(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Biodiversity Heritage Library | Children's Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Romancero general, ó, Colección de romances castellanos anteriores ..., Volume 2"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with libraries to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use ofthefiles We designed Google Book Search for use by individuals, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other areas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remove it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
anywhere in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . qooqle . com/ 



Uslvcnlly «T Oiíwrá 



MOOKIUV 

Languagsí 

rACUl.Ty LlBBAKT 









;^- 



L'-N 









•i4, 












.51: 



^'4' 




OXFORD 



■ti 



i 



'$ 









,*^ ? 



•¿^: 









^V' 






eíp 



Xii 



^ 






.•>H 



,-A, 




Digitized by 



Google 



Stf! 







Líí 


^í -^ 


-^.^^ ^i'r-^^.íiir . kW'r*3 




MODERN LANGUAGES FACULTY LIBRARY | 

TAYLOR INSTITUTION ^ , 

UNIVERSITY OF OXFORD 2- ! 


ysyn 


This book should be returned on or before the 
date last marked below. 


1 




, ¡i bCT 1968 

.... TEB •=.'■ 9 


ll^ 


^ • X ' '^ 




• 


r,4 , 





J/ /Af s 6oo¿ ís found please return ü to the above 
address — postage wül be rejuíided. 



'•VS? 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



\ 



BIBLIOTECA 



AIITORES ESPANOLES. 

..4--. 



_._^-^ Di g i t i gQd'P y 



Coogl e 




Digitized by 



Google 



BIBLIOTECA 



AUTORES ESPAÑOLES, 

DESDE LA FORMACION DEL LENGUAJE HASTA NUBSTROS DUS. 



ROMANCERO GENERAL, 

Ó 

COLECCIOIV DE ROMAIVCES CASTELLANOS 

ARTEKIOIIES AL SICIX) XVIII,. 

RBGOGIDOS, ORDBMADOS, GLASIFIGADOS Y ANOTADOS 

POR DON AGüSTlN DURAN. 



TOMO SEGUNDO. 




MADRiD. 

M. RIVADENEYRA— IMPRESOR — EÜITOR, 

CALLC »E LA MADKIIA, 8. 

1861 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



TABLA DE LAS MATERIAS 

CONTENIDAS EN ESTE TOMO. 



Advertencia. vii 

Juicio crítico del nrimer YolümeD, por 

Don J. F. i\ IX 

ftOMANCES HISTÓRICOS. 

SCCCIOH DB B0MAMCB8 RBUTITOS k LA RISTO- 
BIA DB ESPAAa, DESDS LA ÉPOCA DE LOS 

CQDOS BM ADBUNTB. iCouiimacion.) 

Romances concemientes á la época 
deAlfonso VII, liamado Empc- 
rador de Kspafia. 3 

Id. ¿ladeSaneholir.elDeseado. 3 
Id. ú la de Alfonso yiir, dicho el 
Noble, con los de los einco ma^ 
ravcdis, los amorcscon la Ju- 
dia , y los de las bitallas de 
Alircos y de las Navas. 
Id. A la de Feroanrio III , el Santo, 
eon los de las eonqnisus de Cór- 
doba y Sevllla , y las bazafias de 
Perez de VArgas y otros. 
Id. á la de Alfonso X , el Snbio. 
Id. ú la de Sancho IV, ei Bravo, 
con los que tratan de Gazman 
el Bueno y los Bejaranos. 
Id. i la de Ferdando IV, el Emnla- 

zado.ymnertedelosCarvajaies. 53 
Id. á la de Alfonso XI , el de Aljc- 

ciras. 34 

Id. ¿ la de Oon Pcdro I, llamadoel 
Cmel , con los de Oo&a Blanca, 
Don Fadriqoe, Don Enrique v 
Dofia Marla de PadiIIa. 
Id. i ia de Don Juan I , coD el de 

los Moncadas. 45 

Id.á la de Enriqne III, el Enfermo, 
con el del desafío de Rny Diaz 
de Rojas. 45 

ld.á la de Don Joan n,co]i los del 
dnqtte de Aijona y de Don Ai- 
varo de Lnnt. 46 

Id. i la de Enriqne IV, el Impo- 

lenie. 65 

Id. á la da los Reyes Católicos 

Dofia Isabel y Don Femando. 
Id. i las de Jnan I , Joan II , Enrí- 
qne IV y los Reyes Catdlicos, 
eon los romances fronterizos 
qoe tratan de las goerras con- 
tra Granada y de ias hazafias 
qoe en ellas se eiecutaron por 
los caballeros cristiaoos y los 
moros. 



47 



79 
KmMcet que verm tobre keehút indlvi- 
éuatet, •meret 9 emgutttres baUWu en- 
tre loe maroi grmtaduHft u ios cabaiieros 
erittUHot, áetde Juon 11 hatta ñn dei 
reiMada.de lot httea Catóiicot. 
Romaoces de los amores de Abiodar- 
raez deCarUmay de la bermosa 
Jarifa; y de los gcnerosos he- 
cbos del famoso Rodrigo de 
^ Narvaez,alcaIdedeAnteqaen. 101 
del maettre de Calatrava Doo Ro- 
árigo Tdles Giroo, de Albayal- 
dos y de Moza. 111 

de las basallas de Heraando dcl 
PolgarydeGarcilasode la Ve- 
ga , coo los del trinofo del Ave- 
Maria y los áel moro Tarfe. i^ 
de los hecboff de Doo Airooso de 
Graoada y Vaoegis , eo batallas , 
ei toneos etc. 13C 

Mre lot fiinosos becbos de Don 
Maooel Pooce de Leon. 132 

Epoen da Cérlot I de Etpeñn. 
homancet de U batalla de Pavia. 142 
de la prision del dnqoe de Sajo- 
. »*•• 141 

4e lasbasafiasdeHenao Cort«s. 145{ 



rág. 
de las goerras de Espafia contn 
infleles y tureos. 147 

Epoca de FeHpe II. 
Romances de las guerras civiles con 

tra los moriscos del Alpojarra. 162 
Sobre la líga santa y la bauila de 

Lepanto. 179 

sobre ias gnerras de Flándes. iH 
de la mucrte de Felipe II. ibS 

Epoea de Feiipe III. 

Romance de la expalsion de los mo- 
rlscos. 190 

Epoea de Felipe IV. 

Romancc sobre la privanza y caida de 

Don Rodrigo Calderon. 192 

SBCCIOH DE ROVAÜCBS SODIIE LA HISTOBIA T 
TRADICIOÜBS DEL DEIXO DB NAVARRA. 

Romances de la batalla qne tuvo Don 
ficltran de la Cueva con una 
sierpe. 199 

sobre cl rey Don Saneho Abarr.i. Soi 
do la inveneion de la cueva v al- 
tar dc San Antolin , por cí rey 
Don Sancfao el Mavor. 202 

de la acnsacion de los Inranlcs dc 
Navarra contra laReina su ma- 
dre. 202 

SECCIOH DE ROJUHCes SOBRB LA BI8T0RIA 
DEL RBIMO DE ARACON. 

Romanees sobre Ramlro el Monjft. 20j 
de cómo Tué encciidrado Don Jai- 

me cl Conquisi.ndor. 207 

de un milagro de San Raimando. 208 
de cdmo Martin Bolea Jibertó eon 

aslucia á Calalayud, qne el rey 

de CasiiUa quiso poseer. 209 

del rev Don AITonso V, qne codi- 

ciaba eonqnisUr 1 Ndpoles. 210 

SBCCION DB ROMAKCES SOBRE LA HISTOItlA 
DEL COÜDADO DB BARCKLOÜA. 

Romance del eonde de Barcelona y la 

emperatriz deAlemania. 210 

sobre el almirante Garceran de 
Pinos. 212 



Pia. 
ROMAXCBRO DE ROMANCKS VULCA- 
UCS (2UE CANTAN LüS CIEGOS. 

SECtilON DB ROMANCES Vl'LGARBS 
CABALLERESCOS. 

Romances de la historla dc los Doca 
Pares de Francia , de Carlo- 
Magno, el almirante Halaan, sa 
bijo Flcrabras, sa hija Flori- 

Kes, Oliveros y la batalla de 
oncesvalles. 229 

del rey Ciaudio Tcodomiro y ia 
prtncesa de Inglaterra^ li3 

SBCClOa PB R0MA.\'CE8 VCLGARES 
MOVELESCOS. 

Romances de las princesas encantadas. 21^ 

2.-A- 

2:g 

2UI 
2h'l 

2ü» 



8ECCIOX DE R0MANCE8 D8 C0L0CAC10.V 
DDDOSA. 

Romance del rey Ramiro y sus adali- 
des. 214 

de ona estratagema de Don Gar- 
cia para que ios moros alzasen 
el sitio puesto á su eastillo. 215 

SBCGION DB BOMAMCES CO.NCERNIBNTBS Á LA 
MJ8T0RU EXTRANJBRA. 

Bmancet de ta kUtoria de Portuffal. 
Rofliaoce del coode Alfonso Enriqoez, 

qoe ganó ú Lisboa. 2IS 

de Don Egas Naflex, que librd á 

Gnlmaraens. 216 

sobre U rev V-« Pedro de Por- 
togal, } ie IV»¿á Ines de Cas- 
iro. J17 

sobre Dofla Isabel, qne intentaba 
ser reiaa da PM-iofal y de Cas- 
tílta. 218 

qoe trala de la maerte qae Don 
Joan, dnqae de Onganza, dió 
4 stt esposa Dofia Leonor. 219 
de la maertedel daqoe Gaimarans 
^ y del de Viaeo. 219 

de Dofia Isabel de Liar. 220 

del rey Don Sebastian. 222 

Romancet rclaHpot á la kittorta de Itaüa. 
Romaoee de la papisa Jaana. 223 

de la reina Jaana de Nipoles. 224 
sobre lo muerte del dnqnede Gan- 
dia,hijodelpapaAIejandro VI. 225 



del violiB encantado. 

de ia hcrmosa Rosiinonda. 

deRodulfoy Casandra. 

de la lícrcgrlna doctora. 

de Lisardo el estudiante. 

de Grísdda yGuaitcro. 

de Don Jaime dfc Arason y la ca- 

^ lavcra. 273 

de Don ísidro, Dofia Violante y 

^ el negro Domlngo. 27ft 

de DonClaudio y ríofia Margarita. 25l 

de Rosaura la oel guante y Doo 

Antoniü dé Narvaez. 28S 

De bon Antonio Montoro y Dlego 

de Frias. 2^!) 

do Rosaura la de TnuiIIo. 201 

8ECCIOH DB BOMANCES VULGARES 80BRI 
CAÜTIVOS T RENEGADOS. 

Romances de Don Jacínto del Casti- 

llo y Dofia Leonor dc la Rosa. 293 
de Celinda y Don Antonio Mo- 

reno. 297 

de la Princesa caaliva. 29!) 

de Arlaja , mon. 302 

de Belardo y Lucinda. 30S 

SBCCION DB ROMANCB8 VUL6ARE8 HISTÓRICOS. 

Romanees de la conquista de SeviIIa 

por San Fernando. 307 

de la Rcina sultana. 31] 

de Gariclasodela Vegayel trioofo 

del Ave-María. 31.% 

de Dofia Ines de Castro. 317 

SBCCtON DE ROMANCBS VULGARES TOMADOS DB 
LETENDAS DKVOTAS. 

Romanccs de la vida de San Albaoo. 319 

de la de San AIcjo. ^ti 

áe la de Santa María Egipciaca. 32f; 

de la de Santa Genoveva. 32J 

de Cárlos y Lucinda. 332 

de la príncesa de Trinacria« 336 

de ia línda deidad de Francia. 33s 

de Jaan de Navalla. 341 

de Eflgcnia. 34» 

de Don Eoseblo de Herreri. 3iS 

de la desgraciada Ginesa. 5:;') 

del Alarbe de Maraelia. 3S2 

de la baraja. s.S^ 

del judio de Toledo. Víi 

de los siete jndios de Roma. 357 

SECaOJI DE ROMANCES vnLGARES DB VALIEX- 
TBS TGITAPOS. 

Ronaoeea da Dofla Víctoria de Aceve- 

do. 3r>.') 

de Dofia Josefa Ramlrex. 361 

de Espinela. s^r» 

de Prancisco Estévan ei Guapo. 307 

de Francisco Cerrea. 37r» 

de Don Juan Merino. 37S 

de DoD Pedro Saiioas. . 5^1 

de Don Rodolfo de Pedrajas. 3S3 

de Demardo del MontiJo. 3SG 

de Pcdro Cadenjs. S:n 



Digitized by 



Google 



f ECCtOü DB ROHARCU vnLCARCS QDB TRATA.n 
M rASOS HATÜRALB8, MARAV1LL080S, VfiR- 
DADKROS 6 rABOLOSOS. 

Romanee de la Anfa amerieana. 800 
de los cinco hijos de nn parto. 592 
de la dama qae paríó trescientos 
setenta blios ae ona vei. 

SeCCIOR DB ROVABCBS VÜLGARB8 SOBRB ASDR- 
T08 IBAfilMARlOS. 



ISomance de la Isla de Janjt: 



393 



Romance de la riqneta y la pobrcza. 
dpl Rico 7 e1 Pobre. 
el Trigo y.el Dinero. 
de las Virtndes del dia. 
de las Virtudcs de la nodie. 



SECCIO.^ DB RORANCBS VULGARB8 OB CONTBO- 
VBRSU T AGDOBZA. 

51»' 
400 
401 
404 

SBCCIOR DE ROHAKCES VCLGARB8, SATÍRICOS 
' J0C080S T Bl'RLESCOS. 

Romance de los nombres y propieda* 
des de laa mojeres. 40T 

8BCC10R DB CUEXTOS EH ROMAIICBS VULGARBS, 

Cnento del mollnero de Areos. 409 

del fraile flngido. 411 

ROMANCBRO DE ROMANGES VARIOS. 

Scccion de romanees doctrÍBalcs. 417 

de Heróicos y descriptivos. 421 

de ErOticos y RmatonoB. 42.> 

Alegórícos de amor. 4:25 

AfRcfeénUcM. 4¿o 



TABU J)B MATBRIAS. 



Seccion do romances nrbanos. 
Pastoriies. 
Piscaterios. 
Venatorios. 
Viilaneseos f festivos, 



439 

4ao 

494 

49fí 
497 



de romauccs Saliricos.iocosos v 

bnricscos. ' 51*'.; 

át romRDces riearesros. bVJ 

de Jicaras en iengnaje de fferma- 
nía. t, j ■ ^ 

de caentos. S'J7 

AT1ÍRDICB I. 

Seceion de romances amatorios cn vrr- 
808 anaereúutieoftd de siete si- 
labas. Oüi 

APBRDICB II. 

RomtmeilUn malMriH enpen&i cúftaté ác 
endeckas, 

Seceion de romaneillos aicf dricot. 004 

Íe erdUcos. 607 

e Jocosos, satiricos y bariescos. 636 

A»ÍRDfCB ni. 

Romancfs de varias clases, iechos en vcr- 
sos de consonanies pareados. 

Sccrlon de romances doctrinales. 6.~9 
de amatorios. 640 

de jocosos, sjtiricos y buricscos. tíU 



Observacioncs i la crónica dc EspaHa 

rlmada. Gt7 

CnJnica de l'^spafía, cnprnsa r rimada. G;il 
NolRS i ia crdDiea riinadR. * M¡2 



8CPLBVERT0. 

RomMces eahallcrescos, 

Romance de la infanta que parió A horto 

de su padre V fué sorprendida. OB.'S 
de Amadis y Úríana. 665 

de Don Tristan. 666 

de MaDdrieardo. 666 

de Durandarte. 660 

^oménces de ia kistorío de EspaU. 
Romancc dcl scñor de Llnarcs. 670 

dci reto dc dos xamoranos centra 
dos castellanos cn ci sitio de Za- 
mora por rt rey Don Sancbo. 670 
del reto de Zamora por Ordeaez. 671 
de la mncrte de Feman Arias en 

el rcto 4e Zamora. 671 

dcl Cid en ias Cortes. 672 

de Don Enríque» hcnnano de AI- 

íonso X. 67% 

de la rcina Rianca de Borbon. 673 
de la muerte dd prfncipe Don 
Alonso de Portngai. 673 

Indice alfabéUco de autores y aadDi- 

mos. 67i> 

Catálogo de Los libros qae ban servld^ 
de originales para este Uoman- 
cero, y de alguoos oUxmrbüo- 
. gos. 6*s 

de piicBos sneiüM. 69S 

Llsta de códices. id. 

Indíce por números de los romanees 
ordenadosscgun iasochociascs 
earaeterísUcasenqae se han Ír- 
tentado esubiecer. 606 

Adlriones » correcciones y cnniicndas. 697 
Cantar de los Conicudadorcs. 697 

indiceairabéUcogcneral. GJ% 



Digitized by 



Google 



ADVERTENCIA. 



TBiunvo, en fis^ en este segundo volúraen una ooleccion coplosa y eiclosiTa de 
romances, que otros muohos liid>ieran deaempe&ado «nejor, pero no con mas aficion, 
desinijeres, ^inco ni cQnstancia* He excluido de ella, y reservado para un Cancio- 
neroy todas las poesias cuya construceion y combinadones métricas, bijas del arte ó 
de la imitacion». difieren mas ó ménos de la senctllez, naturalidad y facilidad que cona- 
tituyea al romance, que desde su origpn mas remoto basta el dia ba perfeccionado , 
perona mudado, sus formas eiclusivamente nacionales» oun ouando en su aplícacioa 
haya ei^perímentado todos los oambios qoe las id^^as y la esencia de la poesia, el gusto,. 
ia moda y el arte iban iál,roduciexido. PFecisamente « como repetidas veces lo be dicbo» 
por au constancia en conservar sus formas indígenas, y por ^u facilicted en adaptarse ¿"la 
expresion de toda dase de ornato y de pensamientos, es por lo que el romance ha mar- 
chado con la sociedad espanok, y aeri tan imperecedero eoroo ellasea. De^e los rudos 
juglarea hastalos trovadores costesanos, desde estos ¿ Lope dQ Veg^ y Góogorat y luego 
hasta Helendez Valdes , y hiego hasta el duque de Rivaa y sua contemporáneos » el ramance ) 
ba corrído sigjos y siglos sin interrupcioa, ba conserv^do esencialmiente sus foriaas pri- 
mifivas y oríginalas, y coa ellas aquel no sé qué caracterisiico que nos distingue de los 
extranos, y que casi ha desaparecido de las combinaciones métricas ea que imitamos, 
prímero á los pro venzales , luego á los italianos y clásicos griegos y latinos , y úilinzamente 
á los iranceses, Estas no representaban solamente cgmbÍQa de formas materialest sino 
tambien de ideas : en eUas se borraban enteramente las anliguas, sm dejar apénaa rastro 
de lo que fuéron, miéntraa que el roo^ance era d amalgama de lo pasado con lo presente : 
era la historia no intemimpida del pueblo y de la nacionalidad que lo produjo. Por mas 
que se le lime y se le revista de bríllante coIoridD , por mas que las galas dei biea decíi: 
le adomen^ por mas que el aite y el clasicismo le despojen de su senciUa natundidad, 
esta siempre conserva en él sus vestigios ; y al ver un romance no bay nadie que no des- 
cubra desde luego daello indeleUe. de espa&olismo que conserva, aun cuaodo sea obra 
de un extrai^ero, Intimamente penetrado de cstas ideas» empecé por los Rpmanceros la 
lai^ y penosa tarea, que probablemente no acabaré » pues lavida me va finltaado» de dar 
al púbUco unaserie de poesíaa populares ó popuWizadas despuea, con las observaciones 
críticas, histórícaa ypolítícas qw su confeccion me iba inspirando. He eumplido una 
parte de lo que jne pcopuse, sin pretensiones dogmáticas : he püblicado todo lo que só 
y poseo » y no es culpa mlti si mi ríqueza y mi ciencia i mas no alcairaan. N! aspiraba á la 
gloria ni álos inteceses maleriales;^ y al cabo de mi (afiea me coutentaré si no soy ma$ 
oscuro nimas pobre que lo era ántes de empezarla. 

Contiene d segundo volúmen de esta mi obra, ademas de la conclusion del Roman* 
cero de romancea históricos» el interesantísimo de los Vulgares, injustamettte desprecia* 
dos de los poetas cultos que solo atienden d arte. Sin embargo de td menospreeio, esta 
clase de romances es la verdaderamente popular aun hoy dia, como lo; era entónces la 
de los viejoa y juglarescos, La de aquellos es la coBtinuadon de la de estos , pero de mas 
alta expresion^ por<pie d pueblo actual está mas cívilizado, y se dyerencia mémoa de la 
buena soeiedad ^ aunque no por eso ba dcjad^ ol gusto de hs leyeudas maraviH^sas » i&« 
geniosasid herdicas que vendeu loaciegos todavía, compueatas ea^plas y romances, 4 
en prosa y en pocas bojas. Para acompanar los mythos yabecbos del rey ftodrígo» de 
Bemardo, del Cid, etc., que nos legaron nuestros antepasados, el pueblo, los partidos, 
y aun los documentos de oficio» van trasformando en otros tales á Zurbano, á Cabrera 
y otrosy que dentro de algunos siglos serán, si no la verdad bistórica, si al ménos la 
verdad moral de la idea que represenlan, y que los Iia elevado, aunque haya sido ven- 



Digitized by 



Google 



VIII ADVSnTBNClA. 

cida. Acaso Ilegará el tiempo en que el nombre de Wéllington solo exista en libros vo- 
luminosos de historla, que le retraten con proporciones humanas, miéntras el de Napo- 
leon^ hijo del pueblo, y otros sus hermanost aunque muy desiguales» que le entusias- 
maron » llegaráti deiflcados á la po^teridad. Bf taftrtirio engrandece á los mártires ; In 
continua prosperidad mata el nombre de los felices ; y Don Alvaro de Luna , á quien cegó 
su orgullo y sa codicia , á pesar de haber salvado á su rey y á su patria , hubiera sido de- 
testado ú olvidado ai uil cadalso no le hubiera hecho interesante y popular , y convertido 
en asnnto de lós romances de cíego. íQuién querrá, en el siglo de los intereses matería- 
les, comprar la fama á tanta costa? Ademas del interes popular que ofrecen los roman- 
ees vulgareá» donde se ensalzan los héroes, hay otros qne tienen tambien el qne pro- 
cede del origen de los asuntos qüe tratan, elcnal es tan remoto» que viene ó de las 
leyendas latinas propagadas desde.el siglo vi al xi inclusive , ó de los cuentos y fábulars 
oríentales sanscritas, que, trasmiüdas por los árabes, dieron asunto á las novelas y 
cantos que los juglares fbanceses compusieron en el xti, xiii, xiv, y aun en el xv. 

Sígue en m¡ libro a\ Romancero de Vulgares , el de Robiances varios , compuestbs de 
loslíricos, satíricos, elc» cuyo elemento principat es sugetivo y puramente artístico. 
Divididosen secciones, y estas subdividídas seguin el modo de considerar los asuntos, 
be procurado en cada una reunir los de nombres conocidos, colocando juntos lós de su 
respectWo autor; y irespecto á los anónimos, los he colocado, encuanto me lia sido 
posible, seguii la fecha de las ediciones mas antiguas que conozco, y que etpresnn los 
libros donde están. 

A oontinuacion del Romancero de varios se hállan cuatro apéndices y un suplemcnto. 
Los apéndices contíenen : el i." los romances anacreónticos ó de siete silabas ; e) 2.'' los 
de seis silabas, ó versos de endechas; el 3.^ los de rimas pareadas, y el'4.*la erónicade 
EspaBa en versos y en prosa rimada, la cual, si no es toda ella un zurcido de romances 
desfignrados , á lo ménos en gran parte lo parece. EI suplemento encierra un corto nú- 
mero de romances históricos , escogidos entre otros hallados despues , y que se han omi- 
tido porque no cabon.en «ste volúmen. • 

Deseoso de facílitar las investígaciones que puede motivar la lectura de mi libro , y de 
complacer A los bibliógrafos , le he puesto con un indic&de materias, otro de autores, otro 
bibliográfico , y otro, en fin, alfabético, formado por el primer verso de cada composi- 
cion , y on el que se han rectificado y aumentado las citas de los libros donde se hallan, 
que se equivocaron en el texto , ó que se han averiguado despues de impreso. En todos 
estos indices va la numeracion de los romancés insertos en la obra, para que quien 
quiera saber los que contiene anónimos ó de cada autor, y el que desee apreciaír su va- 
lor histórico , poeda reunir á una mano todos los de ún solo sugeto , en el primer caso; 
y en el segundo , todos los que hay en un mismo Kbro 6 documento , y las veces que se 
Íia reproducido eñ otros donde tambien se halla. Así creo haber salisfecho en parte, y á 
mi manera , á los que creen que hubiera sido mejor reimprimir los diversos romanceros 
jintigQOs segun el amable desórden en que se halian, y el mayor que resultaria dcspues, 
puesto que mis fndices evitan este inconveniente y conservan las ventajas dc mi método, 
que no ha impedido la reimpresion de los romances, y que por medio del indice biblio- 
gráfico proporciona el poderlos reunir, segun las fechas reales ó presuntas de los docu- 
mentos donde existen, y donde no se hallan insertos siquiera por el órden de anttgüedad, 
6ÍB0 quicá algunos que en las sucesivas reimpresiones se iban añadiendo ad UMum y 
Gouforme se iban enconti'dndo. 



Digitized by 



Google 



JÜICIO CRITICO 

DEL PRIMER VOLIJMEN DE ESTA OBRA, POH DON S. F. P. 



ROMANCERO GENERAL Ó COLEGGION DE ROMANCES CASTELLAMOS ANTERIORES AL SIGLO XYOI, 

BECOGIDOS, ORDENADOS, CLA9IFfCAD0S T AROTADOS POR DON AOUSTkX DURAJI. 

No sabemos si se nos tachará de llegar un poco tarde al exámen y juício de esta obra. 
Han pasado, en verdad, álgunos meses desde que vió la luz pública, y ha sido ya analr- 
zada y encomiada en distíntos periódicos. Si en efecto se nos hiciese aquel cargo, confe- 
$amos que nada tendríamos que responder. Sirvanos de pobre y menguada excusa la 
preocupacion politica de nuestro tiempo, que apénas nos da lugar para fijamos alguna 
vez en los asuntos literarios ; sirvanos el hacer observar que la crítica^ rebajada á la parte 
mferiorde los periódicos, aun se ve disputar continuamente ese modesto asilo» ora por el 
artíeulo editorial aue desborda hasta llenarlo todo, ora por la novelade Dumas, arte bas^ 
tardo, literatura al vapor de uuestro siglo xix. 

Y por cieilo que es una mala vergüenza el que suceda asl , especlalmente cuando se 
trata de verdaderos tesoros de nueslra literatura nacional, como lo son en general los rO'- 
manees, y en parlicular las coleccioncs dc estos mismos, ordenadas por el tan laborioso 
como modesto escritor cuyo libro tencmos á la vista. 

El romance es la genuina poesía, la póesía nacional de los espaftóles. Ella sola no nació 
entre nosotros de la imitacíon de las escuelas, sino de la espontaneidad del pueblo ; ella 
sola es primitiva» es universal, es gérmen de una líteratura varíada y completa. Unicamente 
con el roñiance, con nueslro rvmance^ ha podido suceder en la moderna Europa lo que 
sucedió en la Grecia anti^ua con los origínales cantos de los rápsodas^ atribuidos al mitico 
Homero, de los cuales el estudio literario resumió despues la lliada y la OdUeaf y mas 
adelante dedujeron Esquilo y Sófocle» sus inmortales dramas. 

No pensamos sostener uha paradoja considerando de esta suerte al romance. La ver- 
dadera crítica , que despuntó á fmes del siglo último » y que se eleTó tanto en los prime- 
ros años del presentCt na hecho comunes estas ideas, an*áncando aquellas producciones 
de nuestro ingenio á la desdeñada oscuridad en que sé encontraban, y haciendo ver todo 
lo que habia de poético y aun de histórico en esos millares de leyendas, brotadas libre y 
esponténeamente de la oriental fecundidad de nuestro espiritu. 

Desde entónccs se esttmaron otra vez los antiguos RomanceroSf olvidados por las clases 
eruditas durante todo el tiempo de nuestra decadencia ; y se formaron otros, con mas 6 
con roénos amplitud, con mas ó con ménos gusto, pero que indicaban siempre el nuevo 
giro de los estudios y de la crítica, el aprecio debido y racional en que se volvia á tener 
esa rama de la literatura española. 

'No és del caso examinar comparativamente tales libros, todos los cuaTes han tenido en 
la ocasion su respectivo mérito» todos los cuales han ser\ido y sirven para el monúmento 
nacional que levanta el siglo presente en honra d^ los siglos anteriores. Obras de la labo- 
ríosidad y del estudio, sin pretensiones de invencion ni de produccion propia , estariá )muy 
mal á los que uo tenemos erudicion ni paciericia para hacerlas el considerarlas con un 
prísma hostiiy y el afanamos por encontrar en ellas este descuido 6 la otra falta.'Las co- 
lecciones de ese género, al ménos cuando solo son tales colecciones, no se pueden crití- 
car como obras dc invencion ó de doctrina.: la única critíca aceptable, siempre que de 
ellas se trata, es publicar otras que las eclipsen y las hagan caer justamente eu el olvido. 

No creemos» sm embargo, incurrir en ningun desacierto señalando á las colecciones 
dcl señor Duran el puesto mas elevado entre las de la presente época, y proclamándolas 
como la única obra de este género que saUsface sus necesidades y llena la idea de lo que 

* f(o por vnnaffloria ItK^rRria. m«s sf por precHirma de I» ftmf.siA(l (fiie me ditpcnsa qii bomlMre tan diffno oomo 
et el señor D. J. K. PAansco, inst'rto aqui el elocitente y tilosóOco juicio crilico que sobrc el primer volúuu'U 
4e esie RomaHCéró gtneral se pQl)licó en el nútnero 3¿2 de la Patria. 0(ro lauto liíciora, y por f&iiales ino- 
tiTos , si SQ eiteostoD no me lo redara , cob cl que el señor HAiiT7.eKBoscn inclnyó en el número 55 de La Hut' 
Iracion, AmI>os arltculos, á pesnr de ia indolgencia excesiva eon qoe tratan mi obra , formau un caadro eriiíco 
de lo qoe dcbiera ser, ^ facililan i-los que eon mas aptitnd y recursos me sucedan en (i'abaio^ de esta dase 
loft mediosdc liacerlos compieios t perieclos. KsUi clasede cfiiiea amistosa j coriés, que consisle en presentar 
OD modelo de lo btieoo t de lo bello, al Indo de lo qiie es imperfecto, parccc mas útil y conveniente qnc la qiie, 
amarga y dura » ofentle Ií^s 6n¡mos y maia el in^enio. Harto necio y esttipido serfa el lecior 6 el anlor qwo , 
coniparando una obra con e1 modelo de lo qiie debiera «e'r si faese bucna, np conotca lo que para eerlo k falii»- 



Digitized by 



Google 



z RmNCKRQ GEN£BAL. 

debc s«r en el dia un Romancero españoL No creemos sermas que juslos, repítiendo la 
voz universaL qua les atcibuye este mérito, y ({ue las ha señalaoo, en España y fuera de 
Espana» comó libros de los mas estimables é interesantes en el tesoro y en la historia de 
nuestra literatura. 

Saben sin duda nuestros lectores qne no es esta la primera vez en que publica su Ao- 
waneero el señor Duran ; y conocen precisamente que su primera edicion , impresa hace 
veinte añcis, mereció de los hombres entendidos d juicto aue acaba de exaresarse. Pues 
bien : esta segunda cuenta para el propio éxito con todos los elementos ae la primera , 
más el estudío de esos veinte años, continuo, incesante, como de un hombre que ha 
eDCQDtradasu vocacion, y, enearinado con eIla,.estáresueItoáno abandonarla; como de 
un bombre C[u& se propuso acabar una tarea sola , y ha permanecido inmóbñ en medto de 
todos los vaivenes de nuestra edad, Uevando á caoo aquella prmntiva intencioft de que 
ha hecbo su ley y su destino* 

£1 espeGtácuio que. nos presentan semejante resolucion y semejante constancia , es tanto^ 
mas apreciable y seductor para nosotros , cuanto es mas raro y poco comun en los mo-> 
meatos a^tuales. Encontrabásele con frecuencia en los pasados si^os, épocas de recogH 
númU> y de qiiietud.; y eran sus naturales consecuencias esos gigantescos trabajos que 
Uenan las bibfiotecas, y que aturden, al contemplarlos, las mas osadas imagínaciones. Pero 
nadft está al mismo tiempo ea ménos armonla con el rápido movimiento de nuestro -sfglo, 
con la enciclopédica y superficial educacion en que se nos amamanta, con las ambiciosas 
pasiones de lodo género que forman nuestra viaa presente. Cuando no hay cosa que no 
creamos saber, cuando no hay aT^o en este mundo que no nos creamos capaces áe sery 
4e intentar, e& pimto ménos que inconcebible esa aplicacion constante á un objeto solo, 
y esa tenacidad heróica para llevarlo á término, ligando con él la propia existencia, y 
oaciéndole el soh) espiritu de una vida de muchos años. 

Respetemoa pues y admiremos, ya que nos sentimos incarpaccs de seguirlos, á !os po-» 
<^s yarones emmentes que comprenden de ese modo su mision en este mundo ; y que, 
preciso es confesarlo, dej[arán en él alguna mas perdurable memoria que los que escríbi- 
mos articulos de periódico, auuque sean de estos q¡xe se Ilaman de critica, y enlos cua- 
leajuzgamos á esos propios escntores que no sabemos i^^ualar. 

.. A la clase de estos, aegun deciamos, ha correspondido y corresponde' d seRor Ouran, 
el col^ctor de este Romancero. Seducido desde su juventud por el amorá ia literatura 
verdaderamente española, concentró en ella y en su estudio todo el saber de una educa- 
cion esmerada y toda la viveza de un entenmmiento activo, in^enioso, casi diriamos su- 
tll. Con sacrificiois y con paciencia inagotable , Ilegó á ser su biblioteca quízá la primera 
que hay entre nosotros, respectivamente á los géneros que componen esa literatura ; y, 
eonsagrán,dose á su exámen con una asiduidad que no ban podiao torcer ni las cuestio-' 
nes politicas, ni las uecesidades de otra espccie, lo ha prosegnido por dilatados años, 
ahaaiendo cada dia conocimientos á süs conocimientos , y poniéndose en dísposicion , no 
de damos unacoleccion mas, seneilla ó descamada, como tantas de las antiguas, sino 
una obra en la oue el buen gusto, la sana critica, las indicaciones históricas y estéticas, 
perfeccionasen ae todo punto el material trabajo de una abundantisima compHacion. Hé 
aqui lo que desde luego fué la primitiva edicion del Romancero de qne hablamos : h^ 
aqui lo que es esta segunda, mucho mas abundante , mucho mas completa que aquella. 

£1 tomo prímero » único que hasta ahora se ha publicado (gmeso libro de setecientas 
páginaa, á dos columnas) comprende en primer lugar varios prólogos y observaoiones 
delautor, en los que se resume y encierra el espíritu, la deduccion, la vevdadepa esen- 
cia de sus estudios en este género de literatura. Solo despues de tal introduccion, que 
Ilena bien casi un centenar de grandes y compactas páginas , de las que muehas son com-^ 
pletamente nuevas , se pasa á insertar nna curiosísima noticia de impresos anti^os que 
se han tenido presentcs para la obra, verdadero tesoro bibIiogi*áfíco , que bastana él solo 
para asentar lareputacion de cualquier erudito, y á dar, en fin , la coleccion de ios misiiios 
Romances^ ordenados y clasifícados segun la teoria de aqtiella introduecion propia, y con 
una abundancia, y una perfeccion, y una especialy acertada crítica, quc revela á cada 
paso el firme juicio y el gusto verdaaeramente intachabLe del colector. 

Pero detengámonos un instante á bablar de esos prólogos, pues aqui es donde encon- 
Iramos á este , con nuis facilidad « en su individualiaad propla. 

Crítico, historíador , fllósofo, hombre de vastos y seguros conocimientos, investi^ador 
paciente, atrevido sustentador, muchas veces de nuevas, pero siempre de ingeniosas 
opiniooes , mu<^.strase en ellos el señor Duran con tanta origmalidad y valentia , como le 
conocimos todoa desde su aparicion eu la esfera literaria, cuando contribuyó uno de los 



Digitized by 



Google 



juiGio cBrnco» por don h f. p. s 

primeros á conmoTér Ids idéas fiicficias del siglo xtui, y á édlalañios, á lós qtteentinces 
éramos niños, los buenos modelos de carácter piiramente nacional, que nos debian ser^ 
vir en el estudio de las bellas letras. El sefior Duran ha permanecido , y se ostenla hoy, 
cual entóncas se presentó, espa&olántes quetodo, nrooiovedor de tendencias espaftolas, 
apóstol de la escuela nacional, malamente perdida hace ciento y eincuenta años, y que, 
no enteramente &lta de briUo y de robustez, vemos, ¿ lo que parece, renacer en estos 
instantes, Si de tal literatura como la qne el seuor Duran predicaba^ y que muchos jó- 
venes de esclarecido ingenio profesan, no se han escrito aun níngunos elementos doctrí- 
nales, no dirémos nosotros que estos prólogos puedan completamente suplirios ; pero 
decimos, si, que será necesario tenerlos presentes cuando se escriban, y que el'fondode 
la teoria alU bosquejada habri de constituir una gran parte de esa nueva y lilosófica 
obra» que tanto redama la sociedad que ya formamos en estos momentos, 

cDespues de mediar el sigio xvm (dice en uno de sus prólogos el seftor Duran) fué 
moda en Ettropa* y mas en £spaüa» despreciar la patría literatura, sia haber estudiftdo y 
conocido la buena de nuestros antepasados. Hadase un vanag^oríoso alarde de preferír 
lo extraiK) á \o propio, y se tenia por ignorante y bárbaro al que dudid)a de la infahbilidad 
de los novadores. Cundió y debió cundir el cootagio , porque era mas fácfl ser eco dé 
l.os pxetendidos criticos, que estudiar bien lo antiguo para crear sobre ello ; porque era 
mas cómodo traducir, que inventar; porque costaba ménos imitar lo becho que vefennar 
lo pasado» y conformarlo á las variaoiones que debia tener. Ental situacion, apénas hubo 
quien saliese al encuentro de tan extraviadas ideas , siciuiera para discutirias. Perdido asi 
el buen caminot nos quedámos xeducidos á ser debilitados ecos de lo que era bueno y 
acomodado ¿ los paises donde siaeid, mas que entne nosotros no podia jproducir cneacio- 
nes espontáneas ni vivificador entusiasmo. Nossueedió lo que a aquel que escribeen 
papel rayado, cuya letra, aunque bella y acabada, siempre carece de soliuro y eleganda, 
y jamas tíene el ear¿cter de oríginalidad. 

»Tambien parlicipé (continúa) del mismo emor general ; fambien sacrifiqQé en el dtar 
de la moda aí temor de que se me tuviese por necio y rídtculo ; tambien tuve la audacía 
de reprobar lo que me era poco conocido , y de despreciar en púMico lo que en secreto 
admiraba, Pero Ue^ó el tiempo de madurez y de teflexion , y conooi que la üed qfiie dv^ 
cuia al ingenio nacional ero muy estrccha, y que la tierra ansiaba recibir en su seno la 
semiHa de buenas y liberales doctrinas , para que brotase briosa ^ fecunda. Hi único mé- 
ríto en este caso fué conocer que era Ilegada la horo de la emancipacion literaria , el de 
atreverme ¿ romper la primera malla de la red que la impedia, v en fin, el de an'ojar en 
el suelo, ya preparado , la semilla que debia brotar. Apénas entonces teniamos un crítico 

Jue osase defender nuestra antigua literatura, consíderándola en si misma, y como me- 
io necesario para recupcrar la perdida originalidad ó independencia que debiera nacer 
de la union de lo pasado con lojpresente ; apénas uno que pensase en deducir de ella una 
teoria racional que la diese unidadfllosófica; apénas uno que ({uisiera presentarla bajo 
el aspecto de espontánea belleza que la caracteriza. EI mas arrojado no era bastante au- 
daz para defenderla eu su propio terreno» y se contentaba con colocarla en el lecho de 
Procusto ; y hacicndo salvedades timidas y concesiones importunas , la queria aiustar ¿ 
un cuadro mezquino é incapaz de contener las nobles y grandiosas dimensiones ael ver- 
dadero ingenio esptóol y de su nacionalidad. Deseoso de excluir tan falsos medios de 
defensa, sustituyendoles los verdaderos y fundados en altas y extensas consideracioncs 
filosóficas, y ansiando rescatar los graves ycrros que cometí por obedecer una incaliGca- 
ble moda« publiqué un opúsculo sobre el drama español antiguo» varíos articulos de 
critica escritos en el mismo sentido« y el discurso preliminar al Romancero de cabalUres-- 
co$ é históricos: los cuales ensayos, buenos ó malos como son, dieron ¿ la critica un 
nuevo giro» y la sacaron del camino empirico y estrecho que tomó al mediar el siglo xvui. 

•EI resultado que mis tareas por su oportunidad alcanzaron me animó ¿ continuarlas. 
A ello he sacrificado una carrera pública, con que me bríndaba mi posicion social. Re- 
ducido ¿ voluntaria oscurídad» sin ambicion de ninguna dase, el poco renombre adqui- 
rido y la posicion que ocupo, debidos son ¿ estas tareas» gue aunque constantes y conti- 
nuas, no me han impedido cultivar otros estudios mas senos, ni contribuir ¿ la propaga- 
cion de aquellas doctrínas generosas que emancipan el pensamiento, ordenan las ideas, 
ensalzan la humanidad y levantan el corazon y el mgenio ¿ grandes cosas.» 

N¡ podemos ni tenemos necesidad de copiar mas. Por lo dicho puede jua»arse al hombrc 
y al Iibro : por lo dicho se ve que es necesario guardar al uno un lugar preferente en nues- 
tra estimacion, y al otro un no ménos preferente lugar en nuesUra biblioteca. 



Digitized by 



Google 



m nOXANCfiaO GBNEnAL. 

En cua&to á la segunda y principal parte del propio libro, á 1a coleccion de k)s Romances 
en 8i misma , solo aírémos que comprende nuevecientos diez y siete , de las clases ó ca-* 
tegorias de mori$cós, cabaUere^os é kistóricos. Los primeros estan divididos por el coteclor 
en RmMnceésuellos^ Romanees que forman novelas, Romances moiisces salíricos y Aomr?i-^ 
ees imüando á motiseos, como los del forzado de Dragut y otros. Los segimdos, cahalk'- 
rescos, estáu de lamismasuerte compartidos en seis secciones. Corresponden á la prímera 
los SueltaSy como en el órden antenor ; á la segunda ,' los de las Crónicas galesas, como 
sim Io8 del Cabalíero del Febo y Amadis de <ja¿ila; á ia tercera, los de las O^ónicas hre^ 
Umas\ i la cuarta , k>s de las Crónieas carlovingias; á la qninta, los toinados depoemas 
jtalianos; y i la sexta, en fin, los DoctrinaUs, Saíiricos y Burlescos. Los terceros, por últi- 
mo, es ¿ aaber, los históricos, $e dividen tambien en grupos aemejantes para ordenarlos 
con la posibie claridad Alli se encuentran los tocantes á la Historia sagratía, desde la crea- 
cion del nmndo hasta la toma de Jerusalen por Tito ; los de los tiempos mitológieos y he^ 
ráieús de Grecia y Roma ; los de la historia verdadera de Greáa y Ásia ; los de la historía 
romana, desde sus primeros reyeshastael Bajo-imperio; los de nuestros Reyes godos^ de 
Don Rodrigo, de DúnPelayo y sus sucesores, del Cerco de Zamora, de DonAlfonso VI, de 
Doha Vrraca y sobre todo los famosisimos del Gid, epopeya capital . por no decir única » 
de la literatura española , y que se puede colocar sin desventaja al lado de cualquiera otra, 
ora de las épooas primitivás, ora ae ias épocas de estadio, de crítica y de imitacion. 

Con lo que acabamos de apuntar tan brevemente como nos es forzoso en un artículo de 
esta claae, puede«I ménos haberse formado una idea del Itbro á que en él nos vamos re« 
firiendo. Apreciarle extensa y completamente , fuera un empeño superior á lo que se puede 
hacer en cste diario. Basta ¿ nuestro objeto el citarle con el elogio que merece, califlcán- 
dole coB exactitud» siquiera sea en las oortas columnas que teuiamos para tal propósito 
Basta con que la critica que ¿ él se con^agra, tardia y lijera, eomo tiene que ser, sea iai- 
parcial, sea razonada, sea justa, como nos lisonjeamos de que haltar¿n la nuestra los que 
edien una ojeada sobre la obra ¿ que la aplicamos. Seguro es para nosotros que la tdea , 
que el sentimiento universal que ha de inspirar su lectura, es im deseo vivisímo de que se 
complete cuanto ántes ests Coleccion , poniendo asi al alcance de todo el mundo lo que 
tanto valor y tanto méríto posee entre los tesoros de nuestra Ureratura nacioiiaU 

J, f . P. 



Digitized by 



Google 



ROMANCERO 



DE 



ROM AIVCES HISTORICOS. 



CONTINÜACION. 



ff. xn 



Digitized by 



Google 



Digitized by 



Google 



>-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o-o o-c-o-e--»- 




SECCION DE ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTORIA Y TRADICIONES 

DE ESPAÑA. fConltnmcton.J 



918. 

füSTICU HECHA POB ALFONSO VII CONTBA 
DE 6ALICIA. 

(De Lorenzc de Sepúlveda. «) 
El emperador Alfonso 
En Toledo residia ; 
Uii labrador pareció 
Ante él , y ansi decia : 

,T ^"*? i'°^' ^^^^ Key» qoerello 
De un infanzon de Galícia - 
Don Fernando babía por nombre, 
Cran faerza hecho me babia • 
Tomado me ba mi beredad , ' 
Yporqueselapedia, 
Baldonóme de palabras, 
Gran injuria me bacia. 
Lldrando de los sus ojos , 
Diciendo : — Señor, juslicia, 
Pues que sols bonrado rey , 
No me la negueis boy dia, 
gue pues Dios os díera el mando, 
Hacerla mucho os cumplia. 
EIHey, vistalaquerella, 
bu carta luego le envía 
A Don Fernando, infaiizon, 
hw que mandado le babia 
Salisfaga al labrador 
De aquello que le pedia ; 

Y al menno de la lierra 
El buen rey le escribia 
Fuese con el labrador 

A ver qué derecho hacia 
Elinfanzonalvillano, 

Y dello le avjsaria. 
Víslo ba el infanzon 

LacarUqueelReyleenvía; 
Lomo es tan poderoso , 
£o oada do Io tenia ; 
AmeDazóalJabrador, 
Dijo que él lo mataria 
Si al rey se voelve á quejar 
Como quejado se habia. 
El labrador á Toledo 
Semnda vez se volvia : 
B; te duo la verdad , 
nmgana cosa encubría. 
Con eslo que le ha conlado, 

Y mas verdad que Inqueria 
Fuese para el ínfanzon 
Yásupuertaseponía; 
Mandólo llamar ante él , 

I el rafaDzon , que veia 
Qoe está alU el ísmperador. 



EL EMPE- Gran miedo cobrado babla ; 

Temeroso de la muerte, 

Con tal recelo huia ; 

Luego lo foabian prendido , 

Que le tenian puesu espla; 
CN WFARzoif Trujeronlo ante el Rey , 

El cual á un notarlo bacia 

Razonar todo esie becho 

Anie grande compañía 

De bombres buenos de la lierra. 

gne á honor del Rey veníau : 

Wo respondió el infaozon 

A cosa que le decian. 

?uejóse al Emperador, 
testimonio iraia 
De hombres buenos de la lierra, 
Yenélseconlenia 
No poder haber derecho 
Del tuerto que se le hacia. 
Cuando el buen Emperador 
Tan gran desacato ola , 
Llamara á los sus privados, 

Y en secreto apercibia 
Que s¡ á buscarlo viniesen, 
Dijesen que mal yacia , 

Y que no entrase nínguno 

En la sala do dormia; 

Con solos dos caballeros 

Para Galicia parlJa. 

No pára dia ni noche 

Hasia llegar adonde iba; 

Mandó llamar al merino , 

Queenelpuebloresidia; 

Quedijese,lepregunta 
Cómo aquel fecbo se haria. 
El Rey lo mandó aborcar 
A las puertas do vivia , 
Porque tomasen eiemplo 
Aquellos que mal hacian, 
Y que cumpliesen las carlas 
Que sus reyes les envíaii. 
Volviérase al labrador 
Lo que al infanzon pedia, 
Con los esquilmos y rentas 
Que la beredad valia. 
Descubiertamente anduvo 
Visitandoá Galicía, 
A apaciguar la tierra ; 
¡Muy grande lemor le habian! 
Ningnno tomaba á otro 
Lo que suyo no seria ; 
Muy tcmido es de las genies ; 
Touos en gran paz vivian. 

( Sepúlveda, Romances nuevamente saeados, etc.) 

* EI asuoto de la comedia de Lopc de Vega intitnhda Jff 
mejor alealde elRey es el mismo que el de este romane«. 



Digitized by 



Google 



ROMANCBHO 



EPOCA DE SANCHO Ul EL DESEADO. 



919. 

DON PCDBO VCLEZ, SORPRE?IDIDO ER LANCC DC AH0RC8 COÜ 
LA PRIHA DE SANCHO III , ES COÜDETIADO k FKlBlüR PER- 
PETCA T Á SER LENTAMEffTC MDCRfO. 

{Ánónimo^.) 

AUerada eslá Caslilla 
Por un caso desasirado, 
Que el coude Don Pero Velez 
En palacio fué hallado 
€on una prima carnal 
Del rey SaDcbo el Deseado, 
Las calzas á la rodüla 

Y el jubon desabrocbado : 
La Inranta eslaba eu camisa 
Ecbada sobre un esirado , 
Casi medio deslocada , 
Con el rosiro desmayado , 
Dc modo que estaba el Key 
Suspenso y muy allerado. 
£u lin , por darle casUgo 

A mucrie le ha condenado. 
Los grandes dicen que cesc 
El juicio acelerado ; 
El caso pide castiffo, 
No lo permite el bstado , 
Porque era el Conde eti Casiilla 
Gran señor y empareniado ; 
De suerte que por el Rey 
Fué el iuicio conmutado 
De darle perpelua circel , 
Para lo cual fué Uevado 
En el castillo de Ureña , 
Adonde fuera entregado 
A Peranzules Osorio , 
Merioo mayor Uamade « 

Y con gran solemnidad 
Jurameuto le ban tomado 

gue 00 le rouestre á persona 
ino al Rey ó á su maodado ; 
No le dén cosa ninguna 
Donde pueda estar ecfaado, 

Y de cuatro en cuatro meses 
Le sea un miembro quiuüo , 
Hasta que con el dolor 

Su vivír fuese acabado. 

(TiHONEDA , ñaa genM, — It. Wolt , Rou 
de romaneet.) 

1 Uvo de los que parecen de la dase de los romiDces viejos. 
Es el dnlco qae benos visto qae trate del lanee qae en él se 
etpresa. 



EPOCA DE ALFONSO VIIl EL NOBLE, Y ROlf AN 
CES DE LOS AMORES DEL REY GON RAQUEL 
LA HERMOSA JUDIA. 



920. 



HEHOR EDAD DE ALFOIVSO Tni T BARD08 DB CASTILLA 
ERTIIB LADA8 T CASTROS. 

{De Lorento de Sepúlveda.) 

Ntño es el rey Alfonso , 
Hijo del rey Deseado , 
Don Sancbo bobo por nombre 
Ese que foé rouy llorado; 
Unos le eotregan su tierra', 
Otros lo han rehusado : 
Dlcen que el Rey es pequeño, 
Y 8u padre habia mandado 
Qoe basu los años quioce 
Ko le diesen el reinado. 
Aqaesos condes de Lara 



GENERAIv 

Gon el linaje de Castro 
Trabada tieoe pelea 
Ñucha gente eu cada bando. 
Don Maiirique es por el Rey , 
Femaiidu Kuix es t\ conlrarío. 
En un lupr de Castilla 
Nonibraíio Garci Naharro 
Pai-adas üeuen sus gentes , 
Cada cual las animaudo. 
De Don M.inrique de Lara 
Fernau Ruiy. se ba recelado ; 
Teme la primera jusia , 
Aunque es muy esforzado, 
Porque á la Ian7.a del Conde 
Armadara no ha bastado 
Para deiar de matar 
Al que dél fuese eiicontrado. 
Háse visio en las batallas 

Y iides donde se ha hallado ; 
Fernan Ruiz dQo á los suyos : 
— ¿Hay aqui algun hidalgo 
Que se vista con mis armas? 
Yo se las daré de grado, 

Yo tomaria las suyas ; 
Temo de ser encontrado 
De ese conde Don Manrique; 
De mi será rouy hoorado, 
Que pasado el primer golpe 
Yo lo venceré en el campo.-— 
No osa ninffuno hacer 
Lo que e1 Conde ha demandado ; 
Un escudero del Coode 
Hombre es muy esforzado , 
Dijo : — Yo soy muy contento , 
Señor , de faacer tu grado , 
Por excusar la tu muerte 

Y que el campo hayas ganado, 
Tomarás lü las misarmas, 
Las tuyas tü me babrás dado, 
La laD7.a de Don Manríaue 

En mi la babrá empleauo, 
Gon que toda la tu vida 
Jamas no seas armado 
De otras armas sino aqueslas 
Que contigo yo he trocado. — 
Feman Ruiz le otorgó 
De cumplir lo qoe ba hablado ; 
Lue|;o trocaron las armas, 
La bd están aguardando. 
Ese conde Don Manrique 
Espantable se ha mostrado, 
Armado de todas armas 
El , y lo mismo el caballo : 
Arremetió por si solo 
Contra los otros, bramando; 
Temblar bacia la tierr'a , 
Seffun que va denodado ; 
VoTvióse contra los suyos, 
Sin que hiciese mal ni daiio ; 
Tiénenlo á mala señai , 
Dello estaban rourmurando, 
Diciendo que en la su vida 
Tal por él no habia pasado. 
Las naces arremetieroo , 
Unas y otras se han junlado, 
Los unos diciendo , Lara , 
Los otros, Castro, por bando; 
Todos diciendo : — CaslillB 
Por Alfonso , rey octavo. 
Ese conde Don Manríque 
De todos se ha delantado : • 
Grande es 1a fnría qne lleva « 
Óue iba fuego lanzando ; 
Visto habia m señales 
De Fernan Ruiz, castellano, 
Que llevara su escudero ; 
Para él ha endereiado; 
Firiéralo por los pecbos; 
ArmBdura ao ha prestado ; 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A LA HISTORIA DE ESPaSA. 



La lanza coq el pendon 
Se salió del oiro cabo : 
Mnerlo cavera en el suelo, 

Y él granJes grilos ha üado ; 
DíciiMido va :— ¡ Ura , Lara, 
Feril'Jos, li^s mis vasaílos, 
Qoe Ft^man Ruiz es ya muerlo 
Del encuentro que le líe dado ! — 
Fernan Ruiz liegó á él , 

Gran encuenlro le habia dado ; 
Derribólo muerto en tierra , 
Diciendo :— Mientes , villano , 
Que Feman Ruiz csiá vivo.— 
Diciendo va :— ¡Castro, Castro ! 
El Conde lo conoció 
En las voces que va dando; 
Díjole :— Artero , artero 
Gres , pero no hidalgo.^ 

Y diciendo estas palabras, 
Sio el alma habia quedado. 

( Sbpúlvbda , Romances nuetKimeHU saeados, cte. ) 



921. 

MI]ÍG.\IISE LOS ROBLCS k PECHAH LOS GINCO HARAVEDISES 
QUC ALFONSO Vlll LES IMPOMA. 

{Anómmo *.) 

En esa ciudad de Bárgos 
En Corles se habian juniado 
El Rey que venció las Navas 
CoH todos los htjosdalgo. 
Habló con Don Diego el Rey , 
Gon él se babia consejadb , 
Que era sefior de Vizcaya 
Üe lodos el mas prívado, 

— CuBsejédesme , Don Diego , 
Que esioy muy necesiiado , 

8oe con las guerras qiie he becho 
ran dinero me ba Faitado. 
Querria Jlegarme á Cueuca , 
No tengo lo necesario; 
Si 08 pareciese , Don Diego , 
Por mi será demandado 
Qoe cinco maravedis 
Me peche cada hijodalgo. 

— Grave cosa roe parece , 
Le respondiera el de Haro , 
Que querades vos , señor , 
Al libre hacer tributarío; 
Mas por lo mucfao que os quiero 
De mi seréis ayudado, 
Porqoe yo soy principal, 
Y de mf os será pagado. — 
Siendo juntos en las Cortes , 
El Rey se lo hal>ia hablado ; 
Levanlado esiá Don Díeco, 
Como ya estaba acordauo. 

— Josto es lu qne pide el Rey, 
Por nadíe le sea negado». 
Mts cmco maravedis 
Hélos aquide buen grado.— 
Don Nuíio, conde de Lara, 
Mocbo maí se babia enojado ; 
Pospoesto todo temor, 
Desta manera ha bablado : 

— Aqoellos donde venimos 
NuDca tal pecho han pagado , 
Nos, méoos lo pagaremos, 
Ni al Rey tal lc será dado. 
El qoe qoisiere pagarle 
Qoede aqoi como villaiio , 
Viyase luego Iras mi 
Kl aoe fbere bijodalgo.— 
Toaos se saleii iras él , 
De ires mil, ires han qiiedado, 
Ko ei campo de la Clera 
Todoi alli se han Juntado. 



El pecho qoe et Rey demanda 
En las lanzas lo han atado, 
Envianle á decir 
Que el tributo está llegado , 
Que envie sus cogedores 

Y luegoserá pagado; 

Mas que si él va en persooa 
Noserá desacatado, 
Pero que enviase aqoellos 
De quien l'uera aconsejado. 
Cuando aquesto oyera el Rey 

Y que solo se ha quedado , 
Voivióse para Don Diego, 
C' nsejo le ba demandado. 
Don Diego , como sagaz , 
Este coQsejo le ba dado : 
— Desterrédesme , sefior, • 
Como que yo lo he causado , 

Y asi cobraréis la gracla 

De los vuestros hijosdalgo.— 
Otorgó el Rey el consejo ; 
A decir les ha enviado 
Que quten le dió tal consejo 
Será muy bien castigado, 
Que hidaigos de Castilla 
No .son para haber pechado. 
Muy alegres Tuéron todus , 
Touo se bubo apaciguado; 
Desterraron á Don Díego 
Por lo que no habia necado ; 
Mas dende á pocos dias 
A Casülla fué tornado. 
El bien de ia lealtad 
Por ninguo precio es comprado. 

(Cancionero de romanees.) 

* El hecbo que trata este romancc se dice dló iDgar at re- 
f ran de No es por el huevo , sino por el fuero. La coiuposicion 
parece becba en la primera mitad del siglo xvi. 



922. 

AL Hisxo Asinrro? 

(Anónifno.) 

Rn Búrgoft está el buen rey 
Don AloQSO- el Deseado , 
Ei octavo aue en Caslilia 
De tal nomLre fué llamada; 
Mirando eslaba las Huelgas , 
Aquel monasterío honrado ; 
Miralo de parte á parte, 
Porqu^él mísmo lo ha fuudado. 
Triste andaba y muy pensoso 
Por verse taii alcanzado, 
Que ha gastado los tesoros 

8ue su padre habia dejado 
aciendo guerra á los moros. 
Qu'cn su reino habian (^uedado , 
Despues (]ue fué deslruido 
Por desdicba y gran pecado 
De aquel buen rey Don Rodrigo 
De los godos tan nombcado. 
Entre si mlsmo decia , 

Y triste andaba pensando 
De dónde babria dineros 
Para habef de guecreallos. 
Rogando anda á Dios del cielo 
Que le bubiese ayudadn , 
Pttes lo hace con tal celo 

De so fe bat>er ensalzado. 

Piensa de favorecerse 

De los bombres híjosdalgo, 

Qoe le ayuden con un pecbo 

Muy pequeño y moderado. 

Cbico maravedis solos 

A cada ono ba demandado , 

Y para esto decirles 

A Cortes los ha llamado i 



Digitized by 



Google 



ROMANCERO GENERAL. 



Donde eslaba ese Don Diego 
De sa casa mas privado ; 
Señor era de Vizcava , 
En Gastilia el mas honrado , 
Con el cuai tom6 consejo 
Para baber de comeozarlo. 
Don Diego por le agradar 
Luego se lo habia dado : 

— Creo qae será , buen Rey , 
Malo de ser acabado : 
Comenzadlo vos , señor , 

Yo os habré bien ayudado ; 
Pero son tan Ubertados , 
Que no querráo ser pecbados. 
Mís ciüco maravedís 
£n su presencla babré dado.— 
D'eslo se taviera el Rey 
Por muy bien aconsejado. 
Propuesto esle caso en Cortes, 
D*es(a manera ha hablado : 

— Ya sabeis, mís caballeros» 
Lo mucho que yo he gastado 
Guerreando coñ los moros 
Qu'están en ouestro reinado : 
Para hacer lo que quería 

Ue ballo muy aleanzado, 
Qu'he gastado los tesoros 
Que mi padre me ha dejado ; 
De los que dojó mi abuelo 
Niiiguua cosa ha quedado. 
Ya veis que no lo despendo 
Donde sea mai gaslaao : 
Ayüdeme en esta guerra 
Cada hombre hijodalgo 
Con cineo mairavedis , 
Cada uno, en cada año. 
La cantidad es tan poca , 
Que muY bien podreis pagallo 
Sin vender vuestras haciendus 
Ni haberos pobres quedado , 

Y con ellos ganaré 

Para haberos bien pagado.— 
Levanlóse'alií Don Üíego , 
Como fuese tan prívado : 

— Bien habemos víslo , Rey, 
Lo mucho que habeis gastado; 
En cuanto cargo vos somos 

A todos nos está claro. 
Que os ayudemos en esto 
£1 reino habrémos honrado ; 
Dios os dé tanla victoria , 
Que la fe bayais ensalzado. 
Mis cinco maravedis 
Hélos aquf de bnen grado.— 
VA bueu Don Nuño de Lara 
Luego se habia levantado : 

— No has hablado como bombre 
Rien discrelo y esforzado : 

No lo quiera Dios del cielo 

Ni tal hublese mandado , 

Que biiodalgo ninguno 

El pecho buniese pagado.— 

Hüblando d^esta manera , 

Salidose ha de pftlacio. 

— Los que quieren ser pecheros 

Con el Rey se hayan quedado , 

Y los que quieren ser libres 
Háyadasme acompañado. •— 
De tres mil que oentro estaban 
No quedaron sino cuatro ; 

El uno era Don Diego , 

Y an camarero privado, 

Y con él dos pajecícos 
Que quedaron á su lado. 
Desque en su posada foéron 
Don Nuño les ha hablado : 

— Haced como caballeros , 
N*os bayais alribulado; 
Mirad aqucilas hazañas 



De los hombres híjosdalgo 

Que han hecho en nuestras Españas 

Del tiempo qu*es ya pasado : 

Si tomardes mi consejo , 

Yo os lo daré de grado. — 

Allí bablaron aquellos 

Caballeros hiiosdalgo. 

Dédesnoslo , buen señor , 

Que bien queremos tomallo. — 

Idos á vuestras posadas, 

Armaos bien á caballo, 

Los cinco maravedis 

Atadlos bien en un paño ; 

En las puntas de tas lanzas 

Los traigais aoul colgando.— 

El consejo no rué aun dicho, 

Cuando todo fué acabado. 

— Yédesnos aqaí , Don Nuño , 
Ved que nos habeis mandado ; 
Preslos somos ¿ cumplillo 

Sin fuerza , de muy buen grado.— 

Alli hablara Don Nuño , 

Bien oiréis lo que ha hablado. 

~ Vayan los dos de vosotros 

Al Rey á haber razonado , 

Que envfe luego á la pelea , 

Donde lo están esperando , 

Al cogedor del trihuto 

Que su Alteza habia echado , 

Que alli eslán los bijosdalgo 

Para se lo haber pagado. 

Si el cogedor no volviere 

No se baya maravillado, 

Qu*en España los hidalgos 

Ningun tributo han pagado. 

Quien el tribulo (|uisiere 

Muy caro le habra comprado.— 

Así se fuéron los dos 

Delaute el Rey á contallo. 

El Rey, vistas las razoues, 

Se habia mal enojado. 

AIIi hablara Don Diego 

Discreto, sabio, esfurzado. 

— Este hecho vos , buen Rry , 
A mí me lo hayais cargado : 
Vos me echeis á mi la culpa , 
Decí que os lo he'aconsejado , 
Desterreisme dVslos reinos , 

' Mis lierras me hayais tomado. 
D*esta manera, señor, 
Lo habréis lodo apaciguado.— 
A Don Nuíío el buen Rey 
LueffO lo habia llamado : 
Hablando d'esta maoera , 
£1 caso ies ha contado : 

— Perdonadme, cabaüeros, 
Porque yo he sido engañado , 

Sue Don Diego de Vizcaya 
e lo habia aconsejado. 
No quiero vuestro tributo , 
Antes mas libres os hago. 
Don Diego su mal consejo 
Muy bien lo babria pagado ; 
Destiérreulo de mis reinos , 
Sus lierras le hayan tomado 
Porque quien mal aconseja 
Muy bien sea casligadó.— 
Va castigado Don Diego, 
Déjanle desheredado ; 
A cabo de cuatro dias 
El destierro le ban alzado ; 
Dábanle todo io suvo, 

Y mucho mas que le han dado ; 

Y todo fué á pedimiento 
.De los hombres hijos-dalgo. 

1 Este romance parece mas antiguo que cl precedente: 
qaizi es de fines dci siglo xv. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTORIA DB ESPANA. 



925. 

TKAJCI05 DE DOMIIfGDlLLO CONTRA LOPE DB AR£.XAS. 

{De Lorenzo áe Sepúlveda.) 
En GaslUla reina AII'oqso 
Qoe el Oclavo se decia; 
Hijo es del rey Don Saocho, 
Deseado & inaravilla , 
Qae su bondad faera Unta , 
Que decirse do podria. 
Kl Rey es pequeño y niño , 
Granues no le obedecian , 
Las tierras no le enlregaban 
Que de su padre tenían. 
Al Rey le ilegó mandado 
En que saber le bacian , 
Gomo ese Lope de Arenas 
Rra alzado con Zorita , 
Vasallo de Gomez Gutlerrez 
Que de Caslro se apeliida. 
Mucho le pesara al Rey 
Coando aquesta nueva oia : 
Llamó á sus ricos hombres , 
Cerco á Zorita ponia. 
El castillo y t'ortaleza 
Kuertes son & maravilla ; 
No lo pueden empecer ; 
Dou Lope no los temia ; 
Pero envió su mensaje , 
Dándole ai Rev pleitesía. 
Aconsejaron alliey 
Los ffrandes que ende habi.i, 
Oue Tos condes Nuño y Suero 
Firmasen la pleitesia. 
Kl Rey lo tuvo por bien , 
A Don Lope los envJa. 
Eutraron en el castillo 
Que fuera d*él no queria. 
Don Lope no se pagó 
De loque ellos pedian, 
Nl consiente salgan fuera 
Sí no se hace á su guisa. 
El Rey tiene muy gran sana 
Dc lo que hecho se habia. 
(^onHHiten recío el castillo , 
Mas cosa alguna valia. 
Dentro d*él estaba un hombre , 
Dominguillo se decia ; 
Criárase con Don Lope, 
Todo el castillo sabfa. 
Saliérasedel castiflo, 
II uy encttbierto venia ; 
Hablado hubo al rey Alfonso , 

Y que le diese pedia 

En nierced, su grande Alteza 
En que viviese su vida , 

Y que él le haría baber 

Lo qae en tanto grado habia. 
El Rey se lo prometió, 
Dominguillo le decia : 
— Rey, para que esto se haga 
Aqueste ardid usaría. 
Manda á uoo aue me espcre 
Para que le dé una henda , 

Y despues aue sea dada , 
Yo al castllío volveria ; 

Tu gente en mi seguimiento , 
Dando tras ml grande grita , 
Procnrando roe matar , 
que preoderme querfan , 
Hasta llegar á las puertas : 
Yo dentro me meieria. 
Allá les haré entender 
Que maté un bombre este dia , 
£l roeior que babia en la hueste 

8ue tu, mi buen Rey, traias. 
on esto babré tal prívanza, 
Oae él de mi se fiarfa , 

Y el fuerte pondré en ta mano , 



Aunque él te lo defendia. 
— No sé yo de hombre ninguno , 
EI buen Rey le respondia , 
Que se consinliese herir , 
Ni dar de tu mano herida. — 
Un escudero del Rey, 
Que Pero Diaz decian , 
Natural que es de Toledo, 
Dijo que él aguardaria. 
Que lo hiera Dominguillo, 
Aunque perdiese la vídu, 
Con tal que cobre el castitlo 
Que en tanto grado lo había. 
Dominguillo lo hiríera 
De una azcooa que traia , 
Acogiérase al castiilo; 
Tras dél iban con gran grila , 
Juntada toda la hueste; 
Mas él dentro se metia. 
Lope de Arenas , que vió 
Del andamio do yacia , 
Que contra de Dominguillo 
Tanta gente se venia , 
Preguntóle qué era aqucllo , 

Y la causa por qué huta ; 
Dijo : por bien os servir 
Muy gran servicio os hacia , 
Maté un hombre principal 
Que en hueste del Rey veofa. 
Lope de Arenas le diio 

Si es verdad lo que decia. 

— Sin duda es como lo digo, 
Dominguillo respondia , 
Sino ved , en el real 

Cómo hay gran vocerfa.— 
Lope de Arenas creyó 
Lo que contado le habia , 

Y de aquel diR adelaote 
Grao haber le prometia , 
Sobre-cata era mayor 
De las velas que tenia. 

Muy prívado es Domingnillo ; 
Mas grande traicion anlia. 
Lope de Arenas estaba 
Afeitáodose en nn dia : 
Dominguillo entraba á éU 
Un gran venablo traia : 
Dió con él á su séñor, 
De laJo á lado lo heria. 
Don Lope cayera muerto , 
Dominguiilo se huia , 
Fuérase para el real , 

Y al Rey asi le decia : 

— Vuesiro es ya, Rejr, el caslíllo, 
Malé yo al que lo tenia ; 
Gumplid vds lo que mandaste; 

Yo bice lo que prometia.— 
El Rey le mandara dar 
De comer para sa vida : 
Mandóle sacar los ojos , 

Y á tiempo matar lo hacia , 
Porque el traidor se alababa 
De lo que contado habia. 

( SiPÚLVEDA , R&moHces nuevmenU saca^ot, cte.) 



924. 

DEFENSA DELCA8TILL0 DE AGUIUR POR VARCO GOTIERREZ. 

{De Lorenzo de Sepúlveda *.) 

Leoneses con castellanos 
Grandes barajas babian; 
Los reinos eran partidos , 
Dos Alfonsos los tenian. 
Aqnese rey de Leon 
En Castilla entrado babta; 
Sobre Aguilar el caslillo 
Muy graode cerco ponia : 



JDigitized by 



GQQgle 



AOHANCBRO GENERAL. 



Tíénelo Marco Guiíerrez 
Que dárselo no querta. 
Siete años duraba el cerco 
Que ganarlo no podiay 
Porque el alcaicfe es hidaigo^ 
Esforzado á maravilla. 
La geule le habia fallado, 
Que con ¿1 nadie no fluca ; 
No tiene vianda alguna , 
CoDie cueros de las siUas, 
Gorreas , v los arzones 

Y cuanio á nano cogia. 
Cnando esto le faltó 
Yerbas del muro pacía. 
Por la falta de viandas 
La muerie tiene vecina. 
Flaco eslá , desemejado , 
Parece que está sin vida. 
Cuando ya no hay que comer» 
€on flaqueza que t«*aia 
Tomó Uaves del casliiro 

Y á la puerta se tendia. 
Estuvo desacordado, 
Que en si volver no podia ^ 
Besde qne era la mañana 
Hasia que era mediodia.. 
Comulgado babia contriio, 
El alma á Dios ofirecla. 
Todavia los de fuera 

El caslillo combalian : 
Daban muy grandes las voces 
Haclendo siempre gran grita. 
Cuando vieron que no bay bumbre 
Que coDtra ellos acudia j. 
Llegados son á ía puerta,. 
Mucbo hacen por abrilla ; 
No pueden, que está cerraday 
Por cima ei muro subian. 
Llegados son doode estaba 
El que su guarda tenia : 
Cuando lo vieron tendido 
Creveron muerto seria : 
No fe bkieron mal ninguno , 
Anles mucbo d*él dolian. 
Tomáronlo por los brazos, 
Sobre un pafio lo ponian ; 
Agua le echan por el rostro p. 
Los ojos abierto babia» 
Tantos regalos le hicieroa 
Que d*este mal guarecia. 
Lse bnen rey de Leon 
Moy ffrande bonra le bacia. 
For Castilla y por Leon 
Fué bado á raaravilla » 
Por leallad este alcaide 

Y cuáii bieo se defendia. 
Venido es Diego Lopez 
De allende donde vacia » 
£1 Casiiflo de Agullai 
Por suvo k> poseia. 
Los hijosdalgos loabaa 
A Márcos, aaféi un.d¡« : 

El dijo :— Que era muy bueno. 

Y leal en demasia ; 

Has que él queria su caslillo, 

Y ante todós lo pedia.— 
Gran pesar Marco Guticrrc]^ 
Hobo de aquesto que via ; 
Túvose por denostado 

De lo que Diego decia. 
Fuése al buen rey-de Leoir, 

Y contádose lo babia ; 
Pidiérale en gran merced 
Que le diese el alcaidia 
Del casiillo dc Aguilar, 

Y qu'él volverlo queria 
A Don Diego , cuyo era , 
De qulen el lo recibia, 
Porque no fuese retado 



Por alevoso algon día: 
El Rey le volvió el castiilo, 

Y i él mandado le babia 
Qoe lo diese á Don Diego , 

§ue él se lu tomaria, 
que aquesto ya cumplido 
Sq homenaje salvaria. 
Ya tiene MJircos Gulierrez 
El caslillo á la su guisa : 
Mensaje envió ¿ Don Diego ; 
Que viuiese le decia 
A tomar el su castillo 
Porque dárselo queria. 
El dijo :— Que lo entregase 
Al buen Rey que lo adquiria , 
Qu'él le alzaba el bomenaje 
Que d'él becho tenia , 

Y que le daba por qoilo, 

Y que bien eumplido babta , 
Lo que debie i buen hidalg», 
Que gran loor mereeia. 

( SepAlvbda , Ramanee^ nuevamenU neadet, ete.) 

< Estos rejes fton Aironso VIII de GastiUa , el Noble, y Al- 
roDso IX de Leon (afio 1177). 



KATALLA DE ALARGOS PEHDIDA POR ALFORSO Vm COIITIA Ek 
MORO ABENWZA , T MUERTE DEL ADELANTADO DOR WfÍO 

< (De Lorenzo de Sepúlveda,) 
De allende la mar, el Rey 
Abenyuza se partia : 
Para c'ontra los cristianos, 
Con gran pojanza venia. 
Mochos moros irae consigo 
De á caballo y peonia. 
Don Nuño, el Adelaotado 
En loda la Andalocia , 
Por ese biten rey Alfonso 
Qoe en Górdoba residia , 
Salido le babia al encueutro 
Jonto á Kcija , esa villa , 

Y los moros de Abenyuza 
Muebos son en demasia. 
Don Noña trae sus vasallos, 
Los que con él residian , 
Que por no perder ia tierra 
Trae poca caballeria ; 

No qoiso aguardar ias gentes 
D'ese buen rey de Casiilla. 
DoD Nuño como es discreto 
Ezcusar la lid queria , 
Viendo su poder ser poco 
Contra tanta moreria ; 
Mas algunos caballeros 
Que eslán en su compañia , ' 
Dljeron que poes las haces 
Esián juntas, oue se vian 
Los pendones aesplegadus, 
Les será gran cobaruia 
No pelcar con los nioros; 
Que era bien perder la vida, 

Y qoe si no peleabao 
Los moros ciertos serian 
Que van huyendo y los dejan , 
Gran corazon cobrarian. 

A esta causa Don Nuño , 
Con ¿I toda su valia, 
• Firieron recio en los rooros ; 
Mas todos pierdep la vida. 
Dun Nuño y sos caballeros 
Muertos en el campo flncan , 
Despue&de baber peleado 
Con crecida valentia. 
Abenyuzá llegó al campo 
Do la lid hecbo se babía ; 
Halló 4 Don Nufio muerto> 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELATIVOS A 
Y a1 rededor de él yacian 
JÍfuerlos macbos cabalieros , 
I os qae sa gaarda lenian. 
Mucbo le pesó al rey moro; 
De Don Naño se dolia ; 
Quisiera tomarle vivo 
Seguo sa uran valeutia. , 
Cortárale la cabeza , 
A Graoada al Rey la envia; 
Dijo qae era la so parte 
De esla lid , qae se vencia. 
At Rtsy le pesaba mucho, 
Que ¿ Don NuQo bien qaeria. 

(Sep^lveda , Romances wvameuU sacados, etc.) 



BATALLA DE LAS KACAS. 

{De Lorenzo de Sepúlveda,) 

Triste estaba el rey Alfonso, 
Qoe el Octavo se decia , 
Gimiendo esuba y lloraado , 
Su ventura maldecia 
Porque el Miramamolio 
Rn Aíarcos lo vencia ; 
Fué por culpa de ios suyos , 
Que 110 por su cobardia. 
Morir quiso eu la balaila 
Aiites que verla perdida. 
Los suyos no consintieron, 
Que el Rey macbo lo qu^ia. 
Por Tuerza d*ella lo sacan,' 
Ningun consuelo queria; 
Nadie basta á cunsolarlo , 
Su hijo ant*él parecia ; 
Llamábase Don Feniaodo , 
Qae el Rey otro no leola. 
— No vos acuiteis, buen padre, 
Mostrad vaeátra valentia , 
Una vez todos muramos 

Y 00 tantas cada dla. 
A ese MiramamoliQ 
Mensajero tü le envfa , 

Y llamadlo ¿ la baulla ; 
De boy eo uu ano serla. 

Por sa crazada al Padre Santo 
Enviad , que os la daria , 
Para que los que murieren 
Sus almas Dios las reciba.— 
El buen Rey tuvo por bien 
I^ que su bjjo peuía. 
A Don Rodrigo , arzobtspo 
De Toledo , al Papa envia : 
£1 Papa le concediera 
Perdon para el que moria. 
. Ai ftran Hiramamolio 
El buen Rey lo desafia. 
Antes de Itegar'el año 
Don Fernando fallecia. 
Grao pesar recibe el Rey, 
La su muerte le dolia , 
Porqoe es infante cumpUdo 
En mañas y valentía ; . 

Y attoqae está muy angustiado, 
Muv graade aparejo bacia. 
Eo'Tdledo esuba el Rey, 
Graodes geotes le veoian. 

Por hallarse en la batalla 
El rey de Aragon venla , 
T el rey Saiicno de Navarra 

Y otra gran caballeria. 
Tambien vienen arzobispos 

Y obíspos eo demasia. 
Tambieu vlenea los concejos 
De los pueblos de Gastilla. 
Doques, marqueses y condes 
Yenian & la porfía, 



LA HISTORIA DE ESPAftA. 

Con sas cruces coloradas 
En los pechos por insignia. 
Ei Rey partió de Toledo : 

Y esta gente lo seguia. 
Todos vao bien oruenados , 
Las sus banderas tendidas. 
Gombaten á Galatrava 

8ue los moros defendian, 
ristianos la habian ganado 

Y los moros la perdian. 
Sin armas y sin baberes 
Las vidas les concedian. 
Para el Miramaniolin 
Todos juntos se partiao. 
No iban los eztranjeros, 
Que á sus tiertas se volviao. 
Mucho le pesaba al Rey, 

Y mostraoo no lo habia ; 
Que el gran esfuerzo que tieof 
Aquella fatU encubria. 
El rey moro lo ha sabido , 
Gran placer d*eilo tenia. 
Süpolo de aljamiados 
Qne tenia por espias ; 
El bueo Rey cou ta su gente 
Muy en órden se ponia 
Gontra el Miramolio 

Y de su grao moreria. 
Misa oyen los cristianos , 
A Dios hacen rogativa ; 
Animan los capiunes 
Cada caal á su cuadrilla. 
Todos esuban armados 
De frescas fbertes torigas; 
Uua cruz resplandeciente 
En el cielo parecia : 
A buena sei)al lo tieneo , 
Gristianos á ella se bumiltan. 
Et rey Miramamolin 
Su gente ordenado habia ; 
Puso en ellas sus caudillos, 
Reyes moros que traia. 
Al derredor de su tienda 
Un muy gran corral bacia ; 
El muro era moros armados 
AUdos por las rodillas. 
No pueden buir queriendo ; 
GiucneoU y un mil serian. 
D'estotroa todos soo negroe, 
Armados á maravilla 
De espadas, lanzas, ballestas. 
Saetas en demasia ; 
Tres falanjes de cadenas 
En derredor los ceñian ; 
Dentro esláu sus reyes moros, 
Mas de treinU mil babia. 
Al Miramamolin le gaarda 
Toda esta caballeria; 
Deiante estabnn las haces 
De la oira moreria : 
Taiitos son que no habia cueuta 
En 1a gente que traia. 
OchenU mii de caballo , 
Cinooenta la peooia, 
Et Alcoran antesf, 

Eue era ley de la morisma ; 
• espada puesta al cuello, 
Gubierto de un almegia. 
DoQ Diego Lopez de Haro 
Ante tooos se ponia ; 
Dióle el Rey la delantera , 
A mor<^s arremetla : 
Quebrantó por medio de ellos 
Los crlstianos los seguian. 
Júntanse ambas batallas , 
Muy grande es la vocerfa : 
U'ñ moros ya desmayaban 
Y las espaldas vblvian. 
Gran matanza baccn en elios , 



Digitized by 



Google 



it 



ROUANGERO GENERAL. 



E1 Miramamolin lo via , 

El cual con muy gran esfnerza 

En stt caballo subia. 

Mandó tocar atambores, 

Ciarines tambien tañian , 

Esforzábales el moro , 

A grandes voces decia : 

— Tornad á la lid los mios, 

No mosiredes cobardía , 

No debeis desampararme ; 

Mal contado vos seria, 

Que si la batalia pierdo 
Aqui perderé la vida.— 
Mucho se esfuerzan los moros 
Con esto que dícho habia. 
Fieren recio en los crísiianos ; 
La lid es mucho ferida ; 
Los crislianos desmayaban , 
Los que son de ruin valia ; 
Los buenos muy bien pelean , 
Los ruiiies van en huida , 
Arrastrando los pcndones 
Los vido el rey ae Casülla. 
A Don Rodrigo, arzobispo, 
Dijole de aquesU guisa : 
— Ruégovos que aquí muramos : 
Vos, y yo con valentia. — 
Toman lanzas en sus manos : 
Teniendo van los que buian , 
Diciendo :— Vuclla, cristianos, 
Que huir es villania. 
Que mas vale honrada muerte 
Que \ivir por cobardia. — 
Todos vuelven mal su grado 
A férir eu la morisma. 
EI Rev dice á grandes voces, 
Ferídfos con gran porfia , 
Vasallos y amigos mios, 
NMngun moro quede á vida, 
Que hoy muy gran prez yJioura 
Ganada por vos seria ; 
Serémos rlcos y honrados 
Si baceis lo que yo hacia,— 
Firió muy recio en los moros 
Con la su caballeria. 
Parecia que saiia fuego 
Del suelo por donde inan , 
Las yerbas estabau secas 
Con la gran calor que habia.- 
Por los valles y collados 
Relumba la voceria , 

Y los golpes que se daban 

Y clamores de berídas. 
Do está el Miramamolin , 
El rey Aifonso venia. 

No puede romper los moros 
Que tiene por su guarida. 
Don Alvar Nuñez de Lara 
La seña del Rey iraia ; 
Cogió riendas al caballo, 
, Y ae espuelas lo feria. 
Sallo dió sobre los moros 
Que denlro el corral habia : 
Lo mismo sus caballeros, 
Los que delras d*él venian , 
Quebrantaron el corral ; 
Muchos moros muerlo habia. 
A acjuese rey de Aragon 
El de Nayarra seguia. 
Entraron por otro lado , 
Tambien el corral partian. 
Castellanos y leoneses 
Firiendo y matando iban ; 
La mortandad es muy grande, 

Y la lid mucho ferída. 

Los moros pierden el campo, 
El Miramamolin buia , 
Caba^lero en su cabaUo; 
Mucbas colores tenian. 



Huye á mucho correr, 
Cualro solos lo seguian. 
Los cristíanos van matando 
En los moros que ende habia. 
Apellidando su nombre 
Ei Rey con muy gran porfía , 
Diceles : ~ Amigos inios, 
Mi deseo se cumplia ; 
Con el esfuerzo de Dios, 
Doblemos la valeotia.— 
Tan grande es la mortandad 
Que cn los moros se hacia 
Que no hay por do pasar, 
Los muertos lo defendian. 
Fuyeroo los que quedaron 
Hasta Baeza , esa villa. 
Los (|uc están denlro en B»eza 
AI Miramamolin decian , 
Qué harán para escapar 
De aquellos que le scguian. 
Respondiérales su rey 
Que consejo él no teiiia, 
Que muy mal lo podria dar 
Pues para si no lo habia. 
Antes rénovó el caballo, 
Todavia va en fuida. 
A Jaen babia Ilegado; 
Toda su gente perdla. 
En los muertos de caballo 
Treinla y cínco mil hahia ; 
Los de á pié doscieutos mil , 
Estos de la moreria : 
Ciento y quigíte los cristianos 
Muertos en esta porfia : 
Mucho oro y mucha plata 
Ganaron en aquel dia. 
Ocho dias no quemaron 
Leña , sino el asteria 
De las lanzas y saetas 
Due dejó la morería. 
EI Rey con sus caballeros 
En el real se metian , 

Y alli se halló una tienda 
De seda bermeja . rica , 
De muy extrañas bbores 
Labradas á ia morisca. 

A ese buen rey de Aragon 
EI Rey dado se la habia , 

Y á Don Diego de Vjzcaya 
Que partiese le decia 
Todo el baber de los moros 
A su placer y su guisa. 
Don Diego le dijo al Rey : 
— SeQor, á mi parecia 
Que lodo eJ haber de aqui 
A los reyes se daria 

De Aragon y de Navarra, 

?ue bien ayudado babian , 
á vos , señor, doy la toiira 
D*esta líd que se vencia; 
Lo demas bayan los vuestros 
Cada uno como podia.— 
EI Rey se lo agradeció , 
Por discreto lo tenia. 
Esta fué la gran batalla 
Que todo el mundo decia 
De las Navas de Tolosa , 
Donde Dios su cruz envia, 
Donde al Miramamolin 
Con deshonra lo vencian. 
La era de mil j docientos 

Y cincuenta anos corria, 
Lünes catorce de julio , 
Cuando el moro se perdia. 
El Rey da crecidas gracias 
A Dios y Santa Maria 

Por esta tan gran victorla 

Y gloria tanto cumplida. 

(Skpúlvedi, Romances nüevameníc saeados , oic.) 



Digitized by 



Google 



fíOMANCCS RELATIYOS A LA 
9^7. 

AL 118)10 ASUNTO. 

(Anónimo.^ 

El Oclavo rey Alfonso 
GoD muy gran caballeria 
Batalla liene aplazada 
Que fué de gran nombradia , 
Con el Miraoiamorni 
Que inuy gran gente tenia. 
Ln las Navas de Tolosa 
Comenzaron la porfía. 
Los crisiianos se levantan 
Un lúnes^ántes del dia. 
Misa babían oido todos , 
Sacramento recibian. 
Armados est¿n en campo 
Cada cual en su cuadrilla. 
Una cruz muy colorada 
En el cielo parecia , 
Hermosa , respladeciente , 
; Gran consueio les ponial 
Tiénenlo á bueua seual , 
Adoradolababian. 
DoD Dieso Lopez de Haro 
A su padre le decia : 
— Dióos eJ Rey la delantera , 
Vo por merced os pedia 
Como ansi padre y señor, 
Peléis con valentia , 

Y no me dlgan las genies 
Que de traidor decendia. 
Miémbreseos la prez y honra , 
Que eu Alarcos se perdia ; 
Cobradlo os rueco por Dios, 

Y por su Madre Maria : 
Haréis á Dios gran emienda 

Y él vos lo perdonaria 
El gran yerro en que caistes 
Cuando íal lid se vencia.— 
Don Diego volvió sañudo 
De lo (m'el hijo decia. 
— Hijo Te dirán de puta , 
Que yo traidor no seria , 
Que con la merced de Dios 
Pelearé de tal guisa , 
Que uo baya causa oinguna 
De decir lo que decias; 
Mas yo veré como lü 
Hoy á mi me aeuardarias 
En este lugar oo estamos , 
Pues engendrado te habia. — 
DoD Diego besó sus manos, 
Muy granjperdon le pedia. 
Díjole :— Padre y senor, 
Ed esla lid que hoy se hacia 
Serédes de mi aguardado 
Cuauto padre no seria 
De niogun hijo que huviese, 
Gomo veréis este dia. 
Entremos en la baulla , 
Ya en ella verme queria. 
c ¡ Díos ayuda y Sanliago, 
•Seguidme, qoe á elto iba!—» 

(SEPÚI.VE0A , Romances nuevameHÍeiúctHotf etc.) 



UISTORIA DE ESPANA. It. 

Sus reSnos habia beredado, 
Ese que venció en las Navas 
De Tolosa al rey pagauo ,. 
Ese Miramamolin 
De Marruecos tan nombrado. 
Aunque el Rey es muy pequeño , 
Los grandes de sn reinado 
Allá en ingabterra 
Al Rey lo tienen casado 
Con la hija de Don Enrique 

gue d'ella es rey coronaao. 
n Búrgos se hacen las bodas : 
Mucbas gentes se han juniadu : 
Muy ricas f'uéron y boiiradas , 
Por ser tal el desposado. 
Ei Rey cou la su mujer, 
A Toledo habia llegado ; 
Mas como amor es tan ciego 
Al Rey habia engañado. 
Pagóse de una judía ; i 

D*ella estaba euamorado. 
Fermosa babia por nombre, 
Cuádrale el nombre llamado. 
Olvidó el Rey á la Reiua , 
Con aquella se ha encerrado. 
Siele años estaban juntos 

§ue 00 se habiau apartado, 
tanto Ja amaba el Rey 
Que su reino hal)ia olvidado. 
De si mismo no.se acuerda : 
Los suyos han acord'ado 
De poner recabdo en cllo , 
En fecbo tan feo y malo. 
Acuerdan de la matar 
Por ver su señor cobrado, 
Porque lo tienen perdido 

Y les será bien contado. 
Fuéron donde estaba el Rey 
Con la judía en su cabo : 
Los uuos hablan con ét , 
Los oiros habian entrado 
Doode estaba la judía 
Sobre un muy ríco estrado. 
Matáronla luego alli , 

Y á los que han con ella habludo. 
El Rey que supo su muerle, 
Trisle estaba y muy cuilado : 
No sabia qué se hiciese, 

Que ei amor demasiado 
Que tenia á la judía , 
Le ha del seso enajenado. 
Sus vasallos le consuelan ; 
A lllescas le habian llevado. 
Esiando el Rey una noche 
En la su cama acostado 
Cuidando en la judía , 
Un ángel le habia hdblado. 
— ¡ Aun cuidas , le dijo , Alfonso , 
En el tu ffrave pecado ! 
Dios de ti gran deservicio 
De tu maluad ha tomado : 
No Gncará de li hiio ; 
Mas bija te habrá beredado : 
Procura de á Dios servir 
Porque te haya perdonado. 
— Angel , respondió el Rey, 
Ante Dios sé mi abogado : 
Ya yo conozco mi culpa 

Y conozco haber errado. 

(SepÚlvedAi Romances ntievamcnle sacadus, elc.) 



AHOaeS OE ALF05S0 VUI COX LA UERMOSA JUDÍA. 

{De Lorenzo de Sepúlveda.) 

Muerto era ese buen rey 
Don Saocho el Deseado : 
Gran llauto se hizo en Gastilla , 
Que era de todos amado. 
Sa bijo , ei Octavo Aifouso 



929. 

MUERTE DE LA JUDÍA RAQUEL, MAKCEBA DE ALFONSO VlU. 

(De Fray Uorienaio Paravicittio '.) 

En femenil sangre lipto , 
Magücr que de otri , la espada 



Digitized by 



Google 



ROHANCERO GENERAL. 



EsU de bioojos Alfonso, 
El lidiador de las Kavas. 
Cruda fleldad de los sayos 
Coii rebatosa aseehaiiza , 
Pur goisar la pro del reioo 
Le ba nienguado al Rey el aloia. 
t)e Ra<|uel los amorios, 
Porqoe ¥0s mieiiibre la caosa , 
A Altoiiso tolliaii las mieiites : 

fi*'\\^é mucbo , sl mucbo amaba ! 
omes bueiios de Castilla 
Calarou al Rey en caza, 

Y enlran concejeraroente 
En so palacio con armas. 
Al leclio de Haquel llegan , 

Y al pecho mas duro pasan , 
Que por maiios de homes bucuos 
Mzo á sabiendas la saña. 
Ferída vace de muerle ; 

Pero nó yace la fama , 
Que á Alfonso tollia las mienles 
Allá det moote en la estauza. 
Somo de duenda paloma 
Falcoiies sañudos cari^an , 

Y eiide llega el mandadero 
l)e la meiigua 6 l:i fazaña. 
Coitó *'n la paloma el ttey 
El feclio ó la remembraoza ; 

gue descomuuates golpes 
asla en los ecos matlratao. 
Non phñe, non fabla Alfonso , 
Ca la coita soberana 
Como embarga el corazoo 
Tira el uolso de la fabla. 
Sobienuo, apreniia el caballo, 
Fasla Toledo non yaiita ; 
Que sosteutan los |>esares, 
HagOer que el sostenlo mata. 
Ademas, tremiendo llega, 
Anie el lecho finca en ansias 

Y ¿ la ya mortal Raqoet ' 
Por su mesmo oooie ilama. 
— Esta fué la caza , dice , 
Qoe tao cucioso apañaba, 
Pesqoerí fieras dei campo, 
Nou curé de las de casa. 
iTorcideros de Castllla, 

Hal celosos de ml fama ! 
¿Qoé vos mereció Itaquel 
De lo que Alfonso pecaba? 
¡ Sl yo os empeci, Ürieian 
jHí coerpo voestras espadas , 
Nou vos ficiérades Dios, 
Que basta el atma misma mata! 
: Ay, angel , de aqoesla guisa 
Te ha parado mi aoiisiaiiza, 
Qoe la fermositra es colpa ' 
Cuando abouda la desgracia ! — 
Fablándota ansinu , besa 
Las feridas que la acaban, 
Para catar si por ellas 
L*¿mma que loye falla. 
Sonaria oia en el pecho 
Con las postrímeras bascas, 

Y de la sangre que alimpia 
Las (bce eo el llanto paga. 
Ella los sus verdes ojos, 
Magüer (¡uiso abrír, oon basta , 
Porque nin cotor á Alfooso 

Le quede ya de esperaoza. 
Tres vegadas estríbó 
Eii el codo , V tres vegadas, 
Ponó para se enhiestar ; 
Tres se revolvió en la cama : 
Al fln con mengoadas loces 
Hird de Alfooso la cara. 
Al... díjo . y cailó con duda , 
Si fablo ¿ Alfonso , ó al alma. 
Mano y faz ayunlar quiso, 



Has la maerte, al ayuotaria , 
A eiitrambos lolló el coohorte, 
Eila Ona, élsedesmaya. 

( Abteaga , Obroi páttamas ie.) 

f Hé aoQi nn romance eseríto en loDto, sobre dd asanto mny 
patético é tnteresante. A mil leguas se descubre la afectacion 
de Dsar «1 lengoaie antiguo jior un poeta que no le conoce, y 
qae cree osar de palabras viejas , porque no sun las usuules 
modernas. Asl se observa , entre las qoe usa , un f rande ana- 
cronlsmo, por estar metcladas lasde una época con lasde 
otras, sin atender qoe aqoelias estaban olvidadat cuando las 
otras eo uso. Fuera de esio, annque las voccs sean antiguas, 
no lo es la frase, la locucion ni el giro quc nsa para expre- 
sar los pensamientos. EI autor del romancc fué el farooso 
predicador fray Hortensio ParaviciDio,yse publicócon sas poe- 
sias profanas, en una edicion póstuma, baio el psendo-andnimo 
áe Don FéHx Aruaga. 



EPOCA DE ENR IQUE L 
930. 

MUERTE DEL HET ENRIQUE I DE CASTILLA. 

{De Juan de la Cueva.) 

Crande llanto hace Kspaua, 
No h^y podfrla consolar, 
Por muerte del rey Knrioue , 
Huerto eo su primera eaad ; 
Piimogéiiito beredero 
Sttcesor eii el lugar 
Del rey Doo Alfonso Nono 
Su padre, y solo en reiuar, 
Que nos dió lal sucesor 
Cual d*él se debla esperar. 
HaslaToIuntuddivina, 
Que 00 se puede cTitar, 
Quiso au*eí Rey no reinase , 
Yestafuésu vo^uoiad; 

Y al tercer afio del reiiio , 

Y al oiiceno de su edad , 
Andando on dia jogando * 
Eo Palencia , esa ciudad , 

El y otros pajes suyos " 

Descoidados de lal inal, 
Uo paje subió á ona torre , 

Y no queríendo hacer tal , 
Derribó al suelo una teja, 

Y acertó C(»n ella á dar 

AI lieriio rey Don Enrique , 
l)e que loego fué mortal. 
Don Aharo, ayo sovo, 
Contie falso y desleál , 
Vieodo ul i su señor, 
Luego qoe io vió espirar, 
Coo ona horrible iiiclenieDcia 

Y coo áiiimo iofernal , 

Lo escondió eu uo castillo, 
Sio darlo para enterrar, 
No por eocubrir su muerte , 
Porque 00 diese pesar, 
Uas porqoe su tirauia 
Mo se pudtese estorbar, 

Y pasase coo su intetitx) 

Y su coiitiooo robar. 
El suceso doloroso • 
No pudo secieto eslar 
Siu que fuese maoitiesto , 

Y se vioiese á aclarar 

La inmaturay tiiste mucrte 
Que á Espaua fué ¿ despojar 
De su Rey. y aunque fué rey 
Hejoradb oii el lu^ar, 

Sue perdieodo morlal reino 
eredó reino inmortal ; 
En esto no|ierdió Espaoa, 
N¡ el Rey dejó de gauar, 
Pucs hercdó rcino etcmo 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTORIA DE ESPANA. 



í% 



PoT el qae dejó morul , 

Y el cuerpo siu sepiiliura 
Al fiti se víiio ¿ ballar, 
Porque Üo&a Berenguela 
Su liermana , tuvo órdeii lal, 
Que descubrió doiide estaba , 
De doudt^ con pompa real , 
Cou enirañable dolor 

Y coiigoja general , 
llacieiido aquel sentimieuto 
Digiio á lan sunio pesar, 
Juutas grandes dinidades 
Lo llevaron á enterrar 

Al monesterio de Búrgos 
Qu*el padre fué á edilicar, 
Que lioy le llaman las Huelgas, 
Doude estos reyes están. 

(CoEVA, Coro p€keo, ete.) 



EPOCA DE FERNANDO IIi EL SANTO. 



931. 



CONQDISTA DE CÓEDOBA POR EL BEY DON FERÜANDO ni. 

(De LorenzodeSepúlveda.) 

Mal conlentos son los moros 
Que eii Córdoba resjdiao , 
0e Abenfué que era su rey, 
Al cual muy mal lo queriau. 
Caballeros hijosdalgo, 
Froiiteros de Aiidaiucia , 
Adalides y Almograves, 

Y cristianos que eude babia , 
En Andóúar se juutaban, 
Contra Córdoba veniun. 
Hicieron graii cabalgada, 

A mucbos moros captivau ; 
De los captivos supieron 
Como esta de mala guisa. 
No se vela ni se guarda , 
Qae deferencia teuian. 
Los moros con sus mayores, 

Y á cristianos no temlan : 
Los moros les prometieron 
Que uo muro ies dariao, 

Y romper el ar^abai 

Que se nombra ei Axarquía; 

Y babidas estas dos cosas, 
Cieru á Córdoba tenian. 
Ordenaron sus escalas 

Y sus señales ponian 
Pai« escalarles el muro, 
Por cualquier manera 6 via. 
Una nocbe muy oscura , 
Que á todos uiiita la vi^ta , 
Muy asosegadamente, 

Que oadie uo los senlia, 
DoQ Alvar Perez de Castro, 
Pero Roiz ea compañia 

Y coD Martiu Ruiz de Argote , 
Coo otra caballeria, 
Qaedos llegaron al muro, 
Miraado ai los espiao : 
Uoos á otros dijeroa 

8aé caidabao, 6 qué haríaa. 
iegoMartin Adaiid, 
Respoudido les babia : 
— Pues aqtti somos llegados 
Caballeros de valia, 
iiagamos todos la cruz, 
Nos la toinemos por gnia , 
Encomendémonos á Dios, 
Cierto él nos ayudaría, 

Y pagnemos de acabar 
Esto qae bacerse qaería. 
Gran senicío era (le Dios , 



El Rey nos lo pagaria , 
Ecbémos nuesiras escalas , 
Las que mas nos armarian , 

Y los mas algarabiados 
Suban por ellas arriba ; 
Lleveu vestidos de moros 
Que no los couocerian , 
Tomen la primera torre, 
Luego ayudados seriao. — 
Bueu coiisejo pareció 
Aqueste que dado babia : 
Ecbado babiau tres escalas, 
Luego por ellas subian ; 
Uno es Alvaro Colodro, 
Benito Ba&os seguia, 

Tras ellos otros cristianos, 

8ue saben algarabia ; 
anaron luego una torre : 
Cuatro moros que ende habia, 
A todos los babian muerto 
Que ninguno finca á vida. 
Llegaroo luego k otra torre , 
Los que la guardan derríbaii 
Por cima de las almenas, 
Muerte luego recebian; 
Hasta la pueria de Mártos, 
Todo el muro cooquerian. 
Los cristiaoos han gatiado , 
Autes qae viniese el dia, 
Todo e) muro con las torres, 

Y tambíen el Axarqula. 
Abrieron laego ana paerta 
Por la coal entrado nabia 
Don Pedro Ruiz Tafur, 
Con otra caballería. 

Los moros dejan sus casas, 
Huyeudo van á la villa; 
Los cristianos vao tras ellos, 
A uittcbos quitan la vida. 
Grao pelea babia con ellos , 
Ningun reposo tenian ; 
Cttitados son los cristianos, 
Ayttda les fallecia , 
Despacbau sus mensajeroa , 
A ese buen rey de CastiUa * 
Dou Feniando, su señor, 
Qtte eo Beuavente yacia, 
Tambien á Dou Alvar Perez 
Que de Castro se decía, 
Qae estaba deotro de Mártos, 
De alli tieoe el alcaidia. 
Apellidara Alvar Perez, 
Los cristianos que podia ; 
A Córdoba parten todos , 
A socorrer su caadrilla. 
El R«v recibi6 el mensaje , 
Caando ya comer queria ; 
Recibió mucbo placer, - 
Muy gran placer y alegría ; 
No se quiso detener, 
Para Cordoba partia ; 
Tras dél van los sus vasallos, 
Que mandado se lo habia. 
Seis cabaileros ilevaba, 
Al cerco liegado habiaa ; 
Gran placer han ios cristiaoos, 
Qae lacerados vivian ; 
Que á 00 venir el baen Rey, 
Los que ffanaron perdian. 
Tuvo k Cordoba cercada, 
Hasta que la coiiqueria 
El H«*Y con sus rícos hombres, 
Caballerosde valia, 
Obispos y aniobispos , 

Y los qoe al buen Rey seguian, 
Todos juntos de cousano, 
Entraron en la mezquita , 

Y Don Juan , obispo de Osma , 
TcmplodcDiQfilavolvia; 



Digitized by 



Googl 



4- 



11 



ROMANCERO GENERAL. 



Consagróla el buen Obispo , 
Llamóla SantaMaria; 
Caniaron eu ella oficios 
En gran placer bendecian 
A Dios , que fuera servido , 
Que se ganase tal vilia , 
Tan noble como la mas , 
Que en las Espaftas habia : 
Dióie el Rey muy grandes rentas, 
Obispo en ella ponia. 

(Sepúlveda, Romanees nuevamente sacados, elc.} 



932. 



DEFE¡«SA DE «ÁRTOS POR DIEGO PERSZ OC CASTRO. 

{üe Lorenzo de Sepúlveda.) 
Por el buen rey Don Fernando, 
Eso quqr ganó á Sevilla , 
Don Alvar Perez de Castro, 
A Mártos él la tenia: 
Dentro liene á la Condesa , 
Ducñas en su compaftía , 

Y por guarda de la peña, 
Puso á su caballeHa. 
Cincuenia son hijosdalgo; 
Don Tello que los regia, 
Sobrino de Alvar Perez, 
Caballero es de Talia. 
Partióse para Toledo, 
Do el rey Fernando yacia 
Para proveer á Márlos 

Y á toda e1 Andalucia , 
De paii y mantenimicnlos , 
Enlónct's les raliecia. 

Don Tello conio es valiente, 
Tierra de moros corria ; 
A Márlos dejaba solo, 
No Itav en él cabaliería, 
Toilos los Ilevó DonTelIo, 
I»ara enlrar en la morisma. 
líenalliamar rey de Arjona , 
Vino con gran moreria , 
Sobre esa peña de Mártos; ' 
Cerco sobre ella ponia : 
Non hay quien se lo deíienda , 
Por no haner cabaileria. 
La Condesa que se vido 
Tan sola y sin compaSia , 
Temiendo su perdicion, 
Gran ardid osado habia : 
Cortó ei cabello á sus duefias , 
A todas armar hacia ; 
Sacólas iuego al andamio; 
Con los moros combatian . 
Cnando los moros las vieron , 
Por varones las tenian ; 
No osaron llegar á ellas , 
Mas el cerco la ponian. 
Toda ia pefia cercaron , 
Nadie entraba nin salia , 
Por el gran poder dc moros 
Que en torno la pcña babia. 
Don Tello cuando lo supo, . 
Con toda su compañia 
Vino á socorrer á Mártos, 

Y ¿ la Condesa su tia. 
Visto el gran poder de moros 
Que sobre Mártos habia , 

En gran cuita está metido 
Ninguno acuerdo lenia. 
Gran pesar tenia dello, 
Lo mismo su compañia , 
Por no estar dentro de Mártos; 
Que fucra bien defendida ; 
Que si la peBa se pierde, 
Gran mal á todos venía , 
PorqneeraMártosllave, - 



De la tierra en cercania , 

Y aquesa noble Condesa 
De moros captiva iria , 

Y con muchas hijasdal|[o, 
Que están en su compania. 
Non pueden entrar á eilas , 
Si por medio non rompian 
De todo el poder de moros, 
Que la gran peña ceñian. 
Non lo osan acomeier 
Viendo el pelicro que habia. 
Un caballero del Conde , 
Natural es de Caslilla, 
Hermano de Garci Perez , 
Que de Vargas se decia ; 
Diego Pcrez se liamaba, 
Este que ansi decia ; 

— Cabaileros, ¿qué cuidades? 
Non mostremos cobardia ; 
De nos hagamos tropel 
OOntra aquesta morerla : 
A ellos arreraetamos , 
Firámoslos á porfía , 
Para probar si podrémos 
Subir á la peña arriba. 
Fio en Dios lo acabarémos , 
A él tomemos por guia , 
Que si á la pena subimos, 
Atgunos d'esta valia , 
Tales somos lodos nos , 

Sue ella será defendida 
asta que hayamos acorro 
De aquese rey de Castilla , 

Y los que de nos murieren , 
Venderán muy bien su vida , 

Y salvarán las sus almas 
Con morir como morian , 

Y harémos nuestro deber, 
Como nianda la bidalgoia. 
Yo digo que moriré 

A mi vida bien vendida, 
Antes que Mártos se píerda , 
Ni la Condesa capliva 
Con tantas de hijasdalgo 
Que están en sn compañia. 
Si lo tal acaeciese, 
Yo mismo me mainria , 
Si los moros no lo iiiciesen , 
En ver que tal se perdia . 
Todos serémos reptados 
Por bombres de cobardia : 
S¡ fincásemos nos vivos , 
Gran baldon á nos seria , 
Ni ante el rey Don Fernando 
Vo jamas pareceria , 
Ni íinle Don Alvar Perez, 
Segun la vergüenza habria. 
Todos somos hijosdalgo, 
Acordársenos debria 
Lo que debenios hacer 
Para no usar villania , 
Que por medio de la muerte, 
Ninguno temer debria, 
Porqne la vida se pasa , 
La fama siempre vivia. 
No se pierda tan boena cosa , 
Como Mártos y su villa, 
Anles muramos nosotros 
Ninguno non quede á vida.— 
Mucho le plugo á Don Telio 
De lo que Vargas decía : 
Díjole : — Don Diego Perez 
Razonaste á mi gnisa , 

Y como buen caballero 
Que.lo sois y de vaiia : 

S¡ estos que están con nosco 
Quieren bacer valentia , 
Sigannos como esforzados, 
Gaoarán grao nombradia.— 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A LA HISTORiA DE ESPA^A. 



13 



Don Tello 5 Don Diego Perez 
Arremeteu á porfia , 
Por en meiiio de los moros ; 
Los otros van en su guia. 
Rompieron por medio d'ellos , 
Subieron la peña arriba ; 
Fué el primero Oiego Perez, 
i Gran honra ganó aqnel dia ! 
El rey moro que lo vido, 
El cerco qultado habia. 
Por el esruerzo de Vargas , 
Que no mostró cobardla. 

( SspcLVBDA , Romttnces nuevamente sacedoi , etc.) 

953. 

CERGO DE JEREZ , DONDE DIEGO PEREZ DE VARGAS GANA 
EL APELLIOO DE MACHDCA. 

{De Lorenzo de Sepúlveda.) 
Jerez, aquesa nombrada, 
Cercada era de cristianos: 
Cercóia el infanle Alfonso, 
Hijo de Pernando el Santo. 
Alli está Don Alvar Perez 

?ue de Vargas es llamado, 
Diego Perez de Vargas, 

Y otros uohles hijosdalgo. 

La tJerra toda Ja corre», 

A Palma babian ya ganado, 

Oaptivaron mucbos moros, 

De muertos cubren el campo. 

Abenyud , ese rey moro, 

Muy gran dolor ba tomado : 

Apercibiera su gente 

Los de pié y los de caballo : 

Tantos eran de los moros, 

Que hay veinte para un crísliano. 

Trabaron sangrienta lid, 

Muy recio se van matando» 

Muyferidaeslabatalla, 

Los moros buyen del campo. 

Santiago, el buen apóstol, 

Es el que los va matando : 

Gran compaña trae consigo, 

Las armas todas de blanco. 

Tras dellos va Diego Perez , 

Por fuerte se ha señalado; 

Andanüo por la batalla 

La lanza se le ha quebrado ; 

Tambien se quebro su espada , 

No tiene armas en su mano. 

Llegado se babia á un olivo,' 

Un grueso ramo ha quebrado 

Hecbo á manera de porra ; 

A la lid babia tornaao. 

Mataodo iba en los moros , 

Mal los iba lastimando, 
AI rooro que ima vez hiere, 
No es menester ser curado. 
Discurreporlabatalla, 
HiríeDdo íba j matando : 
Cuaudo lo Tido Alvar Perez , 
Gran placer habia tomado; 
Agradábanle los golpes. 
Que lHego Perez va dando, 
Dyole : — Diego, machuca, 
Macbuoa como esforzado, 
No oos quede moro á vida, 
Todos mueran ¿ tu mano. 
Vencídos quedan los moros, 
Vencidos y amedrantados, 
Jamas alzaron cabeza, 
Ni esftierzo contra cristianos. 
Llam&ronle á Diego Perez, 
De Macbuca el afamado ; 
De aquel dia en adelante , ' 
Esie renombre le han dado. 

(SepCl^-eda , Romances nnevomente sacados, etc.) 



934. 

HAZA^A DE GARCl-'pEREZ DE VARGAS EN EL CERCO 
DE SEVILLA. 

( De Lorenzo de Sepúlveda.) 
Cercada tiene á Sevilla 
El saiito rey Doa Fernando, 
£1 tercero de este nombre 
De los r«yes que ban reinado. 
Su gran real tiene puesto, 
En Tablada , aquese llano. 
Mandado ba sus caballeros 
Los que ba por mas esforzados, 
Que vayan á los berberos 
En guarda de loscristianos, 
Que sou idos por herbaje 
Para dar á los cabailos , 
Porque no vayan los moros 
A ferirlos ó á malarlos. 
Los caballeros dei rey 
Cumplieron luego su mando : 
Quedó solo Garci Perest 
De Vargas, el muy nombrado. 
Muy temido es de los moros, 
Que bien los ha castigado : 
Con él iba un caballero, 
Que su nombre no es hallado, 
Y un escudero de Vargas , 
* Que lo iba acompañando. 
Siguiendo por su camíno 
Moros los hao divisado : 
Siete caballeros eran 
Los que los han atajado. 
EI que va cou Garci Perez 
Ansi ie babia hablado : 
— Volvámonos, cabaliero, 
AlrealdelreyFernando, 
Que no somos sino dos, 
Siete son los renegados. 
Moy gran locura seria 
Que queramos aguardallos , 
Porque aqui nos matarán,- 
No bastamos ¿ excusallo.-- 
Respondióle Garcí Perez : 
— No temais, sed esforzado, 
Que non osarán los moros 
Atendernos en el campo : 
Sigamos nuestro camino 
Aqul voy yo á vuestro lado.— 
No aprovecha á Garci Perez 
El esfuerzo que ba niostrado 
Para quitar el pavor 
Que ef caballcrQ ha cobrado. 
Dejó solo á Garci Perez , 

Y al real se babia tornado. 
El Rey que todo lo vido 

A los suyos ha mandado 

Que alffunos de ellos se armeo, 

\ con ánimo esforzado 

Ayuden al caballero 

Que solo quedó en el campo, 

Porque los moros son siete 

Y á él solo van acosando. 
Don Lorenzo que lo oyó 

Lo que el Rey liabia ordeoado, 

Y conoce á Garci Perez 

En las armas qoe iba armado, 
Respondióle : — Buen señor, 
Vuestro mando es excusado, 
Porque aquel buen caballero, 
Que tal esfuerzo ha mostrado, 
Es Garci Perez de Vargas 
El valiente y esforzado ; 
Que para tan pocos moros 
No es menester ayudario : 
Si los moros lo conocen 
No osarian aguardallo, 
Cuanto mas acometello 
Ni aun parar cn lodo cl canipo. 



Digitized by 



Google 



1« 



ROMANCERO GENERAL. 



Y sí menestcr lo bobierc 
De oos seria ayadado , * 
Aunqae primero verémos 
Cuiuto es sa esfaerzo sobrado.— 
Don Garci Perez se armó, 

De sas armas se babia armado 
Que iraia sa escudero ; 
Púsolo junto á stt lado. 
La capelUna se eolaza, 
' La colia se le ha quitado : 
En el saelo se cayo 
Oue en ello no babian mirado. 
Siguiendo por el camino 
Los moros lo babian cercado, 

Y cuando llegaron cerca 
Couociéronlo priado, 
Eu las armas que traia 

En las lidesdoiide ba eotrado, 
Do vieron matar los moros 

Y en ellos bacer estrago. 
Mo osaron acometerlo 
Temiendo su fuerte brazo. 
Hacieudo van algazaras , 
Par dél íban trebejando : 
Con muv graudes ademaues 
Procurabau de espantarlo. 
No osan llegar á él , 

Que gran temor ban cobrado. 
Los moros cuando le vieron 
Que iba tan deuodado 
Volvieron por el 'camino 
Do la cofla liabia quedado. 
Garci Perez qne se vido 
De los moros apartado, 
Quiiado se babia las armas, 

Y la coUa no había hallado. 
Luego se tnriiaba á armar 

Y á huscarla habia tornado ; 
Por do primero viuiera 

La cofla iba buscaodo, 
Que no puede aiidar sin ella 
Por que era mucho calvo. 
Don Lorenzo que lo vido 
Con el Rey estaba bablando, 
Düole :— ¿No veis, señor, 
A Garci Perez tornado 
A pelear con los moros 
Puea qae ellos no han osado? — 
Cuando los moros le vieron 
El campo babian dejado ; 
No le osan aguardar, 

8ue gran pavor ban cobrado. 
allado babia la cotia , 
Adonde iba ha llegado. 
Venldo que fné al real 
£1 buen Rey le ba preguntado , 
Cuál fuera aquei caballero, 
Que lo dejara en el campo.— 
Respondio que no sabia 
Ni por él haDia mirado; 
Aonque bien lo coooscia ; 
Mas Dizolo como bidalgo : 
Non queria tomase mengua 
Nin que fuese denostado. 
El Rey liene á Garci Perez 
Por valiente y esforzado , 
Y por muy buen caballero 
Aumentador de su Estado. 

(SBP0LVEDA , Bmiumeet nuepttmenU teeaéet, ete.) 

935. 

AL MISIO AStJ^TO. 

(AnónimoK) 
Estaodo sobre Sevilla 
El rey Femando ei (ercero , 
Bte boorado Garci-Perez 



Iba con nn caballero. 

Solos van por un camiuo, 

Solos van por un sendero; 

Siele caballeros moros 

A eilos venian derecbos. 

DUo aqnel i Garci Perez : 

— No es bien que los aguardemos, 

Que dos solos poco somos 

Para siete caballeros.— 

Respondiera Garci Perez : 

— No es aqueso de bombres buenos ; 

Mas 8i vos quereis seguirme 

A todos los romperémos.— 

Su compañero no quiso * : 

Las ríendas vuelve partiendo. 

Pidió Garcia sus armas 

8ue las lleva su escudero. 
on Lorenzo Galfiuaz 

Y el Rey esián en un cerro : 
Don Lorenzo dljo al Rey : 
— Veo solo un caballero, 

gue si los moros le atienden 
I bará un hecbo muy bueno. 
Veréis si no le conocen 
Un escogido guerrero.— 
A punlo va Garci Perez , 
Su camino va siguieodo ; 
Los moros en un tropel 
Ademanes van haciendo. 
Por medio d*ellos pasaba * 
Sin que conozca miedo : 
En las armas le conocen 

Y no osaron atendello. 
El se va por su camioo ; 
Pero una cofia ecba ménos ' 

?ue 80 el capello traia ^, 
sin dudar un momento " 
Acoerda volver por ella , 
Hasu do se puso el yelmo 
El escudero llorando 
Dijo :— Noo faeades eso * 
Qoe la cofia vale poco, 

Y podeis perderos cedo.— 
— Espera aquí, oon te cures 
Que es cofia de mucho prescío, 
E labrada por roi amiga; 

Noo la perderé si puedo.— 
Volvieodo por do viniera 
Alcaozó los moros presto ; 
Ellos que bieo lo coooceo 
Noo osaroo ateodello. 
Alli ballára su cofia , 
Vuelvese coo ella cedo. 
Dijo el Rey á Doo Lorenzo : 
— ¡ Ay, Dios, que buen caballero! 

{CóiUe deitialo xyi,queetm hepürñmlento dt Im 
amquitUí ie Sevilia.) 

* Ed el Códlee dice : No quíso sq eompafiero. 

« En id. dice : Pasase por medio de elios. 
s En id. dice : Echa menos ana colla. 

* En id. dice : Qae trataia so el capello. 
s Este verso es afiadido. 

* Dlee : dijo : non fagais eso. 



936. 

GAICI PEREZ DE VARGAS COUBATIBNDO LOS M 0R06 DE TRIANA, 
PRDKBA k Ulf IHFA.'VZOII, QOB SB LO NECABA , QDE E8 DIOIIO 
DE LLEVAR EL BUSON QUE TElflA. 

{De Loremo de Sepúlveda *.) 
El Santo rey D. Fernando 
De tan alta nombradia, 
El que á Sevilla ganó 
Con toda el Aodulucia , 
El castillo de Triaoá 
£1 bneo Rey lo combatia , 
CoD muy Dobles cabalieros , 



Digitized by 



Google 



aOMANCES RELATIVOS A LA HISTORU DB ESPANa. 



Variientes á maravilla. 
Alfonso , EDríqoe y Fadrique , 
Sus iiiios, que allf tenia , 
CoD ei maestre de Uctes , 
Pelay Gorrea se decia ; 
Tambien Don Rodrigo Plores 
De clara genealogia : 
Pero Ponce de Leon 
De clara sangre y antigua ; 
DoD AlfoDSo de Meneses, 
Que Tellez tambien babia , 

Y Garcí Perez de Vargas 
Fuerte de gran valenlTa , 

Utte por los sus hechos grandes 

Gran foma cobrado habia ,- 

Mucho se ha señalado 

En lo aue el Rey conqueria : 

Es tenido por tan bueno 

Que su par no hay en Gastilla, 

Y combatiendo el castillo 
Un iDfanzou ahf venla, 
Para servir al buen Rey 
En el cerco que tenia , 
Ouando vió que Garci Perez 
Sus propias armas traia; 
Blancas y cárdenas ondas 
Son las sehas qne veslia. 

A los qae están eu ei cerco 
GoD soberbia les decía, 
Qoe haria que las dejase 
Porque no las merecia, 

Y qne solo él era aquel 
Para quieu pertenedan , 

Y que ante el rey Don Feroando 
Sobré ello le repiaria. 
Sabido lo ha Garci Perez; 
Disimnlado lo habia, 

Y combatieodo el castiilo 
Huy mas recio que otro dla , 
Vargas con el infonzon 

A las barreras venian. 
AIU llegaron los moros , 
Que muy bien lo defendian ; 
Mataron ya cuantos bombrcs 
GrisUanos que allí habia. 
Garci Perez que lo vido 
Sn caballo arremetia , 
Piríó de sn lanza un moro , 
Muerto en tierra lo pouia ; 
Lo8 otros dejan la ptaza, 
El mny recio los seguia , 
Por las pnertas los metió 
Con ánimo y valentía ; 
Los moros vieron ser pocos 
Aquellos que ios seffuian; 
Tomaron a la bataiía , 
Pelean con agonia : 
De moros y de cristianos 
Muchos mueren á porfia : 
Deiante esti Garci Perez, 
Unos maia, otros hería, 
A todos los moros Juntos 
El solo los resistia : 
Diéronle tantos de i 
En su escudo y capellina, 
Qae las ondas y se&ales 
Ningana se parecia ; 
Venciera á todos los moros, 
Embarrados ios tenia 
Dentro del Aierte casUllo, 
Que ninguno fuera babia : 
CaaDdo vido que no hay móro 
A qaieo mate y ¿ quien hiera 
Volvióse alli do prímero 
Se comenzo la porRa ; 
Vido estar al iDfaDzon 
Donde.deiado io babia. 
Saoas teuia las ondas 
Que por sefiaies traia, 

T. XVI. 



Frescas están y doradas, 
Nuevas , que bien reluclan. 
Cuando asi lo vido esttf 
Esta razon ie decía : 
— En tal lugar cnal vos veis 
Meto yo las ondas mias, 
Do las tratan á tan mal 
Gomo vos veis por la vista. 
Otra vez si á Dios plaguiere 
Irémos en compañia , 
A haeer otra espolonada , 
Gomo esta que hecho habia, 
Pues estao mas relucienies 
Mas sanas y sia herídas 
Qae en vos tienen mejor guarda 
Qae en mí ellas las tenian.— 
Mucho pesó al infanzon 
De lo que Vargas decia, 
Creyendo que Garci Perez 
Calumniárselo queria, 

Y con turÍMido semblante * 
Tal respuesta respondia: 

^Las ondas son venturosas 
fin traer tal compaüia, 

Y en tener un bueu señer 
Como vos que las vesUa; 
Honraldas bien eomqsiempre 
Lm honrais coa valenUa ; 
Por vos valdrin ellas mas 
Qae hasla aqui valido habian. 
Vo vos ruego, buen sefior, 
Que si errado os habia, 
Pves sois tan buen caballero 
Perdoneis mi livianía , 

Que si yo vos conociera 
Le que dije non diria ; 
Dijeío por inoceecia, 
Porque non vos coñocia.— 
Humillóse Garci Perez 
D*esto que dícho le habia, 
Porque es muy mesurado 

Y el perdon le concedia. 
Sabido io habia el Rey^ 
May gran gozo recibia; 
LoakMi la prez y esfuerzo . 
Q«e Garci Perez tenia , 
Juntamente la mesura 

Y bondad que en él habia. 

(SvÚLTZoi , BomoMeet mtetametUe iéeaéoi , ete.) 

« Garel Perei de Tar^s es «ao de los cabalieros mas céle- 
bres y popalares de Espafia, qae concarrieron con Femando II( 
ji la recoaqaista de Córdoba y de SevUIa. En la puerta de Jerea 
de esta cladad he visto escolpidos los slguientes versol qoa 
no sé si existea aun. 

Hércales me ediflcd , 
Jolio Gésar me cercó 
De muros y torres altas , 
Y el Rey Santo me ganó 
Con Garci Perez de Vargas. 



937. 

ALDAHACS», RBY DE 4»AKAI>A, MBGA EL TBIBUTO Y PA1IA8 
Á FERNANDO Uf. 

(De Juan de la Cueva.) 

El soberbio Aíbahacen 
Rey coronado en Granada , 
Nuevo mensajero envia 
Gon ona altiva «mbajada 
Al Santo rey Don Fernando, 
Por que d*el le fué negada 
La tregua, que fué á pedille 
Mandándoíe dar las parias 
Que de sus antecesores 
A Castilla eran pagadas. 
D'psto , el bárbaro se indigna , 
Y ardienoo en soberbia saña 



Digitized by 



Google. 



18 



Mauda al punto al niensajero , 
Que sio delenerse parta, 

Y le lleve la respuesia 

De aquelio que demandaba. 
Obedece al liey el oaoro , 
Huda la posia causada ; 
Pone tanta diligencia, 
Que á la segunda jomuda 
VinoáhallarseenSeviila 
Doude el Santo Rey estaba , 

Y enviando su recaudo 
Licencia á entrar le fué dada. 
Entró el moro, y no alterado 
Viendo al Rey, asi le babU. 
— Hali Albabacen mi rey 

A ti, señor, me enviaba, 
Por seguiido mensaiero 
De la primera embajada , 
Ei coal te envi6 á pedir 
Treguas , y le fué enmda 
PorTespuesta, que enviase, 
Cual los otros reyes, párias. 
El responde á io que pides, 
Que en su lierra no se labra 
Metal de plata ni oro 
Con que se haga tai paga , 
Qae los reyes sus pasados , 
Qne las párias te pagaban, 
Que ya todos eran muertos, 

Y asi, que esle censo acaha , 

Y que en sn tiempo no arde , 
Para haccr moneda, fragua ; 
Que solo se bate acero, 

Y forjan bierros de lanzas, 
Saetas, yelmos y escodos, 
Dardos y agudas espadas, 
Con que quitarán el pecho 

goe tu Alteza le demanda. 
sta respuesta te traigo, 
Que el Rey, mi señor, te daba.— 
Cesó el moro, y moy gallardo 
Miró á todos á las caras , 

Y con soberbio denuedo 
Empuñó la cimitarra. 

Los que alli estaban, de oillo, 

Y de ver su altiveK vana , 
No pudiéndola sufrir 
Fuéroo movidos de saña , 

Y refrenáronia viendo 

Al Rey qoe anle ellos eslaba. 
Mas el valeroso Rey, 
Viendo la gente alterada, 
Conociendo la braveza 
De la no vencida España , 
Los valientes corazones 
Que nada les acobarda, 
Mandó sosegar á todos, 

Y al mensigero usi habU : 

— Vuelve , moro, á tu rey moro, 

Y dile , que á mi me agrada 
Que en él haya lanto brio, 
Que me niegue mi demanda , 
Porcfue acaben ya eslas treguas , 
Habiéndome él oado causa ; 
Mas que de sn vano orgnllo 
Rabra la debida paga : 

Qne labre lanzas y escudos , 
Que acjcale y forje espadas , 
Que todo lo ba menester, 
Pues Castilla es su contraria , 

Y que yo le iré á boscar, 

Y veré dentro en su Alhambra : 
Que se aperciba y pertreche, 

Y me agoarde allá en Granada, 
Do las párias que me niega 

El me fas dará dobladas. 



ROMAKCERO GBKERAL. 



EPOCA DE ALFONSO X. LLAMADO EL &ADIO. 



938. 

ALFORSO X DICE A Sl) HERIfíO CÓMO HAÜ ||E HANDAR 
LOS RETES PARA SER OBEDBCIDOS T AMADOg. 

{Ánónimo *.) 
Al sabio rey Don Alonso 
Por vello tan humildoso 

Y afabie con sus compañas 
Su Merino asi fablólo : 

— ¿Por qué , nobre seSor noeso, 
Siendo rey tan poderoso , 
A guisa de hombre llauo 
Vos endonaís todo á todos? — 
Conocifla su caloña 
El sabio Rey repIlcóU) : 
— Atended, el mi Merino, 
Non caloueis de ese modo : 
Porque todos se me endoiuMi , 
Amigo , á todos nie endonu ; 
Que la aspereza eu el rey 
Mezcla homecillos é odíos. 
Non lo quiera el Señor Dius 
Que el que á mucbos manda , soío 
Con pocos se (^omunique 
Dejando a muclios quejosos. 
Amor del buen iiifauzon 
Al señor tiene eo reposo , 
Pucs gravedad non conserva 
Lo que faz trato gracioso. 
Tenudo es dar sojeclon 
Al rey su geutio aciicioso , 

Y el rey hará igual jusücia 
Con trato manso, honoroso. 
En las leyendas de Uoma 
Departia un Marco Porcio , 
Seraquel puoblo perpciuo, 
Sin perder jamas su trono, 
Do lalla cl rey obediencia 
Por su talante amoroso; 
Que del ainor del caudillo 
Nace el siervo Qel cuidoso. 

{Rommeerú feneral.) 

< Aanqoe en lengnaje anligao, parece estc rom«Bce de la 
pénaltima 6 úlUraa década del siglo xvi. 



939. 



(Cusvi , Cero Febeo,) 



ENTRCCA ALFONSO X Á SO PRIHA MARTA, EMPERATR» DB 
CORSTAKTinOPLA , TODO EL TCSORO QUE RECESiT\ PA RA 
RBSCATAR Á 80 ESPOSO BALDDUfO , CAUTITO DBL SOL- 
DAN DE EGIPTO. 

{Anónimo,) 

De la gran Coiifitaotioopla 
Su Emperatrlz se partia : 
A Búrgos había Uegado 
Do está el buen rey de Castilla. 
Don Alfonso era Uamado , 
Hijo del rey qne á Sevilla 
Cooquistó como Vaiieote 
Coo loda el Andalncia. 
Treinta duefias trae coosigo; 
Todas de negro TestiaD : 
ELRey y olros caballeros 
Salieroo á recebilia. 
HÍKole toda la bonra 
Que á su estado convenia, 
Llevárala á su palacio 
A'do la Reina ?f via. 
Mucbo le plogo á la Reina, 
Con ella placer habia ; 
La mesa mandó pooer, 
Y la Reina la coDTÍda. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA mSTÜRIA DE ESPAKA. 



49 



Respondíó ia Binperatriz 

Que á roesa no comeria : 

La Reioa pidió la causa, 

£11» laego reflpoDdía : 

— Tú, Reina, estás en lu bonra, 

Y esta k m\ me fallecia ; 
Tü estás con el tu marido, 
Yo triste no lo tenia ; 
El tuTo esik en liberlad , 
El mío preso yacia ; 
Ausente de la sutierra 
El Soldan me lo tenia. 
Quintales cincuenta en plata 
Por sn rescate pedia, 
El Papa me diera el tercío 

8ae demandado le babia , 
tro tanto el rey de Francia 
A mf me lo concedia. 
Naevas me dieron del Bey 
Qae por marido lú babias , 
Loaroo la gran nobleza 

Y la bondad qae tenia. 
Véngole i peair socorro 
Como k Rey de gran valia 
Para librar mi marido 

De la crecida fatiga 
Que padece en eapiiTerlo 
Como confado te babia , 

Y basla qoe baya la respaesta 
A mesa no comeria. — 

La Reina io dyo al Rey, 

Y el boen Rey le promeüa 
Por sn fe y real corona 

De cumpllr lo qae pedia, 

Y que comiese á maoteles 
Porque él lo provecria. 
Entonces la Emperatriz 
Kn los manteles comia 

A la mesa de la Reina 
Con gran placer y aleffría, 

Y aqaese baen rey Alfonso 
Dende al veinteno dia 
Toda la soma de plata 

Le diera qae prometia, 

Con qae al Papa v rey de Fraocia 

Diese lo que recibia. 

Con este baber faera libre 

El qae captivo yacia. 

Publica el Emperador 

La bondad que el Rey tenia, 

Juntamente la franqaeza 

Y valor qae en él babia ; 
Sonando por todo ei mundo 
La fama quedél corría. 
Moríera ei rey dc Alemafía 
Caando aqaesto acaecia, 

Y en concordia al T«y Alfonso 
Para su rey lo elegiaOf 
Porque era merecedor 
D'esto y de mayor valia. 

(SiPÚLVBDA, Romance$ nuevameníe $nMÍo»t elc^ 



940. 



AL III810 Asogrro. 
{De Juan de la Cueva.) 
Gelebraodo esián las bodas 
Del príncipe Doo Femaodo, 
Primogénito beredero 
Del rey Don Alfonso el Sabio: 
Toda la ciadad de Búfgos 
La flesta solenmízando , 
Coo alegres invenciones 
General placer mostrando, 
Sin ocnparse la corle 
Sino en placer, y asi eslando 
Ante el Rey llena de Into 
IJna sefiora ha tlegado , 



Y con ella macbas dueSas 
Cubiertas de negros paQos , 
Los rostros todos cabiertos, 
Haciendo excesivo llanto. 

La Emperatriz á qaien siguen 
Las ligrimas apartando , 
Puesu ante el Rey de rodillas 
Asi dice soUozaodo : 
— Gran se&or, yosoy venida 
Tu gran favor procarando , 
ConOada en tu nobleza , 
Que mi iastimaescttcbando 
Por Userá remediada, 

Y mi mal ser¿ acabado, 
Viendo á mi Gnal inteuto 

El On próspero en que aiido : 

Y es que yo só Eraperatriz , 
Qoe tengo mi asiento y roando 
En la gran Conslanlinopla , 
Cuyo imperío conlrasiando 

El soidan de Babilonia 
A mi marido ba apresado. 
Tiénemeto en cativerio, 

Y ba conmigo concerudo 
Le dé cincuenta qaioules 
De plau , y me será dado. 
Viendo vo qae m¡ posiblo 
No puede lo demandado, 
Uemedispneslo á pedir 

Su rescate entre cristianos. 
£1 Papa me manda ei lercio, 
El rey de Francía otro unto, 

Y asi vengo á tu preseocia 
A pedir que me dés algo, 
Porqne mi marido salga 
De poder de los paganos, 

Y venga él y su imperio 
A servirte cual vasalio. — 
Habiendo el rey Don Alonso 
Oido lo demandado , 
Levantindola del suelo 
D*este modo le ba hablado : 
— Por cieno que tu trísie7.a 
A mf me pone en cuidado , 

Y que una Un gran señora 
Venga 4 verse en ul estado 
Que aode pidiendo limosna 
Cual lü ,. asi peregrínando 
Por tan desviadas tierras 
Tantas miserias probando , 
En lo cual solo te pido , 
Porque acabe tu caidado, 
Qoe me jures de volver 

Cuanto el Papa y Rey le han dado, 

Que de toda la cantla 

De pagarla yo me encargo, 

Porque tu marido veas 

Con liberud, en su Esudé.— 

La Emperatriz , qae esto oye, 

Las manos le demandando^ 

Le prometió lo pedido , 

Y asi el Rey luego ha mandado 
Qne los cmcueou (lainuies 
De plaia le seau dados, 

Con que la Emperatríz luego 

Sn marído ha rescaudo, 

Celebrando la graodeza 

Dei rey Don Alfonso el Sabio, 

Llamándole junUmente 

El rey.Don AUbnso el Franco. 

(CoBVA , Caro Feheo , etc.) 

941. 

ALFOZCSO X T LA DOQUBSA DC IX>IIClfA. 

(Anónimc) 

Ante el nobie rey Alfonso 
Igaal justicia demanUa 



Digitized by 



Googl 



c 



90 



TtOMANCERO GENEnXL. 



La gran Duquesalloratido 
De sus desdiclias la causa , 
De sa esudo la rorluna 
Temerosa j envidiada^ 

Y temiendo el dafio ¡iimenso 
Aqueslas razooes habla. 

c : At mujer desdíchada , 

»Qae temerosos hados le acompañan !» 

Víme eo el excelso trouo 

Donde la nobleza pira , 

Ajena de propios daños, 

Qae ajenos danos nora4>a ; 

Pero ya lloro los inio&, 

Y si entónces los ^loraba , 
Agorallorode verás, 
Que lloro 4)arlas del alma. 

c i Ay mojer desdichada ! » etc. 
No es ausencia el major mal , 
Que si estriba mi esueranza , 
Suele durar tanto eí bicn 
Guanto el desengaño tarda : 
Es que siendo jo quien soy, 
Quiera el cielo y mi desgracia 
Oa*en ijenas manos víva 
M1 forlAoa ymi desgracia. 
« I Ay mvger desdicbada ! » etc. 
Lil)reñ]i,caativa vivo, 
Tao señora, como esclava ; 
Veudióme mi propia sangre 

Y compróme mi propia ahna, 
Esclava del atma soy, 

Y en sujecion tan hourada , 
Los bierros que me pusieron 
Son yerros de una mudanza. 

c ; Ay mujer desdichada ! » etc. 
Solo un bien ballo en mis males , 
Que me consoela v me mata, 
Verme siueta á mi guslo 

Y ántes vradá que<easada. 
Al fin son lances furzosos 

Los que del cielo se aguardan , 

Y la pradencia es gran bien 
En las mayores desgracias. 

c ¡ Ay mqjer desdicbada! » etc. 
Yo sola soy la que lloro 
De tantos males la carga : 
Doélete de mi, buen Rey, 
Que como mujer soy flaca. 
Si en dura prísion me afliges 
Hoy con lo que ayer me bonrabas , 
¡ Ayer casada y hoy viuda ! 
¡ Puede haber mavor desgracia! 
c ,*Ay mujer desdicbada! » etc. 
Dame,cató(icoRey, 
M¡ marido, luz deíalma , 
Flor de la misma nobleza , 
Firme columna de España ; 

Y si como Juzgas cuerpos 
Las bellas almas juzgaras, 
Sabiendo de alma y de bien 
Vieras qoe es bien mi alma. 
c : Ay miqer desdicbada, 

»Qoé inexorables daños te acompañan ! > 
{ñomMcero general.) 



042. 



OnSTlKADA DErEKSA QüE GARCi-GOHEZ CABRILLO 
DKL a'LCÁZAR OB JBREZ COfTrRA LOS MOROS. 

(BeLorenxo de Sepúlveáa.) 
A todo el reino de Murcia 
El buen Rey lo ha conquistado : 
Ganáralo Don Aifonso 
H(jo del saifto Fernando : 
Poblado qoedó de moros , 
Que al Rcy quedan tributaríos. 
Albohajer quc es rey d*elIos 



BIZO 



Mal contra el Rcv io ha pensado. 

Al rey moro de Granada 

En secreto habie enviado 

Qu*él con los vasallos suyos 

Eii un dia señalado 

Se Jevanten contra Alfonso 

Y mataran sus crisiianos, 

Y que ganaran las lierras 

§ue Alfonso les ha quilado, 
que asi él haga la guerra 
Muy cruel en su reinado. 
El moro tovó por bien 
£1 consejo que l*es dado : 
Todos se alzan coutra Alfonse, 
Muchos castillos cobraron ^ 
Ganan Jerez y Lebríja , 
Utrera tambien y Arcos 
Crístianos mataran mucbos 
Los alevosos malvados. 
Del alcázar de Jerez 
Es alcaidé on buen hidalgo , 
Don Garci Gomez Carrillo^ 
Caballero muy honrado. 
Cercaron i Garci Gomez 

Y á todús los de su bando, 
Mucbos moros de Alieciras 
YdeTarifaensucabo, 

Y muy afliicadamente 

De combaiir no hao ccsado 
Los dias, tambien las noclios, 

Y el alcázar ban tomado. 
Garci-Gomez y oiros scis 
Escuderos esforzados 
▲cogiéronse á una torre 

La mas fuerte que han ballado. 
Los moros , como crueies , 
A los demas han matado. 
Cercaron luego la torre 
Do el alcaide se habia eiitrado , 
Quemaron las puertas d'elia , 
Matan los que le bao quedaiio. 
El caballero auímoso 
La guarda solo en su cabo ; 
No se la pueden ganar 
Que peleaba muy bravo ; 
Nu lo quleren matar moros 
Viendo qu*es tan esforzado : 
Trajeron ganchos de hierro 
Para lo prender príado. 
Trabábaule por la caroe, 
Sacábanle los pedazos ; 
No ouiere darse á prisiou 
Morir si, no captívado. 
Tantas veces io asieron 
Que preso lo habian tomado; 
Ganado babian el atoázar, 
Mas el Rey lo habie vengado. 

(Sbpúlvbda, Kmanees nuepamenie tacadon, e:c.; 



943. 

ELOGIODE ABEKirr, VElfCEDOB DE LOS ALX0IIAI>FSDEIIU4.CIA, 
COTA DESCENDERCIA VINO Á REIKAR ¥.V GRANADA. 

(^ Gabriel Lobo Laso de la Vegj .) 

El cuidoso labrador 
Toma la hoz encorvadn , 
A quien el délfico Apolo 
Con sus nuevos rayos llama , 
Y el leñador en la sierra 
Al excelso pino'íimaga 
Haciendo por todas partes 
Eco el golpe de la hacha , 
Cuando el vatiente Abenot 
A quien celebra la fama, 
Esparciendo por el muodo 
Sus inauditas hazañas ; 
Dignfsimo dcscendieute 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A LA HISTCHIIA DE ESPANA. 



íf 



De la saogre anligua y clara 

Del poderoso Marsilio 

Que de Francla libró ¿ Espana : 

El que la cludad augusta 

Poseyó, donde las planlas 

Puso la Virgeo sin par, 

En aquella piedra santa , 

Y del fuerie Abenalfage 
Ullimo rey d*esta casa, 
Aspiraudo á su grandeza 
Que por mil paries le llama , 
hu un trabado andaluz 
Por la campaña murciaoa 
Viene con gallardo brio 
Vibrando una rica lanza. 

Y en Ricot, castillo fuerte 
Sus estandartes levanta, 
En cuyos campos se muestva' 
De negro una estrccha banda , 
Guyos extremos dos sierpes 
Con abiertas bocas traban 
En un dilatado espacio 
De blanca bruñida plaia , 

Y uo misteríoso letrevo 
Que en aribigo dectara : 
c Soto Dios es el que vence , 
»Que nola espada ni lanza.» 
Juntó Abenut grneso campo 
De Ja gente mas cursada 
En el bélico ejercido, 
De Murcia y de sus comarcas, 

Y despnes de mil reencucntros 

Y balallas poríiadas. 
A los fuertes Almohades 
Degolló y ecbó de España ; 
Que con inquietos bulticios 

Y uovedades exlrañas 
Le alborouban la tierra, 

Y el reinar le jperturbaban. 
Pero la varia fortuna 
Que Dunca en su curso para , 
Dilatando pocas veces 
Sus ejecutívas pagas , 
Diapuso que en Almeria 
Cierta gente conjurada 
Le diese alevosa muerte 
Con ignominiosa traza. 
Dejó et valeroso Rey 
Una betla tiema Infaut», 

Y dos iovenes briosos, 
Que al fuerte padre Imitaban ; 
Por donde claro se prueba 
La comun regla ordmaria 
De engendrar los füerles, fuertes 
Como el poeta declara. 
HicieroD ramosos hecbos 
Como las historías cantan ; 
D'ellos viuo Abenazar 
Que despues reinó en Granada. 

(LoBO Laso db la Vega , ñomaneero y tragediat de.) 



944. 



ALFOnSO X CO?(Q0ISTA A KtEBLA, DE LOS ■OROS. 

{Üe Lorenzo de Sepdlveda.) 

Cercado está Benfamot, 
Cercadb en Niebla su vilta 
Por el rey Alfonso ei Sabio 
Mas de ocho meses habta. 
La villa es muy torreada , 
Mov fuerle cerca tenia , 
Tooa labrada de piedra 
Y demas bieo bastecida. 
Muchos moros tíeuc deiUro 

8ue muy bien la dcfendiau. 
ran voiuntad tienc et Rey 
De qnebraotar la morisma, 



Que si Kiebla se ganaba 
£1 Algarbe ganarla. 
Gran dolencia hay en ta hueste 
De crislianos que abl yacian , 
Causada de muchas moscas 

8ue scbre et reat venían. 
pueden comer viaodas, 
Defenderse no podian ; 
Mucbos estaban dolientes 

Y otros ta vida perdian. 
Ya quieren alzar el cerca 
El buen Rey y su valia, 
Porque á causa de las moscos 
Las eentes le fallecian ; 

En eT reat bay dos frailes 

Y ansi al buen Rey le decian : 
Que no quite el cerco á Níebla 
Por Dios y Santa María, 
Pues está casi ganada 

Y mal contado sería , 

aue si agora tadejase, 
oros ta bastecerian , 

Y tabrarian los muros 
Que derribado se babian , 
De manera que jamas 

A tal estado vernian , 

Y que ellos darían remedio 
A la tempesiad que habia. 
El Rey les dljo que híciesou 
Lo que á ellos parecia. 
Despidléronse def Rey, 

Y pot la bueste deeian 
Qoe cualquiera que trujcse 
De moscas ona medida, 
Le darian por medio almud 
Un tornes de plata fina^ 
Todas las geules menudas 
Por ganar esta contia , 
Cobrábanles bbmecitlo, 
Muchas d'ellas muerlo habian. 
Hincberon dos sitos viejos 

Do gran cantldad cabia. 
Menguóse la tempestad , 

Y la dolencia que había ; 
El Rev prosigue sn cerco 
La villa se combatia , 
Los tiros tiran at nraro 
Sin parar noche ni dia. 

El Rey morO'Cstá acuitado, , 

Que vlaodas no tcBia 
Para él , ni para los suyos 
Que tíene dentro en la vitla. 
Envió al Rey mensajeros 
Que luego se le daria 
Si á el y á los moros suyos 
A todos satva ta vida 

Y les da donde esiuviesen 
Tierra llana de camplna. 
El Rey asi ha otorgado 

Lo que el rey moro pedia : 
Don Atfooso ganó á Nlebla 

Y á et Algarbe conqueríaw 
Todo qnedaba por suyo , 
Pueblo no se resisiia. 

AI Rey mopo v á los suyos 
El buen Rey les coucedia 
El Algaba en que viviesen , 

Y olros bienes.les hacia : 

§uedaroB del Rey contcnlos 
todos lo beodecian. 
(Skpúlveda , Aomattí^tff nuevameníe tacadott clc., 



Digitized by 



Google 



n 



liOMANCERO GENEIUt. 



945. 



lATALLA OE hJIrTOS, GAISADA POR DON LOPB DIAZ DR HARO, 
CONTRA ABKIf-TÜZEPH, RET DB AFRICA.— MUERE K» ELLA 
KL ÁRZOBISPO DE TOLBDO DON 8ANCH0. 

{Anótdmo,) 
Temerosa eslá GasiíUa , 
Leon está alborolado, 
Todos los reiQOS de Espa&a , 
Ksián con muy gran cuiUado, 
Por las nuevas que lian sabído 
De Abenyuza, rey pagaiio , 
Que con muy gran moreria , 
Es de allende a acíi pasado» 

Y que muY crecidos males , 
Tiene becUos en crisUanos. 
Con esfuerzo se apercibeii , 
Gomo valienies bidalgos, 
Para ir á la frontera 
Contra el moro renegado. 
Arzobisi)o de 'l'oledo , 
A(]uese infante Don Sanclio 
Hijo del rey de Aragon , 
Que ba sabido lo pasado, 
Apercibiera sus genles » 
Las de pié y las de caballo 
Gon ceiites de Talavera, 

Y ToTedo su obisnado : 
Guadalajara, Maarid, 
Viiiieran á su Uamado. 
El Arzobispo animoso , 
A Jacn habiallegado; 
Alli espera caballeros, 
Qne todos no son Uegadus. 
ÍJn fraile de Galatra\a, 
Gomendador es de Mártos , 
Llamado Alfonso Garcia, 
AI Infante ba revelado 

. Que de Mártos y su tierra, 
Aquestos nooros malvados 
Llevaban muebos captivos» 
Muy gran presa de ^anados; 

Y que de correr la tierra 
Estaban todos cansados ^ 

Y que si él ¿ ellos fuese, 
Les habrá ganado el canipo, 

Y que volvíera la presa^ 

Y les haria gran daño, 

De que Dios ser^a servido > 

Y lo perdido ganado. 
El Arzobispo animoso 

A sus gentes ha mandado 
Que se apercíbiesen todas 
Üe siis armns y CAhallos. 
Camina toda lii iioclie , 
Fué llegado á Torre-el-campo, 
A él viQo el caballero 
Sanduera , qu'es su vasallo. 
•Dgole al Arzobispo : 
— Sefior, Do 08 acucieis tanto, 
Que los moros eran mnchos, 
Yeiote hay para uii cristiano , 
Grandes capitanes traen, 
Dos cabalteros hermanos, 
De aqnese rey de Granada, 
Con otros muy esforzados; 
Esperad á Lope Diaz, 

gue de Vb.caya es llegado; 
n Jaen está esta noche, 
Aqai será muy priado.— 
Alonso Garcia, el fraile. 
Gon itemblante de enojaao, 
Dijérale al Arzobispo ; 
—SeBor, es vuestro criado 
Gomo el mal encantador, 
Que guier con ajeoa mano 
Sacar Ja culebra viva 
De donde eslá en el forado ; 
Don Lope Diaz vlene agora , 



Gon poca gente en su cabo, 

Y no lle||[ará tan presto ; 
Vos estáis aparejado 

Gon todas vuestras compabas , 

Y 8i quereis aguardarlo, 
Vos vencerédes ios moros, 
Vencedor será él llamado : 
Para vos toma esta bonra , 
No la baya otro ganado, 

Señor, por dicbo de uq hombre.^ 
Sanduera ba replicado : 
— N'os querades vos mover 

Y poner á tanto rlaño 
Gomo k vos puede tenir, 
Por ser mal aeonsejado.-- 
Pero el Gomendador 
Tanto lo babia incitado, 
Que le fauo ir adelante , 
Que ñiera bien excusado. 
Topado habian con los morus 
Que babian corrido el campo , 

Y con todos los captivos 
Que llevan y los ganados : 
Enderezan contra ellos , 
A Santlago invocando. 
Vuelu es muy grao batalla » 
Entre moros y cristianos ; 
Animalos ellnfante, 
Gomo vaUente esforzado; 
Todos los suyos pelean 
Gon muy esforzada mano ; 
Los cristianos son vencidos , 

Y el Arzobispo sagrado, 
Porqne los moros sou muchos . 
Mas quo cristianos doblado : 
Preso es el Arzobfepo, 

Preso y muerto es su bando. 
Desnuuironle las armas, 
Sia vestidos lo ban dejado. 
Gran debate hay en los moros, 
Sobre cuál lo babrá llevado 
A Abenyuza, rey moro , 

gue alli los habia enviado; 
ran pelea estaba armada, 
Mas un moro muy malvado 
Llamado Abenmatar, 
Dió de espuelas al caballo, 
Fuése para el Arzobispo, 
Una azagaya en su mano, 
Dióle por cima del homlvo, 
En el cuerpo el bierro ba eiilrado 
Derribólo en tierra muerto , 

Y él muy grandeit voces daudo, 
Diciendo, no quiera Alá 

Que por uo perro cristiano 
Se maten tan buenos hombres 
Como aqul se ban juutado, 
GorUdoleha lacabeza, 
La mano le habia corudo 
Do tenia puesto el anillo, 
EI cuerpo alli lo ban dejado. 
DoD Lope Diaz y los suyos 
En Ecija sonentrados, 
Do snpo que el Arzobisno 
GoD la gente de su bando 
Era ido contra moros; 
El va siguiéndo su rastro. 
Llegódofuélabaulla, 
Gran gente le habia Ue¿ado 
De los que escaparon (Tella , 
Los moros los acosando. 
Don Lope Diaz que los vido, 
Sus gentes ha concerudo ; 
Los moros lleearon cerca , 

Y tambien se nabian parado : 
Delante Iraian la cruz ' 

Que al Obispo habian toniado. 
Don Lüpe Dlaz por ganaiia , 
Los moros la defensando , 



Digitized by 



Google 



RüMAiNCES BELATIVOS Á LA HISrORL\ DE ESPASA. 



Grande^i feridas se díerou 
Maclios la muerle cobrauüo. 
Dou Lope cobró la cruz, 
A su alférez le ban roatado; 
Lleváronle su peudon, 

Y Don Lope por cobrallo 
Knire los moros se mele ; 
Firiéndolos va y nialando. 
La nocbe los desparlió 

Y subiéronse á uncollado: 
Los cristianos y los moros 
La uoche allí la hau pasado. 
Oiro dia de mañana 

Cada uno por su cabo 
Se apartó de la batalla : 
Los moros con lo robado , 
Síguieron por su camino ; 
Dou Lope Diaz ba loruado 
A do fuera la batalla , 

Y enlre los muertos ballado 
Fué el cuerpo del Arzobispo, 
Sin la cabeza ni mano. 
Cobrado lo habian dcspues 
De los que lo habian Ucvado ; 
fclnterróse con el cuerpo; 

tlu foledo se ha cnterrado. 

(Sbpólteda , Romance* nunamenU tacadot, elc. 



946. 



ALFüIfSO Z LEVA?!TA Á PORTUGAL EL FEUDO QlE PAGABA 
A CASTILLA. 

{De Lorenzo de Sepúlveda.) 

En Sevilla estaba Aironso, 
Sabio por todus llamado , 
El Key (|ue ganara á Mnrcía , 
Aotes (|ue hobiese rchiado. 
EI inranlc Dou Dionis, 
A Sevitla hahia llegado, 
llijo del rey Don Alfoñso 
De Porlugai cl reinado. 
Del rcy Aifonso era nieto 
El infante ya uombrado : 
iW'éfí placer tomó el abuclo , 
CuaiKio lo vido á su lado. 
De su edad, cra prqueño, 
A (luince años no ha llegado ; 
Pidió por merced al Rey 
Caballero lo haya armado, 
Con otros sas caballeros 
Qoe vieiien á acompañarlo- 
Concediérale el buen Rey, 
Lo (]ue le fué demaodado. 
Caballero va el Infante, 
A sn abueio se ha humillado. 
Díjüle : — Rey mi señor, 
Pues que sois tao seBaiado 
Eutre los reyes del muudo , 
De rey liberal y franco, 
Concedeme lo qne os pido , 
Seráos mncho loado, 

Y es que quiteis de tributo 
A Portugal mi reinado, 

Y que no vengan sus reres 
A Cortes, sieudo llamados, 
Ni les pidaís gentes de armas , 
Como nasta hov se ba usado.— 
£1 Rey respondió a1 hifante : 
— Qtt el soio por si« en su cabo 
No podia respooder, 

M le da lo demandado , 
Hasta llamar los iufantes 

Y los graudes de su Estado , 
Que estaban allf con él , 

Que á Cortes se habian juntado; 
Quc si ellos lo han por bien, 
EI 00 se lo habrá negado.— 



Todos callaron pran pieza , 
Ñinguno no habie hablado. 
Ei Hey se enojó de todos, 
Porque do le han replicado, 

Y mas contra ese Dou Nuño , 
La su saña ha demoslrado. 
Don Nuño se puso en pié 
CoD el rostro demudado , 
Dtjo : — Al Rey mi señor 

Mi habfar le fuera excusado, 

Estando aqni preseules , 

Los infantes vuestros hermanos , 

Y Don Estébau con ellos, 

Y Don Lope Diaz de Uaro, 
Que son mas sabios que yo 
Para tal consejo daros. 

Mas pues quereis mi coDsejo , 
Dárosle he yo de bueo jgrado ; 

Y es que bagades mucha honra , 
Mucho bien y mucho algo 

Al iufante Don Dionis, 
Que será bien cmpieado 
Por el deudo que te babeís , 

Y á eslo soisle obligado , 

Y porque era caballero 
Armacfo por vuestra mano. 

Y si ayuda ha menester, 
Tenido sois de ayudario , 
Conio ¿ cualquier híjo vueslro , 
De los (¡ue teneis amados : 
Mas quitar de la ceroua 

De aqueste voestro reinado, 
EI tributo que los reyes 
De Portuffal hau pagado 
A este reino de Castilla, 
Yo no os lo habré consejado.— 
Diciendo aquestas palabras, 
Saüdo se ha de palacio. 
No le plugo al rey Alfonso 
De lo que Nuño hubo hablado. 
El iofante Don Manuel 

Y otros han deliberado« 
Haga lo que Don Dionis 

. Le na pedido y suplicado , 
Pues el tribüto era poco , 
Que no se lo haya negado. 
£1 Rejr que lo ha en votuntad , 
Otorgólo de buen grado : 
Sus cartas le dió de quito, 

Y á Portuffal se faa tomado , 
Muy pagaao de su abnelo, 
Que su rcino ba líbertado. 

(Sepúlveda , Hcmancesnu&PnmenU tacados, etc.) 



947. 

HUYE ENRItíUE DE SU H£&HA:<0 ALF0N60 X , T EL REV 
DE TÚ:«EZ LE ACOGE , MAS DBSPUfiS INTBNTA HATARLE *. 

{De Lorenzo de Sepúlveda.) 

Gran qnerelia ticne el Rey, 
Ese re^ Alfonso el Sabio, 
Del infante Don Eorique , 
Que del buen Rey era hermano. 
Hanlo mezclado con él ,- 
Sin ser en nada culpado. 
Düéroole que ba hecho iiga 
Con grandes de su reina<& , 
Qoe no era en su servicio. 
El Rey luego habia mandado 

aue lo preodiese Don Nuño, 
ue del Rey es moy privado. 
Don Enrique e8t¿ en Lebrija', 
Que ha sabido lo pasado : 
Al camino habia salido , 
A Doo Noño stt GODtrarÍo. 
Cada UDO trae sus geoieft 
Bien armadas á recado : 



Digitized by 



G oogle 



»f 



ROMAnCERO GEPTERAL. 



Viéronse anos á otros, 
Lid ferída han comenzaao. 
Don Nuño con Don Enrique, 
Ambos se faan enconlrado : 
Ferido esluvo en el roslra 
Don Naoo, y may qaebraDtad& 
Esiavo por se vencer 
Con todos los sas llegados, 
Si no llegara el socorro, 
Qae el baen Rey le ba enviado ; 
Don Enriqae con los soyos , 
Dejado baoian el campo. 
Toruados son i Lebr^a, 
Por ser maebos los contraríos: 
A Santa Maria dei Paerto, 
Esa nocbe son llegado»; 
No osan atti agaardar, 
Qae el logar no era pobiatfo. 
bntrado se ba en an navlo , 
Para Cádiz se ba embarcado : 
No osa agaardar al Rey, 

8ae gran pavor Je ba cobrado. 
e Cádiz parüó á Vatencio, 
Laego á Araaoo ba llegado r 
Fuése para él rev Don jaimet 
Que era saegró de su berraaiio. 
No lo quiso recebir, 
Ni teaer eu su relnado, 
Por 00 enojar á sa yemo 
Alfonso , rey eastellano. 
Proveyólo de navios, 
A Tunez babia pasado ^. 
Aco|;iólo iMen el Rey 
Sabiendo qu*es de alto estado : 
Diérale mucbos baberes, 
Con él irKíera euatro anos. 
Muy hien sirve Don Enricpie 
Al rcy moro ya nombrado, 
En las guerras qae ha tenido 
Con los moros comarcanos. 
Ganó mocba bonra y prez, 
De todos es m^ loodo ; 
En toda lierra oe moro», 
£s temido y muy preeiad<K 
Los moros con grán invidi», 
Gran iráicion le ban levantadó : 
Dicen al Rey qae el Infaute 
Es de todos muy aniado, 

Y oue consigo trae gentes 
Esrorzadas , de cristianos^ 

Y qae si el Infante qoiere 
Su reino le babría qultado; 
Que k> despida le megan,. 
Por ezcusar tanto daño. 
Macbo le pesaha al Key, 
Por esto que le ban eontado ; 
No osa decirlo á Enriqu<', 
Porqae ti<»ne averíguado 

8ue le alborote su reia«, 
se vaya ¿ sos conirarios^ 
De arteque el reino pierda. 
Acordado ba de matario, 
Mas no lo osaba hacer, 
Por temor de sos críados,' 
Que son fuertes caballeros, 

Y eo armas bien aprobados. 
El Rey liéne dos leones, 
Feroces, crecidos, bravos', 
Metldos deotro en sa casa 
En un lugar apartado. 
Consejáreole sus moros, 
Que el Rey may disimalado 
Llamase al buen Doo Enríqui* , 

Y ambos.se vayan hablando 
Jooto á do esláo los leooes, 

Y qae alli lo baya dejado, 
Dicieodo qae lo agoardase , 

§ue luego habría loroado , 
qaedaodo Enríqoe solo 



D'esto no se recelando, 
Soltarian losleones, 

Y foera despedazado. 
May bien pareció al rey rooro 
£1 consejo que le es dado : 
Envró por el lofanie, 
Luego vino ^ sa llamado. 
Juotos entraban.Ios dos 
Al corral que es ya contado ; 
Foera quedaban los suyos, 
No lleva ningun cristíano , 
Qae ansi lo mandaba el Rey 
Como femeoUdo iugiato. 
Dejara al Infante solo 
Con la traicioo encelado; 
Los leoncs ftiéron soeftos , 

Y el buen íofaute esfurzado , 
Arrancara de su espaüa , 
Que siempre trae á su lado. 
Corrló coutra los leones, 
Mas ellos uo han osado 
Aguardar al buen Infante , 
Do salieron se bao toniado. 
DoD Enríqoe salió fuera ; 
Los moros quíercn malarío, 
Mas sv Rey no conshilio, 

Y de maerte lo ha libraüo. 
Para Roma se partió, 
A ia goerra que han arniado 
Los romaoos coo los reyes , 
De Apulla, ese reinado, 

Y tambieii el de Calabria , 

Y de Provenza el condado , 
Do fiiicó en aqoestas guerras, 
Las armas ejercítando ; 

"^ Hizo alli grandes hazaoas 

Y mucbo se ha senaladd. 
( SzrúLVEi^A, Ronumces wevomenU ttcaiM, etc.) 

t Este Don Enriane fné nno de los maTores perfnrbadores 
dei reino , iñtes y despnes de la menor edad de Pemando lY, 
de quien fné totor. — Cuéntase tambien de él qne sc pasó al 
servicio del Papa , j le sirvió en la gnerra. 

* Era mny comnn qne ios vasaiios de los reyes crfstlanos 6 
moros« cuando se apartaban por destierros, ó ganosos de 
gnerrear. desos monarcas naturales^se pasasen al'servicio de 
otros, y los sirviesen, ya que no contra los propios, si é le 
menos contra les demas.Lo mismo qoe aqui, se'supone lam- 
blen de Gnzman el Bueno, i guien en el rumance número 954 
qne dice : Remando enFe»if marrueeos, se atribuye estaba al 
servicio del rey moro, al que hizo trhinrar de sns contrarios. 
Despnes los cortesanos intentaron hacer que pereciese en 
lucha eon nna sierpey nnleon: netable roineidencia con loqoe 
pasó á Don Enrique, y qne pnieba qoe este modo de desha- 
cerse de los hombres temibles , aunque amigos dei inomento. 
eramoycoman. ^^^ 



948. 

