 

— 2 2*^ 34' 31" 



I Alt. ecuatl. 



36 58 26,5 
59.°32.'57",5 



Decl. N. con 20° 22' 53^,5 



Ang. ecuatl. cos. 9.957,689 
Alt. ecuatl. cos. 9.704,833 



Latitud sen. 9.662,522 
Latitud 

27.022.'l6" 



Aceptando esta ültima latitud como la que mejor comprobaba, 
comparándola con la latitud Porter para Caldera, la diferencia de 
paralelos Copiapó-Caldera con la diferencia de ordenadas de la trian- 
gulación, previa corrección de las distancias entre los lugares de ob- 
servación, no se creyó necesario proceder á nuevas determinaciones 
de este elemento mientras no .se pudiera disponer de más perfectos 
instrumentos y medios más adecuados. 

Llegado por fin este caso mcdiante el envío de la comisión del 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



29 



Observatorio, el señor Obrecht instaló sus trabajos en un punto in- 
mediato al extrcmo oriental A de nuestra base fundamental, y rela- 

cionando á este mismo punto 
Kmi. segiín la disposición que ex- 
plica la figura, obtuvo por 
latitud: 27^2 1 '33*5 S. 

El cálculo de la ordenada 
del campanario de la iglesia 
parroquial de Caldera da, 
transformándola en arco de 
meridiano, para latitud de 
aquel punto, como ya se ha 
dicho antes, 27^04 I7"67. 
Agregando á este valor el 
valor de la ordenada 

+>' = 31.969 
metros reducidos á arco de 
meridiano ósea 17' 18". Seg^LÍn la fórmula^p para el minuto de las 
diferencias en latitud: 




Latitud igleslade Caldera. 27^04' i7"67 calculada por triangulación. 
D¡f. latitudes Caldera-Co- 

piapó : i7'i8"oo II n II 



Lat. Copiapó, extremo A 

de la base 27^2r35"67 n n n 

Cofuparación: 

Obrecht. .Lat. en Copiapó. 2702i'33'*5 cn el extremo A de la base 
Comisión Explor'^. id. id.. 27^2r35"67 m n m h 



Dif. 



2 17 



Esta aproximación, tan cerca de la exactitud matemática é ines- 
perada para los medios y naturaleza del trabajo de la Comisión Ex- 
ploradora, resulta de que nuestra latitud para Caldera excede cn 



Digitized by 



Googlí 



30 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 



1 1"67 á la de la Comisión de astrónomos, como ya se dijo en el lu- 
gar correspondiente. 

La cuestion de las latitudes queda, en consecuencla, establecida 
definitivamente como sigue: 



POR OBSERVACIONES ASTRONÓMICAS 

Lat. S. de Copiapó 27*^ 21' 33" 5 

(Estación del ferrocarril). 

í^t. S. de Caldera 27° 04' 05" 9 

(Iglesia parroquial). 

Dif 17^7" 6 



POR TRIANGULACIÓN 

Lat. S. de Copiapó 27« 21' 35" 67 

(Estación del ferrocarril). 

Lat. S. de Caldera 27*^ 04' 17" 67 

(Iglesia parroquial). 

Dif 17' 18" 



Es decir: 



Diferencia en arco = 9"6 

» en metros = 274."^^ 



Ya queda dicho que esta diferencia debe tener su origen en la pe- 
queña abertura ó amplitud del ángulo adoptado en la orientación de la 
base para el cálculo del primer azimut de un lado. Este error, en la 
mayor escala de 2 ^oVoir ^^ sensible á i milímetro, pero dados los usos 
áque está destinado el mapa del Desierto y Cordilleras de Atacama, 
si hubiera de construirse en escala de ji^goVoo^ ^l error sería pres- 
cindible, y nulo en el caso de escala de xooooaa' ^^^ ^^^^» dada la 
extensión del territorio que comprende, la que convenga al uso ma- 
nual é industrial á que debe servir especialmente el mapa. 

Sin embargo, debe observase aquí que este error es el más consi- 
derable que aparece en todo el canevas y no se repite para los mis- 
mos puntos de Copiapó y Caldera en el sentido de la distancia en 
longitud, porque nuestros resultados, paraesta magnitud, arrojanun 
error totalmente nulo respecto de los obtenidos por los astronómos, 
como se verá más adelante. 

LoNGiTUDKS. — Para el puerto de Caldera se conocían las siguientes: 



Pissis (centro del pueblo) 70^ 49 58" 

Almirante Cloué (semáfora). , . . 70^ 52* 07'* 82 

Buque Atalanta (semáfora) 70^ 5 1' 1 2'* 8 

PorterW.(estacióndelferrocarril) yoP 51' 30'* 



O. de Greenwich. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA OEOGrAfICO DE ATACAMA 3I 

AI tratarse de comprobar estas longitudes con motivo de los tra- 
bajos de la «Comisión Exploradora», el señor Porter W., siempre 
deferente y dedicado á observaciones de este género, prestó como 
antes el contingente de su correcta expariencia y de sus buenos ins- 
trumentos astronómicos del uso corriente en la marina. 

Se trataba de cambiar señales telegráficas con el Observatorio 
Astronómico y las operaciones se hicieron en la noche del 6 de di- 
ciembre de 1883 en buenas condiciones atmoféricas y en perfectoes- 
tado de la corriente eléctrica en el telégrafo para la trasmisión ma- 
temática de las horas respectivas. 

Hé aquí el tipo del cálculo segün las conocidas rcglas de Ducon. 

Sexta lectura en Santiago 9*" 51" 20' 

Adelanto del cromtro. de Santiago. 36^64 

Hora media de Santiago 9 50 43.36 

I^ng. del Obs. de Santiago 4 42 42.40 

Hora de Greenwich tp. m 2 33 25.76 

Hora Jewit correspdt. á lect*' 6.*. 9 55 19. 

Atraso de Jewit est**' abst° 4. 38. 6.76 al tiempo medio de Grecnwich. 

LONGITUD DE CALDERA SEGÚN cAlCULO DEL MISMO DÍA 

6 de Diciembre: 4^ 43™ 12, "98 
Dífer.^ entre Santiago y Caldera 30,^58 

EI cálculo para la determinación de la longitud de Caldera fué el 
sig^iente: 

Hora Jewit 4** 16" 25' alt. O 63"" 31' 10" Decl. S. 22^ 29' 59^9 

4 ^7 14 63 9 40 Pre. prop"- + 2 43.4 

8 ^s 39 40 50 Decl.correV'2 2'^ 32' 43"3 

Estd.*' abst.*' atr. 4 16 4 9, 5I 63 20 25 

HoraGrcenw¡chlp.m. 8 54 56,26 = 8*'9i R P l 2"] Dif. i^ 18,03 

Ec. tp. + 8 41,39 31 38 45,5 9,06 

10818 
IIoraGreenwichtp.verj] 9 3 37,65 = 9*'o6 Se mid. 16 16 ,5 162270 

31 22 29 2'" 43^3 = ^6335,8 

Altura verd.^ O 31 22 29 



Digitized by 



Googlí 



32 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 



Ec tp.*' (mean nom.) 8^5 o", 84 


D P 67 


27 16,7 Comp. 


sen. 0.034527 


Parte propcl. 9,45 


\JSX^ 27 


2 30 id 


cos. 0.050280 


8 41,39 


S 125 

s 

ir 62 
á^alt. verd. 31 


52 15,7 




Dif. p. i*'=i.o6i 


56 7,8 cos. 
33 38,8 sen. 


9,658004 
9,718837 


8.91 








1061 
9549 




2 sen. P 


19.461648 


8488 
'9.45351 




sen. P 


9.730824 




r 24",67 Ducon TVIII 


712 


Caldera hora verd.* 4'' 2C 


II2|24 


Oreenwich id id 9 3 


; 37, 65 




4,666 


LongituddeCaldera 4 43 
Id deSantiago4 42 


, 12,98 
42, 40 






Dif.^ de Longt.** 


3o-,58 







Por su parte, en el Observatorio, el Sr. Wickmann calculaba tam- 
bién, al mismo tiempo que el Sr. Porter, llevandoá.su líltima expre- 
sión el cálculo anterior, determinaba la parte proporcional de la 
marcha de su conómetro en el intervalo comprendido entre la i \ 
horas trascurridas en el momento de las observaciones y el del gol- 
pe telegráfico de la 6.^ trasmisión adoptada, como sigue: 

H. Gr. tom. en el momento medio de las obser- 

vaciones 8^ 54"^ 56^ 26 

H. Sant. tomadaen el momento 

de la 6.^ trasmisión 9.^ 50"^ 43, s 36 

Longt. de Sant. O. de Gr 4. 42. 42, 40 

H. Gr. tm. en el momento de la 6.'^ 

trasmisión 14^ 33"^ 25, s 76 

^ _- 

Intervalo 5*^64 = 5^ 38"^ 29,» 50 

Marcha del cronómetro Jewit = 5^ 06, luego: = 1.^ 19 

24 

Agregando este valor á la long. obtenida: 

4^ 43^ 12.S 98 
I. 19 



Long. de Caldera. . 4^ 43"^ 14,^ 17. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA 33 

Así quedaba corregido un error prescindldo que acerca mucho el 
resultado al de Wickmann que va á verse á continuación. 

Conviene advertir antes que este astrónomo introdujo como ele- 
mento en sus cálculos é interpolaciones la antigua long. de Porter 
4.^ 43"^ 26^ en vez de la posteriormente mejorada, como queda dicho. 

La diferencia podría consistir en la mayor exactitud de la apre- 
ciación de la hora y corrección de la declinación, pero probablemen- 
te más que en esto estará aquella en la razón del mayor rigor de los 
instrumentos y medios de que se dispone en un observatorio astro- 
nómico. 

RESULTADO de los cambios de señales telegraficas del 6 de Diciem- 
bre de 1883, según los cálculos del ayudante 'del Observatorio don D. 
Wickmann. 

FüRMULA DE BRÜNNON TKAI). POK MOESTA P.^ 2/2 

Longitud de Caldera L. 4^ 431" 26^ 

Lat. de id 0. 27,° 2, yS\ 

Ti 4' 16-25-S. 0.=-22.°32'4o"4 
2^ 63« 31' 10" 







h 


3JO 


45' 


25" 






Z. 


58" 


14 


25" 




R- 


-P 


+ 


i' 


25 


00 


:orr3 


?• rp 


'•) + 


16' 


16" 




Z. 


580 


32' 


06" 






^. 


270 


02' 


30" 






s. 


22« 


32 


40" 



4 
2 S. 108° 07' 16" 4 
S. 540 03' 38" 2 
S— ^ 27° 01' 08" 2 

S-^ 31° 30' 57" 8 
S— Z 4" 28' 27" 8 

Log. sen. (S—^) = 9.6573285 log. cos. S =9.7685856 

» » (S— ¿) 9.7182836 » » S—Z = 9.9986743 

9.3756121 9-7672599 

."9-767 25.99 

log. tanj.- — 9.6083522 



Digitized by 



Googlí 



34 



REVISTA DE LA DIKECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



log. tanj. — 9!8o4i76i 

— = 320 29; 57.'^ 58 
2 

t =64,0 59; 55." 16 

t = 4*^ 19.°^ 59,s 68 

Ex de tiempo — 8."" 41, ^ 39 

(med.) t = 4. 1 1, 18, 29 

— Ti — 4, 16, 25, 00 



t = 



05.°*o6,s 71 



To 4^ 17."* 14' S. O =22.° 32.^0/" 6 



630 


09 


'40" 




310 


34 


•50" 




580 


25 


• 10" 




+ 


I 


•25" 




+ 


16 


' 16" 




580 


42 


51' 




270 


02' 


30" 




2 2° 


32' 


40" 


6 


108° 


18" 


01" 


6 


54° 


09' 


00" 


8 


270 


06' 


30" 


8 


310 


36' 


20" 


2 


— 4° 


33' 


50" 


2 



Log. sen. (S — 0) = 9.6586579 log. cos. (S)= 9.7676471 
» » (S—/) = 9. 7193887 » » (5— Z) = 9.9986208 



9.3780446 
— 9.7662679 

log. tanj.^-- 9.6117787 



9.7662679 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRAFICO DE ATACAMA 35 



log. tanj.— 9.8058893 



t 

— =32.0 36.' 06," 59 
2 

t =65.0 12.' 13," 18 

t = 4,^ 20."" 48,5 88 

Extip. — 08.°^ 41.S 38 

tr. m. = 4.*^ i^."" 07,5 50 

— 4, 17. 14, 00 

A t = — 5.°^ 06.S 50 



ESTADO DEL CRONüMETRO 



A t = —5.°^ 6.S 60 



Digitized by 



Googlí 



36 



REVIST.\ DE L-\ DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 



< 
Qi 
tó 
Q 

< 
ü 

W 
P 

P 

D 
H 

HH 

O 

o 

< 

w 
p 

o 

HH 

ü 

< 



w 

H 
tó 
Q 



R 



lO 

I 



Ov 



80» 



X^Í 






<> 

'M y 



10 



0) 



o 

a 

B 



V 0) 

ss'f 

S c y 
^Sj 





^ \o . í 


• 


■ . . . ll 




N ^ ^O 


i 












ON « 6 f 


1 












V^-r "^- — • N 


* ¡ 












K-- ?, V^ fo 


^ ! 












in u^"-> u-> 


1 












% "^ A 












^- vO 




i-i vC »0 




^ , ^ 






NOO'O 




<> 'í.b ?o 
r" • ^ M • Ti- 


^ 




N 4r^ 




í^- c. ^o-^ N 


"^ 




fOr;) 




"^ u^*0 u-) 






-S. -! 




.£: .c 











0\ On A 








^ vO 


• 


^ vO to 




N ro 






t>.oc ►-• 




2í -'k ^ 






Í2 'f ^ 




P^ r^|t^ ^ 


-^ 




g* 10 fO 




^.^ _^ M"* ^ 


"^ 




N N 




»n u^w-i ir> 






-5k ^* 




,3 J5 











CN O^ -«^ 








H^ vO 




•-• "-» 




N fO 






f^ l^ u-j 








i 


y^(N fo 

c 












"^■"^ b'M"" Zh 


•— 




•-' M 




^ ¿0"-í u-j 

J3 A 






'00 




Os O^ *5 




1 


^ ►"' 








1 


N CM>. 




»0— ►•' b 






2 ¿í^ 
^ '^ fO 




•'^ 




^ H4 




"^ io"^ in 






'S2 




"C^ Os A 






i-i «0 "-> 
C» I^ u-j 








.^^.?>|^.'- 


, 




\i'^ 




V*!^b-^|) 


^^ 




% ^ 










%ó 












►H vO 

a> íli fo 
fo"^ 00 "" os 






l-l »0 


l-< 


r¿ 


l-H 
1-4 


NCO 

Cl ¿N 

!)d 




*0 "^u-j ^ 

On "On -ft 
"" « vo 






"2 2 




— 




?1^^ 




N fO 








&N '£-0 ÍO 






?^^¿? 




M . fc- N . rh 






_ » fO 




c 3 = e rH ^ 


3 




fe° 




"^ rf Tt Tt 






.Td 




•^Cs l^ ^ 






•^i-. 




r: "^ 




M vO lO 
f^ 00 




?. ^ fe ^ 
5:^:^--^.:? ^ 








"O^ On í2s 'C 




ONCs 
u-Ju-j 




0» '-' Tf (T 10 








t^ N vp fO rt "-■ 
0\^sN- OvO <o£ ci 




Í^a fO 
u-ju^ 




M _ M «p fO «rjjfl ro 
u->«!o"0 ^o S 






10 rj- ««t Tt ^ 




.s . 




.C> 1 On"cn_ "Sn-S _ 




Ov <~> 










. • • 








fj 






¿ 


. tfl • • 
. rt • ■ 








^S 
















— S t3 






sl 


aldera). 
en Sant 
mctro . . 
antiago) 


1 






|3 

c 






c rt c £ J2 








5 










I3 










c 






^ 4í fc« a fc- 























^-o 52*^ 

^ ytJ ü II 
t?5 -5; •» 




¿5. , 








swssws: 




ss 




HSS552S 




X 


















■ Hi' 



00 






ON 









^ 


^ 


^ CJ 


T 


biO ^ 


rt C 


'w <U 


c o; 


rt ^ 


c/: 


a; o; 


T3 T3 


d c 


rt rt 


u u 


(D O 


T3 -^3 




rt rt 


u u 


a; oj 


TD 'O 


bíb bio 


c c 


c 


hJ h4 



Digitized by 



Googlí 



KL MAPA GEOGRAFICO DE ATACAMA 37 

Aquí conviene observaf que la lonjitud 4 h. 42 m. 42 s. 4 dada para 
el Observatorío de la Quinta Normal de Agricultura, adolece del 
error consiguiente á los medios de observación de* que su antiguo 
director, el distinguido astrónomo señor Moesta, podía disponer en 
aquel tiempo muy distante aún de la moderna época de los telégra- 
fos submarinos que nos trasmiten ahora instantáneamente la hora 
matemática de todos los péndulos del mundo. 

Al método de las distancias lunares se sustituyó el de la trasmisión 
eléctríca de la hora bajo la acción de la competencia científica del 
sabio director de la comisión del p^isaje dc Venus en Chile, Mr. de 
Bernardiéres en 1883. 

Por la doble vía de Panamá y de Buenos Aires obtuvo el ilustra- 
do astrónonio los siguientes interesantes resultéidos: 

Diferencia entre el poste meridiano del Cerro de la ArtiIIería en 
Valparaíso y el poste meridiano de la Escuela Naval de Buenos Ai- 
res: 53." o.''ii al O. de París. 

Difereiicia de longitud entre Valparaiso (palo de la Bolsa) y Pana- 
má (catedral); o.^ 31.™ 35.^ 92 O. 

Dí/erencia cnlre París y Bolsa de Valparaíso: 

Por vía de Buenos Aires: 4.^ 55.° 54." 1 1 O. 

Por vía de Panamá : 4. 55. 53. 83 O. 

Latitud de Valparaíso, palo de la BoIsa = 33^^ 2* 10" i. 

Luego respecto de Greenwich: 

Longitud de Valparaíso... 4.^ 46.™ nJ" 15 O. 

Calculadaconestoselementos la longitud de nuestro Observatorio 
de la Ouinta Normal, da Mr. de Bernardiéres: 

Observatorio nacional de Chile. ... 4.** 42.'" ^ó.*^ 3 O. de Gr. 

ó sea. . . . 70° 41' 34" 5 w II II 

Corregida entonces la longitud encontrada para Caldcra del niísnio 



Digitized by 



Googlí 



38 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUULICAS 

error que afectaba al meridiano adoptado para Santiago, aquella se 
reduce así á: 

Longitud Caldera. ... 4.'' 43."° 18/ 69 = 70^ 49 40" 35 O. de Gr. 

Hagamos ahora referencia al resultado de las prolijas observacio- 
nes de Obrecht, dejando á un lado las longitudes que se refieren á la 
semáfora y la de Porter W. rectificada después; agreguemos á la 
longitud anterior 2" 65 que corresponde á la diferencia de local y 
dejemos sin modificación la de Pissis, cuyo punto de observación 
nada dista del de Obrecht. 

Longitud de Caldera O. de Gr. 
Obrecht 70^ 50' 09" \ 

n- ' ^ n » o" ( dif I 1" 

Pissis 70*^ 49 58 > 

Porter San Román 70^ 49' 43" ) ^^^- ^ 5 

Como se ve, la longitud del señor Pissis, bastante aproximada á 

la verdad, difería sólo en 11" con la determinada líltimamente por la 

comisión del observatorio; pero como en el tiempo de nuestros tra- 

bajos se carecía de este medio de referencia, s(i hizo necesario repe- 

tir frecuentes operaciones, especiahnente en el sentido de determinar 

la diferencia de tiempo entre Copiapó y Caldera. ^ 

o 
Para el cálculo dv, las coordenadas geográficas de todos los o 

vértices de la triangulación, se había tomado una longitud no com- '^ 

probada y se hacía indispensable descubrir el error que ese elemento ?' 

iba á introducir en los laboriosos cálculos del cánevas. o. 

Había razón para desconfiar de his antiguas longitudes determi- 

nadas para la ciudad de Copiapó, y las línicas dos conocidas se apar- 

taban bastante una de otra. 



'o. 
En efecto: ^- 



2. 



•o ^ 

Pissis (plaza) 70° 22' 20" O. de Gr. ;:; 

GilHs (id.) 70^ 28' 07" 5 II 11 II -5.3 

Para rectificar cstos elementos y descubrir la diferencia en longi- 



Digitized by 



Googlí 



30586 


PARA LA HORA MEDIA DE I.AS 


K ENRRO DE 1885 


íi por comparaciones telegráficas en la 




*J.^ 18 ro <6 « ^ C * ío » «1* 80 


,..,,, = A. C. 20. 62. II 


.**227. . 


= 3-13- 35 33. 


227.. 


= -f 12. 96. 


5>23.. 


- 3- 13- 48. 34. 




« 06.<>17X ^,** 2-^.- 12.97 


= 5.*' 3" 10.* 83. 


rérmino medio 




a'^ ylT "» Tn« í^-» 


. , . A Ai 22 Q7. 


A, Al, 21. t6. 


'•'••••• *T* *T** *'• O^' 
,,,,,, A. Ar »ft_ 9^ 




T- T*' *"• "~" 

84. 41. 




4. 41. 21. 105. 

53. 


« DE LA 


EXACTITUD DE LOS cAlCULOS 




Eq tpo. 7."* 56.' 34 




+ 9. 60 


0.'' 


^- 5. 94 ^ 




Var. i»»- 1,0001 Var. !.»« 




9.592 7 22.96 


-O. 


i.ooi I X 7 9-457 


>o 


9.592 7 16.072 


*o 


9.592000 11450 




9.601592 9184 


5- 


q 20664 


^o. 


7x2 21713272 


f5- 


5 


52.5 


Ded. S. 21.0 53.' 16,' 8 


Í2.^ 


3- 37, I 


70 


21.0 49' 39/' 7 


'8. 


D. P. 68. 10. 20, 3 


r2. 




20-3 


0.032309 


-3- 


0,051408 


^5.3 


1 


:2.7 


9,691621 1 


0.7 


9.758052 




'9.533390 X 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



39 



tud entre los dos puntos requeridos» no se disponía sino de los cro- 
nómetros Dent de bolsillo, de tan poca merecida confianza; pero que 
el señor Porter se encargó de estudiar en su narcha diaria por medio 
de comparaciones con su excelente Jervit núm. 1150. 

En la noche del 10 de enero de 1885, las recíprocas trasmisiones 
telegráficas entre Copiapó y Caldera daban para Dent núm. 30567 
una marcha diaria de 96* 2>7y atrasado; y procediendo á los cambios 
de hora, resultaron bastante felices para que en una serie de diez 
señales, sólo en uno faltó la rigorosa igualdad en las unidades de 
segundo. 

Apuntemos á continuación los datos y el cálculo usado, advirtien- 
do que la mejor latitud de Copiapó que entonces se disponía, era la 
resultante de la latitud Porter para Caldera, aumentada en el valor 
de la ordenada de la triangulación reducida á arco. 

Una serie de observaciones posteriores dió lo siguiente en Marzo 
22 de 1885: 



Long. Copiapó . . . 


... A-\^ 


.nii9.S75 


de Gr. 


ti II . . . . 


. • II 


21. 59 


II II 


II 1, . . . . 


. • II 


17. 22 


II 11 


n II . . . . 


II 


20. 22 


II II 


ir II . . . , 


II 


20.87 


11 II 



99-65 

4.^4i."^i95j.93 = 7oo 19* 58" 95 

Aproximándose el promedio de esta serie al del anteriormente 
obtenido por observaciones de Enero 16 del mismo año, con pequeña 
diferencia relativamente, sólo faltaba aün obtener una determinación 
directa de Copiapó con Santiago. Al efecto, en la noche del 19 de 
Julio del mismo corriente año 85, estaba todo dispuesto para las 
trasmisiones cronométricas, prestándose siempre obsequioso el señor 
Vergara como asimismo el señor Cabrera Gacitüa que en todas las 
anteriores ocasiones había prestado á los trabajos su inteligente con- 
tribución y los oportunos servicios de su especialidad como electri 
cista. 



Digitized by 



Googlí 



40 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

Resultado: 

Longítud Copiapó 4.^4 1.'"! 9.^99 O de Gr. 

Estos resultados, comparados entre sí y con el de la triangulación, 
conducen á conclusiones muy satisfactorias. 

Observaciones de Enero 10 del 85. 4.^41. '"21. ^i 

Id. de Marzo 22 del 85. n 19. 93 dif. 1.^17 

Id. de Julio 19 del 85. u 19. 99 dif. o. 06 

Tomando como la aproximación más exacta, 4.^'4i."^20.s, compa- 
remos con la longitud encontrada para Caldera por los mismos me- 
dios 4.^43."^ 14.S79, sin introducir las explicadas correcciones. 

Dif. de long. entre Coplapó y Caldera: 1.^^54.579. 

Es decir: en arco de paralelo. . 28' 41" 85 = 47181 mts. 
Abcisa Copiapó-Caldera . . — ^,1 = 47271 n 

90 u 

Pero mucho mayor es aiín la aproximación de nuestro trabajo 
geodésico con el definitivo y rigoroso trabajo de los astrónomos cuya 
longitud se reficre á los puntos mismos de la triangulación, desapa- 
reciendo por este hecho toda vaguedad ó duda respecto de las pe- 
queñas diferencias de local, etc. 

Según los datos trasmitidos por el scñor Obrccht, la misma figura 
trazada al tratar de las latitudes, explica la manera cómo se ha rela- 
cionado el lugar del observatorio con el punto extremo A de la base. 

Este punto y el de la torre de la iglesia de Caldera son los dcter- 
minados por los cálculos cuyos resultados van á continuación: 

Longitud de Caldera 4.^*43. »"20.s6 O de Gr. 

Longitud de Copiapó. ... 4. 41. 25. 5 

Diferencia en arco L-L'^i 725."3 

Latitud Caldera 27^ 04' 05" 9 

Latitud Copiapó 27«^ 21' 33" 5 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA geogrXfico de atacama ^r 

Diferencía en arco • y— y' = io47.*'6 

cos. y{L--L')^iSi4:'s 

Radio de curvatura de la tierra entre Copiapó y Caldera: 



/?-al I — — — -2./ cos 2 y I 
\ 4 4 / 

a = 6.378,393 metros 

e^ = 0.0068395 



Se calcula: 



i? = 6.348,453 metros 

El arco de círculo que une á Copiapó y Caldera es: 

i857."2 

Y se encuentra para D: 

/?= i857."2 xy? sen i" = 57i6i."^2 

Esta distancia se descompone en dos: 

/=32,243.2 diferencia en latitud 
t-= 47,223.5 cliferencia en longitud. 

Ahora bien: es sabido que la triangulación depor abcisa Copiapó- 
Caldera, :r= 47271 metros. 

Diferencia = 48 metros. 

Por lo expuesto, se comprende cuanto se ha hecho por comprobar 
y establecer el grado de exactitud y confianza que debía corresponder 
á este mero ensayo de mapa geográfico que no debió ser, segiín el 
plan primitivo y según los medios y recursos destinados al efecto, 
sino un simple croquis del Desierto dc Atacama, sin incluir las alti- 
planicies andinas ni los distritos mineros de Carrizal y Cerro Blanco 
agregados posteriormente al objeto de las exploraciones. 

Para reasumir y fijar mejor los datos comparativos para los puntos 



Digitized by 



Googlí 



42 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIJBLICAS 



de Copiapó y Caldera que resultan del doble procedimíento de la 
observación astronómica y de la triangulación geodésica, los consig- 
namos en el siguiente cuadro: 



LOCALIDADES 


LATITUD SUR 


< 
w 


LONGITUD DE GR. 


< 

u 

Q 


Observatoriol Comisión 
lExploradora 

AstronómicoljriangSkción). 


Observatorío 
Astronómico 


Comisión 
Exploradora 

(por 
triangulación). 


Copiapó: extremo 
oriental A de la 
base 


2^^2\^XX^\ V> V^ >{^ 


II "87 


70<>2 1^2 2^50 

7o°5o"o9*oo 


)> » » 
7o049*58"o4 


io"96 
1 


Caldera: cruz del 
campanario de la 
iglesia matriz .... 


* / ^* * óó 

2 70o4'o5"9 


270o4'i7"77 



8-OTRAS POSICIONES GEOGRÁFICAS 

Muchos puntos del desierto central, de las cordilleras y de la costa 
marítima han sido así astronómícamente determinados, pero en to- 
dos los casos ha quedado establecido como la mejor solución y más 
exacta determinación la que resulta del cálculo geodésico. 

Para ilustrarlo con ejemplos, .se puede preferir algunos puntos de 
aquellos que por su importancia han sido objeto de varias observa- 
ciones. 

Sea el puerto de Antofagasta, que ha sido visitado por marinos y 
geógrafos y está ligado á la base de Copiapó y calculado con ella á 
lo largo de una extensa cadena de triángulos. 

AUTORES LATITUDKS LONGITUDES 

Cartas marinas . • 23^3900 7o^26'oo" Bahía (fondeadero) 

Vidal Gormaz. . . » » 70^22*19" Patio de la Aduana 

Bertrand 23^37*53''7 70^22 04" Comp.^ de Salitres 

Comisión de la 

«Pilcomayo» . . ^^^^^S'^^^'g 70^24 01*62 Aduana 

Obrecht 23"38'39 '3 7o^23'42"9 Estac." del Ferrocarril 

Comisión Explo- 
\ radora(portr¡an- 

gulación) 23<^39'58"35 7o026'36"78 Faro. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 43 

Entre las latitudes, las que más se aproxíman en cifras son tam- 

bién, lógicamente, las que corresponden á lugares menos separados. 

Asi resulta como más austral de todas la de la Comisión Explorado- 

ra en el Faro, siguiéndole un 1*4" más al Norte la de la Comisión 

de la «Pilcomayo» que corresponde á la Aduana situada en efecto 

más al norte aunque no á tanta distancia lineal como el valor de i\ 

El resultado de los marinos ha sido obtenido directamente con 

todos los recursos y medios de que se dispone á bordo; el de los 

exploradores del Desierto lo ha sido mediante la larga cadena de 

triángulos que liga, cubriéndolo con su red, todo el territorio que 

media entre Copiapó y Antofagasta, como queda dicho. 

Las latitudes de la «Pilcomayo» y de Obrecht, tienen menos ra- 
zón de separarse un }^ de minuto, estando los lugares de observa- 
cion distantes entre sí por más del ancho de una calle. 

La de Bertrand, la más baja, coincide bien con el lugar que le 
corresponde en el establecimiento de la Compañia de Salitres. 

Por líltimo, la de las cartas marinas que se refieren á un punto 
del fondeadero á una altura un poco menor que la del faro, coincidi- 
ría casí exactamente con la de la Comisión Exploradora. 

En cuanto á las longitudes del mismo puerto de Antofagasta, ra- 
zón tiene también de ser más occidental que todas las otras la de la 
Comisión Exploradora, por que el faro, sobre las rocas, mar afuera 
dista bastante trecho más al Oeste de los demás puntos de obser- 
vación. 

Por esta misma circunstancia concuerda muy bien nuestra longi- 
tud para ese punto, con la de las costas marinas que la dan en el 
fondeadero. 

Mucho más discrepan entre sí relativamente» Obrecht con Ber- 
tran y Vidal Gormaz, y muchi'simo más todavía Obrecht con la 
Comisión de la «Pilcomayo.» 

Lo que Ilama pues, la atención en estas comparaciones de las 
coordenadas de Antofagasta, es la notable coincidencia que dan las 
coordenadas de la triangulación respecto de las de las cartas marinas. 
En Caracoles, nuestras diferencias en latitud como en longitud, 
con el señor Bertrand, casi no exceden del límite de error dentro 
del cual este ingeniero se supone fluctuar. 



Digitized by 



Googlí 



44 



REVISTA DE T.A DIRECClÓN DE OBRAS PtJbLICAS 



Un poco mayores, pero siempre aceptables son las diferencias en 
San Pedro de Atacama, donde con sobrada razón los errores au- 
mentan con las dificultades de observación. 

También hay aproximaciones muy notables y que se repiten con 
frecuencia en los puntos observados en el interesante itinerario del 
scñor Bertrand en 1884. — Por ejemplo: 

SAN PEDRO DE ATACAMA 

Latitud Longitud 

Bertrand (teodolito) 2205452" 68^1 i'^s" 

San Román (círculo) 22^5502" 68012*38" 

Comp.^ Explorja(triangulación) 22^58 o;"^^ 68oi4'oo"48 

TILOMONTE (aLTIPLANICIe) 

Latitud 

Bertrand 23047*48" (Canis nyoris) 

San Román 23047*50" (Sol) 

Pero hay todavía coincidencias interesantes que se desprenden 
de estas comparaciones, tal como la que acusa en las longitudes de 
Bcrtrand un error constante y siempre en el mismo sentido, pero 
corregiéndolas previamente del error que las afecta en razón de la 
diferencia que resulta entre la antigua y la nueva longitud del Ob- 
servatorio Astronómico, error que no afecta á las nuestras. 

Así uniformadas, resultan las confrontaciones como sigue: 



LOCALIDADES 



Plclla. de Caracolcs, iglesia 

Pampa Alta 

San Pcdro de Atacama. . . 

Toconao 

Antofagasta dc la Sierra, 
(casadel jucz) 



Bertrand 



Latítud S. 



23002*48"4 



Comisión exploradora 



LongitudOjLatitudS 
de Gr 1 



69^oo'S5" 
69026' i6"62 
22054*52"oo68oi2'i9"oo220s8'07"34 



Longitud O' 
de Gr. 



23004'34"i2 69003'r5"44 
23003'26"98 69028'59"85 



68oi4'53"28 

68oo3'25"59 

26005' 1 1 "00I6702 1 '49"oo|26«>o7'39"44 67^28' i4"29 



230ii'33"oo|68ooo'54"oo'23or5'o7"9i 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRXfICO DE ATACAMA 45 

Tomemos ahora el punto mas austral de la costa marítima, el 
puerto de Carrizal Bajo, calculado también con la red trigonométrica 
de Copiapó al sur. 

Cartas marinas Comisión exploradora 

Latilud Longitud Latitud I^gitud 

Carrizal Bajo.. 28<>5*i5'\. 7iOii'2o".. ^Soo^'^;";^. . 7100910' 45 

Las coordenadas de las cartas corresponden al fondeadero, y las 
de la Comisión al semáfora del extremo del muelle. 

Puntos importantes. sea de la costa ó del interior, que no han po- 
dido ser fijados directamcnte, han sido relacionados á los puntos 
geodésicos por diversos medios é instrumentos; por ejemplo: — Puer- 
to de Chañaral de las Animas: desde el vértice cle triángulo situado 
en la cumbre de Paso Malo que está en latitud 26^23' i7"87 y longi- 
tud 70038'! 5"74, se midió directamente la distancia de este punto á 
la Estación del Ferrocarril, y con este elemento, 4 kilómetros, y el 
arrumbamiento 28^30' se determinaron las coordenadas o^^'^o" N. 
. y 0° o' 40" O. respecto del punto de Paso Malo, resultando así para 
el puerto de Chañaral: 

Latitud S 250 20' 57" 87 

Longitud O. de Gr. . . . 70^ 38' 55" 74 

Siendo para el mismo puerto las coordenadas que dan las cartas 
marinas 

Latitud S 260 2 1' 05" 

Longitud O. de Gr 70° 40' 25" 

Las diferencias resultan aun en este caso muy aceptables, llegando 
en la latitud á sólo 7" y en la longitud á i' 29". 

Tomando puntos de tierra adentro, como Pueblo Hundido, ha 
sucedida que su construcción pon medio de las coordenadas geográ- 
ficas, ha correspondido dentro del crror inapreciable en la escala de 
2^uua ^^ construirlo gráficamente con los recientcs datos de la 
delineación de un trazado de ferrocarril llevado á-ese punto desde la 



Digitized by 



Googlí 



46 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS Pi5bUCAS 

estación del Salado, térmíno del ferrocarril cle Chañaral, habiendo 
sido á su vez el Salado enlazado por medio de una base al vértice 
más cercano del cánevas general en el cerro del mismo nombre con 
muy satisfactoria aproximación. 

No ha sucedido igual cosa con otros extremos y puntos interme- 
dios de ferrocarriles, cuando se ha querido hacer el enlace constru- 
yendo la figura semejante del trazado, deduciéndola de los planos de 
esas h'neas. 

Debido á una defectuosa orientación de éstos y á errores en la 
reproducción de las curvas en el papel, ha sido imposible hacer la 
conexión, como en la estación del ferrocarril de Juan Godoy que ha 
sido necesario relacionar directamente con el vértice inmediato en el 
Morro de Chañarcillo, y modificar en conformidad el trazado de la 
figura para adaptarlo á las verdaderas formas. 

Hacemos la más encarecida recomendación á los ingenieros de 
caminos respecto de la conveniencia de orientar sus trazados con 
todo el rigor posible al verdadero meridiano ó de rectificar cuidado- 
samente sus brújulas magnéticas, determinando su variación en cuan- 
tas ocasiones lo requieran la extensión y dirección de sus h'neas. 



9-cAlculo de las coordenadas geogrAficas 

La posición geográfica de todos los vértices de triángulos se ha 
hecho en función de las coordenadas rectangulares topográficas re- 
feridas al meridiano y perpendicular que se cruzan en el origen A 
extremo oriental de la base de Copiapó según el procedimiento or- 
dinario que queda ya expHcado. 

Las fórmulas de A. Germain adoptadas como las más cómoda- 
mente apHcables al caso son: 

I I 

P sen. I /á sen. i 

donde /> y /5 son respectivamente el radio de curvatura del meridia- 
no en un punto de cierta latitud apro^clmada y /5 la normal en el 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOCRÁFICO DE ATACAMA 47 

mismo. Los logaritmos de estos valores los dan las tablas anexas al 
libro de dicho autor 
Los valores de /> y /J 



a (i — é"^ a 

^— (i_^sen;'^Z)f ^(i— ^. sen;^Z)i 



siendo ¿^=6.378284. metros, radio ecuatorial 
^^=0.006.67437 metros, excentricidad 

Introduciendo las coordenadas ;i: é jv de cada punto en las formu 
las para las latitudes y longitudes L y M, se han adoptado las 
siguientes 

y sen. i / ^ a 

L-L= ( -),a„g.¿ 

P sen. I 2 ^ /0 sen. i / 



X 



P sen.i" cos. Z' 

Al introducir los elementos áe L y M del origen, no se disponía, 
al tiempo de emprender estos cálculos de tranformación, de los da- 
tos más exactos adquiridos posteriormente, pero no siendo necesa- 
no introducir los reformados, han quedado las coordenadas definiti- 
vas sin esa insignificante modificación. 



Digitized by 



Googlí 



48 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PiJbLICAS 



Hé aquí el tipo del cálculo aplicado á las coordenadas ya dedu- 
ci'das de los primeros triángulos que arrancan de la base A B. 




Base A B 2.000 metros 

Dirección astronómica 31 1^0^122'^ 

Declinación magnética 1 2^46' 2" 

Dirección magnética 298^59' 20" 

^=r=punto origen, extremo oriental delabase en la Estación del 
ferrocarril de Copiapó. 

i=vértice en cumbre Chanchoquín. 
4=-=id. frente á máquina de Gallos. 
6=id. en el mineral de Chanchoquín. 

GÁLCULO PARA DETERMINAR COOKDEXADAS GEOGRÁFICAS 

Punto A de partida: Latitud L=2j^22 Sur, Longitud ^/=70^3 5 

^x= 718.63. E. 

Pimto I ' ^ o XT 

17=3996.18. N. 



Digitized by 



Googlí 



Fórmula: L' -L= 



EL MAPA GEOÜRÁFICO DE ATACAMA 49 

Y sen i" / X \*-^tansf. L para la la- 



P sen I 



i" / X y -^tang. L/>ú 
"~Vseni7 



titicci. 



LATITUD LONGITUD 



log. ^3.601.6363 F¿rmula: J/' - J/=— ^,. — ^, 
I yá sen I cos L 

'^g- ^-iiK-r ^iiMlLZMS ,^g ^.=2.856.5053 

'^8^-7¿rr =^-^'337ir log.^_i--,=8^9.407o 

N.o 1 29-89=2' 9-89 log. , -^ ..=1.365.9123 

° P sen I 

Z= 270 22' Ct. log. cos. Z =0.05 14049 

— - 2^ 9" 89 log. (^-J/)=i.4i 73 172 

//= 270 19' 50" II N.o 26'' 14 

Coordonadas para el piinlo i Z=latitud. 

Latitud =2 70 19*50" II Z= » por determinar. 
Long¡tud=7o<>34'33"86 yí/=long¡tud conocida. 

J/ = » por determinar. 
J/=7o035'oo'\ 

— 26"i 4 

J/'=70034'33^'86 

y—y= 864.57 

LATITUD LONGITUD 

log. y =2.936.8002 log. X =3. 1 39.6902 

'^^•71^7^=8,51^7348 log--l¿rF=8:509407o 

'"^'•pTÍrr"-='-448.5350 log.^-.-^=i.649.0972 

N.o 28"o8 Ct. log. cos. Z' = 0.052^9725 

^ = 270 22' log. (ií/'-^/)=: 1.70 1.069 7 

^' = 270 22' 28" 08 N.o 5o"24 

J/= 70035' 

Coordenadas/«;'a ^ J/' = 70.35'5o"24 

Latitud = 27''22'28"o8 

Longitud. . . = 7oo35'5o"24 



Digitized by 



Googlí 



50 REVISTA Di¿ LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 



Puntoó 1+^=2-404.08 



+^= 1.720. 13 



LATITUD LONGITUD 

log. y-^z-n^'^^zi log- ^= 3-380.9345 

^^^•7^ = 1-747.2885 log.-,^„= 1.890.3415 

N.o 55^88 Ct. log. cos. L' = 0.051. 481 1 

log. {M'-M)^ 1.941.8226 
N.o 87^46= i' 27"46 

Coordenadas ^?Lrdipunio 6 M=^ yo^ 35' 00*' 

Lat¡tud = 2 70 21' 4" 12. i' 27"46 

Longitud = 7o''33'32"54 ^' = 7o^33' 32"54"" 

A contmuacíón va el registro de todos los puntos ligados por la 
red de triángulos cuyo número excede de quinientos. 

En la primera columna el nümero de órden de los vértices ó pun- 
tos diversos del cánevas y en la ültima los nombres propios de los 
mismos, introduciéndose la palabra lindero en cada uno de ellos 
donde se ha construído señal geodésica. 

En la segunda se anotan las designaciones geométricas de los la- 
dos de los triángulos. 

En la tercera el valor de estos lados en metros. 

En la cuarta las direcciones astronómicas de los lados para la de- 
terminación de las distancias á la perpendicular y el meridiano. 

En la quinta, dividida en 3 columnas, van los tres vértices de ca- 
da triángulo. 

En la sesta están calculadas las coordenadas parciales de cada 
punto. 

En la sétima se anotan las abcisas y ordenadas referidas al punto 
origen en el extremo oriental A de la base fundamental. 

En la octava y novena figura el cálculo de las latitudes y longi- 
tudes geográficas, S» del Ecuador y O. de Greenwich. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



En la décima se expresan las longitudes con relación al meri- 
ridiano astronómico que pasa por el punto Ay extremo de la base, 
por cuanto esos datos son de interés para los exploradores y mine- 
ros que viajan en el Desierto. 



IO.-DETALLES TOPOGRAFICOS 

Entre los numerosos instrumentos portátiles ó de bolsillo, se ha 
hecho uso muy limitado y excepcionalmente del anteojo Rochon, 
del telémetro de reflexión Gaumier, de la brújula prismática, del 
pedómetro y de otros igualmente estimables y cómodos en ciertas 
ocasiones, cuando no era plata el tiempo en la premura de los viajes 
ó cuando los detalles topográficos se imponían por el interés espe- 
pecial de una localidad ó la importancia industrial de un asiento de 
minas. 

Cómodo es tener la distancia directa que con una simple lectura 
señala la estadía, como interesante es el uso de esas alhajas científi- 
cas que recrean ahorrándonos fatiga; pero siempre se encuentra que 
el teodolito, sea para las grandes operaciones ó para las pequeñas, 
siempre que se adapte por su disposición, su peso y su tamaño á los 
objetos que se persiguen y á las circunstancias en que se opera, es 
el instrumento universal, expedito y exacto en todas las ocasiones 
tratándose de trabajos geográficos. 

Con la agregación casi indispensable de la aguja magnética, el 
teodolito ha sido siempre para el levantamiento, para las mensuras 
subterráneas ó para las observaciones celestes, el instrumento usado 
con preferencia en las exploraciones del Desierto y Cordilleras. 

Ya queda dicho que Schwalb H.'^^s h^n proporcionado los exce- 
lentes tránsitos de 20", y es asimismo satisfactorio señalará D. Ger- 
mán Eich, de Santiago, á quien se deben también servicios de la 
mayor estimación por algunos instrumentos suministrados. 

El círculo de reflexión y el horizonte artificial de mercurio, han 
tenido, naturalmente, su aplicación acostumbrada. 

La delineación de los caminos carreteros en el Desierto, debía 
tener en este trabajo una importancia muy especial. 



Digitized by 



Googlí 



52 KEVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 

Emprender su levantamiento por ¡tinerario, sirviéndose de instru^ 
mentos de precisión, habría sido tarea interminable y fuera de los 
límites de este trabajo. 

Aslmismo, respecto de las seadas y caminos de cordillera en que 
no era posible dejar al tanteo ni á la fantasía el cuidado de figurar- 
los, debían también scr objeto de algiín medio de determinarlos. 

Todo geógrafo explorador sabe que en tales casos, el caballo ó el 
carruaje en quc se vieja, el reloj y la brüjula de bolsillo, son los 
instrumeutos por excelencia; y bastante ventajosos para suplir á to- 
do instrumento portátil y de precisión cuando la experiencia enseña 
su uso y la práctica acostumbra á aplicarlos discretamente. 

Donde las perfecciones del trabajo geodésico ó topográfico no pue- 
d^n tener lugar, el geógrafo debe apelar á los procedimientos com- 
pendiados y rápidos á la vez que de segura y fiel apreciación dentro 
de los límites del plan trazado, de la índole de su trabajo, del dinero y 
tiempo disponibles; sln distraerse en detalles que no aprecia la mag- 
nitud de su escala ni necesita para los fines de su obra; pero sin sa- 
crificar la verdad de los grandes rasgos de la naturaleza ni desfigu- 
rar la disposición real de los objetos que representan interés en el 
orden físico ó en las transacciones humanas. 

Segun este orden de ideas sc ha procurado que las aguadas en el 
desierto, los alojaderos en la cordillera y las minas aisladas por do 
quiera, cuando no han podido ser referidas con precisión á los vér- 
tices de triángulos, se figuren á lo menos en situación de distar de la 
verdadera localización sólo en cuanto no contribuyan á desorientar en 
la dirección ni á equivocar groseramente al viajero en las distancias. 

Instrumento adecuado y precioso donde quiera que un parderue- 
das ó una sola puedan rodar sobre el terreno, lo quc en condiciones 
no muy excepcionales siempre se consigue, es el aparato que los in- 
gleses llaman con mucha propiedad perambulador, ó sea el odóme- 
tro ó rueda Wittmam coii un tro-luiámetro para medir el niimero de 
vueltas. 

Si sc dispone de un liviano vehículo para hacerlo servir al mismo 
objeto, se gana además la ventaja de tener, al mismo tiempo que un 
medio de trasporte, la facilidad de disponer libremente de ambas 
manos para el trabajo de cartera, las observaciones de brüjula, ane- 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 53 

roide, etc. y la conveníente comodidad para conducir los instrumen- 
tos, especíalmente el barómetro de mercurio, que sólo así puede 
precaverse contra las frecuentes ocasiones de inutilizarse. 

La medición de las distancias por este medio, cuando se viaja 
por caminos tolerables, es aproximada en cuanto puede desearse, y 
así es como han sido trazados algunos de los caminos del desierto, 
sin haberse conseguido, por desgracia, siempre que se hubiera de- 
seado, de ese excelente recurso. 

Como ejemplo de comprobación del trabajo general y de la ma- 
nera cómo los planos y levantamientos locales ó de detalle han sido 
enlazados con los puntos geodésicos, insertamos á continuación el 
caso de la formación del plano topográfico de Caracoles, importan- 
tísimo distrito minero confiado al ingeniero D. Alejandro Torres, 
quien lo relacionó con los vértices Deseada é Igles¡a de Caracoles. 

COMPROBACIÓN DE UNA BASE MEDIDA EN CARACOLES. 




8 = Lindero del certo de la Deseada. 
34 = Igl^sia de Caracoles, 



Base medida ( a /3 ) = 666.56 metros. 

Triángulo a ^ 8 

«=74M5* 2.823.8392 

/8 = 8702/ + 9-999» 5697 ., ^_ g /gsen 870 2/ 

8 = 170 58' I2.823.4089 sen 170 58' 

— 9.489.2040 



log. (a 8)= 3.334.2049 



Digitized by 



Googlí 



54 REVISTA DE LA DIKECClÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

Tridngulo 0,-^-34 

«=13'' 55' 2.823.8392 

^8=1480 2' + 9.723.8051 __ a /3 sen i48<> 2 

34=180 3' 12.547.6443 " ^4= sen i8<> 3' 

- 9.491. 1471 



log. (a 34)= 3-056.4972 

Después se resolvió el triángulo (a 8 34) en el que se conoce los 
lados (a 8) y (a 34) y el ángulo comprendido a = 6oo 40*. 

Por la fórmula tanj. y^ (34 8) = ¡f-ovltiT ^^^- 3^^ 20* se determina- 
ron los otros dos ángulos, y en seguida por la fórmula de los senos 
se determinó el lado (8 34), de la manera siguiente: 

/.^ /árfmila 

a = 6o<> 40* 00" 3.008.5277 

8 = 310 48' 34" +0.232.7450 1-019.83 • 

34=87^^ 31' 26" 3.241.2727 '^^^J >^ (34 ^^=¡:^^ ^ 

--3.518.2099 
log tanj 3^ (34 8) = 9.723.0628, cuyo ángulo= 270 51' 26" 

2.^ fórmula 

3.334.2049 

+ 9.940.4091 a-8 sen 600 40' 

13.274.6140 ^^ sen 870 31' 26" 

- 9.999.5943 

log. (8 34)= 3.275.0197 

lado (8 34)= 1883.73 nietros 

Este mismo lado (8 34) fué determinado por la triangulación ge- 
neral, de la manera siguiente: 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 55 

Triángulo 373 374 470 

'hlZ'^ 7° 25* oo'* Hndero cerro Centinela 

374 = 920 33' 20" « « Deseada 

470 = 80^ I* 40'' iglesía de Caracoles 
4.151.7742 

+ 9. 110.8726 373 374 sen 7025^' 

13.262.6468 ^^^ 470- g^j^ g^o i' 40" 

- 9.993-3885 



log. (374 470)= 3.269.2583 

lado (374 470) = (8 34)= 1858.91 metros 

Tenemos pues para el lado Iglesía Deseada un valor de 1883.73 
metros con la Base directa de Caracoles; mientras que para ese 
mísmo lado con la triangulación general es de 1858.91 metros cuya 
diferencia asciende á 24.82 metros, lo que da para la base medida 
directamente de 666.56 metros, un error de 8.56 metros. 

Ahora, tomemos otro ejemplo en plena cordillera. 

COMPROBACIÓN DE UNA BASE MEDIDA EN SAN PEDRO DE ATACAMA 

Para el lado (258 257)==lindero barranca río San Pedro y lindero 
barranca río Vilama, se obtuvo por la triangulación general un valor 
de 6977.65 metros. 

Este mismo lado se calculó con la base A B medida directamente 
de 2007 metros, de la manera siguiente. 

Triángtilo A B 258 

A = 92° 35^ 40" 

^=64<> 21' 20" 3.302.5474 
258 = 230 3' 00" + 9.954.9643 . A B stn 64Q 21* 20' 

13.257.5117 ^5 - sen 230 3^ 

- 9.592.7698 



log. {A 258)= 3.664.7419 



Digitized by 



Googlí 



56 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PUBLICAS 

Triángulo A 2¿8 2^y 

A = 83<^ 20' 00" 3.664.7419 

258 = 55'' o' 30" j^9- 997-0535 g ^ ^258 sen 830 20* 

257 = 41^ 39' 30" 13-66 1V7954 ^^ ^57 sen 410 39 30" 
— 9.822.6173 

log. (258 257)= 3-839.1 781 

lado (258 357^=6905.23 metros. 

Tenemos para el lado (258 257) por la triangulacjón general, un 
valor de 6977.65 metros y por la Base de comprobación 6905.23 
metros, cuya diferencia asciende á 72.24 rnetros, dando para la base 
medida un error de 21 metros y para una distancia de 666.56 metros 
(base medida de Caracoles) un error de 6.97 metros. 

De estos resultados deduce el ingeniero Torres la siguiente con- 
clusión: 

«Aquí es necesario hacer notar que en Caracoles el error de la 
triangulación general es por defecto, es decir, los lados son nienores 
que los que da la base medida; mientras que en San Pedro de Ata- 
cama el error es por exccso. Esto indica que los errores se han pro- 
ducido ya por defecto ó ya por exceso y siempre en proporciones tan 
pequeñas que han establecido verdaderas compensaslones para los 
datos obtenidos. — Ahora, si se considera, que el trabajo general es 
un gran levantamiento topográfico, cualquier escala que se elija pari 
su construcción será buena y los errores serán inapreciales, dedu- 
ciéndose de esto que la Carta que se obtenga será verdaderamente 
exacta». 



II— ALTURAS 

Las dificultades inherentes á la determinación de esta magnitud 
se han hecho sentir durante el curso de todos los trabajos en el de- 
sierto y cordilleras. 

La determinación de los ángulos de inclinación de los lados con 
el teodolito, requiere tiempo, tranquilidad y prolijidades de observa- 
ción que en raras ocasiones era dable conseguir en las altas cumbres 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 57 

azotadas casi constantemente por el huracán, ¡mpedidas por el frio 
penetrante y con las molestias y dificultades consiguientes en obser- 
vaciónes á toda intemperie y en el angustiado tiempo disponible. 

Lo poco que ha sido posible conseguir á este respecto, ha nece- 
sitado la comprobación de otros medios de cálculo de las alturas con 
los instrumentos acostumbrados y mejor adaptables al caso. 

No se disponía de las comodidades y medios de precaución en 
tan largos y pcnosos viajes para poder usar los barómetros de mer- 
curio, y los de sistema metálico que tan irregular y traidoramente 
acusan sus indicacioncs en las alturas considerables, no podían ser 
usados con el método de observaciones simultáneas, sino mediante 
sus indicaciones absolutas jamás dignas de mucha confianza. 

Uno solo de estos instrumentos, de doce centímetros de diámetro, 
cqnstruccion de Negretti y Zambra, comprado al señor Eich, de 
Santiago, probó excelentes condiciones hasta la altura de 3 á 4,000 
metros, pero cn el resto de su graduación hasta 5,000, no daba las 
seguridades necesarias. En este sistema de barómetros, este íué el 
ünico que prestó constantes servicios hasta el fin de los trabajos. 

Las indicaciones termométricas, por otro lado, imposibles de ha- 
cerse en condiciones apetecibles al aire libre, acusan siemprc inco- 
herencias notables en absoluto, y aún cuando se hagan simultáneas, 
no corresponden las tcmperaturas con las anotadas al abrigo de 
influencias perturbadoras en las estaciones de comprobación. 

Se ha preferido confiar en las indicaciones del hipsómetro de 
construcción inglesa, precioso y utilísimo instrumento, con los ter- 
mómetros de grandes divisiones en décimos de grado Fahreheit de 
los que Schwalb H.^^^ nos han suministrado magníficos modelos. 

En resumen, los ángulos de inclinación de Thronhgton de 20", 
en algunos casos el barómetro de mercurio de Gay Lussac, con 
mucha más frecuencia el hipsómetro y de ordinario el aneroide de 
o. 1 2 centímetros de Negretti y Zambra como asimismo los incon- 
secuentes aneroides de bolsillo, son los instrumentos que han servi- 
do para el cálculo de las alturas sobre el nivel del mar. 

Necesariamente, se han aprovechado también las alturas de nive- 
lación de los ferrocarriles del Huasco, Taltal, Antofagasta, Carrizal, 
Copiapó, Chañaral y Tocopilla. 



Digitized by 



Googlí 



58 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS ptfBLICAS 

Á veces con diferencias ¡naceptables ó disparatadas, en no po- 
cas ocasiones con regular aproximación y en otras con satisfactoria 
exactitud, el cuadro de las cuotas del nivel puede estimarse, con 
benevolencia, en grado de probable aproximación, sin negar que 
hay muchos casos de verdadera exactitud. 

El vehículo pernambulador ofrecía un medio excelente de trans- 
portar el Gay-Lussac colocándolo verticalmente y bien asegurado 
por sus extremidades, pero en muy reducida proporción han sido 
aprovechados sus magníficos servicios y nunca con comparaciones 
simultáneas. 

De comparaciones hechas entre el barómetro Gay-Lussac y el 
hipsómetro, sobre cuotas de 500 en 500 metros y entre los extre- 
mos de o á 5,000 de altura sobre el mar, se deduce lo siguente en 
cuanto al grado de apreciación de ambos instrumentos: 











APREClAClrtN 


APRECIACIÓN 


ALTURAS SOBRE EL NIVEL DEL MAR 


DEL 


DEL 










BARÓMETRO 


HIPSÓMETRO 


De 5400 


ms 


a 


5000 »>s 


20. 10. *"* 


17. 60. ™s 


» 50CX5 


» 


» 


4500 » 


19. 00. » 


17. 45- » 


» 4500 


» 


» 


4000 » 


17. 85. » 


17. 25. » 


» 4000 


» 


» 


3500 » 


16. 75. » 


17. 10. » 


» 3500 


» 


» 


3000 » 


15- 75- » 


16. 95. » 


» 3000 


» 


» 


2500 » 


14. 80. » 


16. 80. » 


» 2500 


» 


» 


2000 » 


13- 90. » 


16. 55. » 


» 2000 


» 


» 


1500 » 


13- 05. » 


16. 40. » 


» 1 500 


» 


» 


1000 » 


12. 20. » 


16. 35- » 


» 1000 


» 


» 


500 » 


II. 50. » 


16. 15. » 


» 500 


» 


» 


» 


10. 85. » 


15. 90. » 



Demuestra este cuadro que hasta los 4,000 la división más pe- 
queña del barómetro de mercurio aprecia más que la del hipsómetro, 
pero desde esa misma altura para arriba, la más pequeña división 
del hipsómetro aprecia más que la del barómetro. 

Por otra parte, las variaciones del hipsómetro en las grandes al- 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁnCO DE ATACAMA 59 

turas son casi insensibles hasta permanecer como fijo, á cuya ven- 
taja se agrega la de ser tan cómodo y portátil su uso dando á la vez 
una notable aproximación á la exactitud. 

Así se deduce también de sus comparaciones con las alturas según 
el procedimiento trigonométrico. 

Dadas las poco favorables condiciones de observación de las altu- 
ras, no se ha estimado necesario corregir las de este úhimo origen, 
de los errores de disminución que producen la esfericidad y la re- 
fracción, y cuando más sólo se ha hecho apreciar prudentemente 
esta causa de inexactitud en los casos importantes. 

Las anotaciones de Gay-Lussac, no disponiéndose de compara- 
cíones simultáneas, tampoco merecían el rigor de las fórmulas de 
gran aproximación. 

En cambio, las temperaturas de la ebulHción del agua, corregidas 
del grado termométrico del aire ambiente, han sido calculadas empí- 
rica ó anah'ucamente con el cuidado posible. 

Procediendo así, i tomando el promedio de los diferentes resulta- 
dos admisibles para cada punto, se ha Ilegado á formar el siguiente 
cuadro de alturas. 

En este cuadro aparecen 66 cumbres mayores de 5,000 metros 
dentro de una extensión de 4^44' 1 8" en latitud, pero se puede esti- 
mar, agregando las cúspides no medidas, que esas alturas no son 
menos de cien, lo que basta para tener idea de la potencia de una 
cordillera que á cada 5 kilómetros lanza al cielo una cumbre de 5 á 
6,000 metros. 

EI cuadro ha sido formado por el ingeniero i.° don Santiago Mu- 
ñoz quien lo precede de las siguientes observaciones: 

A continuación indicaremos de una manera somera los resultados 
obtenidos por los instrumentos antedichos, después de haberlos dis- 
cutidos entre sí, eligiendo para nuestros rejistros las observaciones 
que más fe nos merecían y despreciando aquellas que adolecían de 
defectos. 

Hemos aprovechado unas 140 alturas de las nivelaciones directas 
de los ferrocarriles construídos ó en construcción del Huasco, Carri- 
zal, Copiapó, Chañaral, Taltal y Antofagasta, que atraviesan el De- 
síerto de Atacama de Oeste al Este poco más ó menos. 



Digitized by 



Googlí 



$o 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



Las alturas obtenidas por nosotros ascienden á 373, determinadas 
por los métodos indicados anteríormente. : 

Si á estas últimas agregamos las primeras, tendremos un total de 
5/j alturas de los puntos más importantes, que nos servirán para 
trazar en la carta definitiva muchas curvas de igual nivel. 

A continuación van algunas alturas de los picos más notables de 
la Cordillera de los Andes, que se elevan sobre un nivel de 5,000 
metros sobre el mar, indicando sus respectivas latitudes para las más 
altas cumbres de entre ellas. 



CUMBRES 



ALTURAS 
SOBRE EL MAR 



Volcan Licancaur 

» Aguas Calientes. . , . 
Cumbre al O. de Sapaleri . . 

» Hecar 

Pico Aguas Calientes . . , . 

» 1 .0 Puntas Negras . . 

» 2.^ Puntas Negras. 
Cumbre Pastos Grandes . . . 

» del azufre 

» Tuzler 

Cumbre Incahuasi 

» LluiUailIaco 

» Ciénega Grande. . 

» Mojones 

Nevado de Cancha Argolla 

» de Miniques 

Volcán Láscar 

» Púlar 

» Socompa 

» de Antofaya 

Portezuelo Lagunillas 

Cerro Coipa 

Cumbre Dos Hermanas. . . 

» Doñalnés 

» Leoncitos 

» Cerro Bravo 

» Panteón de Aliste. 



997 Metros 

928 » 
838 » 
882 » 
954 » 

903 » 
049 » 

404 » 
992 » 

833 » 
860 » 
600 » 
364 
925 
867 

030 
900 
500 
980 
370 
985 

IIO 

613 
500 
160 
274 
360 



» 
» 
» 
» 



» 
» 



LATITUDES 



22054 


12" 


22058 


00" 


22054 


55" 


230 22 


9" 


23025 


'55" 


23049 


11" 


230 49 


17" 


240 20 


' 20" 


24030 


23" 


24O I I 


17" 


24° 5 


41" 


24044 


13" 


24" 57 


46" 


25" 44 


5" 


25° 56 


17" 


23^53 


24" 


230 26 


2" 


240 18 


00" 


240 27 


17" 


25° 37 


'36" 


260 49 


'40" 


27031 


09" 


260 5 


11" 


260 25 


26" 


260 41 


52 


260 18 


3 



Sur 
» 



» 
» 
» 
» 
» 



^» 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



161 



CUMBRES 



Cumbre Juncalito 

Portezuelo Pastos Grandes .... 
Cumbre Hombre Muerto 

» Ilanco 

» Laguna Blanca 

» Cueros de Poruya 

Portezuelo Negro Muerto 

» Laguna Blanca 

» Sapaleri 

» Chajnantor 

» Aguas Calientes 

Vega Chajnantor 

» Aguas Calientes 

Cumbre Chajnantor 

» Sapaleri 

» Cerro Bajo 

» » Lucho 

» » Lina 

» » Ratones 

» al S. E.deAguasCalientes 

» de Pótor 

Volcán Colachi 

» Putas 

» Tumisa 

Cumbre cerros de Túmbres . 

» » de RíoNegro... 

» » Chamaca 

» al N. del anterior 

» Catua 

» Tultul 

» Incahuasi 

» Rincón 

» Macón 

» Pocitas 

» Gallo Muerto 

» Jueregrande 

» Toco 

» Vicuña 

» nevado de Cachi 



ALTURAS 
SOBRE EL MAR 



5,660 Metros 
5.313 
5.175 
5.386 

5.579 

5.343 
5,200 
5,200 
5,100 
5.300 
5.300 
5,000 
5.000 
5.572 

5.404 
5.084 

5.017 
5.149 
5.269 
5,888 

5.515 
5.717 
5.534 
5.692 
5.309 



» 
» 
» 



» 
» 
» 
» 
» 



5.130 » 
5.303 » 
5.154 
4,961 

5.501 
5.710 
5.500 
5,622 
5.322 
5.379 
5.655 
5.339 
5'oio 
6,500 



» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 
» 



LATITUDES 



26" 39' 7" Sur 

25° 37' 26" » 

26" 8' 4" » 

26° 36' 28" » 

26° 35' 24" » 



2 2° 49 
22° 49 

22° 46 
22» 59 

23° 9 

2 50 20' 

23° 59 
230 18 
230 19 

23° 10' 
230 31 

230 30' 
230 28 
23° 34' 

22° 54' 

23° 55 
240 16 

24° 5 
240 4 

24° 3Í 
24P 2 1 

24° 24 

25° 3 
230 I 

26° 35 

25° 3 



» 



» 



19 » 

36" » 

51" » 

23" » 

36" » 

30" » 
32- 

20' 

5' 

53" » 

34" » 

16" » 

31" » 

40" » 

47" » 

44" » 

52" » 

26" » 

18" » 

00" » 

3" » 

35" » 

7" » 

14" » 

40" » 

49" » 



Digitized by 



Googlí 



62 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAs 

Para dar alguna idea del relieve del territorio se han distribuWo 
las alturas clasificándolas por su elevación sucesiva sobre el nivel 
del mar, de loo en loometros. 

Se prescinde de figurar las alturas menores de loo metros y mu- 
chas otras en puntos desiertos, sin nombre y que no tienen más 
interés ni más objeto que el de servir á la formación de perfiles 
transversales del terreno. 

Estos perfiles han podido ser trazados con alguna aproximación 
á la altura de diversas latitudes, como ser en el paralelo de 28^ co- 
rrespondiendo más ó menos á la quebrada de Carrizal Bajo, siguien- 
d3 al interior sagán la h'nea d?\ ferrocarril á Cerro Blanco y cruzan- 
do el río de Manflas hasta terminar en la cordillera limítrofe siempre 
por el mismo paralelo. 

Un segundo perfil en la desembocadura del río de Copiapó, con- 
tinuando también el mismo paralelo hasta los Andes. 

Un tercero por Pan de Aziícar, otro por Taltal, etc. 

Rebanado así el terreno por planos verticales perpendiculares al 
msridiano, los cortes demostrarán la configuración exacta del terre- 
no en razón del curso en que corren todos los ejes de montañas, 
síempre de N. á S. 

Pero no es aquí sino en la descripción orográfica y en el libro so- 
bre geología correspondiente á esta obra, donde se tratará de este 
importante detalle. 



ALTURAS SOBRE EL NIVEL DEL MAR 

Metros 100 á 200 

129 Alto del Fraile. 

132 Carpa N.<> 2. de (F. C. de Copiapó). 

134 BarranquiIIas (F. C. de Carrizal). 

137 Monte Amargo. 

157 Portezuelo Burro Muerto (entre Caldera y Algarrobo). 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA 63 



200 á 300 



225 Carpa N.^ 3 (F. C. de Copiapó). 
* 225 Canto de Agua (F^. C. deCarrizal). 
254 Piedra Colgada (F. C. de Copiapó). 
264 Cunibre Morro de Copiapó. 
290 Toledo (F. C. de Copiapó). 

300 á 400 

311 Carpa N.^ 4. (F. C. de Copiapo). 

351 Agua de la Negra (Antofagasta). 

352 Milla 30 (F. C. de Carrizal). 
* 356 Algarrobal (Carrizal). 

369 Copiapó. 
383 Vallenar. 
388 Cuesta de Perales, Paposo. 

400 á 500 

434 Punta de Díaz. 

438 Paipote. 

* 477 Carrizal Alto. 
489 Tierra Amarilla. 

49 1 Posada de la Varilla. 
500 Posada de Luján. 
500 Punta del Cobre. 
509 Mineral del Algarrobo. 

500 á 600 

509 Cerrillos de Punta de Picana. 

* 516 Salar del Carmen (Antofagasta). 

(•) Vértices de triángulos. 



Digitized by 



Googlí 



64 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PTÍBLICAS 

523 Galena (F. C. de Carrizal). 
539 Nantoco. 

* 539 Ladrillos (F. C. Copiapó). 
545 Posada de Cascabeles. 
548 Punta de Picana. 

555 Milla 17 (F. C. de Antofagasta). 

562 Aguada de Marañón. 

579 Cerrillos (F. C. Cdpiapó). 

595 Llano de los Lirios. 

600 á 700 

600 Posada de Escaleritas, quebrada de Santa Luisa. 

* 606 Mina Portezuelo (Carrizal). 

608 Punta Carmen. 

609 Las Breas (F. C. de Taltal). 

610 Totoralillo (id. de Copiapó) 
620 Posada de Paposo. 

628 Aguada Cachina (Esmeralda). 

630 Refresco de Pastenes (Carrizalillo). 

636 El Churqui (Juan Godoy). 

645 Chulo (Carpa N.^ 11, F. C. de Copiapó). 

668 Pabellón (F. C. de Copiapó). 

682 Punta de Marañón. 

684 Carpa N.^ 9. (F. C. de Copiapo). 

* 695 Punta de los Salineros. 
695 Mina Carrizalillo. 

700 á 800 

728 Aguada del Chulo (Copiapó). 

730 id. Salitrosa. 

746 Carpa N.^ 7 (El Yeso). 

750 Aguada de Adentro (Quebrada de Botijas). 

761 Pajonales (Carpa N.^ 10). 

764 Llano del Sur del Portezuelo de la Viñita. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 65 

769 Mantos Blancos. 

792 Garín. 

796 Refresco, más abajo de Pueblo Hundido. 

Sooápoo 

* 818 Placilla de la Florida. 

820 Encrucíjada MatanciIlas'(Paposo). 

* 820 Algarrobo (Carrizal). 

825 Rosilla (F. C. de Carrizal). 

* 825 Pueblo Hundido. 

825 Pampa Larga (Minas). 

830 Quebrada Juncal, abajo de Arenillas. 

836 QuiIIagua. 

* 840 Lindero (Cerro de Ustaris). 

85 1 Portezuelo de la Viñita (Copiapó). 

857 Tres Puentes (F. C. á Copiapó). 

862 Angostura de Chañarcitos á Inca (Chañaral). 

864 Juan Godoy. 

885 Cuevitas (F. C. de Antofagasta), 

900 á 1,000 

900 Refresco de AreniIIas (Pan de Azücar). 

910 Portezuelo de Cardones (Copiapó). 

915 Oficina frente á Cuevitas de Aguas Blancíis. 

916 Mina Dolores i.^ (ChañarciIIo). 

* 925 Lindero Cerro Paso Malo. 
948 Loros (Carpa N.» 8), 

* 958 Cerro cortado. 

960 Portezuelo de Bombas a Cachina. 
1000 San Antonio. 

1,000 á 1,100 

1004 Portezuelo de Pueblo Hundido á Chañarcitos. 

1005 Carpa N.^ 12 (Venado). 
1017 CerriIIos de Antofagasta. 



Digitized by VjOOQIC 



66 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

I02I Cerro de la Jaula. 

* 1035 Mineral del Carrizalillo. 
1040 Las Canchas (Taltal). 

1040 Frente á linderito al Sur de Cólmos. 
1050 Toco, Salitreras. 

* 1052 Lindero Cerro Perales (Taltal), 

z,iooá 1,200 

1 1 20 Llanura, bajando de Altamira, 3 k"^^ más abajo del 

núm. II 80. 
II 25 Lindero Cerro Minillas. 
II 30 Marayes (Solo). 

* II 40 Establecimiento Lautaro de Amolanas. 
1165 Oficina Esmeralda de Aguas Blancas. 
II 78 Yerba Buena (Carrizal). 

II 80 Llanura, bajando de Altamira, frente á Sierra Overa 

en el bajo (f. c. longitudinal). 
1183 Marayes, Quebrada de Cerrillos á Carrizalillo. 

1,200 á 1,300 

1200 Mina Abundancia de Paposo. 

1225 Mina Japonesa (Florida). 

1230 23 kilómetros más adelante de Angostura (Chañaral). 

1235 Mina Abundancia (Paposo). 

1237 Puquios (Copiapó). 

1256 Molle Bajo (Chañarcillo). 

* 1258 Chacance. 

1262 Cerro Bandurrias (Chañaral)* 
1290 Carmen Alto (Antofagasta). 

1,300 á 1,400 

* 13 14 Ojancos (Cerro). 
1327 Miscanti. 

1338 Saliilas (Antofagasta)* 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 6j 

1364 Molle Alto (F. C. de Copiapó). 

1365 Juntas (Copiapó). 

1 368 Cerro del Pingo (Taltal). 

1375 Cefro de Jesus María (Copiapó). 

1382 Pampa Central (Antofagasta). 

1,400 á i|500 

1425 Hacienda de Pulido. 

1425 Salitrera «Florencia» de Aguas Blancas. 

1446 Aguada de Flamenco, cruzamiento con el camino 

del Inca. 

1447 Pampa Alta (Antofagasta). 

1460 Pique de San Jorge de los Razolelt seco. 

1476 Agua Verde (Taltal). 

1487 Estación de Caracoles (F. C. de Antofagasta). 

1490 Mina Colmos. 

1494 Finca de Chañaral, 

1497 Alto del Camino del Inca, al sur de Chimbero. 

1490 Frente al mineral del Inca de Oro. 

1,500 á 1,600 

1506 Cerrillos al norte de Pampa Central (Antofagasta). 
150S Portezuelo del Inca (Copiapó á Tres Puntas). 
15 10 San Pedro(Salitrera, caminoAbundanciaáReventón) 
1520 Encrucijada del Camino de los Ingleses (Copiapó á 

Chañaral). 
1520 Vaguada al caer en Salinas, (camino San Jorge). 
1540 Chacance (1258."^) 
1550 Mina Altamira* 
1556 Casas de la Hacienda Manflas, 
1560 Portezuelo Chañaral á Chimbero. 
1575 Salida de la quebrada de Puquios á Llano de Varas. 
1580 Oficina de Dos Amigos (Taltal). 
1590 Pan de Azúcar (del Loa). 



Digitized by 



Googlí 



68 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PIJBLICAS 

i,6oo á 1,700 

1600 Mineral de Cerro Negro. 

1600 Quebrada de Caballo Muerto. 

161 2 Mineral Inca de Oro. 
^ 161 5 Sierra Gorda (Aníofagasta). 

16 15 Máquina de Puquios. 

1638 Llano del Inca. 

1646 Barranca (Quebrada Chañaral, frente á Finca. 
^ 1648 San Andrés. 

* 1650 Cerro del Cármen. 

1,700 á 1,800 

1 708 Divortia de la hoya del Loa. 
17 10 Posada Vieja (Llano de Varas). 
1725 Mina Chiquita, (Quebrada de Garin), 

* 1725 Lindero (Cerro Pedregoso). 

1730 Mina de Tres Chañares (Jorquera). 

1 740 Oficina Catalina del Sur. 

1 743 Punta del Salado con Pasto Cerrado. 
^ 1758 Máquina Atacama. 

1760 San Cristóbal. 
^ 1760 Frente á las Minas de Coria, camino Reventón á 
Aguas Blancas. 

1764 Dorso dé Salinas (Antofagasta) á mina San Jorge. 

1770 Vega de Huacate. 

1780 Valles (Río Manflas.) 
^ 1790 Portezuelo Villanueva. 

1,800 á 1,000 

1809 Portezuelo del Inca. 

181 1 Romero Cabeza de Vaca (Placilla). 

1 8 1 5 Pintadas (Copiapó). 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 69 

1 8 1 8 Puerta de Paipote. 

1 830 Llano de Catalina del Sur á Refresco Seco. 

* 1848 Refresco (de Taltal). 

1 850 Cerro (al S. O. de Colmos). 
1856 Llano en Punta de Varas. 
1865 Agua de la Brea (Cerro). 
1877 Morro de Chañarcillo. 
1880 Jorquera. 

1890 Mina Reventón de Paposo. 
1890 Pique Reyes Martínez. 

1,900 á 2,000 

1900 Llano Manto California. 
1902 Molinos cerca Puerta de Paipote. 
1926 Pampa Salitrera (Callejas). 
1950 Mina Descubridora de Garín Viejo. 
1950 Finca de Carrizalillo. 

1950 á 17 kmls. al E. de Mina Reventón (camino á Aguas 
Blancas). 
"^ 1970 Chehueque. 

2,000 á 2,100 

2000 Portezuelo Monte Cristo. 
2009 Salitrera Atacama. 

* 2020 Cerro Cabeza de Vaca. 
2032 Lautaro Salitrera. 

* 2041 Morro Punta de Varas. 
2054 Salitrera Chilena-Española. 
2080 Pique de la anterior. 

2085 Salitrera Rosario. 

* 2090 Lindero Cerro Ramaditas. 

2,100 á 2,200 

* 2100 Mina Altamira. 

21 16 Cerro de los Frailes. 

2 133 Aguada (F'inca Buena Esperanza del Chimbero). 



Digitized by 



Googlí 



70 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

^ 2140 Mina Reventón del Paposo. 

2140 Refresco Seco, (Camino á mineral Juncal). 

2144 Cerritos Bayos (F. C. á Antofagasta). 

2150 Tapiales (Maricunga). 

2152 Salitrera José Antonio Moreno. 

2180 Mina Principio. 

2199 Cortés Blancos (F. C. Antofagasta). 

2,200 á 2,300 

* 2218 Mina Buena Esperanza (Chimbero). 
2220 Finca de Carrizalillito. 

2240 Abajo de Oficina J. A. Moreno (camino á Reventón). 
2250 Casas de San Andrés. 
2253 Vega de Tilopozo. 
2255 Mina Armonía de Iscuña. 
2255 Puente de Calama. 
'^ 2265 Estación de Calama. 

* 2265 Pueblo de Calama. 

* 2265 Sierra Overa. 

"^ 2267 Extremo A de base cn Trcs Puntas. 

2271 Morro Bajo de Cachiyuyo, frente á Máquina Atacama. 

2287 Nacimiento Quebrada de Carrizo-Carrizal. 

2290 Mina Amolanas. 

2,300 á 2,400 

2304 Salto del Salado. 

2310 Mina Codiciada dc Tres Puntas. 

2310 Mina Elena de Tres Puntas. 

* 2323 Morro Flor del Desicrto. 

2340 7 Klmts. más al O. de Refresco Ratones, dorso para 

caer á Reventón. 
2369 Refresco Ratones dorso para cacr á Reventón. 
2276 Morro avanzado del Mineral del Inca. 

* 2276 Cerro del Chiv^ato, 

2289 Falda del Portezuelo para caer al Rio Manflas. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GKOGrAfICO Vlí ATACAMA 7/ 

2290 Puebio de Chiu-Chiu. 

2296 Punta más alta, corrida de Varas. 

2,400 á 2,500 

2400 Primera Guardia (F. C. T. de Copiapó). 

* 2400 Tilomonte. 

2400 Nacimiento del Río jVIanflas. 

* 2420 Plaza de San Pedro de Atacama 

* 2425 Lindero N. Sierra Matancillas. 
2430 V^ega de Chañaral Alto. 

* 2484 Checo de Plat¿i. 

2,500 á 2,600 

* 2503 Lindero en Cerro Tres Puntas. 

2510 Portezuelo de El Dorado y Amarillos. 

2529 Aguada de Cachina. 

* 2539 Pueblo de Toconao. 

* 2540 Cerro de la Descubridora del Reventón (Paposo) 

* 2543 Morro del Panteón (Tres Puntas). 
2580 SaHtrera Sud-América. 

* 2581 Morro estratiñcado al N. E. del Panteón. 

* 2597 P^arellón en Cerro Tres Puntas. 

2,600 á 2,700 

* 2602 Punta del Medio en Cerro Tres Puntas (M.). 
2Ó08 Vado de Lucha (Río Salado del Loa). 

2620 Agua de la Encantada. 

2630 Vegas del Toro (Rio Manflas). 

* 2632 Cerro de Buenos Aires. 

* 2642 Punta P. de las Tres Puntas. 
2643 Est.*^" de Seres (Antof¿igasta). 
2649 Portezuelo para caer á Río Manílas. 

* 2651 Cerro Juana del Norte (E). 

* 2660 Lind.<^ bajo de Guanaco. 
2660 Establecimiento nuevo Juncal. 



Digitized by 



Googlí 



72 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

2670 Ultima guardia (cerrillo entre Caracoles y Cala- 

ma=26oo). 
2695 Aiquina. 

* 2698 Cachinal de la Sierra. 

2,700 á 2,800 

2705 Cumbre de «El Dorado». 

2706 Vegas de Monroy. 

* 2712 Mina Arturo Prat. 

2751 Est^ 5.^ Cañería de Agua Arturo Prat. 
2760 Ojo de Agua (F. C. de Copiapó). 
2760 Agua Limón Verde. 

* 2767 Morro Alto (C. de la Dulcinea de Puquios). 

2,800 á 2,900 

2800 Entrada de la Coipa. 

2800 Cacerío de Peine. 

2800 Aguada Indio Muerto. 

2805 Vegas de D.^ Inés Chica. 

2807 Est.<>n 4.^ de Cañería Agua Arturo Prat. 

* 2820 Lindero Alto del Guanaco. 
2825 Agua del Castaño. 

2835 Agua de San Juan (?) 

* 2852 Cerro del Guanaco, lindero Mineral. 
2860 Mina Calameña de Caracoles. 
2865 Soncor. 

2,900 á 3,000 

2910 La Guardia (Jorquera). 

2931 Est.^^ 3 Cañería agua'Arturo Prat. 

2959 Vegas de Aiquina. 

2960 Caspana. 

"^ 2962 Punta Cerro San José de Tres Puntas (C). 
2977 Puente del Añil (F. C. de Antofagasta). 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 73 

3,000 á 3,100 

3000 Punta de Cachitos. 

3009 Puente n.* i — Conchi (F. C. Antofagasta). 

3010 Id. n.^ 2 id. id. 
3012 Cachitos (Valle Copiapó). 

3017 Cerro Blanco. 

3025 Finca de San Bartolo. 

3028 Agua de la Cruz. 

3030 Vegas de Mostazal. 

3030 Aguadas dulces de Caracoles. 

3045 Lindero cerro alto (4 leguas al S. de Iscuña) 

3056 Valle Maricunga. 

3057 Lindero al N. de Guanaco. 

3065 Río Guanchatoco, confluencia con Salado. 

3072 Agua de Inca-huasi. 

3085 Est ^^ 2 Cañería agua Arturo Prat. 

3,100 á 3,200 

3100 Falda del Indio Muerto. 

3 1 1 2 Establecimiento San Bartolo. 

3 1 1 5 Agua de Acerillo. 

3125 Machuca. 

3158 Vegas de Imilac. 

3166 Lindero Sierra Fraga. 

3 181 Llano de la Exploradora. 

3193 I d. de Vaquillas. 

3,200 á 3,300 

3207 Portezuelo del Castaño (Valle Copiapó) 
3231 Estación i Cañería agua Arturo Prat. 
3234 Estación San Pedro (F. C. Antofagasta) 
3240 Puente (F. C. Antofagasta). 
3240 Vegas de Carachapampas. 
3245 Cerro del Bordo (Atacama). 



Digitized by 



Googlí 



74 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

3255 Peñón, Caserío, Cordillerra Antofagasta de la Sierra. 

3260 Agua de las Tablas (Pedernales). 

3275 Agua de la Teca. 

3290 Valle Moreno (vía Puquios). 

3,300 á 3,400 

3307 Pueblo de Socaire. 

3309 Vega de Onas. 

3330 Aguadas Dulces. 

33^3 Confluencia Río Piuquenes con Nevado. 

3350 Vegas del Caulón. 

3355 Cortes de Poruña (entrada F. C. de Antofagasta) 

3360 Obispito (Valle de Copiapó). 

3391 Cortes de Poruña (salida F. C. de Antofagasta). 

3,400 á 3,500 



# 



3400 Mina Bucna Esperanza (de Vaquillas), 
3410 Agua de Varas. 
3415 Agua del Juncal Arriba. 
'^ 3426 Establecimiento Pedernales. 

3434 Punta de San Pedro (F. C. Antofagasta). 

3435 Portezuelo de Valiente. 
3444 Vega de Pajonales. 
3456 Id. de Antofaya. 

3468 Botijuelas Camino á Antofaya. 
3494 Peñasco de Diego. 
^ 3496 Vega Inca-huasi. 

3i500 á 3,600 

3500 BIoc (Quebrada de Maricunga) 

* 3515 Agua del Bolsón. 

^3516 Peñasco, Pueblo de Antofagasta de la Sierra. 

3530 Confluencia Quebrada del Bolsón y Juncal. 
3544 Punta de Polapi. 

* 3554 Lindero C. Pastillo. 

3564 Aguas Calientcs (antiguo establec. San Pedro). 



Digitized by 



Googlí 



# 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 75 

3570 Vegas de Puntas Negras. 
3575 Id- del Chaco. 
=* 3588 Id. de Río Frío. 
3597 Vega de Cerro Bravo. 

3,600 á 3,700 

3604 Vega de la Zorra. 

3645 Portezuelo de Pedernales. 

3680 Id. de Pasto de Ventura (línea). 

3688 Carcote (entrada al lago). 

3694 Id. (salida del id.). 

3695 Frontera. 

3696 Estación Alcagui. 

^ 3699 Lindero Volcán Alumbrcra. 

3,700 á 3,800 

3700 Mina Sandón. 
3700 Id. Coipa. 
3715 Agua de la Encantada. 
3720 Portezuelo. 

3729 Estación de CeboIIar (F. C. Antofagasta). 
* 3730 Cumbre del Cerro Indio Muerto. 
3743 Vega de Pozuelos. 
3747 Vega de Socompa. 
3750 Chorrillos (Argentino). 
3750 Portezuelo para ir á Agua de la Teca. 
3758 Estación de Polapi (F. C. de Antofagasta). 

3764 Vega de la Ola. 

3765 Volcán de Agua (nacimiento del Salado). 
3783 Vega Juncal (orilla E. Salar de Arízaro). 
3790 Minas del Chaco. 

3790 Pie de la Cordillera Maricunga. 

3,800 á 3,900 

3800 Puntas Negras. 
3800 Laguna Maricunga 



Digitized by 



Googlí 



# 



76 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

3800 Alojamiento de Pircas negras 

3803 Carcote Estación F. C. de Antofagasta. 

3810 Cascada en río Juncal hacia Leoncitos. 

381 1 Vega de Quirón. 

^ 3812 Pueblo del Rosario (Altiplanicie Atacameña). 
3813 Vega del Tolar grande. 
3827 Puquio, alojaniiento en camino á Tiloposo. 
3830 Vega Tola. 
3838 Vega de Macón. 

3840 Aguas minerales en Qucbrada Gallina. 
3848 Vega de Caurchari. 
3850 Mina Exploradora. 
3857 Vega del Tolar Chico. 

3859 Cerca de Laguna Minique. 

3860 Laguna de Maricunga. 
3860 Portezuelo de Vicuña, cayendo á Mocoví. 
3863 Vega de Potrero Grande. 
3870 Río Lamas. 
3877 Ciénega redonda, al pie del Azufre. 

3882 Vega, Falda Ciénega al sur de Catua. 

3883 Vega de Pastos Chicos. 
3895 Laguna de Légia. 

3,900 á 4,000 

3900 Vega de Choschas. 

3910 Id. Ojo de Colorados. 

3915 Quebrada de Codocedo. 

3930 Vega Aguas Coloradas, pie E. sierra Macón. 

3930 Lindero Cerro Bayo. 

3934 Cacerío de Pastos Grandes. 

394Ó Extremo N. de la Mezeta. 

3944 Vega de Cori. 

3945 Vega Aguas Calientes (camino á Vaquillas). 
3950 Vega de LaguniIIas. 
3950 Alojamiento de Pircas Negras. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 77 

3960 Estación de Ascotán. 

3975 Vega de Quebrada Seca. 

3976 Id. de Cortadera. 
3980 Id. de Hecar. 

3980 Id. de Pajonal (s¡n agua). 

3980 P¡e del volcán Tum¡sa. 

3980 Llanura del Yeso, más al N. de P¡edra ParadcU 

3983 Vega de Guanaqueros. 

3990 Quebrada' Seca, al p¡e de la Cordülera. 

3995 Vega de Cav¡. 

4,000 á 4,100 

4002 L¡ndero en barranca de Vega de Río Frío. 
4004 Peña Negra, Quebrada de Antofagasta. 
4004 Vega de Leonc¡tos. 
4010 Boratera de S¡ber¡a. 
4010 Laguna Brava. 

4013 Los corrales del río JuncaHto. 

4014 Chagsa. 

4020 Llano hac¡a P¡edra Parada, frente á L¡ndero loo. 

4030 Portezuelo de Caurcharí á Catua. 

4032 L¡ndero Cerro Curuto. 

4038 Ranchos. 

4040 Río Onas. 

4042 L¡ndero Cerro de la Ternera. 

4064 Vega de Pozo Bravo al E. de Catua. 

4065 Portezuelo de V¡cuña. 
3068 Cascrío de Catua. 
4070 Vega de Samenta. 

4092 Laguna al p¡e del Volcán. ¡^ .. * ;' V 
4098 Vega Olajaca 

4,100 á 4,200 

4100 Vega de Mojones, casa del Com¡s¡onado. 
41 15 Portezuelo Ant¡cl¡mil. 



Digitized by 



Googlí 



78 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

4 1 20 Portezuelo Agua Pelada. 

4120 Guaitíquina. 

4125 Llano más al N., frente al lindero 89. 

4142 En Pircas Negras F. T. de San Antonio. 

4150 Portezuelo Panteón de Aliste. 

4155 Lagunilla. 

4160 Cerro del Quimal. 

4168 Vegas de Olaroz Grande. 

41 71 Vega de Barros Negros. 

4175 Quebrada del Salin. 

4177 Laguna del Negro Francisco. 

4178 Vega de León Muerto. 

4187 Lindero Morrito al N. del pueblo de Pastos grandes. 

4188 Id. de Chaschas. 
4190 Cumbre de Cordillera. 
4193 Vega alojamiento de Toro. 

4197 Alojamiento cerca de laguna Negro Francisco. 

4,200 á 4,300 

4200 Vega de la Hoyada (falda cerro Robledo). 

4215 Portezuelo de ChorriIIos (línea). 

4220 Peña Negra (Copiapó). 

4223 Vega de Hécar (otro alojamiento). 

4229 Alojamiento de Piedra Parada (en rio Juncalito). 

4250 Lindero Volcán Carachapampa. 

4250 Vega de Acazoque. 

4250 Ciénega Redonda. 

4260 Vega Umorchota. 

4266 Vega Pili á Río Negro. 

4278 Carpa Vega Río Negro. 

4285 Vega de Pairiqui Chico. 

4296 Ojo de Agua (F. T. vía Puquios). 

4,300 á 4,400 

4300 Lindero ccrro de la Exploradora. 
4305 Vega Laguna de los Patos, 



Digitized by 



Googlí 



£L MAPA CEOGRÁFICO DE ATACAMA 79 

43 10 Id. Losló. 

4313 Lindero cordón Tolar Grande. 

4330 Vega de Achibarca. 

4330 Id. de Chaniaca. 

4335 Id. de Quebrada Honda. 

4340 Id. Ciénega Redonda. 

4356 Campo de Tres Cruces. 

4369 Río Lamas. 

4376 Vega al pie de cerro Bayo. 

4,400 á 4,500 

4432 Valle al pie dc Vidal Gormaz. 

4450 Portezuelo del Cajon. 

4450 Lindcro en punta N. del cerro Coyaguaima. 

4470 Cuevas del río Aguas Calientcs. 

4477 Vega de la Punilla cerca de Mojones. 

4477 Agua de las Perdiccs. 

4478 Vega del Agua Delgada. 
4497 Id. de Los Colorados. 

4,500 á 4,600 

4504 Cumbre Codocedo. 

4515 Portezuelo de Acerillo á Salitre. 

4520 Id. de Quebrada Seca. 

4532 Cumbre cerro de Onas. 

4536 Laguna Verde. 

4540 Tres Cruces. 

4581 Laguna Verde. 

4591 Lindero cerro Bávaro ó Lares. 

4,600 á 4,700 

4606 Laguna Brava. 
4615 Lindero V^ega de Sapaleri. 

4637 Portezuelo desde Liguni Nej^ro Francisco p.ira caer 
á Viscachas. 



Digitized by 



Googlí 



8o REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

4650 Lavaderos del Carmen al N. O. de Siberia. 
4663 Vega de Guaiyaques. 
4670 Portezuelo de la Coipa. 

4,700 á 4,800 

4715 Laguna seca de Portezuelo. 
4728 Tres Cruces, 

4735 Vega de Los colorados, cerca de Cuevas de río Aguas 

Calientes. 

4740 Cerro Vidal Gormaz. 

4785 Lindero cerro Hornillos. 

4,800 á 4,900 

4800 Pie E. Cerro de Licancaur. 

4819 Lindero Cerro Gemelas. 

4837 Portezuelo de Tres Quebradas (línea). 

4870 San Francisco (Copiapó) F. C. T. vía Puquios. 

4,900 á 5,000 

4906 Lindero Cerro Macón. 

4961 id. en cordón E, de Catua. 

4975 Mina Inca-huasi, costado O. de Pastos Grandes. 

4985 Portezuelo de la Lagunilla. 

5,000 á 5,100 

5000 Vegas de Chajnantor. 
5000 id. de Aguas Calientes. 
5010 Lindero Cerro Vicuña. 
5017 id. Cerro Lucho. 
5084 id. Cerro Bayo. 

5,100 á 5,200 

5100 Portezuelo de Sapaleri. 
51 10 Lindero Cerro de la Coipa 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA Si 

5123 Cerrito cónico en la línea divisoria. 

5130 Lindero en punta S. alta Cerro Río Negro: 

5149 id. Cerro Lina. 

5154 Punta en barranca al N. del 323. 

5160 Lindero Cerro Leoncito. 

5175 id. Cerro Hombre Muerto. 

5188 Punta rojiza al S.E. del Cordón Aguas Caliente. 

5,200 á 5,300 

5200 Portezuelo entre Laguna Blanca y Sapaleri. 
5200 id. del Negro Muerto. 
5269 Lindero Cerro Ratones. 
5274 id. id. Bravo. 

5,300 á 5,400 

5300 Portezuelo de Chajnantor. 

5300 id. de Aguas Calientes. 

5303 Lindero Cerro cónico de Chamaca. 

5309 id. Cordón Tumbres. 

5313 Portezuelo de Pastos Grandes con Selto Pugio. 

5322 Cumbre Cerro Pili. 

5322 Lindero Cerro Pocitas. 

5339 íd. id. Toco. 

5343 id. id. Cucro de Poruya. 

5360 id. id. Panteón de Aliste. 

5379 Punta Sur, Cordón Gallo Muerto. 

5386 Lindero Cerro Ilanco. 

5,400 á 5,500 

5404 Liridero Cerro Sapaleri. 

5>500 á 5,600 

5500 Pico de Doña Inés. 

5500 Punta N. E. de los Cerros del Rincón. 

5501 Lindero Cerro Tultul. 
5515 id. id. de Potor. 



Digitized by 



Googlí 



82 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS Pt'BLICAS 

5534 Punta alta Cerro Putas. 

5572 Lindero nacimiento Río Chajnantor 

5579 id. Cerro Blanco. 

S,6oo á 5,700 

5613 Lindero Cerro Dos Hermanas. 

5622 id. » Macón. 

5655 id. » Jueregrande. 

5660 Cerro del Juncalito. 

5692 Punta de los Cerros de Tumisa. 

5,700 á 5,800 

5810 Punta alta Cerro Inca-huasi. 
5817 Volcán Colachi. 

5,800 á 5,900 

5833 Lindcro Cerro Tusler. 

5838 id. > al ü. de Sapaleri. 

5847 Punta alta Cerro Aguas Calientes al E. del ly^. 

5860 Cerro de Inca-huasi. 

5867 Nevado de Cancha Argollas. 

5882 Cumbre de Cerro Hécar. 

5,900 á 6,000 

5903 Puntitas O. de Puntas Negras. 

5925 Lindero Cerro Mojones. 

5928 id. » Aguas CaHentes. 

5954 Punta Cerro Aguas CaHentes. 

5992 Lindero Cerro Azufre de Pastos Grandes. 

5997 Cerro Licancaur. 

6,000 y más 

6049 Lindero Cerro Puntas Negras. 
6364 Cumbre Cerro Ciénega Grandc. 
6404 Nevado de Pastos Grandes. 
6600 LluHaillaco. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGKÁFICO DE ATACAMA 83 



12.— DECLINACIÓN Y AZIMUTES MAGNÉTICOS 



Al tratar de esta materia se hace neccsarlo volver á repetír lo d¡- 
cho sobre los cronómetros de bolsillo Dent. 

En las ciudades, donde las ocaslones de estudio de sus irregulari- 
dades y determinación de su marcha diaria podían repetirse, esos 
instrumentos pudieron utiHzarse muchas veces, como se ha visto, 
pero en las cordilleras y en los viajes que no se hacían en condicio- 
nes de comodidad para el trasporte, su marcha desordenada y sus 
moyimientos imprevistos, dctenicndose cuando el frío era excesivo, 
hacían inseguro é inútil su uso. 

Con observ¿iciones circunmeridianas de sol ó de estrellas, la ope- 
ción de determinar la variación magnética se ha repetido en nume- 
rosas ocasiones cada vez que las circunstancias han sido favorables. 

Algunas anotacion:^s d j variaciones diurnas han acusado, como en 
Copiapó, una amplitud de ángulo que llegaba hasta i' 30" y en las 
altas cordilleras llamó m:is de una vez la atánción el hecho de una 
notable diferencia en las lecturas miQfniticas de los diversos instru- 
mentos comparados con las análogas diferencias de los mismos en 
otras circunstancias. 

La falta de estabilidad en los observ'atoriosó estaciones y las mo- 
lestias consiguientes á la intemperie en los campamentos del explo- 
rador, no permitían reducir á observacioncs sistemadas ciertos fenó- 
menos que despiertan interés y poJrían conducir á resultados 
importantes. 

Una serie cle observaciones veriíícadas en Copiapó para la mejor 
orientación de la base, habían dado un promedio de 1 2^ 46' para la 
declinación magnética oriental. 

Los trabajos de la comisión de astrónomos, verificados con instru- 
mentos adecuados dieron los siguientes resultados para las constan- 
tes magnéticas en Copiapó, Caldera y Antofagasta, usando el mag- 
netómetro de Meyertein: 



Digitized by 



Googlí 



$4 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIJBLICAS 



DECLINACIÓN 


INCLINACIÓN 


FUERZA HORIZONTAL 


Copiapó ... 12° 35' 3. E: 3 Sbre /88 
Caldera .... 13« 38' i. E: 18 Obre/88 
Antofagasta 12° i' 5, E: 16 Dbre /88 


28<> 52' S.: 26 Obre /88 
28° 18' S.: 5 Nbre /SS 
24° 29' «S.: 17 Dbre/88 


0,2769: 4 Sbre /88. 
0,2759: i8 0bre/88. 
0,2775: 17 Dbre/88. 



Las coniponeiites horizontales de la fuerza horizontal magnética 
están expresadas en los tres elementos de materia, espacio y tiempo 
de que dependen los fenómenos físicos, es decir, la masa para apre- 
ciar la cantidad de materia, la unidad de lonjitud para comparar los 
espacios, y la unidad de tiempo para estimar la duración del fenó- 
meno. 

Las tres unidades constituyen el sistema llamado C. G. S., centí- 
metro, masa y segundo, pero modificando la teoría de Gaus c6n la 
sustitución del gramo-masa. 

En Copiapó se ha fijado e! meridiano astronómico en el terreno 
por medio de una cruz griega pintada de ncgro y blanco contra la 
roca en la falda del cerro del Rosario que mira al norte, entrc las 
calles de Talcahuano y Yumbel, dispucsto de tal manera que con 
instalar un instrumento en el pilar dc observaciones contiguo al ex- 
tremo A de la base de triangulación, basta apuntar á la cruz bus- 
cAndola diagonalmente al lado opuesto dcl valle en aquella dirección, 
para tomar la posesión matemática dcl sur astronómico. 

La figura siguiente explica esta disposición. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGUÁFICO T^ÍL ATACaMA 



85 




En Antofagasta, el pilar de observacioiies está colocado dentro de 
la estación del ferrocarril inmediato á la püerta de entrada para el 
tráfico de carros, dando vista al cemeíiterío, en cuya inmediación hay 
utia señal de niampostería que sirve de míra según un ángulo hori- 
zontal de 89« 15' 13." 4 contado desde el ►S astronómico. 



Digitized by 



Googlí 



86 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 




-nNüra: 




Oftl«rdelOl„ervai 



OTIO 



Por la circunstancia de estar este punto ¡nmediato á los paralelos 
de los desvíos del ferrocarril y otros motivos de desviación que 
abundan en tales lugares, debe preferirse, para la rectificación de las 
brüjulas el pilar inmediato al cementerio. 

En algunos puntos de la alta cordillera donde no ha habido oca- 
sión de determinar la declinación de la aguja magnética con preci- 
sión, se ha insistido siempre en repetir y asegurarse del valor de 
este ángulo para los efectos de los itinerarios de caminos y demás 
datos tomados con la brüjula. 

Y, así se puede dar para ciertas localidades como Maricunga, Pe- 
dernales de la Ola, San Pedro de Atacama, Tilomonte y otros, el 
promedio de varias operaciones, á veces en distintas épocas y con 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



87 



agiijas de diferentes instrumentos, confrontando además las alturas 
circunmeridianas por medio de observaciones con el círculo de re- 
flexión y horizonte artificial, 

Los resultados así obtenidos, como los de San Pedro de Atacama, 
Zorras de Guanaqueros, Copiapó y otros merecen á este respecto 
especial confianza. 

La variación obtenida en Guanaqueros es el promedio de cinco 
operaciones verificadas simultáneamente por dos observadores con 
sus respectivos instrumentos; y de siete operaciones en la misma 
forma resultó la que se da para San Pedro de Atacama. 

CUADRO DE DECLINACIONES MAGNÉTICAS 



LOCALIDADES 


DECLINACIÓN 
OKIENTAL 


LATITUDES 


LONGITUDES 


CO 
IH 


' CoDÍaoó 


12« 33' 

i3''38' 

13° 23' 
13» 15' (?) 

140 r (?) 
I204I' 

130 07' 30" 

I 2° 28' 

,3023-25" 

12° 03' 5" 

11° 51' 8" 

12° 01' 5" 
11° 07' 


270 2i'33"5 
270o4'o5"9 

270 04' 28" 
26° 59' 58"6 
26° 19*21" 

260 0l'20"6 

25° 50' 02" 

25° 23' 37" 
240 59' 44" 

24° 33' 43" 
23° 50' 42" 

23° 38' 39"3 
22° 58' 7"3 


70° 21' 22" 5 
70° 49' 05"24 

690 56' 17" 

690 06' 5o"o6 
690 15' 29" 
70° 19' 52" 
690 52' 26" 

69° 18' 49" 
690 32' 56' 
680 35' 41" 
68° 10' 15" 
700 24' 39" 15 
68° 14' 53" 2 


369 
« 

1745 
3860 

3420 

1035 
2100 

3400 
2712 

3983 
2400 

« 
2420 


! Caldera 


' Máquina Atacama, Ca- 
1 chivuvo 


\raricunp*a 


, Pedernales de la Ola . 
, Mineral de Carrizalillo 
1 Mina Altamira 

Vaquillas, mina Buena 
1 Ksperanza 

Mina Arturo Prat. . . . 

Vegas de Guanaqueros 

Tilomonte 


'Antofagasta (puerto). 
1 San Pedrode Atacama 



RUMBOS MAGNÉTICOS 

El uso de los azimutes magnéticos, á pesar de la poca exactitud 
de las lecturas, las variaciones imprevistas, las perturbaciones loca- 
les y tantas otras causas de error, son siempre útiles y prestan opor- 



i 



Digitized by 



Googlí 



88 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

tunos servicios al viajero y al explorador minero sobre todo, que usa 
siempre la brüjula como ünico medio de guía y orientación. 

Del siguiente cuadro se podrá aprovechar un gran nümcro de di- 
recciones magnéticas, habiéndose escojido para formarlo aquellos 
puntos ó lugares poblados ó de minas que más interesan al niinero 
ú otros que por el vasto horizonte que abrazan, ofrecen ventajosos 
puntos de mira y orientación. Si lleva consigo el viajero el mapa, se 
ahorrará este trabajo, pero á falta de él, bastará llevar en cartera los 
datos que contiene este escrito. 

No se figuran en el mismo cuadro la latitud, longitud y altura por- 
que en los cuadros correspondientes se encuentran ya expresados 
estos elementos. 

tSTACIÓN EN EL OBISPO (CERRO DE LA COSTA INMEDIATO 
AL PUERTO OBISPITO) 

Moradito (lindero) S. 55^ E. 

Ánimas (de Chañaral) id N. 40« E. 

Cerro Negro (de Cabeza de Vaca) id S. 6"^ E. 

Dofla Inés N. 54«;^ E. 

Paáo Malo (Chañaral) id N. 7« O. 

ESTACIÓN EN PASO MALO 

Ánimas (lindero) S. 64^ E. 

MiniIIas id N. 18«^ E. 

Pan de Azücar (isla) N. 25^^.} O. 

Obispo (lindero) S. i^^ E. 

ESTACIÓN EN MINILLAS 

Paso Malo (cumbre lindero) S. iS^I^ O. 

Portezuelos Blancos (Quebrada Chañaral) S. 3"^ E. 

Esmeralda (lindero) N. ^óof O. 

Florida (lindero) S. 70^^ O. 

Bombas (lindero) N. i8«i O. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA geogrXfico de atacama gg 

ESTACIÓN EN CERROS DE LAS VACAS (PRENTE A MONTE 

AMARGO) 

Tía Ramos (cerro lindero) N. 72^ E. 

Roco (cerro lindero) N. 28^ E. 

ESTACIÓN EN ALGARROBO (CALDERA, LINDERo) 

Ustaris (lindero) S. 70° E. 

Morado id N. 25^ E. 

ESTACIÓN EN EL TOCO (CERRITO DE LA CASÜALIDAd) 

Centinela de Caracoles (lindero) S. 37<^f E. 

Limón Verde (lindero) S. 46^^ E. 

Inca, de Calama S. 83*^ E. 

ESTACIÓN BALLENA 

Refresco (estanque de la Estación) S. 55° O. 

Catalina del Sur (Chimenea) S. 50J O. 

Pique Germania S. 58^! E. 

Máquina Beneficiadora de Cachinal N. 34^ E. 

Oficina Lautaro S. óó^ E. 

ESTACIÓN CERRO PEDREGOSO (lLANO) 

Cerro Solitario (lindero) S. ^o^f E. 

Sierra Gorda (id) S. 58^^ E. 

LimónVerde (id) S. 870 E. 

Pan de Azücar (Guacate) * N. 74^^^ E. 

Calama N. 68° E. 

Cerro Colupo (lindero) S. 69^ O. 

Cerro Ramaditas (id) S. 64*^^ O. 

ESTACIÓN COIPA (lINDERO) 

Tronquitos, lindero S. 9^ O. 

Pingo, id S. 88of O. 



Digitized by 



Googlí 



90 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

San Andrés, id S. 63^1 O. 

Tres Cruces ....." S. 670 E. 

Nevado de Jotabeche S. 13^ E. 

Monte Pissis S. 78«! E. 

Volcán Copiapó S. 22^ E, 

ESTACIÜN barranca: san bartolo 

Quimal (lindero) S. 2)7^ O. 

Licancaur S. 84^ E. 

Socompa S. ii^ E. 

Chúschul (lindero) N. 85^ O. 

CERRO BLANCO (CUMBRE DE LA PLATa) 

Morro Chañarcillo (lindero) N. 45^ O. 

Leones (id) N. 35^ E. 

Calquis ^ (id) N. 280 E. 

Potro S. 60« E. 

AntibiIIaco S. 58« E. 

Punta Áspera de la Rosilla S. 20^ O. 

Punta de Potrerillos S. 50° O. 

ALTO DE PAJONALES (CHAÑARCILLO) 

Mina Castillo N. 85^ O. 

Punta de Bayo Grande (lindero) S. 70^ O. 

Punta Picanas S. io<^ E. 

ESTACIÓN CERRO DE LA MINA «RESTAURADORA» 

Lindero en Chicharras N. 40 E. 

» Normilla (lindero) O. 

Punta N, de Hornillos (id) S. 70° E. 

Cumbre Piñuno , S. 20^ O. 

Lindero de Cerro de Fritis. S. 40° E. 

Cumbre de Loma Grande S. 30^ E. 

Certo Tajado N. 15° E. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 91 

ESTACIÓN EN CUMBRE DEL VOLCÁN ALUMBRERA 

( Altiplanicie de Antofagasta de la Sierra) 

Lindero de cerro Oiré S. 770J O. 

Lindero cumbre Mojones N. 12^^ O. 

Cumbre Curuto (lindero) S. \(P E. 

Cumbre de Peñón (cordillera anticlinal) S. 60^ E. 

Lindero Laguna Blanca (cordillera anticlinal). . . S. 46° E. 

Lindero cerro Robledo S. 2\^\ O. 

Cerro San Buenaventura S. 31^^ O. 

ESTACIÓN EN LINDERO GARÍN 

Lindero cerro de Ustaris N. 78^^ O. 

Id. id. Cachiyuyo. N. 38^ O. 

Id. Tres Puntas N. 23«^ O. 

Id. Fraga N. !<> E. 

Id. Ternera N, 43<>| E. 

Id. Leones S. 17^ E. 

Id. CarrizaliIIo S. 8°^ E. 

Id. Cerro Buenos Aires S. 16°^ O. 

Id. Morro ChañarciIIo S. 33°^ O. 

Id. Checo S. 370^ O. 

Id. PotreriIIo S. 52«^ O. 

Id. Jesüs María S. t(P\ O. 

ESTACIÓN EN TRES CHAÑARES (mINA DESCUBRIDORA) 

Lindero Calquis N. 62^ O. 

Id. Vizcacha S. 54^^ O. 

Id. EstanciIIa S. 12« E. 

ESTACIÓN EN LAGUNILLA (cORDILLERA DEL NEVADO) 

Lindero CadiIIal S. 73^1 O. 

Nevado de Jotabeche N. 53° O. 

Dos Hermanas N. 13^ E. 



Digitized by 



Googlí 



9> REVISTA m hA DmECeiÓfí DE OBRAS Pt5bLICAS 

ESTACIÓN EN ÜSTARIS (COPIAPÓ) 

Líndero Morado N. 42^1 O. 

Id. Galleguillos N. 41^^ O. 

Id. Chamonate S. 72« J O. 

Id. Cachiyuyo de Oro N. 44°^ E. 

Id. Jesüs María S. 140^ E. 

Id. San Juan N. 32« O. 

ESTACIÓN EN BOTIJUELAS (CORDILLERA DE ANTOFALLA) 

Lindero de Achi S. 850 E 

Cerro Nevado de Colorados S. 35° O. 

Cerro Peinado S, 

Cerro de San Francisco , • . S. 8^ O. 



Los síguientes azimutes han sido tomados con teodolito: 

ESTACIÓN EN MÁQUINA ATACAMA 

Liqdero cerro Vicuña 28° 4*20" 

Id. id. Pingo 4i058'4o'' 

Farellón junto á punta sierra San Andrés 52038*00" 

Lindero sierra Fraga ó^o^o'oo'* 

Id. id. Ternera , i^^o^^'oo'* 

Morro sur de Puquios 1370 4W 

Aguada Buena Esperanza del Chimbero 12058*20** 

Morro Chico de Cachiyuyo 353^26 W 

Id. Alto de Cachiyuyo 305013W 

Punta alta corrida de Varas 344030*00" 

Abra frente á Vicuña 26056*00** 

Punta alta al E. de portezuelo Llampos 205^20*20*' 

Id. culminante de cerro Dulcinea 183^2 1^40** 

Id. id. hacia el E. corrida Dulcinea. . 147^37*00" 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrXfICO DE ATACAMA 93 



ESTACION EN CERRO FLORIDA, AL SUR 

Lindero cerro al N. de la Florída 1 3^45*00" 

Id. en morro blanquizco, detrás cerro Negro 3 16058*20" 

Id. mal alto en sierra Carmen i64°23'2o" 

Id. N. de corrida Tres Gracias i io057'oo" 

Id. en el Ilano al N. del anterior 56^3 i'2o" 

Bandera N. O. de Cerro Ncgro 320i4'2o" 

ESTACIÓN EN LINOERO N. DE TRES GRACIAS 

Lindero cerro N. de la Florida 309^00*00" 

Id. id. S. id. id 291015*00" 

Id. más alto en sierra Carmen 244^40*00" 

Id. cerro Santo Domlngo 171045*00" 

ESTACIÓN EN TRES GRACIAS 

Doña Inés. . . , 550 4*40" 

Indio muerto 71046*20" 

Vicuña 100030*20" 

Peineta (cono plomo) 123059*00" 

Id. (cono pronunciado) 128053*00" 

ESTACIÓN CERRO SAN JOSI? DE TRES PUNTAS 

Aguada de la Buena Espcranza 103052*20" 

Chimenea de la Buena Esperanza 138035*20" 

Lindero morro alto de Cachiyuyo 1570 7*00" 

Mina AndacoIIo (puerta del medio). 1650 9*40" 

Lindero de Cachiyuyo, de gran triangulación . , . 1770 9*40** 

Punta cerro Ojancos 191040*00" 

Cerro del Chivato 31 2057*40** 

ESTACIÓN EN CUEVITAS, CERRO VOLCÁN COriAPÓ 

Lindero cerro Tronquitos 280028^20" 

Id. id. Salitrosa de San Miguel 2030 5*40" 



Digitized by 



Googlí 



94 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBUCAS 

Punta cerro del Azufre 90^59'2o" 

Pastillitos 46<^4i'oo" 

ESTACIÓN EN CUESTA DE MARICUNGA 

Lindero cerro Huanaca 300^28*20" 

Id. id. Colorados 52°35'oo" 

Id. id. Pastillos ioo«43'4o" 

ESTACIÓN EN CERRILLO DE SIBERIA (CAURCHARl) 

Lindero Pocitas S. 3^ E . 

Id. Pastos Grandes S. i^^f E. 

Cumbre culminante de Pastos Grandes S. 19^ E. 

Cumbre al N. E. del anterior S. 34^! E. 

San Antonio de^'los Cobres S. 6^^} E. 

Punta más oriental del gran cordón Nevado N. i^^ E. 

Id. Coyaguaimas N. 

Abra del Toro N. 2« O. 

Punta de Olaroz ; . . N. 9° E. 

ESTACIÜN, CUMBRE DEL PROFETA 

LluIIaiyaco N. 80« E. 

Punta del Viento S. 20^ E. 

PuntiIIa Sierra Áspera S. 28° O. 

Cerro de Aguas Blancas N. 45^ O. 



13.-ENLACE DEL MAPA DEL DESIERTO CON LA CARTA 
GENERAL DE LA REPÚBLICA 

No ha sido posible procurarse los elementos necesarios para ligar 
estos trabajos con los de la gran carta geográfica de Chile del señor 
Pissis. 

En operaciones de esta naturaleza los datos de construcción son 
indispensables, y sin tales elementos científicos para la verificación 
é indagación de los puntos, nada se puede comprobar. Tampoco han 
quedado las señales materiales en el terreno. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 



95 



Si no obstante, las hojas de ese mapa hubieran sido esmerada- 
mente construídas, siempre servirían para los fines de comprobación 
y referencia requeridos, pero es por desgracia evidente que la gran 
carta del señor Pissis ha sido desfigurada, sea por los dibujantes ó 
sea por los litógrafos, pues los cálculos del ilustre geólogo y geográfo 
que hay razón para suponer perfectos ó exactos, no concuerdan con 
las indicaciones figuradas en el papel, sucediendo así que entre las 
indicaciones del mapa, para la situación geográfica de los puntos y 
los resultados de cálculo en sus registros ó cuadros de latitudes y 
longitudes, se descubren notables y chocantes contrariedades. 

Tómense al acaso los puntos más cercanos á la ciudad de Co- 
piapó. 



NOMBRES 



Copiapó (plaza de Armas) 

Jesüs iNIaría (cumbre) 

Pinladas (id. ) 

Checo (id. ) 

Morro de Chañarcillo (id. ) 

Temera (id. ) 

Punta Plata de Ccrro Blanco (id.) 



fOORDEJÍADAS DE PISSIS 



\TITlinES LONGITUDES 



270 22' 30" 



'^T 36' 53" 90 
27" 30' 31" 3^' 
27" 
27' 



7o<^ 22' 20" 5 



70^» 29' 14" 00 

70*^ 10' 5S"oo 

44' 47" 70 70" 27' 35" 00 

2' 58" 00 69*^ 45' 21" 00 



28'^ 01' 25" 20 



70*^ 13 52 00 



rOORDEMDASDElACOM.ESPL 



LATITUDES LONíUTUDES 



27*^ 22' 16" 00 
270 27' 08" 98 
27« 32' 54" 61 

270 3i'oi" 10 
27« 45' 14" 89 

2T^ 16' 21" 12 
28° 01' 52" 00 



70*' 19' 59" 00 
70« 24' 14" 39 
70^» 22' «54" 21 

70° 05' 58" 86 
70" 20' 44" 60 
69*^ 44' 02" 30 
700 07' 42" 42 



Se observa en este cuadro que las latitudes de Pissis, son todas, 
á excepción de las de Copiapó y Pintadas, inferiores á las nuestras, 
afectadas de errores por defecto, al paso que las longitudes del mis- 
mo, al contrario, están excedidas ó afectadas de errores por exceso 
sobre las de la Comisión Exploradora. 

Las aproximaciones satisfactorias que resultan para algunos de los 
puntos señalados no se comprueban, como dejamos dicho al princi- 
pio, para las coordenadas del señor Pissis, con las indicaciones grá- 
ficas de las mismas en el mapa. 

Deduciendo las diferencias que resultan del anterior cuadro, apa- 
recen éstas como siguen: 



Digitized by 



Googlí 



96 



REVISTA DE I.A DIRECClÓN DE OnRAR PIJBTJCAS 



DIFERENCIAS 



NOIMBRES 



KN LATITUD 



EX LONGITUD 



Copiapó (plaza de Armas, '1+ o^ oo' 14" 00 o" 02' 21" 50 

Jesus iMaría ; 



Plntadas . 

Checo 

Morro de Chañarcillo. 
Ternera 



I^+ 0^03 59^ 29¡ 

I — o" 00' 29" 80| 

|- 0^00' 27" 19 

j- 0^03' 23'' 12 

Punta Plata de Cerro Blanco 1 — o'^ 00' 26" 80 



o"o6 
0^04 
o^^ 06 
0^01 
0^06 



19 79 
49' 14 
50" 40 
18'^ 70 
19" 79 



Tomando ahora las distancias correspondientes sobre el mapa 
resultan las siguientes inaceptables discordancias: 



NOMBRES 


DISTAXdAS 

PISSIS 


DISTAXIAS 

DIFEREKIAS 

COM. KSPL.' 


1 

i 

Copiapó á Pintadas ' 

Pintadas á Checo 


MKTKOS 
29.375 

3+375 
21,750 
14,625 


MKTROS MKTROS 

21,117 8,258 
28,169 ' 3,956 
31,000 3,375 
10,876 10,874 
23,060 8,435 


JesLis María á Checo 

jesús María á Pintadas 

Pintadas á Morro de Chañarcillo. 



Se observa quc todas las distancias de Pissis están exccdidas, me- 
nos las dos ültimas, lo que parece resultar de un error tipográfico 
que ha cambiado los nombres de dos puntos, invirtiéndolos, pero 
aiín cuando así desaparece la enormidad, siempre subsisten para los 
mismos puntos los chocantes errores que afectan á los demás. 

Estableciendo estas comparaciones para otros lugares más dis- 
tantes de Copiapó al norte, los errores son aún mucho más conside- 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrAfICO DE ATACAMA 97 

rables, llegando muy á menudo á lo, 20, 50 y más quilómetros de 
magnítud; pero como no se trataba sino de ligar un mapa con otro 
por el extremo sur, no se considera de interés ni necesidad el con- 
signar las demostraciones de tales díferencias, bastando con lo dicho 
pira evitar que en lo futuro se reproduzcan tales enormes errores y 
conocer de que debe prescindirse en absoluto de consultar una carta 
en que todo está desfigurado, tanto los grandes rasgos geográficos 
como los de detalle. 



14-TRAZADO DEL MAPA 

En la necesidad de que las extensiones de la superficie del globo 
que se desea figurar en el papel, no sufran alteración en cuanto sea 
posible, ni en los ángulos, ni en las dimensiones lineales ni en el 
área comprendida, buscando al efecto el medio de hacer desarrollable 
la forma esférica como se desarrolla un cono ó un cilindro, se ha 
consultado, entre los numerosos medios de proyección imaginados 
por los geógrafos, aquel que más conviniera á esas neccsarias con 
diciones, procurando á la vez atender al objeto, á la naturaleza y á 
los usos para los cuales el mapa en cucstión está destinado. 

El mapa geográfico del desierto y cordilleras de Atacama, ence- 
rrando la extensión de superficie terrestre comprendida entrc los 
paralelos de 21« 30' á 28° 30' S., queda dentro de las alturas meri 
dionales donde sin inconveniente se puedc representar un cuadrilá- 
tero cualquiera del esferoide terrestre por un paralelógramo rectilí 
ne») equivalente, sin alterar sensiblemcnte ni las superficies, ni las 
direcciones, ni las distancias. 

Entre los diversos sistemas de proyccción conducentes á este fin, 
que es el conveniente á una carta destinada á usos prácticos é in 
dustrialcs, á guía de viajeros y exploraciones mineras, á usos vulga 
res á la vez que á indagaciones científicas, el de las cartas reducidas 
d:; Mercator ó dcl cilindro rccto de Lambert quc reproducen las 
coordenadas geográficas en latitud y longitud por medio dc rcctas 
pcrpendiculares entre sí, son las que meyor responden á tales fines. 

Las proyeccioncs cilíndricas, aün cuando no ticnen como las có- 

; 



Digitized by 



Googlí 



98 REVISTA DE LA DISECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

nicas la ventaja de figurar las distancias medídas sobre los paralelos 
en su verdadera magnitud con relación á sus respectivas latitudes, 
ofrecen no obstante, el medio de guardar la exactitud de las longi- 
tudes en el paralelo medio sirviéndose del cilindro secante en este 
círculo, dando lugar á muy poca desfiguración en las longitudes ex- 
tremas de una carta como la presente, que teniendo su media en 
25^ sólo se extiende hasta 4° hacia sus extremos N. y S. 

En cambio, las distancias contadas sobre el meridiano, guardan 
su verdadera magnitud, igualándose la proyección con el desarrollo 
del arco correspondiente en la esfera; correspondiendo así para cada 
grado en longitud, en función del radio del paralelo y del coseno de 
su latitud, el valor 

2 TT d cos. / 
360 

En consecuencia, tomando 100.925 metros por valor del grado de 
paralelo medio en 25° cle latitud, la magnitud del minuto de longi- 
tud corresponde á 1682 metros constante, al paso que la del minuto 
de latitud poco ó nada se aparta de 1846 metros. 

En la escala adoptada de ¿r ,o\>(>Tí> ^^^ dimcnsiones están así 
representadas por 7.384"^^^ milímetros para el minuto de meridiano 
y 6.728^^"^ milímetros para el minuto de paralelo, y para facilitar el 
uso general de la carta, se figura en el margen la doble escala geo- 
gráficá y kilométrica, á razón esta última, de 4 milímetros por kiló- 
metro. 

Así graduado el papel del mapa, se han trazado sobre él por sus 
coordenadas geográficas todos 'Ios puntos de la triangulación, y por 
intercesión todos los demás que completan la triangulación haciendo 
en total más de mil puntos fijados con precisión ó con satisfactoria 
exactitud. 

La escala de ^so-ooíj necesaria para aprovechar los detalles que 
en escala menor no figurarían, da al mapa una magnitud demasiado 
grande para el uso común, y aün reduciéndola en una mitad, á 
^síííyWíJ» todavía no se prestaría cómodamente al uso portátil en 
cuya forma está destinado á servir á los viajeros y mineros. 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA 99 

No tanto por la extensión en latítud que abraza, 6^30', sino tam- 
bién por la que abraza en longitud, entre los meridianos 66^33 á 
71*^ próximamente, casi tres veces el ancho medio de Chile central 
y meridional, la dimensión más cómoda para el viajero será la de 



nroüiíoo" 



Dentro de tales líneas, el mapa tiene, como se comprende, para 
laescala de ^soVoo» ^'^^'^ 3 rnetros de largo por 2 de ancho; parala 
de T,ó(Too^cr i-So"" x i"^ y para la de roóoooo corresponde 0.75 x 0.50. 

Será conveniente conservar la primera edición grande en la ofici- 
na, para consultas y futuras agregaciones; la del tamaño medio se 
haría litografiar para el uso general y la menor acompañaría á un 
opusculo cuyo título de Giiía del catcador en el Desierto y cordille' 
ras de Atacama explica suficientemente su objeto. 



15.-CONTORNOS GEOLÓGICOS 

A la costa marítima un cordón de rocas sieníticas y dioritas, y en 
parte formación esquistosa; por el h'mite oriental, las cordilleras con 
sus traquitas y sus lavas de moderna época; y en el eje central rocas 
cristalinas extratificadas ó eruptivas y faldas cubiertas á trechos y 
como exporádicamente por corridas de formaciones de sedimentación 
calcárea de la época del has, accidentadas ó más bien alternadas és- 
tas con rocas verdes diabásicas, augíticas ó serpentinosas: tal es, en 
el gran conjunto, la composición general geológica en la zona que 
cubre el territorio del desierto y cordilleras de Atacama. 

La rclación entre las grietas ó filones y las corrientes de rocas 
eruptivas, inducen con fuerza á sospechar la conexion entre éstos y 
aquéllos, atribuyendo á las vetas un origen contemporáneo ó un re- 
sultado directo de las fuerzas volcánicas ó de las dislocaciones que 
resultaron de sus erupciones producidas segdn sistemas de líneas 
paralelas al meridiano. 

Si mientras el continente Sud-americano ofrecía el aspecto de un 
mero archipiélago de islas graníticas prolongadas de N. á S., bor 
deadas en sus contornos por los sedimentos calcáreos, las fucr;:..s 
interiores del planeta frágil que habitamos, pugnaban brusca ó Vcw 



Digitized by 



Googlí 



lOO REVISTA DE LA DlRECCIüN DE OBRAS PUBLICAS 

tamente por solevantar la cáscara terrestre desde el fondo del océano, 
las tierras emergentes debieron de sufrir por varías veces las alter- 
nativas de exposición al aire ó sepultación en los abismos oceánicos, 
haciendo así alternar con los sedimentos del lías las extraftas forma- 
ciones en que las psamitas 6 areniscas de diversas coloraciones y 
estructuras, alternan á su vez con la extraordinaria fofmación del 
terreno metamórfico de conglomerados y pórfidos* 

Pero estos movimientos de la época del génesís planetario, se 
operaban en sentido de N. á S. y segün esta dirección se agrietaba 
el terreno y preparaba la época de la condensación ó depósito de las 
materias minerales. 

Por qué éstas se han abíerto dentro de los sedimentos calcáreos 
con preferencia y por qué ert estos mismos, á su vez, han venido las 
rocas diabásicas y augíticas á provocar las ricas y poderosas conden- 
saciones de plata en sus variados compucstos mineralógicos, es cues- 
tión de alta geognosia, cuya discusión no cabe en este lugar, pero se 
impone á la curiosidad científica y viene al caso por la íntima rela- 
ción con la especialidad geográfica que trata de los contornos geoló- 
gicos del mapa. 

Véase sino cómo las playas y fondos del mar liásicos emergidos, 
se ven distribuídos en el desierto, ofreciendo sobre el fondo oscuro 
del terreno que los rodea, quizá el mismísimo aspecto que ofrecieron 
primitivamente, destacándose conio aves marinas de brillante blan- 
cura sobre el azul verdoso de los océanos primitivos. Y buscando 
las alineacíones á que obedccen, tomcmos unos pocos grados al E. 
del N. magnético y nos encontraremos en el trayecrto en cuantas is- 
las abordemos, siguiendo sin interrupción el mismo arrumbamiento, 
con otros tantos centros de opulencia, como Chañarcillo, Ladrillos, 
Tres Puntas, Cachinal y Caracoles. 

Tomemos otra zona más al O., y en la dirección del' meridiano 
cistronómico daremos, donde quiera que un islote calizo se muestre 
en esa Hnea recta, con la Florida, que produjo millones en un simple 
peñasco de formación calcárea, y en següida la reciente Esmeralda 
y después Gritón, donde termina la seric para ir á reaparecer otra 
vez opulenta también en Guantajaya. 

Buscando también las zonas geológicas que cstán en relación con 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA lOI 

la producción del cobre, se encuentra asimismo la íntima conexión 
de los depósitos de este metal con el cordón montañoso que bordea 
las orillas del Pacífico, abriendo sus criaderos en la diorita ó en el 
granito que corona las cumbres, desparramándose el mineral por sus 
planos y por do quiera en sus diversas modificaciones, pero siempre 
dentro de un paralelismo constante con la dirección de las grandes 
líneas orográficas de rocas eruptivas. 

Esto determina hechos característicos que la representación geo- 
gráfica pone de manifiesto, despertando el interés del estudio y dé 
la deducción de las leyes importantes á que obedecen. 

Por ejemplo, la serie de los depósitos de hierro especular cobrizo 
en mantos, placeres y rebosaderos, que parecen preceder á toda 
formación estratificada paleozoica corresponde al pie oriental de la 
cadena de la costa y se ven distribuídos segdn una h'nea que arranca 
de Astillas en el departamento de P'reirina y sigue segun una zona 
que abraza como 30 kilómetros de ancho con rumbo al N. magné- 
tico, cncerrando dcntro de sus términos ó límites los grandes rebo- 
saderos y filones ferruginosos de Castillo, Restauradora y Chañar- 
cillito; San José, Lechuzas y Galleguillos; Ema, Salitrosa, Salado, 
CaHfornia, Limbo y Tres Gracias; Cerro Negro, Carrizalillo, Are- 
nillas y Colmo; se prolonga más adelante esta misma zona en direc- 
ción siempre constante y coincidiendo con la región salitrera hasta 
reaparecer en Sierra Gorda de Antofagasta, desaparece otra vcz 
dejando el campo al dominio exclusivo de las pampas calicheras 
hasta allende el Loa. 

Los criaderos en formas de grandes filones, de donde procedc la 
producción cobrera dc Chile obcdcccn también á arrurñbamientos 
definidos siguiendo las cumbres y contrafuertes de ambos lados de 
la cordillera marítima. 

Allí están Carrizal Bajo, Quebrada Seca, Algarrobo y el Morado 
al N. E. de Caldera; Las Animas en Chañaral; Canchas en Taltal; 
Paposo, El Cobre, Cerro Gordo y toda la serie de minas que siguc 
hacia Cobija y continúa hasta Tocopilla. 

¿Y las minas de plomo argentífero, galenas ó carbonatos obedecen 
á distinta manera de distribución que la de los criaderos de las es- 
pecies puras de plata.'^^ Hé aquí que en el curso demostrado por el 



Digitized by 



Googlí 



102 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

mapa para las ¡mportantes mínas de La Galena en Carrizal y Ca 
ballo Muerto en Chañaral, la línea que las une aparece como el li'mite 
occidental, de otra zona que se extiende desde esa línea hacia las 
faldas de los Andes comprendiendo en su centro otra corrida nota- 
ble señalada por las minas más características del Pingo, Juncal, 
Ceniza, Árbol, etc. 

Acercándonos al moderno período de erupciones volcánicas ¿qué 
minerales parecen haber surgido en conexión con este gran fenóme- 
no geolójico? Todavía las h'neas de distribución minera del mapa 
señalan los cobres grises argentíferos y auríferos de Cerro Blanco y 
La Coipa. 

Y por fin, si en vez de buscar la distribución de los minerales se- 
gún su naturaleza mineralógica, se persigue la relación de estos con 
ciertos panizos ó rocas de determinada composición como las felsi- 
tas, los pórfidos cuarcíferos; ó si se sospecha que cierta forma de 
criaderos obedece también á ciertas leyes de distribución ¿cómo des- 
cribirlo? 

