(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Teatro de la legislacion universal de España é Indias"

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non-commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 



at |http : //books . google . com/ 




Acerca de este libro 

Esta es una copia digital de un libro que, durante generaciones, se ha conservado en las estanterías de una biblioteca, hasta que Google ha decidido 
escanearlo como parte de un proyecto que pretende que sea posible descubrir en línea libros de todo el mundo. 

Ha sobrevivido tantos años como para que los derechos de autor hayan expirado y el libro pase a ser de dominio público. El que un libro sea de 
dominio público significa que nunca ha estado protegido por derechos de autor, o bien que el período legal de estos derechos ya ha expirado. Es 
posible que una misma obra sea de dominio público en unos países y, sin embargo, no lo sea en otros. Los libros de dominio público son nuestras 
puertas hacia el pasado, suponen un patrimonio histórico, cultural y de conocimientos que, a menudo, resulta difícil de descubrir. 

Todas las anotaciones, marcas y otras señales en los márgenes que estén presentes en el volumen original aparecerán también en este archivo como 
testimonio del largo viaje que el libro ha recorrido desde el editor hasta la biblioteca y, finalmente, hasta usted. 

Normas de uso 

Google se enorgullece de poder colaborar con distintas bibliotecas para digitalizar los materiales de dominio público a fin de hacerlos accesibles 
a todo el mundo. Los libros de dominio público son patrimonio de todos, nosotros somos sus humildes guardianes. No obstante, se trata de un 
trabajo caro. Por este motivo, y para poder ofrecer este recurso, hemos tomado medidas para evitar que se produzca un abuso por parte de terceros 
con fines comerciales, y hemos incluido restricciones técnicas sobre las solicitudes automatizadas. 

Asimismo, le pedimos que: 

+ Haga un uso exclusivamente no comercial de estos archivos Hemos diseñado la Búsqueda de libros de Google para el uso de particulares; 
como tal, le pedimos que utilice estos archivos con fines personales, y no comerciales. 

+ No envíe solicitudes automatizadas Por favor, no envíe solicitudes automatizadas de ningún tipo al sistema de Google. Si está llevando a 
cabo una investigación sobre traducción automática, reconocimiento óptico de caracteres u otros campos para los que resulte útil disfrutar 
de acceso a una gran cantidad de texto, por favor, envíenos un mensaje. Fomentamos el uso de materiales de dominio público con estos 
propósitos y seguro que podremos ayudarle. 

+ Conserve la atribución La filigrana de Google que verá en todos los archivos es fundamental para informar a los usuarios sobre este proyecto 
y ayudarles a encontrar materiales adicionales en la Búsqueda de libros de Google. Por favor, no la elimine. 

+ Manténgase siempre dentro de la legalidad Sea cual sea el uso que haga de estos materiales, recuerde que es responsable de asegurarse de 
que todo lo que hace es legal. No dé por sentado que, por el hecho de que una obra se considere de dominio público para los usuarios de 
los Estados Unidos, lo será también para los usuarios de otros países. La legislación sobre derechos de autor varía de un país a otro, y no 
podemos facilitar información sobre si está permitido un uso específico de algún libro. Por favor, no suponga que la aparición de un libro en 
nuestro programa significa que se puede utilizar de igual manera en todo el mundo. La responsabilidad ante la infracción de los derechos de 
autor puede ser muy grave. 

Acerca de la Búsqueda de libros de Google 

El objetivo de Google consiste en organizar información procedente de todo el mundo y hacerla accesible y útil de forma universal. El programa de 
Búsqueda de libros de Google ayuda a los lectores a descubrir los libros de todo el mundo a la vez que ayuda a autores y editores a llegar a nuevas 



audiencias. Podrá realizar búsquedas en el texto completo de este libro en la web, en la página lhttp : / /books . google . com 






/ 

í 






TEATRO 

DE LA LEGISLAaON UNIVERSAL 

Z>£ ESPAÑA E INDIAS. 



• v/r ". -^ r •-• » 



V, . .( i 









* í 



/ 'I 



TEATRO 

DE LA LEGISLAaON UNIVERSAL 
DE ESPAÑA É INDIAS, 

POR ORDEN CRONOLÓGICO DE SUS CUERPOS, 

Y DECISIONES NO RECOPILADAS; 
T ALFABÉTICO DB SUS TÍTULOS T PRINCIPALES MATERIAS. 

SU AUTOR 
DOJSr ANTONIO XAVIMRPJSREZ Y LÓPEZ. 

TOMO IV. 



Janua difficiiis filo est inventa reéecto, 
O vid. Meca mor. iib. 8. 



MADRID : MDCCXCII. 

BN LA OFICINA DE D. GERÓNIMO ORTEGA T HEREDEROS 

DE IBARRA. 

Se hallará en la Librería de Martínez^ 
calle de las Carretas. 



t 







<^T n.,^''. 



: ' I 



CX)NTIlSUAaON DE LA LISTA 

1>E LOS SEÑORES SÚBSCRIFTORE& 

. j » ' 

dr. D. Santiago Ruíz Alvarez , por 3 
exemplares. 

Sr. D. Juan Carsu , del Comercio de li- 
bros en Valencia , por < 4 exemplares. 

Sr. D. Josef Gisbert y Domenech , ve- 
dno de Alcoy. 

Sr. D. Lorenzo Gosalves , Abogado de 
Consentina. 

Sr. D. Pedro Thomas Alvarez j Alcalde 
Mayor de la Villa de Yepes. 

Sr. D. Josef Suarez Maymona , Presbi- 
tera 

Sr. D. Pedro Boada de las Costas , Abo- 
gado de los Reales Consejos. 

Sr. D. Pedro Pérez de Juana. 

Sr. D. Josef Antonio Zandua , Abogado 
de los Reales Consejos. 

Sr. D. Femando Qrtiz de la Tabla , Pres- 
bítero , Doctor en Sagrados Cánones, 
y Abogado de los Reales Consejos. 

Sr. 



Se . D.. Josef Escatóa , .Abogado de Ja 
Ciudad de Gerona. 

Sr. D. Francisco Miguel Anfon. 

Sr. D, Thoinas Rusell , Profesor de am- 
bos Derechos. » •. 

Sr. D. Josef Uox8& y Yerro , Caballerd 
del Orden de Calatrava, Gobernador 
y Superintendente get^ral de Almadén. 

Sr* D. Antonio Carabantes , Abogado de 

.. ,lc^ Reales Consejos , y Administrado^ 
de la Renta deí Tdbaco de Almadén. 

Sr. ;D. Josef María Cejudo , Catedrático 
de Prima de Derecho Patrio en la 
y^fty^sidad de Osma. 

Sr. D. BartoV>mé Manuel Caro , por 4 
exempkres. 

Sr. D. Manuel Losella , Catedrático per- 
petuo de X<eyeS eñ la Ciudad de Vaí- 
lencia, 

Sr. D. Manuel Triani 9 Canónigo de Cá- 

Sr. D. Esteban González !de linares. 

.Sr. D. Manuel de Espejó y Pinar , "Vi- 
sitador Eclesiástico de la Ciudad de 
Córdoba. 

Sr. 



Sr. D. Josef Meliton de' Navas , Atxiga^ 

• '. do en Illescas. ^ 

Sr. D. Pedro de Olive , Abogade de los 

Reales Consejos. 
Sr. D. Pedro de la Torre y Herrera, 

Dignidad dé Tesorero de k Magistral 

de Alcalá. 
Sr. D. Antonio Biesca , Presbítero , Ra- 
cionero de la Santa Iglesia de Jaca. 
Sr. D. Antonio AlguadL 
Sr. D. Mateo Antonio Pastor , Abogado 

de los Reales Consejos. 
Sr. D. Alfonso Sainz de Toleda 
Sr. D. Franciscx) Maqua. 
Sr. D. Juan Josef MoarMgada 
Sr. D. Apolibario Posadilla , Abogado 

de los Reales Consejos. 
Sr. D. Nicolás Escudero y Martines, 

Canónigo de la Ciudad de Alcalá. 
Sr. D. Salvador Casao , vecino de Alcalá. 
Sr. D. Nicolás Gamo. 
Sr. D. Manuel Silvestre Armero, Abo- 
gado de los Reales Consejos. 
Sr. D. Antonio de la Fuente, Librero 
en Palenda. 

Sr. 



$r. P. Felipe Lava. 

Sr. D. Felipe Tieso , dd Comssáo de U* 
bros. * . '! 

Sr. D. Thomas Merino Ortiz , Atx^ado 
de los Reales Consejos.- C . 

Sr. p. NicoUis Smz de Villegas , Abo- 
gado de los Reales Consejos. 



TEA- 



TEATRO , 

DE LA LEGISLACIÓN UNIVERSAL 
DE ESPAÑA É INDIAS. 



APOSENTADORES Y APOSENTOS 

DE C0IIT£. 

Leyes. 

Ordenamiento Real , Ub. t. tit. 21. De los 

uíposent adores 15 , 

.JCecop* 'lib. 3. tit. 15. De los Aposentadores 
y Aposentos de Corte ,/ de las Guar- 
das • • • •. iS 

Antos acordados ^ idem ^ 13 

§. I. 

,» xjL posentador se llama ( según una ley de l^^^finici'on, 
,, Partida ) el que da las posadas á la compaña 7 «>bligacio- 
„del Rey, E él ha de Uevar un pendón de su "^poJeiiu-' 
„ señal un dia ante , porque con él los ornes ¿orct. 
„ sepan aquel lugar do. el Rey ha de ir á po- 
9» sar. £ este y sin otras bondades que debe na- 
yy ber en sí , debe ser entendido y i de buen se- 
„ so , que sepa conoscer los ornes y é darles po- 
yy sada a cada xino de ellos y según qual fuere el 
•„ome , é el lugar que tuviere con el Rey, é 
„ debelas dar de- manera , que no reciban da- 
„ ño ni gran agraviamiento aquellos cuyas fue- 
„ren las posadas.. E á él pertenesce departir las 
>, contiendas que acaescen entre los omes enra- 
ya zoa de las posadas , porque él ha poder de 
„ /uzgar quál de aquellos , eiitre quien fuere la 
Tom.IV. A „coa- 



/ 



3 APOSENTADORES 

„ contienda , la debe haber. E seyendo el Apo- 
„ sentador i tal , é faciendo bien su oficio , de- 
,, bele el Rey amar-, é facerle bien é merced. E 
„ si errase en ello\ debe haber la pena , según 
„ el yerro que ficiere (i). 
Orít^en de El verdadero origen de esta materia ó rega- 
los A posen- ¡fa del Soberano tuvo principio en el Consulado 
uclot R^ '^P *^^^^^ Pósthumo Albino ,-581 años póstc- 
ntnot, ^^^^ ^ ^* fundación de Roma ; el que habiendo 

expedido una orden , mandando 4 los ciudada- 
nos de Palestina franqueasen sus habitaciones i 
los Magistrados , y que sirviesen con los baga- 
ges necesarios para el transporte de sus tropas, 
comenzó desde este tiempo á hacerse á expen- 
sas de los particulares lo que antes habla sido 
á costa del erario público , extendiéndose el re* 
ferido Decreto á todas las Provincias sujetas á 
la República Romana (2) 5 continuándose por lar- 
go tiempo después en el de los Emperadores 
Teodosio y Valentiniano , llamándose Derecho 
antiguo ; y desde entonces se encuentran varias 
leyes en el Código que hablan del oficio de los 
A Met atores y Mensores , que según el Antonio Pé- 

rez (3) , eran lo mismo que los Aposentadores 
de que se trata en este articulo ; los quales , en- 
tre otras obligaciones , debian destinar los aloja- 
mientos en los pueblos á las tropas , y escribir 
á la puerta de la casa el nombre del huésped 
que le habia repartido á cada imo , cuya señal 
á ninguno le era permitido borrarla , so pena de 

ser 
■■ ■- 1 , . i< 

(i) Ley. 15. tit. 9. Part. 1. 

(2) Vésíe el Diccionnrio Histórico Forense del De- 
recho Real de España por el Sr. D. Andrés Coroejo, 
del Consejo de S. M. en el Supremo de Castilla. 

(3) Aoton. Pérez. Pr4ekct. Cod. lib. 12. tit. aS» 
B. I. y tit. 4(. a. I. 



Y APOSENTOS DE CORTE } 
ser declarado por reo de falsedad (i). Las demás 
oMigacíooes de estos Aposentadores se especifi- 
can en. el are. Alejamentos , de que se ha hecho 
mención. 

$. 11. 

ORDENAMIENTO REAL,lib. 2. tit. 21. 

Ley z. Don Juan IL en Zamora , año de 14.3 2i 
y los Bjyes Católicos. 

J^os Caballeros ni Prelados no tomen posadas 
por fuerza , ni otras cosas en las Ciudades y Vi- 
llas del Rey. Esta ley es la misma , y se eontie» 
ne .en la 12. §. siguiente. 

L^ i. Don Juan IL en Madrid ^ año de r^jj. 

No se den posadas en las casas de bodegas ni 
graneros. Esta ley se contiene en la 5. del \. si- 
guiente. 
Ley j. El mismo en Madrigal , año de r^j8. 

Derechos que lian de llevar los Aposentado- 
res por razón de sus ofídos. Esta ley se repte 
en la 2. §. siguiente. 

Leyes ^. g. y S. 

Derechos que deben Uevar los Aposentado- 
res de la Reyna y Príncipe. Estas leyes se en^ 
suentran reunidas y refettdas en la 4. del §. si- 
gtáente. 
Ley 7. Don Enrique IL en Toro , era de 14.0^. 

No se den posadas en las casas de los Clé- 
rigos. Esta Ley se repite en la j. §. de laRe- 
fopilachn , art. Prelados y Clérigos» 

A X Ley 



(i) Ley I. Cod. de Metas. b^Efidemt* 



4 APOSENTADORES 

Ley 8. ídem. 
Se dea buenas posadas al Canciller , Oidores* 
y Oficiales de la Chancillerla, JEsta ¡ey está r^- 
fetida en Ja &. §* siguiente. 

Ley g. Don Juan IL en Burgos. 
A los Procuradores de los pueblos que de 
orden Real vinieren á las Cortes , se den posa* 
das , y que sea entregado el barrio á los que vi- 
nieren de Castilla , León ^ Estremaduras ó An^- 
dalucía. Vid. la ley y. $. siguiente , en la que se 
quita que sea entregado el barrio , 6rc. 
Ley JO. Los Reyes Católicos y año de 1^80^ 
Se repite esta ley en la 3. §. siguiente. 
Ley 11^ Don Juan IL tn Segwia , año de i^^j- 
Esta ley se contiene en la 8. §. siguiente, . 

Ley 12. Don Enrique IL en Toro. 
El que matare al Aposentador del Rey , mue- 
ra , y pierda la mitad de sus bipnes para la Cá- 
mara ; y si solo lo hiere , le corten la mano. 
Vid. la Ity 9. §. Recop. art. Homicidios. 
Ley /j. Los jRjyes Católicos. 
Ningún Caballero ni otra persona tome po* 
sada en las Ciudades y demás pueblos de la Co- 
rona. Está remetida con mas extensión en la 12^ 
§. siguiente. 

Ley ijf. ídem. 
A los mesoneros se les tasen los derechos que 
han de llevar de los aposentos y géneros que 
vendan , conforme á esta ley , que puede verse 
repetida en la 6. $. de la Recopil. art. Menes* 
trates. 

Ley ig. ídem. 
Los Aposentadores guarden estas ordenanzas, 
so sus penas : juren usar fielmente su oficio : no 
reciban mas de sus derechos , pena de volverlos 
con el quatro tanto , mitad para la Cámara , y 
mitad para el denunciador : no reciban dádivas 

por 



Y APOSENTOS DE CORTE. -5 
pOT dar pasada » salvo si personas de Estado de 
^su voluntadles hiciesen -alguaa gracia en algi> 
ñas fiestas ; ni reciban dádiva por excusar po- 
^da, ó aldea ó lugar ,.pena la primera vez de 
volverlo con las setenas para la Cámara y acu- 
sador por mitad , y la segunda no usen mas del ' 
oficio. Aposenten á los Contadores y Oficiales 
en un barrio , y en otro á los Consejos. 

No aposenten en las Iglesias y Monasterio^ 
so las penas contenidas en el tit. y artic. BSetw 
de las Iglesias y y de su guarda y libertadas. 

«. III. 

1U2COPILACION , líb- 3. tit. 15. 

l^y J. Los JRjyes Católicos en Madrid , añ9 

JL/os Aposentadores del Rey no pidan ni lie- Qo« ^^^ 

ven de ninguno mas que sus derechos , aunque Aposcnta- 

voluntariamente se lo dé, pena de perder para ygnmgjquc 

siempre los oficios , y pagar lo que lleven con ,j,g ¿gj^, 

las setenas , siendo la tercera parte para el acu- ckoi. 
¿ador y y lo d$mas para la Cámara y Fisco» 

Ley 2. Don Juan IL en Segovia , aüo, 4^3' 

Ellos y sus Tenientes lleven los derechos, J'^* ^^ *^* 
según las leyes de cada pueblo donde aposen- fo/^AooIen- 
ten de orden del Rey :. siendo de 40 vecinos t^jorcs. 
arriba , y Cabeza de Partido con jurisdicción so- 
bre sí , y no de menos vecindario , lleven 24 
mrs. medio carnero , 24 panes , una fanega de 
cebada , y un cántaro de vino í ó por el medio 
carnero 20 mrs. , por los 24 panes 1 2 mrs. , por 
ia^ fanega de cebada 10 , y por el cántaro de 
yiao 16 mrs. : en Iqs lugares de menos vecinda- 
rio 



A I 



! - 

i 



TEATRO 

DE LA LEGISLAaON UNIVERSAL 

BE ESPAÑA E INDIAS. 



. S APOSENTx\EORES 

Ley II. Don Felipe IL en Madrid y ano j 
de 156&. 
Que están- Estando la Corte de asiento en algún pue- 
de i nto ^ ^^^ ' ^^^ ^^ ^^ aposenten no tomen ropa y ca- 
no se tomen ™^^ ^^ ^^^^ ^^^^ > P^^^ yendo de paso se pue- 
camas del den tomar dichas c^mas de ropa por donde pase 
aposento » la Corte , y lo manden los Aposentadores ; pe- 
salvo si fue- ro no manden que les den pan , cebada , ni otra 
re de paso. ^osa. 

Ley 12* Don Juan IL en Zamora , año de 4*3 2 ^ 
y los Reyes Católicos en Toledo 3 año de 80. 

n-^1^. r*- Los Caballeros y Prelados, ni otros vecinos 

yoe IOS c*» , 1 j j 

balleros ni ^ personas no posen en las posadas de otros ye- 
Prelados ao cinos , ni les tomen por fuerza cosa alguna , ni 
tomen posur hagan otros agravios , pena cada vez de 600 
das . ropa , mrs, para la Cámara , con el tres tanto de lo que 
ni otras co* ^$1 tomen, lo que se descuente de los mrs. que 
tas por focf ? jg^g^^ ¿^j j^y • y s¡ j^q ¡q tienen , de sus bie- 
nes. Las Justicias lo executen> así , pena de pri- 
vación de oficios. Si los Regidores ó Justicias 
dan las posadas sin orden del Rey , pi¿«dan los 
oficios , y io3 0US. para la Cámara y dueño de 
h casa. 

Ley Tj. Los JRjeyes Católicos en Burgos, 
año de 25. 
Qae las p«- Las posadas que se dan por nómina ó cédu* 
sadas que se la á Prelados , Grandes y otros Caballeros , no 
dieren áPre- se ápjx por gracia ni dinero á otros : si las da 
lados ó Ca- ¿ ^Iquih el Grande ^ Prelado ó Caballero á quien 
las den* 'uTf se dio , la pierda., y nunca sea de su aposentos 
Aposenta- ^^ Aposentador que la alquila ó da ,. pague el 
dores á otros precio que recibe, y el quatro tanto cii pena^ y 
por gracia, todo sea para los pobres del Hospital» dá h' Cor- 
te, y. ^e.ella se destíerre por quatro meses. 
' • . j 



Y APOSENTOS DE CORTE. 9 

Ley tj^. ídem. 

Jj^ Aposentadores no reciban dádiva por . ^°^ '^* 

excusar posada ni pueblo , pena de volverla con doíw^no^re- 

la setena para la Cámara y acusador , y según- ciban dáJi- 

da vez no usen mas del oficio. Juren usar bien va por ex- 

de él quando se reciben, y de pagar didupé^ cnsar posa- 

na, si en ella incurren. ' da. ^ 

Ley 75. El Emperador Don Carlos en Augusta^ 

año de 1551* 
El Veedor general de la gente de las guaf- Orden qse 
das del Rey , y en su ausencia el Alcalde de '® ^^ ^® *^" 
ella , y en defecto de éste los otros Veedores de di- ^^ic^fj/j ¿^ 
cha gente , andando pagándolos , vea dónde, con Guardas r 
méxiO% daño de los pueblos , y mayor comodi- Veedores en 
dad de la gente, pueda ésta mudar de aposen- elaposeaur. 
to , y la señalen por los Pueblos Reales , dt 
Señorío y Abadengo ; y sus órdenes sobre ello 
se executen sin excusa ni réplica , y que la gen- 
te esté de aposento en la parte que la echaren 
y señalaren de una paga á otra ; y dentro de 
dos años no se aposente en pueblo que tuvo 
aposentamiento. Los Aposentadores de dichas 
guardas , cada uno por lo que le toca , den tras* 
hdo á los pueblos donde su compañía se aposen- 
te de los mandamientos de aposento que UeVan^ 
tomen conocimiento de los Alcaldes y Regido- 
res , como luego ^ue llegaron les dieron dicho 
traslado , y lo muestren en el primer alarde al 
Veedor general , pena del sueldo de un míes al 
Aposentador que así no lo haga. 

Ley 16. ídem. n '\ 

Quando la gente de guardas se aposente don*- Q^^^^g^^^ 
de ha estado otra vez , no se aposenten dichas j^, i^e truc- 
compañías en los lugares en que estuvieron k que de los 
próxima vez , sino que se muden los lugares de aposentos. 
TQm.IV. B unos 



ío APOSENTADORES . / 

unos á otros ; y de proveerlo así cuiden el Vee- 
dor general , Alcalde y Veedores. 
-í ' ' Ley ij. ídem. 

Orden qae El Capitán principal ó su Teniente , y el 
se ht de te- Aposentador de cada Capitanía , con un Alcal- 
ncr en par- d^\ j5 Regidor que el Consejo señale , lo haga asf> 
^r Jas posar gj^.gg puede buenamente: se tercie la casa, y su 
roo/ *^ * dueño tome primero una parte , y el hombre ú 
^ * hombres de armas ó caballos ligeros , ó ginetes 

,ó peones tomen otra tercera parte , y la otra sea 
del dueño. En lo que toca 4 la ropa hagan lo 
mismo : la ropa se vuelva á sus dueños antes 
^ ^e la partida ; y si falta algo lo paguen , según 
5e taso quando se le dio, Quando entre en la 
casja dé conocimiento de la ropa que recibe ; y 
los tasadores y repartidores de la casa pongan 
en dicho conocimiento su valor , para que lo 
que se pierda , ó esté de manera que no se pue- 
da recibir , lo pague. 

Ley 1 8. ídem. 
Que las Hombre de armas , ginete ó soldado de di- 
guardas no ^j^^5 guarda no coma sobre tasa , fiado , ni so- 
coman en las t _ ^ ■% i ^ j j -. 

posadas so- ^^ prendas en los aposentos donde estén con- 

bre prendas ^^ ^^ voluntad de los labradores , pena del sueJ- 
ni al £ado. do de ua mes ; y de. ósto cuiden sus Capitanes 
y Tenientes j y si consienten lo contrario , pier- 
dan cada vez dos meses de sueldo : de su exe^ 
<?ucion. cuiden el Veedor general y Alcalde de 
(las guardas. 

ir ' T ; . ••- . . Ley- j^. Ídem. •/ / , 
Qne los , L^ gen^ de guardas p*gue en el aposento la 
dores""* m) ^^^^ ' ^^'^^ ' ^^^ * Vinagre, aceyore. y. candela :. si 
compelan'^á ^^^ dueños no los tienen para vender , no los 
que el due- -^P^^"^i^í^ ^ que* los traigan para vendérselos: la 
ño di sal y paga sea 4 los precios' corrientes ; y si no se 
demás de es- conciertan , lo, . tasc «1 Alcalde de guardas, 
ta ley. ^ • , 



Y APOSENTOS DE CORTE. ii 

. • Ley Áo. ídem. 

Los I pueblos no encarezcan los bastimentos, 
para que la gente aposentada se vaya :. viendo el 
Capitán d su Teniente que así lo hacen , los ta- 
se con un Alcalde del pueblo , ó como valgan 
en la comarca. 

Ley 21. ídem. 

En* el tiempo de dar verde á los caballos Qae los 

de dicba gente y el Capitán y su Teniente con C o n c e j o s 

un Alcalde del pueblo , ó dos vecinos donde no rendan el 

haya Alcalde , tasen el ' precio por. grueso de *'^«^f ^ "®- 

cebada y . alcacer para dar verde á los caballos ^fff !!^„ ^^^ 

1^ • j j- 1^ 11 tasación, y 

y bestias de dicha genti?, y hagan marco para qocnoseto- 

vendéF por menudo : los de la Capitanía ni cria- me contraía 
dos ^ujbs TÍO vengan, i traerlo ni segar, salvo voluntad de 
teniéndolo compcado por mano de los dichos, los dueños. 
y con voluntad de sus dueños. Ninguno con- 
tra lo dicho siegue ni traiga alcaceres , pena de 
pagarlo como el hurto. ^ 

". Ley 21. ídem. 
Dicha gente no se aposente en la huerta, Q^^ no se 
vergeles , viñas , arboledas , ni las talen ni des- aposenten 

truyan , pena de píigar el daño con el doblo á f" .^^ 

^ o ^ ^ P , t ^ • .- tas , vtníis, 

cuyo fuere : se castiguen los que dañen vinas, varéeles , ni 

y otras heredades y cercados contra la voluntad arboledas'. 
de sus dueños. 

Ley ^j. ídem. 
En el aposento que los continuos hombres Or<|«n 9°^ 
de armas han de tener en la Corte y fuera de ^^^g^jg^ ^** 
ella se guarde lo siguiente : los Aposentadores aposentar á 
señalen k los tales en los pueblos donde el Rey i.,s iiombret 
resida de asiento hasta 20 ó 30 posadas , según de armas, 
fueren los lugares , para que estén algunos de 
ellos f y para los otros que no estarán en la Cor- 
te , cada vez que ésta se mude , el Capitán de 
dicha compañía ó su Teniente pida en el Con- 
sejo de Guerra que les señalen aposento , un lu- 

B 2 gar, 



A I 



12 APOSENTADORES 

gar , dos ó tres , ó los que necesiten ¿ cinco 6 
seis leguas de la Corte , y solo estén en un ápo^ 
sentó de una paga i otra ; y así en haciéndola, 
6 mudándose la Corte » se les señalen nuevos apo- 
sentos. Dicho Capitán y continuos no tomen 
mas lugares de los que se les señalen y pena al 
Capitán ó su Teniente ó Aposentador de per- 
der cada vez ' tres meses de sueldo. Las posadas 
que tomen sean según las aprecien los Alcaldes 
con dos Regidores. £1 Capitán cuide que quan- 
do se pague á dichos continuos ^ nada queden 
debiendo en donde tuvieron aposento. 
Z<7 24. ídem. 
Quando se provea Aposentador en cada Ca- 
pitanía de las guardas ^ elíjalo la gente de ella 6 
la mayor parte 9 y en esta elección no se mez- 
cle su Capitán. 

Ley xg. Don Felipe IIL en Terdesülas, 
en 1605. 
Que el A po- Los Aposentadores no lleven derechos por 
sentador no el aposento de camino ni en otra manera, 
lleve dcre- 

wo!cfto''di 2>y 26. El mismo en Segcyvia.año de iSos. 

ctuiíoo» ^ ^ ^^y í^í^terior se amplía á que* siempre no 
lleven derechos , no solo quando hagan aposen- 
to al Rey » sino también á la Serenísima Reyna 
y Príncipe. Los Lacayos de SS. MM. nada lle- 
ven á ios pueblos so ningún color , ni por al- 
bricias, aunque sea la primera vez que pasan 
por el pueblo , no obstante leyes contrarias y 
costumbre aun inmemorial. £s condición de Mi- 
llones. 

Z£YE$ DISPERSAS 2>B lUECOPJZACION* 

I Los Alcaldes mayores del Reyno de Ga- 
licia ni otros Oficiales de la Audiencia no to- 
men 



Y APOSENTOS DE CORTE. 13 

men posada por aposeataixiiento ,L 25. art. au- 
diencia de Galifia , ere. / 

2' Se dea posadas áÜós mercaderes dentro de 
los pueblos , 1. 9. art; Ayuntamientos. 

3 Los Aposentadores no señalen posadas en 
Jas Iglesias , baxo la pena de la ley 8. art. Bie* 
fies , ; si fueden ó no enagenarse los de ¡as Igle-^ 
sias , érc. 

4 Al xjue hiriere al Aposentador le corten Isi 
mano ; y si lo mata , muera , y pierda la mitad 
de sus bienes , 1. 9. art» Homicidios. 

5 En las posadas de los Clérigos no se apo- 
sente á nadie , sino quando estuviere el Rey en 
el higar , y no hubiere otras , 1. 7. art. Prela- 
dos y Clérigos. 

. $. IV. 

AUTOS ACORDADOS , lib. 3. tit. 15. 

Auto J. El Consejo en Madrid en i¿SS. 

3^0% Aposentadores den sus órdenes i los Al- 
guaciles , diciendo : Alguacil , 6 qualquicra de 
vos , allanad y fartid la casa de Fulano ^ de la 
qual partición si apelaren , sea ante un Alcalde, 
el que mande , que los Apoaentadores luego con 
el Alguacil que hizo la partición quiten el agrá* 
vio ; y si de esto se apda , conozca un Alcalde^ 
el que haga ajusticia breve y sunoariamente^ 

Auto 2. ídem tn iST-f* 
tos Aposentadores no den posadas con or- 
den ó licencia para que los aposentados las ar- 
rienden y sino esto se haga de voluntad de los 
dueños» 



14 ' APOSENTAIJORES 

.... . - . i''- •-. - ' ' • '! - 

.;. Ponasíes derechos tiU Aposenftaddr de Pala- 
- cío , quando señala, skia para jSestas á I0& cari 
pintéros , y los derechos de alquiler ; y^si mas 
lleven , lo .vuelvan luego , pena de j volverlo coA 
el quatro tanto , mitad para la Gimata , y,mt-t 
tad para el denunciador y Hospital Real ; ?.sea 
prueba la de tres testigos ^ingul^és aun de hepho 
propio. ', ' . , '' ., - 

^uto jíf. Don Felipe IIL en Madrid., año i6oj* 
Quiénes han . Un Alcalde de Qorte , el Aposentador del 
de cobrar la ¡¡bro y el Regidor mas ^ntigiio que de orden 
sexta parte ¿^j ^^^ entienden en la tasa de las casas que Va* 
quileresque ^^^^ ^^ malicia é incómoda partición, cobrea 
Madrid ofre- ^^ sexta parte de los alquileres , que ofreció Ma- 
ciá á D. Fe- drid al Rey Don Felipe III. quando á ella ofre- 
üpelll. , y ció mudar la Corte; lo a ue corra desde el dia 
desde quáü- que, entró en Madrid el ^ello Real ; y^or ante 
do empiece. ^\ Escribano , ante quien se tasaban las casas , es- 
ta, cantidad se deposite eix el Tesorero- general 
é intervención de la persona , que tienen las lla- 
ves de las Arcas Reales. Si algunos dueños quie- 
ren concertar la paga en un tanto , se haga con 
aprobación de la junta que de estas materias tra- 
ta , y las apelaciones sobre ello vayan privati- 
vamente al Consejo cA junta de tres de los que 
entran, en dicha junta ; y si falta alguno , nom- 
bre otro el iPresidcnte : lo dicho se execute con- 
forme se fuere tasando . cada casa. 

Auto Si -ídem en Belén eH iSi^. 
Explica el privilegio de Madrid , y feglas 
para la tasa y retasa , y para el -cobro de los 
4t)3 mrs. para cadx Alcalde , Aposentador ' y 
Regidor. 



Y APOSENTOS DE' CORTE. 15 

- jiuto 6, ídem' en Madrid y^^^k de 1620. . 
£n Jas 'fiestas; públicas que se hacen en Ma-* 
drid de toros. ú otras, los dueños alquilen los 
primeros balcones déla plaza á 12 ducados , los 
segundos á 8 , los terceros á. 6 , ^ ios quartoit 
á 4, y se. avise á los Alcaldes de ^ Corte.' 

^utú 7. Don FeUpe IV. en Madrid en 1S21. 

El Aposentador mayor y Aposentadores en l.tjt% y or- 
su junta procedan con arreglo i estas ordenan* denanzas pa- 
aKiS. ra el buen 

I El Aposentador y Aposentadores tengan gobierno ^ 
libro mayor , donde estén escritas todas las ca- ^in "^"co- 
sas de Madrid, así las que tuvieren' obligación branzaydís' 
de dar Ja mitad de aposento, como las de ma- tribociondel 
licia é incómoda partición , que por no poder- aposento dt 
k tener se les ha repartido y repartiere tercera ¿ortc. 
parte , y las que tuvieren privilegio de exen- 
ción , asi perpetuo , como temporal : otro libro 
donde asienten las casas que resultaren del li« 
hxQ mayor , y la parte de aposento que á cada 
una tocare , poniendo al principio de él por 
letra y abecedario los nomores de los dueños 
de las c^sas y calles úopác Jt%tásitítn\ otro li- 
bro donde se escriba la salida y provisión de 
dichas casas dé aposento , y personas en quienes 
se proveyeren , con dia , mes y año , así del 
tiempo en que vacaron , como en el que se pro- 
veen i poni^do por alñbeto los nombres de los 
ministros y criados dtlRey , i quien las tales ; 

osas setAerender aposentó , cora' sus números y «, 

folios que Uamein á los' demás libros : otro libro 
en. que se pongan de por sí las dichas casas li- 
bres de aposento perpetuamente ó por tiempo 
determinado , poniendo con distinción y clari- 
dad la.4Kiiidad de ots cédülai y privilegios áes- 

pa- 



1 6 APOSENTADORES . 

pachados á los dueños de las tales casas , coa su 
abecedario , números y folios que \llatíien ál di- 
cho libro, mayor ; con los quales libros y el de 
la tercia parte que está formado , habrá la clá-r 
ridad que conviene para la dirección y buea 
gobierno del aposento ; y el Visita^pr haga for- 
mar dichos libros con intervención de los Mi- 
nistros y Aposentadores que nombre para ello. 
± Hagan sus juntas ordinarias lunes , miér- 
coles y viernes ; y la Q^aresma martes , jueves 
y sábado , y cada dia asistan dos horas por la 
mañana, y no salgan de la junta hasta despa- 
char lo que se ofreciere durante las dos horas. 
El Aposentador mayor ni Aposentadores no pue- 
dan hacer juntas extraordinarias tocantes al go- 
bierno y distribución del aposento ; y ofrecién- 
dole caso preciso que toque al Real Servicio^ 
que convenga dicha junta extraordinaria , se ha- 
ga por todos juntos , siendo avisados por el 
Aposentador mayor. 

3 Las juntas sean en casa del Aposentador 
mayor , aunque esté enfermo , en dondie estén los 
libros dichos; pero si se ausentare de la Corte, 
dexe los libros al Aposentador mayor mas an- 
tiguo 9 en la que se hagan las juntas durante la 
ausencia* 

4 Visiten la Villa .de Madrid cada seis años 
para mejor saber las casas que se hubieren ido 

• edificando y añadiendo de nuevo , poniendo el 
cobro que convenga al Real Servicio y 4 la con- 
servación del . Appsento. . , > 

5 No haya en adelante mas de cinco Apa*- 
sentadores y el mayor j y conforme fueren mur 
riendo se vaya extinguiendo el mayor número 
que hay en el dia , hasta que queden en los ciur 
co dichos. . í, 
- 6 Los. AposeatadoJTEi» qq $e ausenten de la 

Cor- 



Y APOSENTOS BE CORTE. 17 
O^rte ; y teniendo motivo justo lo bagan pre- 
sente al Aposentador mayor » el qual les dé lí- 
ceiicia para tr&uita dias ^ y no mas; y si mas 
oecesitasen^ dicho Aposentador mayor lo con- 
sulte al Rey, para que provea lo que convenga; 
y lo mismo se entienda en las ausencias que hu- 
biere de hacer el Aposentador mayor. 

7 Provean las casas que tocan á los criados 
de las Reales Gabaliérizas y guardas , v las li- 
branzas en dinero , y no los Caballerizos túz^ 
yores y Capitanes , como hasta aquí lo a^ he- 
cho f por los inconvenientes que se han seguido; 
Y los Aposentadores lo hagan con la igualdad y 
lustificacLon que en estas ordenanzas se contiene. 

8 Aposenten á los ministros y criados del 
Rey por su amigüedad, proveyendo las casas 
6 dinero en el mas antiguo de aquel gremio y 
género de oficio , con declaración , que si con* 
currieren dos ó mas de un oficio , sea preferida 
el que estuviere en actual servicio , aunque no 
cea el mas antiguo. 

Qpando se tratare en la junta de proveer 
alguna casa de aposento , ó libranza en dinero, 
el Aposentador mayor proponga , y se execute 
lo que la mayor parte determinare , arreglándo- 
se ¿ lo aquí dispuesto. 

10 Consulten al Rey ks libranzas que se hu^ 
hieren de dar á sus ministros y criados que tu-^ 
vieren elección y preeminencia , para poder es- 
coger por razón de sus oficios , según lo haceil 
en la provisión de las casas de aposento mate^ 
riaks , guardando lo dispuesto y con declaración, 
que si vacare qualquiera libranza en dinero de 
poca ó mucha cantidad , y ¿ la sazón estuvieren 
por aposentar ilgunos criados del Rey , puedan 
señalarles para su aposentó lo qtie les tocare^ 
conforme lo que »sí estuviere vaco »- dividiendo 
- Tom. IV. C aque- 



jS aposentaixjres 

aquella cantidad por menor catre ellos, guar- 
dando sus antigüedades. 

1 1 Quandq se diere i ministros ó . criados 
del Rey libranzas en dinero para aposentarse, se 
ponga en ellas la fecha del dia que se les da , y 
desde aquel gocen , guardando en esto la orden 
que se tiene en el goce de las casas mabrialés 
que se , les dan de aposento , sin que se les pué* 
da librar lo corrido del tiempo que hubieren 
estado por aposentar. 

12 No den mandamientos para que los mi- 
nistro^ y criados del Rey truequen las casas que 
se le^ da de aposento» ni admitan las dexacio- 
nes que de ellas hicieren , ni libranzas de dine« 
ro que les estuviere señalado , al menos que sea 
sin condición alguna > y en este caso se note en 
los libros de Aposento y de la tercia parte ; y 
no han de poder pedir > ni se les dé otra casa^ 
ni libranza en dinero para ella* 

13 No den á los nuevos dueños de casas 
mandamientos para que las partan de nuevo i si- 
no que estén por la partición que estuviere he- 
cha > y lo mismo se entienda con el huésped que 
tuviere la casa al tiempo que la comprare , y 
que este caso no llegue hasta que se le dé la 
tal casa de aposento a otro nuevo criado ó mr^ 
nistro y que en este caso se partirá de nuevo^ 
como se acostumbra. • 

14 No puedan dar i ningún criado 6 mi- 
nistro del Rey > de qualquier género ó calidad 
que sea, casas con título de'accesorias por vía 
de ensanche , m pn otra manera ; y lo mismo se 
entienda* en< quanto á la distribución de mrs. 

1 5 Quando vacaren casas de aposento mate- 
riales y Ó dinero procedido de la tercia parte» 
lo provean dentro de diez- días y gfuardando en 
Ja provisión, lo acordado^ 



Y APOSENTOS DE CORTE. 19 

16 Despachen sin dilación los memoriales, 
peticiones , informes , privilegios , cédulas , y 
otros quaiesquier despachos que los interesados 
presenten en la juiita , teniendo consideración ¿ 
IsLS causas tocantes á pobres. 

17 El Contador tehga todos los despachos 
j libros concernientes i los mrs. procedidos de 
casas de malicia y de incómoda partición , el 
qual haga todos los despachos y libranzas , que 
por la junta se acordaren. 

18 Todas las casas que tuvieren , tiendas y 
trastiendas , <n los mandamientos que dieren los 
Aposentadores se declare que han de entrar en 
partición , teniéndola cómoda , y no teniéndo- 
la , se le reparta tercia parte ; pero si los due- 
ños vivieren en las tiendas y trastiendas , y las 
ocuparen con tratos y comercios suyos , en tal 
•caso no entren en partición , ni se les haga re- 
partimiento. 

19 Qiiando los Aposentadores huRieren de 
provecí alguna casa material en ministro ó cria- 
do del Rey, antes de despachar el mandafnien - 
to se informen del Contador de la razón de ía 
tercia parte , si el tal tiene libranza en diner^o, 
porque teniéndola , no se le dará, la dicha ci- 
sa, quedándose con ambas cosas. 

20 Las cónsulta$ que hagan al Rey sean es- 
tando en junta , y todos las señalen; y si algu- 
nos no se conformasen , refieran en las consultas 
las razones qtíe tienen , para que visto por el 
Rey , provea lo íilaá conveniente al Real Servicio. 

21 El Aposentador múyor lleve luego á la 
junta todos los decretos , órdenes y consultas re- 
sueltas que el Rey le enviare tocantes al Apo- 
sento , y los haga notorios á los demás Aposen- 
tadores ; y- si hubiere algunos á quienes se ofrez- 
can razones que replicar , consulten al R¿y con- 

C2 for- 



á I 



ao APOSENTADORES ' 

forme 4 lo que se resolyiwe por la mayor pirte, 
poniendo en la consulta los votos de los que 
no se conformaren , para que visto por el Key, 
y mejor enterado , provea lo qtie fuere servido; 
y lo mismo se entienda en quanto i Jos infor-- 
mes que se despacharen por el Consejo de la 
Cámara. 

22 Tengan un libro aparte , en donde si 
quisieren, puedan asentar los votos que cada uno 
diere en los negocios y causas que en su junta 
se trataren , para que en todo tiempo conste la 
justificación con que cada uno. cumplió con su 
obligación ^ para guarda de su derecho. 

23 Las casas que les tocaren sean respecto ¿ 
la cantidad de dinero que á cada uno estuviere 
señalada , y no tengan accesorias; y esto mismo 
se entienda con los ministros ó criados del Rey;« 

24 No den casas de aposento ni libranzas 
¿n dinero para alquilarlas ¿ los n^inistros y 
criados del Rey , que las tuvieren propias , aun^ 
que las tengan en cabeza agena. 

2,5 Tengan libro para asentar las ausencias 

. que hicieren los ministros y criados del Rey con 

^cencía, ^ para que conste el tiempo y quándc 

cumple , y en el entretanto asistan' ¿ otro cott 

las. casas o dinero. ^ . ; 

26 Haciéndose traspaso de ^gunos oficios, 
los Aposentadores no den con el paso las/casas 
de aposento ni libranzas en dinero , por el per- 
juicio que resulta a los .demás criados mas:anti^ 
.guos y hasu que í los qpe nuevamente entraren, 
en virtud del traspaso , les vaya tocando pgdr su 
antigüedad. 

27 No den casas ni libranzas ,en dinero á 
los menores que tuvieren oficios , y no tuvieren 
edad para servirlos , ni á las personas que por 
ellos los sirven. 

A: 



T APOSENTOS DE CORTE. 51 
48 .A los Consejos, Tribunales y personas qwe 
van expresadas en la nómina general > que sé les 
entregará con esta fecha > firmada del Rey $ den 
las casas ó libranzas que les estuvieren señahdaís^ 
7 no á otras personas , y la asentarán al princi- 
pio del libro de aposento para que siempre conste. 
i29 No se libren mrs. sobre la tú'da' par- 
te para colaciones , luminarias , ni gaslros de 
esta naturaleza ; pero sí se pueda librar lo qtíe 
montaren las ventanas en que los Consejos ven 
las funciones públicas , donde se han de hallar el 
Aposentador , Aposentadores y Contador. 

30 Los comisionados para la tasa y reparti- 
miento de tercia parte de las casas de malicia é 
incómoda partición las visiten por sí , y ante Es- 
cribano , y tanteen lo que valen y en quanro es- 
tán arrendadas , para no agraviar á los dueños. 

31 Dicha tasa la hagan tres Aposentadores 
que el mayor nombre , quien asista , y no pu- 
diendo , nombre otro por él : si hubiere igualdaji 
de votos, el Aposentador mayor nombre otro con 
cuyo voto se execute lo que la mayor parte de- 
termine , á cuyo acto no asistirá dicho Aposenta- 
dor , si hubiere concurrido al primerp. Si los due- 
ños se sintieren agraviados de las tasas, se presenten 
4 la junta dentro de 30 dias , exponiendo lo que 
i %a derecho convenga , y pasados no sean oidos. 

32 Juren guardar estas ordenanzas , en manos 
del Aposentador mayor ^ y en las del mas ztk* 

tiguo. . . .! 

33 \ Estas ordenanzas se asienten al principio 
delübxOede Aposento , paíá que á todos sean* no- 
torias ; y para que ninguno alegue ignorancia el 
primer dia de junta de cada año se Icau «fi elto 
estando todos juntos* ^ - 



^^ 



it APOSENTADORES 

ututo 8. Id. á 12 de Junio de jSúj , ¿o de 
. Noviembre de 1^25 ^ y jo de Abril de 16^1. 

De las sentencias de la junta se apele al Cpa*^ 
sejo , quien en la Sala de Justicia mandará se en« 
tregüen los autos en la Escritxinía de Cámara , de 
donde se pasarán al Relator ( que lo será de la 
. junt^). y^cop el auto ó sentencia del Consejo , se 
devolveráa á la junta para su execucion , ya sea 
confirmando ó revocando la suya ^ de la qual no 
se admita súplica , instancia , ni otro recurso. 
Para observancia de todo en las Audiencias de los 
Alcaldes y en el Consejo se ponga copia de estas 
ordenanzas. 

Auto 3. ídem, á ^i» de Octubre de 16^9. 

No haya mas Aposentadores que cinco ; y las 
tasas y retasas se hagan por los tres inmediatos en 
antigüedad á los del numero ; y en apelación se 
vuelva á ver por los del exercicio que nombra- 
re el Aposentador mayor , sin perjuicio del esti- 
lo y ordenanzas. Esta Cédula se asiente en los li- 
bros de Aposento para su mejor cumplimiento. 

Auto 10. Don Carlos IL en Madrid , aHo 
de 16*80. 
Sobre alquil Se alquilen las casas de Madrid, tiendas, po« 
leres de las sadas, y mesones al precio que sus -dueños prue- 
casas. ben que ganaban el año de 1660 ; y en el ínte- 

rin IpSr inquilinos paguen una quarta parte me- 
nos que lo que actualmente ganan. A las casas de 
huevo labradas , reedificadas / ó ensanchadas se 
^tase ^1 alquiler por el Alcalde de Corte. del quar- 
.tel, y. el Regidor que Madrid noriibré , con los 
^ Alarifes que el Consejo. señale. 
.. Auto ,11.^ JDon Felife V. en Madrid , d /p. 
de Octubre de.iji^. 
En las concurrencias se prefiera el Alcalde de 
Corte al Aposentador , y este al Regidor : Ma- 
V drid 



Y APOSENTOS DE CORTE. 33 
drid sotíre ello guarde perpetuo silencio, y no dé 
ocasión á los ÍHConvenientes ¡ que causan estas ita- 
pertinentes competencias. 
uíuto ij. El Consejo en Madrid á 2^ del mismo^ 

Las apelaGÍonés de la junta vayan al Conseja 
¿ Sala de Justicia. 

Auto disperso. 

Si el aposentado se concertare con su hues«» 
pcd , liO se le pueda tasar la casa que tomare. 
Aut. 10. art. Alcaldes de Casa y Corte, (i) 

APOSTATAS. ^'^ 

Cánones* 

Código , Ijifit. 7. De Afostatis . 5 

Decretales, 1. 5. tit. 9. De Afostátis ^ ér 

reiterantibus haftisma 7 

Fuero R^al, 1. 4. tit. i. Délos que dexanla 

Fé Católica % 

ídem , 1. 4, tit. 5). De los que dexan su orden; 

y de los Sodomitas -z 

$ I. 

XApostasía en su riguroso sentido, es la deser- Dcfinicioií. 
cfoa de la Fé Católica ; y también se toma por el 

abaa* 

(i) En 22 de Octubre de 1749» se formo tiiieTa Ins- 
trfaccion por la qual st extinguió la junta de Aposenta 
y se crea nn Tribunal con la jurisdicción necesaria, € 
inhibicidnde los demás de dentro y fuera de la Corte» 
4ftndo al Superintendente general las facultades corres- 
pondientc» con un Asesor , no siendo de letras , y Ía« 
apelaciones á'lá Sala dé Justicia del Real Consejo do 
Ilacienda , puesta antes en ejecución su sentencia , ln 
qual confirmada ó revocada en dicha Sala hace executo« 
ria , sin mas recorso ni súplica* Véase la palabra Casm 
Afosento. 



24 APOSTATAS; 

abandono público de algún orden , 6 in$tttuto re- 
gular. En uno y otro significado corresponde 
á este articulo , como qu^ hay títulos , que ha-* 
blan de ella expresamente. 

Las penas establecidas por el derecho Koma^ 
no contra los Apostatas de la Fé , ^si Clérigos (i) : 
como Seculares , eran la confiscación de bienes» 
e.:^comunion , infamia , (2) el no poder ser. here- 
deros y ni hacer testamento ; y la acusación de se-^ 
mejante delito duraba cinco años , después de la 
muerte de el Apóstata. (3) 

Estas penas » se confirman p^or las Leyes rea- 
les^ y ademas se impone la* de muerte , en Cdso 
de pertijucia del Apóstata. 

§. 11. 

DECRETALES : lib. 5. tít. g. 

Cap. z. Akxandro IIL año de zi8o. 



E. 



A Clérigo, que abandonando su orden, jr 
habito clerical , y tratándose como lego , es halla- 
do en algún crimen , pierde el privilegio del Ca- 
non , si quis suadente , érc. y los que le prendie- 
ren no incurren en la excomunión, por aquel, 
impuesta. 

Cap. 2. el mismo , y arlo. 

- Si el crimen del Acólito menor de edad , que' 

asistió á la reiteración del Bautismo , es públicoí 

lío puede ser promovido á órdenes superiores; 

9I méños que entrase en Religión; en favor de h 

qual 
? 

■ ^ ■■ 11 ■ II I ■ I ■ I i ' J I I I II ■! 

10 L.ó.Cod. h. t. 

{2} L. i.j, Cod. h. t. , 

• ^) L. 3. God. cod* , 



APOSTATAS. 5, 

qual puede serio con dispensa ; pero sí podrá 
ser promovido , si fué oculto este crimen ; y lo« 
purga con las correspondientes penitencias. 

Cap.^. Inocencio UL año de 121 2. 
Ix>s Clérigos Infamados del crimen de apos- 
tasía, deben ser obligados por censura eclesiás* 
tica á que usen del hábito clerical , y á que se 
indemnicen del mismo crimen. 

Cap.jf.£¡ mismo en eíConciüo General año de i2iffi 

Los bautizados ( de qualesquiera fé ó secta 
que sean ) por su libre voluntad , deben ser com- 
peiidos i que dexen las ceremonias de su primera 
observancia. 

Caf. 5. Honorio IIL año de X22jf. 

Los Clérigos Apostatas , pueden ser encarce* 
lados j castigados ( reservándoles la vida ) , has^ 
ta que detesten de su maldad. 

Caf. S. el mismo y año. 

Si el Monge recibiese algún orden con crfmea 
de apostasia , no puede usar de él sin dispensa 
del Papa ; aunque reconciliado con el Abad 
hubiese hecho penitencia. 

Omcilio Tridentino* 

Si el Religiosa , antes de exponer aflte el su^ 
perior 7 ordinario los motivos que tenga á cerca 
de la nulidad de su profesión , dexase el habito» 
no se le oiga ; se le obligue á volver al Monas- 
terio , 7 se le castigue como Apóstata , y entre 
tanto , no disfrute de algún privilegio de la Tkfr 
ligien, Ses.as* ^^* ^S* 



Tm.IV. B f.in« 



:i6 APOSTATAS. 

§. IIL 

FUERO REAL , Ub. 4. tit. u 

Ley /• 

M2jí Christiano/quese vuelva judío ó moro > d 
lo hiciere á su hijo , muera (j^uemado. 

Ley 2. 
Que fiingü- La misma se imponga , 4 los que juzgaren 
no sea here- por hercges los Prelados de la Iglesia y sino se 
ge. ni lo re- convierten á laFé ; y 4 todo hombre es prahibi- 
«iba consigo; ¿q defenderlos , encubrirlos ó recibirlos; y debe 
y sus penasc ^ instante que lo sepa , noticiarlo al Obispo , o 
4 sus Delegados , ó 4 las Justicias del pueblo ; y 
todos tienen obligación de prenderlos y recaudar- 
los; y el christiano , que quebrant4se lo dispues- 
to en esta ley , ademas de incurrir en excomunión^ 
quede su cuerpo , y bienes 4 merced del Rey. 

$. IV. 

ídem y lib, 4. tit. 9. 

Ley 7. 

Modo de Jtí^i que dexare su habito > sea tomado por elRey- 
proceder 4 la orden que dexó ; y en ella sea de los mc- 
contraelRe* noKS ; y no pueda tener mayor lugar , y esté en 
lígíoso , que grave penitenc a ; cuyo castigo se ha de executar^ 
bho! *** *" aunque no haya acusador, de la aposíasía ; pero 
si el Religioso volviese de su voluntad 4 la or- 
den 4ntes de ser apremiado 4 ello, ó hubiese 
dexado el habito 4nres de cumplido el año, no 
sufra esta pena : y I0& bienes del que sin derecho 
haya dexado su orden pasen 4 sus hijos legítimos,, 

1 



APOSTATAS.. ¿7 

7 en sil defecto , á .los parientes mas cercanos ; en- 
tendiéndose esto mismo en quanto á las Religiosas. 

L^ 2. 
£1 que cometiere, pecado nefando ; haciendo Pena del pe- 
6 padeciendo , sea castrado en público ; y al ter- cado nefaa- 
. cera día colgado por las piernas , basta que mué- ^^' 
ra 9 7 jamas sea quitado su cuerpo del suplicio, (i) 

- XJSFES DISPERSAS DE ZAS PARTIDAS. 

I Los apostatas no pueden ser instituidos por 
herederos » 1. 4. art. Herederos su insMucion ; m. 
pueden otorgar testamento, 1. 9. art. Testamentos. 
\ 2, £1 cUristiano que apostata de la Fé de Jesu- 
cbristo incurre en pena de muerte, 1. 7. art. /«- 
días , 6rc. ^ . 

3 £1 christiano que se hace moro pierda sus 
bienes que se aplicarán i los parientes hasta el 
décimo grado permaneciendo obedientes 4 nuestra 
Santa Fé , y no teniéndolos , i la Cámara , y ade- 
mas mueran si fueren hallados , 1. 4. art. Moros. 

4 Sin etnbargo de que el apóstata se arrepien- 
ta, sea infamado para siempre , no pueda testar, 
ser instituido por heredero , ni valga la venta, ó 
donación que después le hicieren ^ ú otorgase el 
mismo, 1- 5* dicho ¿trt. 

5 A los apóstatas los puede acusar qualquiera 
del pueblo , hasta cinco años después de su muerte, 
L 7. Ídem, 

6 Si el apostata hace un gran servicio al Rey- 
no , sea perdonado de la ]pena , 7 si después se 
torna christiano haya la misnu honra que antes 
gozaba , 1. 8. idem. 

D 1 Por- 

- - ■■ ■ . -.. : — ^^ 

(O V. U ley I. y t. S. de URecop. art. Nejando', ' ''• 

U qual altera y agrava «ita pena. •"■'•* 



\ 



A I 



í5 APOSTATAS. 

Rec^pili^ 7 Porque se ha experimeatado que algUfMS 

•i^^í^* . malos christianos han apostatado de nuestra Son- 

ta Fé volviéndose judíos , y que esto dimana de 
la comunicación y persuasiones continuas <le 
los judíos que hay en el Reyno » se manda: 
que salgan de estos Dominios , y na se penni- 
tan nunca jamas en ellos , 1. 2* art, Jwíi^Sj érc. 
8 Los que auxiliaren á christianos para que 
apostaten de la Fé , mueran , y estos sean que- 
mados , y sus bicacs , de quiea los acusa , L lo. 
ídem. 
Partidas. APRECIO del daño hecho en alguna cosa lo debe 
hacer el Juez y mandar pagarlo, L i8. art. DaHo^ 
z El daño hecho por los animales debe ser 
apreciado por hombres buenos, L 24. dicho arK 
3 Si hay en el aprecio de la dote engaño, 
quándo se puede deshacer ,1. 16. art. Dotes , 6"^. 
Iad¡at. APRESADORES Y CORSISTAS : con nmgun 
pretexto naveguen & las Indias , pena de comi- 
so, I. j7. art. Extrangeros que fosan á Indias. 
APRESTO : Véase Armadas. 
Aatoiaece- APROBACIÓN: los que se han de examinar 
dadoa. de Escribanos la traigan al Consejo de la jus* 

* ticia de donde vivieren , aitt. i. art. Escribanos^ 
± No se impriman Kbros de Regulares sin 
que preceda aprobación de sus Superiores > y 
del Ordinario, aut. 13. art. Estudias. 

3 Sin la aprobación de los Tribunales , ¿ 
donde tocan , no dé licencia el Consejo par» 
imprimir libros, aut. 17. idem. 
APUNTADOR : en la Contaduría de Avería 
IfuStc. ^^y^ ^"o asalariadoque asiente las faltas* que 

hicieren los Contadores de ella, 1. 65. ait. C&»-- 
taduría de Avería. 
APUNTADORES : no- apunten los paños que 
Recopila^ : salieren acanillados por el lomo» 1. 2.1. art. 
cioiw Obraje de caños. 



ARÁBIGO. . 19 

ft Ejerzan sus oficios perfectamente yapua** 
ten sin pliego falso , bai;o cierta peiia, 1. 98* 
ídem. 

3 No usen sus oficios en los paños 9 que 
no estuvieren sellados , L 105. idem. 

ARÁBIGO : no lo hablen ios moriscos , ni ha-* 
hagan contrato , ni testamento en él ^ !. 65. art« 
Judíos ', Morosj érc. 

ARACENA : su Prior está exento de los dere- 
chos de almoxariíazgo , L 10. art. Almajdfi* 
fazgo y alcahalas de Sevilla. 

ARAGONESES y Valencianos : se gobiernen Antes acor« 
por las, leyes de Castilla (i) > 7 derogación dados, 
de las suyas . y fueros : puedan obtener ¿m- 
pleos en Castilla ; y su- Audiencia sea com^ 
las de Valkdolid y Granada , excepto en la 
Jurisdicción Eclesiástica, aut. 3. art. Audiencia 
de grados de Sevilla , Aragón , 6rc. 

2 A los buenos vasallos se mantengan sus 
fueros en Aragón, aut. 4. ídem. 

3 Actúen en 'papel sellado, aut. 5. /V^; 
y se les mantenga la inmunidad de la Iglesia 
personal y local , aut. 6. idem ; y también la 
jurisdicción y uso de la potest^id económica 
para lo Eclesiástico ,, aunque sea contra el de- 
recho común; subrogándose los Tribunales 
müevos, én la iqúe tenian l<k antiguos. 

4 Se establezcan en Aragón los derechos 
del orden de Calatrava , aut. 7. ídem. 

5 Planta interina de la Audiencia de Ata- 

Sn con un Regente y dos Salas ^ con nueve 
iiiistros, qúatro para lo civil , aut. p.iiiw^ 
y cinco para lo criniinal , y un Fiscal sin res* 

trio* 



.(i) I>crog«da ea parte jkw.^Uuió xo del xúsbio uu 



4 I 



5Q ARAGONESES 

^ , oficien 4P:país^ naljuralez^ ^ xd provincia i^ aut. 
^>iO}idem*'i , i, , . ! ' 

o ' En la Sala dcí crimen se observen las Le- 
^ jps de Castilla.; y en lo civil las municipales 
" de Aragón , excepto quando $• M. por su Fis- 
cal interviene en los contratos ,ó casos con 
^. os ^a^Uqs ^ aut. lo. idem. 

7 Preside el Comandante, á k Audiencia, 
^ 4ífhp auto 10 \ Y ^^^ recursos o terceras ias- 

'tancias se admiten para él Consejo , y para Ren- 
tas Reales haya Administrador y una junta. 

8 Se divide Aragón en Partidos con un 
Gobernador Militar en cada uno ; admitiendo 
para el Consejo 4e Guerra las apelaciones de 
lo tocante k ella ; y las cosas Eclesiásticas , y 

, regalías , que antes se gobernaban por el Justicia 
de Aragón y su Tribunal , se administren por 
el Regente y Audiencia, dicho Átito jo. 

9^ Erección de la Audiencia de Aragón á 
similitud de la de Sevilla, aut. 12. idem ^ ^ y 
nueve reparos, ó dudas déla Audiencia con 
este motivo y sus reales resoluciones , Aut. ij. 
10 Los oandos se hagan en nombre del 
Comandante , xomo Presidentg de la Audien- 
cia , y de los Regentes y Oidores , aut. 20. Id. 
, 1 1 IrOs Jueces de Letras vistan el trage de 
golilla y traygan vara alta, áut. 26. y 28. id. 
Sean iguales i los Castellanos en la obcion de 
plazas y piezas Eclesiásticas , aut. 30. idem. 
f 12' En las requisitorias de la Audiencia pa- 
, ra h de Barcelona , se observe mutuamente el 
.estilo antiguo, aut. 3.1. idem. En el aut. 19. 
I cap. 2. está el ceremonial de la Audiencia de 
Aragón , y el modo de recibir , y despedir su 
' Comandante y Regente. 

13 Arancel de los Jueces ordinarios ,-Escri^ 

»• baños y otros Ministros de la Corona de AragoA, 

aut. 33. id. ARAN- 



3*' 
ARANCELES.^ ' 

Ordenamiento de Alcalá , tit. i^. De lo ^W. 
se debe por dar los sellos de los alcaldes 
. éfor lasescrifturas de- los pteytos ... t 

Recopilación , lib. 3- tit. iQ. í)el arancel - 
de los derechos de las Justkias Ordi- 
narias: • 4 • . * j 

Autos Acordados. ídem i 

Ordenamiento Real , Ub. 2. tít. 9. Arancel 
• de los SecTetarios^ * • . • • ^ . w .' i' 

Recopilación, lib. 3. tit. 12. Arancel de los 
derechos de los Escribanos de los Al- 
caldes de Sacas ' i 

RccopiJadon , Jib- 4. tit. 26. Del arancel 
de los derechos de los Escribanos de 
Concejo ^ ^ . 

Recopilación , lib. 4. tit. 27. Del arancel 
de los Escribanos Públicos, y. del Nü- i 
mero > y otros Jtizgados ordinarios: ■,. 
de los derechos que han de llevar por 
¡as escrituras y por los autos de lot 
procesos civiles y criminales a; ? 

Recopilación ^ lib. 4. tit. 28. De ios derechos 
^ue han de üevar los carceleros de los í 
jpresos en las cárceles de Corté y Chaiir- 
cillerías , y Justicias Ordinarias. . ... 1 

Recopilación» Ub. 4. tit. 2g. Del arancel de 
los .derechos que han deJlevarJos Ak- : 
guaciles de- Corte. :* . . . .i^ . 4 . . /v •» > i 

Autos acordados. * Idetn^ ^ • . .. * • ^ w ^^ li.^ i.bí^ f i -^ 

Recopilación , lib. 4. tit. 30. Del arancel de 
los derechos de los Alguaciles de las 
Chancillerías • 1: 

Recopilación^ lib. 4. tit. 31. D^ los dere- 
chos de los Alguaciles de los Córre- 
se 



31 ARANCELES. 

Leyw» 
gidorer y jMticiai Ordinarias ¿Ul 
JRjyno X 

Hecopiidcion, lib. 4. tit. 33. De los dere^ 
chos de los Jíl^uaciles del Campo , de 
la Corte y Cnancillerías x 

Recopilación , lib. 9. tit. 6* Del arancel de 
los derechos del Mayordomo mayor y 
Contadores > y todos los otros Oficia-^ 
les de la Contaduría , y de algunas 
ordenanzas que han de guardar. ... 25 

Autos acordados. Úem . ^ ..... r • • 16^ 

r 

Definicioi. J-*^j j^f^^Q¿i ^ ^u reglamento hecho con auto 
ridad pública » en que se señalan los derechos 
que se. han de llevar ^ ó los precios ¿ que se 
¿in de vender las cosas. 

Todos los cuerpos legales que se han expM« 
sado y 7 las leyes de otros muchos mas antiguos, 
que no se meadoBan , y hablan con individua-* 
lidad de varios aranceles , me ha parecido opor- 
tuno omitirlos aquí » i causa de estar todos de- 
rogados generalmente por la Costumbre y por lo^ 
últimos aranceles que están en práctica, y por 
varias Reales Resoluciones ; como también por 
ser en el día muy diferente el valor del oro y 
la plata respecto al que tenian en los siglos pa- 
sados : no obstante , con arreglo al orden que 
se ha observado .en esta obra , se dará una bre«« 
ve. noticia de dichos cuerpos en b forma si- 
g:uiente. 



OR- 



ARANCELES. 33 
ORDENAMIENTO DE ALCALÁ, tít. 15. 

JL^e lo que han de llevar los Alcaldes por los 
sellos , Y los JEscribáaos por las escrituras de los 
pleytos. 

§. 11. 

RECOPILACIÓN, üb. 3. tít. M. 

Zéfy I. Doña Isabel m Akalá de Henares á i§ 
de Marzjo de 150^. 
De.]o que hande. Uévar las Justicias Ordi* 
Barias en causas civiles y crimínales. 

§. III. 

AUTOS ACORDADOS , ídem- 

éíuto I. El Consejo en Madrid á 2j de Agost% 
de 17^5^ ^ : ' 

Las ChancUlerías 7 Audiencias formen aran-* 
Cd para los Juzgados Ordinarios y Escribanos» 
ao comprehendlendo los oficios arreglados en el 
del año dé 1722,1 ni los de Aragón ; y paíael 
Juzgado dd' Corregidor y Tenientes de Madrid^ 
se .(^.comisión i los Señores del Consejo. 

§. IV. 

Oía>EN AMIENTO REAL , lib. í . tlt. 9. 

Líy t. Las Bjyes Católicos , aña de x^-^S. 
Qpé derecho debeo llevar los Secrétanos. 

Tom. IV. 1^ Ley 



34 ARANCELES. 

.■•.;■.• - L¿y ■'aí.Uan.. 
Xa% ordeiunzas que. han de guardar los Sfr* 
cretarios. . • '. 

$. V. 

KECOPILACIOÍí , lib. 3. tlt. 12-. , 

1^ única* Los Reyes CatoJicos , aHo He t¿o^* 

Del arancel de los derechos de los Escriba^ 
nos y Alcaldes 4^ Sacas. 

§. YI. i ..-^ . 

'^' ^lüSGOPILACION , lib- 4- í^^^^ ' 

Ley única. 
l)el arancel de los 'derechos de los Escribaír 
nos de Concejo. 

§. VIL . 

RECOPILACIÓN , Hb. 4. tk. 17. 

Ley X. Doña Isabel en Alcalá á j de Junté i 

j , •• ' de 505» ^.•.^, . . '. 

Del arancel délos Escribanos sPóblfcos y d¿l' 
Numeró , y otros Juzgados 'órdiMiiios ^ de lo¿, 
derechos que han de llevar por las escrituras y 
por los autos de los procesos civiles y crimina- 
le§. 

Ley 2. Don Felipe IL en Madrid , ano 

• ' de isS3^ '' • 

Acrecienta los derechos que pueden llevar 

los Escribanos Públicos y del Número de estos 
Reynos* 

í "»• ' RE- 



ARÁNCSLESL jj 

iLECaPILACION, IIb-4. út t9. • 

Ley única. Don JuamJL^ ml^egavia > año 4^3^ 
- . y.Dan Welipe m VatUidotiM ; año 1$$$^^ 

.■ .ru/.-..- /•/) ,. . '/.). '':.. . :í/ .-a ''/r 

De los derechos <jue han de llevar los car- 
celeros de los presos. eü las cárceles de Corte j 
CiíanciUerías , y Justicias Ordinarias. 

.!> .:*í .:. .r i , V;. • 'i .- ' .' .-'íJ 
I^eyes sueltas. 
-Ai los pobires 4^^ «ivivicren presos «6 lo¿L 
detengan , ni tomen sus vestidos por razón de 
lesv derechos ,.nl ló¿ vuelvan á la cárcel por 
ellos y después de haberse executado en ellos k : 
pena corporal. Vid. la ley^ ^i* y ^^* $• Rec. art% 
Peregrinqsy RwierosJ • ' , 

.;-. .-•• .: .51 :IX/ 

.RECOHLACION, lib. 4- titJ ap. ^ 

L^ ümca. Don Juan 11. en Segovia j y Don Fe- 
-.:. Ji^ IL enValladolid. ^ : 

Del arancel de los derechos que han de lIo« 
Yar los Alguaciles dé Corte. 

> ^- * . 
AUTOS ACORDADOS, lib. ^. út. 19. , 

Auto único. Don Felipe V. en Ventosilla á s 
de Enero de fjsti. 
Arancel de los derechos que han de llevar 
los Alguaciles y Escribano» Oficiales dp la Sala. < 

JE % RE- 



3<S AJRANCSLfiS. 

§.' XI, ."'i 

lUECOÍILACION í fí>. 4.: tit. 30^! 

.•,;...-'•.. <-:-,<!t«rá*fcdu •'. -a . • :. -.Ji 
. Del^anncd de los'-dérédhos ^ue^haa ud&.Ue* 
Tar los Alguaciles de las ChancÜlerías. 

■■■'•'•.. ■■■.'..:■' ■.rJ, (! JY 

§. XII. 

RECOPILACIÓN ,Hb. '4/ tít! 31. 

Z^^i á!»¿r^. DoRa.Isabtl en Jífcalá'ii aSlo is'^3'. 

Dé los derechos de los Alguaciles de los Cor- 
regidores 7 Justicias del Reyao. 

RECOPILACIÓN , lib. 4. tit. 33. 
Ley. (nuca. Don Fc^i^e.IL.'m VaUadtíid, 

■ ■■ • ' r • ^ ■■ :: '.. ;•■ ., ;, .:.••.. •. .. 

De los derechos de. los , Alguaciles del caoor* 
po, de la Corte y Chanciller^. ' i 

5. XIV. 

RECOPILACIÓN, Hb. 9. tit. 6. 

Ley j. Los Reyes Católicos en las Ord. de 
Madrigal de ijfjSn 

Del í«ncd d« los dcccdbo» que han de lle- 
var el Mayordomo mayor y Contadores^ y to- 
dos 



aranceles; 37 

dos losV otros Ofidak» d^ la Contaduría ,. y de 
;i|gnnas ordenanzas que han de guardar* 
■. - - Ley /. 

Pone las ordenanzas y arancel de los derecho!» 
que han de llevar lo§ Contadores y Oficiales de 
sueldo. 

Ley 2. í 

De los derechos de los Contadores y Oficia-^ 
fes de tierras y acostamiento. 

Ley j. 
De los derechos del Oficio y Contaduría de 
las Mercedes. 

Lxy 4.. 
Del Oficio de la Conuduría de QjiitacioneS| 
¡y sus derechos* 

Ley 5. 
De los derechos de los Oficiales y Contado- 
res de las rentas , y asientos de lo tocante á ellas. 

Ley 6. 
De los derechos que han de llevar los Escri- 
tanas de Rentas , y de los derechos del Oficio 
de relaciones y Contadores. 
Ley 7. 
De los derechos que han de llevar el Ma- 
yordomo mayor , Canciller , Notarios , y Des-. 
pensero mayor de raciones. 

Ley 8. Dan Alonso , era i^Sq. 
De las ordenanzas que han de guardar los 
Concertadorcs y Escribanos de los privilegios y 
sus derechos. < 

Ley 9. 
*' De las confirmaciones de los privilegios y 
mercedes , y derechos del Escribano de k con- 
firmación de ellos, y Escribanos de los Conta-- 
dores. 

Zef 



38 AKANCELES, 

,t^ 10. Don Felipe IIL lük itfoSé 
Qiie el Contador del libro de caxa ni stU 
Oficiales lio lleven derechos ^ y d salario que 

Ley ti. ídem. 
Los Contadores de la razón han de Ucvalr 
los derechos siguientes—. 

Ley 12. 
El Escribano nuyor de rentas Heve los de^' 
rechos que aquí se insertan. 
Ley / jw 
Los Contadores de Rentas y Quitaciones lle- 
ven los derechos que aquí se ponen. 
Ley jjf,. 
Los Contadores d¿ relaciones lleven los do^ 
rechos que aquí se insertan. 
Ley 75. 
Derechos que han de llevar los Contadores: 
de extraordinario. 

Ley iS. 
Derechos que han de llevar los oficios d« 
tierras. 

Ley rj. 
Derechos que kan de llevar los Contadores 
de. mercedes. 

Ley 18. 
" Derechos que han de llevar los Contadores 
de sueldo. 

Ley i^. 
. Derechos que han de llevar los Contadores. 
de tenencias. 

Ley 20. 
': Qué derechos han de llevar los Contadores 
de acostamientos. 
' * ' Ley 21. 

Los Contadores de penas de Cimara no Ue- 
Vín derechos , y el salario que tienen. 

L9f 



ARANCELES- 39 

Ley 22. 
'. X>c las derechos (pert;efiecientíes 4 Contadori» 
mayores 7 Escribano mayor de Rent;as , que se 
cobran para la Real Hacienda , y los que perte*> 
necen al Mayordomo mayor , Canciller y Nota- 
rios 9 Contadores y Escribanos mayores de los 
privilegios. 

Ley 23.^ ■ 

Prohíbeles- que. no lleven mas derechos , so 
las penas del arancel antiguo ; y manda , que el 
que hiciere el primer despacho asiente en él los 
derechos de todos ; y ofreciéudose despachQs nue- 
vos é dudas, ocurran al Consejo. 

3. XV. 

AUTOS ACOIU)ADOS , lib. 9. tit. 6. 

\Auto J. El Consejo de Hacienda en 1G93. 



A, 



.rancel para todos los Ministros qnc enven- 
den en la adíninistraclon , cobranza y y ;?;^ • ' ■■- 
ta y ra2on de las Rencas Reales y Swr < - ai- 
litar. 

§. 1. Superintendentes generales y Administra- 
dores particulares, 

2 Contadores de intervención de arcas. ^ ^ , 

3 Contadores de Rentas Reales y servicios 
de Millones. 

4 Escribanos de las Superintendencias , 6 Ad;^ 
ministradores particulares. 

. j Escribanos de Rentas Reales y servicios dfi 
HiUoncs. , . 

6 Alguaciles de las Rentas Reales y servicio* 
de Millones. ' 

7 Fieles, Registradores, Visitadores , Guar^ 
das y minjstros inferiores» 



v-^. 



40 ARANCELES. - 

Auto 2. Don FAift V. Ag de Efürode lysí^. 
Arancel de las Contadurías del Consejo de 
Hacienda y Contaduría mayor. 
Auto j. 
Arancel de la Contaduría de la razón geoe^ 
ral de Valores de la Real Hacienda. 
Auto ^. 
Arancel de lo que toca i los libros de It 
Escribanía mayor de Rentas, 
Auto g. 
Arancel del negociado de los libros de Rea^ 
tas tocantes á cargo. 

Auto (T. 
Arancel del negocio de media-annata de mer« 
cedes. 

Auto 7. 
Arancel del negociado del servicio de lanzas. 

Auto 8. 
Arancel de la Contaduría de la razón genc« 
val de la distribución de la Real Hacienda. 
Auto s^ 
Arancel del negociado délos libros de Ren- 
tas concernientes á ddtá. 

u4uto 10. 
Arancel del negociado de los libros de rela<« 
clones concernientes i data. 
Auto II. 
Arancel del negociado de los libros de nacr-* 
csedes concernientes á la data. 

Auto J2. 

Arancel del negociado de los libros de gas-- 
tos secretos concernientes ¿ datas. 
Auto ij. 

Arancel del negociado de los libros del sim^ 
do concernientes á la data. 

Au- 



Aütá 14. El Consejo pleno en la Contaduría tná^ 
' y&r en Madrid 4 ay dé JEnórO'^.de ij^jf, :\ 
Afancel para k)s OontadS)re3 ProvipekiJks , de- 
Ijaendo tomar .precjsamcate X^ XAi^a de todos los" 
pagos fjue hiderto los pueblos , y señalarle^ h<K 
rw competentes ^ara no detener á las p*rtes, 
Jluto ig. ídem. 
Arancel de I05 derechos de ios Contadores ea 
los puertos del Reyno de los géneros que se ex- 
traen para fuera de él , sin perjuicio de lo dis- 
puesto en. los. otros Autos acordados. 
- . Aufo iff. ídem. 

Ara^icel de las Escribanías mayores de Alca« 
2>alas » Cientos y Millones de Madrid» 

TABLA 

t>S LOS A1LAKC£LCS G£N|SIIAL£S QJtTE SE INSEB.TA1I 

£N ESTB ARTÍCULO, Y SE OBSERVAN 

EN EL pía. 

IPirrafos. Folian^ 

Xí" Df Relatores del Real y Supremo Consejo 
de Hacienda > y Jkjeales Juntas de 
Comercio , Tabaco , Juros , y quaU 
quiera otra que si forme con jurisdic-^ 
cion suprema por la via de Hacienda. 4^ 

** Escribanos de Cámara del mismo Supre- 
mo Consejo y Juntas 49 

3« Escribanos de diligencias , idem. í . . . . ¡%' 

4. Procuradores , idem 53 

5. Porteros , idem 55 

V* Escribanos del Numero de la Villa de 

Madrid. 57 

Escribanos de Provincia , allí , §. d- ' 

Escribanos Reales , allí , idem. 
7* Escribanos de diligencias de dicha Villa 

de Madrid. ^ 74 

Tom. IV. F ^h 



^ ARAIíCELES,\ 

Mrrafof . ^^ *<*<»- 

8. alguaciles de dicH'a Vüla^ . • . . < • . > • 78 
^; • parteros di los^ ^mentei- de Oírregidor 

' dé Madrii\i X 9 c'^vii i ; i . . ; . :. .^ 5^5)1 
jo: 'Procuradores de la referida Viíla y délos , . 
' - ^^QonsejoSk' .». ^ .••;.*•. i v :» .«•;•••;: ' 80 
lí. Contadores de mentas / particiones ... 8i2 
S2. ' Seáretariós , Oficiales mayórss y iegundos ' 
• .'j ^^ /¿a^ Nunciatura. . *^ . -..'♦> ...**.• 86* 
1-3. . SUlatores de elifl - !*' . .. Lu ¿ '. . . .: • •" i i *• . ;. 'P^.- 

14, Procuradores , idetn. i ...i*..;- .^ I .5. a v J)6 

15. Pjeceftores y Notarios ..••...• 98. 

li. Escribanos de Registros de Indias. • . . 99^ 

ARANCEL 

Dado d 7 de Mayo, de 1782 f ara los Relata- 
res del Real y Sufrenm Consejo de Hacienda , y 
di las Reales Juntas de Comercio , Tabaco- y Ju^^ 
ros , y quatquiera otra que, se forma cofí jufisdi^i 
cion suprema jior la vi^ de Hacienda* 



n 



h 



"e la relación en difinitivadq qualqüier plcy-: 
tQ piVil ó. criminal percibirán d^ cada: parte diez 
mrs. pQt hoja de todo el pley to ; y en los negocios-^ 
de Coacejo,.Comunidades.> concursos, ocurrencias.- 
de acreedores y. otros > en que litiguen tres perso^ 
ñas independientes baxo de un poder , porqués- 
sostengan un .mismo .derecho.^ ó .por otra causa, 
percibirán dprechos dobles por cada hoja. del 
proceso de qualquiera parte , que tuviere la re- 
presentación^ de cómynidad ó de muchas persor 
x»s. Y . por . el apuntamiento, manuscrito , que 

. ■ \ .. p4* 



para la relación de los pleytos en difinitiva les 
está mandado executar > Uc varán 20 reales de ve- 
llón^, por pliego entre tod^s las. partes ^ slenda ca- 
da plana de I5 renglones ác letra regular., y trc¿ 
d^dos de margen j y quedando^ al arbitxio, y car-; 
go de la Sala rpspe<:tiva , ó qd. Mini^tfo mas^ 
moderno dg ella el moderar el in^pqrtp del apun-^ 
tamiento los pliegos, que » fallaren' excu^bk^^^^ 
pero nunca el aumentar. 

.• -... / II--- .. : r •■ . •: 

'De la relación. de visitas,, pesquisas -jr resi- 
dencias , si las hubiese \ los 10 mi;s..dé\cada 
parte en la^ bo>as por si eaúsad;is , y 20, mrs* 
de cada hoja de las comunes entre todas las par- 
tes que fueren condenada^ ,^ y con arreglo a la 
disjt;ribucion que haga ei Tribunal^; y.nohacién-, 
dola , á prorata de sus llftjas. _ , /] 

in.> 

De la de execuciones con tercerías ^ poncursos 
y. ocurrencias de acreedores 10 mrs. por hoja, 
por cada parte de las por sí causadas ,y 20 de 
las demás entre todas las partes , í piprata dó, 
sus hÓÍ2S. . .i 

IV. 

De relación para prueba, por regla general 
sin excepción , xq reales de cada parte* 

Si heí:ha;,la reja^ion, como para difinitiva^ 
k recibiese cl^pleytp i prueba , ó se acordase» 
lÍTiévas diligencias , podrán percibir desde luego 
5ÍJS derieg^os de difinitiva ; pero quando vuelvan 
á hacer relación para ella , no percibirán otrosj, 
que los qgrrfSpoádientes 4 las hojas aumentadas 
desde aquel punto. ' ^ ^ 



. VL 
De relación para attículo eil <iualquicf p!ey- 
to ; por^ regla general sin excepción , 4 mrs. por 
hoja ; y si p^ra ^a' decisión del artículo se acor- 
dasen poi* el Trí^Unai nuevas diligencias , sold 
percibirán por la segunda relación de las ho^s 
aumentadas ¿razan de los 4 mrs. 

VIL 

Esta mi$ma regla se observará , aunque con 
la decisión del artículo quedare fenecido absolu- 
tamente el negocio , y aunque se reduzca la ma- 
tcria ó duda que se controvierta á admitirse ó 
no el grado de segunda suplicación; pero en to- 
dos estos casos podrán percibir los derechos del 
apuntamiento manuscrito, que les van señalados 
por el articulo i? de esM arancel 

VII L ^ 

De relación de expedientes , que no excedan 
de 30 hojas , por regla general sin excepción; 
percibirán de cada parte 30 reales , j por cada 
&ója de Us que excediesen hasta ciento , á 8 mrs. 
de cada parte , y por las que pasen de ciento ¿ 
4 ; y si por acordarse nuevas diligencias se re- 
pitiese la relación , solo los percibirán de las ho- 
jas aumentadas. - .. 

IX. 

Se estimará para este fin por exj)ediente todo 
negocio j que no se haya retíbído-W rtfcííbiese á 
prueba ordinaria, ó por via de'jdstificácion , f 
será pleyto aquel que sé haya recibido ó reci- 
biese ; y si su fundamento fuese^ una demanda o 
causa ordinaria manifiesta, se estimará también 
por pleyto , axmque las partes hayaa rtauaciadó 
U prueba. - . • - 

De 



AlUNCCLESt ^4J 

De las revistas de díjpedíentes , pléyios y 
«rtíctüos percibiria la mitad de derechos de la 
vista , y por entero eii las hojas aumentadas ; pe- 
ro por la relación sen^ remisión én discrtíiá 6 
-mas Jueces nada perdbirán i y lo mis^o'^éñ la 
remisión de una SaU í otra- , y si se íaeoítlaseh 
antes i de la relación algunas diligencias , solo 
percibirán de nuevo lo qno éstas importasen. 

' • . XL- - •• :•' -'' !^.''-- 
De memoriales ajustados , mandados formar 
6 imprimir por el Tribunal con citación y asis- 
tencia de las partes , percibirán de todas 44 rs. 
vellón por pliego impreso ; y en caso de no im- 
primirse , se regulará ^ respecto de tres pliegos 
mianuscritos ^or dos hopresos , constando aque* 
Uos de los renglones , letra y margen que que- 
da expuesto en el art. i? Por- las juntas que con 
este motivo tienen los Relatores en su casa con 
asistencia de las partes ó de sus Abogados para 
comprobar , si está ó no formado á su satisfac- 
ción el memorial ajustado , percibirán de todas 
las partes 40 reales de vellón cada vez , enten-» 
diéndose que deberán ocupar tres horas en cada 
junta , si no pudiese concluirse en una la Icc-r 
tura de todo el memorial. Y en caso de formar- 
se árbol para la mas clara inteligencia del nego^ 
do 9 llevarán 4 reales por cada casiUa dd origi* 
nal , y 2 por la copia entre todas las partes. 

XII. 
Si hubiere papeles en derecho , percibirán 
por la comprobaaon de cada uno , y de la par-* 
te de quien sea 4 reales por pliego impreso» 

De 



^^ ARASrGEL£$^ 

XIIL 
De ks declaricion^s , confesiones é iostruc-» 
cicles que se les encarguen ^ S reales por JtLO)a 
entre todas las partes » y de ks de examen de 
,tei^Qg^ 4' ^^ ^ lekcion p caxa de consultas» 
siendo jfjx expedientes ó negocios de partes » Uc- 
rVar^ 12 reales por¡ cada pliego entre todas las 
(partes , aunque sean, Comunidades ^ sin perjui- 
cio de . los derechos del apuntamiento manuscri- 
to que hayan formado para dar cuenta al Tri- 
bunal ^ siempre que sq estime necesario por éste. 

XIV. 

Los derechos de este arancel se entienden 
todos de vellón , sin exceptuar ks Provincias 
de Aragón ni de las Indias. Las hojas se han 
de contar según se halkn en el proceso , sean 
impresas ó manuscritas » con renglones espesos 
ó claros , una vez que estén llenas ; y de los pro- 
cesos acomulados , y de los libros , quadernos y 
autos mandados tener presentes , solo percibirán 
las hojas de que las partes se valiesen y señala- 
sen ; y no señalándolas » de ks que señalase el 
Juez mas moderno. 

XV. 

. No han de llevar derechos algunos por lo 
que se les mandare despachar de oficio , ú k 
pedimento Fiscal , ni de dependencia de pobre» 
mandado asistir por tal ; ni harán que pague una 
parte por otra , ni el presente por el ausente ; j 
no podrán excusarse á hacer relación , siempre 
que estén pagados de la mitad de los derechos 
respectivos á ks partes que los causan. 



No 



AKANCELES. 47 

*.f . > • . ' '»*•'.* -• ■;-.♦:.: 

;..>'. ' < .i. -i :xyL . : . •- i í : ^ /' 
n jNw^pertíbia pdr :via Ac derecho ni de grá*- 
tificabioo cosk alguna xrM^ de io que ks va se^ 
iblado en este arancel y ni con el motivó de ^de^ 
lantar la relación , ni ningún otro , pena de res- 
tituirlo con el quadriípláí. ^or la primera vez: 
la naísma rcstknclon , p ^$|¿asion;de ofioi0'poi; 
seis aáos por la segunia^ ynpw^lk t¿r<2er;if pi^i^ 
vad^n^ y demás j>emsaiÁ>íl7ari».. - ^ ^ ' 

. XVIL 
Han '4c poner ptiecisamente f baxo la^ inisi¿' 
Jtus pcius , elMrécibp de sus derechos , auñqu^^ 
los remitan, -^ba^áa icren la segunda Hhoja 
de ia pieza corriente del procesa de todos los 
que les van correspondiendo , según las diferen- 
tes relaciones 7 ¿staidoi^ en que lo hateen : en la 
tercexa ios de declaraciones , instrucciones , con- 
fesiones y exámenes j^cohsúltas que sé les encar* 
gúen: al pie del memorial. ajustado iioapresó , ó 
apufftainiento manuscritt> los dbrcchos de éí;y 
al pie de los papeles en derecho los de sus cúm-. 
probaciones* 

XVIIL 
Será Qirgo de los oficios de Cámara llevar 
al Fiscal el primer dia de cada semana todos 
los expedientes y pleytos , de que se haya heclM> • 
relaflíon en la antecedente , con sus apuntamien- 
tos, sin ministerio de Agentes-Fiscales paradla 
ida ni la vuelta ; y seri cargo del Fiscal poner 
el visto donde se hayan observado los artículos 
de este arancel , y remitir los autos á que los 
tase el Tasador general , quando contemple ex- 
cesivos los derechos que se han considerado , 6 
rcj¿ibi4(> los* subalternos ; y verificado el exce- 
so por Ib. tasacioa > ó la inobediencia en no pó- 

wr 



M I 



48 ARA]»3ELES. 

ncr los recibos , ni hacer el asiento que se or- 
dena en el art. 17 ^Ipasari ci Fiscal los autos 
personalmente, i la SAl origmal »: pOtr, la que con 
sola la inspección .se proc¿icri á la imposición 
de las penas cstablecicUs. 

': .> ; • . : XIX. 

' Si en aquel estado dixesen los subalternos no 
hkhnx recibido d np haber acabado de recibir 
sus derechos , .se quedará el fiscal con esquela 
firmada de esto del subalterno que lo diga, pa- 
ra llamar aquel pleyto 6' expediente en la se- 
xpana siguiente > o «^ k que le paretca^ para 
la averiguación que convenga, iacer , p asán do l a 
después con los autos al Tribuúal. 

«X. 

El Consejo pleno procederá pof sí 4 la de- 
daracion de las dudas que se excitasen en la 
execucion de este arancel f del de los otros sub- 
alternos , ó porque no se comprehenda específi" . 
camente el caso de que la motive , ó por otro 
qu4quier principio , sin que deba consultar pa- 
ra otro punto ni caso que el de alterar alguja 
artículo Q disposición del mismo arancel. 



ARAN- 



ARANCELES- 4^^ 

§. IL 

ARANCEL 

Para escribanos de. Cámara del mismo Real Caft^: 
sejo de Hacienda, y de las Reales Juntas qti^ 
quedan referidas , su fecha 7 de Mayo 
de 1782. : ' 

I. 

JL/e dar cuenta de peticiones con documentos 6 
sin ellos > resAÚtando ó no despacho, percibirán 
8 reales ; y $1 fueren puras de substanciar , 4) 
pero teniendo otrosíes , ó jures y declares, 
0:73! entregar á las partes el proceso cobrarán 
de cliasal respecto de 8 mrs. por foja, y de li 
imrs. por cada una del eolio ó pieza corriente, 
siendo persona particular ; y der^hos dobles , sí 
fuere Concejo , Comunidad , ó de muchas per- 
sonas independientes , qué litiguen baxo de un 
poder , con tal que lleguen á tres. Y cuidarin de 
anotar el recibo de lo que vayan pagando las pac- 
tes en los parageft señalados por el artículo 1 5 de 
este arancel , baxo las penas que se indican- eft 
61 

IL - 

De juntar á los antecedentes , y de buscar ple^ 
to corriente , ó que no pase diez años el último 
tstado en que quedó, 4 reales; y pasando de 
10, á real por año, con que no pasen de 50 
ceales. 

IIL 
De cada notificación de traslado , auto ó sen- 
tencia, siendo á Procurador ó en Estrados , 2 reales; 
j siendo á íos Fiscales ó á las partes en persona 4- 
^Tm.IV. G I>c 



50 ARANCELES. 

IV. 

De poner el pleyto ó expediente en poder del 
Relator ó en la Secretaría 4 reales , y lo mismo de 
sacarle ; y de cada apremioque despachen , inclu- 
yendo el dar cuenu , otros 4 reales. 

Dé toda provisión 6 despacho , sin distinción 
de una ó mas personas ó Comunidades 16 rea- 
reales, no excediendo de dos hojas; y excedien- 
do , ¿ real por hoja hasta llegar i 40 reales , y 
de ahí arriba , i, 3 quartillos por hoja ; y és- 
tas, como todas las hojas escritas por el oficio, 
han de tener las llanas^ renglones y partes de la ley. 

VI. 

De toda certificación de auto , en que no 
corresponda despacharse provisión , 8 reales: 
quando corresponda , si solo fuese de una peti- 
ción^ y de lo á ella proveído ^ 12 reales. 

VIL 

De las demás certificaciones de litis-penden* 
cias , escrituras , autos , papeles y sentencias , si 
fueren por compulsa ^ real y medio por ho}a, 
si en relacioa 4. 

VIIL 

De los libramientos que despacharen sin li- 
cencia , de acreedor de mejor derecho ó de la ley 
de Toledo , 10 reales de cada uno. , no pasando 
de I® reales lo librado; y pasando, á 10 reales 
por millar , con ^que nqnca puedan exceder de 
Joo reales. 

IX. 

De los que despacharen con este género de 
fianzas admitidas por su oficio , percibirán d 
triple. 

Pe 



ARANCELES- 51 

X. 

De las declaraciones de reos , ó jures 7 de« 
clares de partes , 7 exámenes de testigos , lo mis- 
mo que los Relatores , sin que coa el motivo de 
ir á la casa del reo , ó del testigo , puedan unos 
ni otros percibir sino una mitad mas. 

XL 

De la admisión 7 otorgamiento de qualquier 
otro género de fianza , que no proceda á libra^ 
miento ^ si fuese determinada , ó el Tribunal la 
determinase i cierta cantidad , percibirán al res- 
pecta de lo señalado en el artículo 9 ; 7 no ha- 
biendo cantidad cierta á que remitirse , percibi- 
rán lo que señale el Tribunal. 

XIL 
De todos los demás trabajos 7 diligencias , que 
no se especifican en este arancel , percibirán una 
mitad mas de lo que está tasado por ellas á los Es- 
cribanos del Número 7 Provincia de esta Corte, 
sin alterarse , aunque se altere el arancel de éstos; 
y si la diligencia fuese muy irregular 7 extraor- 
dinaria , la tasará el Tribunal. 

XIIL 
De las ejecutorias 8 mrs. por hoja , como 
hasta aquí , de todaslas que tenga el ple7to ori- 
ginal ,7 de las que para la relación se señalasen. 
del ple7to expediente , quadorno 9 Jibro , man- 
dado acumular ó tener ^presente , 7 ademas un 
real por hoja de quantas forme. la ejecutoria , 7 
otro por hoja de Registró para el sello , que de- 
be escribirse en el Oficio de Cámara. 



Gt El 



5!í ARANCELES, 

XIV. 
El Escribana de C¿xnara mas antiguo perci- 
birá zo reales por el juramento , de ios que por 
gnte él lo hacen en el Consejo y incluyendo h 
certificación ^ y el dar cuenta^ 

XV. 
Todo quanto va dispuesto para los Relatores 
y sus penas desde el artículo 1 5 de su arancel 
hasta el final inclusive , ha de ' regir para los Es- 
cribanos de Cámara , y sus recibos los han de 
poner en esta forma : en la tercera y quai ta ho- 
ja del roilo ó pieza corriente los derechos de tiras 
ó fojas , que les van señalados por el artículo i? 
al pie de las probanzas y fianzas que recibiesen, 
y de las diligencias que practicasen , los derechos 
que por ellas les correspondan ; y lo mismo ai 
pie de los despachos . certificaciones y libramien- 
tos que dieren 4 las partes. 

XVI. 

Con pretexto de firmas , refrendatas ^ ofíct;^ 
les , escribientes , custodia de proceso , ni ningún 
otro y no x>ercibirán cosa algima mas de lo $eáa«« 
lado. 

§.IU. 

ARA N C E L 

2>^ hí escribanos de diligencias del mismo Real 

Cuerdo y Juntas , su fecha 7 de Mayo 

de ijSst. 



n 



I. 



'c toda notificación á Procurador o en Es- 
trados z reales á las partes en persona , y á los 
- Fis- 



ARANCELES. 53 

Fiscales 4; 7 de toda diligencia , que prac- 
tí(jueQ , 7 pongan para hacer la notificación , t 
reales* * 

11. 
De declaraciones , jures y declares , ó exáme- 
nes de testigos., que se les encarguen , 6 reales, 
por hoja legal de las dos primeras clases , 7 de 
examen de testigos, 3 ,• sin poder percibir mas 
por ir á las casas á tomarla^. 

De los demás trabajos , escrituras 7 diligen- 
cias , que hicieren en los negocios de los oficios 
de Cimara , i que estí^n agregados , percibirán 
los derechos tasados á los Escribanos Reales de 
esta Corte ; y para ésto§ se forme nuevo arancel, 
y se arreglarán entonces ¿ iL 

IV. 
Pondrán los recibos al píe de sus trabajos ; 7 
siempre que falten á esto , ó se excedan en los 
derechos , serán castigados á arbitrio del Tribu* 
nal ; despidiéndolos a la segunida vez irremedia- 
blemente. 

§. IV. 

ARANCEL 

jPara Jos Procuradores del misino Real Vuer^9 
y Juftías , su fecha 7 de Mayo de 778-2. 

•' '•" ' I. 

•L^c cada pedimento de mostrarse parte , tóña- 
lamiento de día , acusación de rebeldía , apremio, 
Y demás que se ofrecieren en los procesos de 
substanciar , percibirán 4 reales , 7 el papel. 

De 



54 ARANCELES. 

11. 

De cada pedimento de hechos , con vista de 
papeles , y documentos , como son los de apelan 
cioa y queja , j ^^^^^ vario§ , 8 real^ ; y en pa- 
sando de das pliegos de letra metida , 12 y el pa- 
pel ; y aunque los pedimentos de éste , y del an- 
tecedente artículo los hagan los Agentes » ú ott^ 
personas » percibirla los Procuradores sus dere* 
chos. 

III. 

De la firma de las demandas , aunque lo sean, 
como deben serlo , de Abogados , 6 reales : de 
los demás pedimentos de Abogados tres reales , 7 
de las firmas para las conclusiones , 2 reales. 

IV. 

De la toma de qualquier pleyto , ó expedien- 
te por cada vez 4 reales ; y para el oficial , por 
llevarlos al estudio del Abogado y volverlos al 
oficio , otros 4,2 por cada vez. 

V. 

^ pe la asistencia al pleyto ó expediente en di- 
finitiva , si verdader^nente la pusiesen 10 rea- 
les por cada día , de los que dure la vista ; pero 
por acudir en los dias señalados para ella , sino 
se hiciese ^ nada percibirán. 

.VI. 
^ De recibo , que dexeii en Secretarías , ó Es- 
cribanías de Cámara , de despachos documentos 
6 papeles 4 reales. 

VIL 
Los derechos , que percibirán por los pedi- 
mentos , los pondrán al pie , y observarán invio-: 

la- 



ARANCELES. 55 

lablemente este arancel , baxo las penas de la ¡cy, 
y las que el Tribunal arbitrare por mas eficaces 
para escarmiento de los demás. 

§. V. 

ARANCEL 

JPara Pateros del mismo Consejo y Juntas Reales, 
su fecha 7 de Mayo de 1^82. 



D. 



I. 



'e cada emplazamiento y compulsoria y sea 
de lina ó mas personas ó Concejos , percibirán 
4 reales entre todos ]os Porteros de la Sala , don» 
de se despachare* 

IL 

Por la presentación de personas o Concejos 
en el Consejo 4 reales de cada persona , y t rea-> 
les por cada persona del Concejo » entre los de 
ia Sala. 

IIL 

Por cada apremio para vuelta de autos , pe- 
dido por parte , que no sea de Fiscal , ni man- 
dada asistir por pobre , 8 reales > el que le hi* 
ciese. 

IV. 

Si los presentados estuviesen ja procesados 
en rebeldía , pagarán el doble.» 

V. 

Por una guardia de apremio a ducados al 
día al portero que se ocupase ; 7 por una de 
visu de noche y dia4. 



Por 



A I 



56 ARANCELES. 

VL 
Por dar una posesión 4e hacienda raiz en nom- 
bre del Tribunal , sin salir de la Corte , y no pa- 
sando de un dia ^ 4 ducados. 

VIL 

Por qualquiera otra diligencia i pedimento dé 
parte, que no exceda de medio dia^ 8 reales ; j 
«cediendo, i proporción. 

VLIL 
Por cada recudimento de arrendador al aña 
percibirán cada uno de los Porteros de la Sala de 
Gobierno ó Millones , por donde se despacha» 
50 reales , y nada Iqs otros. 

IX. 

Por vista de pleyto , ni expediente , ni por el 
despacho de él , no pediráa , ni podrán pedir 
cosa alguna. 

X. 

No faltarán en nada á lo dispuesto en este aran* 
Cel , . baxo las penas , en que mcurren todos los 
demás subalternos , que quebrantan el suyo ; y 
en éstos , como en los demás , será especialísimo 
cargo de los Fiscales el indagar la contravención^ 
y dar cuenta al Tribunal ó al Rey , para que lue- 
go se ponga remedio , y no se lleguen á autori- 
zar 9 como hasta aquí , los abusos* 



ARAN- 



ARANCELES. jy 

ARANCEL 

De ±s ^ fuf^io de ij82 , que nuevamente ha 
aprobada el Real y Supremo Consejo , y han de 
eéservar for ahora los Escribatios del Número de 
esta Villa de Madrid , Escribanos de Provincia, 
Escribanos Rjtaies , Procuradores , Alguaciles, 
y denifls subalternos de los dos 
Juzgados^ 

§. VI. 

PARA LOS ESCRIBANOS 

2)£L NCJMSaO ]>B MAB&IB. 



D. 



P Z ETTQS sxjsczrrivos. 



^c los autos > en que se manda jurar , decía- 
car y reconocer un vale ó contrata , por el primer 
auto 8 reales de vellón. 

Pe los mandamientos de execucíon 12 reales 
de vellón. 

De la trava de execucion en bienes muebles 
ó raices 12 reales de vellón ; 7 de la notifica- 
ción de estado 8 reales. 

Si se hiciese mejora ó embargo de bienes , se 
ha de cobrar i razón de 44 reales vellón cada dia 
de los que se ocuparen ; y no llegando á dia , í 
proporción según las horas de la ocupación que 
se han de regular 6 entre mañana y tarde por 
mitad , inclusos en esto los derechos de lo es- 
crito. 

De las fianzas de saneamiento se declara , que 
los Ministros que van á hacer la execucion no 
las pueden recibir sin consentimiento por escri- 
to de la parte ejecutante y que las han de re* 
Tom. IV. H ci- 



58 ARANCELES. 

cíbir los Escribanos del Número ; y por ellas 
llevarán de derechos^ UegaAdoá l®. reales la can- 
tidad de laexecucion , 30 reales, si pasase de i3 
hasta ^di 45 reales ; de 3® á 69 , 60; y si excedie- 
re de los 6^ j llevarán los dereckos al respecto 
de 10 reales cada millar » no excediendo dichos 
derechos de 300 reales , aitiíque la caatidad de 
la execucion exceda de 30© ó mayor suma , por 
p. t grande que sea. 

Fianzas ée j)^ ¡^^ fianzas de pagar juzgado y sentenciada 
y owas!^°^^ la de arraigo » estar a derecho ó de la haz , haa 
de recibir y cobrar loa derechos con la propor- 
ción que en las de saneamiento, constando de 
cantidad i y no constando de ella ^ 30 reales dt 
vellón. 
Aoto de la De dar cuenta de la petición y auto de la pa- 
paga Real, g^ r^al dentro de las 72. horas, 8 reales vellón,. 

De la citación de remate 8 reales. 
De loa de- De la oposición y encargo de los la dias db 
mas aotos tx ley ^ y otra qualquiera petición , y auto 
respectivos q^g. ocurra CU el juicio executivo 6 reales de 
cuiwo?"^" ^^^^^^» no llevando ó presentando con ella 
instrumentos „ que si se presentasen > se han 
de cobrar 2 reales por la presentación .de 
todos los que acompañen 4 qualquier pedi^ 
mentó. 
Declarado* Por las declaraciones de testigos > ó las que 
oes de testi-- se piden y mandan hacer á los litigantes » siendo 
goi. ante el Escribano del Número» con precedente 

comisión del Juez , compareciendo el declarante 
ó testigos en su oficio» 12 reales vellón; y si 
tuviere que pasar 4 sus casas 8 reales mas por 
cada una , no pasando la declaración de dos ho- 
jas , al tenor de interrogatorio , posiciones » y de 
otra qualquier manera , y no excediendo las pre-. 
guntas de quatro ; y si excediese de dichas dos 
hojas la declaración , se ha de cobrar al respecta 

de 



ARANCELES. ^ 59 

de 4 reales por cada pregunta , 6 de 8 por ca- 
da hoja teniendo veinte renglones cada plana , y 
•siete partes cada renglón ; y en la llana del sello, 
-por Jo que baxa éste ,16 renglones. 

Si estando conclusos los autos, fuese necesa- Apanta- 
no formar apuntamiento de ellos ó memorial mientes, 
ajustado para $u vista por el Escribano del Nú* 
mero , cobrará por cada pliego de él , que tenga 
25 - renglones por llana , y cada renglón siete par- 
tes , 22 reales; lo que se entienda , siendo li tiles, 
sujetos ¿ la revista del Juez , que les deberá ex- 
cluir todo lo que hallase superfluo ; y nunca ha 
de poder considerárseles este trabajo para mayor 
regulación* 

De las sentencias de remate , fianza de la ley Sentencias 
de Toledo (siendo afuddata de la misma sen- de remate, 
tencía ) , y mandaniíento de pago , si no hubiese 
habido oposición formal , en cuyo caso no se 
hace apuntamiento de los autos , 36 reales vellón 
por todo ; y si hubiese que hacer relación de los 
autos por apuntamiento , llevará ademas 30 rea- 
les ; no excediendo el tiempo , que se ocupó en 
la relación de una mañana o tarde ; y si excedie- 
se ó se ocupase uno ó mas dias en la relación ó 
asistencia en los informes de Abogados , cobrará 
al respecto de 44 reales por dia , de los que se 
ocupe.en primera y segunda instancia. 

De los mandamientos de soltura 12 rea- 
les vellón. ^ Venta Judi- 

De la venta judicial de bienes ó alhajas mué- ^¡^¡^ '' 
bles para hacer cargo al acreedor , si se pregonan, 
á 2 reales vellón por cada pregón : si hay remate 
en su oficio , por la asistencia á él 30 reales ; y 
si se venden en almoneda , al respecto de 44 rea- 
Jes par dia , asistiendo en la forma , que queda 
expresado. 

Si los bienes que se venden son casas ú otros signe la 

H2 raí- ven- 



6o ARANCELES. 

renta jod¡- jaíces , llevará por los derechos de pregones i 
•^*í« 2 reales , y por el remate 6o reales ; y por la 

Escritura de venta judicial , si hubiese que reco- 
nocer títulos de pertenencia ú otros instrumenf 
tos , 12 mrs. por cada hoja; y por cada pliego de 
los del protocolo de la escritura de venta ; al res- 
pecto de 30 reales vellón , teniendo cada plana 
20 renglones , y cada renglón siete partes ; y por 
cada hoja del testimonio de los autos que han de ' 
acompañar al protocolo , y de la copia quo se ha 
de dar á la 'parte á 3 reales vellón : y por el tes- 
timonio que se di para la Contaduría del Real 
hospcdage de Corte, 20 reales vcUon, no excedien- 
do de un pliego ; y si excediere i 1 5 reales por 
cada pliego ; y sí estas cantidades pareciesen cor- 
tas al Escribano, podrá el que se agraviare acu- 
dir al Juez , para que lo m'andc reconoce^ , y 
tasar por personas pirácticas , y lo que éstts di- 
gan , se exija. 

JPZETTOS ORDII^^RIOS. 

De las demandas ordinarias con instmmen-í 
tos, ó sin ellos , por el primer auto , 8 reales de 
vellón. 

Del primer pedimento de respuesta á la de^ 
manda con instrumentos ó sin ellos , 8 reales de 
vellón. . ' " . 

De dar cuenta de otro qualquier pedimento, 
que ocurra en el juicio , y poner el auto 6 rea- 
les vellón ; y si . se presentase algún instrumento 
ó instrumentos, aunque sean muchos, 2 reales 
vellón por la presentación. 
Autos Je De los autos de prueba , de los de responder, 
froebt y y contestar á la demand-i , ú otro qualquier in- 
otroi. terlocutorio , siendo sobre artículo , si fuere ne- 

cesario formar apuntanueato ó memorial ajusta- 
do 



ARANCELES. 6i 

do para la vista ^ se eobrar^nlos der^hós por la 
jnisma regla ^ que queda establecida en el juicio 
executivo , así en los apnmami«i|tos ^ como cu 
los déla relación. •; .; ' 

Del juramento j examen de testigos , se co- Examen de 
brarin los mismos derechos , que van -Tsxpresa- ^^•^'8®»* 
dos en esta razón en el juicio executivo ; y por las 
ratificaciones , quando se hicieren la mitad , ñQ 
teniendo adición i su primera declaración i y te- ' ■ A 
niéndola, i la misma 'proporción que va expre- ' ' r»'wt> 
sada. ■.'.**;' 

De las relaciones de autos sobre acumulación RcJacíon de 
en los Juzgados'ordinarios , m ^realcs-decada'paír^ los autos so- 
te; y si fvicrc- á "tribunal átipcrior- ó junta*- ic^ brc acomu- 
reales ' vellón por cada parre , no siendo necW4Í> lacion. 
tío formar apuntamientd ; y sí se hiciese éste ,' s¿^ 
ilevarán por él los mismos- derechos que quedaíi 
prevenidos en el juicio executivo : bien entendi- 
do , que aunque el procesa conste de mijchak V; . ' 
piezas de autos, no se han de estimar en eité l 
caso para los derechos (ñas hojas, que las qu6 ...). 
sira preciso citar para la^ acumulación ; y si sobre 
este punto se ofreciere alguna disputa ó duda , se 
acudiri al Juez , para que lo vea y tase , ó man^. 
de tasar por personas prácticas , como queda* pre- ^ . . 
Tenido. ' . w- . . - c í,. 

De- las reqwf$itoriá^'d- suplicatorias en pfeytofc' Rc^airito^ 
ordinafios , ó-eiccesivdi^,- ao realesí vcUcín ; rio ptt^; "** ^. ^"P'*' 
sando de dos hojas; y excediendo de ellas | ^ c^^^^^^»- 
reales, por cada una de lasque haya mas; te- 
niendo los renglones y partes expresadas. . ' 

De los mandamientos compulsorios iü»' reales '- - ' - ! 
vellón por cada uno. \ 'i, ' ^ 

- De las compulsas de autos 12 reales de ve-* C<í»f«I«w 
llon; y si pasaren de dos. hojas á 3 reales por ca- »*^í^»- ^ 
da una de las que excedan ; teniendo los renglones 
y partes expresadas* ..... í * 

De 



62 ARANCELES. 

De las cauciones juratorias , 12 reales veílon 
por qada iina. 
Recono- , Pof la asbtencia . i un. reconocimiento a, vis- 
cimiento. ^^ ¿^ ^j^^ ^ ^ extender la declaración de los per 
ritos 60 reales vellón , no pasando de dos hojas; 
y si excediere de ellas 4 4 reales por cada una 
4e las que excedan; teniendo los renglones y 
partes expresadas. . .. . . , 

Anto del - Pojr:el.auta de cumplimiento dé qualquier 

complimien- requisitoria, no excediendo ésta de ocho hojas 8 

to á una re- reales de vellón ; y si excediere de ellas , respecta 

quisitoria. ¿^ haber de imponerse de sü contenido para dar 

• . . ' cuenta,, se llevará, al respecto de 12 mrs. por 

- ri . . ca¿a hoja de lasrique excedan ; y por los 

• dftmíiS:íiutoS;, que. Qourríin. p^a su retención ó 

4eyolucion , se UeVarán los derechos en la forma 

gu& .queda prevenido. 

Mandamíen- j)^ Iqj mandamientos, con comisión , ú otro 

tos de cotni- qjjj^|qi|¡ef dcspacho para los Lugares de la Juris- 

cares de la ^^^^^^^ > -^^ reales veüon por cada uno y no ex*f 

jurisdicción. Qpdiendo de dqs hojas ;. y si. excediere , á 3 rea^ 

~1§9 poc cada una de las que haya demás ; y si» 

el despacho fuere para inventario , tasación y. 

parucion de bienes 24 reales vellón. . 

Aato de po* -J '^^ ¿W Cuenta de pedimento ,, en. que. se pro^ 

sesión de tenda posesión de bienes raices , no excedienda 

bienes, ^f de 12 hojas los instrumentos , 4^e se presenten, 

- 20 reales vellón ; y si excedieren al , respecto ia> 

mrs- por cada hoja. . . 

- . Por el mandamiento de posesión 40 reales 

vellón. . . . 

Posesión de - . Por la asistencia i qualqúiéra posesión de casas 
casas o .bie- 5 bienes raices , y extender la diligencia 40 reales 
ncs raice», vellón'; y si se ocupare un dia ó mas , al respec- 
to de 44 reales porcada uno en esta Corte; y 
oliendo fuera de ella , al respecto de 66 reales por 
dia , incluso en todo lo escrito. 



ARANCEIÍS. 63 

' De Ias> testimonios que sé pidan o'mandexi 
dar con relación de auTÓ$¡JO ¡nstocimemgs',:»^© 
reales por cada uno , no excediendo de dos ho- 
jas ; y si pasare de ellas ^ ai respecto de 10 reales 
por cada uno de las que haya de mas , tenien- 
do los rengjones y partes -que quedan advfertidas. 

De las diligencias que se> practican, cooi Rea* 
les Cédulas de U Cámara í ó Provisiones del Con- 
sejo para dispensas de menor edad , ó para jus- 
tificar la utilidad de los» poseedores de mayo- 
razgos, para. enagenar ó (subrogar bienes , ó to- 
mar censos, se cobrarán los derechos db. los au* 
tos , y los de recoüocimíentos de títulos da per- 
tenencia , copias de ellqis , y extractos que se 
hagan para el informe ^ por la regla con que 
van regulados los de los -negocios ó pleytos or- 
dinarios , siendo ante los Tenientes de Corregi- 
dor; y si estos autos y diligencias fueren antei 
algún Señor Ministro de la Cámara ó del Con-5 
seje , cobrará el Escribano del Número ios mis* 
mos derechos sencillos. 

También se cobrarán sencillos lor derechos 
de los negocios de Sisas de esta Villa , sus. Pro-, 
pios , PoÜcía y otros,- que- en virtud de Reales 
Cédulas se despachan ante el Corregidor de Ma- 
drid y sus Asesores en primera instancia , y en 
segunda ante un Señor Ministro del Consejo, 
en quien subdelega el Señor Gobernador de d 
estas comisiones. 

Por las diligencias que se practican para har-, 
oer notorio al ;Rey nuestro Señor en persona 
los recursos que intentan las partes de següncfe 
suplicación , para que S. M. los cometa á la Sa-^ 
la de Mil y Qirinientas , siendo en la Corte , 30P 
reales vellón ; y si se hiciere viage al Real Si- 
tiOj en que se halle S4 M. » ademas 4e didios 

de- 



Testlmdnios 
en relación 
de autos. 



De las dili- 
gencias que 
ae prnctic-in 
en virtud Je 
Reales Cé- 
dulas de la 
Cámara. 



De lof ne- 
gocios de si- 
sas. 



De ka dili- 
gencia» que 
se' practican, 
para hacer 
notorio al 
Rey noestro 
Señor algna 
recDrsó« 



64 ARANCELES, 

derechos Ilevari. é6 reales par dk * de los que 
se ocupe' en ida y vuelta. -i 

TESTA^ENTAKIAS Y CONCUKSOi. 



Anto para 
inveütar¡<y/ 

De las cura- 
dorías Q de- 
fensorías ad 
Htem. 

Tutelas j 
curadurias. 



AsHtcncia' ¿ 
inventarios 
y otras co- 
sas. 

Caentas y 
parnc'foñcs. 
Viíasc ci 
arancel de 
los Conta- 
dores de 
caentas y 
particiones. - 

A otó sobre 
la 



Del auto para hacer un inventarío 8 reales 
vellón ; '7 si fuere comprehensivo para la parti- 
ción d¿ bienes, 12 reales vellón. . ' 

De las curadurías ad litem de menores y o 
defensorias con aceptac4on , juramento , obliga- 
ción y fianzas , y auto de discernimiento , 24 
reales vellón, • -' 

De las tutelas y curadurías de personas yr 
1>ienes con aceptación , juramento y • obligación^ 
habiendo relevación de iianzas \ incluso el auto 
de discernimiento y testimonio de él , 60 reales; 
y: si fuese de bienes ■ quantiosos , 126 reales; y* 
habiendo fianza , se cobrarán los derechos á pro-^ 
porción de lo que queda prevenido en las dci 
juicio executivo : y esta misma regla se seguiri 
en los nombramientos de administradores de bie- 
nes , testamentarías y. concursos , ú otros judi- 
ciales. 

Por la asistencia 4 inventarios , tasaciones, al- 
monedas , abintestatos , cotejos de bienes , ú' 
Otros negocios de ocupación diaria , 44 reales* 
cada uno de los que se ocuparen , incluso ?n 
ello lo escrito en la forma que queda expresado* 

De las cuentas y particiones de bienes^ que. 
se ¿xeci|tan por Contadores , y presentan eh los 
Oficios para su aprobación , y que se den las 
hijuelas i las partes , se cobrarán los derechos con 
arreglo á lo que irá prevenido en el arancel res- 
pectivo á los Contadores de cuentas y particio- 
nes. 