AL HISMO ASUKTO. 

(Anónimo *.) 
En Tánez estaba Enriquc , 
De Castílla deslerrado , 
El Rey le bace gran boora , 
Por ser varon esforzado. 
Los moros de mas estímn , 
Con envidia se han jantadu : 
Dijeron al Rey : — Señor, • 
Este crisciaoo ha ganado 
Los corazonos dt^rpaeblo, 

Y otros Diiedo le han cobrjdu ; 

Y él y sus caballeros 

Que con él acá han pasado , 
Cuando ménos lo pensares, 
Se alzarán con lu reinado : • 
Conviene lo éches , señor, 
D*esta tu corle y esiado ; 
Admite nuestro cónsejo , 
No estés d^ello disgustado , 
Que por tu boora y sosicgo. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á U HISTORIA DE ESPAJtA. 



¿3 



Te lo babemos explicado.— 
Kl Rej, de aquestas razoiies 
ffo poco se faabia enojado, 
Que de la virtud del mozo, 
Eu extremo era agradado, 

§ae allende de ser valiente, 
en linaje aventajado, 
Era flel , bouesto y cuerdo , 
Gentil bombre y agraciado : 
Mas tantas cosas le dicen , 
Que el intento le ban mudado. 
De enviarle fuera pieusa , 
Pero tambien ha pensado 
Que si el caso se advirtiese , 
Segun es determinado, 
Porná en revnelu su reino, 
Por ser de muchos amado. 
A la fln se determina , 
Por estar asegurado, 
Qne muera el bermoso Infente , 

Y asi un dia le ha liamado. 
Por la mano le tomara , 

En un corral lo ba entrado, 
Como que de un gran seereto 
Le quiere hacer avisado , 

Y desque dentro le tuvo, 

— Atended, dijo, faiio amado, 
En el punto vuelvo a vos, 
Que voy á cíerto recado.-- 
Salido se ba por la puerta, 
La cual presto se ba cerrado , 

Y abriéndose otra que babia , 
Por ella misma bao entrado 
Dos leones muy feroces 

Con el aspecto ensañado. 
Cuando ei Infante los vido, 
Su buena espada ba sacado, 
Su manto al orazo revuelve, 
Con el inimo arriscado. 
Hace rostro á los leone$, 

Y de verle tan osado, 
No osaron llegar á él : 
Entónces él , dénodado 
Llegado se babia á la pueria , 

Y á coces la ba derrlbado , 

Y fuérase libremenle, 
De la maldad espantado. 
En este tiempo, ¿ los snvos 
El Rey babia eocarcelaoo, 

Y sabiendo que el Infante 
Del peligro se faa escapado, 
No quiso que le mataseu, 

Y por otros le ba maudado , 
Que salga de lá su tierra 
Pues con la vida ha escapado. 
El Inñinte ha respoiidido, 
Que obedecia de grado, 

Üas aue le dé sus varones , 
Que él babia emprtsionado. 
El Rey se los maodó dar, 
Con los bienes que ba ganado. 
Con todo se partió luego 
De aquel Rey y de su estado. 

(Deppihg, Romancero eQsteUoMo)^ 

• Véase la nota del anterlor. 



949. 

QOEREIXAS DB ÁLrOSSO X, POR LA BBBELION DE-.SD HMO 
T POB VEBSE ABAXDOnADO DE TDD08. . 

(Anónimo K) 

Yo sali de la mi tierra 
Para ir ¿ Dios servir, 
Y perdi lo que habia 
Desde mayo hasta abril , 
Todo el reino de Caslilla , 



Hasta allá a1 Guadalquivir. 
Los obispos y prelados 
Cuidé que metian paz 
Biitre mi y el bijo mio, 
. Como en su decreto yaz. 
Estos dejaron aquesto, 

Y metieron mal asaz, 

Non á excuso, mas á voces, 
Bien como el añafll faz. 
Faileciéronme parieules, 

Y amigos que yo habia , 
Con baberes y con cuerpos 

Y con su caballeria. 
Ayúdeme Jesucristo 

Y su Hadre Santa Maria , 

Que yo á ellos nie encomieiido , 
De noche y tambieu de dia. 
No be mas á qnieu lo decir, 
Ni á ouien me querellar, 
Pnes los amigos que babia 
No me osan ayudar ; 
Que por roedio de Don Saucho 
Desamparado me haii : 
Pues Dios no me desampart^ 
Cuando por mi ha de euviar ; 
Ya yo ol otras veces 
De otro rey asi contar, 
Que con desamparo qüe fauho, 
Se inetjó en alu mac, 
A se morir en las ondas 
las venluras buscar; 
Apolonio fué aqueste , 
£ yo bar'é otro tal. 

(Fdbiites, Libro ie loe euarenta cantos, elc.) 

* £st« romaBGO qae eo la introduccion i su libro cFta Alonso 
«e Faentes, tieDe todos los caractéres de ser viojo y oral. De 
su construccion y lengu^je se inflcre qoe pudo rei<ucirsc i la 
redaceion que tiene en losprímeros afios del siglo xv, aunqne 
proceda de tiempos anteriores. 



980. 



LÍGASK ALPO?(SO 1 CON EL RET HORO ABE?(yU/A , PARA UR- 
CUPBRAR EL REINO QUE SD HiJO REBELDE LE LSUIt! AU.V. 

{De Lorenzo de Sepúh'eda.) 
Aquese infante Doii Saucbo 
Hizo lo que no^ebia , 
Alzóse contra su padre 

§ue Alfonso el Sabio decían. 
omóle todas sus reiitas, 
Sus ciudades y sus vilias , 
Dlciendo es pródigo el Rey 

Y que d'ello usado habia 
Por haber becho moneda 

?ue bnen valor no tcnia , 
quitado el vasallaje 
gue k Castilla le debia 
se rey de Portogal 
Gasado con la su níja , 

Y que diera mucha plata 
Que una reina le peuia 
Para sacar de prision . 
A un marido que tenia.. 

Muy triste está el rey Alfoiiso , 
Muy gran pobreza tenia , 

Y con desesperacipn 
Su corona allehde envia 

A Abenyüza ese rey moro , . 
. Yemprestádo.le'pedia.- 
Di61e sesenta mil doblas, 

Y el buen Rey kis recibia. 
Estando un dia Abenyuza , . 
Con la su caballeria 
Mostrándoles la corona , 
Dijérales d'^sta guísa : 

— Voluntad grande me- vienc 
De ir, y haccrlo queria , 



Digitized by 



Google 



tlOMAXCERO GENERAL. 



A ayudar á ese boeu Rey 

?ue su mal bijo afligia ; 
odo v\ reino le ba quilado 
Sola le queda Sevilla.— 
Los suyos le respoDdieron 
Que era bíen lo que decla , 
Por que baría mal á crísiianos 

Y á su amigo ayudaria. 
Envió sus mensajeros 

A ese buen rey de Gastlila 
Ofreciendo de ayudarle 
Gon persooa y morería. 
El Rey se lo agradeció 
La proniesa que le bacia. 
Pasó Abenynza la mar 
Con gran flola que traia , 
Pasaoa ia mar con bien , 
Descendiera en Algecira. 
Recibiólo el rey ATfonso 
Con muy crecida alegría : 
Ambos sobre los asientos 
Esiaban en gran porna. 
Abeuyuza , ese rey moro , 
Por bacer mas cortesia , 
A los piés del rey Alfonso 
Seniarse el moro quería. 
El buea rey no lo consiente , 
Só que esiétt en igualia 
Sentados en un estrado ; 
Has el moro respondia : 
— No es razoo, buen rey Alfoiiso, 
Ni en la crianza cabia 
Ser igual en los asientos 
Yo con la to señoría , 
Porque á ti de luengo tiempo 
El reinado te venia; 
Yo lo era desde hoy 

8ue Dios dado me fo babia.— 
on Alfooso dijo al moro, 
D'esia suerte respondia : 
— No da Dios bonra ni reiuus 
Sino á quien lo merecia , 

Y aiisi te los di6 á tl , Rey, 
Porque en tí muy bien cibia.— 
Ambos firman su amistad 

Y Abenyuza se partia. 
Combatió muclios lugares 
Que al buen Rey no obedecian, 
Ganara mucbas batallas 

Que ninguna se perdia. 
Alfonso cobró los reinos 
Que Don Sancbo le impedia , 
Por el socorro que el moro 
Gon gran voluntad le hacia. 

(Sbpúlteda , Romancet «uetmeiUe tacados , etc.) 



951. 

AL MISIO ASÜNTO. 

{Anónimo*.) 

El viejo re^r Don Alfonso 
Iba huyendo á mas aodar, 
Que sa hijo el rcy Don Sancho 
Desheredado lo ha. 
Nandóse dar por sentencia 
No ser él para reioar, 
Gon lágrimas en sus ojos 
Estas trovas ftié á trovar. 
— Sanu Maria, Sefiora : 
No me quieras olvidar, 
Gaballeros de Gasliila 
Desampara.do me bao , 
Y por mledo de Don Sancho 
No me osan ayudar : 
Iréme á tierras sjeoas 
Navegando á mas andar, 
Eu uiia galera negra 



Que denote mi pesar. 

Y sio gobierno iii jarcia 
Me poroé por alu mar, 
Que asi ficiera Apolouio, 

Y yo faré.otro que tal.— 
Enviara su corooa 
Que la fUesen á empefiar 
A un rey deBerbería 
Que llaman Abenyuzaf. 
£t Rey viendo el «aensajero 
Su consejo fué á Juotar, 
Dijoles : — ¡ Oh mis vasallos : 
Bien me querais consejar : 
Alfonso , rey de Gastilla , 
Está en gran neoesidad , 
Porque su hyo Don Sancho 
Desheredado lo ba. 
So corona me ha enviado 
A que la haya de empefiar, 
Ved eu esto qoé os pareoe , 
Que .tengo de él piedad.— 
Aili hablo un moro anciano, 
Auciano y de grau edad , 
Que en España ha guerreado 
Siendo de mas fir€sca edad : 
— Lo que me pareoe, oh Rey, 
Es que le hayas de ayudar, 

?ue Alfonso es buen caballero 
en todo muy príncipal , 

Y las obras qoe son sánus 
Suélense mny bien pagar.— 
El Rev que era valeroso 
Maodo el crístiano ilamar, 
DQole :— Diras i Alfonso 
Que qui'era en Dios conüar ; 
Veinte y cuatro mil caballos 
En su favor pasarin , 

Y sl aquestos pocos füeren 
M4 persona pasará.*- 
Dióle sesenu mii ddblas , 
La corona le fué á dar, 
Pero 00 Ilegó *el sooorro 
Por fortuna de la mar 
Donde se perdleron todos 
Que moro no ÍUé á qnedar : 
Pero en ese medio y tiempo 
Alfonso tomó á reinar, 
Que su h\io el rey Don Sancbo 
No gozó su mocedad. 

{ Sepúltbda , BofHénees nuevmenie sacñdos . eie. 
EdicioDdel566.) 

< A difercDcia ae loqae en el anterior se dlce, en ostc ro- 
qiance, el socorro de Abenyuza no Ilegó i realizarse por liaber 
perecido en una bomsca la llota qne el Rey enviaba. 



952. 

MOERE AITOXSO X rERDONANOO LA ReeELIOÜ DB SU HUO 
DON SAnCUO. 



(AnónivM^.) 
Opreso esxk el rev Alfonso, 
Oprimido y acuitado, 
Porque Don Sancho so hijo 
Que era iionibrado el Bravo , 
Se le ha alzado con los relnos , 

Y los mas le babia ganado : 
Nuevas de nuevo le vienen 

Que el corazon le han quebrado, 
Que Don Sancbo yace muerto ; 

Y coir semblante coitado, 
Disimulando so pena 

Por los que alli se han hallado , 
Soto se entró en on retrete , 
Ninguno lo ha acompañado. 
Pelaba so blanca barba 
Mticbas lágrímas llorando, 
Con voces nuicho crecidas 



Digitized by 



Google 



ROMANGES HELATIVOS Á LA HISTORIA DE ESPAÑA. 



Decia : — Rey desdlchado. 
Ya es mnerto Sancho ta hijo 
Que te había dt>sheredado : 
• La laz era de tus ojos , 
Espejoen que te bas mirado, 
Qne 8i se alzó contra ti 
Faé por mal aconsejado , 

Siie Do por su volantad ; 
as grandes do ta reinado 
Le dijeron qae lo biciese 
Qu*él no lo lenia en grado , 

Y si erró fué como mozo 
IffQoranle del,peGado. 

¡Oh Bspafia , cuáuto pierdes ! 
Pues UU señor te ha fallado, 
Llorarás con ^an razou 
Infante tan senalado. 
Muerto es el mejor hombre 

8ue eo su Uoaje es ballado, 
e los grandes muy lemido, 
De los menores amado. 
¡ Oh maerle, cuánlo lasUmas 
A esie Rey desdicbado ! 
Los suyos que lo ban oido , 
Uno qu^era mas privado 
Alrevió^e al Rey y dijo : 
— : Rey, seráos mal contado 
Haber lan graode pesar 
Por Tuestro btio Ooii Sancho ; 
Creedme que si lo saben 
Los que sou al vuestro mando , 
Que fos perderédes todos 

Y nadie querrá ayadaros : 
Tomarán conlra vos ira 

En ver que vos ba pesado.— 

Kl Rey con alegre rostro 

Su pasion dísimulando, 

Dijo : — No lloraba yo 

A mi querído Oou Sancbo; 

Mas lloro el caso mezquino 

De que, nues él es fmado, 

Nunca cobraré mis reinos 

Que Don Saocbo me ha tomado , 

Pues tan grande será el miedo 

Qoe tomarán mis vasallos 

Los que itenen mís castillos 

Que conlra* mi se ban alzado, 

Por el gran yerro que bícieron , 

Que 00 podríio ser cobrados : 

Lobráralos fácilmente 

Del Infante , y no de taotos.— 

Cou esto cubrió el pesar 

Que su biio le bacausado. 

Don Sancbo cobró salud , 

EI Rey macbo se ba alegrado. 

Esundo el Rey en Sevilla 

Crecido mal le bahia dado ; 

Müy cercano es á la muerle , 

A todos ha perdonado ; 

A aquellos que mal ardieron 

Por do fuese maltratado. 

Recibió el caerpo de Dios 

Como moy devoto y sabio , 

Falleció de aqaesu vida , 

Fué por todos muy llorado : 

Enterráronlo en Sevilla 

Jonlo á Don Fernando el Saolo, 

Sn padre , que la ganó 

De moros como esforzado. 

(Sepúlteda, R&maneei nuevamente facados, ete.) 
• 
« Aanqae inserto cn el citado llbro, parece este romance 
fle fecha anlerior á la coieccion qae fomid Sepdlveda. Aqaí la 
sitoaciondelrey Don Alon&o resnecto i sn hijo Don Sancho 
tieDe mucha analoKia con la de Oavid cnando lloró la maerte 
de .\bsalon ; por eso el poeta imlu el lengaaje blblico de sn 
modelo. 



EPOCA DE SANCHO IV, EL BRAVO. 
953. 

BL BF.T OON SANCHO IT » A^ODEIA DE L08 REBELDeS 
KL iXFARTe OON JOAR , SU TERNO EL CONDE DON LOPB 
T DIEGO LOPEZ. — PEIDONA AL INFANTE, Y HACE JUS- 
TICIA DB LOS 0TR08. 

( AnÓnimo.) 

Enojado con razon 
El rej Ooo Sancbo yaoía, 
De aquese infante Don Juan , 

?ue por bermano lenia; 
ambien del conde Doo Lope 
Qu*es casado con su bija. 
Abenyuza , ese rey moro , 
La tráicion le descobria. 
Hizole saber a1 Rey, 
Que si contra él salia 
Ambos tenian concertado 
Que en ella lo matarian. 
El Rey andaba buscando 
C^^louiera manera ó via 
Para los preuder á ambos 
Con los que traicioo traian : 
Mosirábales buena cara 
Encubríendo la eoemiga ; 
Dales lo que ie demandan , 
Todo lo cumple á su guisa ; 
Asegurados los tíeoe, 
Recelo ninguno iiabian ; 
El Rey muy disimulado 
Al Coode le d|jo un día : 
— Vamos á ver vuestra tierra, 
Que muy gran placer babria. 
— Vamos, respondió, señor, 
Con muy poca compañia , 
Porque la mi tierra es pobre, 

Y mucho se estragaria. 

— -Ansi se faará , buen Conde ,— 
El buen Rev le respondia. 
Llegado baoiau á Búrgos , 
De alli á Alfaro venian, 
Qoe era suyo de Don Lope ; 
AposentoelReybacia, 
Allá en la forulexa, 

Y los suyos en la villa. 
El Conde suplicó al Rev 
Con él comiese aqoel dia. 
El Rev lo hobo por bien , 

Y al Goode mandado envia 
Vaya lueeo á bablar coo él, 
Que mucno le convenia. 

El Conde llamó á Don Juan 
El su yerno, que ahi venia; 
Dgérale cómo el Rey 
Por él envlado había ; 
Vamos á. ver qué oos qaiere ; 
Has el lofante decia : 
— Conde, no vades aliá 
Qoe el corazon me adevina 
Que 00 vos verná bten d*ello ; 
Eicusad aqnesta ida. 
—Estando el Rey eo mi tíerra 
Yomuy pocole temia, 
Respondió el Conde á su yerno , 
Veoid en mi cooipañia.— 
Ami>os van para el eastlllo ; 
Al eocuentro les salia 
Don Diego Lope de Campos , 
Al eastillo se subian : 
El Conde iba delante, 
Don Diego iba en su guia , 
El Infante va á la postre , 
El Coode dicbo le habia : 
— ¿Vos, infante, sois ^ostrero, 
Habieodo de ser la goia? 



Digitized by 



Google 



Rf^llANGEIU) GENBItAL. 



ÍParece qne vais llorando ! 
lo mosiredes cobardia. 
— Si Diosme salve, me pesa 
De aquesla Duestra veoida ; 
Temo que sl dentro entramos 
Grande daño á nos vemla.— 
Hablando aqueslas razones 
Do está el Rey entrado babian. 
Los porteros cierran luego 
Las puertas, y no querian 
Que entrase nadie con elios : 
Ellos preguntas bacian 
Por qué cerraban las poerias; 
Los porteros respondian : 
— Porque asi nos es mandado.— 
Ellos adelanteiban; 
Liegaron do está el eslrado, 
Que para el Rey se ponia ; 
Preguntaron por el Rey ; 
Su capellan les decia 
tíue luego vemia á ellos ; 
Kn esto el Rey ya salia : 
El Conde esiá en el estrado , 
Que ningun recelo. faabia, 
oyo al Key : — ¿Qúé me (]ucreist • 
— Gonde,1o que vo queriji 
Es que desfagais los tuertos 

Y agravios que becbo babías 
A muchos de los mis reiuos : 
Emendarlo convenía , 

Pues que no bay razon ni cansa 
Que 4 lo bacer os movia ; 
Dadnie luegomis castillos, 
Qne yo teuerlos queria.— 
El Gonde como burlando 
Al rey habló d'esta gtiisa : 
— No bago lo que decis, 

Y quien tal dice mentia, 
Vos comerédes conmigo 

Y allf yo vos los daria , 

Que no los traigo en la bolsa 
Los castillos que pedias.— 
— Gonde , no saldréis de a(}ui , 
El Rey lueso respondia, 
Hasta que Fos mis castillos 
Me volvais que yo os pedia.— 
El Gonde mal lo mirando 
Se levantó muy apriesa 
Diciendo grandes injurias 
Gontra el Rey con ufania , 

Y puso mano á uu cucbiilo ; 
Para el Rey arremetia. 

El Rey le salíó al encuentro , 
Que otro cuchillo Xraia ; 
Dió al Gonde un golpe en el brazo , 
En tierra se lo ponia 
Juntamente con el hombro; 
El Rey, mataldo, decia. 
Luego salen bombres dc armas, 

Y aUI le quitan la vida. 
El Infante fué ¿ la Reina, 
La Reina lo defendia ; 

El Rey qae anda muy sauudo 
Gon la espada sin vaina , 
Encontró conDiego Lopcz, 
El Rey ansi le decTa : 
— ¿Aqui sois, falso alevoso? 
Nadie váleros podria * 
Para os librar demis manos 
Por la gran alevosia 
Que hecistes contra mf , 
Que yo n*08 lo merecía.— 
Dióle un muy recio golpé , 
La cabeza le parlia , 

Y áruegodela Reina 
A su hermano lo lihra. 

Kl Reysosegó sus reinos, 

A Tartfa conqueria 

Üc los moros renegadoS 



Vispera de Santa Marfa : 
Hobo otras mocbas vicior 
Fué Rey de gran nombradia. 

(Sbpúlveda, Romancet nuevamfnte iaeniat ^t\c,) 

f Este Don Jaan, hUo de FerDaodo III, foé ono de los grandes 
mas reToltosos , en los reinados de su hormano Sancho IV y 
de Femando IV : foé ei asetino del bijo de Guzman el Bneno. 



954. 

DC CÓMO ESTAHDO GDSIIAIf EL BOEKO A SRKVICIO DEL RKY 

DCMAnnoECoa, matódna siEarE, t domó un leon qde 

CON ELLACOMBATIA. 

(Anónimo^,) 

Reinando en Fez y Marruecos 
Abenyuzaf , moro honrado,. 
Estaudo en el Algecíra 
Con el rey sabio atreguado, 
Entró Don Alonso Perez 
De Guzman , el esforzado , 
A servir este buen rey 
Por el sueldo acostumbrado; 

Y como el Rey conocia 
Su valor grande y estado, 
Seiscientos cristianos dióle 

' Que tenia á sueldo nsado ; 

Y pasado en Berbería 

El rey con su Alfonso amado-, 
Halló sus gentes y reino 
Revueltas y alborotado. 
Don Alonso puso e» paz 
Al mas rebeide y airado, 
Si alguno la paz no quería 
Por guerra le ha domeñado : 
Ganóle 4 Benamarín , 
Reino del rey deseado ; 
Hizo al alarbe soberbio 
Que se estuviese humillado, 

Y le pagase tributo , 
Que le tenia negado. 
Por esus y otras hazaikis 
Era del rey respetado : 
Temblaban los moros de él 
Gual de leon desatad»; 
Dábale de sus ríquezas 

Por ver ríco al qne era bonrado. 
Dende el rey moro murió 

Y sucedió en su reinado 
El infante Abenyuzaf , 
Moro mal intencionado. 
Tenía este rey un primo, 
El infante Amir Ilamado : 
Estos dos siempre quisieron 
Muy mal al Guzman prcciado , 
De envidia de sus bazañas, 
De verlo tan levantado 
YJverlo en comun temido , 
Del que no temido, amado. 
Aquesto erá cn lo sccreto , 

Y en püblico es regalado, 
Porque entrambos le tenian 
Nuy grande nn'edo cobrado. 
El Guzman todo lo stente 

Y es discreto y avisado , 

Y ñada les da á entender, 
Tódo lo tiene callado ; 

Y en su tiempo i Don Alonso 
Le sucedió un casoi^zlraño, 
Donde salió vencedor 

De fiera el fiero soldado : 

Y fué que cerca de Fez 
6e habia en selva críado 
Una sierpe brava y fiora, 
Qne el reino tuvo aterrado , 
ÍA cual era de gran cuerpo, 
Lijera mas quc uu caballo 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELATIVOS Á U HISTORIA DE ESPARA. 



29 



V 



Por las alas qne teiria 

Con qae el cnerpo era ayudado * 

Teoia coochas nías duras 

?oe el acero bieo templado, 
de miedo de la sierpe 
Nadie sale de poblado. 
Ya eu la selva uabia comido 
La sierpe , y despedazado 
Todas las bestias salvajes, 
Goantas alli se han críado; 

Y faltándole comida 
Sale 4 comer el eanado ; 
Gauados y ganaoeros 
Todo dejaba pillade. 

El infante Amir-, el moro 
Que qniere mal al Guzmano 
Por euvidia de sus hechos,' 
Al Rey asi le ha hablado. 
— Estos crístianos que tienes 
¿pe qne te sirven al lado? 
Paréceme qoe en <ymer 
De tn stteldo, mal ganado. 

Por qué no se iuntan todos 

f con ánímo esrorKado 
Van 4 matar esta sierpe 

gue to reino trae iurbado? 
ste Alfooso no se «ntiende 
Mi su braveza ba llegado 
Mas de á derramar la sangre 
De moros de bajo estado. 
1 Por qué 00 le mandas ir, 
Desarmado 6 bien armado, 
A qoe mate aquesta sierpe 
Paes trata del arriscado , 

Y si asl no lo biciere 
Muera y plerda lo ganado ; 
Qoe ya poco te aprovecba , 
Pues todo esti sojuzgado?— 
Acaso allf se halló 
Gallando y disimulado 

Un Gonzalo de Galleffos, 
De Don Alfonso críado , 
El cual respondió al Infaote 
En lenguaje bien criado ^ 
TodalagentedeFez, 
Ves, Infante que no ha osado, 
Salir 4 matar la slerpe, 
Niá verla el mas esforzado, 

ÍComo qpieres tá que vaya 
l\ mi senor desarmado, 

Y él solo mate la sierpe 
Siendo hecho temerarío? 
Si te alreves ir con él , 
Vó, que él ir¿ desarmado, 

Y él la sierpe matará 

Si estAs con él 4 su lado.— 
De estas palabras Amir 
F^é corrido v encjado, 

Y queriéndole berir, 

Por el Rey le fbé estorbado , 
Diciendo :~EI criado ha hecho 
Lo qoe al amo es obligado.— 
Gallegos 4 Doo Alfonso 
DiJo 10 qne babia pasado , 

Y Don Aifonso cooflesa 

A guisa de bueo crístlano : 

De noche sale de Fez 

Con ianza , adarga y caballo , 

Y este críado consigo 
Ueva, que va desarmado. 
Al logar do est4 la sierpe 
Camioa el bravo Guzmaoo, 

Y llegando cerca de él 
Vió dos moros ir turbados, 

Y emparejando le dtjo 

Un moro al fberte crisliano : 
— ¿ Adónde vas , caballero ? 
iVas loco 6 desesperado? 
Mira qoe queda bien cerca 



La sierpe en un verde prado 
Oon un leoo en batalla , 
Que solo vellos da espanto; 

Y aunque el leoo es moy fuerie 
Anda herido y caiisado. 

Por Alá te ruego y pido 
Que huyas : fau^e, crístiaoo, 
SJno es que qnieras morír 
De fleras despedazado.— 
Don Alfonso no temieodo , 
Antes esfuerzo cobrando , 
Hace 4 los moros que vuelvan, 
N4s de fuerza qoe de grado, 

Y uoo le mostró la sierpe 
Con el leon batallando. 
Doo AlfoDSO que los vió 
Arremetió deoodado 

A la sierpe y al leoo , 

Que 4 entrambos va eoderezado. 

Viéodole el leon, le teme 

Y apártase de él i un lado ; 
La sierpe engrifada y fiera 
Sus dientes y uñas mostrando, 
El uno al otro se arrojao , 

Y el Guzmao bien fortonado 
Del prímer bote de lanza 

A la sierpe ha derribado. 
El leon viéodola en tierra 
Estaba todo temblando : 
Por 00 verse como ella 
Da sobre ella deoodado. 
Por ayudar al Gozmao 
Por 00 ser de él acabado, 
Qoe el leoD al leooés 
Le teme y está ayudando , 

Y al fio , al fin Dod Alfonso 
Alli la sierpe ba matado, 

Y el bravo leonliomilde 

A sus piés ^ le ba postrado , 
Como eo agradecimiento 
De haberle la vida dado. 
Don Alfonso llama los moros 

Y á su buen y fiel criado , 
Que apartados en un cerro 
Vieron lo que habia pasado : 
Cortao la lengua á la sierpe 
Porque asi les fué mandaoo , 
La cual guardó Don Alfooso 
Como astuto y avisado : 
Moros y leon consigo 

Trae 4 Fez á bueo recado. 
Pasados dos ó tres dias 
Del becho tan señalado, 
Un moro gran eaballero 
Por el prado habia pasado , 

Y como muerta la vió 
Fué alegre y regocijado 
Entendiendo qoe otras fíeras 
Le habiao la muerte dado ; 

Y él queríendo gaoar bonra 
La caoeza le ba cortado, 

Y al Rey con gran regocijo 
La preseota muy ofaDO , 
Dicieado qoe él la mató 
Por servilio v agradallo. 
El Rey y pueblo de aqoesto 
Estaba regocijado : 

Al alc4zar iban todos 
A ver al moro esforzado , 

Y 1a cabeza espantosa 

fie la sierpe que ba matado , 

Y Don Alfonso tambien 
AII4foédtsimnlado, 

Y vió que el Reyy el Infante 
El hecho estabao loaodo , 

Y pregUHtó : Quien lo hixo 
Merece ser estimado, 

Por el bombre mas valiente 
De cuantos Dios ha criado. 



Digitized by 



Google 



30 



ROHANCERO GENEBAL. 



Y por tal lo esümo v tengo 
Por hecho taii sefiaiado. 
¿Este caballero rooro 
Es qaien la sierpe ba mataüo? 
Sonriéndose el Guzman 
A la cabeza ha llegado, 

Y hlzo abrirle la boca , 

Y babiéndola bien mirado 
Dijo al caballero moro , 
Que alli estaba muy bincbado : 
— iNo tuvo lengua esta sierpe, 
9 habéisela vos cortado? 
iPorque do diga verdades 
Débensela baber quitado! 
El moro que aquesto oyó 
Demüdose de turbado : 
El Rey y el infante Amír 
Cada cual está espantado 
Viendo la sierpe sin lengua : 
En grande mengua ban qoedado , 

Y al Infaule , Don Alonso 
De esla manera ha bablado : 
— Vos, que sois moro valiente , 
Habréis la sierpe matado 

Y le quilastes fa lengua : 
Porque sois muy esiorzado, 
Quisistes ganar tal boora 
En fecbo tan señalado, 
Porque no fuese ganada 
Por ningun bombre cristiano 
Pues bigoos saber, Infante, 

8ue aquel que el reiuo ba ganado 
e Benamarin al rey , 

Y le tiene en paz su Estado, 
Es el que mat6 la sierpe, 

Y la lengua le ba cortado : 
Yo soy , yo , el que lo bíee ; 
Yo sov, y nadie ¿ m¡ fado.— 

Y dicíendo esto el Gozman. 
Hizo ir i su criado 
Por la lengua de la sierpe 

Y el leon ensangrentado , 

Y por los moros que vieron 
El hecho jamas pensado ; 

Y todo puesto ante el Rey 
Fué claro y averiguado 
Que solo el gran Don Alonso 
Fué quien la sierpe ha matado. 
Los moros dan relacion 

De todo lo que ha pasado, 

Y el ieon no ménos que ellos 
Atestiguaba en el caso , 
Que á los piés de Don Alonso 
Siempre se andaba postrando , 
De lo cnal el Rey y corte 
Tenia mayor espanto. 

De aqul quedó Don Alonso 
Mas temido y eovidiado 
Por el Rey , lofante y corte 

Y por todo el moro bando. 

¡ Oli gran Don Alonso Perex 

gne en la vida estás gozaodo 
íT semejante 4 dos santos 
En hecfao tan sefialado : 
A San Jorge en darle moerte 
A la sierpe que has matado; 

Y ji Jeróniroo , pues tienes 
Leoo ¿ tns piés postrado. 

{Códice de la Bihhoteea deSaUior, gineologiá 
de la cüta de Gyumtm,) 

^ Este romaDce debió eoloearse en la époea de Alfonso el 
Sabio ; pero ae pone en la de Sanebo IV, porqoe esténreanidos 
los aae tratan de Guzman el Bneno. 

Véase la nota del romance ndmero 947, qne dlee : Gm quí' 
reliatieneelñey. 



958. 



ALFOIfSO PERCZ DE GUZIIAN' CO.'VSlBin'E QDR HUCRA DEGO- 
LLADO SU HUO, POR NO ERTREGAR Á LOS HOROS LA PLAZA 
DK TARIFA. 

(De Larenzú úe SepúlveAa.) 
Don Sancbo reina en Castilla 
Que el cnarto era llamado : 
El buen rey ganó á Tarira , 
De los moros la ha ganado , 

Y luego la diera en guarda 
Al muy bueuo y esforzado , 
Que es llamado Alfoiiso Perez 
De Guzman el afamado , 
Muy temido de los moroa, 
De crisüanos mny amado : 
Mucbos moros ha vencido 

Y deMlos ganara el campo. 
El Rey ha tenido preso 

A Don Juan que era su hermano. 

Soltólo de la prision 

Porque le füé muy rogado. 

El iofante eon mal seso 

Allende se babia pasado 

Al rey moro Abenyuzaf 

De Velamarín nombrado. 

Recibiólo bien el moro , 

En lo ver muebo se ha holgndo. 

Don Juan le estaba diciendo 

De rodillas bumillado, 

Rne le diese de sus gentes 
ira ir contra su bermano, 

Y que el cobraria á Tarifa 

Y la ganará á crístianos , 

Y se Ta dará al rey moro 
A quien le ftiera ganado. 
Mucho plugo 4 Abenyo'/af 
De lo que Pera demaodado : 
De á pie le dió muchos monis, 

Y einco mil de á cabailo. 
Entraroo por Algeclra , 
Ese castillo nombrado , 
Luego cercan ¿ Tarífa, 

Que Don Alfonso ba 6 sn car^ín. 
Gombátenla con porfía , 
No la hacen roal ni dai^o, 
Por ser bueno el que la gnnrda . 

Y el castillo bien cercado. 
En el real de los moros , 

Don Alfonso, aqueste honrado, 
Tiene un hijo de valia ; 
De Don Juan era criado. 
El infante con gran saha 
Mensaie le habia enviado 
A ese buen Don Aifonso, 
Que es el que tiene cercado. 
Pidióle que i Tarífa 
Se la dé sln mas embargo , 

Y si luego no la da 

Sa hijo habri degollado. 
El bueo alcaíde , animoso , 
Mucho leal y esforzado, 
En oyendo este mensaje 
Esta respuesta habia dado. 
— Diréis al vuestro señor, 
£1 que 4 mf os ha enviado , 
Que á Tarifa yo la tengo 
Porel rey Sancho su hermano. 
Hecho homenaie le tenso 
De se la dar , 6 ser maTo ; 
Yo no la daré á ninguno , 
Sino al que 4 mi me la ha dado, 

Y que intes yo mortré 

§)ue no ser traldor llamado. 
\ él quisfere al biio mio 
Luego podrá degollarlo, 

Y otros diez que vo tuvíese , 
Por no hacer tal desaguisado , 
Antes de dar á Tarifa , 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS k U HISTORIA DB ESPA^A. 



51 



Si no al.baen rey casteilano.— 

Luego üomando el cucbillo 

Por cima el moro lo ha ecbado. 

Juoto cayó del real 

De que Tarifa es cercado , 

Dijo :— Mataldo con este , 

Si lo habeis determinado , 

Que mas qulero honra sin hijo , 

Qne hijo, coo mi honor manchado.— 

El infanle con mn sana 

Que d'esto ha1)ia cobrado, 

Con aquel propio cochillo 

El hijo le ha degollado : 

Presente ei buen caballero 

Desdeel muro lo ha ibirado. 

Lflego fué quitado el cerco, 

Los moros sehabian tomado 

Allende de do Tinieron , 

Y á Tarifa ban descercado 
Viendo que era por demas 
Pensar ellos de ganarlo , 

Por ser tan bueno ei Alcaide , 

Y en lealtad sublimado. . 

(Sepúlvboa , límttnces nuevamente taeaiús, elc.) 



986. 



ASDirro. 

{Attónimo.) 

De los muros de Tarífa 
Vi á Don Alonso asomado, 
Que miraba en las barreras 
A Don Pedro Alfonso atado 
Como lo üenen los moros 
Para loego deffollallo. 
Alzara la voz diciendo 
Con semblante castellano : 
^ No porque mateis mi hijo 
Me teodré por deshoorado, 
Antes con mayor esfoeno 
La defeuderé doblado; 
Qoe el buen alcaide no suete 
La villa que el Rey )e ha dado 
Eniregársela á los moros, 
Siii quedar despedazado. 
Si quereis joyas de oro 
Yo os las daré de boen grado, 

Y si hay algun caballero, 
Que saiga conmigo a) campo, 
Onoáuno, dosádos, 

Tres i tres ó cuatro á cuatro. 
Entrarédes en Tarífa 
Guando me la hayas ganado ; 

Y si le quereis matar 

Veis aht el puñal dorado.— 

Y dfciendo estas razones 
De los muros se ba qnitado 

Y despues de poco tiempo 
Grandes voces están dando : 
Pensó qne eutraban los moros, 

Sue era caso desastrado. 
íirando por las troneras 
Vió á su hijo degollado, 

8ue estaba ya casi muerto 
ntre su sangre temblando ; 
Dicele desde la cerea, 
Gon semblante no alterado : 
— Eovidia te tengo, bljo, 
En ver cuán pronto hasllegado 
A merecer tanta bonra * 
Como hoy has alcanzado , 
Por ttt patria y por ta Rey 
Dej4odome tan honrado. 
Todos le alaben , mi hijo, 
Que no debes ser Horado , 
Sino envidiada tn mucrii* , 
Pues vas i etemo dcscaiwo . 



Y díciendo estas razones, 
De los muros se ha quitado : 
Los moros que aquesto vieron 
Sus reales luego han alzado. 

{Códice de la Biblioteea de SalataT, geneolcgia 
de la casa de &mmaH.) 



957 

AL mSMO ASimTO. 

{Anómmc «) 
Pasidose habla allende 
Ese infante Don Juan 
Huyendo del rey Don Sancho 

gue en prision le hacia ostar. 
I rey moro Aben-Jacob 
Graude honra le fué i dar : 
E| Infante le promete 
A Tarifa le cobrar, 
Si le ayuda con su genle 
Para en España pasar. 
Al rey moro plugo mucho , 

Y prométele de dar 
El ayuda que quisiese 
Por lo perdido cobrar. 
Cinco capitanes moros 
Se comieozan de adrezar, 
Los más sabíos y esforzados 
Que se pudieroo hallar, 
Gon mucba gente de ¿ píé, 
May diestra en el pelear. 
En navios basteciuos 

En breve pasan la'mar ; 
Aportan en Algedra 
Con el infante Don Juan ; 
Ponen su cerco á Tarifa , 
Piensan luego la tomar, 
La cual tiene un caballero 
Famoso y de ffran boodad, 
Qu*era Dón Alonso Perez 
Que llamabao de Guzman, 
El cual ántes cooocia 
Mucho al infaute Don Juan, 

Y un hijo de aqueste alcaide 
Sirviendo al iufonte va. 
Gomo el Infante conoce 

gue no se puede tomar 
poco tiempo ¿ Tarifa , 
Determina de e'nvlar 
Al alcaide su embajada, 
Diciendo. le quiera dar 
A Tarifa Ubremente, 
Pues no la puede amparar, 

Y sl no , oue ante sus ojos 
Le haria de^oUar 

Aquel stt h^o que tiene 
Para mas le lastimar. 
Respondióle Don Alonso 
Gon esfuerzo sineular, 
Qu*él tenia aquella viUa 
Sobre sa fe y su verdad , 
Por su señor rey Don Sancho ; 

?ue 4 él solo se la ha de dar, 
intesperderá la vlda, 
Que el bomenaíe quebrar, 

Y que ni á el nl ¿ otro alguno ^ 
Jamas la piensa entregar : 

Y eu cuanto 4 lo que decia 
De sa hüo degollar, 
Qtt*él le daría el cuchillo 
Para habello de matar ; 

Y si tuviese oiros hijos , 
Con la misma voluniad. 
Dicieudo esto Alfooso Percz 
Un cachillo fué á tomar, 

Y ecbóle por cima el muro, 
Que cayese en cl real. 

El Infante con gran iia 



Digitized by 



GoogIe.__ 



32 



BOHANCBRO GENERAL. 



Mandó el cucbiUo tomar, 

Y alU ¿ vista de sa padre 
f^e mandara degollar. 
Desqne el Infante y los moros 
Hicieroo tal craeldad, 

Y Tiendo qae Don Alonso 
Ño faace muestras de pesar, 
T que asi diera el cacnillo 
Para el bijo de|^ollar, 
Conocen qu'era excasado 
Contra tal bombre lidiar, 

Y con temor del socorro 
Que le podria llegar, 
Con esperanza perdida 
Alzaron luego el real , 

Y con trabajo y afrenla 
Se TueUen allende el mar. 

(TnoHEDA, Rottt etpaüolttAU Wolp, Rosa de ro- 
mancet.) 

* Es nno de los reimpresos por el Sr. Wolf. 



958 

AL MISMO Asuirro 
• (De Lúcat Rodriguez.) 
Por los moros de Tarifa 
Vi á Don Alonso asomado 
Que miraba eo las barreras 
A Don Pedro el bijo atado, 
Que lo tenian los moros 
Para querer degollarlo 
Si nio entregaba la villa 
Do lo ténian cercado. 
Háblales d*esla manera 
Como bombre apasionado : 
— Si quereis jóyas de oro, 
Yo os las daré dé buen grado ; 
sí bay aigun caballero 
Qae haga conmigo campo, 
Uoo á uno , ó dos á dos 
Tres á tres, ó cuatro ¿ cuatro. 
Entraréis luego en Tarifa 
En babiéudola ganado: 
Qne el bnen alcaide no suele 
La vilia qa*el Rey le ba dado 
Entregirsela á los moros 
Sin quedar despedazado ; 

Y aun<jae me mateis mi bljo 
No viviré desbonrado , 
Aotes con crecida bonra 
La defender^ doblado. * 

Si ia gloria de mi bijo 
Faé mayor que mi pecado, 
Tomá con que le maleis , 
Mi puBal , ensangreñtadlo 
Con esa sangre inocenle 
Que no cometió pecado.— 
Estas palabras dicieodo 
Del muro se babia ouiiado. 
Dan voces en el real 
Viendo al niño degollado. 
Vuelve, diciendo :~ÁQué es esto? 
Con el semblante alterado, 
Crei que entraban los moros 
Sobre «aso oo peusado. — 
Asomóse á la muralla 
Vido su bijo degollado, 

Y vuelve alegre diciendo, 
El corazon sosegado : 
EDVidiateteogo;hijo, 

De ver cuán presto bas llegado 
A merecer tanta honra 
Como tú hoy has ganado, 
Pop lu patria y por lu Rey 
Dejándome tan bonrado. 
Todos te alebemos, bijo, 



No mereces ser llorado, 
Pues que tan lierna oine/. 
Tan bien la bas empleado. 

(RoDRiGDEX, Romttncero kUtoriüdo.) 



959 



OAin»OS DE BA»AJOZ, ENTRB P0RTUGALE8F.S T BPJARA?C0S. 
— DOM SARCHO IV LOS PASA k E8T0S ÜLTIBOS Á CUCHILLO 
POBQUB LB DESOBEüBCiBROlf. 

(Úe Lorenzode Sepúiveda.) 
AIU dentro en Badajoz 
Dos bandos hay muy coutrarios, 
Uno los Porlu^leses 
Contra de los Bejaranos. 
Acusan los Porluffueses 
A el su contrario bando , 
Sobre el gozar de las tierras 
Queríeodo ser ventajado. 
El rey Dou Saocbo est¿ en Búrgos , 
Las querellas le faan Hegado ; 
El irey por los Portugueses 
Se mostüaba aficionado. 

Suitar los beredamienlos 
[andó ¿ los Bejaranos , 

Y que d*ellos todos gocen 
Los que eran ac.ttsaaos. 
Los Bejaraoos se quejan 
Viéndose desbereaados ; 
Importanaron al Rey 
Que revoqoe lo mandado, 
Porque andan muy perdidos , 
De sus baberes privados. 

El Rey viendo su razon 

Y que eran agraviados, 
Maodó loego dar sus cartas 
En qae en eilas ba mamiado 
Que iuego los Portugueses 
Vaelvan á los Bejaranos 
Todos sus heredamieiitos 
Si» baber cosa faltado. 

A Badajoz se trujeron 

Y les fué notificado; 
No lo quisieron cumplir 
Mi volverles lo tomado. 
Al Rey tomara á (luejarse 
Todo el hando Bejarano. 

El Rey le di6 por respuesta , 

§ue pues no cumplian su muiido ^ 
habiau tan gran podcr 
Como tenian sus coutraríos, ■ 
Hagan por fuerza cumplirlas 
Si no quisieren de arado. 
Con eslo qoe dijo el Rey 
Gran orgullo babian cobrado ; 
Llegaron i Badajoz, 
Apercibieron su bando. 
Todos con armas secretas 
Con presleza se ban armailo ; 
Dijeron que cumplan lueg<» 
Las cartas que el Rey ha dadiK 
No quieren fos Portugueses, 
Mas aquesos Bejaranos 
Echan la mano á sus armas, 
En ellos hacen estrago. 
Alz¿ronse con la villa 
Viendo el mal que babiao obrado ; 
Cobraron miedo del Rey 
Que se lo babria demandado ; 
Témense mucbo de muertos 
No podr4n ser escapados. 
En la villa que es muy fucrte 
Puesto ban muy gran recado 
De gentes y bastimentos , 

Y contra el Rey se ban alzado. 
Nombran rcy 'á Oon Alfonso 
Que es hjjo de Don Fernaudo. 



Digitized by 



Google 



ROMA^CES RELATiVOS Á LA HISTORIA D£ BSPaNA. 



El Rey con creciüo eoojo 
Sa mensaje babia envíado 
A el maeslre de Galatrava, 
Don Rodrígo era llamado, 

Y al gran maestre de Temple 

Y otros mucbos bijosdalgo, 

Y á Cordoba y á Sevilla 
A lodos les ba rogado, 
Qiie cerquen en Badajoz 
Todo el bando Bejarano. 
Como ellos lo supieron 
Al castillo se ban pasado; 
Alzáronse con U Bluela 
Que era rouy fortiíicado/ 
Los del Rey allí los cercan ; 
Mas luego se ban coucerlado , * 

§ue dén et castillo al Rey, 
ellos les han segurado 
Qne el Rey los perdonaria 
Sin castigar lo pasado. 
Del)S^o d^esle seguro 
Luego se babian enlregado ; 
Ausrtambien el castillo 
Los del Rey 1o babiao cobrado. 
Rl Rey con crecido enojo 
Mando malar todo el bando : 
Entre bombres y muieres 
Cuatro mil ban dogoflado. 
Todos los mató en un día , 
Que nínguno no ban deiado , 
Oue bobiese |>or apeJlído , 
Sobre nombre, Bejarano. 
La jusiicia fué cruel, 
Segun que vos be contado; 
Pero los aue son traidores 
Merecen baber tal pago. 

(Sepúlveoa , RommieesnuetameiUe 



ctc.) 



i:rOCA DE FERNANDO IV EL EMPLAZADO. 



MUERTE DB LOS CARVAIALES. 

Válasme, uuestra Señora, 
Cual dicen, de la Ribera , 
Donde el bueo rey Don Pernando 
Tuvo la su cuarentena. 
Desde el miércoles corvillo 
Hasta el juéves de la Cena, 
Qae el Rey no se bizo la barba 
Ni pelnó la áu cabeza. 
Una siHa era su cama, 
Un canto por cabecera, 
Los caareota pobres comen 
Cada dia á la su mesa. 
De lo qoe á los pobres sobra 
El Rey hace la su fieoa , 
CoD vara de oro en su mano 
Bien hace servir la mesa. 
Dicenle sos caballeros 
Dónde ir4 i tener la flesta 
— A Jaen, dice. seSores, 
Coo mi señora la Reina.— 
Despoes qae estuvo en Jaeo 

Y la fiesu babo pasado, 
Pártese para Alcaodete 
Ese castiilo nombrado : 
El pié lieoe eo el estribo , 
Que aun no se babia apeado , 
Caando le daban querella 

Oe dos bombres faijosdálgo , 

Y to qoereila le daban 

Dos bombres como villaoos. 
Abarcas traen calzadas 

Y aguüadas eo las maoos. 
'— Justicia , Justicia , Rey, 
Paes que somos las vasallos, 



De Don Pedro Carvajal 

Y Don Alfonso su hermano , 
Que nos corren nuestras tierra: 

Y nos robaban el campo, 

Y nos fuerzan las miueres 
A tuerto y desaguisado. 
Comíannos la cebada 

Sin despues querer pagallo, 
Uace^ oli as desvergoenzas 
Que verg&eoza era oontallo. 
— Yo haré d'ello }usticia, 
Toroáos ¿ vuestro ganado.— 
Manda pregouar elRey 

Y por todosu rciuado, 

Que cualquíer q.ue los hallase 
Le daría buen ballazgo. 
Hallólos el Almiranie 
Allá en Mediua del Campo 
Comprando muy ricas armas, ' 
Jaeces para caballos. 
— Presos , presos , caballeros 
Presos, presos, bijosdalgo. 
~ No por vos, el Almiranl&, 
Si de otro no traeis mandado. 
— Eslad presos, caballeros, 
Que del Hey Iraigo recaudo. 
— Plácenos, el Almiraote, 
Por cumplír el su mandado.— 
Por lassus ioroadas oíertas 
En Jaen babian eulrado. 
— Manléngale Dios, el Rey, 
— Mal vengades, faijosdaigo.— 
Mándales cortar los píés, 
Máodales cortar las manos , 

Y mándalos despeñar 

De aquella peña de Mártos. 
Alli hablara el uno d'ellos 
El menor y mas osado : 
— ¿Por oué lo baces, el Rey? 
¿Por que baces tal mandado? 
Querellámonos , el Rey, 
Para ante Dios soberano, 
Que dentro de treinta dias 
Vais con nosotros á plazo ; 

Y ponemos por testigos 

A San Pedro y á San Pablo : 
Por escribano ponemos 
Al apóstol SanUato).— 
El Rey uo mirando eo ello 
Hizo cumplir su mandado 
Por la faisa informacioo 
Qpe los villanos le bandado^ 

Y muertos los CarvajaJes , 
Qoe le babiao emplazado , 
Antes de los treinta dias 
El se ballara muy malo : 

Y desqoe fuéron cumplidos, 
En el postrer dia del plazo 
Foé maerto deotro en Leon 
Do la sentenda babo dado. 

{Cancionero 4e roumeeéi) 



961. 



AL MISHO ASORTO. 

{De Lorenzo áe Sepúlveda.) 

A Don Pedro t Don Alonso 
Los Carvajales llamados 
Ante el rey Fernaiido Coarto, 
Muy mal eran acusados.— 
Queréllanse que en Palencia 
Mataron ambos bermanos 
A Gomez de Benavides 
Que era del Rey muy nri^ado. 
Mandólos el Rey prender, 
Luego los ba sentenciado 
Que á ambos vivos los ecben 
S 



Digitized by 



Google 



51 



ROMANGEHO GBNERAL. 



De la gran peña de Márlos , 

8ue no iia querido oir 
esculpa que ha^fan dado. 
Ya esia dada la sentencia; 
Ya van á ser despeñados ; 
Hincáronse de rodillas , 
A Dibs estabao llamando. 
D'ciendo : Tü eres tesligo 
Que no bicimos ial pecado ; 
Morimos siu culpa alguoa , 
Tú , Rey, lo has ordenado : 
Gian sin justicia nos baces; 
Ante Dios uos te eroplazamos 

8ue de hoy en Ireinta dias 
on nos eslés en juzgado : 
Pues que somos inocentes, 
Allí se verá el culpado. 
Luego fuéron ambos muerlos 
De la peña despeñados ; 
De Mártos se parte el Rey, 
Y á Jaen habia llegado ; 
Dos días faltan no mas , 
Veinte y ocho son pasados. 
Gúmplense lodos los treinta 
Del plazo que babian dado; 
Ir quiere el Rev á Alcaudete, 
Muy temprano nabia yantado. 
Primero se echó 4 dormir 
La siesia, porque es verano; 
Mucho es pasado del dia, 
El Rey no se ha levantado. 
Fuéron para do dormia 
Para bacerlo recordado ; 
Muerto ballaron al Rey 
Los que á üamarlo han entrado; 
Que Dios como es tau justo 
A cada cual da su pago : 
Ansi se lo diera al Rey 
En el caso que es coniado. 

(Sepúlvkda, ñúmoneet nuevameHte taeaáot , etc.) 



962. 



PROTIOSTICit ÓN MORO VIEJO LA LIBERTAD DE ESPA5ÍA DEL 
YU60 A6AREN0. 

{AnÓnimo.) 

Guando el rey Fernando cuarto 
Puso cerco á Gibraltar, 

Y de morir ó tomalla 
Juró en un libro misal ; 
Despues que le dié el asallo 
Por ia tierra y por la mar, 

Y se le rindió á partido 
Ei castiilo V la ciudad , 
Salió de elía un moro viejo , 
Bieu de cieu años de edad , 
Preguntando por el Rev 
Para hablarle en puridad. 
Fincó en tierra los binojos, 
Mándále el Rey levanlar , 
D'esta suerte dijo el moro, 

* Bien oiréis lo que dirá. 
— Yo vivi ledo en Sevilla 
Por largos afios en pas, 
Guando el iuclilo Feruando 
Nos la vino á conqulstar. 
De alli me vine ii Jerex 
Donde ¿ la saña real 
De Alfonso , tu sabio abaelo , 
Resistir pudimos mal. 
A Gibraltar elegi 
Despues , señor , por lugar 
El mas fuerte que tenian 
Los moros de aquende el mar , 
Donde á tu fuerza y desdenes 
Oponer es por demas. 
Si la siguefl con denuedo 



Término estrecho la dan 
Los limites de la tierra ; 
Tanto bas de sefiorear. 
Pon mientes en lo que digo, 
Porque así acontecerá ; 
Que k un moro gran sabidor 
Se lo oi profetizar. 

{Romancero general.) 



963. 

MUERTE DE DON MANRIQUE DE LARA. 

{De yuan de Leiva *.) 

A veinte y siete de marzo , 
La media nocbe sería , 
En fíarcelona la grande 
Muy grandes llanlos habia. 
Los gritos liegan al cíelo, 
La gente se amortecia 
Por Don Manrique de Lara 

Sue deste muiido partia. 
uerto lo traen á su tierra 
Donde vivo sucedia ; 
Su bulto llevan cubierto 
De muT rica pedrerla ; 
Gercado de escudos de armaü 
De real genealogia 
De aquellos altos linajes 
Donde aquel señor venia. 
De los Manriques y Gastros 
El mejor era que nabia; 
De los Infantes de Lara 
Derechamente venia. 
Gon él salen Arzobrspos 
Gon toda la clerecia, 
Gaballeros traen sus andas , 
Duques son su compafiia ; 
Llóralo el Rey y la Reiua 
Gomo aquel que les dolia ; 
Llóralo toda la corte, 
Gada cual quien mas podia. 
Quedaron todas las damas 
Sin consuelo ni alegria ; 
Gada uno de los gaTanes 
Goh sus lágrimas decia : 
— El mejor de los mejores 
Hoy nos deja en este dia.— 
Hizo bonra á los menores, 
A los grandes demasla, 
Parece al Duqne sn padre 
En toda cabaflería. 
Solo un consuelo le queda 
Y es el qne mas él querla, 
Que aunque la vida murlese 
Su memoria quedaria. 
Parecióme Barcelona 
A Troya cuando se«ardia. 
{Cancionero general.— It. Caneionero áe romaneet. 
— It. Romance de Rosafresca^ etc. Pllego suelto.) 

f La eomposiclon es del siglo xv,del tiempo dt Enrique 
IV, ó de los Reyes Católicos. 



EPOGA DE ALFONSO XI, EL DE ALGECIRAS. 



964 

DESAFÍO T RETO ACXECIDO BN TIEHPO DE ALF0N80 EL ON- 
CENO, ENTRE PATO RODRIGUEZ T RUT PEREE DB VISDMA , 
MANTENIDO TRBS DlAS CONSECUTIVOS , SIN DBBVENTAiA 
DB NINGUNO. 

(Anéfdmo,) 
Eu corte del rey Alfonso, 
Ese que ganó á Algeciras, 
flabia dos caballeros 



Digitized by 



Google 



HOMANCES HELATIVOS A L\ mSTORIA OB ESPA!!«A. 



5S 



De may alu nombradia : 
El aoo es Payo Rodríguez, 

gae de Avila se decia ; 
I otro Ray Paez de Viedma, 
Valientes á maravilla. 
Ray Paez habló el prlmero , 
Ante el Rey asi decia : 
— Traidor sois, Payo Rodrigaez, 
El mayor que ser podia , 
Porque siendo nalural 
De los reioos de CastUla, 
Vasallo del rey Alfouso , 
Hicistele alevosfa ; 
Qae 8in del desnatararvos 
Entrastes con gran cuadrilla 
Con el rey de Portagal , 
Qae en contra del Rey venia , 
Pusisies fíiego á su tierra , 
Combatistes las sus vlllas, 
Tomáslesle sus caslillos , 
DeMlo gran mal se seguia. 
Yo vos haré conocer 
Ser verdad lo que decfa : 
Entraré con vos en lid , 

Y en ella vos venceria.— 

— Mentides, Ray Paez de Vledma, 
Payo Rodrigaez respondia , 
Que yo nunca fuf iraidor ; 
S6lslo vos en demasía , 
Que procarastes matar 
At Rey que ante nos yacia. 
Probaré bieD con las manos , 
Esto que contado babia : 
Por esto sois vos reptado, 
No yo, que nada debia.^ 
Diéronse loego los gaies , 

Y eo el campo entrado liabian 
En Jerez de la Frontera 
Aule el Rey y su valia. 

Un dia todo lidiaron ; 
No se ba visto mejoria : 
Departiéralos la noche , 
Do sacaron gran herida. 
Otro dia de ma&ana 
Vaeltos son á la porfia : 
Hasla la noche pelean , 
Vencerse no se podian : 
Salieron muy mas heridos 
Qae no en el prlmero dia. 
Vaeltos soo tercera vez 
A la iid , como solian ; 
Prociiranse de matar ; 
Muy cruel batalla babian. 
Grandes heridas se han dado, 
Grande es su valeniia ; 
Mucha sangre de sas cuerpos 
En abandancia corria. 
No se pudieron vencer ; 
En ninguno hay demasía. 
El Rey los ba aepartido, 

Y estas palabras decia : 

— No es ya justo, caballeros, 
Morir quien tanto valia : 
Quiero yo para los moros 
La vuestra caballeria.— 
Sacólos luego del campo ; 
Muy grande honra les hacia. 
Todos loaban su esfuerzo 

Y 80 muy sran valentia « 
Que tres dias pelearon 

Sio que muestren cobardla. 
{&i9tvnsi>A,BmMces nuevameiHe 



965 



,etc) 



AOMAMCB DE CÓMO LA KRINA BLAKC.V , llOJEn DEL RET DC 
CASTILLA DON PEDBO , TOVO ON HUO DE SU CCÜADO DON 
FADRIQDE, T DE c4H0 COAKDO DON ENRIQUB U LLEGÓÍ 
EEINAR, LE mZO ALHIRANTE DE CASTILLA. 
'(AttóttmO*.) 

Enlre las gentes se suena , 
Y noporcosasabida, 
Que a*ese buen Maesire 
Doo Fadrique de Castilla 
La Reina estaba preñada ; 
Olros dicen qoe parida. 
No se sabe por de cierto : 
Mas el vulgo lo decía * : ' 
EUos piensan qae es secreto, 
Ya esto no se escoudia. 

La Reina consu 

Por Alonso Perez envia : 
Mandóle qae viniese 
De nocbe y no de dia : 
SecreUfio es del Maestre 
En quien fiarse podia. 
Cuaudo lo tuvo delanie 
D*esu manera decia : 
•~4Adónde eslá el Maeslre? 
¿Qu^es d*él que no parescia? 
: Para ser de sangre real, 
Hecfao ha gran viIJanía ! 
Ha desJjourado mi casa , 

Y dlcese por SevHla 
Que una de mis doncellas 
Del Maeslre está parida. 
— El Maesíre, mi señora, 
Tiene «ercada ¿ Coimbra , 

Y si vueslra Alteza manda 
Yo luego lo Ilamaria ; 

Y sepa vuestra Alteza 

Qtt*el Maestre uo se escondia: 
Lo que vuestra Alieza dice 
Oebe ser muy gran mentira. 
—No lo es , aijo la Reina , 
Queyo te lo mostraria.— 
Mandara sacar un niño 
Qa*en su palacio tenía : 
Sac6lo sa camerera 
Eavaelto en una CaldiHa : 
— Mira , mira , Alonso PereE, 
El uiño á quiéu parescia. 
— Al Maeslre , mi seiíora , 
Alonso Perez decia *. 
—Pues daldo iuego á criar, 

Y á uadie esto se dtga.— 
Sálese Alonso Perez , 
Ya «e sale de Sevilla : 
Muy triste oueda la Reina , 

gie consum no tenia ; 
orando de los sus ojos 
De la su boca decia : 
— Vo, desventurada Reina, 
Mas qae caauus son nascidas , 
Casüronme con el Rey 
Por la desventura mia. 
De la noche de la boda 
Nunca mas visto lo habia, 

Y su liermaao el Maestre 
Me ba tenido compafiía *, 
Si esto ha pasado 

Toda la culpa era mia. 
Si el rey Don Pedro lo sabe 
De ambos se vengaría ; 
Mucho mas de mi la Reina , 
Por la mala suerte mia. — 
Ya llegaba Alonso Perez 
A Llerena, aquesa villa : 
* Puso el Infante á criar 
En poder de una judía ; 
Griada fué del Maestre ; 
Paloma por nombre babla « 



Digitized by 



Google 



y 



50 



ROIMAISCERO GENERAL* 



Y como el rey Don Enriqne 
Reínase liiego en Castillu , 
Tomara aquel lafanle 

Y almirante lo bacia ; 
Hijo cra de su hermano 
Como el romance dccia. 

(Códice de la $eguttda*m\tad dcl sigio xvi.) 

í Esie romancc, por so tono, sus formas yso expresion, 
indica Qne aun modernlzado en sa lenguaje , es de los prímiu- 
yos T popularcs La tradicion del hecho, verdadero 6 falso, 

3ue conserva, disculpa mucho la muerte que Don Pedro hizo 
ará su mujer Dofia Blauca yá suhermano Don tadnque. 
La calumnia, si 1ü cs, levanlada á la Reina, se urdió de'uii 
modo tan astuto q\m la hacia probable. Ei modo de sacar de 
palacio al niño recien «acido , y dc darlo á criar, segun dice 
el romance, cs sumamente verosímil ; y el coincidir el hecno 
coB el cerco dc Coimbra por Don Fadrique , de donde des- 
pocs para maUrle le hizo venir su hermano Don Pedro, hacc 
creibíe que este se creia gravemente ofeiidido, y mas cuando 
si 4a sumision , ni la pronta obcdiencia con que el infanic 
acudió al Ilamamiento dcl Rey. bastarou ¿ desaimar su ira. 
Si cslc solo httblcra sospechauo que su hcrmano Je era re- 
belde, al verle Ilegar solo y sin el ejercito que mandaba , sin 
tratar de defenderse en la fuerte cludad de Coimbra , quc 
habia ganado, habria calmado sus recelos. Otra causa mas 
bonda debió sostener la indignacton del Rey, y esta , cnando 
ménos, serla lavoz pública que, conraion ó sinella, acusabt 
de adulterio á Blanca y á su cuflado. Acaso los partidanos de 
Don Pcdro, para atenuar su crueldad, despues dc ejecutada , 
acumularían á los Inoccntes un odioso delito ; pero lo cierto 
cs que la tradicion lo ha trasmitido á la posterídad , y que 
Los poetas y aun los hislüriadores lo reüeren. 

Ortiz de Zúfliga , en su discurso gencalógico de los Ortizes 
dc SeviIIa, sapone quc uno dc estos, llamado Alonso, fué sccre- 
lario de Don Fadrique, y el sugeto á quien el fnito del adul- 
terio real faé conflado para que lo diese i criar, como cn 
efecto lo hizo. Gloriase el autor de dicho libro del hecho, y lo 
consldera como bonroso i su familia : dice adcmas que el 
Diflo, clandestiuamcntc habido, se llamó Don Alonso, y fué 
el ironco dc la casa de los Enriquez , Almirantes de Castilla. 
Como prueba de su aserto :y de la tradicion que lo ha cooser- 
vade,ctta el romancc que anotamos como inserto en an Roman- 
cero impresoen Seviila aflo de 1573, quc nos es ahora desco- 
nocido. Dos trozos quc dlcho Ortíz de Zúfliga pone en sn obra 
dicen asf , en boca , segun supone , de una reai dama. 



A un criado del Maestre 
Que Alonso Ortíz se dccia, 
Su ramarere y privado^ 
Noble de gran iladaria 



Llegado habia Alonso Ortiz 
A Llerena , aqucsa villa , 
Dejara cl nifio á criar 
Fn podcr de una judia ; 
Vasalla cra del Maestre , 
Y Paloma se decla , etc 



Comparando estos fragmcntos dcl romanee del dicho Roman- 
cero, cual lo cila Oirtiz de Zúfiiga , con el del Códice quc hcmos 
insertado, se obscrvan algunas variantcs en el modo y forma ; 
pero no en la csencia : sin cmbargo aun convinicndo en lodo 
lo demas, se ve que aí que en aquei sc llama Alonso Ortiz, en 
«ste se Ic nombra Alonso Pcrez. 

* EI pocta expone con tanta timidez el hccho, que parece 
(enia miedo de aseguraríe positivamcnte. 

3 Esteverso se ha intercalado para el senildo, y porqnc 
falta en el orieinal. 

A Me ha ienldo compafHot es dccir de un modo dccente lo 
que es de suponer pasase entre la Reina y Don Fadrique. 



EPOCA DE DON PEDHO I DE CASTILLA, 
LLAUADO EL CKUEL. 



966 

MATA DON rEDItO Á SU llfCRMANO DOK FADRfQDE, T PRRNDF. 
Á nOÑA HLANCA SU ESPOSA y PURQUe I.LORAUA LA IHrF.nrE 
1)1. SO CUNADO. 

{AnóHimo *.) 
— Yo me eslaba sM\ en Coimbi'a 
Ooe yo me la hube ganado , 
CuanUo me viniciou cartas 



Del rey Don Pedro mi hermauo 
Que fuese á ver los tonieos 
Que en Sevilla se bau armado. 
Yo Maestre sin venlura , 
Yo Maestre desdicbado , 
Tomara irece de muki, 
Veinte y cinco de caliallo , 
Todos con cadeoas de oro 

Y jubones de brocado : 
Jornada de quince dias 
£o ocbo la babia andado. 
A la pasada de un rio , 
Pasándole por el vado , 
Cayó mi mula conroiKO , 
Perdi mi puñal dorauo , 
Ahogáraseme un paje 

l)e los mios mas privado , 
Criado era en mi sala 

Y de mi muy regatado. 
Con lodas estas desdichas 
A Sevilla bube liegado; 

A la pueria Macarena 
Encontréme un ordenado« 
Ordenado.de Evangelio, 
Que misa uo habia cantado : 

— Maotén^ate Dios. Haestre, 
Maestre, bien seais ÍIe|(ado, 
Hoy te ba nacldo un húo, 
Hoy cumples veinte y un años. 
Si te pluguiese , Maestre , 
Volvamos á baptizallo , 

Que yo seria ei padrino , 
Tú, Maestre , el ahijado.— 
Alli hablara ei Maestre , 
Bien oíréis lo que bablado : 

— No me lo maiideis , señor, 
Padre , no querais mandallo, 
Que voy á ver qué me quiere 
El rey Uon Pedro mi hermaoo.- 
Di de espuelas á mi mula , 

En Sevilla me bube entrado ; 
De que no vi tela puesta 
Ni VI caballero armado, 
Parlime para el alcázar 
Del rey Don Pedro mi hermano. 
En entrando por las puertas , 
Las puertas me habian cetrado , 
•Quitaronme la mi espada , 
La que yo traia al lado, 
Quitáronme mi compaña ^ 
■ La que me babia acompañado. 
Los mios desque esto vieron 
De traicion me han avisado , 
Que me saliese por fuera 
Que ellos me pondrian en salvo. 
Yo coroo estana sin culpa 
De nada hube curado, 
Fuime para el aposento 
Del rey Don Pedro mi bermano : 

— Manténgaos Dios , el buen rey, 

Y á lodos de cabo á cabo. 

— En mal hora vengais , Maestre , 
Maestre , mal seais llegado : 
Nunca nos venis á ver 

Sino una vez en el año, 

Y esa que veuis , Maestre , 

Es por fuerza ó por mandado. 
Vuestra cubeza , Maeslrn , 
Maodada está en aguiualdo. 

— ¿Por qué es aqueso, buen Ucy? 
Nunca bice desaguisado , 

N¡ os dejé yo en Ta lid, 
Ni con moros peleando. 

— Venid acá , mis porteros , 
Hágase lo que he mandado.— 
Aun uo lo hubo bien dicho, 
La cabeza le han cortado ; 

A Doua Maria de Padilla 
En un plato la han enviado, 



Digitized by 



Google 



HOMANCES RBLATiVOS A LA HISTOIUA DE ESPASA. 



S7 



Ou*asj bttblaba con eHa 
Caal si viva hubiera estado. 
Las palabras que le dice 
D*esta suerte está bablando ; 
— Asi pai^aréis, traidor, 
Lo de antaño y lo de bogaño , 

Y el mal consejo que diste 

Al rey Dom Pedro tu bermano.— 
Asióla por los cabellos , 
Echósela á un alano; 
El alano es del Maesire , 
Púsola sobre un eslrado, 

Y á los aullidos que daba 
Atronó todo el palacio. 
AIU demandara el Rey ; 

— ¿Quiéu liace mal á ese alaiio?— 
Alfi respoudieron todos 
A los cuales ha pesado : 

— Gon la cabeza lo ha 

Del Maestre vueslro hermano.— 
Allí bablara una su tia 
' Que tia era de entrambos.: 

— i Cuán mal lo mirasies ,' IU»y ! 
Rey ¡ qué mal lo habeis miradu ! 
Por una mala mujer 

Habeis muerto un tal bermano.— 
Aun no lo babia bieo dicbo, 
Guando ya le habia pesado. 
Fuése para Doña Maria , 
D'esta suerle le ba habtado : 

— Prendedia , mis caballoros , 
Ponédmela á buen recaudo. 
Yo la daré tal casügo 

Que ¿ todos sea sonado. — 
En cárceles muy escuras 
Alli la babia aprisionado ; 
El mismo le da á comer, 
El mismo con ia su maoo : 
No se la fia á ninguno 
* Siuo á mi paje que ba criado. 

{Catteionero de romancet — It. TnomA , Rosu 
espoñola,) 

t La rcdarcion dd romance, tal coal se ve, pareee de prin- 
riiiio.s dol siglo XVI ; pero hay vcsügios de qoe es una reforma 
úv utro tradicional basunte mas antigoo. • 



967 



LLORA DO.^A BLANCA EL RIGOR CON QUE LA TRATA SU I S 
P(»30 EL RET DON PEDRO , ATRIB0YÉ>{D0LU Á liECUr/0~ 
QUE LE DIÓ LA PADILLA. 

(Anónimo.) 

Doña Blanca está en Sidonla 
Contando so bistoría amarga : 
A una dueña se la cuenta 
Que en la prision la acompatla. 
— De Borbon , dice , soy nija ; 
De Cárlos , Delñn , cuñada , 

Y el Rey de la fior ée lis 
Pone eo su escudo mis armas. 
De Francía vine & Castilla , 
iNunca dejara yo á Francia! 

V al tiemoo que la dejé 
£1 alma al cuerpo dejara. 
Pero si^pueden desdicfaas 
Venir i ser heredadas, 
Se^uo desgraciada soy, 
Hija soy de la deseracia. 
Caséme en Valladolid 
Con Don Pedro, Rey de Espufia ; 
El aemblahte tiene bermoso, 
Los hechos de tigre hircana. 
Dióme el si , no ei corazon , 
¡Alevo&a es su palabra ! . 
Rey qoe la patabra micnte 
éQué mal babrá que uo haga? 



V' 



Posesiou tomó en la mano, 
Mas Do la lomé en el alma , 
Porque se la dió primero 
A otra mas dichosa dania ; 
A una tal Doña María 
Que de Padiila sc llama , 

Y deja su mesma esposa 
Por una manceba falsa. 
Por consejo de los graiidcs 
Le vi uua vez en nii casa ; 
Ocho dias estuvo en ella , 
Cien mil ba que dV'Ua faliu. 
Casénie en un dia aciago , 
Mártes fué por la maoana , 

Y el míércoles euviudaron 
El tálaino y la esperanza. 
Dile una ciiita á Don Pedro 
De mil diamanles sembrada , 
Pensando enlazar con ella 

Lo que amor bastardo enlazu : 

Hübola Doña Maria, 

Que cuanto preteude alcanzu ; 

Eutreeóla á un becliicero 

De la bel)rea saugre ingrata ; 

Hizo parecer culebras 

Las que eran prcndas del alniu , 

Y en este punto acabaron 
La foriuna y mi esperaoza. 

{Romoncero generaL—\l. Flor dif varioh >j ii::.-in$ 
romances.— 2.« parte.) 



968 

AL U18M0 ASL.NTO. 

{Anónimo.) 
En un escuro retretu 
Adonde del sol los rayos 
No llegan , porque lo inii»¡den 
Las paredes de palacio , 
Gontemplando en sus drsdichus 
Eslá una Blanca, que es blancu 
Adonde tiran los tiros 
Que arroja un Rey inbumano. 

Y entre las lóbregas ledes 
Que por balcones dorados 
Le sirven á la oue un tienipo 
No faacia de balcones caso , 
Gon el eco que las voces 

Le arrojan de cuando en cuuikíü, 
Como si viviente fuera 
Asi se está razonando : 
— iQué brevos son los conteiilüs 
Que ofrece ¿.sus aliados 
Aqoeste mondo caduco 
Todo de espinas cercado ! 
Los pesares, las trístczas, 
Los males y los trabajos , 
¡ Qoé largos y qué sin fin 
A quien lo ha experimentado ! 
\ Ayer remnndo ine v¡ 
Con gloria, pompa y Estado, 
Y.boy para que me consoele 
Apénas tengo un vasalló ! 
¡Awel roando era poco; 

Y noy le miro tan sobrado, 
Qae en este retrele escuro 
La maerle esto^f aguardando! 
Tragedia fué mi reinar, 

Y asi reiné ei) el teatro : 
Has ya 4lel reinq desnuda , 

A Por qaé me entré en vestuario'. 
Moneaa estimada he sido, 

Y ya tan poquito valgo, 

Que soy bkiaca , que es monedu 
De qnien se hace ménos caso. 
Ya se niarchitó mi flor, 
Ya se volvió en lirio cárdcno» 



Digitized by 



GoQgL 



ROHANCERO GBNERAL. 



Porqae et sdl del Rey me ha faerído 
Con sos mny ardientes rayos. 

ÍRommtcero gneral.-^ It. Madmgai.> SegvMia 
parte del Romaneero gemerat.) 

m. 

ALIIiSHO ASUKTO. 

(Anónimo.) 
En un retrete en qoe apénas 
Se dívisan las paredes , 
Porque su ióbrega luz 
A la escurídad eicede, 
Eslaba un sol que se puso 
Antes que el alba saliesey 
Que las nnbes del rígor 
Sus ravos y Inz detienen ; 
Una blanca flor de iis, 
Que y» en liríos la convierte 
(El tormento y el dolor 
Lo blaneo morado vueNe) : 
- Dona Blanca de Borbon , 
Que Don Pedro presa ttene 
Por mandado de sa gusto 
T de quien mas qae elfos poede, 

Y enlre iasoscundades 
Aqueila Reina inocente 
Un pajecillo divisa 

Por enire menodas redes » 

Y dicele : — Si eres ooble , 

Y si fufste mi sirviente, 
Que como reiné tah poco 
Aun no puedo conocerte, 
Dile ^ rsú seííor el Rey, 
Coando mas mansoie vieres, 
Qoe ona francesa mojer 
Pide qoe d'ella se acoerde. 
Ño le digas qoe es ta Reina, 
Ni á Dona Blanca le mlentes, 

?ae soy blaoeo de so ira 
no hay mal qoe no me acierCe. 
Agoarda qoe esté delante 
Aqoella qoe Unto qoiere, 
Qoe en presencia de so Reina 
Por fuerza ba de liacer mercede». 
Pedirásle de mi parie 
Que me vea y no me soette , 
Aunque por ley quede libre 

Suien ve la eara á los reyes. 
as temo qoe so jostieia , 
Si acaso verme quisiere , 
Me alíviarji las prisíones 
Porque viva y porque pcne. 
Dile que es tesilgo el ciek) , 
A quien todo le es presente, 
Que le qoiero y que le adoro , 
Al paso que él me aborrece ; 
T qne si deseo vivir 
En aquesta amarga soerle , 
Es, por pensar qne Don Pedro 
Es hombre y modarse poede. 
De dia coando pasea , 

Y de noche coando doerme , 
Le roego á Dios qoe le guarde , 

Y que a mí me deje verie. 
EI nos juntó con un nodo 

§ue le divide la moerte , 
aonque élme lo da de hlerro, 
Quizas vendrá á conoeerse. 
Agua le doy de rois ojos, 

Y él fuego qn*e1 pecho víerte , 
Podrá ser que yo le apague, 
Si allá Ilega mi corriente. 
lífas ¡ay! que Dofia Maria 

Le detiene que no llegue, 
Qne lágrímas de mujer 
Mueven mucho mas preseutes. 
<EA»aifiAL, Segwidaparte del ñomaHCcro general.) 



970. 



VlSIOtl QOB TOVO EL RKT DOIf PEDBO PAKA TZB 
DE CONVEKTinSE A DIOS. 

iAnánimo*,) 

Por los cainpos de Jerez 
A caza va el Rey Don Pedro : 
En llegando ¿ ona lagona 
Alli qaiso ver on voelo. 
Yido volar ona garza , 
Dispar6Ia on sacre noevo, 
Remontárale on nebli , 
A sos piés cayera mnerto. 
A sos piés cayó el neblf , 
Tóvolo por mal agñero. 
Tanio volaba la garza , 
Parece llegar al cielo. 
Por donde la garza sube 
Yió bajar un bulto negro ; 
Miéntras mas se acerca el buUo , 
Mas temor le va poniendo : 
Con el abajarse tanto , 
. Parece Ilegar al soelo 
Delante de so caballo 
A cinco pasos de trecho: 
Dél salío 00 pasiorcico , 
Sale Ilorando y gimiendo, 
La cabeza desgrcñada , 
Revoelio trae el cabello , 
Con los piés llenos de abrojos 

Y el coerpo lleno de vello ; 
En so mano ona cnlebra 

Y en ia otra on poQal sangrienlo ; 
En el hombro ona morlaja, 

Una catavera al cnello : 
A so lado de trailia 
Traia on perro negro : 
Los aullidos qoe cfaba 
A todos ponian gran miedo, 
• Y 4 grandes voces decia : 
-Morirás » el Rey Don Pedro, 
Qoe malaste sin losticia 
Los mejores de to reino : 
Mataste to propio benáaoo 
9 El Maestre , sin consejo , 

Y desterraste á to madre : 
A Dios darás coenta dVIIo. 
Tienes presa á Do&a Blanca , 
Enojaste á Dios por ello, 

goe si tomas á qoereria 
arte ba Dios on heredero, 

Y si no , por cierto sepas 
Te vendra desman por elto : 
Serin malas las tos bijas 
Por to cnlpa y mal ffobierno , 

Y to bermano Don Enrtqoe 
Te babrá de heredar el reino : 
Moríris á puñaladas : 

Tu casa será el infierno.— 
. Todo esto reconiado, 
Despareció el bulto negro. 

(TiHOifEDA, Rosa española. — It. Wolf Rosa 
de Romane^s.) 

* Bneno y antigao romance , coyo asanto fné tomado de la 
tradicion one svpone haber tenido el Rey nn aviso del cielo 
para impeoirle qne matase á sn csposa Doda Bianca. Lope de 
Vefa , en sn comedia de ElRegDon Pedro en Madrid, y et In- 
fanion de Illescas, y Moreto en la siya úeEt Hteo-kbme de Ateatá , 
ponen varioslaneesmaravillosos acaecidos i este Rey, i qaien 
eonsideran mas bien como riguroso y severo qoe no eomo 
crael. A la verdad que, á pesar de baber sido vencido, y de loa 
historiadores que escribieron sascrdnicasbajo el imperio de 
sn hermano bastardo Don Enrique , 'el rey Don Pedro es un 
noble y popular monarca ,<ii>e sojeté la anarqala de los mn- 
des y ravoreció al poeblo iiaciéndole jusücta pontra elTos y 
conlra el clero Indómite y ambicioso. Et fatricida Don Enriqae 
pnede decirse qne fd¿ un rey impuesto i EspaQa por la Fran- 
cia, yqaepor lo tanto fomentó demasiado las pretcnsionesmo- 
nacaiea de Roma. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A LA 
971. 

Á RÜECO D£ LA PADILLA HACE EL RET DON PEDRO MATAR 
A Sü ESPOSA DOSÍA BLAMCA. 

(Anónimo.) 

No contento el rey Don Pedro 
De tener aprisionada 
A Dona Blanca eo SidoDia 
Sin razon ni justa causa , 
A peticioD de Padilla , 
Bella ligre de )a Hircanla , 
Permite el Rey que la Reina 
Acabe su \ida amarga : 
La cnal le díce : — Senor, 
St ?ale vuestra palabra, 
Ya es itempo que me cumplals 
La que á mi me teneis dsm , 
Mediante la cual me hubistes , 
Viviendo en mi casa , bonrada 

Y codicíada de mucbos 
Senores de vuestra Espana. 
Disteme nombre de amiga 
Con que el vulgb me disfama , 
Pues |K>r deshonra me dicen 
Que solo el nombre me basta , 

. \ hubiera ya de bastar, 
Que estoy de hijos cargada 
Vuestros, que porque lo son 
Vivo yo tao deshonrada.-* 
Movieron at dego Rey 
Las halagüeñas palabras 
Que la matroua le dice 
Fíngidas y bien lloradas. 
Para so casa se fUé 

Y una diabóKca traza 
Dió Inego, lle^ando á ella, 
Dañosa á su vida y alma. 
A un su privado le dice 
Que luep al punto se parta 
A Sidonia á toda priesa, 

Y que mate á DoSa Blanca. 
El nidalgo le responde : 
— Ko es justo quc yo tal haga , 
Pues quien á la Rema ofende, 
Ofende al Rcy y á su fama.— 
Rnfadado el Rey de aquesto 
Manda á un montero de maza 
Que vaya y roate á la Reina, 
Si quiere estar en su gracia. 
El víllano otorgó luego , 

8ue siempre en villanos se htlla 
n vil acometimienlo, 

Y una obra infame y baja. 
Llegado quc fué á Sidonia 
A la Reina le declara 
EI mandato que traia , 
La cual responde turbada : 
— ¡Oh Rey cruel, injosto , 
Rev seveno y tiranb ! 

ÍCómo tal crueldad 
'ermites inhumano? 
El cielo te castigue , 

Y Dios poDga so mano 
Ed reniediar mi alma 
Por quien homilde clamo : 

Y pído te perdone 
Tan graude desconcierto, 

Y que se olvide el s^lo 
De tal agravío y tuerto. 

Y tú que eres mandado 
Del Rey, usa tu oflcio : 
D*esu doncella casta 
Haz pronto el sacrifício, 

Pnes tal roe hallo ahora 
Cual me parió nri roadre, 

Y ¡oh nnnca me enviara , 
Cual roe envió mi padre , 

A ser del Rey severo 



HISTORIA DE ESPAf^A. 

No mujer, sino esclava , 

Y tal que en mi la suma 
De desgracias se acaba! 

¡Oh Francia, dulce patria! 
iPor qué no me tuviste 
Cuando á surrir á Espa&a 
De ti salir me viste? 

De aquesta no me qnejo 
Pues que sus naturales 
Contino, como es justo, 
Han sentido mis males : 

Empero el Rey permite , 
A pesar de Castilla , 
Aluera su mujer propla 
Por dar gusio á Padilla : 

Y pues veo es en vano 
Mi queja y lamentar, 
Me tenga de su mano 
Quiero á Dios suplicar.— 

Con esio acabóla Reiua 
Sin ventura y desdlchad.i 
Su vida , quedando vlrgon 
De poca edad malograda ; 

Y por ser tan de improviso 
Pué su muerte bien Itorada 
En general de sus gentes, 
Por ser de todos amada. 



31i 



[Romancero gencnti.) 



m. 



AL MISMO ASUNTO. 

{Anónimo.) 
— Doña Maria Padilla , 
N*os mostreis tan triste vos , 
Que si me casé dos veces 
Hícelo por vueslra pro , 

Y por hacer menosprecio 
A esa Blanca de Borbon , 
Que á Medinasidonia envfo 
A que me labre nn pendon. 
Será el color de su saogre , 
De lágrimas ia labor. 

Tal peodon, DofiaMaria, 
Yo lo haré baeer para vos. — 
Llamó luego á Iñigo Ortte , 
Un exceleule varon : 
Dijole fuese á Medina 
A dar On á tal labor. 
Respondiera Iñigo Ortiz : 
— Aqueso no lo baré yo , 
Que quien mata á su seuora 
Pace aleve á su sefior. — 
£1 Rey d*aquesto enojado 
A su cámara se entró, 

Y á nn ballestero de maza 
EI Rey su ordenanza dió. 
Aqueste vino á la Reina 

Y hallóla en oracion. 
Cnando vido al ballestero 
La su trlste muerte vió. 
Aquel le díjo :— Sefiora , 
El Rey acá me envió 

A que ordeaeis vuestra aima 
Con aquel que la crió , 

8ue vuestra bora es llegada , 
puedo alargalla yo. 
— Amlgo, dijo lá Reina, 
Mi muerte os perdono yo : 
Si el Rey mi señor lo manda , 
Hágase lo que ordenó. 
Confesion no se me niegue , 
Porque pida á Dios perdon.— 
Con lágrimas y gemidos 
Al maeero entemeció , 

Y con voz flaca , temblando , 
Esto i decir coineQcé: 



Digitized by 



Google 



4;> 



ROHARCERO GENERAL. 



~:0h Fraocia, mi noble Üerra ' ! 
¡On mi sangre de Borbon! 
Hoy cnmpio dezisiete afios 

Y en los deziocho voy : 

El Rey no me ba conocido , 
CoD las vírgenes me ¥oy. 
CasUlla , di, ¿qué te hiee?- 
Yo no te hice iraícion. 
Las corónas que me diste 
De sangre y sospiros son ; 
Mas otra terné en el cielo, 
Que será de mas vator.— 

Y dichas estas palabras 
£1 macero la hiri6 : 
Los sesos de su cabeza 
Por la sala los sembró. 

{Cancionero de rúmaneet,) 

* Este tiemo apóstrofe, este recoerdo tan natnnl ée la dolce 
f atría, coando se sofre en la ajena donde se pensó mejorar de 
»uerte, lia qnedado en Espafia como proverl^lo. ' 



975. 



AL HI8I0 AS0»TO. 

(Anónl^o*,) 

— DoSa Marfa de Padilla, 
ITos mostredes trisie , no : 
Qne si me casó dos veces * 
Hicelo por vuestro amor, 

Y por nacer naeoosprecio 
A boña Blanca de borbon : 
Envio loego á Sidonia 

Que me labren nti pendoo ; 
Seri de color de sangre, 
De lágrimas su labór : 
Tal pendon, DoñaMaríii», 
Se hace por vuesiro amor.— 
Fué á Uamar á Alonso Orliz , 
Que es un honvado varon, 
Para qne fuese á'Mediua 
A dar fin á la labor. 
Respondiera Alonso Ortiz : 
— Eso, senor, nobaréyo^v 

§ue quien mala á su señor» 
s aleve ¿ sa señor.— 
EIReynoledijonada, 
En su c4mara se enlró ; 
Enviara dos raaceros, 
Los cuales él escogi6. 
Estos faéron á la Keiua, 
Hallironla en oracion ; 
La Reina como los- vida 
Casi mue: la se cav6, 
Mas despueS'Cn si tornada 
Con esfaerzo les habló. 
— Ya sé ¿ qué venis, amigos , 
Que mi alma lo sintió ; 

Y pues lo que está ordenado 
No se puede excusar, ne , 
Di, Castilla, ¿.qué te bice^ 
No por cierto , no traicion. 
lOh Francia mi dulce tierra ^ 
l Oh mi casa de Borbon ! 
Hoy eumplo deciseis años 
En los cuales muero yo : 

El Rey no me ha conocido , 
Coo las virgenes.me voy : 
DoñaMariadePadilk,. 
Esto te perdono yo ; 
Por quitarte de cuidado- 
Lo bace el Rey mi señor.— 
Los maceros le dan priesa , 
Ella pide confesion : 
Perdonáralos ¿ elloff, 

Y poesta en conteroplacion 



Danle golpes con las mazas : 
Así la triste muríó. 

(TiMOWBDA , Rosa españoia.— It. Wolf , Rosa ie 
romanee».) 

I Cno de los boenos romanccs reimpresbs por el Sr. Wotr, 
j tan scmejante al qoe le precede con ignal pnncipio, que casi 
pudíera haoerse omitido ; mas no se hizo asi por conCener mo- 
chas variantes. 

* En efecto y por boena coenta tavo Don Pedro nénos mo- 
jeres qoe Enrique VIII de Inglaterra, y mató tanibien ménos, 
poes solo foé atroz con Dofla Blanca de Borbon, de la coai 
estaba qoizá un tanto ccloso, y basUnte receloso de qoe por 
vpñgarse de sos despreeios cunspiraba contra él con los bas- 
tardos Don Fadriqoe, Dün Tello y otros descóotentos. Hay on» 
tradicion , quizft calomniosa , de qneDefia Blanca tovo un bijo 
de Don Fadríqoe, qoe foé encargado á uno de la /amilia de los 
Ortices para qoe lo hiciese críar. 



974. 



EL PRIOR DE SAN JÜAN ASTOTAüElfTE BURLA LAS ASECBAN7.AS 
DEL RET DÜ¡f PEOBO EL CROBL, T EVITA QUE SE APODERK 
OEL CASTILLO DE COKSOEGRA ^ 

{Anónimo*,) 
Don Rodrigo de Padilla \ 
Aquel que Dios perdonase , 
Tomara ei Rey por la maoo 

Y aparlólo en puridade : 

— Un caslillo eslá eo Coiisuegra 
Qu*en el mundo no le bay tale : 
Más para vos vale , el Rey , 
Que para el prior de Sau Juane. 
Goovidesle vos, el Rey, 
Coovidedesle á cenare, 

Y la cena que le diésedes 

Sea como en Toro á Don Juane \ 
Que le corteis la cabeza 
Sin niuguna piedade : 
Desque se la bayais corlado , 
Eu teoencia me io dae.— 
Ellos en aqueslo estando 
El Prior llegado bae. 
— Manienga Dlos ¿ tu Alleza, 

Y tu corooa reale. 

— Bien vengades vos, Prior : 
Digades me la verdade ^ : 
¿Glcastillo de Consoegra , 
Decidme, por quién estae? 
— El castillo con la villa. 
Está todo á todo tu maodar. 
— Pues convidoos, el Prior, 
Para conmigo cenar.— 
— Pláceme , dijo el Prior, 
De muT buena voluntad. 
Démelicencia toAliez» 
Licencia me quiera dar , 
Hensajeros uuevos tengo 

Y los quiero aposentar. 
—Vais coD Dios , el boen Prior 
Luego vos querais toroa? — 
Vase para la cocina , 

Donde el cocinero est4 : 
Asi hablabá con él 
Como si foera su igual. 
— Toma estos mis vesiidos, 
Los tuyos me quieras dar.— 
Ya despues de inedio dia 
Salido se ba á pasear : 
Vase ¿ la caballerisa 
Donde el macbo fué á estare. 
— De tres ya me bas escapado 
Con estas cuatro serane , 

Y si de esta me escapas 
De oro te baré berrare.— 
De presto le ecbó la siKa 

Y comienza 4 camioar. 
Media nocbe era por Glo ^,. 
Los gairos querian cantar 



Digitized by 



Google 



ROMAMCES RELATIYOS Á LA HISTORIA DE ESPAf^A. 



& 



CnaDdo se entró por Toledo, 
Por Toiedo, esa ciudad. 
Antes que el ffallo caotase 
A Consuegra fué á ílegar : 
Halló las guardas velaiido, 

Y empiézales de le bablar. 
—Digjidesme, veladores, 
Diffádesme la verdad , 
¿El caslHlo de Consuegra 
Cúyo es y á qué mandar? 
— El caslillo coQ la villa 
Es.del prior de San Jnan.— 
— Pues abrídesme las puertas, 
Caiaide aquí donde estae. — 
La ^uarda desque lo vido 
Abriólas de par en par. 
— Tomádesme ese macho , 
Dél me qaerades curare : 
Dejédesme ¿ mf la vela 
Por<iae yo quiero velare. 
Velá , velá, veladores , 
Que rabia os quiera matare ; 
Que quiea á buen señor sirve 
Ese galardon le dane.— 

Y estando él en aquesto 
El bueii Rey llegado hae : 
Halló las guardas velando, 
ComiénzaTes de hablare : 
— Dieádesme , veíadores , 
Que üios os quiera guardare, 
lEI castJllo de Consuegra , 
Digades , por quiea estii? 
— El casüllo coQ la villa , 

Por el 0or de San Juan.— 
— Pues abrádesme las puertas ; 
Catalde aqul donde está.~ 
— Afuera , afuera , buen Rey , 
Que el Prior llegado ha.— 
—¡Macho rucio , macho rucio, 
Muermo le qoiei*a matar i 
¡Siete caballos me cueslas, 

Y coD éste ncbo serán ! 
Abrídme , buen Prior, 
Aliá me dejeis eutrar, 
Que por mi corona os juro 
Que nunca he baceros mal. 
— Hacerlo he esto, buen Rey, 
Que agora en mi mano está. 

{Stí»a de varíos romaneet.) 

I El asnnto de este romance no le hemos vfsto en ninguR:i 
cróuica , pero es de inrerir qne se reflera al relnado de Don Pe- 
dro el Groel. pues mtervienen en éll'os paricntes de Doüa 
Maria de Padilla. 

* Eulre todos ios romances viejos ninguno merece mas esta 
caliacaciott. Saestiio,stt versiflcacion , la anomalfa de sus 
asooantes y coosonantesrtan.presto en are, cn ane, en ae, como 
en cr, y encii ; la mttltitad de frases y versos repetidos al pié 
de la letra en otros romances de su clase ; los modismos ó refra- 
nesde eipresion, tambten rrpetldos, lales como maniéngaie 
Diú», if íu eorona reale : bien vengades : eüos en aquesto estando : 
tais con Dios : vasepara; la rcpetícion de los versos sobre la 
pertenencia del castillo ; 7 cu fln , otras mucbas cosas que son 
mas bien psra sentídas que expUcadas, Indicanqne el roman- 
ce es de los prlmitivos , y acaso contemporáneo ue un beebo ó 
iradicion cooserTada solamente en él y ei que le sigue, al cnai 
convienen^nn con liias motivo las reflexiones de esta nota, 
sfeodo, como que es adcmas, mas perfecto y completo. 

* Don Rodrigo de Padilla aquí, Don Garcia dé Padlila en 
ei romance qae slgne, v Oon Diego Garcia de Padilla, maestre 
de Calatrava , en la Crónica del rey Don Pedro, por Ayala , era 
kennano de Dofla Maria de Padilla^ y como tal obtuvo tan alto 
empleo, despttes qae el Rey prendió , d'espojó y mandó matar 
i Don Jaao Nuflez de Prido que to obtenia. Asf foé como los 
Padillas llegaron i engrandecerse;y para eilo aconseió Don 
DiegoilRey,qnepor«na felonfa despojase del castillo de 
Coosnegra al astato prior de San iuan. 

* El rey Doo AlfonsoXI, conquistador de Algeciras , y padre 
de Don Pedr«",atraJo 4 Toro con eogafios á Doo Juan el Tuerto. 
hUo del Infaiote Don Jnan , hermano de Sailcho IV, ouc fué el 
oadre de Don Alonso Xi. Este sospechaba que dirbo Don Juan , 
hijo del infante Don Femando , qneria dispotarle la corona , y 
dcspoes de haberlc eoBvidado i comer, le hizo matar. A este 



Ál 

lancese alade en eUonsejo qne da Don Rodrigo óDon Diego 
Garcfa de Padilla. 

s Esta pregunta y su respnesta se repite varias veces aqní , 
como en Homero íos 'mensajes donde el mcnsajero , tantas 
vecescomo debe, replte las palabras qoele encargaron. 

Con este verso y el signiente comienza el antigoo romance 
del conde Glaros. 



975. 

AL MISMO ASU:(TO. 

{Anónimo *.) 

Don Garcia de Padilla , 
Ese que Oios perdoiiase , 
Tomara al Rey por la mauo , 

Y anartólo en purídade : 

— Un castillo hay en Consuegra , 
Qa*eD el muodo no hay sa pare ' 
Mejorespara vos, Rey, 

8ue lo sabréis sustentare. 
o surrais mas que le tenga 
Ese príor de San Juane : 
Convidédesle, buen Rey , 
Convidédesle á yantare. 
La comida que le dierdes , 
Como dió Toro á Don Juane , 
Que le corteis la cabeza 
Sio ningnna piedade : 
Desqne se la hayais cortado ,' 
£n tenencia me lo dades.— 
Ellos en aquesto estando 
£1 Prior llegado hae. 
— Mantenga Dios i tu Alleza. 

Y á tu corona reale. 

— Bien vengades, buen Prior 
Digádesme la verdade : 
¿El caslillo de Consuegra 
Sepamos por quién estae? 
— El castíllo con la villa, 
Señor, á vuestro mandare.— 
— Pues convidoos , el Prior, 
Para conmigo vantare.— 
— Pláceme, dljo, buen Rey, 
De muy buena voluntade : 
Déme llcencia lu Alleza , 
Licencia me quiera dare : 
Monjes nnevos son veoidos 
Irélos á aposentare. 
— Vais con Dios, Hernan Rodrrgo : 
Lnego os querais tornare.— 
Vase luego á la cocina , 
Do su cocinero estae : 
Asi habla con él , 
Como si fuera su iguale : 
—Tomes estos mis vestidos , 
Los luyos me quieras dare , 

Y i hora de media noche 
Salirte has á paseare.— 
Vase á la caballeriza 

Do su macbo fué á hallare. 
— ¡Macho rucio , macho rucio, 
Díos te me quiera guardare! 
Ya de dos me bas escapado , 
Con aquesla trés serane ; 
Si de aque&ta lú me escapas 
Luego te entiendo aforrare.— 
Presto le echara la siita , 
Comienza de cabalgare ; 
En allegahdo á Azoguejo 
Gomenzó el macho a roznare 
Media nocbe era por fiio, 
Los gaílos querian cantare , 
Cuando entraba por Toledo, 
Por Toledo, esa ciudadé : 
Antes que cantara el gallo 
A Gonsuegra foé á llegare.* 
Halló las guardas velando, 
Comiénzales de hablare ; 



Digitized by 



Google 



42 



ROMAlfCERO GBMSRAL. 



— Digldesme , Teiadores , 
Dígádesme la verdade : 
xEI casUllo de Consuegra 
Sl sabeis por quiéo esiae? 
— El casUllo con la Tüla 
Por el príor de Sao Jaane. 
— Paes abrld lueffo las puertas ; 
Calalde aqui donde estae. — 
lla guarda desque lo oy6 
Abriólas de par en pare. 
— Tomases allá ese macbo , 
D*él muy bien quieras curare : 
Déjesmelavelaámi, 
Que yo la quiero velare. 
¡Velá, velá. veladores, 
Asi mala rabia os mate; 
Que quien á buen señor sirve 
Esle galardon le dane.— 
Ei Príor estando en eslo 
El Rey que llegado bae , 
Halló las guardas velando , 
Comenzóles de bablare. 
— Decidme , los veiadores , 
Que Dlos os guarde de male , 
íEi casUllo de Consuegra 
Por quién se tiene 6 estae ? 
— El casUllo con la villa 
Por el prior de San Juane. 
^Pues abríd lueso las puertas 
Que veisló aqui doude estae. 
— Afoera , afuera , buen Rey , 
Qu*el Prior llegado bae.— 
— iMacho rucio , dijo el Rey, 
Muermo te quiera matare ! 
Siete caballos me bas mnerto 
Y con este ocho serane. 
Abreme tú, buen Príor, 
Allá me dejes enlrare : 
Por mi corona tejnro 
De no hacerte ningun male. 
Hacéroslo, el buen Rey, 
Agora en mi mano estae ; — 
Maudáraie abrir la puerta, 
Dlóie muy bien de cenare. 

(TiMOiiKDA , Ro$o etpañola. — It. Wúlp , Rota de 
ronuaces.) 

* Reimpreso por el Sr. Wolf, y tan semcjante al q«e le pre- 
c«íde, qae podiera excusarse el repetirle aqul ; pero como es 
mejorymascompleto, nos ha parecido deber reprodncirle, 
sin omitir el anterior. Las mlsmas reflexiones hechas para 
aquel le convienen en nn todo á este. 



976. 



BL REY BERMEJO , DE GRANABA , PIDB AL RET DON PEDRO 
SOCORRO CONTRA SU HERMANO , T EL RET LO BAGE MA- 
TAR SOBRE SEGURO. 

(Anónimo.) 

Dia fué muy aciago 
¡ Ay qu*el alma me lo dabai 
Cuando parU de mi reino 

Y del Alnambra mi casa 

Con trescienios de mis moros ; 
Todos erao de mi guarda, 

Y enlre ellos uno escogido , 
Que Don Edriz se llamaba : 
Ugo es de Ozmin el bravo, 
Muy aventajada lanza , 

EI qne prendió 4 los Infiuites 
En la Vega de Granada. 
Yo tomé todas mis joyas 
Para al rey Don Pedro dailas, 

Y lleffando á úna vHia 
Que veana se nombraba, 

Y i GoUerre de Toledo 
En ella me encomendara , 
Roguéle que me llevase 



Doode el rey Don Pedro estaba : 
Al Prior le plació d^ello 

Y al Rey me preseDtara, 
Dijo :— Dios le salve , el Rey, 

Y ensalce corooa y fama ; 
Yo me pongo en la lu mauo, 
Ruégote qu*ella me vala, 
Que mi hermano Mabomad 

Se me ha eotrado por Graoada. 
Si túme vales,el Rey, 
Siempre yo te daré párias.— 
Respondióle el rey Don Pedro, 
Mostrándole alegre cara : 
— Seais bien veuido, Rey, 
Reposad en la mi casa, 
Que la ayuda que es posible 
Jamas os ser¿ negada. — 
Mandáronme aposeotar 
(¿n una buena posada ; 
Don Garcia de Toledo 
A cenar me convidara. 
Estando con éi comiendo 
Entró mucba gente armada, 
A mi y á mis caballeros, 
Los que estaban á la tabla, 
Nos prenden con desmesura 

Y las jovas nos quilaban. 
A mi y a todos los mios 
Meten en la Tarazana , 

Y luego dende á dos dias , 
Un mártes en la maiíana, 
Sacironme sobre un asno 
Con mi ropa de escarlata 

A un campo que se decia ^ 
L! campo de la Tabtada. 
AIM vino el rey Oon Pedro 
En un caballo, con lanza : 
Treinta y siete buenos moros 
Que vinieron de Granada 
Uizo luego hacer pedazos, 
A ninguno perdonara , 

Y llegando al rev Bermejo 
Dióle una mortal lanzada , 
Diciendo :— Toma, alevoso, 
Que iamas se me olvidara 
Que hice una pleitesia 

Con ei rey de Aragon mala 

Por U , do perdi el casUllo 

De Ariza y su comarca.— 

Respondiérale el rey moro 

En su lengua esias palabras : 

— ¡ Rey Don Pedro, rey Don Pedro, 

Hecho bas corta cabalgada! 

(Sbpúlvkda, Romanees nuevamenU saeadot, ctc.) 



977. 

MATA EL RET DON PEDRO, 80BRE 8EGÜR0 T PARA APODEaARSE 
DB SU8 RIQ0EZA8, A HAHOHAD RET D£ GRANADA. 

{Anónimo.) 

Mabomad , rev de Granada , 
A Sevilla habia llegado 
Con cincuenta caballeros 
Que lo venian guardando. 
Mucbas joyas trae el moro 
Para ese rey castellano : 
Don Pedro era ei Gruel 
El que tenia el reinado. 
Viénele á pedir ayuda, 
Que el Rey se la babia mandado, 
Que Uene goerra con moros , 
De él quiere ser ayudado. 
Mandáralo el Rey prender, 
Llévanlo moy mahratado, 
Tomóle lo que traia , 
Y ¿ Tablada io han llevado , 
Donde al rey moro y los suyoa 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LK HISTORIA DE ESPAÍ^A. 



43 



A las caSas han jugaclo : 
El Rey como es tan cruel 
l>e ernelüad habia usado ; 
Tiróle ai moro una lanza, 
El propio con la su roano : 
Pasóle de parte ¿ parle, 
Lo que á rey no era dado. 
El rey moro en alla voz 
En arábigo ha bablado, 
Di]o.:— iOh qué lorpe iriunfo, 
Rey Pedro, babéisos ganado 
En matar á mi sin causa, 
i^on sed que te habia cegado 
De mi sangre y mis tesoros 
Que tú me babias tomado !— 
Tambien matara á los suyos 
Que Dinguno habia dejado : 
Todos mueren á las cañas , 
Qne el mal Rey lo habia mandado. 

{ Sepúlveda , Homances nuevameHte eaeaioe, ete.) 



978. 

HUERK EL BET DON PEDRO Á HAROS DE SU HBRMAICO BAS- 
TARDO DO» ERRiQOB. 

(Anónlmo,) 
Los Oeros cuerpos revueltos 
Entre los robuslos brazos 
Estün el cruel Don Pedro 

Y DoD Enríque sn hermano. 
No son abrazos de amor 

Los que los dos se están dando , 
Que el UDo tiene una daga 

Y otro un pnñal acerado. 

El Rey tiene á Enriqne estrecho 

Y Eurique al Rey apretado , 
Uno en cólera encendido 

Y otro de rabia abrasado : 

Y en aqnesta fiera lucba 
Solo un lestigo se ha hallado, 
Paje de espada de Enríque 
Qne de afuera mira el caso. 
Dospues de luchar vencidos 

i Oh suceso desgraciado! 

?ne ambos vioieron al suelo, 
Enríque cayó debajo. 
Vlendo el paje á su señor 
En tan peligroso caso, 
Por detras al Rey se allega , 
Reciamente de él tirando, 
.Diciendo :— No quito Rey 
Ni pongo Rey de mi mano , 
Pero hago lo que debo 
Al oficio de criado.— 

Y dió con el Rey de espaldas 

Y Enríaue vino á lo alio , 
Hiríenao cod un puñal 

En el pecho del Rey falso, 
Donde á vueltas de la sangre , 
El vital bilo cortando , 
Salió el alma mas cruel 
Que Tivió en pecho cristiano. 

{fiimaneero geMral.) 

979. 

LAHCItTAH LOS LEALES CASTELUNOS LA ■DERTE DE SO RBT 
DOH PEDRO , T LOS TRA100RB8 PART1DARI08 DCL BASTARDO 
DOH KHRIQOB LA CBLBBRAH. 

{Anónimo *.) 
A los piés de Don Enriqne 
Yace muerto el rey Don Pedro , 
llis que por su Talentíay 
Por voluntad de los cielos. 
Al eovainar el poftal 
Bl pié le puso eo el cuello , 



gue ann allí no está segnro 
e aquel inveocible cuerpo. 
Riñeron los dos hermanos, 

Y de tel snerte riñeron » 
Qne fuera Cain el vivo 

A no haberlo sido el maerto. 
Los ejércitos movidos 
A compasion y coutento, 
Mezclados unos con otros 
Corren ¿ ver el suceso ; 
«Y los de Enriqne 
iCantan , repican t grítan : 
»Viva Enriqne; v los de Pedro 
iCíamorean, doblao, Iloran 
»Sn Rev muerto.» 
Unos dicen que fué jnsto, 
Otros dlcen que mal hecho, 
Que el Rey do es crnel si nace 
En tiempo que ímporta serlo*, 

Y qne no es razon que el vnlgo 
Con el Rey entre á consejo , 

A ver si casos tao graves 
Han sido bien ó mal hecbos ; 

Y qne los ^ferros de amor 
Son tan dorados y bellos , 
Cnauto la bermosa Padilla 
Ha quedado por ejemplo ; 
Qne üadie verá sus ojos 

Qne 00 tenga al Rey por cnerdo, 
Miéntras que como otro Rodrígo 
No puso fuego á su reino : 
«Y los de Eoríque» etc. 
Los qne cqn ánlraos viles, 
por lisonia ó por miedo , 
Siendo del bando vencido 
AI vencedor siguen luego, 
Valiente Ilaman á Enríqne , 

Y á Pedro tirano y ciego , 
Porque amistad y jusUcia 
Siempre mueren con el muerto. 
La tragedia del Maestre , 

La muerte del hijo tierno , 
La prision de Doña Blanca , 
Sirven de íiifame proceso. 
Algnnos pocos leales 
Dan voces , pidiendo al cielo 
Justicia , pidiendo al Rey, 

Y mientras que dicen esto, 
« Los de Euriqne » etc. 
Llora la bermosa Padilla ' 
El desdicbado succeso 
Como esclava del Rey vivo, 

Y como viuda del muerto. 

{ Ay, Pedro, que muerte infamc 
Te hau dado malos consejos, 
Confiaozas engañosas, 

Y atrevidos pensamientos ! 
Salió corriendo á la tienda , 

Y vi6 con tríste silencio 
Llevar cubierto á su esposo 
De sangre y de paños negros ; 

Y que en otra parte á Enriqne 
Le dan con aplauso el cetro. 
Gampaoas tocao los unos, 

Y los otros, instrumentos ; 
« Y los de Enríqne» etc. 
Cooio acrecieDia el dolor 
La envidia del bleo ajeno, 

Y el ver á los enemigos 
Coii favorable succeso ; 
Asi la tríste señora 

Llora y se deshace, vlendo 
Cnbierto á Pedro de sangre, 

Y Enriqne de oro cubierto. 
Echó al cabello la mano, 
Sin tener cnlpa el cabello , 

Y mezclando perlas y oro, 

De oro y perlas cobríó el cuello : 
Qniso decir, Pedro, 6 voces , 



Digitized by 



Google 



44 



UOMANCBRO GENEUAL. 



Víllanos, vive en mi pecbo, 
Has poco le aprovechó; 

Y miéntras lo esiá dícieudo , 
cLos de Enrique» elc. 
Basgó las tocas mostírando 
El blanco pecho encobierio, 
Como si íuera cristal 

Por donde se viera Pedro. 
No la vieron los contraríos, 

Y vióla iovidioso el cielo, 
De ver en tan poca nieve 
Un elemento de fuego : 
Desmayóse, ya vencida 
Del poderoso tormento , 
Cubriendo los bellos ojos 
Muerte, amor, silencio y sueño. 
Eutre tanto el campo todo 
Aqui y alli van corriendo , 
Vencedores y vencidos, 
Soldados y cabalieros ; 

« Y los de Gnrique 
«Canlan, repiten, y grltan : 
vViva Enrique ; v los de Pedio 
vClamorean, doblan, llorau 
»SuRey muerto.» 

{Romaneero gcneral.) 

* Es nn bellísimo romance, Henode puesfa y rubasta versifl- 
eacion. En él no bay palabra ni imágen que iiu sean oportunas. 

La elevacion de los sentimientos, ia cooiision vigorosa 
con que se expresan,la bermosa y robiifeta versiücacion de 
este romance, y los mismos derectos qne tal vez le afean por 
ci prurito de ostentar sutileza en los ponsamientos y las 
imágenes, nos ínclinan á creer que es obra de Góngora , aquei 
raismo poeta que, compitiendo con el Ariosto, compuso el rn- 
mance de Angélica y Mcdoro, quc dice : l.u un pasíoral u/l/f. - 
gue. Compftrense uno y otro, v se hallará no soio semcjanza , 
siDO idcntídad en algnnos accidentes de la composicion. Gdn- 
gora , mas que nadie , dió al romance toda la aptitud noble v 
eiu'rjica capaz de expresar asuntos épicos. 

< Casi todos ios soberanos j mooarcas , ü quiencs tas cla- 
ses altas de la sociedad, y los bistoriadores conirarios á ellos, 
han liamado liranos y cruelcs, han sido muy popnlares. El 
pueblo ba liamado justos á Tiberio, á ^eron , y á Oun Pedro 
el Cruel; y asi pvdo scr. ^orque su rucfailla se ensaOaba par- 
ticularmente contra los ncos y grandes que oprimían al puc- 
bo, el cual veia con gusto caer sus cabczas, yso riqueza 
em^leada y repartida en parte entre las rfascK bajas que la 
envidiaban. Asi ios que suman llamaban tinnos á riertos re- 
yes, miéntras aue los que gozaban los llamaban justus. Nues- 
tro rey Don Pedro fué tanto aias popular, cuanto destruyendo 
i los rebeldes poderosos qne le hosUgaban , acndia al pucblo 
para dorainarlos, y miéntras los abatia, ensalzaba'Ias clases 
medias, y satisfacia la especie de enviaia y celos que sicm- 
pre existe entre los poderosos y los desvalidos. 

> Anacronismo evidente es bacer lameiKar á 1» Padilla la 
mnerte dc Don Pedro, cuando es histdrico que esta dama 
lalleció con anteríX)ridad á la fatal catástrofe de sn amado. 
Perddnasc sin embar^o al poeta esta falta , por haberle pro- 
porcionado una sitnacíon tan beila, tan ínteresante y tan dra- 
mitica como la que aqui se ve. 



980. 



RtSÚMElf DE LA H18T0RIA DEL KBT D05 PBDRO EL CRDEL 

{De Lorenzo de Sepúlveda,) 

Fallecido es el buen Rey, 
Don Alfonso era llamado , 
El onceno d*este oombre 
Que ántes dél babia reioádo. 
Murió sobre Gibraltar 
Que el Rey tenia cercado : 
Falleció de pestilenciay 
Mucho á Castilla ba pesado, 
Que era Rey muy querldo 
De sus Telno» muy amado. 
Hobo los reiuos su hijo, 
El Cruel Pedro llamado. 
Casóse con Doña Blanca 
V luego la babia dejado. 
Fuése para Monlalvan, > 
Que allí es barragauado , 



CoD Haria de PadiIIa 
Que lo tiene ettbechizado. 
Fa¿ enbechizado d'esta auerte ; 
La Reina al Rev ba^iia dado 
Una ciuta mucuo rica 
De oro muy bien labrado , 
Cou perlas , piedras preciosus 
De valor muy estimado : 
Ce&iala el rey Don Pedro' 
Con placer. de niuy bueu grado, 
Porque se la dió la Reiua, 
Que dél era muy amado. 
Doña Maria de Padilla 
La cinta bobiera en su mano. 
Dióla en poder de un judio 
Que era migico y sabio ; 
Puso en elia tales cosas 
Que al Re^ mucho bao eapantado . 
Uue en cinéndola en su cucrpo 
Culebra le ha semejado. 
Cobró de ella grau pavor ; 
Qu*era aquello na preguulado; 
Los parieutes de su amiga 
Al'Rey babiau engañado : 
Dyéronle que la Reina 
Con ella queria matarlo ; 
Mucho la desama el Rey, 
Luego d*ella se ha apartado. 
Contra ella hizo proceso ; 
A sus graudes ha pesado , 
Mayormente ¿ Don Enrique 

Y tambien á sus bermauos. 
Determinau todos juutos 
De poner la Reiua en salfo, 
l^oniue estaba inocente 

De lo que le es levantado. 
El Rey tiene enojo d*ello, 
Lue^o los ha desterrado ; 
Mato muchos caballeros 
Los mas uobles y esiimados. 
Udo fuera el buen maestre 
De Calatrava llamado; 
Garci Laso de la Vega 
Caballero muy hourado ; 

Y en Córdoba esa ciudad 
Biat6 ¿ veinte jurados, 
Otros muchos caballeros, 

y ¿ Don Fadrique, su bermano 
A Don Diego y á Don Juan, 
Niños, sus propios hermanos, 
Tambien los iizo matar 
SiD ser eo uada cutpados ; 

Y al buen Don iuau de Ledesma, 

Y á Don Pedro ha de^ollado, 

Y á Doña Leonor su lia, 
Que de Aragon ha el reiuado : 

Y allá en Medina Sidonia, 
A su mujer ba matado , 
Esa Reina Doua Blanca. 
Sin baber en uada errado. 

?uemara a Doña Urraca, 
tambien fuera asolada 
Todo el iinaje de Lara , 
Tau antiguo y sublimado. 
Don Gutierre de Toledo 
Fuera muerlo , y tiesterrado 
Don Baseo , el arzobispo 
De ToledOf ese oblspado. 
Degolló á DoQ Alíonso , 
Que Coronel fu¿ nombrado, 
Que füera ayo del Re^ , 
¡Muy mal pago le babia dado ! 

Y ji Perálbarez de Osorio 
Tambien le quitó su Estado ; 
Degollólo eu Villa-nueva ; 
Tambieu degoHó á Don Sanclio» 

Y á Don TelTo y Don Fadrique , 
Sus herinanos sop llamados. 
Doña Leoiior de Guzman 



Digitized by 



Google 



ROHANCES REUTIVOS Á LA HISTORIA DB ESPANA. 



4:> 



Tambieo murió por su mano, 

Y cn presencia ae su madre 
Cnatro babia descabezado , 
Caballeros de valia 

l)e España may eslímados : 
Pero Esiévan el maesire 
De Calalrava maestrazgo; 
Ruy Gonzalez CasiaDeda ; 
Alonso Tellez honrado , 

Y Marlin Alonso Tello. 

Su madre, que lo ba mirado, 
Turbada de Ul crueldad 
Como muerla babia quedado ; 
Espantada eslá muy tríste , 
Oesconsolada pasando ; 
Muríó desde poco tiempo , 
VÍYió siempre lamentando 
La crueldad que su'bijo 
Hizo como mal cristiano. 
MüS estando en MonUel 
Lo ba muerto ese su hermano : 
Don Eorlque se llamaba, 

Y por rey se ba coronado 
Fué España muy alegre , 
A Dios está alabando : 

Los que él vlviendo «rao irístcs , 
CoD su muerle se bau gozado. 

(SiPÚLVEOA, Ronumces Muepem&ñt¿ sacadMt etc.) 



EPOCA DE DON JÜAN PRIMERO. 



981. 

nox JOA^I PRIHERO DR CA8T1LLA 8E SALVA DB LA BATALI A 
IIE AUOVAimOTX E7I EL CABAtLO QUE LE DA PERO C0>- 
7.ALEZ DB HEKDOZA, EL CUAL MUERE Elf ELLA PELEAIIDO. 

(Anónimo K) 

— Si el caballo vos bau muerto, 
Subid, Rey, en mi cabaiio ; 
Si en plé no podeis teiiervos , 
Llegad, sobirvos be en brazosv 
Poned un pié en el estribo, 

Y el otro sobre mis manos ; 
Catad que cresce el gentlo : 
Maguer fine vo, salvadvos. 
Un tanto es blando de l)oca , 

Bien como á tal sofrenadlo ; * 

Non vos empache el pavor ; 

Dalde rienda y plcad largo. 

Lo oue sembrastes en mJ 

Vos 10 toroo mejorado , 

Que nunca la buena tierra 

Ñegó el Truto ningun afio. 

Noo vos obligo en tal fecho 

Nin me fincais adeudado, 

Que tal escatima deben 

A Io8 reyes sus tasallos : 

Y si es verdad lo que digo, 
Non dirán los castellanos 
Eo oprobio de mis canas 

Qoe Tos debo et non vos pago ; 
Nfn las duefias de Castilla, 
Qae á sns maridos fidalgos 
6^0 en el campo difuntos , 
E salgo vÍTo del campo. 
. Ménos causa tuvo Enéas , 
Paes caando fizo otro lanto, 
Tan solo salvó 4 su padre , 

Y al padre de todos salvo. 
Pero si eti la lid sangrienta , 
Por la dicha del contrario , 
Eo tueso servicio, Rev, 
Flnco yo fecho pedazos , 

A Diáffote os eocomiendo ; 
Cataa por aquel mocbacho : 
Sed padre é amparo suyo , 



E Dios sea en vueslro amparo.— 
Esto dijo el montafies, 
Senor de Hita y BuKrago, 
Al Rey Don Juau el primero, 
Y eiitróse á morir lidiando. 

(Vega Carpio , ComedU intUulada El eaballo vos 
han mner-to. ) 

* Este romance, mny popalar v antlgno, lo ÍntereaM Lope de 
Vcgi f n su comedia , y se hafla en el íUmaneero teneral ; 
pero en lenguaje modemo , y con algunas snpresiones. 



EPOCA DE ENRIQUE III, EL ENFERMO. 



DK CÓMO ENRiQUE III, TléKDOSE POBRB T DESPOJADO POR 
LOS GHANDES T PRELAD08, LOS HACE KESTITUIR Á LA C(>- 
RONA LOS BIENES , FORTALEZAS T MANDOS QUE LA USUR- 
PARON. 

{Attónimo.) 

El enfermo rey Enrique, 
Tercero en los castellanos , 
Hijo del primer Don Juan 
A quien mató su caballo, 
Mozo de espiritu altivo 

Y de corazoii muv bravo, 
Viuiendo un dia de caza, 
Ayuno, cansado y flaco, 
Halló que solo tenia 
Para que cenase, un plato 
De una espalda de caniero, 

Y el balaodran empeñado 
Trujo el comprador mayor, 
Por no baber en el palacio 
A la sazon un real 

Ni darlo cl deposltario. 
No quiere cenailo el Rey ; 
Pidio que le diesen algo, 

Y tráenle una codoruiz 

Que el. mismo Rey ba cazado. 

Afirmóle el majordomo 

No hay mas, ni con qu^ comprallo. 

Sérena el severo rosiro, 

La tierna barba trabando ; 

Con mil imaginaciones 

Se sale de su palacio , 

Y á la posada del conde 

De Niebla se foé embozado , 
Donde aquella noche estabau 
Todos los grandes cenando. 
Vido cómo ies servian 
Mucbos fáisanes y pavos. 
Estuvo un rato suspenso , 

Y aquesto considerando , 
Dgo entre si : — No soy Rey : 
Lo (|ue siendo Rey no aicanzo.— 

Y díciendo estas razonea , 
Dió la vuelta á sn palacio, 
Do estuvo tdda la noche 
Su desempeño trazaudo. 

Ya Apolo, dios de la lumbre, 
Salió dorando los campos, 
Cuando con un mayordomo 
Llamó grandes y perlados 
Que vengan á su aposenlo, 
Fiogiendo que estaba malo. 
Viencn todos ai momento 
Seguros y descuidados : 
Clerran al punto las put rtas 

Y la púenle alzan en allo. 
Aparecese la guarda 
Paesta en órden en el palio« 

Y el^Rey eu su real siUa 
Con el espada en la mano. 
Enlró en la sala e1 verdugo 
Con el Cttcbillo y los lazos. 



Digitized by 



Google 



4G 



Oiceles el Rey qoe moerao 
Gonio irafdores y falsos , 
Poes el real patrimoaio 
Le ÜeDen asi usurpado» 
Qae 00 le dejao tiacienda 
Aun para el gasto ordinarío, 
La flera espaniosa imágen 
De ia muerte amenazando 
Iba á aquellos caballeros, 
Cuaodo ei obispo Don Pablo 
Bnderezó sus razooes 
Al Rey eooiado y bravo , 
Orreciéodole por todos 
ResiituGion , coenu y pago , 

Y en Unto qne queden presos 
HasU esur efectuado. 

Hay demandas y respuestas , 

Y al fln quedó concerUdo 

8ue entregarán los castillos, 
enu y almojarífazgo, 
Gon lo cnal quedó este Rey 
11 oy mas lemido y honrado. 

{RoaKmeeró general,) 



ROMANGERO GENERAL. 



Ml DUZ DE aOJAS, ALCAIDB DB ATSTEQUBBA, QOE TOVÓ 
A ALMAICSA, HATA UII HOHO CABALLERO. 

{De Lúeas Rodriguez.) 
— Vente á mi, el perro moro, 

8ne no á los niños muchachos : — - 
ícelo porque en Almansa 
Tres hJijos le ban encerrado. 
Anda muy furioso el moro 
Por el africano campo : 
Derrama sangre crlstiana 
Como lobo eucaroizado ; 
Toda la geute le buia 
Con temor de velle airado. 
Mirándole está Ruy Oiaz 
De Rojas, el afamado, 

§ue es alcaide de Antequera , 
Alraansa se le ha entregado 
Apríesa pide las armas , 

Y que le dén un caballo, 

Y locado ¿ la morisca , 

Sue siempre lo ha acostumbrado , 
in poner pié eo el estribo 
Eo el cabaüo ha saludo. 
Por ei camino donde iba 
Todo lo deja temblando » 

Y el moro cuando lo vido, 
Solo en Telle ha desmayado* 
EI Alcaide taleroso 

?ue aguarde le va rogando, 
se combau con él , 
i}n*él solo le pide campo; 
Jias el moro no pretende 
Hacer lo que le es rogado. 
Haciendo pié en el estribo 
Hizo on golpe sefiálado ; 
Adarga y coerpo le pasa , 
Arzon y cuello a1 caballo : 
Gaballo y moro han caldo , 
Porla tierra van rodando, 

Y el Alcaide Taleroso 
En un punto ftaéapeado , 

Y le cortó la cabeza 
Gon un agudo terciado, 
Volviéodose para Almansa , 
Seguro y moy sosegado, 
Sin haber moro ninguno 
Qoe se lo haya demandado. 

(R0DBI601Z, B0manceto kiitorUio.) 



2: 



EPOCA DBL REY DON JUAN II , CON LOS ROMAN- 
CES DEL DUQÜE DE ARJONA Y DE DON ALVARO 
utá LUriA. 

984. 

FBISIOR DEL DOQOB DB ABJONA. 

(Anánimo,) 
En Arjona estaba el Duque < « 

Y el buen Rey en Gibrallar : 
BuTióle on mensajero 

8oe le viniese á habUur. 
alaTentorado el Doqoe 
Vino luego sin urdar ; 
Jornada de qoince dias * 
En ocho la fíiera 4 andar. 
Hallaba las mesas poesus 

Y aparejado el yanur, 

Y desqoe hobieron comido 
Vanse á on jardin á holgar. 
Andándose paséando 

El Rey comenzó de hablar : 
--De ?os , el duqoe de Arjooa, 
Grandes qoerellas me dan, 
Qoe forzades las iñojeres 
Casadas y por casar ; 
Qoe les bebiades el vino, 

Y les comiades el pan ; 
Qoe les tomais la cebada, 
Slú se la qoerer pagar. 

— Qolen os lo dyo , boen Rey, 
No 08 dijera la verdad. 
— Llamaisme á mi camarero 
Demicámarareal, 
Qoe me traiese onas carus , 
Qne en mi baijoleu estáo. 
Védeslas aqul , el Duque , 
No me lo podeis negar. 
Preso, preso, cabalieros, 
Preso de aqui lo llevad : 
Entreffadlo al de Mendoza « 
Ese mi alcalde leal. 

{CúMáomro ie rowuMee».'\ 

* DoB Fidriqnede Gastilla y Castro,doqnede Aijona, sn- 
cesor en U privanza y despojos de Ruy Lope de Avalos , fné 
mtndado matar por Don Jnan II, qne despoes bizo valldo 
snyp a Don Alvaro de Lnna. 

* Este verso y el signiente se replten al pié de la letra ea 
varioa romances. 



DON ALFOICSO, COBDB DB 1UBA60RZA, ■AESTIB DE GALATBAp- 
VA , VIOLA UIIA DOIfCBLLA, DE QUIEII IfACE DCflf JPAN DK 



ABAGOH^ 



{Anónimo,) 
El de la gran croz de grana, 
EI Aqofles de Aragon , 
El qoe 8<^re las estrellas 
Soclaronombrefijó, 
El vencedor por costumbre 

Y por soerte vencedor ; 
El manso con los homildes 

Y con los bravos leon ; 
Aqoel valeroso Infante 
De Ribagorza se&or, 
Espanto del agareoo, 
Del sarraceno terror ; 
El iocMto Don Alonso 
A qoien jamas orendió 
Hempo, envidla , olvido , moerte, 
Ni el torpe temor rindió , 

Entre el estmendo marcial 
De la trompa y atambor 
l)n regalado coidado 
Le dio asalto y embistió. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA RiSTORU DE ÉSPAf^A. 



47 



Aqnel ceguezaelo isleilo 
Qae de sn esUDCia sacó 
Al reclor del moote Olinipo , 

Y ooD él eo tierra dió ; 
El mismo que á Marte airaüo 
£1 celeste aroes romptó, 
ScÚeta , ríode , aTasaila 
Al que el muudo no bastó. 
Un bello divioo objeto 
Eu la tierra le mostró , 
Que á ignorar quién le babia becho 
Se couociera su autor. 
Ei-a uua tierna doncelia 
De admirable perfeccion , 
Tan bonesta como noble , 

Y extremada en discrecion. 
Llámase üoña Maria 
Juuquera , que es produciou 
l)e la loable Cataluña 
Para aumento de su booor, 
A quien el famoso Infanle 
Con instancia preteudió 
Con amorosas promesas, 
Pero ninguna bastó. 
Vistas las difículudes 
De violencia se valió , 
Que como amor es villano 
Alrevérsele es mejor. 
Iba el valeroso Infanie 
Con su ordinarío valor 
Componiendo en Cataluüa 
La confusa alteracioo ; 

Y valiéndose , cual sabio, 
De la loable ocasion , 
A ciertos soldados suyos 

8ue la robaseo mando , 
on que el deseado frulo 
De sus fntentos cogió 
Dando al mundo uo nuevo Marie, 
Que fué Don Juan de Aragou , 
Que en el famoso coodadd 
Dignamentesucedió, 
Cuyo valor & la fama 
Su memoría cousagró. 

[RmMcero geMeral) 

* El héroe de este romance artfsúeo es Don AIonso de Ara- 



Íoo 7 de Navarra, primer daqne de Vlllabermoaa , bijd natoral 
e DoB Jnao II, rev de Aragon j de Navarra. Pné por consl- 
níottte aobriBO de Don Jnan II de Caatflla , y bermano baatardo 



de Don Femando el CatóUeo. Sn tio le eonflrié el gran maea- 
trazjro de Calatrava ; pero babiéndose indispnesto los reinos 
de CaaUIIa coa el de Aragon, el Naestre, ravoreciendo 4 sn 
padre eontra sn rey y sefior, fn¿ encaosado y privado de la dig- 
■Idad de Naestre. por sentencia del Capitufo de la drden oe 
CaiaUrava. Sin embargo de esto , retirado á Aragon y formaodo 
80 dsma , conservd el títnlo de Maeslre dnrante diez afios, al 
eabo de los coales, probaodo qoe bizo snsvotossio volnotad, 
obtovo del Pana sn nnlidad , v se casd despues. Tnvo varios 
bijos, 7 Don Jaan so primogenito contiouo con sos descen- 
dientes el docado de vniahermosa y el condado de Ribagorza. 
So biznieto, Don Hemando de Aragon, fné aprislonado como 
presooto eómplice yactoreo las turboleodas de Zaragoza, 
coaodo el miooao proceao de Antonio Perez; ven la cansa 
fae se le rormd por la Inooisieion, resulta por dtcbo de tesU- 




bUa de on ropavcjero, liamada Estenn Conejo , pero hermosi- 
sima mqier : la eoal eoovertida se dtio Dofia Narla Saoehez , 
sogoD Lloreote en so Hutarié de ia InMitéáán. El antor del 

dcl slgio X 



B, becbo eo loa ólümos afios dél sigio xvi ó primeros 
del XVII , desecbando esta anécdota tradicional de crdnica es- 
candalott, bace objeto de la violencia del Maestre ú nna no- 
ble dama oombrada Dofla María de Junqnera , la cnal tüé ro- 
bada por nnos soldados y poesta ft merced de so aoMDte, 
qoieo , seguD el poeta , hizo nna gran bazafia , Ytüéiutose com 
éúHo^ de la looble ocatUm, y engendrando asi ai Don Jnan 
de AragOD, segnndo doqoe de Villabermosa , coyas hazafias 
igooramos ; pero qoe deberiao ser heróicas, pues el poeta li- 
sooicro da taota ImporUincia A la pcrsona , qne bace de so 
oadmieoU) la diseolpa de on crfmen bratal , tnmoral , y basta 
^Mlfldo coH vUIaola , contn ona dama bella, noble y vir- 



HOllANCES DE DON ALVARO DE LUTiA. 



VAGOS PRCSENTiWEHTOS QDB ANONCIAH Á DON ÍLVAflO 
DE LONA SO CAIDA DB LA PRIVANZA DEL EET. 

{Anónimo.} 

HabUndo eslin sobremesa 
Con puridad y silencio, 
Los ojos enternecidos , 
Los ánimos iiiquietos, 
La duquesa de Escaiona 

Y el Coodestable del reioo , 
No como otras veces sneleD 
De placeres y contentos. 
No daban ffratos oidos 

Al dulzor del instrumento, 
Ni de graciosos juglares 
Gostan donaires y cuentos ; 
Que al coraaon afligido 
Cuando el alma da tormeoto, 
No deja lugar vacio 
Que no lo ocupe eo el pecho. 
Tomó el Haestre la mano, 
Representando en su gesio 
l}na trágica desdicha 
De sucesos verdaderos. 
— No sé oué imaginacion 
Contra mi dicba se ha pueslo, 

8ue ameoaza una caida 
asta el mas profundo cenlro : 
Poco á poco va faltando 
Aqnel resplandor snpremo 
Que á mi luna presto ei sol, 

Y boy eo vez d^él presu duelo. 
c¡Ma8 ay vida infelice y desabiida, 
aAntes tormenlo sois qae dulce vida!» 
Ftti remedando al cipres 

Que quiere snbir al cielo, 

Y halió mas cerca del rayo 
El rigor de su elemento : 
Prestóme, como á Faeton, 
Su carro y caballos Febo, 

Y de su fuego abrasado 
En humo quedó desbecho. 
En vencer mis enemigos 
Nada á Josué me parezco, 
Pues él venció con la luz, 

Y yo con ella perezco : 
De Nabucodonosor 

En mi la estatua contemplo 
De oro y polvo levantada , 

8ue desbecha vino al suelo. 
n declarado enemigo 
Pone 4 mi vida estropiezo» 
De la codicia enga&ado, 
Nacido en el hondo iu6emo. 
Dicen que se llama Invidia, 

Y aunque en rostro y talle es bello, 
Yiboras le desnedazan 

Vientre, entranas, pecbo y cuerpo. 
Asiste en fos tribunales 

Y en los palacios soberbios, 
Vfstese de cortesía » 
Trata cón los lisooieros : 

«¡ Blas ay vida infelice y desabrida, 
» Antes tormento sois que dulce vida! » 
Este contrarío insnfribie 
Causa mi pena y tormento , 
Que acomete acompanado, 

Y yo, como solo , temo. 
Conozco de sus astucias 
Los enga&osos rodeos , 

gue las entraüas destruye 
1 alquitran de su fuego. 
Prod^io soy de mi mano, 
D*él no huyo aunque lo veo, 



Digitized by 



Google 



4S 



HOMANGBHO GBNfiRAL. 



Temeroso que mi lunibre 
Kaltará por su cimienio. 
No hallo iglesia segura , 
Pnes la puerta de sa templo 
Me ha cerrado ^l rey Don Joan , 

Y á mi bonor ba puesto hierro. 
Vutveré á mi suerte bumilde, 
Como la pieüra á su ceotro, 
Pues me na daüo como niño , 

Y quiudo como Tiejo. 

¡ Ay pompa liumana del mnndo, 
Traida de los cabellos ! 
¿Cdmo le gocé lemprano 
Para perderte mas presto? — 
Mas adelante pasara 
El llanto V soliozos tiernos ; 
Llegó def Rey un recado, 

Y levantóse oiciendo : 

t ¡ Mas ay vida infelice y desabrida, 
vAntes tormento sois que dulce vida!» 

(Silva de varioi romaneei.— It. Bmances ie Dom 
Alvaro de Luna, 3.« partc, Pliego suelto.) 



987. 

AL HISMO ASIJNTO. 

{Anónimo.) 

A Don Alvaro de Luna , 
Coiidestable de Castilla , 
El rey Don Juan el Segundo 
Con mal semblante le mira. 
Dió vuelta la rueda varia , 
Trocó en saua sus carictas , 
El favor en amenazas : 
Privaba, mas ya no priva. 
EJempIo dejó en la tierra 
Porque el hombre mire arriba : 
No hay segiiridad humana 
Sin contradiccion divina. 
(Ina siesta , el Condestable , 
Que dormilla no podia , 
Con su secretarío á solas 
D*e6ta manera plalica : 

— Hoy el Rey no me ha bablado» 
Miróme de mala guisa , 
Dejáronme venir solo 

Las ffentes que me seguian : 
TraiQores me quieren inal 
Y con el Rey me malsinan ; 
El es fácil , lalsos ellos , 
Venceránle si porfian. 

— Condestable, ml st uor, 

EI mar brama, el aire arrima 
Tu nave á enemigas rocas, 
Amaina porque no embista. 
Sigue, cual la sombra a1 cuerpo, 
A Ta privanza-la euvidía ; 
Aprisa subiste a1 irono , 
iGuarda no bajes aprisa! 
La pompa humaua tü sabes 
Qne engendra ambicion malqtiisia , 
Besadumbrc, qoe en el aire 
EslA de un cabello asida. 
A los piés dcl Rey te arroja , 
Dile : — Señor, resucita 
Esle mnefio á la lu gracia , 
Pues faé tu gracia su vida.— 
Grande amor uunca sc acaba 
Sin dejar grandes reliquias, 
Que discnlpen del amado 
Agravios y demasías. 
Tcndrán tus amigos glorta , 
Tus enemigoá^ostlicna , 
Tu verdad vitorias claras, 
Claras penas sus mentiras. 
La humildad todo lo vencc 
Con los reycs , las porfias 



SoD vaiveoes peligrosos, 
Dan miserable caida.— 
Esto dijo el secretario : 
Triste el Maestre suspira , 
Diciendo que á Dios ensafia 
Ei hombre que en hombre fi*. 

{Siiva de varios romanees. ^ll, Romaueero gene- 

ral,— It. Romaneet de Don Aharo de Luno, 

1.« parte, Pliego saelto.) 

988. 

QtlÉJASE DOII ALVABO AL RET DE QUK LE FAI.TA 
SO PRiVANZA, T SE \E DESDEñADO. 

(Anánimo.) 

ElMaesire de Santíago, 
De los privados ejemplo, 
A los piés del Rey se arroja 
Estas palabras diciendo : 
— Bien se ecba de ver, Señor, 
Que hay falsos eu tu consejo ,- 
Pues que puede una traicion 
Mas que el amor en tu pecbo. 
Los baberes que pne diste 
Fuéron la causa , pues ellos 
Dieron principio á la envidia 
Que en este paso me ha pueslo. 
Fácil fuiste para darlos 

Y fáciles se volvieron ; 
Qoe mercedes tan baratas 
No tienen buen fundamento. 
Esta cruz que me pusiste 
Es la cruz que agora llevo , 
Que el amor hlzo suave 

Y tu desamor tormento. 
jBien tiene que ver el mundo 
De mí terríbi'e suceso , 
Pues e1 que se vi6 ¿ tu lado 
Se ve á tus piés sin remcdío ! 
No pido que me perdones, 
Qoe contra ti no hice yerro, 
Antes aquestos me pones 
Porque parezca tenellos. 
Gontenta á mis enemigos ; 
Pero mira, Rcy, que veo, 
Poes que me matau sin causa , 
No estés muy s'eguro d'ellós. 
D*ello8 te guarda , señor, 

Qoe es eo traidores muy cierlo, 
. En haciendo una traicion , 
No parar basta ser ciento. 
A muerte estoy condenado, 

Y de morír no me quejo , 
Porque acabarse teuian 
Cosas que no soo del cielo. 
Rico y próspero me he visto, 
Pobr'e y cauti^o me veo, 

Lo uoo para mi daño , 
Lo otro por mi cousuelo. 
Ya mi luna está eclipsada, 
Ya no da luz cual un tiempo , 
Poroue le ha faltado el sol 
Qoe le dió la luz que pierdo. 
Sé que se trata en pedir 
Limosna para mi entierro; • 
Yo cual alma te la pido 
De aquel lu querido cuerpo. 
Tu misericordia es falsa , 
Tu justicia no la temo, 
Pues voy delante de un juez 
Mas josto y mas iusiiciero. — 
Esto dijo el Condestable , 

Y el Rey enlró en su aposento 
Sin respondclle palabra 

A lo que estaba dicieudo. 

{Sik/a dé vanot romancet.— It. Romaneet de Dom 
Álvaro de Lnna, 3.a parte , Piiego soello.) 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELATIVOS Á LA HIST0R1A DE ESPANa« 



Oíl PAJr 9t DOR ÍLVARO LE ACOITSEJA QUK HUTA tAS IBAS 
OB SOt ElfMIGOS T DEL BET, HAS Úl DESDE5ÍA EL 
AVISO. 

— Subid, señor Gondesuble, 
' Ed ese irolon aprisa , 
Fugiréis del Rey la saña 
Que á daros la muerie iüciu« 
Non Tos fieis de Torluna , 

§ue cuido qtte borrible os mira, 
es sin prudencia su rueda 

Y os puede abatir de arriba. 
InconsUnies son los bombres, 
Sos palabras son flngidas^ 
Cautelosas sus mercedes 

Y aus faiagos mentiras. 
Volved los ojos, Señor, 
A ias pasadas ruioas , 

Y fnrud el cuerpo agora 
A la que ?08 Tiene encima. 
Tenecles espejos claros 

De mil pasadas desdichast 
El tíempo Tos da logar, 
Las señales tos avisan. 
De lot prívados lisonjas 
Son afeiUdas mentiras , - 

Y coido que ban de ser sombra, 
Pues el Rev so gracia os quita. 
A las pasaJas mercedes 

lYoD mireis, que ya declinan, 

Y enredan nn bombre bueno; 
Non Tos fieis mas : fugildas i 
Qoe & la corriente funosa 
La safia del Rey imiu , 

Coo cuyo raudal veloz 
Lo mas allo se derriba. 
Pensad qne babedes subido 
A extremo de la desdicba : 
La leTaotada prívanza 
Vos amenata caida. 
La muerte Tiene con alas 
Poestas las faldas en cinu : 
Non bay plaxo qoe non llegue, 
VI deocla qoe non se pida. 
De ioTidia ona escnra nube 
Voestros reflejos eclipsa, 

Y d*esos divlnos rayos 
La luz de príTanza qullan. 
HQchos grandes conoceis 
Que Tos tieoen grande iovidia : 
il Rey es fácil , tos solo, 
Goardad noo tos fagan minas; 

8oe en la casa de los reyes 
omo la ambicion domina , 
Anda solapado el odio 

Y cansa grandes roitias. 

La Reioa os qoiere dar moerle 
El Rey el segor afila ; 
Dalde logar en que quiebre 
£1 tlempo sus |[raTes iras. 
Non Tos siúeteis á fierros 
De las cárcelesesqnivas, 
Que enemigo aherrojado 
■as á sn contrarío aviTa. 
Non seais en voeslras cosas 
La flor de la maraviJla , 
Qne crece al salir el sol , 

Y el mísmo sol la marchiu. 
Activad la aguda espuela , 
Uirad non vos falten cincbas, 
Qne mas que ruego de buenos 
Üs ioiporta la fugida. 

Oad oido k mis razones, 
Qne el amor la lengua incita : 
Dejad la Corte y fugid , 

Sne esperar non acrediu.— 
sto ddo al gran Maestre 

T. XTI. 



Un paje queleserría; 
Non curó de él , y durmióse 
Recostado en una silla. 

{Silva de varios romances.- It. nomanee$ ie Dc» 
Álvaro de Lvna , 3. ■ parte , niego snelto.) 



990. 



PEISIOIf DB DON AlTAIIO. — P1DE TCB AL HET, 

SIN cokseguiblo. 

(Anónimo.) 

El Rey se sale de misa 
De Sauu Maria la Blaoca ; 
DoD Alvaro el condesUble 
Con otros lo acompanaba. 
DUole e1 Rey, en llegando , 
Gon enojo estas palabras : 
— Partios d^ aqui , Condestable, 
Que por vos me desacatan : 
Por creer vuestros-consejos 
Malme quieren en España ; 
Si por eude hacedes otro 
Hariades en etlo saña.— 
Ya se parte el Condeslable , 
Ya se vnelve & su posada, 
Ameoazando á ios grandes 
Que al Rey Un mal ínformarau. 
bn la noche A la sn ceoa 
Diego Goter recio entrara; 
Dijole : — GaUd , señor, 
Qoe por todo Búrgos anda 
Cómo habedes do ser preso 
El miércoles, que es mañana : 
Cabalgá en la mi mula 
Que yo vos sacaré en ancas 
A la pueru de San Juan 
Cubierto con la mi capa.-* 
El Haestre se turbó , 
Dijole que bien hablaba ; 
Pidió una copa de vino 
Con unas peras asadas ^ 
Como las nubo comido 
Adormido se quedara. 



Dtíole Diego Goter 
Salií 



iliese, que se Urdaba : 
Dyérale, anda, Tete, 
Que Toto á Ul que no es oada. 
A la mafiana oiro dia 
CarUgena se levanta : 
Vió Tenir Oon Alvar Zúñiffa 
Con doscientos hombres d^armas. 
Fué á despertar al Maeslre ; 
El Maestre luego s'atma. 
DUole : — Tu padre avisa 
Que por él cercao la casa : 
Castilia, TÍene dlciendo, 
Liberiad e1 Rey demanda.— 
El Haeslre a1 gran ruido 
Asomóse ¿ una venuna. 
Dijo : — ¡ Hcrmosa gcnie es esut - 
Mas Ineso dentro s'entrara, 

§ue le ilró un ballcstero , 
por muy poco le errara. 
El combate fué tan recio 
Que no hay cosa que le valga. 
Acordó darse á prísion , 
Asi 6omo el Rey lo manda. 
El Rey pasaba & comer, 
Iba allí el obispo de Avila; 
• Vióle asomar el Maestre, 
Y como le vió asi rhabla ; 
El dedo puesto en la freoie 
Díjera con toz muy aita : 
--Para esU , Don Obispillo , 

gne la pagueis bien doblada.^ 
1 Obispo respondiera 
Gou miedo al Telle coo salía : 
4 



Digitized by 



Google 



so 



ROMANCEIRO GENERAL. 



—Por las oraeiMf mie l«Dgo » 
Sefior , yo 00 os cuípo eo oada , 
Ni 08 lengo mas cargo d'eato 

gue 08 Uene el Rev de Granada.-^ 
Qvió el Haestre al Rey 
Le escuchase uua palabra : 
£1 Rey ie envió á decir 
Se acuerde le aconsejara 
Que k bombre que preudiesc 
Munca le muesire la cara. 

{Siha de varht rommieet.) 

991. 

TnASLADAH PRESO k POM ÍLtARO Á VALLAPOLIP, T EN RL 
CAWKO LE AKUNCIAN UKOS FRAILK8 80 MUCBTE.*- SUS 
CONTRARIOS LE ULTRAJAR. 

(AttÓttÍmO,) 

Ya le sacan del Portillo 
CoD moy gran caballeria , 
A Doii Alvaro de Luna , 
Condesiable de Castilla. 
SácaloDiegodeZúñiga, 
Qu'él en guarda lo teuia, 
MuT cercado de hombres d^armas 

Y de gente muy lucida. 
Llévanlo á Valladolid , 
Que asi el Rey lo prevenia , 

Y al llegar juulo á Tudela 
Le salieron á la via 
Ciertos frailes del Albroy, 

Y fray Aionso de Espioa , 
Un reverendo maestro 
En santa teologia. 
Cuaudo los vido el Maestre , 
Huy mala señal seotia ; 
Mas los frailes le aportaron, 
Vny Alonso le decia : 
— Mirad , híjo , qu'este muudo 
Pasa comoiantasia, 

Y da muy mal galardon 
Al que mejor le servia. 
Recibid pues con paciencia . 
La muerle que os acudia 
En pago de los delitos 
Que babeis faecho hasta este dla ; 
Pedid perdon mny humilde 

Y con el alma contrita 
Al Ommpolenle Dios, 

8ue es lo que mas os cumplia.— 
on estas tales razones, 

Y olras que ansi le decia. 
Llegan á ValladoUd 
Alastreshorasdeldia» 

Y llévanlo ¿ aposentar 
A las casas do vivia 
Alonso Perez Vivero , 
Qu*el Maestre muerio babia. 
AIU la mujer v bijos 
€on gran rabia le decian : 
-Aqul pagarás, Maestre, 
La tu grande villania : 
La muerie del bueo Yivero 
Hecha con alevosia. — 
Oyeodo aquestas razones 
Grao pena v dolor senlia , 
De ver cuálse bolgaban todos 
Dei grao mal que le veoia. 
Estuvo eo estas prisiooes 
Hasta que el sol se ponia , 

Y luego en anocbedendo 
Lo llevan, qne ansi cumplia» 
A cas Don Alonso de Zúiiiga , 
Los frailes en compañia, 

Y mucha gente de guaroa 
Que en la casa no cabia. 

(SWm d» 9éHn rméneei,) 



992. 



8EIITBRCU k 8U FB8AR EL EBT Á «OBRTB k Mil ÍLTABO I 
LURA, TESTB OTE 8U SBHTBHGU* 

{Attóttimo,) 
En el tribonal snpremo, 
Un lúnes iriste y amargo, 
Está Don Juau el Segundo 
JusUcia represeotando. 
Doce jueces de su reino, 
De su consejo de Esudo, 
Hacen relacion del becho 
Con un proceso de agravios ; 

Y despues de haber leido 
Lo de pro y io de contrario« 
A Don Alvaro sentenciaii 

4 un funesto cadabalso; 

Y pidiendo el Rey la pluroa 
Dice : — ¡Ay tiempo conirarío, 
Cuántas veces te tomé 

Para darte boorosos cargos , 

Y abora por solo uoo , 

Que sabe el cielo si es falso, 
Bueo Condeatable, tequito 
Honra, vida, s4r y estado !-« 
Fué á 6rmar , cayó la pluma ; 
Yenel YOparófamano, 

Y no pudo BL REY poner, 
Porque estaba el Rey Uoraodo ; 

Y limpiándose los ojos 
Le dijo á su secretario : 
— Extiéndase mi poder, 

Mas que i ser un Rey, humano. 
iMas cómo, si humano soy, 
líoy al cielo he seotenciado 
A que le quiten la luna ? 
¡ Cruel sentencia y doro fallo I 
¡ Mas ay , que entre ella y el sol 
Se ha puesto un negro ooblado, 

Sne los vapores de eovidia 
pueden rompersus rayos!— 
Firmó la senteocia el Rey , 

Y dejando su8 estrados 
Eo su real retrete liora 
A su amigo y flel vasallo. 
Despues cle esto el fiel Maestre 
Oe aquel grao pastor Stotiaga, 
Eo logar de la veoera 

Y del precioso lagario , 

Se ecbó luego las cadeoas , 
Para andar solo dos pasoe 
Qne hay de la cama á la cruE , 
Consnelo de sus naufraglos. 
Sintió que abrian las puerias 

?ue cierran cuatro candados, 
dice : — Hoy, Luna, feneces, 
Pues entra el sol en lu cuarto. 
Ett esta obscura prisioo 
Tus rayoe me han alumbrado , 

Y pues ya sobre el sol miras 
Sin duda es el postrer cnarto. 
Hoy, Lona , importa que dés 
AI mundo mayores rayos, 
Pues siempre la Iiu mas lueo 
Cuando alumbra por raiiagros. 
Cuando era nuevo en fovorea 
Creció mi corso tan alto, 
Que dijeron : « Nunca llena , » 
Los envidiosos : «aba^.»-— 
Los que en la privama sois 
Bstrellas del cielo coarto , 
iMirad, que en mi tiempo luve 
Señal del mal f)n amargo!— 
Con esto aplicó la oreja 

A la voz del secreurio, 

Y oyó ia injttsta sentencia , 
Sin apelacion n¡ embargo. 

(RomaMces úe Don Aharo ie Lwaa, l.i Mrt«. 



Digitized by 



Google 



ROHANGES REUTIVOS k LA H1ST0RU DE ESPAÑA. 



5t 



/WCIO T SBKTINCIA DEL GONSEIO CONTRA BON JIlTARO, AL 
CUAL SK LA COHDNICAN ; ÉL LA RECIBE RESiGNADO, T SB 
PREPARA k MORIR. 

{Anónmo,) 

El año mil cuatrocíetitos 
CiDcuenta y dos ba pasado 
Del muy santo nacimientc 
Del Hijo de Dios sagrado. 
Presioentes y oidores , 

Y t< do el real seuado , 
Esián viendo an proceso 
De crímen muy suslanciado 
CoDtra DoD Aivaro Luoa, 

Del Rey Don Juan gran privado. 
Visto y reTisio por lodos 

Y muy bien examinado, 
Dau una cruel sentencia, 
Todos en uno acordandó 
Que le priven de sus tlerras , 
Que le quiten sus estados 
De coodesuble eu Castitla , 
De maestre de Santiago , 
De conde de Santisiéban , 

A Trujilto y su ducado , 

Y gue vuelva á h corona 
Del Rey, de do fué usurpadd. 

Y atentos á sus clelltos 

Y á los males que ba caosádo , 
Mandan que le saquen luego 
Como bombre reo y culpado, 
A la voz del pregonero 

Que publique el mal que ba obrado, 
Por las calles de la Vllla, 

Y lo lleven al mercado , 

Y que á fuer de liijo-dalgo seft 
Eo la plaza degollado , 

Y que pongan sn cabeza 
Con un clavo allí bHicado, 

Y que esté alli nueve dias , 
Sin ser de nadie quitado , 
Porque á otro sea escarmiento, 

Y sea bien castiKado : 
Sin ninguna apelacion 
Manda sea ejecutado. 
Vánselo á notíficar 

Al Maestre desdichado 
A casa de Alonso de Züñíga 
Do él estaba eocarcelado, 
Bl cual dijo que lo oia , 
Muy sereDo y no turbado ; 
Pues qn'el Rey era contento , 
Qu^él era tambíen pagado. 
Lnego confiesa y comulga 
Con un fraile, gran letrado; 
Pide algo de comer 
Porgue estaba desmayado. 
Trojéroule pao y guindas , 

Y del viao le ban sacado. 
Tomó t«es ó cuatro d'ellas 

Y del pao solo un bocado ; 
Mts bebió oná Tez de vino , 

Y íintes de bflbello tragado 
Aseolóse en ona silla. 

No mny quíeto de cmdado : 
Asf esperába la muerte 
Moy triste y descoosotado. 

{Siha de íHnioi rmmeet.) 



994. 

SL ■ST miA TACILANTE LA SeNTBNCIA DB KOBRTB 
CONTRA DON ÁLVARO. 

iAnénimo,) 

El segundo rey Don Jmn 
Tbrbado toma la phima 



Para firmar la sentencla 

De Don Alvaro de Luoa, 

Y vieodo que siete letras 

SoD en desbacer su becbura 

Que con mercedes tan srltas 

Tan igual bizo las suyas, 

La real mano le tiembla , 

La velq^ lengoa le turfaa ; 

Uue el amor qoe está en el peCbo 

Mal ios hombres disimulan. 

— j Ay ! dice , i cómo es posibie 

El ciáo permita y sufra 

Que quíen tantas flrmas hizo 

Solo ias desbaga en una ? 

¡ Ay Doo Al varo metquino ! 

t- Grande fué tu desventura , 
'ues aunque te amó un rey 
Todo su reiDo te culpa ! 
BieD te librara del reioo, 
Que eo perseguirte se atoa ; 
Mas soís, Don AWáro, solo, 

Y sus eovklias soo mochas. 
Sobre la roar de mi gracia 

Te alzaste cual blauca espuma , 
Que lo que tarda en bacerse, 
Eso solamente dora. 
Coofiastes en ei tiefflpe 
Qoe á los coofiados burla , 
Qae es con los mates de plomo, 

Y con tos bieDes de nluma. 
Esta sentencia que firmo, 
Hoy contra mí se ejecuta; 

Sae sj eres hecbura mia , 
oy se desbace mi becfarura.— 
Firmó poBieodo la D , 
Vi6la , y dijo t-^Letnr dnra , 
Borrarte quiero... ; mas do, 
Que el borror tristeza anuncia.— 
Pttso la V la N, 

Y como vió parte ]untfl, 
Dijo :— No es don^ y si lo es^ 
Es desdicba yoo ventura.— 
Acabó poniendo el JÜAN, 

Y luego arroja la pluma, 
Dicieodo :— Quiebro esta flecba 

8oe me faa muerto cou la punta.— 
pudo faablar mas j>alabra , 
Que la gargaota le anodan 
Las lágrimas qne pretenden 
Salir de su pecfao Juntas. 
Ecbó el proceso en el suelo, 

Y en so retrete se ocuUa , 

Y el secretarío con eso 
Parte á la prision obscura. 

* {Silva ie veriot romaueet.^ tt íloníaneet de Dom 

AlearodeLuna, 1.« parfe, Pliego sueUo.} 

995, 

NOTlriCASE k DON ÍLVA%0 LA SBNTBNCU DR MUERTB Y OF. 
DESPOJO DB SCS BIEIIES, HONORES T Eí^TADOS. 

{Anónim,) 
llbstrisimo seüor, 
Vuestra Exceleocia perdooe, 

Y pues es fberte, resista 
De ia fortuna los golpes. 
Secretario soy delRey, 

Y e1 Rey, mi señor, mandóme 

8ue de-la triste sentencia 
s relate eatos renglones. 
Pésame , porque es de muerte, 

Y de muerte tan ioorme : • 
Esudme ateoto, se&ory 

Que asi dicen sus lenores : 
«Yo el famoso rey Don Juau , 
«Segundo de aqueste nombret 
» M ando lo slguieDte cumplao 
>Los de mi palacio y corte. 



Digitized by 



Google 



U2 



ftOMANCRRO GKfiERAL. 



»A Don Alvaro de Luoa , 
»Duqae de Trujillo , y cond« 
>De Guoiera y Escalona , 
«Marques de Trujillo y su orbe, 
>Gondesiable de Casiilia, 
>Y sobre aquestos renombres 
>Maestre de Santiago 
»Y de sus comendadores, 
»Mando : que sea sacado 
»De las obscuras prisiones, 
»Y llevado por las calles 
» Con irompetas y pregones , 
»Y en voz alla sus delitos 
» Publiquen por los cantones ; 
»QueJo que el liempo descubre 
» No és bien encubran los hombres; 
»Y en un alto cadahalso 
»Luego su cabeza corten, 
»Y en ona escarpia la enclaven, 
»Porque escarmiento se lome ; 
»Y que sus bienes conüsquen ; 
»Que pues por justas razones 
»Son nuestros, será razou 
»Que á nueslra cámara torneR.» 
De oir tan trísle sentencia 
EI Coodestable turbóse, 

Y los ojos llebos de agua 

De aquesta suerie responde : 
— Yo , secretario , os perdooo 
Purque á mi Dios me perdone * 
Olvidando la venganza ; 
Que ya es tiempo de perdones. 
Gon ía muerte me coulento, 
La afrenta es razon que llore ; 
Que la muerle al uoble alivia , 

Y la afrenta arrenta al ñoble. 
Con grandes bienes me vi , 
Respetado entre señores ; 
Mas quiere Oios que los biencs 
En grandes males se toroeo. 
Subió aprisa mi subir 

Que me bizo dar gran golpe ; 
Que los que suben mas alto, 
Dao las caidas mayores. 
Enscñóse en mi k ser franco 
El Rey, y en ml enseñóse , 

Y despues que lo aprendló , 
Más que me ha dado , quitóme. 
Hizome de nada el Rey, 

Y porque pompa no cobre , 
Quiere el cielo soberano 

Que en nada me vuelva y torne. 

Del Rey oigo la senlencia , 

Con su gusto soy conforme ; 

Que quiero tanto su gusio, ^ 

Que me pesa que se enoje. 

Grande me hizo é ilustre 

Siendo paje bumilde y pobre ; 

Fué de pajas mi cimiento , 

Cayó al peso de mi torre. 

{^azon es que muera y* 

Para que tomeii los hombres 

De mi caida escarmieoto , 

Y de mi muerte se asombreD.— 
Aquestas palabras dijo 
Lágrimas vertieodo el Coode, 

Y eí secretarío tambieo 
Llorando de alli salióse. 

{fiibfa de variot romanees.— II. Komance$ df Dan 
Alvaro de Luna, 1.« parte, Plicgo suelto.) 

996. 

KOTIPÍCASELE M» SEirTBNCrA Á DON ÁLVARO, t ESTE RE- 
PLEXIONA 60BRE 60 SITOAClOIf, T SE PREPARA Á LA 
miEIITB. 

(Anónlmo <.) 
Debago el siniestro brazo 
Un proce90, j una pluma 



Eo la sioiestra, siolesiro 
De uoa sioiestra fortuoa , 
Uo secretarío del Rey 
Parte ¿ la prisfoo obscura ; 
Qde aonque la Luna está deotro 
Gon el dublado no alumbra. 
Lúnes era , v« de noChe, 
Lúnes era al fin de luna , 
Lúnes , víspera de mártes , 
Poes füé de Harte su furia. 
Descttbrióse la cabeza, 

Y bace una grao mesura : 
Que es cabeza de proceso, 
Que obliga uo se descubra. 
Descubrióse el Coode, y dijo : 
— Tambien ha de estar desnuda ; 
Qoe quien me mandó cubrir < 
Me manda que me descubra.— 
Mlra el Secretario al Gonde 

Y dice : — Sefior, escucha 
Uo luoarío qoe ameoaza 

fJo bravo eclipse de luoa.— 
Leidole ba la seoteocia , 

Y leida , ¿ una columna 

Se arrimó, diciendo : — Tenic , 

Y tendrás nombre Pltu ultra,— 
AI secretario le pide 

La pluma , y tríste pregunta 
Si es aqi^el comoas el mismo 
Con que le alzó ia figura. 

— Sí , dijo: con ella el Rey 
Sumó Stt cuenta , y en suma 
Te manda vayas á daría 

A quien la toma de colpas. 

— £o mas oue me dió me alcanza 
Yerro hay de cuenu sin duda , 
No lo ajustó bien el Rey ; 

Mas al Rey voy que la ajusta. 
Vos, mi'Dios, tomad mis cueuia^ 

Y tú, Virgeu, madre suya, 
lotercede hoy eo las mias 
Miéntras vo paso las tuyas >, 

Y d*esla a tu Hijo apelo ^ 
Attoqtte en revista justa 
Jamas se admítió descargo , 
Ni valen alli disculpas ; 
Poder le doy á mi sangre 
Para que á su audiencia acuda , 

Y pues aue es la de Abel, 
Clamando como ella suba. 
Mas en conciencia perdono 

Al Rey, y á quieo tiene culpa , ' 
Para que Dios me perdone , 
No esla , slno oiras muchas ; 

Y de m¡ nombre lo firmo 
Con esta pluma sañuda , 
Que es bien firme su perdon 
Gon la que él firmó mi injuría ; 
Aunque cuando firmó, dicen 
Tuvo el Re^ la lengua muda ; 
Mas 00 la tieoe eo la boca , 
Que la teoia eo la pluma. * 
Coo otra Don Juan firmó , 
Otro moodo , otra escrítura ; 
Mas fué el oacimieiito justo, 

Y esia con mi moerte ajusta. 
Aquel fué Don Juao de gracia , 

Y este caer de la tuya ; 
Aquel anunció la vida , 

Tú, Don Juan , mi inuerte anuncias 
Adios, Doña iuana mia , 

Y con brevedad procora 
Se sepuite el troiico cuerpo 
En honesta sepultura , 

Y de seis piés se me abra , 
Pues la cabeza no ocupa , 
Aunque es cierta mi inocencia , 
Al cuerpo la vuelve y juota * 
YpídelealReydeUielo, 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REUTIVOS Á LA HISTORIA DE ESPaSA. 