Veamos todavía en el mapa una indicación que guie en la inves- 
tlgación, y á la vez consultemos las colecciones que están en relación 
con esas indicaciones y se encontrará por ejemplo: mina «Amodanas» : 
en el contacto de la formación calcárea con las psamitas ferruginosas 
criadero de cobre acerado salpicado en un gran dike de pórfido cuar- 
cífero; igual formación á 75 kilómetros más adelante en Río F'igue- 
roa y un tercer caso análogo en las del Azufre ó vía de Copiapó á 30 
kilómetros más adelante todavía y en la misma línea de los dos pri- 
meros. 

También hay puntos de una interesante formación carbonífera 
conocida hasta ahora en dos puntos del desierto, y cuya disposición 
ligándose estas localidades con otras análogas de la República Ar- 
jentina darán puntos de relación del mayor interés científico. En 
efecto, las formaciones carboníferas de la T<irnera i de Amolanas, 
de gran celebridad é interés para nosotros esta última por haber sido 
visitada por el ilustre Darwin, equivalen al parecer, punto por 
punto á las de Rioja, San Juan y Mendoza, bien caracterizadas como 
pertenecientes á la formación rhética. 

Así, los trabajos geográficos combinados con la indagación minera 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA IO3 

y el estudío geológico, ínician en el descubrímíento de ciertas 
vaguedades sobre la manera de existencía de los minerales,*que pro- 
meten, con más atentas y multiplicadas ocasiones de observación, 
llegará á resolverse en realidades que importarían acierto y más segu- 
ra retríbución en esta oscura, difícil y penosísima ciencia del minero 
que indaga con sagacidad penetrante i busca sin tregua los indispen- 
sables metales en que tiene su origen todo el progreso material del 
mundo. 

Es sabido cuantas dificultades se oponen á la determinación si- 
quiera aproximada de los contornos geológicos de un territorio, y 
cuanta sagaz y minuciosa investigación, tiempo y fatiga exigen se- 
mejantes estudios. 

No es posible, por lo tanto, prometer gran cosa á este respecto en 
nuestro mapa, pero á lo menos todo en ello será nuevo, y sino exacto 
en los detalles, será fiel y verdadero en los grandes rasgos. 



16.-SISTEMAS OROGRÁFICOS 

Mr. Pissis ha atribufdo importancia práctica á la teoria de Mr. 
Elie de Beaumont que define la dirección de un sistema montañoso 
como equivalente á la dirección del gran cfrculo máximo que mejor 
coincide en situación y orientación, con el promedio de los acciden- 
tes paralelos cuyo conjunto constituye el sistema. 

Este círculo queda determinado por la latitud y por el ángulo que 
hace en un lugar dado, el círculo máximo con el meridiano del mis- 
mo lugar. 

Pero el geólogo que tanto ha estudiado la orografía andina, ha 
podido incurrir en los errores consiguientes al desconocimiento de 
la verdadera dirección de los ejes de montañas en la parte más com 
plicada y extensa del desierto atacameño y altiplanicies inmediatas 
donde el rigorde las direcciones de un mismo cordón sufre interrup- 
ciones y cambios bruscos; así como también sucede que en sistemas 
de una misma orientación hay diferencias muy marcadas en sus res- 
pectivas edades geológicas. 

Si se admite que la costra terrestre ha sido dc composición regu- 



Digitized by 



Googlí 



I04 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PUBLICAS 

larmente homogénea, la idea de sus dislocaciones y rupturas, segiín 
contornos geométricos como el de un polígono pentagonal, se impo- 
ne sin gran resistencia al espíritu. 

Pero, en cuanto á los rasgos más prominentes de la orografía an- 
dina en la región atacameña, sería necesario apelar á concesiones 
muy convencionales y poco aceptables para hacerlos coincidir con 
los lados de un pohgono regular. 

Aún cuando la apHcación de la ingeniosa teoría del gran geólogo 
francés encuentra, en cuanto á su apHcación á la corrida de las vetas 
metáhcas algunas coincidencias interesantes, no las aceptamos como 
razones bastantes para generahzar, y por nuestra parte, renunciamos 
á la tentación de apHcar la beha teoría á los reHeves orográficos de 
nuestro mapa, prefiriendo dejarnos la Hbertad de deducir lo que las 
líneas por sí solas puedan revelar. 

Aún cuando no corresponda á este lugar ni sea todavía oportuni- 
dad de describir el sistema orográfico del desierto y cordiHeras, es, 
sin embargo, aquí donde corresponde hacer la clasificación necesarla 
de algunos grandes rasgos geográficos que necesitan nombres de 
que carecen y deben llevarlos para la clara inteligencia de las des- 
cripciones y teorías á que pueden dar lugar. 

Á la altura del gran cerro del iiPotro,if en latitud S. 28^i8'3o'* y 
longitud 69"4o'4i", potente macizo de nieves perpetuas adherido 
como colosal clavícula al esqueleto montañoso de la línea anticlinal 
de los Andes, sigue segiín la alineacion general de la gran cordille- 
ra, un cordón altísimo también, pero que por su origen, su composi- 
ción geológica y sus caracteres orográficos no corresponde á la real 
cordillera andina. 

Esta principia desde aquí á dirijirse hacia el N. ¥.. hasta el gran 
macizo de nSan Franciscon en latitud de ^^oq^'^^" y longitud de 
68oi8'35"6, sirviendo como vértice ó tronco dedos inmensos brazos, 
extendido el uno hacia el O. en busca del rumbo y locación de la 
abandonada gran cordillera real y lanzado el otro hacia el E. para 
formar por ese lado el borde oriental de la extensa altiplanicie ataca- 
meña hasta el cerro de nGranadasif en latitud de 22^41^22" y longi- 
tud de 66035'5o". 

En el largo curso de esta distancia, ha dado lugar al nacimiento 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrXfICO DE ATACAMA I05 

de las infinitas corrientes que bajan hacia las pampas argentinas y la 
inmensa cuenca del Plata, determinando con las líneas de su espina 
dorsal el límite de aquella repúblíca por el O. 

Volviendo al punto de partida, el Potro, la cadena de montañas 
que arranca en la dirección correspondiente á los Andes del sur, se 
abre en dos, corriendo por el fondo sinclinal de la interseción de sus 
vertientes opuestas el rio de Cópiapó, y en la confluencia de sus dos 
principales tributarios, el Jorquera y el Pulido, se levanta apoyándo- 
se al Potro por intermedio del nMontosau, la cumbre de la nEstan- 
cillati, seguida al norte por nMulasit, i?CadiIIaIii, nNevadon, nPare- 
donesii, nMonardesii y nTronquitosn. 

Tal es el primer eslabón de la cadena montañosa que á la altura 
clel Potro se sustituye á los Andes en su prolongación; hay entre 
sus paralelos extrcmos de latitud la distancia de 120 kilómetros; mi 
de su curso 165 kilómetros de largo y proponemos que Ileve el nom- 
bre de Cordillera Dai'wiii en honor del eminente naturalista que 
primero la ilustró con las profundas obser\^aciones de su vasta sabí- 
cluría. 

En Tronquitos, extremo Norte de la cordillera Darwin, como 
queda explicado, algiín gran accidente que varias veces se reprodu- 
jo en diferentes grados de intensidad durante la época del génesis 
andino produjo una dislocación del eje montañoso resbalándolo un 
poco hacia el oriente, para empezar de nuevo su curso normal esta 
cadena de altos cerros, arrancando de nuevo en el macizo de Pasti- 
llitos ó más bien en la elegante cumbre cónica del Volcán Copiapó. 

En esta nueva prolongación de la cadena montañosa que hemos 
visto surgir en el Potro, nos encontramos con otro gran detalle de 
la orografía andina que forma como el primer escalón ó grada de 
ascenso á la vasta altiplanicie y que necesita también llevar un digno 
nombre que lo defina y caracterice. 

EI sabio que primero enseñó la mineralogía en Sud-América ini- 
eíándonos á la vez en los rudimentos de la ciencia geológica que él 
dedujo de aquellas mismas cordilleras, y que durante cuarenta años 
de sacerdocio científico se consagró exclusivamente á Chile, es el 
que debe subslstir para siempre recordado en aquel rasgo notable 
de la geografía patria que proponemos llamar Cordillera Domeyko. 



Digitized by 



Googlí 



I06 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Su sítuación queda determinada por el Volcán Copiapó en latitud 
27«i9'o2"4, por longitud de ógooS'^s^sS, y el cerro del Quifnal, 
que bruscamente la termina sobre la llanura que bordea por el 
oeste la gran salina de Atacama en latitud 23^9'o''6 y longitud 
68^43' I9"8, recorriendo así en su curso por las cumbres interme- 
dias de Maricimga, Codocedo, Co^ro Bravo, Doña Inés, Bolsón, 
ChacOy Los Sapos, Varas é b^tilaCy 550 kilómetros de distancia. 

Otros sabios extranjeros á quienes la gratitud nacional y la cien- 
cia universal están obligados por sus trabajos en aquellas mismas 
cordilleras y desiertos, deben también quedar allí perpetuados con 
sus ilustres nombres. 

Altiplanicie Philippi llamamos á la región que el director de 
nuestro Museo Nacional ilustró con los estudios de su científica es- 
pecialidad y reprodujo con los dibujos tan exactos de la característi- 
ca fisonomía de aquella solemne naturaleza. Corre esta alta llanura 
entre la cordillera Domeyko y la cordillera Real de los Andes, limi- 
tando al S. por el borde que la separa del salar de Infieles y hacia 
el N. por la salina de Atacama. 

Cordillera U Orbigny es el gran lazo de unión, que cerrando por 
el norte toda la región atacameña liga la cordillera Real desde el 
Licancaur con la cordillera oriental en el cerro de Granadas. 

Cordillera Claudio Gay, cs el trecho de cordón montañoso que 
corre en los 95 kilómetros de largo que corresponden á la interrup- 
ción de la cordillefa Real entre los picos de Tres Cruces y Juncalito. 

Sierra de Gorbea, en nombre del insigne matemático que primero 
enseñó la mecánica razonada en Chile, es un cordón transversal que 
establece, la interrupción más pronunciada que se interpone en la 
continuidad de la altiplanicie occidental atacameña. 

Monte Pissisy en recuerdo y honor del geógrafo y geólogo que 
tantas veces hemos debido nombrar, es una potente montaña que 
determina un punto notable de la cordillera Real en el límite ar- 
gentino, sin nombre hasta ahora determinado y que se encumbra 
terminando en cúspide de forma cuadrangular en el paralelo de 
2 7<>45* 20" y longitud 68« 41' vf. 

Volcdn Wheelwright ^n latitud 26^49' I4"8 y longitud 68^44'44"5, 
en el mismo trayecto por donde los ingenieros que obedecían á sus 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGrXfICO DE ATACAMA X07 

infatígables ideas de proyecto trazaron el primer bosquejo de un 
ferrocarril trasandino. 

Entre los geógrafos nacionales y escritores que han trabajado en 
la difusión de los estudios de la geografía patria, el nombre ilustre 
de don José Victorino Lastarria, autor de un texto en que han 
aprendido las generaciones, debe quedar para siempre esculpido en 
alguna de las cumbres humeantes de esos Andes que él describíó 
con magistral maestría y que parecen señalar desde lo alto los de- 
rroteros que el ardoroso minero-abogado buscó en persecución de 
noble ideal y generosos fines. 

Volcán Lastarria, en la cordillera Real, latitud 25^04'! 2^3 y lon- 
gitud68o3fi8"i5. 

El historiador profundo y concienzudo, bibliófilo y sabio enciclo- 
pedista á quien la instrucción pública de Chile debe entre tantas 
otras obras, un estimable tratado sobre Geografía Física, será igual- 
mente recordado por la posteridad en la Sierra de Barros Arana, 
continuación de la interrumpida cordillera Domeyko al Norte del 
Ouimal, cordón de montañas que limita y separa la cuenca del río San 
Bartolo en la meseta atacameña, de la del Salado, afluente del Loa. 

La Sierra Barros Arana, levantándose insensiblemente sobre la 
planicie del Bordo de Atacama, gira al N. E. hasta entroncar con la 
cordillera Real sobre los flancos del volcán Putana, y tiene su cum- 
bre culminante en el pico de Chuschul, en latitud 22^^ 39' 33" 6 y 
longitud 68« 18' 10" 7. 

Lleva el nombre de Rio Asta Buruaga un arroyo de origen antes 
enteramente desconocido, al que se reunen pequeños afluentes de las 
faldas del Monte Pissis y corre por profundo cauce á formar las ve- 
gas de Barros Negros frente al volcán Copiapó y continúa hasta de- 
sembocar en la laguna de Maricunga. 

Es sabido que don Francisco S. Asta Buruaga es autor del im- 
portante Diccionario geográfico de Chile, trabajo de mérito y de 
grande utilidad que debería ser objeto de una nueva y más numero- 
sa edición. 

Al tiempo de emprender estos estudios del Desierto y Cordilleras 
de Atacama, la Comisión Exploradora debió litiles servicios y opor- 
tuna cooperación al distinguido hidrógrafo, director de la Oficina 



Digitized by 



Googlí 



Io8 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

Hidrográfica don Francisco Vidal Gormaz, y la gratitud de sus 
miembros lo recordó en los primeros momentos del trabajo dando su 
nombre al cerro en que se define un interesante detalle geográfico- 

Cerro Vidal Gorniaz: latitud 270 45' o", longitud 68^ 58' 56''. 

La fama de don José Joaquín Vallejo, hijo distinguido de Copia- 
pó, literato, industrial y minero, quedará recordada con su célebre 
seudónimo en el Nevado de Jotabeche, punto culminante de la cordi- 
llera Darwin. en latitud 27» 42' o" y longitud 69^ 13' 2>Í'* 

La Sierra de Almeida, en mérito del esforzado minero y célebre ex- 
plorador del desierto, don Diego de Almeida, cl guía y compañero 
del señor Philippi, es un brazo de cerros que se desprende del vol- 
cán Socoinpa y va á terminar en la altura de Lila, frente á Tilopozo, 
orillando por el sur el gran salar de Atacama. 

Por último, la espontánea gratitud de los chilenos de todas las cla- 
ses y condiciones hacia el ilustre Benjamín Vicuña Mackenna, se 
había anticipado ya á recordar su esclarecido nombre y querida me- 
moria en varios puntos del Desierto, pero donde con más insistencia 
y difinitivamente se le recuerda es en el cordón de montañas y dis- 
trito minero que da frente á la región salitrera de Aguas Blancas. 

Sancionando con gusto el voto de la más sincera y merecida popu- 
laridad, dejamos con el nombre de Siej-ra Viciiña Mackenna la quc 
corre formando el límite occidental de la región salitrera desde las 
alturas que se levantan al norte de la mina Reventón de Paposo, 
hasta el cordón trasversal de Aguas Blancas. 



CONCLUSIÓN 

En la serie de largos y laboriosos trabajos que ha exigido el 
levantamiento gcográfico de que hemos dado cuenta, el ingeniero i.^ 
don Santiago Muñoz es el línico que desde el primer momento de 
iniciación de las operaciones nos ha acompañado constantemente; 
siempre con el mismo desinteresado entusiasmo por el progreso cien- 
tífico y el servicio de su patria y siempre abnegado en las fatigas, 
privaciones y peligros. Desde las grandes dificultades de la triangu- 
lación en las cordilleras sin arredrarse por la intemperie en las cum 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA I09 

bres eternamente nevadas, hasta las tareas de oficina en el cálculo 
geodésico, casi todo es obra suya, su experiencia rudamente adquiri- 
da y de su inteligente competencia. 

Don Alejandro Chadwick nos acompañó con interés en las prime 
ras campañas activas del Desierto y Cordilleras. 

Importante cooperación debemos también al distinguido ingeniero 
don Abelardo Pizarro A. que durante casi dos años nos hizo compa- 
ñía en lo más recio de las tareas, dejándonos antes de abandonarnos, 
íntegro y completo, todo el fruto de su inteligente labor. 

En los últimos tiempos, el joven don Enrique Barraza, ingeniero 
geógrafo tan contraído como competente y don Alejandro Torres 
Pinto, ingeniero de minas, nos han acompañado en los definitivos 
detalles del trabajo. 

No dejamos para el último lugar sino por cuanto su especialidad 
tenía poca participación en el trabajo geográfico, al ingeniero geólogo 
don Lorenzo Sundt, de la Universidad de Cristianía, cuya parti- 
cipacion en las exploraciones será extensamente conocida en el lugar 
correspondiente de la obra que sigue á este primer párrafo de in- 
troducción. 

La continuación de los trabajos geográficos para completar el le- 
vantamiento del mapa general de Chile hasta el canal de Chiloé, 
podría llevarse á feliz término en un tiempo relativamente corto y 
con un gasto también relativamente ínfimo. 

Bastaría continuar desde el Guasco al norte las operaciones inte- 
rrumpidas por la Comisión Exploradora procediendo segdn los mis- 
mos métodos, pero perfeccionando la proligidad en los detalles y la 
exactitud geodésica en los grandes rasgos, á medida que el aumento 
progresivo de la población y de la riqueza agrícola lo exijan en su 
curso hacia el centro de la repiíblica. 

Esta sería además la base y ocasión de acometcr el trabajo del 
catastro que por ley de 1853 fué mandado ejecutar. 

Así lo juzgó también el «Instituto de Ingenieros» de esta capital 
ante cuya honorable corporación tuvo el autor el honor de leer el 
presente escrito, resolviendo por aclamación hacer Ilegar el voto de 
su autorizada opinión ante el Supremo Gobierno de la Nación. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



PRECIOS CORRIENTES 



COLLIPULLI Y TRAIGUEN 

V'ígas roble pellín m. 10.031 x 0.279 x 0.279, cada metro Hneal, se- 

gün clase de $ 0.6024 á $ 0.9638. 
Vigas roble pellín m. 10.031 x 0.232 x 0.232, cada metro lineal. se- 

gún clase, de $ 0.4217 á $ 0.48x9. 
V^'gas roble pellín m. 7.523 x 0.186 x o. i85, cada metro lineal, segiín 

clase, á $ 0.24095. 
Vigas roble pellín m. 7.523 x 0.093 x o. 186, cada metro lineal, segdn 

clase, de $ o. 1 506 á § o. 1 897. 
Vigas roble pellín m. 3.762 x 0.093 x 0.093, ^'^ píeza, según clase, de 

$ 0.35 á $ 0.40. 
Tablones roble pellín m. 3.762x0.186x0.046, cada ciento. segün 

clase, de $ 40 á $ 60. 
Tablas de raulí m. 3.762 x 0.232 x 0.023, cada ciento, segdn clase, 

de $ 25á r$ 30. 
Tablones de raulí m. 3.762 x 0.232 x 0.046, cada ciento, segdn clase, 

de $ 40 á $ 60. 
Tablas de laurel m. 3.762 x 0.186 x 0.023, cada ciento, segdn clase, 

de $ 16 á$ 22. 
Lingue m. 3.762 x o.i 86 x 0.046, cada ciento, segdn clase, de $ 50 

á $ 60. 
Lingue m. 0.093 x 0.186 x 3.762, el metro lineal, de.$ 0.241 á $ 0.321. 
Lingue m. 0.093 x 0.186 X4.180, elmetro lineal, de .$0. 24 1 á.$ 0.321. 



Digitized by 



Googlí 



REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PLBUCAS 



VALDIVIA (en lancha) 



Tijerales roble pellín m. 



Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


es de roble pellín m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Ls de roble pellín m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. ' 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 


Id. 


id. 


m. 



Cuartones roble pellín m. 
Tablones roble pellín m. 

Id. id. m. 

Id. id. m. 

Id. id. m. 



4.18 X 0.093 ^ 0.093, 
5.02 X 0.093 X 0.093, 
4.18 X 0.139 X 0.093. 
5.02 X 0.139 X 0.093, 

5.85x0.139x0.093, 

6.69 X 0.139 X 0.093, 
4. 18 X 0.139 X o. T39, 

5.02x0.139x0.139, 

6.69 X 0.139 X 0.139, 

7.52 x0.139x0.139, 

4. 18 X 0.185 X 0.186, 

5.02 X 0.186 X 0.186, 

6.69 X 0.186 X 0.186, 

7.52 X 0.186 X o. 186, 

6.69 X 0.209 X 0.209, 

7.52 X 0.209 X 0.209, 

6.69 X 0.232 X 0.232, 

7.52 X 0.232 X 0.232, 

8.36 X 0.232 X 0.232, 

6.69 X 0.279 X 0.279, 

7.52 X 0.279x0.279, 

8.3Ó X 0.279 X 0.279, 

9.20 X 0.279 X 0.279, 

10.03 X 0.279 X 0.279, 

10.87 X 0.279 X 0.279, 

1 1.70 X 0.279 X 0.279, 

12.54 X 0.279 X 0.279, 

6.69 X 0.139 X 0.186, 

3.34 X 0.081 X 0.081, 

6.69x0.035 X 0.279, 

6.69 X 0.046 X 0.279, 

6.69 X 0.070 X 0.279, 

6.69 X 0.093 X 0.279, 



la pieza . . . 


$ 


0.25 


la pieza . . . 


.s 


0.30 


la pieza. . . 


.^ 


0.36 


la pieza. . . 


.S 


0.40 


la pieza . . . 


s 


0.60 


la pieza . . . 


s 


0.75 


la pieza. . . 


.^ 


0.55 


la pieza. . . 


ft 


0.65 


la pieza . . . 


.^ 


I.OO 


la pieza. . . 


s 


1.12 


la pieza. . . 


íí 


0.90 


la pieza. . . 


.^ 


I.IO 


la pieza. . . 


s 


1.50 


la pieza . . . 


.^ 


í-75 


la pieza. . . 


$ 


2.00 


la picza. . . 


.s 


^•^5 


la pieza. . . 


.$ 


2.50 


la pieza. . . 


.^ 


3.00 


la pieza. . . 


.^ 


3-50 


la pieza . . . 


^ 


4.00 


la pieza. . . 


s 


5.00 


la pieza. . . 


.s 


6.00 


la pieza. . . 


$ 


7.00 


la pieza. . . 


$ 


8.00 


la pieza. . . 


i? 


10.00 


la pieza. . . 


$ 


12.00 


la pieza. . . 


i^ 


15.00 


la pieza. . . 


.$ 


1-25 


la pieza. . . 


$ 


0.17 


la pieza.... 


$ 


0.90 


la pieza. . . 


8 


1.08 


la pieza. . . 


$ 


1.30 


la pieza. . . 


$ 


1.60 



Digitized by 



Googlí 



I 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA II3 

Tablones de laurel m. 3.76x0.232x0.023, la pieza. . $ 0.20 

Id. id. m. 3.76 X 0.279 X 0.023, la pieza. . $ 0.25 

CONCEPCIÓN 

Piedra para cimientos, cada metro cúbico $ 3.50 

Arena de río, cada metro cúbico $ 2.00 

Agua, cada metro cúbico $ 0.25 

Cimiento de cal y piedra, cada metro cúbico $ 9.00 

LadriUo oficial m. 0.3 1 x o. 1 5 x 0.07, cada mil $ 30.00 

Reboques, obra vendida, metro cuadrado $ 0.40 

Enlucido, obra vendida, metro cuadrado $ 0.40 

Loza de piedra de m. o. 10 á o. 1 5 de espesor $ 5.00 

Basas de piedra, cada una $ 4.00 

Gradas de piedra, cada metro lineal de m. o. 15 x 0.30 $ 6.00 

Polvillo, metro cübico $ 2.00 

Fierro en barra, cada kilogramo $ o. 10 

Fierro en barra, doble T, cada kilogramo $ 0.13 

Fierro galvanizado, cada kilogramo. . . • , $ 0.227 

ÁNGELES 

Piedra para cimiento, cada metro cúbico $ 3.20 

Arena de río, cada metro cúbico $ 1.20 

Agua, cada metro cúbico $ 0.30 

Cimiento de cal y piedra, cada mctro cúbico $ 8.00 

Ladrillo oficial m. 0.31 x o. 15 x 0.07, cada mil $ 25.00 

Reboques, obra vendida, metro cuadrado $ 0.30 

Enlucido, obra vendida, metro cuadrado $ 0.30 

Loza de piedra de m. o. lo á o. 1 5 de espesor $ 6.00 

Basas de piedra, cada una $ 4.00 

Gradas de piedra, cada metro lineal, de m. o. 15 x 0.30 $ 7.00 

Polvillo, metro cúbico $ i .60 

Fierro en barra, cada kilogramo $ o. 1 1 

Fierro en barra, doble T, cada kilogramo $ 0.14 

Fierro galvanizado, cada quintal $ 1 2.00 



Digitized by 



Googlí 



114 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

TALCAHUANO Y CONCEPCIÓN 

Vigones pellín m. 10.031 x 0.279 x 0.279, cada pieza $ 12.00 

Id. id. m. 8.359 X 0.232 X 0.232, cada pieza $ 8.00 

Id. id. m. 7.523 X 0.186 X 0.279, cada pieza $ 7.00 

Vigas pellín m. 7.523 x o. 186 x o. 186, cada pieza $ 4.00 

Medias vigas id. m. 7.523 x 0.093 ^ o. 186, cada pieza $ 2.20 

Tercias id. id. m. 7.523 x 0.058 x 0.186, cada pieza $ 1.40 

Cuartos id. id. m. 7.523 x 0.093 ^ 0.093, cada pieza $ i.io 

Sestos id. id. m. 7.523 x 0.058 x 0.093, ^^^^ pieza $ 0.70 

Tijerales m. 7.523 x 0.139 x 0.093, cada pieza $ 1.60 

Tablas raulí m. 3.762 x 0.023 x 0,232, el ciento $ 48.00 

Id. id. m. 3.762 X 0.017 X 0.232, el ciento $45.00 

Id. icl m. 3.334 X 0.017 X 0.186, el ciento S 30.00 

Listones pellín ceps. y mach. m. 3.762x0.023x0.104, el 

ciento $ 24.00 

Listones pellín ceps. y mach. m. 3.762x0.017x0.104, el 

ciento $ 22.00 

Listones pelh'n ceps. y mach. m. 3.762 x 0.012 x 0.093, ^l 

ciento $ 20.00 

Molduras, surtido, guarda-polvos, sobre marcas, recargos, 
medias cañas, etc, etc. de m. 3.762 de largo, cada tira, 

por m. 0.023 de alto $ 0.08 

50 
75 
50 
25 
75 
75 
80 



Jornal de carpintero de enmaderación $ i 

Id. de carpintero de banco $ i 

Id. de albañil en mampostería $ i 

Id. de rebocador y enlucidor $ i 

Id. de estucador $ 1 

Id. de hojalatero (oficial) ^ i 

Id. de peón gañán (en construcciones) $ o. 

SAN FELIPE 



Piedra de cerro, gran tamaño, para cimientos, metro ciibico 

en la obra $ 1.98 

Arena de río, metro cübico en la obra. . . * .* $ r.58 



Digitized by 



Googlí 



EL MAPA GEOGRÁFICO DE ATACAMA II5 

Excavación en tierra vegetal para heridos de cimientos, 

mano de obra por metro cúbico $ o. 146 

Cimientos de piedra asentada en mezcla de cal de la Calera, 
costo mínímo de cada metro .cúbico en las escuelas mo- 
delos recién construídas $ 4.96 

ANDES 

Cimientos de piedra de cerro asentada en mezcla de cal de 

la Calera, cada metro cübico (contrato de la cárcel). . $ 7.80 

Concreto de laja y mezcla de cal de la Calera, pisoneado 

(contrato de la cárcel) $ 5.80 

Santiago, i.^ de Diciembre de 1889. 

Carlos Donoso Grille. 



-<- ^) >< « ;»">• 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



A.CIÓN 



r.5 Dirección magnétíca-N 48** i4'37"SO. 



SL'k 


I.OMimil) Al. 0. I)K 

•;rkkn\vi(1i 


LON'Crri'l) RbKKKinA 
i ('OPIAl»ó 


C)13SKU\^V( 3IOJN1EW 


8" 50 


70" 21' 22" 50 


— ■— — ■ 

()o o' 0" 


Copiapó (extremo .1 do la base). 









Id 
Id. 
Id. 


frente á máquina de (jallo. 
minas de (Jhanchoquín. 
liadrillos. 










3" 75 


70" Ui' 55" 89 


0« 7' 26" 65 E 


1"77 


700 18' 86" 51 


Oo 2' 43" 99 E 


Td. 


Cantera. 


H" í)8 


70" 24' 14" m 


0° 2' 51 "89 


Id. 


Jesús ^[aría. 


2" 84 


700 19' 1.5" 96 


0« 2' 6" .54/; 


Id. 


alto dc Chanchoquhi. 


1" 20 


70" 5' 58" 86 


0° 15' 2.r 64 £ 


Id. 


cerro CJheco. 


14' 20 


7()« Ui' l.r 80 


00 4' 26" 70/: 


Id. 


id. ( Jápiz. 


:>" 24 


700 2' 50" 17 


0« 18' 32" 33 E 


Id. 


id. Potrillo. 


4*71 


70^ 22' 54" 21 


0" 1'31"71 


Id. 


id. Pintadas. 


2" 01 


70" 15' 32'' 01 


0" 5' .50" 49 A- 

■ 


Id. 


id. Ustaris. 


8" 0« 


7O0 32' 44" 95 


0» 1 1 ' 22" 45 


Id. 


id. frente á JRaraadilla 


4" 09 


70^> 20' 44" «0 


0° 0' 37" 90 E 


Id. 


morro ChañarciUo. 


0" 60 


70" í)' 51" .57 


0" 14' 30" 93/: 


Id. 


cerro La Plata. 


1 " 51 


69" 54' 4(r' 07 


0" 26' 36" 43 E 


Id. 


id. ('arrizíUillo. 


0" HH 


(»90 5T 40" 57 


0° 29' 41" 93 E 


Id. 


id. Leones. 


r 3ó 


70*^ 2' 15" 02 


()"19' 7"4SZs 


Id. 


id. Loma.s Bayas. 


1" 10 


69" 58* 46" 80 


0" 22' 35" 70 /i 


Id. 


id. Calquis. \ 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



N.«2 





1 

1 

I.OS<:iTUI) Al, O. I)K ' 


I.ONGITUD RF.KKRIDA 








UR 


OREENWICH 


A COPlAIií 


OBSTÍRVA.CIONES 


[)"46 


69° 


54" 25" 57 


0° 26' 56' 93 E 


Lindero cerro RomeroCabezade Vaca 


rw 


70° 


7'4:r64 


0° 13' 38" 86 £ 


Punto en cerro lilanco. 


5" 08 


69» 


5:r:n"21 


0° 27' 51" 29 £ 


Lindero 


cerro 


Estancilla. 


2" 44 


69° 


44' 24" 52 


0° :}6'57"98£ 


Id. 


id. 


Las Mulas. 


!»" 7fi 


69° 


:í9'^1"49 


0° 42' 1" 01 E 


Id. 


id. 


id. 


7" 1« 


69" 


Sii' :i&" 39 


0° 42' 46" 11 ¿: 


Id. 


id. 


Cárdenas* 


]"22 


69° 


44' 2" 30 


0° :37'20"20A" 


Id. 


id. 


La Ternera, 


S"69 


69° 


:í2':í]"53 


0° 48' 50" 97 A" 


Id. 


id. 


Salitrosa de S. Miguel. 


G"98 


69° 


35' 10" 76 


0° 46' 11" 74 A" 


Id. 


id. 


üato ó Ponchito. 


4" 77 


69° 


25* 32" 57 


0° 55' 49" 93 £ 


Id. 


id. 


Cadillal. 


2" 50 


69° 


8' 35" 58 


1° 12' 46" 92 £ 


Id. 


id. 


del Azufre. 


0"18 


69° 


20' 29" 90 


1° 0'52"60A' 


Id. 


id. 


Paredones. 


5" 82 


69° 


32' 29" 96 


0» 48' 52" 54 E 


Id. 


id. 


Plaza. 


0"28 


69° 


19' 17" 87 


1° 2' 4"63£ 


Id. 


id. 


N. de Pircas Negras: 


1"68 


69° 


25' 31 "63 


0° 55' 50" 87 A" 


Id. 


id. 


Tronquitos. 


:)" ól 


69° 


19' 32" 21 


1° 1' 50" 29 E 


Id. 


id. 


Monardes. 


4" 76 


69° 


12' 11" 59 


1° 9' 10" 97 £ 


Id. 


id. 


Pastillitos. 


!)" 99 


69" 


13' 13" 42 


1° 8' 9"08/f 


Id. 


id. 


Ojo do Maricunga. 


7" 67 


69° 


48' 19" 77 


0° 3:)' 2"73A" 


Id. 


id. 


Fraga. * 


ó"80 


68° 


57' 27" 44 


1° 23' 55" 06 ií 


Id. 


id. 


Colorado de Maricunga 


1"02 


69° 


3' 5" 87 


1° 18' 16" 63 Z; 


Id. 


id. 


Pastillos. 


0" 97 


69° 


2' 22" 51 


1° 18' 59" 99 JÍ 


Id. 


id. 


í^ Sal. 


C" 13 


68° 


55' 57" 29 


1° 25' 25" 21 E 


Id. 


id. 


Cie'nega Redonda. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 



N."3 





LONUITUD AL O. DK 


LON<iITUI) RBFERIDA 




K 


«iREK.NVVICH 


k COPIAPÓ 


OBS K1ÍVA.CICÍNES 


88 


68° 


50'.'>1"26 


1" 30' 31" 24 E 


Lindero cerro Patos. 


67 


69« 


5' 2.5" 47 


1° 15',57"03/í 


Id. id. Pastos lArgos. . 


18 


69° 


11'48"80 


1° 9' 88" 70 E 


Id. id. (Jodocedo. 


04 


69° 


14' 89" 81 


1° 6' 43" 19 E 


Id. id. Coipa. 


02 


68° 


.54' 24" 61 


1° 26' .57" 89 E 


Id. id. Tres Cruces. 


'()5 


69° 


17' 27" 24 

• 


1° 3' .55" 26 E 


Punta (). Cerro Bravo. 


' J)« 


69° 


1.5' 26" 65 


1" 5' 55" 85 E 


Id. E. id. id. 


'57 


69° 


22' 48" 86 


0° 58' 38" 64 E 


Lindero id. Huanaca. 


'68 


69» 


0' 50" 06 


1° 14'82"44£ 


Casas de Boratenis Maricunga. 


'67 


69° 


37' 48" 85 


0° 48' 34" 15 E 


Lindero cerro Pingo. 


86 


69° 


3.5' 41" 16 


0° 45' 41" 33 E 


Id. id. Vicuña. 


8Í> 


69" 


25' 22" 04 


0" 56' 0" 46 E 


Id. id. Valiente. 


' 98 


69° 


00' 15" 89 


1° 21' 6" 61 E 


Id. id. Dos Hermanas. 


'79 


69° 


7' 28" 35 


1° 13' .54" 15 £ 


Cerro bayo al E. laguna NcgroFranco 


'14 


69° 


11 '.33" 01 


1° 9' 49" 49 E 


Lindero al E. en Cerro Bravo. 


'65 


69° 


.5' .50" 46 1° 15' .32" 04 .e 


Id. ccrro La Ola. 


'ÓO 


68" 


51' 42" .53 


1° 29' 39" 97 .£ 


Id. id. Leoncito. 


'39 


69° 


3' 40" 97 i 1° 17'41".53£ 


Campamento Jja Ola. 


'G8 


69° 


4' 13" 16 1° 17' 9" .34 E 


Lindero cerro cenizo llano Pedernales 


"47 


69° 


8' 6" 28 1° 13' 16" 22 E 


Id. id. Jeraelas 


"33 


69° 


00*42" 82 1° 20' 89" 68 E 


Id. id. al norte de Agua Helada 


"17 


68° 


46' 16" 23 i 1° 3.5' 6"27£ 


Puntii alta cerro Juncalito. 


"86 


68° 


19' 38" 64 


2° l'48"86i? 


Puntos desconocidos de la CordiUera 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



r 



N.»4 



iUR 


LONGITOD AL O. DE 


LONGITUD REFERIDA 


observ^cioní:s 




GREENWICH 


k COPIAPÓ 


' 


)"4.4 


68» 32' 28" 27 


1° 48' 54" 23 E 


Puntos desconocidos de la Cordillera 


ro3 


68° 31' 14" 80 


1° 50" T10E 


Id. id. id. id. 


r78 


69° 18' 43" 88 


1° 2'38"62£" 


Lindero N. de doña Inés Chica. 


2" 47 


69° 23' 25" 46 


0° 57' 57" 04 £ 


Id. S. id. id. 


." 33 


69° 16' 24" 44 


1° 4' 58" 06 £ 


Id. cerro Pedernales. 


ro8 


68° 55' 53" 70 


1° 25' 28" 80 E 


Cerro al E. del 99. 


\" 25 


69° 1'38"42 


1° 19' 44" 08 £ 


Id. al N. E. del 99. 


!"00 


69°11'37'84 


1° 9' 44" 66 £ 


Punta Sur de Doña Inés. c\ \-^ 5 


S'40 


70° 2' 56" 18 


0° 18' 26" 32 E 


Lindero corro Cachiyuyo. 


"50 


69° 53' 28" 21 


0° 27' 54" 29 E 


Garín Viejo. 


."51 


69° 56' 25" 11 


0° 24' 57" 39 E 


Garín Nuevo. 

Buena Esperanza del Chimbero. 

Lindero cerro Morado. 


"89 


70° 26' 39" 97 


0° 5' 17" 47 


."10 


70° S3' 44" 59 


0° 12' 22" 09 


Id. id. Algarrobo. 


."99 


70° 42' 41" 40 


0° 21' 18" 90 


Id. id. mineral de Roco. 


l"10 


70° 46' 4" 00 


0° 24' 41" 50 


Id. id. morrito al N. de Caldera 


■"77 


70° 49' 58" 04 

• 


0° 28' 35" 54 


Iglesia de Caldcra. 


"54 


70° 51' 44" 29 


0° 30' 21" 79 


Faro de Caldera. 


)"67 


70° 5' 11" 59 


0° 16' 10" 91 £ 


Lindero ccrro dol Chivato. 


roo 


69° 58' 40" 52 


0o22'41"98£' 


Id. id. Tres Puntas. 


)" 25 


70° 17' 18" 95 


0° 4' 3"55£ 


Id. id. SanJuan. 


3" 53 


69° 51' 3" 47 


0° 30' 19" 03 E 


1(1. id. 2 de Finca. 


r'79 


69° 59' 53" 98 \ 


0° 21' 28" 52 E . 


Id. id. Angostura. 



Digitized by 



Googlí 



10' 






Digitized by VjOOQIC 



N.» 5 



SUR 


LONGITUU AI. O. DE 


LONGITUD Rl FERIDA 


OBSER Vj^CIOK ES 




GRF.ENWICH 




A COPIAPÓ 




52" 78 


70° 


13' 2" 14 0° 


8' 20' 36 E 


Lindero cerro del Carmen. 


54" 91 


70° 


28' 29" 5 


0° 


r {V'óóo 


Id. id. Las Ánimas. 


)4" 83 


69o 


ül' 2" 55 


0° 


30'19"95i5 


Id. id. Caballo Muerto Sur. 


H" 66 


69° 


02' 47" 69 


0° 


28' 34" 81 E 


Id. id. Finca Chañaral. 


11" 73 


70° 


20' 51" 17 


0° 


O'^VmE 


Id. id. Salitrosa. 


3" 08 


70° 


5' 25" 24 


0° 


15' .57"26£ 


Id. id. Chañarcito. ¡ 


9" 69 


70° 


30' 48" 76 


0' 


9' 26" 26 


Id. id. Moradito. 


rr 73 


70° 


29' 48" 74 


0° 


8' 26" 24 


Id. id. Portezuelos Blancos. 


7" 87 


70° 


38' 15" 74 


0" 


16' 53" 26 


Id. id. Paso Malo. 


¡8" 82 


70° 


40' 7" 62 


0° 


18' 4.5" 12 


Id. id. Obispo. 


0"42 


70° 27' 10" 89 


0° 


5'48"39 6> 


Id. id. Minillas. 


5" 31 


69° 


56' 31" 60 


0° 


24' 50" 90 E 


Id. id, Islote. 1 


0"53 


70° 


3' 26" 14 


0» 


17' 56" 36 £ 


Id. id. Santo Domingo. 


7" 87 


70° 


l' 33" 98 


0» 


19' 48" 52 E 


Bandera al N. dc Pueblo Hundido. I 


i3"46 


70° 


2* 51" 37 


0° 


18'31"13£ 


Lindcro N. del Manto Tres Gracias. 1 

¡ 


52" 18 


70° 


13' 26" 04 


0° 


7' 56" 46 E 


Id. S. dc la Florida. 


3" 38 


70° 


11' 31" 49 


0° 


9' 51" 01 E 


Id. X.dela id. 


0" 55 


70° 


3' 5" 67 


0" 


18' 16" 83 i? 


Id. alN.dell41. ! 


J.V 09 


70° 


15' 59" 13 


0" 


5' 23" 37 E 


Id. Ccrro Negro. 


0"95 


70° 


15' 29" 85 


0» 


52" 65 E 


Id. Sierra Pastcnes. | 


»9" 07 


70° 


17' 5.5" 15 ! 0° 


3* 27" 35 E 


Id. id. id. 


!0" 67 


70° 


19' 52" 07 


0° 


V 30" 43 E 


Chimenea cn Carrizalillo. 


i2" 78 


70° 


12' 1"36 


Oo 


9'21"14.e 


Lindero al N. dc quebrada id. 1 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



19! 











R»6 




LONGITÜD AL O. DE 


LONGITUl> REFF.RIDA 






«REENWICH 




A COPIAPÓ 


OBSKRV A.OI( )lSr E8 


61 


70» 27' 53" 15 


0° 


6' 30" 65 


Lindero cerro Las Bombas. 


56 


70° aS' 34" 87 


0° 


12' 12" 37 


Id. id. Quinchihue. 


39 


70» 34' 49" 92 


0° 


13' 27" 42 


Id. SieiTa Cachina. 


10 


70° 35' 1" 57 


0" 


13' 39" 07 


Id. minoral Esmeralda. 


19 


70° 18' 56" 37 


0» 


2' 26" 13 E 


Id. cerro Pingo. 


50 


70° 16' 30" 60 


0" 


4' 51" 91 E 


Id. id. Mantos de Aguá. 


79 


70° S'13"21 


0» 


13' 9"29£" 


Id. id. SanCristóbal. 


10 


70» r 43" 47 


0° 


13' 39" 03 /í 


Id*. Sierra Overa. 


26 


70° 0' 0" 22 


0° 


21' 22" 28 E 


Id. id. id. 


52 


69" 55' 35" 36 


0° 


25' 47" 14 E 


Id. cerro Negro al .E. del 158. 


s(; 


70° 4' 2" 76 


0° 


17' 19" 74 E 


Malacato mina Colmos. 


48 


69" 54' 2" 95 


0° 


27' 19" 55 E 


Lindero en cerro Pardo al 0. de 168. 


00 


69° 49' 12" 58 


0» 


32' 9"92£ 


Id. bajo en cerro de Huanaco. 


37 


69° 53' 27" 33 


0° 


27' 55" 17 E 


Id. cerro del Toro. 


55 


69° 49' 14" 92 


0° 


32' 7"58£ 


Id. agua de la Brea. 


«0 


69" 36" 48" 44 


0° 


44' 34" 06 E 


Id. ccrro do la Pólvora. 


41 


69° 58' 18" 62 


0° 


23' 3"8S;í 


Id. al N. de Sierra Overa. 


70 


69° 49' l" 44 


0° 


32' 21" 06 E 


Id. alto en cerro Huanaco. 


.S9 


69° 39' 45" 15 


0° 


41' 37" 35 E 


Id. cerro Negro ul N.O de Lx Pólvora. 


OS 


69° 25' 14" 83 


0» 


56' 7" 67^ 


Id. mincral del J.uncal. 


35 

77 


69° 19' 51" .38 
69° 17' 35" 25 


1° 
l" 


1' 31" 12 E 
3' 47" 25 E 


id. ) 

; Esploradora. 
Id. j 


29 


69° 11' 35" 71 


: 1» 


9' 46" 79 E 


Punta N. Doña Incs. : ' ^ ^^ 

Digitized by VjO 



V 



/ 



V 



\y 



'Ú 



/- V./oC 



Digitized by 



Googlí 



N.« 7 



;r 


LO.NGITUI) AI. O. DE 


LONr.ITUD R: FF.RID.\ 


OBSER V^'^CIOKí]S 






GRF.ENWICH 




A COPIAPÓ 




- 




'48 


69° 50' 45" 42 


0° 


30' 37" 08^ 


Lindero cerro La Peineta. 




'01 


69° 30' 4" 14 


0° 


51' 18" 36 £ 


Id. 


id. Agua del Carrizo. 




'17 


69° 33' 28" 52 


0° 


47' 53" 98 E 


Id. 


id. Indio Muerto. 


' 


'54 


69° 35' 45" 13 


0° 


45' 37" 37 £ 


Id. 


Sierra Miranda. 


> 


'91 


69° 14' 40" 06 


1° 


6' 42" 44 E 


Id. 


cerro Agua do la Piedra. 




'36 


69° 27' 52" 58 


0° 


53' 29" 92 E 


Id. 


al 0. de Santa Ana. 




'12 


69° 15' 24" 41 


1° 


5' 58" 09 E 


Id. 


al N. del 178. 




'59 


69° 21' 10" 39 


1° 


tí\r\\E 


Id. 


Morro Inca-Huasi. 




'69 


69° 18' 38" 40 


1° 


2' 44" 10 E 


. Id. 


minas Inca-huasi. 




'64 


69° 25' 2" 18 


0° 


56' 20" 32 i; 


Id. 


N. mineral Juncal. 


í 


50 


69" 6' 56" 13 


1° 


14' 26" 37 E 


Id. 


cerro Bolsón 




•28 


69° 5' 35" 47 


1° 


15' 47" 03 £ 


Id. 


anticlinal entre 184 y 186. 




•20 


69° 3' 47" 02 


1° 


17' 35" 48 E 


Id. 


• 

nacimiento Chaco. 


' 


03 


69° 22' 34" 77 


0° 


ÓS'4:7"73E 


Id. al 0. de mina Buena Esperanza 




'02 


69" 31' 39" 11 


0° 49' 43" 39 £ 


Id. 


cerro Las Pailas. 




•70 


69" 15' 20" 76 


1° 


(i'0\"74E 


Id. 


id. Los Sapos. 




11 


69' 44' 56" 10 ; 0° 


36' 26" 40 E 


Id. 


id. La Ballena. 




'49 


69° 34' 28" 83 0° 


46' 53" (i7 E 


Cbimonea Boncíiciadora Cachinal. 




•96 


69° 42' 0"52 0° 


39' 21" 98 E 


Lindci 


corro La Isla. 




•15 


69° 40' 17" 94 j 0° 


41' 4" 56 E 1 


riquo 


Jermanin. 

1 




'77 


69° 59' 16" 95 ¡ 

1 


0° 


22' 5" 55 E ■ 

1 


Lindci 


cerro Cachiyuyal. ¡ 





G9o oV 2" 58 I Oo 30' 19" 92 E \ U, id. al sur del Refresco. 

I ' 

09° 50' 33" 13 ' Oo 30' 49" 37 E Chimenca Bella-Vistainmediata al id.' 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



/ 












N.»8 




LONGITUD AL O. DE 


LONGITUD REFERIDA 




SUR 


GREENWICII 


A COPIAPÓ 


OBSli^RV A ClOINrES 


1" 01 


6«o 52' 26" 79 


lo 28' 55' 71 E 


Lindero al S. del 89. 


4" 88 


68° 44' 44" 54 


1° 36' 37" 96 -£ 


Id. cerro Wei>lwr¡ght. 


7" 60 


68° 39' 57" 88 


lo 41' 24" 62 É 


Id. en puntita aguda al £. rio Juncalito 


5" 35 


68° 36' 45" 01 


1° 44' 37" 49 E 


Punta cónica al N. en cordón del 198 


9" 01 


68° 29' 32" 37 


lo 51' 50" 13 E 


Cerro Colorado al E. dol 199. 


1" 14 


68o 22' 29" 98 


lo 58' 52" 52 E 


Id. negro nevado al E. del 199. 


3" 99 


680 18' 35" 62 


2o 2' 46" 88 £ 


Punta alta en cerro San Francisco. 


3" 90 


68° 50' 43" 23 


lo 30' 39" 27 E 


Lindero cerro Pantcói\ de Aliste. 


.1"31 


68° 50' 9' 16 


lo 31' 13" 34 E 


Id. id. Color)idoalN.do204. 


3" 32 


680 39' 4" 82 


1° 42' 17" 68 £ 


Id. id. Laguna Brava. 


9" 35 


680 29' 13" 90 


lo52' 8"60£ 


Puntilla N. cerro Colorado al N. 206. 


4" 06 


68ol9' 30 '77 


2o 1'51"73J? 


Ccrro Cónico al Sur del 211. 


9" 76 


680 40' 0" 19 


lo 41' 22" 31 E 


Lindero cerro Plomizo al Sur del 206 


4" 54 


68o 28' 15" 55 


lo63' ()"f}5E 


Id. id. ColoradoalN.del203 


7" 84 


68° 23' 58" 17 


lo 57' 24" 33 E 


Id. id. Los Colorados. 


7" 73 


680 34' 49" 13 


1» 46' 33" 37 E 


Id. id. Colorado 0. Vega. León Muerto 


9" 36 


68° 14' 51" 29 


2o 6 ' 31" 21 E 


Id. id. Quobrada Honda. 


G"93 


67° 55' 11" 94 


2« 26' 10" 56 £ 


Id. id. Volcán do Antofaya. 


0"69 


6&0 6' 4" 32 


2° 15' 18" 18 £ 


Id. id. Achibarca. 


2" 97 


68» 35' 17" 80 


.lo 46' 4"70£ 


Id. id. nevado al 0. Ag. Calientes. 


3" 61 


67» 34' 26" 63 


2o 46' 55" 87 E 


Id. id. Hachi. --- "^ :-^ 


l"75 


67° 48' 59" 68 


2o 32' 22" 82 E 


Id. id. de Onas. 


)"82 


67° 15' 41" 67 


3° 5'40"83-£ 


Puntita alta con nieve corro Mojoncs. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



1i 



N.» 9 





LONGITUD AL O. DE 


LOíJGITÜD RBFF.RIDA 




n suR 


GREENWICH 


ACOPIAPÓ - 


OBSlüRVACIONES 


' 3" 98 


67" 39' 17" 91 


2» 42' 4" 59 E 


Punta S. cerro Agua Negra. 


•0 '.c 


' 2 - L' 




Lindero al X. del Agua Caliente. 
Punta alta ccrro LlullaiUaco. 


14" 18 


68° 32' 31" 49 


1° 48' 51" 01 E 


38'.' 25 


69» 6' 34" 91 


1° 14' 47" 59 £ 


Lindero barranca Rio Frío. 


4" 53 


69» 2' 36" 62 


1° 18' 45" 88 É 


Punta alta cerro Chaco.^ 


12" 89 


68» 53' 28" 35 


1» 27' 54'' 15 j5; 


CerroNE. del224. 


20" 18 


68° 45' 47" 85 


1» 35' 34" 65 £ 


Id. alNE. del225. 


4" 73 


68» 32' r,T S7 


1» 48' 22" 63 £ 


Id. BayoalS. del228. 


12" 40 


68» 31' 18" 15 


1» 50' 4" 35 £ 


Id> Volcán Lastarria. 


32" 04 


69» 7' 21" 84 


1» 14' 0" 66 £ 


Lindero S. sierra Varas. 


58" 22 


69° 9' 55" 04 


1» 11' 27" 46^ 


Id. N. id. ^ id. 


5" 51 


68» 34' 49" 47 


1» 46' 33" 03 £ 


Id. cerro Chuculai. 


35" 94 


69° 22' 6" 38 


0» 59' 16" 12 £ 


Id. id. La Chilca. 


2G" 32 


70° 5' 41" 21 


0» 1.5' 41" 29 £ 


Punta S. cerro Aguas Blancas. 


.>3" 57 


68° 40' 27" 46 


1» 40' 55" 04 £ 


Lindero cen'o Pajonales. 


40' 03 


68° 56' 52" 80 


1» 24' 29" 70 £ 


Id. id. Imilac. 


17" 97 


68° 17' 47" 44 


2» 3' 35" 06 £ 


Punta alta cerro Socompa. 


1"01 


68° lO' 7" 70 


2» 11' 14" 80 £ 


Id. id. id. Pajonales N. del 236. 


24" 87 


67» 48' 22" 15 


2» 33' 00" 35 £ 


Id. cónica cerro Miniques. 


00" 72 


68° 43' 19" 84 


1» 38' 2" 66 £ 


Lindero cerro Quimal. 


20" 26 


68» 2.5' 16" 02 


1» 56' 6"48£ 


Id. id. Lila. 


12" 27 


68» 1' 45" 98 


2» 19' 36" 52 E 


Id. id. Toloncha. 


40" 09 


68» 26' 48" 13 


1» 54' 34" 37 £ 


Ccrro nevado al N. de San Pedro. 



(1 



,.c. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



] 



N." 10 





LO.NGITUD AL O. DE 


LONGITUD REFERIDA 


OBSER V ACIONES 




GREENWICH 




A COPIAPÓ 




21 


68° 


23' 13" 51 


1° 


58' 8" 99^ 


Cerro tronco cónico nevado S.E. 243. 


m 


680 


16' 58" -97 


2° 


4'23"53.£- 


Id. nevado al S.E. del 244. 


30 


680 


9' 40" 39 


2° 


11' 42" 10 E 


Punta alu £. cerro nevado S.E 245 


72 


67° 


55' 36" 96 


2° 


25' 45" 54 £ 


Id. id. cerro Chaxar al NO. Licancaur 


50 


67° 


52' 48" 70 


2° 


28' 33" 80 E 


Cerro grueso al E. de Licancaur. 


» 


67° 


53' 13" 84 


2° 


28' H"66E 


Punta alta cerro Onar. 


iH 


67° 


43' 3" 87 


2° 


38' 18" 63 É 


Id. cónica N. cerro al N. E de 264 


04 


67° 


46' 11" 25 


2° 


35' 11" 25^ 


Cerro Ipira o Miscanti. 


69 


67° 


51' 49" 12 


2° 


29' 33" 38 ií 


Id. Tumiza. 


26 


67° 


49' 3" 72 


2" 


32' 18" 78 É 


Id. Negro. 


59 


67° 


45' 4" 61 


2° 


36' 17" 89 É 


• 
Id. Chiliques. 


12 


67° 


41' 8" 67 


2° 


40' 13" 83 E 


Punta cónica negra, c'. nev. S. 251. 


73 


68° 


19' 3" 50 


2° 


2' 19" 00 £ 


Lindero corro Chuschul. 


18 


68° 


13' 55" 59 


2» 


7' 26" 91 E 


Id. barranca río Vilama. 


tl 


68° 


16' 51" 13 


2« 


4' 31" 37 E 


Id id. id. San Pedro. 


U 


68° 


14' 53" 28 


2° 


6' 29" 22 E 


1 Bandera cuartcl de S. Pcdro de A. 


n 


68° 


3' 25" 59 


2° 


17' 56" 91 j5 


1 Iglcsia pueblo do Toconao. 


m 


67° 


56' 3" 89 


2° 


25' 18" 61 E 


Volcán Licancaur. 


7 


67° 


53' 24" 17 


2« 


27' 58" 33 E 


Punta N. volcán Juriqucs. 


>5 


67° 


53' 10" 51 


2« 


28' 11" 99 £ 


Id. S. id. id. 


J5 


67° 


54' 35" 37 


2« 


26' 47" 13 E 


Lindero cerro Macon. 


)7 


67° 


44' 24" 03 


2° 


36' 58" 47 E 


Ccrro Aguas Calientes. 


10 


67° 


47' 45" 32 


2» 


33' 37" 18 .£ 


Cumbre volcán Lascar. 



Digitized by 



Googlí 



/ 



^' 



\: 



Sii* 



Digitized by 



Googlí 



/). 



:n SUR 



LONCITUD AL O. DK 
GRBBNWICH 



' 14" 50 
' 34" 74 
5" 74 
21" 07 
' 39" 99 
' 8" 64 
I' 16" 14 
i' 53" 17 
.' 7" 89 
' 0"54 
' 2" 80 
' 8" 67 
' 7" 47 
' 17" 17 
' 48" 34 
' 19" 14 
.' 56" 97 
:'46"99 
i' 0"87 
.' 12" 95 
f 55" 31 
' 36" 70 
'11"48 



67° 49' 41" 77 
67° 51' 52" 08 
67° 41' 49" 71 
67° 48' 36" 40 
67° 45' 50" 95 
67° 40' 16" 18 
67° 47' 50" 04 
67° 45' 52" 16 
67° 55' 47" 12 
67° 38' 44" 22 
67° 54' 11" 01 
67° 44' 5 '37 
67° 40' 17" 57 
67° 36' 56" 60 
67° 6' 58" 33 
67° 23' 1" 56 
67" 3' 57" 98 
67° 1'10"49 
67° 5' 45" 65 
67" 55' 52" 33 
67» 14' 1"68 
67° 10'59"69 
67° 6' 1"15 



LONGIIUD RRFBRIDA 
X COPIAPÓ 



2° 31' 40' 73 E 
2° 29' 30" 42 £ 
2° 39' 32" 79 E 
2° 32' 46" 10 E 
2° 35' 31" 55 E 
2° 41' 6" 32 E 
2° 33' 32" 46 E 
2° 35' 30" 34 £ 
2° 25' 35" 38 E 
2° 42' 38" 28 E 
2° 27' W'éQE 
I 2° 37' 17" 13 £ 
, 2° 41' 4" 93 E 
2° 44' 25'.' 91 E 
3° 14' 24" 17 E 
2° 58' 20" 94 E 
3° 17' 24" 52 E 
3° 20' 12" 01 E 
3» 15' 36" 85 £ 
2° 25' 30" 17 £ 
3° 7' 20" 82 E 
3° lO' 31" 81 E 
3" 15' 21" 35 E 



N.'ii 



OBSKRV ACIC )]SrE8 



Lindero cerro del Toco. 
Punta de los cerros de Tiiiniza. 
Curabre del volcán Colachi.- 
Punta N, corro Pótor. 
Lindero id. id. 
Cumbre id. Hécar. 
Pegote del cordón Túmbres. 
Punta S. alta cerro Pufjis. 
Punta Negra cerro Licancaur. 
Lindero cerro Aguas Calientes. 
Volcán solfataras corro Putana. 
Punta N. cerro Ags. Calicntcs del Sur 
Id. N. id. al N. del id. 
Lindero C. nacimicnto rioííuaiyaques 
Punta alta al Sur do Chajnantor. 
Lindoro cerro nacimiento rio id. 
Nevado do Tinte. 

Id. de San Pedro. 

Id. de Poquis. 
Medio del cráter cerro Licancaur. 
Lindero cerro al O. de Sapaleri. 

Id. ccrro Sapaleñ. 
Nevado al N. del 283. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



N." 12 



D SÜR 


LONGITÜD AL O. DE 


LONGITOD REFERIDA 


OBSERV^CIONES 




GREENWICH 




k COWAPÓ 




33" 14 


67° 


9' 24" 68 


3° 


11' 57" 82 £ 


Nevado al N' del 289. 


34" 31 


67o 


12' 30" 99 


3° 


8' 51" 51 E 


Id. id. id. id. 290 termina cordón. 


31" 37 


67° 


1'55"09 


3° 


19' 27" 41 E 


Lindoro cerro al S. de Tinte. 


40" 67 


67° 


7' 2" 79 


3° 


14' 19" 71 E 


Id. vega Sapaleri. 


23" 17 


66° 


53' 11" 56 


3° 


28' 10" 94 E 


Id. cerro Lucho. 


39" 13 


67° 


2' 18" 72 


3° 


19' risE 


Id. id. San Pedro. 


'45" 90 


66° 


41' 16" 33 


3° 


40' 6"17£" 


Punta N. cerro Coyaguaima. 


45" 82 


66° 


39' 54" 20 


3° 


41' 28" 30 E 


Id. del medio id. id. 


33" 03 


66° 


38'53"D3 


3° 


42' 28" 57 E 


Id. S. id. id. 


6" 74 


66° 


40' 39" 11 


3° 


40' 43" 39 i? 


Id. cerro Caucana. 


22" 29 


66» 


35' 50" 17 


3° 


45' 32" 33 E 


Id. id. Granada. 


51" 55 


66° 


38' 47" 10 


3° 


42' 35" 40 E 


Lindero id. Bayo. 


27" 86 


66° 


41' 14" 10 


3° 


40' 8" 40^ 


Id. bajo id. Coyaguaima. 


2" 41 


66° 


41' 10" 27 


3° 


40' 12" 23 E 


Id. alto id. id. 


35" 86 


66° 


28' 50" 72 


3° 


52' 31" 78 E 


Cerro del Galán. 


55" 37 


66° 


24' 51" 53 


3° 


56' 30" 97 E 


Id. Cavalonga. ' 


45" 75 


66° 


49' 36" 15 


3° 


31' 46" 35 E 


Id. del Queñual. 


18" 39 


66° 


21' 19" 54 


4° 


O' rd&E 


Id. Inca-Huasi, MoraitóCoranzol l.'p'* 


16" 42 


66° 


22' 14" 95 


3° 


59' T'oóE 


Id. id. id. id. 2.» punta. 


36" 11 


66° 


54' 45" 23 


3° 


26' 37" 26 E 


Lindero cerro Lina. 


5" 94 


66° 


33' 3" 19 


3° 


48' 19" 31 E 


Id. id. Lares ó Bávaro. 


46" 91 


66° 


39' 52" 97 


3° 


41' 29" 53 E 


Id. id. Hornillos. 


46" 78 


66° 


24' 14" 18 


3° 


hT 8"32£ 


Id. id. Trancas. 



Digitized by 



Googlí 



ii 

24 



24- 



•'l'l 
•'Vg 
•32",5, 
11"]. 



Digitized by VjOOQIC 



}J 



LONGITUD AL O. DE 
CREENWICH 



LONGITUD REFF.RIDA 
A COPIAPÓ 



53" 64 66° 18' 38" 13 

1G"Ó6 66° 26' 28" 03 

30" 57 66" 20' 40" 26 

31" 63 67° 6' 42" 06 

2.5" 37 66° 29' 11" 08 

17" 37 66° 32' 52" 95 

4" 76 66" 41' 14" 84 

24" 85 67° 00' 20" 66 

24" 15 67° 45' 53" 32 

31" 92 67" 38' 10" 32 | 

40" 33 67" 25' 18" 01 ! 

55" 07 67° 44' 24" 03 j 

4!)" 84 67° 45' 25" 73 

6" 65 67° 43' 8" 17 

24" 75 67° 26' 41" 97 

48' 04 67° 13' 59" 26 

.)2"44 67" 10' 6" 71 

17" 74 -67° 3.5' 48" 22 

14" 98 67° 21' 41" 05 

51" 16 67° 36' 34" 14 

58" 37 67° 27' 44" 87 

32" 58 67° 25' 14" 53 

11" 12 67° 36' 12" 36 



4° 2' 44" 37^ 
3° 54' 54" 47 £■ 
4° 0'42"24^ 
3° 14' 40" 44 £ 
3° 52' 11" 42 ¿' 
3» 48' 29" 55 E 
3° 40' 7" 66 E 
3° 21' 1"84^ 
2° 35' 29" 18 E 
2° 43' 12" 18 E 
2° 56' 4" 49 E 
2° 3G' 58" 47 E 
2" 35' 56" 77 E 
2" 38' 14"33£ 
2° 54' 40" 53 E 
3° 7'23"24;? 
3° 11' 15" 79 i^ 
2° 45' 34" 28 E 
2° 59' 41" 46 E 
2" 44' 48" 36 E 
2° 53' 37" 63 E 
2° 56' 7" 97 E 
2^ 45* 10" 14 £ 



N.^I3 



OBSKKVACIONKS 



Lindero cerro Píicas. 

Id. id. Negro. 
Punta N. C.** S. Antonio dc los Cobres 
Puntita S. cerro al 0. do Olaroz. 
Líndero cerro Pastos Chicos. 

Id. id. Tuzler. 

Id. id. Morado. 

Id. id. cerca de Catua. 

Id. cn cordón de Tumbres. 

Id. en punta S. alta, C.** R. Negro. 

Id. en cerro cónico de Chamaca. 
Punta S. aguda de cerro al N. del 266 

Id. alta E. del cerro Legia. 
Id. id. cen-o A. Calientcs, el E. del 273; 
Cumbre del cerro ncvado Rosario. 
P. negra cerro nevado al N. dcl 323. 
Lindero en cerro Tultul. 

Id. id. id. Puntas Negras. 

P. dclgada en barranca al N. del 323. 

Id.alta del cordón ant. al E. de Arakar 

I 
Id. id. E. cordón A. Calientes C. Laco. 

Id. rojiza al SE. de cordón A. Calts. 



Punta cn costado 0. de P. Negras. 



Digitized by 



Google 



Digitized by VjOOQIC 



/r 







N.« 14 


LONGITUÜ AU O. DE 


LONClTüD REFERIDA 


OBSERV^CIONIES 


CRF.ENWICH 


Á COPIAPÓ 




67° 41' 9" 04 


2° 40' 13" 46 E 


Punta del cordón anterior. 


67° 48' 29" 52 


2° 32' 52" 98 É 


Cumbro del cerro Socaire. 


66° 39' 37" 39 


3° 41' 4.5" 11 .E 


Punta de cerro nevado. 


66° 37' 45" 94 


3°_43' 36" 56 E 


Id. dcl nevado al S. del anterior. 


6G° 38' 13" 78 


3° 43' 8" 72 E 


Cumbre de cerro al S. del 339. 


67° 6' 47" 96 


3° 14' 34" 54 £ 


Punta alta cerro cónico. 


G7° 31' 29" 33 


2° 49' 53" 17 É 


Lindero en cerro Chamaca. 


66° 50' 29" 79 


3° 30' 52" 71 É 


Id. cerro Azufre Pastos Grandes. 


67° 00' 38" 61 


3" 20' 43" 89 É 


Id. en cordón de Cátua. 


67° 21' 18" 16 


3« 00' 4" 34 É 


Punta N.E. de los cerros del Rincon. 


67° 35' 55" 59 


2o 45' 26" 91 É 


Id. alta de cerro Inca-huasi. 


67° 3' 11" 84 


30 18' 10" 66 E 


Lindcro en cerro de Pocitas. 


67° 19' 11" 08 


3*> ^'ll"^^^ 


Id. cerro de Macón. 


65° 46' 12" 31 


4« 35' 10" 19 E 


Nevado al naciente. ' 

1 


66° 28' 41 "53 


30 52' 40" 97 E 


Punta N. nevado al E. de Caurchari. 


67° 19' 7" 21 


S^ 2' 15" 29 E 


Lindero cerro Laregrande. 


66° 59' 3" 60 


30 22' 18" 90 E 


Id. id. Copalayo. 


G6° 27' 59" 87 


30 53' 22" 63 E 


Cumbre cerro Cienega Grande. 


66° 27' 11" 56 


S^ 54' 10" 94 E 


Punta nevado de Cachi. 


66° 39' 44" 56 


3° 41' 37" 94 E 


Lindero corro Jueregrande' 


67° 23' 18" 75 


2*> 58' 3' 75' E 


Id. id. Las Cortaderas. 


67° 40' 3" 65 


2« 41' 18" 85 E 


Punta central ccrros de Navarros. 


66° 56' 20" 76 


3« 25' 1" 74 E 


Lindero cerro Ratoncs. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Góoglí 



K' 



N.-IS 



ÜR 


LONGITUD AL O. DE 
GRKENWICH 


LONGITUD REFKRIDA 
X COPIAPÓ 


OBSKR V ACION1ES 


."76 


67° 


24' 52" 11 


■ 

2o 56' 30" 39 E 


Lindero cerro ^lojones. 


••'47 


GOo 


46' 22'^ ;íO 


3° 35' 00" 20 £ 


(^umbre del Cerro Blanco. 


i"6S 


67° 


6' 29 " 00 


3' 14'5;r50£ 


Lindero cordón Tolar Grande. x 


"51 


66» 


.52' 48" 59 


3" 28':};}" 91 E 


Cerro Negro al ^.^del 360. 


"27 


. 6üo 


57' 32" 39 


;í° 23' 50" 11 E 


Id. id. al :|;í^del 362. 


'42 


60" 


59' 57" 30 


30 21' 25" 14^ 


Cerro grande con 3 puntasalS.del363. 


"Hl 


67" 


00' 29" 10 


;ío 20' 53" 40 E 


Id. próximo al anterior. 


"94 


07° 


21' 54" 10 


2o 59' 28" 40 E 


Id. corpulento cerc'^ de Ags. Calientes 


• g;} 


Gí)" 


l'.J3"31 


1" 19' 29" 19 ií 


Lindcro cerro Limón Verde. 


•47 


0«o 


52' 54" 30 


1° 28' 28" 14^ 


P. alta de co. Ags. Dulces de Caracoles 


';}7 


eao 


1'50"03 


1° 19' 32" 47 £ 


Id. aguda cerro del Inca. 


•99 


0«o 


20' 17" 65 


1" 55' 4" 85 E 


Id. alta volcán San Pedro. 


07 


68° 


23' 2" 40 


lo 58' 20" 04 E 


lA id. id. SanPablo. 


'24 


68" 


51' 14" 07 


lo 30* 8" 43 E 


Id. id. cerro grande al E. del 369 


•58 


69' 


7' 00" 31 


lo 14' 22" 19^ 


Lindero cerro del Centinela. 


'75 


6f)" 


2' 22" 90 


1« 18' 59" 60 £ 


1 Id.^ í id. Deseada de Caracoles. 


86 


G9o 


23' 45" 34 


0<^ 57' 37" 16 /f 


Id. S. cerro Sierra Gorda. 


10 


69o 


42' 5" 22 


Oo 39' 17" 28 E 


Id. al S. de Sal¡na.s. 


73 


69o 


38' 38" 98 


Oo 42' 43" 52 E 


Id. al N. de Pampa Central. 


98 


70« 


6' 00" 53 


Oo 15' 21" 97 ¿' 


Id. en c**. negro al N.O de Carmen Alto 


41 


70o 


5' 44" 47 


Oo 15* 38" 03 i? 


Id. al S. de Mantos Blancos. 


57 


70' 


5' 52" 34 


Oo 15' 30" 16 iE 


Punta N. del cerro frente á Chacaya 


71 


70» 00' 16" 43 


•Oo 21' 6" 07^ 


Id. aguda al N. del 380. 



Digitized by 



Googlí 






; í 






Digitized by 



Googlí 



/r 



LONGITUD AL O. DE 
GREENWICH 



LONGITUD RKFRRIDA 
k COPIAPÓ 



N.» i6 



OBSIÜRVACIONES 



5" 99 70° 3' 7" 84 

r 02 69° 34' 41" 24 

^"75 70° 6' 33" 47 

4" 54 69° 46' 20" 98 

^" 25 69° 51' 54" 22 

3" 85 69° 46' 21" 56 

)" 29 69° 35' 22" 50 

r 37 70° 30' 38" 11 

r 56 70° 36' 16" 53 

)" 62 70° 31' 44" 95 

í" 45 70° 26' 36" 78 

[)" 83 69° 22' 25 ' 44 

L" 56 69° 24' 44" 26 

r 92 69° 37' 12" 65 

P" 86 69° 47' 21" 92 

|r48 70° 0'2r'40 

V' 03 6^° 2' 23" 42 

r03 66° 54' 34" 64 

" i 

1" 42 67° 8' 27" 66 ; 

l" 62 66° 53' 58" 49 , 

I 

roi 67-' 15' 36" 02 ' 

|8'01 66° 59' 21" 90 

16" 44 67° 27' 26" 00 



0° 18' 14' 66 E 
0° 46' 41" 26 E 
0° 14' 49" 03 E 
0°35' 1"Ó2E 
Oo 25' 28" 28 E 
0« 35' 00" 94 E 
0o46'00"00£* 
Oo 9' 15" 61 
Oo 14' 54" 07 
Oo 10' 22" 45 
Oo 5' 14" 28 
Oo 58' 57" 06 E 
Oo 56' 38" 24 E 
0o44' 9"85£ 
0o34' 0"58£ 
0o21' 1"04£ 
30 18' 59" 08 i5 
30 26' 47" 86 E 
3« 12'54"85£ 
30 27* 44" 01 E 
y 5' 46" 48 E 
30.22' 0"60£ 
2o 53' 56" 50 £ 



Punta aguada al S. del 384. 

Lindero cerro Solitario. 

Punta S. cerro alto frente a Chacaya 

Id. 0. cordón al S. del 376. 

Id. cerro San Cidstóbal. 
Lindero cerro bajo NO. Carmen Alto. 
Bandera cn Pampa Central. 
Lindero cerro Wolfin. 

Id. Morro Moreno. 

Id. cerro Jorjillo. 
Faro del puerto Antofagasta. 
Lindero N. de Sierra Gorda, 

Id. cerro Pan de Azúcar. 

Id. ' id. Pedregoso. 

Id. id. Ramaditas. 
P. alta al N. de portezuolo Culupo. 
Lindero cerro del Hombre Muerto. 

Id. id. dcl Agua Caliente. 
Nevado Cancha Argolla. 
Cerro Gordo. 
Lindero cerro Ilanco. 
Ncvado del Diamanto ó Mecara. 
Lindero en volcán Akimbrera. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



I¡( 



N.«i7 



SITR 


LONniTOD AL O. DE 
URBENWICH 


LONOITUD RKFERIOA 
X COPIAPÓ 


OBSER V ACION^S 


)"18 


67» 32' 40" 76 


2° 48' 41" 74 £ 


Lindero id. id. Carachapampa. 


r27 


67° 53' 38" 89 


2° 27' 43" 61 £ 


Id. cerro Cueros de Poruya. 


r83 


67° 53' 59" 98 


2° 27' 22" 52 £ 


Id. id. de Oira 


r29 


67° 24' 11" 59 


2° 57' 10" 91 E 


Id. id. id. Curuto. 


¡"34 


68° 4' 41" 22 


2° 16' 41" 28 £ 

4 


Extremp N. cerro S. Buena Ventura. 


;" 81 


67° 9' 58" 57 


3o ir 23" 93 E 


Lindero cerro Laguna Blanca. 


"61 


67° 52' 26" 04 


2o 28' 56" 46 E 


Cerro Robledo. 


1"13 


67° 48' 17" 09 


2° 33' 5" 41 E 


Porteziielo Robledo. 


"44 


67° 28' 14- 29 


2° 53' 8" 21 E 


Pco. en pblo. Antofagast. de la Sierra 


"92 


70° 30' 51" 83 


O^ 9' 29" 33 


Lindero cerro Guías. 


"76 


70° 7' 42" 42 


Oo 13' 40" 08 E 


Id. en Punta Plata dc cerro Blanco. 


"48 


70° 39' 6" 17 


Oo 17' 43" 67 


Id. cerro del Paico. 


"87 


70° 54' 4" 25 


0«^ 32' 41" 75 


Id. id. id. Veladero. 


"59 


70° 46' 58" 58 


O'^ 25' 36" 08 


Id. id. Cuestecillas. 


"19 


70° 53' 35" 47 


0« 32' 12" 97 


Id. al N. E. de Carrizal Alto. 


"08 


70° 57' 35" 66 


Qo 36' 13" 16 


Id. cerro Cachina Grande. 


" 21 


70° 40' 39" 03 


Oo 19' 16" 53 


Cerro aislado al N. E. del 418. 


"05 


70° 37' 42" 26 


Oo 16' 19" 76 


Id. id. al N. del Bayo Grando. 


"72 


70° 54' 32" 68 


O^ 33' 10" 18 


Lindero cerro mina Cielo. 


"27 


70° 38' 36" 20 


O^ ir 13" 70 


Id. id. Jaula. 


"14 


70° 55' 49" 92 


0<> 34' 27' 42' 


Id. id. Montosa. 


"00 


70° 50' 2" 00 


O^ 28' 39" 50 


Piques de las Norias. 


"87 


70° 50' 49" 12 


Oo 29' 26" 62 


Lindero al Sur del 426. 



Digitized by 



Googlí 



i' 4!i" 
■■ d" 

r.H' 

"'l'O" 

■'u 

l'Í'J 

f ''^ 

1 

¡ . ''v 

L l 

r I 
M 






Digitized by 



Googlí 



If 



N.» i8 



rn swR 


LO>KSITUD AL O. DE 
GREENWICH 


LONGITUD RRFERIDA 
Á. COPIAPÓ 


OBSIüRVj^CIONES 


' 49" 78 


70» 55' 12" 13 


0° 33' 49" 63 


Punta al E. del Totoral. 


' 6" 00 


70° 


56' 55" 97 


0° 35' 33" 47 .0 


Lindero cerro Pan de Azúcar. 


' 54" 58 


70° 


53' 3" 39 


0» 31" 40" 89 


Id. al 0. del Manganeso. 


' 20" 15 


70° 33' 20" 96 


0« 11' 58" 46 


Cerro Chehueque. 


' 14" 14 


70° 


58' 17" 73 


0° 36' 55" 23 


Id. del Sauce. 


' 29" 30 


70° 


55' 20" 16 


0° 33' 57" 66 


Id. de Aguilar. 


■' 26" 91 


70» 


48' 49" 30 


0° 27' 26" 80 


Id. La Barilla. 


' 8" 68 


70° 


34' 47" 36 


0° 13' 24" 86 


Id. al S. E. del 424. 


' 36" 21 


71° 


8' 13" 62 


0° 46' 51" 12 


Lindero C.° Negro al S. de Carrizal B. 


• 21" 54 


70° 


54' 3" 94 


0° 32' 41" 44 


Id. C.° ChorriUos de Chañarcitos 


' 13" 45 


71° 


2' 46" 05 


0° 41' 23" 55 


Id. cerro Algodones. 


' 26" 51 


71° 


7' 5" 57 


0° 45' 43" 07 


Id. id. al NE. P.t» Carrizal. 


• 47" 76 


71° 


9' 10" 45 


0° 47' 47" 95 


Palo muelle en Puerto Carrizal. 


' 39" 23 


70° 


51' 26" 64 


0° 30' 4" 14 


L. C.o Yerba Buena cerca C. de Agua 


' 48" 95 


70° 


54' 43" 65 


0° 33' 21" 15 


Omz al N, de Canto de Agua. 


.' 46" 68 


70° 55' 56" 19 


0° 34' 33" 69 


Kilómetro 28 de Ferrocarril Carrizal. 


1' 37" 79 


70° 


46' 43" 27 


0» 25' 20" 77 


Lindero cerro del Chañar. 


,' 8" 41 


70° 


55' 00" 25 


0° 33' 37" 75 


Portezuelo de Carrizal Alto. 


>' 29" 97 


70° 


54' 58" 41 


0° 33' 35" 91 


Iglesia de Carrizal Alto, 


>' 10" 82 


70° 


54' 36" 66 


0° 33' 14" 16 


Chimenea mina Portezuelo. 


;• 5" 31 


70° 


54' 25" 94 


0° 33' 3" 44 


Id. id. Mondaca. 


;' 38" 92 


70° 


33' 26" 53 


0° 12' 4" 03 


Lindero cerro Chuschampe. 


¡'17" 02 


71° 


5' 9" 25 


0»43' 46" 75 


Id. id. del Carrizo. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



\ 



IC 



N.°I9 



tONGITÜD AL 0. DE 
GREENWICH 


LONGITUD REPF.RtDA 
k COPIAPÓ 


OBSliJRVACIONES 


70o 17' 57" 15 


0° 3* 25' 35 £ 


Lindero cerro del Cobre. 


70° 28' 28" 10 


0° 7' 5" 60 


Cerro Grandón. 


70° 53' 34" 71 


0° 2' 12" 21 


Id. del Jote. 


70° 27' 59" 41 


0° 6' 36" 91 


Id. del Toro. 


70° 24' 4" 16 


0° 2' 41" 66 


Id. Los Sapos. 


70° 11' 42" 37 


0° 9' 40" 13 £ 


Lindero cerro del Panul. 


,70° 18' 49" 87 


0° 2' 32" 63 £ 


M¡na Bronce de Jarilla. 


70° 6' 7'23 


0° 16' 15" 27 £ 


Cerro del Gallo. 


70° 4' 26" 14 


0° 16' 66" 36 E 


Id. de La Fortuna. 


70° 11' 6" 09 


0° 10' 16" 41 E 


Id. Veragua. 


70» 14" 15" 62 


0° 7' 6" 88 5 


-Sierra Miguel. 


70° 19' 31" 69 


0° 1'5P"81J? 


Cerro San Bartolo. 


70° 33' 6" 67 


0° 11' 44" 17 


Lindoro corro Chicharras. 


70° 39' 16" 96 


0° 17' 54" 46 


Id. id. Normilla. 


70° 45' 39" 67 


0° 24' 17" 17 


Id. id, del Chascón. ' 


70° 56' 35" 45 


0° 35' 12" 95 


Morro de Copiapó. 


70° 36' 35" 21 


0° 15' 12" 71 


Lindero cerro Negro de Plaza. 


70° 33' 18" 65 


0° 14' 10" 51 


CeiTo al N. de Ramadillas. 


66° 47' 58" 65 


3° 33' 23" 85 £ 


Nevado de Pastos Grandes. 


69° 3' 15" 44 


1° 18' 7"14£ 


Cruz de la iglesia pueblo Caracoles. 


69° 28' 59" 85 


0° 52' 22" 65 E 


Casucha N. pueblo Pampa Alta. 


67» 35' 27" 99 


2° 45' 54" 51 E 


Carpa en vega de Rio Negro. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



/ 1 



LONGITUD AL O. DE 
GREENWICH 



LONGITüD REFERIDA 
X COPIAPÓ 



N.» 20 



OBSERVA.CIONBS 



67« 35' 34," 41 
66° 43' 25" 20 
66° 30' 46" 90 
66° 41' 51" 70 



2° 45' 48" 09 E 
3° 37' 57" 30 E 
3° 50' 35" 60 E 
3» 49' 30" 80 E 



P. E. al SE. de Puntas N. c." Inca-huasi 
Lindero en morr. N. de igl. P. Grandes. 
Punta S. del cordón de Gallo Muerto. 
Farellón cerrit. cón. en línea anticlinal. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC ' 



LA REDACCION 



1. HlDROGRAFÍA DEL DesIERTO Y CoRDILLERAS DE AtACAMA. 

La descripción hidrográfica del territorio explorado en Atacama será 
descrita con todos los detalles que importen á su más completo y 
exacto conocímiento. 

Hidrografía seca, indudablemente, pero que por la misma razón, 
tiene mayor interés su estudio y aumenta la necesidad de conocerla 
á medida que la población del Desierto, el descubrimiento de nuevas 
riquezas y el desarrollo de su explotación, hacen de cada gota de 
agua un manantial fecundo en bienes y un recurso indispensable. 

Lo que publicamos ahorA, cediendo á la imposición de las circuns- 
tancias, es un fragmento destacado del conjunto, que bajo el título 
de hidroscopia expone las condiciones generales del Desierto para la 
apUcación de este arte al trascendental objeto de descubrir y alum- 
brar aguas. 

Preceden y siguen á esta materia los fundamentos y las consecuen- 
cias de su estudio, pero debemos esperar, en razón de las dificultades 
del momento, la ocasión de darla á luz en conjunto y guardando sus 
diferentes partes la necesaria armonía. 

2. Yacimientos carboníferos. — Entre otros trabajos á que la sec- 
ción de minas y geografía desea contraerse con especial interés, figu- 
ra el estudio geológico é industrial de la región carbonífera del sur. 

Fué destinado á tal objeto el ingeniero belga D. E. Lemaitre ac- 
tualmente agregado á estasección, pero sinmedios para destinarlo á 
emprender ese trabajo con buen éxito, permaneceremos en la espec- 
tativa de conseguirlos más tarde. 

El pequeño trabajo que se inserta ahora es el resultado de una 
simple inspección de ojo que el ingeniero tuvo ocasión de verificar 



Digitized by 



Googlí 



Il8 LA REDACCIÓN 

y de cuyas deducciones se despíerta aún más el deseo de estudios de 
tal importancia y trascendencia. 

El probl^ma de si existe ó no completa la serie del terreno carbo- 
nífero en Chile, cuya solución favorable deja esperar el señor Lemal- 
tre, valdría por sí solo el trabajo de dedicarle activa y competente 
consagración. 

Anhelamos realizar el ideal industrial de la fundición del hierro y 
no pensamos en averiguar si el país contiene o no el combustible in- 
dispensable! 

3. PuENTE soBRE EL RÍo CoQUiMBO. — Esta obra está destinada á 
realizar un gran progreso en la ciudad de la Serena que hasta hoy 
permanece separada del barrio industrial de la ribera norte del río. 

Su estudio y presupuesto formulado por el ingeniero don VaJeria- 
no Guzmán ha sido aprobado por el Consejo de la Dirección, pero 
no ha sido decretada aún su construcción. 

4. PUENTE SOBRE EL ESTERO DE LlMACHE. Fué dado á licitación 

pública, pero no hubo empresario por el precio del presupuesto. 

5. Támaño de las celdas de cárcel. — Escrito del señor Carlos 
Donoso Grille con motivo de un proyecto de cárcel para Valparaíso; 
contiene prescripciones higiénicas generales para esta clase de cons- 
trucciones. 

6. EscuELA DE NiÑAs PARA Valparaíso. — Uno de los más impor- 
tantes edificios dedicado á la instrucción primaria. Ha sido trazado el 
plano y calculados sus elementos por el arquitecto señor T. Thumm. 

7. Precios corrientes. — Los arquitectos y contratistas de edifi- 
cios encontrarán datos de oportuno interés en los precios corrientes 
que da ahora el señor Donoso Grille. 



Digitized by 



Googlí 



£L DESIEaiO Y CORDILLERAS DE MCMA 



I.— HIDROSCOPIA 

Desde Platón, que imaginaba el fantástico Tártaro cofno antro in- 
menso en el centro de la tierra surtiendo de aguas al mar, á los lagos, 
á los ríos y á los manantiales; y los otros filósofos griegos que supo- 
nían el agua como resultado de la condensación del aire en el mismo 
centro, hasta Descartes que imaginaba al cuerpo terrestre surcado de 
venas y arterias por donde circulaba el agua del mar como la sangre 
en el cuerpo humano; y desde aquí hasta la teoría de la evaporación 
marina, la condensación de los vapores en diversos metéoros acuosos 
y la infiltración de las aguas lluvias en los terrenos para reaparecer 
en forma d^ fuentes y vertientes, las aguas subterráneas han sido en 
todos los tiempos objeto de vehemente preocupación y del más vivo 
anhelo de descubrirlas y aprovecharlas. 

Las ideas sostenidas largo tiempo en el sentido de atribuir las 
aguas interiores á la presión del mar que las compele tierra adentro 
suponiendo una porosidad que no poseen generalmente los terrenos, 
ó á un sistema de canales subterráneos que las conducen heista la al- 
tura de las montañas, ha podido ser sustentada por la imaginación en 
presencia de ciertos fenómenos como los remolinos ó antros subma- 
rinos que parecen absorberse en abismos insondables las aguas del 
océano. 

La fantasía, que ha forjado pavorosas profundidades en una some- 
ra caverna como la que arremolinea las olas en el golfo de Scylla, y 
supuesto absorbente abismo sin fondo en el movimiento giratorio 
que la configuración topográfica de las costas noruegas produce pe- 
riódicamente en las aguas de Mael-Strom, se ha reproducido también 
en algunos puntos de nuestras abruptas costas exagerando las di- 
mensiones de ciertos hechos naturales de pequeña escala ó de pro- 
porciones apenas ordinarias. 



Digitized by 



Googlí 



I20 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



En las inmediaciones del Puerto Viejo de Copiapó, las escabrosi- 
dades de la costa han creado nombres propios adecuados á caracteres 
físicos notables como el Morro de Copiapó, adusto y abrupto pro- 
montorio, uno de los rasgos más notables y derroteros más culmi- 
nantes de las costas marítimas del Pacífico, sólo comparable al Morro 
Morefto de MejiUones y al famoso Morro de Arica; el Quiebra Olas, 
cordón peligroso de arrecifes que dedíase señala como una»guirnal- 
da de deslumbrante blancura en fondo del más intenso azul marino 
y de noche se denuncia como una estela fosforecente de fulgores 
misteriosos; la Isla Chata, que asoma apenas sus contornos oscuros 
como el lomo de un gran cetáceo; el Veladero, con sus dominantes 
puntos de vista en lo alto de los barrancos cortados á pique que en. 
cajonan la desembocadura del río de Copiapó, agrestes en medio de 
la esterilidad con los pintados colores de los bancos rojos, amarillos 
y verdes de la formación terciaria de esas playas; y por fin el Volcán 
de Agtta, hueco socavado por el embate furioso de las olas debajo de 
los conglomerados de conchuela que descansan en situación horizon 
tal sobre una base erizada de rocas de labradorita deágastadas, re- 
dondeadas y carcomidas, dejando intersticios y conductos por donde 
el mar penetra bramando é impetuoso como si pugnara para lanzar 
por los aires la cáscara calcárea que la oprime. 





-.^T^-.nr^^^^ 



■:r,.'z^^ 






Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 121 

Este volcán ó remedo de tal, en miniatura, por donde el agua se 
escapa á veces en penachos de espuma, en medio del adusto paisaje 
de rocas negras, escabrosas y del agitado oleaje que de los embates 
resulta, estimula la fantasía á imaginar un volcán submarino, y la 
creencia popular ve allí antros subterráneos y conductos por donde 
se inteman tierra adentro las aguas marinas que impregnan de sal 
gema los terrenos vccinos. 

Algún efecto capilar puede más bien absorber, como una esponja, 
el agua salada del mar y levantarla hasta algunos metros sobre su 
nivel desparramándola por sobre capas impermeables que al salir al 
sol dan lugar á las fuentes saladas que la industria aprovecha para 
explotar su contenido en cloruro de sodio. 

Recorriendo toda la costa de nuestras excursiones, desde Carrizal 
Bajo hasta Tocopilla, no refiere la tradición de los changos ni consta 
de ninguna observación moderna que haya sumideros ó golfos ab- 
sorbentes que comprueben con un hecho visible la supuesta comuni- 
cación del océano por conductos subterráneos con los volcanes del 
continente. 

Por lo demás, en la configuración de la costa marítima, bajo el 
punto de vista hidrográfico, el hecho más culminante es el de estar 
resfrescadas ambas extremidades del territorio propiamente llamado 
Desierto de Atacama, por dos ríos de corriente continua que se des- 
prenden respectivamente desde sus orígenes en las nieves de los An- 
des hasta sus respectivas desembocaduras, el uno en los agrestes 
cultivos de puerto Huasco donde se derraman los sobrantes de sus 
aguas en el mar, y el otro por el extremo opuesto, al norte, en las 
vegas tibias y salobres del Loa que mezcla también su caudal fnte- 
gro con las aguas marinas sin que en su largo tránsito haya sido 
aprovechado ni en los cultiv^os á que puede servir ni en las aplicacio- 
nes industriales á que podría ser tan ventajosamente destinado. 

En el intermedio de este largo trayecto de costa marítima que 
mide 360 millas marinas, hay una serie de cauces por donde corren 
lánguidas las aguas fluviales del desierto; alcanzando las unas á 
mezclarse con las del mar en períodos intermitentes más ó menos 
prolongados, y manteniéndose perennes las otras en las vegas y la- 
gunillas de cordillera donde nacen; en los puquios ó vertientes donde 



Digitized by 



Googlí 



122 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

reaparecen después de largo trayecto subterráneo, y en los charcos 
y totorales del litoral marítímo, á donde se recogen detrás del bordo 
de las playas deteniéndose como atemorizadas ante el inmenso re- 
ceptáculo comiin del océano, término de su curso y de su efímera 
existencia. 

Esos hilos de agua son, no obstante, numerosos en el desierto, 
siendo evidente que su caudal invisible y subterráneo es infinitamen- 
te mayor que el visible en la superficie. 

El Dr. Philippi, que cruzó estas llanuras en pleno dominio del 
silencio y de la soledad de ahora 40 años, recibió á este respecto 
tristísima impresión. 

El sabio naturalista se fundaba en que la falta de Iluvias ó aguas 
meteóricas en el desierto importaba una negación en absoluto de la 
probabilidad de encontrar aguas subterráneas, ni aun para pozos co- 
munes; que, en cuanto á pozos artesianos, la constitución geológica 
del suelo crefa que era de todo punto negativa de las condiciones que 
el agua requiere para surgir. 

Más adelante veremos que la experiencia ha modificado en sentí- 
do felizmente contrario á las apariencias y á las impresiones del ilus- 
tre viajero, lo que se refiere al agua de pozos comunes. En cuanto 
á pozos artesianos, nada se ha probado aun, pero abundaremos más 
adelante en datos que no pudo tener el doctor Philippi. 

La hidroscopia, mantenida todavía dentro de los límites de un 
simple arte, tiende no obstante a salir del dominio de la rutina y de las 
preocupaciones vulgares. Si no para entrar en el rigor de las cien- 
cias exactas como la mecánica y la hidráulica, á lo ménos para figu- 
rar, como la geología, en la categoría de las ciencias que deben á la 
investigación sagaz y al fecundo procedimiento de la observación 
científica el grado de precisión y de verdad que progresivamente van 
alcanzando. 

Hasta hace poco tiempo, en plena ilustración del siglo que corre, 
la varilla adivinadora, manejada por mano diestra como un cubilete 
de prestidigitación, gozaba de la fama de un verdadero procedimiento 
para descubrir la existencia de las aguas subterráneas. 

Detrás de la forma, del pretexto de un objeto material no había 
sino la suspicacia de ingenio ó las condiciones de temperamento en 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 123 

el ¡nconsciente operador para sentir los efectos fisiológicos de la hu- 
medad ó del frío que con intensa actividad afectan á algunas perso- 
nas, al paso que á otras en las mismas circunstancias las dejan per- 
manecer insensibles. 

Gentes ilustradas y aün ingeniosas creen todavía en tales efectos 
de la barra adivinadora, aplicándole no ya las razones de superstición 
y de intervención sobrenatural, pero sí la moderna manía de las in- 
fluencias eléctricas ó magnéticas. 

La experimentación ha probado, no obstante, que la misteriosa va- 
rilla de virtud, en manos de un nervioso, lo mismo se agita cuando 
la persona está en natural comunicación con el gran receptáculo 
común que cuando la colocan sobre el taburete aislador de los apara- 
tos de física. 

Lo dijo el ilustre M. Chevreul ante la Aacademia de Ciencias de 
París: movimientos musculares producidos por una imaginación pre- 
venida ó excitada involuntariamente en el sentido de que el hecho se 
produzca; la decisión intuitiva ó la impresión anticipada de que el 
hecho debe producirse, y en ciertas personas aun el temor de que no 
se produzcan, pueden dar lugar á los estremecimientos nerviosos 
que hacen vibrar, estremecerse y aún saltar de las manos del opera- 
dor la inerte varilla. 

Pero dejando el innecesario palito en forma de Y que por tantos 
siglos ha servido para tantos supuestos hallazgos subterráneos: agua 
ó ricas mínas; robos ocultos, criminales ignorados, intenciones mo- 
rales y adivinaciones de todo género, siempre queda de pie la verdad 
de haber personas de cierta exquisita sensibilidad que sienten las 
impresiones ó reciben los efluvios de la humedad donde otros no ven 
ni sospechan indicios de su existencia. 

Es notorio que en algunos animales esta sensibilidad llega á un 
grado de energía sosprendente. 

Nos envolvía la oscuridad de una noche de otoño en plena trave- 
sía de la alta planicie que arranca en la medianla del camino de Río 
Lamas á San Francisco en dirección al norte hacia la Laguna Brava. 

En páramos inexplorados, sin guía ni senda conocida ni conoci- 
miento alguno de la topografía del terreno, viajábamos al rumbo de 
la bníjula como los marinos. 



Digitized by 



Googlí 



124 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 

Día y medio sin bebida los animales, en días ardientes y campo 
medanoso, la fatiga los había rendido y no nos permitían ganar 
tiempo y espacio ni aun andando de noche; pero apenas libres de la 
pesada carga, las bestias empezaron á manifestar inquietud y momen- 
tos después una espécíe de furor por emprender la fuga. 

Fué necesario amarrarlas, maniatarlas con las más seguras precau- 
ciones y pasar la noche velando. 

Los arrieros, gente siempre sedienta, sin duda á causa de las ag¡ 
taciones de su pesado oficio, sufrían también el tormento de la sed y 
economizaban por previsión una última gota de agua tibia y salobre, 
atribuyendo la vehemente impaciencia de las bestias al olfato del 
león ó á cualquier otro motivo, sin dar en la verdadera razón que las 
desesperaba. 

Vino el día, y el horizonte nivelado de la llanura no nos prometía 
más esperanza quelas distantes montañas que debíamos á todo tran- 
ce alcanzar de una sola jornada antes de una noche más sin agua, 

Los animales, con gran sorpresa de los arrieros, parecían, más que 
rendidos, fogosos y apenas libres en sus movimientos, con sus car- 
gas ó jinetes á cuestas, emprendieron veloz carreraen unadirección 
determinada como á punto fijo y conocido. 

Era uno de esos casos en que el viajero acostumbra, sin recelo, 
entregarse á la sagacidad de las bestias. 

Résultaba que el terreno no era superficie continua como parecía; 
lo surcaban hondonadas y zanjones, bordos medanosos y quebradas 
hondas á veces difíciles de pasar, y allí á la distancia, en el fondo de 
una de tantas ¡un campo verde! . . . y en un galope más ¡al agua! 

Estimar la distancia así recorrida fué un poco difícil, y seguramen- 
te la colocación de la salvadora vega en el mapa no tendrá la exacta 
precisión del lugar que ocupa. 

Los viajeros, sin embargo, la encontrarán en adelante siguiendo 
sus indicaciones. 

Signos muy comunes y conocidos son los de ciertas plantas, como 
el cachiyuyo, la brea, la cortadera; la disposición de las quebradas y 
la topografía y composición del terreno; los accidentes del fondo ó 
vaguada del valle, etc; pero hay casos en que tales signos faltan ó 
son contradictorios, y sin embargo en tales condiciones hay práctícos 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA • I25 

que aciertan con el punto preciso para perforar con éxito el terreno, 
y contra todas las apariencias y á despecho de todas las reglas, el 
agua surge. 

La hidroscopia moderna ha perfeccionado en algo los métodos 
de indagación de las aguas subterráneas, y todo cuanto se haga por 
aplicar estos procedimientos al Desierto de Atacam^, será gasto 
bastantemente autorizado por el inmenso beneficio que de empren- 
derlos puede resultar, y será asimismo justificado por las fundadas 
presunciones de buen éxito que los hechos hacen esperar. 

Los pozos artesianos, cuya teoría está tan claramente definida, 
se pueden casi á ciencia cierta perforar con éxito en los casos en 
que los estüdios geológicos acusen las pruebas ó demostraciones de 
la existencia de aguas subterráneas en las condiciones requeridas. 

Nada se ha averiguado al rcspecto, y no sólo en el Desierto de 
Atacama sino en toda la extensión del territorio de Chile, ignora- 
mos que se haya emprendido formalmente la perforación de un pozo 
artesiano ó que á lo menos se hayan hecho estudios con tal motivo. 

En los caracteres topográficos del terreno, con los Andes nevados 
por el oriente; el declive del suelo hacia el mar; las cuencas que re- 
sultan de la interposición de cordones transversales de montañas 
uniendo los flancos andinos con los de la cordillera de la costa que 
mira hacia aquellos, son signos afirmativos en favor del surgimiento 
de las aguas subterráneas. 

Y en cuanto á los caracteres geológicos, si los signos característi- 
cos no saltan por sí solos á la vista, tampoco hay razón para negar- 
los, porque no hay estudios y ni las más someras observaciones han 
sido hechas en el sentido de resolver problemas de tanta trascen- 
dencia como los de alumbrar aguas. 

La geología del territorio de Chile no es complicada, porque las 
líneas de separación de los terrenos están orientadas según direccio- 
nes fáciles de determinar y la variedad de composición ofrece suma 
sencillez, s¡ no en cuanto á la determinación de sus edades relativas 
por falta del testimonio irrecusable de los restos orgánicos, á lo me- 
no3 en cuanto á descubrir sus caracteres estratigráficos y la compo- 
sición mineralógica ó naturaleza petrográfica, que son los elementos 
que importan en el problema de las aguas artesianas. 



Digitized by 



Googlí 



126 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

Sea pues, con el fin de aumentar la dotación de aguas en el De- 
sierto de Atacama mejorando la condición actual de sus aguas natu- 
rales; emprendiendo nuevos trabajos para descubrir y alumbrar las 
aguas ordinarias de pozo ó sea también para hacer surgir las arte- 
sianas, lo que urgentemente importa emprender es el estudio razo- 
nado, la indagación científica y las pruebas prácticas de escavación 
ó de sondaje donde se reunan los signos favorables. 

No vamos á lanzarnos en el vacío ni á ensayar procedimientos 
imaginarios ó siquiera métodos de estudio que no tengan la sancíón 
de la experiencia y las evidencias del éxito. 

En el Sahara africano, idea de lo pavoroso por la sequedad, 
donde no Ilueve tampoco, el agua subterránea existe, no importa de 
donde venga. 

La expedición del ejército inglés de Napier en Abisinia es sabi- 
do que dió lugar á la invención de los pozos por eso Ilamados abísi- 
nios ó instantáneos, que hacían surgir el agua como por obra de 
encantamiento, á la manera de Moisés. 

Pero en pleno jardín europeo, en Francia, donde no faltaban 
comarcas áridas, veamos lo que el estudio y la observación han sido 
capaces de realizar. 

Un hombre eminentemente práctico, el abate Paramelle, nacido 
indudablemente con la vocación del arte hidrológico y ejerciéndolo 
él mismo con nobles y humanitarios fines durante toda su vida de 
sacerdocio, escribió, como resultado de su bien adquirida experien- 
cia, el libro que Ileva por título Lart de décoirorir les soiirces, 

No incurriríamos, con tal motivo, en el comiín error de generali- 
zar, aplicando á nuestro desierto las mismas reglas, el mismo méto- 
do de observación, y deduciendo las mismas conclusiones respecto 
del modo de buscar las aguas subterráneas y de juzgar con tan cer- 
tera verdad como el abate las probabilidades relativas á su capaci- 
dad, calidad, hondura, etc, etc. 

EI Desierto de Atacama se encuentra en condiciones muy dife- 
rentes muy desventajosamente dispuestas por la naturaleza para po- 
der calcular fuentes y hacerlas surgir contando su número á razón 
de tantas por hectárea ó por kilómetro cuadrado como en otras re- 
giones favorecidas sucede. 



Digitized by VjOOQIC 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 127 

Pero lo que desearíamos para nuestro desierto es un Paramelle 
que lo observara con la misma constancia, atención y sagacidad con 
que aquel estudió su departamento del Lot, hasta llegar á conclu- 
siones locales que eran infalibles y que aún aplicadas por extensión 
á otras regiones de la Francia, resultaron también con buen éxito. 

Una línea muy marcada que determina el contacto geológico en- 
tre la formación granítica y la calcárea jurásica, constituye en el sur 
de Francia un límite notabilísimo que separa entre sí dos regiones 
respectivamente caracterizadas por la abundancia de aguas en una 
de ellas y por la sequedad en la otra. 

Arranca esta línea de separación desde el Mediterráneo en las 
inmediaciones de Tolón y cruza el Ródano, girando al oriente para 
seguir más ó menos el curso del río Lot por su margen derecha, de- 
jando al oriente las formaciones cristalinas del granito y al oeste las 
calizas estratificadas del Jura. 

Del lado oriental, los ríos, los arroyos, las fuentes y los infinitos 
surgideros de aguas cristalinas que fecundizan y embellecen esa pri- 
vilegiada comarca del hermoso suelo francés; del lado opuesto, en el 
departamento de Lot é inmediaciones, en una superficie de 80 le- 
gfuas cuadradas, nada existe de tan benéficos recursos, á excepción 
de un riachuelo seco en gran parte del año. 

Era como una tierra maldita donde se moría de sed en medio de 
la fecunda fertilidad que la rodeaba en todas direcciones; donde el 
régimen de las Iluvias era, sin embargo, el mismo que en las fértiles 
regiones á la redonda, distinguiéndose tan solo una comarca de la 
otra en la composición geológica del terreno ó sea en la naturaleza 
de las rocas del suelo. 

La humedad y la vegetación en el granito y otras rocas cristalinas 
impermeables; la sequedad y la aridez en el terreno calcáreo surcado 
de litoclasias, con sus resumideros profundos, sus cavernas y antros 
subterráneos por donde las aguas invisibles corren en ríos caudalo- 
sos ó se detienen y forman estanques y lagos interiores. 

Tal fué el hecho observado por Paramelle. 

Las aguas de Iluvia corrían por sobre la superficie del terreno gra- 
nítico para reunirse en los cauces ó para infiltrarse brevemente en el 
terreno y reaparecer al aire libre en forma de fuentes ó manantiales 



Digitized by 



Googlí 



128 REVXSTA DE LA DXRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

hacia donde los accidentes del terreno favorecían su alumbra- 
miento. 

Y al contrario, en el terreno calcáreo, las aguas de lluvia tan 
abundantes como en la región inmediata, desaparecían misteriosa- 
mente sin reunirse en ríos ó arroyos ni reaparecer visiblemente en 
fuentes ó vegas ni bajo forma alguna que indicara su existencia sub- 
terránea. 

Desde tiempo inmemorial, toda tentativa en busca de ellas por 
medio de pozos comunes había resultado infructuosa, quedando así 
el profundo conocimiento de que la región de Lot estaba irremisi- 
blemente condenada por la naturaleza á una eterna esterilidad. 

Así definido el hecho geológico, la atención del hidrólogo debía 
reconcentrarse en seguida hacia las condiciones topográficas del te- 
rreno. 

Llanuras ó planicies surcadas a largos trechos por el cauce profun- 
do de algunos ríos; esterilidad completa sobre aquellas y ningün in- 
dicio de aguas subterráneas ni aiín en los pozos que desde tiempo 
inmemorial se habían practlcado en toda la extensión de su superfi- 
cie, pero a tanteos, sin razonamiento ni criterio; y sin embargo, en 
las laderas ó faldeos de aquellos valles, abundantes y numerosas 
fuentes surgían por entre las grietas de ese misnio terreno aumen- 
tando con sus caudales el volumen de los ríos. 

Luego, estas aguas, que no pueden proceder sino de filtraciones 
numerosas y producidas sobre una extensa porción de territorio, no 
son otra cosa que las aguas lluvias tan misteriosamente absorbidas, 
evaporadas ó desaparecidas sin explicación aparente de sobre la su- 
perficie de formación calcárea que las recibe. 

Las rocas de tal composición no son absorbentcs ó permeables por 
sí mismas, pero sus quebraduras y grietas profundas que se cruzan 
y^entrelazan en todas direcciones ofreciendo por do quiera invisibles 
pero expeditos orificios de escape hacia los huecos, grutas y cavernas 
tan propias del terreno calcáreo, son la causa evidente y línico del 
extraño fenómeno que engendra la esterilidad en una comarca que 
la naturaleza favorece, no obstante, con el riego frecuente de abun- 
dantes y continuas Iluvias. 

He ahí la sencilla reflexión que condujo al abate Paramelle á la 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA IJSQ 

serie de observaciones que dieron por resultado el descubrimiento de 
su trascendental teoría. 

Sin embargo, sólo en llegar á este punto de partida ocupó cl ¡lus- 
tre hidrólogo algunos años de paciente estudio. 

Quedaba por descubrir el curso subterráneo del sistema hidro^rá- 
fico que daba lugar á cada una de las fuentes; averiguar su profundi- 
dad con relación á la superficie del suelo y calcular aproximadamen- 
te el volumen ó caudal de cada vena de agua, por separado ó en 
conjunto. 

Como indicio irrecusable de actual ó antigua existencia de corrien- 
tes de agua en el subsuelo y á diversas profundidades, se ofrecen 
con profusión en los terrenos calcáreos los característicos resumi- 
deros ó pozos naturales de forma cih'ndrica ó cónica que parecen no 
obedecer á sistema alguno de distribución pero que en reaUdad no 
son sino las indicaciones exteriores de otros tantos puntos de una 
corriente de agua subterránea. 

Sea que la causa de formación de estas chimeneas ó lumbreras de 
comunícación corresponda al orden de fenómenos de naturaleza me- 
cánica como los que resultan de los temblores, con sus hundimientos 
ó dislocaciones de la corteza terrestre, ó sea que resulten de las ac- 
ciones físicas y químicas á que deben su origen las grutas y caver- 
nas de los terrenos calcáreos, lo ordinario es que tales conductos, 
abiertos ó cerrados, en comunicación directa ó sin relación alguna 
aparente con las ocultas corrientes de agua, están invariablemente 
distribuídos y corresponden punto por punto con el sistema hidro- 
gráfico subterráneo. 

Fuera de estas indicaciones, los pliegues y ondulaciones de la su- 
perficie, aunque poco visibles y vagamente definidas, guían con fide- 
lidad y conducen al atento y sagaz observador hasta ponerlo en po- 
sesión de la vena de agua y seguirla en todo su curso hasta su origen. 
Averiguar en seguida la profundidad en que corren las aguas 
sería cuestión de las más elementales operaciones geométricas y de 
la plantación de ciertos hechos generales que la naturaleza misma 

establece. 

La inclinación de las paredes ó faldas opuestas de un valle permi- 

te determinar sin dificultad la línea de intersección de dos planos 



Digitized by 



Googlí 



130 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

que se cortan en profundidad, y por otra parte, el grado de ínclina- 
ción ó pendiente del fondo de un valle lateral no se aparta mucho 
de la que mantiene aguas arriba desde su confluencia con este, el 
cauce principal. 

Una nivelación en este caso para determinar en la superficie las 
alturas sobre el nivel de la confluencia, y la simple deducción de la 
altura que la pendiente subterránea acuse para el lugar correspon- 
diente á la vertical del punto exterior, daría la profundidad aproxi- 
máda de la vena de agua debajo del local en cuestión. 

En cuanto al volumen ó caudal de agua arrastrada, el conocimien- 
to aproximado del aguade lluvia caída, de la extensión en superficie 
que encierra la cuenca alimentadora, son elementos que la habilidad 
del hidrólogo aprovecha fácilmente. 

Si tales ú otros análogos elementos del arte hidrológico pueden 
ser deducidos de la observación de nuestros territorios en lo que 
propiamentc llamamos todavía Desierto de Atacama, y si serían es- 
tos aprovechables con buen éxito con el objeto de alumbrar aguas, 
es cuestión que debería preocupar en alto grado á particulares y au- 
toridades. 

Algo se debe á la iniciativa particular, que puesta en el caso de 
vida ó muerte por una gota de agua, la ha buscado por su propio 
interés. 

Pero nada, absolutamente nada es debido á la acción de los pode- 
res püblicos en favor siquicra de la vida de los viajeros en un de- 
sierto á quien la prosperidad del país y la fortuna fiscal deben su más 
abundante fuente de recursos. 

Los casos felices aislados y locales que la acción de los particula- 
res ha resuelto con tan útiles resultados y á veces inesperado éxito, 
no han podido ser aprovechados para deducir reglas generales ni 
dar con un sistema razonado de indagaciones que permitiera buscar 
las aguas interiores con alguna probabilidad de encontrarlas por otro 
procedimiento que el de simples tanteos, deducciones empíricas, 
ideas erróneas ó disparatadas. 

EI agua ha resultado exclusivamente de la natural y feliz circuns- 
tancia de encontrarse abundante en los cauces interiores del desierto 
por donde corren todavía en sus primitivos lechos las aguas de orí- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 13I 

gen meteórico que se condensan en las cordilleras, y su alumbramien- 
to á la superficie es sólo el resultado de la necesidad parentoria que 
de ellas ha tenido el industrial que fundaba una oficina salitrcra ó 
establecimiento metalúrgico, el minero que la necesitaba para sus 
faenas ó el poblador que la buscaba afanoso en la lucha por la vida. 

Si uno de los principales objetos que el gobierno se propuso al 
mandar explorar y estudiar el Desierto de Atacama fué el de decre- 
tar los medios de facilitar al viajero, al industrial, al cateador, el ac- 
ceso á sus regiones más desamparadas y desconocidas, no se com- 
prende, entre los diversos trabajos que podrían acometerse, ninguno 
más fundamental y mís imperlosamente necesario quc el de un sis- 
tema de dotación de agua. 

Los estudios practicados no han podido tener sino un carácter de 
investigación somera, para trasmitir al país y al gobierno, en cuanto 
se relacionaban con los recursos naturales del desierto, la impresión 
de las industriales condiciones en que estos se encontraban y podrían 
desarrollarse. 

No se debía, por consiguiente, ni se habría podido tampoco, por 
la cscasez del personal y de los recursos, entrar en estudios detalla- 
dos de cada especialidad. 

Sin embargo, la del estudio hidrográfico, en sus diversas ramifica- 
ciones, como la hidroscopia que nos ha dado materia para las consi- 
deraciones generales y hechos que dejamos apuntados, nos permitirá 
todavía extendernos sobre el mismo importante asunto. 



2.— CONDICIONES GEOLÓGICAS Y TOPOGRÁFICAS DEL 
DESIERTO CON RELACIÓN Á LAS AGUAS SUBTERRÁNEAS 

No consiste el medio de alumbrar aguas en una simple operación 
de tanteos en que la casualidad ó ciertas ideas vagas é inconscientes 
desempeftan el principal papel. 

Es bastante general el prurito de negar ó poner á lo menos en 
duda la eficacia de las teorías científicas en la solución de problemas 



Digitized by 



Googlí 



132 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

industriales que no están sujetos á la precisión del cálculo aritméti- 
co que da el resultado concreto y numérico. 

Se olvida con frecuencia y casi siempre, que todas las reglas bien 
definidas que los prácticos ó aficionados aplican empíricamente, sin 
criterio y sin conciencia, no son otra cosa que la fórmula, el coefi- 
ciente, que la investigación científica ha deducido para entregarlo al 
uso del ignorante ó al práctico que lo aprovecha y lo explota. 

La evidencia, cuando los signos exteriores acusan la presencia del 
agua, ó la presunción, fundada en hechos que el buen sentido aprO' 
vecha fácilmente con buen éxito, no necesitan del guía científico, 
pero eH la generalidad de los casos oscuros ó difíciles, sólo la ciencia 
geológica con sus métodos de observación, sus principios ineludibles 
y sus procedimientos bien establecidos, es capaz de encontrar la so- 
lución que se busca. 

La geognosia, sobre todo, que da á conocer los terrenos descri- 
biéndolos en sus caracteres exteriores, y juzgando por medio de 
estos, de los que permanecen invisibles, es más directamente la 
ciencia que conduce al descubrimiento de las aguas subterráneas. 

La configuración exterior del suelo y la naturaleza de las rocas 
que lo forman; su estructura interior y los accidentes que en su seno 
se producen: tales son los estudios fundamentales, el conjunto de 
hechos en que descansa la base de la teoría hidroscópica sobre des- 
cubrimiento de las aguas subterráneas. 

Se creería que no hay mérito para tomarse demasiado trabajo, y 
que la aplicación de los principios ó hechos geognósticos es mera 
cuestión de inspeccionar el terreno. 

Así se comprende generalmente y así se procede, sentenciando 
en seguida si hay agua ó si no la hay, sin más trámite. Y por esto 
es que las teorías y las ciencias caen en fracaso y las cubre el des- 
prestigio, cuando se procede en su nombre sin establecer la base de 
que se ha partido ni exhibir los trabajos emprendidos. 

Los hechos geognósticos no se resuelven como el triángulo geo- 
métrico, deduciendo la certidumbre matemática por medio de ciertos 
elementos conocidos, ni se descubrcn mediante simples conjeturas 
y deducciones por afinidades ó semejanzas de unos terrenos con 
otros sino hasta cierto punto. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERiVS DE ATACAMA 133 

Así se podrí^ suponer que los manantiales que nacen ep el río de 
Copiapó entre los planos de contacto de las calizas liásicas cón te- 
rrenos pórfido-arcillosos, como asimismo las que surgen entre las 
estratas de esta última formación en diversas condiciones, deberían 
reproducirse paralelamente en la quebrada de Garín y el Romero, 
lo que no sucede, sin embargo. 

La comparación de semejanzas, cuando se tiene la experiencia de 
una localidad muy bien estudiada, es utilísima, pero no dispensa del 
estudio atento, concienzudo y paciente del local en que se trata de 
descubrir y sus alrededores. 

Donde surge una fuente, la observación descubre siempre una 
capa ó un lecho impermeable por donde corre el agua cuando el te- 
rreno es estractificado; y cuando es de rocas cristalinas, se nota que 
la capa permeable de terreno descompuesto es delgada y el lecho 
del agua no va más allá de la somera profundidad á donde se en- 
cuentra la roca sana, que no ha sufrido aún las influencias atmosfé- 
ricas que la desagregan y destruyen. 

Fuera de estos dos casos generales, la interposición de un dike, la 
existencia de una falla, lajuntura de los planos de contacto entre 
dos formaciones diferentes, ó algiín otro accidente eventual, deter- 
minan casi siempre el álumbramiento de aguas subterráneas. 

Casi todos los nacimientos del río de Copiapó yacen en las condi- 
ciones del primer caso, infiltrándose las aguas de nieve por entre las 
estratas de terrenos areno-arcillosos que asoman sus cabezas al pie 
de las faldas y contrafuertes andinos, dando allí lugar á las primeras 
vegas. 

En los demás casos de manantiales, humedades ó vegas en el curso 
del río Copiapó hacia el mar, son las segundas condiciones las que 
tienen lugar, como en la vega de la ciudad misma, formada por las 
aguas estancadas y detenidas como por una barrera detrás de un 
dike que cruza el valle transversalmente; ó también en la formación 
detrítica de arenas y gredas depositadas en el letho del antiguo es- 
tuario del río que espacioso como un brazo de mar, Uegaba proba- 
blemente hasta la punta de Linderos formando playas y ensenadas 
hacia los lados de Toledo y Chamonate. 

Entre los meteoros acuosos, la Iluvia, las neblinas y las nieves, 



Digitized by 



Googlí 



1 34 REVISTA DE LA DlRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

es sabiclo que los primeros no tienen lugar en el Desierto de Ataca- 
ma sino parcialmente y en determinadas localidades de pequeña 
extensión. 

Su consideración. no tienc por consiguiente, lugar en las teori'as 
ó presunciones acerca de la existencia de aguas subterráneas en su 
árido tcrritorio. 

Las neblinas, indudablemente, constituyen un factor importímte 
á este respccto en las región marítima y aún en el valle central. 

En tercero y principal lugar, son las nieves de cordillera y las co- 
rrientcs que de ellas resultan, los orígenes del agua que abundante- 
mente corre por los cauces interiores y alimenta las cuencas invisi- 
bles que surten á los pobladores é industrias del desierto. 

La constitución geognóstica del territorio que nos ocupa, ó sea la 
composición mineral, ó más bien su naturaleza petrográfica, así como 
los caracteres geonómicos que explican la estructura de los terrenos 
y formaciones, son los grandes rasgos de su fisonomía física y de 
su composición geológica que el observador se ve inducido á tomar 
en consideración para explicar y definir las condiciones del suelo con 
relación á sus aptitudes para absorber y contener en su seno las 
aguas de origen meteórico. 

La clasificación más general de las rocas con relación á su per- 
meabilidad está bien justificada en cuanto á las areniscas y rocas si- 
líceas que por do quiera son secas y áridas, como asimismo las cal- 
cáreas, que dejan pasar por sus abiertas rajaduras toda el agua que 
les cae y también las volcánicas que le dan fácil paso al través de su 
esponjosa masa; al paso que las tierras arcillosas ó formaciones es- 
tratificadas donde alternan capas de greda ó aluminosas, son las que 
se distinguen por esencialmente húmedas. 

Las rocas granfticas, porfídicas y demás de estructura cristalina 
que no son susceptibles de contener grandes capas subterráneas de 
agua, no constituyen, como generalmente se cree, los potentes ma- 
cizos montañosos de las altas cordilleras, sino en sus alturas culmi- 
nantes y en parte de sus ejes anticlinales y de sus contrafuertes más 
considerables. Y esto, todavía, sólo en la región austral de nuestro 
desierto, en departamentos de Vallenar y Copiapó hasta el portezue- 
lo de Pircas Negras, ó sea más ó menos el paralelo de 27^, desde 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 135 

cuya latítud al norte, las altas cordilleras y sus ramificaciones cons- 
tan exclusivamente de traquitas, lavas y demás deyecciones de la 
estupenda y prolongada acción volcánica que dió su característica 
fisonomía actual á la región de las mesetas andinas. 

Sepodría circunscribir á sólo los nacimientos, y átrechos el curso 
de algunas de las quebradas afluentes de la hoya hidrográfica de la 
Jarilla, como única extensión á donde las formaciones graníticas no 
dan curso interior y profundo á lasaguas meteóricas, pudiéndose 
sospechar que de allí no procede más caudal que el de las someras 
humedades que resbalan por los faldeos de aquellos valles* 

Los nacimientos de otras quebradas pertenecientes, como la Jari- 
Ila, á la gran cuenca del Totoral, ó sea los «Sapos» y «Yerba Bue- 
na», no tienen sus orígenes en la cordillera anticlinal, como es sabi- 
do sino en las faldas occidentales del cordón que forma el río y valle 
de Manflas, cuyas cumbres y región toda, consta de las formaciones 
estratificadas de composición metamórfica, porfídico-arcillosa en di- 
versos grados de constitución petrográfica. 

La variedad de esta formación no permite hablar de ella en un 
sentido general respecto de sus condiciones hidrológiceis, pero los 
signos se descubren á la simple vista en la composición ó estructura 
más ó menos arciUosa que resalta además por el color rojo ó borra 
de vino que la caracteriza. 

Muy amenudo las estratas son permeables en a to grado, pero 
en las junturas ó planos de contacto se interpone. como cemento, 
una costra de greda que determina el alumbramiento del agua hacia 
el sentido en que la dirige la pendiente ó buzamiento de las estratas. 

Donde esta misma formación, ó sca cn bancos ó secciones de la 
misma, asume un carácter más cristalino, decididamente porfídico y 
homogéneo. las filtraciones de agua se producen como en las rocas 
Htoclásicas donde accidentalmente el terreno ha sufrido profundas 
dislocaciones. 

Á estas dos condiciones petrográficas de la extensa formación me- 
tamórfica porfídica corresponden respectivamente las aguadas que 
vierten en los flancos de las qucbradas donde el sentido del buza- 
miento de las estratas favorcce su alumbramiento, y aquellas que 
surgen como de pie, por efecto de sifones ú otros procedimientos 



Digitized by 



Googlí 



136 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

difíciles de explicarse y corresponden á los locales donde el valle ó 
quebrada se encajona, reduciéndose á simples grietas ó rajaduras de 
la roca. 

No se consideran, naturalmente, entre las aguas de esta proce- 
dencia, las que revientan en el lecho de las quebradas por efecto de 
las diferencias de nivel que hacen alternativamente surgir y sumer- 
girse á las aguas del arroyo subterráneo que corre por el fondo ó 
vaguada del valle. 

Las designaciones de cajón, cajoncito, angosttira, etc, con que se 
designan tantos lugares de las serranías que cubren la zona oriental 
del Desierto, como las que abundan en las hoyas del Totoral, hacia 
la costa como en sus nacimientos en los Sapos, Potrerillos, Carrizo, 
etc, la muy característica de Loros á Cerro Blanco y Loros á Lo- 
mas Bayas en el valle de Copiapó; las de Serna y Carrizalillo en el 
de Cerrillos; las de Cajoncito afluente de Chañaral Alto; Agua Dul- 
ce y otros del Salado; Doña Inés, Carrizo y la Cruz. 

Más al norte, cambia la fisonomía topográfica del terreno y esta 
clase de accidentes desaparece reemplazada por los valles más an- 
chos y de paredes más blandas, más terrosas, como Juncal, Chaco y 
Vaquillas, sucediéndose después los faldeos suaves y llanuras incli- 
nadas, sin prolongados cordones transversales ni cauces profundos 
en toda la extensa región que así sigue hasta Caracoles y el Loa. 

Refiriéndonos otra vez á las estratificaciones de carácter arcilloso, 
de consistencia más térrea, desagregada y porosa, encontraremos 
numerosos casos de interés para el conocimiento hidrológico de estos 
terrenos. 

La cuenca en forma de fondo de lago que constituye el llano de 
Varas, inclinadD, por efecto de la denudación, de norte á sur; con su 
cabeza en las extremidades del cerro del Bonete, Humito y Pingo, y 
sus pies en Cachiyuyo y Puquios, por cuyo boquete profundaniente 
abierto, se produjo su desagüe, ofrece un caso de los más interesan- 
tes para el observador hidróscopo. 

Los contornos de la cuenca constan de rocéis cristalrnas sieníticas 
por el sur; formación arcillosa estratificada, y formación calcárea 
por el oeste; campos abiertos ligeramente inclinados por el norte, 
y formaciones arcillosas estratificadas, metamórficas por el oriente 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I37 

en toda su extensión hasta juntarse con formacíón calcárea en el bo- 
quete de desagUe donde alumbran las aguas formando las vegas de 
Puquios. 

Ahora bien, del lado sur, del oeste, y del norte, no pueden caer 
aofuas de ¡nfiltraciün al fondo subterráneo del lago, porque, en una 
sequedad absoluta y permanente, no llegan ni las neblínas del mar á 
humedecer aquellas tierras. 

No obstante, ese fondo está ocupado por una profunda capa de 
agua excelente, y no queda sino el borde del naciente por donde su- 
poner que reciba las aguas de infiltración. 

Efectivamente, el cordón arcilloso metamórfico de Fraga y San 
Andrés es prolongación del brazo que se desprende desde gran dis- 
tancia al naciente enlazándose por medio de Valiente con el gran 
macizo de Cerro Bravo, altura culminante de la cordillera Do- 
meyko. 

El estudio especialmente contraído á la explicación de estos he- 
chos demostraría si de la misma procedencia resultan las aguas sub- 
terráneas del Ilano del Inca, en caso idéntico al de Varas, teniendo 
aquel su desagüe en las abundantes fuentes de Chañarcito, de donde 
la vaguada subterránea conduce las aguas hacia el mar por la espa" 
ciosa quebrada del Salado, así como las de Puquios se infiltran en 
la del Despoblado de Paipote. 

Si igual constitución geognóstica del terreno se extiende al sur en 
los estribos ó brazos que de la misma cordillera Domeyko se des- 
prenden hacia el oesté hasta morir en los flancos orientales de la 
dicha quebrada de Paipote, fácilmente se podría deducir la probabi- 
lidad de que por el profundo cauce subterráneo de ese gran valle 
seco superficialmente corre quizás un río caudaloso ó quizás una 
sábana de agua extcnsa como un lago. 

En el largo trayecto de su origen meteórico en las cordilleras, las 
aguas atraviesan sucesivamente las estratas permeables y corren por 
sobre las impermeables dando lugar á las escasas vertientes de los 
flancos, como ocurre en las quebradas del Romero, Garín, etc, fe- 
nómeno que es característico de todos los terrenos en que las capas 
de arena ú otras rocas porosas alternan con las de greda. Y sea que 
por la poca extensión de superficie mojada ó por las influencias de 



Digitized by 



Googlí 



138 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

la evaporacíón en sábanas de agua que yacen á poca hondura sub- 
terránea, las fuentes á que dan lugar son siempre interesantes y de 
pequeño caudal, lo evidente ó que se impone por la lógica de los 
hechos naturales y por la experiencia de la observación, es que las 
aguas de las capas profundas son á la vez que constantes en su curso, 
más abundantes que las superficiales. 

Siendo, por lo tanto, verdad demostrada por los hechos y conse- 
cuencia lógica de la composición geognóstica del territorio de Ata- 
cama, que capas abundantes de agua yacen en el fondo de las cuen- 
cas, debajo de las áridas travesías del desierto, desde el Huasco al 
Loa, débese admitir que su existencia procede de las nieves de cor- 
dillera, infiltradas á medida de su licuación en un terreno permeable 
que les da paso verticalmente hasta grandes profundidades. 

Es de manifiesta evidencia que la meteorología del desierto ha 
cambiado totalmente desde los últimos tiempos de actividad neptií- 
nica cuyos restos é impresiones se conservan frescas é intactas como 
si apenas algunos años hiciera á que sus efeetos dejaron las huellas 
de su acción en los profundos cauces y surcos de los valles, y señales 
del curso de los hielos ó ventisqueros en las montañas. 

Esta acción no ha cesado dentro aún del período propiamente di- 
cho cuartario ó postplioceno sino que se ha continuado hasta después, 
sea sin solución de continuidad ó después de algiín tiempo de calma, 
hasta las épocas contemporáneas ó recientes. Lo cual está demostra- 
(lo por los grandes désmontes de ripio con fragmentos angulosos que 
sobre los aluviones cuartarios se han depositado en la desembocadu- 
ra de cada quebrada lateral de las que afluyen á los valles princi- 
pales. 

Estas nuevas inundaciones no han tenido el carácter de grandio- 
sidad ni las proporciones de estupenda escala en que las evoluciones 
geológicas se han producido; pueden haber tenido su origen en fenó- 
menos glaciales de detalle ó en pequeña escala, que pudieron produ- 
cirse en las cordilleras después de esa época geológica, y en Iluvias 
abundantes aunque de fuerza ordinaria. 

Oue esas Iluvias han tenido lugar en época reciente, está demos- 
trado también con los restos de vegetación que cubren toda la super- 
ficie de las serranfas del desierto; restos invisibles, porque la ramas 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I39 

y el follaje de esa vegetación ha desaparecido en polvo que se llevó 
el viento esparciendo la simiente que yace inerte pero siempre grata 
y dispuesta á germinar al más leve riego. 

Ningiín vestigio visible queda de esa pasada era de fertilidad y 
verdura: sólo la ve ó la adívina el leñador, que explota como una 
mina de combustible, inagotable, esos restos de la antigua exhube- 
rancia del desierto. 

Obsérvense, por otra parte, aquellos terrenos de composición te- 
rrosa, como los tufos traquíticos, las areniscas arcillosas, los grandcs 
bancos de aluvión, y resaltará en el acto el espectáculo extraño que 
tanto Ilama la atención del viajero ofreciéndole el á su vista un ha- 
cinamiento de columnas, algunos sosteniendo sobre su cabeza frag- 
mentos dc un friso ó el arranque de un arco; á veces dispuestas en 
fila como galerías de un claustro, y presentando en el conjunto el as- 
pecto de una ciudad en ruinas; y así, donde quiera que el terreno ha 
ofrecido poca resistencia á la erosión, ha quedado en esas impresio- 
nes y curiosos aspectos el testimonio irrecusable de la abundancia de 
las Iluvias. 

Tenemos cntonces á nuestro desierto atacameño en las mismas ó 
mejores condiciones que otras comarcas actualmente secas, áridas y 
desoladas, que en edades anteriores fueron Iluviosas y fértiles. 

El desierto africano de Sahara no está, como el de Atacama, re- 
costado al pie de una colosal nevada cadcna dc montañas, y sin cm- 
bargo, y aunque no Iluevc tampoco, no sufre de una absoluta falta de 
agua. como es sabido, recibiéndola desde remota distancia subterrá- 
neamente. 

Sus dunas son como nucstros arenales de la costa marítima quc 
se internan en partes hasta la región ccntral; sus lagos salados son 
las cuencas secas de nuestros salarcs, hümedos todavía en la planicie 
andina; sus oasis son nucstras vegas y aguadas; sus marcs, bckourSy 
de agua profunda, verde intenso, existen también entre nosotros en 
los huecos profundos de Aguas Blancas y en los abismos insond ibles 
del Salado, afluente del Loa, fríos y dulces, hirvientes y salados co- 
mo en Copacoya, con sus bocas rasas al nivel del suelo ó fragmcntos 
de un bordo que se levanta bruscamente; también los mamelones có- 
nicos con sus surgideros fríos ó calientes en la cumbre; y en fin sus 



Digitized by 



Googlí 



I40 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

corrientes subterráneas que corren entre las estratas de arena y las 
margosas de sus terrenos terciarios, alumbrando fuentes y vertientes 
de 50, 100 y 200 litros de agua por segundo. 

¿En cuántos puntos de nuestro abandonado Sahara atacameño es- 
tarán pugnando por surgir otros tantos veneros espléndidos de agua 
purísima contenida entre las estratas de las areniscas permeables al- 
ternadas con las de greda? 

El sistema orográfico estaba ya definitlvamente trazado hacia la 
época de los aluviones postpliocenos, y depositados también los alu- 
viones antiguos que fiaeron socavados y transportados por los torren- 
tes cuartarios, dejando sólo los restos que á trechos y en angostas 
zonas se muestran todavía á media fiilda ó en las crestas de los cor- 
dones que bordean los valles del desierto. 

Asimismo, el sistema hidrográfico, consecuencia natural de aquél, 
si no definitivamente distribuído en su sistema actual, principiaba á 
diseñar la topograña del terreno que durante la época glacial habrfa 
de recibir todavía importantes modificaciones. 