Del aéto oi que se admite la dexacbn de 
' > bie-» 



ARANCELES. 65 

bienes , coo presentación de memoriales de éstoi la dexacioi 
y de los acreedores , 8 rddes vellón. ^ bicnci. 

De cada auto de acusación de rebeldía , y 
otros de substanciar , 6 teales vellón. ' 

Del auto en que se dedara por bien forma- 
do el concurso, y se nombra administrador j 
defensor de los bienes , ^o reales vellón. 

De la aceptación , juramento , obligación, 
£zD2SL Y discernimiento del defensor , 24 reales 
vdlon. 

De la aceptación , juramento ^ obli^ion y De k «cep- 
£anza de adlninistrador , si ésta la diese con bie- taciondead- 
nes raices , y hubiere que reconocer títulos de nunií^ador. 
pertenencia, 12 mrs. por cada hoja, y por la 
escritura al respecto á 30 reales cada pliego de 
registro ,' y 3 cada hoja de cada copia. 

Del nombramiento y título de administrador 
60 reales vellón. 

Del mandamiento de amparo , que se da al 
concursante , 60 reales vellón. 

De los edictos , llamando ¿ los acreedores. De los edic- 
16 reales por el original , y 6 de cada copia ; y tos , reqn¡ti«> 
ide las requisitorias para' hacerlo saber á los au- *^"** y *■" 
sentes se cobrarán los derechos , con arreglo i í^ P^** 
lo que queda dicho eil los plcytos executivos y ** 
ordinarios ; y lo mismo- en el auto de prueba y 
demás hasta la conclusión. 

De la sentencia de graduación 60 reales ve- Senteneiade 
Uon , no excediendo dé un pliego ; y si excedie- gradaacioa. 
re , al respecto de 30 reales cada uno. 

De las liquidaciones que se mandan hacer 
para los créditos de los acreedores para las car- 
gas de casas y bienes que han de venderse , para 
los pley tos de agravios de cuentas , y para otros 
asuntos, se cobrarán ii mrs. por cada hoja de 
los títulos 6 autos que han de reconocer : 60 
Tm. IV. I rea- 



66 ARANCELES. 

reales por cada pliego üe los presupuestos , y de* 
claraciones de las. liquidaciones ; y 20 reales de 
cada pliego de las partidas de créditos ó cargas, 
incluso en todo lo escrito de las mismas liqui- 
daciones , y de los planes y borradores que es 
preciso hacer antes de ponerlas en limpio. 
De los libra- De los libramientos que se despacharen , si 
mientot. j^q llegaren á i© reales , llevarán de derechos 16 
de cada libramiento : si la cantidad excediere de 
I© reales hasta 3@ , 36 reales: de 3® á 63, 75; 
y siendo de cantidades mas crecidas, al respec- 
to de 10 reales cada millar , con que no puedan 
pasar los derechos de 750 reales , aunque el li- 
bramiento exceda y suba i qualesquiera cantida- 
des considerables , incluyéndose en los referidos 
. derechos los de fianza , si se mandare dar , y el 
auto que preceda para despachar los libramientos. 
Dep<5s¡tos De los depósitos judiciales de bienes ó cau- 
jadiciales. dales se cobrarán los derechos de los instrumen- 
tos que se hicieren al respecto de 44 reales por 
dia de los que se ocuparen , como queda pre- 
venido en el juicio éxecutivo. 
De las recur En los casos de recusaciones que se hacen á 
sacionei. Jos Escribanos del Número , percibirá el que se 
nombre por acompañado los derechos que le 
correspondan, iguales á los que devengue el Es- 
cribano ordinario cartulario de los autos. 
Deeatrega ^^ los casos de pedir alguna de las partes, 
de autos en quando apelan al Consejo de los autos ó senten- 
Éscribanía cias de los Tenientes , que el Escribano del Nú- 
de Cámara mero los entregue en Escribanía de Cámara , y 
del Consejo, y pasen á Relator , sin perjuicio del privilegio 
de los Escribanos del Número y de sus derechos, 
cobrará éste á la parte ó partes que lo pidan los 
que debia haber , con arreglo á lo prevenido 
fU este arancel, por relación y apuntamieutoj 

7 



aranceles: 67 

f ademas 8 reales al Oficial mayor papelista por 
entregarlos en la Escribanía de Cámara , y reco* 
ger el reciba en el libro de conocimientos» 

CAUSAS QKI2ÍINALES. 

De cada auto de oficio ó admisión de.que^ 
relia 8 reales vellón. 

Dé cada auto de prisión 7 embargo de bie- Aatodcprl- 
nes , respecto de haber de enterar al Juez en la ^*^" 7 ^®- 
sumaria 9 11 reales vellón. ' ™''8^* 

De los demás autos de substanciar ^ como ídem de 
son los de evacuar citas , tomar declaraciones y sobstaociar. 
confesiones , 6 reales por cada uno. 

De Jas deposiciones de testigos de la suma- Dctíosicío- 
ría , 7 de Jas declaraciones de los reos , si se ha- **«» ^« ^««^** 
cea ante el Escribano del Número , llevará los 8<>"* 
derechos por la riegla. dicha en el examen de tes- 
tigos , 7 declaraciones de partes en plejtos or* 
dmarios. 

De cada auto dé prueba 12 reales. 

Del auto , en que se manda llamar i los reo& 
por edictos 7 pregones , 8 reales vellón. 

Por cada edicto original para poner en los ^^ ^^^ ^^" 
ratos, 16 reales ; 7 6 por cada copia legalizada *^^' 
de las que se ponen en los sitios públicos. ^ 

Por las requisitorias se llevarán los mismos ,^5^^*"^^" 
derechos que quedan prevenidos en los pleytos 
ordinarios, ' Reconocí- 

Por la asistencia á un reconocimiento en miento en 
rueda de pfesos , 7 extender la diligencia , 20 rueda de 
reales vellón. pf«?o«- . 

Por la asistenéia á la execucion de un tor- Asistenaa á 
mentó , 7 extender^ las diligencias 7 declaracio- dV?n°tw- 
nes , 60 reales. . . mentó. . 

Del apuntamiento '6 memorial ajustado , 7 Apunta- 
Vista de las cawafr sfe cobraÜrt los derechos por mientos. 

Ii la 



Visitas de 
circeU 

Oiicialesma- 



68 ARANCELES, 

la regk que -queda establecida cu los pley tos ex©r 
cutivos y ordinarios, y de hacer relación enl» 
Sala quando van por consulta , al respeqto de 
30 reales cada mañana de las que se ocupen. 

De hacer relación de autos al Consejo en vi- 
sitas generales de Pascuas , ó en las particulares 
de sáíjados , y las de -deudas, 30 reales. 

No se han de llevar por los Escribanos del 
Número ni sus Oficiales mayores derechos de 
tiras , y solo han de cobrarse por los de tomas 
de pleytos, y extender el recibo en el libro de 
ponocimientos , y borivle quando se vuelven 
por los Procuradores , 4 reales por la primera 
toma , y 2 por cada una de las siguientes ^ sin 
exceder de esto ^ aunque el pley to tenga muchas 
hojas* 



JBSCJilTirJiAS. 



Escritora de 
obligación 
liana sin hi* 
poteca. 



Vcfitis ex- 
trajodicia- 



Be una escritura de obligación llana y sin 
hipoteca especial , de registro y saca 30 reales 
vellón; y si llevare hipoteca ó hipotecas espe- 
ciales , ó relación de autos ó documentos , se 
llevará por cada pliego de los del protocolo al 
respecto de 30 reales , teniendo cada plana vein- 
te renglones , y cada renglón siete partes , y por 
cada hoja de la copia 3 reales , incluso todo lo 
escrito; y si hubiese que lyconocer títulos de 
pertenencia ú otros instrumentos, 12 mrs. por 
cada hoja; y si estas cantidades pareciesen cortas 
al Escribano , , acuda el . qve se. agraviase al Juez, 
para que lo mande reconocer y tasar por personas 
prácticas , y lo que éstas digan se exija. 

De las ventas extrajudiciales de^ casas , juros, 
efectos ó bienes raices se han de llevar los de- 
rechos por la misma regla que se dice en la par- 
tida antecedente ^ coa respecto á las hojas de^ tí- 



L 



ARANCELES/ 69 

tolos , qtie se han de reconocer , y las de regis- 
tro y copia. 

De las imposiciones 6 redenciones de cen- Imposlcío- 
«os se llevarán también los mismos derechos por ^?^ ^ redca- 
el reconocimiento de títulos , registro y copia; 
Y cíe las notas ó desgloses , que se pusieren en 
los títulos que se presenten para su ordenación, 
y de las que se pusieren en los protocolos ó 
autos , 8 reales por cada una. 

Por el reconocimiento de títulos , no teníeri- Reconoci- 
do efecto el fin para que se reconocen , 8 mrs. '«ientp de 
por cada hoja. ^í^^'^"- 

De los testamentos , codicilos y poderes pa- Tcstamcn- 
ra testar Usos y llanos ^ sin fundación de víncu- \^^ • codici- 
los , mayorazgos , patronatos ó capellanías , 30 ^ pode- 
reales por cada pliego de registro ; y contenien- '^* 
do alguna fundación de las referidas , 40 reales 
.por cada pliego de registro ,' y por la copia á 
3 reales por hoja , teniendo los renglones y par- 
tes expresadas. 

Del otorgamiento de un testamento cerrado Otorgn- 
.30 reales í y de la apertura , á que asiste el Es- miento de un 
cribano del Número con el Juez, cobrará por testamento 
los derechos de, autos, información , protocoll- cerrado, 
zadion , y copia que ha de dar de él , íeoo reales. 

De las declaraciones de pobre , siendo de so- Declaracío- 
lemnidad , no se han d& llevar derechos algunos; nes de po- 
y no siéndolo, 19 reales vellón de registro y **'«»• 
copia. . 

De las fundaciones de vínculos, mayoraz- Fondacío- 
gos , patronatos , donaciones^ de bienes de raices nes» 
y otras semejantes , 75 reales de vellón por iel 
registro , no excediendo de dos pliegos ; y si , 

excediere ^ al respecto de 30 reales cada pliego 
de él ; y dé las copias á razón de 3 reales , te- 
niendo cada plana los renglones y partes expre- 
sadas ; y si hubiere títulos de pertenencia ó do- 
cu- 



I 



7<i ARANCELES, 

cumentos que reconocer , al respecto de 12 nifs. 

por cada hoja , coa las calidades que quedan re** 

ferldas- 

Poderes ge^ De los poderes generales para administrar, 

Bcrales para cobrar , transigir , vender , ú otros semejantes, 

admiiústrar. jo reales de registro y copia ; y si pasase de un 

pliego y al respecto de 20 reales por cada uno 

de los de registro, y 3 reales por cada hoja de 

ks de copia en la forma expresada* 

De los poderes para pley tos 1 5 reales vellón 

de registro y copia. 

Sobstítaclo- ^^ ^^ substituciones de poderes á Procura- 

nes de pode-* dores ó personas particulares afud acta de los 

rci. mismos poderes , 4 reales de vellón. 

Carta de pa- ^^ ^^^ cartas de pago lisas y llanas, 15 rs. 

go. de registro y copia ; y si fuesen con referencia 

de autos ó documentos , al respecto de 30 reales 

cada pliego de registro , y 3 reales cada hoja de 

copia en la forma expresada. ; \ 

Escritoras Dg j^g escrituras de compromiso , tasación, 

de compra- ajuste ó convenio entre partes , qo reales vellón 
nisoy otras. ' .^ . ^ J- j j i v 

^ por registro y copia , no excediendo del pliego, 

ni habiendo referencia ó reconocimiento de au- 
tos ó documentos ; y si lo hubiese , al respecto 
de 24 reales por cada pliego de registro 9 y 3 
por cada hoja de , copia , teniendo cada plana' 
los renglones y partes expresadas. 
Capitolacio- De las capitulaciones . matrimoniales , cartas 
nes matri- de dote y capitales de bienes , 45 reales de regis- 
maiuAies. ^^^ y qq^]¿^ ^ j^q excediendo el registro de dos 
pliegos ; y si excediere , al respecto de 20 reales 
cada pliego de registro , y 3 de cada hoja de co- 
pia en la forma referida. 
Renoncias d^ i^^ renunciaciones de legítimas de Reli-- 
de legitimas, gj^g^g ¿ Religiosas , Insertando solo las licencias 
de los Ordinarios , 45 reales por cada una de re- 
gistro y copia í y si comprehendieren obligación 



ARANCELES. 71 

i la paga de dote , alimeatos ^ ajuar y propinas^ 
ú otras qualídades , que hacen mas latas estas 
escrituras 9 se cobrará al respecto de 24 reales 
cada pliego de registro , y de 3 cada hoja de co* 
pia en la forma expresada. 

De las escrituras que otorgan las Comuni- Escritnrif^ 
dades Religiosas para ace()tacion de fundaciones j®,^®^™.*' 
y otros casos semejantes , á que preceden tres . * ' 
tratados en distintos dias , 30 reales por la asis- ^aceptaaon* 
tencia y extensión de cada uno ; y por la escri- je funáacio- 
tiira al respecto de 30 reales por cada pliego de nes y otras, 
registro , y de 3 por cada hoja de copia , te- 
niendo los renglones y partes expresadas. 

JDe los arrendamientos de casas ó heredades ^ Arrcndt- 
30 reales de registro y copia ; no excediendo el »¡entoi. 
registro de un pliego ; y si excediere , al respecto 
de 24 reales cada pliego de registro ; y 3 reales 
cada hoja de copia , en la forma expresada. Escrituraa 

De las Escrituras de donación ó cesión de bie- ¿e donaclM 
nes ó efectos ^ las de emancipación , que hace el y otru. 
padre al hijo para el gobierno de sus bienes y 
hacienda , y otras semejantes 30 reales por regis^ 
tro y copia ; no excediendo el registro de un 
pliego ; y si excediere , al respecto de 24 reales 
cada pliego de registro , y 3 reales por cada ho- 
ja , en la forma expresada ; y si interviniere el 
Juez á la insinuación y aprobación , llevará el 
Escribano dd Número 30 reales por la asisten^ 
cía y extensión de este acto. 

De las escrituras de consignación , y poder en Escrítorat 

causa propia , que se otorgan á favor de las de- °f ^^""^'g"** 

positadas generales por los poseedores de Mayo- dwen'cauiíi 

razgos para redimir los censos , que toman en propia. 

virtud de Reales facultades, 30 reales por cada 

pliego de registro , y 3 por cada hoja de copia. 

— - ' Ide» dt 



De las de prohijación 30 reales dé registro y {^^* 
>iai no pasando de un pKego. * prohyacic 

De 



j2 ARANCELES. 

, De las de aprendices de oficios, 24 redes d« 
registro y copia. \ 

De las de j)g j^g de protesta de muger casada ú otras d* 
protesta de ^^ ^j^^^ ^ j^ ¿^ esponsales de futuro , las de 
A^f " apartamiento de ellos , ó de pley tos 30 reales ve- 

llón cada una , registio y copia ; y si excediere 
de un pliego el registro , al respecto de 30 rea- 
les cada uno , y 3 de cada hoja de copia. 
De protesta De las de protesta de Letras de cambio 24 
de letras de reales de registro y copia ; y si contiene carta de 
cambio. p^g^ y y^^^^ ^g reales. 

, De las de venta , ó libertad de esclavos 24 
reales de registro y copia. 

De las de depósito de cadáver. 90 reales de 
registro y copia. 

De las de renuncia de signias 6 permutas de 
prebendas y piezas Eclesiásticas 40 reales de 
registro y copia. 

De los nombramientos de Capellanes de Pa- 
tronatos Reales de Legos 30 reales de registro y 
. copia. 
^t.fJI!" *" I^e los arrendamientos, traspasos ó acogidos 
de dehesas 30 reales de registro y copia ; y si ex- . 
cediere de un pliego 30 por cada uno. 
♦ De cada fé de vida ó muerte 6 reales. 

Cotejo de De asistir al cotejo de escrituras , que existan 
escritoras, én la Escribanía del Número , con los Caballeros 
informantes para pruebas de Habito de las Orde- 
nes Militares 60 reales vellón. 
. De asistir á una junta de Gremio para acuer- 

De asistirá ¿^^ ^ ¿ ^^^^ otorgar Escritura , 30 reales, no ex- 
Grcmio? ^ cediendo de un pliego de acuerdo ó escritura.* 
* y si excediere á proporción, 
i de ^^ ^^^^^ ^ títulos de examen de ebanistas, 
oficios^ ^ carpinteros, confiteros ú otros oficios, 40 reales 
^ Escritoras ^ada una de registro y copia. 
de compa- D^ las escrituras de compañías ó separadóa 
nía. de 



ARANCELES. ,73 

de ellas entre mercaderes ú otras personas , sobre 
tratos Y comercios , con las condiciones , que 
pacten las partes, 30 reales , no excediendo el re- 
gistro de un pliego ; y si excediere , al rcspeao 
de ^4 reales cada pliego de registro , 7 3 rs. por 
cada hoja de irapia. 

De las legtUzacipnes de tres Escribanos del Iegai;zaeio« 
Número en los instrumentos , que lo necesiten °^' ^ instra- 
para Rey no estraño , 12 reales por cada una , de ^^^^^^* 
los derechos de todos. 

De la busca de qualquícr instrumento ó pley- De la batea 
to , que exista en las Escribanías , y manifestarlo ^® initru- 
á la parte , siendo del. tiempo que las exercc, "1***^^^ 
no se ha de llevar cosa alguna ; y si fuese del de ^ ^^ 
sus antecesores 11 reales ^ llevando la parte razón 
dd Escribano, día, mes y año; y no Uevándo- 
* h ±0 reales ; y sacándose copia ó testimonio, 
ó haciéndose cotejo , ademas de los derechos 
correspondientes i esta diligencia , se llevaran por 
-lá guarda y custodia al respecto de un real por 
cada año de los de su antigüedad. 

Las demás escrituras extraordinarias , que sue- ^^.^ ^^*' ^** 
len ocurrir , y no van expresadas en los capítulos c^»^*"** ^^' 
antecedentes , se han de regular y llevar los dere- 5^*^ " 
chos de ellas , con atención á la naturaleza y cir- ''*'* 
cunstancías de cada una , por las reglas que van 
especificadas en las demás. 



Tam.IV. K ARAN- 



74 ARANCELES. 

§. VIL 

ARAN GEL 

JPara los Escribanosi de diligencias áe • esta Villa 
de Madrid 2, de. 23 derjuniadc ijS^. 

^zjs:rTos Js:xEctmvos ^ ordinarios 

Y CAUSAS, CKIMINAZES^ 

De la» notí- JL or las notifícaaoncs. 4 Procuradores de los 
Procuwdoí C^o^sejos y deí Número , de los autos de substan- 
res , laa per- ^^^^ ^^^ pley tos ^ i 2. reales por cada una ,. y 6 por 
tonafci » y l^s. que hicierea 4 las partes en persona; y 4 rea- 
0trat» les por cada diligencia » de las que hicieren para 

notificar algunos autos » ó evaquar lo mandada 
en ellos con las mismas partes » no hallándolas 
quando las buscan > y si se manda dexar memo-* 
lia del contenido de los autos ¿ persona de la ca- 
sa V familia o vecindad ^ 4 reales por Ll exten&ioa 
déla memoria y entregarla. 
Trova de De la trava de execucion en bienes muebles 
execuciott y ¿ raices 8 reales > y 4 por lo notificacioa de esta- 
«ouficaciQa ^^ j^^ ^^ ^^^ ^^ persona- 

de estado.. íu.J- , . * S ^ . » * » 

Si se hiciere mejora o embarga <fe bienes» 

Asistencia á cobrará el Escribano Real 4 razón de az reales 

embargo'* ^ ^^^ ^^ ^ ^^ ^^^ ^^ ^ ocupe ; y no llegando á 

dia , á proporción , según las horas y que han de 

regukrse o entre mañana y tarde > por mitad » ia- 

clusos en estos derechos los de lo escrito. 

Citación de Por Ja citación de remate ^ que ha de ser ea 

remate. ^ persona 6 reales. 

Dcclaraclo- Pq,. ¡^^^ declaraciones de las partes 6 de tes- 
Mrt de ^^*2^ * no excediendo de una hoja ^ 10 reales ve- 
tesrigo»^» y ^^^ ^ 7 ^^ excediere y al respecto de 4 reales ca- 
(fobanzai» da hoja ; teniendo cada plana 20 renglones > j 

ca- 



ARANCELES. 75 

cada renglón 7 partes ; y lo mismo en las pro- 
banzas, para que se les dé comisión; no excedien^ 
do el interrogatorio de 4 preguntas , ni la decla- 
ración de dos hojas ; y si excediere , al respecto 
de 2 reales por cada pregunta , ó de 4 por cada 
hojji 9 teniendo los renglones y partes expresa- 
das. 

De las cauciones íuratorias 8 reales 4:ada 
una. 

Por la asistencia i inventarlos , tasaciones 7 Por la atis- 

almonedas de bienes^ ¿ que asistieren los Escrl- "^cncia á m- 

banos Reales con comisión, cobrarán i razón de v®^^«''^»^*" 
T j» j t ' • sacion y al- 

^2, reales por día , délos que se ocupen; y si no moncd¿, 

llegire i dia^ it proporción de las. boras^ siendo, 

condO queda dicho , 6 ^ntre mañana y tarde con 

inclusión de lo escrito. 

Por una posesión de casa ^ bienes raices, Poieslotí de 
quandose les dá comisión 30 reales j y si fuesen casas ó bic- 
bienes quandosos 6o, ^" raices. 

Por los requerimientos i inquilinos de casas Reqaeii- 
ó colonos de heredades , para que retengan ó aniento»* 
entreguen las rentas , 6 reales por cada uno ; y si 
dan testimonio de embargo ó desembargo, 4 rea- 
les por cada testimonio , no excediendo de una 
hoja ; y si excede , á 4 reales cada nna« 

Por Jos testímoliios de huecos de alquileres Tefrimoni^t, 
de casas , Ips de fé de vida ó muerte, ú otros, 
de igual clase, 4 reales por «da tino. 

Por las comprobaciones de instrumentos para Coinprobá- 
Reyno extraño de tres Escribanos Reales, 6 reales, cioaes. 
2 cada uno. 




, ._ y . 

reales de dia por cada uno , y 16 de noche; "***' 
y si para hacerlas fuere necesario practicar muchas 
diligencias , acudirán al Juez , para que hecho ^ 

Ka car- 



7$ ARANCELES, 

cargo 4e ellas , las man4e remunerar correspon* 
dientemente. 
Asíitcnch á Pqj. Ij^ asistencia á un embargo de bienes Íle- 
on embargo ¡^ ^q^ derechos, que quedan prevenidos en los 
•tras. pleytos ejecutivos y ordinarios ; y lo mismQ por 

las deposiciones de testigos , declaraciones y con- 
fesiones de los reos ; quando asisten á ellos. 

Por la asistencia , quando se manda poner Al - 
Id^ ^nando guacil ó Alguaciles de apremio , y extender la di- 
lemandiapO' agencia, por la primera, is, reales; y por lá fé, 
nfi^ Algoaeil g^^ ^^^ ¿^ ¿^r cada dia de subsistir el Alguacil 
■* apremio*. ¿^ guarda , 4 reales 5 y si se manda , que el Escri- 
bano asista también con el Alguacil , 22 reales por 
cada dia ; y siendo de vista y asistiendo ¿ ella el 
Bscribano > y ocupándose de dia 7 noche , 44» 
reales. - 
QüMfSo se Por qualquiera diligencia , d ^ue salgan con 
safo á comi- comisión á los Lugares de la jurisdicción , al res^ 
8iot> de lor pccto de 33 reales cada dia, incluso lo escrito. 
Lagares. p^^ j^ asistencia á caballo con Alguaciles á la 

execucion de las penas de vergüenza pública, 
azotes , horca á garrote , 44 reales. 

MSCAirURAS. 

EscTÍtürif Por las escrituras de obligación Ilanaí ( res- 
de «bligs- pecto de no poderlas hacer con hipoteca los Es-* 
clon. críbanos Reale^j ), 16 reales de registro y copia. 

£)e un po^r j*ara pleytos , de registro y 
copia, 12 reales. 
Poderes par- ^^ un poder para cobrar 6 administrar , ú 
ra cabrar y Otros semejantes, de registro y copia ^ 16 reales, 
^ros. no excediendo el registro de un pliego ; y si ex- 

cediere , al respecto de 10 reales cada pliego de 
registro , y 2 cada hoja de copia. ' .• -,* . 

De una carta de pago lisa y llana y 12 reales de 
Vellón de registro y copia. 

Pe 



ARANíaELES. 77 

De una carta de pa^o sin registro , en que Carta de pa- 
pone el Escribano fui f Miente j, 6 reales vellón, 8^* 

De los poderes para testar , testamentos ó co* 
dicilos , que se otorguen ante Escribanos Reales, 
lian de llevar éstos por sus derechos 24 reales, 
no excediendo el registro d^ dos hojas ; y sí' ex- 
cediere , al respecto de i^' reales cada pliego de 
registro , y otros 4 por pliego por conservarle em 
el registro , protocolo , y 3 por cada hoja de co- 
pia, llevando los renglones y partes, que van 
prevenidas ; sin que se les pueda precisar á dichos 
Escribanos Reales , ¿ que los protocolicen en los 
oficios de las Escribanías del Número y Provin* 
cía , respecto k que con el establecimiento del 
Archivo General , estí remediado el extrayio^ 
^ue pudieran tener dichos protocolos al tiempo 
del fallecimiento ó retico de la Corte , de los mis- 
mos Escribanos Reales. Detlt racio« 

De las declaraciones 'de pobre , siendo de so- ^t% de pa- 
lenomidad , no han de llevar derechos algunos ; y ^^* ; 
no siéndolo, 11 reales de registros y copia. * CopuoTacio- 

De hs capitulaciones matrimoniales, cartas "íjj',"®^"'"^* 
de dote y capitales de bienes muebles , que se tg, jé ¿^^^ 
otorguen ante los Escribanos Reales , cobrarán 
sus derechos 30 reales vellón , no excediendo el 
registro de dos pliegos ; y si excediere , al respec- 
to de 15 reales cada pliego de registro , y 4 por 
2a custodia del protocolo , y por cada hoja de 
copia , 3 reales ; llevando los renglones , y partes 
que van prevenidas. 

De las escrituras de transacion , concierto, 
ajust», y convenio entre partea, y de las de 
compañía, o separación de ella entre Mercaderes 
ó Comerciantes , 30 reales , no excediendo el re- 
gistro de un pliego ; y si excediere al respec- 
to de 15 reales cada pliego de registro, y ¿2. de 

Ja copia. 

^ A*AN- 



y capitales. 



Escritnrat 
de trais»- 
cioAt 



7« ARANCELES. 

§. VIH. 

'Ai R A -N C E L 

Para Alguaciles de ^sta Villa de Madrid j 
de 2S de Jtmio de /7Í2. 

De asistir á §3 . . , . 

una declara- -»- or asistir , quando se les da comisión , con el 
ciony rcco- Escribano 4 una declaración, y reconocimiento 
nocimíento, de un vale ó contrata, 4 reales vellón* 

Trava de Pq^ i^ trava de execucion , 4 rs. vellón ; y por 
execucion y j^ mejora ó embargo , y depósitos de bienes 8 rea- 
mejora. Y^ ^^ ^^ excediendo la ocupación de una mañana, 
ó tarde; y si se ocupare mas , al respecto de 22 
reales cadadia. 
Por ta aiis- í^^r la asistencia 4 una posesión de casa , m, 
tencta i ana Otros bienes raices , quando se les d4 comisión 39 
posesión. reales ; y si fueren bienes quantiosos 60 reales. 
Saliendo de p^j qualquiera diligencia , 4 que salgan de Ma- 
Madrid ;con ¿j.jj con Comisión para los Lugares de la jurisdic- 
comision. ^ion, al respecto de 33 reales cada dia. 

Reqoeri- Por los requerimientos 4 inquíünos de casas 
miemos á m- ¿ colonos de heredades , para que acudan con las 
quilinos, rentas 4 nuevos dueños , 4 reales por cada uno. 
- De guarda Por la asistencia de guarda de apremio 1 5 rea- 
de apremio, les vdlon cada dia ; y siendo de vista, en que se 

ocupe dia y noche , 44 reales. 
Apremio pt- Por el apremio 4 ún Procurador , para que 
ra la vuelta vuelva unos autos 4 la Escribanía del Número 
de autos. 6 reaks 

Prisión do uft Por la prisión de un reo, 8 reales, siendo de 
reo. dia , y de noche 16 ; y si fuese la prisión de dos ó 

mas personas, al respecto de 6 reales por cada 
una de dia , y II de noche ; y si para- ello fue- 
re necesario practicar muchas diligencias extraor- 
dinarias , acudír4n al Juez , para que hecho cargo 

de 



ARANtüLES- 79 

de ellas » las mande pagar correspondientemente. 

Por la asistencia al ei^en de testigos , para AsistencU 
que se les de comisión , 4 reales ; y por las ratifi- ^^ cxamea 
caciones la mitad, . ^ ^J ^Y^'^"^'* 

Por la asistencia á caballo á ía exeojcion de tcnciV Véa- 
las penas de vergüenza pública , azotes , horca ó bailo á U 
garrote , 44 reales ; y gtrós tantos por la asistencia exccucioa 
á poner en los caminos los qxñrtos de los reos de penas, 
ajusticiados* 

§. IX, 

ARANCEL 

I^ara los Porteros de los Tenientes de Corregida 
de Madrid ^ de 2^ de Junio de Jj82. 

Jl or cada citación de hs que regularmente hacen, p**^'^"^ * 
para que* comparezcan las partes ¿ las posadas, ó j J los^ juc* 
^tudiencias de los Tenientes en juicios verbales, ^es. 
4 reales. Por la aslt- 

Por la asistencia con los Tenientes á una po- tencio á dar 
sesión de Mayorazgo ó casa 1,5 reales : de título '*• poscsio- 
de Castilla 30 j y de Grande de España 60. ^^: . , 

Por la asistencia 4 la .apertura de un testamen- la" Mcrtora 
to cerrado i una vista de ojos , ú otra diligencia, ¿^ nn testa- 
i que vayan con los Tenientes 20 reales ; y lo mentó y de- 
' mismo quando asisten con estos 4 un remate. man. 

Por la asistencia ^ quíindo van con los Tenicn- Asistencia i 
tes 4 alguna prisión , llevar4 el portero los mismos ^}s^^^ P"^ 
trechos que van prevenidos 4 los Alguaciles* *^®'** 



ARAN* 



8o ARANCELES. 

§. X. 

ARANCEL 

JPara l$s Procuradores de esta VÜla de Madrid 
de %s de Junio de 1282. 

:^LBTTOS EXBCÜTiroS Y ORDIN'ARlOSé , 

Aceptación ¿y^ ^ada aceptación de poder , que ha de po- 
epo er. ^^^ ^^ Procurador con 'tecba/dd dia en que lo 
executa , 7 Oficio en que se ha de presentar, 
± reales vellón. 
Pedimento I>e cada pedimento para el reconocimiento 
para ti ra- de un vale ó contrata para tomar declaración» 
conocimien- ó que se despache execucion por escritura ó ins- 
to de aura- trumento que la traiga aparejada, 8 reales. 
^•- Década pedimento de hechos con vista de 

hace con ví^ papeles y documentos , no pasando de un plie- 
ta de pape- go> ^^ reales ; 7 si pasare , al respecto de 10 
Ici. reales por pliego de letra regular. 

Por sacar d mandamiento de execucion4 rs* 
Pediracntot De los pedimentos de oposición en via or- 
de oposi- diñarla ó executiva , los de pedir autos , térmi- 
^^^^' nos , prorogaciones , señalamientos , interponer 

apelaciones , 7 otros qualcsquier pedimentos de 
substanciar , 6 reales d^ cada uno ; 7 aunque és- 
tos 7 los de los artículos antecedentes los ha- 
gan Agentes ú otras personas , percibirán los Pro- 
curadores sus derechos. 

Toma de ^^ ^^ ^^^^ ^^ ^"^^^ ^ vuelta de ellos i la 
Autos. Escribanía del Número , 8 reales por cada -vez. 

De firmar De firmar demandas nuevas , formadas por 
demandas y Abogados , é instruirse de ellas , 6 reales ; 7 de 
alegatos. firmar los demás alegatos ó pedimentos de Abo- 
gados , 3 reales por cada uno. 

De 



a:ranceles. Sr 

De la asistencia i ver. juramentar testigos , co- Asistencia i 
tejos » comprobaciones u otras diligencias , á que ver juramea* 
asista el Procurador por su persona , ocupando- ^«' testígoi, 
se un dia entero , 22 re||es ; 7 si fuese sola una 
mañana ó tarde ^ 12* 

De avisar 4 la parte*^ si reside en Madrid, Aviiodcio- 
y al Abogado del dia ^ue se señala oara la vis- ¿f^J"**^''^* 
ta del pleyto , i ña de que acudan a la defen- ^ '' 
sa^ 8 reales. 

Por la asistencia ^ la pone el Procurador) Asistencia á 
it la vista de un pleyto , siendo una mañana ó ^^^' 
tarde » ó poniendo nota de ello el Escribano del 
Número, 16 reales, 1 

Si se apremiase al Procurador á la vuelta do^ Qoindo se 
autos , y por rio entregarlos al Abogado , ó por ?<>"« . P^' 
omisión de la parte ,. se le pusiese en prisión, «Pf^™»^ «■ 
ademas de pagarle ésta las costas que le ocasio- f focnradol 
ne , le ha de satisfacer por cada dia de su deten* 
clon 22 reales. 

TMSTAMÉITTAXZAS. 

Del juramento , aceptación , obligación y Aceptacioa 
fianza que da de utia Curaduría ad litem , ó y fianza de 
defensoría,8 reales. una Curado. 

De pedimento , aceptando herencia „ y pi- '*•• 
diendo inventario , 8 reales. 

De asistir i inventario , tasación ó almoneda, Por asistir i 
por cada dia , considdTadó de tres horas por la ¡aventarios, 
mañana y tres por k tarde , 22 reales. 

Del pedimento , nombrando contador , 6 con- Pco^n^cn^» 
formándose con el nombrado, 6 reales. Contador.* 

Por la toma de la partición , y su vuelta á 
la Escribanía , 8 reales vellón. 

Del reconocimiento de la partición ^ consin- 
tiéndola , 40 reales. Por It asis- 

Si asistiere i las juntas en las casas de las tencia-á laa 
Tom. /K L par- juntas. 



8i '"' ARANCELES, 

partes , o dé sus Abogados , ó las de los con- 
tadores sobre los-dübiosique suelen ofrecerse pa- 
ra la partición , 20 reales por cada junta. 
En caso de Si se deduxesen agíísiK^ios , ó formalizase ins- 
deducirse tancia antes ó después de la partición , llevará 
agrarios, ¿i contador ad litetn ó defensor , por los pedi- 
mentos que forme y ilrme , los derechos que 
De la asís- quedan prevenidos, 

teucia al es- De asistir al estudio del Abogado , siempre 
tadio del que sea nejcesario , á instcáirlé de los hechos ó 
Abogado, derechos de sus partes, 1 4 reales. - 

Defensoriat Respecto 4 que en muchas ocasiones se nom^ 
de ausenten bra á los Procuradores por defensores de ausen- 
tes de estos Reynos , de acreedores y sugetos 
- ignorados , de dementes , y otros imposibilitados 

de defenderse por sí, y que en estos casos los 
Procuradores practican la&?diligencias que debie-r 
ran hacer los mteresados , se les han de satis- 
facer por derechos de pedimentos los que van 
considerados ; y por las diligencias extrajudicia- 
les y soliicitud lo que estime eí Juez que co- 
nozca de los autos , según la entidad , calidad^ 
tiempo^ y demás circunstancias de la dependen,-^ 
€ia« 

§^ XL 

ARANCEL 

Fara Jos Contadores de cumtas y particiones 
de J25 de Junio de ij82. 

x\ tendida la última providencia general del 
Consejo de 9 de Abril de 1 768 ^ por la que se 
tiene establecida nueva forma y método para 
evacuar las particiones ó juicios divisorios , con 
nombramiento de un .solo Abogado en igual de 
los antiguos Contadores , se pasa i formar en este 
{>articulai el siguiente arancel» 

: Por 



ARAJteELES. 83 

Por el reconocimiento de los autos de inven- Reconoció 
tario y tasación de bienes, llevará 16 mrs. por n>«cnto d% 
. cada hoja. «•«<>» de in- 

Por el de los testamentos , capitales , cartas ^®"^*"^- 
de dote, renuncias, ú otros instrumentos que P^reldeloi 
estén presentados , 7 por el de los títulos de per- c^kaler^*' 
tenencia de casas y bienes raices , juros , censos, ^"^¿j* ^* ^ 
.0 efectos de la testamentaría, 21 mrs. de cada 
hoja. 

Por la formaciorf*y extensión de la liquida- Formacjoii 
cion , cuenta , particioá , división y adjudicación 7 extensión 
de bienes , incluso el plan que debe preceder á y .'* '*9"*' 
ella , y el borrador ó tíbrradores de todo , 80 reales ^"l'^^;^^^ 
por cada pliego en limpio de los presupuestos ydémasqoe 
y declaraciones ; y 26 reales y 20 mrs. por cada expresa este 
uno de los de las pa]¡tidas del cuerpo de hacien- artícaio. 
da , baxas de él, é hijuelas ; y 5 reales y 1 1 mrs. 
por cada pliego de los de toda la partición en lim- 
pio para el amanuense «de los Contadores , incluso 
en ellos lo escrito en los borradores , teniendo cada 
plana 20 renglones , y las del sello 16 , y cada ren- 
glón siete partes ; con prevención de que si la» 
circunsuncias graves é/intrincadas de uno y otro 
negocio de particiorf persuadiesen justa mayor 
> cantidad de derechos torrespondientes álos Abo- 
gados , que formen la partición , podrá á ins- 
. tancia de éstos prófKinerse específicamente los 
motivos particulares , que induzcan otra regula- 
.don mas excesiva, <]uedando esta declaración, 
como otra alguna, eft caso omiso ó nó previs- 
to en el arancel, al arbitrio. de los Tenientes de 
Ck)rrcgidor/de ¿staViHaí'^ Conclaidj, 

t Que formadas las cilttntes, particiones y ad- «« Ej^^X- 
judicaciohes , se han. dé* entregar inmediatamen- ^^ jerNú- 
te en el , Oficio ó Escribanía del Número, de ^^^0 ^^r% 
.donde dimanase cada te^mentaría ó inventario las demás 
de blsAps,* para; que cecaigsi.la aprobación judi- diligencias. 

L % cial. 



«4 ARANCELES, 

cbí , entregándose i cada interesado su hijuela 
autorizada , protocoliziiidose la partición origi- 
nal y y precediéndose i las demás ulteriores, di* 
ligencias , que ofrece lE^ualquiera derecho ó re- 
curso de los interesados. 
Lo qnc de- El Escribano del Número , desde que vuel- 
bcrá llevar- va la partición al Oficio , deberá llevar en lo ju- 
se hasta la dicial ordinario que se í>frezca hasta la aproba- 
aprobacion , ^{q^ Jq^ regulares derechos , que van anotados 
mclas ^^ ^^ ^^^^^ judiciales ; y» por las hijuelas que 

^ -' . pidiesen las partes para la percepción"/ resguar- 
do de sus porciones hereditarias y exigirá iguales 
derechos » regulados también sobre escritura , con 
la distinción que en ellas se refiere de ser coa 
insertos ; pero con tal que deberán expresarse en 
la partición las especies generales en resumen 
abreviado, con arreglo á la citada providencia 
del Consiejo de 9 de Abril de 1768 ; y h hi- 
juela ceñirse á los efectos aplicados á cada here- 
dero ó interesado en la de su haber particular, 
según la pidiere* 
Qm el Jaer Al Juez de las testamentarías por las firmas 
Ikve la ter- de autos ^ desde el de traslado de la partición 
ccfa parte de hasta la sentencia de aproVcion , se considerará 
te^ regulado jj^ ^ef^era parte de la partida regulada al Escri- 
íml^^ baño del Número. . 

^ * Si en vista de la partición se deduxesen agra- 

vios por 'las partes , y se formalizase pley to , co- 
brará el Juez y Escribano del Número los de- 
rechos de él , con arreglóla los que quedan pre- 
venidos en los pley tos iordinarios. 
la Me de-- ^* ^^ partición por convenio de las partes, 
bcrá llevar- «iendo mayores , ó con Hcencia judicial , ínter- 
te ^haciendo' viniendo menores , se hiciese por escritura ami- 
la partición gable ante el Escribano del Número , solo de* 
porcscritura berá' llevar éste ios ^trechos que le correspon- 
amigable. ¿^^ ^ y ^^^^ potadas CQH distiüdo» de escriru- 

€ ras 



ARANCELES. 85 

ras simples ó con insertos , y no en otra forma» • 

Y visto por los Señores del Consejo , por 
autos que proveyeron en 16* de Mayo y 6 de 
este mes , habilitaron po# ahora el arancel que 
va inserto , presentado por los Escribanos del 
Número de esta Villa con representación de 26 
de Junio de 1 764 , y. hasta tanto que se verifi- 
que la Real aprobación de los aranceles de los 
citados Escribanos del Número y Provincia de 
esta Corte , 4 conseqüChcia de la orden del Con- 
sejo de 13 de Abril del mismo año; y manda- 
ron , que los referidos Escribanos del Número 
y Provincia , Reales , Alguaciles , Porteros , Pro- 
curadores , Contadores y Partidores de unos y 
otros Juzgados se arreglen por ahora é interina- 
sncnte en la cobranza de sus respectivos dere- 
chos á lo dispuesto en el referido arancel. Y me- , íí^íbanc» 

diante á que los Escribanos de Provincia auto- -^ il^^^^l 

, ^ _^ . CIO » 10 que 

Tizan algunos actos que no exercen , ni perte- deberán lie- 

necen 4 los del Número , quales son el manda* var por el 
miento de amparo respectivo i hidalguía » y la mandamien- 
tasa y retasa de alquileres de casas , mandó asi- ^^ de ampa* 
mismo el Consejo , que en quanto á los dere- '^ ^^h^iír 
ches de ellas sea y sé entienda el de 60 reales ^^. ni»a|* 
por dicho mandamiento de amparo , y por la f"/*' ^^^gj* 
asistencia ¿ la tasa de alquileres de casas lleven dealquilcret 
de derechos 100 realce , y la misma cantidad en Je casa^ 
las de retasa. Y que para que esta habilitación 
int>;rina tenga el mas pronto y debido efecto ^ se 
saquen dos certificacidbes á costa de unos y otros 
subalternes , y se remitan una al Teniente de 
Villa Don Pedro Fernando de Vilches , y otra 4 
la Sala para su respectiva' inteligencia y cumpli- 
miento. 



ARAN- 



86 ARANCELES. 

$. ,XII. 

ARANCEL 

X^í les defendientes de la Nunciatura , aprobad 
en el ai» de 177^. 

SECKBTAILIOS ^OFICIALES TiiAYORES^ 

Y SEGir»ri>os. 

X or dar cuenta de los pedimentos , que sois 
(can para substanciar las, causas , nada. 

Por dar cuenta de los pedimentos , que se 
presentasen simples ó acompañados de algún do- 
xumento , solicitando despacho particular , pro- 
videncia y resolución en Jos negocios que ocur- 
ran , niegúese ó no , 6 reales. 

Por el decreto para que la causa criminal 
pase al Fiscal en rebeldía del Diocesano , 4 rs. 

Por dar cuenta de los expedientes , que por 
su corto volumen y entidad no pasen al Kela^ 
tor, 12 reales. 

Por los despachos ó fiandamientos de cita- 
ción , ahijatorios , incitativos , para borrar de las 
tablillas , para restitución de derechos de com- 
pulsa Y reintegro i los .Bcocuradores de los de- 
rechos que suplen 4 las apartes , j 2 reales. 

Por los despachos ó mandamientos para tes- 
timonio , para jure y declare de non molestetur^ 
.cotejar algún documenjó, comparendo , intimar 
.á las partes las deterjjiinaciones que, se dan en 
revista, pra que al 'leo le suq;iinistrcn de sus 
bienes litis expensas , por agravatorias , y demás 
de esta naturaleza, 18 reales. 

De otros despachas y comisiones para pro- 
banzas de execucioa y embargo de bienes, pa- 
ra 



ARANOELES. 87 

rá. recibir alguxia informaoion , para hacer algún 
deposito, para algún reconocimiento con nom« 
bramiento de peritos ó sin él , depósito de 
bienes y admisión de eUos , prisión con in« 
sercion de algún breve para su execucion , pa- 
ra exccucion de executoiias y otros semejantes, 
quando fuesen de una persona y de padre é hijps» 
dos ó mas hermanos unidos , ^4 reales. 

De dos ó mas personas extrañas 30 reales^ 

De. Concejo ó Cogiiinidad 36 reales. 

Pasando de dos hoj^s , llevarán por cada una 
de las que se aumenten 1 reales , y siendo en la-^ 
tin 4. c • ' . 

Debiéndose extender esto mismo en todos 
los despachos , que ha de tener cada llana vein^^ 
te renglones , y cada renglón siete partes. 

De los procesos apelados de auto interlocu* 
torio, que vienen originales, llevarán por razón 
de derechos de tiras ,, quando los tomen los 
Procuradores de las partes , por cada hoja 8 mrs. 

Esto no excediendo í el proceso de .mil hojas; 
pues entonces de las que haya demás pagarán 
por cada una solos 4 mrs. 

En siendo Comunidad , Cofradía , Grande^ 
Titulo ó mayorazgo , doble» 

De Jas hojas de la pieza corriente á particu* 
lar 10, y 4 Comunidad 20 mrs. 

En los pleytos que vienen por compulsa lie* 
varán por cada foja d^ letra regular de 24. i 26 
renglones Cada llana , y%siete partes cada renglón, 
hasta el número de mil fojas á 12 mrs. y las 
que excedan á este número á 8. 

Esto siendo particular;.^ padre é hijos , ó her- 
manos , ó parientes dentjca del quarto grado. 

Y siendo Comunidad*, Concejo ó Grande, 4 
54 y i6. ¿ 

En pl caso de que litigando una sola perso- 
na. 



88 ARANCELES, 

na y falleciere , y le sucedieren sus hijos , y és^ 
tos saliesen al pleyto, á 12 y 4 8. 

Siendo el heredero Cofradía, Comunidad 6 
Grande » en este casa dobles. 

Pagadas una vez , aunque se tomen los autos 
muchas , no se volverán i pagar , sino es las 
fo;as que se vayan aumentando , y llevarán por 
cada una ¿10 mrs. ; y siendo Comunidad , Gran- 
de ó Título , 20. 

Teniendo las compulsas la letra ceñida y mu- 
chos renglones , se deberá hacer una prudente 
regulación ; y si resultase que tiene una foja lo 
que corresponde á dos 4e las regulares y se pa* 
garán , siendo la parte particular y i 24 mrs. , y 
siendo Comunidad , Tfoulo ó Grande , 48» 

Quando de la determinación de un turno pa- 
se el proceso al otro , no se pagarán mas dere- 
chos de tiras que los de las hojas aumentadas. 

Y esta misma regla se observará en los pley- 
tos que se volviesen , después de evacuado algua 
recurso á los Ordinarios » quando vengan y se 
ofrezcan iguales pases al turno. 

Y quando las partes no quieran tomar los 
tutos para su defensa , $¡^ las cobrará la mitad 
de los derechos de tiras ^ hecha la regulación ex- 
presada. 

Por cada hoja de coni|»lsa que se ofrezca dar 
& los autos y escrituras ú otros instrumentos , lle- 
varán solamente 2 reales. 

De la pronunciación y extensión de la deter- 
tmnacíon difinitiva , siendo la parte particiüar, 
44 reales. 

Siendo Comunidad , &c. 60 reales. 

Si la determinación fuese interlocutoria , y 
la parte particular , 2< reales. 

Si fuese ComunicBíd , &c. 45 reales. 

Publicación y notificaciones 40 reales» 

' Por 



ARANCELES. 89 

Por las ejecutorias llevarán el importe de las 
tiras 9 que las partes pagaron en la substancia- 
ción , y poi^ ñzoa de escrito, ordenación , fir- 
fnas , refrendata 7 demás , llevarán umbien por 
cada boja 2 reales. 

Y si ñiese en latín , sin mas derechos 4 rs. 

Por los mandamientos ejecutoriales sudntos 
llevarán el importe de las tiras , y 2 reales por 
cada hoja de las que tenga la tercera parte del 
proceso , sin mas derechos. 

De los mandamientos para la execucion de 
las determinaciones en los procesos , que se man- 
dan devolver á los tribunales inferiores, 30 rs. 
y pasando de dos hojas , % reales por cada una 
de las demás* 

Por lo$ mandamientos de manutención en 
causas de diezmos » y de otra igual gravedad^ 
180 reales. 

Por los de causas de menor quantía 60 r%. 

Por los despachos de soltura , nulidad y 
atentado 60 reales. 

Por las devoluciones de los procesos , en 
todo 18 reales. 

Por la presentación de cada pedimento 2 rs« 

Por la de cada documento que k acompañe, 
real j medio. 

Siendo diligencias 6 autos , que se reprodu* 
cen en virmd de despacho del Tribunal, 2 rs. 

Por cada junta á los antecedentes , 2 reales* 

Por cada contradicción á algún recurso , 12 
reales. 

Por la asistencia en compañía de uno de los 
Auditores á reconocimiento ó vista ocular, ex- 
tensión de esta diligencia, y declaración, 30 rs* 

Por la censura de los Examinadores en pley- 
tos beneficíales de Burgos y Calahorra , y asis- 
tencia al eximen , 40- reaks. 

Tom. /r. M A 



90 ARANCELES. 

A cada Examinador , que regularmente son 
tres , 10 reales. ' 

Por la asistencia i un remate > &c. 40 reales. 

Por cada apremio para la vuelta .de. un pleyr 
tó , 4 reales. 

Por cada notificación 4 Procurador , 2 reales. 

Por cada citación ú los mismos , 2 reales. 

De cada notificación ala parte en persona» 
4 reaks. * . ' 

Por la publicación de cada determinación 
difinitiva y sus notificaciones» 14 reales.. * 

Siendo auto interlocutorio , 10 reales. 

Si fuese Comunidad > Uevaráa por la difini-- 
tiva 20 reales.. . . 

Y por el auto interlocutorio 1 5 reales* * 

Por la presentación de cada pleyto , custo* 
dia de él , y nota de entrada en :1a Secretaría, 
siendo la parte particular , 6 reales , y siendo 
Comunidad , &c- 9. 

De la certificación para hacerlo constar , 6 rs. 

Por la certificación de prorogacion de térmi- 
no de prueba, 8 reales. 

De la que se diese en relación para poner en 
algún pleyto en virtud de decreto, 14 reales* 

Siendo con inserción de documento , 20 rs« 
y pasando de un pliego , llevarán . por cada ho- 
ja que hubiere de mas i 2 reales- 

De cada declaración que reciban en virtud 
de decreto ,12 reales. ... 

De tomar la confesión á un reo en causa 
criminal , 40 reales ; y pasando de un pliego» 
por cida hoja 4 2.-, 

Por cada caución juratoria , fianza comenta- 
riense , juramento , &c. x6 reales-. .. ; 

De cada mejora en los. recursos, que se ofrez^ 
can introducir, 4 reales- 
De las certificaciones que se dieren de apar- 

. . . . ta- 



ARANCELES. pi 

tamiento , 6 en fuerza del recurso introducido, 
en fucraja de algun:a determinación , por no cor- 
responder según ella la expedición del despacho, 
30 reales. 

De cada certificación de proroga , de absolu- 
ción y suspensión de los efectos de algún des- 
pacho, 16 reales. 

De licencia para salir un reo iin corto tiem- 
po de la cárcel quando se presenta personalmen- 
te, 16 reales. 

De la Hits pendenfue , y otras de esta natura- 
leza, 16 reales. 

De la copia Üe^ interrogatorios para proban- 
za , i^ reales. 

Pasando de un pliego , por cada hoja 2 rs. 

De la entrega á los Procuradores de los do- 
ciiinenros presentados para algún cotejo , lleva- 
rán por cjda uno 2 reales. 
. De la del pleyto para substanciar , 4 reales. 

De la entrega que se haga á los Porteros de 
la Real Cámara ó Consejo , 4 reales. 

De la que se hiciere á algún Escribano .para 
otorgar escritura de venta , 4 reales. 

De la nota que se pone , quando el Procura- 
doj vuelve el pleyto indefenso, 4 realeo. 

Por la custodia de cada poder general que el 
Procurador presente de Comunidad , &c.. 8 rs. 

Por la certificación que so ha de ponet de 
él en cada pleyto , S reales. -^ 

De recibir jurattiénto 4 peritos, y reconoci- 
miento, 8 reales. 

Del reconocimiento de diligencias de Paulinjt 
paca otorgar caución , 8 reales. 

De cada carta que se estriba á los Arzobis- 
pos y Obispos', 4nte8 de decretar la execucion 
contra: -I6s' * früítos de sus Mitras , y copia del 
pedimento que se hubiese presentado , 16 realeo. 

M2 De 



9» ARANCELES. 

De qiulquiera deposito 12 reales. 

De cada tasa de costas , con vista de autos, 
8 reales- 

Del despojo con requerimiento i las partes^ 
4 reales. 

Si fuese de execucion*» 4 reales. 

Del requerimiento y embargo , ift reales. 

De cada testimonio de un embargo , 8 reales» 

De cada pregón , 4 reales. 

De cada citación de remate » 4 reales. 

De la presentación de letras Apostólicas c<>* 
misionales y 4 reales. 

De cada aceptación , 8 reales. 

De cada auto en la forma propuesta. • . 

De cada juramento de non revelando » 8 reales. 

Del de cada testigo , 4 reales. 

De cada declaración , 8 reales ^ 7 pasando de 
un pliego, 2 reales por hoja. 

De la, busca en el archivo de un pleyto 6 
antecedente, siendo de 10 años antes, 4 reales; 
y pasados los lo años , y dando el año üxo , 8 
reales ; y no dándole , á medio real por año des- 
de los 10. 

De ir 4 firmar algún despacho á casa del Au- 
ditor ponente , quando üojja y lo . solicite la par* 
te , 8 reales. 

De. Jlevar el pleyto ó expediente al Fiscal, 
Secretarios ó Relator , 4 reales. 

De recogerlo de los mismos , 4 reales. 

Si.eJ proceso fuese grande, y lo lleva un 
mozo , le pagará la parte i éste , ademas de lo 
dicho. 

De las letras de inhibición comunes , siendo 
con comisión y particular , 40 reales. 

Siendo sin la cdmi$ion^.24 reales.- . * 

Siendo de Comunidad , GraxKle ó Titulo por 
l^omision y letras , 50 reales^;; 

Sia 



ARANCELES. 93 

Sin la comisión, 32 reales. 

Por los mandamientos con Audiencia > y de 
citación en fuerza de demanda ; y de Comunir 
dad, 30 reaks. 

Por las letras de inhibición común sobre com- 
petencia de jurisdicción entre dos Jueces , 30 r$. 

Por las de in MUsa fmdenti , siendo una per^ 
.sona , 26 reales. 

Por dos personas , 40 reales. 

Por tres , 50, 

Por Comunidad , 90. 

De cada mandamiento convocatorio^ siendo 
particular , iS reales. 

De Comunidad ó Grande , 24 reales. 

De Us Ittvis de reformación de Paulina 6 
Breve, 24 reales ; y pasando de pliego, 2 reales 
por cada hoja que hubiere de mas. 

Por las informaciones de Arzobispado , au^ 
tos, y demás diligencias para remitir i Roma» 
iK4X> reales. 

Por las de Obispados , i8o. 

Por las de Abadías Consistoriales, 150. 

Por el sello para las informaciones de Arzo* 
bispado, 8 reales. 

Por el dicho para las de Obispados , 6. 

ídem para las de Abadía, 4. 

ídem para los demás despachos comunes , 2» 

y siendo para exccutorias, 12. 

Al pie de todos los despachos se pondrán 
los derechos que se lleven , aunque sean por po- 
bre ó de oficio , para que siempre conste. 

Últimamente se pondrán los derechos de tira» 
.en k última hoja del proceso. 



J.XIIL 



94 ARANCELES. 

$. XI 11. ' 

Derechos de los Relatores de la Nunciatura. 



R 



m los pleytos , j expedientes de oficio , ó que 
las partes estén mandadas defender por pobres, 
no llevarán derechos algunos por relacioh , tiras, 
apuntamiento , memorial ajustado ^ escrito ^ pa- 
pel , ni por otro pretexto , ni título. 

En los demás pleytos llevarán por razón de 
tiras , lo mismo , que lo que va señalado á los 
Secretarios. 

Y solo en el caso de 'que los jrfeytos conten- 
gan algunas fojas en latín ú otro idioma , que 
no sea castellano , podrán llevar de cada una , con- 
forme la distribución hecha,- una tercera parte por 
el mucho trabajo de extractarlas. 

'. Ademas de lo referido , cobrarán por cada 
pliego de los que contenga el memorial ajustado, 
que hicieren para la relación ' y vista , bien sea 
difinitiva ó para artículo, ú auto interlocuto- 
rio , 30 reales. 

Siendo manuscrito de letra regular , 20 rea- 
les vellón. •' 

Si los memoriales sb formasen con citación 
jf asistencia de las partes ^ cobrarán la mitad mas 
por pliego ; prorateándose si> importe entre to- 
das las partes , reputándose por dos , las que van 
expuestas en el arancel de Secretaría. 

En los pleytos, que, para mayor inteligencia 
de la materia se necesite formar árbol genealógi- 
co, llevarán ademas^ de lo dicho porcada casa, 
como de las notas precisas , 6 reales. 

Esto , solo con respecto al original ; pues por 
las copias no llevarán derechos algunos ; y el 
importe se prorateará entre los interesados. 

Así- 



ARANCELES- 95 

Asimismo llevarán por cada una de las juntas 
precisas para el cotejo dei memorial ajustado, 
con citación 7 asistencia de las partes , en ios ca* 
sos , que se pida y mande bácér con esta for* 
maiidad , 60 reales. 

Los quales se pro ratearán entre los iiiteresa-* 
dos j á excepción de si se mandase ^ que sea acoSr 
ta de quien lo pide» . , » » \ 

Por la relación d^ ios; expedientas , que no 
9el apuntamiento, ó ¿xtractos , y llegasen 4 cieii 
fojas llevarán 40 reales ; 7 no llegando á este 
número , 30. 

^ Esto , sin derechos de tiras » ni de apunta- 
miento , avuique lo haga el Relator» por su como* 
didad y gusto; y en pasando de cien fojas, He* 
yarán los derechos de tiras y apuntamientos se- 
gún qyeda expresado, respecto á ios pleytos 
contenciosos* 

En los recursos de fuerza que se ofrezcüan, 
mediante á que ya se hallará hecho el extracto 
6 apuntamiento , 7 satisfecho su importe por las 
partes , no llevarán mas que la micad de lo qUc 
hubiesen pagado. 

En los pleytos , que las partes no hubiesen 
querido tomar los autos , <lexándose acusar la re- 
beldía por no pagar tiras. en ¿1 oficio j y se pre- 
sentase Abogado para su.defensa el dja de la vis^ 
ta , en este caso cobrarán los Reíatorcs los mis- 
mos derechos, que. los que hubiesen pagado las 
partes que tomaroalos auto$.^< .4 

ínterin, exercen las irelatosías ♦ los Secretafios, 
no percibirán mas íjue. ila micad de U> qao ^quí 
va señalado á. los. JR¿»torp«^ I . > 






95 ARANCELES. 

J. XIV- 

DERECHOS 

2)^ los Procuradores de la Nundatürít*^ 

Jl or el seguimiento , substanciación y asistendi 
i la vista de la instancia , en que recayga auto 
formal interlocutorio , siendo la parte particular 
56 reales. 

Si fuese Comunidad, Grande ó Título , 45 rs. 

Si la determinación fuese difinitiva sobre lo 
principal , y la parte particular , 60 reales ; y si 
fuese Comunidad &c. 70. 

Por cada recibo , recogimiento y solicitud de 
letras , mandamientos y demás despachos , que se 
librasen íl su instancia para el Tribunal de Jus« 
dcia 8 reales. 

ídem , de cada certificación que pidan , 6 rs» 
^ Si fuese de prorrogación, absolución ó del* 
término- de prueba , 4fr reales. 

De cada entrega de pleyto en la Secretaría 
1 íealesJ * . . • , ^ . 

Por el recibo y recogimiento de executorla; 
necutorial , mandamiento de manutención , 6 
de nulidad y atentado , siendo la parte particular, 
12 rs. y si fuese Comimidad,Grande ó Título, 16. 

De los despachos de gracias 10 reales. 

Quando presenten algún monitorio ó paulina 
eitpedida por el Tribunal de Gracia , para que 
haciendo caución juFátoria , se devuelvan á la par* 
te para usar civilmente^ llevaráa por el pedí^ 
mentó 6 reales. 

Por otorgar dicha caución 6 reales. 

Por el recibo de todo y recoger la Certifi- 
cación 8 reales. 

Por 



ARANCELES. ^7 

Por llevará los Abogados los pleytos, 2 reales; 
y por recogerlos , lo mismo. 

Por el pedimento, haciendo alguna instancia^ en 
que no haya pleyto , 6 reales. Tí 

ídem y quando le formen con vista de docu- 
mentos ,; que presenten, 8 reales. 

Por cada devolución de autos , que se haga' ¿ 
los Tribunales inferiores,. y asistencia con el No- 
tario al Correo para el certificado , 8 reales. 

. Por cada pedimento de contradicdoo á la ad- 
misión de algvm recurso 6 reales. 

Por cada obligación , que se ofrezca otorgar 
ni alguna de las causas &c. 6 reales. 

Por cada re^cíbo y recogimiento de la certifi- 
cación d^ a|>artaQiienta de recurso 8 reales. 

Por asistir al juramento de los testigos , que 
se presenten para información , en que fuesen c^ 
tados , 8 reales. 

Qu^n4p presenten algtm pedimento » en que 
no haya pleyto. ó introduzcan algún recurso-á ins- 
tancia, y no se. concedií :1a e^s^pedioion del ^ des- 
pacho &c; llevarán siendo simple ,. 6 realeo. . 

Siendo acompañado de testimonios ú otros 
documentos , 8 reales. 

Y no podrán cobrar , ni exigir cosa alguna 
por los pedimentos , que formen y presenten pa- 
ra substancial las causas , tonlas de pleytos, y otras 
diligencias , que practiquen y se ofrezcan en la 
ubstanciadon de la iristaftcia* 



Tm. IVi ' N §. XV. 



9$ ARANCELES. 

€. XV, 

D E R E C k O S 

De Reteptores y Notarios d» la Nunciatura. 



D 



'e otorgar un poder para pleytosde perso** 
oa particular , 6 reales. '..■■-. 

ídem si fuere Grande ó Título, 12 reales. 

ídem siendo Comunidad ó Cabildo ,16. 

De la copu testimoniada de un poder , 8 rea-, 
les ; y pasando de un pliego , por cada hoja á n^ 

De cada substitución , 2 reales. 

De qualquier testimonio , 4 reales. 

De la copia de un instrumento, que se le exhi- 
ba , 8 reales ; 7 pasando de un pliego , por cada 
hoja á 2. 

De la aceptación de una comisión , 4 reales. 

De una notificación personal , 4 reales. 

De una notificación á Procurador ó apodera- 
do , la mitad. 

De la fé de salida , y llegada á probanza , 2 rs. 

De cada auto , que proveyese en probanza, 
4 reales. 

Del juramento de cada testigo , 4 reales. 

De cada declaración ó deposición de ellos , 8 
rs. y por cada hoja de escrito , 2. 

Del cotejo de un instrumento, 16 jnrs. por 
hoja. 

Por el testimonio de esta diligencia , 8 rs. 
• Déla compulsa de cada instrumento , 12 rs. 

Por cada hoja , que contenga de escrito , ¿ 
% reales. , 

^ De la asistencia con peritos á un reconoci- 
miento , 20 reales. 

De cada declaración de éstos ^ 11 reales. 

Dé 



ARANCELES. 99 

De salario cada un dia , de los que se ocupase 
en la probanza , desde qu0 sale de Madrid , has-« 
ta que vuelve, siendo las .partes particulares , 2t 
reales ; 7 siendo Comunidad , Grande ó Título, 
50 reales. 

De la presentación de los pedimentos, que 
pendiente la prueba , produxeren las partes ante 
6l Receptor , de cadb uno real y medio. 

De cada notificación ó requerimiento con des^ 
pacho , i una Comunidad , Grande ó Título, 
í6 reales. 

De la asistencia á una diligencia fuer% de prue** 
ba , en que ocupe un dia , 30 reales; y no perí* 
cibirá nada por la fé ó testimonio , que diere, j 

De un testimonio en relación de autos ó de 
algunos documentos , cobrará de cada foja del 
original exhibido , 8 mrs. 

De cada foja , de escrito con los 22 renglones 
Y 7 partes señalados , llevarán 2 reales. 

Por el signo y firma ^ 8 reales^ 

$. XVL 

A R A N C EL 

-áf fUf se han de arreglar en Indias íos JEscriba^ 
nos de Repstrosé f ara todas las Enéarcacioñes del 
Comercio libre , que van de España^ ,y para las que 
tn aquellos Dominios hacen el tráfico interior de unos 
Puertos d .otros ^ en ambos mares del . 
\Norte y ^ur. 

1? Ir or su asistencia & la descarga dz las em- 
barcaciones de imbas clises y de qiialquic^a p jrte 
.que sean [ y al cotejo de los géneros , efectos y 
frutos^ que. conduzcan con sus respectivos re- 
•giscros ,- les satisfarán los dueños , CupitaiiwS o.En- 
, . ' ^ Ns co- 



loo ARANCELES. 

comenderos 3, pesos por c¿da dia : éntindréádo-» 
se , que dicha asistencia sea de jtnes horas com- 
pletas por la mañana , y otras tancas por la tar- 
de; y que si se interrumpiere el acto por otra 
ocupación ó motivo , se computen siempre lasf 
seis horas poruña sola asistencia , aunque sea en 
diferentes diasl 

2? Por la certificación de responsiva ó testi* 
monio de quedar cumplido el registro y que de- 
ben llevar todas las Naves del libre-Comercio, y 
las que lo hacen de linos Puertos á otros de Indias^ 
se les pagará un peso de aquella moneda , y el 
importe del papel sellado y si lo pusieren para 
este documento. 

3? Por el registro del caudal , efectos y fru- 
tos j que cargaren de retorno ó de salida to- 
das las expresadas embarcaciones del Comercio* 
libre y dd interior , exigirán únicamente dichos 
!Escribanos , que los han de autorizar , 6 reales 
de la moneda de Indias , por cada pliego de pa- 
pel escrito ,y el valof dtfeste , sino lo costearen 
los Capitanes , Maestres ó Encomenderos de las 
Naves ; pero sin que ppedan cobrar , ni recibir 
aquellos Escribanos mas emolumentos , adeaks ni 
* derechos , con pretexto de ser sus oficios vendi- 
bles y renünciablcs ; ni dexar de ptmer al pie de 
los documentos el importe total > de lo que hu* 
bieren exigido. 

4? Y respecto de que cri' algunos Puertos de 
Indias ponen los Capitanes de ellos ^Valizias , qué 
facilitan la entrada ^ y en ortos dan prácticos ¿ 
este mismo fin , pagarán por una vez en tales 
casos, los Maestres de las embarcaciones 4 pesos 
á los prácticos , y 3 á los que cuidaren de man- 
tener dichas Valizas; pero el derecho de ancláge, 
-donde estuviere establecido para la limpia ;del 
puerto y uo podrá exceder de dos pesóse por ca- 
da 



ÁRANOELES. ^ loi 

^da embarcación', y todo el tiempo que se 
mantuviere fondeada. Dado en el Pardo 4 16 
de Febrero de 1 778. 

ARAN JUEZ : sobre su caza vayan las apelacio- 
nes á la Sala de Corte y aut« 4. art. uilcaldes de. 
Casa y Corte. 

ARA YA : ios sueldos de la gente de guerra de 
este Castillo se pague de la Caxa Real de Car* 
tagena , ley 11. art. Dotación de Presidios. 

Alternen los Soldados del Castillo de Araya 
con los del Patache de la Margarita , L j^, 
ídem. 

ARBITRIO de la Tutela , véase Acción. 

ARBITRIOS,. véase Propios. 

ARBITROS Y ARBITRADORES. 

£F, lib. 4* tit. 8. De receptis uírbitris ^ 
qui arbitrium receperunt , ut senten- 
tiam dicant. . . .' 52 

Código, 1. 2. tit. 5. De receptis Arbitris ... 6 

I>ecreto , dist. 90. caus. 11. qua^t. 

Decretales, lib. i. tit. 43. De Arbitris. . • 14 

Sexto ., lib. I. tit. 22. Id , . . ,2 

Part. 3. tit. 4. De ¡as cosas que deben facer i 

guardar los Jueces. . lí 

Leyes al Estilo , 233 í 



E 



§. L 



stando conforme el Derecho Civil con lo dis- 
puesto por las Leyes de las Partidas , y com- 
prehencUéndose en ellas (i) la definición- de este 

ofi- 



(i) Véase ladifinicion de la ley i. ^. 4. de este 
AjrticQlo. 



101 ARBITROS 

oficio 7 los principios mas solidos de aquel ; me- 
diante los quales con ¿icilidad se entiende lo per- 
teneciente á la materia de este Artículo ; solo se 
anotarán las diferencias que se encuentren , y ha- 
llen del derecho Civil ; poniendo en su lugar las 
leyes de la partida como decisivas en sus casos* 
Por derecho Civil : el arbitro , si se hiciese 
Monge ó entrase en Religión , puede proferir k 
Sentencia con el permiso de su Abad(i); pero 
está derogada por la Ley 28. $; 4. de este Artí^ 
culo. 

§. IL 

DECRETALES, lib. i. tit.43. 

Cap. I. Del Concilio Africano, ano de jf02. 



^os Jueces arbitros , han de ser elegidos efl 
número desigual ; y discordando , se está á la 
Sentencia de la mayor parte. 

Caf. a. Alex^ndro IIL año de zrób. 
Si la sentencia arbitraria contiene pecado , que 
no pueda remitirse por las partes ; es nula. 
Cap. j. el mismo y año. 
BI arbitro en causa patrimonul de clérigo, 
no puede «djudicap í^ la Jglesix los réditos de h 
cosa litigiosa ; aunque fuese solamente por la vi« 
- da del tal clérigo. 

Caf. jf. Inocencio- IIL año de 121 o. 
No pueden las mugerds ser elegidas jpor arbi- 
tradoras , á menos que tengan; Jurisdicción ordi- 
naria; y teniéndola^ podrán serlo aunque sea so- 
bre cosas temporales de la Iglesia. 

Caf,. 

(i) Ley, non dütinguemus 9 %. Sacerff.di Afbie^ 



Y ARBITRADORES. 105 

Cap. 5, el mismo , año de 120^. 
La Iglesia en perjuicio de sus exenciones» 
no puede comprometerse. 

Cap. 6. el mismo, año de 1202. 
El arbitro , no tiene mas facultades , que las 
dadas en el compromiso i sin que pueda admitir-» 
sé reconvención alguna. 

Cy. 7: el mismo ^^año' dé 1203. 
.£1 qiJe en virtud de sentencia arbitraria debe 
hacer la elección de algún empleo, tomando an- 
tes consejo de otros ; está obHgado i pedir este 
consejo 5 pero no á aseguirlo. • 

Cap. 8. el misiAo año de i2is* 
No puede comprometerse en lego la decisioQ 
de cosas espirituales. 

Caf.s • ^l mismOf año de 12 14. 
V Si el Papa delegase alguna causa al Arzobispo, 
y con autoridad de éste , pof los Procuradores de 
las partes , se comprometiese en tres arbitros y de 
los quales dos son seculares y uno. clérigo, vale 
semejante arbitrio ; aunque aquella sea espiritual , 7 
uno de los Procuradores , comprometiéndose en 
los arbitros , excediese de los limites de ^ man* 
dato. 

Cap, 10. Honorio III. año de 1220. 
La potestad del arbitro para decidir la ekc« 
clon litigiosa entre dos , se acaba por muerte de 
tino ; j el otro se tiene por electo sin nueva 
elección. 

Cap. ir. el mismo^y año. 
£1 ¿rbitro , después de juzgada la cosa , no 
puede mudar h sentencia , sobre las discordias 
nuevas ; aunque hubiese recibido facultad del 
Papa para transigir el negocio entre las partes. 
Caf. 12. Gregorio IX. año de i2jo.^ 
No vale el compromiso hecho á dos ó mas 
arbitros, con condición deque discordando , se 

eÜ-- 



ro4 ARBITROS 

elija un tercero por los mismos 6 por otros. No 
vale el compromiso hecho en cieru persona. 

Cajp. ij. el mismo y año. 
Vale el compromiso , para que uno ó mas, 
ó los que eligieren estos ^ decidan la causa. 

Cap. 14. el mistno. . 
La potestad del irbitro espira por la muerte 
de uno de los comprometientes , y no pasa i sus 
herederos » sino se hubiese expresado en el com-^ 
promiso. 

§. IIL 

SEXTO, lib. I. tit. 21. 

Cap. 7. Bonifacio VIIL 
Si de tres arbitros , dos se conforman en la 
iuma , vale la sentencia de estos ; ipero discor- 
dando todos ^ la de la suma menor. 

Caf. 2. ídem. 
Si de tres arbitros uno no quisiese ^ ó no pu«> 
diese intervenir en examinar , y definir el negodo^ 
pueden proceder en él los dos restantes ; como si 
aquel estuviese presente : de'bténdose guardar , en 
quanto 4 los Jueces , los derechos antiguos* > 



LE- 



Y ARBITRADORES. 
§. IV. 



kof 



\. 



LEYES DE LA PARTIDA 3. tit. 4. (i). 

Que for pertenecer á este artículo literalmente se 

pinten los extractos sin embargo de lo que se áixo 

al principio de esta obra y de no dislocar las leyeM 

de los tfyulos á que corresponden. 

Ley 23. 

^rWtro es , el que eligen las partes , para que 
juzgue , guardando las solemnidades de derecho; 
y arbitrador , sin guardarlas : si estos juzgasen con 
dolo , ó mala fé , se recurra á el albodrío de hom - 
bres buenos , que elija el Juez Ordiqario del pue- 
blo. Y porque después no nazca duda, se ha- 
ga carta , que contenga lo que se compromete, 
el modo , forma y potestad , que se ' le da al 
Juez , y señalamiento de pena á la parte , que no 
obedeciese la sentencia ; la qual pasa en juzgado 
después de die^ dias , callando las partes , ó no 
lo contradiciendo (2). 

Ley 2^. 

Toda causa , se puede comprometer;} salvo 
en la que cayese justicia de muerte , perdimiento 
de miembro , ó de Otro escarmiento en el cuerpo, 
echamiento de tierra , de. libertad* ó servidum- 
bre de hombre , ó perteneciente al bien común 
del Pueblo ó Rey; salvo si la mayor parte de 
. Tom.IV. O los 



Qaántas 

clases hay 
de Joeces 
arbitros , y 
cómo deben 
ser nombra- 
dos. 



Qué pley- 
tos se pue- 
den poner 
en manos de 
arbitradores. 



(i) Fste títoio se extrkta en el tíxx. Jueces. 

(2) Está dtírogada por !a costumbre ; porque los buenos 
varones, que cita son los Jueces Ordinarios, los qualci 
opoocea de las seoteocias que expresa. 



io6 ARBITROS 

los vecinos del pueblo nombrase Procurador, 
otorgándole poder para ponerla en avenidores: 
Ni sobre casamiento , ni nombrar por drbitrp á 
la f artel pues , no sería justo ser Juez en su pleyto: 
salvo sobre tuerto ó deshonra; queriendo el 
injuriante hacer enmienda i el injuriado , segmi 
éste lo tratase ; pero no está obligado á cumplir 
aunque lo jurase , excediéndose en graduarla ; .cu«* 
yo exceso , se debe reducir por alvedriq de hom^ 
ore bueno. Bn pleyto demandado ante el Juez 
Ordinario , solo se le pueda nombrar por amigo 
comunal : i otro que no sea el ordinario , sq 
puede nombrar arbitro, aunque sobre ello fuese 
movido pleyto en juiciOt 

Ley 2S. 
Qoiéaet El menor de veinte y cinco afios no incurro 
pueden ha- en la pena , aunque no obedez;ca ; si teniendo 
cer compro- giurdador sin su autoridad , comprometiese con 
«i»<>** pena.v fiadores, losqualcs incurren en eUa, si 

quanao el menor comprometió era mayor de 
catorce años ; pero isi siendo mayor de catorce, 
y no teniendo guardador , comprometiese bazo 
de pena , cae en ella : salvo , probando ^ que le 
hicieron algún engaño en el plejto , ó que se le 
empeorará por mengua de él , o de su Aboga- 
do I ó que i gran su daño juzgaron contra 

Leyíte. 
Qoé deben Avenencia , es cosa que se debe mucho 
Iwicer , y codiciar ; pero los avenidores miren quatro co- 
observar los 5JJ5 • primera ^ si el pleyto es comprometible; 
bitndorer' P^^s no siéndolo , no lo deben recibir, segunda: 
que las partes se obliguen , baxo de cierta pena, 
á guardar quanto ellos mandaren ; pues no ha- 
- biendola , no son obligados i obedecerles , y el 
I trabajo de oirías se les volverla en escarnio y ver- 
güenza i pero basta , que una se obligue á cierta 

pe- 



Y ARBITRADORES. 107 

pena , 7 la otra i perder cosa señalada , la que 
gane. Tercera : oír j juzgar , según le fuere otor- 
gado i pues lo contrario no valdría. Qparta : no 
recibir de que den juipio según lo que dixese el 
tercero , que las partes señalasen ; porque tal jui* 
CIO no seria v4}ldo ; pues el alvedrio debe ser en 
el Jue? y voluntad de los arbitros , jr no de otro; 
aunque puedan y deban tomar consejo si duda^- 
rcn ; pero en discúrdia pueden nombrar las par^ 
U$ tercero \ j no nombrándole lo nombren los 
arbitros ; los que puedan ser compelídos á ello 
por el Juez ordinario , pidiéndolo Jas partes ó al-r 
guna de ella$, 

Ley 2j. 

Pasado el plazo señalado , no pueden dar sen« 
tencía , salvo si las parces les dieron facultad 
para prorogarlo, si le acaeciere algún embargo; 
en cuyo caso , si lo quisieren prorogar , y las par- 
tes lo contradicen , no pueden hacerlo ; pero si 
la ima solamente lo contradice , cae en la pena , y 
se acaba el compromiso. Si los avenidores no 
quisieren consentir por razón derecha , que las 
partes lo prorogaron , no son obligados á proro- 
garlo , y se acaba el compromiso. Si no se señaló 
plazo , ni día cierto , lo libren lo mas ama , y 
que no pase, desde el dia que la recibieron, mas 
de tres años ;^ después de los quales , se acaba su 
poder. Lo libren en el lugar señalado y no en 
otro ; y si no se señaló , en el pueblo donde fué 
metido en sus manos emplacen i las partes; que 
sean delante; salvo, si éstas remitieron el empla- 
zamiento. 

Ley 28. 

Espira por la muerte de alguno de los aveni- 
dores , ó de las partes , salvo si se mandó lo con- 
trario , que muerta la parte , se citari y seguirá 
con su heredero. Por el ingreso en Religión de 

O 2 al- 



Qué ei lo 

que han de 
guardar loa 
Jueces arbi- 
tros » qoan« 
do se les se^ 
ñaia tiempo 
para juzgar. 



En qué ca- 
aos , ae aca-> 
ba y cesa la 
comisión de 
los arbitros. 



io8 ARBITROS 

alguno de los avenidoies , servidumbre super- 
veniente por razón dereciía , perpetuo destierro, 
ó perderse cosa , sobre qual era la contienda ; ó si 
la una parte librase á la otra de la demanda. 
Ley 29. 
Qoíndo los I^e su grado aceptan los avenidores los com- 
Jueccs árbi- promisos ; y así los deben librar , aunque no quie- 
tros pueden ran , por cuya razón y por la de dilatarlos , vi- 
ser apremia- niendo las partes ante el Ordinario , le ponga éste 
dos á sen- ^\^^q p^ra ello ; y siendo porfiados , los apremie, 
tcnciar* teniéndolos encerrados en una casa hasta que los 

libren : y queriendo unos dar juicios y los otros 
no, siendo iguales en número , los apremie álos 
avenidores y á las partes i que tomea un hom- 
bre bueno , y mandarles se acuerden en uno ; y no 
acordándose , valga lo que juzgare la mayor parte. 
Ley 30. 
Por aué ra- ~ Excusan á los avenidores las razones siguien- 
zones no ^^^ • príniera , si las partes comenzasen el mismo 
j)ueden ser pleyto por demanda y respuesta ante el Ordi- 
apremiados nario , que después no los pueden apremiar á 
los arbitros que lo sigan ; y la parte que contra la volun- 
á sentenciar. ^^^ ¿^ \^ q|.j.¿ h^^e lo dicho j cae en la pena: 
segunda , si nombrasen otros avenidores las par- 
tes , quienes después no pueden apremiar á los 
primeros á que sigan : tercera , quando alguno de 
los avenidores hubiese de ir en romería ó man- 
datoría del Rey ó de su Consejo , ó hubiese de 
ver alguna cosa de su hacienda , que no pudie- 
se excusarlo, ó le acaeciese enfermedad u otro 
grande embargo , porque no pudiesen continuar, 
que mostrando qualesquiera de dichas razones, 
no pueden ser apremiados á seguir el pleyto. 
Ley 31. 
Poran^can- Enemistades cosa de que todos se deben de 
sa se puede ^ezelar ; y así descubierto el avenidor por enemi- 
próhibir á go , puede la parte afrontarle ante hombres, bue- 
los nos 



Y ARBITRADORES- 109 

XMS que tío siga , porque Jo ha por sospechoso; los arbitros 
y si siguiere, mostrarlo al Ordinario, elqual le. 9."^ ««-itcn- 
vede eíque siga ; y lo mismo sospechando don ^f" 
o precio dado^ o prometido : y si después del * ^ 
vedamiento es un porfiado que sigue,, el juicio 
ó mandamiento que diere so vale , y la parte 
inobediente á' ^1 no^ cae en la pena* 
Ley ^2. 
Se junten todos para dar juicio, y valga lo Q"^ deben 
que la mayor parte juzgare ; y el dado , no están- |j;Ccr los ar- 
do foJos presentes , no valga , aunc^uc fuesen mas ^^'^^^ quan- 
Ibs otros que los ausentes , salvo si se mandó lo jtntca^iar.^" 
contrario ; pues debe ser mostrado el sentido de 
cada uno , y pudi,cran haber dicho tales rarones,^ 
estando presentes , que sería dado de otra mane- 
ra, ho dea en ios dias que ios Ordinarios , sai* 
vo si se les mandó librar todas las contien*^ 
das, en qualquier manera que ellos tuviesen por 
bien. Cuiden de darlo solamente sobre lo com- 
prometido , los frutos ó renta que salió de la 
cosa sobre que es la contienda ; pues como pue- 
den darlo sobre lo principal, también lo pue- 
den dar en razón de los frutos , ó de las otras 
cosas que salieren ó nacieren de élia. Siendo mu- 
chas las contiendas , den juicio sobre cada una, 
saivo si las partes lo mandaron librar todos en 
uno y que asi solo lo deben hacer* ' 

Señalando tiempo el Ju^z. avenidor en su sen- Quclosjoc- 
tencia , dentro dd qual las partes den ó hagan al- ^^^ árbitroi 
guna cosa, no haciéndalo en él , cae el inobediente P"^^^" *®- 

^ , ' . , 1 j • nalar plazo. 

en la pena,, sin que le exqiise el decir , que no ^^ [^ j^¡ 

le fué concedido poder para poner plazo ; pues partes cLin- 
lo pm^^n. ppner por razón de su oficio/, pero plan la ten- 
si no ponen plazo , se entiende el de quatro tencU. 
meses , los que pasados ,. y d.eroandAndose la pe- 
na ^ no se cae en ella , cumpliendo luego el man- 
da- 



no ARBITROS 

dato i ,9 pues es mas fuerte cosa despreciar el man- 
„dato del Juez , que el de la ley , " porque mas 
ligeramente puede om? e^torcer de la pena de 
la ley quando cayere en ella ^ que de lo que po- 
nen Iqs Jueces quando juzgan, 

q«^e«^- ]^Q ^Q ^^ 1j pgi^j ^i impedido de cumplir 

sa se exea- - - jiT i? jj^» 

san de lape- ^^ mandato del Juez por gran enfermedad, it 

na los que ^ servicio del Rey ó su Consejo , no pudiendo 
no obedecen excusarse, ó por otro embargo qualquier por 
la sentencia ocasion tal , que entendiesen que era derecho pa- 
de los árbi- ^a excusarle ; pero cae en ella , si libre del em- 
^^^^* bargo no lo cumple. Si el juicio es contra nues^ 

tra ley y buenas costumbres , ó tan desaguisa- 
do que no se pudiese cumplir , ó dado por en-? 
gaño , falsas pruebas , dineros , ó sobre lo no 
comprometido , no vale , y el ipobediente no 
caeTw ^a pena, 

yjcdcijuí- -j^^ gg puede apelar de juicio de los aveni- 

Tucces^árbN ^^^^* » >" ^^ P^^^^ ' pagando la pena , no tiene 
Troi no se obligación de obedecerlo : pero si no fué pues- 
fucdi apc-r ta al tiempo del compromiso , tampoco la tiene 
I ir, de obedecerlo ,* diciendo luego que no lo con- 

siente : mas diciendo , que se pagaban de^ él , 6 
escribiendo por sí la carta de la sentencia que 
lo confirmaban , ó callándose hasta diez dias deS' 
pues , valga ; y el Juez Ordinario del pueblo lo 
cumpU f pidiéndolo alguna de las partes* 
jp E y js s disjPJBrs^s. 

1 El pleyto sobre departimiento del mati-í- 
monio no sea puesto en manos de Jueces arbi- 
tros., 1. 8, arr. Divonia. 

2 Forma de hacer las cartas en los pleytps 
que juzgan los Jueces arbitros , 1. 107, art. Ins^ 
frumentos de su fé y firdida^ 

LE- 



pleytoi. 



T ARBITRADORJBS^ ixi 

§. y. 

. LEYES DE ESTILO. 

T ^ ^33^ 

JL>os irblcros deben sentenciar los pleytos den- Qo^ plazo 
tro de tres años) pero si las partes les dieron tienen losar- 
facultad para prorogar el tiempo , pueden ha- jíl*'^* P*'* 
cerlo. 
z:byms dispersas 2>b la kecopjlacjon. 

I Los Jueces arbitros sean mayores de 20 
años , 1. 3. art. Alcaldes Ordinarios. 

% El Regente y Oidores de la Audiencia de 
Sevilla no sean arbitros , 1. 9. art« Audiencia d$ 
Grados de Sevilla, érc. 

3 Los Corregidores y sus Oficiales no reci- 
ban compromisos de pleytos , que ante ellos es- 
tuvieren pendientes, ni de aquellos de que pu- 
dieren conocer , 1. 9. art. Corregidores > instrucción 
y leyes de lo que han de hacer. 

4 I^ sentencia arbitraria se ejecute bazo fian- 
zas ; y si de ella se apelare , suplicare ó dixere 
de nulidad , si se confirmase por el Presidente 
j Oidores , no haya mas recurso ; pero si se re- 
vocare , pueda suplicarse j quedando en su fuer- 
za la execucion hasta que se dé sentencia de re- 
vista 9 L 4« art. Mxecuciones. 

5 Los pareceres de los Contadores nombra- 
dos por Jas partes , estando conformes y confir- 
mados por sentencia de Juez^ se executen ^ 1« 24. 
dichQ art. (i) Los; 

(i) De aqoí se sigue , que estos pareceres de Ia$ 
sentencias arbitrarias en sos casos traen aparejada eM« 
cocioA. 



a.i^ ARBITROS 

6 Los contratos de compromiso se pueden 
validar con juramento, y los Escribanos dar f¿ 
de ello sin pena , 1. 12, art. Jurisdicción Keal. 

7 EL Presidente y Oidores no compelan á 
las partes ¿ comprometer el pleyto , sin consul- 
tarlo con el Rey , .y casos en que se ha de ha- 
cer, la consulta, 1. 13. art. Presidentes y Oidores 
de las ^udiendasy Chanciilerías. 

8 Los. Oidores . no tomen ni acepten arbi- 
' ' tramento después de comenzado el pleyto ante 
cUos, sino que el compromiso se haga con to- 
dos los Oidores de un auditorio , ó con licen- 
xia del Rey , y la pena de los que lo contrario 
hicieren, 1. 17. dicho art. 

Partidas. ARBOLES , quenacéa en las riberas de. los ríos, 
son de aquellos cuyas son las heredades, que 
' están en frontera con ellos , 1. 7. art* Adqui- 
sición del dominio. . . 

2 Si planta alguno árboles en heredad ágena 
que posee de malafé , pierde el señorío, de ello» 
luego que arraiguen , I. 43. idem. 

3 Si algún árbol extiende la mitad de sus 
raices á la heredad agena, sea común de ám- 
bas , dicha ley. 

4 Los que cortasen ó arrancasen árboles 
con malicia , paguen el daño doblado ^ L a%. 

- art. Daño. 

5 Los árboles de que uno .se teme recibir 
daño , puede pedir ante el Juez que . se cor- 
ten, 1. 12. art. Denuncia de obra nueva. 

6 Los árboles que se arrancan ó cortan de 
heredad que fué dada en dote , pectjenecen ,á 
la muger , 1. 27. art. Dotes j donaciones , 6"r. 

Recopila- 7 Los carreteros* puedan cortar de los mon- 

dón, tes para reparar sus carretas lo que necesiten, 

y no mas , 1. 4. art. Carreteros del Rcyno. 

No 



ARBOLES. T13 

. 8 No se corten los árboles por el pie , sino 
por las ramas , para que vuelvan 4 criar ^ L 7. 
art. Términos püblicos. 

9 Se planten montes y arboledas, baxo la 
forma que dispone la ley 1 5 y siguientes , dicho 

art. (i) ^ 11 '1 

10 En Indias sean comun«$k>s árboles sil* cíon^Jc^lñ- 
vestres de frutas , para que qilalquiera los pue- ¿¡^ 

jA^ trasplantar á sus heredades 9 L 3* ^rt. Canii-^ 
nos püblicos. 

1 1 Las cortan de árboles^ para enmadera- 
mientos se hagan en tiempos oportiuios ,1. 12. 
Ídem. 

12 En la Habana no se corten caobas , ce* 
dros ni robles ^ sino para el . Real Servicio, 
L 13. Ídem. 

13 Los Indios puedan cortar árboles para 
sus aprovechamientos , con tal que no talen 
los montes 9 L 14. idem. 

14 Los encomenderos hagan plantar árbo- 
les para leña , sin molestia de los Indios , L 16. 
idem. 

15 Los Vireyes de Nueva España hagan 
que los Indios renueven y cultiven los nopa- 
les donde se cria la grana » L ij.idem. 

ARCAS : en cada pueblo haya una de tres lia- Rccopíla- 
ves diferentes , en la que se ponga el dinero ^^^ 
que tuviere el pósito , 1. 9. cap. i.zxt. Propios 
y rentas de los Concejos. 

2 Los Contadores mayores pongan lo que 
hubieren cobrado de las Rentas Reales en las 
Tom.IV. P ar- 



(i) Sobre el aumento y coniervaciea de arbóíedat 
tepaede Ter la palabra Planifos y Montes 9 en donde 
se inserta la ordcuanza y Reales determinaciones pos* 
teríores , que gobiernan al presente. 



Aatos acor'*- 

dados. 



Recopílfta 
Gíon d^Q h^ 

dias. 



114 ARCAS^ 

aJTCas. de tres tía ves de Madrid ^ 6 en las otras, 
furtes que mas convenga j 1. 2. cap« 16. artic^ 
ConfaJurta mayor , érc. 

3 Las arcas de tres Uaves de h Real Ha-^ 
clenda se cx>nserven en la forxna c^ue ahorai 
e^t^a y 1> 3. cap.. 21. dicho art^ 

4 Haya arca de tres llaves en la Cabeza 
de Partido donde UQ hay Tesorero propieta- 
rio, de- Rentas Reales ^auto 4. cap.. 25.. art. Al-- 
üoldes Ordinarios^ 

5 Los Relatores la tengan en: el Consejo» 
para guardar sus papeles y procesos y auto. 7. 
*rt, J^lafores de los Consejos y Audiencias. 

6] Al aíqa militar de Ceuta se apliquen, i®' 
ducados ,, en que se condena i los Contado- 
res de Madrid^ que admiten cartas de pago< 
de los años, subsiguientes y en satis&cciun det 
cargo de los antecedentes , auto fS.cap. i- árt. 
Consejo de CastiHa^ 

" 7 £n la Casa de Contratación haya arca 
de tres llaves diferentes , en la que se intro- 
duzca el dinero de k avería ^ L 2:7.. art.. Ad-^ 
ministracion de avería.. 

% Las partidas que entraren en el', arca de, 
avería y se sacaren de ella , se firmen y refren- 
den por el Escribano , L 29. idem^. 

9, Eín dicha Casa haya otra arca de tres; 
Daves- diferentes^ ,. donde se guarde la hacienda 

ferteneciente al. Rey,, 1. 59., art. Audiencia y^ 
'asa de la Contratación* 

10 En la sala del Tesorero de la Casa ha- 
yai otras, arcas, distintas para cada género de: 
hacienda-, 4¡t cuya entrada d¿ fé el Escribano^, 
y de como se hallaron presentes el Tesorero y 
Jueces Oficiales , 1; 61 .. lidem. . 

11 El oro y plata que no cupiere en' las. 
»rcas de tres, llaves ,. se. ponga en un almacén». 

que. 



ARCAS. líj 

que tenga otras tres como hs arcas , 1. 62. idetn. 

12 P;ira abrir las arcas se hallen presentes 
todos los Jueces llaveros , baxo cierta pena, 
L 65. iJem , y modo con que se ha de exe- 
cutar , estando alguno imp^klo , 1. 66. idem. 

13 En la Casa haya otra arca de tres Jü- 
ves , y un libro , en que se guarde y asienta 
lo que fuere de particulares y ausentes , 6 de-; 
tenido y embargado , y se ha de entregar coii 
cartas de pago y recados que se pongan ea 

.<licha arca , 1. Si. idem. 

14 £1 dinero que se hubiere ^ entr^ar 
al pagador de la Casa , armadas y flotas de la 
carrera de Indias , se ponga en arca de tres 
llaves para el despacho de pagaduría : una ten* 
ga dicho pagador ^. otra un Contador de^ave- 
ría^ y la otra un Contador diputado^ \. 4. 

. art. Pagador de Jas arenadas y jhlas^ 

15 En la misma sala que esté el arca an« 
tcrior haya otra de tres llaves , y ¿ cargo del 
Veedor , Contador y Pagador , ¿ la que se iwi^ 
de pasar del arca principal todo lo que se 
apar^tase para Capitanía general , dicha ley ^. 

i6 Haya otra , donde se pase de lo prin- 
cipal lo que se mandare separar para provee- 
duría , cuyas llaves las tengan el Veedor , Pro- 
veedor y Pagador , la misma ley. ^^ 

17 Para asentar el dinero que se remitie- 
re 4 Cádiz para !a avei^a de aquella Ciudad^ 
haya otra arca de tres llaves i cargo del Vee- 
dor ^ Proveedor y Pagador, idem. 

18 En cada ranchería haya ^ arca de dos 
llaves , en la que se guarde el libro de las le^ 
yes y ordenanzas tocantes ¿ dicha ranchería;: 
cuyas llaves una tendrá ei Alcalde , y otra un 
Diputado , baxo cierta pena 9 t xt.art. Pes- 
quería y efWQ de perlas. 

Pi AR- 



r 



Recopila- 
ción y autoi 
acorJados» 



Rccoplla- 
cjon de la- 
dias. 



ii5 ARCABUCES. 

ARCABUCES y pistoletes : no se labren ni mi- 
tan en el Reyno menores de una vara de me- 
dir el cañón, 1. 8. art. Armas , y auto 3. 4. 5*. 
y 6 del mismo art. y pena del que tirare en 
ruido ó pelea en poblado con ellos , 1. 14. art. 
Homicidios, y dicho auto 5. art. Armas. 

2 El que hiriere ó matare á otro con ar- 
cabuz ó pistolete , incurre en pena de alevo- 
so , 1. 15. art. Homicidios. 

3 No se disparen en la Corte , baxo cierta- 
pena , auto 36. y 106- art. Consejo de Castilla. 

4 Los arcabuces para la armada y flotas 
sean de la fábrica de Vizcaya , 1. 42. art. Ar- 
tillería. 

5 Se entreguen ¿ los soldados , quienes los 
reconozcan antes de embarcarse, 1. 12. artíc. 
Multares. 



ARCEDIANO. 

Capitulo» 
Decretales , lib. i. tit. 23. 2)^ offiño Ar^ 

'shidiaconi « 10 



§. I. 

lunque la brevedad con que se debe proce- 
der en esta obra , según se prometió desde el 
principio , y sin la que sería demasiado difusa 
por la multitud de tantas como son las materias 
que ha de comprehender , no permite tratar la 
de este artículo con toda la extensión correspon- 
diente , se dará sin embargo una ide¿) de ella la 
mas ligera y exacta que se pueda , entresacando 
las noticias mas conducentes á este electo , co- 
mo se ha hecho en quintas se han tratado hasta 
aquí, antes de exponer lo que sobre ella misma 
está dispuesto por los sagrados Cánones. 

Ha- 



ARCEDIANO. ^ 117 

Habieflda , pues , creado los Apóstoles en h Origen éeUi 
Iglesia de Jerusalen siete Diáconos ó Ministros elección 4« 
Eclesiásticos con grado segundo é inmediato en * Arccdia* 
dignidad al Sacerdocio , destinándolos primero .dcLücjon*'* 
al cuidado y servicio de las mesas » y después á 
los sagrados ministerios del Altar , y otros im« 
portantes oficios , siguieron sus sucesores esta* 
bieciéndolos á su exemplo en quantas Ciudades 
iban recibiendo la luz del Evangelio para el ser-* 
vicio de sus nuevas Iglesias , los quaks reduci- 
dos en los tres primeros siglos al número pre* 
ciso de su primitiva institución, se fueron aug- 
mentando poco á poco en el quarto , á propor-* 
cien que en todas partes iba creciendo el de los 
ñcles. Por tanto pareció conveniente para su me* 
jor orden y gobierno elegir de entre ellos, co- 
mo con efecto se eligió , en cada Iglesia uno , que 
fuese superior y xefe inmediato de los demás 
instituidos en ella , y i quien por esta causa üz-- 
marón Arcediano ; esto es , el primero de lo$ 
Diáconos , como lo significa propiamente este 
nombre. 

Su autoridad y oficios han sido varios des- Sa •ntori* 
de su creación , segim la variedad de los tiem* da<l y obü- 

r« y lugares. A mas de los sagrados ministerios g*cí<>w»- 
que por su orden estaban los Arcedianos des- 
tinados , como los otros Diáconos , en sus res* 
pectivas Iglesias , velaban sobre éstos , y evacua- 
ban por encargo y comisión de sus Obispos has-* 
ta ios mas graves negocios eclesiásticos ; lo quo 
les hizo tan famosos y recomendables en su Clc- 
To , que no pocas v^ces solian ser preferidos por 
esta causa á los mismos ^Presbíteros para la Di^ 
nidad Episcopal: y aunque por quasi todo di 
siglo quinto estuvo limitada su autoridad á h 
soJa extensión y distrito de las Iglesias Catedra- 
les , tubiéndose empezado á crear otros en las 

que . . 



nS ^ ARCEDIANO, 

que se iban estableciendo en os demás lugares 
dependientes de aquellas^ y ¿ quienes . liamaron 
por tanto Arcedianos Rurales , creció con extre- 
mo poco después , quando los Obispos , cansar 
dos ya de| peso de su propia dignidad , se disr 
trayeron enteramente de sus principales obligar 
ciones y desando cada uno i su Arcediano It 
administración y gobierno de todo, su Obispado; 
de tal manera , que radicándose en ellos poco k 
poco su autoridad , llegó i ser ordinaria dentro 
de poco tiempo. una ^risdlccion » que en sus 
principios había sido puramente delegada , y á^sr 
de cuya época empezaron i exercerla .libremen- 
te en quantas causas ocurrían , no solo sobre los 
otros Diáconos y demás Ministros inferiores de 
su Clero , sino también sobre todos los Presbí- 
teros de sus respectivas Iglesias , aun antes de 
que hubiesen sido elevados. al Orden Sacerdotal» 
como después Iq fueron , sin perder parte algu- 
na de su dilatada autoridad » que siempre con- 
servatón en toda su extensión con el título y ofi- 
cio de Arcedianos , hasta que los Obispos , ha- 
biendo despertado en el siglo decimotercio de su 
profundo sueño > movidos de h detestable am- 
, bicion y avaricia de unos Ministros que tanto se 
habían engrandecido por su'causa , empezaron á 
redamar sus antiguos derechos , y recuperaron 
quasi toda su< autoridad y destruyendo la jurisdic- 
ción ordinaria que se hablan arrogado los Arce- 
dianos : obra que felizmente concluyeron los Pa- 
dres del Concilio de Trento sobre los que aun 
tenían alguna parte de aquella autoridad » pri- 
vándoles del conocimiento de causas matrimo- 
niales y criminales , en que también se compre- 
henden las beneficíales , y demás que refiere Bar- 
lx>sa , y otros sabios Canonistas y Pragmáticos. 
Habiendo sido tan vados » como se ha di- 
cho. 



ARCEDIANO. Í19 

cha > U autoridad T oficios del Artediano , se- 
gim U variedad de los tiempos y lugares , dsbc» 
mos advertir por candiision » que quando ocur-<' 
ran » como sin duda ocurrirán ^ disposiciones del 
Derecho Canónico acerca de ella misma contra* 
tias entre sf , se deberá atender con cuidado para 
su inteligencia it los tiempos en que fueron da- 
das » 7 sin lo que de ningún modo $e podría 
coaclUar. 

DECRETALES, lib. i. tlt- tj- 

CajK 7. GregarwlX. lib. de hs Oficios Dhnmfp^ 
ano de 16^00. 

Jt^or quanto los Arcedianos son Vicarios de Ctrgo dU 
los Obispos , en todo está á su cargo él cuida- Arccíitno,, 
do de los Clérigos ^ castigándolos y corrigiendo^ 
los en sus excesos : visitar hs Iglesias de tres en 
tres años ( no pudiendo el Obispo ) , y enmen- 
dar lo que fuese digno de ello, y éste Ittria si 
estuviese presente (i). 

Cap. s. El mismo del OmcUio di Toledo. 
£1 oficio del Arcediano es predicar el Evan^ 
gelio quando quisiere » ó mandar 4 algtin Diá*^ 
cono que lo Iiaga ^ y proveer ló correspondieor- 
te á los Divinos Oficios. 

Caf. j. Gregorio III. 
* 1^ custodia de los vasos de h 1^1^^ ^itth 
neoe al Arcediano. 
I . ' ' " '€af. . ^ 



-^v«M««««m9 



(í ). Sobre éste y demás. <uif^oi^ ápl AfQcámñQ vl4». 
dCoAcilio 4c Tiento. 



i±a ARCEDIANO. 

Cap. jf. Akxandro IIL 
El Arcediano no puede cometer á otros h 
cura de almas » sin mandamiento de su Obispo. 
Caf. 5. el mismo y ano de ujS. 
El Arcediano no puede proferir sentencit 
contra alguno , sin autoridad del Obispo* 
Caf. 6. El mismo. 
No debe el Arcediano visitar las Iglesias de 
su Arcedianato más que una vez al año ^ si n^ 
tuviese necesidad. 

Cap. 7. Inocencio IIL 

Tarísdlccioa £1 Arcediano y según la disposición de SaA 

de los Arce- Isidoro (del siglo siete) , manda á los Subdiáco* 

i^os. nos y Levitas : le corresponde oir los pleytos de 

cada uno , y la solicitud y ócdca de las Parro* 

quias. 

Caf. 8. El mismo, aíkde iiS9*^ 
£1 Arcediano no dé dimisorias para ordenes; 
y los ^Ordenandos con ellas , contra la voluntad' 
4el Obispo , se les suspendan. 

Caf.s* ^i^isfno , año de ií^8. 
Qné pnede ^^ Arcediano examina , presenta Ordenandos^ 
hacer el Ar- 7 ^ posesión á los Abades y Abadesas, 
ceduno. Caf, 10. Honorio IIL año de X220. 

Los Arcedianos no tienen otra jurisdicción 
en los Monasterios , que la que les proporciona 
.la costumbre general ó especial. 
CoBcili# de i^^ Arcedianos han de ser Doctores ó Li- 
rcnto. ccnciados en Teología ó Cánones. Conc. Tridenf. 
sess. 2jf. cap. de Rejormat. Débcix tener 24 años 
cumplidos : el orden que pida el estatuto de It 
Iglesia ; y han de hacer profesión de Fé antes de 
tomar posesión. ídem. 
C 'mo V ^*^ ^^^ Iglesias que por costumbre han visi- 
quándopue-. ^^^^ ^^^ Arcedianos, lo practicarán por sí mis- 
de vitítar el ^os con un Notario , y dentro del mes darán 
Areediiuio. razón al Obispo ) y están obligados á exhibir 

to- 



_ ARCEDIANO. 121 

todas las diligehcías que iiubiesen practicado. 
ídem en ¡a ses. ¡k^. cap. j. 'de Reforma f. 

El conocimiento de las causas matrimoniales 
y amancebamiento tie los clérigos toca á lá ju- 
risdicción Episcopal privatiba , y no á los Ar- 
cedianos y como suttdia intes. ídem ses. 2jf^ 
Mf. 20. y ses. 25. cap. J-f. de Ríf ármate 

Ia9 de Partida. 
Arcediano en Lengua Griega , equivale en Q°^ «» Ar- 
Castellano i cabdillo de Erangelisteros , es Vica- ¿/"''^/ 
rio del Obispo 5 tfene facultades de visitar y or- J? ^ ** 
dcnar las Iglesias de su Arcedianato , oir los pley- 
tos pertenecientes & sus cosas , y de juzgar y cas- 
tigar los excesos de los clérigos ; i menos de 
que sean grares y que entonces lo debe hacer con 
consulta del Obió>o* Lo demás esti comprehen- 
dido en los capítulos anteriores » ley 4. art. 
Clérigos, (i) 
ARCHIVERO mayor de los Sagrados archivos^ 

véase, Secretarlos de Estado\. > 
ARCHIVERO <jtel Consejo : sobre su salario, Aotos acor- 
véase el aut. 88. art. Consejo de Castiüa. dados. 

2 Derechos del de la Chancillería de Valla- 
dolid , aut. 5. íft. Selhs y Selladores. 
ARCHIVO : no se saquen papeles del arcüvo del 
Consejo sin su licencia , y en este caso se ha- 
rá dexando recilio Con expresión de ellos , aut. 
68. art. Consejo de Castilla. 

2 Al archivo de Simancas se lleven los pa- 
Tim. IV. d pe- 

<x) En el día el oficia y ''o^Ugtcioncs y prcrogativis de 
JOS Arcedisnof ruúm conforme álos diversos estatntoi 7 

costumbres denlas Iglesias ; ¿Inervándose siempre las re- 
feridis dccbiooes del Santo Concilio de Trento. 

• El Vantpen. part, i. tft, t%. cap. i. trata sobre 
c»ta iBfiteria. '* 



A I 



dias. 



122 ARCHIVERa 

peles de las Secretarías de ludia y Flaodes , aut. 
8o, art. Consejo de Castilla^ ^ 

3 Sobre . el archivo y . archivista de la Nun- 
ciatura , véase el aut. 6. cap. 8. art, .C9W^W4- 
dores y demás Jueces E$l(5Ídstuos. 

4 En muerte ó promoción de Prelado ha- 
ga Inventario de los papeles del. archivo de Iz 
Dignidad Episcopal el .Corregidor , y los en- 
tregue al sucesor , aut. i.»»cap. ii. art. Corre- 
gidores : . Instrucción y leyes A lo£ue. han de . hor 
cer^ 

Recopila- 5 En él Consejo de Iridias haya. archivo 

cion de la- para la custodia de sus papeles con dos. 11a- 
- ves , una la tenga un Consejero , y otra el Se- 
cretario jmas antiguo^ 1. (^j. 2X1. .Consejo de. hir 
dias^ 

6 Se : guarden en .este archivo las , cartas ♦ de 
. navegar, derróteos, mapas , i^descubrimíentos, 
. y relaclones-tocantcs 4 la tierra y mar de las In- 
dias , como taníibien . todos-flos .libros así imr 
presos , como .manuscritos %ue traten quales- 
quier materias tocantes á .aquellos .Dominios, 
1. 68. ídem. 

7 Haya en él archivo dos libros , uno de 
los papeles que tiene, y otrojjde los que salen 
de él , L 6g. ídem, 

8 Quando el archivo estuviere embaraza- 
do de papeles se envíen algunos de los que 
fueren menos importantes ^1 archivo .de Si- 
mancas, 1. 70. ídem. # 

9 Los Escribanos de Cimara del Consejo 
reciban los papeles por iaventario , y le sigan 
haciendo, y el traslado- de este libro esté en el 

' archivo del Consejo , L 2. 2xx.. Escribanos , de 
Cámara del Consejo de Indias. 

^ 10 Para que el ajrihivo.^el Consejo* se co- 
pie y ordenen sus «libros , nombre éste perso- 
na 



ARCMLVERO. 123. 

na de secreto y conrianza que Jo haga , 1. 47. 
art. Secretarios del Consejo de Indias. 
. II En la Cusa de Contratación haya ar- " 
chivo con inventario , 1. 94. art. Audiencia y 
Casa de Contrataron. 

12 En los Consuliádos de Lima y México 
haya archivos de papeles con inventario y libro 
de los que entrSren y salieren , 1. 54. art. Con- 
sulados de Lima y México. 

13 En los archivos de las Audiencias se 
pongan las Cédulas y ordenanzas tocantes á los 
Tribunales de cuentas y Contadores , L 86. art. 
Contaduría de cuentas. 

14 Las Cédulas y ordenanzas de los Tri- 
bunales de cuentas se pongan originales en los 
Archivos de las Reales Audiencias » I. 27. art. 
Leyes.' 

15 Los Vircyes, Presidentes , Gobernado- 
res y Audiencias de Indias manden dar copias 
de las Cédulas y Provisiones del Rey i todos 
ios vecinos de los pueblos , para que las pongan 
i»n sus archivos , L 30. ztt. Leyes. 

16 Los Cabildos y Regimientos tengan ar- 
chivos de tres llaves en donde estén todas las 
Provisiones , Cédulas Reales , escrituras y pá- 
lpeles pertenecientes ¿ sus comunidades, y estén 
á cargo de un Alcalde Ordinario , un Regidor y 
el Escribano, 1. 31. ídem. 

\j Las Cédulas despachadas para el gobier- 
no de cada Provincia se asienten en los libros 
del Estado Eclesiástico , y secular , cada uno 
por lo que le toca, 1. 35. ídem. 

18 Los libros y papeles tocantes i la Real 

Hacienda estén en el archivo de la Real Caxa, 

1. 31- art. Libros Reales. 

ARCHIVO General de protocolos. Por bando 

publicado en Madrid en 27 de Septiembre de 

0.2 1765; 



X24 ARCHIVERO. 

j 765 ; se mandó ; que todos los Escribanos 
Reales , personas particulares , Cofradías y otros 
que no liubieseri entregado , y tuviesen en su 
poder protocolos de Escrituras , y demás pa- 
peles de otros Escribanos , los pongan en ti 
archivo general , establecido en esta Corte , en 
el término de un mes perentorio , desde el dia 
de la fecha y baxo la multa de 100 ducados apli- 
cados á disposición de los Señores del Consejo; 
y que todos los Escribanos Reales , que vivie- 
ren en el mes de Enero del año próximo de 
766 pasen al nominado archivo relaciones ge- 
nerales juradas , ó testimonios de quantos ins- 
trumentos hayan otorgado » con distinción de 
todos , expresión de las partes , dia , mes y año 
y calidad del instrumento ; jurando al final de 
las tales relaciones si les han quedado proto- 
colos de otros Escribanos » y no los han pues- 
to en el archivo ; expresando á quien los han 
entregado , y no cumpliéndolo en el mes seña- 
lado , queden suspensos de oficio , hasta que lo 
practiquen , pasando al propio archivo testi- 
monio en cada un año de los instrumentos 
que aate ellos se otorgaren , en atención á ha- 
berlos de retener en su poder , hasta su falle- 
<:imiento , ausencia , privación ó suspensión j y 
cesando ^ han de recaer en el archivo* 



AR- 



ARCIPRESTE, 115 

ARCIPRESTE. 

Decr«taies, Kbro j. tit. 4, DeofJUk^r-' 

(hi^resHteri. ,,., ...,,,» 4 



a 



f L 



Labiéndose multiplicado ks befegks partícu^ 
larmcnte en el siglo quarto j se Vefan los Obispos ' 
reducidos á la necesidad de distraerse muchas ve- 
ces de las obligaciones' de su ministerio , y ausen- 
tarse no pocas de sus propias Iglesias y parasoste-*; 
ner las mas importantes disputas 7 celebrar Con** 
cilios á fin de destruirlas , f Condenarlas desde 
luego : por esta causa , y k nn de qiíe no queda-* 
sen sus obejas sin Pastor en ^1 tiempo d«su au- 
sencia , y ocupaciones por mas cortó que fuese» 
nombraron emr^ los Presbíteros- de cada Iglesia 
uno , que cómo superior á todos los demás de su 
orden en ella , hiciese sus veces en su gobierna (i), 
el qual llamaron Arcipreste , esto es, el primero de 
les presbíteros , como este nombre lo significa ri« 
gorosamente : Dignidad , que entre los Latinos se 
conferia al presbítero mcis< antiguó exi su orden 
respecto de los demás , y que erttre los Griegos se 
daba i qualquiera de ellos' i arbitrio de sus res^ 
pectivos Obispos, Al principio no hubo en ca^ 
da Obispado mas que un solo Arcipreste , el quil 
debía residir en la Iglesia Catedral, como uno 
de los ministros mas propios de su clero; pero 
habiéndose dividido los Ooispados , especialmen*-* 
te en el siglo octavo ^ en diferentes partes , cóm* 
puestas cada una de diez distintas Iglesias parro^ 

quia« 



(1} Cap« I. &te^.cx tit«4e Of&ciQ Axcbip. 



-•üni 



126 ARCIPRESTE, 

quiales dándolas por esta causa el nombre de De- 
canías, y ácüya división obligaba el número de 
Iglesias, que se hablan ido aumentando por todas 
partes á proporción que los fieles ; se establ^ie* 
ron k m^s del Arcipreste de la Ciudad , uno fue- 
ra de ella y en cada Decanía , con el nombre de 
Arciprestes Rurales , 4 distinción de aquel que se 
llamaba Urbano ; y así como éste estaba encarga- 
do del. cuidado de. su Iglesia , con especialidad 
quando su Obispo se. hallaba ¡ como se ha dicho, 
ocupado ó ausente; así también competía á ios 
Rurales no solo velar sobre ios fieles de las Iglesias 
correspondientes ¿sqs propias Decanías; sino tam^ 
bien sobre los presbíteros y párrocos de ellas , 4 . 
fin de exárminar y comunicar á sus Obispos la 
conducta de cada uno en sus respectivos ofi* 
cios (i). 

Estos , su dignidad y funciones se contienen 
en los. capítulos canónicos de este título que se 
van á extractar I y que recopiló la ley de Partida 
inserta en ^1. . , 

§. 11. 

DECRETALES , lib- i. tit. 24. 

Caf^ I. jyel Concilio Toledano. 

Deheso- i3epa el Arcipreste, que debe subordinarse al 
bordinarie Arcediano , y obedecerle cómo al Obispo , y que 
•1 Arcedla- ^^^ especialidad toca á su imnisterio el cuidado 
**• de las almas de los Presbíteros sus' subditos , asis- 

tir á la Iglesia y. cantar las misas , ó cometerlas i 
otro. 

El 

(i) Cap. 4. exttt« deOfiic. Archipresbit. 



ARCIPRESTE, 127 - 

Caf. 2. San Lem Pafa. 

El ministerio del Arcipreste se re^cc^á y^r> Sos obHga- 
que los Presbíteros Cardenales, cumplan coo.exác'^ dones, 
titud el suyo, tanto en la. celebración .del in- 
cruento Sacrificio , como en la asistencia contif 
nua ájas horas .canónicas. En auseqcia^del Obispa- 
supla sus veces , excepto en lo que le ,esté pro** 
hibido (i) , .bendiga él agua , administre la sacra 
Unción, .leeoncilie. al, enfermo penitente .impon- 
ga penitencias á sus Sacerdptes , y en las fiesus 
solemnes cante las misasj ,ó señale qtuen.lo.exc^ 
>cutc. • 

(Cap.^.El friistfiQ. 
^ Es también propio del Arcipreste , en ausen* Otras obli- 
cia del Prelado., á m^s de las funciones , que ex- g«clone« en 
presan : los .capítulos anteriores , empezar los divi-^ ^ «ncncia del 
nos .oficios , bendecir los cantores en las horas qi* ""•^^^ 
nóriicas, y estando presente el Prelado y.:cahtaAr 
do la, misa , mandar á los que se hayan. (te revestir 
para acompañarle en el Altar , y el. modo de hace?- 
lo , prevenir 4 los Ministros \ conserven siempre 
en el sagrario la .Eucaristía» para Jos enfermos^ 
cuiden de éstos , y de . zelar . que los demás Pres- 
bíteros les asistan , para que.no mueran sin Sacrá^* 
mentos , , oir las ; confesiones de los Parroquianos 
que vengan á éL de la Diócesis j y prevenir ¿ los- 
demás Presbíteros el zelo en catequizar y bautizar. 
i los adultos y 4 los infantes. 