53 



Sol qne las almas ahimbra , 
Uo rayo de su jusiicia , 
No que la mia sea obscura. 
En la limpia Concepcion 
Janto Ji stt allar me sepuUa : 
Vaya esta Inna á sns piés 
Paes tiene á sus piés la tuna. 

{Honunees de Don Alvaro de Luna,Z* pírle , Plie- 
go suelto.) 

* llal romince.llcnodc retruécanos yjucgode palabras 
equivocas. 

1 Alade á cuindo el Ret lehiio cnbnr en sa presencia, ccre- 
Bonia asada para confenr la dignidadde grande de Castilla. 

» Alude i las cucntas dcl rosario qac pasaba al reiar esia 
devocion. 

4 Se entiende de la sentencia del Rey. 

997. 

OIDA DON AlTAKO SO SENTE?ICU, ElfCOKIENDA AL 6ECRK- 
TARIO PALARRAS PARA QUB LAS DIGA AL REY. 

{Anónimo,) 

Don AWaro el condestable » 
Mny otro del que ántes fné , 
Qne, como dlcen , no somos 
Hoy lo que fufmos ayer, 
Despnes que del secretario 
Snpo el mandato del Rey, 
Gon tiernos ecos le dice : 
— Buen secretaria, atended : 
Decid al Rey mi senor, 
Que á sn mandado esiaré ; 
Qne pnes eo vida io estnve 
Lo estoy en muerte tambien. 
Decidle que no me pesa • 

Horir, que natnral es ; 
Has pésame qne no cuida 
Que le soy siempre fiei : 
¥ pésame que eu las iides 
• De nli honor y sn poder, 
A bataliaotes de lengna 
Sn brazo sujeto esté. 
Pésame que á las dos pobres, 
Mi hija y ia mi ronjer, 
Lo qne en veces me babia dado 
Se lo quite de una vez ; 

Y sabe Dios si en el aima 
Este doior llevaré ; 

Y qne no le hice tnerto 
Dios lo sabe , y yo lo só. 
Decid que d*él no me qne]o, . 

8ne eo su casa se está él , 
emas , que el bacer justicia 
De muy bnenos reyea es ; 
Mas qnéjome de mf propio 
Porqne jamas no miré , 
Qne es el amigo doblada 
Encmigo sin doblez. 
Aqui podrá ver mi amigOt 
Pnes mi enemtgo lo ve , 
Qne es nn sne&o la privanza , 

Y en snefios no bay que creer. 
Aqul verá todo el muodo, 
Qne es el mundo tan cruel , 
Qne boy me baja la cabeza , 

Y un tiempo me alzó los pios. 
Ha^ta aqtíi cual eomediante 
Fnl conde , duqne y marques, 

Y soy lo que nn bombre pobre 
Despnes qne me desnudé. 
CarUlla fni de nn ejemplo , 

Y al Rey, de nii A. B. C. 
Daban leccion al derecho, 
Mas ya lo dan al reves. 

(RMMseet ée Do» Alvaro de Lnna, %• parle 
PUefo ineito.) 



TESTAMEKTO DE DON ÁLVARO DE LUNA. 

{Anóninto.) 
Aquella luna liermosa 
Que sus rayos ie dió el sol , 
Hoy en un'niortal cclipse 
Pierde luz y resplandor. 

Y en la mas alu subida 
Del cielo de su vaior, 
Baja á ia casa del toro , 

Y muere en ia dei ieon. 

Y por vivir para el cielo, 
Ya qne en la tíerra murió , 
Ansk ordena el tesiamenlo 

Y ültima djsposicion : 

ff Yo, Don Alvaro de Luna , 
nFreile de mi religion , 
•Maestre de mís dcsdicbas, 
>Pues en la cutedra esioy, 
>De mis bienes adquiridos 
>Hago iibre donacion 
»A quien me ios dió de gracia 
»Mientras la suya duró. 
>De paje sobi á marqucs 
nQue fué el nrimer escalon , 
>Con titulo ae Villena ; 
>Mas no vi por qué menguó. 
>Conde me il<imü Casiílla 
lEstable, pcro niinlíó, 
aQue siendo luna dei saelo, 
>Mudanza me derribó. 
>En los bienes fui mudable 
>Y en ei mai estat)Ie soy, 
lY son tantos los que paso 
>Que de verlos llora el sol. 

> En Portillo preso esinve ; 
>Mas 00 le hice eo mi honor, 
>Qne el muro de mi nobieza 
>Portiilo Jamas sufrió. 
>Mis enemigos lo bicieron 
>Con la baia de ambicion 

> Y con pólvora de envidia , 
>Que es muy fnerte municion. 
>Mando, que despups de muerto 
>A los builres de mi bonor 
>Les entregoen ese cuerpo 

>Y se ceben á sabor ; 
>Ma8 no coman , qne presumo 
>Que les hará mala pro, 
>Qne un fiel bocado es ponzoQa 
>En el pecbo de nn traldor. 
• >Ala Coudesa le pido 
>Por nnesiro entrañable amor 
»A1 de Saldaña le endone 
>La eslrella que alunibré yo. 
»A1 conde le doy palabra , 
»Al mundo tambien le doy, 
>No pierda nada mi bija 
»Por ser yo quicn la fngendró; 
» Y ya que por mi perdiera , 
>La madre que la parió 
fSupliera por mi las faltas 
»A sombra de su valor. 
>Aqncste aniilo que ciñe 
>E1 dedodel corazon , 
>Con él le doy á Morales 
>Por lo bien que n^ sirvló ; 
>Y 81 del que ciñe el mundo 
>Fuera unlversal sefior, 
»Despnes de ml Rey, le dicra 
»A quien estoiro le doy ; . 
»Pero eche culpa á la envidia 
»Qne fué la que me postró, 
»Que mi lealiad bien merece 
»Subir de donde ba|ó. 
»Y mls amigos quisieran 
»Viendo el paso cn que eMoy, 
»Darremedio*lasdesdiclm, 



Digitized by 



Google 



ROMANCERO GENERAL. . 



vQoe es el consuelo mayor. 
»A qQien voy á dar mi cuenta , 
>Me ia tome con rigor, 
»Si en el dicbo 6 eu el becho 
»No luve buena ¡Dlencion« 
»Por elio prometo y juro 
»Ai rey Don Juan, mi señoffi 
>Q^e fe he sido ieal vasailo : 
>Los aleves ellos son. 
>Y si socorro pedi 
>A ninguno eu mi prision, 
»Como la tuve en el cuerpo 
»Pase al aima , qu*es peor. 
»AI Rey ie pido me entierre 
>Con la limosua que hoy 
iLlegare misericordia , 
»Pues su justicia llegó, 
>Este vesiido que traígo 
»Que solo DO me dejó , 
»Pido no lo haya el verdugo> 
•Porque al fin lo traje yo. 
»Esta cadena le mando, 
>Que solas prisiones doy, 
»Si acaso tambieo no dice 
»Qu*es falso como el dador. 
>Y firmo mi testameuto 
»Con sangre, que como es faoy 
»Dia de decir verdades 
»No hay olra tfnta meior. 
»Y & los cjue en Valladolid 
»Tienen cle mi compaslon , 
>Pido mi alma encomiendeo 
>AI Señor que la crió.» 

(JSihfa de varioi romanees.—lt. Romanees de Don 
Aivaro de Luna, l.a parte, Pliego soelto.) 



MSPONB DOR ÁLYAKO LO QOE BA DE HACERSB EI« SU ETt- 
TISRRO DESPUES DE HCERTO. 

(Anónimo.) 

Ya Dou Alvaro de Luna 
€on las ansias de la muerte» 
Ni pide vida ni Estado, 
Sino solo que ie enlierren. 
Dice : — Coiidestable soy ; 
Pero nadie serlo puede , 

8ue está sujeta la vida 
esde que nació, á la muerte. 
No se fie de bonanza 
El que mayor la tuviere , 
Porque le enffafia fortuDa * 

Cuando mas le favorece ; 
Pero vívos guardarin 
Sus rayos resplandecientes, 

Y enando m.as perseguida 
La verdad, mas resplandece. 
« Y el Rey en su retrele 
»Lágrimas tristes vierte, 
»Porque la luna 

» Ya no da su luz tan clara y pura. » 
El Rey manda que yo muera, 
El me hizo y me resuelve : 
De tierra soy, uo me agravia 
Si á mi natural me vuelve. 
Resla qne como cristiano 
Disponga de mis haberes , 
Aunque son de ealidad 
Que no sé quién los berede. 
Hi servicio y lealtad 
Bien sé que nadie ie qniere ; 
La lisonja es la que vale, 

Y verdades desmereoen. 
c T el Rev en su retrete 
>Tristes lágrimas vierle, 
>Porque la luna 

> Ya no da su iuz tan ctara y pura. > 



Mando que despuQS de mnerto 
Los ojos no me los cierren , 
Porque parezca que miro • 

Y perdouo á quieu rae ofende. 
Uando que puesias las manos 
Al cielo me las eleven , 
En señal de que le pido 
Perdon y jusiicia breve. 
Ordeno que en sepultura 
Estrecha ifti cuerpo entierren, 
^ue no quiero mas de tierra 

)ue al justo lo que me viene. 

ío pougan oada sobre elia , 
Porque si alguno la viere , 
Eo ml cuerpo juzgue el caso» 

Y juzgándofo escarmiente. 
« Y elRey en so retrete 
>Tristes lágrimas vierte, 
»Porque la luna 

» Ya no da su luz tan clara y pura. > 
La cruz de mi religion 
Qüiero aue sobre ella qaede, 
En señal de que está deutro 

guien paga lo que no debe. 
ando que mi corazon 
Me le saquen y eonserven, 
Para miedo de traidores 

Y fortaleza de fieles. 
Lutos, acompañamientos, 
Mando que uadie los Ueve , 
Que los rayos de mi luna 
Harta luz y lianto tieoen. 
La lelra de mi sepulcro 

Que diga : « Aqoi yace y duerme 
»EI que manifestará 
»La verdad cuando despierte.» 
^ Y el Rey en su retrete 
>Tristes iagrimas vierte, 
»Porque la luna 
»Ya no da su loz tan clara y pura.» 

{Romaneet de Don ASvaro de Luna, 4.> parte, 
Piiego snello.) 

1000, 

LASTINOSAS REFLEXIOIfES QOE HAGB DON JLLVARO CAMI- 
HAMDO AL SUPLICIO. 

(Anótúmo,) 

— Adios, privanza de reyes, 
Loca vauidad , adios , 
Pues ayer me acompañasteis 

Y solo^ me dejais hoy. 
Firme'en vuestros díeseugaños 

Y desengafiado estoy, 
Que solo da lo que tiene, 
El mundo, al mayor sefior. 
Fuudé en él mis esperaozas 

Y cayeroo como yo ; 

Que es cierto que cae mas bajo 
El que mas alto subió. 
Gual remolino, basta el cielo 
Quise subir; mas sopló 
Viento contrario, y deshizo 
Mi locura y amhicion. 
De leales fuf dechado, 

Y sabe el cielo lo soy ; 
Mas el leal solo vive 

Lo que permite el traidor. 
Gozabala primavera 
Guando el agosto Uegó; 
Que el estio de ordUiario 
Marchita la mejor flor. 
Siendo luna creci tanto 

8ue quise igualar al sol ; 
as como fué sbl de hebrero 
A lo mejor me dejó. 
¿Qulén de un rey no confiara? 
¡ Ay rey Don Juan mi senor l 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELATiVOS A LA HiSTORIA DE ESPASA. 



ÍCómo tas reales f&vores 
1:1 vientO se los llevó ! 
Hecbara fui de tus manos* 

Y aonque bacerme te cosió , 
Fui como ytso de vidrio, 

Y en tos maaos se quebró. 
Fuí archívo de mercedes ; 
Pero imagino que son 
Como tesoro de dueude, 
Que se me ba vuelto caiboo. 
Fabricasle en mí una eslatua 
Cual ISabucodouüSor: 

Mas fuéron los piés oe barro 

Y al primer golpe cajó. 
Mochos lílulos nie diste ; 
Mas poes me íos quitas íioy, 
Fué tragedia mi privanza 
Que la amor representó. 
Mil veces firmé nor ti , 

Y sola una que urmó 

Ta real mano, fué baslante 
A desbacer mi opiuion. 
A la muerie me condenas, 
Gon gusto & la muerte voy; 
Qoe es bien que siegaes ía esplga 
Que ttt mano caltivo. — 
Esto Doo Alvaro dijo 
Saliendo de la prisioo , 
Donde mediante la muerte 
Sa luna lletia eciipsó. 

{RomMeero genorai.) 

1001. 

LAmAiITASB DOÜ ÁLVARO DE Olf C01VSCJ0 QOE Dló AL RRT, 
QUB EH SD DE8GRAGIA PRtSE!VTB SB V0£1.VE CONTRA Sl 
M1810. 

(Anóttimo.) 
— Los qae servís á los reyes , 
Notad bieo ia bisioria mfa : 
Catad que á la fio sc engaña 
El bombre que en hombres fia. 
Nacl desnudo y criéme 
Ea estrecba y pobre vida; 
Alas mi noble y aita sangre 
Bien no me lopermitia. 
Apénas tuve siele años, 
De Aragon vioe á Cagtilla 
A servir al rey Don Juao 
Qae el Segunoo se decia : 
Serviie veiute y seis aoos 
Los mejores de mi vida , 
Puso el áiHbio en quererme * 
Grandes mercedes me hacia. 
Ful coode de Santistébao, 
Coodestable de Castilla , 
Duqae de cinco ciudades, 
Señor de seseota víllas ; 
Maestre fui de SaotTago^ 
Que es ser lo que ser podia. 
Por mi la lana éo el muado 
Mas qu*el sol resplandecia : 
Duques , condes y marqueses 
Hacia yo y deshacia ; 
Ciadades, villas, castiilos» 
A roi maodor los tenía. 
Fortona, qae del díscreto 
Pocas veces se desvla, 
Aparejóme ocasion , 
Yo bieo se las entendia ; 
Pero á golpes de fortona 
No bay esfuerzo y valeoiia ,, 
Qae sm poderme valet 
Vasallos ni nombradia , 
Año de mil cuatrocientos 
Cincueota y tres escrlbia , 
Coando eo medio de una plaza 
Ud tríste pregoD decia : 



< Manda el Rey queeste hombre mueraf 

*Que tauto le deservia ; 

» Y le corten la cabeza , 

>Qoe tal cosa convenia.» 

Opinion bubo enire gentes 

Que entónces no moriria » 

S¡ viese la cara al Rey, 

Conio yo se lo pedia. 

Escarmiente eu mí todo bombre 

Que en esie mundo coufía ; 

Que yo por tíarme de éi 

Bien pagaJo me lo babia. 

Por haberle dicho al Rey 

Que cuaodo á alguien mal queria 

Pusiese por ley constante 

Que nunca lo miraria , 

Agora la ley que puse , 

En mí veo se cumplia, 

Que la presencia real 

Se me niega en este dia. 

Muera , pues el Rey lo manda , 

Pagoe ei caerpo, pues debia, 

Y perdone Dios mi alma 

Por su bondad infinita. -— 

(Sepúlveda, ñomances mevmente iaeaáoe^ etc. 
— It. Silta de vario» romances.— It. Homanees 
de Don Aharo de Luna, l.tparte, Pliego 
saelto.) 



1002. 

f.All]£.XTASe DON ÁLVARO DB SO SlTOACION, Y DE LA EI^VIDIA 
DE SU8 EREHIGOS QüE Á ELLA LB TRAJEBOII. 

{Anónimo.) 
— Rigoroso desengaño, 
Conociüo mal y tarde , 
Llave de soDaoas glorlars , 
Si en^el sueño glorias caben : 
Aborrecible es lu nombre , 
Todos huyen de bospedarte, 

Y el que mas dehe a fortuna 
Rebusa mas el locarte. 

Eii lerrible coyuotura 

Has pisado mís umbrales; 

Mas quieo enemigos Uene 

Obiigado está á guardarse. 

Presuncion, pr¡vaDza,.alteza, 

Favorecieron niis partes^ ^ 

Pero tu golpe croel 

Hoy me muestra lo qne vale. 

A la oreja de mi Rey 

Tú y mis émulos llaBMstes; 

Que el que envidiosos escucba 

Vive eotre errores y graodes: 

Pero al flo el Rey es mozo 

Y sojeio * Dovedades, 

Y mis eaemigos mochos , 

Y coniinuo sa combate. 
Queja alguoa tengo de él ; 
Pero mas puedo quejarme, 
No quiero decir de qaién, 
Pues ya no presta ni vale; 

gue el luaar que yo oeopé 
s duro de conservarse , ' 

Y altezas con tal exceso 
Anuncian caidas tale». 

hú privanzas con los reyes 
Debeo por cierto esUmarse» 
Cuando á cada caal se dtD 
Cargos que al mundo no espanteo ; 
Que el dar al parücular 
Lo qu'es debido i^ íoé graodea, 
Corta providencia arguye 
Eo quien las mereedes haee. 
Demas que el que las recibo 
Recibe agravio uouble , 
Pues le dan un pregonero 
De sa sér y calidades, 



Digitized by 



Google 



ROMANCERO GENERAL. 



y e1 Do darlo ¿ quieo se debe 
Se puede llamar qoilarse , 
Cuando el ^ande y el no taolo 
Soo en mercedes iguales. 
Llegué al punto de privatiza, 
No tuvo el Rey mas que dapine, 
Vióse m! luua creciente , 

Y aguardaba la menguante. 

Por traidor dicen aue muero, ^ 

Dios y el Rey mny Dien lo saben r 

Ya con e\ Rey no bay discuipa , 

Con Dios sf , 00 hay engafiai^le. 

Dijera el pregon mejor r 

t Muere este bombre miserable, 

iPorque so snerte le puso 

>Do la envidia le dió alcance. » 

¡Quién fuera un pas(or cuilado 

Entre mfseros savales, 

Qne en la comedia del mnndo 

Hiciera nn hombre ignorante! — 

Esto el de Lnna decia , 

Cuando del Abrojo un fraile 

Le dice que se perciba 

Para el riguroso trauce ; 

Que deje cosas de mundo 

Pues dan el pa^o que sabe, 

Y qu^ íije en Oios la meiite» 

Y mérilos de su sangre ; 
Que tenga á dichosa suerle 
£1 qne sus cuipas se laven 
CoQ tal género de mnerte 
Por do le plugo Ilamarle. 
En esto el duro cuchillo 
Rechinando por los aires , 
Dividió del coerpo aflilo 
Los espfrílus vitales. 

{Silva d€ varios romances.—lt, Bomimees de Don 
Áivaro deLtMOf 2.a parte, Plíego saelto.) 



1003. 

IXORTACIONES DE UN RELIGIOSO k 1»0It ÁLVAII» DB LÜIVA 
COARDO LB LLBVABAH AL SGPLIGIO. 

iAttónimo») 

— Lo de ayer jra se pasó, 
Lo de boy cual viento pasa , 
Lo de mañana aun do llega : 
Así aqneste mundo anda. 
En él lo firme perece 
A manos de la modanza , 
Lo mas sano Inego enferma, 
El deseo no se alcanza. 
En cien años, si hay de vida» 
De contento una bora falta, 
Porque i quien prende oo suelta 
Si el munao nna tcz 1e ata. 
Aflige y no da eonsnelo, 
Roba sín que vnelva oada , 
Altera y no paciQca, 
Lastimt y despnes halaga ; 
SiB oiros da seotencia , 
Vivo os sepnlta y acaba, 
Lo qne pro'mete no cumple^ 
Sfrvese oien , y mal paga» 
Gonvida para epgañar , 

Y para abatir levanta ; 
Sin perdonaros castiga', 
Da bonra y despues infamo. 
Quien mas acierta mas yerra , 
Pierde quien piensa qne gana y 
Lasta por él quien le lia , 

Y es inquietnd sn privanza. 
Eo él entramos llorandoy 
De él con lloro nos apartan , 
Qae lo que se siembra eq Iloros 
Ei» lloros el frnto paga. 
Miéntras se ?ive es pesar» 



Confnsion , tormento j ansia , 
. Y al fio pára en afliccfon , 
Ingratitud, temor, rabia. 
iQué de lisonjas, menlíras, 
Presuncion y glorias vanas*, 
Locurasymenosprecios, - 
Honras , riquezas soñadas ! 
:Qoé de máquiaas, codicias, 
Tráfagos , pleftos y trampas , 
Sobomos y tiranías, 
Iras, poderes, venganzas! 
Arrincona la humildad , 
Triunfa y vale la ignorancia , 

?ue en el favor , iuteres 
iene segnras espaldas. — 
Esio entre otras cosas dice 
Ün fraile que consolaba 
A Don Alvaro de Lnna 
Miéntras la muerte esperaba. 

iRomMcero generai,) 

1004. 

ZL TBUBAN DB DOÜ ÁLVABO, COIIOBIf ADO Á HDEBTB 80 SI&- 
SOB, LE BACE BEFLBXI0IIE6 SOBBE SO TBISTE SDEBTB. 

iAnónimo,) 
A los piés de la fortnna 
El qne la vió en su cabeza» 
Los de nn cruci6jo santo 
Con'tristes lágrimas riega. ' 
Comenzólosábesar, 
Has viendo por una puerta 
Entrar su truhan Ilorando » 
Amortajado en bayeta , 
DetttvoLe,yafligldo 
Le dijo, con voces tiernas, 
Palabras que se anegaron 
Nadando en llanto las piedras. 
Mas eljuglar, que le vido 
Mndo de pena y tristeza , 
Le responde mesurado , 
Pidiendo al llanto licencía : 
— Vengo, hermosísima Inna, 
A-decir cómo hoy empiezas 
A 00 ser luna en el mundo , 
Pues qne tu noche se Uega. 
Por ser mi oficio de gracias, 
La fortuna , qne hoy empieza 
A desgraciar boy tu casa, 
He despide de tu mesa. 
¡CuáBtas veces, Condestablet 
Entre burlas y entre véras,fe 
Te pedi de Dios firmada 
La cédula de firmeza ! 
¡ Y cnántas te dije á solas 
Qoe el bombre que en bombre espera» 
Hace , de Dios enemigo, 
Dios el bombre, y*¿ sf bestla! 
Siempre las cosas mas altas 
Están á sn rey sujetas , 
Porqne parece qne suben 
A recebirle eslas mesmas. 
En los cueroos de la luna 
Pttso trono tu grandeza : 
Sabe que, aunqne son de Inna, 
Son cuernos que al fin voltéan. 
Un solo arrepentimíenlo 
Hira cuán caro te cnesta, 
Pnes que de cuanto snbiste 
En alto , solo te queda. 
No en que eres luna te fies 
Cuando traidores te cercan , 
Pttes ann el sol de jnsticia 
No se escapó de sns tretas. 
Ved de Lnzbel la prlvanza , 
Qne cayó por la soberbia , 
Qne ann los ángeies peligraa 
En la priTanzB y aUeza. 



Digitized by 



Google 



ROUANCES RELATIVOS A U 01STORIA DE ESPAAa. 



57 



FnisCe cobete eo el oinndo , 

Llegaste k bs oabes mesmas , « 

Sobiste resplaodeciendo , 

Bajaste en ninno á la tierra ; 

Porque la pólvora misma, 

Que te sobió tan li|era, 

Abrasáodote te baja 

Vaeito en carbon ypavesa. 

Condestable , roi senor , 

Ya las tos glorias inmensas 

Al muudo (\ue te las dió 

Toma el Setíor resideocia: 

Pues que todo fuó prestado , 

La bonra , Tida y hadenda , 

Justo es qne agrtfdecido, 

A quiea te lo dió, lo vuelvas. 

Eo esta cárcel del mundo 

Solo de mi direreocias , 

Eo ser mis griiios de hierro, 

Los tuyos de plata y perlas. 

Esto te digo llorando, 

Solameote porque entlefidas 

Que el qae fué truhan en burlas 

£s predicador en véras. — 

Dicteodo aqoesto se fué , 

Y lloraodo al Conde de]a, 

Y de ver liorar la luna 
Se eoiataroo las estrellas. 

{nmaneeí de Dom Aharo de £mm, 4.« partc, 
Pllefosnelto.) 



1008. 

DESCRfBESI EL AFAIATO T COIfCllltSO QOB HOBO EH BL SO- 
PUCIO OB DOII ÁLVABO DB LfnfA. 

(De Don FrancUco de Quevedo,) 

c Hagan bieo para hacer bieo 
Por el alma d'este hombre. » 
Al soo de las campaoillas 
Vao dicieodo eo alias voces : 
— Oéo para eoterrar ei cuerpo 
Del rico ayer , y hoy tao pobre , 
Qae si 00 le dao mortaija , 
Ko la tieoe , oi hay de dóode. 
Haeva á compasioo sa rooerte ^ 
Socorrelde, preteosores, 
Poes qoe tanto dió y dar pudo 
A taotos de los que le oyen. 
El qoe daba diguíd^des, 
Hacieodo daqoes y coodes , 
Grandes,marqae8es, prelados, 
Maestres, comeodadores ; 
El oae coo la volautad 
Pooo bacer y hizo borobres, 
Como delincaeote maere : 
c Dalde limosna , seoores. • 
Ayer el moodo maodó; 
Hoy de uo bochio sucio y torpe 
Se sojeta al proceder, 
T homilde A sus piés se pone. 
Por estas calles que hoy pasa 
Eolre coofusos pregooes , 
Le vimos acompaoado 
Del misBO Rey y so corte , 
T ¡dicboso el que aloanzaba 
Sa iado, ó ponerse tdonde 
Coo 80 vista le alcaozase, 
Ya qae oo coo sus razones ! 
Hoy á este mismo acompañao 
llil popolares oiODtooes 
De geote ociosa , perdida , 
Vagamoodos, maibechores. 
El qae podo lo qoe qaiso 
Coo los dados por totores, 
Cooio deUocoeote hoy moere : 
c Dalde Koiosoa , señores. i 
¡Oli moodo vaoo , cadaco , 



C6mo pagas 4 qaleo pooe 
Sus esperanzas en U ! 
! Y cuáo pocos te conocen ! — 
Esto un cofrade decía 
De la Carldad á voces , 
Cuando par la Costanilla 
Vü tropel de geute rompe. 
La guardia del rey Don Juan 
Se divide en escuadrones , 
Para que de su jusUcia 
La ejecucion no se estorbe : 
Gran canUdad de alguaciles, 
Dos alcaldes de su corie , 
Tres capítanes con gente 
Por las calles y cantones : 
« Piaza , aparte , aparte , » clamao 
Diciendo los muñidores : 
c Hagan bien para hacer blen 
Por el alma d^este bombre.» 
En medio viene el de Luna 
Rompiendo los corazones , 
En una mula enlutada , 
Capuz hasta los talones, 
Una caperuza negra , 
Agravado con prisiones, 
A los lados uno y otro 
Un par de predicadores. 
Toaos se coomueveu de él , 
No hay quieo de vello no llore , 
Y al preguntar por qné muere 
Todoa los hombros encogen : 
Los pregoneros lo dicen , 
Unos ü otros io respondeo. 
Llegaron ¿ un cadanalso , 
Encima del cual le ponen , 
Teatro de su tragedia, 
Doude lo que dicen oye : 
c Hagan bien para hacer bieo 
Por el alma d*este pobre. » 

{Siha de variot romaneet. —-It. Qvkvcdo. O^rof .— 

It. Romancei de Dou Atvaro ieLma, i.« parto , 

Pliego snelto.) 



1006. 

FÍBGBSB miA TISIOR QOB JCPRESBRTA LA CAIDA T «UERTB 
DE DOB AlvARO DE LURA. 

{Anénimo ) 
Aprlesa llega la noche 
Envuelta en su manto negro , 
Con que apénas se divisan 
Formas y plantas del suelo : 
Escasa so luz mostraban 
Las bellas iombres del cielo, 
PronosUcando desdicbas 
Con infelices porteotos : 
Escondióse el claro dia , 
Pasóse á occidente Febo, 
Dejaodo de sus reliquias 
El campo musUo y enfermo : 
Era mas de media nocbe , 
Cuando en profundo sileocio 
Dao descaoso los moriales 
A los fiUffados coerpos, 
Cuando el cansancio diumo 
Se restaura con el sueño , 
* Y todo duerme y reposa , 

Y tan solo hidra el perro, 
Que con mortales aollidos 
Da mucbo espaoto á los ecos, 
Como qoe aounciao ruina 
Del verdadero suceso; 

A Ul hora vide un bolto 
Formado de secos huesos , 
Con ona vara eo la mano 

Y ona looa poesta al cuello. 
— Yo soy la moerte , me dyo , 
Culpadelpadreprimero, 



Digitized by 



Google 



Ü8 



ROMANGBRO GfiNERAL. 



De inobedieDcia nacida 
Para pena y dafio vuestro. 
Soy del divino jaicio 
Enviada contra un reo , 

?ue en esia luna snbido 
uvo su feliz asienio. 
Condéna'.e 1a malicia , 
Siendo ia envidia del pueblo^ 
ElGscat del acusado, 
Yo el cordet y el insirumenlo. 
Maüana á las diez del dia 
Conocerás miseretos, 

Y el rigor de mi cuchillo 
£n el hombre mas enhieslo. 
Daré en tierra con la cumbre 
Del edificio mas bello 

Que levanió el rey Don Jaan 

Y aue han visto nueslros tictnpos.— 
Volvi , á mirarle, los ojos, 

Y vile cercado y preso, 
A cabalio en una mula , 
Cubierto de luto negro. 
Advef ti el vulgo afllgido , 
Sordo , lloroso y suspenso 
Conlemplando osta caida 
Como en cristalino espejo. 
De dos en dos divididos 

Le siguen de trecbo á trecfao , 

Los ojos entemecidos 

Con que algunos van contentos. 

Hiré bien y conoct 

Al Condestable del reino , 

Maestre de Santiago, 

De la vida humana ejemplo. 

En las manos del verdugo 

Inclinaba el grave cuello , 

Cuya seotencia pnblica 

En voz alta el pregooero : 

c Cümplase la justicia , 

>Qoe manda el Rey y quiere la malicia, 

iSobre este desdichado 

iDel cuemo de su luna derribado.» 

(Siha de varios rmmces.—'li. Rma»ce$ de Do 
AlVttro de £ima, 2.» parte« PUego suelto.) 



1007. 



BEFLEXIONES DB DOR ÁL¥ARO DE LOlf A SOBRE SU SUSBTE. 
(i4j|^tm9.) 

— Bajad , pensamiento , dice 
El Condeslable afligído , 
No imiteis á vuestro dueSo 
En descender al abismo ; 
Que aunque del alba hermosa 
Vais adornadoy vestido, 
Como la nieve os reffalau 
Los rayos del sol divino. 
• Tuve sus luces prestadaSt 
Un nublado las aesbizo 
Con un vapor levantado 
De la malicia del sfglo. 
Hechura fui de mi Rey, 
iMejor fuera no haber sido, 
Pues hoy deshace mi estatua 
El furor del torbellino! 
¡ Ay triste misería humana, 
Ltena de fragosos riscos! 
iQué de culpas alinentas ! ' 
Tu susientas coroo ít hijos 
Con el dulzor de tu mesa 
Los que en habiendo comido 
Como sirenas encantas, 
Matas como cocodrito. 
Es la apariencia del mundo , 
Ponzoñadebasiiisco, 
Una piedra hnao del alma , 
Lazos del coerpo y hecMao. 



De la mas bumilde tienra 
Ei piadoso Dios oos hizo, 

Y como mejor , al hombro 
Sobre todos dió dominio. 
Ayer de nada naci , 

Y hoy, en siete piés metido , 
A la antigoa madre doy 
Pension, tributo y>subsidio; 

8ue si nací de niiseria , 
isería soy convertido 
Volviendo á mi propio centro 
Muy mas pobre que fui rico. 
Hoy juzga ei cielo mis culpas 
En el divino concilio , 

Y el verdadero Juez aabe 

Que en nada al Rey he ofendido. 
Sota la envidia me abate « 
Qu*es el mayor eoemigo 
Que se arraiga en nuestros pecbos , 
Para tanto mal nacido. 
En el tablado do esloy 
Aguardando el cruel marlirioy 
Hoy represento de Abel 
La humitde iooceucia al vivo. 
Perdone Dios mis pecados 

Y ampare mis tristes hijos.— 
Dió asi al verdugo la venda , 

Y priucipio á su castigo. 

{^ih'a de variot romaiuet,) 



1008. 



DOH ÁLVARO, PUESTO EN CAPILLA PARA MORm, SB BRGO- 
MIENDA k DIOS. 

{AnóiHm<y,) 

En ona ocnlta capiila , 
A do está encerrado y preso 
£1 gran Don Alvaro solo 
Aguardando el fin posirero , 
En ia tierra arrodillado , 
Inclinado rostro y pecbo , 
Adoraba an crucifijo 
Qoe estaba en sus aros pucsta 
— Ilustrtsima Dios, dice, 
Bajado det cielo at suelo 
A padeoer por el bombre 
Muerte de cruz y tormento, 
Tan pobre en Belen nacistes, 
Que desnudo al crudo hielo 
Os recostó vuestra Madre 
Entre dos anímalejos. 
Teneis abiertos los brazos 
Por mostrar que recibiendo 
Estáis á los pecadores 
En ta fuente det consuelo. 
Rompió el divino cosudo 
El temple agndo del hierro , 

Y la gravedad det mio 
Otra vez lo ha descubierto. 
Atzad . Pastor amoroso , 
Voived esos ojos beflos, 
Qne soy la oveja perdida , 

Y á vuestra manada vuelvo ; 

Y pnes mandaste , Sefior, 
AI pontince San Pedro 
Tantas veces perdonase 
Cuantas se acusase el reo, 
Avergonzado y contrito 
Pefdon pido v me confleso , 
Que del oien falso del mundo» 
Considerando el etemo , 

No hago cuenta , Díos mio, 
Con la codida del vnestro. 
Dadme la mano divina , 
Saldré d*este lago y cieno , 
D*esa clemencia ayudado, 
Doe me lleve á llano poerio; 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELMIYÓS Á LA HISTORIA DK ESPASa. 



Que en la fe de mi barquilla 

Coo aoribas manos me tengo, 

Procurando no deslicea 

Los piés á sos hondos centros.— 

£o eslo Ilamó á la puena 

Un crisUano y santo viejo 

Del órden de San Francisco; 

Abrazóle , y dijo luego : 

— Sea, Padre, bien venido, 

Luz para el alma le pido ; 

Oue si la tieneelalma, 

Del sumo Dios espero eterna palma. 

[Silva de varios romances.^lt. Rotnanccs de Don 
Alvaro de Luua, 3.« parte , Pliego suelto.) 



1009. 

SACAN Á DON ÁLVARO AL SCPLICIO ; E.^CABGOS 1 PRCGUX- 
TAS|)UE BACe SOBHE LOS PREPARATIVUS QUE VB. 

lAnónim.) 

Un miércoles de maSíana, 

A las uueve horas del dia, 

Sacan al gran Condestable 

Por Valladolid la villa. 

Con la Toz el pregonero 

Aqueslas cosas publica : 
^ Porque sea á todos notoHo , 
^epan qae esta es la justicia 

Que manda bacer el Rey, 

Del bombre que aqui veuia. 

Por usurpador tirano 

Que ha usado gran tiranfa 

Contra la noble corona 

Real de nuestra CastiIIa , 

Manda que sea degollado 

En pagp de su malícia. — 

Llévanlo por cal de Francos 

Y por la Piñoneria , 

Y por cal de CantarranaS' 
Salen á la CostaniIIa. 
Dende alli van á la plaza , 
Do bay geute que Qo cabia : 
Un cadaoalso bien allo 

De madera hecho habia, 
Apeóse de una mula , 

Y subióse luego arriba ; 
Vido UQ tapeie tendido, 

Y en una cruz alli encima 
Cierias aotorchas de cera , 
Que junto ai tapete ardian. 
Adoró luego la cruz 

Y besóla con porfía , 

Y luego empezó i pasearse ; 
A UQ cabo y otro volvi^ 
Tomó UD sombrero y amllo 
Que en la su mano traia, 
Dióselo i Moralicos , 

Ud paje que te servia : 

— Gala aquf el poatrero bieii 
Que vo hacerte podia. — > 
ReciDióio el pajecilo 

Con graude lianto que hacia: 
La gente que lo miraba 
Lloraba k gran vocerfa. 
Bl Maestre muy sereno 
Todo esto miraba y via , 

Y vido estar i Varrasa^ 
Qoe al Príncipe le servia 
De ser su caballerizo, 

Y vioo i ver aquel dia 
La justieia ejecutar 
Qtt*el Maestre recibia : 

— VeD aci, hermano Varrasa* 
Di al Priocipe, por lu vida , 
Qoe dé mejor galardoo 

A quieo lirve su Sefiorla, 
Qae 00 el qoe el Rey mi señor 



Me mandar dar este dÍa.-~ 
Luego llegóse el verdugo 
Con un cordel que traia. 
Preguntóle el Maestre 

8ue para qué lo queria ;* 
ijo : — Para atar las manos 
Es á vuestra sefiorfa.— 
Desatóse de los pechos 
Uoa cinta que tenia ; 
Dijo : — Ataine coo esta 
A tu voluntad y guisa , 

Y rué^ote que el puñal 

Lo traigas cuai coovenfa. — 
Luego vió estar mia escarpia 

?ue en uu palo se teuia , 
preguntóle el Maestre 
Para qué alli se ponia. 
— Para que esté su cabeza 
Puesta hasta el uoveno dia. 
— Despues de yo degoUado 

Y mi animasalida, 

Hagan d'ella, y aun del cuerpo, 
Lo que á ellos mas plada.— 
Luego abajó el collar 
De un jubon de seda fioa, 
De chamelote azul 
Una ropa que vesiia. 
Despues que la hnbo adobado f 
De rodillas se ponia : 
El verdugo le diópaz, 
Tambien perdon le pedia. 
Corrióle por la garganla 
EI puñal con gran porfia , 

Y corl6Ie la cabeza 

CoD presteza en demasia. 
Asi feneció el Maestre , 
Su gran prez y aita valia. 
iQuién jamas vió de tan alto 
Dar tan profunda caida , 

Eue nara ver de enterraile 
e pidió en una bacina ! 
Por eso toinen ejemplo 
Los de allo estado y cima^ • 
No vengan á fenecer 
Como aqueste fenecia. 

{Silva de varios ronumees.— It. Homanees de Don 
Aharo áe £tma, %.• parte, Pliego soelto.) 



1010. 

REFLZXIOlfSSQCBHACBDOIIÁLVAftOCAMIllAMDOALSOPLiaO. 

(Anónimo,) 

En ona mula enlutada 
De negros y tristes pañoe , 
Hace de si clara muestra 
Uo grao rey de nn grao privado. 
• GrilTos le impiden los [>i¿s , 
Foertes esposas las manos , 

Y entre las dos palmas lleva 
Uo Cristo cruciiicakdo. 
Poco le impiden las voces , 

gue en viéodole ba levaotado 
I volgo, q^oe apéoas eree 
Lo que ai no eslá miraodo. 
Tristes y húmedoe los ojos 
Enclava en el eDclavado, 

Y en sileocio dice cosas 
Que no se dicen bablaiido. 

— Bien sabeis vos , Seóor, dicc , 
Que noDca llegpé á ul paso, 
Por lo qoe di de traídor, 
SiDO por lo desgraciado. 
Venguéme de cierta injuria ; 
Mas eo este trueque y cambio 
Hice mucho bien 4 buenos , 

Y muy poco mal á malos. 
Eché & su ofieio la envidia; 



Digitized by 



Google. 



00 



ROUANCERO GENERAL. 



Que como ha querido , ha dado 
Al travescon la barqoilla 
De ml mal seguro esiado. 
Gon Rey amigo de nuevas , 
Los aduladorés falsos 
¿Qbé mncho que echen por tierra 
El ediücio mas alto? 
Oe la privanza al cuchillo 
Bay tan peqoeño espacio « 
Que ayer grandes me segoian , 
Hoy va un verdugo a mi lado. 
£1 privado es como el boho 
De lindos ojos y claros , 
Que las aves envidiosas 
No paran basta sacarlos. 
. Mas ¡ay de mi! no estiempo esle 
Para andar íllosofando ; 
¡No valen aqui disculpas 
ue pensamientos honrados! 
Mejor seri , Dlos piadoso « 

8ue me coosuma llorando 
I poco lugar que queda 
Desde este hasia el cadahalso.— 
Esto dijo, V dió á la mola 
Gbn los piés aprisionados, 
Y vió desde alli á dos boras 
Nuevo mundo y nuevos casos. 

iBmaneei de Don AJvaro de LtoM, 4.« parte, 
Pliego snelto.) 



1011. 

EKCOMIBKDAS QOE TA SOBRE EL CADALSO HACE k üll PAJE 
DON JLlvaro, PARA QUE SE LAS COMUNIQUB AL RET. 

{Anónimo.) 

En nn alto cadahalso 
Todo cobierto de luto , 
Teatro fonesto y triste 
De las tragedias del muudo , 
A Don Alvaro de Luna 
Espera vn cruel verdogo, 
Tierra que se puso en medto 
D'él y Don Juan el Segondo : 

Y baciendo la oracion , 
La plaza á mirar se puso, 

Y todo eo llanto desneclio 
Vtdo un pajecíto suyo. 
Dijole que se allegase , 

Y cuaodo cerca le tuvo , 
Envueltas en triste llaiiio 
Estas palabras propuso : 
— Dile.pajecitomio, 

Al Rey mi se&or y tuyo 
Qoe boy podrá ver en mi sangro 
Lo que en este pecho cupo. 
Gon muerte, sangre y cabeza, 
Lo que me honró restitoyo; 
Qoe lo que debe mi pecbo, 
Pagar con ménos no pudo. 
Mira bien , privado mio , 
Ko fies eo altos puntos; 
Qoe es un fuego la privanza 
Que pira en ceoiza y humo. 
Nace el gusto, de los reyes, 

Y la privanza , del gusto , 
De la privanza la envidia, 

Y de todo males mucfaos. 
Hoy todos me desamparan , 
Todos boy me dejao jontos i 

§ae bay mucbos para la vida, 
eo la moerte oo bay nioguno. 
Toma este anillo, y adlos , 
Qoe quiero acabar mi curso; 
Que es menester que yo mengQe 
Para qoé crezcan algunos.— 

Y ausl arródillado eo tierra 
Le cubrió uo nublado escuro 



Sos ojos claros, y luego 
Menguóse, eclipsóse y puso. 

{Siho 4e varioi romancei.— It P^omaitees de Dan 
Ahqro de Lttna, 3.a parte, PUcgo sneilo.) 

1011. (Do6te.) 

riGÜRASE EL SILERCIO T ABANDO^O COÜ QUE BL CUERPO 
DB DOn ÁLVARO FOÉ SEPÜLTADU. 

{Anónimo.) 
Tocaba las oraciones 
La campana del silencio, 

Y tieode la nocbe oscura 
Al mundo su manto negro 
Dlvideose los corrillos 

De lo ilustreT lo piebeyo, 

Y votao alli si el caso 

Foé bien becho ó fué mal hecho. 
Uuos diceo que el casUgo 
Fué muy digno de su yerro ; 
Olros que la envidia sola 
Fué quien le echó por el suelo. 
Paré el paso presuroso 
Para saber el suceso , 

Y oi una toz qoe decia 
En un tono lastimero : 
cDadme por Dios , hermano 

» Para avudar ¿ enterrar este cristiano.» ^ 
Puse á la voz ei oído 

Y allá camiué derecbo , 

Y en unas andas homiides 
Vide sin cabeza un cuerpo , 

Y i los piés un pajecico 
Llorando con ojos tiernos , 
Qoe l08.besaba y regaba 
Solo coo iágrimas d^ellos. 
Preguntándole la caosa , ^ 
Dijome : -— Sefior, sabeldo 

D*ese rótuIo,»que escriio 
Lleva enciroa de su pecho , 
Que dice : c Yo soy la luna 
>Que alonibraba todo el suelo.» 
Soio un eclipse fué caqsa 
De que diga un pregonero : 
cDadme por Dios , hermano , 
>Para ay udar á enterr ar esie cristiano. » 
Yo soy aqüel que llamaban 
Los ancianos y modernos 
Gran monarca , y Iioy me llaman 
De desventoras ejemplo. 
Gonsidéranme tan pobre 
Los que ayer me co:iocieron , 
Que no me eiuierran, por falla 
De ventora y de dioero ; 

Y en liombros íe cuatro pobres , 
Movidos de amor y celo, 
Llevao el cuerpo á enlerrary 

Y tras él la voz dicieedo : 
cDadme por Dios , bermano , 

» Para ayudar á enterrar este crlstiano.» 

(Siiva de varioe roma»cet,tU.) 



1012. 

■DERTE DE DON ÁLVARO DE LUXA. 

{Anónimo») 
Gon triste t gráve semblante 
Oyendo esli la sentencia 
E) coodestable de Luna , 
Sin género de flaqueza. 
No le ha tnrbado el temor 
De la muerte , ni el afrenta 
Del acosado delito : 
Aotes dice con paciencia : 
— Josto pago ba dado el cielo 
A mi prlvanza soberbia « 



Digitized by 



Google 



ftOMANCES RELATIVOS Á LA UISTORU DE ESPAKA. 



Cl 



Que de servicíos hnmildes 
Favores de un rey la engendra , 
Paes como yedra en sus brazos 
Creció, yen fin como yedra 
En faliándole su sombra 
No hay cosa que no la ofenda. 
Nadie procure privar 
Con los reyes , porque sepan , 
Qae quien mas con reyes pHva 
Tiene la muerie mas cerca ; 
Que la privanza en el suelo 
Es una insaciable fiera , 
Tóstgo que sin sentirse 
Se d<>rrama por las venas ; 
Es blanco donde la envidia 
Todos 8US liros asesta ; 
Terrero de las malicias , 
Fortaleza sin defensa. 
Püsome á mi la forluna 
En la cumbre de su rueda; 
Mas como es rueda , rodó 
Hasta bajarme á la tierra. 
I Ab Segundo rey Don Juaa 
I qué contei)to muriera , 
Si por servirte este dia 
He quilaras la cabeza ! 
Ms siento perder la fama 
Que me quita tu grande/a , 
Que el casiígo que me das, 
Puesto que fo mereciera. 
Nó me espantará la muerte , 
Pues Do es morir cosa nueva ; 
Mas morir en tu desgracia , 
Más que el morir me atornienta. 
Si jamas en diclio ó hecbo 
Ofendt tu real grandeza , 
No me perdone mls culpas 
Dios, á quien voy á dar cuenia; 
S¡ no es que el bado infelice , 
Mi cllma y fatal esirella 
Quiso, porque el cielo quiso , 

Eae con voz de traidor muera. 
una fui que all& en tu cielo 
Taalo creci , que pudiera 
Cual otro Faeton al mundo 
Abrasar , si traidor fuera ; 
Pero miéntras no vencieron 
Las invidiosas tlnieblas 
De la sol las confíanzas 
Ed la fe de mi nobleza, 
Mi lana dió tanta luz 
Con la tuya acá en la ticrra, 

gue de invidia se turbaron 
u tu cielo mis eslrellas, 
Do bícieron tales efectos 
Ed el sol de tu grandeza , 
Qae bacen menguar á mi luna 
Antes que se viese llena. 
Erróla Tentura el tiro, 
DeseDfrenaron las lenguas 
Los émuios, y acertaron 
En dalles tü grata audiencia; 
Y corao todo es tinito 
El bien qne nos da la tierra, 
En tierra me vaeivo yo 
CoD esta iamortal afreota. 
Crezcan contentos a|[era 
Lo8 qoe mi menguante esperao ; 
Mas míren que acaba el mio 
Cuando i ilenarse comicnzaD.-* 
Qaiso pasar adelante , 
Mas no pudo , porque enlran 
El de Zuñiga , y seis frailes, 
Qae ya há rato que le esperan. 
Acompañóle gran gente, 
Como amiga oe novelas, 
Hasu qae eo el cadabalso 
Vió el verdugo qae le espera. 
Abraxóse k od cmciOJo 



Vertiendo lágrimas tiemas; 

Que un pecbo que está sin calpa 

Con facilldad las ecba. 

Vueltos los ojos ai cieio 

Y las rodillas eu lierra, 

Dijo : — Dulce Señor mio, 

Mi alma se os encomienda. — 

Cortó el astuto verdngo 

De ios bombros la caoeza , 

Que por el ¿ire decia : 

— Credo, credo, esfuerza, esfuerza. — 

{Románcero general,) 



1013. 

ERCOHléllDASE DOR ÁLVARO A DIOS , T ENTREGA Sü COELLO 
AL VERDUGO. 

(Anónimo,) 

Hincadas ambas rodillas 
En un cojin triste y negroy 
Cierta señal de camiuo 

8ue va caminaodo al cielo , 
stá el Conde, que no esconde 
De la Justicia sa cuerpo , 
Aonque sol de un crucífijo , 
A su luna esclarecieodo. 

— Hoy bace punto mi luna , 
Qoe como luna del suelo, 
Solo un eclipse de envldia 
La derribó de so aslento. 
Vos, los de amor de justicia» 
Cuyos piés sagrados beso , 
Con vuestros rayos de amOr 
üpiitad este nublo y cerco. 
Bien 8abeis,.Señor, qoe fui 
Para el rey Don Juan el bueno 
Mas fiel y homilde vasállo 
Qoe para vos, con ser vaestro. 
Vos, Virgen iumaculada 

De la encamacion del Verbo, 
Aquel que en vuestras eDtrañas 
Foé á todo el mondo remedlo , 
Rogad ¿ voestro Hijo , 
Qoe en este ponto postrero 
Sin la vara de josticia 
Mire mi triste proceso. 
Galanes los de la corte ,' 
Hidalgos y caballeros, 
Tomad ejemplo en mi moerte, 
Qoe es moerte qoe caosa ejemplo; 
Y i todos coantos y coantas 
Daños y agravios me bicieron, 
Los perdono , y me perdonen 
Si ies ofeodi algon tiempo. — 
En esto llegó ei verdogo 
Coo el debido respeto ; 
Tapó sos pálidos ojos 
Con 00 leve cendal negro : 
Un flraile le qoitó el Cristo, 
DoD Alvaro baió el coello , 
Con voz alta dice á Dios : 

— Ed tos maoos me encomiendo.— 
(ItMiffifet 4é Don Aharo de Luna, 4.* partt 

PUego sDelto.) 



1014. 

COÉRTASE Xm APÓSTHOPE QOB H170 DOR ÁLVAHO ESTAKDO 
SOBEE EL CADABALSO, k LA CftUZ DE 6ARTIAG0 QüB 
LLEVADA EH SO PECHO. 

{Anónimo.) 
La miserable iragedia 
Desde sa bomiide priocipio 
En el teatm Pinciano 
Reclta el de Lana al vivo. 



Digitized by 



GoDgk- 



ca 



Uii paje fuó la primert 
Figura que en ella faizo,* 
Del rey Don Juan el Segundo 
Con grande amor recibido* 
Otro con Uave dorada 
De su cámara y servicio, 
De conde de Sianiisiébaii 

Y de duqne de Trujillo , 
Maeslre con la gran croz 
Del palron nuestro caudiHo, 
Condestable de Castilla , 
No grande una vez , mas cinco : 
De Villena gran marques , 
A quien dió el Key cuanlo quiso, 
Cou mayor mano y privanza ' 
Que jamas bombres ban visto. 
Recitóla en confianza 
De su suerte y de si mismo 
üna binchada figura 

?ue ecba al mas sabio al abismo. 
queriendo con el puño 
Herir el pecbo coutrilo, 
Al levantar el capoz 
La roja cruz eo él vido. 
Renovóle sus dolores 
Dando á sus ansias principio : 
Las rodillas dió al tablado, 

Y en ella los ojos , dijo : 
— jOb cruz, mil veces triunfaiite 
Del fuerte orgulloso libro ! 
iMai aposentada fuiste 
En este mi peciK) indigno , 
Pnes debiendo derramar 
EsU sangre eo tu servicio , 
He venido á qoe on verdugo 
La vierta coo uo cucbiilol 
Por la que en ti derramó 
£1 Nazareno veodido , 
Qne en su presencía te acuerdei 
De este miserable inicno, 
No por lo que yo roerezco, 
Mas por baberte traido, 
Que al fio bas sido mi cmz, 
Aooque cmz suave bas sido. 
De tímuero acompañado, 

§ae es para ml grande alivio , 
Ilevo gran esperanza 
De ser de ti socorrido. 
Yo muero rouy consolado , 
Que esta muerte me convlno ; 

gue Dios da lo que convieoe , 
i 00 da lo que pedimos. 
El poco bien que lie faecbo Uom , 
Del mal voy arrepeotido ; 

8ue el que tíene ü mano y poede» 
ba de ser al bien esquivo,— 
No pudo sufrir el lUnto 
Todo el pueblo condolido : 
Dan mil suspiros los bombres 

Y las mujeres mil grílos. 
Coo esto volvió al verdugo» 
Diciéndole :— Haz tu oficio, 
Qne imperio tieoes eo mi 
Pnes el cielo así lo quiso.— 
Tras esto le dió á besar 
Uo bneo fraile uo cracifijo, 

Y por la tieraa gargaota 
Le pasó el verdugo el filo. 
Fué la postrera fignra 

gueeoestatragediahízo, 
ejaodo memoria al mundo 
De privaoza y de castigo. 

iStbfa de varws romaneeM,-^ It BmMMea de Den 
Aharo de Luna, %• parte, PUego soelto.) 



ROHANGBRO GENBRAL. 



1016. 

SOBBB BL CUEBPO OB DON ÁLVABO PE LD2f A UB PAJBcrro 
80 TO LLORA SU MOEBTB. 

(Anónim.) 
Eclipsada ya del todo 
Aqoella menguante Luoa , 
Coo las sombras de la muerte 
Eo ia faz sangrienta y musüa , 
Jonto al desaugrado cuerpo 
Cercado de espesa turba, 
Un pequeno'pajecico 
Llora y lamenta su cuita : 
-- i Donde estás , dice , señor • 
Que mis razones no escuchas? 
i Oh cielo sordo á mis qnejas! 
¿Gómo de escocbarlas gusus? 
iVive lo que vive eo U, 
Que me es la vida tao dura 
Que entenderé que roe agravias 
Si de acabarme te escusas ! 
Da vida á quieo la agradezca, 
No a quieo entieode le iniurtas, 
Qu*en diferentes sugetos 
No son las mercedes ooas. 
¡Don Alvaro, m¡ señor, 
A qnien bov la Uerra dora 
Con e&trecbo abrazo aguarda 
Ufanadetal ventura! 
Llévame , por Dios , contigo : 
iPor qué itevarme rehusas? 
Tu pecbo ocupé viviendo, 
Mi ánima munendo ocupas. 
Contigo voy aun si mueres , 
Tenlo , señor, por sin duda , 

Sne si licito me fuera 
le entrara eo tu sepultura. 
Vivieudo biciste por mucbos, 
JL No hay quieo eo tu muerte acuda 
Ni aun á darte ona mortaja 
Si este triste no la busca? 
De limosna al fin te enUerran , 
No hay quíeo de los bados boya: 
Nadie se espaote de oada 
Miéotras este sigto ocupa. 
Esta cruz que está en mi pecho 
Lo será sio duda alguna 
De mi afligida memorla, 
Que al flo es dádiva tuya. 
Viviré eo perpeino Ilaoto, 
Pues la suerte avara y cmda 
Me guardd tao triste dia, 

Y á U tao corta ventora. 

Tú moeres ¡ sabe Dios cómo ! 
Hombres son los que te jozgan. 
iMucbo pueden eovidiosos, 

Y mas cuando los escucban ' 
piganle al Rey que Morales 
Dice mil desenvolturas ; 
'^oe le eovie coo sn amo, 

ne será seotencia justa,— 
^sto el bello Jóven Uerao 
Coo larga peoa y profooda 
Decia , bañado el rostro 

Y la amada faz difoota. 
A todo el pneblo conmneve ; 
Todos á llorar le ayndao , 
So eotrafiable amor alabao 

Y perseveraocfa mocba; 

Y auo coo grao dificoltad 
-Y persoasioo importuoa 
Le dividleron del coerpo 
Para darle sepoltura. 

{SibM áe varwi rommccs.'-' II. Bmikmcee áe Dm 
Aharü deLuna, «.• partc, Pllego saelto.) 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELAT1V08 Á U HISTORIA DE ESPAÑA. 



1016. 

BBFléRBSB Ai RBT LA MUKRTB T ENTIERRO DE DOR ÁLTARO. 

{Anónimo.) 
Alento esctichaba el Rey, 
Al ooble DoD Juaii Pacheco, 
De Doa Alvaro de Luaa 
El lasUraoso suceso. 
—Hoy á las ouce del dU 
En an teatro supremo 
Se vió la mayor tragedia 

8ue ha representado el tiempo : 
oy dividió in jusijcia 
La cabeza de aquel cuello 

?ue cual Alcides leoia 
u reino y poteocia en peso : 
Et nublado de la mnerte 
Cubrió aauellos rayos bellos, 
De cnva vislombre el mundo 
Sacara eteroos reflejos : 
Será elemplo de privanzas , 

Y de descuidos ejemplo, 
Pues fué de tu cielo Lona 
El abismo de tn centro. « 
De Valladolid el llanto 

Se oye en el onceno cielo , 

Y de negro luto viste 

Las paredes de sns templos. 
Los pobres sacan sus bijos 
A qoe tomen escarmiento , 
No en Don Alvaro , que muere » 
Síno en el mudable tiempo : 
Las mujeres sacan hoy 
Sus hyuelos, y á los pecbost 
En lugar de blanca leche, 
Les dan llanto por susteoto. 
Una morlal confusion 
Se oia entre noble y plebeyo , 
y cerraban las orejas 
A pregon tan estupendo. 
La tierra de la ambicion 
Pasó el segnudo elemento , 
Poniéndose entre planeias, 

Y vlno la Luna al soelo. 
£1 sol llora la su luna , 
Las eslrelias sn lucero , 
Castilla su Condesuble, 
España su claro espejo. 
£n San Benito euierraron 
Sín sa cabeza aquel cuerpo; 
Que por ser tan gran cabeza 
Ño cupo en lugar estrecho. 
AIIi quedó el gran Maeslre 
En depóstto y empeño, 
Hasta que tome sepulcro 

Eo la imperial de Toledo ; 

goe ciudad tan leal es jaslo 
é Uerra á tan leales huesos » 

Y quien füé la luz de España 
Teoga su cabeza enUerro. — 
Bsto cootaba Don Juau 

Al Seffundo , y al primero 
Qne dió muerte á tal vasaUo, 

Y á tanu iealtad , tal premío. 

(JlMMMM de Da» JU9úr0 áá Ltmé, 4* parte, 
PUéfo saelto.) 



85 



1017. 

nmCBALES DC BON ÁLVARO DE LUNA » T LLAIfTO Dl 8U B8- 
POSA POR SU MOERTB OBSDICHAOA. 

(Attónimo.) 

Iba declinando el dia 
Su curso y igeras boras, 
Y el padre que alnmbra el mnndo 
Para occidente se toroa. 
A los reflejos diTinos 



De aquella luz milagrosa, 
Pálldos,descoloridos, 
Cobierlos de oegras sombras 
Ameoazaba la nocbe 
HusUa , temerosa y sorda, 
No de luceros vestida 
De que se pule y se adonia. 
La luna en el primer cielo 
Con las nubes se arreboza, 

Y en los escoodídos valles 
Aljófar y perlas llora. 

De las aldeas veciuas 
Dej'an desiertas y solas , 
Uuos las casas baldias , 
Oiros las paiizas chozas. 
Sooaba en Yalladolid 
El eco de voces roncas , 

Y responden los quejidos 
De las apartadas rocas. 
HacesenalSan Benito, 

Y su rico templo adornan 
Con los funestos iapices 
De bayela lasUmosa. 
Murmuraban por las calles 
De unas^rejas en otras 
La no perisada caida 

De aquelia Luna hermosa. 
Juntáronse los ilustres » 

Y las iglesias entqpan 

El enUerro de aquel cnerpo 
Que del cuello sangre broia. 
En los hombros le reciben 
Cuatro con sos cruces rojas, 
Que le sirvieroo eo vida 

Y en la muerte le dan hoora. 
Pusieron el cuerpo triste 
Deb^o una dara losa » 

Y con el peso iusufríble 
Dió temblor la Uerra toda. 

Y al rededor de la tumba 
Arden lumbres , todos Iloran 
De la miseria infelice 

La tragedia dolorosa. 
Sollozan sus Ueroos hijos , 
Lameuta su triste esposa , 

Y de su sangre verUda 
Pide al cielo la desboora. 
— Querido señor , le diee , 
Due eterno descanso gozas 
EnlacelesUalaltura^ 

No cual esia bomaoa gloria : 
Snbióte el Rey i la cnmbre 
Mas alta de so corona , 

Y hoy la mudable fortona 
De su rueda te trastorna. 
DesDudo á la tierra fria 
La debida pensioo tomas, 
Porque la humana malieia 
Con tus bienes se componga. 
La vislombre de sus rayos, 
Como á torpe mariposa , 

Te di6 por maojar ia invidiat 
Emprendióte sa ponzona. 
Dlste al mundo io que es suyo , 

Y füéron tantas las costas 
lae cansaron tus desdicbas, 

^e hoy te enUerrau de limosna. — > 
-Jto escucba el rey Don iuan , 

Y á Pacheco de Mendoza, 
Enterneddo, repite 

Con voz grave y dolorosa : 

^Luna bella del cielo , 

La mnerte de tu luz lamenta ei suelo, 

De la ispera caida 

Con el mortal eclipse de la vida.— 

{Siha dé f orfoí romMmea — u. RmMneet ie Do» 
Ahwro de Luna, 3.« parte, PUego snelio.) 



Digitized by 



Google 



ru 



ROXANCERO GBNBIUL. 



1018. 

EirriElllO DE DON ÁLTARO. 

(AnónifM,) 

DiTidida de los bombros 
Aqoella cabeza bídalga , 
Doiide la muerle interpuso 
Conlra la vida su espada ; 
Obscuros sus rayos Dellos 
De aquella Luna muy clara, 
Que ei que su creciente vido 
jamas creyó que menguara ; 
Derribada por el suelo 
La torre de la privauza , 
Que cargó los rundamentos 
Sobre humaoas esperanzas ; 
El grao Condestable puesto 
En ona pequeña caja, 
A vista oe varios ojos 
Como Joya de importancia , 
Eq la roano del verdogo 
Por sus cabellos colgada, 
Para qoe sirva de ejemplo 
£n medio deJa gran plaza • 
Ei que á todos dió favores 
Puesto en tierra, lierra agnarda 
. A verle vieoe la geute : 
Admiranse , piensai^ callan ; 
Que el verie d*esta manera 
Es lengua que en todos habla. 
Algunos le dan limosna 
Para bacer bien por su alma : 
£1 volgo estaba espantado, 
Viendo uoa cosa que espanta ; 
Pues lo que le soboó en vida 
Agora eu muerte le falta. 
No bay vasallo, ni escudero, 
Ni gentil-hombre , ni guarda , 

2ue solameiite desdicbas 
e rodean y acompañan , 
Porque es peste la míseria , 
Que auD á los padres espanta ; 
SoD los amigos cual sombra 
Que el próspero sot aguarda , 
Y desbace y auiquila 
La Doche de la desgracia. 
£d hombros de palanquines 
Las andas y el cuerpo cargan , 

gue por ser cuerpo de pobre 
s carga borrible y pesada. 
A San Renito lo llevan 
Doiide la tierra le aguarda, 
Que como madre de todos 
Tiene para todos gracia. 
Dlcbos todos los oficios 
Con humilde voz y baja, 
Qae las exequias del pobre 
Muy pocas veces se cantan ; 
Plinuole al fln en la tierra , 
Que (üé del hombre plantada, 
A do Üeoen de dar fruto 
Sos obras buenas ó malas. 
Sobre ei bomilde sepulcro 
Le ponen piedra pesada , 
Que como bombre aborrecido 
TfeoeD miedo que se salga. 
Goo letras graodes y oegras 
£1 doro roármol enullan , 
Qoe dicen : cFoé hombre, y estts 
SoD de hombres las privanzas.» 
Y fué menester ser piedra 
La qoe dijo estas palabras ; 
Qoe para sufrlr y bablar 
Necesario es que se bagan 
Piedras los bronces, que asf 
Dirán todo lo que pasa. 
Ilire el hombre, que confla , 
Al fio , quo todo se acaba , 



Y quesolameote Dios, 

Al que le sirve, houra y paga. 

[RamoMecM 4€ Don Alvaro de Lwo, 3.i parte. 

Pliego suelto.) "^ ' 



1019. 

aBPEBSÍllTASE DON UVARO COMO EJEHrtO DF.SGRACIADO 
ÜE OHA PttlVATiZA. 

{Anónimo») 

Los que en la mesa del moodo 
Pooeis la vida ai tablero , 
Solo 00 acucbíllado 
Que tiene el cuchillo al coello , 
Por descargo de mi alma 
Os predica estos ejemplos; 
Qoe poes he dado de ojos, 
Qoiero quitar el encueutro. 
¡ Pensad que duró la rueda , 
Privados, que vais subieodo, 
Porqoe al primero traspié 
Di de cabeza en el soelo ! 
La privaoza <le los reyes 
Es a veces como el fuego, 

§ue al que está muy cerca abrasa, 
alumbra al que esU mas léjos. 
Basiliscos corooados 
Son, qoe siempre ven prfmero, 

Y si miran con enojo 
Qoitan la vida al mas coerdo. 

Son hombres , y hao de eoga&arse, 

Y ei qoe va eo cólera ciego, 
Ordioaríamente qoiebra 
Coo lo que toca pimero. 

La privanza es como dados , 
Qoe está en un tombo el dinero, 

Y es refrao , oue el no jugarlos 
Es lo mejor d^este juego. 

Doo Alvaro soy de Luna : 
. Oid lo que esloy dicieodo, 
Poes en mi cabeza Dios 
Pone á todos escarmieoto. 
Sobf en agua como espuma , 
Paró el aire, Uovfó ei cielo, 
Fué la espuma caropaniltas 
. Qoe affora tocao á mueno. 
Agua he sido propiamente 
De un edificio soberbio, 
Pues todo cuanto he subido 
Hov lo bajo al mismo peso. 
Dei Rey mi señor be sído 
Luna de oo precidso espejo, 
Qoe el hacerle bueoa cara 
Era hacerme ei rostro boeno. 
Llegó á mi torcido el rostro, 
Peosó ser mio el defecto , 
Tiróelespejo, la looa 
Era vidrio, saltó loego. 
Los que por la novedad 
Llegais á ver eo el suelo, 
Ser el verdugo imdgeo, 
La luua á los piés del mesmo » 
Advertfd que es grao petigro 
Uo sol con enteodimieoto , 
Qoe eo igoales manos tiene 
Luz mudable , eclipse eterno. 
Esto diJo aquella Luna 

§ae dío á la prívanza ejemplo , 
entre la luna y un paño, 
LIovió sangre, gritó el suelo. 

{fiommee9 de Don Aboro de Lmna, 4.t ptrte, 

PUego suclto.) ^ * 



Digitized by 



Google 



IIOIIANCES RELAHVOS A LA mSTORIA DB BSPaSA. 



1020. 

UláHTASB LA WJOaetE DB IK>Ii 1lVAR9. 

iAndnimo,) 
La Lnfia bella , hennosa , 
Qne al mnndo solia alumbrar, 
€00 110 eclipse de muerte 
Pierde luz y clarldad : 
Del tronco de su grandeza 
Bijó al signo morlal , 
Oonde paran las columnas 
De mas alta m^jestad. 
Sabió al cielo eo poco espacio; 
Mas cottko glorias de acá , 
Por 00 ser de elemo premio, 
Foé Looa , y tomó á meoguar. 
Lleoó los ojos del mundo 
Como el acerado iman ; 
Pero gastó la virtod 
El tlempo« que pudo mas. 
Coando el sot su luz le daba 
Creció con tranquilidad ; 
Mas los obscuros nublados 
Hao marchitado su faz. 
Ya del trooo de sn asieoto 
Sn seAor bajado le ha 
En la tíerra , donde estriban 
Los vapores de sn mal. 
Levantados torbetlinos 
Sobleron de pnoto al mar, 
HasU levantar las nnbes 
A foriosa tempestad. 
Obscnreció el sol su rostro, 

Y como su luz es mas , 
La Lmia perdió la suya 
Que dél Bolia tomar. 
Aonbliroose los dos , 

gue como la bnbo igual , 
lotió el sol el calor füerte, 
Por ser el velo mortal. 
Cayó la Lnna del cielo, 

Y vino d*ella i parar 
Ed no negro cadabalso, 
Medio de la goerra j paz ; 

Y vlendo qne d*este estado 
Perdiólasillaimperial, 
Con fe de amoroso pecho 
Mostró de sn sér ia paz. 
Alnmbró como la vela , 
Qne eo el ilempo de acabar 
Da mas Inz que cnaodo tnvo 
Mas snbsuncia y mas caudal. 
Acabó stt cnrso el tiempo , 
Qne apénas el suelo esti 

De sn Inz esdarecido, 
Cnando al cielo el alma va. 
Qnedó el cnerpo sio cabeza , 
€me i Untas solia mandar, 
Bntre cnatro negros pafios 
En el lecho fteneral ; 

Y las estrellas del sneto 
Mengnando la Lnna ya, 
Miéntras et sol sn Inz muesCra , 
Alnnibraba no poco mas. 

{Bm§»ce$ de D<m Aknro de Lima, l.* parto 
Plieg saelto.) 



Gercado de pensamieotos , 
Que valer 00 se podia. 

— i Recuerda , buen Rey^ recuerda ; 
Lloraras tn mancebial 

¡Cierto no debria dormlr 
El que sin dicba nascial 
— ¿Quiéo eres lú , 1a doDcelia 
Que i mi recordado habias? 

— A mi me llamao Fortuoat 
Que bttsco ttt compañia. 

— ¡ Fortuna , cuánto me signes , 
Por la «ran desdicha mia « 
Aparudode los mios, 

De I08 que yo mas qnerial 
iQtté es de ti , mi hya triste^ • 
Estella por nombradia ? 

Qué es de ti, Olite y TaCaHa? 

u*e8 de mi geoealogia? 

ese castitlo de Maya. 
Qn*el Dnqne foe lo tenia , 
We si el Rey do me aynda 
Eotieodo perder la vida. 

(AatA eomienzttñteisrmttñees : el pnmere, M 
heil D4m Pedrc, etc. , PUe§o saelto.) 



^ 



1021. 

BOHAIICB DBL BBV DOR Í0A9. 

^Anénimo.) 
L06 delos andao revneltos, 
Blsoleclipsebacia, 
La tnna perdió sn lumbre , 
El Dortenoparecia, 
Cnando el triste rey Doo luan 
Bd ta cama do yacta 

T, xvu 



ÉPOCA DEL BEY DON ENBIQpE IV, DICHO 
EL IMPOTENTE, 



1022. 

CO!«TBa LOS DBBBCROS DE SU HIJA tüHXtk , OBUeAN k EB- 
RIQOB IV k QOB SE JDBB BEBEDBBA DBL BEUIO k DOÍU 
iSABEL. 

{Anónimó,) 

Muy revnélu esU Castílla; 
Quejoso esti y latigado 
Aqnese rey Don Borique^ 
Rey 00 bieo afortuoaao. 
Qoéjase de muchos hombres 
A quieoes pnso eo esUdo , 
Por haberlo descompuesto 
Eo aoto solemoizado * 9 

Y bal>er alzado por rey 

A Doo Alfonso su hermano; 

Y anoqne muri^ Doo Alfonso,* 
So hiteoto 00 habian dcjado. 
Orandes partidos se mueveo 
Esuodo eo aqueste esudo, 

Y eo tto coDCierto mov Justa 
AI Rey hao «oCBmioaao 
Para ser oliedecido 
Portodos, yacaudo; 

Y para aqueste coociertOf 
Sieodo por él aprobado, 
Mny graodes gentes se ^untan 
Bn los Toros de Guisando. 
Sefiores y caballeros 

Y umbien mnchos prelados 
Vienen con Dofia tsabel 
Para verse con su hermano, 
Porqne por stt sacesora 
El Rey ta habia sefialado. 
Todos hablaroo a1 Rey, 
Todos le besan 1a mano : 
Ei Rey con semblante alegrc 
A todos ha perdonado ; 
YelcardenalVenerln», 
Qne veoía por legado , 
A todos aquellos grandes 
Qne am se habian juotado, 
Absotvió del JuramenU) 
Qtte el Rey les habia tomado , 
At tlempo qne i Dofia Juana 
Por princesa habian jurado 
Por contemplacion del Rey, 
Qne los baWa forzado : 



Digitized by 



Google 



m 



ROMAfiCERO GENErBAL. 



Y porque del JurameDlo 
Todos liabian reclamado, 
Ya del jnrameDlo absueltos , 
El Rey les ha asi hablado : 
— Perlados y caballeros , 

Los que aqui estáis ayuntados , 
Yo os maodo que en mi preseucia 
Jureis delante ei Legado 
Por sucesora en mis reinos 
Desque yo sea finado , 
A Doña Isabel mi tiermana 
« Y que la beseis fa mano , 
Porque en todas las ciuda'les 
Asi lo tengo mandado.— 
Todos juran la Princesa 
Con placer demasiado , 
La cual le prometió al Rey 
De casar por sn mandado ; 

Y asf hubieron fin las vueltas 
Que gran tiempo habian durado* 

(FuEKtES, Ubro de iot cwrentM úaU9S, etc.) 

* Ed nna jnnta revolneionaria (fne cn 14dS tnvieron los 
grsnd«s y prelados rebeldes, depnsíeron á Enriqne iV, ultra- 
jüDdole en cstatoa, y nombraron por rey i su bermano Don 
Alonso. Mnerto este se alzaron otra vez, y le obli|^aron ¿ 
nombrar por sucesora ¿ su hermana Dofia Isabel. 

t El Papa en estos ticmDos absolvia de todos Ins joramcn- 
tos , inclosos los de fldelidad % los reyes. Hobo tiempos en 
qne el derecho diviQo d« la soberania personai cesaba desde 
ci pnnto que los Papas lo decretaban asi , constitoyéndose 
jueces de los mas poderosos monareas , y naciéndolcs conio 
reos comparecer ante si á olr sus sentencias y decretos. 



1023. 

CÍAk%t hX I5FARTA ISABBL DE CASTILLA CON 
PCItNANDO V DE ARAGOH. 

{AnMmo,) 

Eo corte de! rey Enriquc 
Mny mndes fiestas se haceo , 
Qtte las damas son hermosas» 

Y avisados los galanes : 
D'ellos mnestran sns cuidados 
Ed las fiestas de reales ; 
D'ellos en motes y en letras, 
D'ellos en otras señales, 
D'ellás les dan disfavores. 
D'ellas favores muy grandes , 
D'ellas les piden cabezas 

De los morillos de Tánger. 
No tiene el reino herea^ro , 
Mas poquito se les da , 
Pnes tienen á la príncesa , 
Qu'es DoSa Isabel la Grande : 
Tráenle mucbos casamieutos, 
Mas tres son los principales : 
El gran duque de Milan , 

Y ese rey Gnercho de Nápoles, 

Y el priucipe de Aragon, 

Sin «tros mnchos muy grandos. 
La Prtncesa, que es discrela, 

Suiso vellos si mu tales : 
a mandado á un gran piuior 
Qne los pinte oatnrales, 

Y los tome descuidados, 
Por ver la vida que hacen. 
Ei pintor, quc mio era« 
Con tal recaudo se parte. 
AI cabo de sus iornadas 
Llega al reino de Nápoles, 
Adonde haiiara al Rey 

En Jardines con jogiares , 
Enlre duenasy doncellas, 
Bnrlando con albardanes. 
Pintáralo asl el pintor, 

Y para Mibn se parie. 
£1 Duque habia comido ; 



Hallóle que se retrae 
Coo nn privado abrazado 
Qiie mucha fiesta le hace.' 
Dende alli toma en Esbafía, 

Y en Fraga haiió ai Infantc, . 
Al infante Dou Fernaodo, 
Acompafiado de grandes, 
Armado de todas armas, 

Que comenzaba á Justar. 
El piiitor lo sacó a1 vivo, 

Y con los retratos ?a. 
Halos dado á la Princesa» 
Cada cual muv natural. 
Como al de Nipoles vido 
Con los truhanes burlar, 
Dijo arrojándolo léjos : . 
— Vicioso rey no me place. 
Pues el duque de Milao 
Ménos qu'éf me satisface, 
Qu'el principe deshoueslo 
Muy poquito precio vale.— 
Descogiendo al de Aragon , 
En viéndolo, dijo : — Basie, 
Este (jniero por marido , 
Qne bien inclinado sale.-- 

(Sepúlteda , RotMmeu wU9$mmte eatúdot , etr.) 



ÉPOCA DE LOS REYES GATÓLICOS, DOÑA ISABEL 
Y FERNANDO V. 



4034. 

.l*AN T DE P0RTD6AL, PRETEHDtERTE DB LA COtORÁ DB 
CASTILLA, POR SO ESPOSA LA BELTRAHEIA, PIKKDE LA 
IIATALLA DE TORO CONTRA L03 RETB8 CAT6líC0S. 

{AnéidrM.) 
En esa cnidad de Toro 
Grande turbacíon habia 
En ia gente portuguesa , 
Qne aquella cindad tenia , 
Por Dou Alfonso sn rey, 

8ue á la ciudad no volvia , 
i despues de la batalla 
Ninguno visto >o habia. 
Las pnertas tienen cerradas ; 
A nadie se les abrian : 
Los de fuera daban voces 
Con el miedo que teniao ; 
Tambien gimen los heridos , 
Porque curarse querian , 
Temiendo álos casteilanos, 
Qné en el alcance venian ; 

Y el duque de Guimarans 
En el ronro se ponia , 
Pregimtándoles á todos, 
¿Cómo su rey oo Tolvla? 

Y que hasta que ie trujesen 
A ninguoo acogeriá. 
Estanao en esto aitercando , 
El Principe que venla * ; 
El cual mandó abrir las puertns 
A la gente que aHi habia. 
En la dudad reeogidos , 
Como el Rey no parecia , 
Los hidaleos coo vergüenza 
Grande airenta padeciao ; 

Y el duque de Gulmarans , 
Que aquesto mucho sentia , 
Llorando con gran pesar , 
Estas palabras decia : 
— I Ob hidalgos portuguescsl 
¿Qué es de vuestra hiaalguiaT 
i Dónde queda vuestro Rev 
Que á todos oos mantenia T 
ÍDó dejastes la cabeza, 
Que & todos slempre regia T 



Digitized by 



Google 



ROMANCES AELATfVOS Á LA fífSTORlA DE ESPANA. 



67 



;Dó queda nueslro sefior, 
Nuesiro capilan ▼ gaia? 
l Ob ! qaé cesaedaa la vaestra ! 
ÍQué poqoeuad nanca oida, 
No poder todos gaardar 
Uno que siempre solia 
Guardar á toaos nosolros 
Con sa seso v valentia ! 
¿Cómo podeis ver la gentc 
Viendo vaeslra cobardf a , 
Desemparando en el campo 
Al Rey, por gaardar la vidaY 
E ya qae el ánlmo v faerza , 
Hldalgos, osfallecia 
Para pelear coo él , 
¡No sé cómo do se vla 
El mal caso en qoe caistes, 
Sío éi volviendo k sa vf lla ! 
Gaardábadeslo en palacio , 

Y en las Gestas que bacia, 
En placeres y en convitos ; 
No en la batalla do iba , 
Do aventaraba sa boora, 

Y sa bacienda, y so vida ~- 
Los portugaeses tarbados, 
Palabra no respondian , 

Y el Principe apasionado 
Grande sospecba ponía 
En todos los castellanos , 
Qae poca culpa tenian. 
Estando en «sta con^oja» 
Ya que casi amanecia , 
EnvtóelReyádecir 
Cómo á la ciudad volvia , 
Porque estaba en Castro Nunot 
Un castillo que alli habia. 

(FvEHTEs , Ubro de lo» cuttrenta eantos.) 

* El princlpe Don Jaan , despnes segvndo ea PorfDgaL 



1025. 

Aa?SEGAClON DE m HCftHANO OOE MCEIIB rOB OTRÓ E5 
RRPaCSALIAS DC LA ■OeBTC OCL NOBLB CAftiVLLEnO Y 
GHAN POETA OON iOBGE ■A^IBIQOB. 

(Anóttimo,) 

En armas está Viiiena 
Con todo su marquesado ; 
Por fronterofi tiene puestos 
Dos cabalieros preciados : 
Uno Don Jorge Manriqae, 
Por sas obras muy nombradó ; 
Pedro Rait de Alarcon , 
El segundo era llamado, 
Coo may fuerte gaarnicion 
De gente de pié y caballo ; 
Por lo cual todos los dias 
Estos corrian el campo , 

Y los contrarioB salian , 

Qoe eslaban bien aprestados, 

Y por esto babia contino 
Recuentros muy seftalaclos. 
Acaso sucedió on dia, 

En uno muy porfiado, 
Cerca de Gard Mafioz, 
CastJlIo de los contrarios, 
Que pretendiese Don Jorge 
Mosirarse muy esforzado , 

Y metióse entre la gente 
Reciamente peleanoo 
Hasta llegar á la pueru 

Del castiflo que be nombrado ; 

Y por faita de socorro 
Foé de la gente cercado, 

Y al fin con modes beridas 
Foé de la vida privado , 

Y por ser tal caballero 



Paé por todos may llorado ; 

Y los otros capitaues , 
Con el enojo incilados , 
Mandan que seis prisioneros 
Foesen iuego allf aborcados. 
Visto por los enemigos 
Cómo el caso babia pasado, 
Requieren á un capitan 

Que liamaban Jjuan det R^rlo, 
Que matase olros seis hombres 
Presos como loscontrarios; 
Lo cual mandó asi bacer 
El capitan iudigoado. 
Entre los presos que babia, 
Por ser muy demasiados , 
Hizo ecbar suertes entre ellos^ 
Para ser seis aborcados; 

Y acaso cuno la suerte 
A un escuoero honrado 
Natural de Villanueva 
De la Jara, alU casado, 
Que es de aldea de Alarcon, 
De edad de cincuenta a&os. 
Acaso en aquel castUlo 
Estaba preso un su bermano , 
Mancebo muy gentil bombret 
De toda bondad dotado, 
Qoe viendo ¿ su faermano ir 
Para luego ser aliorcado , 
Con muy abíncados ruegos 

AI berroano ba demandado, 
Que él quiere morii* por él, 

Y qoe le fuese otorgado , 
Que en ménos venia la muerte, 
Que el gran dofor y qoebrauto 
Que le aarialasuya, 
Porqne era de él mov amado. 
EI hermano respondio , 

De aquesie caso espantado : 

— No permitiré tal cosa, 

Ni sera bien hecbo, hemiano ; 

Mas vale morir yo viejo , 

Qae 00 vos qoe sois muchacho , 

Y de las cosas del mundo 
Cosa alguna habeis gozado : 
Yo quiero sufrir la muerte, 
Pues que ya fui señalado.— - 
El mancebo replicó : 

—Vos sois , faermano , casado , 

Y con mujer v con bijos 
Qae qoedan oesamparados : 
Mas vale que muera yo, 

§ue á uinguno vieiie daño , 
las miserias del mundo 
Es mejor dejar temprano.— 
Despues que en esia cueslion 
Mucho hubieron porfiado , 
A la fin venció cl menor^ 

Y al capitan ba rogado 

Que deje á so bermano vivo , 

Y qoe el sea el ahorcado ; 
EI cual lo eieculó asi , 
Como le fué demandado ; 

Y asi murió este maucebo , 
Por dalle vida á so hermano ; 
El cual de grau Itcrmandad 
Notable ejemplo ha dejado. 

(FcERTES, Lii^o de lon cuareñta eaníos.) 

1 Despnrs de nerdida !a batalla de Toro, Alfonso V de 
Ponogaf partió A Francia á pcdlr socorros; pcro entrc Unto 
8US parcialcs y los de su esnosa la Bcllraneja soslenian la 
«uerra contra los Rcycs Catdlicos , Fernando é Isabcl. En el 
cncaentro entre nnos y olros, flue dice el romance, acacció 
la muerte del famoso caballero y gran pocU Jorge Manrique, 
V dió logar i las represalias , causa de la demostracion de amor 
íraternal que aqui se cuenU. 



Digitized by 



Google 



VtOVANCEItO GENCRAL. 



1026. 



OH LOCO HIBBE ER BARCELOIfA AL REY CATÓLICO 
DON FERRAnDO T. 

(Attónimo i.) 
Estando el rey Don Fernaiido, 
Eseianesclarecido, 
En Barcelona la grande, 
£n gran diiado subido , 
Aroado de sus vasallos , 
De sus contrarios temido, 
Qaerído de los extraños 

Y de Dios favorecido , 
Ilolgándose en su palacio, 
Un caso le lia sucedido ; 

Y fué que baiando d*él , 
Ya despues de haber comido. 
£n el último escalon, 
Bravamente fué berido 
De reves, por ei pescuezo, 
jSin poder ser deféudido ; 
Que ¿ no Uevar su cadena , 

guedaba muerto é tendido. 
I Rey, muv maravillado, 
Alirando al nonibre atrevido, 
Dijo de muy piadoso, 
Valeroso y eutendido : 
— i'Tate ! ¡ tate ! no le maten , 
Porque el caso sea sabido, 

Y que vtsta la prcsente» 
En nrision sea metido. 
No lo digan k la Reina, 
Que mucbo 1o babrá sentldo.— 
Castellanos , catalanes , 
Maiamente se bau asido : 
Los castellanos dectan : 
— Catalanes lo ban urdido.— 
Los catalanes responden 
Que d'ellos babia salido. 
£1 Rey, en ver la revueUa , 
fio un caballo ba subido 
Con el duque de Cardona, 
Apaciguaudo el ruido. 
EI liombre que bizo el caso, 
Delocura convencido, 
Era Juan de Canamares, 
Hombre tonto y sin sentído, 
Plebeyo y de baja suerle , 

Y en Cataluña nacido, 
Que pensó si al Rey mataha 
Que por rey seria tenido ; 
Porque de una noble dania 
De amores estaba berido , 

Y de casarse con ella 
Se lo babia requerido; 
Baronesa de la Roca 
Tenia por apellldo , 
A la cual dúo :^Señora« 
,Si por rey fuese elegido , 
4o me tomárades vos 

Por esposo y por marido?^ 
Ella, burliodosed'él, 
D*e8ta suerte ba respondído : 
— Por ser reina, podr a ser, 
Auoque eres loco perdido.— 
Con esta imaginacion 
Ulzo el caso referido. 
La cludad dice que moera ; 
£1 Rey nunca ba consentído, 
Viendo que por necedad 
El caso babfa cometido : 
Pcro por honra del pueblo , 
Que muriese lia consentido : 
Sacáronlo á ajusticiar. 
Do pagó bjen lo debido. 

(TiMOMEDA, Rosa geiUit.) 

* EI dortor Alonso Ortiz, affo de liíXS, publiró nn libro dc 
varios tralados, de los caales al priDicro iDtitold De ia hetiin 



i 



del Bey, que es nna apologfa de FeniMdo el CaU}li«a> beebi 
coa moUvo del easo qne reflere ei romaDce. 



1027. 

EL KMBAJADOR FOffSECA lOHPE AirnS cllkLOS TIII 1»E IHAlf- 
CIA EL PLiEGO DEL TRATADO BECUO CON FERNARDO EL 
CATÓLICO SORRE LA PARTICION DEL REINO DE RÁPOLE8. 

(De Gábriel Lobq Lato de la Veffa.) 
Entre el rey Gárlos de Francla 

Y el Católico FeraaAdo, 
La liga y tratadas paces 
Habienao capitulaao , 

El flrances pasó los Alpes 
Cou grueso y lucido campo, 
Comenzando á conquistar 
De Nápoles el estado. 

Y babíendo un dia ¿ Beliirc, 
Lugar de Italia Jlegado, 
Llamó á consejo de guerra ; 
Mas ántes de comenzarto, 
Don Alfonso de Fonseca, 
Espaftoldetroococlaro, ' 

gue la embi^ada del Reiiio 
ra entónces á su cargo, 
Vicndo á su Rey le ?enia 
De aquella conquista daño , 
Qoiere ganar, con morir, 
Nombre de Bel ?asallOy 

Y que no se diga d*éi 
Que tuvo el vivir -en tantOt 

8ue en su presencia surricse 
acerásu revaffravio; 

Y ansí entró doiide el Frances 
Con los grandes congregados 
Para su consejo estaba , 

A quien con semblante airado 
Dice, y con voz levantada, 
Los conciertos bojeando : 
— ¡ Por cierto tu proceder 
Me tiene, Rey, aciniirado ! 
iNo sabes que esta concoruia 
Entre ti y el rev Fernando 
Se bizo cootra íos turoos , 

Y no contra los cristianos t 
¿Cómo contra sn tenor 
Vas ¿ Nápoles marchando f 

I Débese de bacer en Francia 
Oe palabra pooo caso ! 
Pue^ sabe, Rey, que en Espaüa 
No bay cosa tenida en uuto. — 
Levant¿ronse los grandes, 
Teniéndolo ¿ desacalo , 

Y ¿ Don Antonio responden : 
— Ei Rey cumple lo asentado; 

Y repórtate , español , 

Que bas bablado demasiado.— 
Don Antonio les replica , 
Ya de cólera llevaao : 
— Yo hablo lo que es verdad, 

Y ac¿ tratais lo contrario.-- 
Tras lo cual bizo el papel 
Entre las manos pedazos, 
Donde estaban los conciertos 
D« entrambos reyes flrmados 

Y ecb¿ndolo8 en el suelo 
Puso la espada eo la mano , 
Donde con gran lijereza 

Dió atras por la sala un salto , 
Diciendo : — Con esta pluma 
Mi rey firmar¿ el contrato , 

Y es la que mejor le e8t¿ 

A quien puede y vale tanlo.-* 
Acometieronle algunos 
Con los esioqucs sacados , 
A qoien Don Antonio atieiide 
Con solo la espada y maniü. 
Apaciguólos el Rey 
A Don Anionio amparando « 



Digitized by 



Google 



ROHANGES RELATIVOS Á U HISTORIA OE ESPAÑA. 



CO 



£1 cQal laego requiríó 
A CerbellOD y á Arellano, 
Capjtanesespaúoles, 
Coo su gente , que dejando 
£1 campo frances , le sigan , 
A quien obedecen ambos. 
Toman la vnelia de España , 
Sin ser de nadie estorbados; 
De que el Rey quedó corrído 

Y l08 grandes espantados. 

(LoBo Laso db la Ykga, BonuMceñ y trage- 
dias, etc.) 

1028. 

EL GKAN CAPlTAIf GONZALO DE CÓRDOVA ENTREGA SO PfiO- 
PIA CAflA Á 8A00EO DE LOS SOLDADOS QUB POR COVPLin 
COR LA OISGIPUNA 110 PARTICIPARON DBL DR CASTEL- 
ROVO. 

{De Gabriel Lobo Laso de la Ycga.) 

Habiendo el conde Navarro 
CoD áspera bateria 
Sojetado á Castelnovo, 
Fuerza que el frances tenia , 

Y babiendo parte del muro j 
Volado por uoa mina, 

Donde gran riqueza estaba 
De franceses recogida » 
Por ser á su parecer 
Do ménos riesgo corría , 

$ue stt mucha fortaleza 
odo recelo les quila ; 
Mas como del coníiado 
Está fortuna i la mira , 

Y no haj fuerza inezpugnabla 
Oue su duro golpe imuida , 

1 de donde bay mas riquezas 

Mas cerca está la ruiua , 

Fué la fíierza en breve espacio 

Al duro saco metida , 

CoD mauo atroz colidiciosa ; 

Y ya del todo reiulida, 
V1106 pocofi espaüoles 

8ue k pelear atendian , 
Ilegando á tiempo al saco 
Por baccr lo que debiau , 
Paga que al que lo faiciere 
Es cierta , aunque no debida, 
Al Grao Gonzalo Femandez 
Se queian de su desdicha « 
Diciendo :~S¡ premlos tales 
Se dan á nuestras fatigas, 

Y el saco es de los cobardes, 
-Y unesiro el riesgo de beridas, 

Y en tanto que ellos saquean 
Lcs defendemos las vidas , 
No bay para qué pelear, 
Sioo ttrar por do tiran.>- 
Conoció el Gran Capiun . 
La gran razon que tenian ; 
Mas como siempre alcanzado 
Sos franquezas le traiao, 
No tuvo para poder 
Darles lo qué merecian , 

Y ansi mandó qoe su casa 
Sin ser la entrada impediUa 
Pnsiesen á saco loego 

liOS que quejado sc liabian , 
Lo cual pusleron por obra : 
]Graodeza jamas oida ! 

(LoBO Laso de u Vega, RúBtauccro y irage 
rfi«,etcO 

1029. 

lAS CQEmAS DCL GRAIf CAPITAN. 

{Anónimo.) 
Estrecha cneota le toman 
Por parte dei rey de España 



AI Gran Capitan farooso, 
Graode llamado por fama, 
Sobre un bufete cublerto 
De mucbos libros de caja, 
Dos secretarios , mas dtesiros 
En el papel que en las armas, 
Delante sus capltanes , 
Con quien s^jetó la lulia« 
Dolientes aun todavía 
De las beridas no sanas. 
Cuidado le da una pluma 
A quien no se le da Francfa , 
Ni las montabas de gentes 
Puestas delaute su espada. 
Sacó un papel viejo y roto 
Por descuioado en las calzas , 

Y alargándolo á la mesa , 
Asi les advierte y habla : 
— La del alma es de temer, 

gue ki cuenu del t]ue vive, 
uena ó mala se recibe , 
Cual la mia habrá de ser. 

Gran dinero he recibido ; 
Pero téngolo gastado 
En el reino conquistado , 
Con que á mi Rey Iie servido: 

Busqueo debajo de tierra 
Mis tesoros encubierlos;, 
Quiz¿ los teodráo los mucrtos 
Que aun blasfeman de la guerra. 

Porque el que mas trabajó 
Con el posible oue pudo« 
Le sepulumos aesnudo 
Por paga que no alcanzó ; 

vavan á mi posada, 
Hallaran racimos de oro 
Del granjeado tesoro 
En la tierrs^conquisUda ; 

Que aun tienen de mi quercUa , 
Porque , siendo necesario , 
Antes que la del contrarío, 
Permiti á saco ponella *; 

Y de mi estado se enlicnda 
En cuáoto estoy empeñado , 
Porque ellas , Rey heredado, 
Se restituya mi hacienda. 

Y así digo que el alcaocc 
Se acabe de averíguar, 
Porqne tengo de cobrar 
Cuando eo un reai solo atcanec ; 

Porque ateodiendo k que yo 
Conelalmatrabajé, 
Ni al Rey lo perdonaré, 
Ni al paure qoe me engendró.-- 

Salió el Rev á esta ocasion , 
Porque oyendo lo que pasa , 

Y que el papel que preseota 

Eo mas que un reino le alcanza , 
Puso á las cuenussilencio, 

Y estrechamente le abraza , 
Mandándole qoe se cubra 
Para principio de paga ; 
Que es propio de la virtud 
EI querer verse apretada , 

Y conio el oro en crísol 
Quiere lucir coii veotaja. 

{fiomaneero generaK) 

> Es dedr, que permítió que los soldados saqoeascn ^ po- 
saila. Alude al becbo qae se refiere en el antcrior roinance, 
uúm. 1028. 

i050. 

AL IIISMO ASÜKTO. 

{De Gabriel Ubo Law de la Vega.) 
Tomándole están las cuenUs , 
Por parle del rey Fernando 
Al Grau Capitan Fernaiidez , 
Del dioero que ba gasUdo 



Digitized by 



Goo^Ie 



ftOHANCBRO GENBRAL. 



En conqatstar con valor 
Bl reino napolitano. 
Hácenle cargo de todo, 

Y en ffran suma es\Á alcanzado. 
Gorríose el Gran Capitan 
De proceder tau exlraño, 
Que al qne al mondo no iemia 
Le di6 una plama cnidado , 
No del aprovecbamienlo 
Que del dinero ba sacado , 
Porque jamas encerró 
Sa pecbo iuteuto tan bajo ; 
Has porqne no se ballaba 
En tiempo para pagarlo : 
£1 descargo considera , 
Que aun no ie tenia asenlado« 

Y Gnalmente balló 
Ser el Rev el alcanzado, 
A quien el dia siguiente 
Dice, el sombrero en la mano : 
— Toma, Rey, esie papel*, 

Y no quiero me bagas pago 
Del alcance qne te nago» 
Como lo verás por él ; 

Mas que lambíen nombres quicn 
«Tome la coenta á mi lanza , 
A versi en algo me alcaoza 

Y si la doy mal ó bien ; 
Que con plumas no me enlieudo , 

Ki nunca fué mi ejercicio : 
Pelear solo es.mi oficio , 

Y en este te esloy sirviendo. 
Manda que en el me bagau cargo , 

Que es doude mi cuenia sé , 
Que solo á ti no daré , 
Por ser &spero, el descargo. 

Bien sé que bay quien mal te díga 
De mi bonrado proceder; ^ 
Mas no le be de responder,* 
Porque aosente no me obliga. 

A aqueste puedes nombrar 
Para que las cueutas baga, 
Ydemisesallsfaga, 
Sl qniere, en mas que bablar.— ' 

Vlendo asi al Gran Gapitan 
Machio 7 el conde Navarro, 
Gon la mas granada geute 
Se pusieron á su iado ; 
Mas como su eampo viesc 
Alborotado Goozalo , 
Teroiendo contra su Rey 
No bubiese algun desacato » 
Desenvaiuando la espada 
La puso al Rey eo la mano , 
Diciendo : ^ Señor, con csta 
Me casiigad, si he errado, 
Que á ella debo lo que soy, 
1 tú , señor, alguo tanto; 

Y da el cargo á q^ien te sirva 
Gon mas valor y reeaudo» 

Que muchos babrá en el Reino ; 
Pero no mas íiel vasallo.— - 
El Rey, con rostro risoeño, 
Al bombro le echó la mano , 
Diciendo :— -, Gran Capitan , 
Bastante es vuestro descargo l 
Gubrios , y en ml iiad 
« Que seréis remunerado.— 
Por esta merced al Rey 
Besó Gonzalo la mano. 

(Lono Laso de la Veca , Homaucero y trage- 
diat, ctc.) 

< Cste papcl , que en descargo de so alcance prescntó el 
Gran CapiUn, contenla, segan dice sa crénica, dos partidas. 
La primera, de 200,736 ducados y 9 rs., reparlidos entrc frai- 
les, sacerdotes, monjas y pobres, que dc conlinuo rogaban á 
Jcsurnsto para que los cspafioles vencfesi-n á sus contrarios. 
La spgunda, dc 700,404 dueados, inverüdos en espias y cou- 
DdcDtcs, cnyas comuDicaciones contríbuveron 4 la ronnjifcta 



y adqaiaicion del reino de Népoles. — Lt tradidoB popolar 
redace el descargo del Gran Capitan i nna sola partida , así 
expresada : Palat , pieos y atadimet , eim mUiene$, 



8: 



1031. 

KL HISMO ASURTO. 

(AñMmo.) 
-^ La laoza dicen qoe arrímc , 

Y que ecbe mano ¿ la pluma : 
Pésame que el Rey lo mande, 
Que es decreto sín excusa. 
Guentas me piden que dé, 
¡Qoé paciencia bav que lo sufra! 
be las pagas de mi gente , 

Sin baber queja ninguna. 

ÍGran Gapitan coniador! 
[is émulos son sin duda 
Que quieren darme este nombre 
Porque de quilates suba. 

ÍOb , quién pudiera jugar 
ísta treta sin escucba , 
Donde la prueba Ilegara 
A concoruar coD la suma! 
Privados deben de ser 
D'estos quelas pieles usan 
Gou variedad de colores, 
lue con los gustos se modan 
ie los profesos sin él , 
Que su voluntad renuncian, 
Dedicándola á sus reyes , 
A quien engañan y adulan ; 
Los que enla cama no caben , 
Ni de los manjares gustan, 
Cuyo dios es la ambicion , 
£on que todo lo trabucan ; 
Aquellos bincbados sapos 
A quien los reyes escucban, 
Que emponzoBan sus ovejas 

Y so fama descoyuntan. 

En estas manos me ban puesto 
Mis servicios ¡cosa dura ! 
{ Debido premio es por cierto ! 
i Pasa á mis afanes justa ! 

tQué mas pidieran á un hombr' 
le estirpe baja y oscura , 
Que bubiera perdido un reino 
Gon diestra inútil, inmunda, 

8ue á mi me pide mi Rey, 
anado babiéndole en suma 
Un reino , que él no tenia , 
Gon fatigas importonas, 
Donde tal vez a sus gentes 
Aniotinadas, confusas, 
Entregué mi casa ai saco 
Por falta de pagas suyas? 

Y bien , como todos saben , 
No nna sola vez , mas mucbas , 
Por socorrer sus miserias 

Me metia en mil profundas. 
Tomen esos cofres de oro, 
A mi recámara suban , 
Si hallaren mas que un arnes 
El justo Dios me destruya. 
Soio el nombre aqul he ganado , 

Y es harto, pues no pregunia 
Bl por qué , cómo y adóude 

guien mi resideneia busca. 
ntremos en cuentas todos , 
Que pues que de cuenta gustan, 
Daréla , á fe de soldado , 
Qoe pase del cargo y suba ; 

Soe como ignoran las cosas 
as imporlanies , oculius , 
8ue la mílícia requiere , 
las advierien y juzgan. 
Eo este breve papel 
Verán las parlidas juntas : 
Paearme ha el Rey el alcance 



Digitized by 



Google 



ROUANGES RELATiVOS Á LA HISTORU DE ESPARa. 



71 



§oe en mt provecbo refiulla. ^ ' 
n esto Uegó un montero , 
Y por Gonzalo preguuU, 
Dicíendo que el Rey le llama , 

Sue sale de una consulia. 
anda qoe las cuentas cesen , 
Pnes sus descargos abundan, 
A qulen con caricias maoda 
Qoe eu su presencia se cubra. 

{HQmaneero gtneral.) 



ROMANCES DEL YEIÍSTICUATRO D£ CORDOBA. 
4032. 

EL TCIimCrATRO DE CÓRDODA. — I. 

(Úe Juan Rufo \) 
MoeTa mi vox los aceutos 
Haciendo iriste soiiido 
Con nneva forma de Ilóro 
Que des?ele mi senlido, 
Poes canto tristes amores 
Sobre todos los que ban siilo. 

Y tü , ciego dios de amanlcs, 
Informa mi rudo esiilo , 
Porque se oyan tos bazañas 
Desde el Bétis basu el Nilo ; 

gue si me otorgas ahora 
ste favor que te pído , 
Será desde noy mas tu noDil>ro 
Con mayor raxou temiüo , 

Y este doloroso caso 
Eternamente plañido. 

En una ciucfad famosa« 
Que Córdoba es so apeiiido , 
ÍdificiodeMarcelo, 
llustre y esclarecido , 
De la cual él se preciaba 
Mas que de su patrio nido , 
Porque ántes que la fundase 
Del bello sitio movido, 
A los arúspices grandes 
Grandes cosas babia oido. 
Yista la dísposicion 
De los celestes caminos , 
Contemplados los planetas, 

Y el logar reconocido, 
Afirmaron qoe seria 
DoUdo y enoblecido, 
De ingenios y foruleza 
Mejorado y preferido ; 

Lo coal por larga experieocla 
Manifiesu cosa ba sido, 
Qoe 00 convienen eiemplos 
En negocío Un sabido. 
En Córdoba poes yivia« 

Y en Córdoba babia nacido 
Un Pemando Yeinticoatro , 
Descendieute conocido 

De los ganadores d*ella, 
Qoe iionca foéron vencidos. 
Era cl valor de Fernando 
Bien cooforme á hijo digno 
De la generosa sangre 
De Un insignes caodillos , 

Y asi privó eon el Rey, 

Mas por razon , qoe artifícl». 
Era manso» aonqoe valienio^ 
Era amado , aonqoe temiüo , 
Sencillo , sobre discreto , 
Moy cortés y bien regido. 
Tuvo en la paz y en la guerra 
llonrosos cafgos y oficios ; 
C:isó con ona señora 
Qoe en Sevilla babla nacído : 
Ooüa Beatrir. se Mamaba, 
No díré de qoé apellido ; 
Hasta para vcr qoiéu era 



t! 



Ser mojer de tal marklo, 

Qoe 00 es bieo, nombrando oo mocrto» 

Avergonzar mochos vivos. 

Algonos a&os vivieroo 

Con gosio y placer complido 

En el reciproco lazo 

De aroor bonesto prendidos. 

Hasu qoe la soerte dora 

Dió logar i los lascivos, 

Y la femenil flaqoeza 
Perdió la ríenda ▼ estribos, 

Y rendida abríó la poerta 
A dolores mas crecidos. 

Oh pérfido amor, injosto 

i'iscal de libre albedrío ! 

Si diste sicmpre mas pena 

Por los mayores servicios , 

Y al qoe mas te adora y ama 
Eres desagradecido, 
iCómo esia por todo el mondo 
To poder Un eKtendido , 

To pendon tan levantado, 
De mas campafias seeuido 
Que las banderas de Jérges 
Cuando contra Grecia vino ? 
Üi , falso , i(\ué aguas leleas 
Das ai bumano.sentido. 
Qoe los males qoe oos naces 
Ponemos loego en olvido , 
Sin qoe nos valga experiencla 
Del tormento recebtdo , 
Qoe el menor mal de tos dañor 
£s cebarse de si mismo? 
Tn abrasaste la gran Troya , 
Tó disle ta muerle i Dido , 
Urias por tl fué muerto 
Sin baberlo merecido. 

Y poes tos becbos atroces 
Procedeo en inünito , 
Baste el oltra\je qoe EspaHa 
De tos manos ha sentido, 
Coando la perdió eo mal bora 
El sin venlura Rodrigo , 
Para que el linaje bumano 
Te tenga por enemigo. 
Truéqoese to falso oombre 
En el conlrarío sentido; 

No te pinten ya desnudo, 
Sino de enganos vestido ; 
Ni tampoco niño tiemo, 
Sino viejo carcomido ; 
Ni ciego, pues no bas cegado 
Con coantos males bas vislo; 

Y aqoellos raros poetas 
Qoe de ti tanto han escrlto, 
Yo 00 sé qoé presopoesto 
En Ul caso hayan tenido , 
Si no es qoe la violencia 
De lo favor encendido 
Tocaba dentro en so alma 
Con deslemplado roido; 

Y asi hacen disonancias , 
Sin enlender el sonido; 
Modan mil veces de tono 
Contra el órden permitido , 
Desmintiéndose por boras 
En el lengoaje y sentido ; 
Qoe á veces en on momenlo 
Padecen calor y frio. 

Ya tiemblan de moy cobardes, 
Ya se pierden de atrevidos; 
De on agravio estáo qoejosos, 

Y del mismo agradecidos. 
Ya moeren , ya resueiUn , 
¡Oh bienes nial despendidos! 
¡ Oh ingeiiios mal ocopados! 
Llorad el tiempo perdido. 
¡Coántos hecbos , coantas famas 
Se bobierao esclarecido 



Digitized by 



Google 



73 



lOMARCBRO GBaOBRAL. 



Gon el csmaTte predoso 

?ae en vano habels coosamido i 
auD por neglígencias tales 
Tornó licencía el oWido, 

Y escurece la memoria 
l>e sucesos peregrinos, 
Tales como del que trato; 
Del cnal sin recelo d¡p 
Que s¡ mi pluma y eindad^ 
Tlenen algun merecidoy 

Y las musa» casteNana» 
Algun crédito ban tenido , 
Todo el tiempo qse dorar» 
La Eneida del gran VfrgilíO'Y 

Y en tanto que el alto nomcro 
Fuere en el muodo leído. 
Será tu nombre, Femandot 
Mucbas veces repetido; 

Pues taota fama ganaste 
Donde tantos la ban perdldo. 
^ ^manesi^ ^enerüL-^ It. Rüfo , Apotegmas,) 

^ Estoscincoroinancfs,de£/Fd«íM»e/f^ir/M Comenda- 
éoret ie Córdobaj contiencn un snceso célebre, coya verdad 
bistórica disfrazada puede referirse al hecho consamado en 
Italia por el capiua Jnan de Urbina , en tiempo de los Reycs 
Católicos, ei cnal celoso de sa mnjerla embarcú en nn bote 
con toda su famila y domésticos, y laego qne esfaba en aita 
Bnar los hizo anegar á todos, indnso su papagayo, para qne 
nadie qnedase para contar sa afrenta. Ei pondonor espaM y 
sns efectos están Yivamente retratados en estos romances, y 
trasladados á nnestro teatro, particnlarmente yex-profeso, 
por Lope d« Vega y Caldcron de la Rarca. 

1033. 
SL vEntTteuÁTfta de. cóadoba. — it: 

{De Juan Rufo^ 
Estaodo pues la forluna 
Caiisada de haber subido 
Este noble caballéro 
Al punto qne habeis oldo, 
Determiuo derríbarie, 

Y babiéudolo pretendtdo 
Por otros diversos modos, 
En este se ha resumido : 

Y fué que en Córdoba estabao 
Dos bermanos del Obispo , 
lorje y Feroandi» Ibmadeff,. 
Comendadores v rícos. 
Con Fernando Veinticualro 
Tienen deudo; mas fué visio 
Scr, para deudos, exlraños, 

Y traldores para amigos. 
Ifas 4nies que se entendiese 
Eran cn casa admitidos , 
Qoe mal puede prevenirse 
El mal qne vieiie vestida 
En hábilo de vírtud 

Y ^ tiempo que no cs temido» 
Jorje y Beatrtz se mlraron 
Con un afecto enccndido, 

Y entrándoles por los ojos 
Munea vieron elpeligro, 
Hasta que enlrambos se ballaroit 
De mortal Raga beridos. 
Fleehas iguales, agudas, 
Dieroo causa á sus gemidos ; 
Pasaron sus corazones , 
Traspasaron sus seniidos 
Con la venenosa yerba » 
Del ballestero lascívo. 
Ya se enlienden siu babíarse 
Los pensamfehtos al vHo; 
Efenellase trasforma» 
Ella en él bace lo mismo. 
Entre temor y sospecha 
Anda cada cual metido ; 

' Crece el trato, crece el versc ,. 
El órden j a pervertíd^. 



Amor les bace la gaem ; 
Qoe á ftiego y sangre ba podido 
Poneries terríble cerco 
Goo mortaleii eoemigosy 
Sospecbas, aosias, temores, 
. Y otros dolores esqnivoo; 
De todos cuatro elementos 
Son con fuerza combatidos. 
De uoa parte el agaa y viento 
Dan ligrimas y suspiros; 
Por otra la tierra triste, 



?oe los üene divididos, 
el (heffo que por encima 
Bn sus almas se ba encendldo. 



No faltó alli la baulla 
De espantabiesbasiliscos, 
Qoe el deseo y pensamiento 
IKsparan como atrevidos : 
Mina el amor sos entrafiaa 
Con molestos artifieíos. 
Los amantes sfn ventura 
Viéndose tan oprímidos, 
No tratan de la venganza, 
Sino de darse á partldo ; 

Y para que esto no fbese 
Honesto ni comedido , 
Aplicó amor la centelia 
En el engaño escondído ; 
La mina voló por alto 
Con borrísono bramido; 
El son sonó por el aire , 
Vino al snelo el ediacio ; 
El muro de la vergüenza 
Fn¿ asolado y destruido, 

Y del adúitero incesto 
Ei casto lecbo ofendido. 
Cobra fuerzas la licencia, 
Anda libre el desvarío ; 

Ya el mas erave mconveniente 
Era estimuio mas vivo ; 
La mayor dificultad 
Les era placer cumplido, 
Porque triunfan juntamentc 
Del amor y del peligro. 
Esta es la misera suerte, 
Este el estado mezqnfno 
£n que viéoen á parar 
Los que tuercen el camino 
De la amistad verdadera 
Siguiendó el del apetito. 
No alcanza mi entendimlenlo 
Ciiát de los dos baya sido 
deba ser mas culpado 
En la pena y el delito ; 
Que si Beatríz es su esposa , 
Jorje tambieo es su primo , 

Y poesto que no lo foera 
Basuba el nombre de amigo , 
El cual entre bonrada geotc 
Por parentesco íe estimo» 

Y como cosa sagrada 
No debe ser corrompído. 
Iba la maldad creciendo 
Con el odío á su marido , 
Cosa cierta en ias mqjeres 
Qne á tai estado ban veuido. 
¡Oh martirio de los bombres X 
\ Ob doméstico eoemigo ! 

i Desventura inevitable ! 
¡ Mousiruo desagradecido ! 
íQuién ftté aqoel tan riguroso» 
Due nos dejó intrOtiucido 
On gravámen tan notable , 

Y caso mal difinldo , 

Qoe el bonor de los varoues 
Justamente merectdo, 
Estribe en un fündamento 
Fácil de ser'combatido? 
Mas como el daño prímcro 



Digitized by 



Google 



ROH&NGBS REUHTOS A U BI8T0RIA DE ESPANA. 



Gulado por mvder ▼íno, 
y el ?aÍor del primer hombro 
Se tbatió i ser iiiducido 
De la engañada consorte 
Contra ei precepto dlvjno, 
Quedó el mascalino sezo 
Uas sujeto al femenlno» 
Partícipedesumal, 
GómpUce de sa delito , 
Como ja mancomonados 
En el oien habian sido , 

Y a»i conviene qae sean 
Agraviados y ofendidos, 
«empre qae la mqjer yerray 
liOa que a*eIlos han nacido ; 
T mas, qne si esto cesase» 
Sería mayor peligro 

El de la disolucioo, 

Oae el del contrapeso esquíro. 

Por tanto préciate » Espana , 

Del jasto ngor y estilo 

Con qoe k todas las naciones 

En Ul caso bas excedido. 

Y tüf Pemando, qae en esto 
Bien su hljo has parecido, 
Pues eres al mundo e^mplo 
Coo tan ejemplar castigo« 
Etemicese to nombre 

y el de mis versos contigo; 
Porqoe si horobres los leyereo, 
Te alaben siempre conmlgo; 
f si mojeres, aprendan 
A temer i sos maridos. 

(RMRMMrtf imeral.'-U. Rupo, Apotegmi, ete.) 

1034. 

BL TEnnCllATRO DB CÓai>01»A.--UI. 

(DeJuanRufo.) 
Bn tanto poes qoe el amor 
Andaba mejor segoido 

» amantes 



Oe Jorje y Beatria , ama 
Para so mal aveoidos, 
Femando estaba en Toledo « 
Más por aoseocia afligido» 
Qoe de celos m temor 
Cansado ni persegoldo; 
Qoe i poertas de so ooerer 
Tal inoicio no ba ▼enido. 
A la corte t al Rey sigoe 
No de amtMCion atraicio , 
R i por gostar noTedades 
Oel cortesano bollício : 
Neffocios graves trataba » 
Que le habian cometido 
80 repóblica y ciodad , 
De quien era moy qaerido. 
En esta mesraa sazoo 
Jorje á la corte se vioo, 
Hora ftiese de imporuncia 
La caosa qoe le ha traido, 
Hora por dlsimnlar 
Emprendiese este camino; 
Qoe nonca el qoe mocho yorra 
Estii segoro consigo, 

Y la caosa . aonqoe secreta , 
Tlene en si mesma el castigo : 
Bs el flscal la memoria , 

Y la coQciencia re|Bistro« 
Ylaverdadesel joezf 
Verdaffo ei pecado m'ismo. 
Umoo qoe ftié i Toledo 
Visito loego i so j>runo ; 
Despoes beso al Rey las manos , 

Y en la soyo flevó aníllo , 
Qoe ftié^dicio maoifiesto 
Oel mai qoe esuba esooodSdOi 
Dora y final ocasion 



De la moerte qoe les vlno; 
Don qoe no le laé por cierto 
Para tal fin conceoido, 
Ni i tan triste ministerío 
Le pensó ser ofrecído. 
Era on hermoso diamanie 
Bien labrado, groeso y fino, 
Engastado ricamente 9 
De artifice peregríno , 
Variado con esmalte, 
Coal esti el prado florido 
Bn la dolce prímavera 
Coando el celestial rocio 
Siembra aljófar en las rosas, 

Y aiem naestros senüdos. 
Esta fbé la última prenda « 
Qoe recelosa de olvido 
Doña Beatríz dió i Üoo Jorjo 
Coando d*ella partir qoisot 
Sin tener aigon respeto 

A qoe del Rey habia sidOt 
Ni a la merced se&alada 
Qoe dél bizo i so marido. 
Poes como el buen Rey Ic vicsc 

Sloedó del casosenüdo, 
ozgando por desacato 

Y desprecio conocido 
Hallar en poder ajeno 

Doo qoe propio soyo ha sido, 

Y asi i Feraaodo eu secreto 
Tales palabras le dHo : 

— Confoso y maraviilado 
Me tlenes, Peroando amígo, 
Por dos causas, qoe no poedes 
Desculparte si las digo. 
La prímera, qtie sin mi órdcn 
EnÁJenaste mi anillo; 
La otra qoe mas pondero, 
Es el haberme mentido 
En decir qoe i to mujer 
Le diste, y triele tu prímo, 
Mocbo mejor te estuviera 
Uostrirteme agradecido, 
Qoe con Jorje uberai , 

Y negarme lo que he visto.— 
Feraando, que atento estaba, 
Doda si es soefio io oido, 

Y con el gran sentlmienlo 
Foera qoedó de senlido ; 
Mas la razon de so pecbo 
Le dió paiabru y estilo. 
Respondió : -*Rey poderoso» 

Y natoral sefior mio, 

Si la experíencia qoe tienes 
De mis leales servicios , 

Y la de qoe to clemencia 
Todo el mondo ha conocido, 
Poeden abora valerme , 
Sola ona merced te pido» 
No qoe para mi descargo 
Me prestes atento oldo 9 
Aonque darie tal podria 
Qoe me bastase cooiigo ; 
Mas porqoe asi me convieno 
Ai tiempo se lo remito , 
Qoe seri de ml poreza 
Elverdaderotestí|(o, 

Sioo qoe me dés hcencía 
De apercibir mi camino,— 
ElReyseladió,yalpunto 
Se parte ya despedido, 
Mostrando aquella templanca 
Qoe mas cumple i su designio. 
Pasa la pnente del Tajo» 
Celebrado y dulce rio ; 
Llega i Orgaz, vilta nombrada 
Por el temple de los silos ; 
Loeffo i Yevenes, que es j^ucblo 
Parudo eo dos senoríos. 



Digitized by 



Google 



74 



De aquí víno & llalagon, 
La del refrao bien aabido; 
Despaes paaó 4 Goadianay 
Silvestre y amargo rio , 
Cujfas aguas son saladas 

Y el pescado desabrido » 
Dejando atras los oteros 
Del fanesio PeralvilloS 
Doode la horrible memoria 
De los atroces delltos 

Vive eo trístes coerpos muertod 
Mostrando ejemplar casligo. 
Poco mas anduvo cuando 
Pasó este andante afligido 
La antlgua Giudad'Real* 
Lugar sano y baslecido 
Oe suave y blanco pan , 
Dutces carnes y boen vino. 
Prosigulendo su viaje 
Para acabar sa camino, 
Llegó i Almodóvar del Canipo. 
Próspera de vellocinos, 

Y de todo cuanto importa 
Al muy átil ianificio ; 

Ricos campos ara y slembra , 

Y valles pace floridos, 

Y alegres Sierra-Morena 
Moestra sus cerros erguídos , 
Abrígo del frio invierno, 
Somora del ardiente estio , 

Y al fin regalo ordioario 
De cuakioiera peregríno. 
Por aqui va pues Fernando 
Lanzando ardientes suspiro!^, 

Y era en el tieuipo que Ftbu 
DeAríeshabiasalido, 
Qoando la ualuraleza 
Resiaura lo qae ha perdido. 
Al árbol vaelve ia hoja 

§ueIeqaitóeiyertofrio, 
los prados reverdecen . 
Las mieses bacen lo mistno. 

Y los animales fleros 

De amores andan heridos. 
Las aves en tas florestas 
Fabrícaa sus dulces oidos; 
Los peces pueblan las aguas 
De hijos no conocidos: 
Las solicitas abojas 
Con el blando susurrído 
Sacaban dulces licores 
De romerales florídos ; 
K\ aire sano y templado 
Consolara ¿ ciialquier vivo, 
Si no á aqael i quicn forluna 
l'enia laiito ofendido. 
Pasando por Adamuz 
De mochos tué conocido , 
Aunque de pora tristeza 
tíuiso pasar escondido. 
Despues que saiió de alll 
Por el torcido camiuo, 
Vio desde uii allo collado 
El asiento esclarecido 
De ti, Córdoba famosa, 
De sabios Uusire nido , 
Y vió lo que Tolomeo 
Para bieu pintarte dijo ; 
cTo cuerpo llano, apacible, 
• Con admírable at;ivlo; 
>Ta cabeza, que es lasierra, 
•Tncada de uu paraíso ; 
»Tu cinta rica, preciosa, 
•H).sel caudaloso rio, 
•Yoiros ricos üniamentos 
>Y ropas de lu vestido, 
»Son las fértiles campañas, 
•Las dehesas y baldlos» 
iFrescas huertas y Jardines 



ROMAKCIAO GENEHAL. 



•De naramales y oUvofl.a 
Revolvienao en si eatas cocas. 
Entre mil ansiaB metido, 
Botró por la PuerU Naeva , 

Y poco i poco se vino 
CereadeSanuMaría, 
Donde estuvo detenido , 
Cobrando habla ysemblante, 
Para no mostrar imlicio 

Por do en su casa se entieuda 
La causa que le ba traido. 
Entró reportado en ella, • 

Donde con risueños gritos 
Fué con mas demostraoiones 
Que contento recibido. 
Ailí la indigna mojer 
Salva, sin estarlo, bizo 
De mentirosos abrazos 

Y algonos besos fingioos : 
Ualdice la ausencia larga 
Que tan moiesia le ba sido. 
¡Oh mujeres, las que errastef 
£1 verdadero cammo, 
Como quedando engaoadas 
Sabeis engañar con tino, 

Y moslraros amorosas 

Al que habeii aborrecido! 
¿Quién os enseñó ei lenguaje 
llalagüeño y fementido^ 

Y las blaodas ceremooias, 
Dejando el odiu escondidoY 
¡Trato doble , que en los bombres 
Que lo sean no ie ha babido , 

M los varooiles pechos 
Para siempre le han sabido : 
Que el odío ó aoior en ellos 
Fácilmente es eulendido ! 
De tal suerte regalaba 
Al sospechoso marido 
Beatriz , que casi Inego 
Dodaba de lo creido. 
La noche pasó , y el sueuo 
No fué d*ellos admitido; 

?ue él trazaba la venaanzn - 
ella encubria su deuto. 

Ya el sol las cumbres doraha. 

Con su resplandor divino, 

Cuando se sale Fernando 

De aquel iecho aborrecido. 

Del aciago aposento 

Apénashubo saiido, 

Cuando le apartó en secrelo 

Su leal siervo Rodrígo. 

Este era un genlU esclavo 

Que en sn casa babia nacido 

De una cauUva africaua 

V padre no conocido , 

h\ cual dió entera noticia 

De todo losucedido, 

Mostrando aquel seBtimienio 
Que al trisie cuento couviuo, 
Mandósele que caliase 
Lo que habia referido i 
Fernando tiempla la fuiia, 
Aunque ei dolor es creciUo, 
Esperaiido coynntura 
Que mas haga 4 su partlUo; 
Que 00 es poca vaientia 
Disimular con aviso, 
Guaodo la satisbcion 
No es decente al ofeodido. 
Como el cazador astulo 
Cuando k la red le ba veoiUó 
Algana simple avecUla, 
Queladejasinraido, 
Hasu qne Uegue la vanda . 
Que por el aire ha senlidOt • 
Asipasómesymedio, 
Hasta que el latal destino 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELAHVOS A LA HISTORIA DB ESPAfiA. 



73 



Trojo i Joije de Toledo 
Para psgar lo debido. 
Tambien so bermauo Femaodo 
De Sevilla eniónces víqo • 
Solo por Ter á Doq Jorje , 
De quieo era muy querido , 

Y él umbien \e correspoode, 
Como bermano y como amiao , 
Porque bermandad tan cottlorme 
^unca en la Uerra se vido. 
Semejanies en los rosiros, 

De un tamafio, talle y brioy 
En el babla se imitaban, 

Y en ei uso del Tesiido. 
Arobos son comcudadores 
En un planeta nacidos, 
Poes la vida y coodicion 
De aqoesio fuéron lesligos , 

Y sus moerles desastradas 
DieroQ mu^stra de lo niismo. 

{RomttHcero general." It. Riro, Apoiegmas.) 

« Peralvlllo es an &ÍUo despoblado donde aja&tieiaban los 
malheehores oae el trtbunal de la santa Hermandad de Giudad- 
Real coadeoaoa & mnerte por ladrones y facinerosos de ca- 
minos. 

1055. 

EL VBITnCUATiO OB CÓR00BA.<-* IT. 

(De Juan Rufb.) 
Luego pues que el Venlicaalro 
Vió el negocio bien urdido , 
Sin perder bora ni punto 
Trató de cortar el nilo; 

Y porque las dilaciones 
Danan al apercibido , 
CoQTidó á comer un dia 
Los bermanos sobredicUos, 
Para ver por las señales 
ConUrmacion de lo oidoy 

Y justificar coo ellas 

La aspereza del casligo; 
Todo lo cual á la mesa 
II uy fóciimeute lo vido , 
Porque hubo quieu estuviese 
Del manjar tau divertido » 
tíue de la mano á la boca 
Erraba el cierto camioo. 
Fernando disiniulaba , 

Y despues de baber comíJo 
Uando aprestar cazadores 
Para el usado ejercicio • 
Porque se quiere ir i moutc 
Por cuatro dias ó ciuco , 

A un bosque de alli dos ieguas, 
Fragoso y eQveJecido. 
Inculto y bravo era entÓQCcs » 
Abora esii redocido 
A Uh gran pago de beredades 
{lae Trassierra es su apellido» 
Jorie y Beairlz d*esta oueva 
Siniieron tal regocijo , 
- Que un buen lcclor en sus ojos 
Lo pudiera ver escrito. 
La casa de denlro ^ fuera 
Resonaba con bQlticio; 
Los eriados fervorosos 
Traen viandas, pan y viQO» 

Y cufuodan los almoíífrejes 
Con el reffalado lino ; 
Los cabalTos eo el patio 
Daban soberbios relinchos; 
Los Tentores de trailla 
Saltaban dando ladridos : 
Todo estaba puesio á ponto , 

Y Femando iba vestido 

De verde, que presto espcra 
Verlo en ro|o coovertido. 



Por la puerta del rincon 
Sale, de mucbos segoido» 
En un gallardo cabailo 
De color rucio tordillo : 
Coo él van sus convidados ; 
Mas luego se ban despedido, 
Que él se fué bácia la Merced , 

Y ellos en casa el Obispo. 
Risuenos vao y contentos 
De la suerte oue ban tenido. 
Joije le dice a Feroando : 
— Paréceme , bermano mio t 

8ue esta veotnrosa ooche 
s sirvais de Iros conmigOv 
Porque sí el comunicalle 
Hace el placer mas cumplido, 
No es poco lo que intereso 
De la gloria que coosigo» 
Dando parte de mi bien 
A nn bermano tan ouerido. 
Ya sabels que donoe amo 
Soy muy bien correspoodido; 

Y la ocasion deseada 

5|ue i las manos me ha venido, 
íintos quiero que gocemos 
El premio de mis servicios. 
Yo estaré con mi señora , 
Vos , señor, baréis lo mtsmo 
Con la que es su secretaria, 
De quien sé que sois qnerido. 
Ya vos sabeis que oo es fea , 
Ni para ecbada eo olvido; 

Y con Io8 dos solo vaya 
Hi camarero Galiodo.— 
Dejemos ese coocierio , 
desconcierto perdido , 

Y volvamos & Femando , 
Que ya dejaba el camino. 
Su geuie mandó ir delante, 
Sino fué solo á Rodri|;o. 

El sol su cara escoodia , 
Cuando se quedó escoadido 
Eo un olivar espeso, 
DoQde estuvo, siQ ser víslo, 
'Esperaodo el buoto y bora 
De ejecutar eicasügo. 
Apeose del caballo, 

Y rccostóse aíligido 
Entre unas ocultas malaSv 
De tormentos perseguido. 
Graves cuidados le cercan, 

Y asl bablaba consigo : 

— ¡ Oh falsa , indigoa mujer, 
Que & tal tieiñpo me bas traido, 
Sin que te diese ocasion 
Para baberme asi ofendido, 
Ni para que despreeiases 
Lo mncbo qoe te be querido! • 

Y caso que por ventnra 
Te fuera indigno marido » 
Degenerar no defoieras 
De tu sangre y apeUido , 

Y el lostre que en sus matroncs 
Contino ba resplandecido. 

¡Ob Ulises, griego diehoso 
Entre cuantos baii nacido, 
Pues tras ei largo destierro 

Y trabajo lanprolíjo, 

Por lo cual por mar y lierra 
Te llamaron el sufrido, 
liailaste el tilamo casio 
Por mas que fué coaibat¡do« 

Y de Penélope stendo 
Casi por muerto tenido , 
Fuiste como Ul liorado , 

Y esperado como vivo ! 
¡Clelo . tú que eres abora 
De mis agravios testigo« 

Y muevcs tus inaucncius 



Digitized by 



GoQgle 



10 



ROIiAMCBRO GBNBRAI» 



Sobre esle moDdo mesquino, 
No quiem que culpa ajena 
Prevalezca en daSo mio l 
Favorece mis iotentos, 

?ue justos son, to io fio; 
si atli tienes dispuesto 
Por algun hado preciso, 
Qoe yo alcance la vitoria 
De rois fieros enemigos, 
Esta mi vida á lo menos 
Ofireceré en sacríficio. 
i Y tü , mndable forluna, 
Que me tienes oprimido » 
Pudiste con foerza esquiva 
Darme el afan en que vivo ; 
Pero no podris privarme 
Del poder en que restribo 
De hacer lo que fuere en mi 
En la demanda que sigo!— 
La sombrosa noche estaba 
En medio de su camiuo ; 
Gallaban montes y valles , 
Los'pueblos hacen lo misnio; 
El dulce suefio profundo 
Daba sosiego y olvido 
Al humano entendimiento 
De cuidados perseguido, 

Y i los trabajados miembros 
En diversos ejercicios , 
Cuando deja el verde lecbo 
Bl caballero afligido. 
Toma la rienda en la mano 
Poniendo el pi¿ en el esiribo » 

Y poesto sobre la silla 
Para Córdoba se vino. 
Llegado, deja el caballo 
Encerrado en nn molioo : 
Apriesa llega i los moros 
Por buscar algun portillo : 
Ilallóle , y entró por ¿I 
Sio ser de nadie sentido. 

No encontrd ronda en la calle » 
Ni méoos bombre nacido : 
Todo estaba en un silencio 
De uinffuno interrumpido : 
Hasta los canes caseros 
No dan molestos ladridos , 
Qoe á los iHirtos aroorosos 
Son mortales enemigos. 
Llega á su casa Fernando 
Por un lugar escondido, 

Y de su esclavo ayudado, 
En cierta pared subido,^ 
Espera que tambien suba» 

Y asi le ileva consigo. 
Fuéron i dar i la sala 
Donde estabau repartidos 
Los triites Gomendadores 
Torpemente entretenidos » 
Con luz y mucho sosiego , 
De su daño inadvertídos. 
Pernando da un salto dentro, 
Deja á la pneru á Rodrigo ; 
La espada lleva desnuda . 

Y él va de esfnerzo vestiuo. 
Arremete con gran furia 
Gontra el lecho bfeu sabido. 
Jorje, roedio sin acuerdo, 
Asió su espada ai províso, 
Fernando cierra con él 
Despues de haberio herido 
De un terríble tájo abierlo 
Cerca del siniesixo oido, 

Y dióle tres.puñaládas 
Que al alroa fuéron po^tigo. 
Andaba el trlste buscando, 
E) euerpo en iierra caido , 
Celebrando con el alma 

El divorcio tan temido , 



Cott sangre y dolor inmenso 

Y roal form'ado gemido, 
Coando su bermano, que estal* 
Bn un reirete metido, 

Sintió que Aoa le llamaba 
Diciéndole : — Señor mio , 
DesperUd y veréis claro 
Que todos somos perdidos. 
— ¿ Cómo asi , dijo , esto pasa? 

Y saltó despavorido : 
Fernando le embiste luego, 

Y con denuedo atrevido 
Le hizo igual i su hermano 
En la muerte y el castigo. 
Ana impioraba clemencia, 
Pero poco ie ha valido : 
Qne alli pagó con la vida 
La culpa del mal servicío. 
Beatríz esuba á estas cosas 
Presente, mas no las vido. 
Porqne un desmayo morui 
Causado de un temor frío, 
Le suspendió las potencias, 

Y privo de los sentidos : 
Por lo cual foé por entónces 
Su amargo fin diferido , 
Para qne mas dolor sieuU 
AI paga^ lo merecido. 

En uu ríncon de la sala 
Hubo sefial de niido , 

Y fué que Gatindo esuba 
Detras de u» cofre metido , 
El cual ya de puro miedo 
Aun no osó estar escondido , 

Y porque el nresenUrse 
i>esagrava álos delitos; 
Asi , postrado por tierra , 
A Ul razon dio príncipio : 
— Yaleroso caballero, 
Tempiad la furía conmigo, 

Y alzad de mi h venganza, 
Pues yo nunca os he ofendido 
En obra ni en pensamiento , 
Como está daro y sabido ; 
Ya sabeis de los que sirven 

A cuinto están atenidos , 

Y oue si entré en vuesira cast 
Fiu por fuerza compelido , 
Babiéndolo rebusado 
Cnanto en mi mano babia sido; 
Que si i mi disposicion 
Osara deJ tiempo mio, 
¡Cuinto mejor estuviera 

Eu mi reposo dormido , 
Que de pecados ajeuos 
Hecho guarda ni testigo!-^ 
Femando de piedad 
Esubaeasimovido, 

Y preguotole i su esclavo : 

— ¿Qué te parece, Rodrigo?-* 
Respoodió : — Sefior, los ménos 
Vivan de los enemigos.— 

Y asl fué este supiicante 
Tambien pasado i cucbillo 
Toda la gente de casa 
DespierU acudió al ruido^ 

Y sabida la ocasíon 
Casi pierden los sentidos. 
Unos torciendo las manos, 
Otros dando recios grítos, 
OtroS buscan y uo ballan 
Alguu seguro escondrijo, 

y andan como los que fuéron 
De U(intoIa mordioos. 
.Fernando , delérminado, 
En su c61era encendido , 
Siguió la iojusu venganza» 
Desde el mayor al mas chico. 
Mat6 esQUderos , porteros • 



Digitized by 



Google 



fiOMANGES RELAT1V03 A LA HiSTORIA DE ESPASA. 



77 



Dadfias, mms de serricio » 
A mecioicos criados, 
Pajes de Talda palidos, 
Porqae lodos consintieroR 
El adalterio maiigno, 
Pospuesufldelidad, 
Por inleres corrompídos. 

{fiaaumeero fMero/.^It nmo^Apütegmatf etc.) 



1036. 

n. ▼EIHnCUÁTRO OE CÓROdBA. — ▼. 

(De Juan Rufo.) 
El «Iba se teTantaba 
De su leeho cristaiinoy 

Y sas rosadas meJíUas 
Mostraban color distinie 
En todo lo qae la nocbe 
Ta?o en ono confundido, 
Caando Beatriz en si TaelYe 

Y recapera el sentido, 
Volviendo el tarbado rostro 
Al indignado marido. 

Vló las fonesus sebales 
De sa morir ya veclno : 
Vióle de sangre cabierto 

Y de cólera encendido, 
Horrible cefio, j semblanle 
Con el color amaríllo. • 
Bajó ios ojos al saeio 
Temerosa de lo Tisto, 

Y vi6 el destrozo sangrieoto, 
Para dolor mas esqaivo, 
Sintiendo los gra?es males 
De qae ella causa babia sido. 
Coajósele aili la sangre* 
Qoedó el coerpo helado y frio, 
Los labios se le secaroa , 
Los ojos haceo lo roismo. 
Ellicorraltabaalllanto, 

Y el aliento á los sospiros, 
Porqoe la peoa rabiosa 
Cerró todos los caminos 
Qae A los tristes lastimados 
Saeleo ser de algoo alivio. 
La lengoa sola probaba 

A defender so partido, 
Aooque la culpa y el miedo 
La prifabao del oficio. 
Tres ▼eees quiso bablar, 

Y otras Untas perdió el tlno; 
La voz salió sln afecto 
Pormando un ronco sonido, 

Y á la caaru, como podo, 
Dijo con tono Urdio 

La desdichada sefiora 

Esus pabbras que escribo : 

— Pues mi yerro es sin disculpa , 

De remedio desconfio : 

Yo conozco que Ul fuó 

La maldad qoe he cometido, 

8ae si perdoo te pidiere, 
Pemaodo, sefior mio, 
Será acrecenur ta safia 

Y baberte mas ofendido. 
Josto et qne mi coerpo pagae 
La traiclon torpe qoe bizo, 
Poes fbé sierro de la pena 
Coando se rlndió al delito. 
SatisfAgate mi muerle 

De lo qoe mal he vivido ; 
Tú lavaris con mi sangre 
Tu agravlo y mi desvarío, 

Y yo saldré de la deuda 
De ul caso y Ul marido. 
Solo para arrepeotirme 
l)n breve tiempo te pido : 
CooliBsaré mis pe4^do6 



Con doloroso gemido, 
Que si mi inima se salva 
Todo es poco lo perdido. 

Y si acaso por ser mia 
Tambien la bas aborrecido, 
Debes por fuerza estimalla, 
Porqoe Dios la ha redimido.— 
Tal eficacia tuvieroo 

Esus palabras que dijo, 
Que sacaron tiemo llanto 
l)e aquel pecbo endurecido ; 
Porque no puede el qoe es ooi>le 
Ser de pasioo tan veocido, 
Que no acuda blandamente 
A io iusto y bien pedído. 
Uo clérígo foé llamado , 

Y aonque se balló afligido 

De ver quince cnerpos muertos, 
Dió i Beatriz atento oido ; 
La cual dijo A Dios sus culpas » 
Con ánimo moy contríto, 
Como quien para dar cuenta 
Esuba tan de camino. 
El confesor la absolvió 
Devoto y entemecido, 

Y asf , & los piés de Peraando» 
De grau compasion movido, 
Despoes de alguoos ejemplos 
Que luego le bao ocurrido, 
Dijo :— Por Dios poderoso 

Y JesucrístosuHíjo, 
Católicocabailero, 
Qoe modereis el castigo, 

Y coo ios que teneis muertos 
Cese el rigor nunca oido. 
Beatriz vaya & nn monesterío, 
Tan secreto y escondido, 

Que todos pieosen qoe es moerta 

Y alli faagi k Dlos servicio. 

— Padre, respondió Fernando, 
Muy bien estoy con lo dicho, 

Y pues á cada cual toca 
Haeer sa debido oflcio, 

Vos faablais conforme al vuestro, 
Yo haré conforme al mio.— 
Diciendo ules palabras 
Al parecer moy sin brío^ 
Entraba por su aposento 
De honor y fberza movido, 
Mas qoe por propia pasion 

Y deseo venspitivo. 
Ya Dofia Beatríz tenía 

El blanco cuello tendido, 
Coando de congojas lieno 
El lastimado marido 
Se lo cortó todo al cercen , 
ResUurando lo perdido. 
Esto becbo fu^se i Francia ; 
Mas siendo del Rey sabido , 
Que éra el católico Marte 
Don Femando esclarecidOt 
Le perdona llanamente 
Antes de serle pedido. 
Mandóle volver k Espafia, 

Y asi foé restituido 

A so patría, donde fúé 
CoD aplauso recibido. 
Despues le fué mujer digna, 
Porque no tenia hijos, 
Dofia Costanza de Haro, 
Coyo valor conocido 
Tras el extremo contrarío 
Fué en mayor precio tenido. 

{Bome»cer0 genereL —IL Roro, Apctegmet.) 



Digitized by 



Google 



7ft 



ROIIAI^CERD GENERAL. 



4057. 

NOERTE DE FERIfARDO V EL CATÓLlCO. 

(D0 BarMomé de Torret Naharro,) 
Naeva toz, aceoios trísles, 
Suspiros de gran cuidado , 
Palabras corriendo sangre 
Con dolor alríbolado, 
No me quedeis en el pecho, 
Has de dejar an iraslado, 
N¡ me salgais por la boca, 
Qu*e8 camino muy osado. 
Romped la parte mejor 
De mi siniestro costado : 
Maravíllense los vivos, 
Conozcan de grado en grado 
El mondo lo que ha perdido, 

Y el cíelo lo que ba ganado, 
La vida qo'es abalida, 

La muerte de qué ba triunrado; 
Los ancianos sio consejo, 
Los mancebos sin decbado , 
Los niños sin clara lecbe , 
Sin pasior todo el ganado; 
La señora de las gentes, 
Gran Reina de lo poblado, 
Príocesa de lai proiiiocias, 
Como viuda ha quedado. 
No bay nadle que la consuele , 
Gomo su bien la ba faltado ; 
De oegro toda vesiida, 
Coii semblante fatigado, 
No quiere ver clarídad 
Desque so sol la ha dejado.. 
Todo el palacio sin himbre , 
Todas las boras eerrado, 
La su mesa sio manteles , 
No qoiere comer bocado, 

Y en un rincoo de la casa , 
El mas pobre y apartado . 
Las manos sobre los ojos 
Su gesto muy alapado, 
Ninguno la osa bablar, 
Todo 80 sér ba cambiado ; 
No bay qoien la cara la vea, 
Forastero ni privado ; 

Ni qoiere ser coniolada, 

Ni le fuera bien contado. 

Lloremos todos cou ella t 

So daño y noestro pecado , 

Hadre Espafia , qoe bas penlido 

Has que nadie babrá pensado. 

Un señor, marido y padre 

De Adan ac¿ el mas bonrado , 

De los reyes el mejor, 

Si mejor puede ser dado : 

Santo , bueiio y virluoso 

Como en obras ba mostrado; 

De los rícos tao temido , 

De los pobres lan amado , 

Comunmenie de sos puebloi 

Tan qucrído y deseado ; 

De los buenos conoscido , 

D*extranjeros visitado : 

De los uuos y los otros 

Con reverencia acatado; 

De amigos y d'enemigos 

Igualmeote es boy llorado. 

Con el Católico nombre 

So vivir iia conformado : 

Nueslra santa fe eosalzaba 

Con la persona y eslado ; 

De la Iglesia y religiones 

Era siempre el abogado ; 

La corona de sos reinos 

Largamenle la ba ensalzado ; 

De que comenzó á reinar 

Poco vivió reposado ; 

Trabajando dcscansaba. 



Sobre bien hacer fhodado ; 
Hocbas batallas venció 
Comenzaodo so reinado : 
Ganó el reino de Granada 
Con afan bien empieado , 

Y el de Nápoles despoes, 
De franceses osorpado, 

Y el de Navarra tambteo 
Porqoe s*era rebelado. 
Hocnos mas reinos de moros 
Coo so gente ba soperado ; 
Islas , Indias por el mar 
Todas coantas ba ballado ; 
No le queda por gaoar 

Sioo lo qoe no ba probado, 
Ni por probar le qoedó 
Siuo lo qo*era ezcosado, 

Y lo qoe ona f ez ganase 
Ninffooo se lo ba qoitado : 
Si ei ganar es gran loor, 
El conservar es doblado. 
No se podrin alabar 

Los qoe con él se han tomado. 
Los jodfos desterró , 
La InqoisicioB ha fundado, 
Poso la Saota Hermandad, 
Tovo el Reioo sosegado : 
Por la meoor cosa sova 
Poera oiro Gáoooizado. 
De los Femaodos el Qoioto , 
Blas el primero en diiado, 

Y de aqoestos y de todos 
El qoe foé nejorcasado : 
Vencedor nunca veocido 

Por todo el mondo nombrado, 
Callarán ante so nombre 
Los qoe mas se bao alabado. 
Dióle Dioa oo heredero 
Tao complido y acabado , 
Que de todos los sos remos 
Poé por principe Jorado, 

Y en comenzando é ser hombre 
De la vida fué prívado : 
Nonoa príncipe jamas 

Foé eo el nmodo tan Ilorado. 
Horíó loego Don HlgoeL 
El Segondo , mal loi^ado , 
Qoe con la teu eo ía boca 
Fué defuntey enterrado. 
Guardó Dios siempre al buen viejo 
Por darnos mejor recaodo; 
Horíó loego la grao Reina 
Qoe asi le bonraba el costado ; 
Tras ella el rey Don Felipe , 
Que tambien fué desdicbado : 
S!em(>reoos quedó el maeslro 
En reinar experimentadf» , 

§oe sabia osar ia bonda 
ejercítar el cayado , 

Y tresqoilar á su ttempo , 

Y berrar moy coocertado. 

Si algonos qoejofios qiiedan , 
De que dodo y be dodado, 
Do tanios qoedan contentos, 
Háyanlo por excosado, 
Qoéjeose de la fortuna 
Que mas qo*él ba contratado : 
Dén gracias á Dios por ello, 

Y babrán galardoo doblado ; 
Nadíe alegue parte propía 
Dond*el todo es emprestado ; 

8oe noestra flaca poteocia, 
el objeto, se ha eogañado. 
Noestro ver trae de suvo 
Aotepoesto un gran nublado ; 
No vemos palmo de tierra 
El dia mas lominado : 
Tropezamos en las pajas , 
Caemos por lo regado , 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RBUTIVOS A U HiSTORIA DE ESPARA. 



7D 



Y d qn*es dego de nfiUira 
Tarde paede ser carado. 
Compre el poiro de paclencia , 

Y aprenda lo que ba olvidado, 
Las oracioues de Job , 
Lo que Da?id ba cafitado ; 
Dios qoe lo sabe mejor 
Juzgará 1o roal Jusgado ; 
No entremos ea los secretos 
QQ*él á si se ha reservado. 
Los que prudentes ser&a, 
Como algunos que be notado, 
Sin esperar mi consejo 
De sa seso babrén usado : 
Qaien mas sufre es mas leido , 
Qaien mas calla es mas lett ado ; 
Buena vida es la dotora » 
Blen bacer el líQenciado. 
Pues dejemos las pasiones , 
Las qae i tantos nan dafiado ; 
Siniamos todos su muerte , 
Uore qulen nanca ba llorado, 

Y olvidadlo bíen , despoes 
Qae otro tal habréls probado. 
Haced llanto , caballeros , 
Qae será bien empleado ; 
Dejad ias barbas crecer, 
Mas de lo qu*él ba mandado ; 
No se enjuguen vuestros ojos , 
Ni cesen por Tuestro grado ; 
Ni dejeis cabello entero, 
Los que bonor babeis buscado; 
Ni sepais poner silenclo 
A dofor tan señalado. 
Rompan los gritos las oobes, 
Tengan el cielo espantado ; 
Haced pedazos las lanzas, 
No quede escndo arrimado ; 
Placer no coma con vos, 
Ni se asieote 4 vaestro lado ; 
Solo pesar todas boras 
Sea vuestro convldado ; 
Vayan las galas con IMos , 
Pues basta lo que ban durado ; 
La Jern pesaa ii oro, 
Valga de oalde el brocado; 
Nos caiga luto d'encima 
Agora qae os ba tocado; 
No paedan vivir d^envidia 
Cuaiitos reyes ban quedado : 
Trabaje por paresceHe 

Suien sus reinos b« beredudo; 
ue murió lleno de gloria 
Harlo de vivir bonrado, 

Y eo la muerte y en la vida 
Siempre bien atM^mpauado. 
Con él va un Gran CapiUo , 
Adalid tan esforzado, 
Por su guia y precursoc 
Como muy leal criado, 

Y asegúrale el camioo 
Segun era acostumbrado» 
TalRey y Ul CapLtan 
Nunca en el cielo ban enirado : 
Ciertos somos qae sas silUs 
No las han mal trabajado» 

Y asi podeinos creer, 
Por las famas que han dejado» 

8ae fuéron bien rescebldos 
e aqoel que los ba tlamado. 
Sos aimas esUn en glorla , 
Sus nombres & boen recaudo : 
Por totlo, mis españoles , 
Sea Dios siempre loado. 

CToiMS NA«ütto , PrMo/f 4/tf. — It » 
eomipuettoi p0r BarUhmé, eic, Pliefo 
— II. Omdonero 4e roHumee$,) 



AOUANCES FRONTERIZOS Ó DB LA^ GüERRAS 
Y BATALLAS ENTRE LOS CRISTIANOS Y LOS 
MOROS DE LAS PRONTERAS , DBSDE LA EPO- 
€A DEL REY üON JUAN I DE CASTILLA, AL 
FIN DE LA DE LOS REYBS CATOLICOS DONA 
YSABEL Y DON PERNANDO V «. 



1037. (Doble.) 

PRÉGOHTA E1. RBT k ABBFIAmAB SO rRlSIONERO, SOBBK LAS 
COSAS DE GRAN ADA , k COTA CIUOAD ESTREGHO TANTO EL 
SITIO, OOB OBLIGÓ k SO RET Á RENDIM.E TBIBOTO. 

{Anónimo <.) 

Por Guadalquivlr arríba 
El buen rey Dou Juau camina : 
Encontrara con un moro 
Que Abenámar se decia. 
El buen Rey desque lo vido 
D*esta suerte le dfecia : 
— Aben&mar, Abeuámar, 
Morodelamoreria^ 
Bijo eres de un moro perro 

Y de una cristiana cativa. 
Tu padre llaman HaU 

Y á tu madre Catalina. 
Cuando tú naciste, moro, 
La luoa estaba crecida , 

Y la mar estaba en calma , 
Vlento no la rebuUia. 
Moro que en tal signo nace 
No debe decir mentira : 
Preso tengo un hüo tuyo » 
Yo le otorgaré la Tida s 

Si me dices la Tet dad 
De lo que pregontarla. 
Moro , si no me la dices, 
A ti tambien mataria. 
— Yo te la diré , Jiaeo Rey, 
Si tü me otorgas la vida. 
— Digamesia tu , el moro ,' 
Que otorgada te seria. 

tQué castilios son aquellos » 
|ue altos sou y relucian ?— 
— El Alhambra era, sehor,. 

Y la otra es la Mezquita ; 
Los otros los Alizares 
Labrados k mteaTilla. 

El moro que los iabró 
Cien doblas ganaba al dla , 

Y el dia qae no los labra 
De lo suyo las.perdia : 
Dcsque los tuvo labrados , 
El Rey le quitó la vida 
Porque no labre olros tales 
Al rey del Andalucia. 

La otra era Granada , 
Granada la noblecida 
De los mucbos éaballeros 

Y la gran ballesteria.— 
Alli babla el rey Don Juan» 
Blen teréis lo que decia : 
— Granada , si lü quisieses 
Contigo me casaria : 
Daréte en arras y dote 
ACórdobayáSevlUa, 

Y & Jerez de la Froatera • 

guecabesflatenia» 
ranada, simasquisleses, » 

Mocho mas yo te daria.— 
Alli hablara Granada , 
* AI buen Rey le respondía : 
^asada so, el rey Don Joan, 
Casada, que no Tiuda ; 
El moro que á mi me tieno 
Bien defenderme queitia.— 
Alll babla el rey Don Joan » 
Estas palabi^s decia : 



Digitized by 



Google 



fiOMANCERO GSflERAC. 



— 'Edieimie acá mis lombardas 
Do&a Sancha y Dofia Elvira >, 
TJrarémosáloalto, 
Lo bajo ello ae daria.— 
Kl combaie era Ud ruerte 
Que grande temor ponia : 
£o8 moros del baluarte» 
Con terrible algacerla 
Trabajan por defenderse, 
Mas baceuo do podiao. 
El rey moro qae esto vldo 
Presumente se reodia , 
Y cargó tres cargas de oro; 
Al bueu Rey se las envla : 
Promelió ser su vasallo 
Con parias que le daria. 
LoB castellanos quedaron 
Contentos á maravilla. 
Cada cual por do ba venido 
Se volvió para Castiila. 

{Cmetoneró de rmaneesA 

« Por rennlr A nBS maBo todos estos romanees qne tanta 
nalogfa tienen en gnn parte eon los moriscos novelescoa, se 
han coloeado en la epoea de los Reyes GatóUeos . amqae algo- 
nos se reSeren A hechos anteriores. No es ficil distlngoir mu- 
chos de los romances fronterlzos é histáricos de las últimas 
Sverras de Granada. de los fabalosos, sino porque aqnellos 
slempre partidpan o se fandan en algan hecho clerto, tradl- 
cional ó escrlto, pnespor lo demas se advierte qae la imagi- 
Dacion de sus antores ha adomado y disfraudo la verdad con 
fáhnlas y caentos qne la hacen mny semejante, si no la con- 
vierten del todo en pnra fáhala. En este romance emplezan los 
de la época de Jnan L 

s Este romance es mas completo, y sin dada mocho mas 
antigno qae tH qae le sigae, y trata del mismo asonto. 

s Asi parece qoe Ilamaba el Rey á las dos piesas de hatir 
con qoe bomheaha 6 atacaba la ciodad. 



Altt habió el rey Dou loaii , 
Bien oiréis lo que decia : 
— Sl tú qolsieses , Granadi , 
Contigo me casaria ; 
Daréte en arras y dote 
A Córdoba y A Se^lla. 
— Casada soy, rey Oon JoaDt 
Casada soy, que no viada; 
El moro qae a mí me tiene 
Huy grande bien me qaeria. 

(Pbmi bb Ertkt Hiitoriü ie he ha*ioe áe Ce- 
griee, etc.) 

t Es el dltimo romance fronterixo aqoi inserto, qae trata de 
hechos aeaecidos ea la época de Joan l. 



1038. 

al w8ii0 a8üxt0. 

(AiiMmoM 

— >|Abenámar, Abenámar, 
Moro de la Moreria , 
Bl dia que t6 naciste 
Grandes sefiales habla ! 
Esuba la mar en calma » 
La luoa estaba crecioa : 
Moro que en tal signo nace 
No debe decir meutira.— 
Alll respondió el moro , 
Blen oiréis lo que decia : 
— Yo te la dire , señor, 
Aunque me cueste la vida. 
Porque soy hyo de nn moro 

Y uua crisüana cautlva ; 
Siendo yo niño y mucbacbo 
Mi madre me lo decia , 
Que mentira no dHese , 
Que era grande viilania : 
Por uuto pregnnta, Rey, 
Qne la verdad te diria.— 
^Yo te agradezco, Abenámar, 
Aquesa tu cortesia : 

iQxké castillos son aquellosf 
I Altos son , y relucian ! 
— El Albambra era , sefior, 
YlaotralaMezquiu; 
Los otros los Alizares » 
Labrados á maravilla. 
El moro qae los labraba 
Cien doblas ganaba al dia, 

Y el dia qae no los labra 
Otras tantas se perdia. 
El otro es Generalife , 
HaerU que par no tenia ; 
El otro Torres-Bermejas , 
GastiUo de gran nUa.— 



1039. 

■ABOaAD, UV DB 6RAIIADA, SITU k BAEZA OUB BSTÁ 
OEFBNDIDA POR PERO DUZ. 

{AnMmK) 
Moricos , los mls moricos , 
Los one ganais mi soldada , 
Oerribédesme á Baeza , 
Esa villa torreada , 

Y a los viejos y k los ni&os 
La traed en cabalgada, 

Y A los moros y varones 
Los meted todos á espada » 

Y á ese viejo Pero Diaz 
Prendédmelo por la barba, 

Y aqnesa iinda Leonor 
Sera la mi enamorada. 
fd vos» capiun Vanegas, 
Porqne venga mas boorada, 
Que 81 vos sois mandadero, 
Será cleru la Joroada. 

(AsGon MC MoLiHA , JXohleza áe ÁMdabiaé.) 

« Ba 1407, empreadieroa los moros de Granada este sitio 
de Baeza ; pero hohieron de levantarlo al aaber qoe el infante 
DoD Femando, totor del rey Don Joan 11, aeudta á socorrer 
laplaza. 

Ea ei primer romanee fronterico aqoi inserto , qoe versa so- 
ore hechos aeaecidos en la época de Don Joan li de GastiUa. 



i040. 

AL HISHO ASONTO. 

(AnónimoK) 
Moriscos , los mis moriscos \ 
Los que ganals mi soldada » 
Derríbédesme á Baeza » 
Esacludadtorreada, 

Y á los viejos y á las viejas 
Los meted toaos á espada, 

' Y á los mozos y á las mozas 
Los traed en cabalgada . 
YálahiJadePeroDiaz, 
Para ser mi namorada, 

Y á stt bermana Leonor, 
De qaieii sea acompafiada. 
Id vos, capiUn Vanegas, 
Porque venga mas bonrada, 
Porque enviandoos á vos , 
No recelo en la tomada , 
Qae recibiréis afrenu 

Nl cosa desaguisada. 

{fitmdonere ie fímeaee»,) 

« Es easi idéntieo al qoe preeede, pero atterado y modlfl- 
cado en sos nensamientos» qoe el poeta qoe le altertf qaiso 
hacer mas gaiantes, aonqne ménos hi^tóricos. Por eso manda 
matar A los viejos y viejas , y reservar á los mozos y mous ¡ 
y por eso tamblen crea ona hermana I<eonor, á la hija de Pero 
Diaz, para qae la acompafie, creyendo sin doda poco decente 
qoe viniese sola con el capitan Vanegas. Este romanee pnede 
ser ona soia qoe iRdiqoe el modo y nunera de cdmo se alte- 



Digitized 



byGoogle 



ROMANCES RBLATIVOS Á ÍJí H1ST0RIA DE ESPANa. 



Sl 



rabai tos mas antlgnos , acomodindoltts al tiempo y costnm- 
bres mas modernas. 

t Mot'écot áébe decir, j do Moriseot, porque esta voz solo 
se asó con geaeralidad despues de la toma de Granada, para 
ifldicar i ios desceodientes de i«s moros veocidos. 



1041. 

BATALU DB LOS ALP0RCH0NE8, EN QOB QOlf(o:«B&Q 
QCEDA CAUTIVO. 

{AnÓnimc») 
Altt OD Grauada la rica 
Inslrtunenlos oi tocar 
En la caile de los Gomeles, 
A la puerla de Abidbar, 
El cual es moro ?aliente 

Y muy raerie capUan. 
Manda juntar mucbos moros 
Rien dieslros en pelear, 
Porque eo el campo de Lorca 
Se dfetermiua de entrar; 
Gon él saleo ires alcaides, 
Aqul los qoiero nombrar : 
Almoradi de Guadlx, 

Bsie es de sangre real ; 
Abenacfses el otro, 

Y de Baza oatural ; 
Yde Veraes Aiabez» 

De esfuerzo mi^ singular, 

Y en cualqoier guerra su geoto 
Blen la sabe acaudillar. 
Todos se iuntan eii Vera 

Pan ver lo (lue harán ; 
£1 campo de CarUgena 
Acuerdan de saquear. 
A Alabez, por ser valiente, 
Lo bacen su general ; 
Otros doce aicaides moros 
Coo ellos juntado se ban , 
Que aqui no digosos nombres 
Por quitar proUjidad. 
Ya se partian ios moroSy 
Ya comienzan de marchar, 
Por la fuente dePulpé, 
Por ser secreto lugar, 

Y por el puerto los Peioes, 
Por oriUas de l^ mar. 

En campos de Carugena 
Con furor Aiéron Á entrar; 
Cautivan muchos cristlanos , 
Qoe era cosa de espantar. 
Todo lo corren los moros 
Sin nada se les quedar ; 
El rincon de San Gines 

Y coo elios al Plnátar. 
Cnando tuvieron gran prest 
Hicia Vera voelto se ban, 

Y en llegando al Poutaron , 
Consejo tomado ban 

Si pasarian por Lorca , 
si irian por la mar. 
Alabez, como es valiente 
Por Lorca querta pasar, 
Por tenerla muy en poco 

Y por bacerle pesar ; 

Y asi con toda su gente 
Comenzaron de marchar. 
Lorca y Murcia losupieron ; 
Luego 108 van á boscar, 

Y el comendador de Aledo, 
Qoe Uson soeleo llaraar, 
Junto de los Alporcbooes 
Alli los vao 4 alcanzar. 
Los moros ibao pujantes, 
No dejabao de marcbar; 
Caotivaroo uo cristiano, 
Caballero principal, 

Al coal liaraao Qoiftonero, 

T. zvi. 



Que es de Lorca natural. 
Alabez , que vió la gente , 
Comienza de pregputar : 
^Quiñonero, Quiñonero, 
Dígasme tü la verdad , 
Pues eres buen caballero, 
No me la quieras oegar : 

tQué pendones son aquellos 
lue están en el olivar?— 
Quiñonero le responde , 
Tal respuesta le foé á dar : 
<— Lorca y Murcia son, senor, 
Lorca y Murcia , que no mas, 

Y el comendador de Aledo, 
De valor muy singular, 

gue de la francesa sangre 
s sn prosapia real. 
4^os caballos traian gordos , 
€anoso8 de pelear. 
AIU respondió Alabez , 
Lleno de rabia y pesar : 
— Pues por gordos one los traigtin <, 
La Raml>ia no ban ae pasar, 

Y si ellos la Rambla pasan, 
: AU , 7 qué mala sebal ! — 
Estanuo en estas razones 
Allegara el mariscaA 

Y elDoeo alcaide de Lorca, 
Gou esfoerzo moy sin par. 
Aqoeste alcaide es Faxardot 
Valeroso en pelear; 

La gente traen valerosa , 
No qulereo mas aguardar. 
A los priroeros encuentros 
La Rambla pasado bao, 

Y aonque los moros son madiQS^ 
Alli lo pasan auiy maU 

Has el valienle Alabez 
Hace gran plaza y lugar. 
Tantos de cristianos matan, 
Que es dolor de lo mirar. 
Los crístianos son valientes , 
Kada les pueden ganar; 
Tantos matan de Tos moros , 
Que era cosa de espantar. 
Por la sierra de Acaaderas 
Huyendo sale AbidDar 
Con Crescientos de á caballo , 
Qoe no podo mas s^car. 
Fazardo prendió á Alabez 
Con esfuerzo singolar. 
QuitiToiile la cabalgada, 
Que en riqneza no hay su par. 
Abidbar Hegó i Irranada, 

Y el Rey lo mandó matar. 

(PzREz üB HiTA , Bistoria de io$ handús ie Ce« 
ifries,9\ñ,\ 



1042. 

MAUQUB ALABBZ niQüÍERB DE QUt5Í0NBm>, SO CAim?0| 
€OAl EBA LA GCÜTE QUE VEKJA OE LORCA, 

{An^nimo^.) 
Alabez, 
Anda , crisUano caotivo, 
To fortona no te asombre, 

Y dlnos loego tu nombre , 
Sin temor del daño esqaivo; 
Que aunque seas prisionero 
Coo el rescate y dinero , 
Sl nos dices la vcrdad , 
Tendrás iuego liberiad. 

Quiñonero. 

Bs mi norabre Quiñonero, 
Soy de Lorca natural , 
Caballero prlncipal , 

Y aunque me sigoe fortooa , 



Digitized by 



Google 



8S 



ROMANCBRO GeNERAL. 



No tengo pena nlngnna 
Ni se me nace de mal ; 
Qae en la gaerra es condicion 

Sue boy soy tnyo , y yo conflo 
íaSana pourás ser roio 

Y sajelo á mi prision : 
Por tanio pregonta y pide, 
Porque en todo, ta pregonia 
Satisfaré sin repunta, 

Poes ei temor oo me impide. 
Alabez. 
Trompetas se oyen sonar, 

Y descuDrimos pendones 

Y cabailos y peones 
Janto de aquel olivar , 

Y querria, Qui&onero» 
Sal)er de ti por entero 
iQué pendoiies y qué geote 
Es la que vemos presente 
Con ámmo bravo y fiero? 

Qwiñsneto, 
Aquel pendon coiorado 
CoQ las seis corouas de oro , 
f Moy bieo muestra su decoro 

Ser de Murcra, y es nombrado. 