Los levantamientos bruscos ó lentos; pero evidentemente correla- 
tivos á períodos de emersión del continente, tan visibles en los esca- 
lones que á modo de anfiteatro se ven ascender desde las actuales 
playas hacia el interior ó tierra adentro, seguidos de períodos tran- 
quilos, son fenómenos alternativos que han de haber producido tam- 
bién alternativamente, por la acción de los torrentes, los profundos 
movimientos de relleno y denudación de los aluviones antiguos, he- 
chos que se constatan en la sucesión geológica de la formación de 
nuestros valles. 

La topografía del terreno quedó así, después de aquellas épocas 
torrenciales, duran^e el tiempo frío y seco que debió de suceder y sin 
alcanzar á ser modificada por el período húmedo más reciente, obe- 
deciendo al sistema general orográfico que le trazaba los rasgos prin- 
cipales, y á la distribución hidrográfica que asumía su forma defini- 
tiva. 

Los ejes de montañas invariablemente dirígidos de norte á sur, 
con sus estribos ó brazos transversales que compelían á las aguas en 
el sentido de todos los vientos que Ilevan hacia el oeste, acabaron por 
imprimir á este territorio la fisonomía que ya hemos definido, confir- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I4I 

mando la del doctor Philippi, como un plano inclinado suavemente 
hacia el oeste. 

Cuando nos llegue la ocasión, si el paso á que van estos trabajos 
lo permite, de exhibir los diversos perfiles del terreno que tenemos 
trazados en diferentes latitudes para demostrar mejor los caractéres 
topográficos del terreno, entonces se verá en qué condiciones se pro- 
duce este hecho, ahorrándonos por ahora el tiempo y espacio nece- 
sario para demostrarlo descriptivamente. 

Así conocidos los rasgos generales de la geología y topografía del 
desierto en su fisonomía general, faltaría el estudio atento y cuida- 
doso de la estratigrafía y la apreciación exacta de los detalles topo- 
gráficos exteriores para deducir de ellos los inferiores ó subterráneos. 

Estos estudios indispensables, repetimos, para poder guiar con 
razonado criterío y fundadas presunciones al hidróscopo, serían ma- 
teria de un sistema especial de trabajos quizá fatigosos, por el celo 
y contracción que exigirían del ingeniero, y quizá en algo costosos 
s¡ el gobierno emprendiera las obras aconsejadas, pero jamás las difi- 
cultades serían razón contra el patriotismo é inteligencia de nuestros 
ingenieros, ni los gastos, que no podrían exigir desembolso extraor- 
dinario al Estado, serían motivo aceptable para negar al norte de 
Chile el beneficio inmenso del agua indispensable que la naturaleza 
egoísta oculta allí, como el tesoro de sus metales, en el seno de la 
tierra. 

(Continuará), 



Digitized by 



Googlí 



ALGUNAS PALABRAS 



SOBRE 



LOS YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 



Al señor Francísco San Roman, ingeniero en jefe de la sección 
de Minas y Geografía en la Dirección General de Obras Piíblícas, 
Santiago. 

Tengo el honor de presentar á Ud. un estudio que, aunque sucin- 
to, mostrará la importancia de su objeto. 

Me ha sido sujerido después de una visita muy corta que hice 
hace poco tiempo, á las explotaciones de la costa de Coronel. 

Tiene por objeto Ilamar la atención de Ud. sobre la extensión y 
duración de los yacimientos carboníferos actualmente reconocido y 
mostrarle cuanto importaría el p¿ttrocinio del gobierno en favor de 
esta índustria especial dcl carbón cuyo desarroUo rápido está llama- 
do á Ilevar al pafs á un alto grado de prosperidad. 

Me consideraría feliz si pudiese contribuír en parte con mis esfuer- 
zos á la obtención de este resultado. 

Entre tanto, sírvase aceptar, señor San Roman, la expresión de 
los sentimientos respetuosos de 



E. Lemaítre, 
Ingeniero. 



Santiago, 25 de octubre de 1889. 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 143 

CONSIDERACIONES GENERALES 

En un país donde la industria metalurgica ha tomado ya una 
grande extenslón en ramos especiales como beneficio del cobre, oro, 
plata, etc; elaboración del salitre y otras sustancias, que necesitan 
un consumo de combustible relativamente grande, se concibe que 
el estudio de una serie de yacimientos carboníferos que se han reco- 
nocido hasta aquí toma una importancia considerable. 

Sin duda, los combustibles del país sirven admirablemente para 
producir el calor suficiente en los generadores de vapor de todas cla- 
ses, en los hogares domésticos y aün en la fabricación del gas; pero, 
cuando se trata de la industria metaliírgica, donde el carbón obra 
directamente sobre el mineral tratado, se hace forzoso emplear car- 
bones y cokes, importados de otros países del mundo, á un precio 
subido, solos o mezclados con los productos del país. 

No haré sino mencionar las leñas cuya cantidad va disminuyendo 
cada día y cuyo precio aumenta naturalmente en proporción inversa 
á medida que los lugares de producción se alejen de los de consumo. 

Pero como quiera que sea, en cuanto á la industria tan importante 
del fierro, no es sino en ciertas fabricaciones especiales donde se cm- 
plean los combustibles leñosos, y además, visto cl cuadro de este 
estudio, no tienen más que una importancia secundaria. 

En estaépoca en que es de suprema conveniencia el cstablccimicn- 
to de la rnetalurgía del fierro en Chile, la importancia de la industria 
carbonera, de que aquella es tributaria, se muestra á los ojos de todos 
bajo una faz que hasta ahora no se había tomado en consideración. 

Los minerales de fierro, de manganeso etc, propios para la fabri- 
cación de los mejores fierros y sus derivados no faltan en Chile; pero 
el empleo de cokes extranjeros debe necesariamente, vista la elcva- 
ción del precio, paralizar los esfuerzos que se podrían hacer para 
llegar á la introducción y al desarrollo de la industria siderúrgica en 
Chile. 

No faltan tampoco como lo veremos después, los combustibles; 
pero ¿son propios para la fabricación del fierro? S¡ no lo son 
¿no dan ningún indicio de la existencia de yacimientos de hulla de 



Digitized by 



Googlí 



144 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

los terrenos permocarboníferos de los cuales ciertas capas son em¡- 
nentemente propias para obtener el coke metalúrjico? 

Esta simple reflexión bastará para mostrar la duración y la dificul- 
tad de la tarea neccsaria para llegar á conclusiones ciertas relativa- 
mente á su objeto tan considcrable como digno de atención. 

Si se recorre la región.Sur de Chile, uno se sorprende al ver el 
sin número de explotaciones hulleras en actividad. 

Desde Tomé hasta Lebu, en la costa y en el interior, los asientos 
de explotación de Dichato, las importantes minas de Puchoco de las 
que una parte están inundadas, las de la Bocadel Maule y del Buen 
Retiro en Coronel, las instalaciones modelos de la familia Cousiño 
en Lota y las hulleras del señor Maximiano Errázuriz en Lebu así 
como los asientos de Penco y Carampangue en el interior, bastarán 
á dar una idea de los yacimientos en esa parte del país. 

Si se lleva más lejos la investigación, se encuentra una cantidad 
de crestones en los alrededores de Ancud, en toda la amplitud de 
esa región y en la punta extrema sur del territorio de Magallanes. 

Se puede pues decir que el territorio chileno comprendido entre 
los paralelos de Concepción y de Punta Arenas, es un vasto recep- 
táculo donde está condensada la mayor parte de los yacimientos 
carboníferos del país. 

Muchas minas están inundadas de una manera tal vez irremediable, 
pero cuando la urgencia se haga sentir, otras explotaciones se abrirán, 
y con el concurso de especialistas en la materia, las condiciones de ga- 
rantía y seguridad suficientes serán empleadas para evitar esos acci- 
dentes cuya espontaneidad ocasiona á veces catástrofes que cuestan 
la vida de un gran número de trabajadores. 

Independientemente de este conjunto de formaciones del Sur, 
exlste en la Ternera, en el Desierto de Atacama, un yacimiento del 
cual he tenido ocasión de estudiar algunas muestras de rocas y de 
combustibles que figuran en las colecciones de la Comisión Explo- 
radora de Atacama. 

Este yacimiento, segiin se me ha dicho, se explotaba por medio 
de una galería horizontal de 200 metros de largo más ó menos. 

He tenido la oportunidad de ver los sistemas de explotación de 
ciertas capas de la costa, que sólo mencionaré, porque el estudio del 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 145 

trabajo subterráneo es completamcnte independiente del que hace- 
mos en este momento. 



ALGUNAS PALABRAS BAJO EL PUNTO DE VISTA 

GEOLÓGICO 

Empezaré por hablar del yacimiento de la Ternera, en Copia 
pó; en seguida del de Coronel, mostrando brevemente ciertas con- 
diciones especiales que parecen unirlo al de Lota, y fínalmente de 
algunos indicios encontrados en los alrrededores de Lebu, que muy 
bien podrían probar que esa región no está muy distante del terreno 
carbonífero verdadero. 

Yacimiento de la Ternera (Copiapó). — La mina de la Ternera 
debe estar á esta hora ó derrumbada ó inundada. 

El estudio de las muestras no me ha permitido constatar si el yaci- 
miento estaba en su posición natural de formación ó en una posición 
invertida; no se tampoco que se haya hechó un corte perfecto de los 
terrenos encontrados, así como de las capas de huUa, con todos los 
caracteres que le son propios; posición, composición, corrida, incli- 
nación y dirección. Sería, pues, un estudio que debería emprenderse 
en los mismos lugares. 

Las piedras y los combustibles que he tenido en las manos esta- 
ban en un estado de alteración bastante sensible para exponer á 
errores en la apreciación ó á lo menos no permitir sino una seguri- 
dad relativa en las cQnclusiones, la quc sería necesario comprobar 
con una especial exploración y estudio, vista su importancia. 

Ellas conducirían no más que á probar la fundada persuación de 
encontrarnos en presencia de los terrenos carboníferos superiores. 

La hulla de esta región, con sus quebraduras planas en varias di- 
recciones paralelas (de cuyo modo de presentarse depende á veces 
e! sistema de explotación adaptable), presenta un aspecto brillante, 
de color perfectamente negro, no mancha los dedos y es análogo al 
carbón de ciertas capas poco gaseosas explotadas en Bélgica. 

Las rocas intermediarias están formadas de esquistos y arcniscas 
con todos los medios términos de la transición de uno al otro. 



Digitized by 



Googlí 



146 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Se pueden clasíficar como sigue: 

i.^ Arenisca parduzca, con ó sin impresiones vegetales, con ó sin 
cristales de pirita. 

2.0 Roca negra fuertemente arenosa con granos sumamente bri- 
llantes. 

3.<^ Roca que tira á esquisto, pero que raya todavía el vidrio en 
algunas de sus partes. 

4.0 Roca esquistosa compacta. 

5.0 Roca esquistosa, hojosa, en forma de pizarra, presentando im- 
presiones de helechos de hojas triangulares, largas, con el lado me- 
nor pegado al tallo, y presentando bastante analogía con los alethop- 
terix del terreno carbonífero inferior. 

6.<^ Roca esquistosa negra, con quebraduras numerosas y bri' 
Mantes. 

Todas estas rocas son semejantes á las que en las explotaciones 
del país de Charleroi (Bélgica) los mineros llaman respectivamente 
como sigue: G^^es ou qiierelle, roc querelleux, roc, toit, faíix toit ou 
faux mur. 

Estos caracteres que vendrían á corroborar el estudio industrial, 
hacen clasificar este yacimiento en la parte inferior del terreno per- 
mo-carbonífero. 

Yacimiento de Coronel. — Superficie y terrenos superiores (de 
recouvrement).]^dL región está bastante accidentada en la parte su- 
reste, sobre todo, donde los terrenos presentan muchas quebraduras 
en algunos puntos. Existen tambiért fallas que deben afectar á las 
capas subyacentes. 

Los terrenos superiores son poco conocidos y generalmente for- 
mados de un depósito marino moderno, dejado por las aguas del 
Océano, pero un poco más abajo no es bien conocida la composi- 
ción del terreno bajo el cual abren los criaderos carboníferos. 

Terrenos de la base. — Parece que el yacimiento de Coronel des- 
cansa sobre los mica-esquistos y por consiguiente la serie de las ex- 
tratificaciones debe ser completa, cualquiera que sea la edad de la 
formación geológica correspondicnte. 

Terrenos de la formación ciicajafite é intermediarios — Los terre- 
nos intcrmediarios están también muy poco reconocidos. Hay pocos 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CI4ILE I47 

reconocimientos, y loe caracteres encontrados en las pocas galerías 
de cortada no son conocidos, por no constar sus indicaciones en pla- 
nos geológicos ó registros que deberían ser llevados con tan inipor- 
tante objeto. 

Tales plarios é indicaciones son de una importancia muy prcciosa 
en una explotación bien organizada, porque sólo así se tienen los 
medios de guiarse subterráneamente con la luz necesaria para salvar 
los accidentes, encontrar las capas perdidas por interposición de una 
falla, etc. Sin embargo, entre dos capas consecutivas se puede des- 
cubrir á la simple vista que son las transiciones de la roca de*I cielo 
de la capa inferior á la del piso de la capa superior. 

Las rocas encajantes de la hulla están formadas por una mezcla 
de materia arenosa Ilamada en el país tosca, con un esquisto negro 
de aspecto de filadio ó pizarra, de materia arcillosa, grasa {Tosca 
arcillosa negra), que debe servir admirablemente para la fabricación 
de productos refractarios de todas las categorías, mezclándola con 
arenas y cementos á propósito. 

En las mismas capas hay una piedra arenosa que sirve para ha- 
cer albañilería seca de sostenimiento (caliza arenisca) y además una 
materia poco resistente formada de una mezcla de tierra y carbón 
(tosca negra). 

Los esquitos hojosos negros se asemejan bastantc á la pizarra y 
encierran algunas veces impresiones vegetales. 

Capas, — EI yacimiénto de Coronel, explotado en una extensión 
bastante grande por chiflones, contiene cinco capas en explotación, 
perfectamente regulares, de dirección N. NE. y de una inclinación 
media hacia el oeste de 7 grados más ó menos. (Estas indicaciones 
no son sino aproximadas, á causa de la imperfección de los instru- 
mentos que tenía á mi disposición.) 

La hulla extraída en Coronel presenta algunas raras veces una 
textura vegetal bastante caracterizada; reducida á polvo, mancha los 
dedos de pardo sucio; expuesta al aire, su color, que al momento de 
la extracción era de un negro brillantc, se cambia en aspecto más 
empañado. 

Encierra algunas veces, impresiones veg(ítalcs de un ncgro mate 
que consideran como indicios de buena calidad. 



Google 



Digitized by VjOOQ 



148 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Esos caracteres son los de las Hgnitas de los terrenos secuhdaríos 
y tercíario inferíor. 

Partiendo de las inferiores la composición de las capas es la si- 
guiente: 

i.o Carbón en un solo lecho, de i."^oo de potencia, con un cielo 
compuesto de una roca esquistosa negra y un piso de una piedra 
esquistosa negruzca, hojosa. 

2.^ Carbón en dos lechos separados por una piedra dura arenosa, 
cuyo espesor varía entre o."^oi y o."^30. 

El lecho inferior tiene una potencia de o."^20 y el superior un po- 
der de o."^70. 

El cielo está formado de una roca esquistosa negra y el piso de 
una piedra bastente arenosa. 

3.0 Carbón en un solo lecho de i.™20 de poder con cielo y piso en 
roca arenosa. 

4.0 Carbón en dos lechos separados por una piedra esquistosa 
bastante dura, cuyo grueso varía en o."^37 y o."^07. 

El lecho inferior no pasa de o."^io de potencia, y el lecho superior 
alcanza o."^85. 

La roca del cielo es un esquisto arcilloso bastante claro; el piso es 
compuesto de un esquisto negro hojoso. 

5.0 Carbón en un solo lecho de i."^oo de poder, cuya parte supe- 
rior se convierte en una piedra particular compuesta de guijarros. 

El cielo está constituído por una piedra arenosa blanca y el píso 
de un esquisto negro graso. 

Las distancias perpendiculares entre las capas son respectivamen- 
te de abajo á arriba de 15, 22, 6 y S.metros, y son con la composi- 
ción de las mismas los únicos elementos que existen para establecer 
la posición de las capas. 

Las capas presentan superficies irregulares de ruptura pr^pias de 
los combustibles de esta categoría, pero esta manera que quebrarse 
no puede tener influencia alguna sobre el sistema de explotación em- 
pleado; sistema inglés ó imitación, con galerías y pilares, galerías de 
avance y abatimiento de los pilarcs á la vuelta, dejando derrumbar 
el terreno en pos. 



Digitized by VjOOQIC 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE I49 

La mayor parte de estas capas no presentan hendiduras, lo cual 
hace el trabajo de voltear bastante difícil. 

Se ha constatado, algunas veces, la presencia del gdisgrisouy pero 
en cantidad tan pequeña que podían alejarlo agitando el aire con aba- 
nicos ó con trapos; es decir, que la ventilación es rudimentaria toda- 
vía en aquellas minas. 

Corrida general de la cuenca. — En general, el carácter dominante 
es la regularidad. La dirección media es N. N. E. y la inclinación 
hacia el oeste, como ya lo hemos visto, es en término medio de siete 
grados. Sin embargo, en hondura parece disminuír hasta formar una 
superficie horizontal del lado de la llanura. El yacimiento sc encuen- 
tra en su posición natural de formación. 

Todas las capas vienen á asomar al sol contra la pendiente de la 
montaña del lado del mar y los reventones se entremezclan con los 
terrenos más recientes, dando lugar á productos impuros que pueden 
todavía, en rigor, ser considerados como combustibles. 

Las arcillas de los alrrededores son á propósito para la fabricación 
de ladrillos. 

Los estudios técnicos no están bastante adelantados para hacer 
saber si los otros crestones de mantos pertenecen á capas distintas ó 
son las mismas de que acabamos de hablar. 

Accidentes en los íerrenos. — Son poco numerosos y poco conse- 
cuentes, ó bien no hacen mudar de posición las capas, mas que de 
una parte de su espesor, ó el desplazamiento no es sino de pocos 
metros. Desgraciadamente, no están bastante reconocidos y no se 
puede dar una idea bien aproximada de su posición, de su dirección 
y de su inclinación, sino en cuando se puede juzgar por el dicho de 
los mayordomos ó antiguos mineros, cuya memoria es el único de • 
positario de circunstancias que deberían considerarse como de la 
mayor importancia y consignarlas en los archivos de la mina. (Por 
consiguiente, no deben extrañarse las perturbaciones que pueden 
suceder en los trabajos de una mina poco racionalmente dirigida). 

Parece existir una falla pequeña que corre N. N. O. entre las ex- 
plotaciones inundadas y las que están actualmente en actividad. Dos 
de otras pequeñas fallas, de las cuales una es más ó menos perpen- 



Digitized by 



Googlí 



150 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 

dicular y la otra paralela á la primera, desvían muy poco los yaci- 
mientos. 

Entre Lota y Coronel se supone la existencia de una gran falla 
de botamiento contra la cual vendrían á estrellarse en profundidad 
los mantos de Lota. 

El espacio estéril entre Lota y Coronel habría sido hecho, por 
consiguiente, por la erosión de las partes superiorcs de las capas de 
Coronel, que el movimiento de la falla impulsó hacia arriba en el 
momento de su formación. 

Los otros accidentes que afectan al yacimiento son debidos á com- 
presiones y dislocaciones de poca importancia. 

Sería interesante conocer perfectamente la ley que rige la forma- 
ción de las fallas en esta región. 

Desgraciadamente, el interés de la explotación se contrae sola- 
mente á la extracción actual, sin que los explotadores se tomen tra- 
bajo alguno por estudiar la economía que podría resultar para las 
explotaciones ulteriores, la supresión de trabajos inútiles que un co- 
nocimiento perfecto del sub-suelo puede evitar. 

Analogía de Coronel con Lota. — Acabamos de ver que se supone 
la cxistencia de una gran falla en dirección N. N. E. 

Las relaciones que existen entre la inclinación y la dirección de 
las capas, la composición de los combustibles, el empleo industrial 
de los terrenos intermediarios en productos refractarios, etc, son 
otros tantos indicios que permiten suponer que los yacimientos de 
Lota y Coronel serían dos partes de un mismo yacimiento separado 
por la falla cuya mención acabamos de hacer. 

Si se pudiera tener planos exactos de los trabajos subterráneos de 
todas estas minas relacionándolas respectivamente, y un plano de 
superficie sobre el cual se pudiera figurar todos los accidentes, nada 
sería más fácil que estudiar la sinonimía de las capas de una manera 
segura como se hace en Bélgica. en Francia y otros países cuyos 
gobiernos rodean de una solicitud particular esas industrias carboní- 
feras que son las principales fuentes de su prosperidad. 

Impresiones de rocas de los alrrededores de Lebu. — Se han encontra- 
do en los alrrededores de las hulleras de Lebu, rocas con impresiones 
de fósiles vegetales pertenecientes á la formación permo carbonífera. 



Digitized by VjOOQIC 



VACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 151 

S¡ es exacto el hecho, es de la más alta importancia porque se 
podría en esos lugares, con indagaciones quizá poco costosas, pero 
emprendidas después de un estudio y una observación razonada de 
los lugares, llegar al mismo terreno carbonífero propiamente dicho, 
en el cual ciertas capas dan carbón apropósito para la fabricación del 
coke metalúrgico, como ya lo hemos observado anteriormente. 

En resumen, aparte de los carbones de la Ternera, los combus- 
tibles actualmente descubiertos en Chile pertenecen á las formacio- 
nes lignitíferas de los terrenos secundario y terciario. 

Vamos á pasar en revista los usos en que tienen mayor aplicación 
y los ensayos de que han sido objeto. 



ENSAYOS Y USOS INDUSTRIALES 

Hulla de la Ternera. — Este carbón, brillante en sus numerosos 
planos de ruptura, circunstancia á la cual debe este aspecto cristali- 
no, particular á los carbones poco grasosos, presenta al cabo de un 
cierto tiempo de exposición al aire una superficie exterior mate, pero 
queda siempre negro. 

Expuesto á la acción del fuego, al aire libre, se quema, pero sin 
llama, de la superficie hasta el centro, poco á poco, sin hincharse, sin 
dar alquitrán, ni dar coke, ni humo negro. AI cabo de cierto tiempo 
se desmenuza en pedazos muy tenues. 

La composición de esta hulla es la siguiente: 

Humedad o-50% 

Materia volátiles en vaso cerrado. . 5.60% 

Pérdida por la calcinación 4-oo% 

Materias fijas y carbón 89.90% 

100.00 

EI polvode aquellas hullasqueda siempre negroy no manchalos 
dedos como las de las otras explotaciones, además, no muda de as- 
pecto n¡ por la destilación ni por la calcinación. 



Digitized by 



Googlí 



152 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

En la destilación la tapa del crisol se cubre interiormente de un 
depósito graso negro, que desaparece por completo á la llama azul 
de la lámpara Bunsen. 

I Por esto se ve que la composición de esas hullas secas se aseme- 
jan mucho á la de los carbones de la parte inferior del yacimiento 
del país de Charleroi. 

Como quiera que sea, el carbón de la Ternera no puede pertene- 
cer á otra categoría, porque las hullas superiores, que dan coke, no 
pierden por la exposición al aire la propiedad de hincharse y de re- 
cibir un principio de fusión. 

Cpmo este carbón arde con mucha dificultad, si bien el calórico 
desarrollado es considerable, el tiraje excepcional que necesita lo hace 
inaplicable para los generadores de vapor y para los usos domésticos. 

La estructura no es leñosa como en la lignita y su color no se 
cambia de negro en pardo sucio. 

Indicio importante es este para afirmarse en la probabilidad de 
existir en Chile los terrenos permo-carboníferos. Esas hullas no 
son, sin embargo, adaptables á ningún empleo industrial á pesar de 
su gran poder calorífero. 

Muy difíciles para encender y qucmar, exigen además chime- 
neas muy buenas y de tiro muy fuerte. Por otra parte el yacimiento 
está colocado en un lugar donde su explotación no se puede hacer 
de un modo económico. 

Su desagregación á la acción del fuego en un número incalcula- 
ble de pedacitos, constituye también un obstáculo para su empleo 
en los hornos de cualquier naturaleza que sean. 

En cuanto á sus aplicaciones útiles, serviría en los hornos para fa- 
bricar materiales de construcción, cal y ladrillo, y podría servir tam- 
bién para la industria de los aglomerados de hulla, si pudiese obte- 
nerse brea á un precio regular. 

Lignitas del sur. — Gozan casi todas de las mismas propiedades: 
hablar de unas es hablar de las otras. 

Algunas veces presentan la textura leñosa, y sus quebraduras son 
brillantes. 

Encierran de vez en cuando una impresión vegetal de un color 
negro mate que considerán como señal de buena calidad. 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE IS3 

Reducidos á polvo tenue, como lo hemos ya visto anteriormente, 
manchan los dedos de color pardo sucio, color que toman, por otra 
parte, después de algún tienipo de exposición al aire. 

Se queman con humo negro abundante. La combustión se hace, 
pues, de una manera incompleta, arrastrando los gases por la chi- 
menea una porción de carbón que se pierde sin provecho alguno. 

Las lignitas del sur, vista la proporción considerable de materias 
volátiles que encierran, pueden servir para la fabricación del gas de 
alumbrado. 

En los hogares domésticos, se observa á veces la transformación 
de un pedazo de lignita en coke, después de haberse hinchado y 
haber destilado matcrias volátiles y alquitrán, pero tal coke, aunque 
sonoro y de color plateado, es siempre poco resistente. 

Aparte de los hogares domésticos y de su aplicación á los calde- 
ros, las lignitas del sur sirven, en mczcla con combustiblcs extranje- 
ros, á ciertos usos metalúrgicos. 

Raros han sido, sin embargo, hasta ahora los ensayos verdadera- 
mente industriales hechos en el sentido de obtener coke metalúrgico 
y esos lo fueron en condiciones tan irracionales, que no pudieron 
jamás dar resultado alguno. 

Con ensayos perfectamente estudiados, quien sabe si no se conse- 
guiría algo en este camino. Es verdad, sin embargo, que el coke 
resultante sería siempre de no mucha resistencia para aplicarlo á la 
fundición de minerales de hierro en altos hornos. 

La composición media de las lignitas es, más ó menos, la si- 
gruiente: 

Agua 2 á 3 

Materia vol 40 á 45 

Coke fijo 55 á 5o 

Cenizas 3á 2 

Su poder calorífero se aparta poco de 6000 calorías. 

Una ventaja de estos yacimientos del sur consiste en que ellos 
mismos contienen, ya aplicando las rocas directamente ó transfor- 
mándolas en ladrillos, los materiales refractarios para las diversas 



Digitized by 



Googlí 



154 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

construcciones del horno aún las que deban resístir al mayor calor. 

Algunos buenos análisis cuantitativos de las lignitas y sus ceni- 
zas y estudios calorimétricos exactos que podrían compararse en sus 
resultados con las conclusiones prácticas de los resultados industria- 
les, pondrían aún más de relieve la evidente riqueza de los combus- 
tibles chilenos. 

Los ensayos hechos hasta ahora lo han sido tomando partes diver- 
sas de una misma capa ó de varias quizá, pero es sabido que muy á 
menudo, por muy próximo que estén entre sí los lechos carboníferos 
pueden, no obstante, estar dotados de propiedades muy diferentes ó 
casi opuestas. 

Es, por lo tanto, racional operar separadamente para cada uno de 
los lechos y reunir en seguida las que se asemejan por sus pro- 
piedades. 



EXTENSIÓN, IMPORTANCIA Y DURACIÓN 
PROBABLE DE LOS YACIMIENTOS RECONOCIDOS 
HASTA AHORA 

Aparte de las explotaciones en actividad, se encuentran entre los 
paralelos de Concepción y de Punta Arenas muchísimas manifesta- 
ciones exteriores de lignita. 

Se puede, pues, considerar que esta extensión de territorio encie- 
rra la mayor parte de los yacimientos carboníferos del pafs. 

La superficie total de esta región austral de Chile es más ó menos 
de 7,000 leguas cuadradas. 

Supongamos que condensadas en la quincuagésima parte de esta 
extensión la totalidad de las capas carboníferas y esta fracción no 
resultará exagerada si se calcula la superficie en que yacen los de- 
pósitos carboníferos ya descubiertos y conocidos. 

La potencia en carbón para las minas de Coronel es de 5 metros 
repartida en un grueso de terreno de 5 1 metros, lo que da ^ como 
potencia total de la riqueza lignitífera. 

Esta proporción es casi doble de la correspondiente á la cuenca 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 1$$ 

de Saóne et Loire considerado como el más rico de Europa é igual 
á sólo ^. 

Aunque los accidentes sean de poca consecuencia, consideramos 
que, con lo dejado en los macizos y otras causas, se pierda J de la 
producción considerada como igualmente repartida en toda la su- 
perficie. Así en toneladas métricas y por hectárea, la extracción se 
elevaría á 

10000x1.50x5.00x0.8 « ^o 

^ ^ X f = 46800 

cos. 7.0 ** ^ 

En esta fórmula, 1.50 representa el coeficiente de rendimiento 
de un métro cúbico de hulla; 0.8 es el peso de un metro cúbico de 
hulla extraída; y cos. 7.0 es el coseno del ángulo de inclinación. 
Digamos en número redondo 45,000 toneladas por hectárea. 

Para una extensión anual de 135,000 toneladas, bastará con ex- 
plotar una superficie de 3 hectáreas, en cuyas condiciones una 
concesión de 300 hectáreas daría en 100 años una producción de 
13.500,000 toneladas. 

Estas cift"as son demasiado elevadas para una apreciación basada 
en elementos generales y deben entenderse sólo aplicables á la re- 
gión de Coronel que es excepcionalmente rica. 

Para otros puntos habrá que tomar otra media más baja. 

Por ejemplo, en Lebu la potencia de las capas explotadas no pasa 
de 3 metros, y tomando el término medio con Coronel resulta 
^''"2^"' = 4 ms, que sería más general. 

Haciendo el mismo cálculo antcrior, vemos que la potencia total 
de la producción alcanzaría la suma de 



7000 
500 



00 loooo X1600X 400 xi.sox 0.80 2 ^ gn , 560.000 toneladas. 

X) ^ cos. 7.° «^ ^ ' '^ 



Supongamos ahora un consumo anual de 40.000,000 de tonela- 
das, lo que es enorme, pues representa la l partc del consumo de 
Inglaterra, en cuyo caso se podría lanzar al comercio durante 200 
años á lo menos, las lignitas de la región sur de Chile. 



Digitized by 



Googlí 



156 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PUBLICAS 

Tal fuente de riqueza es por sí sola bien digna de merecer la más 
atenta consideración de los hombres de gobierno que velan por los 
grandes intereses del país. 



CONCLUSIONES 

De lo que precede, podemos concluír que Chile no encierra hasta 
el presente combustibles á propósito para ser empleados por sí 
mismos ó por transformación á la metalurgia del fierro. No quere- 
mos decir con esto que no existe, ni menos dudar de la probabilidad 
de su existencia. 

Lo lamentable es que la actual riqueza carbonífera de Chile no se 
estime en lo bastante para prestarle más atención, somctiendo á 
métodos más perfeccionados su explotación bajo los múltiples obje- 
tos de la economía, la seguridad y la mayor producción. 

Suponiendo que el empleo de las h'gnitas, cualquiera que sean los 
ensayos que se hagan, no dé jamás un producto á propósito para 
los usos en las industrias metalürgicas, no obstante, la posición que 
estas capas carboníferas ocupan en la sucesión de las edades geoló- 
gicas, muestra claramente que una parte de las series inferiores faU 
ta, y es precisamente en esta serie donde debemos encontrar los 
carbones á propósito para las industrias de que tratamos. 

Por otra parte, las hullas sin gas del yacimiento de la Ternera y 
las impresiones de los alrededores de Lebu muestran que tales se- 
ries existen, tal vez incompletas en estas regiones, pero no hay razón 
para suponer su ausencia en toda la extensión de un territorio tan 
vasto y abundante en caracteres favorables. 

El estudio y conocimiento del sub-suelo chileno se hace por tal 
razón indispensable y de alto interés tanto bajo el punto de vista 
geológico cuanto por el interés industrial y á fin de poder seguir 
una marcha segura en la instalación de grandes trabajos. Conven- 
dría para tales fines organizar una comisión, que, con el concurso 
de los ingenieros de minas empleados en las diversas explotaciones, 
pueda estudiar perfectamente los diversos yacimientos. 



Digitized by 



Googlí 



YACIMIENTOS CARBONÍFEROS DE CHILE 157 

Generalmente, en las industrias extractivas nacientes, el servicio 

técníco se hace mal. 

Es una grave circunstancia, porque es fácil imaginar de cuanta 

importancia y utilidad práctica son los planos de conjunto que figu- 
rando en su posición todas las capas carboníferas permitan estable- 

cer su sinominía y la ley que rige en los accidentes del terreno. 

Tales planos generales, hechos poco á poco, reuniendo los planos 

parciales que en toda explotación deben llevarse con toda proligidad 

y cuidado, constituyen el más poderoso auxiliar en las indagaciones 

y descubrimientos. 

No puedo creer que un propietario de minas pueda negarse á le- 
vantar un plano completo de sus instalaciones, tanto de los subte- 
rráneos como los de las de superficie, y de las corridas y caracteres 
que se manifiestan al sol. 

Un servicio técnico bien organizado en un asiento carbonífero 
suple á muchas necesidades y evita el marchar á ciegas perdiendo 
la posesión de las capas ó dando las facilidades para encontrarlas é 
impidiendo los accidentes desgraciados como los de inundación y 
otros. 

Llevando nota de todas estas circunstancias se puede determinar 
si ciertos crestones ó corridas de mantos carboníferos pertenecen á 
otros ya conocidos ó si son independientes ó extraños á las explo- 
taciones ya establecidas. 

Esta somera idea, señor San Román, es sin duda, bien incomple- 
ta como estudio, pero considerando que mi visita á Coronel no ha 
sido sino una simple vista de ojo, nada más he podido exponer á usted 
que estas pocas ideas generales. 

Sin embargo, espero que dará una idea bastante precisa sobre la 
importancia de estudiar de una manera minuciosa bajo el doble 
punto de vista industrial y científico toda la vasta extensión que 
ocupa en Chile la región carbonífera. 



Digitized by 



Googlí 



PROYECTO DE UN PUENTE 

SÜBRE EL RIO COQUIMBO EN LA SERENA 



Datos..., 



CAMINO CENTRAL DE LA REPUBLICA 

" Longitud 126 ms. 

Ancho 5 » 

Altura máxima 3.30 

Ndmero de tramos 7, cada uno de. . . 18. — 

j Valor por metro Hneal . $ 137.01 

L Id. total » 1 7264. — 

CAPÍTULO I 
Descripción 

El puente en proyecto es para construírlo sobre el río Coquimbo 
en la Serena, frente á la calle Barranca del Mar, y en el camino gc- 
neral del norte de la República, y como 50 metros aguas arriba del 
puente del ferrocarril. Sirve para unir además la Serena con los nu- 
merosos minerales que se encuentran al norte del expresado río, 
haciendas, etc. 

El puente es de madera y fierro, apoyado en estribos formados 
por pilotes de doble riel y sobre cepas de la misma clase. Se com- 
pone de 7 tramos de 18 metros de luz cada uno, y 5 metros de an- 
cho, incluyendo los andenes. 

El tipo elegido es el Monhié de viga cimbrada de 3.^^x0 de alto 
en el centro y i."^98 en los apoyos. 



Digitized by VjOOQIC 



PUENTE SOBRE EL Rfo COQUIMBO 159 

Calculado con los diversos casos de carga, no ha dado para la 
madera más de 60 k. por centímetro cuadrado. 

Los terraplenes de acceso miden de largo 40 metros del lado sur 
y 30 metros del lado norte y su ancho en la parte superior es de 10 
metros. 

CAPÍTULO II 

Especificaciones 

Maderas: Todas deben ser de roble pellín. 

I.o MADERAS PARA EL PUENTE 

16 Amarras horizontales paracepas y es- 

tribos o."^i 5 X o."^30 X 6. "^20 

24 Id. digonales para id o."^i5 x o."^20 x 5."^50 

8 Cabezales o.'^^s x o.'^^s x 6."^30 

84 Tablones para armar faja superior. . . o."^io x o."^30 x 9.^^25 

84 Id. id. id. inferior.... o."^ioxo."^30x 9.^^25 

130 Viguetas o."^28 x o."^35 x 7."^50 

16 Montantes de coronación o."^20 x o."^20 x i."^7o 

28 Id. intermedios o."^i6 xo."^i5 x i."^85 

28 Id. id O.'"!^ XO."^I5 X 2."^20 

28 Id. id o."^i5 xo."^i5 X 2."^40 

28 Id. id o."^i6xo."^i5 X 2. "^50 

28 Diagonales o."^22 x o."^22 x 2.^^50 

28 Id o."^i5 xo."^i5 X 2."^8o 

28 Id o."^i5 X o."^i6 X 2."*90 

28 Id o.™i5xo.™i5X 3.™ — 

28 Id o."*i5 xo.™i5 X 3.™ — 

207 Tablones para piso inferior o.™i 2 x 0.^30 x 10.™ — 

166 Id. id. superior o.™05 x 0.^30 x 10.™ — 

27 Piezas guarda ruedas 0.^25 x 0.^25 x 10.™ — 

27 Id. fajas o.™io x 0.^15 x io.°* — 

1 24 Brazos o."*i 5 x o.™i 5 x 2.™ — 



Digitized by 



Googlí 



t6o revista de la dirección de obras póblicas 

2.0 MADERA PARA LOS ESTRIBOS 

i6 Tablones o."^i2 x o."^30 x 7."^30 

32 Id o.'"! 2 X 0.^^30 X 5.°* — 

4 Piezas o.™25 xo.""25 x 5.^50. 

FERRETERÍA 

532 Pernos para armar vigas i" x 12" 

^ - , . í redonda i" x 1 2" 

428 Id. mixtos..-^ , 

-, .- f redonda i"x2iA" 

'' ''• '^' Iplana r>^3¥'-^3r 

70 Id. id i"x8" 

448 Id. id. y otros i" x 6" 

112 Id. montantes con viguetas . i" x 28" 
18 Id. id. id. id... i"x3o" 

1092 Id. 1 f ^xsF 

-, }■ para escuadras ■{ ^„ ,„ 

54 Id. j ^ ( i'x loj' 

4 Escuadras sooxioo ^ j 28 metros. 

8 Quintales clavos de 7" 

3i Id. id 4" 

PINTURA 

27 Tarros linaza, aceite. 
2 Manos de pintura de minio á toda la madera. 

TERRAPLENES 

840™*^ de terraplenes para los estribos y caminos de acceso. 

CAPÍTULO III 
Presupuesto 

A. — MADERAS 

Por 305^^^340 demadera de roble á $ i8 el 

metro cúbico $ 5496 1 2 

Por 10% para andamios, despuntes, etc, . . .* 549 61 

$ 6045 73 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL RÍO COQUIMBO l6l 

B. — FERRETERÍA 

Por 13514 k. de fierro elaborado a 21 cts. el 

kilógramo 2837 94 

Por ii^ Quintales clavos de 4" y 7" á $ 10 

quintal 115 — 

2952 94 

C. — TEBRAPLENES 

Por 840"^^^ de terraplenes á 35 cts. el me- 

tro cúbico 294 — 

294 — 

D. — PINTURA 

Por 27 tarros de aceite de Hnaza á $ 1 1.50 

el tarro 310 50 

Por dos manos de pintura de minio á los 

126 ms. á $ 2.50 el metro lineal. . 315 — 

625 50 

E. — OBRA DE MANO 

Por preparar las maderas y armar 1 26 ms. 

de puente á $ 36 el metro lineal. . 4536 — 

4536 — 

F. — TRASPORTES 

Por trasportes de los materiales de diversos 

puntos al pie de la obra 1000 — 

• 1000 — 

G. — VARIOS 

Por seis meses sueldo de un guardián á $ 30 1 80 — 
Por arriendo de habitaciones para obreros 

y útiles 60 — 

240 — 



Digitized by 



Googlí 



102 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 
H. IMPREVISTOS 

Por imprevistos, etc 1 569 85 



1569 85 



Total $ 17264 00 

El costo total asciende á diez y siete mil doscientos sesenta y cua- 
tro pesos. 

Santiago, 25 de Noviembre de 1889. 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE DE LIMACHE 



2 tramos de 1 8 metros = 36 

Datos <f3 íd. de2i id. =63 

Longitud = 99 metros. 



Descrípción 

El puente tubular proyectado para el estero de Limache, en la 
ciudad de este nombre, tiene una longitud de 99 metros y se com- 
pone de tres tramos centrales de 21 metros y dos extremales de 18 
metros cada uno. 

Es de una sola vía de 5 metros de claro con dos andenes de i 
metro 30 de ancho. 

Los estribos y machones están formados de albañilería de piedra 
bolón eñ las fundaciones de los cimientos y emplantillados y de pie- 
dra devastada en todo el revestimiento de los macizos exteriores. 

La viga tubular de madera y fierro con tirantes de alambre, so- 
porta un tablero de cinco vigas longitudinales con un doble entabla- 
do diagonal. 

El lecho del estero de Limache, está compuesto en esta parte de 
cascajo delgado y arena gruesa, sin que exista cauce profundo en 
toda estd zona, por lo cual creo que dando 4."^50 de profundidad á 
los machones de albañilería, se salva la zona, límite de las socava- 
ciones. 



Digitized by 



Googlí 



104 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

II 

Especificaciones 

I.o FUNDACIONES 

Las fundaciones de los Estribos, de las Alas y de los Machones, 
se componen de tres partes: — A. Macizo exterior 6 parte compren- 
dida sobre el nivel actual del terreno; B. Cimienío y C. Emplantilla' 
do de base. 

A. MACIZO EXTERIOR 

i.o Para los estribos, tendrán una longitud de ocho metros se- 
senta centímetros (8.™6o) y un ancho en su coronación de un metro 
setenta centímetros (i™7o), ligándose por sus extremos á las alas y 
ofreciendo en sus costados un talud de un 8 por ciento. 

2.0 Para las alas, tendrá una longitud de 5 metros á cada lado 
del puente con una altura de 1.^^30 sobre el plan de la vía y un an- 
cho de o."^7o, prolongándose en seguida hasta ligarse al cimiento 
con taludes de un 8 por ciento. 

3.0 Para los machones ó apoyos intermedios, tendrá una longitud 
de 10 metros noventa centímetros (10. "^90) y un ancho en su coro- 
nación, de un metro setenta centímetros (i."^7o) siendo en semi. 
círculo la extremidad de aguas abajo y en arco ojival la de aguas 
arribas. Los paramentos tendrán un talud de un 8 por ciento. 

B. — CIMIENTO 

Atendiendo á la naturaleza del suelo sólo se dará á los cimientos, 
bajo el nivel actual del terreno, una profundidad de tres metros (3."^ \ 
en los estribos, de tres metros cincuenta centímetros (3,"^5o) en los 
dos machones extremos y cuatro metros (4.»«) en los dos machones 
medios. 

Tendrá en todos sentidos una banqueta de 0.^20 y sus paramen- 
tos serán verticales. 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL ESTERO DE LIMACHE 165 

El cimiento de las alas presenta hacia el terreno, banquetas de 
o."^20 á cada metro de profundidad y se prolonga tres metros más 
que el macizo en las alas de aguas arriba, alcanzando así en ellas, 
una longitud de ocho metros. Además, cada tres metros, al partir 
del estribo, disminuye su profundidad en cincuenta centímetros. 

C. — EMPLANTILLADO DE BASE 

Todos los cimientos descansarán en un emplantillado de o.°^50 de 
altura y que tiene una berna ó banqueta de o."™20 en todos sus con- 
tornos. 

2.0 MADERAS 

6 Cabczales . . , o."^30 x o."^30 x S.J^óo 

28 Suspensiones o."^30 x o."^20 x 8."™6o 

I 76 Cerchas para armar vigas o.'^^o x o.^jj x g.^^o 

5 5 Vigas bajo entablado o."^30 x o.°^2o x 9.^50 

2 2 Id. id. del andén o."^30 x o.'^^ 10 x 9."^50 

I 2 Pie-derechos o."^25 x o."^20 x 5."™oo 

272 Brazos o."^2o x o."Hd75 ^ 2."^oo 

20 Crucetas 0.^^25 x o."^20 x 6."Hx> 

72 Id 0."^20 X 0."^20 X 6."^oo 

34 Travesaños superiores o."^20 x o."^io x 5."^8o 

66 Contravientos o."^i6 x o."^75 x 6."^20 

34 Piezas cinta 0.^^25 x o."^o6 x 6."^oo 

3 2 Id. guardarruedas o."^20 x o.™ 1 5 x 6."^oo 

330 Id. entablado inferior o."^30 x o."^075 ^ 6."™oo 

330 Id. id. superior a"^30 x o."™05 x 5."Hx) 

80 I d. id del andén . . ^ o."^30 x oJ^$ x 6."^oo 

3.*^ FIERROS 

I 2 Planchas, apoyo dc los cabezalcs. . .. 4."^30 x o."^30 x o."^oi 
24 Pernos chascones para fijar cabezales. 24'' x i }¿ 

660 Id. para armar vigas.** I2"xi' 



Digitized by 



Googlí 



l66 REVISTA DE LA DlRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

170 Pernos para suspensiones con vigas 

bajo entablado 24" x i" 

642 Id. para ligar mixtos 8" x i" 

72 Id. id. id. id 10" XI" 

136 Id. mixtos — vigas ( Plana 12" x 3" x f" 

con suspensiones \ Redonda. . . 33" x i J" 

1 36 Id. mixtos — vigas f Plana 1 2" x 3" x f " 

con travesaños l Redonda. . . 20" x i^J" 

830 Golillas para pernos de i" {a ^) de. • 2" 

296 Id. id. id. deil"yii. ... 3" 

128 Escuadras de alas ( Corta 12" x i" x i" . 

desiguales \ Larga 2" x J" x 6" 

16 Quintales alambre acero núm. 8 pa- 

ra tirantes de 20 hilos 

68 Pilastras de fundición para la baranda 
200 Metros tubos de fierro galvanizado 

para la baranda ,de. •.• i" 

200 Metros tubosde fierro . galvanizado 

para la baranda. de^ • • • • ^" 

20 BariIIas fierro redondo . de. • • • 5" 

4 Quintales clavos remache, . cabeza 

diamante, de 6" 

3 Id. id. id 4^" 

III 

Presupuesto 

620 Metros de mamposterfe. con escava- 

ciones y desagues.á.. ..-.* $ 1200 $ 7,440 00 

189 Metros de mampostería libre 10 00 1,890 00 

245 Metros cübicos de roble pellín inclu- 

yendo despuntes y andamios .... 18 00 4,410 00 

5766 Kilogramos fierro elaborado 23 1,326 18 

16 Quintales alambre núm. 8 8 50 136 00 

300 Kilogramos fierro jea barillas • 10 30 00 



Digitized by VjOOQIC 



PUENTE SOBRE EL ESTERO DE LIMACHE 167 

7 Quintales clavos 1 1 oo 

68 Pilastras de fundición 2 50 

200 Metros tubos de fierro de i" 50 

20D Metros 4d. id. ^" 35 

99 Metros de armadura de la superstruc- 

tura y preparación de la madera... 40 00 
1 8 1 o Metros cuadrados de pintura colorada 20 

Imprevistos 5% 

Ganancia del contratista 10% 

Pago de un conductor por 5 meses . . 



77 


00 


177 


00 


100 


00 


70 


00 


3.960 


00 


362 


00 


998 56 


Í.997 


12 


750 


00 



Suma total $ 23,716 86 

Este presupuesto asciende á la suma de veintitres mil setecientos 
diez y seis pesos ochenta y seis centavos. 
Santiago, Febrero 9 de 1889. 

Valeriano Guzmán. 



Digitized by 



Googlí 



TMHIO DE liS CELOIS DE Cm 



Para fijar las dimensíones de las celdas y determinar las condicio- 
nes de su ventilación se deben tener presentes las investigaciones 
del general Morin, Gay Lussac, Dumas, Peclet y otros sabios, quie- 
nes demuestran que lo metros cúbicos de aire atmosférico por hora 
es el mínimum que se necesita en las prisiones. 

Con todo, en la cárcel de Mazas, Mr. Ph. Grouvelle, á pesar que 
estima conveniente la provisión de 1 5 metros ciíbicos cada hora por 
cabeza, ha ampliado la ventilación hasta hacerla llegar á 20 y 25 
metrós cúbicos. 

La ventilación de las celdas, además, debe ser activa para contra- 
rrestar los hábitos desaseados de los detenidos, constante y fácil de 
producir. 

Suponiendo encerrado un adulto, dicen Andral y Gavarret, en un 
espacio de 10 metros cübicos, la atmósfera contendrá: 

Á las 2 horas 42 diez milésímas de ácido carbónico. 
Á las 4 horas 84 id. id. id. id. 

Á las 6 horas 1 26 id. id. id. id. 

Á las 8 horas 168 id. id. id. id. 

En fin, si la análisis química da una proporción de 4 por cien- 
to de ácido carbónico en la atmósfera, se debe concluír que la totali- 
dad del aíre contenido en el recinto ha sido respirado. 

Estimando más bien en 0.05 que 0.04 el aire respirado, se encuen- 
tra que un solo pecho altera gravemente en un día io.8 metros cú- 



Digitized by 



Googlí 



TAMAÑO DE LAS CELDAS DE CÁRCEL 169 

bicos; para que este aire viciado se torne en irrespirable, basta que 
vuelva á ser aspirado sin que se remueve. 

A estas alteraciones producidas por los pechos más sanos es me- 
nester agregar los vapores nauseabundos producidos por el aliento 
de los enfermos, de los ancianos, de los fumadores y bebedores, ade- 
más de la transpiración cutánea. 

Por la transpiración pulmonar y cutánea, el cuerpo humano exha- 
la próximamente 38 gramos de agua por hora, que, para ser absor- 
bida, necesita seis metros cúbicos á 1 5^^ centígrados, ó sea 50 me- 
tros cúbicos en una noche. EI exceso de humedad se condensa, 
produciendo no pocas enfermedades, desde el simple refriado, hasta 
el reumatismo y la tisis, que mata el 40 por ciento de los detenidos 
en las cárceles. 

Por estos motivos, cada celda debiera tener una capacidad de 50 
metros cúbicos; pero para no dar enormes proporciones á las cons- 
trucciones, es forzoso estrechar la capacidad de las celdas, remedian- 
do, sí, esta falta con una abundante ventilación. 

Si una celda con un detenido dentro de ella, tuviese un metro 
cuadrado de sección, bajo el supuesto que estuviese herméticamente 
cerrada, la capa de ácido carbónico puro que habría dentro de ella 
sería de i metro 68 centímetros de alto, al cabo de 8 horas; á las diez 
horas, la capa de ácido carbonico Ilegaría á 2 metros 10 centímetros; 
á las doce horas el ácido carbónico mediría una altura de 2 metros 
52 centímetros, y á las veinticuatro horas 5 metros 4 centímetros. 

Un detenido moriría indefectiblemente asfixiado. Enlaceldade 
nuestro supuesto se verificaría el conocido fenómcno de la Gruta del 
Perro. 

La sección horizontal de una cclda, pucs, está subordinada á las 
condiciones del ambiente que dcbe rodear al detenido, á fin de que 
la pena que sufre no sea aumentada con una muerte más ó menos 
próxima, á que las leyes no lo han condenado. 

La sección horizontal corriente de las cárceles en construcción cs 
de 3 metros por 2 mctros ó sea 6 metros cuadrados. En esta sección 
la altura del ácido carbónico, durante 24 horas de clausura de un 
detenido, será de 83 centímetros. Como generalmente los reos pa- 
san su tiempo sentados en sus lechos, cuando las detenciones exce- 



Digitized by 



Googlí 



lyo REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

den ó llegan á 24 horas, corren gran peligro de morír asfixíados. 

Para evitarlo es menester establecer ventilación por la parte infe- 
rior de las celdas, á fin de que el ácido carbónico, más denso que el 
aire, salga de su recinto. Además es menester hacer lo posible para 
que las celdas reciban la luz solar, que descompone el ácido carbóni- 
co y mejora el ambiente. 

Agréguese al ácido carbónico el vapor de agua emitido y la serie 
de gases mefíticos que se desprenden del cuerpo, y se tendrá una 
capa no despreciable de ambiente que no puede ser aspirado sin peli- 
gro de la vida ó por lo menos sin grave daño para la salud. 

El área de 6 metros cuadrados, pues, es muy escasa para una cel- 
da, y en ella no puede estar un reo encerrado durante doce horas 
sin peligro de su salud, ni durante veinticuatro horas sin gravísimo 
peh'gro de su vida, sino con las siguientes condiciones: luz, ventila- 
ción por la parte inferior, media y superior de la celda. 

La luz descompone el ácido carbónico; la ventihición por la parte 
inferior, permite la salida del mismo ácido así como la de los gases 
más densos que el aire, á la vez que se hace posible la entrada del 
aire frío exterior; la ventilación superior, permite la salida del aire 
caliente. 

Con los progresos de la micrología, resaltan más y más los peli- 
gros dcl sistema carcelario en uso. El objeto de las cárceles, pues, 
tiende á limitarse á los reos procesados, quedando el recurso de la 
deportación para los reos condenados. 

Cárlos Donoso Grille. 



Digitized by 



Google I 



I 



EDMCIO PARA UM ESCUELA DE nS EN VALPARAISO 

(CALLE DEL RETAMO, ESQUINA INDEPENDENCIA) 



cAlculo de resistencia de las vigas y columnas 
de fierro de una escalera 

CROQUIS DEL PLANO HORIZONTAL DE LA ESCALERA 
(Fig. I) 

I CROQUIS DEL CORTE LONGITUDINAL DE LA ESCALERA 

I (Fig- 2) 



I.— Cálculo de presiones de las columnas 
sufrídas por el declive de los tramos de la escalera 

(Fig. 3) 
Segün las reglas trigonométricas deben ser: 

TVT Q 

N = — cos a sin a 

2 



S= ^^-COS 2« 

2 



P = — SÍn a COS a 



R=^+-Ss¡n 2« 

2 2 



Digitized by 



Googlí 



172 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 



De estas ecuaciones sigue: 



a = o° 


a = 9oO 


0=38° 








0,2425 Q =0,2 Q 


Q 
2 





0.3099 Q =0,3 Q 








0,2425 Q =0,2 Q 


Q 

2 


Q 


0.6897 Q =0,7 Q 



XT Q • 

N = -^ sin 2a 

4 

S= Q(i-s¡n^a) 
2 ^ ^ 

P= — sin 2a 
4 

R= S(i+s¡n^a) 



Se toma para carga, ¡ncluso el peso propio 700 kgs. por metro 
cuadrado. Entonces es 

i/ Q para el tramo de 3,80 ms. = 700. 3,80. 1,35 

2/ Q « « « 4,20 « =700. 4,20. 1,60 



II.— Cálculo de resistencia de la viga de fierro núm. i (meseta). 

(Fig. 4) 



Cargas: 



g^ 700. 3.80. 1,35. 0.7 



Reacc¡ón 

940+1963 
= 2903 



700. 4,20. 1,60. 0,3 __ 
2 

1257 + 706= 1963 kgs. 

^ 700. 3,80. 1.35. 0,7 , 

P = ^ ^ ^ — ^= 1257 kgs. 



Q = -^' 4,70. 500= 1880 kgs. 



Digitized by 



Googlí 



ESCUELA PARA NIÑAS EN VALPARAÍSO 173 

Se toma para carga de un metro cuadrado del suelo incluso peso 
propio, 500 kgs. 

R = -y-+ 1257+1693=3890 kgs. 

Para obtener M„a^ se corta la viga en la distancia x tomada desde 
P. Entonces sigue: 

li/r r I \ 1880. x*^ 

M,= 2903x-i963 (x- 1.35)-— -— - 

Como se vé tiene lugar Mn^ax. para x = 2,35. 

Ti/r ^ 1880. 2,352 

M„,ax. = 2,35 2903. 2,35-1963- -^^ 

2. 4, 70 

M¿ai. = 2,35 (2903 -470) -1963 
M„.«. = 375455 

El coeficiente de resistencia para fierro es 750; por eso sigue 
segün las reglas respectivas: 

W = 375455 ^6 
750 ^ 

Las tablas que indican las respectivas dimensiones de vigas de 
fierro demuestran una viga de doble T con W = 547, con una altura 
de 28 cms. y un peso de 47,90 kgs. por metro lineal, lo que satisface 
el cálculo precedente. 



III.— Cálculo de reststencia de la vígfa de ñerro núm. 2 

(Fig. 5) 

Carga: 1,40. 4,70. 500=1645 kgs. 
2 






Digitized by 



Googlí 



174 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

W^ P^ ^ 1645.470 

8.750 8.750 

W= 128,8 

Es suficiente una viga de doble T con W = 138,5, con una altura 
de 17 cms. y un peso de 19,8 kgs. por metro Hneal. 



IV.— Cálculo de resistencia de la viga de fierro núm. 3 

(Fig. 6) 

Cargas: 

O = i^ + 70O' 3,80. 1.35. 0.3 
^2 2 

Q=i36i kgs. 

T=i8i3 kgs. Véase cálc. num. 5, S. 

Para obtener R y S se ha dc hacer las ecuaciones de momento: 

S /- 135 Q = o 
R/-T/~Q 140 = 

S=-^^li^'l^i35^668 
275 275 

j^ ^ T/+Q 140 1813. 275+1361. i4Q _^ g 

275 275 5 

Entonces es: Mj =-Rx + Tx ;x<i35 
M,,^ = -Sxi ; Xi<i40 

Mmax.,x = i35= -R-i35 + Ti35 

Miniax.,Xi = 140= — S. I4O 

M=M 

750 
W= 124,7 



Digitized by 



Googlí 



ESCUELA PARA NIÑAS EN VALPARAÍSO 175 

Es suficíente una vigi de doble T con una altura de 17 cms., con 
un peso de 19,8 kgs. por metro Hneal y W= 138,5. 



V.— Cálculo de resistencia de la viga de fierro núm. IV. 

(Fig. 7.) 

R+S=P+Q 

M = ^-Rx ;x<a 
2a 

Mi = .— , — Sxi ; X, < ¿ 
20 



2a 



M,^„,..,,^, = -^-S¿ 

2 2 

i/. R=P + Q-S 

Q^^aP^aQ +aS = — -¿S 
2^2 



p ^Q_, o ¿P' zo 
2 2 



aS + ¿S = ^ + aP+— Q 
2 2 ^ 



Q/ _L/\ ¿P + 2^P + aQ 
S (a + o)= — 



g^ ¿P + 2aP + aQ ?{¿+a) + aQ 
2 (a + ó) 2 ¿ 



Digitized by 



Googlí 



"^mtti 


750 






W = 


M™„. 


Qa 

2 


-Ka 


750 




750 


W = 


"llmttx. 


P6 
2 


- S6 



ITj6 REVXSTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

R= P + Q-S = P + Q P(/+g) + aQ 

2/ 

W 



a_(Q-2^R) 
2/750 

/(P-2 S) 
750 750 2.750 

EJEMPLO NUMÉRICO 
(Fig. 8) 

Carga ^ = (5,70- 2,80) 500. 1,375 
= 2,90. 500. 1,375 = 1994 kga. 

Carga Q = 2,8o. 200(1,375+1,00) 
= 2,80. 200. 2,375=1330 kgs. 

En el último caso se ha tomado para carga 200 kgs. por m^ para 
que las vigas de madera puestas sobre las vigas de fierro reciban 
cerca de la mitad de la carga calciilada á 500 kgs. 

S = ^M"^ ^) + ? Q = i9?_4 (5i70_+ 2,80) + 2.80^ 1330 
2 / 2. 5,70 

^ 1994. 8.50+1330. 2,80 ^ 16949 + 3724 ^ ^g 

11,40 11,40 ' ^ & • 

R = P + Q_S=i994+i33o-i8i3=i5ii kgs. 

^; ^ Mn.«,. ^ «JQ - 2^) ^ 280(1330-2.1511) 
750 2.750 2.750 

W = 3i5,8 

Es suficiente una viga de doble T con W = 316,7, con una altura 
de 23 cms. y un peso de 33,5 kgs por metro lineal. 



Digitized by 



Googlí 



ESCUELA PARA NIÑAS EN VALPARAÍSO I77 

VI, — Cálculo de resistencia de la columna de fierro de fundición 
con una altura de 4,50 ms. 

Carga: 1239+ i8i3 + (25o6- 1813) 
= 1239 + 2506 = 3745 kgs. 

£stán calculadas las columnas de fierro fundido con una seguridad 
óctupla. Entonces es la carga 

3745.8 = 29960 = 30000 kgs. = 30 tons. 

Seg^n las reglas es: I = m /^ P = 4 /2 p. 
La columna es oscilatoria. 

1=4- 4» 5-^ 30=2430 

Con referencia á la alta seguridad puédese tomar una columna de 
1 5 cms. de diámetro exterior y de 1 1 cms. de diámetro interior. Esta 
columna tiene I = 1 766 y un peso de 62 kgs. por metro lineal. 



VII.— Cálculo de resistencia de la columna del mismo material 
y con una altura de 2,50 ms. 

Carga: 3890.8 = 31000 kgs. = 31 tons. 

I=m/2 P = 4. 2,50.? 31 = 775 

Es suficiente una columna de 12 cms. diámetro exterior y de 9 
centímetros de diámetro interior con un peso de 36,00 kgs. por me- 
tro lineal. 

Federico Thumm, 

Arquitecto del Gobiemo. 

Santía^o, Diciembre de 1889. 



Digitized by 



Googlí 



PRECIOS CORRIENTES 



SANTIAGO 



Ladrillo oficial (m. 0.3 1 x o. 1 5 x 0.07) el mil $ 30.00 

Ladrillo antiguo (m. 0.41 x 0.20 x 0.05) el mil $ 38.00 

Cal del Volcán (los 46 kilogramos), puesta en las construc- 

ciones $ i.oo 

Cal de la Calera (los 46 kilogramos) puesta en las construc- 

ciones 8 0.80 

Concreto para fundaciones ( i parte cimiento Portland + 3 
partes arena limpia, gruesa, grano uniforme + 2 partes cal 
de la Calera + 4 partes ladrillo triturado y en polvo), con- 
trato del Ministerio de Obras Públicas; cada metro cú- 

bico $ 20.00 

Piedra tallada y canteada (gradas, zócalos, basas de colum- 
nas, capiteles, etc, etc), contrato del Ministerio de Obras 
Püblicas t $ 50.00 

NoTA. — Suponiendo las junturas de mezcla de los tendeles de la- 
drillo de diez y ocho milímetros (m. o. 1 8) en cada metro cúbico de 
muro entran: 

200 ladrillos tamaño antiguo que valen $ 7.60 

250 ladrillos tamaño oficial que valen $ 7.50 

En ambos casos debe agregarse el valor de la mezcla y la mano 
de obra, para obtener el precio del metro cúbico de albañilería de cal 
y ladrillo. Debe tenerse presente que de ordinario las junturas de 
mezcla se hacen mayores de m. 0.018. 



Digitized by 



Googlí 



PRECIOS CORRIENTES 1 79 



CAUQUENES 



Piedra para cimientos, metro cübico $ 2.00 

Cal (sin designación de la procedencia), precio aproximado 

de los 46 kilogramos $ 3.cmd 

Ladrillo, tamaño antiguo, cada mil de 15 á $ 20.00 

Adobes (m. 0.61 x 0.30x0. 10) de 20 á $ 25.00 

Viguetas roble m. 0.092 x o. 1 38 x 4. 1 8, cada pieza $ 0.50 

Viguetas roble m, 0.092 x o. 11 5 x 4. 1 8, cada pieza $ 0.35 

Viguetas raulí m. 0.092 xo. 115 x 4.18, cada pieza $ 1.50 

Vigas roble m. 0.184 x 0.092 x 9.196, cada pieza $ 2.00 

Vigas roble m. 0.092 x o. 138 x 6.688, cada pieza $ 0.75 

Piezas de roble de largos diversos y de los siguientes espesores: 

m. o. 1 84 X o. 1 84 
m. 0.230x0.230 
m. 0.276 X 0.276 

Se cotiza á i peso los m. 0.836 ó sea el metro lineal á. . . . $ 1. 196 

Carlos Donoso Grille. 
Santiago, Enero 24 de 1890. 



Digitized by 



Googlí 



I 



Digitized by 



Googlí 



LA REDACCIÓN 



1. Desíerto y Cordilleras de ATACAMApor Fr. J. San Román. 
— Continúa la descripción hidrológica del Desierto atacameño en lo 
que se refiere especialmente á las aplicaciones hidroscópicas, materia 
que el autor considera digna de toda preocupación y estudio. 

Se ha insistido ya, pero quizá no todavía lo bastante,*acerca de la 
conveniencia de exponer en toda su extensión y razonado desarrollo 
la relación completa de los estudios y exploraciones del Desierto de 
Atacama. 

Los apuntes que ahora continuamos dando á luz, así como los que 
seg^irán á estos en las entregas sucesivas, necesitarán ser ampliados 
y más satisfactoriamente ilustrados con las reflecciones geológicas 
que son deducción inmediata de la observación del suelo. Pero nues- 
tras numerosas colecciones permanecen aún encajonadas y sin ver 
próximo el día de emprendcr su examen y clasificación. 

2. Proyectos de ferrocarríles trasandinos por el norte, por 
Santiago Muñoz. — Acompaña á este escrito una hoja que contiene 
los perfiles comparativos del antiguo proyecto de ferrocarril trasan- 
dino de Copiapó á las provincias argentinas por Puquios y á Porte- 
zuelo de San Francisco, y del que ahora se propone llevar por San 
Antonio y Portezuelo de Peña Negra. 

Una comisión de dos ingenieros del ferrocarril de Copiapó hizo 
un somero estudio de la primera vía, que arranca del extremo N. E. 
del ramal que entra por el despoblado de Paipote y sigue esa que- 
brada seca hasta la cordillera Domeyko, según un doble proyecto 
que trasmonta dicha cordillera ó por el paso de Codocedo al norte, 



Digitized by 



Googlí 



l82 LA REDACCIÓN 

ó el de Maricunga al sur, convergiendo ambas á la extensa y árida 
planicie de Tres Cruces, Laguna Verde y el referido paso de San 
Francisco. Resultado de la escursión de aquellos ingenieros es el per- 
fil que se figura, trazado por uno de ellos el señor don Francisco R. 
Sayago. 

El otro proyecto arranca del extremo del mismo ferrocarril de Cal- 
dera á Copiapó que sigue el curso del valle y termína en el pueblo 
de San Antonio. Desde este punto el proyecto trasandino sigue por 
el mismo valle, río adentro hasta sus nacimientos al pie del porte- 
zuelo de Peña Negra, sea ascendiendo por el brazo de río de Cachi- 
tos ó por el de Piuquenes y arroyo de Pan Grande. 

Este trayecto fué trazado por el ingeniero de gobierno don Enri- 
que Fonseca y continuado por don Macario Sierralta, cuyos planos 
y perfiles existen hasta Cachitos. 

El resto del trazado hasta Peña Negra permanece extraviado, pero 
el proyectado camino carretero fué construído hasta aquel mismo 
portezuelo, dando cómodo y suave ascenso á las carretas hasta pasar 
al territorio argentino. 

El perfil que se acompaña ha sido construído por el ingeniero 
Muño^ partiendo de Cachitos donde termina la instalación de Fon- 
seca, sirviéndose de alturas barométricas. 

3. ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MaRICUNGA, por 

Abelardo A Pizarro. — Con motivo de haberse hablado de descubri- 
mientos de salitre en la planicie andina de Maricunga, el Supremo 
Gobierno comisionó al ingeniero señor Pizarro para informar al res- 
pecto. 

Aquella región, como que hace parte de las cordilleras de Ataca- 
ma, había sido ya visitada y estudiada por la Comisión Exploradora 
cuyo jefe se apresuró á anticipar su opinión negativa acerca de las 
informaciones dadas al Gobierno sobre existencia de yacimientos 
salitreros en aquellas alturas, en completa contradicción con las con- 
diciones naturales de su existencia y del origen químico-geológico 
de su formación. 

El ingeniero no hace sino confirmar estos hechos en su informe. 

4. PuENTE soBRE EL Bio-Bio, por M. Dutillieux. — Este puente 
está ubicado entre la estación de Concepción y la de San Pedro y 



Digitized by 



Googlí 



LA REDACCItSlf tS^ 

pertcnece al ferrocarril que la Compañía de Arauco construye entre 
Concepción y los ríos de Curanilahue. 

El informe del seftor Dullieux se refiere á ver si el puente y el 
tünel pudieran entregarse al tráfico. Las pruebas del puente fueron 
satisfactorias. 

Dicho puente tiene de largo 1,864.33 rrits.; de ancho 1.83 m. Las 
vigas son de sistema Warren y soportan el tablero en su parte su- 
perior. 

En cuanto al tünel, indicó que se completara el revestimiento de 
los estribos en algunas partes para ser entregado al piíblico. 

5. PüENTE DEL HuiNico, por Valeriano Guzmán. — Está ubicado 
en el camino público que conduce de la estación de Pelequen al pue- 
blo de San Vicente y como á 14 kilómetros del primer punto de la 
provincia de Colchagua, departamento de Caupolicán. 

Este es un proyecto de puente presentado por el ingeniero don 
Valeriano Guzmán, el que ha sido aprobado por la Dirección de 
Obras Püblicas y por el Ministerio respectivo, por decreto núm. 
202, de 18 de Enero de 1890, y que se mandará construír en poco 
tiempo más bajo la administración de la Sección de Puentes. 

La construcción se compone: de un tramo de madera, de vi^a recta, 
de 8 metros de largo por 5 metros de ancho, provisto de una baran- 
da de seguridad y apoyado en dos estribos de albañilería de piedra 
como igualmente las alas que sirven de muros de contensión para 
los terraplenes de acceso. 

6. PuENTE DEL HuAsco, por Juan A. Cabrera. — En la ciudad de 
Vallenar y frente á la calle Sarjento Aldea se construirá este puente, 
aprobado por el Ministerio de Obras Públicas con fecha 26 de JuHo 
de 1889 y por decreto núm. 1,731. 

Este puente fué proyectado por el ingeniero don Juan A. Cabrera 
y su construcción será decretada probablemente en el presente mes. 

7. PuENTE DE LAS ViscAciiAs, por varios. — En el camino de Los 
Andes á Mendoza, sobre el río Aconcagua, en el departamento de 
Los Andes. 

Este es un proyecto aprobado por el Ministerio de Obras Pübli- 
cas, por decreto núm. 199 de 18 de Enero de 1890 y que, á no du- 
darlo, su construcción será decretada en poco tiempo más. 



Digitized by 



Googlí 



l84 LA REDACCIÓN 

El puente que actualmente existe en ese lugar se encuentra en es- 
tado de hacer peHgroso su pasaje, slendo preferible no efectuar en él 
reparación alguna, por cuyo motivo y la importancia del camino en 
que está ubicado, exige una pronta reconstrucción. 

8. Precios corrientes, por Carlos Donoso Grille. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y OORDILLERiS D£ ATAOAMA 



(Continuación) 

3.-LAS AGUADAS EN EL DESIERTO 

Donde quiera que un salto ó brusco desnivel en la pendiente uni- 
forme de un valle ó quebrada; donde la configuración del terreno se 
manífiesta accidentada por grictas profundas abiertas en terreno 
cristalino; donde la horizontalidad del piso en las quebradas anun- 
cia descanso ó estancamiento de las corrientes subterráneas y con 
mayor razón donde á la vez de este signo las humedades y la vege- 
tación las denuncian; donde la desembocadura de los valles se estre- 
cha en gargantas al llegar al litoral marítimo; á los pies del cordón 
de la costa y en la ribera misma del mar y á veces en el valle lon- 
gitudinal donde ningún signo físico ni topográfico exterior ofrece 
probabilidades» el agua surge espontáneamente ó se alcanza á más ó 
menos hondura. 

En el desierto de Atacama, al contrario de lo que generalmente 
se cree, no se carece del agua en absoluto, y quizá en verdad puede 
decirse que donde se le busca se encuentra; cuestión de alguna sa- 
gacídad, de constancia y de perforar en profundidad. 

En el llano de Varas, donde el desierto se ostenta en toda su 
adusta solemnidad, por el silencio y la esterilidad; en toda esa es- 
tensa región donde nada hace sospechar la existencia de aguas sub- 
terráneas, yace un verdadero mar, que en Ñanjarí, por el extremo 
sur, se alcanza á los 30 metros, y en el Pique de la Buena Esperan- 
za, hacía el norte, á más allá de los 200 metros, surgiendo el líquido 
ínagotable por la cantidad, é inmejorable por la calidad. 



Digitized by 



Googlí 



l86 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Obedeciendo á cierta manera de distribución, las aguadas del de- 
sierto siguen las líneas de los grandes rasgos de su fisonomía física. 

Excluyendo de esta descripción las altiplanicies de cordillera don- 
de el régimen de las aguas es diferente y su existencia más fre- 
cuente, la distribución de las aguadas del desierto queda entonces 
comprendida dentro de los límites que determina la costa marítima 
por el oeste y la cordillera Domeyko por el este, con la larga zona 
del valle longitudinal en el intermedio. 

La clasificación de las aguadas obedece así por su origen, su na- 
turaleza y sus condiciones, á las tres grandes zonas de cordiUera, 
valle longitudinal y costa marítima. 

Para explicarlas mejor, dividamos el territorio en tres secciones: 
i.a Huasco á Copiapó; 2.^ Copiapó á Taltal; 3.^ Taltal al Loa. 

i,— Huasco á Copiapó 

Aguadas de cordillera. — No comprendamos dentro de la cate- 
goría de aguadas, los arroyos, vegas ó puquios que surgen dentro 
de los valles que afluyen al río de Copiapó, cuya hoya hidrográfica, 
á excepción del sistema correspondiente á Paipote, es regada y fer- 
tilizada por aguas corricntes de carácter permanente. 

La aguada, en Atacama, cs la fuente que surge expontánea y por 
extensión se llama también así al pique ó pozo labrado para extraer 
el agua de la profundidad, siendo su condición característica la de 
existir aislada con el desierto y la sequedad absoluta en contorno y 
en condiciones de ser el puerto de recalada, el punto de salvación y 
refugio, el centro de vida y salud para el hombre y para la industria. 
Porque, más que el oasis de los desiertos africanos, las aguadas en 
nuestros páramos del norte forman niícleos de población y focos de 
actividad industrial á cuyo alrededor se alimenta de savia los nego- 
ciones mineros, como los planetas de luz y calor alrededor del sol, 
segün sus distancias al indispensable centro de vida. 

La aguada en el desierto, difundida y multiplicada, sería la pro- 
ducción minera al mismo tiempo multiplicada y difundida por do 
quiera. 

Hé aquí por qué los mineros la reclaman como medio fundamen- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 187 

tal de recursos y por qué nosotros debemos destinarle especial y 
preferente atención. 

En la cuenca de Carrizal, donde las lluvias alcanzan todavía á 
favorecer esa región con sus benéficos riegos, las faldas de cordille- 
ra que corresponden á las pendíentes occidentales del cordón que 
estrecha el curso del río Manflas entre este mismo y la cordillera 
real, abundan en aguadas que á veces toman las proporciones de 
arroyuelos que fecundan el suelo y forman las útiles vegas donde 
se reponen las bestias que el abrumador carguío de los metales ha 
postrado, y pastan las ovejas y se multiplican las aves de corral. 

En la Jarilla, por donde el inteligente y progresista industrial don 
Aniceto Izaga ha Ilevado un ferrocarril que acarrea la explotación 
de sus poderosas minas, el agua mana por do quiera y ningun tra- 
bajo minero perecerá allí por falta del indispensable líquido. 

Trasmontando estos valles hacia el norte para caer al de los «Sa- 
pos», se encuentran lugares, como el propiamente así Ilamado, don- 
de la vegetación parece más lozana y las proporciones de sus bene- 
ficios más extensas por lo mismo que contrastan con la esterilidad 
del paisaje que los rodea. 

Todavía al norte, pasando de mina en mina, subiendo y bajando 
las crestas y los surcos, se cae al tercer gran afluente del sistema 
hidrográfico del Totoral por donde corre hacia Yerba-Buena el 
ferrocarril de Cerro Blanco. 

San Miguel, el Panul, Polvareda, el Romero, Sauce, etc, etc, 
forman numerosas aguadas que por su profusión no necesitan ser 
especialmente mencionadas para que el explorador las conozca de 
antemano. 

Esta región de vertientes de cordillera se enlaza por allí con las 
paredes que encajonan los valles del río de Copiapó en plena dota- 
ción de aguas; relativamente hablando, hasta deslindar, al extremo 
de la cordillera Darvvin, pasadas las vegas de Figueroa, Tronquitos 
y afluentes, con la quebrada de Paipote, donde termina la región 
acuosas de las cordilleras. 

Aguada de la travesí a. — Recorramos ahora de un solo paso la 
Ilanura que corre longitudinalmente, la travesíay así Ilamada por los 
víajeros que antiguamente se trasladaban desde el agreste Huasco 



Digitized by 



Googlí 



l88 REVISTA DE LA DlRECClÓN DE OBRAS PÚBUCAS 

hasta el lozano Copiapó, sin duda porque el ansia de atravesar 
aquellos médanos sin agua, embargaba en absoluto y con febril afán 
á los que se aventuraban en aquella jornada de 25 leguas de impla- 
cable sequedad. 

Hizo aquella misma travesía el ilustre Darwin, en cuya fecunda 
mente, germinando ya sin duda las nociones del origen de las espe- 
cieSy debió de grabarse una desoladora idea de muerte que le hizo 
invocar á Dios, lamentando que la luz y el calor del sol se malgas- 
taran tan inútilmente en aquellas tierras sin vida, sin objeto, donde 
toda existencia era imposible. 

Y sin embargo, el gran geólogo que tal impresión recibía, mar- 
chaba á la vista de los regueros de riqueza que el progreso univer- 
sal debía de aprovechar más tarde, y bajo de sus propias plantas 
corría abundante el agua que hoy fecunda el suelo é impulsa los 
convoyes del movimiento industrial que sigue á la locomotora. 

Repetimos, con la aseveración de este y de otros hechos, que la 
falta de agua no será en absoluto, desde Atacama á Tarapacá, un 
obstáculo al progreso ni menos una dificultad insuperable para su 
población y el fomento de su variada riqueza mineral. 

En la travesía del Huasco á Copiapó, hay agua excelente y abun- 
dante en la Estación del Algarrobal, kilómetro 50 del ferrocarril de 
Carrizal Bajo á Cerro Blanco, descubierta por medio de un pozo á 
los 60 metros de hondura, que es el grueso de la formación arenosa 
del terreno hasta el fondo de roca firme. EI viento constante del 
S. O., y durante las calmas un pequeño motor á vapor, extraen el 
agua en la cantidad que se requiere. 

Algunos kilómetros más al noroeste, en la quebrada del Boquerón, 
otro pozo la ha descubierto á 9 metros de hondura, y siguiendo la 
vaguada abajo, es natural que se encontraría en cualquier otro pun- 
to. En otros lugares dela línea del ferrocarril no ha sido buscada 
por no ser de necesidad para el servicio de su tráfico. 

AI norte del Algarrobal, siempre por el eje de la travesía, el agua 
ha surgido de una somera escavación en un lugar arenoso, en la 
extremidad sur y al pie de la sierra de Fritis, cerca de la mina de 
«CastiIIo», y poco más al norte, en el extremo opuesto de la misma 
sierra, donde con motivo del tráfico por la travesía entre Copiapó y 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 189 

ChañarciUo se perforaron pozos, se dió con agua regularmente pota- 
ble en la posada llamada de la Justa. Más adelante, ya se llega á 
las caídas del río Copiapó, y ninguna necesidad suprema de la vida 
ha estimulado á buscar el agua en esta corta extensión. 

En la vaguada de Castillo, el agua se ha brindado ya más arriba, 
en Urbina, Agua del Ciego y otras que proveen abundantemente á 
Chañarcillo y se encontraría asimismo vaguada abajo de Castillo en 
cualquier punto de su curso hasta el Totoral de quien es tributaria. 

Asimismo dentro de las corrientes de la Justa, todas las aparien- 
cias denuncian agua en el largo trayecto hasta el océano en la cale- 
ta de Barranquillas. 

En tales condiciones, se comprende que la travesía del Huasco á 
Copiapó no está ahora en el estado de desolación que tan aterrado- 
ras impresiones produjo en el espíritu del sabio naturalista inglés. 
Los mineros la cruzan de éxtremo á extremo cargados con sus he- 
rramientas de cateo, á pie y sin zozobras. 

Aguadas de la costa. — La región de la costa tiene sus abundan- 
tes vegas en Canto del Agtia y en la ribera del mar en el puerto de 
Carrizal Bajo; y desde este puento á lo largo de la costa, hay agua- 
das naturales en los faldeos, como frente á Matamoros. en los Mo- 
nos y otros puntos hasta las vegas de la caleta de Totoral Bajo, de- 
sembocadura del arroyo que corre por la aldea del mismo nombre á 
20 kilómetros más al interior. 

Desde Totoral Bajo hasta la desembocadura del río de Copiapó, 
reina la sequedad en esa extensión de veinte millas de costa arenosa 
y sin montañas, pero seguramente los changos que antes poblaban 
la Bahía Salada se la procuraban en esas inmediaciones. En las 
faldas del cerro de Pajonales, mirando á la referida Bahía, se con- 
serva aún las aguadas de Jertrudis. 

Pasando el río Copiapó, los pescadores y los cabreros nómades 
de las floridas praderas del Morro, que las brumas marítimas refres- 
can en todo el año y fertilizan en la primavera, se proveen de buena 
agua en Chorrillos, pequeño manantial frente á la Isla Grande y 
sierra de Alcones, remedo de cascada en miniatura que destila 
aguas exquisitas. 



Digitized by 



Googlí 



190 RRVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

2,— Copiapó á Taltal 

La región cordillerana, en esta sección se prolonga en todo el 
largo de la cordillera Domeyko comprendida entre los nacimientos 
de Maricunga de dondc comienzan los orígenes australes de Paipo- 
te hasta los faldeos del Chaco, de donde se desprenden los últimos 
nacimientos del Juncal hacia el norte. 

El delta cuyo vértice está en la puerta de Paipote contiene nume- 
rosas aguadas, entre las cuales, algunas como las grandes vegas del 
Patón y Bolo por un lado y la del Ojo de Maricunga y otros por el 
opuesto, forman también vegas. Asimismo, del lado de la otra 
cuenca, San Andrés, abundan las aguas hasta el punto de no hacer- 
se necesario una enumeración de ellas como lugares de refugio y 
salvación. 

Avanzando todavía por sobre el cordón de San Andrés, Valiente 
y Cerro Bravo se cae á corrientes y valles con vegetación que son 
tributarias de la ancha cuenca de la Finca de Chañaral, con Potre- 
rillos, Mocobí, Salto y Cajoncito, pastosas y húmedas; Agua Dulce, 
Pasto Cerrado, Agua de San Juan, Pelada, las Tablas y otras que 
desembocan en la gran quebrada del Salado; más al norte, Indio 
Muerto, las vegas de Vicuña al pie de doña Inés, cuyo descubri- 
miento se atribuye á la célebre bizarra compañera de don Pedro de 
Valdivia; la Encantada, que toma las proporciones de una estancia del 
desierto, y por fin la Cruz, Bolsón, Incaguasi y Juncal al pie del 
potente Chaco donde terminamos con esta sección, reservando su 
estudio detallado como lo hemos hecho también para la sección an- 
terior, por su importancia, para exponerlo en la descripción general 
y particular de la hidrografía de todo el extenso territorio de las ex- 
ploraciones. 

Aguadas de la TRAVEsf a. — Arrauca la región central de esta mis- 
ma sección desde donde dejamos interrumpida la travesía del Huas- 
co, frente al depoblado de Paipote, río Copiapó de por medio, en la 
estación de ferrocarril del mismo nombre, á 9 kilómetros al E. de la 
capital de Atacama. 

Corre desde Paipote el ramal de ferrocarril á Puquios, en 50 kiló- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA IQI 

metros de plena sequedad hasta su térmíno en la estación de este 
nombre á la boca de la angosta quebrada ó grieta por donde se escu- 
rren las aguas de las vegas de Puquios, formadas por las vertientes 
donde surgen las aguas subterráneas del llano de Varas ya nombra- 
do y de los faldeos de la sierra de Fraga que lo limita por el E. 

Ya dejamos dicho que en esta extensa llanura el agua se encuen- 
tra abundantísima y excelente á diversas honduras desde los 20 á 30 
metros en Ñanjarí, hasta los 220 metros en el pique de la Buena 
Ksperanza. 

Dejemos atrás el despoblado de Paipote donde no se ha buscado 
el agua á pesar de las grandes probabilidades de encontrarla, sin más 
constancia que la de haberse proyectado en diversas ocasiones la per- 
foración de pozos artesianos, anhelo vehemente y motivo de grandes 
esperanzas de los pobladores de Copiapó. 

La anchurosa quebrada de Paipote recibe á poca distancia de su 
desembocadura en el río Copiapó, por su ribera derecha los afluentes 
de corta extensión que le caen por el Chulo, aguada de pozos que 
antes del ferrocarril á Puquios y durante toda la opulencia de Tres 
Puntas fué punto obligado de refresco de los convoyes de carretas 
que hacían el activo tráfico de entonces y alojadero de los pasajeros 
que en gran niímero viajaban en esos tiempos por aquella vía. 

Los nacimientos del Chulo se desprenden de la Medanosa y del 
portezuelo del Inca que yace contra el macizo de Cachiyuyo de Oro, 
á medio camino de Tres Puntas, donde la frescura de las fuentes se 
pronuncia en aguas excelentes que brotan de entre las arenas de los 
faldeos. 

Por alh' se internó el festivo Jotabeche, dando adios á la vida an- 
tes de lanzarse en su famosa escursión al vellocino de plata que otros 
debían más tarde gozar en cuantiosa fortuna, y por allí también hizo 
trazar el empresario Wheelwright el primer proyecto de ferrocarril 
al desierto, el mismo también que en día no lejano tendrá que seguir, 
con fines más vastos y patrióticos destinos, el gran longitudinal á 
Tarapacá. 

Por el lado oriental ó sea la ribera izquierda de Paipote, conver-^ 
gen al gran valle estéril numerosos afluentes que nacen de la cordi- 
Uera Almagro, arrojando sendas corrientes interiores ó externas por 



Digitized by 



Googlí 



192 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIJBLICAS 

los Cóndores, Romero, San Miguel, Garín, Alcota, etc, y por fin 
las ya citadas extensas hoyas hidrogáficas de Puquios, San Andrés 
y Maricunga, todas hacia el gran cauce único que corre por el fondo 
de las profiandidades subterráneas de Paipote. 

¿Cómo determinar las correspondencias exteriores de este río in- 
visible? ¿Hácia donde surge el caudal de sus aguas misteriosas? 

Hé aquí el gran problema, y júzguese de la importancia de su acer- 
tada solución ante la existencia del suelo más apto del mundo para 
la germinación y de un clima excepcionalmente favorable para las 
más nobles y raras producciones de la industria agrícola. 

El algodonero en Copiapó es colosal, la vid es exhuberante y to- 
dos los frutos del suelo se distinguen por el vigor en el desarroUo y 
la plenitud en la lozanía. 

Pero no es aquí la oportunidad de entrar en disertaciones indus- 
triales, que deberán ser en su lugar materia de especial preocupación, 
y sigamos con la descripción del sistema de distribución geográfica 
de las aguadas del desierto, ahorrando minuciosidades en las descrip- 
ciones é indicaciones del lugar que la simple ojeada al mapa demos- 
trará, para cuyo fin acompañaremos una hoja especial que exhiba el 
sistema hidrográfico y los caractéres hidroscópicos de todo el terri- 
torio estudiado. 

Dentro de la cuenca del Ilano de Varas se levanta la población á 
que dió lugar el descubrimiento de las minas de Tres Puntas; descu- 
brimiento debido á la circustancia de encontrarse por allí una agua- 
da natural, que durante algunos años fué la única fuente surtidora 
de tan industriosos y activos pobladores. 

El Ilano de Varas se comunica hacia el lado naciente con la conti- 
nuación del valle longitudinal al norte por medio de la Ilanura espa- 
ciosa que corre entre el cordón de cerros del Humito y el del Pingo, 
en cuyo medio precisamente fué labrado el espléndido pique de la 
Buena Esperanza, y por el lado poniente con el paso que queda en- 
tre el grupo aislado de Tres Puntas é Inca de Oro y el mismo Hu- 
mito que arranca del Bonete. 

Por allí abunda también el agua subterráneamente. 

En las minas del Inca los pozos la encuentran á lo y más metros 
de hondura y algunas veces á menos, hasta que, Ilegando á Chañar- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I93 

cito en el cammo al Salado y puerto de Chañaral y en caídas de esta 
extensa hoya, el agua surge al sol en abundantes puquios. 

En el Inca y Chañarcito, como en el llano de Varas, importantes 
establecimientos metalürgicos para el beneficio de minerales de oro 
se han levantado y funcionan sin que el agua haya faltado para todas 
sus operaciones. 

Siguiendo ahora por el costado oriente, partiendo siempre de Tres 
Puntas ó del Pique de la Buena Esperanza, el antiguo trapiche de 
Villanueva funcionó en plena llanura con el agua necesaria extraída 
de un píque de muy poca profundidad. 

En seguida, basta trasmontar una pequeña altura del cordón Fin- 
ca de Ckañaral para encontrarse en el famoso oasis donde refrescó 
el Dr. Philippi á la sombra de higuerales y viñedos que podrían ca- 
ber en una hectárea de terreno pero que las proporciones relativas 
hacen aparecer con las dimensiones de un prado. 

En plena región longitudinal, á 75 kilómetros del puerto de Cha- 
ñaral, los puquios de Pueblo Hundido corren á cierta distancia y 
alcanzan también para pequeños cultivos y el servicio de hornos con 
chaqueta de agua. 

La sierra vecina de Caballo Muerto contiene también tres agua- 
das en sus flancos del lado occidental, siendo la de Vicuña, que surte 
á las minas, bastante provista de muy buena agua. 

El nivel del valle central se levanta sobre el de su prolongación 
al sur, coincidiendo este hecho topográfico con el principio de la 
formación salitrera, que lo cubre. 

Los cauces abiertos por el agua que se precipitó abundante des- 
pués del deshielo de la época glacial, se socavaron en un terreno 
blando, arenoso y mucho más grueso, lo que dió lugar á los profun- 
dos zanjones con sus bordes casi verticales en alturas hasta de 2CX) 
metros, como los del Salado, Doña Inés, Juncal y Chaco. 

Tales grietas sólo por lo profundas é inaccesibles en su estado 
natural, constituyen un obstáculo al tráfico é interceptan por com- 
pleto las comunicaciones con insuperables dificultades para el cateo 
minero. Falta en ellas el agua hacia la región central, pero las vegas 
y puquios son frecuentes en su fondo, á lo menos hacia el naciente, 



Digitized by 



Googlí 



194 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE QBRAS PlÍBLICAS 

y con toda certidumbre la escavación daría también agua en otros 
puntos más al oeste y en todo el largo de su curso. 

Los espacios que median entre estos grandes cauces donde una se- 
quedad absoluta, y ya que no ha llegado hasta allí la acción protec- 
tora del gobierno que siempre ha creído que el norte de la república 
debe bastarse á sí mismo y sobrarse para los demás, á lo menos con 
un pequeño gaje del presupuesto para caminos, podría conseguirse 
remover esos estorbos al libre tránsito. 

La aguada de la Brea, en el zanjón de Juncal y Pan de Azúcar 
es la última; más allá, la región central era pavorosamente estéril 
antes de la instalación de las oficinas salitreras de Taltal que abrie- 
ron los abundantísimos pozos de la Catalina del Sur, Germania, 
Amigos, Julia, etc. 

Aguadas de la costa. — Tocando aquí los límites de nuestra 2.* 
sección, por la travesía, volvamos á la región de la costa marítima 
que dejamos interrumpida en los llanos de Caldera. 

En el estudio de las aguas subterráneas, como en muchos otros de 
naturaleza geológica, conviene despreocuparse de ideas arraigadas 
en fuerza de la costumbre ó de las simples apariencias. 

Si un río corre encajonado dentro de cauce profundo y sobre sus 
bordes se extiende terreno plano, la general creencia establece que 
es preciso cavar hasta la hondura del nivel del río para encontrar la 
capa de agua. 

Pero es lo más general, que no son las aguas al nivel del río las 
que se infiltran lateralmente y son alcanzadas por los pozos, sino las 
aguas de lluvia y de las neblinas que se infiltran á través de la capa 
superficial arenosa, la cual las proteje contra la evaporación y las 
conserva y acumula en receptáculos interiores que se repletan y sa- 
len de madre, escurriéndose entonces las aguas excedentes para rea- 
parecer ó no á la superficie formando intermitencias más ó menos 
periódicas en las fuentes. 

En los llanos de Caldera, si nó las abundantes lluvias, las neblinas 
espesas y frecuentes gariías bastan para empapar el esponjoso suelo 
de arenas y conchilla cuartaria y los bancos porosos de conglomerado 
marino, siendo las capas gredosas y extratas de arenisca arcillosa de 
la formación terciaria, bastante impcrmeables para detenerlas en su 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA IQS 

descenso á las profundidades y hacerlas reaparecer en las hondona- 

das del terreno, en las grietas ó en los barrancos y playas del río ó 

de la costa, porque en estas latitudes no hay cordillera marítiina, 

siendo el Morro de Copiapó y la Sierra de Alcones casi islas t )da- 

vía apenas adheridas al continente. 

De aquí las goteras de frente á Alcones ya citadas y los ojos de 
de agua dulce que mana en las depresiones de la llanura frente al 
Morro. 

Las capas salinas y aún los mantos de pura sal que alternan en 
la formación terciaria, impregnan á veces esas aguas meteóricas de 
ciertas proporción de cloruro de sodio que las hacen explotables in- 
dustriahnente por esa sustancia mineral, dando un producto un tanto 
aniargo que tiene su mayor aplicación en la salazón de cueros y en 
los beneficios metalúrgicos por amalgamación, 

Ahora bien, así como las capas de terreno sólido alternan en es- 
tratificación, las capas de agua de distinto origen y naturaleza 
forman también verdaderas estratificaciones en cierto órden de su- 
perposición que es del mayor interés estudiar y conocer. 

Las aguas meteóricas, al infiltrarse en el terreno arenoso de con- 
sistencia homogénea, como es el de aquellas llanuras que los últimos 
solevantamientos bruscos ó paulatinos de la costa han emergido del 
fondo del mar, al ser solicitadas por la general fuerza de gravedad 
hacia la dirección vertical, son al mismo tiempo desviadas de este 
curso por la atracción capilar de las quebraduras del terreno donde 
estas no alcanzan á formar grietas abiertas ó de fácil escurrimiento, 
además del poder dc succión que como las esponjas, poseen también 
en alto grado algunas rocas y tierras permeables. 

Y así como esta fuerza desvía el curso de las aguas superiores 
que buscan con su perpetuo afán de nivel una superficie horizontal 
donde descansan tranquilas, asimismo las quc la tienen por infiltra- 
ciones marinas, al nivel de la prolongación del mar, son al parecer 
aspiradas á su vez hacia arriba y forman capiis dc agua marina que 
alternan con las de agua dulce ó se cntremezclan en un mismo me- 
dío con ellas segiín las condiciones litoclásicas del terreno que las 
contíene. 

Hé aquí la antigua teoría, pero no aplicada al régimcn de las 



Digitized by 



Googlí 



196 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



aguas subterráneas continentales, síno á locales y reducidos casos 

en que sin inconveniente puede tener aplicación. 

Así se observa que en las saÜnas del Morro, la salmuera subterrá- 

nea que mana del lado del mar á un nivel 
de algunos metros más arriba del suyo 
propio y que no ha podido disolver su 
sal en los bancos que existen más al in- 
terior y más altos — siendo por lo tanto 
simple agua marina — corre por un nivel 
E superior á la capa de agua dulce que 
se descubre á poca hondura en B, debajo 
del piso de la hondonada donde cuaja ó 
cristaliza la sal. 

Las hondonadas, depresiones, cañadas 
ó alveos donde se estancan ó por donde 
corren las aguas de Iluvia producen los 
efectos de un drenage natural; y en el 
caso que representa la figura, en razón 
de una grieta ó quebrada profunda que 
se ha rellenado de arena de cierta consis- 
tencia por la conchilla y materia arenosa 
formando probablemente una roca muy 
absorbente, la capa impermeable que de- 
tiene las aguas meteóricas superiores se 
ha roto y deja libre el paso de ascensión 
de las aguas marinas de abajo levantán- 
dolas por capilaridad hasta sobreponerlas 
á aquellas por encima del piso de la sa- 
lina, cuyo piso es también impermeable. 
EI pozo abierto en P prueba este intere- 
sante ejemplo hidrológico, descubriendo 
debajo del agua saturada de sal, agua de 
excelente calidad, fresca y potable. 
EI agua exterior de infiltración debe de penetrar á la capa imper- 

meable /?, por puntos hacia donde las estratas también impermeables 

ó semi-permeables B y C s^ agrietan, se adelgazan ó se desvanecen 




Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 



197 



dando lugar á la agua dulce que corre sobre aquella. Rota esta capa, 
á su vez, reaparece el agua salada del nivel del mar que puede ha- 
berse infiltrado hasta esa distancia ó que se ha impregnado de sal 
en las estratas terciarias. 

Los más recientes estudios hidrológicos han demostrado que las 
capas acuosas de infiltración no afectan en su superficie superior un 
plano de nivel sino que siguen más ó menos las ondulaciones del 
terreno exterior, distando de un aproximado paralelismo con ellas 
pero elevándose las aguas donde corresponden alturas en la super- 
ficie y surgiendo al sol en las depresiones que se acercan á la h'nea 
del nível hidrostático. 

El ílustre sabio Danbrée, autor de tantas obras científicas del más 
alto mérito, llama á las aguas del subsuelo, freáticas (de freas, pozo), 
buscando un término apropiado con que designar esa manera de 
existencia de las aguas que en todos los idiomas se designan tan 
vagamente con diversas y mal aplicadas expresiones. 

En los Ilanos de Caldera, esta línea ondulada de nivel de las 
aguas, aguas del subsuelo ó sea capa freática, se manifiesta más ó 
menos á la altura de las vegas de Monte Amargo en el seno del 
terreno arenoso en puntos en donde, como en las salinas del Morro, 
el vivel de las aguas del río está á 30 y 40 metros más abajo, vién- 
dose efectivamente asomar en las barrancas del valle y en la costa 
del mar, como en la cascadita de ChorriIIos, los derrames de aque- 
llas aguas superiores. 




A Ay superficie; N N^ nivel ondulado de la capa acuosa; P, pozo 
de agua dulce; M L, lecho del riVCopiapó; M, Monte Amargo; C, 
cascadita de ChorriIIos. 



Digitized by 



Googlí 



I9S REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBUCAS 

El pozo Py de poco más de un metro de hondura, que exíste en 
un punto de los más elevados de la llanura, perforado con el objeto 
de extraer piedras calcáreas para construcción, es una prueba de este 
hecho. Pero el agua encontrada allí es intermitente, ó á lo menos 
sube y baja de nivel según las estaciones y es muy escasa para ser 
aprovechada. 

Siguiendo nuestro itinerario hidrológico de la costa hacia el norte 
se presenta la necesidad 'de establecer otra distinción en las agua- 
das: las que nacen en los flancos y vaguadas que bajan al oeste de 
la hnea de cumbres del cordón que forma la pared occidental del 
valle central, desde su arranque en el pico de Jesús María, al sur de 
Copiapó, hasta los cerros de La Peineta y Agua Verde, al sur de la 
quebrada de Taltal, y las de la costa marítima formada por los ex- 
tremos de los contrafuertes ó brazos que de aquel cordón se des- 
prenden hacia el mar terminando bruscamente en escarpada pen- 
diente cuyo pie bañan las olas. 

Entre aquellas aguadas son numerosas y de buena calidad las que 
surgen en la falda del cerro de Ustaris ó las del Algarrobo que su- 
ministran el agua potable á las minas de ese cerro, todas ellas utilí- 
simas á la población minera de esa región difícil de cruzar por las 
arenas sueltas y viajeras, verdaderas dunas que cubren el terreno en 
los bajos como en la falda de los cerros. 

Entre las inmediatas al mar, el explorador don Diego de Almei- 
da fué dueño de las aguadas de Ramadas, á inmediaciones de Cal- 
dera, al norte, de donde la sucesión de este señor deriva derechos á 
los terrenos en que fué fundado el puerto del mismo nombre. 

Parece que á la redonda de aquellas aguas vivió una numerosa 
población pescadora cuyos restos interesantes han sido objeto de in- 
dagaciones arqueológicas á cuyo éxito hemos podido contribuír, ex- 
hibiéndose en el Museo Nacional los curiosos objetos y utensilios, 
así como algunos cráneos de aquellas tribus extinguidas, objetos que 
en otra parte haremos conocer. 

Los pozos en la vecindad del mar dan agua salobre, pero en la 
falda de los cerros inmediatos, como el cerro Negro, el líquido co- 
rre cristalino y es de la más característica procedencia meteórica, 
precipitándose en hilos que no por ser delgados han dejado de obrar 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 199 

en los esquístos y el en duro granito los efectos socavadores de la gota 
de ag^a formando tazas, bañaderas y otras concavidades que revis- 
ten las formas curiosas y esbeltas de la arquitectura natural. 

Pasando al norte del cordón trasversal que limita por aquel rum- 
bo la hoya del río Copiapó, se cae á las desembocaduras que recogen 
los cauces secos que nacen de las áridas prolongaciones de la sierra 
de Ustaris al norte, tales como el Morado, Moradito, Potrero, que 
dan agua de regular clase en el alveo de sus cauces, á hondura va- 
riable y también de vertiente natural como las del Morado y Brea; 
y luego en la costa misma, en Obispo y Obispito, á la altura de las 
mareas que á menudo arrojan las aguas del océano mezclándolas 
con las subterráneas que allí surgen otra vez al aire librc. 

Aunque algunas veces de desagradable sabor para la bebida del 
hombre, estas fuentes son un socorro de gran valor para abrevar las 
sedientas y fatigadas bestias del viajero. 

Así está dotada también la caleta de Flamenco, á donde conver- 
gen, buscando la salida marítima, numerosos caminos del interior y 
cauces secos que en su trayecto desde las faldas del mismo cordón 
de cerros que venimos designando como continuación de la cordi- 
llera de la costa, dan también oportunos y utihsimos casos de agua 
espontánea ó encontrada á poca hondura, como en San Juan, Sah • 
trosa y Guamanga, abundantísima en este lugar. 

Viene en seguida, trasmontando el alto y escraboso cordón de Pa- 
so Malo y Las Ánimas, tan rico en veneros de cobre, la rada de 
Chañaral donde desemboca el ancho sistema hidrográfico del Salado. 

Hé aquí como se comprende que el penoso oficio del arreo de 
bueyes á lo largo de los arenales ardientes en casi todo tiempo, pue- 
da ser ejercido sin inconveniente por los esforzados argentinos que 
especulan en ese comercio. 

La fatigosa y lenta jornada entre Copiapó y Chañaral sigue la 
senda llamada por esto, el caniino de los toros, refrescando en las 
aguadas del Morado, SaHtrosa y Guamanga. 

Pasando á la hoya del Salado, las aguas subterráneas inferiores 
en nivel á las del subsuelo en Pueblo Hundido, son extraordinaria- 
mente saladas dentro del álveo de la quebrada como en el pueblo 
del mismo nombre, extremo actual del ferrocarril de Chañaral, de- 



Digitized by 



Googlí 



20O REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

bido á los abundantes bancos de sal gema que bordean las barrancas 
del profundo zanjón que por tal motivo lleva el nombre de El 
Salado, 

No sucede así en las quebradas laterales que desembocan en aque- 
lla, como en las ya citadas aguadas naturales de Chañarcitos, tan 
abundantes y potables y las que por medio de piques de poca pro- 
fundidad se han formado en la quebrada del cerro Vetado, camino 
al mineral de la Florida y Cerro Negro, único refresco que ha sido 
abierto al tráfico entre Chañaral y esos asientos mineros. 

Débese el agua aquí sim.plemente á la capa freática que se forma 
por la infiltración de las aguas meteóricas, casi exclusivamente deri- 
vadas de las neblinas del mar que se arrastran lentamente y aún se 
quedan estacionarias durante las largas noches del invierno empa- 
pando el suelo, que grato y predispuesto á la absorción, dilata sus 
poros y recoje en su seno el vapor condensado por el frío penetrante 
de las noches del desierto. 

En la costa marítima correspondiente á esta zona hidrográfica 
abundan también, como al sur, las aguadas, dulces ó salobres según 
su origen y altura sobre las aguas marinas. 

En la quebrada de Pan de Azúcar, que desemboca en el puerto 
del mismo nombre y recoje en uno solo los grandes cauces regosos 
de Doña Inés, Juncal, etc, principia un caso notable de concordan- 
cia entre un hecho geológico bien caracterizado y la existencia de 
vegas relativamente abundantes y extensas. 

Los casos de fallas en el terreno, sea por efecto de un dike ú otra 
causa, así como la circunstancia del contacto de dos formaciones 
geológicas diferentes, son en el desierto de Atacama, como sucede 
en todo el globo casi sin excepción favorecidos por el surgidero es- 
pontáneo de las aguas. 

La formación esquitosa de la costa en contacto con las rocas dio- 
ríticas del cordón marítimo longitudinal, nos ha manifestado ya el 
caso de importantes vegas en Carrizal, Totoral y Copiapó, faltando 
en Flamenco y Salado donde el hecho no es visible con los caracte- 
res de la lozana verdura de la brea, el junco ó la cortadera sino en 
simples puquios ó manantiales, pero se vuelven á producir sin más 
interrupción en forma de vegas, al norte como en Las Bombas y 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 20I 



Quinchihíie; en la quebrada de Pan de Azúcar; Cachina, más ade- 
lante, y La Verde y Brea en Taltal; Perrito Muerto y Cascabeles; 
Paposo y en Agua de la Negra en Antofagasta, correspondiendo aquí 
el hecho hidrológico siempre con accidentes geológicos del mísmo 
carácter. 

En la extensión de zona marítima que descrlbimos, comprendida 
síempre entre las cumbres del cordón llamado cordillera de la costa 
y el mar, y que para los efectos del método y la claridad en la expo- 
sición terminamos por este lado en la quebrada de Taltal, la naturaleza 
no ha mezquinado el agua de fuente y la brinda á las obras del arte 
ó de la simple voluntad humana, donde quiera que es indispensable 
á la subsistencia ó á las industrias. 

Así, al pié del distrito minero Esmeralda, el agua se ofreció de 
excelentes condiciones en pozos perforados quebrada arriba dc las 
abundantes vegas de la Cachina. 

Vuelve á encontrarse más adentro en la Carlota Hidalgo y en la 
larga travesía al norte frente al Pingo y en la Isla, hasta caer al 
valle entre La Verde y La Brea. 

Por la orilla del mar, los contrafuertes que alh' terminan ofrecen 
una sucesión de aguadas en sus ílancos y profundidades, como en 
Guanillos, Cifunchos, etc, y en la orilla misma de las playas en los 
característicos puquios de naturaleza que pudiera decirse anfibia, 
porque no parecen proceder de la tierra ni tampoco pertenecen al mar. 

En Tigrillo, caletón á donde se recogen las aguas que bajan de 
parte Guanillos y Sierra Esmeralda por un lado, y cordón de Cifun- 
chos, por otro, el agua dulce vierte por entre una masa de gruesas 
piedras redondeadas al nivel del mar y se fihra hacia arriba al través 
de una capa de arena gruesa de actual origen marino, pareciendo 
que lo salobre del agua deriva sólo de las olas que invaden el pozo 
que la contiene ó penetran en él infiltrándose también por acción 
capílar. 

Basta por lo general, cavar más al interior y mejor en la falda de 
los cerros, para tener el líquido apetecido en buenas condiciones 
potables. 

De TigriIIo á Taltal, quebrada Cifunchos de por medio, abundan 
las aguadas de esta naturaleza. 



Digitized by 



Googlí 



202 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

3.— Taltal al Loa 

Desde los pozos de la ribera marítima donde abrevan los animales 
hasta las citadas vegas de La Brea y La Verde, y desde aquí á lo 
ancho de la llanura donde se levantan las oficinas salitreras hasta 
dar con el cauce de las grandes vegas y pastales del Chaco, el agua 
de excelente caHdad abunda con profusión. 

Aguadas de cordillera: son abundantes en la quebrada de Vaqui- 
llas, Sapos, Mtdas, Monigotes, Varas, etc, hasta la del Oro y Gómez. 

Algunas de estas han sido aprovechadas para surtir á poblaciones 
numerosas como la de Cachinal, por medio de cañerías de fierro que 
recorren muchos kilómetros de extensión, habiendo alcanzado toda- 
vía para surtir en parte á algunas minas del Guanaco. 

La mina Arturo Prat, situada en los nacimientos que corresponden 
á la gran cuenca hidrográfica de Aguas Blancas, ha alcanzado, en la 
profijndad de sus planes, á más de 100 metros de hondura, agua 
abundante de excelente calidad que consume la población, sin pre- 
ferir la que desde las puras fuentes de la cordillera le trae la cañería. 

Desde las aguadas del Oro y de Gómez al norte, siguiendo siem- 
pre los faldeos de la cordillera Domeyko hasta Caracoles, los viaje- 
ros se ven obligados á buscar las faldas ó alturas, no por la falta de 
agua sino por aprovechar mejor camino pasando por el Cenizal é 
Imilac para Ilegar á Caracoles ó seguir al norte por las famosas 
Aguas Dulces y la Teca, que es la última que se presenta antes 
de caer al Loa en la dirección de Chiuchiu y de Calama. 

EI descubrimiento de Caracoles trajo la necesidad de buscar el 
agua en el punto más cercano posible al centro de las improvisadas 
poblaciones. 

EI agua sólo se encontraba natural en Limón Verde, camino á 
Calama, escasa y mala, pero no se tardó mucho en aplicar los prin- 
cipios hidrolójicos que la experiencia ha hecho descubrir á los mi- 
ncros, y tomando estos hacia la falda de las montañas del lado orien- 
tal, el primer ensayo fué el primer triunfo, dando á pocos metros en 
agua dulce excelente y en cantidad suficiente para todo. 

Aguadas de la travesía. — Entre Taltal y el Loa la travesía tie- 
ne extensiones de una carencia absoluta de aguadas naturales. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO V CORDILLERAS DE ATACAMA 203 

Aparte de los pozos en la vaguada que baja de los Sapos y Varas, 
aprovechados por las oficinas salitreras, las fuentes naturales de la 
Aguada de Cachinal y los puquios profundos de Aguas Blancas son 
los ünicos surgideros de agua expontánea en esta travesía de cua- 
renta leguas. 

El cerro de las Pailas, formado de estratificaciones porfídico-ar- 
cillosas, accidentado por el surgimiento de rocas introductivas de 
orígen volcánico y cubierto de sedimentos más modernos de la mis- 
ma procedencia, tales como las obsidianas, piedra pez y otras rocas 
fundidas y vidriosas, se levanta aislado en medio de la llanura de la 
travesía y establece un eslabón importante de un cordón muy carac- 
terístico por la homogeneidad de sus caracteres geológicos y sus afi- 
nídades con la existencia de filones minerales. 

En la falda de este cerro que mira al sur y por donde socavan su 
cauce las corrientes que bajan de VaquiIIas, en la cordillera, se en- 
cuentra el Agua Escondida, verdaderamente oculta y casi ignorada 
de los viajeros. Pero en la falda opuesta que mira al norte, la es- 
tratificación más regular y la mayor extensión de superficie permea- 
ble predispuesta á la absorción 'de las aguas meteóricas y de licua- 
ción de las nieves, ha dado lugar á la existencia de abundantes capas 
subterráneas de agua potable, además de otras superiores de origen 
freático ó del subsuelo. 

La figura siguiente explica, por medio de un corte ideal del terre- 
no y con prescindencia de exactitud en las distancias y escalas de las 
profundidades, la disposición general del terreno que da lugar á la 
formación de las vegas, puquios y agua de pozos profundos debajo 
del subsuelo de la Aguada de Cachinal. 

Las rocas volcánicas y porfídicas sin estratificación ó con estrati- 
ficación confusa y accidentada están en una disposición tal como en 
A. En contacto con sus contornos exteriores, como está visible en 
algunos puntos dc las grietas ó quebradas más profundas, se apoya 
la formación de conglomerados arcillosos RR alternados con arenis- 
cas moradas, compactas pero permeables ó también pizarrosas, en- 
tre las que alternan sedimentos de arcillas rojas ó amarillas imper- 
meables //. 

Sobre esta formación descansa en estratificación lígeramente dis- 



Digitized by 



Googlí 



204 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 



cordante la serie de sedimentos terrosos con piedra redondeada TT, 
que representan ó equivalen al horizonte geológico terciario, y sobre 
estos á su vez se han depositado en aguas tranquilas los finísi- 
mos limos arcillosos Z, alternados con delgadas capas de una ve- 

getación herbácea de que dan testimo- 
nio los indicios de turba en algunos 
puntos. 

Estos limos detienen parte de las 
aguas que se condensan sobre el terre- 
no formando vegas en las pequeñas 
cuencas, y según el grado de abundan- 
cia ó altura del agua en ellas, los pu- 
quios de abajo abundan ó escasean en 
su provisión. 

Esta ha sido siempre lo bastante 

para los usos domésticos y para abre- 

vadero de animales, habiendo sido ne- 

cesario que la fundación del importante 

establecimiento Sociedad Beneficiado- 

ra de Metales, con sus grandes exigen- 

cias de agua para los motores, la mo- 

lienda y demás operaciones de la 

amalgamación, vinieran á imponer la 

necesidad de buscar más agua. Perfo- 

rado un pique vertical atravesando las 

arcillas y luego las capas terciarias, se 

dió con una vena de agua y después 

con otra más abundante á los 90 metros 

de hondura en formación de conglo- 

merados arcillosos. 

Esta roca, que en parte toma aspecto porfídico no es en sí misma 

permeable y el agua se infiltra probablemente en ella por las fallas ó 

grietas, recibiéndola también por entre los planos de contacto con la 

formación eruptiva. 

La altura á que surge en los puquios el agua freática es de unos 
pocos metros sobre el nivel de la vaguada que pasa por la falda de 




Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 20^ 

esta pendiente donde muere el cerro de las Paílas y por cuyo fondo 
subterráneo deben de correr las aguas de la vecina cordillera de los 
Sapos y Punta del Viento, muy abundantes indudablemente pero 
que no han sido alcanzadas aün á la profundidad de 60 metros en 
el pique de Oyaneder enfrente del cerro del Guanaco y el álveo 
que separa á este del de las Pailas. 

Sigue ahora desde aquí al norte la larga travesía calichosa donde 
la industria salitrera no ha sido aún materia de especulación. 

Pasado el dorso que divide á las quebradas y cuenca de Taltal, á 
unos diez kilómetros al norte, la travesía queda longitudinalmente 
estrechada hacia el oeste por el cordón de colinas del Dorado y los 
Atnarillos, formando este ültimo brazo que gira al N. O., como un 
anfite^tro donde están los restos de la oficina J. A. Moreno y de don- 
de arrancan los nacimientos de la región salitrera de Santa Luisa 
abundante en excelentes aguas subterráneas y que más abajo, al es- 
trecharse la quebrada y al llegar al contacto de la formación diorí- 
tica con los esquistos de la costa, forma las vegas de Cascabeles cu- 
yo cauce desemboca en la caleta del mismo nombre, perteneciendo 
esto, como se comprende, á la región de aguadas de la costa ma- 
rítima. 

Pero volviendo á la verdadera travesía desde la Aguada y siguién- 
dola al norte entre el Dorado y la sierra de Cachinal, la sequedad 
reina en toda su desnudez y soledad porque ninguna oficinasalitrera 
ni asiento minero de importancia ha dado allí lugar á buscar el agua. 
Si hubiera de presentarse el caso, las probabilidades de feliz éxito 
recaerían á lo largo de toda esa travesía que recoge las filtraciones 
de un largo trecho de cordillera que comprende las vegas de donde 
arranca la ya citada cañería de la sociedad minera Arturo Prat, las 
del cordón Profeta, en cuya falda occidental está la aguada de la 
Cebaday ojo de agua de un metro de diámetro abierto en pleno te- 
rreno de limo arcilloso; las caídas que bajan de Providencia y nume- 
rosas otras ramificaciones que tienen su origen en las faldas de la 
cordillera Domeyko. 

Prueba de que las presunciones de encontrar agua en esta sec- 
ción de la estéril travesía, es el haber sugirdo abundantísima y es- 
quisita en el pique Barazarte, al pie del cerro Tetas por donde una 



Digitized by 



Googlí 



206 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

parte de estos desagües subterráneos se reunen en un cauce común 
para ir á reaparecer en otro punto de las faldas ó saltos geológicos 
tantas veces repetidos y que en este caso prodücese en la aguada de 
La Negra, cerca de Antofagasta, á la orilla del ferrocarril, desde 
cuyo punto adelante, al norte, ya no vuelve á repetirse igual fenó- 
meno hasta llegar al caudaloso Loa. 

Aguadas de la costa. — Ya quedan citadas las del puerto de Tal- 
tal en los característicos pozos salobres de la orilla del mar y en las 
Vegas del Salto de la Brea y el inmediato de la Chilca y más aden- 
tro las abundantes vertientes de La Verde y Pozo del Milagro. 

Salvando el cordón para caer á Santa Luisa se tienen primero las 
vegas de Perrito Muerto que se reunen más abajo á las de Casca- 
beles, quedando en el intermedio de estas y las de Taltal, las que 
corren por la quebrada de San Ramón y Coronel Vergara que se 
derraman subterráneamente en el mar por la estrecha garganta de 
la Cakta, inmediata al puerto de Taltal. 

El cordón de la costa se pronuncia desde aquí al norte en un ac- 
cidente orográfico notable que resalta como una muralla colosal con 
su base al nivel mismo del océano que la baña con sus olas, y sus 
cumbres abruptamente erguidas hasta mil y casi dos mil metros de 
altura. 

Las frecuentes y densas nieblas del mar se estrellan contra ese 
potente obstáculo de granito que enfría la activa irradiación noctur- 
na; se aglomeran, se comprimen, y no escalan la altura sino después 
de haberse condensado en espesa llovizna que empapa el suelo y lo 
fecunda. 

Natural es que allí contraste la esterilidad de un suelo blanco y 
deslumbrante por la sal y las arenas, con la relativa lozanía que re- 
fleja los matices suaves del verde de prado y las yerbas floridas. 

Natural es también ver por aquellas alturas y despeñaderos vagar 
como blancos copos flotando al viento, las ovejas que pastan, y me- 
tido en sus cuevas y pegado á las breñas, el chango indolente y 
uraño que cree el fin del mundo donde acaba su montaña — sin más 
horizonte que el del mar infinito, ni más esperanza que el ideal 
anhelado de vida mejor á través del inmenso espacio azulado. 
El coloso que así modifica la monotonía de un aspecto uniforme 



Digitized by VjOOQIC 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 207 

de rcx:as desnudas en una costa de clima también uniforme, es el 
macizo de Parañare, alto cerro, desde cuyas faldas se ve, en la ver- 
tical de precipicios de i,ooo metros de altura, el mar agitándose á 
sus pies. Y desde su cumbre á los i,8oo, se domina el paisaje te- 
rrestre en toda su adusta é imponente grandeza, apareciendo como 
otro mar la vasta superficie dcl campo árido y salitroso, y como olas 
que lo agitan los lomos de las montañas que lo surcan. 

De aquí vienen las leyendas sobre el Paposo, con sus EstanciaSy 
donde se ve el grupo de las higueras tradicionales; Matancillas, 
donde se carnea el ganado menor y se crían manadas de vacunos; 
la Fincay donde florece el durazno y el Peral; la Capilla, cabecera 
de su antiguo obispado, y sus changos, con su apego á las cuevas 
en que viven salvages como el hombre prehistórico, y con su faná- 
tica adoración al mar. 

Hasta el fenómeno de las vertientes de agua dulce ó salobre 
que surge entre las olas del mar se reviste aquí de caracteres 
extraftos. 

No es una novedad lo de las vertientes submarinas. 

Las hay en las costas de Italia entre Niza y Génova en tal abun- 
dancia que endulzan el agua del Mediterráneo. 

Pero es porque allí se reunen, como en Paposo, las condiciones 
favorables de altos cerros á la costa, de una fuerte pendiente y un 
terreno permeable. 

Adquiere sobre todo hermosas proporciones el fenómeno en la 
Spezia, donde la columna del agua surgente impele con fuerza las 
aguas marinas produciendo en ellas agitación y efervescencia. 

En Paposo, la columna de agua dulce cuando baja la marea, ven- 
ce la resistencia, y al surgir del seno del mar al aire libre, recobra 
todas sus condiciones de agua potable. 

Por TigriIIo y la Lobería, al sur de Taltal, y por Botijas también, 
al norte de Paposo, y también en Bahía Salada, hay casos que 
parecen una verdadera paradoja hidrológica, más aparentemente 
inexplicable que la paradoja hidrostática. 

el agua es alternativamente dulce, salobre ó salada según los 
casos, sea en relación con las estaciones del año, las circunstancias 
meteorológicas, etc, ó es de calidad constantemente uniforme pero 



Digitized by 



Googlí 



2o8 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 



invertido el orden natural aparente como en Paposo: dulce en el 
mar y salada en la playa al aire libre. 

Figuremos un caso hipotético que quizá se verifica en más de un 
punto de los arriba nombrados. 

Las filtraciones del cerro inmediato 
á la costa, forman ó no forman una ca 
vidad en M^ pero bajan en condiciones 
hidrostáticas favorables para formar 
un surgidero artesiano natural en S.S\ 
venciendo la capa de agua del mar 
que cubre el orificio de salida 5 du- 
rante la alta marea; hecho explicable 
fácilmente en razón de la presión y de 
la ley del equilibrio de los fluídos de 
diferente densidad, siendo aquí la me- 
nor la del agua dulce. 

La base del terreno es la primitiva 
montaña, granítica ó cristalino-esquis- 
tosa, sobre la cual descansan capas 
arcillo-arenosas y conglomerados con- 
chíferos terciarios, y encima de estos, 
ó en vez, los detritus contemporáneos 
de las playas marítimas que ocupan el 
espesor OP. 

En P hay uno de los conocidos 
pozos, salados ó salobres según que lo 
invadan las aguas del pleamar ó que 
su retirada deja filtrar las aguas me- 
teóricas del suelo esponjoso de la su- 
perficie. 
Las estratas terciarias, entre la base granítica y las arenas grue- 
sas de O, son impermeables ó poco permeables en sí mismas, pero 
así como las rocas más compactas, tienen grietas ó trizaduras por 
donde se comunican las aguas produciendo movimientos ascenden- 
tes ó descendentes según los casos. 

Ahora bien, el nivel del agua en el pozo P, no sólo oscila con la 




Digitized by 



Google 



»L DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 209 

marea síno que á veces asciende á mayor altura que la plenamar, y 
este fenómeno no es sino el que ya hemos descrito en las salinas del 
Morro, debido á la acción capilar que combinada con la presión del 
mar impele el nivel de las aguas freáticas hácia arriba levantando 
por consiguiente su supeficie piezométrica. ^ 

Antes de la alta marea entonces, el agua pura de M 6 de las fil- 
traciones de la alta montaña, recibe en su paso por debajo de O las 
aguas saladas que la alta marea dejó allí, y sea que se filtren á tra- 
vés de la porosidad del terreno terciario ó que se escurran por entre 
sus grietas, las aguas marinas descenderán por su propio peso á 
mezclarse y á contaminarse con su salazón á las aguas dulces que 
en ese caso se escapan salobres por el orificio S. 

Vuelve la alta marea, y entonces cesando esta causa, las aguas 
surgen dulces hasta la superficie en S' escapando en parte á la con- 
taminación del agua marina que las envuelve. 

De aquí el curiosísimo fenómeno de que los changos tienen agua 
dulce cuando les viene del fondo del mar, y agua salada cuando les 
surge en pleno aire libre. 
Y no se ha perdido el tiempo para los fines prácticos, cuando se 
• gasta en observar estos hechos. 

Supóngeise que el caso de la figura simulada es el que se produce 
en Paposo ó Tigrillo y que fuera necesario procurarse el agua siem- 
pre dulce y pura reqibiéndola directamente como viene de la mon- 
taña. 

Pues bastaría perforar, según como se presentase el terreno, un 
pique ó un chiflón en Ch. 

La continuación de la costa al norte es árida, ofreciéndose sólo 
las aguadas escasas de las faldas, de la playa, como en Botijas y otros 
puntos hasta el puerto del Cobre, donde el agua de fas máquinas de 
destilación es el único recurso. 

Desde allí adelante, se encuentra arriba de la Sierrra, frente á la 
caleta de «Agua Dulce» una aguada del mismo nombre que actual- 
mente presta salvadores servicios á los exploradores que por aque- 
Uas inmediaciones han descubierto numerosos filones dc cuarzo 
aurífero. 
EI resto de la costa hasta Bolfín, ha sido hasta ahora imposible 



Digitized by 



Googlí 



2IO REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PUBLICAS 

de explorar; uno que otro viajero ó cateador se ha aventurado en 
esas escabrosidades y no pocos de ellos han dejado allí la vida. 

Adelante de Bolfín sigue al norte la serie de aguadas de Mateo, 
La Negra y Carrizo, Chimba, Agua de López en Morro Moreno, 
muy frecuentada por los navegantes á la vela para hacer aguada. 

En Mejillones, nada se ha intentado, pero desde alh' á Cobija, 
Gatico y Tocopilla, hasta el Loa, no faltan las aguas salobres y más 
ó menos aprovechables. 

En las alturas de Tocopilla, las minas que allí se trabajan dan en 
agua fuertemente alcalina, lo que no puede provenir sino de que las 
aguas meteóricas se impregnan allí de sales al filtrarse á través 
del terreno saHtroso del Toco, cuya formación asciende hacia las 
alturas de suave decHve desde la ribera poniente del Loa hasta cerca 
de las cumbres del cordón marítimo. 

# 
♦ # 

Por todo lo descrito se comprende que la escacez de aguas en el 
desierto no debe entenderse cn el sentido absoluto de no haberla 
para los usos más indespensables de la vida, ni aün en muchos casos 
para las aplicaciones industriales que la requieren. 

También queda demostrado que no hay tan largas distancias ni 
extensos radios á la redonda sin el auxilio indispensable de alguna 
gota de agua, sea de salvadora fuente natural, sea de pozo labrado; 
y sobre todo, creemos haber infundido la convicción de que el arte 
puede ser aplicado con fruto y con los beneficios inmensos de un 
éxito seguro en el descubrimiento de aguas subterráneas, en muchos 
de aquellos puntos donde más indispensable es su adquisición. 

(Continuará). 



Digitized by 



Googlí 



PROYECTOS 



DE 



FERROCARRILES TRASANDINOS 



EN LA PROVINCIA DE ATACAMA 



Dos son los proyectos de ferrocarriles trasandinos que se han pre- 
sentado con el objeto de dar salida al Pacífico por el puerto de Cal- 
dera á las importantes provincias arjentinas que deslindan, cordillera 
de por medio, con nuestra próvincia de Atacama. EI primero atra- 
viesa la cordillera en el portezuelo de San Francisco y cl segundo 
en el Portezuelo de Peña Negra. 

EI primer proyecto se desprende de la estación de Puquios, extre- 
mo del ramal que va al naciente del ferrocarril de Copiapó, subien- 
do por la quebrada de Paipote hasta el Salto, en donde tiene que 
repechar unos 64 metros verticales para desde ahí ir á dar á las ve- 
gas de San Andrés, continuando por esa quebrada hasta Ilegar á los 
nacimientos de la de Codocedo. En seguida repecha el portezuelo 
de Codocedo de 4,534 metros de altura sobre el nivel del mar para 
después bajar á la hoya de Maricunga hasta el río Lamas. Sube por 
este río hasta el portezuelo de Tres Cruces de 4,728 metros de altu- 
ra, después baja á la meseta de San Francisco, pasando por Laguna 
Verde, hasta llegar al portezuelo de San Francisco, de 4,874 metros 
de altura, límite divisorio chileno-argentino, para después bajar por 
el río San Francisco, Las Lozas, Cazadero Grande, Pastos Largos, 
Chaschuil, Lorohuasi, Fiambalá, etc, del territorio arjentino. 

El segundo de los proyectos mencionados, tiene su origen en la 
estación de San Antonio, extremo S. E. del ferrocarril de Copiapó, 



Digitized by 



Googlí 



ÍI2 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PTÍBLICAS 

cuyo trazo subiría por el valle del río Copíapó hasta la junta de sus 
tres afluentes, de Jorqueras, Pulido y Manflas, continuaría subiendo 
por el primero de dichos afluentes hasta la Guardia, después seguiría 
por el río Turbio hasta la junta de Cachitos y continuaría por el río 
Plaza, pasando por las veguitas del Pan Grande y Pan Chico hasta 
llegar al portezuelo de Peña Negra, de 4,200 metros de altura sobre 
el nivel del mar, h'nea divisoria chileno-argentina, para después bajar 
á la OlHta, Pucha-Pucha, etc, de la República Argentina. 

Materia de este artículo serán estos dos proyectos sobre los cuales 
se pide concesiones hoy día á las Repüblicas de Chile y Argentina, 
y de las cuales están pendientes los atacameños y con razón, puesto 
que se trata de algo que le dará vida permanente á esa importante 
provincia y que le asegurará su prosperidad en el porvenir. 

Debo hacer presente que los datos que acompaño han sido toma- 
dos de los estudios hechos por el ingenieró don Francisco Sayago y 
otros, y 'además por los recogidos por el que suscribe en sus explo- 
raciones del Desierto, como se verá en los perfiles de la figura ad- 
junta. 

Examinaré primero la mayor ó menor facilidad que estos dos pro- 
yectos de hnea férrea presentan en su ejecución, estableciendo com- 
paraciones entre sí, y después indicaré cuál de ellas sería más ven- 
tajosa al país y á los particulares, en la región chilena. 

El proyecto de ferrocarril por San Francisco tendría de largo, 
según el ingeniero señor Sayago, 205 kilómetros á contar desde la 
estación de Puquios y 345 kilómetros desde el puerto de Caldera. 
Tendría que repechar el famoso salto de San Andrés, la cuesta de 
Codocedo que se eleva hasta 4,534 metros sobre el mar, bajaría á 
la laguna de Maricunga de 3,940 metros de altura, subiría por el to- 
rrentoso río Lamas hasta el portezuelo de tres Cruces de 4,728 me- 
tros de altura y en seguida repecharía el gran portezuelo de San 
Francisco que se eleva hasta 4,874 metros sobre el mar para después 
bajar con gradiente de 4.2 por ciento por el río San Francisco. Entre 
Puquios y el salto de San Andrés hay 26 kilómetros, siendo su gra- 
diente máxima de 5.3 por ciento; la mínima de 2.3 por ciento y la 
media de 3.3 por ciento. Entre el salto de San Andrés y el porte- 
zuelo de Codocedo hay 63 kilómetros, siendo su gradiente mínima 



Digitized by 



Googlí 



PROYECTOS DE FERROCARRILES TRASANDINOS 21^ 

de 2.7 por ciento, la máxíma hasta de 15.3 por ciento y la media de 

3.86 por ciento. Entre portezuelo Codocedo y extremo N. del salar 

de Maricungahay 15 kilómetros con gradiente mínima de 1.9 por 

cicnto, máxima de 1 1,4 por ciento y media de 4 por ciento, bajando. 

Entre el extremo N. de la Laguna y el portezuelo de Tres Cruccs 

hay 32 kilómetros con gradiente mínima de 1.3 por ciento, máxima 

de 10.3 por ciento y media de 2.46 por ciento, subiendo. Entre por- 

tezuelo de Tres Cruces y San Francisco hay 69 kilómetros con gra- 

dientes mínimas de 0.3, 0.9 y 0.6 por ciento que suben y bajan, y 

máximas de 13 por ciento que baja de Tres Cruces y 3.4 por ciento 

con que sube el portezuelo de San Francisco. La distancia total que 

hay para este proyecto entre Puquios y el portezuelo de San Fran- 

cisco es de 205 kilómetros. 

Por consiguienle, este proyecto, en vista de las gradientes apun- 
tadas, no tendría los 205 kilómetros indicados en el perfil, sino que 
tendría que ser desarrollado en mucho mayor extensión. 

Examinemos ahora el segundo proyecto. 

Desde San Antonio la línea iría por la quebrada del río Copiapó, 
siguiendo por sus afluentes y subafluentes de una manera gradual y 
siempre ascendiendo hasta Ilegar al portezuelo de Peña Negra, línea 
divisoria chileno-argentina, recorriendo una extensión de 158 kiló- 
metros, después bajaría á la Ollita, Pucha-Pucha, etc, en territorio 
argentino, con gradientes de 1. 1 y 0.6 por ciento. 