Cav..^, El mismo. . 

Todos los pueplos tengan su Arcipreste , que 
BO solo cuide dol vulgo rudo y de los Seglares, 
sino también de los Presbíteros . establecidos eii^ . 

las 

(i) Se prohibe al Arcipreste la colación de ordinarios. 
Consagración de Iglesias > ' &c. de que ^bi^bla el Graciano • 
ca el Clip. 4. dUtincioa ÓS. tratando aU. lo» Ghorepitcopos» ; 



12» ARaPRESTE. 

las Iglesias msaores , y que le estén subordinadas^ 
dando cuenca al Obispo del modo con que cada 
uno de estos cumple su ministerio. Y no pueda 
el Obispa con pretexto de que por sí lo puede 
hacer por idóneo que sea , dexar de nombrar Ar« 
cedíanos ^ que partan con él la solicitud pastoral; 
porque estos presiden á las Iglesias Rurales , al 
modo que el Obispo i la matriz ; pero con subor^ 
dinacion en todo al Prelado , j sin cuya orden & 
contra su precepto nada deben executar. 
Coficillo ^ ios Arciprestes ^ue tienen la cura de alraas^ 
Trideotioo. en las Iglesias Parroquules ó en otras , se les man- 
da , que en los Domingos ,y festividades solemnes 
'" i lo menos prediquen por sí la palabra de Dios , y 
estando impedidos , que lo hagan por mano de 
otros. Concilio Tridentino^ Ses. 5. De Reform^ 
cap. a* 

' £1 Arcipreste debe tener 22 años , el orden, 
que pida el estatuto , y hacer la profesión de Fé 
antes de tomar posesión , ConciUo Trident. ses. 
24. De RefortH* cap* 12. 

. La dignidad de Arcipreste y demás se provean 
On Doctor ó Licenciado en Teología , ó Cánones. 
Trident, ses. 24. De Reformí cap. jj. 

El Arcipreste Urbano se numera entre Jas dig-r 
nidades mayores* León X. en la Bula pfo exve^ 
imti. 

ZEY 8. TIT. (5t PAKTIJ>A Té 

Qné t% Ar- - Arcipreste : e$ lo mismo , que CaWilIo de 

«preste , T Presbíteros , porque tiene poder sobre ellos : son 

^mál SI ofr- éb tres maneras : porque algunos en ciertas Igie- 

«•• sias Catedrales representan á los Deanes : otros no 

tienen tan insigne lugar en las mismas; y los últi* 

inos son aquellos que se* ponen por las Villas de 

Im Obispados : los primeros son mayores que Afr 

ce- 



ARCIPRESTE. tap 

jcedianos , y deben estar continu«)iente en la 
Iglesia Catedral y cuidar de los Presbíteros de su 
ArdprestazgOy y de todos los demás de la Ciudad, 
según la costumbre que hubiere : los segundos 
han de obedecer í los Arcedianos ; y los terceros 
é inferiores i los otros : todos deben visitar las 
Iglesias de su Arciprestazgo , é informar de la ví- 
£ de los clérigos y legos , y hacer que se casti* 
guen los delitos (i). Coirüiene m h demos cm hi 
capítulos anteriores. 

ARMADAS Y FLOTAS. 

7 DJB su AP&SSTO. 

Sjecopüacion de Indias , lib. ^. tit. 30. De 

las armadas y flotas. . • - 61 

ídem . • • lib. 9. tit. 32. Del agesto de las 

armadas y fiotas. • - 7 

5- L 

armada es el conjunto de naríos de guerra^ Defimcita. 
gobernados por un General, coií destino í algún 
fin p como para la deftnsa de una £>laza ó puex'» 
to , flota 9 &c* 1 

Ley I. Dan FelhelL En Madrid, á x^ de Julio 
de isSi. 
Cada año salgan del rio de la Ciudad de Se* Todos los 
YiUa y puertos de Cádiz dos flotas , la una •S<)í vayáa 

T(mi. VI. -R de J ^°^'*^ ^^» 

.. ■■ ■ flotas y Bo« 

(i) Ed el dia el oficio , obligaciones v prerogativas Armada, 
de los Arciprestes variaa , conforme á los estatutos y 
•ostanibres de las Iglesias , observándose siempre las ci« 
Cadas decisiones del Santo Concilio de Trento. 

£1 Van-Espen» part. t. tit. 6. cap. i. y signitiH 
tea^jr tic. ii. cap. a. habla sobre cita materia. 



^50 ARMADAS 

de ellas i Nueva-España, 7 la otra i Tierra fir- 
me t y una armada las acompañe para el resguar- 
do de los tesoros que traigan ; y en ésta y cada 
flou vayan un Capitán General, un Almiran^ 
te , y un Gobernador del tercio de la Infantería 
de ella , nombiados por el Rey , para que las 
puedan gobernar bien ; y el número de naos de 
dicha armada sea confirme i la seguridad y pe* 
ligro de ellos contra los enemigos y piratas que 
salieren en la carrera : y lo mismo se entienda 
en las flotas , de las cuales han de ser naos de 
guerra y armada las Capitanas , á cuya defensa 
han de navegar las naos mercantes que fueren 
basantes , y se nombraren por el Consejo de 
Indias , y todas .vayan guarnecidas ^ artilladas y 
pertrechadas .9. según las leyes de este párrafo. 

Ley 2. Don Felipe IIÍ. en Madrid á iG 
de Enero de iSox. 
Sin orden del Consejo de Indias no se pu« 
blique flota, ai elijan Capitanas y Almirantas 
de ellas. 

Lfy 3. Don Felipe II. en Lisboa d 22 de N§» 
vtembre de 1^82. 
Qaíénei se £1 nombramiento de Capitanas , Almirantas^ 
luiQ ie ha- y naos de mercancía se haga por un Juez Ofi- 
llar presen- dal de la Casa , á ^uien tocare el turno., jun- 
tes «i nom- tamente con el Capitán General de la flota , y 
bramieato jj^ihos tdngan cuidado de que his naos sean fuer- 
denaos »« ^^ ^ y ^^ admitan las que no fuesen tales ; y 
hecho el nombramiento , el Presidente y Jueces 
-de la Casa envien relación al Rey por medio deí 
Consejo del número de naos que se hubieren 
señalado y do su porte » bondad, y viages que 
hubiesen hecho , quedando eo su fuerza lo re- 
juelto en quanto I visitas» 



T FLOTAS. #jf 

Ley 4>. JDan Felipe IIL en Madrid A 2j 

di JDicumire de 1^20. 
El nombramicato de baxeíe^ pera Capitanas, !?^?^*^ ** 
Alinirantas y Galeones de plau se regule ton- ¿ T^^^. ^J 
forme al asiento que corriere de averia; y los ¿^iJ^^¿ '¿^^ 
lian de aprobar y reprobar el Presidente y Jue- pitoúéf. 
€es de la Casa , los quales' no han de nombran 
ningún baxel, ni los Generales ai Almirantes: 

Ley 5. D(m Felipe II. alli á Mi di Mmzm 
de igSy. 
Las naos para flotas sean. por lo menos de 
)00 toneladas , fuertes y veleras. 

L^ e. lym Felipe IIL alli á 2$ dé Septiembre 
de iSij. 
La visita^ elección de naos para flotas la la Casa ha- 
kagan el Presidente y Jueces de la Casa , con fa- í* '? ^**^"' 
cuitad de dar á los fabritodores y sus naos la ^'*° Í^?* 
tercera parte de toneladas dé cada flota i y con- ^ 
curriendo éstas de^ fabricadores de una misma 
parte / se prefieran las mas antiguas , guardando,,' 
en qiunto k sus calidades para ser admitidas , las 
últimas ordenanzas de fábrica de luvíos » y se 
repartan las demás toneladas en las mejores náot 
de otr5s dueños j y en esta conformidad hagan 
la elección de dichas naos de mercante necesa- 
rias para cada flota ^ conforme k la car^a que hu^ 
biere , dando orden para que en Cádiz se elijan 
en la misma fbrma las necesarias para la carga 
de toneladas que tocaren á dicha Ciudad ; de lo 
qual darán cuenta á S. M. por el Consejo de 
Indias sin retardación algurta. Quando el Presi'^ 
dente y Jueces hagan elección de naos para el 
buque de flotas , se hallen precisamente á h vis* 
ta y determiiudott los Oficiales y Letrados dq[ 
U dicha Caía. 



X34 ARMADAS 

Ley 7. JDon . Felipe III. en San IjyrenzA á 9 
- ' , iie Septiembre de 1S18* 

las flaoi I-as naos de vecinos de Cádiz , que tuvie- 
dc Cádiz , ren mas de 400 toneladas , puedan navegar á In- 
aunqne pa- dias con las flotas , baxo de fianzas de venir 
ten de 400 ¡^ San Lucar , al tiempo de entrar por dicho 
««edan wi- P^^^^ ^ Capitana , u otra hio marchanta de 
wgar i las ^" P^^^^ * X °^ haciéndolo así , incurra el düe- 
ladiai» ¿O ^ ^\ ^^ ^ Uaxere. i su cargo en 6@ duca- 

dos , aplicados á U Real Hacienda , no bastán- 
dole alegar excepción alguna de caso fortuito. Pa- 
ra la seguridad de la paga la. Ciudad de Cádiz 
afiance dicha cantidad píor cada nao; las igua- 
les, fianzas sean á satisfacción del Presiden^ y 
jueces de la casa ó administración ^ que corrie- 
re de la. avería : ademas de dicha pena y, quede 
afecta la nao á las impuestas por leyes y orde- 
nanzas de la avería , y se executen en la ^rso- 
zxa , oro , plata y mercaderías que tráxere dicha 
nao. Y así ésta ^ como otra qualqulera que ea« 
tre en la Bahía de Cádiz , habiendo ó no in- 
currido en dichas penas ^ no pueda descargar co- 
sa íUg\ii)a en. ella , y precisamente pase ¿ Saa 
Lu<^ 9 y entre por la Barra con toda su carga^. 
pena de otros 6@ ducados , los que se cobren* 
de su dueño ; y el Maestre ó Piloto iacurra en 
privación de la carrera de Indias. 

Ley 9. El mismo allí á zjt de Novienére 

de i&xs* 
La elección de naos para visita de flotas t<i-< 
que al Presidente y Jueces de la Casa , con obli- 
gación de dar cuenta al Consejo de Indias ; y 
la consulta que se hiciere por dicho Presidente 
y Jueces $ea cierta , y sin palabras equívocas , y 
no sujetas 4 calumnias* 



T FLOTAS. 133 

Ley s. ' •' : ' •• 

El Juez de Cádiz , si corriere este Juagado, El Jbcí de 
reparta las toneladas que para cada flota tocan Cádiz repar- 
al Comercio de aquella Ciudad, dindp lá^ ter« J» i« í^««- 
cera parte á los fabricadores , aunque sus naos *^"°Í' ^"® 
estén ¿n el rio de Sevilla ; y las demás á los ve- ^^"^"• 
dnos , siendo éstas conforme ¿'las ordenanzas 
de fábficas^ y si no ks hubiere conformes i di^ 
chas ordenanzas, hagan el repartinüento alas qUe 
mas se ajustaren á ellas. 

Ley 10. 

Para dar visita en las flotas de las naos que Para dar vU 
sé l^Uareñ en la Bahía de Cádiz , siendo sus sita en . las 
dueños vecinos de aquella Ciudad , en igualdad flot«« .seao 
prefieran entre sí las mas antiguas, como tárri- preferidas 
bien Jas de los extraños, que estuvieren en di- ^l^^l^^^ ¿I 
cha Bahía , concurriendo en esta antigüedad con cádiz. 
las del rio de Sevilla, como quiera que para la 
carga de Cidiz siempre han de preferir las naos 
de vecinos de esta Ciudad* ; .. 

. Ijy II. Dan Felipe IV¿ en Madrid á iS ' 
de Ntmembre de xS2^. 
Gocen dp tercio de fabricadores de estos Rey- 
nos los vecinos de la Habana ;. y sus naos sean 
admitidas en las flotas en el lugar que les to* 
care y cónforitte á sq antigüedad. • ' ^ .. <^ 

Ley 12. D(m Felipe IIL íh Madrid á 1$ 

« de Marzo de 160^. 

£1 que sirviere seis años en las armadas y 

flotas de la carrera de Indias, y fuete duelíd de 

nao , sea preferido en la carga para Indias k 

otro que no haya síervido dicho tiempo*- ^ . 

Liy 13. ídem á 12 dé Diciembre de iSi^* 
' Los dueños de naos que estuvieren en el rio 

de 



134 ARMADAS 

de Sevilla » puedan navegar adonde quisieren ^ sm 
^rder^ la ^tigüedSad para las flotas. 

X^t. j^. Don Felipe IK en Madrid á 28 : 

de Mayo de 1621. 
Los navíoj^ que navegaren á las Indias con 
reglero de la. Casa / se prefieran en Ja carga 4 
los que no le .tuvieren qüando la hagan en lufii 
puertgis de Indias paca. estos Keynbs. i 

Ley ig. Don Felipe 11. aIH á iff de Juli$ 

de^ iS5^^ 
Los navios Capitajla y: Almiranta de. armad» 
6 flota no.s^an del) General ñi Almirante^ quo 
en eUas. fuerefi, ni tengan paf te en ellos. 

Ley iS. Don Felipe ÍII. aUi á i^ de AhfÜ 
de iGii. 
Para la.eleqcbn de Galeones de armada f 
nota se remita relación ai Rey por el Presiden-t 
te y Jueces de la Casa , con expresión del por- 
te de Iqs baxiefes » quintos viages. han hecho^ 
señalando los que parezcan mas 4 propósito , pa- 
ra que vistas las circunstancias ^ elija S¿ M« los 
que mas .convenga. , . - 

■■.. : :-i ; ' • . . . ■ \ - \^ 

tey 17. El Emperad^ Dtn^ Cários y ía Primi 
eesa Gobernadora en Valladolid á S de 

Septiembre \ de iSS'l"^ • ^ 

No se visite i navio viejo » cascado y ni que 
^ya navegado i Poniente q I^Vante >de dos 
^Qs arriba ; y todps Iqs que hubiesen de ir i 
\¡iS: Indias sean buenos ; ^rt£$ » ¿anos , veleros^ 
Y tales ,. que con seguádad puedan ir y venir* 

I^ 18. Los miomas allí, Ord. 217 de la Casa. 
. Las naQs, no habiendo hecho viage 4 In- 



Y FLOTAS. 135 

ilias / puedan cargar para ¿lias ^ como -• estén es- 
tancas , y no cojan a^uá ; y si la hubiesen he* 
cho lio se carguen t sm darles carena que des* 
cúbrala quilla. 

Ley i^. El mismo en Falencia á ¿S dt 5V/- 

tiembre de 15^4 , Ofd. i\ 
No siendo el navio nuevo, antes que se le 
dé licencia para Indias se varee en tierra hasta 
que descubra la quilla y para componerles lo que 
hayan menester. 

Ley 20. Don^ Felipe 11. en Aran]uez á 24 
de Mayo de isji» 
No se dé licencia para navegar á las Indias 
á urcas y filibotes ; y ¿ falta de navios Espa- 
fióles , se pueda dar á urcas Esterlinas , procu- 
rando que sean de las mejores , y mas bien ar« 
nadas y artilladas y veleras. 

Ley 21 i El mismo en San Lorenzo á 2€ 
de Junio de 1593* 
No puedan navegar en k carrera naos fa* No poedan 
bricadas en la costa de Sevilla , San Lucar de ««vegar en 
Barramcda, Cádiz, Puerto de Santa María, ni ^^ ,^«""? 
€n la. del Condado de Niebla , ni Marquesados "^Ji^'^i í¡¡ 
de Gibraleon y Ayamonte ; y el Presidente y ^o,tg de Se- 
Jueces de ia Contratación no las puedan ad- ^iUayotr«i. 
mitir por ninguna causa , si no fueren los bar- 
cos luengo^' que hubieren de ir de aviso. Para 
que tenga efecto se registren las naos fabricadas 
en dichas- costa& ante el ^Presidente y Jueces , y 
los dueños tpmen certificación del registro ; y si 
alguna de esta calidad navegare en dicha carre* 
ra sin ella y licencia real , pierda la nave con 
toda su artillería y pertrechos , y se aplique á 
la Cánúi^a i y el dueño incurra en pena de 20 

du- 



1.3/5 ARMADAS 

ducados , aplicadas por tprcías parte ^ C4mara» 
Juez y denunciador. Y los Maestres y Pilotos 
que llevaren cargo de las dichas naos en privar 
cíon perpetua de los oficios , y destierro perr 
petuo de la carrera ^ y 500 ducados ¿ cada uno 
coa Ift nisjo» aplicaicion. 

.£^ 2a. E¡ Emperador Dm Carlos en Madrid 

' d JO de Junio de 1540. 

No puediti No puedan pasar á las Indias , ni sus Islas 

pasar á las navios de extrattgeros sin licencia del Rey ; y 

Indias na- Jqj Gobernadores , Alcaldes mayores y Oficiales 

ttamreros^^' Reales en sus jurisdicciones y distritos ^ los to- 

^ * men por perdidos con las 'mercaderías , aunque 

sean de subditos y naturales de estos Reynos: 

todo lo qual apliquen á la Cimara y Fisco ^ y 

si hubiere denunciador , lleve la quinta parte, 

no siendo excesiva; pues en este caso regulari 

el Consejo lo^ que haya de percibir , y lo exe? 

cuten dichos Ministros , pena de privación de 

sus oficios ; y de i9 ducados para U Cámara. 

L^ 23. Don Felipe IL en Madrid á 28 
, de Marzo de is^^* 
. DcflUncián- Si por parte del .Prior y Cónsules de Sevilla 
doso por se^denunciasen algunos nayíos extrangeros en las 
^A'^* 1 j Indias ante las Audiencias , Gobernadores , Jus- 
de SeTílIs ^^^^^^ ' ^^^^^ ^ Otras personas , que los lleva- 
navio ex- ^^^ d^ ^^ 1^1^^ ^ Canaria ^ Tenerife y la Pal- 
traogero , á ma , por no tener el porte , ó no ir artillado^ 
otro ea las como deben , si por aquellos denunciadores se 

Indias , te le pidiese testimonio de la tal deauncia . se les dé. 
dé te^timo- 

***^* Ley 2jf. El mismo en Aranjuez á it de No- 

viembre de i^St. 
Los dueños de naos , Maestres y Pilotos no 
puedan trocar ni cambiar ios viages } y vayan 

pa- 



Y FLOTAS. 137 

para donde sacaren c! registro , pena de perder 
los baxeles , mercaderías y pertrechos , y los 
Maestres , dueños y Pilotos sean castigados con 
ks pepas impuestas 4 los qu^ hacen arribadas sia 
causa legítima. 

- Ley 2.5. Don Felipe IV. en Madrid á it 
de Diciembre de I' &2^. 
Encada flota de Tierra- firme y Nuéva-Es- Jq^j^j^jI^ 
paña el Presidente y Jueces de la Casa adnáitan, ta se dé v¡- 
y dea visita á una de las naos de privilegio, shaáaoade 
que por el Rey le tuviesen , no obstante no ha- lt% naos do 
ber adquirido la antigüedad necesaria para ser ptíviitígio. 
admitidas , guardándoles el privilegio , según las^ 
datas de los despachos Reales que tuvieren. 

Ley 26. El mismo allí á 2^ de Noviembre 

de 162H. 
Se dé visita un año sí y otro no perpctuj- 
mente ¿ la nao que se nombrare por el Semina*- 
rio de los Niños Desamparados de Sevilla , don- 
de les enseñan el arte de la marineréi , por ser 
de las privilegiadas ; y el año que h tocare no 
admitan á otra de las que tuvieiea privilegio. 

Ley 2j. Don Felipe IL en VaHadoüd a i^ 
de Julio de iSSJ' 
Qi»ado el Presidente y Jueces de la Casa En el tomar 
tomaren algunos navios i sueldo para armadas, navíof á 
provean que los Maestres hagan á su costa la íij^j^j *' '■ 
/ calafatería de cintas abaxoy arriba, y c"t)iertas,^^[*^^^^* 
y que las portañuelas , planchas y jaretas se i>a- j^^ ^^^ ^ita 
guen á costa del Rey , si los navios no anduvie- ley ordena, 
ren i sueldo seis meses ; y si hubieren andado, 
sea por cuenta de los Maestres ; y haciéndose la 
obra de cuenta del Rey, cobren la madera y 
materiales que se hubieren puesto , y los Maes- 
tres lo vuelvan , ó paguen su justo valor. 
Tom.IV. S Ley 



138 ARMADAS. 

Ley 28* Don JFeljpelIL m San JLonnzoa jo 
Je OcfukreA i6ix* 
El Presidente y Jueces de Ja Casa paguen el 
sueldo de las naos ^ue se eligieren de armada y 
flota., conforme á su arqueamáento , y 4 lo xiis- 
puesto £n vcl art. Fabricadores y. salafates. 

. , \ ' 

Ley :2^. El Émferador Don€árJo5y£l ^Prínclf^ 
Gobernador j Ord. 21^ Je la Casa j Don Car- ^ 
Jos 11. en esta recopilación. 
Para la artillería y municiones que lian «de 
llevar los navios , se entienda de 120. toneles el 
de ¿asta 260 mas ó menos ^ y de 1200 ¿1 de j6o 
hasta dichos ^00^ y de 250 desde J220 hasta njj 
mas ó menos , y el de 300 desde 2. yo hasta di- 
chos 300 ., y de ahí arriba al xespecto ; y jestaa- 
do mandado que las naos de la -carrera de In- 
dias sean de J200 toneladas Jo menos para rguar- 
necerla , hágase la vcuenta con arreglo al jrateO 
que jesuíta de >esta \<sy. 

Ley JO. JE/ JEniferador Don €Árlos y el JPríncipz 
Gobernador allL 
Orden de Regulación de las naos para guarnecerlas coa- 
guarnecer forme á su porte. 

Jai naos. La ¡nao que fuere de /^ 00 toneles liasta 170, 

^que según •está declarado ^ se ha de .entender «de 
150 , Heve Ja ;gente .^ artillería y municiones ^¡r 
juientes:: 

JEl Maestre y Pilotos con j8 tmafinerps , 2. 
Jombarderos , 8 grumetes, y 2 pages. 

Iln ;sacre de .bronce de jío .quintales con 30 
pelotas. 

Un falconete de .bronce con 50 pelotas. 
6 piezas de liierro gruesas , que las 2 de «ellas 
tiren Jbierro ^con cada 2, servidores , Jlevando ca- 
da 



Y FLOTAS. ^ 139 

• da piez?. 20 pelotas dé hierro y piedra^ bien ca- 
. balgidas de cepos- y batidores , y encabalgadas 
de exes y ruedas , y sus picaderas para hacer 
piedras. • • 

2 versos de hierro de metal , con cada % 
. servidores con 30 pelotas pari cada uno. 

2 quintales de pólvora para el sacre , uno para 
el falconete^ y 6 para el dé hierro. ' 

12 arcabuces coii todos sus aparejos,' y unt 
arroba de pólvora para ellos. 

12 ballestas , cada una con j docenas de ja- 
ras , y ¿ Qierdas , y 2 avancuerdas. 

2 docdoas de picas largas. 

12 docenas de medias picas ó lanzas. - 

15 docenas de gorguees ó dardos. 
» Una docena de rodelas. 

Una docena de petos^ 

so morriones. 

T Ueve la dicha naá su Jareta de proa á 
popa, con su payesada y saeteras , por donde 
juegue la bercería , arcabucería 7 ballestería. 

La nao de 150 toneles hasta 27a , y asimis- 
mo desde 270 hasta 320 , porque en el aderezo 
no haya diferencia ha de llevar lo 6Íguiente^ 
Capitán , Maestre y Pilotó ¿35 ¡marineros , 6 
lombarderos , 1 5 grumetes , y 5 pages , media 
culebrina o cañón , la media culebrina de 30 ¿ 
32 quintales , ó cañón de 40 4 42 ; lo qual bas- 
te , aunque sea 6 ú 8 ménos- 

2 sacres , uno de 20 quintales , ó de 14 á 15. 

Un íaiconete de 1 2 quintales. 

30 pelotas para cada pieza , y 50 pelotas para 
el falconete. 

10 lombardas gruesas y pasamuros, que las 
4 de ellas tiren fierro. 

20 pelotas para cad^ tiro de hierro y de pie- 
dra. 

%% 1Í4 



140 AIIMAIPAS 

24. v&rsos con cada 2 servidores , y .sus t2r 
ñas y adere?os necesarios , 7 30 pelotas .cada 
verso. 

8 quintales de pólvora para la media cüle- 

,l>rioa ó <:añon, y los dos 5acre$ y falconetes, y 

JO quintales de pólvora para Jos tiros de hierro. 

; 30 arcabuces coa 3 arrobas de pólvora jpara 

elbs, y plomo para pelotas « y ^us aparejos. 

, 30 ballestas coa 3 docenas de jaras paca cad» 

una , y jt cuerdas^ y ¿ avancuerdas. 

4 doceaas de picas largas. 

so «docexias de medias picas ó lanzat» 

30 docenas de dardos ó gorguees» 

Sí 4^^cems de rodelas» 

±4 petos. 

30 morriones. 

IJeve asimismo sn jareta de proa i. popi^ 
con ^u pavesada y sus saeteras ^ por donde jue- 
{gue la bercería , arcabucería y ballestería » y sus 
taxarelingas en las vergas :» y . un liarpeo en el 
bauprés con .su cadena. 

Iji jiao de 200 toneles lo que Ha de llevar 
es : el Maestre y Pilof o , 28 marineros , 4 lom^ 
barderos, 12 grumetes , y 4 pages. 

Una inedia ci^lebrixu de 30 quintales , de 

Uin falconete de bronce de.liasta i^ qiiin*- 
tales. 

8 lombardas de Hierro , que üas 3 tiren Hiecii 
TO , cada una con 2 servidores. 

30 pelotas para .4a media culebrina. ^ 

30 pelotas para joI ^acre. . 

Ío para el falconete. 
Wa cada pieza de Hcrso^íío pelotas Je Hier- 
ro y de piedra. 

18 «^er^os de Hieno 6 metal, ícada uno con 
dos 'Servidores y 30 jpelotas*^ 

15 



Y FLOTAS. 141 

6 quintales ele .pólvora para la media cule^ 

brina; y ej wcr^ y jCikonetc * y 8 .quintales de 

pólvora para Jos tirps ¡de Jücirro^ 

jio arcabuces jcon todos sus aparejos , y pío- 

jno pata pelotas ^ 7 ,2 ^rrolnií M pólvoxa para 

;CJÍOS. 

20 ballestas con 3 doQeoas de jaois., para c»- 
4a una z cuerdas y 2 avaocuexdas^ 

% .docenas de picas larga^. 

15 docenas de medias picas ó lánzate 

is¿o docenas dc dardos o jgor^uces^ 

í8 rodelas. 

18 ¿pietos. 

^^ ^morriones* 

Igualmente Jleve «su jareta de proa i pop^^ 
-con su pavesada y saeteras /por donde juegue 
la her.ceria , arcabucería y ballestería , y lleve tam- 
bién sus taxarelín^as en las vergas , y un ha^pea 
en los bauprés. 

Y asimismo está ordenado , que en los navfot 
de 400 toneles ^ y ahí arriba , se aumente 4a gen- 
t» y artillería necesaria ^ según el orden de los 
iie 320 ¿ibaxo (i)- 

Ley jr. han Felipe IL Ord. 79- 

iCada navio grande lleve .60 valas de cadena QtiSfitas'bfl'' 
para la artillería., y al respecto las demás ; y por- las hadelle- 
que los .chuzos y medias picas no son de tanto var cadsjiar 
provecho como conviene., se conmuten en ak- ^^^* 
bardas f lanzones de Vizcaya : las naos grandes 
lleven 2 docenas' , las menores docena y media^ 
y Jas de jprimer jporte .una docena. 

Zey 

(i) Así eD el número de la gente de mar y gner^ 
ra , como las armas , municiones y artillería , y aun e(i 
los mismos nombres y términos está innovado » sejguB 
la milicia 4Daritima d«l dia. 



14* ARMADAS 

'Ley g2. El mismo , Or¿i. ly. 
No vayan Las naos lleven toda la artillería de bronce 
en las naos que puedan portar^ Y el Juez Oficial que fuere 
personas sin ^j despacha de cada flota ^ ordene y disponga 
auá^f ' t^^ ^^^ mosquetes ^ arcabuces y armas que cada nao 
llería de ^^ ^^ llevar , y la gente que fuere en cada una; 
bronca ha de T ningim pasagero* ni marinero ha de ir sin ar- 
ir. mas , y se leS' ha de proveer i todos de muni- 

ciones ,^ bastimentos,- pólvora , ploma y cuepda^ 
y lo demás necesario. 

Ley jj. Don Felipe IIL en Vallado^id á j 
de Abril de iSo^. 
Las naos mercantes tengan dos piezas de ar- 
tillería de bronce por lo menos , y sean prefe- 
ridas las que mas tuvieren en U visita para na- 
vegar en flotas. 

Ley j^. El mismo en Madrid á Jj de Febrera 
de iSo8. 
Cada una de las dos naos de la Contratación 
de Honduras lleve 8 piezas de brpnce , y 8 ar- 
tilleros que las manejen^ 

Ley ^5. El Emperador Don Carlos en Falencia 
d 28 de Septiembre de i¿jjf,Ord^ 2. 
Los navios lleven las armas , que conforme 
i su porte deben , y los Visitadores las visiten. 

Ley 36. El mismo , y Príncipe Gobernador, 

Ord. 2JJ de la Gasa. 
^ La artillería vaya puesta adonde el Visitador 
señalare* 

Ley J7. Los mismos allí , Ord, 21J. 
Las naos Mtycn la artillería , municiones y 
pertrechos aprestados tan bien dispuestos , que 
en qualquier accidente se puedan usar sin emba- 
razo. Ley 



Y FLOTAS- 143 

Ley 5Í. Los mismos .alH.^ 
Ninguna nao vaya :á ias Indias , sino i:onfor- Ningnnanao 

me á lo ordenado por Jas jeyes de este párrafo, 7 ^í* ^ .'** 

j , , /j ^ ' j- •! ■^. Indias, sino 

pena de perderla el dueño , y se divida en xr.es conforme á 

partes .: primera para Ja Cámara , segunda para las leyes de 
el Juez .que lo jsentenciare , y la xercera para .el .este título, 
denunciador ; y si fuere J^Xaestre , y no ¿ueño, | 
pague 300 ducados .aplicados jen la jmisma for- *** 
jna , y dos años .de privaciojí ., y Ja segunda ver 
perpetuamente j y Jos citados ^Maestres traigan fé 
firmada de JEscribano Púbjico de Jwber .mani- 
festado ante Jos Oficiales de Indias Ja gente , ar- 
tillería y municiones que son obligados á Jlevarj 
y mo Jiaciéndolo iacuiran ^n Ja jnisma pena^ 

Ley j^. Dm .Felipe IK jn Madrid A S de JuIíq 
Je 16^0* 
^o se admita nao para las Indias » ni se le 
dé visita^ no teniendo Ja artillería^ armas j mu- 
niciones que vCstá 4ispuestp> 

Ley ^0. JDm .Feli£e IIL jilH A jz .de Marz» 
Je iGoj. 
En cada galeón xle armada vaya solo un Ca- 
pitán de Infantería , que lo sea de la gente d^ 
mar y guerra , para que una y otra se ^obieri» 
por una sola icabeza» 

Ley 4.1. X>onJFelife IV. ,alU A ^ Je Mayt 
Je 1631. 
A los galeones y pataches de la armada 7 
flotas se le den 25 infantes y .18 marineros por 
cada 100 toneladas. 



i^ 



144 ARMADAS 

L^ 4.1. Don Felfee I I. en Lisboa á 20 
de Enero de i$8i , Ord. ig. 

Vayan roo marineros útiles en cada Capita- 
na y Almiranta , y los grumetes salgan del nú« 
mero de los soldados , y lleven roo mosquetes 
para el uso de aquellos , 100 baks de cadeaa ^ j 
4 doctas de alabardas. 

X^ ^j- Don Felipe IL Ord. ao. 

Ea cada nao de armada vaya un armero con 
plav de marinero , que sea natural de estos Key- 
nos , con todas su» herramientas , y que solo se 
ocupe en limpiar las armas. 

Lejf 4^. £¡ mismo , Ord. 21 de fiotasr. 

Los pasageros y sus criados , que fuesen j 
viniesen en las armadas y flotas , lleven sus ar- 
cabuces y munición ; y el Juez que fuere al des- 
pacho visite las naos por sí , y no lo cometa á 
otro. 

* Ley 45^ Don Peltpe tV. en Consulta de ú^ 
de Noviembre de 16'jj. 
En el Alcázar de Sevilla haya sala de armas 
pira proveer las flotas , armadas y presidios de 
las Indias , pagando el costo y costas. 

L^ 46. Don Felipe líL en Vafladoiid á 14 
de Noviembre de i€o^. 
En cada Capitana y Almiranta vaya un buzo^ . 

Ley jfj. El mismo en Madrid a ij de Mar z/^ 
de jSo8. 
Vayan en cada galeón dos carpinteros y dos 
calafates. 
Ley 48. Don Felipe IIL alli á 21 de Marzé 
de 1&08. 
Las trompetas de ios galeones sean Españo- 
las ; y si no se hallasen , puedan recibir estran- 

ge- 



Y FLOTAS. 145 . 

gcros de las naciones que menos inconveniente 
tengan , obligándose los Capitanes i^srolverlos^ 
y no dexarlos saltar en tierra , pofqw no reco- 
nozcan los fuerties 7 cantillos de los puerto^*. 

Zey ^.'Dm^ Felip II. alH á 9 de Diciembre 

En las armadas liayA Médico y Cirujano coii 
i|gual salario > y sj^án nópibcados póif el General. 

l,ey go.El mismo > y la Primesa Gobernadora 
en Valladolid á 29 de Julio de 15^56. 
Haya Boticario en la armada y y se le socorra 
para medicinas , dando seguridad de pagado > y 
1<» nombre el General. 

Ley 51. Dm Felipe IIL en Madrid á ig 
de Noviembre de 1616. 
A los hermanos del hospital que fueren en 
la armada se les den tres camisas , dos pares de 
calzones , dos jubones , dos pares de medías, 
otrjos dos de zapatos > una túnica , un hábito , y 
otras cosas necesarias , y no se queden en Indias. 

léCy $2* Don Carlos II. en esta Recofilacion. 

Han de ir también en U armada maestros 
de carpintería , calafateria y contramaestres , guar* 
dianes , buzos , toneleros , alguaciles de agua, 
despenseros y barberos , todos á . nombramiento 
del General; é igualmente quatro sugetos que 
se vayan actua/idp en las cosas del mar , con tí- 
tulo de Gentiles hombres , y el sueldo acostum- 
brado. 

Ley jij. Don Felipe 11. en Madrid á 8 
de Diciembre de ISSJ* 

Hl Capellán de fa Capitana sea persona su- 
J6ciente para cuidar de los otros Capellanes , 7 
. Tom. IV. T ten- 



146 ARMADAS 

tenga doblado sueldo cjüa los demás ; y los nom** 
brc el General, " 

Ley s^. El mismo en Lisboa Jr jo de Febrero 
. de i¿82. 
Un mes án- ' Se encarga á los Prelados de las Ordenes de 
tes que las Santo Domingo , San Francisco y San Agustia 
armadas y dé fas Ciudades de. Sevilla , Xeréz y Saá Lucar 
flotas se par- pfró Vean de Religiosos , para que 20 ó 36 dias 
irios^pucl- ^^^^^ ^^ ^^ partida de las armadas y flotas , co- 
tos Religión municándose con el Presidente de la Casa , o 
sos que con* Juez mas antiguo de ella , señalen los Religiosos 
üesenlagea* que fuesen necesarios para que asistan en los 
«c. puertos de San Lucar ó Cádiz , y prediquen 

y doctrinen los dias de fiesta , confiesen y co- 
mulguen á los que allí estuviesen , dando tes- 
timonio , de suerte que no se pueda hacer 
fraude ; y ninguno se excuse de esta obliga- 
ción por ningún pretexto , confesando j co- 
mulgando : y 'el que no llevare testimonio , y 
le presentare ante el General de la armada ó flo- 
ta , ó Juez Oficial que asistiese al despacho, no 
se le pague , ni gane sueldo , ni dé ración, sino 
desde el dia que mostrare haber cumplido coa 
lo susodicho en qualquicra de los puertos del 
viage. y el Presidente y Jueces hagan guardar 
esta ley , dando copia de ella á los Religiosos 
que fueren á las Indias , para que se repartan 
en todos los navios con cargo de administrar 
en el viage y los puertos los Santos Sacramen- 
tos á la gente de mar y tierra. A los Religiosos 
que se empleen en semejantes exercicios , se les 
dé lo necesario para su sustento todo el tiempo 
que ellos se exerciten , de las condenaciones que 
se hicieren á los inobw*dlcntcs , y se apliquen i 
este fin las demás que fuesen necesarias : todo lo 
^ual se lu de guardar precisamente por los Vi- 
re* 



Y FLOTAS. 147 

reyes , Presidiares , y demás Jueces y Justicias, 
no solo en las embarcaciones de España , sino. 
también en ios puertos de Indias ^ tanto Orienta^ 
ks, 9 como Occidentales : cuya obligación se en« 
tienda con los pasageros , y otras personas ^ que 
se embarcaren ; pues no haciendo constar haber 
confel^ado y comulgado no se les perolita entrat 
en dichos navios , ni dé pasage ea ellos. 

Ztty. S5* ^^ Emperador Don Carlos en Granada^ 
á 19 de Octubre de 15^6. 
Ningún navio suelto puede ir á las Indias i Nmgon o* - 
Isks adyacentes, ai yenit de ellas á estos Reynos ¿ja/jndfa^ 
con mercaderías, car^a, ni otra cosa de quales- ni venir d« 
quiera género ó calidad que sea para venderlo en ellit s¡n6 en 
aquellas partes , con registro , ni sin él , sin Real conserva de 
permiso , y expresa revocación de esta Ley ; y Aou, 
los navios, que en otra forma fueren ó vinieren, 
se tomen por perdidos , con todo lo que en ellos 
^ traxere, con la artillería , armas, municiones y 
pertrechos , en qualesquiera de los puertos de esr 
tos Reynos , Indias é Islas donde aportaren : to- 
do lo qual se aplica por esta Ley para provisión 
de Armadas Reales , y la demás hacienda por ter« 
cías partes , Canora , Juez y denunciador; y no 
habiendo éste , sean las dos para el Juez , que 
condenare el diescamino, menos lo que pareciese * ' 
ai Consejo que se debe moderar. Los Maestres , ' 

y Pilotos de dichos navios pierdan todos sus bie- 
nes y sean condenados en 10 años de galeras al 
remo ^ y privación perpetua de sus oficios , y no 
los usen de allí adelante pena de la vida. Qjiales- > 

.quiera Jueces y Justicias de estos Reynos, el que ' 

: primero tuviese noticia , executen las penas de 
esta ley , sin alteración , dispensación , ni arbi- 
trio en todo ó en parte , pena de privación de 
todo oficio público # y, perdimiento de la mitad 

Tt de 



148 ARMADAS 

4e sus bleqes , aplicados copio va dicho ; y que 
an quaato á los navios , que * vienen de Santo 
Domingo j Puerto Rico , se guarde la» ley 26: §. 
de esta Recop^ art. Naroe^acion y Comercio ; no ei> 
tendiéndose dicha prohibición con ellos. 

Ley gS. Don Felipe IL en San Loren^of , á Sde 
Julio de JS9^- 
Acabado el viage , el Presidente y Jueces fe- 
nezcan las cuentas; y paguen el sueldo á los due^ 
ños de las naos sin esperar otra orden. 

Ley 57. el misino en Madrid , á 27 de Enera 

de ijS^i 
Laa dadas Las dudas que se ofrecieren , tocantes i h 
mocantes á la armada , las resuelvan el l^resideflte y Jueces de la 
armada , se ^^^ ^ g¡ Capitán General , Almirante , Veedor, 
onforme^á Contádorjy Proveedor de dicha armada , los que 
esta Ley. ^^ ^^^^ ^ hallaren juntos , como no báxen de 
quatro , y de todo avisen al Rey para su resolu- 
ción; y sucediendo en donde se hallase el Priot 
y Cónsules de los cargadores de SeVilla ó alguno 
de ellos , concurran también. 

Ley 55. Don Felipe III. allí á^i de Diciembre 
de /6b*^. . ' . 

En las jan- - ^En las Juntas ,que se hicieren' eii- Sevilla para 
tas de Sevi- n^gQ^iQ^ ¿^avería , y despacho de las armadas y 
das se finar- ^^^^ > tenga el mejor lugar el Presidente de Ta 
den en loa Casa , y después el Capitán Gfenfeftfl de la Armada, 
lygares la y luego los Jueces oficiales y Letrados por sus 
orden dees- antigüedades, y él Fiscal ; consecutivamente , y 
ta h^y. después los Generales de las flotas, Ve^or , Con- 
tador y Proveedor de- la armada , y luego el 
•Prior y Cónsules ;* y no haya cabeceras , y - se 
sienten á dos coros ; en el de la mano derecha 
tenga el primer lugar el. Presidente de la . casa, 

7 



Y FLOTAS. 149 

y en el de la izquierda el General de la Armada, 
y los demás alternando como va dicho. 

Presida á falta del Presidente el que tuviese 
el primer lugar en el Tiíbiinál dé U Casa, y 
luego el Capitán General de la armada. 

Ijey 60. El mismo en San Lorenzo, á i 
de Junio de iSo^. 
£1 Pro¥eed(H' no precedsi en las juntas á 
quien le hubiese nombrado. 

Ley Si. Don Felipe IV. en Madrid á 1 
de Marzo de i6j-f. 
Para mas fácil averiguación de los delitos, Las reiíden- 
así como se ha tomado residencia á los Genera- c>a« de la 
les , Almirantes , Capitanes , Maestres , y demás ^^'"^d* » y 
Oficiales y gentes de las armadas y flotas de' la ^**** *^ Y^^ 
oarrera de Indias en la forma ordmana , se ^^ ¿^ yj¿. 
les tomen y actúen este juicio p6r via de visita, tt. 
'haciendo residencia personal , por término de 60 
dias, según la ley 130. de esta Recop. art. Genera- 
les y Almirantes ;- y en esta forma los Jueces 
procedan en la averiguación de las culpas y de- 
litos , que resultasen contra ellos , haciendo las 
preguntas con el nombre de visita , y examinan* 
do los testigos conforme á los interrogatorios 
que se hicieren \ ' y hechos los cargos , sé entre- 
garán á los visitados para sü defensa , sin darles 
los nombres de los testigos , y estando concht* 
sos , sentencien en primera instancia , y remifan 
'la vista* al'Consep- de Indias con relación firma^ 
da de sus nombres '/y del estilo de comisión de 
quanto resultase, pura que se vean, y determi- 
nen en segunda instancia; y lo determinado 
pr el Consejó ' s^^exeoute , sin consultarlo al 
ey, al m^K>s de que aquello contemple nece- 
liario. -4í7- 



I 



i5« AHUADAÁ 

A V T o S* 

Autú /♦ 

En consulta de 8 de Julio de 1608 , $e propü^ 
sieron á S» M*. por el Consejo los inconvenientes 
que tenia el dar licencia á navios y urcas extran^ 
geras » para navegar ¿ las Indias en compañía de 
Botas ; y S* M. se dignó de responder : : ^^ asi 
Ifi tenp etuindidú \ y excüsenapor todas nías éstas 
luenctas : '' Aut. ly. 

jkutó ü. 

En consulta de 17, de Marzo de 161 2, fes* 
pondiendo el Marques de Salinas » Presidente del 
Consejo de Indias » ¿una orden de S.M. de 10 
del dicho mes , en que mandó se le avisase » qué 
conveniencias obligaban al Consejo ¿ embarazarse 
en la elección de las naos merctiantes paca las ilo» 
tas , dejándolas de remitir á la Casa de contra* 
tacion de SevUla ; en su visu se ordenó ; que 
la Casa enviase relación al Consejo de los navios 
que hubiere en el rio de Sevilla con sus calida^ 
des , porte y antigüedad , para hacer el ConseJQ 
la elección, conforme al derecho de cada uao, 
aut. 36. 

uíuf. j. Don Felipe IIL por JOUcreto firmado dd 
Duque de Lerma ^d 22de Marzjo de 1613* 
Informado de los daños que resultaban de 

. ^ue contraviniendo 4 las ordenanzas antiguas , it^ 
perníitíese navegar ¿ las Indias navios extrange- 
ros resolvió S. M: que se observase puntualmente lo 
ifUspuesta á cerca de esto por las Ordenanzas de 
la Casa de Contratación y las fábricas de navios 

. del año de 567 , con tanto acuerda , y mandó: 
que fuesen amparados , y prefiriesen en aquella 

. conformidad los Eibdcadores, naturales de estos 



y: FLOTAS. 151 

Rey nos , y sus navios sin exceder dichas orde* 
nánzas por los daños , qué han resultado de aÜ* 
mitir extrangcros en la navegación ^ h Carrera 
éQ Indias , aut. 39, 

- uiftt.'f. Don Felife IV: m Madi^id á 5 
di Junio di 1^2 6\ 
Sb cadk flota / de las que van i las Indias; 
se dé visita á una nao » de las personas aqúien se 
hubiere ofrecido ; no obstante que no tenga las 
calidades, que pide la ordenanza , sienda la nao 
suficiente, aut. 64. 

5. II- 
RECOPILACIÓN DE INDIAS, lib. 9. tit. 3«, 

, Ley z. Don Felipe II. en San Lorenzo á ij 
- • de Junio de JS^7- - ^ . 

El General y Almirante de Armada y Flota, 
solicite el apresto, y se halle en las visitas para 
que lax naos vayan , como está dispuesto , y sal^ 
gan el dia señdiado ocurriendo sino se cumplea 
sus órdenes al Presidente y Jueces de b Casa , y 
no siendo bastantes , al Consejo de Indias* 

\Ley 2. Don Felipe IIL en Madrid, i jío- 

de Mnrzjo di 1613. 
Las obras y 'aderezos que se hicieren tw lo€ 
galeones db armada , sean. Us -forzosas i y á satis^ 
&cc(on de Ids oavegintesr;- i el Alimirante asista 
i todos , para que se h<igan 4 menos costa de la 
Hacienda de la averia , q i^audal de qiíe se pro*- 
•^ere/ 



I^ 



151 ARMAADAS 

Jjty j. El mismo aJU , á ij de Nwimkre , 
! de 1621. 

Notifiquese el apresto al Almirante , Capit»' 
nes y Oficiales para que asistan al de sus galeo-^ 
ues , . pena de ser castigados con la mayor ^eri*'' 
dad smo fueren : el Capitán. Geperal de Anda- 
luda ^ estando á su cargo la Infantería de, dicha 
Armada , dé orden expresa para que asistan di- 
ckos Capitanes á el apresco y despacho de sus 
Gakonqs. , . . 

Ley jf.. Don Felipe IIL en Madrid , á € de 
Octubre de xGo^. 
Los aprestos y carenas se hagan en el paraje 
de Borrigo , por ser mas sano y acomodado que 
el de Horcadas. 

luey 5. La Reyna Doña Juana en Burgos^ á %€ 
de Septiembre de x$ii.Ord. 2. 
Para el apresto » y despacho de los navios 
pueda la Casa apremiar á los carpinteros , calafa- 
tes , herreros y otros , que acudan 4 aperejar , y 
aderezar qualquier navio ; pagándoles sus justos 
jornales. 

Ley &. DoM, Felipf IIL efí el Pardo, i a 17 

de Noswmbre de iGoj. 
Qiíando la Arn^da^ necesitare de chacer obn 
de carpintería ó calafatería el Presidente de la Aur 
diencia y Caphaa General de .Tieyri-firme j los 
Gobernadores y Capitanes Generalesi de Cartage- 
na y la Havana , y Alcalde mayor de San Felipe 
de Portobelo apremien á los oficiales , p^ca j qM^ 
trabajen^ pagándoles sus jornales. 



L^ 



Y FLOTAS* tji 

Lty 7. J>m Felipe IL cap. S3- ^ Instrucción 
de Generales. 
Los Generales no consientan que las naos» 
que dieren al través se deshagan de cosa alguna 
que les pertenezca , hasta que estén prevenidas 
de lo que les faltare para volver ¿ estos Reynos; 
7 dichos Generales con parecer de dos personas 
de satisfacción 7 pericia , tasen 7 manden , lo que 
se debi<?re pagar 7 m^reci^r? cada cosa (i^. 

ARMADAS DEL MAR DEL SUR- 

Leyet» 

Recopilación de Indias , lib. 9. tit. 44. De 

las Armadas del Mar del Sur 18 

§. Único. 

Ley jr. El Emperador Don Carlos en Madrid, d S 
de Febrero de iS35* 

^os vecinos de los puertos del mar del Sur Que en el 
puedan fabricar los navios que quisieren^ sien- >»*' ^^^ Sur 
do bien ordenados , guarnecidos 7 artillados , así J?, . pueda» 
como los de el Océano ; 7 los Virreyes , Gober- „< "^*' "*** 
Dadores 7 Justicias no se 10 impidan , para casti- 
gar ¿ los piratas que andan pQr aquel mar« 



N 

Tom.IV. V Lef 



(1) Véase el drt. Comercio libre A Indias , donde se en« 
coentran lis reglas de hacerlo á aquellos Reynos por 
otros medios distintos t ^ue los de estas armadas j 
floral» 



1 54 -ARMADAS 

.Jjy jts ídem m \ü JPardo , J jí8 de Noviembre 

Xos "Vireyes., Audiencias j ^íobernadorcs 
«ordenen;, que Jas .costas jdel Sur .estén con la de- 
iensa y .cuidado íposiBle,^ por si pasaren corsarios 
«ó enemigos i. aquel mar , *y .lo jnismo se jentien- 
«da £n Ja xustodía .de xíJchos añares. 

ILey j. 2*/ lEmperadar Don X^drlos y lia Reyna 
Je .Bohemia, en Valladolids ás de Marzo 
.de :ijjx. 
Los mercaderes .en !el .mar del Sur ^puedan 
«cargar Jibremente^n navios grandes y pequeños 
^procurando rengan la ule&nsa suficiente. 

JLey ^. JDon 'Felipe IIL jn Madrid , .á :2J 
.de. Mayo Je i6r^. 
Prevengan Jos Yireyes .del lEerú Jo necesaria 
t^n la Armada vdel Sur, para la seguridad de los 
inavíos que baxan-á JPanamá ., y ^conducen los .te- 
:soros4e¿.-M. y j>articulares. 

JLey^S* I^onFelipe IL enlTomar .d 127 de ^h¿S 

.de I $81^ 

«Quandoüleven^l oro y aplata .del Iferú .á la 

Tos Vire- 'JT0vincia<dc Tierra-tfirme,, provean los Vireyes 

yes 3él Perú dc aquel vse ifundaJa artillería y ibalería ^ que ¿fuere 

hagan ^cus- necesaria ^para' armar Jos.navíosque'lo. lleven ; en- 

todi«r .los .viandoiiempre ^cn ellos personas inteligentes y de 
navios-, 4que n j^ u c ^ ^^ ^ ^ .J ^*^ 

llevaneloro^^fi^^^^ j)ara^icho .efecto. 
á-Tierra^fir- 

,me. Ley ^6. .El -Emperador ■Don^Cdtlos ren ^Bareelona. 

.á .1 .de .Mayo .de 15 43^ 
IPucdun navegar,, y » comerciar : libremente los 
;navíos .de lEananíá ^íerú.i ^pagandoJos^debidos 
^derechos. 

' 'Ley 



DEL MAR DEL SUR.. 155 

Ijty 7. Don Felifelll- m Badajoz^ a r de Jutm^ 
dé' ikHo^ 
Los Vireycsde! Peni ik> detengan los navios 
en el Callao , que suben de Tierra-firme con mer- 
caderías y. en que: reciben, agravio sus dueños. 

X^ B\ El mismo en Madrid, á 26 de May$' 
de 1573 , V en el Pardo á ij de Octubre 

de' 1575^ 
Los Oficiales Reales de Tierra-firmevy Tos dev En los regli- 
mas puertos del mor del Sur vean las órdenes dadas ^'^* ^^ ^^ 
en los registros^ de las naos yqueselíbvan de la Ca- JJ guarde lo 
sa de Contratación , y del libra del sobordo ; y ordenado 
hagan guardar la mismo para; los navios de aquel para los del 
mar*. Norte. 

LeyS'. ^i misnur en Falencia , a ^i de Agosta 
de JS9^- 
En ios registros^ que se hacen en Panamá , se tos Oficla- 
pongan los pasageros ,, expresamío' sus» oficios y |5* Reales 
calidades ,, coma está ordenada respecto del mar * '^* P"*^^* 
del Norte: por leyes de este* libro ,. y Ordenan- ¿^^ «cismar 
zas de la Casa de. Contratación ; las quales- se gnarden las 
guarden en el puerto dé Panamá ,. y los cfcl mar O rdenanzas 
del Sur , y loS' oficiales Reales de aquellos puertos de la Casa. 
Ib hagan observar sin que las Justicias, intervengan 
en impedir su execucion*. 

Ley 10.^ ídem en Madrid , á 10 de Diciembre 
de 1566. 
Ninguna- registre en. el mar del Sur cosa al- 
guna? en cabeza propia ^ siendo agena ^ sfno legal- 
mente como fuere 9. guardando* lo dispuesto 
en el nür del Norte. 



Va Ley 



156 ARMABAS 

lacy 11. ídem , a ij de Julio de iS7^* 
En el mar Los extrangcros no sean Pilotos , Maestres , ni 
del Sur se Marineros en el mar del Sur, aunque hayan vi- 
guarde lo ^[¿q jq ^^q^ y ^^^^ gj^ Indias 2 los que haya se 

dspuesto. f^fQfjjjgn poco á poco y no concurran juntoy 
•< .3re que -^^ s^., ^ ^ ' 

lüs Pilotos Maestre y Piloto extrangero , aunque sean casa- 
no sean es- ¿Qs con hijas de naturales y los que fueren pro- 
uaogerofi. veidos , den fianzas competentes para seguridad 
de lo que llevan á su qargo ; y á ningún Maes- 
tre 9 ni Piloto de aquel mar se dé licencia y ni 
venga ¿ estos Reynos , sino la tuviere del Rey, 
baxo las penas , que les impongan los Vireyes. 

Ley 12. Don Felipe III , enOñate á jj de 
Octubre de i6*i¿f. 
Sean Pilo- Los Virreyes del Perú provean por Maestres 
tos examina de plata de la Armada del Sur á Pilotos examina- 
dos Jos Ma- dos y personas de crédito , legalidad 7 confian- 
estrés de la za , y no á criados suyos j de lo qual se haga 
P^*^*- cargo en residencia. 

Ley JJ. ídem ,á^i. de Octubre de iSig* 
los Oficia- En los navios de Armada y mercantes que 
les Reaies fueren al puerto del Callao de Lima, no entre 
visiten pn- p^j-sona alguna en ellos , antes de hacer la visita, 
mero los na- f r-^ ^ ^ jic • «j 

vícs del Ca- ^^^ Generales del Sur no impidan se visiten sns 
Uao^. capitanas por los Oficiales Reales* 

Ley X4. ídem , en San Lorenzo , d ij 
de Agosto de 1 61^. 
Qoe los Ofi- Lo5 Oficiales de Panamá , con asistencia de un 
ciaics de Pa- Gldor y del Fiscal , visiten las naos que baxan 

"rtencia^de ^^^ ^^^^ ^^ P"^^^^ ^^ ^^*'^^^ ' ^ ^^ Audiencia 
on^^Oidor y ^^ mande executarcon cuidado , advirtiendo: que 
del Fiscal, ^^ se detengan las naos en aquel puerto para oviar 
visiten las el daño que reúbea de k broioa 7 otto» incon- 
Mos« ve« 



DEL MAR DEL SUR, I57 

venientes. El General de la Armada que baxáie 
del Peni, uo impida dichas visitafs en los na- 
vios, antes dé ayuda á los Ministros que las 
hicieren. 

Ley j$. ídem , en Madrid á S de Marzo '. 
de iGiB. 

Los Generales que traen la plata á Tierra- 
firme, que los nombran los Vireyes del Perú^ 
estén sujetos á, la Real Audiencia de Panamá, 
cumplan sus órdenes y mandatos ; y se despachen 
con mucha brevedad en Tierra-firme , y dichgg 
Vireyes se lo den por instrucción. '. 

Ley. 16. Don Felipe 11. en el Bosque de Segovia 
a ij de agosto de is^S' 
La Audiencia de Lima no consienta , que Q°^ \^ An- 
i l.)s Pr¿ i lentes , Oidores , Gobernadores, Re- ^\^"cia de 
ligúeos, Ü.ld.les déla Real Hacienda , y otros lo^Xtes^'^de 
Miní iros que fueren provistos por mandado ¡^3 minis- 
Reil d ijs Pio\'incus de Chile y otras partes, ni tros , que 
á sus cri tdüs se lleven los fletes tan excesivos que fueren de 
se han experimentado por los aposentos y cá- allí á Chile, 
maras de los navios , en que fueren fletados ; j 
los tase en la cantidad que merecieren. 

Ley 77. Dm Felipe IIL en Madrid, d ^8 de 
Ahrilde i€ij. 
Se consuma el oficio de Pagador del mar del 
Sur qúehabiaen el Callao; y este exercicio cor- 
ra por los Oficiales Reales de Lima. 

Ley 18. ídem en Burgos ^ a 22 de Noviemhri 
de i6x¡. 
Los Vireyes del Perú hagan tomar cuentas 
finales 4 los Oficiales de la Armada del Sur , to- 
dos Iqs años ^ con toda puntualidad ^ no ocur- 



I $9 ARMAR, 

riendo caso f por el que oonvenga tomarlas ¿a- 
tes ; 7 de executarlo den cuenta al Rey. 
ARMAR Caballero : se hace con la espada , L 4. 
Partidas; art. Caballerosv 

No puede arniar Caballero ,* el que no lo sea; 
7 quiénes no puedan: serlo ^ L 11 , 12 7 13. 
Ideín. 

ARMA S, 

Cod. lit>. 1 1 . tít. o. 2>> Fabricensibus. . . .- 7 
Id. lib. II* ut.4lb.Ut armorum usus,ins- 

do Prifiísfe , intetdictus $it. i 

Ñov. coUat. 6. tit. 14. De armis. 5 

Recopiliacion , lib; 6. tit. 6. De las armas. 13 

Autos Acordados. ídem' .............. ^ 14 

Recopilación de Indias, lib. 3. tit. 5. De 

¡as armas y pólvora y gustaciones. • .. 14 



A» 



%. r. 



lSÍ el uso , como ía' prohibición de las armas^. 
debe mirar á la segundad pública en toda Re- 
pública bien ordenada. Por tanto ,. al paso que 
se prohiben á los particulares , se fabrican 7 ha- 
cen provisiones para las armadas 7 exércitos ; 7 
por lo misma se encuentran muchas veces mez- 
cladas las le7es que hablan de uno 7 otro' ex- 
tremo, como se observa en algunos títulos de 
este artículo ; lo* qua ha obligado í reunirlos en 
este lugar. 

Por Derecha Romano^ se habian establecido 
fábricas'' de vidrias clases de armas , CU70S fabri- 
cantes componían* gremio* separado baxo la di- 
rección de uní Superintendente con diversas obli- 
gaciones 7 privilegios , siendo una de las prime- 
ras , que no pudiesen fabricarlas para los parti- 
culares , ni éstos usarlas sin licencia del Príncipe. 

En 



ARMAS. 159 

En España hay reglamentos semejantes á los 
de los Romanos ; y xn.quanto .á la prohibiíion 
de armas :no es ;ésta .tan .absoluta., porque i to- 
dos los wasallos de :los JReyaos .de .Castilla y León 
se permite .el .uso ,de .espada ,ó .espadín (i) , y 
tanünen escopeta .en .ciertos .casos ; y aun .á los 
nobles .se les ^permite ,cl llevar .pistólas de arzón 
.quando van jl .caballo.: .diferencia que proviene 
de una .antigua vcostumbre, y ésta.de que la na- 
ción se :reconquistó por sí tmisma del yugo Ma- 
hometano , y de la lealtad que sienipre .ha x^xúr 
kÚq y tiene .i su Rey y j>aiiia* 

:RECOPILACIDN,,aib.:6.:tit,áL 
Ley J. Los 'Reyes Católicos .en 'TarazmOs 

JL/os vde mediano .estado :tei$an:armas «ofensivas Pone la 6t-- 
y.defensivas, ¿.excepcion^e Jos jGlérigos de orden df" ^ne se 
[sacro , :i cuyps Prelados .se jnandaJo.que .han»de -^^^ P*" V*^ 
proveer. Tejjgan :las,dichasjirmas ;hasta,25 .deJFe- ^*^°®»^ovie- 
brero .de .1496,; y ,por:jnamiar.á Jos Judalgos.^ue e! lUyno ^y 
tcn%za tdichas.arjuas aio íse íperjudicansus privi- ccsas/la fal- 
legios^ pena .ahde rmayor estado ^de 300'ímrs., :ta qoe habi« 
al de .mediano .20X) , y .al cdeonenor joo.: Ja. se- At ellas, 
gunda vez .doble,, y Já ♦tercera ares doble- 

^i : tienen .dichas . armas ., pero .no xoavenien- 
tes y :no se castiguen la ;primera ;vez« 

A lo ulicho lUÓ^estan «obligados :los ipobres 
que conocidamente piden limosna. 

Dichas .armas no presten .ni «enagenen >por 

mas 

— - — • 

(i) L* 4* ^. sigoieme. « 



i6o ARMAS. 

mas de diez días ; pero se permuten 6 vendaa 
i los maestros y armeros de ellas , pena de per^ 
derlas ; y el que dé alguna cosa , tomándolas en 
prenda , la pierda ^ y las armas se vuelvan á sus 
dueños. 

Por ninguna deuda de alcabala , herman- 
dad , ni otra causa jprivilegiada ó no , se haga 
execucion , prenda ni represalia en dichas armas^ 
aunque el Rey ú otra persona lo pida , aun- 
que dichos deudores no tengan otros bienes , j 
consientan en la execucion , pena de perderlas 
con el doblo , las que se apliquen ^ como se 
dirá. 

En los pueblos donde hay costumbre de 
contribuir en la hermandad por vía de pecho, 
$e dei] ias armas en número y las mejores á los 
que mas contribuyan. 

Los hidalgos tcngm mejores arm.is qnc los 
de menor estado , y .-irneses cu:n}Ü i s c-.i i'-to^ 
falda y arnés de piernas , V Lin¿.'S dj ai¡n«s en 
lugar de las corazas , y denus que íitbian de te- 
ner , las que buenamente sin d-iño y fatiga pue- 
dan sufrir y sostener. 

Dichas penas se repartan en tres partes : una 
para el que haga y tome el alarde , ó pira las 
obras públicas del pueblo donde moran i^os reos; * 
Y la otra se deposite en persona abonada de ca- 
da Concejo , y se gaste en dar fruto y vino k 
los ballesteros y espingarderos , que salgan i ti- 
rar en las fiestas después de comer , y se les re- 
parta , según el acierto con que tiren ; y de es^^ 
ta misma parte se dé en cada uno de los alardes 
al que mas lucido saliere de ellos : si es del es* 
tado mayor , un castellano : si del mediano , un» 
dobla ; y si del menor » un florín. 

Cada año en pueblo que sea de loo ved- 
ft06 ó mas , se haga alarde dos yeces ante los 

Al- 



ARMAS. i6i 

Alcaldes Ordinarios 7 de la Hermandad , 7 se 
escriba ante Escribano Público , 7 si no lo ha7^ 
ante el Clérigo : si el pueblo es de menor ve- 
cindario 9 se junte con el del pueblo mas cerca* 
no y 7 el alarde se hari una vez en él , ó en el 
pueblo mas inmediato. 

Cuiden de que se tengan dichas armas , 7 
.distribuirlas en las Ciudades 7 Villas principa- 
les , que son Cabeza de Partido , el Corregidor 
ó su Alcalde , ó el Juez Executor de la Her- 
mandad ó su Teniente ; 7 en los otros pueblos 
dicho Executor ó su Teniente con el Juez de 
cada pueblo formen libros ante el Escribano de . 
Concejo , 7 en su falta ante otro público ^ don- 
de se anote lo dicho 9 para que se sepa quién 
obedece. 

Se mandará i Galicia 7 otras Provincias pa« 
ra que labren armas ^ 7 sus precios serán mo- 
derados. 

íey 2. Los tnismos en Barcelona á b de Mayo 
de 93: 
Ninguao deshaga armas , baxo la pena al ar- NíngnnosM 
mero ó herrero que las deshaga de pagar su va- ^^^^^ ^ ^^«- 
lor ^ 7 1 3 mrs. para Cámara, acusador 7 Juez: l*acer armas. 
la segunda vez doblada pena ; 7 la tercera le 
corten la mano» 

Ley 3* Bon Fernando y Doña Juana en Burgos • '"' 
á 20 de Julio de 15/5. • 

Las Justicias no consientan vender á sus ofi- No vendan 
cíales las armas que tomen , pena ( si lo con* las Jostidüs 
slbnten ) de pagar á sus dueños su valor , y el las armiís 
quatro tanto para la Cámara* qoc tomen. 



Tom. TV. X Zg)r 



i62 ARMAS. 

liCy jf. Don Carlos y Doña Juana en Valladolid^ 
año de 2^. 
Quálcs ar- Todos pueden traer espada y puñal , excep- 
mas, y có- to los nuevamente convertidos del Reyno de 
mo , y don Granada , pero sin acompañamiento de mas de 
de se puc- ¿^^ ¿ ^j.^^ personas , ni las traigan en las man- 
en traer, ^gj^i^^^ ; y en la Corte no traiga armas hombre 
de ¿ píe» ni mozo de espuelas. 

Ley 5. ídem en Toledo , año de ag. 
No se trai- ^^^^ Justicias que contra la ley anterior tu- 
gan armase man armas y las vuelvan á sus dueños , y el qua- 
de noche , tro tanto á la Cámara. Ninguna persona traiga 
«alvo en los. «las armas referidas después de tañida la queda, 
casos aquí j^ ^^ ^^ toque á las diez de la noche , pena 
contení os. ^^ perderlas , si no llevaren luz. Las Justicias 
ronden de noche , y los del Consejo y Audien- 
cias cuiden de la observancia de esta ley ; y que 
no quiten las armas á los que madruguen para 
ir á sus labores y. haciendas ú oficios, pena de 
volverlas con otro tanto. Las armas tomadas se 
muestren al otro dia á la Justicia para que sen- 
tencie. 

Ley S. Don Enrique IVl en Toledo, año de ^6^2. 
No traigan En los pueblos donde hay fortalezas ningu- 
armas los no traiga armas de las prohibidas en aquellos, 
allegados de si no fueren criados de los Alcaydes de ellas; 
los Alcay- y esto quando anden con ellos , no obstante óf- 
•®** den contraria (i). 

' \ ' Ley 7. Los Reyes Católicos en Toledo, año de 80* 

En los pueblos donde están vedadas las ar- 

. -:\. mas 

(i) Esta ley se expidió , porque los parit ntes J 
allegados de los Alcayaes asaban de armas prohibidas» 



ARMAS. 163 

mas generalmente pena de perderlas : el que fue- 
re tomado con armas ofensivas y defensivas , las 
pierda. 

Ley B. Don Felipe II. en Valladolid 3 año 

de issS- 
No se entre en el Reyno , ni se labren en 
¿1 arcabuces menores.de una vara de medir, á 
quatro palmos de cañón , pena de perderlos , 7 
io9 mrs. para la Cámara. 

Ley ^. ídem en Madrid^ año de 15^4- 

Ninguno traiga espada, verdugo ni estoque Nosetrai- 
de mas de cinco quartas de cuchilla , pena de gan espadas 
perderlo por la primera vez , y 10 ducados y 10 de mas de y 
dias de cárcel : por la segunda vez pena dobla - ^"^í?,* ^® 
da , j un año de destierro del lugar donde se ^"*"^*' 
le tomare y fuere vecino : esta pena pecuniaria 
y arma sea para el Juez ó Alguacil que las to-- 
xijiare. 

L^ 10. ídem en el año de 1566. 

Ninguno traiga daga ni puñal , pena de que 
sea para la Justicia que con ella lo tome , sino 
es que traiga juntamente espada. 

Ley II. ídem en las Cortes de Madrid, 
año 156^. 

En el Consejo de Guerra se trate y dé cuen- 
ta al Rey en qué lugar se ha de labrar la pól* 
vora y para que se abra su estanco. 

Ley 12. ídem , y su Alteza en su nombre en 
San Lorenzo á 21 de Julio de 1^9 1* 
Ninguno traiga , aun en camino , pistolete 
que no tenga quatro palmos de vara de cañón, 
pena de dos años de destierro > perder el pisto- 
lete , y loo® mrs. todo para Cámara , Juez y 
denunciador. 

X % Ley 



x64 AKMA$« 

Ley jj. Bm Carlos IlL en Aranjuez 4 sS 

de Abril de ijSi , Pragmática. 
Armas qae Para evitar las muertes y heridas que alevo- 
te decfciran sámente se executaban en estos Reynos , por 
prohibjdas,y Pragmática de 27 de Octubre de 1663 , 10 de 
pena de las ^^^^^ ¿ ^gg ¿ j^ j ^g , 7 4 de 

personaf que -k^ , > / j y . > / -r 

fueren halla **^y^ ^« 17^3 > se tuTO por convemente pro- 
dascoaellai. I^^bir el uso de las armas cortas de fuego y co- 
mo son pistolas , trabucos y carabinas que na 
llegasen á la marca de vara de canon , baxo la 
pena al noble de 6 años de presidio , privacioa 
de oficio y puestos honoríficos , y de quedar in* 
habilitado á obtenerlos en adelante ; y al plebe- 
yo de 6 años de galeras ; y á los arcabuceros ú 
oficiales que las fabricasen ó aderezasen de 6 
años de galeras y 200 azotes : y que por lo cor- 
respondiente á las armas blancas cortas , en el 
año de 17S7 » haciéndose rejgcion de que por 
Real Pragmática de 21 de Diciembre de 1721 
se imponía á los que fuesen aprehendidos con 
puñales , guiferos , rejones , y otras armas cortas 
blancas , siendo noble , la pena de 6 años de pre- 
sidio y y si plebeyo , los mismos á galeras : 
que en el año de 1748 se habia prevenido j 
mandado , aue en qualesquiera asientos ^ arren- 
damientos u otros contratos con. la Real Ha- 
cienda , en que se estipulase el uso de armas 
prohibidas, se exceptuasen siempre las blancas, 
prohibiéndose igualmente á qualesquiera Jueces, 
Alguaciles , Escribanos , y otros Ministros de 
Justicia de qualesquiera Consejos , Audiencias ó 
Tribunales, aunque fuese el de la Inquisición, 
d uso de semejantes armas en todos tiempos y 
ocasiones, y que ningún Consejo ni Juez pu- 
diese permitir el tenerlas ni usarlas con ningún 
pretexp , renovando la absoluta privación de 



ARMAS. 165 

todo fuero privilegiado , sin que sobre ello se 
pudiese formar competencia por ningún Conse- 
jo ni Tribunal , aunque fuese el de U Inquisi- 
ción , sino que privativamente conociesen de es- 
te delito las Justicias Ordinarias , cuya privación 
de Alero se extendiese para los testigos que fue- 
sen, necesarios examinar para la justificación 6 
pruebas de estas causas , de forma : que no fue- 
se necesario pedir permiso alguno i ningún Xeffe 
de las Casas Reales ^ ni militar , ni otro alguno 
superior del fuero del testigo , y que' pudiese el 
Juez de la causa apremiarlos conforme á Dere- 
cho , sin que intes ni después de la deposición 
ni del apremio pudiese por ningún pretexto el 
Tribunal , de cuyo fuero fuese el testigo , mez- 
clarse en ello , ni proceder judicial ni extrajudi- 
cialmente , sino que habia de procederse en este 
asunto , como si los testigos fuesen sujetos ab- 
solutamente i la jurisdicción ordinaria , y que se 
observase rigurosamente y sin dispensación algu*- 
na la Pragmática » imponiendo irremisiblemente 
las penas en ella establecidas contra los que usan 
de semejantes armas , teniendo este delito por 
absolutamente exceptuado de qualquier indulto, 
y que no se pudiese con ningún motivo ni pre- 
texto conmutar la pena de la Pragmática : que 
en conformidad de ella , y de las anteriores pro- 
lübiciones por- los Alcaldes de Casa y Corte en 
a 7 de Septiembre de 1749 , 3 de Abril de 175 1, 
7 3 de Julio de 1754 se publicaron Bandos para 
que ninguna persona , de qualquier estado ó con- 
dición que fuese , llevase ni usase de armas blan- 
cas cortas, como puñal, rejón , guifero, alma- 
rada , navaja de muelle con golpe seguro ó vi- 
rola , daga sola , cuchillo de punta chico ó gran- 
de , aunque fuese de cocina , ni de los de moda 
ú ¿íltriquera ^ con pena al noble de 6 años d« 

pr> 



i66 ARMAS. 

presidio , y los mismos de minas al plebeyo ; y 
que ningún naaestro armero , tendero , mercader, 
prendenj ; ni otra persona pudiese fabricárbs, 
venderlas , ni tenerlas en. sus casas y tiendas , ya 
fuesen fabricadas en la Corte , ó venidas de fue* 
ra de ella ; pena al maestro cuchillero , armero, 
tendero , mercader , prendero , ó persoiu que las 
vendiese ó tuviere en su casa-tienda por k pri- 
mera vez de 4 años de presidio , por la segimda 
de 6 al nobk^ y al plebeyo ios mismos á minasj 
y por lo respectivo á los cuchillos referidos de 
moda y faltriquera , los mercaderes , tenderos , y 
demás personas que los tuviesen les rompiesea 
las puntas , dexandolas redondas ó romas , ó sa- 
casen, del Reyno eri el término preciso de 15 
dias siguientes ál de la publicación , con aperci- 
bimiento , que pasado , si se les aprehííndiese en 
sus personas , o hallasen en sus casas- tiendas por 
la visita mensual que de ellas se deberla hacer^ 
por el mismo hecho incurriesen en las referidas 
penas ^ y en las mismas los cocineros , ayudan-» 
tes , galopines i despenseros y cocheros , que no 
estando en actual exercicio de sus oficios , se les 
aprehendiese en las calles ú otras partes con los 
cuchillos que les son permitidos para su excrci* 
cío; y con fecha de 18 de Septiembre de 1757 
se formó Real Pragtnklca \ que fué publicada 
en 22 del mismo., mandando que en todo y por 
iodo se observase y. cumpliese lo contenido cu 
ella , baxo las penas establecidas ; de modo que 
en el castigo se verificase la enmienda , y des-? 
-térrase de una vez el perjudicial uso.de estas arr 
mas tan dañosas á la causa pública » zeUndose 
sobre su observancia muy particularmente por 
las Justicias , según que todo mas por menor se 
contiene en las citadas Pragmáticas de 1603, 
1682 , 1691 , 1 71 3 y 1757. Y coaviniendo. ahor 

ra 



ARMAS. 167 

Ta :al Kéal Servicio y bien de' Io$. vasallos re- 
validarlas para todos estos Reynos y. Señoríos, 
inclusos los de Aragón , V^Uencia , Cataluña y 
Mallorca y ha tenido el Rey por bien cofmunicar 
;esta RealJResolucipn , con. ^chal'de i&i de este 
mes y. quer vista j>or los:' del Consejo, coa arre- 
glo. 4 ella ha acordado expedir est^* Carta , por 
Ja qual: mand^ .íl\ todos los Gobernadores , Cor*- 
regadoresy demás Justicias del Reyno hagan ob- 
servar y Cumplir las referidas anteriores Pragmá- 
ticas, que^ prohiben el. Uso de lasí; armas cprtas 
-de fuego y blancas^ como son pistolas, .trabu- 
cos 7 .caxabiaias^que no^ lleguen 4 ia marca de 
quatro palmos de Qañon , puñales , guifcros, al- 
maradas, navaja de muelle con golpe ó virola, 
.daga sola , cucíullo de punta chico ó grande, 
aunque sea de codnájy !de moda de. faltriquera, 
baxo de las penas impueitas en dichas Reales 
Pragmáticas:, y son á loi ix>bles la de 6 años 
de presidio > y á los plbbeyos los mismos de 
minas ; y á los arcabuceros , cuchilleros , arme- 
ros , mercaderes , prenderos , ó personas que las 
vendiesen , ó tuviesen en su casa ó tienda , por 
la prrimcra vez 4:añoi; de .presidio., por la se- 
gunda 6 al noble , y los mismos de minas al 
*píd)eyo ^ ton las demás prevenciones y penas 
que se refieren en las citadas Pragmáticas ; las 
.^ue en todo quedan en su fuerza y vigor, y 
de ellas no se librarán los contraventores , aun- 
que lleven las. armas prohibidas con licencia de 
quale&quier^ Tribunales , Comandantes , Gober- 
nudores ó Justicia , porque ningima ha de tener 
otra autorkl.iil que la de hacer observar y obe- 
decer esta Real Pragmática ; por la qual, y por 
un efecto de la Real confianza en \\i nobleza , de 
que no abusará de- ella en perjuicio de la causA 
publica , . permite S. M. solamente á todos Io$ 

Ca- 



r68 ARMAS. 

Afuiis ^e X^aballcros ftoblcs hijosdalgo de cstoí Reynos y 
y**^^*" ^••^ Señoríos , en ^ue son comprehcndidos los de 
ioi»oblci* dragón , Valencia , Cataluña y Mallorca , el usó 
de las pistolas de arzón , quando vayan mon- 
tados en .cabitllo&9 ya sea de paseo ó de camino; 
•pero no en muías ni machos , ni en otro car- 
ruage algimo » y en trage decente interior ^ aun- 
que sobre ¿1 lleven capa ^ capingot ó redlngot 
con sombrero de picos ; pero quedando en su 
fuerza la prohibición y sus penas para el uso 
de pistolas de cinta ^ charpa y faltriquera , y 
para el que traxere las de arzón sin las expre- 
sadas circunstancias , aunque sea pdbie : y asi« 
mismo se prohibe que los cocheros., lacayos , y 

^^j 1?^"' .generalmente qualquier criado de librea , sea 
te de libret • /? *• ^ • t ■■ t 

«^ „.- A^ -T. ,Quien fuese , sm mas excepción que los de la 
nousedear- *w^ », fi»j 11 • 

lioas algttoas. ^^^^ ^^^ » traigan a la cmta espada , sable , m 
* otra ninguna arma blanca , baxo las penas arri- 
ba expresadas contra los que usan de armas pro- 
hibidas : todo lo qual se observe y guarde , co* 
mo Ley y Pragm4tica*Sancion hecha y promul* 
gada en Cortes, 

XJSTSS DISMASAS J>É ASCÓPUAClúIf. 

I Las armas con que se delinquiere sean áú 
las Justicias que aprehendieren los delinqüentes, 
aunque no los cojan in fraganti delkto f 1. 28» 
«rt. Alguaciles de Corte y Chancillérías. 

1 No puedan traer armas los que se orde- 
naren de corona ^ L 5. art. XHirigos de corona sol- 
teros ó casados. 

3 Ninguno Saque armas ni pertrechos de 
guerra fuera del Reyno , 1. 48. art. Cosas fro- 
hibidas sacar del Reyno* 

4 A las personas que tengan armas de & ca- 
ballo ó de infantería no se les travo execudon 

ea 



ARMAS. 1^9 

eií ellas,.. aunque no tengan otros bienes con que 
pagar , 1. 27. art. Execucianes. 

5 Los Moros nuevamente convertidos del 
Reyno de Granada no puedan tr;ier armas , nt 
lis Justicias se acompañen con ellos , baxo cicr* 
Cas penas , 1* 8 y 9. art. Judíos ^ Moros , 6rc^ 

§. iir. 

AUTOS ACORDADOS . lib. 6. tit. 6. 

^uto I. El Consejo en Madrid Á ij di Jumo 
di 1662. 



Ni 



inguno traiga estoque , pena de perderlo , y 
^j® mrs. , y un año de destierro , si fuere hom-» 
bre de calidad ; y si inferior , vergüenza , 30 dia$ 
de prisión , y tres añjs de descierro. 

Auto 2. Don Felife IV. en Madrid J s8 
de Septiembre de iS^jf. 
Fot excusar publicación de Pragmáticas ^ 
pregone , que ningún Alguacil de Corte ó Villa^ 
ni de otro Juez , Oficial de la Sala ó Provin- 
cia , ni otros exentos , aun soldados de las guar- 
días , 6 familiares , aun con privilegios para usar 
armas , como no sean pistoletes , puedan usar en 
la Corte ó fuera espadas con vaynas abiertas con 
agujas, úotro motivo para desenvaynar^as mas 
ligeramente, ni, estoques , verdugos buidos de 
m^rca , ó mayores de ella , pena siendo apre- 
hendidos , de perderlos , y sea para el Juez que 
hizo la aprehensión , y se multe en lo® mrs* 
aplicados por tercias partes , dos años de destier- 
ro , y tres leguas de la Corte ; la segunda ve« 
20® mrs. con la misma aplicación , y dos años 
de galeras ó presidio fuera del Peñón ó la. MA^ 



170 ARMAS- 

mora , según la qualidad de la persona. QutU 
quiera Alguacil incurra en la misma pena pecu- 
niaria , y suspensión de oficio por un año la pri- 
mera vez y y la segunda en la de privación , y dos 
años de destierro del Reyno ; y los estoques y 
verdugos buidos se quiebren , y ninguno haga 
dichas vajrnas_ abiertas , ni estoques buidos de 
marca ni mayores de ella , pena de 50® mrs. y 
dos años de destierro de la Corte y cinco leguas: 
la segunda vez quatro años de presidio cerrado, 
no obstante qualquier fuero ó privilegio ; y to- 
que el conocimiento á la Sala de Alcaldes y Jus- 
ticias Ordinarias; ni favorece fuero de Orden, 
Guerra , Inquisición , Bureo y Hacienda. 

uiuto j. ídem en San Lorenzo á 2^ de Octubn 
de 166^. 
Sin remisión se executen las leyes 8 y 12 del 
5. anterior y la 15 , 16 y 17 §. de esta Recop. Ho^ 
micidios ^ y sus penas sobre prohibición de pis- 
tolas y arcabuces contra toda persona ; y para 
su remisión ó moderación no se consulte al Rey 
por ningún Tribunal , ni aun el de la Cámara; 
y se *anulan las licencias de este Rey , y particu- 
larmente la dada al Marques de Camarasa , al 
Marques del Pobar , á los Guardias de Castilla» 
Soldados de la Guardia Real , y otras especiales» 
como las dadas ¿ los Asentistas y Ministros de 
Rentas^ Reales , ó á otros » que por extensión ó 
interpretación han introducido los soldados » co- 
mo puestas que son para la quietud del Reyno. 
Ningún Tribunal dé licencia » sino solo el Rey 
á consulta del Consejo , á que concurran sus dos 
partes , y con causa necesaria » y con inserción 
de esta Pragmática. 

I Porque es mas perjudicial el uso de pisto- 
Jmfi Y caraluaas cortas fuera de los cxéKÍtQs en 
VI los 



ARM\S. ^ 171 

los Militares , no las tengan ó usen , pena de 
incurrir en las establecidas ; las que executen pri« 
Tativameate la Justicia Ordinaria. 

Las Compañías de caballos , corazas y arci« 
buceros las lleven , quando marchan en orde« 
nanza ó alojamiento , por ser de instituto ; pero 
en llegando el Capitán , ó cabo las encierre en 
las Casas de Ayuntamiento. 

Si algún soldado de dichas compañías se 
aprehende con ellas , después de recogerlas el ca- 
bo ó fuera del alojamiento , incurra en dichas pe* 
ñas , que execute privativamente la Justicia Or- 
dinaria ; 7 también procedan privativamente so- 
bre fabrica , uso , é introducción de pistolas ^ de 
oficio ó i pedimento de parte ; y no vale fuero 
eclesiástico , de orden, de soldado ú oficial aun de 
guardias Reales de qualquiera preeminencia , Ofi- 
cial titulado ó familiar de la Inquisición, ú otro 
fuero mas privilegiado y especial. 

Dentro de 10 dias de la publicación de 
esta ley , los que tienen dichas armas , las mani- 
fiesten í las Justicias Ordinarias y Escribanos del 
Ayuntamiento ; y en la Corte ante un Alcalde y 
Escribano de su Sala , y se pongan en custodia en 
la Corte , donde señalen los Alcalde , y en los 
pueblos , en los Ayuntamientos , y se dé cuenta 
al Consejo , para que éste la dé al Rey , y de su 
número y calidad ; y mande dónde se enviarán^ 
que ¿ntes de dichos dias no se proceda. Los pis- 
toletes y arcabuces , que se aprendan después de 
los 10 dias , se guarden si son de uso ; y las 
demás se quiebren. ... 

Las Justicias Ordinarias inquieran sobre 
ello , y castiguen álos reos , y visiten las casas y 
tiendas de los arcabuceros ; y por ejio se castiguen 
con rigor las Justicias , que sobre cUo fueren 
negligentes. , ,•> 

Y 2. Aut. 



X72 ARMAS. 

jíut. ^. I>on Carlos IL en Madrid , a jo 
de Enero di jSSj. 
Guárdese li Sin quc se innavca las leyes y penas dichas; 
Pragmática jg persona que se aprenda con arma de fuego 
O h ^ oc^noL , por el mismo hecho aprendido ( sin excusa 
1 66^ ^^ en P^^ legitima que sea ) vaya al Presidio de Afri- 
que se* pro- ^ P^^ ^ ^^^ ^^ íwttc noble ; y si plebeyo , por 
hibeti Us pis- 6 años 4 galeras ; sin que Juez, ni Tribunal ar- 
tolas , y ar- bitre en ello ; y si conviene imponer mayor pena 
mas cortas. 4 los plebeyos , les den la de azotas y Galeras. 

^ ^ut. 5. ídem allt , á 17 de Julio de i€gi. 

-Guárdeselo ^\ ^^ tuviere en su casa ó fuera de ella di- 

en^Ití^Prae- ^^^ armas , pierda el oficio y puestos honorifi- 

¿áticas de ^^^ » 7 ^^ inhábil para obtenerlos después. Los 

aydcOctu- arcabuceros ú oficiales, á quienes se aprehende 

brc de 1663 fabricándolas ó aderezándolas , vayan por 6 años 

T 13 dea galeras y 100 azotes , que se exccuten del modo 

Enero d e prevenido contra los aprendidos con ellas. Los 

1687. Alcaldes de Corte visiten una vez cada mes ó 

mas , si les parece , las casas y tiendas de dichos 

oficiales ; lo mismo executen las Justicias en to« 

do el Reyno. 

Los Alcaldes de Corte , y Tenienteís de Cor* 
regidor de ella d¿n cuenta á la Sala de Gobierno 
de qualquiera aprehensión dentro de ^4 horas; 
y con él mismo término sustancien la causa ^ y 
den cuenta ¿ la misma Sala , antes de la ejecu- 
ción de la Sentencia. En los otros pueblos en 20 
leguas en contorno , los Corregidores observen 
lo mismo ; los demás á la Sala del Crimen , en 
cuyo término están. Si el lugar de la aprehensión 
está mas cercano á la Chancillería , que á la Cor- 
te queda ¿ elección de la Justicia dar cuenta 
al Consejo ó á la Chancillería. Basta solo por 
prueba contra el reo , la aprehensión , y cons- 
ttando por fe del Escribano. 

Aut. 



ARMAS. Í73 

^ut. €. D(m Felipe V. en Madrid , d 4. de Mayo ' 
de jjj^. 
Confirma los Autos anteriores 3 > 4 7 5 ; y 
los aprehendidos con puñales ó cuchillos , que 
llaman rejones ó guíferos 9 se condenan en 30 
dias de Cárcel, 4 años de destierro , y 12 duca** 
dos para Cámara ,* Juez. 7 Denundador. 

^ut. 7. ídem allí , a 6 de Febrero de ijijf. , 
No obstante el auto 3 , los Guardas 7 Vi- 
sitadores de Rentas Reales , usen todas las armas 
<ie fuego prohibidas , quando sirven actualmen- 
te ; 7a estén las. Rentas en Administración ó Ar- 
rendamiento. 

uíut. 8. ídem en ei Buénr Retiro, á 8, 11 ^ 2j 

y 27 de Agosto de ijió^. 

r Los Oficiales Gener^ks de las Tropas > . 7 <íe J^® "* ««•- 

actual servicio , hasta Coronel inclusive , pueden J"** ; ^°® 
^ ' 11 . • ^u* ^ ^^^ de traer 

tener en sus casas 7 llevar en viüges carabinas^ Jq, Militares 

y pistolas de arzón de la medida regular ;' pero y fuero que 
en el pueblo de su alojamiento no las usen , sino han de go- 
yendo i caballo , pena de incurrir en la pena del zar lai Mili- 
Bando. Todo Oficial , de Coronel abaxo exclu- «»»•. 
sive» solo las use 7eJido con destacamento o 
viajando con licencia Real , ó de suS superiores^ 
Todo soldado de Caballería 7 Dragones puede 
tenerlas en su alojamiento; pero solo use de ellas 
yendo á caballo i funciones militares , 7 quando 
van destacados ó con Ucencia de su Coronel , y 
del Gobernador de la Plaza. Si su Cuerpo esti 
alojado fuera de la plaza , la tenga del Comandan- 
te del Quartel , 7 de su Coronel con expresión 
del encargo , 7 del lugar donde vá , 7 del tér- 
mino del pasaporte ; 7 contraviniendo á ello^ 
pierda en esta parte el fuero militar 7 se castigue» 

co- 



174 ARMAS, 

como incurso en la pena del Bando. Todo sol. 
dado de InTanterfa use der fusil solamente e) 
funciones miliures ó en destacamento , mandada 
por Oficial ; pero caminando solo ^ ó con otn 
para negocios propios , aunque con pasaporte 
no lleve mas arma que espada ó bayoneta d 
medida regular ; y de ella puede usar en el Ojiar- 
tel en lugar de espada. Los Oficiales de los? Es* 
tados mayores de las pl<izas quedan inclusos , er 
lo que se ha dicho perteneciente á los de los Re 
pimientos. Si los pasaportes de los soldados , y ofi- 
ciales fueren de los Capitanes Generales de Provin 
c!a , no necesitan los de los Gobernadores de h 
Phza; pero sieciipré los tengan de sus Corone^ 
les. Si se dieron por el Rey , Ministro de Guerra 
ó Secretario del Despacho , no necesitan de otro 
requisito ; y serán tratados en el modo dicho» 
por lo que toca á las armas. Los oficiales y Sol- 
dados de Milicia de á caballo pueden tener en sus 
fcasas carabinas y pistolas de arzón ; y usen de 
tíh^ y quando-van i exet^cicios militares; pero 
hó las- lleven en viages , sino con licencia del 
Coronel y Capitán General , ó del Gobernador 
de la Plaza , en cuyo partido estén. Lo mismo se 
concede á los Oficiales de. Milicias de a pié ; pero 
los Soldados de ellas solo tengan en sus casas fu- 
úl j mosquete ó encopeta de la medida regular , y 
y solamente: usen de ellas en funciones militares. 
Se permite la entrada de fusiles, carabinas y. pis- 
tolas , largas y no se impida su fábrica. Ésta per- 
misión no se extienda ¿ Cataluña , Aragón y Va- 
leticia. Los Oficiales , de Subtenientes , y Alférez 
inclusive arriba, retirados con licencia, y ha- 
biendo servido el tiempo señalado para gozar se- 
mejantes preeminencias puedan tener carabinas 
largas , y pistolas de arzón ; y llevarlas á caballo 
enviage. SÍ estos, y los otros Oficiales abusan 

de 



ARMAS. ^ 175 

de estas licencias , se castiguen ; como si no las tu- 
viesen* El MUiwr aprehendido con pistolas de 
faldriquera ó armas cortas ó alevosas , que pro* 
hibe la Pragmática, se castigue según ella ^ 7 
per la Justicia que lo aprehenda. 

I Los Capitanes y Oficiales de las.MiHcias del 
Partido de las Alpujarras y Costa de Granada^ 
gocen el fuero Militar según antes lo tenian. 
. 2 Los 50 Artilleros con 6 cabos del vecin- 
díario de Málaga , gocen el fuero de Artillería^ 
según antes gozaban. 

wAutr^n ídem en Lerma ^ á 21 deDiciembn 

de i'jzi. 
El aprehendido con puñal, rejón guífero y La pena del 
Otra arma corta blanca , vaya á presidio por 6 9"® eacon- 
años sí es noble ; si plebeyo , á galeras \ y se ^^^'^^". , ^^^ 
cxecute desde el dia de. la publicación , no obs- *'^"***"* 
tante leyes , y decretos dados en ! contrario* 

^u$. 10. JSi Consejo en Madrid , en 3 de M/^a ^ 
de 1^22. 
La Sala notifique á los cuchilleros , que no ^^^ cnchl- 
hagan dichas armas, pena de 50 ducados , y 20 H^'^*"?^** 
dias de cárcel ; y la segunda vez 6 años de galeras; fj^ai baalo 
y las demuela. Se notifique i los prenderos no cierta 'r^aa, 
las vendan , baxo la misma pena. 

Aut* iT. ídem allí, á jj de Octubre de xj^^» 
Confirma el Aut. 5. Las sentencias de la Sala 

sobre armas de fuego , y otras prohibidas , se 

consulten al Consejo. 

uíut. J2. ídem allí ^ á x^ de Junio de xj^2. 
La Sala quiebre las navajas largas de muelle 

ó encage , y sobre ello provean con la mayor 

eficacia; y los que contravengan se castigueA 

con todo rigor, 

JtuU 



lyS ARMAS. 

Aut. jrj. D<m Felipe 5 w ^/ Pardo á %$ i§ 
Febrero de /^JJ. 
Para desaforar ¿ los militares. por el uso de 
armas cortas , blancas ó de fuego , se requiere, 
ademas del uso , la aprehensión real por el Juez 
Ordinario. 

Aut. 14.. ídem allí , á ij de Enero de J139* 
Todos los Administradores, Visit;ídores,Gujr« 
das mayores y menores , Tenientes , Escribanos, 
y demás empleados en el resguardo de la Renta 
del Tabaco , usen todo género de armas cortas 
y largas , ofensivas y dercnsivas. 

$. IV. 

REALES RESOLUCIONES 

KO UBCOPILAOAS. 
éÁDSl^ANXAS MIIITAAJSS, trat. S.tít.M. art.Mi. 

í^l individuo dependiente de la jurisdicción 
militar de qualquier e^^pecie ó calidad que sea , que 
usare de armas cortas de fuego ó blincas de l..s 
prohibidas por Reales Pragmáticas pierda el fue- 
ro , como se verifique la aprehensión Real en la 
persona ; no entendiéndose prohibida la bayo* 
neta sola , y descubierta en el soldado de In- 
fantería ; ni las de fuego en los casos que es 
permitido traerlas á los Militares , ni en el de las 
otras armas cortas, aunque vayan disfraz;<dos, 
siendo en busca de desertores , ú otro fin del Real 
Servicio , y con despachos para ello , que scñalea 
úempo Uxnitado. 



ARMAS. Í77 

HeaiReiolúcióH , de J2j Je Jmüoié i^So. 
' ' JLos conductores de balitas del corred puedan 
Iltrar armas cortas de fwga estando eo actúa*! 
servicio , para su debida, defeíasa ; y ^quándo I2 
Justicia Ordimark los encuentre con jsilas. fuera 
de su ministerio' los pjueda aprender ^ y entren 
fue ¿1 Juér de Corrco6. > :., : . . ' 

' *•' . r' ' > 

jR^aJ OrJen 4n MaárUiÁ i dt^Seftiemkre' > 

< Se prohibe itf^^ k ^t^de xnar*^, 7 i <|ual- 
quiera otro pasagtr6><}^isált6 ctio^rní' en los 
pKiertos el uso de Cuchillos [flamencos d¿ que stf 
sirven en sus maniobFas y^^enás i bordo en la 
embarcación. En los casos execufivps , y que nO 
pueda ser hallado Escribano basten tres testigos 
j>ara justificar la aí>reh¿ns|c)& del arma pióhibi* 
da,' ' '- > • . i • 

Bjal OrdiH de § dé N&oiembre de 17^0. 1 
A los lacayos y cotheros se prohibe el usa 
de espada ) espadín'/ sable; cutoó al&nge en 
cinta ó fuera de ella ^ baxo h apatía de^ 6. años de 
minas » y perdimiento del arma , •comO'^ si fuese 
de Us prohibidas. 

'B^arU^y 'de/¿sd^ Oauhre'de />?t;1 
í Prohibe la f&bíicá y ^ta y ' uá¿ de ífoegos 
en todos los'pueblos,y qttc'^pciddatirap> 6 dis- 
parar arcabuz ó escopeta cargada ^pbnf mwúaoú 
ó siii elte^ ámsiqüd' Seacútta: póDro^-Mlaít^eatío 
-4e pobl«toí:iv^' "I í"'qí'^,' ^ '''•"'• i ^:^-^' 
-w- -9Jiá<Oei9én'S ^-'de Mafzé- de'ry^jf. 

*Faí;É^dK£ldG^ MlUfei^esi^^etdíNíi'^u Aieri^i^n.las 
causas sobre armas prohibidas ha de hacer la 
aprehensión real de ellas la Justicia Ordinaria^ 
pues faltando esta precisa circunstancia debe co- 
nocer la jurisdicción Militar. 



A I 



ijS ARMAS. 

. Real Orden de sí8 de Julio de JjS^. 

Facultades '^ : Los Gobernadores de todas las phzas marí-^ 

de los Go- tij]|2s deben conocer exclusiva y pnvativamen- 

bcrnadores^ te d¿ todas las causas en que se verifique haber 

«¡miento °de intervenido arma corta sin distinción, de si hubo. 

armas cor- aprehensión en la persona, ó set ju^ifica su usc^ 

tas. quando éste haya sido para coxñeter algún deliio 

de qualquiera clase con inhibición de la Chan- 

ciUerta ó Audicyacia 4el distrito , subsistiendo por 

punto general el des^fuer^ prevenido en las Prag* 

mádcas: eñ los r cabios de aprehensión KeaU No 

asistieiido'JB^cribano i la diligencia basten trqs 

tosti^s idóneos para justificar la aprehensión, cor 

no esti mandado en la JR^4i/ Orden de i de Se£^ 

twnbre de ijó^o. 

♦ » 

-.' IU£ Decreto., de S^^^^^^^* ^ ^7^9* 

Sin embargo de la jurisdicción que se da 1 
los. Gobernadores de . las .Plazas marítimas « las 
causas do. aprehensión de armas prohibidas en 
que incurran ios presidiarios de Milita CQ]:i%sponT 
den al Veedor » como Jue^ de rematados , y aa 
al Gobernador. .^ . j. :. . . , - : 

UmI Orden de., 9^^. d^ S^jptterkbre dt xfSté 
ÍA prohibidoa . de armas ' blaoca^^ ¡impuesta 
-por ' la Keal Prjagii)átipa. át.z6,. 4e. Abril dq 1 76 1 # 
( que tes la Joy 13. §. ¡i, de^^ste ^tícuio) sub- 
asta en Itodor^wi yigi(y.,yi9^^f>t4.4edps4l!de esta 
regla los empleados, que para 'practi^il/idUi^^ 
cias .concernientes al K^af Si^vieiQ j il$ven cu* 
chillos con Ucoaoia {Kir esaito úi:^}H6¡^é^. 



■ * 


. . ' • t/'uiv. '\ . 


' 'líi 




; ■. ' P' í 




... ;• •:. 


; "- ' • ^'JI :* 


•jf.>í 


/r ; 


:-..: iivuj: ::•:/« j 


••■xjl 



1 .\ 



JüE- 



ARMAS. r^9 

WaCOPILAaON de indias, üb. 3. tit. p 

Ley 1. El Emperadoñr Dm Cárlo$ m Burgos^ 
Á 2^ de Norviembre áe xs^7- 

MJjn las partes donde hay Atarasmas y Arme« Lat Atarte 
das, estén siempre prevenidas de armas y:mu* zanaiy Ar- 
nicíoocs. Los Vireyes , Presidentes , Gobernad- "*"'>* ••^^^ 
dores, CasteUanos, Alcaydes y Cabos de los J'mwyM! 
Castillos y Fuerzas tengan particular cuidado «r^icioiei. 
de proveer siempre la Artillería, y demás armas 
que fueren menester ; y que estén con buena 
guarda y seguridad, fimpias y apercibidas. 



Ley 2. Don Felipe IL á 8 de Marta de igS^. 

£1 Capitán de Artillería de Lima tenga de 
lucido 600 pesos ensayados al año , y dos ra- 
ciones cada dia , el Capitán de la Sala' de ar- 
mas , y el Armero otros 000 pesos , y el Carpin- 
tero 300 , á cuyo cargo esti el aderezo de las 
caiLas de mosquetes y arcabuces de las dos Sa- 
láis de armas ; lo qual se pague de la Real Ha* 
cienda. "^ 

. ^ 3* I^¡*^ ^^/- ^ Carta de Madrid ^ d 11 
de Junio de 1594* 

En vacante no nombre el Gobernador de Fi- 
lipinas General de Artillería, sin dar cuenta al 
Rey , y solo pueda nombrar Capitán de Artille- 
ría y Sargento Mayor , y que señale i cada uno 
30 pesos de sueldo , y 4 los Mosqueteros se le 
acrezcan dos pesos mas , al Capitán de la Guar- 
da del Gobernador 5 , y 4 los Alcaydes de los 
fuertes , se les señala igual sueldo que á un Capitán 
de Artillería. 

7L% Ley 



Salarios del 
Capitán de 
Artillería » 
armero , y 
otros. 



El Goher^ 
nador de Fi- 
lipinas D o 
nombre Ge« 
neral de Ar- 
tillería , fia 
dar coeuta 
ti Rey. 



l^Q ARMAS. 

Ley ^. ídem allf. 
El Presidente y Jueces Oficiales de la Cas* 
tmedan. enviar al Perú Fundidores' de Artillería 7 
balería , que tengan la suficiencia que se re* 
quiere; dando cuenta al Consejo. 

Ley 5. Dm Felipe IV. en Madrid ,á 23 di 
Noviembre de i€y¡i. 
Los Gobernadores de puertos , donde hu* 
biere galeras 7 navios de Armada para defensa 
de las costas , tengan llave de los Almacenes de 
armas y pertrechos 7 municiones » á mas de las 
, que debe tener el veedor 7 Contador. 

Ley (T. ídem allí , d 23 de Noviembre de 1S28. 
El Presidente de Qjiito envié al de Tierra- 
firme la pólvora, que se fabricare cada año , en 
el asiento de la Tacunga , con cuenta 7 razón ; 7 
el Vire7 del Perú lo haga executar avisando i 
S. M. aquel de la que envié 7 su costo. 

Ley 7. DoH Felipe III. en Madrid^ á ig de 
Diciembre de iSoj. 
La Audiencia de Qpito envié cada año la 
cuerda , pólvora 7 alpargatas que el Capitán Ge- 
neral de Tierra-firjne le pidiere; pagando éste5U 
justo valor. 

Ley 8. Don Felipe IV. en Madrid, á 20 
de Febrero de 1630. 

La pólvora enviada de Nueva-España i las 
Islas de Barlovento , . Florida , 7 Nueva Andalu- 
cía se reciba , 7 entregue con intervención de 
los Oficiales Reales. 



Ley 



AKMAS. i8i 

Ley^.xDtm FeBpe IL á ts ^^ Fehrero di iS7S* 

Los Gobernadores tengan cuidado de recoger 
la pólvora » y quitar los pistoletes y arcabuces 
que no fueren de medida , pgr estar prohibido 
pasen & las Indias \ y los que íxalláren , los des- 
hagan. 

Ley 16. ídem. 

Para repartir la pólvora , y municiones st 
avise al Gobernador y Oficiales Reales , para que 
tomen la razón, y la pólvora no se distribuya 
sino de dia , no habiendo necesidad forzosa. 
Ley II. ídem, año de iS75* 

No se fabrique pólvora en Indias sin licencia 

del Gobernador ó Corregidor , y con interven*^ 

don de los Regidores dd pueblo donde se fabri- 

cáre. 

Ley I Sí. ídem en Madrid , á iq de Dickmbre 

de isSff. 

No se lleven armas i Indias sin Real licencia, Qoe no se 
Xos Gobernadores y Oficiales Reales de los puer- Hevea ar- 
tos en el registro de los navios > que llegaren á «"i Indias 
ellas , eximinen con particular cuidado , si llevan *'° ^^^^ ^* 
armas ocultas ó descubiertamente sin licencia ; y ^^*^*' 
las tomen por perdidas , remitiéndolas á estos 
Reynos por Real Hacienda , consignadas i la Casa 
de Contratación ; ó las guarden i buen recaudo^ 
y avisen al Rey de las que tuvieren, (i). 

Le/ ij. Dan Felipe IIL en VaIladolid,á ag 

de Septiembre de iSoj. 
En la Ciudad de Santo Domingo haya un 

te* 



(i) La observancia de esta ley se encarga por Real 
Orden de 6 de Mayo do 1787 » como puedo verse en 
el ^. sigaieatc. 



1 82 ARMAS. 

tenedor de armas j municiones con 300 ducados 
de sueldo al año , d.qual lo nombre él Presi- 
dente Gobernador , y dé Jas órdenes conducen- 
tes al cuidado 7 distribución de ellas, £a los de* 
mas presidios se guarde lo proveído. 

Ley ijf. El Emperador Don Carlos en Falencia^ 
á 28 de Septiembre de 15^4* 
Los Armeros no enseñen su arte i los Indios, 
ni permitan que vivaa con ellos , pena de loo. 
pesos y destierro » 4 voluntad del Virey ó Go* 
l>ernadon 

' ZRYUS DISPJLRSAS I>S ESTA RSCOPILACTOÜtn 

1 Ninguno entre en las fortalezas con armas» 
L iii • art. Akaydet de Castillos. 

2 Loí primeros pacificadores y pobladores 
puedan traer armas ofensivas y defensivas , 1. 3. 
art. Descubridores , pacificadores , ^c. 

3 No se puedan vender armas i los Indios, 
ni ellos las tengan , K 3 1. art* Indios. 

4 A los Soldados de presidios se haga cargo 
de las armas y municiones , K 23. art. Militares. 

5 Los Mulatos y Zambaigos no traigan ar- 
mis ; pero los mestizos que están en pueblos de 
Españoles sí » con licencia d.i que gobernare , ley 
J4. art. Mulatos , negros , érc. 

6 No se puedan traer estoques , verdugos ó 
espadas, demás de cinco quartas » 1. 9. art. Penas. 



R£A« 



ARMAS. ^83 

^ §. ^.VI. . ^ . ;\. 

REALES RESOLUCIONES DÉ INDIAS 

líO KJECOPILADAS.; 

. JUal Orden de. j de Jutm de i'j&jf...^^' \ 

iJc prohibe en estos Reynos de Castilla It. ^n-. Cnchillos 
trada y uso de cuchillos flamencos^ concediendo^: qne eatta 
se un año para que se consuman los existentes* prohibidos 
en ellos i y tres meses mas para los que. ven^^n ««í «" Espa- 
aavegaudo y se-, den las providencias , y auxilios^ ^¿^^ " 
necesarios i efecto deque se hagan ea las. £librÍH 
cas de España coi| punta roma« Y los Jueceadc 
Arribadas y Admiaistradores de Aduanas délos 
puertos habilitados de España é Indias ; no pcr^ 
mitaa que ^ pasado' el año ^st embarquen para 
América ni Filipinas los expres^odos cuchillos^fla^ 
meneos » sin embargo de que estén habilitados 
en el ArtRicel primero^ ddL Reglamento de Co* 
mercio libre de 12 de Octübíe de 1778 ^ el qua) 
queda revocado en ¿ste punto. 
c , ■'. . . . . ' • ' ■ * ' ' ' j ' ' • ' t. 

; j- Real Orden deS de Majiaide \j.y 8jé . 

' J^ observancia de la ley i 2* ^ anterior ^ qué Peía de los 
tío éstitiderógada V ni modificada :en iiinguha'^jde qoe embar- 
$us partes, se zcle y vigile, que en las embarca* caí armas «a 
dones de qualquier condición que sean, qoeisalgaá i*^^°^^ 
de los puertos de la Península para las Indias , no 
se embarquen , ni introduzcan por persona algu- 
na con mngun pretexto armas d^ fuego , como 
escopetas , pistolas , ni otras ofensivas , so pena 
de incurrir en el perdimieotQ de ellas , y en el 
desagrado de S. M. 

JRjeál 



(84 ARMAS. 

KeaJ Orden de lo d^ Sefríembre de ijBy. 
Miaiitcrio Por el Miaisterio de Indias se concedan las 
por donde üceiicias' para embarcar las armas de fuego \ que 
se han de pu^j^n jer para 150 ó regalía de algunos parcU 
Iccttcuu! ** culares ; y los que quieran embarcarlas por ne- 
gociación', soliciten antes de acudir i qsXa Mi- 
nisterio por la licencia para su embarco 4 Idtf 
' . ^ respectivos Vlreycs donde quieran remitirlas , pa- 
; . r ra que informen en el asunto lo que se les pfrez-- 
ca 9 y que m su vista determine S. M. lo que con^ 
Wf^a , según las circunstancias ; con declaración^ 
'^ que en las expuestas fornialidades no se com:^ 
prebenden. las hojas de espada » espadioes , cu- 
toes. 7 cuchillos de fíibrica de España ^ ? porque 
estos géneros quiere S. M. que se embarquen sin 
reparo alguno 9 conforme á lo prevenido en el 
art. 24; del Reglamento de Comercié libre de iz 
de Octubre dt xjjS. 

S; RealOfden de 2 de Ifúviembre de tjSf. ' 

^ Habiéndose dudado . si en la anterior Real 6r-¿ 

den debian comprehenderse las hojas de espadas^e^*- 

padiaes , 7 cutoes de ñbricas extrangeras , se lu 

servido S;;M. dedal'ár : que dicha Ubertad se ha 

r,\ " d^. entender, absoluta para las h(^*at de esdada» 

> ebpaduie5Í7 fcutoes; ya sean de fábrica nacioiul 

6 exftraagera^-^ y aun para los cuchillos , escepto 

•"• "' jos/damcucos. 



k:\. 






* .i 



AR' 



ARMENIOS. 

Cipitvios, 

Nov. CoUac. 3. tit. 8. De Armems . • • . t 

$. Único. 

S. 
ugeta la Af men!a al yugo del Imperio aun en 
tiempo de Justiniano, que ya se contaba por 
provincit de él mismo , y tenia destinado un 
Procónsul para su gobierno , conservaba ^n la 
Legislación variedad notable de la del Imperio 
dominante , y con particularidad en las sucesio- 
nes hereditarias » excluyendo á las hembras de 
ellas por ¿mbas lineas , casándolas sin asignación 
de dote , que estaba prohibida á los ascendien- 
tes ^ y entregándolas á los maridos por compra ^ 
que de ellas hacían : para desterrar éstas y otras 
bárbaras disposiciones , que contenia su legisla- 
ción , previene Justiniano en esta Novela » que 
sin variar eñ perjuicio de los interesados , por lo 
ejecutado hasta la fecha de ella se observase en 
lo sucesivo en quanto á herencias, modo de 
transmitirlas , igualdad en los varones y hembras 
y demás disposiciones civiles » lo establecido por 
derecho Komano , rigiendo éste en Armenia sin 
di&renda alguna de las demás Provincias del Im- 
perio sobre cuya exposición por ser actualmente 
inconducente á nuestra legislación , no se hace ua 
extracto mas prolixo. 
ARMENIOS : no pidan limosna en estos Reynos 

ni en los de Indias , aut- 4. art. Peregrinos y AotoiAatc- 

Romeros. dados. 

A1U4ERIA : La haya en el Alcázar de Sevilla 

para proveer las Armadas y flotas , 1* 45. art. ladiat. 

Armadas su apresto 
ARMERO : vaya uno en cada galeón natural de 

estos Reynos en plaza de marinero > L 43. ídem. 

Tom. IV. Aa AR- 



1 86 ARMERO. 

ARMERO de los Presidios : lo nombre el Ca- 
pitán General de ellos , 1. 34. art. Militares. 
ARMEROS Reale$ , véase Armas. 
ARNESES : Los que se traygaa de fuera^ del 
Recopila- Reyuo , * han de ser uniformes , de una misma 
cion. hechura de plata , llanos y fuertes, almites ó 

celada 9 brazales, guarda brazos i y de piernas 
enteros , 1. 14. art. Vasallos. 
ARQUEADOR : En la Casa de Sevilla haya uno, 
Indias. y un medidor de naos de la Carrera de Indias, 
con el sueldo , que ^ñala , 1. 24. art*. Fabrica^ 
dores y Calafates. 
ARQUEO: En arquear y medir los navíos,sc guar* 
de la forma , que ^e manda por la ley 25. 
ídem. 

Los navios, que se embargaren, j com- 
praren para el Real Servicio , se hagan luega 
arquear , tasar y pagar , 1. 26. ídem. 
ARQUITECTOS ; Ningún Tribunal , Ciudad, 
Villa , ni Cuerpo alguno Eclesiástico , ni Se-, 
cular conceda título de Arquitecto ,. ni Maes- 
tro de Obras , no estando examinados por la 
Academia de San Fernando de Madrid ó la de 
San Carlos de Valencia ; como lo previene el 
estatuto 33 de la primera; y una Real Resolu- 
ción de «8 de Febrero de 1787, 
ARRABALES , no vivan en ellos los que tu- 
Rccopilt* vieren casas dentro de I05 pueblos , ni los que 
cion, ¿c nuevo fueren ¿ poblar , habiendo sitio den- 

tro de los muros , 1. 9, art. Ayuntamientos. 
ARRÁECES de barcos , véase Piloto mayor. 
ARRÁECES ; no lleven pasageros sin licencia, 
hiiüt. 1 55). art, Pasaderos y Hibernas f ara ir y volver 
á las Indias» 
ARRÁEZ ; ninguno lo sea de barco en el rio de 
Sevilla, sin examen y fianzas, 1. 4i.art, Pi- 
loto mayor jf fomó^rafos, 

AR- 



i87 

ARRENDAMIENTO. 

Leyes« 

fF, lib, 19. tit. 1. Locati, ér cmducti 62 

Cod. lib, 4. tit. 65. De locato , ér conducto. . 35 

Inst. lib. 3, tit. 15. ídem. . * o 

Decretales , 1. 3. tit. 18. Idsm. 4^ 

Fuero Viejo , 1. 4. tit. 3- De los alogueros, 
i de los ¡arrendaP¡ientos , ¿ de los que 
labran heredades agenas sin mandada 
de su dueño , de los mancebos que son 
cogidos á plazo ^ é de la parte que 
alguno gana del fruto de las ramas de 
los árboles , que cuelgan sobre sua 

heredat 5 

Fuero Real, lib. 3* tit 17. De las cosas alo- 

gadasj qué quiere decir alquiladas. . 9 
Partida 5. tit. 8. De los arrendamientos i de 

alquileres , y logueros 29 

Leyes de Estilo , \z 250 i 



1 El 



$. IV. 
DERECHO CIVIL. 



contrato de arrendamiento es uno de 
aquellos , que ha introducido el derecho públi- 
co en todas las Naciones, como indispensable 
para la sociedad y uso de la vida civil , por lo 
que no es extraño > sea uniforme en lo substan- 
cial en toda legislación , como originado de prin- 
cipios idénticos. Los títulos de nuestros códigos 
comprehenden quanto en la materia podrá desear- 
se , con especialidad las leyes de Partida , que 
están quasi concordes con las del derecho civil; 
por lo que reduciendo á principios lo dispuesto 
por éstas-, con la brevedad propia de nuestro ins- 
tituto , se darán después los que deduzcan del de- 

• Aa 2 * re- 



i88 AIOIENDAMIENTO. 

techo Canónico y Patrio con la misnu breve- 
dad. ^ 

2 Locación y conducion llamaron los Roma* 
Dcficicion. nos á un contrato concetisual , y de buena fe ; for 

el que se obliga uno d dar d otro el uso de cosa^ 
ü obra propia por cierto precio. Tres constituti- 
vos substanciales hacen este contrato , el consen- 
timiento de los contrayentes , la cosa ú obra ar- 
rendada , y el precio estipulado : de aquí resulta 
que con solo el consentimiento se perfecciona; 
que se pueden arrendar todas las cosas , que es- 
tán en nuestro comercio , y sean capaces de uso^ 
y las obras iliberales , que el precio debe ser 
cierto , justo , y dinero de contado , y que por 
éste queda obligado el arrendador á dar la co- 
sa ó hacerla obra, y el arrendatario á satisfacer 
la merced ó quota estipulada. 

3 De estos principios , que nacen ( como el 
contrato ) de derecho de gentes (i) , y en que 
van conformes el civil , canónico y Real , dedu- 
Xo el primero que tiene facultad de arrendar to- 
do el que pueda consentir (t) ; ¿ excepción de 
los Soldados (3) , los Clérigos (4) , y los Tuto- 
res y Curadores , ¿ quienes se les prohiben Jos 
arrendamientos de predios fiscales hasta que ha- 
yan dado cuentas (5) : que para este contrato no 
es necesaria escritura , ni otra solemnidad ; sino 
la han estipulado las partes (6). Qye continuan- 
do el arrendatario por mas tiempo que el estipu* 
lado ^ se entienda hecho tácito arrendamiento, y 

en 

(i) L. i.iT. h. t. 