Y el otro, que tiene un rey 
Armado por gran blason , 
Es de Lorca , y es pendon 
Qoe le conoce lo grey. 
Porque conto es frontero 
De Granada y de so tierra , 
Slempre se balla en la guenra 
De todos el delantero : 
Traen la gente belicosa , 
Con gana de pelear. 

Si quieres mas preguntar, 
No siento d*esio otra cosa : 
Apercibete al combate, 
Porqoe vienen á gran prlesa 
Para qaitarte la presa 

Y dar íin en to remate. 

Alabez, 
Pues por priesa qoe se dén « 
Ya qoeri-á ouestro Alcorao 
La Rambla no pasario, 
Porqae oo les irá bieo. 

Y si con valor extraño 

La Rambla poedeo roroper, 
Moy bien se puede entender 
Qoe ba de ser por ouestro daño. 
¡Sus, al arma , que ellos vieneo! 
Tóquese el son y la zambra ; 
Porqüe llegueo al Aibaml)ra 
Naestrasfamas, y resuenen. 

(Peeez db Hita, BittúrU 4e los kmtioi de Ce- 
^ries, ctc.) 

* En copUs tstk becha la composicion, mas por ser el 
asnnto Un propio de lo qao aquí se trata, se ba colocado, 
''''^•ai fuesc romance, entre los demas. 



1043. 

EL ALCAIDS OE ANTSaOBKA PiOB AL aST VOflO SOCOaRO 
PARA DCrENSA DB B8TA PLAEA , OOE AL tUl «t AlKOB AL 
l.^FAI^TB DON rERNANDO *, 

{Anénim*,) 
De Anteqaera partió el moro 
Tres boras ántes del dia, 
Gou cartas en la so «ano 
En qoe socorro pedia. 
Escritas ibao con sangre, 
Mas no por folta de tiola. 
El moro qne ias Heval» 
Ciento y veinte anos babia ; 
La barba teaia blanca^ 



La calva le reÍQcla ; 
Tocallevaba tocada, 
Hoy grande precio ^'olia. 
La mora que ia labrara 
Por su amiga la tenia ; 
Albamar en su cabeza 
Con borlas de seda Oua ; 
Caballero en una yegua, 
Qae caballo oo qoena. 
Solo coo 00 pajecioo 
Qoe le teoga compaoia , 
No por falu de escoderos , 
Qo*eo so casa faarios habia. 
Siete celadas le pooeo 
Democbacabalieria, 
Mas ia yegua era lijerá, 
D*eotre todos se salia ; 
Por los campos de Arohidona 
A graodes voces decia : 

— íOh gran Rey, si tú supieses 
Mi triste meosaderia 
Mesarias tos caioellos 
Ylatobarbaveilida! — 

El Rey, que Teoir to vido 
A recebir lo salia 
Con trescientos de á caballo, 
La flor de la moreria. 
Bieo seas veoldo, el moro, 
Boena sea to veoida. 
— Alá te maotenga . Rey* 
Con toda tu compañia. 

— Oime , ¿ qoé ooevas me traes 
De Anteqaera , esa mi villaf 

— Yo te las diré, buen Rey, 
Si tü me otorgas la vida. 
— La vida t'es olorgada, 
Si traicion eo ti no habia. 

— \ NuDca Alá lo permitiese 
Hacer tan gran villania ! 
Mas sepa lu real Altesa 

Lo que ya saber debria, 

gu*esa viila de Autequera 
n gran aprieto se via , 
Qa*el infaute Oon Fentando 
Cercada te la teuia. 
Foertemente la combate 
SiQ cesar noohe m dia ; 
Manjar que tos moros comen, 
Cueros de vaca cocida : 
Bueo Rey, si oo la socorres 
Mov presto se perderia.— 
El Rey, coando aqoesto oyei<a» 
De pesar se amortescia ; 
Racieodo grao seotimieoto 
Mocbas lágrimas vertia ; 
Rasgaba sos vestidoras , 
Coo gran dolor qoe se&tia ; 
Nioguoo le coosolaba , 
Porque oo lo permilia. 
Mas despoes, eo si tomando, 
A grandes voces decia : 
— Tóquense mis añafiles , 
Trompetas de plaU fina; 
Júntense mis cabalieros 
Cuantos en mi reioo habia, 
Vavan con mis dos faermtnos 
A Archidona, esa mi TiUa« 
En socorro de Antequera, 
Llave de mi se&oria.— 
Y ansi con este mandado 
Se juntó grao morerfa : 
Ocbeou mil peones feéroa 
El socorro que v«ria, 
CoD ciDCo mii de A cabatlo^ 
Los mejores qoe teoia. 
Asi eo la Boca del Aaoo 
Esie real senudo tiabia 
A vista del d'el Infonte, 
El cual ya se apefcehia 



Digitized by 



Google 



ROIÍANGES REUTIVOS A U HISTORIA DE ESPARA. 



K5 



ConSando en la vilorfa 
Oue d>llo5 Dios les darja^ 
Sus gentes b(en ordenadas : 
Df Saui Juan era aquel día, 
Cuando se dió la baialla 
De los nuestros tau herida , 
Que por cienlo y veiute muertos 
Qoiiiee mil nioros habia. 
Despues de aqucsta batalla , 
Fué la villa coinbaiida 
Gon lombardas v pertreclios , 

Y con una gran bastida , 
Cou que le ganan las torres 
De donde era defendtda. 
Despues dieron el casUIIo 
Los moros á pleitesta , 

8ue iibres con sns haclendas 
I Infante los pomia 
Eu la villa de Arcbidona, 
Lo cuai todo se cumplia ; 

Y asi se ganó Aiiteqaera 
A loor de SaaU Marla. 

(fianeionero df Bonmeet.) 

< Eftte era tlo y tator del rey Don Jaaa II de GasttlU , y tné 
despoes etegido rey de JLrago». 

V Eotre los Batiumcei Mnrtseoi noveleseot se faan eoloeado 
lo8 qae tratáo de los aiDores dei rey Cliico BoaÍMÍU con la mora 
Vindaraja , la cual se sapoae qaed^ cautiva de loa cristlanos 
caando estos conqoistaron é Mteqaera. Véjui^ los ndmeros 
desde el 115 ai 117 iDclnsivcs. 



1044. 

AL IIISSO ASOm'. 

{^férmado pot Crútóbal Vtlazquez de Mcniragon.) 
De Antequera sale el moro« 
De Antequera, aquesa vilfa : 
Cartas llevaba co su maao, 
Gartas de mensajeria ; 
Iban escriptas coa sangre 
Y no por lalu de UnU : 
El moro que las lievaba 
Ciento y veinte a&os habia: 
Ciento y veinte aiios, y el moro 
De doscientos purecia * 
La barba llevaba larga, 
Muy larga basu la cinu ; 
Cou la cabeza pelada 
La calva le relucia ; 
Toca llevaba tocada, 
Qae muy gran precio valía ; 
La mora uue la labrara 
Por su amiga la teola. 
Cabailero en una yegua 

8U6 grande ^iredo vaüa , 
por falu de caballos 
Qoe hartos él se tenia ; 
Alhamar en so cabeza 
Con borlas do seda floa. 
Siete celadas le echaroo « 
De todos 8*eseabnllia; 
Por los campos de Arcbidona 
A grandes voces decia : 
*- Si supieses , el rey oiorO) 
Mi triste meosajeria » 
Hesarias tus cabeilos 
YlatubailMivelUda. 
Tales eztremos badendo 
Llega i la pueru de Elvira ; 
Vase para fos Palacios, 
Dond^el rey imid vivia : 
Encontrado ba con el Rey, 
Que del Albambra salia 
Coo doscientos de á caballOt 
Los mejoiet que lenia. 
Aote el Bey icwaodo se balla , 
Tales paiabras decia : 



— Mantenga Dios i ta Alteza , 
Salve Dios tu señoria. 
•^Bien vengaSf el moro viejp, 
Dias bá que te atendia. 

¿Que nuevas me traes, ei moro, 
De Antequera , esa mi villa? 

— No te ias daré , buen Rey^ 
Si no me otorgas la vida. 

— Dimelas, eTmoro viejOf 
Que otorgada te sería. 

— Las nuevas qne, ó Rey, sabrás 
No son nuevas de alegria; 
Qtt*ese infante Oon Feroando 
Gercada ilene tu villa. 
Muchos caballeros suyoa 
La combaten cada dia ; 
Aquese Juan de Velasco 
Y el que Gnriquez se decía , 
El de Rojas. y Narvaez, 
Caballeros de valia , 
De dia la dan combate , 
De noche faacen la mina : 
Los moros que eslaban oeotro 
Cueros de vaca comian : 
Si no la socorres , Rey, 
Tu villa se perderia.— 

(VEuzaDEZ DB Aviu, CoMcionero, foUeto snello, 
sin portada.) 

* Véase la nota del aoteriory del eaal ea este romance «aa 
reíiorma. 



1043. 

BSTAimO Kñ ONA FIC8TA LLEOAV AL HET MOHO DB GRAltADA 
NOBVAS DB RABEa TOMADO LOS CRlSTlAnOS Jl ANTEQOERA . 
^ REinrESE CAJ5AL6ADA COaTRA ESTOB, T VAnGERLES 
L08 MOBOS. 

(Anénimo «.) 
La mafiana de Sant Joau 
Al punto que alboreaba, 
Gran fiesta bacen los moros 
Por la Vega de Graeada. 
Revolviendo sus caballos^ 
Jugando ibaa las cañas, 
Dicos pendooes en ellas 
Labrados por sus amadas « 

Y sus aljttoas Testidae 
De sedas flnas y graoa : 
£1 moro qoe tíeoe amoret 
Señales d^ello mostraba , 

Y el que amíga no tiene 
Alli no escaramazaba. 
Moras los están mirando 
De las torres del Albambra, 
Por ver que tienen amores , 

Y quién roas se avenujaba. 
Tambien los miraba ei Rey 
De los Alixares do esuba , 
Cuando vino un moro viejo 
Sangrienta ioda la cara , 
Las rodillas por el sueio, ' 
D*esta manera bablara : 

— Con tu licencla , el Rey, 
Diré una oueTa muy mala : 
Ou*ese infante Doa Feroando 
Tiene é Antequera ganada ; 
Ha muerto alíi muchos moros, 
Yo soy qaieo mejor librara , 
T coatro lanzadas trfldgo , 
La menor me ilega al alma : 
Los que conmigo escaparon 
Eo Arcbidooa qaedaban.-<* 
Guando el Rey oyó tal nueva 
La color se le mudaba : 
Mandó tocar sos trompetas 

Y sonar todos al arma. 
JunUdos mil de á cabaHo" 
Para hacer gran cabalgada. 



Digitized by 



GoQgle. 



u 



nOHANCEnO GENEHAL. 



Caaodo negan á Alcalá, 1 

Que la Keai se llamaba , ' 

Gorlando ?iñas ; panes, 

Una escaramuza traban. 

Los cristianos eran muchos , 

Mas llevaban órdeo mala ; 

Los moros, que sou de guerra , 

Tómanles la cabalgada. 

Con tal victoria , los moros 

Vuélvense para Granada. 

{Agui c&mienzan seis romamcet. Elprimfró de La 
mañana de Sant Joan , Pliego sueUo.— It. Siivü 
de variot nmancet. etc. — ít. Sbpúlvbda, 
homancee nuevamente iaeaiaSt etc. Edicion 
de la66.— It. Twombda , Rosa españoia.) 

1 Aanqve esle romaTice le inserta Sopálveda en sq colec- 
cion , es mocho mas antiguo que ella , pues se lialJa con varian- 
tes cn el Ptiego saeUo,citado, yen la 1.« edicion de ia Siiva^ 

Su primer tercio es ctsi idéntico al Mortsco del núm. 80; 
pero en todo lo demas dífiere de él, tanto por la letra como 
por el asnnio. 

Le consideramos como tradlcional y eorrespondicDte á la 
l.« elase. ^ 

1046. 

SALER LOS MOBOS DE CRARADA COIf MUZA T BOABML 
Á RECOBIIAR k JAKN. 

{Anónimo,) 
^Rednnn, bien se te acuerdai 
Que me diste la palabra 
Que me darias á Jaen 
fcn una noclie ganada. 
Reduan, si tú io cumples« 
Daréte paga dobluda , 

Y si lü no lo comptieres 
Desterrarle be de Granada. 
Ecbarte be en una frontera , 
Do no goccs de tu dama — 
Reduan te respondia 

Sin demudarse la cara : 
— Si lo dije, no me acuerdo; 
Mas cumpliré mi nalabra.— 
Reduao óide mii bombres, 
Ei Rey cmco mil le duba. 
Por esa puerla de Elvira 
Sale rouy grau cabalgada ; 
¡Cuanto del hidalgo moro! 
Cuánia de la yegua baya ! 
Cuánta de la tanza en puño ! 
Cuánta de laadarga bfanca! 
Cuánta de marlota verde ! 
Cuánu aljuba de escarlata ! 
Cuánta pluma y gentileza ! 
Cuánto capellar de grana! 
Cuánto bayo borceguíl 
Cuinto lazo que le csmalia ! 
Cuánta de la espuela de oro! 
Cuánta estribera deplata! 
Toda es geute valerosa 

Y ezperta nara batalla : 
Éo medio de todos ellos 

Va el rey Chico de Granada. 
Hlranlo las damas moras 
De las torres del Alhambra. 
La reina mora su madre 
D'esta manera le babla : 
— Al¿ te guarde, mi hijo, 
Mahoma vaya en tu guarda, 

Y te vuelva de Jaen 
Libre, sano, y con veotaja, 

Y te dé paz con tu tio , 
Sefior de Guadíx y Baza.— 

(Prrei db niTA, üittoria de hs kmtios de Ce- 
gries, etc.) 

* Con este rom'^ncepadleran liaberse colocado los novelescos 
moriscos ndmeros 108 y i09, porqve se refleren i las correrías 
sobre Jaen, aonqoe mezclados con amorios qnc los constUajen 
del todo fabolosos. 



4047. 

BEBATO DB LOS CRISnAHOS DB JAEN, AL MAtlDO DEL OBISrO 
DON <K>HZALO, COKTBA LOS NOROS DE GRANADA. • 

(Anónimo *.) 
Dia es de San Anton , 
Ese santo sefiatado , 
Coando salen de Jaen 
Coatrocientos hijosdalgo : 

Y de Ubeda y Baeza 
Se salian otros tantos, 
Mozos deseosos de honra, 

Y los mas eoamorados. 
En brazos de sus amigas, 
Van todos jur^imeoiados 
De no volver á Jaen 

Sin dar moro en affvinaldo. 
La sefia que ellos nevaban 
Es pendon rabo de gallo ; 
Por capitan selo llevan 
Al obispo Don Gouzalo% 
Armado de todas armas, 
Eo un caballo alazano : 
Todos se visien de verde» 
El Obisno , azul y blaoco. 
Al casullo de la Guardia 
El Obispo habia llegado : 
Sáleselo k recíbir 
Mexla, el ooble hidalgo : 
— Por Dios tc ruego, el Obispo, 
Que no pasedes elvado , 
Porque los moros son muchos , 
A ia Guardia habian llegado ; 
Muerto me han trescaballeros, 
De que mocho me ha iiesado : 
El unoera tiomío, 
El otro mi primo hermano, 

Y el otro es uo pajecico 
De los mios mas preciado. 
Démos la vuelta, señorea. 
Démos la vuelta i enlerrallos, 
Harémos i Dios servicio, 
Honrarémos los erislianos.— 
Klloi estando eo aquesto , 
Llegó Don Diego de Haro : 

— Adelante , caballeros , 
Que me llevan el ganado ; 
Si de algun viltano fuera , 
Ya lo bubiérades qoitado; 
Empero alguno eslá aqui 
Que le place de mi dano : 
No cumple decir quién es , 
Que es el del roquete blauco.— 
El Obispo que lo oyera, 
Di6 de espueias al caballo ; 
. El caballo era lijero , 
Saltado babia un vallado ; 
Mas al salir de una cuesta^ 
A 1a asomada de un llano, 
Vido mucha adarga blanca , 
Mttcho albornoz colorado, 

Y mucbos hierrosde lanzas, 
Que reiocen en el campo; 
MeUdose babia por elloa 
Como lcon denodado : 

De tres batallas de moros 
La una ha desbaralado, 
Mediante la buena ayuda 
Que en los suyos ha ballado : 
Aunque algunos d*ello8 iiitterefl« 
Etema fama han aanado. 
Los moros soo innnitos, 
Al Obispo habian cercado; 
Cansado de pelear 
Lo derriban del caballo, 

Y los moros victoriosos 

A su Rey lo han presentado. 

(Argotr de Mouiu » Nobleta de AndéhieU,) 

I EI asaoto de este romance, y aun macbos versoi de él , se 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIYOS Á LA HISTORIA DB ESPAÜA. 



89 



haUaD reprodoeidos en los sefiabdos eon los ndmeros 10i8, 
1049, 1060 7 1081 , especialmcDte en el que dice : Vn dia de 
Sa» AíUoñ, cl cnal dlflere de 61 , y dcl de F« te talen deJéen, en 
la eattstrore, ast como tambicD de los demas donde se sopone 
ganada la vietoria por ios crísiianos. Casi contemporáneos al 
necbo qoe refleren, j escritos por poctas trovadores, dcbende 
ser los tres primeros; pero cn mi juicio puede este qne se anota 
considerarsecomo dc primitiva redaccion, atendiendoá qne sn 
conclnsion parece mas verdadera , s& se atieude al estado de 
indiscipiiua y de discordia con qoe los cristlanos acometieron 
sn rebato 6 correria, cn la que roéron sorprendidos por los 
moros, yáqoe uingau intcres teniaun poeta crlstiano qne 
leindujera i atribuir nna victoria á sos encmígos, si en realioad 
Do la bttbicsen ganado. Argole de Mulina cree que el Obispo 
fkié mnerto y no prisiouero, refliiéndosc á Tarancon , y afia- 
diendo qne si cautivo bnbiera sido, lo expresaran las crónicas 
de Jnan IL Dice ademas qne en sa tiempo se ensefiaba aun 
en Jaen el amesy la celada de dicho obispo, cnya becbnra cra 
de in bonete. 

• Don Gonzalo de Estufiiga, ó de Züfiiga, obispo de Jaen, 
á la nsansa de su tiempo, fué mas bien que eeiesiástico, hom- 
bre de cnerra v batallador. Autes de abrazar el estado sacer- 
dotal hé casado y tuvo por bijo i Don Alfonso, qne florecid 
en el reinado de Enriqae IV y de los Reyes Gatdiicos,como 
bnen caballero y poeta. 



1048* 

AL MISIIO ASUtlTO. 

{Ánónimú*.) 
Ta se saleD de Jaen 
LoB irescíeDtos bijosdalgo : 
Hozos codíeíosos de honray 
Pero mas enamorados. 
Por amor de sus amígas , 
Todos vau Jaramcntados 
De llegar basia Granada 

Y correrles lodo el campo, 

Y no dar Tuelta sln traer 
Algan moro en aguinaldo. 
Vü lónes Dor la mafiana 
Parten louos muy lozaoos , 
Con lanzas y cod adargas 
Ricamente aderezados. 
Todos vislen oro y seda, 
Todos poAales dorados : 

¡ Moy bravos caballos Itevaa 

A la giuela ensitlados ! 

Los jaeces son azules 

De plaia y oro broslados ; 

Las reatas son lisioiies 

Que SDS damas les ban dado. 

Los mozos mas orgullosos 

SoD Don Juan Ponce y su birninno ; 

Y Umblen Pedro de Torres » 
Diego Gtl , y su cuBado* 

£d medio oe todos iban 
Cuairo viejos muy ancianos ; 
Esios van dlcleudo ¿ todos : 
^Perdémooos por Ilvianos^. 
Ed querer ír h m-obar 
Donde bay moriscos doblados.— 
CuaDdo esto oyó Dod Juan , 
Con gran enojo ha hablado : 
— No deblan ir en guerra 
Los hombres vlejos cansados , 
Porqae estorbao los ardidos 
T pónenles embarazos : 
Si en Jaeo qaereis tornar. 
Qaedaréls mas descansauos.— 
Alli respondieron todos 
De valientes y esforzados : 
— No lo mande Díos del cielo 

Soe de miedo uos volvamos , 
oe DO qoeremos perder 
La bonra que bemos gaiiado.— 
Lleffados son h Granada , 
Dado han vocUa á todo el campo 
Ya qae llevaban la presa , 
De moros huesic ha asomado : 
Vtft de seis mil sod de goerra « 



Qoe los estaban miraodo. 
Veo tocar los atambores, 
Veo pendones campeando, 
Ven pooer los escoadrones 
Los de piéy los de caballo ; 
Vieron mil moros mancebosi 
Tanto albomoz colorado; 
Vieron tanta yegoa overo» 
Tanto caballo aíazano, 
Tanla lanza con dos flerros, 
Tautodel fierro acerado, 
Tantos pendooes azules 

Y de lunas plateados, 

Con tanta adarga ante pechos, 
Cada cual muy oien armado. 
Los de Jaen esto vieodo, 
Como mozos bijos-dalgo, 
Parecióles que el hoir 
Les seria mal coniado : 
Aborrecíendo las vidas 
Por no vivir desbonrados, 
Comenzaron 4 llamar 
Avozalta, iSantiago! 

Y enirároose porlos moros 
Con áoimo peleando. 

Más han muerto de dos míl , 
Como leooes , rabiando ; 
Mas cargaron tantos moros 
Qoe pocos hao escapado : 
uoscieotos y treínla y seis 
Hao moerto y aprisiooado, 
Por Do seguír di creer 
Los mozos á los aDciaoos. 

(TiifonEnA , nesa espúüoía.) 

I Véanse las notas pnestas al del nnm, 1047, 



1049. 

AL HISHO ASUNTO. 

{Anónimo*,) 
Uodla deSant Aoton, 
Ese dla señalado, 
Se saliao de Jaeo 
Coatrocientos hijos-dalí^o. 
Las señas qu'jellos llevahan 
Es |)eDdoD , rabo de gailo ; " 
Por capitao se lo Ilevao 
Al obispo Dou GoDzalo. 
Armado de lodas armas 
Eocima de uo buen caballo 
Ibase para la Guarda , 
Ese castíllo oombrado. 
Sáleselo á rescebir 
DoD Rodrigo, ese hijodalgo. 
-«-Por Dios, os ruego, el Obispo^, 
Que no pasedes et vado , 
Porque ios moros soo mucfaos,. 

8ae á la Guarda babiao Hegado : 
ocrlo me hao ires caballeros , 
De que mucho me ba pesado. 
El uno era mí primo, 

Y el otro era mi hermano, 

Y el otro era uo paje mio 
Qo'eo mi casa se ha criado. 
Djénios la voelta, señores, 
Démos la voelta á eoterrallos ; 
Harémos á Dios servicio 

Y honrarémos los crístianos.— 
Ellos estando en aquesto 
Llegó Don Diego de Hara : 

— Adelante, caballeros, 
Que me llevan el ganado; 
Si de algun villano fuera 
Ya lo huDiérades quitado r 
* Empero algano está aqui 
A qulen place de mi daño. 
Ro cample decir quiéo es , 



Digitized by 



Google 



86 



ROlfANCeRO GÍNBRAL. 



Qa*es el del ro(|tieteT>1anco.— 
fil Obispo qne ID oyera , 
Dió d'espnelas al cabalio : 
El caballo era Iljero, 

Y saltado habia ua vallado : 
Mas al salir de una cuesla, 
A la asomada de an Kana 
Vido mucba adarga btanca, 
Mocbo albomos coforado, 

Y mvcbos bierros de lanzaSy 

Sae reiucen en el cámpo. 
eiido se babia por ellos 
Gomo leoo denodado : 
De ires batallas de moros 
Las dos ba desbarataao* 
Mediante la boena ayada 
Qu'en los sayos ba ballado : 
AttRqoe afgnnos d'ellos muereo 
Eterna fama ban ganado. 
Todos pasan adelante, 
Mingono alras ha qaedado , 
Siguiendo á sa eapitaa 
El cobarde, el esK>rzado. 
Honra los cristianos ganan, 
Los moros pierdea el campo ; 
Diez moroe pierden la vida 
Por la muerie de on crisUano. 
5i alguno d*eltos escapa 
Es por uQa de caballo. 
Por su mueba Talentia 
Toda ia presa ban cobrado : 
Asiconesta vitorla, 
Como seiíores del campo, 
8e vuelveo para Jaen 
Goa la boora que han ganado. 

{Caneianero ie Homancet.) 

< Véanse las irotis pQ«stas al del niim. 1017 , qne empirzn 
^ia et ie Sant Anton , dei •nal es este casi ooa copia» sl Jticn 
varia en la catástrofe. 



1080. 
AL Hisiio Astmro. 

Ta repican en Andójar, 
T en la Guardía daa rebato, 
T se salen de Jaen 
Guatrocientos bijosdaTgo, 
T de Ubeda y Baeza 
8e salian otros untos. 
Todos son maneebos de bonra 
Y los mas enamorados : 
De manos de sus amigas 
Todos van jaramentados 
De no volver á Jaen 
Sin dar moro en agoinaldo^ 
¥ el que lioda dama tiene 
Le promete trcs 6 cuairo* 
Por capitan se io llevan 
Al obispo Oon Gonxalo. 
Don Pedro Garavajal 
lyesta suerte ba bablado : 
—Adelante , cabaileros , 
Qoe me llevan el ganado; 
Si de algun villano fuera 
Ya le bubiera desquitado. 
Al^uno va entre nosotros 

?u:í se boelga de mi daOo : 
lo digo por aquel 
Qae lleva el roquete blaneo. 

(Pkrrz db HifA, Büíotia ie !os bmiús ia Ce- 
fiiet, «te.) 

* Véanse las notas del del niim. 1047. 



1051. 

ALMIsaOASOlttO, 



(Anónimé «.) 
Moy irevuelto anda Jaen» 
Rebato tocan apriesa, 
Porque moros de Granada 
Les van corriendo la tierra. 
Guatrocientos hijosdalgo 
Sesalenáiapelea; 
Otros tantos ban salido 
DeUbedaydeBaeaa; 
De Gazorla y de Qoesada 
Tambieo salen dos banderas; 
Todos son bijos de honra 

Y enamorados de véras ; 
Todos van juramentados 
De manos de sus dooceUas 
De no volver ii Jaen 

Sin dar moro porempresa; 

Y el qae Iioda dama tiene 
Guatro le promete en coerda. 
A la Guardia ban llegado, 
Adonde el rebato soeaa» 
YjuntodelRio-rrío 

Gran bataila se comienza ; 
Mas los moros eran muchos 

Y bacen eran resistencia» 
Porqoe ADencerrsues fuerles 
Llevaban la delantera; 

Con ellos los Alavezes, 
Gente muy brava y muy flera; 
Mas los valientes crístianos 
Furiosamente pelean« 
De modo que ya los moros 
De la batalla se alejan ; 
Mas ilevaroo cabalgada 
Que vale mocba moneda. 
Gon gloria quedó Jaea 
De la pascda refríega, 
Paes a tanta mocbedumbro 
De moros ponen cíefensa. 
rOrande matanza bicieroQ 
En aqueila gente perral 

(Perbz de HiTA, Hlsíoria ie hs 9anios ie Ce- 
gries, ete.) 

« Véaase las notas del Ddm. 1047. 



1052. 

ALTTATAR, ATÜOADO POa DOIf JUAll 11, OMA ELCETaO Dl 
GRAHADA, ÜSORPADO POR EL REf IZaOlERDO.'- ARCR- 
ZALM, BUO DB ALKATAR, HOBRTO SO PARUf SB AC06B i 
U CORTE DE EKRIQOS IV. 

(De Gábriel lolfo Laso úe la Vega .) 
De la alta slerra los pueblos 
Homo espeso desi^edian, 

Y las correosas teas 

Ya por las graojas ardian, 

Y el eocorvado pastor 
Bnsca el bneco de la encina» 
Guyas copiosas bogueras 

Se ven en partes distintas, 

Y de los montes las sombras 
Gon negras alas caian, 
Guando el infante Alnayar S 
Que era señor de Almcria» 
Due por varon de Abenut 
Por iioea recta venf a , 

Gon la gente que le dió 
El rey Don Joan de Gasiinay 
En cuya corte h&bia eslado, 
De que el Rey Iiolgado babía, 

$ue de 8u aniigua nobleza 
valornuevas tenia, 
A qulen bl/.o gran regalo 

Y extraordiuaria acogida, 



Digitized by 



Google 



ROMANCeS REUTÍV08 Á U üiSTORIA Dfi ESPASA. 



87 



Huena el graQadíno oanipo 
En graesas baces lucídas 
De Docbe, por mas secreto, 
Que ei caso ansi lo pedia : 
Al cual biego de Rivera 
Adelantado seguia , 

Y Üon Luis de GuMnan 

8ue ei maeslrazgo lenia 
e la antigoa Calatrava , 
Con gente experla y lucida, 
Vienen á eutregarte el reino, 
Como á quien pertenecia , 
De la opuieuta Graiiada , 
Que injttslamente tenia 
El Ürano rey Izquierdo; 
Ya la ciudad daudo vista 
Por todas partes la cercan 
Talaodo panes y vifias, 
De adonde, y del reino todo , 
Al Infante cada dia 
De lo8 moros mas granados 
A suaervicio venian, 
Que de quisto y valeroso 
Alnayar rama tenia. 
Entro iriunfando en Granada, 

Y alU por rey le admitian, 
Haciendo eo su Juramento 
Fíestas basta alU no vistas : 
Adonde reínó seis meses ; 
Mas laego la parca esquiva 
De la vida y reino jonto 
Con alroz golpe ie priva. 
Quedó Al)euzalin, so bijo, 
Retirado en AtmeHa, 

No con lanla faerza y gentes 
Como menester babia : 
A cuya causa el izquierdo, 
Que el reíno perdido faabia, 
Con el moro rej de Túnez 
Pujante sobre el voivia , 
Recobrándole por ftierza 
Con Qo pequeAat fatigat. 
Desposeido el lofante 
Se qued6 con Almeria , 
Con qttien bizo el rey £arIqao 
Paz y alianza centinua. 
El cual mucbo ticmpo andavo 
EnlacortedeCastilla, 

Y ayodindole en las guerras 
Qae eo aqoel tiempo tenia. 

(LoBo Laso vb l* Vbca, ñúmdneero f trage^ 
dtM, etc.) 

< Alnayar hadado el poeta por nombre A este infante, qne 
co realidad se conoce por Jnzat Aben Almao. Era nieto de 
a^ael rejBenacío que Don Pedro et Cruel bizo matar en SeviUa. 



1053. 

CABALCAOA DB SAAVCDaA » ALCAinB BE Ca5ÍETE , COKTRA 
LOft aOROS DB ROIf DA. 

{D0 Vorenxo de Sepúlveda,) 

Por este buen rey Don laan 
Que el Segundo se decia, 
Feniandarías de Saavedra 
A Ca&ete él la tenia : 
Por seüalarse por bueno, 
Contra los moros partia : 
De bombres armados lleva 
Ventinueve en compania « 
Treinta y siete los gincles 
Osados a maravitla. 
Corrído habien á ftonda , 
Treinta moros muerto habian; 
Tomaroo mucbos ganados, 
Yeguas , vacas les traian ; 
Has de dos mil las ovejas 
Pan Caiele voLvian« 



De Ronda salió eJ akaide 
Con may grande moreria : 
De á cabailo son doscientoSf 
Mas de mil la peooia ; 
Siguen delras de Saavedra, 

Y iras su caballeria , 

Dos pendones desplegados 
Que de seda parecian; 
De color bermejo el uno 
Banda de oro lo ceñia ; 
El oiro mosiraba ser 
Huy blanco , era á niaravUIa ; 
De una parte üene el sol , 
De otra la luna tenia. 
Tañendo vau atambores, 
Añafiles con gran grita, 
Haciendo gran algazara , 
Muy grande es la voccria. 
De Setenil e1 casiillo 

?oince moros les salian : 
ómanles la delantera, 
Cerco á crisUanos ponian: 
Esfuérzalos el Saavedra ; 
A grandes voces decia : 
— ISsforzáos » caballeros , 
Cumplid aqul la bidalguia , 
Que aunque los moros sou macbos» 
Mayor poder Dios lenía. 
Pelead como valjentes , 
Blen contado nos sería ; 
Ganarémos muy gran hoora 
En morir con valentía. , 

La vída presio se pasa , 
La fama siempre vivia ; 
Pocos cristianos se faan vislo 
Vencer muy gran morería , 
Cuanto mas que Dios querrá 
Los venzamos este dia , 

Y los que ende muriesen 
Sus almas se salvarian ; 
Por eso con buen esfuerzo 
Haced lo que yo bacia. 
Santiago va diciendo : 
Ayuda, Sancta María. — 
Todos jimlos de tropel 
Recio en los moros ferian : 
Cuarenta bablen derribado 
En la primer remetida ; 

Del campo huyen los moros, 
Los crislianos los segaian , 
En Setenil los metieron , 
A cieDto quitan la vida. 
Saavedra con lossayos, 
A Cañete se volvian 
Alegresy victoriosos: 
Ningan cristiano moria. 
Vendieron la cabalgada , 
Parto d*ella dado habian 
A aquella Reina del cielo 
A qoien tomaron por gula } 

Y al apóstol SanliaKO 

A quien su favor pedian. 

(Sepúlteda , Romauces nuetamenU tacadas , ctc.) 



1054. 

ALHISBOASUHTO. 



{Anóttime^.) 

— ¡Bnen alcaide de Cariele, 
Mal consejo babeis tomado 
En correr á Setenil , 
Hccbo asaz bien excusado ! 
sHartohaceelcaballero 

§ue guarda lo encomeudado , 
muere en la fortaleza 
Donde lo ban juramenlado! 
Siempre lo luvlsies, hijo, 



Digitized by 



Googk- 



8S 



ROHáRCBHO 6BNBRAL. 



De ler CD ardid sobrado» 
8iii mirar inconvenientes , 
SiDO ver inoros en campr. 
Mas intes de ?eÍDte dtas 
Yo seré muerlo ó vengado 
Entre esos moros de Uoiida 

gue me ban amenazado.— 
D aquesto Feroaodarias 
Foé al iDfante Don Pernnndo; 
Geote de á pié le ba pedido» 
JoDto coD la de á eaballo. 
A Pero GttzmaD BleriDo j 

Y 4 su copero le ba dado» 

Y á GoDzalo de Agnilar, 
Un muy valiente bastardo, 
Junto con Juan Oelgadíllo, 
Sa maestre-sala y privado. 
Encrada baceo eo nonda ; 
Caoete qoedó á reeado. 
En bosqoes cabe la vega 

GeDte de armas se ba emlioscajo; 
CoD ella Juan Oelgadiiio , 
Caballero mny preciado. 
FerDaDdarías Saya? edra 
Cerca de Rooda ba liegado : 
Saleo á él mocbos moros , 
CoD órdeo se ba retirado ; 
HacleDdo rostro ba veoido 
Al bosque, disimulado» 
DoDde estaba la celada 
Qne á los moros ba cercado. 
A los primeros eDCoentroa 
Macbos quedao en el eampo» 
Entre eUos Juan Oelgadilto, 
Con mas caiorce bijosdalgo : 
Mas ¿ la fin Sayavedra 
D'ellos fué nray bien veiigado, 
Que rotos fuéroii los moros ; 
Pocos se ban escapado. 
Con bonra y gran eabalgada 
A Cañete se ba tornado. 

(Sepúlveda, Romanees nutvamenfe saettioi, e(c. 
£4iicion á% tü66.) 

* Es ino de los romaDres, qne aunqne inclnldos en la eo- 
kceioo de Sep6lveda, perteDecen ft la clase de los Tifjos del 
tiglo zv. Acaso es próxtmamente'coDtemporáneo al becoo qne 
leliere. 



4085. 

■UBRTB DBL COROB »E NIBBLA 003 BHaiOOB DB OOUAll. 

lAnóttimo ^.) 

— Dadme nuevas» cabalteros» 
Muevas me querais cootar 
De aquese conde de Niebla, 
Doo Énrique de Guzman , 
Qoe bace guerra á los moros, 
Y ba cercado & Gibraltar. 
Iloy veo Jergas eo mi corie, 
Ayer vi fiestas asaz : 
iSi algun grande ba fallecido 
De Casillla y de mi sangre» 
Don Alvaro de Luoa 
El maestre y condestable ; 
— Niogun grande ba fallecidOy 
Ni bombre de vueslra sangre» 
Ni Don Alvaro de Lnna 
El maestre y condeslable; 
Mas es mucrlo un caballero 
Qu*era su valor tan grande 
Que verédes á los moros, 
£n cuán poco vos teroán. 
Por ayudar á los suvcs , 
Podiéndose bien salvar, 
Por oir solo su nombre» 
Por se oir solo llamar, 
Tomó en un batel peqoeSo 
A la braveza del mar. 



Don Enrfqiie es, Rey« aqiieste, 
DoD Eorióoe de Gozman : 
Dejad, sefior, los brocados ; 
No querades mas sola?..^ 
El Rey oyendo tal nueva 
llobo en extremo pesar, 
Porque tan buen caballero 
No se qoisiera salvar ; 
Emanoótraersufijo, 
Aqoel qoe qoedado ie ba» 
Y de Medína-Sidonía 
Doqoe le foé á intilolar. 

VSep^lveda, HomoMces Huevmente 



ȎU.) 



* Todo el estilo y formas del romaoce indican qne es eon* 
tcmporineo ó muy próximo al snceso berMco qne refiere. El 
Duqne tstando ya desembarcado volvid i la niar por socorvcr 
i los suTos qne damaban por él » y marió viotiiiin de sn fene- 
'oso vaíor. 

Es el dltlmo romanee fronterizo aqni inserto, f no tratn do 
sneesos acaecidos en la ¿poca de Don Jaaa II de wUlia. 



1056. 

USCB m JUBOO BRm EL IIBT HORO M AlHlllU, 
T FAJASDO, ALCAIDB OB LOIA. 

[Anónimo i.) 

Jogando estaba el rey moro 
Bn un ajedrei on dia , 
Gon aqoese boeo Fiúardo 
GoQ amor qoe le teoia. 
Fajardo jogaba á Loja , 
Y ei moro rey á Almeria ; 
Jaque le di6 con el roque, 
El alférez le prendia. 
A grandes voces dice el moro : 
— La villa de Lorca es mia.— 
AIii bablara Fajardo , 
Bieo oiréis lo que diría : 
— Calles , calles , señor Rey, 
No tomeis la Ui porQa, 
Qoe aonqoe me la gaoases, 
Ella n'o se te daria : 
Caballeros tengo dentro, 
Qoe te la defeoderian.— 
Alli bablara el rey moro, 
Bien oiréis lo que diria : 
^Mo juguemos mas, Fajardo» 
Ri tengamos mas porfia , 
Que sois tan boen cabatlero , 
Qoe todo el mondo os temia.— 

{Caneionero de ronumcet^ 

* Parece compnesto en la misma época del becho qae re- 
lere . asl como tambien el qne le signe. Uno y otro perteneces 
al reinado de Enriqne IV. ~ £s el primer romaBce fronteriso 
de la época de dicbo rey. 



AL ■ISHO ASONTO. 

(Attónimo^.) 

Jogando estaba el rey moro 
En rico ijedrez on dia , 
CoD aquese grao Fajardo, 
Con amor que le tenia: 
Fajardo jogaba á Lorca , 
El moro juega á Almeria ; 
Jaqne le da con elroque, 
El alférez le prendia. 
A voces le dice el moro : 
-^La villa de Lorca es mia. 
-— Cailes, buen Rey, no me enojcs 
Ni tengas tal faniasia , 
Qoe aooque tú me la ganases» 
Lorca no ae te daria : 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELÁHVOS Á U HISTORIA DE ESPAlÜA. 



Caballeros teogo dentro 
Qne te la dereuderían , etc— 

* Aqaf acaban los r^onteriios sobre sucesos acaecidos ra 
U época de Enriqne IV. 

4058. 

TMAIGION QUC SE HIIDIA CONTItA LOS ABENCERftA^ES. 

(AnónimoK) 
Cabalieros granadínos, 
Aanqae moros, liijosdalgo, 
Gon ea?idiosos intentos 
Al rey Cbico vao hablando. 
ff ¡Graa tralcion se ?a ordenando!i 
Dicea qae los Bejicerrajes*, 
Unaje uoble , afamado , 
Pretenden matar al Rey 

Y qaitarle sa reinado. 

t ¡ Graa traicioo se ?a ordenando ! » 

Y para emprender Ul becho 
Tiene favor ma^ sobrado 

De bombres, ninos y mujeres, • 

Todo el granadino esiado. 

< j Gran traidon se va ordeoaodo! i 

Y á sa reina tan qaerida 
De traicion la han acasado, 
Ooe en Albín , Abencerrsje > 
Tiene puesto su cuidado. 

ff¡Grao iraicion se va ordenando!»— 

(Peiis di Hita, Hisioria do ios bandos ie ios Ce- 
grie*, ete.) 

« Aqni empiezan los romances de las gnerras de Granada, 
en la ¿poea de los Reyes Católicos, y este primero es soio el 
prineiplode ono enya conclnsíon qnedó pendiente, d se ha 
perdido : véase la noU del que le sigue. 

• AbeBeerraies deblera decir, si la medida del verso lo hu- 
biese^ermiUdo. __^«__._^ 

1059. 

■OIRTE DADA Á LOS ABERGERBAJES. 

(iji^olino*.) 
Bo las torres del Alhambra 
Sonaba gran vocería , 

Y en la cludad de Gmnada 
Grande llanto se bacia, 
Porque stn razoo el Rey 
Hizo degoliar un dia 
Treínla y seis Abencerrajes 
Nobles y de gran vali'a , 

A qaieoes Cegries ; Gomeles 
Acusan de alevosfa. 
Grauada los llora mas 
Gon gran dolor qae seoUa , 
Qae en perder lales varoucs 
Es roacbo lu qoe perdia. 
Ilombres, mujeres y nifios 
Llorao tan grande perdida ; 
Lloran todos los demaa , 
Caaotos en Granada habia. 
Por las calles y venunas 
Mocbo lato parecia ; 
No babla dama prludpal 

8ae latonosepooia, 
í caballero ningano 
Qaedenegronovestia, 
Si 00 faeran los Cegries, 
Do salió sa alevosia , 

Y con ellos los Gomeies, 
Oae les tienen compafiia, 

Y si alguii luto llevabair , 
Es por lus que muerto babian 
Los Gazales y Alavezes * 
Gon mo valor y osadia 
Eo el coarto de los Leones, 
PorveogarlaviUauiai; 



Y si ballarao al rey GbfcOt 
Le privaran de 1a vida, 
Por consentir la maldad 
Qne alli consentido babia. 

(Peasz Di HiTA , EUUnia 4e ¡o$ handoe iehaCe' 
griee, etc.) 

4 Hnbiérase colocado este romance entre los moriscos no- 
velescos , si el asnnto qae contiene no estnvlese tan acreditado 
como hisUirico entre el paeblo. Yen efecto. algo de verdad se 
trasloce en él , atendiendo i qoe lo son las discordias entre los 
líDajes de los moros , y los reyes ó candillos qne los presidian , 
lo coal aceler<) la destruccion del imperio mnsulman grana- 
diao. 

1060. 

DiSFl)rAIISE TEB.S RCTES El. CETaO DK 6BANADA| T HtJZA 
LOGRA PACIPICARL08. 

'{Anóuimo.y 
Ifay revoelta está Granada 
Eo armas y faego ardlendo, 

Y los ciudadanos d'ella 
Daras moerles padeciendo 

Por trea reyes que hay esquivos, 
Cada UQo pretendlt'ndo 
El mando, cetro y corona 
De Granada y de su reino. 
El ono es Mulahaceu , 
Qae le viene de derecbo ; 
El otro es on Jiijo suyo, 

gue le quiere de despecho; 
I otro un gobernador 
Por el Mulabacen puesto. 
Almoradies y Almobades 
A este le dan el cetro ; 
Al rey Cbico los Cegries , 
Diciendo qu*es beredero ; 
Venegas y Abencerrajes 
Se lo van contradlciendo. 
Dicen qoe no ba de reinar 
Ninguno basta que sea muerto 
El viejo Malahacen , 
Pues es viTo y tlene el reino. 
Sobre estas guerras civiles 
El reiDo vao consumiendo, 
Hasu que el valiente Muza 
£n ello puso remedio. 

(PiBiz DB HiTA, Hitloriade lot Ifondeede C<s 
griee, etc.) 



1061. 

DE CÓMO EL RET DE GRARADA VARDÓ PREXDER AL ALCAtDB 
OÜE PERDIÓ LA PLAZA DE ALHAMA, CORQOISTADA POR BL 
HARQOES DB CÁDIZ. 

(Anónimo*.) 
Moro alcalde , moro alcaide 
Eldelabarba vellida, 
El Rey vos manda prender 
Porciue Alhama era perdida. 
— Si el Rey me manda prendc 
Porqoe Alhama se peruia , 
El rey lo poede hacer ; 
Mas yo nada le debia , . 
Porque yo era ido á Roiida 
A bodas de una roi prlma : 
Yodejé cobro en Alnaina» 
El meior que vo podia. 
Sl el Rev percfió su ciudad 
Yo perdi cuanlo leiiia : 
Perdt ml mujer y hijos, 
Las cosas que mas queria. 

I Mnley Abnl Haeen , rey dc Granada , padre de Abu Abdalla 
Boabdil , el rey Chico , rompió impnidcniemeDte la pazcon los 
crístianos, qne en tíempo de Jnan II conservó sn* padre Aben 
Ismael. Su j>rimer acto hostil foé apodcrarse pur sorpresa dc 
la plata de Zara , ocupada po>los eristianos. Bn represalias, el 
marqaes de Cádii, Doa RodrifO Ponco de Leoa , ocnpd y con- 



Digitized by 



Google 



RoiiAiiemo GBmflAL. 



qaistd tambien por sor^vn !a pliu riea de Alliaitaia , siUo 
real do los reyes moros de Graoada, j la defoDdíó yconserrO 
á pesar del empefio qae los eneffligos tomaron de reouperarla. 
Fné tanta la pena y el temor de los granadinos por esta pér- 
dida , flue,sesron por tradiclon se sabe, foé preélso prohibir en 
sa cittdad qoe se cañtascn las doUentos endeclias qoe sobre el 
asonto se hicieron y qoe desanimaban ai pieblo. Con efecto, el 
caso foé muy fatal i la caosa de los moros, no ya solo por i«s 
riqoezasque hablan perdido, ypor la destroceion de lasftbri- 
cas de sederia qne les propnrrionaban Tentajas inmensas eo- 
merciales y de indostria, sino tambien porqne seestabiecieron 
los crísüanos moy eerca de su ciadad, y porqne preTeian con 
esto on completo vencimiento. 



1062. • 



AL HISMO ASORTO.^EL ALCAIDE DB ALHAIIA ES DECAPITADO 
POR ÓRDEN DEL RET. 

(Anónimo) 

— Horo alcaide , moro alcaldey 
El de la fellida barba, 
£1 Rey le manda preiider 
Por la pérdida de Alhama» 

Y coriarle la cabeza 

Y ponerla eo el Alhambra, 
Porque á U sea castigo 

Y olros tlemblen en miraila , 
Paes perdiste ta tenencia 

De una cladad tan preciada.— > 
£1 Alcaide respondia , 
D*esta manera les habta : 
^Caballeros y hombres baeoos , 



Los qae regis á Granada , 
Decid de mi parte al Re, 
Como no le debo nada ; 



Yo me esuba en Aniequera 
Eu bodas de ooa mi hermana : 
I Mal fuego queme las bodas 

Y quien a ellas me llamara ! 
£1 Rey me dió su ticencia, 
Que yo no meia tomara : 
Pedila por qnince dias , 
Diómela por ires semanas. 
De haberse Albama perdido 
A mf me pesa en el alma , 
Que si el Rey perdió su tierra, 
Yo perdi mi honra y Tama ; 
Perdi hijos y mtúer, 

Las cosas que mas amaba ; 
Perdi una hija doncella , 

gue era ta flor de Granada. 
I que la tiene cautiva 
Marques de Cádix se llama : 
Cien doblas le doy por elta, 
Ho me las esiima en nada. 
La respuesta que me han dado 
Es que mi hija es crístiana , 

Y por ncmbre te habian puesto 
Doña Maria de Albama ; 

El nombre que etta tenia 
Mora Fátima se ttama.-* 
Diciendo esto el Alcaide 
Le tlevaron á Granada, 

Y siendo puesto ante el Rey» 
La sentencia te ftié dada » 
Que le corten la cabeza 

Y ta lleven at Altiambra : 
Ejecuióse jusilcia 

Asi como el Rey lo manda. 

(PsRBz ns HiTA^ HistorM de U>t bMÍM de Ce- 
griet, ctc.) 



1063. 

AL mSHO ASUffTO. 

{Anánimo *.) 

Paseábase el rey moro 
Par la dudad de Graoada» 



Cartas le fuéron v«ddai 
Como Athama era ganada. 
Las cartas ecbó en el fuego 

Y al mensajero matara : 
Ecbó mano á sos cabeilos 

Y las sus barbas mesaba. 
Apeóse de una mula 

Y en uo caballo cabalga : 
Mandó tocar sus tronipetas, 
8as aoafiles de plau ; 
Porque lo oyeseii los soTOS 
Qoe aodaban por el araJa : 
Coatro á cuatro, cinco 4 ciuco^ 
Juntádose ha gran bataila. 

Alll habló un moro viejo 
Qu*era alguacil de Grauada. 
¿A qué nos Itamaste, Rey? 
A qué fué vuestra llamada ? 

— Para que sépais , amigos , 
La gran pérdida de Alhama. 

— Bien se te emplea , seuor ; 
Señor, bieo se te empleaba ; 
Por matar los Abencerraies 
Qu*eyn la flor de Graaada , 
Acogiste á los judios 

De Córdoba la nombrada ; 

Degollasle un caballero 

Persona rouy esiimada; 

Muchos se te despidieroo * 

Por tu condicion trocada. 

^i Av si os plugiese , mis moroSt 

Que luésemos á cobralla ! 

^ Mas si, Rey, á Alhama bas de ir, 

Deja bnen cobro en Granada , 

Qoe para Albama cobrar 

Menester es gran armada » 

Qoe caballero eslá eu ella 

Que sabrá muy bien euardalla. 

— iQuién es ese eaballero 

Que taiita bonra ganara? 

— l>on Rodrigo es de Leoo » 
Marques de Cádiz se llama. 
Otro es Martin Galiodo , 

gue primero echó el escala — 
uego se yan para Alhama 
Que d'ettos no le da nada ; 
Combátenta prestamente, 
Elta está bien defensada. 
De que et Rey oo pudo roaa, 
Triste se volvió i Granada. 

{Cmdoñero de rommcet,— lt. TiioirxoA, Botm 
etpañolo,) 

4 Este romaoce y los dos precedentes pertenecen sin dnda 
é la clase segnnda , y pueden coosiderarse como viejos. Domi- 
na en ellos on matiz meiancOlico y fúncbre, moy propio de la 
catástrofe que narran ; y la misma carencia de arte qoe se les 
obsen'a , los hace maa interesantes . norqne se aproximan 
mncho á ia senciilez propia de la verdad, qoo aventaja di todo 
artiiicioso medio de declamaeion poética. 

Los Romances de la pérdida de Anteqoera.ndms. 1043, 
I0i4 7 1045, tíenen tanU analogia con estos, qae es probablo 
sean ana imitacion. 



1064. 

AL HiSMo Asoirro. 

(Anónimo,) 

Paséabase el rev moro 
Porla ciudad de Granada 
Desde la puerta de Blvira 
Hasu la de Vivarambla. 
< ¡ Ay de mi Albama ! » 
Cartas le fuéron venidas 
Que Alhama era ganada : 
Las carlas ech6 en el füego» 
Y al mensajero matara. 
« { Ay de mi Albama ! » 
Descabatga de una mala^ 



Digitized by 



Google 



BOMANCES RE&ATim Á I1& BimHA DB ESPAflA. 



91 



Teo iiD caballo cabalga; 
Por el Zacatin aniba 
Sttbido se babfa ai Aibambra. 
« i Ay de mi Albania ! » 
Como en el Albambra eslavo» 
Al mismo punto mandaba 
Qoe se UM|aea sas irompeias, 
Sas ánaUles de plau. 
ff ¡ Ay de mi Altiama ! • 

Y qae las ca^as de gaerra 
Apríesa toquen al arma , 
Porqae lo oigan sos moriscoa 
Los de ia Vega y Granada. 

« ¡ Ay de mi Alliama ! » 

Los moros que el son ojeron 

8ae al sangríenlo Marte llaraa, 
00 a uoo y dos ¿ dos 
Jnttdo 90 ba aran bataUa* 
ff I Av de ml Alnama ! » 
Aul babló un moro vlejo^ 
D'esu manera hablara : 
— ¿Para qaé nos llamas , Rey, 
Para qoé es esu Uamada?-- 
ff¡Ay demi Alhamat» 
— Habeia de saber , amlgos » 
Una naeva desdichada t 
Qae cristianoe de braveta 
Ya Dos bao ganado Athama.-» 
ff¡Aydemi Alhama!» 
AltihablóanAiraqal 
De barba cruda y cana : 
— i Bien se te emplea , bnen Dey 
;Boeo Roy, bien se te empleara! 
«¡Ay demi Alhama!» 
Malaste los Abcncernjes , 
Qoe eran la floi de Granada^ 
Cogiste los tomaditos 
De Córdoba la nombrada. 
«¡Ay de mi Alhama!i 
Poresomereces, Ret, 
Una pena muy doblada; 
Óae te pierdas id y et rehio» 

Y aqai se pierda Gninada.-** 
«¡Ay demiAlama!» 

(PBBfix »B HiTA, ÉUMé 4e 1ú9 hMib% de Ce- 
itiet, ete.) 



1068. 

AL HI8M0 ASOIITO. 

(Anémmo,) 
Por la ciodad de Granada 
tl rey moro se pasea , 
Desde la paerta de Slvlrt 
Llegaba a ta Plaza Nueva. , 
Carus le faéron venidas 

?ae le dan may mala naeva : 
lae le babiao ganado Alhama 
Cón batalla y gran pelea. 
Et Rev con aquestas carus 
Granoe enojo recibiera : 
Al moro qne se la trajo 
Mandó cortar 1a cabeza. 
Las cartas bizo pedazos 
Con la saña que le ciega : 
Descabalga de ana mola 
Y cabalga en ana yegaa. 
Por la cal del Zacaliu 
Al Alhambra sc subiera : 
Trompetas manda tocar 
Ylaacajasdepelea, 
Porqae lo oyeran los moros 
De Granada v de la Yega. 
Uno & aoo, dos i dos 
Gran escaadron se hictera. 
Caando los tuviera iantos , 
Un moro alli le diiera : 
^¿Para qoé nos Uamais » Rey, 



Con trompa y t^ dé gMM? -^ 
— Habréis de aaber, amigOB » 
Que tengo una nala oueva ; 
Que la mi ciodad de Alhama 
Ya del rey Femaodo era : 
Los crístianos la ganaron 
Con muy crecida pelea.— 
AIHhablóunAltaqui» 
D'esta suerte le dyera : 
--Bien se te emplea , baen Rey» 
Buen Rey, bien se te emplea : 
Mauste los Abencerrajes, 
Que eran b flor desia tlerfa, 
Acogiste los tornadlsos 

9ue de Córdoba viaieran » 
meparecOf buen Rey. 
Oue todo el reino se pterda , 
1 que se pierda GranaGa , 

Y que te pierdas oon ella.— 

(pBRn w HtTA, Hist9iriM4i ioi hanáos de Cc- 
griet, etc.) 

1066. 

EL ODQUI DK MEDIICASIDOÜIA , DOK ERRlQUt DC 60ZNAR, 
0BLI6A k LOS HOnOS A LBVA5TAR EL SlTlO DE ^LHAMAt 
QUe QOERIAN RECUrCRAR. 

{üe Gabriel Lobo Laso de ia Vega.) 

Coronaha las afiuras 
De ias torres del Alfaambra 
El sot , cuando Atbobacen , 
Temido rey de Granada , 
Con camf)o gruéso y iucido 
Marcha á iecobr<ir á Alh;«iiia, 
Cindad que el marques de Cádfz , 
Rodrigo Ponce , ocupuba ^ 
Oue se la asaltó uua oocbe, 
T encró con saii|^rieuta escalat 
üotide con propicío Harte 
Adqiiirió perpelua rama« 
Dando ruerza a aqueste nombre 
De atras sus altaa btzanasi 

Y en las cosas de adeiaaie 
De m^yores esperaiizast 
Pagando la obligacloa 

A su saugre aniigua y clara, 
Hasia pue con la i)oalrera 
Camplió con la airada parca« 
Coyo golpe no alcaozó 
A tales hecíios en nada. 
Digo pues que an ioan Ortega 
Fué el príniero que las plaous 
Con valerosa osadía 
Puso en los mnros de Alhama, 

Y tras él Martiu Galindo, 
De bien conocida espada , 
Temida del enemigo 

Y del amigo acatada. 
Proslguiendo su camioo 
El Rey i consejo llama , 
Con qaieo todos loa alcaides 

Y capitanes se apartan, 
A quienes dice :— Sabeis , 
Falundo Alhama, la falu 

?ae aqneste reioo reoibe, 
el mal , si no se restaura ; 
La brevedad oa eocargo, 
Por esur en ella Aja. — 
Echaron todos de ver 
La pasion enamorada 

?ae afligia al triste Rey» 
anta , qae casi Uoraba , 

Y con mucha diliaencia 
El grueso campoTevaotao. 
Sitian la ruerte ciudad 

Y por mil partes la asalUo ; 
Mas en el luerte Marques 
Dura resiatencta baMaa ; 



Digitized by 



Google 



BmiMfCBIia GKMERAL. 



Pero »1 Oo 1a sed hiden 

Lo deoeffado i las arinafl , 

Si el de Hedinasidonia , 

La pesadambre olvidada 

Qae enire él y el Marqaes babia , 

Al socorro no llegara 

Con gran número de gente , 

Caya naeva al Bey llegada, 

Delermina iio aguardar 

A Don Enrique en campaña, 

De Gtt7.maii, qne el Vaieroso 

Por sobrenombre llamaban. 

Y como el mal nanca es solo, 
Le llegó otra noeva mala : 

8ae erCatólico Femando 
on graeao ejércilo entraba 
De la gente de CasUlta 
Para socorrer & Albama. 
Conoció ei Rey sa Tortana, 
Qae le era en todo contraria » 

Y con parecer resaelto 
Levanur el cerco manda , 
Para mejor ocasioo 
Dejando aqoella jornada, 
Como lo hizo üespaes , 
Pero 00 fué de importancia ; 

Y con mucba gente ménos 
£e lonia sobre Granada. 

(LoBO Laso de la Vega, BomMeero y Hrny^ 
dia$, etc.) 



4067. 

POOZfOSTÍCASK QÜB LOS MOROS PCRDCIIUIf Jl GRANADA, POK 
TBES LOaOS QUE EMTnARON EH ELLA. 

{Anónimo.) 
El rey moro de Granada 
Denlro d'elia estando andía, 
Eotraron tres lobos viejos 
Por esa pueru de Elvira. 
Foéroose á bacer parada 
Eo freote de la mezqoiia. 
Grao combate han ordenado 

8ae entre los tres se movia. 
I uoo mató á los dos ; 
Ferozmeote los comia. 
El rey Cbico se los mira 
Goo espamo y maravilla : 
Maudá jmiur los aociaoos 
Moros de su morerla , 

Y desqae los tavo jontos 
Estas palabras decia : 

— ¿Cuál de vosotros, mis moros » 
Es el qae adivinaria 
Aguesto que aaui ha pasado? 
Mis lesoros le aaria.— 
Alli respondlera un moro , 
Qoe Alaur por oombre babia : 
— Vo te lo diré, seAor, 
Si tú me otorsas la vida. 
— Pues dilo. dilo, Alaiar, 
Qoe otorgacía te seria.— 
— S¿bete que estos tres son 
Las Ires naciones qae habia 
Repartidas por el mando, 
De grao lustre y señoría. 
La una es secta de mores , 
La otra ley de iaderia , 
Ylaotraaecristlanos, 

§ue á todas-vencido habia ; 
en los reiuos de Aragon 
Uo infante residla , 
Don Hernaodo ba por oombrc » 

Y esu es su oombradia ; 

Y este se verná á casar 
CoQ la iofanu de Castilla 
Llamada Dooa Isabel , 
De piuy grao sabidoria ; 



Y esU gaoará las tierras', 
Como ya gaoado babia , 

Y cooquistarií i Granada, 
Parte de la Andalucla.— 
Oyendo esto ei rey CbiquitOt 
D esu maoera decia : 

— Pues veoga el rey Doo Feroaiido, 

Y verái cómo leiria, 

8ae asi hizo el rey Don Juan, 
I que reioaba eo Castilia. 
Matéle tres capiuoes, 

Y éi se me esoapó coo vida. 

(TwoREDA, Büta esptiola,) 

1068. 

Ull TOMADBO RBimCAOO HOSRK POR HABBiSB DKCLAHADO 
DBVOTO DB LA VÍtGKH, HOSTHAIf 00 Á LOS HOROS OHA 
IHÁGfiR DB ELLA QOE LLBVABA EII BL PBCBO^ 

{AnÓnimo *.) 

Ya se saiía el rey moro 
De Graoada , eo Almeria , 
Coo trescieotos moros perros 
Que lleva eo so compaoía. 
Jugando van de la lanza, 
Hendo vao barragania; 
Cada caal iba hablaodo 
De las gracias de su amiga. 
Asi balnó uo tomadizo , 
Que críado ea eo Sevilla : 
— Porqoe habeis dicho ias Toestras 
Deciros quiero la mia: 
Blanca es y colorada 
Como ei sol cuando salia. — 
Alli hablara el rey moro, 
Dien oiréis lo que decia : 
— Tal amiga como aquesa 
Para mí pertenescia. 
— Yo te la darét huen rey, 
Si aqui me otorgas la vida. 
"-Dédesmela tü, el moriscot 
Que otorgada te seria.— 
Echara mano á sa seno, 
Sacóála VlrgenHarÍa; 
De que la vido el rey moro, 
A la pared se volvia : 
^Tomadme luego á ese perro» 

Y llevdidmelo á Almerla : 
Tales prísiones le echá , 
D'ellas 00 salga con vida. 

* De este romanee hito AlfoDso de Alcaadete oaa ^lasa. 

I Este romance eon alffnnas variantes se balla en la Rota 
etpañola, de Timonbda • donde empieza : Ya tepartia ei A«y 
morOf etc., y en el final lo cambian asi , despues del verso qae 
dice : — Que otorgada te teria. 

EI bnen hombre sin temor, 
Con la gran fe que tenia 
Metió la mano en sn seno, 
Saeó la viriren Marla. 
Asi eomo ei Itev ta vido 
Amortecido se liabia : 
Dando voces i su gente 
D'esta manera decia : 
— Prendedle luego, los mios» 
YlleTadloAAImeria, 
ÍQgaréismelo A las cafias% 
En 4ntes qae pase el dla.— 

* Supllcto atros ea qae , paetto un boinbre eomo e«UferiB«, «r» 
aluiccado con bohordos ó dtnlos pequefiot. 



1069. 

KL RET CBIGO PAISIONERO DEL CORDE DE CABBA; 

{Anónimo <.) 
Junlo al vado deGenil» 
Por un camioo segaido 
Viene on moro de á caballo» 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REUTIVOS A LA BI8T0RU DE ESPAflA. 



De polfO j sangre lcfildOy 
Gorriendo i todo correr 
Como el qae \1ene huido. 
Llegado junto á Granada , 
Da sran ffríio y alarído, 
Pablicanno malas iiuevas 
De un caso que ba acontecido : 
— Qae el rey Cbico se perdló 

Y lo8 qae con él ban tdo , 

Y qoe no escapó nínguno, 
Preso, mnerto 6 marberído ; 

?ae de coaotos alii foéron 
solo me be guarecido i 
A traer nueva tan iriste 
Del gran roal que ba sucedido. 
Lo8 que ¿ vuosiro rey vencieron 
Sabed, si no babeis sabido, 
Oue faéaquel Üíego Heruandez, 
De Córdoba es su apellido , 
Alcaide de los Oonceles, 
nombre sabio y alrevido , 

Y aqoel gran conde de Cabra , 
Qoe en ao ayuda ba venido; 

Y esie venció la baialla 

Y aqoel tranee tin re&ido ; 

Y otro, Lope de Mendoxa, 
Oae de Cabra babia salido, 
Que andaba entre loe peoocs 
Como on leon atrevido. 

Y sabed qne el Rey no es muerto; 
Mas qoe est¿ en prtsion rendido , 

Íjae le vide ir en trailta 
kHi acto muy abatido , 

Y llévaolo drecbo i Lucena, 
Janto adoode fué veocldo. — 
Lloraba ioda Granada 

Gon grande llanto y oemido ; 
Uoraban mozos y vi^os 
Con algazara y roido ; 
Llorabao todas las roorai 
Un Ilanto muy dolorido ; 
Mesan sos cabellos oegros, 
Desffarrando sus vestidoSy 
Arafiao sos blaocas caras 

Y sos rostros Un lucidos : 
Unas lloran bijos, padres; 
Oiras bermano ó marido ; 
Lloran ianto caballero 
Gomo alli se bubo perdido ; 
Lloraban por so buen rey 
Tan amado y tan qoerído. 

Sneréllanse de Maboma , 
ae ansi ha desfavorecido 
A so ejército y so rey , 
Qoe foese asi destruido. 
Prometen lodas sus Joyas , 
Sos ajorcas y iejillos , 

Y con estas y otras cosas 
Dar su rescate cumplido. 

« Es aas eompleto ; pero el misao f ae está ea la itoM et- 
füMi , te TiaoiiBOA. 



1070. 
r utsiTAO Los atTEs cATóucos Ai RBT cnco 

MCaANAM. 

(De Gütriél LohQ Lato de la Vfj/M,) 

Sobre el mnro de Bacna, 
La mano poesta en la barba , 
Recostado en él de pecbost 
El rev Chiquito lloraba, 
A qufen en prísion estrecha 
Coo valor poso el de Cabra, 
Jaoio al poderoso arroyo 
En la sangríenta baulla 
Do tomó nacve baoderas 



Qoe irae por orla eo sos armas» 

Y ona caaena que ¿ on rey 
La cervÍK opresa abraza 

A una parle del escudo 
Con los de su aoligua casa. 
No su prision siente el Rey, 
Mas el carecer de Guala , 
De las granadiuas moras 
La mas bermosa y gallarda. 
No admite el Rey compañia. 
Qoe 80 coidado le basta ; 
Con esa solo se entieude 

Y se siente rica el alma. 
En ningun lugar sosiega , 
Propiedad de quien blcn ama 
Coando la molesia aoseocia 
Le absconde la cosa amada. 
Una sola le da alivio , 

Si alguna h djirsele basta, 

Y es el arroiar los ojos 
Al camino de Granada, 
Coya vista el bado avaro 
Porqoe mas sienu le ataja , 
Impfdiéndolo de iierra 

La dilatada distancla. . 
De la fortona se queja , * 
Qoe coo Ul ri^or le trata , 
Poniendo eo cielo sereno 
De oobes oscora capa, 

Y en mar sosegado y quíeto 
Tan repenlina borrasca. 

No bay cosa que le consoele , 
La gloria coosiderada 
Largo tiempo poseida . 
En 00 momeoto qoitaoa. 
No disimula so peoa , 
Que para callada es malat 
Por iestigos de la cual 
Convoca piedras y plantas. 
Pues como fué conocida 
Del noble conde de Cabra 
Su fervorosa pasion , 
De qoe el rostro muestras daba; 

Y viendo que de salod 
Elmal lenecesitaba, 
Uoa visita le bizo 
Demas de las ordinarías, 
Coo el sombrero eo la roano 

Y reverencia acatada, 
Diciendo :— Muestre to Alteza 
Ya de boy mas álegre cara , 
Qoe el rey Femandó ie da 
Llbertad, por esta carta, 

Y manda para su efecto 

?oe hiego á Córdoba partas, 
qoe á reínar como antes 
En visiUndole vayas.— 
Por Ul nueva el rey Chiqoito 
CoD somo placer le abraza , 
Diciendo :~Mas qoe el prendermc 
£1 libeHarme te ensalza.— 

(Ia)Bo Laso de u Ybca, Bm^acerú y Inue 
4iM,etc.) 



1071. 

fEllCE POr.TOCARaEEO QCINCE ALCAIDffS MOOOS, T PRE- 
SEHrA k LK REINA ISABBL S08 OESFOJOS T BANDERAS.— > 
OBTIENE EL PR1VILEGI0 DE RBCIBIO CADA AÍIO, BL DU 
DB RETE8, US RBALES VESTIDimAS. 

(De Gabriel Lobo Laso de la Vega.) 
Despoes qne el rey Don Fernando 
En el reino de Granada, 
Talando la férül vega , 
Tomó i Tajara y k Albama , 
Volvió i Castilia, dejando 
Las fironieras encargadas 
Al bravo Portocarrero , 



Digitized by 



Google 



94 



De qiiieii los morm tembtebiui , 
Rayo ardiente ciaemador, 
Llamando sa diestra insaoa 
Ira del cielo caida 
Contra ia ley mahometana. 
OrdenaroQ qulDce alcaides 
Gomarcanos de Gráoada , 
Gon gran núfnero de gente 
De la mas disciptinada 
En el arte müf tar, 
Hacer en Jerez enlrada , 
Pensando que ausente el Rey, 
Portocarrero eaift en Palma , 
£lcualconn«cliocuidado, ' 

Gomo flei vasallo guarda , 
Guanto ei Kej mas iéjos d'ét , 
Las fuerzas mas guerreadas , 
Arrojándose al pelicro • 
De nobles cosa ordmarHi , 
Por cumplir coa lo que deben 

Y adquírir eterua Tama. 
Sabiendo Portoearrero 

De los alcaides ta entrada , 
Juntó ia gente qoe pudo, 
Aonque en numero no tantt 
Como la que ellos traian; 
Mas en valorla aventajan. 
Aguardólos en un paso, 
Dose trabólabatalla, 
De ambas partes tan refiida , 
Que hulK) en veficer duda barta 
Pero al 6n Porlocarrero 
Tanto su diesira adelanta , 

8ue prendió y maió á los qainoe 
on la gente que ilevaban. 
Envi6 las quince banderas 
A la Reina preseiitadas, 
La cual desde alii ad4*lanto 
Por tan notable liazaña, 
Siempre ei dia de los Reyes 
Dió ¿ la condesa de Palma, 
DoSa Francisca Manrique , 
Las ropas quo elia esireoaba ; 

Y esto duro hasta boy : 
De tal hecho justa page. 

(LoBo La80 ob u Vcca, nmancerú y traoe- 
áiat,9ic.) 

1072. 

LOS GOMEaRS , HOKOS I SDBLDO I^EL lET DE GSAÜADA , 80- 
CORREN ÁCOÜf, SlTláDO POtL DOI rSDEO ^ffRlQUEZ, 
ADELANTADO DE ANDALDGÍA. 

lAnénimo *,) 
Por e1 reino de Granada 
El rey Don Feniando ba entrado 
El año de ocbenta y craco , 
De gran gente acompa&ado. 
Ninguno sabia de cierto 
Dónde el Rey iba atlnado: 
Llegado cabe Antequera, 
EI Rey alli se ba parado. 
Uo domiogo de maftana 
Llamó muy apresurado 
A aquel famoso goerrero , 
DoB Pedro, eladelantado; 
Goo palabm amorosas 
. Dft este nodo le ba bablado : 
•— Esforzado oabaltero , 
De los moros tan dudado, 
Pues ya vuestro gran esfuerzo 
A todos habeis mostrado; 
Haréisme muy gran servício 
En que con graode cuidado, 
Gon la gente que teneis 
Y la que yo he señalado , 
Me cerqueis laego á Coin 
Hasia ser por vos tomado. *• 



ROMAlfCEtfO GfimilAL. 



Don Pedro Bnríquez por esto 
Al Rey le besó las manos , 

Y sin dilacion alguna 

Se partió luego del campo, 

Y puso cerco i Coin, 

Y comenzó de apretajlo 
Gombatiéndola contino, 
Haciéndole muy grau daño. 

Y con la contiÉniScion 

De los tiros <|ue ha tirado 
Derribó parte del muro, 
De que luéron muy tnri)ados 
Los moros quc estaban dentro, 

Y muy atemorizados, 
No sabiendo qué bacerse 
Para excusar tan gran daño. 
Eslando con gran faliga 
Los moros en este estado, 
Supiéronlo onos Gomeres 
Oue erau en Honda alojados. 
Vinieron por socorreilos 
Gon esfuerzo muy sdfirado, 
Queneodo enlrar en fa villa ; 
Pero fuéles estorfoado. 

Por esur poi lodas liírtcs 
De ella el real asenlado. 
Víendo aquesto el capüan , 
Que Homar era llamado, 
Considerando el peligro 
De aqoei muro dembado, 
Temiendo la peidiciou 
Dela villa,entalestado, 
Llamó á lodosios Gnmcres, 
Diciendo deiermtnado : 
— Ea, vaterosos moros, 
I Quién será aquet lan osado , 
Que quiera baber piedad 
De aquel puebfo desdíchado, 

Y de mujeres y níiíos 

Que deniro están encerrados , 
Que de muerté ó captiverio 
No podrán verse iibradosT 

Y aquel que ia piedad 

De Díos no viere de grado, 
Véngaseluegotrasnil, 
Porque estoy determínado 
De morir como buen moro, 
socorrer los cercados. — 
Desatindose una loca , 
En una vara la lia alado : 
Siguiendotodosirasél, 
Por el real seha enlrado : 
Dando y recibíendo golpes, 
Haslalavillalianpasado; 
Los cuales moros ntcieron 

gue con su esfuerzo sobrado 
e detuvíese Goni 
Grau liempo sf n ser tomado. 

(FuENtzs, Eitro de los eoareñU 



r.) 



4 Este romaoce , con variaotes y diverso final , se halla eo la 
A«M eepañoh, de TBVoasDA. Snprtme todos los versoB poste- 
riores al que dlce : Pere /kélet estorbado, y sulltiiie los al> 
gaientes. » -w -» 

Lo8 eristianos de Coin 
A combatir han tomado : 
Ganádoles hafi la pnerta: 
Deatro la viUa bao eBtrado 
No deJando moro ¿ vida, 
Lo8 nlfios'han captlvado. 
Cainyaqnefnérendido 
Sobre Alora poso campo. 



1073. 

80T0HAT0R, GOHOE DS BSLALCÁZAR, ■OCM 9B SAXO 
TRAIDOBA , EN EL 8ITI0 D£ AiORA. 

{AnánimQ,) 
Alora , la bien cercada , 
Tú que e8iis ft par dei rio, 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A U HISIÜiIA DE ESPAftA. 



Oo 



Cereóie et Adehnudo 
Uoa inaoana en domiogo 
Con peonesy bombres de armts 
Hecbo la bauia ao porUllo. 
Viérades moros y moras 
Que iban buyeodo al castiUo; 
Las moras Uevaban ropa » 
Los moTos barina y trigo. 
Tor eocima del adarbe 
So pendon llevan tendido. 
Alla detras de ana almena 
Quedadose ba uo morillo 
Coo una ballesia armada , 

Y en ella puesto un cuadrllJOy 

Y en altas voces decia , 
Qoe la gente lo ba oido : 

— ¡Treguast tregaa, AdelaotadOt 

Que tuyo se da el castUlo I — 

Alzó la visera arriba 

Para ver quiéo lo babia dicbo : 

ApuniJiralo á la freoie« 

Salidole ha al colodrillo. 

TOmale Pablo de rieoda, 

De la mano Jacobieot 

Qa*eran dos esclavos sayos 

Qtto babia criado de ebicoa. 

Llévanle i los maestros, 

Por ver tí le dan guarido. 

A las prlmeras palabras 

Por tesiamento tes dijo 

Que él á Oios s'eocomeodaha » 

Y el alma se le ba salido. 

ifi&diee iel ii§l0 xvl -^ It TnomA , Moio etpa- 

1074. 
UA lOBOs DK ao:mA HAeEn grah miksa bn las feohtb- 

BAS , FEaO L08 CRUmAIIOS BB ■ABGBBBA LA BBfCATAN. 

{AnMmo.) 
Aquese moro Albobaeen, 
Rey de Ronda, aqoesa villa, 
De la casa de Granada 
Coo gran pujanza parUa. 
Para tierra de crisUaoos 
Lleva gran caballeria ; 
Dos mu y quinieolos moros 
De i cabalfo los traia ; 
Diez mil Ilevaba de ¿ piéy 
Todos ibao con gran grita. 
Tendidas van sus banderaSy 
Sos aQaOies taSiao : 
Correo la vllla de Estepa, 
Qne nadie se lo impedia. 
CrísUanos mochos na moerlo» 

Y i otros mucbos los capUva : 
Llevaba mncbos gaoados, 
Para Ronda se voívia. 

Llegó ta «leva k Marcbena, 
Del daño qoe el moro bacia , 
Aqoese Rodrigo Pooce, 

8ue de LeoD se apellida ; 
yo mavor es del «oode 
Que de Arcos se decla; 
Caballero es aoimoso, 
De dara saogre y aotigaa : 
Coo esfaerzo moy crectdo 
Jootó so caballeria. 
Cieoto erao de i caballo , 
No mas, los qoe le segoian. 
Por el rasiro de Jos moros 
Sigoe coD grao valenUa. 
De Osona salió et alcaide» 
Ese boen Lois de Pernia, 
Con otros clent cabaHeros : 
Ambos vao eo compaíUa. 
De la comarca les vieneo 
SeisdeDtosdepeoQia, 



YdecaballoseseBta, 
Gon que grao placer babian. 
Esfuérzalos Don Rodrigo 
Y tambien. Luis de Peroia. 
— No temades, caballeros » 
Mostrad vuestra valeoUa; 
Aunque los moros sou mucbo^» 
Nadie mnesure cobardia; 
Pelead oomo vaiieotes, 
Que Dios nos ayodaria. — 
Todos plerden el temor, 
Todoscobranosadia; 
Juntos van en seguñmieotOy 
Alcanzado los babíao : 
Cabe el rio de las Yegaas 
Se comenzó la forfia. 
Al lado del mjMirofial 
Sus banderas descogian. 
Hirieron recio en los moros , 
Eo ellos matanza bacian. 
Arranciroolos del campo , 
Pusiéronlos en huida : 
Qoítanles la cabalgada , 
Que nada no se perdia. 
Recógense los crÍsUanos • 
Con muy crecida alegria; 
MU y coatrocientos moros 
Eran los que roaertos Sncaup 
Sin otros que vao capUvos, 
Muchos eo grao demasia. 
Ciento soo , y mas novenUt 
Los crisUaiios que moriao. 
Eo la fuente de la Piedra 
Todos alli se acogian , 
Do parlieron grao despojo 

?ue de moros conquerian. 
odos vuelven placenteros 
Por la victoria qoe babian , 
Alabando i Dios del cielo i 
Tambien i Sancta Maria, 
Que les dió unta victoria 
Contra tan grao moreria. 

(SsPÚLviDA , Mútuneet mtevmiiinU meoéu , ele.) 



1075. 
Los Boaos üE MocLm ■ACB.v oaA coaMBÍA paa las 

TIBBBU BB ALQALÁ. 

{Anónimp,) 

CaballerosdeMocIin, 
Peooes de Colemera, 
EnUrado habiao eo acaerdo 
£n su consejada negra 
A los campos de Alcali , 
Dónde irian A bacer presa. 
Alli la van i bacer 
A esos molinos de Hoeha. 
Derrocabao los molinoSy 
Derramaban la cibera, 
Prendian los molioeros 
Coantos bay eo la ribera. 
Abi les bablara oo viejo, 
Qo'era discreto eo la goerra. 
^ Para tanto caballero 
Chlca cabalgada «a esia ; 
Soltemos an nrision»o 
Qoe i Alcali Ileve la oueva ; 
Démosle tales beridas« 
Qa*eo llegaodo luego muera ; 
Cortémosle él brazo drecbo 
Porqoe no nos baga guerra. — 
Por soltar un mollnero 
Un mancebo les saliera 
Qu*era nacido y criado 
EnJerezdelaFronteca, 

?ue corre mas que un gamo 
salia mas qae uoa cierva. 



Digitized by 



Google 



90 



ROMANGIERO 6BRERAL. 



Coi 



Por lo8 campos de Alcalá 
Va gritando : — i Poera , faert ! 
GaballerosdeAlcali, 
ffo os alabaréis de aqoesia , 
Qtte por una que becistes» 
' tao caro como coesta, 

le los moros de Moclia 

»rrido os han la ribera, 
Robado os ban vuestro campo» 
Y llevado os ban grao presa. 
Oidolo ba Don Pedro 
Por so desveutora negra; 
Cabalgara en SQ cabaTlOt 
Qae le dicen Boca-negra : 
Al salir de la eiudad 
Eocontró con Savavedra. 
— No vivades alfá , hijo » 
Si m¡ maidicton os venga : 
Que si boy fuere la snya , 
Ma&ana terá ia vaestra.— 

(Canehuerú deBmmeei.) 



1076. 

tmo T TOaa &B LOfA, POR LA8 TA0PA8 BK FBRllAlfDO T. 

[De GéMel Limiela VegM,) 
Eo Loja estaba el rev Gbico 
Gon gran copia de soldadot » 
Porqae coo el rey Zagal , 
Sa tio, andaba encontrado, 
Sobre el tener cada caal 
Solo y sin igaal sa Cstado : 
Cosa dara de Uevar 
En quien alcanza algon mando. 
Puso sitio en este tiempo 
Ei Católico Fernando 
Sobre ia faerte ciudad , 
Aunqoe no tan á su salvo , 

Sue primero oo tuviese 
11 rencueotros porfiados 
En que murió mucba geuie 
Del nno y del otro bando, 
Sobre asentar las estanclas 
En logar acomodado « 

8ae oie la ciudad salian 
acbos moros á estorbarlo; 
Qoe los pricUcos del relno , 
Qae al Rey estaban guardaQdo» 
Qae al fln con diflcoitad 
La sitió poT todos lados , 
Unos con otros por boras 
Escaramusas trabando; 
En algonas la persona 
Del rey moro peleando. 
Pues díe ver taota ruina 
Martln de Alarcon cansado, 

Y de qoe el bueo Don Rodrigo 
Tellez Giron, el nombrado, 
Maestre de Calatrava, 
Morió en el cerco pasado, 
Haciendo por su persona 

Lo qae el Bero Marte airado» 
De dos veloces saetas 
Por el pecbo atravesadot 
La delaotera tomó» 

Y con ánimo indignado , 
Osaado lo mas dincil , 
Hizo por la espada tanto, 

8ue por el roayor aprieto 
e los moros ábrió paso, 
Sin ser bastante á impedirlo 
El escuadron mas cerrado, 
Hasta que en los arrabales 
De Loja eotró peleando , 
A todas partes Diriendo, 
Lijero cnal saelto pardo, 
A qitlen sigae inucba gente 
Vieudo Ott becho tan eztraüo; 



El cual paio k la ciodad 
El cerco mas apretado « 
Dándole de alli adelante 
Un asalto y otro asalto , 
Hasta que el aprieto viendo 
El rey moro , movió trato 
En que libre le dej6 
La ciudad al rey Femando. 

(UoaoLASODIUVECA, 



f trefeiiús.) 



4077. 

BR BL CBBGO DB ■ÍLAGA IllTeilTA Oü ■ORABTrO ASBmUH 
k LOS RBTB8 CATÓLICOS QÜB LA SlTIABAll. 

(ÁHótUmo,) 
Málaga está muy estreoha 
En gran quebranto y fatiga, 
Por todas partes cercada, 
Muy gran bambre padecia. 
No quíere ningun parlido 
El Cegri que ía leuia , 

Y lo mismo los Gomeres , 
Morot qoe ia defendiao. 
Vistopor elAlfaqai, 

Íf ue el Albaria 8e deda , 
unto con Al(4ien*amar 

Y el Dordux eo compañia « 
Como 80 necesidad 

Era roayor cada dia , 

Y que 00 tenian remedio 
Ni socorro oo ateodiao , 
Gonvocaron la ciodad, 

Y con gran gente qae babia 
Hablaron asl at Cegri, 
YelAlfaquiledecia: 

— Ruégote , Hamet, Cegri , 
Yo y aqaesta compañia 
Qoe entregues esta ciudad , 
Poes defensa no tenía. 
Cootempia cutntos guerreros 
El euchillo muerto habia ; 
No quieras que mate á esotros 
La gran hambre que teniao. 
Nuestras miúeres y bUos 
Muy gran dolor nos pooian, 
Porque nos demandan pan» 

Y de bambre se moriao ; 

Y tü mas dabos nos haces *: 
Qae los cristianos hacian ; 
'Que ellos nos matan á bierro » 
Tú por mas ispera via. 
Di , ¿ 800 mas fuertes los muros 
Hoe aquesta eiodad tenia, 

íue 800 aqaellos de Ronda , 
joe ya entregadose habiat 
iNi vosotros sois mas fUertes, 
Ni teneis mas valentia 
Que aquella gente de Loja 
Qoe á aquestos Reyes se bumillat 
Di , ¿que esperanza te queda , 
Pues tienes tal rebeldia? 
Granada perdió sa fuerza , 
Su gente no es cual solia » 
Los capitaues su orgullo , 
Porque rey les fallecia. 
Deja Vanas esperanzas 

8ue poco al caso bacian. — 
I Cegri niuy obsiinado , 
Con enojo respondla : 
— . Qoe por manera ninguna 
La ciudad no entregaria, 

Y que tuviesen por cierto 
Que primero moriría. — 
Los moros muy fatigados , 
Uoas cartas escribian 
At Rey por alguo partido ; 
Sola liberud pedian : 
Pero ya aqaeste coocierto 



Digitized by 



Google 



ElReyoolesconcedia, 
Publicada ys la bambre ' 

806 la ciadad padecta. 
n Abraheo Augelí, 
Elcaal santosedecia, 
Peosó de qoitar el eerco 
Que Málaga eo si teoia. 
JoDtó caatrocieotos moros, 
CoD esto <^ae les decla. 
Váose 4 Malaga secretos, 
AbscoodiéDdose de dia, 

Y aa dia muy de mafiana, 
Ya qoe casl amanecia , 
Porla parte de la mar 

El real acometían 

Para eotrar por las estaocias 

§ae en aquella parte babia ; 
al fin, saltaodo por ellas, 
Peleaodoámaravilla, 
EntraroD docienlos de ellos 
Ed la ciudád á porfia , 

Y los demas faeron muertos 
Porla gente qae ocarria. 
En aqaesto el moro sanio , 
Por bacer lo que queria. 
Saliósedelabatalla 

Y púsose de rodiUaf 
Alzadas ambas tas manos, 
Gomo que oracloo bacia, 

Y d*6Sta suerte fné preso : 
El caal á todos decfa 
rH>mo era moro santo, 

Y que mu? cierto sabia 
La toma de la ciudad 
Eo qué tlempo se baria, 

Y que aqoesto i solo al Rey , 
Yuoáotrolodiria. 
Mandólo traer el Rey 
Paraverloquededa: 
Pero á so Uenda llegados, 
Hallaron qoe el Rey dormia, 

Y tleváronlo á otra lienda , 
£u la cual residia 

El uuevo marques de Moya 
YsamujerbobadUla; 
El ilustre portugues 
Don Alvaro se decia. . 
Entraodo en la tieoda el moro , 
Como á nadie conocia, 
Doo Alvaro pensó que era 
El Rey, que verlo queria, 

Y la Reina la Marquesa, 
Que muy rica se vestia. 
Sacó muy disimulado 
Un terciado que traia, 

Y á Ooo Alvaro le di6 
Con él una gran herida 
En medio de la cabeza, 
Pelígrosa á maravilla , 
y & la Marqoesa tiró 
Otras como mas podia; 
Pero luego lo matarou 
La geoie que lo traia. 

(FDbiitbs , Liéro U ht eutaUét e§nios, etc.) 

1078, 

CIDITATA* EmeCA A BASA k LOS ClltSriANOS , DESPUES DB 
Bien DKPCtfDIDA CONTRA CLLOS. 

{De CéMel Ubo Laso dela Vega,) 

Coofuso estó y aujádo 
El rey Zagal de Granada 
PorlapérdidadeLoja, 
Kuerza de laota importanda. 
Todoloqnefinge,teme, 

Y teaie SBerle coDtraria; 
Qoe euando aqoesu comienza 
lardc nooca desagravia. 

T. XVI. 



ROMANCES RBLATIVOS Á LK BISTORf A DE ESPANA. 



97 



Salió cierta su sospccha , 
Como quien mal aguardaba , 
Que el Gaiólico Fernando 
Quiere poner cerco 4 Baza, 
dudad cuya forUleza 
Todo ei reino asoguraba. 
Dióle mucho que pensar 
Por ser llave oe Granada ; 

Y tras largo vacilar, 
Por resolucion declara, 
Pues que todos contradicen 
EldaralReylabatalla, 

gue se mueslre su poder 
n fortificar ¿ Baza 
De la gente mas experu^ 
Pertrechcs y vituallas , 
Como cosa eo que consistc 
La pérdida ó la ganancia. 
Uoos dicen que el Rey enlre 
Paramasasegurarla; 
Otros que no, mas que Uameo 
AlinfanteZideyaya, 
Un níeto de Abenalmao 
Alnayar, rey de Granada, 
(^ue babitaba en Almeria ; 
bl cual lae^o parte á Baza 
Con diez mil valieutes inoros » 

Y d*ella se apoderaba 
Por ruego del Rey su üo, 

Y casado con su bennana ; 
Donde con loables hecbos 
Ilizoperpetua su fama. 
Cerco ei rey Femando hiego 
La cindad fortifícada , 

Coii asedio mas estrecho 

Que Esciplon puso á Numancia. 

Duró al pié de siete meses 

Coo refnegas porfiadas, 

De ambas partes tan sangrienus, 

Que bien claro se mostraba 

Ser el cercaito español , 

Y espaSol el que cercaba. 

Y en este esudo las cosas , 
Fué la Reina al real de Baza 
Con socorro, á coya vista 

De ambas partes mueven habla, 

Y a tratar comienzan medios 
Donde ninguno se ballaba. 
Mas el valeroso Infante 
Que la genteacaudillaba, 
Rcspondid qoe no baria 
Cosa sin comnnicarla 
Consu tio,elrey Zagal, 
Eo cuyo nombre está Baza, 

Y que al Católico Rey 
De lo>8ervir da palabra , 
Sin perjuiclo de aquella 
Que á su tio tiene dada « 
A quien unto mas obliga 
Cuanto es la sangre roas clara , 

Y coD el Alcaide envia 

A Guadiz aquesu carU : 

cNo el apreudo asedio peügroso , 
»N¡ la continuacion de asaltos doros , 
>Ni el rí^or del cristlano belicoso, 
sAaportdlar bastante nuesutwmuros, 
»Ní el brazo de Fernando valeroso, 
>Que trabajA de hacerlos malseguros, 
»Ni de Castiila todoel resio jonto 
>Hará que pierda de mi sér uu punio. 

»Podrá cortar el curao de mis años 
»Y hacer en mi su golpe cuando quiera, 
»Llevarme de un engaho en mil eoganos,. 
>Esta suerte presente 6 venidera ; 
>Mas no hacer estragos Un extra&os 
>Eo saogre de Abenbut, que la oarrera 
»Que no torcieroo mis pasados tuerza , 
»Pues dándole la vida, a mas no fuorxa. 

»Digo que esta ciudad esUeu estfccbo; 

7 



Digitized by 



Google 



ds 



»No nar» qtia le entregtv) ce lo .^igo ; 
•Que de mi gente estojunsatisfecbo, 
»Qa¿ {guala €1*61108- el menor eonmigo , 
iDe dae es bastante pnieba b qne ia becbo» 
im ef contrailo ofenuido butii tesiígo, 
1 A qnien si el cielo da Tictoíia bonrosa » 
vLallevará & lo ménos sangoiiKMa.» 

Leyóla el Rey con suspiros 
De. lo profnndo del al ma , 

Y vísto para el socorro 
Qne ias íuerzas le faltabah ^ 
Despues de varíos acaerdo», 
Manda al Alcaide qne parta , 
Al Infante remitiendo 

Que lo que convenga baga ; 
Et cual lue^o la eniregó 
Con condicioo qiae en sus casas 
Vivan , y en su bacienda y ley » 
Seguo qae'der ántes estaban. 
flizo mucba cuenta el Rey 
D*este caudillo de Baza » 
Que por vasallo admiUó 
Gon soeldo y grandes ventajas» 
Ansi por SQ gray valor , 
Gomo por su real prosapfa » 
A quien bizo capitan 
De su gente'y la crístiana, 
Para proseguir e1 cerco 

Y cooqoista de Granada. 

(LoBo Laso db laVbSa, íiomttneero ^tragc- 
dias, etc.) 

4 Zídiyava (Cídi-Tabye) en aieto de AlMyar, aqoel déseen- 
díente de Abennt, veDcedor en Moreii y^krtfon 4e los Almo- 
hades. Abeoayar ayadado de Joan 11 de CasüUa conqaistó el 
tropo de Graaada sobre el rey Izqaierdo qoe lo ocupaba , pero 
este lo vcflTió A recoperar mataodo é sa competidor, qaien 
dejó por bUo ú AbeiíceliD , qne relnd en Almeria. De esie era 
descendiente Zidiyaya, béroe de este romanee» qoe despues dc 
entregar á Baza tomo serTido eoa los Reyes CatdUoDs, se 
baatizó, les ayodd en la snem de Graooda y di<^ origen á la 
familia de los Granadas y VeDeinas, siendo padre ó abaelo del 
famoso Oon Alonso, de cuyas nazaiias se blcieron varios ro- 
mances » qae aqoi se verftn. 



ROMANCfiRO GEKGRAL. 

Antes que el oelebro vaelv» 
V se ta deje vacia « 
De quien solo el ignomte 
Forma quejas no eotendidas t 
Lo que por necio perdi6 
Atríbuyendo é dcsdicha. 

(LOBO LaS» »C LAVCCA, HmMÍef0 f ÍTBf^ 



4079. 

FBRNANnO V LLEVA SDS CQlfQOISTAS RASTA LLCGAIt k LA 
VISTA DR GRANADA. 

{De Gábriel lobo Loíú de la Vega*) 

Yendo et Gatólico fiey 
Conlinuando la conquista, 
Tom6áH¿1agayáVelez, 
Y á Guadtx con Almeria , 
Sin otros muchos logaresv 
Con no pequefias fatigas , 
Adonde Martío Galindo 
Hiio cosas peregrinas , 
De que la parlera fama 
Las celebre siempre dfgnas, 
Sin consenlir las acabe 
El tiempo, olvido, ni eovidia, 
De los valerosos bechos 
Perseguidora polilia. 
No contento con aquesto, 
£1 Rey di6 i Granada vista, 
A quien piiso estrecbo cerco 
Con mil reíHegas refiidas ; 
Que no al que un hecbo no acai)» 
Se debe gloria cumplida. 
Mev6 ejército copioso 
])c gente experta y hicida , 
Qne con mncha díligencia 
HizoJnnUfenSevilHi, 
Con aparatos eostosoa 
Ycopiadeartilleria. 
Conociendo de fortuoa 
La serena faz nmiga , 
Sigue ía ocasion felice, 
A sa crin la mano astda« 



».) 



1080. 

LLEGAIf mrsVAS k eHAlÍADA J»R QUE BL 8#áRCIT0 CPtSTUHC» 
SE APROZllU PARA StTUhRM. 

{Anónimo,) 

Mensajeros lian eolrado 
Al rey Cnico de Granada ; 
Entran por la pueru Elvira, 

Y paran en el Alhambra. 
Ese que prímero llega 
Uahomad Cegri se liama; 
Herido viene en el brazo 
De una muy mala lanzada ; 

Y asi como ante él lleg6 , 
D^esta mauera 1e babla, 
Con el rostro demudado » 
Dc color muy fria y blanca : 
— Nuevas te tralgo , señor ,, 

Y ona mny mala embs^acia : 
Por ese fresco Genil 
Mocha gente viene armada « 
Sus banderas traen lendidsis, 
Puestos á soii de batalla , 
Un esUndarte dorado, 

En el coai vieoe bordada 
Una muy bermosa cruz, 
Que mas reiumbra que p\Mp 

Y un Crísto cruciflcado 
Traia por cada banda. 
General de aqueUa gente 
El rey Femando se uama : 
Todos hacen juramento 
En la im&gen figorada , 
De no salir de la vega 
HasU ganar á Granada ; 

Y con esu gente viene 
Una reina mqy.preciada , 
Llamada Dofia tsabel , 

De grande nobleza y fiima. 
Veisme aqui , que lierido vengo 
Agora de una batalla 
Que entre crístianos v moros 
En la vega foé trabaoa : 
TreinU Cegries qnedan muertos / 
Pasados por el espada 
De cristianos BenCerraÍes 
Gon braveza no pensada , 
Con otros acompafiados 
De la cristiana mesnada. 
Hícieron aqueste estrago 
En la vega de Oranada : 
rerd6name por Dios , Rey , 
Qoe no puedo hablar palabra , ' 
Que me sieoto desmayado 
De la sangre que me falu. — 
Esus palabras diciendo , 
El Cegrí alli se desmaya : 
D*esto qued6 triste el Rey, 

Y no pudo hablar palabra. 

§uitaron de alU al Cegrí , 
lleváronle á su casa. 

(Perez de Hita, Bittono He lot iúniot i$ Ct- 
gries, elo.) 



Digitized by 



Google 



ROMANCES BBXITIVOS A LA HISTOHIA DE ESPAfJ*. 
lOol. 

AL VI^O ASDJfrO, 



{Anónim.) 
Al rey Chíco de Granada 
Mensajeros le han enipado; 

Y en el Aihambra ban parado. 
Ese que prímero Uega 
Es ese Cegri nombradOé 
Conunamarlolanegra, 
Seflal de loto mostraQdo. 
LasrodillasporclsueJo, 
D esu manera ba bablad¿ : 
--Nue?astetraigo,senor, 
Je dolor en sumo grade : 
Por este fresco Genil 

tS^^'JP? "^Í?® marchando, 
Tododelacidageaie; 
i-as armas vap relumbraudo 
Las banderas traen tendldas. 
Yanestandartedorado. 
El general tfesta gente 

E«e mvicioFemandoi 

t,n el estandarte trae 

üo Crjslo cmtíflcado. 
Todos hacen furamento 
MonrporciFlgurado, 
Jflosalirdeiavega, 
Kl atras Yolver un paso 
Hasta noar á Granada 
Y feneria 4 su mandado. 
Ytambi^fieoolaReina, 
llujer de rey pon Fernando, 

§La cuaj tíeoe tanto esfuerzo . 
je amma á coalqoler soldado. 
ovengoherido.WenRcy, 
Unbrazotraigopasado, 

Hasídodesbaratado; 

STodo el campo de AlheDdin 
aeda roto y saqueado. — 
staspalabrasdiciendo, 
^yóeíCeprídesmayadí: 
llucbo lo sintió el rey moro; 
Je grandolorballorado. 
QultarondeallialCeeri, 
Yásacasaiollevaron. 

4082. 

SimAllA TRIüirFAL DE L08 aETCfi cw /«•i»..^^ 

MATARLI FAKA onS iÍA^;f¿,5 ™^ '*' H&POSk QDISIEBA 
•iiiii.« PARA OOE RO VIVIESB COH AFREMTA. 

V>e Urenzo de Sepú¡9€da.) 
En la eludad de Granada 
Grandesalaridoadani 
Ifnoe Ilaman á Mahoaia. 
gíTosilaTrinldad: • 
Por un cabo entraban croceg. 
geoirosaleelAlcoran; ' 
Donde ántes oiao cnemos, 
Campanasoyensosar. 

EnlagardelAlha-aiha. 

JJíf^^enporaltastorres 

Ya las lonas levantar; 

llttlasanDasdeCaatífla. 

Y de Aragon yan com^. 

«itra nn rey ledo en Granada. 

gotrollorandova: """*"*'• 

ilesando su barba blaaca , 

Grandeaalaridosda, 

-í Oh mi cmdad de Granada , 

^eoelnuiiidcfliapar. 



Dortde todá la morintia 
Se solia eontigo boorar í 
Bien bá setedentos años 

8ue tienes cetro real 
e m¡ famoso linaje, 
[u'en mí se vino aeabar. 



adre foiste Tenturosa 
De gente muy singular. 
»e valiéntes caballeros , 
Amigos de pelear, 
Enemíffos de CasUlla, 
Dano de la Cristiandad, ' 
Madre de gentiles damas - 
Degran valorybeldad. 
Amigas de caballeros ^ 
En armas dlgnos de bonrar, 

Por quien se vencian batallas 
Porellaslasdesear, 
Y se honraban los galanea 
Por sus señales llevar. 
EnUseacabóllahoma, 

EnUestabalamilioia, 
La gentileza y bondad ; * 
De soberbios ediflcloe 
&oIias mucho ilustrar. 
A jardines, huertas, cámpos 
Delatuvegareal ^ 

J^'asveosusllores, 
Arboles altos no bay. 
Rey que UI corona pícrde 
Npsetienedeacaur, 
Nicabalgarencaballo, 
Nihablarenpelear; 

bo vida en llanto acabar. 
Con esto el rey de Granada 
£n una fosu se va 
La via de Berberia « 
Y estrecho de GibralUp, 
Do A la Reina su mujer 
Hallo con un gran pesar , 
Qu en yelle se ha levanudo, 
Ycpnélsefuéabrazar, 
Diciendo i njuy grandes gritos 
Que el cielohacia temblar : 
"- ¡ Oh desventurado Rey, 
Quehacetalpoquedad, 
Qoe á Granada dejar poeda 

Y no se quiere aborcar ! 
Porelbienquetedeseo, 
YojRey, tequleroroatar, 
Que quien tal reino ha deiado, 
Poco es la vida dejar. — 

Y con sus airadas manos 
Ai Rey procuraba abogar : 
ElRey. de desesperaA, 
A eilo le fué ayudar. 

(Sepúlveoa , Rmtmesi meoam&Ue teúádof , ete.) 
Contra la verdad se siipone en este romanee qiie, al saUr 
\ ei mondo sabe one rcintf alffnn tiikmnA on ai "«laefio e»- 



cl rey Ghico 



riJ^^ I '^r'"'[™"» «ecmoarco para Berberln. 
lOdo el mando sabe qne reinó algnn ticmpo en el peai 
todo qné los Rcyes Católicos lc ftndaron cn las Alpnji 



larras. 



1083. 



CmtoTANSB DOS ACTOS DE HOMILDAD DBL RBT CHICO CUAHDf 
SALIÓ VENCIDO DE GRANADA , Y LA ÁSPERA REGOKVEN- 
CION QUE SO BADRE LE HIZO llfCRBPÁRDOLE DB COBARDÍA 

iAnónimo,) 

Afio de noventa y dos^ 
Por enero de este aSo , 
En el Albambra, en Granada/ 
Pendoiies ban levaitiado, 
D*eilos del rey de Casülla , 



Digitized by 



Google 



100 



ROMAKCERO GENEBAL. 



D'ellQS son de Santíago. 
De eDciina dan grandes lAces 
Qae se oyen eo el campo , 
Las cnales dicen : -* ¡Círaoada , 
Granada por Don Feruaudo! — 
El rey moro coDgojoso 
Desque la bubo eutregado, 
Dos autos de gran trísteza 
Este dia bubo niostrado : 
üno, pasando el Genil 
Cabalgañdo en sñ cabalto, 
Yendo á recibir al Rey 
Para besarle la mano, 
No permitió que los suyos , 
De quien iba rodeádo , 
Le cubriesen lo» estribos , 
Porque no füesen mojados; * 
Porque d'esia cirimonia 
Siempre eí Rey habia usadow 
Olro, despues de veuido 

Y en su posada apeado , 
Subiendo por la escalera ^ 
Las alpargas dejó abajo, 

Y subiéndoias contino 
El moro mas sefialado, 
No permilió que ninguno 
D'eilo tomase cuidado. 
Partido á las Alpujarras , 
Como estaba concertado , * 
Ya de Granada salido, 
Pasando nn cerro muy alto, 
Mirando esiaba á Granada 
Huy agramente Uorando, 
Vicndo como va dejaba 

La ciudad do babia reinatlo, 
Sus riquezas y frescuras, 
Publicando eon gran Hanto 
Como ya no esperaha 
Poder alcanzar su esudo, 
N! ver aquella ciudad 
Adondese babia criado, 

Y cómo dc rey se veia 
Muy pobre y desheredado. 
Los caballeros del Bey 

De quien iba acompañado , 
Visto su gran sentímiento, 
Todos estaban llorando, 
Su néi'dida y desfentura 
Cada cual d'eilos contaodo. 
En eslas contemplaciones 
Habiendo mucho tardado , 
La Reina , que íba detante , 
Viéndolos estar parados, 
Preguntada la ocasion , 
Le fué dicbo y declarado 
EI sentimiento que el Rey 
Por Granada babia mostrado, 
Qü6 al despedirse de vella 
Muy de recio babia Ilorado. 
LaReina les respondia 
' Gon aspecto muy airado : 
— Jusio es que como mujercs 
Lloren y eslén acuítad6s 
Los que como caballoros 
No dcfendieron su esiado ; 

gue mas ganara en ser niuerlo 
n Granada pelcando, 
?ue no salir vivo d'ella , 
an pobre y desheredado. 

(Fii£NTE8, Libro de los cuarenta eantot , ete.) 



1084. 

rxnORTACION AL IIET CHIOO,. DESPOCS. QBE P^DIÓ Á GRA- 
RADA, PARA' QUE SE DAGA. CR1ST1A:(0.( 

(2>« Juan áe la Encina,) 
¿Qué es de ti, desconsolado? 
Qtté csde ti, rey de Granada? 



Qné 68 de tu tierra y tos moros? 

tDóode tíenes tu moradat 
leniega ya de Ifaboma ' 

Y de tn sela matvada , ^^ 

gue f ivir en tal locura ' 
s una burla burlada. 
Toma, tómate, buen Rey, 
A nuestra ley consagrada , 
Porqne si perdiste' el reino 
Tengas el alma cobrada. 
; De tates reyes ? eoeido 
Honra debe serte dada \ 
— i Oh Granada noblecida 
Por todo el mundo nombrada, 
Hasta aqui foiste catlva , 

Y agora ya liliertada ! 
Perclióte ei rey Don Rodrigo 
Por su dicha desdichada ; 
Ganóte el rey Don Fernando 
Con veniura prosperada ; 

La reina Doña Isabei , 
La mas temida y amada , 
Ella con sus oraciones , 

Y él con mucba gente arinada. 
Seguo Dios bace sns becbos, 
La defensa era excusada; 
Que donde él pooe su mano 
Lo imposible nunca es nada. 

<Ehcina , CmKhnan,) 

\m. 

■OERTE DE SAAVEDRA EN LA BATaLla DE UO-TBRDC, 
BN LAS ALPOJARRAS. 

{Anénimo *.) 
¡ Rio-Verde, Rlo-Verde ! 
¡Cuáuio Guerpo en U se bafia 
De cristianos y de moros 
^ Uuertos por la dura espada l 

Y tus ondas crísialinas 

De roja sangre se esmaltan , 
• Que entre moros y crístianos 
Se trabó muy gran batalla. 
Murieron duques v condes, 
Grandes señores oe salva , 
llurió gente de valia 
De la nobleza de fist^alía. 
En tí murió Don Alonso , 
Que de Aguilar se Ilamaba; 
£l valeroso Urdiales 
Con Don Alonso acababa. 
Por nna ladera arriba 
Kl buen Saavedra marcha : 
Natural es de Sevilia , 
De la gente mas granada ; 
Tras de él iba uo renegado ; 
l/esta manera le habla : 
— Date , date , Saavedra , 
No buigas de la batalla : 
Yo te conoci muy bien ; 
Gran tiempo estuve en tn casa^ 

Y en la ciudad de SeviUa 
Bien te vide jogar caflas : 
Conocí á tu padre y madre 

Y á tu mqjer Ooña Clara. 
Siele años fui tu cantivo ; 
Malamente me tratalias , 

Y ahora lo serás mio, 

Si Mahoma me ayudaba , 

Y tambien te trauré 

Como tú á mi me tratabno.*- 
Saavedra , qne lo oyera , 
AI moro volvió la cara. 
Tiróle el inoró una fiecha, 
Pero nnnca Je aceriaba ; 
Has hiríóle Saavedra 
De una mny cruel lanzada.< 
Muerto cayó el renegado > 



Digitized by 



Google 



ROMANGfiS RBLATiVOft A tA HISTOBU D£ ESPANA. 



m 



Sio podn babfór palabra. 
Saavedra fué cercado 
De macba mora caiialla , 

Y al cabo cpiedó alli muerto 
De ana muy mala lanzada. 
DoD Alooso en este tiempo 
Bravamente peleaba ; 

El cabatlo le babian muerlo , 

Y le lieDe por moralla ; 
Mas cargaroo taotos moros , 
Que mai le bieren y tratao; 
De la sangre que perdia, 
Don Alonso se desmaya : 

Al fln, al fin « cayó muerto 
Al pi¿ de ona peña alta. 
Tambien el conde de Ureñat 
Mal berido , se escapaba , 
Por gaiarle im adalid 

Sne sabe bieu las entradas. 
acbos salea con el Gonde, 
Qae le slgoen las pisadas: 
Muerto qaeda Don Atonso, 

Y eiema fama ganada. 

(Pbkk db Hitá, Bisteria ié ht h&nios ie Ce- 

* El Saavedra 6 SayaTedra, sevillano , do qne habla este ro- 
raance y los dos signientes, no se lialla mencionadoen la bia- 
toria ; pero el beebo debe ser verdadero. Los tres romances 
ban gozado de moeba popularídad , porqne el éxito de la accion 
de (ruern á qne se refieren y la raoerte de Sayavedra j de Don 
AlOBSo de Agnilar eaosaron tan grande alamt en ei ijército 
crístiano, y tanta pena en el pais, eomo ai se habíese pnesto 
otra vez en cnestion la total mina del poder ransulman en Es- 
pafla. El tono lamentable de estas composiciones, acaso con- 
tempor&neas al becbo qne refleren , es mny propio del asnnto 

1086. 

«OBIITI »£ DON AUmSO DB ACOILAIk T DE SATATBDilA. 

(Anónimú,) 
¡Rio-Yerde, Rio-Veirde! 
Tinlo vas en saogre viva ; 
Entre U y Sierra Bermeja 
Hurió gran caballeria. 
Murleron doques y condes, 
Señores de eran valía; 
AllimarióUrdiales, 
Hombre de valor y estima. 
Hayendo ?a Saavedra 
Por una ladera arriba ; 
Trafl él iba un reoegado , 
Qne muy bien le conocia. 
Con algazara muy grande 
D'esta manera decia : 
— Oate, daie , Saavedra , 
Que muy bien te conocid : 
Bien te f Ide iug^r caüas 
EDlaplazadeSevilla, 

Y bíeu coDod 4 tusjpadres 

Y á la mtger Uona Élvira. 
Siete años fui lu cantiTo , 

Y me diste mala vida ; 
Abora lo serás mio , 

O me costará la mla.— 
Saa? edra , que lo oyera , 
Como ou leoa revolvia ; 
Tiróle el moro ao caadrillo 

Y por alto biso la vla. 
Saatedra con su lanza 
Duramente lc beria : 
Cayó muerto el reoegado 
De aqaella graode berida. 
CercaroD & Saavedra 

Mas de mil moros que babia; 
Hiciéroule míl pedazos 
Coii safia qoe dél tenian. 
Doo Aionso en este tiempo 
May grao batalla bacia : 



£1 caballo le babian nraerto, 
Por muralla letenia, 

Y arrimado á un grati peñou 
Oon valor se dereiidia. 
Mucbos moros tiene muertos; 
Pero poco le valia , 

Porque sobre él cargao muclios 

Y le dau grandes beridas , 
Tantas que cayó alli muerto 
Entre la gente enemíga. 
Tambien el conde de Ureña, 
Alal berido en demasia , 

Se sale de la haialla , 
Llevado por una goia 
Que sabia iiien la senda , 
Que de la sierra satla ; 
Mucbos moroa deja raoertos , 
Por su grande valenlia. 
Tambien algunos se escapan 
Que al buen Conde le seguian : 
Don Alouso quedó muerlo , 
Recobrando nueva vida 
Con una fama ionoortal 
De 80 esfuerzo y valentla. 

(Pebbz db Hita, BUtoria i$ lo» bandosde Ce* 
gries, ctc.) 



1087. 

8ATAVEDDA, CAimVO DE LOS HOROS, HDERB 
POR HO REREGAR U FB DE CRISTO. 

(Anóttimo *.) 
l Rio-Verde , Rlo-Verdé , 
Mas negro vas que la tinta! 
Eutre il y Sierra-Bermeja 
Murió gran caballeria. 
Alll mataron ¿ Ordiales, 
Sayavedra buyondo iba ; 
Con el temor de los moroa 
En un jaral se mella. 
Tres días bá, con sus nocbest 
Quebocado no comia; 
Aqueiábale la sed 
V la bambre que tenia. 
Por buscar algun remedio 
Al camioo se salia : 
Visto lo hablan los moros i r 
Qoe andan por la Serraniai « 
Los moros desque lo víeron , 
Luego para él se venifln. 
Unos dicen : ^ ¡Mnera , muera! 
. Otros dicen : — ¡Viva, viva! 
Tómanle enire todos ellos; 
Biea acompaSado iba. 
Allá vanle a presentar 
At rey de la moreria : 
Desqu'el rey moro le vtdo 
Bien oiréis lo que decia : 
— ¿Quién es ese caballero 
Que ba escapado con la vida? 
— Es Sayavedra, señor, 
Sayavedra el de Sevilla, 
El que mataba tus moros 
Ytugentedestruia, 
El que bacia cabalgadas 
Qu*encerraba en su manida.^ 
Alli bablara el xey moro, 
Bien oiréis lo que decia : 
— Digasme tú, Sayavedra, 
Si Aia te guarde la vida, 
Si en ta tierra me tuvieses , 
¿Qué bonra lü me barias? — 
Ani babló Sayavedra , 
D*esta suerte le.decia : 
^Yo te lo diré, señor, 
Nada no te mentiria : 
Si crisUano te tomases, 
Grande bonra te baria; 



Digitized by 



Coo gíe 



m 



MMANGUO GEMRAL* 



Ysiasfnolobíeietes, 
Uüj bien to casiisaria : 
La calieza de los liombfos 
Luego te la cortaria. 
— Calles , caUea * 6ayavedra i 
Cesetumaleocoaía; 
Tómate moro ai qnierés, 

Y verás qué te daria. 
Darte be viUas y casiiUoSy 

Y ropas de gran taiia.— 
Grao pesar fii Sayavedra 
D'eslo que oir decia ; . 
Con una voz rigorosa 
D*e8ta saerte respondia : 

— Muera , muera Sajavedra; 
La fe no renegaria/ 
Que mientra vída tnviere 
La fe yo defenderia.— 
AUí hablara el rey morot 

Y d*esu suerte deeia : 
*-Prendedlo, rois eabaUeros , 

Y d*él me baced jusliote.-^ 
Ecbó mano i su eapada » . 
De todos se defeiidia ; 
Mas como era uno solo, 
AIU hizo fln su vida. 

{CoMÍonero de rowumce$.) 

* Ea los romances anteríores mnere Saavedra en la p^; 
pero no como en este, despaes de cautiTO. 

im. 

HDERTB DE DOR ALOHSO M£ A00U4a. 

{AnóMmoK) 
Estando el rey Don Femando 
En cooquista de Granadat 
Donde están duques y condes 

Y otros sefiores de salva, 
Con vaUentes capitanes 
De la nobleza de Espaüa, 
Desque la bubo ganado, 
A sus capitanes ilama. 
Cuando fos tuviera juntoa, 
D*esta manera lea habla : 

— ¿Cuál de vototrost amigos , 
Iri i la sierra mañana 
A poner el mi pendon - 
Encima del Alpnjarra?-* 
Miribanse nnos i otros , 

Y ninguno ei si le daba , 
Qne ia ida es peligrosa 

Y dudosa la tornada , 

Y con el teroor que tienen , 
A todos tiembla ia barba, 
Sino fuera á Don Alonso 
Que de Aguilar se ilamaba. 
Levantóse en pió aote el Rey ; 
D*esta manera le bal)la ; 
«-Aquesa eropresa, sefior*, 
Para mi esuba gnardada , 

§ue mi sefiora ía Reina 
a me la tiene nMndada.** 
Alegróse mucbo el Rev 
Por la oferla que le daba. 
Aun no era amanecido 
Don Alonso ya cabalga 
Con quinientos de i cabaUo « 

Y mil infantes llevaba. 
Comienza i snbir la aierra 
Que Uamaban ia Nevada. 
Los moros, cuando lo vieron, 
Ordeoaron gran bataUa , 

Y entre raniblas y mil coestas 
Se nosieron en parada. 

La bataUa se comienza 
Moy cruel y ensangrentada ; 
Porque los moros con mucbos, 
Ticuen la cuesta ganada : 



Aqni la cabaUerla 
No podia hacer nada , 

Y asi con grandes pefiaaeoa 
Faé en on pvoto deatrosada. 
Los que escaparon de aquel 
Vaeiveu buyeudo i Granada. 
Don Aifouso y sus infantea 
Subieron i «na Uanada ; 
Annqne quedan dlaehoa mertoi 
En ooa rambla j cafiadi ^ 
Tantos cargan de los noros , 
Que i los crísliflnos malaban, 
Solo queda Doa Alfonao, 

Sn campafia » acaboda ; 
Peleacumonn leoo; 
Pero poco aproveebaba, 
Porqae los moroo son mnohoo 

Y nlugun vagar le daban. 
En mil parles ya herido 
No puede mover la eaptda ; 
De la sangre qae ba perdido • 
Don Alonso se desroaya. 

Al fln cayó muerto en tiem, 
A Dios riodieodo su alma : 
No se tiene por buen moro 
El que no le da laozada. 
Llevironle i nn Idgar 
Que es Ojlcar la nombrada ; 
Alli le vieoen i ver 
Como cosa sefialada. 
Míranle morot y moras, 
De sa moerte se botgaban. 
Lloribale nna cantiva , 
Una cauüva cristiaDa , 
Que de cbiquíio en la cuna 
A sus pecbos ie c ri a r a .- 
A las palabras qae dice , 
Cualquiera mora lloraba : 
— Don Alonso, Don Aionso , 
Dios perdone la tu alma, 
Que te mataron los moros, 
Los moros de ia Aipujarra. 

(PraBz DB HtTA, Hiotori^ ie los BMéot de Ce* 
9ries, ete.) 

* Asf este como los tres romanees qae preceden , ae refleren 
i becbos acaecidos en la primera rebelloB de los moros alpn- 
iarrefios, posterior algnnos afios i la conqnlsta de Granada. 
Ca cordnra y sabidnría con qne l09 Reyeá Católtcos, flados en 
,el anobispo de Granadi , niBven , viitdoso . dnloe y cristiano 
•varon , trataron i los moros , segin lo capiuiiado con ellos , los 
iba convirtiendp evangéllcamenta. y ios mMtavo ea pas y 
sumision T ann en contento basta ei afio de l^ en qne el ar- 
diente ceío y ispero fanatismo del cardenal Císneros preva- 
ledó en el Animo de los Reyes, y los arrastrd contra todo lo 
«apitulado i persegnir i los moros , i obllgatlos por fnena v 
npor ensafio é convertlrse, y en fln á ponerfos en It necesidad 
ide snblevarse , como lo veriflcaroa. Provocadi asl «na goerra 
•atroz é inmoral , si no innecesaria y d«I todo iDnoHÜea , vol- 
ivieron los campos de las Alpujarras y de Sierra-»Benneja i cuf 
4>rirse de sangre mora y cristiana , y ú reprodncirse el sistema 
<de cmeldad y camiceria , con mas exceso y ménos jnstlcia 
qne en los tlempos anteriores. Don Alfonso de Agnilar. ber? 
mano mayor del Gran Capitan Gonzalo FertMtadez de Cdrdoba , 
qnien segnn el romance pinta , pero do la bistoda , se empefio 
•en nn becho caballereseo , narió en nna de 1m Hlttmas esca- 
•ramnzas de la dícha gnerra, despnes de ver esbinr ft sa bijo 
iprimogénito Pon Peoro, one tambien pereció alU, ántes qne 
•^nsentir apartarse de la natalla. 

. El valiente caballero Don Alonso . herido y cansado de eom* 
batir, tnvo todavia qne hacerle, y lo falto eono «n leon , contra 
el ftaerte y valeroso moro el Feri de Ben Eslepsr, el cnal des- 
pnes de una terrible y larga Iseba rematd á sn nobte tdversa? 
lio ya casi agonlzante. El conde de Crefia , cnerdo eanitan . 
annqne mal nerido, v con sn bijo niuerto, trató de salvar 4 
'Don Alonso ¡ pero viendolo ifflposlbie, dejo at fln el eampo : 
-lo qne dió mirgen á qne algnnos enTldiosos le inerepasen, 
coT» ezpresan dos versos de nn mmaace , qte dlcen : 
Decid , buen conde de Ureia , 
¿Ddode Don Alonso qaedi? 
y en verdad qne el Conde no dió motlvo para mie se le pre* 

ÍBnlase por sn amigo en el misiao toao qaa Dios lo bizo fl 
ain por Abel sn hermano. 
t Acaso este verso y cl qiio le sigvG padieroa vealr é la me- 



Digitized by 



Google 



ROMAHGBS RBLMIVQ» A U Wmm^ I>B ESPAAA. 



moria de CenáatM, coiBdo al ato«ii4«rla ylm.con ^ae 
cserUúd SD iamortal Qníjate, diio : 

Tate,U(e»foUoiideos; 

De ninguDo sea tocada, 

Porqne esta empresa , bpen Rey. 

Para ml esUba gaardada. 



ROHANCES DE HECItOS INDIVIDTJALBS, AHORES 
Y SINGULARES BATALLAS ENTRE LiíS HOBOS 
GRANADINOS Y LOS GABALLEROS GRISTIANOS 
ESPAÑOLES, DESOE LA EPOCA DEL REY DON 
JUAN II, AL FIN DE LA DE LOS REYES GATOLI- 
GOS*. . 

ROMilllCES QUE TRATAIV DE LOS AMORES DlSL MOBO ABIH- 
DAREAEZ COlf LA BERMOSA JARIPA^ T DEL If 08LE PRO- 
CEDBRQUBUSÓCOK ELLOS DON RODRIGODEJÍARVAEZ. 



1089. 

DB C6V0 SAMVIDO ABINDARtABZ T iAniPA QUB RO ERAIf 
BERMAKOS , SB DCCLARAROH AüANTBS. 

{De Ucñs Rodrígmez,) 
Grióse el AbiDdamez 
Ed Gáruma, esa Alcaidia, 
Hasta gae fué de quinco aSos , 
GoD la nermosa Jarífa. 
Paüre llamaba at Afcatde, 
Que él en guarda lo teiiía , 

Y Jarifa como hermana 
Le regalaba y servla , 

Y solos por los Jardines 

Se andaban de noche y dia » 
Gogieudo de entre las flores 
La ciue mejor les placia. 
Si Abindarraez canlaba , 
Jarifalerespoodia; 
y si acaso estaba triste , 
Jarífa se entristecia. 
Estando una madrncada, 
Ya que la aarora saTia , 
Sentados Jaoto una fuenie 

$|ue el agoa dulce corria , 
arifa de Abindarraez 
Huchas teces se retira, 

Y aunque alegre rostro macsLra, 
NoburiacomosoKa, 

Antes de moy congojadá, 
Ed miráudole sospira. 
Kl Talicnte Ablodarraez 
Mucha tristeza sentia , 

Y con la voz amorosa 

La pregunta, iqué tenla? 
Jarifa , como díscreta , 
Sospirando respondia : 
— ¡Ay, Abindarraez qnerido! 
¡ Ay alma del alma mia ! 
i Gómo sc nos va apartaudo 
£1 contento y alegría ! 

Sue i mi padre anoehe oi , 
iDgieiMl» yo estar dormida , 
Que benQRiidad ai parentesco 
Entre nosotros no habia , 

Y qae de Rqoesta froutera 
El Rey alcatde os bacia « 

Y qoe mi padre eo Goin 

§uiere el Rey qae asista y viva. 
paes of el desengafio 
Eu que eogañada vivia , 
Siendo ml doria tan breve , 
¿Gómo podré tener vida?— 
cstando los dos amantes . 
En sa triste despedida , 
Ltega á Abindarraez un paje 
A pedille tas albrícias. 

« Tan semejantes son estos romaieei & ios modscos nove« 
lescoi y á los do CahaOoita, qto or eoalqRi^ do los de estas 



m 

clascs pndieran formar ona seceion j AAro eomo pasaa por liis- 
tdncos, entre ellos los liemos coloeado. Sos asuntos se reflo- 
ren á las últimas gnerras de Granada , y sn composicion pa- 
rece qne pertenece préxhBimente A la seañnda mitad del si- 
gloxvi.Los dlümos alieDtosdelespiritasabanerescocastellano 
resnenan en ellos con extraordinario briUo ; poro ¡ ali ! sin 
aonella enerjía ruda y áspera, mas graade y Doíle, que inspi- 
raba 4 los cantores de Fernan Gonialez, del Cid y de los 
reyesbatoIIadores,elamorpatrio. ysl seqniere el fanatis- 
mo religioso. La estéril gloria del valor personal , y de agra- 
dar á las damas , 6 de ganar el favor eortesano , preponderaba 
y deseollaba sobre otras miras mas nobles y snbHmes. La 
aristocracia y el pueblo bablan abdieado sn poder polltíco . y 
se sometieron sin restriccion al poder absoloto de ioe monai^ 
cas, haciéadose instrumentos de ¿I. Por esó los romances do 
Pulgar y de Garcilaso de la Vega representan caractéres y pen- 
samlentos tan diferentes y dtversos de los viejos qno sond 
proceden de los primftlvos. 

s Para dlstinguir este Ablndarraez de aqne! eoya historia 
bemos eolocado en ios romances moriseos falolosos , se lo 
llama el Mozo^ 6 el Sobriiio. Este opfteco es isnto mas neee- 
sario coanto sin él podrian eoDfundírso los dos bomdnimos, 
no solo por el nombre suyo, sino tambien por el de las damas 
a quienesservian. puesto que ambas se llamaban Jampas. Los 
necbos ^ue se refieren en el romance, y sobre todo la noble 
aenerosidad de Rodrígo de Narvaez, y la fldelldad del moro 
Abindarraez , han sido slempre tan célebres y popnlares, qne 
dieron asunto á los poetas y novelisUs para mncbas eomposi- 
ciones. Entre ellas se distinguo la aoveía intiUlada ElAbm' 
eerraje, qne Antonio de Villegas insertó en sn inventario , edi- 
cion de 1565, folio cx, y que se formd sobre olra mas antigua. 
Tambien Jorgo Montemayor, en sn VíttM intercaló na poemlta 
al mismo asunto , y en fln otros varios mas 6 ménos célebres 
poetas eaenbieroB sobre él romances y caocioRes popularos. 

1090. 

OE CÓRO YEKOO ABIllDARRAEZ k GOZAR DB lARIFA FOtf CAV- 
TIVADO POR HABVAE7.. 

(JDe L&ca$ Rcdrigue*.) 
Por tina verde espesura 

8ae janto á Gártama habia » 
aminaba Abindarraez 
Por ana fragosa via 
En un cabaiío castaSo 
Huy preciado qae tenia. 
Dorado lleva el jaez , 
De escaríata la mochllo, 
Las estriberas de ptata , 
Espuelas de oro traia , 

Y el lazo del borcegai 
Un oorazoD parecia : 
Dos saetas le atraviesan, 

Y dos manos le rompian. 
Lleva marloia azal clara, 
Labradadeptataflna; 

El capellar era verde » » 

Guhierto de pedrería, 

Y ana toca aceitunada , 
Qae siete vueltas tenia^ 
ton rapacejos de oro , 
Oue se los puso Jarífa ; 

Y aunque el moro iba gallardó » 
Por de dentro armado iba 

Gon casco de flno acero 

Y una cota Jacerína ; 
Adarga de ante embraz^da, 
La lanza larga y teodida , 
EI puBal con cabos de oro » 

Y al lado una damasquina. 
Iba el moro tan callardo 
Por el bien qae le venla, 

Y por pasar sa camiDO 
Gaataba en algarabía ; 
Has su suerte de envidiosa 
D*este ptacer le desvia • 
Porque el alcaide de Aiora >, 
Gon nueve en su compañia , 
Goocertaron que una noche 
Que clara luna hacía , 
Fuesen á correr la tierra 

Y ¿ ver lo qae en elfa babia ; 



Digitized by 



Google 



104 



MMAHGfellO GBNK&AU 



y llega'dM á on camioo 
Que en dos partes se parlia, 
Los cinco iban por el uqo» 
Narvaez por el otro iba ; 

Y totes qae ae despidieseo t 
Este coDcierto baciaa : 

Que éo viéndose en apretora , 
Tocasen una bocina ; 

Y auQ uo eran bien apartados , 
Hélo el moro do veoia. 
Todofi cinco lo acomelen 

Gon áuimoyosadia; 
Mas el moro enamorado 
Tieoe tanta valentia« 

§ae escaramuza con todos , 
ires en tierra tendia. 
Tos dos viéndose en aprieto, 
llan tocado la bocina; 
Oldolo babie Narvaes, 

Y de presto alli veuia : 
Sfanda que se aparten todos , 
Que él soto combatiría*. 
Júntanse los dos goerreros : 

i Ob qué baialia se bacia ! 
Ooe si Rodrlgo es Taliente, 
El moro iffuai se sentia ; 
Mas Rodngo de Narvaez 
Al moro dió una berida. 
Dicele ; — Rindete , rooro , 
Si qnieres quedar con vida — 
Respoude ei moro k Narvaez , 
Aunque con toz dolorida : 
— Mal podrá ser tu captivo 
^ que ya lo es de Jartfíi. 

(RoaRifiOU , Bmmcero Idtioríado.) 

* Entdnees en aleálde de Antequera» y no de Alora, el ilnstro 
eaballero Don Rodrigo de Namex. 

a Este arrojo y ndbXe valentfa no la ban desmeniido , one 
sepamos, loa descendientes del alcaide de Alora. Entre elios 
bnila el qne sefialando an pecho á las balas decia 4 sos con- 
trarios qae por detras le acometian : Aqul, aqnf hieren los 
valientes á los valientes qne no vnelven las espaldas. Asf , caal 
tantas veces peleó en favor de la lihertad y comhatió al despo- 
tismo y á la anarqnía , conslga ahora , como io Intenta , acabar 
eon los gérmenes de discordla qne ezisten entra parüdos y 
bombres sefialados , y digDos de unir sus esfnerzos en pro de 
la Espafla y de sns giorias. SI tal consigue abriendo $ns brazos 

ÍIos de la patría á sis contrarios qne combati() y vencló sin 
offlillarlos ; si logra sn noble inteoto de hcrmauar la libertad 
con cl drden y 1a moralidad , y consolfdarlos de modo qne 
todas las opiniones sin rlesgo pnedan altemarse y corregirse 
vnas i otras en la pricUca dei mando, babrá snperado el mé- 
ilto , el vaior y el patriotismo del alcaida de Alora, sn antepa- 
sado, y si no en nn romance popular, sf en la historia llegari 
sn aombre d la posteridad. Pero aunáne no consiga so inten- 
to, aunquo otro estó deatinado á aestmirlo renovando los 
males pasados, 6 á reallzarlo conttnuando sus InsUntos pra- 
dcntes, nobles v generosos, no por cso perdcrA la gloria de 
baber sido ei primero en inténtarlo, logrando qnehasta sos 
contraríos se lo celebren y ensaloen. Justo cs puesqne, los 
qne sln ser sus favorecidos nos preeiamos dé esoafioles , por 
temor de que se nos taehe de lísonjeros no dejemos de en- 
salzar al bombre cuva mayor recompensa serA que se le pre- 
sente á los üempos 'futaros, tal como serft jnigado en la hls- 
toria cuando al borde de sn sepalero desaparezcan los odios 
provocados por rivalidades , t los defectos privados del Indi- 
vfdno , pibulo ordinario de la maledicencia contemporinea. 
Entdnces solo se jnzgari el hombre públlco, y los nobles ins- 
tlntos que Impnlsaron sas aceiones, {Vem ia nota del ukme- 

1091. 

OE COJIO ADIIfDARnAEZ ncrt£aK SUS AVOaCS k NXBVAEZ, 
T KSTE LB PCRHITe IR Á GOZAifLOS. 

(De Upe tte Vega.) 
CautiTo el Abindarraez 
Del alcaide de Antequera, 
Suspiraba cn la prision. 
¡Cuan dnlccmente se qneja ! 
Don Rodrigo le pregunu 
La causa de su tristeza ; 
< Porque el ralor de los bombrcs 



Eb las deidichis M muestra. 
^¡Ay! dice el Abeneerrajo, 
iValiente NarTaez, si ftieraii 
llis sttspiros, mi prísion, 
Vuestra vitoria, mis quejas» 
AgraTiara mi fortona , 
Pues me dan ménos nobleza 
Que ser Tuestro esclavo, Alcaldc, 
ber Bencerra je y Vanegas ! 
Hd) cumplo veinte y dos aQos; 
fisos mismos bá que reina 
Una mora en mls sentidos 
Por alma que los goblerna. 
Nació conmigo Jaril'a, 
Bien debeis de conocerla, 
Porque tienen igual fama 
Vuestra espada y so belleza. 
j Mal dye Teinte y dos afios , 
Pues cuando esuba eu su idea 
A quererla« ¿iites de ser, 
Me enseñó natnraleza ! 
Ni por estrellas la qoise, 
Qoe fnera del cielo ofensa , 
81 para amar su bermosara 
Fneran menester estrellas. 
El crlamos como bermanos 
Hizo imposible ml pena , 
Oesesperó mi esperanza, 

Y entretoTo mi pacieocia. 
Declaróse nnestro engafio 
En una pequefia ausericia ; 
Si blen la de sola on bora 
Era en mis ojos etema. 
Por carlas nos concertamos 
Que fnese esia noche a Terta. 
Sali galan para bodas , 

Qne no fuerle para guerras. 
<;nando lieeasies , Hodrigo , 
Iba caniando una letra 
Que coinpuse á mi ventura , 
Que a mis desdichas puüiera. 
hesistime cuanto pude ; 
Blas 00 Talen resistencias 
Para contrariar fortunas : 
Preso p , Jarira espera. 
íQoé bien dicen que hay pelfgro 
Desdela mano á fa lengua! 
¡ Pensé domir en sus Crazos , 

Y estoy preso en Antequera! — 
Oyendo el piadoso Alcaide 

Sa bistoria amorosa y tieroa, 
Para Tolver á Jarjfa 
Liberal le dió liceocia. 
Llegó el moro, y el suceso 
Despues del alba le cneou ; 
Que no son hislorias largas 
Antea de los brazos buenas. 

(VsfiA Cakpío . La Dorolea.) 



1092. 

nOLIDO IIARTAKZ nBL AHOR DB ABfNDÁMIAiet, tS PB1IVITB 
IR Á GOZAR Ut iARIPA, Á CAROO DB TOBNAR DBRTBO OJS 
TRES DIAS. 

(De Lúcas Redriifuex.) 
Al campo sale Narvaez, 
Vasallo del rey de España 
Y alcalde de Antequera , 
Coniluslrecabalgada, 
Todos 4 pnmo de guerra, 
De gran nombradja y fama. 
Saien por topar los moros , 
Uaciendo alguna emboscada. 
La media noche seria , 
la tierra en silenciQ estaba; 
NarTaez snbe á un otero, 
De alM la ImM miraba. 
Tan clara esuba j sercna , 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REUTIVOS Á U IHSTOmA DE ESPAfÍA. 



m 



Qoa de véh se admiraba ; 
£a noche pareoe dla • 
SeguD el delo mostraba. 
£1 camino por do iban 
£o dos caminos se aparta : . 
Por ei ono el gran gnerrero 
Con los coatro solo marcba ; 
Los cinco van por et oiro , 
Mas coo señal concertada 

8oe en viéndose en apretura 
na cometa se lafia. 
Por medio de ona arboleda , 

8oe el aire la meneaba , 
oa voz oyen de nn moro 
?ae ecba sospiros del alma 
an fervorosos j ardleotes , 
goe el campo atemorizaba. 
ncima de on gran caballo 
Trae embraiada la adarga, 
Dos Ilmpios j agndos liierros 
Poestos eo la groesa lanza ; 
Marlota de seda verde 
A la morisca broslada ; 
Qna gran toca revnelta 
Con rapacejos de plata; 
Valiente alfanje ceñldo 
Con tanta boria encarnada ; 
Borccgoi coo lazo de oro 
T rica espoeU dorada. 
Bien moestra eo so gala el moi'o 

goe amor ie seíioreaba : 
Bta es la cancioo qoe dioe , 
Aonqoe en arábigo canta : 
— En Cáruma foi criado, 
Pero oacido eoGranada , 

Y por la veutora mia 

En Coin tengo mi alma.— 
Los caballeros de verle 
Moy gran contento tomabao, 
No por la caocioo soave , 
Aonqoe á enamorar bastaba ; 
Mas por sole el interese 
De tao rica cabalgada. 
Todos cinco le acometen 
Para qoe no se les vaja : 
Ya le contaban por preso, 
j Mas ay, y cómo se engaban ! 
Porqoe el moro es tan valieiiie 
Coanto amador se mostraba, 

Y viéndose de tal soerte , 
Al pooto el cantar dejaba. 
Llegó la adarga á lospeclioa, 
Empieza i Jusar la lanza , 

Y presio les oa i eoténder 
Cnanto es el vator qoe alcanza , 
J^orqoe én solo aqoel camhio 
Le va la vida y el alma. . 
Entra v silese de entre ellos 
Con sobrado esftierzo y maña ; 
Elloe proeoran prenderle ; 

¡ Ay coio caro tes eostaba ! 
A los tres tendió en el suelo, 
A los dos moy mal maltrata. 
El 000, viéndose tales, 
La cometa qoe sonaba. 
Oidola babie Rodrigo , 
Tomólo por noeva maía. 
Llegó coQ los coalro suvos 
Do está la lid comeozaoa , 
T viera la escaramoza 
Casi del todo acabada , 
Porqoe los cinco morierao , 
Si él tan presto no Itegara. 
Manda qoe se aparten todos 
Qtte él solo qolere acabalta , 

Y aooqoe está cansado el moro 
Moy graode esliierzo mostraba, 
Lnego los dos se aeometen; 

¡ Oh qaé hermosa baialU! 



Qoe si Rodrigo es vallente, 
Al moro i'qné le faluba? 
Mas Rodriffo acertó al moro 
Eo el moslo ona laozada, 

Y por ser sobre cansado 
El moro moy mal la pasa. 
Llegao i asirse á los brazos, 
El moro en tierra se balla : 
-*No me rendiré, le díoe, 
Sino á la qoe rendi el alma.— 
Narvaez tan flrme a1 verle , 

A levaotar le ayiulaba : 
Cabalgan y dan la voeita; 
Por so preso le Ilevaba. 
Rodrigo pregonta al moro 
Qoiéo es ó lo qoe demanda. 
— Dime , repilca , to oombre , 
Despoes baré lo qoe maodas. 
— Soy Rodrigo de Narvaez, 
VasaUo del rey de Espa&a.— 
El moro coo rostro afegre 
D'esta mañera le babla : 
— To grao valor, caballero , 
Me qoiu de ti la safia , 
Poes to vallente persooa 
Es de todos estimada , 

Y aqoel qoe de li es vencido, 
Moy mavor victorla gana. 

Yo me líamo Abiiidarraez , 

Y mi padre asl se llama ; 
Soy de los Abeneernijes , 

?oe erao la ftor de Granada, 
por so veotora triste 
Foé la Diia desdicbada.— 
Loego le contó la bistoría 

Y los amores qoe trata , 
Diciéndole cómo iba 

Al llamado de so dama, 
Con qoe so penada vlda 
Habie de ser remediada , 

Y qoe so coru ventnra 
De tal suerte lo estorbaba. 
Don Rodrigo , como es nolilc , 
Tenido le na krande lástlma , 

Y dicele : — Cabailero, 
Si me das to fe y palabra 
De volverte & mf prislon 
Fenecida esu joroada , 
Yo te porné en liberud , 

Y sigue en paz to demanda.-*- 
Viendo el moro Ul graiideza , 
Manos y plés le besaba, 

Y por Ala le promete 

De volver preso á so casa ; 

Y tomada la licencia , 
Solo el moro se toroaba , 
Do nrosigoió sos amores 
Todo como él deseaba , 
Hasu volver en prislon 
Como prometló y jorara. 
Prometió de venlr solo , 
Consigo trojo ¿ so daroa. 
Rodrigo lo estima en mocbo , 
AlpontotoliberUba, 

Con qoe qoedó entre los dos 
Grande amistad confimiada. 

CRoDRiGiTZ, Homaneero kittomió, etct 



1095. 

»E CÓIIO DKSmt OB COZAB k JARirA, FW CÜOPLIMIHCT'I 
DE SO PALABBA TOBOA AMWDABBAEZ CON SO CSPOSA k 
POOEB OE NAIIVAES, QOE Sm BESCAjm tES BA LlBBBTAD. 

Ya llegaba Abindarraes 
A visu de la moralla 
Doode la beila Jarifa 



Digitized by 



Googk 



166 



BMAIICIiRD GBNBRAL. 



ReUrada ie esperftba, 
Bia an puQlo de Miego « 
Diciendo : — ¿Cómo se tarda 
Mi conlento , que no vieiie i 
l Si le goza alla otra dama T 
¡ Has , ay tri$l«, qae no temo 

?ae olvido aea la eaüáa ! 
emo, caiuda, el peligro, 
Qae vlniendo de GartamA 
Se le ofrezca algo en Alora 
Con los crisüanos de gaacda» 
Qae corren de nocbe el caAipo 
Todos jantos eo C6c«adra , 
Dondc ni le basleo foerBás, 
Ni jngar lanza y adarga. 
Mas si esto le Baeediese , 
¿Para qué quiero yo el almk? 
: Imposible es qiie yo vSva , 
Nl podri viTir quieo ama , 
Viendo á su qoerido muerio , 
Por su causa, en la b<itafki !— 
Con estas y otras coagojaf 
De llorar uo descansaba^ 

Y otras veces de tristeaa 
En sa estrado se arrojaba ; 

Y otras veces se ponia 
De pecbos en la ventaoa • 

Y entre una y otra almena 
£1 campo en tomo miraba. 
No le oa miedp estar sola , 

Ni las sombras la espantaban, 
Ni los noctumos bramidos 
Que suenan en las montañas^ 
Que lo mas priva lo méaofi, . . 

Y de lo mas recelaba. 

Por stt amado gime y llora; 
De si no se le da nada i 

Y dando en esto m suspiro 

gultóse de la ventaaa. 
ntra luego su leal dueua , 
Que alegre y regocijada 
Le dice que Abmdarraez , 
Con el cueoto de la laoxa , 
Dió tres golpes á la puerta , 
Que es )a sena concertada; 
Que en ella arrendó el caballo , 

Y ya sube por la escala. 

iOb, cu¿n gallardo y dispoestol 
1 Cuán rico y lleoo de gaias i 
Cuando ya ei valiente moro 
Estaba dentro en la saia » 
Aljuba rica vestida 
Con alamares de plata , 
Altas plumas en la toca 
Prenoidas con la medalla; 
El pomo del rico airauje 
Es un águila dorada , 
Cuyo puño está entallado 
En riquisima esroeralda* 
De aquesta suerte entra el maro 
Sin poder hablar palabra ^ 

8ue el contento que da amojr 
o es contento, si se babUt 
Hasta que va poco á poco 
Va cobraBoo roerza el alma; 
Con la cual sátisfacion 
Los d08 amantes se abrazan, 

Y aquella nocbe celebran 
La i>oda tan deseada. 
Tambien se partieron junlos 
Para Alora , en la montaüa , 
CoB uii ian rico presenle . 
Cual de los dos se esperaba. 
Ei Alcaide los recilie , . 

Y sin precfo los rescala, 
Usaodto de su Jargiiesa 

Y virtud acostombrada» 
Teniendo por justo pr^cio 
El camplirle la palabra « 



Tan cumplidameMe el moro , 
Pues iba con él so dama. 

iFlor dé nuenos y tútiott romanees, $.» parte. — 
IL RomMcero genernL) 



i094. 

DOROE SE CONTlBIfB 1t>DA U fllSTOftlA DB ▲BIROAABAEZa 
JARIFA T RODRIGO DE NARVAfZ *. 

{De Juan de Timúneé^K) 
Por el aosttda 4e Febo 
La tierra se entristecSa, 

Y la bermana casta y belht 
If ostrar su rostro querfa , 
Cuando la eocobierta noebe 
Mayor sUencio teoia , 

Se salen juntot de Aiora 

Ilustre cabalteria. 

Diez solos son loagoerrerot, 

Y el capilan qne regla 

Es Rodrigo de Narvaez, « 

Dne espanto i Marte ponfa, 

Que de Aiora y Aateqoen 

£s alcaide de valia , 

Que el infante Don Femaodo 

£e diera aquella aicaidia, 

Paes por su esliiefzo sobrado 

Muy bien la mereóería, 

Porque él ayodó á ganarlas 

Cuaodo á los moros vencla. 

Para mejor defenUelia 

En Alora restdia 

Con valieotes bijoadalgo 

Qoe le bacian compaftia. 

Con ellos eslaba liablaodo, 

Que grande amor les teuia : 

— Paréceme, cabaUeros, 

Poes que ia nocbe veuía 

Tan serena , clara v beila 

ComosifiieSededia, 

8oe nuestros vednoe sepan 
ue los que gnardau la villa 
De Alora no están dormieudo» 
Couio alguno pensari».^ 
Todos dicen ¿ una voz 
Con ánimo y osadia , 
Que él biciese y ordeoase 
Lo que á su bonra cumplla^ 
Que todos esi^iban prestoa 
De seguir su compauÍA» 
Loego el valeroso Aleakle , 
Como acordado tenia, 
Hizo armar los ooeve d'ellos, 
Qoe lleyar mas no queria. 
Ya salen los caballeros 
Con esfuerzo y gallardia, 
Por una esconoMla puerta 
Que en la fortalezA babia. 
Nueve son , diez coo Narv^a ^ 
No hay en ellos cobardla;' 
Cada cual para tres booilin», 

Y aun para eoatro valia. 
A poco trecbo pararon* 
Porque el campo dividlan 
Dos caminos , y el Alcaide 
D'esta soerte lea deda : 
<— Vamos doco por aqoi, 
Cinco por esotra vía : 
Si por ventora topamos 
Contrarios en demasia , 

Y vencerlos no podemos , 
Lo que i mi me parecia , 
Toquemos una corueta, 

Y aquesto señal seria 
Que se demanda socorro , 

Y acnda qoien mas podia.^ 
Aqoesto asi concertado, 
El Alcaidé se pastia 



Digitized by 



Google 



ROtfANCES REIATfVOB k U «SIWIA DB ESPAAA. 



107 



Coo lo8 euatro compaiem^ 
YsefuóporlaaM vlt; 
Los oiros cinoo pot ocfa , 
Con ánimo y osadia , 
Hablando ea cosas de gaerra 
Lo qae bien les parecia. 
A poco trecho qoe ftiéron , 
El delantero deoia : 
^Tenéos alras> caballeros, 
Escucbemos qaé seria 
El rumor que Yiene aUi.— 
Lo coai laego se baeia. 
Métense eu ana arbóleda 
11 oy espesa que alU babia. 
Desde a poco tiempo vieron 
Venir con graii lezaola 
Un faliente y gentil moro, 
De bermosa fllosottia, 
En un cabalk) raaoo 
Poderoso á marafiUa , 
Amenaxando los vientoa 
Con la faria qae traia, 
y la 8ina con el freoo 
Eran de graode valla , 
Con macbas borlaa de granat 
Demostrando ei alegria 

?ae llevaba el fuerte moro; 
en lo demas aue traia , 
Las calieaadas de ptata 
Labradas como eo Tqnpiia ; 
Dn caparazoo bordado 
De aljófar qae reiacia , 

Y ios estriboa dorados, 
Arxones de plau fina. 
£1 moro venia veatido 
Con extraña galania, 
Marlota de carmest 
Bordada de podreria, 
Un albomoz do damisco 
Verde , eon grao galiardla ; 
Una fberte cimiUrra 

A su cosiado cefiida , 
El pufio de nna esmeralda , 
Pomo de pieéra tafira , 
La guamicion era de oro , 
La vaina de pedreria , 
Una adarga entre soa peobos , 
De fiierte piei mnadioa 
A la morisca labrada , 
Una luna por dlviea. 
Ei brazo lleTa desoado, 
Oae moy foene parecla ; 
Üoa laoza condoa bierros, 
Qoe Teinu palmos tenia. 
Con aquel berctteo btozo 
Foerumente la Maodia ; 
Rica toca en la eabeza , 
Quetunecisedecia: 
uon ias Tuellaa qoeia daba, 
De armadura le «errla. 
Coo rapacejoscolgaodo 
Oe oro dfl Aleiandria. 
Parecia ei fuerte mero 
Un Réctor en Talentia : 
Iba en todo un gailardo 

Y tanllenodeaiegrta, 
Qoe con ona voa graciosa 
Aqueste caour deoia t 
—En Granada fiii nacido 
De una mora de valfo « 

Y eo Caruma fui criado 
Por tristo veotora orio ; 
Tengo dentro de Goíd 
La cosa qoe mas queria, 
Que es mi bien y ni seftora, 
La moy bermosa larHli. 
Ahora voy por ao oiaQdado 
Do moT preAo la veria , 
S¡ ie plaoiera á t" 



Anles que amafiezca ei d¡a«—' 
Con tanu gracU canUba, 
Porque en todó la lenia , 
Tania , que á un corazou Uiste 
Basuba á dar alesria. 
Los caballeros saTieron, 

8ue elevados los tenia. 
I moro cuaodo los vió 
De preslo se apercibia, 

Y en un espactoso llauo 
Sin Umor los aiendia. 
Esundo el moro aguardaudo, 
A éi solo uno veoia , 

Y los cuatro se quedaron, 
Usando de corlesia. 
Escaramuzan ios dos 

Sin muestra de cobardia , 
Dale el moro dos lanzadas, 

Y al punto alsueio caia. 
Los caballeros que vieron 
Cómo el moro se reoia, 
Arremeien los dos aellos, 
EI moro los aieodia. 
FuertemenU le combaUn , 
Pero bieo se defendia , 
Porque trae meior cabatlo, 

Y entralMi cuando queria, 

Y con la misnia deslreza 
A sus tiempos se salía. 
Enojado andaba el morS', 
Al uno d*ellos derriba; 

Los otros dos, que mirabao , 
Siu usar mas cortesia , 
Arremeten todos juntos; 
Cada cual como podia 
Avuda ¿ su compañero ; 
Ei moro con los tres lidia. 
Aunque cuaiquíer de los trcs 
Tanlo como tres valia , 

Y auoque los tres íban JunUs» 
El moro no los lemia. 

El un caballero d*eilos 
Herido al moro teoia 
De una lanzada eo un muslo , 
De que muy mal se seniia. 
Con rabia de verse asi, 
AI que le birió le decia : 
— i Espera, verás qué pago 
Te dará esu lanza mial^ 
Arremelió al caballero 
Como fiera embravecida, 

Y con sobrada presteza 
Fuertemente le bería 

De otra lanzada en los pechos , 
El cnal en tierra caia : 
Con la furía qoe le di6 
La lauza qaebrado babia, 

Y como quedó sin eiia , 
En gran peligro se via ; 
Porque los dos que quedabaü 
Eran de gran valemu. 
Empero el móro brioso 

De los dos se defendia. 
El nno arremetió al moi^o 
Aburrido de la vida ; 
El otro, con muy gran fuei^ 
Ei cneruo tocado babia, 
Por dar señai á Narvaez 
Dei socorro que pedia. 
El moro, que lo sintió , 
Mirando que se perdia , 
Usó de uu ardid de ^erra ; 
Hizo como quieo buia. 
Los caballeros le siguen 
Pensando que se les ibe. 
Cuando se vldo aparudo 
De los que él berido babia , 
Arremetió á su caballo, 
Coograoforialecorria, 



Digitized by 



Google 



Y eD llegando á los eaidot, 
Del caballo se recHna, 

Y con macba lijereza 
Tomó ona lanza qoe Tia 
JSsUr entre aqueuos muertos 
Yálabatallafolvia, 

Y como un leon forioso 
Al uno d'ellos derriba. 

Ya tieoe cuatro en ei saelo , 
El quinto se defendia. 
£n esto llegó Narvaez, 

Sue ya el ruido oido babia ; 
Iriudole está el Alcaide 
Al moro y su valentia; 
Hiraba los caballeros .^ 

Sue cerca de si tenia ^- 
nelsueloderribados, 

Y cómo se defendia. 

En esto al moro valiente 
D*e8ta suerte le decia : 
— Vente á mi, moro valleDte, 
Ydejaámicoropadia, 
Que d*ella yo te aseguro 
Sobre fe j palabra mia 

8ne si no fuere jo soto, 
ioguno te eoojaria.^ 
Oe que aquesto oyera el moro 
ANarvaezse volvia, 

Y Narvaez para él , 
Que verlos es maravilla. 

¡ Gon qué destreza y primor 
Cada cual arremetia ! 
El moro cansado andaba 

Y el eaballo que iraia ; 
11 as Bodrieo de Narvaez , 
Que de reiresco venia , 
Faügaba taoto al moro , 
Qoe valerse no podla. 

El valiente moro^ viendo 
Que le va la honra y vfda, 
Arremete con ffran ruria , 

Y una lanzada le tira 

Al Alcaide, con tal fuerza, 
Qoe pensó que acabaria 
Con aquesto la baulla; 
Mas no fuó como qneria, 
Que la adarga le pasó 

Y otro mal mas no le faacia. 
El valeroso Narvaez 

Para el moro arremetia : 
Hirióle el brazo derecho , 
Qoe desnudo le traia. 
Luego se abrazó con él, 

Y sacólede lasílla, 

Y con la fuerza que pudo 
En el suelo le derriba , 
Diciendo :— Date á prision , 
S¡ no quitarte be la vida. 

— Quitarmela, derto, puedes, 
El moro le respondia , 
Mas yo no seré vencido , 
NiloUlconsentiria. 
Pnes que ya lo soy oe aquella 
Que prlmero me vencia.— 
Narvaez no le entendtó, 
Por ser en algarabla , 

Y usando de so virtud , 
Al moro otorgó la vida. 
Ayudóle i levanUr 

Y apretóle la berida 

$ue en él brazo le babia dado, 
olra que el moro tenia. 
Rl y toda su compafia^ 
Para Alora se volvian. 
~ Gaminando todos juntos , 
El moro entre sl gemia. 
bon Rodrigo de Narvaez, 
Que junto , cabe él venla , 
Losojospuestosenél, • 



MMAHGna QWBAU 



MirabasolOftDÍa, 
8u gentil disposldoD, 
Que por extjremo leola. 
Gonsideraba lo hecho, 
Sn ánimo y osadia , . 
So traje y sn vesUdOv 
Ylodemaaquetraia; 
y.considerando aquesto, 
Entre si qiísfflo decia: 
— La tristeza d*eate moro , 
Segun mostró sa osadla » 
No la cansa la prisiOQ 
Ni las llagas qoe teoia.-- 
- Determinó de le bablar, 
D*esu suerte le deda : 
— Gaballero el mas valieiiU 
Qoe Jamas yo vi en mi vida , 
i Gran Haqueza me parece 
La que en ti al presenle via, 
Que slendo un valerosOv 
Guanto varon aer podia, 
Demuestres Unu fiaqueza, 

Y tristeza y agooia , 

Y bagas Unto senthniento » 
Qae Ustima me pooia i 
Dar susplros dolorosoe, 
De verdad , no pareda v 
De valiente cabaHero, 

Ni Ul creerse podia ; 

Y si os duele la prision , 
Tambien pudiera ser mia» 
Si es otro el dolor secreto, 
Decidmelo, si os plada ; 
Dien podeis fiar.de mi 
Sobre fe y palabra mia.— 
El moro alzó la cabeza , 
Qoe al suelo mirándo iba, 

Y respondiendo á Narvaez, 
D'este modo le argdia : 

— iGómo os llaman, oaballero? 
Gierto saber lo qmeria , 
Porque os dolcis de mi mal • 

Y del dolor que sentia. 
~Soy Rodrígo de Narvaes, 
Para io que te cumplia.<— 
Respoodió el moro en oirlo 
Gon muy sobrada alegria : 
^A Alá doy ffracias porquc 
A voestro pooer. veniá. 

Yo he oido vuestra hm» t 

Y virtudv valentia, 

Y lengo aello experíencU 
Hoy en este mismo dia ; 

Y porqoe creais, sefior, 
Que el dolor que yo senlia, 
Los suspiros y trisieza 

Y lo que mas padeda, 
Ni las llagas ni prísion 
Gausarme tai no. podia» 
Esudme atento y oiréis 
La tríste ventora mia. 

Yo soy Abindarraez el Mozo» 

Y asi me llaman hoy dia, 
A causa que un tio-mlo 
El mismo nombre tenia. 
Soy de los Abeneerrajes , 
Que eo Granada haber solia » 
Do resplaodeciatt las armas, 
Elsaber.lavalentia, 

La virtud y la prudenda, 
El ánimo y la osadia. 
Si maa te conuse, Alcaide, 
De dolor revenuna ; • 
Basu que ei Rey infbrmadOi 
Gon traidon y aievosia 
Los maodó descabezar, 
Doce que eran , en un oia , ' 
Diciendo que todos ellos 
Le querían qatur la vid«' 



Digitized by 



Google 



BOKANCBS RELAHVÜS A LA HtSTORU DB ESPAflA. 



m 



T eotre sl pirtir e) réino ; 
y faé traicioft y mentíra. 
Al fia, qne mnrió sin culpa 
La ilor 4c caballeria. 
Él maodó qae si en Graoada 
Ud Abeocprraje babia, 
Sallese de la ciudad, 
SiD detenerse ni an dia; 

Y á todos 8U8 desceodletttes 
Puso pena de )a Tida , 

Si en la dudad se ballase 
De aquella geoealogia. 
En fln , ja de Abeneernyes 
En Granada no babia 
Hemoria , sino roi padre, 
Que alli vlvir coosenlia, 
Porque sin colpa lé balló, 

Y e) Rey asi lo creia, 

Con tal que si bubiese bijos, 
Alos varones,decla, 
No se crien en Granada , 
Ni asistiesen eo sn vfda. 
Coando jo naci, cnitado, 
Luego mi madre me envia 
Para qne fuese eriado 
£n Cartama , aqaesa vllla. 
Eocargérame al Aleaide , 
Que im padre fe tenfa 
Por grande amigo , j lo era , 

Y en obras lo pareefa. 
Con nna bfja sola, soja , 
Mecrlaba,y lesenria: 
Clta me liainaba bermano, 

Y ;o 4 ella bermana mia, 

Y como amados beimanos 
PasálMimos noestra tida , 
Rl amor entre los dos 
DiferencianopoDia: 
Gomo k hermaoo me amaba, 
Como i bermana la qneria. 
Tanto creció en bermosnra , 
Que par con elta no babia. 
Vlta nna ?es en la ftiente 
Ooe en nnestro jardfn eorría , 
Peinándose los cabellos 
Como oro de Alejandria ; 

A la bermosa Salmada 
Cn belleaa pareeia. 
Dfjela :— ¡ Quién ftiera tronco 
Para estar junto á esta ninfti , 
Stn quiiarme Jamas d*clla 
Ni de nocbe oi de dla!— 
Coo so gracla j bermosora, 
Corriendo i ml se tenfa , 

Y abraaándome me dljo : 
~¡ Av berroano de mi vida , 
Deddme^dedóvenist . 
Qoe jo bnscado os baliia. 

— Yo umbien á vos, hermana , 
Qae sin vos no baj alegria. 
Pero vos ^ cómo sabefs 
Qae seais hermana mia? 
— No mas gue del grandc amor 
Qoe como nenoano os tenia , 

Y el ver tambien qoe ml padro 
Corao i sua hQos oos crla.— 
Otras roil cosas pasaroos 

?oe el amor nos insistia , 
eomo el tiempo descnbre 
Las cosas , jo sope nn dia 
Cómo no era mi bermana, 

Y bolgoéme con demasfa. 
En el tlempo qoe Copido 
Esas maraflas ordia 
Mandara el Rej al Alcalde, 
Para mavor pena mia , 
Qoe de Cartanui pasase 
ACoin,aqaesavilla, 

Y qoe me dejase á mi 



fin Caruma todavla , 

Y que él se fuese á Goin , 
Qoe era mejor alcaidb. 
[Ob valeroso Narvaez, 

Y cómo te contaria 
£1 dolor j la tristeaa 
Que ml áoima sentia 
Cnaodo Ules nnevas sope, 

Y viendo lo que eila baciaf 
Un dia que nos babiamos, 
D*esu suerte me decia : 
— Mi qoerído Abeucerraje» 
S4bete qne en esu ida 

Y en aparUrme de ti 

Se me aparu el alma mia 
D*esias afligidas.carnes, 
Quesufirirnolopodia, 
Que ja parece que esloj 
En la úlUma agonia : 
Yo qulero, mi Abencerraje, 
Ser tuja toda mi vida; 
Tuja ser4 mi bacienda, 
Tujo caanto jo teoia, 

Y tnjaserámifaonra, 
llibien,misér jalegrla. 
Qoiero qoe seas mi esposo , 
Poes fortona asi lo mda. - 
Para conOrmacion cresto 
Eo el ponto, bora j dla 
QaellegadaseaáCoin, 
Do al presente me tenia, 
Hablendo logar j Uempo, 
Por coalqoier manera 6 via 
Te prometo de avisar, 
Sobre fé j palabra mia , 
YvavasallfábabUrme, 
Donde se conceruria 
Noestro negocio del lodo, 
Asf como convenia.-*- 
Loeso la besé las manos 
Por la merced qoe me hada, 

Y asi se partió mi bien 
Loego en el siguieote dku 

¡ Lo qoe jo pasé en aosencia 
Digo, e) mai qoe jo sentia 
Aqoel poderoso Alá 
Solamente lo sabia 1 
Hoj coniina sa críada , 
Oe quien eUa mncbo ila * 
Me ba enviado á llamar 

gne esu nocbe sea mi ida. 
e la manera qu'e ves 
A vermf sefiorafba; 
Empero quiso la snerte 

Y triste veniara mia 
Aparurroe tanto bien » 

Y contento j alegria. 
Iba agora , el mas aleore 
Abeocerraje qoe babta , 
De Caruma adonde vf vo , 
AGoín,aqaeaavilia, 

A casar con mi sefiora 

Y i gozar so loianfa , 

Y ja me veo cauUvo , 

Mal berído , aonqae eoo vfda ; 
Qne mas qoisiera perder, 
Qne verme como me vfa. 
D^jame agora , crísUano , 
LamenUr ia saerte roia 
Con snspiros j con lloros , 
Pucs pierdo el blen qoe tenia. 
No pienses qoe los suspiros 
Los ecbo de cobardia , 
Ni las beridas que tengo 
lle dan pesar ni feüga. — 
En didendo aqoesto el moro» 
Tan gran Iristesa tenia , 
Qne abiú*<'> >> cai>eia 
Uoral>a coanto podia. 