Para este proyecto, entre San Antonio y el Obispito, hay 136 
kilómetros con gradientes mínimas de 1.1% i-3% y i-6%, máximas 
de 2.3% y 2.7% y mediade 1.7%. Entre el Obispito y el portezuelo 
de Pefta Negra hay 22 kilómetros con gradiente media de 3.8% 
subiendo y no de 3.3% como por error de copia, se puso en la figura 
que representa el perfil. 

La parte difícil de este proyecto es la subida al portezuelo de Pe- 
ña Negra; aquí la quebrada se divide en dos, una á la derecha y 
otra á láí izquierda, esta última es la que va á dicho portezuelo. Por 
la primera de dichas quebraditas se puede ganar fácilmente altura 
hacíendo algunas curvas, con las cuales se Ilegaría á media cuesta; 
después la quebrada es bastante ancha hasta llegar al portezuelo 
con gradiente media de 3%. 



Digitized by 



Googlí 



214 



REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PIJBLICAS 



En cstc proyecto no hay cortcs ni terraplenes dc consideración, 
ni tiínclcs quc pcrforar. 

Á continuación y como dato ilustrativo para mayor clarídad co- 
pio cl rcgistro, quc ha scrvido para construír estos dos perfiles, par- 
ticndo las distancias horizontales dcsdc el puerto de Caldera. 

Ferrocarriles Trasandinos de Atacama, vía Puquios y San Antonio. 



DISTANCIAS IIORIZONTALES 


Al.TUKAS EN METROS 




EN MKTROS I)IiSI>E 




KSTACIONES 


CAI.DKKA 


SOIIKE EI. MAR 




o 





Caldera. 


7.340 


67. 


Carpa N.^ i. 


15.726 


129. I 


Alto del Fraile. 


25.140 


132.3 


Carpa N.^ 2. 


40,920 


m-z 


Montc Amargo. 


47,000 




Chañarcillito. 


59,160 


225.7 


Carpa N.^ 3. 


63,290 


254.1 


Piedra Colgada. 


69.510 


290.8 


Toledo. 


73.000 


311. 


Carpa N.^ 4. 


80,728 


369.6 


Copiapó. 


88,178 


429. 


Punta Negra. 


89.847 


438.6 


Paipote (Carpa N.o 5). 


97.322 


489.6 


Tierra Amarilla. 


98,931 


500.6 


Punta del Cobre. 


103,911 


539.9 


Nantoco. 


108,211 


579.5 


Cerrillos (Carpa N.^ 6). 


111,782 


610.3 


Totoralillo. 


118,105 


668.1 


Pabellón. 


119.597 


684. 


Carpa N.^ 9, 


121,000 




Potrero Seco. 


126,371 


746.8 ' 


Yeso (Carpa N.o 7). 


132,000 




Jardín. 


137,691 


8574* 


Tres Puentes. 


144,701 


948.2 


Loros (Carpa N.^ 8). 


151,229 


1,000.3 


San Antonio. 


173.000 


1.365. 


Juntas. 


211,000 


1,880. 


Jorqueras. 


244,000 


2,670. 


Guardia. 


256,000 


3,ocx). 


Cachitos. 



Digitized by 



Googlí 



PROyECTOS DE FERROCARRILES TRASANDINOS 



215 



DISTANCIAS HORIZONTALES 

EN METROS DESDE 

CALDERA 



287,000 
309,000 
349,000 
369,000 

97.817 

105,595 
115,000 

128,119 
140,136 
158,616 
166,836 
180,736 
206,916 
225,536 
229,326 
232,586 
244,486 
272,036 
276,336 
277,936 
292,336 
300,936 
323,536 
339,236 
345,736 
355,036 

386,636 
425.536 
449,536 
470,336 
510,936 

540,336 
552,836 
581,736 
604,536 
624,636 
656,136 
694,336 



ALTURAS EN METROS 
SOBRE £L MAR 



3.360. 

4,2CX). 

3.725- 
3.600. 

437.4 
539.3 
645. 

796.2 
1,005. 
1,237.6 
1,666.7 
2,099. 

2,538.4 
3.300. 

3.915.4 
4.534.2 
4,168. 

3.940. 
4,296. 
4.728. 

4.519. 
4,424. 

4,606. 

4.541. 
4,688.9 

4.874.6 
4.437.7 
4.038. 

3.836. 

3.669.7 

3.352.7 

3,210. 

2,198. 

1,639. 
1,416. 
1,208. 
1,169. 
1,098. 

967. 
817. 



ESTACIONES 



Obispito. 

Peña Negra. 

La Ollita. 

Pucha-Pucha. 

Paipote. 

Ladríllos. 

Chulo (Carpa N.^ 11). 

Garín. 

Venado (Carpa N.® 12). 

Puquios. 

Juntas. 

Salto. 

San Andrés. 

Block. 

Quebrada Codocedo. 

Portezuelo Codocedo. 

Ranchos. 

Extremo N. de la Meseta. 

Ojo de Agua. 

Tres Cruces. 



Laguna Verde. 

Portezuelo San Francisco. 

Río San Francisco. 

Las Lozas. 

Cazadero Grande. 

Pastos Largos. 

Chaschuil. 

Lorohuasi. 

Fiambalá. 

Los Morteros. 

Finogosta. 

Copacabana. 

Río Colorado. 

Alpacinche. 

Machigasta. 



Digitized by 



Googl 



{ 



21 6 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBBAS PÚBUCAS 

Los datos apuntados son bien reveladores y conviene fijar en ellos 
la atención, asi como también en las anteriores consideraciones. 

El primer proyecto tiene 205 kilómetros de largo desde Puquios 
hastael paso de San Francisco, susceptible de ser más desarrollado; 
mientras que el segundo proyecto sólo tiene 158 kilómetros desde 
San Antonio al paso de Peña Negra. Además San Francisco está á 
345 kilómetros del puerto de Caldcra y Peña Negra está á 309 kiló- 
metros desde ese mismo puerto. 

Resumo á continuación en las siguientes razones la preferencia 
que doy al proyecto por Peña Negra sobre el de San Francisco. 

i.o Porque la distancia es menor en 47 kilómetros. 

2.0 Porque la distancia al puerto de Caklera desde la línea divi- 
soria con ki Argentina es menor en 36 kilómetros. 

3.0 Porquc por Peña Negra no hay grandes cortes, ni terraplenes 
ni tuneles, como puede ser necesario por San Francisco. 

4.0 Porque las gradientes del primero no sólo son mucho meno- 
res que kis del segundo, sino también que aquellas no son de consi- 
deración, adn tratándose de h'neas férreas que no son trasandinas. 

5.0 Porque el primer proyecto exije mayor desarrollo que el se- 
gundo, dando por consiguiente, mayor diferencia que la de 47 kiló- 
metros de exceso. 

6.° Porque la naturaleza del terreno y vías de comunicación son 
de mejores condiciones por el río de Copiapó. 

7.0 Porque por el lado argentino el primer proyecto presenta 
mayores dificultades que el segundo. 

Ahora, si se miran estos proyectos (y siempre en la región chilena) 
por el lado industrial, vemos que el proyecto por San Francisco 
protejería sólo la explotación reducida del mineral de la Coipa y bo- 
rateras de Maricunga; mientras que el proyecto por Peña Negra 
daría lugar al desarrollo minero é industrial de toda la región com- 
prendida entre el mineral de San Antonio y el paso de Peña Negra 
región indudablemente rica en minas de plata y cobre, como lo ma- 
nifiestan los distintos veneros que en Tres Chañares, La Guardia, 
Come Caballo, etc, se encuentra. Además la zona que recorre el 
primer proyecto es completamente árida, elevada y fría, donde los 
pocos arroyos de aguas que se encuentran se conjelan hasta en el 



Digitized by 



Googlí 



PROYECTOS DE FERROCARRILES TRASANDINOS 217 

verano; míentras que la zona del segundo es abundante de agua, 
pasto, leña y tierra fértíl para la agrícultura, sin contar la producción 
agrícola en los distintos afluentes del río Copiapó. 

Por todas estas consideraciones creo que el proyecto por Peña 
Negra, vía de San Antonio, es muy aceptable y presta ventajas 
positivas, bajo cualquier punto de vista que. se le mire, al país ó á los 
particulares. 

Réstame indicar aquí que el paso por Peña Negraes tan fácil que 
en sus inmediaciones y por la vía de Pan Grande, que presenta ma- 
yores dificultades que el primero, pasaron hace tiempo más de vein- 
te carretas á la Repüblica Argentina, habiendo continuado después 
por sobre sus huellas un tráfico carretero constante hasta que las 
lluvias acabaron por destruír las alcantarillas provisionales sobre las 
que se cruzaban los arroyos. 

El Supremo Gobierno, comprendiendo esta fácil vía de comuni- 
cación con la Argcntina, ha hecho arreglar este camino, porque lo 
considera además, como el paso trasandino de más importancia para 
la provincia de Atacama. Por esta razón hay una vía carretera con- 
truída por el ingeniero don Macario Sierralta hasta cerca de la línea 
limítrofe, lo que ha hccho que esta vía sea preferfda para el tráfico 
entre chilenos y argentinos. Perootra vez laacción de las lluvias ha 
vuelto á dejarlo imposible para el tráfico. 

Y por el contrario, la vía de San Francisco ha sido casi abando- 
nada para el tráfico, pues esta región es muy fría, accidentada y por 
todas partes descubre el viajero inmensas cantidades de osamentas 
de los ganados argentinos que en otro tiempo se atrevieron á pa- 
sarla. 

AI hacer la presente exposición no tengo más intcrés quc aclarar 
en vista de los datos recogidos pcrsonalmcnte en el tcrrcno cn mis 
trabajos de exploraciones dcl dcsicrto, csta gran cucstión quc pucdc 
ser mañana fuentc inmcnsa dc riquczas y dc comcrcio para ambos 
países. 

Enero de 1890 

Santia(;o Muñoz C. 

Ingeniero tlc minas. 



Digitized by 



GoQglí 



ESTUDIO 

DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS 

DE MARICUNGA 

POR EL INGENIERO ABELARDO PIZARRO A. 



Animado por la indulgencia con que debe síempre acogerse la pu- 
blicación de datos científicos, respecto de una localidad que encierra 
depósitos de sustancias minerales, de aplicación en la industria, en 
la cual se cree llegar á establecer con ventajas oficinas de explota- 
ción y beneficio y creyendo que el estudio de los diversos depósitos 
de salitre, boratos, sal comiín, azufre, alúmina y yeso^ que se encuen- 
tran en la gran hoya de Maricunga, pueda ser de alguna utilidad 
práctica para el industrial ó minero que fuera á establecerse ahí, me 
alienta para dar á la publicidad los apuntes que he reunido en mi car- 
tera y la opinión que he llegado á formarme, después de las investi- 
gaciones practicadas en cada uno de dichos depósitos. 

Principiaré por dar á conocer la situación de la pampa de Mari- 
cunga y su formación, continuando después, de la manera más clara 
y precisa que me sea posible, con la descripción de los trabajos eje- 
cutados, para lo cual me referiré al croquis adjunto, el cual da una 
idea aproximada á la realidad, de la formación, extensión y configu- 
ración del terreno explorado. 

SiTUACiÓN y LÍMiTEs. — La importante hoya de Maricunga se en-' 
cuentra situada en las vertientes occidentales de la cordillera de los 
Andes, á i lo kilómetros de distancia de la estación de Puquios, ex- 
tremo N. E. del ferrocarril de Copiapó, á una altura de 3,689 metros 
sobre el nivel del mar. 

Está encerrada hacia el norte por el portezuelo que la divide de la 
Pampa de Pedernales; por el naciente la limitan los cerros de Tres 
Cruces, en la línea anticlinal á los cerros de Colorados, que se pro- 
longan al norte de estos últimos, siguiendo las cumbres de la cordi- 



Digitized by 



Googlí 



ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MARICUNGA 219 

llera Claudio Gay, así llamada por el inteligente y laboríoso ingeníe- 
ro en jefe de la Comisión Exploradora de Atacama, señor Francisco 
J. San Román; por el sur la limitan los cerros de Ciémga Redonday 
Pastillos y Aztifre y por el poniente la cierran las cumbres de la cor- 
dillera Domeyko, denominadas Santa Rosa de Maricunga y Codo- 
cedoy de donde se desprende el pequeño cordón de cerros del Toro. 

ExTENSiÓN. — Mide de largo de norte á sur 32 y medio kilómetros 
y de oriente á poniente 20 kilómetros, como su ancho medio; com- 
prendiendo una superficie casi plana de 650 kilómetros cuadrados. 

FoRMACiÓN. — Las rocas dominantes en toda la región de Mari- 
cunga son las traquitaSy piedrapómez y obsidiana. El origen de estas 
rocas volcánicas se encuentra perfectamente explicado, por la forma- 
ción de los cerros del Toro y Tres Cruces, cuyas elevadas cumbres 
no son otra cosa que verdaderos cráteres de antiguos volcanes, hoy 
en completo estado de reposo. 

De toda esta formación, han llamado especialmente mi atención 
el cerro del Toro, en el cual se encuentran depósitos de salitre, alu- 
mina y yeso; la laguna'de Maricunga que encierra los depósitos de 
boratos y cloruro de sodio, y los cordones que, desprendiéndose del 
cerro del Azufre, se dirigen al norte para cerrar por el sur la hoya de 
Maricunga, en los cuales se encuentran depósitos de salitre, azufre, 
alumina y yeso. 

Para las referencias consúltese el mapa adjunto. 

«El Toro». — Como he dicho antes, este cerro que limita por el 
poniente la Pampa de Maricunga, dividiéndola de la Quebrada de 
Codocedo y de la Coipa^ da nacimiento á las lomas, que, próximas á 
la laguna, contienen los mantos sucesivos de salitre, alumina y yeso, 
cómo se ve en el corte núm. i ; su formación es principalmente vol- 
cánica, encontrándose ahí reunidas las traquitas, piedra pómez y ce- 
nizas volcánicas. 

La formación de los depositos de esta sustancia no cs regular, de- 
bido á que ella se encuentra dividida por verdaderas fallas, las cualcs 
han hecho cambiar completamente el orden primitivo de su formación. 

Encuéntrase también en cstas mismas lomas del Toro, algunos 
depósitos de sal, que, como los anteriores, son irregulares. 

Salitre. — ^El salitre que aquí se encuentra es de estructura granu- 



Digitized by 



Googlí 



220 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

da, semicristallno, se desagrega fácilmente por compresión entre los 
dedos; sobre carbón encendido chisporrotea, avivando la combustión. 
Eo partes está mezclado con arcilla ferruginosa. Su ley varía entre 
i8 y 67 por ciento. 

Es de notar en la capa principal que el centro de ella lo ocupa el 
salitre de mejor calidad, por encontrarse en la parte superior é infe- 
rior de ella mezclado con arcilla y arena. 

La situación de las capas es en partes horizontal y en partes tiene 
hasto 40 por ciento de inclinación. 

SUPERFICIE, \0LUMEN Y TONELADAS DE SALITRE. La SUperficÍe 

que contiene esta sustancia, en la loma norte, es de 4,600 metros 
cuadrados, superficie que, por el espesor medio de la capa de salitre, 
que es de 14 centímetros, da 644 metros cúbicos. El volumen apro- 
vechable puede reducirse en 25 % por la presencia del yeso y arcilla 
que será necesario separar en la explotación. Queda, por consiguien- 
te, reducido á 483 metros ciíbicos este depósito. Su peso específico 
varía entre 1,95 y 2,30; tomando el término medio será 2,12. Este 
peso específico por el número de metros cúbicos da 1,024 toneladas 
de salitre, de ley variable entre 18.5 y 67.4 por ciento. 

La loma sur, más extensa que la anterior, y en la cual se labraron 
27 pozos de reconocimiento, comprende una superficie de 18,600 
metros cuadrados. El espesor medio de la capa es de 22 centímetros 
lo que da 4,092 metros cúbicos, que, por la misma densidad, dan 
6,506 toneladas de salitre, deducida ya la porción de arcillas y yeso 
que será necesario separar. 

Un análisis practicado sobre una muestra que representa aproxi- 
madamente el término medio de la ley explotable, me ha dado el si- 
guiente resultado: 

Materia insoluble 0.010 

Nitrato de sosa (NaO, AzO^) 56.250 

Agua 6.250 

Sulfato de sosa 34.600 

Sulfato dc cal 

Cloruro de sodio 2.750 

99.860 



Digitized by 



Googlí 



ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MARICUNGA' ^ 221 

Salitre del Azufre. — Del mismo modo que en el cerro del Toro 
la formación es exactamente igual, como se ve el corte núm. 2. 

Está situado solamente á 2,000 metros al sur, del extremo sur de 
la pampa, en los cerros que dividen y forman las quebradas de Santa 
Rosa y Pastillitos. 

Con el anterior existe la sola diferencia de que aquel está situado 
solamente á una altura que varía entre 50 y 100 metros verticales, 
sobre el nivel de la laguna y éste está situado en la cumbre de un 
cerro que está 400 metros verticales sobre el nivel de la misma. Sin 
embargo, esta diferencia se explica perfectamente, por la diferencia 
de fuerza en el solevantamiento general habido en esta región, el 
cual ha sido mayor en la parte sur. 

En cuanto á su importancia, es inferior á la del anterior, porque 
la mucha irregularidad que existe en el depósito, presentándose ya 
en capas ó filones, hacen que el cálculo arroje una suma reducida de 
toneladas de materia explotable. 

La superficie encerrada por los pozos aquí labrados es de 29,500 
metros cuadrados, de los cuales sólo 9,500 metros contienen salitre; 
el espesor medio en esta extensión puede tomarse solamente, como 
de 8 centímetros, lo que da 760 metros cúbicos que multiplicados 
por la densidad, dan 1,547 toneladas de salitre, cuya ley varía entre 
22.^ y 71.'' por ciento. 

Es de notar que en toda la pampa no se encuentra absolutamente 
nada de caliche, sucediendo aquí todo lo contrario de lo que se ob- 
serva en las salitreras de Taltal, Antofagasta y Tarapacá, en donde 
tanto abunda. En estos tres últimos lugares se presenta el salitre en 
verdaderas capas regulares, que permiten calcular fácilmente el nú- 
mero de toneladas que puede encerrar un depósito; mientras en el 
Toro y en el Azufre es tal la irregularidad de la formación que no 
permiten un cálculo exacto. 

Laguna de Maricunga. — La laguna de Maricunga recorre la 
pampa de sur á norte, variando su ancho, segün la época del año; 
aumentando en el verano por el derretimiento de las nieves y las llu- 
vias, y disminuyendo en el invierno por la conjelación de la mayor 
parte del agua que contiene. 

Recibe esta laguna las aguas que provienen del derretimiento de 



Digitized by 



Googlí 



222 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

las níeves, que llegan á ella por infiltración ó las que le llevan los 
ríos Colorado y Lamas por el naciente; Astaburuaga, Pastillos, Coi- 
pita, Pastillitos y Santa Rosa por el sur y Toro y Codocedo por el 
poniente. 

El principal de todos estos riachuelos es el Lamas; sin embargo, 
sus aguas, como las de todos los demás, no alcanzan á llegar á la 
laguna por la superficie de la pampa, por ser muy permeable el terre- 
no que la forma. 

La extensión de la laguna se puede considerar, en la actualidad, 
como una duodécima parte de la extensión del salar, que mide 1 56 
kilómetros cuadrados de superficie. Ella encierra los depósitos de 
borato y sal común que paso á describir. 

BoRATO. — La superficie explotada hasta la fecha indicada, que se 
figura en el croquis bajo la letra A, es un tanto exajerada; pero puede 
estimarse en 650,000 metros cuadrados, cuyo espesor ha sido 20 cen- 
tímetros, término medio. La marcada con la letra B, reconocida por 
medio de pozos, contiene borato que aún no se ha explotado, en la 
cual el espesor medio es de 24 centímetros; su ley es de 27 porcíento 
de ácido bórico. 

Un análisis practicado de esta sustancia me ha dado el siguiente 
resultado: 

Agua higrométrica y de combinación 34.986 

Materia insoluble 0-585 

Acido bórico 38.193 

Cal 13.202 

Sosa 9.650 

Cloruro de sodio 3. 140 

99.756 
Pérdida 0.244 

El borato generalmente se presenta bajó dos formas: en capas re- 
gulares y en bolones; el de la primera clase ocupa una gran parte de la 
superficie del salar, alternando con capas de sal impura, raras veces 
cristalina, mezclada con margas salinas. Como se ve en el corte núm. 
3, la parte superior la ocupa siempre una capa de sal, mezclada con 



GooQÍe 



Digitized by VjOOQ 



ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MARICUNGA 223 

arcilla ó lodo; debajo de ésta se presenta la capa principal de boraci- 

ta, cuyo espesor suele alcanzar, en el terreno reconocido, á 35 centí- 

metros; bajo la capa de borato se presenta otra capa, mezcla de 

borato de cal, borato de sosa y arcilla ferruginosa, de color rojizo y 

por último, bajo esta última capa, se encuentra una otra de boracita 

de poco espesor, que sólo alcanza á 9 centímetros; sin embargo, en 

algunos puntos alcanza á tener 25 centímetros de espesor, aunque su 

ley disminuye con el aumento de éste, porque ya la capa se deshace, 

presentándose, por lo general, en bolones. 

La capa superior de borato es la que da mayor ley de ácido bórico; 
sin embargo no se presenta en toda la extensión reconocida; ella 
tiende á disminuír de espesor, desaparece en partes, conservando 
solamente uno ó dos centímetros de grueso y en estos puntos se 
observa entonces que la capa más inferior de borato, se encuentra 
más inmediata á la superficie, mejorando, con su situación, su ca- 
lidad. 

Las masas sueltas ó bolones que, por lo general, se encuentran en 
la orilla de la barranca, que limitan la laguna se presentan también 
en pequeñas pelotillas, reunidas por medio de una tierra rojiza, cuyo 
volumen varía desde 5 centímetros hasta 3 decímetros cúbicos. 

En el interior son perfectamente blanco de nieve, muy liviano, 
blando, esponjoso, que se comprime fácilmente con los dedos. 

La superficie reconocida que contiene borato no explotado, por su 
espesor medio, da un volumen de 48,000.000 de metros cúbicos que, 
por la densidad (2.°) de esta sustancia da 96,000.000 de toneladas 
de borato de ley de 27% aproximadamente, de ácido bórico. 

Existe otra gran parte de terreno que contiene borato, pero que no 
fué posible reconocer, por haber sido imposible llegar hasta ella. La 
gran cantidad de agua, que hoy cubre el salar, ha formado lodazales 
y pantanos, a los cuales es peligroso penetrar. 

Según el análisis practicado sobre esta sustancia se ve claramente 
que la proporción de agua higrométrica puede eliminarsc completa- 
mente por medio de una simplc calcinación, á una temperatura de 
89.*^ grados centígrados, temperatura a que hierve el agua cn cste 
lugar: la sal común, que á vcces alcanza hasta 12%, se elimina tam- 
bién por medio del lavado. Por consiguicnte practicando cstas dos 



Digitized by 



Googlí 



224 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIJBLICAS 

sencillas y económicas operaciones, puede esta materia mejorarse en 
calidad notablemente quedando al final compuesta en la forma si- 
guiente: 

Ácido bórico 48.880 

Cal y sosa 29.052 

Insoluble 0.718 

Agua de combinación 2 r.389 

La lei explotable varía, por lo general, entre 18 y ^ó% pudlendo 
elevarse ellas respectivamente a ^5 y JJ%, por medio del lavado y 
calcinación. 

Sal. — Hacia la parte norte del salar se encuentra el gran depósitó 
de sal común, situado al pié del cerro que Ileva este nombre com- 
prende una gran superficie, la cual se encuentra hoy casi completa- 
mente cubierta de agua, pudiendo observarse solamente la formación 
en los lugares, en que se explota esta sustancia. 

Sus caracteres principales son: color blanco, muy limpio, estructu- 
ra hojosa, plana, con cruceros, lustre de vidrio; es blanda y su sa- 
bor salado, es agradable. Se encuentra en verdaderas capas, que 
sucesivamente van formándosC; separándose entre sí por una liz de 
arcilla ferrujinosa, muy delgada, que sólo sirve para indicar el espe- 
sor de cada capa que se forma. 

La formación de esta sustancia tiene su origen en la naturaleza 
salina de las montañas quc circundan la pampa, de las cuales es aca- 
rreada al salar en disolución en el agua de los arroyos que vienen á 
perderse en la laguna. Quedando las aguas, casi en un verdadero 
estado de reposo, tiene lugar una gran evaporación, muy enérgica á 
causa de la baja presión atmosférica y de la gran sequedad del aire. 

EI caudal de agua que contiene la laguna es mui abundante en la 
parte sur dc ella, en donde sc nota una corriente de i.^^ mt. por 
segundo. Frente á las casas y al poniente de ellas puede notarse que 
la velocidad de las aguas del cauce, es bastante lenta; principiando 
desde ahí, al norte á extenderse cubriendo una superficie considera- 
ble, como se ve en el Croquis, en la cual el espesor es por lo gene- 
ral, poco considerable, notándose en muchos puntos que forma sola- 



Digitized by 



Googlí 



ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MARICUNGA 22$ 

mente una sábana de agua, completamente saturada de sal. La 
activa evaporación del agua que produce la saturación de la masa lí- 
quida, tiene como consecuencia la cristalización de la sal, la cual es 
tanto más confusa cuanto mayor es la ajitación de la masa líquida, 
cuya ajitación se debe en su mayor parte á los fuertes vientos que 
soplan en la pampa y á las corrientes de los arroyos, que se vierten 
en la laguna. 

El espesor de la capa que se explota ordinariamente, varía entre 
/5 y 2¿j. centímetros, notándose en él las capas sucesivamente for- 
madas y separadas entre sí por una liz de arcilla rojiza. Según datos 
que he tomado el espesor de la gran masa de sal, ha alcanzado á 
2. ^ ^ mts. sin que se haya podido notar cual era el término del espesor. 
La capa de sal y arciUa, que cubre la mayor parte del salar, no 
tiene importancia alguna comercial o industrial. 

Cantidad. — La extensión que comprende la sal de buena calidad, 
marcada en el croquis con la letra C (o) es de 10,000.000 de me- 
tros cuadrados. Ahora, considerando el espesor conocido hasta la fe- 
cha, tenemos 25,000.000 de mts. cübicos, cuya densidad es de 2.^^, lo 
que arroja 53. 750,000 toneladas de sal cristalizada, perfectamente pura. 
SuLFATO DE ALUMiNA. — El principal depósito de esta sustancia se 
encuentra a 6 y -^ kilómetros al sur de la vega de Pastillitos, en las 
caídas sur del cerro que también contiene los grandes depósitos de 
azufre. La extensión de este depósito es de 75,000 metros cuadra- 
dos en el cual el espesor de la capa es, término medio, de 30 centí- 
metros, lo que nos da 22,500 metros cúbicos que, por la densidad de 
ella i.^^, da 3,375 toneladas de materia fina. 

Sus caracteres principales son: color blanco de nieve, algo traslu- 
ciente, áspera al tacto, estructura terrosa, fina; blanda, desmorona- 
diza; sabor ácido, astringente. 

COMPOSICIÓN 

Agua 50.385 

Materia insoluble 0.007 

Alumina 28.560 

Ácido sulfúrico 21.046 

99.998 



Digitized by 



Googlí 



226 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

Además del depósito anterior se encuentra en el mismo cerro, al 
poniente de él, otro depósito, cuya cantidad la estimo en 2000 tone- 
ladas. 

En el cerro del Toro y en los cordenes del Azufre, que contienen 
los depósitos de salítre, se encuentran también depósitos irregulares 
de sulfato de alumina, cuyo espesor varía entre 5 y 20 centímetros, 
cuya cantidad aproximada en el primer depósito (Toro) puede esti- 
marse en 1000 toneladas y en 400 las del segundo. 

AzuFRE. — EI gran depósito de esta sustancia, situado en el mismo 
cerro que el depósito principal de sulfato de alumina comprende una 
superficie de 5,100 metros cuadrados. EI espesor conocido del de- 
pósito alcanza á 2 metros 85 centímetros; sin embargo continúa en 
hondura, la misma formación, pudiendo estimarse éste, por defecto, en 
4 metros, lo que daría 20,400 metros cúbicos de volumen; siendo su 
peso específico 2.^^ tenemos 41,820 toneladas de materia explotable. 

Un otro depósito, situado en el mismo cordón, un poco más al 
norte del anterior, mide 850 metros cuadrados de superficie; el espe- 
sor conocido es solamente de i metro, lo que da 850 metros cúbicos 
ó sean 1,742 toneladas de materia explotable. 

Existen aún, en varios puntos, pequeños depósitos de esta misma 
sustancia, ya formando especie de diques ó vetarrones, como es el que 
se encuentra al naciente del gran depósito de alumina, cuyo dique 
recorre una extensión de 14 metros con un ancho medio de 2 metros. 

Las leyes de esta sustancia varían de 45.^ á 98.^ por ciento, pu- 
diendo estimarse como ley media del lecho explotable 56 por ciento. 

Yeso. — Esta sustancia se encuentra en muchas localidades, for- 
mando mantos y pequeños filones. 

EI depósito principal se encuentra al sur del cerro que contiene 
los depósitos principales de alumina y azufre, en el costado poniente 
de la quebrada, la cual recorre de norte á sur, aflorando en distintos 
puntos. 

Tiene un espesor medio de 30 centímetros. 

Reconocido en una extensión de poco más de 400 metros de largo, 
de norte á sur, no puede examinarse su ancho de oriente á poniente, 
por ir á perderse, bajo gruesas capas de terreno, que no permiten 
reconocerlo. 



Digitized by 



Googlí 



ESTUDIO DE LAS SALITRERAS Y BORATERAS DE MARICUNGA 22 7 

La irregularidad con que se presenta en el Toro y en los otros 
lugares que contienen salitre, hace que los cálculos sean muy defec- 
tuosos. 

Resumen. — Haciendo un resumen de todo lo anterior y conside- 
rando estas sustancias comercialmente, se puede hacer la apreciación 
siguiente: 

Salitre. — La gran irregularidad observada en cada uno de los 
depósitos, su situación con relación á los caminos carreteros, su gran 
distancia al extremo del ferrocarril, las condiciones de vida para los 
operarios, un tanto difíciles de sobrellevar por la baja temperatura 
reinante, hacen que esta sustancia no tenga importancia alguna co- 
mercial. Se puede asegurar que, aún con una Hnea férrea, próxima 
á los depósitos de esta sustancia, toda empresa comercial daría resul- 
tados negativos, por la irregularidad de la formación, que no permite 
un cálculo razonado. 

BoRATO. — No sucede otro tanto con los depósitos de borato, los 
cuales si bien hoy tienen muy poco valor, debido á que los fletes de 
acarreo á la línea férrea son muy subidos. 

Un ferrocarril que, cruzando la pampa» ya por el norte ó ya por 
el sur, por Codocedo ó Santa Rosa, uniendo á Copiapó con la Repií- 
blica Arjentina, permitiría el acarreo de esta sustancia á un precio 
reducido, que llegaría á ser provechoso para el industrial que fuera 
á establecerse ahí y para la misma línea que lo explotara. 

Sal. — Del mismo modo que la sustancia anterior, ésta tomaría 
una gran importancia, si se Ilegara á explotar en grande escala, con 
fietes reducidos. Su calidad y abundancia darían resultados muy sa- 
tisfactorios. 

En cuanto á los depósitos de alumina, azufre y yeso, los considero 
de poco valor. Su situación con respecto al nivel de 1a laguna, está 
á 600 metros verticales más arriba, lo que aumenta los gastos de ex- 
plotación, porque ahí eloperario no podríatrabajarmás deseishoras 
por día y en segundo lugar tendrían que soportar un flete de acarreo 
á la línea férrea, bastante costoso, por la clase de caminos que ten- 
drían que recorrer. 

Abelardo Pizarro A., 
Ingeniero de Minas. 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL BÍOBÍO 



Señor Director General: 

Habiendo sído comisionado por el señor Jefe de la i.^ Sección 
para informar á la Dirección General de Obras Públicas sobre la 
soücitud en que el señor Hicks, gerente de la compañía de Arauco 
limitada, pide que se autorice á dicha compañía para entregar al trá- 
fico la sección de ferrocarril de Concepción á San Pedro, tengo el 
honor de remitir á Ud., junto con una lámina de depurados, el pre- 
sente informe sobre el estado de la h'nea y las pruebas que he hecho 
sobre el puente que da pasaje á este ferrocarril sobre el Bío-Bío. 

Casi toda la sección de Concepción á San Pedro está constituída 
por un túnel y el puente sobre el río. 

Túnel 

El túnel atraviesa roca de granito que en algunas partes tiene 
muchas quebraduras y en otras está descomponiéndose. En las 
partes expuestas al aire y á la humedad desde algún tiempo el fel- 
despato se ha descompuesto y la roca ;)uede romperse muy fácilmente 
con la mano. 

Toda la parte superior del tünel se ha protegido por una bóveda 
de 3 á 5 medios ladrillos de espesor; las paredes verticales en la 
mayor parte son estribos de albañilería de piedra ó ladrillo cuyo es- 
pesor no es menor de o."^6o; en otras partes la roca que se había 
dejado desnuda parece tener resistencia insuficiente, y ahora se cons- 
truyen estribos de albañilería; en otras partes la roca parece dura; 
pero según me ha dicho el señor Manby, ingeniero en jefe de la 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL BÍO-BÍO 229 

compaftía de Arauco, esta compañía tiene el propósito de revestir 
con albañilería también las paredes constituídas ahora por roca al 
parecer dura. 

Puente 



Los estribos y los machones del puente sobre el «Bío-Bío» se 
componen de hileras de 3 pilotes de fierro fundido, con pié en forma 
de disco. Los estribos tienen una hilera de pilotes con un revesti- 
miento de albaftilería. Cada machón tiene dos hileras, á quince pies 
de distancia una de otra, á excepción del machón último hacia la ribera 
derecha, que tiene tres hileras; esta disposición del último machón 
tuvo por objeto colocar los pilotes del estribo derecho de la ribera 
sin aumentar el largo del último tramo. 

Los pilotes de los machones son agarrados uno con otro, en el 
sentido longitudinal y trasversal, por medio de viguetas T ó I hori- 
zontales, y de tirantes de fierro redondo, dispuestos en forma de 
cruz de San Andrés, con un tendidor central. 

El diámetro exterior de todos los pilotes en el proyecto aprobado 
era de 12 pulgadas inglesas; pero el pilote central de cada hilera 
teniendo que soportar más carga que los demás se ha construído con 
cañones de 1 5" de diámetro. 

La altura de los pilotes es de 45 pies; sin embargo no fué posible 
bajar todos los pilotes, y sobre todo los pilotes centrales hasta esta 
profundidad. 

La superstructura del puente cuyo largo total es 1 864, "^33 se 
compone de 62 tramos principales de 25 metros de largo entre los 
machones, y de 6 1 tramos intermedios, puestos entre las hileras de 
pilotes de los machones. 

La superstructura tiene con el proyecto aprobado las diferencias 
siguientes: 

Las tres viguetas trasversales III sobre las cuales descansaban 
las vigas maestras, frente á cada hilera de pilotes se han reemplazado 
por una viga más fuerte, en forma de cajón puesta directa- 
mente sobre los pilotes cuyos capiteles han sido suprimidos. 



n 



Digitized by 



Googlí 



230 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



Las amarras de los tramos con Uis* vigas trasversales, sobre los 
machones, tienen una disposición más racional y pueden resistir 
mejor al empuje del viento, como se ve en el croquis siguíente: 



Disposición proyectada 



Disposición ejecutada 




El número de los contravientos verticales, en forma de cruz de 
San Andrés se ha llevado de 4 á 6, en cada tramo principal según 
las prescripciones del Supremo Gobierno. 

Los contravientos horizontales son más fuertes que en el proyecto. 

Las junturas de las cabezas, cercd de las articulaciones 2.^ y 8.^ 
arriba y 3.^ y 7.^ abajo, han sido suprimidas, y en consecuencia los 
fierros de ángulo que constituyen las cabezas quedan con la misma 
sección en los extremos como en el centro de las vigas. 

En las piezas comprimidas (cabeza superior y barras de la rejilla) 
las golillas que habían sido proyectadas para ensamblar sus elemen- 
tos han sido reemplazadas por planchas continuas sobre todo el 
largo de estas piezas. 

Las cabezas de los tramos intermedios que habían sido proyecta- 
das con dos escuadras, se han construído con cuatro cada una. 

Pruebas 

He hecho pruebas del puente sobre seis tramos, según las ins- 
trucciones del Señor Jefe de la i.^ sección. 

Las pruebas estáticas se hicieron sobre los tramos 7.0, 8.^ 20.^ 
32.0, 46.0 y 50.^, y las pruebas dinámicas sobre el tramo 32.° 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL DÍO-BIO 23 l 

La prueba estática sobre los tramos 7.0 y 8.*^ se hizo al mismo 
tiempo. El tren se componía de la locomotara «Arauco» de 35 to- 
neladas y de diez carros con cargas totales respectivas de i8.*62, 
i8.*73, 18.^62, 18.^71, i8.*73, 12.^62, i2.*40, I2.*96, i2.*6oy I3.*i2. 
Se ha tomado esta carga aunque sea menor que la carga impuesta 
para los puentes destinados á los ferrocarriles del Estado, porque 
corresponde á la carga indicada en la memoria adjunta al proyecto 
que se ha presentado á la aprobación del Supremo Gobierno. Ade- 
más esta carga es mayor que la que trasporta ordinariamente el 
material rodante de la compañía; los carros delanteros se han car- 
gado con tres toneladas más que la carga normal, hasta producir el 
aplastamiento casi completo de los resortes. 

EI tren así compuesto fué colocado sobre los tramos 7.0 y 8.^ en 
la po3Íción indicada en la i.^ figura de la lámina de depurados. Las 
flechas se midieron en tres puntos de cada tramo: en el medio, y á 
o."^50 de cada apoyo. 

EI resultado de la prueba fué lo siguiente: 

i Extremo hacia Concepción 4."*5 \ 

Tramo 7.o< medio tramo 12.5 >flecha 8.^75 

(extremo hacia San Pedro 3.o3 

Íhacia Concepción 5.0^ 

medio tramo 17.5 >flecha 12. "^5 

hacia San Pedro 5.0) 

La flecha observada cerca de los apoyos proviene por parte de la 
flexión de las vigas maestras, y por otra parte de la flexión de las 
vigas transversales de apoyo, y de la compresión de los pilotes. 

Se dejó el tren sobre el puente durante dos horas, y no hubo fle- 
cha permanente. 

Para las pruebas estáticas de los otros tramos, se completó la 
carga de los cincos carros de atrás, hasta un peso de i8.*6o por cada 
carro. El resultado de las pruebas de estos tramos fué lo siguiente: 

rhacia Concepción 4"^^ 

Tramo 20.°< medio tramo i8^>flecha i.i^ 

( hacia San Pedro 3^ ) 



Digitized by 



Googlí 



232 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Íhacia Concepción 4^ 

medio tramo 17 >flecha 1 2^ 

hacia San Pedro 5 ) 

Íhacia Concepción 4^ ^ 

medio tramo 16 >flecha 1 1| 

hacia San Pedro 4 ) 

rhacia Concepción 4 \ 

Tramo 50.°< medio tramo 15^^ Vflecha 1 1£ 

(.hacia San Pedro 30 

En estos últimos ensayos se dejó el tren solamente algunos mi- 
nutos sobre el tramo correspondiente. 

Para la prueba dinámica correspondiente á un tren de carga, se 
empleó el mismo tren como para los líltimos ensayos estáticos, qui- 
tando los tres últimos carros, con el objeto de poder andar con bas- 
tante velocidad. En este momento se trabajaba en el túnel que está 
á poca distancia del puente, en la ribera derecha; el tren completo, 
partiendo de San Pedro no habría podido pararse antes de llegar al 
túnel, y partiendo de este, no habría podido conseguir la velocidad 
exigida en el tramo en que se hacía la prueba. Sin embargo el tren 
de prueba, con siete carros era bastante largo para cubrir más que 
el largo de un tramo al mismo tiempo. 

La prueba dió este resultado, con una velocidad de 30^-86 por 
hora: 



/ hacia Concepción 4™^ 

32.0 tramo< medio tramo 17 >flecha 13J 



o 



1-^ iii^vaiw Licuiiv^ ly >i 

(hacia San Pedro 3-5 ) 



La prueba correspondiente á un tren de pasajeros se hizo con la 
locomotora «Concepción» de 42 toneladas, y 8 cárros de 9 tonela- 
das cada uno, 

Los coches de pasajeros de 1a línea del Sur tienen en promedio 
un largo de 13.^00 un peso muerto de 13 toneladas y 80 asientos, 
lo que corresponde á 80 x 75 = óooo^ de manera que el peso de un 
coche pormetro corrido es, valor medio: 11^^=: 1*46 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL BÍO-BÍO 



233 



Los carros que sirvieron á la prueba tienen 5."^4i de largo, lo 
que corresponde, con unacarga total de 9 toneladas, á ^^=i.*67 por 
metro corrído, ó sea un poco más que los coches para pasajeros. 

Kl tren anduvo con una velocidad de 49 kilómetros por hora, y 
produjo las deformaciones siguientes: 

5hacia Concepción 3."^2 5 \ 
V, ^*. V medio tramo i^.oVflecha 11"^ 

(hacia San Pedro 2.75) 

Los depurados juntos con el presente informe indican las flechas 
teóricas que habrían tenido que producirse en las pruebas menciona- 
das más arriba. 

Para construír estos depurados he tomado como módulos de elas- 
ticidad, £ = 2000 kilogramos por mih'metro cuadrado de sección á 
la extensión, y £' = 16000 á la compresión. 

Las secciones reales de las cabezas, descontando los agujeros 
para los remaches, son indicadas en el croquis siguiente : 




164.62^ 



De manera que los momentos de inercla / correspondientes á 
cada sección, multiplicados por el valor de £ 6 £' serán: 



Í14U 
Secciones de la cabeza superior< 172. 



cm3 



27; 
16 
203. 05 
r 94.22 

Secciones de la cabeza ínferior ^ ^' 



148.85 
, 164.62 



^'/=28151""" 

34307 

40463 

E/= 23469 

31164 

37077 
41006 



Digitized by 



Googlí 



¿34 REVISTA Dfe LA DÍRECCIÓn DE OBRAS PÚBLICAS ,, 

Para no compHcar demasiado el dibujo se han dividido las vigas 
en 9 partes correspondientes á las articulaciones de abajo, y se ha 
supuesto que el momento de inercia era constante en cada parte. Así 
se construyó la tabla siguiente para ambas vigas 

i.^ y 9.a parte: E I-2 x(28i5i + 23469)= 103240*™'- 
2.^y%^ » 2 x(28i5i +23469)= 103240 

3-*''y 1-'' » 2 X (34307 + 31 164) =130942 

^^y6^ » 2 X (40463 + 3707 7) =155080 

5.''^ » 2 X (40463 + 41006)= 162938 

La hoja primera de depurados indica con línea de rayas cortadas 
gruesas el polígono de los momentos de flexión correspondientes á 
la carga estática de prueba de los tramos 7.° y 8.^; con línea contí- 
nua gruesa se indica la curva de las deformaciones de las vigas. 

Estacurva, como se sabe, corresponde al pohgonodelos momen- 
tos de flexión producidos sobre una pieza del mismo largo como el 
tramo, por una carga ficticia representada por la área Hmitada por 
la curva de los momentos de flexíón. En el depurado las distancias 
polares EI son de la misnia clase que las cargas ficticias, es decir 
de la forma de P d'^ siendo P un peso y d una distancia. 

Si se toma una misma escala para las cargas y las distancias pola- 
res, las flechas estarán en la misma escala que las distancias ó sea ^q 
pero no se podría medir tales cHmensiones en el dibujo; por esta ra- 
zón se ha tomado para las distancias polares EI una escala 400 veces 
más chica que para las cargas, de manera que las flechas salgan en 
el dibujo n}S = 4 veces más grandes que en reaHdad. 

Las flechas medidas en la prueba del 7.^ y del 8.° tramo fueron res- 
pectivamente 8."^75 y 12. »^^5; las flechas correspondientes á los mis- 
mos puntos en el depurado son 10. "^6 y 15.^^2. Esta diferencia puede 
expHcarse por el hecho que en el depurado no se ha tomado en cuen- 
ta que las secciones de las cabezas no cambian realmente en las ar- 
ticulaciones, sino más cerca del apoyo vecino; tampoco se ha tomado 
en cuenta el aumento de rigidez producida en la cabeza superior por 
el riel y la solera de madera; y en fin hay que notar que en uno de 
los apoyos la viga no está puesta libremente, sino fijada por pernos 



Digitized by 



Googlí 



^ PUENTE SOBRE EL BfOBÍO 235 

al apoyo, lo que asimila por parte el tramo á una viga empotrada por 
un extremo. 

En la segunda hoja de depurados se ha construído el lugar de los 
momentos de flexión producidos por el tren de carga, y después se 
ha indicado las posiciones del tren correspondientes á los ensayos 
que se hicieron en los tramos 20.^, 32.0 46.0 y 50.^. Se ha buscado 
también la posición del tren que produce el momento máximo en un 
tramo. Resulta del depurado que estos momentos no difieren mucho 
entre sí, como tampoco del momento máximo producido por el tren 
de prueba en el tramo 8.0 y por esta razón no se ha hecho el depu- 
rado de las deformaciones. 

La tercera hoja corresponde á la prueba con tren de pasajeros, en 
la posición más desfavorable del tren. La diferencia teórica entre las 
deformaciones producidas en el medio tramo, y en los puntos distan- 
tes de 0.^^50 dc los apoyos es 13. "^4; la flecha real fué 1 1."^ 

Cuando fuí á inspeccionar el puente, había operarios que estaban 
poniendo las veredas, las barandas y los balcones de refugio; cam- 
biaban también los durmientes defectuosos. Todavía no se habían 
puesto los guarda-rieles. 

Por medio de la sección de Concepción á San Pedro, las ciudades 
de Coronel y Lota podrán comunicarse con la ciudad de Concepción 
y con el ferrocarril del Estado, mientras que ahora se necesita largo 
tiempo (á veces una hora) para pasar el río en bote. Por esta razón 
y tomando en cuenta que no habrá peligro en explotar la línea cuan- 
do los trabajos de revestimiento del túnel en las partes más débiles 
estén concluídos, y los guarda-rieles puestos, me parece, señor Di- 
rector general, que se puede autorizar á la Compañía de Arauco en- 
tregue al tráfico la sección de Concepción á San Pedro, bajo las con- 
diciones siguientes: 

Antes de entregar la línea á la circulación de los trenes, la Com- 
pañía deberá: 

i.^ Concluír las veredas y las barandas del puente y poner guarda- 
rieles. 

2.° Concluír los trabajos de revestimiento que se han principiado 
en los estribos del túnel. 

3.^ Dentro de un plazo de seis semanas, revestir con albañilería 



Digitized by 



Googlí 



236 REVIStA ÜÉ LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS p 

de piedra de o."^6o de espesor mínimo las demás partes del túnel, 
trabajando de noche para que no se interrumpa la circulación de los 
trenes y que se eviten desgracias. 
Soy de Ud. su at^ y S. S. S. 

DUTILLIEUX. 

Santiago, 18 de Enero de 1890. 



Digitized by 



Googlí 



PilEM SOBRE El emO DE HinMCO 

EN EL DEPARTAMENTO DE CAUPOLICÁN 



Largo =8 metros. 

Ancho =5 11 

Datos ^ Altura máxima =3 » 

Precio por metro Hneal = $ 293.36 

^ Precio total =11 2338.89 

CAPÍTULO PRIMERO 

Esplicaciones 

El puente proyectado sobre el estero de «Huinico» en el depar- 
tamento de Caupolicán, sirve para poner en comunicación el pueblo 
de Malloa y demás puntos del lado sur con San Vicente, la estación 
de Pelequén y demás localidades del lado norte. Es de un solo tra- 
mo de 8 metros con un ancho de 5 metros. Los dos estribos están 
formados de albañilería de piedra desbastada con relleno de piedra 
bolón, asentado todo en mezcla, siendo el resto de la construcción 
de madera. 

CAPÍTULO II 
Especifícaciones 

ALBAÑILERÍA 

Los dos estribos miden un volumen de 1 26 metros ciíbicos de al- 
bañilería de píedra. 



Digitized by 



Googlí 



238 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 



FERRETERÍA 



2 escuadras de uioj^lqjí x 5 

26 pernos de 8" x ^" 

20 pernos chascones de 5^" x ^" 

20 íd. id. de 1 7" X i'* 

8 id. id. de 24" xi" 

32 id. para unir las planchas de 12" x ^" 

16 id. para unir las id. de , 1 7" x ^" 

2 quintales clavos de o."^20 y o."^io 

16 planchas de 30*^ x 7*" x i*' 



MADERAS 



Todas deben ser de roble pellín de las dimensiones siguientes: 

4 vigas longitudinales de 30*^ x 30*^ x 8."^88 

8 sopandas de 30 x 30 x 2 

8 tornapuntas de 20^x 2d^x i."^75 

3 vigas traviesas intermedias de 20 x 20 x 6."^20 

4 id. id. id. de i5xi5X5."^75 

2 id. id extremas de 20 x 20 x ^.'"^o 

2 guarda-ruedas de 25 x 25 x ^.'"^S 

8 soportes verticales de 30 x 30 x i."^50 

18 piés derechos para baranda de 15XT5X i.'"50 

2 pasamanos de 16 x 16 x 8."^40 

4 id. de 16 X 16 X i.'^^o 

4 id. de 16 X 16 X ^.'"^o 

32 metros para faja baranda de 14 x 14 

6 brazos de 8 x 1 2 x i."^ 

22 tablones de 10 x 25 x 9.'« 

40 id. de 5X25X4.*"io 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL ESTERO HUINICO 239 

CAPÍTULO III 
Presupuesto 

A. — DESMONTES, TERRAPLENES V ALBAÑILFRÍA 

Por escarbar 300 metros cübicos para la al- 

bañilería, incluyendo la destrucción 

de los muros actuales, á 30 cts. el 

metro cúbico : $ 9000 

Por 1 26 metros cübicos de albañilería de pie- 

dra y cal, á $ 8 el metro cúbico en 

atención á que existe al lado de la 

obra una parte del material de pie- 

dra 1,008 00$ 1,098 00 

B. — FERRETERRÍA 

Por 250 kilogramos fierro elaborado á 2 1 cts. 

el kilogramo 52 50 

Por 92 kilogramos clavos de o."^20 y o.^^io 

de largo á $ 10 el quintal 20 00 72 50 

C. — MADERAS 

Por 1 9. 206 metros cübicos de madera á $ 1 8 

el metro cúbico 345 7 1 

Por el 10 % para amdamios 34 57 3^0 28 

D. — ALQUITRÁN 

Por 10 galones de alquitrán á 50 cts. galón. 5 00 5 00 



Digitized by 



Googlí 



240 REVlStA M LA DIRECCIÓN DE OBRAS PIÍBLICAS 

E. — OBRA DE MANO 

Por preparar la madera y armar 8 metros de 

puente á $ 30 el metro corrido. . . 240 00 

Por poner dos manos alquitrán 3 00 243 00 

F. — TRASPORTES 

Por trasportar 470 kilogramos de madera y 
fierro desde Pelequén al lado de la 
obra, á 25 cts. el quintal 117 50 

Por trasporte de operarios 10 00 127 50 

G. — VARIOS 

Por sueldo de dos meses de un conductor á 

razón de $ 100 mes 200 00 200 00 

H. — IMPREVISTOS 

Por el 10 % para imprevistos, herramientas, 

etc 212 61 212 61 

Costo total $ 2,338 89 

El valor total asciende i, cios mil trescientos treinta y ocho pesos 
ochenta y nneve centavos ($ 2,338.89). 

Santiago, 27 de Setiembre de 1889. 

Valeriano Guzmán. 



Digitized by 



Googlí 



niNTE mts, EL iiio w¡m m umm 

(FRENTE A LA CALLE DE SARJENTO ALDEA) 



El puente en proyecto sobre el río Huasco, se encuentra en la 
prolongación de la calle Sarjento Aldea, salida de la ciudad de Va- 
llenar hacia el puerto de Huasco. 

Las fundaciones de este puente, las hemos proyectado de pilotes 
de doble riel, por cuanto existe en la localidad la mayor parte de este 
material; por la economía y por la naturaleza de fondo que permi- 
te clavar los pilotes hasta 5 metros de profundad, hondura al abrigo 
de toda socavación. 

Tomando en consideracián la naturaleza y forma del cauce y la 
mayor altura que alcanzaron las aguas en la ültima crece, hemos da- 
do al puente la longitud de 40 metros, con 4 tramos de 10 metros 
cada uno, y una altura de i metro sobre el nivel de las aguas en la 
crece aludida, El ancho dado á la vía es de 3."^50, consultando ade- 
más dos andenes de 1.^25 cada uno, en atención áque es un puente 
situado en población, 

Las 4 vigas que sostienen el tablero, son armadas de tirantes y 
pendolones, la parte de madera es de pino. Cada tirante lo consti- 
tuyen tres cables de acero de i" de diámetro cada uno y los pendo- 
lones de fierro batido. 

La tensión de los cables se produce en los pendolones, por medio 
de tuercas colocadas en la parte superior de estos, imprimiéndoles 
un movimiento vertical que da por resultado la tensión que se quie- 
ra dar al cable. 

Los cables están calculados para que trabajen con una carga máxi- 
ma á razón de 10 kilogramos por milímetro cuadrado. La viga de 



Digitized by 



Googlí 



242 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

madera trabaja á la compresión, á razón de 25,66 kilogramos por 
centímetro cuadrado, próximamente. 

Todas las maderas de este puente, excepto las de las vigas arma- 
das, que son de pino, son de roble pellín. 

El tablero está formado por viguetas transversalesdeo."^20 x o™i 5, 
colocados á distancia de i metro decentro á centro y unidasálas vi- 
gas armadas por clavicotes de f ". Sobre estas vigas va un primer en- 
tablado longitudinal de 3" de grueso y un segundo transversal de 2*'. 
El entablado de los andenes, que alcanza sobre los guarda-ruedas y 
una pieza longitudinal exterior, es de 2" de grueso. 

La baranda del puente es toda de fierro redondo. Los montantes 
de ij" de diámetro, atraviesan las viguetas transversales ó piezas de 
puente y llevan su rosca y tuerca que los aseguran á estos. El pa- 
samano es de i" de diámetro. Hay además una varilla á media al- 
tura, de ^" de diámetro. Cada tres montantes, va colocada una pie- 
za de fierro cuadrado de i" de sección, tomada de estos por medio 
de un remache y el otro extremo asegurado á la vigueta por un cla- 
vo ó tornillo. 

Los materiales que se van á emplear en esta construcción son los 
siguieiites: 

Especiñcaciones 

MADERAS PAUA EL PUENTE 

2 Cabezales de roble pellín de 8."^50 x o.'^^o x o. 30 

3 Id. id. id. id 7."^oo X o."^30 X o. 30 

6 Amarras horizontales de cepas de ro- 

ble pellín 7."^oo x o."^25 x o. 125 

4 Id. id. id. id 8."^ooxo."^2 5 XO.125 

40 Viguetas transversales 7-^75 x o."^20 x o. 15 

80 Id. exteriores de andenes 0.24 x o. 10 

80 Id. para guarda-ruedas 0.20 x o. 10 

Entablado inferior !de 40.°^ x ¡."^S x 0.075 

Id. superior, incluyendo andenes 40.°* x 6."^o x o. 05 

16 Vigas longitudinales de pino de 10. "^40 x 0.^30 x o. 10 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL RÍO HUASCO EN VALLENAR 243 



PARA LOS ESTRIBOS: 

104 m.3 de tablones de roble de, o.'^o;^ grueso. 

4 Viguetas de doble de 5."* 50 x o."^20 x o. 10 

2 Piezas (para topes) de 7.°* x o.™i 5 x o."^i 5 

FIERROS 

22 Pilotes de doble riel de 7.^30 de largo 7.°*30 largo. 

20 Rieles punteados 7.™30 id. 

22 Casquetes de fundición 

20 Pernos para amarras horizontales de.. 12" x i'* 
36 Id. id. crucetas sencillas en pilotes. 8"xi" 

12 Id. id. id. entre sí 12" x f* 

88 Id. id. id. sombreros á cabezales de 13" x|" 
20 Id. id. id. vigas longuerinas á cabe- 

zales.... 24" X f" 

40 Id. id. id. guarda ruedasde 11" x |*' 

40 Id. id. id. pieza exterior para pisos 

peatones 20" x ^" 

160 Id. id. id. planchas tirantes vigas 

longuerinas 0.^31 x i" 

32 Pendolones (con su tuerca) de i^^" x 0.^*70 

32 Cojinetes de fundición, segün figura... 
500 Metros cables redondos acero de i" 

diámetro (tirantes) i" diámetro. 

62 Id. fierro redondo lleno para mon- 

tantes de la baranda con su 

tuerca i^" 

80™ Fierro redondo de i" 

80™ Id. id. para baranda ^" 

84 Barillas fierro para clavicotes de |" 

30 Fierro redondo para asegurar pies de 

gallo á los montantes de f " 

Planchas de fierro de 0.^15 x 0.^014, con 



Digitized by 



Googlí 



344 REVISTA DE LA DIRECCIÓN D£ OBRAS PÚBUCAS 

un peso total de 262 kgs. pa- 

ra tomar tirantes .,. o.'"i5 x o.°*oi4 

32 guarda cabos 

4 Quintales clavos . . . - 6" 

3 Id, id |.... 5" 

2 Piezas para topes de 7."^ x 0.^15 x o."^i5 

Presupuesto 

A. MADERAS 

Por 55"^^ de madera roble pellín á | 20 el 

metro cübico $ 1 100 00 1460 00 

Por 4500 pies pino oregón á 8 cts. el p¡e 360 

B. — FERRETERÍA 

Por 20 rieles punteados para las alas á $ 1 5 

cada uno 3Q0 00 

Por 22 casquetes á $ 7 cada uno • • . 154 00 

Por 703 kgs. fierro elaborado para pernos 

y pendolones, á 22 cts. el kilg, , . • 154 66 

Por 416 golillas de 2" x 2" x ^ 11 00 

Por 32 II de fundicíóncon 85 kilg. de 

peso á 25 cts. el kilg 2 1 25 

Por 1281 kgs. fierros redondos, cuadrados, 

á 9 cts. el kilg 1 15 29 

Por 32 cabilleros á $ i cada uno 32 00 

Por 7 kls. clavos de 6" y de 5" á $ 10 kl. . . 70 00 

Por 82 T huecas para la baranda, á 60 cts. 

cada una 49 20 

Por ^ kl. alambre para embarrilar puntas de 

cable 4 00 

Por 500 metros cables de acero de i" á $ i 

el metro 500 00 141 1 40 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE SOBRE EL RIO HUASCO EN VÁLLENAR 245 

C. PINTURA 

Por 50 galones alquitrán para darle dos 
manos á la madera, á 30 cts. el 
galón 15 00 

Por pintura de aceite para los fierros 5 00 20 00 

D. — OBRA DE MANO 

Por clavar 22 pilotes á $ 10 cada uno 220 00 

Por clavar 20 rieles punteados á $ 5 cada 

uno 100 00 

Por preparar maderas y armar el puente, 40 

metros, incluyendo amarras de ce- 

pas, y formación de estribos á $ 45 

el metro 1 800 00 

Por 2500 "^s^ de terraplenes de caminos de 

acceso á cts. 40 el metro cübico. . • 1000 00 3 1 20 00 

E. — TRAí^PORTES 

Por trasportes de materíales al lugar de su 

empleo (menos trasporte vapor).. 1200 00 
Por flete de herramientas, obreros, etc. . . . 100 1300 00 

F.— ADMINISTRACIÓN 

Por un conductor auxiliar durante 90 días . 300 00 300 00 

G. — IMPREVISTOS 

Por imprevistos 700 00 700 

Costo total $ 83 1 1 40 

Segün se ve el presupuesto de la obra asciende á ocho mil tres- 
cientos once pesos, cuarenta centavos ($ 8311.40). 
Santiago, 14 de junio de 1889. 

Valeriano Guzmán. 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE DE LAS VISCACHAS 

SOBRÉ ÉL RIO ACONCAGUA 

- EN EL CAMINO DE LOS ANDES Á MENDOZA 



f Longitud 2a°k)0 

Ancho; ;;.;.;.., ; . . 5.^^ 

Datos. ..^ Altura lo.'^oo 

Precio por metro lineaL .. $ 167.50 
Valor total » 3350.00 

IntroducciÓ7t. — El puente que se proyecta sobre el río Aconcagfua 
está situgido como á tres leguas al oriente de la ciudad de los Andes 
y 70 metros más ó menos del puente viejo. 

Se ha elegido esta nueva ubicación por las ventajas que pre- 
sentan los caminos de acceso, quedando así justificado el mayor 
largo que tendrá el puente proyectado sobre el actual (8 metros). 
Los accesos actuales son peligrosos, y para dejarlos en buenas con- 
diciones, sería necesario gastar gruesas sumas. 

Las dos barrancas son de roca dura, por lo que sólo se proyectan 
dos pequeños estribos de albañilería de cal y piedra, indispensaWe 
uno para sostener un terraplén, y el otro que lo compondrían dos 
hiladas de piedras, sirve para igualar el terreno en que debe colo- 
carse una solera de madera de roble. 

Descripción generaL — El puente tiene cinco metros de ancho y 
20 metros de largo. Lo constituyen tres vigas armadas de tirantes 
y pendolones: la viga propiamente es de madera de pino, los pendo- 
lones de roble y los tirantes de fierro en plañchas. Sobre las vigas 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE DE LAS VISCACHAS SOBRE EL RÍO ACONCAGUA 247 

se colocan de metro en metro píezas transversales, y encima un pri- 
mer entablado longitudinal y un segundo transversal entre dos guar- 
da ruedas. Una baranda compuesta de pies derechos, un pasamano 
y dos fajas horizontales, todo de madera de roble, viene en definitiva 
á constituír todo el puente. 

Cálculos. — Como hemos dicho, el puente está formado de tres vi- 
gas armadas. Suponemos para el cálculo una carga de 400 kilogra- 
mos por metro cuadrado. lo que da para la viga central 1,350 kilo- 
gramos por metro corrido y 1,000 kilogramos para cada viga exte- 
rior comprendido el peso muerto. 

Consideremos las vigas propiamente tales, como de 4 tramos con- 
tinuos poniéndonos en el caso más desfavorable que es i.^ y 2P tra- 
mo cargado, nos resulta como momento máximo para la viga del 
medio 3,974 y 2,812 para la exterior. Para una carga rodante de 
1 1 toneladas los momentos máximos de flexión serán 8,600 para la 
i.a y 5,220 para la 2.\ Estos ültimos valores son los que hemos to- 
mado. S¡ damos á las' vigas exteriores 40 x 30 y 30 x 50 á la inte- 
r¡or,trabajará la madefa á razón de 65 kilogramos, próximamente, 
por centímetro cuadrado. 

Las viguetas están apoyadas en las tres*vig^s armadas que distan 
de ?.™oo de centro á centro. Para cálculo de aquellas se ha supuesto 
una carga de 5^ toneladas colocadas en el medio de dos vigas, y co- 

mo s¡ la vigueta estuviera simplemente apoyada en dos puntos que 
distan i.™6o. En estas condiciones el trabajo máximo sería dé 60 
kilogramos por centímétro cuadrado, pues la pieza es de 20 x 15. 

Los tirantes están calculados para que trabajen á lo más 6 kilogra- 
mos por milímetro cuadrado, como se comprueba en el dépurado 
respectivo. 

Especificaciones 

MADERAS 

39 Tablones de pino de 10 x 30 x 7."^oo 

1 3 Viguetas transversales 20 x 1 5 x 7.^00 

8 Id. id 20xi5X5.'"8o 

40 Pies derechos para baranda 10 x 1 5 x . i"^50 



Digitized by 



Googlí 



248 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

4 Piésderechos 20X20X2."Hx) 

8 Píezas para pasamano 20 x 1 5 x 5."^6o 

54 Pies de gallo para baranda 5X15X i."^70 

10 Piezas para guarda rueda 20 x 20 x 5.^20 

2 Cabezales 30 x 30 x 6."^oo 

60 Tablones para entablado inferior 30 x 10 x 6."Hdo 

56 Id. id. superior 30 x 5 x 5."kX) 

3 Piezas para pendolones 20 x 20 x 7."Hx) 

17 Id. id. fajas de baranda 10 x 5 x 5.^20 

FIERROS 

63 Pernos para unir viguetas de i" x 24' 

12 Pernos para id. con cabezales de. .. i" x 28' 

44 Id. id. armar vigas i" x 16' 

10 Id. id. unir tirantes y vigas i" x 13' 

30 Id. id. guarda ruedas f' * x 1 2' 

4 Pares de tirantes o. 1 2 x 0.02 x 5.'"50 

Id 0.06x0.015 X 5.^45 

id. ..• o.iox 0.015 X 5.^40 

id 1.125 X 0.025 X 5.^60 

id o. 105 X 0.002 X 5."^40 

id 0.075 X 0.015 x^.'"^^ 

9 Articulaciones de fundición, segün mo- 

delo 

6 Piezas fundición para cabezas de vigas. 
2^ Quintal de clavos, i .^ quintal de 7" y 

I de 4.) 

Presupuesto 

MADERAS 

Por 27.647"^^ de madera de roble para el 

puente, á $ 18 $ 497 64 

Por 2.500"^^ para andamios etc. á 18 pesos. . 45 00 

Por 3,626 pies de madera de pino á 9 cts. . . 326 34 868 98 



4 


Id. 


4 


.Id. 


2 


Id. 


2 


•Id. 


2 


Id. 



Digitized by 



Googlí 



PUENTE DE LAS VISCACHAS SOBRE EL RÍO ACONCAGUA 249 

FIERROS 

Por 3,300 klgs. de fierro elaborado á 22 cts. 726 00 

Por 2^ quintal clavos 25 00 726 00 

ALBAÑILERÍA 

Pori8.50^3dealbañileríadecalyp¡edraá$ 15 277 50 

ALQUITRÁN 

Por 60 galones de alquitrán de piedraá^o cts. 18 00 

TRASPORTE 

Portrasporte de 863 quintales españoles, des- 

de los Andes al puente á 20 cts. 172 60 

Id. de obreros 25 00 

MANO DE OBRA 

Por preparar maderas, armar y pintar 20 me 

tros de puenteá $ 40 metro... 800 00 

VARIOS 

Por una casucha para obreros 130 00 

TERRAPLENES 

1 5."^ de terraplén á 30 cts 4 50 

Imprevístos 302 42 

Suma total $ 3350 00 

Asciende el presupuesto que precede á tres mil trescientos cien- 
cuenta pesos. 

Santiago, Noviembrede 1889. 

JuAN Agustín Cabrera G. 

V.^ B.^ Valeriano Guzmán. 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by 



Googlí 



PRECIOS CORRIENTES 



SAN JAVIER 

PBOVINOIA Dfi LINÁRBS 



Cal y ladrillo; cada metro cúbico, en muros Hsos; pilastro- 

nes y salientes de cornizas ($ ii, $ 12, $ 18), promedio. $ 13.66 
Tabíques (pies derechos y diagonales de roWe de m. o. 10 x 
m. 0.15, soJera inferior de roble de m. 0.10x0.2, solera 
superioc de.pinoOregóndem.0.10 x i5;rellenoconadobi- 
Ilo; los ptesderechos á m. o.6idecaraá cara); cada metro 

cuadrado $ 3.CX:) 

Pavimento de concreto de cimento de Portland de m. o. 10 
espesor afinado con un cimento puro; cada metro cua- 

drado < $ 4. 50 

Asfalto de m. 0.03 de espesor; cada metro cuadrado $ 3.50 

Empredrado; cada metrp cuadrado, sin contar el terraplén. $ 2.00 

Gradas de piedra; cada metro lineal $ 6.25 

Fierro forjado para la albañilería; cada kilogramo $ 0.25 

Fierro forjado, amarras, escuadras y pernos, para la carpin- 

tería; cada kilogramo $ 0.50 

Estuco de m. 0.015 ^^ espesor afinado con cimento de 

Portland; cada metro cuadrado $ 6.00 

Enlucido de mezcla; cada metro cuadrado • $ 1.50 

Pintura al óleo lisa (blanco de zinc, tres manos, una de 
aparejo, y empleo de mástico ó masilla); cada metro 
cuadrado $ 0.80 



Digitized by 



Googlí 



252 KEVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

SERENA 

Excavaciones para címientos; cada metro cúbico $ 0.40 

Fundaciones de cal y piedra; cada metro cübico $ 8.50 

Cal y ladrillo, muro liso; cada metro cúbico $ 13.50 

Enmaderaciones de pino del Oregón, incluídas las amarras 

de hierro; cada metro cúbico $ 82.50 

Pintura al óleo lisa (blanco de zinc, tres manos, una de 
aparejo, y empleo de mástico ó masilla); cada metro 
cuadrado.. • $ i.CK) 

RANCAGUA 

Fundaciones de cal y piedra; cada metro cübico $ 8.00 

Cal y ladrillo (muros con pilastras y cornizas corridas); ca- 

da metro cúbico % 1 3.00 

Gradas de piedras; cada metro Hneal $ 4.00 

Basas de piedra lisas, de m. 0.25x0.25 para pilares de 

m. 0.2 X 0.2; cada una % 3.00 

Pavimento de empedrado (piedra «almendra»); cada metro 

cuadrado, sin comprender la preparación del suelo $ 0.25 

Entablados de cielos rasos (álamo de m. 0.017); cada metro 

cuadrado % 1.40 

Pintura al óleo de muros (emboquillado y limpiadura de 

los muros; una mano de aceite y tres de pintura rojiza, 

con las junturas blancas, colores de primera clase); cada 

metro cuadrado $ i.oo 

Asfalto de m. 0.03; cada metro cuadrado % 1.50 

Santiago, Febrero 12 de 1890. 

Carlos Donoso Grille. 



Digitized by 



Googlí 



■JDÍjyíKíiliO 




Digitized by ^ 



Digitized by 



Googlí 



n 



/?i 




::m-U:U:^^mK 



i 




1 

•V. 


v 
















• 












. 


/»ur* 




-p^ 




.... 




















Htf ♦#w. »»* , 5 



I 

- r ■ 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 



r^í^ 




Digitized by ^ 



Digitized by 



Googlí 




Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 




-^. 



i; 



i! 






i' ' 



S.fo 



Fit.i. 






^ ¿: i k\ . 



<" 



íf,nc 




2t -Sti^i?! 

,■4 T 



■H 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



/1 1^ 
i- 1 



Tiv», 




I 



1 1 ^ ' 1 1 



E\g.H* 



mrrrr 



l^ 






:Í»ÍIIIU11J1110!(]""TI|T¡: 

'».,00 _ ^',^ ..os. ^ 



i<.7o 



]Tn;í]imHiiiiiiiiii!¡i!i!:n 



J„7«. 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



r 






05.. 



Pit^C 






X| 



-4-( ^M 



t^ 



tl^T. 



^^^^v/z^/ 



'//./. 



r 



— X - -^-> 



'^'':f7ZVA 



<^y/¿ZyI////¿ A 



-A 



'^ o^ 



^^^- 



.« (t 



J^ 



ílj. 



t-í- 



y/m'/.y^^^^.M 



JLJl: 



•l.t« 



5,1«» 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



:'i 




Digitized by 



Googlí 



^' ^ Digitizedby VjOOQIÍ 



w 




Digitized by 



Google 



^ Digitized by VjOOQIÍ 



31 



I' k 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Googlí 



n ^ 




Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



'II 



1 



Digitized by 



Goook 






L Digitized by VjOOQIÍ 



^.A^' 



-^^^f.y 



•7 



%' 



ti 



44^5 



470'| 



pal: 1 por 50000, 



ontal: 1 poT LOOOOOO. 



1- 



3 

I 



^-- 



510-9 



Digitized by 



Googli 



Digitized by 



Googlí 



-) c 




CORTE N?i. 

d. Dique. 

t. Terrenoda tcarraó. 



'? 



arsífero de3compue<to . 
renat. 



B >I?t* 



m acArreo. 



;arstfiro ¿«^^compuesto* 
crenM. 



\ 



CQRTS N?S. 

al 1 «reilU. 
^atode eal. 

id. id. i de sosa.. 

id. id. i areiXU» 
iredM. 



Digitized by 



Googlí 



i 



Digitized by VjOOQIC 

i 



7 r 











CORTE N? 1. 

d. Dique. 

t. Terrenoda ac&rrto, 

y. Y««o. 

s. SalHre. 

p . Pórfido cuArsífero deacompueisto . 

7 g. GredÍAft i arenas. 



M 



COKTE >I? t. 

d* Btque. 

t. Terreno de aearreo. 

y. Yeso. 

:?;;)^^ 5. Silitre. 

;k. p. Pórfido cuarstfiro ^fiítcompuesto. 

f %. Gred&8 i arenat. 













CORTE N?S* 

a. Sal i areilla. 

b. Boratode eal. 

e. id. id. i de sesa. 

d. id. id. i areüla. 

e. Gredaa. 



Digitized by 



Googlí 



/ 



Digitized by 



Googlí 



J 



\J,.. 



I 



Digitized by 



Googlí 



Lamína 1. 




\ 






} 

( 



Jl. Digitized by VjOOQIÍ 



Laminá 2^. 



?<' 



) ... ^ C 




H-- 



/ 



-7 



/ 



; 




j 



/ 



/ 



y /1 



/ 



/ 



8 00 
00 

00 



// / / <"'' 

// / / ^ J 



H 



9.36S 



K31 



- _. I -r^£l.,,..., r— "H"i.''««8o%« •ií<!.3l 



^.35S 




Digitized by 



Googlí 



" »^v*iy.% w^ • • ^ V 



Digitized by 



Google 



^ii) 



Lamína 3 



4?» 



X%t. 




X.(1 




entos de flexion i (UrormacioR cori 



Digitized by 



Googlí 



I 



^ Digitized by VjOOQlg 



; I 



6/ 



.? 




Digitized by 



G( 



Digitized by VjOOQIC _ 



VI 




Digitized by 




K' Digitized by VjOOS 




Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 

■jk..¿K..jadáiái jl^..- .. .-. — — ■-.-.., — , — ■ 



1/- 



P- ••i } \ \' 



l*--"r 












«'' 



s 




Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 




Ví 



HÍ 



\ 



Digitized by vjOOÍ^ - 



Google 



Digitized by vjOOQ 



Laminá 4&. 




Oa OTOO&.ÍOOOK 



^jÍ&>Í4iietr«. > 




/ 



/ 



..^Á 



tMtbMf 0.91 * 1 tiiuCleJtipn. 



l«n|itizd«i 0.01 . Imstro. 
t«wi9i»i 0. 1 « 1 tflneloiU. 



v¿ 




Digitized by 



Gjjglí 



Digitized by 



Googl( 



Á 



MEMORIA 

que el Director Jeneral de Obras Públicas presenta 
al sefíor Ministro de Industriay Obras Públicas. 



La Direccíón de Obras Pdblicas, encargada por la le¡ de la 
preparación de los elementos técnicos que deben servir para la eje- 
cución de las construcciones nacionales y de la vigilancia inmedíata 
de esta ejecucion, ha tenido que completar el personal deficiente que 
le asignó la ley orgánic^ de su creación, procediendo en la forma 
que establece el art.^ 4.^ de la misma. Gracias á ese expediente se 
ha podido contratar como empleados supernumerarios todos los in- 
genieros, arquitectos, dibujantes, inspectores, contadores, etc, ne- 
cesarios para aténder debidamente las numerosas obras públicas en 
via de ejecución y de estudio, y ha sido posible imprimir una mar- 
cha regular y metódica á las operaciones de la Dirección. 

En los primeros tiempos, debiendo atender á la vez al estudio de 
considerable número de proyectos, á la vigilancia de muchas obras 
en ejecución y á la propia organización de la oficina, no era posible 
perfeccionar suficientemente aquellos proyectos, ni expedirse con la 
rapidez y seguridad que hubiera sido de desear, por la escasez de 
personal. Pero en la actualidad se ha subsanado ya muchos incon- 
venientes y dificultades; los proyectos salen mas completos de ma- 
nos de las secciones, las tramitaciones se simplifican, los medios de 
información se perfeccionan y la Dirección va haciéndose cada día 
más capaz de cumplir en toda su amplitud la importantísima misión 
que le ha confiado la ley. 



Digitized by 



Googlí 



254 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Se propenderia con eficacia á remediar las diferencias é írregu- 
larídades que aun se hacen sentir, dictando el reglamento á que de- 
be ajustar sus procedimientos la oficina y reformando la ley orgáni- 
ca de la Dirección en el sentido que exige la esperiencia. 

Reforma de la ley que org^nizó la Direeción 

i) Gran parte del personal de la Dirección destinado á prestar 
servicios permanentes y que debe ser, por consiguiente, estable, tiene 
actualmente el caracter de empleados contratados como supernüme- 
rarios. En este caso se encuentran los sub-gefes desección, los ins- 
pectores generales, los empleados de la Contaduría y muchos dibu- 
jantes, escribientes y porteros. 

Estos empleados deben figurar en la planta legal permanente de 
la oficina. 

2) EI extenso ramo de puentes y caminos debe constituir una 
sección separada en lugar de dos sub-secciones de la Hidráulica, 

3) Á la Contaduría debe dársele toda la importancia que le co- 
rresponde para conseguir una contabilidad general y de detalles 
completos y principalmente una fiscalización eficaz y espedita. De 
esta sección debe depender el almacen de depósito de materiales. 

4) Será necesario dotar a la Sección de Minas i de Jeografía de 
un personal suficiente para atender su importante misión, que de- 
be encaminarse principalmenteálevantar la carta topográfica, jeo- 
gráfica, jeológica y catastral de la República. 

5) De la misma sección deberá depender el cuerpo de ingenieros 
de minas, que será necesario organizar para Ilenar las prescripciones 
del Código de Minería i atender á ese importante ramo de la acti- 
vidad nacional. 

6) Conviene establecer unajunta revisora permanente que estu- 
die los ante-proyectos y los proyectos de las obras públicas, para que 
esa revisión se haga con tranquilidad y método bajo los puntos de 
vista técnicos y económicos. 

Esa junta debería formarse de cuatro notabilidades profesionales 
que podrian servir de inspectores generales de Obras Públicas. 

7) Podria suprimirse todo lo relativo a copias dc planos, (artículos 



/Googlí 



Digitized by ^ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 255 

10 y II de la ley) por haber resultado inconducente y por ser inne- 
cesario si se organiza convenientemente la sección de Minas i Jeo- 
grafía. 

8) Completar lasección de Arquitcctura, estableciendo por la ley 
los arquitectos de provincia encargados de vigilar directamente la 
construcción de todos los edificios públicos, i la conservación de los 
mismos. Cada arquitecto tendria un auxiliar dibujante. 

En Santiago i Valparaiso se organizarían inspecciones de edifi- 
cios públicos con el personal necesario. 

9) Los sueldos de los empleados de la Dirección se encuentran ac- 
tualmente consultados con mucha irregularidad. Hai muchos inge- 
nieros contratados que ganan mayor sueldo queel asignado a los je- 
fes de sección. Estos ültimos ticnen sueldos que no se encuentran 
en armonía con la importancia, responsabilidad y labor del puesto. 
Los sueldos deberían ponerse en relación con la gerarquía de los 
empleos. 

Condicioiies generales 

Las que deben observarse en las construcciones pdblicas para su 
ejecución, deben señalarse por medio de decretos supremos. De 
esa manera no habrá necesidad de repetirlas en cada contrato es- 
pecial, quedando establecido que todo contratista ó director de 
obras se encuentra obligado á cumplirlas. 

En cuanto á la contratación, conviene sugetarla á reglas fijas é 
invariables que podrían scr en general las siguientes: 

i) Deberán hacerse por la Dirección todos los estudios del caso 
y tradiKÍrlos en planos completos con todos los détalles de ejecu- 
ción neccsarios, presupuestos prolijos y especificaciones especiales 
de cada obra, antes de procedcrse á su ejecución ó contratación. 

2) Cada obra pública deberá contratarse previa licitación püblica, 
y únicamente en caso de no presentarse proponentes ó de ser ina- 
ceptables las propuestas, podrá decretarse su ejecución directa por 
la Dirección. En este caso la adquisición de materiales, siempre que 
sea posible; se hará pidiendo propuestas cerradas. 

3) Las propuestas para construcción de obras ó provisión de ma- 



Digitized by 



Googlí 



256 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

teriales, para ser abiertas y consideradas deberán ser acompañadas 
de un depósíto mínimun en dinero ó bonos hecho en arcas fiscales 
por el 1% del valor de la propuesta. 

Los contratos para ejecución de obras ó provisión de materiales 
serán garantidos con depósito de dinero ó bonos por el 10% del va- 
lor de la adjudicación, ó con fianza solidaria bien garantida de 15 
por ciento. 

Se estipulará en todo caso una multa por cada día de atraso sobre 
el plazo estipulado igual á ^ por mil del valor de la propuesta y po- 
drá concederse otro tanto de premio por cada día de anticipo. 

4) Las propuestas se harán en formularios impresos, en los cua- 
les los interesados anotarán únicamente los precios ó cantidades 
por las cuales ofrecen hacer las obras y los plazos. Las propuestas 
que contengan salvedades ó agregaciones no serán consideradas. 

5) Serán motivos de preferencia en las propuestas: 
i.o El menor precio. 

2.° En igualdad de precio el menor plazo. Si el precio y plazo 
difieren, se computará cada día en ^ por mil del valor de la pro- 
puesta que exceda del menor plazo y la comparación se reducirá 
así á precios. 

3.0 En igualdad de precio y plazo, se atenderá á la competencia 
profesional de los proponentes, dando preferencia á los que hayan 
cumplido satisfactoriamente otros contratos con el fisco. 

6) Las propuestas que difieran en 12% por exceso ó por defecto 
del presupuesto de la Dirección, serán rechazadas ó eliminadas. 

7) Los presupuestos, planos y especificaciones especiales debe- 
rán detallar todas las obras por ejecutar. Las que no estén expre- 
sadas no serán de cuenta de los contratistas y serán consideradas 
como obras en más, cuyo valor se fijará con arreglo á la serie de 
precios del presupuesto aumentados ó disminuídos con relación al 
valor delaadjudicación. Si no hubiere precios correspondientes, se 
fijará de común acuerdo ó se hará por administración. 

Ley de Caminos 

Este servicio se resientc seriamente de su organización y de la 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 257 

escasez de fondos con que se le atiende. Es, s¡n embargo, indudable 
que después de la hijiene pública no hai otro mas importante que 
la viabilidad, que puede ser colocada en primera fila entre los elemen- 
tos que impulsan con eficacia el desarrollo de la riqueza nacional. Co- 
mo complemento indispensable de los ferrocarriles, d^en mantener- 
se en perfecto estado los caminos que conducen a las estaciones, y co- 
mo protección eficáz a la industria y al comercio ,todos los que li- 
gan entre sí los diversos centros de población o con puertos o esta- 
cionesde ferrocarriles. Un buen camino bien conservado durante todo 
el año, permite regularizar los trasportes y repartir con cierta uni- 
formidadel acarreo por los ferrocarriles, condición mui conveniente 
para su ordenada esplotación. Un buen camino es en sí mismo una 
fuentede riqueza, abaratando los trasportesy permitiendo estender 
el radio de consumo. La economía se produce por la disminución del 
tiempo del trasporte y por la reducción en gastos de vehículos y ani- 
males, porque permite el empleo dc elementos mas perfeccionados 
que los pesados vehículos en uso. Todo lo que se invierta bien en 
caminos será recuperado, al ciento por uno, en incremento de la ri- 
queza nacional. 

Ha Ilegado ya el momento de reorganizar este servicio de mane- 
ra de mejorar la condición de los caminos y de establecer su conser- 
vación permanente en sustitución del sistema actual, anti-económi- 
co, de efectos intermitentes y de práctica rutinaria. 

Debiendo dejarse campo de acción á la iniciativa individual y á 
la de las Municipalidades, es conveniente limitar el mejoramiento y 
conservación de los caminos püblicos á los que pueden Ilamarse na- 
cionales, dejando los vecinales al cuidado de los inmediata y direc- 
tamente interesados en ellos. Serían caminos nacionales los que 
ligan entre sl centros de población de 500 ó más habitantes y con 
puertos ó con estaciones de ferrocarriles. Todos los demás serían 
vecinales. 

Concretada así la acción del Gobierno, sería posible mejorar con- 
siderablemente la condición de los caminos nacionales, perfeccio- 
nando su trazado, calzándolos donde fuera neccsario, dándoles el 
ancho que prescribe la ley y resguardándolos con doble foso á cada 



Digitized by 



Googlí 



.■rs-r-r 



258 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

lado. Se construirían todos los puentes necesariós y se establece- 
ría lo que ahora falta en absoluto, la conservación permanente para 
mantener los caminos en perfecto estado de Enero á Enero. 

Los caminos nacionales abrazarían una extensión aproximativa 
de 12,000 kilófnetros. Sería preciso establecer camineros que aten- 
derían 3, 6, 8, 9 kilómetros cada uno, segün los casos, ó sea un nú- 
mero de 2,000 entre cabos y camineros. 

Además se organizaría un servicio dc carretones ripíeros para 
repartir incesantemente el material indispensable para las repara- 
ciones; los cabos cuidarían también una pequeña sección del cami- 
no á su cargo y vigilarían cuadrillas de 4, 6 ú 8 camineros. Se ne- 
cesitaría además un inspector en cada departamento y un ingenie- 
ro en cada provincia. Todo ese personal impondría un gasto de 
$ 900,000, como sigue: 

$ 584,000 en camineros, $ 76,000 sobresueldo á 400 cabos y 
$ 240,000 en carretoneros para trasportar el ripio. En materiales, 
herramientas, casas y terrenos se invertirían $ 200,000 los dos pri- 
meros años y $ 100,000 los siguientes. 

El personal dependería, como es natural, de la Dirección de 
Obras Públicas y por conducto de ésta se haría la inversión del di- 
nero. 

En cuanto á las reparaciones radicales, podrían hacerse por con- 
tratos especiales, invirtiendo en ellas las cantidades que acordara 
anualmente el Congreso y se daría preferencia en orden sucesivo á 
los caminos que sirven poblaciones de mayor importancia. 

Para construcción de nuevos puentes y reparaciones radicales de 
caminos se debería destinar anualmente$ 1.000,000. 

Procediendo en esa forma, se dbtaría al país en quince ó veinte 
años de buenos caminos públicos y se les conservaría en perfecto 
estado. 

Contaduria de la Dirección 

La ley consulta un solo contador para toda la contabilidad de la 
Dirección. Muy pronto hubo que contratar otro y dos ayudantes, y 



Digitized by 



Google . I 






MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 2 5$ 

en la actualidad para atender debidamnente este ramo, base de la fis- 
calización é indispensable para regularizar y garantir los pagos, fun- 
cionan un gefe y nueve empleados. 

Las labores de la oficina comprenden: i.^ la contabilidad gene- 
ral de las obras públicas; 2.^ la cspecial de la canalización del Ma- 
pocho, obras fiscales de Valparaíso, almacén de depósito de la Di- 
rección; 3.0 la de detalle de los ferrocarriles en construcción y de 
cada una de las obras públicas en vía de ejecución; 4.0 la revisión y 
anotación de todos los estados de pagos antes de darles curso; 5.^ 
la cuenta corriente de todos los decretos supremos que confieren 
autorización para inversión de fondos en obras públicas; 6.° rendi- 
ción de todas las cuentas al tribunal, previo exámen y compagina- 
ción de los comprobantes de las mismas; 7.^ pago directo de los es- 
tados y cuentas de todas las obras públicas de Santiago, San Ber~ 
nardo y Melipilla y de muchas obras públicas de las provincias; 8.^ 
cuidar de que se solicite oportunamente del Supremo Gobierno los 
fondos necesarios para pagar las Obras Públicas, etc. 

La contabilídad de las obras püblicas se Ileva en la actualidad con 
toda regularidad, gracias á la medida adoptada por el Supremo Go- 
bierno á solicitud de la Dirección, de establecer la revisión y ano- 
tacíón previa en la Contaduría de todos los estados de trabajos an- 
tes de ser pagados. 

Esta medida ocasiona algun retardo en los pagos correspondien- 
tes á las obras públicas que se hacen en las provincias más lejanas 
de la capital; pero ese retardo, que no es muy considerable, se en- 
cuentra ampliamente compensado por las grandes vehtajas que se 
ha obtenido de la revisión y anotación previa de los estados, la que 
permíte llevar una contabilidad ordenada y ejercer una fiscalización 
oportuna y eficaz. 

Contribuiría en gran parte al perfeccionamiento de la contabilidad 
de las obras püblicas y á evitar demoras y trámites inútiles, que se 
pusíera de una sola vez y desde el principio del año á disposición 
de la Dirección General la totalidad de las sumas que ésta debe 
pagar en el curso del año á los contratistas de las obras públicas en 
conformidad á los presupuestos respectivos, y que todos los pagos 



Digitized by 



Googlí 



200 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

que por obras hechas ó maleriales ordene el Supremo Gobierno 
sean efectuados por la Dirección. 

No hay ínconveniente alguno para que sea la Dírección la que 
pague los estados de los edificios y demás obras que se construyen 
en las provincias. Al devolver la Dirección los estados después de 
anotados y visados, puede girar sobre las tesorerías respectivas á la 
órden de los contratistas y el tesorero pagaría en vista del giro y 
previa cancelación del estado por el interesado. Habría completa 
seguridad y ahorro en los trámites, y se tendria al dia la contabili- 
dad de las obras públicas y la de las autorizaciones para girar por 
el valor de los trabajos hechos. 

Entre los anexos figura un estado de todos los pagos hechos por 
esta oficina y con intervención de ella durante el año próximo pa- . 
sado. 

Asciende eltotal a $ 7.356,791.27, que se descompone como si- 
gue: 

TOTAL. 

Ferrocarriles en estudio $ 3» 500 

Ferrocarriles en construcción 1.307,903 89 

Escuelas primarias 967,268 32 

Escuelas normales 132,004 12 

Liceos 55I1853 

Edificios para instrucción especial .... 396, 107 69 

Cárceles 439^83 88 

Intendencias y gobernaciones 103,901 75 

Dique de Talcahuano 75i»398 21 

Canalización del Mapocho 1. 1 1 7,063 * 50 

Malecón de Valparaíso. . . ^ 467,913 46 

Caminos 47»423 

Puentes 293,906 86 

Hospitales y casa de caridad 1 12,634 96 

Varios 350,865 55 

Sueldos y gastos de empleados 313,263 08 

^•""■"^■"""•^"■■^ ' ■■"■■••"■•■*• 

Total. $ 7-356,791 37 



Digitized by VjOOQIC 



^nrr^ 



- MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL a6l 

Seeretaria 

Durante el año próximo pasado se despacharon por la secretaría 
de la Dírección 3.082 notas é informes, que se distribuyen como 
sigue: 

A los Ministerios 2,372 

Á la I.* sección de la Dirección. . . .^ . 112 

II it 2é^ M II II II ,••••«•.. 125 

II II 3*^ ** " II II 13^ 

11 II 4.^ II 11 II 11 • • 7 

Á vítrio;s. ,, 32^6 

Estas cifras dan alguna idea de la labor verdaderamente conside- 
ráble que tiene á su cargo esta ofícina, sobre todo si se considera 
que en cadá una de las secciones de que se compone esta Direc- 
cion, ha debido suministrar á su vez todos los datos é informes ne- 
cesarios para formar juicio sobre cada uno de los mültiples asuntos 
á que la mencionada tramitación corresponde. 

Cada una de las secciones además y muy principalmente lia de- 
bido atender á la vigilancia y ejecución de las diversas obras piiUi* 
cas que le corresponden. 



Digitized by 



Googlí 



f:rxis¿liei:r^ SEOoioisr 
Ferrocarriles y Telégrafos 

I. — FERROCARRILES CONTRATADOS CON LA N. & S. A. C. C. 

Los trabajos ejecutados por esta Compañía en las diversas líiieas 
férreas contratadas con esta Compañía durante el año proximo pa- 
sado se concretaron casi esciusivamente a los movimientos de tie- 
rra de mas facil ejecución. Poco ó nada se hizo en- túneles*i en 
obras de arte. 

La totalidad de los movimientos de tierra por hacer en todas las 
Hneas alcanzan á 18.419,396 metros cúbicos, de los cuales se ejecu- 
taron en 1889 2.349,974 m.^ , i en los cuatro primeros meses de 
este afio 1.056,165 m.^ . Total incluyendo los estados de Abril: 
3.406,139 m^ . que corresponde á 19^/0 de movimiento general de 
tierras. 

Se pagó por esos trabajos $ 2.071. 01 1.35 i por materiales para la 
vía permanente i equipo $ 1.602,199.35. 

lineadel Hnaseo a Tallenar 

En Mayo de 1889 se entregó a los contratistas el estacado de los 
diez primeros kilómetros con todos los datos necesarios para la ini- 
ciación de los trabajos. Sucesivamente se entregó mas estacado 
hasta completar 26 kilómetros en Noviembre. 

La Comisión de Ingenieros ejecutó ademas los planos de las es- 
taciones de Huasco y Freirina y los de la mayor parte de las al- 
cantarillas entre esos dos puntos. 

Actualmente el estacado alcanza hasta un kilómetro de Vallenar, 
no pudiendo continuar por la oposición de un vecino. 

De los 398,000 m.3 de movimientos de tierra ejecutó la 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 263 

Compafíía en 1889-122,676 m.3 26 ¡ en el primer cuatrimestrc del 
presente año 54,952 m.^ 43. 

La suma total corresponde a 43 mts.3 ^ del total. 

Se ha pagado a la Compañía $ 1 17.725.75, es decir, mas o ménos 
I ^^/o del precio alzado. » 

Linea de Ovalle a San H&rcos 

El 31 de Marzode 1889 se entregó a la Compañia el estacado 
definitivo, el plano horizontal y el perfil lonjitudinal de los 25 pri- 
metros kilómetros. En los ültimos dias de Diciembre quedó termi- 
nado el estacado definitivo hasta el kilómetro 50 con sus correspon- 
dientes cubicaciones y planos de obras de arte. 

La Compañía ejecutó hasta el 31 de Diciembre 147.265 metros 
cübicos en desmontes y terraplenes, cifra que alcanzó hasta Abril 
próximo pasado inclusive á 198.016 mts.3 o sea i8<>/o del total. 

Los pagos ejecutados alcanzan a $ 103.691.03, correspondiente 
apróximativamente a 7^/0 del precio de contrato. 

Linea de Yilos a Salamanea 

El 20 de Abril de 1889 se entregaron al representante de la Com- 
pañía Constructora los 10 primeros kilómetros del estacado defini- 
tivo y los demas antecedentes necesarios para iniciar los trabajos. 

Hasta el 31 de Diciembre seadelantó el estacado hasta el kilóme- 
tro 24.600 mts. de que tambien se ha recibido la Compañía. 

La Comisión de Injenieros ejecutó ademas los planos de 29 al- 
cantarillas. 

La Compañía Constructora hizo en 1889, 231.265 mts.^ de mo- 
vimientos de tierra y el primer cuatrimestre de este año 203.020. La 
suma 434.285 corresponde a 13^^% del total que debe ejecutar. 

Se ha pagado a la Compañía $ 186.064.97 correspondiente a S^/o 
del precio alzado. 

Linea de Calera a Cabildo 

El 28 de Enero de 1889 se entregó ala Compañía el estacado 
definitivo de 52 kilómetros y el resto del trazado hasta Cabil^o el 



Digitized by 



Googlí 



á^4 REVISTA tíZ LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

31 dé RÍarzo déí misftlo afto. 

Hastael 31 de Diciembre ejecutb laCompañia íos sigfuíettteS 
trabajos: 

Eri cortés i terraplenes 305.228 metros cúbícos. 

Algunas alcantarillas se iniciaron en Setiembre, í)ero hásta Dí-' 
ciembre ninguna se habia terminado. 

En el túnel de Palos Quemados se habia hecho en galería de a- 
vance 429 riietros cübicos. 

El Estado pagó hastael 31 de Diciembre. . .^ $ 185.986.52.— ' 
El total pagddohasta ía fecha alcanza a $ 296.946.50 y de esta sua 
liia córresponde $ 38.420.17 d materiales. 

Con relación al precio alzado ío pagado representa 9)^0^. 

Linea de Santiftgo a Helipilla 

El 12 dé Noviembre de 1888 se entrégaron a la Compaftía Cotis- 
trüétórá los planos del trazado y sus anexos y el 12 dé Enefo de 
1889 el estacado difimtivo de todala línea. 

Los trabajos de cortes y terraplenes principiaron el 12 de Encro 
entre los kilómetros o y 34. y alcanzaron hasta el 3 1 de Diciembre 
á Í44. 'jS^mts;.^ , es decir, 36^^^ del total. 

Ñd sé hizo ninguna obra de arte. 

Eii él primer cuatrimestre de este afto, los trabajos hait adéláti* 
fado mul íK>co, ejecutándose únicamente 24.318 m.3 en movimiento 
de tierra, ¿otl lo cual el total llegó a 4^.85 of^. 

El valof pagado hasta la fecha, es de $ 65,520.37 póf- trabajos 
hechos i $ 442, 495.65 por materiales importados. 

Unea de Pelequen á Penmo 

Eri Ñoviémbré 12 de 1888 se eñtregaron los plános del frazadó¿ 
í étl 12 de Enerode I889 el estacado definitivo de toda lá línea; 

Los movimientos de tierra fueron iniciados el 3 1 de Eriero i du- 
rante el afto se hizo un cubo de 84^266 m.^ correspondiente á 
45.^^/odeItotaI. 

Sfc hicieron ademas 7 alcaritarillas i se irticiaron los estribos para 
cl püfehté sobre el Limahüe. 



Digitized by VjOOQIC 



MBMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 265 

En el primer cuatrimestre de este año, se hicierom 13,995 ni.^ , 
con los cuales subió el % a 52^6. ^ 

El Estado pagóen 1889 $ 54,494.63 yhasta Abril próximo pasa- 
do $ 79*303-18 por trabajos ejecutados y $ 125,494.62 por materia- 
les importados. 

Unea de Palmilla á Alcoiifs 

El 12 de Noviembre de 1888 se hizo entrega á la Compahía 
Gonstructora de los planos de trazados ¡ cuadros de espropiaciones, 
¡¡el 12 de Enero de iSS^se le entregó el estacado definitivo de to- 
da la línea. 

Los trabajos se iniciaron el mismo día. 

Los movimientos de tierra alcanzaron en 1889 á 128,010 m.3 , es 
decir, á 25*8 % del total. 

Se hicieron nueve alcantaríllas, pero de ellas hubo que destruir 
tres por mala construcción. 

Se pagó hasta el 31 de diciembre $ 42,126.64 y hasta abril 
próximo pasado $ 334,560.64. 

De esta suma corresponde: 

Á trabajos ejecutados $ 74,477 oi 

y á materiales importados 260,063 63 

Uiiea de Talca á (Anstitnclón 

^ El 28 de diciembre de 1888 se entregaron á la Compañía Cons- 
tructora los planos del trazado definitivo dé los 30 primeros ki- 
lómetros á partir de Talca y los 20 primeros á >part¡r de Constitu- 
ción, y el 29 de marzo de 1889 el estacado definitivo. 

Los contratistas han desarrollado sus trabajos sobre la casi tota- 
lidadde la línea, ejecutando en los movimientos de tierra 529,796 
metros cúbicos ó sea poco menos de un 1/3 del total. Se pagó en 
todo $ 237,995.23. 

En los primeros cuatro meses del presente año, ejecutó la Com- 
pañía trabajos por valor de $ 63,465.84. Sé le pagó además por 
materiales importados $ 143,555.35. 



Digitized by 



Googlí 



266 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Linea de Coihue á Mulehéii 

Los veinte ptimeros kilómetros del estacado definitívo fueron 
entregados á la Compañía Constructora á fines de de enero de 
1889. 

A fines de mayo se entregaron los 21,400 metros restantes. 

Los trabajos de construcción empezaron á mediados del año con 
un término medio de 300 trabajadores. Los terraplenes se han he- 
cho en general con empréstitos, sin aprovechar el material de los 
cortes, como debía hacerse. Se hizo en 1889 un 19^^% de los movi- 
mientos de tierra y en los cuatro primeros meses de este año 
47^ % más. 

Lo pagado en 1889 alcanzó á$ 34,474.58, y en el presente año 
por trabajos ejecutados $ 12, 899.02, y por materiales importados 
$ 120,577.05. 

Linea de Victoria á Tolten 

Se entregó estacado en cantidad suficiente para principiar los 
trabajos el 15 de Abril de 1889, ihastafines del año sc estacaron y 
ni velaron 75 kilómetros con sus correspondientes perfiles traversales 
y planos de 20 puentes menores. 

Los trabajos se iniciaron por los contratistas en Abril, ejecutando 
hastael 31 de Diciembre 415,000 m.^ en cortes y terraplenes. 

En cuanto á obras de arte, sp inició la construccion del puente so- 
bre el estero Tricanco y el albañal de la estaca núm. 206, con un 
total de albañilería de 480 m.3 . 

EI movimiento de tierra alcanzó á 26% del total. 

En los cuatro primeros meses del presente año se hicieron 240 
862 m.3 mas, alcanzandolo.ejecutadoá ^i^'^o/odel total. 

Los trabajos en 1889 importaron $403,847.46 i en 1890 portra- 
bajos$ 227,562,19 y por materiales se pagaron $ 422, 810.51 por 
rielesy sus accesorios y material rodante para toda la línea de Vic- 
toria á Osorno. 

Linea de Tolten & AntiHine 

EI 15 de Abríl de 1889 se entregó el estacado de esta línea. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 267 

La Comisión envió a esta oficina los planos y perfiles del trazado 
entrelos kilómetros igoy 232.5, los proyectos de las alcantarillas 
entre esos mismos küómetros y la cubicación de los movimientos 
de tierra. 

Los trabajos de construcción comenzaron en Pidey a mediados 
de Noviembre y se mantuvieron hasta el fin del afto con 82 trabaja 
dores, ejecutando 1.800 mts.^ de roce y descepadura y 1592 mts.^ 
de terraplen. 

Se pagó por esos trabajos $ 4. 147.80. 

En los 4 primeros meses de este año se pagó por trabajos $ 18. 
219.69. 

El movimiento de tierra alcanzó a 19.923 mts.^ , o sea 0.70% del 

total. 

Linea de Taldivia a Osorno 

El 15 de Abril de 1889 se entregó el estacado de la línea en can- 
tidad suficiente para iniciar los trabajos. Ese estacado definitivo al- 
canzó a fines de Mayo del mismo año a 20 kilómetros. 

En la sección de Antilhue a la Union se hizo el estacado definiti- 
vo de 50 kilómetros. 

En cuanto a trabajos de construcción se hicieron en los tres ülti- 
mos mesesdel año 83.999^^^,^ con gastos de $57.665.40, 

Enlos cuatro primeros meses de este año se hicieron 127.488 
mts.^ de movimientos de tierra, con los cuales se llegó a 5% del 
total. 

El gasto en esos cuatro meses fué de $ 87.715.80. 

II. — FERROCARRILES QUE SE EJECUTAN POR ADMINISTRACIÓN 

El ingeniero en gefe de la construccion de la línéa de Renaico 
á Victoria, me dice lo que sigue: 

Colhpulli, Marzo 26 de i8go. 

Tengo el honor de presentar á Ud. la memoria relativa á los tra- 
bajos practicados en los Ferrocarriles en construcción de Renaico 
á Victoria y de Angol á Traiguen, desde el i.^ de Enero al 31 de 
Diciembre del aflo próximo pasado. 



Digitized by VjOOQiC 



268 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DB OBRAS PÚBLICAS 

Linea de Benaico & Tietoriii 

CORTES Y TERRAPLENES 

De ColHpulli hácia el sur se continuó el ensanche de Jos oort^ 
hasta 5 kilómetros antes de llegar á Victoria, dándoles á los taludes 
mayor inclinacion que la proyectada para evitar derrumbes á coa- 
secuencia de las lluvias. El material estraido de los cortes, que 33- 
ciende á 24,190 m.^ , se ocupó en el levante y ensanche de los.te- 
rraplenes y en el relleno de la estación de ErciUa, 

ALCANTARILLAS 

Se colocaron 14 con tubos de Lota, formando un total de 349 
metros lineales. 

PUENTES Y PONTONES PROVISIONALES 

Se reforzó el puente provisional de madera sobreelrio Huequen, 
que tiene una lonjitud de 245 metros y se practicaron las escavacio- 
nes para los estribos de mampostería del puente definitivo de ace- 
ro que tendria un tramo de 20 metros de luz y con una altura de 15 
metros desde el fondo del barranco hasta el nivel de los rieles. So- 
bre el rio Dumo se construyó otro puente provisional de madera de 
300 metrqs de lonjitud y se practicáron tambien las escavaciones 
para los estribos de mampostería 'del puente definitivo que será 
igual al de Huequen y con una altura de 18. 40 metrosdesde erfon- 
do del barranco hasta el nivel de los rieles. 

Se construyeron 16 pontones provisionales de madera desde uno 
hasta cuatro metros de luz. No existiendo en la rejion en donde es- 
tán situados estos puentes y pontones el material necesario para su 
construccion definitiva se espera la construccion del viaducto del 
Malleco para poder trasportar en trenes directamente de la «Cante- 
ra de Deuco», situada como á cinco kilómetros al sur de Angol 
toda la piedra y arena necesaria para esas obras. 

VIADÜCTOS DEL COLO Y DE TRAIGUEN 

Se principiaron las escavaciones para los machoaes y estribos de 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 269 

estos dos viaductos, alcanzando éstas á 3,058 m.3 . Tambien en el 
primero de estos viaductos se principió la mamposteria de piedra y 
cóncreto en que deben descansar los pilares de fierro de los macho- 
nes, alcanzando el volúmen hecho á 744 m.^ . No existiendo cante- 
ra que poder esplotar en esta línea y no siendo económica la cons- 
trucción de puentes provisionales para reemplazar estos viaductos, 
pues el de Colo tiene 335 metros y el de Traiguen 390 metros de 
lonjitud y cuyas alturas máximas de 20 y 22 metros respectivamen- 
te, seha preferido practicar su construcción definitiva recojiendo en 
carretas, y venciendo no pocas dificultades, la piedra necesaria que 
se encuentra diseminada en diferentes puntos bastante distantes de 
la línea, operación que, aunque costosa, se lleva á cabo con toda ac- 
tividad. 

Por los planos inclinados se ha conseguido pasar al sur del Ma- 
lleco toda la ferrería de estos viaductos y desde a!Ií se trasporta en 
carro hasta el pié de la obra, siendo el peso de los viaductos como 
de 1,300 toneladas. 

ENRIELADURA 

Esta se continuó hasta la Estacion de Victoria en una estension 
de dos kilómetros esceptuando los trechos que ocuparán los viaduc- 
tos del Colo y de Traiguen. 

LASTRAMIENTO 

El lastramicnto de la línea se practicó desde la riberasur del Ma- 
lleco hasta una distancia de 22 kilómetros hácia Victoria. El material 
depositado en esta operación asciende á 51,410 m.^ . 

CIERRO DE LA LÍNEA 

Se concluyó el cierro de la línea desde Renaico hasta CoIIipulli 
en una estensión de 36 kilómetros y 25 kilómetros desde la ribera sur 
del Malleco hácia Victoria. 

ESTACIONES 

Ercilla. — En esta estación se construyeron 1,450 metros linea* 

3 



Digitized by 



Googlí 



270 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

les de desvíos y se concluyó la construcción de la bodega y del cdí- 
ficio para la boletería, telégrafo y equipaje, etc. . . . 

Victoria. — Se cerró el recinto de esta estación y se tiene deposí- 
tado algun material para la construcción de los edificios. Se cons* 
truyeron 1,430 metros líneales dedesvios para el servicio dela bo- 
dega, tornamesa, etc • 

VIADUCTO DEL MALLECO 

Parte metálica, — En Abril llegaron á Talcahuano en los buques 
Gulfof Corcovadoy Gulf of Papua, las 556 toneladasde este ma- 
terial enviado para reemplazar el que se perdio en ValparaLso con 
la Etoile du Sud. Todo este material se condujo mmediatamente á 
Collipulli, en donde se arrumá convenientemente. 

Mampostería de Picdra. — EI volúmen hecho se elevó a 6.507 me- 
tros cübicos. 

En la actualidad está completamente concluida la mamposteria 
de todos los pilares, como tambien la de los estribos Norte i Sur has- 
ta el arranque'de los arcos, y en este líltimo se ha dado principio a 
la construcción del arco y parapetos. En cuanto a la parte metálica 
ya están armados los 4 pilares y la armadura total de la viga, 
que ya descansa sobre el pilar N.^ 3 quedará terminada a me- 
diados de Abril próximo. 

EI término medio diario de los trabajadores ocupados en el Via- 
ducto del Malleco y demas faenas del Sur incluyendo el Batallón 
de Zapadores se elevó a 1.048 operarios. 

Lo gastado en esta línca durante el período de que doi cuenta 
asciende a la suma de $ 503.640. 18. 

Línea de An^ol a Trai^neu 

Los trabajos se concretaron a la terminación de todos los edificios 
dela Estación de Traiguen que estaban inconclusos cuando se en- 
tregó esta línea al tráfico en Enero de 1889 y a completar el lastra- 
miento de dicha Estación. Tambien se construyó e¡ cierro total de 
esta línea en toda su lonjitud de 72 kilómetros. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 27 I 

El término medío diario de trabajadores ocupados en esos traba- 
jos se elevó a 206. 

EI gasto de dichas obras se elevóa $ 66.839.48. 

(Firmado) Eduardo Vigneaux. 



Es muy probable que en Setiembre ú Octubre del presente afto 
queden totalmente concluidos los trabajos de la línea de Renaico á 
Victoria, ó cuando ménos suficienteniente adelantados para que pue- 
da ser entregada esa línea a la esplotación. 

Ferrocarril de Parral a Cauquénes 

El 31 de Enero del presente año se contrató la construccíón de 
la infraestructura, colocación de la vía y construcción de edificios de 
esta línea férrea con don Fidel Merino, fijándose los precios de pa- 
{t;o por unidad de obra que apreciado con arreglos á las cantida- 
des presupucstadas corresponden á la suma aproximada de $618,. 
909. 1 1 papel moneda. 

Los trabajos marchan con toda actividad, con un niímero de ope- 
rarios que no baja actualmente de 1,000. 

En menos dc dos meses de trabajos se han ejecutado 
2i,625m ts.3 en movimientos de tierra, 44 mts.^ de albañilería, 
424,1 10 mts.2 de roce y descepadura y recibido 15.500 durmientcs. 
EI pago totalalcanzó a$ 27.167.74. 

La línea debe terminarse en 14 meses totalmente, pero cuatro 
meses antes debe ser entregada al tráfico. 

ITI. — ^FERROCARRILES EN ESTUDIO 

Se terminaron los ae los slguientes: 

i) Salado á Pueblo Hundido, de i metro de trocha» de 29. 800, 
con presupuesto de $ 258.957.96 de 26 penipues. 

2) Ovalle a Cerrillos: 26,^^ 300, trocha de i metro, presupuesto 
de$ 411.705. 81 m. c. y $ 85.103.45 oro. 

3) San Felipea Putaendo: 14. ^^ 864 trocha de 1 mts.68, presu- 
puestada en $ 206.407.71 m. c. y $ 53.933.60 oro. 



Digitized by 



Googlí 



272 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBUCAS 

4) Parral a Cauquénes: 49^ 400, presupuestada en $ 618.897.77 
m. c. y $ 224.747.21 oro. 

5) Coigüe a Nacimíento: trocha de i m. 68, 7.^ 900, presupues- 
tadasen 73.760.89 moneda corriente, i $ 25.573.930^0. 

6) Mercado al Peñón: 16.^ 645 trocha i m. 68, presupuestadas 
en $ 713.437.24 moneda corriente. 

7) Chillan a las Trancas: 84.^ 200 trocha de i metro, presu- 
puestada en $ 1.084.884 moneda corriente. 

8) De cintura en Santiago:*^.^ 580, trocha de i m. 68, presu- 
puestada en $ 398.168.70 moneda corriente, $ 49.526.68 oro. 

9) De circunvalacion en Santiago: 9.^ 970, trocha i m. 68, pre- 
supuestada en $ 326.890.26 moneda corriente, y $ 65^067.43 oro. 

10) Coigüe á Nacimiento: 7.^ 970, trocha de i m'. 68, presupucs- 
tada en $ 73.760.89 moneda corriente, y $ 25.573.93 oro. 

IV. — LÍNEAS EN ESTUDIO 

1) Curicó á Llico. — El estudio se encuentra al terminarse cn 
todos sus detalles. Largo de la línea 107 k. 

2) Melipilla á Quilpué. — Se continúa el estacado definitivo de la 
h'nea, siguiendo en jeneral el trazado del ingeniero don Aurelio 
Lastarria. Actualmente se estudia una variante de importancia en- 
tre el tünel de y Quilpué. 

3) Meh'pilla á San Antonio. — Se ha concluído el trazado preli- 
minar y se toman datos suplementarios para ubicar la h'nea defini- 
tiva. 

4) Tomé á Cauquene.s. — El pohgono preHminar está terminado 
entre Tomé y Cucha, pasando por Rafael y Coelemu. ^ 

Simultáneamente se estudia otro trazado pasando por Dichato i 
la Vega. 

Ambos forman parte de un plan de estudios que permitirá deci- 
dirse por el trayecto mas conveniente. 

5) Entre San Marcos, Combarbalá y Cabildo por una parte y 
de Serena á Vallenar se hacen estudios preliminares que permitirán 
más tarde hacer estudios definitivos de esa importante h'nea longi- 
tudinal. 



Digitized by 



Googlí 



HIDRAULICA 



A continuación figiira un infornie del jefe de esta sección so- 
bre los diversos estudios hechos en la oficina en 1889. 
Los mas importantes de esos estudios fueron: 

i.^ Dos muelles de cabotaje para ValparaisQ de i 80 metros de lar- 
go cada uno y i^m.óode ancho, que servirán para la carga y des- 
carga directa de los buques que atraquen á sus costados. 

Con fecha 19 de Agosto próximo pasado se contrató la cons- 
trucción de esos muelles^con don Juan Murphy por $ 826.692 — y 
en el plazo de 640 días á contar desde el i.^ de Diciembre. 

Se ha hecho ya por administración el estribo de uno de los mue- 
Iles y la ferretería de ambos viene ya en camino. 

2.0 Un malecon y dos tajamares para mejorar las condiciones dcl 
puerto de íquique y un muelle para embarque de salitre. 

Se pidieron propuestas para la ejecución de estas obras y no se 
aceptó ninguna por el Supremo Gobierno por cuanto la mas baja 
no dió garantías suficientes de cumplimiento. 

3.^ Malecón en Talcahuano para ganar terrenos sobre el mar y 
permitir el atraque de los buques. 

Se pidieron propuestas y su aceptación ó rechazo se encuentra 
pendiente de la resolucion del Supremo Gobierno. 



EI jefe de esta sección da cuenta de los trabajos ejecutados cn 
su oficina en los términos siguientes: 



Digitized by 



Googlí 



274 REVISTA DE LA DIllECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



y^ 



EMORIA 

QUE EL JEFE DE LA 2. ^ SECCIÓN PASA A LA DIRECCIÓN GENERAL DE OBRAS 
PÚBLICAS SOBRE LOS TRABAJOS EJECUTADOS EN EL AÑO 1889 



1.^ Trabajos marítiiiios 

(a) ALUMBRADO DE LA COSTA 

A príncipio del año 1889 se hizo un estudio detallado sobre la 
propuesta delosseñores Laffony Recopé para el establecimiento de 
71 faros de 6 órdenes diferentes, en las costas de Chile. 

Se analizó separadamente para cada faro, el costo de los apara- 
tos de alumbrado del farol, de la torre y de la casa para emplea- 
dos. 

Conservando para los contratistas una ganancia de 20<^/o. cl pre- 
supuesto formado por esta oficina alcarjza aproximadamente á la 
cuarta parte del valor pedido por los señores Laffon ¡ Recopé. 

(b) PUERTOS 

Los proyectos presentados son relativos á las construcciones de 
muelles i malecones'nuevos y á la mejora de los que existen. 

MuELLES. — Un estudio comparativo de muelle.s paralas costas de 
Chile con machones de pilotes de rosca ó con tubos de fundación 
de aire comprímido, hizo ver la posibilidad de aplicación de los dos 
sístemas. 

El prímero fué adoptado para el puerto de — 

Valparaiso — EI proyecto comprende dos muelles. Cada uno 
tiene una longitud de 180 metros y i ^m.óo de ancho. La infraestruc- 
tura comprende cinco hileras de 37 estacas de rosca. Las estacas 
son de plancha de fierro y las roscas de fierro fundido. Todas las 
estacas son unidas entre sí en el sentido longitudinal, como tam- 
bien en el sentido trasversal, de manera que sin la intervención de 
la superstructura ya forman un todo bien ríjido. 



^ . Digitized by VjOOQ lC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 2^5 

Precauciones especiales se han tomado para asegurar la estabili- 
dad de los machones estremos, los mas espuestos a los efectos de 
las olas. 

La superstructura consisteen vigas longitudinales de fierro, bien 
unidas entre sí con las estacas, sobre las cuales descansa un enta- 
blado de madera. 

La obra se completa por un sistema de vias férreas con sus des- 
víos, de vías para grúas, así como por las mismas grúas, puestos de 
atracar, etc. . en una palabra, todos los aparatos exijidos para el 
manejo cómodo de las mercaderías. 

PuERTO DE Iquique. — Para este puerto se ha estudiado un mue- 
lle, un malecon y dos tajamares. 

Muelle. — Tiene .un largo de 140 metros y un ancho de mts. 17.60. 
Infraestrudura, — La infraestructura comprende dos filas parale- 
las de tubos de fierro con fundación de aire comprimido. 

La distancia trasversal de eje á eje de los tubos es de 15^.00, y 
el nümero de tubos en cada hilera es de 17. Cada [tubo tiene ^m. 
de diámetro. 

Superstructura. — Salvoel entablado, que es de madera, la supers- 
tructura es enteramente de fierro, y comprende cinco vigas longitu- 
dinales, reunidas por una série de vigas trasversales. 

Cuatro vías para ferrocarriles, dos para grüas, varios puestos de 
amarrar y un sistema de puestos de atracar completan ]a obra. 

'Malecon, — Es de enrocado, protejido en la zona de accion de las 
olas por un revestimiento de bloques de hormigon. 

Molo de abrigo. — Un molo de abrigo de enrocado proteje las 
obras descritas arriba. 

PuERTO DE COQUIMBO. — Se ha proyectado para esta bahía un 
muelle de cabotaje de 210 metros de largo y mts. 17.60 deancho. 

El muelle se compone de dos partes rectas, haciendo entre sí un 
ángulo y dirigidas, la una desde la costa en el sentido 0-E, la otra 
desde el estremo de la primera en el sentido S-N. 

La construcción, tanto de los machones como de la superstructu- 
ra, es enteramente ánaloga á la que se ha estudiado para el puerto 
de Iquique. 



Digitized by 



Googlí 



mw 



1 . 

n 



I 



r ■ 

l^ 276 REVJSTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

PüKRTO DE Arica. — En esta oficina se ha elaborado un proyecto 
cle prolongación del muelle existente en el puerto de Arica. Se 
aumenta el largo del muelle con 15 metrosen ladirección primitiva 
S; y se añade 30 metros en el sentido perpendicular. 

I V PuERTO DE Caldera. — Los trabajos del muelle se han adelantado 

•^v bastante para que su conclusion tenga lugar dentro de pocos meses. 

PuERTO DE Taltal. — Todas las obras de este puerto se han lle- 
vado a cabo. 

PuERTo DE CoNSTiTUCióM. — Actualmente se están haciendolos di- 
bujos para el arreglo y ensanche del muelle de pasajeros que existe 
en esta poblacion. 

PunRTO DE Talcahuano. — Con el doble objeto de permitir el atra- 
cadero á los buques de gran tamaño, y al mismo tiempo de conquistar 
al mar una estensión notable de terrenos mui provechosos, se hizo 
un proyecto de construcción de dos malecones para este puerto, cuya 
importancia futura será mui grande. 

Los malecones se componen: 

I.® De 375 metros de muro de bloques de hormigon y mampos- 
tería con fundamentos de enrocado, descansando sobre 2,030 estacas 
de madera. Al pié de este muro se conserva una profundidad de 6 
r^ metros debajo del nivel de marea. 

2.^ De dos defensas de enrocado hechas de piedra de granito, la 
una de 255 metros de lonjitud, la otra de 412 metros. 

Para todos los proyectos indicados se hicieron los presupuestos y 
se prepararon los pliegos de condiciones a fin de asegurar la ejccu- 
ción del trabajo scgún todas las reglas del arte y'con la^ debidas ga- 
rantías en favor del Gobierno y del contratista. 

PüERTO DE Llico. — En los meses de juHo i agosto próximo pa- 
sado se efectuaron cerca de la bahía de Llico dos sondajes geoló- 
gicos con objeto de determinar la naturaleza del terreno. 

Se hicieron á tal efecto dos pozos, uno de 15^^00, el otro de 
23^10 de profundidad. De los terrenos encontrados sc recogieron 
muestras que Uegaron á esta oficina. 



(i'^- 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL ' 277 

2.^ Trabajos flayiales 

REGULARIZACIÓN DE CAUCE3 

Los siguíentes proyectos se elaboraron: 

Uno para la defensa de las orillas del río Antivero, cerca del puc* 
blo de San Fernando. El sistema utilizado es de piés de cabra 
con piedra. 

Otro proyecto se refiere al canal del Pueblo en . el rio Acon- 
cagua. por el cual se propone dos pircados, (revestimientos de 
piedra) uno de 200 i otro de 100 metros, protegidos por bloques 
artifiqjales, de cinco toneladas de hormigón. 

RIO MAPÜCHO 

En esta oficina se Ilevó á cabo un proyecto de boca toma y 
de alcantarillas con emplantillado (radier) para la parte canalizada 
de este importante río. 

De las obras referidas se hizo un pliego de las condiciones facul- 
tativas que-deb'en obscrvarse en la ejecución. 

Actualmente se está estudiando un proyecto de desvío fuera del 
pucblo de varios esteritos que atraviesan la población de Constitu- 
ción con objeto de evitar las inundaciones que ocasionan en in- 
vierno y de hacer desaparecer los pantanos que dejan en verano. 

3.^ Paentes 

En esta oficina se hicieron los estudios completos de varios puen- 
tes y para muchos otros se proyectafon modificaciones en los pla- 
nos ya existentes. 

NuEvos PRovECTos. — Sc han estudiado los siguientes: 

a) Un pucnte de acero de 43°*cx)de luz sobre el río Mapocho,. 
EI puente es de un solo tramo. ' 

Las vigas son del sistema Schwedler de forma casi parabólica. 

El anchode la calzada es de 5°^ 60. 

Las veredas son exteriores y tienen cada una 2™ de ancho. 

b) Un puente de acero de 43^^50 de luz sobre el mismo río. 
La calzada tiene 8 metros y cada vereda 2 metros. 

4 



Digitized by 



Googlí 



278 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

La parte superior de las vigas es parabóHca. 

c) Un puentede acero de 50^00 de luz sobre el mismo río. 

Es de tramo único. — La forma de la viga es parabólicaen la par- 
te superior. 

Entre los montantes hai un ancho de 10^50, dcl cual quitándo- 
se 3™ 50 para las dos veredas quedan 7 metros para la calzada. 

:,} ün puJnrc ¿c ürr: ' • i5 ir.oo de luz para el Rio Maipo en 
c. /JCTíir ila.T.ado el CvísUj, 



i.as vigas son curvas. 



El ancho entre las vigas es de ^m.co, de los cuales un metropara 
ias veredas. 

La configuración natural del terreno en el punto de colocación 
:ace inütil la construccion de estribos, pudiendo el puente dcscan- 
bar directamente sobre las rocas. 

e) Un puente de fierro de 16 metros deluz sobrc el rio Huasco 
e.i las «Juntas» 

Vigas rectas 

Anchode las veredas, om.8o 

Ancho dc la via carretera, 3m.20. 

Para todos estos proyectos se hicieron los presupuestos detalla 

s y los pHegos de condiciones para deslimitar perfectamentc las 
jligaciones respectivas de los contratistas y del Gobierno y asegu- 

r una ejecución perfecta de los trabajos. 

Ademas de la confección de los proyectos citados sc rcvisaron 

s ya hechos para todos los puentes, introduciendo las modificacioncs 
^ le neccsitaban. 

i.^ Desag^es 

En esteramose han hecho y están haciendose cstudios importan- 
: s para dotar de unared completa.de desagües a las tres ciudades 
Santiago, Concepción y Viña del Mar, para las cuales se ha tc- 
lo que lcvantar prévianiente los planos i hacer las nivelacioncs 
' :i terreno. Para la segunda de estas poblaciones se han acabado 
. mpletamente los planos y presupuestos, y dentro de mui pocos 
^..as se alcanzará el misnio resukado para las otras dos. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 2; 

EI sistema escojido es el por gravitación que es el nias lójico 
mas generalmenle adoptado. Los proyectos contienen todos I 
aparatos y disposiciones mas perfeccionados que la esperíencia 1 
indicado como necesarios para semejantes trabajos. 

5. ® Iiiforoies 

Ademas de los estudios cuya énumeración hemos hecho en lo q 
precede. ha sido encargada esta sección de un gran niímftro de i 
formes sobre distintos trabajos, tales como el establecimiento de i 
estanque para el agua potable de Coronel, proyecto presentado p^ 
Mr. Wallace. 

Sobre un sistema de distribución de agua dcl mar en la cíudí 
de Taltal, estudiado por el señor Hermann. 

Sobre la construcción de un ascensor para la Escuela Nava!, 
etc, etc. 

Santiago, 5 de Mayo de 1890. 

• Rafhael Pottier. 



II 
Canalizacion del Mapocho 

La siguiente memoria da cuenta de la marcha de este trabajo: 

Sa7ttiarfo. viai'zo 22 dc rSgo. . 

Señpr Director: 

En contestacion á su nota núm. 1 12 de fecha 8 del corriente díré 
á Ud. lo siguiente: 

Los trabajos de canalización del Mapocho se iniciaron á fines del 
mes de Enero de 1888, principiándose por la construcción de ofici* 
nas y bodcgajes para materiales, las que se construyeron con los 
materiales del galpón de zapateros que estaban al lado sur, junto al 
puente de í»1os Carros.»» 

A la vez que se demolía el galpón de zapateros y se construían 
las oficinas, se principió á ejecutar un cauce de desvío en el costado 



L 



Digitized by 



Googlí 



28o REVISTA DE LA DIRECCIüN DE OBRAS PüBLICAS 

sur del río para poder echar por él las aguas y poder trabajar en la 
excavación de la cuneta; este cauce principiaba en el puente Mac- 
kenna y terminaba en el de Calicanto. Se desviaron las aguas del 
desagüe del molino de la Purísima y se echaron éstas al cauce de 
desvío; se prolongó el puente de los carros en la parte ocupada por 
el cauce de desvío y se rebajó el emplantillado del puente de Calí- 
canto por donde pasaba el cauce. 

Se procedió en seguida á la excavación del cauce del canal en la 
parte comprendida entre el puente de Calicanto y el antiguo puente 
de Palo, rebajando el emplantillado del de Calicanto en la partc 
ocupada por el canal. 

• Al mismo tiempo principió á construirse un puente carretero sobrc 
el cauce de desvío, frente á la calle de San Antonio. 

Todos estos trabajos se hacían, cuando vinieron las avenidas de 
Junio y Agosto, esta última destruyó parte del puente de Calicanto 
y cmbancó parte del cauce de desvío, rellenando con el material 
arrastrado por las aguas, parte de la cuneta excavada y cortando el 
puente de »»Ios Carros»» en la parte construida sobrc el cauce de 
desyío. 

Pasada lá avenida, se procedió con presteza á unir el puente de 
*»los Carros", á limpiar el cauce de desvío, á construir un nuevo 
puente provisorio de madera, que reemplazara al de Calicanto, á 
continuación del que se había construido frente á la calle de San 
Antonio y sobre el cauce del canal, dejando un macizo de ripioentre 
éste i el anteriormente construido. Se procedió en seguida á demo- 
ler el puente de Palo y el de Ovalle, que fueron en parte destruidos 
por las avenidas ya indicadas. 

En seguida se construyó un puente para jente de á pie en lugar 
dcl de Ovalle. Junto con esíos trabajosse seguía la excavación de 
la cuneta en la parte que se hacía anteriormente. 

Se procedió también á demoler el puente de Calicanto. 

Todo lo que antecede se hizo hasta fines de Octubre, fecha en 
quc se suspendieron los trabajos de canalización, en la parte en quc 
se ejecutaban y se principió por el embudo. 

En resumen, los trabajos hechos hasta esa fccha consistieron cn 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GÉNERAL 28 1 

Destrucción del galpón de zapateros. 

Construcción de las oficinas y bodegas. 

Construcción del cauce de desvío. 

Desvíos de las aguas del molino de la Purísima. 

Construcción de la prolongación del puente de nlos Carros.»* 

Construcción del puente provisorio frentc á la calle de San An- 
tonio. 

Apertura de la cuneta del canal. , 

Limpia del cauce de desvío. 

Rebaje del emplantillado del puente de Calicanto. 

Construcción del puente Ovalle. 

Destrucción de los puentes de Palo y Ovalle. 

Demolición del puente de Calicanto. 

Invirtiéndose en todo lo anterior la suma de ($ 69,913.63,) de los 
cuales se puede descontar la suma de ($ 36,134.58) que fuerori in- 
vertidos en las avenidas y en obras que con el cambio de ubicación 
de las faenas quedaron abandonadas; habiéndose invertido, se puede 
decir, én obras ütiles ($ 33,779.05.) 

Desde fines de Octubre se procedió á la apertura de zanjas de 
desagües para los heridos, y en la misma posición de éstos, desde 
el puente de Mackenna hasta el molino Americano, principio del 
costado Norte del embudo del canal, y á la aperturade la cuneta 
entre estos dos puntos, se procedió á la vez á la construción de una 
línea férrea, que partiendo de la del Ferrocarril del Norte y por la 
ribera Norte del río, sirviera para el acarreo de piedra y materiales; 
á la construcción de galpones para guardar materiales y alojamien- 
to de los trabajadores; á la construcción de martinetes, carretillas y 
otras herramientas necesarias para la prosecución de los trabajos; á 
la construcción de obras de defensa para defender las obras cons- 
truidas, y defender de las creces de verano, las en ejecución, que 
fueron muy grandes y permanentes en los meses de Diciembre y 
Enero; á la unión de los puentes provisorios, frente á la calle dc 
San Antonio, para hacer desaparecer el terraplen que habia entre 
ellos y que cada crece lo cortaba é interrumpía el tráfico; á demoler 
algunos edificios que existían en el lecho de1 canal, y á concluir el 



Digitized by 



Googlí 



282 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

puente de Ovalle; á la construcción de una defensa de doble fila de 
rieles en la embocadura del canal; á la construcción de un cauce de 
desvío y á continuar lademolición del puente de Calicanto. 

En resümen, desde fines de Octubre hasta el i.^ de Enero de 
1889, se hizo losiguiente: 

Apertura de la cuneta y heridos, desde la embocadura; 

Construcción de una Hnea férrea para los materiales; 

Construcción de defensas; 

Construcción de galpones para materiales y alojamiento dc 
obreros; 

Unión de los puentes frente á la calle San Antonio; 

Conclusión del puente de Ovalle; 

Construcción de martinetes y otras herramientas; 

Construcción de un cauce de desvío; 

Demolición del puente de Calicanto. 

Invirtiéndose desdeel principio del trabajo hasta esa fecha la su- 
made$ 176,702.70 repartidos como sigue: 

Valor de algunos edificios espropíados... $ 8,200 00 
Invertido en obras que se [^abandonaron 

por el cambiode faenas. . 36. 134 58 

En oficinas, galpones y puentes 44-247 1 1 

En maquinaria y herramientas 36.689 98 

En vía férrea 14.019 31 

Suma $ 136,291 31 

De manera que descontando esta suma del total invertido, queda 
la suma de $ 40,411.39 que se puede decir invertidos en trabajos 
de lacanalización propiamente dicha hasta el i.^ de Enero de 1889. 

En este mes se continuó el cauce de desvío para impedir que las 
aguas entraran á las excavaciones que se ejecutaban en el estremo 
Oriente. 

Se demolieron los edificios que al poniente del puente de Cali- 
canto impedian la continuación de la línea que ^e construia para la 
conducción de los materiales. 