(2) L. 43. ff. de Procur. %. 1. 

h) L. 31. cod. h. t. 

(4) Noy. I2J. cap. 6. 

(5) L. 49. pr. 5. I. íF. h.t« 

(6) L. i. a. 14. £ h. t. 



ARRENDAMIENTO. i S5 

tn duda se presuma baxo las mismas condicio- 
nes que el primero (i). 

4 Todas las cosas existentes cñ el comercia 
délos hombres, y las obras serviles pueden ar* 
rendarse (2) , como sean capaces de uso , y éste no 
las destruya (3),que „hs arrendadas puedan subar- 
„ rendarse (4) , que las obras arreuídUbles debaa 
„ ser honestas y capaces de admitir estima- 
„ don (5)/* 

5 Que sin jjrecio no hay arrendamiento (6), 
y así no se puede contraher por donación (7)^ 
y que no habiendo tasa por la ley en la mer- 
ced , puedan licitamente admitirse estos contra- 
tos , aunque las partes padezcan engaños recípro- 
cos (8) ; pero si estos producen lesión enorme, 
se rescinde (9). Que se ha de señalar la merced, 
ó dexarse i arbitrio de un tercero , que la deter- 
mine (10). 

6 Qjie se hava de hacer ésta en dinero de 
contado , pues si por la cosa , ú obra arrendada se 
trata dar otra , degenera en otro contrato. (11): 
que siendo lo arrendado fructífero , pueda tener- 
se parte de los frutos por merced , con tal que se 
seuale número cierto , y* gr. dos ó mas fanegas de 

trt 



(i) L. 13. ^. ult. ff- h, t. , 

(2) L. 9. §. I. if. h. 1. 1 34 )• x.£decofttráUr« c«ptij» 

(3) L.3i.ff.h. t. 

<4) L. 7. 8. 9. ff. h. t. j 

'5> L. 26. ff. do vcrbor. oblig. 
6) L; 2. pr. ff. h t. 
[7) L. io. § i.ff h t. 
¡«) L. 22- y 23. ff. h. t. 
9) L. 2. cod. de retciiid* Tcndit. 



í 

(to) L. 25, pr. ff. h. t. 



prcier. Tcxb. 



T90 ARRENDAMIENTO. 

. trigo (i).j pero quando se pacte indistíntamento 
que los frutos y daños sean comunes al colon<) 
,y arrendataria se tenga por compañía (2)4 

7 Que si el arrendador por una calamidad o 
contratiempo imprevisto no percibe utilidad déla 

. cosa arrendada , se le ha de moderar ¿ prorata 
la merced {j^y y cese ésta de todo punto, si la 

.desamparase por guerras^ incendios , peste ^ ú otra 
justa causa (4). Qjie no verificándose la obra 
prometida, rno se deba la merced (5) y que ésta 
haya de. pagarse al plazo estipulado , y no habién- 

. dolo , concluso el arrendamiento al fin de año, 

. y si es por muchos al fin de cada uno (6). 

8 Que. esté obligado el arrendador y sus he- 
redero^ 4 dexar expedito el uso de la cosa al CO7 
lono y los suyos (7). Que esta obligación no li- 
^ue al sucesor singular , por lo que puede ex- 
cluir al arrendatario (8). Que no puede éste sin 
.justa causa desamparar la cosa arrendada , ni el 
^arrendador sin ella privarse del arrendamiento (9). 
!'Que seri justa .causa para que se verifique lo se- 
cundo , si no se paga la merced por dos años (10}^ 
.si el colono o inquiüno abusa en lo físico ó en 
lo moral de la cosa (11) ^ si necesita de reparo por 

' " ■ ' " ' ■ amc- 



(i) L. ar. Codr íi. t. 
(2) L. 25. 



, ^. 5. fF. h.t. 

•(3) L. 15. V «y a. y* y 6. íF. h. t. 



(4) L. 13. §.7. 1.a. S 1. fF. h. t. 

(f ) L. I?. S.l 1- 19- V 9' K ^8 i 1. ff, h. t 

(6) L. 54. £ h. 1. 1. 3^. ff. de Re^uK.ran. 

(7) §. oltim. Inst. h. t. 1. 19. (. 8. £ I. 10. cod. h. t. 



8) L. I. y 2$. §. I. ff. h. t. 
^9) L. 3. Cod.h. t. 

(10) L. J4. §. I. ff. h.t. 

(11) L. 3. Cod. b. t. 



arrendamiento; 19 r 

amenazar ruina , y demás causas propuestas an- 
teriormente (j) , ó la ha menester para sí el mismo 
dueño (2) , con referencia ala ley 13. ff. de este 
título j otras allí citadas. Las acciones , que este* 
contrato produce se expusieron en el Tomo 1. 
art. uí(cion de Locación y conducción ; por lo que' 
5e omite su citplicacíou pasando i recopilar tó' 
^uc expresa el derecho canónico, 

9 Por este se han adoptado los principios es- 
tablecidos en dicho contrato por el derecho ci- 
vil , modificando $olo en casos particulares las 
ilaciones de aquel v, gr, prohibe 4 los Clérigos 
celebrar el contrato de arrendamiento se confirma 
por el derecho canónico (3) ; pero con la ex- 
cepción de que pueden ser arrendadores de las- 
cosa^ necesarias para su uso , como no sea por 
lucro ó comercio (4) , 7 puedan dar en arrenda- 
miento los frutos de sus Prebendas y benefi*- 
cios (jj). Prohibe los arrendamientos de las cosas 
Eclesiásticas por nías tiempo que el de tres años (6), 
y todas en las que intervengan pagas amicipadas 
en perjuicio de los sucesores , ó se hagan en el de 
Jas Iglesias , (7), 

10 No se obligan los suceiiores Eclesiásticos á los 
arrendamientos hechos en nombre propio de sus 
antecesores por que desde el dU de la muerte de 

es* 



(i) X. V Cod. h. t. 
(2) Dicha ley 3. Cod.h. t. 

(?) Can. I caus. 21. qaxit. y 7 cap. s. Nederici td 
Monachi , 8cc, 
(4} Qt. cap. I. Ne clerici, &c. 

(5) Cmp. a. Dccrct. h. t. 

(6) Cap. I. Extrav. Cotn. lib.). tit le rgb.Ecclc t_# g lio* iw»i 
CicmoQtina i. lib. 3. tit. de rcb» Eccl« **** 

(7) Coog* Trid. leu. 1 5 • cap . 1 1 • ' 



TpA ARRENDAMIENTO* 

estos pertenecen los frutos i aquellos y ^ l^s de- 
hcn reservar (í). 

1 1 Lo mismo se observa executado por el núes* 
tro , que solo ha variado del primero en aclarar 
algunas ilaciones obscuras deducidas de sus prin* 
cipios» ¿ inmutar otras por adaptarse á nuestras 
costumbres , como se verá de los siguientes ejem- 
plos. Que las reconducciones ó tácitos arrenda- 
mientos que introduxo el Derecho civil, se entien- 
dan verificarse en los predios rústicos pasados 
tres dias de concluso el primer arriendo : por Real 
Cédula de S. M. del año pasado de 1 766 , se man-^ 
da continúen dichos arriendos , si un año antes de 
cumplido el plazo no hay desanclo , y esto no 
se verifique en las casas , castillos , &c. (1) Q^ie 
los estipendios de los jornaleros se tasen por los 
Concejos (3) , y el salario de los mismos , y todo 
menestral se satisfaga diariamente (4), Que el ar- 
rendatario que demorase la restitución de la cosí 
arrendada la devuelva con el duplo , daños y 
menoscabos (5). Qye los rctesoneros son respon- 
sables i la cosa de^ su huésped faltándoles en su 
posada ó deteriorándose (6). Que en los arrenda- 
mientos de Rentas Reales no pueden , ni se les ad- 
mite excepción de pérdida por guerras , casos for- 
tuitos , ni el remedio de la lexion enormíisimaf 
ai á los Recaudadores de eUas (7) , que el Derecho 
civil les concedía en iguales casos» algunas otrai 

mo- 



(i) Cap. fiii.de ofácio judie, ord^.^p. reUtom de 
Tcttsmeatis» 

(2) L. 20. Part. de cite tít. 

(3) L. 3. dt. II. líb. 7. Recop, « 
4) L. 4. tit. IX. lib/y. Recop. 



^^ (Ó'L. 18. Recop. de este tit 
í6)Tr"a6y 27. Recop. idem. 
(7) L. t. 7 xj« tit. 9, lib.9. Recep.^ 



ARRENDAMIENTO. 193 

modificaciones » j aclaraciones de los principios 
sentados , se observarán en los extractos y rerni-» 
siones que por evitar mas repeticiones se omitea 
pasando J^ i extractar los primeros. 

$. IL 

DECRETALES, lib. 3. tit. \t. 

Caf. I. demente IIL afío de iiSs. 

'os Legados Apostólicos compelan con Cen- 
suras , hasta Excomunión mayo) i los Maestros 
y Escolares de la Universidad de Bolonia para 
que antes de concluido el tiempo estipulado para 
el arrendamiento délas casas ^ que habiten otroá 
Maestros y Escolares de la misma , no las arrien- 
den sin consentimiento de los primeros inquili^ 
nos 9 y el Obispo de la misma Ciudad haga que 
lo mandado «n esta materia por los Legados an- 
teriores se guarde como estatuto, publicándose 
anualmente en el claustro de los Doctores y con- 
curso de los Estudiantes. 

Cap. Sí. Inocencio IIL año de 1212. 
No obstante los estatutos que haya en con- 
trario de los Diocesanos , los Abades , Priores y 
demás personas» Eclesiásticas pueden arrendar los 
diezmos de sus respetivas Iglesias, siendo favo- 
rable á éstas » y con tal que los arrendamientos 
no se extiendan á feudos ú otros contratos que in- 
duzca^ enagenacion. 

Cap. IIL Gregorio IX. año de 12^$. 

A los Colonos de predios de las Iglesias que 

por vicio de los mismos predios ó caso fortuito» 

y no por su culpa , se les siga grave perjuicio 

en la esterilidad de un año , se les remita á pro- 

Tom. IV. Bb ra- 



194 ARRENDAMIENTO. 

j»ta de la pérdida U-cantidad del canon ó precio 
estipulado , i no ser que pueda compensarse la 
esterilidad experimentada con la abundancia y lu- 
cro del año anterior y subsiguiente.. Puede el due- 
ño de la Casa expeler de ella ¿ntes del tiempo 
pactado al inquilino , si la necesita para sí , y al 
tiempo del arrendamiento no habia igual necesi- 
dad; también. para repararla si amenaza ruina; si 
la ha tratado mal , ó se ha versado iniquamente 
en ella, , y ültimamente si dexa de pagar el arren- 
damiento por dos años. 

Ci^. ^« El fñtsffio* 
El enfíteuta de predio Eclesiistico puede 
vender á otto las mejoras y derecho que en él 
tenga , haciéndolo antes saber á su dueño direcf 
to , si responde que no lo quiere por el tanto , ó 
estándose pasivo por dos mieses ; pero si lo ena- 
gena sin este requisito y ó dexa de pagar el ca- 
non por dos años puede ser privado de él^ no sa- 
tisfaciendo brevemente en el segundo caso , y no 
Ic aprovecha alegar no haber sido antes requerido 
al pago , por que en este caso , el transcurso dd 
tiempo y dia señalado interpela por el dueño. 

$. IIL 

FUERO VIEJO , Hb. 4. tit- 3. 

Ley I. 

'n todo lo que lleve el arrendatario á la casa 
ó heredad , es preferido el dueño de esta por la 
deuda resultante del mismo arrendamiento á otro» 
4^reedores anteriores* 

L9 



ARRENDAMIENXa i^s 

Ley 2. 

Si una casa es de muchos y la arriendan , cada SI la ct«t tr- 
uno percibirá la parte según el derecho , que ten- rendada c$ 
ga en ella , y si alguno de estos la quisiere para si, J^® ^^ °de Vo 
dará lo mismo por arre ida miento que daria qual- jeciu iey 
quiera otro , y lo propio sucede queriendo vivir - . 

todos, teniendo disposición ó comodidad para 
ello. 

Ley j. 

„ Si uii^ Labrador cultiva alguna tierra erial, Cultlvtd» 
„ y quando viene ti tiempo de coger el pan , el ^^' ^^^1 
„ dueño quiere segar y llevárselo , no puede , sino jueñák p»* 
,Vel Labrador, que la cultivó y sembró; y el de qué debe 
9, dueño ha de contentara con el tercio ó quaúi hacerse. 
i# to , segim la calidad de la tierra/^ 

Ley ^ ^^ 

El que cultiva heredad de pan llevar, ú otra Q"J «^ P* 
qualesquiera que sea de labor , y alguno dice qué f^*^*^^^ /rj 
es suya, y que dará fiador , debe aquel respon- debe'^ef 
der á la demanda , manteniéndose en la posesión; preferido $ 
7 el que mejor probare la hará suya j y en igual otro, 
prueba , se prefiera al poseedor. 

Ley g. i 

El que recibe á soldada por cierto tiempo á Peni*A«tié 
ilgun criado ó criada , si se fuere sin culpa del incurren los 
amo , ni estar enfermo antes de cumplir el ph-* criados, qae 
Tjo , debe fagar doblada la soldada; pero si el anio ^J*dc sat 
le echare de la Casa sin culpa del criado ,- ín-^ amos , y al 
curre en igual pena de pararle doblada la^ soldad contrario, 
da ; si el amo se querella &\ criado , por haber* 
le quitado alguna cosa' de valor át \^ Sud^ós^ ju- ' ^ 
lindólo el amo , debe condenársele al orlado. 






.J ^? 



\ Bbt FUE- 



196 ARRENDAMIieNTO, 

§. VI. 

FUERO REAL, Hb.3. tit. 17. 

L(y z. 

quila" caba- *^^ ^^^ xecibjcre bestia alquilada , y la llevare 
Hería t si ™^^ ^^jos 9 ó^^ retuviese mas tiempo del que se 
naere por convino » debe dar al dueño su estimación , ade* 
tu culpa^pe- mas del alquiler , si se perdiese ó muriese ; 7 
ch© otra tan si por SU culpa se perdiese > debe entregar otra 
állll * •** tal 7 tan buena ; 7 recibiendo daño , lo satisfaga 
4 juicio del Alcalde , con mas el alquiler del tiem- 
po 9 que se sirvió de ella. 



dneáo. 



Ley a* 
í% cota A- El dueño de la casa alquilada por tiempo de- 
qoilada no terminado , no puede durante él » lanzar al 
•c puede inquilino j sino que éste la trate xpal ó necesite 
ic7T m r^ ^® ^^^^ ^^^ ^^ dueño ha7a de hacer , 7 en estos 
docT^m- ^^ casos, no puede pedir sino el alquiler cor-- 

S3 jámenos respondiente al tiempo, que se habitó. Tam- 
e' ciertas poco el inquilino puede dexar la casa , hasta cum- 
«Aiuaf. plido el arrendamiento, sino es pagando el al- 

quiler completo; pero necesitando de obra, 7 el 
du^ñp no quisiere hacerla , reconviniéndole som- 
bre ello el que la habita puede dexarla ; 7 no 
1/ . debe, pagar mas alquiler , que del tiejnpo que es- 

tuvo en ella. 

Niagino El Juca , ni otro alguno no debe arrendar, n¡ 
Medearren* alqtiilat cosa alguna de Concejo ; pues para ello 
Concedo • ^^^ ^^^ juntarse , 7 hacer el arrendamiento ó 
•amo ie á¿ ^^t5u: lof quc lo han de hacen 



ARRENDAMIENTO, 



197 



El que alquila casa ú otra co^a ^ obligándose 
& pagar el alquiler por anos , nopijede ser echada 
de elía ; sino conforme preceptúa la Ley 2. de 
este $. ó dexase de pag¿r dos años , aunque no se le 
haya pedido el alquiler ; peror si antes que se la 
quiten satisfaciera el atraso, se le lia de mante- 
ner en el arrendamiento. 

Ley s* ^ 

El que tomase arrendida heredad agena , obTí- 
g&ndose i hacer algunas labores, si no las executa 
conforme se pactó , puede ser récfaado' del.arreh^ 
damiento ; y debe pagar las rentas de aquel añoy 
coa mas el menoscabo de. la heredad, á juicia 
del Alcalde. 

Ley e. 

El que alquilare alguna cosa para determina* 
do uso , y la empleare en otro, debe pagar á su 
dueño el daño que sesiguiqre. aimque :41o \!ar 
ya otra culpa , que la dicha« 

Ley 7. • ^^ 

Los herederos del dueño de la casa alquilada 
están obligados ¿ cumplir el. arrendamiento , del 
mismo modo que el diíiinto si viviese 5 é Igu^l 
obligación tienen los herederos del que la al- 
quiló. 

Ley 8é 
Si el que tiene arrendada eosa agena ú otra 
inmueble a cierto plazo ^ se mantuviere en ella 
después de cumplido éste , y el dueño lo con^ 
sintiere , ni uno ni otro pueden por sí solos des- 
hacer el arrendamiento por aquel año primerOi 
porque se entiende arrendada tácitamente de nue- 
vo, baxo de las núsmas cofidiciones que lo esu- 
ba expresamente» 



El ínqnillno 
que no p^iga 
en dos años, 
puede ser 
echado de la 



casa. 



El colono 
4e bec^dad 
agcna , si no 
la labrase 
sea echaclo 
de ella. 



Los hereda- 
ros deben 
<K>ntHauar«ii 
el arrendt- 
mitnto del 
ditunt*. 

Cam piído 
el plazo y 
subsíi^tiendo 
en el. arren-* 
damiento se 
entiende se* 
gnir tácita- 
inente« 



195 ARRENDAMIENTO. 

Todo Jo que^cl inquilino tuviere en la casa al- 
quilada está Jlupotecado tácitamente á la paga del 
alquiler. 

. í. Y. 

. PARTIDA 5. tit- S. 

Ley r. 

Qae ei ar* -arrendamiento es quando uno alquila á otro 
rendtmien- obras que ha de hacer personalmente , ó con sa 
to. bestia > ó si lüao dá - poder á^ otro para que use do 

$u cosa 9 p se sirVa de' ella por cierto precio que 
le pague en dinero contado ; pues no- siendo así,' 
se llamaría contrato innominado. También se lia* 
ma arrendamiento el que se hace de heredad j al- 
«loxarifazgo , ú Qtra cosa por renta cierta ; 7 to 
mismo eLflfte ó alquiler de la nave» 

Q«iéii pne- Arrendar ó alquilar es concedido al que puede 
datarlo "^*' comprar ó vender , excepto á los Caballeros y Ofi- 
*. cialds de la Gorté del Rey, qucno deben ser arren- 
dadores de campos , ni heredades agcñas. £1 ar ren- 
Cómo se damiento se puede execucar como el. contrato de 
oxectita ei compira o venta., e^to es , coa otorgamiento de 
árrenda- ¡35 partes, ya sea por tiempo cierto, ó ya vi;* 
miento* talicio del arrendador ó arrendatario; pero si al- 
quila uno á otro casa , ú otra cosa pon tiempo de- 
terminado , y muere antes el inquilino , su.here^ 
dero puede quedar en ell^^pagando el arrendamien-^ 
to hasta que se cumpla e^ placo, y si. amere el 
, ^ arrendador en aquel tiempo , su heredero cumpla 
1 °Ya$^coiit elfcontrato. Las condiciones puestasen loaarren- 
d ¡ c ¡ o ne* damiefltos y alquileres se guarden no siendo c^n- 
piMtas eii trarias á estas leyes ó buenas costumbres. 



ARRENDAMIENTO. t^^ 

Ley 3. : . ' 

Las obras que uno execute coa sus manos; 
bestias ó navios 7. las demás cosas que 'se suelen Qacscpoc- 
alquihr se pueden dar en arrendamiento. Igual- ^^ ^^ ^^ «'- 
mente el usufructo de la heredad , viña , ó cosa '«ndamien - 
semejante , prometiendo cierto precio annual poí ^* 
ella. ^Muriendo el arrehdatario del usufructo no 
pasa el derecho al heredero,/ si pagó todo^ d 
parte del precio del año en que murió ^ 7 no 
tomó el usufructo , el arrendador restitu/a á aquel 
heredero lo que recibió anticipado , dejándole el 
«squihno del usufructo de aquel año. 

Ley 4. 
Se debe pagar el precio del arrendamiento 
al plazo inalado, 7 si no lo ha/, según la costum- Qoan^o •• 
bre del Jugar del contrato^ y no habiendo uno P"8^® ^^ ®>^" 
nx Otro , al fin del ano, ^^ 

^ Ley s^ 

£1 arrendatario de una casa , sino paga i los 
plazos estipulados 9 ó al fin del año , el arrenda-^ St no ps^gt 
dor le lance de ella sin pena , 7 los bienes que el inquillno 
se hallen en la casa , quedan obligados al pago p»^* >«' 
del arrendamiento 7 menoscabos que hubiese ^^^^^ ^* 
hecho en ella , pudiéndolos retener en prenda ^*'** 
hasta el pago, ejecutándose dicho embaído ante 
los vecinos j haciendo inventario de ellos para 
que no faa7a cnjgañío. Lo mismo se guarde én el 
arrendamiento de tierras , pues todo lo que exe* 
curare el labrador en ellas con noticia del Señor^ 
queda obligado i éste, 7 lo puede retener, en pren- 
da Ínterin le pa^ue el arrendamiento^ si no lo hizo . 
á los plazos esnpulados. 

Ley Si 

Alquilando uno i otro casa ó tienda por tiem- 9°? *' ^"** 
po , 7 pagando á los plazos estipulados , el arren- "° '* ^•J* 
dador no puede lanzarle hasta cumplido el ar- i^ztJal\n^ 
Kndamiento, salvo por estas quatro cosas* La 2 .* q^i^ 

si 



aoo ARRENDAMIEMTO. 

quíllno sino si se Cae toda la casa que habita el dueño o parte 
en ciertos ¿^ ^m ¿ amenaza ruina , y no tiene otra , ó 'está 
^*^** .. enemistado en la vecindad , ú otra cosa porque 
no se atreve á morar en ella ^ ó si casa alguno de 
sus hijos , ó los hace Caballeros. La 2.^ si des- 
pués que la alquiló ocurrió alguna cosa porque 
se tenia que derribar, sino fuese adobada, en cuyos 
dos casos el Señor de la casa es obligado de dar 
otra al arrendatario , que le guste , hasta tanto 
que pueda habitar la primera , ó descontarle 4 
prorata la parte del arrendamiento del tiempo que 
debía morar en ella. La 3.* si. el inquilino usa mal 
de la casa empeorándola , ó llevando á ella ma- 
jas mugeres , ú hombres, porque se siga inal i la 
vecindad. Y la 4.» si la alquilase por 405 años^ 
y pasasen dos sin pagar el arrendamiento. 

Pena del ar- ' El arrendatario de tierras las cuide y Cultive 
, rctvdataria como si fuesen suyas , pues si potf impericia , cül- 
que por su pa , ó negligencia se empeoran , ha de pechar to- 
culpa em- ¿q Jq q^g fu^rc hallado en verdad á buen juicio 
peora laco- ¿^j j^^^ del pueblo y peritos. Lo mismo si aquel 
"• ♦ tuviese enemigos y cortasen árboles ó hiciesen 

otro dañof en la heredad. 

Ley 8. 
Qnándo es Si promete imo llevar por sí mismo , ó crt 
responsable bestia , carreta ó navp ,. aceyte , vino, ú otra cosa 
al daño el í»emejante eñ pellejos , toneles &c. y por su culpa 
que se en- ^g cayere lo que llevare , quebrantare , ó perdie- 
carga de la ^^ obligado al daño no siendo casual. Lo mis* 
condúcelo n ' , ® , . , 1 m 

de aleona ^^ sucede con el que tiene, alguna cosa alquila* 

cosa. d^ í salvo por estas tres cosas : i .* si se puso li 

condición de que fuese obligado ál daño de la 
cosa en qualquier manera que acaeciere : 2.* si 
retardase la cosa al Señor mas de lo que debía , en 
cuyo tiempo se perdiese ó empeorase: 3^ si por 

cul- 



ARRENDAMIENTO- stoi 

etilpa d¿l arrendatario sucedió la ocasión de pci^ 
detse d morirse la cosa. 

• . Ley^s. '''''- 

Los Jueces de la Corte del Rey-, Oficiales de 
su Casa y los Maestros de las Ciencias que ten- 
gan salario anual , si emfñezad á usar de- ,su oficio, 
y mueren antes deta&o, stts herederos' huyan to- 
do el salario de él. Si im Abogado qu0 defienda 
airan pleyto muere \ sus herederos no hayan mas 
salario que el que justamente mereció rpdro si e^ 
tos ponen otro Abogado bueno para que siga el 
pleyto hasta su conclusión , perciban todo el sa- 
lario. Lo mismo se entienda con los menestrales 
que prometen camplir algunas obras por precio 
cierto , que sir mueren antes , sus herederos no per* 
ciben mas que el justo valor de lo que hubieren 
hecho aquellos , al menos que den otros menes^ 
trales tan peritos como los otros para que acaben 
las obras. 

Ley 10. 
Si un Lapidario recibe una piedra preciosa 
para engarzarla en sortija , ú otra cosa, por precio 
cierto , y la rompe por no ser perito , pague la 
estimación de ella según se aprecie por los Mae$<- 
tros; salvo si probare que la piedra tenia algún 
pelo ó señal de quebradura , que en tal casQ no 
es responsable al daño ; sino se obligo i todo 
el que sobreviniese. Lo mismo se entienda de los 
demás Maestros, Físicos , Cirujanos , Albey tares, y 
dé los denoas que reciben precio para hacer algu- 
na obra si yerran en ella por colpa 6 impericia. 
Ley II. • 

lx>s Maestros en ciencia ó arte que tienen 
discípulos ó aprendices los castiguen con mode^ 
ración ; no haciéndolo así , y queda alguno lisia- 
do ó muere , si era libre , el Maestro haga, en*- 
mienda del daño á arbitrio del Juez y hombrds 
Tom.IV. Ce bue- 



iHqQilino 9 y 
en qae caso 
■o. 

Qoándo los 
h e rederos 
paeden be- 
ber todo el 
iaiark> qee 
algtfno esti- 
puló con el 
moorto. * 



Qaindo ei 
obligado al 
daño el La- 
pidario , ií 
otro que se 
encarga ea 
la composi- 
ción de alga* 
na cosa* 



' Qóé pena 
tiene el ma- 
estro q Q e 
castiga al 

discípulo 
con rigor. 



202 ARRENDAMIENTO, 

buenos,; y slm escJÍ4Voy murió, pague 4 su 
dueño la estimación , dapos y menoscabos : y si 
quedó lisiado , lo que justamente valiere menos, 
con lo$ daños. 

obügado ti . -^^ que recibe ropas , para teñir , labar 6 coser, 
daño el que ^^ 1^^ Cambia dolosamente 6 por error ^ ó las pier* 
toma ropas de .ó .empeora por su culpa » es obligado al tan- 
para bcQcá- to ó su estimación 4 arbitrio del Juez y hom- 
darlas. 5^^ buenoSi . 

obíi do ^1 ^^ ^^^ &tí2L nave y mete en ella sus merca- 
daño el duc- ^rías, y 4ntes que venga el piloto, ó sin su 
fío de la na- p^cer , el dueño de aquella la quiere dirigir , éste 
ve alquilada, ^s obligado al daño que resulte, y lo mismo si 
mete aquellas mercaderías sin saberlo su dueño 
en otro navio que no fuese tan bueno y peli- 
grase. 

Ley i^. 
Qaindo el Alquilando alguno toneles ó vasos rotos para 
que alquila ^j^^^ ^ acey te ó cosa semejante , y se pierde , ó 
•tro es res- ^^P^^^^ aunque el dueño de ellos no lo sepa es 
ponsable al responsable al daño y menoscabos. Si fuesen mon- 
daño. tes ó prados , para pasto de ganados ó bestias , y 

tienen malas yerbas , lo avise 4ntes él dueño, pe- 
na de ser responsable 4 los perjuicios , al menos 
que no lo sepa , en cuyo caso no percibe el ar- 
rendamiento. 

Ley rs. 

Quándo los Recibiendo soldada los pastores por guardar 

^br'^T '^l ^ €^*^^o í^ cuiden bien buscándole pasto salur 

daño d<j\a- ^^^^^ 7 lit)f^rlo ¿^1 rigor de h$ estaciones del 

nado. ^So , pues no haciéndolo , y resultando dañó por 

su culpa , han de pecharlo al dueño con el mer 

noscabo ; pero no si probaron , y juraron no 

haberlo podido evitar , salvo si aquel justifica lo 

contrario que entonces no le ha de dar la jura. 

Ley 



ARRENDAMIENTO. 103 

Ley t6. 

Bl maestro ó obreivy tjne toma i destajo algu- Qoáacío es 
ita obra, 7 la hace «iMqüinaineftte 6 falsare de «>'>[¡gado «• 
otra suerte porque se derribe ánt*s*dc concluirse, ^^'^^^' ^"« 
es obligado & reedificarla de nuevo, ó volver el |^í^* alguna 
precio con daños , 7 menoscabos ; pero si no se og^n^ 
cae antes de acabarse , y ai dueño k parece no ser 
segura la obra , la reconozcan los maesrros , y si 
dixesen ser por culpa del obrero, éste la reedifi* 
que , ó pague el precio ; salvo no siendo culpado^ 
como por un xxiso fortuito , &c. 
Ley ij. 

Contratando el Maestro y dueño de alguna Qaindo ec 

obra que concluida y vista por éste le ^ag^ria á obligado al 

aquel á su arbitrio , si después el segundo díxese <*" óo á pa- 

quc no le gustaba por retener el precio la reco* g"''^'"**^*^ 
^ 1 ^ / • j- * ^ -i - tro de una 

nozcan los peritos , y si dicen que es buena , el ^\,,.^ ,^gy^ 

dueño pague el precio al maestro apremiándole el nétito de 
el Juez i ello« £1 que toma J( destajo una obn?, da. 
y estipula con el dueño ser responsable á qual* 
quter peligro que acaezca en ella , ó i deshacerla 
j reedificarla hasta tanto que le guste al Señor, si 
concluida le dice á este la reconozca, y él lo di- 
lata , ó no se dá por entendido aunque la vea ; si 
es buena la obra , ^y se pierde ó derriba en el 
entretanto por ocasión , el peligro corresponde al 
dueño , y lo mismo si gustándole se derriba é 
menoscaba después. 

Ley 18. 
Cumplido el arrendamiento se vuelva la cosa Qaindd se 
4 su dueño , y no haciéndolo asi el arrendatario vuelve la 
sino por mandato judicial , la restituya doblada ^^* ^ntur 
^X)n el menoscabo. ^"* 

lAy 19. 
Arrendando , ó alquilando uno á otro casa Quánde 
ó heredad ¿ tiempo cierto , si aquel la vende án- P'^^^ ^\ 
tes que ©1 pla^ se cumpla , el comprador pue- *"* ^ j* 

Ce 2 de 



ao4 ARRENDAMIENTa 

de lanzar al arrendataJrio,á quien restituya el dueño 
el importe del tiempo 'que le restalla; pero en 
dos casos no k:* despoja & aquel ^ uno quandoe»* 
tipuló no pod^nser echado hasta cumplido el ar- 
rendaniiisnto: y el otro, si el alquiler fuere vitalicio 
d suceávo. 

JUy no. 
El arrendatario de heredades cumplido el tiem- 
po de su arrendamiento,/ si petmímece en él tees 
dias mas, pague el importe del año sucesivo; y 
d inquilino &, una casa los pague á prorau se- 
gún el precio anual.. 

Ley 21. 
Si el dueño de la cosa arrendada ó algún sub* 
dito suyo impide al arrendatario usar de ella , le 
satisfaga los daños y perjuicios y las ganancias que 
pudo tener por esta razón: lo mismo haga el 
dueño y aunque un extraño impida tal uso por al« 
guna causa , v. g. tener derecho en ella , ú otra se* 
qiejante , si aquel la sabia ; pero si la ignoraba 
solo le restituya loque recibió, y el extraño le abo* 
ne las mejoras hechas por el arrendatario en k 
cosa , lo que se entiende si el último tuvo bue- 
na fé quando la tomó en arrendamiento; porque 
si sabia que no era de quien se la dio no tiene 
ninguna acción contra éste. 
Ley 2£. 
Qüinio El arrendatario no pague la renta de un año 
poede pagar si todos los frutos se destruyen por inundación, 
todalareott lluvia, granizo , fuego , sol , ayre , hueste de ene- 
cl colono 0i¡gQ5 multitud de aves , langosta ü otr<^ gusa- 
•fcrd» cl ^^ * ^^ obstante si le queda alguna parte de lo$ 
e^itú, frutos , es á su arbitrio , ó paear la merced anual, 

ó deducidas las expensas restituir lo sobrante de 
los frutos ;ll dueño de la cosa ; perp si por cul- 
pa del arrendatario , así como por labrar mal ia 
heredad, por haber muchas espinas ^y^ró^s o 

ma- 



ARRENDAMIENTO- ^05 

maletas en ella , v. gr. porque los fnitot perezcan 
por si » en tal caso pa^ el ancndamiento. t , 

El arrendatario paguen h senda anual ^i se 
obligó á los casos fortuitos ^ly aunque no se 
obligase habiendo tenido la'coisa arrendada por 
jdos ó joaasaños^y puede: compensar la esterili- 
dad de alguno de ellos coii la abundancia del 
^Ulterior ói.. siguiente^ deducidas, la^ ^pensas del 
cultivo de ambos años. Si la cosa arrendada pro- ^ 

duce en un año el doble de lo que solía produ- 
cir , se duplique la renta á favor del dueño , si la 
abundancia fue casual y no pw cultivo del ar- 
rendatario. 

El dueño pague al arrendatario las mejoras 
que hiciere en la heredad ó cosa arrendada^ «alvo 
si se hubiese pactado lo contrario. 

f 
Ley 15. 

El quetoma en alquiler un almacén no es re^ QnánJo et 
ponsable á la pérdida de las cosas que se cncuen^ r espon&able 
tran en él , como no hubiese tomado ¿ su cargo ^' arrenda- 
su cuidado , ó se perdiesen por su culpa ó en- í,^[^^^f^ "J{ 
gaño ; pero no es responsable si se pierde por ¿ Jño^^" qoe 
algim caso fortuito* resulte enéL 

^ - Ley %S. 

Los camkidfttcs que meten sus bietíes en los 
liostales , tabernas ó navfos , ya sca por hostalage 
ó loguero , ó en otra forma y con noticias de sus 
dueños y éstos los guarden ó su$ dependientes, 
so pena de pecharlos /si por negligencia » dolo ó 
iculpa de ellos se perdiesen ó menoscabasen. Lo 
inismo si reciben ¿ algún hombre gratuitamente, 
Vienes en qu^lquiera de estos casos: 1? si antes 
de albergarlo le dixesen no se hacían cargo de sus 
bienes : 2? si le dan quarto ó arca con llave pa* 

ra 



2C>6 



ARRENDAMÍENTO. 



Cómo han 
de «er tlrcr- 
gados los 
peregriooc. 



Qa¿ ts con- 
trato eaíi- 
tea tico. 



Ovando 
pnede el ar« 
rendatario 
vender la 
cota arren- 
dada. 



ra que los guarde : 3? si se pierUcn por ñie^ i 
otro Caso fí>xtuux>4 . • 

Los alrergiseroB y marineros reciban en sus 
casas 7 navios, á los romeros , j peregrinos ha« 
ciéndoles todo el bien qiie puedan guardando sus 
personas y cosas |de codo mal , y vendiéndoles 
los mantenimientos lo mismo que á los vecinos 
j naturales , báxo k pena que el Juez del lugac 
impusiere ¿los contraventores* 
Ley s8. 

G>ntrato eniiteutico es lo mismo que plejt^ 
ó postura iiecha sobre cosa raiz dada á cierto cen^ 
so vitalicio del que la recibe ^ ó sus herederos , 6 
anualmente » cuyo contrato para ser válido se han 
de convenir las parces y escriturarse» guardando 
todas las condiciones que fueren escricas. Si la 
cosa que se di en esta forma á censo se pierde 
toda por ocasión , tal daño pertenece al dueño de 
olla ; pero no perdiéndose toda , salvo la occava 
parce , el enfíteuta dé el censo estipulado. Si la cosa 
ts de Iglesia ú orden, y retiene el censo el arrenda- 
tario dos años ó tres, siendo de lego , en adelante 
sin mandato de Juez pueden lanzar 4 los enfíteu- 
tas, salvo si quieren pagar en el término de 10 dias, 
nu% no pagando á ningún plazo de estos el Señor, 
le tome la cosa , aunque él ni otro por su manda- 
do hubiesen pedido anees el oeaso al arrendata- 
rio. 

Enagenat o vender la ; cosa puede el que k 
toma á censQ con noticia de su dueño siendo ^ 
ferído éste en la venta por el tanto; pero si no 
se lo diese , ó callase basca ít meses , la puede ven- 
der i otro con ral de que sea pronto en la pag* 
del censo , y no sea orden , ni hombre mas rico 
que él p pues pierde en este caso el derecho de la 

c#- 



ARRENDAMIENTO. fto; 

cosa 7 no vale h venta» < También f>XKdt empe* 
ñar la cosa el enfiteuta dn que el dueño lo impi- 
di , antes debe escriturar eco el nuevo arrendata- 
rio en la misma forma que el anterior , no toman- 
^do por tal renovamiíiito mas que la quinquage- 
sima parte de aquello porque fué vendida ó su 
estimación;; ..';'- I .' C' í: •. j . ,.T 

ZJEYMS DISl^MKSAS DJB JPAKTIDAS. 

r 

1 Si el que alquila casa ú otra cosa la vende 
después al inquiliho^ este gana el señorío aun-^ 
que no le apoderase de ella., L 47. art. '^uídquiH^ 
$ion del dominio. 

2 Cómo debe ser hecha la Escritura en los 
arrendamientos de las Rentas del Rey ,1* 13. art. 
Instrumentas de sufi y pérdida. 

. 3 Cómo la de Escritura en que uno arrienda 
qualquier cosa á otro , 1. 73. dicho arf. 

4 Cómo la de arrendamiento de viña , huerta 
ó cosa semejante , 1. 74. ídem. 

5 Y cómo la de alquiler de bestias , 1. 76. Id. 
o Las Rentas Reak^s deben arrendarse en pú- 

blieo y remataarsc en el, mayor postor, L 7. art« 
Mercaderes. 

7 Los. arrendadores no pueden ganar la ver- 
dadera posesión de la cosa por tiempo , 1. 5. art,. 
Posesión : de los modos de adquirirla , hrc. 

8 Arrendando uno á otrd su ipisma iCosa ó 
cnagenáodola^,. pierda la postsiaQtque tenia, h 9. 

.9 £1 J^recib dd arrendamiento debe ser pri« 
meramente pagado que el de las otras deudas que 
t^'úth^vt^^t^ ítx: J^ttndas;^ \. 
. 10 Lbs! Clérigos (rueden arrendar los frutos 
de $ii3.b^tíe$aia^sin Tn^urrir ea pecado de simo* 
lua y 1. 9. art. Simonía. 

Lai 



3o8 AKKBNDAMIENTQ. 

n Las ^cosas arrendadas nó se prescribea 
por tiempo de 30 años ó mas , 1. 22, art. Pres^ 
erifciones y uswa£i$mts. 

$. VL 

I^ETES DE. ESTILa 

Ley asO' 

c 

tJi se arrendase cierto número de ovejas por 
cierta cantidad^ y por tiempo determinado » v. gi 
por 5 años-, y satisfecho el Señor de su importe | 
y en posesión de las ovejas demandase la renta 
de los citados 5 años, y* el arrendatario excepcio- 
nase que solo las arrendó por 3 , éste para ser 
quito de la demanda debe probar como le volvió 
ks citadas ''ovejas á los 3 - años , y por ellos ]# 
pagó la pensión de este tiempo. 
f * 

ZEYES DISPERSAS DE j^ECOPIZACIÚÍf. 

- 1 Los adelantados, sus Jueces y alguaciles 
no arfieádeto sus ófído*, ni los derechos Realog 
ni concejiles , 1. 12. art. Adelantados. ■ 

2 Los Algliacile$ niayores no arrienden los 
Oficios de Tenientes , L 2. art. AlgU4ciUs dá 
Corte. . '. 

^ 5 ' Los A4gfaaciles no arrienden sus oficios^ 
baxOfde ci¿rtc¿ peíña',1. 2). diehólaff.^ MLUJblldemi 

4 Los arrendadores de pan , no lo ré>reiidaii| 
pena al que lo hiciere da perderlo, L 19. art» 
Compras y ventas. '>^' 

5 Los oficios de Contadoría mayi^f^f^-^me** 
ñores no' se arrienden , sé la pena de la 1.^24^ art. 
Contadores tnayqirtt ^ j^^ Oidores de Id Contaduría 
mayor. - ' ' '- . 

Loi 



ARRENDAMIENTO. 209 

6 Los Corregidores no arrienden los oficios 
de justicia , ni otros que tuvieren respectivos á su 
corregimiento, 1. 13- íirt. Corregidores: instrue- 
don y leyes de lo que han de hacer. 

7 No consientan que las rentas de los pro- 
^pios se arrienden á personas poderosas ni oncia- 

ies de Concejo , L 23. ídem. 

8 No se arrienden los oficios de justicia , bt- 
xo las penas establecidas en la ley 8. art. Oficios 
eonceples. 

9 No pueden ser arrendadores de las Rentas 
de propios las Justicias , ni demás dependientes 
del Concejo , 1. 3. art. Propos , y Rentas de los 
Concejos, 

10 Las rentas de propios se arrienden en pú« 
blica almoneda , 7 se rematen en el mayor postor, 
1. 4* ^detn. 

11 Ninguno arriende dehesas de yerbas no 
siendo ganadero , L 14. art. Términos públicos. 

12 Los arrendadores de seda , ni sus oficiales 
no la comprep para revender » L i9« art. Venta di 
brocados 9 ^Ct 

AXTTOS ACORDADOS DISPERSOS. 

15 No arrienden sus posadas los aposentados 
aut. 2. art. Aposentadores de Corte. 

14 Los Escribanos de Cimara de los Conse- 
jos paguen 7® reales por el arrendamiento de sus 
oficios , aut. 66. art. Escribanos de Cámara ; j 
500, ducados los de la Audiencia de Asturias , aut. 
3. cap. 4. art. Audiencia de Galicia y Asturias. 

1 5 Las dehesas se arrienden por el precio del 
año de 1692. (i) aut. 6. art. Préndente y Concejo 
de la mesta. 

Tm. IV. Dd Los 

(i) JSa Real Decreta de a6. de Diciembre de 1784, 

se 



a 10 ARRENDAMIENTO. 

1 6 Los Procuradores no puedan arrendar su 
oficios , aut. 4. art. Procuradores de las Audien- 

Has y Chancülertas, 

§. VIL 
REALES RESOLUCIONES 

NO RECOPILADAS. 

Real Cédula de S de Diciembre de ijSjf. 

I? 

No hagan ^^ue entretanto que se pone en perfecta cxc- 
novedad los cucion el Decreto de 29 de Junio , é Instrucción 
dueños d« de 21 de Septiembre de este año, para el arre- 
1 oTarrlí- 8^^ P^^ Provincias y Partidos de las Rentas Pro- 
damientos, vinciales , no hagan novedad los dueños de las 
pendientes tierras , en los arrendamientos pendientes ál tiem- 
al tiempo de po de la expedición del mismo Decreto , ni en 
la expedí' sus precios 5 ni aprovechen los nuevos pactos, 
cion de las q^g ^ hayan hecho de aumentarlos , ni de que- 
ordenes,que ^^ ^ cargo de los Arrendadores las contribucio- 
se citan. 1 j ^ 1x1 

nes reguladas , o que se regularen a los propie- 
tarios ; quienes las han de satisfacer , sin em- 
bargo de qualquier pacto contrario 5 quedando 
salvo á los dueños el recurso á la Justicia por me- 
dios sumarios , é instructivos de regulación de 
peritos , y .tercero en discordia, para verificaren 
los arrendamientos cumplidos después del Decre- 
to > si merecen , ó no aumentarse sus precios; 
como también sobre el mal uso de los bienes ó 

fal- 



se prescribe : qae ocurriendo dudas sobre el precio de las 
yerbas se gradae según el qoe han tomado las lanas y 
demás productos del ganado trasumante. 



ARRENDAMIENTO. 2 1 1 

falta del cumplimiento del contrato » que haga 
digno al arrendador de su remoción ; y lo que 
providenciare la Justicia , se podrá , sin, per jui- 
cio de la execucion, reclamar ante el Intendente 
de la Provincia , quién con dictamen de su Ase- 
sor confirmará , revocará , ó modificará lo re- 
suelto y sin apelación por ahora, 

II? 

Para que no quede al solo arbitrio de los In- 
tendentes esta materia , podrá el Consejo ( si se 
ft^senta queja , que parezca fundada) tomar co- 
nocimiento , pyendo antes los informes justifica- 
dos de los mismos Intendentes , y providenciar 
en los casos que lo merezcan verdaderamente : se 
oiga de nuevo á los quejosos en el mismo Conr 
sejo,ó en la Chancillería ó Audiencia del terri- 
torio^ observándose lo mandado en la Inten- 
dencia y mientras no se cause contraria executo- 
ria. 

1 119 

Si los dueños , acabados los contratos , qui- 
sieren despojar á los Arrendadores , cpn jpretex- 
to de coltivar la tierra por. sí mismos ; no. se les 
permita y sino concurre la circunstancia de ser 
antes de ahora labradores , con el ganado de la- 
bor correspondiente , y al mismo tiempo residen- 
tes en los Pueblos, en cuyo territorio se hallen 
las tierras, con cuyas dos circunstancias unidas 
podrán usar de su derecho ; y quando así se ve- 
rifique j dispondrán los Intendentes , se cargueQ 
á los dueños propietarios las contribuciones , que 
les corresponden como tales ;.x ^^ 9^^ ^^ b^PJ? 
considetadQ r al arrendador por su paite. 1 ó dis- 

Dd2 £iú,^ 



Libertad de 
los dueños 
de easas pa- 
ra sus arrea- 
damkatos. 



Privilegio 
de las viudas 
é" hijos del 
inqailino. 

Derecho de 
tasa de las 
casíisá favor 
de los due- 
ños é ÍD^QH 

Unos. 



ZJt ARRENDAMIENTO. ^ 

frute como si subsistiese el arrendamiento , qát 
servirá de regla en tales ca$os« 

\Auto acordado de los Señores del Cansijo , en Ma- 
drid d ji de Julio de rys^ > consultado con S.M. 
( que Dios guarde ) cuyos capítulos d ia letra 
son los siguientes. 

I. Los dueños y administradoi^ puedan li* 
bremente arrendar las casas á las personas con 
quienes se conviniesen , sin que ninguna , por 
privilegiada que sea , pueda pretender ni alegar 
preferencia con motivo alguno , salvo los Alcal- 
des de Casa y Corte , que debiendo vivir den- 
tro de sus respectivos Quarteles , podrán en con- 
formidad de lo que dispone la Real Cédula de 6 
de Octubre de 1 768 , iisar del derecho de prefe- 
rencia en las casas vacantes ,. o desocupadas den- 
tro de: sus Quarteles* 

II. Muerto el inquilioo pueda continuar en la 
misma habitación su viuih ^ y si no la tuviese, 
ó no quisiese » uno de sus hijos en quien se con- 
viniesen los denous » y no conformándose^ el ma- 
yor en edad. 

III. Para precaver los daños y perjuicios que 
la continuación de estos inquilinatos podría cau- 
sar á los dueños de Casas y se declara que asi co- 
mo por el Auto- acordado s- tit. i¿. Hl^* 3- (r) 
pueden los inquilinos usar del derecho de la tasa^ 
le tendrán en los mismos términos sus dueños, 
pasados 10 años de la habitación y y de la mis- 
ma facultad podrán usar si continuasen habitán- 
dola por otros 10 , y empezándose á contar des- 
de la publicación de este Auto-acordado , porque 

en 



{1} Corresponde al grt. Aposentadores cU Corte ^ 



ARRENDAMIENTO. 21^ 

eñ este largo tiempo puede haber variado el 
valor del precio de las dichas habitaciones. 

IV. Se prohibe todo subarriendo y traspaso 
del todo ó parte de las habitaciones y á no ser 
con expreso consentimiento de los dueños ó ad- 
ministradores y y se anulan también los que es- 
tuviesen hechos sin esta circunstancia y bien que 
deberán ser preferidos los inquilinos en los ■ ar- 
rendamientos Y entendiéndose dereqhi^ente 7 sin 
litigio con los dueños , con tal que al inquilino 
principal que subarrendó se le rebaxe la canti- 
dad del subarriendo que hizo, y hí( de percibir 
ti dueño de la casa* 

V. Mediante que en conformidad de la cosi- 
lumbre observada en Madrid > el inquilino qué 
ha de habitar la casa anticipa el importe del 
•medio año , si se verificase que antes de cum^ 
piirlo la dexase , el dueño ó. adnúnistrador le 
.devolverá á prorata la cantidad que corresponda 
al. tiempo que faltare para cumplir el medio año» 
y lo mismo se entienda con les alquiletes que 
se anticipan en las habitaciones que se pagan 
por meses. 

VI. No puedan los dueños y administrado- 
res tener ^ uso y cerradas las casas; y losi Jue- 
ces les obliguen á,que las arrienden á precios 
justos convencionales , ó por tasación de peritos 
que nombren las partes , y tercero de oficio en 
caso de discordia y aunque se diga y alegue no 
poder arrendarlas, por estarles prolijbido por fun- 
daciones.,' ó por' 6tra motivo ;; pues senoefañtes 
disposiciones no ^ pueden ^rodupir\efect0 eaper^ 
juicio del bien público. 

VIL Las personas que saliesea de la Corte 
con destino , ó por largo tiempo ^ no puedan re-- 
lewr sus habitaciones , ni con rpretexto de de- 
xarea ellas paite. d« su £unilia ; pero esu pr^- 

hi- 



Prohibición 
de tubar- 
riendos y 
traspasos* 



Sobre para 
de ál^aílc- 
res» 



No haya es- 
tas'desalqul- 
lada^' • ' 



>! 



Casos efíc(tle 
el inquilino 
pierde el de- 
recho de li| 
casa. 



ÍI4 ARRENDAMIENTO. 

-liibÍGióil^nO deberá entenderse con los que se 
.., ^ ausertwsdn bor' falta <ie salud, comisión , ú otra 

causa temporal de corta duración. 

Tírmiao VIH. Habiendo acreditado la experiencia, 

que .haa de que se ocupan las casas largo tiempo con los 

durar lás al- bienes muebles y alliajas de los que mueren pa- 

moHcdat en ^^ vendef los* feü almoneda , y que. se usa del 

as casal. ftaude de entrar y* subrogar otros , faciéndose 

por este medio interminables dichas almonedas, 

"se declara y mahda que se acaben durante los 

seis meses primeros , y pasados quede desocupa- 

da , aunque no se haya^ coocluido. 

dos haS^- IX. Ningún vecino pueda ocupar ni tener 

cíones.* ' ** dos habitaciones , como jio» sean tiendas ó u- 

. ' • lleres necesarios» i su oficio ó comercio. 
Privilegio de X. Qjiando los dueños intentasen vivir y 
losdaeños,si ocupar sus propias casas j los inquUinos las de- 
quieres ha- Xen y desocupen sin pleyto en el preciso y pe- 
bitar por sí rentorio término de quarenta dias , prestando 
Un casas. caución de habitarlas por sí mismos , y no ar- 
rendarlas hasta pasados quatro años. 
Modo con XI. Las cesiones ó traspasos que se hiciesen 
que se han de las tiendas de qualquiera especie , casas de 

f^ -"'í* trato ó negociación, sean puramente .por el pre- 
traspasos de • - ^ í . ^^ . . . ^ ^- 

tiendas ' ^^^' ^^ ^^^* ^ ' ^cg^"*sen o conviniesen por los 
afectos , enseres , anaqueles , y demáis. deque se 
compongan , sin Uevaí por via de adeala^iü otro 
pretexto cantidad alguna ; y la casa ó habitación 
en que estuviese situada vaya ¿on el precio que 
P^g^b^ el inquitíno* ....:. 

los juicios xilo Sobre el contenido de- esta^ reglas , m©- 
sobre esto ¿jj^^.^^ ^^ j ^^^^ j ju^^es no admitan *deman- 
«ean verba- j . • % j • • i 

jg das ni contestaciones , y las que admitieren las 

^determinen de plano, y sin figura de juicio^ 
Xlll. Y asimismo mandaron que. esté auto 
^ se imprima é inserte en los acordados , y comu- 

... .iiique 4 la. Sala de Alcaldes de. Casa y Cocte^ al 

Cor- 



ARRENDAMIENTO. s^i,^ 

Corregidor de Madrid , sus Tenientes , y demás 
¿ quienes corresponda. Y lo rubricaron (i). 

AR- 



(i) De esta materia tratan varios Autores, especialmen- 
te ios siguientes -.Noguerol » ale^» i8. n. 36 / aUg. 32. 
num, 1 19. sobre qoe el precio del arrendamiento prueba 
el valor de la cosa. £0 quanto i que el arrendamiento de 
mocho tiempo se equipara á la enágenacíon > y se trans- 
fiere el dominio útil » Covar. /i^. t. variar, cap. i6, ».4^ 
Sobre si el arrendamiento de cosas beneficiales pasa al su** 
cesor , y si* este debe pasar por él » quando su antecesor 
dexo {de tet beneficiado por su provecho , v* g. poír 
renuncia» Salg* de Rftetit.fart. \.caf. lo. §• unte, 
nutn. 83. Ayllon al Gómez » yar. 2. caf. %. n. 10» Cov« 
Var. lit. 2. cap. 15. nutn. 6. Gutier. Canonicí part. i,* 
qu4est. 36. num.d. Molina de Primog. Ubi i. úap. 21. 
num. ^. Castill. Controv. tom. 5. cap. 161» num. if* 
En qué casos el doeño y comprador de la cosa arren-¿ 
dada pueden expeler de ella al arrendador , Olea ///. 3* 
quast^S» n. 31* Enqnanto ásten el arrendamiento se 
admite la lesión de la mitad del justo precio » Olea //>. j^í 

?uast. 3. num. lo. Sobre que el arrendador tiene tácita 
ipoteca en los firutos del fundo arrendado para repe- 
tir la pensión » Parlad. Diferenc. 79. cap. 3. y Guzmaa 
tom. 4. cap. 59. num. 28. Si despojado el inquiüno de 
la casa alquilada le competirá el privilegio' de despojo,. 
Veladiserí. 19* num. 15. Ricnlríg. dcRedit, iU. i. q. 17. 
num. ^o. Si el arrendador postei;ior que tiene escritura 
será ó no preferido al primero qqe no la tiene , Olea- 
///. 4. quast. 7. num. i. Si el arrendador puede subar*^'* 
rendar sin el consentimiento del dueño , Olea tit. 5. 
quast. 14. num. ^. Sobre st'Ios arrendadores antiguos 
que ofrecen el mismo precio que los nuevos son prefé^- 
ridos » Vela disett. 1 2» y 13. Gvtior» de GabeHs\ qu^est. 
140. num. IX. En quanto á que el segundo arrendador 
00 puede expeler al primero de la casa , no teniendo cesión 
del dueño » Olea tit. 4. qu^st. j^ num. 2 » Vela disert. 
12. num. 28. 

Sobre si el compañero del arrendador de Rentas 
Reales aonqoe noxontratase con el Fisoo , podrá ser exe-r ^ 
catado por éste, Carlcv. tit. 3. WiV/jbí/^ lOt : .eo ^qo^nto 1 

á 



tí6 ARRENDAMIENTO- 

ARRENDAMIENTO DE RENTAS 

HE ALES* 

Leyes. 
Dig. lib. 39. tit. 4. De fublicdnis , ér vecti- 

gaMus , ér commissis 16 

Cod.lib. 10. tit. 55. Quibus muneribus ex- 
cusantur hi... ér de frivÜegus eorum, 
6r conductionibus vectigalium fisci ... % 
Id. lib. II. tit. 70. De hcatione fradhrum 

chitíum , ve¡ fiscaUtdm 5 

Id. lib. II. tit. 71. De condMtionibus , ér 
j^rocuratoribus ^ sive actoribus ftét- 
dforum Jfiscalium , ér damus augusta. x 
Id. lib. II. tit. 72. Quibus ad conductianem 

pradiorum fiscalium accederé non Iket. x 
Id. lib. II. tit. 73. De collatione fundorum 
^caluim, ve I rei frió ata , ve I domini- 
ca ^ vel chitatis , vel templarum. . . • 3 
Recopilación , lib. 9. tit. 9. De las condi-- 
dones generales con que se arriendan 

las Rentas Rsales 24 

Autos Acordados , lib. 9. tit. 9. ídem % 

Recopilación , lib. 9. tit. 10. Quáles perso- 
nas no pueden arrendar las Éjsntas 
Reales , ni ser fiadores en ellas .... n 
Recopilación , lib. 9. tit. 11. De los arrenda- 
mientos de las Rentas Reales por ma- 
yor 17 

Idff lib. 9. tit. 12. De los arrmdatmmt^s de 

1m Rentas Reales por menor 19 



En 

á que el arrendador de Reatas Reaiet » no poede ka- 
cer concarso de acreedores , Salgad. Labert. p^rt. u 
oy. 7« num, lo.; y oirot. 



E. 



DE lUBNTAS REAXES. - tir 



m estos diferentes ^títulos del Derecho Civil 
se hallan los reglamentos políticos del Imperio 
Romana^ jconduoentes 4 los arrendamientos de 
las rentas y predios fiscales , j de los fundos 
privados del Principe ^ de las ;<kiudades y de lo8 
Templos; sobre cuya materia parece suficiente 
observar » que los arrendadoises de las réhtas fis- 
cales ^ que hoy. corresponden á las Reales , es-^ 
tabaxi exentos de cargos públicos^ en los qiic 
no podían ocuparse ^ aunque quisiesen (i) , al 
nodo que hoy está mandado , en^ quinto á los 
empleados en Rentas , que didios arrendadores, 
y también los administradores dé ell^s estén su"- 
jetos á guardar el orden judicial en los pleyt09, 
como los particulares (2). Lo que es conformé 
¿ las leyes del Reyno, que los empleados ea 
Palacio , llamados Palatinos , los Militares y Cu« 
riales no puedan tomar pilchas rentas en arren- 
damiento (3) , en lo que tampoco difiere el 
Derecho Civil del Real : y por ultimo , que los 
arrendadores de los fundos fiscales y de los peiv 
tenecientes al dominio privado del trkid^y é 
al de las Ciudades ó Templos , estén obhgados 
it pagar las contribuciones públicas , 4 que soa 
responsables , especialmente en tiempo de guer- 
ra 6 urgente necesidad (4) ; sobre, lo que en Es« 
paoa se halla no poca variedad » según las cla- 
mes de estos predios y, rentas , estando conformes 

Tom. IV. Ee es- 

(i) L. 1. Cod. lib. low tit. 55, 1. 8. S I. ff. de Vacat. 
6* excusat. mun. \. i. S ^o- ^ de JuT.immHn^ 
{i\ L. unic. Cod. lib. 11. tit. 71. 
(3; L. Hfric Cod. lib. II. tm 72. 
(4} L. X. %. yulu Cod. lib. xi. tit. 71» 



^> 



íi8' ARRENDAMIENTO 
estos derechos en quanto á las personas que pue» 
den ó no arrendarlas. 

: §. II. 

RECOPILAaON, lib. 9. tit. 9. 

liey y smdkion i. 

Qaí se cu- jQ^g condición general , que todo arrendamien* 
Bcrse TOr ^^ ^ Rentas Keales , aunque no se exprese , se 
condición «ntiendc sujeto ¿ todas las leyes hechas , así so- 
todas las le-* bre la administración de la Real Hacienda , co- 
jes, mo en otra qualquier manera , y para que se co- 

bren según los aranceles de las tales rentas asen* 
tadc^ en sus libros ; pero si en ello hay alguna 
cosa , que por no haberse usado , se mande que 
no se use » que se pueda hacer ^ y por ello no 
jse ponga descuento* 

JLey y condición a. 

Qac nd se ííq se ponga descuento -por caso fortuito, 

ponga des» j^q pensado ni acaecido , ni aun por guerra que 

nineun caso ™^^^^ ^^ Rey, ni por navios y bestias de carga, 

fortuito. ^^^ ^^^^ P^^* ^^^^^ ^^^ ^^ Servicio 4entro o 

jfuera del Reyno. 

JLiy y condición j. 
lios CoDta-- , ^ Xas leyes , declaraciones y limitaciones que 
dores no haga el Rey , su Consejo 6 Contadores mayo- 
pojigandes- ^^^ ^ ^^^ ¿^ Justicia ó de Gobierno se deban 
íüs^p^añnú ^^^^» ^ guarden los afírendadoreSv, sin poner 
ticas que ha "^^ ^^^ descuento alguno, aunque se diga que 
ga el Rey por razon de ello se quita en todo ó en par- 
tocantes á la te el cobro de la renta ; pero los precios de 
goberna- fos arrendamientos hechos al tiempo que se mu- 
•*^** da el valor de la moneda, se paguen al respec- 

to de como valian las monedas al tiempo de 
los arrendamientos^ 

Se 



, DE RENTAS REALES. 519 

Ley y condimn -f . 

Se salven todas las mercedes Reales hasta en En foi tr- 
tiempo de los arrendamientos , siendo puestas rcndamicn- 
cn los libros Reales» y sobrescritas y libradas ^^^ qoeden 
de los Contadores mayores ; pero se reciba en •**^** ^ 
cuenta el situado y -salvado que haya en dichos Reaíe" y 
Partidos » en que haya nombrada quantía ¿ pe- sentadas en 
n> no en los otros» lotlibroi. 

Ley y condición 5. 

Los arrendadores , fiadores y abonadores ju- Qoe no ha- 
rén no hacer cesión de bienes» y no pedir re ?*^ cesión 
laxación del juramento : si la hacen no valgí *>*«»«• 

yestea presos hasta que paguen. 

». 

Ley y condidon (T* 
Arrendadas las rentas, se pueden encabezar Qaearrcn- 
en ellas los pueblos ; pero los arrendadores go- ^*^®' '"* 
cen de los prometidos de primeras ó postrime- ¿Qg^j^jj' ¿^t 
ras posturas; y sí tienen arrendadas ó igualadas ¿ibezar íot 
las reñías , gocen del interés conocido que ten- pueblos , y 
gan en las rentas arrendadas por menor todo el los arrenda- 
año ; aunque el encabezamiento se haga al prin- <lom gozar 
cÍ£Ío , y se le paguen todas ks costas* Si no ^^ 1^* P'^ 
puede parecer el mteres , porque antes 4e arreo» mctiooi* 
darse ó igualarse las rentas se qnctibezacoa ^ g(H 
cen de los prometidos. 

Ley y cohMcíoh j. 
La anterior ley se entienda^ ^ue el Rey le 
dé en encabezamiento por el precio én que ar« 
rendaron ó por menos , con tal que sea por to- • . ^ 

dos los años que falten del aricodamiento. ' 

Ley y condición 8. 
El pueblo , dentro de 30 dias que se enea* Q^ndo ni 
bece , declare por ante Escribano ^ si pasa * por pueblo te 

£e 2 los «H 



- 210 ' ARRENDAMIENTO 

encabece en los arrendamientos por nienor que estén hechos, 
la íf "!? T*^ de los anos de que el recaudador tenga recudi- 
se ha de fea- ^i^Jento desembargado ; si pasa , Iq notifique 4 
^'* los arrendadores por menor ; si no pasa , ks pá- 

gue los prometidos el pvimer año del encabeza- 
miento y las costas. Si unp arrendo dos ó mas 
miembros de renu ^ se le tomen ó dexeo todos^ 
Liy. y. cmdkvfn S* 
Quando el Partido arrendado se encabezare» 
se reciba en cuenta al arrendador el precio del 
encabezamiento , basando los prometidos por 
menor por los años del arrendamiento j^ excepto 
el primero del encabezamiento. 
Ley y condición iq. 
Eo las feet En ks copias que traigan los aecaudadores-^ 
qne den loi j feés que den los Escrilwnos de los arrenda- 
jg$criban©$ núentos por menor ^ se especifique el prometi- 
^^^^ ^^^^ ^^ ' ^^ encubrir cosa, alguna y pena de. 30® mrs;. 
t2^Mor!sQ P^^^ la Cimara, y que el recaudador pierda el 
especifiquen prometido que ganó en el Partido, 
el prometió / t: 

<fc>^ , ; .Ley y condición ir. 

Ley ^^. del quaderno de las alcabalas. 
< , , Se salyen los 11 mrs. al millar del Escriba* 

.^ - • Bo y. Pt^gpnérQ9' mayores de reatas , adenxas de 
fos p]fe949S .^. ^3^ se . cematea ]m rentas. 

V Ley y condición is. 

Ley ^3á2y^dé dichú qitíiderno. 
Jflfsimeiitd ,, ^IíostvííiÍ4aagjres jr rocaiídadorés ftiren ^ante 

2Ü..ÍÜÍÍ 4>,&wbí90<<^jfcfn|tíisv quando toniea d recarfi 
acerlosre- %^ j • n . - j / 

cattdadoret. ^^ r^' iílw$i>jque,nQ se^ xesponderé quena car 
* bcn i5n¿ie|^9s'|p^,ipr!5.\que€tt eJios ae libren, d 
en ellos caben ^ pena de perjuros y de las otras. 
£1 Escribano ^ fó :de este^ juramento para que 
o 5^ ppnga^n, ei libro Real , pena de á9 mr¿ pa- 
::• : \ x^]fC^w^^ „, ... ,... , . . ; / .^,,: 
:. ' :.: •" ..^ * Ley 



DE RENTAS REALIS. -aax 

Ley y amákim i^* ^ 

Ley jg. de dicha quaderm. ^ < j 
Los arrendadores y recaudadores fflaJ'dreSy 16 I-^J» awen- 
fieles ó cogedores de las rentas , que -se duren ,de$^ dadores den 
embargadas ^ den copia jurada y firmada ^^ ^^ll^^^¿^l^l 
nombres de lo que rentó aquel mes , • con ex- de la que 
presión de. lo ique etítró y salió i y de lo adeu^ valen las 
dado la den á los Contadores mayares ,; pena* de rentas de ca« 
i@ mrs. para la Cámara , y perder et. prometido da««»- 
por cada año que no den la copia» ^ / ^ 

Ley y cmdicioñ 14^ 
íey Jjf-s de dicha epiodirna. . 
Rematadas las rentan ^ ao se quiten por <&« " '" 
cir , que al tiempo átl contrato ni> dt&pu^ hu*» 
bo lesión en el precio ^^ aun en mjis. de la mitad ' ' ' 
del justo precia t y estadía periuicio de ks pu« . 
jas del quartQ. 

Ley y cmdümi í s^^ 
^ Dm Felipe IL 
La mtámo » auiíque los aitendadores aleguen 
feslon en la mitad del justo precio ^ pues, aciien^ 
dan 4 todo riesgo.. . 

í .• . Ley y eondición 1 6". y. 

En tos arrendamientos no se cutíéndait otras ^^enda-* 
suspensiones que hs expresadas en ellos , no obs^ miento» no 
tante las palabras genérale», que.se entiendan có^^ se hagan sus« 
wo lús anos anterioras. En todo ^ arrendamiento! pens¡ones,si- 
íje ' íenta exCeptia c;l Rey todos, los kigarés , fran* «o la» decís- 
«^eetis Y mdroede? por' qué^se 'faaciaíl las tales «*^^ 
sus|)ensM>nes. Sri rhecho elatreodamieñtó/ mian^ 
á^^(d Rey que^ loa i-ecwd&ddresldel Partido!, eii 
que solía entrar alguno de las* sentas^ su¿pe¿di^ 
ds^ > lo cobran , Uo jObstaata \íá mercdídes y otras 

^.^ co^ 



«M AARfiNDAMÍENTO - 

cosas por qué se hacen las suspensiones j paguen 
los recaudadores, los precios que se suspendían, 
como estén declarados en los libros Ueales, ad^- 
' ' ' imas del precio del arrendamiento. Si las rentas 
▼alen táas que los precios de las tales suspen- 
siones, de la demasía lleven los arrendadores el 
. tercio , y las otras dos partes para el Rey : di- 
dios arrendadores envíen razón del valor de las 
rentas , dos meses después del aña , pena de pa- 
gar el precio de lo suspensivo con el doblo hast- 
ia que traygan dicha razón» 

Ley y condición ij. 
Pone el pre- i por las fanegas de pan que hay ó hubiere 
^'^ V^ ^ de situado ó salvado en las villas de la costa de 
ütfi í*" ^ ™^^ ^^ Castilla, sean descontados 120 mrs. 
^rendado^ por cada fanega de trigo de medida nueva , y 
res por lot ^ ^^ <^^* po^ I^ fanega de cebada de la dicha 
titoados de medida ; y de la vieja se descuente i este rese- 
pan , vino y pecto. 

accytc. 2 En el Partido dé allende Ebro con Vito- 

ria 100 mrs. la fanega de tercero de medida nue* 
va , y 50 por cada fanega de cebada de la di« 
cha medida; y de la vieja se 'cuente 4 este res* 
pecto. . ' 

3 En el Partido de la Merindad de Burgos 
con Miranda de Ebro , Bureva , Rioja ^ Lor 
groñor, Candenuñon , Cerrato, Campos , Car« 
non , Monzón , Síaldaña , Santo Domingo de 
Silos \ Castroxeríz , Villadiego » y Obispados de 
Segovia 9 Avila , Medina del Campo , Olme* 
do , Salamanca ^ Zamora ^ Ciudad-Rodrig9( 
en el Obispado de Osma , é Infantazgo de 
Valladolid , i 60 mrs. la fanega de trigo , j 
40 la de cebada de la medida nueva , y de u 
vieja á este respecto. 

4 En los Obispados de León » Astorga » 7 

Ai- 



DE RENTAS REALES. ^25 
Asturias ¿100 JEnrs. h fanega de trigo ^ y 5 ola 
de cebada^ 

5 En el Arzobispado de Toledo , y en to- 
dos los Partidos que están en los Obispados de 
Plasencía , Coria , Cáceres , Badajoz , y Provin- 
cia de Leoñ y Castilla , i 70 mrs. la fanega de 
^rigo 9 y 40 la de cebada de la medida nueva, 
y de la vieja i este respecto. 

6 En Andalucía desde Sierra-Morena en ade^ 
lante con el Obispado de Jaén y Rey no de Gra- 
nada 9 i 50 mrs. la fanega de cebada de dicha 
medida nueva ^ y de la vieja i este respecto. 

7 En los Obispados de Cuenca , Cartagena 
Y Sigiíenza 4 100 mrs. la fanega de trigo 9 y 4 
50 la de cebada de la medida nueva , y de la 
vieja i este respecto. 

8 Por las arrobas de vino se hagan los des- 
cuentos siguientes. 

9 Por cada arroba de vino , que liubiere si- 
tuadas en el Partido de Burgos i 4 45 mrs. 

xo En --el Partido de Cuenca y Hüete 4 45 
mrs. 

11 En el Partido de Yalladolid y Cerrato 
do mrs. 

12 En el Partido de Osma 30 mrs. 

13 Ba el Partido de Xeiéz y Carmona 30 
mrs. 

14 Por las arrobas de aceyte que liay situar 
das en el término de Sevüla ^ se descuente 4 64 
mrs. por cada una; Dichos precios* han de ser 
^recibidos en cuenta 4 los «recapdadoíres por todo 
d pan, vino y aceyte que estuviere situado en 
dichos Partidos, hasta el dia que dieren la úl- 
tima dichos recaudadores ; la qual han de pa^ 
en vino , pan. y ácey te ^ conforme 4 las situacior 
Aes' de ello; Aimque en adela<nte pujen á baxeá 
los precios del' pan , vino y aceyte en poca 6 

mu- 



4t24 . ARRENDAMIENTO I 

Aiucha cantidad , no haya aiteracian en los piAr 
cios ; contri lo qual los citados recaudadores n<» 
vengan, por vía de restitución in integrutn , ni 
reducción ¿ alvedrío de buen varón , ni por 
otra razón; pero^i después de arrendado por 
mayor qualquier Partido, el; Rey hiciere nacr- 
ced , vendiere á situare algum) de dichos gé- 
neros en qualquier rentas que entrasen en ar^ 
rendamiento , ademas de la cantidad que hubiere 
«n ellas al tiempo que se arrendire ^. se le reciba 
ien cuenta al arrendador^ Concejo , ó k quien 
tocare el precio que valieren, al ; tiempo de las 
. pagas de cada año, durante di t^ aiíreadamien- 
jto o encabezamiento. ' 

Ley y condidon i8. 
Los arrendadores paguen los situados , aun* 
que vaquen , ó los dé él Rey á otro , salvo si 
hubo condición contraria ea el arrendamiento 
o encabezamiento. 
C oiehan Ley y condición i^. 

de^"dcscon- ^^ ^^ ^^7 ^^ merced ó vende alcabalas d 
tar las alca- tercias , durante el arrendamiento , se reciban en 
balas que el cuenta, los mrs. que valieron al arrendador del 
Rey vendie- Partido en los tres años próximos , y tomando 
sé, durante pQ^ precio el tercero, 
el arrenda- ; Ley y condición 20. 

mieüto. Hasta fin de Diciembre de cada año lleven 

los recaudadores testimonio Vle£sc¿ihano públi- 
^6 Ac todas . las personas que tienen mrs. de por 
vida 9 que sepan que hayan muerta el. año ante- 
cior , pena de pagar la áoierced vacante cpa el 

dobló* *' ' .''-■''' ^ '■ I ' 

Qaé Jaeces Ley y condición 2J. 

se han de dar Se den jpor Jueces las Justicias ,. cada una 
álos arren- ^j^ 5^ jurisdicción , según l^-^ley , ante quienes 
dadores para ^^^ arrendadores .pidan la execucion sobre KOf 
r«tír *^- ^^ '^ que toca k salixias , servido^ moa? 

: . ^ taz- 



DE RENTAS REALES. 215 

tsogo ; almoxarífazgo , y seda de Granada y 
Puertos secos y se den Jueces como parezca i 
los Contadores mayores » y guarden las instruc.-; 
ciones que les den. Qpando los recaudadores 
pidan Juez , declaren por qué tiempo , y no 
por menos de cien dias ; y que el salario que 
le señileá los Contadores mayores lo depositen 
éstos en quién nombren ¿ntes que den el Juez* 
Los .recaudadores nombren un Cíimhio ó mer- 
cader de la Corte á satisfacción de los Conta- 
dores mayores, que se obligue i pagarlo como 
ellos manden , y antes no se dé el Juez ; y que 
acabado el tiempo , no se prorogue otro al Juez; 
pero sí se podr¿ dar otro Juez : y lo mismo sd 
guarde en éste. 

Ley y condición 2a. 
Los Contadores mayores señalen dia y hora, Cámoseliaa 
en que las personas den hojas , declarando el ^c recibir las 
precio que dan por el arrendamiento. No se ad- ^^^^ ^o^^os 
mita, la postura, de aquel que ofrece tantos mrs> trrcBdado- 
mas , que aquel que da mas por ella, porque pare- res. 
ce ser fraude y perjuicio de los que dan las 
otras hojas. Si dos ofrecen un/ mismo precio, 
admitan al que sea mas útil , ó tomen hojas de 
nuevo para admitir la de mas precio : de estos 
dos medios escojan el mas útil al Real Servicio. 

Ley y condición 55. 

Las pagas de los arrendamientos de aleaba- *^™'"" ^ 
« 1 ^ •/? • j j que se ha de. 

las y almoxarifazgos sean por tercios de cada p^garltrcn- 

año , según la ley del quaderno nuevo de alca- \^; 
balas. Las pagas de ks tercias , salinas , puertos, 
servicio y otras rentas á los plazos del quader- 
no de cada renta , excepta condición contraria 
en los arrendamientos particulares* 
Ley y condición 4j^. 
Los pueblos que los arrendadores dividan, 
si se encabezan ^ sea según el repartimiento 6 
Tom. ir. Ff ar- 



126 ARRENDAMIENTO 

arrendamiento que hayan hecho , no obstante 
que en los años anteriores estuviesen encabeza* 
dos 6 arrendados juntos. 

$, III. 

AUTOS ACORDADOS , lib- 9. tit. 9. 

^uto I. Dan Felipe V. en Madrid á 6 
de Septiembre de i^o^. 

I^e guarden las condiciones é instrucciones de 
Millones , para que ninguno , ni aun las Comu- 
nidades , casas de Embaxadores ni otras preten- 
dan tener privilegio para entrar las quatro es* 
pecíes de Millones para el consumo de sus ca* 
sas , ni aun la Casa Real se exima de contribuir 
con los derechos. 

Auto 2. Don Luis L en Madrid á 22 
de Enero de ij2.íf. 
Lospüegot Se reduzcan en adelante los arrendamientos 
y contrato» de Reatas Reales i las leyes y condiciones de 
de los arrea- Millones. Determine el Consejo de Hacienda los 
dami«ntosse recursos de los pueblos para usar del derecho 
arreglen i ¿^j ^^^^^ , y á su favor , quando no sea evi- 
nera^lc^^^y ^^^^ ^^ razon de las partes. Se renueven todos 
condiciones '^^ privilegios de los labradores ^ y se pongan en 
de Millones» sitio publico de los lugares. Los recaudadores no 
los obliguen ¿ pagar con los frutos , sino según 
leyes y ordenanzas ; y si algo les tomaron 4 me- 
nos precio , lo satisfarán» Se haga arreglo pa- 
ra precaver los agravios de los pueblos en los 
encabezamientos , cobranzas y repartimientos. Se 
guarden las órdenes sobre el gravamen de las co* 
misiones , Receptores y Audiencias , que van 
contra los pueblos. Se den quantas órdenes con* 

ven- 



DE.RENTAS REALES. ±a^ 
vengan para que los Intendentes y Corregidores 
guarden lo que deben en orden á rentas ; y si 
por rconyeniencia ó inteligencia con los arren- 
dadores despachen comisiones sin dilación, se 
hs quitarán sus empleos ; y siempre se avise al 
Rjpy de los que en ello falten. Discurra el Con- 
sejo sobre el alivio de arbitrios concedidos á los 
Pueblos i y los exprese al Rey con su destino y 
duración^ Para que esto se execute , se forme jun« 
ta .de dos Ministros del Consejo > dos del de Ha- 
cienda con su Gobernador ; y quanto determinen 
\o avisen al Rey. Desde i de Enero de 1724. ce- 
sen el valimiento de la tercera parte de yerbas, 
y los servicios de milicias y moneda forera : si es- 
to se paga de arbitrios para ello concedidos , ce- 
sen ; pero subsistan si de ello se paga el servi- 
cio ordinario : si de otros distintos, que no cu- 
bran el importe que pagan , se les agreguen los 
concedidos por el de milicias y moneda forera. Se 
perdonen los débitos atrasados de milicias , y ser- 
vicio ordinario , Reales casamientos , y moneda 
forera , ya se cobren por repartimiento ó por ar- 
bitrio , cuyo producto no alcanzo. Se concedió 
la liberación de las sisas de Madrid. D^ esta or- 
den tomen razón los Contadores generales y dis- 
tribución de la Real Hacienda. 

§. IV. 

RECOPILACIÓN , lib. 9. tit. iq. 

Ley j. Don Fernando y Doña Isabel año de 149^4 
en el quaderno de alcabalas ^ ley 48. 

, /as fianzas en arrendamientos de rentas pue- 
den ser de qualquier parte del Reyno, GaUcia» 
Asturias y Vizcaya para solo sus rentas* 

Ff2 L9 



««8 ARRENDAMIENTO 

Ley 2. Ley 56. del quaiemo n. 
Las perso^ Los caballeros ni otros poderosos no arrien- 
nas podero- den por sí ni por otro las rentas de los lugares 
*?' °^ y' Abadengos , que están en sus tierras y comarcas 
ticüdea lu' ^ ^^ rededor de ellas : las arrienden y cojan las 
Abadengo/ Personas llanas : el que 4 los dichos lo arriende, 
pague al Concejo del pueblo el v^lor del arren- 
damiento , y otro tanto para la Cámara , y el iir- 
rendamkftío es nulo. 

Ley ^. Ley ^S. del quaderno. 
Quándo Judío ni Moro del Reyno no arriendé por 
pueden los menor las rentas y ni sea de ellas facedor , ni pués- 
Judjos y te por fiel, ni cogedor , salvo sí el pueblo tiene 
arr^^^dado-*^ jurisdicción sobre sí , y de 200 vecinos arriba, 
res, y qaán- P^'^ ^^ ^^ mitad de sus bienes , mitad para la Cá- 
do'no. mará, y mitad para el acusador y Juez que sen- 

tencie > y destierro del Reyno perpetuo i y si se 
hallan en él , mueran. Estos 200 vecinos sean de 
todos estados ; dicha pena se execute , aunque el 
Moro ó Judío solo contravenga en parte de lo 
dicho ; pero pueden arrendar renta desembarga- 
da , no pidiendo ellos cosa alguna de las rentas 
á Christiano j sino Christianos y personas de 
Conciencia con su poder. Si el pueblo es todo de 
Moros aun de menos de 200 vecinos ^ lo puede 
arrendar Judío ó Moro. 

"^N Ley jf. ley 57. del quaderno^ 

Qaiénc» Bo Los Prelados , poderosos y caballeros que 
pueden «r- tienen vasallos , Contadores mayores , ni sus Te- 
rendar ^ las nientes , ni fos del Consejo , Oidores de las Au^ 
le,?^" diencias, Alcaldes de Corte y Chaucillería , Es- 

cribano mayor de Rentas que está en U Cortea 
ni sus Oficiales de estos Contadores y arrienden 
por sí ni por otro por mayor ni meiwr alguna de 
las rentas : los Alcaldes , Alguaciles y. Merinos, 

Re- 



DE RENTAS REALES. 229 

Regidores , Jurados , Escribanos de Concejo , ni 
de Rentas, ni Letrados, ni Mayordomos de 
Concejo no arrienden por menor las rentas en los ; , 
pueblos donde tienen los oficios y so las penas db 
Jas leyes. Los Contadores mayores y Tenientes, 
¿ntes que den carta de recudimiento ai arrendador 
ó recaudador mayor ó receptoró hacedor de reta- 
tas , le tomen juramento de así hacerlo : lo mismo 
jure el arrendador mayor , que en aquel arrenda- 
miento no tienen ni tendrin parte las personas de 
suso contenidas , so las penas de las léye$ i si. en al- 
gún tiempo consta^que el arrendador ó recaudador 
mayor delinquió contra lo dicho , pierda el pra« 
metido que haya ganado : si lo cobró , io vuelva, 
y por ello se haga execucion en su persona y ble* 
nes , Y sean para la Cámara. 

^/ S' ^ 57* ^' quadema. 

Los Contadores mayores , ni las del Consejo^ 
Oidores , ni Alcaldes de Corte , ni los Teniente?, 
ni Oficiales de dichos Contadores no sean fia^ 
dores de los que arriendan rentas por mayor é 
menor. 

Ley €. ley 61. del quaderno. 

No se admita por arrendador mayor ni menor, Ho sean ar-- 
tt\ por fiador el que por su aspecto parezca ó se du- reu^adorcs 
de si es menor de 25 años, sin que jure no pe- ni fiadores 
dir restitución : asi lo execute el Escribano de {?• »enorci 
Rentas , pena de io2> maravedís para la Cámara. ^® *í *^^* 
En los poderes para ello lo mismo se exprese ; y 
At otro modo no admita la obligación el Escrx-* 
•baño I so dicha pena. 

Ley 7. Jbm Almsú IX. en Madrid. 
Los Privados y Oficíales de la Casa del Rey 
no arrienden , porque otros no dexen de pujar 
por temor ó vergüenza. 

Ley 



2SO ARRENDAMIENTO 

Zey 8. Don Juan I. en Valladólid , año de rjSj. 
No te den No se arriende por mayor ni menor i los 
las renus á Clérigos y Eclesiásticos , sino es dando fiadores 
lot Eclcsiás- legos , quantiosos y abonados ; pena de pagar , lo 
ticos sin qae ^^^ deban los Eclesiásticos por las rentas. Los 
legls Prelados prohiban á los Eclesiásticos , so cierta 

pena , que no arrienden las rentas. 

Lef^. 
Qolénet m Los Prelados , Caballeros , Poderosos , Co 
pueden ar- mendadores de Ordenes , Alcaydes de Fortalezas, 
rendar di- jRegidor , Jurado , Escribano de Concejo , Es- 
ciias rentas, ^ribano de Rentas, ni su Teniente no arrien- 
den rentas donde tengan los oficios , so las penas 
de las leyes , y pierdan qualesquier maravedís de 
merced de por vida de juro , que tengan en los 
libros Reales por privilegio y sus oficios ; y si 
no los tuvieren , el tercio de sus bienes para la 
Cámara. Los Contadores cobren de ellos el 3 
tanto de lo que monta la renta ,. y sea para h 
Cámara. Se tenga para este efecto por poderoso 
el que es tanto o mas poderoso como qual- 
quier de los Alcaldes ó Regidores de la cabe- 
za del pueblo donde se toma la renta* 

Ley 10. JEl Emperador Don Carlos y Doña 
Juana en Valladolid , año de 152^^ fet. 2j. 
Tos srren- ^^^ arrendadores y recaudadores , ni los ofi- 
dadores ni dales que entienden en los libros Reales y hacien- 
oficialet de da no arrienden albaquías en todo ni en parte, 
^s libros pena de perder los oficios, y volver lo que en 
arríend "^ ^^^^ monte con el 4 tanto : no se haga merced de 
tus Partidos ^^^^^ albaquías á las mencionadas personas. So* 
albaquias. ^^^ ^^ hechas se hará justicia. 



L9 



DE RENTAS REALES. ^31 

Xcy 11- I>M Felipe 11. en las Cortes de Madrids 
año de 159^ , peí. ij. 
Los naturales se prefieran en los arrendamien- 
tos , especialmente en puertos de mar y secos ^ # 
los extrangeros. 

$. V. 

RECOPILACIÓN , Hb. 9. tit. ij. 

Ley I. Don Felipe IL 

JL^os arrendamientos por mayor se dicen áque- Qoálet son 
Uos que se hacen en la Corte por ante los Con* los «rrenda* 
tadores ; pero comunmente son de un partido , ó cientos por 
que incluya muchas rentas. Arrendamiento por ""^y^*^ » 7 
menor se dice el que se hace por los arrendado- ^^^J ^^ 
res ^ que arrendaron de los Contadores mayores, 
ó el que hagan los pueblos encabezados , divi- 
diendo lo que arriendan por miembros ó lugares, 
ó los que hacen las personas qqe envian los Con- 
tadores mayores á hacer dichos arrendamientos,* 
quando alguno de los pueblos ó partidos , que 
se suelen arrendar en la Corte por mayor , no se 
arrienden por alguxu causa. 

Ley 2. Don Alonso en Madrid, era de 136^^. 
Las rentas se arrienden por pregones en quien 
mas dé » por granado ó menudo » según parezca 
á los Contadores mayores. 



te 

ar- 



Ley j. Don Femando y Doña Isabel en la Vega ^ , . 
de Granada , dio de Diciembre de i^^i. h?n de ar- 
Los Contadores mayores i 20 de Septiembre rendar y re- 
de cada año pongan en almoneda en los estrados matar las 
de rentas todos los partidos que se arrienden aquel rentas. 

año 



Los remates 
que se hicie- 
reo ea la 
Corte , don- 
de , y ante 
quién se kan 
de celebrar. 



4 j¿ ARRENDAMIENTO 

año ó los siguientes; y dentro de ^ días de pues* 
tos al precio , los rematen por primero y último 
remate. 

Ley ^. ley s^ , del quaderno de alcabalas. 
^ i Los remates en la Corte sean en el estrado 
Real en almoneda , y por ante el -Escribano ma- 
yor de Rentas ó su Teniente , y ante los Oficia- 
les de rentas , ó qualqüler de ellos , y por prego- 
nera : de otro modo el remate es nulo. Los Ofi- 
ciales y -Escribano mayor de rentas asienten en sus 
libros todo lo que pase , como posturas , pujas, 
remates y prometidos. 



Se notifique 
i los Conta- 



del remate. 



Ley 5. la niisma ley de .dicho qtkíderno. 
Los remates se hagan en el dia que se señale; 
el qual lo notifique el Escribano á los Contado - 

^^í^l.f L^** ^^ ' ^^^ ^^ ^ marcos de plata para ayuda de 
'**"**" sacar cautivos de tierra de Moros ; y los paguen 
al Limosnero mayor del Rey : los Contadores se 
asienten en tal dia , y estén en Audiencia pública 
hasta puesto el sol ; y hagan pregonar la renta , y 
rematarla por pregonero : si no se puja hasta el 
sol puesto , se remate , so cargo del juramento que 
tienen hecho los Contadores. Si i dicha hora éstos 
ó sus Tenientes , siendo así avisados , no se ha- 
llan en los Estrados , hechos los pregones , valga 
el remate , como si fuese hecho en presencia |de 
ellos : hecho el remate , no se reciba puja , salvo 
las pujas y medias pujas , que se pueden hacer 
entre un remate ú otro. Si es dia feriado el del 
primero y último remate , se baga el dia siguiente. 



E 



Haciéndose Ley 51 dicha ley del quaderno. 

uja ante cl gj ^ jj^^,^ ^^^ ^^^^ ^^^^^ ^j jg^gy ^ \^ Conta- 

V^\2n^^ dores que con él están , y otra ante los que están 
antelosCion- ^ ,- iij / * 
tadores,quáI ^^ ^^^^ pueblo, valga la de mayor quantia : si 
sea preferí- iguales » la que se huo ante tíí Rey ó los Conta- 
da, do- 



DE> RENTAS REALES. 233 

dores qoerpa él es(abaa ; •con tal que d que la' 
haga la .notifique JL los Contadores ^ue están efi; 
otro pueblo , desde el diasque :1a hízoíhíísta po-i^ 
der llegar donde estén , contando á 8 leguas cada 
dia y para que se P9nga en los libros Reales. Si en 
Cítetéfflünono ise presenta., pague la púja\ y 
q^updá la tenta én él rqu^ ia. ceaia puesta s s^lvcV 
Si. m>. ilqgó. por impedimeatOé 

Ley 7. ¿/VAáf ¿7 ¿r/ quademo. 
Luego que alguno' tome y puje Ik refita , dé Qaé fianzas 
. lOO maravedís de cada milhr de fianzas de hóm- se han d« 
.|>res llanos y abonados ea bienes raices , salvo si ^^ ^^ ^*^?' 
los Contadores entienden' qiie es persotía abona* PJ* de pujar 
da : después del primer remane ^ dé fianza de bie- 
nes raíces , ademas de la que dio , hasta la 4 par- 
te de lo que monta la postura : lo que execute 
desde el primer dia de remate hasta el 5? Des- 
pués de otros c dias del últinao remate., dé fian^ 
za de bienes raices de la otra 4 parte del val<>r áú 
la postura del primer remate. 

Ley 8. dicha ley jfj. Jel quademo. 
La ley anterior no se guarde en las rentas des- Oa^Iocon-* 
embargadas > como son la del servicio y món-^ tenida en ta 
tazgo , salinas , almoxarifiízgo , ú otras ;semejai>^ íntítend* eó 
tes. En éstas , dentro de 5 dias después del últi- j^, jetitas; 
mo remate , se den fianzas de toda la quantía , ó oae no soa 
de lo que i los Contadores parezca , segim la ca* desembarga- 
lidad ddi que U pone. ^^^* 

Ley ^. Los mismos en las ¡eyis 4»i^y ^S- del * 

quademo. ' Declaro el 

El que arrendó ante los Contadores abone ^-^^p^ ^ e^ 

las fianzas ante los Contadores mayores , y saqué ^^^ se'haa 

recudimiento , y lo presente en la cabeza de Pan- 3 e abonar 

tido denuode óodias^ que corraü desde d diá Us fianzas. 

Tom.JV. Gg que 



234 ARRENDAMIENTO 

que se remató la renta. Haga esta ^presentadoa 
en el Regimknto.ante el Esctibaao de Concejo , y 
luego en d dia sé pregone^ j , 



o 



Ley 10. ley -^7. Je¡ quaderno^ 
Si los arrendadores no dan las fianzas 5 libó- 
nos y recudimiento ,(segqn las leyes-anterioras, 
pierdan el prometido, y no.g^nen la 4 parte de 
puja , aunque les sea pujada , y todo sea para d 
Rey. 

Ley II. dicha ley ^7. del Moderno* 

Oaando el ^^ ^^ Arrendador no da las fianzas abonos , y 

arrendador ^^ el recudimiento , según las leyes anteriores,. 

no diere las ademas de perder el prometido , y las 4 partes 

fianzas y de pujas, pueden los Contadores mayores tomar 

abonos ^ ni la renta al Rey ó i la almoneda , no mudando las 

sacare el re- condiciones del remate i y éste lo hagan , como 

•e" twne 7a "^ ^^ ^^ menos de 20 dias : el menoscabo se co- 

lenta. ^^^ ^^^ ^arrendador que no dio las fianzas , y 

^e sus fiadores. JLa quiebra es el menos precio del 

último remate ^ comparado con el otro« 

Ley 12. dicha ley. 
C<$ino»e lifl Si en la renta en que el arrendador no con- 
de hacer el ^ento de fianzas , habla habido intes de é\ otra 
lomo, Si hn- ¿ ^^^^^ ponedores, los Contadores mayores, si 
Diere mu*» ^ * % 1 -». '-i ^-^ 

chos pone- ^^^í^^^'^^f hagan torno de un ponedor de otro, 
«dores. * comenzando desde el mayor..4X)stor hasta el pri- 
. ., mer'o^ dentro de diez días de cumplido el téf" 
; mino, eñ que habla de dar. Jas üanzas en-e$ta 
manera :: si np dio las fianzas , corran los diez 
dia> en que lo habia deshacer. ,: ..áVno abono, 
corran los diez días ^ cumplidos los sesenta por 
esto señalados. Cada ponedor en quien se torne 
la renta ^ tenga diez dias para contentar la m^* 
• tad de fianzas, y corran oesde que el tornóse 

les jaotificójjy de no, quede hecha la quicl^^ 

ce 



.^^ 



DE RENTAS REALES. 235 

de la puja que había hecho , y se cobie de él 
y sus fiadores á los plazos de la renta : el torno 
iS tornos .se hagan en pública; almoneda en el 
estrado ante Escribanos de rentas y y qualquie* 
ra de. sus oficiales , y por pregpnero ; y fechos 
los retomos , los arrendadores y fiadores » por 
cuya culpa se hicieron , paguen los menoscabos: 
el que. tome la renta dé fianzas de k mitad de 
ellas dentro de diez dias* 

Lef Tj. cofkiicion general. 
Las leyes anteriores sobre la íbrma y orden I-«» í«y«« 
de fiiinzas , abonos y r^cuditoiéntos- dipl pfi- f5>^^''g '" 
mer año del arrendamiento, se guarde en todos 2a/^deior¡* 
los demás. Los términos para- el torno del se- ^e/ «ño se 
guhdo y demás años de arrendamiento , y para gasrden ea 
usar de los otros remedios y corran desde prime- Tos demai. 
ro de Noviembre del año anterior^* qiie se deba 
usar de estos remedios» 

Ley ijf. ctmdkkm generah'' 
Hecho el torno contra qualquier arrendador Notificación 
6 recaudador , se le notifique , si puede ser ha- qnc se ha de 
bido ; y si no en sus casas , ó. i los fiadores , 6 ^^•c*' •i •í- 
¿ alguno de ellos , para que en k)s diez dias y "^dador. 
otros diez mas den la fianza* La notificación sea 
i costa de la persona contra quien se hace d 
torno* Los Contadores mayores provean perso^ 
cas j que durante los twnos cobi-en Ja renta pa^ 
ra darlas á las personas en quien queden. 

¡^ ^S' ^ 4'J' ^ quademo de akabalas. 
Los Contadores mayores , ¿ntes de redtñr 
la postura:, publiquen las condiciones oon que 
lo arrienden , ademas de las de este libro* El que 
pone la renta con las condiciones que diri , no 
nace puja hasta que la declare. 

Ggt L9 



^1$ ARRENDAMIENTO 

X^f iS. I9 jfg. del quaderuo. 
Qoé se ha Los Contadores mayores ooden renta i hom^ 
de hacer, bres ,no conocidos::; si persona conocida, no abo-. 
9°*"^^ k'" ^^^ » P^^^ ^ ttntz , y da fiadores , dichos Con 
^^^ oáM *^^^^^ tomen uno qual quieran , para que. se 
arrendare P^^^gue con eí arrendador. oxiaycM: de manconeiua 
renus. «n todoielcirgo.; y si para eUo no urae.podfer 

de los fiadores , haya .término de x)tros 40 días 
para traer este poder de los fiadores ó del fia- 
dor que nombren los Contadores n;ia,yores : si no 
k) trae , pierda el prometido , y. se bagá quiebra 
«n él y eo sus fiadores, y se haga totrno^i 

. Ley ij. ley go. del qiMderno. 

^ En qne -gi ^^^ ^^^^ ^os Contadores mayores arl:¡eI^ 

tiempo han 1 j ' t* • i ^ • 1 

de dar el ^^ ^^^ ^ ^^ Partidos , o mas j.untamente , liar 

repáttímicn- g* repartimipnto.de cada renta y Partido sobre 

talosanren- sí , nombrando el precio de cada uno ^ y. pror 

dadores que metido , y lo presente ante los Contadores ma- 

j)OMeren en yores hasta xünco dias del sol puesto, y después 

precia dos ^^ ^ reciba, el precio coa dichos Partidos , sal- 

pariidos* ^^ ^j j^^ Coaudores mayores le dieron cM:ro 

plazo ; y de to.y ^Iqs Contadores mayores hagan 

el repartimíeni^. Esto haya lugar' , asi en las reur 

tas que se arrienden :por rtíayor , como por me- 

^op-eu. vgx Partido. Se pu^n los Partidos antes 

que, se .dé el repartimiofito por el primer poner 

4or 9. y haga < el^ repartzimiema ^ conxa dicho es.. 

Ley 18. ¿y So. def quadema. 

11 qne twí- . El, que. tiasmsé i . otrdr^ la* lentá .por msi^or 

pase en otro ^ inenor toda o .parte de, ella ; cpiede obl%ado 

^** 'hr**' ^^^ ***^ fiadores^ hasta que. d otro contente dfe 

VI A l«i-!" ífianias .4* 1* Contadores .mayorés ,, y en las reñí- 
elo a sanear- ^ . . .... J -i ^ o* 

•efatw itas^ poc mjnera los arrendadores mayores, qi 

contenta de fian2a5 ^ r sacando el recudiqíiseBfio 

I i. ' ^ del 



BE RENTAS REALES. 257 

del prUner año , el que traspaso sea quito de 
todos \m -años ^ y. sea- i cargb de los 'Contado- 
;Tés .mayores y Arrendadores mayores tomar las ^ 
£amca& pasa seglbridad de. los.otroa años« %. 



•f./ 



• Lty J^. ley €5. del quaiefno de ahabakiT. Pena del ar- 

.. ELoontrato oculto de pagar mas por el ar- reo dador 

rendamiento es nulo: el arrendador Lpaguc ks so- q"« arrienda 

tenas de esta iguala , tercera parte á aquel con ^*°^"^^'*'*- 

ti-.*. j *^ % mente 

quien la Joizo y y lo^ otros, do» tercias para la 

Cámara , y se destierm del- pueblo de su Vecin-- 

dad , y del Partido donde faázo la iguala por dos 

años y paca que no se oculie: el valor de k rentai. 

' f ' > -í • ^ 

Ley 20. ley 1^5. del quaáirm, - 

Ninguno que cobre por ma|^or,ó!menor tas QocFoiar- 

lentas, ni sus facedores , ni ueíjeptores ^ ni sus '«"dadorca 

hombres oi criados coechen mrs. que a^o har ^? cokc- 

yan de baber del Rey ,. ó qup. en ellos se libren, *** 

líi (sean en dicho ^ fecho y *tu eotís^jo* de^ ello ^ pe^ 

na de pagarlos .coa ias setenas : laph^cbá de este 

delitx) sea/ la de cohechos \/%\ íc^ haosdpses har 

cen lo contrario , lo^ qud los. pusieron j^guéb 

dkha pena. 

'\ ^ .-''•' -: ... ; ■ 

Ley .¿ r .. HíHa. Ifsy ' ^35*'- ^ quadirno. 

EL arrendador, se puedei jconoertar de traer i 

su aventura los nu ^uo en éli se; libren >á( li 

persona que los hayat de Haber , y xecifaa pok: 

ello á lo mas. hastax la veintena parte das la Ih^ 

bfanzai. : .i 

Ley ss.' ky r^S^dei quademir^ 

El.ancndadorimayor no 'lleve cohechos poc 

cspeía* dei tiemcpo ni/otd oíasa ,4>aDa de; pagai> 

lo coni las setenas , quát^o partes^ parar la XC¿m&^ 

XX r y las otras partes, para quien di^dip^la qmntid. 

*r . • .. ^ ^. .' .\ • • I ' , '.. .. .:. . »j . • 

Ley 



2j8 ARRENDAMIENTO 

f • • • 

Ley 2j. ley ijfi. del quaderm. 
Segorldtd . Ninguno haga ni coiksienta. hacer daño i k» 
dadorc"^"* arrendadores ni suí bienes , y el Rey tos toma 
baxo su amparo. Siempre que lo pidan , las Jus- 
ticias pregonen este seguro : el que lo, contrarío 
haga mcurra en las penas de los que quebrantan 
el amparo Real. 

Ley 2^ ley 7^. del quaderm. 
En qa¿ Después que el arrendador ó recaudador ma- 
Ií^"ff^h*^^ yor saque la carta Real de recudimiento dé en 
mtt d ^ cada un año , hechas las rentas por menor den- 
lai rentas el ^^^ ^^ ^^ ^^^ * después que presente el recudi- 
arreadgdofr nií^nto en la Cabeza de su Partido^ bn que se 
incluyen los 30 dias para quitar los fieks , coa 
tal que estos 60 dias sean dentro del año de 
aquel arrendamiento. Si menos de 60 dias que- 
dan de aquel año , queden las rentas rematadas 
<xi quien se hallen af fin del año. Dentro de 
jotros 60 días siguientes de cumplido^ los otros 
•6o presenten ante los Contadores mayores copia 
'£rmada de sus noinbres , y jurada del valor de 
las rentas ^ y de quiénes son los arrendadores y 
fiadores ; y se expresen las rentas que se prego- 
naron , y no hubo quien las tomase , 7. el pre- 
cio que tuvieron el año anterior , y qué situa- 
do de Jufo hay en cada .unx, y qué personas 
las, tienen , y qué situado .hay de por vida y y 
^uién tiene las mercedes , y si son vivos ; pena 
de pagar al arrendador y recaudador mayor pa- 
ra la Cimara 20 mrs. del millar al valor del 
cargo de su arrendamiento ; lo qual se le cargue 
como por renta por los Contadores mayores , y 
si éstos no lo cargan , los Contadores, nuyores 
xle cuentas; pero en las alcabalas^ tercias , otros 
pech«s y derechos de los pueblos de Señorío y 

Aba- 



DEJBLENTAS REALES. 139 

Abadengo se guarden las otras leyes del qnader* 
90 i j adunas ei arrendador mayor ó su facedor, 
si. no hubiere arrendador menor , pague los pri^ 
▼ilegios que en tales rentas son ó ^.situaren: 
por los Contadores mayores no se les libre pro- 
metido bafita que dea diciu copla. Este termina, 
•a que se rematarán las rentas no se entienda en 
las xtoitas.^ de las ferias' ^ que serán hechas tres: 
dias ames que comience la cosecha de ellas , con 
el misino cargo de traer las copias : ni dicho tér- 
mino se entienda en las rentas de las heredades^ 
si no se hayan arrendado hasu allí. 

Ley 3t¿» condición generaL 

Las leyes anteriores sobre las copias se entien- . ^" ^^ 

den también con las rentas desembargadas : sí los *J*"P® ™^ 

j . . j j T7 ^ 11 <»c traer lot 

arrendamientos comienzan desde Enero , se lleven; trrendado- 

las copias hasta JSn del año ^ y 3 años después : de res copia de 
las rentas^ que comienzan por la Ascensión , San ksrentasde- 
Juan y San Miguel se lleven otros 3 meses de «embarga- 
Cumplido el año ^ 50 dichas penas. ^^^* 

Ley ^S. ley jo.y 7 1. del quaderno. 
Los que ^ue se envíen por Jos Contadores , ^ ^^'* ^ 
mayores á arrendar rentas , remitan á istos copia ^^^^ ^w^ 
de ios precios por que las arriendan:, firmada delatfmut 
^siis nombres 9 y con el ^igno del Escribano^ y en el inte- 
ante qyiea pasen ^ desde el dia del remate hasta: rianohagfln 
50 , pena de perder el asalario ly k ello se obli-. « f r c nda- 
guecxiime Jo? €k>ntadores mayores. Dichos Con- ^'"*'^<^* 
tadoi^ no ks'arrienden, ni den prometido ^ hasta 
T¿x«iíchas .copias^ pena de nulidad. 

m: . de Octubre Je i oúo* « aganjuup 

I Se pongan en Jos Jibros de Ja EscribaniaT fag Rentai 
mayor ide xeatas Jas condicivnes particulares si-. Keales. 
guientes. Con- 



240 ARRENDAMIENTO ; 

' 2 Coñfirnu lá ley i6. " •' ''• - 

/j Los que dea pliegos, pongan. su: nambfs 
encima de ellos ; en otro papel junta con él plie^ 
gD ¿xpresen sus bienes y los partidpes^ y sus bie- 
nes y Y los fiadores que darán para las primeras 
posturas: ó pujas , y ^ sus bienes : de ^ró • moda 
no se reciban , al menos qué sea abonada y entona 
oes basta que dé las fianzas dentro de tercera 
dia. 

4. Confírmala ley 6. §. Reoop. art. - Rmtd^ 
Bjales. * 

5 No sea arrendador , ni fiador un casado,' 
sino es que su muger se obligue juntamente en 
. la forma que disponen los interrogatorios. 
\6 Las fianzas no sean de falídos, de labra- 
dores y ni en bienes raices, sino que sean quan* 
tiósas y calificadas ; y siéndolo , no se admitan 
mas de hasta la quarta parte : y las otras tres en 
juro$ , censos ó en dinero anticipado. . 

7 Los fiadores deckren los bienes y que obli- 
gan los pueblos y términos , en que los tienen, 
y sus cargas ; y por información ante la Justicia 

^ conste , que son suyos , y qué Valen lo que fian; 
y los fiadores abanados en la cantidad que fian* 

8 No se admitan fianzas, de casas sino en pue- 
blos principales, y en lo que se tasen , sino oon^ 
tando el precio ¿ razón ide censo de ¿ 14^1 núllar, 

« según eL alquiler acostumbradQ ; y se afianzen 
'' según el cap. 6. de esta \tf. . 

9 Las rentas ,. cuyas pagas sean por üerciostd 
de miedlo 9' en .n^dio áñp , sin dexaf hueca, se 
afiancen maravaredis por..flmayedi^deL.car^ der 
un año; y las fianzas según el cap. 6. de esta 

^ley. ^ '• . •\ .♦ \ 

10 Si los plazos son ma&;hrgos , ademas de 
la fianza según el cap. 6. el Consejo de Hacien- 

; da y su G>htaduria (nayor y ponga por condición 

par- 



ÜTRENTAS REALES. 241 
particuhr / para que los alrrendadores lid cobren 
mas de la renta de un año> sin dar las Üeínas set 
gurid^es jconvenientes do fanzás.cofno las éd 
capítulo, anterior. c: í f jj.íí» \ ; í , 

. X I La via executhapase contra Jos teircerot , Á 
fusen fasen los bienes for qualquier títulcr. 
12 Confírmala ley eo. .- i 

.^ 1.3 Los términos para.los tornos no sean 4Sb^ 
lino ifto-.dias.; j tainbieiL si^no dan Ob primera pa*? 
%z un mes después de la segunda » y porAesté 
orden las dema« , se les {^uedeh qoitar las recitas. 
Subsiste el término de los óor (fias, parado pagar 
prometidos ^ni quarus pártes.de pujas ( comé^ está 
XQáTidado) j^ara lo que, efhm Ja fufa del ^¡uarttn 
Dicho término sé ^tunemói^ por estar l^srbntajf 
CA jq^ares precids» y.ási imas £k]l delpoderso 
cumplir. ' ../-..:.' i 

14 En las condiciones de cada renta se de* 
dare , en qué pueblo se .presentari el recudi- 
miento ^ como en cabeza de Partido de la t^l 
renta..'. * ;> .-'•' , ^:;:' ' .!í ;\ ;'!;i 

15 £1 Escribano mayor de rentas no reciba 
la ^anza » sin que haga idacion en el Consejo y 
Contaduría mayor de Hacienda , de la substancia 
de dichas fianzas , y en. qué. pueblo están los bi^ 
nes 9 y la cantidad de fianzas , que se dé en cadi 
pueblo; para que no se reciba 6n/cs¿la';ttiio^pa«3 
una renta, mas cantidad, ni se tasen los;bienes4 
mas precio.de. lo que sea veÉQsímU que ,se i^ 
drin vender al contado , si sucediese, quiebra, del . 
arrendador; y también haga reladondei abono; ,. 

3ue la Justicia haga délo uao y otro \ y loonstán* •; 
ole y que los .fiadores son mayores dt 2^ años» - 

16 Se guárdenlas declaraciones siguientes : ; 

17 El cap, 38. de la 1. 1. tit. 2. art. Contadu* 
ría mayor , se entienda con el Asistente , Cor- 
regidoreis »^y Gobernadores de la§ órdenes de :San^ 

.T9m:iV. ^ Hh o* 



142 ARRENDAMIENTO ' 

tiago , Calatrava y Alcántara; dándoles salario á 
costa de los arrendadores^ por los dias que sal- 
gan áios pueblos dfe sü> jurisdicción ¿ hacer los 
abonos ; y quando estos sean pueblos eximidos 
6 de Señorío,- Abadengo , Behetrías ^ se envien 
Jueces como se estila. 

1 8 Las personas 9 '^ue; según dicha ley las 
lista de nombrar los Contadores , la& nombre el 
Ayuntamiento rdé cada. JPueblo donde 'se denlas 
£anzas. . ' . - . ' 

. 19 Cbnfifma díéhaley. 
' 20: 'Los arrendadores depositen el dinero que 
manda el Consejo de Hapienda y su Contaduría 
mayor, en elR^ecéptof ,/para los abonos y dili- 
gencias^ que de oficio se han de hacer* ' 
í2t. ¡Los Jueces de .dichos abonos guarden las 
instrucciones ^ue se les den. 



% VL 
lUECOPIL ACIÓN, lib. 9. tit. II. 



;-*J 



JLey j. Don Fernanda y Doña Isabel en la Vega 
-de Granada j' año de Xjf^i. Jey ^« del quadereio 

J . 

Dercchof JL-<os queítienena-dd Rej por merced jias Escri* 

que han de baníasVdcí JrentasJde los Arzobispados , y Sacadas 

íT^^r ¡baños ^ ^^^^^i^mazgos, Merindades y Partidos del Rey- 

en los arren- ^ > Jiolleiven Otros derechos de los arrendamien* 

damientos íí>s*de rentas, por onenoir^ nl de las obligaciones 

pormenor,y ^ue aaitc eHos pasen y sino lo que tienen conccH 

•US Tcnien- didb ,. pena de perder los oficios. ' Bl Teniente 

t€s. del tal . Escribano mayor lleve de cada recaudo 

cri los arrendamientos por menor, si fuere de i® 

maravedís, tS dende ayuso 10 mrs. : si de 1®. rs. y 

mas , ^ mes.:: de <:ada &m2saque ^mte él se presen- 

-./; i -. .' ^ . ., te 



DE BÍENTftS: HEÁJLES. ! *í 3 
te dos mrs. : los que mas lleve , los pague con 
las setenas > y ao use mas dci oficio.. " 



•/• 



Ley 2. dicha ley jfo. del quaderno*. . 

Los Bscribanos mayores, de rentas , y sus Te- .^^' Escri- 
bientes residan aL tiempo da Jiacer las rentas, y g^pj^g' ¡o^ aái 
presenten ante los Contadores mayores Jas copias de la» rentai 
juradas y signadas del valor dé las rentas ¡^ que aae |inte 
Jiayan pasado ante ellos hasta fin de Agosto. De elfos pasea, 
las rentas no hechas kist^ fin de Agosto den 
la copia en fin de Noviembre ó antes ; y He- . 
ven fé de ellos para los arrendadores y ró- : . 
caudadores mayores ^ pena de perder los 10 mrs. 
al millar del año siguiente^ sean para cí Rey, 
y se carguen por renta al arrendador mayor del 
Partido ; y paguen al Rey los daños , que decla- 
ren los arrendadores y recaudadores mayores. 

». ~ - • •' 

Ley^j* ley 4^0. del quadema. 

Las rentas por menor sola se arrienden en ^^ *^ ^" 
almoneda, por pregones y ante el Escribano ó Te^- ^"¿"g p*j 
niente de Rentas : el que ante otro lo haga , le nienor , sino 
pague 5® mrs. El Arrendador mayor notifique ante eí Es- 
qX escribano de Rentas ó su Teniente', qué va- cribano de 
ya con él, para arrendac las{rentas^;. ú no^ vá. Rentas, 
acosta de los 10 mrs. al millar lleve otro^ ú 
otros Escribanos. . ' \ 

Ley 4. ley ^bi del quaderm. 

Si. ante otro Escribano sb arrienda , den ra- Qntndo le 
zon^. así el arrendador r como! el .Escribano , de «"i«>»d^ 
todo lo hecha al Escribaho mayor de rentas, J'*5"JJ^¿¡[ 
luego en el diá que la pidan; para que pueda ^^^1*^*^' ¿^ 
dar copla; y todo lo ponga én ella, pena de todo lo he^ 
5® nurs. por cada cosa , que lío den' & los Es- cho ai de 
«ibanos mayores p y sean para ellos. « reotat» 



Hh:r IjT 



«44 ARRENDAMIENTO 

Ley g. ley ¿jf* del quadertuy. • ■ 
No se otor- Ningún arrendador , ni recaudador mayor 
Mcnprome- otorgue prometido en los arrendamientos por 

* años venida- °^^"^^ P^^^ ^^ ^^^ > ^ ^^^^ venideros, de que 
r«s, .^o tenga recudinüeñto según las leyes del tituto 

de los prometidos. . 

I^. S. ley gs*' ^l qúaderno. 
Habiendo IX>nde haya muchos arrendadores por ma- 
cn un partí- y^^ ^ ^ junten los que quieran y y pongan en at 
arrendado-* ™^^^^^ ^^^ rentas , cada una entera sobre si , y 
res por ma- ^^ P^^ partes > requiriendo ames á los otros ar- 
yor , cómo . rendadores , que se junten con ellos : si no lo 
se dividan hacert , tomen un Alcalde y un Regidor , ó Ju- 
las rentas rado ; y ante el Escribano de Rentas juren , que 
foraeior. ^ habrán en ello fielmente: rematen las rentas 
y reciban sus fiamsas : si e;n cabeza de los arreii^ 
¿adores , que no se juntaron está el recudimien- 
tos , dichos oficios ddt. Pueblo, con los otros ar- 
«rendadpris. mayores den los recudimientofe , y 
contentos de rentas ; - dichos arrendamientos vib^ 
len como si por todos fuesen hechos. 
Ley 7. ley 6^0. del quademo. 
La ley 18. ^ anterior se observe tambica coft 
.^ . lo^ arrendadores poi! menor. 
jj .. *' - -• ' '' ' • 

Ley 8. ley S4. del quaderm. . 

Q«¿ fianzas Luego qué los Arrendadores pongan las ren- 

han de djur tas,: Ó las pujen , las que tengan ios arrendado- 

liKs arrenda- res. por mayor y les ddn fianzas de 150 mrs. ú 

^oresmeno* millar dd valonide la^renta* d© bieíies nrices dé' 

rc«4 los nu^ J^opibres llanos;; y* después del óltiiÁo remate, fian- 

^^^^^ . zas hajsta la initad de la renta*: si «pi^e ,'qxíe ie dé 

fieldad de.elks antes del último remate, deh las 

.. fianzas dichas de la mitad¿ .£n las rentisís del 

pescado , y haber de peso y ferias del Reyno , y 

en los mercados de Medina del Campo ^ den fian- 



DE RENTAS REALES. 24^ 
■Z3L de dos tercias partes : y dichas fianzas sieni^ 
pre sean de hombres llanos y quantiosos , y del 
Obispado ó Merindad , ó Sacada ó Arcedianazgo» 
ó Partido de la renta; y se den dentro de 10 
días después del último remate, ó al tiempo que 
Je den dichas fieldades» 

Ley g. ley 6^. del quaderno. 
El arrendador menor , que no dá las fianzas 
en el término de la ley antecedente , pierde él 
prometido , y la quarta parte de puja , ganada 
O que gane. 