Digitized by 



Google 



m 



HOmMOERO GBNBIIAI^ 



DoD Rodrfgo de Narf iéx 
D*esU onaDert decia : 
^AilÍffido Abeoeerraje , 
Poes fortiiQa asi lo gula , 

Sniérote mostrar que pttede* 
as ta virlud y ¥alia 
Qiie no ta adversa forunia i 
Por tanto teo aiegria. 
Si me prometes volver 
Dentro del teroero dla 
A mi poder y prisioa 
Eo aquesta viild mia , 
Yo te daré Ubertad ; 
Para €|ue sigas to vía.-<- 
El Abmdarraez , oyeBdo 
Lo qae Narvae^ decia> 

Suiso arrojarse ¿ sus piés z 
arvaez no lo eonsentia ; 
Pero tomóle la maiio, 

Y otra vez Ke persoadia : 
— Abindarraez , i promeics , 
En fe de caballerla , 

De volver á mi pcision , 
Como dicbo te teniaf 
^Si prometo , lemiidió 
Aanqoe yo plerda la vida. 
— Anda , y sigoe tm ventwra, 
Bl Alcaide respondia , 

Y mira, si es necesark), • 
Iré yo en tu coaipaüfa : 

Si te falta alguna eosat 
Pide , pues le ta daria.^ 
El moro con rostro alegve 
Mucbo se lo agradeci« : 
Gabalgó en otro cabalto, 
Porque el snyo berido iba ^ 

Y apriesa se va ¿ Goio , 
YNarvaezásavüia. 
Gaminando Abtndanraex, 
Gon {nrandisima alegria , 
A Gom , como est^ cer oa , 
May presto llegado iiabia , 
Donde le estaba anardando 
Trisle la heraaoea iarira. 
Empero , cuando la vide 
Gran consuelo recibia : 
Tomárale por la maoo, 
Requebráadole decia : 

"ÍEn qué, di, te has detenído, 
Mi señor y vida miat 
¡ Cierto qoe tu negiigencia 
Gran recelo me penia 1 
--Sefiora, respondiá ci moro, 
Negtigencia en ml oo faabia ; 
Has suelen suceder oosas, 

gue el bombre v^r no querria.'— 
a plática resamieron ; 
Por la mano le ponia 
En uo muy ríco aposento; 
Junto i si seniar le hacia 
En una extremada cama 
Que aderezada tenia , 

Y con voz dnlce y suave, . 
Dándole amor osadia, 
DQo :— AlKÍndamcz , sepao 
Que d*esta soerte compiia 
Aqnesta cautiva tuya 

La fe qne dado te nabia, 

Y por nacerte seiíor 
De ml y cuanto poseia, 
Aqai te mandé venir 

Y estar eo mi cottpañfa 
Debijo nombre de esfióso , 

Y esto es lo qm oonvenia 
A ttt estado y^^mi faonra, 
Si lealud en ü faabia.-*- 
El mbro, casi de empacho 
De ver que se deacQbffia, 

La fué á tomar eo ius brazos , 



Y con macha oeMsfa 
Besaba sus blancas manos, 
Por la merced qne ie haeio, 

Y ser su esposo promete t 
Su boca á ia svya unia , 

Y elta por cousigiiiente, 
Al moro se sometia. 
Suplicóle que cenese, 
Que ella taabieii eeDoría. 
Aseotáronse los dos 

fn una pieza do liaiiia 
iandas aparejadas 

Y una moza qae fet via. 

Ya despues dfe baber oeoado» 
Porque amor les coqvenoia^ 
Incitó á que se aeoataseD, 

Y alli , con mpdia aregria , 
Les ensef&ó ¿ dar reqaiebrotf 

Y ¿ hacer |o qae cootoDia. 
Gansados , ella dunnióse , 

Y ¿I pensando gue teoia 
De Tolver á ser cantivo » 
De coDffoJa no dormia 
Revolviendose cn la eama^ 
Tanto , qne ella lo Mmia , 
Por k) cual estovo aleata, 
Que nada se revolvia « 
Para entender su qaerido 
De qué quejoba ó gemia. 
AI cabo de rato el moro, 
Gomo el pesar le vencia, 
Fué ¿ ecnar un graa cosnivo; 
Ella, en ver qae no podia 
Sufrír tan notable afrenta 
Desobonray loiania« 
Asentárase en Ja eama 

Y con la voz que aeniia 
De no publicar trlstezo, 
Aunque el alma ia «fligia » 
Dijole a1 moro :-7^Qae tienes, 
de qoé se entrístecia 

Ttt corazoo , ó en qné eosa 
Hi corazon te orenaia? 
Pues si yo eoy, cual t^ dioes» 
Tu contento y alegría, 
¿Por qué suspiras «gora? 
Ysinolosoy, qoetcia 
Saber ipor qué me engafiaste^ 
OquéfüétuCntasia? 
Di si sirves á otra dama , 
quién es por corteaia, 
Porque si es nias hermosa, 
Yo tambien ia servirta.-^ 
El entóttces de consoelo 
Con un sttspiro acadia, 
Diciendo :— Lqz de mis ojos, 
Mi esperanza, amporo y gala, 
Es mi pena y senümieiilo 

Sne si de vos me partia 
e de qoedar prisionen) 
De tttt cristiano de valia , 

8oe se llama Don Bodñgo , 
I qne en Alora vivifi.--* 
Lnego entóDces ia coatíi 
Lo gae sacedido habia , 

Y añadió mas :— Si sospiros 
SalleroD d'esta alma mta , 
De lealiad eran sobrada , 
No cierto de alevosia.-^ 

Y acabando estas razones, 
Doblado la eBtristeciá. 
Ella, por mas consoiarlOt 
Comoqttesesonreia, 

Y dyo :— No te congojes, 
Ablodarraez , por lu vida , 
Qtto yo tomaré i mi oargo 
De remediar tal ihtigs., 
Guanto mas , qne piies canlivo 
Fttiste por mi en este dia. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REULTITOS Á U BlftTNUA DE BSPAftA. 



III 



Oolero ttscs ta rescste t 
Qae 70 se lo eovfaria 
A ese un oobfe Alcaidei 
Pnes los tesoros tenia 
De mi ptdre á nii maodadOf 

Y eo el toyo los pondria 
Para qoe díspoiiéas d>1los 
A lu gusto 7 fantasia.— 
Sl AbeocerraJe moro 
Íespondió :--Bien parecía 
Oae ei amor qne tu me tienes 
Te da esfnerEo y osadia 
Para haber de aeons^arme 
Lo qne & ml no me cmnplia ; 
Bas de salier qoe tal yerro 
Nonca lo cometería. 

Yo me iré dereebo á Aiora, 

Y eo sos maoos me poodrio 
Del Alcaide tan piaaoso , 
Coat ol^ecido le liabia. 

T tras bacer lo qoe debo, 
lortaoa siga sa via. 
•^ Ay 1 oooca consieota Dios > 
Dijo n bermosa Jarlfa , 
Qae yeodo tü i aer caatiYo 
No vaja eo ta compañla.— 
Goo este pacto y acnerdo , 
Aotes qne ftiese de dia 
Ta parten los dos amantes 
Al'paoto qoe amaoecla^ 
Foéroo llegados á Alora, 

Y Narfaezlos recibia 
Coo 00 eotra&able amor, 
Qae de virtud procedia. 
El novo dVo ai Aleaide : 
^Ves, Narvaez, ú cumplla 
ta paiabra qoe te be dado , 
(kie 4 tu maoo voWeria ? 

Oo preso te prometi , 

Y do6 presos te traia , 
Que el 000 basta á preodet 
Coantos cristiaoos nabia ; 
Qae si yo viniera solo , 
Coerpo aio alma Tendria. 
Agora baz de los dos 

Lo qoe te pareceria. 
Esta qae eoomlgo traigo • 
Bb mi seBora Jarilli : 
Yoflodelimihoorat 
Qoe bieo gaardada tendria.-^ 
Nar? aez bolgó eoextremo 
De lo qoe el raoro decia : 
Foéroo loego aposeatados 
Como i los doe eoovenia , 
Coraodo al Abeocernde 
Lis do6 berldaa qoe babia 
Reclbido eo la batalla, 
Ooe enconadaslas tenia; 
Iloo Rodrigo de Narvaes , 
Qoe eo virtodes floreeia, 
fiscribió al rey de Graoada 
Lo qae sacedido habio 
Con el moro Abeneerraje, 

Y de c6mo lo teoia 
Eolasu villaeaotfvO} 
Gasado á sa fánusia 
Coo la kíja del alcaide 
De Coio , qoe aHi asistia ; 
i}ae si su AHesa qoislese , 
Todo se remediarta. 
Qoe alcaozase aHá perdoo 
De 80 parte, y qoe tí daria 
Por libve al AMocem^. 
Al Rey mocho le plaeia, 
Por ser Doo Rodrigo boorado 
Lo que eo so carta ofreda : 

Y att, visu la preaeote, 
Esta provisioQ nacia , 

Qoe mandó A so padre d*ella 



Luego oe parta aqoél dia , 

Y los recilM eo su grada , 

goe i su servicío coroplfa» 
or contentar á Narvaez , 
Qoe mocho lo merecla. 
SlnUóto eo el alma el padrc; 
Mas vieodo qae no podia 
Traspasar etmandamiento, 
flúmilmente obedeeta.^ 
Para Alora se foé loeffo, 
Como aquel qoe io sabla , 
A do foé bieo reoibido 
Del Abencerraje y su bija , 

Y le besaron las manos, 

Y el padre les bendeeia ; 
Dándoles el parabien , 

A so^ija le decia : 
— Yos escogistes marido, 
El mejor ^ue ser podla.— 
Don Rodrigo de Narvaez 
De contenio no cabia : 
Ilizdles solemnes fleslas , 
Banquetes de gran valla , 

Y acabando de comer, 
En un señalado dia , 
Estando los tres presentes, 
Narvaez les propooia : 
<»Perdonadme, mls sefiores,» 
Si no he becho lo ooe debia 
En serviros y agradaros, 
Segun es voestra valia.-* 
Respondió el padre pof todof , 
Por saber bien la aljemfa : 

— Aotes teoeoios aeepta • 
La sobrada cortesia.— • 
Doo Rodrigo de Narvaez 
Al moro y dama deda 
Se vayan cuando qoisieseo t 
Qae en libertad los ponia. 
Los dos le dieroa las gradas , 
Cada caal como sabia , 

Y sio deteoerse mas 

Se parteo loego aqoel dla. 
Narvaez los acompafta 
Uo gran trecho de la vttia » 

Y despldiéndose d*eUo6 , 
Para Aloro se voivla. 
Camtaiao los despooados, 
Qoe d pesar oo le seotiao. 
Allegarooá Goio, 

Do grandes flestas hadao 
Al padre d*ella en las bodas, 
Gaal 80 esudo reqoeria. 
Acabadas, tomó aparte 
A los dos en compafiia , . 

Y dijoles :— Hi]os mios « 
Pues de cuaolo yo tenia ' 
Sois s^ores, si vivis 

Con qnietad» paz y alegria, 
Gran razoo es que cumplais 
Lo queá la honra oonvenia, 
Con este aleaide de Alora, 
Do la virtud residia , 

Y es que se le dé el rescate 
Que taa justo se debia ; 

Mi pareeer es aqnfiate« 
Aunqne no oos le pedio. 
Coatro mil doblas Jaeoes 
Veis aqai de parte mia , 

Y teneote por amlgo, 
Porque á todos coovenia.^ 
Ei Abeooerraie, viendo 

Lo qae el adegro le ofreda » 

AceptAndolaslasposo 

BnancofredevaUa, 

Y seis hermosos caballoa 
Ornados ft maravllla ; 
Seis adargas emborladaa 
Deplataydesedafloa; 



Digitized by 



Google 



m 



Cop bierros 7 eneueiiiros de erD» 
Seis laozas de graode estíma. 

Y eon enirafiabfe aroor 
Jarifa tambien le eiif la 
Unacajadecipreses» 

gne de olores irasceDdia, 
lena de preciosa ropa , 
Bianca j beUa á maravilla. 
El Alcaíde ▼aleroso 
El presenie recibia 
Agradedendo en exlremo 
Al moro qae le traia : 
Las adargas y caballoe, 

Y las lanzas reparlia 
Con aquellos caballerofl 
Que iban en sn compania 
Caando al moro Abencerraje 
Prenüieron , v ól escogia 
Para si el mejor cabaiio, 

De mas lustre y galaoia, 

Y la caja de cipres 
Con la ropa que traia : 
Volvid las cnatro mil dobías » 

Y al mensajero decia : 

— A la ilostre y noble dama» 
A la señora Jarifa, 
La diréis cómo recíbo 
Las doblas en esle dia 
En sefial de sa rescate 

Y de ottien taoio querla» 

Y ¿ elía la sirvo con ellas* 
Aunque mas se le debia , 
Para avuda de los gastos 
De su boda , y le ofireda 
Para lo que conviniese 

Su casa , estado, honra y vida.— 

El mensagero, volviendo, 

Helacion de todo bacía 

A Jarifii y noble moro , 

Los cuales con alegria 

Aceptaron las mercedes, 

Que el Alcaide proponia. 

Cnya magnanimidad 

'Lustre á su genealogia 

fUÍó, qoe pues por todo el mando 

Sesonabayescribia*. 

{Bütotia ielenamorado naro AbMútréet, eteHté 
porJvAii DiTuioüBDA, Pliego saelto.— 11. Tuio- 
m>A,Rotüe8pañola.) 

« Es el úlUmo romance de la historia del moro Abtadirnes 
d Moxo, de Janfa y de Narvaea . y de la época de Doa Juan II. 
Despnes de 61 pudo coloearse el morisco QOTeleaco nüm. 228, 
porqoe umbien trau de Narvaez. 

* Es el mismo romanee, con variantes y con dlverso princi- 
pio del qne dice : El voHente Don BodHgo, inserto c» la hota 
eepaMoia, de Timoneda, reimpréso por el seftor Wolf. 

s La interesantfsima narracion qae ba servido de asonto al 
romance está tomada de las tradiclones popnlares, conser- 
vadas en otros mas viejos. BI famoso Rodrígo de Narvaez. 
Un célebre por su generosidad, por sn caballerismo y por sa 
caiicternoble, espléndido y deslnteresado ; el valiente moro 
Abindarraea , Un tiemo, Ua flel camplidor de so palabra : y la 
bermosa y apasionada Jarib, forman vn coadro qae paede de- 
cirse qne simboliza el carácter de los bijos de la Bética. coal 
ftntes y abora se ostentd y se conserva Ileso. Todos los espa- 
fioles particjpan de él ; pero es préciso eonfesar qoe lo íue 
tarece mas ideal se realiza entre los andalaces, tanlo en el 
Wen como cn el mal. Llenos de poesfa, nobles, generosos 
eon los vepcidos, sin bnmlllarios.siben hacérselos amigos 
jnando quieren, y lo qoieren casisiempre, ann á riesgode 
Jer yendidos y de verse bnrtados. La con&anza qne tfenen 
an sf propios les implde el temor de nnevas agresiones , pnes 
ÍÍEÍ5! "^V^l de nnevo. Por eso no se ceban en el enémigo 
Vencido , y le Uenden la mano para levanUrle ; le dan so lado 
y so mesa , le albergan en sa proplo'aposento, le abren las 
«2LÍÍ,líi**®!'f!i y 5^ *'«**.*«« ^ qneíado, lo parien con cl 
KSSSf^*®' olridando, quizá en demasfa, si esdignodel 
?«Jí5í*?. '"® ®® *5 dispensa. - Son írancos y espléndidos 
cuando Uenen ooe dar, y no se desdefian de reclbir, mis por 
SlFil^^f de.volver 4 dario, qne por el ansia de atesorarlo 6 
Buardario para si. Y no se crea qne este carácter de los anda- 
luces es privativo de las elases aitas : hasta los mas miscrables 



BOKAHCBBOXtBNBBAL. 



Mrüdpaa de él, v eaando tteneB al|o».pis4e áeelise ne nd 
fcayá 80 vera Darfente pobre. tosuTos bandldos eonsmtn 
la idiosinerasra del pais. Roban con una mano para reiiartir 
eoa Us dos ; poeas veces maitraUn 6 maUn , y mify mil mes 
je los ba vUto repartir sn botín con los rolMdes. conridarios 
ébthet eon U mayor frMcun , y mirar eomo h cosa mas na- 
tonil del mando, qne el qne algo tteae, sea eomo sea. haga 
partícine de ello al aoe aada le qaedd d a los lisonlerós qie 
Ieadoran.Los andalpces son grandes poeUs, oradores elcK 
caentes, baenos poHtJcos, generosos con los vencídos. á 
qoienes pasada la refriega abren los brazos y aibergan en sa 
seno : son confiados como todos los vaHentes, espleadldos ▼ 
nada avaros; pero do sob ni serin nanca hombras de caenta 
y razon. Las coenUs del Graa Capiun baa llegado a ser an 
proveri>Io qne no desmleaten , aoa en el dia, sos paisanos 
iSaben vencer en la gaerra como él . conqoisUr an iSno, dar 
la paz á U patria;pero ;amasel dinero qne gasUn.jámas 
bacen on areueo , jamas cierran el arca nl saben io qie Uene! 
hasta qoe al meter U mano la sacan vaefa. 

Y no se enUenda qoe esu nou , por mas qoe en tof actoales 
circonstancUs lo DareaM. conttene alasioMS pervosales : naS 
de eso. Abrase la liUtoría , estddiense Us eostu^iim dei pais 
y se veri qoe so conUnido es ona verdad general, bOa de a¿ 
nerales observaciones. ün andaluz avaro del dinéro, qoe no 



!SL2íííP-?!!.il"í ?**"^?»J"® °® *i^? e5«»«nic«tívo y 'expan- 

^^ fenóme 



sivo de so cieocia boena 6 mala , caal la posee , es on renome- 
no, es on monstroo que rara ves se eneoentra. Lo liiUmo aae 
poede bacer aa andaioz es desconflarde sl propio y de sa for- 
po" mnü^!^ qw ia vea, siempre esperí?pero ao po¿a 



'^^'íí^^S^^ §^^R^ ^-OS HECHOS CABALLERES* 
COS DEL MAESTRE DE CAUmVA wSl BO- 
DRIGOTELLEZ D E GIROwt ^^ *" 

1098. 

ftiTAUA KRTBB BL VABSTBB T BL «OBO BAHBABIIf. 

(AnónÍmQ,) 
Por la vega de Graoada 
Un cal>allero pasea 
En un caballo morcillo 
Eosillado ¿ la gineta : 
Adarga trae embra7.ada, 
La lanza iraia aangrienta 
De los moroa que Eabia moerto 
Antes de entrar en la Vega. 
Los relincbos del caballo 
Dentro del Albambra suenan ; 
Oidolo faabiao las damas 
Que estin vistieodo á la Reioa : 
8alen de presio á mirar 
Por alli i ver qoién nasea; 
Vieron que en su lado izquierdo 
Traia una cruz bermeja; 
Conocieron ser crisiiano. 
VanloádecirálaReina. 
La Reina , cuando lo sopo« 
Vlstiérase muy de priesa ; 
AcompaSada de daraaa 
Asomose á una azoiea. 
El Maestre la conoce , 
Bajadolehalacabeza; 
La Reina le hace mesura, 
Y las damas reverencia. 
Con un paje que alli estabo 
Le envia i decir, ¿qué espera? 
El Maeslre le rpsponde : 
— Amlgo, deci ¿su Alteza 
Que si caballero moro 
llublere que lo merezca , 

Sue por servlr á las damas 
e venffa á echar de la Vega.— 
Oidolo baBarbarin, 
Que quiere tomar la empresar 
Las damas lo están armando » 
Mirándolo eslA la Reina. 



Muv ffallardo sale el moro, 
CaDailero en.una yegua 
Por las calles donde iba 



Va diclendo :— jMuera , muera! — 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REtATlVOS Á LA HiSTOaiA DB ESPAl^A. 



Gttando foé joDto al Haestre, 
0*esta auerte le dgera : 
— Date por mi prísionero, 
Qoe k las damas de la Reina 
He dejado prometido 
De Ilevarles to cabeza. 
Si gaieres ser mi captÍYOi 
Ouitaréles ia promesa.— 
El Maestre le responde 
Coo voz alta y muy modesla : 
—Cumple , á ser buen caballt;ro» 
Si tú quieres , tai empresa.— 
Apártause uno de otro 
Coa diligeiicia y presteza , 
Jaegao may bieu de las lanf.as, 
Arman muy bnena pelea. 
Cl Maeslre era mas diestró > 
Al moro may mal hiríera : 
El moro desesperado 
Las espaldas le volviera. 
El Maesire te da voces , 
Diciendo :-*;Cobarde, espcra^ 

gue te afrenurán las damas 
1 no camples ta promesa '.— 
Y, viendo qae se le iba , 
A mas correr le siguiera , 
Enviáodole coa furia 
La lanza por mensajera. 
AcertAdole faabia al moro, 
£1 moro en tíerra cayera ; 
Ape^dose ha ei Maestre , 
Y cort^ la eabeza. 
Goo QD paje se la envia 
A la Rema , qne la espera , 
Gon an recaodo que dice : 
-«Amigo , deci & la Reiua , 
Qoe pues ef raoro no cnmple 
La palabra gae le diera , 
Qtte yo queoo en su lugar, 
Para servir i su Alteza. 

(TivoNCDA, Bmo etpoMoia. — It. Wolp, Rota de 
romoMeesi) 

\ DoB RodrlgqTcllez Giroa , por reHoneia de sa padre Don 
Pedro, ftié elegido gran maestre de U drdea de Galatrava, 
caando apénas tenia oeho afios de edad. Ea ei de 1466, despnes 
de ninerto sn padre, se ratlflca la eleccion. Esto snoedló bajo 
el rcinado de Enriqne IV. El Papa , ü ruego dé la Orden. y en 
visu de la menor edad del Maestre, para qae la KODemase. 



111 



5,™W- Posieriormcntc tomó macha parte en las tarbulenclas 
del Retno, sfgaiendo la» banderas del rey de Portugal, qbe con- 
tra lo8 Reyes Gaidlicos deíendia los derecnos de Doña Jaana ia 
Beltnneja , bija reeonoeida por Enriqoe IV, annque tenida por 
adoltenna , jnsta ó injBssamcRte . en oplnlon del pueblo. Alía- 
Bos afios despnes el maesu-e Don Rodrigo se someUó i los 
ReyM CaUUicps, y los sirvid basU morir delante de Loja. 
cnaodo los crisUanos la asalUron, y alil fuéron derrotados 
por los aoros y ef aleaide de la cindad Ali Aure el afio li82, 
C8 decir, diez ánCes de la toma de Granada. 

Este Doa Rodrigo faó eélebre ea los fastos y tradiclones 
Bovelescas de las gnerras de Granada por sns valentfas , y por el 
respeto y ann amisud 900 Inspiraba k los moros sos contra- 
msj es el mismo á qnien algnn poeta hace espiraren brazos 
de Mnsa, hermano del rey Chlco, y por quien se hfzo el ro- 
aiaqee ave dice : Mira tl euerpo cati /rio, qae bemos colocado 
en 61 Buia. iiii. 

1096. 

i mHCO ftt ALBHIXAIOOS LB ATOBA GL VACSTRB Dfi CA- 
LATBAVA AL RAPTO DB 811 AHAOA HORA , Á QmeH EL BET 
QOBBÍA CA8AB COll OTRO. 

[De L&cai Uodriguez,) 
De puro amor abrasado 
Sale QQ moro <ld Granada , 
Galao , diapiiesto, gracioso. 
Annque á gulaa de baulia , 
En nn caballo alazau 
Ba&ado con piuiaa blancas , 

T. XVI. 



Una cota jacerina^ 

8ue como el sol reinnibraba; 
na ianza larga y graesa , 
De ambos extrémos berradn. 
Uo albornoi (rae veslido 
De tela de oro y de plaia ; 
Trae uo corazoo piuiado 
En ei medio de su adarga; 
Una mano ie rompía 
Y uuasaetaiepasa, 
Con un ietrero que dice : 
«Por (i mi vida y mi alma.» 
Un l>orcegui colorado 
Con la vuelta adamascada , 
El locado lodo verde , 
Hecbo coo muchas lazadas 
Que se las poso Tarífa 
Cuaudo le eniregó su aima. 
Pregunu por el Maestre 

§ue dicen de Caiatrava ; 
cuando vieron vemr 
Al moro con tal pujana , 
PreaúuUnse unoe á oLros : 
— iQué serA lo oue demanda? 
es Cegií, ó Abencerraje 
One quiere pedir batalla , 
es el moro Albenzaidos 
üue viene á lomar venganza 
Por la niuerte de sn tio, 
Oue muri6 en Sierra-Nevada.— 
Vas cuaodo Uegó al reai, 
La bandera luego baja 
fin señal que va de paz 

Y que la paz ya demanda ; 

Y como llegó al Maestre, 
Del caballo se anrojaba. 
flinca la rodilla en Uerra; 
D*esu manera le habla : 
•— Gran capitan y HaestrOy 
Oye, señor, mi embajada. 
Sabrás que puse mi amor 

Y mi aima e&tá eutregada 
A la mas bermosa mora 

?tte uaclédentro en Granada, 
siempre á mi me ba querído 
Como a su vida y su abna. 
El Rey la quiere casar 
Coii un moro de gran fama ¿ 
Anocbe se desposó, 

Y se ba de velar mafiaoa K 
Darásme seis eaballeros 
Para lievar en mi guardat 

Y la sacaré esta nocfae, 
Aunque esté muy eiioerrada. 
Maestre,8iasálobace8, 

Te doy mi fe y mi paUbra 

§ue me «asaré con élla 
n viniendo del Albambrai 

Y me tornaré cristiano 

Y mi Tarifa crisiiana.— 
El Maestre le respoode 
Que d^eilo mucbo se bolgaba. 
Nombraron sei8 cabaileros 

?ue fuesen en reUgnarda, 
cuando liegó ia nocbe 
Al ponto se aderezaban. 
Salen bravos, belicosos; 
A Granada caminaban» 
Habia el moro algarabia 
A las guardas que guardaban : 
Piensan ser moros guerreros 

?ue viencn de la emboscada, 
cuando estuvieron dentro ; 
Fttéron donde ella aguardaba 
Eocendida en vivo fueffo 

Y casi desesperada , 

Y sin pedir mas favor 
Se arrojó por la ventana. 
Caminao todos con eila , 

8 



Digitized by 



Google 



114 



IIOEUICB80 GlüSiUkt. 



Gada caal se recelebi. 
£1 fuerte mcro lo sieote \ 
Qae se balla fiio eooipaña ; 
So aguarda á tomar caballo f 
Porque el tiempo le raktabi. 
Una gruesa laoaa toma» 

Y á la poerta oamiQa|>a. 
Lai goardas iuego le diceo 
Lo que tauto deseaba : 
Dicen que el moro. AlbeoaaMoo 
Gon otros 8ei0 eo compaila » 
Todos ¿ gttisa do «uerra » 
Para el real camiuabao 
Donde esubaii lot crJstiaoos» 

Y una mora que Uevaban. 
AUrídos daha el moro, 
Que esiremeceu la canpa^. 
Por las callea va grítando 
Hasta llegar á iia casa , 
Donde estaba ék rey CÚquUoi 
Con gente de guerrft y auMda » 

Y arrancando sna caboUos 

Y mesáodose ka ba^ , 

Les cueott lo que ba paaado 

Y su desdich^ lamana. 

(Rooaicviz, Rmmem^ kUhriado,) 

<> 

* En este y los tres romapees m le lifteo » Usisb el poeta 
AlbeDzaidos al moro i quiet el mestre ajo44 á Uberur sa 
•dama : pero otros dicen qae foé Hiua , como pnede verse en el 
romance de la maerte del Maestre, num. 1111, qac dice : Mtra 
el euerpo eañ JHo, j en ios morHeot noteieseoe, m&meros 101, 
lOSyíOS. 

a El poeta no parece mvy exa^to en pinlar los aetos reli- 
giosos del mahometismo en panto A mttrtmeaiii. Vélanse los 
-crisüanos ; pero los mo^os aocanociaii ni coaooeo esta cere- 
monla paramente católiea^ 

s EI moro qae lo sintld debid sor el aaiido 4 prametido de 
Tarifa qae hayó coa su amaate. 



1097. 

«IGUB LA mSIIA BlSmiA. 

Tan qoeiooo está y saftndo, 

Y tan feroz . rocio y bravo 
El invencible rejChica 
De G ranada y aa reioadd ^ 
Coal suele el jabali berido 
Dei cazador aoosadOy 
Con ios agudoa eolmiltos 

Y el pelo to4o erizado. 
Extremos son los que haeo 
De bombre deaesperadot : 
De su misma Iot reaiega; 
Ya Tuelve deaatmaclOt 

Ya cae de su eatado en tierca, 

Dolacóleracortado; 

Ya del dolor se ievaBia 

Y entra en so reaJ palacto ; 
Ya mesa barba y cabeiio ; 
Ya vuelve y dice fonado 
Del pasado poDsaaÍeoto 

Y del becho avtílaoado : 
— Renegaré do liaboiBa>t 
En quieo vivo oonfiadOf 

Y de sus fueroa y leyes , 

Y cuanio tiene vedado » 
Si d'este atrevido moro 
No vinieso á sor vongado^ 
HasU quedar satialeciio 

Y tan contontoy pagadOy 
Que sobrtp^io el caatigo 
A su graa cidpa y pecado, 

Y lieve tan cruda peoa 

Que al mundo deje eopaoJiado.— 
Estas y otras cosaa dice, 
Do claramento ba mosAradp 
La encendida j flera safta, 



Coal leoD ooGandxiMlOt 
Que si delante lo vlera 
Le bubiera despedazado^ 
Trazas da el entendioiienlo 

Y el corazoD alterado,. 

Y asi determiaa y auierOt 
Estando ya sosegaoo » 
Llamar á los consejeros 
Del mabomético iMndo, 

Y que todos determiuen 

Lo qoe han de hacer on tal caso * 

Y dada noUcia entera » 
Enlre todos couformaAd/o» 
Sigoeo la seiOencia y dicoo 
Del gran moro Trapisaodo» 
Que enlre los den^as teoia 
Autoridad, voto y maodo. 
Diceles que lo dóo dooes 
Al Católico Pernaado, 

al invenciblo Maostre, 
Generai de todo el campo, 
Para quo voelvan la mora» 
Pues qne asi siempro se ha nsado. 
Unos dicen : — Bien parece.-^ 
Otros dicen lo conirario ; 
Unos siguen au sentencia , 
Olros la van desecbando. . 

Y lo que el rey Cbico dice 
Los demas haa confirmadOt 
Dándolo todo por bueoo 

Lo que el moro ba sentenciailo^ 
(RoDBions, 



t098. 

8I00S LM HioaA HMiroau. 

(De Lúeas ñoiriffuez.) 

Ya se parte uo üieslro moro 
De la ciudad de Granada , 
En el mismo punto v bora 
Qoe la sentencia fue dada 
Deotro del reai consejo 
Sobre la traicion armada 
Del fherte moro Albeozaídos 
y deTarifasnamada, 
Con ima caru del Rey , 
En que eo elia relataba 
Mny brgamenie el inteuto 
De la tan triste embajada, 

Y donde díce al Haestre 
Tener el alma llagada 
De sa&a , reucor y enojo 
Por lo que sn geato osaba* 
Despnes qoe sos consejeros 
Dieron ya por sonleadada 
La tan graode villania 

Y tan cruda y mal pensada, 
Lo que la carta cootieoe 
En muy breve se relala : 

8ao ai Maeatre le supiica 
00 inteocioB no alterada , 
Teoga por bien dar la mora» 
Injustamente ganada, 

Y que si quier ser su amigo 
Que no le seri negada 

Su amistad sincera y firme, 
Quedando 6iemfu:e obligoda. 
Prométele ricas joyas, 
Pero esiimaias eo nada; 

gue apénas fué delMaestre 
a caria abierta y notada, 
Cnando en breve ie respoóde 
Scr en balde sujoroadat 
Porque la iateneioo que tioaa 
No esuba 4 ello. inclinada. 
Ei mens^ero se vuelvo, 
La breve reapuoaU dada , 



Digitized by 



Google 



ROKANCES RBLATIfOS Á U HISTOIIIA DE ESPAflA. 



lUS 



T de coDrosloo y pena 
Toda la coior modada y 
Al Rey le da la respaetla, 
La rodilla eo tíerra biooada* 
La carta besa prkoero « 
Segao la crianza usada , 

Y leida deteroriaa 

toe otra vex fuese jontada 
o real aadiencio y corto 
Sobre la malicU armada* 
Goo el enojo qae tieoe 
Manda qae se toqoe alaroMi 

Y J0DI6 SU8 capiuines, 

LoB de mas esiuerzo y maBa t 

Y caaodo los tuTo juntoSv 
Les cuenta de la embajada . 

?ae al Maestre le ha eoTiade 
de la respuesta dada , 
Qae 00 quiere dar la mora^ 
Aunque le déa á Gianada; 

Y siKM pareciese, aoiigos 1 
8e tiaga cruda batalla. 
Todos diceo :-^ 3ea asl • 

Y que loego asi se haga.— 
Otro mensi^ero eof iao 
Coo otra nueva denaoda; 
Gon el meosaie qae llev« 
Campal desano irata , 

Y llegado el meosajero, 
D*esta maoera U babla : 
— Valeroso y grao Maesue, 
Hoora y flor de toda fispaiía » 
El rey Chiaaito me envla » 
Porque quiere baoer veogaozA 
Eo que salgan ocho al campo 
De la ona y otra baoda , 

Coo que si venceo los uoros 
Tarifa sea entregada 
Boelp«laciodeTRey 
Donde será libertada.— 
Bl iiaestre le respoode 
Qoe d*eUo mocho se holgaba, 
tívedaodo ya de sa psrte 
&tft bttalla aplaMda : 
El mensajero se vuelve , 

Y ai iDStante al Rey relata 
Lo que el Maestre respoudOv 

Y qne la batall» se baga 
Pava 00 dia sefialado ^ 
Cuatro ¿ cuatro eo la campafta, 
¥ si salen victoriosos, 
Alcanzaodo gloria y paláia , 

Le volveráto á TSrífa, 
De todos acompoftada. 

(RonBMiJW , BMHmtmo ktgkfHadú,) 
*.. 1 ■ ■* « 

li99. 

8I6OK t ACABA LA MtSÍU flTSTOlaA. 

(D0 Lácai Rpdriguez,) 

Despoes que la clart aarora 

8a los al mando ba mostrado* 

Y el rojo y locieote Febo 
So rostro lucieote y claro, 

Y ai hámido y al terreoo 
Coo su presencia alombradOi 

Y coaodo las dulces aves 
Haceo mas dulce so eanto » 
En la ciadad de Graoada 
Coatro moros se bao armado 
Con muy relacieotes araias 

Y coD feroces cabailoe; « 
Groesas iaozas y iMdioae, 
CoD I06 aroeses traofedosi 
Alfiiides ricos ceftidoo 
Coo escados aceradosy 

T eoQ mocba gala poesioi 
Toeadoft de oro bovdtdos. 



Coo cascos fiods de aeero 
Debajo bieo apretados, 
Todos coo espaelas de o^ 

Y borceguls eocaroados^ 
Uoraiceio ha por oonlbre 
El 000 , moy sefialadd ; 
Maodroco Uamao al otro, 
Qu'es el more desdtchade 
A qaieo robaroo la mora 
Siendo coo ella casado; 
El tercero es Ahiicio^ 
Beiicoso , recio , oeade i 

Ei cuarto Alain Se oembra, 
Robosto, membrodo y bravo* 
Coo varias dlvisas soleo 

§oe ioshaceo mas louoos^ 
un brávos j orgollosos 
Que k Graoada caüsa espantfv 
Vaose á despedir dei Rey, 

§ue los estaoa egoardando 
riste, nosioso y afitgtde 
Por ei suceso pastdo. 
Todos cuatro se le ofreeeih 
• Vencer. é morir, el campo: 

Y habiendose despedido, 
A Maboma vao llamaodoi 

Y el favor de sos aroigas 
Lcs pone esfttelTo dtblado. 

. Al campo camioaa. loegor 
Do ios est¿n espepaode 
Los tres cristianoo íerecesi 
GoD ese moro Albeosaidos, 

8Qae lo llevao eo compafia 
Forque coo tino ba Jurado 
ue peieará con Mandroco 
asta morlr á sus manos. 
Don Gonzalo FigoeToa 
Es ono de los crtstianos; 
Vasco Ponce se imitula 
El otro, muy afamado , 

Y Don Enrique cén ellot 

£00 qoerie ser llegado 
n parte donde é w» moree 
Los hubiese divtsado. 
Ya los cristianos avitao, 
Ya los están esperaodo, 
Ya se ven onos A otros, 
Ya se vieoeo eoearaiidOy 
Ya los caballos relinchaD« 
Ta rompeo por todo el campo, 
Ta se traba esearaoHU»» 
YatlamaoáSaotiago, 
Ya las iaozas sod «stllias 
Ya los nrneses bollado» 
No les qaeda costf saao 
Basta venir á los brazos, 

Y en la batalla sangrlenta 
Un moro sale llagado : 
De ona laozadai croel 

E1 coraioo traspasadOt 
Cayó eo el snelo , dideiido : 
'— ] Ay de mf ^ dósveotarado! -^ 
Coovocao al grao Mabeaa. 
Qae se pierde yi sn biádo , 
T aooqoe tres tfelo» qoeda li on , 
Eran valientes y osados . 
No pierden puoto de esfnerzo 
Para resistir á eosAro. 
Los cristianos acometeo 
Porelonoyotrolado; 
llas ellos como valiente» 
8e deflenden aiiiAados. 
Por el valor de los raofos 
Dudan mucho los cristianosv 
Porque Morslcelo el foerte 
Uo cristiaoo ba deitibado; 
Pero los tres qae qnédibaft # 
Con im esfberzo sobrado 
Les aprieun ftiertetiiint«« 



Digitized by 



GQQole_ 



116 



BCnrANCKRO OENBBAL. 



Sa compañero Yengindo , 
PoT qoe Albeozaidos con íra 
A Mandroco le ha cortado 
El escado, yelmo y carne, 

Y muerto le ha denlbado; 

Y el uno de los dos moros 
A Doo Vasco Ponce ba dado 
Un golpe, tan daro y flero, 

gae babiendo el yelmo abollado 
e derrocó sin sentido 
A los piés de sa caballo. 
Pero movldos á saña 
Por esto sus adversarios, 
Paestos sofore los estríbos 
A los dos moros han dado 
Gada cual tao mortal golpe , 

§ae el uno muerto ha qae<tada, 
el otro ae escapó bas^ndo 
Un brazo cast corudo.- 
Voces y gemidos trístes 
Va por todo el campo dandó; 
Maldieiendo va ¿ Mahoma 

Y maldicienda su faado 
Que tan contrario le ha sido 

Y en favor de sus contrarios 

Y entrando por la ciudad 
Va por el Rey pregaiitando, 

Y caando estavo con él 
Le dice lo.queha pasado, 

Y contando la batalla 
Muerto cayó de so estado. 

(RoDRiGDEZ , Romancerú klsíwriado,) 



ilOO. 

&LBATALI>OS 8B ESCAPA DE LA rHISION BE GALERA POH TEH 

k so amada; vuelvk á ella perseguibo oe sus coa- 

TBARIOS *. 

{Anóttimo,) 
En la foerza de Galera 
Estaba preso Albayaldos, 
Grande galaa graaadino, 
De lerez ginete bra?o ; 
El que robaba en lasiiestas 
Los ojos y los cuidados 
De todas las damas moras , 
Por la gala y por las manos; 
El que a la Zambra venia 
Dejando segoro el campo, 
Que del amor á las armas 
Vaelo pareceo sus pasos. 
En la prislon una noche , 
Cuando dei bullicio bravo . 
Se desvian juntamente 
Las fieras y los bamanos , 
Tanto imiiaba á sa daeño, 
Que presumiendo Albayaldos 
Que responderle podría , 
Asi dice sospirando : 
I ¡ Ay libertad, que en vano 
»AI parecer me escucbas y le Uamq!» 
A Granada parte el moro, 
Sus cenüoefas barlando; 

8tte no hay estrechos deseos 
on ser tan largos los pasos. 
Sus alas le presta amor, 
La Docbe su escuro manto , 
La ocasion le dió Tentura , 
El tiempo seguro espacio. 
Francehsa le recibe 
En sa cuerpo y en sus brazos : 
Las voluntades le acercan, 
Los deseos ie apartaron. 
La envidia maerta de gosto, 
Como al snyo estorba tanto, 
Contóle á |laley Hamete 
La soltura de Albayaldos. 
Era Maley on moríllo 



A bajeus hiclinado, 

Muy envidloso y malqalslo , 

Celoso, por despreciado ; 

Y de su lofame cosiumbre 
Los embustes aamentaudoy 
A Cegríes y á Gomeles 
Revelo el secreto agravio. 

c i Ay iibertad , que en vano 

»AI parecer me escuchas y te Ifamoft 

Al ruido de la trompeta 

Y conmoviendo ios iabios, 
Hoyó el preso que tenia 
Prancelisa en bellos lazos, 

Y dejando el alma en ellos 
El cuerpo se puso en salvo ; 
Que amor, ocasion y tiempo 
Cegarán á cten mll Argos. 
La ronda del Rev le busca , 
Mas no parece Aibayaldos, 
Qae ya se volvló á Galera, 
A su remo y ¿ sa foanco. 
En la prision está et moro, 

Y el Amor esiá á su lado ; 
La venda encima los ojos , 
Debajo del brazo el arco. 
Albayaldos le decia : 

— Liévame, ni&o, un rccado 
A Francelisa, pnes tlenes 
Tan buena ventura en dallos. 
Dlle , Amor, c(ue mll prisionos, 
Guardas, peligros, coutrarios 
Vencer& el atrevimiento 
Qae en mis espéranzas halto, 
A cuya ley v tusHechas 
Mis sentimfentos encargo.— 
Fuése Amor á Prancelisa, 
, Y esto repite Albayaldos : 
€ \ Ay libertad, que en vano 
cAI parecer me escachas y te Hamo! f 

(Romttncero gaterui.) 

« Este Albayaldos es disUnto del de los romanees moriscos 
Dovelescos. Pndierahabersepnesto eatre ellos; perosecoloea 
aqvi por U reUetoD qoe tteae con los dei Maeslre» sogiia se ve 
por el qoe le sigae. 



ilOl. 

PIDE ALBATALDOS BATALLA, POR CAÜAa VO^aA, AL HAES- 
TEB DB CALATHAVA 001« aODSIGO GtnON. 

(Anónimo.) 

A los soldados qae hacian 
En la pueru Elvlra guarda, 
Aqael espantoso rayo, 
El Giron de Calatrhva , 
El que Untos y tan buenos 
Saco á la faerte Granada , 
Habiéndolos satudado 
Les dice con faz humana : 
— Amigos, decí al rey Chico, 
Qoe si licencia le es dada , 
Un cristiano aveuturero 
De los de la croz de grana 
Qulere entrar en la ciudad 
A correr alguoas lanzas ; 

8ue lo permita su Alteza, 
ues de flesta real se trata.-^ 
Faéron , y oomo vohiesen 
Concodiéndole la entrada, 
Se puso en espacio breve 
En la nueva y ancba ptaza , 
Cuyos abiertos terrados, 
Miradores y ventanas 
Estaban curiosamente 
Adornados y entoldadas , 
' Y la geute entretenida 
Al son de confosas oajas , 
De sutiles ioveniivas, ^ 



Digitized by 



Google 



nOIIANCES RELimOS Á LA BISTORIA DE ESPAfÍA. 



417 



Y de siogalares galas. 
Iba eo uD rucio andaluz 
De TÍstosa piel rodada , 
CoD uoa bella cubierta, 
Cual la misma nieve blaiica,^ 
De finisiroo brocado , . 

Cou lazos de oro bordada, 

Y sembrada á breves trechos 
De lo mlsmo mil lazadas : 
Blancas y vislosas piumas 
Coti oro fiuo argenladas , 
Como el famoso Maeslrc » 
Sio diferenciar en nada , 

Eo cnyo sinieslro lado 
Del capellar se mostraba 
Aqaella iosignia gloriosa. 
De la gran cruz colorad». 

Y faabiendo ál Rey y á la Rüina 
Saludado, y á las damas, 
Coo iuclinar la cabeza , 

Y dado vuelta á la plaza^ 
Ftté conocido de uucbos 

Y de Muza quc le abraza» 
Daudo á su visla la corte 
De alegria mucsira eiirai^a. 
Llegóse al mantenedor, 

Que era el valienla Abenómar^ 
Con quien faabieudo corrldo 
Coo gran deslreza tres lanzas,, 
Ganó uoa ríca cadena 
Que dos mil doblas pesaba. 
Desóla, y dióla ¿ la Reína 
Con cabeza y vista baja , 
Que de sn valor quedó 
f cortesia adrairada. 
Oyendo niil parabieues 

Y gloriosas alabanzas > 
Rindiendo mil corazones 

Üe aqnellas moras gallardas» 
Atropellando su Tista 
Las mas recatadas almas, 
Tan ricas en su presencía 
Cuanto pobres de esperanzas» 
Llorosas de los efecios 
De su dura ausencia amaraa , 
Vuelve al caballo las rienilas. 
Para dejar á Granada; 
Has el valiente Albayaldos» 
Sedieuto de gloria y fama^ 
Pide baiatia al Maestre 
De lanza , espada y adarga , 
Doe para el dia siguiente 
Coo gajes quedó aceptada^ 

{BomMncerú generéL) 



im. 

CABALGAOA BR QOB ALBATALDOS HOEIIB k lANOS OBL 
■AESTBB DB CALATBAVA TELLEZ DE GIRO!f. 

(Anóttimo f.) 
¡ Ay Dios» qué boen calMiIlero 
El maestre de Calatrava ! 
|0b coin bien corre los nioros 
Por la vega de Graoada 
Con trecientos caballerofl, 
Todos con cruz colorada, 
Denda la puerta del Pioo. 
Htsta la Sierra -Jf evada ! 
Por esa poeria d*£lvira 
Arrojara la sa laoza : . . 

Las paertas erao de bierro, 
De baoda i banda las pasa , 
Qoe 00 hay an moro tan faerto 
•One á demandirselo aalga. 
Oidolo ba Albayaldos 
En sos tierras doiide estabt , 
Arma ftt8tas.y galeras. 
Por la maf grap^gente anDab» 



Sáleselo á recebir 

Eí rey Cbico de Granada. 

— Bien vengais vos, AlbaysldoSy 
Buena sea vuestra lleffada * : 

Si vetiis á gauar sueldo 
Daros he paga doblada, 

Y si venis por mujer 
Dárosla be muygalana. 

— Mucbas cracias , el buen Rcy, 
Por mercea tan señalada, 

Qoe no vengo por mujer, 
Que la mia me bastaba; 
Mas sí porque me diieron i 
Allende el inar donde estaba, 
Qu*ese malo del Maeslre 
Tiene cevcada ¿ Granada , 

Y por servirle, baen Rey, 
Traigo yo toda esta armada. 

~ La verdad, dijo ekrey moro,^ 
La verdad te ftié contada » 
Que no bay moro en esta lierra 
Que respere cara 4 cara , 
Slno fuere el bnen Escado 

§u*era alcaide dei Albama ; 
una vez que le saliera 
¡Caro le cosió ¿ Granada ! 
Veínte niil hombres llevó ,. 

Y ninguno no toroara. 
El encima de ana yegoa 
Muy berido se escapaba. 

-^ j Oh mai hubiese Mahomft ' 
Alla do dicen estaba, 
Cuando un freile capilludo * 
Arrojó en Granada fanza ! 
Diésedesme tú, buen Rev, 
La gente que buena estabá, 
Losginetesde Jaen, 
Los peones de lu casa, 

§u*eso malo del Maestre 
te lo traeré á Granada. 

— Calles, calles, Albayaldos, 
Nó digas la tal palabra, 

Dijo un moro , qoe el Maestre 
Es muy fuerte cn las batallas, 

Y s¡ en el campo te toma 
Haréte temblar la barba.-^ 
Bespoodiérale Albayaldos 
Una muy fea palabra. 

^ ¡ Si no fuera por el Rey 
Oiérale nnabofetada! 

— Esa bofetada , xnoro , 
Fuérate muy bien vengada , 

Sue tres bíjos tengo aicaides 
n el reino de Granada : 
El uno tengo en Guadix 

Y el otro lo tcngo eo Baza, 

Y el olro lc tengo en Lorca , 
Esa villa muy nombrada.,^ 

Y á mi, porqu*era inuy vicjo» 
Kntregiroume al Alliania ; 

Y porque veas, perro.moro, 
Si te fuera bien vengada...— 
El buen Rey los puso en naz , 
Que ninguno mas no babfaba , 
Sino Albayaldos. que pide 
Llcencia fe sea dada, 
Porque con sola su geole . 

guiere cumpUr su palabra. 
I Rey se la concedió : 
Macha gente le acompaña, 
Por los campos de Jaen 
Todo el ganado robaba , 
Mucbas vacas, mucba oveja, 

Y el pastor que lo gaardaba; • 
Jfucbo cristiano mancebo 

Y mocba liuda crísUana. 
A la pasada de.un rlo, 
Junto á la orilla del agua , 
Soltádosele ba lua pa&U>r 



Digitized by 



Google 



m 



De Io8 qae presos Hevaba. 

Por las puerlas de laeo 

Al Maestre voces. daba. 

— ¿Dóiide eslás tó, el Maestrüf 

ÍQo'es de ta noble compaña? 
loY pierdes toda lu gloria, 

Y Albayaldos se la gaDa.— 
Ofdolo tiá el Maesire 

£q sus palacfos do estaba. 
— Cailes, callestü, el paslor, 
No dí^as la tal palabra, 

8ne si hoy pier^lo nil bonra 
añana sera ganoda. 
¡Al arma , mia caballeros , 
Todo bombre , sus, al arma !-* 
Lnego qu*en campo se vido 
A los suyos esfoieaba ; 
A la bajada de un vallo 
Por cima do aaomaba 
Vi6 cómo iba Albayatdoa 
€on loda sn cabalgada. 
El Maeslre qoe lo vier», 
D*esta suerle raaonaba : 
— A ellos» mis eaballercs, 
Qae nii|gaoo se nos vaya.<— 
Pone piernas al caballo, 

Y aprieta muy bien so lauza : 
El primero qu'encoairó 

En tierra mnerto le echara. 
Andando por la pelea 
Con Albayaldos topara : 
Con la füerza del Maestre 
Albayaldos se desmaya. 
Cayó muerto dei eaballOy 

Y asi su vida acabara. 

Los suyoB cuando esto vÍeroD 
Cada cuai á hnlr se daba. 

{Cod. ieltíffhTvi.^lt,Tnomá, UúMetpdtola. 

— U. VíoLT^Rosa de rommcee.) 

« ÜD fngneBto de esta vie/o y téíthn romaice» !e pone 
Perci de Hita en sq Htstoría ie iot éandof de ios CegHes, etc. ; 
pero alU sapooe baeerse la liatalU del Haestre, con Maza. 
Aignnos creen qae et héroe de este romance es Don Pedro Gi- 
roB , y no sa bijo y sacesor Don Rodrlgo. 

« En cl romance ndm. 75Q, qae dice : ?or el val de las es- 
Ueoetto,, bace nn rey moro al Cid his mlsmas pregunUsy 
ofertas qae en este el rey Cbico á Albayaldoa. 
* Otfos «teen : 

Reniefodetf,Maboma» 
1 de ta secta malvada , 
Porqne imflraile eapillado 
Meta 1« iann en Granada. 
Los dos prímeros versos soa proTerbiales y se ballan en 
^no» romances vlejos^ eatre ellQs en el 4el rey Harsin« 
nam. 394. 

V * £;0s caballeros profesos de las drdeees mUitares se Ilama- 
ban Freiles ó Fíeires . y Ilevabao por sobrevesie j en forma do 
escapnlarío ona capilfeu qve le» cnbria el pechp. A esu t no 
i nna capacha de fhile alnde la voa capiUndo. ' 

H03. 

AL ailSVO ASOTTO^ 

(Ánónim,) 
¡Ay DioSy qoé buen eabsllera 
Ei maestre de Calabrava 1 
iQoé bien qoe oorre ios moros 
Por la vega de Grauada , 
Dende ia puarta de Qoiros 
Hasta la Sierra-Nevada) 
Treclentos comendadores 
Todos de eruE colorada : 
Dende la pnerta de Quirofl 
Les va arrojando la laoza. 
Us puerus eran de phio, 
De banda á banda las pasa : 
Tres moricos dej6 muertos 
De los buenos de Graoada , 



ftOMABICEaa GBmUL. 



gu*el 000 ha nombre Aranese, 
I otro Agameser se llama» 
El otro ba nombre Gonzalo. 
Uilo de la renegada. 
Sabido lo ha Aibayaldoa 
En on paso que guardaba. 

{SiíMMse oeko romanees vl^os.-^ PHcffp sveKo.) 

«04. 

ALBAlALaOS ■OniBC?ino RECmfe EL BADTISVO tO% «ASIOS 
atL MAESTaE PE CALATaAVA. 

iAnónimo *,) 
Qoe en agua sanu ie lave. 
Con voz débil, mal distínta, 
IHde el famoso Albayatdoe 
Ai Giroo« prea de CasUila» 
Fíjo en Dios el ooraioo. 
Porque la turbada vísta 
Con la saugre le ftiltaba 
Y casi apénas respira» 
Cuidoso el de Calairava, 
Con suma presteza aguija 
A reparar aquel dano 

§ue causó su diostra invlcta ; 
alzando con ambas maaoB 
De una fuente convecioa 
El agua qne coger pudo» 
Le abre del cielo la via. 
Gozoso el nuevo cristiano 
llezcla con el agoa misma 
llucba que viertea sus ojos, 
Gozosos en ver ul dia. 
— ¡ Oh venturosajomada, 
Dice, inexnlicable dicha, 
Herced del piadoso cielo 
Con mano fraoca y benigoa ! 
lOh muerte sabrosa y arata» 
Pues nace de ti mi vída , 
Do mis miserias lavadas 
HoyelaltoDiesolvida, 
A quíen confleao y adoro 
Porloquclafemediota, 
Por mi aotor y redentor 
Como la raaon me obliga! 
¡Tarde Ilegué á eonooerie ) 
Mas tu bondad inlkiíta 

Y mis vivas eeperaneas 

Que no hay larde en tl me gritaB. 
Perdona la macha saogre 
Que mi dieslra ioadvertida 
Derramó de tus crístiaoos 
Con persecucíon continua : 
£n cuyo logar rccibe, 
Aunque es recompeosa cliica, 
Esa qoe mis ílacas venas 
Pp? tantas paries desüian. 
Bien sabes lú, como aquel 
Que lo inierior examioa, 
Que, cual tn pueblo, quísiera 
Volverportuleydlvlna; 
Pero pues iugar me falta 
, Suplatosangrevertlda, 
Pues lavar puede uoa gota 
Toda la humana malicu. 
Ya me parece que ve 
Tu presencia esu alma riea, 

Y que la dices qoe vaya 
A ocupar celeste silla. 
Ytú,deDiosMadreVirgeo, 
Oelosafliclosguarida, 

A un nuevo erisaano Mmpara 
Que te llama con fe viva. 

Y tü , Precusor giorloao. 
En quien he pueslo la mira» 
Por cuyo nombre troqoé 
Aquel de la secta inlcua, 
Pues UntQ eon Dioe alcanzad, 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVCB Á iA HI9T0RIA DE ESPASa. 



Soplícafe qoa reinita 
Ia graredad de mís culpas, 
Galpas en bombre iio visus.— 
Coo esto perdtó U babla» 
Que las morlalea beridaa 
Eran penetranles todas , 
Y las de Giron no chicas : 
El coal parte á corar d*e11a8 
Porqoe el gran ríesgo le obligQ, 
Pidiendo arvalieiiie Muta 

gae á lo encomeodado asisUi 
coyos píadosos brazosi 
Con ansia y morUiiatiga, 
Se desató el Dodo estrecbo 
Qa*el caerpo y el alma miia. 

iHmémeefa féneral) 

* EI cgpíritn de proselitísmo mm enlreloscrisUanos, fué 
bijo del amor i OIos jal prdtfimo : de ia caridad , en sos prl- 
meros Uempps ; y por mas que tos hombres lo hayan aitraviado 
convirtiéndolo en od!» é fntolerancla , Id palabra y la Idea di- 
Tini se conserva pnra é Hésa én la verdadera docMna. Solo 
asf puede expHcarse cómo «sia dolea religioQ se hl propagado 
y sostenido á pcsír de la» iasÜtQeionn humanDs ínc la han 
íalseaao con leyes atroce» y fanáticas. Lo cierlo es aue el es- 
pirittt ae caridad ba vencldo, no solo á las insütuciones rell- 
giosas paganas, lo qne era f4«il. slnft hasia á la ftaopia brutal 
T a la opresíon del pensamicnto con quc sc ha floerido foria- 
lecerá las poteslades dé la tierr». iCBíkn gTanilc y«ubl¡mc. 
fuán mperecedcra debe ser, sofnn la promesa do íeteucristo, 
sn rclinon de earidad! Cuán mcriforia la sangre út sus miT- 
iires, si la veraos aun invenoible é tnmacoladaon doctrina , á 
pcsar de la cicga y apasionada íntolerancia con que los cris- 
Manos, faltando á sus preceptos, llevaron la violencia yel 
martírio, en vea de la pcrsnasfon, coiitra hombres qne de 
Doena fe, (^ulzS, proTesabati otras crccacias quc acíso, si de 
mledo ofrecian rennnciar, ao cstaba ea aa mano descrecr ! Sin 
embargo de eslo es tan grande el nodordc la oplnioa, que se- 
meiante intolcrancia tuvo oo inííojo inmenso en las sociedades 
iie los slglos medíos, y tan grandc que todas sos costombres, 
sushabitos, soliteratura, sasdenoiassé reslénlen de ello. 
jJvf?"-"^ 3"? anotamos y otfos niuchos no Son sino on 
débll reflejo de los tlempos eabailereseos. El OrlíHKh funoso, 
delAriosto.quetontohalnnuidaeanacstrapoBSíadelsiglrtxvK 
es el resumen del estaOo soeiai cn loa siglos madidi. Alll se 
jre la fe yiva, la ardlenle caridad á vncltas dcl atroa fanatlsrao, 
la devocion unlda i la Ucéncia . cl error mezclado con la ver- 
«lad, la religion coti los clcgos Impulsos de la mas estdpida 
saperstic lon. Tal foé el raundo cristíano en losUefdpos Mr- 
baros , tal fué despues «¡1 graa manera , > lal 16 es ahora entre 
loalgnorantesapasionadosqiie pretendea aun hacértriunfar 
la doctrína divina con Berseeoeioncs y hogaeras. Paltos de fc 
en las promesas del Salvador del mnudo, rian so conservacion 
cn las leyes homanas, como si i ellas bnbiese Dlosconflado 
el cnmplimiento de so palabra , como si el Hacedor sopremo 
les hubiese dado la mision de ser sus vengadores i sangre ? 
rnego. Como qniera qiw ses, asia opiiiioA domín/» laraos años , 
y i pesar de ena el Criatiaoisao ba triuofado y trianfirá de los 
extravios de la fc y de la raxon. Qoiea quiera ver \i hlstoria 
Tiva y el cnadro completo de la sociedad do los siglot medios, 
lea y estiidie el poema del Ariosto, el cual puede oonsiderarsc 
para filos como los poemas dc Hesiodo y lloraero réspecto i 
la dTilixaclon pagana. Estos Ilbros son la enciclopedia de sus 
[*?«-?• *P««»: ea ellos se eonUeoen todas laft tendenclas , 
la hlatoria y la fe de las socicdadea de doade anrgieron los 
fraBdespoetasqoelasconsorvaroBdia^aleridady ios siglos. 

1103. 

mCOiaillftA OOE CSTÁXfiOPAIIABSPIBAE «AOtf AtÍAVALDOS 
AL MABSTIIE Vt CALAtlATA. 

[Anónimú,) 

De Ires mortales berldas, 
De qae macba saogre rierie« 
El valeroso Albayaldos 
Herido estaba de muerie; 
EI Maesire le hiriera 
En batalla dar» y fuerte. 
Bevolcándose en su sangre 
Con el dolor que le advierte, 
Los ojos mirando al cielo 
Deda de aqaesta soerle : 
— Sirrcie , dalce Jesos, 
Qae eo este triasiio aoierte 



tl9 



A acasarroe de oiis culf as^ 
Para que yo pueda verte, 
Y lu uadre piadosa 
Mi lengua rija y eoociertc, 
Porque SaUuas maldtio 
Mi aima no descoocierie. 
: Oh hado duro y acerbo, 
Si yo qoisiera creerte, 
Ni Tiniera á tal eslado , 
M viniera asi á perderme! 
El cuerpo doy por perdldo« 
Qae el alma no se me pieruo 
Porque conflo en las mauos 
De aquel que pudo bacernke. 

gue tendrá de mi piedad 
ste dia por valenase. 
Lo qne, Maestre, te ruego, 

8Si algo quieres sooorrerme, 
ue aqul me dés sepoltura 
ebajo este pino verde , 
Y encíma pon un letrero 

§ue declare esta mi muertc; 
dirás al rey Chiquito 
Cómo yo quise voWerme 
Crlstiano eo aquesie traoce, 
Porqoe no pueda ofeuderme 
EI femeotiüo Alcorao 
Que pretendió escnrecermo. 

(Perez de Hita , BittarU ie /M hmiiM ié Cé- 
griet, etc.) 



1106. 
EPrrAno be albataldos. 
(AHóttimú.) 
AquíyaceAlbayaldos, 
pe cuya fama el suelo esiabá Iletio « 
Mas fuerle qne Relnaldos , 
Ni el conde Paladino, aunqae fué bnérto 
Matóle el bado ajeno 
Desu famosa vida, 
Envidia conocida 
De aquel sangriento Marte , 
Que pudo lan sin arte 
Ponerle al hierro duro, 
Por vivír en su cielo mas seguto. 

(PESez DB HiTA, Hisíoría ie loi hanie* Í4 C^ 
ffries, etc.) 



1107. 

At VISHO ASUI«TO# 

(Anónimc) 
Es el trofeo pendiente- 
Del ramo de aqiieste pino, 
De Albayatdos Sarraciiio, 
De moros el mas valieiiie 
Del estado ^ranadino. 
Si aqal Alejandro lli-gara 
A este sepulero, llorara 
Con mas envidia y mas foego 
Qae Horó en aquel del Gríego, 
Qtie el gran Homero cantara. 

(PSKSS DB MlTA, iíUtoríét Íú l09 hmiúi Í4 G«< 

ffrks, etc.) 



1108. - 

ALIATAl , FOn VENGAR LA MUERTC DE SO PKIHO ALBATAL1>08, 
DESAFÍA AL ■AKSTaE VB CALATRATA, QOE LB MATA EK 
DOELO SIRGUIJkR ^ 

{AMÚnim9 *.) 
De Granada pane el moiro 
Que Aliaiar se Ilamaba» 
Primo benuano de Albayaldos^ 



Digitized by 



Googk 



m 



ROM AmBKO OBNBRAL. 



Al qu'el Maestre mataray 
Caballero en un caballo 
4)ue de diez anos pasaba : 
Tres crisiiaaos se le curan, 
El mlsmo le da cebada. 
Una lanza con dos fierros, 
Qae ireinia palmos pasabat 
Hlzola aposla el moro 
Para biea sefiorealla ; 
Una adarga «ote sus pecboa 
Toda Dueva y cotellada , 
Una toca en so cabeza 
Que uueve lueltas la daba: 
Los cabos erao de oro, 
De oro « de seda y de grana ; 
Lleva el brazo arreaangado 
So la mano albeñada. 
Tao sauudo iba el moro, 
Que bien demuestra su safia, 
Que miéntras pasa la pueDtc 
Kunca al Darro le miraba. 
Rogando iba á Mahoma ^ 
A Mahoma saplieah» 

gue te mnesti'e algun eristíano 
qu^ensangriente su lanza 
Camlno va de Antequera , 
Pareeia oue volaba : 
Solo va sln compañia 
Goo nna furiosa saña. 
Antes que llegue á Antequcra 
Vido ona sefia cristlana , 
Vuelve rlendas al caballo 

Y para ella le suiaba : 
La lanza iba blandiendo » 
Parecia qúe la quebraba. 
Saliósele á recibir 

El roaeslre de Calatrava^ 
Caballero eo una yegua 
Qtt*ese día la gaoara 
Coo esfoerzo y valeotla 
A ese alcaide del Alhama; 
De todas armas armado, 
Hermoso se divisaba ; 
Una veleta traia 
En ooa lanza acerada. 
Viénense el uoo al olro « 

Y el moro grao grita daba , 
Diciendo : — ¡ Perro crisiiauo » 
To te prenderé la barba !— 
El Maestre enlre si mísmo 

A Cristo se encomendaba. 

Ya andaba cansado el raoro , 

Su caballo ya aflojaba ; 

El Maestroi qu'es valiente, 

Muy gran esfuerzo tomaba. 

Acomeii6 recio al moro, 

La cabeza le cortara. 

EI caballo, qu*era buenoy 

Al Rey se lo presentaba; 

La cabeza en el arzon 

Porqne supiese la causa. 

iApU eomiensm scU rmnnces. Eiprimero ie La 
mafiana de Sant Joaa , Pliego «uelto.->lt. Tmo- 
MEDA , ñúía espaaola, — It. Wolp , Btísa ie ro» 
manees.) 

< Este AUatar es tfWerso del de los romances moriseos fa- 
tolosos , y óebe snponerse qae del defensorde Loja , en cuyo 
ataque marlddespues el Maestre. 

a Gon vartantes es el nismo de la fiosa eepañola, de Timo- 
aeda , reimpreso por Wolf . 



1f09. 

AL HISHO ASCNTO <• 

(Anónímo.) 
De Granada sale el moro 
Que Atiatar era llamado , 
Primo berroano del valiente» 



Y el esforzado Albayaldbs^ 
El que matara el Maestre 
En el campo peleando. 
Sale á caballo este moro » 
De Goaa armaa armado; 
Sobre ellas una marlota 
De damasco leonado. 
Leonado era el bonete , 
Negro el plumaje azulado y 
La iaoza tambf eo es oegra , 
Adarga Degra ha tonado; 
Tambieo eiGabalIo es oegro, 
De valor moy estimado ; 

No es potro de pocos dias, 
De díez a5os ba pasado ; . 
Tres cristiaoos se io.curan, 

Y él mismo le da recaudo. 
Sobre tal caballo el moro 
Sesalemuy enojado; 
Lleeando á la plaza Nueva» 
Hácia Darro no ba mirado 
Aunqu^ pasó por la puente, 
Seguo va encolerízado ; 
Sale por la puerta Elvira, 

Y por la Veka se ha entrado. 
Camlno va oe Anteqoera, 
£o Albayaldos peosando : 
Hallar desea al Maesire, 
Para hacerse bieo ▼eoffado ; 

Y eo llegando junto á Loja , 
Un escuadron ba eocootrado, 
Todo de locida gente, 

Por seuas un peodon blaocor 

En medio tma cruz roja 

Del Apóslol Sanliago. 

Llegándose al escuadron, 

Sin temor ha preguntado 

Si Tenía alli el Maestre 

Que Oon Rodrigo es Uamado. 

EIMaestrealUvenia, 

De stt gente se ba aparlado, 

Y dyo : — ¿ Qué buscas, moroT 
Yo soy el qoe has demaodado.^ 
Gonócele luego el moro 

Por la cruz que traia ai lado« 

Y tambieu en cl escndo , 
Que lo tiene acostumbrado ? 

— Dios te guarde, buen Maeslrc» 

Buen caballero estimado : 

Sabrás que soy AUutar, 

De Albayaldos primo bermano» 

A quien iix diste la muerte, 

YleTolvistecristiaoo, 

Y agora soy yo Teoido 
Solamente por vengarlo : 
Apercibele á batalla 

Que aqui te aguardo en el campo.— 

EI Maestre qoe esto oyó, 

No quiso mas dilatarlo : 

Vase el uno para el otro, 

Muy grande esruerzo mostraodo. 

Dábaose graodes heridas, 

Reciamente peleando : 

El Maestre es valeroso , 

El moro oo le ha dorado ; 

Finalmentelemató 

Como varon esforzado : 

Cortárale la cabeza 

Y en el preul la ha colgado. 
Volvióse para su gente 
Moy malamente líagadot 
Ysugentelollevó. 

Do fuese muy bieo carado. 

(Pebes db HrrA , Hiitoria ie lo$ íaitdoi ia Ce- 
frUOtetc.) 

< Es una de las muehas repetlclonet de aBmisiia asuUK 
{Véau ta nota < ipi anterlor.) 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIYOS Á LA ITISTORIA DE ESPAIVA. 



Hí 



mo. 

mJKIITB OSL VABSTRE DB CALATRAVA DOIf RODRIGO TELLEZ 
»K filRorC, EN.EL SITIO DE LOÍA. 

{Attóttimo.) 
De Córdoba partió el rey 
DoD Fernaqdo de Castíila : 
£1 año de caatrocientos 

Y ocbenta j dos se cutnpUa. 
Con él ia flor de sua rehtos 

Y mQy gran caballeria , 
Yanse camiuo dd Loja , 
Porqae cercarla qoeria. 
Hizo sentar sa real 

Eo parte do no complia , 
Entre anos olivares 
Do grandes cuestas liabia , 
Gerca de Goadajeoil 
Oue junto de ellos corria ; 
1 por mas seguridad 
Del real aue allí teiiia , 
Mandó á Don Rodrígo Tettcz « 
Que de Giron se decia , 
Maestre de Calatrava , 
Esforzado á maravilla : 
Tambieo al conde de Ureña , 
Su hermano, que alli venia, 

Y lo roismo ¿ Don Alonso 
Oe Agnilar y de MoHtilla , ■ 
Que en una crecida cucsta 
Que alli cerca se liai:ia 
Mas cercana ¿ la ciudad, 
Peligrosa á maravilla , 
Qoe de Santo Albobacco 
Por los moros se decia , 
Pusiesen alli su estancia 
Porque mas peliaro babia. 
Viendo aquesio ei Alalar, 
El cual á Loja tenia, 

Un moro muyesforzado 
De extremada val^ntía , 
Salió luego con su genle, 
Que tres mil moros liabia , 
Por herir en los crisiíanos 

?ue las estancias tenlan : 
en todos eslos rencucniros 
May gran dafio les hacla , 
Por eslar mal asentado 
El real , c(»mo se via , 

Y no poder socorrerse , 
Porque el síiio lo impedia. 
Los moros muy orgullosos 
Salieroa al cuario dia 

A la cuesta que el Maestro 

Y esolros grandes leniaD , 

Y trabáron la pelea 

Gon las guardas que allí había. ' 

Visto por estos señores 

El daño que recebian , 

May aprisa cabalgaudo 

A sa gente socorrian. 

Los moros con gran cautela 

Dieron moestra de que huian^ 

Y apartaron los cristianos 
De ia estancia qne tenian. 
Laego salió un e5<;nadron , 
Que eo ooa celada babia, 

Y saben presto la cuesta 
Con grita y gran alegi ía , 

Y entrados ^n «su estancia, 
Quenadieladefendia, 
Matando muchos cristianos 
Robaban lo que querían. 
Vlsto por el buen Maestre 
El daño qoe se bacia , 

Por hallarse el mas cercano , 

Y el primero que venla , 
Recogiendo los qne pndo, . 
Goa los morot se envoWia , 



Donde con miiy poca geoté 
Hostró su cabalíeria , 

Y hasta dónde llegaba 

Su esfuerzo y gran osádla. 
Pero aventuróse alli 
Mas que á un señor conveiila , 
Porque se puso en lugarcs 
Que ios moros deteuia , 
Do recibió tantas llagas 
Que todo sangre corria , 
Enlrado en las grandes (H'iesas , 
Donde mas peligro habiu. 
Eniretuvo la batalla 
Muy i cosla de su vida , 
Ilasta que loda la gente 
De tras los moros volvia , 

Y alli cayó luego muerto 
De las Uagas que tenia , 

Y en especial dos saetadas 
Muy graves á maravilia. 
Asi murió el huen Maestre 
En lo meior de su vida , 

Por ser ae edad de veinte años ; 
Fué su muerte muy seutida 
Por el Rey y por la Ueina 
Porque mucbo le queriau 
Por su extremado valor, 
El cual roosiró en este dia, 
Que el postrero de los suyos 
La forluna hecbo bahia. 

(F0KNTE8, Libro de lo* euamUa etmtot, tle.) 



iill. 

LAIEirrA lOZA LA ÜDERTB DE SO ▲UIGO EL HAESniÉ 
DE GALATaAVA. 

(Anónimo *.) 

Mlra e1 cuerpo casi frio 

§06 está despidiendo el alma 
el malosraao mancebo 
Maestre de Calatrava, 
El valiente nioro Muza , 

8ue era hermano de Abenamar, 
ey de Granada y su tierra, 

Y señor de la Alpujarra ; 

Y trayendo á la memoria 
El amistad celebrada 
Entre Muza y el Maeslre 
Cuando por fuerza de armas 
Sacaron ios dos amigos 

De la fuerza del Alhambra 
A Arbolea , hermosa mora , 
A quien Muza mucho amaliu ; 

Y mostrando lacio el cuerpo , 
Que roja sangre derrama , 
Le toma en sus brazos Muza, 

Y llorando asi ie habla : 

— S Cuáii desdicbado fué el dia 
Que yo sali de Granada 
A socorrer á Galera ; 
Que nunca en Galera entrara f 
¡ Ay de mi , que mejor fuera 
No estar con el Rey en gracia , 
Que ver morir eñ mis brazos 
Tal amigo y tal espada ! 
Despierta , amigo , le dice , 

Y hablame una palabra , 
Sl 00 quies que la pasion 
Deje ml cuerpo Sín alnia — . 
Procura sacar el moro 

La fiecha que fué la causa 
De su muerie , y no se airevc , 
Por no bacer mayor Hi llaga. 
Despertaron al Haeslrc 
Las lágrimas que derrama 
En su macllento rosCro ^ 
Su leal amigo, y le habla : 



Digitized by_ 



Google 



m 



nOlf ANCERO CKNBML. 



— A Dio6 mR gnclM W doy 
Porqae para si me llama; 

Y asi suplicarte qulero 
Que tomes la tey crisi¡ana% 
Pues conelia ▼ivirás 

Vida alegre y regalada» 

Y cuando acaties ta vida 
Será ta ánima salva.^ 
Muza se lo promeiió , 

Y vieodo que va le falta 
Calory vital alieDto, 

Y que está el caerpo sin alroa , 
Mandó ie dén sepuUura , 

Y él se füé para Granada 
Para dar cueuta i su rey 
De su infelice jornada; 

Y á Córdoba fué despues , 
CoD volantad presta y llaoa 
Para volverse crisiiano, 
Como pedido le estaba. 

{liwmecrü ^eneral.) 

< El asDnto del romtQce tñ del todo Ideah El mtestre de 
Calatrava morió estando sobre LqJa en ona escaramaza , atra- 
vesado de nna lanza , y el poeta unge qne Muza presencid su 
muerte lleno de dolor, y reeordando sn rrateraldad cn armas. 
y los anxiiios ane le dió para liberur i sn dama de f oder del 
rey Ciiico , sn hermano y su rival. 

En los roraanees antenores, nnmeros 1096, 1097, 1098 y 1099 
de Lncas Uodriffnez , se reflere la novela dcí auxiUo oue dió el 
Haestre para lioertar á sn amiga, á Aibayaldos, susutuyendo 
este nombrc al dc Muza. 

Los romaneea moriscos novelescos , numeros 101, 102 y 105, 
aunque dcl todo fabulosos . pudieran tener un iugar entre los do 
este eplsodio, siqniera porque ios nombres, ya que no los 
becbos,8on históricos. 

a Ei espiritn de baeer proséMtos era tal entre los rristianos , 
qne ya vencidos é vencedores propomau ti, i)4uU;»iau ü ^u^ 
contrarios para qne se salvasen. 



1112. 

BI^GIO PEL XAmilB h% CALATIIAVA DOX KODafGO TELLEZ 
GinON. 

(Anónimú.) 
Por 1a parte que JenU , 
Impidienao los asaltos 
De Loja, foníficaba 
El adarve y muros anchos» 

Y por la que los inieoios. 
Del Gatólico Fernaudo 
Jamas ballaroo enirada 
Sin parecer tenierarioS| 
El bravo de Calalrava, 
El Rlbagorza Alejandro, 
El Inrante valeroso, 

El prudcnte , el reporta Jo « 
Eldefeusor de la le» 
EI lerror del africano, 
El que todo lo diricíl 
Hizo su fortona llano, . 
Por esa nilsma acomete , 

8ue no quiere en lo ordinario 
bligar a que la fama 
Dél entone leve cauto. 
Hace canlidad de pueBleá, 
Facilllando los pasos ; 
Asienta la artillerfa , 
Junta el cerco, muda c1 campo» 

Y con alla providencia 
Los asaltos avivando , 
Tala, descompone, abrasa 

Y humilla los muros altos ; 
Entrega al torpe temor 
Los valerosos cercados, 
Lo qoe basta allf no pado 
Con groesas baces su bermano 
Riode la imporlanle fuerza , 
Lo mas dudoso allanando. 

El Héctor aragones » 



Hadendo flcros esCmtOB, 

Del ocio inútil buyendo, 

Con 1a astocfa y con las mitnos , 

Que la asmcia y el vator 

Son en un sugeio raro», 

Faciliia la ooaf^nisia , 

Pone al granadmo espantO^ 

Cerca la ciudad el Hey, 

Y mueve el rey Cbico tralo , 

Hablendo por su persooa , 

Cuerpo á cuerpo y brazo í brazo » 

Rendido en escaramuzas . 

Los ánimos mas gaUardoa 

De aquel beücoso reiuo , 

Desde el Godo conservado 

Que le perdió torpeoientd 

Gon otros mas dilaiados : 

Ofrece ufano á su rey 

El premio de sos iraiiaioa. 

La parte que no se acaba 

Solaparasidejaodo, 

Que es el pr^on de la fiima 

Contra et tiempo so cooirariO« 

Trlunfando del mudo olvido 

Y<le la moerte iriuníiindo. 

(Rmmhmtv fttHtBÍ,) 



ROM ANCES DE LAS HAZANaS DE HERKAffDO DB 
PULGAR, Y D& GARCILASO DE LA VEGA. 

1113. 

POLGAII ▼ERCB k LOS VOROS DE GOAftlZ QBM ratfSEGOUH 
A SO MESKADA. 

{De GabrUl Lobo Loíú dé la Vega *.) 

Teniendo cércado á Daza 
El CatólicoFerBaódo, 
Salieron de so real 
Hasta quinientos soldados 
A bacer corredurfa 
En los nueblos comarcanns « 
Donde nubieron rica presa 

Pues como fué el rey Zagal 
De aquesta eotrada avisaUoi 
HizosalirdeGuadix, 
Doode él estaba alojado » 
Copia de moros valientes 
En busca de los cristianos » 
A quien con pasos lendidos 
En breve espacio alcanzaroo. 
Hubo entre ellos muchos votos 
Concordes eo no aguardarlos y 
Por ser en número mas 

Y venir determinados , 

Y tener de su ciudad 
El socorro tan cercano. 
Unos dicen que deiasen 
La presa , por medio sano , 

Y que solo se Iralase 

De cómo ponerse en salvo. 
Otros lo contradecian , 
El rostro voelto al contrario , 
Dicieodo qiie uo el vivir 
Se debe tener en lanto , 

8ue por él quede el bonor 
ternamcnte maucbado ; 

Y ansf cl Alférez andaba 
Con la bandera dudando » 
Sin osar acometer 

N¡ desamparar el campo. 
Mas el valienie rutgar, 
De Salar alcaide bravo , 
Visto en esta dívisiou 
El votar discorde y vario , 
Corrido de qao se bubieso 



Digitized by 



Google 



ROHANCES REUTIVOS i LA IfiSTORIA DE ESPAOA. 



m 



Tanto el lemor declmdo i 
Coo ?aleFosa osacJfa 

Y proceder reporladOy 
Tomó una toca de lieozo, 

Y 80 lanza derribando, 

La atiudó pegada al bierro , 
Los cabos sueltoa dejandOf 
La coal levantó en los aires» 
La voz tambieo levantaodo : 
— ¿ Para qué ocapan , señores , 
Esus armas naeslras maoos, 
Si con alentados piés 
Solo de huír tratamosT 
í Hourosa vnelu barémos, 

Y con trofeos honrados 
AI real de naeatro rey 

Para obligarle ¿ premiamos , 
Si en tal de apartar loa moros 
A sa rostro loa Jlevamos, 
No captivos, mas veociettdo » 
Como á cobardes vasalios ; 
No por caso de fortona « 
Sino por falu de manoat 
Advertid qne pocas veces 
Se vence ei baen estorsadot 

Y si bay qoien baga eiperiencia 
Siga este lienzo beii>olado 
S«:rvirále de bandera 

Y de darle nombre elaro.— 
Coo esto baUó los piés , 
Daodo rieodaa al caballo » 

Y eutre fos moros se mete , 
flacieodo sangrieoto estrago. 
Sigoenle todos A vn tiompo, 
El alto heefao loando , 

Por cnyo medlo adqnlrieroil 
Victoria de su cooirario. 
Con lo qoo al reai se folvleroo, 
Donde Pulgar loé premiado , 
Por armas dáüdole el Rey 
Un iíenzo á una Uoca atado 
En las garras de ua ieon 
Bo caropo aiai levaniado « 
De ooce dorados caslilioa 
Por todas partea oercado « 
En memona qae trionfó 
De once alcaidos esforzados. 
En lo alto ia Ave-Marfa 
Del escudo en campo blanoo 
Coo dos letreros aMUidoo» 
De ta tarjeta en io bijo t 
Dignos de eonsiderar, ~ 
Que dicen eu caatellaoo : 
cTal debe el bombre de sef 
» Como qatere apareeer. » 
Advertencia eoa qoe poe4o 
Valer mucbo el eaforzadOft 
Al valeroso Pulgar 
Coo sus beehoft imitando. 

(Loso Lam n LA Vboa , priMMv patte éel JlMim- 
C€r9 9 irüge4fM$ 4e.) 

* Ea este romanee eaplezan los 4t las buafias de Renando 
ie Ptlpr y de Garcilaso de la Vega. Esie y e! i^oa le sigoe 
debieroB eoloearse por sn época.fnmedlitamente despaes del 
■óm. 1078, qoe dice : Málaga etk muy e^treehé; >ero se hao 
piesto aqui por reaDÍrios con los otros refereates 4 Palgar. 



ill4. 

POLCA» ■ETE SOCOMO CN BaLOaftlftA, V ORIiOa AL UT 
CHICO Á OOB |.BlAirrK BL oiReo K 

(De Gdniel Loho Laso áe la Yega.) 

El rey Cbieo do Graoada 
La foruleza bolla , 
DelafaorteSalobrote 
BabJendo enuado ea ta viUa. 
Por todas parM la ai>rifU 



COQ rígoroaa porfia : 
Necesiudala tiene» 
Palu de agoa j de comldai 
La poca geote de deutro. 
DebiliUdayberlda, 
A los continuos asaltos 
Con gran vaíor resislia V ' 
Dando con él ¿ eotender 
Ser mucha y bién proveida « 
Ayodindoles tambien 
La necesidad precisa , 

Y el ver que en solo aos diestras 
Vida y bonra consistia , 

Causa de que en caaos taloa 
La victoria se consjga, 
Ydeqaecantelagíoria . 
Quien vió al ojo la caida. 
Sabido el estrecbo cerco 
Por las fronteras veeioas» 
Se junló copia de geole 
Para socorrer la villa, 
CoQ mucba de las comarcaa 
A quien convocado babían^ 
Marcbaron para este efocio ; 
Mas la mucha gente visu 

goe el moro rey de Graoada 
Dbrelafoerza teoía, 
No se atrevieroo 4 entrarla 
Por el ries|;o que corrian • 
Sio que primero vioieso 
Mas gente de Andalucia. 
Fernan Perezdel Polgart 
Que en el socorro veoía « 
Visu la necesidad 
Que los cercadoa (eBian« 

Y de aquella dilacion 
El dai^o que ae seguia. 
Uabló á sesenu soldados 
Expertos eo la uiilicia , 
Hombres noblea y de esfoerad 
Como el becbo lo pedia, 

Con los cuales de tropet 
Itompe la cerrada via 
Por el mas grueao escuadroQ 
Que el campo moro tonia « 
llaciendo eu la delaulera 
Dora y sanffuinosa riaa, 
Hasu que a pesar de todos^ 
Aunque berido, entrd en la vftlla» 

Y de alli en la forUleza , 
Cuva entrada defeudida 
Fué por sola sa persooa 
A aqaella turba infioita. 
Recibierou los cercados 
Gran placer con so veoida , 
Dicieudo :->Con ta presencia 
No hay, Pulgar, suerie enemiga. 
Pesanie d*esto el rey Chico , 
Mandó qoe al siguienie dia 

El combate general 
No cesase , haau reodirla , 
Diciendo qoe por la falU 
Del agoa se eotregaria. 
Coaodo esto supo Pulgar, 
Solo un cántaro que babia 
niso colgar de una almeM « 
Dicieodo si le queriau « 

Y jooumeoie oon esto 
De plata una taaa rica 

Dió al moro qoe del combate 
Le dió la nueva,en albridas : 
De que admirado el rey Cbico 
Levantó el ceroo aquel dia , 
Por ul hecbo , y porqae supo 
Que el rey Femaodo venla. 
(LoBO Laso db la Vboa, ñomeneerú f tregéiiai, ele.) 

« Véase la nota del anterior.^neprodooe eo esie lomaaee ol 
aalor de t\, con sa toao lilBclttdoy •Mado» te iltaactoB f 



Digitized by 



Google 



124 



ROllAmBllO GENERAL. 



ardld ttn eomnn de iin Jefe sltíado pof hanbre y sed, qoe arrola 
al campo enemigo los vfveres q«e consenrar para pefsnadirle 
deqne esti la plau 6 el ftierte abandanteBenta pronsto. (Véase 
el roraance viejo, ndm. lS33j donde se ve nna situacion lenal , 
pero expresada con senclllez interesante , y sin la ¿ambolia ni 
pretensíones de nn estudiante de retóríca.) 



1H8. 

POLGAB CUTA EL ■ÓTOi^O DEL AVE-MAftU E2I U BEZOOITA 
OB GRAMAOA. 

{Anámmo*.) 
¡8anU Fe, qoé bien pareces^ 
En la vega de Granada , 
Toda cercada de muros , 
De torres blen torreada , 
Una cava á ta redoiida , 
Que toda te cerca y ba&a ! 
Fundóte el rey Don Fernando , 
Doña Isabel en compafia, 

Y oiros mucbos cabalteros 
De la nobieza de EspaQa. 
Con el secreto silencio 

Y resplaodor de Diana , 
Una uocbe que hacfa 

Uuy resplandecienie y clara , 
Nocbe que huelgau los nraros 

Y la esüman mas que cl alma,. 
Mas que el sábado el Judio , 
Mas que el cristlano la Pascua 
Del venturoso Bautisia , 
Aquien la Iglesia sefiafa 

Por uno de losmayores 
Qne eo los nacidos se hall 
Aquesta noche los moros 
Hacen graude tiesla y zainlira , 
No en la Vega ni el Jenil , 
Como era su antigua usanza , 
Porquejde temor lasfiesias 
Hacen á puena cerrada ; 

Y laego al siguiente dia 
Una zuriza gallarda 

De moros y de cristlanos, 
Toros y juegos de cafias, 
Que fMplaodece en la Vcga 
La luz de sus iuminarias. 
Parle Fernando el Pulgar 
Desde $anta Fe á Oraoada , 
En una yegua , por posta , 
Tres horas ántes dei alba , 
Que pretende hallarse en t>Ma*, 
Aunque por pnnta de lanza , 

Y aunque va de Santa Fe, 
Nunca de la fe se aparla. - 
Las señas que Polgar Heva 
Diré , si biea mé acordaba : 
Uoa jacerlna cota 

Fina , y de tan 6na maTla , 
Qoe eabe deniro de un pufio 
De menoda y de liviana. 
Lleva an pergamino escrito 
De la que es llena de gracia , 
YtrojoalVerbodivino- 
Uecogido en sos entrafias : 
Lleva un coleto de ante , 
Que á la nieve se compara , 
Siu cucblllada nigolpe, 
Porque con él las repara : 
Su cadena' de oro al cuello 
Con una cruz de esroeralüas , 
Eo an brahon reeogid« , 

Y por gala y sobre gata 
Llevaba ao bobemto verde 
De fajas, coo cuatro mangas, 
Las cortas bleo gaameeiaas , 

Y acuebiUadás las largas ; 
. Un sombrero á lo frances 

Acaireiadodeplata, 

Y eDtrecairelycairel 



Hilos de aljófor sembrada ; 
Paiacho grande caido 
Entre la copa y la falda, 
Por cintillo iHia cadena , 

Y un diamante por medalla. 
Pendieute de la pretina 
Llevaba una rica daga , 
Qoe brocal, pufioy contrra 
£s lo mismo que la espada. 
La hoja , no bay que pedir, 
Sino el brazo qne la mand» , 
Que iia-derramado con ella 
l'auta mas sangre pagana 

8oe Aliaclara y Hovosa, 
iTtzona,niCotada, 
Ni con Dorindana Orlando, 
Ni el fuerte Urgel con su maza. 
Lleva bordado en loa tiros 
Üos serpi^ntes, cara á cara , 
Qoe parece qoe estén vivas 

Y i los vivos amenazan : 
Lleva onas blancas botillas 
Qoe revientan de apretadas, 
La de la piema derecha 
Uasu el tobillo arrogada : 
Con la rosa de la liga 

Lo mas de la media tana. 
Con esio llegó á dar visu -. 
A la invencible Granada. 
No va por la poerta Elvira , 
Que sabe que está cerrada : 
Ya por la puerta del Rastro, 
Do nalló durmlendo los guardas. 
Quiso Díos y la ventura 
Qiie el Daaro le diese entrada 
l*ur el boeco de la paente 
Hasu llegar á la escala, 
Qoe á veces Dlos á los soyos 
Los cobre con telarafias. 
Daja por la Herreria , 

gae aioja á la Vivarambla; 
ntrapor el Zacatin; 
Con el rey moro eficontraba , 

Y el Rey le dijo : — iQoé gcMle?- 

Y él sin torbarse palabra , 
Porqoe ta ar&blga lengoa 
Corta como la crisUana , 
Le dice : — Soy Redaan , 
Qoe soy de flestas mafiana , 
Porqae hago en la zurita 
Una Ogura galiarda. 

^i Qoé ÚAura?— dijo el Rey, 
No entendiendo que le eDgafia. 
Hago á Femaodo Palgar, 
Qoe parezco hasu eo ei baUa , 
Qoe este veatido qae traigo 
He lo bizo aoa crístiaoa, 
ae parece ser el mismo' 
iae Poigar se viste y calza.-^ 
W Rey qoedó un cooteato 
Desabizarriay gala, 
Dae mandó da^le on caballo 
Para qoe i las flestas salga. 
Daudo vaelta á la ciodad , 
Se vino k la Vivarambla, 
Do vido estar ao castlilo 
Hecho de madera y ubla, 

Y ona casa i la redonda 
Qoe toda la cerca bafta. 
Pregootó en algarabía 
Cémo el castitto ae llama : 
Dicenle qoe Sante Fe , 

§ae ban de rendirla y ganaila. 
ióse d*eso Polgar; 

Y dice : -> fPerra canalla , 
No 08 veréis en ese gozo , 

Si Dios me guaeda mafiana! ^ 

Y ésundo en estas razooes 
Vido 00 moTo coD on bftclia i ^ 



Digitized by 



Google 



ROMANCES R£LáT1V0S Á M BISTOR(A DE ESPARA« 



m 



La caal bacba le miitó , 

Y uo gran golpe fe daba 

$m le dejara por nuerio 
endidoianto&iacava* 

Y con el bacba enceDdlda, 
Fttego á las casas pegaba. 
Unoa dicen : ¡ Puego , fuego ! 
Otros dícen : { Agua , agna ! 
Olros djcen aue es rebaio , 

8tte vlene det Alpujarra. 
tros dicen qne es Pulgar í 

§ue estaba dentro en Granada , 
Pulgar 80 andaba enlre eilos 
Lleno de cólera 7 rabia. 
Poése para la mesquitay 

Y hallóla desocopada , 

Y eo lo roas alto que podo, 
Adonde su mano alcanza , 
Poso el pergamino bianco 
De la que es llena de gracla, 

Y una aotorcba Jaato a él 
Encendida , en una escarpia ; 

Y cuaodo ya amanecia 
Eo casa del Rey entraba , 
Por cobrar aqnel cabaUo , 
Que el Rey eutregar le manda. 
£1 Rey teuiá ya ñiandado 

A loscriadosde casa, 
* Qoe le dferan á escoger 
£1 caballb que gustara. 
Eseoge un caballo blanco 
Que á la níeve se compara 
Enjaezado de oro , 
Las herradoras de plata , 
Caballo que en treinta pasos 
Gorre» galopea y para, 

Y con un sulil cabello 
Se pnede teoer é raya : 
Gon una marlota azol 
Toda de perlas sembrada. 
Bajóse á la plaxa Nueva, 

Y de alll á la Vivarambla. 
Los moros babian puesto 
Un rey Kemando d e paja , 

Y un moro becbo de bulto , 
Que una azagaya le pasa : 
Alli se eoojó Pulgar 

Con ira y cólera brava : 
Dejacaer lamarlota, 
Metieodo maoo á la espada , 

Y al que encontró por delante 
De claro en claro lo pasa. 
Lléranle la oueva al Rey 

?ue está deotro det Albambra; 
cuaodo acodió coo gente 
Palgar eo Santa Pe estaba. 

{Bmaneet vartot de diversos ntoret,) 

« Cdebra siempre Gnaadt al aniversario da sa «oaqnista 
coB lesUs reUfiosas y popolares. Entre ellas, desde'flnes dei 
tigio ZTi se ejeenta nn drama iDÜtniado El triunfo doiAve-Mih 
rts, ea el enal s« representa ia hazafta de Pulgar, que aqul so 
ha refefMo, y el reseate qne hizo Garcilaso del rótuld del Ave- 
■ariSffneTarre por vinpendio arnstraba en ía eóla de sn 
cahallo. BI drama se ha impreso slempre á aorabre de nn in- 
fealo ; pero se atrlhnye no sin raioa al famoso Lope dc Vega, 
qne fal<^ lo tooió de los rosuaces, ó mas probal^ldmente de 
alcia drama mas aatigDO. 

* Saata Pe fa¿ primero el eampamente de tiendas qne los 
Keyes formaron delante de Granada , ÍmitaDdo nna poblaeion ; 
pero eomo por ser de lienzo bnbo de quemarse, con graTe 
rlesfo de los Reyes Católieos , lo leTantaron despnes y eons- 
iraycraB de materias mas sdUdas y ménos expnest^s al fnego. ' 



1U6. 

AI. NISOO ASURTO. 

{Oe Gúbriei Lébo Lúso ée la Vegú,} 
En espantoso silencio 
Todo el ofbe entnelto esuba 



Y á descanso redocidas 
Todas las cosás cailaban. 
Solo un ioqoíeto munnurio 
Se oye eu el campo de guardia 
Del Católico Feroando , 

Que se alojaba eo Alhama.. 
Ti'atabao todos de dar 
Muestras de si señaladas : 
Uuos de lidiar coo Tarfe 
feio la-Vega , vista el alba ; 
Otros eo la puerta EUira 
Dejar fljada uoa daga^ 
Mas el valienie Pulgür, 
Que en esta ocasion se balia 
ki Juramento cumpUendo , 
Hecho por él en ia piaza 
De tomar de la mezquiia 
Posesiou y de Granada , 
Enipresa que en todo el campo 
Se notó por temeraria, 
En una carta brufiida 
EI Ave-Maria estampa , 

Y de un adalid guiado 

Por Darro arrU>a i& entraba, 
Sin ser de nadie eentido, 

Ene ya de su páfte estaba 
I declarada ventura 
Que á so esfuerzo acompaSiaba, 
Cercado de negras sombras, 
Que la de terror vendada , 
So iutento favorecia 
Cobriéndole bon sus alas. 

guittce escuderos llevó 
n esu Justa demanda : 
Los seis meti6 en la ciodad , 
L08 nueve dejó i la entrada » 
fio guarda de los caballos, 

Y á la mezquita llegaba , 
En cuya puerta iijó 

Con uu puñal que llevaba, 

Y devoto proceder, 
Aquellas palabras santas. 

Y una antorcba Juuio i ella 
Encendida en una escarpia , 
A «luien postrado en cl suelo 
Dfjo con las manos alias : 

— No os dejo donde quisiera , 
Mas lo mejor que yo puedo , 
Do no os quitara mi miedo 
Lu^ar mejor, si le bubiera. 

lemo que en este os hará 
Ofeosa esta turba infiel; 
Mas no , que el áogel Gabríel 
A su boca os volverá. 

Yo quisiera mas valer 

Y poderme couservar, 
£u él poderos guardar, 
Adonde os pude poner. 

Hállome de foerzas pobre, 
Aunque no de atrevimfeQto ; 
Solo babré sido instrumento 
Para qoe por mi Dios obre. 

Quédate, y conmfffo ve, 
Que bien se puede alabar 
. Aouesie indigno logar 
' Dei bien con que le dejé.— 

Oe tierra se levantó 
Con reverencia aeatada , 

Y de aqoel pnesto partiendo 
A la Aicaiceria baia • 
Gomo promeiido babiay . 
Gon dcsignio de quemaila ; 
Mas cuando pidió ia lumbre ,. 
Bespondió el que la llevaba : 
— El tiempo la ha consumido 
Oue bá que duca pieza larga : 
DequeindignadoPulgar, 

l^ dió unaliérida eo ia cara. 
Yuelve á anlir por do eniró 



Digitized by 



Google 



m 



MHAKCBM GBRBtU. 



Con tan glorios» httiBa, 
A quien los Rryesliieieroit 
En U igtesift dé QrftMda 
Merceddel enüerro lionroso 
Qoe de io8 Pulgires tlannii » 
Y que en el eoro y oflcio» 
Coo capa eutrase y espada. 



(Rommeero aenerat, fní. 49ff.— ft. LOM Laso di 
uyEQA, Hommict 



nmicero y tragedUnt «tc.) 



1117, 
KsciimALO ni OEAmA poaoog moMi clavó wl róto- 

LO OEL AtB-KAlf A Dl LA FOBaTA DB LA ■BZQUITA. 

(1>e Cahriel Lobe Lato ie ta Vega,) 

Sobre el mas allo colUdo 
8e mtteatra del moote lUa 
El deseado locero 
Dcnonciando el nuevo dta • 
Cuando en ia fuerle Graoada 
Discordes voces se oian < 

9oe las daba el rev Cbltiail^ 
la plebe ffraoadina • 
Porque eo laa cerradas poerüs 
De 80 acauda mezqaita 
Hallaroo coa oo punal 
Fijada la Avc^Maria. 
Dan tormento á los capt&vos; 
Pero nada se averigua. 
Corrido el Rc; de tal cáso 
Por ia ciudaodiscurria ; 
Ati^ado , sin coosejo 
Dice, el pecbo Ileno de ira : 
— Maboma , ¿cómo sulristo 
Tal afrenta coQlra ti? 
Porqoe creo, y es ansl, 
Que evitaria no pudiste. 

BleD semejante uítra]e 
Hercce to iey pesada, 
Pnes conseniiste i Granada 
Qoedar siu Abencerrajes. 

Toma enmienda d*este a^ravfo» 
Armate , qne te conviene , 
Qoe ya Granada no tiene 
Quien moeva en Ui easa el bibío. 

Que aonque solia tener 
Por quien tulste respetado, 
Ya se acabó et buen estado 
Qne dura poco eu un ser.— 

En esias quejas estaba 
Ei Rey, coando se ofreoía 
Tarfe, el Jóven mas valieatc 
Que cifi6 espada morisca » 
El cual con ira rabiosa 

Y con arrogancia alUva 
Del logar adonde eslaba 
Arrancó la A^e-Maria, 

Y á la cola dcl eabario 
En qoe iba la prendia ; 
Lanza y adarga tomando 
A lo froDiera camina. 

(LoBo Las« DB M Veca , Primere parle 4il romemr 
eero y tragediot de,) 



1118. 

TARFE, ARRASTilAllBOgL BÓTULODBLAU-MAlfaVQOK LLB- 
TABA BB U COU DB 80 CABAU4>, MOOOCA l L08 CA- 
BALLBR08 BBL CAHrO GBtBTMIIO, k flOB SAMAll A BB8- 
CATARLO K 

(De GahríelLeba Ltío de ta fega.) 

En 00 refoelto andato 
De color vario pieaio^ 
Dando fln á bb carrera 
Sobre los piéa reparando, 
Pel rey Fenaodo 4 Ib visift 



Aparece Tarfe el btv»^ 
De aspecto bravo, feroR , 
Coo el brazo arreminfado^ 
Gruesa laoxa flja al p«ío » 
Hierro y regatOB dorado : 
Cuai fragii junco la «ibra 
Los do8 retaates jontaodo; 
Ancba adargaeo laaiiiiealrav 
En coyo campo a%iil daro 
Se ven dos maooa abiertaa 
Procuraodo aairse eo vaoov 
Ooe uoa muoriea» lo íropido 
Señalaodo un aoipe iAfauato 
Contra qoien oice iNia letca ;i 
cTo rigor oi el bado avaro»» 
Feodieote el leirero trao 
De la cola delcabaUo . 
Que Pulgar áej^ eo GraMda 
En la meaquita lyade* 
Doode iba «I A«e-Maria 
Por el sueto baciendo rastro; 
y eo vos alta, juotQ al BMiro « 
A todos amenaKaiido, 
Dice : » ¡Goidadoaos sois 
De Toestro AtooraBycriHii— tl 
¡Harto nMjor que vosotros 
Le guarda aqueste cabalioS 
tSi 00, salid ¿ quilarle, 
Veréis si le babeis baraio l-* 
Acuden de prcsio al murov ' 
Y veo al moro gaiIardo« 
Cuyo especticoio fo« 
A todos duro y ettrafio. 
Hiocan la rodilla en üerrDy 
Aqoei letrero adoraodo : 
Vase á armar Mfartin Gatindo, 
Que ansi del Rey le ea mandado 

(LoBO Laso >b ia Vsca» 
tfiM,ete.) 



y írage- 



* En el drama Ellriunfo dei Ate-Marla, qtte helttos rereriAo, 
sale e1 aoro Tarfe i caballo , arínado do todas armts, j desde 
cl paiio proflcre el reto eOBtra el eainpa cHsifafeo (fue se ftgu- 
ra en el loro. Cirando en el aDiversarie de la toaa de Granarta 
ae representa alll este dram , leda et popalaelif faa acQde , 
llena de improperioa al cteiee qoe repreaenta ai noro Tarrr , 
con tal aatasiasmo , qae iveces lo ban auItraUdo de obn. 



ni9« 

SAte GARCIUSO OE LA ?BSa CO!n*Ar Clr «010 rARFR , 
T TRIOICrA 00 ÉL. 

{De Gábriel Lobe Li/io áe lá Tega,) . 
De bioojos poesio aiite el Rey 
Está el Joveo GarcÜaso , 
Goyo pa^e era » pi Jíeiido 
Lo deje salir al campo 
Para casiigar de Tarfe 
GoBtra la fe el desacato. 
Respondióle el Rey : **-' Sois 

Y raleroso el contrario ; 
Dejadlo á Martln Gafindec, 
Que este es oo caso pesado « 
Poea el vallente Pulfifsr 
Por Mseoie esU «xe«isado» 
Goyaera a<|iiesu eminroso 
Por haberla comenxada. 
No MtarM ocaaliaeB 
Btt que ejerciieis el Inrazo.-- 
Sia embargo d*e8to se arma 
Goo secreto , j sale al caropo « 

Y aiaando al cielo ios ojos, 
Dice pidiéndole amparo : 

— No la gloria d'esu cmpresa 
Preteodo por ml interes , 
Gomo tü , Vlrgen , lo f es; 
Qne laas el sgravlo pesa^, 

En cuya satiafaccioo 
Es bieo el bárbaro eutienda , 



Digitized by 



Google 



Qae no se permke ofenda 
Nombre de tal perTecGloa. 

Uo doD to pido ImmilBieftle : 
Raz, Vlrgen, se me conoedft, ' 

Y es, tn Dombre qniUr pueda 
De lugar tan indeeente* 

Tnya es ia eausa qne sifpo, 
Yencedor saldré sin duda : 
No hay sncrie qne mai nenda f 
Pnes va tu fa?or cotimigo.**- 

Suelta al caballo ta tieada, 
Gala la laoza al eontrariOt 

Y con tal pujanzá embister 
Qne di6 con Tarfeen ei campo» 
Cuya cabeza f ietrero 
PreseoU al rey Dod Feimndo, 
Qne desde el muro babtn «iato 
Oe los dos el duelo br^vo , 

A auien abrazando diee : 
— Valeroso Garcllaso, 
Uamáos Umbien de ia Yega, 
Pnes en ella liabeis gtnado 
Hoy el iDmorCal reaonftbre 
Por ese iodómito brato ; 

Y aqnestas leiras traed 
Eneste dorado campo, 
Por armas y por Mason 
Dadas por el eielo gralo« 
Sin las wKi vos os teneit 
Ine os dió vnestro troiico daro; 
. en unto q«e otras mereedes 
Por tan buen servlcío os btg&f 
Seréis de bof mascaplias^ 

Gon la cruz de Snnüago.-*»> . 
(LoBo Li9o aa ui Vma 
éiMt, etc.> 



ROHANGES RSUTIVQS Á 14 BJSniIA DE ESPARa. 



? 



y irttge- 



AL nisae Astmto. 
{De Lúea$ Bí>4rigíuz,) 
Gercada está Santa Pe 
Porelnnoyotrolado, 
Asentadas mucbas tlenda» 
De oro, seda y de brocado; 
• De muctaos conées y duqttes 
Todo ei campo eslá adomado^ 
Oe los GatátÍoM reyes 
Dofia babei y Pemendo^ 
Gon mucfaas ilnmbMuriaa 
Yregocíjosobrado: 
Guaodo a las ocbo ilel d«a 
Un moro se ba demoalrado» 
Uoa lanza con doe Uenroe 
Encima un caballo bbneo. 
Las orejas trae liMkdidas, 
El rostro becho pedazos» 
Porqne con sua tnchoadiwies 
A morder esuba uaado. 
El moro qne encima vieoe 
Parece de gran esiado : 
Un pa&o de oro le apcíeia 
En el bombro arremoDg^» 
Una marlota ?esiida 

Y nn alborno& colorado,. 

Y en el sa bma sittiealro 
Un fuerte escodo embrasadow 
Gamina pam el real 

Gon semblaote denodado ; 
Antes qne al renl llagaae 
D*esta maoer» bi biblaíAo 
->¿CnaI serA aooel eaMlero ^ 
En valor aTenliyado>, 
Que por ensalzar su hmast 
Se salga coomigo al eaH»po ' 
Salganncsal^midos,. 
Salgaii ires 6 salgan cnaUo, 
salga PnerifleaiFeso» 



Gomendador afanwdo ; 
salga ese bnen Galindo, 
Señor de Palma nombrado ; 

Y si 00 bay uinguno d'estos, 
Salga el mismo réy Fernando* 
Que yo le daré á enteDder, 

Si quisiere aqui proballo, 
Lo que mt persona vale, 

Y que soy intltulado 

El Taliente moro Tarfe» 
Enlaguerra señalado, 
Hemiano dei rey GbiqaitD 
De Graoada, tau nombrado ; 

Y por mas desbonra vuestra 
Traigo en coi» del c^llo , 
Geii ckico letras escrtta 

En un pergamlno atado , 
Vuestra fe y Ave-María , 
Que reza cu»lqu¡er crisüano» 

Y si no me lo creeis^ 
Mirad este cartel blanco.— 
Ynelve las riefidas el moror 
GoD nn semblante gallardo, 

Y todos se maravilian; 
Gada cual est& admirado. 
Mucbos al Bey ae le ofreceo 
Scr en defensa dci) easo : 
Luego babló uo csballem, 
De Ecija se ha oombvado : 
Garcilaso faa por nembm, 
De Ijnaje muy hldalgo; 

Era de.añoe diez.y seis, 

Que en diez y siete no ba entrado. 

Púsose delanie el Rey 

Gon roslro loberbiOr aivjid»; 

n/oca la rodilla en liem 

AI uso de cortesano. 

— A tn real Altezn pido 
Gomo á rey tan snbiimado, 

gue me de luego iicenda 
inquemeseaaegado, 
Que con el mom combata 
Que se mositó un osado. ^ 
El pradeote fttiy respende 
Gomo sagaz y avisaao r 

— Garcilaso « sote muy nwzo 

Y en las armas poco osado : 
Delaldo & Puerto^carrero, 
Belicoso caelellaw, 

Y Unibieo eslh Galindo 
En la guerm e9en:itado.r« 
El mozo de enojod'esto 
Hucho se babia alteradoi, 
Por el real adelante 
Graodes Yoces ibn dando^ 

— Pajes , los qoe me servis, 
Traedme preato rceaudo.-^ 
Ya vienen todoa los pi^et, 
Ed ud phnto s* ban at nrndo , 

Y por do el Rey no lo> vla 
Sale al campo Dten armado. 
EI moro, ciiaado.lo vldot 
Se va para Garcilaao, 
Solo para atropeüarle, 
Pero no para encontraUo. 
Garcilaao,^ con desOreza , 
Va para el fuevte pngaiio, 

Y eoristrándole U hmfei 
Al snelo lo ha. derribado. 
Luego cetté m caheza 

Y en la Unza la ba biDcadOv 

Y con grande Vijereza 
Ei pergamino be qnítado 
De la parte dbnde esuba« 

Y en sn pecho lo ba fljado^ 
D'esU nianera decia ^ 

Al ciclo siempre mirando : 

— i Ob letras de ml consael** 
Por quien yo lai cemediado S ^ 



ttr 



Digitized by 



Google 



t$8 



mittNCKIO QOflRAU 



Y deknte e1 ney 06 vaelfe 

Del becho disimulado ; » 

Los hinojos por el suelo , 
lyesta maneira ha bal)lado : 
•— Ttt Alteza me perdooe, 

gae no bice to mandato.— ' 

I Rey por bonra le dar 
Del suefo le ba levantado , 

Y dijo : — Esas sean tus armat, 
Garcilaso ei afamado , 

Pues es el hecho primero 
Eq qoe t& te has sefialado.'^ 

(RoDRWun^üomm^fro kisloriado,) 

* Pareee i[W se hixo moda entre los poetas la Mnnala de 
reto 6 provocacion á doelo síngular, tal eomo se eipresa en 
eaioa versos, ya paestoa en boca de las damas ó de los eaba- 
Ueros. iVéwte iot rammea nümeros 1121 , 1128 y ll^.) 

1121. 

Ab nSHO ASOflTO. 

[Anónlmo.y 

Cercada es\k Sania Fe 
Con mucho líenio encerado, 
Al rededor mucbas tiendas 
De seda , oro J brocado , 
Donde están duques y condes, 
Sefiores de graode estado, 

Y otros mncnos capitanes 

Que lleva el rey Don Fernando^ 
Todos de valor crecido, 
Como ya habreis notado 
En ia guerra qiie se ha beoho 
Contra el sranadíno estado ; 
Coando i las nueve del dia 
Un moro se ha demostrado 
Enclma on caballo negro 
De blancas manchas manchado» 
Cortados ambos bocicos, 
Porque io tiene eoseñado 
El moro que con sus dientes 
Despedace á los cristianoB. 
El moro viene vestido 
De blanco, azul y encarnado, 

Y debajo esta librea •' 
Trae un muy fuerte jaco « 

Y una lanza cbn dos bieYros 
De acero muy bien templado, 

Y una adarga hecba en Fez 
De un ante rico estimado. 
Aqueste perro^ con befa, . 
En la cola del caballo , 

La sagrada Ave-Maria 

Llevaba , baciendo escarnio. 

Llegando junto á las tiendas 

D'esta manera ba bablado : 

» ¿ Cuil seri aquel cabaliero * : > > 

Que sea tan esforzado 

Qoe quiera hacer comnigo ' 

Satalfa eo aquesie campo ? 

Salga ono , salgan dos , 

Salgan tres 6 salgau cuatro : 

El alcaide de los Donceles 

Salga , que es hombre afamado ; 

Salga ese conde de Cabra , 

En goerra experimentado : 

Salga Gonzalo Femandez, 

8oe es de Córdoba nombrado» 
8ino,HaniDGai¡ndo, 
Qoe es valeroso soldado; 
Salga ese Poriocarrero , 
Sefior de Palma nombrado, 
el bravo Don Nanuel 
Poncc de Leon ilamado , 
Aqnei qne sacara ei guante 

gue por industria fné echado 
onde estaban los leones , 



Y él le sacó moy ocadd * ; . 

Y si DO salen aqoestos , 
Salga el mismo rey Fernando, 
Qoe yo le daré & entender 

Si soy de valor sobrado. 
Los caballeros del Rey 
Todos le están eseoohando : 
Cada ono pretendia 
Salir coD el moro al eanpo. 
Garcilaso estaba alli , 
Hozo gallardo , esforzado ; 
Ucencia ie pide al Rey 
Para salir al pa^ano. 
«* Garcilaso , sois muy mozo 
Para emprender este caso ; 
Olros hav eo el real 
Para poder encargarlo.^ 
Garciiasó se desplde 
Hoy confoso y emjado , 
Por no tener la licencia 

?ue al Rey babia deroandado. 
ero muy secretamente 
Garcifaso se habb armado, 

Y en 00 caballo morcilio 
Salido se habia al campo. 
Madie le ha conocido 
Porqoe sale disfrazado ; 
Fuése donde estaba el moro, 

Y de esta suerte le ha hablado : 
— ¡ Ahora verAs , el moro , 

Si tiene el rey Don Femaado 
Caballeros valerosos 
Qoe salgan contig» al ctmpol 
Yo soy el meoor de todos, 

Y veogo por sii mandado.-*- 
EI moro coando te vi6 

En poco le habia esiimado, 

Y díioie d*esta suerte : 

— Yo DO estoy acosiumbrado 
A bacer batalla campal 
Sino con bombres barbados : 
Voélvete, rapaz, le dtce, 

Y venga el mas eslimado.^ 
Garcilaso con enojo 

Poso piernas al caballo ; 
Arremetió para ei moro, 

Y 00 gran encoentro le ba dado. 
El moro qoe aqoesto vió 
Revoelve asi como on rayo: 
Comienzan la escaramoza 

CoD OD toror moy sobrado. 
Garcilaso , aunqoe era mozo» 
Hostraba valor sóbrado ; 
Dióle al moro ona lanzada 
Por debajo del sobaco : 
El moro cayera moerto , 
Tendldo le habia en el campo. 
Garcilaso con presteza 
Del caballo seba apeado : 
Cortirale la cabeza 

Y en el arzon la ba colgado : 
Qoitó ei Ave-Haria 

De ia cola del caballo : 
Hincado de ambas rodillas 
Con devocion la ba besado, 

Y en la ponta de so lanza 
Por bandera la ha colgado. 
Sobió en so caballb ioego , 

Y el del moro habia tomado. 
Cargado d*esto8 despoios 
Al mal se habia tornado, 

Do estaban todos los grandes, 
Tambien el rey Don Femando. 
Todos tienen a grandeza . 
Aqoel hecho senalado ; 
Tambien el Rey y la Reina 
Hocho se han maraviiiado 
En ser Garcilaso mozo 

Y baber beclto oo tan gran caso. 



Digitized by 



Google 



ROHANCÉS RELATIVOS Á U HISTOniA DE ESPAfÍA. 



m 



Gtreibso de la Veea 
Desde alU se ha inmulado, 
Porqoe en la Vega biciera 
Campo coo aquet pagauo. 

íPcttCT AK HiTA nbttarU áá Ua bémdna déi Ca. * Deplorable extnvlo de la razon y el bnen cnsto es comparar 
tfj£ L í • cí JLpe-ílariu, eon la gaiiina «ine da «isuneia arealdo de la oUa. 



Y d*esu soerle 1e lleva 
Delante at Rey sa señor. 

(Madbigal , Segunda parie del Rtmumuro genertl) 



grUt, ele.) 

« Véase la nota del romance nnm. 1110. 

a Eata kasafia se reflere en el romance núm. 1131. 



GELÍBIIASE FOR LA REmA DO^A ISASEL LA VICTORIA DE GAR- 
CILASO CONTRA TARFE, T EL TBlUIirO BEL AVE^MArIa. 

{Anáfíim.) 

La relna Dofia Isabel , 
Viendo venir vencedor 
Al ▼aliente Garcilaso, 
D'esta manera le babló : 
— Bien es, Garcilaso faerlc, 
Qne me arrodille ante vos , 
Que qnien de Dios tiene tanto 
Bien merece adoracion. 
Ai cueilo traeis ei Ave 
Que ¿ todos nos redimió , 
Piies del Redentor la Madre 
Es caasa de redeocion. 
D*esta enfermedad Maboma 
Que ha de morir clerta estoy, 
Porqoe eo laltándole el Ave 
La soslancia le falió *, 
CoD el Ave i San Gabriel 
Atras, Laso , dejais boy, 
Poes ia sacats del iofiemo 

Y ¿I del clelo la sacó. 
Favorecedoos, Gardat 
Poes boT os pide favor 
La que lavorece 4 todos 
En el mar de confusion. . 
Con la empresa d'este dia 
j Ob qoé ventoroso sois ! 
poes sosteotais eo el pecbo 
La que i noestro Dios le dió. 
Sois de la corte divioa 
Caballero del Tolsoo , 

Y aunqoe no llevals cordero , 
Uevais la qoe ie parió. 

Esa cadeoa del cuello 
D<*cidme, ¿qoiéo os la dióT 
Qoe mas que el cielo y el soelo 
Vale solo on eslaboo. 
Bl platero foó Dios Padre» 
DiosHUoqoieulacrió, 

Y Dios Espirito Sanlo 
Foé el toque de so valor. 
Qoe d'esta soerte qoe esiamos 
Cousideraodo 4 los dos , 
Diráo qoe somos retraio 

floy de la salvacioo. 

Mas aooqoe por vos sea boena 

Aqoesta comparacion, 

Por mi no , que ella füé justa , 

Y yo pecadora soy. 

Hoy la saogre de Mendoza 
Mas grandeza mereció ; 
Si es real, boy foé dlvioa , 
Poet á Dios ba dado bonor. 

Y poes boy eo ooa Vega 
Gaoaste UoU opinion, 
Ei oombre de Garcllaso 
Con Vega dirá mejor.— 
Esto díeieodo Isabel 

A Gardiaao abraz6, 

Y coQ raoestras de bumildad 
Le píde so beodicioo. 

Del snelo le alx6 la Reina 
YUnanoletooió, 

T. XTI« 



1123. 

AL IISIIO ASONTO. 

{Anónimo.) 

LaCatólicalsabel, 
Vieodo venir vencedor 
Al famoso Gareílaso, 
De aquesu suerte le bahld : 
•— Vengais por derto en buen hora , 
Kuevo lucero espafiot, 
Poes boy i los de la fama 
Deja atras voestro valor. 
Hoy sin doda todo el oraado 
Os esl& en obligacion, 
Poes ona Joya como esa 
Se la librais 4e prisioo. 
Dios, mediante esas pahbras, 
En Virgen Madre encamó , 
De soerte que etlas sirvieron 
De sello á la redendon; 

Y boy porqoe el muodo conozca 
Voestra nobleza y valor, 
Venis á ser paraninfo 

De la volonud de Dios. 
A Gabriel baceis TeoUja, 
YesevideoterazoD, 
Pues qoe sacais del Inflerno 
Lo que él dd delo sacó. 
Gabriel dice forUleza , 

Y UnU contemplo en vos , 
Qoe ese titolo os compete , 

Y aoo otro pienso mayor. * 
El 4 00 manso corderillo 

So embajada declaró , 
Mas vos quiuisla este dia 
De tas raapos de un leon. 
Mereceis justo renombre 
De divino cazador, 
Pues que cazastes el Ave 
Que fue ouestra redencion. 
Como el ignita os contemplo 
Qoe de hilo mira al sol , 
Poes que dais i un Ave alcance 

8tte para sl cscogió Dios. 
00 razon os ikime el mcmde 
Caballero del Toison , 
Pues qoe llevais en el pecbo 
La oveja qoe ¿ Diosparió. 
Hov de la tnsignia mas alu 
So» comendador mayor, 
Poes qoe llevais la encomicnda 
Que Dios i su Madre di6. 
Justo será que os dé nombre 
El mundo de redentor, 
Poes le redimis la prenda 

8oe di6 Dios coando encarn6. 
oy eo la Vega ha salido 
De voestra nobleza el sol , 
. Y asi el renombre de Vega 
Por Toestro tendréis desde boy. 
Aolo esto 06 doy de mi mano, 

Y os prometo por qoien soy 
De teneros en ml corte 

En posesion del mejor. 
Esto en efecto es muy pqco ; 
Pero pagaros io ba Dios, 
Poes 1a Joya qoe él estima 
Le librastes de prision. 

{nomaneero ffcneral.) 



Digitized by 



Google 



loO 



ROMANCES SOBRE DON ALONSO OE GIUNADA 
Y VENEGAS*. 



1124. 



viESBirrACioif db don alohso db grah ada vnECks , k 

VOS RETCS GATÓUCQS EZf SABTA FS. 



{De GaMel Lohú liuo de la Vega,) 

Curíosamente ?esU(Io, 
Cosloso y tras ordinario, 
Hoslranao Gon grave ttspeto 
Ser rama de ironco claro , 
Don Aloiiso de Granada 
Entra cn Santa Fe, gaUardo, 
Por sobrenombre Viinegasi 
De lo materno tomado, 

gue por la parte dd padre 
ra ae los reyes altos 
De Granada y Zaragoza* 

8116 en Espana Ijaéroa Unto , 
00 el de Ure&a y Tendilla 
Al diestro y siníeatro lado, 
Qae como príncipe tal 
Le llevaD coa lauto aplauso. 
Docientos ginetes trae, 
De su gran casa criados , 
Sin otros muchos de á pié 
De so servicio ordinaTio. 
De Andrax viene y de MarclM*Aa , 
Qoe era suyo aqoei Estado, 
A quien saíe á recibir 
El CatóUco Femando, 
Con actos de grande amor, 
Del pabellon á tres pasos. 
Métele do esiá la Reínat 
Sin dejarle de su lado, 
La cnal en viéndole, düo, 
' De firan placer muestrts dando • 
— No bay que temer ia cooqpdsta 
Siendo vos de naeairo bando.— 
Por tal favor Don Alonso 
Besó á la Reina las manos, 
Cuyo padre ert Doti Pedro 
De Granada, qoe enlregado 
La fnerte ciudad de Baia 
Habia al Rey Doo Feraaado, 
Cuando voluntariamenle 
Se vino á ser sa vasallo. 
Hallindose pues los Reyes 
A padre é bijo obligados, 
Por este y olros servicfos , 
Que por muchos no sefialo , 

Y porqne coa oinco moroe 
De Granada los mas hravos, 
Eo desigual desafio 

Eo dos veces bizo compo. 
Doo Alfonso, defeodiendo 
Lo que a1 Rey debe el vasallo , 
Sos prendas, su sangre ilqstre 
Ysu valor acataodo, 
De so mano y por su órden 
A Don Alonso casaron 
Con la bella Dofia ioano , 
Dama suya , á quien criaron , 
De Meudoza , coyo padro 
Foé el valieote Doo Uuriado, 

8ae sirv¡6 en esta conquista 
e Gazorla adelattlado, 
NietadeldeSaniíllana, 
Tronco anüquisimo y allo, 

Y tambíeo porqoe salió 
De una batalla tríonfando 

En U Yega , y de otra en Adra 
Tres estandartes tomando 
A los moroe, cuyas baces 
Acaudilló el mesmo año ; 
Tras lo caal fué Don Alfonso 



ttOMANCBRO GSNBUAL. 

Por general sefialado 
De la armada do la mary 

8ae andaba el Reino gnardaado^ 
¿ndole tamblen la crus 
AntiffoadeSantiago; 
Y i Don Pedro dió eo Grmadi 
De algoacil mayor el cargo : 
Lo qoe siempre defendieroo, 
00 quieo erao confiando. 

(LoBO Laso 01 laVica, HpmMeerú w ireae- 
atts,e\t.) 



* Este Don Alonso era kfjo det infante ZideTaya , qoe vasa- 
llo del rej Zagal despnes de haber defendido a Bmx». vaUenti^- 
ttente eontra los cnstianos , hubo de rendirla bajo honrosa 
eaiMialaeioB. Convertldo al Cristlaiísno y á suelao &r\ Rej, 
contribnjó no poco á la eonqaiata da Granada y pacifieacion 
de dlebo reino. 



USAnO OE OOR ALONSO De CaAüAOA T VKltE€AS, 
GON EL HOBO At^lMÜ. 

{De Geüfriel Lobo LoiO áe la \€(fa.) 

Estaodo el boeo Don Alfonso 
Eo Marcliena, la so villa , 
Cabeza de aqoel Bstado, 
Que eo reeompeosa debida 
£l rey Fernando ie dió 
En trueque de las Salinas, 
Esiancia muy peligrosa 
Por la guerra lio oontioa 
Que hasta ganar i Granada 
Con ei rey Chico teoia, 
Trabaodo duros rencoentros 

Y escaramuaas reüidas, 
Cuya rigurosa diestra 
Por la de Dios redoeida 
A defensa de su ley 
Hace temblar ta morisma; 
Coo qoe al belicoso Pablo 
En ia ffuerra y pax imita , 

Y los irooieri/.os muros 
So presencii fortiflca ; 

Al tiempo qoe el crespo Apolo 
Del Océano salia , 
Sube á mlrar la mnraHa , 
Cosa que sieropre bacia, 
Sin tres veces que de nocbe 
Sus escnchas requeria ; 

Y tendiendo por el campo 
Hácia Graoada la vista , 
Al moro Alhizao descubre 
Eu una vegua lordilla, 
Con 00 iaez eocarnado 
Bordado de níedras ricas, 

Y un limplo oozal de plata 
Con sooantes campaniilas , 

Y al atzar de cada mano 
Toca la yegua las oiochas ; 
Las bien formadas orejas 
Inhiestas Sobre ia vlsta, 

Y enfrenada la cabeza 
Del bocado reprimtda, 

La cual en viendo á Marobena 
Batiendo el soelo relincha * 
Como quiea ea su ribera 
Tieoe la madre qoerida : 
Gruesa lanca y aocba adar^a 
El bravo moro traia. 
Llegóse cerca det maro, 

Y por Don Alonso mira , 
A qulen conociabien, 

Y dice inflanuido en tra : 

— De tu diesira ÍnvlcUsimft y pojanto 
Tan estimada en Af^ica y Espaóa, 
Tan quejosa tu patria y tan pesanio * 
Eo ira envuelu y rencorosa saftt , 
Uecho me cometi^ un hnporUBtOt 



Digitized by 



Google 



ROM.VNCES RELATIVOS A U OISTOHIA DB ESPASa. 



Visto qae ta rigor taoto la dana ; 
If ¿odame qae conügo campo baga « 

Y ¿ estragos Un sangríentos saüsfaga« 
Don Alooso, que escucbado 

Al moro arrogante babía. 

Gon Toz grave le responde 

T reportada osadfa : 

— La suerte en que me hallo Tenturosa 

No permite, Albizao^lo conlradiga, 

Fuera de que mi saugre Taierosa 

A mas, cual sabes , con razon me obika ; 

Qoe nnnca fué mi diestra perezo&a^ 

Y mas agora , qae coo Dios se iiga, 
A qaieo suplico admita por servicio 
Tu vida, y por acepto sacrificio. — 

Armóse coo gran presteza. 
YdelavülasaMa, 
Costindole el desen;raño 
Al aad;ia moro la viUa. 

(Loao Uso Dx u Viga, hmme^ré y trage- 
iia», ctc.i 



131 



1126. 

IKm ALPOHSO DB GKAIIADA TCHBOAS, 121 BATALU RATAL 
VBÜCE AL RBT DB ABOBL. 

(De Gabnel lato de la Vega,) 
La submergida cabeza 
El 8ol saca de las aguas« 
Que ^gan , dando licencia • 
Sombra eu las ondas, las gavias 
Regalando de sos cimas 
Las matutinas escarchas, 
Al vigilante soldado 
Reservaodo de la goarda« 

Y á los acordes ctariues 
Hace souar dulce salva , 
Caaodo el moro rey de Argcl 
El estrecbo atravesaba 

Con treinta y cuatro galeraa 
Con cuidado reforzadaa, 
Qoe con presurosos remos 
Herviente espuma levaoian, 

Y por las bnmildes ondas 
6e deslizan despalraadas. 
Viene k robnr oo Almería 
La costa, y cabo de Gata, 
Sabieudo qoe ya aquel reino 
Por el rey Vernando estaba, 
Cuya venlda eoteodiendo 
Don Alonso de Granada 

Y Venegas, que con veinte 
Galeras el mar guardaba, 
A qaien el Uey fo encargo 
Por ser de taota importancia, 
Sn capitana dejaudo, 
Ciimiesqoifillosalta, 

Y pidlendo que le oyesea 
La voz aosina levanta : 

•— Valientes espafíoles, k qoien Ilama 
La felice ocasioo de aqueste dia, 
Oiie i vaestrofi nombres dedicó lafama 
T YenCQrMa auerte vuestra y mia , 
Cayoa heeiiM con trompa fiel demma 
Al mar v tierra mu su armooia, 
Hoy le oar^ís subjeto bíen bastante 
Para qae coo razon al mundo espante. 

No bav para qué, señores, exoortaros, 
Qne sería ofender vuestra nobleza, 
Poes solo tiene aquesta de forzaros, 
. Coaodo 00 de los pechos la braveza i 
Ya la ferocidad k demudaros 
Con fodigaados áoiraos empieza ; 
Ya por los ojos despedis la ira» 
De qae Jozgo el contrario se retira. 

Ya de sangre cnemiga matizadas 
Las agaas por mil partes considero , 

Y en ellas de sus veaas agotadas, 



Que oade el afrlcaiio, amigos, quiero, 

Y las banderas bárbaras bolladas, 

Qoe ménos que esto de qoiea sois no espcro : 

Cerrad, para hacerme satlsfecbo» 

Del mar de aquel cootrario el noco irecbb. 

Mlrando por si casoDos venciese 
La dora suiecion Snominiosa ; 

Y si en boida en nuestro atcanoe fuese « 
¿Adónde faabria acogida no afrentosa? 

Y caando el bado eo salvo nos pusiese, 



¿ Dejaria de ser, liegado, odiosaT 
De la cara muier, bijos, criados, 
Seriamos por boras denostados. — 



Auu 00 acabó sa razon 
Cuando las diestras levaotao 
Ocopada cada cual 
Del arma que le tocaba , 
Dando con fervor señales 
De la ffloria que agaardaban. 
Revuelven las prestas proas, 
Los remos al agua calan , 

Y coo el contrario embisten , 
Despidiendo aubea de astas, 
Qoe ya se mostraba cerca 
Conociendo la ventaia. 
CoDfüsas voces sembrando 
Se mezclan las dos armadas » 

Y con ojos verdlnegros 
Neptuno el coofllto agoarda, 
El medío cuerpo desoado 

Y levaotado eo las agaas , 
Del tridente y media ooDciia 
Ambas maoos ocopadas. 
Sospensos los fieros moostraos 
Estando , el carro tiraban ; 

De diosas, oinfas, tritooes 
Su persona está cercada. 
Seis horas y mas duró 
La porfiada batalla , 
Sangrienta de entrambas partes, 
Sin conocerse ventaia« 
HasU qne ona trompetllla 
Se oyó de la capitana , 
Que con soplo presuroso 
La dulce victoria canU, 
A cuyo son y al rlgor 
De las espafiolas armas t 
Vuelve coo medrosa priesa 
El moro Rey las espaidas, 
Dejando doce bajelee 
Coo la gente mas granada 
En poder de Don Alonso, 
Qne con vencedora espada 

Y coD sobrado valor 
Compró esu victoria eara, 
Con ona herida en el roatro 

gue su braveza seSala , 
a coal siempre le qaed6 
Por testimonio esumpada. 

(LOBO Laso 0« bAysCA, hmmeero y trage- 
dia», etc.) 



«27. 

JtJSTA BR ZARAGOZA, QUE VEIIGIÓ OON ALORSO DE GBAIIADA 
^ VENGCAS. 

{De Cobriel Loho Laso ds la Vega.) 
Libre del duro ejercicio 
De la sangrieota miiicia 

Y con bombroe descargados 
De la armadura contiooa« 
Del presoroso aumbor 
LéJos la oreja y la vista , 

Y de la ronca trom^ta 

8ae los ánimos indigna, 
abieDdo el rey Don Fernando 
Dado fin 4 la conquisu 
De la granadina genie , 



Digitized by. 



Google 



Í59 



ROBIANCERO GENERAL. 



h 



De nadie hasta alll ofendida, 

Y en su ergoida cerviz puesto 
Yugo con raerte propicia, 
Por ei rigor de la.espada 
Gon foerie diestra regida 
Reposaba en Zaragoza 
Con la Reina en compaüia , 
Donde llegó Don Aioiiso 
De Granada , que venia 
A l^esar at Rey las maooe 

Y á negocios que tenía. 
EI caarvino en covontora 
Qoe una justa reai bacian 
De Aragon los caballeros 
Coo los que eran de Castilta. 
Uaotnvo oo ara|[ooes 
La josta on tercio de dia , 
Eo el coai seis casiellanos 
Sacó y ecbó de las siUas ; 

Y como era castellana 
La Reina, en parte corrida, 
A Oon Alonso mandó 
Salga al campo por servirla. 
Respondióle Doo Alonso 
'^ue no era práctico en brida, 

¡oe á la gineia , con seis, 

o que mandaba baria. 
La lleina le replicó : 
^ Haceldo por vida mia.— 
Obedeció Don Alonso, 

Y luego fuéron traidas 
Del propio Rey noas armas 
Grabadas, foertes , locidas : 
Armóse, sobló á caballo, 

Y para el cootrario se iba , 
Qae en el puesto le agoardalta , 
Cootra quieo la lanza enrisira. 
Parte el niio para el otro , 

Y con tal foerza bería 
Doo Aloiiso á so contrarío , 
Que le voló de ta silla ; 
De que levantó la turba 
Vq alta y discorde grita, 
Como coando entre pefiasoos 
La mar bate embravecida , 
Que se aye el estruendo sordo 

Y nada se determina. 
Ansi la admirada gente 
Los aires eusordecia , 

Y en tropel embarasoso 
Aqui y aili discurria, 
Intentando cada cual 
La opinion & qne se arríma « 
Queaando Aragon pesante, 

Y muy alegreCastilia, 

Y la Reina á Don Aionso 
Por tal hecbo agradecida , 
A qnien di6 cien mii de juro 
Para lanzas, de por vida. 

(Loao La80 db la Vsga, ñoméncerc y trage- 
éias.exc.) 



ROUAMCES SOBRE DON MANUEL PONCE DE LEON. 
1128. 

PISAFÍA 011 WmO MUZA AL CAnrO CRISTIANO, T MATA aNCO 
QOB SALIERON COKTRA ÉL * . 

(De Lúeoi Rodriguez.) 
En llamas de amor deshecho 
Y cuat fiero Marte airado 
Se parte el valiente Huza 
Al campo del rey Fernando. 
Unas armas lleva negraa, 
Las fiildetas de morado : 
Coo el nombre de su amlga 
Ueva el arues csmaltado. 



Una lanza con dos híerros, 
Un flno yelmo acerado , 
Un escudo grueso y ruene 
Puesto en eí siniesiro lado 
El escttdo lodo verde, 
Dentro d*él un mar pintado , 

Y en medio de aqoestas agoas 
Un corazon figurado 

Con on letrero qoe dice : 
c En mar de pasiones nado » 
Parte enamorado Moza , 
Preso de anior y eno]ado, 

Y con bríos vaierosos 
A Toces amenazando : 

— Salld , salld , caballeros 
Del campo del rey FernaDdo ; 
Moza soy el de Granada, 
Del rey Gbico sigo el bando. 

Y por vengar m» injnrías 
Vengo, cual me veis, armado. 
Salid dos , ó uno á uiio , 

No oa esiéis acobardando ; 

Y si no • salid tres juntoa, 

Y si tres no , salid cuatro ; 

Y si Bo, salga el teal todo, 

Que aqui con mi lanza agoardo.— 
A las voces salen ciuco 
En poderosos caballos : 
Unos llevabaU adargas, 

Y olros escudos dorados» 
Al encoentro sale Muza 
Coal leon encamlzado : 
El ono dice Maboma , 

Y los cinco Santiago. 

En reencuentros y revueltas 
Cayeron eo tierra cnatro ; 
Et uno vuelve con furia, 
Mas tambien queda en el campo. 
De cipco cabezaa Muza 
El caballo ba enjaezado, 

Y con los ricos trofeos 
Se vuelve escaramuzaiido 
En medio de su victoría 
Una dama vió llorando 
En una tienda, de (>eclios, 
Do se via todo el campo. 
La color liene perdida 

Y el cabello derramado : 
Conoció á Doña Isabel, 
Mujer del rey Don Femando, 

Bue con la voz ronca y trislc 
ice, y aliento cansado : 
— áCu&I seri aquel caballero *, 
De los mios mas privado 

goe me traiga la cabeza 
e aquel moro renegado?— - 

(RoDRiGOEi , Homttiuera Aí$ímUío,) 

I Yéase la nota del romtnee niim. 11W. 



1129. 

nON ■ANCCL rOdCE BE LKOIV COHBATC, TBIfCB T MSCAtSaA 
k OK FANOSO ÍÍORO LLAMAM) ■OZA. 

(Anónimo») 
-^l Coil seii aquel caballero 
De ios mios mas preciado , 
Que me Iraiga la cabeza 
De aquel moro señalado 
Que oelante de mis ojos 
A cualro ha lanceado, 
Pues que tas cabezas trae 
En el preul del caballo? — 
Oidoio ha Don Hanuel , 
Que andaba alli paseando, 
Que de unas viejas heridas 
No estaba del todo sano. 
Apriesa pide las armas , 



Digitized by 



Google 



ROUANCES RELATIYOS Á LA UISTORIA DE ESPANA. 



153 



Y eo un piuato fué annadoy 
y por deiante e) corredor 
Va arremetiendo el cabatlo. 
Con la gran fuenui que puso, 
La sangre le ha reveotado : 
Gran laslima le ban las damas 
De velle que va tan flaco. 
Roéganle lodos que voelva; 
Mas él no quiere aceplarlo. 
Derecbo va para el moro , 

gu^esti en la plaza parado. 
I moro desque lo vido 
D*esta manera ba bablado : 
— Bien séyo. Oon Manuel, 

?ue vienes cíeterminado « 
es la causa conocerme 
Por las nuevas que te han dado; 
Mas, porque logres tos dias, 
Vuélvete, y deja el caballo, 
Que yo soy el moro Huza , 
Ese moro lan nombrado : 
Soy de los almoradies , 
De quien el Cid ba lemblado. 
-^Yo te lo agradezco , rooro , 
Que de roi tengas cuidado , 

Sae pues las damas me envian , 
o volveré siu rccaudo.— 

Y sin bablar mas razones. 
Entrambos se ban apartado, 

Y á los primeros encueotros 
El moro deja el caballo, 

Y paso mano á uo alfaoje « 
Como vatienie soldado. 
Fuése para Don Manuel » 
Qoe ya le estaba aguardando ; 
Mas uon Uanuel , como dicsiro, 
La lanza le babia terciado. 
Varay media qneda fuera, 
Que le queda blaodeando, 

Y desque mucrlo lo vido 
Apeóse del cahalto. 
Cortádole ba la cabeza, 

Y en la laoza la ha bincado , 

Y por detante las damas 

Al boen Rey la ha presentado. 

{fiúmanee ie Dom Uamel, etc. PUego snelto.) 



1130. 

DOH MAXVEL reXOE DK LCOIf lATA Á ■OZA Bfl DIABLO 8III- 
GULAR. 

(I>0 Uteai Rodriguez.) 

Coroo quedó con tristeza 
La Reiiia y descoosolada 
Oe It victoria qoe tavo 
Eosangrentando su tansa 
El robosto ffloro Muza, 

Y coio bicn veogó su saña 
En los cristianos goerreros 
De la nobleza de España, 
Uo paje camina i prisa 

A cootar lo qoe pasaba 
Al Yaliente Dou Mannel, 
Caballero de gran fama. 
Don Manoel coando lo oyó 
Gran pena y dolor mostraba , 
En saber del grao pesar 
Con que la Rcioa quedaba , 

Y levantóse animoso 

De la cama doode estaba 
Sanando de las faerldas 
Qoe sacó de ana batalla. 
No quiere bablar á la Reioa 
N¡ i nadie dice palabra : 
Envia noa carla a1 moro , 
Qoe d*esta saerte empezal)a : 
«A ti, el faerie moro Moza» 



»Y tcnido en noestra Espafia 
>Por el mas diestro y valieniQ 
»Qae en la morisma se balla 
»Pues llevaste las cabezas 
»Hacieudo vengauza brava, 
»Y salísle con vicloria 
»Kn la sangríenla batalla , 
»Ven,y Ilevarástamia, 
»0 dejarás aqui el alma. » 
Luego te responde el moro 
Mostrando crecida saña , 

Y díce qu*él se apareia 
Para lo que demandaba. 
Don Manuel pide un caballo, 

Y qoe le traigan sus armas : 
Sale muy lijero al campo 
Blandiendo so gruesa lanza. 
Unas armas Ueva oegras 
Grabadas de oro y de grana ; 
El caballo va espumoso 
Todo de color de plata ; 

La cubierta loda negra , 
Que tristeza demoslraba. 
Lleva el escudo acerado 
Con ana sierpe pintada , 
Ecbando llamas de fuego 
Por la boca y por las barbas ; 
Con unas letras que dicen : 
t Del moro tendré venganza. » 
Lleva una banderanegra, 
En ella una cruz piniada ; 
Una espada aocha y fuerley 
Cortadora y estlmada. 
Saie Doo Manuel al campo 
Adonde el moro agoardaba. 
El moro, no descuidado 
De salir á la demanda, 
Asoma por un camiuo 
Con soberbia y grao pojaoza, 
Eo un caballo bermejo, 
Con una bandera blanca, 
La lanza parece negra , 

8ue los extremos juutaba : 
nas armas relumbrantes 

Y en el siniestro ana adarga, 
Escripto eo ella uo lelrero 
Que dice en letras doradas : 
«Tengo por ml fe porfia.». 

Y al 00 la muerte piiiladav. 
Trae arremaogado el brazo, 
La came toda albefiada, 

Y por el codo apretado 
Uo ceodal de seda parda. 
Trae an tocado revuelto, 
CoD el nombre de so amada ; 
Los jaeces del caballo 

De perlas se demostraban. 
Un alfanie guarnccido 
Con borlas de seda largas ; 
Una banda toda verde 
Por el bombro derrecada. 
A gritos vieoe dicicndo : 
^Sea Maboma mi guarda.— 
Santiago para la suya 
El cristiauo i voces Uama. 
Parte el moro tan forioso 

gue parecie qoe temblaba 
a tlerra i>or do corria 
Coo el bno que llevaba. 
Doo Manuel es belicoso, 
A Moza eoríslró so lanza : 
Fuéron ules los eocoentros , 

Sue cada cual ya temblabB. 
acen las tanzas pedazos, 
Pooeo mano i las espadas ; 
Dale el moro i Don Manael, 
Coaelaosiaqoellevaba, 
Un tal golpe con so alfaoje , 
Que de to silla le saQ. 



Digitized by 



Google. 



Í34 



ROMANXERO GENERAL. 



Don Hanuel, eomo ánfmoéiOt 
£d b cabesa le alcanza 
Al moro un pesado golpe : 
Parecie que deBmayaba* 

Y al segundo que le üra 
Le dejo casi sín aloia. 

— Date, moro,— dice lopgo; 
llas el morq ya no bablaba, 

Y como lo vkk> moerio 
Recio del cabalto salla : 
De los hombroe la ealieza 
En un iosuote le aparu, 

Y por la boca j el cnello 
El alfanje le biucaba. 
r^mina para el real 

Do el Rey y la Reina esuban 
Con otras niucbas doncellas 
Que junus la acompañoban , 
Do las moslró la eaneza 
De Muza , qoe deseaban. 

(RoDRiGVEt» Romsncero UttorMo.) 



«3i. 

CÓHO MR MAIfUEL OB LEOIf SACÓ 8L ClfARTE DE 60 DAMA 
»E ElfTRB LOS LBOKES. 

{Anónimo K) 

Ese coode Don Manuel, 

8ue üe Leon es nombrado » 
izo uu becbo en la eorte 
Qoe jamas será olvidado, 
Con Doña Ana de Mendoza , 
Dama de valor y csiaüo : 

Y es, oue despucs de comcr, 
Aodindose paseando 

Por el palacio del Rey, 

Y oiras damas i su lado , 

Y caballeros con eliaa 
Que las iban reqoebraiido, 
A unos allos miradores 

Por descauso se ban parado , 

Y eocima la leoner» 

La Doña Ana ba asomado , 
Yconella casi todos, 
Cualro lcones mirando, 
Guyos rostros y flgoras 
Ponian temor y espanlo. 

Y la dama por prooar 
Guál era mas eslórzado, 
Dejóse caer el gnante , 
Al parecer, descoidado : 
Dice que se le ba caido» 
Muy i pesar de sa grado. 
Con ona voz meUiidrosa 
D*esta suerte ha proposado : 
-* ¿Cuil seri aquel caballcro^ 
De esruerzo Un señalado, 
Que saque de entre leones 

El mi guante Un prcciadot 
Qoe yo le doy mi palabra 
Que seri mi requebrado ; 
Seri entre todos queridOy 
Eutre todos mas amado. — 
Oido lo ha Don Manuel, 
Caballcro moy honrado, 

?oe de la afreou de toclos 
ambien su parte ha alcanzado. 
Sacó la espada de cinta, 
Revolvió su manlo al brazo ; 
Entró dentro la leonera 
Al parecer demodado. 
Los leones se lo miran , 
Ninguno se ba meoeado : 
Salióse libre y exenio 
Por la nuerta do babia entrado. 
Vohió la escalera arríba , 
El goanle en la l^tquierda mano , 



T intcs que e1 guante i fa dama 
Cn bofeton le hubo dado, 
Diciendo y mostrando bien 
Su csfuerzo y valor sobrado : 
^Tomad , tomad , y otro dia , 
Por un guante desastrado 
No porneis en riesgo de bonta 
A Unto buen fijo-dalgo ; 

Y i qnien no le pareclere 
Blen becho lo ejecutado , 
A ley de boen caballero 

Salga en campo i demandallo.^ 
La dama le respondiera 
Shi moslrar rostro tnrbado : 
— No quiero que nadie salga , ; 
Dasta qoe teugo probado 
Qne sedes vos, Don Manuel, 
Entre todos mas osado ; 

Y si d*ello sois servido 

A vos quiero por velado : 
Marido qulero faliente« 

8ae ose casiigar lo malo. 
n mi el refran qne se canta 
Se ha cumplido, ejecuuldo, 
Qne dice : i El que bien te quiere, 
aEse te babri castipdo. »— 
De ver que i virtuo y honra 
£1 bofeton ha aplicado, ' 

Y coo cuinu mansedombre 
Respondió, y CQin delicado» 
Moy contenio j satlsfecho 
Don Manuei se lo ba otorgado ; 

Y alli en presencla de todos, 
Los dos las manos se han dado. 

{Códiee ieltiglo xvi.— tt. TmoRKDi , Hoeo geaül.) 

* El sefior Wolf ha reinpreso este ronaace e on eortas va* 
riantes , tomindolo de ia Jtota geniU de /aaa de TlBODcda. 
a vease U nou del romaBce Bdm. 11% 



1132. 

AOMtTE DON KAltOEL POXCC DB LCOX ELftGSAFÍO »EL «OaO 
ALCAWI DE aOHDA, COHTALOOBKSTESAIJGA ATl'DADO 
rOR SO ALGOACIL. 

{De Pedro de PadiUa,) 
Al valienle Don Manoel , 

gne de Leonsedecia, 
I moro alcaide de Rouda 
Un meosuero le envia, 

Y este le lleva una carta 
Por la cual le desafia. 
Despues de haberla leido, 
£sto es lo qne eontenla : 

< Valeroso caballero, 
»De soprema nombradfa, 
>Para poder ganarhoora 
>Se ha de posponer la vida. 
» Yo, envidioso de tu fama , 
aPara adelantar la mia, 
»De morir ó de vencerte 
alnflnito holgaria. 
>Si conmigo quierea campo, 
aSeñala luearydia, 
»Y si no, deotro de Ronda 
» Yo soio te esperaria ; 
aY si venir no qoisieres, 
»Yo diré to coiMirdhi.» 
Doo Manuei , visu la caria , 
Al moro le respondia : 
t Que si él ha de aalir aolo, 
»Gon él no combatiria ; 
»Has que sacase coosigo 
»EI alguacii qse tenia, 
»Y que con ambos i dos 
»Aceta lo que pedía. » 

Y coo aquesla respueata 
Elmensajeropartia, 



Digitized by 



Google 



ROVANCES REUTIVOa Á U HISTORIA DE ESPAflA. 



m 



T el moro , tísU b ctru , 

Respondió que si tiaria. 

Oon Uanoel se parte á Rouda. 

Y por TelKi se venia , 
Doode estaba sa cuñado 

Y sa hermana residia , 

Y despues de baber cenado, 
El Conde ansi le dccia : 

— ¡ Bien parece cou cordora» 
DoD Hauuel , la valenlia ; 
Mas hacer lo que babeis hecho 
Es locara conocida 1 
El Aicaide os pidió campo » 

Y paes solo se atreviay 
No dcbe de ser ei moro 
De pequeña nomhradia. 
Vencerle no fuera poca 
Dcl modo qoe éi lo pedía 
Siu pedirle que sacase 

Su alguacll eu compauía.— 
Don nanoel muy sosegado 
At Conde le respoudia : 
— De matar yo un solu moro 
Poca honra eanarki , 

Y 8i malase 4 los dos , 
Algo en ello granjearia, 

Y si loa dos me roaureo , 
Con mas honra moriria ; 
De manera que en lo becho 
Muy poco se perderia — 
De alli pariió para llonda 
El otro siguieiite dia , 

Y mañana de San Juan , 
Al punto que amanecía. 
El moro alcaíde de Rouda 
8e sale de su alcuidia 

A buscar á Don Maouel , 
Qae en el ca'iipo ie atendia. 
Ya en nn caballo caslaño , 

8ae el Rey dado se le habta , 
on on iacz carmesí 
De boraadura utuy rica , 

Y el capeliar que llevaba 
Esdecolor ainarilla, 

Y una toca en la cabeza, 
Dentro de Tünez tejida, 
Ilechas tantas vuelus d*clla, 

8ae de defeosa servia : 
ruesa lauza con dos bicrros , 
El asu de Berberiat 

Y on adarga embrazada , 
Entre rouchas escogida. 
Alentado Iba el caballo 
Con extraña gallardía , 

Y como es bizarro el morn, 
tOh qoó bieo que parecia! 

Y para salir al campo 

Foé á la calle de su anilga , 

Y ella salió á la veniaoa 
Para ver el nae venía. 
El moro llego ¿ bablalle , 

Y con mucha cortesia 
Dice : — Fátima , señora , 
Si quieres vuelva coo vida , 
Dame ona empresa que Ilevc , 
Qoe con esa compañla 

no lendré ningun temor 
Al de mayor valciitia. — 
Fátima no le responde, 
Antes el gcsto torcia , 
De 80 demauda enfadada 
Poraoe bien no 1e queria. 
£1 Alcaíde , coando vido 
Una un gran tirania , 
Le dice :— Yo le proraeto 

gae hoy seri el üklmo dia 
u qoe yo venga á eansarlc 
Con uingana cosa mia ; 
La siorazon que me has hccho 



Mi fe no la merecia,— 
En diciendo estas razoneSv 
Por ei campo se salia , 
Doode ballo su alguacíl, 

?ue á cabailo le atendia ; 
Dou M^nuel , que los vido , 
Paraios dosse vcuia, 

Y en llegaHdo junto ¿ ellos « 
Les dice eo algarabía. 

-^No babrá, valerosos moros, • 
Para qué la causa os dlga 
Por que soy aqui venido, 
Pues la teneis un sabida. 
Yo vengo desafiado 
A veros, desde SeviIIa, 
Para moriró veucer; 

Y cuando pierda la vida, 
Acabaré muv contento , 

Poes que taí par me la quila.— 
El Alcaide le respoode, 
Con el valor que tenia : 
^Rien venido seas , cristiano , 
Que yo solo tu venida 
Estimo en lo que es razon, 
Por lo qoe á ti se debia , 

Y á mi , cuaudo aqui niuriere, 
DasU que de mi se diga 

Que osé poner mi persona 
Conlra to gran valcniia ; 

Y aunque vcs qiie el alguacil 
Sale aqul en mi companía , 
Es por cumpiir la palabra 
Que d*elIo dado te tiabia ; 
Mas 00 quiero que eu baUila 
Que me aguarde ni me siga , 
Sino que eslé por losügo 

De to qne me sucedía.— 
Estas palabras dicicodo, 
£1 caballo apercibia , 

Y comienzan su batalla 
Con valerosa porfia ; 

Y al cabo de uo larao rato 
Que comenzado se oabia , 
En Don Manuel se couoce 
Notable la mejoria , 
Porque dende ¿ poco liempo 
EI morocn lierra caia, 

Y Don Manuel mansamente 
Le pide que se le rinda. 

— 10 me rindo, dícc cl moro, 

Aunque oo á tu valeiilía , 

Qoe Fátima cs quien me ba muerlo, 

?ae otra fuerza no podia ; 
ansi no es mucho quedar, 
La que yo tengo, rendída 
Por oo Ua buen caballero, 
Ayudándole mi amíga. 
Yo mi palabra te cropeHo 
Qoe deutro en tercero dia 
Acudiré do estuvieres , 
En sanando esus heridas.— 
Don Manuel se huelga d'ello , 

Y de ambos se despedia» 

Y victorioso y contento 
Se vuelve para Sevilla. 

(Padilu, Tetorp de tarías poesías.) 



1133. 

VEIICIÜO T BEHIDO EL MOBO ALCAIDE DB KONDA POR DOÜ 
MANDELIK>MCK DE LBO.f ^ LOGRA EL A«Oft DB fAtMA, 
QOE ÍNTES LE DESDEftABA. 

{De Pedro de Padlüa.) 
Al moro alcalde de Ronda 
Dcia Don Manuel vencldo , 
Con diferentes beridas 
En cuerpo y alma herido, 
Y Do sieute taoto aquellas 



Digitized by 



Googk- 



m 



ROHANCEM GgNERAL. 



Qae en el campo ba recebido « 
Gomo de FáUma verse 
Tan ain causa aborrecido, 
Que solo peosar eo esto 
£e sacaba de seulído. 
Det algnacil ayudado , 
En su cabalio ba snbidOf 
y para que se curase 
VueUeo los dos al castUlo ; 

Y fué la vuelta forzosa 

Por la calle OBe ban venido , 

Y asomóse ála ventana 
F4lima , que oyó el ruido , 

Y reconoce al Akaidev 

?ue tan gallardo ba salido, 
odo cuDierto de sangrc » 

Y el rostro descolorioo; 
Al anon rota la adarga , 

Y el alfanje desceñido ; 
El caballo muy eansado, 
De polvo y sudor teñído. 
fío pudo el desamor tanto 
Que al Alcaide liabia tenldo, 
Que á compasion no moviese 
A(|uel pecbo endurecido, 
Viéndole por su ocasioa 
Prisionero y oreodido. 
Haspor no darle i entendcr 
La pena quehabia sentído, 
Quilóse de la ventana , 

Que bablarle no ba nuerído. 
Sint¡6 aquello mas ef nioro 

?ue et dolor dc scr vencido, 
estas palalMras le dlce 
Tras un profundo suspiro. 
— ¡ Ay Fatima, qué mal pngas 
Al que en tanto no ba teniiíu 
Verse de un solo crisliaoo 
Tan i su costa cauiivo, ' 
Como el dolor de dejarte , 
Que ansi lo teogo ofrecldo 
Tu disfavor ftié la caosa 
De cuanto me ha sucedido, 

Y el mismo qniere quilarnte 
La vida con que he salido. 
Pues 00 canses de.ofendenne, 
Que cuando mas.ofendldo, 

Ha de estar en esie pecho 
El fuego mas encencfido.— 
Fitima ie estaba oyendo, 

Y aunnne no le ba respondido, 
Tuvoonrle tanta fuerza, 

Que el atma le ba enteniecldo. 
Pasóel Atcaide adelante, 

Y cuando sano se vldo 
Dentro de tercero dia, 

Va á cumplir lo promeiido , 

Y al alguacil encomienda 
La guarda de su castilfo , 

Y para Sevilla parte, 
Donde foé bien recebido 
Del valiente Doo Maouel , 

Y en 80 casa muy servido. 
Cuando Fáitlma eiUendI6 

8ue el Alcaide era partido, 
babrá pluma que encarezca 
Lo mocho qne lo ba sentido , 

Y aunque el desamor, quc estaba 
Deotro del alma ofendido, 
Procuraba resistir 

Al nuevo amor acogido, 
Filima se dctermina 
Valer at moro afiigido ; 

Y para que eu ta prision 
Estttviese eulreteuido , 
Comenaando á recebir 
El premio de lo servido , 
Tomando tinta y papcl , 
Aquesta carta le ha cscrilo : 



«EfetodeDovedad, 
>Coya caosa no se alcanza« 
nParecerár esta mudauza 
•En tan libre volantad, 
»Tras tanta desconfianza. 

»Ello se ba becbo, y no sé 
aQuién me pudiera olHigar 
»Ae8to,sinomirar 
»Las flnexas de tu fe 
»Y la constancia en penar. 

» Yo resisti en la conquista , 
»No con fuerza de mujer, 
»Y at flu dejéme vencer; 
»Qoe uo bay vator qoe resista 
»EI amoroso poder. 

»Eo la batalta perderte 
k Oa sido para gauarte , 
»Pues naoie pudiera darte, 
»Qaer¡eDdo favorecerte , 
»Lo que te di6 et subjetartc. 

»La8tim6me el verte ansí, 
»Con destrozo tan extraño; 
»Peroyo te desengafio, 
»Que vino & tocarme á mi 
»La mavor parte del daño. 

»Las neridas que te dierou 
»Solo el euerpo lastimaron 
»En ti, y en mi penetraroo 
• Hasu et alma , y la rindieron , 
» Y at ciego dios la enlrepron. 

»De suerte que ese cristiano 
»Que á ti le puso en prision» 
»Podrii poner por blason 
»Que 8ojet6 por so mano 
> Tu esfuerzo y mi corazon. 

»Y para que te entreteugas 
»Te aseguro esta verdad , 
»Que es tauta mi voluntad, 
»Que hasta que tú la tengas, 
»Mo tendré yo libertad. 

»Parti6 , cuando te partiste, 
»La gloria del alma mia, 
»Qne amor no me coimentia^ 
»Habiendo tá de esiar triste, 
»Que en mf quedase alegria. 

»Y para que libre seas, 
»H¡ra en qué puedo ser parte, 
»Que quien supo et alma darte , 
»BÍen dará toque deseas 
»Para poder libertarte. 

»Y en pruel>a de lo que digo, 
»Si permitido me fuera 
»Partirme á ser prisionera , 
»Bn fe de serlo contigo 
»Luego at punio me particra. 

»Ha8 ya que por ser mujer 
»No se me da esta licencia , 
>Lo que dnrare tu ausencia 
»Nunca dejará de ver 
»MÍ memoria tu presencí.'». 

»Liviana podrás llaroarme 
»Por tat determiuacion , 
»Mas Amor, que es ocasion, 
»Sabrü mejor disculparme, 
»Que vo callar mi pasion. 

»Y babiendo de enlrelenerle, 
»No es bien en esta caosarte ; 
»Bastará certiGcarte 
»Que, si no foere la muerte, 
»Nada me bará otvidarte. 

> Y pues ya ta razon pide 
»Que yo cou esto concluya , 
»Cuando amarte me destruya , 
»Haboma de mi se olvide 
>bi dejare de ser tuya. » 

CPadilu, Te$oro i$ narutt pcuka»,) 



Digitized by 



Google 



ROHANCCS RELAHVOS A LA HISTORIA DE ESPARA. 



i37 



H34. 

0031 KAirOEL POXCB DE LEOÜ OA LIBERTAD AL ALCAIDB DB 
BOKOA, M CAUTIVO, PARA QOR SB TATA CO.^ SU AMADA. 

(De Peéro de Padilla K^ 
Recibe la carta el moro, . 
Qoe se la dl6 su criado , 
Oue de Ronda vino á darle 
IJQ imponante recado. 

Y conocieudo la leira 

De aqnella hermosa mano, 
Foé stt corazon de suerle 
D*esta glorla salteado, 
Qoe sÍM poderla leer , 
Sin seutido se ba quedado ; 

Y despues ^ue rolvió en si 
Queda de gozo llorando , 

Y ta carta que alti tiene 
Mtl veces esiá besaodo , 
Pero no repara el moro 
Si era escriu por so dauo, 
Las letra^mim y adora , 
Solo en esto reparando ; 
Mas cuaiido la comenz6 

A leer, todo temblaodo , 

Y Ti6 con tal exlraQeza 
El uo pensado regalo , 
Fué 00 qnedar sio la vída 
Haber hecho Amor milagro. 
Al mpusajero pregunta 
Quién esta carta le ba dado , 
Porque, segun lo que ba visto, 
Imagina oue es eiigaño , 

Y parécele iniposible 
No ser aquclto sofiado ; 
Qoe apéiias puede creerse 
Que llegue uu bien doscado. 
Mas cuaiido qoed6 del todo 
En 80 gusto asegurado, 

Lo que sinii6 dc alegrfa 

Snede para imagiuado 
el que algun tiempo se vi<lo 
En tan malo t buen eslaJo. 
Esundo en csle coutento 
De si mismo eoajenado, 
£1 Taliente Don Manuel 
Donde cstaba Ileg6 acaso, 

Y de 80 contentaroietito 

?oé es la causa ba pregunlado. 
Don Maonel coando vido 
Un extremo tan extraño « 
Qne ya del moro 8abla 
Todo el desamor pasado « 
Por mostrarse geoeroso 

Y de corazon gallardo , 
D^ar libre determioa 
Aquel moro eoamorado, 
Aae^rándole ee esto 

El bien que el amor le ha dado, 

Y dlcele : — Yo le juro 

Y doy la fe de hidalgo 
Qne o*este tu buen suceso 
Mas qne yo no te iias bolgado; 

Y para ooe de mi entiendas 
Qoe en fntcres no reparo» 
Sioo qne por paga quiero 
Solo baberte sujeudo , 

Y que hubiera esla ocasion 
Con mncho precio comprado, 
Por poder mostrar en ella 
Las véras coo qne te amo , 
Desde agora qnedas Ubre , 
Para que siu dilatallo 

A Rooda te parus tuego 
A gozar del bneo estado 
Qne te ofiredó la fortnna 
Coando mas desconfiado.— 
Iliuc6 la rodilla el moro 

Y demand61e la mano, 



Orreclendo miéntras Tita 
De serle perpetno esclavo. 
Otro día de mañana 
Para Ronda se ha tomado, 
Y dendc á iiiuy poco tiempo 
Con Fátiraa se ha casado. 

(Padilu, Tctoro de fñrlat pceHat,) 

t Es easi naa repelicion del heebo geaeroso de Narvaei cob 
el moro Abindarraez» pero prodacido por ana aiUiacioo mas 
novelesca. 



MTO T OUBLO ENTBB D07I ■A!(DEL 1»01fCB DB LKON 
T BL ALCAIOB MORO DE ROlfDA. 

{De Lüea$ Rodriguez *.) 

A el Taliente Doo Hanuel , 
Qne de Leon se decia , 
LsUndo coo gran conteoto 
En 1a ciudad de SeTilla , 
MuT querido de las damas 
YdelaReinasnUa, 
El nioro alcaide de Ronda 
Uo mensajero le euTÍa , 
Y coii éi envia una caru 
Que á muerte le desafia. 
Lo qne la carU contiene 
D'esu mauera decia : 
t Valeroso caballero 
»Eo esfoeno y Taleotfa , 
tLoz y espejo de las arnias 
>De toda la mooarquía, 
>A quien el mundo respeU 
tPor tu mucha corlesfa : 
>Rien sabrás y te es notorio 
>Qne se pospone la Tida 
>Por engrandecer la fama 
>Y ganar honra crecida. 