Se siguió con la apertura de los heridos para \o$ malecones, si- 



Google .^ 



Digitized by VjOOQ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 283 

guió la demolición del puente de CaUcanto, se continuó la cons* 
trucción de la línea férrea para el acarreo de materiales, se dió prin- 
cipio al trabajo de albañilería con la construcción del malecon Nor- 
te del embudo, se continuó con la clavadura de pilotes para la 
defensa dc la descmbocadura, teniendo aJ efecto seis martinetes en 
trabajo, se dió principio a las excavaciones de los heridos del male 
con Sur cntre la embocadura y el puente de Puríáinia. 

En el nies de Febrero se diófin á las excavaciones del herido sur 
entre la defensa de la desembocadura y el puente de Purísima; se 
seguió el trabajo de excavaciones entre la embocadura y el puente 
de Mackenna. 

Se reforzó el estribo norte del puente de Recoleta, á fin de que 
resistiera á las creces del invierno, se siguió la demolición del puen- 
te de Calicanto, con parte de lo? escombros que salian de esto se 
reforzó la ribera Sur, al costado del Mercado, se prosiguió la cons- 
trucción de la línea férrea. 

Se prosiguió la construcción del malecon Norte del cmbudo; se 
concluyó la clavadura de pilotes en la defensa de la embocadura 
y se procedió á trabarlos entre sí con barras de fierro y reforzarlos 
por medio de tirantes. Se siguió construyendo los puentes proviso- 
rios que daban acceso al puente dc fierro frente á la calle 21 dc 
Mayo, se terminaron las escavaciones de los heridos para la cons- 
trucción de los estribos de éste y se procedió á la obra de albañile- 
ría, usando parte de la piedra estraida del puente de Calicanto; se 
instaló una oficina para el reconocimiento ^y ensayes de materiales, 
como ser cimientos, cales, elc. 

En el mes de Marzo, siguieron las excavaciones de la cuneta y 
heridos para los malecones, sirviéndose como siempre, de carritos 
DeucauviIIe, carretillas y palas, según la distancia del trasporte de 
los escombros, dejando éstos depositados á ambos lados del canal, 
prontos para el terraplén de las calles ó avenidas que se construi- 
rán al costado del canal. 

Se concluyó la vía férrea para el acarreo de materiales, Io,que 
sirvió para facilitar mucho el trabajo, puesto que hasta esa fecha 
hpbo necesidad de hacer este acarreo por mcdio de carrctas, lo que 



Digitized by 



Googlí 



í84 KEVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

aumentaba mucho el precio de ellos; pero medida indispensable, 
pues había urgente necesidad de concluir esa parte de los maleco- 
nes para dejar el trabajo Hbre de las creces de invierno; se dió 
principio á la colocación de piedras en el interior de la defensa de 
rieles. • 

En el mes de abril, se concluyó la muralla del malecón norte del 
embudo y la muralla sur entre la defensa de rieles y el puente de 
Purísima; de esta manera quedó el trabajoásalvo de accidentes por 
efectos de las creces de invierno; se siguió con la construcción del 
muro norte y se dió principio al trabajo de 'emplantillado; se con- 
cluyó el relleno con piedras en la defensa de rieles, Uenando sus 
intersticios con greda para evitar así las filtraciones en caso de cre- 
ce; se concluyó el refuerzo del estribo norte del puente de la Reco- 
leta; se concluyó el radier que se construía para evitar la socava- 
ción del mismo se reforzó y se construyó defensas en los estribos 
del puente Mackenna, cuyo muro en el ala noreste, fué destruído por 
las aguas en ese verano; se reforzó el estremo norte del puente de 
los Carros y se construyó una defensa entre la espalda del muro 
sur y el puente de Purísima; de esa manera quedaron reforzados 
todos los puntos vulnerables por las aguas de invierno y libre una 
gran extensión para trabajar en la misma época; se terminaron tam- 
bién en ese mes los estribos y radier del puente de fierro de Vein- 
tiunode Mayo, trabajo que fué un poco caro, pués hubo que emplear 
ahí bombas de agotamiento durante el trabajo; pues ese lugar esta- 
ba aislado y había necesidad de concluir luego dicha obra á fin de 
dejar terminado ese puente que estaba destinado á la Empresa de 
los carros urbanos. 

Siguieron en el mes de mayo las excavaciones y trabajos de al- 
bañilería entre el puente Mackenna y la defensa de la embocadura. 

En esta sección, sobre todo entre el puente de Purísima y Mac- 
kenna, el trabajo de excavación fué muy penoso, pues en esa parte 
hasta hubo que excavar en la cuneta cinco metros, término medio, 
de altura y se empleó los sistemas de excavación que se usaban an- 
leriormente y medios mecánicos para ascender los carros cargados 
con lastrey al mismo tiempo los carros del tren lastrero. 



Digitized by 



Google I 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 285 

Se construyó en esta época con gran premura de tiempo una de- 
fensa de piedra y rieles á la altura de los moünos del Cármen para 
proteger parte de los tajamares que habían sido destruídos ese ve- 
rano; se dió princípio á la armadura del puente de fierro del 21 de 
Mayo. 

En Junio se dió principió á la construcción dc los estribos del 
puente de Purísima. Se construyó un puente provisorio de madera 
á continuación del de Mackenna, para desviar el tráfico de la calle 
de Loreto, á fin de poder cambiar la línea férrea al centro del canal 
y dar facilidades para la continuación de las excavaciones del herido 
norte por cuya parte pasaba la h'nea y poder construir el estribo 
del mismo'lado en el puente Mackenna. 

Se concluyó en ese mes la defensa del tajamar á la altura de los 
Moh'nos del Carmen. 

En Juho, llegaban las escavaciones á inmediaciones del puente 
de la Recoleta; se reforzó dicho puente que había cedido algo con 
el excesivo tráfico que por él se hacia; se concluyó la armadura del 
puente del fierro del 21 de Mayo; se construyó un desvío en las can- 
teras de Renca para facilitar su explotación. 

En Agosto, estaba construído el muro norte hasta el puente de 
Purísima y el muro sur hasta inmediaciones del puente de Macken- 
na, habiéndose hecho hasta esa fecha 14.244.46 metros ciíbicos de 
albañilería. 

En Septiembre, las excavaciones de los heridos Ilegaban al puen- 
te de Calicanto, habiéndose excavado hasta esa fecha 58.250 metros 
cúbicos; se siguió trabajando en el emplantillado del canal, habién- 
dose hecho hasta entónces 3522.21 metros cübicos; se construyó la 
veredade madera para el puente de fierrro del 21 de Mayo y se 
pintó el mismo, quedando pronto para ponerle el pavimento. Se dió 
principio a la armadura del puente de Purísima; se principió á exca- 
var los heridos de los estribos del puente Mackenna; se prolongó 
la línea por el eje del canal hasta el puente de Calicanto; se princi- 
pió á construir un desvío para habilitar nuevas canteras en el cerro 
de Renca. 

En Octubre se abrió y se habilitó un nucvo cauce de desvío entre 

5 



Digitized by 



Googlí 



286 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

el puente de calicanto y la Estación del Mercado al costado de la 
ribera sur del río, á fin de que permitiera seguir las excavaciones 
en esa parte. Se construyó y habilitó otro cauce de desvío al costa- 
do norte. 

Se continuó la construcción del muro sur, pero dándole solo la 
altura de la fundación, desde el puente de Mackenna al poniente, á 
fin de que en caso de avenida, que no cupiese en el cauce proviso- 
rio, se desbordasen las aguas por el canal y no pusiesen en peligro 
la ciudad. 

En Noviembre se desarmó el puente provisorio que se había 
construido al lado norte del río junto al puente de fierro, frente a la 
calle Veintiuno de Mayo, para terraplenar esa parte. 

Se construyó un desvío que, partiendo del estremo poniente del 
canal, seguía por el eje de éste hasta llegar al puente de Ovalle. 
Se dió principio á la construcción de una vía, que partiendo de las 
canteras de «Lo Ruiz» siguiera paralela á la del ferrocarril del Es- 
tado i se uniera al ramal construído al norte del río para indepen- 
dizar el servicio de acarreo de materiales para la canalización del 
ferrocarril del Estado. 

En Diciembre, se concluyó la armadura del Puentede Purísima. 
Se concluyó una parte de la línea que se construía para la nueva 
cantera de Renca, la que principió á prestar inmediatamente útiles 
servicios; se dió principio á la armadura del puente de Mackenna. 

En Enero, se concluyó la apertura de los heridos del malecón 
norte; en Febrero, se concluyó la pintura y colocación de las vere- 
das del puente Purísima, estando pronto para recibir el pavimento; 
se concluyó la vía que se construía para la nueva cantera de Ren- 
ca. 

Se dió principio á la construcción del emplantillado del embudo, 
cuyo trabajo no marcha con la celeridad debida á causa de.la poca 
cantidad de piedra que suministra el señor Riesco, contratista de 
«Lo Contador.» 

En la ejecución de los trabajos se ha procurado obtencr los pre- 
cios más bajos y que los operarios aprovechen y ejecuten bien su 
tiempo y su trabajo, así tanto el trabajo de excavación como el de 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 287 

albañilería sehacen á trato, así mismo la composturade hsrramíen- 
tas, procurando así tener el menor número de operarios á jornal, 
solo en ciertos trabajos en que es difícil calcular su costo. El núme- 
ro medio de operarios que ha habído en trabajo ha sido más ó rtie- 
nos mil hombres. 

Han prestado utih'simos servicios en el trabajo los carritos y rie- 
les portátiles Decauville, tanto para el acarreo del lastre como para 
la mezcla, piedra, etc. 

Al ejecutar las excavaciones se ha procurado ir de abajo hácia 
arriba, por secciones, para procurar que las aguas de filtraciones se 
escurran por las mismas zanjas y no tener que emplear bombas de 
agotamiento, que á niás de ser de odiosa instalacion, son muy cos- 
tosas por el gasto de vapor; sin embargo, ha sido necesario em- 
plearlas en algunas partes. 

La hechura de mezclas se hizo al principio á mano, después se 
construyeron trapiches revolvedores, que ála vez que hacen el mor- 
tero más barato lo dejan perfectamente uniforme. Estos trapiches 
son movidos por motores á vapor en los cuales se usa como com- 
bustible los barriles en que viene el cimiento romano. 

Para apagar la cal se ha seguido el procedimiento ordinario de 
aspersión El mortero que se ha empleado en toda la obra se com- 
pone de quince de arena, cinco de cal y cuatro decimiento romano. 

Al principio se usaba la arena del río, que era de muy buena ca- 
lidad, pero su extracción era cara, pues había necesidad de arnearla 
y separarla del ripio y no siempre salía limpia, habiendo habido 
muchas veces necesidad de lavarla; después se ha seguido usando 
arena del estero de Lampa, que se acarrea por ferrocarril, arena 
blanca cuarzoza, muy uniforme y que se estrae con gran facilidad, 
porque se ha construido un desvío en el estero que facilita su carga, 
pues casi no hay necesidad de arnearla y no contiene tierra. 

La mayor cantidad de cal que se ha empleado es la cal de la cues- 
ta de Prado que fabrica don Manuel Montt, cal que ha producido 
los mejores resultados, dado su precio ($ 0.82 por quintal) y tiene 
la ventaja de venir siempre pareja y de no contener piedras. 

El cimiento empleado hasta la fecha es el White Brothers-Best 



Digitized by 



Googlí 



288 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Best; superior calidad, que viene muy bien embalado y su clase pa- 
reja, pues todas las remcsas recibidas son exactamente uniformes en 
su calidad. 

Las expropiaciones se han limitado al lado Norte hasta la 
calle de Bellavista, quedando una línea quebrada que dará un feo 
aspecto á esa calle, cuya rectificación será dificil hacerla y solo con 
el trascurso de los años, á medida que se vayan construyendo los 
edificios. Llevandq las expropiaciones por ese lado hasta el h'mi- 
te de los cien metros de que habla la ley, quedaría un barrio regula- 
rizado, esas expropiaciones no habría necesidad de llevarlas por pa- 
rejo, sino sólo el ancho de las propiedades ocupadas por las avenidas 
que se proyectan; de esa manera no habría que hacer tantos desem- 
bolsos por parte del Fisco; por otra parte, siguiendo esas expropia- 
ciones se haría desaparecer del centro de la pobhicion, como van á 
quédar una vez hecha la canaüzación, el foco de miasmas de las ca- 
ballerizas del Ferrocarril Urbano. Por otra parte, existe un terreno 
frente a la avenida de la Recoleta que intercepta dicha calle y no 
deja salida directa frente al canal, cuyos terrenos convendría se com- 
praran. 

AI lado sur también convendría expropiar hasta el límite de los 
cien metros, la parte comprendida entre el Mercado y la Estación 
actual del ferrocarril; esto se hace indispensable á lo menos en la 
parte que está sobre la rampla del puente de Calicanto, á fin de re- 
bajar la prominencia del terreno en ese punto y dejarlo al nivel del 
resto. Todas estas expropiaciones mientras más luego se efectúen 
demandarán menos desembolso al Fisco, pues una vez hecho el canal 
ya esas propiedades habrán tomado mucho más valor. 

Concluído el puente de fierro frente al de Mackenna, se paraliza- 
rá el trabajo de puentes; así que convendría contratar los restan- 
tes á la brevedad posible, á fin de que su colocación vaya á la vez 
con las demás obras de canalización. 

Durante todo el año pasado se ha mantenido y se mantiene to- 
davía un personal ocupado en arreglar el pavimento de los puentes 
de Recoleta y Mackenna; como la superstructura de este ültimo 
sigue cada vez en peor estado, se está colocando machones de pilo- 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 2^9 

tes de rieles entre los de albañilería que tiene, á fin de poner una 
cubierta de ripio que hará más fácil el tráfico; como este peso suple- 
mentario tendría en peügro la resistencia del puente, se va á conso- 
lidar éste con los machones de pilotes. 

En resúmen. á la fecha están hechos todos los heridos del male- 
cón norte; los heridos del malecón sur, menos una estensión de cien 
metros en el embudo; la excavación de la cuneta próxima á con- 
cluirse entre el puente de fierro frente á la calle de 2 1 dc Mayo y 
la defensa de la embocadura. 

EI malecon Sur en toda su altura, entre la defensa de la emboca- 
dura hastacien metros al Oriente del Puente Mackenna y todo el 
resto hasta su conclusión hasta la altura de tres metros; el malecón 
Norte átodasu altura desde laembocadura del canal hasta el puen- 
te de Purísima; desde cien metros al Oriente del puente Recoleta 
hasta el puente de Calicanto; y desde el estremo del canal hasta 
cien metros al Oriente, y se sigue trabajando en el resto. 

EI total de metros- cúblicos excavados hasta la fecha en los hcri- 

dos es de 117,610 

En la cuneta 249, 1 1 5 

Metros cübicos de albañilería hechos en male- 

cones 38,059 

En emplantillado 4. J191 

Se ha invertido hasta la fecha la suma de $ i. 500,652. 79/100 

Dios guarde a Ud. 

JosÉ Luis Coo. 



III 

Díque de Talcahuano 

En confoimidad a la autorización conferida por la ley de i.^ de 
Febrero de 1888, el Supremo Gobierno aceptó con fecha 10 de 
Abril del mismo año una propuesta de don Luis Dussaud para cons- 



Digitized by VjOOQIC 



Í^90 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

truir un dique seco en la bahía de Talcahuano, por la suma de 
(^ 488, xkd) de la cual se rebaja (^ 48,000) que el contratista debe 
reembolsar por valor de la draga, cargadores, gnía flotante, etc, 
suministrados por el Estado.. 

Los trabajos preparatorios se iniciaron el 22 de Octubredel mís- 
mo año. 

Hasta el 31 de Diciembre del año próximo pasado se había eje- 
cutado 464 metros de tajamar; 74 cargadores de á i88j^ m^ de 
dragaje en el lugar del dique; 134 cargadores de desrocamiento en 
el mismo lugar y 610 bloques artificiales de 10 m^ cada uno para 
abrlgo del recinto de los cajones. Se alcanzaron además á colocar 
51 de estos bloques en su lugar correspondiente. 

Para ejecutar todos estos trabajos. el contratista había establecido 
de antemano todas las instalaciones necesarias, á saber: ferrocarril 
á la cantera de San Vicente, aparatos para mover y embarcar los 
bloques, maestranza, oficinas, habitaciones de operarios, etc. 

Para perfeccionar la obra principal se ha complementado el con- 
trato con dos importantes modificaciones aprobadas por el Supremo 
Gobíerno. Es la primera relativa al empleo de la piedra granítica en 
la mampostería del dique en lugar de la esquista de San Vicente que 
el contratista se creía con derecho á emplear. Esa piedra debe to- 
marse de la cantera del Arenal, situada á cuatro kilómetros de San 
Rosendo, al costado de la línea del ferrocarril. La segunda modifi- 
cación se refiere al ancho del dique, quehasido aumentado á 25 ™- 
ó sea en 4°^-85; lo que permitirá emplearlo para carcna de los bu- 
ques mas grandes que pueden venir al Pacifico. 

Hasta el 31 de Diciembre próximo pasado se había invertido en 
esta obra $ 751.398.21. 

EI desembolso Ilegó á $ 1.055,665.00 el 30 de Junio del presen- 
te año, lo que manifiesta que los trabajos no han marchado con toda 
la rapidez deseable para concluirlos en el plazo convenido. 

Esto se debe antes que todo al atrazo en la Ilegada de los cajo- 
nes y demás aparatos para hacer las fundaciones con aire compri- 
mido. 

A la fecha de esta Memoria se encuentra terminado el tajamar 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECYOR GENERAL 29I 

de abrigo hasta el dique y se continiía su prolongación para protejer 
la entrada del mismo, en virtud de un nuevo contrato celebrado con 
fecha en conformidad al decreto núm. de 

Esta prolongación servirá además para protcjer en gran parte el 
fondeadero del puerto de Talcahuano y el futuro malecon para atra- 
que y descarga de buques que en él se proyecta. 

En cuanto á dragajes se han completado hasta el i.^ de Agosto 
del presente año 347 cargadores de á i8S}4 ^- ^ estraídos del lugar 
que ocupa el dique y el canal deacceso. 

En cuanto á la operación de estraer rocas en ese mismolugar, se 
han completado 296 cargadores del volumen indicado. 

El niímero total de bloques artificiales alcanzó a 1157, habiéndo- 
se colocado 699 de éstos en su kigar correspondiente para protejer 
el recinto del dique. 

En el arranque del Diquese han ejecutado 5,8oonv^ de terra- 
plen. 

EI contratista ha hecho todas las instalaciones necesarias para la 
ejecución de los trabajos é instalación de operarios, con escepción 
de los relativos á los cajones de aire comprimido que deben servir 
para las fundaciones. 



IV 

Provision de agua potable 

En la memoria del Jefe dc la sección de Hidráulica que viene á 
continuación se detalla todo lo hecho á este respecto. 

Algua POTABLE 

estu»dios hechos y obras en ejecución 
Ideas geiierak's 

En el abastecimiento de aguapotable de las diversas ciudadesde 
la Repüblica se han observado los ühimos adelantos y conocimien- 
tos sobre esta materia, haciendo una distribución regular y abun- 
dante segün las exigencias de cada ciudad, sin perder de vista y 
observando estrictamente lo que prescribe la higiene. 



Digitized by 



Googlí 



292 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Se ha procurado en todos los estudios dar bastante presión en 
las cañerías con el objeto de utüizarlas parael riego de calles, jardi- 
nes ó para en caso de incendio, salvo aquellas que no lo permi- 
tian. 

Como base para determinar la cantidad de agua que necesita ca- 
da población, se ha estimado bastante la de 200 litros por cada ha- 
bitante en 24 horas, y se ha calculado sobre un niímero mayor de 
habitantes que el que indica la última estadística para algunas ciu- 
dades; teniendo en cuenta sus adelantos y aumento rápido de po- 
blación, se ha calculado hasta sobrc el doble de lo que arroja el 
censo. 

Los estanques y cañerías se han basado tambien en estos cálcu- 
los, observando que en las cañerías pase la cantidad de agua que se 
necesite con una velocidad que no suba de i metro por segundo, 
siendo el término medio de o m.50 á o m.6o por segundo. Como la 
velocidad puede aumentar hasta 2 metros pór segundo en circuns- 
tancias de necesitarse más agua en el porvenir, puede la instala- 
ción actual satisfacerlo sin temor alguno. 

Cuestión muy importante es la elección del agua para usarla como 
potable; de lo que paso á tratar con más detención. 

El agua preferida en los estudios hechos ha sido, primero la de 
vertiente i en seguida la de los ríos. Muy sabido es que las de ver- 
tientes son las mejores para surtir de buena agua potable á las po- 
blaciones; pero no porel solo hecho de ser de vertiente, se ha pre- 
ferido esta agua para el abastecimiento y consumo de una pobla- 
ción, sino que se ha tomado en cuenta cl orígen de ella (cuestión 
muy importante para calificarla de buena ó mala), su situación geoló- 
gica, es decir, los terrenos en que nace, calidad, sabor y propieda- 
des del agua; como asímismo su caudal, en toda época; y además, 
que su cantidad sea suficiente para surtir la población. En las aguas 
de ríos se han observado las mismas reglas, teniendo el cuidado de 
tomarlas lo mas arriba posible, ántes de que reciban derrames ó de- 
sagües de poblaciones riberanas, salvo los casos en que no lo ha 
permitido la población, que, encontrándose con solo agua de río y 
recibiendo ésta derrames de otras poblaciones situadas más arri- 



Digitized by VjOOQIC 



^i^'^r* "^ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GBNERAL 293 

ba por la gran distancia que habia al tomar el agua ántes de la 
primera población, demandaría un costo excesivo que no compensa- 
ría la importancia de este sólo pueblo. En algunas ciudades en que 
se ha tomado agua de río, que en la época de los deshielos ó creces 
arrastran materias en suspensión y que es necesario aclararlas, no 
se ha usado filtros, por ser esto impracticable en el pais. 

El cuidado de éstos es costoso y delicado; el menor descuido, la 
falta de limpieza hace que en el fondo se formen sustancias orgáni- 
cas que se descomponen; y la poca agua que pasaría sería de una 
mala calidad. Por otra parte, como consecuencia de esta falta de 
cuidado, una vez sucio el filtro, el agua pasa directamente al estan- 
que, abandonando por completo á aquél. 

Por la disposición de los estanques, tipos iguales que se han adop- 
tado para todas las poblaciones, se consigue por decantación la cla- 
ridad del agua; y la limpia de los estanques, como es muy sencilla 
efectuarla en poco tiempo, permite obtener siemqre buena agua. 

Los estanques son completamente cerrados, sólo con unas aber- 
turas para la limpia, con bóvedad de cal y ladriUo y cubiertos con 
tierra. De esta manera se consigue mantener un agua fresca y pura. 

Se ha procurado también en lo posible conducir el agua desde la 
fuente misma, por cañería, hasta los estanques, obteniendo asl en 
la población un agua que reuna todas las calidades que tiene en su 
orígen. No se ha adoptado el sistema de conducirla por alcantarillas 
abovedadas por ser un sistema malo, pues en estas alcantarillas se 
crian plantas i yerbas que dan lugar a la formación de sustancias 
orgánicasque, descomponiéndose, dan mal gusto al agua, desvirtuan- 
do sus calidades de potable. 

Por otra parte, .los entorpecimieptos consiguientes al tiempo de 
proceder á la limpia y aseo de estas alcantarillas, ocasionan inte- 
rrupciones en el abastecimiento del agua á la población. 

Para hacer la distribución en el pueblo, se ha tomado muy en 

cuenta la mayor ó menor población en cada calle, sus establecimien- 

tos industriales, estación de ferrocarril, hospitales, cárceles, escuelas, 

cstación nueva de los ferrocarriles en construcción, tomando ea 

6 



Digitized by 



Googlí 



^94 REVISTA DE LA T>IRECCIÓN DE OBRAS PÚDUCAS 

cuenta un aumcnto de población ó formación de nuevo centro po- 
blado en esa parte, etc. 

Las presiones libres han sido calculadas en cada esquina de calle, 
la velocidad del agua en las distintas cañerías, para conscguir as( 
una distribución racional y completa. 

En los barrios pobres de las ciudades se han consultado los pilo- 
nes necesaríos para la gente menesterosa y que necesita de cste ele- 
mento. 

En laspartes centrales, se han colocado grifos de incendio y para 
riego, que en todas las poblaciones en que las presiones lo permiten 
serán de grande utilidad, 
k Igualmente se han colocado llaves de descarga para la limpia de 

j,i las cañerías. 

í 



t> 



I 



r 



I 



Ejítudlos ejecatndos 



l^ Los estudios para surtir de agua potable á diversas ciudades de 

^•- la República fueron principiados en Noviembre de 1888, y se han 

concluido hasta la fecha los de las ciudades que á continuación se 

cspresan: 



San Felipe 
^ Putaendo 



|; QuiIIota 

^i Limache y San Francisco de Limache 

fii San Bernardo 

I Rancagua 

%^ Rengo 

■J San Fernando 

ff.. Cauquenes 

^ ChiIIán 

p Talcahuano 

ft Penco 

ú\. Tomé 

Pí Linares 

iy- Traiguén 

I 



Digitized by VjOOQIC 



J 



^r 



MEMORIA DEL DIRECTOU GENERAL • 295 

Collipulli 

San Javier de Loncomilla 

Melipilla 

Copiapó 

Vallenar 

Coquimbo 

Serena 

Ovalle 

Puerto Montt v 

Osorno 

La Unión 

Valdivia 

Ancud 

Castro / 

Illapel 

Combarbalá 

Casablanca 

La Ligua 

Curicó 

Ha habido necesidad de hacer estudios nuevos en Curicó, Los 
Andes y los Angeles. En Coronel la distribución de la cañería en 
la ciudad ha sido estudiada segiín un proyecto nuevo. 

Trataremos de cada ciudad por separado. 

San Felipe. — En esta ciudad hay distribución de cañería, pero 
siendo ésta mala, como igualmente loá estanques, porsu pocaaltura, 
hubo necesidad de hacer un servicio completamente nuevo, aprove- 
chando la cañería existente en las partes que era conveniente. 

Agua. — Esta es la del río Aconcagua, tomada del canal del pue- 
blo que tiene su boca-toma en el puente del ferrocarril entre San 
Felipe y Curimón. Estecanal, hasta el lugar de los estanques, no 
recibe derrames n¡ existe posesión alguna en sus orillas. 

El rio Aconcagua en esa parte no recibe los derrames de los An- 
des y Curimón. 

Los planos y presupuestos que dan todos los detalles, fueron 



Digitized by VjOOQIC 



296 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DB OBRAS PÚBLICAS 

aprobados por el Ministerio del Interior. Se pidieron propuestas y 
fué aceptada la de los señores Guerra y Castro, quienes aiín no han 
dado principio á sus trabajos. El presupuesto asciende á 42,595 pe- 
sos 27 centavos y la propuesta es de 30,000 pesos. 

Putaendo. — El agua de que se surtirá este pueblo es la del río 
del mismo nombre, tomada del canal de la Compañía, que pasa 
encima del Cerro del Campo de Marte, al lado de la población. La 
toma de este canal está como á 4 quilómetros del lugar de los estan- 
ques, y no recibe derrames ni hay posesiones en sus orillas. Esta 
distancia y su poco cimiento favoréce la precipitación de las sustan- 
cias en suspensión, que trae el rio en la época de sus creces, Ilegan- 
do un agua más clara al lugar de donde se toma para surtir los es- 
tanques. El presupuesto asciende á 12^120 pesos 25 centavos; ha 
sidoaprobado por el Ministerio del Interior, y se piden propuestas 
actualmente. 

Quülota. — Esta ciudad se surtirá de agjua de las vertientes de 
Chanalata, situadas á orillas del rio Aconcagua. EI agua que produ- 
cen las vertientes tiene su orígen en las filtraciones del mismo río 
en el lecho antiguo. 

Como nq ha habido otra agua para surtir á la población, se 
han hecho los estudios tomando ésta aunque no es de buena 
calidad. 

EI presupuesto asciende á 60,959 pesos 69 centavos y ha sido 
aprobado por el Ministerio del Interior, pidiéndose actualmente 
propuestas. 

Limache y San Francisco de Limache. — EI agua para estas dos 
poblaciones es tomada del canal del Belloto, á cuya brilla se coloca- 
rán los estanques. La toma de este canal está un poco más arriba 
en elestcro de Limache, en propiedad de don Ricardo Waddington. 
Es un agua clara, sin sabor ni olor. EI estanque sirve á las dos po- 
blaciones con una sóla cañería matriz que, pasando por Limachc, 
distribuye la cantidad de agua necesaria á este pueblo; continúa 
con un diámetro menor hasta San Francisco. No hay otra agua más 
cerca para San Francisco, pues la del tunel de San Pedro es insufi- 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 297 

ciente. El presupuesto asciende á 95,956 pesos 40 centavos i fué 
aprobado por el Ministerio respectivo. Se aceptó la propuesta del 
señor Manuel Guzman por 33,786 pesos 57 centavos. 

San Bernardo. — El agua para San Bernardo es una de las mejo- 
res. Es tomada de la cordillera en el cajon de Maipo, del estero el 
Canelo, formado por vertientes y deshielos. Es conducida por cañe- 
rías hasta el estanque, que quedará situado en propiedad del señor 
Vera á 31"^ sobre la Estación del Ferrocarril. EI presupuesto as- 
ciende á 137,586 pesos 72 centávos y ha sido'aprobado por el Minis- 
terio. La propuesta aceptada fué la del señor Guillet por la suma 
de 39,450 pesos. Actualmente debe principiarse su ejecución. 

Rancagua. — Para esta ciudad sc ha tomado el agua del estero de 
Machalí, donde ya no existen posesiones; es un agua rlara, bastante 
buena y está á una altura de 95 metros sobre la ciudad. Los estan- 
ques quedan colocados en el fundo Machalí, á una altura de 28 metros 
sobre la ciudad. El presupuesto asciende á $ 54,118.29 y ha sido 
aprobado por el Ministerio del Interior, pidiéndoseactualmente pro- 
puestas para su ejecución. 

Bengo, — La cañería existente en esta ciudad será aprovechada 
para el nuevo proyecto en ejecución. EI estanque existente. por ser 
chico y estar á poca altura sobre Rengo, no se aprovechará. Elngua 
es tomada del canal del pueblo, más arriba de la ültima posesión, y 
^ el estanque queda situado al lado del moh'no de los Perros. La boca 
toma de este canal sale del río Claro. El presupuesto asciende á 
$ 30,387; fué aprobado por el Ministerio del Interior y actualmente 
está en ejecución. La propuesta aceptada asciende á y 

el contratista es el señor Sanchez. 

San Fernando, — En esta ciudad existe distribución de aguas. 
como asimismo estanque. Estenose puede utilizar por estar en muy 
mal estado. La cañería existente se aprovechará para las partcs que 
convenga para el nuevo proyecto. EI agua será tomada de una ver- 
tiente artificial que se ejecutará á orillas del estero Antivero, en 
propiedad del señor Luis Leliva, quien al efecto ccde el terreno. Se 
ha adoptado en esta ciudad este sistema por tener así un agua clara 
filtrad.a por cascajo, que es cl terreno que ahí existe. El agua es 



Digitized by 

L 



Googlí 



298 REVISTA DE LA DIRECCIÓN V)E OBRAS PÜBLICAS 

biiena y ya reconocida en pozos que tiene el mismo señor Leliva para 
la bebida y usos industriales. EI presupuesto asciende á$ 50,910.89 
y ha sido aprobado por el Ministerio del Interior. Actualmente se 
piden las propuestas para la ejecución. 

Cauguenes. — Esta es una de las ciudades en que más se hacía 
sentir la falta del agua, EI agua es tomada en el punto denominado 
Paso de la Madera, afluentedel río Tutuben, en la montaña; es una 
agua buena, muy clara y dulce; dista 17 kílómetros de la ciudad. 
Actualmente está en trabajo y es el que está más adelantado. El 
presupuesto asciende á$ 123,253.93 y fuéaprobado por el Ministe- 
rio del Interior. La propucsta aceptada fué ladel señor Fidel S. 
Merino por $ 29,100. 

Talcahimno, — EI agua pará surtir esta población es de vertiente, 
en el cerro de propiedad del señor Eduardo Cornou. Es un agua 
clara y fresca, sin olor ni sabor. El estanque se colocará en la pro- 
piedad del señor Lopez. EI presupuesto asciende a $ 17,427.04; fué 
aprobado por el Ministerio del Interior y actualmente se piden pro- 
puestas para la ejecución de la obra. 

Copiapó. — En esa ciudad, que no tiene más agua que la del río 
del mismo nombre, se han estudiado dos proyectos: uno es toman- 
do el agua del Pretil, y el otro del río Copiapó, en Potrero Seco. 
EI primero, que está cerca de la ciudad, tiene agua de mala calidad. 
Son filtraciones del mismo río por un terreno salitroso. saliendo, por 
esto, el agua cargada de sales que le dan un sabor salado. Desde 
Copiapó para arriba existen varios establecimientos y poblaciones 
hasta Potrero Seco, que desaguan en el río. 

EI otro proyecto es tomando el agua del río, al lado arriba del es- 
tablecimiento de Potrero Seco. Esta agua, aunque mala, es mejor 
que la del Pretil, y es el agua de que se surte el ferrocarril para el 
uso de las locomotoras, Ilevándola en carros-estanques desde Pabellon 
hasta Copiapó y Caldera. En el ferrocarril no usan el agua del Pre- 
til. El presupuesto del primer proyécto asciende á $ 61,138.75 y el 
segundo á $ 22 1,000. 00. En esta ciudad existe distribución tomando 
el agua del Pretil, que está actualmente obstruído, como también la 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DF.L DIRECTOR GENERAL 299 

cañeria. Se aprovechará parte de la cañería que está en buen estado 
y además los pilones. No ha sido aprobado. 

Valiénar, — En esta ciudad suced^ igual cosa que en la anterior. 
No hay otra fuente que el río Huasco, que es donde se toma el agua, 
Esta es regular y trae materia en suspensión. El presupuesto as- 
clcnde a 32.729 pe.sos 34 centavos y no ha sido aprobado todavía, 

Coquimbo. — Esta ciudad tiene su distribución de cañerías» estan- 
ques y filtros. El agua es tomada del canal del Guayacán. Los es- 
tanques están en buen estado y se ha dejado éste como así mismo 
la cañería existcnte, cambiando en algunas partes de la ciudad su 
diámetro; se ha proyectado colocar otra cañería matriz y nuevas ca- 
ñerías en la ciudad. El presupuesto de la mejora dc servicio es de 
13,000 pesos II centavos. Ha sido aprobado por el Ministerio del 
Interior, y se ha aceptado la propuesta del Sr. Emilio Buzeta por 
3,859 pesos 85 centavos. 

Serena. — Existe en esta ciudad una distribución media y regular, 
estanque y cañerías, surtidora, de greda. El estanque, que es uno, 
hay que dividirlo en dos por un muro de separación, y hacer cier- 
tas reparaciones en las partes malas de él. Hay tambien que reem- 
plazar la cañería de greda por una de fierro y tomar el agua más 
arriba para tener un agua mejor que la actual. El agua que se toma 
ahora proviene de un canal que recibe los derrames y desagUes del 
pueblo Algarrobito y el agua que se tomará segun el proyecto pro- 
viene del canal de Culcatán, que tiene su toma en el río Coquimbo, 
y no recibe los derrames de Algarrobito. 

En la ciudad hay que cambiar la cañería matriz, colocar cañerías 
nuevas ¡ reemplazar algunas de las existentes por cañeríasde mayor 
diámetro. Todas las cañerías se aprovecharán en las partes conve- 
nientes de la población. El presupuesto de la mejora asciende k 92, 
638 pesos 68 centavos y ha sido aprobado por el Ministerio del 
Interior y se ha aceptado la propuesta del Sr. Isidoro Lockling pa- 
ra la ejecución del trabajo cn 23,456 pesos 41 centavos. 

OvalU. — En esta ciudad el agua es tomada del río Huamalata, 
que es buena y clara, en el puente del ferrocarril que se encuentra 



Digitized by VjOOQIC 



300 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

ántes de llegar á Ovalle. El presupuesto asciende a 61,514 pesos 
19 centavos y no ha sido aprobado todavía. 

Melipilla, — Esta ciudad tomará el agua de la vertiente La Viña, 
que es buena y constante y completamente libre de toda ímpureza. 
No recibe derrames n¡ desagües, n¡ hay poses¡ones en las orillas. 
El presupuesto asc¡ende á 1 13,618 pesos 40 centavos y no ha s¡do 
aprovado todavía. 

Curicó. — Ha hab¡do neces¡dad de hacer estud¡os nuevos aprove- 
chando la cañería nueva que ex¡ste y s¡n colocar aun. El agua es 
tomada del canal del pueblo, que t¡ene su toma en el río Teno, que 
posee aguas claras y buenas. 

El presupuesto asc¡ende á 89,930 pesos 40 centavos. 

Los Andes. — Igual á la anterior, aprovechando la cañería nueva 
y s¡n colocar, haclendo la d¡str¡buc¡ón en la c¡udad completamente 
nueva, como así m¡smo se ha var¡ado el proyecto de estanques y 
filtros construyendo solamente los estanqnes. EI agua es tomada 
del canal de K\ presupuesto de la mejora asc¡ende á 49,090 

pesos. Ha s¡do aprobado por el M¡n¡ster¡o dellnterior y se está eje- 
cutando la obra. 

CoroneL — Esta estáen trabajo y han colocado toda la caftcJÍa 
hasta el estanque. EI agua es buena, de vert¡ente, muy clara y fres- 
ca. Ha hab¡do neces¡dad de hacer los estudlos de d¡stribuc¡ón de la 
cañería en la c¡udad, porqué no ex¡stía; de camb¡ar el cañon matriz 
(que segiín el proyecto saHendo del estanque Ilegaba á la plaza 2 1 
de Mayo) por otro de mayor d¡ámetro que fuera suficiente para 
darle agua á toda la c¡udad. 

EI presupuesto de la mejora asc¡ende á 12,790 pesos 42 centa- 
vos. EI contrat¡sta que ejecuta la obra es el señor Andrés Wallace 
por la suma de 28,300 pesos, qu¡en ejecutará la mejora en lasuma 
de 2,763 pesos 59 centavos. 

Los Angeles. — EI proyecto que ex¡stía ha hab¡doque camb¡arlo 
y hacer nuevos estudios; el agua es de vert¡ente, buena y clara, en 
la hac¡enda de Santa Isabel. 

Linares. — En estael agua que surte los estanques es tomadadel 
canal de Es la ún¡ca c¡udad que t¡ene poca pres¡ón. EI 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 3OI 

presupuesto asciende á 44,975 pesos 91 centavos. Hasidoaprobado 
por el Ministerio del Interior y se aceptó la propuesta del señor 
Nicanor Gonzalez por la suma de 33,218 pesos 48 centavos. Toda- 
vía no está en trabajo. 

San favier de Loncomilla, — El agua para esta población es to- 
niada del estero de la Bomba. El presupuesto asciende á 25,283 
pesos 29 centavos. Ha sido aprobado por el Ministerio del Inte- 
rior. 

Chillán, — En estaciudad seha hecho una mejora de servicio, 
construyendo estanques nuevos y cañerías matriz de mayor diáme- 
tro y distribución nueva en la población, aprovechando la cañería 
exístente. El agua es tomada del canal del pueblo. El presupuesto 
asciende á 134,226 pesos. No ha sido aprobado. 

Tomé. — En esta ciudad existe distribución de cañería, que estan- 
do en mal estado no se puede aprovechar para el proyecto. El agua 
que surtirá los estanques es la del río Tomé, tomada del punto 
donde no recibe derrames de ninguna clase. El presupuesto ascien- 
de á 40,423 pesos 25 centavos, 

Collipulli. — El agua es tomada del estero de Pichi-callin. El pre- 
supuesto asciende á 668,904 pesos 97 centavos. Se le ha aprobado. 

Puerto Monti. — En esta ciudad se ha colocado ya toda la cañc- 
ría de distribución, quedando solamente para complefar el servicio 
la cañería matriz y surtidora, y los estanques que quedan situados 
en el cerro del Molino. El prcsupuesto asciende á 15,360 pesos 
54 centavos para los estanques. 

Osorno. — Esta ciudad tendrá el agua que se encuentra en la ha- 
cienda del señor Wuderhold. Esta agua es de calidad regular y 
trae materias en suspensión. EI presupuesto asciende á 85,139 pe- 
sos 12 centavos. 

Unión. — El agua elegida para este pueblo es de una vertiente 
cn la propiedad ífMilIicuran del señor Francisco Florin, y es de las 
mejores, siendo mui clara y fresca, EI presupuesto asciende á 61,668 
pesos 37 centavos. 

Valdivia. — Para la provisión deestaciudad se ha hallado agua 
de vertiente muy buena y abundante en el estero de Llancahue, en 

7 



Digitized by 



Googlí 



.;Ma^ 



302 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

propiedad municipal, distando sicte quilómetros de la cludad y t<í- 
niendo bastante altura. El presupucsto asciende á 112,560 pesos 
52 ccntavos. 

Todos los proyectos mencionados han sido aprobados por el 
Consejo de la Dirección de Obras Publicas. 

Santiago, Abril de 1890. 

Rafael Pottier. 



V 
Obras fiscales de Valparaiso 

Se detalla en la siguiente memoria pasada por el Director de 
esa ofícina: 

Valparaiso, Enero 20 de i8go. 

Señor Director General 

Con el presente informe paso á dar cuenta á Ud. de los trabajos 
llevados á cabo por ésta Dirección desde el 28 de febrero de 1889, 
fecha de la última memoria, hasta el 31 de diciembre del misnio 
año. 

Adiiaiifl 

MAQUINARIA HIDRÁULICA 

Esta Dirección ha seguido atendiendo con la debida regularidad 
á las reparaciones solicitadas en la maquinaria hidráulica de los Al- 
macenes y secciones de esplotación del Muelle de la Aduana, sien- 
do los principales trabajos hechos como sigue: 

i.^ La colocación en dos calderos de los nuevos tubos encarga- 
dos á Europa con éste objeto. 



Digitized by VjOOQIC 



MLMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 303 

2.0 Se hizo una compostura general de las cadcnas de los ascen- 
sores de los Almacenes y pezcantes del Muelle. 

3.* Habiendoseadjudicado por el Supremo Gobierno á la Com- 
pañía Sud-Americana de vapores la compostura de las boyas y 
muertos del Muelle esta D¡recc¡(3n se encargó por su parte de la 
compostura de las cadenas y grilletes pertenecientes á las mencio- 
nadas boyas. 

4.* Con motivo de haberse reventado uno de los cañones motriz 
de la maquinaria hidráulica, ésta Direcion procedió inmediatamente 
á su reparación, para evitar de ésta manera la paralización de los 
trabajos del Muelle y Almacenes. 

5.® Se compuso la prensa estapa del acumulador y sc tornearon 
las válvulas y demás piezas de bronce que se han necesitado para 
la conservación y compostura de los cabrestantes y ascensores. 

6.0 También se hicieron herramientas nuevas destinadas á lim- 
piar los asientos de las válvulas de las borfibas de la maquinaría. 

Huelle de la Adiuina 

Se concUiyó de pintar este muelle» se colocó defensas en el 
puente destinado á la descarga de las carretas y se atendió á la re- 
paración y conservación de los desvios y de la maquinaria en 
general. 

Canees 

Se ha limpiado y recorrido con regularidad los cauces destinados 
al desagüe de los terrenos de la Aduana ántes y durante el invierno. 

Tec'lios 

También se han recorrido y compuesto los techos de los alma- 
cenes. 

Galpón de avalnos 

ADOQUINADO DE MADERA 

Este trabajo se Ilevo á cabo en conformidad al decreto supremo 



Digitized by 



Googlí 



304 RKVISTA DE LA DIRECCIÜN DE OBRAS PÜBLICAS 

de fecha 8 de Abril de 1889, núm. 769 y consistió en el adoquinado 
con adoquines de madera creosotada del piso del mencionado galpón. 

Pnerta-Callfjóii 

Por decreto supremo de ferha 28 de Marzo de 1889, niím. 484 se 
autorizó la construcción y colocación de una puerta doble en el ca- 
llejón que enfrenta á la máquina auxiliar de los almacenes. Este tra- 
bajo se ejecutó con la oportunidad debida. 

Departaiiieutos de vistas.— Reimnicioiies 

Estas reparaciones se hicieron en virtud de la autorización confe- 
rida por decreto supremo de fecha 26 de Diciembre de 1888, conel 
núm. 5,117 y consistieron en el arreglo interior de la mencionada 
oficina, como ser: abrir ventanas, arreglo de techos y pisos, hechu- 
ra de rejas para los escritorios, pintura y empapelado. 

Cien*o.— Patio— Adaaua 

El decreto 'de fecha 22 de Febrero de 1889, niím. 414 ordenó 
esta mejora, consistente en el cierro con planchas de hierro de par- 
te del local ocupado por el despacho de playa, con el objeto de evi- 
tar la sustracción de his mercaderías. 

GaI|H)ii de nvalnos*— DesYÍo.s 

Este trabajo se ha llevado acabo en vista de la autorización acor- 
dada por decreto supremo fecha 30 de Marzo de 1889, ndm. 723 y 
consistió en la colocación de vías y tornamesa, tanto en el mencio- 
nado galpón, como en el patio del despacho forzoso. 

Olieiuas de iuj^iieetores de eanpis 

REPARACIONES 

Trabajos ejecutados con arreglo al decreto supremo del 20 dc 



Digitized by 



Goog\^^ ' 



MÉMORIA DEL DIRECTOK GENERAL 305 

Mayo de 1889, nüm, 1,371 y consistíó en el arreglo dcl techo, vcn- 
tanas y puertas de la mencíonada oficína. 

Aliiwceiies*— Secfloues.— Repamciours 

El decreto supremo de fecha 1.^ de Abríl de 1889, núm. 815 au- 
torizó este trabajo, consistiendo en reparaciones hechas en las rejas 
interiores que subdividen las seccioncs de los mencionados alma- 
cenes. i 

Alnijceni^.— Sí'ccloucs.— TcchoR 

Esta dirección fué autorizada por decreto de 14 de Julio de 1889, 
núm. 1,597 para proceder á la compostura de los techos de todoslos 
almacenes, trabajo que se ejecutó oportunamente. 

Almaeene$.»SeccÍoues,-ReJa.s 

El decreto supremo de fecha 24 de Junio de 1889, niím. 1,654 
autorízó el trabajo hecho de subdividir los subterráneos de la 3.* y 5.* 
sección de los almacenes con reja de madera. 

Alttiacenes de póIvoni.-Reimracioiies 

Las reparaciones hechas en estos almacenes situatíos en el «Alto 
del Puerto» han sido de al^una consideración y consistieron en la 
compostura de los techos, forrar con ficrro la muralla que mira al 
norte y arreglo de puertas y ventanas. Este trabajo se autorizó por 
decreto de fecha i.^ de Julio de 1889, núm. 1.742 

Cañoues 

I.^ SECCIÓN DE ALMACENES 

Estetrabajo consistió en el arreglo de los cañones de aguas-llu- 
vias de la i.^ sección de los almacenes y de su colocación por deba- 



Digitized by 



Googlí 



306 REVISTA DE LA DIRECCIÜN DE ODRAS PÚBLICAS 

jo de la vereda para evitar qne desagüen sobre ella. El decreto su- 
premo de fecha 14 de Julio de 1889 autorlzó este gasto. 

Aliiiacenes de eombiLstibIes.»Iiieeiidío 

El 29 de Agosto de 1889 se incendíaron los mencionados ahna- 
cenes y de acuerdo con las instrucciones recibidas de esa Direccion 
General, se procedió á su reparación, consistente en el retiro de los 
escombros y compostura de las murallas, techos y piso destruidos ó 
averiados por el incendio. 

Ciisa del Direetor del Huelle de la Aduana 

Con arreglo al decreto supremo de 30 de Setiembre de 1889, 
ñiim. 603 se procedió a las reparaciones dela casa ocupada actual- 
mente por el director de los trabajos ejecutados en el muelle, la que 
consistió en el arreglo de algunos pisos y en el empapelado y pin- 
türa de toda ella. 

Peseaute.— Bote.-Salva-vidas 

Con fecha 19 de Agosto de 1889 se espidió el decreto supremo 
nüm. 1,218 que autoriza la colocación de dos pescantes para colgar 
botes salva-vidas que están á cargo de la gobernación marítima de 
este puerto. Estos pescantes sc conchjyeron y colocaron en el local 
designado, á principio del mesde Enero corriente. 

Oalpóu de despaelio forzoso 

Seha hecho 274 ms.3 340 de mampostería de piedra para los ci- 
mientos y 2^7 nis.^ 900 de ladrillo. También se han continuado las 
escavaciones y no queda que hacer sino la que corresponde á la mu- 
ralla norte. Todo el trabajo de albañilería de este galpón se hace á 
contrata. El fierro necesario para los techos ha sido contratado asi 
mismo y se encargó la hechura de las columnas á una fundición de 
este puerto. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 307 

rresupuestos y Plaiios 

Los decretcs supremos librados autorizando los trabajos egecuta- 
dos que se mencion^n, obedecen á otros tantos presupuestos for- 
mados poresta Dirección de órden de la Superintendencia de la 
Aduana. 

También se han hecho los presupuestos que se detallan en segui- 
da, y los cuales estan todavía pendientes por no haberse autorizado 
su ejecución. 

1.^ Presupuesto paralas reparaciones de la i.^ sec- 
ción de ahiiacenes, ascendente a la cantidad de. . $ 3 191 92 

2/ Id. del costo de la hechura de rejas, divisiones 
en los almacenes situados frente á la 3.* y 4.^ sec- 
ción 690 25 

3.^ Id. del id. del adoquinado con piedra de la par- 
te interior de los galpones de avalúos y de las 
puertas que dan acceso a los carretones 5 ^ 70 55 

4.0 Id. del id. de componer cañería de aguas-IIu- 
vias en la sala de despacho forzoso 

5.^ Id. del id. que tendrá las reparaciones de los 
altos del edificio ocupado actualmente por las ofi- 
cinas del Resguardo de Valparaiso 3930 43 

6.^ Id. del id. que tendrá las reparaciones de los 
cañones de desagüe y renovacion de la pintura 
del edificio que ocupa la Contaduría de la Adua- 
na de Valparaiso . ^ 1 75 56 

7.0 Id. del id. del camino proyectado á Playa An- 

cha (desvío del camino actual) looooo 00 

8.° Id. de id. de dos almacenes para depósito de 

parafina 362 10 80 

9.0 Id. de id. de 6 almacenes para depósito de pól- 

vora 31 175 90 



Digitized by 



Googlí 



308 REVlStA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

10. Id. de id. de un almacen para fósforo 14300 00 

11. Id. de id. de un galpon de avalúo, oficina y 
sala de surtidos 1 25904 00 

12. Id. de id. decolocación de vías y tornamesas 
VA\ el local ocupado por la Aduana 4000 00 

Suma $ 347266 41 

Algunos de los presupuestos anteriores han sido acompañados 
con sus respectivos planos. 

RNtndioH 

Se han hecho los siguientes: 

1.^ De la manera más conveniertte de dar salida á los carros des- 
tinados al trasporte de mercaderías de los muelles de Cabotage, 

2.^ De los planos y nivelaciones del cerro de nLa Artillería y de 
los caminos que conducen a Playa Ancha y á la Escuela Naval. 

3.0 Estudio de la bahía de Valparaiso y planos de sondage de la 
misma. 

f,. 4.^ De la colocación de cañones en zanjas de ladrillo en los te- 

rrenos de la Aduana para la trasmición de la presión hidráulica con 
el fin de facilitar las reparaciones y conservación de los tubos de la 
maquinaria hidráulica. 

5.^ Preliminar de una dársena que se haría entre el estero de 
Jaime y el de Las Delicias. 

Halecón ^ 

DEFENSA DE RIELES 

Enel mes de Febrero del año de que se da cuenta en la presen- 
te Memoria se paralizó la colocación de la defensa con motívo de 



H: 



Digitized by VjOOQIC 



J 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 309 

la escasez absoluta que había de rieles y de la dificultad para obte- 
nerlos de los Ferrocarriles del Estado en cantídad suficiente para 
Uevar á cabo este trabajo en cierta extensión. 

Sin embargo, para evitar pérdida de tiempo, esta Dirección orde- 
nó se continuara con la preparación de jaulas para tenerlas listas una 
vez que se estimara ccnveniente continuar con la prolongación, y al 
efecto, se han aprovechado en este trabajo las paulatinas entregas 
de rieles que nos han hecho los mencionados Ferrocarriles. 

Dada ya la órden de continuar con la prolongación hasta el estero 
de Jaime, se ha dado ya principio á este trabajo, el que será relati- 
vamente fácil y ligero, tomando en cuenta no haber sino que rellenar 
las jaulas que se necesitan para cubrir la distancia de loo metros que 
hay desde el remate actual del malecón al mencionado estero. 

Durante el mes de Mayo del año ültimo un temporal hundió ver- 
ticalmente tres jaulas colocadas ya, de las cuales dos se pudieron 
enderezar y nivelar, y la otra hubo que sacarla y aprovechar los rie- 
les de que estaba formada. 

Este acontecimíento viene á demostrar de una manera evidente 
la necesidad que hay de concluir esta clase de trabajos por completo 
antes de invierno, es decir, con relleno de piedra y teraplén que le 
sirva de defensa. 

RELLENO DE PIEDRA 

Á principios del año de que se da cuenta se rellenaron con piedras 
todas las jaulas que se colocaron á fines del año 1888, en una exten- 
sión de 80 metros, más ó menos. Esta defensa entre el espacio com- 
prertdido entre la calle de Freire y la del General Cruz. 

En el extremo este del malecón se hizo un pequeño tajamar de 
piedra, de 30 metros de largo, con el objeto de evitar que las olas 
durante el mal tiempo en inviemo destruyesen los terraplenes que 
refuerzan la defensa. 

REFUERZO DE CONCRETO 

El refuerzo de concreto Portland está terminado en todo el espa- 
cio comprendido entre la calle del Almendro y la de Rodríguez, es 



Digitized by 



Googlí 



■ ^^w I 



310 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

decir, en una extensión de í,i26 metros con un cubo de 2,440.60 
metros, lo que da un aumento de este refuerzo en 1889 de 364 me- 
tros de largo y de 672.°*^ 76 de concreto empleado. Esta Dirección 
hace cuanto está de su parte para concluir este refuerzo entre el es- 
pacio comprendido entre la calle del Almendro al Muelle de Pasa- 
jeros, antes que sobrevengan los primeros temporales del invierno. 
En la extensión que media entre la calle de Rodríguez y la del Ge- 
neral Cruz se ha creído prudente por ahora suspender la hechura de 
estos refuerzos, en atención á que la construcción de los nuevos mue- 
lles de cabotaje traerá consigo cambio de detalle de importancía en 
aquella parte del malecón. Por la misma razón no se ha creído pru- 
dente rehacer los 2 1 metros corridos de refuerzos destrufdos por el 
embate de las olas durante el temporal de 7 de mayo del 89. 

Los daños causados por el mencionado temporal fueron puestos 
en conocimiento del Ministro respectivo por conducto del Ingeniero 
Director de estas obras, segün nota de fecha 10 de Mayo del preci- 
tado año, núm. 1,929, y la cual reproduzco en extracto en esta Me- 
moria tomando en cuenta que durante el año que ella comprende se 
han reparado casi todos los daños enumerados por ella. 

Se desparramaron 900 metros cúbicos de terraplén colocados de- 
trás de las jaulas. 

En el cauce de Freire la fuerza de las olas deshizo 15 metros cü- 
bicos de la albañilería y se perdieron dos planchas convexas. El cauce 
de Rodríguez también sufrió la pérdida de ocho metros ciibicos de 
aibañilería y de una plancha convexa. 

Se destruyeron 2 1 metros corridos de la defensa de concreto en 
la parte recién puesta. Los terraplenes ubicados detrás del piso fue- 
ron socavados por el derrame de las olas que caen sobre el piso. La 
parte de estos terraplenes que más ha sufrido es la que media entre 
las calles de Freire y de Rodríguez, y la que representa unos 2,800 
metros cübicos cambiados de sitio. 

La vía destinada á los trenes de lastre fue removida de su sitio y 
echada sobre la tercera vía de los ferrocarriles del Estado. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 3II 



BARANDA 



La baranda de rieles que se acordó poner en toda la extensíón del 
malecón para segurídad de los transeuntes y de los bultos de merca- 
derías, colocados en esa parte, queda concluída en una extensión de 
1 , 1 73 metros corridos, lo que da un aumento en el largo de esta ba- 
randa durante el añade 1889 ^^ 288 metros corridos. 

Como la ejecución y continuación de esta baranda se hace conjun- 
tamente'con el refuerzo de concreto, ambas obras llegarán juntas á 
su término que será el muelle de pasajeros. 

ENTABLADO 

El piso de madera que cubre el relleno de piedra de la defensa de 
rieles está concluldo en una extensión de 1,162 metros corridos, ó 
sea en una superficie total de 6, 1 58 metros cuadrados 60 centíme- 
tros. 

Corresponde á lo hecho en esta parte durante el año 89, un largo 
de 40O metros corridos y uno de 2,196.20 metros cuadrados de la 
superficie. La conclusión de este piso hasta la calle del Almendro ha 
dado facilidades al comercio para colocar pescantes en casi toda la 
extensión comprendida entre la mencionada calle y la de Carrera, 
lo que viene á doblar las facilidades para el movimiento de carga en 
la explanada sobre las que existían en 1888. 

Á pesar de las demoras y dificultades que ha habido para la en- 
trega de rieles viejos, material indispensable para esta clase de tra- 
bajos, son satisfactorias las cifras apuntadas que indican el monto 
del trabajo hecho durante el año de que se da cuenta, tanto en el 
piso como en el resfuerzo de correcto y baranda. 

TERRAPLENES 

Durante el año de que se da cuenta se rellenó la poza detrás de 
la defensa de rieles en la parte prolongada durante el año de 1888, 
ó sea en una estensión de 80 metros, siendo esta la comprendida 
entre las calles de Freire y la del General Cruz. Xambién se conti- 



Digitized by 



Googlí 



312 



REVISTA DE LA DIRKCCION DE OBRAS PUBLICAS 



nuó con el relleno en la playa, entre el estero de Jaime y la calle ( 
Olivares, hasta que se recibió órden de suspender este trabajo p 
motivo de tener que hacerse sondages y otros estudios relativos 
una dársena en proyecto que debería construirse en esa localida 

El material usado en estos rellenos y para la formación de nuev 
terrenos, se estrajo del Cerro de la Artillería. 

La órden de paralizar el desmonte de este cerro, librada con m 
tivo de los derrumbes que en esa fecha tuvieron lugar y que ala 
maron á la autoridad y al vecindario, obligó á esta Dirección a p 
ralizar estos trabajos desde el 7 de Agosto de 1889. Felizmen 
esta medida no perjudicó las obras que se hacfan en el malecón p< 
estar ya formado el terraplén detrás de la defensa y suspendido 
relleno de la playa, frente á la calle del Olivar, por los motivos ] 
aducidos. En estos terraplenes se han empleado 51^,400 metros c 
bicos de desmonte del mencionado cerro de la Artillería, á lo cu 
deben agregarse considerables cantidades arrojadas por particulan 
y por la autoridad en aquella localidad. 

En el trascurso del año 1890 deben formarse los terraplenes d< 
trás de la prolongación de la defensa de rieles que deberá princ 
piarse en el mes de Enero corriente, de acuerdo con las órdenes, 
la que llegará, como ya he dicho, hasta el estero de Jaime, abarcai 
do una extensión de 100 metros. 

La conclusión de esta defensa ántes del invierno es de todo punt 
indispensable, puesto que sin ella la parte concluida del malecó 
quedaría expuesta á sufrir daños de consideración á causa del err 
bote de las olas, así como los nuevos terrenos formados por la pn 
longacíón. 

Además, concluido este trabajo imposibilitará la práctica, perji 
dicial á la salud piíblica, de arrojar á la playa aún no ocupada por e 
malecón, basuras y desperdicios provenientes del aseo de la ciuda( 

Una vez concluído el malecón hasta el estero de Jaime deberá pz 
ralizarse esta obra hasta que la autoridad competente decida sobr 
si conviene ó nó á continuarlo hasta la estación del Barón. 

A los terrenos ya formados y aún sin enagenar no se les pued 
dar el nivel definitivo, por cuanto que si se construyese más tard 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 313 

en ellos edificlos con subterráneos, los desmontes sobrantes de és- 
tos, darían material suficiente para la nivelación de las calles. 

TERRENOS 

Los terrenos formados por el desmonte del cerro de la Artillería 
y por el malecón^ todos de cargo á este ültimo que deberán utili- 
zarse en obras püblicas ó venderse, son los siguientes: 

i.o El formado al pie del mencionado cerro, mide poco rnás ó 
menos 1 2,000 metros cuadrados. 

2.0 Los formados en el malecón, como sigue: 





la número 5 del 


plano respectlvo 


Metros cnadrados 


anzar 


1824.98 


II 


6 


II 


1797.85 


II 


• 7 


II 


3532.75 


II 


8 


II 


325742 


II 


9 


II 


3619.35 


II 


10 


II 


6075.00 


II 


II 


II 


2283.75 


II 


14 


II 


3967.59 


II 


18 ^ 


II 


3790.75 


II 


19 


II 


34^3.21 


II 


20 


II 


3614.05 


II 


21 


II 


3273.75 


II 


22 


II 


5467.50 


II 


23 


11 


5075.00 


11 


24 


II 


2640.00 


II 


27 


II 


1952.00 


II 


28 


II 


2196.50 


II 


29 


II 


3619.38 


II 


30 


II 


2109.44 


II 


31 


II 


3215.40 


II 


32 


11 


3566.02 


II 


33 


II 


3686.34 


II 


34 


II 


3568.00 


II 


35 


n 


5091.97 



Digitized by VjOOQIC 



i^:-'V^:^^^r^,' 



í-y 



'^-^W I 



314 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Metros cuadrados 



Manzana nümero 36 del plano respectivo 4236.6.1 
" 37 " 873.13 



Suma 99,747.74 

El terreno formado al pie del cerro de la Cordillera deberá des- 
tinarse al ensanche del local ocupado por la Aduana, y para desviar 
el camino del Membrillo. Este terreno está actualmente tapado en 
gran parte por derrumbes del mencionado cerro, los que serán ne- 
cesario retirar y aprovechar en parte los terraplenes del malecón, 
pues, como ya he dícho, ese local deberá ocuparse por la Aduana, 
edificando en él y contribuir en alguna parte á la desviación del ca- 
mino que conduce á Playa-Ancha y á la Escuela Naval. 

La tierra proveniente de los mencionados derrumbes sube á 15 
mil métros cúbicos más ó menos. La desviación de los caminos que 
conducen á Playa-Ancha y á la Escuela Naval exigirá la extracción 
y remoción de 280,000 metros cúbicos más; de manera que el total 
de metros cúbicos que debe estraerse aún de esa localidad, alcanza 
á 300,000 más ó menos. 

En Julio de 1889 se demarcaron en el malecón las manzanas dis- 
ponibles para su venta. Su enagenación no ha sido autorizada aiín 
con motivo de tenerse que hacer algunos cambios en las dimensio- 
nes de la manzana núm. 9 y también por el inconvenicntc que pre- 
senta el atravieso de las líneas de los ferrocarriles del Estado por 
los sitios que se componen la manzana núm. 14. 

Una vez arreglados los detalles de los muelles de cabotage y 
construída la nueva estación de Bellavista en la Esplanada, desapa- 
recerán los inconvenientes apuntados y se podrá proceder á la su- 
basta de los nuevos terrenos. 

CAUCES 

Durante el año de que se da cuenta, se concluyeron los cauces 
que atraviesan los sitios nümeros 6, 1 8 y 30 del plano respectivo. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DELDIRECTOR GENERAL 315 

'Además se hicieron 202 metros de largo en el cauce de dos bra- 
zos que pasa contíguo á la estación de Bellavista, y 152 metros de 
largo en el que enfrenta á la calle de Freire. 

EMPLANTILLADO 

Este trabajo se ha hecho con piedra proporcionada por los ferro- 
carriles del Estado y estraída cje las canteras del Barón, consiste en 
el empedrado de la parte comprendida entre el entablado del male- 
cón y las líneas de los ferrocarriles del Estado. 

EI trabajo hecho en este sentido sube á metros. 

EMFEDRADO 

Tan pronto como se coloquen definitivamente las vías férreas en 

el espacio comprendido entre la estación proyectada de Bellavista y 

la del Puerto, deberá empedrarse la esplanada en todo su trayecto. 

Dios guarde á Ud. 

Raphael Pottier. 



En cuanto á los trabajos y estudios ejecutados por las demás sec- 
ciones de esta oficina me refiero á los informes de los jefes respecti* 
vos que van á continuación. 



Dios guarde á US. 



Santiago, Julio i.^ de 1890 



JUSTINIANO SOTOMAYOR 



Digitized by 



Googlí 




Memoi\ia 



DE LOS TRABAJOS HECHOS POR LA SECCIÓN DE PUENTES DURANTE EI 
AÑO DE 1889 Y PRIMER SEMESTRE DE 189O 



Introdnceíón 



Desde el i.^ hasta el 31 de Enero de 1889, fecha en que se creó 
la Sub-Sección de Puentes, los trabajos de este género consistian 
solamente en la confección de algunos proyectos encomendados por 
la Dirección General de Obras Públicas. 

El unico trabajo que se encontraba en vía de ejecución, era el 
puente rígido suspendido sobre el río Choapa, que había sido inicia- 
do el 15 de Diciembre del 88. 

Desde que el Supremo Gobierno creó la Sub-Sección de Puentes, 
por el decreto á que he hecho referencia, las primeras medidas que 
se imponían por el carácter de urgencia, consistieron en revisar y 
reparar los puentes ya existentes, nombrándose con dicho objeto una 
segunda cuadrilla reparadora, por decreto de 9 de Fefrero de 1889, 
compuesta como sigue: don Marco S. Paredes, jefe; don Jenaro Ibá- 
ñez y don Santos Sepiílveda, carpinteros. Dotada esta cuadrilla, 
como asimismo la ya existente, á cargo de don Ramón 2.^ Martínez, 
de los ütiles y herramientas para su movilización, se le encomenda- 
ron los puentes construídos, dividiéndolos en dos secciones: una de 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 3 17 

Talca al norte, á cargo del señor Paredes, y la otra de Talca al sur 
á cargo del señor Martínez. 

Los trabajos Uevados á cabo por estas cuadrillas de pontoneros se 
encuentran con todo detalle en el cuadro que más adelante le ad- 
junlo. 

Cumplida esta primera necesidad que reclamaban las obras ya 
construídas, concreté por una parte mi atención á organizar el per- 
sonal de conductores de puentes, encargados de las construcciones 
de las numerosas obras qué el Ministerio había decretado y autori- 
zado su ejecución á la Dirección General de Obras Públicas. Por 
decreto supremo de 9 de Febrero de 1889, se hizo el nombramiento 
de los conductores siguientes. 

Don Ramón Maturana i.* clase $ 150 



Liborio Letelier n u 

Julio Guzmán n ii 

Manuel Calderón 2.^ clase 

José Tom᧠Fuentes it n 

Eliseo Jara n n 



150 
150 
100 
100 
100 



No me quedaba por el momento otra necesidad por satisfacer que 
la de organizar la oficina dotándola del personal necesario para la 
confección de los numerosos proyectos, para el estudio de los tipos 
más convenientes y económicos, ya del carácter definitivo ó ya del 
carácter provisorio, para la tramitación en la nueva oficina y para la 
inspección de los trabajos recién iniciados. Con tal objeto solicité los 
ingenieros y dibujantes que creía necesario para hacer el buen ser- 
vicio, lo que obtuve con algunos ingenieron chilenos y otros extran- 
jeros contratados por la Dirección de Obras Públicas. 

Normalizada la marcha de esta oficina, ha quedado con el siguien- 
te perbonal: 

Valeriano Guzmán Sub-jefe. 

Macario Sierralta Supernumerario. 

Guillermo Otten Id. 

León Destabeau Id. 



Digitized by 



Googlí 



?^!W^W^^' 



318 REVISTA DE LA DIRECCIÓN t)E 0BRA9 PÚBLICAS 

Justo Lardinoís :.•....»•»......»«• Id. 

Luis Lagarrigue Ingeniero 1.^ 

Manuel A. Rojas. ...»•••«.....%«.» Id. 2.^ 

Luis Riso Patrón ..,.•......» Id. aspirante. 

José Huart Conductor. 

Estanislao Pardo Duval. ........... Dibujante i.^ 

Juan Volberto Stolle. .............. Id. 2.^ 

Santiago Martínez Id. n 

Fernando 2.^ Cabrera Id. n 

Onofre Líndsay Id. h 

Daniel Zamudio. Id. !i 

Roberto S. Zaldívar Encargado de la remisión 

de materiales. 

José Herrera Cordero Escnbíente. 

Pedro Muñoz Portero. 

n 

ProYlslón de los materlales 

Organizadas definitivamente seis faenas constructoras á cargo de 
conductores, fué preciso proveerse de los materiales necesarios para 
la ejecución de los puentes. Al efecto, como era de costumbre, con- 
traté las rnaderas en las barracas de Concepción, Coigüe y Mininco 
y la ferretería en las fábricas de Santiago y Valparaíso. 

Observaré nuevamente, como lo hice en la Memoria del año pró- 
ximo pasado, que respecto de la provisión del fierro dulce y de fun- 
dición, no hay ningún inconveniente en continuar haciéndolo como 
se ha acostumbrado, pues se ha obtenido siempre puntualidad, exac- 
titud en los medios y buena calidad, en general, en estos materiales. 

Respecto de las maderas, no ha sido posible obtenerlas en condi- 
ciones necesarias para colocarlas en obras. Elaboradas en las barra- 
cas, inmediamente después de cortadas en la montafta, sólo se ha 
obtenido maderas húmedas muy distante del grado de sequedad in- 
dispensable para su empleo. Este defecto ha sido necesario tomarlo 
muy en cuenta en las construcciones mismas, ya sea por la contrac- 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 319 

ción que experimentán, como al tiempo de pintarla dándoles el ma* 
yor tiempo posible para que eliminen el agua que contienen. 

Sería, pues, muy eficaz y conveniente obtener el material de ma- 
dera conforme á ciertas dimensiones, depositarlas al abrigo de la 
intemperie durante un año por lo menos antes de su empleo. Sólo 
así nos evitaríamos las deformaciones consiguientes resultantes de 
este defecto, por lo menos en parte, pues, por lo que hace al roble, 
por mucho tiempo que trascurra, se obtiene una sequedad imper- 
fecta. 

Respecto del pino oregón, haré presente la conveniencia de obte- 
nerlo engrandes partidas encargándolo directamente á Estados Uni- 
dos y conforme á las dimensiones más usuales que se anotan en los 
tipos de puentes que emplean este material. 

III ^ 
Mejonis eu las funilaeiones 

Las creces de nuestros ríos en los años 87 y 88, manifestaron con 
toda evidencia los defectos de que adolecían algunos puentes carre- 
teros, en las fundaciones. Tres de estos fueron arrastrados por las 
aguas por el solo hecho de no alcanzar las fundaciones el límite de 
la capa socavable ó del dominio de la corriente. 

En general, estos desastres eran debidos á las insuficiencias de las 
fundaciones y algunas veces la posición demasiado baja del tablero 
respecto al nivel de aguas altas, acarreaba la destrucción de la obra. 

En la redacción de los proyectos vigilamos con esmero que la su- 
perstuctura del puente se encuentre completamente al abrigo de las 
creces extraordinarias- 

La cuestión tan importante de las fundaciones ha sido objeto de 
serias mejoras. 

Generalmente, las cepas son contruídas con pilotes de doble riel, 

las cuales han recibido importantes mejoras por el tipo del riel usado 

de que se ha dispuesto ültimamente y en la construcción del pilote. 

Respecto de la penetración, en algunos puentes tiene una profundi- 

dad muy reducida; por otra parte, se nota en las primeras obras 

una 



Digitized by 



Googlí 



320 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

tendencia muy marcada á estrechar el lecho del río en el lugar del 
puente, con el objeto de reducir la longitud de éste. En la época de 
las creces, la velocidad excesiva de las aguas producida por la reduc- 
ción de la desembocadura en dicho lugar, debía minar profundamente 
el lecho del río y producir una rápida destrucción de las fundaciones 
ya insuficientes del puente, Sus>cepas compuestas de una simple fila 
de rieles, perdían bien pronto su estabilidad. 

De ahf nació la necesidad de llevar las fundaciones más allá de 
los socavamientos producidos en el lecho del río. Examinamos igual- 
mente con cuidado la desembocadura que es necesario dar á las aguas, 
para poder evacuar convenientémente fuertes creces y, en fin, damos 
á las pilas y á lascepas las resistencias necesarias para contrarrestar 
el efecto de las corrientes violentas. 

Las cepas compuestas de una sola fila de pilotes se han conser- 
vado para ciertos puentes que se encuentran en condiciones suficien- 
temente favorables bajo el punto de vista de la resistencia del terre- 
no y del régimen de la corriente, así como para las obras que tienen 
un carácter esencialmente provisorio. Pero tratándose de puentes 
definitivos, establecidos sobre ríos torrenciales y en los cuales las so- 
cavaciones del lecho son profundas, nos ha parecido indispensable 
componer la cepa de una doble fila de pilotes, en que todas las pie- 
zas sean solidarias. A veces, cuando se trata de puentes definitivos, 
para no cambiar el sistema en vigor, hemos contruído las cepas como 
pilas metálicas de 4 á 5 cinco metros de altura. En fin, ciertos puen- 
tes provisorios son provistos de pilas definitivas en vista de las obras 
que más tarde se puedan ejccutar. 

En lo que concierne á las fundaciones, propiamente dichas, el ser- 
vicio técnico se encuentra en la imposibilidad de hacer todo lo que 
sería de desear. EI modo de fundación dependiendo esencialmente 
de la naturaleza del subsuelo, es necesario que de antemano una serie 
de sondajes hayan manifestado al ingeniero todo lo relativo á este 
punto. Actualmente la oficina de mi cargo no posee ningün instru- 
mento de sondaje. 

EI conocimiento exacto de la naturaleza del subsuelo adquiere una 
importancia capital para puentes de viga continua, pero, para que 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 32 1 

este sistema sea recomendable, es preciso que haya seguridad que 
el terreno de fundación no ceda ni experimente depresiones. Un 
abajamiento de algunos centímetros debajo de las pilas produciría 
una fuerte alteración en las tensiones de las diversas partes del puente. 
Bajo todas estas relaciones es, pues, indispensable . que antes de la 
confección de los proyectos se ejecuten los sondajes convenientes en 
el lugar de los puentes. Solo entonces será posible estudiar la cues- 
tión fundaciones con toda la atención que ella merece. 

IV 
Mejora de la saperstmctnra 

Así como en las fundaciones, se han introducido en la superstruc- 
tura importantes modificaciones. 

De un modo general, estas mejoras han sido hechas en las vigue- 
tas y en las longuerinas, demasiado débiles para resistir á la carga 
de prueba de 1 1 toneladas, prescrita por el cuaderno de cargas. Las 
dimensiones de estas piezas han sido aumentadas en los proyectos 
ejecutados por esta oficina. Respecto de las vigas maestras se ha 
reconocido que presentan en general una resistencia suficiente, pero 
dejaba mucho que desear bajo el punto de vista de los ensambles. 
Ha sido preciso introducir una serie de modificaciones de detalles 
para salvar todos estos defectos. 

El sistema de vigas empleado con más frecuencia es el de mon- 
tantes alargados y diagonales comprimidos, siendo los primeros de 
madera ó de fierro, teniendo sí. para este segundo caso la viga de 
Howe. La facilidad del montaje y de Iks reparaciones, el aspecto 
ligero de la obra, la economía, son otras tantas ventajas que nos han 
decidido á adoptar este tipo de viga, en el cual hemos usado el ma- 
terial de roble y el de pino para componer las soleras, que debían 
resistir á los esfuerzos de flexión. 

Para los puentes definitivos de fierro hemos adoptado con prefe- 
rencia la viga Monié simple y algunas veces la de enrejado, convi- 
nándolo con viguetas de madera para optener un tipo económico. 
Para llegar á este resultado se han hecho comparaciones entre los 



Digitized by 



Googlí 



322 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 

diversos sistemas que son de más uso. Otro medio de reducir para 
ciertos puentes el costo de la construcción es el siguiente: es inadmi- 
sible que para un gran número de vías secundarias de Chile, ó para 
caminos muy accidentados circule la carga prescrita (ii tonela- 
das). Nos parece, pues, que los puentes destinados á dar pasaje á 
caminos de este género, debían ser calculados para cargas de ocho 
toneladas como máximo. 

V 
Pneiites para Ferroearriles 

Además de los puentes para vía ordinaria, se viene ocupando esta 
oficina de una serie de proyectos de puentes metálicos para la línea 
del ferrocarril de Parral á Cauquenes. 

Hemos tomado como base de los cálculos las cargas admitidas 
por la Dirección de los Ferrocarriles del Estado y como tipo de vi- 
gas, la contlnua, colocando la vía superior, siempre que sea posible, 
produciendo una economía notable de material. 

VI 
Resúnten gcuenil de las obras 

Acompaño á Ud. una serie de cuadros de las puentes construídos 
y reparados durante el año 89 y prlmer semestre del 90. 

En cada uno de estos cuadros se indican solamente los datos g-e- 
nerales de cada obra, por encontrarse de un modo detallado en los 
estados mensuales que envfa esta Sub-Sección á la Dirección desde 
Mayo del año 1889. 

A continuación, en el párrafo VI I, se servirá encontrar en forma 
de cuadro una nómina de los trabajos ejecutados en la oficina, por 
el personal de empleados de esta Sección durante el año 1889 y pri- 
mer semestre de 1890. En general, según la organización dada á 
esta oficina, cada proyecto requiere el concurso de varios empleados, 
y comprende como es natural las diversas operaciones: datos topo- 
gráficos de las localidades é importancia general de la obra, elección 
del tipo más conveviente y económico; formación del proyecto y del 
presupuesto, y por fin, dibujo y calco de una escala conveniente. 



Digitized by 



Googlí 



00*^ 0\Kn •»k Oj (0 •-• O \0 00*^ Ov<4v •»k V¿ M i 




S^e 3 <* 

1.3 3? 

nt9 



m)D<:oowo 

OPS--Oír5rBB* 



o ¿ o -.g 



w rr - H. ^ -® ^ O 5' 
n, P O- ^'-H o "' "^ -^ 



¡r 



= 



5ü. 
fí 

2 p* 



•* c >» 

!§.■ 

KO 



OQQQQOON Q OvQOIOOv QOvp W ¡3 t> 00 O^ O 

SL___ 



M mU* (/4 K) Oa •-• 






QQQ4^ *•* i-ívOnP 00 OOOJ O 00 O ^-" - . - 

"P P pyri vp pwp -^ 00 00 N p p "^ ^ nO povp 

S2.22^ S° 0'^9®bQ'^QQ'^'^ Q^<^ *Q 

OvOOU» 4!^ W'-i-^OONOOCaOOONO 



NÚMEROS 



2 
O 

W 
W 

r 

TJ 

d 

w 

H 

W 



LONGITUD 
EN METROS 



PRESUPÜESTO 



•-I •- li I 



j^ Ov¿^ 00 



tOOJ I 

2v' 



8 K^g't ¿? J?a^ 8 8^88 S^vg^íi? 



INVERTIDO 



O O 'ou^cn oCíílfl 



V/iU\ OO^tn 



í=i^ 



° o S ? S ^5 



lí 



M 



2 9 



0\ o\j% ^ ^ *-*Kn O oOOO 

— p 3 • • 
O 



O J2 * orq : 

cr^* o 

« P o 



H ^ 



5"g 



aS'o rsgí 




iFrgPir 



2 
o 
> 
o 



8 

O 
c¡ 

O 







p P p p p w í* 



íít íf^ íf'°S °2 X N c/jcg cr. o n o 

P P 



3 3 3<5*fi§*p^'pt5'p n nn 



^ I 

O '^ 



W 

o 



c 

z 

m 

O o 

O 



G 



ü 
O 

C/) 

w 

5! 



00 
00 
vO 



Digitized by 



Googlí 



C4 



•0 

o 

Q 
< 

U 



00 
00 

M 

w 

C/3 

O 
Q 
< 
Pá 
< 

w 

co 
W 

h 
W 

PLh 



o 

o 



o 






Pii 
2 



H 

Oi 

Q 

» 
pq 

O 
^2; 



soHaw^N 



o 

cj 



fl 52 






H 6 



8á 



5 
2 
S, 

Ul 



S 4¿ a 

gsl 

'S 5 



lls 

'^ o o 



J. 






á 



•I ! 



c e 
a> i> 

«¿ « rt 
CI4CI4 o 



r^ V. § § 

'^ « 4í 5^ 

:2 ' 

1^« N 4, a g 



cu 

i 



o o 

■§■3 



gg 



a 












•JÜ^ sS'2 



5§S| 

P c P - 



1- >%vO 
-0-0 c -0-0-0 «OU I rt "pSiSei 



) w CA (/) (A 

" " § § s>a 5. 



I a b u 



i-l 



01 4> lU 

C/3C/3C/2 



£ § 3 g 

'O CUCXcí 



QC?S 



C/3 



) 4> 4) O O 4> 
C/3 C/3 í/: C/3 C/2 






$ i i¿ 

'8'2^'g 
»— »có j-^c/5 

"¡if 






i 

P5 



á á á á á 

'O 'p 'p 'O 'tJ 
0) 4> V 0) V 
H M H i-j v« 

c/5 c/5 có c/5 c/5 

00000 

O O ü O ü 
cd CS C3 (S C3 



Q *O00 00 fs 

%¿ d '^ 

ir>t->00 00 •-• 



8 ^ 



8 '8 8^8SS 



o\ 



»0 




tciro ^»nvo r^ ooovO»^ mco-^ tovo 



Digitized by 



GooQle J 






O 
Q 



tO 


Pá 


S 


• 


h 


tH 


co 


■S 


^ 


:z: 


$ 


O 
Q 


o 
u 


^ 


< 




r« 


D 


m 


Q 

d 


U 


Lü 


•3 



h 

D 



o 

O 



o 



Q 

O 
U 






O 

Q 

O 

2 



CKIIXH3AKI 



JJjJlülsjJ fllJ 



oxsan<iasav<i 



soHxaw Ka 
anxioKoi 



s c-s : C 3 c c^^^ 

i = s . = í í = = = = 



d rt d c« 

ii ^ V V 



ílll 



1 

i 



2¿ 2 8 .o-.oooo 

»-• W N « W »-• cO«-i rOW 






M H4 M |_4 (i( 



00 " 



o 4) o a> o Q 

;2;<0 WfeWíi.S»H,<; 



^ Stí 



«2 •* •* * ^ 
S < 

O O O O o 



i2 Oí^fO0»HM«QoM«si-*O 



f^ »o %j\ 



O O xrtrri t^\o r*^ 1"^ ro O 



8888 ^ 

áá8*g ^ 



»-iOO lO^^ c< d «00 w • 



i2 «vvS?r8 8SK&^:í?8 8 88 8 ^ 



O N »o Q O »o »0 u^vD •-< O 
vo OkOO O í^ ro i-i fOOO •-< ^ 

»•^00 to cf cT cí cTocT i-T i-r 



8"8ág ^ 

Ci COfOCO w 




soaawijiM 



Digitized by 



Googlí 



■!)■ 



u 



O 
Q 



*=í o 

Oh -^ 
o 

o 



w 



D 
iz; 

O 









;¿; 

o 

u 

< 

w 

O 



o 



Pu. 



W 
H 
KÍ 

W 

w 
w 

Q 
W 

2 

o 
;2; 



1 i 



;0 



2 ^t: 



^5 

a, 



3 

o 

2 



IS 3Í¿ 

2 ,^ i; c 

rt o i2 ^' 

tf l- ^ tJ 

c« S b "So 



»- to z: "^ 






^'^á '?'!l 



c3 i; 



x p 



u >» rt 



í« t: rt »- 

o rt -' c . 

•^ «« 3 - 

«5 rt C 

J3— t P 2 



O CU 

¿ «^ rt 

3 
t/) c 

0:2 



00 s 

cS2 
u m c 



3í í*^ i» rt 



a - 

IJ 

>^'c 

5/J ♦^ 

o 

O 3 

3 cr 

M 

¿^ 



-g 



£-S 

ñ 



1 ¿ 

•S 5 



'O 
O rr 

•c 



C ttí 



° 2 o g c 

2 0:2 -ü 

^ c > tJO " 

rt ^ C ÍS^ 



^ rt o - 



4» 
C/2 



1» rt — 



O L 
o ^ „ 

QJ - t- 



• rr"n ** 
' [^ «S'C 

- ^ rt o 

^ c »^ 

z ^ ti 

o* 

ct 



s « 






>, u rt C e3 
Cr5 



2-0 5 
g£-S 

U 
C/2 



g S. 
J « £ 

I -sl 

IJ.S1 

*^ "^ >* 3 
>*S «^ 

cí Cü^ 

i-L- =^ 
gsS^-2 

'q.TS O fc- rt 
J^rtTj rt'g 

- c -'^ 2i 

U C/3^ 



^ ^ o o ¿I 



CAí 
O 



ci d 
UU 

o o 



rt 

U 

o 



t3 



rt 4; -S 



S ^ 



57 5? 



rt ^ .^ Jü J¿ 



< « 



C/3 

o 

O 
Ci 

15 



W 

.2 
*i- 

;3 



I 

rt 
U 

o 



£ 



. c 

rt c3 

II 



m vo O "^ O 

u-i c>ao -• o 

^ ó ^ 06 Q 

-t N « VO O 



8»-i vn 
\0 •- 



I 



4í — -^ 

'^ o o 

o ^^ 

.£ << 

§ c « 

g 5 4í 



W 



u 






§ 
o 






(2 



.9 
.S 



|1 I 



bO o 

H u 



o 

a 

S 



o 
c 
■3 

O' 



O 

.9 



S «H 

O. ^O 



2: 






fO 'l- m vo 



Digitized by 



Googlí 



M 

o 

l-H 

C/3 

o 




I 



•g 



^ S-o'2'2'2 

C/3 COC/3C/Dy3 C/3C/3 C/} 







O 



Q 

§ 




o o f^ 
C C -, 

i§| 



? i 



I 

c/5 



;:: ^z: H S b^ 



o 

g 

H 
M 



<S <S<S83 £8 S 8 88^ 



«8 



t^t^»ó ^d t^ «ó vb 

^^« ? g S» P, 



<«■ 



H 

M 

o 




so>iayi9M 



^* »OvO t^ 00 Ok 



•1 •-« M 



W ro^ "^ vp rx 00 0\ 
«WCÍ «Í1 «M « 



Digitized by 



Google 



328 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



Trubajos ejeeutailos eu la Oficíua de Pueutes eu 1889 



NOMBRES 



ESTUDIOS 



Macario Sierkalta. 



^ Presuptiestos: Angostura en Hospital, 1 
mé en Tomé, Curepto en Curepto, Cara 
pangue en Arauco, Santo Domingo en V 
divia, Colmullao en Itata, Ñuble en Chill 

^y Chodván en Yungay. 



Luis Lagarrigue. 



•\ 



Presupziesto: Piducoen Talca, Claroen M 
lina, Claro en San Fernando, Tierras Bla 
cas en San Felipe, Puangue en Melipil 
Las Toscas en Chillán y Chillán en Chillá 
Proyectos: Limache en Limache (provisor 
con fundaciones definitivas), Diguilh'n en 
Zapallar, Maipo en el Cristo (definitivc 
Mapocho en Yungay (provisorio y definii 
vo), Loncomilla en San Javier (provisor 
con fundaciones definitivas), Mapocho en 
Carrascal, baranda y defensa del puente d 
Maule y estudio comparativo sobre la can 
lización del estero Angostura ó alargamiei 
to del puente existente. 



Manuel A. Rojas. 



/ Dibujos: Mapocho en el Carrascal, Coquir 
J bo en la Serena, Ñuble en ChiIIán, Rap 
I en San Rafael, Choapa en Illapel, Huasc 
^ en Vallenar y Palpal en Yungay. 



r Dibujos: Mapocho en Yungay, Coquimh 
Luis Riso Fatrón . , . ■< en la Serena, Colorado y Viscachas en Ic 

vAndes. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 



329 



J usTO Lardinois < 



Proyedos: Claro en Rengo, Chimbarongo 
en las Trancas, Zamorano en Pichedegua, 
Rapel en San Rafael, Huinico y Malloa en 
Malloa. Yeso en San José de Maipo y Sau- 
^ ce y Pajonal en Talca. 



León Destabeau. 



{ Proyectos: Chimbarongo en las Trancas 
(provisorio y definitivo), Vergara en Naci- 
mienlo (provisorio y definitivo), Aconcagua 
en Calera (definitivo), Cauquenes en Huel- 
qui (provisorio) y Cachapoal en el primer 
paso (provisorio). 



E. Pardo D < 



^ Dibujos: Claro en Talca, Claro en Molina, 
Putagán, LoncomiIIa, Huasco en las Juntas, 
Quino, Limache, Tiltil, Maipo en el Cristo, 
Curepto, DiguiIIín, Ñuble (puente suspen- 
dido definitivo) y Mapocho en Yungay (de- 
finitivo). 



JuAN V. Stolle. 



' Dibujos: Melaen Itata, Maipo en San An- 
I tonio, Huasco en Vallenar, Vergara en Na" 
I cimiento, Maipo en el Cristo y MembriUo y 
Navotavo en Parral. 



Santiago Martínez.^ 



" Dibujos: Vergara en Nacimiento, Laraquete 
en Lautaro, Cachapoal en Punta Cortés, 
Chodvan en Yungay. 

Copias: Vergara en Nacimiento, Laraquete, 
Sauce, Curepto, Huinico, Mininco y Caram- 
pangue. * 



JosÉ HUART, 



í Estudios topogrdficos de las localidades para 
l los puentes que preceden. 



Digitized by 



Googlí 



330 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



Trabajos ejecutadas eii vl priiuer semestre de 1890 



Macario Sierralta. . 



Luis Lagarrigue. 



Manuel A. Rojas. 



Luis Riso Patrón. 



" Proyecto: Navotavo en San Carlos, Mer 
brillo en Parral, Viña y Culemar en Talc 
Coquimbo en la Serena, Mela en Itata, To 
cas en Vichuquen, y barrera para el puen 

^ Maipo cn Melipilla. 

^ Presupuestos: Coquimbo, Cautín en Tem 
co y Cautín en Lautaro, Itata en el Rob] 
Palmilla, Viña Maquis y Trancas en Mo 
na, Chimbarongo en la Quinta, Sanjón < 
id. Chodvan en Yungay, Nicaven y Ca 
quenes en Cauquenes. 
Proyectos: Colorado (nueva ubicación) Z 
morano en San Vicente, Cachapoal en 

. mal paso y Putagán en Linares. 

{ Presupuestos: Chimbarongo en San José ( 
j Toro, Mininco. 

I Dibujos: Cautín en Lautaro, Cautín en T 
L muco y Chimbarongo y Sanjón en la Quint 

ÍProyectos: Limarí en Ovalle. 
Dibujos: RJayoa, Lircay y estero de Lonc 
milla. 



* Proyectos: Illapel (definitivo), tipos de puei 

tes provisorios, de lo hasta 20 metros si 

^ ^ tema Howe, puentes definitivos para ferr 

GUILLERMO OtTEN. ..J ., , -X j 

carnl de 10, 20, 40 y 43 metros, Putagán ( 
Linares (definitivo) y Chimbarongo en Sí 
^José de Toro (provisorio). 



Justo Lardinois. . 



( Proyectos: Aconcagua en Chagres (provisi 
. <^ rio y definitivo), puentes definitivos pai 
( ferrocarriles de 60 y 132 metros; 



Digitized by 



Googlí 



..ui 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 



331 



León Destabeau, 



i 



Proyectos: Itata en el Roble (provisorio) 
Cauquenesen Cauquenes (provisorio), puen- 
tes definitivos para ferrocarriles de 6oy 100 
metros. 



E. Pardo Duval. 



JuAN V. Stolle. 



íDibujos: Chodvan, Laraquete, Zamorano, 

< Cauquenes en Huelqui, Chimbarongo, Ca- 
( lera, Vérgara y el Coipo (definitivo). 

í Dtbujos: Malloa, Claro en Talca, Chimba- 

< rongo, Itata en el Roble, barrera del Maipo, 
( Cauquenes en Cauquenes y Mininco. 

ÍDibujos: Mininco y puente de fiierro de 60 
metros. 
Copias: Curihuillín, mapa hidrográfico para 
I la Sección, Curanilahue. y Purén, Chimba- 
^rongo en San José de Toro. 



Daniel Zamudio. 



Onofre Sendzay. 



Fernando Cabrera. . 



C Dibujos: Colorado en los Andes, Putagán 
\ en Linares y Tinguiririca en San Fernando. 
yCopias: Palmilla, Viña, Maquis, Trancas y 
L Cautín en Lautaro y Temuco. 

f Copias: barrera del Maipo, Colmuyau, Claro 
J en Rengo, Yumbel, Temuco y Coipo. 
I Dibujos: Toscas en Santa Cruz y Cadena 
Len Rancagua. 

/ Dibíijos: Cachapoal, Lircay y LoncomiIIa. 
J Copiás: Mapocho en Yungay, puente de 
j fierro de 40 metros, detaJles del Claro en 
^ Rengo y Duqueco. 



En esta lista de trabajos, se omiten los estudios especiales de los 
detalles de las construcciones y de las modificaciones que requieren 
los tipos estudiados para adaptarse á las condicioues de las localida'- 
des en que se emplean. 



Digitized by 



Googlí 



332 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



Al terminar la presente Memoria, me permito recomendar al per- 
sonal ambulante y al de oficina, que á mi juicio ha cumplido de una 
manera bastante satisfactoria con las obligaciones que les han sido 
prescritas por esta Oficina y con las órdenes impartidas por la Di- 
rección General de Obras Públicas. 

Como complemento á la presente Memoria, le acompaño á conti- 
nuación el cuadro núm. 6 que contiene los puentes por construír y 
que han recibido aprobación suprema y el cuadro núm. 7 que enu- 
mera los puentes mandados estudiar por el Ministerio de Industria 
y Obras Públicas. 

CUADRO NÚM. 6 
PUENTES QUE HAN RECIBIDO APROBACIÓN SUPREMA 



O 



I 

2 

3 

4 

5 
6 

7 
8 

9 

10 
II 
12 
13 
14 

15 
16 

17 



NOMBRE DEL PUENTE 



Tierras Blancas, en San Felipe. . . 
CureptO, sobre la íaguna "de Curepto. 

Peleco 

Paicaví 

Vallenar, Sargento Aldea 

Mapocho, en Yungay 

Huasco, en Juntas 

Rapel, en vado San Rafael 

Claro, en Talca 

Maipo, en el Yeso 

Aconcagua, en la Calera 

Cauquenes, en el vado Huelqui . . . 

Sauces, en Talca 

Pajonal, en Talca 

Vergara, en Nacimiento 

Navotu vo, en San Carlos 

Navotuvo, de San Carlos á Parral. . 



DECRETO. 

DE APROBACIÓN 



13 de Febrero de 1889 

31 de Mayo » 

8 de Agosto > 

9 de » » 
26 de Julio » 
18 de Noviemb. » 
18 de Enero de 



23 de » 

23 de » 

23 de » 

24 de » 
24 de » 
24 de » 
24 de » 
24 de » 

i.o de Febrero 

j° de » 



1890 
» 
» 
» 
» 



PBESUPÜESTO 



$ CtS. 

8,120.30 

12,175.16 

3^352.22 

4,937-78 

8,311.40 

38,122.45 

4,981.52 

23,413.00 

83,823.00 

6,737.00 

107,744.44 

6^00.00 

2,240.00 

2,240.00 

113,958.00 

3,662.00 

3,856.00 



Digitized by 



Google 



gie^ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 



33S 



CUADRO NÚM 7 
A-PUENTES ESTUDIADOS 

NOMBRE DEL PUENTE PRESUPUESTO 

1 Mela, en el departamento de Itata $ 5»535-36 

2 Tiltil, en Tiltil n 7,247.65 

3 Cauquenes, en Cauquenes m 58,313.00 

4 Traiguén, en Traiguén tt 4,270.00 

5 Membrillo, de Santiago á Lampa n 10,740.00 

6 Illapel, en Illapel n 1 2,500.00 

7 Itata, en el Roble n 25,898.00 

8 Aconcagua, en Chagres (madera) n 69,801.00 

9 Aconcagua, en Chagres (fierro) n 199,180.00 

10 PalmiIIs^ de Molina á la Cordillera n 2,310.00 

1 1 Viñas, de Molina á la Cordillera n 2,360.00 

12 Máquis, de Molina á la Cordillera n 3,246.00 

1 3 Tráncas, de Molina á la CordiIIera n 2, 1 74.00 

14 Chimbarongo, enlaQuintal q 

15 Sanjón, en la Quinta / • " i545».oo 

16 Chodvan, en Yungay it 10,143.00 

1 7 Mininco, en Collipulli n 6,935.92 

18 Tomeco, en Yumbel it 3,342.00 

19 Toscas, en Santa Cruz n 4,878.00 

B— PUENTES EN ESTUDIO 

1 CoIIiguay, en Parral. 

2 Putagán, en Linares. 

3 Nohuelmo, en Itata. 

4 Quete-Quete, en Curicó, 

5 Cachapoal, en los Malpasos de Pichidegua. 

6 Canelo, en San José de Maipo. 



7 Manzano, en San José de Maipo. 



Digitized by 



Google 



334 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAá 

8 Río Negro, en San José de Maipo. 

9 Limarf, en Ovalle. 

10 Quillén, en Quillén. 

1 1 CurihuiUín, en Arauco. 

1 2 Tirúa, en Arauco. 

13 Huellaco, en Arauco. 

14 Colín, en Talca. 

15 Puercos, en Talca. 

16 Gamboa, en Castro. 

17 Nercón, en Castro. 

18 Ranco, en Ranco. 

19 Huenhue, en Chonchi. 

20 Chonchi, en Chonchi. 

21 Huacaldeo, en Chonchi. 

22 Huillinco, en la laguna de Chonchi. — 2 puentes. 

23 Aitiré, en Queule. 

24 Lajuelas, en Puchacay. 

25 CoIIanco, en la Florida, 

26 Chimbarongo, en el lado de la Cabrería. 

27 Tapihue, en Casablanca. 

28 Yale, de MelipiIIa á Alhué. 

29 Torrentes, de Melipilla á Casablanca. 

30 Cadena, de Rancagua á Alhué. 

31 Potrero Grande, en Curicó. 

32 Claro, en el Resguardo de los Queñes. 
|. 33 Quella, de Parral á Cauquenes. 

^ 34 Zamorano, en San Vicente. 

}} 35 Bureo, en el Paso de los Granederos. 

p^ 36 Coreo, de Ángeles á Mulchén. 

^/ 37 Duqueco, de Los Ángeles á Mulchén. 

Santiago, i. de Julio de 1890. 

(■ 

f. VALERmNO 6U2MáN. 



Digitized by VjOOQIC 



IJMt. ' ^l * " y ' i' 



Niím. 461. 
SantiagOy Abril 18 de i8go. 

Señor Dírector: 
Tengo el honor de acompañar una Memoria de todos los trabajos 
y gastos hechos en los caminos de la República en el año 1889, se- 
gún los datos suministrados por los Ingenieros de provincia, habién- 
dose hecho en todo lo siguiente: 

21,390 metros camino covexo nuevo 



1.042,648 


it 


camino convexo reparado 


18,119 


II 


camino inclinado nuevo 


X75»044 


II 


camino inclinado reparado 


159,915 


tt 


fosos de desagües nuevos 


54.238 


II 


fosos de desagües reparados 


19.310 


11 


alcantariUas ó rampas 


II 


puentes de madera nuevos 


14 


11 


de mampostería 


127 


tt 


mixtos 


52,986 


metros enripiado nuevo 


20,945 


II 


enripiado reparado y 


2,315 


mets.' 


^ de albañilería. 



Todo con 263,722 ms^ de desmonte, 215,404 ms^ de terraplén y 
un gasto de $ 263,047.74; resúmen que Ud. encontrará en el estado 
núm. I. En algunas provincias no aparecen datos, por no haber sido 
remitidos por los Ingenieros á pesar de habérseles pedido por circu- 
lar de 30 de Diciembre de 1889, mandarán su memorta anual en 



Digitized by 



Googlí 



336 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

todo el mes de Enero; y debiendo pedir á los Intendentes y Gober- 
nadores los datos que ellos no tuvieran ó no les pudieran ser sumi- 
nistrados por los Inspectores de Caminos. En algunas provincias 
han tenido que tomarse datos incompletos, á causa de que los Inten- 
dentes y Gobernadores no han dado al Ingeniero de provincia ni á 
los Inspectores la intervención en los trabajos de caminos que les 
señala el supremo decreto de 7 de Mayo de 1878 y otros, y á pesar 
de las circulares con ese objeto del Ministerio del Interior, ántes de 
ahora, y del Ministerio de Obras Públicas. 

En los decretos que en el año 1889 autorizaban á los Intendentes 
ó Gobernadores para invertir fondos de caminos, se les decía que 
debían proceder de acuerdo con la Junta de Caminos y los Ingenie- 
ros de provincia; y aun así, muchos Inteftdentes y Gobernadores han 
dado trabajo á contrata ó por administración, los han recibido y los 
han pagado sin la menor intervención del Ingeniero de la provincia 
ni de los Inspectores de Caminos. En el año actual, puede ser que 
ese estado de cosas se modifique, en atención á que el Ministerio, al 
autorizar á los Intendentes, les ha puesto la condición expresa de 
proceder estrictamente en conformidad á la ley de 1 7 de Diciembre 
de 1842 y decretos supremos de 23 de Diciembre de 1871, 7 de 
Mayo de 1878, 30 de Marzo, 10 de Abril y 31 de Julio de 1889. 
Unicamente dando á los Ingenieros de provincia é Inspectores de 
Caminos la intervención que por la ley y decretos citados les corres- 
ponde, podrá la Dírección tener conocimiento exacto de todos los 
trabajos y gastos en los caminos de la República. En el estado ó lista 
núm. 2 encontrará la nómina de los Ingenieros que han servido las 
provincias en el año 1889. Todos ellos han cumplido regularmente 
con sus obligaciones, habiendo algunos que aiín no han despachado 
varios informes y comisiones pedidas á pesar de exigírselos con ur- 
gencia. 

Talvez esta circunstancia, pues, algunos se han disculpado con las 
atenciones impostergables del servicio, me precisarían á pedir á Ud. 
se dotara á esta Sub-Sección con dos Ingenieros más, á fin de aten- 
der á los diversos informes y estudios pedidos por el Ministerio y 
terminar los que hay pendientes. 



Digitized by VjSOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 337 

Acompaño también á la presente Memoria la medida de todos los 
caminos que se han obtenido hasta la fecha, quedando todavía algu- 
nas provincias en las cuales actualmente se ocupan los empleados de 
efectuar esa operación. Como á pesar de los decretos supremos, cir- 
culares de los Intendentes y Gobernadores, y el celo de los Inge- 
nieros é Inspectores de Caminos, no ha sido posible evitar los des- 
bordes ó derrames de aguas en los caminos, por sobrantes de riegos 
ü otras causas, lo que ocasiona contínuos gastos en reparación de los 
caminos. Esta Sub-Sección comisionó al Ingeniero don Guillermo 
Lira E. para que hiciera el proyecto y planos, que originales tengo 
el honor de acompañar, para que, siendo de la aprobación de Ud., 
se construyan en adelante todos los caminos nuevos y se arreglen 
los antiguos en cuanto sea posible. ^ 

Según ese proyecto, se dará á los caminos planos un ancho de 25 
metros y á los en cuesta 15 metros, y el arreglo de ellos para el trá- 
fico se haría en la forma que se indica en el proyecto y se manifiesta 
en los planos. Si este proyecto mereciera, pues, la aprobación de 
Ud., se mandaría copia de los planos é instrucciones á los Ingenie- 
ros de provincia. 

Por último, me permito manifestar á Ud. que, en el año de que 

doy cuenta, los Ingenieros de esta Sección, don Guillermo Lira E. 

y don Augusto Bruna V., han Ilevado á cabo con celo é inteligencia 

todas las comisiones que esta Sub-Sección les ha encomendado. 
Dios guarde á Ud. 

Manuel J. Fernández B. 



Digitized by 



GoogJi 



Me^oi^ia 



DE LOS TRABAJOS EJECUTADOS EN LOS CAMINOS DE LA REPÚBLICA 
DURANTE EL AÑO DE 1889. 

# Tacna 

CAMINO DE TACNA A SAMA 

Su reparación se contrató por la cantidad de 500 pesos con don 
S. Humire, quien á su terminación recibió la cantidad estipulada. 

CAMINO DE TACNA Á TORATA 

Tomó á su cargo la reparación de este camino don Juan Gabba, 
quien lo entregó terminado, recibiendo por ello la cantidad de 1,875 
pesos. 

CAMINO DE ARICA Á LISERA — POR LA BASE DEL MORRO 

Don Juan C. Bustos contrató y terminó las reparaciones de este 
camino por la cantidad de $ 1,200. 

El señor Emilio Larrieu terminó igualmente las reparaciones del 
camino de Arica al Alto de las Riveras, por el valle de Azapa, que 
había tomado á contrata. 

Además, en esta provincia se contrataron con don Braulio Quiroz 
las reparaciones del camino de Arica á Putre, por $ 4,400; y las del 
que conduce de Socoroma á Belén, por $ 650, no habiéndose con- 
cluído aün esos trabajos. 



Google 



Digitized by VjOOQ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 339 

Tdrupaeá 

CAMINO DE IQUIQUE Á SANTA RDSA Y HUANTAJAYA 

Kste camino se reparó por cuenta de la Municipalidad, que dió la 
suma de $ 1,950 para la ejecución de los trabajos. 

Con fondos fiscales se ensanchó el mismo camino en una exten- 
sión de 65 metros, importando el trabajo la cantidad de $ 1,000. 

El camino que conduce al mineral de Huantaca se reparó por 
cuenta de la Municipalidad, invirtiéndose en él $ 450. 

Antofiig:asta 

CAMINO DE AGUAS DULCES Á SAN PEDRO DE ATACAMA 

Se construyó este caminoque tiene unaextensión de 130,500 ms.; 
esta obra fué contratada por don Luis Polanco por la suma alzada 
de $ 10,000. 

Aíacaina 

CAMINO DE CHAÑARAL Á CERRO NEGRO 

La reparación de este camino en una extensión 55,000 metros fué 
contratada por los señores Juan de Dios Olivares y Francisco Urra 
en la cantidad $ 880. 

CAMINO DE CHAÑARAL Á PLACILLA Y PUEBLO HUNDIDO 

Don Felix Mejía contrató por la cantidad de $ 1,285 '^ repara- 
ción del camino, en una extensión de 70,000 metros, y contrucción 
de dos puentes sobre el río Salado. 

CAMINO DE CHAÑARAL DE LAS ÁNIMAS Y MANTO VERDE 

Los señores Juan de Dios OHvares y Francisco Urra contrataron 
la reparación de este camino, en una extensión de 25,000 metros, 
por la cantidad de $ 835. 

Las reparaciones de estos tres caminos han consistido en su lim- 

pia y en borrar huellas y hoyadas. 



Digitized by VjOOSIC 



340 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

Estas reparaciones han sido terminadas por los contratistas, pero 
al Ingeniero le ha sido imposible ir á recibirse de esos trabajos. 

CAMINO DE VALLENAR AL TRÁNSITO 

Este camino se ha reparado por administración, en una extensión 
de 80,000 metros, construyendo, al mismo tiempo, dos puentes pro" 
visorios en las Juntas y Tabaco. Estos trabajos importaron la suma 

de $ 6,500. 

CAMINO DEL ALTO DEL CÁRMEN Á SAN FÉLIX POR RETAMOS 

Este camlno carretero en una extcnsión de 22,000 metros y de 
herradura en 27,000 metros, se ha reparado por administración con 

un gasto de $ 3,000. 

CAMINO DE VALLENAR Á HUASCO 

Se reparó por administración, en una extensión de 2,500 metros, 
gastando en él $ 400. 

CAMINO DE ALTO DE MELENDEZ Á PUNTA DE COBRE 

Don O. Mandiola contrató la reparación de 2,000 metros de este 
camino; hizo en él algunos arreglos, pero no pudiendo continuar se 
rescindió el contrato pagándole $ 100 por los trabajos hechos. 

La Compañía del Ferrocarril de Copiapó compuso 40 metros del 
camino de Punta del Cobre á Nantoco, que habían sido destruídos 
completamente por el río, recibiendo por ésto $ 150 que la Junta de 
Caminos acordó abonarle. 

CAMINO DE MAL PASO Á NANTOCO 

Don Ramón Pinto contrató la repafación de este camino en una 
extensión de 4, 500 metros, obligándose á formarle borde al río, á 
borrar zanjas y á llenar hoyadas. Habiendo cumplido con su contrato 
recibió la cantidad estipulada de $ 700. 

Entre Nantoco y Cerrillos, don José Hidalgo reparó 511 metros 
de camino rellenando zanjas, Hmpiando y destroncando el cauce del 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 34 Í 

río, formando borde de defensa y enripiándolo en toda esa extensión. 
El valor de esa contrata fué de $ i,ooo recibidos por el señor Hi- 
dalgo. 

CAMINO DE LOROS Á LOMAS BAJAS 

Se contrató la reparación de este camino en una extension de 20 
mil metros por la suma de $ 500. Concluído el trabajo, el contratista 
señor Luis S. Gómez recibió la cantidad estipulada. 

Don Juan de Dios Saavedra contrató la apertura del trozo de ca- 
míno llamado Paso Malo, que tiene una longitud de 1 20 metros, por 
la cantidad de $ 1,000. El contratista terminó su trabajo y recibió 
su valor. 

TRABAJOS DE DEFENSA DE COPIAPÓ CONTRA LAS AVENIDAS DE LA 
QUEBRADA DE PAIPOTE 

En esta obra se han hecho por administración trabajos que impor- 
tan la cantidad de $ 3,800. 

Por fin, como gastos generales de la provincia, hay que contar 
' $ 200 invertidos en pago de avisos y varios pequeños gastos. 

Coquiiiibe 

CAMINO DE SERENA A HIGUERA 

Con don Carlos Luesa se contrató la reparación de la parte com- 
prendida entre la ribera sur de la Quebrada Honda y el Portezuelo 
de Buenos Aires, comprometiéndose el contratista á limpiár los de- 
sagLies, hacer chaflanes á los cortes aprovechando los desmontes en 
terraplenar el camino y borrar zanjas y hoyos. 

Este trabajo se hízo en una extensión de 10,000 metros por la 
suma de $ 1,000 con parte del sobrante de 1888. 

Habiéndose acordado hacer un desvío en este camino entre Punta 
de Teatinos y la Quebrada Honda, se contrató su construccion con 
don Rodolfo Cuadra, que hizo un camino de 3,000 x 7^^ deniontan- 
do 5,89i"^s3 y recibiendo por ello $ 2,000, 

10 



Digitized by 



Googl 



342 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRáiS PÚBLICAS 

Además, con $ 500, de los cuales 350 fueron erogados por los ve- 
cinos, se limpió entre el Agua del Mulato y la Quebrada Honda, en 
una extensión de 15,000 metros. 

CAMINO DE SERENA AL ISLÓN Y MINERAL DE SAN ANTONIO, SALAPOR V 

QUITANA 

Con don Daniel García Uriondo se contrató la reparación de siete 
mil metros de camino, comprendidos entre Serena y el Islón, y la 
apertura de 29,000^^ ¿q camino nuevo por la Quebrada de Santa 
Gracia. 

Este trabajo importó $ 1,120.50 que fueron adelantados en Di- 
ciembre de 1888, recibiéndose el trabajo el 8 de Abril de 1889. 

Don Pedro Frías contrató la construcción de un puente de ma- 
dera descansando en machones de cal y piedra, sobre el canal de la 
Herradura, y otro pequeño sobre una acequia. Este trabajo entre- 
gado el 10 de Julio de 1889 importó $ 200. 

CAMINO DE ALGARROBITO AL CEMENTERIO 

Con don Pedro Díaz se contrató la apertura de un camino de 
878 X 5.5 metros entre estos dos puntos. El contratista entregó su 
obra el 10 de Julio de 18S9, habiendo tenido que desmontar 2,317 
metros cúbicos, y recibiendo $ 450 de los fondos sobrantes del 88 y 
de los que 1 50 son erogaciones particulares. 

CAMINO DEL PELÍCANO Á LA QUEBRADA DE MARQUESA 

Se hizo 9,798 metros de camino nuevo de 5 y 6 metros de ancho 
y 2,432 metros de desagUes, habiendo habido necesidad de desmon- 
tar en todo 25,589 metros ciíbicos. Este trabajo lo hizo don Félix 
Vicuña por $ 6,472.77, cuya tercera parte fué dada por él, y lo en- 
tregó el 10 de Julio de 1889. 

CAMINO DE LA PAMPA Á PEÑUELAS 

Se limpiaron 800™^ de desagües y se hicieron 352 x 1.50 x 0.80°*^ 
de fosos dando con sus desmontes forma convexa á esa parte del 
camino. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 343 

Además se reparó un puente. 

Este trabajo lo ejecutó don Juan Varela por la cantídad de $ 300, 
concluyéndolo en el mes de Julio. 

CAMINO DE SERENA A VICUÑA 

Se rehabilitó el camino antiguo, que fué destruído por el río, en 
una extensión de 25,000 metros entre Pelícano y San Carlos. Fué 
contratado por don Gavino Tapia erf*$ 1,500, El mismo Tapia lim- 
pió, por $ 200, la parte comprendida eiitre el cementerio de la Se- 
rena y el pueblo de las Rojas. 

El camino de Serena á Islón por Alíalíares y Culcatán se limpió 
en 900 i^etros gastando en ello $ 50. 

Entre la Máquina de Quijo de Saturno y el Callejón de Palla-Alta, 
don Gavino Tapia hizo 5,554 x 5"^s y 1,432 x s.sd^^ de camino nue- 
vo, recibiendo por ello $ 2,300. 

En la quebrada de Barrios se hizo por administración un puente 
de piedra de 3 metros de claro y 7 de largo, con un volümen de 
39,2O0"^s^ y un costo de $ 538.99, incluyendo 87 "^«^ de terraplén. 

Por fin, se hizb 1,200 metros de desagües, 25 x 6 metros de cami- 
no nuevo con 207"^^ de desmonte, limpiándose, además, 20,000^^ 
de camino. Este trabajo, hecho por administración, importó 241 pe- 
sos 39 centavos, 

CAMINO DE MARQUESA Á QUITANA Y CONDORÍACO 

Se ensanchó en 1.5"^^ los 9,000 metros de camino comprendidos 
entre Serena y el Islón, y en 0,50 metros, limpiando y emparejando 
los hoyos, los 31,000 metros comprendidos entre Marquesa y Viñita. 
Estos trabajos los hicieron los señores B. Galleguillos y Víctor Illa- 
nes por 950 pesos. 

CAMINO DE LA COMPAÑÍA AL ROMERO Y PELÍCANO PAMPA 

Se limpió de piedras en 3,300 metros, rebajóse la entrada á sus 
quebradas para disminuír las pendientes, desmontando 1,032™«^ en 
una extensión de 408 metros. 



Digitized by 



Googlí 



344 REVISTA PE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 

Frente á la Hacienda Loreto se rebajó un alto desmontando 5CX) 
metros cdbicos que sirvieron para terraplenar un bajo á 30 metros 
de distancia. Estos trabajos los hizo don Exequiel Miles por $ 900. 

Por administración se hizo 40 metros de camino nuevo desmon- 
tando 9o"^s3 Qon los que se terraplenó otros 40 metros que estaban 
en bajo, y se hizo 45 x 0.70 x 0.70 metros de desagUe, todo con un 
gasto de $ 100. 

CAMINO DE SERENA Á COQUIMBO 

Se hizo un terraplen de 250 x 1.80 x 3 metros con un voliímen de 
1350"^^^, un muro de cal y piedra de 99.20 de largo con 99.200"^*^ 
de voldmen al pié del cual se construyó un emplantillado de 
50 x i.6o"^^ 

Este trabajo lo hizo don José Ignacio Herrera recibiendo por ello 
$ 1492. 

CAMINO DE COQUIMBO A PAN DE AZÚCAR 

Se repararon 800 metros de cunetas; se hizo un corte de 
140 X 5 XO.95 co^ 7oo"^s3 ¿Q desmonte que sirvió para terraplenar 
50 metros d? camino. Este trabajo lo hizo don Onofre Olivares por 
$ 600. 

CAMINO DEL PEÑÓN Á ANDACOLLO 

Se limpió en una estensión de 20,000 metros y se hizo 512x5 
metros de camino nuevo desmontando 1162"^^^. 

Este trabajo lo hizo don Gregorio Ávalos por^ la cantidad de 
990$. 

CAMINO DE TAMBILLOS A TONGOV 

Se ensanchó en 2 metros el camino en una estensión de 630 
desmontando 927^53. Además se limpió en una estensión de 7000 
metros. 

Estfe trabajo lo ejecutó don Gregorio Ávalos por la cantidad de 
$ 300, 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 345 



CAMINO DE VICUÑA AL TAMBO 



Por administración sé hizo, por la caja del rio, un camino de 
2850x6 metros con un gasto de $ 168.14. 

En el camino del Tambo ál Maiten se arreglaron diez pasos del 
río con un costo de 290.58 $. Este trabajo se hizo por administra- 
ción. 

CAMINO DE VICUÑA AL ALGARROBAL, POR DIAGUITAS 

Se hizo, por el lecho del río, un camino de 10444 x 6 metros; un 
desmonte de 372™^^ y 240"^^ de terraplen. Además se arreglaron 
dos pascs del río. El costo de estas reparaciones, que [se hicieron 
por administración, fué de $ 812.32. 

CAMINO DEL ALGARROBAL Á PAIHUANO 

Se hizo un camino de 2520 x 6 metros por el lecho del río y otro 
de 785 X 2 por la falda de un cerro. Se desvió el río en una esten- 
sión de 75 metros frente á Rivadavia haciéndole un lecho de 7 me- 
tros de ancho con profundidad variable entreo."^20 y i."^6o. Estos 
trabajos se hicieron por administración é importaron $ 488.03. 

CAMINO DE OVALLE A RAPEL 

Se limpió en una estensión de 55,000 metros habilitando los 
desagües y quitando toda la piedra. Frente á CarachiIIa se hizo un 
trozo de camino nuevo de 1 50 metros. 

Este trabajo lo hizo don Miguel Collado por la suma de $ 1649. 

En el mismo camino, en la quebrada del Romeral, se concluyó 
un'puente de piedra haciendo i8"^sa ¿q bóveday 15^33 d^ manpos- 
tería para los machones, alas y barandas, trabajo contratado por don 
José S. Silva por $ 351. 

CAMINO DE OVALLE Á PUNITAQUI 

En la cuestade Punitaqui se terraplenó un barranco de 33 metros 
de largo por 10 de profundidad y se rellenaron otras sanjas con un 
volúmen total de ^góo'^ss^ 



Digitized by 



Googlí 



34^ REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAs PÚBLICAS 

Este trabajo lo ejecutó por la cantidad de $ looo don José M. 

Zeballos. 

CAMINO DE OVALLE Á TAMAYA 

Se Hmpíó en una estensión de 16,000 metros rellenando además 
los hoyos y Hmpiando los desagües. Este trabajo lo hízo don Mi- 
guel Collado por $ 500. 

CAMINO DE OVALLE A LA RECOLETA 

Se hizo una reparación análoga á la anterior en 26,000 metros 
recibiendo por ello el contratista, don José M. Gálvez, la suma de 
$ 449. 

CAMINO DE JUNTAS Á CAREN 

Entre el Callejon de Juntas y la ribera norte del río Grande se 
hizo un camino nuevo de 440 metros, y, entre la ribera sur del mis- 
mo río y el camino antiguo, 387 metros de camino nuevo también 
y labrado en roca, habiéndose desmontado I323"^s3^ Además se re- 
paró en una estensión de 7000 metros. Este trabajo hecho por ad- 
ministración importó $ 2300. 

CAMINO DE OVALLE Á LA PUNTILLA 

Se hizo un camino de 140 metros desmontando 1585^^3 qy^ gir- 
vieron para terraplenar una parte del camino. Este trabajo se hizo 
por administración é importó $ 1 700. 

CAMINO DE ILLAPEL Á LOS VILOS 

Se repararon 1743 metros de camino inclinado, rellenáronse al- 
gunas hoyadas con un terraplen de 428"^s3. ^e hizo 80 metros de 
pircados con un volúmen de 525^33; se ensanchó el camino en un 
largo de 122 metros desmontando 254^53 y sequitó la piedra suelta 
á 3240 metros de camino. 

Estos trabajos importaron la cantidad de $ 604.90 quese sacaron 
de los fondos del año 1888. 

En el mismo camino, pero con fondos del año 1889, se hizo lo 
siguiente: 



Digitized by 



Google 




MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 347 

Se reparó en una esten^ión 16797 metros borrando zanjas y ta- 
pando hoyadas; se hizo varios terraplenes con un volúmen de 
847"*s3 se arreglaron 4787 metros de fosos, construyéronse tres al- 
cantariUas, y 541"^^^ de pircados; se hicieron 5 zanjas con una lon- 
gitud total de ^ó.^^metros y se limpiaron 780 metros del camino. 

Estos trabajos hechos por administración importaron $ 1337.35. 

CAMINO DE ILLAPEL Á SALAMANCA 

Con los fondos sobrantes del año 1888 se limpió el camino en 
una estensión de 1806 metros y se hizo un camino nuevo de 13 14 
metros; se repararon 6918 metros de camino inclinado desmontando 
2968"^s3; se construyeron 170 metros de pircados con 4x4^^^, cinco 
alcantarillas con un largo de áo^^ y se abrieron 1 1324 x 0.50 x 0.50 
metros de fosos. 

Estos trabajos importaron la cantidad de $ 1300.45. 

En el mismo camino, pero con fondos concedidos para el año 
1889, se hicieron los siguientes trabajos: se ensanchó en 0.40 en una 
estensión de 604 metros; se hizo un terraplende 23 metroá de largo 
con un volúmen de 92^53 j hiciéronse 5 rampas con unlargo total de 
40.5 metros; construyéronse dos pircados con una longitud de 22.5 
metros y 622 x 0.50 x 0.50 de desagües, y se abrió un camino nuevo 
de 716x6 metros. 

Estos trabajos importaron $ 1.000.20 y, como los anteriores, se 
hicieron por administración, 

CAMINO DE ILLAPEL Á LOS HORNOS 

Se limpió el camino en una longitud de 1082 1; se hizo un des- 
monte de ^oi^^^s p^ra ensanchar 606 metros del camino; construyó- 
se 221 metros de pircados con un voliímen de 349"*^^; se hizo 657 
metros de camino nuevo desmontando 159"^^^ abriéronse por fin 
17x1x1 metros de fosos de desagües. 

Estos trabajos hechos por administración importaron $ 1256.78. 



Digitized by 



Googlí 



348 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE COMBARBALA A LA CIMA DE LA CUESTA DE PUNITAQUI 

El 19 de noviembre de 1889 se contrató su reparación con don 
Manuel Villarroel por la suma de $ 1000, pero aún no se han conclui- 
do los trabajos. 

Aeoiica^a 

CAMINO DE LA LIGUA A CABILDO 

Se han reparado 335 metros de camino convexo y 56 metros 
de camino inclinado, gastando 438"^s3 ¿^ terraplen y 50,5"^^^ de ripio 
hiciéronse i6.8o"^s2 ¿^ rampa y fosos con un volúmen de 3i6.8,"^s3 
Ijmpiando además; 3000 metros de camino fluvial y reparando dos 
puentes. 

Estos trabajos importaron lasuma de $ 1123.40. 

CAMINO DE LA LIGUA A CALERA 

Con la cantidad de $ 23.95 se reparó un puente de este camino y 
se enripió con 16.450"^^? de material. 

En los pretiles en construcción en el departamento de la Ligua 
se ha hecho lo siguiente. 

En el de Monte grande 39911^53 
11 ff if Peña Blanca 438. i45"^s3^ 

En el de defensa de la Ligua 257.50o"^s3 habiéndose desmontado 
ademas 2,000™^» para hacer al rio un cauce artificial y 1,650"^^^ pa- 
ra los heridos del pretil de Monte Grande. 

Lo invertido en estos trabajos ha sido: $ 7,734.50 en ja obra de 
albañilería del pretil de Monte Grande, y $ 490 en la apertura de 
los heridos para el mismo. De las otras obras no se ha hecho ningun 
pago. 

CAMINO DE LAS TUPAS A LOS VILOS 

Este camino se ha reparado en una estensión total de 85,408"^$ 
rebajando a¿¿os y tapando hoyadas, habiendo un movimiento de tie- 
rras representado por 6053 "^s3 ¿^ terraplen y 5,4i8n^s3 ¿^ desmon- 



Digitized by VjOOQ 16 • 



J 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 349 

tes; se han construído 680"^ de fosos laterales y se han reparado los 
existentes, en una extensión de 1,641 metros. Se ha hecho ademas 
5o"^s3 jg pircados reparando otros en una extensión de 360"^* y se 
hicíeron 2 1 2^^\ de rampas y un puente. 

Estos trabajos, hechos por administración, importaron 1,968.38 $. 

CAMINO DE PEDEGUA A PUPIO 

Se reparó en una extensión de 8,000"^^ tapando hoyadas y em- 
parejando el camino. El movimiento de tierras ha sido de 1,372^^3 
éimportó el trabajo 200 pesos. 

CAMINO DE PETORCA AL PORTEZUELO DEL CORREO 

Se reparó en una extensión de 17,620"^^ habiendoun movimiento 
de tierras de 5,858"^s3. s^ enripiaron i,020"^si^ con 2,040"^s3 j^ ^1^- 
teríal, construyéronse 115"^^^ de pircados y se repararon 84*^52 d^ 
rampas y 4701^8 ¿^ fosos. 

Este trabajo lo hizo don Santiago Polanco por la cantidad de 2,000 
pesos. 

CAMINO DEL CALLEJON DE VIDELA AL PÜENTE DE LAS QUILLOTANAS 

Don Evaristo Gomez contrató la reparación de 5,000"^^ ¿^] cami- 
no por la cantidad de 2,ooc pesos. Los trabajos. que ya estan con- 
cluidos, consistieron en terraplenar el camino con 5,ooo"^s3 je ma- 
terial. 

CAMINO DEL CALLEJON DE VIDELA AL ESTERO DE LOS CABRITOS 

Se repararon 420"^^ ^on un movimiento de tierras de I02"^s3. 5^ 
hizo un pircado al lado oriente del camino en esa extensión, y un 
puente sobre el estero de los Cabritos. 

Estos trabajos los ejecutó don Bruno Perez que los había contra- 
tado por la suma de 1,000 pesos. 

Los pretiles existentes en el río Putaendo se repararon en una 
extensión de 3 1 9"^^ con un gasto de 446 pesos. 

Ademas se hizo el puente del Tártaro. • 



Digitized by 



Googlí 



350 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



• CAMINO DE LA FLORIDA A LOS ANDES (CALLE NUEVa) 

Se repararon 1,933"^® tapando hoyadas y rebajando en partes el 
camino; el movimiento de tierras hasido de i,65o'^s3 de terraplenes 
y 125^^3 de desmontes; esta misma parte seenrípiócon 1,933"^^^ de 
material. Se hicieron tambien 2,000"^^ de fbsos con un desmonte de 
1,600 metros cübicos. 

Este trabajo fué contratado con don Marcelino Barrios por la 
cantidad de 3,300 pesos, 

CAMINO DEL ENCON 

Se rellenó en una extensión de 50"^^ con 268.3"^s3 Je ripio de río. 
Esta reparación que se hizo por administración é importó $ 268.30, 
se principió en Diciembre del año 1888. 

CAMINO DE SAN FELIPE Á PUNTA DEL OLIVO 

Se repararon 3,925"^^ de eiste camino con un movimiento de tierras 
de 7,850"^^^; esa mismarejión se enripió gastándoseen ello 3,925"^s3 
de ripio y se abrieron fosos en sus lados desmontando 7.85o"^s3^ g^ 
este mismo camino se hizo un puente de cal y piedra con 45™^^ de 
mampostería. 

Este trabajo fué contratado por don Marcelino Barrios quien lo 
terminó, y recibió la cantidad de 4,500 pesos, valor del contrato. 

CAMINO DEL TAMBO AL JUNCAL, INCLUYENDO EL CAMINO (CALLE NUEVa) 

Se repararon 69,475'^^ emparejando el camino, conun movimien- 
to de tierras de 46,650 metros cúbicos. 

Este trabajo fue contratado por los señores Camus y Guzman por 
la cantidad de 9,330 pesos. 

CAMINO DEL JUNCAL A LA CUMBRE 

Se reparó en una estensión de 12,425"*^ con un movimiento de 
tierras de i8,325"^s3^ 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIADEL DIRECTOR GENERAL 351 

Este trabajo contratado por Camus, importó 2,600 pesos. 
Kl puente de San Felípe se reparó con un gasto de 24 pesos. 

CAMINO DE CALLE LARGA 

Se repararon 2,000"^^; para hacerlo hubo necesidad de ejecutar el 
movimiento de 3,ooo"*s3 ¿^ tierras, enripiando esa rejión con 1,000 
metros cúbicos de material. 

Este trabajo lo ejecutó don R. Villar por 600 pesos. 

CAMINO DEL PRIMER CRUCERO A LAS TRES ESQUINAS 

Se gastaron 300™^^ de material en terraplenar 200"^^ de este ca 
míno. 

Esta reparación la ejecutó don R. Villar por la suma de $ 100. 

CAMINO DE SANTA ROSA A SAN VICENTE 

Se utilizó 3oo'^s3 de material en arreglar 300"^^ de este camino. 
Don R. Villar ejecutó este trabajo por la suma de $ 100. 

CAMINO DE LA CALLE DE VILLARES AL PASO BASAURE 

é 

Se enripió una estensión de 2,000™^ con 1,000"^^^ de material y 
un costo de $ 1,000, ejecutando el trabajo don R. Villar. 

CAMINO DE SAN RAFAEL A CURIMÓN 

Se reparó en una estensión de 500™^ terraplenandolo con 1,200^^3 
de material. 

Este trabajo lo ejecutó don R. Villar por la suma de $ 600. 

CAMINO DE LA RINCONADA 

Se hizo una calzada de 150"^^ con 6oo"*s3 ¿q ripio. 
Este trabajo fué contratado en la suma de $ 150 por don V. Ca- 
taldo. 



Digitized by 



Googlí 



352 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE CALLE NUEVA 

Para reparar 500"^^ ¿^ este camino, hubo necesidad de hacer un 
movimiento de tierras de 900"^s3^ qy^ se ejecutó por don R. Villar, 

por la cantidad de $ 300. 

CAMINO DE LA CALLE DE LOS FAROLES 

Se repararon 300^*5 con un movimiento de tierras de 500"^*. 
Este trabajo contratado por don R. Villar, importó $ 150. 

Tttlpaniiso. 

El injeníero ha pasado datos tan incompletos que no han podido 
aprovecharse en la confección de esta memoria. El único resultado 
que ha podido sacarse de ellos, es que lo gastado en la provincia 
asciende á la suma de $ 7,521.75. 

Santiago. 

CAMINO DE CHUCHUNCO 

En este camino entre la Pila del Ganzo y lo Ortüzar se hizo un 
camino convexo nuevo de 1,390 x 12"^ construyendo en segiiida 
para su desagüe, 1,574 ^ ^ ^ ^"^^ ^^ fosos y 1,206 x 1.50 x 1.50^^ ¿q 
cunetas. Se hizo un enripiado de 1,200 x 6^^^ y rebajes que han dado 
i,8oo"^s3 ¿^ desmontes. 

Lo gastado en estos trabajos han sido $ 1,501.20 suministrados 
por la Intendencia. 

CAMINO DE SANTA ROSA 

Entre el Zanjon de la Aguada y el callejon de lo Castro se hizo 
un camino convexo de 712 x 10°*^ que se enripió en un ancho de 
6 metros y al que se hizo fosos de i x i™^ en un lado y cunetas de 
0.50 X 0.50"^^ en el opuesto. Se limpió una sección de 1,270 x 10"^ 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 353 

sacándose 150°^^ de escombrob; hízose un emplantillado de piedra 
de 59 X 8 X o.50"^s y ^e repararon 250 x 6^^ de camino convexo; en 
esta reparación y en tapar huellas y zanjas se gastó un terraplen de 

En estos trabajos se gastó, de fondos de la Intendencia la canti- 
dad de $ 962. 

Con 55 pesos suministrados por la Dirección se reparó la cubierta 
de un puente existente en el mismo camino. 