. Ijey JO. ley S^. del quaderno. 
Ademas dé la pena de la ley anterior , el re- QaAtido el 
caudador mayor puede tomar por sí la j-enta arrendador 
que arrendaba ; y también lo puede hacer el ^^^^^ "^ ^é 
Receptor., que hiciere la renta por menor : si ^*^^*' • ^} 
€Stos no quieren, lo tornen á almoneda en la ca- ^^\^ renta á 
beza del Partido, si es pueblo dqnde hay cuér la almoneda 
po de rentas : si hay miembros de rentas en el 
-pueblo, donde fuere la renta, no mudando las - 
condiciones del primet arrendamiento en'per|ui- ^ 
ció del arrendador, por cuya culpa vuelve ¿la * 
almoneda^ 7 e$t¿ ea ella ¿ lo menos tres di^^ 

'■■.■■■'■ • • ^' ,-. .. .i 

Ley Ji. ley 6^. del quaderno. " r<jL 

Confirma k ley 12 %, anterior. Si puesb rT**""* 

^ i "% t 1 *• • . de hacer ti 

Otra vez eil almoneda la renta, no hay quien ^^^^^ ¿^ j^ 

-la ponga, el arrendador mayor, si quiere, se y^Dia por 
•eñcáirgue de ella, como arrendador menor ; pre- meaor. 
-goaando la tal renta otros - tres días ante el Es- 
cribano de rentas , en presencia de dos Regido- . ^ 
Tes ú oficiales diputados para élló por el pue- . 
blo ^ cabeza de recudimiento , y pujándola , con- 
tente confiinz'as , como arrendador menor ; á 
.dichos Rtgidores ú Oficiales ; y éstos tomen de 
•él-á lo lítenos, fianzas de lo situado y salvado 

en 



246 ARRENDAMIENTO 

en la renta, pena de pagar los privilegios que 
no se pueden cobrar del arrendador. Dentro de 
cinco dias después del día del remate dé las 
üanzas , y dentro de ellos se reciba puja : si hay 
quien lo tpme , tanto por taqto , se les dé ; dan- 
do fianzas dentro de los lodbs ; 7 si el arren- 
dador mayor no les da el recudimiento , le den 
los dichos Regidores y Oficiales. Las fianzas 
sean siempre , ¿ lo menos para pagar k> situada 
y salvado en la renta. SI algunos ponedores de 
mayor quantia ^ ó fieles p hacen igualas antes del 
último remate , y antes de sacar el recudimiento 
desembargado , si otro toma la renta » sea en 
su voluntad estar par las igualas , 6 demandar á 
los igualado^ , porque nó se hicieron por parte. * 

^ Ley 12. ley 65. del quademo. 

II «e tf* El j|ue lleva algo mas que el precio del ar- 

hiende por rendamiento por menor , pague las setenas de 
menor no^, , ^^/n A^'.'^^.r, 

perciba mas ^^^ ^^ ^^ ^^* u&vo O Igualo o excepto ; y 
que el pre- ^^o sea nulo , y se incluya en el arrendamiento: 
€¡0 porque iunco partes de esta pena para la Cámara , y las 
ce arrendó^ Otras dos para el Denunciador y con tal que no 
pena de pa- g^^ ^j q^g concuráó al fraude» JLa confesioa de 
tete *^*° tres, ó i lo menos de dos, aunque sean los 
mismos arrendadores menores df un tiempo , 6 
) 4e diversos que participen ea el fraude , es jrue- 
' ba plena ; pero lo contrario , $i prueba el ar- 
rendador menor , que habla de pagar el arien^ 
dador nuyon La misma pena haya el arrenda- 
dor menor que hace el fraude> si no lo ds^ 
cubre, 
Laa rentas ^^ j^^ ¡^ ^^^ del fuademo. 

F<r pregonen" ^^ arrendador mayor pregone en 6 días mit 
seis veces '^^^ ^^ "^^ » 7 ^^^^ ^^ ^^í¡^ ^^ primer rema- 
intesdelpri- te : si lo hizo no valga ^ y se admita toda puja, 
mer remate, quedando válidas las igualas | que d primer ar^ 

rea- 



DE RENTAS REALES. 147 
rendador hizo teniendo recudimientos desembar* 
gados ; porque se hicieron con persona que te* 
nia poder para ¿lio: si el arrendador mayor no 
lo hace , qualquier Juez del pueblo de donde 
fuere la renta , reciba la puja , y apremie al Rc-^ 
caudador ^ que dé el recudimiento ^ y sino , lo 
dará él , recibiendo las fianzas : si él no lo reci- 
be , los Contadores mayores los admitan. Nin<» 
gun arrendador mayor dé recudimiento al arren- 
dador menor , hasta que "Sq le remate la renta^ 
pena de pagar la mitad de la puja para laO- 
uaara , y lo pague como parte de renta. 

Ley j-f . ley €j. del quaderno» 
Xas igualas , y avenencias hechas ^con el pri« Qoándo y 
mer arrendador después de tomado el recudi- •cómo podrá 
miento , valgan , aunque la renta se puje ; sien- «1 arrenda- 
do hechas ante Escribano público^ ó se pruebe ^V mayor 

á Jo menos por juramento del avenido , y del P'*y*^ f^ * 
_ • j j ^ ^ • renta al me- 

tal arrendador ^ o por un testigo , que no sea ^^^^ 

criado ni compañero de alguno de ellos , j que 

no haya en ellas intervenido fraude. 

Ley T'5. ley SS. del quaderno. 
líinguna renta la tome alguno por mayo^r ^1 q^^j^ ^g. 
menor y sino cada una de por sí :: si conviene rias rentas se 
juntar muchas ^ hasta 3 dias , el arrendador me- arrieodati 
nót dé repartimiento al mayor. £1 que arrien- |)or menor , 
de dos pueblos por menor , reparta cada pueblo <íámo se he 
sobre sí ; y de no , el Juez de donde esto su- ^^ ^f P^ *' 
ceda»/ .el dia ^i^uiente haga jcl repartimiento. ^^^*'^\ ^^^* 

Ley í6. ley 'Q?. M quaderno. 
Ninguno admita baxa en el precio que « Noseadmi- 
pongan las rentas : los Escribanos <ie ellas no lo ta baxa en la 
permiun , y den copia de todo lo que sobre el renta, 
precio se trate ante ellos , y por quantos medios 

se- 



248 ^ ARRENDAMIENTO 

fiean , averigüen los fraudes, que en ello se co- 
metan ; y si $abi4o. no los descubren , pierdan 
los oficios , 7 nunca usen de ellos ; y paguen la 
baja con el doblo para la Cámara. Los factores 
que tal baxa hagan ó permitan , lo paguen con el 
doblo para la Cámara , y se cobre como renta. 
ÍLos Escribanos no notifiquen á los Contadores 
dentro de 30 dias que esto suceda , so diclu 
pena. 

Ley fj. ley 74. deí qüademo. 
No se ar- Ninguno arriende por mayor con condición» 
riende renta que sea sin puja mayor, ni menor , ni hagan 
por menor, fraude; sino todos pujen, así de diezmo, co- 
sin que haya ^^ ¿^ medio diezmo , como de quarto: si los 
P"J** arrendadores mayores no la reciben, los Con- 

tadores mayores la reciban y hagan , que den re^ 
cudimiento , so las protestaciones , que contra 
ellos se hagan; y de no , den ellos ,• y hagan pa- 
gar las protestaciones , tasándolas ellos , y les den 
. cartas, para que se descuenten de las rentas las 
costas de venir ante los Contadores mayores y 
derechos. El que lo arriende sin puja mayor 
ni menor , no se le oyga contra el arrendador 
mayor que otorgó tal arrendamiento ; y aunque 
i pe0a$ se obligase el arrendador , no lo pague* 

Ley 18. leyj^. del quademo. 
La alcabala Paguen la alcabala donde vivan , si allí ccle- 
qne se debe ^^^^ ¡^^ ventas ^ y en el pueblo cabeza de ju- 
no se^paaae ^^^^^^^^^ ^e lo que allí vendan : de modo , que 
ra otra. . ^^ *^ ^^^ vendan en una parte , no pague^i al-» 
' cabala en otra : en los arrendamientos por me*' 
ñor no se ponga condición contraria ; pero por- 
que las rentas de las heredades es cosa de ven- 
tura , lo puede retener en sí el arrendador , aua* 
que arriende las otras reatas del pueblo. 



DE RENTAS REALES. 249 

Ley xs^ 
No se haga merced de la Escribanía mayor 
de rentas. Esta ley es la misma que la 12. $. de 
esta RecopiL art. Contaduría mayor. 

ZEYES J>ISPMRSAS J>B RECOJA IZACIOIf. 

1 Quando el arrendador no pague al plazo 
que debe , el mayor ó el receptor de las rentas 
las puede poner en iSeldad , á costa del menor, 
con intervención de las Justicias, 1. 9. art. Ad^ 
ministracion de Rentas Reales. 

2 No cobren las Rentas Reales por censuras, 
L 5. art. Conservadores y demás Jueces Eclesiás- 
ticos. 

3 El Oidor mas antiguo esté presente al ha-- 
cer las condiciones de rentas y los remates , y 
dónde se han de hacer , 1. 2. art. Contadores^ 
diligencias que han de hacer en la administraron 
de las rentas. 

4 A los Contadores mayores se envié razón 
jurada y firmada de los arrendadores de lo 
que rentó la renta de puertos y aduanas , la qual 
vaya firmada de los Escribanos y esto se pon- 
ga por condición á los arrendadores , 1. 7. idem. 

5 Los. arrendadores fenezcan sus cuentas den- 
tro de un año después de haberse cumplido su 
empleo , y paguen el alcance , y en el ínterin no 
se les dé otro cargo de Hacienda Real , y que 
se ponga por condición de rentas » 1« 25. art. 
Contadores mayores. 

6 No sean admitidos á los arrendamientos 
los menores de 25 años , 1. i. cap. 33. art. Con- 
taduría mayor. 

7 Los Contadores no arrienden por asiento, 
sino por pregones y remates, 1. i. cap. 31. 
dicho art. 

Tom. IV. li Los 



2 <o ARRENDAMIENTO 

á Los Oidores de la Contaduría no sean 
Jueces ni mediadores en las diferencias de los ar- 
rendadores de Rentas Reales sin licencia del Rey,' 
1. 6. tit. 4. Jicho arf. 

9 En los arrendamientos que se hicieren de 
Rentas Reales de pan no se ponga por condición, 
que se pueda sacar fuera de estos Reynos , L 29. 
arr. Cosas prohibidas sacar del Reyno. 

10 A los arrendadores no se les reciba ex- 
cepción , salvo de paga , quita ó toina contra 
los libramientos , I. 15. art. Orden judicial en los 

flcytos de Rentas Reales. 

1 1 Los bienes que se hallaren «n poder de 
los arrendadores , sean vendidos por las Rentas 
Reales , si no se muestra por escrituras públicas 
ser de dominio ageno , 1. 16. ídem. 

12 Pena del Juez que no hace entrega en 
los bienes de los arrendadores ,1. 17. ídem. 

1 3 Hecha execucion en los bienes de los ar- 
rendadores , se vendan públicamente, 1. iS. Id. 

14 Por lo que debieren los arrendadores , se 
les puedan tomar y á sus fiadores los mejores 
bienes , 1. 19, ídem. 

15 Los maravedís que se pagan por las ren- 
tas se den sin llevar los arrendadores salarios de 
los recudimientos, 1. 2. art. Pagas que han de 
hacer los arrendadores y fieles de las Rentas 
Reales. 

16 Las Justicias en vista de los libramien- 
tos de los Contadores hagan execuciones en los 
bienes de los arrendadores , y no les reciban ex- 
cepciones maliciosas , y que mientras se lt% ven- 
den los bienes estén presos , y se suelten al fia- 
do , I. 10. ídem. 

17 Al tiempo de los plazos y pagas de los 
libraniientos estén los tesoreros y arrendadores 
en sus Partidos , 1, 11. ídem. 

Los 



DE HENTAS REALES. ^51 

18 Los arrendadores de rentas por menor den 
¿ los de por mayor traslado de los situados de 
las rentas hasta mediado de Febrero , baxo cierta 
pena, 1. 12. ídem. 

19 No se den cartas dilatorias en Rentas 
Reales sin causa legitima, 1. 13. ídem. 

20 Reclamando á la Corona los arrendado- 
res , pierden todos sus bienes para la Cámara 7 
acusador , L 14. ídem. 

21 Los arrendadores no lleven ni hagan co- 
hechos, so cierta pena, 1. 15. 7 19, ídem. 

i± Ni truequen ni compren ningún género de 
rentas pertenecientes al Rey, 1. 17. ídem. 

23 Los arrendadores 7 otras personas que 
beneficien rentas no puedan pedir traslados del 
privilegio del juro , smo una vez por todo el 
arrendamiento , 1. 22. ídem. 

24 A los arrendadores de las rentas de Gra« 
nada solo les^- pertenecen las penas declaradas en 
las ordenanzas 7 le7es del quaderno,7 por las 
de los pueblos de dicho Re7no , 1. 13. art. Pr- 
nas de Cámara. 

25 Las Justicias , Regidores , 7 demás perso- 
nas contenidas en esta ley no sean arrendadores 
por mayor' y menor , ni fiadores de las Rentas 
Reales, L 3. art. Propos y rentas de los Con^ 
cejos. 

• 26 El que hace la puja del quarto en las 
Satinas de Galicia y Asturias ha de pagar al 
que era arrendador los gastos de sal , 1. 13. art. 
Pujas y prometidos. 

27 Hecha la puja del quarto , el que la hi- 
ciere pase por los arrendamientos que tenia he- 
chos por menor el arrendador primero ,1. 14. Id. 

48 Cómo se ha de proceder quando hecha 
la puja del quarto , se opone el primer arrenda- 
dor, L 17. ídem. 



25^ ARRENDAMIENTO 

29 £1 arrendador mayor no pueda en las 
rentas que haga por menor dar prometidos , si- 
no por el año que tuviere recudimiento , 1: 26. 
ídem. 

AUTOS ACORJDAJMS DISPERSOS. 

30 A los Clérigos de Xeréz se cobre alca- 
bala de los arrendamientos que hicieren, aut. 
I. §. 4. art. alcabalas. 

31 Las Rentas Reales se arrienden por el 
Consejo de Hacienda y Sala de Millones ^ aut. 3. 
art. Rentas Reales. 

ZEYMS J>S LA KECOPIZACION J>M INDIAS* 

32 Hecho el remate de las Rentas Reales y no 
6e admita á ninguno por el tanto ^ sino fuere 
en caso de que habiéndose hecho puja del quar- 
to, ú otra que se deba admitir, le quiera por el 
tanto el del primer remate, 1. 3i* art. uidtninis* 
tracion déla Real Hacienda. 

33 Los Vireyes y Presidentes , con asisten- 
cia de un Oidor y Fiscal , den en arrendaníiicn- 
to los derechos Reales de los puertos con bue* 
ñas condiciones y fianzas , I. 42. art. ^Ahnoxa-* 
^if^^go y derechos Reales. 

34 Los arrendadores de alcabalas sean am- 
parados y favorecidos de las Justicias , 1. 44* 
art. alcabalas. 

35 Para la cobranza de Rentas Reales no 
se víst de censuras , 1. 45. ident. 
Partida!. -A.RREPENTIRSE : qualquiera de los intere- 
sados puede arrepentirse de cumplir el contra* 
to de cambio antes de estar concluido , no 
habiendo promesa de cumplirlo, 1. 3. art. Cam* 
hios y trueques. 

Av¡- 



ARREPENTIRSE. 2^3^ 

1 Aviniéndose Jas partes i que el juicio 
se acabe por juramento , puede arrepentirse el 
que lo propuso , antes que jure su contrario, 
1. 8. art. Juramento. 

3 £1 que escogió alguna cosa , siéndole da* 
. da elección por el testador , no puede arrepen- 
tirse después de haber elegido, 1.25. art. Le- 
gados y fideicomisos. 

Arribadas 4 las islas díCanariJi: cesen coü Recopíla- 
la nueva forma de permisiones, 1. 25. art. Re* c[<>n de In- 
gistros: sus Jueces y OJiciales. d*^* 

ARRIEROS : no compren oro ni plata ien bar- Recopila- 
ras ni en pasta, 1.5. art. Cosas prohibidas cíon. 
sacar del Keyno. 

2 Pueden comprar |^n para volverlo i 
vender, con tal que lo vendaa en los.pueblos 
adonde lo llevan , y no lo entroxen , ensilen, 
ni guarden para revenderlo ni encarecerlo, 
1. 19. art. Comoras y ventas y retractos. 

ARROJAR : el que arroja alguna cosa de ,sn paytid«s. 
casa á la calle , y hace daño , lo pagu», L ^5. 

. art. Daño. . . 

ARROYOS , véase Interdicto. 

ARTES liberales: son siete; y quáles han de 
saber los Obispos, 1/ 37. §. part. art. Jarcia- 
dos. 

ARTES nobte : son tres , pintura., escultura y 
arquitectura , y sean, libres para naturales y 
jcxtrangeros. Real Cédula de 1. de Mayo de 
17^5 ^ véase Nobles Artes. 

ARTESANOS , véase Menestrales. 

artículos : no se admitan pedimentos en Rccopilt- 
gradQ de apelación ó suplicación sobre I03 cion. 
mismos artículos ni directamente contrarios, 
1. 4. art. Orden de substanciar los ^leytos en 
j.* y 2.^^ instancia. 
Tampoco se admiten en las causas de hi- 

dal- 



254 ARTICULCfe. 

. dalguía , 1. 17. y 33. cap. 7. art. Alcíüdes de 

Hijosdalgo. . ^ ' 

Ni sobre lo ya confesado por qualquiera de 

las partes , 1. 31. art. Abogadas. 
ARTÍCULOS incidentes en las tenutas: los 

vean cinco del Consejo, aut.t. art. Mi^o- 

razgús. 

artillería de ESPAÑA E INDIAS. 

Leyei. 

Recopilación de Indias » lib. 9¿ tit. 22» Del 
Capitán General de la Artillería , Ar- 
tillero mayor , y otros de las Arma'- 
das y Flotas^ artillería y armas » y 
municiones 4S 

§r I- 
REAL RESOLUCIÓN NO RECOPILADA- 

Heal Cédula en el Pardo ^ á 2S de Febrera 
de IJ82. 

I. 

Reglamento ,, I--^L RET.s: La particular atención que ha me« 
para cl Juz- ,, recido siempre el Real cuerpo de Artillería en el 
í nl?íf ^ ^^ >* concepto de mis augustos predecesores y en el 
,, mió, le han facilitado varias gracias y privile- 
„ gios , con el de un Juzgado privativo , donde 
y, se conoce dé todas las causas y negocios corres- 
„ pondientes al cuerpo , sus individuos y depen- 
„ dientes j pero habiéndose subscitado varias du- 
„ das y competencias sobre el número de indi- 
,, viduos que deben componer dichos Juzgados, 
,1 su jurisdicción y facultades , y mod<» con que 

^de- 



tillería. 



artillería de ESPAÑA 155 

,, deben proceder, he tenido por conveniente 

„ arreglar estos puntos de una vez : y á fin de 

^ que sea con el debido conocimiento é instruc- 

„ cion , y que- en lo posible se uniforme el 

9, método en todos mis dominios de España é 

,, Indias , mandé: que el Comandante General 

,j Conde de Gazóla , y el Asesor General Don 

„ Miguel de Gálvez , de mi Consejo de Guerra, 

jy formasen el competente reglamento, compre - 

„ hensivo de todo lo que estimasen necesario; 

„ y que examinado de acuerdo por mis Secrcr 

„ tarios del Despacho universal de Guerra é 

„ Indias , se me diese cuenta ; y habiéndolo exe- 

„ cutado , con lo que últimamente lia exepresa* 

„ do el actual Comandante General de dicho 

„ cuerpo Conde de Laci, he venido en aprobar 

^, los artículos siguientes. 

L 

„ Habr4 en la Corte un Juzgado , compue?- Juzgado de 
5, to del Comandante general del cuerpo , del la Corte. 
„ Asesor general ( que será siempre el Conseje-. 
„ ro de Guerra que yo nombre ) de un Abogado 
^, Fiscal y \m Escribano. 

IL 

„ En cada Provincia principal de las de Es- Ja^gadoi 
„ paña é Indias , y sus respectivas Islas , habrá ^^^^^^^^cia- 
„ un Juzgado subalterno , compuesto del Coman- 
„ dante del cuerpo , de un Asesor , un Abo- 
„ gado Fiscal ( donde hubiere letrado idóneo ) , y 
„ un Escribano. 

II L T A' . 

„E1 Juzgado de la Corte y los Provincia- de"os jSl 
„ les tendrán jurisdicción privativa para cono- gados de 
„ cer en sus respectivos distritos de todas las CorteyPro- 
„ causas civiles y criminales , en que sean reos vínciw. 



99 



de- 



45^ - E INDIAS. 

;, demandados los. individuos., empleados y de.- 
^^ pendientes de la Axtíllería , sm mugeres , hi- 
99 jos y criados asalariados , coa servidumbre ac- 
„ tual , y de sus testamentarías y abintestatos., 
„ con absoluta inhibición de todos los Tribuna- 
„ les y Justicias de estos Reynos , y los de In^ 
^, dias, donde se exceptúan > por ahora los Mi- 
f , licianos Artilleros , que deberán subsistir baxo 
„ las reglas de su creación ; pero siempre |que 
„ sean destinados á servir con la tropa reglada de 
9, la Artillería se sujetarán al fuero de ésta* 

IV. 

Sobre lo ,, Asimismo conocerán de todas las causas 
mismo. ^^ sobre robo (i) , incendio é insulto , hecho en 
,, los almacenes , maestranzas , parques , guardias, 
„ y salvaguardias de Artillería , amique los reos 
„ sean de distinta jurisdicción , y de qualquiera 
„ ciase; pero en Indias ' subsistirá este conoci- 
▼ „ miento ( cdn intervención del Comandante de 
„ Artillería ) en los Intendentes ó respectivos Jue- 
,y ees militares , con arreglo á las leyes y Reales 
„ resoluciones. 

^ ■ V. ^ . ' 

Apelaciones „ Las apelaciones , que se interpusieren por 

de dichos ^^ los reos y partes interesadas , han de ser pre- 

Ja^gados. ^^ cisainente para mi Supremo Consejo de Guer^ 

,) ra , donde se executoriarán los pley tos y cau« 

yy sas con arreglo á justicia. 

VI. 

Forma para ^^ En las causas criminales contra sargentos, 
proceder^ M ^^ cabos y soldados , se procederá para su for- 

criminales. >» ™^- 



(i) Se conárma por Resolución de 33 de Jonio y 16 
de Noviembre de 17 84. 



DE ESPAÑA E INDIAS. ' 257 
,, mácioiv , por el respectivo Ayudante del cuer- * 
„ po donde le hubiere , con arreglo á ordc- 
>BM9a, daiido ^1 memorial al Ck>mandáhte de 
j^ Artillería , que lo decretará , j dará parte ú de 
^las Armas. 

VIL 
„ Concluido el proceso , se formará , con lí- Formtcío» 
„ ccoda del Xefe militaf , el Consejo de Guer- del Consejo 
„ra de Oficiales del cuerpo, supliendo los su- j ^?"®/" 
,, baltemos donde np híya suficiente número ^^^^^'^^^ 
^j de Capitanes ; y á falta de unos 7 otros , de 
o los de la guarnición , presidiendo siempre el Cor 
^y mandante del cuerpo , á menos que por ser 
^y Oficial de kr compañía del delinqüente , ú otro 
^y impedimento de ordenanza , no pueda execu* 
^y tarlo; en cuyo caso presidirá el Gobernador 
^y de la Plaza , procediendo en este acto y sus 
9, incidentes , como si fuese el mismo Coman* 
^y dante de ArtiUeria. (i) 

T(m.IV. Kk „Fi- 



(x) Por dos Reales Ordenes de 4 de Abril de 1786 
te previbo á los Vireyes y Gobernadores de Indias, 
que en estos Consejos de Gnerra siempre qae el Xefe 
natural y propietario de la Artillería se halle aoseate 
del parage donde se forme el Consejo , lo presida el 
Gobernador de la Plaza , y faltando también éste » le 
substituya el que mande el todo de las armas ; y en 
el easo de que no pueda verificarse la formación det 
Consejo ordinario por falta de, Oficiales » haya de de- 
terminarse la cansa por el Juzgado del Comandante del 
Departamento de Artillería i y no por otro alguno ; y 
^oe quando ocurra el caso en parage separado de íti 
residencia de dicho Juzgado , se entienda éste con los 
Auditores 6 Asesores de Guerra , \j donde no los h«« 
bíere con las Justicias ordinarias , para que procedan 
cu calidad de sus comisionados á la actuación y for-« 
macion de la causa , y debiendo remitirla ti referida 
Juzgado para, so , detexmiiiacioa. 



258 artillería 

VIIL ' 
Sobre sos ^ m Finalizado el Consejo , pasari el Coman- 
seatencias. ^, dante del €uerpa al Asesor d proceso , y con 
,, su dictamen formal aprobará o suspenderá la 
y, sentencia^ 

IX. : 

Sobre tn ,, Aprobada la sentencia , tomara el Coman^ 

execucí«B y ^^ dante la venia del Xefe principal de las Ar- 

■uspension. ^^ ^j^^ ^^^^ i^ execucion , que no podri impe* 

yydirsela ni demorarla; )^ro en el caso de su^ 

,, pensión se me consultará ( siendo en Europa) 

^» por mano del Comandante general del cuer* 

„ po , con el proceso original , y las razones 

,, en que se funde para haber detenido ta exe- 

,y cucion ; y siendo en Indias , se hará esta con- 

yy sulta á los Vireyes , Capitanes Generales ó Go- 

9, bernadores independientes , para que coa su 

,^ Asesor determinea lo que deba, practicarse^. 

X. 

Sobre el co* ^^ ^n las causas^^ criminales contra Oficiales^ 

d^ las causas! "^^^ cuerpo se procederá, conforme á ordenan- 

crlmiaalw de « ^^ » *^ ^^ delito^ fuese de los, correspondientes 

los Oficiales n ^^ Consejo de Guerra de Oficiales. Generales; 

de la Arti- „. hviciéndose siempre el proceso por Oficial de 

Hería. „ la Artillería donde, le hubiere ; pero en los 

„ demás, dditos. comunes, .se substanciará ,.y sen- 

„ tenciurá la causa por el Juzgado, á que. cor- 

,y responda ;. y se me consultará la sentencia, por 

„ mano del Comandante general y via rcserva- 

„ da de Guerra ó. de. Indias , antes, de sa pu- 

,^ blicacion.. 

Tmiento '^^° todas las causas, criminates de oficio con- 
decías causas. ^^^^ individuos ^emplieados, ó dependientes del 
fue no cor* 99 Cuerpo , que no sean de Cansejo de Guerra er- 
res- ,, di- 



DE ESPAÑA E INDIAS. «59 
„ dinario ^ procederá el Ayudante con la orden del téipondcn á 
„ Comandante 4 la fprmacion del correspon- loaCon$ejof 
9/dieme sumario, y evacuado lo pasará al Xefe, ^e Guerra. 
„ para que con acuerdo d^l Asesor providencie 
,, la prosecución formal de la causa en su Juzgá- 
is do , ó la consulte al Comandante general, se* 
y^.gun la calidad del caso« 

XIL 

„ Si el delinqüente fuese de tránsito , parti- Sobre el co- 
„ da ó destacamento donde no haya Oficbl del ^ o cimiento 
„ cuerpo , procederá el Xefe militar , y en :su ^f !* J°"*" 
,, falta la Justicia á su arresto y justiíijCacion cor- °'^*^" «- 
„ respondiente , avisando sin dilación á su inme- ^""•* 
„ diato Xefe , para que se entregue del reo y au- 
9, tos que le hayan formado;, y aunque la causa 
,^ sea de desafuero , deberá avisarlo «con testimo- 
9, nio que lo justifique. 

XIII. 

„ Siempre que. el delito ^ea leve, y la pena 
^de mera corrección^ podrá terminarse por el 
,, Comandante general del cuerpo , con dictámea 
9» del Asesor jeneraL 

XIV. 

,9 En los casos de competencia. con alguna otra Modo eoa 
^y jurisdicción ^ se excusarán los e:xhortos, usan* que se han 
,, dose de los papeles -simples de oficio ; y no ^^ decidir 
^ conviniéndose los Xefes de los Juzgados de *"* compc- 
„ España, remitan sus respectivos autos o co- 
„pia á mi. Consejo Supremo de <juerra , y los 
,,-de Indias á los Vireyes, Capitanes Generales ó 
^ Gobernadores independientes del distrito , para 
#f qM<f: con arreglo á mi Jleal Cédula de 3 de 
„ Abril de 1776 se declare el Juez competente, 
„ quedando ínterin d reo ó ' reos á disposición 
^ de su Xefe propio. 



36o : artillería 

XV. " 

Sx tracción „ Quando algiino de los reos st kalla refu- 
te los reos ^^ giado á sagrado , se le extraerá con la caucioa 
rcfngiadoi j ^^ ¿^ ^^ ofender ; y hecho el sumario , se remi- 
?.:L!?^^* J« M^írá, siendo en Europa, á mi Consejo Supre- 
tos causas. »> °^^ ^^ Guerra , y en Indias al Virey , Capi- 
„ tan General ó Gobernador independiente , para 
,f que examinando el caso , se proceda como ten- 
y, go mandado en Resolución de 7 de Octubre 
„de 1775. 

iNonabra- £| Comandante general me propondrá los 

^ependien^^ „ sugetos idóneos para Fiscal y Escribano de la 

t«s d€ los M Corte , con acuerdo del Asesor general ; y 

juzgados. >> éste nombrará subdelegados en los departamen- 

,, tos de España y sus Islas , con quienes de- 

„ berán asesorarse los respectivos Comandantes, 

„ y con su acuerdo nombrarán aquellos el Fis- 

„ cal y Escribano , cuidando que sean sugetos 

,ide pericia y buena reputación , prefiriendo 

„ siempre para estos encargos los individuos de 

^, los Juzgiados de Guerra , dMide los haya ; pe- 

„ro en Indias se han de servir. precisam:ente es- 

9, tas comisiones por los Auditores ó Asesores 

^ y Escribanos de Guerra» 

XVIL 
AdmÍQMtrar >' Estará á cargo de los Asesores la admisión 
c¡on de de- »» de las demandas legales y substanciales de to- 
mandas, y su „ dos los pleytos y causas hasta la sentencia di- 
de termina- „ finitiva , que pondrán á nombre del Coman- 
*"^°* „ dante , y se la pasarán firmada para que lo 

yy execute antes de su publicación ó consulta. 

XVIII. 
Facoltadet ^> £1 Comandante general y los Provinciales 
¿e ' ^ de 



DE ESPAÑA E INDIAS. 261 
y, de España é Indias podr&n informarse de los ¿e los Co- 
„ respectivos Asesores sobr^ todos los asuntos «^aí^dantes y 
„ legales pertenecientes al cuerpo , y. estos 'Mi- J>bligac¡on 
„ nistros procederán con el pulso y prudencia J^' '^**" 
„ que les dicte su pericia > concurriendo unon y 
y, otros á evitar discordias , embarazos y cpm- 
„ petencias con los Tribunales , Juzgados , y 
,y demás Xefes de distinta jurisdicción , en el 
„ concepto de que me seri muy grato que to- 
„ das las ocurrencias se reglen y terminen iior 
jj los medios mas suaves , y muy desagradables 
„ los empeños y modo con que por un zelo in* 
jy discreto suelen hacerse ruidosas estas disputas. 

XIX. 

,, Exceptúo de este fuero en lo civil los jui« Caios em 
^y dos sobre sucesión de mayorazgos , tanto en qnp no vale 
„ posesión , como en propiedad ; y en lo crimi- e' foero dt 
yy nal todas causas de desafio , contrabando ó Artillería. 
yy fraude á mis Rentas Reales y resistencia á la 
„ Justicia , tumulto ó sedición popular , juegos 
jy y armas cortas prohibidas ; hecha la aprehen* 
^y sion en la persona , moneda falsa , bandos de 

99 
99 



policía , y providencias de buen gobierno de 
I los pueblos y y oficios extraños de la Milicia. 



XX. 

,, Todos los individuos y empleados y depen* Personst 
„ dientes del cuerpo y Juzgadas de Artillería^ q«e deben 
^y sus mugeres , hijos y crudos debeA goocar de p^*^ ^^^ 
„ los privilegios , exenciones y precminenaas con- *°®'®* 
jy cedidas á todos los Militares de mi Real Or^ 
„ detianza general del Exército , que deberá ref 
^y gir en todo lo que no especifiquen los artícuh 
los anteriores. 



9f 



JUal 



26i artillería 

Rtai Orden en San Lorenza á %^ de Octubre^ 
de 178S. ' 
La Artillería goza ]as mismas exenciones que 
cstm concedidas á los Regimientos de Guardias 
Españolas y Walonas en los Consejos de Guer- 
ra 7' ejecuciones de Justicia. 

5. IL 

RECOPILACIÓN DE INDIAS, lib- 9. tit. at. 

JLey I. Don Felipe IV. en Madrid a ij 
de Septiembre de 1626. 

Oae el Ca- ■*~^* Capitán General.de la Artillería use su ofi- 
pítan Gene- ^^^ sin impedimento alguno en la carrera de 
ral use au Indias , haciendo visitar por sus Tenientes 7 
oficio » y Oficiales los navios de Armada ^ para saber U 
exerca su ja- artillería , armas , municiones 7 pertrechos de 
riidlccion en guerra que llevan , 7 proveer lo que faltare, 
¿días*" nombrar los Condestables 7 Artilleros que han 
de navegar , 7 jexáminarlos para que sean hábi- 
les 7 naturales de estos Rc7nos. El Presidente 
j Señores del Consejo 7 Junta de Guerra ^ y 
el Presidente 7 Jueces de la Casa ♦ 7 el Juez 
Oficial de Cádiz , 7 los Generales , Almirantes, 
Capitanes , 7 otros Oficiales de las Armadas le 
dexen libremente usar su cargo por él ^ sus Ofi** 
cíales 7 Ministros. Los Capitanes , Cabos 7 Con* 
destables de Artillería , Artilleros ^ Veedores, 
Contadores^ Pagadores 7 >ia7ondomo le^obedez*- 
can 7 guarden sus órdenes. Conozca diciio Ca- 
pitan General de las causas civiles 7 criminales 
de los individuos de Ja referida Armada ^ 7 las 
apelaciones que interpusieren las partes va7an á 
la Junta de^íuerra de Indias , 7 no á otro Tri- 
bunal. 



DE ESPAÑA E INDIAS. 263 

Ley 2^ Don Felipe IIL en Lerma á ijf de Junio* 
de I €08. 
El Cstpitan General de la Artillería use su 
4>ficlo por sí ó sus Oficiales ^ sin llevar sueldo dLe 
la averia^ na estando ajtustado por los asientos 
en otra forma , reconozca las armas que se 
hubieren de proveer para las armada^. y flotas^ y 
sombre Capitanes , Condestables y Artilleros. 

Ley ^^ DanFelijpelI. en San Lorenzjí^ á 2jf de 
Agosto de JS73- 
Dicho Capitán General cuide de que las Qae las 
atarazanas de la Contratación estén proveídas de Atarazanas 
artilleífa y, armas y municiones, para las Arma- ®*^^" . '^'5" 
das , ya corra la avería por cuenta del Rey ^ ó P'^^^^'^*'- 
por asienta en número de ¿oa piezas del peso^ 
género y calibre mas; conveniente r 1 500 arcabu- 
ces de Vizcaya con sus» frascos ^, ñasquillos y 
bandolas , y^^ los demás aderezos :. 200 quixuales 
de pólvora de arcabuz r 1500 morriones para los 
arcabuces ^ 7 500 coseletes ,, la mitad blancos y 
ia otra de martiUeJo^ con sus morriones :. 500 
piezas de campo^ y i® medias picas i 300 do- 
cenas de chuzos, y 200. alabardas y partesanas ; y 
siempre estén de respeto para quando se. ofre- 
cieren ai Real Servicio. 

Ley. ^ Don: Felipe III. en Madrid a^de Juim 
Je 161 1.. 
En la Ciudad de Sevilla faap un. Veedor de Del Veedor 
la Artillería,, fábrica yr fundición que hubiere X Contador, 
en dicha Ciudad, y atienda á laque se hiciera , ArtUlc- 
crr las fábricas,, teniendo cuidada en que se"**" 
jhagaiv con perfección; y tenga libros que cor- 
respondan con los del Cont¿doi; de ella ,, donde 
se asienten los Capitanes de. Artillería ^ Condes- 
^ ta- 



i64 artillería 

tablcs , Cabos , Artilleros y demás personas de 
este ministerio ; y dé cuenca del sueldo que ca- 
da uno ganare , y las pagas que recibieren : no- 
te las faltas que cada uno hiciere y haga las ba- 
xas convenientes , y se halle en todas las mues- 
tras , y forme los dichos libros , como también 
los ha de tener el Contador del cargo y data 
de tod© el dinero que le proveyere, y entre 
en poder ¿el pagador de Artillería y se fuerea 
distribuyeado : forme el referido Veedor , y tea- 
ga la misma cuenta del cobre , artillería , armas 
y municiones que hubiere por cuenta del Rey, 
ó de la avería con distindon ea poder del 
mayordomo , interviniendo en persona en hs 
fundicipnes , y. todo lo necesario y pagamentos 
que se Ihícieren i las personas , i quien se com- 
praren materiales ; cuyas libranzas y recaudos , y 
ios del mayordomo , ha de hacer el Contador^ 
tomando el Veedor la razón ; de forma que el 
pagador y muiyordomo tengan los recaudos con- 
venientes y para que se les reciba en cuenta , j 
$e sepa dónde pira la hacienda , dando cuenca 
de todo lo que fuere haciendo á la Junta de 
Guerra y Capitán general de Artillería, 

Ley 5. £¡ mismo en el P¿zrdo á 28 de 

Noviembre de iSijf. 
Dicho Veedor y Contador de Artillería to- 
men laslíuentas á los fundidores de ella ^ y no 
los Contadores de avería , remitiéndose relación 
al Capiun General de las resultas , para que 
éste la pueda dar en la Junta de Guerra de 
Indias. 



PE ESPAÑA E INDIAS. 465 

Ley S. El ffrismo en Lerma ^ Á 1$ de Julio" 

de i6'o8. Que haya 

Haya mayordomo de Artillería ^que tome y Mayordomo 
tenga la razón de las armas , municiones y per- . Artille- 
trechos de Guerra en los almacenes de Sevilla, obligada* 
San Lucar y otras partes de España ; formando nes. 
un libro de todo para su debido efecto. Toma- 
rá razón de las. ócdeaes, que mandare el Rey 
despachar por la Junta de guerra , para comprar, 
distribuir y mudar la Artillería , armas , muni- 
ciones y pertrechos de guerra , y la razón de las 
ordenes y libranzas, que en su cumplimiento ' 
se despacharen por el Capitán general de Arti- 
llería. El Presidente y Jueces de la Casa y el 
Juez oficial de Cádiz , y los Generales , Almi- 
rantes , Veedores y Contadores de Armadas nó 
impidan al dicho mayordomo exercer su oficio, 
y los Oficiales de la (Sasa le den relación firma- 
da que haga fé de toda la Artillería , armas , mu-- 
nicioües y demás pertrechos de Guerra , que hu- 
biere en ser. 

JLey 7. JDon Felipe 11. en Madrid, á ag ^ 
Febrero de 157^- 
En Sevilla haya un Artillero mayor , que re- Qae hays 
sida en ella , y en señe su oficio á los naturales °" Artillero 
de estos Reynos ; y tenga de sueldo 250 ducados ?*^?,^ .^^ 
anuales ; y el Presidente y Jueces los hagan pa- ^^^^ su^olu 
gar en la forma siguiente : lO® mrs. de conde- cío. 
nación á Estrados y gastos, de Justicia , y los 
demás paguen los Maestres y dueños de los na- 
vios mercantes que fueren á Indias ó Islas ad- 
yacentes , y entre ellos se reparta ; y no contri- 
buyan las soldadas de ningmia otra persona : así<« 
mismo goce de 120 ducados cada año para casa 
donde esté la escuela ; los quales se paguen en 
la manera referida* 

Tom.IV. Ll Ley 



i66 artillería 

Lxy 8. £f mitmo atH d 28 de Febrero dé iSsS. 
El Artillero mayor no se ausente de Sevilla 
sin licencia de la Contratación por escrito y fir- 
mada , pena del salario de todo el tiempo que 
estuvo fuera ; y si pasa de 4 meses no sea admi- 
tido al oficio. 

Leys* JS¡ mismo en Madrid, á 28 de Febreré 
de IS78. 

El Artillero mayor se halle presente á probar 
la artillería y arcabuces , quando se compraren, 
para que sean firmes , como conviene para segu»- 
ridad de la Armada. 

Ley 10. El mismo alH. 

El Artillero mayor en compañía del Juez de 
la Casa reconozca la Artillería , y municiones de 
la Armada y Flotas ; y asista á las fundiciones 
para que sean de la perfección necesaria. 

i^y II. El mismo en San Lorenzo, a 7 

de Octubre de 1^8 ff. 

El Artillero mayor asista con los Jueces oft- 

cíales á la primera visita délas naos que fueren 

á Indias para reconocer la Artillería , pólvora j 

municiones ; y advierta , lo que haga falta, 

> 
Ley 12. Don Felipe IIL en Toledo , a üS 
de Marxjo de 1600. 
Los dueños y Maestres de las naos mercan- 
tes tengan la Artillería de bronce y hierro cola-* ■- 
do que deben llevar probadas , vistas y exami- 
nadas por el Artillero mayor; y no compren, 
ni embarguen ningunas piezas sin estas calidades, 
apercibiéndoles de que no se les dará segunda 
visita ; y las que visitare dicho Artillero , las 
marcará , y de todas tomará éste razón. 

Le, 



DE ESPAÑA E INDIAS, %6j 

Ley / j. El mismo en Madrid ^ á 2^ de Mmzjo 
de j6ijf. 
El Artillero mayor por mano del Teniente Oblieacio* 
de Capitán General envié á los puertos del nes del Ar- 
Condado de Niebla, y otros que le pareciere, qua- tillero ma* 
dernillos de la práctica de Artillería para los Ma- J'®^* 
rineros , dirigida á los Corregidores ó Capitanes 
particulares que hubiere en dichos puertos ; y I0& 
obliguen á aprender de memoria las reglas de ma« 
tineria ; porque sabiéndolas , con ocho dias que 
las practiquen en San Lucar con dicho Artillero 
mayor puedan ser eximinados. 

JLey ijf. El tnismo en San Lorenzjo $ á 3 
de ^Octubre de 161 2. 

Se procure examinar de Artilleros el mayor Que se ex!-- 

número de Marineros que sea posible ; y exámi- minen de 

nados , sean prefepdos para tales Artilleros 4 los Amlleroi el 

de las Armadas , Capitanas y Almirantas de flo- ^^y^\ "/** 
_j.f JTJ» j mero de Ma* 

tas de Ja carrera de Indias vj^xx todas tengan rincroi. 

im mismo sueldo* 

Ijey 15. El mismo en San Lorenxjo ^ á 30 
de Enero de 1602. 



Porque no falten Artilleros para las Armadas, .9°^ ^' ^^* 
y los Marineros naturales del Condado de Niebla, ^^ü^'^xcTd- 
Alarquesado de^^Ayamontc y Ciudad de San Lu- J^J^ 4 ^orde 
car , no acuden ¿ la escuela á examen de Arti- San Lucar y 
Ueros por su pobreza, el Artillero mayor de. otras partes. 
Sevilla , quando menos falta haga en ella , va-. 
ya por dichos pueblos á habilitar á dichos Ma- 
rineros ; llevando para la práctica la pieza de 
Artillería que tuviere, y alguna pólvora con mo- 
deración. 

Ll 2 Lef 



2(J8 artillería 

L^ i6. Don Felipe IL en Madrid á ¿e 
de Febrero de JS7^* 
Poeda dicho El Artillero mayor pueda junto á Sevilla ha- 
Ar t i 1 lero cer terrero , en el sitio que le señale el Asistente, 
mayor dis- disparar piezas de Artillería , y echar bandos , y 
parar en. el escribir á las Ciudades de Cádiz , Málaga y otras 
terrero, .para que los Artilleros acudan á ex^rcitarse cu 
dicho terrero* 

Ley jj. El mismo allí á^ 28 de Febrero de iS7^- 
cap. 12. 
Que resida Dicho Artillero resida en el terrero los dias 
en el terrero que no fueren feriados á enseñar su facultad , lo 
lo menos dos jjj¿j^Q3 ¿Qg horas por la mañana , y otras dos. 
m^^ñana^'^ v P^^ ^^ ^^^^^ ' ^ ^^^ ^^ acudieren á aprehender- 
dos" por la ^^ > y ^ ^^* 4^^ faltare pierda el salario, 
tarde. Ley 18. El mismo allí , eaf.j. 

Fxámen de ^^^^ ^^^ examinados los Artilleros han: de 
los Artille- asistir primero dos meses continuos en el terre- 
ras, ro con el Artillero^ mayor á la práctica , uso y 
cxercicio de la Artillería cada día dos horas, y 
los de fiesta por la tarde. 

Lejf jp. cap. jf. 
Díchó$ Artilleros sean prácticos en I0& fue- 
gos artificiales , fábrica y graduación de la pól- 
vora , para que la Artillería tenga los alcances y 
\ certeza en los tiros que conviene. 
Lej^ 20. cap. 5 y ۥ 
Para ser aprobado de Artilkro. gane tres pre-" 
cios en el terrero á los demás competidores de 
aquel dia, habiendo dOs examinados ; y notech 
ga lesión de brazo ó faltaf de vista. 
Ley 21. cap. 2. 
Ninguno sea admitido á examen de Artille- 
ro , si no tuviere mas de 20 años , y conste 
layan hecho viage á Indias por Marineros , Ar- 

t¡- 



. DE ESPAÑA E INDIAS. . . 269 
tilleros de alguna nao , ó Soldados de la Capita- 
na ó Almiranta. 

Ley 22. Don Felip II. en el Pardo á 11 

de Marzo de iS7^* 
El Artillero mayor admita á examen , aun* Quiénes han 
que no hayan hecho viage , á los oficiales de 4® *^' ^^'"'* 
carpintería , albañiles , canteros , herreros y es- ^'^^^ ^ ^^^" 
paderos , y darles carta de examen , siendo há- °*^"" 
biles en sus oficios. ^ 

Ley 2^. El mismo en Madrid á sí 8 de Febrero 
de ,is7SyCaf. i. 
El Artillero mayor no admita á examen á ^°*j"^» «<> 
ninguno que no sea de los Reynos de Castilla, examinado^ 
Aragón y Navarra , y procure que los admitidos 
sean buenos christianos , y no sean blasfemos , ni 
tengan otras faltas de consideración ; y al que 
tuviere alguna de ellas no le examine ni admita. 

Ley 2^. El mismo allí á 18 de Febrero de iS7^y 

cap. JO. 

tos extrangeros que estén naturalizados en* Qnándo 

' España , y hubieren ido á Indias de Artilleros, P?^^^'J *^' 

puedan ser examinados como los naturales ; y eí^ ;;»?,'tiaos á 
Cj-^r^.j -^ c examen los 

Maestre o Capitán de nao que en otra forma e-rtmnaprn. 

los admitiese, incurra en pena de 50^ mrs. pa- 
ra la Cámara , y suspensión de oficio por dos 
años. 
Ley 2$. El mismo en Madrid á 15 de Noviembre 

de iS7^- 
Habiendo falta de Artilleros para guarnecer rp°^ *® ^^ 
las naos , y asistieren oficiales de los oficios re- ?\ . ^Y^rí' 
fendos, o Marineros que no tengan cartas de exa-'^3 ¿^ ^^^j^ 
men de Artilleros , sean preferidos Ips que las tu- ¡icros, 
rieren para las naos de Ariaada, Capitanas y Al- 
mirantes de flotas. . 



270 ^ artillería 

Ley 2S. Don Felipe IIL en San Lorenza Áig 

de Septiembre de 1613. 
Se recibau Porque muclios oficiales mecánicos , por go- 
los Artille- zar de las preeminencias de Artilleros , y estar 
ros según or- exentos de la Justicia Ordinaria , se examinan 
deaauza. ^^ Sevilla , sin tener práctica ni haber navegado, 
y consiguen estas plazas por empeño , el Capi- 
tán General déla Armada haga guardar las or- 
denanzas dadas y que se dieren para que se evi- 
ten estos fraudes. 

Ley 57. Don Felipe IL en el Pardo á 11 
de, Marzjo de igjS. 
Qaé paedc ^^ Artillero mayor pueda llevar dos duca- 
llevar el Ar- dos , ademas de su sueldo , de cada persona que 
tillero ma* sacare hábil en la profesión ; y sea examinado 
yor por ca- ante el Juez Oficial de la Casa en forma , y jure 
i* "Jf_5"® el Artillero mayor sobre la habilidad del eximi- 
.«« nado, y aprobación del dicho Juez, el qual tenga 
libro á parte donde apunte el examen de cada uno» 
su nombre , vecindad y señas ; y tomen la razón 
el Veedor y Contador de la Artillería. 

Ley 28. El mismo en Madrid d 28 de Febrero 

de i^jff.cap. 7. 8 y s* 

Cómo han Quando se hubiere de examinar algún Ar-^ 

de ser exá-^jn^j-Q ^ 5^^ qj^ presencia del Mayor , de un Juez 

nriinados los Qg^j^j ¿^ j^ q^^ ¿^ ^^^^^ ¿ ^^^^^ Artilleros 

Artuieros. a • j 1 « 

cxammados , para que le pregunten lo que qui- 
sieren tocante al uso y exerdcio de la Artillería, 
•pólvora y fuegos artificiales, y respondiendo co- 
mo conviene , y trayendo certificación jurada del 
dicho Artillero mayor ante uno de los Escriba-- 
nos de la Casa , de que ha asistido en el terre- 
ro el tiempo ordenado , y ganado los precios, 
y señalando á qué personas , se asiente por auta 

an- 



te examina- 
re* 



DE ESPAÑA E INDIAS. ^ji 
ante uno de los Escribanos de dicha Casa , y Je 
dé testimonio de ello firmado del Juez Oficial, 
inserta la certificación del Artillero , y en él se 
ponga la edad ., las señas , naturaleza y y los pa- 
dres del Artillero ; y el que no respondiese á 
dichas preguntas se le suspenda hasta que asista 
eos meses mas en el terrero. 

Ley 2$. Don Felipe IIL en el Pardo asi 
de Noviembre de iGo^. 

" El Artillero mayor dé las patentes i los exá-^ 
minados y aprobados , para que gocen las preemi- 
nencias que las leyes les conceden , y sean obliga- 
dos 4 servir á S. M. en sus Armadas con el 
sueldo acostumbrado. 

Ley 30. El mismo á 14. de Marzo de iGi^^ 

cap. €. 

. Proponga el Artillero mayor los de las Ar- Qoe ^I Artí- 

madas y Flotas al Capitán General ó su Tenien- 1'^'° mayor 

te , para que escojan los que les parecieren á pro- . P'^^^^g» 

pósito ; y no los puedan nombrar sino el Capi- ^^ 

tan General , ó su Teniente con orden suya , y 

comunicación del Artillero mayor , quien firme 

los pagamento^ , y sea á su cargo dar los Artir' 

litros suficientes , so pena de jproceder ¿ontra él,^ 

como hubiere lugar en derecíio. 

Ley ^i. El mismo allí ^ cap. i. 

" Lo¿ diieños de naos mercantas nó lleven Ar- I-os Artíllc- 

tilleros sin examinar , pena de 50® mrs- repar- '^* ^^ ^^^^ 

tidós en tres partes , una al Juez , otra al de- .j^^'^*T^V 

• t - f j A Mt sean exami- . 

nunciador , y la tercera para gastos de Artille- nadoi. 

lia , y dos años de suspensión de la carrera. 
Ley j5- cajf. 2. 
Las naos de Armada se provean primero de 
Condestables y Artilleros , y después las de par- 
ticulares. ^ 

Ley 



,7* artillería 

Ley jj. El mismo á ^i de Diciembre de iSijf. 
El General obligue á los Artilleros , Capi- 
tanes 7 Almirantes de Flotas á que hagan los 
quartos al timón , y acudan á las faenas. 

Ley jjf. El mismo en Madrid á 24 de Marzo 
de i&ijf. 
Qae el ran*? Los Generales ni otras personas no ocupen 
cho de Santa eP rancho de Santa Bárbara de las naos , porque 
Bárbara lo gg p;^^^ poner las linternas , guardar los cartuchos 
íoT^AniU^^ y pertrechos , y donde se recogen los Artilleros 
^^^^ ' con su Condestable ; ni se permitan mas de las 

caxas para guardar sus vestidos , pena de 500 
ducados al que lo contrario hiciere > y si lo ocu- 
pare con mercaderías el Condestable , ó lo con- 
sintiere , y no lo dixere al General para que lo 
remedie , pierda el sueldo de aquel viage , apli- 
cadas una y otra pena al Juez , denunaador , j 
gastos de Artillería por partes iguales. 

Ley j5. Don Felijpe II. en San Lorenzo á g 
de Octubre de 15^4. 
Quando se mudare Artillería de una nao i 
otra , se dé noticia al Proveedor , y se haga car- 
go al que "la recibiere , y tomarán la razoQ d 
.veedor y Contador. 

\ Ley j^. El mismo en Madrid d S de M¿:^o 

de IS9T. 

Privilegios Ningunos Artilleros examinados y aprobados 

y exéncio- por el mayor de Sevilla no sean presos ni exe- 

nes de los cutados en sus personas , armas , vestidos , n¡ 

Artilleros, los de sus mugeres , hi en las camas en que 

duermen, ni en el sueldo que se les debiere^ ni 

les sea embargado éste por ninguna causa , ni se 

les echen huéspedes ni gente de guerra en su$ 

ca- 



DE ESPAÑA E- INDIAS. «75 
casas* Eft quatquier parte: del Reyuó puedbp Ue^ 
var armas ofemivas.s de&mivasi» auateh par^ 
te9 proiubidas ,7. telada la campana de queda; 
asimismo afoabucesdedb ^y^ tirar cda cUosea 
qualquier térpunos , excepto en los bosques 7 
fiptos vedados. En sus causas ^ así civiles como 
crimidaks > en que deán reo$ , conozca, en primer 
ra instancia 1 el Capitán Geberal < da la' Artillería ^^ 
ó. sus Tenifixites ^ estando fea' tierra./ 7 estandb 
cmbaiM;ados, los Capitanes Genendes de fa Ar-^ 
mada 6 Flota , 7 en apelación. la Junta ^e Guer> 
ra. Guarden esta ley los Presidentes , Señores 
del Consejo ^ Alcialdes , Oidores' ^ 7 * los demás 
Jueces 7 Justicias del £0700» pena de 50®. 
BUS. paia la Cámara 7 Fisco. . » . ^ 

Zy J7. Dan FeÜfe IIL en Vaüad$iid d 18 di 
. Setiembre de I So jf. 
Los Artilleros quando ha7an de ser presos, Dónd^. boa 
sean llevados 4 la oarcel de la Contratación, 'pe^ ¿e «•«*' los 
na de incurrir en la prohibición de la IC7 an- Artilleros 
tecedente; 7 si los prendieren en Cádiz ó en P'**^* 
otras partes, los pongan en las de las Justicias 
Ordmarias , 7 den cuenta al Presidente de k Con- 
tratación, 7' el Capitán genecai.pcoctdai en las 
causas oooforme i derecho* 

Ley 38. El msm en Madrid á 8 dé Febrera 
de iSos* 
Lo$.su$lddfii de tos ArtilieMs 7 Oficia)es de C^mo ha» 
la ÁruUerk, que sirvieren «n las Armadas, Fio- de ser pag«- 
tís 7 Nkvbs de Hondurk: y obos'qüalesquier dotloi inci- 
de la carrera de.Bidias.,' se paguen por libranzaSí l^'5,¿!j^ 
del Capitán general de elh o^su Teniente que oficiales ¿ 
asistiere en &villa, precediendo las diligencias Armada, 
acostumbradas; de las quales tomará razón el 
Veedor 7 Contador de Artillería} 7 los recau- 
Tm. IV. Mm dos ^ 



274 artillería 

dos cfüe se despacharen para descargo* del p^ga-- 
áor, faaiL de ir firmado^ d^l General ó Tenien^ 
te,. 7 (hechos. por •«! Contador , y. tomada la ra- 
zón por«Lmisino.<y para^uc haya buena cuen- 
ta en el viage sino se embarcaren, éí Veedor y 
Contador las entreguen, i los »que Jlevaren la 
cuenta de las listas, para anotar .«n-eUbs las ¿J** 
^^ tas de cada uno^y-lo^uerecíbierinde sos siiel* 
dos : y quando vuelvan las «ntreguen ¿ los di-* 
chbs Veedores y Contador , para que tenga Ja 
cuenta que conviene al Real Servicia 

Lejf :^^. JSl msmo m Madrid á 2jf \de Marzo 

Qné ha de £n llegando la Armada ó f'lota, e| Artille- 

hacer el Ar- xo mayor de la casa vaya á San Lucar con bar- 

tillcro ma- .^os á desembarcar la Artillería de las Capitanas 

íegueJa Ar ^ Almirantas, y á Borrego la de Galeones; y 

suida/ hasta que se haya desembarcado no falten los 

' Artilleros ; y al que haga falta ^ se le rebaxe 

quatro reales por dia , y los repartan .entre los 

demás. 

Le}f jfo. El msmo m VaüadoUd Á 13 de Febrero 
de iSoS. 
.1 izando "se «diere socorro ¿ los Artilleros^, no 
se les descuente dinero .para limosnass como se 
suele hacer en los viages , si no fuere lo permi- 
tido en l*.ley ^6. $. 5. art. Quesíorü^ 

. . Ley Jft/ jEI,fnismo ett^.Lerma á :23\. de Julio 

• > ...*./-' 'de:j€o8Ár !••,:■•!./.•' 

£1 Capitán General tardea¿ aA pagador de la 

Artillería oaomfore en Sevilla ^oflciad que asaistá eñ 

esta Ciudad; y reciW y gaste io tocante i ella 

en las Armadas y Flotas. 



Ley 



DE ESPAfíA E INDIAS. "275 

L^ 41 í Él misma en Madrid a s^ de 2darz§ 

de 1&149. caf. ^* 

' Para la». Armadas y Flotas, no se compren 

arcabuces ni mosquetes^ sino de Vizcaya ^ y pa« 

49 9^07 su ad^Jiezo, acuda. el Artillara mayor, 

<:onf<yme( lo ordenare el Capitaa general o su 

Teniente. 

Xey ^j- Don Felipe II; en Sdn iMrenzJt^ d ^a 
de Diciembre de X593^ 
51 Artütero :mayor .reconozqa Ik, bondad de o]^econi^í^ 
la pólvora que sci veqdiefe en S^vUIa »dA dentro ttiiéfíto delt 
o. fuera del SL^yno; aO:;j4eqdc> Wna f^acj^ pert- fóltiíwpé, *¡f 
mita su Y«nt4.^ y proceda, contra lo% jfue so- I*^*'-* -I^^ 
bre esto excedieren , conforflie 4 Justicia , lleyan•^ T** lui^^''* 
do. su sentencia & execucipa; y la apelación sga ^^ **^ 
en el Consejo ó Junia. de. Querrá, 4t Indias* - 

¿(^ ^* Dw Felipe IJI. 4 Ji de J)iciembrf 
dfi jSi^** i »^ . / i > 
. A la pólvora y cuerda que se comprare ó Obllg^cíoit 
refiínare para las Armadas , intervenga el Artille^ ^* Artillero 
ro mayor,, y se Ik^Ic á los ensayes y refinos; y "^y^^* 
quaadf^.se. CQpsiuxu9;pfl^ y mui>idone» 

Inútiles 3, :^Mlc también» ^ i . 

jL. 4j.^£f fmsm en Madrid á ü,^ M Marz0 
de 1614 i, cap^ 8. . . . ! 

,, ,En la ArrnacU^ C^pitana^y, Atmif^jtas d$ 
Flotas, se ll^ye. sieippre pólvora fi:esca.,pv> rí^- 
finarla de vuelu de viage, y Baya bastante can- 
ticio de . 9% ea los AJimacene^.: _ 

Lfy 4S. El misma allí^ cap^j* 
En cada Galeón y Nao de Armada, y Flota 
se íleven seis ú ocho embudos de hoja de lata, 

Mma pa- 



175 artillería 

para echar la pólvora en los frascos, y que no 
se desperdicie. ... 

Ley ^y. Dm Fdift III. en Akdíá á ±€ di Ma- 
yo de i6is. 
El Castellano de San Juan de UUua del» fCK 
coger en aquella forüaleza la pólvora de las 
Flotas. 

Ley jf8. Dm Rlipe IV. en Madrid d ^de ^Bne* 
Qü€ nó le ro de 162S. 

gatcspólvro* Los Capitanes de Armada ni ótrte hagan sal- 
« en 8^1 vai ya quando se encuentran los unos con los^tros, 
* !fe"*'^ ni llegando \ algún Puerto ; ni embarcando , ni 
SjMn €0» ^*^^»l>*r^od<> los<ícncrafci5, Almirantes ni 6trol 
m^cn» de cargo Superior ó menor , supuesto que se ^e- 
de hacer con música; 7 la pólvora solo* sirve 
para petearcoft" los enemigos; .pero se puede ha- 
cer con ella al Rey y personas Reales. El Capi* 
fsn general de- k Artillería dé las órdeb^s ne^ 
cesarías á sus Tenieíltes y demás Ministros, pa- 
. ía que' asi lo cumplan. Esto no se entiende coa 
las Armadas y Galeones, quando' sé liaicen laS 
Señas ácostuiáoradas , y' en todas -aquellas en que 
conviéHe usar dfe ' kf Aftílltfrlá para iugdbiérnoj 
y todo lo que contra^stbtó gáiítaíe^ de pólvo- 
ra , Jo pague quien mandó disparar. Para ma- 
Íoí\>bsetv4iki** ¿1 Capkah general lo haga sa» 
er á los. que tienen el -cá/go de la pólvora y 
demarmühiciorie^ embárcíldasf, y seín cksflgíádof 
en sus TpersQuas y Wñessiho' lo' cumplen. *- 

ZSYES J>ISPERS'AS1}É ÉSTA RÉcé^íZACÍúki^ 

l^ EF.Presídentp de . h Contratación firme las 
fíbraniás'de gastos fie 'Ahilfcría'^óh»' Avería, 
l^ j^^. in. Aéinr^tíradm de Avtría^.' ' ^' 

" ¿ - ^ - los 



i \ 



DE ESÍAÑA E INDIAS. 'ttjy 
% Los Alcaydes^ visiten la Arttlletia' de^ sus 
Castillos para Ver si está pronta paní \k^ opera- 
ciones , 1. 27. zn. Ahaydes de CdstiUos. '^- 

3 Rira la 'Attillería Sd hagan '<xibértizo$ y 
descargaderos que conserven los encabalgamien-- 
to&, 1. í8. ídem. 

4 Haya madera dé respeto para -repiírar lo!f 
cncabalgamentos , 1. 29. ídem. . ,í ; 
' 5 No consientan dichos ' Alcaydes disparar 
la Artillería, sino en casos de necesidad/ 1; 34; 
Idemé 

6 Las Naos mercantas tengan dos fñezas de 
Artillería de bronce por lo menos ^ 1.^ 33; ait; 
uírmadasyfiotas. 

7 Cada Nao de Hondunís Ifeve ocho piezas 
de bronce y ocho Artilleros que las manejen, 
I. 34. ídem. 

8 La Artillería vaya puesta donde el Visi- 
tador seéaííare; 1. 3tS, i^^íw. .' • . 

9 Las Naos lleven !a Af tiHéría , municiones 
y pertrechos aprestados y prevenidos ^ 1. ^7. Id. 

tro^ Éos/Víreyes del í*er¿ feagan-fiíndir Ar- 
tillería y balería pári los NaVíoi i^ue traen la 
plata del Rey, y vengan jumos, 1. 5. art. Jüf- 
f^adas^dü niardtl Sur^ - -, V ;' "^ '•• " '• 
-^ 11^ íssL'^etkiintiáún pútéa enviar\furi4Í4o^ 
res de Artillería y balería ; L 4. at'tí -rftwiíiri^^ ^ 
i± El Presidente de dicha Contratación cui- 
de de que haya prevención de Artillería , 1. lo. 
art. Audiencia del Presidente y Jtieces de la Co»- 
tratación. 

'^'43 Los gastos para el manejo de la Artille- 
TÍa scjtbrcn de ja Real Hacienda^ 1 .6. ar^t , ^C^^ 
itUolyJariai^ VTlT. r'.....M r , , -^c í»> 

^14. Lós-Qcnenks proceres ^e los^AitilIe!» 
•96S 3ean Marinero^ y y» eifiáminados-^'L • 1 7.^ art; G/» 
nerales, Almirantes^ érc. 

Los 



«78 artillería 

. ,15 r, Los pa^sageros.aOiique Uevcti lictíociapa- 
n.ldfi , Xii4Í4»r ^no vay^arj w J)la?a^ de Soldados,, 
ArtíUeroy lU Mariaero5,,;J[.,íio.i¿í^ .¡ , . ! » 

/ 16 Bt Gjeneral reconozca en el mar si'Ia Ar- 
tillería vaj}B«balg?da.jr. de«eqibarazadas las por- 
tañuelas para poderla jugar en las ocasiones ^ j 
TÍO. se quite m mude, sino leo.: caso de tormen- 
ta^ L 59. ídem. ' ..... , ^ 

.17 No se qqitej*' Artillería á i«s Níosque 
de Nupva-Espana van 4. Filipinas, L't$. art* 
Navegación y comercio de las Islas Filipinas., 

18 La Artillería que volvkrc en las Arma- 
das y floías entre en poder del Tenedor, coqt 
intervención de los Oficiales de la Artilleria^ 
U ijvart: Xemdqr d$ bastimentos^ 

^. lil. 

REAL RESOLUCIÓN DE INDIAS 

' NO ABCOtELADA. 

.• . .' •• ■. • , •' . .> ■■'-- 

üjol Qrdetí'de 4.. de- Abril de xj^zá] los Vf- 
reyís y Gpbemadorts de Ltdúfsi^, 



JlLs la misma que se ha insertado .en el §. i* 
4e;.««S.?rtículo, ,lfi ,qual «^ coji^aio» 4 los do- 
inm¡9s,.4?Jií4ia^(i)., ,. ,;., 



,M- 



. •^• 






^^^^-^- ^-^ - 



Ít) Oe esta materia de Artillería trata con la nayot 
iridai y MlMez Cbltíá fuzj^Md»» jmrÉ¥és de Me- 
/««« / iiw ütt¿^. toau a. 5.740, luMiiel 823. Jn- 



'O í 



:f . ARZOBISPOS. 

Novela. Colación í^. tít. 6.. .• .... . . .-. ¿^ i 

KecopÜadon de Indias ^lib. i. tit.- 7. 2)^ 
/ai \árzj$bisfos ^ Obispos y Vis^ádor^s 
Eclejsiásticos* . ^ •. . . ^ . . . ¿ • «[^ -• i ^ • 56 

5. 1. - 



Di, 



ividido el Imperio Romano .» se estableció 
Ton para su mas cómodo y oportuno gobierno 
un Xeíe en cada Ciudad^ que exer^iese entne 
sus Decuriones la jurisdicción correspondiente 
dentro de su «distrito con el nom})rc de Dicta»* 
dor ó Defensor de la misma dudad: otro tA 
cada Provincia que la administrase en ciéttos ca* 
sos sobre todas sus* Ciudades , con el nombre de 
Procónsul ó Presidente de la misma Provincia;; 
y otro finalmente ^n cada Diócesis , que la exer- 
oese en ciertas ocasiones sobre todas sus Provfn* 
cias con el iiombre dp Magistrado superior de 
la misma Diócesis : distribución y orden que es- 
tablecido por los Romanos en su policía civil, 
:se observó desde luego «en la Eclesiástica y como 
pareció conducente .¿Ja únion y perfecta arino;- 
súaí , «que entre el «Sacerdocio y ti Inrper id se de- 
bía establecer y perpetuar,, de tal manera:, que 
se Ueaó ¿ mirar >en ^te punto , cobsí) regla y 
prñoeinia general^' ^utí en ^1 óiiden y forma *de 
la'PólicíaJSdesiásik:! «é ^ignietC: leí anismo que 
M%úsí k$ pttidbsd'jcoiivenietiter;, cstableci^seii los 
Jtei^radfxresriloi&anoft (í>«n ;la. ciyilí 
-'ui<!kníSsmDÍmá^ ¿sta la Iglesia 

ven'Ía;:suyav.auaq|Uíe nms por utilidad ^ ^^^ P^f 



(i> CoáOk (Caleed. (cte. . 17. 



^Sa ARZOBISPOS. 

necesidad de.;$Ua 9i}^iti;({, :$$t«bj[)tció ¿ su exem- 
]^}o>9n Obispo en cada Ciudad, un Metropo- 
litano en «da. Píoyilicia, y *ua Paüriáica ta tít- 
da Diócesis « cprrespondieflítes en el orden y gof 
bierno eclesUscico al Dictador de k Ciudad, al 
^resid^ntf .4c. la.Prpyincia.^.yal Mígi^írado su- 
perior de la Diócesis en el orden y gobierna 
civil. .: /• 

De estos principios , que oportunamente^ v 
refieren I aunque sucintos; para trataf desde.su 
origen la importante materk de e$te artículo, y 
que por I4 misma razón se /deberán tener pre- 
sentes, eq Iqs. qu^ hibim de otr^ Prelsidos y 
Dign^dad^^s JEdeHasticas > se in£bre fécilmente^ 
gue.el Metropolitano ha sido siempre. el pro* 
pío Obispo de la Capital de una Provincia, & 
Definición, quien por tanto «tan sujetos los demás de las 
otras* Ciudades corxespoqdiisntes i ella misma: 
qpe slendQ enere todos estos el primera, se lia* 
qia con razón Arzobispo , nombre que en todo 
su rigor y propiedad lo significa asi : que su pri- 
mera institución es verdaderamente eclesiástica, 
y no apostólica , como han querido algunos^ 
«unqipie conforme al modelo y exemplar que 
d^de luego firmaron los Apóstoles , establedea^ 
do ^tTímo^ói,. Tito y ouosen las Metrópo* 
lis civil^ , como. Prelados superiores 4 los de« 
Hia$ Obispos de, todas las Cimladesí, compreben* 
did^Si.pu sus í respectivas Provincias : -íiitílnieiicei 

2ue, aunque íjilgiinos Obispai^4e 1 estas mísfiías 
;iu4add$Jiuh¡¿qn sido C(mdeca¿a4a^ con sÚ5Üb 
tulo de Metrapolitxoo^ , ju>: eiianMtnasiqüe h(mtf 
Icarios', siéndolo en .prapied¿(4 únifámejlte a^ue* 
líos que establecidos en Jas MettopQlis,. teikiaa 
pr esta causa autoridad y facultades superiores 
las de todos sus^ Obispos..^ 
Por mas conveniente tque i J^irjnpipws hvt^ 

bi^ 



n 



ARZOBISPOS. i28i 

biese parecido seguir por re^la general eñ la po- 
licía eclesiástica dí orden y distribución de la ci- 
vil , empezaron sin embargo ¿ notarse dentro 
de poco tiempo en su misma observancia los 
•mayores abusos , acreditando desde luego la ex- 
.periencia , que los Obispos sufragáneos , menos , 
inaccesibles que sus predecesores a los efectos y 
fuerzas de U mas detestable ambición > ocurrían 
i los misinos Emperadoits ^ solicitando se eri- 
giesen nuevas' Provincias , para que elevadas sus 
Ciudades á la clase de Metrópolis civiles y y ad« 
mitidas. como tales en el óii^n 7 gobierno ecle- 
ciástioo , según aquella regla general., quedasea 
ellos Bttsmos condecorados con el carácter v 
dignidad de Metropolitanos , como era consi- 
guiente : desorden que apenas empezó á descu- 
brirse , procuró la Iglesia contener por los me<- 
dios mas eficaces 7 oportunos, para evitar la 
corrupción que así se iba introduciendo en su 
santa disciplina. 

Basta considerar el fin que la Iglesia se pro** 
puso en la distribución 7 orden de su propia 
policía , para conocer la autoridad 7 facultades 
privativas de los Metropolitanos ó Arzobispos; ^ ... 
del qual se infiere , que siendo los primeros en- cioncs/^ 
rre todos los Obispos sufragáneos de sus propias ' 
Provincias , les corresponde la autoridad de con*, 
sagrarlos 7 presidirlos en sus Concilios (i) , con- 
firmar sus elecciones , 7 ordenar á sus nuevos 
Obispos (2) j juzgar de sus delitos , conocer de. 
sus apelaciones (3) , 7 en suma velar sobre ellos, 
como sus'verdactefos inspectores > cuidar como 
Tam. IV. Nn . ta- 



i: 



i) Concil. Aotioch. cao. 20. 

f) CoQcil. Niceo. con. 4..£c 6. Conc. Laod. can» 12. 
) Caqéj Apon. 2j. Concil. Calc^4* c^n. 9* 



!t%2 ARZOBISPOS, 

tales dd buen orden j gobierno esprinial y 
eclesiástico de todas sus Ciudades-, visirarlas paia 
este efecto quaiitas veces les pueda parecer con- 
veniente , corregir los abusos , contener los ex* 
cesos , 7 suplir la negligencia de todos sus Obis- 
pos , suJva siempre la autoridad y jurisdicdoii 
ordinaria correspondiente ¿ cada uno en su res^ 
peciivo distiito (i): facultades, que habiendo 
residido la mayor parte i los principios mucha 
mas en los Concilios Provinciales (£) y que ca 
los mismos ArzobispoCí , fueron creciendo ea 
éstos poco 4. poco pon el discurso^ de los-tid» 
pos y especi^ilmente quando olvidadas las impor* 
tantes disposiciones de celebrar CondHos Pro* 
vinciales dos veces cada año (3) , para que en 
ellos se tratasen las causas mayores 7 mas con* 
siderablés ; $e devolvieron por consiguiente á los 
)ietro|>oliunos las facultades 7 derechos que an- 
tes residían en los mismos Concilios para la ad- 
ministración 7 gobierno de todas sus Provin* 
cias (4) ) hasta que reservadas i la Silla Apostó- 
lica las causas 7 negocios ma7ores 7 mas consi- 
derables por punto general , quedaron de resul- 
tas tan limitadas todas sus ficultades» que solo 
conservan las necesarias i su oficio en los casor 
de apelación ^ devolución 7 visita (5). 

Con todo , ni aun asi quedaron en uiu si- 
tuacion constante la autoridad 7 facuhades de 
los Metropolitanos 7 Arzobispos , refoimadas en 
parte por el Concilio Tridentino , habiendo de- 
da^ 



(i) Concil. Antíoch. can. 11. 
(1) Can. Apost. 3{. Conc. Antioch. can. 9. 
(3) Conc. Nicen. ctn. y. & 6. 
(4} Cap. 52. de Senteni. eMc§mmumc. 
(5) Can. I. teq* caos. 9. q. 3. cap. i. deOffic. Leg. 
ex Alex« IIL Decrct. cap. i. d4 Ctnsib. m 6. 



ARZOBISPOS. 183 

ciando nis padres , que visiten únicamente sus 
propios Obispados , y no los de sus sufragáneos 
sin causa Jusu , conocida y aprobada por el 
Concilio Provincial : que lo celebren cada tres 
años á lo menos , congregando y obligando á 
concurrir en él ¿ todos sus Obispos (i) : que 
suspendan de sus. oficios i los que hallen negli- 
gentes en 9I cumplimiento de sus obligaciones; 
Í' que compebn i los ausentes á residir en s.us 
glesi^, privándoles de sus frutos » en caso ne- 
cesario, para este mismo efecto. 

Seobrc el uso 7 demás circunstancias del Pa* 
lio» propia distindon 7 señal característica de 
la autoridad privativa de los Metropolitanos y 
Arzobispos 9 s^ expondrá en el art« PaHo. 

ZSTSS DIMJ^MRSAS J>B ZAS J^AATIDAS. 

1 Arzobbpo tanto quiere decir como Cavh 
^¡üa de los Obispos , 7 de su jurisdicción véa^ 
se la le7 15. art. Prelados. 

2 Ojiando el Arzobispo quiera visitar las 
Iglesias de su Provincia por negligencia de los 
Obispos , visite primero todas las <te su Arzobis* 
pado , 7 después las demás , 1. 4. art. Qnsos, &c, 

3 £1 Aczobhpo puede dar ea feudo todo 
lo que sus antecesores acostumbraron , L 3. art/ 
JFeuihs. 

4 No puede serlo ninguno que ha7a sido 
condenado por delito de heregia , 1. 4. art. He^ 
reges. 

5 Ni el que el Papa legitimase , si no lo em- 
presa eo la legitimado^ , aunque lo ha7a legi- 

Nn 2 ti- 

■ 1 ■■! I ■ 

(i) Cmc* Tf¡<t «es* S4. di Ref^rmat. caf. 2. 3. 6*4* 



fi84 ARZOBISPOS. 

timado para obtener, dignidades , 1. 4. art. HijQs 
legítimos é üegithnos. 

6 El Arzobispo puede ser Pcrsonero en pley- 
to del Rey , viuda , huérfano ó personas mise- 
rables, 1. II. art. Procuradores. 

7 No pueden entrar en Religión sin licen-- 
cia del Papa , 1. 9. art. Regulares. 

8 Los Arzobispos pueden conceder 40 dias 
de ^)erdon , y solo valgan á los de su Provincia, 
1. '45. art. Sacramentos df la Santa Iglesia. 

• * 

LEYES J>ISPERSAS DE RECOPIZ ACIÓN'. 

,9 LOS Arzobispos son del Consejo, 7 se 
sienten quando fueren- 4 despachar sus negocios^ 
1. 4. art. Consejo de Castilla. 

10 £1 Arzobispo de Toledo es Primado de 

las Españas, 1. 16. cap. 10. art. Jurisdicción Real. 

'ir JSl Rey , como Patrón , hace presentación 

ifó los Ai^obisp^dos , 1. I. »rt. Patronato 'Rgali 

JXTTOS APORCADOS DISPERSOS* 

12 Los Arzobispos observen el cap. 7. de* 
la sesión 25» de la Reformación del Tridentino,' 
y Motu froprio de Alexandro Vi. dado ct Áo 
de 1499, ^^ qitanto ¿ no admitir coadjutorías,^ 
y supliquen , si acerca de ello vinieren Bulas,- 
y las envíen al Consejo , afiit« 5^. ai^. Coadjuto- 
rías. ; , • ' ' ' ^ . K .•»., , ') 

13 En los Espolios de los Arzobispos no se* 
apliquen salarios los Corregidores , ylos deiten 
al arbitrio del Consejo , aut. 17. art. Corregí^: 
dores. 

14 A los Arzobispos se les escriban cartas,- 
para que á título de patrimonio solb ordenen en 

los 



ARZOBISPOS. 2Ss 

los casos que dispone el Concilio de Trento , y 
al de Toledo sobre lo mismo y otras cosas , au- 
to 4. cap. 29. y 31. art. Jurisdicción .Real. 

15 Guarden á los Reyes la costumbre y de* 
techos de venir en persona á hacerles reveren- 
cia después de elegidos y confirmados ^ antes de 
tomar posesión de la Iglesia , aut. i. art. Pa- 
tronato Real. ^ 

. 16 Qpíindo para Arzobispos y Obispos se 
propusieren los de otra Iglesia , se declare la 
edad y salud que tienen, quánto ha que fue- 
ron consagrados , qué Iglesias han tenido á su 
cargo, y cómo las han gobernado , aut. 4. ca- 
J>ít* a. 'mho art. 

17 ^ Ponga /el Secretario del Patronato en un 
libro los Arzobispados y Obispados que son de 
h RéalTíesentádon en la Corona de Castilla, 
Reyñó' dé Nkyarra , é Islas de Canaria , cap. 12. 
alH.' \' 

<8^ Siempre^ que se nombt^ren Arzobispos- 
de nuevo «e les envié lista dé las Prebendas de 
«Patronato^, piará' que nof las provean ni admitan 
ítopetras de Roma, y envien á la Cámara las 
vacantes , aüt. ¿o. ídem. 

19 Sobre laá Vacantes de Af ¿obispos en In* 
dias é^'tan concedidas varias metcedes i causas 
pias , aut. ¿2. cap. 4. ídem. 
' 20 En el Arzobispado de Burgos , y Obis- 
pados de Calahorra y ralencia se observe la Bu- 
k de Clemente VIII. de 28 de Abril de 1596 
en la provisión de Beneficios patrimoniales , y 
S. M. en ellos no usa del Real derecho de re-* 
sulta. Véase la nota 'qué eiti-al fin de los Autos 
acordados- del tit. i. Ub. 4. que se insertará en el 
art. Patronato Real. ' 



RE- 



2^$ A&ZQBISFOS. 

í- II. 
RECOPILACIÓN DE INDIAS , üb. i. tk- 7. 

Uy 1. Ih^ Fdipt IV. en Madrid á 1$ 
dií Marzo de iS^^ 

Qoc lot Ar- 1^1 Pfesidcote y Consc/eros de IndLís ord«Deii, 
Obir'of* de ^^^ ^^^ provistos para Arzobispados u Obispa^ 
Indias hagan 4os en Indias hagan juramento , áates de entre- 
el juramento garles las oartas de presentación , ]>or ante Es- 
de esta ley* cr^bano y^ testigos de. no oontravenir; al Patro- 
nato Real , y que lo guardarán en todo jr por 
todo » y en oonformldád de la \fsy 23. tk. 3. 
Ub. I. de la Recop» da Castilla (art. PreladOi 
X Clines de est2( obp), ni knpedirán el usq 
^ la Re^L JurisdiccipQ ^ ni cc^ranza do los 
derechos., y dos novenos debidos aí Rer de 
los diezmos de las Iglesias de. Indias* Ifocno el 
j^uranieQ.to » lo ^njtregíiieii al Secretario , por cuyo 
oficto se despajcheu; \?i& piesentaciones ; el ^ual^. 
áptes <]e entrecrías i los provistos y cobre el 
testimonio de dicho jurunento ; y no siéndola 
entr^ado no las dé » pj^na d^ perder el oficio, 
y pagar. lop® mifs. pai;a la .CáfoaQi : y los Vi-. 
reyes y demás Jueces de íoAías , no llevaad» 
certificacipp del Secreurjo de haber jurado, -no 
les den posesión de sus Arzobispados ú Obis- 
pados. Y si los provistos estuviesen en In(j&ts^ 
se envien los executoriales 4 los Vireyes d Go- 
bernadores donde residieren. , Iqs anales hagaa. 
hacer , pripiero que .tomen la posesión , el mis* 
«10 juramento » y veriíicadQ , jnemitan t^tiina- 
nio al Consejo de Indias* 



Ley 



ARZOBISPOS. tt7 

2Jy t* Don FeKpi 11. m il Patáó á 25 

de iMno de is6^. 
Las. frutos' de los Obispados pertenecen á Qoelosfro- 
los Obispos desde el fiat de su Santidad , y és-^ *^ .<*« Jot 
tos se eilibttíqueft en )a prunela ocasión , y tth ^**"P«<íoi 
sidan personalmente en sus Iglesias-, y no. per- I^^'q^?^^"* 
Ciban mngunos diezmos antes de tomar la po- ''^^* 

aftioB ; y los camodas ed tiempo de k vacante 
K apliquen á las Igleik». 

Lty $. Mi Empirad^ Dtm Carlos m Toledo 
á 20 de Febrero de 1534-. 
Los- Obispados de Indias tengan 15 leguas I^istrito de 
íd coflftorno de distrito , contadas desde el pue- JP^ Obispa- 
bla donde estuviese la Iglesia Catedral , y la de- ^?' ^^ ^ 
mas tierra que media entre un Obispado á otro **** 
se part;i por medio , guardatido los Prelados sus 
]íniites> como hoy los tienen. 

. Ley é^. Do9» Fríife TV. en Madrid á 7 
de Febrero de 1636. 
Se encarga i los Prelados se excusen de or- Qae lo« 
denar'4 tantos^ Clérigos , y especialmente á mes- Obispot no 
mos é ilegítimos y ddectuosos ; y no consieh- ordenen tan- 
tán ¿n su Diócesis á ios escandalosos y exjHilsos ^<*«^^^"go»» 
de la» Religión^ , procediendo conforme i los ^,^^2 IcíT 
Sagrados^ Canotiés y^Soiito Concilio de Trento. ^' 

2^ ^..Don Felipe 11. y la Frinceuí Gobernadora 
^ en Valladolid d 18 de Noviembre de 755 (5*. 
* Se encalca ¿ kvs Pndadós de las Indias , qut 
ordenen de corona ¿ lo$ <^iie tuviesen las cali* 
dades qpe dispone el Concilio de Trento« 



Ley 



m ARZOBISPOS. 

Le^ S. Don Fdipf IL cu Madrid, á $ ií N¡h 
. viembre de isyS. 
A los mismos Prelados se les encaiiga , que no 
ordenen ¿ los que no tuviesen las partes y calida- 
des de letras ^ .sufíciencia j virtud que se requb» 
re , y que elijan á los virtuosos* . 

Ley 7. Dofi Felipe IL en San Lorenzo , djt 
de Agosto de jj;88. 
A Guién se A los Prelados se les encarga ordencyi de Sa** 
puede orde- cer dotes á los mestizos con información de vida 
'**'• y costumbres , legitimidad desmatrimonio y su- 

ficiencia, bastante ; y provean que las mestizas 
puedan ser Religiosas con . la misnu calidad , flb 
obstante de qualquiera constitución contraria. 

. i(y 8. El Emperiidor Don Carlos y A Prüíci^ 

Gobernador d . jj de Marzo de ZSÓ^* 
Qaf loi A los Clérigos y Religiosos , que hubiesen 
Obispos no pasado ó pasaseb 4 Indias sin licencia ^del Rey, 
p e r m itan, ^g encarga y ruega á los Obispos , no se la den 
que Io« con- ^^^.^ adnainistrar los Santos Sacramentos , decir 
esta ley di- ^^^ » ni. entender en la doctrina de los Indios; 
ganMua. y los hagan volver á estos Reynos. Tsi nece- 
sitasen ayuda , los Vireyes y demás Jueces y Jus- 
tician se la den y como les fuere pedida ; y los 
2ue llevaren licencia del Rey ^ la gresent«;i en la 
lontratacion » donde noten los Jueces el Cléifí^ 
gp^ue k líeva¿ . :, . 

Ley ^. Din Felife IL én San Lorenzo 4 2M 
de Junio de 1^88. . \ . 
Qne i los Se encarga i los Prelados den ^ los pretea* 

p retcndien- dientes Eclesiásticos de sus distritos las aproba- 

tcs Eclesiás- clones que les pidieren , y envien sus pareceres 

ticot *® 1^5 secretos al Consejo en particular de las letras, 

^^ vir- 



ARZOBISPOS. 289 

virtud 9 ezemplo» vida y costumbres de cada den nu apeen 
•ano, y no les den licencia para venir á estos bacioaes^ 
-. Reynos. . 

Xjey Tú. el mismo y la Princesa Gobernadora en 
Víüladolid, á jj de Mayo de 1559* 

Se encarga ¿ los Prelados, no consientan en 
sus Obis|>adps Clérigos de otras Provincias si 
no llevasen licencia ó dimisorias , y los hagan 
volver dande hubieren salido para que no sean 
vagamundos; y los Vireyes , Presidentes y Go- 
bernadores no los admitan en los Beneficios , y 
así se practique ,- la ley 15. tit. 12. de este 
libro* 

Z^y II. el mismo en Madrid, 'á 25 de Noviemkrc 
de 1^78* 

Los Prelados castiguen á los Clérigos que co< 
metiesen delitos , ó m^tratasen i los Indios , ó for^ 
zasen ¿ sus ínugeres é hijas. . 

Z^ii. el mismo mMadrid^das deNoviemhri 

.. Je is?^^ rwi I 

Se encarga á los Prelados , que quando ha- QjJe w» 
liasen culpados á los Sacerdotes de doctrinas.de J^J^^^^ ^ 
Indios , no les impongan penas pecuniarias de- ^^ Sacerdo- 
sindolos en las doctrinas , ó mudándolos ¿ otras tescoofomo 
partes » pues con tan leves penas no quedan cócrl & los Cáoo^ 
regidos.,. y. jen/ las que les impongan deben pro- nei. 
ceder conforme ¿ los Sagrados Cánones, y en 
el caso dercmocion guvden lo dispuesto por d 
Patronato Real. Vide art. Patronato Bjal. 

L^ xj* el násmo en Lisboa ^ á X7 de Ma¡tf9 
'i de is8^. 

Se encarga á los Prelados, que en; las visitas, Qoeloí lo- 
que hiciesen de sus Diócesis, dispongan lo que '"'^/^^¿f' 
convenga porquantas vias sea posible para que "^^* 
. Tom.IV. Oo los 



z^o arzobispos: ^ 

los Indios /no sean molestados ^ m oprimitJos y 
procuren que sean doctrinados y enseñados . coa 
el cuidado , caridad y amor conveniente á.nuc$^' 1 
tra Santa Fé , y tratados con la suavidad , que 
está mandado. 

Ley ijf. El Emperador Don Carlos en Valladolid^ 
á is. de Octubre de 154-4^ 
Se encarga, á los Prelados de las Indias, el 
que por sí ó sus Visitadores se informen de los 
Españoles que allí hubiese casados ó desposados 
de estos Reynos , avisando á los Vireyes , Pre- 
sidentes , Audiencias y Gobernadores., y éstos 
los hagan embarcar en la primera ocasión , para 
que vivan con sus mugeres. ' . * . . 1 

Ley 15. Don Felipe IIL en Madrid I á 12 

de Febrero Je í&o8. 

Se ruega y encarga i los Príladosi de Jodias, 

el que no hagan concierto con los doctrineros 

lobre la quarta jfuneral póf los daños queiesult 

tan á los Indios , y la.qqbren ^conforme á derecho." 

'■, : ' Ley j6. Don Felipe IL en Madrid y d ^ 
. / . -• • de Septiembre, de r^jz. 

Los Obispos no lleven quarta parte de los sa- 
larios de. doctrineros, ni¿epílguen á los xpieno 
^ asistieren por el tiempo que lo déxaren de hacer. 

Ley 77. el mismo en Madrid , á 17 de Enero 

Igksias^Mo- ■'^^5 Iglesias , Monasterios, Prelados, Prebenda- 
nasterios y dos , Clérigos y Doctrineros , que por mercedes 
otros, pidan Reales gozan de limosnas , las pidan ante los Víre- 
las limosnas yes, Presidentes y Gobernadores , los quales hagan 
"r*^ '^* ^** justicia sabida la verdad , conociendo simplemcn- 
ma/* ^ ^^ y ^^ plano. Y se encarga á los Preladas Ede- 

siás- 



arzobispos: í^i 

fiásticos , no procedan por censuras ni en otra 
£ jorma ^ L Ü' cobranza de las dichas limosnas. Y 
~ JOS Oficiales de. la Real Hacíeilda paguen á los 

Prelados y Clérigos^ lo que hubieren de haber 

por. los tercios de cada un año» inmediatamente 

que cumplan. 

Jisr fS.JDók Felipe ni. en Madrid, á 5/ 
de^ Octubre de is9S* 
Sé ^encarga á los Prelados , y demás Jueces Qaelaabso^ 
Bdesüsdcos así del Perú como de Nueva-España, iuci<)n de 
que quando. concedan absoluciones de censuras ,J^^"*°',?' *® 
impuestas ^iios Jueces seculares, lo hagan llana- ^^* ** 
mente sin obligarles á que vayan personalmente» ^^^ ^' 
¿ ías casas Episcopales ó Iglesias , ni usen de otra 
ceremonia , y las Audiencias Reales despachen 
provisiones de ruego y encargo ^ para, que así se 
execute. 

Ley is* el nüsmo en San Lorenzo , á 5 
de Octubre de iffojf. 

Se encarga i los Arzobispos y Obispos el que Qae los Pre- 
se excusen i asistir á Edictos de la Fé órcci- 'adosnoasis- 
bimientos déla Bula de la Cruzada en las Igle- T\^%Tl 
sias donde se publicaren , por excusar coriipeten- , ^ctblmicnto 
das , y otros inconvenientes , que de lo contrario j^ ¡^ BqI, 
se; han reconocido , hasta que se tome resolución delaCruza^ 
de los lugares que han de ocupar en semejantes da. 
actos. '^ 

Ley üD. DoH Felipe IL en Badajoz , d 2S 

de Mayo de jgSo. _ 

' Se encarea á los Prelados de Indias , que sus -, Q?® '^' 
--^ . ^ Tfc 1- • j Provisores 

Provisores no sean Religiosos ; y en esto guarden ^^ ^^^^ ^^^ 

el Derecho Canónico. llgiosos. 



i.'>;. 



Oo % Le^ 



¿9t ARZOBISPOS. 

■Ley 21. Don Felipe TI. m Madrid ^ á 8 dt \ 
Maye de i¿&8. 
' Se encarga á los Arzobispos guarden lo de- 
terminado en el 3anto Concilia de Xrento , en 
quanto ¿ visitar los Obispados sufragáneos* p 

.f.ey 2^. Don Felipe UI. en el Pátdo.'á ijf 
de Noveembre de r&20. 
f. Se encarga á los Arzobispos y Obispos de In- ; 

dias y que observen lo dispuesto por jel Concilio de 
Trento y Concilios Provinciales de ellas , en ra- 
' ' ZQu de no llevar derechos ni. recibir comidas , y 

^n el proceder contra Legos , en las visitas que 
hicieren de Iglesias y Ermitas. 

Ley 23* Don ^elipe IlL en EJbas, á i% 
de Mayo de 1613. 
QacIosPrc- Se exórta á los Prelados que quando visiten 
lados no lie- sus Diócesis , gu^irdett el Santo Concilip de Tren- 
ven dinero to , y no lleven i los Indios dihero para su co- 
paírmco- ™1^^ y familiares. Y si alguno lo intentare, los 
SdL*^ ^^ Vireyes y Audiencias los amparen , y para ello 
den las provisiones necesarias y pidan los Fis* 
;' cales se cumpla lo contenido en esta ley« . 

Ley 24. Don Felipe IL en San Lorenzo > d ¡ 
de Agosto de iS77* 
QaelosPre- Se encarga a los Prelados de las Indias , d 
lados visiten que visiten personalmente los lugares de su ju- 
sus Di(k:esis, risdicdon , y administren el Santo ' Sacramento 
Jo Visitado* ^^ ^^ Confirmación , informándose de todo co- 
res.íS los Ca ™^ disponen los Sagrados Cánones , y hallándo- 
bildos en Se- se impedidos nombren Visitadores ; y los Cabil* 
de vacante, dos Eclesiásticos en Sede vacante , los quales sean 
sean quales Eclesiásticos de buena vida , exemplo y temor de 
conviene. j)Iq^ ^ s¡^ recibir ni consentir se reciba nada 

por 



ARZOBISPOS. 293 

por, sus faitilhines, Yacabacks lais ViAtas en vico 
los Prelados^ ó; Cabildos en Sede vacante , relación 
de los lugares y doctrinas de sus distritos , de 
lo que proveyeren y remediaren en cada uno 
y demás , de que será bueno tenga noticia el 
Cooseló de Indias* . . ^ 

-'Ley a'^. J)on Felipe IIL en Madrid, á iS . 

de Mayo de 162.0. 

Se encarga que quando los Prelados y Ca- Q°® " el 

bildos en Sede vacante nombraren, Yisitadores. '^ í> «^ •> ^ a- 

miento de 
no consientan ruegos , mtercesiones ni otros Vwjtadorcs 

medios injustos , m reprobados ; y ea otro ca- no interven^ 
so interpongan su autoridad y castiguen susexoe- gan ruegos 
sos^dé suerte qiie sirva de eiunienda en lo sucesivo^ ni otros me« 
dando xazon puntual de todo al Consejo de In- ^'^« í^jw- 
dias. *^«' 

JL^ 26 Don Felipe IL\y Ja Frhteesa Goberna- 
dora en Valladoltdy ár isk de Junio de 1559 . 

Los Visitadores Eclesiásticos , no lleven á lo$ 
Seglares aprovechamientos ilícitos , camaricos, 
comidas ni procuraciones ^ y á los Curas y Ecle* 
siásticos solo lo permitido por Detecho y Santo 
Concilio de Ttento , .y los Prelados lo hagan 
¿uard^r iAyiobblemente» 

I^ey 2'/. el mismo en Madrid y á 15 de Enero 
de 1569. 
Quando los Jueces Eclesiásticos y Visitado- Qae los la- 
res hallaren , que los Indios han cometido exce- djos^ean caí- 
sos y ciíya corrección les pertenece , lo hagan ^'^^f. jV.^^*^ 
jHor medios tan suaves , que ellos mismos les obli- •*^^^'^^*^* 
guen á su enmienda y perseverancia en la Fé 
Católica : y se encarga á los Arzobispos , Obis- 
pos y demás Jueces Eclesiásticos , que no saquen 
ludios de sus pueblos , ni sean llevados á otros, 
y en los ^os de su jurisdicción y los castiguen 

con 



294 arzobispos;. 

oon respecto i la flaqueza , corcsdad;¿e< infano 
y caudales , favoreciéndoles en ló posible. 

Ley 28. Don Felipe IIL en Madrid , á 29 
de Marzo de 1621. ... 
Se encarga á los Prelados, el que .ordenen i 
sus Visitadores , no den esperas á los albacéas ni 
testamentarlos d¿ los Indios , por skr ondioana- 
mente en perjuicio de éstos. 

Ley 2^. el mismo en Madrid y A X2 de Dicimibré 
de I Sis. 
Qae cüidca Las Audiencias con asistencia , 7 á pedimen- 
las Audicn- ^q ¿^ Jq^ Fiscales despachen provisiones^ parí 
ciis de que j^^ Clérigos^ y Religiosos , no echen dcrra- 
no se echen ^ / , t 5» • • 1? • • • 

derrama! i ^°^^ ^ ^^ Indios , ni hagan repartimiento con 
los Indios pretexto del gasto de los Prelados , Visitadores 6 
pira losPre- Provinciales de las órdenes, pena de ser remo- 
lados y Vi- vidos de las doctrinas, y aquellas sedespadiea 
•itadoret. con ¿sta clausula. 

• ' * 

Ley JO. el mismo en San Lorenzo y d 2% 

de Agosto- de I €2 o. 
Se ruega y encarga á los Prelados que elijan 
Eclesiásticos virtuosos para Curá^ doctrineros y 
Predíaidores , por lo mucho que importa para 
la conversión y salvación de todos. 

Ley jr. Don Felipe IL en Madrid y 4 j 

de Septiembre de Tgj2. 
Los Presidentes y Oidores , acudiendo algu« 
ñas personas i las Audiencias sobre los agravios, 
que los Obispos y sus Visitadores les hicieren , ó 
á los Indios , usen del remedio que conforme k 
derecho corresponde al Rey , y haga justicia» 



Ley 



ARZOBISPOS. 395 

JC^ j2.'eí mismo en Toledo , d .2 Je Marzo 

de j^6o. 

' Se ruega y encarga á los Arzobispos 7 Obis- Q"^ ^•^ 

pos no pongan, ni consientan poner fiscales , sino "^'*^^* "® 

KXí las Ciu<kdcs donde hubiere Iglesias Metropo- ^jcf *" sj^ J 

.lítaqas y Catedráks : y no hagan prender ni azo- en sus Igle- 

tar á Indios ni Indias , en los casos que no fue- sias. 

ren de su jurisdicción , y los Presidentes y Go- 

befnadorós ^ . nó deu lugar i 4ue excedan de lo 

dispuesto por las Leyes de Castilla. 

•^ : ., ...' '...•.-'■'..•.. 

Ley g^.elmsmó len Burgos 9 d 14 de Septiembre 

31:4/ ,\ '.. . ... 'j sde'j^s^' 

il De^^lás ítaxas de Comunidades de Indios, Que lo dc- 

donde enti:añ ios bienes de difbntos, se saque xadoporlos 

lo que j^ubieren dexado'para capellanías, obras Indios para 

frfas y hospitales: y los Arzobispos y Obispos ?^^^^, P^*** 

tomen laacitentas á los poseedores , y hagan cum- v^^^ [^JIJ 

, , - , j. ... \ t j ^ t tomen qaen- 

pHr» m disposiciones de ' los testadores ; y los ^^^ ¡q, obís- 

iQpeyesv 'Audiencias ni Gobernadores , no co* pos, 

xxGKzcan sobre esto. 

* -I * . ^ j ' . ' ' ' 

Ley j^. ^/ Emperador Don Garlos y- el Cardenal 

Tábera , Gobernador en Talavera , á 6 

t; ^- ^ \'^de Julio 'de i¿f^o. '■ 

Quando los diezmos no llegaren á 500S) mrs. 
los Ofídales^ Reales de todas las Indias , paguen 
i ios Obispos de la Real HaciendaA lo que les 
£dtarei hasta dicha cantidad d«sde d íiat de su 
Santidad. 

Ley 55. Don Felipe , IV. en Monzón , á 2$ 
.ü'a- , '. í5 . . de Febrero^ de 1626. 

Se- encarga i los prelados la unión con sus 
Cabildos, y ofreciendo»' duda sobre las erecciQ- 
«esy guarden la 1. 14. tit. 2. de este libro. 

: ." ■' ' ''" : Le, 



2^6 ARZOBISPOS. 

Ley jí*. Don Felipe IL en Madrid, á 2&. 

de Octubre y j^ de Dioieinbre de Jg^i. 
Los Vireyes , Presidentes y Oidores ^ no de» 
á los Arzobispos ú Obispos licencia para venir & 
España, y los Gobernadores y demás JueceSt 
no los dexen embarcar por ningún motivo» sia 
tenerla expresa del Rey. 

Ley ^T. Dm Felipe IV. en Madrid % á $ 
de Octubre de 1626. 
Qae los V5- Los Vireyes ordenen á los Oficiales Reales^ 
reyes orde- que Cobren lo que montaren las vacantes y «- 
nen á losOfi- polios de los Arzobispos y Obispos ; y lo tengaa 
cíales Rea- ^^ 5^ poj^r por cuenta i paite, y las tomen de 
brcn?a$^va' ^^ que hasta ahora se ha causado ^ y avisen al 
cantes 7 es- Consejo de Indias de su distribución y órdenes 
polios. co^ que se ha hecho. Y los Vireyes , Presiden* 

tes. Audiencias Reales y Gobernadores , en mu^ 
riendo algún Arzobispo ú Obis{to en sus Pro- 
vincias, pongan luego cobro en los bienes que 
' dexaren , sin dar lugar á que lo oculten : envían* 
do^ al Óons^jo de Indias copia de los inven^ 
tarios qye hicieren. 

Xcr JÍ. BonFclipelV. en Madrid^ Á jd 
de Marzjo de x6j-f. 
Los bienes inventariados . por los Prelados^ 
quando van á servir íl sus Iglesias , no se in- 
cluyan en los .espolios 9 y en hxántidad de elloi 
. no se cause molestia á sus herederos^ 

^y 39* ^l fnisma allí, á 9 de Agosto de iGs^k 

Forma dé Los Arzobispos y Obispos hagan los inven- 

hacer el in- Daríos con citación de los Fiscales de las Audien^ 

Senes de ^'^?^^ ^^^^ ^f^^^^' 7 ¿onde no pudieic 
los ^^^^^ > nombren éstos personas de confianza , que 

jtm- 



ARZQKtSPCfi. ^97 

Juntamente con dos Prebendados de sus Iglesias, los Arzobls- 
y los Prelados dcdafen todos sus' bienes y \deu- pos antes de 
das , y la causa de -4jué proceden , y los Vire- «nt^^aj en las 
jícs y demás Jueces den las órdenes para ' que ^S^^"^** 
puntualmente se cumpla así , y los Fiscales poní- 
gan traslados autorizados en el archivo de la Au- 
diencia ^ y' se encarga á los Deanes y Cabildos, 
bagaA U>. mismo , para que conste quando con- 
venga. . . 

Uy jfo. Don Felipe IIL en San Lorenzo d 28 

de Septiembre de 1618. . 

Muriendo el Obispo en una Iglesia , presen- Qae las cai»- 

tado para otra , y dado el fiat de su Santidad de «?« ^^ ^'P^* 

los espolies , paga de deudas , y 4einas preten- '^^^ ^° ^^"* 

sioaes de las partes- se ha de tratar en el dis- ?^"f. . .^ 

. * - . •^. . . • . ,, iglesias se 

trito de la Audiencu , en cuyo terrijono murió, ^^x^^ don- 

Y en quanto al Pontifical que dexare , perte- de muriere 
aece á la Iglesia de donde fuere Obispo al el Obispo* 
tiempo de la muerte , cuyos frutos son suyos 
desde el fiat de su Santidad , guardándose en 
quanto ¿ \o que. se comp^ehende en dicho Pon- 
tifical el propio motu de su Santidad. 

Ijy -f I. Don Felipe IV. en Madrid, i 5 - 
de Diciembre de 16^1. 
Porque desde el tiempo que mueren los Ar- Qn© «« ^«- 
^obispos y Obispos , hasta que los sucesores.™^* ^^^* 
presentados tienen el fiat de su Santidad , ^^-^ ^^^^LXit^X^ 
can las rentas para el Rey ; y está mandado , que vacantes de 
\o que procediere de las tercias partes de vacan- ^Arzobispa^ 
tes de Arzobispados y Obispados , se remita á po- dos y Obis-^ 
der del Tesorero general del Consejo de Indias: pados como 
sa monda á los. Oficiales de la Real Hacienda «« acostum- 
que así lo cumplan , sin reseívar cantidad alguna. *' 



Twn.IV. Pp Ley 



298 AltZOBISPOS. 

L0 -fít El mismo allí 4 i€ de Febrero 

de 1635. 
Se encarga i los Arzobispos y Obispos nom- 
bren Clérigos por Vicarios y Confesores de 
Monjas sujetas á sus jurisdicciones , y no Reli- 
giosos, 

'Ley ^j. El mismo en Zaragoza á iS de Agosta 

' de 1642. 

Qae los g^ encarga á los Prelados de las Indias den 

Prelados cui 1^5 órdenes necesarias á sus Provisores , Curas 

Provlsorerv ^ ^^^™s Ministros para que guarden el Santo 

demás Mi Concilio de Trento , y aranceles en la cobranza 

oistros ob' de los derechos de dimisorias y demás; y las 

•erven el Audiencias cuiden de que no haya exceso , y 

Concilio de habiéndolo , despachen las provisiones conforme 

Trento • v 4 ]a jgy ^7. .tit. 25. lib. 4. de la Recopilación de 

¡Qsdeícchos'' Castilla. Y en los títulos de Vireyes y de otros 

' qualesquiera Justicbs se pongan cláusulas con 

pena de privación de sus oñcios y perdimiento 

de los salarios , de que enviarán al Rey relación 

de si los Prelados y demás Jueces Eclesiásticos 

guardan lo contenido en esta \ty. 

Ley 44^ Don' Felipe IL en Madrid d 18 de Mar- 
^ de 1597- 
Se encarga á los Prelados castiguen conforme 
á Derecho Canónico á los J^lérigos y Doctrine^ 
IOS culpados en tratos y^angerias* 

Ley ^5. El Emperador Don Carlos ^ y elFrin-- 
cipe Gobernador en Valladolid á 31 de Julia 

de xs^S^ 
Se encarga á los Provinciales , Priores, Gaar« 
dianes, Vicarios y Religiosos de los Monaste-- 
tíos de Indias , publiquen en ellos las Cartas y 
Censuras que los Prekdos' Diocesanos les remi- 
tiesen. Ley 



v^ . . - 1 . < ^ ». ' ' . » 

L/ey^ jf^S. . Don Feli^t IV.: en Madrid á x^ 

de Febrero de 1SS3. 

Se: permita á los. Obispos embarcar ios fru^ 

tos episcopfiles^ 7 hacer matanza, de guiados ^ 7 

pesar k carne de. dios, oomo los vecinos. . - 

¿^ ^j^.Dm Fjstípe U. en Toledo á^T de Agos^ 
to de 1560. 
Se encarn á los Arzobispos^ Obispos 7 de- 
más Jueces £cIesiástícos de ladias, que no ex* 
cojoiulgcn por causas leves , coiño está dispues- 
to por el O^nciiio de Treofeo , ni condenen en 
penas pecumarías i los legos. 

X<r 4B. El mismo en Madrid d 18 de Febrero 
de .15SB. . 
Se encarga i los Prelados no ordenen á títu^ 
lo de Beneficios de que el Re7 sea Patrón , sin 
haberse dado primero pitesemacioñ de ellos ; 7. 
si hicieren lo contrario, los Vire7es, Presiden- 
tes 7 Gobernadores presenten ios tales Benéfíciói 
á otros Clérigos. 

JJy jf^. Don Felipe III. alH á 5 de Dicümbrti 
.... de 1S08. 
Se encarga á los Arzobispos de Indias, que 
si hubiere negligencia en las Sede vacantes de 
Iglesias Catedrales sufragáneas , ó en las provi-i 
siones 7 elecciones -de Visitadores , usen confor- 
me, 4 Derecho Caddnicó del de Metropolitanos, 
psodarando ^e los Cabildos £í:lesiásticos pro^' 
cedan como conviene. 

Ley 50. ^ Don Felipe IV. en Madrid d ij de Ju^ 

lio de iS^t. 
• Los .yire7es , Presidentes, 7 .Gobernadores en 

Pp 2 la 



goo ARZOBISEOS.' 

la administración de la quana Episcopal en Sedo 
vacante , hagaa se guarde la costiiinbréi;; : 

Líy^ s^i. El fnismo allí a ^o de Máj^ de tJ^si. 
. Se ruega y. encarga á los Arzobispps y Obis- 
pos , que no peiraibaii* la^ qbartds fiíiieraies , ^^ 
cantes desde la muerte de sus antecesores , hasta 
el fiat de-^tt Santidad; y guardea en esta h CQte 
tumbre y resoluciones, > 

Ley 52. El mUim^ a¡H íi r^ dé Julia^de iS^9. 
Se encarga á los Prelados y Jueces Eclesiis^ 
ticosvy apliquen paf te» de las condenaciones parz 
guerra contra infieles, y gastos de. armadas; y 
se cobre y recoja en las Caxas Reales, para re- 
mitirlo al Rey , y se, gaíte en ia lefesidó: ykfe 
Prelados envíen á decir :1o que juntaren y Ca- 
xas en que entrare. 

Ley jj. El fnismo aM á ig^de Didetrére de 1 €2g. 
Se exhorta, ruega y encarga á los Prelados 
EdeáListicos, profcuren xjue ellos, sus feligreses 
y súbáitos vivan exemplar y virniosamente , y 
hagan elección para los empleos en estos , y den 
Boticía. al Rey de los que fueren niaá 4 propa* 
sito para empleos y puestos eclesiásticos y se- 
culares. 

Ley 5^. D(m FeKpe 11. en Cardaba á^a^ de Mar 
zo de 7570*-. -'' '~i'^ - ' 
Las Audiencias no impidan ¿i» íos^Plrelado^ 
I2 Jurisdicción Eclesiástica ,' ántes^ids xibsa.elaxy: 
xílio que pidan conforme á DercclMí. « : r '. 

' ^^ 55- ^on Felipe ^W. m Mwdrid ár^S 
de uábri¡'de>i&^^. 
Se ruega y encarga 4 los Prelados* de há, In- 

diasy 



AR2X3BT8POS- joi 

^as , téoQ)ík «todos los^i'eves de stii Saotidad 
ó de sus Nuncios Apostólicos, que hubtexeeii 
sm 'distritos , no hab^ndose pasado ^or el Cbn- 
sejo de< Indias ; y :iio se use de ellos, y. los re« 
mitán en la primera ocasión á dichd. Consejo. . 

Li^^S. El mismo allí Á ^5'de,.Almiderr€^^: 
1 Se. encarga a los Obispos no den lugar ' 4 jque 
en ^sus casas, se pongan ^cuscpos. de .Gnandia de 
Clérigos ; y si tomase í^rmas el Estado Eclesiástico 
tsi d^Qsa de la Ciudad ^ lo líaga'ea tiagemo- 

-'. '-V ^ • . .. •; ..• .: • -.: . 7 :. ; 

ZEYES DISPERSAS J>E ESTA IiECOJPJ£AC¿)I^. 

< ' \ ' ' /• *'" • ' ' *, * ' 

• iX- Se' compbebendan en la pena^^de: tempoiá** 
üdades las rentas episcopales » 1. 145. art. Au^ 
diencias de Indias. .* ^ . : ... 

¿ - lM5s'Vifeyes. y AlidiencfiasptBediaia dar pro- 
visiones para i\flQ los Prelados yisitenusus Obis- 
pados^ y se hallen en ios Coiuáliús , > 1. 147. 
ídem. \ ; ' -. ' 

3 Las Audiencias no den provisiones gene- 
nlmente* exhortando á los Prelados á que no 
procedan con censuras, L 149» Id^m. 

4. Las Audiencias atiendan mucho á la^tau^ 
íofidad y dignidad de los Prelados, y no se 
entrometan en su jurisdicción, \^ 1^0. Idsm.^ > 

5 Los Clérigos no sean exentos de k juris^ 
«dicción episcopal por los Ministros de Cnúada^ 
1. 13. art. Comisaría de Cruzada^ \ . ■ . 
- d , LosPreladbs' no» cobren de los Doctrine- 
JOS la quaíta funeral y dci oblaciones donde no 
-hay. costumbre legítima , !.• 13. osx.' Cutas y Doc- 
frtneros. , 

7 A los. Arzobispos y ademas personas Ecle* 
siásticas no se .les d¿ilU:(aida paia venir i estos 

Rey* 



305I ARZOBISPOS. 

Key^^ños^sm k'del Rey, L 9. arC IXpmíadisp 
Prebendas. 

8 Los Prelados no den Orden Sacerdotal sio 
aprobación del Gatedrádco de la lengua» L 56. 
art. Prelados. 

9 Si los Prelados se reservaren en sí las con- 
fesiones f absoluck>iies de los Jueces » Justicias 
y otros semejantes » el Fiscal use del .remedio 
que hubiere lugar en Derecho» 1« 31* ¿rt* Fis^ 
cales. 

10 Los Arzobispo^ 7 Obispos procrean los 
Mayordomos de las Iglesias , y sean legos^ Ua« 
nos 7 abonados» L 21. art. Iglesias Catedraln 
y Parroquiales^ 

1 1 Dichos Prelados visiten los bienes de las 
ñbrias de las. Iglesias 7 Hospitales de Indios» 7 
tomen las cuentas» asistiendo persona por el Rjeal/ 
Patronato , L 22. /^i^. 

12 Avisen al Re7 del tiempo en que hu--^ 
bieren tomado posesión de sus Iglesias » 7 si has 
residido, 1. 21. art. Informes. 

13 Envíen relación de sus rentas 7 las de 
sus Iglesias 7 Curatos» L 22. ídem. 

14 Informen si han visitado sus Diócesis » 7 
los efectos que hubieren resultado, L 23. ídem. 

15 Eavien copia de las Constituciones, Orr 
denanzas 7 Autos de gobierno de sus Iglesias» 
conforme á la. Ie7 24. dicho art. 7 1. 34* art. 
Iglesiai Catedrales y Parroquiales. 

, 16. Informen de los HospitalíJS 7 Cofiádías^ 
1. 25. art. Informes. 

. 17 Infoñneh del número de personas » doc*« 
trinas 7 Parroquias de sus distritos, 1. 26. ídem. 

^ 18 No procedan con censuras contra las Jus- 
ticias Reales que hicieren diligencias en averi- 
•guar los agravios de los Indios, aunque resul- 
ten contra Eclesiásticos» 1. 27. Idenu 

In- 



ARZOBISPOS- 303 

19 Infonnen de los Predicadores , y si cum* 
fika en su ministerio, 1. 28. ídem. 
h 20 Avisen al Rey si las personas de que hu- 
bieren informado mudaren de estado y estima- 
ción, !• 31. ídem. 

21 Por concordia del Prelado y del que tu* 
viere el Real Patronato, puede ser removido 
qualquiera Doctrinero , 1. 38. zxt. Patronato Real. 

22 Los Prelados no pre&ran en las docrri-» 
ñas á sus parientes ni dependientes de Ministros, 
jni las provean por intercesiones suyas, L 34. 
ídem. 

23 El Arzobispo ú Obispo Presidente de 
Audiencia Real, en su DitScesi no conozca de 
pleytos eclesiásticos^ que ocurrieren ¿la Audien* 
cía por via de fuerza ó en otra forma, 1; 15. 
art* Presidentes y Oidores de las Audiencias y Ckan^ 
íiUerías. 

24 Visiten las Iglesias . de las Doctrinas , j no 
los Conventos, 1. 29. art. Religiosos y Doctrinen- 
ros. 

'25 Usen de la jurisdicción que les da el De- . 
recho , y Santo Concilio de Trento en los deli- 
tos y excesos de los Religiosos, 1. 74, art. Re^ 
£Hlares. 

26 Informen al Rey del estado, tratan[uen- 
lo y doctrina de los Indios, 1. 7. art. Trata^ 
miento de los Indios. 

AUTOS AC0RDuá2>0S. 

Auto I IX. El Rsy en San Lorenzo d 14. 4é 
Octubre de i6jí^ 

Las mercedes de limosnas y obras pias qnc QoeJasmcr- 
había heclio é hiciese el Rey en la tercera par- ccdet de li- 
te ¿k Vacantes de Obispados, se dividan en tres mosnas he- 

cía- chas 



A I 



chas por el 
Rey ae va- 
cantes de 
Obispados , 
se dividan 
cooforme á 
esta ley. 



304 ARZOBISPOS- 

clases entre sus acreedores: en k primera irlos 
que tienen mas particulares: razones de prcferdbt» 
cia : en lá. segunda á los que mas se acercan -¿ 
estos; y. en. la tercera á los últimos : y ^que lo 
vacante se divida en quatro partes : las dos se 
repartan prorata de sus debitóos entre los que 
tienen su consignación* en la primera clase : y á 
los de la segunda y tercera s^ les prorateen de la 
misma manera las otras dos : una á los de la se- 
gunda clase; y otra á.los de k tercera: y sien* 
do necesario alterar alguna vez en dichas tres 
clases , el Consejo consulte al Rey lo que se te 
ofreciere^ ' !. 