> Yo , eoTidioso de tn honra , 
>Por acrecentarla mia, 

> De morir 6 de Tencerte 
>Mocho contento temia ; 
>Y de hacer coolico cam|io 
>De8eétodamiTÍda, 
>Has ounca ha habido lugar 
>Ni ocasion se me ofrecia ; 
>Y abora be determioado 
>IIacer lo qne preteudía , 
>Y asf Ta este nieusajero 
>Con aqnesu caru mia, 
>Por la cnal te pido campo, 
>No porque mal te queria , 
>Aunqne de contraria ley 
>Ere8 en seguir ia niia ; 

>Y si alcaazase victoría ' 
>Y le quitasela Tida, 
>EnTÍaria yo é Granada, 
>A una dama que serTia, 
>Tn cabeza presentada 
>Con contento y alegría. 
>Y si tú gostares d'ello , 
>Llegará8te á Ronda QD dia, 
tAdonde yo soy Alcaide, 
^YalIilabaUllabaria, 
>Qne allf se te guardará 
>La lealud y cortesla 
>Qne ¿ tal bombre como tCi 
>Tan Justo se le debia ; 

> Y si no , cobra Ucencia 
>0e quien dármela podia , 
aPorque yo te iré k buscar 
>A la cindad de SeviHa. 
>Silabataliameniegas, 
>Yo diré tn cobardla : 
>De lo qoe determinares 
>Re8paesU breve me eoTia. > 
DonMaanelleyólacatU, 



Digitized by 



Google 



m 



R(MiANCEHO GENEHAL. 



T al moTO »sl respondía : 
tBo merced te leugo. Alcaíde» 
>La fama que me publicas ; 
»llas faay uii iacoiiveui^oie, 
»ElcualaquÍtedina, 
» Y es que con un inoro solo 
•Yopeíearnopoüia, 
»Porque juraoo lo tciigo 
tEn ley de cabaUería, 
tY este (irme iarameoto 
»iamas le quebrantaria ; 
»Perosaca en lu compafia 
»Uu alauacU que tenias, 
»Que dicen que es fuerte moro 
»Y de grande valenlia, 
»Y por tal es celebrado 
' »Acienel Andalucia, 
» Y allá con arobos á dos 
»Yo solo campo haría.» 
Uuclio se espantó el Alcaide 
Cuando la caria leia, 

Y el desafío aceptando, 
A llamarlo luego ^u? ia. 
Don Hanuel se partió iuego, 

Y por Teba se venia , 

Do eslá el Gonde su cuSado, 

Y su hermana residia ; 

Y despues de haber a^nado , 
El caso contado babia 

Del desaflo campal 
Qoe en Rooda becho tenia 
Con los dos valieotes moros, 
Segun que dicho se babia ; 
A lo cual respondió el Condc, 
D'esta roanera decia : 
-^Muy bieu parcce , seuor , 
Cordura coo valenlia ; 
Pues el alcaide de Ronda 
El solo á vo8 desafia , 
No debe de ser el moro 
De pequeña valentia : 
Matalle no fuera poco, 
Antes honra se adquiria, 
SiD envialle respnesta. 
Tao soberbia y tan altiva. 
Quiera Dios por su pasion 

8oe esto 00 os cueste la vida.— 
on Manuel le respondió 
Con extraña gallardia ; 
— De matar un solo moro 
Poca bonra me venfa, 

Y si yo mato los dos 
Hayor gloria me serla ; 

Y 81 quedare yo muerto, 
Hi famanose perdia; 
Uas por Dingon interes 
La baulla dejaria. — 
Otro dia se fué á Ronda ; 
Con los dos campo hacia. 
Salen furiosos los moros , 
Para Doo Haouel caminan ; 
El español , que los vido , 
Ed elios la lanza enristra ; 
Has aunque él quedó herido , 
El Alcalde sin la vida, 

Y el oiro mpro huyéndo 
Dentro en Ronda se nieüa. 
La cabeza del Alcaide 

Don Maouel metió en Sevilla. 

(RoDumt, Rowwtccro kUtoHñio.) 

* Mas Doble, eaballerosa é ÍDteresantemente se traU este 
mismo asnnto en los anteriores romances qve en este y loa dos 
que le aignen. 



1136, 



AL ASUXrO OEL ArrfEUOlU 

{De Lúcas Rodriguez.) 
El DM)ro alcaido de Rooda 
Se sale de su alcaidia 
La maDaiia de Sao Juau 
Al |iuuto que amanccla, 
En un berinoso caballo 
Que el Rey dádoselo habia ^ 
R icamente aderexado , 
Cubierta de oro la siila. 
Coofbrme con el vestido 
tíue el moro lleva aquel dia, 
Oue es de amor desesperado, 
Yiste marlou amarilla. 
Un albornoz Ileva azul, 
Que eo mil sospechas vivfa. 
No le esiorba el ir galau 
Para lo que preteiidia, 
Porque debajo llevaba 
Cota de roaila muy fina, 

Y en el adarga sembradas 
Dorlas de azul y amarilla.s , 
Con on mote pueslo en ella 
Que d'esta suerte decia : 

t Al que ama sin esperanza 
vDarsele debe algun dia. • 

Y eii eniraiido por la plaza, 
Yido la caballeria 

En mny hermosos cabaltos 
Enjaezados á porfla , 
Que por dar gusto á las damas 
Cada cual se apercebia 
A dalles el alborada , 
( omo es costumbre del día. 
Sus amigos se le ofreceii 
De tenelle compañia: 
El de todos se despiao 
Con entera cortesfa. 
Antes de salir de Ronda 
Fué i la callc de sn amiga ; 
Yióla estar en la ventana 
Por ver lacaballcria, 

Y apercibiendo el cabatlo, 
La color toda perdída , 
La saluda y dice asi : 

— Ali te guarde la vida, 

Y & mi quiera dar victoria 
Solamente en este dia , 
Pues por volver en tu grada 
Yoy á aventurar la vida 
Con el mejor caballero 
Que habita el Andalucia. 
Desafiado le tengo, 

Y Don Hanuel se decla.— 
La mora , rouy desdefiosa , 
Respuesta no le volvía , 
Que de celos y sospechas 
Aborrecldo le babia. 
Quitase de la veiitana , 

§ue encubrir no lo podia ; 
el moro, desesperado , 
Al campo tomó su via; 
Tras mll sospecbas muy trlstos , 
Estas palabras decia : 
— Presto verá mi sefiora , 
Yenganza , si está ofeiidida , 
Qoe pues vivo asi la ofendo , 
No bay por qué desear vida, 

Y mal podré defendella 
En el trance d*este dia , 
Siendo tan bravo el contrario, 

Y avudándole ml amiga.--" 

Y diciendo estas palabras 
AI campo llegado habia , 
Donde vió al fuerte goerrero, 

Soe al desafio venfa. 
ompen h>s dos tan furiosos, 



Digitized by 



Google 



fíOHANCES REUTÍVOS A LA lllSltmiA DE ESPAflA. 



i30 



Las lanus bacen astíllas 
y coo nn cabo de lanza 
Don Hanael le sacodía 
Al moro w pes«Klo golpe 
Con qoe presto se rendia , 
El coal le maió en el campo, 
Ymoriendo,a8ldecia: 
— Ya yo muero , Don Hanocl , 
Pero no de to&berldas, 
Qoe las qoe en el alma tralgo 
Me dan moerte conoctda, 
Y muj conlento y pagado, 
Poes coQ mi moerte , alegrfa 
Toroari qoien amo y quiero 
llas qoe a mi afama y mi vida.-- 

(Roraievet, ñmdneero hUtosiado,) 



«37. 

HUDAráa , RCRIIANO DC DOABDII. , DESAFÍA k LOS CAVALLVaOS 
DB LOS RETKS CATÓLICOS» QliE POR GllACU GONCCDBII 
k DOn ■AROBL POÜCB DE LEON QOB SK BAIK COH EL 
■ORO. 

{De Lúea» Uodriguex,) 
Despoes aoe el rey Don Femanáo 
Hobo ganaao k Craiiada 

Y poesto en paz t coocordia 
Noestra esclarecida España, 
Foése loego á deseansar 

A Leon la rooy norobradai 
LleTando la ilostre reina 
Doña Isabel en compaQay 

Y otros roochos caballeroSy 
Señores, grandes de salva. 
Yiendo la corooa y boora 
Qoe tovo siempre ganada , 
Por manirestar ss eoao 
Grandes flesus orcTenaban , 
Entre las coales ordenaa 
Un rico Joego de cafias 
Para impouer los caballos 
Qoe no ban entrado en bataUa. 
En on alto mirador 

El Rey y la Reina estaban, 

Boe en ver á sos caballeros 
rande contento tonabao ; 

Y & las cinco de la tardo , 

Ya coando el sol se eocumbraba , 
Ven Tenir on caballero 
Enciroa ona yegoa baya, 
A la morisca Testido, 

Y rica adarga embraaada, 

Y en la sa mano derecfaa 
Traia oiia groesa lanza , 
EDCoeotros do plata flna 
CoD la cochilla esnaltada ; 
Debajo de la cvcbilla 

Un recamado de platav 

Y dando ooevas de pas 
Por entre la gente eotraba. 
Acercóse al mirador 

Do el Rey t la ReiHa esuban ; 
Desde encíma de la yesoa 
Coerpo y cabeza bamiílaba , 

Y por ser mas eotendido 
Habló en lengoa eastellaot. 

— Dlos le salre, rey Femando ^ 
Rey qoe ganastc á Craoada : 
Hámilmente te sopKco 
He otorgoes ona aemanda.' 
Yo solo , sin oompañia , 
Para tres pido batalia , 

Y yo les mantendré goerra 
Al oso de Toestra España.-- 
El Rey coando aaoesto Tido, 
Hocbo se maraTÍIIaba 

De ver qoe tan solo on noro 
Qoiera eropreaáer tal basaba. 



El Rey le pide so nonbre 

Y pl moro se le dectara. 

— Has de saber, rey Femando« 
Qoe Uodafar roe llamaba , 
Uermano de padre y nadre 
Del rey Chico de Graoada.— 
Unos se miran á otros, 
Ningono se loTantaba, 
Sino era on diestro ióTen 
Qoe le apontaba la barba, 
Qoe Don Uanoel se decia , 
Ponce de Leoo se llama. 
Ilincd la rodilia eo tierra , 

Y el Rey le dijo :— LeTantai 

Y píde lo qoei|oisieres, 
Prosigoiendo en to demanda. 
«-Rey Fernando, poderoso 
De toda la noble BsBafia , 
Yo solo saldré coa él , 

Sin otra algoiia eompaña.^ 

Y el Rey, coaodo aqoesto Tido , 
Al ponto se lo otorgaba , 
Pidiéndoles tiempo y plazo 
Para hacer la batatla ; 

Y poraoe nadie se qoede 
Qae den prendas les demanda. 
El moro dió on almalzal , 

Y Doo Manuel ona daea : 
Desde alli ioego se roeroa . 
Cada coal é su posada. 

(RoDRiGOSz, Ron^ancero kitíoríodo,) 



H38. 

TENCB KR BATALLA SmGOLAR DON MANCeL PORCB ftB LBON, 
LB CORCEOB LA VIDA , AL ■ORO MUDAPAR. 

(De Lúcai üodriguez.) 
Siendo llegada ia aorora 
EI moro estaba en la plaza, 
De dobles armas armado , 
Como aqoel qne goerra osaba, 
Un pellejo de serpiente 
Es el arnes qoe llevaba , 
Qoe es mas uno qoe oa diamaDte, 

Y no era bastanteespada 
A falsar aqoeste ames , 
Aonqoe foera moy preciada; 

Y del arzon de la siila 
Colgada ona cinútarra , 

Qoe se osaba en aqoel tiempo, 
Por ser arma moT preciada, 
Qoe con ella dando on tfolpe 
Clnco beridas Jontas daba , 

Y en la sn mano derecba 
Llevaba oiia groesa lanza : 
Cada vez qoe la blandea 
Encoeotro y panta iontaba. 
Los ojos encarnizados 

A todas partes miraba , 
Coando saiió Don Uantiel 
Has bomilde qoe ona dama. 
Llera yetmo en so cabeza , 

Y ooa cota plateada, 

Y en llegando Jonto ai moro , 
D*esta manera le babla : 
— ¡ Grande foé ta atreTÍmieato 

Y tu locora aobrada , 
Pedir campo para tres, 
Qoe ono solo te bastaba ! — 
£1 moro coando lo Tido 
Le responde coo gran safia : 
— Pésame de ti • maneeUo, 
Qoe defiendas tal demanda « 
De tacortajttTentod, 
Poes el corazon le engaña ; 

Y sl te qpieres TolTer, 
Me bas de dejar el espada 
En sefial de TencimieDU) 



Digitized by 



GoQgk. 



m 



ROMANGEROCEraRikL. 



Y rendldo en la balalla. 
— Hazte afüera» Hudafar, 
Qoe aqai dejarAs el alma.— 

Y ii los pyiroeros eneaeniros 
Entrambos quiebran las lanzas. 
Lo que loego hizo el moro 
Fué sacar su cimitarra; 

Lo mismo bizo Don Manoel , 
Que puso mano á su espada. 
Vanse el nno para el olro ; 
Muy rectos goipes se daban : 
Dádoie ba el crisUano al moro 
Golpe que desatinal>a , 
Con el coal cayó eo el suelo, 

Y Don Manuei se apeaba, 

Y vase derecbo ai moro, 
Poniendo mano ¿ la daga. 
El moro, cuaodo to fido, 
Rendido le supiicaba 
Que no le mate ni blera, 
Que de voUmtad se daba ; 

Y Don Manuel se lo otorga, 

Y del soelo ie levanta. 

(RoDRicOBz, Rúmmkierc itutofiado.) 



im. 

CÓHO DOlf MANUEL POIICE DB LE07I TVÉ k FRÁKCIA 
Á UR RBTO CONTRA UN FRARCES. 

{De Juan de la Cueva.) 
Lleno de arrogancia vana 
Un firances entro en Sevilla, 
^ en la poeria de su aicázar 
Uu sobei-bio cartei Gja , 
Eo un escudo de acero 
Puesta una corona encíma , 
Con unas liamas por orlas 

Y uo sátíro por divisa. 
Aiborot^se.lagenle, 

Y el naevo easo le admira ; 
Llegan unos, víenen'otros, 
Coal lee , coál oye , cuál mira , 
Cuál le pregunU al frances 
Lo uue el cartei contenia, 
Cuif i qué declaraba el faeeo , 
Yelsátirosiniacar 

Crecia la gente en esto 
Cuaoto el dicbo mas se afirma , 
Que la presorosa fama 
Con iüeréza tendia ; 

Y bablendo cercado el paebk>, 
Al rev Don Femando avisa , 
Qoe ínformáodose del caso , 
Por el cartel presto envia , 

Y llevado á su presencia, 
Mandado leer, decia : 
cDon Jarluin de Monfart, 

» De la gran casa de Hungria , 
«Manliene en Paris tomeo 
»Deotro de cuarenta dias : 
iGnviase ádaraviso, 
»Porqne si bobiere eo CasUÍla 
» Qnieu quiera hallarse en él , 
» Do mnestee su valenila , 
»Se le da campo seguro , 
»Yse le barájusticia, 
»Guardando las coodiciones 
»Que son al torneo debidas.» 
Habiendo el carlel leído , 
Se te dió al qne lo traia, 
Quedando el fiey con los grandc» 
Que en toroo de si tenia. 
Cuál tratando.la arrogancla 
Del frances, cuát el eníirma, 
CuáidelsáliroydelAiego 
A su arbitrio moraliza. 
El conde Don Manuel , 
Yiendo lo que se platica, 



Pareciéndole que á él aolo 
Sallr al hecbo le obiiga , 
Con bamlide reverencia , 
Diciendo, ante el Rey se iocliiia ; 
— Suplico á tu Maiestad . 
Que me sea coocedida 
Para ir i Francia iicencia, 
Poes i llamar nos eovian. 
Mo entienda ese frances fiero 
Que falta qoten ie resista , 
\ que guitándole ei brio, 
Le abaje ia frente alüva , 
Que Gualquiera nuestro pnedc » 
Sin que nada se lo impida , 
Romper tres lanzas con él 

Y seis golpes dalle encima; 

Y pues es cosa tan fácil, 
Ttt Majestad me permila 
Hallarme en este toraeo, 
Pues veis que nos desaflan.— 
El Rey quisiera impedille 

Al boen Don Mauuei la ida ; 
Maa viéndole va dispuesto , 

Y que imposible seria , 
Otorgóle ía licencia 

Cual Don Manuel la pedia, 

Y besando al Rey laamanos, 
Por grande merced la estima» 
Voló el tiempo preauroso 
Con la priesa que camioa, 

Y el plazo para el tomco 

Se cumplió , y llegado el dia, 
El fuerte mantenedor 
En el paesto se ponia, 
Armado con armas rojas, 
Que arder todo parecia, 
En un caballo andaloz, 
Tambien con la misma insinr- 
Cubierto de iiamas todo, 
Cual iba el señor encima. 
Tocan la bélica trompa, 
Que los ánimos inciu ; 
Dase principio á la fiesla , 
Que ei Rey y la Reina miran. 
Acuden de todas partes 
Combatientes á porfia, 

Y el manteoedor á iodos 
Uno á uuo combatia. 

A cvAl arroja eo ei suelo , 
AcuálsacadelasUia, 
A cuál del golpe de espada 
Súi sentidolo derriba. 
Aodaba el fiero frances , 
Que el mirallo jponia grima , 
Sln baber bombre en la plaza 

8ae entrar ose en la conquista , 
i aun quien ponga lanza en rístrc, 
Porque no bay quien lo resisu. 

Y asi , puesto en el paleiiqoe , 
A nno y i otro lado mira , 
Levantando la visera 

Con denuedo y iozania : 

Juzgándoae vencedor, 

Lagloríasealribuia. 

El Marte Don Manuel , 

Que esto ve , encendldo eo bra , 

En el palenque se pone 

Tal , que su denaedo admira, 

Y volviendo el rostro ai Rey, 
La cabeza al pecho inclina ; 
Lo mismo bizo á la Reina , 

Y á los jueces se bumilla, 
Usando el fiero espafioi 
De su antiffua cortesia , 

Y vuelto al mantenedor , 
Que ya en él lenia la visia, 
A su revuelto caballo , 
Largando la rienda , pica , 

Y con terrible deouedo 



Digitized by 



Google 



ROUANGES RELATIVOS Á LA HISTORIA DB ESPARA. 



La l^nza eo el ristre enríaira , 
y el fraiices oo loéBos fiero 
Sale á la crael conqoiata. 
Daose los dos dos eocaeniros 
€oD braveza nunca vista ; 
VuelaD las lanzas al cielo 
Becbas inenadas aslillas ; 
Ponen mano á las espadas , 

Y coo soberbia porfía 
Comíenzan á darse golpes, 
Que el cenlro de borror (remia » 

Y la corríenle del Sena 
Alras su curso volvia. 
Admirase el Rey del caso, 

Y los jueces se admíran, 

Y el dudoso íin agoardan 
De los dos que comb^tian , 
Los cuales con fiera saña 
Crudamente se beriao; 

Mas llegando a) quinto golpe» 
Don Uanoel le da eucima 
Rel yelmo un ffolpe al frances, 
Qne perder le lace la silla , 

Y acudiéndole coo otro , 
Relcaballolederriba, 

Y pooiéndose en pié al punto, 
Vuelve á la baulla esquiva , 
Que mas parecia batalla, 
Que torneo, á quien lo míra. 
Oon tf anuel va sobre él , 

Y un golpe y otro le tira : 
Los Jueces se lo Impídeo,*- 

Y el Rey , qoe de arriba grita 
Qoe el cabaliero faa vencidu , 
Qoe ae le goarde jusUcia , 

Y para saber quién es 
Que se lo lleven arriba. 
Llevan al valiente Coode 
Do el Rey y la Reiiia miran, 
Que llegado 4 su preseocia , 
Puesto ante ellos de rodlllas , 
Dtcho Stt Dombre y su tíerra , 
Handaron darle ona silla, 
Con no poGo sentimiento 

De los que ante el Rey babla , 
Mosirando ann eo esto el odio 
De la eoemistad antigua. 
Prosiguiéronse las fiesus, 
Las voces ya despedidas ; 
ei valiente Conde estaba 
lliráDdolas desde arriba* 
Aonque con mas atencioo 
A una beila dama mira 
Qoe acercándosele juoto , 
1« bablaba y él respondia. 
Prettüoüodole él su oombre, 

Y ella k él dé su veoida , 
El se entemece coo ella , 

Y elia con éi 00 se esquiva, 

Y eon bonestos requiebros 
Se regalan y acarician, 
Lo cual encendió en furor 

Y a celo rabioso fnciu 
A mpnsinr de la Lanza , 
Un franoes qoe la servia , 
A quien tenia toda Francla 
Por no Harte en valentia ; 

El coal, llegiodose al Goudc, 

Orgollosoy llenodeira, 

Le dice que se desvie , 

Porqnesinosedesvia, 

Le hará que eotienda claro 

Quc esti en Francla, y oo en GastHla • 

üoode aqnellas liberudes 

Cpn la espada se casiigan. 

Siodemudar el semblante 

El Coode, al fraoces replica : 

-- En Francia y en Aiemaoia , 

EnlUUayenHungrla, 



Y dentro eo ConSiiantinopla 
No bay poder que me resisu , 
Que á mi qnerer no cootrasta 
Sioo la voluntad mia. 

Yo estoy pnesto en este pnesto , 

Y aunque el mundo contradíga 

Y contra mi se conjore , 
y jonto me caiga endma , 
No podrá qoiurme d*éi , 
Si el cielo no me desvia.— 
Empuñó el frances la espada, 
Dlcieudo :— Esa valeolía 
Veré yo si es en ei campo 
Como en casa se platíca , 

Al cual le llamo á batalla 
Antes que se acabe el dia. 
El lugar y armas seoala, 
Que al desafiado obliga 
Senalallo, y luego al ponto 
£1 efeto se coosíga.— 
El invencibte español 
Se levantó ardiendo en ira, 
Dtciendo :— Yo aceto el campo; 
Tu volunud sea cumplida : 

Y señalaré las armas 
Que castiguen tn osadia.— 
A estas voces volvió el Rey 
El rostro, oyendo la gríu, 

Y pregonuiido la caosa, 
Ungrandeselareclu, 
YefdesafiadoConde, 

Y quién el que desafía. 
Llamó el Rey al Conde ante él« 
Viéndole que ya se iba , 
Diciéndole : ^ Coode amigo, 
Esa cólera mitiga, 

Y la baulla aplazada 
Por ruego mio la eviu; 

Y esto uo es por mi vasallo, 
Sino porque oo se diga 

Qne a los que á mi Uem vieneu 
Se les hace demasia.— 
Tu Maiesud verá prestOi 
Dice ef Leon de Castilla» 
Cuáu diferente sucede 
De aquello qoe se imagioa. 
Yosoy eldesafiado; 
Tn Majesud me permiu 
')ue baga campo con él , 
Juardándoseme Josticia.— 
Vieiido el Rey lo que demauda 
El valiente Conde, envia 
Al capitan de sn guardia 
Que le tenga compañiay 
Paraque vayaseguro, 
Por la alteracion qoe babia. 
Besa el Conde al Rey las manos 

Y á U Reina se le incllna : 
Despidese de la dama 
Con alegre rosiro y ris», 

Y con elqoe le goiaba 

Va, y ü un puente lo encamina 
Del rio qne enlra en París , 

Y asi dice al que lo guía : 
— El campo de nnestra líd 

Y el fln de noestra porfía, 
Yo, cofflo desafiado, 

Lo sefialo que sea encima 
D'este puente de madera 
Sin preUles que resislan : 
Las armas han de ser lauzas,. 

Y los caballós sin sillas ; 
Desoudos los dos en carucs , 
Sin adargas ni lorígas; 

Y este lugar y armas nombro 
Para el fin d'csu conquista.— . 
Luego el fraiices dió el mandado 
Del campo y armas que asigi\^ 
Eivaleroaoespa&ol, 



141 



8' 



Digitized by 



Google 



U2 



EOIÍAKCBftO CBÜEttAL. 



Y del Rey la 
fiioe al que desaflalw 

Qne al combate se aperdba » 
Qae el conirarío esta en el pueato^ 

Y urda mQcbo en au ida. 
Honslur de la Lanta , al Rey , 
Ménos fiero^ le repiica i 

— Qu*él no entiende aqael com1>atc, 
N¡ sabe qué signiOca ; 

?ue sigaii el que es usado , 
no aauel , que oo le obliga.<^ 
Entendió ei Rev la flaqueza , 

Y manda que al Conde digan 

?ae él no quiere que combalan , 
que él ei combaie evica ; 
Ene la gloria de aquel becho 
3 la da por consegoida. 
Recebido este recaudo 

Y dones que el Rey le envia^ 
Besándoie al Rey las maiies, 
SeparüóparaCastilla* 
Adonde el rey Don Femaiido 
Aguardaba sa t «rida. 

(GmA, Coro Febw, M. 151. 



▼.) 



EPOCA DE CARLOS I DE ESPANa Y V KMPER ADOR 
DEALEMAMA. 



1140. 



A BATALLA OE PATÍA T LA PBISHMI »XL lUCT 
raANCISCO I DB FBABCIA, 

(ÁHóüimo.) 
PensatÍTO el rey frances 
Da seiíales de íuoigbado 
De ver qne ei campo de Espafia 
Hasu Marsella ba calado, 

Y para vengarse d'esto, 

Muy gran haeste ha oongi'fgado. 
Camina para PaTia , 
Alii sn campo lia parado , 
Ordena sus escoadrones , 
En dos partes se ha atojado: 
Asaltos ie da crueles . 
Sefi&lase el mas osaoo: 
Denlro está Antoniode Leiva 
Capitan muy esforcado ; 
Resistiendo va al franccs, 
Una puenle le ha quelirado, 
Porque no pudiese ootrar 
Do tenia detenninado. 
El frances de enojo de.eslo 
Losmolinos ie ba asolado: 
LeiTa. poniendo alabonas, 
Este aaño ha remediado. 
Por tres partes á Pavia 
Muy gran combate le ha dado : 
Cierta parte, eii el baifr, 
Del mnro se ha derribado : 
Con terraplenes y pozos 
LeiTS lodo ba reparado. 
Ese marques de Pescara 
A socorrer ha llegado 
Con iufanteria espafiola 

Y grao gente de a caballo. 

Y cuando que el campo supo 
Que el frances babia mudado, 
Marcbó, y animosameote 

A Sant Angeio ba tomado. 
Alli an bravisimo encaentro 
Con flranceses ba logrado: 
La victoria en la refíriega 
Por Espafia babla qnedado» 
Do cabatlos setecieotos, 
De franceses, ba tomado. 
De una pérdida tan granda 
Qaed6 el Rey temoraado. 



?J 



Con tal Tietoria tes miestros 
En el parqiM se han entrado ; 
A la Tuella de PaTla 
Sin resisteocia ban marcfaado, 

Y no podiendo enttar dentrO| 
El campo ban aposentado. 
Atíso, Antooio de LeÍTa , 
De allí al Marqueshaenvfado 
^^0*00 oir tirar los tlros 

'üdo bombre esléaTisado 
De salir Dreslo en eampafia 
Contra el francee, mal su grado 
Eocamisados : lacaosa, 
Porqae asá estaba ordenado. 
Hecba la seftal , de nresto 
Los dos campos se faan trabado. 
Salido Antonio de LeiTa 
De sa campo acompafiado , 
Vieras amesestciNndos, 
Coál coo pecho aUHTesado , 
Cuái sin brazo, cnil sin pierna , 
Cuil rompldo y destrozado : 
Cuil rompe^ cail haye y corre , 
Coil cae bajo ao eaballo. 
Disparan artillerla, 
Del bamo el cido afiobfando , 
Las banderas ain eoncierto, 
Todo el campo ensangreotado. 
Al cabo do mocbas boras 
De dia tan forloiiado 
Por Espafia la vlctoria 
A Toces ba divolgado ; 
A do foéron tamos maertos , 
Qoe es imposible cooUrto, 

Y presos mucbos seffores 
Franceses de gran estado. 
El tríste Rey, que se tíó 
Roto y tan desamparado, 
Intentaba de aalTarse; 

Mas su iutento M excosado, 
Qoe luego füé eoiiocido , 
Como iba sefialado. 
Los soldados le rodeao , 
Del estoqoe se ba ayodado. 
No qoeríéndose rendir, 
AnoTeron ba ilegado, 
Capitan , y en conocerte, 
D'esta suerte le ba bablado : 
— Rindase su Majestad.— 
Esta respoesta le ha dado : 
^Anda, llimame i Laiioy, 
Visorey tan sefialado. 
Que en sus manos quiero darme.— 
Al momento faé llamado. 
Venido , con cortesia 
Ante el Rey seba arrodlllado : 
El estoque le di6 el Rct, 
Del suelo le ha leTantado; 
Dióse por so prlsiooero ; 
La manopla le ba qvitado, 
YdiólaiViIa,norqae 
Fué quien la buRO acosado. 
Dicboso el que alli podia 

goitarle encima el caballo , 
ail espuela , eoil el cinto , 
Coil de sobreropa on palmo. 
D*esta soerte el rey llraoces 
FQé preso i Espaifa llcTado. 

{Floretta de variot rommcet^ 



1141. 

FBAXCISCO I, PBISIOICBBO, PBSBWIABGA BN BABCBLORA K 

iDe Mariin de Álbh.) 
Afio de mil y qnlnientos 
Veinte cinco se aecia , 
DesinneTe eran de junio , 
Lúnes era aqad dia , 



Digitized by 



Google 



ROBUNCES REUTIVOS Á Lk HISTORIA DE ESPAÑA. 



Coaodo víoo por fa ínar 
CJDa armada oe valía : 
Pasan de veiole galeras, 
y otras velas que babia. 
La geute muy espanuda 
Peosando lo qae seria , 
Ubos dícen que cosarios, 
Otros turcos de Turquia , 
Otros que ser4a franceses, 
moros de Berberia « 
Hasta que vino la nueva, 
Noeva de rouclia alegria , 
Que la trujo uo l>ergafiiio 
Bogando con cran porfía 
Oe parle del vísorey, 
Qne de Nápoles se decla. 
Vioo al Goi)ernador 
La embaíada qoe traia • 
Rogándole bueuamente , 

Y ei ruego asl decia : 
cUágoos saber, Don Pedro, 
•Como nuesira comnsñia 
»Trae preso al rey de Francia 
•Y olros que con él habia. 
«Handaréis aparejar 

»Para sugran Se&oria 
• CJna muy buena posada, 
vCono de vos se ooofia.» 
Asimesmo á la ciodad 
Eovió mensjderSa : 
cOiréls á los del consejo 
»Lo que bacer se debia 
»Para receblr al rey 
»Qoe de Francia se deeia, 
»Porque nuestr« Em|>erador 
>Asi clerto lo queria, 
»Que como ¿ su penona 
»Y aon con moeba mejurla 
»Le biciesen reclbimieuto 
»Sihacérselepodia, 
»Que de esto hoigará miiclio, 
»flas que decir se podria.» 
Oyendo la embajada 
Qoe el correo traido babla, 
Veréis darse prisa grande 
En lo que bacer se debia. 
Aparéjante posada , 
Como e1 Rey la merecla, 
En un buerto en el rabat 
Por ie dar mas alegría » 
Doode mucbos naranjeros 
Sombra fresca le hacian. 
La posada aparejada 
Lo mejor que se podia , 
Lnego dieron nn pregou 
Qae d*esu suerte decla : 
c No sea hombre osado 
»Ed decir descortesia 
»A coalquiera que frances 
»En la ciudad se ballaria, 
tAniiqiie fuera gavache, 
»M roénos de serranfa : 
•Taropoco trajeseo armas 
•Hasdel espada ciñJda.» 
Ya deapnes d*aqaesto hecho 

Y cerca de mediodía 
Veróis 80 dao prlesa grande : 
Do desembarcar habia 
Haeen nna rica puente 

Oe muy linda fantasia : 
Asfmesmo de otra parte 
Sacan mucba artitlerta 
Para salodar l*annada 
Coando se acercaria. 
Esto todo ordenado, 
Veréis darse gran porfla, 
Las damas de BarceloBa, 

Y otra gente qoe alli babia, 
En subfr por las vooUnas 



ÍG 



Puesus de gran raniasia ; 
Los tejados todos lleiHis, 

tCosa de grao maravilla ! 
)e bombres y de majeres, 
Que mas caber no podiaii. 
Vino luego uo meosajero, 
Qu*el rey frances no quería 
Pasar por aqnelia pueiite 
Por el loto que uaia ; 

Y porque era prísiouero 
Tal gloria uo la qoería , 

Y que si oo se quiuba 
Ei eo lierra oo saidría. 
Por complir la voluntad 
De su reai Seuoria 
Handaron qiiltar los pafíos ; 
La madera quedaría. 
Cuando viiio á ias ctnco, 
Ya despues de mediodi» , 
Bogan todas ias galeras , 

i Cosa es de maravttla I 
Vienen unas despnes de oiras 
Camiuando coo porfia , 
Tañendo sus aUbales 

Y clarines que habla , 

Y olras maneras de sones 
Qoe decir yo n*os sabria , 
Con sus teudidas banderas 
Que muy ricas parescian. 
De que ruéron ya llegadas 
Donde el moelle fenecia , 
Comentaron á tirar 
Toda stt escopeiería : 
Respondiales de tierra 
Huy linda artilleria ; 

Ya despues tiró la suya 
Qu*el suelo temblar bacia ; 
NoescosadecooUr, 
Ki decir se os podría, 

«ue el ruido era tanto 
ue hasia el clelo subía ; 
La geote quedaba sorda 

aoe sofrír no lo podia. 
ucbas veces d'esta suerte 
Jugósuartillería, 

Y miéDtras duró el humo , 
Qae de los tiros salia , 
Sacaroo ires mO banderas* 

Y aun creo que mas babia , 
Coo mucbos ricos pendoncs 

Y esundartes qoe aiii vla, 
Coo muy rícos paramieotos, 
Cosa de muy gran valia. 

¡ Ob quién puuiese conUr 
Cuánu fué el alegría 

Sne hobo en Barcelona ! 
j lengua no bastaria. 
Vi ul número de ÍKiroos 
Qae conur no se podian , 
Lleoos de muy lindas damas» 
YdegraocabaUeria; 
Hercaderes , ciudadaoos 
De todas suertes habia ; 
TanUeradelagente, 

?ue el mar no se parescia. 
a cercanos de la pneute 
Do desembarcar babia , 
Acércase la capiuaa 
Donde el rey frances veiila. 
Luego dao escala eo tierra » 
Porque el Rey salir queria. 
Ya sale su HaJesUd 
D*esU suerte qoe os dlría. 
Prímero el Gobernador, 

Y despues su Seftoria » 
Tercero, cl Visorey, 
Que de Nápoles se decia. 
El capiun Alarcon 
Ytodasacompañia, 



Digitized by 



Google 



144 



HMANCBBO GBNEBAL. 



Con las picas árholadas, 

Y mucba escopeleria 
Guardabao su Hajesiad 
Como hacer se debia; 

Y coD esla ordeoania 
Empezaron á bacer via 
Hasu ir á sn posada 
Donde aposentar había 
Con él mochos cabaileros 
Cuantos en ciudad babia ; 
YdealUsalirnoqnlso, 
Hasta el tercero dia , 
Donde rnó muy vlsludo 
De mucba caballeria , 
De damas y de doncellas 

Y m^Jeres de valia. 

No hacen juegos de cafias, 
Ni ménos justas babia : 
Déjanlo por no eoojar 
A su real Sefioria. 
El miércoles de mañana, 
Ya despoes qoe amanescía, 
Enviara uncapellan, 
De los que coosigo habia , 
A la iglesia Hayor 
Do misa oir queria. 
Aparéjale el cabildo« 
Comolepertenescia, 
De muy ncos omamentos 
liOS mejores que habria : 
Aparejan el alur, 
Bien como hacer soUan : 
Sacaron toda la piaU 
, Fnera de la sacnstia, 
Donde vi una custodia 
Que apreciar no se podrta. 
Aparejan un estrado 
Rico como merescia , 
La Seu emparameoUda 

?ue muy rica parescia , 
de lumbres muy ornada 
Has que decir lepodrla. 
Cuando vino á las once 

Y cerca de mediodiaf 
Vino su real Alleza 
Con mocba caballería , 

Y con ella el Visorey 
Que de Nápoles se deeia. 
ta Seu esiaba muy Ilena 
De genU de toda guisa ; 
Los andaroios reUenos 
Mas que caber no podia, 

Y alii con devocion , 
Segun se le parescia , 
De rodillas puesto esiuvo 
Cuando ia misa decla. 
La mlsa cerca acabaüa , 
Que Ta comulgar quería , 
Maooaron aparejar 

Un Jarro con so bacina : 
De que ya fué acabada 
La misa qoe se decia , 
Butró deuiro del cabildo , 
Donde mucba gente habia, 
Llenos de las porcellanas 
Del mal qu*é] les guarescia *, 

Y aUi dejando la capa , 
Solo en cuerpo se ponla, 
Bmpezó de santiguar 
Losenfermos que babia. 
Cuando hubo acabado, 
Aguamanosélpedla, 

Y lomando i cabalgar 
A la posada volvia. 
Coando Tino ya la urde 

8ne de noche se hacla , 
andáronle embarcar, 
Qoe nadie no lo sabia. 
Cuando fué deniro eo galera , 



En la que tenido babia, 
Empeaaron k hacer ?ela 
Todos eo 80 compafiia. 

tOb qoé lástima de ver 
ué su Uo triste partida ! 
El pensaba ir por tierra , 
Que por mar ir oo queria. 
Rogando está ai Visorey, 
Bogando coo gran porila 
Le dcjase ir delaote 
De la imperíal Señoría; 
Mas aquel sin escochar 
Ni mirar lo qoe decia, 
Hizo embarcar sa ffente, 

Y soldados qoe traia. 

: Hora piensen los seoorcs , 

Y puestos eo señoria , 
EsU raeda de fortona 
Cuán malamente ios guia ! 
Unos qoe veréis muy tristes , 
Foera de toda alegna , 
Cuando Yiene i deshora 

En la cumbre los pouia : 
Otros, que ios veis seBores 
Como este Rey lo seria , 
Cuando ve\s que no se catan , 
En el suelo los ponia. 
¡Oh quién viera al rey de Francik 
Dentro de so Sefioria ; 
Coáotos de los altos hombres 
A 80 mesa pan comian , 

Y agora por su ventura 
Qoe so dicha lo querla, 
Veréislb estar sojeto, 
Que decir oo lo queria , 
A on pobre capiuo 
Depequefiaseñoria! 
Todo Tieoe del grao Dios, 
Que soberbios no qneria ; 
MásamalabttmUdad, 
Qne de virtudes ea guia. 

VUtaneico del fin. 

¡Vita leda noestra Espafia, 
Llore Praocia so dolor, 
Poes es preso su sefior ! 

Vos . ciodad de Barcelona, 
Qoedats coo gran presuncion, 
Pues que Francia y su corona 
Bn vos tovo stt prísioo : 
Sobre todas coauUs son 
Por cierto , vos sois la flor, 
Qae tovisles ul sefior. 

Vos ftiestes merecedora , 
Que primero en vos veniese, 
Solo porque conoeiese 

gue oe todas sois sefiora. 
n vos SQ real corona 
Vinopre8a,ylaflor, 
Qoe oe Franda es sefior. 

fcy de FraneU, ete. PUego sudto.) 

* Hemos ifttertido esteromaaee detestaMe, sdlo porser 
cofttenportBeo del beebo qae reflere, yj»or coBservar ia me- 
moria del modo eon qne fa¿ reclbido es BareelODa el reai prt- 
sionero de Pavla. 

* Aooqae preso y veneido Franeisco I no se olvidaba de 
ejerdtar la virtad ie earar loa lamparones ó eseróralas,ta 
eoai se creia coaeedió Dios & la famiUa real de Franeia. 



1142. 

nOHAIfCB DB U PRIStOIf DEL DDQOB DB 8AI0KU« 

(Anóttimú*.) 
Ya se arma e1 sacro Harto, 
Don Gárlos Qointo ooml>rado : 
Por los campos de Sajonia 
Camina con ftiria armado 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELAT1T0S k Lk HISTORU DE ESPaSa. 



Cootn el qne rebelde faa sido 

At iinperío consagrado , 

CoDlrario de los preceptos 

Oae la sacra iglesia ha dado, 

Para darle aquel casiigo 

Qae mcrece tai pecado. 

DiaeradeSan ioije, 

San Jorse nuestro al)ogado. 

En las albinas rtberas 

De río tan celebrado 

Mostróse an alto misterio 

En tiempo muy seBalado. 

Vino un vlltano corríendo , 

Ante el César se lia humillado : 

D^Jole : — Dios es contlgo , 

Yo te mostraré este vado.— 

Cabalgara en una yegua , 

El buen César le iba al iado. 

Bi Rey de romanos juuto, 

Serenisimo y amado 

Bermano del alto César, 

Con el esfuerzo usitado 

Puso gran solicitud 

Para pasar aqael vado. 

Hando & los sos caballeros 

CoD su seso acostumbrado: 

— Húngaros, todas uacioues 

En tal tíempo era forxado 

Que tomasen cada uno 

fcn las ancas un soldado.^ 

El Rej coD ¿nimo graudc 

Fué ppesto en el agua entrado , 

Coo él 1a caballería , 
Con foror un celerado ; 
X Por un río tan profundo 
Pasar sin andar á nado ! 
6ran partede gente, ciert(^, 
Por ef César fué mandado 
Secuten al eneroigo 
Qne iba liuyeodo espantado. 
\ iendo el rebelde la foría 
Con que va el foerte soldado 
Tras él para darle muerte , 
Por no ser despedazado 
Retlrase á mas correr 
Coo campo mat acordado. 
El César tras él sin falta 
Iba , eomo ya es osado 
Ser eo la goerra el prímno, 
Por acabar su coldado. 
Corríeodo por la llaoara 
No muy del río anarlado , 
Vkto estar en la tlanura 
UnJesascroclGcado; 
Vidole por la cabeza 
Coo 00 areabus pasado. 
ElCésarcomoalllvido 
Tao espaotoso pecado , 
RamillósealcruciQjo 
Coo corasoo lastimado : 
Dió gradas al alto Dios 
Qoe perdooa al mas colpado, 
Coo ánimo crístlanisnno, 
Coo dolor apasíonado. 
Va qiie eo ona setva entraba 
El Duqoe mal aeordado , 
Aicansolo el sacro Marte; 
Por Dios esiaba ordenado : 
CoQ poca cente, con foría 
Apagd el loego ioflamado 
Qoe tenia el Daque enceodido : 
Alli foé desbaratado 
Sn campo, moeru gran gente , 
V d Doqoe 00 itrísion tomado. 

iCódiceéeim.) 

• Coasern aste nmnu m tndieloB popalar de su tlempo 
■07 ft propésito para iQsplnr odío contn los hcrejes. 

T. XVI. 



145 



ROHANCES SOBKE HERNAN CORTES. 
1143. 

BLOCIO DB BERIfAlf CORTÍS. 

{De Jerónimo Ramirez.) 
A dar tiento á la fortuna 

Saie Gortés de su patría , 

Tan falto de bienes d*eila 

Cuanto ríco de esperanzas. 

Su valor 7 noble sangre 

A grandes cosas le l&man, 

Y el deseo de exteoder 

De Cristo la fe sagrada. 

Rompe el mar, vence los vieolos 

Coo ona pequeiía armada 

Llegaodo donde no pudo 

Con alas llegar la broa. 

Para animar á los suyos 

Pone la vida en las armas ; 

Da barreno á los navios , 

Echa i fondo la esperanza. 

Salta en tierra como uu rayo, 

niere , riode j desbarata 

Los espesos escuádrones 

De foerte gente paaana. 

Ya tlene en poco el vencer 

En ordjnarias batallas 

Al s6bdito que ¿ so rey 

Sirve eo la goerra pqr paga. 

Porqoe sean de mas gloría 

Los eocuentros de su laoza, 

A siete soberbios reyes 

HumHla la cerviz alia. 
En medio d*estas victorías 
Sabe tener tal templanza , 
Que aunque quita y pone leves, 
La lev de vasallo guarda, 
Obediente ü los decretos 
Del gran monarca de EspaSa, 
A oulen por primicia ofrece 
E! nruto de sus bazañas, 
Ricas tierras popalosas, 
Naves cargadas de plau , 
Que del mundo hao deslerrádo 
Toda la pobreza bumana , 
Dejando para si solo 
La parte que no se acaba 
Con mudanza de fortuna , 
Qoe es el pregon de la fama. 

(LoBo Laso ob UVega, Elúgiús eti horieiot 
íreefamotús varones, elc.) 



1144. 

BBBIfAN C01lt¿8 OOEBA SUS BAVB8 PABA IfO DBiAB k LOS 
SUTOS OTBA ESPBBAlfZA QOS LA VfCTORIA. 

iAuómmo.) 
Doode so crespa madeja 
Reclioa el sol y sa carro , 
Doode empleza el noevo mondo 

Y el imperio Mejlcano, 
llira Cortés sus navios 
Ya en el paerto deseado, 
Coo tanto afan descubierto 
Para temer mayor daüo. 
Los trabajos coosidera 
De so moderado campo, 

Y como mochos rebosan 
La cerviz á casos varíos 
Que les ofrece forluna , 
Mas doros qae los pasados , 
A qaieo 00 ralu razon 

Sus floes considerando, 
Mlra qoe salir no paedc 
Coo 80 preieDSiooy eo taiuo 



Digitized by 



Google 



\Aú 



ROMANCRRO GBMBBAL* 



Qae eslén las naves en pié , 

Y A Iberia abiertos los pasos. 
Acaba de resolverse, 
Tras vacilar breve espaclo , 
En (lar al iraves con todas, 
Conio lo bizo, dejaudo 
La mas peaueña en el puerlo 
Para los áninios flacos. 
A quien la sombra acobarda 
De ios pensamlentos attos. 
Amolíiiolos el hecho 
Al parecer tcmerario , 
A quien dice con voz gravc : 
— £1 navio qae he dejado 
Es para el que irse quisiere 
Con lodo lo necesario ; 
Que no pelean los muchos , 
Sino los pocos honrados. 
Este tal se embarqne luego 
Dejando el bélico omato. 

Sne el que de la guerra huyc 
ha menester ir armado : 
Goce de su dulce patria 

Y del lecbo regalado : 
Si d'esia suerle se adquiere 
La opinion y nombre claro , 
No dilate su pariida 
Ni inficione mas mis bados, 

Íue de Cortés no tropie7.a 
a suerte en pecho tan bajo. 
Una cosa sieuto mucho , 

Y es que sepa el Quinto Cárlos 
Que dejais sus eslandartes 
Victoriosos, ya manchados, 
No del coulrario abatidos , 
Sino en su tierra erbolados, 
Destrozando la ocasion 
Que pudiera eternizarlos , 
Porque i la diestra fortqna 
Dais nombre de adverso caso ; 
Lo que en las manos os pone 
A las ajenas dejando , 
Asi como el labrador 

Que cobya el rojo grano 
Para ser i la cosecba 
Perezoso y descuidado. 
1 Querels que otros se coronen 
Con ramas de vuestro lauro, 

Y que ciña el fuerte robre 
Indigna sien de tocarlo? 
AdvertiJ bien quc la fama 
Canta lo bueno y lo malo ; 
Que si ensalza al valeroso , 
Abate al cobarde y bajo. 

¡ Pésame de que se diáa 

Que fué Corles tan liviano 

Eu elegir coropai^eros 

De quien no estaba enterado ! 

Pero lodo aquesto cesa 

Con morir solo y bonrado , 

Poes al vil temor se entrega 

£1 autor de tan mal caso.— 

Esto dijo por tentar 

El ánimo acobardado 

De los que inientaron irse; 

Mas sus razones notaodo ' 

Todo el campo, con voz alta 

Elaltohecboloando, 

Alzan de nuevo las diestras 

Dc morir con él jurando. 

Di6 con la nave al traves , 

Que de indusiria habia dejado , 

Con ella cl flaco temor 

De los pcchos desterrando. 

(LoBo Laso db u Ybga, Eioffioi en hor de iot 
íres famosoi varones , ctc.) 



1145. 

«ORTéS PORE EH PBISlOIf k HOTEZUIA. 

{Anónimo,) 
E1 que de la varia diosa 
Nunca vió la frente aitiva 
Con iudignados afectos, 
Sino serena y propicia 
Sirviéndole de tutora 
En varias lides sanguinas, 
Hasta sncarle triuiwinte 
De niil bélicas provincias; 
El que las copioeas venas 
Que el goloso melal crian 
Por iributarios fe üi6, 

Y occidenlal monarquia»; 
El rector del alto alcázar 
A coyos piés abatidas 
Están la fortuna y snertes 

De los bombres no eutendiilas • 
Este en su insi^ie ciudad 
Dando leyes asistia 
Al rico espacíoso mnndo 
Léjos de uoestra nolicia, 
Cuando el famoso Cortés 
Con audacia nunca oida 
Le dice que á su prision 
La inhiesta cerviz le rinda, 
Con la preciosa corooa 
Del antipoda temida, 

Y con ella sus víclorias 

Con que al nuevo muiido admira ; 
Mas el potente monarca , 
Notando aquella osadfa 
Por lemeraria, responde 
Con faz risueña ofenüida : 
^Si enteudiera, ¡ob vano ailivo! 

8ue tu plática nacia 
e cuerda resoiucioD 
Para mi oprobio movida , 
Tomara la enmienda nreslo 
De mi ofensa y tu malicia ; 
Pero como trae coosigo 
Frenética fanlasia , 
No me causa indiguacion 
Anles me provoca á risa ; 
Óue ei inleuto lemerario 
Nuuca emprende cosas chicas.— 
El valeroso español 
La daga eu ia diestra ^a, 

Y en ki siniestra el sombrero , 
A Motezuma replica : 

— No nace mi atrevimiento 
D'eso , señor, que me indicas , 
Sino de mi uoble pecbo 
Que á cosas altas me iuciina. 
Asi que. rey poderoso, 
No te alteres, ni recibas 
Temor de aquesla prision , 
Pues es sin fruto impedirla ; 

Y no inquietes la ciudad 
Entendiendo diferirla , 

Si no quieres que mi dieslra 
En ti ejecute su ira , 

Y lu real pecbo escudriñe 
Esta punta prevenida , 

8ue esta es ya resolucion 
on los hados coHferida , 
8ue no es cordura morir, 
ias temeraria osadia , 
Cuandosin fln tan lloroso 
Tienen las cosas salida ; 
Ni tampoco es bien un rey 
Haga cosas iodebidas 
A sombra de su corona 
Escudo de fe rompida. 
Halóme mis espanoles 

8ue en tu seguro venian , 
ncacique tuparienie, 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATITOS k LA BISTORIA DE ESPAfÍA. 



147 



Y eslo me fliena te opríma.— 
El anlípoda moiiarca , 

Su coDtraria soerte visU, 

Y el gran valor de Cortás , 
Al roslro la mano arríma. 
Convírllóse de su faK 

El sér, en parda ceniza, 
Quedando i la real garganta 
La timida voz asida. 
D*esla suerte discurrió 
Un tercio y auo mas del dia , 
Hasta que con tierno afecto 
Dijo , en el suelo la visia : 
— Sí es asf , como lo es, 
Que el clelo estas cosas guia , 
Hágase cuai lo disponen 
Tus deidades ofendidas. 
Pues en el diclioso estado 
La inconstancia está escondida ; 
Vamos, valiente español.— 

Y ansi eo audas de oro ricas 
Fué Uevado k la prision 

Por entre sos gentes mismas. 

(LoBO Laso de l\ Yega, BIogioM en loor de lot 
tres fttmosos tarones, elc.) 



1146. 

CORTÉS OEBRIBA L08 ÍDOLOS DK IféjICO. 

{De Gabriel Lobo Laso de la Yega .) 
Las babladoras esiatnas 
Del monstruo desvanecido 
Abate el fuerte Cortés 
De sus asieotos antlgoos. 
No se le pone delaote , 
Qoe esiá el mooarca ofeodído 
Preseote , ui todo el poeblo 
Casi en iiómero inOnilo. 
No teme afrenta ai muerte, 
Riesco, dafto ui peligro, 
Sombras vanas qoe acometen 
Sin ofensa , al cielo pio ; 
Que á las cosas de so Dios 
Siempre el crisüano candilio 
Debe de acodir prímero , 
Hasia al fio-desde el priiicípio. 
La paciencia se le acaba 
De ver al áogel maligno 
Ambicioso comooero 
En el troDo á Dios debido , 
Adorado de crlaturas, 
Reverenciado y temido , 

Y sujeto á sus preceptos 
Un mundo idólatra impfo, 
Ignorante de so aolor, 

De su Redentor lo mismo, 
Sin goxar de los tesoros 
De los celestes archivos. 
— Afuera, dice, tiraoo, 
Qoe él término es ya camplidQ 
En que su dafio y qoién ercs 
Cooozca el iodio caplivo. 
Ya de la oscura Üniebla 
Qoedará con ojos llmpios , 

Y sabrá de mi qulén es 

El Dios sio Qn ni principio.— 
En esto el fdolo grande 
Por las altas gradas vino 
Rodando desde el alur 
Conestrépitoyruido, 

Y tras él todos los otros 
Eo número no creido , 
Hasla dejarle espejado 
Desde el mayor al mas cbico. 
Tras esto , ei irbol de vida , 
Do morir la vida quiso , 
LeTantó ea los aires alto , 



Y postrado, k voces dyo : 
*-Eq vuestro lugar os pongo, 
Como me fué comeiido , 

Y á la vana vil criatora 

Al profundo averno envio ; 

Y si en aquesta ocasion, 
Dios, á vuestro Pablo imito, 
Ya qoe en las obras no sea, 
Seraloien el celo limpio. 

Su poder hará la lengua , 
El brazo bará lo mlsmo , 
Hasta Ojaros adoitde 
Me díce mi fe y designio. — 
Levantó el pueblo las armas 
Para caso tan preciso , 

Y coD eilas joutamente 
Un recio y alto alarido. 
Quisieron quitar la cruz ; 
Pero fué Uempo perdido, 
Que el cielo se lo impidió 
Con milagros nunca vislos; 

Y si el bárbaro monarca 
Este popular ruido 

Con iusiancia no estorbara 
De alla inspiracion movido, 
Grandcs danos resultaran 
Del atrevimiento allivo ; 
Pero al On , todo lo puede 
El qne tiene á Dios propicio. 

(LoBO Laso db la Vega, EhifUn e» loor de lo$ 
íres famosos varones, etc.) 



ROM ANCES SOBRE LAS GUEIiRAS CONTRA INPIE- 
LES DURAN1 E LA EPOCA DE CARLOS V.. 

H47. 

8ITI0 T DESTEUCCION DB RÓDAS POK LOS T0RC08. 

(Anónimo,) 
Llorando esiá el gran Maestre, 
Sin poderse conbortar, 
La maiio en la su mejilla , 
En San Juan cabe cl allar, 
Lágrimas tinlas en sangre. 
Qu es lástíma de mirar. 
Todos los comendadorcs 
Lloran cod él á la par 
La gran pérdida de Ródas, 

eue á todos bace llorar. 
loran la graude traicion 
De aquel traidor singular, 
Que por ser comendador 
No lo quiero aqul nombrar, 
Peor que Vellido Dolfos 
Y qu'el conde Don Julian. 
Lloran por la artilk^ria 
Qu'el turco les fué á ganar ; 
Lloran la profanacion 
De la iglesia de San Juan ; 
Lloran los muchos cautivos 
Que ven aili cauüvar ; 
Lloran los mucbos pecados 
De toda la Cristiandad ; 
Lloran tambien el partido 
Ilecho por necesidad. 
La cruz, cubieria de luto, 
Comienza de caminar, 
Cantando aquel triste salmo 

Í^ue acá solemos cantar : 
n exitu hrael de jEgiplo, 
Ya que se van ¿ embarcar 
Para la isla de Multa , 
Que les dió su Maiestad , 
Do una gran forlafeza 
Comienzan á cdiGcar, 
De do pueden á los lurcos 
De continao guerrcar 



Digitized by 



Google 



14S 



nOMANCEnO GEN£RAU 



HMla qne Dios su gran {ra 
Qttiera de todos quiiar. 

{Siha d€ térioi 



il4& 

tk Cktk DEL /BRAN 80FÍ ^ 

' (Anénimo,) • 

El gran Sofi , y el gran Can , 
T el gran Calira én uu dia 
Salieron de Babilonia , 
Todos ires & mooteria , 
Vestidos á la turqnesca^ 

Y en caballos de Turquia ; 
Muy nias blancos que la niefe, 
Coroo el sol cuando salia ; 
Con las colas aliña^las 

Y tambien la crinería ; 
Losjaeces granadinoSt 
Pretales de Mormaudia ; 
Estriberas t acicates 
Muy rícos Je Alejaodría, 
Las coraxas marroquies , 
Las lanzas de gran Talia 
Con blerros d'aspe dorados, 
Cada cual bieu ia blandia , 
Tanlo qu*el cabo y la punla 
Avuntarle parecia. 
Aimaizares llcvau T^áeñt 
Tejidoscn Almería, 

Y por cima de la tela 
Sembrados de pedrería , 
Con cabos aljorarados 
De muy rlca argentería; 
Las franjas Uenas de perias 
De íucomparable valia ; 
Los albornoccs Terdosos, 

Y de uiia tela.muy rLca; 
Bieii bordados d*esmeraldas 
£1 faldamentoy capiila, 
Con cabos de azul y oro, 
Labrados como cnmplia. 
lugando de escaramuza 
Van por una nraderia : 
Setenta roil de i caballo 
Llevan én su coropañia : 

Los treinta mll son de guardas , 
Los veliile mil dc albania, 
Los diez roil eran mouteros 
Con mucha cacequería, 
iUin lebreles y Teniores 

Y muy grande rederia , 
Traillas y perneadores 

Y gente de voceria , 
Todos vestidos de monle, 
De una tela rouv lucida, 
Con tornasoles labrada , 
Que á loda color volvia ; 
6e ninguna color propia 
La lelanoparecia, 

Con veuabfos y monteras , 
Dardos y balconerla , 

Y muchas llechas arrecias ; 
Tambien gran ballestería. 
Van ¿ buscar á las fieras 
Cuantas cn el mundo babía : 
Elefantes muy feroces, 
Tigres y onzas de osadf a , 
Pardos, y bravos leones , 

Y osos, que muchos babla , • 
Con iabafifs armados,. 
Muy bravos á maraviila , 
Poes todas aquestas fieras 
Aqoella gran tierra £ría , 

Y otFas mucbas mas qoe callo, 

Y lo6 bosques de Rusia , • 
En entrambas las Arínenias, 
Que la una con la olra Unda. 



Eutrando poes en m bosquCf 
De aoa grtn brefta salia 
Un oso , Uo espanuble , 
Oue i lodos pavor metia. 
Loa lebreles cstin qnedoe « 

8ue ningnno dél asia : 
I osoesUba acuiado. 
Entre una roca partidá, 
Bien guardadas las espaldas ; 
:Mirad oníén lo allegaría! 
Mttchas lanzas le tiraban; 
Mas ningQna le bería , 

Y ¿1 coo stts brazos delaote, 
A todas las recogia» 
Haciéndolas mil pedaaos , 
Al rededor de sl baoia 

Un gran monton de las rajas 
De toda aqoella asteríai 

Y ya sl fin de rauy cansado ¿ 
Eu su caefa se metia, 
Cuando salia muy feroz 

Un jabali sin medida , 

Con dos eolmlllos un grandes, 

Qae elefante parecia « 

Y escudado en las espaldas 
Mas que pensar se podia « 
Todo bermejo y muy cano, 
Mordiendo a barto venia : 
8i á onos daba colndlUda , 
De ntros la recibía : 
Todos corrían tras ^t, 
Maa que todos él bui:i , 

Y i la fin sa buen buir 
E^el que mas le v aKa , 
Pues uinguno le alcanzaba 
Hasu quetl fln se metia 
Entre unas muy grandes rocasy 
Adonde la mar batia. 

El gran Sofi s'eapaouba , 
El gran Can s'entrístécia ; 
El gran Calife, de miedo 
€on ul cosa se moría. 
Por Ali claman los soyos , 
flo sabemos qué sería : 
Mas pasemos adetanu, 
A ver en qué pararía , 
Pues fortuna a los odados 
Ayuda y favorecia. 
Pasemos, declan iodos , 
Cuando un gran leon venía 
Contra eHos , coronado , 
El coal les acometia 
Tan osado y iibremeote , 
Qae i todos los retraia , 

Y si algan perro Uegaba , 
Mil pedazos le bacia. 
Bedoan , un sabio lorco , . 
Gran bombre en nigromaiicia , 
Muy doclo en todas las arli-g , 

Y mas en asirologla , 
Cuando vió lo que pasaba , 

A grandes voces decia : * 

— i Vnelu , vnelta , caballeros , 
Voeiia, porqae asl cumplia! 
¡ Vuelta, vuelu á nuestras tierras» 
Que no es este nneftro dia ! -^ 
¿Cómo es eso? dicen todos. 
— Oid , qae to os Io diria : 
Sabed que ei oso prímoro 

§ae de la breba salia 
setomabaisacueva, 
Donde primero vivia , 
Es el.Gran Turco , seffores, 
Coando se tomó de Hungría, 

Y caando con el Sof i 

La gran conquisu tenia , 
El cuaF contino aculaba , 
Nancabaullaquería,' 

Y cuando se |a aptazabau 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RBLATIVOS Á LA HISTORIA DB ESPAÍlA. 



I&9 



A sos tieiras se ? ol? ia , 
QQebrando todas las paerus 
Qu*elrioNiloteDis» 
Casndo el Emperador 
CoD so gente le seguia. 
El jabalT qae ballamos , 
Que por sus piés se valia , 
Barba-Roja es» mis señores , 

Soe allá ef> Argel se escondia 
oyendo de la de TAnez 
Con tanta caballeria , 
El caal maorde siempre k burto 
Por la mar, i qaien podia. 
Has el gran leon qae veis 

gae á todos acomella , 
s el gran leoD de Espafia, 
§ae de ninguno no huia , 
h todos junlos vósotros 
El solo acometeria , 

Y * los perros de los moros 
A si los convertiria , 
Venciendo con los bramidos 
A toda la Berberla. 

Poes si á vosolA>s parece, 
A mi lambien parecia 

gne cada caal en sa tícrra 
ende aqai se partiria 
A poner cobro en sus reínos , 
Qoe cs lo que mas nos cumplia. 
— Bíen ba dicbo , dlcen lodus , 

Y mercedes merecia. — 

Y ansi todos se- tomaron » 
Como Redaan deda , 
Hasta qoe nosotros vamos 
Coo Crblo y Saola Maria , 

Y el emperador Don C^rlos, 
Oue el romance apercibia, 
Para tan sanla jornada, 
Con qoe á Dios tanto servia, 

Y á la Iglesia miiitanle , 
Qoe lo cspera cada dia, 
Pues al fln todas las leyes 
Una sola ley seria. 

{SUoa ie varíos rmtmeeí.) 

< El poeta fiage aM Mofeeía de los trinnfos de Cárlos V, ete. 
contn los tnreos eu Africs y en llangria, y para cUo invcnta esta 
caza , faboiosa en todo. 



1149. 
AL wsao Asum» 



(Anóuim,) 

A caza sale el Gran Torco- 
De CoDSUotiDopia I» llana » 
Coo trelnta mil cabaiieros ^ 
Todos de espoela dorada. 
Los veinle mil de i cabalio 
* Eran todos de so goarda; 
Los diez mil eran seftores 
Hoy preciados y de salva, 
Con albomoces de seda 
Encima de so almaldafa ; 
Otros llevan canellares 
Moy fioos , de fina grana , 
Con sos tocas y almaizares 
De seda Cambray y Bolanda : 
Las lanzas llevan tendidas 

Y al lado ízquierdo la adarp, 

Y el Torco en la mltad d'ellos 
Coo ona toca cbapada , 
Cabalgando en ona /egaa 
Hermosa , rocia roaada. 

De doft en dos van babiando 
Eo lo qae mas les agrada : 
Uoos razonan de Hongcia , 
Olros bablaban del Aostria, 
Otros bablan de Veoecla , 



Olros platican de Francia , 
Otros nablan de Sicilla , 
Otros de Apolla v Calabría, 
Otros de la Lombardía , 
Otros de Roma y de lialia , 
Otros de N6poles coenlan 

Y olros de la Toscana , 

Y otrós de la Ingalaterra, 

Y de Bohemla y Romaña. 
Los unos de Porlagal , 
Los otros bablan de España 

Y otros jucgan de la boca 
Al ^edrez por osanza ; 
Otros las tablas sin dados 
Solamente con su babia , 
Al tocadillo y las donas. 
Como gente moy corsada; 
Otros bablan en amores , 

Y otros en la goerm brava, 

Y otros la zali bacen 
Coo la cabeza inclioada , 
Sino es el rev Bayboda, 
Que con el Turco hablara 
Juoto i su lado derecho, 
En los voelos de la caza 

Y en reales balcones , 

Con lo que el Tarco se holgaba , 
Caando un catariberas 
De rodillas se bincaba , 
Díciendo :— Sepa so Alieza 
Que vo be hallado una garza 
Muy nermosa y en buen laiicc , 
Aqaf janto , cabe el agua. 
— Suso , soso , <Jice eiTurco, 
Soso , vamos á volalla ;— 

Y 00 gerífalte torzoelo 
Dicieudo aqoesto tomaba> 
Muy hermoso ¿ maravilla , 
Que de seis madas pasaba , 
£1 coal mas qoe uua ciudad 
Ese Gran Turco estimaba , 
Porque á todas las reales 
Gon muy bucn aire volaba. 
Paes como la garza vleron , 
Remontarse le mandaba, 

Y lanzando un tagarote 
Al eielo le remontaba. 
^Soelten , saellen, dijo el Turco , 

8106 ya 00 se dívisaba. — 
oeltan neblies maestros ; 
Mas ningono le alcanzaba. 
Soeltan sacres y bornies; 
la ffarza nonca gritaba. 
Suelta el Gran Turco so avc, 
El coal como la lanzaba , 
Comienza A subir en puutas 
Qne el alre señoreaba. 
La garza da grandes gritos , 

Y ansi griiando bajaba ; 
El halcon ases.la en ella , 

Y al que en ella se cebaba 
Dos igollas descendieron : 
La ona vicoe mas brava, 
La otra mas codiciosa^ 

Al halcon se endcrczabaii» 
El halcon como las vldo 
Luego so presa alargaba i 
Las agoilas le scguian, 

Y on leon las ayodaba : 
Conrieodo debaio d*elias ,. 
Sigaleodo al halcon , bramaba-, 
Hasta qae al 0n le maUrou, 
Lo coal al Turco cspaotabal 
Demandó ¿ sus vasallos 

Qoé aquello significaba. 
fíespondióle on moro viejo , 
Que habia por nombre Aodaila : 
— ¡ Grandes secretos , seuor, 
Aquesto proDOsilcaba ; 



Digitized by 



Google 



m 



Si me aseguras la vida 
Diré lo qoe yo alcaDzaba. 
— Sl ase^aro , diio el Tarco» 
Sobre nii fe y m\ palabra : 
D¡ lo que bien le esiaviere , 
Qae á mi nada se me daba : 
Paesto qoe ba de ser, coDTieae, 
Qoe lo mas presto se baga. 
^Sábete , respondió el nioro » 
Que la garza desdicbada 
Foé , señor, el gran Soldan » 
A quien lu Alteza matara , 

Y cebáodote en sas tierras , 
Donde el príniero reioaba. 
Las dos águilas serán 

Qoe te bau de dar la batalla , 
Don Fernando , rev de Huogria, 

Y emperador de AÍemania , 
Trayendo entrambos avuda 
Del muy gran leoo de España, 
Que ba de veoír contra ll 

A ganar la Casa Santa.— 
£1 Turco desque esio oyer 
Muy pensativo quedara : 
Apercibiendo so gente , 
Todos sus fuerles repara, 
Por ambas las dos Armenia«; , 
Tambien el puerto de Jafa , 

Y al íiD sobre tal acuerdo 
K\ se tomó á su posada. 

(TiMOREDA, Rosa retti. — lt Silva de variosro- 
mttneet.^ II. Floresta ie varlos romancet. ctc.) 



ROMANGERO GENERAL. 



GORTOClTOftlA A LA CBI&tlARDAD PARA LA GUEaRA CORT&A 
LOS TURCOS. 

(Anónimo ^.) 
Sevillalarealeza, 
Toledo la imperíal , 
Granada, elAdelantado, 
MoDdejar, marques leal ; 
Osana ta de Giron, 
Treviños, Ciudad-Real, 
Roia , del conde de Arcos, 
Adonde bate la mar ; 
Sanlúcar, que es de Medina- 
SidoDia la de Don Juan; 
Albambra , los de TcüdiUa; 
Córdoba , Gran Capltan ; 
Nipoles, duque de Sesa, 
Con Terranova & la par ; 
Leivas con el Princípado ; 
Monlilia , los de Aguilar ; 
Puerlocarreros, Moguer; 
Niebla,todademirar; 
Figueroas , casa de Fería; 
MedelIin,casacoriaI; 
Denalcázar y Ayamonte, 
Con Béjar jonto á la par 
Do está la banda y cadena ; 
Cabra, buen Duque, sin par; 
Málaga . de los Donceles ; 
Benavides, Gibraltar; 
Jerez dc buenos gínetes , 
Para hacer y para hablar, 
Do los de Aviía y los Faués 
Suelcn las cañas jugar ; 
Xbedadecaballeros, 
Baeza para mirar , 
Carmona de bijosdalgo, 
Toda gente singular ; 
Aguiias, Ciudad-Bodrigo, 
Y Flacencia , Carvajal ; 
Chaves y Vargas, TrojHIo, 
Con Orellana sin par; 
Añascos y Bejaranos, 
Allamiranos sin faltar. 



Cáceres, Paredes, Pandos, 
Peñas, HoIgQioes aodar; 
Alcáutara , Palomeques 

Y del Barco ¿ mi pensar ; 
Mérida de mucbos nobles , 
Badajoz otro que tal ; 
Alcaudete, de Fadriques, 
Cuyo espejo es el Dean ; 
Alburquerqae, de la Caeva; 
LeoD toda de Gusmaii ; 
Benavtdes, casa de Luna, 

Y laPaente, deBazan; 
Búrgos tiene á lot Velascos 
Con Medina de Pomar; 
Guadalajara , Mendozas , 
Hasta el conde de Almazan ; 
Torya en la misma casa 
Los que quisieren verin ; 
Los Cerda , Medioacelí , 
Berlanga , los de Tovar ; 
Madrid, mucbos caballeros ; 
En Segovia está el Parral , 
Benaventes, Pimenteles, 
Villena , Cama v Denul ; 
Sallnas con el Espera 
Tiene el saber sHi la sal, 
Nájara tíene los Laras, 
Astúrias todo el caudal ; 
Zamora Uene los Parras , 
Salamanca es general 

De estudio y de generosos , 
Flor d'Espana es de llamar ; 
Alba , casa de Toledo , 
Toda de sangre real ; 
Osorlos, marques de Aslorga; 
Toro, de gente especial; 
Villafranca del Marques , 
Ponferrada de Escobar, 
Conde de Alba de Liste , 
Muy gran prior de Sant Juan ; 
Lemos es de los Andradas , 
Denia aotigua eo se fundar ; 
Poza . Rojas ha tomado ; 
Cbincnon no hay mas que le dar ; 
ValladolídenCastilla, 

Y Lisboa eo Portugal ; 
Cifuentes babia los Silvas ; 
Príego , conde general ; 
Guenca, marques de Zeneie, 

Y Albomoces por igual 
Con Pacbecos y Carrillos , 

Y otros qoe 00 sé contar ; 
Ribadeo , boen condado 
Qoe so conde foé á heredur ; 
Vizcaya la libertada, 
¿Qoién os la podrá contar ? 
Donde con on pié descalKo 
Soelen los reyes entrar ; 
Medina , dei Almirante , 
Qoe se Ilama de la mar; 
Poes la encomienda mayor, 
Cobos, no poede fallar ; 
Avila con los Pachecos 

Se ha qucrido intitolar, 
Palencia de los Sarmientos, 
Palenzoela de mirar; 
Carrlon las sicte vitlas 
Reonidos, sos, andar; 
Meliio, marqoes de Coellar, 
Comiencen á enarbolar; 
Mari&os de Andalucia , 
Tellez, Puebla y Monialbau; . 
Alamos y Qolntanillas 
En Medina-eNGampo estin; 
Cárdenas doqoe , en Maqueda , 
GonTorríJosálapar; 
Arellanos, buen Imaje, 
Con el conde de Aguilar; 
Espioosas, de Espinosa 



Digitized by 



Google 



ROMANGES RELATIVOS Á LA IIISTORIA DE ESPAfÍA. 



fól 



t 



De lo8 Vonteros veroáD ; 
Mapaeles de loda Espaíia , 
Monroyes no fallarán , 
Y el buen duqae d^Oropesa 
Con Ayalas ¿ la par, 
Adelantado eo Galicia , 
Gran senor, muy liberal ; 
Gonde de Onale, Guevara 
Morales con su Moral , 
Los Lasos y Maldonados, 
Galderones no parar ; 
Soria con doce linajes ; 
Logroño no es de olvidar; 
Los Anayas y Manriques , 
Padillas en su lugar ; 
Los Zapatas y Gastillas 
Dende la mar á ia mar, 
Gon otros macbos linajes, 
Qa'es para nunca acabar ; 
Alcántara y Calalrava , 
Santiago con San Juan , 
'iae son los Ires maestra^gos 
le nnestra España inmortal. 
Todos los comendadores 
Gon esto quiero llamar, 
Los priores y perlados, 
Soso, luego aparejar; 
Arzobispo de Toledo , 
Gran bonra de Madrjgal ; 
Arzobísnode Sevilla, 
loqutsiaor general ; 
Los Loaisas vengan todos 
Gon el padre Gardenal , 
Tarobien con las reiigioDes ; 
pnioones no bao de quedar; 
Los obispos y arzobispos 
Ya n*os podeis excusar; 
De Jaen á Santiago, 
De Placeocla alleo la mar , 
Gatalofia, Barcelona, 
Roysellon y Puigcerdá ; 
Noole ciodTad de Valeocia; 
Zaragoza la sin par ; 
Los ae Miranda y Aranda 
Gondes , qolero despertar; 
Los grauaes araffooeses 
Nouca sopieroo laltar ; 
Mallorca , isla moy fuerte , 
Gerdeña, sos, á embarcar , 
E Ibiza y toda Gecilia. 
Nápoles 00 ba de queaar ; 
Galabria y Bniza de uo reino , 
Roma. Romania k trionrar 
Gon ei Somo Paolo Tereio» 
Padre de la Crisüandadt 
Coo Adoroos y Ursinos » 
Oaballerla siogolar ; 
La Toscana coo Floreocia 
No es razon de se olvidar; 
Gorazios d*esta tierra; 
Gon los Seneses saidráo , 
Los Picos Mirandolanos 
En Lnca se ajonurán ; 
Perrara , Salerno, Mantoa 
No son menester llamar ; 
Salffa el gran Gril de Venecb, 
DeLombardia,Milan: 
Los Golonas prosperados 
Nos barán mas prosperar ; 
Génova , Micer Andrea; 
De Flándes no faltaráo. 
Los de Alemaña la alta 
A Brandemburcb segoirán, 
Los Es^ufzaros, Lanzmaoes 
Todos tieoeo capítao; 
Los hüngaros y Dobemios 
Tamblen nos ayodaráo ; 
Mocbos iogleses flecberos 
0e Inglaterra saldr jio ; 



Lóndres será la patrooa , 

Y aun en Irlanda armarán ; 

Flor de lis, gran rev de Francla, 
Por airérez nos daran , 
Por cristianisimo rey 
En toda la cristiandad ; 
Tambien de la Gran Brelafia; 
Los de Zelanda saldrán ; 
Vernán de la dulce Francia 
Grande número y gaian : 
Lanzas gruesas muy famosas, 
Gente de guerra y abn , 
De Gascofia y de Woveiiza, 
. De Langüedoc roarcbarán 
MoDsiores y cabaileros, 

ga*en el mmido no ballan par ; 
I «-an maestre de Hódas 
Eu Malta no ba de quedar; 
Cinco Quinas de Llsboa 
El Infaute ha de sacar, 
Galeon y curabeias, 

Y artilleria de mirar. 
Mayorazgos y bijos-dalgos , 
Comenzad de cabalgar; 
Labradores, dejad rejas, 
Mercaderes , el tratar ; 
Ganemos la Casa Santa, 
Que Gárlos ha de ganar, 
Porque allá muclios cristianos 
MocDO nos ban de ayudar, 

Y los moros con los torcos 
Loego se ban de rebelar. 
Sularán todas las nactoncs 
De lierra del Preste iuan , 

Y aqoeste ooestro gran César 
Todo lo ba de conquislar, 
Pues basta el monte Calvario 
Ha en persona do llegar. 
Ganadas las tres Armeuias, 
Arabia no ba de dejar, 
Egipt», Siria, las Indias, 
Todos se le faan de dar. 
Agarenos , Isniaellias 
Tambien ba de conquislar, 
Mas dicboso qne Alejandre 
Por la tierra y por la mar. 

A todos eo 00 aprisco 
El los tiene de encerrar. 
Los sacramenlos son pasto 
Gon que los ha de pastar 
Eo la Iglesia militante, 
Qoe 00 se sabe oegar 
Eo ningun liempo ni Iiora 
Que á ella quereis tornar. 
I aquesto siendo acabado, 
Don Cárlos tieoe d*estar 
AbAzado con la cruz 
Que Dios nos mandó abrazar 
En el monte donde Crislo 
A la nona fué á espirar. 

Y adonde alli diera el alma 
A quieo se la quiso dar, 
Para gozar en su eloría 
SobreUntotrabajar, 
Entronizaodo en la silla 

gue Lucifer füé & dejar, 
ternalmenle cloriosa 
Fmyenlo con descansar , 
Viendo la eseocia divina, 
Do 00 bay mas que desear ; 
Lo cual Dios nos deje vrr 

Y asi lo quiera otorgar. 

{Cancionero de Homance») 

4 Es eoriosa este malromance, linicamcnle porla rcscña 
qnc eonticDC de hombres y paises que concurrieron i esta 
ffaerra santa^ Por lo demas est4 escrito de un modo bárbaro» 
y un poco intbligible qne no es rAcíl adivinar lo qae cl poeta 
ba qaerido decir, leyendo lo que ha dicho. 



Digitized by 



Google 



1S0 



HOMANCBRO GENERAL. 



m\. 

L08 TORCOS 0BU6AD0S k LEVANTAR EL SITIO M TIBIIA. 

{De Gabriel Lobo Lato 4e la Vega.) 
Al soSoliento escorpíoD 
EI noevo sol se avecíoa , 
Sus lardos miembros tocando 
Ya por las australes vias , 

Y el rojo y enjulo graoo 
El corvo arado escondia , 
Qne á los desiguales snrcos 
El labrador comunica ; 

Y los gusiosos frntales 
A Pomona se dedican , 

Y con ocultos principios 
Apunla la palma lisa ; 
£1 morado lirio prende , 

Y la azucenasecria, 
Daudo la preñada tlerra 
Maestras dei bien que abscoDdÍa, 

Y ofreee abundante frut» 

Y primavera cumplfd», 
Cuando del boodo Danubío 
Eutorbta las aguas iimpias , 
La soUcila canalla , 

Casi en núfflero inunita, 
Que del bravo Soliman 
Los estandartes seguiay 

Y de la easa Oloman» 
Las respetadas instnias , 
Loe bellcosofl Espaéoe 

Y janízaras cuadrillas , 
Eu tropel coiifaso y ciego 
Puestos en torpe huída, 
En vano tntentan el paso 
Que las aguas ímpedian. 
Ma como ei daño comun 
Sehala comun mina, 

Y á cada cual le está blcn 
Delaprieto la sallda, 

Ei turco mas preeminenle 
La cerviz al peso inclin», 

Y de los vecinos montes 
Los viejos robres derribao 

Y los robustos peñascos 
De sn fijo asiento quitan, 

Y ecbando en ei agua montes 
Hallan plé do no le babia; 
Doode Gou gran brevedad 
Pnentes y pasos fabrican. 
Pasan las copiosas baces 
CoD embarazosa prisa , 
Donde de sucrte mejor 

Se lozga el que n»s camina , 

Y el que queda atras «n pié, . 
La llama tarda enemiga. 
Vuelven los rostros atras 
Con lemcrosa fatíga^ 

A ver si de Cárlos Quinto 
Llegaba la diestra invicta , 
Temida del orbe lodo 

Y del turco mas temida , 

Y de la berélica gente , 
Por sa valor perseguida, 
Como pilar do eslribaba 
Lafedela Iglesia pia. 
Pues como ya Soünian 
En salvo puesto se babia 
Con qulnientos mil gnerreros 

Sue sus banderas seguian , 
izo derribar las puentes 
Por donde pasadobabian, 
Porque tras éi no pasase, 

gue eo sus alcances venia 
I César, con presto curso, 
Ufano de ver tal dia. 
Mas como lo deseado 
Pocas veces se consiga. 
fío pudo el augusto Cárlos 



Hacerlo'que preiendia; 
Y no fué tan & su salvo 
De los turcos ia huida, ' 

8ne no costase la entrada 
e catorce mii arriba. 
(LoBO Laso db la Yega, PrimeréparU de/JlMM»- 
eero y tragedias de, ete.) 



1152. 

ALBlSaOASOHTO» 

(AnMmo*.) 
En el templo estaba el Tarco, 
El Turco eo el templo estaba ; 
Haciendo la zaiá est4 , 

Y i Maboma soplicaba 
Que le quiera dar victoria 
Cootra Cárlos, rey de España ; 

Íne si esta vez le venciera 
a Grístiandad es ganada. 
Acabada la zalá 
Lois de Griti, que llegaba» 
Bijo dei dux de Veoecia, 

8ue viene con embaiada, 
incado se ha de rodillas, 

Y el Turco le levanura : 
— Bieo veoido seais, Gríti, 
Doena sea vuestra llegada : 
Paes venis á tan buen tiempo , 
Seréis mi page de lanza. 

Yo os haré conde en Hungría, 

Y alcaide en Viena magna, 

?ne si esta vez no la lomo , 
me pelaré ta barba ; 
Doe mtl carros tengo i ponto 
Cubiertos de seda y grana, 

Y mi gente es ya panida 
Porque llegue descansada. 
Los de Europa , y Meiiones , 

gu'en la Grecia es su morada 
00 cuarenta mil caballos 
Van. y gente bien armada, 
Banoera blanca de seda , 
Llevan. de lanas sembrada, 
Todas de color de sangre 
Por ser oosa señalada ; 
Los de Bosoia y Saloniqaey 
Como gente endiablada , 
Un dragoo la boca abieria 
Llevan en bandera parda. 
Del Asia menor se muestran 
Tareos , con lanza y adarga ; 
Sos treiota mil de a cabalTo , 
Su bandera verde, alzada» 

Y 00 caballo rifodor 

En medio d'ella llevaba , 
Blanco, gnamecido en perlas 
Ydeoro, qoeoo falta; 

Y los de Caramaoia 
Con sa gente denodada , 
Van cinco mil de á caballo, 
Bandera negra, allndada , 
Con serpiente de oro yperlas 
Por el rededor sembraaa. 
Tambieo los de Capadocia 
Vao como geote esiorzada , 
Coo euatro mil de á caballo ' 
Ybandera colorada, 

Con on unicornio cn medio 
Sobre todos divisada; 
Los armenios, gente fiera.i 
Con soberbla muy usada, 
Siete mil cabailos van 
Su bandera desplegada 
De azul, estrella&y lunas 
Todo el campo matizada ; 
Los de Mesopolania 
Sin temer cosa criada 



Digitized by 



Google 



ROMANCGS RELATIVOS Á LA HISTORIA DB ESPARA. 



189 



Sigaeo, con diez mil caballosy 
Bamlera ríca , estimada , 
Amarilla, con oo tlgre, 
Al rededor plateada; 
Loe de Damasco caminan 
CoDsa linda cabaigada 

§ae pasao de veinie mil 
bandera leooada : 
Uh féoix en medio d*eUa 
Llevan , piulado de plata , 
Diez y seia miUas de Egipto 
Soo los de aqoella jomaoa : 
Las banderas qa^estos llevan 
Maestran qa'es color iDorada, 
ConoD elefaote en medio 
Qoe de oro y plata ilastraban ; 
De Aicais innomerables, 

Y de otra gente allegaUa 
Avenloreros , sin sneldo, 
Pasan, como está samada , 
De setenta mil caballos 
Por sos caodíUos gaiada. 

-Los de á pié . geute de gacrra , 
El ntoero sé qoe pasa 
De dento y setenta mil, 
Qoe para mi Estado es uada ; ' 

Y treiota mil aastadores 
De qoien macoo confiaba. 
lli vasallo el rey Bayboda 
ll'envia á deelr que parta, 

Y mi amigo el re.v frances 
Da la goerra por Italia, 

Y ese rey de logalaterra 
Con dlueros me ayodaba.-- 
AUi bablara un moro viejo , 
Amigo de noestra Espafia : 
•-Si niecreyeres,sefior, * 
Dejarias la tal jomada , 
Qoe Cárlos, eniperador, 

May saogrienta trae la espada, 
Qoe parece qoe la veo 
Contra ti may afilada.— 
£1 Torco d*enolo d*e8to 
Diéralc aoa boietada ; 
Maodóle ecbar en prisiones 
Porqoe dijo tal paíabra, 

Y en on earro de márfil 
Se va para so posada. 

Las mesas ballaron paestas , 
£d el suelo se a.<tenuban , 
Porqae asi comen los torcos , 

Y esla es so propia osanza. 
Mandó llaroar sos mqjeres 
Qoe de cincQenta pasaban , 
Qoe Qoiere bolgarse con elias, 

Y verlas, ántes qoe paru. 
Coando las tovo delante 
D'esta manera les babla : 
Hablibales en amores 
Para roejor agfadalias. 

— >La qne qaunere ir conmigo, 
Amigas , esta Joroada , 
La qoe pasare en Hongría , 
Uevarh be bien regalada.— 
Todas dicen ser contentas 
De far con él de boena gana : 
Bl Torco de placer d'esto 
¡ Ob qué de cosas les maoüa ! 
A onas manda crísiianos 

Y k otras crisÜaDOS daba ; 
A otras manda arzobisnos , 
Grandes seoores de salva ; 
A otras manda rescates 
De los sefiorcs de España ; 
A ocras mauda castillos 
Eo Uongría y Alemania« 

Y esu noche el perro Tarco 
Durmi6 con so mojer Aja. 
Coando la maftina viuo 



A grande príesa cabalga : 
Saie de Consuntinopla 
Uo dia despoes de Pascoa. 
Diez mil genizaros Ueva , 

?ae todos son eo sa goardia» 
cuatrocieDtos esclavos» 
A caballo los llevaba 
De damasco azol vestidos, 
Cada 000 con su lanza ^ 
CoD bierros, caentos doradoi 
Qoe so visu enamoraba. 
ClncoenU carros cubiertos 
De púrpora y escarlata, 
D'eilos cargados de ropa , 
D'elios de oro y fina plau, 
Con coatrocientos camellos; 
Cada coal lleva su carga , 
De tiendas y pabellones 
Para poner en campafia. 
Va de coatro mil genizaros 
So recámara goardada : 
Lleva dosdentos caballos 
Del diestro, con qoe cabalga. 
Cien pajes, esclavos soyos, 
Van de librea estimada , 
Vestidos de oro, & caballo, 

Y con su lanza arbolada, 
Trensados robios cabellos 
Bajo cofla tarquesada, 
Plumas biancas i la izquierdai 
Qu'el oro las inclinaba. 

Los doce d'estos traian 
Cada 000 so celada 
Del Gran Tarco en pledras Onas 
Moy rícamente labrada , 
Con sos quiuientos lacayos 
Dispoestos con flna mafia» 
Vestidos á la turquesca 
De una color turqoesada , 
Con sos flechas y sos arcos 

Y ona foerte cimitarra , 
Con eseofias de oroy seda 
Cada coal con pluroa blanca ; 

Y el Turco en caballo bayo 
Muy pomposo camioaba 
Con la silla damasqoina 

Y so Jaez qoe admiraba. 
Las ropas de su persona 
Eran ona aljoba Targa 
De on eztrano carmesl 
De oro y aljófar bordada ; 
Una dmiurra lleva 

Qoe no puede ser preciada , 

Y torbante en sa cabeza 
Qoe de piedras relumbraba. 
Doscieotos mil combalieotes 
— Esle Torco los Hevaba ; 
De camellos y cabalios 

La visU del soi qoUaba. 
Blberas del gran Danubio 
El Torco Ileva so arroada. 
Uo capitan mamelaco, 
El coal Mabomet se llama , 
Con calorce mfl caballos 
Va corríendola campaua, 
MaUndo las criatoras 

Y doDcelIas que forzaba. 
Derríbaba las iglesias 

Y mfl crueldades usaba , 
HasU flegar á la villa , 
La eoal Vinge se llamaba. 
Poesto le bal>iaD grao cerco 
Pensando poder tomarla : 
Dentro estaba Nicoliza , 
Qoe moy bien la defensaba ; 
Como aoimoso gnerrero 

A los sovos animaba : 

— ¡ A ellos, crístianos « & ellos , 

Torcos 800 9 00 vaien nada !— 



Digitized by 



Google 



iU 



ROMANGEIRO fiEP|ERAL. 



Hici'éroDle graDdes Diinas; 
Hínchéronselas de agua, 
EI Turco de enojo d^sio 
De Maboma reucgaba, 

Y ese grau duque de Sesa 
Enlre muchos sc sefiala ; 
l¿I duque dcl liil'aiuado 

Que lodo el canaDo ilusiraba, 
Ese marques de los Velez 

Y el marques de Camarasa , 
Con ese conde de Osuna 
Vizconde de Peralada ; 

£! conde de Puño-eu-Roslro 
Con ese conde de Aranda, 
£1 gran duque de Alburquerquo 
Cou el conde de MoraU, 

Y el buen duque de Cardona 
Qu'es tambien conde de Pradas. 
De Caslilla el almiranle 

Y el mariscal de Navarra, 
Almiranle de Aragon 
Qu'es de casta valcnciana, 

Y el buen duqne de Maqiieda 
Que marquesd'Elche se llama, 

Y ese bueu duque de Feria 
Qu^es capltan de la guardia ; 
Con el marqucs de Viilena 
Tambien viene el conde de Alhn, 
Duaiie de Medinaceli, 

De la cerca se nombraba, 

Y el buen conde de Tendilla 

?u'es alcaide de Granada, 
el avCcs de Mediüasídonia 
Que duque se ijiütulaba, 

Y ese marqnos de Cenete 
Que Mendoza se liuinaba , 

Y el buen duque de Gandía 

Y el conde de Concentaina ; 
Ese conde de Oropesa 

Con aquel marques de Adra, 
Esotro marques de Estepa 

Y el bucn conde de la Jara, 

Y el conde de la Colilia 

gue marques es de Ceiada ; 
I mariscal de Noven 
Con ese coiide de Palma ; 
El marques de Salvatierra 
Que mora en la gran Vizca} « ; 
Con el marques de Tarifa , 
Tambien el conde de Cabra , 
Con el marques de Comares 
Ou*en Córdoba tiene casa ; 

Y ese conde de Alcaudele 
Que gran esfuerzo mostraba, 

Y ese conde de UreQa 

Gon el marques de Berlanga ; 
El marques de Astorga vieno 
Con el marques de las Navas , 
EI gran prlor de San Juaji 
Con el prior de Navarra; 
El coniendador mayor 
Be Santiago de la espada 

Y esotro comeudador 
Del órden de Calatrava , 
Con mucbos comendadores 
De cruz verde y colorada ; 
El ffran maestre de Ródas^ 
Tooos los de su comarca, 
El buen conde de Paredes 
Con ese conde de Albaida, 

Y ese vizconde de Cbelva 
Con el conde de Almenara ; 
Tanibien el conde de Oliva , 
Que de las centellas baja ; 
Marques de Corles ; y el duquo 
De Arcos que campcaba, 
Condestabte de Lerin 

El qne en Navarra habitaba, 
Ese coode de ChiachoD 



Coiwel dc Hijar marchaban; 
El baen conde de Olivares 

Y el de Trujillo pasaban ; 
El duque de Villa- liermosa 
Conde de Pina liegaba, 
Tambien el marques de Poza 
De esta muy seualada ; 

Ese bnen conde de Palamos 
Vizconde de Evol , uo falta ; 
El de Luna j el de Lerma, 
El de Baileu, y el de Zafra, 
El de Priego, el de Cifuentes 
Con seis condes de alta fama , 
Que vienen tambien , y el coiiUe 
De Santístevan no falu ; 
Ese marques de Mondéjar 
Que muy grande esfuerzo daba , 

Y el coiide de Fuensallda 
Postrero no se quedaba ; 

Con el buen marques dei Carpio, 
Duqne de Nájera . roarcha 
Ese buen duque de Arjona 
Soldado de grande fama ; 
Tambien el coode de Aitona, 
De la casa de Moncada , 

Y ese buen conde de Quirra 
Qu*es de casta caulana ; 

El conde de Rivagorza, 
De linea zaragozaoa ; 
Este buen duque de Béjar 
Con ese marques de Sarvia ; 
El conde de Medellín 
Gon el maroues de Alamara; 
Ese coode ue Bu^ndia, 

Y el marques de Santillana ; 
Ese buen conde de Niebla 
Que mueho les animaba ; 

£l duque de Francaviila 
Que principe se nombraba ; 

Y el buen duque de Segorbe 
Belicoso se mostraba. 

De señores italianos 
Viene grande cabakada : 
EI mar<)ues dc Monferrato, 

£1 coode de 

El duque de Mondragon 
Coo ese duque de Maiitua ; 
Ese buen duque de Urbino 
Con el duque de Ferrara ; 
Ese duque de Floreocia, 
Que es señor de la Toscaoa , 
^ ese duque de Saboya 

§ue mucba geote lievaba ; 
el duqne de Brandemburg 
Que mucho sobrepujaba, 

Y ese marques de Lochino 
Con elmarques de Pescara, 

Y aoueste marques del Basto 
Capiun de toda lulia ; 

Ei principe de Salerno 
Poderoso se roostraba , 

Y ese prlncipe de Asculí 
Con el prinape de Parma ; 

Y ei gran rev de los romaiios 
Va gniando la vanguardia 
Con albanios y garsolios 

Y los de la Trausilvania , 
Con bohemios y albaneses 

Y los de la casa de Ausiria. 
Cárlos Qointo, eroperador, 
Viene con la retsguardia 

Con muchos condes de Fláiides, 
Principes de alta Alcmauia , 
E inllnitos caballeros 
Que yo no los recitaba. 
Capitan de los caballos 
Don Hernando de Gonzaga , 

Y el buen Antonio de Leiva, 
Que toda la gente mauda. 



Digitized by 



Google 



nOMANCES HELATiVaS Á LA HISTORIA DE ESPAdA. 



1» 



EII06 estando en aqttesto, 
rjD capiuiD que Ilegaba 
CoD la marloia ronipida 

Y la cara eBsaDgrentada , * 
£1 Tarco desqoe lo vído 
Al Capitan pregantaba : 
— ¿Qu*es esto, mi Capitan? 
¿Qoé nnevas os son Uegadas*! 
— Por roi podeis ver» se&or, 
Lo que por allá pasaba : 
Veinte y dos bendas traigo» 
La menor me llega al alma; 
Dféramelas PachisDablo, 
Baltasar de Ti'ansuyaota ; 

Y ese Luis de la Coeva 
Me salió en una emboscada. 
De catorce mil qne fuimos 
Tan solo yo m'escBpaba : 
Si no por mi baen cabaüo 
Tambien alli yo quedaba. 
Los cristianos vienea cerca , 
Ya dan en tu retasuarda : 
Si 00 te reiiras, Torco, 
Darte bao por 1a vangoarda.— • 
El Turco cott estas nuevas 
Mny peosativo qnedaba : 
No sabe sl se retire 
si espere la batalla. 
Uuos le dicen que bujaf 
Otros áoimo ie dabao , 

Y el consejo de Corpiro 
Por moy boeno le aprobara. 
Esle es on buen caballero • 
Qu*es generai de so armada z 
Este que boyao resoelve 
Luego, sin peosar eo nada. 
El Turco desqu'esto oyera 
A grande priesa cabalga, 

Y mandó bacer una puento 

gue muy presto fiié acabadt, 
ara pasar el Daiiobio, 

Y por ella todos pasan. 
Desqoe soo de la otra parle 
Loego mandó derribarla » 

tf orqoe oo paaen por elia 

Y les ganen la jomada. 
Asi el Turco se foé boyendo 
De miedo del rey de EUpaña» 
Dejando ricoe tesoros 
Para la geoie cristiana. 

CriHOKBSA , nioté reaL^lt Ftorestñ ie vtüos ro- 
moMcet.) 

* Este romance hacc ana resefia de los ejércites tnrco y 
cristiaDo qoe pelearoo sobre el sitio de Viena, y es corioso por- 
qoe meaciona los distífigoldos espafiotes qne asisüeroa á esta 
empresa, todos 4 so propia costa y volnntarios. 



im. 

FBiSA OE TdnEz roo cAntos V. 

^Attóüimo ^) 

Estindome eo noa flesta 

En los baños de Cartago , 

Caballeros moyberidos 

Me ban venido apresorados. 

— ¿Qoé baceis aqoi. boeo aeSor? 

No es tlempo de andar bolgando : 

Barbaroja , rey de Argd , 

Os tiene i Tiiaez gaoado. ~ 

Oyendo yo ia tal noeva , 

Apríesa pedí qo cabailo : 

Aili babló OD moro vieio, 

Qu*en Argel ae babia criado. 

— N*os movais asi, sefior, 

'^ne seréis desl)araUdo ; 
u'es poderoso en la tierra , 
en ta mar es grao corsario. 



Mas lo que babeis de haeer« 
Si quereis moy bien vengailo , 
Enviad embajadores 
A ese emperador Cárlos, 
Porque la gente espaitola 
£s belicosa en el campo , 

Y el mesmo Rey auimoso 
Hará goerra voiootario.— 
Bien me pareció el cou&e]o ^ 
Hicelo sin dilatarlo. 

TJu dia por la mauana , 
Andando yo campeando , 
Vi veulr el mar cubierto 
De la armada de crisüanos, 

Y aunqoe muchos ies rosisien ,. 
Por fuerza boo desembarcado. 
Salen roucbos caballeros 

En muy lucidos eaballos r 
Salió gente muy bermosa 
y barto de buenos soldados. 
Un lúnes por la mañana 
Dan á la Goleta saco ; 
Muríerou cinco mM torcos 
Por armas y en ei estaoco, 
Siete dias mas alaoie 
A Tünez ba caminado. * 
Barbaroja con su gente 
La balalla ba presentado ; 
Has viendo tan buen ejército, 
Apriesa se ba'retirado. 
Aunque la sed era mocha, 
Hasta Tánez ba liegado ; 
En las torres del alcázar 
Banderas bao desplegado. 
Eran qoince mil cautivos 
Que á veotora se iiao librado. 
Eniran deotro sin batalla , 
Que se les dieron á saco. 
Cárlos me volvió mi reioo , 
Qüedando yo so vasailo. 

{Sitva de verios romaneet. -^ It. SRpdLVED.i , ro- 
maneee nuevmente sacadoe, ete. *. — It. f /0- 
resta de varios romaaces.) 

* Al mismo asnnto hay nno qne empicza , Atlo ie mUyqm- 
ntentos — Y treitUa y einco corria , que está en ia lU>sa real do 
Timoneda. 

a En este Ilbro empleza asi el romanee : Yo me estaba en vna 
fiesta* 

TOMA DE U CIODAO DB ÁPRICA POR CkítLOi V. 

{De Lorenzo de Sepúlveda ^) 
Moevas faao veoido al César 
Cários, rey de Eapa&a, on dia » 

Soe 00 cosario valeroso, 
or^^t Arraes se decla , 
Captivo de AndreaDoria 
Tres años estado habia, 
Jootando mochos cosarios , 
Treiota y seis velas iraia » 

Y bacia mocbos dafios 
En las costas qoe qoeria. 
Dafiaba á los genovesesy 
DafiabaálaBerberla, 

Y aun á las costas de España 
A veces acometia. # 
Tomaba mocbos navios 
Que de Sicilia saliao : 
Corria todos los oiares, 
Navegar no se podia; 
No habia nacion oi genle 
A qoien cate cortesTa , 
Sino solo á ios franceses , 
Que por amigos tenia , 

Y á la marqoesa del Gasio , 
A quieo ól mocbo debia 
Por bienes qoe le hiciera 



Digitized by 



Google 



ROMANCERÓ GENERAL. 



Caando esuba en prislonia. 
Pensó luego el |;rande Gésar 
Cómo lo reinediaria. 
Maodó partir sos galeras; 
En su biisca las envia ; 
Fuéron luego bien cuareota 
Eo la órdeo que convenia 
Andrea Doria las lleva , 
Como general las guia : 
Van en busca del cosario 
Sin parar noche ni dl». 
El perro, como es astato« 
No paraba ni dormia : 
Siempre cstaba sobr*el bienro « 
A las costas oo ▼cnfa , 

Y por guarda de sus vela» 
Tres gaieotas tenia 

Para ser bien avisado; 
Asi eo salvo se ponia. 
OcIm) meses le busearon» 
Kunca el perro parecia ; 
Al fln se acogi6 á los Gelves» 
Doode él mas se reco(;ia : 
Las galeras con mal uempo 
A ios puertos se volviaut 
Muy pesaute <n Capilan 

Y la geote que traia 
De uo le baber topado 
Ni ballado en su manida. 
Invemande las galeras 
Del Cé!=art como soUan, 
No se descuida el Dorgut, 
IJna firan traicion urdia : 
En Arrica , esa eindad 
Nombrada en la Berberfa , 
Que un liempo del rey de Túuez 
lué , y su alcalde alll ponfa; 
Mas al fin se rebelara » 

Y porslvívir quería, 
Que no reooooce á rey ^ 
Ni le obedesce ni cstima « 
Fiando en su fortalcKa 

Y eu el sitio que tenia. 
Cinco mil pasos de iargo 
Es su cerco y su medida : 
Toda ella esiá fundada 
Sobre una peña viva : 
Toda cuasi la rodea 

La mar, y la combatla : 
Doscientos y treinta pasos 
En tierra firme leiiia, 

Y en estos la barbacant 

Y iina gran mnralla antigua, 
Con mucbas torres muy raertcs 

Í(ae no temeu baterfa. 
Ssia tierra por engafip 
El Dorgut tomado babla 

Y apoderádoee en ella , 
Allf su ftiéna ponla. 
Recogió tientro sos loroos , 

Y la armada que Iraia ; 
Desde allf iba conqaistando 
Las tierras qae cerca babia : 
Desde alli peosó el coeario 
DestrairélaSicilia, 

Y aun en la Pulla y Calabria 
Mucho da&o hacer podria, 

Y correr i toda Italia 

Y sos costas y marina; 
Hecbo el dafk)» recogerse, 
Qoe muy cerca le venia. 
SitiaraálaGoleta, 

Oue liegaba ail& en on dia : 
Tovlera cercada * Maha , 
D*ella salir oo podiao : 
No cultivaran las coetas 
De Nápoles ni Sicilia : 
La Córcega y la Cerdefia 
Tambieu peligro corrian, 



Y el Carban , su vedno, 
Seguridad no teoia ; 

Los Gelves se habian de dar 
Por suyos, si ellos qoerian : 
Desde alli i la cristiandad 
Muy cruda guerra haria. 
Pero como es inquieto, 
Yreposar oopodia, 
So codicia le eogafib 

Y so moy loca osadia : 
No míró coáo poco intes 
Eo cadenar estado habia, 

Y que ya se via rey 

Y sefior en Berbeiia. 

No conteoto coo aqoesto, 
Sale foera eo correrfa, 
Deja eo Afríca un sobrino 

Y un alcaide, de qoieo fia; 
Con ellos trecientos turcos 

Y otra mucha morería. 
Miodales fortificar 

Lo que i tierra flrme mlra. 
Ellos no se descuidaron, . 
Con grao euidado io badaa : 
Maoda bacer oo caballero 
Encima de ana montifia 
Que esti denlro eo la ciodad 
1 i los mares combatia : 
Manda limpiár lu mandracho 
Qae dentro en el pueblo habia 
Eotraodo en el lercenal , 
Muv hondo y de ffrao cablda. 
Dejindoles esta ordeo, 
Ei en corso se sali» 
CoD 808 f elas y otra8 moobaa 
De corsarios qoe segoiao. 
Poése i las costas d'Espafi»» 
YalUmildafioahaoia; 
Saqoeó uo logar pequefiOv 
QueCollerasedecia; 
De allf se fué para Argel , 

Y eo tierra oo desceodia, 
Porque oo fia de nadle« 
Ni del nUigaoo se fia. 
Mléolra que él eo esia aodaba, 
El grao César proveift 

Qoe parte de sos galeras 
Coo algooa Infanterit 
De la espafiola que eslaba 
EnNipolesveuSicilia, . 
Foeseo i Africa de presto, 
A ver si la tomarian. 
Bi prfncipe Andrea Dorla 
De Géoova se partía 
Con veinle galeras soyas, 

Sue al soelao dei Rey trala. 
11 y tantos espafioles 
En ellas llevar hacia. 
Ftoése i Nipoles , do esiaba 
Ese iluslre Don Garcfa : 
De Toledo es so linaje , 
Claro por so nombradfa , 

Y tambien Antoiuó Doria , 
Capitan de gran estíma. 
Aiii Be Juntaroo lodos 
Para ver lo qoe haríao. 
Foéroose i fontar con ellos 
Olras galeras qoe habia : 
Coatro foéroo las que el Papa 
Para esta empresa eovfa; 

Y ese doqoe de Floreocia 
Con otras tres socorria ; 
Tambieo se Joouo con eilas 
Otras dies qoe bay eo Sicilia , 

Y el maestre de Sanc Jaao 
Otras coatro les cnvfa. 
Como todas fuéron jontas, 
NaveganiBerbcria; 
Combalen i Monesterlo , 



Digitized by 



Google 



fiOlUNCES REUTIVOS A U HISTOBU OB ESPaSA. 



157 



Tlem no may blen gaarnida, 
La cual faé loego lomada, 

Y la gente se buia : 

El casUilo se defleade , 
Porque en él Iotoos babia. 
Foéroo loego i combaijrle, 
Por capitan Don Garcia : 
Lo8 de deoiro cran vailentes» 
Pelean sín cobardia ; 
Al fln noestros espafiolei ,' 
Como siempre bacer soKan , 
Dieron dentro con esfoeno, 
Ginanle por valentia. 
D*eilos quedaron beridos : 
Jlas no toman bombre á vida. 
De alll se foé onestra arniaUa 
A la Goleta otro día 
Para tratar de ia empresa 
De Africa s¡ se baria. 
Parescióle i Andrea Doria 
De folver de alli 4 Sicilia: 
A Triipana fué á aportar; 
Por proviskmes envia» 
Taoiblen eovia á ilamar 
Ese virev de Sicilia 
loan de Vega , el moy prodente 

goe á la bora alli v euia. 
D este me<fio llegaron 
A Africa on mismo dia 
Tres navios biencargados, 
Qoe f ienen de Alejandria 
Gon arroz, linos y teias, 

Y otras mncbas mercancias, 
Ooe eran de moy grao liqoeza , 
I en saarda d'elias venian 
Tresclentos y tantos moros 
Dispoestos á maravilla* 

De Triipana , esa ciodad 
Que la mar la combatia« 
Nuestra armada toda junta 
A la vela se bacia , 

Y coando les calma el viento 
De los remos se servía. 
LleganálaPabtaiia, 
Alirsn junta tenian; 
Traiaron en el consejo 

Si la empresa se baria. 
Hobo varios pareceres , 
Mas al fin se deiermina 
Qne la conquista se baga , 
¡Caso de gran osadia ! 
Porqoe no sablan úe cierlo 
La raerza qoe dentro babia , 
Mi estaba recooocido 
El sér qoe Afirica teoia , 
Mirando qoe llevaban 
Tan poca hifanteria. 
No llegaban á tres mii 
Los espaftoles qne babia ; 

Y 00 babia italianos 

Qoe ftieseo cn compafiia , 
Sino algonos cabaHeros 
Qoe iban por so lozania , 
1 algonos aventureros ; 
No pasan de cieoto arriba. 
Movidos poes del gran celo , 
De la fe qoe á Dios déblan, 

Y al servicio de so rey 

Y al bien de la eristiania, 
Parten de la Fabíana, 

£1 viento los lleva y goia ; 
Aportaron & ia costa • 
De esa ardiente Berberla : 
Lot dos eran ya de jolio 
Coando en Uerra descendian. 
Eae Luis Peres de Várgas 
1}n cottsejo dado babia , 
Qoe en salundo se hiciese 
On fterte , do se poolatt- 



Bastimentos, moniciones 
Ylagroesaartilleria, 

Y eo goarda d'ello qoedaba 
Soler V 80 compafiia. 

De alií pasó nuesira gentc 
Adelanteála marina, 
Ailegándose á la tierra 
Donde on gran recoesto babia 
Léjos cuatrocientos pasos 
Que la tierra descobria : 
Ponen luego alli cestones ; 
Ei cerco se fortifica. 
Como estuvo ya en defensa 
Van por el arülleria, 
Plántanla y comienzan loego 
Las trinclieras á porfia, 
Para acercarse i la tierra 

Y darle ia bateria. 
Fortifican todo ei campo 
Por toda aqoelia marina ; 
La trincbera que biciéron 
De mar i mar se tendia : 
En la punu un caballero 

?oe ai mar y i la tierra tira, 
olro en medio de la arena, 
Qoe deflende la campifta. 
Asi se fortalecieroo 
Por 00 baber caballerfa 

Soe les asegure el campo 
i les baga correrias. 
Las galeras se pusieron 
Hácia ei mar de medlodia , 
Desde alli podiao tirar 
A la tierra, y defeodian 

800 no viüiese socorro, 
omo siempre se temia. 
Tambien pusieron alguiias 
En el otro mar, quc vlan 
Si babia algun bajel 
Qoe por la cosu venia : 
De esu soerte foé cercada 
Por tierra y por mar la vílla , 
Sin poder salir njiiguno 
Sl i nado no se saiia. 
En la campafia de soyo 
Poca provision babia' 
Por estar todo gasudo , 

Y aon con esto todavia 
Siempre estuvo proveMo 
El campo de cuanto babia 
De Nápoles el virey 

A so bUo provela • 
De Siciiia el presideote 
A so padre socovia , 

Y ese rey del Caraban , 
Cidiarse se decia , 
EoemiffO de Dorgut , 
Provision lambien eovfa. 
Los nuestros reconocieruit 
La tierra, mas cada dia 
Hallaron qoe era mas füerte 
Qoe pTimero se entendia. 
Todavia comenzaron 

A darle la baterla 
Por doode era inexmignablc, 
Mas ellos no lo sabian : 
Batiéronla algooos dias ; 
Pero 00 les soccedia : 
Qoisieron darle el asalto,' 
Vieron ooe nada valia, 
Aonque luéron á probarlo 

Y teourlo en este di»; 
Fuéron algunos berídos , - 

Y otros perdleron la vida : 
Mataroo cincuenta tuCcos 
De los que la defendian. 
Vlendo aqoesto Joao de Vega 

Y el coidoso Doo Gareia , 
Tlratan eoa Andrea Dorla, 



Digitized by 



Google 



ROM ANCERO GBNERAL. 



Qoe en 1a mar quedado babia 
Qae vavan ciertas galeras 
AMápólesyáSiciiia, 

9ue iraigan mochas pelotas 
pólvora en gran caanUa. 
A Génova v i Florencia 
Olras por lo roisroo envlan , 
Qaeriendo tentar Ue ducvo 
De le dar roas batería. 
Vinieron las rouniciones , 
Macbas mas qoe se pediao ; 
Pero blen mirado todo t 
Al general parescia 
Que era poca aquella gente 
Para uoa tan gran conquista , 
Porque estaban dentro Uoios 
Como alli en sa campo habla, 

Y que demas de los torcos , 
Los moros de AlejaDdrla, 

8ue eran may deterninadus , 
oslrarian valeotia , 
Por sas vidas peleando 

Y por su mercaderia, 

Y oae estaba la campafia 
Ual segura y sin valia , 
Temiendo que si se daba 
El asalto el mismo dia , 
La morisma no cargase 
Con su gran caballeria , 

Y en el tiempo que pelea 
La gente contra la villa» 
Los moros vernian al campo 

Y gran destrozo barian. 
Por esto fuéron de acaerdo 
Que se traiga iofanteria 

I)e la española, que estoha 
£n Piamoiite y Lombardla : 
Faéron galeras nor ella, 

§ue el principe Dorla eD>ía. 
n estemcdio, Dorgat, 
Üue en los Geives se tenia, 
Sabiendo cómo apretabaa 
Los Duestros aquella viila, 

Y qu&ya se le acercaba 
Mucbo mas la baterla, 
Como valiente y osado , 
Un aviso les envia 

Que estén fuertes y con!>tantC8, 
Porque él los socorreria , 

Y euvióles cierta scña 
Para el dia en que seHa, 
Para que en el mismo tiempo 
Ellos salgan de la villa 

Y dén.eu nuestra triocbera, 
Que estaria desgaamlda. 
Los Duestros iban conUnuo 
A forraje algunas millas 

A tracr lo que ballaban 

Y ramos para fagiia. 
Yendo ud dia , acomeiiólos 
Una poca iDfaoteria ; 

Los ouestros vao sobre aviso» 
Mngun daño recibiao. 
Recogiéronse de preslo 
Do estaba ana compafiia 
De nuestros arcabuceros , 
Que por guarda d'ellosa>a. 
Habo on poco escaramuza, . 
Cada ano se volvia , 
Los Duestros con su forraje» 
Los moros desparecian. 
Parecióle é Jaao4e Vegn 
Naeva cosa, qae aquel ilía 
Se bubiesen visto mas oioros 
Que otras veces se veiati, 

Y asi en ekdia siguieote 
Mas geutcs apercibía. 
DiaeradeSantiago, 

De España patroo y guia. 



Manda ir á bacer forraje , 
Dos compafilas envia, 
Seiscientoa arcabuceros 
Paraelloescogia; 

Y porque fuescn con órdcn « 
A Luis Perez envia , 

Y Do contento con esto , 
Temiendo lo qoe serta , 
Dejando en guarda del campo 
Alcuidoso Doo Garcia, 

El mismo se va en persona 

Con aquelias compafiias. 

Llegaron ¿ on olivar , 

Dos millas andatdo babian ; 

Desde alli saleft á an raso, 

Donde baUao qae tenian 

Poesta ya los eoemigos 

Celada de iofantería. 

Comlenza la eacaramiiu 

De nuestra arcaboceria ; 

Tiran los moros y turcos 

Flecbas y cscopeteria, 

Los cuales eran may machos, 

Que tres mil y mas babia ; 

Los nuestros , que eran seiscientos , 

Poco á poco se retiran. 

Mueren mucbos de los aayos, 

8ue gran miedo les pooia : 
e los nuestros moere atio ; 
Mas que ellos todos valia : 
Muere el maestre de campo 
Luis Perez, que ke berlan 
Dos turcos i uo mismo tieoipo 
Desde su escopeterJa, 
Yeodo el mas cercaood'ellos, 

goe lagenterecogia; 
ayóluegodelcabaUo» 

Y los nuestros le traian 
Tristes y descoosolados, 
Por lo bien que le qaerian , 
Que era el mas viejo soidado 

Sue entre espafioles babia , 
oy bieo quisto de la gente, 
Prudente y siu cobardía. 
Juan de Vega poco á poco 
La ^ente ya retrala , 
Haciendo muy grande duno 
En aquella moreria. 
Viéndose de nuestro cairpo 
Lo que pasa en la campiíiu , 
Hizo luego dar al arma 
El discreto Don García , 

Y que estén á4as trincboras 
* Por lo que sucederia. 

Envla tambien socorro 
El visorey de Sicilia : 
Doscienios arcabuceros , 
Que fuéron darle la vidu, 
Porque eslaba ya cansaUa 
Laotra arcaboceria, 

Y faltaba municion , 
Que tirar ya no tenia. 
EIIos en aquesto esuiido , 
De la villa ya saliaa 

Los turcos á pelear 

Y á teotar lo que podiao 

Por gaoar nuesuras irincbcras 

Y hacer llana la via 

Por do vlniese el socorro 
Que tanlo esperado bablan; 
Peronolessucedió; 
Resistiólos Don Garcia, 

Y aquella espafiola gente 
Que ia trinchera tenla, 

De tal suerte , qae forzaron 
A tornar dentro en la villa 
A los turcos con tal priesa, 

?ae eo la puerta no cabian ; 
temienao que los ooeslros 



Digitized by 



Google 



ROMANGES REUTIVOS A U HISTORIA DE ESPAÑA. 



158 



A las ?aeUas se eDtrarían, 
Cierran de presto las pucrtaa , 
D*esie miedo que teniaii : 
Dejaron de fuera algnnos 

gue de aili se defendiaa 
ebajo de lamaralla, 
Do nnestra arcabuceria 
Enclavaba tantos d'eltos, 
Que hombre no quedara á vida , 
Si no fuera que se ecbara 
En la mar do bajo habia ; 
Yáraiz delamuralla, 
DoDde no se descnbrian , 
Se salvaron y pudieron 
Recogerlos en la ▼illa. 
Juan de Vega , en allegando 
El socorro , acomelia 
De arte á los enemigos, 
Que en buida los penfa. 
D'esia suerte vlctorioso 
A su campo se volvia, 

Y con grao piadeocia y seso 
A otra cosa no atendia, 
Sino i pensar la manera 
Cómo lin ballar podria 
Para salir con la empresa 
En que al César tanto le iba. 
El cosario y los sus turcos, 

Y la otra morería 

Que trujo para el socorrot 
8e vuelve la misma via , 
liuy pesante y deeconlenlo, 
Como 00 le sncedia 
Su desiño v pensamientev 
Sin remedio ya lo via. 
Vülvióse á los Alfaques, 
Do desembarcado babia , 

Y dicen ()ue en el camino 
La su misma moreria 
Despojó todos sus tarcos 

Y se los dejó en camisa. 
Aquel rey dc Garvan , 
De que arriba se decia , 
Dió aviso de todo aqueslo; 
Por su hijo lo eseribla, 

Y ofrécese por amlgo 
Dcl César , y en su iraUa , 

Y envió gran provision 
Desde el panto de aquel dia 
De vacas y de cameros, 

Y de lo que mas podla. 
En aquesie medio tiempo 
Mngun tiempo se perdia , 
Siempre habia escaramazas 
Con los qne afuera saliaii : 
Hubo cosas señaladas, 
Largo de contar seria , . 
En las cuales se mostrarcn 
Con muy terrible osadia 
Ciento V veinte caballeros , . 
Todos de ona coropaiUa , 

De la órden de Saot Juan 
Luclda caballeria , 
De muy diversas nacioncs 
Conformes ea valentia , 
Que ganaron tanta bonra, 
Qae contar no se podria. 
Los soldados españoles 
Trabajaban á porfia : 
Unosvan ¿pelear, 
Otros cavan la marina , 
OtrosvanAtraerlefja, 
Otros 4 tracr fagina. 
Sirvieronde gasudores 
De Guanto bacer se babia , 
Slempre con oa mismo gesto 

Y coo may gran alegria. 

No estando el campo segaro, 
Ylatiemsaenemiga» 



Vi'endo que sus proplas manos 
Eran las que les vallan , 

Y que todo el buen suceso 
D'ellas solas depeudia, 
De tal suerte trabajaron, 
Sin parar noche nidia, 
Qne tan cerca de los muros 
La trlncliera ya se via , 
Que tentaron de picarlos 
Con mantas que tos cubrian. 
Tambien tentaron de h.iccr 
Blinas, mas no sucedia ; 

No dejaron de probar 
Cuanto probar se podia 
Para conquistar la tierra , 

Y todo en vano salia : 

Los que la defienden dentro 
Bien creeréis que no dormian. 
Por entre ia barbacana 

Y el muro cavado habian 
Por matar de uno en uno 
A cualquiera que entraria ; 

Y detras del alto muro 

Un gran foso becho habian , 
Hondo de cuarenta paUnoS) 
Del ancho que requeria; 

Y sembrado en él abrojos 

Y otras pantas de esta guisa , 

Y á la parte de la tierra 
Un gran reparo tenian 
Al borde del mismo foso, 
Que aposta becho le babian 
Para aesde alli tirar 

A cualquier que asomaria , 

Y sl cayese en la cava 
Desde alH ie matariau ; 
De íüegos arliQciales 

• Grande provision tenian. 

Nunca vienen á partido 
* N¡ mencion d'ello bacian : 
Quiso Dios que en la ciuilad 
Hubo un moro que salia 
A dar aviso ¿ los nuestros 
De lo 9ue allá dentro babia. 
Este dijo los reparos 

Y fosos que se nacian , 

Y como era imposible 
Ganarse por bateria 

Por la parte quc primero 
Encomenzádose babia. 
De alll poco e1 pobre moro, 
De enemigos que tenia 
Fué muerto ailá en la cludaO» 
Su muerte gran falu hacia. 
No ballaban los crisliaoos 
Por qué modo se sabria 
Lo que se bacia denlro , 

Y si alguna falla habia 

De agua , como pensaban , 
Ode cónioseseutla 
El ánimo en los cercados, 
O si á partido vernian. 
Vlendo nasar el tiempo 

Y que el invlemo veiiio , 
Dan órden en la batir ; 
Planun el artillería 

Uuy mas cerca que prlmcro ; 
Con cestones la cubrian. 
El prímero de setiembre 
Comlenza la bateria 
Hácia la mano derecba 
A un canlon que se hacla. 
Ilabla un gran turrion 
De argamasa muy antigua , 
Parte dél en el arena , 
Parte en la agua y la marina ; 
A este tiran fuertemente , 
Este bateo 4 porfla. 
Tambiea baten por el lado 



Digitized by 



Google 



100 



Ud traTes qae jnnto babia, 
TemieQdo qne en el «salio 
Graa estorbo les baria : 
La cortioa tambiea baten 
Que al lado izquierdo ca!a ; 
Pero aqoeste batir facrte 
Poco prof ecbo bacia , 
Si no dieran iontamente 
Otra gmesa oateria 
• Por lamar, dedoepleras 

8ne juntas atado babian. 
810 fué por iofencion 
E iiidostna deDon Garcfa , 
Que encima d'ellas dos joutas 
Poso grnesa artilleria « 
Diez cañones refonados, 
Qne al soltar, la mar tremia; 
Pero eslos no liraron 
Hasta el tiempo qae se Via 
Que la bateria de tlerra 
Algun efecto bacia. 
Cayó medio torrlon , 
De manera qne podia, 
Aunqoe con muy gran trabajo, 
Snbir ei infonteria. 
Ver caer tan grande parte 
Causó muy gran alegria 
En los ánimos de aqaellos 
Dne por él snblr lenian, 
Qae era tan fiejo y un ruertOt 
Que en sola sn bateria 
Cinco mU pelotas gruesas 
Se gastaron en seis dias. 
Bstando la cosa en esto , 
Las galeras parescian 
Qne traen mil espaftoles 
Piitlcos de Lombardia , 
De los fnertes feleranos 
Qne alli en las plazas habia. 
üon AloDso de la Cnefa 
Juntoconellosfenia, 
Yendo nombrado en el cargo 

8ae á Lois Perez socedia : 
eneral de la Goleta 
ei Rey nombrádole babia. 
Llegaron esu^s galeras, 
Mny grande salva bacian; 
Y saltaron laego en tierra 
Con general alegria. 
Los que estaban eo el cerco, 
Por f er gente Un ladda 
Que f enia eo su socorro 
Al tíempo qae coofenia, 
Los que fieoen, de baliarse 
Tan cerca en lo quc soliaoy 
Salüdanse nnos á olros 
CoD palabras comedidas. 
A las maoos , compañeros, 
Uoosioirosdecian, 
Que muy cedo babrá de f erse 
Quiéo mas las menearia. 
Viendo ya que era liegada 
Lagenteqaesepedla« 
Juan de Vega, faieroso , 
Comanica a Don Garcia 
Si le parecia (iempo 
De dar Tasalto aquel dla. 
Habiéndolo bieo pensádo 
Los dos Juntos , resolvian 
Que se dicse la bataila 
DiadeSautaUaria, 
Porserdiasefialaido, 
Para que eila fue^ gala. 
Y esiandoya en este acoerdo» 
Halbiron que ann no babia 
El batir becbo el efecto 
Qne aljiegocio coofenia, 
I asl maodó Joan de Vega 
Prosegoir la bateria. 



ROHAKGERO GEMERAL. 

Baten por mar f por tierra 
Sin parar bora ael dia ; 
Hasu los diez de setiembre 
Jagaba el artilleria. 
Miercoles é la mafiant 
Cesó ya la bateria ; 
De U noobe ya qoedabt 
Ordenado por la fia 
Qae se daria el asalto 

Y con qné gente serla , 
Por Inan de Veg^ , ei prndeiitet 
Qne élá cargo fo tenla. 
Paso en la Ruarda del campo 
Parte de la tnfouteria , 
y mas los afentureros, 

Sae en bandera los metia. 
andó qne diesen asaho 
Por tres partesá porfia, 
Los soldados espafioles, 
Deseosos de aquel dia; 
Por la bateria fieja 
Algooos d*ello6 envia; 
Otrds foéron por la nnefa, 
Otros por la mar f enian. 
Dadn seftal de combate« 
Qae en todo el campo se oia , 
Arremeten oon grao toia 

Y 00 creida alegria. 
Cada aoo por su parte 
Yeaartelouelecabia« 
Plocoran ae entrar adentro ; 
Los toroos lo defendian. 
Don Pemando de Toledo 
En la muralla Bobia 
Porlabateriaonefa, 
Mostrando su f aleotia 
Primero qae otro ningnno; 
Sa bandera ie semiia. 
El otro por nn uolon 

800 encima del fose babia 
écia la parte de dentro , 
Ydealli abajocaia, 
Arrojáodose eo la tierra, 
Su ánimo ie fslia ; 
Peleando con los torcos 
Cuatro heridas teoia , 

Y las dos eran moruies, 

Y él nanca desfallecia. 
Sigaióle solo su alférez 

Y otro , que al foso caia : 
Pdrel cabo que él eotrára 
Mingun otro eotrar podla 
Sino Don TrisUn de Urrea , 
Qae á la bora entrado babia. 
Por la bateria del mar ■ 
Entraotrainfanteria, 
El agaa basu los pechos, 

Y otros barto mas trrfba, 
Dé saerte qae dieron dentro 
De golpe « aunqae reslstian 
Los tnroos, que en escoadrou 
Abajo loe aundian. 
Saeedió desdicha gr^e 
A naestra arcabaeeria , 
Qae á la entrada por la mar 
Lapdlforaseperdía; 
Mojoseles toda aqoeila 
Qoe dentro en los sacos iba ; 
Cnando qnisieron tirar 
La pólfora no prendia : 
D*esu saerte la pelea 
Mas sangrienu se encendla; 
A golpe de espadas lleras 

Y de bicas se reftia : 
Esto nié gran ocasioo 
De la matanza que babia. 
Los turcos , como esforzados 
Pelean sin cobardia : 
Aprofécbanse de todo 



Digitized by 



Google 



nOHANCES REiATlVOS A LA RISTORIA DE ESPAÑA. 



IGl 



Cuanto en d znondo nodian , 
Hasta que hcchos peaazos , 
AUf en el suelo caian. 
Los nioros , que sus mujercs 
T sus hijos les doliau , 

Y por defender su3 casas 

Y sn libertad y vida , 
Pelean muy sin tcmor, 
Ningun partido pedian. 
Pelearon en la plaza 

Y en torno de la mezquita , 

Y no pudicndo ya mas , 
A las caltes se acogian. 
Una k una las ganaban 
Los nuestros á gran porfía : 
Palmo á palmo nasta el cabo 
Los moros las dcfenUiao. 
Aliá dentro en una calie 
Cuasi en medio de la TiUa , 
Zumérraga , capitan , 
Delante de todos íba , 
Señaláudose entre muchos 
Que bien detras le seguian. 
Salen i él cuatro turcos 
Con denuedo y osadia ; 

£1 pelea con lus cuatro, 
De todos se defendia , 
Resistiendo á su furor, * 

Y ninguno le acudia , 
Hasu que de una veutana 
(Jn arcabuz le heria 

Por medio de la cabeza ; 
No dUo esta boca es mia. 
Tambien entró en tos primeros 
La DObte caballeria 
De la órden de Sant Juan, 
Todos de nna compañía, 
Matando turcos y moros 
Cuaotos dclante tenlan. 
D'ellos mmrieroo algonos, 
Barto número serian ; 
Fuéron beridos cuarenta« 
Todoa de malaa berldas. 
Lnego algunos caballeros 
DeNipolesfSicilia. 

Y tarobien de las gaíeras 

80« de Toscaoa venian , 
Dlraron por el portillo, 
Nfnguno d*ellos moria , 
Ni tampoco fué berido, 
¡Cosa de gran maraviUa ! 
De los espaíioles macbos 
Heridos, despues moriaii. 
Asf como estaban lodos, 
Seguia el que mas podia , 
Dando prisa en U mataoza, 
Coo grao ansia que tenian 
De ver muertos sus amigos 

Y otros que alll les heriao 
El Alcaide de la tierra 
Ed snelo muerto yacia; 
ElsobriDode Dorsut, 

8ue bien peleado babia , 
o pndleudo ya sufrir 
El impetu qoe venia , 
Coo algoDos de los turcos : 
Loego sobre ellos veofa 
Joao de Vega , el visorey , 

Y á éi todos se rendiao. 
Tomólos por sus esclavos 
Otorg&ndoles la vlda, 
Yeo leoiéndolos por soyos 
üoa gran obra bacia 
Digoadetalcapitan, 
Digoa de so grao valia. 

Al sobrioo de Dorgut 
Eo presente se le envia 
AesecapitanCigala, 
Que coo él rcscataria 

T. XVI. 



A su bijo , que Dorgut 
Captivo sc le tenia. 
Los otros ocbenta tureos 
Todos se los repartia 
A los soldados heridos 

Y á los qoe quedado habian 
Alli en la gnarda del campo, 
Porque nada no tenian. 
Esta liberalidad 

Ueresce moy graode estíma , 

Y que todos tos soldados 
Ameo al qne tal hacia. 
Acabadoel petear, 

El saco va por so via. 
Tomaron muchas riquezas, 
Joyas de muy mn valia 
De moras que oat}ia moy ricas ; 
Nada se les encobría : 
No dejan cosa ningana 
Que eu cobro oo la poniao. 
Pensando que en la mezquita 
Algnnos moros habia, 

8ue la cercasen de presto 
rdenaba Don Garcia: 
Pegan i las puertas ftiego , 
Dentro ningun hombre babia ; 
Todos niños y mojerea, 
Que vellos lásUma hacia , 
Viendo arder todas las paertas , 
El grito al cielo ponian : 
EII06 llamao é sus padres, 
Pero poco les valla : 
Ellasllaman sus maridos, 

8ue ya vida no teniao : 
tras llaman A Mahoma, 
Eo eoya casa se viao : 
Con sus llantos y alarido 
Todos de foera salian, 
Por ftierza que 110 de grado, 
Que alH mas morir querian. 
Foéron llevados captlvos 
Cada uno por au viay 
Apartados de sns madres, 

Sue mas nunca las veriao, 
lejadosdeso Uerra, 
Doode criado se habiao. 
Duró el saco aqüella tarde, 
Hastaseryaidoeldia. 
Juan de Vega con coidado 
Muchas cosas proveia : 
Manda curar los beridos 
Que quedaban aou eon vida ; 
Manda sepoltar los muertos 
Con la bonra que meresciau. 
Para ello coDsagraroo 
A la bora la mezquita, 

Y do reinaba el demonio, 
Cristo baodera ponia. 
AUi se invoca so nombre , 
Su Evangelio se predica. 
Manda tambien reparar 

A grao prisa lo que habian 
Derribado los caiíooes 

Y la otra artiUeria : 

Manda pooer mochas guardas 
Por ia muralla y la f illa ; 
Hizo josticia moy breve 
De los agravlos que habian 
Hóchose algonos á otros, 

Y eo igoaldad los pooia. 
Morieroo cieotaciBcuenla 
CrisUaoos eo la cooqoisu , 
Sio los qoe ftiéroo beridos 
De flechas y arlHIeria. 
Poéroo moertos ocbocieotos 
De los torcos y morisma. 
Mari6 el foerte Don Feroaodo 
Desde alli á moy pocos dias , 

Y Umbieo Femando Lobo , 

11 



Digitized by 



Google 



162 



ROtfANCEno GENERAL. 



Portugues de gran valla , 
GoD el príncmc de España 
A Italia pasaao babia ; 
Oe soldados españoles 
liaestre de campo le liacia : 
Tambfen lo era Don Femando ; 
Poco logradú lo liablau* 
Murieron otros alfórez 
Valientes , que se sentia 
Su esfuerzo por do pasaban , 
Su valor por do venian. 
Tomáronsc cn la ciudad 
Sels mil almas por cautivas , 
Que llevaron 4 la hora 
ANipolesyáSiciIia, 

Y á oiras partes del mundot 
A Génova y Lombardia, 

Y ¿ la Romafia y Toscana 
Su parte tambien cabla. 
Cara costó aquella plaza, 
Por mucbo que ella valia , 
Pues con sangre d*espa&olcs 
Toda ella se rendia. 
Ganóse por su valor 

Ysu iDvencible osadia, 

Y por el princlpe Doria , 

§ue lo de la mar regia , 
por el mny gran consejo * 

Y pradencia y valentia 
De Juan de Vcga, el leon 
Que á Espaüa bonra bacia; 

Y por la maSa y valor 
De ese osado Don Garcia , 

Y por la grande fortuna 
Del César, que Oios la guia. 

(SsrÚLVBOA« RomoHcet nuevmeníe iaeados, etc.) 

* La aecion de gneiTa que<en este romance se describe con 
lanta ezactitod como en loa boletines oüciales , j acaso con mas 
minuclosidad, faé mas eélcbrc que úiil á la Espafia. Parece qne 
la composicion está becha sóbre cl campo de batalla y por al- 

Snno de los héroes qne eontriboyeron 4 la conqnista gloriosa 
e la plaza de Africa . en la que tovo tanta parte ei famoso al- 
airaate genoves Andrca Doria. 



1155. 



BOHAIICE DIL SACO OE ROMA, »oa LAS TRGPA8 DEL COH- 
DE8TABLB DE BOBÜON. 

{AnórUmo^,) 

Trlste estaba el Padre Santo, 
Lleno de augustia y de pena 
Ed Sant Angel , sn castillo , 
De pecbos sobre una almena» 
La cabeza sin tiara , 
De sudor y polvo Ilenav 
Vieudo ¿ la reina del mundo 
En poder de gente ajena. 
Los tan famosos romanos, 
Puestos so yugo y melena ; 
Los cardenales atados, 
Los oblspos en cadcDa; 
Las relíquias de los santos 
Sembraclas por el arena; 
El vestimento de Cristo, 
El pié de ta Madalena , 
Kl prepncio y Vera-Cruz 
Haflada por Saota EIcDa , 
Lasijglesiasvioladas, 
SId dejar craz ni pateoa. 
El clamor de fas matronas 
Lps siete montes atrnena , 
Viendo sus bijos teDdidos, 
Sus hijas ea mala estrena. 
Cónsules y senadores 
De quejas bacen su cena , 
Por faltalles un Iloracio » 
Como en tiempo de Prosena. 



La gran soberbta de Roma 
Uora España la refrena : 
Po{ la culpa del pastor 
El ganado se coiideoa. 
Agora pa^n los triunfos 
De Venecia y Cartagena , 
Pues la nave de Sant Peilro 
Qaebrada lleva la enlena, 
bl gobernalle quitado , 
La aguja se desgobieroa : 
Gran agua coge la bomba » 
Menestei^ tiene carena , ' 
Por ia culpa del piloio 
Que la rigey la gobierna. 
¡Ob Papa , que en los Clementes 
Tienes la silfa suprema , 
Mira que tu potestad 
Es transitoria y terrena ! 
Tú Diismo fuiste el cucliillo 
Para cortarte tu vena. 

tOb fundador de los clclos , 
íadnos paz, pues es tan buena ! 
Que si falta á los cristianos, 
Hueiga la geute agarena , 
Y crece la secta niala 
Gomo abejas en colmeoa. 
La justicia es ya perdida; 
Virtud duerme á la serena ; 

guien mas puede come al otro , 
omo en la mar la ballena : 
Fuerza reina, foei*za vale, 
Dice al fin rai caniilena. 

{Cmuíonero de Veiastiues de Avila, fullcto soelto. 
— It. Canáovero ite romances. — It. SUsa de 
varios romanccs. — It. Floresta de varios ro' 
tMnces.) 

* Aonqae la composlclon está cn el Candanero dt roman- 
cesy se ha entresacado de la glosa qne hay de este ea el Ca»' 
cionero de Veiazqnez de Avila , dondc está afiadido y completo 
desde el verso qoe dice : /OA Papa que en ios Ctementes! El 
anónimo antor del romance , lamentando el saco de Aoma por 
los espafioles , parece que intenta discnlparle achtcandoal 
papa Clemente Vll haberle motivado coo sns excesos y mal 
gobiemo. 



EPOCA DE FELIPE II.- BOMANCES DB LA RBBE- 
LION DE LOS MORISCO^ DE LA ALPUJABRA «. 



im. 

DEL LETAirrAlf lEHTO DB LAS ALPIUAD1U8. 

{Knónimo,) 

Despues gue Femando Quinio 
Ganó la ioslgne Granada, 
El Albambra y Alijares , 
Tambien su fuerte Alcazaba ; 
Las fnertes Torresbermejas , 
Vivataubin que acompaña, 

Y todos los rededores 

gue esián en la vega llana ; 
oja,M¿lagayMocIin. 

Y aquelia nombrada Alnama» 
Coo Alcalá de Aibenzaide , 

?ue abora la Beal se llama, 
la rica Colomera , 
Que de Granada es cercana ; 
Los lugares de la sierrá, 
Que les llaman Alpujarras ; 
Los gue están Junto á la Peza , 
Guaaix, Almeria y Baza, 
Gon toda sn hoya junta. 
Que la tiene bien poblada, 

Y el gran rio de Almeria , 

Y el de Aimanzora nombrada , 
Se Tuelve para Castilla 

El Bey que todo lo gana , 



Digitized by 



Google 



ROVANGES REUTIVOS k LA HtSTORIA DE ESPAflA. 



les 



AcompaSado de grandes 

gue Ilevó eo esta jornada : 
a Uerra deja segura , 
De crisüaDos bieo poblada. 
Setenta anos se pasaron 

Y siete, en cuenta muy clara, 
Óae Grauada estuvo quieta 
SÍQ alborotos de nada. 
Mas al cabo de este tlempo, 
Que Fillpo gobernaba , 
Segundo de aqueste oombre, 
Claro rev de uuestra Espaúa ; 
£1 fiero llarte da vueita 
Su bandera desplegada , 

§oe parece ociosidad 
énerla untoplegada, 

Y i los moros granadinos 
Les incita i guerra y saña. 
Todo el reino se alborota : 
Desean tomar las armas , 

Y al rev de Argel escribieron, 
El cuaiOchal! se Ilama, 
Para que las dé, y socorra , 
Promeliendo darfe á Espaüa. 
Lo que pasó d'este trato 
Dirémos á otra jornada. 

(Perbi db Hita, Guerrat cipilet de GroMÍa, 
i.a parte.) 

< «Todos 6 casi todos lus romances qae slguen v tratan de 
la rebellon de la Alpojarra, son de Gines Perez de Uita , autor 
de historia novelesca , qoe snponiéndola traducida del árabe 
piblied la primera vei, segon se cree, en cl aflo de 1595, con 
Utnlo de HitiorU ée lot wMdos de io» Cegrie», etc. Posterior- 
nente, v jra blen entrado el slgloxvii, se imprimló ei libro 
qnc cootleBe las guerras de la rebelion de la AlpuJarra , inti- 
iQÍado, Seguñda poríe de lae guerrat cMiet de Granada, el 
eoal es nna verdadera historía. Pero como quiso que se la 
coDsiderase eomo continuacion de su prímer ibro, para po- 
nerla en armonía con él, luego qne narra en prosa los hechos, 
ios redoce á romances do sn propia cosecha , donde rcflere en 
verso lo que ántes reflrió en prosa. Despues ae haber insertado 
en nnestro libro los romances U^dlclonales y los de nueva in- 
vencion, conlenidos en la prímera parte de la obra de Perez 
de Hita, de qne aqoellos formaron y estos realizaron el gnsto 
y moda de los moríscos novelescos y de los semi-históncos, 
00 podiamos ménos de admitir é insertar en nuestro Rohar- 
CEBo los verídicos y casi oflciales qne pnso en la segunda parte 
de SB obra. Carecen , es verdad , de aqnel brío y colorído poé- 
Üeo, de aqnel interes indeflnible de las obras de Imaginacton ; 
pero en desquite conservan, en medlo de su prosaismo, toda 
la sencillei de inartiflciosa verdad,donde el autor, contempo- 
rAneo y parUcipante de los hechos que narra, aparcce como 
testigo y comprobante de ellos. Actor en las gnerras de la Al- 
pnjarra, y antor de sn historia, Perez de Uita se presenta á 
veces como joez severo de las causas que las prodojeron, y de 
las craeldades y desastrcs inauditos qoe irrogaron á la patría. 
Todo io aue el autorpíerdecomo poeta , lo gana como sencillo 
historiador y como hombre de nn corazon sensíble que llora 
sobre la dcsdieha de los vencidos y sobre la faialidad de las ex- 
cesivas represalias, y acaso provocaciones, de ios vencedores. 
Soldado Perez de Hita en las hnestes mandadas por el mar- 
qaes de los Veles, hizocon él la guerra del Alpujarra los prí- 
meros afios ; se acostnmbró al trato de los valientcs que com- 
batia ; aprendió i jnzgarios y á respetar en ellosá los hombres 

Sne defrndian sus hogares j que reclamaban la liberUd y los 
erechos qoe segun los tratados debian conser^-árseles y eran 
boUados po'r la fnerza , d si se quiere , por la necesidad de 
maBlener la paz del pais y de librarie de los ricsgos qoe le 
amenazaban por abriñr en so seno nn pueblo sospechoso , de 
diversa rellgion, hábTtf>8 y costumbres, que, anldo y anxiliado 
pof loi vecinos moros de la costa africana, pndiera compro- 
•eter la saerte de la monarquía cspaflola. 



1187. 

AUAN 14» HOIISCOS K>B RET Á ABEXROIErA , T SS DB- 
CLABAN BBDELDES. 

{De Gines Perez de llUa.) 

k\ son de trompas y cajas 
Sieudo Httley coronado, 
Hucbos capitanes crea 
Habiendo campo formado ; 
Y puso mucbos presidios 



En el granadiuo estado. 
Los moros cou rabia ardient^ 
Hacen casos no pensados : 
Las iglesias queman todas 
Desliaciendo ios retablos , 

Y lüs santos crucifljos 
Hacian dos mit pedaEOS, 
A ios santos y las santas 
Con hacbas despedazaodo ; 

Y con grandes crueldades 
Degollaban los cristianos , 

Y curas y sacristanes 
Morian martirizados. 
Muchos crisUanos cautivan, 

Y á Argel son luego envtados : 
Por un arcabuz dan uno, 
Por bacerse bien armados , 

Y eu la ciudad de Purchena 
Se hace el trato y contrato. 
El reyecillo Muley 

D'ello queda aprovechado : 
Muchas escopetas traen 
Los del africano estado 
Por la ganancía, que es mucba, 
Pues por ellas dan esclavosi 
Finalmente se destruye 
Lo de Lorca y su poblado. 
Qoe estas tierras entre todas 
Sienten el dafio doblado ; 
Porque todos sus caminos 
Los moros faan salteado , 
Prendiendo tos pasajeros 
Que é Purchena iban llevnndo, 

Y al que se pooe en defeusa 
Le bacen dos mil pedazos. 
Alborótanse las tierras 
Sintiendo f ste mal recado : 
Todos de armas se aperciben 
Contra el granadino bando : 
Lo que sobre esto pasó 
Despues os seri contado. 

(Pbbbzdb Hita, Guerrat eivlles di Granadat 
).• parie.) 



1158. 

SALE BL 11 ABQDES DE LOS VELEZ CONTRA LOS HORISCOS , QOS 
n.^GIEIfDO TRATOS COXri.f lÍAlt U GUERRA. 

(De Gines Perez de Bita.) 
El buen conde de Tendilla , 
Que es marques intituiado 
Del estado de MOndéiar, 
Seflor de moy gran ditado , 
Uno de los del Consejo 
Por su valor estimado, 
Flel alcaide del Albambra , 

Y gran general nombrado 
De ese reino de Granada 
Por el Itey y su mandado, 
Como viese que los moros 
Del reino se nan levantado, 
Mandó juntar mocha gente 
De gnerra, con aparato 
Para poderlos-vencer 

Y traer á su mandado 
YsttbirAlaAlpujarra, 
Llevando campo formado ; 
Aunqoe el Marques bien quisiera 
Por bueoa via ilevarlo, 

Y asl euvió dos morjscos 
De Granada 4 neffocíarlo : 
Moros son de calidad , 

Y de cautidad nombrados. 
Manda que paces coocierten 
Con los moros levantados, 

Y que perdoo general 
i*romeun en aquel trato. 
Enviados por ei Rey 



Digitized by 



Googíe 



1C4 



ROttANCBBO GENERAL. 



Para mas asegufftriost 
Esio tralan lo» do6 moros 
Gon los pueblos rebelaUos ; 
Los cuales arrepeniiilos 
Üicen, que ellos son cristiaBOS, 

Y que no qulereu la guerra , 
Porque fuéron engañados 
Por ei falso Abenchoar, 
Que estaha nial iHdignado 
Goiitra el marques ue Uoiidéjar, 
Porque iiabia maltratado 

A los moros CTanadinos 
Como se ha declarado; 
Mas á ellos que les pesa 
De haber las armas tomado, 

Y que quieren reducirse 
Gn el hábito cristiaoo. 
Tambien dicen los dos moro$ 
Que darán diez mil doeados 
Al que diere la cabeza 

De aquel reyccilto fafso. 
Por codicia d'esta empresa 
Muchos moros van buscando 
Al cuitado reyeeillo 
Para prender la ó Biatarlo , 
El cual tttvo que escooderse 
Donde no füese ballado ^ 

Y el que mas le sigue y \mcñ 
Es el Ferri , su prívado , 

Y como no le bailase, 

Por ganar diez mil ducados 
Mató á un maocebo morisco 

?ne parecia á Don FemaDdo, 
cortada la cabeza 
A Granada la ban Ilevado. 
El Harques lo prometldo 
Paga, quedanao engaíiado. 
De paz esiá lodo ei reiiio, 
Gomo se babia tratado ; 
Solos quedabao los Monfís^ 
Que no se hau acomodado. 
l!.stos 600 mas de tres mil , 

Y todos muy bicn arinados ; 
Pasar se ouipren á Fez 

En baltanoo buen recaodo , 
Porque entienden que ya es mucrto 
Aquel reyccillo falso. 
Estando en aqoeste punto 
Mocbos turcos han eiitrado 
Dentro de las Alpujarras, 

Y todos miiy bien armados , 
Que los envió el Ocbalí» 
Rey de Argel tan nombrado, 
Para socorro y defensa 

De este granadino estado. 
Hallaron al reyecillo 
En una cueva encerrado, 
El coal muy bien los recibc , 

Y con ellos pasa á Vák>r, 

Y desde allí á Aadarax 
Gon su campo coiicertado. 
Los Moofis coD él se juntan 
Gon placer demasiado 

En tener á su r^ vivo, 

Que por muerto le han juzgado. 

El reyecillo da órden 

De lo que se hará en el caso ; 

La guerra quiere seguir, 

Gomo habia coiBenzado. 

El buen marques de Moiidéjar 

Siendo de aquesto avisado, 

Lnego salió de Granada 

Llevando el campo formado : 

Lleva mas de vemle mil 

8ue le van acompanando. 
luchos capitaoes fuertes, 
Muchos lucidos soldados, 
Ricas banderas tendidas, 

Y su estandarte dorado : 



Gon el Marques on guldn, 
Gomo caso acosunnbrado, 
Qoe le lleva un general 
Guaodo va un campo marcluiido ! 
Lo que d'esto 8«cedi6 
Os será despuea coutado. 

(Perbs Db HirA, Guerrat civHet ée Gr4maiú, 
2.« parte.) 



1159. 

AL msno ASimTO. 
(De Gines Perez de üita,) 
Apriesa estaba ieyendo 
Una carta de rebato 
El famoso Don Luis, 

gue ba por renombre Pajardo , 
I que es marques de los Velez 

Y de Murcia aoeHmtado. 
De la ciudad de Ahnerüi 

Le ha venido aí|iiel recado , 
Que el Obispo se le eovia : 
• Luego saliese aprestado 
»Con sus armaav susgeotes, 
lY lleve campo K^rmado, 
•Ateiilo que ya los moro» 
»De todo aquel obispado 
vSe han levanlado de guerra , 
»Y que bacen muy graiide daño ; 
>Y (jue abrasan las íglesias, 
>Y despedazan los saotos; 

> Y pues es fuerte caudiUo 

> Y frontero del estado 
>Reino firanadino moro, 
>Que saígacomo esforzado 
>Y valiente capitan 

>A remediar tauto da&o.> 
La carta auu no habia leido 
Guando un correo le ha enlrado 
Qoe d gran Feltpe le eovia 
Gon otro naevo mandalo : 
Que salsa coolra fos moros 
Que se nubian rebelado. 
Loego el valíeote Maroucs 
Gon valor acostumbrado 
Gonvoca todas ias gentes 
De todo el reino murciano , 
Qoe apríesa ▼ con todas armas 
Vengan donde está aguardando, 
En la su villa de Velez 
El que decian el Blanco. 
Todo el reino se ha movido 
A cumplir este mandato , 

Y con deseo de guerra 
Gada paeblo se ba alislado. 
De Garavaca ban salido 
Bien cuatrocieutos soldados; 
Gon ellos Juan de Leon 

Por capitan scñaíado , 

Y i>or sargento mayor 

Fué Andres de Mora nombrado , 
Por ser sotdado y valientc, 
£n lo de Fiándesballado. 
De Gebegio ban salido 
Otros ducientos soldados ; 
Su eapitan es Garre5o , 
llombre en guerras avisado. 
Francisco de Melgar^o 
De Mulasalió alistado, 
Fuerte villa del Marqoes, 

Y la mejor del reinado : 
Trescientos soldados llcva, 
Todos eilos hijos-dalgo, 
De su noble fundacion 
Gonocidos y nombrados ; 

Y de ToUna salieron 
Por un padron alistados 
Ducientos bombres de guerra, 



Digitized by 



Google 



BOMANCES ReLATlVOS Á LA UiSrOaiA DE ESPAiSa. 



fl£) 



Y lodos ittuy bien am'ados : 
Juan dc Mora es caiiiUn 

Ue esie escuadron tan preciado. 
De Alhama salieroo cieuio 
No ménos adérezados; 
Sol Jado es su capitaii , 
Pedro Cajuela iiombrado. 
De Murcia la noble y fraiiea 
Gasí salió uo grueso canipo 
De valcrosos guerreros, 
Lucidos y blea amados. 
Con mas braveza que el sol 
Cuaodo mas liíeren sus ruyos, 
Tres capiianes saiieron 
Caballeros esforaados : 
Uno esAloDSO Gaiiero, 
De valor aventajado ; 
Elotro es Nofre Ruiz, 
Buen soldadoy boeii bidalgo ; 
El oiro Oon Juan Pacheco , 

Y aqueste era de é caballo, 
Homhre de suerie y valor, 
Que lleva de Saatiago 

La roja señal at peebo 
De aquel famoso lagtrto. 
De Lorca salió una iropa 
De un escuadroB esmerado 
Dc mil hombres valerosos, 

Y todos muy bien armados : 
Seis valientes capitanes 
Salieron en este eampo ; 
Joan Quiñooero es e1 uiio , 
Del Marques moy allegado; 
Eselotro JoaoMaieo, 

De Gnevara iotitulado ; 
Es Alonso del CasUlio 
El tercero en este grado ; 
Juan Felices Duque es otro, 
fiien conocido y nombrado ; 
Uernan Perez de Tudela 
£s el quinio , buen hidaigo ; 
Es Adrian Leones 
El sexlo qüe se ha contado ; 
Llamábase el del Alfoerca, 
Porque la iMia a1 lado : 
Todos estos con la gente 
Salieron de moy buen grado 
Para servir al Marqttes 
Qoe los estaba agnardaiido : 
De Morcia y demas lugares 
Tres mil hombres se iian jontado. 
Con estos el bueii Harqvee 
Sale de Velez e4 Bianco ; 
Mas al tlempo dc salir 
Morcia y Lorca ae han trahaiio 
Sobre Uevar la vanguardla 
£n cl campo coocertado, 

Y Don Juaii los apacigoa , 
Por ser maestre de campo, 
Qoe este dia vayan iunlas 
Las banderas que lie coutailo 
De Murcia y Lorca famosas; 

Y esio siendo averigoado 
Sale el campo, y nunca pára 
Hasta aoiiei lio iioml>rado 
Que le diceii de Almeiia, 

Y que aqul hizo alto , 
Poroue en Guec^a se haibn 
Muchos moroB aguardaodo , 
Para darles la bataHa 

Al Narques y £us soldados. 
El Marques poae sus tropas 
Goo gran eoncierto y cuidado , 
Para romper con los moros, 
Como oiréis en otro cabo. 

VPerbz dc IIita, Guerra» cioiUs dc CraHada, 
S.* pvtc.) 



IKft. 



TO» A DC CAITTOItlA fCKL EL 11 AIEU. 



{De Cinet Perez de HUa.) 

Con ires diversas bandcras 
De Purcbena se ha salido 
El valeroso Maleb 
Llevaodo un campo crecido. 
La una bandera es roja , 

Y la otra de amarillo, 
La otra es azul y blanca , 
Pintado en ella un casiilio. 
La vuella va de Canloria, 

?ue lo manda el reyocillo, 
obedécele el Malch 
Como á su rey y caudillo. 
Cantoria cuando lo sabe 
Sc apercihc á resisiirlo. 
Llegado hahia el Makb , • 

Y por bien ha prcteodido 
Que se le entrcgue la villa , 

Y no puede conseguiUo, 
Que el valiente Avenaix 
Luffar no di6 á lal parlido. 
El Maleh con grandc enojo, 
Viéndose asi despedido , 
Mandó combatlr la fuerza 
Coo gran furor v ruido. 
Por tres partes la acometc 
Con braveza y alarido ; 
Mas defiéndese Cantoria 
Con esfoerzo muy crecido. 
Muchos matan del Maleh , 

Y otros mocbos le ban berido ; 
Le convieiie relirarse 

Por no verse jilli perdido : 
Tres veces les diera asalto, 
Mas siempre fué resisUdo. 
Con gran pesar el Maleh 
Se relira aborrecido ; 
Pide le dén las mujeres 

§ue el Marques alli ha traido » 
les quitara aquel cerco 
Con que los llene oprimidos. 
Los oe Cantoria ias dao 
Por no ser mas afllgidos, 

Y el Maleh se parte luego 
Muy enojado y corrido 
Porno salir con su intenlo, 

Y á lo que bahia vcaido. 
Los cristianos oon temor 
De Cantoría se han salido ; 
Los dcmas niden socorro « 
Mas nnnca fos fué venido. 
E1 Maleh se pnsó & Orla , 

Y muy poco le ha valido, 
Porqne la viiio de Lorca 
Un socorro moy lucido. 
El Maleh se ha rcLirado, 

Y al reyeciUo ha cscríto 

Lo que le pas6 on Cantoria , 

Y lo poco qué ha podido. 
El reyecillo le manda 

Quc con campo mas cumi>Iii!o 
Hevuelva aobre Caotoría, 

Y compla lo prometido. 
Mucho tiemuo no pasó 
Que Caniorii oo so vido 
Del Maleh otra vcz cercaila 
Con poder engrandecido. 
Caiiloria se eatrega luego , 
Que socorro no ha leuioo. 

(Perez ob HiTA, Guerrat civttcs it GraHUil>f . 
2.« parte.) 



Digitized by 



Google 



m 



ROHANGERO GBNBRAL* 



1161. 



BATALU DK 6DBCUA , T HECBOS DKL CAriTAH FARAZ. 

(De Gines Perez de Bta.) 
El de las verdes ortigas 
Bn caropo de oro esiampadas, 
Sus baaderas ya tendidas, 
Ordeoadas sus escaadras, 
A los de Guecüa, moros, 
Darles quiere la balaila. 
La nobie geote de Lorca 
Le cupo ir en vanguardia ; 
Oebatalla Geliegni, 
Con él l06 de Caravaca ; 
De retaguardia va e1 Fuerle 
Con los de Alhama y Tolaua» 

Y mucha caballeria 
De valor aventajada, 
porque esté seguro el campo 
Con tan^rme retaguardia, 
Pues el Marques se recela 
De algona mora emboscada. 
Las trompetas suenao luego 

Y tos pifanos y cajas : 
Los de Lorca van subiendo 
Una cuesta muy pobfada 
De unos grandes olivares 
Donde esláo mil aiboradas 
Hechas de tierra y fagina 
De muchas ramas cortadas. 
Estas trincheras hicieroa 
Los moros fortiflcadas, 
Porque la cabalierla 

No les pneda hacer nada. 
Taniblen impíden los pasos 
Llenaiido la huerta de agua ; 
Mas la gcnte es belicosa ; 
Lnego traban la batalla 
Muy revuelta y muy reñida 
La mora y crisUana escuadras. 
Los moros hacen defensa 
€on braveza no pensada ; 
Mas coQ todo los de Lorca 
Les van ganando la entrada » 
Aunque no con demasía 
Por ía defensa doblada 
Que alli ponian los moros 
Defeodiendo bien su plaza. 
Lo coal mirando el BfarqueSy 
En el punto luego manda 
Que satgan con gran nresteza 
Las banderas de hatalla , 
Qne eran las de Cehegin » 

Y con ellas Caravaca. 
El asalto se renueva , 
Crlstianos van de ventaja, 
Los moros suben arriba 
Adonde Goeclja estaba ; 
Por defender el lugar 
Bravamente peleaban. 

El Bfarques manda de preslo 
Duc salga la relagnarda , 

Y apelliden Santiago, 

Y arremetan con nujanza. 
La retaguarda salió, 

Y el Marques en su compaua ; 
Los cristianos iban juntos , 
Sus banderas van mezciadas. 
A los moros les convlno 
Retirarse de la plaza , 

Y volvor bácia la sierra 

?oe alli de Gádor se llama. 
oda su caballerfa 
Los signe oou furia brava : 
Muchos moros alancean « 
Mucbos pasan por la espada ; 
Mas meüdos en la slerra 
Ningnn cabalio pasaba; 
Pasaban, si, los iufantes 



Sin tener estorbo en otda. 
Gon esto la tarde vino» 
Que ya el sol oo se mostraba ; 
Que toquen é recoger 
£1 fuerte Marques mandara. 
Al punto la caga tocan « 
Snena al pnnto la bastarda : 
La señal del reeoger 
Cualquier soidado la suarda. 
A sus banderas se voeiven , 

gue ya estaban alojadas : 
1 lugar se ha saqueado, 
Gánase gran cabalgada 
De mucbas bellas moriscas, 
Ropas de seda labradas, 
Mucho oro , mocba aljóEir, 
Mochas perias estimadas. 
Las moras tomó el Marquos, 
A nadie oo le dió nada : 
El campo todo se enoja, 
Porque aquella cabalgada 
No la repartió el Marqoes 
Como estaba publlcad|. 
Todos los soldados joAn 
En la cruz de las espadas 
De no dejar cosa viva 
Eo otra cuslquier Jomada. 
En esto el fuerte Farax , 
Negro capitau de fama , 
Cou muy galiarda osadia 
llizo dos grandes entradas 
En esos campos de Lorca 
Con los cuales cobró fama. 
A Tablate nos volvamos 
A do el de Tendiila agoarda. 

(Pbku di HiTi, Guerrüi cMUi ds Crauda, 
!• parte.) 



1163. 

BATALU DKL DE HONDÉJAR COll L08 HOBtSCOS 
DE LAS 60AJARAS. 

(Oe Ginee Perez de Bíta.) 
EI buen marqaes de Mondéjar 
De las AlbnQuelas parte 
En busca del enemigo ; 
Llegó al puente de Tablate, 
El cual enconlró rompido , 
Que ya no puede pasarse, 
Destruyéndole los moros 
Por excnsarse de Marte, 

Y viéndose acometidos 
Con grande furia y coraje. 
Pues, Uegando aqui el Marqnes 
Mandó qoe el puente se obrase, 
Para que pasase el campo 

La rambla de esoira parte. 
El reyecillo con gente 
Vino i eslorbarle el pasaje : 
La rambla estaba profunda; 
Mai podla repararse 
Aquel puente tan antiguot 
Hecbo por induslria y arte; 
Mas la gente dei Marques 
Del pnente hizo una parte , 
Aunque angosta y quebraüiza , 
Para qne el campo marchasc. 
Deliende el moro aquel paso ; 
Nadie osaba aventurarse 
A pasar por este puente, 
Con temor de despeñarse. 
Alli se mueve batalla , 
Cada cual qulere mostrarse 
Valiente en tai ocasion, 

Y con valor emplearse. 
El moro al On se retira 
Dejando libre el pasaje , 
Que fué ganado por armas 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REXATIVOS A LA HISTORIA DE ESPARA. 



1G7 



Gon esfaerzo, maQa y arte. 
A Válor se fué el morillo 
GoD inlento de ven^arse; 
Las Guajaras apercíbe 
Con moros de aquelia parle. 
Zarrea, sucapiun, 
Es valienie como un Marle» 

Y cou él va Gironciilo , 

§ue puede bien estimarse 
er ttu Urador gallardo 
De escopeta eo todas paries. 

Y este le tiró al Marques 
En el pnente de Tablate : 
Si no luera por ei peto 
Huriera sin escaparse. 

El Marqoes con ¿rande enojo 
No quiere mas alii estarse ; 
A las Guajaras camina 
Ya tendido su estandarte , 

Y les dió una gran batalla , 
Que tai no ia diera Marte. 

De ambas partes mneren muciios 
Por ofender y ampararse : 
Allimurió Don Luis, 

§ue Ponce suele llamarse » 
Don Juan de Viilaroel , 
gue bien podia esiimarse 
sr uno de ios valientes 
Que aili podiau hallarse. 
Al fin ias Guajaras toma 
Ei de Mondéjar sin arte, 
Lievándola ios soldados 
A crudo fuego y á sangre. 

(Pebbz db HiTA, G'uerras civUes de Granaia, 
&• parte.) 

1163. 

BN LA8 60AJABAS DE DOR LUIS POKCE DB LBOR. 

{De Gines Perez de Uita.) 
Al pi¿ las Guajaras altas 
De un pueblo en peñas armado , 
Rerido está Don Luis, 
Pouce de Leon llamado , 
tíue an peñasco le hiriera 
Desde lo aito arrojado , 
Subiendo que iba la cuesta 
Como valieote soldado. 
Coando el peñasco le bíero 
Con un furor no p«nsado, 
Probábase á levantar 
Con áoimo muy sobrado ; 
Mas en su sangre desbarra ,, 
Que el suelo tiene bañado. 
Viendo cercana la muerte 
Volvió ios ojos al campo , 
Vido las rolas banderas 

Y el campo desbaratado ; 
Vido la caballería 

Que apénas qoeda caballo ;. 
Miró por su gente ílustre, 
No vido ningun soldado ; 
Con lágrímas en sus ojos 
D'esta manera ha hablado : 
ciAdónde est&s, buen Mendoxa^ < 
¿Qué es de lu campo formado? 
l Qué es de tu cabailería ? 
¿Dónde está Unto soldado? 
iDónde están los capitanes 
De Córdoba tan nombrados? 
¿ Dónde est4 mi escuadron bcllo, 
Que de Sevilla he sacado ? 