CAMINO DE LA PENITENCIARIA 

Se hizo un camino convexo de 173 x 12 metros con cunetas de 
1 50™s X 0.50; á ambos lados. 

Se enripiaron 495"^^ con un ancho medio de 6™^ y se repararon 
g^^ms de cunetas. Estos trabajos se hicieron con $ 498.70 suminis- 
trados por la Intendencia 

CAMINO DE ÑÜÑOA 

Entre el camino de Cintura y Los Guindos, se hizo un camino 
convexo de 150 x 12"^^ con fosos de i x i™s á un lado y al otro cu- 
netas de 1.50 x 0.50"^^ hiciéronse otros dos trozos de camino, uno de 
140 X 4"*s con cuneta de 150 x o 40 á un lado y al otro de 130 x $^^ 
con cunetas de las mismas dimensiones en uno de sus costados. Cons- 
truyóse un emplantillado de piedra de 671 x 5, se enripió una sección 
de 760 X 5"^s y se limpió el camino en una estensión de 88o"^S bo- 
rrando al mismo tiempo algunas huellas. 

Los trabajos enumerados se hicieron por cuenta de la Intenden- 
cia con la cantidad de $ 1,499.85. 

CAMINO DE MELIPILLA (dEPARTAMENTO DE SANTIAGO) 

Se hicieron 625 metros de camino convexo, con fososá ambosla- 
dos; 1,720 X 6™s de enripiados; se repararon 2,000 metros de fosos y 
se taparon hoyos con un largo total de 410"^^ 

Estos trabajos fueron dados á contrata por la Intendencia, por la 
suma de $ 2,6oo, 



Digitized by 



Googlí 



354 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Con 45 pesos suministrados por la misma Intendencia se reparó 
la cubierta del puente de la Aguada existente en ese camino, red- 
biendo el puente una nueva reparación con 90 pesos concedidos por 
la Dirección de Obras Públicas. 

CAMINO DE CONCHALÍ 

Se hicieron 1,000 x 5™s de enripiados, se repararon 600™^ de fosos 
y se quitó la piedra á 750"^ de camino. 

Este trabajo lo contrató la Intendencia por la suma de $ 1,220. 

CAMINO DE BARRAINCA 

Se hicieron 300 x 2^^ de camino convexo con fosos de i x i á 
ambos lados y una calzada de ripio de 6 x 0.20™^ al centro; hiciéron- 
se 450"^^ 2 de empedrados y dos puentes pequeños de cal y piedra 
con cubierta de madera. 

El costo del trabajo fue de 662 pesos que suministró la Inten- 
dencia. 

CAMINO DE SAN JOSÉ DE MAIPO (dEPARTAMENTO DE SANTIAGO) 

Sc hicieron 217 x 1.20 x i"^s Je fosos. se repararon otros con una 
lonjitud de 350™^ y se taparon 40 metros de hoyos. Se reparó la cu- 
bierta del puente de la Aguada y se construyó uno de cal y ladrillo 
con cubierta de madera en el punto denominado «•El Traron. 

El gasto total fué de $489.40 suministrado por la Dirección. 

camino de apoquindo 

Entre la plataforma de los carros y la Providencia se dió forma 
convexa á 1 50^^ de camino á los que se hizo cunetas de 1 50 x 0.50™* 
á ambos lados, construyéronse 38 x 7"^ de emplantillados de piedra, 
se taparon 12"^ de hoyos y se enripiaron 198 x 6™s con 250"^^^ de 
material estraidos del río Mapocho. 

El valor de estas reparaciones fué de $ 285,925, cantidad suminis- 
trada por la Dirección. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 35$ 



CAMINO DE SAN IGNACIO 



Se repararon 550^ de fosos y se taparon 50 metros de hoyos, 
trabajo que importó la cantidad de 95 pesos, dados por la Dirección. 

GAMINO DE SANTIAGO Á CHACABUCO 

Se hizo un camino convexo de 721 x 1 1°^ y se repararon en di- 
versas partes 585"^^ hiciéronse 573 x i x i™s de fosos y 560 metros 
de emplantillados, y se enripió una sección de 538 metros. Ademas 
se repararon 5 puentes. 

Estos trabajos fueron hechos pqr administración, y su costo fué 
de $ 2,295.50 que proporcionó la Intendencia. 

Con fondos de la Dírección, se taparon 970™^ de zanjas y se lim- 
piaron los fosos de desagúes existentes en la cuesta de Chacabuco, 
importando estas reparaciones $ 806.45. 

La Intendencia contrató ademas por Id suma de $4,953.50 laeje- 
cución de 490 x 6 metros de emplantillados de piedra, la limpia y 
ensanche de 31,100 metros de fosos y el rellenamiento de 14,800™" 
de huellas y zanjas. 

CAMINO DE COLINA A LA ESTACIÓN Y LAMPA 

Sc limpiaron 435"^^ de fosos, se repararon i,626'"s de camino ta- 
pado hoyos y borrando huellas, se hizo un camino convexo de 163 
metros y un enripiado de 172 x 6"^^ 

EI costo de estas obras fué de $ 438.20. 

CAMINO DE BATÜCO Á LAMPA 

Hizose un camino convexo de 703 x ló^^ y 1.486 x i x i"^s Je fo- 
sos; se borraron 2,250"^^ ¿^ huellas, se enripió una sección de 1,099 
por 6 metros, haciendo al mismo tiempo 1 70^^ ¿q emplantillados y 
1 34 metros de pirca. Se construyó un puente de cal y piedra con 
cubierta de madera, sobre el zanjon de Viluco y se repararon dos 
rampas. 



Digitized by 



Googlí 



s 



3S6 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

Estos trabajos se hicieron por administración con la cantidad de 
$ 2,16545. 

En esta misma vía se hicieron por contrato, 300 x 10"^ decamino 
con cunetas á ambos lados; 650™^ de enripiados, 60 x i x i"^s de fosos 
y 119 X io"^s de camino convexo con una calzada de 6"™s deancho 
y se repararon 320"^^ Je camino borrando huellas. 

Estos trabajos importaron $ 82 1.50 pagados por la Intendencia. 

Con $ 168 se reparó un puente, cambiándole barandas y enri- 
piándolo. 

CAMINO DE COQUIMBO 

Se hicieron 850x0.80x0.80"^ de fosos nuevos y se repararon 
otras con una lonjitud de 2,485"^^; se hicieron 203"^** de emplantilla- 
dos y 220 X 6"^^ de enripiados pagandose estos trabajos con $ 999.25 
dados por la Intendencia. 

Con $ 50 entregados por la Dirección se hizo un emplantillado 
de 13x8 metros. 

CAMINO DE QUILICURA 

Se hicieron 361 metros de fosos y se repararon otros con un largo 
de 730 metros; construyóse un camino de 290 x 10 metros con cu- 
netas á ambos lados; se hizo un enripiado de 585 x 6 metros y em- 
plantillados con un largo de 397 metros; reparándose por último 
1230 metros del camino, limpiándolo y borrado huellas. 

El importe de estos trabajos fué de $ 1200, de los cuales $ 1000 
fueron dados por la Intendencia y el resto erogado por los vecinos. 

CAMINO DE SANTIAGO Á RENCA 

Se hízo 210 X 8 metros de camino convexo y 415x6 metros de 
enripiados, se taparon 300 metros de hoyos y se arreglaron 90 me- 
tros de zanjas en el rio. Se hizo también una palizada rellenada con 
piedra y ripio para defensa contra el rio. 

Estos trabajos importaron $ 810 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 357 



CAMINO DE VALPARAISO 



Se hicieron varios enripiados que miden 566 x 6 metros, se repa- 
raron 2442 metros de fosos y se hicieron 170x0.60x0.40 metros 
de fosos nuevos, y se repararon 261 1 metros del camino tapando 
hoyos y borrando huellas y se reparó un foso de 60 x 10 x 0.90 con 
emplantiUado de piedra, ramas y tosca, pero habiendo sido destruido 
en el invierno hubo necesidad de rehacer el trabajo. 

Estos trabajos importaron $ 3191.50 de los cuales 2000 dió la 
Intendencia y el resto la Dirección. 

CAMINO DEL RESBALON 

Se hicieron 1 195 x i x i metros de fosos, 1040 x 6 metros de en- 
ripiados y 600 x 9 metros de camino convexo y se rebajaron 
1050 X I X 0.50 metros del camino. 

El gasto fué $ 1003.10 suministrados por la Intendencia. 

CAMINO DE LOS PAJARITOS 

Se hícieron 425™^ x 1.50 x 1.50 de fosos y se compusieron 300 me- 
tros del camino limpiándolo y rellenándolo con material traido de 
una distancia de 300 metros. 

Se compuso el puente del Blanqueado y al de la Aguada se le 
cambió la cubierta en su totalidad ^ 

El costo de todos estos trabajos fué de $ 917.95 que suministró 
la Dirección. 

CAMINO DE LA HACIENDITA 

Se hizo 260 X 6 metros de eriripiados con $ 200 suministrado por 
la Dirección. 

. CAMINO DE LA ESPOSICIÓN 

Se hicieron 180 x i x i metros de fosos, se rellenaron 380 metros 

de hoyos y se limpiaron 80 metros de camino. 

lí 



Digitized by 



Googlí 



3S8 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Estos trabajos se hicieron con $ 518.50 que proporcionó la D¡- 
rección. 

CAMINO DE SANTIAGO A MELIPILLA (oEPAkTAMENTO DE LA VICTORIa) 

Se hicieron 55 x 1.50 x 1.50 metros de fosos aprovechando el des- 
monte en enripiar 247 x 8 metros del camino. 

Esto se hizo con $ 93.70 dados por la Gobernación. 

CAMINO DEL SUR POR LOS MORROS 

Se quitó la piedra y se taparon los hoyos á 205 metros del carni- 
no; sehicieron 1720X i x i metros de fosos y con sus desmontes se 
hizo un enripiado de 1 990 x 8 metros. 

Estos trabajos importaron $ 1425.40 que fueron suministrados 
por la Gobernación. 

CAMINO DEL ÁLAMO 

En este camino vecinal, con fondos de la Gobemación, se hizo 
un enripiado de 200 x 8.5 metros trayendo le material en carretas, y 
se hizo en esa sección cunetas á ambos lados del camino. 

EI importe de estos trabajos fué de $ 1 18.25. 

CAMINO DEL SUR POR SAN BERNARDO 

Sehicieron 1289 metros de fosos y su desmonte se utilizó en el 
enripiado de 610 x 8 metros del camino. 

Este trabajo importó $ 605 dados por la Gobernación. 

CAMINO DE SAN BERNARDO Á SAN JOSÉ 

Entre la estación y la esquina de lá Sota se abrieron 402 metros 
de fosos y con el material suministrado por ellos se hizo 240 x 8 me- 
tros de enripiados; se arreglaron 270 metros del camino tapando 
hoyos, quitando la piedra y haciendo un chaflan en uno de sus cos- 
tados, y, por último, se reparó un puente de cal y ladrillo. 

Estos trabajos importaron $ 486.50 que proporcionó la Dirección. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 359 



CAMINO DE PIRQUE 



Se hicieron 1 140 x i x i metros de fosos y 1928 x 1.50 x 0,50 me- 
tros de cunetas; su desmonte sirvió para enripiar 1555 x 10 metros 
del camino, arreglándose además una sección de 2548 metros á la 
cual se quitó la piedra y se taparon algunos hoyos. 

La Dirección suministró la cantidad de $ 2000 importe de estos 
trabajos. 

CAMINO DE MELIPILLA Á SAN ANTONIO 

Se le dió la forma convexa en una estensión de 1500 metrosy 
. además, se enripió á carreta y se arreglaron 5775 metros de fosos y se 
hicieron tres rampas de piedra de 10 x 8 metros. 

Estos trabajos y otros hechos en el mismo camino importaron 
$4054.75. 

CAMINO DE MELIPILLA Á ALHUE 

bn este camino se ejecutaron trabajos por valor de $ 6027.18, así 
como en el de Culipian á Bucalemu, se ejecutaron con la cantidad de 
$ 1009.20. 

O'Higgins. 

No hay datos. 

Coldui^iia. 

CAMINO DE SAN FERNANDO A CHIMBARONGO 

Se repararon 1,850 metros terraplenandolos y dandolesla forma 
convexa; se hicieron 3,360^5 x i x i de fosos y una calzada deripio 
de 100 X 5 metros. 

Estas reparaciones hechas por administración importaron $ 999.20. 

CAMINO DE PLACILLA Á JAQUIL 

Se terraplenaron 460 metros de camino convexo y se enripiaron 
830 X 5 metros. 

Este trabajo lo hizo don Carlos Olivares por $ 500. 



Digitized by 



Googlí 



36o REVISTA Dfe LA DIRECCIÓN DE 0BRA8 PÚBLICAS 

CAMINO DE SAN FERNANDO Á LA COSTA 

Se terraplenaron 1,482 metros de camino convexo; reparándose 
10,400 metros de camino indinado y 3,710 metros de desagües; y 
se hicieron 418 x 5 metros de enripiados y 2 puentes de albañilería 
con cubierta de rieles, de 2.50 x 6 metros cada uno. 

Estos trabajos importaron $ 1,995.40. 

CAMINO DE SAN FERNANDO Á ROMA 

Se hicieron 1.892 metros de camino convexo, 2,477 metros de 
desagUes y una calzada de ripio de 1 1 s"*^!., importando los trabajos 
500 pesos 60 centavos. 

CAMINO DE CHIMBARONGO Á CONVENTO VIEJO 

Se invirtieron $ 1,005 en hacer por administración 975 metros de 
camino convexo, 2,477 metros de fosos y i,ii3"^si^ de calzada de 
^ ripio. 

caMino de lAs damas 

Se repararon 540 metros de camino convexo, se ejecutó la limpia 
de 1,650 metros de fosos y se arregló i^na calzada de 253"^^», Ade- 
mas, para facilitar la entrada al puente sobre el Claro, se hizo un 
desmonte de 3,733™^^. 

Estos trabajos importaron $ 1,000,30. 

CAMINO DEL ESTERO DE ANTIVERO Á AGUAS BUENAS 

Se repardron terraplenándolos 2,013 metros de camino convexo 
se Hmpiaron y ahondaron 2,155 rnetros de fosos y se compuso una 
calzada de 22 metros. 

En eáte trabajo se invirtieron $ 500, 

CAMINO DE LOS CARDOS 

Se terraplenaron 5.375 nletros de camino convexo y se repara- 
ron 4,375 X 5 metros de enripiados. Este trabajo importó $ 5.800, de 
los cuales $ 1.800 fueron erogados por los vecinos. 



GooQÍe . 



Digitized by VjOOQ 



^ MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 361 

Para la defensa de la ciudad de San Fernando contra las creces 

del estero de Antivero se hizo un pretü de píedra en seco, de 

eji: 220 X 3 X 1.50 metros, reforzándolo con 50 pies de cabra, y, con el 

k^ objeto de desvíar el curso de las aguas, se hizo un canal de 230 x 6 x i 

¿i metros. 

Estos trabajos ¡mportaron $ 1,003.80. 

CAMINO JENERAL DEL SUR 

Con la suma de $ 559.60 se hizo una calzada de ripio de 1,449 x 5 
■ metros y se repararon 1,246 metros de fosos. 

CAMINO DE PELEQUEN Á PE.UMO • 

Se terraplenaron 921 metros de camino convexo tapando hoyos 
y borrando huellas, se repararon 640 metros de desagüesy 1,964"^«*. 
de enripiados. 

Estos trabajos importaron $ 2,019.39. 

CAMINO DE LA RINCONADA DEL TAMBO 

Se hicieron 6,250 metros de camino convexo y se repararon 350 
metros de camino inclinado. 

En estos trabajos, que ejecutó don F. La Prida, se invirtieron 
4,700 pesos, de los cuales concedió el Fisco $ 2,000, contribuyendo 
los vecinos con $ 1,540 y se adeuda por lo tanto al señor La Prida 
la suma de $ 1,160. 

CAMINO DE QUINTA A GUACARHUE 

Se hizo un camino convexo de 320 metros y 1,450 metros de 
desagUes, invirtiéndose en ellos $ 2,326,09 de los cuales $ 1,200 fue- 
ron erogados por los vecinos. 

CAMINO DE RENGO Á PANQUEHUE 

Se hizo una calzada de 1,710 x 6 metros, una rampa de 57 x 6 x 3.50 
metros para bajar al río Claro y un canal de devio de 150 x 6 metros. 



Digitized by 



Googlí 



362 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

En esto se ¡nvirtieron $ 1,100.40, de los cuales $ 300 fueron ero- 

gados por los vecinos. 

En el camino de Labra se hicieron 20ometros de calzada con 100 
pesos. 

CAMINO DEL OLIVAR 

Se repararon 1,375 metros de camino convexo tapando hoyosy 
borrando huellas, 2,750 metros de desagües y 500 metros de calza- 
da, invirtiéndose $ 1,100. 

CAMINO DE LO DE LOBO 

Se terraplenaron 1,200 metros de camino convexo y se reparó 
una calzada de 400"^^, invirtiendo en estos trabajos $ 500. 

Con el objeto de protejer el camino contra el estero de San V¡- 
cente se hizo con piedra de cerro un fretil de 1 12 x 2.50 x 1.50 me- 
tros, que importó $ 2,800. 

Curicó. 

CAMINO DE CURICÓ Á VICHUQUEN 

Se h¡zo un cam¡no ¡ncHnado de 2,062 metros con ancho variable 
entre 6 y 8 metros desmontando 13,403°^^ que se aprovecharon en 
terraplenar el mismo camino; se construyeron 3oo"^s2 ¿^ rampa de 
piedra de cerro; se hic¡eron 591 metros de fosos que d¡eron un des- 
monte de 298"^s3 q^^ ge aprovechó en rellenar las hoyadas á 344 
metros de cam¡no que rec¡b¡ó ademas una capa de r¡p¡o con un vo- 
lúmen de 104"^^^ y se h¡zo un puente de cub¡erta de madera sobre 
muros de p¡edra seca. 

Estos trabajos hechos por adm¡n¡strac¡ón importaron $ 2,596.87. 

Con el señor Celestino Vargas se contrataron otras reparaclones 
por valor de $ 1,200, pero aun, no se ha entregado el trabajo. 

PUENTE DEL MORRILLO 

Se h¡c¡eron dos rampas de acceso con un largo de 16 metros, dos 
muros de p¡edra seca de 5 x 2 x 2 metros cada uno, con un volúmen 
total de 400 metros cúbicos y sobre los que se colocó la enmadera- 



Google 



Digitized by VjOOQ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 363 

cíón. Este trabajo importó $ 65. Enseguidaparadefenderestepuen- 
te se hizo algunos pircados con un volúmen de ^g^^^ y se colocaron 
6 pies de cabras que se rellenaron con pie dra, importando. esta de- 
fensa $ 123.90. 

CAMINO DE CINTURA 

Se hizo una calzada de ripio de 39 x 1 1"^^ se rellenó un zanjon de 
22 X 6"^s entrando en ésto un terraplen de 245"^^^; se hizo 5 acequias 
con muros y emplantillados de cal y piedra, siendo su largo total de 
85"^^ el voldmen de sus muros 8i,3'"s3 y Ja superficie del emplanti- 
llado 69.6"^s2^ construyéndose en seguida, un puente sobre cada una 
de estas acequias. 
I . Estos trabajos fueron dados á contrata. 

CAMINO DEL BOLDO 

Se reparó en una extensión de 625 metros, rellenando con ripio 
varios bajos, siendo I44°^s3 ^i volúmen del terraplen empleado, de 
los cuales 5o"^s3 fueron el producto de la limpia y ahondamiento de 
865 metros de fosos. 
( Este trabajo lo hizo don Roberto Márquez por $ 400. 

CAMINO DE CURICÓ Á LA CORDILLERA 

Se hicieron 1,982 x i x i"^s j^ fosos, aprovechando los I,6i6™s2 
de desmontes en terraplenar 1,982 x 6"^^ ¿¿[ camino. 

Se dió forma convexa á 250 metros con el desmonte de otros 
500 X I X I metros de fosos. 

Estas reparaciones se hicieron á contrata por $ 1,079.29. 

DIVERSAS SECCIONES DE ESTE MISMO CAMINO 

Con un largo de 526 metros han sido ensanchados en cantidades 

que varian entre i y 3 metros, desmontándose 426. 750^^33 ¿q rocB. 

dura y haciendo un terraplen de 18"^^^; así mismo se limpiaron otras 

'secciones con una lonjitud de 27,500 metros á los cuales se taparon 



Digitized by VjOOQIC 



364 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

tambíen algunos hoyos y huellas, reparándose ademas, 2 puentes de 
madera^ 

Estos trabajosse hicíeron por administracíón é importaron 1,430 
pesos. 

Ademas, se hicieron por contrata 570 metros por 0.50x0.50 de 
cunetas, que dieron 71^53 ^^ desmonte que se repartió en lasección 
correspondiente del camino, y varios otros trabajos, con un gasto de 
$ 521.36 de los cuales, $ 130.34 fueron erogados por los vecinos. 

CAMINO DEL ROMERAL 

Se abrieron 684 x i x i metros de fosos, que dieron un desmonte 
de 684°^^^; despues de dar con esos escombros la forma convexa á 
una seccion de 342 metros, se la enripió con 205™^^ de material. 

Este trabajo se hizo por contrata y por la cantidad de $ 331.64. 

CAMINO DE CURICÓ Á LOS NICHES 

Se repararon 9,536 metros de camino, haciendo algunos rebajes 
y llenando hoyos con el material proveniente de la apertura de 
695 X I X I metros de fosos y la limpia de otros con un largo de 570 
metros. El movimiento de tierras ha sido de 1,245*^5^ ¿^ desmon- 
tes y i,47o"^s^ de terraplen. 

Este trabajo, hecho á contrata, importó $ 500. 

CAMINO DE LA OBRA 

Se hicieron 2,620 x 1.50 x i metros de fosos dando 3,275™^^ de 
desmonte que sirvió para rellenar 1,000 metros de camino con- 
vexo. 

Este trabajo se hizo por contrato, por $ 980.95. 

AI puente sobre el río Guaiquillo se hicieron por administración 
algunas obras de defensa que consistieron en un muro de piedra de 
ii.30"^sx 1.50 x 2.60 con 44™s^, se hÍ20 un terraplen de 54"^^^ de 
piedra: se colocaron 4 pies de cabra y se revistió uno de los estri- 
bos del puente con siete tablones de roble. 

Lo gastado en estas defensas fueron $ 199.72. 



Digitized by 



Google 



'^t g .^J 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 36$ 



CAMINO DE CURICÓ A LONTUÉ 



Don S. Castro contrató por $ 850 la reparación de este camino 
habiendo ejecutado hasta fines del año 2,838 metros de fosos con 
un desmonte de 2,050^^57 yHmpiando 1,572 metros de los exislentes; 
el desmonte proveniente de estos trabajos se ocupó en dar la forma 
convexa á 2,1 15 metros del camino y por fin se enripió una región 
de 490 metros de camino con 232"^^^ ¿^ material. 

Al contratista le quedan por ejecutar aun algunos trabajos. 

GAMINO DE TENO Á COMALLE 

Don N. Quintanilla reparó este camino en una estensión de 665 
metros, tapando hoyos con un volúmen de 563^53^ y recibiendo por 
ello la suma de 500 pesos. 

CAMINO DE LA QUINTA Á CHÉpiCA 

Se hicieron 2,290 metros de fosos, desmontando 2,332"^s7 que se 
aprovecharon en dar forma convexa á 1,859 metros del camino. 

Este trabajo lo hizo don Manuel B. García por 700 pesos. 

En el mismo camino don R. Clavel abrió 1,185 x i x i metrosde 
fosos que dieron un desmontc de 546"^s3^ y reparó otros con un lar- 
go de 1,291 metros y un desmonte de 77^5^, se arreglaron 3,565 
metros de camino dando forma Qonvexa y tapando hoyadas, y de 
los cuales, se enripiaron 1,090 metros, empleando en estas repara- 
ciones un terraplen de 1,750 metros cúbicos. 

El importe de estas obras ha sido de 1,000 pesos. 

CAMINO DE CHÉPICA A CUNACO 

Se abrieron 6,i8ox i x i metros de fosos que dieron un desmon- 
te de 6, i8o"^s^ que se aprovechó en dar la forma convexa á 3,040 
metros de camino en un ancho de 13 metros. 

Este trabajó lo ejecutó don Manuel R. García por la cantidad de 
2,500 pesos. ^ 



Digitized by 



Googlí 



366 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE SANTA CRUZ Á CHOMEDAGÜE 

Se abrieron 5 1 7 metros de íbsos y se Hmpiaron otros con igual 
longitud, dando un desmonte total de 375 metros cúbicos y que se 
aprovechó en dar la forma convexa á 5 r 7 metros de camino, que se 
enripió en seguida, con 390 metros cúbicos de material. 

Este trabajo lo hizo don Juan B. Saavedra, por 400 pesos. 

CAMINO DE SANTA CRUZ Á LOLOL 

Se limpiaron 3,400 metros de fosos y se repararon 424 metros de 
camino, tapando hoyos y enripiando algunos trozos con un terra- 
plen de 400 métros cúbicos. 

Este trabajo lo ejecutó don Pedro N. Cuevas, por 720 pesos. 

CAMINO DEL MATAQUITO 

Se hizo un camino convexo de 184x10 metros, desmontando 
523 "^s3^ y uno inclinado, de 6ox 7 metros con una escavación de 
306 metros cúbicos, se abrieron 200 metros decfosos que dieron un 
desmonte de 300 metros cúbicos y se repararon 310 metros de ca- 
mino con un terraplen de 504 metros cúbicos. 

CAMINO DE LAS SALINAS 

Se desmontaron 865°*^^ para ha^er un camino inclinado de 1 15 x 7 
metros, se repararon 1 5 metros de camino inclinado ensanchándolo 
en un metro con un desmonte de 16 metros cúbicos y 97 metros de 
camino convexo, tapando hoyos con un terraplen de 85 metros cú- 
bicos y haciendo dos calzadas de 6 x 7 metros cada una i con un 
terraplen total de 105 metros cúbicos. 

Este trabajo se hizo por administración, pero no hay datos exac- 
tos sobre su costo. 

CAMINO DE VICHUQUEN A ILOCA 

Se hizo uri camino convexo de 70 metros lineales, desmontando 
84™"^ que se repartieron en el mismo camino y se repararon 292 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 367 

metros de camino convexo, emparejando y rellenando hoyadas con 
un desmonte de 262 metros cúbicos y 226 metros cúbicos de terra- 
plenes; se construyó un camino inclinado de 706 metros, desmon- 
tando 210 metros cúbicos y se ensanchó en i metro otra sección de 
161 metros, haciendo un desmonte de 312 metros cúbicos; se abrie- 
ron 43 X i X0.50 metros de fosos, haciendo una escavación de 20 
metros cúbicos y se hizo un muro de piedra seca de 5 x i x 1.20. 

Estos trabajos se hicieron por administración é importaron 
$ 130.10. 

CAMINO DE VICHUQUEN A CURICÓ 

Se hizo un camino convexo de 550 x ro metros, desmontando 
2,400™"^; seabrieron 3,164 x i x i metros de fosos que dieron 2,780 
metros cúbicos de desmonte aprovechado en dar forma convexa á 
1,542 metros de camino plano; se repasaron 545 metros de camino 
inclinado haciendo algunos rebajes y tapando hoyadas con un mo- 
vimiento de tierra representado por 127 "'^ de desmonte y un te- 
rraplen de So™^^, se h^zo un camino inclinado de 340 x 7 metros y 
el desmonte de 510"^^^ que hubo necesidad de hacer, se aprovechó 
en terraplenes del mismo camino; se separaron 1,440 metros de fo- 
sos con un desmonte de 57"^^^ que swrvió paraterraplenar 61 metros 
de camino convexo y por fin, se hizo una calzada de 36 x 10 metros 
y una alcantarilla de piedra seca. 

Estos trabajos se hicieron por administración, pero no hay datos 
exactos sobre su valor. 

Talca 

CAMINO GENERAL DEL NORTE 

Se hicieron 150 metros de camino convexo y 50 de camino incli- 
nado; se abrieron 700 x i xo.75 de fosos y se repararon otros con 
una longitud de 2,050 metros, siendo el desmonte total de 2,000™^^; 
se hizo un enripiado de 450 x 5 metros y dos puentes sobre los fo- 
sos de desagües. 



Digitized by 



Googlí 



— ^l 



368 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Estos trabajos se hicíeron por admínlstración é importaron 1,500 
pesos. ' 

CAMINO GENERAL DEL SUR 

Se abrieron i,500"^s x i x 0.75 de fosos y se limpiaron otros en 
un largo de 1,500 metros; el desmonte de 1,450"^^^ se aprovechó 
en terraplenar 2,000 metros de camino convexo; se reparó un puen- 
te cambiándole la cubierta. 

Estos trabajos se hicieron por administración con la cantidad de 
1,000 pesos. 

CAMINO DE PERALES 

Se abrieron 40 x i x 0.75 metros de fosos y se limpiaron 50 me- 
tros de los existentes; el desmonte se aprovechó en dar forma con- 
vexa á 1 50 metros de camino. 

Estos trabajos importaron 96 pesos. 

CAMINO DEL ORIENTE 

Se hicieron 300 metros de camino convexo; y se repararon 400 
metros camino convexo y 200 metros de camino inclinado, tapando 
hoyos y haciendo algunos rebajes; se abrieron 200 metros de fosos 
y se repararon 1 50 metros; se hizo por último una cálzada de 20 
metrós lineales. El movimiento de tierras ha sido de 1,000™^^ de 
desmontes y 300 ^^^ de terraplen; por último se hizo un puente de 
12x5 metros de albañüería y madera. 

El importe de estas obras fué de $ 1,263.80. 

CAMINO ORIENTE DEL LIRCAY 

Se hizo chaflanes á ambos lados del camino en un largo de 400 
metros y sus desmontes sirvieron para rellenar los hoyos de esa re- 
gión del camino, se hizo también 17 x ^ms. de enripiados á carreta. 

El costo de estos trabajos fué de 200 pesos. 

En el camino de Queri se repararon 20 metros de enripiados con 
$ 20 erogados por los vecinos. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 369 

CAMINO DE LA COSTA 

Se hícieron 1,252 metros de camíno convexo nuevo y 1,500 de 
camirio ¡nclinado, estando el movimiento de tierras representado por 
9.380^3^ de desmontes y i,5i2ms^ de terraplén; se abrieron 5,384 
metros de fosos que dieron un desmonte de i,8ooms^ y se hicieron 
dos puentes de albañilería de 2 x 5 ms. y un volúmen de 1 5 metros 
cúbicos. 

Lo invertido en este trabajo han sido 3,910 pesos. 

CAMINO DE LA CORDILLERA 

Se hizo un camino convexo nuevo de 2,030 ms. con el desmonte 
proveniente de la apertura de 1,360 x 0.80 x 0.60 ms. de fosos y la 
limpia de otros con un largo de 600 metros, siendo el volúmen del 
desmonte 4,225^^^, y el del terraplén de 8ooms.^ Con el objeto de 
protejer el camino contra el río Claro se ha hecho un pretil de pie- 
dra seca y con un voliímen de 990 metros cübicos. 

Estos trabajos se hicieron á contrata por la suma de 2,000 pesos. 

CAMINO DE LA ESTACIÓN DE MOLINA 

Se repararon 4,875 metros de camino tapando hoyos y haciendo 
algunos rebajes; se dió la forma convexaá una sección de 1,875 ^^- 
con el desmonte de 3,750X 1 xo,75 metros de fosos, se hizo un en- 
ripiado de 687 x 5.5ms. 

Estos trabajos se hicieron por administración é importaron 1,000 
pesos. 

CAMINO DE PUYO Á PETEROA 

Se repararon 6,915 metros de camino convexo rebajando algunos 
allos y tapando hoyos y huellas, se abrieron 1 1,275 ^ 0.80 x o.^^ms. 
de fosos y se limpiaron otros con una longitnd de i,25oms., además 
se hizo un enripiado de 3,862 x ^ms. 

Este trabajo se hizo por administración é importó $ 6,421, de los 
cuales 1,200 fueron erogados por los vecinos. 



Digitized by 



Googlí 



370 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



CAMINO DE PETEROA Á MOLINA 

Se abrieron 1,046 x i x o.^^ms. de fosos haciendo con los desmon- 
tes un camino convexo de 578 metros y reparando 9,875 metros del 
camino existente; se hizo también una calzada de ripio de 1,674x5 
metros. 

Estos trabajos se hicieron por administración é importaron 1,366 
pesos. 

CAMINO FRONTERIZO 

Se abrieron 200 x i x o.75ms. de fosos; dióse forma convexa á 330 
metros de camino con un terraplén de 439^^^, y se taparon hoyos 
y borraron huellas á una sección de 1,500 metros. 

Este trabajo se hizo por administración y se invirtió en él $ 5oa 

Hattle 

CAMINO DE CAUQUENES Á QUIRIHUE 

Se hicieron 588 x 10 metros de camino convexo gastándose para 
levantarlo un terraplén de 1,122 metros cúbicos; se repararon 272 
metros de camino convexo rebajando algunos altos con un volúmen 
de i69ms^ y tapando hoyos con 59oms^ de terraplén; 8,582 metros 
de camino inclinado sufrieron una reparación análoga desmontándose 
2,253"^^^ y gastando 2,56o™s'3^ de terraplén. Se abrieron 9,510^^ de 
fosos que dieron un desmonte de 3,02 i"^s^; se hizo una calzada de 
ripio de 372 x 5.5"^^ y se repararon tres alcantarillas. 

Estas reparaciones importaron % 1,620.38. 

CAMINO DE CAUQUENES Á CHANCO, POR LA VEGA 

Se repararon 6,224 metros de camino convexo rebajando los bor- 
des y rellenando hoyadas, siendo el desmonte 1,719^^5^ y el terraplén 
4,321 metros cúbicos; se hizoun camino convexo de 63 x 10 metros 
desmontando 78 metros cübicos, y se ensanchó en o.8o"^s ^na región 
de 50 metros de camino inclinado, con un desmonte de 16 metros 
cübicos. Se hizo una calzada de ripio de 1,020 x 5°^ con 754™"^ de 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 371 

material y se repararon cuatro alcantarillas. En estas reparaciones 
se invirtieron $ 1,088.41. 

CAMINO DE CAUQUENES Á CONSTITUCIÓN, POR MOLCO 

Se abrieron 268 metros de fosos que dieron un desmonte de 428 
nietros cúbicos, y se sacaron 28™s3 ¿q material de la limpia de 143 
metros de desagües. Se hicieron 1 24.™^ de camino convexo nuevo 
con 310^5^ de terraplén, y se repararon 1,073"^^ de camino convexo 
y 510 de camino inclinado con un movimiento de tierras represen- 
tados por 533"^^^ de desmontes y 7.41°^^ de terraplén, haciéndose 
también una calzada de ripio de 176x5 metros. 

Estos trabajos se hicieron por administración. 

Por contrata se hicieron i,098"^s x 8 de camino inclinado y 580 x 10 
metros de camino convexo, haciendo á este último una calzada de 
maicillo en toda su extensión. Se abrieron 945 x 1.50 x i metros de 
fosos y se construyeron dos alcantarillas. 

El total de lo invertido en este camino alcanza á $ 2,626.71. 

CAMINO DE CAUQUENES A CURANIPE 

Se repararon 16,650 metros de camino inclinado emparejándolo 
y tapando hoyadas y zanjas, gastándose un terraplén de 2,449™^^ y 
desmontando 2,248 metros cúbicos; se hicieron 4,950x0.50x0.40 
metros de fosos dieron un desmonte de 437°^^. Se hizo un puente 
con 1 1 5 metros cúbicos de albañilería y cubierta de madera; se cons- 
truyeron 4 alcantarillas y se repararon dos puentes y cinco alcan- 
tarillas. 

El total de lo invertido suma $ 1,364.59. 

CAMINO DÉ CAUQUENES A PARRAL 

Se repararon 1,161 metros de camino convexo y 479 metros de 
camino inclinado ensanchándoles en parte y tapando hoyadas, sien- 
do 590 metros cúbicos el volúmen de los desmontes y 917 el de los 
terraplenes. Se construyeron dos puentes de madera de 7 x 5 metros 
cada uno y con un voliimen total de albañilería de 131 metros cúbi- 
cos; con el objeto de facilitar el acceso á estos pjentes se hicieron 



Digitized by 



Googlí 



372 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



terraplenes con un volúmen de 404 metros cúbicos y una calzada de 
ripio de 94 X 5 metros. Se hicieron 63 x 10 metros de camino con- 
vexo con fosos de 1 50 x i"^s á ambos lados, y se rozó y destroncó una 
sección de camino inclinado de 1,850 metros cambiándose por últi- 
mo la ubicación de un puente de madera al que se hizo terraplenes 
de acceso con un volúmen de 1 50 metros cúbicos. 
Lo invertido en este camino alcanza á $ 2,362.76. 

CAMINO DE CAUQUENES A SAUZAL 

Con un gasto de $ 72.60 se terraplenaron sus zanjas y hoyos á 
2,336 metros de camino inclinado y 500 metros convexos, gastán- 
dose un terraplén de 328 metros cúbicos. 

CAMINO DE CAUQUENES Á SAN JAVIER 

Se emparejaron y terraplenaron 781 metros de camino convexo 
desmontándose 270 metros cübicos y haciendo un terraplén de 318 
metros cúbicos, y 612 metros de camino inclinado con 186 de des- 
monte y 192 metros cúbicos de terraplén. 

Se invirtió en este camíno la suma de $ 290.05. 

CAMINO DE QUIRIHUE A CHILLÁN 

Se hizo un camino inclinado de 5,418x7 metros desmontando 
23,847 metros cúbicos; y 266 x 10 metros de camino convexo gas- 
tando 14 c metros cúbicos de terraplén y desmontando 227 metros 
cúbicos. 

Se repararoh 6,860 metros de camino inclinado ensanchándolo en 
partes y rellenando hoyos y zanjas, siendo 382 metros cúbicos el vo- 
lúmen de los terraplenes y 838 metros cúbicos el de los demontes; y 
se compusieron 886 metros cúbicos de camino convexo emparejándo- 
lo con 180 metros cúbicos de desmonte y 190 metros cúbicos de terra- 
plén; se abrieron 8,45 1. mstros de fosos que dieron un desmonte de 760 
mntros cúbicos, siendo de 19 metros cúbicos el producto de la limpia 
de 362 metros de desagües; se hicieron en diversas partes 240 me- 
tres cuadrados de rampa y murallas de piedra de 2 1 metros de largo. 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 373 

Lo invertido en este camino alcanza á $ 51 17.25. 

CAMINO DE QUIRIHUE Á ITATA 

Se emparejaron 6722 metros de camino inclinado haciendo algu- 
nos rebajes que dieron un desmonte de 561»' y tapando hoyos y 
zanjas con 382™^' de terraplen; se repararon 4302 metros de fosos 
con un desmonte de 330™^^ Se hicieron 42^52 ¿^ rampa, se repara- 
ron 2 alcantarillas con 9"*s3 ¿^ albañilería haciéndole á la vez terra- 
plenes de acceso con 15"^^ y se reparó un puente. 

Lo gastado en este camino fueron $ 328.90. 

CAMINO DE QUIRIHUE A SAN CÁRLOS 

Se hicieron 285 x 7 metros de camino convexo y se repararon 
2487 metros de camino de la misma forma con un desmonte total 
de 835"^^ y i2o™s3 de terraplen. 

A 235 metros de camino inclinado se le dió un mayor ancho de 2 
metros y se limpió una sección de 687 metros desmontando 27o"s'; 
se abrieron 786 metros de desagües y se repararon 588 metros con 
un desmonte total de 274°^^^; se hicieron varias rampas con una su- 
perficie de i. 42^*52 y ^na calzada de ripio de 145 metros liniales. 

Lo gastado en este camino asciende á $ 408.50. 

CAMINO DE QUIRIHUE Á COLQUECURA 

Se hizo un camino convexo de 425 x 10 metros desmontando 
74=^3 y con un terraplen de 4851^53 se repararon 4424 metros de 
camino de la misma forma con un terraplen;de loo"^^; se abrieron 
48 metros de camino inclinado y se repararon 7746 metros con un 
desmonte de ^^ó^s» y 232"'s3 ¿^ terraplen; se hicieron 672 metros 
de fosos y se repararon 916 metros con un desmonte total de 
434"^^; se hizo I26°s2 de rampla y una calzada de ripio de 22 me- 
tros liniales. 

Se gastó en este camino la suma de $ 263.60. 



Digitized by 



Googlí 



^ 



374 REVISTA DE LA DIRECaÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE NIHÜE A POCILLAS 

Se hízo un camino convexo de 577 metros con un desmonte de 
78™^^ y i44™s3 de terraplen; se repararon 2800 metros de camino 
convexo y 597 metros ínclinados, con un desmonte de óo"*^ y un 
terraplen de 26o™s3; se abríeron 570 metros de desagües con un 
desmonte de 528^5^ y se hizo una'rampla de 6 metros Tineales. 

Lo invertido en estas obras suma $ 200. 

CAMINO DE QUIRIHUE Á CAÜQUENES 

Se repararon 22 metros de camino convexo y 6645 metros incli- 
nados desmontando 436™^^ y gastando un terraplen de ^yg'^^^t con- 
sistiendo la reparación en hacer algunos rebajes y tapar zanjones 
y hoyadas. 

Los gastos ascendieron á $ 1 50. 

CAMINO DE QUIRIHUE Á COLMUNYADO Y BOCA DE ITATA 

Se hizo un camino inclinado de 97 x 5 metros con un desmonte 
de 291°^^; se hicieron 573 x 0.50x0.40 metros de fosos y se repa- 
raron otros con un largo de 846 metros y un desmonte total de 
165"*s^; se repararon 51 10 metros de camino convexo rebajando 
barranquillas que dieron un desmonte de 385"^^ aprovechados en 
tapar hoyos y borrar huellas, y se hizo una rampa de 24^^^. 

Estos trabajos importaron $ 158.40. 

CAMINO DE QUIRIHUE A POCILLAS 

Borrando zanjas y hoyadas y rebajando los bordes se repararon 
6080 metros de camino convexo y 2000 metros inclinados coa un 
desmonte total de 260™"^ y un terraplen de 312°*«^. 

Se hicieron 148 x 6 metros de camino inclinado y 317 x 10 me- 
tros convexos, síendo el volúmen total de los desmontes 444"*^ J el 
de los terraplenes 489«"^, y desmontando i^i"^^, se abrieron 
378 X 0.80 X 0.50 metros de fosos. 

Lo gastado en estas reparaciones fueron $ 271, 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 375 

CAMINO DE PORTEZUELO Á HALZAS DE SOTO 

Se hizo un camino íncHnado de 312 metros y un desmonte de 
468"s3; ge repararon 4121 rnetros de camíno convexo tapando al- 
gunos zanjones con un volúmen de terraplen de 494^33^ y ^e abrieron 
251 X 0.40 X 0.30 metros de fosos que dieron 3o"s7 ¿^ desmonte. 

Se ¡nvirtió en este trabajo $ 150.62. 

CAMINO DE PORTEZUELO AL PUENTE DE ITATA 

Se repararon 3582 metros de camino convexo tapando zanjones y 
hoyos con un volúmen de 768°«^ de terraplen; se abrió un camino 
nclinado de 46 metros haciendo un desmonte de lo^^ss^; de la aper- 
turade 478x0.40x0.50 metros de fosos resultó un desmonte de 

Estos trabajos importaron $ 148.40. 

CAMINO DE NINHÜE AL PUENTE DE ITATA 

Se repararon 4560 metros de camino convexo quitando la piedra 
y tapando hoyos y zanjas; se hizo un camino inclinado de 197 x 5 
metros y se rellenó con piedra un barranco de 2 x 1.50 x 1.80. 

Estos trabajos importaron $ 200. • 

CAMINO DE NINHUE AL RÍO ITATA 

Se revisóen una estensión de 10,765 metros tapando los hoyos 
y zanjas y se hizo un camino inclinado de 403 x 4 metros. 
Estos trabajos importaron $ 250. 

CAMINO DE PORTEZUELO Á CHILLAN 

Con la cantidad de $ 200 se hizo un camino inclinado de 441 x 6 
metros y se repararon 2633 metros emparejando el camino y tapan- 
do sus hoyos. 



Digitized by VjOOQIC 



376 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 



CAMINO DE LA CAPILLA AL PÜENTE DE ITATA POR TREHÜACO 

Se invirtieron $ 250 en hacer 1500x6 metros de camino con- 
vexo, haciendo en seguida una calzada de esas dimensiones. 

CAMINO DE PORTEZUELO Á QÜIRIHUE 

Se revisó en una estensión de 10 177 metros tapando hoyos y 
zanjas; se hizo un camino convexo de 167 x 5 metros y una calzada 
de ripio de 15x6 metros. 

Estos trabajos importaron $ 300. 

CAMINO DE COLQUECURA Á BOCÁ DE ITATA 

Se hizo un camino inclinado de 607 x 5 metros y otro convexo 
de 83 X 10 metros; se arreglaron 4274 metros de camino planó ta- 
pando hoyos y quitando la piedra suelta, é hiciéronse 25 x 5 metros 
de calzada. 

Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 300. 

CAMINO DE BUCHUPUREO Á COLQUECURA 

Se revisaron 3350 metros de camino inclinado y 512 metros con- 
vexos, limpiándolos y emparejándoles, y se hizo un camino inclina- 
do de 140 X 6 metros, importando estos trabajos $ 300. 

CAMINO DE BUCHUPUREO A CAUQUENES Y CURANIPE 

Se abrieron 1,581x0.40x0.50 metros de fosos con yoó^^^ de 
desmontes; se taparon los hoyos á 3,890 metros de camino; se hizo 
uno inclinado de 1,051 X4.5 metros y una alcantarilla. 

Este trabajo importó $ 300. 

CAMINO DE COLMUNYADO Á BOCA DE ITATA 

Se abrieron 4, 132 x 0.40 x 0.30 metros de fosos aprovechando los 
desmontes en terraplenar 7,900 metros de camino plano, y se hicie- 
ron 112x4 metros de camino inclinado. 

E5tos trabajos importaron $ 200, 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 377 

CAMINO DE QUIRIHUE A ITATA 

Se reparó en una estensión de 1 1,273 metros tapando hoyadas; 
se repararon 3 puentes de madera; se hizo 14 metros de calzada y 
se repararon 2 alcantarillas. 

Estos trabajos ¡mportaron $ 216.10. 

CAMINO DE CONSTITUCIÓN Á CAUQUENES, POR LA COSTA 

Seensanchó en i.5o metros una sección de 5321 metros de ca- 
mino inclinado desmontando 3,785"^s3. gg hí^o una calzada de ripio 
de 3,986 X 5 metros; se hizo un terraplen de i3o6"^s3 y se quitó del 
camino piedras con un volúmen de 43"^^^, importando estas repara- 
ciones $ 2,270.45. 

CAMINO DE CONSTITUCIÓN Á CAUQUENES POR EMPEDRADO 

Se ensanchó y compuso una sección de 1,050 metros de camino 
inclinado desmontando 525"^^ que sirvieron para enripiar esa misma 
región en un ancho de 5 metros; se terraplenó un bajo de 48 x 7 x 5 
con un volúmen de 930^^3 y ge compuso el puente de los Carrizos. 

Estos trabajos importaron 960,72 pesos. 

PUENTE DEL CAUQUENES 

Se le cambió poste de la cubierta; se reforzaron sus pilotes y se 
terraplenaron los caminos de acceso con yS^^^^ de material. EI im- 
porte de estas reparaciones fué de 466.50 pesos. 

PUENTE DE PINO EN TALCA 

Se arregló la cubierta cambiando parte de ella; se hizo en uno de 
los machones una obra de albañileria de i8°^s3^ y ge rebocaron 

Estas reparaciones se hicieron con la suma de 674.30 pesos. 

Liiiares. 

No hay datos. 



Digitized by 



Googlí 



h 

l 



r 




378 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICÁS 

Ñable. 

CAMINO DE CHILLAN ATOMÉ 



Se repararon 1,730 metros de camino convexo formándole una 

calzada de 5 metros de ancho y rebajando sus orillas; se hizo un 

enripiado de 192 x 8 metros y se abrieron 835 metros de fosos. El 

^ movimiento total de tierras ha sido de 2,352 metros de terraplen y 

1,874 metros de desmonte. 

Logastado en este camino ascendió á la cantidad de 1,000 pesos. 

CAMINO DE CHILLAN A PINTO Y LAS TERMAS 

Se repararon 2,472 metros de camino convexo tapando hoyos y 
emparejándolo: se quitó la piedra á 54,000 metros de camino de la 
mismaforma; se abrieron 2,800 metros de fosos nuevos y se repara- 
ron 1,077 metros de los existentes; se hizo 3,700 x 5 metros de enri- 
piados y se repararon 7 pequeños puentes de madera. 

El movimiento de tierras está representado por 4,837"^s3^ de des- 
montes y un terraplen de 3,852""^, ascen diendo el gasto á la can- 
tidad de 4,513.60 pesos. 



Ij. CAMINO DE CHILLAN A QUIRIHUE 

t Se abrieron 2,000 metros de fosos que dieron un desmonte de 

r 3, i20"^s^, y se hizo una calzada de ripio de 263 x 5 metros. 

K Estos trabajos importaron $ 500. 



CAMINO DE CHILLAN a COIHUECO Y NIBLINTO 

Se abrieron 490 x 1.60 x 1.25 metros de fosos que dieron un des- 
monte de 980^^3, aprovechado en hacer 440 metros de calzada. 
Estos trabajos importaron 500 pesos. 

CAMINO DE CHILLAN A CATO Y ALICO 

Se repararon 1,301 metros de camino convexo, terraplenándolo 
y rellenando hoyadas con un volümen de terraplen de 2,340^2^. 
SQ abrieron 1,574 x 1.50 x 0.80 metros de fosos, y se repararon otros 



Digitized by 



Googlí 



MEMORtA DEL DIRECTOR GENERAL 37^ 

con un largo de 907 metros, obteniéndose un desmonte total de 
1,687 ^^ ccs* y gastandose 500 pesos. 

CAMINO DE CHILLAN Á SAN ÓÁRLOS 

Se construyeron dos puentes de madera, de 4 x 5 metros el uno y 
de 6 X 5 metros el otro, y se abrieron 600 x 1.60 x 0.50 metros de 
losos que dieron un desmonte de 480 metros cúbicos. 

Estos trabajos importaron la suma de 200 pesos. 

CAMINO DE CHILLAN A SAN IGNACIO 

Se repard el puente <E1 Salto> arreglándole la cubierta y enri- 
piandolo en toda su estensión: se hizo una calzada de ripio de 
1 10 x 6 metros y se abrieron 175 x 0.90 x 0.50 metros de fosos que 
dieron un volúmen de desmonte de 80 ms. ccs. 

Lo invertido en estos trabajos suma 1 10.90 pesos. 

CAMINO A VEGA DE JIMENEZ 

Se repararon 283 metros de camino convexo, terraplenándolo y 
borrando zanjas con 1,500 ms. ccs. de material: se construyó un 
puente de madera de 7 x 5 metros y se hizo una calzada de ripío de 
180 X 7metros. 

Se gastó en estas reparaciones la suma de 452 pesos. 

CAMINO DE CINTURA DE CHILLAN 

Se hizo una calzada de ripio de 100 x 4 metros y algunos terra- 
plenes con un volümen de 100 ms. cc, gastándose iio pesos. 

CAMINO DE SAN CARLOS A SAN FABIAN 

Se abrieron 4,765 metros de fosos sacándose un desmonte de 
5,000 ms. cc, y se repasaron otros con un largo de 1,250 metros; se 
repararon 2,365 metros de camino convexo, tapando hoyos y zanjas 
con un terraplen de 1,387 ms. cc, y se construyó una calzada de 
ripio de 1,240 x 5 metros. 

Se ínvírtió en estos trabajos la cantidad de $ 2,733.74. 



Digitized by 



Googlí 



380 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE SAN CÁRLOS Á PARRAL 

Se construyeron tres puentes de madera de las siguíentes dímen- 
siones: 8x7 metros; 5x7 metros 74x7 metros; y se repararon 
cinco que se encontraban en mal estado; se abrieron 1,502 x 1.50 x 
I metros de fosos y se Hmpiaron otros en una lonjitud de 435 me- 
tros, aprovechándose el desmonte, 1,800 ms. cc. en terraplenar 1,169 
metros de camino convexo. 

El costo de esta reparaciónes ascendió á $ 1,316.81 

CAMINO DE SAN CÁRLOS Á CHILLAN 

Se abrieron 1,287x1.30x1.50 metros de fosos y se repararon 
50 metros de los exitentes, obteniéndose un desmonte de 1,650 me- 
tros cúbicos aprovechándo en terraplenar 982 metros de caminos 
convexo; se hizo un puente de madera de 8 x 7 metros y se repa- 
raron tres que se encontraban en mal estado. 

Se invirtió en esta reparaciones la suma de 1,165.53 pesos. 

CAMINO DE SAN CÁRLOS A NAHUELTORO POR PORMUYETO 

Se abrieron 2,540 x 1.40 x i"*^ de fosos que produjeron un des- 
monte de 4,200™s3 que se aprovechó cnn otro material en levantar 
2,530"^s de camino convexo, para lo que se empleó un terraplen to- 
tal de ^.^^^'nss, 

Estas reparaciones importaron $ 1,468.30 de los cuales $ 468.30 
eran de fondos del año 1888. 



• 



CANINO DE SAN CÁRLOS A QUIRIGUB 

Se hicieron 2,890 x i x i"^ de fosos con un desmonte de 2,890"™^^ 
reparándose con este material varias secciones en una lonjitud de 
i,945"^s de camino convexo. 

Estos trabajos ímportaron $ 806.10 de los cuales $ 306.10 eran 
sobrante del afio 1888. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 38 1 

CAMINO DE SAN CÁRLOS A CAUQUENES 

Se hicleron 1,134 x 1,50 x i metros de fosos que dieron un des- 
monte de 1,750 ms. cc; se repararon 1,316 metros de camino con- 
vexo tapando hoyos y tarraplenandolo con 3,500 ms. cc. de material, 
reparándose por último 4 pequeñas puentes de madera. 

Lo invertido en estos trabajos suma la cantidad de 858.79 pesos 
siendo 358,83 pesos sacados de los fondos sobrantes del año i888, 

CAMINO DE YUNGAY A LA ESTACIÓN DE ITATA 

Con la cantidad de $ 1,000.50 se repararon 836 metros de camino 
convexo y dos puentes de maderas. 

CAMINO DE YUNGAY A LA ESTACIÓN DE CABRERO 

Se repararon 1,285 metros de camino convexo con un gasto de 
500 pesos. 

- Con la suma de 600 pesos se repararon 1,870 metros de camino 
convexo que de Yungay conduce á Los Ángeles por Cholguan. 

En el camino de Yungay á las Cruces se invirtió la cantidad de 
300 pesos en reparar 480 metros de camino convexo. La reparación 
de 275 metros de camino convexo que se ejecutó en el camino que 
conduce de Pemuco á Chillan se hizo por contrata por la cantidad 
de 500 pesos. 

CAMINO DE PEMUCO A LA ORILLA DEL CÁRMEN 

Se repararon 1 3 1 metros de camino invirtiendo en él la suma de 
289 pesos. 

CAMINO DE BULNES A LA MONTAÑA 

Se hizo un puente de madera de i x 5 raetros y con el objeto de 
rectificar el camino se cambiaron tres pequeñas puentes y se hizo 
una calzada de ripio de 18x2 metros. 

Importaron estos trabajos la cantidad de 20 pesos. 



Digitized by 



Googlí 



382 REVISTÁ DE LÁ DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE BÚLNES AL RÍÓ ITATA 

Se terraplenaron 108 metros de camino dándole formá conveíea 
con 60 metros de materíal y se hizo una rampa de ripio de 40 x 5 
metros. 

Estos trabajos se hicieron con la cantidad de $ 287.69. 

CAMINO DE CHILLAN Á PEMUCO DEPARTAMENTO DE BÚLNES 

Hiciéronse 125 x i x i metros de desagües y se hizo un terraplen 
de 64 X 5 X 0.90 metros gastándose en estas obras 568 pesos. 

En el camino de Búlnes á Chillan se hicieron varios pequeños 
trozos de terraplenes con un gasto de 1,925 pesos. 

Como gasto jeneral de la provincia aparece la suma de $ 10.45 
invertido en la publicación de avisos. 

Coucepclón 

CAMINO DE CONCEPCIÓN Á FLORIDA V PALOMARES 

Se hicieron 590x080x0.80 metros de fosos habiendo habí* 
do necesidad de desmontar 345"^^^, se hizo un desmonte de- 
442^^53 p^^2^ ensanchar en 170 metros una región de camino de 130 
metros; aprovechóse el desmonte en hacer varios terraplenes con 
un volümen de 325^^^; hízose una calzada de piedra de 11x5 me- 
tros y se compusieron las cubiertas de tres puentes. 

Estos trabajos se hicieron por administración é ímportaron 
$ 803.70. 

Por contrata se hicieron además los siguientes trabajos: Se abríe- 
ron 1,190 metros de fosos y se repararon los existenteS en una es 
tensión de 1,880 metros; se reparó el camino en una estensión de 
22,500 metros tapando hoyadas, quitando piedras y haciendo reba- 
jes con un movimiento de tierras representado por 3, 500^^3 ¿q (^- 
rraplen y un desmonte de 3,975 metros cúbicos, se construyeron 5 
pequeños puentes de madera y se reparó uno que se encontraba de 
teriorado. 

Estos trabajos ímportaron $ 2543,125. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 383 

CAMINO DE CONCEPCIÓN A PENCO 

Se abríeron 630 metros de fosos y se limpiaron 1,245 metros de 
lOS existentes; se dió forma convexa á 1,000 metros del camino y se 
hicieron 1 70 metros lineales de enripiado; se reparó toda la cubierta 
del puente de Andalien y se construyeron 4 pequeftos puentes de 
madera. 

Lo invertido en estos trabajos sumala cantidad de $ 1,226.19. 

CAMINO DE CONCEPCIÓN Á HUALQÜI Y SAN ONOFRE 

Se abrieron 440 metros de fosos en distintos puntos sacándose 
4ooms3 (jg desmonte que fué repartido en el camino y se limpiaron 
600 metros de desagües; se repararon 6,000 metros de camino ta- 
pando hoyos y zanjas con un terraplen de 1,500 metros cúbicos y 
625 metros cúbicos de desmonte; se hicieron dos puentes de made- 
ra y una alcantarilla y se repararon 8 puentes que se hallaban en 
mal estado. 

Lo invertido en estas reparaciones son $ 999.78. 

CAMINO DE CONCEPCIÓN A TALCAHÜANO 

Se abrleron 1,940 metros lineales de fosos dándosecon el des- 
monte forma convexa á 1,000 metros del camino, se limpiaron 45 
metros de desagües y se taparon algunos hoyos y zanjas con un te- 
rraplen de 500 metros cúbicos. 

Se gastó en estas reparaciones la cantidad de $ 389.63. 

CAMINO DE CONCEPCIÓN A NONQUEN 

Se ensanchó el camino en 3 metros en una estensión de 50 me- 
tros desmontándose i5o"^s3^ g^ repararon 4,000 metros de camino 
tapando hoyos y zanjas con un tetraplen de 325 metros cúbicosy se 
desmontaron algunas barranquillas con un volúmen de 981 metros 
cúbicos y se reconstruyó un puente de madera de 9 x 4 metros. 

Estos trabajos importaron 400 pesos. 



Digitized by 



Googlí 



384 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE FLORIDA Á CABRERO 

Se repararon 1,600 metros de camino tapando hoyos y rebajando 
los bordes con un movimiento de tíerras representado por un des- 
monte de 1,067 "^^3 y ^n terraplen de 425 metros cúbicosyse cons- 
truyó con madera el puente del Manzano de 13 x 3.50 metros. 

En todos estos trabajos se invirtió la cantidad de 620 pesos. 

CAMINO DE QUILLEN Á ITATA 

Se han reparado 470 metros de camino tapando sus hoyadas y 
haciendo algunos rebajes, siendo 34 metros cúbicos el volúmen de 
los desmontes y 25 metros cúbicos el de los terraplenes. 

Estos trabajos importaron 50 pesos. 

CAMINO DE FLORIDA A PALOMARES 

Se repararon 445 metros de camino tapando hoyadas y rebajan- 
do los bordes, estando el movimiento de tierras representado por 
I40"^s3 ¿Q terraplen y 470"^^^ de desmonte; se ensanchó en 4 me- 
tros una sección de 390 metros de camino para lo que hubo necesi- 
dad desmontar 1,870 metros cúbicos. 

Lo invertido en estos trabajos suma la cantidad de $ 286.60. 

CAMINO DE FLORIDA, VIA YUMBEL 

Se repararon 670 metros de camino rebajandosus bordes, de lo 
que se obtuvo un desmonte de 230 metros cübicos que se repartió 
en esa misma región del camino. 

Estos trabajos importaron 40 pesos. 

CAMINO DE CAPIULLEMO 

Por la cantidad de 40 pesos se hizo un terraplen de 15x5x1 
metros y un desmonte de 7x4x1 metros. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENBRAL 385 



CAMINO DE FLORIDA A PENCO 



Se reparafon 2,675 metros de camino tapando varias zanjas y 
emparejándole en toda esa estensión, obtpniéndose un movimíento 
de tierras de 870 metros cübicos de terraplen y 730 metros cúbicos 
de desmonte; se limpiaron 70 metros de fosos y se hizo sobre el es- 
tero de Roa un puente de muros de cal y piedra con cubierta de 
madera de 7.60 x 3 metros, siendo 5 1 metros cúbicos el volümen de 
albañilería. 

Estos trabajos importaron 700 pesos. 

CAMINO DE TOMÉ A RAFAEL V CÓELEMÜ 

Se abrieron 11,535 metros de fosos que dieron un desmonte de 
9,872 metros cübicos; se repararon 19,565 metros de camino empa- 
rejándolo y haciendo terraplenes con un volúmen de 6,530 metros 
cübicos habiéndose desmontado barranquillas con un voliímen de 
1,855 metros cúbicos; se repararon 12 pequeños puentes de madera 
refaccionando sus cubiertas y enripíándolos y se hizo una calzada de 
piedra de 65 x 4 metros. 

El total de lo invertido en este camino alcanza á $ 3,171.25. 

CAMINO DE TOMÉ A PENCO 

Se abrieron 1,450 metros de fosos que dieron un desmonte de 
450™^^ y se repararon 1,250 metros de camino tapando sus hoyos 
y emparejándolo con un movimiento de tierras de 2,000 metros cü- 
bicos de terraplen y 750 metros cúbicos de desmontes. 

Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 343.65. 

CAMINO DE TOMÉ A VEGA ITATA 

Se abrieron 4.040 metros de fosos que dieron un desmonte de 
i,643.metros cübicos y se reparó el camino en una estensión 29,500 
metros; la reparación ha consistido en rebajar los bordes y algunas 
barranquillas con un desmonte total de 5,800 metros cúbicos y en 
tapar hoyadas y zanjon con un terraplen de 2,480 "^^3. además se 
repararon dos puentes de madera. 



Digitized by 



Googlí 



386 REVISTA DE LA DIRECaÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Lo invertido en estas reparaciones suma la cantidad de $ 1,03 1 . 20. 

CAMINO DE RAFAEL A CUCA, VÍA CHILLAN 

Se hicieron 2,025 metros de fosos sacándose un desmonte de 
1,935 nietros cúbicos; se repararon 6,400 metros de camino reba- 
jando sus bordes y tapando hoyadas, siendo el movimiento de tie- 
rras 1,892 metros cúbicos de terraplen y 2,045 iTietros cübicos de 
desmonte y se repararon 13 pequeños puentes de madera que se 
hallaban en muy mal estado. 

Se gastó en este camino la suma de $ 943.30, 

CAMINO DE TOMÉ AL CEMENTERIO Y COCHOLGÜE 

Se repararon 1,500 metros del camino haciendo varios terraple- 
nes con un volúmen de 525 metros cúbicos; se hizo una calzada de 
piedra de 6 x 1.5 metros y se construyó un puente de 7 x i metro 
con murallas de cal y piedra y cubierta de madera. 

Se invirtió en estos trabajos la cantidad de $ 200. 

CAMINO DE YUMBEL Á LA ESTACIÓN 

Se repararon 2,975"^^ ^^^ camino tapando sus hoyos con un terra- 
plen de 5,907"^'^ y rebajando sus bordes y altos con un desmonte de 
8,057"^s3¡nvirtiéndose en las reparaciones anteriores la cantidad de 
1,300 pesos, 

CAMINO DE YUMBEL Á RERE 

Se emparejó el caminoen una lonjitud de 1,400 metros terraple- 
nándolo con 267™^» de material; se limpiaron 50 metros de fosos se 
construyó un puente de madera de 6 x 4°" y se cambió la cubierta á 
otro que se hallaba en mal estado, . 

Se invirtió en estos trabajos la cantidad de $ 153. 

CAMINO DE YUMBEL A TOMECO 

Se hicieron 550 metros de fosos que dieron un desmonte de 53o*"s3 



Digitized by 



Googlí 



■\"^ '.V 



MEMORIA DEl. DIRECTOR GENERAL 387 

y se repararon 695 metros de camíno, terraplenándolo con 963™»*. 
de material y haciendo algunos rebajes con un volúmen de desmonte 
de 96 "^* 

Estas reparaciones ímportaron 3 1 5 pesos. 

CAMINO DEL PASO DE GOMERO AL VADO DE QUILACOYA 

Se ensanchó en 4"^^ unasección de 16"^^ de camino, desmontán- 
dose 182"™»* y se rehizo un puente de madera gastándose en estos 
trabajos la cantídad de $ 145. 

* CAMINO DE RERE A BUENURAQUI 

Se repararon 1,020 metros de camíno emparejándolo con. un te- 
rraplen de 146"^^ y rebajándose los bordos con un desmonte de 
25^ms7 se abrieron 220™^ de fosos que dieron lóo"^»^ de desmonte; 
se construyeron dos puentes de madera de 7 x o.Sc^^ cada uno y se 
repararon otros cinco que se encontraban en muy mal estado. 

Se invirtió en estas reparaciones la suma de 587 pesos. 

Biobio. 

CAMINO DE LA COLONIA 

Se hizo una calzada de ripio de 200 x 5^^ y se arrcgló la cubierta 
de un pequefto puente de madera, invirtiéndose la cantidad de 92 pe- 
sos 60 centavos. 

CAMINO DE LA RINCONADA DEL LAJA 

Con la cantidad de $ 151. 15 se hicieron dos puentes de 7X 5™« 
t:ada uno arreglando á la vez el camino para el fácil acceso á ellos. 

CAMINO D5 AÍITUCO 

Se hicieron 600 x s^^ de enripiados y se limpió de piedras el ca- 
mino en una lonjitud de 550^^ invirtiéndose en estos trabajot la 
cantidad <Je 9 433« 10. 



Digitized by 



Googlí 






388 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

CAMINO DE LA ESTACIÓN, DEPARTAMENTO DEL LAJA 

Se levantó la planta del camino en un largo de 200 metros con uu 
terraplen de 4,090"^s3 y un gasto de $ 2,061.64. 

CAMINO DE NACIMIENTO Á COIGÜE 

Se terraplenaron 400 metros de camino para levantar su planta y 
se refaccionó el puente Vergara todo con un gasto de $ 676.90. 

CAMINO DE NACIMIENTO Á TAVOLCO 

Se arregló en una estensión de 2,100 metros haciendo terraplenes 
con un volúmen de 45o"^s3 y desmontes con el de 375"^^^ y se cons- 
truyó un puente de madera de 4 x 4 metros. 

El importe de estas reparaciones fué de $ 506.12. 

CAMINO DE NEGRETE A RIGÜE 

Con la cantidad de $ 31 1.25 se construyó un puente de 6 x 4 x 5 
metros en el estero de Pozuelos y para facilitar su acceso se hizo te- 
rraplenes con un volúmen de i^o"^^» 

CAMINO DE SANTA FÉ 

Se hizo un desmonte de 500^^3 y un terraplen con un volúmcn 
de I20"^s3^ invirtiéndose en ellos la cantidad de $ 98.86. 

CAMINO DE MULCHEN A COLLIPULLI 

Se hicieron algunos arreglos á varios terraplenes y desagües, y se 
construyó una calzada de ripio de 1 10 x 10 metros con un gasto to- 
tal de $ 640.85. 

CAMINO DE LOS ANJELES 

Se repararon varios pequeños puentes y se hizo una calzada de 
ripio de 120 x 4 metros, é importaron estos trabajos la cantidad de 
257 pesos 20 centavos. 



Digitized by 



Googlí 



MEMoklA DÉL DlkÉCtOR GENEkAL 389 

En gastos jenerales de la provincia compra de animales y herra- 
mientas, pagos de pequeñas contratas, avisos etc. etc, se invirtió la 
suma de $ 10,464.74. 

Arauco. 

CAMINO DE LEBU A ARAUCO 

Se abrieron 1,01 5"^^ x 0.80 x 0.80 de fosos que dieron un desmon- 
te de 65o"^s3^ ^e reparó el camino haciendo desmontes con un volü- 
men de 2,ooo"^s3 y terraplenes con el de 9,874"*^^ y se compusieron 
7 pequeños puentes de madera. 

Lo invertido en estas reparaciones suma lacantidad de $ 1,031.73. 

CAMINO DE LEBÜ A CAÑETE 

Se abrieron 2,056 x 0.70 x 0.80"^^ de fosos que produjeron un des- 
monte de I,i44"^s3^ g^ reparó el camino desmontándose 1,080"^^^ y 
gastándose un terjaplen de 580"^^ y arreglando varios puentes de 
madera. 

Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 1,004.32. 

En el camino de Lebu á Curanilahue se compuso el puente de 
Tunyol con $ 50 erogados por los vecinos. 

CAMINO DE VALDIVIA, VIA IMPERIAL 

Se repararon 6,500 metros del camino quitando piedra y destron- 
cándolo, y se hicieron terraplenes con un volúmen de jyS^o^^^, se 
abcieron 850 metros de fosos que produjeron un desmonte de 540^^3 
y se repararon varios puentes de madera. 

Estos trabajos importaron $ 1985. 

Con la cantidad de $ 400 se terraplenaron y enripiaron 400 me- 
tros del camino que conduce de Cañete á Lebu. 

CAMINO DE CAÑETE A ANGOL 

Se hicieron 1,450 metros de fosos que prodtijeron 9511^53 ¿q ¿^^^ 
monte; se hicieron terraplenes con un volúmen de ^j^^o'^s^ y ge re- 
paraxon 2 puentes de madera, 

í3 



Digitized by 



Googlí 



í 



390 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

Se invirtió en estas reparaciones la suma de $ 980. 

CAMINO DE CAÑETE A PUREN 

Se hicieron 3,985 metros de fosos que dieron un deámonte de 
2,06 i™s3^ se hicieron varios terraplenes con un voldmen de ^..^gi^^^ 
y se repararon varios puentes de madera, gastándose la cantidad de 
1,000 pesos. 

CAMINO DE ARAUCO A JUBAL 

Se hicieron terraplenes con un volúmen de I,ii2'^s3. ^jmsi ¿^ 
enripiados y se compusieron varios puentes de madera con un gasto 
de$ 349,57. 

CAMINO DE ARAUCO A LEBU 

Se hicieron 40^5* de enripiados, y terraplenes con un volúmen 
de 1,092^53 y un gasto de $ 649.50. 

CAMINO DE ARAUCO A LOTA 

Se hicieron 1,300"^^' de enripiados; terraplenes con un volúmen 
de 7oo™s3 y se repararon varios puentes de madera. 
Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 498.75. 

CAMINO DE ARAUCO A CUERVOS Y COLICO 

Se repararon varios puentes y se hicieron terraplenes con un vo- 
lúmen de i,040"^s3 y un gasto de 201 pesos. 

Por fin se hicieron 6o4"^s3 ¿q terraplen que importaron $ 100 en 
el camino que de Arauco conduce á Zarraquete y Carampangue. 

Malleco. 

CAMINO DE ANGOL A COLLIPULLI 

Se hicieron 1,797 metros de camino convexo, gastandose un te- 
rraplen de 678"^^^ y se ejecutaron i,i92"^si Je enripiados, importan- 
do estos trabajos la cantidad de $ 1,500. 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 391 

Kn el camino que conduce de Angol á Roblería se hicieron algu- 
nas reparaciones contratadas por la Intendencia por la cantidad de 
1,000 pesos; igual cosa ha sucedido con los caminosá Pellomenco; á 
Sauces y á Zumaco, habiéndose contratado las reparacionea de cada 
uno de estos caminos por la cantidad de $ 500. 

CAMINO DE TRAIGUEN A TEMUCO É IMPERIAL 

Se construyeron dos secciones de camino nuevo: una 1,300 me- 
tros inclinados y la otra de 500 metros convexos, ejecutándose para 
esto 2,750'^s3 ¿Q desmonte y 1,900°^^ de terraplen; se hicieron 1,800 
metros liniales de enripiados, 8 alcantarillas y 2 puentes de madera. 

Estos trabajos importaron $ 7,000. 

Se hicieron por contrata algunas reparaciones en los dos camínos 
que de Traiguen conducen á Quino y Galvarino, gastándose en cada 
uno de ellos la suma de $ 500. 

CAMINO DE COLLIPULLI A VICTORIA 

Se hicieron 750 metros de camino inclinado, desmontándose 
i,050'^s3 ¿Q escombros; se construyeron 5 alcantarillas y 2 puentes 
de madera. 

Estos trabajos importaron $ 1,000. 

En el camino de Collipulli á Roblería se gastaron $ 300 en hacer 
con i8o"^s3 Je terraplen, un camino convexo de 400 metros. 

Caatin 

CAMINO DE TEMUCO A LAUTARO 

Se repararon 1,125 metros de camino convexo haciendo fosos á 
ambos lados, y enripiando con el desmonte de estos, aquella región 
del camino, y se repararon 8 puentes de madera. 

Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 1,000. 

CAMINO DE TEMUCO A GALVARINO 

Se abrieron 1,800 metros de fosos sirviendo sus desmontes para 
hacer una calzada de ripio de 900 metros largo. 



Digitized by 



Googlí 



í^^^ 



¿9á kÉVlSTA DÉ LA DlRtíCClON DE ÓBRAS PÚBLICAá 

Estos trabajos importaron $ 800. 

CAMINO DE LAUTARO A QUILLEN 

Se hicíeron 1,600 metros de fosos y con sus desmontes una cal- 
zada de ripio de 800 metros liniales. 

Se gastó en estos trabajos la cantidad de $ 796.98. 

CAMINO DE TEMUCO A NUEVA IMPERIAL 

Se repararon y enripiaron 900 metros de camino convexo con el 
desmonte proveniente de la apertura de 1,800, metros de fosos im- 
portando estas reparaciones $ 995.57. 

CAMINO DE IMPERIAL A CARAHUE 

Se hicieron 1,600 metros de fosos, y enripíados en una longitud 
de 1,000 metros, y se repararon 4 puentes de madera con un gasto 
total de $999-35- 

CAMINO DE IMPERIAL Á CHOLCHOL 

Se repararon 750 metros de camino convexo y se hicieron 750 
metros de fosos y 750 metros liniales de enripiados. 
En estos trabajos se invirtió la cantidad de $ 735.85. 

CAMINO DE CHOLCHOL A GALVARINO 

Reparáronse ^iometros de camino convexo, se abrieron 1,000 
metros de fosos y se hizo una calzada de ripio de 440 metros largo 
con gasto de $ 685.80. 

Valdiviil 

CAMINO DE CULLINHUE A SAN JOSÉ 

Se hicieron 300 metros liniales de calzada de madera que se con- 
trataron por la cantidád de $ 540. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR OENERAL 393 

CAMINO DE SAN JOSÉ A QUENLI Y TOLTEN 

Se compusieron 4,500 metros liniales de camino y construyéronse 
7 puentes de madera. 

Estos trabajos se hicieron por contrata é importaron $ 1,000. 

CAMINO DEL NORTE 

Se ha abierto un camino de 5,500 x 20 metros, rozando y des- 
troncando todá esa e^tensión, y se han hecho 200 metros liniales dc 
' calzada de ripio y piedra, importando estos trabajos la cantidad de 
$ 1,320. 

CAMINO DE VALDIVIA A UNIÓN 

Se hicieron 415 metros linealesde calzada de madera; un puente 
pequeño y una alcantarilla, con un gasto de $ 768.45. 

CAMINO DE LA UNIÓN A TRUMAZ 

Se ha dado forma convexa á 800 metros del camino; se hizo un 
puente de 10 metros de largo y 2 alcantarillas. 

Estos trabajos se hicieron por contrata é importaron $ 500. 

CAMINO DE UNIÓN Á VALDIVIA 

Con la cantidad de $ 150 se ha reparado en una estensión de*2i5 
metros. 

En el camino de la Unión á Rio Bueno se han hecho varias repa- 
raciones con un gasto de $ 5oo. 



No hay datos. 
No hay datos. 



Llanqnihae 

Chiloé 

Manuel J. Fernandez B. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Google 



^■ L ' ■ . - 



ARQUITECTURA 



JA 



EMORIA 



DE LA SECCIÓN DE ARQUITECTURA REFERENTE AL AÑO DE 1889 

Dividiendose los trabajos que corresponden á la sección de mi 
cargo en los que se llevan á cabo en la oficina, como son la confec- 
ción de planos, presupuestos y especificaciones de edificios en cons- 
trucción ó reparación en la dirección, vijilancia, fiscalización y pagos 
d% las obras en construcción, paso á esponer primeramente la nómi- 
na de los proyectos y estudios elavorados durante el presente año 
por el personal de la oficina. 

Al empezar el año existian necesidades impostergables que llenar, 
como eran la preparación de los planos completos para la mayor 
parte de los edificios iniciados con anterioridad á la creación de esta 
oficina, para los cuales había solo el plano horizontal con el que se 
había hecho el trazo de las fiandaciones. faltando, por consiguiente, 
casi en la totalidad terminar el gran número de planos jenerales y 
de detalles que exige una construcción. 

En este estado se encontraban la mayor parte de las escuelas y 
todas las cárceles, habiendo sido esta la preocupación preferente de 
la oficina como puede verse en la lista adjunta. 

El personal de la oficina, incompleto, todavía, al empezar el año 
de que doy cuenta tomando en consideración el inmenso trabajo que 



Digitized by 



Googlí 



396 REVlSTA DE LA DIRECCÍON DE OBRAS PÚBLICAS 

había por hacer, fué necesario aumentarlo, para tratar de poner al 
día en relación con el estado de los edificios, la confección de planos. 

Solo así se ha podido dar el impulso que han tomado los trabajos 
de edificíos fiscale^ á cargo de la sección, durante el año eliminando 
ya en gran parte el motivo de falta de detalles, que se hacia ver 
con anterioridad y que fué muchas veces entorpecimiento para la 
prosecución de los edificios. 

En las escuelas y cárceles en construccion hay que hacer notar 
que á pesar de que se formaron legajos de planos litografiados, que 
correspondían á los tipos adoptados, sin embargo, de ello ha sido 
necesario muchas veces construir nuevos planos ó hacer rectificacio- 
nes que demandaban largo tiempo, por no haberse prestado el terre- 
no disponible á las dimensiones generales que se adoptaban para 
la construcción, ó bien porque los trazados no se ciñeron á las cotas 
de los planos, produciendo todo esto un recargo extraordinario en 
los trabajos de oficina, dificil de apreciar. 

Con el sistema propuesto por el que suscribe de dar á la lic¡taci¿n 
pública no ya las diferentes obras parciales, que comprende una 
construcción, con cuyo sistema, 'á la fecha, seria imposible haber 
continuado en vista del'gran número de contralistas á quien debieron 
fiscalizarse, se ha ganado mucho en espedición para inspeccionar f 
dirijir las obras; habiéndose, sin embargo, resentidos los primeros 
contratos, asi celebrados, de la falta de esperiencia sobre este sistema 
de licitación, para prevenir en absoluto las causas de reclamaciones 
de contratistas, ó por lo menos reducirlos á un mínimum. 

Este sistema, en efecto, no dejaria nada que desear si la sección 
tuviera la holgura de tiempo suficiente para preparar todos los ante- 
cedentes hasta los mas minuciosos que deben tener presente los lici- 
tadores al tiempo de pedirse propuestas reduciendo cuanto fuera 
posible el nümero de puntos que deben quedar á la apreciación de 
los arquitectos directores de las obras. 

Pero, por una parte, la falta del personal necesario para proceder 
así, como por otra la urjencia que ha ocurrido muchas veces de 
atender á la continuación de obras que estaban ya iniciadas, segun 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 397 

el antiguo sistema, han sido causa para que no se hayan podido pre- 
parar los antecedentes, con el esmero que hubíera sído de desear. 

Al empezar el año de que doy cuenta el personal de la oficina se 
componia solamente, ademásdeljefe que suscribe, del arquitecto i.^ 
los dos arquitectos 2.^^ del dibujante i.°, dibujante 2.° y escribiente, 
siendo todos los nombrados los de plartta, que prescribe la ley, que 
creó la Dirección de Obras Püblicas. Había además, en esa fecha, 
cinco arquitectos contratados, uno auxiliar y ocho dibujantes, tam- 
bién auxiliares. 

En el curso del año ingresaron á la oficina otros cinco arquitectos 
contratados, por lo cual, hubo que aumentar al doble el número de 
dibujantes, por autorización especial concedida por el Ministerio. 

EI archivo de la sección, depósito de planos, etc, ha tomado un 
gran incremento durante este año habiendose hecho indispensable 
destinar una persona especial que se haga cargo de la guarda y buen 
órden de tan valiosos documentos. 

EI gran nümero de especificaciones manuscritas que ha sido ne- 
cesario preparar, como antecedente para la licitación pública, ha he- 
cho también necesario disponer de otros escribientes además del de 
planta. 

En la elección del personal de dibujantes ha tenido muy presente, 
el que suscribe á los que han sido buenos alumnos de la Escuela de 
Artes y Oficios, así como también algunos alumnos del curso de 
matemáticas de la Universidad que deseaban practicar en la oficina, 
adelantando conocimientos prácticos sumamentes útiles á la pro- 
fesión. 



Nómina de los trab^'os ejecutados en la 3.^ Sección de Arquitectura 

durante el año 1889 

I.« 4e Plaoos ;PreinHMtM 



Proyecto de*hospital de Coronel. 4 $ 62,000.00 

Id. id. de Vichuquén 8 ii 27,090.99 

Id. id. de Putaendo 4 n 78,541.00 

Id« id. de La Florida 3 ti 22,000.00 



Digitized by 



Googlí 



398 



REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 



I.'' de plaiM PresipMiU 



i 



i; 












Proyecto de hospital de La Ligua , 3 $ 22,000.00 

Id. id, de Temuco y CollipiilH. 7u 7 " 29.819.03 

Transformación de la Biblioteca Nacional. . ... 4 n 69.213.48 

Gobernación de Molina 3 n 55,929.61 

Id. de Buin 4 i» 

Intendencia de la Serena 8 n 1 17,161.00 

Casa del Administrador de la Aduana de Co- 

quimbo 3 n 14,000.00 

Proyecto de torre de la iglesia de Moüna '3 n 4,510.00 

Palacio del Ministerio de Obras Públicas 13 n 334,1 11.84 

Fachadas, secciones y detalles de las cárceles de 
MoUna, Limache, Andes, Collipulli y Coronel 

Transformación de la cárcel de Rengo 4 u 48,618,05 

Transformación de la antigua Escuela de Medi- 

cina en Escuela de Bellas Artes i ii 17,639.00 

Presupuesto de la reparación de la Escuela mo- 

delo de Curicó n 2,869.00 

Presupuesto para la terminación de la escuela 

de Melipilla. n 55,000.00 

Presupuesto para terminar la cárcel de Los 

Andes n 60,000.00 

Plano y tasación de las casas núms. 7 y 9 de la 
calle de Juárez (Santiago $ 8,434.00). 

Presupuesto de la cárcel de Collipulli n 77,222.70 

Presupuesto del Liceo de Rengo n 262,737.82 

Presupuesto de la cárcel de la Serena n 256,654,11 

Casa de Espósitos de Ancud 11 n 86,889.50 

Transformación de la iglesia de Rancagua. ... 6 n 20,000.00 

Proyecto de la escuela de Chincolco 11 n 77,000.00 

Chalet en la Quinta Normal para casa del jar- ' 

dinero 2 n 5.205.34 

Proyecto de casa en el Faro de la Isla de los 

Pájaros 2 n 8,977.98 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 399 

í.° de Plaon^s Presnpufjito 

Proyecto de la escuela de Petorca lo $ 77,627,73 

Id. de hospítal de Mulchén 4 n 66,218.20 

Transformación delacasa del Sub-Director del 

Observatorio Astronómico i tt 3,003.51 

Instalación y transformación^del edificio para el 

Instituto Pedagójico ti 5,205.00 

Transformaciones y arreglos de las oficinas de 

la Dirección de Obras Públicas, oficina de 

Estadística y Registro Civil n 6,883.21 

Proyecto de claravoya para la sala del Senado. 2 n 5,900.00 
Detalles del chalet para el patio del Tribunal de 

Cuentas : . . . . ¿ n 3,072.40 

Transformación del Instituto de Sordo-Mudos. . . ti 4,854,00 
Planos complementarios de las escuelas tipos 

nüms. I, 2, 3, 4 y 5 10 n 

Intendencia de Linares (detalles) 3 n 

Gobernación de Los Andes (detalles) 5 n 

Restauración de la Catedral de Concepción ... 5 tt 

Oficinas telegráficas de San Rosendo i n 

Casa Correos de Concepción i n 

Escuela -especial niím. 6 de Santiago 7 n 130,000.00 

Especificaciones de las escuelas núms. 2, 3, 4, 

5 y 6 de Santiago. 
Especificaciones Casa Correos de Concepción. 

oficina telegráfica de San Rosendo y Gober- 

nación de Los Andes. Presupuesto de las dos 

tíltimas y de la casa del Rector del Liceo de 

Valparaíso. 
Tasación de una propiedad, Alameda esquina 

de Teatinos. 
Detalles de construcción de la escuela núm. 6 

de Santiago 10 

Detalles de' construcción de las escuelas niíms. 

2, 3, 4 y 5 de Santiago 15 . 



Digitized by 



Googlí 



400 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

V.'' dePluoi Presipsest» 

Kiosko del Tribunal de Cuentas, Palacio de la 

Moneda i $ 

Estudios de la restauración de la Catedral de 

Santiago .• ii n 59i.573.oo 

Salón de recepciones diplomáticas en la Mo- 

neda 4 n 

Detalles para el Liceo de Niñas en Valparaíso. 8 n 

Escuela especial de niñas en Valparaíso 8 n 36,000.00 

Proyectos para edificios de gobernaciones y ofi- 

cinas públicas en las provincias del sur 5 n 

Proyectos de Intendencias y oficinas püblicas 

para id 3 n 

Gobernación de Lebu (proyecto especial) 7 it 

Iglesia de Bulnes • 3 n 

Iglesia de Talcahuano 8 ti 35, 1 78.00 

Casa de Correos y telégrafos de Lebu 3 n 

Aduana de Lebu i n 40,000.00 

Estudio de una claraboya en la Biblioteca Na- 

cional I 11 

Id. de fachada para la iglesia de Castro i n 

Levantamiento del plano acotado para edificio 

de es^cuela de niñas de Valparaíso. 

Cárcel de la Serena 16 n 256,654.1 1 

Planos completos para la terminación de la es- 

cuela tipo de Los Andes 10 n 

Estudio de la casa consistorial para San Ber- 

nardo i u 

Planos de construcción de la escuela de la calle 

de Chacabuco en Valparaíso 4 it 

Aduana de Valdivia ., 2 ti 41,924.47 

Tesorería de Valdivia 2 n 32,573.42 

Aduana de Coquimbo 3 ti 

Iglesia de Rengo 16 n 

Liceo de Rengo. * 9 n 



Digitized by VjOOQIC 



MEKÍORIA DEL DlREÓTOk GE>}ERAL 46Í 

!.<> de PlftDOS PresHpncítU 

Presidio de Los Ángeles 12 $ 

Kscuela Profesíonal de Niñas en Santiago (ante 

proyecto) 4 n 

Hospital de Punta Arenas 5 n 19,855.20 

Id. de Curepto 3 n 29,944. 1 6 

Id. de Castro 3 u 15,684.76 

Casa para oficina telegráfica en Iquique i n 3,874. 14 

Liceo de Antofagasta. 5 n 68,705.72 

Estudio de modificación al tipo.de escuela para 

400 alumnos. 

Cárcel de Constitución (reparación) 3 n 9, 194.30 

Penitenciaria de Talca. 12 n 134,272.14 

Intendencia de id 4 n 43,781.97 

Hospital de San Fernando 7 n 

Detalles de la ornamentación del jardín del Con- 

greso. 

Bolsa Comercial de Valparaíso 21 n 

Escuela Normal de Preceptores de Santiago. . 31 n 404,485.89 
Proyecto de una sala para el hospital de Los 

Ángeles. 
Planos CQmplementarios de la escuela de Vicuña. 
Levantamiento de plano y tasación de diversos 

sitios ofrecidos en venta. 

Hospital de Traiguén i n 43,434.02 

Presupuesto de la cárcel de Limache n 88, 7 1 9. 1 4 

Planos de cimientos de la misma cárcel. 

Casa del jefe del Resguardo de los Queñes.. . . 2 n 1,494.00 

Planos y detalles para la prosecución del Internado Santiago: 

Estudio de enmaderaciones. 

Id. de puertas y ventanas. 

Id. de la fachada principál, etc. 

Para la prosecución de la nueva cárcel de Santiago: 

Arreglo de las celdas, estudios, de catres, mesas, chapas, etc. 



Digitized by 



Googlí 



402 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

Planos para la ¡nstalación de los servícios de lugares, desagües, 
ventilación y alumbrado. 

Id. para la instalación de la casa del alcaide de los cuatro juzga- 
dos del crímen, enfermería, cocina, etc. 

Planos para la prosecución de la Escuela de Artes y Oficios: 

Detalles para la continuación^de los trabajos en los talleres, puer- 
tas y ventanas, etc. . - "'' 

Planos para la prosecución de la Escuela Militar: 

Detalles para la continuación de la albañilería, planos de puertas 
y ventanas. 

Planos para la prosecución de los trabajos de la Inspección de 
I nstrucción Primaria: 

Detalles de carpinterfa y de albañilería. 

Plano de un segundo galpón, modificando la enmaderación del 
primero, en el almacen fiscal de la Alameda de Matucana: 

Planos de detalles para la continuación de los trabajos de la nue- 
va entrada á la Quinta Normal: 

Planos de detalles para la Escuela núm. i de Santiago: 

Estudio para la Escuela Normal de Preceptores de la Serena. 

Estudios para una Imprenta Nacional en Santiago. 

Estudios para la casa del subdirector del Museo Nacional en la 
Quinta Normal. 

Planos especiales para las Escuelas núm. 2, 3 y 5 de Santiago: 

Modificación de los planos, tipos adoptados. 

Además de la enumeración precedente se ha confeccionado por 
los arquitectos de provincia, en sus respectivas oficinas, un gran 
número de planos que por las necesidades del servicio ha sido pre- 
ciso hacer levantar sobre secciones de los edificios en construcción 
y en otras ocasiones para tener á la vista en esta oficina, planos del 
terreno destinado para edificios, cuyos proyectos se estudian. 

Ordeiies de trabajo peiidieiites 

Existcn en la sección las siguientes órdenes para preparar pla- 
nos, especificaciones y presupuestos para los edificios que se espre 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 403 

san á las cuales no se ha podído dar cumplimiento hasta la fecha 
por el gran recargo de trabajo que tiene el personal: 

Edificio para casa habitación y oficinas de la gobernación de Ma- 
gallanes. 

Planos para una iglesia en id. 

Planos de ejecución para el edificio de la intendencia de Chillán. 

Planos para la casa del intendente de Talca. 

Id. para intendencia y oficinas públicas de San Felipe. 

Planos especiales para nueve escuelas en la provincia de Ataca- 
ma; debiéndose adoptar á dimensiones de terreno fijadas de ante- 
mano. 

Planos de casa parroquial y oficina anexa para San Bernardo. 

Planos de los nuevos edificios para el liceo de Rancagua. 

Planos para edificios destinados á oficinas públicas en el puerto 
de Coquimbo. 

Planos para la construcción de la escuela pública de niñas en 
Iquique, ajustándolos al terreno adquirído para este objeto. 

Planos para casa de correo y telégrafo de id. 

Planos y presupuestos para la terminación de la cárcel de Anto- 
fagasta. 

Planos, especificaciones y presupuestos para la construcción de 
un hospital en Cauquenes. 

Planos y presupuestos para edificio destinado á oficinas piiblicas 
de Coronel. 

Plano definitivo de las reparaciones del liceo de Concepción. 

Planos para el internado del licep de Chillán. 

Planos para la escuela práctica de agricultura de Elqui. 

Planos para la reconstrucción de la iglesia parroquial de Naci- 
miento. 

Id. para edificio destinado al Observatorio Astronómico. 

Planos para las reparaciones del liceo de Talca. 

Planos y presupuestos para construcción de un edificio destinado 
á reunir en un mismo lugar los artículos navales de Valparaíso. 

Á esta série de órdenes pendientes habría todavia que agregar 
un^buen número de encargos hechos por los intendentes y gober- 



Digitized by VjOOQIC 



464 RfeVIStA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

nadores á los arquitectos de provincia, principalmente para repara* 
ciones de edificios públicos existentes y que no han podido ser 
despachados por no descuidar la vijilancia de los edificios en cons- 
trucción, que según recomendaciones de la sección de mi cargo de- 
ben considerar como una aterición preferente. 

En vista del enorme recargo de trabajo que ha tenido la sección 
de mi cargo, la Dirección creyó necesario la preparación de planos y 
presupuestos, contratados fuera de la oficina por una suma alzada, 
debiendo dichos trabajos ser de la aprobación de la Dirección, 

Estos planos han sido los relativos á la construcción del Liceo de 
los Anjg^eles y Liceo de niñas de Concepción, que fueron ejecutados 
respectivamente por los arquitectos señores, L. Dusoullier y don 
Benito Manheim. 

Con anterioridad, el Ministerio del Interíor había contratado, tam- 
bién los planos de los anexos del hospital de San Vicente de Paul con 
el arquitecto don Juan Geiger, siendo materia de un convenio sepa- 
rado la atención de esta construcción. 

En vista del costo de estos respectivos tfabajos, cuyo monco debe 
haber sido el corriente, entre los que acostumbran fijar los particula- 
res en los convenios con los arquitectos libres, y después de compa- 
rado este costo con el que corresponde á los trabajos que se han 
producido en la oficina, resulta que estos trabajos le cuestan al 
Estado, próximamente, la mitad de lo que le costarían si los encar- 
gara hacer, fuera de oficina y según las tarifas corrientes. 

Direceión de los edifieios eii constraeeióii 

La atención y vigilancia de los edificios en construcci¿n, depen- 
dientes de esta sección, se hace actualmente por quince arquitectos, 
de los cuales los que se ocupan en Santiago, tienen trabajos de pre- 
paración de planos en las oficinas de la sección, además de la direc- 
cíón de los edificios de su cargo. 

El número total de construcciones que dependen de esta sección 
asciende en la actualidad á ciento veinte y tres, y el estado actual en 



Digitized by VjOOQIC 



MfeMORlA DEL DlRECrOR GENERAL 4O5 

que se encuentran es el que se demuestra á continuación; de los cua- 
les se da cuenta clasificándolos en tres grupos: 

ESCUELAS, CÁRCELES Y EDIFICIOS VARIOS 

Siempre que ha sido posible se ha procurado hacer la designación 
de construcciones, entre los arquitectos, de manera que uno mismo 
corra con los que están situados en las provincias respectivas. 



Edífícios á cargo del arquitecto de la Serena 

ESCUELAS NÚM. I Y 2 DE LA SERENA 

Ámbas escuelas son del tipo ndm. i, con capacidad para 400 
a^umnos cada una. Están contratadas su construcción, hasta la ter- 
minación completa por la suma de $ 66.000. 

Posteriormente en vista del desnivel del terreno, en que se había 
dt edificar una de ellas y del cambio de situación que se le dió á la 
otra, fué necesario proceder á la contrucclón de muros de sosteni- 
miento, á los cortes que hubieran de practicar, y no hallándose com- 
prendidos en los contratos respectivos estos trabajos, que eran ver- 
daderas obras de más, se aceptó la propuesta que presentó el contra- 
tista, que es el mismo para las dos escuelas, á fin de ejecutar dichos 
muros, como también la estracción de antiguos cimientos i el movi- 
miento de tierra que todo esto demandaba. 

Los trabajos en estos dos edificios han marchado hasta la fecha, 
con exesiva lentitud, según las escusas del contratista por no .poder 
contar con el número suficiente de operarios, á causa de la compe- 
tencia intrpducidas en las distintas contrucciones que se llevan á 
cabo en esa ciudad, i también por haber tenido que improvisar toda 
clase de elementos, desde tener que construir obra para la construc- 
ción de ladrillo. 

Después de haber sido notificado el contratista que se procedía á 
rescición, si no se le daba el impulso debido á los trabajos, para que 
fueran terminados en el plazo convenido, se ha aumentado la acti- 
vidad. 

H 



Digitized by 



Googlí 






406 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

El estado actual de los trabajos en la escuela núm. i está repre- 
sentado por un diez por ciento de su costo total i en un cinco por 
ciento en la núm. 2, consistiendo únicamente en el movimíento de 
tierra i en la albaftilería de fundaciones. 



ESCUELA DE VICUÑA 

Esta construcción corresponde al tipo núm. 2 para cuatrocientos 
alumnos. 

En agosto de 1889, se rescindió el contrato para la construccíón 
de albañilería, por serias dificultades para proporcionarse, el contra- 
tista los materiales. 

Posteriormente se han pedido propuestas para la conclusión defi- 
nitiva del edificio, por una suma alzada, y no habiéndose llegado á 
aceptación por el excesivo monto de las propuestas presentadas, la 
construcción ha permanecido paralizada. Lo que existe hecho hasta 
la fecha son próximamente 560 metros cúbicos de albaftilería de 
cimientos. 

ESCÜELA DE OVALLE 

Esta construcción corresponde al tipo núm. i para 400 alumnos. 

En el mes de Julio del 89 se aceptó la propuesta para la cons- 
trucción de la obra por la suma alzada de setenta y dos mil pesos, 
en un plazo de 548 días. 

La actividad empleada en la obra es satisfactoria, llevándose á 
cabo los trabajos con toda regularidad y pudiéndose calcular, según 
la marcha que llevd, que el edificio se terminará dentro del plazo 
estipulado. 

El estado actual de. la construcción representa un seis por ciento 
de la suma total en que está contratada; debiéndose advertir que du- 
rante una gran parte del tiempo trascurrido no se ha trabajado por 
causasjustificadas, que actualmente se encuentran allanadas. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 407 

Edificios á cargo del arquitecto de Aconcagua 

ESCUELA DE PETORCA Y CHINCOLCO 

Estas escuelas se construyen conforme al tipo núm. 3 con capaci- 
dad para trescientos alumnos, habiéndose iniciado este trabajo por el 
sistema de varias propuestas para provisiones de materiales y por 
ejecución de la albañilería, y habiéndose • terminado este trabajo, se 
aceptó en fecha 1 1 de marzo del presente año una propuesta para la 
terminación de la de Petorca por la suma de cincuenta y cinco mil 
setecientos sesenta pesos, y en un plazo de once meses. 

Habiéndose pedido propuestas para la terminación de la escuela 
Chincolco, se informaron en Enero 2 1 las presentadas, desechándo- 
se por encontrar demasiado altos los precios fijados sin que hasta la 
fecha se haya tomado resolución alguna sobre este edificio. 

Al tiempo de terminar la albañílería el contratista presentó una 
solicítud para que en la liquidación se considerara modificado su 
contrato primitivo, probando haber esperimentado pérdidas conside- 
rables. 

Como estas escuelas son propiamente dobles, una de ellas y la ca 
sa del preceptor se encuentran á la altura de envigados y se sigue 
en la otra con actividad, estando por concluir la albañilería como 
los terraplenes, de manera que pronto se encontrara esta obra para- 
lizada sino se procede á repetir el pedido de propuestas públicas 
para su terminación. 

ESCUELA DE LA LIGUA 

Del tipo núm. 2 para cuatrocientos alumnos. Esta obra se en- 
cuentra contratada por precios de unidad y en la actualidad el con 
trato primitivo de albañilería está terminad^, estando todo pronto 
para pedir propuestas para la terminación completa del edificio. 

Además del contrato jeneral por albañilería ha sido necesario 
atender trabajos que se relacionaban con ella y en Julio del 89 se 
aceptó una propuesta del contratista de la obra para ejecutar el des- 
monte á que obligaba el desnivel del terreno en que está situada 



Digitized by 



Googlí 



40á REVISTA DÉ LA DÍRECCIÓn DE OBRAS PÚBLlCAá 

esta escuela y en Diciembre otra del mismo para proporcionar el| 
fierro necesario para los arcos. 

Habiéndose modificado la altura de los cimientos, modificación 
obligada por el mismo desnivel del terreno, el contratista solicitó y 
obtuvo en el mes de Setiembre un aumento de precio del metro 
cúbico, pero línicamexte de los que excedieran de una altura deter- 
minada. 

Hoy día se encuentra pues paralizado este trabajo, esperando se 
pidan las propuestas para su terminación. 

Segün lo gastado hasta la fecha el estado actual de la obra repre- 
senta un 45 por ciento de su importe total calculado. 

ESCUELA DE LOS ANDES 

Del tipo núm. i para cuatrocientos alumnos. 

Toda la albañilería de esta obra que ha sido contratada se en- 
cuentra hace varios meses completamente terminada, asi como sus 
terraplenes estando concluidos, hace tiempo los planos completos y 
especificaciones para su terminación, habiéndose aprovechado la 
oportunidad para preparar estos planos, introduciendo todas las 
correcciones de detalle que se hacia necesario en los planos origina- 
les del tipo adoptado y habiendo procurado mejorar la ornamenta- 
ción de sus fachadas por encargo especial del Ministerio, tomando 
en cuenta la importancia que pronto tendrá la ciudad de Los An- 
des con la próxima terminación del ferrocarril trasandino. 

El estado actual del edificio corresponde á un 50 por ciento de su 
costo total. 

ESCUELA NÚM. I DE SAN FELIPE 

Del tipo núm. i para cuatrocientos alumnos. 

La dirección de estas escuelas ha estado á cargo del arquitecto 
respectivo dependiente de esta sección, habiendo sin embargo co* 
rrido por el intendente de Aconcagua la parte relativa á la adquisi- 
ción de materiales y pagos; pudiéndose decir, que se ha construido 
por administración á pesar de lo cual, siempre que ha sido posible la 






Digitized by 



Gobgle 



J 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 4^9 

sección ha ínfluido para que se de á contrata una buena parte de 
las obras de remate. 

Hoy dfa se puede dar esta obra por terminada, faltandosolo para 
recibirse de ella, colocar una capa de maicillo en los patios. 

ESCUELA NÚM. 2 DE SAN FELIPE 

Igual tipo que la anterior y en el mismo estado faltando solo ter- 
minar parte de la pintura y colocación de lugares, 

Edificios á cargo del arquitecto de Valparafso 

EscuELA NÚM. I DE VALPARAÍso (callc Chacabuco) 

Tipo especial, cuyos planos jenerales fueron contratados á un 
arquitecto particular, Habiéndose terminado el cotitrato de albañi- 
leri'a por unidad en Noviembre del 89 se contrató la terminación de 
la obra en un plazo de nueve meses y medio por la suma alzada de 
sesenta y ocho mil trescientos pesos, habiéndose ejecutado hasta la 
fecha trabajos que representan un sesenta pór ciento de este con- 
trato. 

Se trabaja en este edificio con gran actividad pudiéndose presu- 
mir que la obra estará terminada antes del vencimiento del plazo, 
encontrándose hoy día toHo el edificio techado y sus cielos y pisos 
colocados. 

ESCUELA NÚM. I DE VIÍíA DEL MAR 

Para cuatrocientos alumnos. Fué contratada su construcción por 
la suma alzada de setenta y cuatro mil novecientos pesos, pero ha- 
biéndose visto durante la ejecución la necesidad de ejecutar"funda- 
ciones especiales de concreto y mayor cantidad de terraplenes que 
los estipulados en los planos y especificaciones, por'Ia j situación es- 
pecial destinada para esta escuela, se aprobó por el Ministerio un 
convenio celebrado con el contratista por el cual se elevaba á 
ochenta y dos mil pesos el monto de la contrata primitiva. 



Digitized by 



Googlí 



4IO REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

En marzo del presente afto ocurrió un ¡ncendio en el cuerpo cen 
tral de esta escuela estando ya completamente techado y muy ade- 
lantada; pero habiéndose desplegado gran actividad en rehacer lo 
incendiado, la obra se encuentra próxima á su terminación y corres- 
pondiendo el trabajo ejecutado hasta la fecha á un ochenta y cinco 
por ciento del costo total. 

Se está armando en esta escuela el galpón de jimnástica, techada 
la casa del preceptor, estucadas las oficinas y la mayor parte del 
cuerpo central, al que recientemente se le han colocado los paños 
de la galeria. 

ESCUELA NÚM. 2 DE VIÑA DEL MAR 

Para cuatro cientos alumnos. 

Los trabajos en esta escuela se siguen con igual actividad que en 
la nüm. i, siguiendo un avance paralelo. 

El trabajo ejecutado corresponde á un setenta por ciento del 
total. 

ESCUELA DE LIMACHE 

Esta escuela, tipo núm. i, para cuatro cientos alumnos, está ter- 
minada y fué entregada al señor gobernador el 20 de abril, próximo 
pasado. 

EI contrato primitivo para entregar termiliado, Ilave en mano, este 
edificio, fué por la suma de setenta y seis mil quinientos pesos. 

EI 1 1 de enero del presente año se decretó por el Ministerio, que 
debia ser de abono al contratista la suma de once mil quinientos 
sesenta y nueve pesos cuarenta y ocho centavos, en razón al mayor 
trabajo que el contratista sostenia haber tenido que ejecutar, por 
habersele designado como ubicación de la escuela el sitio fiscal que 
había en San Francisco de Limache y no el que había en Limache 
viejo. 

AI tiempo de terminarse, se contrató además con el mismo em- 
presario un tabique que dividiera en el eje del edificio el cuerpo cen- 
tral de la escuela, de manera de dejarla mista, 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 4II 

Segun el acta de la entrega del edificio, la construcción se ha 
hecho siguiendo las especificaciones del contrato. 

ESCUELA DE QÜILLOTA 

Con capacidad para cuatro cientos alumnos, habiendo sido cons 
truída la albañileria por precios de unidad, así como los terraplenes 
y fierros para arcos de ventana, fiié contratada su terminación en 
setiembre del 89, por la suma alzada de cuarenta y ocho mil sete- 
cientos pesos, para terminarla el i.^ de abril de 1890. 

La obra ha sido construída y entregada, á satisfacción de la sec- 
ción, antes del plaso estipulado, alcanzando el contratista el premio 
fijado pára el efecto en las especificaciones. 

Edificios atendidos por Arquitectos de esta oficina 

ESCUELA NÚM. I DE SANTIAGO 

En la actualidad este edificio se encuentra propiamente terminado, 
habiendo empezado á funcionar ya como escuela. 

Su distribución es un tipo especial y su capacidad puede llegar á 
quinientos alumnos. Todavia falta el remate de uno que otro peque- 
ño detalle, para hacer la entrega formal, definitiva del edificio. 

La construcción de esta escuela se ha llevado á cabo por una 
série de contratas diversas, cuyo sistema ha sido la causa, en buena 
parte, para que el tiempo empleado en la construcción haya sido tan 
largo, habiéndose iniciado esta construcción en setiembre del 87, 
pero habiendo permitido también este sistema introducir, durante la 
construcción, todas las mejoras que la práctica iba aconsejando. 

La inspección de este edificio, la excelente calidad de los mate- 
riales, exijidos para su construcción y la riqueza de ornamentación 
empleada, de manera que correspondiera á los planos aprobados por 
el Ministerio, han hecho subir el monto de lo gastado en este edifi 
cio, en el i.^^de marzo del presente á la suma de ciento quince mil 
ciento sesenta y cinco pesos dieziocho centavos. 

En esta escuela se ha instalado un reloj con esfera iluminada au- 
tomáticamente con gas de alumbrado durante la noche. 



Digitized by 



Googlí 



412 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

ESCUELAS DE SANTIAGO NÚM. 2, 3 Y 5. 

Estas escuelas están situadas respectívamente en la calle de Ma- 
turana, Avenida de los Padres y calle del Cármen y deblan de ha- 
ber sido del tipo común de cuatro cientos alumnos, habiéndose con- 
venido, sin embargo, con el contratista la modificación de los planos 
para estas tres escuelas, disponiéndolas en dos pisos y reduciendo á 
la mitad la extensión ocupada por el edificio; conservando á su vez 
igual capacidad, mejorando en belleza sin aumentar el monto total 
de las propuestas presentadas. 

Esta modificación, era necesaría, por otra parte á causa de fa estrc- 
ches del local disponible. 

Habiendo sido contratadas estas construcciones por suma alzada, 
el monto de la contrata de las dos primeras, fué de setenta y siete 
mil ochocientos cincuenta y cuatro pesos cada una; y la última por 
ochenta y seis mil trescientos setenta y cuatro pesos treinta y cinco 
centavos. 

En la escuela núm. 2 falta la mitad del trabajo por ejecutar y el pla- 
zo de 330 días, común para las tres escuelas, se encuentra vencido. 

En la niím. 2 las murallas están á la altura de enmaderación. en 
'a escuela y casa del preceptor; pero no están hechos, ní el galpón 
de jimnástica ni los corredores. 

La núm. 3 se encuentra en el mismo estado de avance que la 
núm. 2. 

El estado de los trabajos de la escuela núm. 5 representa igual- 
mente cerca de la mitad de los trabajos por ejecutar. Accidentalmen- 
te se ha paralizado la techumbre de una parte del edificio de clases 
por falta de fierro galvanizado, inconveniente que el contratista ha 
asegurado repararlo pronto. 

ESCUELA NÚM. 4 DE SANTIAGO 

Esta escuela es la que se encuentra mas adelantada de las que se 
construyen en Santiago, considerando como terminada la núm, i. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 413 

El trabajo ejecutado hasta la fecha representa cerca de un 80% 
del trabajo total. 

Esta construcción se ha hecho siguiendo el tipo comun de cuatro 
cientos alumnos; y fué contratada por la suma alzada de setenta y 
siete mil ochocientos cincuenta y cuatro pesos. 

El plazo para la construcción de esta escuela se encuentra igual- 
mente vencido, á pesar de que en la actualidad hay bastante activi- 
dad en el trabajo de albañilería. 

La sitqación de esta escuela es en la calle de la Recoleta. 

ESCUELA NÚM. 6 DE SANTIAGO 

Está situada en la calle del Cerro y corresponde á un plano espc- 
clal que se preparó para adoptarlo al terreno, destinado á esta es- 
cuela. 

Fué contratada por la suma alzada de ciento un mil ochocientos 
doce pesos, y el trabajo ejccutado hasta la fecha corresponde, proxi- 
mamente, á un 33%. 

Fuera del galpon de jimnástica, no hay nada techado en esta cons- 
trucción, estando, sin embargo, la mayor parte del edificio á la altura 
de enmaderación. 

El plazo estipulado para la entrega de este edificio se encuentra 
actualmente vencido. 

La capacidad de esta escuela fué calculada para cuatro cientos 
alumnos. 

ESCUELA NÚM. 7 DE SANTIAGO 

Se construye en la Alameda, esquina de la Avenida de la Capital 
y fué contratada por la suma alzada ochenta y ocho mil pesos y en 
un plazo de IX meses. el 19 de junio de 1889. 

El trabajo ejecutado hasta la fecha representa un 40% del costo 
total del edificio, cuyo contratista no ha podido avanzar con mas ra- 
pidez, por la dificultad de obtener piedra para los zócalos de la fa- 
chada, habiendo sido á la fecha, vencida esta dificultad, y por lo cual 
la construcción marcha con regular actividad hoy día. 



Digitized by 



Googlí 



414 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

ESCUELA DE MELIPILLA 

Esta escuela se construye por planos expeciales con capacidad 
para cuatrocientos alumnos y sus salas se encuentran distribuidas 
en dos pisos. 

La albañilería se encuentra terminada, habiéndose llevado á cabo 
por precios de unidad, hasta la altura del envigado del 2.^ piso. 

El 20 de Enero de 1890 se aceptó una propuesta para la termi- 
nación completa del edificio por la suma alzada de sesenta y siete 
mil doscientos treinta y ocho pesos tres centavos, para entregarla 
terminada el i.^ de Febrero de 1891. 

Los trabajos que se Uevan á cabo en este edificio no marchan con 
la actividad que sería de desear por dificultades con que dice haber 
tropezado el contratista para proporcionarse los materiales. 

El trabajo ejecutado hasta la fecha representa un 2% del monto 
total de la obra. ^ 

ESCUELA DE SAN BERNARDO 

Esta escuela es del tipo niím. 3 con capacidad para dos cientos 
alumnos y se encuentra terminado á la fecha, habiéndose abonado 
al contratista el premio acordado en las especificaciones del contrato, 
por haber entregado la obra antes del plazo estipulado. Posterior- 
mente se aceptó una propuesta para el arreglo de pavimentación en 
la calle, ocasionadas por reformas en el nivel de la misma; por cuya 
causa no se ha hecho todavía la entrega definitiva de este edificio. 

ESCUELA DE BUIN 

Esta escuela es del tipo núm. 2 para cuatro cientos alumuos. En 
Setiembre del 89 se contrató la terminación de la obra por la suma 
alzada de cuarenta y un mil quinientos pesos, habiendose gastado 
hasta la fecha un 70% de dicha suma. 

Este edificio debía haberse entregado concluido el i.^ de Marzo 
del presente año; faltan, sin embargo, que ejecutar algunos trabajos 
de remate para entregar concluido el edificio. 



Digitized by 



GoogleJ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 415 



ESCUELA DE RANCAGUA 



Se construye con arreglo al tipo ntím. 2 con capacidad para cua- 
tro cientos alumnos. 

En Junio de 1889 se pidió la rescición del contrato porque la obra 
estaba paralizada, á causa de la falta de materiales; y en Febrero de 
1 890 se contrató la terminación de dicha obra por la suma alzada de 
cuarenta y cinco mil seiscientos ocho pesos treinta y dos centavos y 
en un plazo de siete meses. 

ESCUELA DE RENGO 

Del tipo num. i para cuatrocientos alumnos. 

Para la terminación definitiva de este edificio, se aceptó en Se- 
tiembre de 1 889, una propuesta por la suma alzada de veinte y tres 
mil pesos y en un plazo de cuatro meses. 

Los trabajos á la fecha marchan con regularidad y estará en poco 
tiempo más concluído el interior del edificio, quedando por terminar 
el exterior. 

Lo gastado hasta la fecha en este edificio representa un 80 por 
ciento del costo total de la obra. 

ESCUELA DE PEUMO 

Esta escuela es del tipo ntím. 2, con capacidad para cuatrocientos 
alumnos. Su construcción se hace á series de precios por unidad de 
trabajos y se calcula que queda por gastar el 80 por ciento del pre- 
supuesto de setenta mil pesos fijado para su terminación. 

Los trabajos en este edificio marchan con poca regularidad, ha- 
biéndose á la fecha dado principio á la albaftilería de cal y ladrillo. 

ESCUELA DE SAN FERNANDO 

Se construye con arreglo del tipo ntím. 2, con capacldad para cua- 
trocientos alumnos. 



Digitized by 



Googlé 




41 6 REVISTA.DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

En Enero del presente afto se aceptó una propuesta para la termi- 
nación del edificio por la suma alzada de cincuenla y siete mil pesos 
y en un plazo de nueve meses. 

Los trabajos marchan con regularidad, estando ya techada la sec- 
ción del edificio destinado á clases. 

Lo gastado hasta la fecha representa un 22 por ciento. 

Ediñcios á caxgo del Arquitecto de Curícó y Talca 

ESCUELA DE CURICÓ 

Los planos del edificio corresponden al tipo ntím. 2 para ciiatro- 
cientos alumnos. 

En Septiembre del 89 se aceptó una propuesta para entregar ter- 
minado el trabajo el 1 5 de Agosto del presente año y por el precio 
alzado de cuarenta y cinco mil ochocientos noventa y siete pesos, 
habiéndose gastado hasta la fecha un 60 por ciento de dicha suma. 
Posteriormente se aceptó igualmente una propuesta por suma alzada 
para ejecutar la demolición de una muralla divisoría y la construcción 
de una acequia. 

Los trabgjos en este edificio marchan con actividad, estando ya 
terminado el estuco y entablado de cielo en los salones de clases y 
casa del preceptor. 

ESCUELA DE MOLINA 

Esta escuela se construye conforme al tipo núm. 2, con capacidaíf 
para cuatrocientos alumnos. En Agosto del 89 se rescindió el con- 
trato de albañilería, en vista de la exesiva lentitud con que marchaba 
la obra, por causa de dlficultades para proveerse de materiales, y en 
Septiembre del mismo año se aceptó una propuesta para la termina- 
ción definitiva del edificio y entregarlo concluído el i.^ de Octubre 
del 90, por la suma alzada de setenta y tres mil peso§, habiéndose 
pagado hasta la fecha un 1 2 por ciento de dicha suma. 

Los trabajos marchan con regularidad y se encuentra el edificio á 
la altura de enmaderación. 



Digitized by VjOOQIC 



llÍEMORIA DEL DIRECÍOR GENERAL 417 

ESCUELA DE TALCA 

Se construye según el tipo núm. 2, con capacidad para cuatrocien- 
tos alumnos. 

Se ha gastado hasta la fecha el 95 por ciento de la suma estipu 
lada para su terminación. 

Este edificio está ya al terminarse y se trabaja actualmente en la 
terminación de la pintura y asfalto. 

ESCUELA DE CONSTITUCIÓN 

Se construye con arreglo al tipo núm. 2, con capacidad para cua- 
trocientos alumnos. 

En Noviembre de 1889 se rescindió el contrato de la obra de 
albañilería, por falta de cumplimiento del contratista con lo estipu 
lado y en Enero de 1890 se aprobó un contrato para su terminación 
por la suma alzada de setenta y siete mil ochenta y tres pesos se- 
tenta y cinco centavos y en un plazo de 400 días. 

Los trabajos en este edificio marchan con regularidad; actualmente 
se trabaja en el zócalo de las murallas divisorias y terraplenes del 
edificio. 

ESCUELA DE CUREPTO 

Aun no se han iniciado los trabajos en este edificio por dificultades 
que han habido en la elección del terreno; pero siempre está vigente 
el contrato celebrado para su construcción. 

Ediñcios á cargo del Arquitecto de las provincias de Linares y Ñuble 

ESCUELA DE SAN JAVIER 

Se construye según el tipo núm. i, con capacidad pafa cuatrocien 
tos alumnos. 

En Diciembre del 89 se aceptó una propuesta del contratista pri- 
mitivo para la terminación de la obra, por la suma alzada de cuarenta 



\ 



Digitized by 



Googlí 



41 8 REVISTA DE LA DIRECCIÜN DE OHRAS PÚBLICAS 

y un mil setecíentos sesenta y siete pesos y en un plazo de ciento 
cincuenta días. 

Los trabajos en este edificio siguen con actividad y en poco tiem- 
po más estará ya terminado. Lo gastado hasta la fecha representa 
un 75 por ciento de la suma porque fué contratada. 

ESCUELAS DE LINARES 

Se construyen .ambas con arreglo al tipo niím. i, con capacidad 
para cuatrocientos alumnos. 

En Octubre del 89 se aceptó una propuesta para entregarlas ter 
minadas el i.° de Septiembre de 1890, porla suma alzada de ciento 
treinta y seis mil ciento noventa y ocho pesos, habiéndose gastado 
hasta la fecha solo el 1 2 por ciento de la suma estipulada. 

Los trabajos se llevan á cabo con bastante actividad, estando ya 
estos edificios en estado de recibir la techumbre. 

ESCUELA DEL PARRAL 

Se construye conforme al tipo nüm. 2, con capacidad para cuatro. 
cientos alumnos. Se ha gastado hasta la fecha el 55 por ciento de la 
suma porque fué contratada. 

Los trabajos en esta escuela marchan con regularidad, sin embar- 
go, el contratista ha pedido prórroga para entregar terminado el 
edificio. 

ESCUELA DE SAN CÁRLOS 

Esta escuela se construye con capacidad para cuatro cientos 
alumnos. 

Siguen construyendose los cimientos de concreto segun lo acordó 
la Dirección, en vista de la mala calidad del terreno y falta de bue- 
na piedra, proporcionando el fisco el cemento necesario. Tambien 
se ha hecho parte de la albañilería de cal y ladrillo. Ambos trabajos 
estan contratados á precios por unidad, y lo gastado hasta la fecha 
representa un 25% del monto calculado para la terminación de este 
edificio. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 419 

Los trabajos se llevan á cabo con reyularidad, estando ya esta 
construcción en estado de pedir propuestas para su terminación por 
una suma alzada. 

ESCUELAS DE CHILLAN 

Son dos: una se construye con arreglo á planos expeciales y la 
otra segun el tipo nüm. 2; ambas con capacidad para cuatro cientos 
alumnos. 

En la núm. i se está concluyendo la albaftilería á serie de precios 
por unidad, estando á la fecha terminados los planos y especificacio- 
nes para la conclusión de la obra. 

La núm. 2 tiene un contrato para la terminación definitiva del 
edificio, aprobado en Febrero 26 de 1890 por la suma alzada de 
cincuenta mil pesos; habiéndose gastado hasta la fecha un 30% de 
dicha cantidad. 

Los trabajos de la escuela nüm. i se encuentran paralizados. espe- 
rando únicamente que se pidan propuestas para su terminación. 

Los trabajos de la escuela núm. 2 marchan con bastante actividad, 
siendo á la fecha el estado en que se encuentra el edificio bastante 
satisfactorio. 

ESCUELA DE BULNES 

Esta escuela se construye en conformidad al plano tipo nüm. 2 
para cuatro cientos alumnos. 

En Octubre del 89 se aceptó una propuesta para la terminación 
del edificio por la suma alzada de cincuenta y ocho mil pesos y en 
el plazo de nueve meses. Lo gastado hasta la fecha representa un 
30% de la espresada cantidad. 

Los trabajos siguen con actividad, estando ya concluidos los en- 
tablados y la mayor parte del estuco; de manera que en poco tiempo 
mas estará este edificio terminado. 

ESCUELA DE YUNGAY 

Se construye con capacidad para cuatrocientos alumnos y á serie 
de precios por unidad de trabajos, habiéndose gastado hasta la fecha* 



Digitized by 



Googlí 



42Ó RÉVlStA DÉ LA DIRECCIÓn DE OBRAS PÓBLICAS 

el 20% del presupuesto de setenta mil pesos, calculado para su cons- 
trucción. 

Los trabajos marchan con regularidad encontrándose ya el edificio 
en estado de pedir propuestas para su terminación por una suma 
alzada. 



Ediñcíos á cargo del Arquitecto de la provincia de Maule. 

ESCUELA DE CAUQUENES 

Se construye segun el tipo niím. i, con capacidad para cuatro 
cientos alumnos. A la fecha se está construyendo la obra de carpin- 
tería á serie de precios por unidad. 

Lo gastado hasta la fecha representa un 50% del presupuesto 
de setenta y cinco mil pesos, calculado para su construcción. 

Los trabajos en este edificio marchan con regularidad, estando ya 
bajo techo toda la construcción* 

ESCUELA DE QUIRIHUE 

Se construye con capacidad para cuatro cientos alumnos y tíene 
un contrato aprobado en Setiembre del 89 para la terminación del 
edificio, por la suma alzada de cincuenta y dos mil novecientos pe- 
sos, debiendo entregarla terminada el i.^ de Noviembre de 1890. 
Se ha gastado hasta la fecha solo el 25% de la sumaporque fué con- 
tratada. 

Los trabajos han marchado con demasiada lentitud, por cuya causa 
se ha pedido ültimamente la rescición del contrato. 

Ediñcios á cargo del arqüitecto de las provincías de Concepción 7 Bio^bia 

ESCUELA DE YUMBEL 

Esta escuela tiene capacidad para cuatro cientos alumnos. Tiene 
á la fecha terminada la obra de albañilería y próximamente se pedi- 
fán propuesta para la terminación del edificio. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 42 1 



ESCUELA DE LA FLORIDA 



Tiene capacidad para doscientos alumnos. Se rescindió el contra- 
to de albañilería; habiéndose hecho todos los cimientos del edificio 
y el desmonte del mismo. Lo gastado hasta la fecha es el 12% del 
presu'puesto de setenta mil pesos calculado pars su terminación. 

Próximamente se pedirán propuestas para la conclusión definitiva 
de esta escuela. 

ESCUELA DEL TOMÉ 

Se construye con arreglo al tipo núm, i, con capacidad para cua- 
tro cientos alumnos. En Setiembre del 89 se aceptó una propuesta 
para la terminación del edificio por la suma alzada de sesenta y sie- 
te mil quinientos pesos, debiendo entregarla concluida el i.^ de Fe- 
brero de 1891. Lo gastado hasta la fecha representa un 50% dela 
suma porque fué contratada. 

En esta obra está al terminarse la albañilería de caly ladrillo; ha- 
biendose concluido la enmaderación del techo en la sección de clases. 

ESCUELA DE NACIMIENTO 

Se construye con capacidad para cuatrocientos alumnos. Tiene 
un contrato celebrado para la construcción de la obra de albaftilería 
á serie de precios por unidad de trabajo; y hallándose esta en víspe- 
ras de terminarse, se pedirán próximamente propuestas para la con- 
clusión definitiva de este edificio. 

Edifícios á cargo del arquitecto de I21S provincias de Malleco y Cautin 

ESCUELA DE ANGOL 

Con capacidad para cuatrocientos alumnos. 

Esta escuela tiene un contrato aceptado para su terminación, por 
la suma alzada de setenta y cinco mil pesos; habiéndose gastado 
hasta la fecha un 70% de dicha cantidad. El plazo fijado para la 
terminación definitiva es el 15 de enerode 1891. 

15 



Digitized by 



Googlí 



422 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

En este edificio se hacen los últimos trabajos de carpintería ene!| 
interior de la sección perteneciente á clases; estando ya concluida k 
casa del preceptor. 

ESCUELAS DK TEMÜCO Y TRAIGUEN 

Se construyen con capacidad para cuatrocientos alumnos cada una 
de ellas. Ambas se trabajan de material y á serie de precios por uni- 
dad; habiéndose gastado hasta la fecha un 5% en la prímera y un 
30% en la segunda, del presupuesto de setenta mil pesos, calculado 
para la terminación de cada una de ellas. 

En la última de estas escuelas está al terminarse la obra de alba- 
ñileria de la sección de clases, como también la muralla de circunva- 
lación; y en la primera están paralizados los trabajos. 

ESCUELAS DE VICTORIA Y ERCILLA 

Ambas son de material de madera, con capacidad para doscientos 
alumnos, según los planos tipo núm. 7. 

Se ha gastado hasta la fecha un 30 por ciento de la suma de veín- 
te y nueve mil trescientos pesos en que fué contratada la primera y 
un 40 por ciento de la suma de veinte y nueve mil trescientos porque 
fué contratada igualmente la segunda. 

El estado los trabajos es el siguiente: En la escuela de Victoria 
se han terminado los entablados de techo y se siguen con gran acti- 
vidad los trabajos de'forros esteriores. En la de Ercilla se ha hecho 
toda la enmaderación y en la actualidad se está colocando el zinc 
para la techumbre del edificio. 

ESCUELA DE ARAUCO 

t 

Son dos y se construyen con arreglo al tipo núm. 7 con capacidad 
para doscientos alumnos. En abril dcl 89 se aceptó una propuesta 
para construir ambas escuelas por la suma alzada á^ veinte y cinco 
mil pesos habiéndose gastado hasta la fecha un 40 por ciento de d¡- 
cha suma. 

En estas escuelas está ya por concluirse la enmaderación y están 
listas las puertas y ventana3 para ser colocadas. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 423 

Edifícios á cargo del arquitecto de la provincia de Valdivia 

ESCUELA DE VALDIVIA 

Son dos: y su construcción se llevará á cabo con arreglo al típo 
nüm. 2, con capacidad para cuatrocientos alumnos cada una. 

En noviembre de 1889 se aceptó una propuesta para construír cada 
escuela por la suma alzada de setenta y cuatro míl novecientos no- 
venta pesos y en el plazo de seis meses. 

Aun no se ha dado principio todavía á estas construcciones. 

Ediñcios á cargo del arquitecto de las provincias de Llanquihue y Chiloé 

ESCUELAS NÚM. I Y 2 DE PUERTO MONTT 

Ambas son del tipo nüm. 8 de material de madera, con capacidad 
para doscientos alumnos cada una. 

Lo gastado hasta la fecha en estos edificios representa un 35 por 
ciento de la suma porque fué contratada la escuela núm. i y un 18 
por ciento la núm. 2. 

El estado de los trabajos es el siguiente: ambas construccionea 
siguen con bastante actividad; encontrándose ya bajo techo la sección 
de clases y armados los esqueletos de las casas de preceptores en las 
dos escuelas. 

ESCUELA DE MAULLIN 

Es del tipo nüm. 9, de material de madera, con capacidad para 
cien alumnos. Hay una propuesta aceptada para su construcción, por 
la suma alzada de quince mil pesos. 

No se ha dado principio á estos trabajos por no haber adn terreno 
disponible para Ilevar á cabo la ejecución de esta escuela. 

ESCUELA DE FRUTILLAR 

Se construye de material de madera, segün el tipo niím. 9, con 
capacidad para cien alumnos; habiéndose gastado hasta la fecha el 
90 por ciento de la suma de dieziseis mil pesos por que fué contra 



l 



Digitized by VjOOQIC 



424 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

ESCUELA DE COLLIPULLI 

t 

Tiene capacidad para cuatrocientos alumnos. Se construye según 
un contrato para la terminación de la obra por la suma alzada de 
tada« 

Este edificio se encuentra á la fecha terminado faltando únicamen- 
te hacer su entrega definitiva. 

setenta y cinco mil setecientos cuarenta pesos, habiéndose gastado 
hasta la fecha el 60 por ciento de dicha suma. El plazo fijado para 
la entrega de este edificio es el 15 de febrero de 1891. 

Los trabajos marchan con actividad, encontrándose ya las mura- 
Uas á la altura de envigados. En general el estado en que se encuen- 
tra esta escuela es satisfactoria. 

ESCUELA DE CASTRO 

Son dos y se construyen con arreglo al tipo núm. 7, de material 
de madera, con capacidad para doscientos alumnos y fueron contra- 
tadas por la suma alzada de dieziseis mil seiscientos cuarenta y cinco 
pesos cada una para entregarlas terminadas en un plazo de 345 
dias. 

En estos edificios no se ha dado todavia principio á los trabajos 
por estar pendiente una resolución del Ministerio relativa al cambio 
de tipos que se adaptasen al terreno que se tenía disponible para su 
construcción. 

ESCUELA DE ACHAO 

Es del tipo núm. 8, de material de madera con capacidad para 
doscientos alumnos y no se ha dado principio á los trabajos por en- 
contrarse este edificio en idénticas condiciones que las escuelas de 
Castro. 

ESCUELA DE ANCUD 

Es del tipo nüm. 7, de material de madera, con capacídad para 
doscientos alumnos. Fué contratada su construcción por la suma 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 42$ 

alzada de veintiun mil doscientos cincuenta pesos para entregarla 
terminada en un plazo de 345 dias. 

Ksta escuela se encuentra en las mismas condiciones que las dos 
anteriores. 

ESCUELA DE OSORNO 

Ksta escuela es del tipo núm. 6 y tiene capacidad para doscientos 
alumnos. En Noviembre del 89 se aceptó una propuesta para su 
construcción por la suma alzada de diezisiete mil pesos y para en- 
tregarla concluida el i.^ de Agosto de 1890. 

Kn este edificio no se ha dado todavia principio á los trabajos. 

ESCUELA DE CALBUCO 

Ks del tipo núm. 9 con capacidad para cien alumnos. En 24 de 
Junio de 1889 se aceptó una propuesta para su construcción por la 
suma alzada de dieziseis mil pesos y en un plazo de doce meses. 

No se ha dado principio á este trabajo por dificultades con que 
se ha tropezado para adquirir el terreno necesario para esta cons- 
trucción. 

Cárceles en construcción 

CÁRCEL DE LA SERENA 

Se construye con planos especiales con capacidad para cuatro- 
cientos reos. En Octubre del 89 se aceptó una propuesta para la 
construcción del edificio por la suma alzada de doscientos ochenta y 
ocho mil quinientos pesos, habiéndose pagado hasta la fecha un 15 
por ciento de dicha suma. 