. Los Obispos consagrados .en estos Reynos^ y 
que han de pasar i las Indias, junto 000 el für 
lamento de guardar el Patronazgo^ le han de ha- 
cer de embarcarse en la primera ocasión, con- 
forme su Santidad ordena. 1 ; 



Auto 1^1. 132. y 153. ResoJuciones del JRjy 
de xs de Agosto de 1 6^3. i x de Febrero de i d^-f • 
' - y Octubre- de -xS^^. 
- Se prohibe el que los Arzobispos y Obispos 
de Indias se consagren en España , y que el Coa- . 
sejo no consulte al Rey sobre esta matbrk. 

Auto 132. Decreto del Rey de xx de Febrer$ 
de x&^^. 
El Consejo , sin particular, orden de S, M. 
no consulte para Obispos ¿ personas, que por 
su estado y naturaleza tengan embarazo notorio 
en el despacho de sus Biüas, ó para pasar de 
España á las Indias , como son los Religiosos ó 
los Generales 6 Provinciales actuales de sus Re- 
ligiones , por las discordias que á elks se les si* 
guen* 

Au^ 



jkRzomsws. 



905 



M 



Las Bulas de otxervaAciaidel Patronazgo , cu- 
yo duplicado sé' maada guardar , se entreguen en 
la Secretaría donde tocan , y se guarden en ca-* 
xa distinta» 

^AafOi ij^í DecJaracüm del íBsy en 29 de OctUr 
hr$ de íSs2. ' 

El Consejo envié orden ¿ los nombrados na* 
n Obispos de Indias ^ para que dentro de ocno 
dias digan, si aceptan el Obispado; 7 no lo har 
ciendo , pase el nombramiento al electo por el 
%ssf en segundo lugar. 

t §. III. 

REALES RESOLUCIONES DE INDIAS 

NO BJ30O7ILADÁS. 

^al Cédula en San Ildefonso á 2x de jígosta 

de 1^63^ ^ 

tos muy Reverendos Arzobispos de las Igle- 
sias Metropolitanas de las Indias é Islas Filipi- 
nas^ poniéndose de acuerdo con el Virey y (Ja* 
pitan General fixen el término y tiempo de ce- 
lebrar el Concilio Provincial con los Obispos 
sufragáneos, guardando en su convocación y ce- 
lebración lo que los Cánones y leyes del Rey- 
no disponen en el asunto , tratando y arreglan- 
do todos los puntos pertenecientes á disciplina^ 
7 priacipaUnentelos contenidos en los capítu- 
los de esta Real Cédula, que pueden verse en 
la palabra Concilios Provinciales. 



-Thm.IV. Qg H^eaí 



3otf ARZOBISPÍ». 

Real Cédula en San Ildefonso Á Sí€ de Agosto 
. • ' de x^r¡z^ . ' ^'_'*' 

Los Arzobispo^ y Obispos d& Áxnérm^ ca* 
da uno pot su parte .dé y haga dar i los. Visi-* 
tadores y Secretarios nombrados por.. ¿I Rey» 
Reformadores de los Regulares, todo el favor 
y aüxÜío que les 'ptdierKil y necfcsitai^o , para' 
que sean obedecidos^ y itcOiipcidos, y puedan 
mas bien desempeñar su comisión , sin que se les 
ponga en ello el menor óbice, embaraao ñi iiar 
pedimento alguno. 

" • ■ > 
Real Cédula en San Ildefonso á a y de &ftiemb& 
de iJJ^* 

Los Arzobispos »y Obispos remitan annual- 
mente al Rey quadrantes forrnadois por el re- 
partimiento del total de los diezmos y eiHoltr- 
mentos, para que en su vista se pueda saber 
con individualidad la renta líquida que toca i 
«da Prebendado, y demás interesados partid^ 
pautes. 

Real Cédula m Madrid a /j de Julio de '177 81 
Los Arzobispos y Obispos electos -para las 
Iglesias Metropolitanas y Catedrales de Indias, 
que son del Real Patronato ^ pueden y debes 
siempre que ks estén gobernando en virtud de 
las Cédulas, que para ello sé les expiden , ^n tan- 4 
to que se les despachan y reciben ^s.^ulas, asis- 
tir á los exercicios de4as oposición^ 4 preben- 
das de Oficio > y vot4r en ellas del^xpisóiQ mo^, 
do que lo practican por autoridad propia des- 
pués^ de su consagración*' 



Real 



ARZOBISPOS. 307 

BjsI Cédula en Aranjuez á^2 de Mayo de ij8^. 
Los Prelados de Indias no admitan con fa- 
cilidad á las Sagradas Ordénes á los que no sean 
hijos legítimos y de legítimo matrimonio , ob- 
servando en tíxt punto las disposiciones caa^- 
cicas. 

Real Cédula en. Madrid 4 i^ de Agosto de 178^. 

En las Juntas en que concurran Virey , Pre- 
sidente 6 Gobernador, que tenga el esercicio 
del Vice-Patronato Real , ha de presidirlas aun- 
que asistan á eUas como. Vocales los Prelados 
Eclesiásticos. 

\Real Cédula en Madrid á jg de Agosto de ijg o. 
y Breve inserto^ dado en Roma Á 11 de. Sep- 
tiembre de j^Bg, - 

Prorogando por 20 años las facultades de los 
muy Reverendos Arzobispos y Obispos de los 
Reynos de Indias , para dispensar en los matri- 
monios. Véase Dispensas matrmonialesk 

Bjial Cédula en Madrid Á 15 de Febrero.de 1791. 

Qpando los Arzobispos ú Obispos , pcesen- 
^ tjQdos por S. M» á las Iglesias de Indias , pre- 
"tendiesen alguna ayuda de costa en el ramo de 
vacantes para subvenir á los gastos de Bulas, 
Pontifical o vlages, fonnalicen como hasta aquí, 
expediente en su razón en el Consejo de la Cá- 
mara, pidiendo informe á la Contaduría gene- 
ral del Consejo de Indias , y oyendo al Fiscal, 
para que atendidas las circunstancias de las ren- 
tas del Obispado,. y constitución del provisto, 

Qq 1 * con- 



SoS ARZOBISPOS, 

consulte al Rey la ayuda de cosU que correi'. 
ponda concederle (i). "L 



Nc 



ASAMBLEA. 



I o habiendo ley alguna que hable oon exten^* 
sion de esta materia, sino el auto acordado 107, 
§. aut. acord. art. Consejo de Castilla , que manda 
se admitan en el Consejo los Tccufsos de fueiia» 
que se interpongan , en los casos que ocurran del 
Tribunal de la Asamblea del Orden de San Juan» 
nos ha parecido oportuno dar una breve idea 
de ella en la forma siguiente: 

£1 Tribunal de k Asamblea del Orden de 
San Juan, se compone de los Caballeros profe- 
sos y Capellanes de Justicia , que tienen voto 
.decisivo en e)la: la preside el Gran Prior ó su 
Teniente , y en su defecto el Caballero mas zpr 
tJguo. Para hacer Asamblea son necesarios qua- 
tro votos, y para Capítulo Provincial cinco; 
en cuya instancia, cómo en; la |>rÍQieca,^ suele 
el Tribunal para no dilatar el progreso de^ 
causa , dar comisión i un Caballero y i va Ase* 
sor , que determinen por si los autos interlocu* 
torios hasta estar en estado de sentencia; á cu* 
•yq tiempo haií de poniex el proHceso .én h Asajii* 
blea ó Capítulo Provincial. 

Por el estatuto 5^ tit- 7. de dlchi Orden de 

San Juan ^ se concedió 4 los Piiores y al Cape-í. 

Han de Amposta, juntamente con ..el: Capítulo 

, Provincial, jurisdicción civil y criminal, y la 

regular corrección sobre todos los hermanos de 

k 



^ (1 ) En quanto á la jurisdicción que tienen los Arzo- 
bispos sobre sus Obispos sufragáneos y co sus sábdires,V» 
Vaa-£«pe» Jííj Can^nic. part, i.xvu 20. c» i. faaüa el 5. 



ja^Ordett^de^quálquier calidad quesefm, la que 
•sieínprc han usado 7 pticden ysar, guardando 
Ja forma, de !Í0s estatutos, ún, derogi^ir la jnris- 
tdkdcm. de^oslC^pi^endadóres 3i^ •-. ^ 

El estatuto 21. dichQ'tit*' previene, <|[U6 en 
-el .téaxiino. de .diez dias sp apele de, ey:e Tri- 
bunal , si la parte estuviere presente., ó su Pro- 
curador; 7 si no Iñ corra el término desde iqif^e 
tuviere la noticia .de^ la $gqteACÍíi¿. , . . :. c '. 
Por último, con motivo de salir las causas 
de estOíT Re>BióS é Ctfasejó: Ofd^rv? de Mal- 

^a>^al que concurren el Gran Maestre, su Te- 
niente, el Obispo de aquella I^a< el. Prior* de 
la casa. de ella, ocho £ayjiÍQS Conventuales, ó 
sus Itaaieñtes, jos. Priores déla. gaisjgaa, lí)s.Ba7/- 

<líos .Capitulares,. el. Tesorero y d. Senescal del 
Gran. Maestre , añadi<lí^ose . dos Cs^lpsalleros. de 

xjcada. nación , 4 ma$ de los referidos en el Con* 

/sejo jcompleto , ,se expidió á 28. de Junio de 1 78a . 
una Real resoludoadc S. Ai.., mandando á di- 

ücha Asamblea. arreglar. U>§ Tribunales, de forma 
qüe.la$ «usas no ^g^ta de estos R^ynos, ex4- 
cutotUndosi? eo eiloá , 7 ; presentando el plan ide . 

kdicho arreglo al Consejo,, para que lo apruebe 
S. M*, 7 que en las causas que no son de In- 

ídiyiduosi de la. Orden ^. pero sí de su jurisdic- 
ción territorial , . pucd^ 4|)elar5o de las senteijcí4s 
xiel Capítulo Provincial 4 la Rota Apostólica 
de estQs Re7nos^ 



'ASCENDIENTES : hereden i sus descendien- Partidat. 
tes abintestato , nú teniendo hermanos , que 
en este caso deben éstos heredar con aque- 
llos á. l^arfeS iguales, I. 4. sixt. St4fesiones ab- 
intestato ; pero en la última parte está dele- 
gada por k :i. §.. de Recopil. art, Hernuids^ 
en qiianto manda que los ascendientes legi* 

ti- 



yíi . . ASÉÑTAMiÉÑtOiS, 

lio exduía de la misma posesión í. tos demás 
iicreedores , antes la tenían simultánea (i) ; y úl- 
timamente débia restituir los bienes con sus fru- 
tos prbducidos , verificada la comparecencia 
xiel oeudor y su defensa (2). 
Quindoha- ' Se daba lugar al* segundo modo de adquirir, 
bia logar al y se entregaban los bienes alacreedoren virtud 
segundo mo- del segundo decreto , quando precedida igual 
dg.de adqui- citación , se ocultaba maliciosamente el deudor 
poscrion ^^ fraude de aquel (3). Por esta posesión tema 
^ * en los bienes derecho de prenda , y hacia Ip$ 

frutos suyos (4) , pudibndo (cnagenarlos , quan* 
do dentro de un año no parecía el neo; daba 
caución , y pedia restitiKÍon , como por Derecho 
le estaba permitido (5) , señalando tiempo cierto 
el Juez por no haber ley que lo hiciese , pan 
.^ - executar la venta , y con el producto de los 
biéiles ' hacer pago á los acreedores. 
Concordan- El Derecho de las Decretales adoptó lo es- 
cía del De- tablecido en el Romano , introduciendo en su 
rechoCanó- fuero el uso del primero y segundo decreto, aña- 
CivU^^'^ diendo , que entregado el acreedor en los bienes 
del deudor , en fuerza del primer decreto por solo 
el transcurso de un año, era verdadero posee- 
dor de ellos , sin que se pudiese oir al deudor 
sino es en el juicio de propiedad , é incumbién- 
dolé á éste la prueba ; que dicho año no cor-> 
íiese al que intentó comparecer y dar caución^ 
y 'no estuvo en su culpa el que se le admitiese; 
f^ ^u«-paM la misioa-ea Lu poscsioa 4)a$tasc^db- 

(i) L. 14. pr, fF. h. t. . . : .; .. 

(2) L,33.§. i.ff. h. t. . 

(3) L. 7. 5. i.ff.h.t. . . ' 

(4) L* 9. Cod. h. t, 

' ({) L. 8. pr. fF. i/^ Damn. infeQt. I. 3. $. nlt. E de 
Acquis. fossesn^ 



ASÉÑÍTÁMIEOTOSV . . 313:' 
Oír en- sü casaf al rdcy contumaz , que tmpezade 
d juick) ^ ausentó- sin dexar Procurador. ' -* 

Nuestro Derecho en las Partidas adoptó en Diferencial 
parte las decisiones Romanas , y quasi en el todo entre cl Dé- 
las Canónicas , apartándose de unas y otras en rccho CíyH 
señalar el plazo de un año para dar los derc-^ ^ ^^*^ 
chos de verdadero poseedor al que adquiría los 
bienes- en fuerza del primer decreto por acción 
real , y quatro meses por la personal (i) ; pero 
cñ el dia derogándose todo ío antes establecido, 
se reduce esta materia á mandar , que citándose 
al reo personaleiente , ao contestando la deman-^ 
da dentro de nueve dias continuos , como tiene 
obligación (2) , acusándosele la rebeldía , y nó 
compareciendo , si Ja demanda es por acción 
real , se le entregue la cosa demandada , y sf 
por personal , los bienes del reo que cubran lá 
deuda , muebles habiéndolos , y en su defecto 
raices; y si el reo parece después de hecha la 
entrega por acción real hasta dos meses , y por 
personal hasta uño, se le devuelvan , purgando 
la rebeldía , oyéndosele en via ordinaria ; pero 
no pareciendo en el término señalado , se hace 
di actor verdadero poseedor de los bienes , sin 
tener obligación á responder sino sobre la pro- 
piedad , lucra sus frutos , que solo debe reser- ,• 
var hasta pasador Jps .plazos señalados ; pues r, .*.^,.. 
dentro de ellos debe restituirlos (3) , y tiene ob- 
aon , procediendo por acción personal de rete- 
ner los bienes adjudicados , ó pedir que se ven- 
dan , y hacerse con su precio pago del crédi- 
to (4) ; á cuyos sólidos principios está ceñid» 
Tom. IV. Rr núes- 

L .1 1, I I I I , . ■ ■ ■ - ■ — -^ — — [— n ■ ■ ': — 

(i) L. 6. S* Partidas de este art. 

(1) L. I, tit. 4. Recop. 

(3) L. S.tit. S.Part. 3. : 

(4) L. 2. tit. 8. Part. 3. y I. x. tit. xx. lib. 4. Récop« 




314 ASENTAMIENTOS, 

nuestra Jurisprudencia , como coa mas exteouoii; 
ie Ytri ca ¿ prosecución de este artículo* 

§. IL 

DECRETALES, lib. 2. tit. 15- 

Cap. I. Alexandro III. 

32a acreedor á quien se dio posesión del edifi* 
cío material de alguna Iglesia para su custodia^ 
por contumacia del reo , que citado no com- 
pareció á contestar sobre la pertenencia de ella, 
que se le disputaba , pasado un año , no deba 
ser oido sino sobre la propiedad , dexando al 
actor en la posesión y aunque alegue que quiso 
4ar caución , si por su culpa no lo luzo ó por 
%\x negligencia. 

Caf. 2. Clemente IIL 
Al reo , de cuyos bienes por su contiunada 
:se dio posesión al actor en fuerza del primer 
decreto , no corre el año establecido para per- 
der la posesión , si dentro del mismo la pidió» 
ofreciendo la caución , y no estuvo en su culpa 
el no recuperarla , antes debe ser restituido a 
ella y como sí no hubiera corrido dicho año. 
Cap. j. Isnack IIL 
Quando se disputa sobre la pertenencia de 
alguna cosa ante el superior , y éste comete la 
decisión de la causa i algún comisionado para 
que la juzgue ^ según derecho 7 cestumbres d^l 
país , d^ecidiéndola éste con arreglo i ¿trecho» 
sepa^dose de la costumbre , si el reo apela por 

^estó.» y pendiente Ja apelación se da posesioa 
de Ja cosa al actor en virtud del primer decre- 
to , se ha de restituir ésta á aquel , dando cau- 
ción í y ú justifica que la costumbre que alega 

' ^^ era 



ASENTAMIENTOS. ^ 315 
eUL fasta t' declarándose no haber sido coatumaz^ 
evite la satisfacción de las costas» 

Caf. jf. Gregorio IX. 
Qiiando después del edicto citatorio se au* 
senta el reo ^ contra quien se procede eajuicio 
civil , sin dexar Procurador que le denenda, 
hecha la citación en su casa » puede 7 debe pro- 
cederse á dar la posesión » por el primer deftt^ 
to, ú actor de la cosa que so litiga* 

§. IIL 

SEXTO DE LAS DECRETALES, lib. 1. tit. 7. 

^ Cap. ünlco. Inocencio IV^ 

J^^itigindose la pertenencia del Beneficia^ Pre« 
benda ó Dignidad , no debe procederse i dar 
la posesión por el primer decreto , para no dar 
lugar al ingreso vicioso ¿ ellos y sino sigase h 
causa en rebeldía , ó contestando el reo , termi« 
Dándose coa arreglo á derecho» 

$. IV. 

FUERO REAL, üb. 1. tit. 4. . 

Ley I. 



E. 



f\ que tomve 6 forzare la cosa que por iic 
rebeldía se entregó i su adverso de orden judi- 
cial y la restituya con el duplo. 
Ley 2. 
.Si resistiere el asentamiento el dueño de U 
cosa , ó se ocultare por no responder , y no pa- 
reciere en el término de un año , si fuere raiZp 
y si mueble , en el de seis meses ^ haya U mis- 

Rrt flu 



31Í ASENTAMIENTOS. . 

ma peoa que si se hubiese esectítado di aseltu 

Óúeato. 

§. V. . « 



n 



PART. 3. tit. 8. 



'esapodenr al emplazado de la tenencia de 
sus bienes lo pueden nacer los Jpeces por men- 
gua de respuesta , nó queriendo venir ^ ó vi- 
niendo , y no respondiendo ante ellos ¡^ ó escon- 
diéndose maliciosamente (i). 
JLey 2. 
En V^^ ^^ Se hace en la cosa perdida , 7 no paredendo 

iicra debe ^^ equivalente ; pero siendo sobre débito ó cosa 
ser hecho el í t_* ^ ^ % « »^« •• 

aseDtamien- ^*^ debía dar o nacer en los -bienes que impor- 
1^^ ten la cantidad , primera muebles ^ 7 en su de- 

fecto en los inmuebles y mandando el Juez al 
demandador muestre algún recaudo, portqne se 
movió á hacer la demanda , ó i lo menos que 
jure la hizo sin malicia ^ 7 se dé primero juicio, 
diciendo : mando que F. sea metido en tenencia 
de tal cosa d tales bienes del heredero > porque 
éste fué rebelde. El Re7 7 el Juez de su Corte 
lo manden hacer por sus. Porteros-, 7. el otro 
Juez Ordinario por sus hombres conocidos, 7 
señaladamente puestos para ella ; 7 sobre todo 
deben amparar los Jueces la dicha tenencia ,. de 
manera que na le sea hecha fuerza ni tuerto. 

tacerei T Mandándolo hacer el Juez,, si el tenedor de 

contra^ei oue ^ ^^^ im|)ide que se haga , envié hombre , ó 
impide «r ' man- 



aseacamieft- 



^^ ^ ' (x) "Bita ley se entieade ea cato de teaer el actov 

'jústifi«Bd» 1^ accioA*. 



icSílNTAMIENTOS. ^17 

maüde al Juez de k tierra que lo lance ; y si 
lo' amparare^ peche i<x> Jnrs. al Rey , 5 al que 
hizo el' asentaoueato . por su mandato , y i la 
parte las cttus : mandándola hacer otra Juez^ 
envié al que ha de hacer la justicia en aquel 
lugar que la eche ; y si la amparare , peche la 
mrs.. al Rey^ al Juez otros 10, y las costas i 
la parte : U misma pena al que lo impidiere^ 
Bo siendo señor , Q no mostranda tener derechoí 
sobro los bienes i pera si los embargare , dicien*- 
da que era la cosa suya ^ 6 que ha derecho ett 
dUa , probándolo por testigos 6 cartas , no se 
haga ^ y si fuere sobre deuda ^ ó que debia ha- 
cer ^ se haga, ep otros bienes distintos de los qué 
el tercero probo ser suyos :..si éste no lo proba- 
re y pague dicha pena ; pues se presume lo hizo 
con malicia para impedir que se haga. 
Ley 4.. 
Defendienda el teasdor que se haga ya por Q^* ^^^ 

fuerza , ó alzándose de suerte qué no se pueda cho adqaie- 
■■ • ^ 1 j 1 1 * 1. • re el deman* 

hacer , si pasare un ano , y el demandador di- j^ ¿^^ ^^ j^ 

xere que la cosa era suya , x» que habia derecho cosa que se 

señalada en ella , a se pasaren quatro meses , y le ha entre*- 

la demanda fuere sobre deuda, ó cosa que dp* gado por 

bia hacer el demandado ; el qual no viniendo ««cntamiea- 

en estos tiempos , gane el demandador la teñen*- ^^' 

cia , así como' si fuese asentado sin embargo nin-- 

guno y el que la embargase haya la dicha pe- - 

Concuerda con lá K i. del %. anterior^ con 
la ditereoda de k pena, que aquí la pone ar- 
bicraiia dei Juez para la Cámara. 

(i) Gorregidtt poc la i. }. 5. de este :art. ' 



yi8 ASENTAMIENTOS; 

Hasta qoé S¡ el reo viniere dentro del año, rwarcícn^ 
tiempo pac- ¿q j^g costas que el poseedor jurase haber he* 

dador tener ^^^^ ^ ^^^^^ ^^ l^^tx^ J dando fiador de estar 
l^g^j^yjQ, áderecho, los recupere con los frutos 7 rentas, 
fratos. sacadas las expensas necesarias y útifes ; pera vi- 

niendo después , queda el asentado por verdade- 
ro poseedor, y g?ina los frutos y rentas; j sola 
le queda al demandado salvo el derecho sobre 
la propiedad. Viniendo íntes de los quatro me* 
ses , si fué hecho sobre deuda , ó cosa que de* 
bia dar ó hacer, pagando las costas', y dando 
fiador lo recupere ; pero si después gana el de- 
mandador la Verdadera tenencia, los frutos y 
rentas , puede pedir se vendan en almoneda, 
y para ello se pregonen por treinta dias (ha-^ 
ciéndolo saber al dueño, ó en su casa, no ha- 
llándolo ) , y hacerle pago de principal y costas, 
y el resto se entregue al demandado. No ha- 
biendo comprador , se aprecien por hombres bue- 
nos , y se le den por suyos los equivalentes en 
pago de principal, costas y misiones» Viniendo 
intes de ser vendidos ó dados en pago , si pa- 
gare las costas , y diere fiador de estar 4 dere- 
cho, se le entreguen , aunque hayan pasado los 
quatro meses (x)« 

Ley 7. 
Cámoí debe El reo que huya ó se esconda, se le cita- 
proceder el j.¿ gjj gi 2ugar de su domicilio; y no teméndo- 

cl" cmpíaza! *P ' ^" ^^ ^^* ^^^^^^ ' ^ "^ comparcdendo en 
dopordell-^^ término señalado, se le dtari segunda vez 
to , 81 no por voz de pregonero, paia que comparezca 
comparece, dentro de treinta dias , con la conminación 
de perdimiento de bienes; y el pregón se es- 

cri- 

(i) Corregida por la i. ^ ;. de este art. 



ASENTAMIENTOS;. 319 

cribiri en los autos» 7 si el reo no viniere se 
inventariarán sus bienes 7 signarán; 7 después 
se le citará por tres pregones, con el término 
de treinta dias en. qualquiera.citacionj los qua- 
les pasados , si dentro de un año no viniere ni 
manj&state causa Justa de excusa , se anotarán 
sus bienes » salvo el derecho de la muger ú otro 
t«rceio« Coa todo, ú viniere dentro del año, 
ofreciendo caución de estar en juicio ^ recupe* 
rara sus bienes , 7 será oido , habiéndosele im- 
puesto la pena punitiya de la contumacia, y 
si muere dentro del dicho año, sus herederos 
recuperarán su$ bienes , sin pagar pena alguna 
por contumacia, á no ser que sea de aquellos 
cas0&, en los que alguno puede ser condenado 
por delito después de la muerte; 7 si el reo, 
pasado el año comparece , queriendo defender* 
se, será oido sobre la pena del crimen, no so* 
bre los bienes 7a anotados ó confiscados* 

: £1 poseedor por asentamiento por el tiem* Qa^sedebe 
po del año ó quatro meses , debe guardar los hacer de los 
frutos percibidos ; 7 si no se pueden conservar, ^}^^o$ de los 
los venda-^ sabiéndolo el reo, si está presente ^°" *"^^^ 
en aquel lugar , 7 si no con licencia del Juez, fscn4miM- 
7 lo que sobrare resérvese para el reo, si vinie- ^o. 
xe dentro del tiempo i purgar la contumacia. 

§. IIL 

ORDENAMIENTO DE ALCALÁ , tit. 6. 

JLey úftüa. 



Jbist 



sta le7 es la misma que la primera del §. de 
este art. con corta diferencia. 

OR- 



$. IV. ' i. ^- '■ 

ORDENAMIENTO REAL, 1. 3. tit. 9. 

Ley j. iJw Akmso m Segovia año iU 138SÍ 

y^ómo se ha de hacer ásentamieato contra el 
emplazado que fuere rebelde (i). 

RECOPILACIÓN , L 4- dt, rr. 

Ley I. Don Alonso en Akalá, era 138^* 

Cómete ha JjLl emplazado en persona, que no viniere, ó 
de hacer viniendo se fuere sin orden del Juez , éste siga 
isentamien- ^\ picyto hasta dlfinitiva , como si estuviese con- 
^\^lT'^** testado. Se hará asentamiento , si el actor lo pi- 
diere: si la acción fuere real, le dará la tenen- 
cia , y el demandado purge la rebeldk hasta dos 
meses , contados desde el asentamiento ó desde 
^el que se impidió por el reo que se hiciese. Si 
' la accioii fuere personal , se le dará la tenencia 
. de bienes muebles ; 7 si no los tiene, raices, y 

pur- 

X.: 

(i) Esta ley es la misma qoe la anterior • inserta ana 
y otra en la i. del |. siguiente, con la diferencia qae 
dichas dos leyes dicen » que al demandado se ie cite 
tres veces ; y la de la Recopilación expresa , qoe si el 
demandado fuere emplazado personalmente , y no vi' 
nlcre. . . • De lo qual consta , que hoy no es necesa- 
rio que la citación sea de tres emplazamicnt9s > poes 
ya están quitadas estas palabras : y a^mismó consta, 
que se requiere que el demandado sea citado personair 
mente para qoe se pueda; hacer el asentamiento. 



ASENPT&ME!íT€>S- ^^ sstr 
purgué, el reo la í^bphik^'h^u AiÁ'mtr^^ 
como está dicho. No ,vmiefidQC>ei>teO'^ en didios 
plazos, sea el actor' verdadero jpoteedór, y soto 
responda sobre la propiedad. Hecho < él aseáisi- 
miento por acción personal / sk pa^do el mes 
quisiere el actor k pa^a^' y .flOila.|K>ses¡on;.;^ 
venderán tos bienes , y se le hará pago con costas, 
y el exceso $¿ entregará al reo , ó su|)la entela 
que faltase: lo que se cumpla. al instante*; 
Ley z. Don Femando y Dona Isabei en Madrid^ 

tmo de 50^. 
SU actor sobre causa civil a personal, pue-* 
de seguir viaxb prueba a asentamiento y y aque**! 
Ua como si Aiese emplaasado por tres términos» 
acusados los nueve días de Corte y tres prego* 
nes, ó si la parte pareciera sin guardarlos. 

Ley j^" Idenu 

. £1 actor ^ aunque elija . via de prueba coa-* 

tra el menor, puede dexarla, y elegir la de asea^ 

tamiemo en todos estados del pleyto , si es que 

el xnenor maliciosamente se oculta ó le ocultan. 

ZEYES 2>ISPBKSAS DE ESTA RECOflZAClOiT* 

Hasta 600. mrs. no se pueda hacer asenta^ 
miento, sino que se remica al Alcalde del ha.^ 
garr, para que saque prendas, L 15/art. tA¡hai^ 
des de hs Juzgados de Corte (i). 

Tbm. IV. Ss : ASEN^ 

f (r)' Hlíi)!endo expreíado en «lós^^. «ntertor^á 4&# I<^ 
wet peirtefiddeiites i esta Mateóte ^nc&n exprésete ^4é 
■it ; derogadat'^y . rc^ródas , v f esuhaniio qoQ i lai tr^ 
tfe la RjecopUacion ñú i«i deroga hi d»6firraa t^ntm 
ipotecrior s no 4»bstaiitc dichas leyea^, )0« qm se^ptacd^ 
ca en los cribooaiei de Espaáa en caífsat de rebetdtd' eiV 
^íiie qaaado un acreedor détimnda á to deudor , y 'i 
ésfe ur Í6 eaiptaza én'penoM , 6 con oédolá dwada 
en ao caw tfo^etíftdtdtv %l aki^^cooipafféM i' bítóke^i 



^24 ASESOflES. 

convenio (i) , que después, lo tegulo como or- 
dioario el Emperador Alexandro (2) , el que se 
j|es satiafacia integro , aunque el Juez ¿;quitti 
ácomp^añahan muriese antes de cumplido el. aáa^ 
f\ ellos en jcI mismo. 00 exercian su ministerio 
con otro (3), les era prohibido abogar ea los 
Juzgados de que eran Asesores (4). Y por úl- 
timo^ no podiaii los. Magistrados nombrarlos á 
su arbitrio; pues se los señalabaix los superiores^ 
)r. obteaian sueldo públiqo (5)». ' 
Definición -' Xios. doméstlcoadt que habla el .Código^ eran 
de los do^ personas destinadas para la custodia. 7 protec- 
mésticos. *cloa de los Jüecfcs., cujro conocimiento no cor- 
Cfópoode i lo püíncipaí d^ este articulo, y su 
uso es.desconociíic^ea nuestra legislación. 
Definiciott No así fe)s. GanQekf ios que eXercian entre los. 
de los Can- Komanos el i^cio. de Secretarios para :las cor- 
celarlos, xespondencia^ secretas de h>s Jueces , 7 que los. 
«nombraban los Superiores^ Magistrados , su uso^ 
«s fceqüentc entre nosotros ; pero dfi ellos se tc^ 
•tacii ea los. lugaxes ojportuaos» : . ^ 

. >• - : . §. 11. , 

• PART-^ 3. tit. 21. 

Ley T. 

Qaécosacs f^ 

consejo , 7 Vx>nse)0 es tn&a aorregladá resoludon:, tomada 
de quién lo con maduro examen en las. cosas dudosas : des- 
lían de to- bea tomarlo los Jaeces d¿ los que puedan dár^ 
mar fosjae-. . , . ^^ 

a) L* 32. ff. Ex quihus causis mafan-^ 

3.) L. 4. íF. h: t. i. 19. ff. L^cosí: 

(4) L. ». i ált. Cod. d^ Postulando * 

(j) Nov. 6o* cap^j* 



ASESORES. 325 

sélOy «faferanysepan hacexlo» 7 f esohrkndo de 
este modo, iiQ.son..res.pQQsahks ame Dios y los 
hombres , de Itedasos que de sw idcterduuacio* 
lies iresulten. /. > -'' :. . /.. j- \ ■\ 

Los Jueces para sus detiberaciones se deben Coma los 
aconsejarlo asesorar coa hoinbres sabios ipor ar- Joeces en 
te ó por uso , que estos sean entendidos y de '^* aetcrmi- 
bueni fama^ qxie no sean sospechosos, ni ten- beaa^Torw* 
.gan codicia y y antes de dar sentencia hagan sa* ,e. 
ber i las partes , que se quieren asesorar y para 
que recusen i los qué tengan por sospechosos, 
y con los que no lo sean , vean los pley tos , oy«- 
gan lo que las partes aleguen ,. y dádb por es- 
crito d dictamen de los Asesores , pueden los. 
Jueces conformarse con él si les parece arreglado,, 
auplazando 4 los litigantes para oir sentencia, (i)». 
Ley 3,. , 

Son dignos de premio los buenos. Conseje^ 
ros , y deben satisfacérseles por las {artes lo que 
tásate el Juez,, ante, quien pende el pleyto , 7 
no mas; pero los que aconsejan mal ó falsamenr 
te., deben su6!Ír la pena, d^í Jue2 , que con co- 
nocimiento d^ sentencia contra Derecho.. 

ZSr DISl'ERSA IfB RJaCOl^ILACIOIT. 

i ! 

I ' No sean Asesores los Jueces de h Audien- 
cia efe Sevilla,. 1. 9^ axt. jíudieucia de Grados de 
SevUia', &c. 

íL Las obligaciones del Asesor de. Jb Comi- 

sa>- 



(i) En fa decisií ri de esta ley, que no está dero- 
gada, se funda la práctica de ios Tribunales Ordina^ 
ríos , eti que es arbitro el Juez para seguir el dieta- 
mea d«i Asesor , ó* no conformarse > y nombrar otrow 



3^6 ASESOHES- 

sáTÍa géaóiú'úe Cruzada, se pueden -vier enl» 
Jeyes lo. y ti. delam Comisaría de Cruzada.* 
• > . 3 Las Jcómisiones ^ Jueces» sobre rentas. Rebe- 
les , no se despachen sin que el Asesor jde la 
Contaduría las señale^^^ U iB* art. Contadores ma^ 
yores. 

4 El Asesor de la Contaduría no abogue por 
arrendadores ,1. 31, ídem. 

5 £1 Asesor asista á la Contaduría quando fbó- 
se llamado por los Contadores y L 36. cap. 34. 
ídem. 

6 Teniendo salarios los Jaeces 7 Corregido- 
res no pueden llevar asesorias^ L g. art. Corre* 
gidores y Asistente* 

7 Ni permitan llevarlas á sus Oficiales , 1. 9. 
art. Corregidores t instrucción y leyes de lo que hof» 
M hacer. 

8 Los Alcaldes de Sacas no tomen Aseso- 
res en las pesquisas , 1. 38. art. Cosas prohibidas 
.sacar del Reyno. 

9 Siendo arbitraria q incierta la pena, han 
de sentenciar los Alcaldes de la Hermandad con 
acuerdo de Asesor /I. 8. art. Hermandad^ sus 
leyes y Oficiales. 

10 Los Jueces de Rentas no lleven derechos 
ni pidan para asesorías\^ 1. 12. art« QrJen judi- 
cial en los fleytos de Rentas. 

i I Los lOidores: ni Alcaldes no sean Asesa- 
res en pleytos .^ewá&tioos, 1. .i 7. ¡art.. rPrésiden- 
tes y Oidores de las Audiencias y Chancillerías. , 

12 £1 Asesor \ del: Proto^Medicato substancie 
4os pleytos , y los Proto-Médicos los sentencien 
conforme á su parecer , y firme las sentencias con 
oUos, 1. 9. cap. 3. art. Proto-Médicos. • 



-ücr- 



13 Asesor de los Regimientos de Guardias 
^e In&nterk lEspaQolá 7 Wakma lo ^seá el Pre-- 
sidente de la^ SaÜde Akaldesy para que con su 
parecer los Corooeles.adtautan en causas civiles 
las* demandas que se les pusieren ; 'reseirvindo pa- 
ra la Real Persona las apelaciones ^ dut. 13. art. 
Vasallos. ■ w >.o 

1 14 A consulta; del «Coss^ de. 30 de Mar« 
zo de, 1.744^ mündp^l .Señor f^Upe V. que el 
Asesor de Rentas Reales oyadiaseí con brevedad 
laS' causas de ios .presbs ^ y. cuidase de la precisa^ 
manutención y curación dejéllos > por ser los que* 
jnás padecían esta indebida aflicción ^ 4 causa de^ 
Bo hacérseles c^lpa. y cargo. Véase la nota que 
está al iki de los^ autps. acordados del 2SX. Con^x 
denados fw Jas Justiciase 

$.111. ^ 

REALES RESOLUCIONES ' 

^ : NO JlLBCOtJÜLABAS. .r ' • ^^ ' I-V 

JReal Instrucción de IntMdeñtís Jk 13 de Octu^ 

í . bre de Jj^S^ . : .. 



E 



^n; ^^ap*. 5. se.^pssvienev que/lofiíJuQCss da lot Jaeces 
Oy^^y Hapadjcb jc^ JBesojreg <án -los> Aicafates^ marf 3e Capa y 
yores de su Jurisdicción 3 .y proiiibe^queisB'^ucr Espada ae 
dan recusar; ordenando, que en el caso de pe- ?*^^^f?" 
aWaoTfc íttit!a,$$odch»sr les íjermita tux ácompar ^^f"^¡^^ 
irado, como si fílera Jufcz Ordinario; pero en ^ 
wb cap*.:Í2i*¿'d6 Otra- Instruccioa, su &cha 4^7 de ^^. :- ^^. .. 
JDiíáeinttmjdc -I1760 ,) estí íprevíénído , <queí ikv " •,. ' , . ,^ 
ÍBfeaí^oíbcs y S>Ad¿ikígado&' de It ¿BLe¿ ÉSxm^ > ^ 

•>b da,-/ 



3^6;; A5ESOKBS: 

da , en el nombramiento de Asesores puedan va- 
lerse de las) personas quaijaiBcaa, por Igi respec- 
tivo ¿ rentas y contrabandos* 

JUal Cédula én játat^nezi ástjde M¿^o de ij^S^- 
r mserrando el auté jhtordadó del\Oomejo 
. . de jj' del mistm^ 
Noseadmi-' Los Jueces Ordinarias no admitan recusacio- 
tan recosa- ues va^as de Asesores, aunque sea con el pre- 
gones vagas testo de consentir en el que nombrase d Señor 
de Asesores. Presidente del CcMÍia^ , Ftesidehtes , Regentes 6 
Decanos de las ChancifleríasY Audiencias , ó de 
Otros qualesquiera Superiores. . Solo se permita k 
cada parte la recusación de tres Abogados Ase- 
sores 9 para la final determinación ó artículos de 
causa , .quedando los demás de la residencia del 
Juzgado y su Provincia hibiles para que el Jue2 
pueda nombrar de ellos/ y no de otros al que 
tuviere por mas conveniente , sin permitir sobre 
ello instancia , contestación ni embarazo » que 
difiera sü conclusión en perjuicio de ios colitis 
gantes y buena administración de justicia. 
C ;.. ' »., i 1 * \ í'/ .. . t! . ' i / -1 

líeal Orden en^SoH^lLo^mzo á 12 de Octubre 
de 177 si' y R^al JD^cre$o en el Pardo á 28 

. El Asesor de )or Cuerpos. de Casa Realcen 

'todos, los Expedientes y causas de ellos en que 

r " : ! jso iiaya intervenido: como Asesor ,.paed^ y der 

' ha laststínpara su instruocioa »^ pe¿o fiolmed^^ 

do esta. circunstancia* , ' \^:l'^ \ [. u? cí/ * y 

Real Cedida tn San Lorenza á. r^i.d^ NovSm^ 

bre de ^77^ ' - o . si 

En las Pro- " 35eseando que- las Juntas* Prorinciales de 

viadas sub- '^g^^os , establecidas para oátendaf : en los aninír 

alternas don* tos 4el reemplazo del> J^xérdto' sp eom^KUigui 

de > ' de 



ASESORES. 3¿9 

de persOMS <Je autoridad , instrucción y expc- de no reside 
rienda en los negocios públicos en las Provin- General, de- 
cías subalternas donde no reside Capitán Ge- ««J"P"^ ^^ 
neral (en cuyo caso debe ser Asesor de la Jun- ^sifior el 
ta de Agravios el Auditor ó Asesor de Guer- Corregidor 
ra ) , desempeñe el encargo de tal Asesor y Vo- 6 Alcalde 
cal de la Junta el Corregidor Letrado, ó Al- «ayoc. 
calde mayor de la Capital, cesando en él qua* 
lesquiera Asesores particulares, que cón esterna» 
tivo se hubiesen elegido. 

Real Decreto en Aranjuez ú a^ de AhrU 
de ij86. 
Para la mejor instrucción de los asuntos ;ur 
cliciales de Marina , que se ventilen en el Con^ 
sejo, el Asesor general de ella ^Ista como Vo« 
cal á su examen 6 determinación ^ por las luces 
que sus conocimientos , así en las materias prác^ 
ticas de la misma Marina^ como en su legisla* 
clon puede subministrar para el acierto. 

$. IV- 
LEYES DISPERSAS 

HE LA RECOPILACIÓN DE INDIAS , T BJSALE» 
1LE90LUCI0NES KO RECOPILADAS. 



I L/a 



^2s Audiencias de Cruzada sean & tiem* 
po que el Oidor Asesor pueda asistir á ellas, 1. %. 
art. Comisaria de Cruzada. 

2 £n vacante ó ausencia de Virey, el Oi- 
dor mas antiguo no sea Asesor de Cruzada ^ j 
lo sea el siguiente, 1. 3. ídem. 

3 £1 Presidente de Santo Domingo pueda 
tener un Oidor por Asesor,!. 14. art. Presiden^ 
tes y Oidores de las-AudienciaSj, 

Tom. IV. Tt U» 



330 ASESORES. 

4 Los Vireycs nombren Asesor sin salario, 
que no sea Qidor, y no conozcan de los nego- 
cios que fueren de mero gobierno ; y si en 
algún caso urgente conviniere que sea Oidor , 
no pueda ser Juez en otros grados , y los Vi- 
reyes no saquen las causas de los Tribunales ¿ 
donde toquan^ 1. 35. art. Vireyes» 

JSUal Ci4uJa en San Lorenzjo á iS de Noviem^ 
bre de 1773- 
En los Juzgados y Tribunales de América 
é Islas Filipinas , no se admitan recusaciones evi- 
dentemente frivolas de 'Asesores Letrados, ni 
para determinaciones interlocutorias , como no 
Xengan fuerza de autos difínitivos^ ó incluyao 
¿ravámen irreparable para ellos. En ningún even^ 
to se admitai) tampoco recusaciones universales 
de todos Jos abogados de la Ciudad, de la Pro- 
vincia ¿ del JReyno ; y jamas se puedan recusar 
sino solos tres Abogados por cada parte litigan*^ 
te ; pero esto se entienda en el caso de que ea 
la Ciudad ó su inqiediacion queden otros idó- 
neos , de quienes los Jueces puedan valerse , pues 
este paso les debe quedar salvo , reglando por 
él el número de Letrados que puedan recusar- 
se, sin que el de los tres que se permiteá las 
partes tenga lugar en el caso de que al Juez 
ó Jueces no les queden otro ú otros con quie- 
nes asesorarse oportunarnente sin grande detri- 
mento de las partes , ni detención notable ¿n 
la administración de justicia^ 

^eaJ Orden de 2 S de Febrero de J7B2. 

Los Asesores de Jos quatro Vireynatos de 
Indias no sean separados en los casos de recu- 
saciones admisibles , sino que se les nombre un 
acompañado á cpsta de las partes. 

. ASIEN- 



ASIENTO- r33> 

ASIENTO sobre descubrimientos y otras cosas: Recopila- 
para hacerlo ha de informar primero al Rey cion de li- 
la. Justicia Ordinaria, 1. 19» art. Informes j^ ^'"* 
pareceres de servicios. 

% Los asientos para nuevas poblaciones los 
hagan cumplir los Gobernadores y Justichs, 
L 20. y 21. art. Población d^ tas Ciudades / 
Vülas. 

ASIGNACIÓN. Véase Liberm. 

ASILOS. Véase Inmunidad. 

ASISTENTES. Véase Corregidores. 

ASNAS : lo que parieren sea del dueño de 
ellas , y no del del asno , 1. 25. $. de las Par- 
tidas y art. Adquisición del dominio. 

ASNOS garañones : en qué partes y lugares se 
pueden tener. Véase en el art. Caballos la or- 
denanza de 8 de Septiembre de 1789. 

ASONADAS. Véase Tumultos. 

AT AHUDES : no sean de colores , sino negros^ 
auto 4. cap. 21. art. Trages. 

ATALAYAS : son llamados aquellos hombres, 
que son puestos en la guerra para observar 
desde lejos los movimientos que hacen los Partidtt» 
enemigos y y dar aviso para que se aperciban 
las tropas ; y cómo han de ser premiados , 1. id 
art. Parte que deben haber los soldados^ de ¡o 
que ganaren en la guerra. 

2 Los Gobernadores de los Puertos de Xadlti* 
Indias vean dónde conviene poner atalayas, 
que descubran los enemigos, y les avisen coa 
tiempo ; y de sus privilegios , 1. 4. art. jP«^- 
tos. 



Tt2 AT- 



33-* 

ATLETAS. 

Leyes. 

Cod. Ub.. 10* tit. 5 3.. De Athkús. *..*.•.• i 

$. único*. 

XjLlanodO' que 4 los profesores de las artes lí- 
Definicion. ^^^^^^ ^ concedían antiguamente varias exen- 
ciones 7 prerogativas , también se franqueaban 
á tos Atletas que peleaban sin ínteres , y solo 
|>or exercítar sus fuerzas , como eran dar i los 
vencedores varios premios y gratificaciones de 
los caudales públicos , y coronarlos de laurel ó 
de otros ramoa :. en cuya conseqüencia los Em- 
peradores Dioeieciano y Maxímiano» determina^ 
xon ^ que aquellos que hubkscn sido coronados 
en las sagradas luchas fuesen exentos de las car* 
gas civiles , con tal que hubiesea exercido éstoi 
«:ert¿menes. por toda su edad vigorosa y y gana- 
do tres coroiftas y obteniendo una de ellas en Ro- 
ma , y otra en la antigua Grecia , y probándolo 
legkimameatQ ; pero de estos premios no parti- 
cipaban los que lidiaban con bestias brabas por 
interés ; antes por el contrario , incurrían é m- 
curren en infamia pox Derecho Civil y Real (i).. 

ATRASOS DE CONTRIBUaONES. 

BJEAUSS.. 



JL^S 



f / únicOk 



pueblos son responsables i los que tengan i 
lavor de la Real Hacieada ; y se haa de cobrar 

del 

(i) L. !• ^ £/ qut Ojeras , S. de Postul. L 4. u 6. 
ParL 7. 



DE CONTRIBUCIONES- 333 
del modo que previene k Instrucción de Inten- 
dentes del año de 1749,7 estaba declarado en 
la de 13 de Marzo de 1725 , que se halla in- 
corporada en el aufo 2&. tit. 9. lib. j. Recojt. 
Pero para proceder contra los pueblos por sus 
respectivos atrasos , deben éstos y los Intenden- 
tes , i quienes se comete su execucióñ , tener 
presente loque se les^ previene en el'artículo 50 
de dicha Instrucción de 1749, reduciido 4 que 
si la cobranza de atrasos no se hace por verda- 
dera imposibilidad de los deudores, y no por 
©misión ó contemplación de las Justicias ,. haga 
justificación sumaria del hecho el Intendente , y 
constándole ser cierta la imposibilidad , cónsul- 
te con arreglo á lo justificado , suspendiendo los 
apremios^ sin embargo de lo que en esta mate- 
ria se les previene en los capítulos antecedentes. 

Esta deckion es justísima y propia de la 
piedad y amor á sus basaltos de nuestros Sobe- 
ranos; puesquando j>or esterilidad absoluta na- 
cida de incendio ,, piedra y inundación- ú otro 
accidente faltan tos frutos , no quierea se exijan 
las contribuciones que con respecto^ á ellos se 
cargan , ni que se impute i las Justicias á culpa 
no haber hecho fe cobranza de personas legíti- 
mamente rmposibilitadas al pago. * 

En prueba de esta eomniseracion para con 
los pobres , se expidió por et Sd. D Carlos IV^ 
(que Dios guarde) el Real Decreto siguiente.. 

' Real Decreta en MaMd, á 18 dk Diciembre 
di^ 1788^ 
„ Para facilitar á mis amados Vasallos el alí- 
^, vio que me he propuesto desde mi exaltación al- 
^ Trono , en quanto sea computibfe con el bien» 
^ general del Estado ; siguiendo el exemplo de mi 
^ augusto Padre ( que. csti en gloria ) ke r-esuelto^ 

^ ea- 



A I 



5> 



99 



334 ATRASOS 

9, entre otros medios el perdón de los atrasos, ^ue 
„ los primeros contribuyentes debieren hasta fin 
de 1787, por razón de las contribuciones de 
alcabalas , cientos ^ millones ^ servicio ordinario 
y extraordinario , derecho de fiel medidor y fru- 
„ tos civiles en las Provincias de Castilla y en 
„ Aragón > Valencia , Cataluña y Mallorca , por 
,, la contribución equivalente^ catastro y talla ; re* 
,y servando ampliar esta gracia » en todo ó parte» 
9, respecto al año de 88 , si fuere posible con pre- 
,, sencia de la liquidación de las deudas y cargas, 
^, á que es responsable su importe en aquellos 
^) pueblos , que constase haber padecido calamida- 
9, des ; á cuyo efecto me lo haréis presente i su 
ij tiempo , con la debida instrucción. 

9, A fin de que esta concesión , dirigida á be* 
,, nefício de los que por accidentes ó causas incul- 
yy pables y no han podido satisfacer la quota de 
„ contribuciones , no recayga también en los que 
^ han dexado de pagar por abuso ó respecto á los 
y, empleos ; declaro no comprehendidos en ella , 4 
„ los que en el año , de que proviniere el atraso, 
f, hayan sido Alcaldes ó Regidores , y á sus parien- 
yy tes en tercer grado ; excepto si resultare que ha 
fp consistido en accidentes t caso fortuito ú otras 
yj causas sin culpa y connivencia ú omisión de los 
„ deudores : sobre que los Intendentes deberán 
„ conocer y resolver ; oyendo los Administrado- 
yy res y demás personas imparciales, que estimen 
„ necesario , en juicio puramente instructivo ó in- 
„ formativo , dándoos cuenta en cada caso , como 
„ Superintendente general de mi Real Hacienda: 
„ y i fin de evitar abuso y arbitrariedad en este 
„ punto ; haréis formar la instrucción que ten- 
„ gais por conveniente , reservándoos la declara- 
„ cion de las dudas, que ocurriesen. 

y^ Con el mismo objeto , 7 fin de aliviar en lo 

wpo- 



DE CONTRIBUCIONES. 335 
„ posible i mis Vasallos , y en consideracipri 
„ á la escasez de cosechas y precio , que han 
„ tomado los frutos , vengo en suspender por 
„ un año desde primero de Enero próximo , el 

■ 99 P^g^ d^ ^^ ^^^ s^ adeudare por razón de 
„ Alcavala en el trigo y cebada ; reservando- 

- „ me , pibrogar la concesión , • si Jas fuerzas 
. y^ del Erario lo permitieren con presencia de 

« .„ las cosechas futuras» 

ATREVIMIENTO es decir ó hacer lo que no 
se debe ,1- 16. §. part. art, Reyno j qual ha 
de ser en guardar y honrar al Rey. 

AUDIENCIA BE GALICIA Y ASTURIAS. 

Leyeft 

HecopDacion , 1. 3. tit. i. : De la Audiencia 
de Galicia y Oficiales de ella , y de sus 
derechos 68 

Autos acordados y idem «..«««.«.«. 4 •• « 7 

JLey I. Don Fernando y Doña Isabel en Madrid 
año de I494* 

JE-'l Gobernador, su Teniente y Alcaldes ma- Pone la ¿r- 
yores conozcan en apelación ^ agravio ó nulidad^ den qae han 
en lo civil y criminal , de todas las. sentencias de tener el 
de Alcaldes ú otros Jueces Ordinarios de Gali- Gobernador 
cia; y de ellos se afiele para ante el Oidor de ^^ ^ t 
VaÜadolid , si la causa principal civil fuere de cimiento'^de 
joo® mrs. ó mas : sí de menos se suplique ante lascaosas. 
ellos; y todos ó dos de ellos con el Goberna- 
dor ó su Teniente las determinen , sin que de 
Ja sentencia liaya otro recurso^ 

Ley 2. ídem. ^ ^ Qae el Go- 

El Gobernador y Alcaldes visiten el Reyno bernador y 

de Galicia juntos , y hagan justicia ^ donde mas Al« 

vean 



33« AUDIENCIA 

Alcaldes VI- vean que e« menester^ y den audíenda todos 
siten el Rey- los dias no feriados, por Ja mañana 3 horas y 
no juntot. ¿ 1^ tarde los lunes , miércoles y viernes , á lo me- 
nos 2 horas , y cada sábado visiten por la tarde 
la Cárcel suya , y la del pueblo donde estén ; se- 
gún se hace en la Chancillería > y si conviene, 
envíen Capitán yvin Álguidl con la gente ne- 
cesaria para la execucion de justida. Dicha Au- 
diencia no esté en cada lugar, quando visita xnas 
de un año. 

Lty ^^ ídem. 
Conozcan en primera instancia en d lugar 
donde estuvieren, con 5 leguas al rededor , y 
en casos de Corte > en todo . el Rcyno de Gali- 
cia ; precediendo información de ser caso de 
Corte; y alegándose por notorio, se tenga por 
tat 

Ley jf^ ídem. 
No se cm- p^^ ^^^ ¿^ Corte no se emplace ante los 

f ""nM^rí! Oidores de Valladolid , ni ante Alcddes del Cri- 
Jos Oidores , 1 t • 1 

de Vallado- -^^^ • salvo sobre bienes de mayorazgo o so- 
lid por caso bre vasallos , fortalezas , sobre muerte ó heridas 
de Corte. de Caballero principal, ó sobre otros casos de 
gran importancia; y en estos queda á eleccioa 
del actor intentar ó seguir la causa ante los 
Alcaldes mayores ó en la Chancilleria. 

Quíntoí i^y g^ 2)(W Felipe 11. año de i^S^. 

dc^halUr *á ^^ ^^ ^^^^^ ^ pleytos civiles y criminales, 

la vista de ^^ ^^ ^^ ^ ^^ ^^ ^^ P*^*^^ corporal , se hallen 

los pleytos. 2 Alcaldes: y en revista de todos los crimina* 

les y civiles de mayor -quañtía , se hallen 3. Se 

guarde la ordenanza de dicha Audiencia sobre 

el despacho de expedientes^ 



zy 



DE GALiaA Y ASTURIAS. 337 

Ley €. Idem^ año de xgSS. 
Ta, conformidad de votos en lo criminal ^®* vdtot, 
sea como en la Chancillería de Valladolid : sino JJJ ^^ ^^ 
hay 3 conformes , no %¿ execute sentencia fo^^cs ^ c"n 
sin embargo de apelación ó suplicación. ElRe- sentenciar 
gente señale los que no se hallaron á la vista los pleytoi* 
del pleyto , visto por él y remitido en discor- 
dia ó uno de ellos , según la calidad del nego^ 
do ; 7 con los otros determinen el plejto. , 

Ley 7. El Emperador Don Carlos en Valladolid 
año de 1555. 
Dos Alcaldes mayores determinen pleytos 
civiles apelados de quantía de 6@ mrs. y menos; 
y su sentencia se execute; y de ella no se adml* 
ta otro recurso. 

Ley 8. Don Felipe 11. año de 15^4^ 
Se extiende la quantía á 40® mrs. 

Ley 3. ídem , año de 1566. 
Solo de sentencia de pena de muerte natural 
se apele ante los Alcaldes de Valladolid , de la 
que den los Alcaldes nuyores j pero se suplique 
de las otras á ellos« 

L^ 10. Don Felipe IL ídem. 
De la sentencia en causas beneficíales sobre 
amparo ó tenuta de posesión , se suplique ante 
ellos 9 y no se apele. 

Ley I í. ídem. 
Los Alcaldes de Valladolid no reciban las 

Ercscntaciones de reos, como mas alto Trl- 
unaL 

Ley 12. ídem. 
Los Alcaldes mayores en sus comisiones cor 
Tbm. IV. Vv noz- 



i 



jgg AUDIENCIA 

nozcan solo mientras duran de qnalquier otro 
negocio ligero , civil ó criminal , especialmente de 
pobres y miserables ; pero sin detener el negocio 
de su comisión. 

Ley 13. ídem , año de /j6!f . 

No sean Jueces en pleyto apelado á la Au- 
diencia , en que ellos fueren Jueces de comi- 
sión. 

Ley /^. ídem. 

No envíen á hacer pesquisas é informado-* 
nes á costa de culpados , sino á costa de los que 
le piden. Dichos pesquisidores , no prendan, 
citen , ni emplacen ^ ni seqüestren bienes ; sino 
lleven los informes á la Audibncia » y allí se 
provea. 

Ley i¿¡. Provisión dada for el Consejo ¿20 
de Agosto de 75 6*6*. 
^De sentencias y mandamientos en casos de 
residencia , se apele ó suplique , como en ley i. y 
o. referidas. Las apelaciones de Jueces de resi- 
dencia del R&Y vayan al Consejo. 



Ley /6l Los Reyes Cat alíeos en las Ordenanzas 

de Monzón. 

ForiMa qne ^^ ^^ poseedor es despojado de sus bíeneí 

han de te- por fuerza notoriamente manifiesta ó averiguada; 

ner lo? AI si los Alcaldes la mandan quitar ^ pero otorgan 

caldesense la apelación., pueden seqüestrar los bienes, so- 

qüestrar los fare que se cometió la fuerza ó el despojo, has- 

^^■^* ta su determinación en la Chancillería. Dicho 

seqüestro se execute sin recurso alguno. 

Ley 77. ídem y en Granada año de igoo. 
En las causas civiles, habiendo lugar la ape- 
lación para la Chancillería , se puede suplicar an- 
te los Alcaldes mayores > si lo consienten las 

par- 



DE GALICIA Y ASTURIAS. 539 

partes por auto ante el Escribano de la causa, 

aunque esta sea de mas de los dichos 8o@ ma« 

ravedís (i) ; y la sentencia que dieren » sea coma 

la de revista en la Chancilleria. 

Ley 18. ídem. 

No den cartas para entre partes , ni de su Qae no dea 

oficio , salvo los de Justicia que se llaman fore- ^*'^*« P«f* 

ras ; pero pueden dar cartas d< amparo sobre ^^^^^ partct 

bienes raices como en la Corte , é incitativas !"*^,^f ' ^^ 
j . . • T í « expresa» 

de justicia para Jueces ; pero no sean sobre am- ^ 

paro de Jurisdicción , nide Vasallos, ni de cosas 

de la Corona. Hagan guardar los capítulos de 

Corregidores y Jueces de residencias. 

Ley j^. ídem. 

La Chandllería y Audiencia no se impidaa 
sus Jurisdicciones. 

Ley 20. ídem. 

Dichos Alcaldes mayores , sus oficiales y ía* 
miliares no se apliquen penas, sino todas se 
depositen en el Receptor ; el que. por ante Es- 
cribano las cobre y las dé para las obrase d'co« 
sas que los Alcaldes las aplicaren. 

Ley 21. Don Carlos y Don Felipe su h^o, año 
de 1552. 
Los Executores de penas de Cámara , obras Razón y 
públicas y pías venidos que sean , de hacer f "^"^í ' ^^ 
las execuciones el dia siguiente con el Receptor; loj'^executc- 
den cuenta al Alcalde que tenga el libro de di- ^es quefuc-» 
chas penas, y se pongan en él, pena al execu* rená cobrar 
tor de pagar con otro tanto , lo que fuere á exe- penas d e 
cutar ; los Escribanos , que le den las execu* Cámara, 
torias , le notifiquen lo dicho , pena de un du- 
cado para los pobres de la cárcel. 

Vv 2 Ley 

_ ^ 

(i) No están dichos^y sin duda quiere decir los 40^ mrs. 
que expresa la ley 8. 



349 AUDIENaA 

Ley 22. ídem. 
Nombren un Depositario llano y abonado, 
en quien se deposite lo que manden depositar, 
que no sea Escribano de la Audiencia , y en un 
Ubro que tenga d Gobernador asiente al prin- 
cipio de cada mes lo que recibe y yuélve. 
Ley 55. ídem. 
Orden qne Quando convenga por causa grave ^ que va« 
te ha de te- y^ Alcalde , lo nombre el Gobernador y Alcaí- 
V^ ^A^^" des j y sí otra persona ó Receptor en negocios 
inayor^para ^ D^^nos qualidad , lo nombre solo el Gober- 
algun negó- nador, y en su ausencia el Alcalde mas antiguo; 
cia grave, y en las provisiones se ponga el nombre del 
proveído » los dias y salario , con que no exceda 
del ordinario ; y sin ello el Semanero no las pa* 
se. En casos de poca calidad no provean execa^ 
clones, ni pesquisidores» 

Z<r A^. Idem^ 
Saliendo ¿ negocio , lleven cada día de salario 
Soo mrs. : y lo que mas lleven lo vuelvan con 
el 4 tanto. Si van Alabarderos en los casos gra- 
ves» sea con parecer de los Alcaldes; y por 
Alabarderos ni Oficiales no lleven ¿ sus criados 
familiares y pena de no pagarles los salarios > y el 
Alcalde pague i@ mrs. para la Cámara. 

TJy 2S^ Doñajuafía en Segovía , año de is^4* 
Tos Alcalá Nada llevan de penas en que condenen , no 
des nc líe- obstante costumbre ; ni lleven las armas , sino 
íeK^e- í^^^o^ en los deütos; y ellos ni sus Oficia^ 
brldías. ^^. ^^ tomen ropas , ni posadas por aposenta-* 
mknto y so las penas' de los capítulos de los Cor- 
regidores á las Justicias que lo hacen. Oygan en 
las causas criminales de ausentes , i los emplaza- 
dos ; los que viniendo no paguen por los rebel- 
des. Si alguno se presenta con poder , en caso 
que deba admitirse en nombre de los emplaza- 
dos^ 



DE GALICIA Y ASTURIAS. 341 
dos y pague los derechos de las rebeldías por 
oueve personas y. no mas, aunque en nombre 
dé mudias personas se presenten. 

Ley 26. ídem. 
Los sábados se vean los procesos de pobres. Orden de 
viudas y personas miserables , y después las ci- cómo , y 
viles en rabeldía : los lunes las criminales en- q^ándo se 
tre partes , y á falta las criminales en rebeldía. J'*" ^® ^^' 
El Gobernadcxr señale en la Sala los pléytos que se ^ P^^y^o»* 
han de ver , segim su antigüedad , y en su ausen- . 
cia el Alcalde mas antiguo. Vayan ¿ su casa los 
Relatores cada sábado , para que sepan los pley« 
tos que han de llevar ; y las partes se aperciban, 
so pena al Relator de 4 reales para los pobres 
de la cárcel. 

Ley 27. ídem. 
No den mandamiento de execucion fuera de 
las 5 leguas , de donde residan por la sola $umi«» 
sion de las partes ; no hallándose éstas presen* 
tes dentro de las 5 leguas , pena de nulidad de 
execucion y de las. costas. 

lAy 28. ídem. 
En apelación de sentencia interlocutoria ó di* 
finitiva de I® mrs. y menos, que dé la Justicia 
del pueblo, donde resaliere la Audiencia: en 
ella haga rekcioü el Escribano di la causa, para 
que con toda brevedad se haga justicia. 

Ley 23. ídem. 
La causa civil no se intente criminalmente; 
y antes que conste que algunos son culpados , na 
paguen las costas de las informaciones y que coa^ 
tra ellos se hagan. 

Ley JO. Don Carlos en Toledo año de 15^9^ 
Asienten en el libro sus yotQS) como en las 
Otras Audiencias. 

Ley 



34« AUDIENCIA 

Ley 31^ ídem. 
Qae asista El Fiscal asista para entender en los negocios 
el Fiscal , y de su cargo , execucion de justicia ^ jurisdicción, 
no abogue sg^yicio y Patrimonio Real. No abogue en cosa 
que le to- ^^ fiscal ; sirva por . sí y no por substituto , si 
que. ^^ con causa y Ucencia de los Alcaldes. 

Ley j2. ídem. 
El Fiscal Tenga libro de todas sus causas y sus esta- 
tenga libro dos , y solicite se vean ; y que se executen las 
de todas tas penas contra los Oficiales de la Audiencia y pe- 
causas. jj2^5 ¿g Cámara ; y en todo haga , como en el 

§. Recop, art. Procuradores Fiscales. Ponga en di- 
cho libro las condiciones de penas de Cámara. 
Ley 5j. ídem. 
£1 Fiscal esté en la casa donde se hiciere la 
Audiencia , para que se informen de él los Jue- 
ces ; y si está ocupado tenga allí un criado y para 
que le avise si fuere llamado. . 

1 . • Ley J^. 

Ningún Receptor vaya á negocios., sin que 
avise al Fiscal á dónde] vá , y á qué , por si en 
sus negocios , ú otros tiene algunas diligencias 
que hacer. 

Ley 35. Don Carlos y Doña Juana en laVisita 

del año de^j. 

Dentro de tercero dia de, interpuesta junta- 
mente la apelación y suplicación, determinen 
que via se debe seguir j y de ello no se supli- 
que ^ pero por esto .no se hace perjuicio á los 
pleytos que deben ir á la Chancillería. 
icr j6*. ídem. 

Los Abogados y Procuradores de esta Au- 
diencia guarden las leyes del título de Abogados y 
de los Procuradores , so sus penas. 

Ley 



t>E GALiaA T ASTURIAS. 343. . 

y • Ley^j. ídem. 

Los Letrados hagan los interrogatorios den- ^^' '°t*^' 
tro de 6 dias , so pena de i ducado , después iós^|^ag3n7o 
de recibidos los pleytos aprueba, y requeridos Letrados, eo 
por el Procurador; ellos y éstos den los pro- el término 
césos ¿ los Escribanos, para lo que sda necesa- qce expresa, 
rio; dándoles sus conocimientos , peiía de i du- 
cado por cadáver para los pobres dó la cárcel. 
' Ley ^8. ídem. 

Los Abogados ni Procuradores na se quiten 
de modo alguno , ni á ello indu:^can por sí, ni 
ppr ptro^ ,* los pleytos , ni hagan otras cosas se- 
ítíejantes pena de 2® mrs. para la Cámara. 
Ley 3$. ídem. 

Los Procuradores en las peticiones pongan ^^}^ Proco- 
sus nombres y los de Jos Procuradores contra- " ^',^' 
nos : no den petición sm poder , ni pidan cosa exprcw. 
denegada sin hacer mención de ello ; y guarden 
el $. Recop. art. procuradores de las Audiencias y 
Chancillerías. La publicación que pidan , sin ser 
pasado el término es nula , y por ello paguen 
3 reales para Estrados. 

Ley jf.0. ídem. 

En dicha Audiencia haya 2 Relatores con 
salario de penas de Cámara , y se priven de sus 
ofieios , no siendo hábiles. 

Ley jfi. ídem. 

Los Relatores estén con los procesos vistos Traigan los 
en el acuerdo , y pongan en ellos los derechos» RcUtorct 
recibidos , según la ley 9 y 20. §. Recop. art. Bje- '** rclacio- 
latores de los Consejos y Audiencias i y en el sa- ^H^^^^^^^ 
car relaciones guarden las leyes de dichos $$ , pe- 
na al Relator que hiciere relación no concerta- 
da por las partes y Abogados de volver los de- 
rechos , y pagar 200 mrs. para los pobres del 
Hospital deí Santiago* . .... 

Ley 



144 AUDIENCIA 

Arancel de los derechos de los Relatores^ 
Ley, ^5. ídem. 
Ko reeibtn Los Relatores no reciban pleyto i prueba» 
los Relato- sin estar concluso : las sentencias de prueba se 
rciplcyto á firmen por los Alcaldes mayores , y el Relator 
prueba iln ponga, su señal en las espaldas de la sentencia, 
tado*^* ^** P^^^ ^ ^^ costas y daños. Los Alcaldes man- 
den que luego se paguen los derechos á los Re- 
latores |>or las partes ó Procuradores , qual ellos 
mas quieran.^ 

Ley ^jf.. Dm Felipe IL aña de 6!^. 
Los Relatores en pleytos eclesiisticos lleVeQ 
initad de derechos que Uevan en los ordinarios; 
y de los eclesiásticos que llevaron derechos y no 
los vuelvan á llevar smo de las hojas acrecen-- 
tadas. 

Ley -4S* Don Carlos y Doña Juana en Madrid. 
QvXén ha de La Audiencia no ponga Alguaciles , sino el 
poner 1 o s ^^y nombre dos , y ellos lleven derechos por 
t uf***dcrc- ^^ arancel del lugar donde estuvieren , pena de 
chos. * volver lo que lleven de mas , por las execuciones 
con las setenas. Requeridos , hagan execucion, 
pena de suspensión por un año. 
Ley jfS. ídem. 
Ausente un Alguacil en negocio de sif ofi^ 
CIO , dexe Teniente de consentimiento de la Au- 
diencia : ausente por otra cosa » el Gobernador 
lo nombre. 

L^ jfj. ídem. 
Solo los Alguaciles salgan á negocios , y no 
los criados y familiares de los Alcaldes ; y ¿ ellos 
ó i los Alabarderos se les dé término quando 
van á prender á alguno , y vuelvan antes , si no 
necesitan de todo el dicho tiempo : estando 
mas , vuelvan lo que hayan llevado , ó no se 

ks 



DE GALICIA T ASTURIAS. 345 

ks pagiie los dias de mas. Las armas de los que 
van á prender las den á los Alcaldes mayores 
para que de ellas dispongarr. 

Ley jf8. ídem. 

Los seqüestros de bienes se hagan con toda 
diligencia , pena de pagar por sus personas y 
bienes con otro tanto para la Cámara , lo que 
no pusieron. Los Alguaciles el dia siguiente de 
Comar las armas las lleven 4 los Alcaldes , pena 
de perderlas con el quatro tanto. 
Ley jf.^. Idem^ 

Señalen término á los Al^^uaciles 'para la exe* 
cacion de las sentencias , y nombren para ello 
Escribanos ; y hechas las execuciones , den los 
Alguaciles los autos al Escribano de donde di- 
manó la executoria. Hagan por sí las execucio- 
síes, so pena» 

Ley ¡o. Ídem. 
Los Escribanos escriban de su mano los au- Qa^ «• lo 
tos , y vayan por sí 4 las notificaciones y exe- 3°^ ^^^ ^® 

cuciones <te la sentencia , mayormente las crimi- ^ ^'^.t '^' 
, I I j t Escribanos 

nales ; y en los {procesos pongan los derechos ¿^ j^ ^^^ 

por qué y cómo , 7 los firmen de su nombre, dicncía , y 
y den carta de pago á las partes , pena por cada de sos der«- 
vez de 6 reales para la Cámara. En las espaldas chot. 
de tas provisiones pongan los derechos que re- 
ciben , hagan las provisiones de buena letra , y 
pongan de su letra Corregida , y si no las ras- 
gue el semanero; y paguen por cada provisión 
5 reales para los pobres del lugar donde residie- 
re la Audiencia ; y so dicha pena estén los Es- 
cribanos en la Audiencia al principio de la ho- 
ra. No lleven derechos de los pleytos eclesiástB- 
cos y que sobre fuerzas se Ifeven á la Audien- 
cia : quando se tase executoria , se tase el rollo 
del procesa donde se sacare , reduciendo ¿ hojas 
enteras las que no estuvieren enteramente escri- 
Tom.IV. Xx tas. 



34« AUDIENCIA 

tas. Si la exccutoria fuere en negocio criminal, 
en que haya muchos reos , se repartan por to- 
dos, los derechos del Escribano. 
Ley 51. ídem. 
Del despa- Las provisiones las den los Escribanos en el 
cho que han ¿^^ ^ ^ ¿ ^^^^ tardar en el siguiente , pena de 
Escrrbano/ ^^ costas , y 3 reales por cada vez para los po- 
de las provi bí*^ > y pongan los autos de su letra. No den 
sionesyau- provisiones no señaladas por el semanero : en 
tos fechos en los procesos conclusos pongan los derechos al 
la Audien- fin , que ha de llevar el Relator , y los firme , y 
^^^* de la tasa apele el Relator al semanero : dichos 

procesos los tengan con cubiertas bien atados , y 
e^ sus ausencias ó enfermedades supla otro Es- 
cribano. 

Ley ¿2. ídem. 
Los procesos fecales tengan á buen recaudo 
i parte , pena de 200 mrs. para estrados ; y 
despachen con brevedad los negocios fiscales. 

^ 53* ^^^^ í y J^on Carlos y Dona fuana^ 
año de ^j» 
Los autos No notifiquen auto , ni den mandamiento 
qncprovean no firmado de los Alcaldes , salvo cosas provei- 
los Alcaldes, ¿^^ g^^ Audiencia pública y en respuestas de pc- 

vistos los • • ^ • ' * i_ 1 * 

procesos se ^^^^^^^^ ^ cosas, semejantes , en que basta la sc- 
asicntcnfor ^^^ ^^^ Escribano, pena de nulidad, y pagar el 
ellos , fir- Escribano i® mrs. cada vez para la Cámara. 
máRdolos. Los Escribanos lleven al semanero el pleyto que 
se haya de recibir á prueba, y en las espaldas 
puestos los derechos de la relación , para que 
los encomiende al Relator que le pareciere^ el 
que lo sea de toda la causa ^ y no se encomien- 
de de otra manera , pena al Escribano de 6 rs. 
para estrados. Ellos ni sus criados no lleven de- 
rechos por buscar procesos, pena de volverlos 
con el quatro tanto. 



DE GALICIA Y ASTURIAS. 347 
Ley 5^. ídem. 

Sólo el Rey nombra los Escribanos de di- Qoiín ha de 

cha Audiencia : ellos , el Gobernador y Alcaldes, P^"^)" ^^\ 

antes de ser recibidos á sus oficios, den fianzas Escribanoiá 

1 I, ti • 1 la Audien- 

legas , llanas y abonadas ; y de los procesos que ^¡g^ j^ ^^ 

ante ellos pasen darán cuenta ellos y sus here- derechos. 
deros al sucesor , y que los darán substanciados 
y bien tratados ; y ante dichos Gobernador y 
Alcaldes juren usar bien de sus oficios , guar- 
dar el secreto , leyes y ordenanzas de la Audien- 
cia , j no llevar mas derechos de los del aran- 
cel. 

Ley 55. ídem. 
Los Escribanos no admitan petición del 
proceso , sin poder firmado por bastante del Le- 
trado , ni el Procurador la presente , ni el Es- 
cribano la admita , no yendo firmada de éste, 
rna á cada uno die 6 reales para la Cámara ^ y 
la parte las costas. 

Ley 55*. ídem. 
Haya 30 Receptores Escribanos nombrados Námero de 
por el Rey , y lleven de salario 3 reales por dia Receptores 
de lo que se ocupen en las pruebas , y ante ^? 'f ^^- 
ellos se hagan éstas , salvo estando ocupados , y ^'^«^cia. 
siendo necesario hacerse entonces : los derechos 
los pongan al pie de cada prueba , y den cono- 
cimiento á las partes , pena de i® mrs. para la 
Cámara. 

Ley ¿fj. ídem. 
Los Escribanos y Receptores en las informa* 
clones sumarias de delitos y pesquisas tomen solo 
seis testigos , pena de 3© mrs. y de volver , con 
el quatro tanto para la Cámara , lo que hayan 
llevado. 

Ley ^8. ídem. 
El tasador solamente tase los procesos apela- 
dos á la Audiencia , y los Escribanos de ella lie- 

XjLt ven 



348 AUDIENCIA 

venias probanzas , pesquisas é informaciones que 
hicieren los Receptores al Alcalde con quien 
despache , el que tase los dias que en elks se 
debiera ocupar el Receptor; y sin dicha tasa^ j 
pagar lo que se alcanzare » ao se provea en otro 
negocio 9 y el Escribano dé "& de ello sin llevar 
derechos. 

Ley 5^. ídem. 
Obligado- Los Porteros de la Audiencia hagan c^ar i 
nes de los Iqs que en ella hablen sin licenda , y executen 
f ^' a' á' - contra eUos las penas , so pena de pagar medio 
tía. ^ ^^^^ ^^^^^ P^^ ^^^ pobres de le cárcel. Cuiden que 
la Audienda esté bien aderezada , y en el Acuer- 
do no falten sino con licencia , pena de st realis 
para los pobres. 

Ley So. ídem. 
ÍEn dlch^ Audiencia haya Pregonero y Ver- 
dugo con salario , que se le señalen de penas de 
Cámara ; j proveáis donde se guarden los pre- 
sos. 

Lq^ Si. ídem. 
El primer dia de Audiencia de Enero se lean 
las leyes de estie títido j y otras ordenanzas de la 
Audiencia tocantes ¿ los oficios de ella y en pre- 
sencia de los Alcaldes , Gobernadores » Fiscal, 
Abogados y Alguaciles , y demás á quien toque; 
y con especialidad executen las penas contra los 
que no las^uardaa. 

L^ €2^ £1 Emperador Dan Carlos en Toledo, 
año de a^. 
De penas de Cámara se paguen los gastos y 
salarios ordinarios ^ y después lo mas necesario. 



i^ 



DE GALICIA Y ASTURIAS- 349 

JJy Sj. Lf^s jRsyes Caí¿lms en Salamanca, 

año de ^8€. 

Conviniendo al servicio del Rey y quietud Como el 
pública , la Audiencia ó qualquier individuo de Gobemidor 
ella seqüestre por algún tíempo fortalew <le qual- 7 Alcaldts 
quier persona , haciendo juraaento ó seguridad ™*y®'«» 
ó pleyto homenage , que pasado el término que ^^ *^ ^^3 
se señalare , las volverá con todas las .armas y per- ¿reto algo- 
trechos y mantenimientos. Lo dicho executen ñas fortalc- 
luego los dueños y Alcaydes de las fortalezas, zas. 
sin embargo de recurso alguno , so las penas que 
les pongan , que el Rey da por puestas ; y del 
mismo modo ponga la Audiencia tregua ó se* 
guridad 9 que da el Rey por puestas , y so las 
penas que convengan. 

Ley 64. ídem. 

Del mismo modo la Audiencia mande ¿allf 
del Reyno , ó de qualquier Pueblo ó Feligresía 
de él. 4 caballeros ú otras personas , y que se 
preseacea ante el Rey en los plazos , y so las 
p^as que les parezca ; lo que cumplan luego. 
Los Capitanes , Hermandades , y todas las Justi- t 
cias de Galicia , requeridos por Gobernador 6 
Alcalde , den luego su favor para refrenar los 
reos , como 1^ fuere pedido , y cumplan sus 
xnandamientos y penas sobre ello puestas» 

Ley 65. Don Carlos y Doña Juana , año de 4^. 

Los Señores temporales de Galicia no den I*^* Scñorag 
los oficios de Justicia perpetuos ni por vida , ni Í^'^P?"!^ 
los vendan : hagan residencias de tres en tres ^® Galicia 
años , y dea ñanzas de hacerla : cuiden con es- oficíoi p«r- 
pecialidad de prender y seguir los reos , cada uno p«ti#t. 
en su jurisdicción : los Alcaldes con especialidad 
de esto cuiden , y castiguen á los culpados en 
ello. Saliendo algún Alcalde de dicha Audiencia^ 

se 



350 AUDIENCIA 

se informe qué reos andan en aquella comarca^ 
y quál Alcalde ó Merino les favorece y recepta, 
se acompaña de ellos , y los disimula , y al cul- 
pado se castigue en la Audiencia , á la que se en- 
vié preso , ó mandado comparecer , según la ca- 
lidad de la culpa. 

Ley 6S. ídem. 
Las posadas y ropas de los Alabarderos y Es- 
cuderos de la Capitanía de Galicia se muden de 
quatro en quatro meses , pena al que mas tiem- 
po las ocupe de pagar el alquiler de dichos qua- 
tro meses y de todo el tiempo que lo tenga , y 
dos ducados para la Cofradía de la Audiencia. 
El Capitán , Aposentador y Escuderos provean 
que asi se haga. Saliendo de la Audiencia Escu- 
dero á negocios , pague la posada y quanto se 
le diere , pena de privación de oficio , y de vol- 
verlo con el quatro tanto. 

Ley 67. Don Felipe IL año de i$SS. 
En lugar del Gobernador haya Regente , y 
vote en los pleytos. Las leyes que hablan con 
el Gobernador se entiendan con el Regente. 

Ley S8. Dan Felipe IIL en Madrid , Cfdula. 
La determinación sobre si el pleyto es de 
mas ó menos de i9 ducados , para apelarse 4 la 
Chancillería ó Audiencia , pertenece ¿ aquella. 

LEYES SUELTAS. 

Los Alcaldes mayores de Galicia no lleven 
pake de las penas que se aplican por las leyes á 
ios Jueces (i). 

De 



(i) L. 15. S* ^^czx^ Alcaldes de Casa y Corte. 



DE GALICIA T ASTURIAS. ^.351 

De lo que el Gobernador y Alcaldes xnayo^ 
4*6$ determinaren en los pleytos eclesiásticos por 
via de fuej^za sobre otorgar , ó causas profanas, 
no se apele párala Audiencia de Valladolid(i)í 
y que en el Reyno de Galicia no se junten á 
bodas ni misas nuevas , sino en la forma conté- 
mida (2). 

De la Audiencia de Galicia se envié cada 
IU1 año al Receptor general de penas de Cámara, 
en fin del mes de Marzo , relación de las con- 
denaciones para la Cámara , que el año antes hu- 
biere habido (3). 

Los Alcaldes mayores executen las leyes, y 
no moderen las penas , ni la tasación de las co^ 
sas prohibidas (4). 

LrOs Contadores que se nombraren para ha- 
cer glguna liquidación , sean solamente para co- 
sas que consistan en cuenta ó tasación ó peri* 
cia de persona ó arte , y no para cosas que con- 
sistía eflt Derecho ; y ^^e en un pleyto no ha- 
ya mas de unas cuentas, y la tasación que se 
ha de h^cer á los Contadores (5). 

Los Regentes y Jueces de la Audiencia de 
Galicia no puedan mandar llevar los. depósitos 
hechos en otras, partes por las Justicias Ordi- 
narias á donde ellos están y residen,. en los, ne- 
gocios que á. ellos vienen en apelación (6). 

Los 



(i) L. 35. §. Rec. art. Pnsidentes y Oidores di las 
Audiencias y Chancillerías. 
.(2) L, 12. ^* Rec. art. Esponsales y Matriwmos» 

(3) L. 13. cap. 13. J. Rec. art. Receptores de C4^ 
mará, 

(4) L. 14. S' Ree. art. Penas de Cámara. 

^j^) L. 50. y 5i.§. Rec. 9in, Presidentes y Oidores 
de las Audiencias y Chancillerías» 
16) L. 78. ide». 



(6) L. 78. ide». 



55a AUDIENCIA 

Los Escribanos y demás Oficiales de k Au* 
diencia de Galicia que llevaren derechos , tos 
asienten al fin de los procesos y escrituras» j 
la pena si no lo hicieren (i). 

$. IL 

AUTOS ACORDADOS , lib. j. tít. i. 

Aut. z. El Consejo en Madrid á 12 de Dkkmr- 

hre de isSj. 

Jlln la Audiencia de Galicia haya cinco Al- 
caldes , y uno por turno visite el Reyno , y dé 
justicia ¿ los que la pidan, 

Aut. 2. ídem á ij de Enero de js^m. 
En ella haya otro Alcalde. 

Aut. g. Don Felipe V. en el Pardo Á ^ó 
de Julio de ijij^ 
FortnfldoA ^^ Oviedo haya Audiencia en la casa que 
de la An- ^ostumbraban habitar los Gobernadores , y se 
diencia de paguen los alquileres que hasta aquí de las pe* 
Asturias á ñas de Cimara y efectos, á dicha Audiencia per- 
similitud de tenecientes. En cUa viva el Regente- La |ur¡s- 
Ja^de Gaii- ¿j^cion de la Audiencia sea por todo el Prin- 
cipado de Asturias , con sus quatro Sacadas y 
los cinco Concejos de Valdeburon, con todos 
los demás Cotos y Señoríos , y en la misma 
forma que los tuvieron los Gobernadores: co- 
nozca en apelación, agravio y omisión en to- 
dos los Concejos y lugares exentos y redimí* 
dos y y de Señorío » á similitud de la de Galicia: 

co- 

(1) L. 39. ^« Rec. irt. Escribanos. 



DE GALICIA Y ASTURIAS. 3^^ 
canorca de las fuensas Eclesiástica^rv easps- dj^iCorr 
te y demás, como la de Galicia. : 

$. I.. Se den Juegp 4 un Escribana de» Cáf» 
mará todos los autos que Don Antonio Zepe- 
da 7 sus Ministros ^ayan , hecho/» . así losque 
^téft' eb i el.Cjtinpipado ,' como los re^f^itidA^ é 
Atros; Tribunales Rea|lesi> para qiie en dicM Auf 
idioncia se. concluyan, en vista y revista, coa msr 
tencia de su Fiscal. A^n]LÍsmo se le darán tor 
4os los .papeles ^conducentes i la J^otaría de la 
Regalía de ]a Corona ,>sus:derecbosf y rentas: 
Ips que deestíi calidad penden en quailquier Tri« 
bunal» si no se concluyen dentra:de seis. n!iQT 
;ses,: se remitan para, su conclusión 4 esta Au* 
diencia. Esta y el Fiscal vea todas las visitas. y 
apeos de términos comunes , valdíos, realengc^ 
montes i pastos y Reales plantíos; y si np Jos 
hay 9 de nuevo los haga executar , y. lo uswp£kr 
do brevemente lo restituya.. La Audiencia to^ 
me cuenta todois los años* de los Propios'^ Arr 
bitriosy sobras de rentas , casas de San Lázaro» 
y demás hostilidades (i)» caminos púUlcos del 
Principado, posturas y remates, de Propios y 
.demás rentas , i y . con vista del .Fiscal se aprue- 
ben ó reformen y dándose las alcances y mal li^ 
brado. . . 

§.2.. Los Alcaldes visiten las cárceles^ como 
se executa en los demás Tribunales , y asistan 
los Jueces y dos Regidores de la Ciudad, y el 
Abogado y Procutador de pobres, y se les di 
«siento y tratamiento que corresponda. 

§. 3. Haya un Regente y quatro Oidores, 
con título de Alcaldes mayores , y <;onozcan en 
lo civil y criminal, y en lo eclesiástico, por via 

Tm. IV. Ty de 

(i) Qaetri decir HoiffitaUdadct. . 



534 '' ^ ' AÜDIENaA" • : 
cte* fuerza , como conoce ia Chancillería 4e Va^ 
lladolid. £1 Fiscal sea parte ^n toda causa £scal 
y en -las .expresadas ó que se expresarán. 

§.4. Haya dos Relatores y xlos Escribanos 
de Cámara ,fy respecto que la Escribanía :de Go- 
bierno d6 dickó PHndpado es^di^ lá casa d(» Quin- 
tuitilhí» iá quien pd^'el Escrlbaiio que nombra 
500 ducados ^ para que no « fpcrfudiquc , ci 
Regente y Oidores nombren quien Jo sirva ^ con 
Úl que él y el otro jiombrado jwr él , paguen 
poi* mitad Pilcha ^cantidad j pero queda al Rey 
su derecho ^sobm k^ ^eturgeüaci^a .d&cste j otros 
oficios Kie-dichóf Principado* 
- §. 5 . Haya un Alguacil ó Merino ^mayor ^ un 
Abogado y Procurador de ^pobres , un Tasador 
qu« reparta los pleytos^ seis Receptores , qua- 
«b Porterpsiy 4in Oficial de la vía , executiva, 
-di^^ Algíiaciles ordinarios 7^ ud Agwte^Sisicxü, 
Jos que nonñ>rela Audiecrcia^^ y üo sean na>- 
turales del Principado ^^^especialmente los Rela- 
.tores y Escóbanos de Cámara y Alguacil- mayor. 
'lia Junta -general ^deL Principado no nombre á 
Qadie poi Proeucador', sin qui dé informadon 
en U Audiencia ^de haber "sido tres años Oficial 
de Escribano <ie Cámara' y ^del Ayuntamiento ó 
Número , ó de Jos Procuradores y Notarios del 
Obispo; y para admitirse á 'Ofido-de Procura- 
dor .u otro que pida habilidad , se^x&minen y 
aprueben por la Audienda^y juren quando pre- 
sentan sus títulos. De los veinte Procuradores 
que nombra «dicha Junta.^ se elijan ocho para 
que sirvan en el Tribunal Eclesiástico; y los 
demás ó los que convengan , sirvan en los Juz- 
gados Reales. Ningunos desdichos Procuradores 
ni demás Ministros tengan ^distintos ofidos^ so 
la pena.que ks impongan^ 

§. 6. Salarios del Regente y demás. 

La 



DE GALICIA Y ASTURIAS. ^55 

■ §.7*//. ]>. Audiencia, forme luegOi Arancel, y: 
4 lo^ que. PQ^Io ob9?i;v?n:,^\os:^ca3tígue, y .en 
cpc4SP;Be«sar|p.ío§» privara deí oficio. A ^,j . 

§. 8. Para manutención 4^1 di'^ Audiengíii 
se cyáj^a6^qq. ducaflps , como se rqpartia el sa- 
Ivirio que se <iaba al Gobernador ;.y los agravios 
que en el repartimiento haya i. los reforme I4 Au? 
4idqcia, sia^dibcioq; v por ;^quivalei)te se da 4 
ios iiiorftdor$&; del terrífono' ^ dicl>a Aiiéieaciji 
ppr Ubres de. lar {lag^^f^d^. las. ^éciipas ¿^ execUr 
Clones , que hagan los Tribunales Efclesüsticos y 
Seculares; cuya ei^q^í^n ha sido la principal 
causa de la ruina' d?l : Reyao. Si el Principado 
piensa^ inejor arbitirio!^ se propondrá por la. Aur 
diencia al Rey. 

f. 9». El empleo de Goljcrnador y *^ Té^ 
niente cesen; pero sigan- los tres Jueces ,. que lla<- 
flu primero ^ ^e^isodo, y Juez de la Iglesia; j 
tienea jurisdiccian ordinaria ^, y queden subor- 
dinados» á \z Audiendar^ copio. íó^escabao^ «al Gor 
bernador;- Dicha. Audiencia, les. avoque, ea prt* 
msra^ instancia las: causas ,, si ponvievie*. 

§. 10. SI Ay untaouenta de Oviedo pida apro- 
bación á h Audiencia de todós^ los. acuerdos no 
orduuirios.' A. las elecciones de Jueces y Oficia- 
hsi y Ayu;itamiéatos: extraorduiarios, en que ,$e 
graten' fogterias graves ;. prpsíi^ uno de los Al- 
caldes ^. qual noiqllitre: el Regente.^ La Audienda 
concurra», qttando^ le'paarezca ,. con. la; Ciudad i 
las fiestas ,. y entonces se pondri al Regente si- 
lla y tapete y almohada , como se , ponia á los 
Gobernadores y, presidiendo H. Audiencia .i la 
Ciudad. • !f 

§^ 1 1 .. Si conviene,., et Regente: nombre un 
Alcalde mayor , para que presida las elecciones 
de oficios , que hacen los Concejos del Princi- 
pado; y lo mismo si hay parte que lo ^ida. 

Yy 2 Siem- 



ys6 AUDIENCIA 

Siempre que salgan dichos Alcaldes, lleven la 
misma jurisdicción , y con las mismas calidades 
que previenen las leyes y ordenanzas de la Au- 
diencia de Galicia. 

$. 12. El Regente nombre uno ó mas Mi- 
nistros , para que vayan á averiguar , castigar y 
evitar en los pueblos los fraudes sobre rentas 
reales j y en estos casos , y en los demás de bien 
tomun^ proceda la Audiencia sumarianíente , y 
el Fiscal haga la misina defensa, como la debe 
hacer sobre las regalías. 

$.13. Al Regente se le dé cédula de Capi- 
tán i Guerra , como lo era el Gobernador. Las 
Capitanías de Milicias se den á las Justicias or* 
diñarías , para que no se hagan hóreditarbs. El 
Regente sea Supferifttehdeiite -de montes y plan- 
tíos , y proceda contra los que embarcan sin fa* 
cuitad maderas v granos , y <:uide de la leva de 
soldados y maruioría. Sea Conservador de las 
Reatad Rdales-, sin masresdpendió que el de la 
coijsefvadüíríá; - ' • - • '^ * ^-í t 

§. 14. - I/ias 'Jtmtás 'getíferáles jr pártiéuláres las 
presida ch Akliidé^^xít ¿oníbíc' él Regente , y 
«US acuerdos se aprueben por la 'Audiencia. 

$.15. La Audiencia se gobierne por las cé- 
dulas y ordenanzas de la de Gállela, en quan- 
to' adaptables á aquerPriñdpádp, esj^<$almente 
en qüaíito á* jurisdiccfori y^ áütfdridád.'^Este au-^ 
to se obsetive,' ínterih que - la/ audiencia forma 
ordenanzas , < que' el Rey apruebe. Los pley tos 
pendientes en el Consejo de interesados de As- 
turias , se remitan i su Audiencia , y por alio* 
ra cesen en el Consejo ú otro Tribunal, hasta 
que esta resolución se execute. 



JÍU* 



DE GALICIA Y ASTURIAS- 357 

^ut. ^. Id. en Madrid á^ de Enero de 1^21. 
£1 Consejo de Guerra no admita competen* 
cia$ en casos que la Audiencia de Galicu co- 
noce por el auto ordinario 6 de posesión ^ sin 
embargo del Fuero militar (i). 

;Aut. s* ^^* ^ Venfúsilla ás de Ener^ de iyÁ2. 

Arancel de los Escribanos públicos de Ga* 
Ucia 7 Asturias. 

Aut. S. Id7 allí. 

Otro de los demás Escribanos de Galicia 7 
Asturias. 

^ut. 7* Id. en Madrid á 10 de Marzo de 17 3; 5. 
Los salarios de las Audiencias de Asturias se 
paguen por el Rey^ como en las demás Audieñ* 
cias« 

— ^ AUDIENCIA 

Ú GRADOS DS SEVILLA y ARAGÓN , VALENCIA^ 
CATALUÑA Y MALLO&CA. 

Recopilación , 1. 3. tit. st. Del Regente y 
Jueces de la Audiencia de Grados de 
Sevilla , y Alcaldes mayores de Qua- 
dra y sus 'VJScíales. 43 

Autos Acordados , idem. y de ¡a de Ara-' 

gon , Valencia , Cataluña y Mallorca* 3 3 



(i) Por Real Orden expedida eo San Ildefonso á 
aa de Agosto de 1784 , se confirma este auto , en vir- 
tod de cierta competencia ocurrida entre la Andiencia 
y el Intendente de Marina. 



558 AUDIENCIA 

$. L 

L^ I. Eí. Emperador Don Cdrlos^ en Bruselas, 

año de JSS^j ^^ las ordenanzas que hizo f a- 

ra la Audiencia de Sevilla. 

Número de *Íaya uir Regente y sefs Juecesr, queconoz^ 
Jaeces de la ^^ ^^ ^^ civU en íipélacion de los Jueces de 
Audiencia , Sevilla y su tíerra , y en vista y revista. El Re* 
y ta salario, gente tenga de salario cada año 200® mrs. , y ca- 
da Juez. 150®, y se paguen de los Propios de 
Sevilla, hasta que acabadas las- cuentas 4^ penas 
de Cámara otra, cosa se provea. 
Ley 2. Id. allí. 
Haya dos Salas con tres Jueces cada una , 7 
en la que parece convenir ^ asista el Regente. 
Ley 3^ ídem. 
A ella vayan' las apelaciones de lod.- mrs. 
arriba de los Jueces Ordinarios de Sevilla y su 
jurisdicción f< v de menos cantidad al Regímien^ 
to, al que irán* las apelaciones de decpones de 
Ofícios^ Fieles y Executores , y del vino y de 
Jueces de Albóndigas. 

Ley 4. Idem^ 
La apelación de' Alcaldes de ía Hermandad 
de* Sevilla y su tíerra y y del ProvindaL de ella, 
si son? condenaciones de 6d.^inrs.- arriba ^ vayan 
á la Audiencia r si de menos ^ se guarde la leíj 4^ 
y 50. §^..Rec. att. Herfnand^d r sus leyesr y Ofi- 
ciales ; y las crimínales á los Alcaldes^ mayores 
de la Ciudad. Las sentencias de la Audiencia, 
confirmando ó revocando en ménos^ quantía de 
6&. mrs. se *executen; 



Zey 



pEGRADOSDESEVILLA,&c. 359 

I^y g. ídem. 

Las apelaciones de los Alarifes , Alcaldes de 
Mesta j otros Jueces , que iban ante uno de los 
Alcaldes mayores , vayan i la Audiencia en qual- 
quier cantidad que sean.: .en lo de menor quan** 
tú .confirmando >ó revocando , .se .execute. 
Ley S. ídem. 

En los pleytos de ioo9. mrs. y ménos^ bas*- 
ten dos Jueces para -vista y revista, y en las de- 
mas cantidades tres votos .conformes ; y si no los 
hay , se remitan i otra Sala , y. si no los hay , se 
remitan i los Alcaldes mayores* 
L^ 7. ídem. 

Conozca de las fuerzas eclesiásticas ea no 
otorgar y conocer contra legos en causas pro* 
&ñas , aunque las personas contra ^quienes pro* 
cedan estén fuera de su jurisdicción; pero no 
cohidzcan mas que de dichas fuerzas , estando 
los Jueces Eclesiásticos fuera de la jurisdicción 
de la Ciudad. 

Ley 8. ídem. 

Guarde el orden judicial según las leyes que 
en esto hablan con las Chancilkrías. Los autos 
interlocutorios , incidentes , ó por vía .de expe^ 
dientes I se despachen con la mayor brevedad y 
menor costa, sin esperar acuerdo Jii dia de sen*- 
tencia. De la sentencia ctifinitiva , dentro de cin- 
co días después de notificada, se suplique. 
Ley ^. ídem. 

Vean los pleytos í las horas que la otra Au- 
diencia., y guarden las leyes 7. 16. 17. i8. y 
56. §. Rec. art. ¡Presidentes y Oidores de las Au^ 
Sendas y ChanciUerías. 

Ley JO. ídem. 

El Regente y Jueces no sean naturales de 
Sevilla , su tierra , Carmona y su territorio ; y 
nombrados , no se recib^ sin expresa orden del 

Rey, 



36o AUDIENCIA 

Rey, en lo que no se entiende que dispensa. 
Conozcan incidentemente de delitos, y en des- 
acatos de palabras ó de hecho en su Audien- 
cia* 

Ley XX. ídem. 
Eñ asuntos de gobierno , guarde sobre ello 
las leyes. En apelación de autos interlocutorios 
manden á los Escribanos de los procesos , que 
vengan ante ellos 4 hacer relaciones, so las pe- 
nas que les pongan, y provean con brevedad. 
L^ j2. ídem. 
Qaiéabtde Dudándose quien ha de conocer de alguna 
determinar ^ausa entre la Audiencia , Asistente j Cabildo, 
*° ofrc" ^ &^^^ el uso y costumbre anterior á la ór- 

•onocíinien- Audiencia y otro qualquier Juez , ó con los Al* 
to de las cao- caldes mayores, ó entre otros Jueces entre sí, ó 
lai. con los Alcaldes mayores , se lleven i ella los 

procesos , y se determine á quien tocan. Esto 
no se observe, si la duda es coa los Jueoes de 
la Contratación. Si se duda que la causa es ci- 
vil ó criminal entre la Audiencia y los Alcal- 
des mayores, la determine el Regente ó el que 
presida con el Juez y Alcalde mas antiguos; y 
de lo que ellos tres determinen, jao.haya sú* 
plica. 

Ley jj. ídem. 
Guarden la ley 45 • $. Recart. Presidentes j^ 
Oidores de las Audiencias y Chancillerías ; y ha- 
gan los acuerdos como en la otra Audiencia; pe- 
ro no vayan ¿ntes de las tres horas después de 
medio dia, por los calores. 

Ley xjf. ídem. 
El Regente y Jueces no se ausenten (tenien- 
do salud) por mas de 30 dias cada año , y con 
causa y licencia del Regente y Jueces; y no pue- 
dao estar mas tiempo sin licencia Real^ la que 

na 



DEGRADOSDE5HVlLLA,&c. ^6i 

nó 'se' entiende que se da. Los EscribanosMe k^ 
Audiencia den fé de las ialtas que los Jueces 
hagan , para que se descuente de sus quiudo-* 
nes^ las que cobren con fé de los Escribanos 
del tíempo que residan. 
- " Ley j^. ídem. «^ ; , / 

Guarden mucho el secreto de lo que entre 
ellos pase > y se vote en acuerdo , pena al que 
descubra su voto de privación de oficio, y vol- 
ver su salario desde el dia que lo descubrió. En 
el recibimiento á sus oficios juren especialmen- 
te sobre dicho secreto. El que. la visite de^ 
orden del Rey ^ de ello haga mucha diügen^ 
cia. 

L^ iS. ídem. 

El que presida quite todo desorden en el ha- 
blar en la Audiencia, y se guarde lo mismo que 
en la ChanciUería. 

Ley if. Idtm. 

En la vista de pleytos conclusos , se guarde 
lo que en la Chandllefia. Los Sábados se vean 
los pleytos de pobres^ y libertades , Hospitales, 
Monasterios ó Iglesias , prefiriendo á los cjue mas 
razón tuvieren; A los pobres de solemmdad no 
lleven derechos los Escribanos, ni Relatores, pe-- 
Ba de volverlos con el 4* tanto para la Cáma- 
ra. 

L^ 18. ídem. 

El Regente y Jueces nada reciban de los 
Oficiales de la Audiencia , ni con ellos hagan 
conciertos, ni de las partes, según las leyes y 
sus penas. Ningtmo de ellos sea Abogado en» 
causa en que fué Juez. 

Ley ig. ídem. 

Sobre las recusaciones de ellos y de los Al*' 
caldes mayores, se guarden las leyes del $* Rec. 
art. Recusaciones de ¡os Jueces j pero la pena sea 

T(m.IV. Zz de 



362 ' AUDEBNCIA : ' : . 

de io9k. mrsé en el Oidor, y. do 5®.. en el Ai-^ 
Cilde* Minguno recuse i todos los Jueces de k 
Audiencia , pena de 20&. mrs. para la Cama* 
ra. 

Ley 20. ídem.' 

Los Jueces Ordinarios de Sevilla, como Te- 
nientes de Asistente ú otro Juez ú Ofitlal , lla- 
mados por la Audiencia , vayan luego para in- 
founarse en el pleyto, que de ellos se apela, so. 
las penas que le pongan. Si algún Juez suplica 
de condenación de costas, sea oído, y se de- 
termine con brevedad. 

Ley 21. ídem* 

Tenga Archivo público donde se pongan los 
procesos fenecidos , según y como en la ley 4. 
§. Rec. art. Presidentes y Oidores de ¡as Audiencia 
y Chancherías. Por buscar procesos criminales, 
los Escribanos y Relatores no lleven derechas, 
so las penas de las, leyes 10. y 17. $. Rec. art. 
Escribanos de Cámara de las Audiencias y Chan- 
cillerías. 

Ley 22. Idem^ 

Los Relatores guarden la ley 14. §. Rec'art. 
Relatores de los Consejos y Audenáas^ y ley 56. 
$. Rec. art. JPreúdentes y Oidores de las Audien- 
cias y Chancilkrías. Ellos y los Escribanos no: 
lleven derechos en las causas del Real Fisco y 
Jurisdicción Real , según la ley Í29. §. Rec. dicho 
art. Relatores ^ &c.,y 20. $. Rec. art. Escribanos 
de Cámara de las Audiencias y Chanállerias ^ y 
25. §. Rec. dicho art. Presidentes, 6*/r.Los Abo- 
gados guarden las leyes , que con ellos hablan. 
Ley 5 j. ídem. 

Tenga libro de. los depósitos y condenacio- 
nes : lo que en él escriban los Escribanos , an- 
te quien se hagan , y dentro de tres dias las no- 
tifiquen al Depositarlo, y den los depósitos 1, pe- 
na 



DE GRADOS DE SEVILLA, &c. ^63 
na que lo paguen , y mas 60a. mrs. para la Ci- 
ffiara; El* Depositario se. obligue á 'dar cuenta 
por dicho libro ; 7 al fin de cada año se la to* 
¿len los Jueces.. El Depositario dé lo que se le 
oitregue de orden del Key. 

Ley 2jf. ídem. 

Los Escribanos ordenen los ]deytos conclu- I-os Escri* 
sos, y en la última hoja pongan los derechos ^^^^ orde- 
que tocan al Relator : los den á los Jueces , pa- "^nlo^p'^y- 
ra que los encomienden i los Relatores , para ^e 5^* c<>ncla- 
hagan la relación : ésta sea de palabra , estando 
el pleyto en iciterlocutoria , y por escrito en di- 
finitiva , si la cantidad de la demanda es de mas 
de 10® mrs. A las partes , Procuradores y Abo- 
gados se mande que den las relaciones por con^ 
cerradas en cierto térmitfo , y si no en su re- 
beldía se harin las relaciones , jurando los Re- 
latores que b sacaron fielmente , y firmen su 
nombre* 

Ley a^é Idim. 

Haya dos Relatores para cada Sala , nombra- 
dos por ios Jueces , y éstos y el semanero dé 
cada Sala tasen los derechos que hubieren lle- 
vado los dichos Relatores , Escribanos y Aboga- 
dos , y los otros Oficiales ; y hagan volve r á las 
partes lo que hubieren llevado de mas , según 
k ley 73. §. Rec. art. Presidentes y Oidores de las 
jdudienrías y ChanciUerías. 

Ley 26. ídem. 

Ningún Escribano ni Oficial de dicha Au- Que no vi- 
diencia viva con Juez de ella , pena de i® mrs. ^^^ c^° '^* 
para la Cámara , y en dicha Audiencia no ten- ^^^^^ 
ga oficio. Los Escribanos no cometan á otroí ^¡ 'ofidaki. 
examinar testigos , quando se les mande tomar- 
tos dentro de la Ciudad, pena de i@ mrs. para 
Cámara ; y esto lo pregunten los Jueces á los 
Relatores, quando hacen las relaciones. 

Zz. 2 Ley 



3<^4 AUDIENCIA 

.. Ley 2*^.. ídem. 
Que en di- Haya dos Escribanos que nombiü el Rey , y 
chaAudicn- quatro Receptores de:núinero, que dichos. Jner 
aa haya dos ^^ nombren y segun laley'73. $..Rcc. ^r^- Pre^ 
mlxto^Kl ^^^^^^ y Oidores de las Audiencias y ChanHllerías. 
ccptorcf. Los Escribanos y Receptores juren guardar el 
servicio Real , y que no llevarán mas derechos 
que los de su aranoel , so su pena. Los Recep* 
tores lleven de salarió cada dia fuera de la Ciu-r 
dad 180 mrs. ^ demás de los derechos de arancel* 
Ley 28. ídem. 
Número de Hzyz quatro Porteros que el Rey nombre: 
díchft'^ Aa- ^^^^ sirvan en ella , y el otro en el Juzgado de 
diencia. * Alcaldes mayores. A cada uno sé den cada año 
: ' de salario zo® mrs. de las penas para Estrados, 
y no lleven ningún otro derecho , pena de vol- 
verlo con las setenas para la Cámiara. 

Ley 2S* Den Carlos y Doña Juana ^ afi§ . 

de 154^9. 
La Chañcilleria de Granada sola en casos de 
Corte 9 ó en causa de co»ision Real ^ en Sevilh 
y su tierra conozca. 

*^ Ley JO. Allí en dichas Ordenanza. 
^ Los Alcaldes conozcan en apelación 7 su- 
plicación de lo criminal de Sevilla, y su jurb* 
dicción de la sentencia del Asistente» sus Ter 
nientes , Alcalde de la Justicia , y de los Alcal- 
des de la Justicia del Frexenal y Constantina, 
y de los Alcaldes Veedores de la tierra de Se- 
villa y de Aroche. No nonAren Tenientes , ni 
entren en el Cabildo de la Ciudad. 
Ley ji. ídem. 
De civil y criminal en primera instancia no 
conozcan los Alcaldes mayores de la Qiiadra; 
pero sí á pedimento de parte conozcan en la 

cri- 



DE GRADOK.de SEVILLA , &c. 5^5^ 
criminal de casos de C^te de Sevilla y su ju- 
ñsdicsUin / 7 dé ningún modo cono¿ci h C&an« 
cilleríade GranadaJ i ^ t . > , . - 

Faltando algún Alcalde por qiialquiér cau^, 
substituya el Juez mas nuevo de< la Audiencia: 
lo mismo si están discordes. 

i^ jj. D(m FelifelL y Va Princesa de Portugal^ 

año de I $s^* 
Los Jueces Eclesiástico», Delegados y Goii-* 

servadores de las ^causas criminales , en que los 
reos 9 contra quien proceden los Alcaldes , ale- 
gan exenciones de la Jurisdicción Keal , si están 
ñiera de Sevilla ^ vengan á eHa 4 conocer de di* 
chas causas , ó allí subdeleguen Jueces Eclésiás*^ 
ticos , y en las cárceles- que allí tengan Jos ten* 
gan presos: de otro modo no procedan en las 
tales causas , pena de las temporalidades. 

Lejf ^jf. El Emferadúr én dkhas Ordenatií^s. - 

Los Alcaldes. mayores visiten el distrito de Q^e los Al- 
Sevilla y su tierra, qual parte señale porsú tur- caides v¡$i- 
no el Regente , el que no nombre á uno hasta ten el térmí- 
que el otro haya acabado la visita , en la que "o ^^ Sevi- 
cada uno esté tres meses. En apelación de lo cri- "* ♦ ^^S"** 
minal de la visita, en que haya sido Juezj no*® ^*'^^*^* 
tenga voto : los pleytos que acabado el término 
de su visita no estén conclusos o determinados^ 
I0& remitirá al Alcalde de la Justicia , 6"^ und 
de los Tenientes de Asistente, sin llevarlos con- 
sigo. El Alcalde que salga á visita solo entienda 
4e lo criminal. Haya quatro Alcaldes m«yofe¿, 
para que siempre queden tres en la Audiencia. 
En la visita lleve el Alcalde de salario ^oo mrs. 
cada dia , mitad de Propios de Sevilla , y mitacL 
de penas de Cámara de la Audiencia. 

Ley 



36$ . . audiencia:. 

Ley ^g: ídem* 
.... Uao de los Tenleates. ó Alcaldes del Á^teiH 
te , con un Regidor y un Jurado y Escribano^ 
quales nombre la. Qüdad^de Sevilla , visiten la 
jurisdicción de ella en lo que tdca<¿ términos 
y cuentas de Propios ^ j en todo lo demás del 
bien público j sin mezdarse en lo civil y cri« 
minal , ni otra cosa. 

Le^ jri$v ídem. T 

La Audiencia de Sevilla no asista i las fies* 
tas eclesiásticas ó profanas peculiares de ella por 
voto ó costumbre ; pero en los casol en que 
deba asistir , como recibimientos de R^es ó 
Príncipes , Honras Reales , &c« la Audiencia pre* 
ceda á la Ciudad ; y siendo c^paz el lugar , esr 
ten igualmente , teniendo la mano- derecha b 
Audiencia : concurriendo en uno el Regente y 
Asistente , si aquel va con la Audiencia , esté 
¿ la maao derecha^ aunque el Asistente sea Se* 
ñor de título : si no va con la Audiencia , vaya 
a la derecha el Asistente, si es Señor de títuto. 
Ley 57. ídem. 

Solo á los caballeros y personas principales 
honradas que lo merezcan , se les den las Atara* 
zanas por cárcel » según la costumbre que habla. 
Ley ^8. ídem. 

Las leyes y provisiones que se den por el 
Rey se pondrán en el arca del libro secietx> del 
Acuerdo ; y todos sus Jueces y Oficiales , quando 
$e reciban , juren cumplirlas , y cada Juez ten- 
ga de ellas un traslado. 

Ley jSf- L>on Carlos y la Princesa de Portugal^ 
año de s^ en Valladolid. 
La Audiencia guarde la ley 52. §. Reo.' art. 
Presidentes y Oidores de las Audiencias y Chan- 
cillerías. 

Ley 



DE GRADOS DfilSSVILLA, &c. 5^/ 

Ley -f o^ Dan Fetipe ILy lá Prín^esa DoñOr Juana 
Gobernadora t aito de iS5S* 
.Nombre uñ tasador , y tase los derechos de 
los Bscribanes de la Audiendá f Alcaldes de 
k Quadfa , y atenga de ^alaipio !^ inrs. ^ ijue se 
paguen de las penas ^iie se aplican en dicha 
Audiencia para gastos de Justicia. Dicho 4asa* 
dor no sea Abogado , y condene en las penas 
de lo mal llevado. 

L^ 4.1. Dan Fetífe IL enToledo ,alUde js^t. 
. Guarde la ley 25; $. Rec. art. Presientes ji 
Oi^es de las uííudiencias y Chancülerias , én los 
pleytos en ella pendientes sobre términos y |u^ 
xisdiccion de Sevilla y sus pueblos. 

Ley ^2. El dicho a 15 de Enera de ig^S. - 
En lo civil y crímiml se apele de la Au^ 
dienda de Canarias á la de Sevilla. 

Ley ^5. Hem en Madrid A 14. de Maya 
de 1566.^ 

En lo. civil haya prevencicm entre los Al- Ordenen cl 
caldes de las Audiencias , Asistente y sus Te- conocimicn- 
Hienteí, y se qqitan los cinco Alcaldes Ordina-^^^^^«"í^°- 
ríos . cu. elegía ScvUla por sf y Trlam;^^ ■ S^",."^- 

2 Los Alcaldes de la Audiencia procedan en ¡^^ grados 
lo civil y como los <fe k ChancHkrlk . f de Sevilla. 

' . 3. Las^ apel&ciones ide ellosi en lo civií ^ráyan 
¿la Audicíiaa en ¡tóda^ cantidad /a^n de 6S^ 
BITS, abaxo » no ' obstante de uso , costumbre o 
posesión contraria.. 

-i.4- A instancia de parte y de oficio procedan 
en lo criminal en primera instancia: en casos de 
Corte. •. ■ 

- 5.. tHaya Fiscal^ que nomto el Rey-, y asis- 
ta 



ta ¿ las causas de fuerzas eclesiásticas , y i las 
4e coronados » que pri^ten^ea eximirse de :1a ju,^ 
risdiccion Real , y á las qtras que toquen al Pa- 
trimonio- y Corona Real y no obstante la orden 
(contraria de S. M* que eii lo demás se guardará. 
.6^ Ix)^ Jueces d« la Audiencia visiten cada 
sábado las dií celes, copo en YalladoUdy Gra- 
nada. 

7 Haya dos Alguaciles , que el Rey ncMnbre, 
y se guarden las leyes 45 y 46^ §. Rec. art. jíu- 
diencia de Galicia y u4s furias. 
.8 De los, Jubc&s de comisión por él Rey ea 
lo civil y criminal para Sevilla y su jurisdicción, 
se apele á la Audiencia de ella , si otra cosa el 
Rey no manda , y de ellas se conozca en la 
* forma que en la Audiencia de Granada. 

9 Los que ^in causa dada por bastante re« 
cusen al Regente , o Jueces ó Alcaldes de dicha 
Audiencia , paguen 3@ mrs. £1 que recusa al 
Regente con causa bastante , y no la prueba , de 
30^ mrs. mitad para la Cámara , y mitad para 
el Regente ; y 20® n^rs. en la misma forma apli- 
cados , si recusa del mismo modo á algún Juez; 
y; si á Ah»Uk d*l dicho modb , 1:5®. ínrs. re- 
partidos en Ja. misma forma : en los demás só-i 
bre. recusaciones se. guarde lo que «n la, Clian* 
ciUería de ValladoUd y Graiuda. 

:io La Audiencia , por la mayor comodidad 
] de ^ los litigantes , ¡vea en vista y revista, las ape- 
laciones eix Id cávU y ciáminai; d¿. los Lug;(res 
de Señorío y Abadengo .del suelo y tiefra de 
Sevilla ^ como pnocedia la .GhanciUería de Gra- 
nada , 7 ésta remita las apelaciones que Jtn ella se 
fongan d dicha jdudiencia. Lo mismo en los ca* 
sos de Corte* Si alguna de dichas, causas está 
pendiente en la Chanciilería , allí se fenezca. Di.* 
cha Audientia. observe todo lo dicho , y no con- 

sieR' 



DE GRADOS JXE SEVILLA , &c. ^ 

tienta ir contra dio , pena de la medcod 1í¿^ 
Y 50® inr5. cada nao para lá Gáoura. 

ZSrSS DXSJPSJLSJÍS. 

t Los Alcaldes de la Audiencia de Sdvitta 
BO lleven parte de ks penas , que por leyes de 
estos Reynos se aplican k los Jueces/1. 15. artí 
Alcaldes de Casa y Cérte. 

z Los Jueces de la Audiencia de Sevilla 
executen las leyes , 7 no moderen las penas , ni 
la tasación de las cosas prohibidas ^ 1; 14. art. 
PetMs de CáfHara. 

3 Los Regentes 7 Jueces de las Audiencias 
no puedan mandar llevar los depósitos hechos 
en otras partes, por las Justicias Ordinarias adon- 
de ellos residen , en los negocios que á ellos 
vienen en apelación , 1. 78. art. Presidentes y 
Oidores de las Audiencias y Chancillerías. \ 

4 Los Escribanos y otros Oficiales de dicha 
Audiencia , que llevan derechos y los asienten al 
fin de los procesos 7 escrituras , 7 la pena si 
no lo hicieren , 1. 39. art« Escribanos. 

^ £1 Regente ni otro alguno de los Jueces, 
Alcaldes del Crimen y ni el Fiscal , nó puacLni ser 
Cofrades de la Cofradía de la Misericordia « ¿i 
otra alguna de aquella Ciudad , ni pretender 9$ 
les vuelva la blanca de la carne por hidalguía 
de sangre , 7 solo se les vuelva como tales Mi-^ 
nistros 9 excepto si alguno fuere natural de aque- 
lla' Ciudad. Carta acordada del Consejé y desfa* 
^hada en 2Z de Diciembre de 163S. 