LAdónde est¿ mi bandera 
abrada con tanto ornato? 
¡K dó mi gallardo aiférez 
A quien la entreffué en su manu? 
¡ Adios, mi patria querída! 
¡ Adios 9 daro daque de Arcos , 



De misangre descendiente, 
Mi paríente muy cercano ! 
Va no espero de ver mas 
Mi patría oi vuesiro Estado. 
:Ay Virgen Santa Maria, 
Madre del Crucificado! 
: Set^ora , valedme ahora 
En este terrible paso ! 

Y vos, mi duice Jesus, 
Perdonadroe mis pecados : 
Por defender vuestra fe 

Soy puesto en aqueste estado, 

No por codicia dei oro, 

Ni del dt'spojo sobrado, 

Que harto me tengo yo 

Qoe vos, Señor, me habeis dado.~- 

Diciendo aqueslas razones, 

La dura parca ba cortado 

El hilo dulce á la vida 

De an varon tan señalado. 

(Perez de H[ta, Guerras civiies de Grauada, 
i.> parte.) 

< En cste trozo qoe sigue se acnerda Perez de Ilita de qne 
cs poeta , y abandooa por an momento el prosaismo de simplc 
narrador. 

1164. 

EPITAPIO DB DON LOI&PONGE DE LBON. 

(De Gines Perez de Hüa,) 

Aqui vaceDon Luis, 
Ponce ae Leon llamado^ 
De valor tan iluslrado 
Como lo fué, si sentis, 
El de Vivar afamado. 

Matóle el sangriento Harte , 
De envidia de su valor, 
Abatíendo su estandarte; 

Y aunque muerto, vencedor 
Queda Ponce en caalquier parto. 

Porque la fama real , 
Satisfecha de la gloria 
De su vaior sin igoal , 
Hace al mundo ser notoria 
Su grandeza ya inmonal. 

( pRREz DB HiTA , Gucrras civiies de Granada , 
2.« parte.) 



1165. 

EPITAFIO DE DON JUAN DE VILLAnOEL 

{De Gines Perez de HUa.) 

Don Juan de Villaroel 
Yace a^ui , á quien ventara 
Le subió en tan grande altura, 
Cuanto se mostro cruel , 
Despues, su gran desventura. 

Duras peñas le maiaron , 
No soldados de valor ; 
Mas no por eso su honor 
Los que escriben olvidaron , 
Dándole digno favor. 

La fama de su memoria 
Para síempre es inmortal , 
Por ser cabaliero tal , 
Que merece gran historla 
De un valor tan principal. 

(Pkrez db H[Ta, Guerras ctviles de Gianada, 
2.« parte.) 



1166. 

BATALLA DEL DB L05 VELEZ , EN FÉM^ 

{De Ginet Perez de Uita.) 
El campo del buen Gallco, 
Quc rajardo se dccia. 



Digitized by 



Google 



i68 



Parte de Giiec({a en órden 
Ya despues de medlodla. 
Conceriadaniente marchan 
De cinco eo cidco las (ilas, 
y allá al poDerse del sol 
Encuentran con Don Garcia , 

§uevolviayadeFélii, 
Tersugranmoreria, 
DiDdole aviso al Marques, 

Y de cómo se folvia 
Sln osar acometer 

A las moriscas cuadrilfas. 
EI Marques pasa adelauie ; 
Despldese de Garcia. 
Hizo el eampo en la campana 
Alto, en esu noche fria. 
Un agua-viento le coge 
Gon mucha nieve esparcfda, 

§ne le pone en gran trabajo 
muy crecida fatiga ; 
Mas rompiendo el alha clara 
Muy bello se muestra el dia. 
Manda cl Marques que se dé 
Municion rooy blen cumplidj 
De pólvora , al campo todo» 
Para tres 6 cuatros dlas. 
A Félix el campo parte 
Con placer y gallardia ; 
Lorca lleva la vaognaraia 
Mnrdadebatallaiba, 
Cehegfn y Garavaca 
La retaguardia regian. 
El eampo i F^lix descubre 
Desde nn monte qne alli habfa ; 
Manda el Marqqes que descienda 
El campo de aqnella cfana, 

Y que se ponga en lo llano > 
Asi marchando como iba ; 
Mas bfen cerea del lugar 
Un grande escnadron habia 
De aqnella rooríama gente 
Que con valor insisiia 
Agnardando la batalla 

Que el Marques darles quería. 
La vanguardia los embiste 
Antes que el Marques io diga, 

Y los moriscos descargan 
Toda sii arcabuceria* 

JJo cargan segnnda vez, 
Porque la gente se anima 
De aquel escuadron crisiiaoo, 

Y ataca con gaDardla. 

Los moros que ven tal camDO 
Ytautacabatleria, 
Al lugar se reüraroti 
Por encontrar mejoria. 
ApretaroQ los crlstianos 
YSantiagoapellídan; 
Los moros dan k buir 
Cada uno cual mas podia : 
Otros tomaron im cerro 
Quejnntoallogarhabia, 

Y otros tomaban la sierra 

8ue de Gádor se decia : 
iros van h^cia la mar 
Por una derecba vía. 
El Marques que aquello vido 
A su buen caballo pica , 

Y por los moros se mete 
Con gran valor y osadia. 
Los de ¿ caballo le slguen, 

Y todos van é porfia 
Matando moros y moras 
Que se iban á la marlna. 
Todo el lugar se saquea , 
No dejan persona á vida , 

Y taiita es la crueldad 

De Us crisüanas cuadrillas , 
Qne mas de ocho mii fencccn 



ROMANGKEO GSNERAL. 

De la canalla morisca * , 
Entre niños y mujeres , 
Que el verlos es gran roancilla 
Sin otra pente de guerra ' 
Que murió en aqueste dla. 

(Pbrez de Hita, Guerras eMíeidc Grétutdo,' 
tA parie.) 

ir!.'*^'i°" ''?* ■'"* "*"« «■"•'^ * '<» moifaeoi, Perei do 
iliu , asi en esto romanco eomo en todoa los demas snvos se 

qne bíSe á w°vaíw?° ""^ ^ *^''^°' ^ '* ^**"*** wbaíSe¿M 



H67. 

EL DB aO^nÉJAR KBSIGOBÍAaCllHiniirA.— BATAILA 
J>B PATBBHA. 

(üe Ginei Perex de Hita,) 
El de Mondéjar signlendo 
Al reyecillo malvado, 
Cornó 4 Ogijar y Andarax ; 
Mas nunca pudo alcanzario, 
Porque esuba Abenhumeya 
Léjos de alli retirado, 
Aunque muy pronto volvió, 

Y en Andarax se ba alojado. 
Alli tavosuconsejo, 
Gomo ya habemos contado. 
Llegó el Marques ¿ Paterna> 
Do balló un campo formado 
De moros apercibidos 

Que le estaban aguardando, 
Para^arlelabatalla, 
Si vinlera en aquei llano. 
Su campo ordena el Marques , 
Gomo estaba acostumbrado : 
La baulla le presenta 
A aquel bando levanudo : 
Dulzainas de un cabo snenan , 

Y trompetas de otro cabo ; 
Grande rumor se sentia 

De atanibores por el caropo, 

Añafiles y atabaies 

Atras no se habian quedado. 

La baulla se comienza 

Muy sangrienu en caUa lado ; 

Mas los cristianos sou muchos , 

Y su campo han mejorado. 
Muchos maUn de los moros 
Gon un valor extremado, 
Los cuales salen huyendo 

Del pueblo que están guardaodo» 

Y los cristianos los signen 
Gon un furor no pensado, 
Maundo en aquel alcance 
Muchos del mortsco baodo. 
Saquearon el lugar, 
Grande despojo nan sacado. 
De allí se partió el Marques 

Y en Orgiva se ha alojado, 
Do asentó bieo su real 
Por esur ¿ buen recaudo. 
Aqui de su re^ aguarda 
Que le venga otro mandado, 
Porque no quíere sin órdeu 
Que parta de alli su campo. 

(Perex db HiTA, Gntmu eivUe$ do Cranaia, 
2.« parte.) 



1168. 

DATALLA DE OHÁlfEZ T ROTA DB INOX, 

{De Ginei Perez de HitaK) 
Las tremolantes banderas 
Dcl grande Falardo parten 
Para las nevauas sierras, 
Y van camino de Ohinez. 



Digitized by 



Google 



¡AvdeObánez! 

Ocho mil gu'errerosUeva, 

Cada uiio es como ua Uarle : 

Lleffao al Barraoco-boudo , 

Yaí" al campo se bizo larde. 

¡Tarde, lardel 

Marcha el Marques á otro dia 

Cuando el sol al mundo sale, 

Y á CanjáYar ilega el camno , 

Y 6U losado , que es grande. 
: Grande , granUe ! 

El bando moro entendiendo 

Que el Harques Tíeoe ¿ buscallc 

Esia noche echado ba suertes, 

Por ver si podri aguardarle. 

¡Aguardarle! 

tJna mora echa las saertes, 

Vieja, mala mas que laudre, 

La cual dlce que oien pnedeo 

Dar batalla y esperalie. 

¡Y esperalle ! 

Mas que primero dén muertc 

A los crisiianos de Objinez 

§ue tienen alU cautivos , 
que su sangre derramen. 
i A jr, derramen ! 
Los crlstianos fuéron muertos 
Por aquella gente infame : 
Tres doocelias degollaron 
Delante sus mismas madres. 
¡Madres, madres! 
Bn el real se supieron 
Estas atroces crueldades, 

Y Jnran de bien rengarlas 

En dando el sangríento Harlc. 

¡Marte, Marte! 

Otro dia en la mañana 

Ei campo marcha y se parto, 

Pasando primero el rio 

Para subir á Obánez. 

¡Ay, Ohánez! 

Por una ladera arríba 

Todo el caropo se reparte , 

Y todo el bando morisco 
Hace de si un balnarte. 
iBaluarte! 

En un gran ta^o de peñas 
Hkcese un escnadron grando; 
Has el campo le dispara 
Goatro pelotas ? olantes. 
tAy,volantes! 
Desampara el bando moro 
El peñasco, y de allí sale 
Huyendo para la sierra, 
Mas le signen el aicance. 
¡ Alcance I 
Los valerosos cristianos 

Soe los siguen ▼ dau mate , 
ucbos matan de los moros ; 
iM moras no hay escaparse ; 
¡Escaparse! 

Que todas fuéron cautivas, 
!^in mas poder remediarse , 

Y tambien muríeron mucbas 
Que no podieron guardaif e. 
¡Ay, guardarse! 

Tantos matan de los moros, 

§ue el rio va linto en sangro, 
loscrístianoslabeben, 
Que no pueden excñsarse. 
¡ Excusarse ! 

'Gpnvínole aquf al Harques 
Mucbos dias aguardarse, 
Rasia que órden le venga 
Dónde ha de ir, ó á qoé parlo. 
¡Parte,partel 
Tantos dias aqui estuvo, 

?tte su campo se deshace , 
por esto le couvino 



ROMANCES REL&TITOS A LA HKTORIA DE ESPAÑA, 



163 



Volver airas al gran Har'te. 

¡Harte, Harte! 

Al losado de Canjáyar 

Se desciende, por ser grando, 

Y que ta cabalferia 
Por todo el llano se ensanchc. 
¡ Eusancbe ! 

A Inox en aqueste tleinpo 
Se saquea. y le deshacen; 
Que soldados de Almería 
Le siguen con erudo alcance. 
¡ Ay. alcanee ! 
Soldados de las galeras 
Se ballan en esle lance , 

Y por un taimado engaño 
Van los moros á embarcarse. 
¡A embarcarse ! 
Entienden que las ealeras 
Que parecen, sou Je paces , 

Y asi embarcan mucbas moras 
Que alli van á remediarse. 
¡Remediarse! 
Has el engaño entendido 
Quisieran desembarcarse , 

Y no pueden los cuilados 
Oel lazo desenlazarse. 
I Desenlazarse ! 
Las galeras á Almería 
Se vuelven á solazarse , 

Y alll reparten la presa , 

Que es muy ópima y muy grandc . 

¡ Y muy grande ! 

Las galeras hacen vela , 

Y parten para Levante , 
Llevando moros y moras 

Que vender en eualquier parte. 

¡Parte, parte! 

En este tiempo el Harqnes 

A las Alpujarras sale 

Del losado de Cani6yar 

Un domingo. ya bieo larde , 

¡Tarde, urde! 

Porque le vino gran gente 

De Albacete y etras partes, 

Y de Lorca y de Chincbilla, 
Que no pudo mejorarse. 
¡Hejorarse!- 

Son todas cinco banderas, 

Do vinieron á junUrse 

Hil soldado&bien armados 

Para entrar en eualquier parto. 

iParte! 

Con esto sale el Harques , 

Dando órden de qne marchen 

Por todas las Alpujarras 

Con banderas y esundartes. 

¡Estandartes!- 

Pásalas luege et Harqoes , 

Y en Verja quiso alojarse , 
En donde le dejarémos 
Por escribir de otra parte. 

(Perbide Hjta, Gucrroí civlles de CroHoda, 
5.« parte.) 

* Vaelve el aator á aeordarse de a<niellós boenos romances 
tradicionales qae inserló en la historia de los haodos de Ce- 
gries, elc. , é imiu en este el de jAy Alkama! conse rvándole 
el tono melancólico qaele hizo tan cclcbre ¿ iiitcrcsaote, qae 
dicen faé caasa de prohibir sn canto entre los moros, coyo es- 
pirita abatla privándoíos del valor qoe mas qac nanca nece- 
sitaban para defenderse. 



H69. 

DEBROTA Y MUERTE DEL CAPITAN Ál.VAnO FLOHES. 

(De Ginet Perez de IlUa.) 
EI de Tendnia y Hondéjar 
En su real asistia , 
Con él están machos nobles 



Digitized by 



Google 



170 



De la ilustre Aadalucla. 
Estando nn dia trataodo 
De lo que bacerse podría 
Ed aquella guerra lofame 
De la gente granadiaa , 
Llegó un uioriaco corríendo, 
Que de la sierra venía ; 
I estando aote d*ei Harques » 
D*esta suerte le decla : 
— Valeroso general 
De Granada y su Talia , 
Abora es tiempo, si quiert^s, 
De ganar gran nombradiay 

Y de redocir el reino 
A la paz como solia. 
Sabras qoe el reyeciUo 
Gon muy poca compniíia « 
En Válor se est¿ may quieto 
Holgando de noche y dia : 
No tiene cuenta con guerra , 
Ni del gran daño que babía 
Desuitado por au causa 

£n toda la serrania. 
Alli le puedea prender 
A tu modo y á ttt guisa. 
Si quierea , vé tü en persona 9 
alffun capilan envia , 

gueoien sabes de su muerto 
I provecbo que vendría. 
El uarques que aquesto oy6 

Suiere él bacer la via ; 
as los nobles de su campo 
Le defienden esla ida , 
Porque es caso peligroso 
Inteiitar la tal partioa ; 
Que se envie uu capitan 
De los que en el real babia. 
El boen Alvaro de Florea 
Dice que á él le couvenia « 
Porque sabe bieo la tierra 
De toda aquella Axarquia. 
El Marques quiere que vaya, 

Y que lleve en compañia 
Mil valerosos soldadosv 
Armados cual coovenia. 
Alvaro se marcba loego 
Por caminos qoe él sabia ; 
De dia se est4 emboscado, 

Y por la noche camina. 
Eu tres dlas llegó á Válor, 

Y un alba. á la matutina» 
Contra el íugar con su gente 
Dió una graude arremeüda. 
Pero no encuentra defensa, 
Ni á uadie que contradiga ; 
Solas mujeres ballaron 

Moy cuitadas y afligidas. 
Los soldados nacen presa 
D*ellas y de cuanto babia ; 
No ballan al reyecillo , 
Porque en V4lor uo existia. 
El escuadron muy contento 
En marcha ya se ponia 
Para lomar al real, 

Y 00 f^é como qneria , 
Porque le tienen tomadas 
Los moros todas las vías. 
Comiénzase nna batalla 
Muy sangrienta y decisiva : 
Los crisuanos pugnan fuertes 

Y matan gran morería ; 

Mas los moros eran mucbos , 

Y tanta era la deroasia , 

Que para nn cristlano bay ciento 
Que 108 malara ¿ porfia : 
No qued6 ningun crístiano 

gue escapase con la vida. 
I buen Álvaro de Flores , 
Uaciendo lo que debia , 



AOMAKGEBO GBN8BAL. 

Muríó como varon ftierte « 
Y mostró gran valentia. 

(Perez db RiTA, Guerras Mlcs dc Cranada, 
S.a parteO 



1170. 

BATALLA DE VERJA. 

{De Gmei Perez de Hita.) 
Despues de aqueila victoría • 

8ue el reyecillo tuviera 
el buen Alvaro de PloreSy 
Tan dolorosa y saogríenta , 
Con gran soberbia y orguilo 
Jonlo coiiseio de goerra. 
Seis leguas habia en medio » 
Donde su real aslenta : 
Luego envia tres espias 
Para descubrir la tierra 

Y el reat de los críslianos , 
Si eslaba puesto de goerra. 
Los espias vuelven luego 

Y al reyecillo dan nueva , 
Que bien puede acometer 
Al de Velez y sus lieudas. 
El de Velez muy confuso 
Estaba en estas conmedias ; 
No sabe dó esián los moros , 
Ni dó tienden sus banderas. 
Para saber algo d'ello 
Grande dilfgencia hiciera : 
Enviado bados espias, 
Vestidos á la tnrquesca , 
Qne saben la lengua mora 
Como criados en ella. 
Bstos trajeron dos moros 
Que saben bien de la guerra : 
At uno dieron tormento , 

Y en él canundo da cuenta 
C6mo Abenbumeya vieoe 

A darle batalía fiera 

Gon tres escuadras de gente, 

Formadas de sus banderas » 

Y pasan de veiote mil 
Los que vienen de pelea. 
El Marques luego se aiista 
Para el alba venidera , 
Porque confes6 el morisco 

8ue ántes que.el alba rompicra 
abiandedar asalto, 
Por las tres partes, á Verja ; 

Y asi puso ei campo en arroa 
Como mov diestro en la guerra. 
Tan soio falta una hora 

Para oue el alba aparezca , 
Cuanao llegaron los moros 
A dar crudo asalto é Veija. 
Mas los famosos crístianos 
No faltan en la pelea , 

8ue coD áiiimo sobrado 
au en los de Abenhumeya, 

Y al romper del claro dia 
La batalla va sangrienta. 
Pero unto es el valor 

De las cristianas banderaSi 

gue hacen al enemigo 
ubir huyendo á la sierra. 
El valeroso Marques 
Llevaba la delanicra , 
Matando y alanceando 
Ai que delanie cogiera : 
El solo por su persona 
Mat6 moros mas de ochenia. 
Toda la cabalieria 
Puso i Muley en afreula, 
Matándole la canalia 
Que enviado habia & Veria. 
Moríeron mas dc tres mil 



Digitized by 



Google 



ROHANCES REUTIV08 Á U HISTORIA DE ESPAÜA. 



171 



Moriscos en la peiea ; 
Los demas ftjéron hujendo 
Esparddos por la sierra. 
Atcanzada esta victoria 
Et Marqaes se vnelve á Verja , 
En donde le dejarémos 
Hasta que démos la vuelta. 

(Pbrez db Bita, Guerrüi dHÍM de Crnutdü, 
!.• parte.) 



1171. 

VIU CnCADA POB ABElfHiniETA, T SOCOBRinA POB I 
CRUTIAROS DE LORCA T VUBaA. 

{De Gines Perei de Hita.) 
Lleno de cólera ardienle 
Abenbumeya se balla, 
Porque el marqnes de los Velez 
Venció i su gente en batalla , 
Matándole tres mil hombres 
De la gente mas granada ; 

Y de lo que mas le pesa , 
Es dejar allá las armas. 

Y asi, por aqueste agravio, 
Se la tenia iurada 

De destruirle las tierras, 

Y dejartas asoladas. 

Para salir con su intento - 
A todo sn campo manda 
Que se parta para Vera, 
Porque quería cercalla, 

Y que sl viene socorro 

De Argel , halle alli entrada , 
Do desembarquen las gentes 
En su ancha y grande playa. 
El campo se marcha luego 
Dejando las Alpujarras , 
Por el rio de Almanzoray 

Y junto á SQ orílla pasa : 

Al Box desiruye y al Boreas, 
Del Harques muy esümadasy 
A Znrnena v Partaloba , 
Sin delar piedra nl casa. 
Tan soio de]a á Gantoría 
Por ser fiierza muy nombrada i 

Y que para si quisfera, 
Que está bien fortificada. 
Oe Oria no hace cuenta, 
Qne esti tambien custodlada , 
Ni de los Velez tampoco, 
Porque tienen bnen» gnarda 
De sus mismos moradores 
Gon lealtad eitremada. 
Pasa de alli el reyecillo 
Hadendo á Vera jomada , 

Y eotra por la Bellabona , 
En donde esti nna atalaya. 
A Vera la pone cerco 
Pensandtf fnego aanalia ; 
Pero Vera se denende, 
Porqoe Üeoe gente armada. 
Tres dias la bate el moro, 
Nqpuede adelantar nada , 

Y Vera puesta en peligro 
Con su gente en la muralla, 
Pelea muy bravamente 
Contra la mora canalia. 
Las mnjeres valerosas 

Se emplean en hacer balas 
Por ser? ir 4 los soldados 
Qoe andan en la batalla. 
vera corríera peligro 
Si el asedio mas durara : 
Son mucbos los enemigos 
Que la tenian sitiada , 
1 acoerda pedir socorro 
A Lorca, aunqne está apartada. 
Tres ginetes se aventuran 



A atravesar por la escaadra 
De aqnella morísca f^ente, 

Y sallr con su embajada. 
Rompen por los euemlgos 
Gon braveza extraordinaria , 
Siii que daño reciblesen, 
Aunque los tiran mil balas. 
Corneron todo el camino 
Sin pararse para nada ; 

Y el qne buen caballo lieDe 
A los demas se aventaja : 
En cinco boras por su cnenta 
Denlro de Lorca se halla : 
Cuando dió el reloj las once 
Sn embajada ya estii dadá : 

A las doce llegó el otro 

Y el tercero 4 la una dada. 
Lorca luego se aperdbe , 

Y á las dos su gente marcha. 
Ochocientos hombrps lleva , 
Porque con esios le basta 
Para romper al contrario , 
Aunque mucha gente traiga; 
Tamoien ochenta caballos 
Van en aquesu jomada : 
Anochecieron en Polpl , 

Y en Vera les tomó el alba. 
Abenhumeya que vido 
Venir tanta gente armada , 
Levanta el cerco de Vera , 

Y para las Guevas marcha ; 

Y porque eran del Harques, 
Lasdestraye y las abrasa. 
Gon eslo pasa á Purcbena, 
Donde el Halefa ya le agoarda : 
Lorca le sale al alcance 
Dándole en la relaguardia, 

Y siguiéndole hasu el rlo; 
Pero de alli se tomara , 
Porque ya toda la gente 
Venia moy alargada , 

Y para Vera se vueU eii ; 
La cual rouy regocijada 
Los recibe y los obsequia 
Déndoles muy finas gracias 
Por aqoel pronto socorro, 

8ue ftié de unta imporUncia. 
as urde la noble Hnrcia 
Saiió ¿ hacer esu Jomada , 
Llevando cinco mü hombrest ^ 

Gente toda bien armada ; 
Caravaca , Gehegin , 

Y Umbien Hula la hidalga , 
Totana , Alhama con ellos, 
Como Murcia se lo manda , 
Por ser cabeza de reino 
En todo fné respetada ; 
Mas cuando Uegó esta gentc 
Vera esuba descercada ; 

Y no por eso perdió , 
Por no ser ya necesaría , 
Honor y gloría famosa , 
Pues ya salió á la demanda , 
Do mostrara sn grandeza 

Y virtud avenujada. 

(Pbbez db HiTi, Cuerras civilet de Grauüda, 
i.a parte.) 



1172. 

ENCOBRTROS DB U BAGÜA T LAS ALDU^OKLA — m KIITE 
DEL CAPITAN CÍSPBDES. — BATALLA DE LQCAIBEIIA. 

{üe Giae» Perez de HUa ) 
Acabadas ya las fiestas 
Del reyecillo Pernando 
En 1a ciodad de Purchena, 
Do se estuvo solazando, 
Un correo le ba venido 



Digitized by 



Google 



m 



ttOMAHCBRO OSRBftAL. 



A gran prten , wplicaiido 

8ae vaya á Jas Alpujarras . 
ondeie estáa agaardando, 
Para recoeer los fíratoa 
Que los árooles han dado, 
Porqae ios van destrayendo 
Oesde Orgiva los soídados. 
Laego parte Abenhumeya , 
Stt campo bíen concertado, 

Y atravesando las sierras 
AVálorbabialIegado, 

Y de alli se foé á Andarax 
Por ser mas acomodado. ' 
I>espacha cuatro mil kombres, 
Todos mny buenos soldados : 
Dos mil á hs Albttñuelas , 

Y otros dos mii á olro cabo , 
Qtte es al puerto de la Bagoa , 
En un peligroso paso, 

En donde bacian uu fnerte 
Muy seguro ios crisliaoos ; 
Has los moros dan en eilos , 

Y fuéron desbaratados» 

Y la crisiiaiia bandera 
Queda en poder de pagaaos. 

Y los de las Albunoelas 

Gran reencnentro ban baltado, 
Donde.emplearon las armas 
Contra un capitan bonrado , 
El buen Géspedes fomoso, 
Que está en Tabiate al<Mado, 
Por grande guarda y derensa 
Oe aqnel peugroso paso; 
El cual , como era valieoie, 
Contra el bando renegado 
Acomete cou k» suyos 
Uostrando valor sobrado; 
Mas los-moroseran orachos, 
Ydestruyeron.ei cam|)0, 
Do murio el buen capitaa 
Con renombre aventajado 
De valiente, de fitmoso, 
Mas que otro Dingun soldado. 
Lnego en Graoa& se sopo 
Aqueste fnnesto caso, 

Y el de Ausiría luego prorce 
De enviar mas gente al campo 
Do estaba el de las Oriigas 
Aqttel socorro aguardando 
Para fenecer la gnerra, 

Qtte tanto tiempo foa dnrado. 

Ei que socorro le Jleva 

Es de un valor estimado, 

Don Luis de Requesens, 

Por este oombre llamado. 

Oe Casiilla y de Leoo 

Es Comeudador oombrado : 

Tridole ei tercio de Nápoles 

En la guerra bien usado* 

Ei marques de la Fabara 

Con grande bueste le ba entrado; 

Setecieulos hombres Ueva , 

Todos eran hijos-dalgo. 

Tambien Don iuan de Bfendoza 

Le socorre con sa campo, 

Porque el de Austria asi lo <»dena, 

Y se cumple lo mandado* 
Oiice mil lufantes liene 
El de Murcia Adelanlado, 

Y con estos tambien lleva 
Ocboclenios de ¿ cabaUo, 
Toda gente valerosa , 
Escogida para el caso ; 

Y los del reino de Murcia 
Son los roas aventajados. 
Con esta gente el de Velez 
De Adra saJe gaUardo 

En bnsca del reyecilio, 
Que tiene creddo campo. 



En Lncainena leballa, 
AUi le ha desbaratado, 

Y hasta Válor le perstgoc , 
Do el reyecillo esforzado 
Le agnairda como valieiite 
Mostrando ser boen soldado; 
Mas tambieo quedó rompldo, 
Su campo nuy maJtralado« 

Y él se salvó por la sierra 
Del buen Don Oiego Fa^ardo, 
Que le iba é los aicances 
Para prenderlo (> matarlo. 

El moro deja la silla , 

Y desjarrela él caballo, 

Y pór lo espeso se mete , 
Inaccesible á caballos : 
Asi es como ae escapó 
EI rey desaventurado. 
Trittnfiinte el marques de Vdez, 
Con doscienios de 4 cabailo 

8e ha pasado á Calahorra 
Por dar provision ai campo , 
El caal se qoeda eii Valor 
De comer necesitado. 
Vaelve i él el buen Marqaes , 
De Calaborra tomando ; 
Desde alli se fué é Fiñana , 
Porque ya estaba avisado, 
Que en Gergal 6 Bolodui 
Gran morisma se faa jnolado. 
El Marques los foé á buscar 
Con SQ campo conoertado, 
Do hubo un gran reeocoentro, 

Y salió el Marqnes bonrado 
Cargado coo los dcspojos 
Que tomara al moro bando, 
Aanque Bttfo en el Anstriada 
líiga de esio lo contrario ; 
Pues lo qoe Rafo alli dice, 
Sobre este reencaentro, es falso, 
Que la victoria se Mevao 

El Marques y sns cristianos, 
Yse tornanáFiQaoa, 
Do quedaron alojados. 
EI moro se foé á Andarax , 
Llevando lodo su campo, 

Y laeffo bablarémos dél 

Y de lo que bizo alli estando. 

(Perbx db HiTA, Guerras dir;7.'< dc Cranada, 
«ji pwle.) 



1173. 

ADBimDHBTA ROBA SO DAHA k ABENALGOACIL , QQ2 OFEXDI • 
DO LB HACE TRAICIOff. 

(De Gineit Perett 4e iiiia.) 
Abenbttmeya contento 
Eu Andarax residia : 
Tratando en conversaciOQ 
Con Benalgttacil an dia 
De ias damas mas bermosts 
De toda la serrania, 
Y él habiendo referido 
Aqaellas qae conocía , 
Le habló Benalguacil 
De una amiga que lenia. 
^Me has hablado de tos damas, 
Señor, yo bablo de la mta , 

8ue no'ia hay mas bermosa 
n toda la Andalucia : 
Blanca es y colorada , 
Como la rosa mas üna ; 
Tafie , danza, canta á eztremo , 
Que es on encanto el oirla ; 
Es moza , bella y graciosa , 
Madie vió tal en su vida.— > 
Abenbumeya de oirlo 
Siente del amor la berida. 



Digitized by 



Google 



ROMANCRS REUT1V09 A 
— Si 16 plDgaÍese, Alguacil , 
Esa dama ver querría » 
Splo por verla danxap 

Y cantar coo meíodía.»* 
Alguacil se lo promete 
Por hacerle corlesla, 

Y aqueila Doche la tleva 
Adonde Muley vivía. 
Cantó la hermosa mora 

Y danzó como sabia. 
lláse enamorado d^ella 
Abenbnmeya , y decla 

A Alguacil que se la dúso, 
Que á él no le raltarian. 
Alguacil dlce que no , 
Porque la dama cs sii prima, 

Y que se quiere casar 
Con ella , que era su vída. 
Abenbumeya se enoía, 

Y 4 Benalguacil decia , 
Que le haria prcnder 
Si en algo contradecfa. 

Con esto llama & la guaiüía; 
Abenalguacil buia 
Defendíéndose de todos , 

Y ála sierra se subia, 

£n donde balló otros muchos 
A ouien Muley perseguia. 
Celoso y desesperado 
Muy grande Iraicion urdia, 
Haciendo uu dcspacbo fnl<io 
A Avenabo y su cuadrilla , 
Que parecia del Rey 
Malvado, puesta su firroa , 
En el cnál manda que lar'gO; 
Sin aguardar solo nn dia , 
Degüelle á todos los turcos , 
Que es cosa que convenia. 
Tomó Avenabo la órden , 

Y vistasualevosía, 

Se lo revela á los turcos, 

Y les dice que cumnlia 
Matar al mm reyeciiro 
Que asi matarlos querh. 
Los turcos ordenan lRt'$;o 
Para Andarax la saüda , 

Y dar cumplida venganza 
Al agravio que surnau. 
Aquipues los dejarémos 
Ordenando sn partida, 

Por decir de uuestra Msforia 
Lo que cumple que abora siga. 

(Perbz de Hita, Guerras eivltes áe Cranaia, 
«.■ parte.) 



m 



LA HISTORIA DE ESPARa. 

Mas de los morossin eu<^nta« 
El Maleb, visto su daño, 
Reiirádose ba á Gaiera ; 
El bando de los cristianos 
Tambien se retira á Huéscar. 
Dado ban en los moriscos 
Encerrados en la tercia, 

Y el Maleb aquella noche 
Tambien se acoge á Purcbena. 
£1 Marques eslá en Fiñaua , 
Con su campo va á Galera, 
Donde la da dos asaltos; 
i Mas valdria no los dicra! 
¡ Mucba gente le mataron 
üe una y otras banderas ! 
AUf mueren capitanes 

Y oficiales de la guerra, 
Con oiros mucbos soldados 
Qoe mató la gcnte fiera. 
A Fernando (le Leon 
Le cortaron la cabeza, 

Y la pusieron los moros 
En su castillo por seña. 
Al de Austria escribe el Marqucs 
Diciéndole , que Galera 
No podia ser ganada 
Sin piezas que la baticran. 
En este tiempo fué muerto 
El Muley Abebhumeya» 

Y los turcos le mataron 
Por una traicion que urdíera 
El moro Benalguacíl 
De celos que dél tuvicra. 
A Audalla loman por rey, 
Que Abenabo se aijera : 
Presto se sabrá la causa 
De lo mas que sucediera. 

(PBnia DB HiTA, Querrat cwiie» de éranaéa, 
í.a parle.) ' 



H74, 

SmO DE OALEtA POR EL DE LOS VELEZ. 

{Jüe Ginei Perez de ÜUa.) 
Los de Castilleja moros, 
Los de Orce y de Galera , 
Puestos están de coocierto 
Con otros moros de Iluésear, 
Que tomen todos las armas, 
Due se alceu con la tierra , 
Y al Maleh pidan socorro , 

8ae estaba dentro eo Purchena : 
alera hizo prlmero 
De aquesta maldad la muestra. 
Viiio el Maleb de socorro 
A la gente qoe le espera : 
A Haescar poso emboscada 
Muy oculu por la bueru ; 
Mas teniendo sentiraiento 
Los crisUanos, salen fuera. 
Con ellos traban batalla 
Muy cruel y mny sangrienta . 
Mucbos mueren de ambas parícs; 



H75. 
ATERABO srru A oacivA, t el db sesa la socorre. 
{De Ginei Perez de mta.) 
El moro Abenabo Audalla, 
Con campo fortalecido, 
Para Orgiva se marcba , 
Qu'es de cristianos presidio. 
De triiicberas la rociea 
Por traella i su parüdo ; 
Mas los de adcntro esrorzados 
Coo valor se han dcfendido. 
De muy poco les valiera 
Si no fueran socorridos; 
Mas el de Austria , quc lo supo i 
Socorro envia cumplido. 
Bl de Sesa es general 
Enla milicia perito, 

Y sels mil infantes lleva 
De valor reconocido , 
Con ochocientos caballos 
Que para el caso ba pedido. 
Abenabo , que lo entiende , 
Su gran campo ha dividido : 
Una parte está en el cerco , 
La otra se va al camlno 
Por do el de Sesa veuia 
Buscando á Audalla enemigo. 
Cuatro canitanes salen 

Del escuaoron sarracíno : 
Dali , Nacoz , Arrendate , 

Y Huzen, que de Argel vino : 
Todos se emboscau y osconden 
Entre los robles y pioos. 
yilcbes. que llega el prímero, 
Fué asaltado repeutino, 

Que los moros le acometen 
CoD furia , caal torbelliiio. 



Digitized by 



Google 



174 



ROMANCEHO GBNBRAL. 



El bnen c&piun Perea* 

Sue delras de Vilclies fino» 
ay bien qaísiera ayudarle ; 
HasTttéle el bado maügno, 
Porque el Nacoz al DaTi 
Le aVada con buen destino 

Y talesfoerzo, que espania 
La furia con que alli vino. 
Mal lo pasan los cristíaoos ; 
Retirarse les convino 
Bácia atras con toda prisa 
Por doode habian venido, 
Eotendiendo qae el de Sesa 
Les daria proiito auxilio ; 
Mas en las manos cayeron 
De Arrendate» moro flno, 
El caal los desliace y mata 
Con dolor nunca sentido. 
En esto llega el de Sesa ; 

Mas lambien mny mal le ba ido» 
Por ser oscura la noche , 

Y estar el sol escondido ; 

Y ¿ esta caosa su escaadron 
Ftté de los moros rompido ; 
Porque lodos cou espanto 
De la batalla han huido. 

El Daque lofi animaba 
Con valoreograndecido» 

Y tanto hace por su narte, 

?ue su campo ba reuucido, 
con furor acomete 
A aquel que los ha ofeodido. 
Peleando los cristianos 
Contra el bando fementido, 
8e reüran poco á poco 
A Acequias, de do ban salido. 
Lgkb moros luego se vuelven 
Al canipo de do ban venido : 
Abenal)ó deja el cerco , 
A Lanjaron se ha acogido, 
Porque el Dnque no le entrara 
En su valle enriqueeido. 
LosdeOrgivaáMotril 
Le van tomando el camino, 
Porque el de Sesa lo maoda, 

Y es cosa que asi convhio. 
A las Aibuuuelas parte 

El de Sesa paladino : 

Gran parte de ellas quemaba, 

Y otros losares vecinos , 
Porque daban bastimentos 
Al campo de los morlscos. 
El Duqne vuelve á Granada , 
Que el de Austria asi lo quiso, 
Íkjando alli en su lugar 

A Don Pedro Mendocino 
Con setecientos soldados 
De valor esclarecido. 

(Pebez di HiTA, Guerrat ehiktdé Gmada. 
t.a parte.) 



«76. 

DOM JOAR DS AÜSTBIA SALB DB GftARADA, CON Bt DDQOB DB 
SESA , CORTRA LAS ALPUJARBAS. 

(De Gine$ Peres de Hita.) 

El hijo de Gárlos Quinto 
Se saKa de Granada , 
CoD él , el duque de Sesa 
Para br i la Aloujarra. 
Yeínte mii soldados ileva, 
Toda gente aventajada ; 
Lleva Umbien mil caballos 
Con la nobleza de EspaSa. 
Ricas banderas tendiaas^ 
Que el aire las tremolaba, 
A Guejar baoen camino 



Juntoá la Sierra-Nevaday 
Porque se tiene nolicia 

gue nay de moros grande escuadra.^ 
I de Austría bace dos campos , 
Por marchar ñcil la estrada : 
Toda la nocbe caminan 
Hasu que va vino el alba. 
El Duque ilegó primero 
A Guejar ; nioros no balla , 
Que se salieron de alli 
lui la misma madrugada, 
Porque tovieron aviso 
De los moros de Granada 
Que un gran campo va sobre ellos 
A recorrer la Alpujarra. 
Alganos viejos nallaron 
Que pasaron por la espada, 
Tras de los moros camina 
El buen eapitan Qoesada, 

Y corriendo muy apríesa 
Alcanzó la reuguardia. 
Trabaron escaramuza; 
Los cristianos nada ganan ; 
Udos y otros se retiran, 

Y cada bando se anarU. 
Los moros á los cnsiianos 
Ricieron una emboscada , 
Vestidos como mtúeres , 

Y en nn llano los aguardan. 
Qoesada con su escuadrou 
Pensó coger la manada ; 
Mas cnando llegan á ella 
Les dan una rociada 

De baena arcabuceria , 
Mostrando furia muy brava. 
Los cristlanos se reüran 
Dejando muerto á Quesaüay 

Y con él ocbo soldados 
Por eodicia desdicbada. ' 
A Valor se van los moros , 
Donde Avenabo esUba, 

El cual muy mal los recibe : 
jBuena fratema les daba, 
Porque dejarou á Goejar 
Sin valerse de las armas! 
Mas on turco muy famoso 
Le ba salido á la parada , 
Diclendo que es cosa Jnsta 
Tener á Goejar en nada. 
Audalla con mal desigoio 
A Ahnuñecar caminaba , 

Y á lomar la Salobreña , 

Por ser puesto de importancla 
Para que saRe la gente 
Que det Africa esperaba. 
Almuñecar se deuende , 
Salobreña no va en zasa , 
Porqae üenen de presidio 
Geote valerosa y brava. 
Avenabo se retira 
Sin la presa que peosaba : 
A Víilor se toma el moro 
Con acuerdo qoe tomara ; 
EI de Austria se parte luego 
A Galera , que está alxada , 
Dejando gran canipo al Duqno , 
Que queda en el Alpujarra. 
A Huescar Ileed su Alteza, 
Donde el de Velez esuba « 

Y a1 cual se holgó de ver« 
Porque era mucha su fama. 

(Pbrbz db UiTÁ, Cnerrta dvilnieGranuéié, 
tA parte.) 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RBLATIVOS Á U BISTORIA DE ESPAfÍA. 



173 



H77. 

4^If lüM DB ArSTItlA 8ITIA A GALCRA. 

(De Gines Perez 4e Hiia.) 
El hijo del mas raoioso 
Monarca que se ha balladot 
Sobre el nierte de Galera 
Gran campo babia jonuido. 
Doce mil loranles iiene 
Con ellos mil de á caballo, 
Recluso Uevó en tres tercios 
Todo el campo señalado. 
De Doii Pedro de Padilla 
Es el nno, moy nombrado 
Don Lope de Figoeroa 
Lletra otro tercío estimado, 

Y el otro Aiitonio Moreno, 
Soldado viejo afamado. 

A Galera reconoce 
Don Juan, el hljo de Cárlos ; 
De fnertes bravas triiicberas 
Todo el Toerte ha rodeado 
Con todas las plataformas 

?ne es al caso necesario. 
reinu y seis cañones planta, 
Ooebatendecadalado» 
I despoes de ser batido 
Se dió moy crodo el asalto ; 
Mas los moros le resisten 
Con valor aventajado, 
Do mochos crtstianos moeren 
Con foror becbos pedazos, 
Porqoe el valor de los moros 
Es grande , aonqoe estAn mhiadofi. 
Dos asaltos se les da ; 
Mas todos fuéron en vano , 
Porqoe el sitio es dnro y foerte 

Y con valor defensado. 
Capitanes qoedau mnertos» 
Los alférez destrozados, 

Y con ellos jonumente 
Moertos mas de mil soldados. 
El valeroso Don Joan , 
Visto d'esto'el mal recado, 
Manda abrir otrasdos mioas, 
Porqoe quedase asolado 

El foerte de aqoeste modo, 
Qoe otro mejor no ban ballado. 
Loa moros en este medio 
En so coosejo ban eotrado, 
Sobre qoé es lo qoe harian 
'Eq on caso un pesado. 

(Pkíb m Hita, Guemu eMUt ie Graneie, 
S>«parte. 

H78. 

PftBSA DE «ALEBA POB DON lOAN OB AVSTRU. 

(De Ginei Perez áe Hita.) 
Cercada tiene á Galera 
Don Joao , el bijo de Cárlos 
Qoioto, llamado el famoso , 
Hey de España y sos esudos. 
Gran campo tiene consigo , 
Ooe era placer el miralfo : 
Mocbos grandes le acoropafian 
De este soeio noestro híspano, 
Doqoes , condes y marqoeses, 
Mocbos de pechos crozados, 
HQos-dalgo y caballeros, 
Bombres ricos, mayorazgos, 

Y otros de otras mocbas suertes 

Y de diversos esUdos, 
Con otra moy mucha gente 
De valerosos soldados. 

Al ponto qoiere batirla , 

Y acabar coo -los cercados ; 
CoD triDCheras, plauformas, 



Tiene el campo asegorado. 
Por tres partes se combate 
Con cañones reforzados. 
Despoes de baberla batido 
Se le dió el primer asalto : 
Foé la bauila saiigrienu , 
Morieron mochos cristianos ; 
Toman de nuevo é batirla 
Con cañones mas doblados. 
Asaito se dló segondo ; 
Mas füé el daño moy sobrado 
Qoe los cristianos reciben 
Por ser el moro goardado 
De los moros foertemente, 
Reciamenle peleando. 
El señor Don Joan qoe enüeode, 

8ne cl batirla sale en vano , 
anda hacerle dos minas, 
Porque el fuerte sea minado. 
Las minas salen furiosas , 
Moy gran parle ban derribado 
Deílienzo de la moralla, 
Con parte de otro peñasco. 
Hizose gran bateria ; 
Mas qoedó dificoludo 
El poderse arremeter 
Por lo qoe está derribado. 
Los moros, como se vieron 
De las minas maltratados, 
De aqoel sitio se retiran ; 
Mas al logar se ban eotrado 
Sio dejar la bateria 
Coo goarda , y á mal recado. 
Un soldado de los ooestros, 
Viendo qoe el sitio ban dejado» 
Por la baterfa sube 
Valieote y determinado : 
Sin ser de nadie impedido 
Al rebellin ba llegado, 

Y tomado ha ooa bandera 
De noestro enemigo hando, 

Y con elia se tornara 
. Sio ser de nadie enojado. 

Otros soldados qoe vieron 
Lo qoe hixo este soldado 
A ia moralla se soben 
Sin ser defeiidldo el paso : 
Toda la gente crisiiana 
Al pooto bace otro Unto. 
Al arma se toca loego , 

Y arremete todo el campo. 
Los moros qoe lo ban sentido, 
Contra si mal enojados^ 
Por dejar la bateria 
Olvidada y sin reeaodo, 
Salen loego á defender 
A los cristianos el paso , 

Y se traha nna bauila 
Muy grande por defensai-lo. 
Unos ilaman i Mahoina , 
Oiros dicen : — ^Santiago ; — 
Otros griUD :— Cierra Españ¡| , 
Moera el bando renegado.— 
Todo el dia se pelea 
Hasu qoe el sot iba bajo. 
Los cristianos con eslíierzo 
La victoría bao alcanzado : 
Tres mil maUo de los moros 
Qoc aodovieroQ peleaodo , 

Y de nlños y mtu^res 
Mataron casi otros tanios ; 
Dos mil tomaron caotivos, 
Ponlendo el togar á saco. 
Luego mandara so Alteza 

8ue foese el logar qoemado : 
stefln tovoGalera, 

Y fué merecido pago. 
(Pbibz db Hita, Gnerroi cipiiet de CrakOiUi, 

«.• parte.) 



Digitized by 



Google 



m 



ROMANGfifia 6BNERAL. 



EL MALEH RHvIa Á SABER KITFVAS DC GALEBA. 

{De Gine& Perez úe Büa.) 
Eo Purcbeaa está el Maleb , 
Que no osaba salir ü*ella , 
Gon deseo de saber 
Lo que pasaba ea Galera; 

Y eslaudo un dia en eousejo 
CoQ mucbos morofl de Kaerra , 
Vaello á ellos sa8|>irando 
DVste modo les diiera : 

— Mucbo deseo sabcr 

Lo que ha pasado en Galera , 

Cómo soslieue el asedio 

Y cerco qae esiá sobre ella. 
Le daria por majer 

A mi bermana la peqaeña , 
Al qae me dijese ahora 
Lo de Galera V de Hoéscar, 
Si es ganada 6 no es gaoada , 
Si esiá libre 6 está presa , 
Porque tengo aUi á mi hemaaa 
La que le Uaman Malefaa, 
Que fué á ver á mifl parientes : 
¿Ojalá que allá no lUerat 

Y si BlaDoma quislese 
Decir lo que pasa ea eila, 
Yo le biciera sacriflcio 

De ana cristiaoa doncetta.— 
AIIi babló UB moro moto « 
Diciendo d*esta maoera : 
— Ofrezco hacer ese ^Je 
Por ganar tan alta empresa : 
Siete aooe servi á to bermaua 
Sin alcanzar cosa d^ella. 
Porque veassi esasi, 
Hé aquf un retrato d*eUa.— 
Alli sacara el retrato , 
En una hoja peqaeoa 
De uu blanco y iiso papel , 
Que cualuuier la couociera , 
Parecicuuo tan al vivo « 

8ue dijeran que era ella. 
tro dia de maiíaDa 
Se saliera de Porchena 
En un lüeracabalio 
Que rucio rodado era. 
Borcegui lleva calaado* 

Y un alpargate de seda ; 
Lanza v adarga llevabo, 

Y uu alfaige eu la correa , 

Y en el arzon de la sitla 
Üna escopeta de piedra , 
Que el moro la entiende iúcn, 
Que en Valencia io aprenüiera. 
Toda una nocbe canuna 

Por ana áspera sierra , 
Sin temer nierza cristiana , 
Porque amor va en su defensa; 

Y al tiempo que el sol salia 
Descubrp el campo de Huéscar. 
En Orce aguardó la nocbe , 
Qoe entrar ocullo quisieFa , 

Y allldejósucabalto, 
Con recado que le diera 
En una casa escondido , 

Y él parte por ona senda. 
En Galera entraba el moro 
Por sitio qae conociera , 
Sin ser de nadie semido, 
Porque el cielo Uoeve y nieva. 
EI moro se espama ai ver 
Tan destraida la tierra, 

Y de encontrar Untos muertos 
De la batalla sangrienta ; 

Y como era va de noche 
No poede atmar la puerta 

Do eotieode qae esiüi su dama, 



la picnsa ballar moerta 

Y si muerta no la balla , 

Qoc es cauüva es cosa cierta : 
Aguarda que venga el dia 
Para poder dar ia ^iielta. 
Eldiasienidovenldo, 
La casa bien cooociera ; 
Sío temor se mete el moro 
Hasta el patio , donde vlera 
Estar mucboe morosmuerto» 
De cucbilladas muy Oeras. 
Uas adeolro, e« ooa sala « 
Vido mucbas moras oMiertas, 
Donde muerta tarobieo baUa 
A la bermosa Maleba. 
Con lágrimas en sos oios 
La abraza y mil veces besa : 
Con palabras may sentidas 
Solemoiza su tristeza. 
— i El crtotiaoo bubiese mal 
Que mató taota beUeza ! 
Ílas yo Joro por Maboma 
.De tomar d'ello la eomienda.— 
Coo esto el moro boscaba 
Por la casa uoa berramieota 
Para poder sepulur 
A su lofeliz danta mnerta. 
Üo bazadoo ba hatlado, 

Y coo él bizo uoa buesa : 
Llorando cnüerra é su dama, 
Cubriéndola bien de tierra, 
Hácia una parte del patío 

§ue no fuera descttbierta ; 
eo la pared con carboa 
Uo epitaUo escribiera , 
Que el Dombre soyo declara 

Y el de la bella Hateba. 
Habiendo hecbo eato el moro , 
De Galera se saiiera 

Por la mioa qne va al rio 
May secreu , y de manera 
Que de ninguno foé visto 
Por la Uavia qoe cayera. 
A Orce se voelve el moro»' 
Do su cahallo le espera : 
Eo él hoye muy lloroso 

Y vuelve para Pnrebena, 
Doode le coató al Maleb 
La ruina de Galera . 

Y cómo á stt bueaa oermana 
Eotre otras bailó muerU. 

(PzRKZ DB HiTA, Guerrét chlltfdeúrMáiaf 
<.• ptrte.) 



1180. 



OTBO SODKE LA TOtf A DE GALERA. 

iDe Ginee Perez áe tíita ) 
Mastredajes, marlneros 
De Huéscar y otro lugar 
Han armado una galera 
Que no la hay ul en la mar. 
No tiene velas ni remos , 

Y naveffa , y kace mal ; 
El castiílo de la popa 
Tiene moy bien que mlrar. 
La careoa es una peba 
Muy fuerte para espanur; 
iQuien pudo galafatarla, 
Bien saoe galafaurt 

No Heva estopa ni brea , 

Y el agaa oo poede entrar 
Siooporescotilloo, 
Hecbo á costa principal. 
Marinero qae 1a rige 
Sarracino es natural , 
Criado acá en nuestra BspaRa 
Por stt mal y nuesiro mal : 



Digitized by 



Google 



ROMANGES REUTIVOS A U HISTORIA DE ESPAflA. 



177 



Abenbozmia ha por oombre , 
y es hombre de gran caudal. 
Coaflado en sa Galera , 
Va diciendo este caiitar : 
c ¡ Galera , la mi galera , 
»Dios te me guarde de mat, 
»De los peli{|ros del muudo, 
»Y del principe Dou Juan , 
» Y de 8u geuie española , 
»Qae te viene á conquistai* ! 
»Si de este goifo me sacas 
•Delaote plenso pasar 
»A la vueita de Toledo , 
»iladrid y el Escorial : 
»EI Pardo y Aranjuez 
»Lo8 presumo visitar, 
» Y llegar i las Asturias , 
»Do otra vez pudo llegar 
»Abeubozmio mipasaüo, 
»Que vioo de allende el niar, 
»1 poseyó las Españas 
»Casl mit años, ó mas.» 
Estas palabras diciendo , 
La gafera fué á encallar; 
No puede ir adelante , 
Ni puede volver atras. 
Crisiianos la rodedron 
Para haberla de tomar; 
Toda es gente bclicosa , 
Gon ellos el ¿ran Don Juan. 
GomieuEan de combatirla , 

Y ella quiere pelear 

Sin darse á ningun partido , 
Antes quiere aUi acabar. 
Fueriemente la combate 
El de Austria siu la dejar ; 
Goo cafiooes reforzados 
Comienza á caBonear. 
Poco vale combatirla , 
Qoe es fuerte para espantar, 
llasta que le arrojan denlro 
Pólvora , fuego , alquitran , 
Gon que la dan cruda guerra , 

Y al flu la bacen volar : 
Asl acabó esta galera 
Sin poder mas navegar. 

<PEtBz DB HiTA , Guarat eiviiet de Grímada , 
%• parte.) 



1181. 

HCEIITE DC LOIS QOIJADA, T ROTA DESCBO!f. 

{De Gines Pertz áe Uita.) 
De Baza sale Don Juan 
El de Austrla Intitulado, 
La vuelta va de Almanzora 
En busca del moro baudo. 
Et campo tlega á Caniles, 
Luffar de Baza cercano , 
Y ei pasa con tres mil bombrcs 
Para descubrír el campo, 
YlaftierzadeSeron 
Que estii por el moro bando. 
Al llegar asi su Alleza 
No lo fué muy bien conlado, 
Por llevar uo poca gente 
Para intentar aquel caso. 
SeroD está apercíbido , 
Lo qoe no piensa el cristíano : 
Los moros usan de mafia 
Por salir mas á su salvo : 
Las moriscas eclian fuera 
Qne salgan al despoblado ; 
Mas llevaban bueua guarda 
De an escuadron bien formado. 
Piensan los nuestros qoe buyen ; 
Arremeten denodados 
Por coger aquclla presa 

T. XVI, 



De moras, que se ban mostrado. 
Unos siguen á las moras , 
Otros eipueblo ban eutrado : 
Comienzaii á sa^uearie 
Sin tener niugun cuidado. 
Escondidos mas de mil 
Iforos, alli se han ouedado, 
Que cuando vieron fa suya , 

Y que estaban descuidados 
Los cristianüs en el robo, 
Les dieron uiuy crodo asallo : 
Matábaiilos en las casas , 

Los despojos saqueando. 
Con esto vino el alcaide 
De T(jola, con gran bando 
A sooorrer á Seron 
Que está puesto eii aquel paso. 
Los que siguieron las moras 
Huyendo vuelven acaso 
De unescnadrou muycrecido, 
Que los venia cercando, 
De moros arcabuceros , 
Con un fnror endiabiado. 
EI Maleh con grau socoiro 
AI rio viene marcbaudo : 
£1 austriaco, que lo vido, 
A recoger ha maiidado 
Que se toqne prestameute, 
Ueeelando grave daño. 
Matauza haceo los moros 
Eo los cuitados cristtanos, 
Que buyendo se retiran 
A su campo , amedrenlados. 
Llegó el Haleh con pojanza . 
Muchos tiros disparando : 
El austriaco se deOende 
De aquel escuadron doblado, 
Sus cristianos recogiendo : 
Poco á poco Y peleaudo 
Se retira el rio arríl>a 
Perdiendo muclios crisüanos ; 

Y at bueno Oon Luis Quiiada, 
Que mostraba scr solJauo, 
En 00 muslo 1e ban herido 
De un cruel arcabuzazo. 
Siéntelo el austrlaco mucho « 

Y promete de vengallo. 
Retlróse el de Austria al fin 
Con dolor uunca pensado, 

Y llev6 á curar á Baza 
Al buen Quijada su ayo; 
Pero es mortal la herida, 

Y no puede ser curado. 
Asi dió el ánima 4 Dios, 

Y el cuerpo fué sepultado 
En un coiivcnto de frailes , 
San Jerónimo nombrado. 
Ulzosele enterramfento 
De general afamado, 
Arrastrando las banderas 

Y atambores deslemplados 
Todos cubiertos de luto, 
Señal de duelo mostrando. 
En este tiempo el de Sesa 
Buscaba al moro Aveoabo 
Para dalle la batalla ; 

Mas él se la va cxcosando. 
Gon esto el campo dcl Duque 
Oe hambre está faiigado , 

Y para buscar remcdio 

El buen Duque le ba mandado 
Al marqoes de la Favara 
Que se vaya apresurado 
A Goadix por Daslimenios. 

Y el Marques salió de grado 
Con una escolla muy bueua , 

Y d bagaje ¿ buen rccaudo. 
Mas en el puerto la Ragua 
Ftté el Marqucs dcsbaiatado 



Digitized by 



Google 



173 



RONANCERO GENERAU 



Por (los capiiancs moros 
Que le dieion crudo asalto. 
Feleando luego el Marquos 
Como vaiienie soiUado, 
nizo reiirar los moros, 
Lle?ando su escolta á salvo 
A Calaborra y Guadix , 
Donde le fuera mandado. 
El Duque supo esia nueva 

Y le pesó en sumo grado ; 
Pero vcngóla muy bien, 
Pues así lo babia jurado, 
Que ganó^ Castil de Ferro 

Y las mieses ba qneroado , 
Maiando muy mucbos moros, 

Y retirando á Avenabo. 
En este tienipo y sazon 

En Honda el niorisco bando 
Se ha levantado furioso 
Hil banderas tremolando. 
El duqne de Arcos los sigue , 

Y los na dcsbaraiado , 
Malando muy mucbos d*eIlos, 
Como la prosa ha coolado. 
Conviene volver abora 

A Dou Juan de Austria y su campo. 

(Perez de Hnáy Guerras civilet deCranadi', 
2.« parte.) 



1182. 



TOIA Oet CASTILLO DB lÍJOL». 

iDe Gines Perez de Ifíta.) 
Aquel c^siillo famoso, 

gae es de Tijola la Vieja , 
I de Austria cod su poder 
fislrecbamente le asedia. 
Gon tres tercios le ban cci^ido 
Por el llano y por la sierra : 
Al mediodia Don Lope 
Planta y bace su trinchera; 
A la parte tramontana 
Don Pedro Padilla asienta 
Sq tercio, moy sagazmente, 
Como aquel qne lo entendiera ; 
Bl bucn Antonio Moreno 
Oentro en Tijola la Nueva , 
Donde asiste et buen Don Juan 
Con la gente aveulurera : 
Eu el un tercio y el otro 
Parcce una y olra seña. 
Trincbera se bace Incffo , 
Plataformas á gran priesa ; 
Plántanse doce cañones 
Para que batan la tierra , 
Sín olros dos que se ponen 
En medio de una ladera. 
Mas al plantar estos dos 
Grande escaramuza bnbiera , 
Porque los moros lo estorban , 
Y los nuestros persevcran , 
Los cuales son zamoranos , 
l'ambien de Toro y su tierra ; 
Mas por ser los moros mucbos 
Van perdiendo la ladera. 
Lo8 socorre un capitan 
Oe Murcia con su bandera ; 
Francisco Galtero ba nombre , 
El cual puesto en la pelea 
Ilizotauto,y pudotanto, 
Que se plantan las dos piezas, 
A pesar del bando moro 
Que procura defenderlas. 
La tierra se bate iuego , 
^ Las balas dan en ias pefias , 
' Y en las torres y mnrallas 
No bacen ningnna mella , 
Por estar muy encajada 



La obra y cimlento en etlas, 
Treinu dias se lian pasado ; 
Los moros salirse acuerdan 
Una nocbe fria , oscura , 
Cual al caso conviniera. 
Llegó uiia nocbe cerrada , 
Que llueve , ventisca y nleva , 
Con terrible oscuridad , 

gue la «ausara uua iiiebia : 
1 nombre bprtan al campo, 
8ue el Tuzauí se lo diera. 
on esto el moro se sale 
Marcbando para la síerra ; 
Mas no acaban de salir 
Cuando alarma se di6 recia. 
Todo el campo se alborola, 
A la muralla se allega, 

Y con un valor terrmle 
Se gana y toma la tierra. 
Los de Lorca ios primeros 
Por la muralla atraviesan , 

Y ponen fuego á las casas , 
Haciendo grandes bogueras^ 
Porque viesen los ciisüanos 
Con quién tienen la pelea. 
Las dos eran de 1a uocbe 
Cuando crístianas banderas 
Puestas en el alto alci&zar, 
Que el^ire las tremolea , 
Espaüa, Espana, diciendo 
Toda la gente de guerra, 
La nueva y vieja Tijola 

Por el rey Felipe quedan. 
JuévesSantefué en ia noclic 
Cuando este asalto se diera : 
El campo se fué ¿ Andarax , 
Doiide está el duque de Sesa , 
El cual recibió muy bicn 
Con su campo al de su Alteza. 
El Duque se fué ¿ Granada, 

Y el de Austria eu Audarax queda. 

(Perez de Hita, Cuerrasciviigt deCranoda, 
2.« parte.) ' 



1183. 

ABKNADO PIDB PACES, V HATA AL HABAOUf. 

{De Gines Perez de Hita.) 

Temeroso de la muerte 

Esuba Avenabo Audalla, 

Viendo cómo ya la gnerra 

Con sn dafio se acababa , 

Y umbieii sus capitanes 
Ya no curaii de las armas , 

Y los niños y mujeres 
Por las paces Suplicaban. 
Al fín acuerda rendido 
Pedir á Don Juan de Ausiria 
Que las paces les conceda , 
Como las pide y denianda. 

gue las baclendas se qneden 
n los moros de Granada , 
Como soliau estarlo , 
Pagando su pecho y farda ; 

Y que los turcos se embarqnen 
Pasando la mar salada. 

Para tratar de las paces 
Al buen Ilabaqui enviara , 
Porque es hombre muy nrudente 

Y discreio en cualquier babla. 
Marcbándose el Rabaquf , 
Para Andarax caminaba 
Adonde asiste su Alteza , 

Y le exposo la embajada , 
Pidiendo las condiciones 
Que Avenabo demandara. 

El boen Don Juan las otorga 
CoD Tolunud pura y llana , 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS A LA IIISTORIA DE ESPARa. 



m 



Y al Habaqui , porcfue víuo 
A iraer esta emb^ada , 
Le dió ana cadena de oro 

Y una espada muy dorada. 
Con eslo lornó á Avenabo , 
Ya las paces concenadas; 
Mas traidores coa envidia 
Al Habaqui roaltrataban , 
Dando á entender á su rey 
Que grande traiclon le armabo , 
Por querelle llevar preso , 

Y entregarle á Don Juan de Austria , 
Con la uonra üe las paces 

Para sn bien ajustaclas. 
Avenabó con enojo 
Que ie aborquen tueso maoda, 
Lo coal al punto fué hecho 
Del ramo ae una carrasca. 
Murió ei Habaqui cristiano , 
Dios perdone ia su alma. 
Mucbo le pcsó á Don Juan 
De su muerte desastrada. 
Todo el escoadron morisco 
Se rebela contra Audalla, 

Y asi esie se va buyendo 
Junto á ia Sicrra-flevada. 
Alii en una oscura cueva 
Tiene ei moro sn posada 
Con muy pocos que le sieuen 
De los monfis , gente mala. 
Lnego los mas capitanes 

De ia chusma rebelada, 
Abenaix de Cantoria , 
El Maleh y su mesoada , 
Con otros no pocos moros 
A Andarax baceu jornada , 

Y alli confirman las paces, 
Como estaban va tratadas. 
A Guadix pariió su Alieza , 

^ De alli envía embajada, 
Haciendo saber al Rey 
De las paces ya aseniadas. 
Su Mojestad mandó luego, 
Que saliesen de Granada 
Todos los moros y moras 

Y los de las Alpnjarras, 

Y que peoa de la vida 

A aquel que eo contrario liaga. 
Mucho sintleron los moros 
Aqnesta nneva demanda , 
Que mas quisieran morir 
Que dejar sn dulce patria : 
Mts al fin todos ia aejan, 

Y i Gasiiila se traslaaan 
De toda la Andalucia 

Y Sevilla ia nombrada , 
Pyándose en otras tierras 
Fuera de lo que es Granada. 

(PERn DB HiTA, Guerrat cMles ie CrsMia, 
S.« parte.) 



ROMANGBS SOBRE LA LIGA SANTA Y BATALLA 
DB LEPANTO. 



1184. 



DBSCRÍBm EL SITIO DE HALTA, T CÓIIO LOS TOBCOS 
FOáaOIf rORZADOS k LEVANTARLO. 

{Anónimo,) 

Bnojado esti el Gran Turco » 
Qoe SoKmtn se llamaba ; 
Bl MmMante tiene alrado , 
La maoo puesia en la barha , 
De ver cómo los malteses 
Le corrian la campa&a 
Hasta la Grecia y Morea 



Sin dejar cosa criada. 
Sobre esto tleoe consejo, 
Do determina con saña 
De sobre Malta enviar 
Una gruesísima armada. 
D^ila al Pialí-Bajá 
Por capitan señalaba , 

Y de la ^ente de guerra 
A Mustatá le nombraba , 

Y Dragut en esta empresa 
Era el que mas animaba. 
Parteo con doscientas velas 
Que casí el muodo espaniaban; 
Cincuenta mil combatienles 
Lleva la bueste pagana , 

Año de mil y quioieotos 
Seseota y cinco seSala, 
A diez y ocbo de mayo, 
Cuaudo aportó sobre Malta. 
Saleo ios comendadores 
A defendelies ia entrada. 
Retiráronse de preslo , 
Por ser tanta la canalla; 
Refuerzan sus fortalezas, 
EI Maesire que ayudaba. 
Los turcos sobre San Telmo 
Dieron con furia muy brava; 
Apuntan su ariilleria , 
Enmiezao cruda batalla, 
Deíiéudense los de dentro 
Mostrando no lemer nada. 
Los perros , de pesar d'esto, 
Cou su soberbia sobrada 
Dáoles asaltos bravosos ; 
Haceo de maiio endiablada 
Uua puente de niadera 
De bierro toda aforrada 
Para tomar á San Telmo; 
Pero la gente cristiana 
8in mostiar oingun temor 
Defiende como csforzada, 

Y Üragut aqucsto viendo, 
Por mostrarse esta joiiiada , 
Fué á decir ai artiliero 
Que viese cómo Uraba , 

Y que asesuse mas bajo; 

Y Ul fué la asestada . 

Qne tocando en la tnDchera, 
De aquel tlro dió la báta 
En una piedra , la cual 
A Dragut muerie le daba; 
Tambieii al maese campo 
Que llauiaban Saliaga. 
De la muerte d*estos do9 
Sintieron peoa doblada 
Los tnrcos y los bajáes, 
Por ser cosa senalada ; 

Y para veogarsc d*ello 
Muéveose coo mano airada, 
De dar asalto á San Telmo, 
Toda la huesie junuda , 
Con ul griu y voceria 

Que quien ia oyó se asombraba. 
La defeusion de los nnesiros 
Ya muy poco aprovecbaba ; 
Entran los paganosdentro, 
Por fuerza , á filo d'espada. 
Los fieles comeodadores 
Nioguno á vida se daba , 
Aotes las veodieron bien 
Como d*ellos s*esperaba , 
Porque treinU dias y mas 
Qu*ei campo allí se ascoura, 
Dicz y ocho mil caOones 
Dispararon, qiie se bailaban. 

Y perdieroo seis mii tarcos, 
La flor de su secu mala. 
Murieron de nuestra parte 
De Alemania y de ltalia« 



Digitized by 



Google 



480 



ROMANCERO GENERAL. 



Provenzales, porlagueses 

Y umbien denuestra Eüpana, 
Uij 7 quinientos soldados , 

Y entre ellos bombres de salva. 
Ya que á Sao Telmotuvieron, 
£1 campo á San Miguel marcli'j. 
En Qn, en este conmedio 
t}u*el cruel campo marcbaba , 
Por usar de crueldad 

Nunca visla n¡ pensada, 
Los bárbaros, gente fiera, 
Tomaron, cosa ¡mpensada, 
Mucbos paveses y enteuas 
Ecbándolos en el agua. 
Pusieron encima d'ellos 
Oe la gente mas llagada 
Cuerpos destrozados : muerlos 
Cristianos , á nuestra bauda , 
Con la marea , en el Burgo 
Para espanto nos fué ecbada , 

Y sio esia, otra crueldad 
Ante el Burgo ejecutaba 
Mostafá , y es que compró 
De ta bueste renegada 
Mucbos cautivos cristianos 

Y deeollarles mandaba. 
Piali le reprehendió 
Porque tal crueldad usa!)a : 
Respondió que él ya tenia 
Facultad, cual se mostralia, 
Del Grau Señor, de matar 

A cualquier-que peleaba, 
Este aviso dió la vida 
A la cristiana compaña 
Viendo que misericordia 
En los perros no se hallalia. 
De los cruzados malteses 
A la furia turquesana 
CoDtraminas á las minas 
Oponian, que ordenaba, 
Despues de muchos asaltos, 
De salir con cabalgada, 
De quitar alguoas presas 
De aquelia gente inbumana,- 
De bacer fosos , contrafosos , 
Terraplenes ; derramada 
Tanta sangre de ambas parles , 
Tanta vida cerceoada , 

Y de baber eotretenldo 
Cuatro mcses el armada, 
Allegó el socorro nuestro, 
Que fué el armada de España » 
Del ilustre Don Garcla 
Sabiameote gobemada, 
Ecbaodo en tierra gran snma 
De mucha gente ilustrada , 
Muy animosa de verse 

Con gente bruta, nefanda. 
Los turcos baciendo rosiro 
Para que fuese embarcada 
Sq gente mas principal, 
Qae á embarcarse comenzaba , 
La ffente nuestra españoia 
Dióles tal escorríbanda , 
Que bobieroo de retirarse 

Y ecbarse á nado en el agun. 
Murieroo de aquesta becha 
Tres mil , y de oaestra escuadra 
Ocbo cristianos no mas, 
Merced de Oios enviada. 
Faéroose los sarracinos 

Con la cabeza quebrada, 
Ya despues de naber perdido 
En esta empresa de Malta 
Treinta y cinco mil perrones : 
Caron les pasó en su barca. 
Balas sesenta y cincQ mil 
Todas de bíerro sin falta : 
Uombrcs, ancianos , mqlercs , 



Doncellas, niños se ballan ; 
Siete mil babemos muerto 
Con gnerra tan cruda y brava. 
Mil y quinieotos soldados 
Denuestra nacion y extraQas, 
Y mas , quinientos esclavos 
D*esta religiou nombrada. 
Esta es la suma y la guerra 
Mas ilttstre y afamada 
Que Roma pudo tener, 
N¡ aquella ciudad troyana. 

(TuioNEDA , Bota reaL — It. Sil9a ie pariot ra- 
maneet,— It. Fioretta de variot romaneet.) 



im. 

DESPÍOESE DON JCAN DB ADSTMA DKL DBT, T 8ALB i. 
PONfiRSE AL FBERTE DE LA ABHADA DB LA UGA. 

{AnÓuiMo.) 
De Madríd sale Don Juan , 
Ese de Austria nombrado , 
Coo esuodarte de España 
Qoe le diera el Rey su bermano» 
Por general de la liga 
Que se ba becbo enire crístianos 
Contra el enemigo turco 

Y contra sus renegados. 
No va solo el gran caudillo, 
Antes birn acompañado 

De mucha caballería , 
La flor del sueto bispano. 
El que por mejor se tienc 
Se tíene por muy bonrado 
Le lleve en su compañia, 

Y en ella quiera aceptallo. 
De Madrid hasta las puertas 
El Rey le va acompanando : 
Palabras le está diciendo , 
Palabras de rey hermano : 

— Don Juan de Ausiria , Don Juan , 

Yo quedo muy coofíado 

Respetaréis é quien sofs 

Eo tal empresa y tal cargo. 

Vos vais i ser eencral 

De todo el pueblo ccistiauo 

En defensa de la fe 

Contra aquel turco tírano. 

El Turco es muy poderoso 

Por el mar v por el llano ; 

Pero su poder cs nada 

Pues sobre mal va fundado* 

Du*es enemigo de Dios , 

Verdugo de los cristianos, 

Por do para su castlgo 

Dios 06 bizo á vos , hcrmano; 

Y vengad á la injuria 
Del senado vencciano.— 
Homillósele Don Juan , 
Qulsole besar las manos , 

1 el Rey lágrimas vertiendo 
Luego le dio un abrazo. 
Volvióse para Madrid : 
Don Juan camioo ha tomado 
A la ooble Barcelooa 
A do foé bieo alojado. 

(TiHORBDA , Rota real.— It KomoMee ie la peaUa 

del Tiireo, ete. Pliego saelto.— It. Siloa é$ pa- 

riot rommieet.) 



1186. 
DBSPRBCURDO BL GBAII TOBCO L08 TBaOftBS DB LA 8ULTA- 
RA , BNVÍA 0B6EIITB8 DE8PACH08 k nALÍ-BAJÍ PABA QOE 
COHBATA LA ABMADA DE U LIGA. 

{Anónimo*.) 
En el serrallo esti el Turco 
Con It Suitaoa holgando ; 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA niSTORIA DE ESPAfÍA. 



m 



Palabras le esU dicieodo 
Con qae la eslá enamorando : 
— Yo le promelo, seuora^ 
Si Maboma es de mi bando, 

gne he de hacerte coronar 
n Venecia por mi mano, 
Porque ya Chipre era mio, 
Mis vasalios lo han ganado. 
— Alá le guárde, sei^or, 

Y te faaga prosperado , 

Y que veas ser cumplido 
Lo por li tan deseado : 
Uas si tonias mi consejo 
Vivirás mas descansado. 
Los venecíanos , señor, 
Ningun disguslo te ban dado, 
Aunque agora el rey Pelipe 
Su favor lia demandado, 

Y él como rey poderoso 
La liga les ha oiorgado. 
Dalcs, seiíor, lo que es suyo , 

Y esiorba lo comenzado : 
Mira que (anlos k uno 

Le traen siempre mal parado.-- 
El Tuico imagioalivo 
A la Suliana lia roirado , 
Con uuos airados ojos 

Y el corazon muy dañado : 

— ¿Quién liay que ofenderme pueda ? 
El Gran Turco ba replicado : 
Sl.dices del gran Sofi , 
Goiitiuuo lo be eastigado ; 
Si dices del rey de bspafia, 
De mi está muy desviado, 

Y ántes nos da que nos quita , 
Por Argel , mi gran ditauo; 

Y en aquellos Je Gelvé , 
l}no soio se ha escapado , 
Porque llevase la nueva 

Oe lus que habia cautivado.— 
La Suliana le responde : 
— Ese liempo es ya pasado : 
El rey Felipe y el Papa 

Y este veneciano Estado , 
Aquestos largos procesos 
En su corte ban relatado , 

Y de ttu acuerdo entre ellos 
Se ban unido y conjurado 
De no salir de la Liga 
Hasta quitarte tu Estado ; 

Y para esto el rey Felipe 
Envia stt bermano amado, 
Hyo del gran Cirlos Quioto , 
De quien lu padre ha temblado 
En aqnello de Viena 

De do buyó mal de su mdo 
Temblando de aquella faerza 

8ae Cirlos Quúito ba mostrado. 
es ménos su caro bijo 
Animoso y esforzado, 
* Y con poder absoluto 
Qae el rey Pelipe le ba dado 
De general de esta Liga, 
Como sablo expermenudo. 
El Padre Saoto de Roma 
Estandarte le ba euviado 
Con los escttdos de armas , 

Y onCristo cruciücado : 
Todo esto sé por cartas 
De un antigtto renegado.**- 
El Tarco no le responde, 
De alli se salia airado : 
Mandó Uamar k consejo; 

Y lo qne en él se ha tratado , 
Qae se dé pregon real 
Porqae el reino esté avisado; 

Soe acadan á las marínas 
o les fuere sefialado : 
Trescieolas galeras juutas 



Prontamente seban Kallado ' 
Galeotas y mahomas 
Setenta y seis han sumado , 

Y veinte y cinco mil turcos 
De pelea alli han lle^ado : 
De genizaros diez mil 

Y ochocientos , bien contado: 
General de aquesta flota 

Es Piali muy afamado , 
AI cual llegó un correo 

Y ante éi se ha presentado, 

Y dióte el despacho alli 

Por el Gran Turco nombrado. 
El , como era hombre astuto , 
A consejo habia llamado 
A los demas generale& 

Y turcos de mas ditadOh 
Todos están muy' atentos 
Con regociio sobrado. 
Lo que ei despacbo decia 
A todos ba amedrentado. 
<Atidico,Piali-Bajá, 
»Mi antlguo y leal criado , 
»Qoe leiua la prescnte 
•Salgas muy determinado 
)»Tomando toda la gpnte , 
•Municiooes y recado, 
»Sin contradicion alguna 
iGonlra lo por ml mandado, 
• Contra la armada de España 
»Y ese Dou Juan tan nombrado. 
»No vaelvas en mi presencia 
»Sin que sea bien castigado , 
»So peDt de mi merced.» 

El despacbo va firmado. 

{Hittoría de la Batalla navah ctc. Plicso sueUo. 
— II. Silva de varios romonces. —\i.liuQiiEt>M. , 
Raso real.—lL Floresto de varios romances,) 

1 Es el mismo qne en la Floresta de var'tos romances em- 
piexa : En elserralio está el Turco. 



1187. 

í doh juam db aüstr1a exrorta á los 8uy0s rara entrar 
e:i la batalla raval de lepakto. 

{Anóitimo.) 

En sonando los clarioes 
De las soberbias armadas, 
Una de la gran Turquia 

Y otra de la noble España , 
Se puso sobre la popa 
De la invicta Capitana 
EI bermano de Feiipo , 
EI valiente Don Juan de Aaslría. 
Teniendo en entrambas manos 
Un cruciiijo y su espada, 
Anima d'esla manera : 
— Muramos por la fe , ganemos fania ; 
Al arma, ([uerra , guerra.— 

Y como dijo al arma, guerra, guerra,, 
Escurecióse el sol , tembló.la tierra. 
Emhistieron las galeras 
Tiñieron de sangre el agua , 
Qae á la pólvora y el plomo 
No resiste fuerzabamaoa. 
Oyense gemidos tristes, 

Y en la confusa batalla 
Unos por salir se maeren, 

Y otros por morir se salvan: 
Has el valiente Don Juan 
Que deshace la contraria, 
Con semejantes razones 
A stt gente esfuerza y babla 
-"Maramos por la fe , etc. 

(Madiugal , Sefuada parte del pomaneera genrrat^ 



Digitized by 



Google 



181 



ROMANGEIÍO GENERAL. 



1188. 



DBSCRÍBESB U BATALU 11 AVAL D8 LEPANTO , GANADA POR 
DON IDAN DB AUSTRIA Á LOS TDRGOS, DE CUTA ARMADA i 
SOLO SE SALTA ELOCHALÍ RB1 DE ARGKL, COlf ALGU.'iAS 
GALBBAS. 

{Ánónimo K) 

Coo grao poder de Sicilia 
La armada real salta ; 
Rigela DoD jQan de Austria, 
Principe de gran valia , 
Hermano delreT Felipe, 
Que por general lo envía. 
Doscientas y once galeras 
El bnen Principe regla; 
Treinta y seis naves armadas, 
Seis galeazas babia ; 
Capiianes muy famosos, 
SoldadoseD demasia, 
Duqnes, condes y marqueses 
Llevaba en su eompañia » 

Y un estandarte dorado 
En su galera traia 

Con un Cristo figurado » 
Al cual llevaban por guia > 
Que el Padre Santo de Roma 
A Don Jnan dádole babía : 

Y ¿ los tres dias de octubre 
Se salian de Hesina , 
Pifanos y atambores 
Retumbaudo melodia- 

En busea vañ de la armada 
De la genle de Turquia ; 
Búscanla de puerto en puerto» 
Sin punto de cobardia ; 
Sus Dergantines delante 
Uno vay otrovenia; 

Y k los sels dias de oetubrcy 
A la que el alba rompia , 
Una fragata tomaron , 

La cual nueva dado babla 
De la armada de los turcos 
Que k buscar Don Juan venía» 
Trecientas Telas de remos, 
Entre las cuales babia 
Doscientas ocbenta galeras 
Con lucida inEauteria ; 
Veinte galeotas líjeras 
Con gente de Eselavonfa. 
Piali-Bajái , general 
De aquella armada Tenia, 

gue en el golfo de Lepanto 
I Turco dejado faabia. 
EI de Austria qu^esto oyó , 
En la mar alto bacia : 
Mandó Ilamar generales , 
Qu'en guerra mas entendian, 

Y en eireal ayuntados, 
£1 de Austria asi decia : 
^¿Qué 08 parece , mis señorcs? 
Tuestro parecer se diga. 
iSer¿ bien que acometamos 

A la gente de Turquia?— 
Algmios dijeroR no , 
Que cierto no conventa 
Que pusiesen tan en riesgo 
Armada de tal valla ; 
Porque esta tan gran amiada 
La Cristiandad defendia. 
El Principe no babló mas , 

Y á lo bajo decendia. 
Llama al Tcneciaoo; 
No tardó en su venída , 

Y le dijo :— Buen comunto» 
Dlnos, len la santa liga 

8ué es 10 qne sé ba de baccr 
ontra la gran pagania? 
— Buen senor, démos cnelIo3, 
Barbariego respondla.— 
Llamara el general 



Al esfonado Juan Doria, 

Y le dijo :— Buen hermano. 
Amigo, ¿qué os parecia?— 
Las rodillas por el sueio 

Ei giuoves respondia : 
— Buen señor, acometamos 
A la gente de Turquia.— • 
A Don Alvaro Bazan 
A llamar tambien envia, 

Y le dijo ^—Buen Marques, 
Vuestro voto se me diga.— - 
El valeroso español 

Con ánimo respondia : 
->Démos, señor, la batalla, 
Que Dios nos ayudaría, 

Y yo mas quicro scr mucrto 
Que volver atras la via.— 
EI Gomendador mayor, 

Sin Ilamarlo se venia , 

Y le dijo :— Gran caudillo, 
Espejo que relucia , 

La bonra del rey de Espanu 

Y la vuestra nos decia 
Que no volvamos atras 
Por niugun órden ni vla. — 
El de Austria muy goxoso 
A la popa se subia , 

Y en voz alta dijo á todos : 
— Magnánima com^iíia , 
Cada uno se balle á puulo 
Para bacer lo que debia. — 
Todos dicen :— Gran seuor^ 
Cada cual ós prometia 

De hacerlo alH como bueno 

Y de vender bien su vlda.— 
Cada uno á su galera 
Prestamente se volvia : 
Pónense á punto de guerra , 

Y luego tomaroH via 
Para el golfo de Lepanto 
Con grau placer y alegría, 

Y á los ocno de octubre 
A las ocho horas dci dia 
Descubrieron el armada , 

aue próspero viento trai;]. 
as Uios, como cs piaduso > 
A los suyos nunca olvida : 
Por su gran misericordia 
La mar calma luego hacia; 

Y metiéndosé en orden 
EI turco lo mismo bacia. 

A Don Juan toman en media; 
EI estandarte tendian , 

Y el Principe con esfuerzo 
Eo la fragata.se metia. 
Va de galera en galera 
Como aqui se conUria : 
Bn ia su mano siniestra 
Un Cruciíijo traia, 

Y en la otra la su espada , 
Que grande ánimo ponia , 
Animando á los soloados , 
Losjefesy artilleria, 

Y les decia :-^Hermanos , 
Esfonada gente mia » 
Mirad el cruel tirano 

8ue delante parecia : 
oy se muestre vuestro esfuerzo, 
Vuestra sobrada osadia 
En defension de la fe, 

Y morir en este dia 
Por Cristo cruciAcado, 
Por sn Madreesclarecida.-- 
Alli un santo teatiuo 

Qu*el Papa eoTÍado habia , 
Les publica un jubileo 
Qu'el Papa les concedia ; 
Que cualquier que alU muriese 
A ia gloria se iria. 



Digitized by 



Google 



ROMANGES REUTIVOS Á LA HISTORIA DEESPAÑA. 



185 



Todos se arroíliHaron, 
El Prínclpe se arrodiUa , 
Los ojos eu el Cruciíijo, 
D>sta manera decia : 
— Poderoso Rey del cielo, 
Mi fe grande en ti coDfía 
Que Die darás boy vicloria 
Por tu piedad inuy cumplida.*- 

Y Tolviose á la Real , 

?ue leon bravo parecia , 
mandó tocaralaraia; 
Saboya y Malta acometian , 
A Gambey y á Barbaroja 
Al encuentro le salian. 
Diéronse gran rociada 
De flechas y escopeteria : 
Aquí se tiizo gran guerra 

Y mortal carniceria. 
Caracosa Inego entró 

Y Baieato en companía, 

Y Don Alvaro Bazan 
Delante se le meiia. 
Qoince galeras le echa 
A fondo con sn Tenida. 
Mustafá , torco famoso , 
Que las señas conocia , 
Embistió á los venecianos 
Dando muy gran voceria. 
Venecianos con esfuer¿o 
Pelean qu*es roaravilla ; 
Con galeras y galeazas 
Espaoto al turco metian. 
Piali-Bajá espantado , 

Qne puesto en mira se hahi.i , 
vió so armada desbaraiada 

Y que iba de vencida ; 
Mucbos turcos á la mar, 
Mucba galcra rendida ; 
De puro coraje Hora , 
So fortona maldecia , 

No porooe puoto desroaye , 

Sue ni la muerte temia ; 
as la fuerza le forzaba 
Lo que la razon decia; 

Y ansi arremete el turoo 
Goo gran saSa y roortal ira. 
El prfncipe Doninan, 
Principe en la monarqnia . 
Entró con muy grao pajanzat 
Con fe firme y no fingida, 
Disparando gniesos tiros 
Conlra la genle agarioa. 
EncoDtró conel B^á 

: Bravamente le embestia! 
Jáotanse proa eon proa r 
Peleaba el que mas podta ; 
Juegau de los arcabuoes, 
Flecbas y escopeteria : 
El bumo era muy grande, 
EI fuego iba y venia ; 
No parece sino infieruo 
Segun el cstrueudo babia. 
Los onos decian : iAostria ! 
Otros decSao : iTnrqnia ! 
Cada uno procunba 
Dellevar la me)oria; 
Mas los ouestros hasta el ¿rI)ol 
A poro pecbo y herida 
La ganaron cinco veces 
Con esfuerzo y valentia. 
Los torcos eomo ieooes 
Cada cnal lo defendia : 
CiDco galeras dan geote 
Que 00 bay lengna qne lo dtga , 

Y ¿ la nuestra solo dost 

Y en cl nombre de Maria 
Los crisiianos beucosos 
Asaita^el qoe mas podia , 

Y rindieron la turquesca 



Por la voluntad divnia, 

guinientos lurcos mataron ; 
1 estandartc se abatia , 

Y el de uuesira fe alzaron 

Y viioria se aiiellida. 
El Principe venturoso 
A toüas parles corria , 

Y do cra el mas trabajo 
£n 00 punto socorria , 
Juao de Andrfa á su lado, 

§oe dejarle no queria , 
vieroo al buen maltes 
Su galera ya perdida , 
De siete otras cercado 
De aqnella geitie maügna. 
Sus sdldados cabalieros 
Vivo ninguna lenia , 
Sino es el , con solos cinco 

?ue la popa defendian , 
los tres babian muerto ; 
El rendirse no queria ; 
Has vieodo taii Dueo socorro 
De la popa sc salia , 

Y empieza á decir :— j Vlcloria! 
iViva Ausiria! ¡viva, viva!— 
Los turcos desque esto oyeron. , 
Gada uno se rendia , 

Sino Ocbaií , rey de Argel » 
Que se puso en huida 
Con las doce galeotas 
Que de Argel sacado babia. 
El marques de Santa Gruz 

Y el de U)*ia le seguian , 

Y tomároule ias cioco ; 
Su persona fué berida. 
El perro con solas siete 
Escapadose habia, 
Porque era ya muy tarde 

Y la noche le eocubria. 
Gnatro boras duró el combate , 
Que no bay lengua que lo dtga : 
Düscientas y ocho galeras 
Segauaron aqueldia; 

Las demas fuéron á fondo , 
Sin decir cosa fingida. 
Veiote mil tnrcos mataron 
De la gente mas lucida , 

Y doce mil cauUvaron 
Btilicososde valla, 

Y quince mil libertaron 

De cristíaoos que alli habia. 
La cabeza de| Bajá 
Por trofeo la traia 
El de Auslria en uoa laoza , 
Como el rey David bacia 
Guaudo mató al gigaute 

?ue Gotías se dccia. 
eo señal de la victoría 
Qu*el buen Dios dado le babia , 
Cada cual con gran contento 
D'esta maoera dccia : 

Cancion del fin del romance^ 

« Felipe, pastor chapado ». 
>GI ganado entrega á Juao». 
»Que seguo fama le dan^ 
»Es zagal aveotajado. 

»E8 UD zagal repolido». 
>1Iijo de Gárlos, pastor, 
» Y su hermano qoerido , 
»Que 00 poede ser mejor. 
»Los turcos miedo le han 
»Al de Austn'a muy Doml>rado, 
»Que segun fama le dan, 
»Es zagal aventajado. 

»Felipe sabe por qoé 
»Nos dió tan noble zagal, 
»QueIodigoy lodiré 
»Qoe en elmundo no bay su par. 



Digitized by 



Google 



184 



ftOMANGERO GENERAL. 



sUeva la croz por cayado, 
> Y á su Oios por capiUfi , 
>Gon que oos libre de afan 
» Y recaeote sn ganado. 

»Rogueai08 al Soberano 
>Que lo tenga en su memoría 
>Y le guarde de su mano, 
BÜáodole siempre victorift. 
>¡ Oh , bien baya el rabadan 
»Que lal zagal nos ha dado ! 
»Qae por siempre le dlrin 
»Qu*es zagal aventajado.» 

{Siha ie varíot r&mMHeet.) 

t AI mlsmo asonto del De Sicilia eonpoder, que esti en la 
Fteretta de variot romancesy el cual se omite. 



«89. 

CUAlfDO CELEBRABA SELIM SOS CSPERARZAS DE TICTOttlA , 
RECIBB R0BVA8 DB HABER PERDIDO SB ARMADA £If LE- 
FARTO. 

{Anónimo,) 
Alegre estaba el Gran Tnrco, 
De eontenio no cabiaf 

Y ese templo deMaboma 
Visitaba nocbe y dla. 

De rodillas ante él 
EI Gran Turco asi decia : 
— Gracias te bago, Maboma, 
Gracias te doy muy cumplidas, 
Pues me distes k gaiiar 
Honra y fama en esta vida« 
DiDdome el reino de Chipre , 
Que en tu nombre se hooraria, 
Aunque pese ¿ venecianos , 
Poderosa señoria. 

Y á pesar de k>s oemas 

Que contra mi ban hecho líga. 
España eon cíen galeras 

Y lucida infanteria , 

Y el veneciano tambieu 
Machas galeras traia , 

Y el Papa con solas doce 
Con bueoa gente escogida. 
Por general d*esta armada 
Don Juan de Austria venla. 
A los tres dias de eclubre 
Se salieron de Hesina 

En bnsca de mi armada 
Sin punto de eobardia : 
Piali-Bajá , general 
Que !a mi armada regia , 
Me lo envió á avisar 
PorAlienRomeria. 
Maboma , con tn esperania 
Una carta le enviaria 
Que lome de mis frontera» 
La m^or geote qne habia » 

Y que le oé la batalla » 
qae perderá la vida. 

¡Oh Mahoma, gran profela , 
Espejo de mi Turqufa ! 
Tú seas en mi favor 
Como de ti se confia.— 

Y quítóselacorona, 

Y á Maboma la ofrecia , 

Y á su Alfaqui el mayor 
La de Cbipre le ponia : 
Con un carro de marOI 
A su palacio Tolvia. 
Preguntó por sus mnjeres, 
Que mas de trelnta teoia : 
De una en uiia las besaba 
Con amor que las tenia, 

Y asentólas á su mesa, 
Haciéndolas cortesia: 
AIauiia,daperdiz, 
Alaotra,dagaIIina; 



Y cuando hubiera comido, 
£1 Gran Turco asi decia : 
'Oh mis mujeres amadas, 
Escuchad lo que os diria : 
Si Mahoma me da victorla 
Como de élse confia, 
Que gane mi generai , 

AI general de la Liga , 
Sabed que yo os daré 
La mejor gente gue habia : 
A la una oaré k Doo Alvaro 

Y i la olra Juan de Andria ; 
A otra el Comendador 

Y el Marques lesjpromeüa.— 
De romanos y venecianos 

El mlsino reparto hacia , 

Y para si á Doo Juan 
Soio reservado babia , 
Porque i todos les sirviese 
Cuando él lo mandaria. 

Y estando en aqueste estado 
Mala nueva le venia., 

Que el buen principe Dou Jnan 
Principe en la Monarquia, 
Ha tomado la su armada 
Que tanto valor tenia, 

Y ba muerto á sus generales 
La flor de toda Turquia , 

Y cautivó k sus sobnnos, 
La cosa que mas quería. 

Y en sabiendo la tal nueva 
En el suelo se caia. 

Mas de presto vaclto en sl , 
May lastimado se iba 
A meter en su aposento , 

Y alli 4 llorar su desdicba; 

Y mesindose las barbas 
Ensucara seheria, 

Los ojos vuellos en sanore , 
Que la sala hundir auerTa. 
Vuelve la cara á Manoma, 

Y en el rostro le escupia. 
— ¡ Maldito seas , Mahoma » 

Y cuantos en ti coofían ! 
matirasme prímero , 
Onovieralal roinft, 
Muertos tantos caballeros, 
La flor de la gran Turquia. 
De los vivos tengo pena ^ 

gue pasarin triste vida, 
n poder de los cristianos, 
Gente tanto mi enemiga. 
¡Oh mis fieles caballeros 
Los que quedastes coo vida ! 
Ali os tenga de su manb , 

Y rogadle por mi vida; 
Que si vivo cuatro aoos 
La armada será mia , 
Aunque pese á venecianos 

Y i los demas de su liga , 
Porque yo haré tantas naves 
Como nadie locreería, 

Y con esta fuerte armada 
Pienso entrar dentro en SeTiIIa, 

Y de aqui conquistaré 
Hasta la gran Romanla , 

Y en esa ciudad de Córdoba 
Pienso yo acabar mi vida, 
En aquesa casa santa 

Que de Meca se decia ^, 
Cuando el nuestro Alcoran 
En el mundo florecia , 

Y en el tiempo qoe Mahoma 
Velaba y no se oormia.— 

{Bittoria de la Bataila lunal, etc. Pliefo soelto.) 

* Cata de Meca llamaban á la mezquita de Cdnloba , snpo- 
niendo que {roiaba de ignales privilegios qve loi de la qne con 
Unal nombre existia en Oriente. 



Digitized by 



Google 



ROIIANGES RBLáTIVOS A LK HI8T0RIA DB ESPAf^A. 
1190. 



m 



AL HISMO Aíuirro. 
{Anóttimo,) 
Dentro de Gonsiantinopla, 
Do el Gran Torco rcsidia « 
Una galera baslarda 
En aquel puerlo surgia. 
Muy poca geute trae dentro, 

Y la que trae, mal berida : 
No bizo salva & la lierra» 
Ni nadie no la sentia. 
Despues que ba tomado puerto» 
Un arraez d*ella salia : 
Heridas Ileva de muerte , 

La cara en sangre teñida. 
Fuérase pará palacio , 
Doode el Gran Turco vivía : 
No pide al eolrar liceocia , 
Por ser turco de valia ; 
Vase para el aposento 
DonUe el Gran Sefior dormia ; 
Arrojárase A sus piés 
Con gran Uoro y grileria. 
El Turco , d^esto esnaniado , 
Preguntólc qué traia. 
— Tráigote nuevas, seuor, 
De gran pesar y desdicba, 

§ue ya lu valor fenece , 
oda ta armada es perdida , 
A tu bajá dejo muerto , 
Con él la flor de Turqufa ; 
Tus árabes y genizaros 
Todos los dejo sin vida. 
Tus estandaries rcales 
Cspafia los abatia, 

Y tns colas de caballo i 
Seftal tan grave y antiguaf 
Arrastraban por el agua , 

§ae de verlo era mancilla : 
usgaleras remolcadas, 
Tu gente al remo servia.— 
Diera el Turco un gran suspiro , 
La plática referida. 
Pregnntóle cómo y dónde 
Lo tal sucedido babia. 
— Yoielodiró, señor, 

Y en oada te mcntiria. 

A siete del mes de octubrc 
Tu armada salido habia 
De íslas Escorcbalatas ; 
A Lopanto se venia 
Tu flota puesia en batalla , 
Segun de costumbre habia. 
A cabo de poco rato 
Grande armada parecia , 
Por do luego conocimos 
Ser la armada de 1a Liga; 

Y aunque mostrámos placer, . 
El temor nos lo oprimia , 
Porqae la armada era grande, 

Y mocba la infanterfa. 
Eq Ios bajeles conlraríos 
Un bajel grande venia, 
Qa*en majestad y grandeza 
A los demas cxcedia. 
Deniro venfa Don Juan , 
Qae de Austría se decia , 
Uijo del gran Cárlos Quinlo , 
De quien la tierra temia , 
Uermano del rey Felipe 
Qa*en España residia. 

Esu era sa capitana , 

Y el esundarte traia 
La capitana del Papa , 
Hacléndole compaRia 
LacapiUnadeHalia, 
La de Saboya y Sicilia , 
Lt de Géoova y Veoecia , 



§aeenvióIaSeñoría, 
de Nápoles la loba , 

Y el lobo que la regia, 

El qu*en ei mar de Levante 
Conlinuo nos destruia ; 
A la par nos encontrámos 
Con anímo y osadia : 
Hicimos lo qoe pudimos ; 
Mas nada nadie podia. 
Fuénos la suerte contraría, 

Y á etios favorecia. 

I*;! graii prorela Maboma 
En esle punlo dormia , 
Por do luego conocimos 
Eslo Alá 1o permitia.— 
Ecbara el Turco un gran gríto, 
Que del alma le salia : 
Kcbó cn cl suelo el lurbante, 
La cimitarra , y gemia : 
nesnndádose ba fI brocado, 

Y de lulo se vestia. 
Despidió los cazadores , 
Las aves soUado babia , 
Diciendo :— i De aqui adelante 
Por cierto nial cazaria 

Quien cspera ser cazado 
Del que mas poder lenia!— 
En un pequeño aposento 
El solo se retraia. 
Empezó la gran ciudad 
A dar grande vocería : 
Los viejos lloran sus bijos, 
Los rícos la sn faniilia , 
Las mujeres sus maridos, . 
Cada cual quien ic dolia, 

Y el que nada no perdió 
Llora la causa perdida. 

(TiHONEDA y üotn española. — íl. Sihú ie taríoM 
romancet.— It. Floretía de variot romancet.) 



1191. 

BOTl?! 6A!f ADO POR LOS Vr.NCeoORES BN LCTAIITO. 

{Anónimo.) 
Despaes ooe Piali-Bajá 
Fué ya por Don Juan vencido, 

Y corUda la cabeza , 

Sa flota y poder rendidos , 
Su Alteza ft toda la armada 
Dácia el puerto, ba proveido, 
De Petalla , que marcbase, 

Y allí muy presto ba surgido ; 

Y en la galera rcal 

8ue Piali babia venido 
allaron mucbas ric^uezas , 
Piezas de brocudo Uuo , 
De diferentes maneras, 
Sedas de valor crecido. 
Más cieuto y sctenu mil 
Cequies de oro , que han sido 
Moucda buena lurquesca 

Sue cada uno ha valido 
eoncerealesá docc, 
Dc los de.Casiilla digo, 

Y ansi seda como de oro 
Ningana cosa ba qnerido 
Don Juan , como liberal , 

Por mostrar do ba dcscendido , 
Sino que enlre los soldados 
Faese lodo reparlido 
En premio de sus trabajos , 
Paes lo babian mcrccido. 
Denlro en la caraci'sa, 
Colacio, muy atrevido 

Y qae fué mucrto, le hallaron 
Mucbo tesoro escondido, 
Yeuarenumilcequies, 

Del mismo valor sabido ; 



Digitized by 



Google 



m 



ROMANCBRO GKNEnAU 



roiinitisiinos aspres , 
Moneda que alli ba corrído 
De plata , y coatro reale» 
Es 80 preck) merecido. 
Todo eslo entre soldados 
El de Austria ba consenlido 
Repartlrse por sa órden, 
Como bucn seoor y amlgo. 
Pues piezas de arliileria ^ 
l)e ia rota , ban recogido 
NueTccientos tiros groesost 
Que otro tal nunca se vido. 
Esmeriles, falconetes 
Sin número bao parecido. 
Esta victoria y despojo 

8ue ia Liga ba coiiseguido, 
e la mano del inmeoso 
Etemo Dios ba venido. 

ilSibfa de vartcs romanees, — It. Tiboxbda, fiosa 
real,) 



1193. 



im. 

DOM JUAM DS AOSTRIA ROTICIA Á FELIPE U EL ÉXITO FELIZ 
DK LA BATALLA KAVAL. 

{Anénimo.) 

Gallardo entra un cabaliero 
En corte del rey de España : 
Corrieodo viene ¿ caballo» 
En palacio se apeara ; 
Entró donde esiaba el Rcy 

Y ias manos le besara. 

El Rey , qoe le ba conocldo , 
Del brazo le ievaiitara : 
Pregüotaie con deseo 
De Levante y de su armada. 
Ovendo esto ei caballero^ 
AÍbricias le demandara : 
Metió la maoo en el seno , 
Sacó una carta sellada, 
Ybesándolaenelsello, 
Coa la cabeza bizo salva. 
Aiargó la mano el Rey , 
Con gran gozo la tomaba : 
Leyendo el primer rengloii , 
La cruz de encima besaba. 

— Decidme, buen caballcro, 
¿Qm'én acabó la baulla? 

— Señor, c! favor de Dios 

Y fuerza de vuestra España , 

Y astucia del general 

gue gobierna vuestra armadn. — 
ala tornado á leer , 

Y en un niomento la pasa , 
Siguiéndole el cabailero , 
Adonde la Reina estaba. 
Sentóse ei Rey en su sílta 

Y 4 la Reina aió la carla » 

Y miéntras la cstá leyendo 
Otra vez te pre^untaoa : 

— Decidme , mi buen amigo , 
¿Cuáota gente me costara? 

— Seoor, pocos son los muerlos, 

Y muclios ganaron fama , 
Porque el morir fué vivir, 
Siendo en tau iusta demaoda.— 
El Rey despacbó correos 

Qoe lieveo esta embajada 
Por las ciodades del Reino, 
La coal Inego fué llevada ; 

Y á tao noble embajador 
Hil mercedes le otorgába : 
La honra y gloria de lodo 
El bueo Rey á Dios le daba. 

(TiHOiTBDA, Kosa real, etc. — It. Silva de raria 
rtmancee,— It. Floresta de varios romattces,) 



CARTA T PRRSOTE QUB DE8PCBS DB LA BATALLA NATAL EII« 
VIÓ EL SULTAN SELIM i DO» JOAN PARA RBSCATE DE SCi 
SOBBITCOS. 

(Anónimo,) 
• Yo e1 gran sultan Selim, 
Rey de reyes coronado, 
De siete imperios señor , 
Qu'están denajo mi mando : 
Capadocia, Trebisooda 

Y ael grao Cairo nombrado, 
Emperador del gran Cau 

Oe Esciavonia llamado, 
De Coustanünopla y griegos 
Taborlan indtulado ; 
Emperador de Turquia « 
De Armeoia y de su reioado ; 
Rey de setenta y tres reyes , 
Qoe 00 diflo ni be contado ; 
Scñor de la casa Santa, 
Qu*es lo que lloi a el crístiano : 
A vos, principe Dou Joao, 
De la Aostria nomerado, 
llijo del emperador 
Cárlos Qoiiito , ya pasado , 
Hermano del rey Felipe, 
El católico afamado ; 
General sols de la Liga 
De Venecia y et Romano, 

Y d'España la iiivencibie 
Como siempre se ba mostrado : 
Allá os envio on presente , 

No conforme á vuestro esiaJo. 
Dicboso os podeis llamar, 
En et mar afortODado« 

Y por enviaros solo 

El presente que hc enviado , 
Si no tal cual mereceia , 
Recibidio de mi maoo. 
Tres ropas de levaoiar 
Recibiréis de buen grado , 
Tejidas de seda y piata 
Con oro muy estlmado , 
Forradas de fioas martas 
Muertas en monte martáreo ; 
Seis tapetes de oro y seda 
Cou uo ceodal de brocado 
Para arrear la galera 
Doode vais aposeotado ; 
Uua cama de Turquia 
Con pabellon at persiano , 
Cubierto con vuestras armas, 
Todo en perlas recamado; 
Un arnes de fuerte acero, 
Un jaez para el caballot. 
Ilecbo á la turquesca usanía, 
De finas piedras sembrado. 
En lln , principe Don Juan » 
Ei presente ya contado 
No os lo dov por amislad 
Ni por miedo qoe be tomado : 
Dóylo por los mis sobrinos, 
Hijos de aqoel desdichado» 
El famoso Piali-Bajá, 
Mi fiel y leal criado , 
Muy querido de mi bermana , 
De mi corte el mas privado. 

Soe los iratais seguo soo , 
*ello esioy certibcado , 
Poes eomeii eo vuestra mesn 

Y vao síem|>re á vuestro iado. 
Alá os lo pague, señor« 
Priocipe moy afamado, 

Y aue os guarde de ntis iras 

Y de ml poder sobrado ; 
Qoe 8¡ Mahoma dormta , 
Agora ya ba recordado. 

{Silva de varios romances.-^ It. Fioresta i$ tarios 
romoHces , j^ig, 294.) 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTOBIA DB ESPARa. 



487 



il9i. 

GOnTESTAaOR BE fiOR JUAN DE AUSTIIIA , Y PRgSERTES 
QUS ERVIa k SELIV SOLTAN. 

(Anónimo.) 
A ti, Selimo sullan, 
El que Gran Sefior se llama, 
Emperador sin tener 
La ceremonia romana : 
Ati , Rey de reyes , rey 
Por tirinica demanda, 
Yo , Don Juan de Austria , menor 
De los de la casa de Ausiria , 
l)e emperadores y reyes 
De católica prosapía , 
Gonrorme' á lo que tú escribes 
Voy respondienao á tu carta. 
Ta presente lie recibido 
De grdndeza y mano franca 
Por el bajA Hasambey 

Y privado dc tu casa. 
No le recibo por serie 
Sübdito , ni Üios lo mauda , 
Ni por el anior que tienes , 
Segun tu ira me amenaza : 
Recibole porque sepan 

La ocasion de tal jornada , 

Y de qué efecto procede, 

Y por órden de crianza , 

Y por último remate 

Por los ruegos de tn bermana. 
Ni me tengo por dicboso 
Porque de tu mano salga, 
Sino porque lo pcrmile 
Dios, en quien yo conGaba. 

Y si dices que señor 
Bres de la casa Saota , 

Y Uora el triste crisiiano 
En el alnui por desgracia , 
Goarda tu, que no la llores 
En el cuerpo y en cl alraa. 
Ailá te en?io el sobríno 
SaTabev, que asi se llama, 

Y llelebubeT, el muerlo, 
Embalsamaao en su caja. 
Recibe^sefior, el vívo, 
Pues Alá asi lo ordenaba , 
Coii arreos j preseas 

De llalia , Flándes y Espafia. 
Primero va nna galera 
De oro y seda entapizada , 
Adoode va tu sobrmo, 
Su persona apqsenlada. 
La librea de los remeros 
Es de seda azul y plata ; 
Mas, deflnocarmesi 
Dos cobertores de cama 
De fino oro de Florencia , 
Labrados á la toscana , 
Gon rapaceios de aljófar 

Y de seda de Granada ; 
Ud ames becho en Hilan , 
Que arcaboz no le mellaba ; 
Estoqne lindo de Flándes , 
Qn*el pomo es una csmeralda , 

Y con arábigas leiras 
Toda la vaina labrada ; 
De ébano y de marfil 
Mesa á la torquesa usanza , 
Almobadas de brocado 
Por asientos, por ser baja; 
Con lus armas , sobremesa 
Qoe cien doblas se preclaba ; 
Tres mantas franjadas de oro, 
Seis pafios de ílna graua, 
Con armas de oro reales, 
Que es 1a marca valenciana. 
Remiüris el rcctbo , 

No porquc te deba nada , 



Del presente, que al presente 
Otro mejor no se halla. 
Si no es como tú mereces , 
Tu gran merecer lo ensalza , 

Y mi buena voluntad 

Sé que enmendará mi falta ; 

Y si miedo en tl no asiste 

Y quies ver si en ml habitaba , 
Qne duerma 6 vele Mahoma , 
No por esto temo nada : 

Sé qu*en el infierno vela , 
Segun las penas que pasa. 

[SUpa de varios romances.— It. Floresta ie varíos 
romanees.) 



ROMANGES DB LA GUERRA DE FUNDES. 
1195. 

EL OUQUE DE ALBA , VENCEDOa DE L08 RBDEL0E8 DB 
FlAnDES, LES IMPONB DURAS G0NDICI0NE8. 

{AnátUmo.) 
Despues que Cárlos famoso, 
Sumo emperador romano , 
De su estado victoríoso 
Subió al reino soberano 
A veinte y cuatro de junlo , 
En la fuerza del verano , 
Cuando el villano se ensancha 
De Tcr muy fértil su campo 

Y estar las mieses crecidas , 

Y en todo muy lleno el grano : 
Vi gran compañfa de gente, 

Y entre ellos un viejo anciano, 
Cabello T barba vellida, 
Blanca dei nacer temprano, 
Armado de todas armas, 

A lo dlvino y humano : 
La fe lleva por bandera , 
Como fiel y buen cristlano , 
Que segun las gentes dicen , 
Es el ouque de Alba hispano , 

Sne el rey Don Felipe envia , 
ayor que Aleiandro Magno , 
Para castigar fa secta 
Del malvado luterano. 
Pasa por la alta Borgoña, 
" De]a a Alemania á una roano ; 
Atravesaba i Turín , 

Y tambien al saboyano. 
Enlre Bnuelas y Ambéres 
Meten mncbo castellano ; 
Reedificanse los templos 
De aquel tümulo inhumano. 
Los condcs mete cn prision , 
Oye misa el qu*es crlsiiano , 
Lo qne ánles no se hacia , 

8ue era todo luterauo. 
espues degolló los condes 

Y otros muchos hijos-dalgo ; 
Solo el principe de Orange 
Por las uñas se ha cscapado. 
Meiidose ha en Alemaña, 

Y un gran campo habla jontaOo 
Para venir contra el Ouque , 

A ver si podrian pescallo. 
Pasan de cuaronia mil 
Los que van á ejecutallo ; 
Son los treinta mil infantes 

Y los diez mil de caballo. 
Por las lierras donde viencn 
Van arruinando y matando : 
Templo y ermita que topan , 
Lo roban y ecban abajo ; 
Mas este Taron que digo , 
Delejércitocrisüano, 

Se los sale á recibir 



Digitized by 



Google 



RQilANGERO GBNBR4¿. 



Con Msia de aposeDtallos 

Y dalles banqaete y cena 
Qae á los condes babia dado. 
fii PrÍQcipe fiuaimenle 
Se lavo eo esle cosudo 
Por üempo de cuairo roeses ; 
Mas Do pudo sustentallo. 
Despues contra voluntad 

Y muy mal de su grado , 
CoD graD pérdida de geute 
A Alemaña se ba toruado » 

Y mostraudo gran tri&teza, 
A solas se ba retirado. 
Unos dicea qae era mucrto» 
OlroSf locose lia tornado, 
Rasta qiie despues se suno 
Que ea Fraucia ba resuciiado* 
En sa sér tan diferente 
Como de rey á vasallo , 
Porque acá k todos mandaba, 

Y allá iba k ser mandado. 
Volvamoa al gran caadilio 
Del ejército crístiano, 
Que acabado todoesto 
A Itruselas se ha tornado, 

Y á los estados de Flándes 
A cortes babía llamado. 
De cada cabeza viene 
Ud burffomaeslre bonrado, 

8ae deiendiese las partes 
e lo qae claro ba pasado. 
EI Duqae les representa 
Cuin mal que se han sustentado, 
Asi en servicio del Rey 
Como en el culto cristiano , 

Y qae es muy blen qnc pagiicn 
Lo qa'el bueu Rey ha gaiiada^ 
Asf en santos que han desbecbo 

Y tcmpios qae han derribado , 
Como CD vasallos y eeule 
Cou que aquesto se ha aquistado ; 

Y aunqae res.pareció duro , 
ViDieroD en accplarlo , 
Por el mledo que tenian 
Al baen duque dc Alba bispano. 

{Siha de variot ramaMees, etc. — IL FUreeta ie 
varías romancet, etc.) 



ROMANCES DE LA MUeRTB DB FELIPE H. 



«96. 

DE CÓHO SL BET DOR FCLIPE 11 ■ORI6. 

{Anónimo.) 
El sol esconda sas rayos, 
El espleodor que teuia ; 
La luna su claridad , 
Que Dios dado le babla ; 
El cielo vista de negro , 
Lato bagacada dia, 
Con todo el polo eslrellado 
Qae escurecerse debia. 
Todos los cuairo elementos 
Pelean i mas porfia : 
Aire, ruego, líerra y agua 
Hagan senal de agonia. 
Todos bagan sentimiento 
Tal cual sentirse debia, 
Por causa d*este monarca 
Que Díos llevado se babia. 
Llore todalaEspaua, 
Llore Aragon y Castilla , 
LloremosTos caulanes% 
Que aflcion nos lenía. 
Llore el buen papa Clementc« 
El que lalglesia regia, 
Pues qae perdió tan buen lado. 



Qae tan bíen la defendla. 
Hogaemos los cristiaiios 
A üios y SanU Marb , 

Su'el rey nuevo qne no6 qued» 
aga como el padre hacia. 
Señores, si estáís atentos» 
CoD brevedad contaria 
Esu muerte dolorosa 
Qu*el buen M<inarca sentia. 
Año de mil y qaioientos 
Noventa y ocbo corría, 
A los postreros de julio» 
Miiy Diala gana tenia 
Esla málesud real 

8ue Fellpe se decia. 
uviale Dios un correo. 
Se prepare á la olra vlua; 
Esto es , la enfermedad : 
Qaien peleó noche y dia ,, 
Qaien hiso temblar al Turco, 
La enfermedad lo veiicia. 
No aprovecbao los doctores 
Del arte de medicina, 
Ni la ciencia de Galeno , 

8ue poco provecho hacia : 
o aprovechan los cordiales, 
Ni médicos , ni galKnas, 
Pues Dlos ba determinado 
El llevarlo á la otra vida. 
A los diez dias de agosto 
Tan eansado se senüa , 
Que recibió el sacrameuto 
De la sauU Eucaristia. 
A los doce ya entradus 
Por maerto ya le teiiian. 
'i'ids dias estuvo ecliado 
bobre un cuerpo de valía , 
Que es un santo glorioso 
l)e la órden agustina : 
Si qnereis saber su nombrey. 
San Guillermo se decia. 
A los quiiice de agosto 
El bueu Rey eii si voivla , 
En su acuerdo y memoria 

Y juicio que teuia. 
Mauda luego que le traigao 
La santa Üiicion que quería , 

Y con mucha devocion 
Ei baen Rey la recibia. 
Estavo el baen Rey penando 
Cincuenu y cinco dias, 
Sin moverle de un lado 
Para mudaríe camlsa , 

Por causa de estar Uagado : 
TreinU agujeros tenia. 
Por poco que le tocasea 
Muy grande dolor sentia ; 
Mas cou toda la paciencia 
El buen Rey lo recíbia , 
Invocaudo a San Lorenzo, 
Cuya devocion tenia. 
A los trece de setiembre, 
Tres boras áotes del dia, 
Entró alli una gran señora 
Qae muy flaca parecia : 
¿ Quereis ver el gran poder 
Qu*esta seuora iraia ? 
Poes d*esU el mismo Jesus 
D*ella temblaba y temia 
£d la nocbe de la cena , 
Cuando á los suyos decia : 
TriMtis est anima mea, 
Hasu Uolo que moria. 
Esta sefiora es la Muerte , 
Si aigmio DO lo entendia. 
Eotra sin pedir lícencia , 
Porque de Díos la tenia : 
Va derecba al aposento 
Donde Felipe dormia ; 



Digitized by 



Google 



aOMANGES REUTIVOS A LA HISTORlA OE ESPAf^A. 



189 



Hablóte may rignrosa 

Al oido , y le decia : 

— Vamos « Tamos , rey d'EspaDa, 

Vamos , que la bora es venida 

Para que vos déis la cuenta 

A la Majeslad divioa. 

Es menester que vengais 

Hoy coomigo á la olra vída. 

— ¿Quién sois vos, responde el Rey, 

Que hablais con tal osadía? 

— Felipe, yo soy la Maerlc , 

§ue á oadie perdonarla : 
odos me dau vasallaje 
Desque Adan pecado nabia. 
^Si esoes verdad, díjo el Rey, 
Bueoa sea vueslra venida : 
Oejadme ordenar mis cosüs 
Lo que á mi me convenia. 
— Sov coDienu , que me place , 
La Haerte le respondia ; 
Solamente que ordeneis 
Lo que á vos os parecia.— 
Handa llamar confesores, 
Doctores de gran vaiía , 
Prelados con arzobispos 

Y padres de santa vida. 
Mandó llamar á la Infanu 

Y al Principe en compañía. 
Desque lostuvo delante, 
Bien oiréis lo qne decia : 
— Do&a Isabei de la Paz, 
Discreta en sabiduria , 

Í¡ae conseieis vueslro bermano 
'ómoregirsedebia, 
Porque entra mozo en e1 mundo ; 
Poca eiperíencia tenía. 
Encárgoos la satita Iglesla , 
Que sea bien defendida ; 
Plegne al encarnado Verbo 

Y ¿ la sagradft Maria 

8ue lo hagais mejor que yo : 
I alma descansaria. 
A vos os digo , hijo mio , 
No 08 fieis de monarquias , 
Nidelestadoderey, 
Ni de tener señoria : 
Ya vei8 qu*esta majestad 

Y autoridad que lenia, 

Dios, que me la habia prestado, 
He la píde en este dia. 
Mlrá, á los pobres de Crísto 
No les ba^ais descortesia, 
Ni perjtticios, ni agravios, 
Porque 4 Dios no íe placiu ; 

Y aqaeste cuerpo llagado , 
Hijo , la volunud mia 

Bs que oo sea enterrado 
Coo pompas ní galanias. 
AIIi en el Escuriai, 
Do mi cuerpo enterrarian, 
No quiero que los cantorcs 
Prosigan su cantoria ; 
Bástame sa canto liano : 
Mi alma descansaria.— 
Dicieodo aqoestas palabras 
La beodicion les daría. 
Lo8 dos Priocipes lloraban, 

Y el boeo padre les decia : 
— No lloreis ya , bijos mios , 
Que llorar no os convenia.— 
Estaodo eo aqneste estado , 
El Rey oo Cristo pedia : 
Adora devotameote, 

Con devocioo le decia : 
— ¡Oh perdoo de los culpados, 
Doléosd^esualmamia! 
Perdonadmevi la Iglesia 
No la he bien defendida. 
Perdona por la pasloo , 



Porvuestra sangre vertida, 
Por bofetones y ciavos , 
Tormenlos , cruz y agonía. 
iOh San Lorenzo y Sau Ditígo, 
De quien mi alma confía ! 
Alcanzadme ahora perdou 
Vosotros en este dla. 
Rogadála Vírgenpura, 
Beatisima María , 
Que es madre de pecadorcs, 
Que á su Hijo rogaría. 
Buen Señor, en vuestras manos 
Eocomieudo el alma mia : 
Ko me juzgueis mis pecados 
Asi como merecia.— 
Con esto y decir — Jesus ,— 
L'alma dei cnerpo salia, 
Dióta ya á su Críador, 
A quien dársela debia. 
Veis un segnndo Sanson 
. Qn'en Israel deftHidia ; 
Veis ahi la luz dcl mundo « 
Que se eclipsa en aquel di;i ; 
Yeis la majestad real , 
La muerte la deshacia : 
La autoridad de Felípe 
Bchada en polvo y ceni/n. 
No quiero contar el lianio 

8ue eo el palacio babia ; 
iré que a quinientos pol)i'os 
De luto el buen Rey veslía. 
No quiero contar la cera 
Ni las hachas que ardían 
Por la muerte de un tal rey 
Que mucho mas merecia. 
Atlf lloraba la Infanta , 
YeiPríncipeNloraria; 
Lloraban los cortesanos 
Cuanlos en la corte habia ; 
Lloraban señores de salva , 
Que mercedes reciblan : 
La Empcratriz consus damas 
Mu^jr grandes llantos hacian. 
Hiciéronle ias obsequías 
Como i rey pertenecia, 
Cual conveiila á su estado. 
Ansi hacer se debia. 

SEGUIDA. 

Señores, ya habeis oido 
' Esta mi flaca poesia; 
Si esti algo mai limada , 
Confieso la culpa mia : 
Suplico á vuestras mercedes 
Con toda honra y cortesia , 

eue si hay faita, disimuien, 
i hay qnien preaume poesías. 

Y estecatólicoRev, 

Que en cristiandad relucia, 
Que lo encomienden á Díos 
Con algun Ave-Maria , 
Suplicando al Rey del cieio 

Y a la sagrada María , 

?ue le baya hallado en gracia 
1e dé gtoria cnmpllda. 

{Siltra dé $aiiot róHmca,) 

* SiD dada el aator de este romance era catalao. ■ 



1197. 

EITENSION DE L06 DONIICtOS ESPAÜOLSS Blf TIBMre DE n- 
UPK il , Y ESPEBAKZAS DB ADQUIRIR BOBVOS SSTAOOB. 

(Anótttmo,) 
A\ gran Feli|>e Segundo <, 
De Es^khz rey sublimado, 

8ne la mas parte del mundo 
iot en gobierno le ha dado, 
TodOB los reiuos de España 



Digitized by 



Google 



190 



ROMANCEia GSNBRAL. 



Obedecen sa mandado, 
La mayor parte de Italia, 

Y Fláudes con sus estados, 

Y en Africa tiene fuenas 
Gon presidio aventajado » 
Ceula , Tánger y MeliHa , 
Oran y el Peñon nombrado , 

Y cuasl todas las islas 

§ue están en el mar sahdo, 
por todo el Occidente 
Se ha extendido su reinado; 
Grao nümero de pro?incias 
Del imperio mejicano« 
Do promele ricas venas 
£1 Ingar mas olvidado : 
Grandes íslas, ricos paerlos, 
Que españoles ban poblado , 
Pasando la eqoinoccial 
En el Perá han babitado , 
Gran imperio de los locas 

gae entre ellos ban goberuado, 
ojnzgando mil nacioiies 
Hasla estar todo allanado. 
De aqui cargan ffrandes flotas 
Para España cada un año 
De drogas, de plata y oro , 
Que no puede ser sumado. 
En rlqnezas á esta tJerra 
Minguna se le ha igualado, 
Ni tal se sabe en bistorías 
Qne hubiese en tiempo pasado. 
Pues Tolviendo al Mediodia, 
No se nos quede olvidado 
Los moy extendidos reinos 
De los etiopes tostados « 
Ofreciendo grandes snmas 
De oro fino, aquilaUdo,'' 

Y caminando ai Oriente 
Mil provincias ban ballado 
En la Persia y en las Indias , 

gne ban poblado y conquistado 
xcelentes capitanes 
gue Portugal na críado. 
sta es la region dorada 
Do Febo está regalado; 
La India ¿ la mano izquierda« 
Mil islas al otro lado 
De muy rica especeria, 
Canela y clavo preciado. 
Calicnty Trapobana, 
Las Filipioas al cabo , 

goe por ser su pobiador 
I Rey las ha asi liamado. 
Pues , en Japon y la Cbina, 
Se espera otro nuevo estado 
Con qne para siempre sea 
El nombre de Dios loado ; 

Y asi nnestro Rey invicto 

guiere eslar siempre ocupado 
n sembrar por todo el orbc 
El Evangelio sagrado, 

Y con este saoto ceto 
Todo lo tiene allanado. 
No se ba visto mayor rey 
En lo presente j pasado : 
Del Orieiile al Occidente 
Todo io tiene abrazado ; 

Y dende el Meridion , 

A donde está e1 mar helado » 
Siempre está mirando Febo 
Las tierras que ha sujelado. 
Con 8US fuertes espanoles 
Todo lo tíene domado , 
Qoe al rey fraoees en Pavfa 
Le vinios aprisionado . 
Despaes la de San Qmotin 
Bien caro les ha costado; 

Y e1 Gran Turco con su armada 
Faé moy bien descalabrado. 



Solo los ioglescs qaedao 
Para pagar su pecado ; 
Que si en sn juventod ftiera , 
Pagáranlo de contado. 

Y pues , queríéDdolo Dios, 
De Cales se ba apoderado 
Para que se tebga á raya 
Un pueblo desenflrenado , 
Miéntras que se allega el liempo 
Que por Dios está ordenado 
Que obedezcan sa pastor 
Como en el tieoipo pasido, 

Y el griego , y el aleman , 

Y el cita mas apartado 
Vengan en conoclmiento 
De aquel qae los ha criado, 
Con religioo verdadera 
Con qne Dios sea agradado, 

Y el estandarte de Grísio 
Triunfe en todo lo poblado 
Contra el infame Maboma 

Y el bereie porflado, 
En vida d*este gran Rey 

Y de su heredero amado. 

iCódiee de fine» del xigh xn.) 

* Ed el orlginal empieza el romance : El grm FtHpe Sepmdo; 
pero como no haee baen sentldo, sc ba corregido Alhuem eto., 
para qae lo haga. 



ÉPOCA DE FELIPE III. 



Ii98. 

OB CÓHO T POa 0U¿ RL BEY OON FELIPB IM EXPEL1Ó k L08 
■OBISCOS DB eSPAÍdA , T OE LA PEHA QCB LES CAUS6 ESTE 
DESTIEBRO. 

{ArMmo <.) 
Gran revnelta bay en Espafia» 
Los reinos alborotados 
De la morísca nacion, 
Enemiffos de crlstianos. 
Viva Dios y viva el Rey 
A pesar de los paganos ; 

Y a la Santa Inquisicion 
Téngala Dios de su mano. 
Castiguese al que es faereje« 
Conózcase al que es crístiano, 

Y todos vivamos unos 
Como mny fleles bermanos. 
Viva Margarita de Austría 

Y gócela mnchos años 

EI Leon, que con su uombre 
Tiene al Gran Turco temblando. 
Tiemblen nuestros enemigos, 
Lloren con ojos entrambos , 
Qae mas vale qae ellos llorea 
Qae 00 leales vasallos. 

Y aquel cucbillo sangriento, 

Y el corvo alfaqje aflíado 
Que tenian para nosotros, 
Sea en ellos eiecutado. 
Pasen presto a Berberia*, 
Tomen sitio reformado, 

8ue aquf se comen las capas » 
tro poquito k otro cabo. 
El morisco que ponia 
Daro alpargate de esparto, 
Abora trae Dorceiniies 
Argentados alosaoos, 
Vesiido de terciopelo 
En tafetan aforrado, 

Y espada mny plateada , 

Y pnnal sobrecforado. 

Y el morísco qne solia 
EsUr sideto á so amo, 
Qaiere abora qae le sirrao 
Crladofi de caatro en coairo. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTORU DE ESPAÑA. 



m 



Tan arrogantes andaban 
Por las calles paseando , 
Qae miraban coa donaire 
Al crisüaoo desgarrado, 
Qne por eiios no se pone 
Si lín vestíüiilo de pano: • 
Por ser mucba su pobreza 
Andan conlíiio arrastradus. 
y la morisca tendera 
Ooe soUa fregar platos, 
Saca barretas de plata 
En los cbapines dorados, 
€on gran vesiido de seda 
Collaretes extremados, 

Y ffran cadena de oro 
EsTabones esmaliados ; 
No solo saleo con amas , 
Mas en coches adomados , 
Que parecen ser mujeres 
l)e señores Tentieaatros. 
Los adumos de sus casas 
De criadas y criados, 

Y el estrado de su asiento * 
De brocados nray preciados. 
Las bodas y los bauUsmos 
RegocHos extremados , 

Los celebrao con las zambrss 
Compuestas ¿ lo gallardo. 
Era unta ya su pompa 

Y trionfo demasiadOy 
Qne por ellos no conocen 
El caballero 7 bidalgo. 
Esuban ya por España 
Con punto Un remonudo, 

8ue cada cual va pretende 
ficios de mucho cargo. 
Habia mucbos doctores, 
D*eMos mucbos escribanos, 
Procuradores á vuelUs 

Y muy periios letrados. 
Los tratos y mercancias 
EsUban Un de su mano , 
Poroue en solo su poder 
Esubau ya los esuucos, 

Y el bombre que era de pUtza 
Paseabataniozano, 

Con tal sér y gravedad 
Cual si fuera un veinticuatro, 
Yendo á la islesia por foerza 
Por minuta los liamando , 
Vestidos de oro y seda, 
De telas y de trocados; 
Mas uo por la devocion 
Sino para ser mirados, 
En su grande triunfo y pomiia 
Con que esuban levauudos. 
Aquestos polvos, señores, 
Estos lodos bau causado : 
La desórden pone órden 
Al que esti mas descuidado. 
Tantos años de secreto 
El morUl tiempo operando 
Del failo de nuestras vidas, 
i Quién pndiera imaginarlo ! 
No Tive mas ei leal 
De lo que qulere el contrario^ 

Y este lance foé lanzada 
Qne i vosoiros se ba tornado. 
¡No confleis en Maboma! 

¡ Mirad que es profeta falso , 
I que es abora el que os tíenc 
A todos iuntos Ilorando! 
A todos los de Valencla 

Y Aragou que riven cautos, 
LosdeMadrídyToledo, 
Los de Córdoba y HornachoSy 
De Sevilla y de Granada , 
Por traidores pnblicados 

A U corooa real 



Ú 



Que Dios guarde muchoa aüos, 

Y la insigne Andalucia 

Y sus pueblos comarcanos , 
Todos juntos van ü un tiempo 
Pues en un liempo pecaron. 

¡ Sabe Dios cuánio nos pesa 
Siquiera por ser criados, 
Nacidos en nuesira patria 

Y en nuestra fe coofirmados ! 
Quiero el remedio decir 

De los que vais embarcados , 
De la muy noble Sevilla , 
Que por copia se ban sacado. 
TreinU mii y inas van junlos 
Hombres, niujeres, muchachos, 
De grande y pequeña edad , 
De pobre y ue rico esudo. 
Del Aljarafe vinieron 
Cinco mil y veiuücuatro : 
Otros cabos que no cuento 
Casi llegan á otros tantos, 
Embarcados iuntos iievan 

gue ¿ quien los está mirando, 
e quiebran el corazon 
Por ser forma de cristianos. 
Unos dicen : — ¡ Ay m¡ üerra ! 
Quién d*ella me ba desterrado?— 
las no bay que lo preguntar, 
Pues lo ban necho mís pecados. 

Y las moriscas mujeres 
Torciendo las blancas manos , 
Alzando al cielo los ojos 

A Toces dicen llorando : 
— I Ay Sevilla, patria mia ! 
i Ay iglesia de San Pablo, 
San Andres , SanU Marina 
San Jolian y San Márcos!— 
Otros lloran por los sitios 
Donde tenian sos traios : 
Unos dicen el Atfafa , 
Otros la puerta el Osario , 
La Macarena y Carmooa, 
El Areoal y su trato , 
La de Jerezy la Carne, 
La del Sot que se ba eclipsado. 
Otros Iloran por la feria 
Coo sus camoios y recambios , 
Sus tratos j sus comercio&, 
Con los delCaño-Quebrado. 
Plaza de Sau Salvador, 
La famosa cal de Francos, 
Cal de Génova y las Arenas , 
Lo público ▼ cultivado. 
Olros Ilamaoan ¿ voces 
A la vlrgen del Rosario 

Y ¿ la virgen de Belen : 
Ella sea en nuestro amparo. 
Tanto es su sentimiento 

lue ¿ los niños en los brazos, 
!ue críaban ¿ sus pechos, 
or lecbe les daban llanto. 
Las insiaias que Uevaban « 
Gran devocioo provocando, 
Todas mantellinas blancas 
Compuestas ¿ lo cristiano. 
Cada cual lleva sus cuenUs, 
Oue son de?otos rosarios ; 
Va con ellos un pendon 
Dibiyado y esmaltado 
Un devotlsimo Cristo, 
Adonde van contemplando; 

Y muchos de los moriscos, 
Antes de ser embarcados , 
De{aroQ muy ricas mandas 
A 108 templos sefialados. 
Httbo entre ellos mercader 
Que en Sau JuUan es nombrado , 

8ue ¿ la virgen de la Iniestra 
e]6 eoatro mil dncados. 



Digitized by 



Google 



m 



ROHANGERO GENERAL. 



Olros dejan para inisas , 
Otros hacen cabo de año , 
Celebramio por sus almas 
Las obsequias de cristiaiios. 
Aqoesto, señores, basta 
Para los que acá quedamos , 
A que roguemos k Dios 
Que los tenga de su mano. 
Al marques de San German 
Prospérele Dlos su estado, 

Y sobre todo la vida , 
Pues asi cumple el mandado 
De su real Hajeslad , 
Tercer Felipo ilamado , 

§ue como l)uenos pastores 
an bien guardan su ganado , 
Apartando del que es nueno 
El que es insolente y malo. 
Con esto quedará España 
Limpia del mahometo bando 

Y acrisolada la fe 

Cual oro de Dios formado. 
Con esto, señores. basta , 
Annque corto me ne quedado» 
Porque Tean por lo menos 
Lo mas de lo que he tratado. 

{Relaeion icl sentimiento de los moríseút, elc.) 

1 Es eoDtemporáneo este romance i los hechos que rcflere , 
7 en él se ve que la envidla por una parte , la ostentaclon imprn- 
dente de prosperidad por otra , ademas de la suspicacia reli- 
giosa. inllnyeron i concitar ia oplnion y á excltar el odio de 
los crístlanos viejos , contra los nuevos , descendientes de los 
moros. Solo la envidia , y el ranatismo rellgioso seneraHzado 
enlre el pneblo, pndo hacer practicable una medida Uin dura , 
en que confundidos muchos inocentes con otros culpables, cas- 
tigaba ¿ los nnos por sospechas vagas , inciertas ó infundadas , 
y á los otros por inteneiones qne nl slquiera se apovaban en he- 
chos 6 conatos verfdicos y probados, de ejecucion. Del contexto 
del romance mismo pueden dcducirse lasenconadascausas qne 
hicleron en Espafia popular la ex|iulsÍon de ios moriseos , v qoe 
hirió entre ellos á tantos bucnos cristianos, que en medio de 
tan horrible destierro y persecucion, todavfa, en en vez de odio 
contra sus perseguidores, destlnaroA sus bienes á obras y fun- 
dacionespiadosas, implorando á ia misma religion en cuyo nom* 
bre se les persegnia, castigando y martirizando tantos inocen- 
tes. CuAl era la opinion de los hombrea sabios, hamasos , cari- 
tativos del tiempo, sobre nna medida tan crudamenle arbitraria 
cnando ménos, se vc en el episodio que Cerváutcs introdujo en 
sn admirable obra maestra ae ingcnio, de razon y de fllosona. 
A pesar de qoe el miedo de incurrir en sospechas. qne aun in- 
fondadas, entónces se castigaban eomo crlmenes, le obllgd 4 
Cervántes i atenuar su censura , eon todo eso los efectos in- 
morales de tan dura iey apareoen claros y patentes en su novela 
del Rieote. Semejantcs mcdidas generales, y qne tantas injus- 
ticias llevan consigo, solo pueden dlsculparse cuando son ab- 
solutamente necesarias para salvar la sociedad , cuando la mis- 
ma caridad las aconseja. ¡ Oh cuán grave es la sítuacion de los 
hombres qne tienen que decidir haber llegado este easo, y que 
renegar del principio humanitario y evangélico one proclama 
valer mas se salven mil culpados , que exponerse á condenar un 
inocentc ! Nosotros no nos atrevemos a dccidir si en nn pais 
donde existia el Santo Oflcio y sn modo de enjniciar, el dcs- 
ticrro de loi moriscos fuc una medida salvadora, ó un luio de 
odio provocado por la envidia y la codicia. Solo el HUo de Dios, 
cruciQeado por salvar ¿ los hombres , podri juzgari los que la 
tomaron. porqne él ^olo pénetra los fntimos sentimientos, la 
conciencia de aqnellos ¿ quienes se ha eneargado la direcclon 
de los pueblos. Por mucho que los consejeros de Felipe III han 
proeurado jnsUflcar sus proceUimientos conlra los moriscos, 
lodavfa la eoaeieneia humana se rebela eontra etlos ; y para 
aprobarlos neeesiu rcfngiarse en el secreto misteríoso oe io 
qne es la Justicia divina , que jnzga con un eompleto eonoci- 
mienlo de los hechos y de las caosas. ¡Pero cuán puro, ino- 
cente y exento de tode pereonalidadl Gu4n-penetrado de celo 
ardlente y desinteresado debe estar el corazon del hombre que 
slrve de minlstro en estos casos á la Providencia , si quiere que 
semejantes hechos no lesean impntablesen la otra vida ! ¡Cuin- 
to neceslta de la inmensa gracia de Dios , para que nlnffun mo- 
tivo tcrrenal inflnya en el brazo que descarga sobre las vfcUmas ! 
vA hombre destinado i tales hechos debe tener el alma de Abra- 
han euando alzó el cnchillo sobre el coello de sn h^o ; pnes si 
no se despoja al ejecatarlos de lodas las pasiones, tes nn crimi- 
nal , es un peoodor qae merece la execracion de íos hombres, 
el inQemo en fln. 

< Algnn prelado fanático é impaciente pvlncipid en Valenela 
la cxpulslon y atroz destierro de los moriseos, un aflo iotes 



de 1610, en que se publicd la ley. Semejante atentado eostn 
las existentes, no solo quedó impbne sino gloriflcado, y con- 
tribuyó no poco 4 qne el Gobiemo se precipitase 4 sucioDar y 
genenlizar la medlda qne despnes tomó contra los morlscos, 
sin distincion de inoeentes 6 colpados , y sin considerar qae el 
número de aquellos er\tan grande eomo peqoefio el de estos. 



ÉPOCA DE FELIPE IV. — HOMANCES SOBRE LA 
PRISiON Y MUERTE DB DON RODIUGO CAL- 
DERON. 

H99. 

BSFIÍRESE LA PBISIOlf DE l>01« BODRIGO, T LO QOI 
EN BLLA SUFRIÓ.— I. 

{De Simon Herrero*,) 

¿Quées aquestOi fama amiffa? 

»oé es de Tuestra voz sonora ? 

itté es de las plumas Igeras 
jae por el vieoto tremolan ? 
rDormiracaso? ¿ Es posible? 
Tocad la souora trompa, 

Y pregooad con cuidado 
De Don Rodrigo la bisioría. 
Cuéntame de sus privanzas 
Sus aparatos y pompas, 

Si es querido de los reyes , 
S¡ lo' que mauda se otorga, 
Si es marqoes de Siete-igiisa'fi, 
Si es conde de Oliva ahora, 
Si es capitan de la guardia , 
Sí aiegre se liuelga y goza, 
Si tleoe muchos críados 
Con libreas muy costosas , 

Y s¡ con giandioso irianro 
Se pasea en su carroza ; 
La variedad de caballos 
De mil colores vistosas; 

Sí en ellos Juega á las canas , 
Hacíendo muestras pomposas ; 
Si lo acompañan los grandes, 
S¡ cabalieros le adornan« 
Si es secretario del Rey, 
Colmado de bumanas glorlas ; 
Cuéntamelo, fama hermaiia : 
¿No respondes? ¿Eres sorda? 
— No soy sorda , dulce amigo, 
Yo lo diré cuidadosa. 
Sabrás que el triste Bodrlgo, 
Que de Calderon se nombra , 
Ya pereció ; ya dió en tierra 
Su encumbrada Babilonia. 
Prendióte el Rev en su casa; 

Y por cárcel se la otorga , 
Que no es muy poco favor 
Ser cárcel su casa propia. 
Dos afios y medio estavo 
En esta prision penosa , 
Que ¿ veces es ia prisioa 
Purgatorio de las hooras. 
El vulgo aprisa murmura , 

No bay cosa encubierta agora : 
Ya le componen romances 
Contando toda su bisloría ; 

Y pues atento me escuchas , 
Cantará mi lenaua ronca 
Del infelice Rodrigo 

La tragedia lastimosa. 

{Aqid te contienen euaíro reuumeesnmif enrio- 
sos, etc. Pliego suelto.) 

* Estos romances tiencn mueha analogia jpor la sitnacion 
casi tdéntíea con los de Don Alvaro de Luna. Todos ellos, aan- 
que tomados de dos pUegos sueltos, de los cuales, nno im- 
preso en el siglo xvnt, parecen segun su CMUtexto compuestos 
cn la épora de la muerte desdieUada del inreliz privado del 
rey FeUpc III. 



Digitized by 



Google 



ItOUANCES RELATIVOS k LA RISTORIA DE ESPAÑA. 



1200. 

OBSPÍOESe DON RODBIGO CALDERON DR SO ESPOSA É BIJOS, 
HBCELOSO D^ S£R COKOEHADO Á MUERTE.— lU 

{Anónimo,) 
Eu un aposenio á solas 
Mandó llamar Don Kodrigo , 
De Siete-Igleslas marques , 
A su mujer y á sus hijos. 
Hecbos sus ojos dos fuenles 
dos caudalosos rios , 
Desque los tuvo delanle 
D*esta manera les dijo : 
^Hoy, marquesa Doña ínes, 
Quedais viuda y sio marido ; 
Vosolros , bijos , sin padre , 
Yo sio miijer y sin bijos. 
Amparadlos , por ser vnestros , 

Y adoradles, por ser mios : 
Ya os dejo á mi padre vieio 
Por voesiro amparo y abngo, 
Que el Rey me quita la vida, 
Segon vo tengo entendido. 
De capitan de la Guardia 
Uando que deje el ofício : 
PreRuntéle al Rey la causa , 

Y él me respondio benigno : 
^lmporta que obedezcais ; 
Haced, Marques, lo que os digo. — 
Púseme yo en mi carroza , 

Solo , trisie y pensativo , 

Y encontréme al de Pastrana, 
Qne nie dijo al oido : 

— En los casos de fortnna 
Se muestra ei valor y brio , 
Que mata un rey enojado 
lías que un fiero basilisco.— 

Y estando preso en Montancbo , 
llarto trlsie y pensalivo , 
Escuché en gran soledad 

A uno que cantando dijo : 
— Mándaos prender el Rey; 
Mas temo que no os han dicbo 
Que maustes á la Reina : 
jAy Dlos , qué grave delito ! 
Tnstes deiastes los reinos 
Tamblen del Tercer Filipo.— 
¡Casi despidiera el alma 
Si no fuera por sus hijos ! 
*-Vos dijistes no lo biclstes; 
Mas mestros propios amigos 
Lo qne bicistes y no bicistes 
" Sacan en patacio á gritos. 
Perdonad á mi instrumento 
Porque Un claro os lo ha diclio ; 
¡Mirad que reina nn rey cuarto! 
¡Mirad , Marques , que os lo avlso ! — 
Esto contó á la Marqucsa 
El buen marques Don Rodrigo : 
— No me repliqueis, Marquesa, 
Que me acortaréls los bilos 
De mi desdichada vída , 
Pues mal empleada ba sido. 
Id, Marqnesa, á vuestro cuarlo, 
Consoláos con voestros hijos.— 

Y en señal de paz le dió 
Un ósculo en su carrillo, 
Dicieudo :— lAdios, mi señorá! 
{Adios, adios, bijos mios! — 
Ida qne foé la Marquesa , 

Dijo delante de un Crísto : 
— ¡ Misericordia , Señor, 
De aquel triste y aflÍRido ! 
Que pues vos nos redimistcs, 
Sednos amparo y abrigo. 

{SUU romoHeet ie la muerte ie Den Bairigo Cal- 
denm, etc. Pliego snelto.) 



T. XVI. 



193 
1201. 

DE CÓVO SB SIGUIÓ LA CAOSA JL DON RODRIGO, SB LB CORDENÓ 
Á HOERTB T LB FOÉ NOTIFICADA LA SENTEHCU.— III. 

{De Simon Herrero *.) 
Lo8 qoe seguis ambiciosos 
La grandeza cortesaoa , 

Y en los alcázares reales 
Quereis vivir sin mudanzas , 
Aunque por otros ejemplos 
Que antiguas hislorias cantaii, 
Conoceis de la forluaa 

Los eogaños y asechanzas ; 
Aunque en el valiente Luna, 
Por su célebre desgracia , 
Se mueslra á cuánias miserins 
EsU expuesta la privanza ; 
Escuchad con atencion, 
Sospended un poco el alma, 
Qoe con razon se suspende 
Siendo tan justa la causa ; 
Sabréis lo que está corrienüo 
Sangre, y con razon se llama 
Correr sangre , pnes, al caso 
Este de que corrió tanU. 
Caso es nuevo y prodigioso , 

Y unto que se levanian 
Los cabellos con el miedo 
De tragedia tan extraüa. 
Don Rodrigo Calderon , 
Que un tiempo se tiiulaba 
El marques de Siete-Iglesias 

Y capiun de la Guardia ; 
Tambien conde de la Oliva , 

Y de quien se confiaba 

El gobiemo y los despacbos, 

Y negocios dfe imporuncia , 
Fué preso por varias culpas 
Que en su proceso se esumpan , 
Adonde tuvo por cárcel 
Dentro de Madrid su casa. 
Duró cerca de tres afios 

La prision , que fué tan larga , 
Porque lo lueron materlas 
De jopravedad y imporUncla. 
Al fin condenado á niuerte; 
Que pase por ella mandan , 
De que suplicó ante el Rey 

Y i su piedad soberana. 
Dos jueces mas se le dieron , 
Personas doctas y cautas, 

Y de cuya ejemplar vida 
Dirá el tiempo cosas varias. 
Vieron otra vez su culpa , 

Y despues de veotilada, 
La sentencia se confirma , 

Y en ella qne muera mandan. 
El secreurio á quien toca 
Haber de comunicalla, 
Hace que dos religiosos 
Para disponerle vayan. 

?uiere que e&tos le amonesten 
le dispongan el alma , 
Para que el golpe reciba 
De una pena tan amarga. 
Dos religiosos , que son 
De aqneíla órden descalza 
De la gran madre Teresa , 
Por mil atributos santa , « 

Le van dando poco á poco 
Notlcia de lo que estaoa 
Ya dispuesto por el cielo, 

gue de^llá sin doda baja. 
I Marques con buen semblante 
A la muerte ie hace cara , 

Y la sentencia segunda 

Es cierto qne no le espania , 
Porque desde ta prímera, 
El, de dispoaerse trata, 

i3 



Digitized by 



Google 



194 



nOMANGBBO GBNEttAL. 



Haciendo mil ejercicios 
En qne el cielo te iuspiraba, 
Aymioflydisciplinas, 

Y oracion sieinpre Un alta 

Y llorosa , que coDría 
Toda la lierra de ligrimas. 
Como de esiaspreveDcioiics 
Su ánima forüucaba 

Para tan grave dolor. 
Fuerte y robusto se halla. 
Oyó con semblante grave 
La sentencia qae le daba, 

Y dljo : — Si ello es ju&ticia , 
Razon es que en mi se baga : 
La volnntad de los cielos, 
Que es voluntad soberana, 
Es bien tenga ejecucion , 
Que no es justo dilaiarla.— 
Espantóse ei secretario , 

Y los que con él estaban, 

Y dicen : ^ Sin duda el cklo, 
CabaÜero. te acompana.— 

£1 modo ae la jasUcia, 

Y la perfeccioa crisüana 
Con que murió , otro romancc 
Dirá en mejorconsoDancia. 

[Aqui 86 conüeniñ auttfo rmmce$ m^ curUh 
80S , etc Pliego suelto.) 

i Es Imitacion del romance de Don AJvaro de Luna, niim. iOOl. 



1202. 

INTÍMASEÁ DON RODRIGO C ALDERON LA SBIITBNCIA Dfi MÜERTE 
T DEHAS , FULMIÜ ADA EN PRIMBRA ISSTARCIA. -^ IV. 

{Anónlmo,) 
La barba basta la ciotura , 
Robio el cabeilo y muy largo, 
Pálido y mudado el rostro , 
De ayunos el cuerpo flaco, 

Y una gruesa discipliaa 
En sus delicadas maiios, 
Gubieria de roja sangre 

gue de su cuerpo ha sacado , 
staba el de Siete-lglesias 
Delante de ua Gristo orando , 
Qae la oracioo esconsaelo 
De un triste y atribulado, 
Cnando vió entrar por la pueria 
De la sala un secrelario : 
— Perdone Vueseñorla, 

8ue vcngo ¿ ootificaros 
oa terrible sentencia , 

Y me pesa el disgusuros. 
— Leedla, amigo, le dice, 
Que yo perdono de grado, 

Eue Iia de perdonar quieo quiere 
er de Dios perdonado.— 

Y levantándose en pié, 
CoD el sombrero eo la maoo , 
El secretario confnso 
La sentencia ha relatado : 
^ Yo, Felipe , rey de España , 

Y de aqueste nombre cuario, 
Mando cumplan lo siguiente 
Los de mi corte y paTacio : 
A Rodrigo CalderoQ 
Es mi volootad y mando 
Que uo milloD me restituya 
Coo doscieotos mil ducados , 

Y lo pagae de su bacieoda 
De 1o bueno y mas parado : - 
Tambieo mando qoe le qaiten 
Del pecho un roio laaarto, 

ri 00 oa de cuDrir Ta cruz 
on mal pecho los enffa&os; 

Y mando que en una raula , 
De su casa sea sacado. 



Eosillada y enfreoada 
Comoreojusticlado, 
Con pregoueros delante 

8ue vayao manifestando 
iciendo coo altas voees 
De su vida el oial esiado. 
Llegado que sea al suplicio 
De un ftmesto cadabalso, 
Sea á manos del verdugo 
En público deffollado, 
Para que de ejemplo sirva 
Asi al oueno como al malo, 
Dindole justo castigo : 
Esto ordeoo y esto mando.— . 
De oir la triste seotencia 

8uedó el Marques desmayado; 
00 lágrimas eo los ojos 
El daro suelo ha regado. 

{Siete rouuaue» 4é ia muerte de Don Hoirígo CüI- 
deroñ, ete. Pliego snelto.) 



1203. 

PRESO DOII RODRIGO CALDEROH, DECLARA HARER SIDO HOMI- 
CIOA DE MDCHOS; PERO KO DE LA REIHA, DE CUYA HOERTI 
LE ACUSARAII.— V. 

{AnÓiHmo.) 
Apríesa devana y coge 
La parca envidiosa y fiera 
Eí hiio del tríste fin 
Del marques de Siete-Iglesias. 
Del arco y fiechas se arma , 
Respoode d*esta manera : 
— : Dicen que maté ^ la Reioa ! 
Falsedad es , por mi hooor. 
¡ Otras culpas me coodenao « 
Que la de la Reioa . no ! 
Antes en la otra vida 
Otros se quejan á Dlos : 
Üo paje que á media noche 
Heaio vivo eoterré yo. 

gae me da grandes aull¡dos 
or doode quiera que voy. 
Doode qaiera que estoy solo 
Oigo me dice una voz : 
Seoor, ¿por qoé me mataste, 
Pues Do tuve culpa yoY 

Y á 00 al^acil de corte, 

Y Ji la mojer de ao oidor, 

Y á ao geotilhombre dei Duquo , 

?ue es de Lerma , mi señor ; 
al príncipe de Saboya, 
§ue eo Valladolid murló, 
alcardenaldeToledo, 

Y al otro predicador ; 
En treiota y tres otras mueries 
Que he hecbo y cooseutido yo : 
fistas muertasyo coofieso, 
MasladelaReioaoo, 

Sae pecados que no ha hecho 
coofiesa uo pecador : 
De la Reioa ml sefiora 
Nada sé, á fe de quieo soy. 

(SieU renumee» de U wmerUi de Doñ Koirígo CúI- 
derou, etc. Pliego saelto.) 



1204. 

DBPIHinVAHIIfTS COHDEHADO k SOERTB »0R HOtmGO CAL- 
DEROH, 8E PREPARA k BLLA RECIRIBHDO LOS SACRAHEH- 
TOS.— Vi. 

{Anánimo,) 
Otbrgóle el Rey la súplica , 
Respoode y da por respuesta 
Qoe te oombreo jneces naevos , 

8ue veao si es justa y recta , 
ue 00 quiere del sio culpa 



Digitized by 



Google 



BOMANCES RELATIVOS Á LA HiSTORIA DE ESPAf^A. 



105 



Llegaen al cielo las qaejtf. 
Visto j reviato el prooeso , 
Vieroo que eo jasu concieucia 
Merecía maerle cruel 
Segao las leyes lo ordenan. 
Va el secretario al Marqaes , 
Dicele la triste nueva : 
AUi demosiró el Marc^oes 
Grao buoiUdad y paciencia. 
Vaeltos sas ojos dos rioSt 
Responde d*esu maoera : 
^Mo miran gae soy niarques, 
Ni señor de Siete-lslesias, 
Gran capitaii de la Guardia, 
Conde de Oliva y sa lierra , 

Y comendador de Ocaña , 

Y regidor de Plaseooia ; 
Mas, fui del Rey secrelario, 
A qnieo Dios en gloría Unga» 

Y ?uf de ValladoUd 
Algnacil mavor; yo era 
Conde de Villalonga» 

Qne me dió el duque de Lerma» 
Con otros mocbos diudos , 
Con mas de dos mii grandezaa; 
Mas ser de un rey secreUrio, 
Ser quien Ji España gobiema, 
Entre todas las que tuve 
Es la mayor exceleucia. 
Son trescientos mil ducadas 
Lo8 que tenia da renU. 
Por escalonet de vidrio 
He subido á la alta eafera ; 
Pero al fin , eomo eranflacoa 
He venido á dar en Uerra. 
A Don Alvaro de Luna 
Represenla boy mi tragedia, 
Que él fué paje, y yo lo fui : 
jMirad qué dlcba la Bvestral 
I Ob quién fuera pastorciUo 
Que guardara sos ovejas , 
Que pndiera ser qae alU 
Tuviera ménos soberbia l^ 

Y 4 los veinte do octubre 
Delpresente, qaese coeDtan, 
Comolgaron al Marqoes 
Qoe Uaman de Siete-lf^as; 

Y entrando Crísto eo su casa, 
Le dice d*esu raaoera : 

— Seais, Señor, bien venido 
A m¡ casa , enbombaeQa , 
Qoe boy venls vos á ia mla, 
Yo manana iré á la vuestra. 

IMiserícordla , Se&or ! 
lecoged aquesU ovcja, 
Qoe bayó de vaestro rebaño 
Porcolpas que en mi se encierrMi, 

{Siete nmmie$$ ie h mmerie d$ Pm Jtoiti$o Cah 
derw, alo. PUego saelto.) 



1205. 

FBCPÍtASE A U HeCtTC 00!« nOHBU^O CALDSRON. 

{Attóttim.) 
Quedaodo ya trisU y solo 
Don Rodrigo Calderoo , 
Al paje que esU de gaardia 
D*esu manera le babló : 
— Rien sabrás, amígo mio , 
Tristo y pensativo estoy 
Desde aqoel dia eo qoe of 
En Montancbo tqnel cantor : 
Díjo qoe maté á ia Reioa 
¡ Ay Dios, quó grtnde traidon 
Pagaréyoeonuvkla! 
Pero no la debo , no.-* 
Para qoiUrle la cmz, 
Bl Comendidtr ntyor 



Al marques de Siete-fgtesias 
D*esU manera le babió : 
— Perdone Vueseñoria, 
Que manda el Rey mi seuor 
Que le quiu esU encomienda : ' 
¡ Péname , á fe de quien soy 1 -- 

Y viendo ei de SieU-lglesita 
Resuelto al Comendador. 
La crnz qoe traia al pecbo 
De prestosela quitó; 

Qoe los nobles caballeros 
Han de mostrar ei valor, 

Y ai bábito que vestia 
D*esu manera le habló : 

— j Perdonad , bábiio santo* 

8ue no be merecido yo 
ue se adomara mi pecbo 
Con vuestro sagrado honor! 
Miéntras aqui iiabeis estado , 
Cruz parecisu en riucon <, 

Y porqne todos me plsen 
Os me mandau quiur hoy. 
Has perdóname, cruz sanU, 
Si es que os hice traicion, 

Y entre Untos enemigos, 

¿ Qué baré yo, rai craz , sin vosY- 
Esuado en esus raaones, 
Una trísU voz oyó 
AlapoerUdelasala, 
Que tlaman con on cordon 
Dos frailes de San Francisco , 
De la órden qo'es menor. 
Dijoles : — Deo gracias , padres.- 
YelbábitolesbMó. 
Díjoles que se senusen ; 
Respondieron : — Gran señor, 
Ya no es bora de senurnos ; 
Vuestra vida se acabó, 

Y venimos á esborurie 

gue ponga Orme su amor 
Crísto, Rey soberano, 
Qne 4 todos nos redimió , 
Que las diez son ya del diat 

Y en esto punto las dió, 

Y á las once , segun dicen , 

Ya babréis dado cuenU á Dios.— 
Sacó on Cristo de la manga , 
YdÍ6seIo4Calderon, 

Y tomándole en sos manos 
D*esu manera ie babló : 
^Vos sois el Rey de los reyes, 
Vos el sapremo Seftor; 

gue los reyesd^este moodo 
e polvo y cenisa son,-*» 
EstodijoDonRodríffo, 

Y á los padres se loivió : 
— Las mercedes de los reyes 
Dineros presudos son , 
Que se pidcn á so liempo 
Con soberbia eiecaoion.— 
— Caldero inúUi be sido*, 
Que ya no soy Calderon. 

Qué me Importó ser marques 
^e Sieu-lglesias, poes boy 

Ninguna igfesla me^ale 

Aun parabacer ortcionY 

^iue no me apena morir 
a , noes condenado estoy ; 

A Felipe Cuarto Umo 

Que me ba de bacer eotrtos Imy; 

Mas los cuartos son do eobre, 

Yo me llamo Calderon , 

Y mocbos eontrarios lengo; 
Solo 4 ladefensa estoy. 
Dnelo me hace la Maríqjoesa : 

?oeda vinda v sin boDor; 
ambien me duele& m^ byos, 
Qoe qoedan sin padre boy» 

Y los ilevo airavesados 



Digitized by 



Google 



iOO 



ROMANCGRO GGNetÍAL. 



Ea medio del corazon, 
Porqae los dejo sia padre, 
Sin bacienda y sin honor. 
Macbame duele mi padre, 
Qae , caando el Rey me prendió » 
Con iágrímas de sus ojos 
Mi trisle rostro ba&6, 

Y medljo : — Hijo mio, 
Gon vuestra alma vaya Díos , 
Qae si al Re? servisteis bien , 
EI os dará et galardon ; 

Mas si le servisteis mal 
No alcaozais mi bendicion , 
Que perdeis bijos y hacieoda , 
Mujer y repulacion. 

{Siete romanees de la muerte deDon RídrifO Cal- 
áeron, eto. Pliego saelto.) 

* Era costambre en Espafia poner eruees en los rlneones 
qne las easas formaban sobre ias calies para eviur qne se en- 
suciasen en ellos , respetando el signo cristiano. Oon Rodrigo 
eitando esto se considera como dif no de respeto , no nor si , 
slno por la craz qoe llevaba , y qae siendo él despreciaDle, le 
bizo respetable todo el tiempo qne la llevó al pecho. 

S Desde este verso se empieza á Jugar del vocablo , y á la 
verdad , qne aunqae era moda en su tiempo , Don Rodrif o no 
estaria para baeerio en la sitnacion que se veia. — Porque Fe- 
iipe era el IV, y Calderon y las caiderai eran de cobre, metal 
de que se bacen los coartos, moneda , aiudia el privado i qne 
el Rey le baria coartos, es decir, le haria descnartizar como se 
acostumbra i cierta clase de reos cuyos miembros despedaza- 
dos se cueican en los sltios donde cometieron sus crimenes.— 
i Esto es mTierabÍe ! 

1206. 

DE CÓXO D0?f BODKIGO CALDEROK SB DESPIDIÓ DB LOS Sü- 
TOS , FUÉ CONDOCIDO AL SUPLICIO, Y MURJÓ : CON EL ACTO 
DB COXTRlCIOnQDB HIZOÁKTESDESEa DEGOLLADO.— VIII. 

{De €ifHon Herrero.) 
Desde el Artico al Antártico 
Suene mi trompa lijera, 

Y escücbenme los nacidos 
Esta infelice tragedia. 
Del desdichado Kodrigo 
Gontaré las tristes nuevn<;, 
Qae siendo de admiracion , 
Bien pueden todos lcerlas. 
Por causas muy criminatcs 
A degoltar lo sentencian , 
Cuya trajgedia infelice 
Glaros ejemplos nos mooslma. 
Viendo va el triste Rodrigo 
Que esta sn muerte tan cHTln » 
A su mujer y á sus hyos 

Les dice d*esta manera : 
— Adios, mi querida esposa, 
Del alma querfda prendn , 
Guyo rostro, mas qu*el sol, 
En mi pecho reverbera : 
Adios , cara prenda mi.i , 
Adios, hermosa Amaltea , 
Ya no espereis mas de vcnne , 
Porque mi muerte se ac(M'ca. 
Hijos mios de mi alma , 
Ejemplo dejo en la tierra ; 
No hay seguridad bamnn:i , 
Por ser tan flacas las fut>rxis. 
Las privanzas d*este mund.) 
Son lorres de nubes hecbas , 
. Que en soplándolas el vícmko 
Se hacen menudas piezas. 
Por escalones de vidrio 
Subi á mi trono y grandeza ; 
Quebráronse por ser Oacos, 

Y be venido i dar en ticrra. 
A Don Alvaro de Luna 
Representa mi tragedía. 

El füé paje « y yo lo foi , 
Gonsiderad mi bajeza. 



Qalen Imitara al pavon 
Guando hace su hermosa rneda , 
Qoe en mirándose ios piés 
Qoeda en un punto deshecha. 
Peligro es estar en alto, 
Pues es cosa clara v cierta 
Que dará mayor caida 
Quien sube mas escaleras. 
Yo be subiüo á la alu cumbre 
De glorias perecederas : 
Gai por haber sobido 
En la cumbre de mi rueda. 
¡Ob, quién ftaera un pastorcillo 
Que guardara sus ovejas , 
Que pudiera ser que alli 
Tuviera ménos soberbia 1 
¡Hijos mios muy queridos , 
Recibo en veros tai pena , 
Que padezco cien ttul muertes, 
Aunque una sola me espera ! 
La bumildad os encomiendo, 
Porque es la humildad Ul prenda » 

8ue al qae es en la tierra humildc 
íos le da la glorla eterna. 
Gallad,hijos.nolloreis, 
Que aquesas lágrimas tieroas 
A los mas duros diamantes 
Volveráa en blanda cera. 
Gallad , padre de ml vida , 
Mo baoeis las canas bellas : 
Abrazadme, padre mto, 
Si es que merezco esta ofrenda. 
Perdonad, s¡ os he agraviado 
Gon mi ruda y tosca liengaa : 
Dadme vuestra bendicion, 
Pues qae ha de ser la postrera. 
Nombre tengo de Rodrígo, 
Qu'es cifrado con dos letras : 
Veréis que dice rodando : 
¡Tal es la humana misería !— 
Aquesto diio el Marqaes 
Llorando lágrimas tiemas , 

Y mas les dijera alli 

Si mas espacio le dieran. 
Subiéronle en una mala 
Toda de luto cvbieru, 

Y los vesiidos del Gomle 
Eran de bayeta negra. 
Seis benditos religiosos 
Himnos y saimos le rexan , 

Y con fervor le animabaii 
Pidiendo i iesus clemeucia. 
Mucbedumbre de algaaciies 

Van diciendo : c Afuera, afucra,» 
Porqne la gente era tanu, 

8ue ocupan calles y puertas. 
n pregonero delante 
Dice con voz qae le oyeraa : 
— Manda el Rey naestro señor, 
Qae se cumpla la seDtencla : 
Gondénase a deffollar 
Al marques de Siete-Igleslas , 
Por muy atroces delitos, 

§ue en el pregon no se cuenlao, 
porqne alevosamente 
Le mandó dar muerte flera 
A un hombre , y por eso es justo 
Ei que degollado muera. — 
Llegaron a la gran plaza 
Donde se ven por grandeza 
Innnídad de balcones, 
Que hay quinientos y seUnU. 
Eslaban lienos de gente 
Tejado , veounas , rejas : 
Un jaicio flnal mostraba 
La máqnina que hay en ella. 
Subió al tablado RflÑdrigo, 
Gon nouble liiereza ; 
Soeltos los pies y las i 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RELATIVOS Á LA HISTORIA DE ESPASa. 



i97 



Como ^na tanniilde cordera. 
Dióle un padre reüsioso 
Un Crísto de gran Eellesa , 
Y abrazindose con él 
Le dijo d'esia manera. 