EI plazo fijado para la entrega de la obra fué el 20 de Agosto de 
1891. 9 

En este edificio se están construyendo los cimientos y zócalos con 
una lijera modificación que ha hecho indispensable el desnivel del 
suelo. 



Digitized by 



Googlí 



436 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

CÁRCEL DE OVALLE 

En Setiembre del 89 se aceptó una propuesta para la construc- 
ción de este edificio por la suma alzada de ciento diezinueve mil 
novecientos ochenta y cinco pesos. 

Habiendo resultado inaceptable el terreno que se destinaba á es- 
te edificio á causa de su humedad no se ha dado principio á la obra 
esperando la resolución del gobierno sobre el particular despues de 
haberse informado que conviene elegir otro terreno. 

CÁRCEL DE LOS ANDES 

Se construye en conformidad al plano tipo núm. 6, para cincuenta 
reos, segün el sistema celular y de panóptico. • 

En Setiembre del 39 se aprobó un contrato para entregar termi- 
nado el edificio el i.^ de Enero de 1891 por la suma alzada de 
ochenta mil pesos, habiéndose gastado hasta la fecha el 30 por cien- 
to de esta cantidad. 

Los trabajos se siguen con actividad, estando bastante adelanta- 
das las murallas y bóvedas de cal y ladrillo del edificio. 

CÁRCEL DE SANTIAGO 

Este edificio se encuentra ya terminado, como se sabe contiene 
al frente un cuerpo completamente separado en el que se han cons- 
truido las oficinas para cuatro juzgados del crímen: dos en el primer 
piso y dos en el segundo. Cada uno de estos departamentos está 
consultado con vastos salones para la sala del juez y todas sus ofici- 
nas ó sea gran vestíbulo, sala de espera, salón de espera reservado, 
sala de consultas con el secretario, gran salón de audiencia ó des- 
pacho del señor juez, sala privada del mismo, oficina del secretario, 
sala dejescribientes, departamento de servidumbre, etc. 

Este edificio contiene además en el segundo piso la casa habita- 
cíón para el alcaide y en el primero las oftcinas de la cárcel. 

En dos alas laterales se ha instalado provisoriamente el juzgado 
diario y el hospital con capacidad para treinta enfermos. 



Digitized by 



Googlí 



MEMORIA DEL ÜIRECTOR GENERAL 4^7 

En la ala opuesta la cocína con todos sus anexos y un departa- 
mento especial para lavandería. 

La cárcel sepafada del edlficío anterior por un camino de ronda 
de ocho metros de artcho, que lo limita igualmente por sus otros tres 
costados, está funcionando desde Diciembre del 89. Su capacidad 
es de cuatrocientos sesenta y dos reos, subdividida en departamen- 
tos especiales para clasificar los reos segün su sexo y su delito. 

Se ha presentado un proyecto de aumento de celdas, que con un 
costo de cerca de sesenta mil pesos, haría subir el número de celdas 
á quinientos veintiocho, ó sean sesenta y seis celdas nuevas. 

Solo se espera la resolución Suprema para iniciar los trabajos. 

El dosto total de este edificio hasta la fecha, quedando por cance- 
lar algunos contratos pendíentes, es el de doscientos cuarenta y cinco 
mil ochocientos setenta y tres pesos, treinta y dos centavos. 

CÁRCEL DE SAN BERNARDO 

Se construye segun el tipo niSm. 5 con capacidad para ochenta 
reos, y se ha gastado hasta la fecha el 30% de la suma alzada dc 
ciento treinta y dos mil trescientos cincuenta pesos en que se con- 
trató su terminación. 

Los trabajos se ejecutan con fegularidad, estando las murallas de 
una parte del edificio á la altura de enmaderación. 

CÁRCEL DE BUIN 

Se construye conforme al tipo núm. 7, con capacidad para cuaren- 
ta reos y segun el sistertia celülaf. 

Los pagos sei hadert á sfefie de precios por unidad de trabajo ha- 
biendose gastado hastá la ffecha el 40% del presupuesto de cientd 
diez mil pesos calculado para su construcción. 

Los trabajos no marchan con la actividad que sería de desear d 
causa de que el contratista espone tropezar con muchas dificultades 
para proporcionarse los materiales necesarios; sin embargo, está ter- 
minada la parte de albañilería de la fachada y muralla de circunva- 
laciÓHi 



Digitized by 



Googlí 



428 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

CÁRCEL DE SAN FERNANDO 

Se construye segun el tipo núm. 5 sistema celular con capacidad 
para ochenta reos. Esta obra se haya paralizada, esperando la reso- 
lución del Gobierno. 

CÁRCEL DE RENGO 

En este edificio se están ejecutando reformas de gran importancia 
habiéndose aceptado para su ejecución en setiembre del 89 una pro- 
puesta por la suma alzada de cuarents^ y ocho mil seis cientos diez 
pesos cinco centavos y en un plazo de diez meses. Se ha pagado 
hasta la fecha un 60 por ciento del monto de dicha suma. 

CÁRCEL DE MOLINA 

Se construye segun el tipo núm. 6 sistema celular para cincuenta 
reos. 

Los pagos se hacen á series de precios por unidad de trabajo, ha- 
biéndose gastado hasta la fecha el 40 por ciento de la suma de 
ochenta mil pesos en que se estima el costo total de la obra. 

Los trabajos marchan con regular actividad, estando ya terminado 
todo el primer piso y en el segundo se trabajan actualmente las bó- 
vedas. 

PENITENCIARIA DE TALCA 

Los trabajos iniciados en este edificio tienen por objeto la cons- 
trucción de tres galerias de celdas con una capacidad total para dos- 
cientos diez reos y la construcción de enfermeria, cocina y talleres. 

Habiendose terminado el contrato de la albañileria se pidieron 
propuestas para la terminación difinitiva de la obra, habiéndose 
aceptado una por la suma alzada de ciento veintiocho mil pesos, 
aprovechando diversos materiales que existen en la obra y obligan- 
dose el contratista á terminar el trabajo en un plazo de diez meses. 

EI contratista se ocupa, entre otras cosas, en acumular materiales. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 429 

Lo gastado hasta la fecha representa un 1 5 por ciento de la suma 
porque fué contratada. 

CÁRCEL DE SAN JAVIER 

Se construye segun el tipo nüm. 7, sistema celular, para cuarenta 
reos. En dicíembre del 89 se aceptó una propuesta para la termina- 
ción del edificio por la suma alzada de ciento dos mil pesos, habien- 
dose gastado hasta la fecha un 25 por ciento de dicha cantidad. El 
plazo fijado para la entrega de la obra fué el \.^ de ehero de 1891. 

Los trabajos que se llevan á cabo en este edificio marchan con 
actividad, encontrandose ya casi terminado la techumbre y la obra 
de albaftileria de cal y radrillo. 

CÁRCEL DE LINARES 

Se construye junto con la intendencia, habiendose aceptado en 
setiembre del 89 una propuesta para la conclusión definitiva de la 
obra, por la suma alzada de ciento noventa y ocho mil pesos, habien- 
dose pagado hasta la fecha un 5 por cientó de esta cantidad. El pla- 
zo estipulado en el contrato para la entrega de los trabajos fué el 
i.o de abril de 1891; marchando estos con poca actividad á causa de 
que el contratista espone tropezar con mucha dificultad, para tener 
en la obra el numero suficiente de operarios. 

cArcel de parral 

Se construye conforme al tipo núm. 7, sistema celular, con capa- 
cidad para cuarenta reos. En setiembre del 89 se aceptó una pro- 
puesta para la terminación del edificio por la suma alzada de ciento 
treinta y cuatro mil seiscientos noventa pesos, habiéndose gastado 
hasta la fecha el 25 por ciento de esta cantidad. 

Este edificio debe entregarse terminado el i.^ de abril de 1890. 

El estado en que se encuentra esta obra es satisfactorio y los 
trabajos marchan con actividad, estando ya para recibir la techum- 
bre el cuerpo de celdas del edificio. 



Digitized by 



Googlí 



43^ REVISTA Dfe LA blkECCIÓN ÜE ObRAS PÜBLICAS 

CÁRCEL DE CAUQUENES 

Se construye en conformldad al plano tipo nüm. 5, sistema cdu- 
lar para ochenta reos. 

Habiéndose terminado la obra de carpinteria, se aprobó un con- 
trato en setiembre del 89, para entfegar concluida la obra el i.° de 
agosto de i89o, por la suma alzada de cuarenta y octio mil trescien- 
tos pesos, habiéndose gastado hasta la fecha un 90 por ciento de 
esta cantidad. En diciembre del año próximo pasado, se aceptó tara- 
bién una propuesta para la prolongación de la muralla de circunvala- 
ción, á fin de cerrar un sitio cedido por la Municípalidad. La obra fué 
contratada á série de precios por unidad de trabajo. 

En este edificio los trabajos se llevan á cabo con actividad en to- 
das sus partes. 

CÁRCEL DE QÜlRlhUE 

Se construye con planos especiales, segun el sistema celular, con 
capacidad para cuarenta y seis reos. 

Los trabajos se encuentran paralizados y proximamente se pedi- 
ran propuestas para la terminación de este edificio. 

PRESIDIO DE LOS ANJELES 

Se construye segun el sistema celular, con capacidad paratrescien- 
tos ochenta y cuatro reos, habiéndose gastado hasta la fecha el 20% 
del presupuesto de trescientos mil pesos calculado para su cons- 
trucción. 

En este edificio se hail terminado los cimientos y actualmente se 
trabaja el emplfemtillado. 

La Sección se ocupa de hacer preparar los planos y demas deta- 
lles para su terminaciói1¿ 

CÁRCEL DE CORONEL 

Él plano corresponde al tipo niím, 7, sistema celükf, don capaci- 
dad para cuarenta reos» En Diciembre del 89 se fescíhdió el cott- 



Digitized by VjOOQIC 



?TtTT — '^ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 43 1 

trato de la albaftilería, habiendose invertido hasta la fecha el 25% 
del presupuesto de sesenta y cuatro mil cuatro cientos once pesos 
ochenta y dos centavos, aprobado para su construcción, en Enero 
de 1888. 

Próximamente se pedirán propuestas para la terminación de este 
edificio. 

CÁRCEL DE TOMÉ 

Se construye en conformidad al plano tipo núm, 8, sistema celu- 
lar, con capacidad para veinte y cinco reos. En Abril del 89 se res- 
cindió el contrato de la albañilería. 

Se ha gastado hasta esa fecha el 25% del presupuesto de cincuen- 
ta y dos mil doscientos cuarenta y cuatro pesos, aprobado para su 
construcción en Enero de 1888. 

Hasta la fecha en que se rescindió el contrato se ejecutó en este 
edificio una gran parte de los cimientos y terraplenes. 

Próximamente se pedirán propuestas para .su terminación. 

CÁRCEL DE TEMUCO 

Se construye conforme al plano núm. 5, sistema celular, con capa* 
cidad para ochenta reos. 

En Octubre del 89 se terminaron los cimientos y á la fecha se 
preparan plancs y demas datos para pedir propuestas por la termi- 
nación de este edificio. 

CÁRCEL DE TRAIGUEN 

Se construye igual á la anterior; y lleva gastado hasta la fecha el 
12% del presupuesto de ciento veinte y cuatro mil seiscientss ochen- 
ta y ocho pesos sesenta y cuatro centavos, calculado para su cons- 
trucción. 

En este edíficio se sigue con regular actividad los trabajos de las 
secciones de los cimientos de piedra y de albañilería de cal y ladrillo. 



Digitized by 



Googlí 



432 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

CÁRCEL DE COLLIPULLI 

Se construye en conformidad al típo nüm. 6, con capacidad para 
cincuenta reos. 

En Octubre del 89 se aceptó una propuesta para entregar el ed¡- 
ficio terminado el i.^ de Junio de 1891, por la suma alzada de no- 
venta y nueve mil seis cientos diez y seis pesos, habiendose gastado 
hasta la fecha el 40% de esta cantidad. 

Este edificio se encuentra en regular estado de adelanto. 

Edifícios varíos en construcción 

ADUANA DE IQUIQUE 

En Septiembre del 89 se aceptó una propuesta para construlr un 
galpón en la plazuela de la Aduana, con la reja correspondiente, en 
un plazo de seis semanas y por la suma alzada de siete mil seiscientos 
veinte y seis pesos. 

ADUANA DE ANTOFAGASTA 

En Octubre del 89 se presentaron los planos, especificaciones y 
presupuesto para la construcción de los edificios destinados á alma- 
cenes de aduana, casa anexa, oficinas y reparaciones de los edificios 
existentes. 

LICEO DE ANTOFAGASTA 

En Marzo de 1890 se aceptó una propuesta para la construcción 
de dicho edificio, por la suma Eilzada de sesenta y ocho mil pesos y 
en un plazo de siete meses 

ADUANA DE COQUIMBO 

En Octubre del 89 se aceptó una propuesta para la construcción 
de la casa destinada al Administrador de la aduana de Coquimbo, 
por la suma alzada de trece mil novecientos setenta y. cinco pesos 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 433 

habiéndose gastado hasta la fecha un 50 por ciento de esta cantidad. 
El plazo para entregar terminado el edificio era el de ocho meses. 
Los trabajos marchan con toda regularidad, estando ya casi ter- 
minada la enmaderación del edificio. 

ESCUELA NORMAL DE PRECEPTORAS DE LA SERENA 

Esta escuela se construye según los planos de la Escuela Normal 
de Preceptoras de Santiago. En Septiembre dél 89 se contrataron 
los cimientos, haciéndose los pagos por unidad de trabajo, teniendo el 
contratista la obligación de conclulr una cantidad determinada cada 
mes. Se calcula el monto total del edificio en la suma de doscientos 
veinte mil pesos, habiéndose gastado hasta la fecha un 8 por ciento 
de esta suma. 

Esceptuando los cimientos para las pilastras, se han concluído ya 
todos los de este edificio. 

INTENDENCIA DE LA SERENA 

Este edificio destinado á Intendencia de la provincia y oficinas 
pübHcas del departamento, se construye por la suma alzada de ciento 
cuarenta y ocho mil pesos, habiéndose invertido hasta la fecha solo 
el 2 por ciento de esta suma. 

En este edifick) se está haciendo la demolición de las murallas del 
antiguo edificio que dan á la calle y se ha comenzado la construcción 
de los cimientos. 

GOBERNACIÓN DE LOS ANDES 

Este edificio destinado á la Gobernación y demás oficinas públi- 
cas del departamento, fué contratada su construcción por la suma 
alzada de ciento uh mil pesos, habiéndose gastado hasta la fecha un 
90 por ciento de esta suma. Posteriormente se han aceptado pro- 
puestas para la ejecución de diversos trabajos suplementarios que no 
se hallaban incluídos en la propuesta primitiva, tales como pintura, 
donde solo había enlucido; acequia y tapas de fierro para id.; todo á 
serie de precios por unidad de trabajo. 



Digitized by 



Googl 




434 REVlSTA DE LA DIRECCÍON DE OBRAS PÚBLICAS 

Este edificio está al termlnarse, faltando solamente las decoracio- 
nes de la fachada y colocación de puertas y ventanas en el 2.® piso. 

HOSPITAL DE PÜTAENDO 

Se han ejecutado en esta oficina los planos, especificacíones y 
presupuesto por setenta y ocho mil quinientos cuarenta y un pesos 
sesenta centavos para la ejecución de este edificio^ de material sólido 
y con capacidad para setenta y dos enfermos. 

Esta Sección solo corre con la inspección técnica de los trabajos. 
Las propuestas para la construcción y los pagos que se hacen corren 
por cuenta del Ministerio del Interior. 

HOSPITAL DE LA LIGUA 

Este edificlo se eonstruye aslmlsmo, de material sólído, con capa- 
cidad para cuarenta enfermos, habiéndose ejecütado en esta Seccíón 
los planos, especificaciones y presupuesto ascendente á la cantidad 
de vientidos mil pesos. 

Como el anterior, esta Sección solo está á cargo de la inspección 
técnica de los trabajos. 

BOLSA COMERCIAL DE VALPARAÍSO 

En este edlficlo se Instalarán, además de la Bolsa Comercíal, el 
Resguardo y varias otras oficinas marítimas. Se ha ínvertído hasta 
la fecha en su construcción el 90 por ciento de la suma alzada de 
ciento treinta y cinco mil trescientos pesos en que se contrató su 
ejecución. 

Está ya al terminarse la obra de plntura y colocación de zinc. 

FARO DE CURAUMILLA 

EI faro menclonado es de prlmer órden y se construye en la pimta 
de Curaumilla, provincia de Valparaíso, segiín propuesta aceptada 
en Octubre del 89, por la suma alzada de veinte y nueve mil nove- 
cientos noventa pesos y en un plaxo de ocho meses, habiéndose 
gastado hasta la fecha un 45 por ciento del monto de la propuesta. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA t>Sh PIRECTOR GENERAL 435 

En este edificio están los cimientos ya terminados y la albañilería 
se encuentra á la altura de un metro. 

LICEO DE NIÑAS DE VALPARAÍSO 

En este edificio se seguían con gran actividad los trabajos para la 
terminación de la obra, habiéndose pagado un 80 por ciento de la 
suma de trescientos veinte y dos mil setecientos setenta pesos se^ 
tenta y cinco centavos en que se contrató su construcción. 

Desgraciadamente un incendto destruyó gran parte de la obra 
que pronto se proseguirá nuevamente, 

CASA DEL RECTOR DEL UCBO DE VALPARAÍSO 

Se construye al lado sur del edíficio del liceo, segün propuesta acep- 
tada en octubre del 89, en un plazo de doscientos cuarenta días y por 
la suma alzada de veintiun mil cuatrocientos noventa y síete pesos 
ochenta y cinco centavos, habiéndose pagado hasta la feicha un 90 
por ciento de esta cantidad. 

Está al terminarse la obra de carpintería y se colocan las puertas 
y ventanas. 

ALMACEN DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

Se construye en la alameda Matucana^ segiin propuestas acepta- 
das en febrero y junio del 89, á serie de precios por unidad. En se 
tiembre del mismo año se modificó el contrato de la carpintería, en 
el sentido que el contratista se proporcionase la madera que antes le 
suministraba el Fisco, aumentando en consecuencia la serie de pre- 
cios. Las razones que se tuvo presente para aceptar esta reforma, 
fué la economía que siempre resultaba al Físco, al pagar sólo la ma- 
dera elaborada. 

EI costo total de este edificio, á la fecha es el de $ 30,493.93, 

ESCUELA NORMAL DE PRECEPTORKS DB SANTIAGO 

En este edificio se ha invertido hasta la fecha un 90 por ciento 
de la suma alzada de cuatrocientos cuatro mil cuatrocieatos ochenta 



Digitized by 



Gooí 



436 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

y cinco pesos, ochenta y nueve centavos; en que se contrató su cons- 
trucción. Posteriormente se han aceptado dos propuestas, para la 
ejecución de trabajos que no se hallaban comprendidos en las espe- 
cificaciones; una para la construcción de una acequia y otra para 
rejas de ventanas. 

Por lo demás en esta obra los trabajos siguen con actividad y es- 
tará pronto terminada. ^ 

ESCUELA MILITAR 

En octubre próximo pasado se aceptó una propuesta para la eje- 
cución de la obra de albañilería del 2.^ piso y la carpintería de todo 
el edificio, á serie de precios por unidad de trabajo, y últimamente 
se ha aceptado una propue&ta para proporcionar las vigas de fierro 
que se han de emplear en la obra. 

En este edificio se siguen levantando las murallas de cal y ladriUo 
del 2.° pisó. Estas han llegado en parte á laaltura del segundo envi- 
gado; se espera dejar techada la mitad del edificio para el i.^ de 
agosto. 

I En estos últimos días se ha dado principio á la albañilería del 
pórtico interior. 

El costo total de la obra, hasta la fecha es el de cientp noventa y 
siete mil seiscientos ochenta y siete pesos un centavo. 

Nueva entrada á la Quinta Normal 

En diciembre de i888 se aceptó una propuesta para ejecutar yna 
entrada con sus construcciones anexas á la Quinta Normal de Agri- 
cultura, frente á la Avenida Portales, por el precio alzado de trece 
mil pesos. El contratista quedó obligado á terminar todos los traba- 
jos en el plazo de ciento cincuenta días. 

Se ha invertido hasta la fecha un 73 por ciento de la suma alzada, 
valor de la obra. 

Los trabajos siguen con toda regularidad, estando al terminarse 
la obra de albaftilería. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 437 



INTERNADO DE SANTIAGO 



Kn setiembre de 1889 se aprobó un contrato celebrado para la 
construcción de la obra de albañilería, en virtud del cual se compro- 
metían los contratistas á entregar concluidos los trabajos el 30 de 
abril del presente año, mediante un aumento en el precio fijado á la 
albañilería. 

Así mismo se aprobó otro contrato para la ejecución de la obra 

de carpintería, debiendo el contratista entregar concluido los trabajos 

el 25 de mayo del presente año, proporcionando el Fisco la madera, 

Últimamente se ha aceptado una propuesta para la construcción 

de las puertas y ventanas. 

Este edificio se encuentra en la actualidad en el siguiente estado: 

Un cuerpo central al frente principal, ó sea mirando al sur, y que 

contiene la parte administrativa, se encuentra solamente en cimien- 

tos, por haberse aceptado últimamente el proyecto definitivo de fa- 

óhada principal. 

Los cuatro patios laterales, que forman la sala de clases en el pri- 
mer piso y dormitorios en el 2.° y 3.^^ estan techados y se principian 
los entablados. 

Toda la parte de edificio que contiene la servidumbre, ó sea el 
costado norte, incluso comedores, se encuentran igualmente techada; 
debiendo en breve principiarse los trabajos de estuco y decoración 
interior. 

Ea el mismo estado se encuentrán las seis casas para Directores 
y profesores que limitan el edificio principal por sus cuatro esquinas 
En vista de las órdenes recibidas últimamente se han dado las 
instrucciones para concentrar el trabajo en dos patios y sus depen- 
dencias para habilitarlos en Febrero próximo como Internado, co- 
rrespondiendo á esta parte del edificio una capacidad para cuatro 
cientos alumnos. 

EI costo total de la obra, hasta la fecha, es el de $ 848,361.48. 



16 



Digitized by 



Googlí 



438 BEVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

ESCÜELA DE ARTES Y OFICIO DE SANTIAGO 

Se construye á serie de precios por unidad de trabajo. 

En Agosto de 1889 se aceptó una propuesta para la construcción 
de la ferretería de los talleres, en un plazo de veintícinco dias, con- 
tados desde la fecha de la entrega de los planos. 

En este edificio solo falta techar el almacen de artefactos y mate* 
rias primas. Está armada toda la enmaderación de fierro de los di- 
versos talleres. En la actualidad se terminan los entablados de piso 
y cielo y se principian á colocpr las puertas y ventanas. 

Se espera habilitar el establecimiento para Enero próximo, siem- 
pre que se obstengan los fondos necesarios para terminar la obra. 

Lo gastado hasta la fecha en este edificio asciende á la cantidad 
de $ 176,224.05. 

HOSPITAL DE SAN VICENTE DE PAUL 

Se construyen los anexos del hospital por el precio alzado de dos 
cientos treinta mil ochocientos noventa y ocho pesos, habiéndose 
gastado hasta la techa el 60% de esta cantidad. 

Por no haber consultado partida en el presupuesto, para la totali- 
dad de los trabajos que se han de efectuar, se prolongará la termi- 
nación de esta obra* 

INSPECCIÓN JENERAL DE INSTRUCCIÓN PRIMARIA 

Este edificio situado en la primera cuadra de la calle de Amuná- 
gui, contiene al frente numerosas oficinas para la Inspección Gene- 
ral y su personal. 

Separado por un patio y al fondo del terreno, se ha construido un 
gran salon de dos pisos que se rodeará de estantes para depósito de 
libros y útiles para todas las escuelas de la República. 

EI edificio contiene ademas, un gran galpon igualmente de dos 
pisos, para el embalaje de las remesas de libros á las provincias y 
para instalar un gran taller de encuadernación. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 439 

El estado del edificio permitirá habilitarlo para su destino en dos 
meses más. 

En esta construcción se ha invertido hasta la fecha el 80% de la 
suma alzada de setenta y dos mil trescientos setenta y dos pesos 
porque fué contratada. 

MINISTERIO DE INDUSTRIA Y OBRAS PÚBLICAS 

Este edificio que se construye en la calle de Morandé, frente al 
palacio de la Moneda, se dió á contrata su ejecución, en Setiembre 
del 89 por la suma alzada de trescientos veinte y nueve mil nove- 
cientos noventa pesos, habiendose invertido hasta la fecha solo el 
2% de esta cantidad. 

El plazo para entregar el edificio terminado fué el i.*^ de Junio 
de 1891. 

Los trabajos en en este edificio han marchado con suma lentitud 
y se han dado ya los pasos necesarios por la Sección para que se 
modifique este estado de cosas. 

LICEO DE SAN FERNANDO 

En Octubre de 1389 se aceptó una propuesta para la terminación 
del edificio por la suma alzada de cuarenta i ocho mil pesos, habién- 
dose gastado hasta la fecha el 45% de esta suma. 

En la actualidad se estan terminando las obras de la fachada, y l^ 
pintura interior, como tambien la colocaoión de las puertas y venta- 
nas del edificio. 

INTENDENCIA DE CURICÓ 

En esta construcción se ha gastado hasta la fecha un 28% de la 
suma alzada de ciento sesenta y siete mil novecientos treinta pesos, 
dncuenta centavos en que se contrató su terminación. 

Este edificio que será de aspecto monumental en relación á la im- 
portancia de la localidad ha sido necesario terminarlo así, siguiendo 
la parte que estaba edificada yá, antes de contratar su terminación. 



Digitized by 



Googlí 



440 REVISTA DE LA DIRECCIÓÑ DE OBRAS PÚBLICAS 

CASA CONSISTORIAL DE MOLINA 

Se encuentra en el mismo caso que el edifkio de la Intendencia 
de Curicó. 

Se ha gastado hasta la fecha un 30% de la suma alzada de cín 
cuenta y dos mil pesos en que se contrató su terminación. 

En este edificio se están construyendo los cimientos, los cuales 
no se han aun terminado por falta de piedra. 

INTENDENCIA DE TALCA 

En Febrero del presente año se aceptó una propuesta para la ter- 
minación de la obra por la suma alzada de cuarenta y cuatro mil 
quinientos p'esos. El plazo fijado para entregar la obra terminada es 
el de ciento treinta días. 

Lo gastado hasta la fecha asciende á la cantidad de $ 1 1,198.39. 

El arquitecto director de la obra ha dado principio á los trabajos 
de este edificio por cuenta del contratista. pues el representante 
de éste no posee el poder debidamente legalizado que lo acredite 
como tal. 

CASA DE CORREOS Y TELÉGRAFOS DE CONCEPCIÓN 

En este edificio se ha invertido hasta la fecha un 95 por ciento de 
la suma alzada de cuarenta y cinco mil pesos en que se contrató su 
terminación. 

En pocos días más estará totalmente terminado, habiéndose con- 
cluído ya los trabaios interiores del segundo piso, que era lo que 
faltaba por ejecutar. 

ESCUELA NORMAL DE PRECEPTORAS DE CONCEPCIÓN 

Se construye este edificio á series de precios por unidad de traba- 
jos, habiéndose invertido hasta la fecha un 1 7 por ciento del presu- 
puesto de doscientos veinte mil pesos calculado para su construcción 

En esta obra está ya al terminarse la obra de albaftileria del pri- 
mer piso. Lo gastado hasta la fecha asciende á la cantidad de treinta 



■ Digitized by VjOOQIC- 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 44I 

y siete mil cuatrocientos noventa y cinco pesos treinta y cinco cen- 
tavos, 

LICEO DE LOS ÁNGELES 

En Febrero del presente año se contrató su construcción por la 
suma alzada de doscientos cincuenta y cinco mil pesos y en un plazo 
de veinticuatro meses y en Abril del mismo año quedó sin efecto el 
decreto de aceptación de esta propuesta. 

INTENDENCIA Y OFICINAS FISCALES DE LEBU 

En Noviembre del 89 se contrató la construcción de este edificio 
por la suma alzada de cuarenta y cuatro mil seiscientos pesos, El 
plazo estipulado para la entrega es el i.° de Noviembre del presente 
año. Se ha gastado hasta la fecha la cantidad de $ 20,640. 

Los címientos están al concluirse y pronto se comenzará la cons- 
trucción de la albañilería de cal y ladrillo. 

INTENDENCIA DE CAÜTÍN 

En Marzo 10 del presente año se aceptó una propuesta para cons- 
truir este edificio por la suma alzada de noventa y cuatro mil pesos 
y en un plazo de diez y seis meses. 

Solo en fecha de Abril 9 se dió al contratista el trazado de las 
líneas principales del edificio, habiéndose hecho los heridos para los 
cimientos. 

Se ha gastado hasta la fecha en esta obra la cantidad de $ 960. 

MOVIMIENTO DE LA OFICINA 

Durante el año de 1889, el movimiento de piezas escritas que tuvo 
la oficina de mi cargo, en lo relativo á informes que hubo que eva- 
cuar, á notas dirigidas al señor Director y á oficios y telegramas 
dirigidos ya á los arquitectos de provincia como á Intendentes y 
Gobernadores, con motivo de las necesidades del servicio y buena 
marcha de los edificios en construcción, fué el siguiente: 

Informes despachados 270 

Notas al señor Director 572 



Digitized by 



Googlí 



442 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Id. á los señores arquiquectos, Intendentes 

y Gobernadores 711 

Comunicaciones recibidas por la Sección 1,286 

Durante este mismo año esta Sección ha corrido con la revísión 
y fiscalización directa de los estados de pagos correspondientes á los 
edificios en construcción de Santiago, fuera de la fiscalización indi- 
recta de los de provincia. 

El número de dichos estados es de setecientos cincuenta y ocho 
y suman á la vez la cantidad de un millón ciento ochenta y dos mil 
ciento trece pesos diez y seis centavos, cuyos pagos se han tenido que 
autorizar después de prolija revisión. 

Alberto Llona. 



Digitized by VjOOQIC 



MINAS Y GEOGRAFIA 



yvi 



EMORIA 



DEL JEFE DE LA SECCIÓN DE MINAS Y GEOGRAFÍA, 1889 A 189O 

Ha transcurrido un año más s¡n haberse conseguido nada en el 
sentido de la organización que requiere esta sección para responder 
á sus importantes fines. 

Los trabajos geográficos, cada vez más necesarios á medida que 
las exigencias del progreso püblico hacen palpar las deficiencias y 
errores del mapa oficial de la Repüblica, no han podido ser estendi- 
do más allá de las pequeñas operaciones de detalles que la fenecidad 
«Comisión Esploradora de AtacamaJ» con sus propios y exhaustos 
recursos, ha podido verificar dentro de los límites del campo de ac- 
ción que le estaba trazado. 

Los resultados del considerable trabajo realizado en el Desierto y 
cordilleras de Atacama, que el país habría nodido aprovechar desde 
largo tiempo ha, se continuan en lo geográfico (gracias al favor es- 
pecial del señor Director general para proporcionarme dibujantes) 
con la actividad posible en esta clase de trabajos de minuciosa labo. 
riosidad y atenta observación. 

En el ramo de minería, el mismo deplorable abandono de toda 
niciativa en el sentido de atender al servicio de la industria que es- 



Digitized by 



Googlí 



444 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

plota la fuente más fecunda y poderosa de la prosperidad material del 
país. 

Algunas tentativas para emprender el estudio trascendental de la 
región carbonífera que se estiende desde el río Itata al sur, empeza- 
da con el más satisfactorio éxito, hubieron de ser desistidas y aban* 
donadas por falta de viáticos para un ingeniero y de los pequeños 
auxilios indispensables. 

El aprovechamiento de los trabajos realizados por la Comisión 
Esploradora en los distritos mineros.de más importancia cn el norte^ 
sigue indefinidamente aplazado para cuando se cuente con los me- 
dios de darlos á luz. 

El estudio mineralójico y petrográfico de las numerosas coleccio- 
nes que deben dar á conocer la riqueza mineral y la composicion 
geológica de la estensa región esplorada desde Guasco al Loa y 
desde la costa marítima hasta última cordillera que limita por el 
oriente la ancha zona de la altiplanicie ataDameña, se va haciendo en 
tales condiciones que no me permitiría apreciar ni aproximadamente 
la fecha de su remota terminación. 

Los trabajos de redacción y de dibujo para una obra descriptiva 
que puede constar de varios volúmenes impresos é ilustrados. han 
continuado, como aquellos, esperando la hora de entregarlos á la 
publicidad. 

Si materiales aglomerados desde tiempo ha y resultados inmedia- 
tamente utilizables han permanecido y permanecen aún en insupera- 
bles dificultades para llegar á sus fines, innecesario sería esponer que 
nada ha sido posible emprender en trabajos de iniciativa sobre nin- 
guno de los ramos á cuyo servicio se debe la sección de Minas y 
Geografía, si no fuera de obligación dejar á lo menos constancia de' 
interes que inspiran á los encargados de desempeñarlos y de las ges- 
tiones hechas por verlos realizados. 

La creación de un cuerpo de ingenieros geógrafos para empren- 
der en todas sus necesarias ramificaciones el levantamiento del mapa 
detallado de la República, así como la formación del indispensable 
cuerpo de ingenieros de minas para el fomcnto de este poderoso ele- 
mento de la riqueza del país, exigirían ciertamente mui crecidos gas- 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR CENERAL 445 

tos, pero la obra paulatina y combinada de ambos servicios, el mine- 
ro y el geográfico, que por su naturaleza y sus fines se completan 
mutuamente, realizaría en gran parte el objeto y avanzaría gran tre- 
cho cada año sin más sacrificio que la organización de esta sección 
de Minas y Geografía con unos pocos ingenieros especialistas. 

Sin pretender exajerar el mérito de los trabajos así realizados en 
Atacama, se puede ofrecer como ejemplo lo realizado en ellos con 
tan reducido personal y exíguos recursos, y verificado en el breve 
tiempo hábil que dejaban disponible las frecuentes y largas interrup- 
ciones sufridas en las alternativas de la discusión de los presupuestos 
y las engorrosas gestiones de cada ocasión para llegar á obtener los 
exíguos fondos asignados. 

Entre otras atribuciones de esta oficina, la de los privilegios es- 
clusivos, ha ofrecido ocasión de comprobar lo defectuosa de la anti- 
gua ley de 1840 y lo incompatible de sus disposiciones en las circuns 
tancias industriales de la actualidad. 

La publicación de una «Revista'de la Dirección de Obras Públi- 
cas> que por tan poco tiempo ofreció á esta sección la hospitalidad 
de algunas páginas para dar á luz algo de su voluminoso archivo so- 
bre los estudios de Atacama, apénas vivió lo bastante para dar á 
conocer y poner al servicio del progrcso geográfico universal un sol^ 
capítulo completo donde se establecen los sistemas usados, la índole 
del trabajo y la exposición completa del resultado de los cálculos 
jeodésicos y astronómicos. 

La exposición de los procedimientos scguidos en el levantamiento 
rápido y económico de la carta geográfica del Desierto y Cordilleras 
de Atacama, acompañando el cuadro de las coordenadas topográficas 
y geodésicas de la estensa triangulación, trazada al paso de un itine- 
rario de esplorador, ha servido ya en el extranjero para correjir los 
antiguos errorcs ajustando los h'mites y los lugares geográficos al 
rigor de la exactitud matemática. 

Falta ahora que nosotros mismos dcmos tam1)icn á luz nuestra 
propia obra enriquecida con los indi^pensablcs detalles y con las 
ilustraciones geológicas y mineras que darán á conocer cn su verda- 



Digitized by 



Googlí 



446 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRA8 PÚBLICAS 

dera y exacta sígnificación una de las regiones más ricas del globo 
en el reíno míneral. 

Estas diversas materias han sido objeto de los trabajos que voyá 
enumerar brevevemente, agregando en compendiado resúmen las 
reflexiones á que dan lugar. 

Geograíía 

La publicación de los elementos geográficos y de los métodos 
usados en el levantamiento de la carta del Desierto y Cordilleras de 
Atacama, ha dejado entregado al criterio público y al juicio compe- 
tente de los geógrafos, los resultados de un trabajo realizado con 
ínfimo personal y exígnos recursos; sin brigadas de ingenieros y sin 
los costosos y grandes elementos que en las naciones europeas se 
destinan á obras de tal magnitud. 

EI campo de esploraciones ha sido el desierto árido, en toda su 
estensión, y la frígida altiplanicie andina desde sus más altas cum- 
bres hasta sus valles más recóndicos; en parajes difíciles de abordar 
y á veces imposible sin la posesión de costosos medios de trasporte 
y subsistencia. 

No se puede pretender el haber ^brazado en todos sus detalles e' 
estudio geográfico ni el de las demás materias que constituian el ob- 
jeto de las esploraciones, pero se puede afirmar, con la exhibición 
de los hechos consumados, que lo Ilevado á término ha sido lo bas- 
tante en relación á la importancia relativa de las regiones que fueron 
objeto de los trabajos. 

Los deslindes internacionales han quedado definidos con tal grado 
de precisión y proligidad que no necesitarían ser objeto de nuvos ni 
más necesarias amplicaciones en la estensión de más de cien leguas 
geográficas de la cordillera limítrofe que media entre el cerro del 
Potro, donde termina la cadena uniclival de nuestros Andes austra- 
les, hasta el pico de Granadas en plena meseta de la región bolivia- 
na y punto comün donde se intersectan las líneas limítrofes de las 
tres repúblicas colindantes. 

Entre esa línea, término oriental denuestro territorio y de la cos- 
ta marítima que media entre los rios estremos del Huasco y Loa 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 447 

la superficíe total alzada por los estudios y mensurada con una red 
de más de quinientos triángulosprincipales, representa una estensióñ 
que eqvivale á un tercio de la superficie del resto de Chile hasta el 
canal de Chacao. 

Algunos trabajos suplementarios y de detalles realizados en el 
terreno durante el año trascurrido, han llevado con más nutridos 
datos importantes algunos cloros del trabajo general, y todavía ha- 
bía ocasión de acabar con los pocos que restan y que la definitiva 
terminación del trazado en grande escala ha señalado nuevamente. 
Repito que solo desde hace algunos meses he podido disponer de 
los dibujantes necesarios haciendo uso de recursos disponibles para 
otras secciones de la Dirección General, gracias al especial interés 
y deferencia que debo al señor director, habiendo sido el fruto del 
trabajo realizado, la preparacion de más de cien dibujos parciales y 
generales del mapa en difereutes .escalas y con destinos á especiales 
servicios, desde la de i/i.oooooo hasta la de 1/250.000. 

Esta última, que aun no admite la colocación de muchos detalles 
de interés que serán reproducidos en escalas mayores, abraza una 
extensión desmensurada, pero habrá que aceptala, tanto por conve- 
nir al más completo y exacto figurado de los detalles, cuanto por 
ser la misma escala del mapa general de la Repüblica trazado por el 
señor Pissis. 

La reproducción en escala de 1/500000 resulta todavía demasiado 
grande para el uso manual de los viajeros, para los cateos y usos 
industriales, pero juzgo que será conveniente adoptar esta escala 
como definitiva para la publicidad, por cuanto en otra menor no se 
aprovecharían para aquellos importantes destinos todas las indica- 
ciones que contiene. 

Los trazados en escala de i/ 1000.000 y otros más rcducidos se 
reservan para la dilucidación de materias especiales, como la distri- 
bución de los sistemas hidrográficos, las líneas principales de la 
oreografía y sus ramificaciones diversas, los contornos geológicos, 
la colocación ñe aguadas, la repartición de las formaciones metalí- 
feras, las zonas de uejetacion y esterilidad, los perfiles topográfi- 
cos, etc. 



Digitized by 



Goog 




448 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Los autores de todos estos trabajos responde de cuanto está con- 
tenido en ellos con la responsabilidad de su verificacíón personal. 
No hay un sólo punto, fuera de los detalles tomados de las cartas 
marinas, ageno á la constatación del gefe ó de sus a)njdantes. Aun 
el trazado de los ferrocarriles, no ha podido ser aprovechado, por- 
que los errores de orientación, y de otra naturaleza chocaban, al 
relacionar esos planos con el levantamiento geográfico, introducien- 
do diferencias que no eran compatibles con el grado de exactitud 
que resulta del célculo geodésico. 

Un punto delicado, sobre el cual hubo d^ insistirse en repetidas 
pruebas hasta llegar á un resultado satisfactorio, fué el de la fijación 
astronómica, del punto origen para la referencia de las coordenadas 
topográficas, situado en la ciudad de Copiapó; pero mediante los 
procedimientos de precisión y la competencia del personal del Ob- 
. servatorio Astronómico. su solución quedó definitivamente conse- 
guida y con ella rectificados los errores de posición geográfica con- 
tenidos en los antiguos mapas. 

En Copiapó y en Antofagasta han quedado fijos con señales de 
piedra en forma de linderos los puntos de observación á fin de que 
ellos mismos sirvan en lo futuro para verificar sus resultados y los 
que á ellos se refieren. 

En pocos meses más, desovupado el personal de planta de la sec- 
ción de Minas v Geografía de la asidua atención que debe á la cons- 
trucción de sus mapas, estaré en disposición de reanudar estos tra- 
bajos, interrumpidos en el ualle del Hnasco, segun los procedimien- 
tos espeditos y económicos antes usados y con la perfección en los 
métodos y precisión de los resultados que la laboriosa esperiencia ha 
enseñado y que requiere también la mayor importancia del territorio 
á medida de su aproximación al centro de la Repüblica. 

Doblado siquiera ese diminuto personal, podríase emprender 
simultáneamente el trabajo partiende desdc esta misma ciudad ca- 
pital. 

En mis repetidas exhortaciones al interés por el progreso geográ- 
fico y minero, he indicado el plan combinado segun el cual sería mas 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 449 

económico y eficaz la realización de ese ideal de protección y fomento 
para factores tan poderoso de la presperidad pública. 

La falta de ocasión propicia para tomarlas en cuenta las ha dejado 
siempre sin efecto, por una parte, y por otra, la consideración de 
gasto que sería prudente asignar para tales servicios. 

Formado un plan dado, la razón de la economía lo modifica sin 
el criterio del conocixniento de la materia, dejándolo defectuoso ó 
absurdo. 

Es preferible en esté caso, partir del presupuesto dado y sobre él, 
fundar el plan de gastos y del personal indispen.'al. 

Mientras tanta, en la esfera de los procedimientos y diligencias 
que no cuestan dinero, he procurado aprovechar todas las circuns- 
tancias y medios que pudieran conducir á los fines de mi cargo en 
este interesante ramo de la geográficia nacional. 

Anteel ««Instituto de Ingenieros», el juicio formado por esa auto- 
rizada corporación respectos de los trabajos geográficos realizados 
en el Desierto y Cordilleras de Atacama, la indujo á manifestar 
oficialmente su opinión ante el señor Ministro de Obras Públicas en 
el sentido de encarecer la necesidad de prolongar esos estudios ha- 
cia el resto de la República y de iniciar con ellos el principio de la 
anhelada formación del plano catastral. La gestión no tuvo resul- 
tado. 

Los artículos lo y 1 1 de la ley que crea la Direccción General de 
Obras Públicas contiene disposiciones utilísimas que prestarian efi- 
caz concurso al trabajo del catastro, pero tales disposicíones han 
quedado en absoluta prescindencia y desconocimiento, y la oficina 
encargada de aprovecharlas no tiene facultad ni los medios de ha- 
cerlos cumplir, 

Los planos de todos los ferrocarriles construidos y estudiados, los 
de caminos y las operaciones topográficas a que tales obras dan lu- 
gar, se estrayian, se malogran ó por lo menos, si quedan disponibles 
en alguua oficina pública, grandes son los trabajos para obtenerlos, 
y no pocos como queda dicho, los que derivan de no haber consul- 
tado, para su representación en el papel, el rigor de construcción 



Digitized by 



Googlí 



450 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS TÚBLICAS 

conveniente para los efectos de la exacta reproducción de las Hneas 
del terreno sobre el mapa. 

No solo por la traza horizontal sino tambien en mucho, por los 
perfiles del terreno, y la ocasión propicia que á los ingenieros carri- 
lanos se les presenta para coleccionar rocas, describir la topografía y 
dibujar el paisage, sus interesantes trabajos son de una utilidad ina- 
preciable para el geógrafo. 

Desde la creación de la Dirección General de Obras Públicas, la 
sección de mi cargo se promete á este respecto, fecunda y abundan- 
te cooperación que se apresurará á aprovechar tan pronto como ten. 
ga los elementos que para tales fines son necesarios. 

Con motivo de la instalación de laComisión internacional de lími- 
tes con la República Argentina, consideré oportuna la ocasión para 
proceder á preparar un sistema de trabajos geodísicos y astronómi- • 
cos que permitiera fijar con la mayor precisión posible, entre otros 
puntos fundamentales. el de la linea anticlinal de los Andes donde la 
intersecta el hilo telegráfico trasandino. Establecer al efecto, una 
estación astconómica y telegráfica provisional en aquella altura limi- 
trofe y cambiar señales de tiempo con los respectivos observatorios 
de Chile, por nuestro lado, y los de Córdoba y La Plata, por el otro 
habria dado motivo á operaciones de mayor interés para los fines de 
esta oficina en el ramo de geografía. 

EI astrónomo señor Cbrecht propondria una doble serie de ope- 
raciones trasladándose alternativamente una comisión de observa- 
dores de cada nación á aquel punto, para comunicar con los obser- 
vatorios respectivos, consiguiéndose asf la doble ventaja rigorosa 
comprobación X de una neutralidad absoluta del resultado obtenido. 

Los ingenieros de la comisión internacional opinan, con razón 
que no deben apelar á operaciones matemáticas para determinar la 
posición geográfica de los puntos limítrofes en la cordillera divisoria 
por cuanto los errores inherentes á ellos, por pequeños que fueran 
afectarían á la exacta y precisa determinación de los puntos señala- 
lados, siendo preferible dejar en ellos, como eternos y enamovibles 
testigos, los signos naturales del terreno mismo en vez de construc 
ciones artificiales erigidas al efecto. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DELDIRECTOR GENERAL 45 1 

Tanto más interesante se hace entonces la oportunidad de los tra- 
bajos geográficos, para ligar por medio su red de líneas matemáti- 
cas los puntos que delerminan el límite de la soberania patria desde 
sus más remotas estremidades; con su punto céntrico sobre el pilar 
del meridiano de Santiago, en el corazón del país» donde el péndulo 
astron ^mico bate las pulsaciones de la vida nacional de segundo en 
segundo 

Minería 

En este ramo de la riqueza pdblica, base fundamental de las in- 
dustrias que más directamente impulsan el progreso material, y fuen- 
te fecunda de los valores que más imfluyen en las condiciones econó- 
micas de los pueblos, se ha procurado también hacer lo más posible. 

El levantamiento del plano esterior de algunos distritos minerales 
que en la brevedad deI^,tÍ£gjpo destinado á las exploraciones no po- 
día ser emprendido entonces, se ha logrado ahora y concretado á los 
grupos de que consta la región de Caracoles, y al cerro del Guanaco 
dando publicidad á este ültimo mediante un auxilio extraordinario 
decretado en razón de la considerable importancia de aquel centro 
de producción aurífera 

Se ha aumentado con interesantes adquisiciones el archivo de 
planos interiores de algunas minas de plata, oro y cobre que serán 
aprpvechados en la en descripción minero-industrial del desierto. 

Nuevos y variados dibujos de máquinas y aparatos usados en la 
esplotación de las minas han aumentado también el número de los 
ya existentes para ilustrar ese ramo de la industria, 

Un encargo de exploración y estudio de la región carbonífera del 
sur, que tan fecundo en bienes podría ser para la fortuna piiblica, 
quedó reducido á un mero exámen que el ingeniero especialista de 
que esta sección dispone, pudo verificar en el interior de algunas 
minas de Coronel y en la reducida estensión supejficial que las cir- 
cunstancias la permitieron visitar. 

Resulta de esta pequeña escursión fué el importante informe que 
vió la luz qública en la Revista de la Dirección General. 



Digitized by 



Googlí 



452 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

Otro estudio del mismo ingeniero, verificado oficiosamente en la 
cuenca carbonífera de Dichato, de mas considerables proporciones 
y de oportuna importancia, yace oculto á la luz por falta de recursos 
para su publicación. , 

De esta manera, por falta de aquellos más indispensables medios 
de que ninguna oficina pública carece, la sección de minas no solo 
está impcdida para egercer sus funciones sino hasta para darse la 
satisfacción dc cntregar al uso público el fruto de sus obras. 

El gefe de la sección ha presentado diversos proyectos de organi- 
zación de un personal de ingenieros para el servicio de la minería, 
y también proyectos de detalle para urgentes necesidades especíales, 
como el estudio de la región carbonífero, entre otros. 

A estos estudios y á sus consecuencias está inexorablemente líga- 
da hi industria de la elaboración y esplotación del hierro que con 
tan patriótico tesón se persigue, porque, si los indicios favorables 
que hacen esperar la probabilidad de existir completa en Chile la 
formación carbonífera que en sus periodos más modernos se exhibe 
en nuestras costas del sur, se pasará á descubrir que tenemos la con- 
tinuidad de la série hasta el período más antiguo, solo entonces po- 
dría contarse con la planteación económica y fecunda de esa grande 
industria en el pais. 

No ha llcgado tampoco para estas atendibles aspiraciones á al 
fortuna pública, la ocasión de ser tomadas en cuenta, y sería de de- 
sear para cuando ello suoeda, que se medite bien y se consulten á 
quienes deben saberlo, acerca de los medios más adecuados para 
llevarlas á buen fin. 

iiEl Códiga de Minería autoriza al Presidente de la República 
para organizar el Cuerpo de Ingenieros de Minas.n 

¿Por qué no se cumple con esta disposición.'^ 

La necesidad de crear un personal de ingenieros para el fomento 
y servicio del ramo de menería fué reconocido por el gobierno de 
Chile desde el año de 1854, en cuya fecha se promulgó un decreto 
de organización de ese servicio, el mismo que ha quedado sin efecto 
hasta el presente. 



Digitized by VjOOQIC 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 453 

Todas las naciones han reconocido la necesidad de atender al 
fomento y facilidades de desarrollos para la Industria minera. 

En Estados Unidos hay un verdadero regimlento de ingenleros 
encargados del trabajo geográfico y minero de ese extenso territorio; 
España lo tiene también numerosísimo; en Alemania, la minería es 
ramo de industria oficial, que se mantiene y se cuida con solicitud y 
favores excepcionales, y hasta en el Perú y República Argentlna 
hay servicios que no tenemos en Chile. Indudablemente, los gastos 
de un numeroso cuerpo de Ingenieros de minas serían de alguna 
censideración, pero la adjudicación de algunos de ellos á la Sección 
de Minas y Geografía, no exigiria más desembolso que el ordinario 
en el servicio de tantas y frecuentes atenciones como las que diaria- 
mente se prodigan á los demás trabajos públicos. 

Geolojía, 

Ramo de las ciencias naturales tan intimamente ligado al interés 
minero, por su naturaleza, y á la geografía por sus necesidades, ha 
sido atendido en las exploraciones del Desierto y cordilleras de Ata- 
cama con todo el cuidado que el tiempo y los recursos permitian. 

Las dificultades que inexorable y permanentemente mantienen es- 
tancados y en olvido estos frutos de una labor penosa y egercida con 
teson y constancia hasta aglomerar cuantiosos materiales y datos de 
observación, han pesado mas aun sobre este ramo tan interesante y 
de suprema importancia, que sobre los otros del programa de estu- 
dios en el desierto. 

La recolección de veinte mil ejemplares de rocas y mínerales me- 
tódicamente arrancados á las montañas desde la costa marítima has- 
ta la líltima cordillera oriental que nos divide con la Argentina, y 
desde su base hasta muchas de sus cumbres mas inaxesibles; con 
mas la colección de los minerales metálicos mas característicos de 
todas las minas conocidas, su gangas y panisos, las sales no metáll- 
cas, etc. etc, constituyen no una mera base sino un conjunto y una 
realidad para la fundación de un Instituto geolójico de consulta y 
estudio de nuestro propio suelo. 



Digitized by 



Googlí 



454 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

Estas colecciones que la nación posee y que el país debería estar 
aprovechando largo tiempo ha, podrian ser distribuídas en una clasi- 
ficación segun el sistema topográfico, para relacionarla con el mapa 
geográfico, demostrando así que la honradez científica y el culto de 
la verdad han presidído mas en su formación que la fantasía y el 
vuelo de la imaginación, que por desgracia para los objetos útiles y 
prácticos de esta clase de trabajos, son recursos que los adornan con 
demasiada frecuencia. 

Los colores convencionales que figuren en el mapa para esplicar 
la composición geológica de los terrenos y sus diversos caracteres 
minerales, serian fielmente comprobados y comprendidos, con la me- 
ra inspección de los respectivos ejemplares de rocas y minerales que 
los representan en las colecciones. 

Esponer las razones que han condenado á estos importantes ma- 
teriales á permanecer ocultos y sin estudio, sería repetir otra vez 
que por haber carecido de personal, de recursos, de local y hasta de 
las mas triviales necesidades, durante tres años consecutivos de soli- 
citud y exhortaciones para conseguirlas. 

No obstante, con el trascurso del tiempo algo se ha avanzado en 
la laminacion de las rocas para el estudio microscópico, ünico medio 
de clasificación admisible en el día, y en análisis de algunos minera- 
les, rocas y materias salinas. 

Metalúrgia 

En el interés de dar la mayor amplitud y desarroUo posible al 
estudio de este ramo de las industrias mineras, base fundamental de 
sus resultados económicos, se ha emprendido y terminado ya total- 
mente la investigación y copia de todo el archivo de privilegios ex- 
clusivos que desde el año 1840 se han aglomerado y caducado en el 
Museo Nacional, donde estaban condenados á yacer en profundo 
olvido. 

Interesantlsima historia de los progresos y de la actividad indus- 
trial que ha reinado en el norte del país, especialmente en Copiapó, 
durante la época de su opulencia, es la que se ha obtenido con este 
l^^borÍQSO trabajo, útil como historia y como fuente de estudio. 



Google 



Digitized by VjOOQ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 455 

Unidos estos materiales á los del estudio de la metalúrgia en su 
estado actual, constituye el todo un volúmen nutrido de literatura 
industrial y cientifíca, con numerosas ilustraciones de máquinas y 
vistas diversas. Todas estas están ya dibujadas en definitivo y listas 
para ser litografíadas cuando los tecursos lo permitan. 

Privilegios exclusivos 

Se han estudiado y devuelto informados todos los que, sobre ma- 
terías compatibles con las especialidades de esta sección ha confiado 
á su exámen la dirección general. Al efecto se Ileva un rejistro don' 
de se anotan las circunstancias que exige la ley y en el cutl se in- 
sertan tambien todos los demás privilegios acordados por el supremo 
gobierno, sellando el título correspondiente con el timbre de la ofi- 
cina y fírma del jefe. 

La antigua ley de 1840, que no ha sido derogada sino en su artí- 
culo 8.®, por ley de 25 de JuHo de 1872, para suprimir el privilegio 
exclusivo á los inventos hechos en el extrangero que se pretende 
plantear en el país, contiene disposiciones incompatibles con las cir- 
cunstancias industriales de los tiempos modernos. 

Difícil es en muchos casos juzgar si hay ó no invento, si las mo- 
dífícaciones introducidas en el aparato ó las variantes aplicadas á un 
procedimiento constituyen mérito para un privilegio dentro de los 
términos de la ley; y menos está preparado el informante para re- 
solver sí las solicitudes que despacha van á perjudicar ó destruir de- 
rechos antelados de tercero. 

Hsto sucederá mientras no exista una ofícina ó un empleado á lo 
menos especialmente contraido al estudio de esta materia y solo asl 
se conseguiría tambien el objeto más importante que persigue laley, 
cual es el del aprovechamiento y aplicación de las invenciones 
cuando estas hayan cumplido su término de privilegio ó cuando por 
otras causas quede éste sin efecto. 

Cuando el inventor ó el industrial fracasan en sus gestíones para 
plantear su industria, por falta de capital ó por cualquier otro moti- 
vo y no se cumple con la obligación de establecer el procedimiento 



Digitized by 



Googlí 



4S6 REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

dentro del plazo estípulado, entónces el priv¡legio duerme indefini- 
damente y el públíco no ha tenido la oportjnidad de conocerlo y 
aprovecharlo. 

La oficina, en este caso, se encargaría de dar publicidad á toda 
invención ó mejora que, por caducidad del término ó por falta de 
cumplimiento de los requisitos de la ley, hubiere caido en el caso de 
parar á ser propíedad del dominio püblico. 

Conclusión. 

En resúmen, queda otra vez mas establecido que, en el afto tras- 
currido hasta esta fecha, los trabajos del Desierto y Cordilleras de 
Atacan%a continuan verificándose lenta y penosamente en la medída 
dp los recursos y medios de que dispone la oficina, y que, en cuanto 
á lo3 numerosos materiales preparados y prontos para ser dados á 
luz, estos continuan estancados esperando que una ocasión propicia 
los entregue al uso püblico á que estan destinados. 

Una edición del mapa general, en lo puramente geográfico, ya en 
la mayor escala ó en las reducidas que se prefieran, estaría listo para 
darse al grabado ó á la litografía, pero el mapa geolójico y minero, 
que es tan necesario y urjente entregar á la mas amplia publicidad, 
tendrá que demorar fatalmente el tiempo indispensable á lo menos 
para avanzar lo bastante en el estudio de las colecciones geológicas. 

La naturaleza del terreno ó formación de nuestro suelo, aparte de 
las muy características que pertenecen al lias, no son de fácil clasifi- 
cación por carecer del testimonio irrecusable de los restos orgánicos 
que sirven de ünico guia en la sucesión de las edades de la creación. 

En cambio, hay caracteres petrográficos y mineralójicos que esta- 
blecen diferencias notables susceptibles de ser agrupados en una 
clasificación especial y convencional, pero esto mismo, para ser bien 
fundado, debe tener por base el estudio de los materiales reunidos 
expresamente con tal objeto. 

Para el simple uso minero, de cateos ó especulaciones industriales 
podría darse una carta especial, indudablemente, pero esto tambien, 
como todo lo demas, exige los medios de hacerse y el tiempo nece- 
sario para darlo á luz. 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 4S7 

En el órden de ideas para llegar á reaHzar el plan de un servicio 
geográfico, minero é industrial, dando por prpbable que los legisla- 
dores y gobierno del pais no crean prudente emprender de lleno y 
con vigor esos servicios en todas sus ramificaciones, juzgo que bas- 
tarla dotar á la sección encargada de ellos, como dejo ya espuesto, 
de cierto número de ingenieros de minas y geógrafos, á lo menos 
ocho en número, y á mas dos ó tres especialistas en ciertos ramos, 
dibujantes, etc. y la asignación necesaria para viáticos y gastos. 

Los trabajos de Atacama, de la estensión que ya se ha dicho, con 
un personal que, en término medio, ha sido de solo tres ingenieros» 
con recursos insignificantes y con tiempo hábil que no ha exedido 
de tres años, nos han dado la esperiencia bien probada y adquirida 
de cuanto es posible hacer en servicio público mediante el mero es- 
tímulo del iitterés científico, de la propia satisfacción y de la concien- 
cía de los altos y benéficos fines de la misión del ingeniero. 

Francisco J. San Roman. 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



AL CAPÍTULO «CONTADURIA DE LA REDACCION» 

ESTADO QUE MANIFIESTA EL TOTAL DE LOS FONDOS INVERTIDOS POR 

ESTA OFICINA EN CADA UNA DE LAS CUENTAS QÜE A CONTINUACIÓN 
SE EXPRESAN, DURANTE EL AÑO 1889. 

Ferrocarril de Chañaral á Pueblo Hundido $ 500.00 

Id. de Huasco á Freirina y Chañaral 73.079.63 

Id. de Ovalle á San Marcos 42,315.32 

Id. de Vilos á Illapel y Salamanca 85,759.70 

In. de Calera á Ligua y Cabüdo 185,986.52 

Id. de San Felipe á Putaendo 1,000.00 

Id. de Santiago á Melipilla 60,300.06 

Id. de Cintura en Santiago 1,000.00 

Id. de Pelequén á Peumo 54,494.63 

Id. de Palmilla á Alcones 42, 1 26.64 

Id. de Talca á Constitución 237,995.23 

Id. de Chillán á Las Termas. 1,000.00 

Id. de Coihue á Mulchén 34,474.58 

Id, de Victoria á Valdivia y Osorno 478,371. ¿8 

Materiales de Ferrocarriles 13,000.00 

Escuela de Los Andes 23,822.76 

de Petorca 24,576.25 

Nüm. I de Valparaíso 3 1, 1 56. 1 7 

Naval 26, 163.98 

Niim. I de Viña del Mar % 38,909.64 



11 
if 
tt 
ti 



Digitized by 



Googlí 



I 



I 



I 



460 






It 
11 
tf 
tl 
II 
ff 
ff 
II 
11 
II 



Escuela 
Escuela 



Escuela 
Escuela 
Escuela 



Escuela 
Escuela 



II 
11 
II 
tf 
tf 
ft 
t 



REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PÚBLICAS 

Núm. 2 de Viña del Mar 20,96834 

de San Francisco de Limache * 56,630.73 

ti Quillota 54,028.45 

II La Ligua 18,172.05 

II Chincolco 24,783.62 

fi Nüm. I de Santiago 87,552.22 

II Núm. 2 de Santiago 1 1,458.95 

II Núm. 3 de Santiago io»595-25 

II Núm. 4 de Santiago 28,160.92 

it Niím. 5 de Santiago 15.585.25 

11 Núm. 6 de Santiago 1 5,409.50 

11 Nüm. 7 de Santiago 15,138.72 

de Artes y Oficios 94,05^43 

Militar 153.031-94 

de San Bernardo 44>345-ío 

II Buin , 18,432.89 

11 Melipilla 2,452.00 

Médica 62,644.04 

Normal de Preceptores 105,689.46 

de Rancagua 19,361.90 

II Rengo 20,274.96 

if San Fernando • 20,253.23 

II .Curicó i5>954-83 

II Molina 1,524.99 

11 Peumo 5,311-68 

II Talca 28,952.37 

Agrícola de Talca • 1 24.00 

de Constitución 4,425.25 

11 San Javier 39»474-38 

II Linares 2,642.99 

II Parral 25,886.26 

II Quirihue 27, 137.10 

II Cauquenes 31, 706.74 

Núm. I de Chillán • 13.572.51 

Núm. 2 de Chillán i4f343-2^ 



Digitized by 



Googl?. 



V^'^ 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 

II de Bulnes 



II II Yungay , 

M . II San Carlos 

Escuela Normal de Preceptores de Concepción. , 

Escuela de Yumbel , 

Florída 

Tomé .* 

Nacimiento » 

Arauco 

Angol 

ColHpulli 

Traiguén 

Ercilla 

Victoria 

Temuco 

Inspección de Instrucción Primaria 

Internado de Santiago 

Cárcel de Los Andes 

11 Santiago 

II San Bernando 

II Buin t 

H Rengo 

II San Fernando 

II Molina 

11 Linares • • . 

II Parral 

fi. San Javier 

II Cauquenes 

n Bulnes 

II II Tomé 

Cárcel y presidio de Los Angeles 

Cárcel de Coronel 

it 11 Temuco 

11 II CoUipull 

Penitenciaria de Talca 



II 
II 
II 

ir 
II 
II 



II 
II 
II 



461 
13.801.42 

i3»34i-30 
8,301.84 

26,314.66 

14,297.76 
4,728.00 

14,788.96 
6,666.69 
1,000.00 

21,59341 

12,785.32 

8,729.96 

4,886.24 

8,490.16 

4,676.94 

46,562.71 

340,459.08 

22,743-85 
124,476.91 

20,331-43 
21,862.72 

10,259.70 

18,911.89 

i5»328.3i 
2,297.90 
8,860.00 

15,909.26 

93*658.33 
6,695.00 
4»630.27 

43»967.85 

16,405.97 

4,839.66 

3,400.00 
5*204.83 



Digitized by 



Googlí 



462 REVISTA DE LA DIRECCIÓN PE OBRAS PÚBUCAS 

Liceo de Niñas de Valparaíso 169,531.29 

Licco de Rancagua 2,757.96 

I! if San Fernando • 37.605.e2 

II II Los Angeles i»5oaoo 

Edificio del Consejo de Enseñanza Técnica 32,363.40 

n II Congreso Nacional 28,811.56 

11 de la Gobernación de Rengo 5.958.00 

?i de la Tesorería Fiscal de Curicó 2,027.79 

Intendencia de Rancagua 1,189.04 

11 M Curicó 19,368.15 

II tt Talca 16,171.10 

II II Linares 8,603.66 

Gobernación de Los Andes 52,61 1.80 

. Palacio de la Exposición 10,235.75 

Plazuela del Congreso 6o,ooaoo 

Imprenta Nacional • , . i,8oaoo 

Biblioteca del Instituto Nacional 23,019.19 

Quinta Normal de Santiago 4,488.36 

Galpón de depósitos fiscal. 32,51 1. 51 

Ministerio de Obras Públicas 530.12 

Instituto Pedagójico 5,081.17 

Nueva entrada á la Quinta Normal 4,838.50 

Almacén fiscal 500.00 

Mensuras de caminos 4,219.14 

Instrumentos y útiles 5,421.50 

Sueldos de empleados 235,461.86 

Viáticos de empleados 35,668.02 

Útiles del departamento foto-litográfico 2,808.84 

Oficina de la Dirección de Obras Públicas 20,208.88 

Reparaciones de caminos. 43,203.86 

Reparaciones y construcciones de puentes. , 163,217.16 

Agua potable 2,361.65 

Sueldos de Inspectores de caminos 42,133.20 

Hospital de La Ligua 210.00 

Hospital de San Vicente de Paul 109,424.96 



Digitized by 



Google 



MEMORIA DEL DIRECTOR GENERAL 463 

Casa central de Caridad ' 3,000.00 

Muelle y defensas de Iquique 1,265.00 

Dique-dársena de Valparaíso. . / 500.00 

Sondajes en la rada de Llico . . . . r 500.00 

Dique de Talcahuano 75 1>398.2 1 

Canalización del Mapocho 1. 1 1 7,063.50 

Malecón de Valparaíso 467,913.46 

Faro de Playa Ancha * ^ 6,971.31 

Faro de CuraumiUa. . . . # 4,876.08 

Puente carretero del Maule 130,539.70 

n II del Ñuble 1 50.00 

Casa de correos y lelégrafos de Concepción 16,000.00 

Casa del Administrador de la Aduana de Coquimbo 582.09 

Casa del Director del Liceo de Valparaíso 2,250.00 

Bolsa Comercial de Valparaíso 90,76 1.49 

Comisión Exploradora del Desierto de Atacama. . ' 31845.58 

Galpón de la Aduana de Iquique 6,000,00 

Suma total $ 7-356,791.27 

Contaduría de la Dirccción General de Obras Públicas. 

Santiago, 15 de Enero de 1890. 

San^iago S. Zaldívar. 

Vfi B.<^ — JUSTINIANO SOTOMAYOR. 



Digitized by VjOOQfé 



r 




Digitized by 



Googk 



7^ 



/ 



^ 






^ 1 



V. 



GAS 



s^ espres 



tJmero 

DE 

HOSCDiIMS 

DE 
RRAPLEN 


NT^MERO 
DE 

imMCDBIOIS 

DE 
ALBAÑILERÍA 

o m^ 

DE RAMPLA 


5 

t 


> 
c 


OBSEBTÁCIOIE? 










Datos incompletos. 













.^^. -^"- 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by ^ 



W7' 



3.« 



8 








i'l 5'-^ Í' 




o ^S (Lrt. ^g «.p'pa-pi 



g- *s 2. 2^ g^ 
§.5033 



o p p 45 o p p 3 p criS 2. 2. 
3 33 3 o 3 



jí. 



00 00 00 00 06 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 00 



3)<;h > 

G p n a 

itil. 
S 



^IS-Í'SE^^gg ? 







c 
w 

w 

:/3 



o 

00 



5« 
W 

3 

M 

n 

> 

C/3 



o 
n 

2: 

HH 

w 

?o 

O 

w 
D 

m 



o 

cj 

> 
d 

o 

C3- 



o 
< 

2! 
O 



Digitized by 



Googlí 



¡ C'^^^i^'f^'^'^'^i!^'^'^"^'^'' 



Digitized by 



Google 



ÍNDICE 



De las mateiias^contenidad tñ el z^ tomo de la Revtsta de la Dirección 

de Obras Públicas 



Autores Págtnas 

Francisco J. San Roman. Elmapa geogrdfico del desierto y 

cordilleras de Atacama i 

II 11 Objeto y naturaleza del trabajo. ... 1 1 

II II Medición de la base de partida. ... 13 

ft II Método de triangulación adoptado . 1 5 

II II Los instrumentos usados 18 

II II Cálculo de los triángulos 20 

II n Observaciones astronómicas 24 

it II Otras posiciones geográfícas 42 

ri I» Cálculo de lás coordenadas geográ- 

ficas 46 

II II Detalles topográficos i ..••.•;... . 51 

I? II Rejistrogeneral de la triangulación. 52 

11 II Alturals sobre el nivd del mar. ¿. . . 56 
fi II Declinaciones i azimutes magné- 

ticos. . ; 83 

11 II Enlace del mapa del desierto cen la 

cárta general de la Repüblica. . . 94 

II if Trazado del mapa ; . . . 97 

II II Contornos geológicos 99 

11 II Sistemas orográficos 103 

C I>0N0S0 Grille. Precíós ctorrientes de materiales en toda 

la repüblica. .<«•;.•;.••;;;...• iii 



Digitized by 



Googlí 



11 ÍNDICE 

Autores Páginas 

J. F. San Roman. El desierto y cordilleras de Atacanta. — 

Hidroscopia: 119 

»1 II Condiciones geológícas y topográfi- 

cas del desierto con relación á las 

aguas subterráneas 131 

E. Lemaitre. Algunas palabras sobre los ya^ifnientos^arboní" 

feros de Chile 142 

11 II Consideraciones generales 143 

II 11 Algunas palabras baio el punto de vista geoló- 

gico 145 

II II Ensayos y usos industriales • . . • I5'i 

•I n Estensión, importancia y duración probable de . . 

los yacimientos reconocidos hasta 

' ahora 154 

II I» Conclusíones 156 

V. GuzMÁN. Proyecto de un puente sobre el río Coquimbo en 

la Serena 158 

Valeriano GuzmAn. Puente de Limache 163 

C. DoNOso Grille. Tamaño de las celdas de Cárcel 168 

Federico Thumm. Edificio para una escuela de niñas en 

Valparaiso (calle del Retamo es- 

quina Independencia) 171 

C. DoNOSO GRrLLE. Precios corrientes de materiales en toda 

la reptiblica (continuación) 178 

F. J. San Román. El desierto y cordilleras de Atacama: Las 

aguadas en el desierto (continua^ 

oión) 185 

Santiago Muñoz C. Proyectos de ferrocariles trasandinos en 

la provincia de Atacama 211 

Abelardo Pizarro. Estudió de las salitreras y borateras de 

Maricunga 218 

M. DuTiLLiEUX, Informe sobre el puente del Bio-Bio 228 

V. GuzmAn. Puente sobre el estero de Huinico ^ 237 

V. GuzMÁN.' Estudio de un puente .sobre el rio Huasco en 

Vallenar 241 



Digitized by 



Googlí 



II 11 

it n 

tt 



ÍNDICE in 

Autores Págínas 

ij. A. Cabrera G. Proyecto del puente de las Vizcachas sobre 

el río Aconcíigua, en el camino de 

los Andes á Mendoza 246 

C. DoNOSo Grille. Precios corrientes de los materiales en 

toda la república (continuación).. 251 
JusTiNiANO SoTOMAYOR. Memoria que el Diredor General de 

Obras Públicas presenta al señor 
Ministro cíe Industria y Obras 

Públicas: 253 

II II Ferrocarriles contratados con la N. 

II II Ferrocarriles que se ejecutan por ad- 

ministración 267 

Ferrocarriles en estudio 271 

Líneas en estudio 272 

it Hidráulica, Memoria del jefe de la 

2.^ Sección, señor Rafael Pottier. 273 
it it Memoria del jefe de la canalización 

del Mapocho, señor J. L. Coo^ • 279 

II II Dique de Talcahuano 289 

II 11 Provisión de agua potable^ Memoria 

del señor Pottier 291 

11 II Estudio sobre las Obras fiscales de 

Valparaíso, del señor Pottier. • .. 302 
it it Puentes. Memoria del sub-jefe, señor 

V. Guzman 316 

it II Caminos. Memoria del sub-jefe, se- 

ñor M. J. Fernandez 335 

11 11 Arquitecturcu Memoria del jefe de 

la 3.^ sección, señor A. Llona. .. 395 
11 11 Geografiay Minas. Memoria del jefe 

de la 4.^ Sección, señor F. J. San 

Roman ; 443 

it II Varios anexos á la memoria del señor 

Director General 459 



Digitized by 



Googlí 



?^WT " 






['i 






Digitized by VjOOQIC 



DE LA 



DIRECCIÓN m OBRAS PÚBLICAS 



Digitized by 



Goog 



^ 






Digitized by 



Googlí 



^l?ÍO I SANTIAGO, NOVIEMBRE DE 1890 JSTTJM. f5 



REVISTA 



DE LA 



DIEECCIÍl DE ODBiS FÍBLICiS 

3DE OHIIXjE 



MEMORIAS t INFORMES SOBRE 



CONSTRUCCIONES CIVILES, FERROCARRILES, ARQUITECTÜRA 
MINAS, INDUSTRIA Y GEOGRAFÍA 



ENCASOAOO m U REDACCIÓN 

FRANCISCO J. SAN ROMÁN 

JEFE 0£ U SECOldN OE HINM, IN0U8TRIA Y 6E06RAFIA 




TOMO .II 



SANTIAGO DE CHILE 

38 — Calle del Estado— 38 
1890 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by VjOOQIC 



LA REDACCIÓN 



I. — El Desierto y Cordillera de Atacama, por Francisco J. San 
Román. — Continuamos con la descripción hidrológica de los territo- 
rios estudiados, comprendiendo ahora las regiones de la altiplanicie, 
las aguas minerales y el catálogo general de todas las aguadas que 
se contienen dentro del territorio abrazado por las esploraciones. 

2. — FuNDACiONES DE EDiFicios, por Cárlos Donoso Grille. — EI 
autor se propone generalizar, en una exposición analítica y sin- 
tética, los procedimientos que en la sección de Arquitectura se 
usan para la fundación de edificios, Ilenando con ello omisiones que 
generalmente se cometen en la apreciación de tan importante ele- 
mento de toda construcción. 

3. — La lengua cunza, de los naturales de Atacama. por Fran- 
cisco J. San Román. Durante las exploraciones mineras y geográ- 
ficas de las CordiIIeras de Atacama, el autor tuvo ocasión de con- 
traerse al ütil propósito de salvar para la filologia americana, los 
últimos restos de una lengua apenas vagamente conocida por la 
relación de algunos ilustres viajeros que no pudieron adquirir mas 
que algunos pocas voces aisladas y noticias muy incompletas. 

Cediendo á instancias de distinguidas personas de Chile y del 
extranjero aficionados á estudios filolójicos que deseaban aprovechar 
este pequefto trabajo, y siendo por otra parte, nada mas que uno de 
tantos otros artículos sueltos de una obra que abraza todas las ma- 
terias correspondientes á nuestra sección de Minas y Geografía, que 
algun día verá la luz pública, creemos que al darle cabida en esta 
itRevistaii no introduceuna escepción á las materias de su objeto. 

4. — LiSTA DE PRECios coRRiENTEs, por C. Donoso Grille. 



Digitized by 



Googlí 



Digitized by 



Googlí 



" 



EL DESIERTO I CORDILLERAS DE ITICANA 



(Continuación) 
4,— AGUADAS DE LA ALTIPLANICIE ANDINA 

El orígen directamente meteórico de las aguas que se desprenden 
desde las cumbres recorriendo un suelo de rocas que no suministran 
materias solubles, esplica por si sólo la circunstancia de ser puras y 
límpidas las de corrientes que se desprenden por los flancos de las 
montañas rocallosas de los Andes. 

También hay aguas igualmente puras que abundan en la altipla- 
nicie atacameña en forma de fuentes ó manantiales, pero es más 
general en éstas el carácter de termalidad y naturaleza mineral. Las 
aguas estancadas, en pantanos ó lagunas sin desagüe, que ocupan á 
veces grande extensión superficial y siempre muy poca profundidad, 
son salobres y amargas, hecho que se esplica naturalmente por la 
acumulación secular de las sales que, aün cuando en pequeña pro- 
porción, siempre llevan en disolución los ríos; siendo en este caso 
aquellas cuencas cerradas, verdaderas calderas de perpetua evapo- 
ración cuyo contenido líquido ha sido un activo loboratorio de reac- 
ciones químicas y acciones físicas, formándose así los últimos 
sedimentos salinos que la industria moderna aprovecha. 

Más que en la región central del desierto y en su litoral marítimo, 
es difícil en la altiplanicie definir y sospechar las variadas formas de 
la distribución subterránea de las aguas y las evoluciones de sus 
movimientos en las profundidades, quedando por lo tanto en mayor 
oscuridad, todavía uno de los problemas más interesantes de la 
investigación geológica, aün cuando los principios fundamentales á 



Digitized by 



Googlí 



8 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

que obedecen las aguas que se infliltran en el terreno permanecen 
los mismos. 

Al lado de una fuente termal surge otra en condiciones de tempera- 
tura ordinaria; á continuación de una vertiente de agua potable brotan 
manantiales salinos y gaseosos; se escapan tumultuosas las aguas ó 
vierten tranquilas; manan con la regularidad de surtidores inagotables 
ó se arrojan inteVmitentes a la atmósfera en columnas Ifquidas ó de 
vapor, permaneciendo en tan variados casos unas mismas las condi- 
ciones exteriores del suelo en que se producen los fenómenos, y uno 
mismo para todos ellos el aspecto de la comarca que los rodea. 

Ciertas aguas manan calientes donde ninguna circunstancia visible 
las relaciona con los volcanes, y al contrario, surgen subterráneas y 
frías de donde parece que el fuego inmediato deberia arrojarlas hir- 
viendo. 

Aguas de nieve que se ínfiltran en la corteza helada de cumbres 
que irradían el calor terrestre á 5 y 6,000 metros de altura sobre el 
nivel del mar, brotan más abajo calientes y vaporosas, como si en un 
desenso subterráneo de i á 2,000 metros recorriendo hasta su base 
hubiera intervenido la sola ley del crecimiento de temperatura con 
la profundidad como única y exclusiva causa para producir el sor 
prendente fenómeno. 

Y en aparente contradición con hechos tan visibles vense surgir 
heladas las aguas sobre los flancos de montañas que arden en su 
cima, como si la infiltración de las condensaciones que la atmósfera 
entrega al suelo permeable, ninguna conexión tuviera con las entra- 
ñas candentes del cono volcánico. 

De estos casos tfpicos y estremos resultan variedades y términos 
medios que dan lugar á numerosas fuentes, vertientes ó agfuadas con 
los caractéres de potables ó semipotables, tranquilas ó en agitación 
tumultuosa, dulces ó salobres, etc, correspondiendo estas diversas 
condiciones de existencia á la clasificación natural que agrupa las 
aguas subterráneas, segün su manera de salir á la superficie, en ma- 
nantiales de agua dulce, vertientes minerales termales y gerysers. 

Pero estos ültimos en sus afinidades con los volcanes, son una 
transición entre estos y aquellas, siendo muy comunes en la altipla* 
nicie andina, tales como en la gran cuenca termal de Copacoya, los 



Digitized by VjOOQIC 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 9 

volcanes de agua y barro en las faldas de Tatio y las fumarolas en 
actívidad por esas mismas inmediaciones, que son ejemplos muy bien 
definidos. 

La configuración topográfica de aquellas altas mesetas y la estensa 
superficie que abrazan algunas cuencas, dan la idea de considerables 
porciones de aguas filtradas que se almacenan subterráneamente para 
dar lugar á tantas perennes y abundantes fuentes de toda especie 
aún cuando todas obedezcan en su origen al mismo principio hidrós- 
tático. 

Esta idea de abundancia es s¡n embargo relativa. debiéndose tener 
en cuenta las condiciones meteorológicas y orográficas de la región 
á que hacemos referencia, ya conocidas como pertenecientes á las 
qiie determinan sequedad en la atmósfera y ausencia de vapor acuoso 
en los vientos reinantes. 

Estos vientos, que durante el día soplan de entre los cuadrantes 
del SO. al NO.; siendo por lo tanto marítimo, pasan con sus vapores 
acuosos por sobre la superficie caliente del árido suelo del desierto, 
y al llegar de cordillera en cordillera hasta las más altas cumbres 
andinas, no tanto en razón del frío resultante de la elevación alcan- 
zada sobre el nivel del mar, sino del frío desarrollado por la dilatación 
al chocar sobre los flancos de las montañas y ascender rápidamente 
hacia tales alturas, condensan sus vapores en la forma magestuosa 
de esas acumulaciones en gigantescos copos esféricos de nítida blan- 
cura, tan característicos de las cordilleras del norte en las horas del 
ocaso. 

En la estación de ínvierno, el mismo fenómeno toma mayor esten- 
sión y se prolonga por más tiempo agregándose á la anterior causa 
de subsistencia muy frecuente en esc tiempo de los helados cirros en 
las altas regiones de la atmósfera, dando entonces lugar á la nieve 
como en verano al granizp. 

Concurren los vientos del E. y SE. á la producción del mismofe- 
nómeno acumulando más nubes, nieve ó granizo en las alturas, y des- 
cendiendo después en densa y helada masa de aire con movimienta 
hacia el O, dando lugar al invaríable terral, que á su turno encuentra 
vapbres que condensar en las regiones bajas del desierto central y 
costa marítima, produciendo las características nieblas 6 camanchaca 



Digitized by 



Googlí 



lO REVISTA DB LA DIREGClÜN DE OBRAS PUBLICAS 

de cuyo papel en la formación de las vertientes hemos ya tratado al 
referirnos á la región del desierto central. 

EI curso de las montañas, que necesariamente determina las leyes 
que rigen en tales fenómenos meteóricos, reproduce aquellos hechos 
ó los modifica, sucediendo así que en los cordones de la altiplanicie 
paralelos á los Andes se repiten sucesiva ó simultáneamente de cor- 
dillera en cordillera verificándose las condensaciones sobre la falda 
que mira el viento, y se resuelven en diferentes direcciones cuando- 
una orientación paralela ú oblícua les ofrece indistintamente una ú 
otra superficie condensadora, ménos apta para el enfriamiento del 
vapor por cuanto no eleva, como los obstáculos transversales, á al- 
turas mayores y de mayor enrarecimiento atmosférico. 

Por eso las vertientes de cadenas montañosas que miran al mar ó 
al oeste, abundan más en humedades y manantiales y si la estrati- 
grafía y accidentes jeológicos del terreno no intervinieran para des- 
viar ó modificar la circulación interior de las aguas el hecho sería 
aun mucho más resaltante. 

La orografía de la región marítima del desierto atacamefto desde 
el valle del Huasco hasta el del Loa, debe por lo tanto influir en la 
climatología de las altas cordilleras que median entre aquellas mis- 
mas latitudes, estableciendo diferencias en la intensidad, en la época 
de producción y hasta en la naturaleza de los meteoros acuosos. 

Aunque vamos á tratar en especial de la hidrología y aguadas de 
la altiplanicie andina, habiendo ya hecho someras consideraciones 
sobre tales materias respecto de la región marítima y del desierto 
central, su breve y general reconsideración se hace necesaria aquí 
por cuanto en las alturas de los Andes los fenómenos acuosos no son 
sino el resultado de las causas cuyo orígen procede de los océanos 
que por ambos costados opuestos bañan las playas de la América del 
Sur. 

. Tomando por base de una teoría general aquellos grandes carac- 
téres geográficos que determinan en los continentes las condiciones 
climatéricas, la primera y fundamental razón de los fenómenos me- 
teorológicos de nuestras mesetas andinas del norte debe buscarse en 
los obstáculos que los vientos reinantes encuentran en su curso des- 
de ámbos océanos hácia las cumbres de la cordillera de los Andes* 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ÁTACAMA II 



Por el lado del Pacífico se verifica el hecho notorio de que los 
vientos reinantes del SO. al NO. encuentran franco el paso al inte- 
rior en la región de costa marítima donde las montañas son bajas ó 
donde la llanura arenosa y abierta deja aún más expedito el campo 
á la masa atmosférica húmeda que el mar arroja sobre el continente. 

Entre Carrizal Bajo y Caldera, el terreno está en tales condicio- 
nes, y las nieblas marítimas son impulsadas hácia el oriente escu- 
rriéndose por entre las caftadas y valles, fianqueando las montaftas 
sin ascenderlas hasta sus cimas y cubriendo con su albo sudario las 
planicies que el observador contempla desde las alturas como miste- 
riosamente invadidas por un agente de los mares en misión benéfica 
para humedecer el suelo árido y fecundizar la semiUa abrazada por 
las arenas candentes del desierto. 

No alcanzan á producir Iluvia porque ningün obstáculo abrupto y 
bastante elevadó ha permitido que una expansión rápida produzca 
el enfriamiento bastante para provocarla. 

Igual hecho se verifica en todas las secciones de la costa del mar 
á donde ésta abre ofreciendo expaciosa entrada ó fácil barrera al pa- 
so de las nieblas ó vapores condensados que los vientos elevan en 
suspensión ó la brisa impele en inmensa ola gciseosa que avanza 
lenta y silenciosa en su escursión nocturna hasta que el sol la sor- 
prende y disipa en las alturas. 

Esto se reproduce sucesivamente después de Caldera, en laancha 
abra de Flamenco, en Chaftaral, Taltal, la península de MegiIIones y 
el Loa. 

AI contrario, entre una y otra de éstas aberturas en la costa ó de- 
presión de las montaftas que corren orillándola; donde éstas se le- 
vantan empinadas excediendo de los mil y más metros de altura 
como en el Obispo, Paso Malo, aún cuando en éstas localidades la 
atención longitudinal es muy reducida, pero más notablemente desde 
el Peralito, de Taltal hasta Antofagasta, la condensación de las nie- 
blas se verifica en la vertiente que mira al mar sin que la presipita- 
ción en Iluvia sea, sin embargo, completa. 

Á la altura de aquellas cumbres se suceden nuevas planicies don- 
de los vapores pasan otra vez sin condensación hasta que una nueva 
barrera tranversal, no tanto por la altura sobre el mar cuanto por la 



Digitized by 



Googlí 



12 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OHRAS PIÍBLICAS 

abrupta superficie de dilatacíón que presenta, provoca una nueva 
condensación ó la deja pasar hasta que invaden la altiplanicie, esca- 
lan los Andes y aiín continúan cuando los fuertes vientos las impe- 
len hasta las regiones trasandinas. 

Por el lado del Atlántico, en sentido inverso, los alisios ó sus 
variantes del SE., al NE. cruzan las pampas y los bosques pantano- 
sos y calientes del Chaco y chocan contra las barreras del Ambato 
y el Anconquija, frente á las latitudes australes de nuestra altiplani* 
^ cié por sü extremo sur y su prolongación segdn la sierra de los Cal- 
chaquies, al norte hasta el confin boHviano. 

AIH el expectáculo reviste la grandiosidad del vasto excenario en 
que se exhibe y acentúa con más pronunciados caractéres lo resal- 
tante de los contrastes. 

Basta Instalarse en un punto cualquiera de la cresta anticlinal de 
aquella cordillera rocallosa perteneciente al período de las primitivas 
formaciones cristalinas del continente, para apreciar de una simplc 
ojeada en contorno el contraste entre la vertiente expuesta á los 
vientos donde el paraíso tucumano ostenta en un campo verde, sin 
Kmites el lujo de una vejetación colosal, y la vertiente opuesta, vueJ- 
ta al oeste, donde los rayos del sol ardiente hieren la vista refleján- 
dose en campo árido de rocas desnudas aobre un fondo blanco dc 
estériles arenales y salinas. 

As( los aires del Atlántíco Ilevados á nuestros Andes y altiplani- 
cies por efecto de la rotación terrestre y de las causas varias que 
modifican su curso, llegan secas á sus alturas, densas y heladas para 
producir el terral de las frias noches del desierto atacamefto y pro- 
vocar la más completa condensación de los vapores del mar. 

La circunstancia de Ilegar secos estos vicntos á la cordillera, si 
bien es la ordinaria, se modifica frecuentemente en verano como en 
invierno dando lugar á las granízadas y nevazones, cuyos fenóme 
rtos produciéndose en un teatro como la altiplanicie, tan vasto y taft 
bien preparado para sus efectos en razóñ de la considerable altura 
absoluta de su base, así como la relativa de los cordones moiitañosoft 
que la surcan de norte á sur á la nianera de otros tantos meridíanos 
terrestres, se resuelvert en una cantidad de aguas y de nieves mucho 
mayor de lo que parece y generalmente se crce en ra^óft de las 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I3 

ideas de sequedad y desolación que infunden aquelías altas regio- 
nes. 

Así sucede que los vientos orientales cuando por una ú otra razón 
llegan hümedos á las alturas andinas, al chocar y confundirse con los 
del oeste á las horas en que el sol declina y disminuye su emisión 
calorífica á la vez que la irradiación terrestre aumenta, y disminuyen- 
do tambien con el enfriamiento y la contracción, la capacidad de sa- 
turación del aire, las nubes principian á esas horas á hacerse rápida- 
mente visibles; se aumentan, se acumulan en los picos culminantes, 
ensanchan desmesuradamente su esfera de acción y concluyen por 
chocarse unos contra otros los inmensos cümulos estallando en colo- 
sal combate de rayos y truenos para resolverse á continuación en 
ruidosa granizada y concluir después en tranquila lluvia, sólida y sU 
lenciosa dé la nieve que ha de alimentar los ríos y fecundizar la 
tierra. 

No es este el lugar de desarrollar las teorías meteorológicas y 
describir las variadas fases de los movimientos atmosféricos y pro- 
ducción de los meteoros acuosos en las regiones de nuestro desierto 
atacameño, pero era necesario fundar siquiera con los grandes ros- 
gos generales de la física terrestre en las altufas de las mesetas an- 
dinas, la observación de que su actual desolación no es solo el 
resultado de una negación absoluta de los dones benéficos de la na- 
turaleza, sino tambien una consecuencia de la incuria y del despueble 
en que yacen esos páramos donde el trabajo y la industria tendrían 
siempre algo que aprovechar y mucho que improvisar. 

La altiplanicie atacameña no es una superficie plana como las sá- 
banas ó estepas rusas, ni más ó ménos ondulada como las pampas 
de Buenos Aires, sino surcada por altos cordones de montaftas 
orientados de norte á sur y ligados éstos entre sí por brazos trans- 
versales que interceptan la continuidad de los valles en sentido 
longitudinal para dividirlos en figuras polígonales que constituyen 
otras tantas cuencas cuyo centro es el fondo donde se reunen las 
aguas sobrantes. 

Este fondo se encuentra seco y refleja el color rojizo característi- 
co del limo arcilloso de la época aluvial ó el blanco nevado de las 
esflorescencias salinas; ó está ocupado por las aguas formando lagu- 



Digitized by 



Googlí 



14 REVISTA DE LA DIRECCIÓN t)E OBRAS PÚBLICAS 

nas casi siempre salobres, lodazales ó pantanos donde se alimentan 
plantas y aves acuáticas; crece en partes la grama y se desarrolla 
lozana formando praderas donde pastan innumerables la vicuña y el 
guanaco, permitiendo tambien al hombre criar los animales del uso 
doméstico. 

Con semejante disposición topográfica, la formación de meteoros 
acuosos se reproduce por doquiera, pero la considerable altura y los 
frecuentes vientos que favorecen la evaporación en las condiciones 
del mayor desarrollo posible de este fenómeno meteorológico no son 
las únicas causas de la considerable ó casi total desaparición y pér- 
dida de las aguas producidas por las lluvias y nevadas. 

La formación geológica y naturaleza de las rocas que constituyen 
las montaftas andinas son circunstanciás que propenden tambien ó 
determinan inexorablemente el agotamiento de las aguas meteóricas 
por absorción ó infiltración. 

Por el límite occidental de la altiplanicie las vertientes de la cor- 
dillera Domeyko que miran al Pacífico, constan á grandes trechos 
entre las latitudes que encierran los límites de la hoya del río de 
Copiapó, de la formación calcárea guirásica reconocida como de un 
poder en alto grado absorvente, debido á las quebraduras y profun 
das grietas características de ese terreno. 

Y por el lado de las vertientes orientales del mismo cordón mon- 
tañoso, dando éstas frente y haciendo parte de una región á donde 
las condiciones de aridez del suelo y sequedad de la atmósfera son 
mas pronunciadas, se produce tambien el hecho de una porosidad 
extremada en la naturaleza de las rocas del subsuelo y de las de 
acarreo que cubren la superficie de los cerros y planicies. 

Territorio surcado además de grietas profundas abiertas por la 
fuerza de las dislocaciones terrestres y cubierta posterior ó simultá- 
neamente por una innundación colosal de lavas arrojadas por mil 
volcanes en actividad, sus condiciones de absorción, por la naturale- 
za porosa de semejante suelo, no podían producirse sino en un alto 
grado dando libre paso á las aguas hacia las profundidades subte- 
rráneas. 

Sepultadas á su vez estas formaciones del período de actividad 
volcánica, tan general y característico de nuestra altiplanicie en toda 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I5 

su vasta estensión, por los acarreos de la denudación gigantesca que 
debió de seguirse como resultado de las innundaciones del elemento 
líquido, nueva formación, permeable por su orígen detrítico como 
por la naturaleza de sus elementos constitutivos, debió de ofrecer 
siempre expedito el paso y fácil escurrimiento á las aguas exteriores 
hasta las profundidades hacia donde las solicitaba la íuerza de gra- 
vedad terrestre. 

Disminuído ó cesado á su turno el período de actividad neptúni- 
ca, la última y contemporánea denudación tranquila y lenta de las 
arcillas en suspensión depositadas en delgadas pero consistentes y 
contínuas capas impermeables, ha venido á formar el actual lecho de 
las someras lagunas ó meros pantanos y lodazales que ocupan el 
fondo ó región más baja de cada cuenca de las que cubren toda la 
extensión de la altiplanicie atacameña encerradas inflexiblemente 
dentro de sus respectivos Hmites orográficos. 

La débil y escasa contribución que la mayor parte de éstas reci- 
ben de las alturas inmediatas por licuación de las nieves ó directa- 
mente por las Iluvias ó nevadas, debe de extinguírse por infiltración 
totalmente en el trayecto al centró de la cuenca ó Ilegar hasta allí 
muy corta porción de su caudal. 

Quedan entonces almacenadas en el seno de las montaftas, en sus 
flancos ocultos bajo el aluvión ó en las honduras de los terrenos ba- 
jos, cantidades enormes de agua en tales condiciones geológicas y 
físicas que hacen imposible su alumbramiento espontáneo por los 
medios naturales. 

La gruesa capa de los aluviones permeables, no permite, por su 
considerable expesor que las aguas interiores la impregnen y hume- 
dezcan hasta el punto de abrirse paso hacia la superficie por eíecto 
de la presión hidrostática que las impele desde sus orígenes en las 
alturas, ni por la fuerza absorvente de la capilaridad que tan impor- 
tante papel hace en la hidrología subterránea, aumentándose toda- 
via más esas resistencias al alumbramiento de las aguas, con la que 
opone la costra de sales minerales y concreciones calcáreas que la 
naturaleza incrustante de algunas aguas ha depositado sobre la su- 
perficie del terreno cubriéndolo como de una coraza que solo ciertos 
líquidos ácidos y corrosivos han podido romper. 



Digitized by 



Googlí 



l6 REYISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PiJbUCAS 

S¡ no hay otra expHcación más plausíble, sería de creer que el 
ácido bórico ha producido estos efectos en grande escala reaccio- 
nando sobre aquellas concreciones calcáreas para formar los frecuen- 
tes y extensos depósitos de borato de calcio que las han reemplazado 
en casi todas las cuencas conocidas, en algunas total, en otras par- 
cialmente. 

Estos casos de surgímiento de las aguas subterráneas revisten las 
formas variadas y á veces excepcionales de las termas minerales 
tranquilas, en ebullición tumultuosa ó bajo de la poderosa accíón de 
los vapores comprimidos, pero sin apartarse de los caractéres comu- 
nes á esta clase de fenómenos no importan más que un detalle en la 
demostración real de la existencia de aguas subterráneas en el seno 
de las cordilleras y fondo de las cuencas de la altiplanicie. 

Á este respecto, la cantidad de aguas almacenadas subterránea- 
mente en las cordilleras debe ser tanto más enorme cuanto ménos 
lo parece por la aridez del paisage, la sequedad del clima y la au- 
sencia de lagos profundos y ríos caudalósos, pero lo confirma la 
efectividad de frecuentes y abundantes granizadas y temporales de 
nieve, á la vez que una configuración topográfica y composición del 
suelo que determinan una rápida infiltración ántes que la evapora- 
ción, favorecida tambien por condiciones que la provocan activa- 
mente, haya podido arrebatar sus humedades al sediento suelo. 

El hecho meteorológico que establece, en igualdad de circunstan- 
cias, respectos de las aguás lluvias una mayor proporción de ellas 
para la hidrografía exterior que para la infiltración, al paso que, al 
contrario, las nieves pagan casi toda su contribución de agua al sub- 
suelo, desde donde el líquido sigue las vias de la hidrografía subte- 
rránea, recibe, en las altiplanicies andinas lá sanción de una realidad 
incuestionable. 

Y al aseverar este hecho, puede establecerse á la vez como para- 
lelo en el sentido de la falta de aguas externas en las cuencas andi- 
nas, el de la evaporación rapidísima que sufren los de ríos y lagunas 
que corren ó descansan sobre los cauces ó fondos de terreno imper- 
meable. 

Que el agua exterior visible en corrientes que se desprenden de 
las montañas, está siempre en proporción mucho menor que la 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO V CORDÍLLÉRAS DE AtACA^ÍA tj 

correspondíente al total de la contenida en los hidrométeoros que se 
precipitan sobre una hoya ó cuenca hidrográfica dada, es un princi- 
pio de hidrología que en la altiplanicies andinas se veriñca en un 
grado excepcionalmente exacto. 

Si en la apreciación más aceptable de esa proporción se estima 
que por término medio una cuenca no arroja en aguas sobrantes que 
corren por sus ríos más de un veinte por ciento del total de aguas 
meteóricas recibidas, es probable que en aquellas alturas, y sobre 
tan poroso y absorvente terreno, el agua que se precipita en ríos y 
corrientes visibles apenas alcanza á un décimo de la precipitación 
meteórica. 

Las tres distintas formas en que las aguas caídas en las cordilleras 
de Atacama — infiltración, evaporación y aguas de río — se resuelvan 
y distribuyen para volver á su primitivo orígen y continuar en el 
círculo eterno de sus evoluciones, sufiran allí las indispensables mo- 
dificaciones de la naturaleza del suelo y de las condiciones atmos'- 
féricas. 

Si de los esperimentos de Dalton y otros físicos puede deducirse 
que no menos de un tercio del producido de los hidrometeoros es 
absorvido por infiltración en el subsuelo, distribuyéndose el resto 
entre el tributo y devolución á la atmósfera, y la vuelta al seno común 
'del océano y de los lagos en aguas de río, todavia se puede aplicar 
en favor del poder absorvente del terreno de nuestra altiplanicie, al 
exceso que corresponde por la exepcional porosidad del détrito vol- 
cánico, la cantidad que se ahorra por absorción de las plantas de que 
aquel suelo carece por completo. 

Es admitido como factor importantísimo en el consumo del agua 
infiltrada en el terreno, el que corresponde á la nutrición de los ve- 
getales, y su supresión, por ausencia de toda vegetación en las pla- 
nicies y vertientes de las cordilleras no tomando en cuenta sus 
esporádicas y reducidas vegas, es un valor de más en abono de la 
infiltración. 

Por otra parte, la circunstaacia de que un suelo cubierto de vege- 
tación forestal ó herbácea es un medio de preservación de la hume- 
dad contra la evaporación por efecto del calor solar, tiene menos 
importancia en aquellas altas regiones donde el calor es débil, siendo 



Digitized by 



Googlí 



l8 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

mucho más importante, como causa de evaporación, la acción de los 
vientos, 

Pero al mismo tiempo la evaporación sufre también la influencia 
de agentes y condiciones que dificultan su desarrollo. 

EI rocio es favorecido por el excesivo enfriamiento de la superfi- 
cie, y su indispensable condensación, en escarcha deja mayor tributo 
de aguas al suelo que á la atmósfera, por efecto de la licnación en 
las primeras horas del día, que se verifica en un medio helado y 
tranquilo, siendo un hecho constante característico de las cordilleras 
la calma de la maftana y la intensidad del hielo de la aurora que pa- 
rece aumentar mas bien que disminuir, á medida que el sol difunde 
su luz y su calor, sitiéndose como que el suelo lo absorve arrebatán- 
dolo al aire ambiente. 

Más tarde, avanzando el día hácia el meridiano, las circunstancias 
cambian y los fenómenos meteorológicos se resuelven en las condi- 
ciones correspondiente al estado normal del aire particularmente 
seco de las mesetas ahdinas. 

En tales condiciones, es sabido, las alternativas estremas de tem- 
peratura son un lógico de natural fenómeno. 

El calor en el medio día y durante las horas que la preceden y 
siguen de cerca, eleva á su máximo la temperatura del suelo, y du- 
rante la noche, ese mismo calor absorvido es invadido en el espacio 
y la temperatura desciende á su mínimo, y mientras mayor es la 
altura y más seco es el aire, tanto mas grande es la diferencia entre 
el extremo frío y el extremo calor. 

Es así misnio muy conocida de los habitantes de abajo, en el 
desierto central, en Atacama ó en Tarapacá, durante los días en que 
la atmósfera está seca ó poco impregnada de las humedades del mar, 
la extremada diferencia que media entre el sofocante calor del día 
y el intenso frío de la noche. 

Entra entonces la naturaleza misma á establecer compensaciones 
para restablecer el equilibrio de las fuerzas físicas é impide por me- 
dio del rocio y la escarcha la inradiación sin contrapeso á los espacios 
verificándose con mayor energia la fuerza compesadora en las altas 
regiones, hácia donde se encumbran, solemnes y grandiosas, las 
moles colosales de nuestros Andes atacameños. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA I9 

Las modificaciones que pueden sufrir estos hechos, solo los afec- 
tan parcialmente, y la realidad de ellos, asi como la verdad de la 
teoria, á la vez que comprueban la aseveración práctica de que la 
mayor suma de agua resultante de los hidrometeoros se infiltra en 
el terreno de las alturas andinas, confirman también en la idea de 
que los efectos opuestos del calor solar y del calor terrestre, se 
resuelven en un exeso de temperatura en favor de la tierra por el 
calor que absorve, comparado con el que exhala. 

Si la evaporación es débil en las alturas, en razón de las causas 
espuestas, en las partes bajas, donde se acumulan y estienden las 
aguas formando las cuencas de las salinas, lagunas ó pantanos, es 
abundante y rápida. 

El calor, por la configuración topográfica, se reconcentra más; la 
temperatura del aire ambiente, en contacto con el agua, que sufre 
menos enfriamientó nocturno, es mayor, y los vientos, que agitan 
su superficie y arrastran rápidamente los vapores producidos, se 
agregan á aquellas y otras causas para producir la agotadora evapo- 
ración á que estan espuestas las aguas superficiales ó exteriores de 
las cordilleras. 

Repetimos que estos caudales deben de ser una parte muy mínima 
de la cantidad total del agua caída en forma de hidrometeoro, y 
aun esta mínima porción, reducida todavía más ppr una activa eva- 
poración, es lo único que queda como caudal de aguas que pudieran 
volver á seguir el camino de su primitivo orígen hácia el mar, ó ser 
aprovechado en el trayecto á los fines y necesidades del hombre. 

La región de las altiplanicies, debe entónces de contener en su 
seno, almacenada el agua en grandes y prodigiosas cantidades. 

La enumeración de sus aguadas ó puntos á donde vierte el agua 
que los viajeros usan ó pueden servir á otros destinos, dará una 
idea á la distribución de las aguas exteriores, y la haremos á conti- 
nuación de la que designan las demás, repartidas en todo el resto 
del desierto atacameño, catalogándolas todas segün las agrupaciones 
correspondientes á la costa njarítíma, región central, región de cor- 
dillera y altiplanicies qua dejamos yá esplicadas. 

Mas adelante la descripción hidrográfica general completará este 
estudio, y aunque la forma somera y rápida en que este ha podido 



Digitized by 



Googlí 



áó REVISTA Dfi LA DIRECCIÓN DE OBRAS Pt5bLICAS 

ser emprendido, no corresponde á la importancia y trascendencia de 
este punto interesante de las condiciones del desierto y cordilleras, 
quedará por lo menos fielmente determinada una base de razonada 
apreciación y trazados los puntos de partida para la práctica solución 
de los problemas hidrológicos que algun día pondrán a! servicio del 
hombre los tesoros de fecundidad y de vida que encierran sus incóg- 
nitas. 

5.— Aguas termales y minerales 

No se podrán separar en absoluto las aguas termales de las ag^as 
minerales ordinarias. 

Desde el momento en que las aguas meteóricas tocan el suelo 
terrestre, dejan de ser puras y pasan á contener más ó menos pro- 
porción de alguna sal mineral. 

Á su vez, las aguas termales no tienen tampoco inherente á su 
naturaleza el carácter de ser minerales en un sentido estricto, siendo 
muy común que aguas de temperatura próxima á la ebullición no 
tienen en disolución más materias salinas que lo ordinario en las 
aguas comunes de pozo ó de vertientes dulces. 

Si en estudios que se proponen más directamente fines industria- 
les y de aplicación especial á los intereses de la minerla, estarían de 
más las consideraciones científicas que se apartan de aquel objeto 
principal, no se aplicaría esta regla perfecta de las aguas minerales, 
por cuanto el orígen de estas, sus efectos y su composición, tienen 
una relación demasiado íntima con iguales circunstancias en lo que 
concierne á los filones metálicos y materias minerales en general, 
cualquiera que sea la forma de sus criaderos, 

La distribución de las aguas termaJes en el territorio de Atacama, 
no sigue paralelamente á la que corresponde en el resto de Chile 
hácia al sur. No por razón de su orígen, sino por cuanto la configu- 
ración topográfica del sistema andino asume formas y estructuras 
que establecen condiciones muy diferentes para la existencia geográ- 
fica de las aguas termales. 

La cordillera de los Andes ha dejadode ser un cordon ünico des- 
de cuyas cumbres se dividen en rumbos opuestos las aguas que van 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 21 

sin mtermisíón á los respectívos oceanos que bañan ambas costas de 
nuestra Améríca, para pasar á levantarse sobre más ancha base de 
encumbrada altura, y distribuirá en varios sistemas que determinan 
una hidrografía independiente y esclusivamente mediterranea. 

En tal diferencia, á 40 y á 60 leguas tierra adentro de la costa 
marítima, y á 3, 4 y más miles de metros de altura, las cordilleras 
de Atacama ofrecen fenómenos de^ actividad hidrotermal que con- 
curren con nuevos datos del mayor interés para la química geológi- 
ca y la física terrestre. 

El más raro á la vez que el más sorprendente y magnífico ejemplo 
de los efectos á que da lugar la acción combinada del agua y el fue- 
go, es sin duda el de los volcanes de agua del tipo de los famosos de 
Islandia, que Íos naturales de la helada, á la vez que ardiente isla, 
llamaron geysers, de geysa manar ó surgir. 

La ciencia universal ha conservado esta voz en todos los idiomas 
y la adoptaremos sin modificación para nuestro español, salvo que 
sea admisible para adaptarla á la pronunciación, decir y escribir 
geisir, geisires. 

Al paso que los geísires se manifiestan solo en muy determinados 
puntos del globo, las fuentes termales comunes abundan relativa- 
mente. 

En la altiplanicie de Atacama las hay por centenares, y en su 
manera de distribución, en sus caracteres generales, así como en los 
particulares que las agrupan en ciertas clasificaciones, todas ellas 
concuerdan, punto por punto, con los fenómenos de igual naturaleza 
que se producen en el resto del globo terrestre. Por su gran número 
y por la escala completa de sucesión entre los términos estremos, 
desde el geyser al volcan, desde la tranquila vertiente fría hasta la 
fuente termal en perpetua agitación, el geólogo, el ffsico y el qufmi- 
co tienen allf el más vasto y fecundo campo de estudio. 

La clasificación que el ilustre Elie de Beaumont anticipó estable- 
ciendo la diferencia entre las fuentes termales de orígen volcánico y 
las simples termas minerales, se justifica con evidencia, á pesar de 
la dificultad de establecer marcadas líneas de separación, y se com- 
prueba con ejemplos que concurren á ilustrar con nuevas luces las 



Digitized by VjOOQIC 



22 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

interesantes cuestiones sobre teología minera que tan vivamente 
interesan á la vez que á las industrias y á la riqueza de las naciones. 

En el mismo escenario, en el mismo local y casi en el mismo pun- 
to donde se verifica el hecho de una fuente en ebullición que acusa 
su inmediata relación con el volcan en ignición se ve surgir tam- 
bién la fuente caliente que no ha recibido su calor ni enriquecídose 
con los minerales que Ileva disueltos ó en suspensión, sino mediante 
la simple ley de aumento gradual de la temperatura en profundidad 
ó la vecindad del calor irradiado por otros conductos de diverso 
orígen. 

vSea sobre la altiplanicie, sea en la vertiente misma de la cordiUera 
que lo soporta por el oriente, así como en la opuesta que la limita 
por el oeste, en las caidas del territorio argentino, hay numerosas 
termominerales ó simplemente termales que no acusan relación in- 
mediata con los volcanes; ya porque la constitución del terreno no 
la hace sospechar, ya porque los focos de ignición están remotos, ya 
porque los accidentes orográficos y el aspecto físico general del pai- 
saje que los rodea dentro de un radio bastante dilatado no deja pre- 
sumir esa relación. Y tan fuerte es la presunción que favorece esta 
idea de la respectiva independencia de orígen de las aguas calientes 
en estas dos clases de emanaciones subterráneas, cuanto que en las 
regiones mistas, por decirlo así, donde ambas se manifiestan á la vez 
parecen que se complacen en exhibirse juntasconsus peculiaridades 
características. 

Viajando en sentido de E. á O., por sobre el campo de traquitas, 
lavas y piedra pómez que lleva de Chile á la Argentina por el alto 
boquete de San Francisco, y dejadas atras las estupendas moles de 
aglomeraciones volcánicas de aquel territorio acribillado de cráteres 
pasando al territorio argentino por el portezuelo de San Buenaven- 
tura ó de Robledo, el esplorador se encuentra en presencia de uno 
de esos espectáculos de la naturaleza que más cautivan por el intc- 
rés científico é impresionan por la belleza y novedad del paisaje. 

AIIí se puede contemplar la superficie tersa y apacible de aguas 
en alto grado de temperatura; manando tranquilas del fondo profun- 
do de donde siírjen, en caudal constante por el volúmen, el grado de 
calor y la composición; depositando en las p3.redes dc sqs artísticos 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 23 

recipíentes el precipitado químíco que les ¡mprima formas redondea- 
das, bruñidas y desbordando de ellas en tal manera que parecen Ue- 
var el sello de su procedencia en las condiciones tranquilas de su orí- 
gen geotérmico. 

Otras fuentes ménos características, que pueden ó no tener igual 
orfgen, súrgen también allí al lado y en cierto grado de agitación, 
con las pulsaciones iguales y acompañadas de uua fuerza que desde 
abajo pugna perfectamente por salir á la luz del sol 

La íntima relación que entre estas y las geisires parece existir, 
apareciendo como la transición entre estas y las termas tranquUas, 
no excluye todavia la probabilidad de su orígen en el simple calor 
terrestre, sea en razon del grado geotérmico ó de su inmediación 
á los conductos de procedencia volcánica. Si ^l geiser no es admi- 
sible sino mediante el alto grado de calor en sus aguas, la fuente 
relativamente fría, aunque en cierto grado de efervesencia, no se es- 
plicaria sino suponiendo diferencias que modificarian la teoria de la 
producción de aquellos. 

Sin poder prescindir de la fuerza con que se imponen aquellos 
hechos naturales que, como la estrecha relación entre los volcanes 
y los mares, se reproducen por do quiera sobre la superficie del 
globo, la razón de otros muchos hechos en contrario, no se impone 
tampoco con menos energi'a. 

Con la exposición de breves consideraciones meteorológicas y de 
hechos físicos palpables en la altiplanicie andina, hemos dejado es- 
puesto en otro lugar, que el subsuelo y las profundidades subterrá- 
neas de aquellas altas regiones deben ser un receptáculo inmenso de 
las aguas de orígen meteórico que caen sobre su estensa y helada 
superficie. 

Nada nos compele, por lo tanto, á generalizar el hecho real ó la 
bien fundada presunción de ser las aguas marinas el agente necesa- 
rio de las fuerzas interiores del planeta que estallan violentamente 
en forma de erupciones volcánicas ó se escapan en libre deáahogo 
por entre las válvulas siempre abiertas de las fuentes termales ó gei- 
serianas. 

La irresistible tendencia á generalizar teorias que nacen razona- 
blemente y sin obgeción ante ciertos hechos determinados y locales 



Digitized by VjOOQIC 



24 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PtífiLICAS 

que las autorizan, ha inducido al eminente geólogo Mr. Lapparent 
á increpar sobre el general desconocimiento de la geografía de nues- 
tro continente, apenas figurado en una hoja perdida de los atlas de 
estudio ó de consulta, en la escala microscópica que hace aparecer 
á nuestros Andes y á su cadena de conos volcánicos como un cordon 
marítimo que bafta sus plantas en las aguas del Pacífico 

Pero no solo podemos confirmar al ilustre sabio en su aseveración 
de que los volcanes andinos no tienen minada Su base por las aguas 
del mar, sino que, á los loo, 200 y 400 kilómetros distante de sus 
riberas y á los 4,000 y más mctros de altura sobre su nivel, se levan- 
tan cumbres volcánicas todavía 1,000 y 2.000 metros más arriba que 
ninguna ni remota conexión pueden tener con las profundidades ma- 
rinas á traves de un continente donde se suceden, entre estas y 
aquellas, los más profundos accidentes y descontinuidad de las suce- 
síones geológicas. Pudiendo también aseverar aquí que el iniitil 
recurso de apelar á la suposición de reacciones químicas suponiendo 
inmensos depósitos subterráneos de cal viva para engendrar el calor, 
así como la imaginación de yacimientos carboníferos que arden en 
las profundidades terrestres, no se sustentaria sino por mera fantasia 
á la simple vista del escenario geológico en que se desenvuelve nues- 
tros fenómenos. 

Losgeisirs, al contrario de las termas tranquilas de que veniamos 
haciendo mención, yacen en aquella misma localidad, en manifiesta 
contradición con ellas; acusando en la violencia de sus esplosiones, 
en sus sedimentos impregnados de óxido de hierro, de sulfatos mi- 
nerales y de piritas; en sus secreciones silíceas aglomeradas en tomo 
del orificio cilíndrico formando conos ó esferoides de superficie áspe- 
ra y granugienta como cabezas de coliflor, la prueba de una conexión 
indudable de las aguas que las depositan con los conductos por donde 
circulan los agentes de la actividad volcánica. 

A falta de las inducciones precioaas de análisis químico y de la 
esperimentación física en los lugares mismos de la manifestación ani- 
mada de estos fenómenos, aquellos caracteres se unen á otros igual- 
mente reveladores, como los ruídos subterráneos, las fuertes detona- 
ciones y la forma de los materiales arrojados en inmensidad de 
esfQrillas y fragmcntoa redondeados, como avellanas do estructura 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 2$ 

radiada en torno de un pequefto grano anguloso de silex, ó trozo de 
materia pétrea tan pulidos y redondeados como las bolitas que la 
manufactura fabrica para juguete de los niños. 

Mas abajo de esta localidad, las aguas termales tranquilas siguen 
manifestándose hasta salir completamente de la región volcánica de 
cordillera, y aún más abajo, en plenos valles argentinos de la pro- 
vincia de Gatamarca, en Fiambalá, los famosos baños calientes que 
atraen romerias desde largas distancias en busca de salud y de mila- 
gros, son de simple agua pura en que el análisis no determina más, 
ó mejor dicho, mucho menos de matcria mineral que lo ordinaria- 
mente contenido en aguas potables de buena calidad. 

Las termas de Fiambalá súrgen en terreno de pizarras cristalinas, 
con ausencia de todo indicio volcánico y sin más novedad en la 
composición ordinaria de esa formación, que una delgada capa de 
plombagina. La temperatura de las aguas alcanza á 64.^ centí- 
gramos. 

Citamos estos hechos. aunque fuera de los límites de nuestras ex- 
ploraciones dentro de territorio chileno, porque con este último, 
principiando por la primera fuente termal del lado de occidente, aca- 
bamos por el oriente, con la última manifestación de la energia hi- 
drotermal que no vuelve á aparecer más en aquella dilatada distan- 
cia hasta el Atlantico, á pesar de ser surcada por totentes cadenas de 
montañas. 

Era interesante, además, al citar estos ejemplos en la vertiente 
oriental de la meseta atacamefla, establecer el hecho de que el ejem- 
plo análogo en la vertiente occidental, en Copacoya. ocupa el estre- 
mo opuesto de una diagonal que una los ángulos NO. y SE. de la 
altiplanicie, correspondiendo á la misma línea de situación de un 
tercergrupo deantiguos geysers, los de Botijuelas, en la falda orien- 
tal del Antofaya, hoy completamente cegados. 

Sin poder dar á luz el mapa que ilustraria con fidelidad y presición 
estos hechos debemos dejar para otra ocasión las consideraciones 
que de ellos se desprende. 

Y debemos por lo menos hacer breve mención de la existencia 
en muchas cordilleras de fenómenos tan hermosos como raros y 
eon ra2Ón llaman con tanto interes la a(en6Íón cientiñGai 



Digitized by 



Googlí 



26 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

En efecto, desde que á principio del presente siglo, empezaron 
los sabios á ocuparse de visitar, estudiar y describir, los geysers de 
Islandia, los únicos conocidos hasta entonces, hubo de trascurrir el 
tiempo hasta 1851 para que se descubrieran los de Nueva Zelandia 
y hasta 1869 para que en Estados Unidos de Norte América, cuyo 
territorio la naturaleza se ha complacido en favorecer con todas sus 
maravillas de su creación se encuentran de los mismos un sin núme- 
ro, más en grande y más magestuosamente bellos que en parte al- 
guna de la tierra. 

En seguida es probable que toque su turno á los de Copacoya, 
siendo los de la Hoyada, aunque muy característicos, pocos en nií- 
mero y muy pequeña, apenas de algunos metros, el área dentro del 
cual se produce el fenómeno. 

Llaman á Islandia la tierra del agua y del fuego, porque los to- 
rrentes, el hielo y las vegas se estienden allf sobre un lecho volcánico 
y caliente todavia con las emanaciones del Hecla y los geysers. 

El lellonostone National Park que el gobierno de la Union Ame- 
ricana ha tomado bajo su patrocinio para librarlo de la innovasión 
especuladora y conservarlo con sus maravillas intactas como objeto 
de estudio y escuela de observación, ocupa en las Montañas Roca- 
llosas una situación análoga á la de nuestra referencia para los gey- 
sers atacameños. 

EI suelo en ambos casos, como también sucede en Islandia y en 
la Nueva Zelandia es el traquítico, lávico, riolítico, confirmando 
así la circunstancia general de ser ácidas ó siliceas las rocas predo- 
minantes. 

La falta de actual actividad en los volcanes de nuestra altiplanicie 
no es negativa de la intervención de estos en las emanaciones de los 
geysers, mientras no haya razón para dudar de la conservación del 
calor en las lavas interiores de pasadas erupciones, agregándose 
además la circunstancia de que las rocas ácidas, porosas ypenetra- 
das de agua constituyen un buen conductor del calórico. 

En cuanto a reflecciones sobre la teoría de los geysers, nada hay 
que pueda inducir á contrariar ni siquiera á modificar las conclusio- 
nes á que des Choiseaux y Bunsen arribaron despues de las sabias 
experiencias de esos físicos ilustres. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 2J 

El punto de ebulHción del agua, aumentando con la presion, tiene 
que ser mas alto en el fondo de un conducto que en su estremidad 
superíor, principio físico que adquiere mayor evidencia aplicándose 
precisamente á orificios de escapc como los naturales de un geyser, 
estrechos, irregulares y en condiciones de impedir la niveladora cir- 
culación de las capas de desigual temperatura, 

En el caso de las fuentes que hierven con mas ó menos agitación, 
sea que comuniquen á los generadores de las fuerzas volcánicas ó 
que derivan su calor del grado gotérmico solamente, la teorfa no se 
desmiente sino que se adapta á las condiciones especiales de forma 
y configuración que afectan en particular á cada caso. 

Lo dicho ántes acerca de la ninguna ó poca probable conexión 
que algunas aguas termales puedan tener con los volcanes en activi- 
dad, con las fumarolas que les han sucedido ó con los geysers, podrfa 
ser estendido á todas las circunstancias en que se producen aguas 
de cierta temperatura arriba de la ordinaria, al paso que los geysers 
indudablemente obedecencomo en Island a, Norte-Americay Zelan- 
dia, á ciertas líneas de demarcación y á determinados caracteres de 
constitución gelójica. 

En Copacoya y los Hornitos de la Hoyada siguen el curso de 
los surcos mas profundos que se han labrado las aguas ó han resul- 
tado primitivamente de fracturas en el terreno ó súrgjen en contorno 
de un lago subterraneo; el terreno en que abren es de tal naturaleza 
que se presta para ser corroido y disuelto por las aguas calientes; la 
edad geolójica de su formación no debe de ser anterior á las ültimas 
etapas del periodo terciario; sus secreciones silíceo-calcáreas y sus 
afinidades con las fumarolas ó volcanes en actividad; tales son los 
caracteres generales de los geysers sur-americanos que establecen 
un paralelismo casi matemático con sus semejantes de Islandia, Es- 
tados Unidos y Nueva Zelandia. 

De las exploraciones llevadas á cabo y de los estudios que les si- 
guen deben resultar las ilustraciones necesarias á que hemos aludido: 
los dibujos, el mapa, los análisis de las aguas y de los sedimentos 6 
secreciones que depositan, la petrografía del terreno, etc. etc. Ven- 
drán algun día quizá acompañados de una rcvisi^n y corrección de 



Digitized by 



Googlí 



28 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

estos apuntes á que la falta de tan indispensables medios de com- 
probación hace incompletos. 

Por esta razón es preferible ó mejor, es forzoso, dejar para mas 
tarde la consideración de la naturaleza de las rocas en su estricta 
clasiflcasión petrográfica y la composición de los sedimentos que ni 
siquiera podemos tener á la simple vista, contestándonos por ahora 
con los rasgos generales espuestos, Jos que, no obstante su deficien- 
cia, bastan siquiera para establecer las estrechas semejanzas ó mas 
bien identidad entre estos raros y estraños fenómenos de las enerjias 
caloríficas del planeta. 

En la descripción particular de todas nuestras termas y fuentes 
minerales tendremos ocasión de ampliar un poco más algunas otras 
consideraciones, reservando para otra sección de estos trabajos su 
complemento necesario con motivo de los depósitos metalfferos. 

No habría interés en agrupar las aguas minerales segun la clasifi- 
casión topográfica que hemos adoptado para las aguadas comunes; 
tampoco podrfamos clasificarlos en cuanto á su origen por ser tan va- 
gas y someras las apreciaciones que caben á este respecto;ní en cuanto 
á su composición. porque no hemos andado preparados para atender 
debidamente á tan delicada especialidad, habiéndonos sucedido, en 
todos los casos, que el trabajo tomado algunas veces ha sido malo- 
grado casi siempre, por adulterarse las aguas coleccionadas para el 
anáh'sis ó haberse conservado en estado de no inspirar la confianza 
necesaria. 

Podría asegurarse, sin embargo, que la gran mayoría de las aguas 
minerales, frias ó termales, son cloruradas, aunque sin dejar de con- 
tener tambien sulfatos, expecialmente los de sodio y calcio, siendo 
notable en las de geysires la sílice y en las de la altiplanicie el ácido 
bórico. 

Como efectos ó resultados de semejante composición de las aguas 
reinantes en casi toda la estensión de cordilleras, quedan en las ye- 
seras, salares y borateras que cubren el desierto central y las cuen- 
cas de la altiplanicie, en estado fósil ó en el de actual formación aün 
los residuos inagotables de un período de emanaciones líquidas en 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA ÍQ 

escala colosal, disminuida paulatinamente hasta subsistir todavía en 
casos dispersos y en agonizante actividad, los surgideros que desig- 
namos con el nombre genérico de aguas calientes ó minerales, 

En otro órden de actividad más antigua y más poderosa, los efec- 
tos de tales aguas nos han dejado los resultados de la disposición de 
los minerales metálicos en las infinitas y variadas formas de sus 
criaderos, junto con las consecuencias de su acción metamórfica y 
mineralizadora en la estupenda escala geológica que media entre 
períodos que acusan la duración de una eternidad de siglos. 

Catalogar las aguas minerales que subsisten como últimos vesti- 
gios de la época genésica es la obra de un momento, pero entrar en 
la investigación de las causas de su investigación de las causas de 
su producción y de los efectos de su acción sobre los terrenos preexis- 
tentes que inundaron, sería la obra de muchos volúmenes de erudi- 
ción y muchos años de una observación cuyos medios quedarán á 
cargo de las futuras generaciones. 

EI campo de acción en que se han verificado los efectos de la hi- 
drología termal puede considerarse estendido á toda la altiplanicie 
andina sin exceptuar un solo palmo de ella que no haya sufrido más 
ó menos la influencia de las aguas subterráneas. 

Una simple ojeadaal mapa geográfico bastará para abarcarla en 
toda su estensión, comprendida entre ambas cordilleras: desde el 
Nevado de Jotabeche, siguiendo la cordillera Domeyko hasta el 
Químal y su prolongación según la serranía de Barros Arana hasta 
los montes Tatio en su cumbre Chájsar, por el Oeste, y la cordille- 
ra limítrofe argentina desde Monte Pissis hasta el cerro de Granada, 
por el Este. 

Formando un rectángulo con las líneas astronómicas medias po- 
dríase tomar por el Oeste, el meridiano del cerro Bolzon, de la cor- 
dillera Domeyko, en 69.® 06.' 56." O. de Greenwich; por el Este el 
de fueregrandey en 66.° 39.' 44." 56; por el sur el paralelo del Azu- 
fre (Volcan de Copiapó) en latitud de 27.° 19.' 2.'' 50, y por el Nor- 
te el del cerro Tinte en 22.° 45.' 57." 

En lugar correspondiente deestos estudios se hace la descripción 
detallada de esta interesante región del continente sur-americano 
resultando del detalle de sus líneas orográficas que toda su estensión 



Digitized by 



Googlí 



30 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

está dividida en un número de 55 figuras más ó menos irregulares, 
grandes ó pequeftas, cuencas profundas ú hondonadas, mesetas ó 
dorsos aplanados, cuyas áreas, sumadas una a una, forman una su- 
perficie total de 112, 682 kilómetros cuadrados. 

Aun los rios directamente nacidos de aguas meteóricas como el 
de Copiapó, se impregnan en su curso hasta el mar, de una fuerte 
jproporción de sales alcalinas y terreo-alcalinas. 

No obstante, este hecho, debido á una causa local en el trayecto de 
aquel fértil y lozano valle, se produce fuera de los límites de la alti- 
planicie y no es sino accidental. 

La única fuente mineral que hayamos allí encontrado en el curso 
de nuestras esploraciones, consta de tres pequeños surtideros situa- 
dos en la vertiente izquierda de la Quebrada Seca, afluente de la 
del Nevado de Jotabeche, á unos 4 metros de altura sobre el nivel 
del piso, por donde solo corre agua en tiempos de avenidas. El ca- 
rácter de estas pequeftas fuentes debe de ser de una intermitencia 
con mui largos períodos de tiempo entre sus días de actividad, sien- 
do la naturaleza de sus aguas, al parecer, carbonatadas, con induda- 
ble predominio del bicarbonato sódico, 

En su curso desde las alturas de sus nacimientos hácia el valle 
central, los afluentes del rio de Copiapó sufren frecuentes estagna- 
ciones en vegas malsanas y repetidas infiltraciones en el subsuelo 
donde se impregnan fuertemente de sales, especialmente de sulfatos 
de calcio y magnesio y cloruros alcalinos. Su efecto suele muy nocivo 
a personas que no están habituadas á su uso, y su mala calidad, ya 
bastante sensible en la ciudad de Copiapó, aumenta á medida de su 
descenso hácia el mar en cuyo trayecto hay largos trechos de terreno 
cubiertos de sulfatos sódicos y magnesianos. 

Ha sido un problema ofrecido con fuertes primas á la acción in- 
dustrial, para el cual no se ha encontrado mejor solución que la 
destilación por el fuego segiín los procedimientos ordinarios. 

Con motivo de los estudios de agua potable mandados practicar 
en diferentes pueblos de la república por el supremo gobierno, el 
agua de Copiapó ha sido analizada por el señor P. Lemétayer. 

Las muestras han sido tomadas en Pabellón, río arriba de Copia- 
pó, distante unos 40 kilómetros, en un punto á donde, por sus con- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 3I 

diciones, se creía preferible la construcción de filtros para conducir 
el agua por cañerías para el uso de las poblaciones del tránsito á lo 
largo del valle. 

He aquí el análisis: 

Designación de los cuerpos dosiñcados 

Tanto por litro 

Grado hidrotimétrico, total 28.° 10 

Residuo á 1.80° 0-73i gramos. 

Sílice 0.241 II 

Fierro y alumina o.oi 5 n 

Cal 0.063 II 

Magnesia 0.040 ir 

Potasa , . . 0.003 ^ " 

Soda 0.079 II 

Cloro 0.0497 II 

Acido sulfiírico 0.207 n 

Acido nítrico indicios 

Acido fosfórico nada 

Acido carbónico de los carbonatos 0.032 n 

Amoniaco libre indicios n 

Amoniaco albuminoide indicios u 

Oxígeno consumido por la materia orgánica. . . 0.00217 n 
Gases en disolución 32 c. c. 

Acido carbónico 6 c. c. 

Oxígeno 8 c. c. 

Azoe 1 8 c. c. 

Total 32 c. c. 

El señor Lemétayer advierte que el agua para el análisis hubo 
de ser filtrada por tener materias en suspensión que equivalían á 
más del doble de las en disolución. 

También hace mención de la presencia del cobre, pero debemos 
declarar que este metal no ha podido hacerse sensible en el agua 
del rio de Copiapó sino por efecto una causa accidental producida 
por un derrame de los residuos del procedimiento metalúrgico de 



Digitized by 



Googlí 



32 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

amalgamación en que intervienen sales de cobre, que es el de uso 
general en aquel valle. 

Es probable que con motivo de las últimas creces extraordinarias 
de ese río, las aguas salidas de madres han invadido los depósitos de 
relaves que se aglomeran á sus inmediaciones, disolviendo las sales 
cobrizas que los impregnan. 

Hecho punible, que deberia ser reprimido con la mayor severidad, 
en todo caso, no es como se ve, sin efecto de un accidente ó de un 
injustiflcable descuido, y en manera alguna una cuah'dad permanen- 
te del agua de Copiapó. 

Por lo demas, las materias de orígen orgánico, mas eficazmente 
nocivas, como el ácido nítrico y el amoniaco libre y albuminoide, no 
se constatan sino como indicios en aquellas aguas tan cargadas de 
materias minerales. 

El rlo Loa, que Hmita por el estremo dpuesto el territorio del de- 
sierto atacameño, es de un orígen eminentemente termal y mineral, 
á lo ménos por lo que respecto á uno de sus dos gjandes afluentes, 
el Salado. 

En el espacio de una hondonada crateriforme que mide como cua- 
tro kilómetros de diámetro todo el terreno del fondo por donde mar- 
cha el viajero, parece ser una simple cáscara de sedimentos calcar- 
cos ó silíceos que hace el oficio de cubierta ó tapa de una inmensa 
caldera hirvíente, de abismo insondable. 

Gran niímero de columnas de vapor y de agua en ebullicíón con 
el mas alto grado de temperatura que permite la elevación de unos 
3,600 metros sobre el mar, se levantan diversas alturas produciendo 
desde la distancia el efecto de las humaredas de un campamento. 

La agitación de las aguas es violentísima y se escapan producien 
do el ruido característico de las calderas de vapor. 

Su sabor es igual al del agua marina un tanto diluida y su color 
recuerda tambien el aguade mar, reflejándose hermoso verde intenso 
en aquellas bocas anchas y profundas, cuando la tensión ínterior da 
tregua á la agitación y las aguas ofrecen una superficie tranquila. 