6 Ninguno de los Jueces , por causa de la 
protección de la vara de Alguacil mayor de la 
referida Ciudad , ni otra alguna protección , ca- 
amisión ú ocupación , pueda llevar ni lleve S2h 
lario y ni por ayuda de costa trigo ni cebada dl- 
* Tom. IK Aaa rec- 



57* AUDIENCIA 

Valencia ; y asimbnio las Regalías y uso de k 
Real potestad econónxica en lo Eclesüstipo , co- 
mo los demás fueros , usos y costubres favora* 
bles ¿ las regalías » que limitan la jurisdicción 
é inmunidad eclesiástica » ó ya por concesiones 
Apostólicas ó posesión inmemorial ó por otro 
título i aun- contra el Derecho Comun« 

Auf. 7. ídem á j áe Marzo de. .j^ 0^8. 
Qué perte- g^ Aragón y Valencia pertenecen a la Or- 
derdc o[I ^^^ ^^ Cahtrava la Cípdad de Alcañíz, y 34 
Uuava en Villas con sus Encomiendas; y al Rey como 
Atagen , y perpetuo administrador » y al Consejo d^ Orde- 
Valciiciju nes la jurisdicción ^ que de inmemorial tiempo» 

ha practicado en cosas de justicia y cobro de la 

hacienda*^ 

uiut. 8. ídem á s de Noviembre de ijo8. 
A]**jp^"*?' A las Comunidades Eclesiásticas dd Reyno 
Vaíencia no ^ ^Valencia UQ se fes d^ben quitar sus bienes y 
•c les Mken jurisdicción , asi porque el Rey concedió* indul* 
• u 6 bienes to general , como porque no se considera in- 
Bj jurlsdic- curra la Iglesia en rebefion, -^ue comean sus 
individuos^ principajkncnte pudiéndose sacar de 
los Monasterios I0& Prelados, sospechosos é iflíie- 
les al Rey ,. cumplidos sus trienios^ Lqs ^ fueros» 
del Rey Don Alonso , fueron dados por contra- 
to oneroso y celebrado con los Prelados y Sicoft». 
hombres del Reyno de Valencia; por el qual 
les dio el Rey jurisdicción de los. Itsgares , que 
fundasen de 15 vecinos, y por tanta no- pue-. 
den derogarse por la ley general que abolió iosr 
fueros de dicho Reyno ; pero tendrá luga* en' 
las fundaciones que después de dicha ley se hi- 
cieren^ - • 



jiuf^ 



DE GRADOS DE SBVU-LA , &c. 375 

.idÍMt.j^. ^ mumam Zaragoza a 5 di Abrií 

de. jjii. 

^. Sn la Audicflcia de Aragón haya un Ro^ 

gente y 9 Ministros ^ 4 para lo civil y 5 para 

lo crixninal > y para ambas Salas haya solo ua^ 

Eiscal. : . . 

Aüt.io.Idem. 
Haya en Aragón Comandante General para En las can- 
el gohieráoo de lo militar y político. En la Sala "• crimina- 
del Crimen se juzguen Jos pieytos , según la eos- }^ *® 8^^* 
tumbre y leyes de Castilla; y las penas pecu- je'^Casfuia* 
BÍarias se den i la Tesorería de Guerra , sin y en las ci- 
mezclarse 9 ni oponerse á los Bandos militares^ viles las de 
3U á su .execucion. La Sala dé lo . civil juzgue Aragón» 
según leyes municipales de Aragón y y jsoIo pon 
las de Castilla , quando el Rey intervenga con 
algún vasallo» £1 Comandante Geberal presida 
en la Audiencia y cuide de la mayor brevedad 
de los ^eytos. Los recursos en tercei^ instancia 
<)e locivlly crimxoal de dicha Audiencia sead 
para el Consejo én Sala que el Key mandará 
formar. Los salarios de los Ministros de esta 
Audiénci^r se les paguen según se practicaba ha^.. 
ta el año de 1705. Haya Administrador de Ren- 
tas ReaJles » y se establezca una Soh con nombre 
de \\axu o Tribunal del Erario .» 4 que concur- 
j? el CoQiaadante General i«)mo presidente» j 
8 personas , las dos Eclesiásticas , la Una Obispa 
Abad ó Comendador, y otra Canónigo en cí 
HeynO , ó Caballero dei Orden de San Juan : dos 
de la prisnera nobleza , dos. hidalgOjS y dos ciu- 
dadanos de. Zaragoza: tenga autoridad en cosas 
de la Real Hacienda » baxo la orden del Coman- 
da nte General ; y proceda de acuerdo con el 
Administrador ^ y éste con el Comandante. Ara^ 
¿on se divida en partidos , y en cada uop haya. 

un 



374 - AUDffiNCIA 

un Gobernador militar que el Rey nombre » y 
sugeto en' todo á dicho Oomandaocc; Us 4^d».j. 
recursos sobre Gobierno se consulten al Rey ^ por 
medio de ellos. Tenga cada uoo él gpbiérno po- 
lítico y otorgue las apelaciones al Conseja dcr 
Guerra en materias de esta^ calidad. Sus sueldos^ 
se paguen por la Tesorería de Guerra , parx que> 
no haya execudones militares ; bien que los pue- 
blos darin í la. Tesorería cada seis: meses su 
importe. La elecdon de Justicia y subaIternos< 
la Jbará el Rey , y procedería del modo prevé* 
nido á la Audiencia ; lo que igualmente exccu- 
te qualquier Juez del Reyno dicha. Las mate- 
rias eclesiásticas y regalías que se administrabaa 
por ei Justicia de Aragón y por otros» se ad- 
ministren ahora por la Audiencia*. 

Aut^ II. JJem en CoreUa d 4 di Siftiembre 

di IJll. 

A las Milicias formadas en el Reyno de Va* 
lencia se administren los. socorros , y guarden 
los privilegios que i 1% de Castilla. 

Aut. 12. El mismo en Madrid á i^f^di Seftiimbre 

Ídem. 
La Audiencia de Aragón proceda en todo 
y tenga la misma autoridad que la de Sevilla , y 
por tanto se le añada otra Sala de 4 Ministros 
para ló civil. 

uiut. x^. El mismo en Corella d ig de Seftiembre 
de 1711 , y papel de 12 de ií firmado del 

Secretario del Despacho Universal. 

No haya apelación al Consejo de Castilla de 

sentencia de la Audiencia de Aragón ; pero s£ 

recursos como en la de Sevilla : en lo criminal , ni 

apelación nirrecursos. Los Alcaldes de la Au-; 

dien- 



DE GRADOS DFSBT3LLA , &c. ^75 
-díeoíñade^ Aragón Jno:teilgaoAi]da Jas' tres 
tardes como en SeviUa y porque no conocen de lo 
fiyil. Tengan h misma JurisdiccicHi que los de la 
Ch^mcífleria , porque lailimmrion que tienen los 
de SevUia , e&^ppr prwilegio.de* elk^ r.No. cc^ 
jiQZca ea cosa de goburáov^ ^'salo |)or queft 
de parte ^ i instamja^ dgl Fiseai ,ciil los^^casot 
^aves digiK)s de reforiáai 

.Aut. 1^. El i^ü/nsejom Madrid Á ao' 
di Novumbte di.wjjj.^ , 
En Valencia s& gmbde el anit. 20. $• Aut. acofxi* 
\A. Escribanos ^ enquanco al examen dé, éstos, 
. sin que la Audiencia ni otro Juez se mezcle en 
ello. i 

Aut. 75. Dm Felipe V. en BumrRetir^ 

di8 d^Ntmemtre de 77x5.. F ' 

En la Audiencia de Mallorca compuesta de de^lT*Rcal 
Regente, 5 Ministros y Fiscal» presida el Co* a o di encía 
mandante General con voto en las cosas de Go- de Malior* 
bierno ^ y no en h$ de Justicia. Se lé avisari ca. 
por el Escribano mayor de la Audiencia ó con 
papel del «Regente , para si quiere concurrir en 
las cosas graves del gobierno. 

1 £1 Regente gozará ±2^ rs. de á 8 , auk 
año, y los Ministros Togados y el Fiscal i9 
cada uno. ^ 

2 Conozca la Audiencia de lo dvíl^j crmor 
nal como en. lo antiguo , y el Fiscal en lo de 
imteres, del Real Fisco. £1 Regente 'no d^pache 
jpor si solo > sino con los 5 Ministros lo de Jus* 
tícia : loS{ dos mas modernos* harán las suma^ 
rías ^. prisiones y demás, que convenga y mande 
Jg. Audientía. Esta se hará por la mañ^iha tres 
Jior^$ » todos lo&dias no feriados , y las tardes del 
4uQC» y jue3^es para lo de Gobierno y votar 

pley- . 



á I 



376. v.^ . ' .MATIDIENCIA:A' '. 
pleytoá. En qüaifta i fiestwde Corte se dbsor^ 
ve el estilo. 

• 3 Haya dos Kdatofcs délo civil 7 cdmitial^ 
y cobren los derechois , como se cobraban ^1 los 
Juzgados deMalioroi los de sentencia, de modo 
que cada Rcfator 4>ercfva 400 rs. de ¿ 8 al año^ 
fin .que tomeáioosá alguna de las partes : tengan 
el primer asiento en el faonco de Abogados. T 
para que se administre la justicia á mayor satis- 
facción de las partes y se lur¿ Audiencia públi- 
ca lunes ^ miércoles y , yiernes , en que se den 
peticiones 'y y se podrán dar en otros diaa, ú 
pasan los términos; los que sean arbitrarios ea 
lo civil y criminal. ^ 

4 En el modo de proceder en lo civil y cri- 
minal y númeio de Escribanos , y en lo demás se 
observariñ las pragmáticas y estilos antiguos. Las 
apelaciones, que van al Consejo de Aragón , vayan 
al de Cabilla : y si sobrecosa antigua de las dichas 
se ofrece reforma y la Audiencia consulte al Rey; 

5 Nombre el Rey 20 Jurados para el go- 
bierno de la Ciudad de Palma , y 12 para la de 
Alcudia : en los otros lugares del Reyno de Mallor- 
ca , Jos que arbitrariamente elija la Audiencia. 

6 En Palma haya un Beguer con 2 Asesores 
Letrados , y ^1 Alcudia uno con un Asesor Le- 
trado , y un Bayle en cada lugar : éstos conoz- 
can en primera instancia de lo civil y criminal 
con apelación ¿Ix Audiencia*. Luego que seco- 
meta delito gravie» en la jurisdicción de algua 
pueblo r su ;Beguqr ó Bayle dé cuenta á^ la Au- 
diencia para que envié pesquisidor , que haga lo 
que mas convenga; pues en lo criminal ten- 
drá la Audiencia libre y superior autoridad* 

7 La costumbre , y leyes sobre la extrange- 
ría de los Mallorquines cesen'; porque todos 
ios vasallos deben ser indisciiitamente premia- 
dos. Si- 



DE GRADOS DE SDVILLA. , &c. -^77 

«me coaVeoga: para..$u gobldriiQ y utilidiid del 
C^onierció ác ¿ laU ^ hit lepresetue . la Audüen. 
cía al Rejr. 

9 Cesea los oficios de Procurador general y 
•Bayle do la fortificacioo » y U»s demás á^ue m 
^9fó decreto do se luce.e^pecial moocion : lo que 
infra i Hacienda corra por el Intendente ópeí^ 
eona que cd Key nombre » k. qiie le dé cuenta 
de las cae gas y censos que bayia sobre reocas^ 
|>ara que se pag«e«. 

10 Sobre la intima concordia » apa>b»dap(Mr 
J>on Qkdo»n.eo.i5 de Bnocode 1694 /coa?* 
.sultefl al JL^y el Con^ndante , el. Regente^ Mi- 
lustros dé la Audieflciji y el Imeadente* Se re* 
eerva al Rey la regalía de fabricar moneda y la 
demás, asi en la iUla de.Matforca, como en las 
dé Ibi2a. . . 

/ XI £1 Gomandaaie rqgle los alojamientos de 
las Tropas. •' j 

' t% JSh la Jda ^ Ibtza haya un Ministfo, 
qoe toooDSEca de las causas , y otorgue las apek** 
doaes , odmo ea lo antiguo. Lo de Hacienda lo 
gobierne el Incendeate.* ... 

-o 15; £n la.no!Índnfp> enesDe decreto, se ob- 
serven las prasmáticas y privilegios con qte 
-se gobernaba el R^no ;de Mallo^^ ménos^-en 
causas de sedtdonr y crimen de lesa Mage$tad» 
Jx> de guerra queda. 4 la. djsposkion del Comalia 
dante General. 

. V. . dt lite.* :. . , Noey. 

En el Principado de Cataluña se forme Au- g^" **i¿! 

diencia , 7 1> prenda el Capitán ó Comandflinte dieoc'm del 

General; 7 sus despachos después de cornea^ Principado 

;tar ooniel. dbQÍadk) dslBíBy'oitígaa cBSilm^m- deCauloña. 

Tom.Iir, Bbb bre: 



37S AtJDIENCIA 

«mdo pre^ntie ín ki Andieoda^ - Bwt I^b ikmí^ 
-wciones de <Ufidos.y éosas gmv«b ei Regeaife Je 
avise lo que se ha ce tratar coa papel firmada 
^ su mano , y de palabra » con el Escribano^ 
principal út k Audiencia : si-ei mgochfUe fn»- 
t^ ditibefacm ', se 4€ miMrá ^m mM ^mticifm- 

' % \a AM^ndi fe téngala las casat queet* 
taban destimdas i la IMpmacienl y $e compon^ 
gan de un Regente y lo Ministros pata lo ctrX^ 
y 5 'pafSi lo cFiminai , ^ Fiscales y^iia Alguacil 
mayor :: el Kegeme coa (kio; doblones , á los lá(* 
•ñistros y Fiscales ^oo : y al Al|fu^Udayar ¿oo. 
Baya dos Solas pura lO dvü ; y se distribuya^ los 
pleytos por torno \ de modo que todos los S»* 
•críbanos sean igtiales én el trabado j emolumeb* 
tos : y las dudas sobre esto las deada el Regen^ 
te ) tín recuir&o y «b& iatmsilw. ivÉirdacioa del 
cuno de la Justicia* V 
'3 liSis « séplicasí se: ptibgto eh :.]a .misina . Sala» 
"donde sé dio la Sentencia , y siendo coatraiaa» 
asista el Regente á la tercera Seatcnoiau, con na 
Ministro de la otra Sala, qm intarvieiiga poróir- 
^ ó mas^^ de modo^^^* ii¿m^e..soaá 7 vo- 

' 4 La^ cftuaa^ se sigan wvleí^a ClBeeftini Se 
tenga Audienciapúblk^ Í0skioes^miárcQles,y vjet- 
ties de cada semana,po9 tucno^ de ufsosi en cada una 
de las Salas* 1 

5' Las peticiones $e pued^i dar otros dias^ á 
loa Escribknofr « para^quena^se' 'pasen loa térmi- 
nos , y de ellas se dó cuéma en la Audiencia 
pública. . 

<¡ Los términos de pru^ y otros $eaa ar- 
bitrarios. 

7 En cada Sala hjaya dos Relatores Letnukis, 

Doc- 



DE GRADOS DE SEVILLA, &c. 379 
•CiQKfOMS Ó üceDctadps;, y .que hayan practica- 
do 4,.imoB:jUk AJbogíí^Q» » y si no «o Asesoros 
úcUgiiúca Jü9oes.Oj:díiiario$^ Tengan 4i piimer 
tsieato m el J»aaco de Abogados y bagan relar 
oon presentes las faites. Cobran sus defedbw 
de loqueiace^ se aplicaba i los Miai$tros (quie- 
aesi pof iurna hacuii de Relatores., y nada to** 
men de las partes. Dichos derechos sean pooo 
aas óméhQSí de. 600 libras de Ytu de Cataluña 
por cada: Relatar. Estos den sumaria, ó memo-» 
mies ajus&ados, si lo^nui^da la S4la , compro- 
bados ihtes en presencia de las partes , o citadas 
■sin otra salario. Los nombre la Audiencia é in- 
-teryeim el Comandante si quiere. 
- 8 £1 Fiscal civil asista en las Salas , tenga 
Procurador o Agente Fiscal con salario de 400 
•libras de vn. Lo nusmo se observará en lo cri* 
minal. 

9 Haya^ 3 Escribanos ^ara^ cada Sala de 16 
civil: uho para lo de gobierno, y paralo qne 
-k Audiencia: le mandare , y cuide del Archivo; 
leiiya Uáve tenga d Ministro' mas moderno , de 
lo que le parezca i k Audiencia que debe estar 
mas guarido.' • . « 

' 10 A la Audiencia asistan tres horas por la 
mañana, todos los días no feriados., y. los lunes y 
jueves por la- tarde : Imitándose pdos en . una 
Sala , para lo de gobierno , y votar pleytos. £1 
iRégeititen asimiáiiqusilqpftier Sala , y Votd las cau- 
sas , ¿ cuya relación .asistió. ^ . : . ^ 
:. IX Se guavdien los dias feriados;» icómo en lo 
üBdguo , manos, los .estivales > y ae avisen al Rey 
dos feriados que bay:, pftra.jque provea lo que 
se debe guardar. 

12 En igualdad de votos pase im Ministro 
ide otra Sala pOr tumo , y con él se vuelva á 
votar. . 

Bbbt Los 



jgo AXJDIHNCIA 

13 Los Abofados 7 Psocuradorcs i» patró» 
ciñen , sin ser admitidos por la Audienda. i 

14 Los 5 Ministros de lo criminal asistan 
por la oíaáana 3 horas ^ los dias so feriados; 7 
tengan Audiencia pública martes , jueves. 7 s&« 
bado. Si ocurre caso pronto se junten en casa 
del Régeme , 7 si esti impcdidé , ea la dei mas 
antiguo. '. 

15 En lo oriminál se proceda en la AndieAp 
cia 7 demás Juzgados de Cataluña, de oficio ó 
¿ instancia de parte , ó del Fiscal : se hará se- 
questro 6 embargo de bienes- del reo ^decretada 
su prisión : los términos de prueba 7 otros se 
limiten á arbitrio del Juez- Se podrán: poner po- 
nas pecuniarias , 7 de confiscación de bienes co- 
mo na7a lagar' en derecho. Lo dicho y demás 
que se expresire , se eotienda con todo género 
de personas; sin que ha7a lugar profano exen- 
to para las presiones y 7 demás para la dttcudon 
de justicia crinunal. 

16 La Sala criminal cuide que se castiguen 
los Jueces negligentes en el casttgo.de los reosc 
avoque las causas. quando convengan 7 lo re- 
tenga ó devuelva , 7 haga sobre ello quanto fue- 
re justo* Los Fiscales hayan instancia 9 7 la. Au- 
diencia consulte al Re7 sobre lo que algunos 
pretenden , que les pertenece el aombcamiento 
de justicia en algún pueblo... > 

17 En lo. criminal imjsa^súplim ó apelacioa 
délos Jueces Ordimrios.ákSaU en delitos gra- 
ves i y 4i ias pruebas: fuemii 'dteas^;. oonvendri 
no dilatar el castigo ; en la -«sfentencb ,de tor/- 
mentó se guarde el derecho; ht Jnititías no 
executen las sentencias , sin consultarlo o>n ia SakL 
' 18 Cada Ministro criminal reciba informa* 
cion, 7 proceda hasta.que la causa sa ponga oea 
estado de formarse la confesión. 

El 



DE GRADOS DE SEVDLLA , &c. 381 
>yi^' El Fiscd de lo dvil , y el 4e lo c^iod* 
na) 'mútikáineme SjS substituyan* 
•i JSQ ;.. AsbtaLen la Sala d Alguacil tnayor roiii- 
de ^ 7 i uno de los Ministros dé .ct)ema luego 
que haga inu prisión. ; 

21/ ' Haya 'dos Relato^' (Mura lo criminal cq« 
salariada 500 : librad, de Vo.^ y nada; reciban de 
las paites: tengan- bs misn^ás: cwtidáde» . qu6 
los. de^io/civU y el mifimCí.asienio , .7 la.ekc? 
cionjse haga del mismo modo. ' < 

az Ha^a dos Escríbanos pata lo crirninal , 7 
6 para que asistan cop Igs Ministros en las ron« 
das y sumarias que ihagan. Uno de . Ips 6 poi^ 
turno . les sobstitüya. Habiendo dudas ^bfe lo 
di^o , se consulten al Rey. 

£3 Haya 8 Alguaciles.con salario de 300 libras 
de vn. porque son cortos.los derechos de Arancel» 

24 AJn Abogado de pobres con 300, y un 
Procurador con 200. 

25 Qpatro poneros para lo civil y crimiital 
con 200 libras. _ 

26 Se visiten las cárceles todos los sábados 
por los Muiistros de lo civil , y 2 de lo crimi* 
nal , y en la de la Audiencia el Alguacil mayor; 
y en los martas por toda la Sala Criminal \ FisV 
cal 7 Alguacil mayor. Si dichos días fuereií feria-; 
doa j los precedentes generales. El Comandante 
y todaia Audiencia asista i todas las visitas de 
vjísperas de Navidad » Resurrección y Pentecostés* 

27 Se den las penas y se estimen las prue- 
bas 9 según las constituciones y práctica antigua; 
si algo debe reformarse se consulte al Rey. 

, aH Los presos de la Audiencia y del Corre^ 
gidor de Barcelona estén en diversas cárcele$j^ 
puyos Alcaydes nombra ¿L Rey. En todos los 
pueblos especialmente en las caberas de Partido» 
so tendrán cárceles seguras. 

La 



38a ^ AUMENOL^ 

- A9 La Auditticiá luga ^arancel fita !MbiÍK 
tros 7 Escribanas TMieodo pressnte^elantígiio 
que se^ observará > hasta que el naovo j^ apnie- 
toé por di ftey^ ' ' " ' ' 

30 Se establecen Corregiaúeaitw ( los que s» 
««presan ) ca}r2 nraiíinacíon; hat&r el Rey. Por los 
otrofr lugares notpbrari la Audiencu^ Bayles de 
dosen dos^ años; y ¿obre los sakiios 7 i»idea^ 
das conoce la Audiencia alR<7> con decían* 
cion de lo antiguo^ Los Corregidores tcngm 
Aigaaciles mayores. En lo criminal nombren 
Fiscal, y en sus Jurisdicciones hagan causas y 
prisiones ^ i prevención con los Bayles. 

31 En Barcelona haya 24 Regidores , y en 
las demás ciudades 8 que nombre el Rey. Por 
los demás lueares nombre la Audiencia en nú* 
mero conveniente , se dé aviso ai Rey y sirvan 
un año. 

32 Los Regidores tengan el gobierno de los 
pueblos, y dé sus rentas y no enagenen, ni car* 
gen censos , sin licencia Real ó del Tribunal^ i 
quien el Rey lo cometa. Los que entran ^de 
nuevo , reciban las cuentas de los que acaban^ 
con asistencia del Cqrregidor ó Bayle ; el que 
hari execucion por los alcances, sin retarda* 
cion. 

33 Los Corregidores en su jurisdicción, y 
los Bayles en la suya, teniendo notida que algún 
Corregidor delinquió en su oficio, haga suntt- 
ria y la envié al Fiscal civil , i cuya instancia 
6 de la parte interesada , se proceda contra él 
por la Audienda , y también proceda de oficio. 

" ^ 34 Los Regidores no se junten sin el Corre- 
gidor ó Bayle. Ningún Gremio se junte sin 
avisar al Corregidor ó Bayle para que asista ó 
envié Ministro suyo , para jque todo se trate 
con quietud. . 

m 



DE GRADOS I» OVILLA, &c. ^Sj 

35. £1 Colegio de Notarios de Barcelona si- 
gl^rT sl;^rd.su$onlen(»za« ]&o loosa codi- 
viene » se consulte. al ^y^ Uno de los Minis- 
tros de jkk civil sea sa protector » y asiKa 4 sus 
Jumas» . . * 

. 3j5. Sn^lfCtbcUIér de'Cpmj'etencia&y Juea 
jlania4o4el Breve )y '$us Juí^gados no se ixmor 
i¡fe piKT/i» Aéai Juti^dkfcian i xú $n ios recurso» 
sobre cosas Eclesiásticas* 

37 Los demás oficios no expresados aquí, se 
suprima. . JUos úc jus^cia 4 ¿obierno seafi. i 
«afgQ de U Audiencia, Ix>s, d? Hacienda al: I^^ 
telante ó pjetsoqa .que ei Rey nombre. 
-. ^v .í«o$ oficios , subalternos para el gobierna 
de los pujsblos in Iqí 110 opuestx>á este decretOj» 
se mantengan : lo que necesite de reforma , lo 
consulte la Audiencia al Rey » y I9 reforipe co* 
mo al fin se dice* 

- \ $9 :^<^ }^ya sfifneteps ^ íjff, junta de ' geotae ar^ 
fnad^ » .|pena de . sedicic^os i . k$ ^ue concurroiL 
« intervienen V 

; 40 C^n 4as leyes de estranger^. 
^ 41 ^ Xras.RegaliaSk de Fábricas de monada » y 
las mayores y menores sf, reservan al .Rey;: si 
alguna persona pretendiere algo se hari justicia^ 
OyepdOA les í^iscaie^; . ^ 

42 £ñ lo no aquí prevenido , se observeá 
las aQtigu^ai Ci^nstií^uciones de Cataiuñj(. 

43 X^ m^Q, respec^Q del Consulto 4ft 
.mar»'. ..•...• • ' 1 . . ^' *• '. .1 ^..-. 

44 Lo mhmo jsú las órdenes )py a d» r gohiQc:- 
no de los pueblos* Sobre consulado y ordenan- 
^iSt c^nstjlte la Audienbia alRey io que consi* 
dere digno de reformar ^ y lo ^n^s lo reforme^ 



Aut. 



3«* * ÁUDIBNCÍÁ" 

Aut. tS. Ei misma, m MóárU d iSdr May§' 
de lyiS. 
La ChancUlerfá de Valeócia se reduzca i 
Audiencia ea la misma forma que la de Aragón^ 
Sobre las apeladonesen la Audiencia de Valen* 
cia diga el Consejo ku dictamen ú. Masf ^ y )k 
tíüe se practica ea la Audieaciá ék Aragón y 
Cataluña. i ^ 

JÍMt. %. El mismo ú tt de Jumio de iji€. 
£n la Audiencia' de Valencia se fenezcan loi 
pleytos , y se pueden seguir los juicios poseso- 
rios de fideicomisos ; y ios^ de succesion en |»ro* 
. piedad 9 y queda el recurso en 1500. 

Aui. 13. El misfM en Buen-Bjüro á^ 
de Octubre de jjiS. 
Tíos Kayles den cuenta por iñano del Comin- 
iáanté y Regidor'-á'la Audiencia, luego que* se 
cometa algún graye delito en su jurisdicción; 
pero, el Regidor, y Audiencia no procedaa sin 
dar cuenta al Comandante. La Audieock guarde 
^1 ceremonial de la de Aragón*. * . / • 

Aut. ao. El Consejo en Madrid á 14 de f$ify 
de 1717. 
Lps. Bandos en el Reyno de MaHórca » Ara- 
gón ; Valencia y Cataluña , se hagah en nombte 
de. los Comandantes , como Presuientes de ks 
-Audiencias y de los JLegéntes y Oidotd. 

Aút.'zi. Bon Felipe V. en Madrid A ú^ 
de fuln de 1717. 
1 El Superintendente de Mallorca conozca 
píivativamente de todas las causas del ínteres de 
la; Real Hacienda , diezmos reales de frutos , tas- 
cas. 



DE GRADOa^PB SEVILLA > &c. .585 
.f;4$]i.der^hos, )audemío$^ 7 amortizaciones, a${ 

,pdedaa y con todos los anexos. . ^a^ 

Uj2zoG(m>Wf (fg»alqa«pt5'dp.bcal^rebacion qiíc 
;CiiaaÁst«t'Cn los.fen&os eii&éntlcos ú otros; cu* 
-XP.íB^QHQÍP^^'<4ir^G^ r iaikxlial <S -feudal , es de £1 
Real Hacienda con tQdo lo anexo; pero t:odos los 
•^ÚKÚí^ ,^hw, sst. p9^Hoar ú otros que 1^0 js^n 
.4e j.iflucer^ 4e la4 R^4 H^jcieií^^ »; conozca la Áu^ 
.difi;ic^ Q JiistÍQia .Ordinaria, : y luego que se dé 
ü^fifeacña^t. 7/4a(e$. d4 dar^si) px^cutpria avise 
A ia Áudieiikcia el Superintendente , .para que se 
SQpa 4e quién. han de cobrarse los derechos. 

3 .Hn laiCQn^q^cvon se expfese , si es mer^ 
.3eqi)&sitroó j^mbargo d^ bienes, 7 entonces ¿o- 
jQOj&ca Ja^ A^iei^clai comO' en los ajitos . ^ con* 
jSscaciofli; ]>flr9 .su/ exepydpn sea,,priy;;Ltiy^ d^ 
Superintei^eiite » coxnp toídios los pleytos' qup 
se ofrezcan sobre bienes confiscados* La Audien- 
cia idé mph d(;.k^;90it)arg9p /que precedieran a 
;U fioi)íis?aí;ipn.. , :, ^ , ,^. ,^ . / , 

4 Sobre el cobro , averiguación y aplicapióa 
de naufragios y bienes vacantes á la Keál Hacien- 
da conozca privativamente el Superintendente. 
£n toda causa , que no sea interés del Real Fisco, 
conozca privativamente .la Audiencia. . 

' j La facultad: par» en^jigenar agqas públicas, 
jps' peculiar del íl^*, . - : . j ^ 

.9 Sobr^ pleytps d^ «amuips^, públlcps entre 
partes , en que 00 tenga enteres conocido la Real 
Hacienda , conozca priva$ivan^iite la Audíen* 
A:}ti,-7. ^bre su ;cQl?ro 4 incidentes el Superiu* 
tendente. 

f 7 ^ ,Ljb »pelaq|09 del Ba7le del Llano d« Palma 
jsobip el. qcmro 4e penas de Címara pqr el arren- 
damiento é incidente de las penas de daños de 
caminos ^ w^juí al Consejo de Hacienda , hablen- 
. Toifí^ir. Ccc ' do 



do conocido pffVatlvatnente el SupetintendeMI. 
La : apelación sobrfr los détüáS .P^T^M Vaya;* h 
Audieíicia. * ' ' '; • f-' ^ * ^^ '• 

' '8 Sobre ple)Htbs de láiídcmlb^*áloá[os'.dcl 
Vitj , y de los biéiibs^ qtte ^eCabx ed ÁAiios 
^üfe^fas \ y todo toincideMej oonmcS priva- 
tivamente el Superintendente, 

ó 'La provisión ihteritfa . de Jiks ''«ipellbáítt 
del Patronato .Reáf en aqüdla -Islf fa '4Kifá el 
^ey , proponiendo la Audietaciá^ tre$> SBgetoir. 
Sea peculiar del Consejo lo jurisdiccional V pfO^ 
visional en lo perteneciente á confiscaddSi Su co- 
bro sea del Consejo de Hacienda •, siguiendo las 
reglas estaUecIdas para los demás ^Reybos, ' 

10 Las peñas dcCimar^ las téüdri el^Teso^ 
ícro Receptor que lá A vtdienciá -^cimbre ¥ y i 
su disposición esté el cauíhl. Nó'^biiehdb para 
los gastos de Justicia ; los supla el Superinten- 
dente con orden Real. ' 

1 1 £n todo lo didib conozca privativaímeii^ 
te. el Superintendente 9 y de él sé' apete al Cim- 
scib de Halicienda. ' - - • * . ' \ 

Aut. 22. El mismo en Madrid á lí de Dkiemhn 

Rcalts Re- 4^ ^Tn* 

soluciones á I Los autos y provisiones dé lá Atk^ndá 
▼arias dudas de Mallorca se escf tbati ^ñ Lengua Castellana , y 
qoc se pro- expresando sus motivos , cojtnb se observa en 
pusieron á Barcelona , porque las palabrasr del <íip. 4* aut. 
"^ ^y At este §. miran i que los Ministros de la 

Audiencia conozcan de lo civil y criminal , co- 
mo los de- la antigua' Audiencia ¿y hó enquanto 
á la^ circunstancias del juicio, , . . j 

' 2 Las leyes de estrangeríá'que han cesado 
para con los Mallorquines, se entienden sólo en 
quanto á oficios seculares. La Audiencia remita 
luego al Consejo las Concordias con la Silk 
•' ■ • ' Após- 



DE GRAIX)S;BBiSpyiLLA,&c 3«y 
Apo^tétt&^.SO^re .pfav;l?ÍE>n de hope^ck^ ^clesiis* 
tic^ i, con aípresífwi .íip ,lps íjei Rea^ Parra- 

3 La duda de este $. $e resolvió por Real 
Cédiiisi que especifica ios pleytos á ia ^eal Ha- 
cienda 4e qjae lia de CQOQcef el Intendente , j 
los* queiCúrrespoad^A k Audiencia, .. 

i 4 ..Estando. ep9gei^4<>s las oficios déla ^scrt^ 
banía de la Curia del fiay le » como los de la Au^Í 
<lie£iQÍa i deberá el Regente con dos Oidores, oí- 
das lasrazoiaes délos dueños de dichos oficiosg 
icgular »Jí^ amlgUpSi ingreses » y proponer io« 
medios para arreglarlos \ y sobre ello consulte 1^ 
Audieocu al Gc^aatdot del Cornejo, j Dichos 
E^baops qued^ en el uso de sus oficios^ £a 
la$ causas exefnitivas, $e observe el acuerdo de 
15 de Septiembre de 1716* 

.5;...CiOttfimia ^ .R^ I9 qi;ie tiene mandado 
i cerca del Tribunal que debe. conocer de la^ 
qaustsidc cen^s en qiie pran reps los de la Ciu- 
dad de Palma » asi de ^Seglares como Edestás^ 
tícQí^ . 

6. . Sigaa los dos CoiMu^a4ps de mar y d^ 
^aptíímQnA:,y ai. la Audi^ci^itiei^ ptrps moti--^ 
vos f que los que expresa de evitar la ínulti^ 
tüd^ de roCQi^sor^ los proponga Oy?endo al Con* 

, 7 Los das... oficios del Clavario que corrían. 
con ^IcobcQ de rentas ^ y el de Jtiez executor. 
^ue CQiMtdtt qitando se debían derechos segua 
w est«l»itMidQ: Pakia.i setr^aki^m^n eii el In-* 
Unleftttiu fSl Q^ft)4e AlnK^acen* que cuidaba; 
ét los ;a]M^sr». posturas^ I pesoj; y medidas y su. 
Cistigp^^i'iágavComo intes : y de él se apele á la. 
Ajudienata*.i / . '^ . ' 

8 Se mantengan las jurisdicciones ¿los va- 
rones p segim sus títulos en primera' instancia/ 

/ \\. Ceca y 



y si ttó' los /tienen espefcfales por- Juez Ddegad^ 
cii segunda 'iiTfstanciá', rio sé? permita^ -La Au- 
diencia informe sobre el mejor modo de los re-» 
cursos. * . 

9 Los Jurados sirvan dos años sos oficios; 
' 10' ¿as Villas* nombren los Bayles^ 7 na 
ejerzan sus oficios ¡ hasta que el Comandanta 
¡doú la Audiencia' los apruebe , y solo sirvan 
ttcs año¿. 

II La Audiencia informe si se sigue perjui- 
cio , de que se agreguen algunas vili^ 4 Alcu* 
dia : Y que fuera> de sus domicilios se traten las 
causas, de sus vecinos. 

' 12' X.ÓS Procuradores sean to en Palma y los 
apruebe la Audiencia , siendo personas honmdas 
y teniendo en ella 4 años de práctica : y de di« 
cha aprobación dé cueinta al Consejo. 
' 13^ £1 Fiscal asista á la vista de las- causas 
crilninales ; pero no 'quaodo se voten. 

14 El Regetite sin la Aiidiencia no use de 
jurisdicción contenciosa, -ni voluntaria. : 

, 1 5 Los derechos de sentencias se cobien; 
como antes ; y .de ellos sb den 4 cada Kelator 
400 rs. de i Sv'do teagaa otros lemolúmea?*: 
ros. ; - . - -•> >'-• : • "'í* • • * ^ 

' 't& Los déspachcy^.deüa Audiencia') dirigí--' 
do^ ¿ los Bayles de las villas para execuciones y 
otras cosas / se escriban en Lengua náallOrquiQa; 
en la que se examinen los testigos en lo>a£Ímí«'* 
nal y; civil: lo que ai casteUaauf' itfiduciiá eV 
Relator , y se' procure (x>A^'lkÁ^íÍTÑsHí¿b^ kA 
Lengua Castellana en ektos puíblic^. iHa AudieftFi 
cia haga intimar á^ l^s' r60S"¿a'sus^(p(di9onas> lá> 
sentencia en l6 criminal , y Ja conj^tmique al) 
Comandante por el £scrlbano de la caiisa ó pa«v 
peí del Rfegente. -'-:... 



DE GRADOS DBiSEVlLLA, &lc. ^ 

uiuf. 2j. El mismo en Madrid A 20 de IMembrí 
- * • de'ijkj. ; 

1 Ninguno sea Abog^o sin gpado de BachN 
llcr y quatro años de pasantía en estudio dd 
Abogado , y sin ser el^ininado por la Abdieácia 
de Mallorca. '. . * • . - .' 

2 Se observe la práctica antigua , y es ^ue 
quando á los reos se Tccibe su juramento , se 
ks advierte que éste recae sobre heclio a geno, 
sin que tengan obligación á decir contra sí cosa 
alguna ^ ni se vinculen al tormento las pro* 
ixiñzasí ^V ■ . ■• ^ ; >^ . . ' 
• 3 La Audiencia provea lo conveniente para 
evitar los abusos |de que los Escribanos lleven 
alarios por examinar superñuamente testigos. 

~ 4 Las causas en rebeldía se sigan, hasta sen- 
tencia definitiva contra, los reos. 

5 Se otorguen las apelaciones de sentencia de 
vista en las causas criminales , apelando el reo 6 
el Fiscal; < excepto. quandó el reo está confeso 
y convicto. 

6 Los Jueces Ordinarios consulten á la Au- 
tteñcia- 'la Potencia de pena corporal intos 
de su execudón. 

-..•7 'Seguff se afirma, el Reyíiodc Mallorca ^iene 
prrvikgiaipara qué por ningún delito: se deQ 
azotes^ Se observe^emestib ^ y lo prevenido ea 
la JiuGva |)la¿ta de gobiemd ,. no obstante. 'que 
pa<^.imipefl|íi>8us ) dcEtosiCÓrrvendria masi est^ 
jft02.i pqrque no tornea las de. galeras, i ni 
Ot&s;:-^ u i ./ . . ' -...".•... .. ) . •?•.,• ; 

,t & íNo obstante el privilegio del- Rey Bpo 

Juan II \. para que no apele ^}/ Fiscal de las seo-t 

tsiicias, absolutorias en lo criminal, ape;^. = I 

9 Porque ekli^to que mas representa al jR^^ 

es el de visitar los presos ; la Audiencia los vi ' 

• V si- 



^^ . AÜDIENaA . .:. í 

site con h misma autoridad que lo hacen los Trf' 
Í>unale9 de Espifia* ;^^ . ; 

I o Proponga la Atidieúcía medios para fa^- 
brlcar cárcel. .cerca deisUa^en.el sitío mis pro- 
porcipttado^ . -, 

; ixi h^ Audieiicia cuide « de que los TeQienf 
tes que arrienden ios Oficios de Escribano i cam^ 
plan Coa ^u debefi 

ij¿ Se excuse TeáorerO ó pagador para coi- 
brar los sueldos^ según eL estilo de los. otroi 
Tribunales. t 

Auté ijfé tdeni Á xi de Marzú de j/rí. 
. /Xa concesión de arbitrios * enlpcños jdc |pro- 
pios I cargas de censos y otrós arbitrios Semejan^ 
tes^ es inseparable Regalía de S. M| que ni aun 
iximpete al Consejo « sin que precedía la consul- 
ta ordinaria del viernes^ £1 repartimiento dt 
cierto arbitrio se puede hacer entre todos los 
Vecinos de Esplügacalva ^ si todos consienten; 
pero á los que no quisieren ^ no se les obliguo 
sin licencia ReaL 

Aut* iS. JbúH Felife V. efi SaH LoriHxá á £ 
de Seftumbre de xjiBa - > 

^^ Al Bdguer de- :^alnia'Sdidé tkulo ide Corre* 
gidor I Y asista al Ayuntamiento ^ como se nst 
en los demás Reytios ;(.y ^ea. su- falta) tU Asesor 
ó Alcaide mayon Cese ei oficio de lAlitlotacefu' 
j)ti golsáefcíio polkico yi£Conómico<i porserpe* 
Cüliar del Ayuntamiemo s seteparta pa¡r meseib 
pót íiomision entre los Regidores como en 2a«« 
ragOtSa y Valencia^ En Albudia Hoáibce 'fia)^JCp 
porqud su doj»ta^ vecind;)d ^ y otros motivos im^ 
piden que haya fieguer ó Corregidora coa 
Asesor o Alcalde mayor leccado.. .> 

Aut. 



DE GRADOS DE SEVILLA , &c. 591 

' • ^'^uti^sS. M Conseje: en Madrid 4 i^ 

V ..^ i tíe' JDickffére de 171^. 

:-' Poií jittstat^'cau^s máada el Consejo ¿ la Au- 
diencia ' de Mallorca , que le remita , i^ausa videñ^ 
-^^^a^unos pleytos conclusos, y antes desenten* 
-cía. Por 0Íagun»motivo dexe de cumplirlo 5 pre- 
icentándose en eUa el despacho dentro de tres me- 
•ses i desde el dia d^ su fecha : y se inhibe la Au^ 
«dlénda' de 'SU Conocimiento baxo de líulidad. 
f. • . -i; . '"••i ' .. .. • ' . t 

uíut. 2j* El mismo en Madrid á 23 de Agosn 
• . . ' ' de 1J20. 

Todos los Corregidores y Alcaldes mayores 
de letras de Zaragoza y Cataluña no usen en ma* 
iierar.al^m> de krage militar ^ sino dejgdiiUa 7 
Vara alta de justicia, 

'Aut. fíH* ídem á 2^ dé Septiembre de ij22. 
- Los Regentes de las Audiencias de Aragón 
ijvifigpén^si >la* dichp se ¿cumple, y avisen 
al Consejo. 

^ JÍu$.' 2^1 Jdem^ á 21. de Mctyo de tj2g. 

Siempre que falten en la Sala Criminal de 
ia* Aiidiench'de Cataluña Mieíistros c[íielafor« 
ms&n ^ se nombrarán otri2i.a;lip^ las Salas cWiles 
^r' el Regente. Lo mismo , si faltan en las Saláis 
civUes. Aus&nte algún Ministro que liaya visto 
algún pleyto , se eliga otro de la Audiencia pa- 
ra que ló vote de palabra y lo funde , segua 
lo debia hacer el Ministro ausente. 
-i: « j ■. . c "'. -• • •■ : - .;-'.'., 

jíut. 30. Don FeliptY- en Balsaín á 7- de Juño 

de /7ÍÍ3. 
Los Aragoneses , Valencianos , Catalánes y 
Castellanos son mutuamente hábiles para obte- 
/ » ner 



^^2 AUDIENCIA.-;. , í::. 

ncr empleos seculares y beneficios en todos loi 
Rey nos <k Espafta >. porque la Iptdhlbi^coi solo 
proyenia de Fueros municipales : y aunque los 
^bia en- Vaicncia por, Bula ctie.Sixí»; V ^^Ü ex- 
x:eptua el ca^o de petmidion Eeal. IxM nabiralb^ 
del Keyno de Mallorca no pbfiengüo pien$ ecle- 
siásticas en los demás Reynos , sin que les fa- 
vorezca el privilegio de S. M.que derogó para 
rpn ellos lasleye^ de eztraogefia: porq^}^ se coo^ 
cedieron sin noticia de há. Bula» de . Jiían, JQCII, 
Eugenio IV , y San Pió V , que inhabilitaron á 
(los Extrangprps . jiata |>oseer beneficios .ca 'd 
Reyno de Mallorca, stun siendo naturales del Riey* 
:B0 de Ac^gon. . . [r./ 

Aut\ 31. .1EI Consejo eú Madfid d TjiJLt^Mayé 
de J7^(5wVj.» >. J L . 
La Audiencia de Cataluña y Mallorca en los 
despachos que itiútüaníente se irenütan , /usen 
del tratamiento ( quQ era Iteía*. ) y eitilo sinti- 
S¡^o\, segyn se mandó vpaii}.. U daZaisigpza y 
Barcelona. ....».-. 

Atifk,^%. Don.FelipiT. alli á £^ 4e Dmimh'i 

No,. pasen Receptores á fdsidencias i. k Isll 
de Tenerife , y los harán los Corvegidore^ coa 
los Escribanos mayores de GabÜdo » y ti talado 
regular de 15 reales vellón cada d¿a> .1. > 

Aut.^^. Mi Consejo en Madrid d ao di Úctuhro 

.di 2742^ ; _ i 

Arancel de las Justicias Ordinarias y Escriba-- 

&QS de^ U Ci^roiu de J^zgou. . . 



XEA- 



^ 



DE GRADOS DS SEVILLA »8ec. 39^ 
. ' ' §. IIL 

REALES RESOLUCIONES 

KO kBCOPlLADAS. 



3L. 



JieaJ Orden en el Paráú á xS de Marxj^ 
de i-jSS. 



Audiencia de Sevilla tenea presente lo man* . 
dado eñ las Ordenan^ y ultima Real decía-» 
ráciod de -- Milicias , 7 no se introduzca en el co« 
Abcimiento de causas criminales contra Sóida- 
tíos de Milicias» ni en los asuntos sobre Sorteos de 

ios mismos Cuerpos. 

♦ ' ' '. 

Pragmática Sanci&n expedida en Aranjmz á jo . 
de Mayo de xjgo. 
ri^Qit el Señor Don Carlos I. y Doña Juana 
su m^dre (mis gloriosos progenitores) , se hicie- 
ron ciertas Ordenanzas en Madrid á 3 de Abril 
de 1525 » en que se dio la forma que debía te- 
ndr la Audiencia de Grados esublecida en la 
Ciudad dó Sevilla ; y aunque por entonces que- 
dó reducida al conocimiento de las alzadas de 
los distritos de los lugares de su derra y |u- 
lisdicdon» obtuvo poco después ia Ciudad de 
Cármona privilegio para que sus vecinos pu- 
diesen apelar i la misma Real Audiencia ; y por 
Keai Cédula de ló de Maneo de i3$6 » que forma 
la ley ^tit. 2. i^. j* déla RecOf* cap. jo. ( esta 
des en este art. ) se extendió el conocimiento á los 
lugares de Señorío y Abadengo ^ que aunque no 
eran de la jurisdicción de Sevilla y estaban^ en su 
súélo y tierra en las 5 leguas liácia el Aljarafe, 
habiéndose amplbdo también por otras Cédulas 
posteriores á las Villas de Tozina y Romayna 
T<m. IV. Ddd del 



394 AUDIENCIA 

del Ordea de San Juan » cuyo distrito , ceñido 
únicamente i la tierfa que era entonces» y i 
las cinco leguas de la que fué de Sevilla , com^ 

f>rehende varios pueblos interpelados que nui9ca 
a pertenecieron , y sus apelaciones fueron siem- 
pre del conocimiento de la Chancillería de Gra- 
nad!: y últimamente jpor Real Cédula del Se- 
ñor Don Felipe II , fecha en Madrid á i< de. 
Enero de 1 56a » que forma la ley 4. tit. 3. üb» 3I 
de la Rccop« art. Audiencia y Juzgado di Ciuiária^ 
se la concedieron las apelaciones de la Audiencia de 
Canarias en las causas civiles y crii^naks » conu> se 
spccifíca en ta misma ley. Enterado la Magestad del 
Señor Don Carlos III , mi augusto P^ne , de ha- 
berse disminuido considerablemente los negocios 
encargados á dicha Real Audiencia » así por los 
privilegios concedidos, i k Ciudad de SeviJk 
en el asiento llamado de Bruselas » y otras Cé- 
dulas y providencias posteriores y por lo quai se 
hallaban las dos Salas Civiles y una Criminaí» 
de que se compone dicha Real Audiencia , de- 
sembarazadas para el despacho de otros n^ocios^ 
encargó al mi Consejo que tratase de los medios 
y tbrma de darlas ocupación con utilidad de 
Jos vasallos , ampliando su territorio con la par- 
te del de la Chancillería de Granada « que estan- 
do mas inmediata á Sevilla , que á Granada tu- 
viesen sus vecinos y naturales pronto y ficil 
acceso de sus recursos al Tribunal de la Pro- 
vincia > y lograsen 'el mas breve* despacho de. 
sus causas y negocios con menores costos y dis- 
pendios , pues Gomprehendiendo el territorio de 
dicha Chancillería de Granada el Reyno de Mur- 
cia ^ toda la Mancha y Extremadura hasta el Ta- 
jo y y todas las Andalucías » no podía atender i 
la pronta administración de justicia con el cui- 
dado y brevedad que se requiere. Visto y cx4- 

mi- 



■^s 



DE GRADOS DE SEVILLA , &c. jp* 
Quinado ^n mí Cons^ cmre asumo con el serlo 
y detenido examen qoc exigía su importancia, 
y con inteligencia de los informes executados 
por los Acuerdos de la Chancillería de Granada 
7 Audiencia de Sevilla , y por el Procurador ge-^ 
neral del Reyno , teniendo presente lo expue$- 
]Fo y pedido por mis tres Fiscales , me hizo pre« 
senté lo que le pareció conveniente en consulta 
de 21 de Octulnre dQ 1784; y por mí Real re- 
solución íl eUa y conformándome- en todo con 
su dict&men y teniendo por muy útil y ponve^ 
niente y necesaria la extensión de jurisdicción y 
amplbcion del territoriq ¿ la Real Audiencia de 
Sevilla para la mas pronta ,. efectiva y cómoda 
administración de justicia civil y criminal , he 
venido en mandar y declarar lo siguiente : 

I. Subsistirá sin novedad alguna la jurisdicción 
que hasta el presente ha exercido y exerce la 
JReal Audiencia de Sevilla^ así civil como cri- 
minal en aquella Ciudad y territorio que tiene 
asignado , como las apelaciones de la Real Au*- 
idienda de Canarias en los términos de su con- 
cesión , y que hasta ahora se han seguido , y 
sin perjuicio ni novedad alguna en quanto á la 
jurisdicción y facultades del Asistente , sus Te* 
2i}entes , Alcaldes mayores , Ayuntamiento y 
Ciudad de Sevilla , conforme -al tratado ó pri- 
TÜegio de Bruselas , en que por ahora ninguna 
alteración se ha de hacer, 

II El territorio que se ha de unir á la Real 
Audiencia de Sevilla para el exercicio de la ju- 
risdicción civil , criminal y mixta ampliada , de- 
berá ser todo el reynadp de Sevilla, comprehen- 
diéndose la Ciudad y Obispado de Cádiz hasu 
confinar por aquella parte con el Reynq de Grar 
nada , siguiendo dicho reynado de Sevilla por h 
parte que confina con el de Córdoba por di 

Ddd 2 Orlen- 



30(5 AUDIENCIA 

Oriente, y con Portugal por Occidente, pcMi- 
tinuando al Norte por Sicrrá-Morcna , ^sin in-í 
cluirse en la jurisdicción de la Audiencia de Se-, 
villa los pueblos de la falda y proximidad de 
dicha Sierra-Morena pertenecientes í Extrema- 
dura ,' porque éstos han de aplicarse á la nueva 
Audiencia que tengo resuelto sé establezca en 
aquella Provincia- • . 

IIL Debiendo ser lá división del citado ter-- 
ritorio por la parte intermedia entre* Sevilla y ; 
Granada por la mayor ó menor inmediación á 
una ú otra Capital, quedará por lo mismo com*» 
prehendida en el territoNrio de la de Sevilla lá 
Ciudad de Ecija , así por su mayor sinmecHacion^ 
como por haberlo pedido expresamente. 

IV. Declaro han de quedar sugetos según lá 
están eñ el dia á la jurisdicción de la Chancille- 
ría de Granada como mas cercanos -á ella Ids 
nutro pueblos qtip se haMan desde Fuente la Pie- .- 
dra hasta Villanueva de Tapia , como también 
la Ciudad de Antequera y Valle de Andalucía-^ 
que siempre han sido deí Reyho de Granada f 
nó de Seviffa , pues todos éstos y como qüales- 
quier otros que se acerquen mas á Granada que 
i Sevilla y aunque sean d ií^^s t t reynado , han de 
quedar sujetos i h Chancillería de Gratíáda co- 
mo lo están actualmente sin novedad alguna : y 
mando que del territorio 4 que se amplía la ju- , 
risdicoion y conocimiento de la referida Audieit- 
cia de Sevilla , se forme el correspondiente ma- . 
pa , con expresión de los pueblos que se inclu- 
yan en él. \ ■ 

V. Qjifero tenga i mas dicha Rea! Audien- 
cia de Sevilla en todo el territorio y vecinos que 
nuevamente se la agregan toda la jürisdicciott 
civil , criminal y mixta privativa en segunda 'insf- 
tanda , y en los casos de Corte sia 'limitación 

al* 



DE GRADOS DE SEVILLA , &c. 397 . 
dlguna /según y como la exercen y execurait 
respectivamente las Chancillcrías de Vaíladolid 
y Granada , sin mas diferencia que la de po- 
derse apelar á la Cliancillería: dp Granada de las 
causas civiles de este nuevo territorio á h Au- 
diencia de Sevilla , en los casos en que sé pue^ 
de hacer y están reglados délas Audiencias de 
Galicia y Oviedo á la de VaHadolid , con sola 
la particularidad de que dichas apelaciones de Ik 
Audiencia de Sevilla en loS pley tos civiles y or- 
dimriós han de ser y admitirse solamente qúan* 
do el importe principal Uéguc á la cantidad.de. 
6ó0 rs. de va.; y si fueren sobre renta ó rédito , 
«nual , llegue precisamente á 500 ducados anua- 
les, sin que en estos dos puntos de apelación 
y canridad se haga novedad alguna en todo el 
distrito y causas que ya juzgaba la Real Audien- 
cia de Sevilla , ni en las de apelación de. la Au» . 
diencia de tañarías, 

• VI. • En las causas criminales del territorí6 
qtie nüeváitierite se agrega y aumenta á la er- 
^resadar Audiencia de Sevilla , no ha de haber rfi 
admitirse apelación alguna 4 la Chancillerla de 
Granada , en la misma forma que no la hay de 
las que ocurren en él distrito que actualmente 
tiene la referida Audiencia de Sevilla* 

VIL Conocerá también de l^s fuerzas qu6 
odbrran en dicho Huevo territorio agregado eo 
la conformidad que lo executa ahora la Chan* 
cillería de Granada ^ cesando ésta también en 
estb conocimiento ; sin que en las causas de noí- 
blessaé ' hidalguía se haga novedad alguna , pues 
han de quedar como pon privativas de la Chan- . . 
ciBeríá-. * * * 

VIII* En la régh de fenecerse los pfeytós 
en la Audiencia de Sevilla sin apelación i la 
ChanciÚeria de Granada > se incluye igualmente 

la 



398 AUDIENCIA 

la Ciudad d9 Carmoiu » oo solo por su much^ 
distaiK:u de Gramd^ y proximidad á Sevilla^ s¡^ 
no también por tener antiguo privilegio para 
poder apelar ios vecinos díe Carmona i dicha 
Audiencia , sin necesidad de acudir i la Chan- 
^illeria de Granada. 

IX. Para el mas pronto despacho de las cau« 
sas y negocios , mando que por ahora se cree en 
dicha Audiencia de Sevilla un segundo Fiscal j 
un Agente Fiscal » con la dotación á éste de 200 
ducados pagados en penas de Cámara ; un Rela- 
tor y un Escribano de Cimara para el despacho 
<ie los negocios civiles , y otro Relator y un 
Escribano de Cámara para los criminales , dándose 
áeste nuevo Relator del Crimen la ayuda de eos* 
ta de 1500 rs. en las mismas penas de Cámara 
y gastos de Justicia por los despachos de oficio 
y de pobres. 

X* Estos subalternos llevarán los derechos 
con arreglo ¿ arancel , «orno Iqs perciben los de- 
mas de dicha Audiencia , haciáidose la distri- 
bución de negocios por el Repartidor de aquel 
Tribunal. 

XI. Si en 16 sucesivo^ verificada la unión 
del territorio y la ampliación , jurisdicción y Mi- 
nistros en ia forma especificada , ocurriesen po- 
derosos motivos para qualquiera novedad , re- 
presentándose con la debida instrucción y jus- 
tificación correspondiente , se examinará en el 
mi Consejo^ y me propondrá lo quie estime 
conveniente. 

Y para que todo tenga su puntual y cumplido 
efecto he acordado expedir esta mi Pragmática- 
Sanción , que tiene fuerza de ley como si fuen 
Jbecha y prgytpulgada en Cortes. 



AU- 



AÜDIENaA Y JUZGADO DE CANARIA 

y sus SI£I£ ISLAS. 

iLecbpiladon ^ tib. j. út.. ^. Déla AuMemia 
y Jti^adí> de Canaria y de las. siete 
lúas. 931 

Autoft acordados ^ ídem .•..*.. 3 

RECOPILACIÓN, líb. 3. tít- 3. 
X^ 1. Dan Felipe IL año de 15 5151 



lií 



/n dicha Audiencia haja un Regente ^e dls^ 
ponga ^ lo que toca 4 la vista de los pleytos 7 
execudon de Justicia y dos Jueces ; los que jun- 
tos determinen los pleytos en apelación y casos 
de Corte en primera instancia (i). 
Ley 2. ídem. 
En la causas civiles de 300® mrs. abaxo co^ 
nozca dicha Audiencia en súplica de lo que de- 
terminen > y de ella no haya otro recurso. 
Ley 3^ Idem^ 
En las causas criminales , en que lia Baya 
pena de muerte natural» se guarde la ley an*-^ 
ierioTi:^. 

Ley ^. ídem. 
Solo en las causan dvÜes de sentenda de 306^ 
Oís. d mks 9 7 en ks crimínales » en que dicha 
Audiencia. condenare i pena de muerte natural» 

'se 

(i) En el dia hay xxtt Jueces y nn Fiscal» 



400 AUDIENCIA T JUZGADO 
se apele de ell¿ á la de Sevilla. En las de hidal*^ 
guía ó privUegio í Granada. 
Ley 5. ídem. 
Farmí de En todos los negocios , aun de las leyes antece- 
Totar en la dent^s , quando el Regente ó algún Juez de dicha 
Audiencia Audiencia esté ausente, enfermo , impedido. ó 
f1 ^j"*"?* recusado , los otros dos determinen : y siendo 
«inJucz ^ ^^ conformes, valga su . sentencia , pero 
' ^ * descordes , y no. esperándose breve al ausente, 
nombren los dos un Letrado que vote , sin jun*, 
tarse con ellos á verles vc^ar ; y sea sentencia, 
conformándose dos. £1 Regente ó Juez de di* 
cha Audiencia no vea solo pleyto alguno , ni 
lo sentencie. 

Ley S. Liem. 
No se recusen todos tres Jueces : recusado 
uno , los dos determinen la recusación , á la ma- 
nera que en la ley antecedente. Recusados dos,, 
el otro Juez nombre dos Letrados , para que^ 
con él determinen : no habiendo mas de dos , 
Jueces , no se recusen juntamente. 
léey 7. ídem. 
La pena del que recusare al Regente 6 Jue« 
úes de dicha Audiracia, sea de 15® mrs. déla 
moneda Castellana : en el modo de poner las 
causas de recusación y proceder , se guarden las 
leyes que de ello disponen en las de Yalladolíd 
Y Granada* 

Ley 8. ídem. 
Las recusaciones se lean públicambente eo 
acuerdo. 

Ley 9. liem. 
Para determinar los pleytos tengan los Jueoes 
dos acuerdos cada senuna, uno. en lunes, y 
Otro el jueves por la tarde ; y en ellos firmen las 
seni^cUs^ y 1^ pronuncien el.dia.si^viiente. 

Ley 



r DECAÍTARIAYSUSISLAS. 40J 

; / , Ley 10. ídem. 
I No feaviea eiecutor fiíera de. k Ciudad., sin 
que fc.íCBalétt térmioo.: . , . ,j . .\. *, 

• - ..',' v}.' 

Jjfy Ji4 El' Príncipe Don Felipe, Gobernador 
. en la Visita del am de ¿^. (^P* 3* 
Ningún Juez de los dichos salga fuera de la 
Audiencia 4. comisioa alguna , sui licencia Eeal: 
salvo 4 YÍ$tas..dfrdifej:eopiasde pleyto*, y quan- 
to. m^nos se .pueda , contbfmándoíse en*.ellQ 
todos tres Jueces , 7. no lleven de salario por dLi 
mas de 500 i;em^s.. 

■ Ley z^. ídem cap. 4^ 
V . . Se despachen brevemente los procesos en 
Apelación de /sejicencia interlocutorla ; y de ello^ 
liagan i^lactoii:ÍO$ E^ribanips,^. en qiíanto fuer^ 
posible y sin entregarlos al Relator ; y no rc^eS 
niendo el proceso , no den executoria de la sen* 
teticU sUiú solo pónganla ^en el proceso. . \' 

Ley /j. . Idcfii^ , ^ap. S. 
' No vean-^íchosi JtísCes pleyío (|p padre , sue- 
gro , hijo ) yerno » ni hermano , ni 4 su vista ^ 
AenteacU se hallen^ ) 

Ley ijf. ídem , cap. 5. El Emperadot y Doña 
; Jt^na en las^has Ordenanzas^ taps &. A 

Alcen las fóersas en cünocier ^ y no Qtocgar: Dichos Joe- 
estos pleytos luego los veao y voten primero ees alcen las 
que otros. Condenen en costas 4 las partes ,:que fuerzas que 
no hagan rdacioa verdadera en lo dicho. Si la& ]^^ J"f ^^* 
apelaQVQoe^ oosoa bastas opndepen en costas. 4 r^^LfJiVÍr 
las partes, si les pareciere. Den por nulos los 
procQos y «^ue hagan los Ju^c^ £ciesi4sticos so- 
bfe causas profknas ; y que I9S . remitan 4 los Jue« 
ees seculares y ab^oelvim los excomulgados. 
^ Tom.IV. Eee Ley 



4a2 AUDIENCIA Y JUZGADO 

Ley 75. El Prúicipe D(m Felipe , cap* (T. 

Visiten caída sibaao dichos Jueces la circel 
del pueblo donde estuviere la Audiencia , 7 ios 
Gobernadores , Jueces , Alguaciles , Escribanos y 
los otros Oficiales 4uego executen lo que mande 
la Audiencia » so las penas que les ponga. 
Ley j€. ídem , Mp. 7, ^ 

Cada viernes vean los pleytos dviles de los 
pobríss y por su antigüedad ^ 7 no habiéndolos 
los criminaies de presos; lo$ que en todos la$ 
dias despachen con brevedadi. 

Ley jj. ídem , cap. r. 

Él primer dia de Audiencia cada año , juntos 
todos los Oficiales de la Audiencia, hagan leer 
estas leyes 7 ordenanzas de ella , y ks <{\xé en 
adelante se hagan-, j lo jpsoveido por el Letra* 
do Melgarejo* 

Ley i8\ Dm Felipe IL y en su. ausencia laPrin* 
cesa Doña Juana Gobernadora en Vallddolid 

; aík de-issf^::y 

" Cada Juez de Ibé dichos ^ prefifií^ en los 
Ayuntamientos , y otros 2ft:tos particulares al 
Gobernador de Canaria, 7 éste 7 Regidores al 
Alguacil 7 executor de la Audiencia. 

Ley T^.\ La Princesa de Portugal HiAernadora 
en ausencia 'del Rey DoH Felipe II. en 

Valladolid año de • iss8. '- . 
Haya un Portero , 7 tenga cado año 2o9 mis. 
en las penas d& Ornara en moneda castellana , y 
lo pague el Receptor de penas derGámsra. 

Ley 20. Don Felipe II: aílo d^\js€€. • 
El Gobernador de Canaria ó Tenar lie se sien- 
te en la Audiencia en <el banco de los Jueces 

. ^ ... : á 



BE CANAIIIA Y SUS ISLAS. ,4^3 
i la izquierda , y sus Tenientes en el de los *ASo-- 
gados 9 pero en el mejor asiento. 

(¡/Ley Sil. ídem. 
Los Escribanos de la Audiencia ^ después de 
ID dias de. sááidas.las\'£x^eiiCOrU$¿ pQngan\^Jos 
procesos jen el Archivo; y por buscar en ajlgun 
proceso ^. solo Ueveif un real: y en el llevarlos 
derechos guarden, el arancel del Reyno. 

Ley 2i. ídem. - " 

Lds Afeogadbsse .OámisíM por el JRjegente y 
Jueces ide.tlijdia Audiencia i y ellos yrlos. Pro- 
curadores sesionteo por su antigüedad. 

Ley ig. ídem. 
Los Hscribanps' públicos hagan relación, cyi 
dicha Audiencia ,eil|iie ^ y .por ella nadaÍteYt9« 

' Xx>s Jue¿es dé Canaria no lleven parte de hi 

fcnas i que por leyes de estos Reynos seaplicaii 
> ios Jueces» A* 15/ arte Alcaldes de Casa y 
Carteé^ 

Dichos Jueces executeii las leyes ^ y no mo- 
cbrejl las penas ^ ni la tasación de las costas pro^ 
hibidas ^ L 14. art. PeuM de Cámara. 

Loi Escribanos y otros Oficíales; de. la Au- 
diencia, de Canaria <{ue Ueven defechos,, los 
asÁenlten al fin denlos proceso^ y Escrituras , 7 
Ía>:;j^na si no lo hicieren , L sp^.art. Mseribanos^ 



y.4 

Efce % AU- 



40i AüDIfiNCIA Y JUZGÍÜ30 

§. II. . . 

AUTOS ACORDADOS. 

' ]Atít. 1. Don Carlos IL en MadrU d ^^ 
Ji Noviembre ^ 1&71. fcr consulta y ¿ios 
instrucciones , conforme' á las de 8 y, jo 
de Noviembre di X670. ^ 



-1 El 



•Gapit^ General' y en llegando i la gran 
-Canaria , reconozca las fortalezas , y . todo lo 
que convenga proveerse para la defensa de las 
Islas : y de ello dé particular relación al Rey con 
su parecer. Visite igualmente las otras Islas , lo 
í mas presto que fuere posible, y con el bene- 
•pladto de la gente del país ^ ■ ixfoime su Mh 
licia. 

2 Tenga Jurisdicción 'sobre toda Ja gente de 
guerra , y Oficiales de qualquier condición de 
mar y tierra , que esteñ á sueldo del Rey y de 
las Islas: y conozca de lo civil , y criminal entre 
dicha gente. Visitando bichas Islas conozca de 
los pleytos y diferencias entre la gente de guerra» 
y la délas Islas; eligiendo Asesor , estamb le- 
jos de la Audiencia y cerca de ella , consute 
i uno de sus Jueces por escrito, ó lo tome por 
Asesor. Juntos los del país y los' de guerra para 
'Cosas de ella en el lugar donde reside. la Audien- 
cia , conozca de k> criminal con los otros. Jueces 
de la Audiencia^ Si están juntos' ca otro . Jugar 
para el mismo fin , tome por Asesor uno de 
los Jueces de la Audiencia. En lo criminal , en 
que conozca con el Juez executor , no se apele 
smo ante él ^ quien tomará por Asesor ó Ase- 
r ./: so- 



DE CANARIA' Y SUS ISLAS. 405. 
sores' liao' ó mas Jueces de la Audiencia (i): 

3 Lo mismo sobre presas de corsarios ú otros 
enonigos. ^ ' ^ . . . 

4 Cuide del cobro de la Real Hacienda, j^ 
dé providencias para evitar su fraude. 

5. No se sirva 'ni consienta , .que otro se sirva 
de persona que esté i sueldo del Rey , ñique 
se admita i á íél . iiinguQ natural de dichas Is- 
las. 

- 6 Evite toda disencion entre la gente de 
guerra 7 los naturales , castigando por ellas con 
todo rigor , y también todo pecado público. 
" 7 Confirma el cap. i. 
. 8 Lo demás que aquí no se expresa se de** 
xe ¿ la prudencia del Capitán General. 

2NSTRUCCI0IT PARA EL GOBERNADOR. 

h y Presidente de la Audiencia. 

§. 

I Obedecido su titulo en el acuerdo , los dos 
Oidones mas nuevos lo llevarán á su silla y y |u« 
rara ante el ^fcríbano del acuerdo guardar d 
servicio Real, las leyes y ordenanzas de la Au- 
diencia , y el secreto de los Acuerdos. Esto ( que 
sirve de posesión ) se pondrá al pie del título. 
.2 Su salario 2^ ducados cada año. Para guar^- 
dar -su persona y casa, nombre x^ Alabarderos 
con cierto salario, y los puede nombrar por Al- 
guaciles Executores de los que él ó la Audiencia 
conozcan, y le señale salario por ello, demás 
•üetL ordinario.' 

.3' Asista .4 la vista y sentencia de lo dvU 



(1) Ahora tiene el Comandante General un Auditor 
de Guerra con quien se asesora en todas las causu 
•qoe fo corréspMdra. 



4o6 AUDIENCIA Y JUZGADO ^ 
y criminal; ordenando -qii¿ plcjrtos. se han de 
ver y votar r pero no .vote. .. i 

4 Vaya á las visitas generales de cárcel , y i 
las de. indulto Real,: y sí qiriete 4 la de .los 
sábados. 

5 Nombre personas pirt k execiidon de lo 
que la Audiencia mande^ . . . . • . » 
- 6 Puede con. Ja Audienda mandar hacet 
pesquisas. 

7 Todas las cédulas y órdenanstas / que lia- 
blan con los Regentes que han sido de la Audiea-- 
cia y se entiendan con éL 

8 Visite por sí todas las Islas , para ver 
lo que donviene i sü defensa y gente de guerra. 

9 Tiene jurisdicción áobre la gente de guer- 
ra j y sus Oficiales de mar y tierra ^ que estin 4 
sueldo del key ó de las IslaSi 

10 £n los pleytos de diferenciad entre dicha 
gente ^ siendo reos ^ y la de laS Islas ^ conozca di- 
cho Gobernador y Presidente qüahdo las visite; 
nombrando Asesor^ si est4 lejos de la Au- 
diencia < 

11 Y sí esti cerca ^ Consulte por escrito con 
algún Oidor , ó lo tome por Asesor y con cuyo 
.parecer détetnline* 

lü En lo críminai entre la gente de guerra, 
y la natural de las Islas ^ ó entre unos y ios 
otros i estando juntos para co^á de guerra , don- 
de reside la Audiencia^ Conoz<ra Con elk el Go- 
bernador en primera y segunda instancia. Lo 
misnio sobre presas de corsarios ú otros enemi- 
gos.^ que se hagan donde lá Audiencia resid^. 

13 Si fuere en. otro lugar, proceda solo con 
un Oidor por Asesor. 

14 Quando procede Soló con" Asesor", solo 
se apele ante él con uno ó dos de los Oidores 
por Asesores ; con cuyo voto 3e. determinen los 

pley- 



DE CANARIA Y sus ISLAS- 407 
pleytos , sin otro recurso » aunque las penas sean 
de muerte ú otra corporal. 

, 15 Con causa puede juntamente con los Oi- 
dores mandar salir de todas las Islas á qualquier 
persona , de qualquiera Dignidad que sea : y que 
en ella no entren sin licencia del Rey ó suya, 
baxo- la pena que le pongan ; en qxie desde lue-t^ 
go sé dan por condenados. 

16 Puede juntar en el lugar que le parezca 
gente de á pie ó de á caballo para servicio Real 
7 execucion de justicia : cumpliendo para ello 
con la afrenta^ y fuerza necesaria , para que exe- 
cuten lo que el Gobernador y Audiencia 
mande» • ^ > r 

•^ 17 Dexando el ecq|)Ieo , envié al Rey diarios, 
y no pudiendo , relación con la mayor claridad 
del estado de dichas Isks, y de los negocios 
graves acaeddos en ^ tieolpo > y que no están 
fenecidos , y del modo de cancluírlos ; penia que 
ao se k dará el sllario de aquel año*. 

- 18 Sin ' licencia 5 del Rey- y su Consejo no 
prenda á ningún Oidor* 

19 Confirma et cap. 7. y si se nombra Re* 
gente se arreglará- á esta instrucción, 

Aí(t.^. Ikm FHipi K en el P^do 4 S 

- '^ '"'de- Diiiemhre' úe ij 1 9. 

I^as Islas de Canaria , Tenefífe y Palma con- q^^ contí- 
tinúéÁ el Comercio de sus frutas á los Puertos oúe ei Co- 
die Indias (^ue se dirán , en qúmero de 150 to- mercio de 
nélidas cada año '4 Canaria, 250 á Pílnte y lasIsUiC^. 
600 i Tenerife. • ' ' ^ "^"" ^ ';?• 

' I Respecto que de dicho núúiéro no se ha de f^J^!* 
etKceder por hingun pretexto , se comprchenden en 
él las 400 de Puerto-Rico,- así porque espiró su 
concesión en el año de 17 19, como porque 
de yeUa^ no uso la Isla en 5 años , sino en 50 
toneladas. Y 



4o8 AUDIENCIA Y JUZGADO . 
: t Y Sólo se compcebeadan las meros fírutdf 
de las Islas. Cayga en comiso quaLquiera otra.es-sr 
pecie de ropa , lana y sedas , en bruto y texkks^ 
sean ó no de la cosecha de las Islas ; pero se ex- 
ceptúan las mantas , frazadas , y otros texidos 
toscos de lana de sus propias fabricas ^ porque 
son muy útiles para el abrigd de los pobres j 
gente del campo ; por no conducirse en flotas 
y galeones. • ' , • 

3 Trafiquen en el buque de estt permisión^ 
trigo ó harina : y habiendo logrado dos cosechas 
abundantes y seguidas ^ y que se pregonen por 
1 5 dias ( teniéndose manifiestas ) en todos lo& 
pueblos ; y si sus naturales quieren , las comprar 
rán al preció .mas .ba^XQ que corfa:$ como no 
sea .p<(ra llevarlas ¿ dominios extraiigeros» * i 

4 Si Canaria y Palma Ho tienen bastantes frutos 
para.ocijpar parte de las toneladas» avisen í 
Tenerife > para qjue apronte «n el Puerta de 
Santa Cruz , , los .frutos coníipetentes* Y de na 
^ cargarán los derechos bl respecto de la per- 
misión , sin oir sobre ello instancia contlraría. 
Cumpliendo las dos Islas con esta condición y 
sus embarcaciones.no haUsa en. Santa Xil^uz los 
frutos; no sean detenidos por ningún pretesto» 
sino\i:Qm0 se diiá en el cap^ 8« de e$|e ailtp. 

5 Ningunio que no se^ natural de dichas Is- 
las , aunque sea su veciüo , goce de esta permisión 
direcre ni indirecte > ni navegue en navio de Fir 
bricaextr^angeraj '. pero, $ii alguno tapian los ve- 
cinos d^ djché» Islas , se Iqs |>ei(iAÍta su uso ^ pa- 
gando cierto derecho , y lo mismo si el Rey 
permite algún navíot de f&btÍQa extrapgera ; y para 
evitar los fraudes quando se presenten al Inten^ 
dente ó su subdelegado los navios con los títu- 
los de pertenencia y los que justifiquen , si es 
o no de fábrica extrangera^ jurf el dueño , que 

eo 



. DI CANARIA T sus ISEAS. 409 

cuellos no tiene parte, d^ fuera de dichas Is<r 
las ; 7 dé fianzas de 8.£) pesos por cada navio de 
aoo toneladas , 7 i este respecto mas, ó menos, 
cuTa cantidad pierda sí lo contrario se justifica, 
7 sea para la Real Hacienda y Ministro que lo 
icon^isare 7 demandador : procediéndose contra 
los bienes del principal fiador 7 al comiso del 
iiavío y carga en que.se halle el fraude; pero 
se bonifique su parte al partictilar, que con 
buena fé embarco sus frutos. 

6 Este permiso es solo para navegar á Ca« 
^acas y Campeche , . Habana , Santo Domingo, 
Trinidad de Guadiana 7 Cumaná. 

7. Para verificar dichas toneladas , se arqueen 
por -persona de esta profesión , como se practica 
con los navios que de Cádiz van á Indias. £1 
Ke7 mandará que el Arqueador ma7or de la 
iCont];atacioíi de Cádiz forme instrucción sobre 
Ja regulación de buques. £1 Intendente de Ca*^ 
Barias 7 sus Subdelegados en los puertos , don* 
de no pueda concurrir, ifitervengaa en los ar* 
quéos , teniendo presente la instrucción. 
»: 8 .Luego que los navios puedan recibir car- 
ga , se abrirán los registros por. el Intendente o 
sus Subdelegados ; los que den despachos para 
d eínbargo 7 navegación en k misma forma, que 
se usa en Cádiz con el dueño del Registro ; pe- 
ro si los navios de las Islas de Canaria 7 Palma, 
van de Tenerife al Puerto de Santa Cruz^* se 
^r¿ en este nuevo arqueo. 
5 j> De las i9 tonebidas , va7axi cada año 300 
i ia Havana , 300 á Campeche ^ 200 á Caracas, 
5 o á la Trinidad, 50 á Cumaná, 50 a Puerto- 
Kico > y 50 á Santo Domingo. 
. 10 .Los navios de esta permisión no salga 
de las Islas un mes antes , ni otro, después den 
tiempo que deben navegar de Bspaña la flota 7! 

Tm.IV. Fff ga- 



410 AUDIENCIA Y JUZGADO 

galeones , y para ello pida el Intendente de Ca- 
narias al de '^Marina en Cádiz al principio de 
cada año , noticias de si en él hará viage flota ó 
galeones , y en qué tiempo*. Si pasa el tiempo 
que cada, año se diere para la salida de flota y 
galeones y y el mes mas , no lo exfi£Uten y no 
$a UQipída la navegación á los Registros.. 

11 &i ida y vuelta los dutno&^ Capitanes ó 
Maestres de los navios, cumplan sus, registros en 
los puertos , por donde los sacan^ y contraviniendo 
á ello por temporal , enemigos ú otro accidente 
(que justiJficaiáa en el Puerto donde arriben, 
por no sufrir la pena del comiso ) , no desembar- 
quen , ni vendan cosa alguna , sino reparados 
vayan á cumplir sus registros : si el navio 
no puede viajar ^ compren otro para el mismo 

12 No hagan escala á puerto alguno , aun 
de los prefinidos , porque el Rey se reserva esta 
£icúltady. para conceder la gracia por servicios. 
-13 Silos. Capitanes de los navios dexan al- 
go en Indias; por incapaz de navegar , fabriquen 
otro , o lo compren fabricado en ellas , pan 
volver 1 hacer el registro al puerto ,, de dond(^ 
salieron,. 

14 Na traigan» de: retorna grana fina , ni sil** 
vestre , añil ,, ni perlas , oro , ni plata , sino en 
jeales , para, satiis&cér la gente, de la tripulación 
y derechos, de entrada en las Islas , y mas 50® 
pesos á razoa de 50. pesos, por cada tonelada» 
para ocurrir á la felta de moneda que. hay en 
las Islas.. No compren ,. ni traygan. de su cuen« 
ta , ni de particubres.^ tahaca en* poívo,. hoja, 
ni en otra, manera ,. y solo lo- lleven á España ó 
Canarias , el que se les dé de cuenta del Rey. 
Se \^ pague el flete, según convengan con el 
que tiene comisión Real para ello. 

• Si 



DE CANARI \ T SUS ISLAS- 41 1 
15 Si el Rey manda que en dichos navios 
quando vuelvan á las Islas de Canarias , se lle- 
ven los derechos que en ella se causan y se 
satisfacen , se lleven sin pagar flete. 

Todos los Capítulos siguientes tratan de los 
derechos (i). 

uíut. j. JEJ mismo en Madrid á ¿5^ Sepiemhri 
de ij^9* 
El sueldo de cada Ministro Togado sea de 
15® rs» vn. sin otro «emolumento (2). 

AUDIENCIA DE CACERES- 

§. Único. 

Pragmática-S¿mcion en fuerza de ley expedida en 

4ranjuez á 7¡o de Mayo , y fuhlicada 

en Madrid á 8 de Junio de 179 o • 

^, JL^as Ciudades y Villa de voto en Cortes de 
,y Badajoz , Mérida , Plasencia y Alcántara de 
9, la Provincia de Extremadura representaron al 
„ mi Consejo en el año 1775 , los perjuicios y 
^9 agravios que padecían aquellos naturales por el 
,y costoso y distante recurso á los Tribunales 
^, Superiores , constituidos generalmente fuera 
j, de la Provincia, y propusieron para remedio de 
jy estos daños el establecimiento de una Audien- 
9, cia territorial , i imitación de las de Clicía 
,y 7 Asturias 9 coa lo que seria mas pronta la 

FfiFa „ ad- 



(i) Este Auto y todos sas capítulos están derogados; 
como puede verse en el art. Comercio Ubre á InJits. 
' (a) Es de i89 como el de todos los Oidores de 
Cspaña. 



4ia . AUDIENCIA ' : _ 

i, admioistracion de justicia , y las causas crimi- 
y, nales se determinarían con mas facilidad y bre- 
y^ vedad , cesarían muchas competencias ^ y se 
„ cortarían los continuados recursos y pleytos 
^j que ocurrían en las elecciones de Ofícios di 
„ Justicia con grave dispendio de aquellos Va- 
,) salios , teniendo que acudir á solicitarlos á las 
;^ ChAncillerías , qué por su mucha distancia se 
„ hacia costosos los negcx:ios , y se dilataba mas 
^el curso y determinación de ellos , siendo por 
,, otra parte útil d insinuado establecimiento i 
,y la tranquilidad publica del pais , y exterminio 
,9 del crecido número de delinqüentes y contra- 
,f bandistas que proporciona la proximidad i 
,, Portugal , lo que confirmaron por iguales rc- 
„ presentaciones los Marqueses de Vallesanto- 
„ ro y Ustáriz , Capitán general é Intendente de 
,, dicha J^rovincia. Examinado este asunto en el 
yy mi Consejo ^ reconoció que los males que ex* 
„ perimentan aquellos naturales , son efectos de 
^9 la poca^ 6 tarda observancia que tienen las le- 
^ yes en dicha Provincia por la distancia ó com- 
,, plicacion de los Tribunales Superiores , y ca- 
„ recer de uno que zele de cerca su observan- 
„ cia í y en consulta de 4 de Diciembre del 
,, mismo año de 1775, ^^2:0 presente ¿ níi Augus' 
'„ to Padre ( que esté en gloria )'no haber otro 
,, medio mas adequado para remediar' dichos da^ 
j, ños , que la creación de un Tribunal en aque* 
„ Ha Provincia ,. que vele y execute las leyes del 
„ Rey no y derrias providencias, fin que aque- 
•„ líos naturales tengan necesidad de recurrir á las 
„ Chancilleríds. Por resolución á la citada con- 
,, sulta,'"que fué publicada en "el Consejo -en 
;, II dé Marzlóde 1776,. estimó conveniente líli 
,,, Augusto Padre la erección de una Audiencia 
„ en la Provincia de Extremadura , y encargó al 

mi 



9> 



DE GACERES. 413 

^'mi Gonsejo que antes de llevarse i efecto le 
I, propusiese el sitio mas ; oportunos . en que de-» 
^3 biese colocarse dicho Txiburiil , numero de 
^» sus Ministro^ , distrito : de 'SU jurisdicción , re^ 
,y gias y ordenanzas para sxh gobierna, y i efectos 
,> de que se hubiesen de costear los ediiScios^ 
yj con todo lo demás necesario y oyendo á este 
,y fin al Procurador general del Reyno , y prece- 
„ diendo toda la demás instrucción conveniente. 
„ Cumpliendo el mi Consejo .cóa\ este encargo: 
^y mandó comunicar el expédienfe .al Diputado 
„ de la Provincia de Extremadura , y sucesiva- 
j, mente al Procurador general del Reyno , á fin 
yy de que expusiesen sobre los indicados puntos 
,y quanto se les ofreciese y lo. qué. así executaroa 
9, conviniendo en la utilidad y necesidad de esta^ 
„ blecer dicho Tribunal para beneficio de los na- 
>, turales de Extremadura ; y con: inteligencia de 
yy todo y de los informes y noticias dadas por las 
^y Chancillerías de Valladolid y Granada , y, de 
^y lo expuesto por mis Fiscales y manifestó . su 
yy dictamen en otra consulta .de 16 de Junio de 
i, 1778, en cuya vista quiso mi Augusto Pa- 
5, dre que el mi «Consejo con presencia del Ex- 
„ pediente que se habia promovido acerca de h 
yy extensión del territorio de la Audiencia de Se- 
,i villa , volviese á consultar á . un tiempo sobre 
,, todo lo que tuviese por conveniente. Vuelto 
9, á examinar este, asunto .en el'mi Consejo ál 
„ mismo tiempo que lo hizo del respectivo á -la 
yy ampliación de territorio de la Audiencia de Se^ 
„ villa, y teniendo presente lo que expusieron 
„ mis Fiscales , hizo presente en consulta de 21 
„ de Octubre de 1 784 , lo que estimó oportu- 
^y no. Enterado Yo de quanto Vi expresado , y 
„ conformándome en fodo con lo que me pro- 
„ puso el mi Consejo , por mi resolución á. di- 
cha 



99 



A I 



414 AUDIENCIA^ 

^y cha consulta , que se publico en ¿1 en 7 'de 
,y Abril de este año , teniendo por necesario 7. 
^j conveniente el establecimiento de dicha Au- 
^ diencia en Extremadura ^ paira la mas pronta^ 
9f efectiva y cómoda administración de justicia 
p, civil y criminal ea ella » he venido en resol- 
^ ver y mandar lo siguiente: << 

I 

Tengo por bien y ordeno se establezca una 
Audiencia Real en la Provincia de Extremadu- 
ra , que tendrá su residencia iixa en la Villa de 
Cáceres , por ser pueUio mas sano , mejor sur- 
tido y mas poblado y mas oportuno que otra 
•alguno de aquella Provincia* 

IT 

Quiero que por ahora se componga este 
Tribunal de un Regente , 8 Ministros y un Fis- 
cal , porque de este modo no falte el número 
necesario para formar dos Salas y una de lo ci- 
vil , y otra de lo criminal «de continuo despa* 
cho que se contemplan necesarias y pagándose 
los sueldos de estos Ministros de mi Real Era* 
fio. 

XII 

Para el despacho de los negocios que ocur- 
ran en dicha Audiencia habrá 4 Relatores y y 4 
Escribanos de Cámara y 2 para cada Sala , 6 Pro* 
curadores , 6 Receptores , 4 Alguaciles y 3 Por- 
teros y y no se podrán beneficiar ni enagenar 
ninguno de estos empleos. 



I>E CACERBS. 415 

mará en los Oficiales mayores mas hábiles y de 
mejor conducta de ambas Chancillerías de por 
mirad, y lanusma las. Pxocuradurías y 4 excep- 
ción de que si algunos^ Procuradores quisieren 
pasar á serlo de la nueva Audiencia ^ se les per-* 
mita » siendo perso^nas de- probidad y el Oficio 
suyo propio. También: se podrán sacar de ¿nv- 
bas ChanciUerias de ^r mitad 6 Receptores los 
mas idóneos y de mejor crédita que propusieren 
los respectivos Presidentes y que sean dueños 
del Oficio; é igualmente los 4 Alguaciles en 
quienes se verificase lo mismo , llevando el suel^ 
do que gozan en ks Chancillerías.. 

£1 territorio de esta Audiencia en que ha de: 
exercer su jurisdiccioa asi civil , como criminal^ 
y todas las demás. fiíacioDes » encargos y rega- 
lías de un Tribunal Superior de Pro:vincla , ha 
de ser desde, la. línea de Toledo ¿ la. parte del 
Oriente por el puerta y Sierra de Baños al Ñor* 
te y siguiendo hasta el Reyno de Portugal al Po^ 
niente », y volviendo de alU al Medio» dia hasta, 
las cumbres de Sierra- Morena y, ea. donde termi^ 
nan los Réynos de Sevilla^ y de Córdoba , de 
cuyo territorio, se, deBeri. fonnaf el correspon- 
diente mapa con expresiea de los pueblos que, 
se incluyan en él*. 

VT 

Se gobernará esta nueva Audiencia por las 
ordenanzas de la Chandlleria de Valladolid en 
ía que fuesen acomodables á su constitución , y 
demás que se advirtiere. 



Rcu- 



. :. .VIL ... 
■ Reunlri este Tribunal, ea sí toda la jurls^ 
diccíoa de segwida instaacl^. ^ X <^^ primera por 
caso de Corte sia limitacioa alguna » como hoy 
k\,exdcui:aa irespectivameate las ChanciJilQrias d& 
Valladoiid y Granada , sin otra, diferencia qu& 
1^ de haberse de poder apelar >4 ^tas en los ca-r 
S03 que se puede hacer de las Audiencias de Gi- 
Ucía y Asturias ^.y sin xnas restricción que la de 
Wteaderse ea ios pleytos civiles y ordioaríos 
quaado llegue su importe i: 60® reales ^ ó que si 
la cantidad porque se litigare el pleyto no fuere 
en Capital , ó sien renta haya de llegar á 500 
ducados anuales. 

VIII 
Conocerá de las fuorzas que^ocurran en dicho 
territorio., reservindose al Consejo de. las Orde* 
úss el conocimiento que .hoy tiene en las causas 
Eclesiásticas, las pertenecientes á derechos de 
Encomiendas , Mesa Maestral ^ y otras de la in¡s« 
na naturaleza que miran i las regalías y dere^ 
chos.de las ordenes : 

- . IX 

\ Las cauris de hidalguía quedarán reservadas 
á las respectivas Chancillerías de. Valladoiid y Gra- 
nada , según el territorio á que pertenezcan , poí 
ser privativas de estos T/ibunales. 
• . ik . > • 

X . ■ . ... 

En las causas criimaales' no ha de haber a> 
admitirse apelación para. las ChaaciUerias. 



De- 



. DECACERES. 417 

V ..' . . .-XI 

Deberá construirse casa para residencia del 
lüribunal , Cárcel » Archivo 7 d«mas necesario» 
costeándose íategramecyte de los productos de los 
.pFopk^ y arbitrios ^t la Provincia de Éxtrema- 
duris^ y pagándose de ellos los alquileres de lois 
edificios que interinamente fueren necesarios. 

Y para que todo tenga su puntual y cumplir 
do efecto he acortado expedir e$ta mi Pragmá*- 
tica-Sancion ^ que ha de tener fiteru de ley ^ co^ 
mo si fuera hecha y promulgad^i ea Cortes^ } 

AUDIENCIA Y CASA 01 CONTRATACIÓN 

Y Sü EXTINCIÓN. 

Hecopilacion de Indias, lib. 9. tit. r,. 2>< 
¡a ILeaJ audiencia , y Casa de Co^" 
tratación^ que reside en Sevilla , y de 
.SU extinción. ..•••••• * .. . . •••••• 141 

$. L 

^ Ley X. Don Fernando V. y Doñ^ Isabel en Alcalde . 
4 ^0 de Enm> %y s ^ J^^ ^ ^0^3* 

iJt^g,CaMr|d^<Gootratacion de las Indias resida 
en Ja Ciudad de Sevilla en el ^Ic^izai- viejo /.y 
.quarco que>dM:eii de los AJmfíMis^* . i 

Ley. .i. * M JBtnferador Don CotIcísm y el Príncipe 

i! , í; .QobereMdor. Ord.^. de la Casa. Taecc« 

En la Casa de. .Contratación, de Sevilla haya « personas 

un Presidente , 3 Jueces oficiales del Rey , que e m p leadat 

sean Tesorero 9 Contador y Factor ; los quales en la Casa de 

vivan en la Casa , en los aposentos que por los C o n trata- 

-. \ Tm. IV. Ggg del <^ion- 



^ 



4i8 AUDIENCIA DE CÓNTRAT. 

del Consejo de Indias les fueren señalados ; asi- 
mismo haya 3 Jueces letrados y un Fiscal , y 
ios demás Ministros y Oficiales que por las le» 
yes de este libro se declaran ^ y todos juren en 
forma de derecho antes ¿de ser recibidos , que 
guardarán ^1 sef^vicio <ie Bios y las ordenanzas 
y leyes dadas . ^ra íel buen gobiertío y udminis* 
tracion de justicia^ y usarán bien y íidmente sus 
oficios ^ y avisarán ai Rey lo que convenga á su 
servicio , y en los demás juramentos que deban 
hacer según lá diferencia de sus oficios , se guar- 
de la cóstuxóbre. ; ' í' 

léiy j. 'Dofí Carlos IL y la Keyna Goh&nadora* 

En la Casa de Contratación haya relox , y 
el Portero de la Sala de Gobierno cuide de ¿1, 
y se le pague 16 que estuviere acordado» 

* Ley •^. El Emperador Don Carlos , y )el Princift 
Qae haya ' Gobernador. Ord. i y ^ déla casa. 

Capilla en * Én la Real Audiencia de la Contratación de 
la Casa y se &villa y su Capilla se diga misa á las horas 
diga misa. Wostumbradiss y si el Capellán algún día no 
pudiese, ponga otro- coa licanda del Pre&idente 
que la diga á lá misma hora , y ao haciéndolo 
Je nombre el Presidente á costa del Capellán. Y- 
qíie los privilegios de Juros ,\qti0tpva' el •ftcto 
\y á fevóip dé Ha Oaf^illa están señalados se pon- 
gan en el arca db tres Ilakres , yen^otr^ que esté 
en dicha Capilla un traslado auténtico de todo; 

ÍmientraÉ nó teii^» úias "ttuva i^^^ l^esidente y 
ueccs la provean de lo necesario^ en ^^¿era , hos- 
tias y Vino para decir las misas. -^ - ' 






I , 

i' " 

L9 



Y su EXTINCIÓN. 419 

Ley 5. Don Felipe IIL^ en el Pardo á 4^ 
de Seftiemhre de igS^. 

Acabada la nróa\ .el Presidente, Jueces 7 ^5"*^? '« 
Fiscal se junten en. la Sala de Gobierna, d^nde {ín*o?fc 
se sentarán por su antigüedad sin diferencia de ees en la Sal 
Jueces , Oficiales y Letrados ; v antes que se la de Go- 
aparte la Sala de Justicia « despadien los negocios bieroo» 
oe mayqr^importancia , y concluidos por todos 
los Jueqps y Oficiales, ordenará el Presidente que 
los Letrados se convoquen en la Sala de justi* 
cía al despacho de los de menor importancia, 
y si después de la separación ocurrieren otros 
de igual importancia , se vuelvan á juntar las Sa- ^ 

las y todos firmen por la antigüedad de sus ofi* 
cios. 

Ley S. El Emperador Don Carlos, y el Principe 
Gobernador. Ord. j 2. de la casa. 
El Presidente y Jueces estén <:ada dia , que loi Jaecet 
no fupse fiesta de guardar^ en Sevilla 3 horas en est¿n 3 ho- 
Audiencia: desdís ' P^sqw 4c Resurrección , has- ras en la Au- 
u fin de Septiembre de 7 á lo; y desde Octuí- ^^^c*** 
bre á dicha Pasqua , de S á 1 1 ; y el que falta- 
re sin justa causa , pierda el sueldo de aquel dia; 
y no estando alguno á tiempo de la hora , los 
otros despachen : y si fuese , comuniquen con 
él loque hubiesen despachado» 

Ley j. Los mismos , Orden. //• ^ - 

El Presidente y Jueces asistan por la tarde jQeces^des- 
los lunes, miércoles y viernes, y entren á las ¿achen por 
3 desde Octubre á último de Marzo , y desde la tarde. 
primero de Abril á último de Septiembre á las 
5 , para despachar lo que se ofreciere. Respec- 
to 4 licencias de los cargadores , pasageros y mer- 
caderes deludías, y negocios semejantes sin li- 

Ggg 2 nu- 



420 AUDIENCIA DE CONTRAT. 

mitacion de tiempo , y faltando alguno despa^ 
chen los que concurran. ' 

' \Ley 8. Los^mismos Ord. i7¡. ' 
El Presidente y Jueces despachen todos jun- 
tos á la hora dé Audiencia ;' á menos de que 
falte alguno por estar impedido , ó ocupado en 
€osas del Real Servicio -que no pueda asistir : y 
si fuera de hora se ofrecieren ^negocios ^ que re- 
quieran brevedad , sean llamados por él Presi- 
dente todo^ los Jueces. 

Ley ^. Los mismos. Ord. t8. 
Ningún Juez de la Casa conozca por sí solo 
tn causas dé negociantes ;' y^ teniendo coinkloo 
de todos para informarse de alguna calidad ó cir- 
cunstancia, la cumpla. 

Ley 10. Den Felipe IL Ord.io. de la Visita 
del Licenciado Gatkbóa , de.i^So. 
El Escribano' pfóipietérifó nía« aíítígut> , teií^ 
ga libró en que^ksiélite tesíñlta&do los Minis- 
tros , Fiscal y Oaíitádores ' d4 Avería'; pena de 
50© ríirs. para la. Cámara iy faltando el mas an- 
tiguo á esta obligación , lo baga el siguiente ba- 
xo de la misma pena. 

Ley II. El Emperador DonCárlos, y elPríndpi 
Gobernador. Ord. 11. 
En frente de los Entrados de la Audiencia, 
y en lugar inferFor se pongan bancos , para que 
se siente el Escribano , Visitadores de navios y 
otras personas hondadas que fueron* í • negociar, 
por el orden que le pareciere al ^Presidente y 
Jueces. 



Ley 



y su EXTINCIÓN- 421 

lécy 12. 'Don Felipe IIL en el Pardo yá 17 
de Noviembre de i€oj. 
Al Mayordomo y Diputado de la Universi- 
dad de Mareantes se les dé asiento en la Sala , á 
el lado izquierdo encima de las gradillas , en el 
que estén durante la vista del pleyto que moti- 
va su concurrencia. 

Ley / j. Dofi Felife 11. en Madrid áj de Marza 
de i^8ff. 
El Presidente y Jueces de la Casa de Contrar 
tadon responda con brevedad i las cédulas y 
provisiones', que se despachasen á pedimento de 
la Univecsldad de Mareantes , y con sus parece- 
res laá envíen al Consejo. 

Ley ijf. La Reyna Dona Juana enSurgoiáji 

de Septiembre de ,1^11. 
'. . El Presidente y Jueces de la Casa .conozcan de 
la guarda , execucíon y cumplimiento de Ip. orde-i 
nado para la navegación , trato y comercio de 
las Indias. ■ • • 

. Ley i¿. Don Fernando V. en Burgos a jijt 
. ' .de Febrero de i¿o8* . ; - 

£1 PtesidentLd y. Jueces Oficiales de la c^sa 
avisen al Rey > de lo que les pareciese conve- 
niente para el gobierno y comercio de las Indias. 

Ley I S. El Emperador Don Carlos. Ord. j^. 
de IS39' 
£1 Presidente y Jueces de la Casa conozcan de 
la ei^ecucion de las penas legales y arbitrarias en 
que incurrieren los que no hubieren guardado 
las Ordenanzas , Leyes y Reales Provisiones , sin 
que la Justicia ordinaria de Sevilla y ni otra alguna 
lo impida. 

Ley 



422 AUDIENCIA DE CONTRAT- 



Los Jaeces 
conozcan de 
delitos he- 
chos en la 
carrera de 
ladias. 



Elección del 
Actor e n 
d e m a ndar 
sobre sos co« 
sas. 



Ley ij. Los mismoT alH , Ord.g* 
El Presidente y Jueces de la casa conozcan de 
los delitos y excesos cometidos en el viage de 
ida y venida de las Indias , ó de los hurtos que 
se hicieren hasta que se entregue en dicha Casa 
el oro , plata ó mercaderias que se traxeren y y no 
otro Juez alguno. Y siendo las causas criminales 
de muerte ó mutilación de miembro ^ los Jueces 
Oficiales puedan prender á los delinqüentes , j 
remitan i los Letrados para que conozcan de su 
causa* 
Ley i8. Los misfnos allí , Ord. i. de 15^. 
En los negocios entre partes que no perte- 
nezcan i la Real Hacienda sea ¿ volunud del 
Actor pedir en la Contratación , ó ante la Jus- 
ticia ordinaria de la Ciudad de Sevilla , habiendo* 
se contratado en las Indias : y en los pleytos cí* 
viles que no sean de las calidades referidlas solo 
puedan conocer la^ Justicias ordinarias de dicha 
Ciudad. 



Ley 13. El Emperador Don Carlos.Ord.j. de rsj^ 
Desembarcada la gente y entregado el oro, 
plata y joyas ,. que venian en el erario, en ía 
Casa de Contratación , scst i elección del Actor 
pedir en estia ó ante la Justicia ordinaria como 
mas quisiese ^ sobre la injuria ó agravio que se 
le hubiese hecho en la nao , en que vinieren. 

Ley 10. La Reyna Dona Juana en Burgos d 2S 
de Septiembre de i^^S- 
Los Jueces de la Casa de Contratación , co- 
nozcan civil y criminalmente , de los que per- 
dieren navios ó mercaderías , ó dieren causa para 
ello ; imponiéndoles las penas , en que hubiesen 
incurrido por tan grave delito. 



y su EXTDíCION- ^ 4^3 

Lb^ áu Don Felipe 11. en el FardQ.á 8^ 

de Noviembre de 1594* 
La Casa de Contratación conozca de las causas 
de enjagües de navios hasta la cantidad de 6o0 
inrs.' ú de consentimiento de las partes, si ei^cer 
diere ; y t en caso de apelarse del Consejo de Inr 
dias y escuteiL las sentendas de vista y revista, 
dando fianza las parte!|(^que ganaron , dg qtie ai 
•e revocasen , pagarán lo juzgado y sen^nciado« 

'Ley 22. Don Felipe III. en Badajoz d 2j 
de Octubre de jSj^. 

i Délas causas de los dueños y maestres de 
naos y gente de mar , solo conozca la Casa de 
Contratación de Sevilla en estos ReynQs , con 
inhibición absoluta de todas las demás Justicias^ 
y en apelación solo el Consejo de Indias. 

Ley i2j. Don Felipe IL en él Fardo d 18 
de Noviembre de ISS3* 

El Presidente y Jueces de la casa hagan i los 
^ue vienen de las Indias ó residen en Sevilla , y 
retienen en su poder cantidades de hacienda para 
empleos^ con .daño y. perjuicio de sx^s dueños ó 
interesados ausentes, no ks detengan y ^nv^eo 
los empleos á sus dueños. 

Ley 24. Don Femando V. en Arcos á 7 j de Julio 
- . • di .1508. 

r El AíJstent» y Jueces de Sevilla , y las demás 
justicias de estos Reynos no conozcan , ni pro- 
cedan en ninguna cosa correspondiente á Indias^ 
piles sólo compet: su conocioüento al Presi* 
dente y Jueces de ia Casa. 



Ley 



j I 



4*4 AUJ>IENCIA DE CÜNTRAT. 

Jjey Í5. I>on FelipellV. en el Pardo ^ á 09 
de Enero de 1651. 
No fe impí- i^Q5 Goberiudores de Cádiz , San Liicar v 
da el que ¿^^^^5 Jueces y Justicias del Reyno , no impi- 
MacHc U ^^^ ^^ q^ ^^ comisionados de la Casa de Con* 
casa osea de tratación usen de las que tuvieaen ¿ su caigo, por 
«Um. lo correspondiente á los negocios ^ tocantes ¿ las 

Indias m á su Comercio ¿^Contratación ; ¿ las ar* 
ttadas» flotas 7 navios que van i aquellas Pro* 
vincias , antes les den el favor que hubiesea 
menester. 

Ley 26. Don Felipe 11. en Madrid^ á it 
de Diciembre de ig^S* 
El Presidente 7 Jueces Oficiales de la Casa en 
llegando al Puerto de San Lucar las armadas^ 
flotas 7 navios de Indias , cobren 7 reciban to- 
das las cartas 7 despachos del Re7 , 7 los remi* 
tan al Consejo éin dilación. 

Ley 57. El mismo alH á ij de Diciembre de JS7S* 
La casa de Contratación de Sevilla , proceda 
contra los que toman 7 abren cartas 7 pliegos de 
las Indias, con arreglo á la le7 7. tit. 16. lib. J- 
de esta Recopilación. 

Ley 28. Don Felipe 11. allt. 
^ JEI Presidente averigüe , 7 proceda contra los 
criados de oficiales de l^iCasa 7 otras quaíesquie* 
rá persónasr que 'estafíren i los- libcaiicisdu j 
negociantes. : . . .*. 

' ■ i : 

Ley 2S. Don Felipe 2. en Madrid á 8deMarz$ 
de is^S. 
El Presidente , Jueces , Oficiales 7 Letrados 
de la Casa , avisen al Consejo de Indias de las 

ór- 



Y SU EXTINCIÓN. . 425 
órdenes > informes, relaciones é otros despachoií 
en materia de Indias , que estuvieren á cargo d¿ 
la Casa , y se les hubieren hecho por otros Tri- 
bunales , árites de ponerlas en execucion. 

Ley JO. Don Felipe 11. en Madrid j d 29 

de Julio de 1561. 
£1 Presidente y Jueces de la Casa , cumplan 
los despachos de la. Audiencia [de Grados de Se« 
villa, si les pareciere que se deben cumplir, 
conforme i las leyes y ordenanzas de la Casa, 
respondiendo en este caso lo que según Derecho 
. tuviesen por conveniente , sin dar lugar á com- 
petencias ; y guardando igualdad en el tratamien-' 
to de Tribunal á Tribuna. 

- JLeyji. Don Felipe II. en Vaciamadrid^á 19 
de Abril de 25^^. 
En la Audiencia del Presidente y Jueces Ofi-^ 
cíales , no entre Asesor Letrado , y de los pleytos 
de justicia conozcan los Jueces Letrados. 

Ley j2. Don Felipe II. en San Lorenzo^ á jz 
de Marzo de J¿8^. 
: Para executar las sentencias de los Jueces Le*-^ 
trados en pagas de sueldos de marineros y de-^ 
mas gente de mar los Escribanos no hagan li- 
branzas , sin que haya auto del Presidente y Jue- 
ces Oficiales. 

Ley j^j. JSl Emperador Don Carlos y el Príncipe 

Gobernador. Ord^ 20. déla Casa. 

Los Jueces. Oficiales reciban las informado^ 

nes de pasajeros á las Indias, alternando por me«- 

ses cada uno , y hallándolas bastantes para la Xi^- 

cencía , pongan de su letra en el registro : : Qu( 

es bastante y guardáodose esta misma orden en 

T<m.IV. , Hhh Ja$ 



426 AUDIENCIA DE CONTRAT. 
ks que presentasen » dadas en sus tierras ante U 
Justicias. 

Ley j^. Don Femando V. d 2^ de Mayo , y en 
Burgos á s de Julio de j^i^* 
Qo^ '?' Siempre que se ofreciere al Presidente y 
Jueces de la ju^^cs Oficiales de la casa de Contratación , en- 
casa envíen '* • • ••^iaji 
D o r basti- ^^^ P^^ Víveres para provisión de la Armada á 
meatos á los todos los pueblos de España , sus Justicias no lo 
lugares para impidan sacar de sus jurisdicciones, aunque lur 
provisión de ya costumbre en contrario , y no lleven derechos. 
Armadas. haciéndose por cuenta del Rey ; pero los dichos 
Oficiales les envien f¿ de que se llevaron y 
descargaron en Indias , y no haciéndolo á vuelta 
de viage , paguen los derechos de la cosa corn* 
prada. 

Ley 55. El Emperador Don Carlos en Vall¿id(h 
lid á go de Diciembre de i¿2Si. 
Los proveídos en encargos y oficios del Keal 
Servicio , si estuvieren en estos Reynos , den la 
mitad de las fianzas en la casa de Contratación, 
y la otra mitad donde hubieren de exercer ; de 
todo lo que se ponga cláusula en sus títulos , co- 
mo lo manda la ley 2. ^. de esta Recop. art. Con- 
tadores de Tributos y Oficiales Rjeales , y el Auto 
66. del mismo $• 

JLey 3S. El Emperador Don Carlos^ y el frinape 
Gobernador. Ord. i^. 
Las peticiones en Gobierno se decreten por 
el Presidente ó por los Jueces Oficiales en su 
ausencia ; y las de Sala de Justicia por el Letra- 
do mas antiguo : y si se proveyeren en otra forma, 
se pongan en acuerdo dichos Jueces , cada uno 
•n su Sala ; y lo que pareciere á la mayor parte, 
quede determinado , firmándolo todos , aunque 
algunos hayan sido de parecer contrario. 
• ' .Ley 



Y SU EXTINCIÓN* 42;;- 

JUy 57- Don Felipe 11. en Madrid á 2j ' 

de Enero de i $8^» 
Los Jueces Oficiales hagan las informaciones 
y prisiones sobre culpas , que resultasen contra 
maestres y marinaos 7 pasageros , visitando para 
ello ios navios , y remitan las causas á los Jueces 
Letrados, para que hagan Justicia. 

L^ 38. Don Felipe 11. en el Bosque de Segovia 
á 20 de Julio di' ig^^. 

El Presidente y Jueces Oficiales , escribien^ 
do al Rey » lo deben hacer todos juntos y no 
separados. 

Ley. ^3. El mismo. Ord. 12. de la Casa . 

Los Jueces Oficiales tengan las Arcas suficien- o?* 

tes y seguras, en que guarden los despachos, Sf^^eusto-^ 
cartas y legajos, así de Corte como de Indias, jien los des- 
basta despacharlos , y ningún Oficial abra carta pachos , j 
ni despacho , si no estuvieren en la Casa todos carcas, 
juntos ,• y el primero que supiese haber llega- 
do el correo ó mensagero avise al Presidente, 
para que provean todo lo conveniente. 

Ley 40. Don Felipe IIL en Madrid á iS 
de Febrero de 1621. 
El Presidente y Jueces de la casa , quando 
escriban al Rey , dividan las materias tratando 
en cada carta una misnu , sin multiplicación* 

Ley jf.1.. Don Felipe IL en Monzón á ff 
de Noviembre de 15^3* 

Los mandamientos de prisión que diere la 
Casa vayan dirigidos i sus Alguaciles , y no á 
otros de Sevilla ; si no fuese por impedimento de 
éstos ó por justa causa. 

fihhfl L^ 



4íS AUDIENCIA DE CONTRAT. 

Ley ^2 . Don Felipe 11. y Ja Princesa Gobernadora, 
en Valladolidj d 2 de Abril y 15 de Sepiembre 
de iss8. 
Que los El Presidente y Jueces Oficiales de la Casa 
A I g uaciles puedan enviar y llevar Alguaciles con Vara de 
J* ^** Justicia á comisiones de las armadas y flotas y 
vw Vara de ^^^^^ negocios con^rnientes 4 su )urisdíccioa 
Justicia. ^^^ Escribanos: y las Justicias de los pueblos 
por donde pasaren ^ los dexen traer dicha Vara 
de Justicia y les den la ayuda necesaria , pena de 
la Real merced y ioo@ mrs. para la Cámara. 

Ley^fj. El mismo en Aranjuez á 18 de Febrero 

de 1574'^ 
' Los Alguaciles se nombren por su turno 
para las Comisiones de Armada ; y para dentro 
de Sevilla al que pareciere de dichos Alguaci- 
les; y en los negodos entre partes» al que ésta 
eligiere* 

Ley 4»^. Et mismo en San Lorenzo á ji de Marzo 
de I $8^. 
Los depósitos hechos por orden de los Jue- 
ces de la Casa se entreguen por -su mandamien* 
to ; y ningún Juez de Comisión les pueda sa- 
car sin suplicatoria á dichos Jueces » para que 
ordenen al Depositario que lo cumpla , sino bu- 
viere causa para que no se execute; tomando 
la razón en sus libros. 

Ley ^5. El Emperador Don Carlos, y el Principe 
Gobernador. Ord. i^. de la Casa. 
Al tiempo de votar los negocios , los Jue- 
ces manden despejar las Salas , y queden solos 
para sentenciar las causas , can el secreta que de- 
ben. 
V , : J^ey 



'1 



Y SU EXTINaON. 



429 



Ley -f (?. JEl Emprad(yr Dm Cárhs .y la Reyna 
Doña Juana. Ord. jo. de la Casa y á 11 de 

Agosto de 1552. 

Los Jueces de la Casa , Oficiales y Letrado^' 

c junten por sus antigüedades , y empiece i vo« 

tar el Juez mas moderno, y por su orden acabe 

el mas antiguo , firmando és(e en el mejor lugar 

después del Presidente ^ si fuese Juez. 

liCy -^7. El Emperador Don Carlos /y el Príncipe 
Gobernador. Ord. 21. de la Casa. 
Iras sentencias se firmen por todos los Jueces 
Oficiales y Letrados , que hubieren determinado 
en gobierno de Justicia , conforme i la Orde- 
nanza y estilo dd Consejo, dándoselas á firmar 
los Escribanos , y no las partes. 

Ley^J^. Losfhtsm&s. Ord. 75. / iS. enM^drid^ 

á i^ de Agosto de 1535. , 

Habiendo discoí^diien los votos entré el Pre- ¿^ iS SS^ 
sidente y Jueces Oficiales sobre materia pertene- nistros , qué 
cíente ¿ la Real Hacienda ó sus oficios , y fuese 'je debe ha- 
de tal calidad que la dilación no cause peligro^ cer» 

e consulte al Rey ; y no siendo de mucha im-^ 
portancia , firmen todos lo que votare la mayor 
parte; y tengan un libro, donde se asiente el 
parecer contrario , y si la discordia fuere en lo 
respectivo á la Real Hacienda , quando la partida 
se siente en el libro del Tesorero , anótese en el 
voto contrario , refiriéndose al libro de los votos, 
para que quando el Tesorero dé la cuenta , se le 
tome por relación que dará el Contador y firioa^ 
da de todos los Jueces Oficiales* 



l^ey 



430 AUDIENCIA DE GONTRAT. 

\ , Ley jf¿i. Btiti Felipe" IL en Monzón á 20 
. de DiciefTibre de 15 ^3: 
La ley 4. $. de esta Recop. art. Apelamnes. 
dice : , Que si los presos por la casa » apelaren á 
, ^ el Coasejo^no los suelten el Préndente 7 Jueces, 
y jiasta que se determinen sus causas en él , aun- 
, que den fianzas ú otra qualesquiera seguridad; 
f y en caso que deban serlo , ha de ser antes de la 
^ sentencia : ^' con esta declaración debe enten- 
derse la citada ley. 

; Ley ¿;o. El JEmperadarDtm Carlas. Qrd. 5. 

de IS39* 
Los Jueces de la Casa » executen sus senten- 
cias criminales en los lugares acostumbrados 
por la Justicia ordinaria. 

Ley 51. Don Felipe 11. en Madrid á 18 
de AbrU de 157^. 
El Presidente , Jueces , Ofiaales y Letrados, 
en las causas que determinaren , observen y guar- 
den lo dispuesto por Derecho y leyes de esta 
Recopilación ; sin usar de arbitrio , ni modela- 
ción en las condenaciones. 

Ley s^- Don Felige III. en el Fardo á 2% 

de Octubre de 1599. 

Qoc te El Presidente y Jueces de la casa , comisio* 

«arde It nen 4 uno de los Contadores de Avería para k 

forma de et- averiguación y condenación de penas ^ que se 

^ ^^' hubiesen hecho en ella ; quien reconociendo los 

procesos » las ajuste ; y no estando cargadas al 

Receptor de ellas » saqye relación , y la entregue 

al Presidente y Jueces Oficiales , quienes las 

hagan cobrar luego , pagando los salarios en 

ellas consignados , y haciendo cada año esta di- 



t su EXTENSIÓN. 431 

ligencia; y los Escribanos quando entreguen 
mandamientos i los Alguaciles para cobrar con* 
denaciones , tomen recibo , 7 éstos lo hagan con 
brevedad ; 7 dentro de un dia , que las ha7an 
cpbrado las entreguen al Receptor ^ pena de 
pagarlas doblado. 

I r 

Ley 53, Dm Felife IIL en Madrid á 2€ 

de Junio de 1612. ^ . 

Las Escrituras , que se executasen en la Cor^ 
te , se remitan por la Casa at Fiscal del Conse- 
jo , 7 si fíiere preciso enviar Juez executor , aciH 
da quando llegue i dicho Fiscal. 

Ley S4- Bl Emperador Dm Carlos en Cagiíá S 
de Enero de 1534* 
Se permite al Presidente 7 Jueces Oficia- 
les 7 Letrados de la casa de Contratación el que 
puedan > gastar de las penas de Cámara lo que 
les pareciese neciesario , en negocios pertenecien- 
tes al Re7; 7 no d^i derechos de ellas á los 
Escribanos » en cosas tocante á la Real Hacien«* 
da 7 Fisco. 

Ley 55. hm Felipe IL en Madrid A 28 
de Noviembre de 156^ 
El Presidente 7 Jueces despachen , 7 den su 
risita á los maestres 7 pilotos , que hubiesen 
«dtregado ló que traxeren con brevedad. 

Ley s^-Ord. 208.de la casaé 
El oro ^ plata, perlas , piedras , que se tra- Qw rf ^^ 
xeren de las In^as, tanto del Re7 , como de L^^^^'j^" 
personas particulares, va7a derechamente á la ¿^^\^J^j¿ 
casa de Contratación, pena al que lo estravia- \^ ^^¿ ¿^ 
re, si fuere SU70, de perderlo, 7 se aplique á Contratt-- 
la Cámaras haciéndosela división 7 aplicación, don» 
( . con- 



45ft AUDIENCIA DE CONTRAT. 
ponforme la 1. 8. zrt. Contrabando. Y si fueren del 
Rey ó de otro , y no del que lo trae , pague de 
su hacienda lo que valen con la misma aplica- 
ción; guardándose los contratos de asiento so- 
bre el particular, y quedando esta ley en su 
fuerza y vigor , en lo que no se oponga á ellos, 
7 para el caso que se alteren dichos asientos. 