1207. 

ACTO n CONTMCIOII QDE HIZO SOBRB EL CAÜALSO 
D0!< BODRIGO CALDERON. — iX. 

— Dolcisimo Jesos mio , 
Pan de viüa y gloria eterna , 
Cordero^ leon, giganie» 
Divinidad sempiterna , 
Maná de inmensa virtud , 

8ne á todo el mundo consuelas ; 
acimo de engandi santo 
Que en la Cruz se nos prescnta ; 
Pelicano, que amoroso 
Con la sangre de sus venas 
Resttcita ^ sos bijnelos 
Para darles vida eterna ; 
Dtvino Dlos, Pastor bneno, 
Yo 8oy 1a perdida ove ja : 
Acógela en tu rebaño, 
Porque anda el lobo tras cila. 
Ko mires á mís pecados, 
Mira 10 grande clemencia : 
Ya, SeQor, me vueivo á ti 
Llorando lágriroas tiernas. 
Mlserícordia, Señor, 
Padre mio, gloria eterna ; 
Mi dulznra , mi esperanza , • 

Mi regalo, mi riqueza. 
Sediento vengo á tu fuente , 
Déjame beber en elia , 
Poroue en fuente tan percne 

gnedará ei alma conteuta. 
I pródigo soy qne liego 
Con bumildad á tu puerta, 
Muy diferente del otro 
Por quien mataron temera. 
Padre mio, icaosboeno, 
Mira tu grande clemencia : 
Gttsanillo soy bumiide, 
EI mas vil qne hay en la tierra. 
Déjame entrar en la llaga 
Qne está en tu costado abierta, 
Pues es mia puerta franca 
Para los que i ti se allegan. 
Los brazos tienes abiertos , 

Y es una señal rouy cieria 
Que me quieres abrazar 
Lleno de amor y clemencia. 
Por mf encamaste y naciste 
Tomando bnmana Hbrea , 

Y por mi fuiste enclavado 
Con mil oprobios y afrentas : 
Perdona al triste Rodrigo, 

Qoe aunque mas mis culpas sean, 
Para ta misericordía 
No son nada todas ellas. 
Bendigan tu santo nombre 
En los cielos y en la tierra , 

Y yo para mas regalos 
¡Jestu! diró mny apriesa. 
Aquesta afreotoaa moerte 
He sirva de penitencia, 
Para qne por elio alcance 
A gozar la vida eteraa. 

Uqii *e eontienen euotro rommeet mu^ mw- 
to9, etc. Pliego soelto.) 



1208. 

SOPUCIO DB DON R0DRI60 CALDERO:!. 

( Anónimo, ) 
Si el penoso y triste llanto 
A la suspeoslon da ireguas, 
De un desdichado marques 
Oiréis la iofeliz tragedla : 
Acusaciones vulgares 
Stts delitos mamtíeslan, 
Presagios de su forluna 

Y hyos de su soberbia. 
El vulgo vario dudoso 

Ila dado contrarias nuevas , 
Acreditando meniiras 

Y autorizando sospechas. 
Llegó pues el triste dia 
De ía ejecucion molesta, 
Adonde la admiracion 
Quedó de sf saiisfecha , 
Para cuya prevencion 

La plaza Mayor despejan, 

Y el funesto cadahalso 
Fabrican cn medio d*ella : 
En éi una tosca sília 

De las del Marques diversa » 
Tanto en la fábríca humildo 
Cuanto en aliura soberbia ; 
No la cubrieron de luio, 
Que no están siempre cubierlas 
De honor las pompas del nioiido 
A los que se adornau d*ellas. 
La soberbía piaza y calies 
El confoso vulgo lleoa, 
Del suceso portentoso 
Coraeutando la senlencia. 
No quedó torre ó balcon , 
Terrado , ventana ó puerU , 
Que del caso desdicliado 
La pesadumbre no sienta. 
Entre las once y las doce 
Sacan al de Siete-Igtesias 
De su casa regalada , 
Ya hecha cárcel horreoda.. 
En una enlulada mula 
Subió con accion severa, 
Con caperuza y capaz 
En vez de la cruz bermeja ; 
Cabelio y barba crecída , ' 
Saco , ya que su imprudencia 
Dejó de la ocasion calva 
La mal segura melena. 
Un Crísto crucificado 
Puesto en sus manos contempl.. 
Con grau devocion , sacando 
Del vulgo lágrimas tieroas. 
Grande guardia de alguaciles 
De la casa y corte lleva , 
Diferente compañía 
Que le hacia la tudesca. 
La Paz y Hiserícordla, 
Ambas cofradias lleva, 
Con ^ue prelende vitoria 
Debajo tales banderas. 
Cualro pregoneros luego 
En alta voz manÍOestan, 
Alternative, las colpas 
Que al suplicio le condenan. 
Por maertes y alevosias 
Pnblica el pregon que muera 
Degollado un Kombre tríste 
A quicn mató su soberbia. 
Con pasos lentos y graves 
Al lugar trágico llega ; 
Con ánifflo valeroso , 
Si en morír hay quien lo tenga , 
Las gradas penosas sube , 

Y en lo mas alto coniempla 
De la mudable fortuua 



Digitized by 



Google 



188 



ROlANGfiAO GEN1EIUL. 



La poco segnra raedd. 
Extoule el confeflor 
A la celeslial carrera, 
CoQ qae el misero paciente 
Maéslra contrícion iQmensa; 

Y para mejor pasar 

El amargo irago, roega 
Al carmelilano padr« 
Le oiga de penitencia. 
Hizolo, y humildemente 
Postrado pecho por tierrat 
Recibió ia absohicion 
Porqae le dé gloria eterna. 
Con ünimo Taieroso 
Tomó la siila runesta , 
Adonde el Qero verdugo 
Le ligó brazos 7 piernas. 
Al dichoso desdichado 
Cabre de una banda negra 
Los ojos, y desenlaza 
Del cuello las blancas trenzas. 
Las altiveces mundanas 
Muestran sn vana potencia , 
Ayer mandándolo todo , 

Y hoy 4 un verdugo smetas. 
Pendientes estaban todos, 
La respiracion snspensa » 
Hasta qne la vil cuchilla 
Se vió de sangre cubierta. 

iCódieedelsighvnu) 



1209. 

»S GÓIO MUaiÓ DOlf RODMCO CALDERON VN EL r ATÍBULO.— Z. 

(Anóttimo,) 

* A veinte y uno de ootubret 
Las diez , poeo mas 6 méoos , 
Sacao al triste Marqaes 
Todo de luto oabierto. 
Sale de so nüsma easa , 

Y de un angosto aposento « 

8ae primero r«é gran saia 
e aplauso y recfbkniento. 
No va en jaeoes bordados, 
Ni en caballo, como es oierto, 
Sino ensillada ttoa mula , 
Como justiciado y reo ; 
No acompal&ado ae pajes , 
Ni ménos de artabarderos , 
Shio de padres-devotos 
Que le adiestran para el clelo ; 
No campaniilas de plata 
Lleva en el bosal y el freno ; 
Si Cri^tos , y campanillas 
Con que se entierran los reos. 
Sesenta y mas alguaciles 
Van en su acompa&araiento , 
Todos en fueMes caballos, 
Con otros tantos porteros. 
L08 pregoneros delante 
Pregonan y vao diciendo : 
— Esu es la justicia, dícen , 
Esto es del Rey mandamiento, 
Que manda hacer á esle hombro.— 
¡Ay tragedia! Ay caso borrendo! 

Y las damas cortesanas 
Muestran grande sentimlento : 
Unas dicen :— Dios te ayude , 
Rodrigo , y dé sacro asiento.— 
Otras, viendo su bumildad, 
Dicen :— Dies te lleve al cielo — 
No entra en la escaramaza , 
Como solia algun tiempo ; 

Solo sube-cinco pasos 
De un cadabalso fanesto, 

Y al postrero esca4on 

Es bien que al recibhnieuio 



Le salea el verd«KO , pnes 
Ha debacer so oficio presto , 
Con cinco padres devotos 
De la órden del Carmelo ; 

Y desviando el capoz , 
Sacado un papel dei pecho, 
Dándole sus propias manos 
Al confesor de sus yerros 
Le dijo : — Padre mio , 

Lo qne le snplico y ruego, 
Que en estando yo sin nda 

eue me desengafie al poeblo : 
ue la muerte de la Retna 
Cierto es que no la dvbo.— 
Humilde aorazó al verdugo, 
Por dar de bumiidad ejemplo, 

Y en atar los piés y manos 
Andó el verdm^ Igero. 

— Atad, aoiigo, le dice* 
Las manos, qoe aoeltas faéroo 
A manchar mi propia sangre : 
Manchad vos oon eila el auelo. '- 

Y teniendo ya los ojos 
Cubiertos de on velo oegro , 
Al Crucifíjo le dijo 

En voz baja estos reqoiebroa : 
— ( Atto Dios y SeBor mio ! 
: On alto Dios y Señor noestro ! 
Vo soy la oveja perdida 
Que por el despeñadero 
De los deieües del mundo 
Me despeñé ; mas confleso 

8ne sois Dios del cielo y tierra , 
no , Trino y Dios eterno , 

Y en vuestras manos, Señor, 
Mi espirítu 08 encomieodo. 
Llevad , Señor, á esta alma 
Con los sanios en el cielo ; 
Perdóname, Jesus mio, 
Jcsns, Jesus, lesos bueno.^ 

Y en oyendo esto el verdugo 
Tiñó en sangre «I foerle acero. 
Unos dicen :— ¡ Dios te ayude!— 
Otros dicen :<— \ Credo , credo ! — 
No confíe d mas sobido 

En la torre de los vientos, 
Qoe aqoel qne mas preato sobe 
Dan con él mas presto al aaelo. 

{Siete rommces de la nmerte de Doñ Rodrigo Cat- 
deroH, ete. PMego suetto.) 



4210. 

DE8CIIÍBEN8E LOS iJLTmOS «OlIErVTOS T LA MOBRTE 
J>E DON RODRIGO CALDERON.— XU 

iAnónimú.) 
Dicen varios reltgiosos 
De diferentes conventos, 
Que jamas morir á oadie 
Con mayor pferfeccion vieron. 
Escuchad, sabréis el caso, 
Aunque como al tiempo liego 
De dar el úiiimo golpe, 
Justamentedoae enternezco. 
Asi como entró en la plaza 

Y del cadahalso al puerto 
Se apeó, sin que mngono 
Le ayudase para ello; 
Subió la escalera toda 

Con grande valor y esroerzo , 

Y eutrado que füé al cadalso 
Besó tres voces el suelo. 
Luego se reconcilíó 

Con on padre recoleto 
Del órden carmelitano , 
Planta del monte Carmelo. 
Tendido de largo á largo, 
Echado todo de pechos , 



Digitized by 



Google 



ROMANCES RElfERBNTES Á LA BISTORIA DE NAVARRA. 



m 



Recibe la absolacioo 
A taiito favor atenlo« 
Al fin él se pone eu pié , 

Y despnes de haberse puesto, 
Dos veces besó al verdugo 
Que le amenaza sangriento. 
La venda, para vendarse 
Los ojos, se la dió éi mcsmo, 
Eo que metida la maoo 
Dieen que la trojo al cuello.^ 

Y aseutándose en la «Ula , 
El verdogo carnicero 

Le ata los piés y las manos, 

Y venda los ojos loego. 
El le ofrece la gar^anta, 

?ae fué sa ánimo mmenso, 
mnrió dejando al raaodo' 
Admirado y satisfecho. 
Todos tienen esperanza 
De qae goza del eleruo 



Premio de los cscogidos, 
Que es el premio verdadero. 
Que estaba predestinado 
Por este camino creo, 
Y que Dios llev«rle quisO' 
A su eelestial eonsuelo» 
A la nocbe le enierraroi» 
Sin aparato runesto , 
Como á un ajustleiado 
De los humildes del pueblo. 
Bn tos padres carmelitas 
Descalzos- le dan entierro , 
En donde eslá acompafiado> 
De muchos gloriosos enerpos. 
Téngale Dios en sn gloria , 

§ue de su piedad lo espero , 
á nosotros nos dé gracia 
Para que al Qn la gocemos. 

{Siete rommiees áe la m uerte dc Don Rodrigo Ca¡- 
deron . etc. Plicgo sitelto.) 



SECaON DE ROMANCES REFERENTES Á LAS CRÓNICAS Y TRADIQONES 
HISTÓRICAS DEL REINO DE NAVARRA, 



12iK 

BATALU DE DOll BBLTBAK DB LA COEVA CON 0!VA SfERrB , 
Y ORÍGUI DB 80 APBLLIDO T BLASOPf. 

(De Don Firanci$ca NavarreU y UotUañf» ^) 
En planto asaz araargoso 
Yacie la triste España , 
Con la sangre de sus fiios 
La fermosora mancbada. 
El leon rapante , eosiña 
De su lastror é sus arraas, 
Eo el campo azul fallesce 
Con postrimera cuartana. 
Las sandeces de Rodrigo , 
Que siempre es sandlo quieo ama , 
A tan lasümosa coita 
So faz altaoera abajan. 
De aquella maldita feinbrt 
Non la fuerza , la dexanza 
Deigodojosamorfos 
Toroó en vileB azagayas. 
¡Oh roÍD duefia torticera, 
CaloDosa, ezcomulgada , 
La pasioo de un home soio 
* A tantas pasiones eaniinias ! 
¿Qué convosco el Rey liviano- 
Pizo para tanta sañaf 
¡A una bnmanal fraqueza 
Preveois Coerzas tamaoas I 
Vueso tuerto oo se eomieod» : 
Quien no lo fizo lo paga : 
¡Sitolleislavidaaí Rey, 
Finqae el reioo que es su abna \ 
¿ Dóode vas, péuoia mia , 
Perdida y descarriada? 
Pero siempre al corazoa 
Fuéroo seguiendo las fabias. 
Derrocados sos castiellos , 
Sos fuereas amancilladas, 
MeDguado sa poderio , < 
Yao sio coohorte fincaba. 
En 809 cuerpos lastimeros 
Tao OHicha fué la matanza , 
Que era de un finado , otrí 
sotierro en pena tamaña. 
Yan de la morisca grey 
Los canes con fiera rabiat 
Ni á los plantos se moeven , 
NÍD ^ las coitas se ablaodan. 
FnyeD los qae ménos puedcn , 



E^ en 80 fadlgosa andanz» 
Con mas presura á la muerte * 
Se avecinan sin buscalla. 
Las fraguras de los montes 
Conquiereo por seguraoza ; 
Ca, cuando mengna en los homes, 
Piedad en las fieras balian. 
Ya so el domioio agareno 
De finojos la bomildanza 
Comprideras cerimo&as 
Al cuerpo faz,.non al alnav 
Empero ailá en. las Esturias- 
E la.hiveDcible Navarra 
El uno gnsan de seda 
E otri pajaron de Arabia,. 
Pelayo é Garcia acuciau 
Resocilar la mesnada; 
Erguidos en los escudoB 
Les sostienen tres vegadas. 
Otras tres les gridan k)dos, 
E con vertud soberaoa 
Rey apellidan al uno , 
E eilos ciñen sus esnadas. 
■ Astas, astas», en los montes 
Gon denuedo se escocbaba : 
Magiíer son finados mocbos, 
Fioca qoien poblique castas.» 
fiarcia , asaz coidoso , 
A la facienda se apaña , 
E para el comenzamienio 
A Hossen Beltran acata. 
Era Beltran de alla guisn , 
Muchos algos, sangre ciara , 
Con quien él partiera el reino 
Si deviso non mancara. 
— Beitran amigo , á ta rey 
Eo tantas coitas «mpara ; 
Acitale el corazon , 
Non te coides de su fabla ; 
Yan atiendes la estrecbura 
En qae finca nuesa patria : 
¡ Cttánta tristura nos cerca 
Cuénu brega nos agoarda ! 
El pavor de nuesas gentes 
De las lides los aparia : 
Moradas facen los riscos, 
Fuyendo de sus moradas. 
Los foracos de Sobrarbe 
Encobridores atapan 
Mucbos bomes, que ayanlados 



Digitized by 



Goog le 



soa 



ROUANCERO OENERAL.. 



Ser?Irán en la deroanda. 
Pesquirid con bueu talante 
8us escondrijos y eslancias , 
Ca ¿ hon)bre dc tal valia 
Le alañe aquesta fazaña. 
Si despavoridos fincan 
Tollidas las esperanzaSf 
Fablándosles lú, non dubda 
Que so mengua se desraga. 
Yan la morisma se acucia , 
Non hay, si non, sus, viaja ; 
La Trenidat te defienda , 
B vueive con gran coropaña.— 
Al non fabló,é el cabdíello 
Non repuso , porqne basta 
Por respoodiaa eo el noblc 
Facer lo qu^ei Rey aplaxa. 
Gedo demanda el troton, 
E cedo pide las armas, 
E acucíoso en la emprendí Ja 
Del roucho pracer non vanUi. 
Era el troion rouy poliao , 
Apueslo é de buena traza , 
Ca andaluzas praderias 
Feno le dieron é agua. 
Soroo él se enciroa Beliran , 
]£] se fuelga é se reengracia , 
E l}oUicioso se engrie 
Andando como que pára. 
Yan de Sobrarbe en las cumbres 
Otea las breftas altas ; 
Sus escondrijos penetra , 
E su lobreguez acata. 
tSantÍago, é qué fiera sierpe, 
£ qué ireroenaa alimaña 
Los pasos é los desiños 
Le detiene é ie erobaraza ! 
(Qtté bofido dió el troton ! 
iQué silbo la fiera brava ! 
¡Cuftntos árboles dermecu 
Gon solo nna coletada l 
Sospenso qnedó Bellran , 
Non pavoroso, nin bastan 
Para que pavor roantenga 
Todos los tigres de Ilircaua. 
Yan se estremeee la fiera, 
E de sus prielas escamas 
Uontañas erguidas face, 
E de fumo otras montañus. 
A la presase avecina, 
E con la cola enroscada 
E la boca escomunal « 
mentra non fiere, aroenaza. 
Beltran asaz denodado 
De la brega non se aparla , 
E ella desmontando el bosque 
Previeii ceso á la batalla. 
Los sus ojos en el cielo 
Oonde finca sn esperanza , 
Fuerte ia mano en el freno , 
Sotil el caballo roanda. 
Cosetea ¿ un lado e otri, 
Fiérela oon gran pojauza , 
E enire sus escamas durai 
La enclavija tres lanzadas. 



I Qoé rogidos tan borríbles *. 

IQu*espantable é fiera rabia \ 
^avorido el roonte giroe ; 



Empero Bellran non falta. 
Erguido el cnello le bosca , 
E viendo que non lo falla , 
Fíncando sus engai^ifas 
Asazmente castigadas, 
Ayunta cabeza é cola , 
B al azote que descarga , 
NoD enconlrando ¿ Beltran, 
Un pedenial face rajas. 
Voelve á iisiarla el cabdielUi ; 
E soroo ella se encararoa , 



E roientrt roas la pesquiere, 
Mas cedo se desenlaza. 
Enlribase en un peííasco, 
Dende éi fiero se desgaja ; 
La lanza le faz añicos 
E el caballo despatarra. 
De su valor sostenido 
De peon en la campañay 
Mal ferido é acosado 
Se mantiene en la deroandn. 
De sangre é sudor cobierto 
Riepia su mucha tardanza , 
E con sopitez erobiste 
Por dar lin á la batalla. 
Porlasuboca voraz 
El duro estoque le ensarta , 
Faciéndole con la pnnta 
Otra boca en las espaldas. 
Rompe é quebrania el acero , ^ 
Por el aíre se levanta , 
A1 suelo vénenoescupe, 
Al cielo fuego esparrama. 
Con el posiriroer braroido 
Mortal su cueva deroanda ; 
Ca aun las aliroafias quieren 
Finar en su propia casa. 
Slguela el garzoii soberbio , 
Sin ianza , troton ni espada , 
E entre sus brazos la afoga , 
De Udiar con roajor ansia. 
Al tronco de un robre afierra 
Por si arroja la roonuña 
Mas leones que espachurre, 
Y roas sierpes que desfaga. 
A los silbos é las voces , 
Con mayor pavor que safia , 
Salieron á las fraguras 
Los horoes que se ocullabaii. 
Con ellos lornó Beltran , 
E del Rey en ia acatanza 
Conhortándoles valiente 
Todo el soceso le narra. 
— La vuesa merced , el Rey, 
Qne los horoes le ayuntara 
Me mandó , fieras é horoes 
Pesqueri , ved la fazafia. 
Non coides de rois feridas, 
Que coroo ¿ vos os ataña, 
Sangre qoe en las venas finc;i 
Toda es vuesa, derraroalda.— 
Vió la sangre el Eroperaute, 
E cobdicioso la apaña ; 
Qne el ayuntarse con elta 
]*ué la prez de los roonarcas. 
La mano en ella homedece , 
Por el pecbo se la pasa , 
E díce :— Bellran amigo , 
Esas serán vnesiras arroas ' : 
Los vuesos blasones rojos , 
Esa cueva é aliroafia , 
'Pavor ser¿n de enemigos, 
Ser¿n el honor de España. 
Toroad solaz, gran cabdiell'> , 
Qoe viviendo vos non maiica 
Arroas nin guerreros que 
Puedan restaurar la patría. 

{Rútnance ^ pinU la batalla, et(. Plicgo soelto.) 

I Es eite romanee ana trectada imitaclon dei lengnaje an- 
tigno. 

s Mojada la mano en sangre y pasados los dedos por cl pc- 
cho del liéroe, debló deiar fmpresas unas Ifneas, qne pacdon 
Bcmejarse i las barras del escudo de Navarra. Guéntase, qae 
importunado nuostro buen Cirlos III por los oQciales de he- 
cretaria , para qoe les die«e uniforme y designase su bordado, 
se mojó los dedos en tinu y los sefialó cruzando las líneas 
diagonalmente sobre nn papel, diciendo A los importunos, 
que aqnel foese el disefio drl bordado en el nnirorme. Qoizi 
cste cnento rn¿ tomado y eonvcrtido en sitira del hecho afri- 
bttido & Don Gareia de Navarra con Don BeUran de la Qnei: 



Digitized by 



Google 



ROVANCES REFERENTEí^ Á LA HISTORIA DE MAVARRA. 



SOl 



Í2i3. 

ITACIHIClffTO TGMARIA DCL RET DON SAKCnO ABARCA.— ORÍ- 
GBIf OEL SOBREKOHBRC ABARCA , T DEL APELLIDO LADRON 
DE «UBTAEA. 

{Anónimo *,) 

Por los mR8 espesos mootes 

Y logBres de Navarra, 
Ese rey Dod Garcia Iñiguez 
Con su ejército pasaba, 

Y la reina sa mujer, 

Que llamaban Doña Urraca , 
Qne iba en dias de parir, 
Con 80 preñez muy pesada, 
No llevando aqnel aviso 

En'el liempo les obligaba. 
ilen de traves los moros 
Qne eslaban en la celada. 
El Rev Do pndo excnsar 
De haber con ellos batalla : 
Los moros matan al Rey 

Y á la reina Dofia Urraca, 
La cnal no pndo buir 
Por estar ya tan pre&ada. 
Diérale un perro rooro 
En el vientre nna lauiada , 

Y en el monte de Ainar 
La triste Reina quedaba. 
Ya qne los moros son idos , 
La gente muerta y robada , 
Un caballero del Rey 

Qae se llamaba Gaevara, 
Viniendo por aqnel moute , 
Do la Reina muerta estaba , 
Vióla estar toda desnuda, 

Y conocióla en la cara. 
Coo dolorosos gemidos 
A la Relna se aTlegara, 

Y vió la mano del niño 
Salidapor lalauzada, 

8ue pngoando por nacer 
atoraieza esforzaba ; 
Sintiendo su madre muerta, 
Por salir se trabajaba. 
El cabaltero qoe siente 
Qa*el Infante vivo estaba , 
Abrió el vientre de la madre 
Yelnifio vivosacara, 
Bl coal eovoelto en sus pañoa 
A Bu casa lo llevara ; 

Y tomó boenos tesligos 
Del caso, cómo pasara ,• 
Para probar la verdad 
Coando sa tiempo llegara. 
Haciéndole baptizar, 

Doo Sancbo Garces le llama : 
Lo mas secreto que pndo 
A 80 mujer lo encargara. 
Coando el oifio fué crecido, 

8ue ya grandecillo estaba , 
I ayo le trae vestido 
De vestidura muy basta, 

Y en logar de los zapatos 
Coo abarcas le catzaba , 
Por 00 dar 4 conocer 

Ei gran teon qoe críaba. 
Al cabo de algooos afios 
Qoe el reino sin rey estaba , 
Jóntanse los de Aragon 
£n esa ciadad de Jaca , 
Para eiegir noevo rey, 
Pues socesor no se halla. 
Sabiéndolo el caballero 
Coo ei Infante cabalga , 
Qoe tenia ya qoince aiíos , 

Y viénese para Jaca ; 
El caal traia vestido 
Coo abarcas y zamarra , 
Bq hábito pastoril 



Como siempre se críara. 
Dice 4 los aragoneses 
Qae aqoel es so rey sin falta : 
PresenU alli los tesügos, 
Hácese boena probanza ; 
Luego le eligen por rey, 
Grande fiesta comenzaba. 
Por razon de las abarcas 
Llamáronle rey Abarca , 

Y á su ayo el cahallero 
Que se líamaba Guevara , 
Llamáronle Don Ladron 
Porqoe tan bien lo burlara , 

Y hácenle mucha honra 
Porque so rey ies crlara : 
De aili vienen los Ladrones 
Tan nobles en nuestra España. 

(TiHONEDA , Rosa eitpañola.^ It. Wúlf, R0m de 
romonees , pág. U.) 

4 Sapone la tradieion en varios romances qae Sanelio Abarca 
mnrió á manos del conde Fernan Gonzalea, y i esto airibuvcn 
el odio qae nació enlre las familias de ambos, y qne dpsp'oes 
fué eaasa de persecuciones y gacrj-as cnlre Navarra, Leon y 
Gaitilla. 

1213. 

ORÍGEII OEL SOBRBKOOBRE ABARCA DADO AL RET PRIUBHn 
DE RAVARRA , DON SANCHO. 

(De Lorenzo de Sepülveda.) 
No reinaba rey iiinguno 
En Navarra, ese reínado; 
Los moros enlran en él, 
Todo el reíno han estragado : 
En ios montes Pirineos 
Un hidalgo habia honrado , 
Fuerte y áspero en la lid , 
Don Iñigo se ha llamado , 

Y por sobrenombre Ariesta , 
Qoe noia ser esforzado. 

A los Ilanos de Navarra 
De los montes ha bajado ; 
Mochas batailas de moros 
Ifiigo les ha ganado , 

Y por los sus buenos hecbos 
De Navarra es rey llamado. 
Un hnojiobtera el Rey , 
Doo Garcia era nombrado : 
Tambien fué rey de Navarra; 
Hombre era mucho esiimadd , 
Moy ardido en las batallas, 
En armas muy señalado. 
Casóse con Doña Urraca , 

De reyes se ha procreado : 
Despues de muerto su padrc 
El reino habia heredado. 
Estando en una su aldea , 
De traicion no se guardando , 
Dieron sobre éi muchos moros; 
La mnerte le habian dado , 

Y la Reina su mcyer 

Mai berida babia cjuedado : 
Diéronte por medio ei vienirc , 
Por mnerta la hablan dejado. 
Los crlstianos vienen laego, 
Los moros huyen del campo. 
Hallaron maerio i su Rey, 

Y la Reina en ese paso : 
La Reina estaba prcnada , 
Poco falta para el parto; 
Por et golpe que le dieron 
El nlno mostraba el brazo. 
Plago i Dios que vivo sale : 
Las amas lo habian loroado ; 
La Reina flnara luego , 

A él han puesto i recado; 
Llamóse Sancho Garcia , 
Un hidalgo lo ba críado , 



Digitized by 



Google 



m 



ROUANCERO GENERAL. 



Hombre de mqy alla ^isa , 
De SQ padre muy amado. 
Muy bien criara a4 lufante , 
Críanza boena le ba dado ; 
Salió muy ardido y bueoo » 
Muy franco y muy esforzadü. 
Tomó el reino de Navarra 
Que stt padre babia dejado; 
Casóse con Doüa Toda, 
De linaje sublimado. 
Sobre Pamplona , esa villa , 
Mochos moros ban llegado : 
El Rey salia de Caniabria, 
Y á Roncesvalles Uegado , 
Las nieves habia crecidas , 
Al Rey ponen graa embargo : 
Hizo abarcas de ios cueros 
Para si y á sus vasallos.. 
No podia de otro modo 
Socorrer á los crístianos; 
Porque las nieves son muclias » 
No aprovecban los zapatos. 
Pasó los puertos de nocbe , 
A los moros ha-llegado ; 
Flríólos á sobre viento , 
De muertos cubría el campo : 
Ganó gran tierra ¿ los moros , 
Gran temor le habian cobrado : 
Llamóse Don Sancho Abarca 
Por ponerse tal calzado. 

(Sepúltbda, nomttñces nuevatMnte sacaios, elc.) 



Supelo yo donae estaba 

Y adonde os tenia á criar, 

Y con abarcas calzadas. 

De que hoy Abarca os Ifamaís , 
Os puse cn medio las Cortes, 

Y faciéndolas parar, 
Descubri las maravlllas , 
Cuanlo pude la verdad. 
Desque me ereyeron lodos 
Diéronvos el cetro real, 

Y á ml el nombre de Ladron 
Por mi furlo autorízar. 

Por tanto, buen fijo miestro, 

8ue olros padres non faHais , 
uidá por el bien de todos 

Y suslentadnos en paz. 
A las viudas socorred , 
Las hnérfanas amparad , 

NoD ecbeis mas pecbo a1 poeMo 
De lo que puede llevar. 
Cumplido be mi pleitesia, 
A la paz de Díos fincad.-- 

(nomaneerú fenerttL} 



1214. 

GOnSEJOS DADOS POR EL AT0 OOB LB CaiÓ AL RET 
DOH 8ARCM0 ABAACA. 

(Anáttimo.) 
— Señor rev Don Sancho Abarca, 
Agora que sois de edad 
Oid lo que me mandarou 
Que vos dijese, y notad , 
Cos que del ciélo reciben 
Mercedes de mas caudal, 
A facer mas de su parie 
Mas obligados e sláu. 
Los moros que vuestro padre ^ 
Mataron tan sin ^iedad , 
En celada lo cogieron 
Pasando por Yaldeiñar. 
Desque fugieron los suyos , 
EsosDioslosjuzgará, 
A lanzadas le maUroQ 
Pasando por Valdei&ar. 
Vuestra madre Doña Urraca^ 
De quien Dios faya piedad , 
En el cuerpo vos tenia 
Cuando murió por gran maJ. 
Por las feridas vos dabais 
De querer nacer seSal : 
Moslrábades un bracico, 
Vilo yo que iba á pasar 
CoD algunos mis vasaltos 
En remedio de aqnel mul. 
Apeémedelcaballo, 
Meti mano ¿ mi puñal : 
Fincárame de binojos,. 

Y con piadosa crueldad 
Ensancbara la ferída 
Para haberos de sacar. 
Saqnévos envuelto en sangrc, 
Mas libre y sin ningun mal, 

Y encomendando el secrelo 
Tomámos á cabalgar. 

Hoy hace jnstos dos años 
Que en esie mismo Insar 
Los fldalgos y homes onenos 
Rey se juntaron á alzar. 



1215. 

HIUGRO DB SAll ANTOLIN COn DON SAVCIIO EL «ATOR, 
RET DE NAVARRA. 

(De lartnzo de Sepúlvede.) 
k caza salió Don Sanche , 
Rey que en Gastitla reinah.i •, 
Alli donde es hoy Palencia . 
Una gran cueva hallaba, 
Y denlro de aqnella cueva 
Un altar aniiguo estaba 
A honor de San Antolia ; 
Otro tiempo en él se honraba : 
Junto á él estaba nn pnerco 
De catadura mny brava. 
En el sagrado lugar 
Maurío el Rey acordaba : 
Alzó el brazo para darle , 
El brazo se le secaba : 
EI buen Rey nmy afligfdo 
Devota oracioti rezaba; 
Ed ella rogaba á Dios 
De sobre éi quite su safla : 
Tomaba por sn abogado 
Al Santo que ya nombrara : - 
Por los ruegos del bnen márllr 
Dios al Rey sano tornaba. 
Allf do estaba la cneva 
A Palencia la fhndara , 

Y encima de aqueila ermita 
Un gran templo edificaba : 

EI Rey le dio muy gran renta » 
Con que bien se sustentaba : 
Puso en ella sn arzobispo , 

Y catedral se llamaba. 
Hizo Dios este milagro 

Por darnos mnestra muy clara , 

Sne qniere qne á los sus tempios 
ran reverencia se baga. 
(Sepúlveda , nomances nueponuíiUe saeados , etc.) 



1216. 

LOS INFANTES OE NAVARRA ACUSAN DE TR AICION k 80 MADRE, 
T RAHIRO, RASTARDO DEL RBT, LA DEFIENDE. 

{De Lorenzo de Sepúlveda.) 
En Casiilla y eo Navarra 
Don Sancho el Mayor reiiiaba < : 
Huy guerrero cs y valieote, 

8ne fós moros quebraiitaba , 
randes baullas les vencc, 
Mucbos d*ellos captivaba; 



Digitized by 



Google 



Sos refoos mantavo en paz , 
Nioguoo se lo eslorbaba. 
El baeo Rey liene nn cabaílo 

8ae mocbo Je estimaba ; 
ay crecido ea y hermoso, 
Cumplido , de baeoa maoa 
Tanlo , que yeodo sobre é! , 
Peligro no recelaba. 
DeNájerapariióelRey; 
Su caballo eocomendaba 
A la Reina su mujer , 
Que lo tenga en boeoa goarda. 
EIRey teniadosbijos, 
Fernando y Garcia se Hamao : 
El mayor , que es Don García , 
A la Reina suplicaba 
Qa*estecaballoledicse; 
£o ello mucbo afincaba. 
Prometlóselo la Reioa , 
Qae ¿ este byo mucbo amaba. 
Un caballero del Rey 
A la Reiua acoosejaba 
Que 00 le díese el caballo 
QaeelReytantopreciaba, 
Quesu(;racjalbaáperder, 

Y la su ira cobraba. 

La Reina con gran temor 
La promesa reTocaba. 
Gran saiía cobróCarcla, 
D ella cobraba graa saiia . 
Fuése para el Rey su padre , 
De su madre mal babiaba : 
gUo que es grm alevosa, 
I que iraicion le armaba , 

Y que esto lo probaria : 
Con su herjnano lo probaba. 
Creyó el Rey á Don Gareia 
Aquesto que le conuba : 
Handó prender 4 la Reioa ; 
£n prision ruerle U echaba. 
Para esio determinar 

A Cortes el Rey llamaba :* 

?En las Cortcs determinan 
uelaReinasebagasalva, 
que diese on caballero 
Quehagaporella^ataNa 
ton los dos byos del Rey, 

Y á no darlo, sea quemada. 
En la corte no bay ningimo 
Qae emprenda la tal liazaoa, 
Porque son bijos del ftey 

Y bravos en la batalla. 

Don Ramiro, ooe es bastardo, 
Hecho en uoa barragana , 
Escaballerohermoso, 
De quien mucbo se ftaba. 
Fuése ante el Rey su padre 
Yffrandesdesaiaesoada, 

Y dljole Ildiaría 

Con ambos, y hari bataHa 
Sobre traicion que á la Reiaa 
A tuerto le es levantada. 
EIReyrecibiósugajo, 
La batalla conceruba. 
Garcia, que el mal urdlera^ 
Su pecado eoofesaba 
A no bombre ceiigioiio 
Que al bueo Rey coufesaba , 
El cual descubriera al Rey 
La falsedad atamaSa. 
Don Sancbo, cuando lo siipo, 
D eUo gran pbcer cobraba : 
Fuera doode está la Reioa , 
iperdonle^emandaba. 
Sacóiadelaprision; 
5u gran bondad alababa : 
A Doo Ramiro el basUrdo 
k^Reioa mucfao preclaba : 
mdijoásusdoshijos; 



BOMANCES REFERENTES A LA fflSfORU DE NAVARRA. 



S03 



Al bastardo 1e loaba : 
£1 su reioo de Aragon 
A Ramiro se lo daba. 
Recibió d'ella la corona , 

Y por rey se iutiiulaba. 
Las gentes todas le loan, 
Bendiciones le ecbaban 
Porqae libró á la Reina 
De lo que fuera acusada 

Por sus dos híjos nombrados, 

Y el bastardo la libraba. 

(Sepúlvbdi, Romttttces tiuevamente aacaáos , et«.) 

B¡L5l«?®J íí ^ ®* ^*^®'' '?y *« Navarra y, por sn mujer. de 
mn¿S S JíÍÍmÍ^^^ 5«»<I" sW el condade ile CastilS. Aso 
moerie se dividieron los reinos, tocandeei de Araffon á Ra- 
hJSilIíf í-'.™"«.^^ Feroando I de Caslillary Wen ?na 
í; 4 'inlíf ^*í P?," <*«|P0Í"Ic de sus estados. Á este Ramiro I 
SÍÍÍÍ ««í® **i *l'°** B"iafdo, por unos y por olros, nacido 
de nna mnjer plebeya, ó de nacimiento desiíual. 

1217. 

AL ■ISHO ASIUITO. 

{Anámmo^,) 
Uo hijo del rey Don Sancho, 
Que llamaban Don Garcla, 
Pidió á su madre nn caballo 

gu'el Rey en mucho tenia. 
s Reina , con buen consejo , 
Dljocjuenoleplacia. 
Don García , muy saikido , 
A su hermane le decia : 
— Acusemos á la Reioa 

8ue al Rey haoe aiefosía 
on un cannrero suyo , 
Por guien taii mal nos qnerta.-- 
Don Fernando fué contento : 
Fuése al Rey con Don Garcfa, 
Dijeron cómo la Rema 
Alevosia le bacia 
Con su amado camarero, 
Por quien eUa se regia . 

Y que ellos lo mantemán, 
Pues la verdad se deciu. 
EI Re/ , oyeodo á sos bijos , 
Por cierto dado lo habia : 
A la Reina biso prender 

Y al camarero en la cija, 
Por si babría caballero 

gue tomase esta conquisia 
ndefenderálaReina, 
Si en algo drecho teoia; 
Mas 00 oubo cabanero 

8ue aveotnrase la ?lda , 
i pusiese sn persona 
Coutra la de Doo Garcia. 
Veoido el dia del plazo , 
La Relna sacan ? estida 
Con largas ropas de luto : 
Gran fuego se apetcibia. 
Lloran dueñas y doncellas, 
Cuantos en la corte habia , 
Haldiciendo á los Infantes 

Y á qm'en tal cosa movia. 
Puesta ya en el cadabalso, 
Un caballero venia , 
EI cual era DotrRarairo. 
Mozo de gran osadia , 
Hijo bastardo del Rey, 

gue nadie le eonocia. 
ste reptó á los Infanles , 

Y dijo como meniia 
El que tal cosa dijese, 

Y qu*él lo defenderia. 
A grandes voces los llamQ 

gue ?engan 4 la comittisU) , 
1 uno enlrambosjuntos, 
Porque en nada toft t£uia , 



Digitized by 



Google 



204 



ROMANCERO GENERAL. 



Qoe en ser como soo traidores 
Gran ánimo leponia, 

Y qiie liene couQanza 
De ?encer en aquel día, 
se desdirán en campo 
De maldad tan conocida. 
Cuando los Inranles vieron 
Qa*el caballero decia 
Que habian dicho maldad 
De quien culpa no tenia , 
Demandaron tiempo al Rey 
De to que responderian. 
Fuéronse á un monesterío 
De monjes de santa vlda : 
Descubrieron su maldad, 
Diciendo que ellos mentian , 

Y que la Reina era buena , 

Y que perdon ie pedian. 
Cuando lo sup¡<*ra el Rey , 
Tomó muy grande aiegria , 
Que amaba mucho á ia Rcina, 

Y en exiremo la queria. 
Maodóla luego traer 
Con muy gran caballerfa. 
Qniso saber luego el Rey 
Qoé caballero serfa 

El que defendió la Reioa 
De tan gran alevosia 
Como le habian levantado 
Don Fernando y Don Garcia. 
Doa Ramiro se descubre 
Aote ia caballeria, 
Que como venia armado, 
No sabian quién seria. 
Besó las manos al Rey, 

Y á la Reina se arrodilla. • 
Al Rey habló en aiia voz, 
D'esta manera decia : 

— El que deshonrd á su padre 
Ved qué suerte merecia ; 

Y el buen hijo que le honra 
Cuánto €l padre ie debia.— 
Rcspondió luego la Reina, 
D*esta suerte proseguia : 
— Desberedo yo á mis hijos 
De aquello aue dar podia, 

Y beredo á Don Ramiro , 
Pues tan bien lo merecia ; 
Pnes como bijo verdadero 
Reparó la honra mia. 
Dóife el reino de Aragon 
Para despucs de mi vida.— 
Luego el Rev hizo lo mismo , 
Porque mucho le queria. 
Asi fué rey Don Ramiro, 
Por su bondad y valia , 

De los reinos de Aragon, 
Donde mucbo le querian. 

(TiKONKDA, Rota españoUt, ^lt, Wolf, Rota de 
romances.) 

< RomaDee reioipreso por el sefior Wolf, qne pareee de Tl- 
moneda. Es may inferior al qoe le precedei atribnido á Sepúl- 
veda. 

i218. 

AL HISMO ASiKTO. 

(De Juan de la Cueva <.) 
Voelto que fué el rey Dou Sanchc, 
Qtrel Tembloso se llamaba, 
De conquistar á los moros 
Que tenian opresa i Espaüa , 
Volvia rico y victoríoso 
Dc la saogrienta batalla : 
La fortuna rígurosa 
Que á los mortales contrasta , 

Y jamas sn veloz roeda 
Eu an lugar fljo pára, 



Este subido conteuto 
Del Rey, esta bourosd'palma 
Que ganó en vencer los moros, 
MezcÍó coo dolor é infamia. 

Y fué que luego que vino 
De su próspera jornada , 
Don Garcia y üoa Fernando, 
Sus dos hijos , que dejaba 
Para consolar su madre , 
Que por su ausencia quedaba 
Deshecba en ardiente llanto, 
Afligida y lastimada; 

Los cuales , siendo movidos 
Por una causa ilviana 
Que 00 qoiso concedelles « 
La Reina, del Rey mandada, 
Conjurados contra elia, 
Una horríble maldad tratan, 
Contra el amor que los hijos 
Deben al padre , y Dios maiida. 
De todo aquesto olvidados, 
Ciegos de cieffa ignorancia , 
Luego que el Rey fué presentc 
Tratan su traicion iofanda 
Contra la Reioa su madre, 
Que libre y sin culpa estaba 
De la falsa acusacion 
Que los hijos le acusaban 
Ante el Rey , d*ella Íteiendo 

gu*era adúliera, y que estaba 
1 adültero con eíla , 

Y vivia dentro ea su casa , 
Pues era su mayordomo 
EI que á todos afrentaba. 
EstodeciaDonGarcia, 
DoD Fernando lo afirmaba , 
Persuadido del bermano 
Para el hecho que inteulaba 
De dar á la madre muerte 
Sin lial>cr razon ni causa. 

El Rey se admira y se turba , 
Tiembla , nó habla palabra , 
Esfuérzase y va á hablalles , 

Y en queriendo hablar, se pára. 
Torna ¿ revolver sobre ellos, 
Suspira, Hora y ezaiama ; 
Tienta on modo, y ticnta otro , 
Duda sio saber qué baga : 
Suspenso está y admirado 

De ver cosa tan eitrana : 
No sabe si crea á sns hijos, 
Ni si absuelva k la culpada 
Conociendo sus costumbres 

Y su vida hooesta y santa, 
Sucontinuacaridad, 

Sos ayunos, sos plegarias; 

§ue consideradas bieu 
Odas estas circunstancias^ 
Le ponen en confusioo, 
Le suspendeo y embarazao 
De lal suerte . que perplejo 
No sabe i que parte vaya, 
Si ¿ creer a los que acusan, 
Si ¿ perdooar la acusada. 
Admirale que los hijos 
Conlra la madre demandaa : 
Dale sospecha y temor, 

Y creyéudoles , dudaba. 
Eo.estasdiflcultades, 
Viendo la duda en que estaba, 
Manda que prendan los hyos 
Hasta ver la verdad clara. 
Puso ¿ la Reina en prisiones 
Con ^randes guardas guardada , 
En Najera , en una fuerza : 
Para hacer la probanza 
Señaló luego los iueces 

Que por él sigao la causa ; 
H¿cese parte eo aqucsio. 



Digitized by 



Google 



ROHANCES REFERENTeS Á U HISTORU DE ARAGON. 



m 



Y jiisticia les demanda : 
Sométese á su seDlencia , 

Y á su juslicia io encargu. 
Los jueces coumovidos 
De ttua causa tan pesada , 
Comieuzan su iuformacioii 
Con gran cuenla y vigilancia. 
loqoieren por lodas vias ; 
Prenden ¿ unos, & olros llaman; 
A unos piden por apremio , 

A otros ruegan y liatagan. 
CoD grande solicitod 
Los joeces procurabao 
Mas testígos qne los bijos, 

Y como ninguoo bailan 
Mas que los bijos , no saben 
En tai confusion qué hagan , 
Porqne son califlcados 

Y hijos los que juraban, 

Y 00 hallando descargo 
De 1a Reina, sentenciabau 
Qoe como adóltera mnera 
Al vivo fuego eniregada , 
Si no bubiese caballero 
Que sustenie con la espada 
Contra los acusadores 

No deber la Reina nada ; 

Y que si lo hubtere, sea 
La Reina del crímen salvii , 
Coo qu*el que saliere male 
A los dos en estacada. 

.Noliflcaná la Reioa 
La sentencia pronunciada ; 
Consiéntela » convencida 
De aqoella acusacion falsa , * 
No debiendo su inoceocia 
La muerte á qu*es coodenada : 

Y asi, triste y temerosa, 
El fin doro y triste aguarda 
Sin tener oiro consnelo 
Sino entender que eslá salva. 
Don Ramiro, habieodo oido 
Que la Reina es condenada, 
Como noble caballero, 
Viendo ser maldad probada , 

Y como hljo del Rey, 

De qnien la Reina es madrasira , 
Lasümado de tal hecho 
Se pone, y dice en vox alta : 
— \o respondo por la Reina , 

Y digo qn^es sentenciada 



Falsameute, y qne 4 sus bijos 
Susientaré conla espada 
Que no es verdad lo que dicen 
De su madre , en esta causa ; 

Y asimeseñaloenella, 

Y les aplazo batalla , 
Do les naré couocer 

Ser la Reina en esio salva , 

Y ellos ser los alevosos , 

Y ella sin culpa culpada. — 
Esto dijo Don Ramiro , 

Y al pooto se fué y se arma. 
Vánselo k ootificar 

Luego á los dos qne acnsaban , 
Que sustenteo lo qne hao dicbo 
CoD el que los reta y lUma 
De falsos acusadores , 

Y que ya eo el campo agnarda. 
Dieron los dos por respnesta, 
Recelaodo tal oaEaQa , 

gne no es bieo cootra sn bermano 
^ampo tomar las armas. 
D*esta respnesta eotendieroo 

?u*era falsa sn demanda , 
asi entró luego por medio • 

Un monje sauto qn'estaba 
Alli en Nájera , y dló órden 

?uc la lid fuese estorbada , 
que los hijos viníesen 
Do la madre el fio aguarda , 

Y le pídiesen perdon ; 

Lo cnal taecbo al punto , manda 
La Reina qne Don Ramiro , 
Por empresa tan honrada , 
Fuese conde de Aragon , 

Y toda sn parte dada , 
Desheredando á los hijos, 
Porqne d*ellos fué acnsada. 

{CmátCoroFekso,) 

< En los tlempos cabaUerescos debítf repeürso frecaeate- 
mente la sitnacion qae se cuenta en este romance. Apénos taay 
an libro de caballena. apénas an poema de este género, donde 
Bo se balle algnna dama ralsamente acasada de adalteno y de- 
fendlda por caballeros ieales. En las Guerras de Granade, de 
Peres de Hita, se ve la Saltana acasada por los Ceg ries y llber- 
tada por caatro cristianos de los mas famosos Jefes del campo 
de los Reyes Católicos ; el Ariosto en sa Orlmdo, VolUire en 
sa DonceUe de Orieeut, y hasta el ascéüco aator de la Vide de 
tente Genoeevat sa aprovecban de esta siUiacion sentimental, 
tomada de las tradiciones fendales. Con estos recaerdos y be- 
llos modelos bien padiera Jaan de ia Caeva baber becbo an 
romaace maa callente y de mejor gasto qae el qae blxo. 



SECCION DE ROMANCES REFERENTES Á LAS CRÓNICAS Y TRADICIONES 
eiSTÓRICAS DEL REINO DE ARAGON. 



1219. 

UCCiOtl DC RAHIIO EL MONJE PARA REY OR ARAGOü. 

(Anónimo t.) 
Navarros y aragoneses 
Graodes debates tenian 
Porqne rey les ha faltado 

Y mucbos serlo qnerian. 
Précianse de ser leales 

Y en ello bo oonsenlian, 
One no qnieren tomar rey 
Sino al qne lo merecía, 

Y qne fuese de la sangre 

ane de reyes desceudia. 
ODÍe era Don Ramiro , 
Saoto y de mny bueoa vida, 
Hermano del rey Alfonso , 



Qne ya difnnto yacfa. 
Sácanlo del monasterio , 
Annqne á él no le placia : 
A Hoesca lo habian llevado , 
Por rey alzado io babian. 
Fué venturoso en batallas, 
Ninguna d'ellas perdía , 
Fue de los snyos amado , 
Cou ellos sn haber partia. 
En la batalla primera 
Que con los nioros habia , 
Sns caballeros le armaron 
De fi'esca y fuerte loriga. 
Cabalgara easn cabalTo, 
El escudo le ponian 
En el sn brazo sinieslro , 
Y la espada sln vaina 



Digitized by 



Google 



m 



KOHANGBRO GENERAL« 



Le poniao en el deFeeho, 

Y los suyos le dedan : 
Las riendas tomad , seQor , 
Gon aquesta mano misma 
Con que asides el escudo , 

Y ferid en la morisma.— 
El Rey , como sabe poeo ,, 
Luego alli les respondia : 
— Con esa tengo el esGQdo, 
Tenellas yo no podria» 
Ponédmeias en la boca » 
Qae sín emb*ra») iba.^ 
Los suyos bicieron luego 
Aquello que el Rey pedia ; 
Ansi entrara en la balaUa, 
Mucbos moros muerto habia. 
Salió rey muy esrorzado » 
Mucbas tierras conc|tteria» 
Dejado babia su reiBO 

Y tomóse á su moi\|ia. 

(Sirdi.ni>ib , Romm€e9 fmiMmmté s9n4os , etc.) 
• 

1220. 

AL MIS«0 ASDimk 

{Anónitno.) 
— Deo gracias , devotos padres ^ 
Dadnos al mouje Ramlro « 
Que su bermano el rey AliOQSO 
Ha fallecido sin bijos. 
Ñavarros y arasoneses 
Traen entre si nomrciITo , 

Sue si no es de real sangret 
quiereo otro caudillo. 
Cada cual preteode el relno, 

Y á Dios bará mas servicio 
En paclficar sus tierras 

gue eo el ser monje benito. — 
I buen Ramíro se excusa ; 
Mas razon no le ba vatido, 

8ue venee necesidad 
oe de ley ha carecido. 
Sácanlo del monasterio, 
Sin ser de nadle impedido : 
Llévanlo á jurar á Huesca, 

Y por rey lo ban elegido. 
Deseoso está el buen Rey 
Por ejercitar su oficio 
De capitan valeroso 
Contra el movismo gentlo. 
Mandó juntar muchas faces , 

Y acompáñales él mismo, 
Pretenriiendo en la bataila 
Ser á todos preferido. 
Alsubir en elcaballo, 
Qoe la espada se ba ceñido, 
Sacándola de la valna , 

De aauesta suerte babla dlcbo : 
— Si la espada ba de envaiuarso 
En sangre del enemigo, 
Vaya desimda en la mano , 
No tenga tiempo perdido. 
Rienda y escudo no puedea 
Ser de una mano regidos, 
Porque no ten^an estorbos 
Vayan por si divididos. — 
Tomó la rienda en la boca , 

Y el escudo apercibido , 
Metióse asi en la batalla , 
Siendo de todos temido. 

{JRmíineero gmral) 

\m. 

LA CAHPAHA OE HDESCA, 

(Anónimo^,) 
Don Ramiro de Aragon , 
El rey Honje que llamaban, 



Caballeros de sus relaos 
Asaz lo menospreciabaD, 

§u'era muy sobrado manso 
no sabidor en armas, 
Por lo que no le obedeoeD , 
Por lo que le desacatan. 
Enviado ha nu measajero 
Al monie que lo criara» 
A San Ponce de Tomeras 
Donde el buen abad m«raba , 
Porque él le diese consejo 
En la bajesa en que estatKL 
El mensaiero se parte 

Y al Abad le da una carta. 
Ei Abad no le responde; 
En la huerta solo eoüraba 
Elmensajerocofiél, 
Qoe respnesta le demaada. 
Bl Abad le despacbó 

Sin bablarle una palabra. 
La respuesla que le diera 
Fnera cifra bien cerrada, 
Que sacando alli un cucfaiUo, 
Las ramas altas oortaba. 
Despedido el menaaiero, 
Mal contento se loroaba. 
Como foé llegado al Rey, 
Le díjera estas palabras : 
^Haf recaudo os tralgo, Rey , 
Que el monje no vos preciaba , 
Ni me quiso dar respuesta ; 
Creo que de vos burlaba : 
Entróse loego ft uoa bueria 
Eo leyendo voestra carta , 

Y afilandb alli uo cucbtUo, 
Las ramas emparejaba. — 
Oyendo aqnestas razones, 
El Rey las disimulara : 
Entendió bieo la reBpuesta 

Y el consejo que le aaba. 
Hizo llamar á las Cortes , 
A Cortes que celebraba ; 
Dice qoe hacer qoeria 
Una soiemne campana 
Que se oyese por el reino 

Y sonase en loda ^spaña. 
Viérades d'esto gran risa ; 
Los grandes d*elIo mofaban. 
En esa ciudad de Huesca 
Muchas gentes se juntabau : 
Llamó un dia 4 los señores , 

Y en Stt cámara les habla , 

Y á sus hiios berederos 
Hizo queaar eo la sala. 
En entrando, todos ellos 
Viéronse entre gente de armas ; 
Mandó cortar las cabezas 

A los que mas se borlaban. 
Quince foéroo sentenciados, 
A los otros perdonara. 
Mandó sacar las cabezas 
A los mozos de la sala : 
Dijoles qoe eran de sus padrcs 
Todas ias qoe alH miraban , 
Porque le tenian en poco 

Y en su presencia burlaban : 
Que viesen aqoel eiemplo, 

Y ellos mojasen la barba. 
Asi fué temido el Monje 
Con él son d'esta campana. 

(Sepúlveda, tíonumce» nuevmMaie awtdcs , eit. 
Edicioo de 1566.) 

* El asanto de este ronnnce ba servido para baeer varias 
comedias á los poetas de siglo xvn » y se ba tomado de un 
Cttento sanscrito , 6 quiri de la expencneia histórica ane eo 
circttnstandas dadas ba beebo nccesarío osar de mcdfos tan 
daros para resUblecer la aatoridad atropellada por la anar- 
qnfa y el antagonismo de poderes rivalcs. La tradicion reflere 
qae conrorme se cortaban ías cal^ezas de ios graades, las bacia 



Digitized by 



Google 



AOHANCES REFeRENTBS A LA jnSTORIA DE ABAGON. 



207 



el Rey coloear de modo qoe íormaien la fl^ni de taa oampana , 

y loego oae eatoTO va formada , bixo entrar al obiiapo de Zara- 

tia, yle - - - - . .- . ... . -, . 

!Do de tei 
al Rey, ooe niofiin reqoisito faltaba ; múeí Rey le dijb : Sf 
lefaltaalr" * ' ^. - ^ 



ffOl 



pregontd qae ai le parecia eompleta la' obra. Este 
fleno de terror y pronosUcando la soerte qoe le esparaba , díjc 

2De ninfon reqoisito faltaba ; mas el Rey le dijo : Sl 
oe le faiu algo , y esto es el badajo, y para snplirlo (lesüno 
1 cabeza. Dleho eato mandtf al sayon qoe ae 1« cortase, y asf 
seejeeotó. 



4L MISMO ASUNTO. 

{AnónimQK) 
DoD Ramíro de AragoD , 
El rejr Hooje qae llamabaii, 
Caballeros de sa reino 
Macho le meDospreclaban : 
Porque era manso y bumilcid 

Y no sabidor en armas, 
Hocbos se burlabau d*él 

Y 80 mandar oo guardaban. 
SiBtiéndose deshonrado, 
Un mensajero enviara 

Al abad de Santo Ponce , 
Qae fué el que le criara , 
Para que le dé consef o , 

gite Dmguno le aoataba. 
IAbad,quesabioera, 
Al mensajero tomara : 
Hetióle dentro ana huerta , * 

Y 8ln decirie palabra , 
AGlado uo cuchilllto , 
Las ramas alias cortaba , 
Aquellas que eran mayores , 
Qae á otras sobrepujaban. 
D^ole que se voWiese, 

8ue mas respuesta no daba. 
I mensajero saftoso 
Al Rey asi lo conura , 
Cómo el abad de Saa Ponce 
De su carta no caraba. 
El Rey bien pensó en aquetlo, 

gue tal respuesia le daba : 
uego bizo UamamieDlo , 
8o pena de la su safía, 
Que cuaiquíer bombre de eslima 
Yenga luego á la su sala, 
Porque determina bacer 
Uaa muy rica campana , 
Que se oiga por todo e1 reino 

Y sonase en toda España. 
Venidos los ricos bombres , 
Se reian y borlaban 

Dél , y de aquel apellido , , 

Para lo cuaf los IJamaba ; 

Y siendo alU todos jontos , 
Uoo á uno los tomara , 

Y en uo secreto aposento 
Coerdamente los entrani, 
Do corló qoinoe cabezas , 
Oue eran ías mas estimadas, 

Y mostróiaa i los bijos 

Qae 4 sus padres aooardaban , 
Diciendo haria lo mismo 
De cuantd^ no le acataban. 
Asi fué temido el Honje 
GoD el 800 de lacampana. 

(TwoMBnA , R0t0 etpaMa*— It. Wolt, Ro«« ie 
romaneee.) 

« Pareee ser el mlsmo de SepúIveSa qoa le prec^de ; pero 
remeadado y reformado por Timoneda. 

RAMIRO BL MOITIE CA«riGA i L08 «RANDES 
QQR DE ÍL SB BORLABA.^,. 

{he GaMel Loho Laso áe ¡¿ \ega.) 
Dou Ramiro de Aragon ^» 
Ea un monaateik) ctuodo. 



Fraile profeso y de misa , 
Fué para rey dél sacado, 
Por ser á quien por derecbo 
De Aragon venia el esiado : 
El cual, como no tuviese 
Práctica de cortesano, 

Y en el hábito y lenguajc 
Para rey fallase en algo, 
En sas cosas procediendo 
Con celo piadoso y santo , 
Aunaue diversas batallas 
Venció de moros en campo , 
Haciendo por su persooa 
En ellos notable cstrago , 
Todos los grandes del reino 
Andaban déi disgustados, 
Haciendo algunos dooaire, 
Sin poder disimolario. 
Llegó el desacato á exlremo 

Sue vino el Rey á nourlo , 
e qae se saüó corrído , 
Sia saber cómo aujario ; 

Y estando un dia i los moros 
Opueslo con grueso campo 
Para darlesla batalla, 

Fué por los suyos armado , 

Y encomendándose á Dios, 
Subió en un caballo bayo. 
Pusiéronle un iimplo escudo 
Al Rey en la izquierda mano, 

Y á la derecha i» espada , 
La rienda suelu dejando. 
Pregontó el Rey : — Esu rienda 

¿ Dónde ha de irf Ha de ir coÍgandoY 
Respondieron que sa poesto 
Era la siniestra mano. 
— Coo esa tengo el escudo , 
Dijo el Rey con rostro manso; 
Has ponédmela en la boca , 

Y ellos la rienda tomando , 
Lo bicieron luego ansi , 

A risa moviendo el campo. 
El Rey la cogló en ios dientes , 

Y venciendo en breve espacio • 
Su inocencia la batalia , 

Volvió á su real ufano. 
Cuando despues adrirtló 
La ruíndad de sus vasallos, 
EsUndo en Hoesca de asiento, 
Hizo de los mas granados 
Heter once en ou corral 
Con secreto , y degoliarios, 

Y llamando ¿ los demas 

De alguna culpa en el irato, 
Les dice coo graode risa, 
i Nunca risa cosld Unto ! 
— iVeis cómo ya no se rien 
Estos de reirse harios?— 
.Qoedó de castigo tal 
Todo el reino amedrenudo ; * 
Foé Doo Ramiro despoes 
Huy temido y respeudo; 
Que no es jnsio hagR burla 
De su rey ningun vasailo. 
(LoBO Laso db la Vcqa, Rmttneen y tragedias, etr.) 

* Hay ona tradicion de qne este Ranüro fué fraile, abad. sa- 
ecrdote,rey, ycasado. 



DB CÓIIO EL.RET DON ÍAISE EL COIIQUISTADOR 
FUá ENGBNDRADO T KACIDO. 

{Anónimo^.) 
Angustiada esU la Reina, 
Y 00 sin OMicha raxon , 
Porque su marido el rey 
DoD Pedro , rej de Aragon > 



Digitized by 



Google 



208 



ROMA^'CERO GENERAL. 



No hacfa caso de ella 
Uasquesi foera varoo, 
N¡ le pagaba la deuda 
Que tcnia obligacion; 
Antes con mucnas mujtM-es 
Era su delectacion. 
Lo que mas la faligaba 

Y )e daba mas pasion , 
fio era por el deleite- 
De la tal conversacion , 
Sioo que de su marido 
No tenia generacion , 
Para gobernar ei reiuo 
Sio nioguna division , 

Porque muerto el Rey , se espert 
En su reino confusíon. 
Cootempla la noble Reioa 
La revuella y turbacioo 

gue podla padecer 
auiuSa y Aragoo. 
Vuello los ojos al cielo ' 
Coo muy grande devocion , 
Suplicaba á Jesucristo 
Por su sagrada pasíoo , 

Sue á su seoor y marido 
e posiese eo corazon 
Qoe se jontase coo ella 
Con sana y limpia intencioo. 
No dejaba monesteríos 
N¡ casa de religioo 
. Eo qoe 00 mandase hacer 
Cada dia oracion. 
EsUndo la ooble Rcioa 
CoQ esta saota opluion, 
Vioole al peosamiento 
Uoa loable ioveocioo, 

Y es , que supo por muy cterto 

Y por vera relacion, 
Qu'el Rey era eoamorado , 
Que amaba de corazon 
Uoa dama muy bermosa 
Oe ffeotil disposicioo. 
HaDló coD el camarero, 
SiD aopirdar mas razoo , 

gae alRey solia servir 
D esta nego^iacion : 
— Si me tieoes muy secreta , 
De mi habrás bueo galardoii : 
Tú has de dar á enleoder 
Al Rey coo grao discrecioo , 
Que esa dama ft quieo él sirvc 
Veroá' sio mas dilacioD 
A dormir coo su Alteza ; 
Mas coD esta condicíoo , 
Qoe eo la pieza oo baya lumbre , 
Para mas reputacioo.— 
CoDcertada con el Rey 
Aquesta visitacioo, 
La Reina vioo á la Docbc , 

Y tuvo reereacion 
CoD el Rey á su placer 
CoD grao dislmulacion. 

El Rey, cuaodo vió qa*el dia 
Venia sio deteocioa, 
Por cumplir coo su palabra 
Que oiergó , á la exclamacíon 
Ufijo : — Señora, levaota, 
Vete eo paz, poes hay sazoo.— 
La Reina eotóoces le dijo : 
— No soy la que peosais, no : 
Sabed que con vuestra mujer 
Tuvistes cooversacion. 
Vos hacedme bieo ó mal, 
'^ue yo tesiificacíoD 

juiero que baya d*eslo eo hombres 

*e fe , de cómo eo uoioo 
Nos hao visto ¿ los dos juotos, 

Y dVsto os pido perdoD.— 
El Rey tomo aquel engafto 



Como cuerdo y baea varon : 
Llamó do8 hombres de salva 
Por dar cabo á su opinioo. 
Eo fio, que la Reioa hizo 
Eotóoces boena oracloo , 
Que de la burlá prefiada 
Quedó de un liodo garzon , 
Sl cual nacido , Don Jaime 
Se Ilama, y díó beodicioo ; 
Esie fué rey tao nombrado , 
Bey Doo Jaime de Aragon : 
Este gaoó k Valeocia , 
Mallorca y sa poblacion. 

(TiMONEDA, R»sa $mtU. — It. Wolf, Bmu de ro- 
mancet.) 

* El romanee debe de ser de los que escribió Tímoneda 6 
algun otro de aquellos poeus que versiflcaban los bechos ci- 
tados en las crónicas. La de Muntaner reQere esle , que acaso 
es fabuloso, pues la astucia de qne se valíó la Reina se parece 
mucbo ft lo que se cuentaen variasnovelasdelostroveras 
franceses ¿ itallanos que de tradlciooes orientales las accp« 
taron. 



DB mc HlLACnO QUE BIZO SAII RAIBIRCDO DB PBÜAFORT. 

{De Gábríel Lobo Laso de la Vega,) 

Babíeodoya sujetado 
A Mallorca el rey Ooo Jafane 

Y puéstola eo su corooa 

CoD propicio y diestro Marte, 
Llevara cerca de si 
Aquel varoD santo, afable, 
Que insUgó en la fundaciou 
De la órdeo del rescate, 
Aquel glorioso Raimuodo 
De vida ejemplar, coostauie, 
GoD quieo el Rey cooferia 
Su coocieDcia y casos graves ; 
Mas como estamos los bombres, 
Por Doestras miserias graodes, 
Sugetos á la flaqueza 

Y esümulos de la carne, 
Uevaba el famoso Rev 
De belleza ioexplicabie 
Uoa gallarda mujer, 
Discreta eo grado ootable. 
Cuidadoso el varon sanlo 
D'este misero contraste, 
Le amooestó varias veces 
CoD razooes eflcaces; 
Pero como el deseogaño 
Odiosos efectos bace , 

Y 800 tao aborrecibles 

De ordioario las verdades , 
AuDque el Rey las coDOCia , 
No trataba de eDmeodtrse, 

gue la costumbre eo los vicios 
B UD daüo irreparable. 
Visto el poco ó Diagoo ffosto 
Que de sus cuidados sale» 
De so ayuoo y oracioaes , 
De sus azotes v afaoes, 
Echa sobre si ías culpas , 
Dicieodo que por su parte , 

Sos deméritos impideo 
Los efectos saludables ; 

Y asi coD lágMmas tieroas 
Pidló al Rey que le dejase 
Volverse á sa mooeslerio , 

Y le diese eu que embarcarscy 

?ue pues de ivia sola oveja 
aa mala cueota dar sabe , 

Y se le despeña ymete 
Del lobo*por el gaznate, 

Y entre las zarzas del vicio 
Deja el velloo y la sangre^ 
Que otro pastor mas dichoso 



Digitized by 



Google 



ROMANCES REFBRENTBS Á LA HISTORIA DE ARAGON. 



200 



Bosqae qoe d*ella se encargue. 
Vísto el Rey su sanlo celo, 

Suiso ímpedir su viiye ^ 
andando so gra?es peuas 
Que DO le embarcase nadie, 
Por narecerte que eii todo 
Le biciera falu.notable ; 
Que suele Dios por uo juslo 
Dejar el rigor aparte. 
Mas el prudente varon 
A la marina se sale , 
Poniendo sus esperanzas 
Adonde ci consueio nace, 
y dando entrambas rodillas 
Al suelo , y mauos al aire, 
Hizo una breve oraciou, 
Acepta cuanto agradable. 
Levantóse, v de sus bombros 
Quiló el dicnoso ropaje , 
Lleno de santos misterios 

Y secreios celestiales , 

Y tendiéndole en las ondas 
Eii lugar de barca ó nave« 
Sepusode piésen él, 
Gon lágrimas abundantes 
En altas voces dicieodo : 
^Tú, Señor , domás los mares , 
T tiencs en cielo y tierra 

Sio limiie potestades, 
De cuya inmensa boodad 
His esperanzas se vaien , 
SiD temor quVl mar soberbio 
En Dada me ofenda ó dañe : 
DieD sabes, Señor, ml celo, 
Como mis defectos sabes ; 
Maseresal liomi Dios; 
Yo un gosano miserable.— 
Calló , y sobre el manlo puso 
Su escapulario y su ilave , 
Que con el báculo fuéron 
Arbol , vela y gobernalle. 
D^e^a suerte se engolfó ; 
Qupriendo el Sefior mostralle 
Serte acepta sa demauda 

Y sus obras agradables, 
Mandando que el mar faríoso 
Se le bumille y avasalle, 

Y que las inquieias oodas 
Ed sos hombros le ievanten, 

Soeriendo tambíeo mostrar 
oe sos siervos hao de honrarse 
osolo en el otro mnndo, 
Sino en este miserable. 

Y en espacio breve y corto 
Faé servido que aportasc 
A la insigne líarcelona 
Con admlracton notable ; 
Besó la arena bámilmenic ; 

Y por mercedes Utf grandes 
Rinde las gracias al ciélo , 

Y A so monasterio vase. 

(LoBO Laso i>b la Vbga , Ehffioi en loor de los 
trei fMtoioo forones, ete.— |t. Romaneero $6- 
nerai,) 



1226. 

■AaniRZ M lOLBA LIBRA k ALFORSO ITI DB AaACO?! DEL 
COBnOHISO DB EHTREGAR Á CALATATUO Á SÁHCBO IV 
DBGASTILLA. 

(Anéttimo,) 

El camarero real , 
El Horacio de Aragon, 
El defeosor de su patria 
Y de so rey defensor; 
EI famoso de Bolea , 
Qoe el vivir menospreció , 
Porqoe de su patrta y rey 

T. x\i. 



Fuese en aumento el honor, 
Viéttdolos tan apreudos» 
Uo alto medio eligió; 
Que el Qel vasallo no duerme 
Cuando vela su señor. 
Carlas pide de creencia 
A su rev, con que partió 
Con dihgeucia á Castilia , 
A cuyo rey prometió , 
Sin que el de Aragon sopiese 
La traza y disposicion 
Mas suül , alta y loable 

8ue humano ingenio alcanzó. 
e darle A CalaUyud 

Y su tierra le ofreció , 
Si la guerra sospendia 

Y su sangriento rigor , 
Miénlras su rey componia 
La furia y conspiracion 

Del frances y de btros reycs 
Que ie daban sinsabor, 
Pareciéndole Castilla 
Era ei contraste mayor 
Para sus altos designios, 

Y ansi ¿ lo fuerte ocurrió , 
Con intento de evitar , 
Como en efeclo evitó 

De su rev y de su patria 
La visibíe perdicion. 
Qoiso, arriesgando so vida , 
Adquirir eterno loor, 
En quien la precisa moerte 
No tiene Jurisdicion. 
Admitiólo el de CastiUa, 
Ylagenlederramó, 
Celebrando la victoria 
Que tan sin sangre creyó, 
Por el alto medio y traza 
D*este siuffuiar varon, 
Sio la cual lanza ni espada 
Fueran de poco valor, 
Pues esu debe estimarse , 

Y aun tenerse por mayor , 
Porqoe la que sangre cuesla 
No es de tanu.perfeccion. 
Vuelto el de Aragon con mnchas 
Que con so esfoerzo adquirid, 
Que le cnmpla lo asenudo 

VA de Castiila escribió. 
El Rcy , que inocente estaba 
Del traio , al punto4iamó 
A aquel valeroso Codro 
Qoe4surelnoy4éllibró; 

Y sablda la alla traza 

Y el celo con que sé dió, 
Laalabdsegunpedia. 

Y al mundo y reino aomiró. 
Pero pesóle en el aima 

8ue para salvar so honor 
ubiese de ir á CasUlla 
A dar la satisfaccion ; 

8oe del indignado Rey 
oulra ui varon , temió 
AlgOD sangriento castigo 

Y dora resolocion. 

No lo rehosó este Curcio ; 
Mas noevas foerzas sacó 
Del apremio de so suertc, 
Que es de la virtud crisol. 
Llegó á Castilla , y oida 
Por Oon Sancbo su razon , 
En vez de muerte y oprobio , 
Con aiabanzas le dió 
Bellas y ricas preseas , 
Diciendo : --Si como vos 
Tiene el Rey otro vasallo , 
Hartos para on rey son dos. 

{Komancero gennol) 

ii 



Digitized by 



Google 



tio 



H0MAI9GVR0 GBNBRAL. 



«K7. 



ALrORSO V DB ABA60N COriTEHPLA , CODICfOSO M 
LA CIDDAD M IfÁPOLES DESDB CAMFOVlEJO. 

{Anóalmo ^) 
Mlraba de Campoviejo 
El rey de Aragon uii dia , 
Miraba la mar de Espalia 
Cómo mengaaba y creeia ; 
Míraba naos y galeras, 

8ae anas van y olras xeú'uu : 
nas venían armadas, 
Oiras con mercaduria ; 
Unas van la via de Flámlcs , 
Otras las de Lombardia. 
Esas qae venfan de guerra 
¡ Oh cuán bieo que pareciau l 
lliraba la grao ciudad 
QaeNápolessedecia; 
Mirdba los ires castillos 
Jue la gran ciudad tenla : 
stebiovo y Capiiana , 



Quel 
Casu 



San TeliDO« qae reltiela; 
Aquese relumbra entre ellos 
Como el sol i mediodia. 
Lloraba de los sos ojos , 
De la su boca decia : 
— ¡ Oh ciudad , cuinto me cuestas 
Por la gran desdicba mia ! 
Cuéstasme doques y eondes, 
Hombres de muy sraa valia ; 
Cuéslasme un tal liermtfio , 
Que por hijo le teaia ; 
D*esotra parte menuda 
Cuento Di par no tenia ; 
Cttéstasme ventidos ahos , 
Los mejores de mi vida; 
Que en ti me nacieron barbas , 
Y en ti las encanecia. 

( Cttneionéto 4e rmMcet. >- Xt. SU9é ié wúrlot 
romancet.) 

Es el mismo , pero mas eompleto gue el det CúÉtíouerc ie 



SECCION DE ROMANCES REFERENTES Á LA HISTORIA Y TRADiaONES 
DEL CONDADO DE CATALÜÑA. 



4228. 

EL COXDB DE BABCELONA T LA EMPEtATttlZ DE ALEaiA:«IA 

(Anónimo *.) 
Eo el tiempo que reinaba 

Y en virtudes florecia 
Este conde Don Ramoo, 
Ftor de la cabalieria, 
Ed Barcelona ta grandc « 
Queporsayalatenia, 
Nuevas cicrtas de dolor 
De on extranjero sabia , 
Que allá en Aleroaoia 
Graiide llanto se bacia 
Por la oobie Bmperatris 
Que en vlrtud resplandpcin , 
Que do8 malos caballeros 
La acusan de alevosia 
Ante el gran Emptrador 
Que mas que 4 sá la qneria , 
Dicieodo :— Sepa tu Altexa, 
Gran señor» s¡ te plada, 
Que Dosotros bemOs visto 

A la Emperatriz un dia 
Holgar con sa camarero, 
No mirando que bacia 
Traicion i Ü , señor, 

Y i su gran genealogln.--- 
L'Emperador muy turbaüo 
D*esu soerte respondia : 
— Si es verdad, caballeros, 
Esa tan gran villaoia , 

Yo faaré un tal castigo 

Cual convieoe i la bonra mia.— 

Mandóla luego prender 

Y eo prísionea la pooia, 
Hasta ser complido el piaao * 
Qoe la ley le djspooia. 
BAscanse dos caballeros 

Que deflendan la aa vi^ 
Contra los acosadores , 

goe en el campo se veria 
a justicia cúyaera, 

Y á quién Dios favoreda. 
Pues sabido por el Coiide 

. La nueva tan dolorida , 
Dctermina de pariir 



A librarta si podia 
Con no mas de uo escodero, 
De quipn éi mucho ae fia. 
Aodando por sus jornadas 
Sin parar noche ni dia , 
Llegado es á las Cortes 
Qae el Emperador teiiia 
Para dar la gran senlenoia 
De alli al tercero dia 
De qaemar riSraperatrht, 
iCosa de may gran maocÍUa ! 
Pnes no babia caballero 
En tan gran caballeria 
Que por ima tal se&ofa 
Quiera aventurar su vida, 
Por ser los aeusadores 
De gran suene y mo valia. 
Paes el Conde yallegado, 
Pregontó ai aer podna 
Habiar con b Enperatriz 
Por cosa que le emnplia. 
Sopo que iiínmino entraba 
Do esuba su Sefioria, 
Sino es su confeaor, 
Fraile de muy santa vida. 
Vase el Conde para él, 
D*esu suerte le deda : 
— Padre, yo soy OEtranjtro; 
De lejas tlerras venia 
A librar, si Dios quisieset 
morir en tal porfla , 
A la gran Emperatrís 
Que sin culpa yo creia ; 
Mas prímero, si es posible, 
Grau descanso me seria 
Hablar con su lajestad, 
Sl esto bacerse podia. 
-^Yo daré órdeo, ^eftor, 
Bl bueo fraile respondia : 
Tomará vuestra merced 
Uábito que yo teniB • 

Y vestirse ba como frdle 

Y Iri en mi compailia. — 
Ya se parte el buen Goiidc 
Con el fraile que lo guii. 
Llegados que fuéroo doolro 
En la circi'l do yacia« 



Digitized by 



Google 



ROHANCES REFEIIENT£S Á LX HISTORIA DE GATALURA. 



211 



^as rodillat por elsuelo, 
£1 baeo Goude asi decla : 
— Yo soy, mny alu señora, 
De España la eniioblecida , 

Y de Barcelona conde, 
Giadad de graii nombradia. 
Estando en la mia corie 
Goo solaz y alegria , 

Por may cierta nue?a snpo 
La congoja que teoia 
Vueslra real Majeslad , 
De lo cual yo me dolia, 

Y por eso yo parü 

A poner por vos la vida.— 
La Emperatrix qu'esto oyetit 
De gozosa no oabla ; 
Lágrímas de los sus ojos 
Por su linda Taz verlla ; 
Tom^rale por las manos , 
D'esta suerte le decia : 
— Bien seais venido» Gondt* , 
Bueoa sea vuesira venida : 
Vuestra nobleza y valor, 
Vuestro esfuerzo y vatontla 
Ya me bacen ser muy clena 
Que mi boora librarlan. 
Vuestra vida esii segura, 
Pucs que Dios bieu io saMa 
Que es falsa la ocusacloa 
Qoe conira mi se ponia.'^ 
Ya se despide el buen Goúdo , 
Ya las manos le pedia 
Para haberlas de besar, 
Has ella iio consentia. 
Vase para su posada ; 
Ya quVi plazo se cumplia , 
Armado de todas armas 
Bien i ponto se ponia , 

Y él como era moy discrelo 
¡ Ob cuin bien que pareda ! 
Su escudero iba con él 
Bien armado, que salia 

En un caballo morcillo 
Huy rijoso en demasia. 
Yendo por la graude plata 
Gon orgullo que Iraia , 
Bncontró cofi oo mvcbacbo 

Sne de vello era naBCilla, 
n ver que luego murid 
Sio remedio de su vida. 
LVscudero qn^esto vido, 
Goo temor quo en él habia, 
Gomenzó luego á hnir 
Guaiito el cabalto podia , 

Y quedó el Coodo solo, 
No de esfuerzo y vateoUa. 

Y como era valeros^ 
No dejó de haccr su vla , 

Y puesio entre los Joeoes 
Dyo que él defenderla 
Ser maldad y trticion , 
8er eovldia y ser falsia 

La acosacion qué le ponen 
A sn alu SeSoria ; 

Y qne talgan ooo á nno 
Puet estA sin compalUi. 
Esus palabras dioiendo , 
Ya el acnsador venia 
Gon trompetas y atabalcs, 
Con estruendo y gallardia. 

. Parteo el sol los jneces, 
GadacualtomósoTia, 
Arremeten los caballoa , 
Grao encuentro se hacia ; 
Del acusador la laou 
En piezas volado babia 
SiQ herir á Doo Raoion 
Ni meoearlo de !a silb : 
Doo RamoQ & su cootrario 



De ul eocuentro lo hería , 

8ue del caballo ab^o 
crribado lo babia. 
El Conde, que asi lo vidOf 
Del caballo desceodia ; 
Va para él con denuedio 
Donde le quiló ia vida. 
El otro acusador, 

gue vió unta valeutia 
n I>xtrafío caballero, 
Gran temor en si tenia ; 

Y viendo que faisamente 
El acusador hacia, 
Demaiidó misericordía 

Y al boen Conde se reodia. 
Dou Ramon con gran nobleza 
D*esta suerte respoiidia : 

— No soy parte, caballero, 
Parayodaroslavida, 
Pedidla i so Hajestad 
Que es qulen dárosla podia.- • 

Y preguutó á los JueotiS 
Simasbacersedebia 
Por librar la Emperatriz 
De lo que se rioiponia : 
Hespondieron que la bonra 
El ganada la teuia, 

Que en su liberUd estaba 
Dc iiacer lo que querria. 
Desque aqueslo oycra el Coode , 
Oel palenque se salia : 
Vase parasupoeada, 
No reposa bora oi dia , 
Has eiiclma de su cabailo 
Desarmado se salla : 
El camino de su tierra 
En brevc pasado habia. 
Tornando al Emperador, 
Graude fiesta sc bacia : 
Sacaron la Emperatriz 
Goo grandisiroa alegrfa, 
Gon los juegos y Its fiestas 
La ciudad loda se huodia. 
Todos iban muy gaianes, 
Gada cual quien mat podia. 
L*Emperador mny conteoto 
Por el vencedor pedio, 
Paia hacerle aquella hoora 
Que su bondad mereeia. 
Desque supo que era ido 
Grandolor ensitenia; 
A la Emperatriz pregunu 
Le responda por su vida 
Qolén era su cabaliero 
Que Un blen la defendia. 
Respoadiérale :<»S6fior, 
Yojuradolotenia; 
No dectr quiéo era él 
Deotro del tercero dia.-- 
Uas despucs de ser pasado 
Aiite mucbos lo decia. 
Como era el gran Gonde 
Flor dela caballcHa, 

Y sefior de Gaulo&a 

Y de toda sn valla. 

El Emperador que lo soíh) 
De contenlo no cabla 
Viendo qoe Un gran seuor 
De su honra se oolia. 
La Emperatriz determlna , 

Y ei Emperador lo qnería, 
De partirse para Espafta, 
y asi luego se partia 
Para ver sn cabaliero 

A quieii tanto ella debia. 
Gon trescientos de h cabalio 
Gomenzó de hacer su vla; 
Dos cardenales con ella, 
Por teuerle compañia; 



Digitized by 



Google 



212 



nOHAKCEKO GCNERAL 



Huchos daques , mucbos condos , 
CoD muy gran cabaliería. 
El buea Conde que lo supo 
Gran aparaio bacia , 

Y cerca de Barcelona 
A recibirla salia 
Acompafiado de ffrandes 
De su grande Senorfa ; 

Y una legua de camfno , 

Y otros mas dicen que baliin, 
Ñandó poner grandes mesas 
De comer muy bastecidas. 
Pues, recibida que fué 

Con muy grande cortesía , 
Entrarou en Barcelona , 
La cual esiaba guarnida 
De muy ricos paramentos 

Y de gran tapicerfa. 
Haceu justas y torneos 

Y otras flestas de alegría. 
D*esla manera el buen Cuutlo 
A la Emperatriz scrvfa , 
Hasia que para su üerra 

De tornarse fué servlda. 

(TiHONEDA , ñffta gentíU — It. SUm de vanoi ro- 
mmices,) 

« No sc sabe á qné conde Don Bamon de Barcelona se re- 
Oere la fibula de este romance verdaderameote caballeresco. 
Sin duda los eatalanes quisieron tener ona emperatriz prote- 
gida por sns condes, como Castilla tuvo otra quc lo fué por 
sa rey Aifonso el Sablo. La situacion descrita en esto romance 
se luiua tambiea en otros hi$l6rico8 6 cabalierescos. 



ROMANCES DEL ALMIRANTE CATALAN. 



«29. 

EL ALHIBANTE GALCERA?f.>-f. 

{AHónimo *.) 
El infante Don Fernando > 
Estando sobre Almería , 
Kl conde de Barcelona 
Mucho le favorecia 
Con sns sobrados tesoros 

Y personas de valfa. 

Ya despues que los cristfanos 
Coo esfuerzo y valeutfa 
De los moros f«ié ganada 
Almeria , aquesa villa , 
El coiide de Barcelona , ' 
Que Don Ramon se decía , 
Dos caballeros halló 
Ménos, de su compaufa. 
Don Galceran de Pinós 
Era el uno, el cual regía 
Por almirante , y el otro 
Sanserin pornombre había. 
Por la auseucia d*estos duü 
Tríste el Conde se voWia : 
Padre de Don Galceran 
A recibirlossalia; 
Con él Doña Bérenguelü, 
Uuy trisle, sin alegrfa, 
Por no saber de su bijo 
Si era muerlo ó si vivia. 
Suplicironle supiese 
Por cualquier manera ó via. 
Si Don Galceran estaba 
Captivo. y Itbrarse bia. 
Condoiiendose el buen Con(Ks 
Sus adalidcs cnvia. 
Supieron cómo el rey moro 
Capiivado le tenia, 

Y con él i Sanserín , 

Y á rcscate los daria. 
Envió á saber el Coudc 
Cuánto de los dos pediá. 



Por los dos respondió el moro 
Que cien doncellas queria, 
Cien mil doblas, cien caballo^ 
Blancos, con freno y con sflla ; 
Cien panos de oro, de mesa, 
Franiados de seda fioa ; 
Tambien cien vacas bragadas , 
Que siu esto do cumplia 
Que le bablaseu de rescate, 
Porque ménos no lo baria. 
Ilabfendo el padre y la madre 
Tan criiel respuesta babida, 
Por imposible el rescate 
De su hijo se tenfa , 
Solo por las cfen doncellas 
Que gran lástima ponfa. 
Los vasallos conmovidos ? 
De tan sobrada agonia, 
Por la consulta que entre ellos 
Determiuádose habia , 
Fuéronse delante el padre : 
El principal proponia , 
Diciendo :— Seoor, su pena 
Senlimos mas que él sentia, 

Y por el bueu tratamiento 
Desunoble Señoria, 

Uo presente boy le hacemos 

8ue ser mayor no podia. 
aber lo demas procnre 
Cuanio el rcy moro pedia : 
No tcflga por imposible 
Las doncollas , que este dta 
Eslán presUs, yen palabra 
De todos las ofrecia ; 

Y será de aquesta suerte : 

8ue aquel que dos bijas cria 
ará una liDremente , 

Y el que cuatro, dos daría, 
y el que una, con el otro 
Que mia sola poseia , 
Ecbarü , por ver la suertc 
£n cuál de los dos cabia , 
Solo porque se rescate 
^'uestro bien , nuestra alegria.-* 
En ver ul ofrecimiento 

Por los sus ojos vertia 
Lágrimas el viejo hoorado, 

Y abrazándolos decia : 
--Agradézcaos Dios, mis büos, 
Esu merced Un cumplfda : 

Id vos va, que apercibido 
Todo el rescate tenía. — 
Dióles su Jornada cierta 
Que en Salon aguardaria 
Las doncellas , porque el oiro 
Todo alU se recogia. 
Acaeció en esie iutermedio 
Qu'el Almfrante yacia 
En el suelo de una torre , 
Sanserín en compañfa. 
Esundo allf con grillones 
Vinole la fautasia , 
Que de San Estévan mártir 
Ln Baga fiesU se hacia, 
Abogado de su padre, 

Y por ser su mismo dia , 
Empezó de redamalle: 
El Santo le aparecia. 
Tomándole de la mano, * 
Ya oue sacalie queria , 
Rogo á Sauserin sacase : 
San Estévan respondia, 
Que reclamase á su sauio, 

gu'él lambien le sacaria. 
slo oyeudo Sanseria 
Pttsiérase en rogaliva 
Al glorioso.San üionislo. 
Sacóiti de do asistia 
San Estévan á PinOs 



Digitized by 



Google 



ROMANGES REFERENTES A LA 

Con hierros , que era mancllla * ; 

Y imesios en Tarragona 
Ya qa'el sol esclarecia, 
No sabiendo en qué logar 
Su ventura U>s iraja , 
Caniiiiaban con sus gríllos 
Do mejur les couTeuía. 
A poco trecbo que fuéron 
Siuüerou gran vocerta 
l)e imijeres que lloraban : 
Ellos por ver qué serla 
Parárouse en el caniiuo ; 
¥ era el rescate que iba 
De Tarragona ¿ Saloo, 
Do ea>barcarse convenía. 
Juntados, de ver el llanto 
Que grau lástima potiia, 
PreguDtaron qué era aquello : 
Una mojer respondia : 
— Señor, este es el rescate 
Que al rey moro se le envia 
Por Galcerau de Pinós, 
Que en Granada residia.— 
Düo Galceran llorando : 
— Detenéos^or eortesla ; 
Yo soy ese, ved los grillts 
Que por testigos traia, 

Y tainbieu ¿ Sanserin 
Que su parte lo cabia.— 
Todos ue oírlo llorahaii 
De muy sobrada alegria : 
De tan excesivo gozo 

Bl padre hablar no podía. 

Vofvieron ¿ Tarragona ; 

Don Galcerao proveia 

Que las cien mil doblas dii sc:i 

Pues qUo Dios lo permiiia , • 

Para ootar las doucellas, 

Y ¿ todas juntas vesUa 
De colorado y de verde, 

8ae cra la sefta y dlvisa 
e ia casa dc Pinós 
De Moncad», muy antigua. 
Viiiicron ¿ Uarcolona , 
El clero los rocibia , 
El Conde los festejó, 
Graudes dones repartia. 
* Eutre los bailes de Baga 

D*e8(e milagro se liacia , 

Y se bace cada auo , 
Fiesia eu eJ trrcero dia 

De agosto , Juslos contados , 
Ed Barcelooa la rica. 

(tiMONEDA, Uosa espattola. — It. Wolf, nosu de 
romoHcet.) 

« Cste romanfe, reimpreso por el seflor WoJf. y los dos qoc 
\e sigoea, qae por clerto son mas poéücos, Tcrsan sobre uno 
de aqoellos becbos hlStórlco.s de qnc los monjes se apodcra- 
ban pan eomponer nna fábnla relíglosa EI herho verdadero 
es qoe Ramon Berengner IV, cl Jóvcn, cnnde dc Darrelona, 
envid en aoinio de Alfonso VII , cmpcrador de Espana , nna 
escnadra , para qoe le ayodaso aia conqoista de Almería, qoe 
en eíecto füc tomada de los moros , dcspucs de haberlcs qot- 
tado ¿ Córdoba , la coal por cierlo volvld a sn podcr hasta qoe 
Pemando III , el Santo , la conqolstó de nucvo. La dícha es- 
cnadra , compoesla de catalanes, plsanos j Rcnpvcscs, Iba ai 
■ando dcl almirante Galceran 6 Dalmao de Pinós, el coal con 
Snnserin fné cantívado, y al fln llbre 6 por fuga ó por rcscate. 
« Uiio de Alíonso VII, j despoes rey de Leon. Conquistó á 
Almena, en 17 de oclubre de Íi47. 

» Debe advertirse qne en Catalufla el sistema fendal tenla 
mas bondas raiccs que en Castiila y Leon, donde diiícil raera 
obtcnerde los Tasallos el sacríRcio de sns bijas Tfrgencs , para 
rescalara on lefior, locnal prneba que la parte íabalosa dd 
romaace fné inventadapor monjes catalancs. 
* Era entóacesy despnes mnv comon el atribnlr á milaero 
- la fngn da los cantlfos. En Guadalupc se enscílaban las eade- 
nas demncbos libertadosasi por la Vfrgen, qne dcspneslas 
dcposiuban en sn sanlnarid. IVro lo que hay aqnf de mas no- 
table es el comcdimlenlo di» San Estévan en rcscrvar a otro 
saalo la Ubertad de Sanserin. 



HISTORIA DE CATALURA. 
1230. 



513 



EL ALUlRAMe GALCERAM.^ 11. 

(De Gabriel Lobo Laso de la Vegñ.) 

K las coslas de Almeria 
El catalan Almirante, 
De sus des|)almados leños 
A pesar del lit)io sale. 
El valienle Galceran , 
De quien ya la fama sabe 
Levantar glorioso vuelo 
Que por tierra y mar esparcc, 
Nieto de uno de los oueve 
Valerosos alemanes 
Que ü Cataluña bajaron 
Del todo á inmortali/.arse, 
Estampa en ia arena el pié» 
Da al viento los eslandartes 
Del principe Bcrenguer, 
Por quien los mueve pujantcs. 
Vomitan cabullns, geutc, 
Armas, pcrtrechos marciales, 
Los entrañados bajeles, 
Con providcncia loable. 
Forma escuadrones , embisle 
Gon pecho y valor constanlc , 
Fijo cual robusia cnciiia 
Eu la silla flrme , cslablo ; 
Acomete , rompe y biere , 
i'isa, uiagulla, deshace^ 
Atropella , descompoue , 
Resbüla en lagos de saiigre ,. 
Moulones de cuerpos brota 
Por una y por olra parte 
La mucha y ardiente arena 
De los que su dieslra abaie. 
Cual suello pardo procedc 
Entre la turba arrosaute 
De eodiciosos It-breles 
Que le acosan y combaien. 
Mo hay quieu toque el desengano» 
Ni quien de aienderlo trate; 
Que el varon va como presa 
Cuando do su curso sale. 
Siguen á su gencral 
Los valientes catalanes, 
Con loables y altas pruebas 
De su valor admirable. 
Desampara el campo el moro , 
Y con escudos infames . 
Cubre sus medrosos hombros , 
l^igue el varon el alcánce , 
Cebado y melído entrc ellos 
Con destroxD inevjlable» 
Cual suele irlandcs hacer 
En las levanudas aves ;. 
Pero la inconsiante diosa, 
Que esiar queda nunca sabe » 
ISn la mitad de su curso 
Dió un vaiven irreparable; 
Porque de la fiierza y coslas^ 
Calorce b^nderas saient 
Que i Cemir, soldado experto , 
Cauiivau , y al Almirante. 
Llévanlos al moro rey, 
Que con esquivo semhlante 
No poco gozoso manda 
Ponerlos en hierros graves. 

^Umaneero geHeral.-ll. Loro Liso db ia Veca, 
Eiogiot e» loor ie ios tres foMosos varones, w.¡ 



1231. 

EL AL«iaA?rrE calceraü.— ili. 
(Dtf Gabriel Lobo Laso de Ta Vega 
Cien doncellas plde el moro, 
Tamblen cieh yacas preñadas» 



Digitized by 



Google 



SI4 



ROMANCERO GENERAL. 



Y Gícn paSos Ue oro flno ; 
Cieo caballos de piel blaiica, 
Por el caativo Almiranle, 
De cuTo rescate trata 

Sa padre Don Galceran 

CoD mano abandosa y franca ; 

Y aunque parecc imposible , 

Y en eí moro poca gaua 
De rescaiar t»l varon 

Por el mal que dél aguarda , 
El Doble viejo asustado 
Gon ver la notable falta 
Que en sa cara patria bacia 
Yaron de tanta Imporiancia , 
Conferído con sus deados 

Y con la gcnte granada 
De su insigne baronfa , 

Foe se apresie y Jonte manda. 
asaha ei baron famoso 
So estrecba prision amarga, 
Aunqae entre afltctas memorlas, 
Con gran cordora y constancia , 
De Duestro anliguo adversario 
Perseg^aido veces varias 
Con mll vanas fantasias, 

Y ciegas desconflanzas; 
Mas él, que luego ocurría 
Con sus contiouas plegariaa 
A la parte do el consuelo 
Los mas afligidos ballan , 
Que por su aniigua costumbre 
Dos veces se levantaba 

A la ferviente oracion 
Antes de ver la mañana , 
Puesto ana noche de hinojos 
Con fogoso pecho eiclama 
£ntre las duras cadenas 
Que manos y piés le agravau , 
Al proto-martír Eslévan , 
Amparador de sus causas , 
Caya devocion seguia , 
Pidiéndole con inslancia 
Trate de sa libertad 
Con el que la dió á las almas, 
Impldiendo aquel rescate 
Que en ofensa de Dios tratan ; 
Qae él quiere más padecer 
Qae no qoe los moros traígao 
Aquellas virg^oes bellas , 
En que á Dios sc dcsagrada ; 
Qae cuando una sola fuera 

Y no cantidad tan ampla , 
Por tan grandc inconveniente 
La líbertad rehusara ; 

8ue era duro y mal acuerdo 
ue aquella hiocencla casta 
Se mezclase con loá moros 
Por stt miserable caosa. 

Y esiando el sanio varon 
En coufusion tan extraña , 
Con lágrímas abundantcs 

gae al contrito pecho bajan, 
ael terror dela noche, 
La ciega prision se baña 
De an celeste resplandor 



Y conhorladafragancia; 
Baia el Proto-mirtirSanto 
Ylos lazosledesata, 
CoDSolando sa afliccion 

Con su presencia y palabras. 
Visto Cernf , el compañero , 
La mistoriosa hay.afia, 
Ruega al de Pinóa consigo 
Le lieve á su duice patria. 
— No est¿ en nii mano, rcspoode; 
Mas si algun tu santo llamas 
Que lo suplique al Señor, 
Libertad teodrás sin falta.— 
Ofrecióse á San Gines, 

Y de la prisioo lo sacaa, 
Llevindolos arobos santos 
A pié enjato por las agaas, 

Y con grande admiracioii 
De la gente catalana, 
Puerlo les dan en Tolon 
Cuando el rescate embarcaban. 

{Homancero gtnerol.^ It. Lobo Laso i>e la Vega , 
Elogios OH loor 4e lo» tretfamom woñee^tU.) 



1232. 

BL RBT RAHIRO T SUS AOALIDU. 

{Anónimo '.) 

Ya se asienta el rey Ramiro» 
Ya se asienta i sus yaolares ; 
Los tres de sus adalides 
Se le pararoo delaote : 
AI uno Ilaman Armiño» 
Al otro llamau Galvane, 
Al qtroTello, lucero 
Qoe los adalides trao, 

— Manténgaos Dios, seoor. 

— Adalides, bien vengades : 

i Pues qué nuevas me traedes 

Del campo de Palomares? *^ 

— Buenas las tracmos, señor, 
Puc'S que venimos aci : 
Sietedias anduvimos, , 

8ae ounca comimos pan » 
i lo9,cabalIos cebada , 
De lo que nos pesa mas ; « 

Ni entrimos en poblado, 
Ni vimos con quien babtar 
Sino siete cazadores 
Que andaban i cazar. 

8ue nos pesó ó que nos plugo^ 
ubimos de pelear : 
Los cuatro d ellos matamos, 
Los tres traemos aci, 
Y si lo creeis , buen Rey, 
Si 00, ello lo diri.— 

(Cwciímero ie romweet,) 

* No sabcDios ¿ qaé rey nimiro de AragoD pertencce la 
época de este romance. el cnal parece que es solo fragmeDto 
dealgnoo qoe se ba peraido ; pero de todos modos esacaso ano 
de los mas eéiebrp^ j populares y que mas ban servido para 
glosas , y para temas de otros macbos qne lo báo mDdado 4 
contrahecbo. 



Digitized by 



Google 



ROMANCES CONCERNIENTES Á HISTORIAS DE PüEDLOS DIVEUSOS. 



S15 



SECCION DE ROMANCES DE TRADICIONES ESPAÑOLAS. CÜYA COLOCACION 

ES INCIERTA Ó DUDOSA. 



KOnLE 1IES0I.0CI0X V rSTRATACEMA DE DOR GAncU , CON LA 
CÜAL CORSIÜOE (irE LOS MOftÜS LEVARTfiN £L CBRCO DEL 
CASTILLO DE OUEÑA. 

lAnónimo *,) 
A tal anda Doa Garcia 
Por uii adarve adelante , 
Saelas de oro eu la mano» 
En la oira un arco tcae. 
Maldiciendo i la fortana 
Grandes qnerellas le dac : 
— Crióme el Rey de peqQeOo , 
Uizome Di08 barragane; 
Dióme armas y cabaUo, 
Por do todo hombre mas vale , 
Diérame i Doua Uavía 
Por mujer y por iguale, 
Dlérame á cíeii doucellas 
Para á ella acompañape, 
Dióme cl casiilJo de (Jrefia . 
Para con ella casare ; 
Diérame cieo caballeros 
Para el caslitlo guardare , 
Dasieciómelo de vino, 
Dasleciómelo de pane , 
Dasteciólo de agua dulce 
Qu*en ei castilio no ia baye. 
Cercáronmc los moroe 
La mafiana de San Joane : 
Sicte aQos van pasados 
El cerco no auierea qaitare » 
Veomorirá lusmios, 
No tenieiido (|ae les dare , 
Póiigolos por las almenas 
' Annados como se estane , 
Porque penaasen los moros 

gae podrian peleare : 
II ei castiile de (Jreña 
No bay sin<i aa sok) fiane, 
Y si le doy á mSs bijos, 



La mi mujer ¿qu¿ baraet 
Si lo como yo, mezquino, 
Los mios se quejarane.— 
Ilizo el pan cuatro pedazos 

Y arrojólos al reale : 

El an pedazo de aquellos 
A los píés del Rey fué á darc. 
— Al¿ , pcse á mia moros , 
A Alá le auiera pesare , 
De las sooras del caslillo 
Nos bástecen el reale.— • 
Manda tocar los clarines 

Y su cerco luego alzare. 

{Cancionero deromanees, -^ll. Cmnelonero.FlQr do 
enamoraéos.) 

* La estrntagcma tle Dim Garcia , y su re snltado , es un asnnta 
iratado en mucbas poesUs y novctas de diversas épocasy pai- 
scs ,y atrlbuida A aiferentes sugctos. No hc podido avcriguar 
cl tiempo ú que cl béroe del roraanre y su hazafia corresjioo- 
den : sin erabargo, cn la hlstoria de Portugal hay un Uecho mny 
parecido ai del romauce. Cnéntase que el rev Don Sancho Ca- 
pelo desposeido de la autoridad real por cl clero y cl Papa, 
y nombrado para rcgente del rcino su hermano Dun Alonso, 
conde de Bolonia, porMatilde su miycr, se acogió á CasUIÍJ , 
por no sufrir tai mcneua. Conservaba cn Portugal cl dicho rcy 
mucbos Icales, i quiencs por fucna Don Alronso tcnia que 
despojar dc las plazas fuerti s que ocnpaban á nombre dcl nio- 
narca lcgiiimo. llno de estos noolcs vasallos foé Fernando r.uiz 
Pacheco, ci cual defendia con leson y enéijicamcnte el caslillo 
de Celorico, sitiado por Don AIfon$o. Faito de bastimento, pcro 
rosuelto á pcreccr dc hanibre ántcs que rendirse, se pascaba 
afligido por lus adarvcs dc la fortalcza , cuando un halcon que- 
por los aircs vcnia dejó cacrá su& pids nna grande, frcsca % 
bermosa trocha. Creyó vcr en esto un milagro, y comeozó » 
discurrir ios medios mas á propósito dc aprovecnarse de la 
trucba , eomo recnrso de salvacloB. Hizo pues condUnentar cl 
pcscado, que con un pan remiUd como presentc 6 rcgHlo al 
obstinado sitiador , ei cual, igBonudo la procedcscia del rcgaln,. 
y viendo qne despncs de tan íargositio ae oonservaban aun cu 
el castillo bastinientos hasta. de lojo» creyó qoe la fortaieza- 
cstaba aun bien abastecida y qne lc resisUrla mucho tiempo : 
así es que pretlriiV descercarla á consumir sns fuerzas en una 
empresa quc tan diíícil y larga se lo aparecia. 



SECCION bE ROMANCES CONCERiMENTES A HISTORIAS DE PÜEBLOS 
DIVERSOS DE LOS DE ESPAÑA. 



HISTORIA DE PORTÜGAU 



ROMANCC DEL CO«'YDS ALFO.XSO ENEIQUEZ. 

1254. 

EL C02IDB ALrOXSO B!imQ(ieZ Lioni ÁUSIIOA hlh FODBR 
PB LOS lOttOS. 

{Anóuim,) 

Cuando el conde Alfooso Enrfqnez , 
rriiner rey de Poriogal , 
llijo del conde Borbon, 
DeBorgoñanatiiral, 
Despacs qoe en c ampo de (WBiqoe 
A muy dure petear 
Ycucio siete rejes inores 



Y los trujo á stt mandar, 

Y despucs que por sus hechos 
Le vino Dlos á premlar 
D4ndole sus cinco llagas 

Por arinas y por señal ; 
Ya que ganó á Santaren 
Con nucha guerra y afan , 

Y puso i Lísboa cerco 
Por la tierra y por la mar« 
Salió de^enlro el tíey d*ella, 
Llamado Venalmazar : 

Pide al Conde franca enlrada , 
El cual se la mandó dar. 
— Habrás de sabcr, le dice , 
Que bá nue tengo en hcrcdad 
A la ciudad de Lisboa 
Treinia y sieie años y mas; 
Mí padre cuareota y trcs 
En quieta y segnra paz ; 



Digitized by 



Google 



210 



ROMANCERO GENI£RAL. 



Mi abuelo la tuvo treiota 
Con guerras y mucbo afan. 
Al íln la babemos gozado 
Eo reliz seguridad 
Desde que el rey DooRodrígo 
La peraió con Porlugal ; 

Y que aquesta nocbe esiando 
Ed mi casa & mi folgar, 

Vi venir una doncclla 

Al parecer celeslial , * 

La cual boy me dijo 

Ser su entera voluulad 

Que stn guerra le entregase 

Hi reino y esla ciudad , 

Y que me lonie crisiiano 
Para m¡ alma salvar, 

Y lú que te apartes luego » 
Buen Conde, de maspecar.— 
El Coode quedó espantado 

Ue lo que al nioro oy6 bablar ( 
Inclioadas las rodillas 
Comcnzó de razonar : 
-* &lil gracías le doy á Dios 
Por la merced que me bace» 

Y pues que d'esio se sirve , 
Cnmplase su volunlad.— 
Eo esio luego se entraron 
Los dos dentro la ciudad , 
Do al moro bicieron cristiano 

Y ai Conde rey natural. 

{Romaacero geueral.) 



ROMANCE DE DON E6AS NURCZ. 



1233. 

KGAS IfCÍlEZ LIBRA i GCmARAES DEL SlTlO OE ALFOKSO VIII 
OE CASTILLA. 

{De Juande la Cueva.) 
La viiia de Guimaraes 
Don Alonso babia cercado , 
Oclavo rev de Castilla , 
CoDmovido y atterado 
Contra Don Alonso Enrlquez, 
Su infante y su mavoraTgo , 
Que uo obedeciendo al Uey 
Cootra so ediclo y su mando » 
Teniéndolo en menosprccio , 
No acudicndo t su llamado » 
Ni á las cortos de Caslílta , * 

Aunque era ái ellas citado , 
Como tenia obiigacion , 

Y dél)e cualquier vasailo,, 
Cual él era de Castitla 
Con juramentó obligado, 

Y no acudia á sus cosas, . 
Ni d'ellas lenia cuidado. 
fuese por querer suyo, 
por mal aconsejado , 
Al 6n, estimaba en poco 
Ser de Castilla llamado. 
D*esto et Rey ardiendo en ira 
Contra el luraiiie índignaüo , 
Le comenzó á combatir 
Teniéndolo ya cercado , 
Dándole por todas paries 
Fieros y duros asaltos , 
Perseveraodo en su intento, 
Prometiendo y protestando 
Que.ba de igualar por el suclo 
Su muro reediQcado , 

De donde los portugueses 
Se defienüen aunque en vano , 
Porque la porfía del Rey 
Eu UD tiempo ya tan largo 
Lod tenia tan estrecbns , 
Taa sia fuerzas y gastados, 



Faltos de mantenimíentos 

Y de vituallas faltos, 
Cosireñldos de tal suerte 
Que estaban determinados 
A rendirse , pues se vian 
Sin remedio eu tai estado , 

Y enlregar al Rey la vilta 
Por no recibir mas daño. 
Todo el pueblo en esle acuerdo 
La ocasion anda irazando, 
Vicndo que el Rey persevera 
Que su Intento lleve al cabo, 
Sín desislir de su intento 

Ni alzar del cerco la mano, 

Y para que venga á efecto, 
Un dia andaba mirando 

El sitio, el lugar y asiento, 
Por uno y por olro ealM>, 

Y por dónde el dia siguiente 
Pueda el pueblo ser entrado 
Conmayor facilidad, 

Pues casi estaba arruinado. 

Los de dentro temerosos, 

El presto fin aguardando, 

Viendo que él sotictUba 

So total miseria y^afto, 

Uu caballero aotmoso, 

Qoe era Bgas Nu&ez llamado, 

viendo ei petigroso aprieto 

Del cerco eo que están cercados, 

Temiendo ver que se entregue 

El pueblo ya acobardado, 

?ue viendo al Rey junto al maro 
odos estaban temblando; 
Mas él con ánimo fuerte 

Y corazon levantado, 
Delermina úo. morir 

que su pueblo aea saivo; 

Y asi con Úrme braveza 
Armado subió á cabalio 

Y sale i do estaba el Rev, 

Y ante él puesto , asi ba uabtado : 
— ¿Qué razoD bay que ta Alteza 
Con ánimo tao airado 

Asi quiera destruiroos , 

Y eo ello ponga el cuidado » 
Siendo razon mas urgenie 
Que mires por tus vasallos, 
Que no bacerles tal guerra , 
En la cual no acobardados 
Hallarás los corazones , 

8ue nada les pone espanto, 
I les forzará á que hagan 
Por fíierza tu peal manuado, 
Pues pueden sufrír el cerco 

Y darte ffuerra diez años, 
Sin que les faHe comida , 
Ni cosa para este caso? 
Mas ona razon ios vence • 

Y esta es quien me ba forzado 
Que venga á pedir que quieras 
Que esto acabe,el cerco alzando, 
Pues la fe que en ti tenemos 

Nos da esfuerzo en el quebranto, 

8ue aceptarás nuestro ruego 
ual te ba sído suplicado. 
A esto vengo coiuo tio 
Del Infante, y su vasallo, 
Por el cual te doy la fe, 
Como noble bijo-dalgo , 
Que en todo cuanto maiidures 
Seguirá tu real mandado; 

Y acal>e ya esta contienda . 
De cristianos'á crístianos, 

Y vamos conlra los morqa 

gue nos bacen tanto da&bi 
otrándose por Caslilla , 
Tu poder menospreciando ; 
Que cn lo que toca á oosotros» 



Digitized by 



Google 



HOMANCES CONCERNIENTES A HISTORIA* DB PUEBLOS DIVERSOS. 



Por \ñ fe qae ya le he dado 
Joro en nombre del iDfanle 
Como deudo mas cercano , 
Qae él y todos le obedezcau 
Como leales vasaltos.-^ 
Esto oido por el Rey, 
Laego el cerco levaotando , 
Egas Nuñez dió la vuelu , 
'Erijbre , y sa pueblo salvo. 
Fuése el Rey, ordenó Cories, 
Todo aqueslo ya pasado, 
Cilan al lufante á ellas 
Poredictoseñalado, 
Responde que él no ba de ír 
A ellas, sleodo forzado. 
Qyeodo Egas NuBez esto, 

Y babiéndole al Key jarado 
Qpe el Infante cumpliria 
Lo que dél faese mandado , 
yisto qae él engañó al Rey, 

Y que él era el obligado 
A camplir el Juramento 
Qoe bizo como hidalgo, 
Con sa roujer y sus h|jos, 
Dispuesto i aparejado 

A lo que oiél sucediese, 
Para el Rey siguió su paso 
Vesüdodeperegrioo, 

Y de aqael modo llegado 
A la preseucla del Rey, 

Lc djce aote él bamillado : 
-"Gran señor, yo me presenlo 
AoteU,et]Uconflado, 
Qae mirarás con clemencia 
La culpa en que soy culpado. 
Yo soy aquel cabaliero 
Cüo quieu hablaste en tu camno. 
Coand o sobre Guimaraes 
Lo teoias asentado. 
Flngiéndome que era lio 
Dellnfante,faéledado 
Scgurodemipalabra, 
Qaeveiidriaátttllamado, 
Bsto sin mas facultad 
De la que yo habc tomado, 
Paes no es mi deado el Infantc . 
Cual de mi te fué aflrmado ; 
Mas es ml rey y señor, 
Yyo,como8a vasallo, 
yiendo el peligro y apríeto 
Ed que lo tenias cercado, 
Qaise por aquesta vla 
Ser remedio de sa dañp : 
Yasípaesyomeoblígúé, 

Y por mí farste engañado, 
Yo, mis hijos y mujer 
Pagaemos este pecado.— 
Esio dlciendo Egas Nuñe» 
Cruzó en el pecho los brazos, 

Y biocado de rodillas 
Como estaba se ba qoedado. 
El Rey de oir la exirañeza, 
AoDqae de ira incitado , 

Se admiró, v mirando á Egas 
Le dijo, asiéndoie el brazo : 
— Levanta, que to lealtad 
Te bace libre . y tu engafio 
Alibo, pues me engañaste 
Por hacer á to rey.salvo , 

Y osi llevaris el premio 
Digoo de uo becbo Un alto. 
Maudóle dar machos dones , 
Adervios y caballos , 

Ptrá volvérse k su üerra , 
Do vdelto, fué muy loado 
Detodos.ydellnfante 
GQDloriDe al bccbo esümado. 



217 

ROMANCES DE DON PEDRO I DE PORTÜGAL. 

1236. 

OOH FEDRO 1 OB PORtüCAL V DOfÍA llfES OE CASTHO.— I. 

{De Gabriel Lobo Laso de la \ega,) 

El valerosoDonPedro, 
Gran principe lusitaoo, 
Hijodelrey DouAlonso, 
Sacesor en sus estados , 
De una doncella en Galicia , 
Dicha Dofia Ines de Gastro 
Y Valíadares, fíié preso 
De su hermosura íorzado, 
Coya recta descendencia 
Fué del troDco claro y alto 
De los antiguos de Lémos, 
Que resplaodeceD hoy tanto , 
Hija bastarda qae fue 
De Pedro Hernandez de Castro, 
üo valiente caballero, 
Del Príncipe primo hermaoo. 
Digo poes qae como fuese • 

Este Prlncipe casado , 
Dió graodes muesiras de estar 
Desta Doña bies prendado, 
A qaieo con sola la vista 
Iba su mal declaraodo , 
No gozaado aao todas veces 

8D esio , qae ü oadíe es uegado . 
ae de amor coalqoier afecto 
íf Dde á un iotento casto. 
Hizo muchas diligencias 
DebabIarIa,ytoda8eDvaD0, 
Qoe la bella Doña Ines 
Da A su preteosioD de maoo, 
YieDdo que el líiejor suceso 
Tleoe de ser en su daño. * * 

Mas como es vispera el bieo 
Del acaecimieoto malo , 
Socedió pues que morió 
La Príncesa en este estado. 
HallóseDonPedrolibre, 

Y 4 su mal medio buscando 
Se casó coo Dofia Ines 

En Berganza coo recato ; 
Eolacual tuvotreshljos, 
De qae fué el Rey avisado, 
A quien pesó por eztremo ; 

Y de tres malos vasallos 
Faé indocido con instancia 
A hacer un hecbo villano , 
Qoe prosiguiendo adelante 
Se diri el suceso infaasto. 

(LoBo Laso db laVega, Romancerú y trage- 
iiM, etc.) ' 



{CtEVA, Cor^Feko,) 



mi. 

OOIf FEDBO I DE PORTOOAL T D05ÍA WES DE CASTEO,— II. 

{De Gabriel Lobo Laso áe la Vega.) 

Cooteoto coD Doña Ines 
Esii DoD Pedro en Goímbra : 
No en taoto el foiaro cetro . 
Como el poseerla estima , 

Y le paga Doña loes 

Coo esu volooud misma ; 

Y como eo el bueo estado 

La coostancia est¿ abscoodida , 
Ofreciósele á Don Pedro 
Una aaseocia hacer precisa, 
Cosa oue el que bien amare 
Sabíri bien cuánto lastíma. 
Sabieodo el rey Don AIodso 
De 80 hijo la partida , 
GoD los trea crueles vasallo» 



Digitized by 



Google 



Si8 



AOmNGBIta OBNBRAt. 



Qae al mal , msl le persaadian , 
IH> esik Dofia Ibiss de Gaslro 
Con gran secreio caroiDa , 
Gonfuso, atemortzado. 
Porqae los ires le deciaa 

8ue seria el casamieuto 
el reino lolal ruioa , 
Y qne el morir Dofta Ines 
Era lo que coiivenia. 
Hi/.osele duro al Hev 
Su iuoceiite culpa vuia, 
De que los tres iudi^uados, 
• Como suprema juslícia 

gue eran del reino , tomaron 
ubre si aquesia malicia. 
Finalnienle , Dofia Ines 
Rindló á sus dagas ia vida; 
Cuya lastimosa rouerle 
Por el Principe sabida , 
llueve guerra contra ei Pjxlre , 
El cual rourió en pocps dias 
De pesadombre , y los tres 
Se uuyeron para Oastilla. 
Goronóse el Portugues, 
• Segun su Tuero , en Cotmbra , 
Coronando juotamente 
Por reina y niujer legiiima 
Los huesos de Doña lues, 
Que desenterrar bacia , 
Fuiipslas l>odas y exeqntas 
Celebrando un misnio dia ; 
Y de Ins tres , dos cngiendo , 
Hho d'ellos cruel jusiici». 

(LoDo Lam db la Vbca, Komaiteero 9 trage- 
dittt, eto.) 



1238. 

IXni PBORO DB POBTCGAL Y D05ÍA 15ES DS CASTR0.— IIi. 

(Attónimo.) 

Don Pedro , á qníen los crueles 
Llaman sín raxon Cruel , 
Desde Coimbraá Alcobaza 
Cien mil liacbas liízo arder. 
Todas arden , mas que todas 
Arde el corazon dei Hey, 
Lo que va de amor á luces 

Y de cera ai querer bfen. 
Sentóse k sü lado » y luego 
Los Üdalgos y la plee 

Y el reluo besó en conízas 
La mano que nieve fué. 
Para obrar tan gran lineza 
No le falló á Amor ser rey, 
Sin juntarse con las armas 
l>el monarca portugties. 

£1 sol desconoce el dia 
Cuando por tierra la ve 
En la nocbe de sus luces, 
Todo el flrmamento en pié. 
La muerte , qae solo es féiis , 
Estas bodas suno bacer, 
Donde en la vida y la muerte 
Reinan marido y mujer. 
Los clariues y clamores 
Dao pésame y parabien, 
Al vivo • de sa flrmeza , 

Y al cadáver, de sa fe. 
Lo que sobró dei sepatcro 
Cubre funesto dosel ; 
Tálamo y lümalo cubren 
A Don Pedro y Doña Ines. 

{Rmancei varioi ie dlfereutet autoreí.) 



ROHAMCE Dlí DOf^A ISABEL. 
1239. 

DB CÓXO DOñk ISABEL < QOISO Elf VAKO SBB REINA 
DE CASTILLA. 

(Aaónimo.) 

Yo mVstando en Tordestllas 
Por mi piacer y bolgar, 
Vinome al pensamieiiio , 
Viiiome h lu voiutiiad 
De siT reina de CasliIIa, 
Iiifanta de Puriugal. 
Mandé liacer uuas andas 
De plala , que non de al, 
Cubiei-tas con te rciopelo 
Forradas en tafetaii. 
Pasé las aguas del Duero, 
* Pasélas yo por nil mal , 
En los brazos á Don Pedro, 

Y por la mano á Don Juun. 
Fuérame nara Coimbra , 

• Coimbra ue l^>ringal : 
Coimbra desque lo supo 
Las puertas oiandó cerrar. 
Yo triste , que aqueslo vl , 
Descibiera gran pesar : 
Fuéraine á un monesterio 
Qu*estaba en ei arrabal. 
Casa es de rellgton 

Y de graiide santidad ; 

Las moiijas esiáii comícudo , 
Ya que querlan acaltar. 
Luego yo cuamlo lo supe y 
Envié con roi maiidar 
A decir á ta Abadisa 
Que no se tarde en bajar, 
Que espera Doi'ia Isabel 
Para con ella fiabíar. 
La Abadesa , que lo sut>o , 
Muy poco tardó én bajar : 
Tomirame de la mauo, 
A lo alto me fué á llevar. 
Hizome potier la niesa 
Para baber de yantar. 
Despues quo bube yanlado 
Comenzóme i preguntar 
Cómo vine á ia su casa , 
C^mo no entré en la cludad. 
Yo te respondi :— Señora, 
Eso es largo de contar : 
Olro dia bablarémos , 
Cuando tengamos lugar. — 

{Cancionero de romoMcei, fol. i'ñ r.) 

* Si se Ilamtise DoSa Leonor j no Isabet, v si cn ves dc aco- 
Rersecomo aqui se supone é on monasteido de Coimbra , faese 
a uno de Tordesillas, la heroína de 'esfe romance podiera 
creerseque fué Doúa LeonorTcllez, esposa del rey Don Fer- 
nando dc Portugal, j sseffrj de Don Juan I de GastiNa, qnien 
se ras(^ con Doña Beatriz^nija de aqueUa. Enefecto, Doñ.i Leo- 
nor Tellez es nna de las mujeres mas notables npr su ambicion 
y sns intrigas. Bnamorado de ella el rey Don rernando, se la 
robó i su esposo Juan de Acufia , y se casó con ella d<;iando 
en sus manos todo el goftierno del relno, ea el cua4 se hizo 
odiosa engrandeciendo ú su familla , y^ei'sigiiieikdo i sus émn- 
los. No perdonó A ningaoo que la liiciesff sombra, pcies hasta 
stt misma hermana Doña Bfaria , que pur babersexasado con 
el Infanle Don Juan, híio dcl revDon Pedro y de Incs deCaslro, 
podia ocopar con él eitrono, fué vlctima de ana intnga siiya, 
y muerla a manos de Don Juan, so esposo, i quien Lconor ius- 

Siró falsos ¿ injustos cclos. Regentc del relno pof la muerte 
eFemando, sc entregó i sus amorescon el hidalgncastnllano 
Don Joan de Andeiro, i quien elevó á la cnmkre det favor. bsto 
irritó los ánimos hasta cl panto que el iofante Don Jaan , bas- 
tardo de Don Pedro , maeslre de Avis, y dcspues tey de Por- 
tugal , atropellando la regia estancia, dió de puQaladas al fa- 
vorito entrc los brazos de DoQa Lconor qoe le defendia. No 
segura en Ltsboa , se reiird i Alanquer, dondetio la qnlsieron 
recthir, y desde alll i Santarera , adonde anslosa de venganza 
atrajo al rey de Castilla Don Jaan I ofreciéodole la corona ds 



Digitized by 



Google 



ROIIANCBS CONCERNIENTES Á HISTORtAS DE PUEBLOS DIVERSOS. 



210 



Poitoftl eomo esposo de Dofia Beatris sa blja 7 hereden del 
troBo. AiTepeDtid»despaes, viéndose poco atenoida , conspird 
coBtra sa yerao, qae temeroso de sas íntrigas la encerrd en an 
nonasterto de tordesliias , donde marió el aflo de 1405. 



ROMANGE DELDUQUE DC BRAGANZA, DON JUAN. 

1240. 

EL WJQVK DK BBAGAHXA, DO?l JOAIf, VATA MB I1IJC6T0S 
CELOS Á SD BSPOSA IKMYa «ABÍA TELLBZ. 

{Anónimo K) 

Lánes, se decia lúoes, 
Tres boras inies de( día , 
Cuando el daque de BraganzB 
Gon la Duquesa reftia, 
El Duqae con grande eaojo 
Esias palabi'as decia : 
— Traidora me soís , Daquesa, 
Traidora , falsa, malina , 
Porqae pienso que Iraicioa 
Me baceis y alevosia. 
— No te soy iraidora , Daque , 
Nl eo mí liu^je to babia.—- 
Ecbó la mano á la espada , 
Vieiido que asi respondia : 
La Uuquesa coo esfueno 
Con las maiios ia teiiia. 
— Dejes la espada, Üuquesa, 
Las manos le corlaria. 
— Por inas coriadas, el Duquc, 
A ml nada se daria , 
Si 00, vedlo por ta sangre 
Que mi camisa teñia. 



¡ oocorred, mis caballeros , 
Socorred por cortesla !— 
No bay uloguoo alti de aquelios 
A quien la favor pedia , 
Que eran todos portugaeses 

Y uinguno la eulendia , 
Sino era un pajeclco 
Que á la mesa la servia. 

— Dejes la Duquesa , el Doqoe » 

Sue nada le merecia.*- 
I Duqiie muy enojado 
Detras del p^ge corria, 

Y cortóle la cabeza , 
Aunque no lo merecia. 
Vuelve el Duqoe á la Daqoesi 
Antes que vioiese el dia. 

— Cn tus manos estoy, Ooquc, 
Hazdemlá tufantasia, 

Qne padre y herroanos tengo 
Que te lo demandarian , 

Y aunqne estos estén en Espafia , 
Allá muy bien se sabria. 

-^No me ameiiaceis, Daquesa, 
Coii ellos yo me avemia. 

— Gonfesar me dejes , Duque , 

Y mi alma ordenaria. 

— Conff sáos coii Dlos , Duqncsa , 
Con Dios y Sanla Maria. 
--Mlrad, Duque, esos bijicos 
Que entre vos y mi habla. 

— No I06 lloreis mas , Ouqnesa , 
Que TO me los criaría. ^ 
ReToivió el Doqoe so espada, 

A la Duouesa beria : ' 
Dióle sobre so e«beza, 

Y á sus plés mueria cala. 
Coando ya la vido maerla, 
Ylacabezavolvia, 

Vido eslar sos dos bijicoi 
Eo la cama do dormía • 
Qaereiaoyjogabao 
Con sus juecos á porfia. 
Cuando mI Xogar ki vido « 



Muy tristes llanios bseia : 

Cou iágrimas de sus oios 

Les hablaba y les decia : 

~ Hijos ¡ cuál quedals sin madroy 

A la cual yo muerio babia ! 

Matéla siii merecello , 

Con enojo que tenia. 

i Dónde irás* el trisle Daqoe? 

De ttt vlda ¿ qué seria ? 

iCómo ian graiide pecado 

Dlos ie lo perdonaria?-* 

{CmcUmero llamado flor ie enmoradot,') 

* Este romance, qae es verdaderamente histórico, y el del 
conde Alárcos, oon cuya catástrofe Uene macha semejanu , es 
nno de los maspatéticos é interesantes que paeden presentarse. 
La misma rndeia , incorreccion y falta ae artiflcio con qne está 
concebido y versiOcado ,' ie dan nn aire de verdaA v senciiiez 
qae penetran mny dentro del aima, j qne iievan al icctor al 
mismo sltto de la escena , dondecomo por encanto se ve poseido 
dei terror y la compasion mas complelamente irÍKÍcos. Mcrece 
paes que se dé uoa soclnta noUcia del becho bisU)rico qac sir- 
vid de asanto A esta preciosa composicion. 

Don Pedro I de Portucal tavo en su matrimonio coo Dofia 
Costanza nn hijo legiUmo llamado Don Femando, que Inego 
faé sa sacesor en el reinado. Despaes tavo entre otros, y de 
Dofta Ines de Castro, al inbnte Don Juan , qoe es el béroc de 
este romance. Siendo ya rev Don Fernando, seenamoró de Dofia 
Leonor Teiiez , casada con Don Loreozo de Acufla , y bajo pre- 
texto de ser nnlo dieho matrímouio, ie robó ia esposa , se casó 
con eila,y obligd ai marído á huiri GasUlla, en caya cartc como 
buríindose de sa afrenta ostentaba en sa locado dos coernos 
de oro. Don Fernando tavo de Dofla Leonor nna hija llamada 
Dofia Beatríz que debid beredarie, si no se opnsiese A ciloel 
odio de los portagneses A sa madre, y so obsUnaeion en con- 
siderar UeglUmo sn matriroonio coo cl Itey. Temiólo asi Dofia 
Leonor, y como en este caso el infante Don Juan era el mas 
inmediato á la corona , le orreció la mano de su bíja para for- 
talecer y rcanir los derechos de ambos. Pero como Don Jnan 
estabacasado con DoQa NaríaTellez, bermana deella, era 
preciso levanUr estc obstácalo. Bnvidiosa ademas de que sl 
Don Jaan llegase al trono , Dofia María eieado reina la sería 
snperíor, trazó nn enredo tai qae inspirando rabiosos ¿ iniustos 
ceíos i Don Jnan contra su esposa, y excitando sa ambicion 
con la orerta de la mano de Dofia Beatríz , qoe ie aseguraba el 
cetro, consigaió que matase á sa mnjer la inocente Dofia María. 
Pcro el clelo dlspnso casUgar al aseslno por donde habia pc- 
cado, puesto que fuglUvo por sn delito, vió casada ¿ Dufia 
Deatriz con el rey de Castilla Don Jnan 1 , qae temiendo qne 
empeciese los derechos qoe por socspnsa adqulria al trono de 
Portogal, le tovo largo tiempo preso. Cntre tinto los portagne- 
ses alzaron por sn rey al maestre de Avis Don Jaan , bijo tam- 
bien bastardo de Don Pedro y de Dofia Teresa Lorenzo , quc- 
dando asi rmstradas l»« •mbiciones y erimen<-s de Dofia Leo- 
nor y de sa cafiado, v aeabando aqaella sa vida encerrada en 
on monasterío por órden de sn yerno el rey de CasUlta, contra 
el cnal tamblea habla conspirado. 



ROMANCES DEL DUQUR DE GUiMAriANS. 



1241. 

DOÑ JOAN II DB POBTVGAL BACB DCCAPITAK AL mjQOB DK 
GDIUARANS , T lATA TOR SO HANO AL JÓVEN DOQOB OE 
TiSEO, SO FBIIO T CCÍ^ADO.— 1. 

{Anónimo.) 
Los grandes de Porioflal 
Se muesiran muy eoojauos : 
Con gran queja de su rey • 

Muv gran odlo le han iomado, 

Y el duque de Guimarans 

Es el ooe mas le ha mostrado« 
EI cuai con sus tres lierinauos 
Se sienie moy agraviado. 
Por muy áspero le acosaa 

Y de no blen enseSado, 
Porque muy mal los iraiaba 
No baciendo d*ello8 caso, 
Siendo de su mlsma sangre, 

Y sus deudos muy eercanos, 
Foera de lo que su padre 
Siempre los babia iraiado« 

Y de la bumana liaoeza 



Digitized by 



Google 



sso 



aOBÍAMCBRO GfiNBRAL. 



Coii que era coniuoi<;ado ; 
Agravaodo el oial preseoie , 
Mirando en el bieii pasado , 

Y con e&le desconlento 
Eslando may indjgnados , 
Publicabao que era el Rey 
Avariento en sutno grado, 
lojusto, iucapaz que el reiuo 
Fuese por él eobernado : 
Lo cual por elRey sabido, 
Mostrándose muy airado» 
Diceo que les levanló , 

que lué de ello informailo, 
Que el Duque y sus tres bermanos^ 
Que se habían conjurado 
De matar á su persona 

Y de tomarle su Estado - 

Y darlo i so primo el duque 
De Viseo, su cuñado, 

Y por esto los prendió 
Tomáodolos descuidados, 

Y procedió coutra ellos ; 

Y el proceso sentenciado^, 
Pué el duque de Goimaraus 
Eo püblico degollado : 
Esotros sus tres bermanos 
Fuéron todos desterrados, 

Y al doque de Viseo 
'Perdooó por ser mucbacbo. 

Y Do deude k mucho tiempo 
En qne aquesto liubo pasado , 
Publicó qoe aqueste duque , 
Sq primo , queria malarlo , 

Y con otros caballeros , 

gue estaba ya coniurado : 
nvió á llamar al Uuque, 
El cual vioo á su-maudado 
De un pequeño lugar suyo, 
Donde estaba aposeotado. 
En la c^mara del Rey 
Entró el Üuque descuidado. 
Viéndole et Rey ante si , 
Que le maten ba mandado ; 
Pero tenlendo respeto, 
Nadie quiso ejocut»1lo, 
Por ser su primo del Rey, 
Y^r tambien su cunado. 
El Rey, saeando un pniíat, 
Foé contra él mov airado , 
Diciéndole : — ¡Oh traidorí— 

Y el Duque muy fatigado, 
Viéndose llamar iraidor, 
Respondió mii? deoodado : 
— Vos sois traidor, y men(is 
En esó oue habeis bablado.— 
DQole el Rcy : — Tú pensabas 
Levaotarte con mi-EsiadQ 

Y matarme á mi primm ; 
Pues mal te se faa ordenado, 

Sue si mi brazo me ayuda , 
verás lo que has peosado.— 

Y abrazándose con éi , 
Dos nufialadas le ba dado, 

Y dejándolo alU mtaerto 
Cntró denlro en su palacio , 

Y preguiitóle á 1a Reina 
Con rostro disimulado'^ 

— A quíen qoisieSe matarme 

Y alzarseme eon mi Estado , 
'\ os parece que mcrece 



im. 



LA OUQOESA DE CUIMARAKS SE OCFJA AL REY P0« LA 
MOERTS QUE HIZO OAR Á SÜ ESPuSO.— II. 

{Anéñimo .) 
— Quéjome de vos, el Rev- 
Por baber crédito dado 
Del buen Ouque, mí marido, 
Lo que le foé levauiado. 
Maodástemelo prender 
No sieodo eo nada colpado. 
¡Mal lo hicistes, mi senor! 
iMal fuistes aconsejado! 
Que nunca os hizo alcTe 
Para ser tao maltratado; 
Antes os sirvió ¡ mezquina ! 
Poniendo por vos su Estado : 
Siempre vmo k vuestras cortes 
Por cuinplir voestro maodado. 
Nó lo hiciera asi , señor, 
Sí en algo os hubiera errado, 
Qoe gentes y armas teuia 
Para darse á buen recaudo ; 
Mas vino, como inocente 
Qoe estalni de aqoel pecado . 
Vos , 00 mirando josticia , 
Uabéismelo degollado. 
No Horo taiito su moerte, 
Como vello deshoiirado 
Coo un pregoü qoe decia 
Lo ijior él nunca pensado. 
flurió por colpaa ajenas 
injasiameate juzgado : 
El ganó por ello gloria , 
Yo para siempre coidado. 
Agora vivo eo prisionrs 
En qoe vos me habeis echado, 
Con uoa hija qüe tencro, 
Que otro bieo no me ha quedado ; 
Que tres hijos que teuia 
llabéismelos ppartado : 
EI ono es muerto en Castilla , 
El otro desheredado , 
El (itro tieiie sn ama , 
No esoero verie críado : 
Por el cual pueden decir, 
Inocéote , desdíchado. 

Y pido de vos enmienda , 
Rey, señor, primo y hermano, 
A la justicia de Dios 

De hecho tan mal mirado , 
Por verme á mi con veoganza . 

Y á él slo colpa, colpado.— 

{Siguense cmtro rtíma^ices. Ei prmeró es de lot 
eÍHco maravedises, Pliego snelto.— ii. Cancio 
nero de romancet.) 



npafodésupecado?- 
La Reina le respondió : 
— El qne tal caso ha pensado 
Muy croel muerte merece , 
Comotraidory malvado.— 
Dijo el Rey :— Tened paciencta , 
Qoe aai he hecho á vueslrokcrmano.-^ 

(FoEms, librut de ios euarenta canfps, 9te.) 



ROMANCBS DE DOÑA ISABEL DB LIAR. 
1243. 

ROMATICe OE 005ÍA ISABEL : CÓVO , PORQUR EL REY TKmA 
nuoS DE ELLA, U REINA LA MANUÓ MATAR.— L 

{Anónimo *.) 
Yo me estando en Giromena 
Por mi placer y holgare, 
Sobiérame á on mirador 
Por mas descaosó toma^e : 
Por los campos de Monvela 
Caballerps vi asomare : 
Ellos de'gcíerra no vieoen ,• 
Ni ménos vienen de paz , . 
Vienen en boenos caballos , 
Laozas y adargas traen : 
Desqoe yo los vi , mezquioa , 
Paréinelos ijnlrare. 
CoQociera al ooo d*ellot . 



Digitized by 



Google 



HOMANCES CONCERMENTES Á HISTORIAS DE PUEBIOS DIVERSOS. 



221 



• 
• 



En e1 coerpo y cabalgarc , 
Ooo Rodrigo de ChaveJla , 
Qtte Uaman del Marecbale , 
PriiDO bennano de la Reína : 
Mi enemigo era morlalt>. 
Desque yo , tríate , le vicra , 
Loego vimala señale. 
Tomé piis hijos coomigo 

Y subime al Lomeoajo ; 
Ya qoe yo iba á subír, 
Ellos en mi casa estatic : 
Doo Rodrigo es el primero , 

Y los otros tras él vaue. 

— Sálveos Dio8, Üoña lsal)el. 
— Caballeros, bien vengatic^. 
— ¿CoDOScédesnos , sefíora, 
Poes asi vaisá bablare? 
— ¡Ya os conosco, Don Rodrign! 
¡Ya 06 coDOKCo por mi male! 
¿A ao*era voestra venida? . 
¿Qoíén os ba enviado acac? 
--Perdonémedes , señora , 
Por lo qoe os qoiero bablarc. 
Sabed ooe la Heina mi prinia • 
Acá enviado me hae , 
Porqoe ella es moy mal casada, 

Y esta cojpa en vos estae , 
PorqoVI Hey tiene en vos bijos 

Y en ella nooca los hae , 
Siendo, eomo sois, so amiga, 

Y ella mujer nalurale : 
Mauda que muraís , sefiora, 
Paciencia qoeraís prestare.— 
Respondió Dofia Isabel 

Con moy gran honeslídade : 
— Siempre fnistes, Don Ródrtgo, 
Todo en mi contrariedade : 
Si vos aoeredes , sefior, 
Bien sabedes ia verdade, 
Qo*el Rey me pidló mi amor,. 
10 no se lo qoise dare , 
Teniendoen mas á mi honra , 
Qoe no sos reinos mandarc. 
Coaodo vió qoe no queria 
Mis padres foera ¿ mandare ; 
Ellos tampoco qoisieroo 
Por la 80 nonra goadare. 
Desqoe todoaquesto vido, 
Por raen.a me Toé á tomarc : 
Trúúome á esla fortaleza , 
Do estoy en este togare ; 
Tres afios he estado en ella 
Foera de mi volontade, 

Y sl el Rey tiene eo mi bijos , 
Plogo i Dios y á so bondade , 

Y si 00 los ba en la Reina , 
Es asi so volontade. 

iPor qoé me babeis de dar mocrtc, 
Poes no merezco mate? 
Meroed os pido, sefiores, 
No me la qoerais negare : 
Desterreisme d'estos reino!? , 
Qo'en ellos no estaré mase : 
Irme be yo para CasUlla , 
á Aragoo mas adelante , 

Y sl DO bastare agoesto, 

A Francia me iré a morarc. 
— Perdonédenos , sefiora , 
Qoe 00 86 poede bacer ma<ic. 
Aqoi estii el doqoe de Bavia 

Y el marqoes de Villareate , 

Y esiá el obispo de Oporto , 
Qoe 08 vieoe i coofesare. 
Cabe vos está el verdogo 
Qoe 08 babia de degoliarc , 

Y aoQ aqoeste pajecico 

La cabeza ba de llevaro.— 

RespoDdió Dofia Isabel, 

Con moy graode booesiidadc : 



— Bieo paresce qoe soy sola , 
. No tengo qoien me goardaic, 
Ni madre ni padre tengo, 
Poes 00 me aejan hablare ; 

Y el Rey no está en esia tierra , 

So'era ido allende el mare ; 
as de qo'él sea venido 
La mi muerte vengarai*. 

— Acabedes ya . señora , 
Acabedes de nanlare. 
Tomalda , scfior Obispo , 

Y metedla á confesare.— 
Miéntras en la coufesion , 
Todos tres hablando estanc 

Si era bien hecho ó mal heclio 

Esta dama degollare : 

Los dos dicen qne no mucra , 

8u'en ella culpa no hae. 
on Rodrigo , qu'es muy cnici , 
Dice goe la ha de matare. 
Sale ae la confesion 
Con sos tres hyos delantc , 
El ono dos afios tiene, 
El otro para ellos vae , 

Y el otro , qoe era de teta , 
Dándole sale i mamare , 
Toda cnbierta de negro : 
Lástima es de la mirare. 

— Adios , adios , hijos mki.« : 
Hoy 08 qoedaréis sio madrc : 
De alta sangre caballeros, 
Por eltos qoerais mirare , 
Qoe ai Gn son hijos de rey , 
Aonqoe son de ba{a madro.-- 
Tiéndenla en on reposlero 
Para babella degolíare : 

Asi morió esta sefiora , 
Sin merecer oingon mate. 

{CajicUm&o de rommiee¿.) 

* Mncha analogfa Ifene este romance con tas tradiciones de 
Doffa Ines de Gastro ; pero no sabemos si es ella de la que se 
Irau. ¿Qaién era esu Dofia Isabel de Liar? Quién ei Re; n«r 
tugues sn amante gue estaba ausente, sin duda en Amca» 
cuando se TeriQcd la trafl^edia de su querída? Quién la reiua 
mujer de aqnel, que, siendo estéril ▼ envidiosa de la recundldad 
de stt rtvaU la bace matar, siendo ella muerta por el Rey sn es- 
poso cuando tomó de sn Jomada, como'se ve en el siguiente 
romance? Quiénes eran el marqaes de VílUreal, el Don Ro- 
drlgo de Cbavela, et dnque de Bavia , ó quizá do Bavieri, j el 
obispo de Oporto. asesinos de Doña Isabel? Nu lo saberoos : 
nos és desconociao el fnndamento de la tradicion que ha dado 
motívo i un romance Un interesante j senciilamente narrado, 
que parece becbo A U vista $e\ trágico snceso. De todas ma- 
neras, ann(|oe no bemos podidobasU ataóra faallar la proce- 
dencia del romance, es probable qne sea la misma que la de 
Dofia Ines de Gastro, paes Meja de la Gerda, en su tragedla so- 
bre esU dama, trae un romance casl igaaial que anoumo^. 



1244: 

AL «ISMO ASmfTO.— lU 

(Attónimo*.) 

En Geota estaba el boen Rey, 
Ese rey de Portugal , 
Goando le dieron aviso 
De tristexa j de pesar, 
Diciéndole qoe habian moerto ' 
A Dofia Isabel Uar, 

Y qoe lo mandó la Reina 
Por 80 mala volontad. 
Don Rodrigo foé el cruel , 
El que llaman del Marchal. 

Y ese doqoe de Salinas, 

Y el marqoes de ViUareal , 
GoD el obispo de Oporto , 
Qoe la foera á confesar. 
Coando aqoesto supo el Aey, 
No bace sino llorar ; 
Joraba por so corona 



Digitized by 



Google 



»2 



ROMANCEItO GENERAL. 



8ae la habia de rengar. 
andó locar sus trompeias, 
El real mandara alzar ; 
Vistióse todo de luto, 
Luego se quiso embarcar 
Con solo diez caballeros 
Que uo le quieren dejar. 
No qoiso aguardar la flota , 
Por no se tauto tardar, 

Y dentro de siete dias 
ASevilUfuéálleffar, 

Y de aüi 4 pocos uias 
Es llegado a Portugal. 
Fuése derecfao i palado , 
Do solla reposar. 

La Reíoa cuando lo supo. 
Vinose á lo visitar ; 
Has eI«Rey con mucba saSa 
D*esia suerte le fné á hablar : 
— Ilal vengades tos , la Reina , 
llalo sea vuesiro llegar.-* 
Bn diciendo estas razones , 
La mandó presto tomar, 

Y en el mismo renostero 
Do su amiga fué i finar, 
Mandó degollar la Reina , 
Don Rodrigo cuartear, 

Y á ese duque de Salinas , 

Y al marques de Villareal , 

Y al buen obispo de Oporto 
Le mandó descabezar. 
Ilizo sacar ¿ su amiga 
Para con ella casar. 

Y por heredar sos bqot, 

A Don Pedro j i Don Joan , 

Y despues con macba bonra 
La mandó luego enterrar : 
D*esle modo vengó el Rey 

A Doña isabel Liar. 

(TuioifEDA, Rosa Etpañúla. — It. Wol, ñMa de 
rmances.) 

* Véate la nota del romance ndm. 1t43 ; pero obsérvese 

Iae el qae anotamos aquf » tieoe mas semejania con la hlstoria 
e Dofia Ines dc Castro qoe no ei antertor. " 



ROMANCES DEL REY DON SGBASmN. 



EL IBY DON SEBASTUlf.— I, 

{Anónimo,) 
Uiia bella lusltana , 
Dama itustre y de valia , 
Hacieudo sus ojos fuentes , 
Con llanto extiende la vista 
A la poderosa armada , 

SaedeLisboasaKa, 
a vaelta el mar de Levantc , 
Por Sebastlaoo regída. 

Y coroo vido qoe ei norto 
Sopla furioso y apriaa, 
Dijo coB un lay! del alma, 
Triste, torbada, afligida : 
c Que no bay qolen baste 

Contra gallardo rey, mozo, arrogaotc.» 
Está mirando por tierra 
La mucba ffentelocida, 
Diferenciados en traje 

Y eo diferentes divisaa, 
Porque annque de Crislo llevan 
La cruz en medio tendida, 

Ei galan y euamorado 
Coiiforme á su intento piota ; 
Pero la afligida dama , 
Oue vido una ro]a insignla 
En una alu popa puHta , 



Desde un balcon qtie pirtia , 
Dijo : cNo hay quien baste 
•Contra un gallardo rey, etc. • 
Mira las lucidas armas 

§uellevala Gdalguia, 
de telas de oro y plati 
Costosas ropas vestidas ; 

Y las medallas compuestas % 
Dc muy rica pedreria , 
Cadenas de oro pendieiitefl, 

Tantas , que la vista admirao ; • 

Considerando de mucboB 
La dolorosa partlda , 

Y que va enire los qne parlén 
El nien de su alma y vida , 

DIJo :— c No hay quien baate , etc. » 
Tocan las trompas á leva , 

Y lus cajas resonantee 
Coii los pifaros parleros 
Dicen que todos ae embarq[nen. 
Los marineros dan voces 

Para que elferro se alce , 

Y los líjeros gmmetes 

Al vieato vetas esparceii, 
Cuando la dama bermoflt 
Procurando consolarse, 
Dice :— Plega Dios qoe vuelvis 
Victorioso y mny pujante , 
cY habrá quien baste 

•Conira un gallardo rey, moto, airrogante » 
{Ihmaneer» gekeraL) 



1246, 

EL RIT BOH SEIIASmil.— U. 
(All^lltlll9.) 

De la sangrienta batalla 

Sine tuvo el rey Sebaslíano 
00 los africanos moros, 
Rompido y desbaratado 
Se lia escapado un espafiol 
De los que Feltpe ba envlado 
Al socorro y obediencía 
Del bando del lusitano. 
Despedazadas las armas, 
Sin aliento y sin caballo , 
En roja sangre teñido, 
Por muchas partes Uagado , 
Arrimóse el espafiol 
A un árbol espeso y bajo, 
De donde vldo en su gente 
Aquel mortlfero estrago ; 

Y aunqoe lacio y macTlento , 
Dyo , que lo oyó un soidado : 
— No me pesa dc ml inoerte, 
Pues con una vida pago 

La denda qoe ¿ Dioa le debo 
El caiólicocristiano; 
Mas ¿por qué ba de norir 
Un rey mancebo-y lozano, 

Y con'él todos los siiyoft« 
Por ser mal aconsejado?*— 
Estas razones diciendo, 
Llegó el Rey alborotado* 

Y dijo :— A^ómo, espaftol, 
En tal priesa tanto eapacio? 
--Inclito Rey, le respoode, 
Oyeme bieu lo qae bablo « 

Y es qoe te guardes , sefior« 

Y rellres todo el campo, 

Y no des al enemlgo 
Tan abieru y larga mano , 

Y que los tuyos perezcan, 

Sin que se escape un cristiftfio : 
mra qoe una relirada, 
Cuanoo es con acaerdo sano, 
Vale mas que un ▼encimienio , 
Si el ul se alcanu con da&o. — 



Digitized by 



Google 



ROMANCES CONGERNIEffTES Á fllSTORIAS DS PUEBLOS DIVERSOS. 



m 



Sl Rej atonto lo h% oido . 
Ydyote: — Castellano, 
Toina para ti el coiisejo 
Que me das . no todo sano , 
llás con necbo de cobarde, 

goe no de diestro soldado.— 
lcaDiian,que8e ?ió 
Ser del Rey abaldooado, 
Cobró el alienlo perdido 
\ tomó presto uo caballo, 

Y con la espada desuuda 
Parte al sarraceno campQ^ 

Y dijole :— Excelso Rey, 
Porque entiendas que m¡ bfazo 
No te ba de echar en afrenta , 
Ten cuenU con lo qae hago.— 
Tres alcaides tiene miierios 
Ed una bora de espacio, 

Y mas de diez corredores 

De los que andan en e1 campo. 
El Rey, que atencioo le tuTO, 
Aunqne no esiaba parado, 
Dijo a los suyos :— Sin dada 
Ef espafiol es honrado ; 
Haced lo mlsmo vosotroa 
Los que vos predais de bidalgos, 

Y ninguno vueKaatras, 
Uiéniras no vuelve m¡ brazo.-* 
Pero la parca crnoi , 

Que liene el cncbillo alzado , 
A Sebastiano dió muprte , 

Y i su reioo eleruo Uaoio. 

1247. 

tX Key D0!f SBVAStlAtl.-^ m. 

{Anónimo.) 
Dfscurriendo en 1a batalla 
E1 rey Sebastiano bravo, 
BaAado en sangre enemiga 
Toda la espada y e\ brazo, 
Herida su real persona , 
Pero no de herir causado ; 
Qne en tao valeroso pecho 
No pudo caber cansancio, 
A todas paries acude, 
Do el peligro eslá mas claro , 
Poniendo en órden sa genlii 

Y temorenelcontrario, 
Entre los alarbes ¿eros» 
Haciendo en ellos estrago, 
Con la prisa y peso de armas 
Sale cansado eí cabalto. 

A remediar su peligro 
Venir vió on valiente hldalgo ; 
Las armas trala sangrientas , 
Por Diuclias partes pasado, 
En un caballo lijero 
Contra moros peleando» 

Y sacando de oaqueza 
La ?oz, dice suspirando : 
— D'este caballo tesirve*, 
InditoreySebasÜaoo, 

Y salvaris eu salvarle 

Lo que queda de tu campn : 
■ira el desirozo saogrieoiu , 
DetopueblolusiUoo, 
Cuya lasUmosa saogre 
Hacelastimosolago; 
Ko órden tn fnranteria , 
Rompidoslosdeácaballo, 
Sefial de iriste suceso 
Favorable en el contrario. 
Que te apartes d*esa furia 
Tc soplican tus vasallos 
Lleoos de saninre los pccbos , 
^nettas las vi&s al caao : 



Pon los ojoseu tu fe, 

Y recibe mi caballo; 
PreQérase el bicn comun 
A la vida de un hidalgo : 
No abaldones mi deseo, 
Huye las manos del daño. -^ 
De cuyos ruegos niovido , 
Respoodió ei Rey acetando : 
— A tal esirecho he venido, 
Que lengo de ser forzado 

A recebir con tu muertc 
La vida que ya desamo ; 
Pero poca es la venlaja 
Que me llevarás, Imlaigo, 
Que aqui do (|aiere rortuna , 
No esla inal morir leroprano.-* 
Deciende, le dice el Rey; 
Pero no puede el vasallo , 

gue mil nonrosas faeridas 
e traian en tul estado : 
Avúdale á decender 
El Rey con sus propios brazos « 
Ecbándoselos af caello , 

Y subiendo en el caballo. 
— Adios, dice , caballero , 

gue á bttscar venganza parto 
n los fieros enemigos 

Y i morir con mis vasallos. 

(Bomancero generai, foL 73 v.) 

* La acelan d« este soldado espafiol con el rey Don Sebas* 
tfan es nna copla de lo qoe Moncada ejecntó con Don Joan I 
de Castilla, en la batalla de Aljubarrota , como se cuenta co 
el romance niim. 9S1 , que dice : Si el caballo vot kan mutrío» 



ROMANCES DE LA HISTORI A DE ITALIA 
1248. 

ROHANCe OE U PAPISA iUANA. 

(Anónuno *.) 
Juana habia |>or oombre 
Uoa varonil mujer, 
La cual en hábiios de bombro 
Se puso por mas valor, 
Llamándose Juan : en letras 
Fué infinito traccnder; 
Porqu*en la ciudad de Alénas 
Esiudió coo sn saber. 
Aprendió y supo tamo, 
Qae vino en Roma k tener 
Látedra , donde enseñaba 
Muy coutenta á su placcr, 

Y en las púbiicas disputas 
A todos iba á vencer. 
Pué de tanta esUmadoo, 
Que fu¿ tenida á su ser 
Por el mas sal)io varon 

ue Roma podo tener. 

uiso su suerte 6 desdicba 
ja*ei Papa fué i fenecer, 
El cual papa era Leoo , 
Coarlo se decia i mi ver. 
Paes vacando asi esta silla 
De tan alio merecer, 
Foé eleglda del concilio 
Por papa aqaesta niiijer. 

Y estaodo paesta eo tal trono, 
Sin castidad mantener, 
Con an esclavo s*echaha 
Secreta , á mas no poder, 
Del cual se hizo preñada 
Sio nadie lo conocer. 

Y como Dios oo quialesc 

$a'esta fuese i florece^ 
qa*en dos afios y dias 
Perdiese el santo poder. 



Digitized by 



Google 



234 



nOMANCBAO 6BNBRAL. 



Acaeció esto : qae nn día 
Ella vendo sin leroer 
Gon ía ffran solemnidad 
Que al Papa snelen hacer, 
A visitar á San Jnan 
De Letran, fué á acontecer 
Que los dolores del parto 
Le vinieron sin querer, 

Y en medio de aquel camíno 
Parió y mnrió de se ver 
Tan pubHca j deshonrada 
Sin mas podello esconder, 

Y fué enterrada sin honra , 
Pnes que tal fué á acontecer. 
Desde entónces acá usan , 

Si algun papa ban dé poner : 
Hay en eí sacró Palacio 
Una siila de valer 
Abiei ta por bajo toda 
Para que se poeda ver 
Cubiertamente, si es hombro 
Bl Papa qu*eligen ser. 

(LixiREs, CúndMero Uamaio Fhr de-eHmora- 
dot.) 

* Este romanee toma sa asuDto de nna tradleion falsa ó in- 
verosimil , invenuda qnizá por \oS protestantes luteranoa para 
ridicalizar la siprema dignidad del catolicismo. 



ROMaNCES DE LA B61NA DE NÁPOLES. 
1249. 

U BEIRA DB nApOLES. — I. 

{Anónimó.) 

Emperatrices y reinas 
Caantas en el mundo hBbía « 
Las que buscais la tristeta 
Yhnisdel'alegría, 
La triste relna de Nipoles 
Busca vuestra compañla. 
Va llorando y gritos dando 
Do su mal contar podia. 
— iQuién amase la tristeza 
Yolvidasela alegria, 
Porque lloren los mis ojos 
Cuanto lloro yo tenia I 
Vinome lloro tras Uoro, 
Sin haber consuelo un dia : 
Yo lloré al Rey mi marido 

§ue d*este mundo partia ; 
olloréalrey Alfonso, 
Porque su reino perdia ; 
Lloré al rey Don Fernanüo , 
La cosa que mas qneria ; 
Yo lloré una su bermana, 
Qa*era la reiná de HoDgria; 
Lloré al príncipe Don Juan, 
Qu*era la flor de Castilla ; 
Lloré al príndpe mi hijo , 
Porquefrailesemetia; 
Llóranme dtfqaes y coudes , 

Y otras gentes de valia ; 
Llóraume las ciea doncellas 
Qa*en mi palacio tenia. 
Estando en estos mis lloros, 
Vínome mensajeria 

D>se rey de los francescs 

Que mi reino me pedia , ^' 

Porque dice qu*era snyo 

Y que i él perteuecia ; 

Y qne si oo se lo daba 

8u*él me lo tomaria. ^ 

n consueló mo quedaba 
Aseniado en rica siila : 
Eslos eran dos bermanos 



Rey ▼ Reioa de CasUlla. 
Envieles por socorro : 
Que de grado les placia. 
Sublérame i una torre, 
La maaalta que tenia, 
Por ver si veuian velas 
De los reiQOS de CastiIIa. 
Vi venir unas galeras 
Qae venian de Andalucía. 
uentro vlene an caballero , 
Grau capitan se decla : * 
Bien vengais, el cabatlero, 
Buena sea^nestra venida. 

(Caneionero 4e romeneee.) 



2S 



1280. 

LA RCmA DB nAlOLCS.— It. 

(Anónimo.) 
Emperatrices y relnas 
Lasquehaisdelalegria, 
La tnsle reiua de Nápoles 
Busca vuestra compafiia. 
Va dicieodo y gritosdando : 
— De mi mal contar podria 
Qulen amasela tristeza 
Yolvidaselaaiegría, 
Porque viesen los mls ojos 
El daño que les venia 
En perder an Ul marido 
Qoe Jamas no cobraría. 
Lloren damas y donceUas 
La Reina qa*en tal se vía : 

Suien pensó lener consuclo 
al tras mal le combaUa. 
tJn año habia y mas 
Qu*este mal á mi seguia. 
Vinome lloro tras Uoro 
Sfin haber descanso un dia. 
Yo lloré al rey Don Alfonso ,* 
Pur la moerte que moría ; 
Yo tambien lloro ¿ sn hermano, 
'^ue un otro hijo no habia ; 
-iloré al príncipe Don Juan , 
Cuando traile se meUa. 
Estando en estas congojas 
Ue vino meosajeria 
Qo'ese rey de los franceses 
El mi reino me pedia , 
Porqae dice que fué suyo 

Y que á élpertenescia. 
Un coosaefome quedaba 
Paramtpostrimería» 

Y este fttélos dos hermanos 
Rey y Reina de CasUlla. 
Demandéles yosocorro, 
Qne de grado les placia. 
Subiérame á una torre, 
Lamasaltaqnetenla, 
Para ver si vfenen velas 
D'este reino qae decia. 

Vi venir unas galeas 

Y anas naos vucaínas ; 
llas el Uempo fuera tal 
Qne mi dicba lo desvía , 
Que las galeas y naves ,' 
Vueltas son para CasUlla. 
Ya despues cl*esto pasado, 
Estas y otras mas venian , 

Y en ellas un caballero 
De la noble Andalucia. 
Este es Gonzalo Ilernandcx , 
Con muv grau caballeria. 
Plegue a Dios de le guardar 
De muy mala compania. 

Y á la reioa qu*es de Nápolcs 
Su muy alta señoría » 



Digitized by 



Google 



ROaiANCES CONCERNIENTES A HISTORIAS DE PUEBLOS DIVERSOS. 



^ 



Dejarla ▼ivir alegre 
£a los dias de sa vlda. 

iAmd eontííiuau Ua eoplos 4e Madaienlea, etc. 
Caaderno saelto.) 



ROMANCES DEL DUQUB DE GANDf A. 
1251. 

JOAN BORJA, PaiMER DÜQOB DE GAMDÍ A , BIJO DEL PAPA ALE- 
JAÜDKO VI T DB 80 C024COB1NA VANOSIA , «OERE ASESl- 
IfADO POR 80 BERÍIANO CÉSAR, E?( EL AÑO DE 1493. 

{AttónimoK) 

A veíDte y siete de jaiio, 
üo lünes, en faerte dia , 
Allá en Roma la saoia 
Graode llanto se hacia 
Por la muerie del bnen daque 

8oe se llama de Gandia. 
loran daqaes , Iloran condes , 
Lloraba la clerecia 
Por tres dias con sas noches 

Sa*el Daqae no parecia. 
andao pregonar por Roma, 

Y el pregoo asi decia : 

— Qae cualqaier qae al Doqae batlaso 

Hil dacados llevaria.— 

Visto por los espaQoies 

Qae tal pregon se hacía, 

Ooscaban de casa en casa 

Al Rran daqae de Gaudia. 

Al Papa vino an barqaero 

Qae en Tlber pescar solia ; 

Las rodíllas por el saeio, 

D*esle modo oroponia : 

^igame to Santidad , 

Gran señor, si te piaciá. 

— Dí, barqaero, to embajada, 

Qae oida bien te sería : 

¿Traes noevas por ventura 

D*ese doque de Gandia ? 

— Yo 00 Iraigo nueva clerta 

Aonqae traerla queria ; 

Y es que eslaodo aqui esta nochf , 
Casi la ona seria , 

Vi tres hombres abmados 
Qoe lidiaban á porna 
Todos tres en ona puente, 

Y despoes vi qoe caia 
Uoo <f ellos en el agoa :. 
Eslo es lo qoe yo sabia.— 
En oir aqoesto el Papa 
Uoj torbado se sentia : 
liaodó Joolar los barqueros 

Y i todos les prometia 

goe á coalqaier qoe lo hallaso 
randes dones le daria. 
Toman barcos y bateles , 
Caantos eo el rio babia : 
Rio arriba . rio abajo, 
Báscale qoien mas podia. 
Mas aquel mismo barqoero 
Qoe la relacioo hacia , 
£cb6 los garfios al agíia ; 
CoD ellos al Doqoe asia. 
Oesqoe le hobo sacado 
Moy grao roancilla ponia. 
Siete panaladas tiene 
Todas de morlal herida , 
Por el coello degollado 
Aooqoe no lo merecia. 
Una piedra á la garganla 
CoD i|ae el coerpo ie sumia. 
Uo alcarcbofado sayo 
8a liodo coerpo vestia; 
Unjobon de raso oegro, 

T. XVI. 



800 se vistlera aqoel dia ; 
na gran cadena at cuello, 

Que mil dttcados vatia ; 

Olros tantos en la bolsa , 

Y otras Joyas de valia. 

Entónces ae verlo asi 

Toda la gente decia : 

— Aqoel que al Duqoe mató 

Por dineros no le babia , 

Sino por el malogrado 

Del buen duque de Ganüin.^ 

Visto por el Padre Santo 

A Dl