Se cuentan facilmente hasta veinte columnas humeantes y bocas 
abiertas en actual actividad, pero una investigación prolija y un le- 
vantamiento topográfico revelerarían un gran número mas, aparte 



Digitized by 



Googlí 



ÉL DESlERtO Y CORt)lLLEkAS 1>K AtACAMA JJ 

de muchos boqueroiies y orificios ya cegados del todo por la acumu- 
lación de los sedimentos. 

En ciertos trechos, parece que la presión interior pugnara con vio- 
lencia por romper la cáscara de la cubierta. viéndose puntos donde la 
fractura de la roca, que no es sino el resultado de las concreciones 
que deposita el líquido mineral, es fresca» desigual y sin las formas 
suaves, redondeadas con que la acción del tiempo reviste la superfi- 
cie esterior que baña constantemente el agua. 

La idea de que tales fracturas recientes pudieran verificarse en el 
momento de pisar el viajero sobre la frágil corteza que cubre un 
abismo hirviente, se infunde pavorosamente en el espíritu, aumenta- 
da la razón de su probabilidad por el sonido hueco, casi metálico que 
á veces resuena bajo el golpe de la uña herrada del caballo sobre las 
duras concreciones. 

Dado el papel que el vapor de agua y los efectos de intermitencia 
que su fuerza elástica hacen en estas fuentes termales, su clasifica- 
ción entra de lleno en la categoría de los geysers, pero sin asumir el 
fenómeno, que se sepa, las proporciones sublimes de grandiosidad 
con que se exhibe el mismo en los característicos ejemplos de Is- 
landia. 

La intermitencia de las explosiones es en algunos de los orificios 
como la acompasada sucesión de las respiraciones del pulmon huma- 
no; en otros, es tumultuosa é irregular, y en algunos la columna de 
vapor se eleva sin intermitencia alguna quizá por períodos de tiem- 
po mas ó menos prolongados. 

L'is dimensiones de la columna h'quida es en algunos de los que 
la proyectan á mayor altura, de unos 30 á 40 centímetros, estando 
en actual tranquilidad los de mayores dimensiones, algunas de las 
cuales tienen hasta 4 y quizá mas metros de diámetro, siendo, al pa- 
recer no mas allá de diez metros hi mayor elevación que alcanzan 
los chorros de vapor sobre el nivel del orificio. 

Sería necesario que la fortuna acompañara al viajero para llegar 
en el momento propicio para la producción del fenómeno en toda su 
magnífica grandiosidad. 

Las concreciones formadas por la secreción de la materia mineral 
en disolución ó en suspensión, se depositan al rededor de las bocas- 



Digitized by 



Googlí 



34 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

de escape mas pequeñas formando como el bordo de un crater ó co- 
rona, mas de forma cilíndrica que cónica y de alturas que nos exce- 
den de dos metros; pero mas generalmente los boquerones carecen 
de esa guarnición, manteniéndose el agua hirviente á su nivel ó re- 
balsándolo sin proyección violenta. 

El carácter dominante es la variedad en el aspecto físico de los 
diversos orificios de escape, manteniéndose, al contrario uniformidad 
en la composición del agua y en el material de las secreciones, la* 
que, por el aspecto, parecen de composición silícco calcáreas, teñi- 
dos esteriormente con los comunes colores abigarrados en que re- 
saltan el verde, el amarillo y el rojo de diversos grados de intensídad. 

De paso quedó ya dicha en otra parte que esta rejión de grande 
actividad hidrotermal está situada al pié de los montes de Tatio, de 
la cordillera real de los Andes, en la prolongación del Licancaur al 
norte por los volcanes en semi actividad que median entre el Putana 
y el de San Pedro, correspondiendo su situación geográfica mas ó 
menos á la intersección de los paralelos de 22^.20' á 22^.26' y meri- 
dianos 67^ 55* á 68° de Greenwich, al sur de la pascana de Co- 
pacoya. 

Esta rejión de los geysers está íntimamente ligada con otra inme- 
diata distante unos pocos kilómetros mas hacia el pié de la cordillera 
donde predominan las fu^ntes termales gaseosas, relacionándose es- 
tas á su vez con una de las rejiones de la cordillera andina á donde 
con mayor energia subsisten aun, en las actuales solfataras y fuma- 
rolas, los restos de la pasada actividad eruptiva de los grandes vol- 
canes. . 

Las fuentes gaseosas se manifiestan mas pronunciadamente segun 
el tipo de las llamadas salsas 6 volcanes de barro. 

En un espacio circular de 10 metros de diámetro, cerrado hacia 
el oeste por un barranco y abierto en el sentido opuesto, hierve un 
charco de agua de intenso color azul como si la saturara el sulfato de 
cobre, sobre un fondo de fango negro y fétido con el olor caracterís- 
tico del hidrógeno sulfurado y con manchas amarillas de azufre pre- 
cipitado al estado nativo. 

Agitan la superficie de este estanque nauseabundo infinitas bur- 
bujas de gas que impregnan el aire ambiente hasta hacerlo imposi- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 35 

ble, y lo pueblan de pequeños penachos blancos los escapes de vapor 
de agua que parecen abrirse paso con dificultad á traves de la masa 
fangosa. 

Por el lado abierto del estanque, en un suelo de limo fino arcillo- 
so, abren concabidades de forma cónica, verdaderos embudos por 
cuyo orificio estrecho, obstruido por un barro rojo, espeso, de arci- 
lla pegajosa, se escapan bajo fuerte presión los gases formando bur- 
bujones enormes que estallan con detonaciones secas y arrojan con- 
tra las paredes y á veces fuera del recipiente, una granizada de la 
materia pastosa, humeante y fétido. 

Las aguas resultantes de estas emanaciones eminentemente mi- 
nerales se reunen en un pequeño arroyo que debe de llevar un con- 
tingente en alto grado pernicioso para la calidad potable de las aguas 
del Salado, ya de suyo inútiles para el mismo fin desde su orígen-en 
los geysers, pero sin duda deben de poseer como aguas de bafto, 
extraordinarias propiedades medicinales. 

Así quedan, en un sólo ejemplo, dentro de un espacio relativa- 
mente reducido y ascesible para ser estudiados en sus interesantes 
detalles, á la vista y en plena actividad, los fenómenos exteriores de 
toda la serie de evoluciones internas que sufre el agua en sus pere- 
grinaciones subterraneas bajo la poderosa acción del calor central. 

Vapor de agua y ácidos sulfurosos en los cráteres de las altas 
cumbres; vapor de agua y gases sulfhídricos en las salsas y volcanes 
de barro en la región intermedia, como transición á las simples aguas 
termales y alcalinas de los geysers del fondo, y por último los restos 
remotamente pasados, se puede agregar, de la acción siempre pode- 
rosa en la historia de las formaciones geologicas, ejercida por el ca- 
lor como ajente primitivo y transmitida por el agua, como medio 
eminentemente mineralizador en la formación de los filones metá- 
licos y criaderos minerales que yacen mas abajo aun, donde todo ves- 
tigio de influencia hidrotermal ha desaparecido por completo. 

Por desgracia, las contrariedades sufridas en viajes de exploración 
emprendidos sin comodidades y sin los recursos necesarios, hicieron 
malograrse los más útiles frulos de aquella excursión destruyéndose 
en el camino de nuevos parages de la cordillera, las interesantes vis- 



Digitized by 



Googlí 



36 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

tas fotográficas y las muestras de aguas y barros destinados al aná- 
üsis químico. 

Sólo podemos ofrecer los resultados de análisis de las aguas del 
Loa, formado por la confluencia, cerca de Chiuchiu, del referido 
Salado con las aguas puras que bajan por el otro brazo, apenas igual, 
sino inferior en caudal, á aquel. 

Segun el análisis de un autorizado químíco de Lóndres una mues- 
tra de agua estraída frente al Toco, contiene, aparte de un poco de 
materia orgánica, 0.367 por ciento de materia mineral, equivalente 
á 256.7 gramos por galón inglés. 

Cloruros alcalinos 2869 

Cloruro de magnesio 299 

Cloruro de calcio 400 

Sulfato de calcio 28 

Sílice y óxido de hierro 74 

Acido carbónico indicios 

3670 

Esta porción de materia mineral es como 8 á 10 veces á lo menos 
de la contenida en el agua ordinaria de los rios de agua dulce, y 
comparada con la del agua de mar es como si á esta se le agregara 
10 veces su volümen de agua dulce. 

Segun otro análisis hecho en París, se encontró la materia mineral 
en proporción de 3.901 gramos por litros del agua natural, y su 
composición, como sigue: 

Cloruro de sodio 228.3 

Cloruro de potasa 22. 

Clóruro de magnesio ....!.... 29.6 

Cloruro de calcio 12. 

Carbonato de magnesio 4.5 

Sílice y óxido de hierro 16. 

Nitrato y yoduro de sodio indicios 

Si se dispusiera de análisis más completos verificados sobre aguás 
tomadas en los puntos convenientes para Ilegar á resultados que 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 37 

ílustren acerca de la composición de las aguas subterráneas en el 
nlomento y en el local mismo de su surgimiento, se descubriria in- 
dudablemente que las aguas de nuestros geysers y aguas termales 
de las cordilleras de Atacama, contienen igual número y variedad 
las sustancias minerales que el bien aplicado análisis químico ha 
demostrado en las de igual origcn en Yellow Stone Park. 

Dadas las semejanzas de composición geológica, las análogas 
circunstancias, físicas i la identidad en la fisiografía de las localida- 
des, de aquellas regiones con las nuestras, es indudable que el 
cuadro de composición química de las aguas termales se enriquece- 
ría con la presencia del boro, en estado de borato de cal ó de sodio, 
ó de simple ácido bórico; con yoduros y bromuros. con litio, etc, 
y quiza tambien con la del oro en p irtículas invisibles, pero consta- 
table en proporción sensible al simple ensaye industrial en algunas 
rocas volcánicas que han estado en relación con aguas termales, 
como en las obsidianas y riolitas de que constan los alrededores del 
cerro mineral aurífero del Guanaco. 

Este heeho, que será esplicado con más desarrollo en otro lugar, 
es una comprobación interesantísima que viene en corroboración 
de otros casos en que se ha const^tado la presencia del oro en las 
aguas termales, como en Carlsbad, y después por los geólogos nor- 
te-americanos en el gran geysers de Yellow Stone. 

Comparando entre sí los dos análisis del agua, aunque con dife- 
rencias notables en la proporción de ciertos elementos, lo que pue- 
de atribuirse á los distintos locales y en época en que las muestras 
habrán sido tomadas, se comprueban en cuanto á establecer la na- 
turaleza de su composición clorurada. 

En efecto, del primer análisís resulta que el cloro existe en pro- 
porción de más de un cincueñta por cíento en el residuo mineral, 
correspondiendo un exceso ál sodio y una fuerte proporción al mag- 
nesio, distribuyéndose el resto entre el calcio y el potacio. 

En la sílice, llama la atención que su dósis sea tan pequeña en el 
análisis de Lóndres y tan relatívamente considerable la que arroja la 
de París, dando por probable que el óxido de hierro, dosado con- 
juntamente, corresponderá una pequeña proporción del total. 

Pero más extraño es aun el considerar que el agua de Copiapó 



Digitized by 



Googlí 



38 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

la contenga en tan enorme próporción como la de mas de un treinta 
por ciento del residuo, en estado libre, porque segun la proporción 
de las bases y del cloro y el ácido sulfúrico, no queda al estado de 
combinación admisible para el ácido sílicico. 

Se encuentra más digna de atención todavía esta circunstancia, 
considerando que en sus nacimientos, así como en todo el curso de 
su trayecto, no intervienen en el valle de Copiapó, hechos de natu- 
raleza geológica, ni de orígen subterráneo visible, así de composi- 
ción mineralógica conocida, que puedan contribuir con tan fuerte 
cantidad de sílice á la mala calidad de las aguas de ese río. 

Mayor perplejidad resulta todavía ante la composición que para 
las mismas aguas del río de Copiapó dan los dos análisis practicados 
por el Ingeniero don Víctor Klein, encargado por la sección de hi- 
dráulica de la Dirección de Obras Públicas del estudio de un pro- 
yecto de agua potable para la ciudad de Copiapó, si se les compara 
con el del señor Lemetayer, que dejamos antes expuesto. 

Este último se refiere al agua de Pabellon, población del valle 
situada á 40 kms. río arriba. hacia donde se ha supuesto siempre 
que la calidad de las aguas era mucho mejor. 

De allí se surten muchas familias y también la Empresa del Fe- 
rrocarril para el uso de las locomotoras. 

El señor Klein, para mayor precaución, ha tomado personalmente 
la muestra para el análisis del punto denominado Potrero Seco, arri- 
ba del establecimiento de amalgamación que lleva el mismo nombre. 

Materias en suspensión en un litro de agua: 1.580 gramos. 

Residuo de un litro 0.688 

CaO. SO» o. 193 

A1203. SO» 0.066 

MgO. S03 0.064 

KaO. S03 0.053 

NaO. S03 0.278 

Na Cl 0,034 

F^. O^ indicíos. 

Comparando algunos elementos, resulta según este análísis una 
proporción de ácido sulfúrico de 0.3657 en 0.688 de residuo, contra 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 39 

0.207 que obtiene el señor Lemetayer en 0.731 de residuo; la soda 
figura con la proporción de 0.1348 en el primero contra 0.079 en el 
segundo; el cloro en 0.0206 contra 0.0497, y finalmente el señor 
Klein no constata sílice, al paso que el señor Lametayer determi- 
na ese cuerpo en la proporcion ya dicha de 0.241. 

El otro análisis, es tomado en el Pretil, lugar de recreo inmedia- 
to á la ciudad de Copiapó, donde mediante un tranque se represan 
las aguas y se destinan, previamente filtradas á las cañerías del uso 
público. Hé aquí el análisis: 

Materias en suspensión en litro de agua: 2820 gramos. 

Residuo de un litro 0.777 

CaO. SO» 0.255 

Al^O». SO» 0.066 

MgO. SO» 0.066 

KaO. SO» 0.057 

NaO. SO» 0.289 

Na Cl 0.044 

F^ O^ indicios 

Con mayor preparación y estudio de estas importantes materias, 
nos reservaremos para insistir en ellas más adelante. 

A continuación del catálogo general de las aguadas, con que com- 
pletamos las anteriores generalidades hidrológicas, se inserta tam- 
bién el de las Aguas Calientes ó termas de la altiplanicie. Ocasión 
propicia será también para volver a ellas, cuando llegue su turno á la 
trascendental cuestión de los depósitos minerales. 



S— CATÁLOGO DE LAS AGUADAS 



I.— Aguadas de la costa 

I. — El Loa, cuyo caudal es dé curso continuo hasta su desembo- 
cadura, donde se arroja en el mar con un volúmen de más ó menos 
1.60 á 2 m^ de sección por una velocidad de 60 metros por minuto, es 



Digitized by 



Googlí 



40 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

un valiosísímo recurso que en el estéril desierto no ha sido aün 
aprovechado como motor para la industria n¡ como medio de cultivo 
de las tierras en el grado que lo permitiría lo salobre de sus aguas. 

La calidad de estas no es tan mala que no puedan ser bebidas por 
el hombre, por ser gruesas y desagradables para el paladar no 
acostumbrado á ellas. 

Para los ganados caballar, vacuno ó lanar no tienen inconveníen- 
tes ni propiedadés nocivas 

El punto de la desembocadura corresponde al paralelo de 21.*^ 
25.' 30", siendo Punta Chilena el punto más caliente de la costa 
inmediata, distante Syí kilómetros al sur de la boca del río. 

En la ribera misma del mar, el río atraviesa subterráneamente el 
bordo de arena y aluvión para reaparecer por infiltración en el seno 
de las aguas marinas. 

Juncales, chépica y otras yerbas ofrecen alimento constante á los 
animales. 

2. — AgiMcla de Mamillay por los 21.Q 58' en la quebrada del mis- 
mo nombre, unos 9 kilómetros al sur de punta Páquica; abundante 
fuente de agua dulce á cuya influencia crecen algarrobos y arbustos. 
Esdegrande utilidad para los mineros de todas esas inmediaciones. 

3. — En las inmediaciones del puerto de Tocopilla, hoy importante 
población, no hay aguadas naturales; sale en abundancia de las mi- 
nas, á cierta profundidad, pero solo útil para operaciones metalúr- 
gicas. 

4. — Agua Dulce, de buena clase, como su nombre lo indica; es la 
aguada de donde se sürten los importantes distritos mineros que 
que principian á formarse en las inmediaciones del sur de Tocopilla. 
Es de las aguadas que sürgen por sifones naturales á la orilla del 
mar, pudiendo ser inundadas por sus olas en casos escepcionales. 

5. — Agua de Alala. En la caleta de este nombre, como á 4 kiló- 
metros al sur de Agua Dulce, los pozos comunes que se abren en 
la playa. alcanzan una capa de agua de no mala calidad, y muy bue- 
nas hacia las faldas del cerro. 

6. — Aguada de la Higuera. En una quebrada de este nombre, 
vierte agua excelente en lo escarpado de la montaña así como se 
encuentra también en pozos comunes hacia su desembocadura en el 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIRRTO Y CORDILLERAS DR ATACAMA 4I 

mar, al norte de la punta llamada de Bandurrias y por caleta Co- 
paca. 

7. — Qiiebrada de las Cañas, que desemboca en las inmediaciones 
de Cobija, contiene una aguada natural en lo escabroso de la serra- 
nía, muy bien situada para algunos mineros de aquel puerto. 

S. — Agua del Algarrobo. — Se extrae de pozos comunes en la 
playa, salobre; dista algunas cuadras de Cobija, al sur. 

9. — Agua del Chungungo. — Buenas aguas que vierten de las rocas 
escabrosas de la costa. 

10. — Quebrada de Tames. — Vierte en esta quebrada, ajgunos ki- 
lómetros adentro de la caleta del mismo nombre, agua abundante 
que es el recurso de los pobladores de algunos importantes lugares 
de minas en esa desamparada región. 

1 1. — Agua del Leoncito, — Á unos 6 kilómetros distante de la ca- 
leta de Gualaguala, al oriente, existe una buena vertiente en la que- 
brada del Leoncito. También en Gualaguala, como es tan comiín en 
toda la costa, los pozos comunes alcanzan agua regularmente po- 
table. 

12. — Agua de los Hornos. — Servia al antiguo establecimiento de 
fundición que sostenían las importantes minas de Chacaya, Panizos 
Blancos y otros. 

13. — Agua de Chacaya, — Por el paralelo de 23° á inmediciones 
de la caleta de este nombre, los mineros cuentan con otra aguada, 
además de otras que en ciertas épocas prestan también sus servicios. 
El lugar tiene también rccursos de leña abundante y algün pasto. 

14. — Aguada Moreno, situada en el estribo SO. del notable Mo- 
rro Moreno y con facilidad para atracar embarcaciones menores en 
la ínmediación de la boca de una caverna de donde mana el agua. 
Esta es de buena calidad y corre constantemente. 

15. — Aguadu de Caleía Chimbay situada al norte de Antofagasta; 
en el mismo desembarcadero hay agua de pozos comunes que ape- 
nas sirve para los animales; en la quebrada adentro, á unos 3 kiló- 
metros del mar hay vertiente natural, también de agua salobre. 

16. — Agua de la Negra, situada en la Quebrada de Mateo, en la 
línea del ferrocarril de Antofagasta al Salardel Cármen, por el kiló- 
metro niím. 16. Es abundante pero salada y de mala calidad; corre 



Digitized by 



Googlí 



42 REVISTA DE LA DIRECC^ÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

por el cauce de la quebrada y da lugar á pantanos donde se desarro- 
lla vegetacion de brea y tolas. 

17. — Agua Dtílce, situada en la caleta del mismo nombre, un 
poco al norte de la de El Cobre, y á las 24° 8' de lat. y 70° 32' de 
longitud O. de Greenwich; es de buena calidad. 

18. — Aguade Botija\ son dos aguadas, como á 45 kilómetros al 
sur de El Cobre y próximas á la costa; pueden ser fácilmente inun- 
dadas por las aguas del mar, de aquí que son algo saladas. 

19. — Agua de adentro\ como á 9 kilómetros al sur de las anterio- 
res yá 2^ kilómetros de la costa, hacia adentro, por la quebrada 
del mismo nombre; es de vertiente, algo escasa y de muy buena 
calidad. 

20. — Agua Colapiy situada un poco al sur de Botija, en la costa: 
regular calidad. 

21. — Agua de Miguel Diaz\ g \á\6m^tros al sur de Botija, algo 
salada. 

22,-^Aguade Izcuña, en la quebrada del mismo nombre y á 3 
kilómetros al interior; es de regular calidad 

23. — Agua del Buitre, situada un poco al sur de la anterior. 

24. — Agua La Colorada, situada un poco al sur de la del Buitre. 

25. — Agua La Follanca, situada un poco al sur de La Colorada, 
y casi en el quebradero de las olas del mar y á 2 2 kilómetros al sur 
de Miguel Diaz. 

26. — Agua Punta de Plata, ün poco al norte de la quebrada del 
mismo nombre y algo retirada de la costa. 

27. — Agua del Cardón quemado, situada frente á Punta de Plata. 

28. — Agua del Panuly muy próxima y al sur de la anterior 

29. — Agua del Trapiche, al sur de la del Panul. 

30. — Agua del PanulcillOy al sur de la del Trapiche. 

31. — Agua del Médano, al sur de la del Panulcillo. 

32. — Agua de las Cañas, como á seis leguas al sur de Punta de 
Plata; es de regular calidad. 

Z^. — Agua Morados, al SE. de la anterior. 

34. — Agua del Rincón, al sur de Las Cañas, y arriba, en los des- 
peñaderos, vierte el agua esquisita de Leoncito, morada de changos. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 43 

35. — Agiia de la Capilla, un poco al norte de Paposo; de pique, 
abundante y buena. 

36. — Aguadas de Paposo. — En las ¡nmediaciones del puerto de 
este nombre, aguas esquisitas súrgen de las faldas de la alta monta- 
ña en forma de arroyuelos. En las alturas de la quebradas que va á 
las minas de la Abundancía se cultiva alguna hortaliza y árboles fru- 
sales. La vejetación natural es relativamente exhuberante en este 
tramo de la árida costa atacameña. 

37. — Agua de Matancillas: poco al sur de Paposo en la quebrada 
del mismo nombre, vierte también agua dulce abundante. 

38. — Estancia Vieja; entre Paposo y caleta Cascabeles, se culti- 
van árboles que se conocen con aquel nombre, alcanzando la vejeta- 
ción para la crianza de ovejas y mantenimiento de muchos animales. 

39. — Aguada de Gw¿r¿í¿^/w quebrada adentro de esta caleta inme 
diata á Taltal y por donde se hace embarque de salitres procedentes 
del interior, abunda el aguá y existen vegas de cierta importancia. 

40. — Agzm de Perales, — Los faldeos del cerro así llamado, que se 
levanta hasta la altura de looo metros al NE. del pueBlo de Taltal, 
dan lugar á numerosas y abundantes aguadas y veguitas conocidas 
co el nombre de Perales, Peralito, Agua de Ramón y otras. 

41. — Agu% de la Brea; tierras húmedas y vegosas dentro de la 
quebrada de Taltal. donde abunda la brea que da su nombre á esa 
agua y estación de ferrocarril. 

42. — La Chépica; en una ramificación de la misma quebrada é 
inmediata á la brea: aguada abundante. 

43. — Agua Escondida; detrás de Taltal, al sur, quebrada de los 
Changos, á 8 kilómetrbs del mar. 

44. — As;ua de las Tórtolas; detrás de la Punta San Pedro, á 3 
kilómetros de la costa; escasa y de regular clase. 

45. — Aguada del Leoncito, entrando hasta los nacimientos de la 
quebrada de este nombre que desemboca en la caleta de Ballenita, 
á 8 kilómetros adentro; buena agua y abundante leña de donde se 
proveen los mineros de Cifunchos. 

46. — Aguada de Tigrillo; inmediatamente al norte de la caleta de 
Guanillos, después llamada puerto Esmeralda. donde desemboca al 
mar una quebrada que baja del cerro Esmerakli ó Vaca Muerta hay 



Digitized by 



Googlí 



44 REVISTA DK LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBUCAS 

infiltraciones de agua dulce en la oriUa de la playa, invadiéndola á 
veces las olas. 

47. — Agiiada de Guanillos; á 3 kilómetros de la caleta ó puerto 
Esmeralda, por el camino que va á las minas de Esmeralda, hay 
abundante agua en las quebradas. 

48.— Z¿í Cackina: casi contigua á caleta Esmeralda, está del Salto, 
al sur, y quebrada adentro están las abundantes vegas saladas de la 
Cachina, pero se encuentra también agua dulce rompiendo á hondu- 
ra de 2 á 4 metros una costra de tosca. En las vegas se alimenta 
algün ganado lanar. 

49. — l e^as de Quinchihue; á 16 kilómetros del puerto de Pan de 
Azúcar están las vegas de este nombre y más adentro las de Carriza- 
lillo ó Las Bombas donde la abundancia del agua ha dado lugar ála 
fundación de un importante establecimiento metalürgico de recon- 
centración. 

50. — La Chilca: aguada vecina a Quinchihue. 

51. — Chañatal de las Animas; quebrada adentro de este puerto 
están las aguás del Salado, inservibles para la bebida, pero el agua 
de pozos comunes es buena en algunos puntos como en los piques, 
hácia la Florida. 

52. — ^^//¿jf ^<?/ 7Í7W de calidad un poco salobre, unos 4 kilóme- 
tros sierra adentro de la caleta Barquito, inmediata al puerto de 
Chañaral. 

53. — La Chañarala; entre punta Infieles y Caleta Barquito, entra 
la quebrada de este nombre que contiene agua potable que la sumi- 
nistraba á los moradores de Chañaral antes del establecimiento de 
las máquinas de destilación. Hay vegas y breá. 

54. — Pozo de Piñico: quebrada adentro de Las Ánimas, con bue- 
na agua de pozo común. 

55. — Flainenco: en las playas de este puerto, los pozos comunes 
dan en agua salobre, potable para los animales, pero quebrada aden- 
tro hay buenas aguadas. 

56. — Vega Salada: á 14 kilómetros á dentro del puerto de Fla- 
menco, corren las abundantes vegas de este nombre y un |>oco más 
adentro La Brea. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 45 

57. — Agiia de Cabeza de Vaca; en las caídas del portezuelo por 
donde se viaja de Caldera al Morado y la estancia del Potrero, del 
lado norte del cordón Cabeza de Vaca, hay aguas cristalinas y esqui- 
sitas que vierten de rocas graníticas. 

58. — Vegas del Potrero; en la quebrada de ese nombre cuya en- 
trada abre frente al puerto del Obispo, hay aguas y pastos abundantes 

59. — Salto del Agua; en las subidas del portezuelo de Cabeza de 
Vaca hay vertientes muy hermosas de agua excelente, arbustos y 
leña abundante. 

60. — Ramadas; en la quebrada que baja al mar entre punta Cabe- 
za de Vaca y Caldera, el agua es abundante y corre á veces como 
un arroyuelo. Su uso fué concesión hecha á don Diego dc Almeida 
quien la destinaba para el consumo de la población de Caldera. 

61. — Piqties de Caldera en las inmediaciones de este puerto, el 
agua de los pozos comunes es potable para los animales y sirve para 
usos de cocina. 

62. — Piques del Algarrobo, — En las faldas de este cerro impor- 
tante por sus ricas minas de cobre, los mineros han abierto catas 
que dan, en las quebradas, agua de buena calidad para la bebida. 

63. — Agua de Chorrillos. — Mana en pintoresca cascadita en las 
birrancas que bordean la costa al sur del Morro de Copiapó, agua 
abundante i potable donde abrevan fos ganados de los pastores que 
en las llanuras de Caldera aprovechan de los bienes de la florida pri- 
mavera que las hermosea todos los años. 

64. — Río de Copiapó, — Vegas abundantes y buenas aguas correh 
en todo tiempo por la desembocadura del valle de Copiapó llegando 
á veces á echarse los sobrantes en el mar. 

65. — BahíaSalada. — Aguadas de playas hay en algunas partes 
de esta estensa bahía, pero casi todas cegadas ó borradas por el 
abandono. 

66. — Aguada de Gertrudís. — En los faldos del cordón que va de 
Punta Pajonales al Veladero; en caídas á las llanuras de Bahía Sa- 
lada, existe esta vertiente de buena agua, muy ütil para favorecer la 
travesia medanosa del Totoral al río de Copiapó. 

67. — Totoral Bajo. — En la caleta de este nombre desemboca la 
qenbrada de Totoral que recoge las infiltraciones de una hoya esten- 



Digitized by 



Googlí 



^ 



46 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

sa que baja desde las cordüleras andinas. Se forman estensas vegas 
en su cauce hasta el pequeño pueblo de Totoral y sus aguas sobran- 
tes se detienen á la orilla del mar formando lagunillas y pantanos 
que van á desaguar probablemente en el fondo del océano. 

68. — A^ua de los Burros. — Sitnada en la quebrada de los Burros, 
no muy buena, presta servicios á las minas que median entre Totoral 
y Carrizal Bajo. 

69. — Carrizal Bajo. — En este puerto desaguan las abundantes 
vegas de Chañarcitos y Canto del Agua que favorece y facilitan las 
industrias mineras de esas importantes localidades. 

2.— Ag^uadas del Desíerto Central 

I. — Al occidente del Loa, en la región que seextiende desde Cha- 
cance á Quillagua siguiendo la márgen izquierda del rio hasta las 
cumbres del cordón marítimo de la costa, comprendiendo las plani- 
cies salitrosa del Toco y Colupo, el agua se alcanzaría con seguridad 
por pozos comunes á hondura:> diversas, probablemente salada ó sa- 
lobre, buenas solamente para las operaciones industriales como el 
beneficio de los caliches, etc. 

La vecindad del rio no lo ha hecho necesario. 

En la árida travesía de Chacance á Cobija no hay agua y no se 
ha buscado tampoco. 

2. — Lo mismo tiene lugar hácia el sur entre Chacance y Calama 
hasta dar con la vaguada del Salar del Cármen en Limón Verde y 
Sierra Gorda, donde, con motivo del descubrimiento de Caracoles se 
abrió el Pozo de la Vtcto7 ia, que dió agua abundante pero salobre 
á los 45 metros de profundidad. 

Dista este pozo 1 3 kilómetros al oriente de Sierra Gorda y su si- 
tuación corresponde á infiltraciones que bajan del cerro de Limón 
Verde. 

3. — En el mismo cauce ó vaguada que sigue la línea del ferroca- 
rril desde Sierra Gorda, así como más abajo en Pampa Alta, Salinas 
y todo su curso hasta el mar, el agua salobre se encuentra á diver- 
sas profundidades y donde quiera, sirviendo para la industria y adap- 
tándola para la bebida por medio de la destilación ó de la evapora- 
ción solar. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 47 

4. — Ag^ua de los Raiones. — En la falda SE. del cerro de Limón 
Verde, camino de Caracoles á Calama. Se conoce también con el 
nombre de Aguadas Saladas, en razón de su mala calidad que sólo 
las hace utilizables para los animales. 

5. — Aguadas de Caracoles. — En las minas Descubridoras y otras 
de este distrito de minas, filtra agua en abundancia a profundidad 
considerable, no de buena clase pero que presta grandes servicios 
para las operaciones metalürjicas. Un juego de bombas y una cañe- 
ría la llevan hasta la mina «Deseada» donde se benefician minerales 
por el sistema de amalgamación. Así mismo en la Isla, la mina 
«Exilda» suministra agua para otro establecimiento metalúrgico. 

6. — Manantiales de Aguas Blancas. — En el largo y árido trecho 
de desierto que corre por el valle central desde la vaguada de Salinas 
al norte hasta la de Taltal al sur y como en la medianía de esta 
estensión, existen varios pozos naturales de excelente agua dulce. 

Yace el agua tranquila, fresca y trasparente al nivel de la boca de 
los'pozos cuyo diámetro varía desdeo.40 centímetros hasta i metro, 
por una profnndidad insondable uno de ellos perteneciendo á la clase 
de manantiales ó fuentes llamadas behurs en los desiertos africanos. 

No se ha conocido disminución en el nivel del agua durante el uso 
que de ella se ha hecho, pero á pesar de esto, las especulaciones en 
salitres no han tenido allí considerable desarrollo por incertidumbre 
respecto del orígen de esas aguas y la dificultad de averiguar si esos 
pozos tan providencialmente colocados allí serían inagotables some- 
tiéndolos á una estracción contínua por medio bombas. 

Es probable esto ültimo porque á cierta profundidad, en las inme- 
diaciones, se encuentra una abundante capa de agua de la misma na- 
turaleza. 

7. — Pique Barazarte; al SO. de los anteriores pozos naturales de 
Aguas Blancas, un pique de noria perforado en propiedad salitrera 
del mismo distrito, aunque en vaguada de otro orígen, ha dado á los 
14 metros de hondura en agua excelente y abundantísima. 

Parece que esta agua no correspondiera en su curso subterráneo 
á los surcos esteriores de las aguas aluviales sino á otro orígen que 
se relaciona con los behurs de Aguas Blancas. 



Digitized by 



Googlí 



48 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS Pi5bL1CAS 

/ 

Siguiendo esta misma vaguada hácia abajo, en su curso al mar 
por la quebrada de la Negra hasta Antofagasta, los piques perfora- 
dos no han alcanzado aquí ó la han alcanzado salada, no potable. 

Así, en la confluencia de la vaguada anterior que tiene su remoto 
orígen en las Serranías de Cachinal, Profeta, Providencia, etc, con 
la que baja directamente de Aguas Blancas, el llamado pique More- 
no ó Pique Seco no ha alcanzado agua á los 5O metros, pero más 
abajo, siguiendo ambas quebradas reunidas hacia la Negra, como á 
2 kilómctros al S. de esta aguada, se ha dado en agua salobre por 
medio de un pique de 40 n^etros de profundidad, llamado el Pique 
Salado, 

8. — Aguas de Cachinal de la Sierra, — En este distrito minero que 
mantiene una población activa y numerosa, luego después de forma- 
da la sociedad anónima que lleva el título «Arturo Prat,» fué nece- 
sario apelar á las'aguadas inmediatas de cordillera y conducir el agua 
al pueblo y á las minas por medio de costosas cañerías que se estien- 
den hasta 40 kilómetros de largo. Pero posteriormente, la mína 
«Arturo Prat» dió en profundidad agua potable y en abundancia 
para lo doméstico como también para las operaciones industriales 
haciendo innecesaria el agua de las cañerfas. 

9. — En la continuación del desierto central hasta Taltal el agua 
vuelve á encontrarse buena y abundante en los cauces que corren de 
oriente á poniente naciendo en los cordones longitudinales de muy 
mediana importancia por su altura y estensión que corren por esos 
merídianos y que desaguan en el mar por medio de la quebrada de 
Santa Luisa y Escaleras á la caleta de Cascabeles. 

Esta feliz circunstancia ha permitido el fácil y gran desarrollo de 
his esplotaciones salitreras en esa región, resultando agua potable y 
abundante en cuantos piques han sido perforados, como el llamado 
Piqtie 8. 

Además, vegas naturales en Perrito Mtierto y Escaleritas, favore- 
cen con agua abundante á aquellas localidades. 

10. — Entrando á la vaguada de Taltal que recoge el grañ sistema 

hidrográfico que baja directamente de los flancos de la Cordillera 

' Domeyko desde el macizo de los Sapos hasta el del Chaco, el agua 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 49 

surge en cuanto pozo ha sido perforado, favoreciendo también esta 
circunstancía, el desarrollo de la industria salitrera. 

Así las oficinas «Lautaro,» «Catalina del Norte,» «Los Amigos,» 
«Germania,» «Catalina del Sur,» etc, etc, todas hacen su conside- 
rable consumo de agua estrayéndola de sendos piques que la dan 
abundante y buena. 

II. — €Agua del Milagrol^, — Manantial con vegassituado á inme- 
diaciones de la estación de Refresco, al NO. 

12. — La Verde, — Vegas abundantes en la estación del mismo 
nombre. 

13. — La Aguada; con este nombre son conocidos los abundantes 
manantiales que dieron lugar á la fundación del importante estable- 
cimiento metalürgico llamado Máquina Beneficiadora de la Aguada 
de Cachinal y que posteriormente fué asiento de numerpsa población 
con motivo de la bonanza de las minas de oro del Guanaco. 

14. — Agua Escondida 6 de las Pailas; al pié sur del cerro de las 
Pailas, en situación opuesta respecto de esta montaña, de la Aguada. 
Es agua de vertiente, buena, sin vega. 

1 5. — Vegas del Chaco; aun cuando tienen su orígen en las cordille- 
ras, las catalogamos aquí porque su estensión hácia abajo alcanza á 
favorecer á los viajeros del desierto central. 

16. — Vegas de Incaguasi; ^xi el mismo caso de las anteriores, sirven 
de recurso en la travesía por el costado oriental del desierto entre el 
Juncal y Chaco. 

17. — Aguada de Mantos Blancos; en el camino de Taltal á Esme- 
ralda se encuentra frente al cerro de Cifunchos agua buena á dos ó 
tres metros de hondura. 

18. — Pique de Hidalgo; en la posada del mismo nombre, cerca de 
Cifunchos, buena agua de Pique. . 

19. — Agua de la Isla; en el camino de Taltal á Esmeralda por la 
travesía del cerro del Difunto á 2 kilómetros al sur del cerrito de «La 
Isla,» hay aguada regular de que hacen uso sólo los mineros de esas 
inmediaciones. 

20. — Refresco Seco. — En el camino que conduce á las minas y es- 
tablecimiento metalürgico del Juncal y la Esploradora, comunicando 
estos importantes centros mineros con el ferrocarril y puerto de Tal- 



Digitized by 



Googlí 



50 REVISTA DE LA. DIRECClÓN DE OBRAS PUBLICAS 

tal, en el centro de la travesía sin agua que media entre el pique de 
la Catalina del Sur y las vegas del Juncal, se ha procurado perforar 
un pozo que se hace allí de gran necesidad. Solo en proyecto lo ci- 
tamos para Ilamar la atención y apresurar su realidad, siendo incues- 
tionable que el agua surgirá allí á más ó menos hondura. 

2 1. — Vegas del JiincaL — Tributarías de la quebrada que desem- 
boca en el puerto de Pan de Azucar, sus manantiales se reproducen 
en su curso hasta cerca del mar donde ya lo hemos citado. Las le- 
ñas abundan en toda esta región. 

2 2. — Agua de la Pólvora; utih'sima para los cateadores de esa re- 
gión vecina al Juncal, está en la quebrada del Juncal, hacia abajo 
del agua del mismo nombre y al pié sur del cerro de la Pólvora. 

23. — La Brea; aguada y vegas en la misma quebrada del Juncal, 
Sirve para las minas ^^Altamira,» «Cinco de Marzo,» «Colmo» y 
otras. 

24. — Las Bombas; desde la anterior aguada de la Brea sigue el 
largo trayecto seco de la quebrada de Pan de Azúcar hasta el esta- 
blecimiento de concentración de metales situado en las abundantes 
vegas de aquel nombre. 

25. — Piquede Aguas Dulces; en la travesía de Bombas y Carrí- 
zalillo al puerto de Chañaral, como también de los distritos de Cerro 
Negro y la Florida al mismo puerto, en el fondo de la quebrada que 
baja á desembocar en la del Salado, se ha encontrado á los pocos 
metros de hondura agua potable que ofrece el dnico recurso aprove- 
chable y salvador en esa región poblada de importantes minas. 

26. — Agua de la Cruz; en el cauce de la gran quebrada que baja 
de la estancia de cordillera Ilamada La Encantada, estando estas 
vegas en situación muy favorable para el desarrollo de numerosas 
minas y para los viajeros que se internan en las cordilleras en direc- 
ción á Bolivia y República Argentina. Son muy abundantes las ve- 
gas en buena agua, con pastos y leñas. 

27. — Agua del Carrizo; mas abajo de la Cruz, en el mismo cauce, 
y último surgimiento de agua en esa profunda quebrada que mas 
abajo se reune á la del Juncal. EI camino del Inca cruza por esta 
pequeña vega. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA ¡l 

28. — ye^'os de Doña Inés Chica; en una profunda y abrupta que- 
brada como las anteriores, corren las abundantes y pastosas vegas 
que bajan de las faldas del esbelto cono de Doña Ines ysus inme- 
diacíones; agaa esquisita y abundantes pastos. 

29. — Agua del Indio Mnerto; en la falda oriental del cerro de 
este nombre, sin pasto n¡ leña, existe el manantial de este nombre 
muy util por su situación y buena calidád del agua, 

30. — Agua Amar^a; al sur de la anterior, en un pequeño afluente 
de la quebrada del Salado; corre agua inútil para la bebida en medio 
de alguna vegetación. 

31. — Agtia de Castillo; más al sur de Agua Amarga y en el mis- 
mo camino; hay leña y algo de vega, pero el agua es sólo regular. 

32. — Agua de San Juan; de buena clase, quebrada adentro del 
camino al E. del Panul. 

33. — Agua del Panul; en las márgen derecha del Salado, cerca 
del andarivel en el camino de Chañaral á Pedernales: muy buena 
agua, leña abundante pero no hay pasto. 

34. — El Salado; las aguas que corren á trechos por el cauce de 
esta profunda quebrada del desierto son siempre inútiles para la be- 
bida por estar saturadas de la sal que en grandes bancos abunda en 
su trayecto. 

35. — Agua de Ramirez; en el centro, á media falda de la sierra de 
Caballo Muerto, se encuentra agua que vierte de entre las rocas, 
muy buena, habiendo otra aguada más hácia la cumbre, inmediata al 
lindero que señala el punto culminante de la sierra. 

36. — Pueblo Hundido; vertientes famosas por su abundancia y 
buena calidad, y por los importantes servicios que han prestado á los 
viajeros y exploradores del Desierto. Sirven para los usos de un 
establecimiento metalúrgico por fundición y alcanza para cultivar un 
pequeño huerto y árboles frutales. 

37. — Agua de la Piedra; en los faldeos del gran macizo de Vicu- 
fta hay varias aguadas, una con ese nombre que ha prestado sus úti- 
les servicios á las minas de plata y plomo trabajadas en sus inmedia- 
ciones. 

38. — Agua de Vicuña; más adentro de la montaña, al NO. de la 
anterior, como 4 kilómetros. 



Digitized by 



Googlí 



5« REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PTÍBLICAS 

39. — Fincade Chañaral; oXxo oasis del desierto como Pueblo Hun- 
dido; siírgen vertientes abundantes del fondo de la quebrada de 
Chañaral, 'donde estrechándose sus paredes abruptas y rocallosas 
producen un pequeño salto, condición general en las vegas de esta 
naturaleza. El agua se represa en estanques y su caudal alcanza para 
cultivar algunos potreros y arboledas que dan los más esquisitos 
frutos. Otras vegas de mas adentro por la misma quebrada, las con- 
sideramos ya como en región de cordillera. 

40. — Agua de Chañarcitos; bajando quebrada abajo de la Finca, 
hasta enfrentar á Pueblo Hundido por el sur y en la márgen izquier- 
da de la mísma quebrada de Chañaral, se encuentran manantiales 
de buenaagua que surge en las mismas condiciones de la de Pueblo 
Hundido pero no tan abundantes; sin embargo, ün importante esta- 
blecimientos de amalgamación de oro ha funcionado allí sin que el 
agua haya faltado para sus operaciones. 

41. — Agua del Pimiento; inmediata á la anterior y de igual ca- 
lidad. 

42. — Piques de Inca; ^Tí el importante distrito de minas de oro 
del Inca, al norte y cerro de por medio con Tres Puntas, el agua se 
alcanza abundante y buena, desde íos 4 hasta más metros de hondura 
en cantidad que sirve para los establecimientos de amalgamación 
que allí se han fundado. 

43, — Agua de Villanueva; como los piques del Inca, en pleiia 
llanura, se encuentra agua potable á 4 metros de hondura, camíno 
de Tres Puñta á Finca. 

^^.—Agua de San Pedro; en la famosa mina de cobre de este 
nombre se alcanzó agua que seryia para el consumo doméstico y al* 
canzaba para las máquinas y demás necesidades de la mina. 

45. — Agua de la Salitrosa; en la vaguada que baja de Tres Puntas 
á Flamenco, poir donde va el caviino de los toro,% de Copiapó á Cha- 
ftaral y sirve de refresco á los arrieros; piques de poca hondura y 
agua buena y abundante. 

46. — Agua de San Juan; un poco más arriba de la anterior, en 
la falda del cerro del mismo nombre. 

47. — Pique de Guamanga; en el centro de un gran tráfico de — 
viajeros y arrieros entre Chañaral y las numerosas minas inmediatas. 



Digitized by 



Googlí 



BL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 5) 

Punto también de alojamiento en el camino de los toros; hay pozos 
que á pocos metros dan agua potable en grande abundancia. Esta 
es la quebrada de San Agustín, que baja de las faldas del Chivato y 
Merceditas y desemboca en la quebrada Flamenco. 

48. — Agua de la Verde: la mina de cobre de este nombre, situa- 
da unos 6 kilómetros al E. siguiendo el camino de los ingleses á 
Tres Puntas, de agua buena que es un gran recurso para numerosas 
•minas inmediatas. 

49. — Piqm de Reyes Martinezr^víXx^ Chimbero y Tres Puntas, 
camino á la Finca, agua potable, algo escasa. 

50. — Pique de la Buena Esperanza: digno premio á la perseve- 
rancia en el trabajo fué el de haber alcanzado agua esquisita en este 
pozo. Empezado con timidez en plena llanura del desierto de Varas, 
á diez kilómetros de distancia al oriente del Chimbero y con el objeto 
de buscar el indispensable elemento de vida para una numerosa po- 
blación, fué abandonado á los 50 metros para volver después de cierto 
tiempo á recomenzar su perforación hasta los 100 metros sin haber 
dado con el menor indicio de agua. Pero el cascajo del terreno indi- 
caba una sucesión regular de depósitos lacustres, y mediante un 
contrato fué convenida la perforación de 100 metros más que toda- 
vía no resolvieron la cuestion, pero continuaron en la certidumbre de 
que el agua existía más abajo. 

Fué cuestión de 20 metros más para obtener un manantial fecundo 
en bienes é inagotable en producción. 

Los sobrantes de una estracción bastante para dos mil almas y 
para las necesidades industriales de las minas dan todavía agua para 
un cultivo de hortalíza que constituya lo que en el desierto se llama 
Finca de la Buena Esperanza^ verdadero oasis artificial. 

51. — Pozo de Ñanjarí: siempre en el mismo llano de Varas, en 
su estremidad austral existe un pozo así llamado y otros que el esta- 
blecimiento de máquinas de amalgamación de óro para las minas 
de Cachiyuyo ha hecho necesaríos, obteniéndose en todos los casos 
á 30 y 40 metros de hondura, agua inmejorable y abundante. 

52. — Vegas de Puquios: en el desaguadero del antiguo lago que 
ocupaba la cuenca que hoy se llama llano de Varas, en la especic de 
embudo por donde el agua se precipitó en rápido torrente al trav^s 



Digitized by 



Googlí 



54 RE7ISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

de una grieta para vaciarse en la quebrada de Paipote, hay vegas de 
relativa extensión que han prestado los más valiosos servicios á las 
industrias mineras y metalúrgicas, dando lugar á la importante má- 
quina de Puquios. 

53. — Vegas de la Ternera\ entrando por la quebrada del Sauce 
en la de Paipote, hasta las faldas del gran macizo de la Ternera se 
encuentran vegas abundántes. Hay algunas pequeftas aguadas en 
otros puntos de esta extensa sierra. 

54. — Agua de los Pajaritos: en el angosto cajón abierto en el 
cerro de Cachiyuyo enlre el llano de la mina Ema y el mineral de 
oro de Cachiyuyo, existe una vertiente en dura roca, muy frecuen 
tada por las avecitas del desierto y sucia á causa del abandono. 

55. — Agua de Cachiyuyo; en el mismo cerro, en una de las que- 
bradas detras de la mina Diana. 

56. — Aguada de Llampos; en la fragosa quebrada de este nombre, 
los piques dan buena agua y mantenían la antigua posada que con 
motivo del tráfico á Tres Punta era muy frecuentada antes de cons- 
truído el ferrocarril de Puquios. 

Sy.—Agua de la Verde; en la mina de cobre de este nombre, á 
pocos kilómetros al NO. de la anterior posada de Llampos, hay bue- 
na agua que alcanza para el lavado de minerales en maritatas. 

58. — Agua de la Medanosa; al pié del portezuelo del Inca, camino 
de Llampos a Cachiyuyo. 

59. — Agua de la Dulcinea; al pie de la sierra de Puquios donde 
existe la gran mina de aquel nombre. 

60. — Agua de Ckulo;2\ oeste de la estación del mismo nombre en 
el ferrocarril de Paipote á Puquios; agua de pique muy abundante 
y muy frecuentada todavía por los mineros y conductores de carre- 
tas y que antiguamente servia con exceso á las necesidades del 
activo tráfico á Tres Puntas. 

61. — Aguada de Galleguillos; camino del Chulo al oeste, en el 

cerro de aquel nombre, á 2 kilómetros al O del portezuelo, en caídas 

'á quebrada del Corralillo, se encuentra la referida aguada, vertiente 

en roca, muy bien situada para las minas de cobre de esas inmedia- 

ciones. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 55 

62. — Aguada del Morado; en la vertiente sur del cordón del mis- 
mo nombre, en el fondo de una quebraquita distante 2 kilómetros al 
NE de las minas del mismo nombre. 

63. — Quebrada del Potrero; separada esta quebrada de la del Mo 
rado por el cordón del mismo nombre, corre hacia la costa, y en su 
trayecto lo mismo que en aquella, el agua se encuentra natural o en 
pozos comunes en numerosos puntos como ya quedó expresado al 
enumerar las aguadas de la costa. 

64. — Agua del Potrillo; en las serranías que se levantan al sur de 
la Ternera y en la vertiente izquierda de la quebrada de Paipote, 
abundan las aguadas naturales y de pozo. La del Potrillo, al pie del 
caracterfstico cerro de este nombre es muy buena y abundan las 
inmediaciones en pasto y leñas. 

65. — Aguada de Pérez; en la quebrada de Garín, antes de llegar 
á la mina Ciiiquitita, así como en otras localidades inmediatas, el 
agua potable se encuentra de muy buena clase, abundando á veces 
la leña. 

. 66. — Aguada de Sandón; al sur de Garfn Viejo, en la márgen 
izquierda de la quebrada del Romero, en una pequeña quebrada, co- 
rre agua esquisita en medio de arbustos y de una vegetación lozana. 

67. — Agua del Zapallo; más adentro de Sandón, es una entre tan- 
tas otras de las que manan en esa región cubierta de altas montañas. 

68. — Finca de Martínez; verdadero vergel con abundantes arbole- 
das y cultivos en una quebrada también tributaria de la del Romero. 



El alto cerro del Checo, que se levanta entre el rfo Copiapó y la 
profunda quebrada del Romero, que tiene sus numerosas ramificacio- 
nes en los faldeos occidentales de la ante-cordillera Domeyko, es 
orfgen de numerosas filtraciones que salen á luz en diversos puntos 
de su extenso contorno y serfa fatigoso enumerarlas todas, siendo, 
por otra parte, de poco interés, por cuanto el desierto, geográficamen- 
te como bajo el púnto de vista de los recursos industriales, termina 
en las inmediaciones del fértil y bien cukivado valle de Copiapó. 

Así mismo, por el lado del oeste, en las vertientes occidentales 
del cordón de Chanchoquín á Ustaris, que arranca en la ciudad de 



Digitized by 



Googlí 



5 6 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

Copiapó, no. escasean pequeños manantiales que dan facilidades al 
trabajo de minas de cobre situadas en esos parajes donde la aglome- 
ración de las arenas de la costa dificulta el tráfico fatigando excesi- 
vamente los animales. 

Desde los cordones que bordean el valle de Copiapó por su már- 
gen izquierda principia nuevamente el árido desierto, en cuya región 
inmediata á la costa, desierta de montañas notables y apenas pobla- 
da de serranías aisladas, la falta de tráfico y ausencia de minas de 
importancia no ha dado lugar a perforaciones del suelo en busca de 
agua. En cuanto á la región central, la mayor necesidad de encon- 
trarla ha dado lugar á su descubrimiento en los puntos en que ha 
sido necesaria. 



69. — Aguada de ñajusta; en el antiguo camino de la travesía de 
Copiapó á Chañarcillo, en pozos cavados hasta 6 metros de hondura 
en la llanura que se extiende al oeste de la Sierra de Fritis ó Guías, 
el agua regularmente potable servfa para mantener majadas y bien 
provista posada para los viajeros. 

70. — Agua del Chanchero; por las inmediaciones de la anterior, al 
NE, entre el extremo N de la Sierra de Fritis y los faldeos del cor 
dón del valle frente á Nantoco. 

7 1 • — Agua de Castillo; en plena travesía, al extremo sur de la 
misma Sierra de Fritis, vierte de la roca y entre las arenas viajeras 
de esa región, agua de buena clase que los mineros procuran tener 
siempre abierta. 

72. — Piques del Sacramento; volviendo á las inmediaciones del 
valle, en las quebradas que conducen á los antiguos asientos de mi- 
nas de plata del Sacramento, Frailes y otros, el agua de piques es 
abundante en muchos puntos. 

Tl. — Agu^ de las Cañas; al NE del Sacramento en la falda oeste 
de las empinadas y ásperas sierras que bordean el río de Copiapó 
haciendo difícil el acarreo del agua hasta las minas de esas alturas, 
está la aguada de ese nombre y otras más en las inmediaciones. 

74. — Agua del Molle Bajo; en la quebrada que del portezuelo del 
Molle Alto baja á Juan Godoy y por donde corre la línea del ferro- 
carril. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 57 

75. — A£-ua de Los Perros; en el antiguo camíno de Pabellón á 
Chañarcillo, al pie de la cuesta, el agua es buena y abundante en 
vertientes que nacen en el fondo de un cauce seco. 

76. — Agua de Urbina; en el ancho cauce socavado por los torren- 
tes antiguos que bajaban de los cerros que corren al SE de Chañar- 
cillo» están las grandes aguadas de que se ha alimentado la numerosa 
población que ha sustentado aquel opulento cerro. 

TT. — Agua del Ciego; pozo frente al Establecimiento de Bandu- 
rrias, tan ütil como otros inmediatos al pueblo, abiertos en la misma 
vaguada, como en Pajonales, etc. 

78. — Agua de don Juan; en \2i Sierra de Chicharras detrás de 
Jesús María frente á la mina Restauradora hay una aguada escasa 
y no muy buena al pie de las minas así llamadas. La misma mina 
Restauradora también tiene agua. 

79. — Agua de los Pajaritos; al pie del cerro aislado frente á Esta- 
ción del Algarrobo. 

80. — Pozo de milla 15; á los 60 metros de hondura, al traves de 
toda la capa aluvial de la travesía, en fondo de roca, se encontró agua 
inagotable y esquisita, circunstancia que se repetiría indudablemente 
en numerosos puntos de esa travesía que en otros tiempos no se aven- 
turaban á recorrer los viajeros sino con muchas precauciones para 
no perecer de sed. 

Desde aquf hasta el valle del Guasco, á lo largo de llanuras her- 
mosísimas para el cultivo, ninguna necesidad imperiosa ha estimu- 
lado ha emprender trabajos para alumbrar aguas, ni la especulación 
se ha preocupado de estudiar tan interesante materia, 

81. — Agua de la Noria; al E del Totoral, en la vagüada del Bo- 
querón, 

82. — Vegas del Totoral; abundantes y extensas, son filtraciones 
de la hoya de Yerbas Buenas que le entra por el Boquerón, y de 
Pajonales y Chañarcillo que se junta a aquelía en la Noria. Hay bas- 
tante vegetación natural y cultivo de alguna importancia. 

83. — Agua de Chorrillos, Perales y Canto del Agua y Zanjon; to- 
dos estos puntos de la quebrada de Carrizal, arriba del Establecimien- 
to de Chañarcitos, abundan en vegetación herbacea natural y lozanos 



Digitized by 



Googlí 



58 REVISTA DB LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBUCAS, 

cultivos que son el recreo de los industriosos pobladores de aquel 
distrito minero. 

84. — Agua del Marañón; en la punta del cerro del mismo nombre 
que mira al fértil valle de Guasco, posada obligada de viajeros entre 
Carrizal y Vallenar. 

3.— Aguadas de cordiUera 

I. — Río Salado. — Principiando por la región del Loa, el sistema 
hidrográfico que correspdnde á estos estudios tiene por límite el río 
Salado desde su orígen en las faldas de la real cordillera de los An- 
. des por donde las cumbres llevan el nombre de Tatio, entre los picos 
culminantes de Vizcachillas y Linzor, hasta el punto de confluencia 
cerca de Chiuchiu. 

Como su nombre lo indica, las aguas son saladas, contienen ma- 
terias incrustantes que dañan á la vejetación y su sabor es insopor- 
table. 

Semejantes propiedades derivan del orígen mineral y termal de 
las fuentes de donde nace el río; verdaderos geysers ó volcanes de 
agua hirviente, en partes saturada de hidrógeno sulfurado y nacien- 
tes en un lecho de fango nauseabundo. 

Se ha tratado de desviar este brazo del río para librar de su con- 
tagio á las aguas que arrastra el otro brazo, el Loa, pero la obra no 
ha sido estudiada bajo el punto de vista económico ni técnico. 

2. — Vegas de Aiquina. — En el lugarejo de este nombre, habitado 
por indígenas bolivianos, hay vegas de cierta importancia de donde 
vierte agua potable que desagua, á poco trecho en el Salado. 

3. — Río Caspana, — Como á media carrera entre su orígen y su 
confluencia con el Loa, recibe el Salado el tributo de las aguas dul- 
ces y cristalinas del pequeño río de Caspana que Je entra por la 
ribera izquierda malgastando sus útiles aguas en el caudal impuro del 
río madre. 

4. — Aguade la Teca, — Siguiendo los faldeos de la sierra de Ba- 
rros Arana que bordea la altiplanicie atacameña hasta el Químal, se 
en el camino que conduce de Calama á San Pedro de Atacama. se 
encuentra una buena aguada que es un recurso salvador en esta es- 
tensa travesía arenosa y estéril jl 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 59 

5. — Aguas Dulces. — Al pié del mismo cordón de serranías, á 20 
kilómetros alE.de Caracoles, esas abundantes aguadas de pique 
suministraron á la numerosa población de aquel distrito minero, to- 
da el agua potable necesaria. 

6. — Aguada de San Guillermo. — En un parage bastante escondido 
entre contrafuertes de la cordillera de Imilac que juntan con las de 
Pascua. En parages á donde, en unagrande estensión del desierto 
que corre al pié de las cordilleras, no existe agua y ménos se ha 
buscado, siendo esto lo que hace penosa ó imposible la exploración 
de esas regiones que median entre Caracoles y Cachinal. 

La perforación de pozos de aguada por alli es una de las más 
grandes necesidades á que el gobierno de la nación debe atender 
para proteger la vida de los viageros, el éxito de las exploraciones 
y de la industria minera. 

7. — Aguadela Pravidencia. — En la sierra de ese nombre, al sur 
y muy escondida, pero al alcance de los viajeros y mineros de las 
inmediaciones. 

8. — Agua del Loro; al pié de la cordillera y frente á la sierra del 
Profeta; es la aguada que aprovechan como mejor y más. inmediata 
los mineros de Providencia y Profeta. 

9. — Agua de la Cebada; un pequeño ojo de agua muy buena, presta 
grandes servicios en las travesías de Cachinal á las cordilleras, es- 
tando situado al pié de la cumbre del cordón de Sierra Aspera, ver- 
tiente del oeste. 

10. — Agua de Gómez; á media falda de la cordillera Domeyko, al 
E. del cerro del Profeta. Esta aguada y las del Loro son las ültimas 
que el viagero que va del sur al norte puede aprovechar en la tra- 
vesía hasta Caracoles, siguiendo por la falda de las cordilleras. 

Son 30 leguas sin agua si no se da con la de San Guillermo ó se 
toma por sobre la cordiUera para ir por Imilac ó por las vegas del 
Cenizal. 

II. — Aguayvegas de l^aras; b\ pié de la cordillera en el cerro 
que Ileva ese mismo nombre. Dista 40 kilómetros al NE. de Ca- 
chinal y desde allí se ha llevado á lo largo de esa distancia la cañe- 
ría que conduce sus aguas hasta la mina Arturo Prat. 



Digitized by 



Googlí 



6o REVISTA DE LA DIRECaÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

12. — Ve^as de Ptinta del Viento; cerca de las anteriores, al sur. 

13. — A^uá de Monigotes; todavia más al sur, en los mismos fal- 
deos de la cordillera, siendo una entre varias otras que hay por 
entre aquellos pliegues del cerro de los Sapos. 

14. — Agua de las Mulas; por las mismas inmediaciones, con ve- 
gas abundantes. 

15. — Agua de Varitas; ojos de agua, puquios, que hay á la entra- 
da de la quebrada de este nombre. 

16. — Vegas de Pastos Largos ; s\g<Á^náo la anterior quebrada al- 
guna distancia más adcntro hay vegas de alguna importancia, 

17. — Vegas de los Sapos; siempre girando al pié de la montaña 
de este nombre, al SO. de su altura culminante, están las vegas del 
mismo nombre. Estas vegas han sido objeto de una importante ex- 
peculación para arrancar de ellas una cañería que lleva el agua á 
distancia de 30 kilómetros abajo, hasta el Guanaco y aun hasta las 
oficinas salitreras de Catalina del Norte. 

1 8. — Vegas de Sandon; por el pié del cerro de este nombre. 

19. — Vegas de Vaquillas; en la quebrada que conduce por el por- 
tezuelo de ese nombre hasta Río Frio, sobre la altiplanicie, hay 
abundantes y lozanas vegas. 

20. — Vegas del Chaco; ^^sá^Xz, vertiente occidental de esta alta 
montaña se desprenden quebradas donde las vegas recorren consi- 
derable estensión hácia abajo y con mucha agua corriente y pastos. 

21. — Vegas de Incaguasi; vienen en seguida, al sur, las vegasque 
corren á inmediaciones de las minas de la Ceniza, Santa Ana y 
otras que gozan de su útil proximidad, muy pastosas. 

22. — Vegas del Juncal; ocupan una larga estensión, desde el pié 
del Chaco, con cortas interrupciones, reproduciéndose en numero- 
sos puntos en condiciones de favorecer el establecimiento de hornos 
de fundicion para los minerales del Juncal, Exploradora y demás 
centros importantes de producción minera que por allí abundan. 
Llegan los beneficios de las aguas de esta grande y profunda caña- 
da abierta á cien y más metros debajo del nivel de la Ilanura longi- 
tudinal del desierto, hasta La Brea, que ya pertenece á la región 
central. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 6l 

23. — Ve£'as de la Encantada; la estensión que las aguas recorren 
en las quebradas que bajan del cordón de cordillera que media en - 
tre las cumbres del Bolsón y Doña Inés, y las abundantes y verdes 
praderas que forman, han llegado á formar allí puntos donde el ga- 
nado menor se cria en excelentes condiciones. Desde las inmedia- 
ciones de la cordillera las vegas se reproducen en La Cruz y El 
Carrizo, ya nombrada en la región central. 

24. — Vegas de Acerillos, Vicuña y Doña Inés Chica; de las inme- 
diaciones al norte y de las faldas mismas del esbelto cerro de Doña 
Inés, se desprenden las ramificaciones de otro sistema de esos pro- 
fundos surcos que zanjean el desierto trasversalmente, tan molestos 
para el trátíco pero tan ben¿ficos por los recursos de agua, pasto y 
combustible que ofrecen á la industria naciente de esas importantes 
regiones. 

En Acerillos y Doña Inés Chica corren arroyos de límpida pure- 
za sobre un lecho dp granito y de arena que garantiza la pureza de 
sus aguas. 

25. — Agua Amarga; camino al sur de doña Inés, se encuentra es- 
ta aguada que presta pocos servicios por su mala calidad. 

26. — Río Salado; en el fondo de este otro profundo zanjon se 
reunen las filtraciones de las numerosas ramificaciones que á este 
cauce desembocan, desde las inmediaciones de Doña Inés, al norte, 
hasta el Cerro Bravo al sur. 

En la cuenca hidrográfica de este río, dentro de las vertientes de 
Cordillera se cuentan las quebradas hiímedas y pastosas, con abun- 
dantes arbustos que bajan de la cuesta de Pedernales, á cuyo pié 
está el agua de Las Tablas. 

'Por el lado del Cerro Bravo y caidas del cerro de Valientes co- 
rren las vegas de Potrerillos y más abajo la Tola y Pasto Gerrado^ 
reuniéndose al cauce de éstas la quebrada de Aguas DulceSy también 
abundante en vegas y recursos desde su orígen en las faldas del 
gran macizo de Vicuña. 

El Agua Pelada, así llamada por no haber más recurso que el 
agua en ella, abajo de la Tola y varias otraS. 

Estos cauces reunidos van á desembocar en el Salado en el cami- 
no real de cordillera que va á Doña Inés, donde las aguas, saturán* 



Digitized by 



Googlí 



62 REVISTA DIE LA DtRECClÓN DE OBRAS PTÍBLICAS 

dose de sal en los bancos de esta materia que contiene aquella gran 
quebrada, son aprovechables para beneficiarlas por sal comün. 

Más adentro de esta confluencia, á 20 kilómetros, sobre la ba- 
rranca derecha está el agua del Panul, en las inmediaciones del an- 
darivel construido para elevar las carretas por sobre el salto de la 
quebrada que alh' impedía el tráfico á la cordillera y á las borateras 
de Pedernales; lugar abundante además en pastos y leñas. 

El Agua de San Juan, también muy buena y frecuentada, está 
un poco más al NE. 

27. — Vegas de Chañaral Alto; \ié aquí otro sistema hidrográfico 
que se distribuye también en numerosas ramificaciones abundantes 
en alegres y utilísimas vegas. Provienen también sus nacimientos 
de las faldas de Valientes, vertiente oeste, y de las caídas de Vicu- 
ña que miran al sur. 

Las vegas (Jel Mostazal son las más extensas, y á estas caen las 
filtraciones de la quebrada del Cajoncito, corriendo despues en el 
cauce comiín de la quebrada de Chañaral hasta el punto en que se 
verifica El Salto, donde las vegas y las aguas asoman otra vez 
ábundantes para ir á reaparecer más abajo en la famosa Finca de 
Chaftaral que ya dejamos citada. 

Pero ántes se le reune la quebrada del Pingo que lleva subterrá- 
neamente el tributo de las aguas del Alto de Varas, Salto y otras. 

28. — Quebrada de Paipote; á t8 kilómetros, quebrada adentro de 
la estación de ferrocarril que termina en Puquios, se verifica la con- 
fluencia de dos grandes cuencas geográficas que llevan los nombres 
de Quebrada de San Andres, cuyos nacimientos arrancan entre las 
vertientes del SO. de Cerro Bravo y las del Ojo de Maricunga al 
sur; siendo Quebrada de Maricunga el nombre de la que corre por 
el otro extremo, desde el mismo Ojo de Maricunga que es orígen 
común hasta los faldeos de Tronquitos. 

La quebrada de San Andres contiene las extensas y abündantes 
vegas de ese nombre donde se alimenta numeroso ganado y recibe 
como tributarias las aguas de infiltración que bajan al cauce princi- 
pal desde Codocedo, Coipa, Toro, Cerro Bravo y otras quebradas. 

La quebrada de Maricunga se forma con los nacimientos de la 
Quebrada Larga, la de Juntas, Hielo y muchas otras muy extensas 



Digitized by 



Googlí 



EL nESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 63 

que corren á formar la série de vegas, estanques y aguadas que el 
minero. y los arrieros aprovechan y utilizan con grandes frutos y fa- 
cilidades para sus respectivas necesidades. 

En órden descendente, desde la cordillera, las principales de 
ellas llevan los nombres dé Cachiyuyal, Pircas, Tapíecitas, Pastillos^ 
Pastos Grandes, Obispo, Bolo, Cebolla, Vega Redonda y Ptierta de 
Paipote. 

29. — Qiiebrada del Romero; los nacimientos de las numerosas 
quebradas que concurren á formar la del Romero, á la que se reune 
la de Garín ya nombrada para desembocar reunidas en la quebrada 
de Paipote frente á la estacion de ese nombre, yacen en las vertien- 
tes occidentales de la potente sierra que forma la pared occidental 
del río de Figueroa, por donde se aJza la cumbre llamada Salitrosa 
de San Miguel. 

Á sus piés yacen las vegas del Salitral, de Monroy y de San M¡- 
guel, siguiendo la quebrada de este nombre hasta desembocar á la 
principal del Romero. 

Por el lado opuesto entran numerosas ramificaciones que bajan 
de aJturas que coronan las nieves durante una parte del año y con- 
tienen abundantes vegas como las de CeponeSy Duraznos, Cuevitasy 
más abajo Sandon, ya citada. 

30. — Quebrada de Carrizalillo; todavia se puede hacer mención 
de esta quebrada que baja de las prolongaciones del cordón anterior 
entre el cerro del Gato y el de Leones. Forma por un lado las Ve- 
gas del Tolar y en su cauce las de Catrizalillito y Carrizalillo, 
reuniéndose allí á la arteria madre la quebrada que baja de Serna, 
poblada de numerosas y muy pastosas vegas y otras más abajo has- 
ta desembocar en el río de Copiapó, frente á la estación de Cerri- 
Uos. 



Hemos Ilegado al río de Copiapó, pero encontrándonos aquí con 
corrientes de agua contínua y valles cultivados de importante pro- 
ducción agrícola se desvanece la idea del desierto con su esterilidad 
y sus privaciones. 

La cuenca hidrográfica del río de Copiapó será objeto de la des- 
cripción especial que á su importancia propia corrponde. 



Digitized by 



Googlí 



64 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PiJbLICAS 

Sigue al sur de Copiapó la hoya del Totoral, que en sus oríge- 
nes sobre la vertiente occídental del río de Manflas contiene .nume- 
rosas aguadas de uso cómodo para los mineros, por lo - inmediato, 
pero que la inmediación del río y del fértil valle no las hace de su- 
prema necesidad para ser especialmente descritas. 

También se reunen á la hoya del Totoral, por la quebrada del 
Boquerón, las ramificaciones y tronco principal del estenso sistema 
de la hoya de Cerro Blanco y del más importante aun de la Jarilla, 
cuyos nacimientos deslindan con los del río del Guasco. 

La profusión de las vegas y aguadas como las del Carrizo, Po- 
trerilloSy Peineta, etc, en los afluentes que bajan á Yerba Buena, 
estación término del ferrocarril á Cerro Blanco y las de Los Sapos y 
Cortadera, al centro, y por fin las del Alamito, Verraco, Higueri- 
ta, CuevitaSy Salitral, Cuñas que algo más de simples aguadas del 
'desierto pasan á ser pequeñas estancias en una región favorecida. 
por lluvias de alguna consideración y frecuencia, hacen innecesaria 
su agrupación en el cuadro dé las que, por su situación en plena 
avidez del desierto era conveniente citar una á una. 

4— Ag^uadas de la altiplanicie. 

No habría como catalogar las aguadas de la altiplanicie siguiendo 
líneas paralelas como hemos podido hacerlo en el desierto, enume- 
rándolas más ó menos ordenadamente de norte á sur segiín los dis- 
tritos y bien marcadas regiones de la costa marítima, valle central y 
faldas de cordillera. 

La altiplanicie atacameña puede considerarse como dividida tam- 
bién, geográficamente, en dos regiones longitudinales determinadas 
por la cordillera real de los Andes, que la recorre por el centro, y las 
laterales, que forman sus bordes por el oeste, donde deslinda con el 
desierto de Atacama, y por el oriente, de donde se desprenden los 
valles argentinos y sus caídas al Atlántico. 

Pero los contrafuertes y cordones laterales que se desprenden de 
unas y otras cordilleras ligándose entre sí y con otros cordones par- 
ciales que toman diferentes direcciones, forman una red de figuras 
poligonales que constituyen otras tantas cuencas hidrográficas cuya 
distribucion, por las diferencias en sus magnitudes respectivas y la 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 65 

diversidad de sus figuras, no obedecen á paralelismos ni regla algu- 
na de simetría. 

En el lugar correspondiente, á la vez que el mapa del territorio, 
se dará la descripcion detallada de tan interesante región y entonces 
se verá la situación correspondiente á todas las aguadas, ríos y la- 
gunas. 

Por otra parte, al tratar de las vías de comunicación é itinerarios 
de caminos, será oportunidad de volver á tratar de las aguadas enu- 
merándolas á medida que el viajero las encuentra. No importa por 
ahora catalogarlas sin método ni órden rigoroso, así como no impor- 
tará prescindir de muchas localidades á donde el recurso del agua 
está inmediato á frecuentes y conocidos puntos donde las vegas y 
ríos se encuentran al paso y á la mano. 

I. — Río Atacama, — Este río caudaloso baja desde las faldas del 
volcán Putana y recibe en su cuenca numerosos arroyos que hacen 
abundar el agua por doquiera en toda su extensión. Sus aguas, 
desde muy adentro hasta llegar al pueblo de Atacama, son salobres, 
pero potables y aptas para el cultivo de la tierra, dándose bien la 
alfalfa que mantiene numeroso ganado vacuno, el maiz y muchos 
árboles frutales y legumbres. 

2. — Río Vilania; de aguas mucho mejores, buenas; viene también 
de la cordillera y cae al mismo pueblo de Atacama por su lado norte. 

3. — Aguada de Escaleras; muy escasa y. escondida, se encuentra 
en la travesía que media entre el Salar de Atacama y Caracoles, 
á poca distancia al sur del Bordo, distancia sin agua ni socorro alguno. 
Sería de suma importancia también esta aguada para las exploracio- 
nes de la árida región al sur y meseta hasta el Quimal. Está abando- 
nada y cegada por ahora. 

4. — Vegas de Chagsa; situadas en el cordón del mismo nombre al 
NO del volcán Licancaur. Dan nacimiento á un pequeño arroyo de 
muy buena agua en cuyas márgenes abunda la leña. 

5. — Toconao; al SE de San Pedro de Atacama, arroyo que abre 
en terreno traquítico y arrastra un regular caudal de agua excelente; 
se cultivan como diez cuadras de terreno; se produce el trigo, maiz, 
alfalfa y muy buenas frutas: uvas, duraznos, membrillos, peras y bre- 
vas. Habrá 150 habitantes. 



Digitized by 



Googlí 



66 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

6. — Vegas de Tambillos; al O de Toconao, rodeado de vegas con 
buena agua; no hay leñas. 

7. — Pocos; al sur de Toconao, vertiente de agua dulce, poca agua, 
sin leña n¡ pastos. 

8. — Río Agiias Blancas; baja de los volcanes inmediatos, del Hécar 
especialmente y parece que sus aguas tuvieran un poco de alumbre, 
pero al paladar son buenas. 

9. — Vegas de Hécar; al SE de Toconao, vegas cruzadas por un 
arroyo que arrastra regular caudal de agua que viene á perderse en 
el Salar de Atacama; agua de buena calidad; pasto y leña en abun- 
dancia. 

10.— Vegas de Caravajal; al sur de Tambillos, en la orilla naciente 
del Salar de Atacama; hay vegas y leña; el agua es de mala calidad. 

II. — Sóncor; al SE de Toconao, caserío con unos 20 habitantes, 
agua de buena clase, abundante leña y regular cantidad de pastos. 
Es un valle hondo con paredes medanosas. 

12. — Cámar; 3.1 S de Toconao; arroyo que arrastra regular caudal 
de agua, un poco aluminosa, pero sirve para el cultivo de alfalfas y 
maiz. 

13. — Quelafia; al sur de Caravajal, un poco mejor agua que esta, 
poca vega y mucha leña. 

14. — Socaire; al SE. de Sóncor, población de 56 habitantes, agua 
de muy buena clase, en esteritos; produce alfalfa y algunas verduras. 

15. — Peine; al SO del anterior; aguas de buena clasé; caserío de 
80 habitantes; produce alfalfa, trigo y maiz. Hay chañares y alga- 
rrobos. 

16. — Tilomonte; el sur de Quelana, orilla naciente del Salar de 
Atacama; arroyo pequeño cuyas aguas se emplean para cultivar poco 
más de dos cuadras de terreno; se produce alfalfa y maiz. EI agua es 
de regular calidad para la bebida, y hay chañares y algarrobos cor- 
pulentos y pastos de cordillera en abundancia. 

17. — Tiloposo; d\ O. del anterior, dentro del Salar de Atacama. 
EI agua se produce en pozos naturales y de 4 á 6 metros cuadrados 
de superficie; tienen una temperatura de 35° centígrados; su calidad 
es regular. 

18. — Vegas de Socomfia; al S. de Tilomonte; esterito que al diri- 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERIO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 67 

jirse al sur forma una pequeña laguna; agua de mu¡ buena calidad; 
bastante pasto y leña. 

19. — Vegas de Santenta; al SE. de Socompa; estero pequeño, 
agua de buena calidad, regular cantidad de pasto, bastante leña. 

20. — Vegas de Corí; al S. de Samenta, bastante pasto y leña; agua 
de buena calidad. 

2i. — Vegas de Caví; al SE. de Cori; agua dé regular calidad y 
bastante pasto y leña. 

22. — Vegasde Peña Negra; al S. de la anterior; leña y agua en 
abundancia; dan nacimiento al estero de Antofalla. 

23. — Vegas de Antofalla; al SE. de Peña Negra; grandes vegas 
con buenos pastos, abundante leña y regular cantidad de agua de 
buena calidad; se cultiva una hectárea de terreno; se produce maiz y 
papas. Sus aguas se van á perder al salar de Antofalla. 

24. — Vegas de Onas; al S. de Antofalla, en la orilla poniente del 
salar de este nombre; poco pasto, bastante leña; agua de buena ca- 
lidad. 

25. — Vegas de Botijuelas; al S. de la anterior en la orilla ponien- 
te del mismo salar, poco pasto, regular cantidad de leña; agua de 
regular calidad y cantidad. 

26. — Mojones; cacerío situado al E. con pocos grados al S. de 
Botijuelas, en las caídas sur de los cerros de Mojones; se producen 
tunas, agua de buena clase, pasto y leña abundantes; río de 22 kiló- 
gramos de largo. 

27. — Antofagasta de la Sierra; población de 60 á 70 habitantes. 
Hay un riachuelo con buen caudal de agua; es el mayor de los que 
se encuentran al naciente de la cordillera alta. Estensas y pastosas 
vegas capaces para la crianza de numeroso ganado, pastos de cordi- 
llera, con bastante leña. Se produce maiz, alfalfa y algunas verduras. 
Existen restos de extensos cultivos de una población que há desa- 
parecido. Las aguas se vacian en una grande y profunda laguna. 

28. — Umórckota; al SE. de Socaire; vega pequeña, bastante leña 
y pajonal, agua escasa y de regular calidad. 

29. — Vegas de Incahuasi; al S. del anterior y al extremo norte 
del salar de Arizaro; vega de abundante pasto, agua regular, leña 
muy poca. 



Digitized by 



Googlí 



68 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PUBLICAS 

30. Vega de Chachas; alE.de la anterior, vega pequeña, agua de 
buena calidad, leña abundante. 

31. — Vega de Olajaca; al S. de la anterior; vega grande, con leña 
abundante, bastante pasto y buena agua. 

32. — Vega de Tolur Grande; al S. de la anterior, en la orilla na- 
ciente del salar Arizaro; vega grande, bastante leña, agua regular 
de calidad. 

2i^.—Juncal; d\ S. de la anterior, en la orilla naciente del salar de 
Arizaro; vega pequeña, con poca leña; agua de regular calidad. 

34. — Cortadera; al S. de la anterior; arroyo pequeño con agua de 
muy buena calidad; pasto y leña en abundancia. 

35. — Río Negro; al SE. de las Vegas de Hécar; esterito peque- 
ño que forma una gran laguna; vegas pequeñas con poca leña, en la 
orilla poniente del salar de Río Negro. 

36. — Chamaca; al SE. de la anterior; arroyo regular que va á de- 
sembocar al salar de Río Negro, agua de muy buena clase, bastante 
pasto, poca leña. 

37. — Petdtces; al SE. de la anterior; pequeñas lagunitas con agua 
de buena clase, bastante pajonal en sus orillas, mucha leña de varilla 
y pata de perdiz. 

38. — Losló; al SE. de la anterior; arroyo grande que va á desem- 
bocar al salar del Rincón, corriendo al sur, vega grande con bastan- 
te leña y pasto. 

39. — Valle de Cátua; al SE, de Losló; caserío de 25 habitantes; 
arroyo grande, bastante pasto y leña, crianza de cabras, Ilamas y 
ovejas. 

40. — Falda Cienega; al E. del salar del Rincón; arroyito, poca 
vega, leña abundante. 

41. — Pocitas; al pié del cerro de Pocitas y al N. del salar del mismo 
nombre, al SE. del salar del Rincón; variospozos, vega, abundancia 
de leña. 

42. — Vegas de Qiiirón; al SE. de la anterior y al E. del salar de 
Pocitas; vega grande, leña abundante, arroyo que se pierde antes de 
Ilegar al salar de Pocitas. 

43. — Macon; al O. del salar de Pocitas, casi en frente de la ante- 
rior; vega con regular agua, bastante leña, poco pasto. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 69 

44. — Ojo de Colorados; en el camino que sigue al sur de Quirón y 
al SO. del salar Pozuelo; vega bastante, leña abundante, nacimiento 
de un estero que va al norte y se pierde antes de llegar al salar de 
Pocitas. 

45. — Tolar chico; siguiendo al SO. de laanterior; poca vega, bas- 
tante leña. 

46. — Tolar Grande; al S. de la anterior y al N. del salar de Ra- 
tones; vega pequeña, arroyo que va al O. á desembocar al ToliIIar y 
dos ojos de agua. 

/\J.—Incaguasi; en la orilla SO. del salar de Ratones; pozos, po- 
ca vega, un poco al sur del pueblo y lavaderos de oro de IncaguasL 

48. — Hombre Muerto; al E. de Incaguasi, orilla sur del salar de 
Ratones; veguita al pié norte del cerro del mismo nombre. 

49. — Carachapampa\ ojo de agua de buena calidad, en medio de 
las vegas de su mismo nombre, al S. de antofagasta de la Sierra, 
abundante eu pasto y leña a sus alrededores. 

50. — Cueros de Puruya; al SO. de las anteriores; estero abundante 
en agma de buena calidad, poca leña. 

51. — Lagunillas; veguita y leña, en la República Argentina, al S. 
de la de Carachapampa. 

52. — Peñón; al E. de Carachapampa ySE.de Antofagasta de la 
Sierra; vegas y terrenos cultivados. 

53. — Aguas Calientes; río que se une al Río de los Patos, que de- 
semboca éste en el salar de Ratones, aIE.de dicho salar. 

54. — Agua Caliente; estero que corre hácia la Laguna Verde, al 
E. del volcán Licancaur. 

55. — Quaiyaques; al E. del^anterior. 

56. — Chajnantor; al E. del anterior. 

57. — Zapaleri; d\ E. de Chajnantor, vega de la que nace un arro- 
yo que corre al sur á formar una laguna. 

58. "Rosario; al NE. del Nevado de San Pedro y Cerro Lucho» 
vegas, río que corre hasta el salar de Caurchari. 

59. — Pairique chico; al S. del Rosario á la orilla del río. 

60. — Pairique grande; al S. del anterior, é inmediato al río Ro- 
sario. 

61. — Toro;2\ SO. del anterior, cacerfo, sin vega, leña abundante, 



Digitized by 



Googlí 



70 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE CBRAS PÚBLICAS 

pajonales abundantes, arroyo que nace del cerro Lina, va á descm- 
bocar al río Rosario. 

62. — Olaroz grande; al S. del anterior, veguita y leña, con arroyo 
que va al salar Caurchari. 

63. — Olaroz chico; al S. del anterior, vega, leña y arroyo, lo mis- 
mo. 

64. — Tocomar; al SE. del salar Caurchari, vegas, arroyo que de- 
semboca en este salar. 

65. — Pastos Grandes; al N. del salar de Pastos Grandes; cacerío, 
arroyo que no alcanza á desembocar en el salar; poca vega, mucha 
Ijsña. 

66. — Pozuelos; veguita con mucha leña, al extremo norte del salar 
de Pozuelos. 

67. — Agua caliente; alNE.de Pastos Grandes. 

68. — Imilac; al N. del salar de Puntas Negras, buena agua, con 
un poco de veguita y leña, 

69. — Puquios; al O. de Imilac, buena agua de vertiente al pié de 
las minas abandonadas de Puquios; pasto de pajonal y leña á los al- 
rededores. 

70. — Pajonales; al SE. de Imilac y SO. de Puquios; hay vegui- 
tas, estero, leña en abundancia, posada con ovejas y cabras. 

71. — Choschas; al E. de Pajonales, v^guita y leña. 

72. — Agua Delgada; al S. de la anterior; veguita y leña. 

']'^' — Zorras de Guanaquerós; al O. de la anterior y N. del Cerro 
Chuculai; vega, estero y leña. 

74. — Zorras; al O. de Guanaqueros y E. del salar de Puntas Ne- 
gras; vega y estero. 

75. — Puntas Negras; hay dos vertientes de agua mala en el salar 
del mismo nombre; poco pajonal y nada de leña. 

76. — Barrancas Blancas; al SE. de Puntas Negras; sin pasto y 
poca leña. 

. "]"]. — Río Frio; al S. del salar de Puntas Negras; estero con ve- 
ga que va al salar. En el lado sur de un salar intermedio con el de 
Aguas Calientes y cerca del salar de la Isla, hay agua muy salada, 
de vertientes, sin leña ni pasto. 

78. — Agiía caliente; al NE. del salar de la Isla; en el extremo N. 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 71 

de la laguna de Agua Caliente; hay vegas y leña. El agua nace de 
vertientes abundantes, que son termales, contiene sales en disolu- 
ción, pero son potables. Despiden hidrogeno sulfurado. 

79. — Los Patos; veguita al O. de la lagunita de los Patos, con 
leña, al NE. de Agua Caliente. 

80. — Potrero Grande; al SO. del volcán Antofalla. Hay grandes 
vegas é inmensa cantidad de leña; atraviesa por allí un estero. Pue- 
den invernar 200 á 300 bueyes; hay majadas de cabras y ovejas. 

8t. — Quebrada Honda; al O. de Potrero Grande; hay un esterito 
que se corta en dos ó tres partes, con ojitos de vega y leña. 

82. — Lorogiiasi; en la orilla O. del salar de Antofalla; pajonal y 
mucha leña. 

83. — Cortaderita; al E. de Loroguasi y del salar, esterito con ve- 
guita, leña y grandes cortaderas. 

84. — Colorados; al E. de la anterior, estero sin salida como de 4 
kilómetros de largo, con vegas y leña en abundancia. 

85. — El Diablo; al SE. de Colorados; estero con veguita y leña. 

86. — La Falda; al SE. de la anterior, cerca de Antofagasta de la 
Sierra, al NO., pasto y leña. 

87. — La Brea; en el extremo sur'TfEl salar que hay al sur de Po- 
trero Grande, agua con veguita y leña. 

88. — León Muerto;a\ O. de La Brea y al SO. de Potrero Grande 
falla, esterito con veguita y leña. 

89. — Colorados; al sur del anterior, estero con veguita y leña. 

90. — Lagiina Brava; al SO. de la anterior; agua salada, pero be- 
bible en caso de necesidad; no hay pasto ni leña. En los alrededo- 
res hay pajonal y leñ^, pata de perdiz. 

91. — Corrales (Juncalito); al SO. de Laguna Brava, en río Jun- 
calito, con dos pascanas, corrales y nacimiento de Juncalito, con 
pasto y leña. 

92. — Leoncito;d\ NO. de Corrales, con pasto y leña, estero, afluen- 
te de La Ola. 

93. — La Ola; al NO. del anterior, estero con vega y leñas, que 
va á desembocar á la Laguna Pedernales. 

94- — Pedernales; en el cordon de cerros un poco al sur del porte- 



Digitized by 



Googlí 



72 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

zuelo del mismo nombre, con leña y sin pasto. De aquí se surte la 
boratera de Pedernales. 

95. — Pastos Largos: al sur de la Ola, en la quebrada de Pastos 
Largos que nace del p¡é sur de Cerro Bravo; vegas y leña. 

96. — Maticunga; esta cuenca recibe por su orilla oriente el arro- 
yo de los Colorados; por el SE. el río Lamas, y por el sur los derra- 
mes del Río Asta Buruaga en la Ciénaga Redonda y las de Pastillos, 
Pastillitos, Coipa y Santa Rosa. 

97. — Cuenca del Negro Francisco; está es el vértice sur desde 
donde nace, al pié del Nevado de Jotabeche, la antiplanicie ataca- 
meña; le caen algunos arroyos de escaso caudal. 

98. — Laguna Verde; de aguas enteramente saladas y amargas. 
Rodeada de profundos barrancos volcánicos, no ofrece auxilio algu- 
noálos viajeros en la larga travesía de 20 leguas que media desde 
Río Lámas á las Vegas de San Francisco en territorio argentino. 

5.— Agfuas termales de la altiplanicie atacameña 

Los nacimientos del río de San Pedro de Atacama que riega los 
campos cultivados de ese pueblo y sus inmediaciones, debe contener 
desde sus nacimientos en las faldas del volcan Machuca y del Puta- 
na, las materias minerales que abundan en esas cumbres, como los 
alumbres y otras sales. 

Mas abajo, entre este río, que recorre un trayecto de 60 á 80 kiló- 
metros, en los cañones ó profundas quebradas que forman las capas 
de arcillas coloradas impregnadas de sal gema que las aguas disuel- 
ven en gran cantidad, y al pasar por los mantos de barrilla de cobre 
reciben tambien un pequeño contigente de sales de ese metal. 

No se conoce análisis de estas aguas. Lo daremos en otra ocasión. 

Por el lado oriente del gran salar de Atacama desemboca el rio 
de Aguas Blancas que baja de las faldas del volcan Láskar y otros 
que en sus crateres tienen grandes bancos de alumbre. Los natura- 
les aseguran que estas aguas no han podido ser aplicadas a la agri- 
cultura porque quenian las raices de las plantas. 

Todos los ríos, en fin, que desaguan en sus respectivas cuencas de 
la altiplanicie son en su mayor número de composición mineral, pero 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 73 

al mismo tiempo, puras y límpídas fuentes de agua potable abundan 
formando pequeños arroyos en las faldas de las montañas. Otras 
aunque frías, están fuertemente cargadas de sales diversas. 

Hacer la enumeración de todas ellas sería entrar en una relación 
demasiado prolija y vaga en cuanto á su clacificación entre frías ó 
termales, dulces ó minerales. Solo apuntaremos aquellas que son 
visiblemente calientes. 

La vista del mapa hidrográfico, por lo demás, lo indicará todo 
con presición y en sus detalles. 

I. — En los nacimientos del río de Aguas Calientes, que desemboca 
en la Laguna Verde; situada esta liltima al pie oriente del pico Ila- 
mado Licaucaur, hay unas vertientes de agua termales, solo tibias, 
sin desprendimientos de gases. Estos nacimientos se encuentran 
situados directamente al este y á 28 kilómetros de Licancaur, y á 
60 kilómetros con el mismo rumbo, de San Pedro de Atacama. 

Las aguas son un poco salobres, muy cargadas de sales de soda 
y potasa, al parecer, pero potables. 

2. — A 20 kílómetros de estas últimas vertientes y con rumbo al 
este, en el río de GuaiyaqueSy hay unas pequeñas vertientes terma- 
les, cargadas de sales de fierro y con desprendimientos de gases 
sulfurosos, pero muy insignificantes. 

3. — En el río Rosario que se desprende de los nevados de Coya- 
guaima, situada á 127 kilómetros al este del Licancaur, (cordillera 
real de los Andes) y á 5 kilómetros al sur del caserio del Rosario, 
asiento de los famosos lavaderos de oro del mismo nombre, hay unas 
abundantes vertientes de aguas termales cargadas de sales de fierro 
de sabor alcalíno, con desprendimientos de gases, de temperatura 
muy elevada que las mantiene termales en una extensión como de 
4 kilómetros más abajo de sus nacimientos. 

4. — En los nacimientos del estero de Ojo Grande, que se despren- 
de de la falda norte del nevado del Diamante, en la línea chileno- 
argentino, al NE. de Antofagasta de la Sierra, hay unas vertientes 
de aguas termales que hacen elevar las del río de Aguas Calientes 
en una extensión de mas de 2 kilómetros hacía abajo, hasta su con- 
junción con el estero del Ojo Chico. Los dos esteros citados forman 



Digitized by 



Googlí 



74 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

el río de Aguas Calientes que se diríje al norte á desembocar al 
costado E. del salar de Ratones. 

5. — AI sur de estas ültimas vertientes, entre la junta de los esteros 
Ojo Grande y Ojo Chico y la laguna del Diamante y al pié oriente 
del nevado de Cancha Argolla ó Toconque, en un llanito, hay unas 
pequeñas vertientes de aguas termales, con desprendimiento de gas 
sulforoso, del género de las llamadas salsasy que apenas se levantan 
de la superficie del terreno. Estas afectan formas conicas en forma 
de crater en un terreno blando de limo finísimo arcílloso. 

6. — A 15 kilómetro al NO. de Potrero Grande y á 22 kilómetros 
al O, del famoso lavadero del Volcan de Antofalla y en el lugar 
llamado del Agwi CalienU hay unas vertientes termales de aguas 
más ó menos cargadas de sales, pero potables, que alimentan las 
vegas, estero y salar del mismo nombre. Estas vertientes son abun 
dantes y su temperatura es considerable, pues apenas pueden ser 
soportadas por el hombre que pretende bañarse en ellas. 

7. — En el nojuncalifo, que va á desembocar al gran salar de Pe- 
dernales, y como á 5 kilómetros mas arriba del alojamiento de Co- 
rrales, hay dos pozos con aguas termales de alta temperatura con 
desprendimiento de gas hidrógeno sulfurado y con sedimento ferru- 
jino, son muy propias para baños. 

8. — A orilla poniente del largo salar de Antofalla y en el lugar 
Ilamado Botijuelas hay varios pozos de aguas un poco tibias, que 
alimentan las vegas del mismo nombre. Estas aguas son potables y 
no hay desprendimiento de gas. 

9. — En el camino del salar de Incahuasí á Socaire y como á un ter- 
cio del total de la distancia entre estos puntos, del primero, hay un 
gran pozo de agua termal, Ilamado del Agua Caliente, de tempe- 
ratura elevada y cargada de saíes. 

10. — En la punta S. E. del gran salar de Atacama hay grandes 
pozos de aguas tibias, Ilamados de Tilopozo, algo cargados de sales, 
pero potables, que alimentan las vegas del mismo nombre. 

1 1. — AI pié occidental del volcan Tíízler, contra la cordillera limí- 
trofe con la Republica Argentina, camino de Susques á Chorrillos, 
corre un arroyo que en largo trecho de su curso se ve dibujado por 



Digitized by VjOOQIC 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 75 

una blanca silueta de vapor acuoso. A sus orillas cstá el caserio de 
Castilla, de indios indígenas de la mas pura raza de los quichuas. 

12. — Al pié del volcan Lastarria, cuyas columnas de vapor sulfu- 
roso se divisan desde remota distancia en el desierto atacameño, 
yace una laguna profunda y sinuosa en sus contornos y de cuyos bor- 
des se desprenden á borbotones ó tranquilamente, surgidores de agua 
caliente que no permiten jamas lá congelación de la laguna en mu- 
chos metros de extensión á la redonda. 

13. — BaTíos termales de Puritania. De San Pedro de Atacama al 
N E., á 3 T J^ kilómetros de distancia, siguiendo por el río Vilama has • 
tas sus nacimientos, hai cinco fmntes de aguas termales, que brotan 
del pié ó costado naciente del cajon abierto por dislocamiento de los 
cerros traquíticos, que se desprenden de los picos volcánicos veci- 
nos, llamados de Puritama. En lengua cunza puri, agua; tama, ca- 
liente. 

Estas fuentes, situadas a 3,950 metros sobre el nivel del mar, se 
hallan dispuestas, como sigue: i.^ poza grandede 5 metros de diáme- 
tro por uno de hondura, con aguas de 34^ grados de temperatura; 
2.^ vertiente inmediatamente al sur de la anterior, con aguas de la 
misma temperatura; 3.^ vertiente situada á pocos metros al este de 
la anterior, con aguas de igual temperatura; 4.*\ vertiente situada 
en el costado naciente de la quebrada, como á un kilómetro al sur 
de la i.^ un poco mas abajo de la conjunción del arroyo formado 
por las vertientes anteriores y el arroyo helado de la quebrada del 
poniente, con aguas de 31 grado de temperatura; y 5.^ poza grande 
de baños, como la i.^ en medio del riachuelo Puritama, un poco 
mas abajo de la conjunción citada i un pv-^co al norte de la vertien^^ 
núm. 4. Las aguas de esta última poza son de 25 grados centígrados 
de temperatura solamente, talvez por no proceder de vertiente di- 
recta, sino del agua enfriada en un trayecto mas o menos largo y 
mezclada con las del arroyo helado. 

Estas termas son muy visitadas por familias de Atacama, princi- 
palmente por los indios bolivianos que van á curarse de las sífilis, 
enfermedad muy comun entre ellos, de la que, s:;jun fama, curan 
pronto ó sienten algun alivio inmediato. También sirven para los 
reumatismo crónicos, algunas enfermedades de la piel, del estó- 



Digitized by 



Googlí 



76 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PlÍBLICAS 

mago y del hígado, constribuyendo además, á la mejoría de los en- 
fermos el clima, que es templado en verano. Muestras de estas aguas 
serán anaüzadas en oportjnidad. 

Las dos quebradas citadas, la de Puritama y la del arroyo helado, 
contienen bastante vegetación. 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



DE LOS 



POR FRANCISCO J. SAN ROMAN 



Dentro de la zona que actualmente lleva el nombre de Atacama, 
la raza aboríjene de ese suelo no ha ocupado de ella sino la corta 
extensión correspondiente á la cuenca hidrográfica que yace entre 
la cordillera real de los Andes donde se levanta como cumbre cul- 
minante el esbelto Licancaur, y la que corre como ante-cordillera de 
la misma á unos 47 minutos en longitud más al oeste, con su altura 
dominante en la cima del Químal; siendo por el norte el dorso anti- 
clinal que la divide del río Salado, afluente del Loa, y por el 3ur más 
ó menos el paralelo del Pular, los límites que la encierran por sus 
extremidades. 

Se ha hablado la lengua cunza de los atacameños en el valle del 
Loa, pero es evidente que no era esta la lengua nativa de sus mora- 
dores sino más bien el aimará. 

Así circunscrita, la extensión territorial ocupada por la raza cunza 
ó atacameña, parece corresponder estrictamente á los contornos na- 
turales que determinan la hoya hidrográfica del gran salar de Ata- 
cama. 

Y en efecto, del lado del Loa, ni la tradición, n¡ los nombres de 
lugares geográficos aseveran lo contrario, y en cuanto al extremo 
opuesto, desde el LluUaiyaco, agua engañosa, hasta Copayapu (Co- 



Digitized by 



Googlí 



78 REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

piapó), abunda^ite en turqiiesas, las etimologías del quichua confir- 
man el hecho de no haberse extendido por alh' la lengua de los na- 
turales de Atacama. 

Así mismo, salvando el límite occidental, la raza changa parece 
haber dominado exclusivamente hasta el oceano, y al oriente de los 
Andes, los naturales hablan hasta hoy el aimará ó el quichua, des- 
conociendo en absoluto las voces del cunza. 

D'Orbigny da cuenta de la existencia de una lengua extraña en 
el territorio de Atacama. pero ignorando su limitación geográfica la 
supone extendida hasta Tarapacá. 

Tschudi fué el primero que dió algunas noticias sobre el idioma 
atacameño, debiéndose á él mismo la ingeniosa teorla de que estos 
indios forman los últimos restos de la poderosa nación que en siglos 
pasados habitó los valles de los Calchaquies. Y según el testimonio 
de Garcilazo, opusieron tenaz resistenciaá los Incas conquistadores. 

Un comerciante llamado Moore publicó un pequeño vocabulario 
de que tuvo conocimiento el Congreso de Americanistas. 

Don Luis Darapsky, tan contraído á este género de estudios y á 
cuya erudición he sometido los apuntes que ahora doy á luz, ha teni- 
do la bondad de escribirme lo siguiente: 

« Pero nunca antes se han conocido los elementos gramati- 

cales de tan interesante lengua, como Ud. los expone por primera 
vez. No cabe duda que el cunza pertenece á la misma rama de que 
han nacido el aimará, puquina, canqui, quichua y diversos idiomas 
más del Perú y Bolivia. Pero entre todos ellos es el más austral, 
más aislado y bajo muchos aspectos más interesante. El mundo cien- 
tífico europeo sabrá agradecer á Ud. el adelanto hecho por Ud. en 
el escabroso camino de la etnografía americana.» 

El Dr. Philippi, que la constató en su propio suelo, cree que pudo 
extenderse hasta Calama. 

Entre los changos no se conserva vestigio de lengua indíjena al- 
guna, ni dan ellos razon ni noticia respecto de los arribanos de Ata- 
cama, pero ehtre estos hay tradición de que sus antepasados no hi- 
cieron buenas amistades con los habitantes de abajo. 

Y aün más, algunos de los pocos indios cunzas que conservan res- 
tos de su antigua lengua, muy ancianos todos ellos y que no han 



Digitized by 



Googlí 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 79 

trasmitido su uso á la actual generación, dan á la voz chango una 
inteligencia que se traduce, según sus explicaciones, en desprecio y 
malevolencia hacia las razas de la costa marítima. 

La lengua atacameña va desapareciendo y perdiéndose en el olvi- 
do, y tan pronto como hayan expirado los poquísimos octogenarios 
que aun conservan su uso y de quienes de viva voz he obtenido las 
nociones que voy á dejar consignadas, no quedará de ella el menor 
vestigio. 

En el curso de mis exploraciones andinas, desde las pampas aus- 
trales de la Patagonia hasta las alturas de la altiplanicie boliviana, 
el interés de descubrir la etimología de los nombres geográficos me 
había familiarizado con las voces más comunes del araucano, del 
quichua, del aimará y aiin del guaraní que en el Paraguay tanto in- 
terés despiertan por la belleza de las imágenes que envuelven y su 
apropiada aplicación á los objetos que definen. 

Con tal sistema de observación, el viajero se apercibe fácilmente 
de su entrada ó paso de un territorio á otro ocupados por distintas 
razas ó donde se habla distinto idioma, con sólo la indagación del 
orígen etimológico de los nombres geográficos. 

Al tocar los contornos de la altiplanicie de Atacama, avanzando 
hacia ella desde Copiapó, ya sea entrando por el norte ó abordán- 
dpla por el lado argentino ó boliviano, los nombres de montañas que 
terminan en el collo aimará, el orko quichua ó el lemu ó huincul de 
los araucanos, se cambia por la terminación cáur, 

El agua ha pasado de unu, yaco, co á ser puriy y las gentes ya no 
son haque, runa, che, sino sifna. 

¿Pero de dónde viene la palabra y qué quiere decir cuuza} 

No parecia ser el nombre de la tribu ni el del país de su naciona- 
lidad, y desistiendo ya de descubrirlo, aconteció que con motivo de. 
averiguar sus pronombres posesivos, tuve ocasión de comprender 
que la invariable contestación cun!:a que antes daban al ser interro- 
gados acompañando la voz con un movimiento de los brazos mos 
trándose así mismos, era simplemente el posesivo plural nuestro, 

Careciendo pues dc una voz, así como los araucanos tienen su 
dungUy para designar el nombre de su ?engua ó tribu, responden 
lengua cunza, es decir, nuestra lengua. 



Digitized by 



Googlí 



8o REVISTA DK LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

Sin comprender estas circunstancias, se les ha dado á los abri- 
genes y á su lengua el nombre de cunza. 

El oríjen de la palabra Atacatna con que los mismos naturales de- 
signan hoy á su pueblo cabecera, no ha podido ser descubierto, ni 
recuerdan ellos voz alguna con que lo designaran sus antepasados. 

De lícan, pais ó pueblo y del verbo sájnema, ir, los cunzas hacen: 
acca lícan sájnema; yo voy al pueblo; pero refiriéndose los indios 
arribanos de más á la cordillera, como los de Peine y Toconao, más 
particularmente á la cabecera del país, decían CLCca ích'Cámar sájnema, 
es decir, yo voy á Atchcámar. 

¿Será mucho violentar las teorías etimológicas si se supone que 
los españoles principiaron por pronunciar en vez de atch'Cdmar, at- 
cámar y por fin Atacamdí 

Cuando nos proponíamos, en el interés de salvar los últimos restos 
de esta lengua, buscar los medios más discretos posibles para no alar- 
marja porfiada reserva y recelosa cautela con que los naturales ocul- 
tan sus tradiciones y esquivan toda ocasión de ser interrogados, se 
presentó la feliz oportunidad de estar por entónces ejerciendo el cu- 
rato de Atacama un ilustrado y estudioso sacerdote, presbítero C. 
Maglio que se dedicó con interés al mismo objeto, pudiendo él ven- 
cer más fácilmente las resistencias de los indíjenas. 

Con esto y con nuestras propias indagaciones en el mismo Ataca- 
ma, pero con mejor éxito en los caseríos de Toconao, Cámar, Peine 
y Tilomonte, vamos á esponer lo poco conseguido. 

I.— Artículos y género de los nombres 

EI yay ia: la cotch 

Del • nisayá; de la. . . . cotchayá 

AI isimayá] á la icotchayd 

Para la formación del plural parece quc no hay diferencia de gé- 
neros: 

Los, las cota 

De los, de las cotchayd 

Á los, á las ícotchayd 



Digitized by 



Googlí 



LALENGUA CUNZA 8l 

En la dificultad de descubrir alguna regla para la averiguación del 
género en los nombres, no ha sido posible encontrar ejemplo para 
todos los casos, pero segiín cree el señor Maglio la formación del 
plural no distingue géneros y se forma añadiendo cota. 

Ej.: sima, hombre; sima'Cóta, hombres. 
liq cati, mujer; Hqcau cota, mujeres. 
qquepe, ojo; qquepe-cota, ojos. 

Con un adjetivo numéral el nombre no toma la terminación cota 
del plural. 

Ej.: sema, wx\o\ ppoya, dos. 
ttanziy hay. 

sÍ7na sema ttanzi, hay un hombre. 
sima ppoya ttanzi, hay dos hombres. 

No se déscubre el artículo indefinido un. uno. Dicen por ejemplo: 
un hombre, sima ntinar, siendo el significado de núnar, aislado, so- 
litario. 

El artículo se pospone á los nombres: 

Simdya el hombre. 

Siláya el llama. 

Al artículo el dan dos inflexiones de voz que á veces suena yd y en 
otras/í?, lo que también observó Maglio, quien cree que la segunda 
voz tiene por objeto suavizar la pronunciación de algunas termina- 
ciones demasiado fuertes, como en liq-cau que hace líq-cdvia. 

También combinan ambos vocablos y los separan precediéndolos 
y posponíéndolos á los nombres, por ejemplo: i-sima-ya, ó bien iya-^ 
sima, el hombre. 

No ha sido posible encontrar la aplicación que se hace del artículo 
femenino cotchy pero se descubre que usaban de preferencia los de- 
mostrativos: 

cotchMqcau aquella muger 

cotch'SÍmaya . . • aquel hombre 



Digitized by 



yGoOglí 



82 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÚBLICAS 

anta líqcau esta muger 

anta-simaya este hombre 

2. — Adjetivos 

Parece que el cunza tenía muy pocos adjetivos, sobre todo califi- 
cativos, y en cuanto al género y ndmero son invariables, á lo menos 
en cuanto ha sido posible averiguarlo. Ejemplo: 

Ninchies hermoso, lindo 

Sima-ninchies hombre hermoso 

Líq-cau ninchies m uger hermosa 

Ninchies sima cota hombres hermosos 

Minchies líqcaucota mugeres hermosas 

Como indicativos aparecen éstos, invariables también, 

anta, este; cachi, aquel 
También: 

ayá, este; iyá, ese 

iyáre aquel 

Los posesivos son: 

acsa^ mío; chienza, tuyo 

cimza, nuestro; chinzaya, vuestro; 

isa suyo (de él) 

isaya .* de ellos 

Pero Maglio encontró que los indios del pueblo de Atacama usa- 
ban además otra manera de indicar la posesión introduciendo en la 
terminación la partícula ía. Así: 

tiC'Imn, padre, declinan como sigue: 

¿tic hania. mi padre 

stic haunia, tu padre 

ai tic haniuy su padre (dé él) 

(cunza) ciin tíc hania, nuestro padre 

(chienza) chin tic hania, vuestro padre 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



83 



(ícocha) cHic hania, el padre de ellos. 

lócjma, perro 

clocjmaia, m¡ perro 

slocjmaia, tu perro 

ai locjmaiay su perro 

cun locjmaia, nuestro perro 

chin locjmaia, vuestro perro. 

clocjmaia, el perro de ellos. 

Es curioso que en cuanto a los adjetivos numerales, resulte que 
los cunzas tuvieran mejor conocimiento del sistema decimal que sus 
vecinos y con las mismas reglas del método numeral europeo. 



sema 


uno 


ppoya 


dos 


ppálama 


tres 


chchalpa 


cuatro 


mutsisma 


cinco 


fuüchala 


seis 


chchóya 


siete 


chchólama 


ocho 


tecára 


nueve 


suchi 


diez 


suchita sema 


once 


suchita ppoya 


doce 


suchita ppdlafua 


trece 


suchita suchi 


veinte 


suchita ppálama 


treinta 



suchita tecára noventa 

Para intercalar las unidades de veinte á treinta, etc. 



suchita suchi sema 
suchita suchi ppoya 



veintmno 
veintidós 



Digitized by 



Googlí 



84 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

suchita ppálama ppálama treínta y dos 



suchita chchalpa tecára cuarenta y nueve 



a'i as sema 


cien 


aras sema sema 


ciento uno 


aras ppoya 


doscientos 


aras suchi 


mil. 


3.- 


Sustantivos 



Podemos dar á los filólogos un pequeño vocabulario que servirá 
]o bastante para establecer comparaciones de interés con las lenguas 
vecinas ú otras. 



PERSONAS Y OBJETOS 



hombre 

mujer 

gente 

niño 

padre 

madre 

hijo 

nieto 

hermano 



stma 

líqcau 

contí 

páuna 

tú^han 

pat'ta 

pahni 

cahmai 

zahli 



Los íemenínos se forman agregando liq cau. 



hija 

hermana 

etc* 

casa 

rancho 

cama 

poncho 

camisa 



pahni líq-cau 

zahli líqcau 

etc* 

tturi 

tturitka 

kritte 

áksu 

álmiya 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGÜA CUNZA 




ELEMENTOS 




sol 




cáppin 


luna 




cáhmor 


tierra 




hSiri 


estrella 




áhlar 


lucero 




áhlar cappin 


agua 




puri 


víento (sonído índefinible) 


khúro 


nube, niebla 




molte 


lluvia 




zaire 


río 




váC'ka 


campo, pampas 




túlva 


suelo, médano 




hóiri 


cerro, montaña 




cáur 


piedra 


AVES 


cáichi 


avestrúz 




choraca 


parina 




sólor 


pato 




chópar 


perdiz 




cólan 


águila 




vittí 


lechuza 




cósco 



85 



Para los polluelos de los pájaros usan la voz pani, así: parina chl- 
ca, sólor paníy y para las aves acuáticas usan como genérico büotar* 



CUADRUPEDOS 


llama 


silar 


león 


kúhri 


zorro 


tckápur 


vicuña 


tétir 


guanaco 


tsámbo 


vizcacha 


áitzir 


ratón 


kílli 



Digitized by 



Googlí 



86 



REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 



Á los pequeñuelos de estos animales pDsponen también la voz 
pani\ cachorro del león kúhri pOLni\ y á las hembras les agregan así 
mismo la palabra quíbur: leona, kiihri quíbiir, zorra, tchipiir qiii- 
quibur. 





PLANTAS 




brea 




túri 


cachiyuyo 




kélas 


algarrobo 


4.— Pronombres 

PERSONALES 


yáli 


acca 




yo 


tchema 




tü 


ía, cáchir 




él 


cunna 




nosotros 


chime 




vosotros 


cota ícota 




ellos 



La primera persona la suavizan en ciertos casos pronunciando ácsa, 
ácsia. 

No hay terminaciones femeninas para estos pronombres. 





DEMOSTRATIVOS 




antar 




este 


cachir 




aquel 



En Toconao, sin embargo, un antigo maestrode escuela boliviano 
cree que también usan: 



ayá 




este 


iyá 




ese 


iyáre 




aquel 




POSESIVOS 


\ 



djsaya (la / como ch alemana) mío 

chénsaya tuyo 

isáya suvo 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



87 



Estas pequeñas diferencias en el singular, con lo que antes queda 
espuesto, resulta de vaguedad en la pronunciación de acsa como más 
enérgicamente dicen en Atacama y aj'sa como pronuncian los arriba- 
nosde Peine y Toconao, agregando también, para mayor suavidad 
ó dulzura la terminación ya. 

RELATIVOS É INTERROGATIVOS 



{iie, itiquiá 


quien 


itquiquiá 


cuyo 


entiquid 


donde 


entelaquiá 


por donde 


entpaquiá 


para donde 


aiquiá 


aquí 


catquiá 


alH 


S— Adverbios 




leyá 


lejos 


aispuriá 


cerca 


cogciá 


atrás 


zalpáia 


adelante 


mustupa 


arriba 


váquit 


abajo 


capípas 


á la izquierda 


conipas 


á la derecha 


pinchcó 


cuando 


anú 


hoy 


táipo 


mañana 


ené 


pasado mañana 


hábá {k aspirada) 


ayer 


aba'hábá 


antes de ayer 


etincpiáre 


entónces 


ianinquiáre 


siempre 



En algunos adverbios de tiempo como tarde, temprano y otros, las 
divergencias entre unos y otros indios no nos han permitido deducir 
nada con álguna certidumbre. En Socaire dicen: sinca, nada; itchpur, 



Digitized by 



Googlí 



88 



EL DESIERTO Y CORDILLERAS DE ATACAMA 



poco; hSnar, mucho; picum, pronto; ^e/e^dy lejos; tiicuba, CQvc2i,cócop 
atrás. 

Para aseguraruos de la fidelidad ó grado de confianza con que era 
prudente aceptar estas voces para darlas bajo la necesaria garantía 
de verdad á los filólogos, he procurado probarlas con averiguaciones 
diversas. 

Así, por ejemplo, pudimos descubrir que los indios de Socaire nos 
decían por los hombres que vivían en los pueblos de abajo sima cota 
vaquit, comprobándose así el adverbio vaquit, abajo, que nos habían 
dado en Toconao. 

Interrogándolos sobre situación de lugares, contestaban siempre 
muy de acuerdo para los que estaban lejos ó cerca, con leyá y aispu- 
riá, y respecto de las direcciones sus únicas espresiones para orien- 
tarse eran las de derecha ó izquierda, conípas, capípas y de adelante 
atrás, zalpáiay coqciá, 

OTRAS ESPRESIONES 



hátur 




calor 


tsérar 




frío 


válchar 




malo 


cayáhia 




bueno 


ichicai 




chico 


cdppnr 




grande 


dccanu 
yquiare 




no 
sí * 


tdrar 




blanco . 


ndtchi 




negro 


cinjai. 




triste 


coydjne 




contento 


chorístur. 


tchorjmar 


hambre 


tarajche 


6.-Verbos 


sed 



Parece que los tiempos se reducen sólo á tres: presente, pasado y 
füturo. 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



89 



Las termínaciones de las dístintas personas parecen invariables.. y 
para distinguirlas entre sí, además del pronombre, hacían preceder el 
verbo de un prefijo que variaba con las personas. 

Hay además un futuro que indica como la obligación de hacer una 
cosa. 

Acca que olc-kaus, yo no he de comer. 

Acca que yocons, yo he de hablar. 

Como especie de auxiliares, sólo se descubre una combinación que 
hacen de los pronombres personales con la terminación ya 6 ía 
para el verbo ser, y con la terminación ttanzi para el verbo auxiliar 
haber. 

Ser: 



acca-ya 


yo soy 


chema'ya 


tü eres 


íaya 


él es 


cima-ya 


nosotros somos 


ícota-ya 


ellos son 


Haber ó tener: 


acca ttanzi 


yo he ó tengo 


chema ttanzi 


tú has ó tienes 


ía ttanzi 


él ha ó tiene 


cuna ttanzi 


nosotros tenemos 


üot'ttanzi 


ellos tienen 



Podemos decir algo sobre las conjugaciones. 
Los infinitivos, por lo gencral, terminan en tur, 

Ohlm-tur, comer 



acca q' ohhna 
cheina q ohlma 
ía q oh/ma 
cuna cun ohlma 



yo como 

tií comes 

él come 

nosotros comemos 



Digitized by 



Googlí 



90 



REVISTA DE LA DIRECCION DE OBRAS PUBLICAS 



chime chin ohlma 
ícot ef ohlma 



Yocon-ttir, hablar 



acca q yoconama 
chema q yoconama 
ía q yoconama 
cuna cun yoconama 
chime chin yoconama 
cota ef yoconama 



vosotros comeis 
ellos comen 



yo hablo 



Mini-tury ver 




acca q minijma 


yo veo 


chema se minijmu 


tú ves 



Tal es la conjugación de los verbos en el tiempo presente, agre- 
gando, como se ve, la terminación invariable ma que reemplaza al 
tur del infinitivo. 



Pasado: 



acca q yócona 
chema se yócona 
ya s yócona 
cuna cun yócona 
chime chin yócona 
cota ef yócona 



yo he hablado 
tú has hablado 
él ha hablado 



colc tur 
lan tur 
ccara tur 
mtílsin tur 
cjard tur 



En otros verbos, como 



caer 

andar 

cortar 

morir 

quebrar 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



91 



hacen en el mismo tiempo: 



acca q coljmi 
acca q cjara 
acca q ccara 



yo he caído 
yo he quebrado 
yo he cortado 



Lo que demuestra que no hay una terminación fija para este 
tiempo. 



FUTURO 



acca q yóconolo 
chema se yóconolo 
ya yóconolo 
cuna cun yóconolo 
chime chin yóconolo 
cota et yóconolo 



yo hablaré 
tü hablarás 
él hablará 

nosotros hablaremos 
vosotros hablaréis 
ellos hablarán 



Así se conjugan: 



acca q ololo 
acca q mínjolo 
acca q cólcolo, 
acca q lánolo, 
acca q ccáralo, 
acca q cjáralo, 



yo comeré 
yo veré 



yo caere 
yo andaré 
yo quebraré 
yo cortaré 



FUTURO IMPERATIVO CON AFIRMACION 



cuca p' yóconSy 
chema se yócons, 
ya yócons, 
cuna cun yócons, 
chime chin yócons, 
cota e( yóconSy 



yo he de hablar 

tú has de hablar 

él ha de hablar 

nosotros hemos de hablar 

vosotros habeis de hablar 

ellos han de hablar, 



y para los demás verbos: 
acca q olc, yo he de comer 



acca q mimsc 



yo he de ver 



Digitized by 



Googlí 



92 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

acca q lans, yo he de andar 

acca q ccoleSy yo he de caer 

acca q ccarals, yo he de quebrar 

acca q cjarals, yo he de cortar 

El otro futuro con negación que citamos al principío: 

acca / olC'kauSy yo no he de comer 

chema se olc-haus, tú no has de comer 

ya olc-haus, él no ha de comer 

cuna cun olc-haus, nosostros no hemos de comer 

chÍTue chtn olc-haus, vosotros no habeis de comer 

icota ef olc-hauSy ellos no han de comer 

Y para los otros: 

acccTq yócons-hansy yo no he de hablar 

acca q' mininje-hans, yo no he de ver 

acca q^ lanch-hanSy yo no he de andar 

acca q ccol-hans, yo no he de caer. 

No prodigan el uso de los auxiliares y abrevian los cunzas todo 
lo que pueden. 

Por ejemplo, yo tengo sed, dicen simplemente acc tarájcke; él es 
bueno, ía cayáhia; el niño es malo, pauna válchar. 

Suprimen tambien con la primera persona: yo bebo agua, dicen 
simplemente, puri hattama, siendo beber haítur. 

No hemos podido descubrir una voz para la divinidad, y nada in- 
dica que tuvieran idea de un genio del bien ni del mal. 

¥A pachacamac de los quichuas les era desconocido. 

Las voces y palabras de sus vecinos y aun cuando éstas hayan 
sido aplicadas á lugares de su propia tierra, les son enteramente des- 
conocidas. 

Así, nada sabían del significado del Llullaiyaco, compuesto, como 
dejamos dicho, del quichua y aimará llullay mentira, y del araucano 
yaco, á su vez compuesto de ya ó lla, tibio y co, agua. Pero si los 
araucanos no pudieron llegar hasta aUí, puede derivar esta segunda 
voz del 3.im3Lrá yacca^ orines. 



Digitized by 



Googlí 



LA LENGUA CUNZA 



93 



En el centro de su región cordillerana hay el lugarejo de Sáncor, 
cuyo significado, corazón, en aimará, ignoraban completámente los 
cunzas lugareños. 

Pero, al contrario, tratándose de los nombres que llevan voces de 
su propia lengua y que no han sido desfigurados ó corrompidos, 
siempre dan razón-de su significado. 

Así el esbelto y akísimo Lincancáur que se levanta aislado desde 
su base cón irreprochable «forma geométrica como una pirámide de 
Egipto, quiere decir la montaña del pais, 

Purilaríy río de aguas rojas á causa de las arcillas ferruginosas 
que las impregnan de ese color, consta de piiri, agua, y lari, sangre. 

Estos ejemplos demuestran también, el carácter de aglutinación 
que corresponde al cunza en alto grado. 

Por líltimo, como comprobación de la ninguna relación de la len- 
gua cunza con las de sus vecinos, compararemos, de entre las pala- 
bras mas usuales: 



AIMARÁ 



Agua . . . 
Hombre. 
Mujer. . , 
Cerro . . . 
Casa . . . . 



QUICHUA ARAUCANO 



CUNZA 



Oma 


úmí 


co 


puri 


kaque 


runa 


cíie 


sifua 


marnii 


huarmi 


domo 


liqcau 


collo 


orko 


lemu 


caur 


uta 


gasta 


ruca 


ttU7Í 



Así mismo en los adjetivos, verbos y demás partes de la oración 
las comparaciones no dan indicio de derivaciones ni relación alguna 
entre las diferentes lenguas. 

Sin tiempo disponible ni preparación bastante para estudiar la 
onología de la lengua de los atacameños, no me sería fácil fundar 
las razones de la ortografía usada. 

Me ha parecido que la/ expresaba mejor los sonidos aspirados 
que la ch alemana, prefiriendó escribir, por ejemplo, sajnema más 
bien que sachnema. 

Tiene el cunza aspiraciones fuertísimas seguidas de una notable 
prolongación de la vocal, lo que usan para ciertas voces imitativas 
de la naturaleza, y para este caso hemos adoptado la h aspirada, el 



Digitized by 



Googlí 



94 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÜBLICAS 

acento círcunflejo, y la ^ como fuerte sonido de paladar; así por ejem- 
plo escribo khúro, víento, aunque es de un efecto fonético imposible, 
por cierto, de escribir. 

Cuando no precede el sonido de la k, la aspiración es suave, como 
en hóiri, tierra, suelo; hátá, ayer. 

Usan mucho las dobles consonantes y las pronuncian mas fuertes 
y separadas que los italianos como krittey cama, cappin, sol, acca, yo, 
que pronuncian krit-te, cap-pin, ac-ca. 

Es necesario hacer diferencia entre el sonido de la ^ y la >é reser- 
vando esta última consonante para las voces muy fuertes, siendo así 
muy notable la diferencia de pronunciación entre aksu, abrigo, pon- 
cho y vacca, río. 

También hay sonidos especialísimos que no se vertirían ni con cc 
ni con kk, como sucede en mujer, que pronuncian con cierta ternura 
que desdice de la ruda aspereza de la lengua y que puede escribirse 
liqcau. 

Es seguro que estos breves é incoherentes apuntes, sobre ser lo 
primero que con interés y algún cuidado se ha escrito acerca de la 
lengua de los naturales de la altiplanicie atacameña, será también 
lo último, en razón de haber ya espirado los dos ancianos que en 
Cámar y Toconao lo conservaban sin haber trasmitido á sus descen- 
dientes sino muy incompletas nociones. 

En el pueblo cabecera de San Pedro de Atacama está casi total 
mente extinguida. 

Francisco J. San Román. 



Digitized by VjOOQIC 



FÜNDACIOIS DE EDMCIOS 

ESTUDIO ANALÍTICO Y SINTETICO 



Las fundacíones de un edificio ó construcción cualquiera tienen 
que estar en relación directa con el peso que deben soportar y con la 
clase de terreno sobre que van á descansar. 

Antes de determinar, pues, la forma y dimensiones de las funda- 
ciones, se debe tener en cuenta el peso del edificio; por este motivo, 
no necesita las mismas fundaciones un molino que una casa de ma- 
dera, ni una chimenea que un semáforo. 

Antes de fabricar una fundación, es menester conocer la naturaleza 
del suelo, porqúe del conocimiento de él dependerá naturálmente 
la estabilidad de la construcción. Si este exámen es indispiensable en 
donde quiera que se edifique, es esencial en los paises en donde son 
frecuentes los temblores. Hay ejemplo de haberse desplomado una 
chimenea de un horno á causa de haberse ahondado un pozo en las 
cercanias, debido á que los cimientos de la chimenea descansaban so- 
bre una capa incompresible demasiado delgada, que, estaba colocada 
sobre una capa de arena movediza, que sexorrió al ahondar el pozo. 

Así, pues, es necesario, antes de cimentar un edificio, conocer los 
espesores de las diversas capas geológicas capaces de soportar sin 
peh'gro unaconstrucción cualquiera. Sobre rocas extendidas en todos 
sentidos, de tres metros de espesor, se puede cimentar sin peHgro; 
sobre cascajo semejante al del subsuelo de Santiago pueden fundarse 
construcciones de gran peso; la cimentación de un edificio de tres 
pisos se hace en Francia sin peHgro sobre un lecho de arena de 



Digitized by 



Googlí 



g6 REVISTA DE LA DIRECClÓN DE OBRAS PÓBLICAS 

m. 2,60; en España se estima que*la cimentación sobre arena puede 
hacerse sin peligro, cuando la capa tiene de 5 á 6 metros de espesor 
y está encajónada; sobre arcillas cuarzosas ó plásticas, puede fun- 
darse cuando el espesor de la capa pasa de tres metros y el terreno 
sobre que descansa es completamente seco. 

En Valparaíso, Concepción y otras ciudades de Chile, hay nume- 
rosos edificios de cal y ladrillo de dos y mas pisos que descansan 
sobre fundaciones tendidas sobre subsuelo de arena, que pasa de 10 
metros de espesor. 

El subsuelo de que acaba de hablarse, y sobre el cual descansan 
las fundaciones de un edificio, se llaman sne/o natiiral, y las funda- 
ciones fabricadas sobre tal suelo se Ilaman fundaciones naturales 6 
fundaciones ordifiarias, 

En todo caso, conviene que la presión sobre el suclo no pase de 
25000 kilógramos por metro cuadrado (250 kilógramos por décime- 
tro cuadrado). 

Teniendo esta cifra por límite, se dará á los cimientos una base 
conveniente, ensanchándoles á medida que aumenta la profundidad 
de la excavación. 

Rara vez el suelo natural se presenta en la superficie; pero aunque 
tal caso se presentara, es menester excavar á lo menos m. 0.30 á fin 
de resguardarla base de la construcción de las injuriás atmósféncas. 
EI fondo' de la excavación ó herido sobre que descansan los cimien- 
tos de un edificio deben siempre estar á nivel. Este nivel será 
ünico, ó por escalones si la inclinación ó la naturaleza del suelo así 
lo exigiera. Ejerciéndose verticalmente la acción de la gravedad, es 
natural que las bases de las fundaciones de un edificio sean horizon- 
tales; de otra manera, la construcción podria desliarse, y como los 
varios elementos que la componen no son perfectamente homogéneos 
ni estan ligados por fuerzas iguales, el escurrimiento se haria de una 
manera desigual en los varios puntos de su composición, y sobreven-- 
dria la ruina parcial ó total. 

Para fijar la forma de la sección de las fundaciones, así como sus 
dimensiones es preciso tener presente las siguientes reglas: 
I. — Las piedras resisten proporcionalmente a su sección. 



Digitized by 



Googlí 



FÜNDACIONES DE EDIFICIOS 97 

II. — La resístencía de las piedras varía según sea su porosidad y el 
sentido de su estratijicación, 

III. — Lci resistencia de las piedras crece en razón de la densidad. 

IV. — La resistencia de las fundaciones varía según sea la altura 
de su sección; para iguales alturas, secciones equivalentes é igual ca- 
lidad de materiales, resistirá más la sección que más se acerque al 
cuadrado que al rectángulo de altura mayor que la base. 

De las experiencias, resulta que pueden someterse á las siguientes 
prcsiones por cada milímetro cuadrado de su sección las piedras que 
van á continuación: 

Basalto 2 quilógramos 

Granito 0,35 » 

Piedra silizosa dura. .*.... 0,46 » 

Arenisca dura. 0,087 » 

Id. bkmda 0,004 » 

Piedra arcillosa 0,068 » 

Calcárea oolítica. 0,1 » 

Id. compacta 0,28 » 

Mármol estatuario 0,31 » 

Id. negro cle Flandes 0,79 » 

Ladrillo ¡nglés blando 0,04 » 

Mortero de cal y arena. . . -! * 

^ y 0,05 » 

Id. hidráulico I ^'^5 >> 

t 0,07 » 



Una presión die^ veces mayor, produciría la ruptura. La carga 
permanente no debe pasar de ^^ á ^ de la cifra de ruptura. 



Digitized by 



Googlí 



98 



REVISTA DE LA DIRECCIÓN DÉ OBRAS PLBLICAS 



Sin embargo, la proporcíón anterior varía segiín los casos, esti- 
mándose la carga de seguridad como sigue, siempre en relación con 
la cifra de la ruptura: 





llloiiolito 


Filbiiea 
onlíiiaria 


Soitorte 
aislado 


Bóveda 


Piedra muy dura 

Piedra medianamente dura 

Piedra blanda y mampos- 
tería con mortero hi- 
dráulico 

Mampostería ordinaria (i) 

■. ■ ir: irrrz — — : — 


'/7 

I/IO 


1/15 

í/13 

I/IO 
I/20 


1/23 
i/'9 

•/15 
1/30 


1/60 
1/50 

1/40 
1/80 



No debe olvidarse que las cifras anteriores se refieren á experi- 
mentos hechos en Europa. en donde las artes de la construcción es- 
tán mucho más adelantadas que en la América del Sur, y en donde 
los temblores son casi desconocidos. 

Últimamente se está dando á los cimientos o fundaciones de los 
edificios del Estado, la verdadera importancia que tienen en la cons- 
trucción. En general, los cimientos de los edificios públicosde Chile, 
salvo dificultades locales, deben hacerse con piedra angular de can- 
tera, la cual deberá, á lo menos estar despuntada y compuesta en sus 
asientos; deberá mojarse con agua dulce antes de asentarla en el 
mortero; en la parte de los cimientos que salga de la superficie del 
suelo deberá también componerse la piedra. Todas las juntas debe- 
rán embocarse con mortero antes de llenarse las excavaciones. 

La seccióri de los cimientos de los edificios del Estado debe com- 
ponerse de varios rectángulos sobrepuestos, de manera que el infe- 
rior siempre tc^ndrá una zarpa ó escalón, comparado con el rectángulo 
superior; deberán fpibricarse conjuntamente los cimientos de cada 
rectángulo; las piedras irán trabadas en todos sentidos, tanto en la 
sección horizontal como en su elevación ó corte vertical. Los costa- 
dos de cada rectángulo quedarán á plomo. 

Tal es la rutina que se ha adoptado en los edificios del Estado- 



(1) Gíiíj del construtory Madrid 1888. — Mecánica de Mr. Planat. 



Digitized by 



Googlí 



FUNDACIONES DE EDIFICIOS 



99 



Conviene agregar que es muy ventajoso que las piedras sean ala.rga- 
das, de gran tamaño é irregulares en todo sentido. 

Esas piedras redondeadas ó mejor dicho cuadradas, que fluctúan 
entre 0,20 m. á 0,25 m. de arista, llamadas boloiies, son las más im- 
propias para la construcción de fundaciones estables y de buena 
clase. El pequeño tamaño de tales piedras no presenta garantía para 
la trabazón: además, de ordinario los bolones tienen la forma de un 
tronco de pirámide, y en la mampostería en uso, la cara más ancha 
queda visible en los paramentos de los cimientos, resultando de ello 
que la presión que