^7 57 - I>on Fdifie II. en Madrid* f áiSde Mayo 

El oro y plata y demás que viniere en las ar« 
madas y flotas de las Indias para el Rey , y en- 
trare en la casa , .jMa de cargo y riesgo de sus Jue- 
ces y Oficiales; y éstos estén obligados á dar 
aviso ¿ tos Ofidates , y Ministros de India3 de las 
cantidades , que hubiesen recibido y que el car- 
go se les haga por el peso y ley. 

f ::i lécy gS. Don Felipe IV. en Madrid^ á i 
de Octubre de jóizó. 
Los Jueces de la Casa ordenen al Tesorero ú 
otro qualquiera , en cuyo poder entrasen parti- 
das que declaren en el cargo con toda expresión, 
si recibieron oro , plata , moneda labrada d 
pasta. Y eá la data , en qué género de moneda 
^ hicieron las pagas. 

^^59* Fl Emperador Don Carlos , y la Sjynr 
y Primesa. Ord. j^. ^.55, en Maifí^id, 4 14 
de Agosto de 1555* 
Qnc lo per- En la Gasa, dfc Contratación. ,: haya una Arca 
gjimeute^ de tres llaves con diferentes. gyardais y.hocHüras; 
ponga en ^^ ^^^g> ?1 Tesorero, otra, el Coñtadjór, y rottar 
uoa Arca de ^^ Factor : y aquella i cargo del primero ; y su 
trcí llaves, guardia y custodia al de todos los Jueces Oficia- 

, l^s i que han de tener y guardar las llaves en su 

.. ^ poder; y «usenjtáñdose alguno:(kia Ciudad ^.dexe 
• •. ^ ' i* 



Y SIT EXTINCIÓN- : 433., 

la llave , á quien el Presidente nombrare ; y en 
dicha Arca^ se gijarde todo lo peneneciepte aL 
Rey y y no ^ pueda .$acar alguna C9aa'>. no inter- 
viniendo los ti^ Jüeees Oikiaks; y. si $e hiciese, 
ó alguno lo retuviese en su poder ,. incurra en U> 
pena del 4 tanto para la Cámra y Fisco. 

lify Sxi, MlFfindpe .Gobernador. OrJ.^.de la 
Casa , yenla ^. de 1^80. de ia Visita del 

Licenciada Qamboa. 
: Los Jueces Oficiales pongan eii dicha Arca^ 
lo que viniese de las Indias para el Rey, hasta > 
qac se venda y beneficie» luciéndose cargo al 
Tesorero de lo que montare t dando razón indi- . 
vidual al Consejo de todo , luego que se haya 
recibido con un tanteo o razón de lo que po4.ri 
montar. 

L^ Si. DonFelife IV. en Madrid ds de Julk 
de /íjo. 
En la Sala del Tesorero de la Casa , ademas del 
Arca de tres llaves , haya otras distintas con la 
misnu diferencia, de llaves para cada género de 
hacienda , de cuya entrada dé fé el Escribano; 
como de que asistieron á ella » y ¿ la introducción 
de las cosas , en el Arca donde tocare » el Teso- 
rero y Jueces Oficiales. 

Ley. 62. Ordetí. ^2. de la Casa. 
Lo que cómodamente no pueda guardarse en. 
lar Arcas anteriores , se haga en el Real Almacén 
de la Casa de Contraudon ; el qual tenga otras 
tres llaves diferentes , que existan en poder de 
los Jueces Oficiales llaveros. 



Tm.IV. Tá Ley 



•i I 



434 AUMENaA DE CONTRAT. 

Liy S^í El Empetaáof Ihn Carlos , Bjyna j 

Principe. Ord. j9¿ delaQzsa. 

Al úctíkpQ de entregar los Maestres en la 

Casa , lo que fuere de particulares , se hallen pre« 

sentes á lo menos , dos Jueces Ofidales llaveros; 

y no permitan que entren otras personas , si no 

fuere una ó dos , que el mismo Maestre Ueváic, 

. para que le ayuden. 

Ley€j^. Ori.j^j. 
Recibido el oro y plata, que viniere de In- 
dias » por los Jueces Ofidales , intervengan ios 
tres llaveros en reducirlos á moneda , y en las 
demás diligencias que ocurran hasta entregarlo. 

Ley 6s^ Bm Felipe IV. en' Madrid d 3 
de Julio de 16^0. 
Para abrir las Arcas referidas , se hallen pr^ 
sentes todos los Jueces Oficiales llaveros ; y de 
otra suerte , sacándose alguna cosa de ellas » in- 
curran eri las penas estaUecidas ; y él Presidenr 
te las mande executar » dando cuenta al Con* 
sejo. 

Ley es. Don Felipe IV. por orden del Om^ 
en Madrid á jj de niciembre de 16^1* 
Qoe abran En presencia de los Jueces llaveros se abra 
las Arcas el Arca , y se saque lo necesario ; y estando al- 
conforme á gu^Q je dichos Jueces impedido ó ausente, se 
esta ley. ^^^ ^^^ presencia de los dos, Y porque la lla- 
ve del ausente , enfermo ó impedido , no haga 
falta , mande el Presidente al mterino del pro- 
pietario, que la reciba y asista; y en su defec- 
to y á otro qualquiera que hubiere dado fianzas 
de 30® ducados , y cumplido se le vuelva i 
entregar, constando todo por autos legítimos. 



Y su EXTINGIONr. : 455 

Ley. Sj. Dm Felipe IIL en Madrid á. Si9 
de Mayo de r&i2. 

Ninguno de los tres Jueces llaveros se au- 
sente de Sevilla , sin dexar otro en su lugar 7 
exerdcio; y el Fresidentei lo cbmeu al q^ue 
hubiere de redlñr la llave. ^ 

Ley S8. El Emperador Don Carlos, y el Carde* 
nal Ximenez Gobernador en Madrid á aS '■ 
de Abril de i$iS. - 
£1 Presidente y Jueces Oficiales no gaitea 
ni paguen nada de lo que viniese de las Indias^ 
sin licencia del Rey y pena de pagarlo con el 
4 tanto para la Cámara y Fisco : excepto los sa- 
larios que allí están librados ; y tengan cuidado 
de que el oro y plata se reduzca ¿ moileda , ha* 
ciéndola labrar en la Casa de Sevilla. 

Ley €3. El Emperador JDm Cdrhs , y el Príncipe 
Gobernador. Ord. ^. de la Casa. 
Los Jueces Oficiales envíen cada año^-Conse- 
jo un tanteo de cuenta de cargo y data ^ y de lo que 
al iin de él queda ea, poder del Tesorero , y 
copia de. deudas y libranzas , y . ^idemas certifica- 
ción de 4 en 4 meses de lo qtUí se - hubiere sa-' 
cado de las Axcasi 

, ^Ley JO. Dm EeÜpe II. y la Princesa 6#* 
bemadora en Valladolid d 23 de Di- * ' 
ciembre de 1556. 
En. las . cushtasvxque los Jdeces Oficiales en- 
viaren cada año j i^^pecifiquen el oro y plata » su 
Idjr 4 peso y-r^lDr ^ como, lo remitieron los Ofi- 
ctálé^ de Indtasé 



Iii2 Lijt 



^ AUEHENQ A DE CONTRAT. 

Líyji. El Emperador Don Carlos^ y iVPfimpt 
Gobernador. Ord. ¡i.dela Casa. 
Qút llegtfi- - En llegando los galeones y flotas , naos y 
do Us flotas. ¿gnM5 q^g ^q^ comercio navegan á estos Rcy- 
lasmercade- ^^ ^ ^^ Indios ;. mande la Casa que se entregue 
rías á s a t ^^ ^^ » P^^^ » perlas 7 mercaderías i sus du^ 
¿oeños. ños » sin retenerlos por ningún título , ni moa* 
vt> ; y Irepartidos los derechos de Averia ñsmea 
lo^v interesados al margen del registro el recibo, 
señalándolo el Escribano ; y si alguno de ellos no 
tupiere firmar, lo haga uno .de los Jueces Ofi- 
ciales al margen de cada partida con el Escriba* 
Ao. 

Ley 72. Dan Felife II. en Madrid » á 16 

de Septiembre de I gSjf. 

. La elección de las libranzas , que se hubieren 

de pagar en la casa, se haga por el Presidente 

V Jueces Oficiales , y no por otros , y el ncnn- 

Jbramieato de las personas á quienes se satisface. 

Ley 73.^M Encerador Don Carlos ,yla Prmsd 
Gobernadora , en Valladolid a 18 de Agosto 

Las libranzas , que se hicieren por el Fresi- 
dente y Jueces Oficiales en el Tesorero , estés 
firmadas por ellos /y tengan cuidada de reocnxh 
cerlas, porque aunque el Tesorero las pague , irin 
i caj^o de los que hubiesen firmado > á las diereo 
contra órdeft. . 

Ley jjf. Don Felipe IV. en Madrid A 9 
de Julio de 16^0. • -■'' 

I^ paga de libranzas , que se dieren sobre el 
Tesorero de la Casa, se haga denobdela Sah^ 
del Tesorero en las mismas Arcas con fé de Es* 
cribano de la entrega ^ y que ^se hallaron presentes 



T su EXTINCIÓN. 457 

el Tesorero y Jueces Oficiales ; y lo que se pagare 

de otro modo , no m le redba en cuenta Á 

Tesorero. 

Ley y¿. El Emperador Don Carlos > y la 

Emperatriz Gobernadora , en Valladolid 

á j de Abril de ijijS. 
Qtiando se hagan por S. M. mercedes á Igle^ 
sias , Monasterios y Hospitales , de alguna canti-* 
dad librada en bienes de Difuntos , ó hacienda 
Real para ornamentos, ésta la emplee el Presi- 
dente 7 Jueces Oficiales en lo mas útil á aque- 
llas y con el parecer de las personas que enten^ 
dieren en ello , cuya cantidad se entregue á los 
Maestres de naos , obligándose i entregarla 4 los 
Jueces Oficiales de la Provincia , adonde se di- 
rija 9 y traerán recibo á la Casa de Contratación 
de haberlo executado. 

Ley 751 Don Felipe IIL en Valladolid , á 1 
de Marz4> de i&o^. 
!La Casa envié relación al Consejo cada 
año de lo que gastare con Religiosos que pasan 
á las Indias , en confi>rmidad á lo dispuesto por 
las leyes i. y siguientes del att. JRjgtdares , con 
toda individualidad. 

. Ley 77. Don Felipe IV. por Acuerdo del Consejo 
en Madrid á j^ de Diciembre de iSjfS. 
No se pague lioranza de ninguna de las 4 

Salas de la Casa^ de Contratación si no fuese se* 

ñalada de su Presidente. 

Léfy 7^. Don FeUfelLyla l^rincesa Gobernadora^ 

en Valladolid a 1^ de Abril de igS^- 

, Si se libraren maravedises de la Real Hacién-*' 

da á Prelados ^ Oidores y Ministros , proveídos 

¿ Indias^ la Casa no s^ los dé , hasta estar en Se-^ 



438 AUJOIENaA DE CONTRAT. 
yilía Y de jcamino para embarcarse ; y dando &ul* 
f^s aponadas ite que. ise. embarcaxia en la pti* 
raerá ocasión , y servirán el tiempo preciso paia 
desquitarlo ; y si no lo hicieren , volverán lo re- 
cibido : todo lo qual se haga ante un Juez Ofi- 
cial nombrado por el Presidente y Jueces, y 
el Esgrlbaoo de Ornara mas antiguo , ó al que 
tocara, guardando la ley^s- art* Situaciones. 

L^ 7j7. El mismo en Madrid á i^ de Octubre 
y 9 de Noviembre de 1561. 
vif ^^ \^ ^ ^^^ ^^ tuvieren privilegios de juros sí- 

51Í; riÜfli* tuados en la Contratación , no se les pida tras- 
gos a ios pn- , j^ ^ , ' • j ^ 
Tileffiadoi ^^^ P^^ tomar la razón, y siendo necesario 
de Joros si- tomarla , los Jueces Oficiales lo manden á los 
toados en It Escribanos de la Casa , sin costa de las partes ; y 
Casi. pidiendo ante el Presidente y Jueces Oficiales 
traslado de los privilegios que hubieren presenta- 
do y ordenen á los mismos Escribanos , el que 
los copien libremente* 

2>r 5o. El mismo, y la Princesa Doña Juana 
en su nombre en Valladolid á 12 de Mam 

de JSS7* 
A los consignatarios de. algunas partidas de 
oro y plata y otras cosas que hubieren pasado en 
la Casa , uo se les pida fianzas , al tiempo . que las 
recibieren; y en caso necesario basta, que las 
otorguen en sus tierras con aprobación de la 
Justicia y sumisión del Consejo de Indias , y 
casa de Contratación de Sevilla. 

. Le^ 8x. Ord. jjf. 

Haya otra Arca de tres llaves , en que se 

guarden todas las cosas que vinieren registradas 

de las Indias , y consignadas á particulares , qu^ 

no esttuyierea en Sevilla ; y acosu de los propios 

oie- 



Y SU EXTINCIÓN. 43^ 

bienes lo hagan saber á los interesados y aunque 
estén embargadas ó detenidas ; notando las par- 
tidas cada una de por sí en un libro para ello 
con la causa 7 razón , por qué se ponen en el 
Arca y en qué dia , jT firmen los Jueces Oficiales 
llaveros ; y quando se entreguen tomen recibo de 
quien lo hubiere de haber con los recaudos ne- 
cesarios poniéndolos en dicha Arca , anotándose 
todo al margen de cada partida , 7 firmándolo 
en él dichos Oficiales. 

Ley 82. El Emperador JDon Cario f ^ la Reyria 
y Príncipe. Ord. 7^5. de la Casa.r 

En el Arca de tres llaves haya un libro de 
marca mayor enquademado , doilde se asienten 
los géneros que vienen para el Rey ; poniendo 
la partida como viniere á la letra , la nave ; en qué 
dia , y la Provincia é Isla de donde salió , y 
en otra parte de él 6e sentarán las partidas que 
se sacaren , firmándolo todo los tres Jueces Ofi- 
ciales. 

Ley 8j. Ord.^^6': 

El libro que ha de estar en el Arca de tres 
llaves , antes de comenzarlo cuenten los Jueces 
Oficiales las fo'j^s que tiene , las anoten y las ru-' 
briquen en cada plana , y lo firmen al fin de 
sus nombres. Otro igual tenga el Contador , y 
de este modo estén todos los demás. 

Ley 8jf. Ord. ^i. 
/Los Jueces Oficiales tengan otro libro fuera 
de las Arcas , en que asienten de su propia* letra 
lo que por todos se acordare en materias tocan- 
tes á la Real Hacienda con expresión de dia, 
mes y año , y todo por capítulos especiales ; y 
al fin de cada uno firmen tres Oficiales y cuyo 
libro esté en poder del Contador. 



440 AUDIENCIA DE CONTRAT. 

LeySg- Ord.gi. 
Hay^i libro de memorias donde los Jueoo 
Oficiales asientea lo que se hubiere de proveer. 

Ley 8S. El Efnperador Dm Carlos , y la En^ 
ratríz . Gobernadora , en Madrid á ij dó 
Marzo , yen Barcelona d 20 de Abril 

Haya otro libro , en que los Jueces Oficiales 
tomen la razón de quitaciones , ayudas de costa j 
mercedes consignadas en la Casa , donde con^ 
te lo que fuere librado y pagado. 

Ley» 8j. Qrd. 52. 
Haya otro libro en que los Jueces Oficiales 
copien las cartas escritas al Rey ; y guarden 
originales las aue recibieren , ó por el Consefo 
de Indias les fueren escritas } formando ua ifldi- 
ce de todas ella$. 

Zey 88. Ord. g^. 
En la Casa haya libro donde se asiéntenlas 
Provisiones generales para Indias , y se manden 
pregonar en Sevilla j signado el pregón de Es- 
cribo público. 

Ley8s.Id.0rd. 
Las provisiones de que quedire copia en los 
libros de la casa , y obligaciones que hicieren los 
Maestres , las exáminealos Jueces Oficiales, fir- 
mando en su asiento ; y si alguno sacare oer« 
tificacion de lo referido , la pueda dar elGoQ^ 
tadon 



u 



JjS^^ú. £l Enpperador ^Don Cáríoí^ Ord. jy. 

r £a:l2 Casi haya. btro^: libro donde '«e aálen» 
tth Ips Jueces Oficiales , lo (JU& seigadtare ^en^ la¿ 
Arniadas y otras obras prcasas í físxxündolo treft 
de dichos Jueces. - j .., 

1^91. Don Fd^ n. md Bosque áe Segotfiaü 

4 5 * Octubre de . t$S€. 
-rAlIzfz otro libro donde se asienten las licen- Qae fiayí 
cias dadas ¿ los que pasan ¿ las Indias , con las otro libro do 
fianzas de que volverán á estos Reynos dentro de '^* ^«nzat 
cierto término ; poniendo en dicho libro de ^"^ j ° ^® 
donde , son los fiadores , y las escrituras otCM-ga* ^^^^^\ ^¡¡¡^ 
das sobre esto las pondrán en una de las Arcas indiat por 
de tres lia ves y enviando un traslado de ellas al tiempo Uint« 
Consejó de Indias , teniendo cuidado de mirarlo, udo. 
para ver sí han cumplido las licencias ; y si fina- 
Uzado , no hubieren vuelto , ejecuten las fianzas 
éin remisión» 

Ley ^t. El Emperador Don Carlos ^ en Madrid^ 
d 12 de Abril de JS35* 
Los Jueces Oficbles , quando reciban pliegos q,^ (^ 
del Rey los cumplan , y envíen al Consejo de Joecet Oíi« 
Indias Certificación del recibo y cumplimiento; cmlet , dea 
y los que fueren para Indias» los remitan luego» recibo de los 
tomando recibo de los Maestres» y losapercibaa^ deipachoj. 
que á la vuelta traygan Certificación de haber- 
los entregado, para enviarla & dicho Consejo » te- 
tiiendo libro separado donde asienten lo s^sodi« 
cho V la CertincacioiL 



r«m./r. Xkl; 



i^, AUDIENCIA' DE CONTRA'i . 

Jja¡f^Sp Dm Felipe IL en San Lorenzo ^ d jj 

de Octubre de iS95- 
^.. Los Portugueses iquei despachan. Jiavíos con 
Eslavos á Indias y d^n ifíanzas de maestrage » de 
que volverán i dar cuenta 4 k Contraudon del 
oro, plata y mercaderías que traxeren; y asimis- 
mo estén obligados quando registran á presen- 
^fse ante los Oficiales ^del; Rey en las Indias , y 
quando volvieren , el Presidente y Jueces On- 
ciales pidan testimonio á los Maeátnes , por don- 
de conste que se presentaron con los Esclavos^ 
ante los Oficiales del Rey , de las partes donde 
fueren consignados ; todo lo qual se entienda, 
no habiendo asiento , que disponga lo contrario* 

Leys^» Dm Felipe 111. en Madrid^ áH de £ner0 
de iSo^. 
En la Casa de Contratación haya Archivo 
de los papeles de importancia tocantes á Indias, 
con "inventario ; enviando una capia al Con* 
se jo , conforme se aumenten , para noticia de to- 
dos. 

i^y S5* el mismo en el Pardo ^ á siode Noviembre 
de 16^06*. 
Héchaslas.tfipresentaciones á los CabildosEcle- 
siástiao^ y Secular, y Audlencia.de Grados de 
Sevilla &^ celebridad déla - fiesta vdel Corpus , se 
hagan al . Tribunal' ide la Casa de Contratación^ 
sia impedirlo las Justicias- de JSeyllla< 

I^S ^' I^on Felipe IL en Madrid. , á 'gi de Mi/gn» 

. de 1593- 
Los salarios situados de penas de Cáman se 
paguen á prorata , conforme al asignado á cada 
vao. 






;{ T so ExnisrciOHj / 4^^ 

•:- :' 1 .11. :, .■• '. r- . , '• ;. . / . . ' -j 
1^97^ X>mFHi^eiIV*MyáxS dé Dictmhfé 
L ! • » de i6*^¿j. ' ' : 

A los Jueces Oficiales se les librea 5® reales 
para Casa del caudal de Avería ; 7 los mas an<- 
•tiguQS puedan elegirlos en dinero ó^ casa. 

> 
Ley ^8. el misma allí ^ ú za de Noviemhre 
de I&2S. 
.' Se permita al Presidente y Jueces Oficiales, 
Letrados v Fiscal de la Casa , el que perciban 
tte^ propmas cada año, aunque en él 'no haya 
otros tantos dias de toros í 7 en las extraórdina^ 
rías se guarde el estilo del Consejo. - 

Z^S9'^ ^ism$ allí y á 11 de Julio diiG^^. 
El Presidente y Jueces Oficiales de la Casareco 
liozcaa todos los navios sueltos é Indios que vinie- 
sen embarcados y averigüen de qué Provincias sa- 
lieron , 7 qué personas los* han conducido , pro- 
cediendo contra los ocultadores de ellos ; 7 \oi 
restitu7an á su libertad 7 naturaleza; guardan-* 
do las. leyes 16. y 17. del art. Indios. Y el Juez 
Oficial , que saliere á recibir los galeones 7 flo^ 
tas dé Cuenta ¿ la Casa de todos los Indios que 
. vengan , los recoja 7 proceda contra las persona^ 
cazlpadas^ sin que ninguna Justicia de estos Re7- 
210S se lo prohiba , aun por via de exc^o ; 7 en 
cases de apelación lá otorguen para el Consejo de 
Indias. ,. ¿ . 

ZfQI .ropL DoñJCdrlos IL enr Ar anda de Duero^ 

' .\:d' ü^ de^Octubfe \de i€'jS* 
-cr^Btellos. maravedises que entran en el Arca de 
Avbrí^cy^.^pate cada año un cuento de ma"* 
ravedises de plata , para pagar los salarios de tos 
jMiniTgrop dd; \sk: Cm.y ^ternas (obligaciones fijas; 
' ' Kkk 2 cons- 



-V/-ÍI 



444 AÜDIENCIA.DE CONTRAT. 
constando siempre por Certificación anual la sa- 
ma que faltase en lo causado de penas Se^Cámara 
y gastos de justicia consignados para el pago de 
estos salarios, que i l^.mas no ha de exceder 
del citado cuento ; 7 ccm estos requisitos se re- 
ciba 7 pase en cuenta ai . Receptor general de dí« 
cha Avería. 

JlMJiflSIOI^MS. 

En las Indias se guarden sus ordenanzas , 1. 7* 
art. Leyes. 

Forma de resolver las competendas entre h 
casa de. Contratación 7 Audiencia de Grados de 
Sevilla , 1. 7. art. Comfetencias. 

Los Jueces 7 Fiscal de la Casa executen los 
despachos del Tesorero del Consejo y 1. 9. art. 
Tesoreros^ 

Relación de k) que entregare al Tesorero, 
\. 16. ídem. 

A los Visitadores de la Casa se les dé Aposen- 
ta 7 avío por las Justicias, 1. a. art. Visiíada- 
res generales y particulares. * 

Los Visitadores de la Casa determinen , 7 en 
qué causas , 1. 4. ídem.. 

Los Visitadores de la Casa en qué efectos no 
pueden hacer embargos , 1. 5. ídem. 

Hasta qué cantidad pueden executat sus sen* 
tcncias^ 1. o. art. 'Pleytos y Sentencias. 

Apelaciones en ple7tos civiles, si los Jaeces 
negaren la apelación al Consejo; Jueces. Letnt- 
dos de la causa , en quanta 2 tos mandamientos 
de \o% Contadores de Avierfa' ^ Soltura de Jos pr^ 
sos , le7es , i . ^2- 3. 7 4. art. Afeiaciimes. 
. Los Jueces , si tienen parte en hs caifdeáácio* 
«es de descaminos 7 comisos, U-8/art.C(?|fírii*tf A» 
dos.:, 5 . , . , . . 

Tengan libro de repai^timíento! de OKiuas de 

Ave* 



YSOKSmSGíDVÍ. -44:5 

AveviL, iey 5^6; ¿re; Cútuadufia'^ dé Averías. 

,Qííé reladoa han de* enviar al Consejó de 
gastos 7 valor de las Averías^, ^^ 5S^ ídem. 

Qae no se pneda líbcár . en^ Avarits>^ leyéow 
ídcfit»^ ' ^ 

Qpanto al cuidado de b Casa de Contrata* 
cion ^ cobranza de la. Ayét^^ J subordinación 
al Consejo^ 1. 38. zA. .jídmmiar ación de Ave^ 
rías. ■. ; ./ .' 

El Presidente y Juecqs de h^Casa resuelvan 
las dudas tocantes á la Armada 7 su 'carrera^ 
1. 57. art. Armadas f Fletas ^ su apresto. 

Envien 4 lo^ Oficiales . Keales de Jas Indias lat 
valuaciones 9 i. i* art^ Yéluaáoms^ yt Afuerog 
Ceneraies. , , ' 

5. IL 

REAL RESOLUCIÓN NO RECOPILADA. 

ReahDeeret^ de S. M. en Ardnjtuz 4 18 - 
de funio de i7S<^'^ • 

yy JL cniendo presente el Rey mi augusto Padre 
i que ésú en gloria ) <jue con las variaciones que 
lia tenido el dst^mjif del comercio de estos mis 
Reyttos^ con los de Indias habia cesado el ¿bjeta 
con que se eri^ó k * Audiencia 7 Casu de Coititra* 
tacion que hov existe en Cádí¿ , coiüpúesta en ÍA 
primitivo'de '3 Jueces Oficiales, Contador, Tesoí^ 
tro 7 Factor ^ de otros 3: Letrados/ 7 un Fiscal, leoá 
los subalternos coríiéspotídieíiieís ^ qual fué el de 
establecer 7 perpeitaar dicho comercio en el ^úet^ 
fo de'SéTVíitta , de^onde se trasladó <^on k misma 
cestricciott'al de Cádiz : qtre üabiéndosek come^ 
«do en su oHgen d conocimiexíto 'de todos^'loi: 

ne- 



446 AUraENCTA DB CONTR AT. 
n^S^áw Tihüww i este tráfico, y navbgacioaiél 
4$ jas rc^üsat de.'comiadsy.de las criminale6>9 así 
de huftós. coi^ol 4^ losxkmai delitos y excesofs 
í^\st ,(Xüxietbii:>en losiviages fie iday. yiielu» 
el de las pérdidas de navios ó mercadenas , y el 
4e todas las respectivas á los dueños^» maestres, 
lEiúuneros.y demás genré de our empleada en k» 
byques de la /^carrera vde indias » /coa* apelación 
solo al Consejo : siendo también de su cargo ii 
fofá3A<^n de>egistros , despachos de los; buques 
y exacción de derechos : y el recibo , custodia f 
distribución de los caudales pertenecientes al Re¿ 
¿Erario : se hallaba reducido este conocimiento por 
las jmhibiciQnes que sucesivamente ha tenido k 
Audiencia, y división del comercio. entre los 
demás puertos habilitados por el Reglamento de 
12 de Octubre de 17^8 4 solo las dependendas 
civiles 9 económicas y crinunales de delitos y ex* 
ffistis cometidos en lá i navegación que hacen los 
buques de ida y vuelta á dicho puerto : i la 
adjudicación de los caudales de bienes de difun- 
tos que se remiten de América ,. y al Juzgado de 
Alzadas ó Apelaciones de los pleytos de comerdo 
que ocurren en aquel Consulado , y sirve uno 
4e los Jueces Letrados-, alternando anualmente: 
y lo conveniente que.es el que los asuntos merf 
cantiles jse. pongan sobre un i!abmo pie en todos 
los puertos haUlitadí>s ; tuVo á bien mandar por 
el ísegundo Real Decreto de 8 de Julia de 1787 
se examinasen las variedades qué hubiese* én al^ 
gunos de los e^prcsadoa puertos ^ especialmente 
en el d^ Cádiz , para xeducir ,%n práctica al m& 
todo que se observa ealos dsmas^: 

Siguiendo las mismas intenclon^y je$olud<» 
en esta parte de mi augusto Padre^ cbmetí el exSh 
mea $Í6)jtaa.ixnportante. materia, á Ministros ze* 

lo* 



. TSU EXTINCIÓN- 447 

locos di mi servicio y de instrucción en ella ; yy 
habiendo oido su dictamen , he venido en su-: 
primilr . la expresada íALüdiencia y Casa de Contra* 
t^ioa de Cádiz , con su Presidencia , creando en' 
su lugar un Juez de Arribadas , como lo hay en - 
los demás puertos habilitados , que lo sea al mis* 
nao tiemipo de^ Alzadas , con un Asesor Letrado'^ 
parx determinar con su dictamen los negocios 
perteneciqates^ieste Juzgado. 

' Qucdari de tal Juez 4e^ Arribadas y de Al- 
zadas el actual Presidente de la extinguida Au-- 
4iencia y Casa de Contratación Don Manuel Gon-- 
zalez Guirai ,'Xefe de Esquadra de mi Real Ar^ 
jpada ,' con todas l& preeminencias y honores 
que le [estaban declarados , y ha gozado como: 
Piresidente^^y con los mismos 80® rs. que dis^> 
fruta, los: 60® por via de sueldo, y los20@de 
gratificación , abonándosele en lo sucesivo los^ 
05 $. por mi Real Hacienda , y los 158^ restantes^' 
del fondo del medio por 100 que cobra el Con*^ 
sulada del los caudales* y frutos que vienen de In-' 
días iá. Cádk > .que es ia misma cahtídad con que 
ha.xrontribuido este fondo anualnientei cada uno 
de los Oidores ó Jueces Letrados, y al Fiscal de^ 
la Contratación por equivalente 4 la^ asignación' 
qup anteriormente estaba señalada sobre él , al Mi- 
nistro que ipor turno servia la Judicatura de 
Aijadas.' 

ILosque le sucedan en imbas Judicaturas go« 
siidin solo el sueldo de 5o3i rs. pagados los 35®'; 
por.^ ipi Erario , y los restantes 15!^ por el fondo 
4el ConsuLtdo. 

: :£1 Asesor que nomharé para el Juzgado de. 
Alzadas 'servil^ también^ la Asesoría de la Subde- 
legaicioh de Rentas Generales , con el sueldo de' 
3oSt .^vs; jjue- 'Se^ Íes satisfarán los^ oo® d^h medio - 
^vi por 



448 AUDIENCIA DE COJíTRAT. 
por.iiOó que cobra el CoosuLulo^ y los io3 poc 
xniReal Hacienda. , 

.. Al. único Oidor ó Juez. Letrado que al pre- 
sente existe en la Casa de Contratación^ que la 
e$ Don Joseph Agustín Castaño » atendiendo i 
su mérito y buenos servidos , he venido en con- 
cederle plazatsupernumeiraria en ini Consejo de las 
Indias , para que ha sido 7a consultado » coa 
opción i la primera vacante de número que ocur- 
ra de las Togadas , 7 entretanto conservará su 
actual sueldo de 45® rs. pagándosele en la misma 
forma que al presente , los 30® por mi Erario^ 
y los 15® del fondo del Consulado* 

Al Fiscal, que lo es Don Modesto Salcedo^ 
por la permuta que ha hecho y tengo aprobada 
de su pbza de Oidor de mi Audiencia de M¿* 
zico por la de Fiscal de la Contratación que ser- 
via Don Francisco Xavier Maidonado , y de que 
aun no ha tomado posesión , quedo en destinarle 
en otro de los Tribunales de éstos mis Reynos. 

> Con presencia también de que aun las cortas 
funciones qué habian quedado í la Contaduría 
principal de la Contratación , por haberse tras- 
ladado las mas de ellas i la Aduana , cesan casi to- 
das al presente con la imion de los ramos de Real 
Hacienda de Indias 1l la de España, vengo igual" 
mente en extinguirla , concediendo al Contador 
Juez Oficial Marques del Surco por sus servicios. 
y circunsuncias plaza supernumeraria de Capa 
y Espada de mi Consejo de las Indias , con el sua- 
do de 55@ rs. asignado á las de número ^ que se 
le abonarán los 31^429 del fondo del Consulado^ 
y los restantes 238571 por mi Real Erario ^ que 
es . lo que respectivamente corresponde á prora- 
ta de los 40® que actualmente goza por el Con- 
sulado « y jodpor Tesorería , cqoiq equivalen* 

w 



; T su EXTINCIÓN. . r4^ 

(tes aquellos á los eraólucaeaíos. que percibía del 
<omcrcio, coofarme al Reglamenta de 5 deAbfíl 
:de 1729 , Y quedaron abolidos por d del Co- 
mercio libre. 

A los dos Oficiales de número que hoy tiene 
4a Contaduría Don Leandro Navarro y Don Pe- 
-éto de Prado f al agregado enclave de Oficial Don 
«Aiexo Alvarez , y al escribiente Don Domingo 
Fernandez, que sirve con mi Real aprobación^ 
quiero se les tenga presente . para colocarlos en 
empleos proporcionados á su mérito y aptitud, 
conservándoles entretanto sus actuales dotaciones^ 
que respectivamente gozan poj mi Real Hacien- 
da y el Consulado, si se hallan en estado de 
continuar en él servicio ; y á los que no lo estu- 
vieren , les concederé jubilación con la. parte del 
sueldo que actualmente disfrutan , según el méri-^ 
to de cada uno , y años que tengan de servicios. 

£1 Archivero Don Manqel de Medrano con? 
tinuará encargado del Archivo con los mismos gen . 
ees que le están señalados , hasta que se pasen ios 
pápeles i los respectivos Archivos i que correspon- 
idan,£brmando para ello un índice exacto de todos^ 

B>r materias , que deberá remitir al Ministerio 
niversal de Hacienda de España é Indias. £1 
Portero Don Joseph Gallardo quedará también 
por ahora con el mismo encargo y sueldo que 
goza y con destino á la Portería del Archivo. i 

Debiendo trasladarse á mi Consejo de Indias 
el conocimiento y adjudicación á los legítimos 
üxteresados de los caudales de bienes de difuntos 
que se remiten de América , y de que ha estado 
encargada la Sala de Justicia de la Audiencia y 
Casa de Contratación, correrá Con. la cuenta y 
razón respectiva á ellos , que estaba al cuida-» 
do de la extinguida Comaduria.de Cádiz ^ la 
General del mism.o Consejo. 
^ Tom.IV. LU Es- 



450 AUDIENCTA DE CONTRAT. 

Estos caudales se hallan gravados con el pago 
de un 2 por loo por razón de deposito , adeu^ 
dándose el tmo á la entrada j y el otro 4 la salida 
á favor del Tesorero y Contador por mitad ; y 
ademas han contribuido uno al millar 4 la salida 
para el Portero de la Audiencia , de cuyos gra- 
vámenes han de quedar exceptuados en lo suce^ 
sivo 9 exigiéndose únicameáte i la salida un qua^ 
tillo por loo para las dotaciones &cas que se 
asignarán al "Oficial de la Contaduría y al de h 
Secretaría del Consejo , que destinaré para que 
corran con este encargo ; y si el producto que 
rinda la expresada quota fuere tal que resulte 
mucho sobrante , deberá reducirse al ocuvo por 
loo , si se graduaHe suficiente á cubrir las referí' 
das dotaciones , y la moderada gratificación de 
60 rs. anuales que tendrá el Tesorero de Cádiz 
por el trabajo de llevar y dar la cuenta de entra- 
da y salida de estos caudales en aquella Tesorería, 
donde deberán por ahora permanecer los que cxisr 
tan j y entrar los que remitan en lo sucesivo Idi 
Juzgados de Indias , y para indemnizarle de las 
quiebras de moneda que puedan resultarle en el 
recibo y entrega de ellos. 

Por lo respectivo á las demás intervendoncs 
y examen de otras cuentas de que ha estado en* 
cargada la refisrida Contaduría , daréis las reglas 
y método sencillo que debe seguirse en el actual 
sistema de unión de haciendas , y conocimiento 
que ha de haber en mi Tesorería general de todos 
los caudaleSjÍTutos y efeaos que entren enla'deCí- 
diz y en los almacenes de Indias de aquel pucrí(^ 
inclusos los del producto del uno por lOO dcli 
plata que viene de Indias, y se ha cobrado á dispo- 
sición del antiguo Ministerio de Hacienda de cUas. 

Ale propondréis la distribución que debe ha- 
cerse de los negocios de que ha estado conocien^ 

, do 



. Y SU EXTINCIÓN. 451 

•do la Sala de Justicia de la extinguida Audiencia, 
«ntre el Consejo , Consulado 7 demás Tribuna^ 
les y Justicias que correspondan , teniéndose pre- 
sente para la aplicación al Consulado de los que 
«por su instituto le competan , las ordenanzas 
Consulares que rigen en otros puertas t especial* 
m&nte las de Bilbao / en quanto sean adaptables á 
lasi divi^rsas circunstancias .que corren en la {)laza 
j pubrto de Cádiz , desando i los Tribunales or* 
diñarlos , .como lo estin por dicha ordenanza ^ las 
materias de Justicia de que aun conocía la refe^ 
xlda Audiencia. 

Por lo que* toca á las materias de gobierno , ex 
que también entendía la misma Audiencia , y han 
de. correr como en los demás puertos habilitados 
al cargo del Juez de Arribadas , arreglareis la 
forma en que convendrá las exerza , y el modo 
con que las ha de tratar con el Ministerio de Ha- 
cienda de vuestro cargo y con el Consejo de In- 
dias , y me daréis cuenta de ello, para que recay« 
ga mi Real aprobación* 

Lo mismo executareis en quanto á los des* 
tinos y jubilaciones que merezcan los subalter- 
nos de la Presidencia y Audiencia que se supri- 
men , teniendo para ello presente el mérito de 
cada uno ^ los años que tengan de servicios , su 
aptitud y desempeño de las respectivas^ obliga- 
ciones de que han estado encargados , proponién- 
dome también los dependientes que deberá ttnét 
el Juzgado de Arribadas, sus clases y sueldos, 
prefiriendo para estos destinos y las dos placas 
de Oficiales de la Contaduría y Secretaría del 
Consejo que quedan expresadas , eñ el caso de 
ser necesarias , á los que se consideren mas á pro- 
pósito entre todos los subalternos , así de la Pre- 
sidencia y Audiencia , como de la Contaduría 
que quedan sin ocupación. 

LUt L? 



452 AUDIENCIA DE CONtKAT. 

La Tesorería que al' presente se titula DeposV 
taría general de Caudales de Real Hacienda de In- 
dias 9 se nombrará en lo sucesivo Tesorería Real de 
Hacienda» dependiente únicamente de la general de 
Madrid: quedarán los dos actuales Depositarios 
con título de Tesoreros , conservando los sueldo» 
que les están señalados y los honores de Jueces Ofr 
ciales que han sido de U suprimida Audiencia j 
Casa de Contratación. Tendreislo entendido , j 
lo comunicareis á quienes corresponde , para que 
tenga en todas sus parxesel debido cumplimiea^ 
to. Señalado de la Real mano de S. 1íí.;::£a 
Aran juez á 18^ de Julvio de 1790.*? 

AUDIENCIA DEL PRESIDENTE 

T JUECES DE LA CONTRATACIÓN. 

Leytt 

Recopilación de Indias, lib. 9. tit. 2. Del 
Presidente y Juetes de la Casa de 
Gmtratacioiu • 5g 






§. I. 



Ley. XX. Dm Felipe 11. en Madrid ^á 2$ 
de Noviembre de 1579» 

Xln ia Casa de Contratación haya un Presidente 
letrado , ó de Capa y Espada , que la rija y go- 
hier^ conforme á las Leyes y Ordenanzas ; y 
presida á los Jueces Oficiales y Letrados , Prior 
y Cónsules , Contadores de Avería , y ai Juez 
y Juzgado de Cádiz ; y él solo nombre los Al* 
guaclles, Escribanos y demás JVlínistrós. 



Zíf 



r K Y jtECES^DE CONTRAT.: .4^3 

Z^ 2. El mtsiHe. O^d.-S' ^' Pardo , 4 25 

-.^ 'i "\ '> de Septiembre Je I s^8^. . ' • ■ 
- 5 SielrPresidentct fiíerc Letrado 7 vótc cu to^ 
dos los ple]pt06 9^7 en caso de discordia éntrelos 
Jueces Letrados , los. vea y vote ; pero no yote^ 
siendo de Capa y Espada ^ en los pley tos de 
Justicia -- '^ . ' \ 

-i^K j. eJnnsim ,.y DtmFáiftlIL sündQ.Príncifi 
I en la Instrzution de Presidente de ¡a Casa. 

Cap. 4. • 
' : El Presidente de la Casa procure se cumplan 
y executen las Leyes y Ordenanzas de ella por 
todos. sus: iiáinistros V y no se quebran^n sin ex- 
presa licencia del Rey* \ • ^ ^' 
Ley jf. Cap. j. 

Si conviniese iñadir ó^ alterar alguna cosa de 
Jo que' estuviere dispuesto y ordenado , el Pré- 
ndente avise de ello , con su parecer y fundamcn* 
tos f ai Consejo de * Indias , y en el ínterin no 
innove. 

Ley 5. Caf. ^. 

El Presidente tenga cuidado de que se hagan 
las Audiencias ordinarias , y no falten de ellas los 
Jueces. .0%iaks ni Letrados y ni los demás Minis^ 
tros , que deben asistir al Gobiexno , Justicia^ 
Contaduria de Avería y Consulado, haciendo 
apuntar las faltas como t$xk mandado. 
'v . Ley 6. Cap* s^ "^ 

El Presidente tenga buena correspondencia 
con los Jueces Oficiales y Letrados, y con la 
Audiencia de Grados , Asistente y Cabildo de 
Sevilla ,.¿n atención al Real ServFcio y causa 
pOíblica, ajustándose en la posible á lo prevenido 
para con los Vireyes y Ministros de Indias en hr 
Jey 57«art^ Precedencias, Ceremonias y Cortesias. \ 

Ley 



454 AUDIENCIA DEL PRESEDENT. 

L^7,:cdp.s: \ .:- \ 

El Presidrate^ cuide del despacho de las flo- 
jas ,:use<ier ipedios. suaves;^ tenga ^ntxii corres- 
pondencia con el Consulado y. Universidad (k 
cargadores , 7 les favorezca» 
' , , .. . . ^ . .. . > 

Ley 8. Cap. 7* 
Qae el Pre^ Publicada la Armada ó flota , solicite el Presi- 
sidente haga dente , que se hagan las prevenciones do vixoo- 
las preven- q\^^ artillería y demás cosas necesarias; y. d 
r° Armada* ^^^^^"^ cuide decfuanto estuviese á su cargo para 
' las Capitanas y Almirantas ; recogiendo la arti- 
llería y municiones ; y todo se haga con la ma* 
yor brevedad^ de modo que por ello no se dita* 
te la partida de dichas flotas. 

LeyS* Cap. 8. 

El Presidente con los demás Jueces , i quien 
toca han de cuidar de que los navios , que se 
oligieren para Capitanas y Almirantas sean apfO' 
pósito, para que puedan ir y volver con seguri- 
dad las flotas ; y que en su aptesto se ponga mu- 
cha diligencia ; ordenando que la gente de mar 
y guerra se aliste con tiempo , y dando aviso de 
todo con su dictamen , y el de los Jueces 0£- 
dales ^ al Rey. 

Uy JO. Cap.p. 

El Presidente tendrá cuidado , de que lufa 
prevención de artillería , arinas y municiones , 7 
dará cuenca al Rey. 

' Ley iT. Cap. 10. 
El Presidente ha de disponer con los Gene- 
rales , Almirantes y Cabos , que los baxélcs 
vlayan en orden , desembarazados , zafos y be- 
yantes ; guardando la lastruccion de 26 de Sep- 

tiem- 



... T JUECES DB CONTRATL ^455 
tiembre de. 1674 : cuidando de que las naos mar- 
chantes y no vayan demasiadamente cargadas ; en* 
cargando al Juez Oficial á cuyo cuidado estuvie- 
re el despacho , y á los Jueces Visitadores sn 
remedio ; y dindo cuenta de todo al Rey por di 
Consejo de Indias. 

Ley js^. Cap. 11^ 
El Presidente ponga mucho cuidado , en que 
i, los mercaderes y pasageros , que vinieren de las 
Indias con hacienda para emplear en estos.Rey« 
nos 9 se les dé buen tratamiento , y se determinen 
su$ pleytos brevemente » para que estén despa- 
chados á tiempo que puedan volver ea la primera 
flota. 

Liy xj. Cap. 12. 
Quando vengan bs Arnuda y Flotas , el Pre- 
sidente haga fenecer las cuentas , y pagar á la 
gente de mar y guerra de la Averia lo que res- 
tare debérseles ; y lo mismo se haga con los 
navios que hubieren servido de Armada^ dan^ 
do entera satisfacción á sus dueños. ' > 

* 

- ' Ley 14. Cap. ij.. 
El Presidente «tenga cuidado ^ep él -benef^io 
de la Real Hacienda , é intervenga por su persona 
i todo quanto fu¿re posible , paia que con mayor 
fidelidad se administre. 

Ley J5. 'Car/* ijf^ ^ ' 

£1 Presidente /haga esecutar én los bienes d¿ 
difuntos; las I^yes7 Ordenanzas / para que coa 
brevedad i se entreguen áqiñen pertenecieren : y 
al principio de. cada .año envié relación al 
Consejo juntamente con la Casa » de lo que en el 
prccendente se hubiere entregado > y quedare en 
dicha Casa » y por qué causa. 

Ley 



>4|5 iOUDIENaADELFRESIDENL 

-i- . .•.;...: .;• . . :• .:, '■ ^ :.;.-: :' ;}. -/ ' •-; 

Ley zS. Cap. ry. / < . . 
£1 .Presidente cuide del b»efic¡o y apith 
vechamieato de la hacienda de Avería , 7 que se 
^ste^en CK3ísas. necesarias 7 útiles á ella; que se 
paguen* las deudas |con justificackua » 74.se cobre 
lo que se debiere: que se fenezcan todas las cuen* 
tas atrasadas > 7.*qiie' lo^ Cantadores no se ocu- 
1)en ea ofta'cJosa , sin orden del Consejó efe In- 
dias; 7 de todo lo que se hiciere avisará alRef 
^por el dich# Consejo, 
n ' '•'■.♦• . . ■ ■ 
-** . Ley,iY.,Cap. iff. 

.... Llegando algunos navios de avisa, ú otros de 
las Indias , á la costa de Andalucía , inquiera el 
Presidente el estado de las ^cosas de aquellas Pro- 
brincias.; 7 á^ cuenta al Re7 por el Consejo de 
ilndias^ ' . 

Ley 18. Cap* ijé 
¿ £1 Presidente no dexe salir para Indias ningua 
myio suelto , sin licencia del Re7 , 7 haga las 
diligencias para tener noticia de las prevencioncSi 
que en tales casos se hicieren , y si de ellas resul- 
tasen culpados /.proceda contra' éstos confonnc 
¿: /listicia Ley£s .'y Ordenanzas. • * . 

• ) . . . _ ' . . ' • ' 

•i . l : ; ;. * jLfJ( ZJ), Cap^ Z8. 

El Presidente favorezca á Ja Armada á& « 
Carrera de Indias ; teniendo buena corresponden- 
cia con los Geofiicales^^^ Ministros ^.;Oficiales y coa 
ik Universidad de MaceiitteSi, . .7 . al ProYcidar dé 

.jclauí^ilio 7 ayuda precisa^ paca^^Q tumplacóñ 
«u: oficio ^ indagando secretaoientc ^ si ¡o áestm^ 

. peña bien , y de todo aníjsará ál Re7, P^f ^ 
Consejo de Indias. / . »rf ; * 



Z^ 



.^^ 



Y JUECES DE CONTRAT. - 457 

Zcy 20. Caf. js. 

El Pre$idcate. esté siipordina4o at Conseje) 
de Indias ^ y tenga correspondencia con él , de 
quanto se ofreciere en la Casa , perteneciente al 
aumento de la Contratación , mejor estado del 
Keal ^drvicio y utilidad del (Conaercto. 
Zey ai. Cof. 20. 

£1 Consejo cuide de que el Presidente de h 
.Casa cumpla j execute }a instrucción y dé- 
mas Leyes Recopiladas ; y que avise del benefi- 
cio » que resultare al Comercio y Contratacioa 
de las'Indias. 

Ley 22. Don Felipe 11. en Madrid ^ á 2S 
de Abril de JS^3- 
El Presidente , siendo necesario , puede ir i 
San Lucar 6 Cádiz » para el buen despacho de 
las flotas y Armadas ; avisando al Consejo de In- 
dias , y sin esperar otra orden ; pero no puede 
Jhacer otra ausencia , sin licencia del citado Con- 
sejo* 

Ley 2^. El Emperador Don Carlos, y la 
. Emperatriz Gobernadora , en Toledo á ijf 
de Agosto de 1523. 
Ningún Juez de la Casa se ausente de Sevilla, • ^^"^^ j 
sin licencia del Rey ó parecer del Presidente , y ¿aia Medcn 
todos los Jueces , y quando se le conceda , sea anseotarse y 
por causas muy urgentes , pena de no pagarle el no asistir i la 
sueldo de los dias que hubiere faltado , con aperr Aodieacia. 
cibimiento á los que 16 libraren contra el tenor 
de esta Ley de . volverlo adonde lo sacaron, 
con otro tanto para la Cámara y Fisco ; y si por , 
enfermedad ú otro justo impedimento dexasen 
de residir y se envié testimonio al Consejo del 
tiempo que hubiere durado la ausencia, envian- 
Twn. IK Umax do 



4:5^ AUDIENCIA DEL PRESIDEN!. 

do el Presidente y Jueces al principio de cada 
año relación al -Rey de los que hubiesen es- 
tado ausentes en el anterior, y la causa. 

Ley 2^. Don Felipe IL en San LorenM a 5/ 
de Julio de 595. 
La fianza del Tesorero sea principal , y las 
del Contador y Factor subsidiarias ; de forma que 

tara los alcances del Tesorero primero se ha de 
acer excursión en éste , y sus fiadores ; 7 no 
cobrándose de ellos , se haga en el Contador 7 
Factor y los suyos , y lo que el Tesorero 7 sus 
fiadores lastaren no lo puedan cobrar del Clonta- 
dor y Factor. 

Ley 2$. El mismo en Madrid á 12 de Maya 
^ . - de 1591. 

Qué fianzas ^^ j^g^^^ Oficiales llaveros de la Casa , que 
deben dar • ••j-^»» 

1 1 . T««^/.. sirven en propiedad o interinamente estas ocu- 

I o $ Jueces . j -^ rx 1 1 , y* % 

Oficiales lia- Paciones den 303» ducados de nnzas cada uno 
veros. subsidiarias las unas de las otras , con informadoo 

de abono y sumisión al Consejo de Indias; 
obligándose los fiadores , como principales al 
buen uso de sus oficios, y que darán buena 
cuenta , y pagarán lo que fuere juzgado y sen- 
tenciado contra los dichos Jueces Oficiales por 
qualesquiera condenación que fuese ; y que los 
substitutos de los Oficiales llaveros tengan la mis- 
ma obligación que los propietarios de fianzas y 
abonos ; y que estas las reciba el Ministro, i 
quien el Rey comisione , renovándolas cada cin- 
co años , y hasta haber cumplido con esta cali- 
dad ninguno sea admitido á la posesión de di- 
chos oficios ; y las Escrituras de abono se remiti- 
rán al Consejo de Indias. 



l^ 



Y JUECES DE CONTRAT. 459 

Ley 26. Don Felipe IV. en Madrid á i€. 
de Octubre de 1626. 
El Presidente de la Casa haga reconocer las 
fianzas que los Ministros dieren, cada ro años 
y antes 9 si el Rey lo mandare ó lo pidiere el Fis- 
cal ; lo qual sea » y se entienda sin perjuicio de 
lo dispuesto en las Ordenanzas d$ los Jueces Ofi- 
ciales de que se hayan de renovar cada 5 años. 

Ley 2j. El Emperador Don Carlos , y el Principe 
Gobernador. Ord. gx.de la Casa. 
No se impute mas cargó á un Oñcial que á 
otro en la orden común de sus oficios , si por las 
Leyes y Ordenanzas no estuviese exceptuado el 
cargo particular de cada uno. 

L^ 28. Don Felipe II. en San Lorenzo a j/ 
de Julio de ¿;^j. 
£1 Oficial del Tesorero dé á éste 10® duca- 
dos de fibuizas con informadoo de abono y su- 
misión al Consejo de Indias. 

Ley 2^. Ord. 29. y jo. 
Los Jueces y Ministros de la Casa , no ven- 
dan cédulas para pasar á las Indias ningijTia per- 
sona ó cosas prohibidas , ni licencia de Esclavosi 
pena de 20 ducados. 

. Ley go. Ord.^^o. 
Los Jueces de la Casa y sus Oficiales , no es- 
criban cartas de recomendación i las Indias. 

Ley jj, Don Felipe II. en el Bosque de Segovia 
22 de' Octubre de £oj* 
Los Jueces y Ministros de la Casa no puedan 
ser depositarios deijnioguiia cosa , que venga á la 

Mmm z Ca- 



p 



4^ AUDIENCIA DEL PRESIDEN!. 

Casa ; ni fiadores de los pasageros , peña de la 
Real merced/ 

£e^ J5. El Emperador D(m Carlos , y el Cardi- 
nal Gohern¿uioryen Madrid, á Jjfde Febrero 
de is^o. 
Los Jaeces Los Jueces y Ministros de la Casa , Juez Ofi- 
y Ministros ciaP de- Cádiz ', los de Canarias y sus Ministros, 

^^j. ^***' Oficiales y Visitadores de naos y sus criados, no 
Cadiz,Cana- ^ ^ ^ itj- • *•/ 

rias y Visi- contraten en las Indias ^ ni tengan compañía con 

tadores,&c. Mercaderes , ni Tratantes, directe , ni indirecta* 
mente pena de privation perpetua del Oficio , y 
de la mitad de los bienes al Contraventor paia 
la Cámara y Fisco : todo lo qual se entienda con 
los Jueces Oficiales y Letrados , Fiscal y Jueces 
de Cádiz y Canaria; porque á los demás Ministros, 
ademas de las penas dichas , se les destierra por 
IQ años del Rey ño, y en la misma incurra el 
Mercader , Maestre o Señor del navio ó persona 
participante en la compañía y si el Presidente in- 
curriere en semejantes excesos se reserva á S. M* 
imponerle las penas. 

Ley jj. Ufon Felipe 11. en Madrid , á ig 
de Abril de ^62. 

El Juez Oficial que tuviere la futura de tal 
en la Casa, y que ^n ausencia del proprieta- 
rio le puede exercer , tenga asiento y lugar , vo- 
te y firme después de los propietarios , y asis- 
ta á los actos y fiestas públicas ; no haciéndolo 
el. proprietario. t ' 

^y 34' L>on Felipe 11. d j8 de Marzo de 1564- 
y jp. de Abril del mismo. 
El Presidente y Jueces de'^la Casa no nom- 
bren á sus criados para comisiones , sino á personas 
de satisfacción , « excepto en lo tocante < á qosas de 

la- 



T JUECES DE CONTRAT. 461 

Real Hacienda y despacho de Armadas ^ que pon- 
drán á las que les pareciere* 

Leyjj;. El Emperador Don Carlos y el Príncipe 
Gobernador. Ord. 28. de la Casa. 
Los Jueces y demás MinlstrOiS de la Casa no 
reciban dádivas , ni presentes por si ni por otro^ 
7 guarden las Leyes de estos Reynos de Castilla 
y Ordenanzas» baxo de la pena contenida en 
ellas , y la prueba en esta materia se haga como 
está mandado en ellas. 

Ley 36. Don Felipe 11. en Madrid jd 28 

de Febrero de is8y. 
El Presidente , Jueces Oficiales y Letrados, 
f el Fiscal de la Casa , quando vacase alguna de 
estas plazas envien la vacante al Consejo de 
Indias , y en el Ínterin no provean á ninguna 
persona en ella; excepto en los casos donde hu^ 
biere especial dispensación del Rey* 

Ley j7. Ord. ^g. de la Casa. 

El Tesorero tenga el dinero de su cargo den- 
tro del Almacén de tres llaves , y no use de é\í 
y el Contraventor incurra en las pena^ de dere^ 
cho y leyes de Castilla , establecidas contra los 
que hacen uso del dinero público y hacienda 
Real. 

Ley 38. Ord. j-ie. 

El Contador tenga sus libros enquademados^ 
en que asiente lo que el Tesorero y Factor n- 
cibieren y pagaren ; poniendo cada cosa con se* 
paradon ^ firmando al fin de cada partida to*»' 
dos tres, ó los que sobstituyesen en su lugar por 
ausencia ú otro legitimo impedimento. 



Zcr 



462 AUDIENCIA DEL PRESIDENT. 

Ley 5i>. OrJ. ^j. 
El Contador guarde los registros de las naos, 
^üe van y vienen de las Indias ; pena de que si 
faltase alguno » pague á la parte en él interesada 
todo el daño que recibiere » y jurase el que lo pi- 
diere , salva la tasación judicial. 

i Ley ^o. Ord. 57. 61. (Sj. 

En la pieza donde el Contador tenga su Es-* 
critorio ^ distribuya los negocios entre sus Ofi- 
ciales ; y acabando lo que á cada uno pertenezca, 
se ayuden mutuamente ; y lo mismo se observe 
entre los otros Oficiales del Tesorero y Fac- 
tor. 

Ley 4.1. Ord. $8. 

El Contador tenga un Oficial ^ que entienda 
en los libros de cargo y data » y labor de oro 
y plata » y en hacer las libranzas de estas cosas; 
y sea de su,fargo lo que se hace en el Escri- 
torio. 

Ley 42. Ord. g^. 

El Contador tenga otro Oficial , que haga los 
registros y vaya con él á visitar los navios ; el qual 
tenga llave en la Cámara donde estén , para que los 
muestre i las personas que los quieran ver. 

Ley jf^. El Emperador , y el Príncipe Gobernador. 
Ord. 56; 
El Contador de la Casa corrija los registros 
de las cosas que se llevan alas Indias^ confor* 
me á leyes< y ordenanzas , por sí ó su Oficial ; el 
qual sea Escribano aprobado por el Consejo de 
Indias , y dé fianzas de que los registros irán fiel- 
mente corregidos ; y de otra suerte pagará el 
daño á las partes; á todo lo qual esté también 
obligado el Contador. 

L9 



Y JUECES DE CONTRAT- 463 

Ley jf.^. Ord.So. 
El Contador tenga otro Oficial ^ ¿ cuyo car* 
go esté el libro de bienes de Difuntos , y asen- 
tar lo que se entregue á los Jueces Oficiales y 
á las partes; como también las partidas, que en 
el Almacén se dan á dichos Oficiales , y son de 
personas particulares que no han venido por ellaá; 
y mostrar el libro , á las que lo vinieren á ver. 

Ley ^g. Ord. 61. 
El Contador tenga otro Oficial , que corrija 
Jos registros después de trasladados ^ para que los 
firmen los Jueces Oficiales ; y las cédulas de par 
sajeros ; y tenga libro de Esclavos , donde tome 
razón de los que pasan á Indias. 

Ley ^6. Ord. 62. . 

£1 Contador tenga otros tres Escribientes , ó 
mas y si fuesen necesarios , para el despacho de los 
negocios , así de la Corte; como de las Indias» 
sacar relaciones de registros , y enviarlas al 
Consejo , escribir cartas , forxñar edictos sobre 
bienes de difuntos, y ponerlos en lugares pú^ 
blicos. 

L^ 4.7. Ord. 6$. ' V '- ) 

Los que hubieren de pasar á las Indias sean ErContador 
obligados á presentarse ante el Contador de la tenga^unli* 
Casa , ó su Oficial ; el qual tenga un libro , en '^'P » ^^ 9«® 
que asiente el nombre y apellido de los pasage* ^"^'íj® ' ® • 
ros , y lugar de su naturaleza y navio en que van, tri^y p^íes 
y á qué Provincia , en qué compañía , y como de los pasar 
se llaman sus padres; para que si fallecen en las jeros. 
Indias y conste de sus herederos. 



£er 



464 AUDIENCIA DEL PRESIDENT. 

Z^y ^8. Don Felipe II. en Madrid y á j 

de Septieinbre de J^ró^* 
Quando el Prior y Cónsules , ú otra perscMU 
pidiere Certificación de partidas de registro , ó de' 
cosa que pasare ante el Contador de h Casa , éste 
^ las dé , 7 haga dar de solo lo que pidierai y 
les tocare , 7 no mas. 

Ley ^g. El mismo , állL Ordi €2. 
En el Escritorio del Contador de la Casa, 
esté una tabla en lugar donde fácilmente se pue- 
da leer ; 7 allí asentados los derechos , que se han 
de Ueyar por los despachos. 

Ley so. Ord. ^S. 
Enviando los Gobernadores ú Oficiales de las 
Indias oro , plata ó perlas » consignado á los de 
la Casa de Sevilla , para comprar algunas cosas 
del Real servicio , lo reciban , empleen 7 reml* 
tan , confiarme ¿ las nsemorias que se les enviaren; 
asentándolo en libro de cuenta 7 razón ; 7 dan- 
do primero noticia al Consejo de Indias , lo so- 
licite el Factor. 

Ley $1. Ord. 66. 
Cargo ^ y El Factor tenga cargo de lo tocante i la fac- 
ob ligación toría 7 negociación déla Casa, 7 de recibir lo 
del factor, qy^ viene de las Indias para el Re7 ; 7 mandar 
comprar para enviar ¿ ellos ; como no sea oro, 
plata , perlas 7 piedras ; porque esto ha de ser al 
del Tesorero ; pero el factor las guarde en la Ca- 
sa ó Atarazanas , según le pareciese ^ 7 á los de- 
mas Jueces Oficiales; 7 todo lo que recibiere, 
• cobrare ó gastare \ sea por orden del Consejo , ó 
por la que tuviere del Presidente 7 Jueces Oficia- 
les \ 7 todas las partidas , se asienten por el Con- 
tador en un libro separado; y en el general ^ que 

ha 



.'^ Y JUECES DE CONTRAT. 4^5 , 
lu de estar en el Arca de tres llaves , y lo firmea 
los Jueces Oficiales ; y el Factor tenga otro , que . 
concierte con él del Contador y el del Arca; asimis- 
mo se haga cargo al Factor en otro libro de toda 
la ropa, armazón, artillería., xarcias y demás 
que se traxeren á la Casa ; y quando hubiere de 
ddr alguna cosa de estas, sea con libramiento 
del Presidenta y Jueces Oficiales. 

Ley ¿¡2. El Emperador Don Carlos y el Príncipe 
Gobernador. Ord. 66. 
El Factor tenga cuidado con las cosas que^- 
hubiere en el Almacén ú otra qualesquiera parte, 
y que no se pierdan , ni menoscaben ; y los de- 
mas Jueces Oficiales cuidarán , que el Almacén 
de tres llaves esté cerrado ; y la de la Atarazana * 
ha de estar á cargo del dicho Factor. 

Ley 5j. El Emperador Don Carlos ,yla Princesa 
enValladoltd^ á 18 de Agosto de 1554. 
El Presidente y Jueces Oficiales , antes que Q'^® '^ í^^ 
entreguen el dinero para la provisión de Arma- ^® hubiere 

das al Factor , vean quánto se ha de comprar y ^f ^^!!!^il 
. . 1 • * 1 !•!_ j ^ 1 comprar sea 

el preao , y lo asienten en el libro de acuerdo, p^^ \\ f re- 
firmado de todos; y con el memorial que se ha- ton 
ga compre el Factor lo que en él se expresare. 
De las compradas en Sevilla las sentarán los Jue- 
ces Oficiales de propia mano , y los precios por 
letra , y de las de fuera cada semana ; y para re* 
cibirlo dea cuenta al Factor , presente ante los 
dichos Presidente y Jueces testimonio de todas 
las partidas , y memoria jurada de. los precios quo 
montare lo comprado. 



Tom. IV. Nna Z<f 



466 • AUDIENCIA DEL PRESIDEN!, 

X^y 5^- JEl Emperador Don Carlos y la Princesa 
Gobernadora , en Valladolid , a i8 de Agosto 

y S de , Noviembre. Ide JS54* 
El Presidente yejuetós hagan un tanteo del 
precio de á cómo podrán vakr , y libren al Fac- 
tor lo que fuereí menester para aquella semana, 
dentro o fuera de Sevilla; y .hechas las compras^, 
presente el testimonio , como está mandado por 
la liey anterior^ • - \ - • 

Ley 55. El Emperador Don Carlos y el Prindfi 
Gobernador, en Mejorada y d j^ de Abril 

de 155^^ 
El Factor de la Casa tenga un Oficial , á cuyo 
cargo :cstcn la artillería , pólvora y municiones; y 
el Presidente y Oficiales, le paguen 45@mrs. por 
el tiempo que sirvieren, y toda lo que hubiere 
en las Atarazanas sea á cargo del Factor, 

Ley $6. El Emperador Don Carlos y el Príncipt 
Gobernador. Qrd.jó'. 
El Presidente cuide de que los. Oficiales del 
Tesorero , Contador y Escribano , residan en sus 
Escritorios , y asistan á las horas^necesaxla^. 

Ley ^7. EJ msmeyla Emperatriz Gobernadora, 
en Madrid a jg' de. Octubre de 1529- • 
Dos Jueces , á \o méíKJs , refrenden los despa- 
chos , y no los Oficiales ; ni den fé aunque sean 
Escribanos , pena de perder sus bienes para U 
Cámara y Fisco. 

Ley s8. Don Felipe IIL en Madrid y á J9 
de Septiembre de j6o€. 
Los 3 Oficiales mayores del Contador , Teso- 
rero y Factor , y el de los registros , el de bie- 
nes 



Y JUECES DE CONTRAT. ^;. 
ncs de Difuntos /el de depositó y el de pasajeros, 
sean aprobados para sus exercicios por el Presi- 
dente Y Jueces. 

AUDIENGIA 

DE LOS JUECES LETRADOS, FISCAL, SCÍLICITADOK 
Y RELATOH DE LA CASA DE CONTRATACIÓN. 

Leyes 
Recopilación de Indias ^ lib. 9. tit« 3. De ¡os * 
• ' Jueces Letrados , Fiscal', Solicitador 

y Rilator de la Casa 26 

$;- L 

. Ley 1. Don Felipe IL Otden. t. de los Juecei^ 
' Letradas en el Pardo \Az5 de Septiembre ' 
' - dé J^Sj. 



E, 



^n la Gasa de Contratación de Sevilla h^ya 
3 Jueces Letrados , los quales conózcaQ de \m 
negocios y causas de justicial , y 'Se junten 4 des^ 
pacha r todos los diasque na Sean feriados tres 
ííófí-aá por-ks mañanas , y los lunes y jueves dos 
por las tardes y 6 el tiempo que fuere menester; 
guardando en ;todo el estilo de aquella Audien- 
cia dé 'Grados, i • 

Ley 2^ MI mismo. Ord.s. en Madrid jd 2^ y 
de Enero de 15^4* 
Los negocios entre partes son de Justicia , y 
habiendo duda sobre esto , el Presidente con ua 
Juez Oficial y otro Letrado lo determinen ^ y se 
esté á la resolución , habiendo do» votos con- 
formes ,' Y se rjsmita á la Sala donde toca. • ' 

' Nnn 2 L^ 



Que trata 
del conoci' 
miento , y 
epelacion en 
pleytos ci 
viles y cau- 
tas crimina- 
les , y sobre 
los tormen- 
tos. 



488 AUDIENCIA 

Ley j. Ord. ^. 
Ningún pley to .ciyil , ni criminal , de que 
puedan conocer los Jueces de la Casa , se lleve 
en apelación á la Audiencia de Grados de Sevilla; 
pues de todos deben conoccf los Jueces Letrados 
de aquella ; determinándolos en vista y revista, 
conforme á estas leyes. 

Ley jf.. Don Felipe 11. en el Fardo ^ áaj 
de Octubre de i^Sj. 

En los pley tos civiles qi^ie de 600® mrs. y mas 
se tratasen en -la .Casa , vayan las apelaciones de 
la sentencia dei vista, al Consejo de Indias ; si se 
apelare ante él , y no se siguiese la instancia de 
suplicación en la Casa , y en los criminales que 
se acaben ante los Jueces Letrados en vista y re- 
vista ;' salV^o én . ias^ 4^* comisos , muerte natural, 
mutiUcion .de miembrp ^ vergüeoza pública , ú 
otra pena corporal , con^o se especifica en la ley i. 
art. Tesoreros , §. Recopilación de Indias de laRe^ 
copilacion de Castilla ; que en Q^tos casos se fai 
ds otorgar la apelación de la, primera Senten- 
cia para ante el Consejo de 'Indias , y l^bien- 
do discordia lo vea y determine, el Presidente 
de la Casa , si fuei^ Letrado. V . en sa cum- 
plimiento todos los pleytos de comisos y de- 
mas expresados , que no se . hay^n .visto por 
los Jueces Letrados en revista , .se determinen 
precisamente en segunda instancia por los del 
Consejo , para ante quien se ha de apelar ó su- 
plicar ; pena de la nulidad de quanto en contra- 
rio se obrare. Y que de los autos y sentencias de 
tormento , que se pronunciaren por los Jueces Le- 
trados íde la Casa se suplique para ante los mis- 
moa; y se ejecute la determinación en revista 
sin recurso, alguno , revócaado quaksquiera or- 
denanza perteneciente á esto. 
^^ 1 : -í>j 



DE JUECES LETRADOS, &c. 469 

Lty 5. Ord. 7. 
Habiendo discordia encausas criminales/, co- 
nozca en remison el Presidente , y todos juntos 
las determinen , como está dispuesto para los pley- 
tos civiles en la 1, 2. de este titulo. 

Ley 6. El Emperador Don Carlos , y el Príncipe 
Gobernador. Ord. ^35. de la Casa. 
En causas de 10® mrs. los Jueces Letrados 
de la Casa executen sus sentencias de vista con 
£anzas , conforme á la ley 6. §. Recopilación de 
Indias , art. Pleytosy Sentencias , y que los Jueces 
Letrados hagan lo mismo en pleytos civiles y 
criminales. 

Ley 7. Don FelipeilL en el Escorial^ d i o 
de Noviembre de JSSJ* 
Los Jueces Letrados no admitan demandas 
contra la Real Hacienda , ni de Averia j si hs 
partes no hubiesen presentado primero los Ins- 
trumentos en que se fundasen , ante el Presi- 
dente y Jueces Oficiales. 

^Ley 8. El mismo, y la Princesa Gobernadora, 
en ValladoÜdf d 14. de Junio de 1593* 
Los pleytos de la Casa se vean en Audiencia 
pública , y refieran por el Relator , y no se en- 
.comienden á ningún Juez en particular , y se ob- 
serve la práctica de ValladoÜd, Granada y Se- 
villa. 

Ley c). El mismo en Madrid y d 28 de Octubre 
de. 756*6^. 
Los Jueces de la Casa no remitan pleytos 
conclusos al Consejo sin sentenciar ; pena de 
pagar las costas de la remisión á las partes* ^ . 

Ley 



470 • ^ AUDIENCIA^ . 

Ley 10. El mismo ^ allí á iS de Nmewbrt 
de is8j. 

No habiendo mas que un Juez Letrado , el 
Presidente nombre otro hábil , que asisu con él 
al despacho de los negocios, si él no quisiere, 
ó no pudiere asistir como Letrado. 

Ley II. El mismo , en Madrid ^á 31 de Agosto 

Habiendo discordia en los pleytos de justicia, 
que no sean fiscales , sea Juez el Fiíscal , 7 los 
determine con los demás ; y si IcT fuesen , y el 
Presidente de Capa y Espada, nombre un Letrado 
dentro de tercero dia que sea Colegial ó Abo- 
gado, Y si el Presidente fuese Letrado , se guar- 
de la ley 2. art. Audiencia del Presidente y Jmes 
de la Contratación. 

Ley 12. El Emperador Don Carlos y el Prímp 
Gobernador. Ord. 2^. de la Casa. 
En los pleytos que se siguieren en la Casa, si 
se hubieren de hacer probanzas en ¡Indias , el 
término ultramarino sea de año y medio para 
Nueva-España ; 2 para el Perú, y 3 para Filipinas. 

Ley jrj. Don Felipe IV. en Madrid^ á 20 dejuliú 
de iSii. 

Los Jueces Letrados no dispensen , ni arbi- 
tren en los descaminos y comisos , que se apren- 
dieren , guardando en todo las leyes y ordenan- 
zas. 

Ley 14. Don Felipe IIL en Valladolid, á 8 
de Septiembre de 1603. 

Los Jueces Letrados en la aplicación de las 
penas de Cámara y gastos de Justicia , guarden 
el derecho y leyes de Castilla. 



DE JUECES LETRADOS , &c. 471 

l,ey 15. Don Felipe IL en Madrid y á 2H 

de Noviembre de 15^^* 
Los Jueces Letrados despachen con brevedad 
las causas de Maestres de naos, armadas y notas; y 
los Fiscales pongan luego las demandas y acu* 
saciones. 

Ley 1 6. El mismo. Ord. 2. de los Jueces Letrados. 
El Fiscal asista á la Audiencia con los Jueces 
Letrados á pedir, acusar y defender todos los ca- 
sos , que conviniesen al Real Servicio y su justi- 
cia que se hicieren ; y también con el Presidente 
y Jueces Oficiales al buen gobierno de la Real Ha- 
cienda , y demás tocante á su oficio , y le orde- 
nare el Presidente. 

Ley jj. El mismo , en // Pardo , d x^ de Octubre 
de 1^66. 
Er Fiscal de la Casa se siente en los Estrados 
de la Audiencia , después de los Jueces, Oficia- 
les y Letrados. 

Ley 18. El mismo, y la Princesa Gobernadora^ 

en Valladolidf d ig de Noviembre de íS57* ' 

El Fiscal de la Casa asista á todos los Acuer^ 

dos que se hicieren por el Presidente y Jueces, y 

¿ todo lo que votaren. 

Ley 1$. EJ mismo , en Madrid, d 28 de Junio 
de i^Si. 
El Presidente y Jueces Oficiales provean de 
dinero de penas de Cámara ó gastos de Justicia 
al Fiscal para negocios tocantes al Fisco ó Real 
Patrimonio ; y dando testimonio signado de Es- 
cribano público , y carta de pago de quien lo re- 
cibiere f se pase en cuenta. 



472 AUDIENCIA 

Ley 20. El mismo y ág de Junio de ^84. 

El Presidente y Jueces de la Casa hagan que 
se vean , y despachen con brevedad los pleytos 
Fiscales ; prefiriéndoles á todos , y el Presidente 
señale los dias necesarios para su determiiucíoa 
en cada semana. 

Ley 21. El mismo en San lArenzo,á ig 
de Seftiembre de ij;8&. 

El Fiscal tenga libro donde siente las Ucea- 
das de navios y pasageros que van á Indias ; y 
asimismo la relación de las fianzas que dexareo; 
y el Presidiente y Jueces Oficiales no despachen 
las licencias , hasta que el Fiscal tome razón de 
ellas , y de las Escrituras de fianzas. 



I 



Ley 22. Don Felipe IV. en Madrid, ¿2$ 
de Noviembre de 162J. 

El Fiscal de la Casa envié cada año relación de 
lo cobrado de condenaciones hechas por el Con- 
sejo , y remitidas al Juez de cobranzas y diligen- 
cias que se hicieren ; y el Presidente y Jueces no 
permitan pagar el salario al Fiscal, hasta que no 
cumpla con esta obligación. 

Ley 5j. I>on Felipe IL alff , d 2 de MarzA \ 
de 1592. i 

El Fiscal pueda nombrar un Solicitador, que 
acuda 4 los despachos del Fisco, Executorias y 
cobranzas , con el salario acostumbrado por su 
ocupación. 

Ley 2^. Don Felipe IV. en Madrid 9 á 20 

de Septiembre de 1631. 
El Presidente y Jueces Oficiales hagan pagar 
al Solicitador Fiscal de la Casa 6 ducados de pro- 



DE JUECES LETRADOS , &c. 473 
pinas, en cada fiesta de toros, en el género que 
las. tienen ; guardaiKio én las extraordinarias el 
estilo del Consejo, y lo ordenado para Jueces 7 
Jáínlstros. 

JJy 2S* JEJfnísmo allí^ d 2$ de Norotembre 
di 62^. . . 
Los pleytos tocantes á la Avería que fueren 
& la Casa , se entreguea al Relator , para que los 
despache* 

Ley iS. Don Felipe II. en AranjueZj á ^ 
de Marzo de 1^8-0. 
£1 Relator guarde las ordenanzas 7 le7es de 
Castilla 7 el Arancel de los derechos , pena de 
privación de Oficio* 

KE MISIONES. 

Véanse las le7es i. 2. 3. 7 4. art* Af elaciones. 
' £1 Escribano mas antiguo asiente las faltas de 
los Ministros 7 Fiscal de la Casa 7 Contadores de 
Avería , 1. 10. art. Audiencia y Casa de Contrata^ 
tknde Sevilla. 

Que siendo el Presidente de k Casa Letrado^ 
puede votar en ple7to de Justicia 7 en las discor- 
dias , 1. 2. art. Audiencia del Presidente y Jueces de 
la Contratación. 

£1 Presidente de la Casa , tenga particular cui- 
dado deque se hagan hs Audiencias, 7 no falten 
de ellas los Jueces Oficiales, Letrados , ni Afinis*' 
tros , 1. 5. art. ídem. 

£1 Fiscal de la Casa substancie los pleytos de 
Avería , 1. 5 3* art. Contaduría de Averias. 

Siga las causas de navios de Canaria , 1. 3 t • art< 
Navegación y Comercio de las Islas de Canaria. 

Tom, IV. Ooo AU- 



474 
AUDIENCIAS D¿ INDIAS. 

Lcyeii 
Hecop. de Indias, lib. 2. tit. 15. D^ lasAur 
diencias y Chúncillerías BjaUs de In- 
dias .• ^ 183 

§. único. 

Ley j. Dim Felipe IV. en esta Recofilachn. 



L< 



#0 descubierto de las Indias se divida en do- 
ce Audiencias , y sus distritos en Gobiernos 
Corregimientos y Alcaldías mayores , sin Jbaoeí 
novedad por ahora en el método en que esun 
distribuidas , y lo que á cada una pertenece. 

Ley 2. El Emperador Dm Carlos , en GranadOf 
a ijf de Septiembre de ig^S^ 
QoQ resida En la Ciudad de Santo Domingo de la Isla 
la Audien- Española resida la Audiencia y Cluncillería cod 
C d d* J" "^ Presidente , que sea Gobernador y Capitán 
Santo Do- 8^*^^^^ " qu^í^o Oidores , que también sean Al* 
mingo. ~ caldes del Crimen : un Fiscal » Alguacil mayor: 
un Teniente de gran Canciller y y demás Aiuiís' 
tros necesarios. Tenga por distrito las Islas de 
Barlovento y de la costa de Tierra-firme , y en 
ellas las Gobernaciones de Venezuela , llueva 
Andalucía , Rio de la Hacha : de la Guayana ó 
Provincia del Dorado lo que por ahora le toca, 
y no mas » partiendo términos por el Medio dia 
con las quatro Audiencias del nuevo Reyno de 
Granada , Tierra-firme , Guatemala y Nueva- 
España. Él Presidente ^ Gobernador y Capitán 
general ordene lo conveniente al buen, gobierno 
y defensa xle aquella Isla ^ y provea interinamen- 
te 



\ ^ DE INDIAS- 475 

te las Gobernaciones y demás oficios que vaca- 
ren en eí distrito de dícha Audiencia ; y los Oi- 
dores de ella no intervengan en cosas de gobier- 
no , ni el Presidente en las de Justicia , y firmen 
todos lo que provean. 

^9^ J- ídem y á s^ de Noviembre y ij de i>;- 
ciembre de J52J. 
Haya en México otra Audiencia y Chancille- Audicnci» 
ría con un Virey, Gobernador y Capitán gene-.de.México^ 
ral y y Lugar-Teniente que sea Presidente : ocho '^««^«^ro de 
Oidores , quatro Alcaldes del Crimen y dos Fis- J"^S^? ^ J 
cales , uno civil, y otro criminal : Alguacil ma- qo^'^iJe^*^ 
yor, Teniente de gran Canciller, y los demás 
Ministros necesarios ; la qual tenga por distrito 
las Provincias de Nueva-España , Yucatán , Co- 
zumel y Tabasco , y por la costa del Norte has- 
ta el Cabo de la Florida , y por la del Sur des- 
de el fin de Ja Audiencia de Guatemala hasta el 
Principado de los de la de Galicia. 

-Ley jI». JEímismOyen Madrid, d jo de Febrer$ 

de IS35* 
' £n la Ciudad de Panamá haya otra Audien- Andiencii 
cia y Chándllería con un Presidente , Goberna'^ de Panami 
dor y Capitán general : quatro Oidores que sean ^^ Tierra* 
también Alcaldes del Crimen , Fiscal , Alguacil "'^*' 
mayor, Teniente Canciller, y los demás Minis^ 
t/os y Oficiales necesarios. Tenga por distrito la 
de Castilla del Oro hasta Portobelo y su tierra, 
la Ciudad de Nata y su tierra , la Gobernación 
de Veragua hasta el Puerto de la Buenaventura 
exclusive ; y desde Portobelo así á Cartagena has* 
ta el rio Darien con el golfo de Urabá y Tier- 
ra-firme : y el dicho Presidente tenga , use y 
exerza por sí solo el gobierno de dicha Provin-. 
cía , sin que los Oidores se entrometan en ello 

O002 ni 



476 AUDIENCIAS 

ni el Presidente en las causas de justicia. Las 

providencias de los Vireyes del Peni , y sus 
despachos en materias de gobierno ^ guerra, y 
administración de la Real Hacienda , los guar- 
den y cumplan el Presidente y Oidores de h 
Real Audiencia de Panamá. 

Ley 5. ídem en Barcelona^ á 20 de Noviembre 
de 15^2. , 

Audiencia ^^ ^^ Ciudad de Lima liaya otra Audiencia 
de Lima en y Chancillería con un Virey Gobernador y Ca- 
el Perú. ' pitan general , y Lugar- Teniente qüp sea Préá- 
dente : ocho Oidores , quatro Alcaldes del Cri- 
men , dos Fiscales > Alguacil mayor ^ Teniente 
'Canciller , y los demás Ministros y oficiales ne- 
cesarios. Su distrito sea la costa hasta el Reyno 
de ' Chile exclusive , y hasta el Puerto de Payta 
exclusive , y por tierra hlÚcxxxto i San Miguel de 
Piura ^ Caxamarca » Chachapoyas , Moyobambí 
y los Motilones inclusive* ; . . 

Ley S. El mismo j, y Principe Gotemddory enVor 
Iladolíd yái^de Seftíembre de iS^S'^ 
Anifiencm Resida otra Audiencia en la Ciudad de San- 
ie Saoti^o tiago de los Caballeros de la Provincia, de Gua* 
de Gi>aic- témala, y Chancillcría con- un Presidente, Go- 
• bernador y Capitán general: cinco Oidores que 

también sean Alcaldes del Crícnen , Fiscal , Al- 
guacil mayor , Teniente de Canciller , y demás 
Ministros necesarios. Tenga por distrito á Gw 
témala , Nicaragua ,* Chiapa , Higueras , Cabade 
Honduras , la Vera-Paz y Soconusco con las Islas 
de la costa : dicho Presidente tenga , use y exer- 
za por sí solo la gobernación de aquella tierra, 
sin introducirse en nada de lo que tocare á éste 
los Oidores ^ ni en las materias de justicia. 



DE INDIAS. 477 

.Z^r 7* El mismo en Alcala^^ á ij de^ Fef^ren 
de ij^S. 

,- Hn la Ciiidad de Guadalaxara hayarotra ¿on Audiencia 
Presidente y qiiatro Oidores Alcaldes del Crí- de Guadala- 
rinen. Fiscal y Alguacil , Teniente Canciiler , yxata eo la 
demás MimstrG6.:. Tenga por distrito la Nueva "*'^®^*''-^'* 
;Gallcifc , Culiaca». -, GopaU , Colima y Zaca tti- **''*• ^ ;: ; 
M f y lo3 pueblos de AvaW El Presidente gó- * - 

^l>ieTiie 3U distrito^ y no 16$ Oidores v sino en au- 
sencia. . • . . 

. Ley 8. IdemfinValladolidyá ij de Julia 
-?• ' .de 15^9- 

En Santa Fé de Bogotá resida otra con tin Audiencia 
Pfesideníe', Gobernador y Capitán general , cin- de Santa Fé 
cp Oidores Alcaldes del Crimen , Fiscal , Algua- !^ «• "^««vo 
cil mayor , Teniente. Canciller y y demás Adini^ g ^^ d 
tros precisos. Su distrito las Provincias del Nue- ^^^^ ** 
.vo Reyno de Granada y Santa Marta y rio de San 
Jua;n y Popayan : dicha Presidente exerza por 
sí solóla gobernación de todo el distri^p de esta 
Audiencia , y provea losí repartimientos de los '^ 
Indios , y otros oficios que se hubieren de pro- 
veer y y los Oidores no se entrometan en ello. 

^ Lqf s- -^w Felipe 11. en Valladolid y á 4. 

^de Seftiembre de 15 59* 

En la Ciudad de la Plata haya otra Audien- Andiencia 

cia cott los dependientes eo igual número que la ^ '*. ^.'*'f» 
- • j» ^ -^ 1 T» • • j 1 Provincia de 

anterior ; y su distrito sea ia Provincu de las ^^ Charcas 

Charcas , y todo el Callao . desde el pueblo de 
Ayabiri y camino de Hurcosuyo , desde el pue- 
blo de AsiUo por el camino de Humasuyo , des- 
de Atuncaná por Arequipa hacia la parte de los 
Charcas inclusive con las Provincias de Sanga- 
bana , Carabaya , Juries y Dieguitas , Moyos y 
Chunchos y y Santa' Cruz de la Sierra s y la par- 
. ' ti- 



47» AUDIENCIAS. 

ticion de sus términos se entienda conforme i 
h ley 13. de este §. , la que se guarde y es&cute. 

i Ley ii>. ídem , en la Ciudad de GuadéÜaxara, 
d 2Sf de Noviembre de iS&y. 
Aidiencis En la Qudad de San Francisco de Quito ea 
deSmFtM" ¿i p^j^ resida otra Audiencia con Presidea- 
dsco «« tc'^ quatro Oidores x}ue también sean Alcaldes J4 
** Crimea , y demás insertos en las leyes anteriores. 

Tenga por distrito la Provincia de Q^^to, la costa 
hasta el puerto de Payta , Caxamarca » Chacha- 
poyas , Moyobamba » Motilones , Jaén , Vaüa- 
dolid f Loja , Zamora , Cuenca , la Zarza 7 Gua« 
yaquil , con todos los demás que estuvieren ei 
sus comarcas y poblaren ; 7 hacía la parte de los 
pueblos de la Canela y Q}iix& tenga los dichos 
pueblos con los demás que se descubrieren. 

Le/ I r . Idem^en Aranjuez^ d s de Mayo de igS^ 
A ^^*"m* El la Ciudad de Manila haya otra conP«- 
p-r *" sidente que sea Gobernador y Capitán general, 
ca filipinas. ^^^^^^ Oidores Alcaldes del Crimen, un Fi«al, 
Alguacil mayor , Teniente de Canciller , y de* 
mas Ministros necesarios. Tenga por distrito h 
Isla de Luzon y las de Filipinas , Archipiélago 
de la China , y la Tierra- firme de ella : el kío- 
rido Presidente tenga el gobierno de la Audien- 
cia y su distrito , en paz y guerra ; y haga las mer- 
cedes en nombre del Rey , que conforme á leyes 
pueda hacer, en los casos que se ofrecieren de 
gobierno , que sean de importancia ; dicho Pre- 
sidente los trate con los Oidores de la dicha Au- 
diencia , para que den su parecer ; y oyéndolo^ 
provea lo mas convenieate. 



U 



DE INDIAS. 479 

Lejf ji. ' Dan Felipe IIL en Madrid ^ á ly 
de Febrera de 1.609 . 
En la Ciudad' de Santiago de Cíiile se .esta- . AjdieBrit 
blezcaotra Audiencia,, iguala la anterior. Tenga dcChüc*** 
por distrito codo el Reyno de. Chile : admlnis-^ 
tre y gobidcne ' el Presidente dicha. Audiencia \ ^in 
entrometerse en ello sino el Virey jácl.Pcrú.'Cn 
los casos permitidos por las leyes ;^y ordenanzas; 
^ aquel no intervenga en las materias de Justir 
cia y y dexe á los Oidores que provean en ellas 
libremente. 

JLey /j. Don Felipe iV. en Madrid y á jr 
de NaiÁemhre de 1661. 

En la Ciudad de la Trinidad, Puerto de Bue- . T^p'^fl 
Bos-Ayres resida otra Audiencia con Presidente, ^^ j^ Trini- 
y 3 Oidores y los demás dependientes , que ek- ¿jj ^ Puerta 
presan las anteriores. Su distrito sean los pueblos de isncaoi- 
que hay en las Provincias del Sio de la Plata, Ayrct. 
Paraguay y Tucumán. Al referido Presidente ]e 
pertenece privativamente proveer en las cosas^de! 
gobierno; y en los casos de importanda sobre 
ello , los trate con los Oidores de la misma Au- 
diencia , para que le den su parecer consultivo» 
yj^rcyvea lo ñus a)nveniente. 

X^ 14. JDon Felipe 11. en Madrid^ d sSde Mayó 
de 1573^ 
Los términos de la Ciudad del Cuzca se di* 
vician desde el Collao exclusive hacia la de lo$ 
Reyes respecto aqueUa CiUdád > sean de la juris- . 
dicción de h Audiencia de Lima ; y todos Jos 
que están desde el Collao inclusive Mcia la Ciu- 
dad de la Plata , sean de la Gobernación de la 
Audiencia de Charcas, y asimismo las Provin- 
cias de Sangabana y Carabaya. 



A I 



i4S AUDIENCIAS 

Ijey Jg'. ídem mTordesilías \ 4 ^adejmk 
de 1592. 
Sin embargo que la Ciudad de Arica esti en 
el distrito de la Audiencia de Lima , el Corre^« 
dór que fuere de ella, cumpla las ordenes déla 
Audiencia de Charcas, y no haciéndolo» hagí 
justicia dicha Audiencia. . 

L^ iS. El EmperadtHT Don Cárhs m Madrid^ 
á i^ de Julio de isjo. 
Se gnardea Los Concejos , Justicias , Regidores , Caba- 
las manda- lleros , Escuderos , Oficiales y Hombres-buenos 
tos de las cumplan las órdenes de las Audiencias de su dis- 
^motffae' f"^^* como si fueran del Rey , baxo las penas 
na Reales^ ^^P^^stas á los inobedientes á los mandatos Rea- 
les. Donde fuere Gobernador y Capitán GeiK- 
ral el Presidente 9 la Real Audiencia no haga 
convocatorias en materias de guerra y ni se entra- 
. meta «n ellas ; estando presente, el Gobernador 7 
Capitán General , que és á quien pertenece hacer- 
hi^, y á la Audiencia en vacante de éste. 

^' Le^ ij. Don Felipe 11. en Madrid j á2z 
deOcttére de i^jo* 
En las Audiencias de Indias se observen las 
Ceremonias que en las Chancillerías de estos Rey- 
ilDS de Castilla dentro y fuera de los Acuerdos, 
eft lo que no estuviere especialmente determina- 
do en contra pollas leyes daesteJibro. 
< . _ í 

Ley 18^ Idemm Madrida 20 df Jamo de i!¡6S^ 

Las Audiencias no guarden mas fiestas , que 

las de la ^anta Iglesia y Ciudad donde residkren. 

Ley 19 . Idem^ d^de Octubre de J^dj. 
En la Casa de la Audiencia habite el Presiden- 
te 



; DE INDIAS. ,481 

te y esté el Real Sello y registro ; y resida en ella 
la Circel y su AliCa>jde , y \s^ gúrKiicion., ^onde 
la hubiere. No teniendo comodidad para todo 
la Audiencia , se|hagá en Casa del Presidente » j 
en eÜa esté la Cárcel y su Alcayde. 

i(f 20. ídem* 
Haya un Kelox en tod^ la Audi^endas ^ doi;« 
-de se pueda oír. 

L^ 2z. Idem^en Twtar f á ijde Abril 
de 15B1. 
. El Presidente y Oidores entren en la Audjen- Qoí borai 
cia á las 8 en los 6 meses que se computan de |".*" ^® ^'^^ 1 
<Inviernp , y 4 lq[s 7 en el Veranq^ y estén 3 '*^'J' ^^^ 
horas lo menos en ella , y n^as , si fuere, n^enester. j^*^ o«OkIo* 
I^ Sala de Audiencia pública se haga los 2 días * % 

.martes y yiernes de cada semana ; y siendo algu- 
no fiesta , al siguiente; y en ella estén 4Óldore$9 
ó á lo menos 3 , baxo la pena de Ja mitad del sa- 
ldarlo de aquel dig , salvo si tuviere causa legí- 
tima , y se excusare con tiempo. Si se a^a^e 
temprano la Audiencia pública , oygan pleytos, 
el (tiempo que les restare hasta h hora \ los Acuer- 
dos se hagan los lunes y jueves por la tarde , en 
Invierno a las 3 » y en Verano á las 4. A fin 
de cada año envien todas las Audiencias al Coi>- 
sejo jfé de Escribano de Cámara,, por donde cooj^ 
te el cumplimiento de esta ley. 

Ley 22. Dotí Carlos j y el Gobernador Cardenal 
^ de Taberay á 21 de Enero de 154-1. 

£1 Oidor que no asistiere á la Audienc^ 
por inipedimento legítimo » lo avise al Presidenta 
o en su defecto al Oidor mas antiguo ; y ninguno 
Olga , ni conozca de los pley tos , que fueren pro- 
pios de la Audiencia en su Casa. 

Tom. IV. Ppp Le^ 



4»2 . AUDIENCIAS 

i?y 2j. I)m Felipe IV. en Madrid y á ig 

* "' de Octubre de i ^¿Sf. 

^. - -IStVirty vaya aí Aéüerdo -ó se excuse. 

Ley £jf. Don Felipe IIL a 2^ de Enero de iSoS^ 
Los Vireye§ y demás Presidentes no asistan 
/«I Votar los pleytds'qiie hubferen dcíténnimdo, 
ni los de sus parientes , criados /M allegados; sal- 
vo en los casos comprchgndidos en la L 30. ait. 
Alcalaes del CHmen^di''Limá\ " ^ ' •'* - ' 

Ley J25. Idem^ en el Fardo,, á ij de Noviembre', 
' ' ' de i6oj\ ' 
El Oidof ^e cuya Sentencia se ápclare^i no 
se halle' presente al votir b causa. ^' 

Ley !í6. Don Felipe IL en^Madrid, á j de Jé- 

de 15.72. 
*"' , Loy Adaerdos se h«gAn eii los días señalados 

Í conviniendo hacerse en otros, se Uameal 
iscal; ' ' ' 

Ley 2'^. . Don Felipe IV. en Madrid, á flo 

deOauJpre de 1627. 
Si los días de Acuerdo son feriados , se 
transfiera á los siguiéiUes , no concurriendo Au- 

'diencia pública y Acuerdo en un dia. 

, ' ' -I 

Ley 2^. Don Felipe ILen Madrid y a Ji 
de Febrero de 1587. 

Los pliegos y dcsp.ichus dci Key se abran ei 
Acqerdo , y con asistencia de los Oidores y Fis- 
cales y un Escribano de Cámara , si conviniere, 
tos Presidentes , ni otra persona no puedan abrir- 
los por sí solos , quando se dirijan i las mismaí 
Audiencias. 



DE INDIAS. 483 

l^y 23* ídem allí y, á $j de Marzo de 1^88. 
En abriéndose pliegos ó despachos del Rey, 
se envié á los Oficiales Reales lo que les tocare, 
y ademas las Cédulas y otros despachos , que 
en pliegos separados tocaren gl Ministerio de Ofi- 
ciales Reales. 

H 

Ley JO. El Emperador Don Carlos , y la Em- 

ferafrizt año de isjo. 
. En el Acuerdo no esté persona alguna , que 
no tenga voto , sino el Fiscal ; y los Oidores 
puedan llamar al Relator para que ordene lo 
acordado en la causa que él hubiere referido , é 
al Escribano para que la escriba. 

Ley jx. Don Felipe ILy la Princesa Gobernadora^ 
en Valladolidjd ig de Julio de 1559. 
Los Presidentes y Oidores no asistan en los 
Estrados ni Acuerdos , quando se trataren , vie- 
ren ó determinaren pleytos , en que han sido ha- 
bidos por recusados , ó sus causas , ó las de sus 
parientes dentro de los grados de padres , hijos.y 
nietos, y todos los descendientes y ascendiente? 
' por linea recta, hermanos , primos hermanos , so* 
brillos , hijos de primos hermanos y tios en este 
grado, yernos y demás parientes dentro del 
quarto grado ^ ó criados* 

Ley j2. ídem , en San Lorenzo ^á 22 de Julio 

de 1S95* 
Los Vireyes de Lima y México , por Presi* 
dentes de las Reales Audiencias no tienen voto 
en las mjíerias de Justicia ; y los Oidores la ad- 
ministren conforme á las leyes de este § ; y enr 
los negocios que proveyeren , pertenecientes i 

Ppp 2 ella^ 



484 AUDIENCIAS 

ella y firmen los Vircyes con ellos en el lugar que 
los Presidentes cié ks Audiencias de Castilla. 

Ley jj. Don Felipe IV. en Madrid ^ á 2S 

de Septiembre de 1626. 
Los Presidentes no voten en causas sobre 
ejecución de Cédulas , quando su cumplimiento 
JIreduxere á juicio contencioso; 7 se guarde la for- 
ma dada en la ley 44. de este $• 

Ley j^. ídem alH^ á 1 de Octubre de 162^ 
Los Presidentes Gobernadores, en cosas de 
gracia y oficios provean solos ; y en las de Go* 
bierno , reducidas á Justicia , puedan las partes 
apelar para sus Audiencias. 

Ley 55. El Emperador Don Carlos y el Príncyc 
Gobernador 9 en Val/adelidj a 18 de Dictemhri 
de I5S3* 
Los que se agraviaren de lo proveído por los 
Vireyes o Presidentes en materias de Gobierao 
puedan apelar para las Audiencias , donde se les 
naga justicia; y aquellos no se hallen presentes 
i la vista. 

Ley 56*. Don Felipe 11. en el Escorial^ á 4 
de Julio de i$jo. 
Excediéndose los Vireyes ó Presidentes de las 
facultades que tienen, las Audiencias les hagan 
los requerimientos , que conforme al negocio 
pareciere sin publicidad ; y sino bastaren , y no 
se causare inquietud en la tierra , se cumpla lo 
proveído por los Vireyes ó Presidentes , y avi- 
sen al Rey los Oidores para remediarlo.^ 



hl 



PE INDIAS. 485 

'^37* -2)0» Felipe til. alU^ á JS deSepienihh 
de 1S14.Í 
Se guarde la costumbre ^ue hubiere en cada 
Audiencia sobre depositar * las Indias en casas 
de Españoles , dar Provisiones para que no habí- 
ten éstos con los Indios , nombrar Jueces y dat 
comisiones sobre ello , perteneciendo esta faculr 
tad ó al Presidente solo , ó á las Audiencias ^ se<^ 
gun lo hubieren observado hasta aquí. 

Ley 38. Don Felife IV. en Madrid, d 12 
de Noviembre de 16^1. 
Los Vireyes y Presidentes puedan declarar, 
si el punto de que se trata es de Justicia 
ó Gobierno ; y todos los Oidores firmen lo 
que resolvieren en el negocio , aunque no lo 
hayan votado. Si se escribiere al Rey algunas 
Cartas , cada uno vote libremente , y pueda pedir 
se ponga su voto en ellas í y el que lo tuviere 
contrario 9 pueda escribir al Rey lo que sintiere. 

Ley jj5>. Don Felipe III. en Valladolid ^á 22, 
de Marzo de 1602. 
Los Presidentes puedan hacer informaciones 
contra los Oidores, y enviarlas al'Consejo; y 
ellos ninguno de por sí contra los Presidentes^ 
m éstos puedan enviarlos á estos Réynos por sh 
autoridad. 

Ley ^0. Idemy en San Lorenzo ^ 4 2j; de agosté 
de 1S20. 
Los Oidores puedan informar a] Rey , y ea- 
▼iarle los testimonios ^ue^quisieren , sin dar no- 
ticia al Virey ó Presidente ; como no sea ha- 
ciendo información conforme á la ley anterior. 

Ley 



.^88 AUDIENCIAS 

JLey go- ídem m Madrid já S de- Fehrtn 
de iSTi. 
~ Las Audiencias sujetas á los Vireyes de Lima 
y México guarden lo que estos proveyerea eo 
negocios de gobierno » guerra 7 hacienda. 

Lq/ gi^Idem^á aSde Mayo de t¿7J; 
Los Presidentes 7 Audiencias subordinadas 
guarden las órdenes que los Vireycs les enviaren, 
ea lo que toca al Patronazgo 7 gobierno general; 
pero en las cosas , que no fueren de mucha lo- 
portanda , gobiernen los Presidentes. 

Ley ga. Idenij á i de Diciemhre de i^SS* ^ 
La Audiencia de Guadalaxara cumpla las ór- 
denes del Vire7 de Nueva España , 7 los Gober- 
nadores de Yucatán 7 la Vizca7a , en lo que to- 
care á gobierno , guerra 7 hacienda. Los Oficia- 
les Reales de la NuevarGalicia , cumplan las li- 
branzas que los Vire7es dieren sobre las Reale 
Caxas » que están á su cargo , 7 cumplan todas 
las órdenes que les dieren. 

^^ 53* IdemenMadridyd 18 de Enerode iS'fi* 
No conozcan los Vireyes en casos de rcsiden- 
fJias , 7 de isnviar los casados 4 :hacer vida coa 
sus mugeres , 7 sobre los bienes de Difuntos jr 
otras cosas de esta calidad , sino solo las Au- 
diencias ; 7 aquellos no les impidan su conoci- 
miento con ningún pretexto. Las Audiencias en- 
víen relación á los Vire7es de lo que dctef* 
minaren en las Residencias. 

Ley gjf. Don Felipe IIL enValladoIid,d ^^ 

de DL'Hímbre de i&og. 
El Vire7 de Nueva-España remitt á la Atf- 

diefl' 



DE INDIAS. 4^ 

ffiencia d¿ Galicia los nombramiento de^; Cómí-s 
sariosr; ó Juecesque hayan de :ftnviarde xtontfá ios 
Oficiales. Reales i de dídm 'AudieaciaSf^y 'no'lo» 
nombre éL .i . . .> v m./.í .1 :< ;J.:'/;^ -J 

ifC^ SS* I^^^ ^ Ventmlla^ á 4. de Naífimbr^ 
• de 1606. 
ILa Audiencia db Filipinas se ábsfóh^a^ dé la 
tacante al i Pariin denlos Sangleyes^, y esté stt 
. gobierno i cargo de solo el Gobernador \' al mé^ 
DOS que éste les cometiere algo ' de ló que 1^ 
toca : comuniquen las órdenes con la Real Au-* 
diencia , siempre que les parezca conveniente. 

. . Lxy s€^ Ihn Felipe IV. en BaU'ahp, á á^ 
de Octubre de iS'ks* í 
Las Audiencias en que presida Virey 6 Go^ 
bernador , que tenga facultad para encomendaí: 
Indios, puedan usar de ella en vacante de aque^ 
Uos 9 y proveer las encomiendas que estuviereit 
vacas y ó vacaren en sus distritos ; y lo mismo se 
guarde en Filiplhis» ^^ . *- 

-^^y S7* ^^ Felipe IL en Toledo p d 23 de Mayo 
de 159^- 
Faltando Virey ó Presidente , gobiernen las 
Audiencias,* y el Oidor mas antiguo sobstituya el 
cargo de Presidente : y se guarde lo mismo 
siendo Capitán General. 

3jty 58. Don Felipe IV. en Madrid^ d 2 de Abril 
de 1SS4. 
En vacante de Presidente de la Audiencia de 
Manila , la gobierne en político y militar el Oi- 
dor mas antiguo ; tomando parecer de los Cabos 
de guerra , quando ésta se ofreciere. Ei Virey 
de Nueva-España na usé de la facultad que ha 
Tom.IV. dqq te- 



^ AUDIEKCIAS 

tenido por Heal Cédula de 13 de SeptieniBre de 
jl6o8 f de tener nombradas personas por medio 
de las: vias.^ que hasta ahora se han practiodo; 
las qual^s se revocan 7 dan por nulas. 

í^r SS* I><^ Felijpt IIL etp San Lorenzo , á g 
de Septiembre de S20. 

' Quanda alguna Audiencia: gobernare: en va- 
^nte ,. los Oidores por meses; vayan haciendo 
relación de lo que se proveyere de 'gobicrao, 
y se envié, ai. Consejo >. excepto en. causas ciyib*. 

Ze;^ €0. Idem^ en San Lorenza^ ág de Seftieaibn 
de 1620.. 
Las Audiencias ,, particularmente en vacante 
de Vireyes y Presidentes,, procedan con amor y 
templanza ^, sia faltar i la severidad de la Justicia, 
y en especial en delitos , desordenes ,. derecho 
de partes y exemplo público í y miren, mucha 
por la Real Hacienda^ 

Ley 6r.. Don Felipe^ Ii: en Madrid^ £ij deEm 

de iSS3^ 
Ea .ver pleytos y división de Salas se guarde 
Ib. que ordenaren los Vireyes ó Presidentes, aun- 

2ue no. asistaa ,, como< sea. antes, de entrar los 
Hdoxes r que después, de sentados, provea y orde- 
ne el Oidor- mas. antiguo ,. lo qualsea y se entien- 
da donde sea costumbre de. que el Virey o 
Presidente divida las Salas ; y donde no , te 
Jueces de. cada una. despacharán los pleytos qnt 
ks. tocare.. 

Lex €2. Don Felipe III. en Madrid, d iií 

de Marzo de 1S20. 
Los Vireyes de Lima y México » y P^^^ 
dentes de las Audiencias, nombran Jueces p^ 



.-^ 



BB INDIAS. 4$t 

las cansas y pleytos , que se tratan en ellas con- 
formó á lo que se praeííca en los Consejes y Au- 
diencias de España. 

^V 73* ^^, Telife IVi en Madrid ^ d j9 

de Septiembre de 1634. • 
'AI Presidente toca el nombramientlp de lo« 
^ue^han de suplir por falta de Oidores. 

Ley Sjf. ídem en San Lorenzo y a ji -de Octubre 
de 16^37^ 
El Oidor mas antiguo pueda ordenar,^ que 
'<fe5c la Sala dai neiinriQ antiguo -j txttuo juzgare quc 
lo pide la ocasión , brevedüd , y buen despacho de 
los negocios ; y el último no lo contradiga. 

Ley S5. jDon Felipe 11. en el Bosque de Segtrtnap 
& 7 de Agosto de i^SS. 
Las Audiencias guarden! ¿jcrcto, y hz%ik 
justicia i las partes. 

Ley SS. jBI emperador en ValladoM^á i^ 
de Abril de /545. 
'^ 'El conocimiento de los pleytos y causas set , 
conforme á derecho j y los delitos no queden 
sin castigo ; guardando las leyes de Castilla ea 
los casos de que no hubiere determinación pac 
jcsxt libro. 

L^ Sj. Don Felipe IL en el Escoriáis á ^ 

de Julio de i^jo. 

Las Audiencias de Lima y Méidco ^ en pri- 

jnera instancia ; no conozcan de causas civiles, m 

-Criiíiiflates^; nó siendo en los casos ^ que por 1#^ 

ybs de Castilla ío puedan y deban hacer. 



Qqq2 



49S AUDIENCIAS 

Ley 6S. El Emperador , m Madrid ^ á aj 
de Octubre de 1535* . 

Donde no hubiere Alcaldes del Crimen , los 
Oidores conozcan de las causas civiles y criminales, 
ya sea en grado de apelación ó en primera instan- 
cia : de las criminales , que sucedieren en el pli^ 
blo donde residan , y 5 leguas en contorno ^ y ds 
sus sentencias no haya recurso alguno. 

Ley 6¡f. Don FeUpe ÍV. en Madrid y á 29 
. ^ de Atril de iS^Sr 

I-as Aqdienci^s no conoTran At^ be rcsíHciH 
das de Gobernadores , Corregidores , qi Alcal- 
des mayores^ proveídos por el Rey , pi de otros 
Ministros ; pues su conocimiento pertenece al 
Consejo , ^ baxp la pena de ser multado en bs 
cantidades ^ que pareciere justo ; y ademas se 
p.)S4rá i mayores penas y demostraciones coi^ 
tra ioá que contravengan* 

Ley JO. I>on Felife ILenC6rd9bayd \$ 
de Marzo de 1570. 

Las Audiencias no impidan la primera ¡ins- 
tancia i las Justicias Ordinarias , ni den ocasíM 
de queja k los interesados, 
.. * * < 

Ley ji.Él Emperador ^ á 11 de Enero de t5¥' 
En primera instancia no sean traídos lias 
Audiencias los Alcaldes , Regidores , Mv^^^ 
ni Escribanos, que hubiere, en. los pueblos de 
sus distritos : no siendo en caij?RS qrimínales é 
en otros de calidad- En los pueblos conozca d 
un Alcalde de lo que al, otro tocare í f ¿ ^ 
Algucjcil mayor ó Escribano , . los dos Alcal<te 
-conozcan de elio ; y por apelación á la Audienda- 



Z>E INDIASw 4^ 

f.V.Z^ 7A. Lieni y á i8 de Dutembredé lifs^* - 
Las Audiencias no hagan mas casos de Corte 
délos que el derecho .7 ordenanzas diaponón. 

Le}¡ jj. Don Felipe III . en Balsain d 2S 
de Octubre de igS 8. 

ÍL63, jíkytos que .Ve cometizaren .por caso de 
Corte se v^m en revisto , como los demás ; y 
aptics necesario que. se JatÚe presente d' Oidor 
m^ antiguo. 

Ley 7-f . Don Felipe 11. en Madrid, d 2$ de Mayo 
, ' • • , . de J534i rr^ ^ • .•■ */ 

Para retener pleytos las Audiencias , haya pe- 
dimento de parte 7 auto de retendon , con a> 
^ocinuento de causa , 7 de no , los remitan ¿ loi 
Jueces inferiores de donde dimanaren. ^ 

Ley y $. Id. á 20 de Juma de xgSj. 
En cada Sala, haya una Tabla de pleytos de 
calidad , y otra de remitidos ; para que se veatt 
jpor su antigüedad* 

Ley jG. ídem y d 18 de Octubre d$^ rgSíé^ 
Se vean los pleytos de la Real Hacienda pri- 
mero que los • dema$ ; y los Fiscales lo soliciten. 

. Ley JY* ^^ Felipe IIL en San Lorenzo^ á 2jf 
de AbrUde 1618. 
•Xos Yireyes, Presidentes y Audiencias ten- 
gan muy particular, y continuo cuidado , que 
í)s pleytos ;Fiscale8. y de« Real Hacienda se sen- 
tencien y acaben» sin permijtir ,! ni dar Jugara 
<lilaciones. 



ieJ- 



494 AUDIENCIAS 

Lcjf jB. Don Filtre IV. en Madrid^ á ^de fum 
^ de t6%T. 

Donde hubiere Tribuí^ de cuentas , se se- 
ñale dia fixo cada semana para los plejtos de 
ellas. 

Ley 7J?. Dm Felipe IL tnel Pardp, ás 

de Naviemkre de 1595^ 
Cada semana se señale un dia pira ver ai« 
sts de Ordenanzas » 7 se execucen- las penas. 

' Ley 80. ídem. 

T otro para ple7tos de bienes de DifunM. 

Ley 81. El Emperad^ j^j de Marzo de igs^ 
Dos dias en la semana y los sibados , no ha- 
biendo pleytos de pobres , se vean los de Indios. 

Ley 8a. ídem m las Ordenanzas de AiuSencíds. 

' Se vean los pleitos por la antigüedad de su 
conclusión ^ y esto se guarde en las causas crimi- 
nales ; salvo si al Presidente y Oidores parede» 
que alguno se vea primero ; siendo en todo ca$« 
preferidos l<>s de pobres. 

Ley 8j.^ ídem. 
Las Audiencias tengan cuidado del buen tn* 
tamieoto de los Indios y brevedad de sus pkjw* 

Ley 8^. Don Felipe IL en las Ordenanzas 

de isSs^ 
Por causas leves no se envíen Receptores t 
.l^neblos de Indios ^ ni íl otras .portes. 



Lr 



DE INDIAS. 495 

Liy gg. -ídem. 
Lrí^ negocios leves de Indios se despaches 
por decretos 7 no por provisiones*. 

^ Ley 8^: ídem. 
Los autos interlbcutorios se concluyan con 
una petición por ,cada parte en vista y revista; 
y^no se reciba otra ^ pena de. dos. pesos. 

Ley 87. ídem, á2^\ de Mayo de iS94* 
En los autos interlocutodos de mayor quantiA 
concurran Iosl mismos. Jueces ,. que. en k causa 
principal. 

Ley 88. El Emperador y en 154% $ y Don Feli* 
fe IL en uíraiyuez , á 24 de Setiembre 

de i¿i68. , ' ^ . 

En las Audiencias de Indias sea menor quan« 
tia 300® mrs. y basten: dos votos conformes para 
la vista y determinación de estas causas , y lo 
mismo se guarde en las de mayor quantía ; excep- 
to eii las de México y Lima , que han d^ ser 
3 votos conformes , según lo^ dispuesto en la» 
leyes de Castilla- 

Ley 8s* Don Felipe II. inVaUadolid, á zi 

de Marzo de iS59* 
Las Audiencias- y Justicias ladmitdn^ las peti* 
clones j que en iellas. se presentaren ; y ha^n dar 
i las partes los. testimonios que: pidieren , y ioi 
Escribmos los den«. . 

Ley ^o. Idem^en Madrid, á 6 de Jumo de 158'^: 
Quando se mandare sacar proceso de poder 
de Escribano del distrito » sea por compulsoria. 

L9 



i. 



49$ AUDIENaAS 

' Las probanzas de testigos en negocios de Au- 
diencias se cometan i los Escribanos de. los pue- 
blos ; y no habiéndolos , ni Receptores , provean 
lo que les pareciere* 

'" ' . "• 

Ley ^a. ídem. 
QvLt no Ninguno se presente en la. Cárcel por Proofr 
le presente rador; salvo teniendo información de estar presa 
magano ^cji ^^ ^^^^ ^^ ella , . y júrate que el Juez que cono- 
por Prosa- ^ ^® ^^ causa ^' le es sospechoso por justa cau- 
rtior* ^> T ^^ fi^^- ^^0 ^ Qidores manden al Juez, 

les envié signado el traslado del proceso , y si 
debieren conocer , le traigan original á la Audien- 
cia » y dcQ i la parte inhibición para el Juez , des« 
pues de visto el proceso;, si se presenta. la parte 
en persona , den la inhibitoria » y entretanto esté 
ci: pr^so en la Cárcel» 

I Ijy.^^. Don Felipe IV. en Madrid, á 2^ 

.j , \. de Marzo de I S2^. 

\ : En Sala de Oidores nq se reciban, peticiones 
. dd odfidenadosi^ muerte por los Alcaldes Ordi- 
narios y con consulta de los del Crimen , ni en las 
Visitas de Cárceles conozcan demás casos que los 
expresos en lis Léyeau /"^ •*' '^ v- 

-: , /' Ley g^..\Idim^:^^ 

K 'La| Audiencias no. llamea. á ningún. Escri- 
bano 4^ Ayuntamiento, ni otro Ministro délos 
que hubieren jurado guardar ^ecseto , á declarar 
lo que se ha tratado en los Cabildos ; sino fuere 
Q^1o que permitiere el derecho , pena de. la Real 
Viidignacion. 



te, 



DE INDIAS* 497 

Leysg. ihnFelifi U. en ig^g. 
' • Las Audiencias no . alcen destierros , ni déd 
mpéras á los deudores de la Heal Hacienda , penait 
de Cámara , obras pías , . gastos de estrados y der* 
pósitos 9 Y otras qualesquier condenaciones exe- 
€ucópád^7 sino en ¿aso de constar > que los dedr 
dores no pueden pagar, por causas legítimas ; j 
daAdo.&hzai y legas , llanas y abonadas , de que 
pasados .6 meses , pagarán; y nó se proíxngué,, 
ai conceda otrji vez. 

L^SS.Bm Felipe I\r. en Madrid, di de Abril 
de 1365. 
Contra los Caballeros de las Ordenes en cau^ 
sas. criminales procedan las Audiencias y Just¿* 
(Jas y conforme á derecho* 

Ley sj. Dan Felipe Tí. en IS^3\ 
En. la determinación de los pleytos haga sefl** 
^enda , lo que le pareciere á la mayor parte de los 
jueces ; y discordando , nombren al Fiscal no 
tíendo parte en el negocio , y siendo preciso, nom- 
bren Abogados sin sospecha como mejor les parea* 
ca para la determinación del pleyto , y se executc 
lo que determine la mayor páf te; Si .en la Aüdien*» 
cia no hubiere .n:ias de un Oidor , pueda él sola 
jbrdenar los procesos en las causas , hastaconduir** 
las en diíinitiya.;.y. después se elija y nombre al 
Fiscal y ó acorapañado para su dieterminacion si 
la causa fuere civil de 200 pesos y menos » él solo 
{^weda dctétiñinir i en Vista y revista j y lo mismo 
pueda hai^er en las causas jcriminales , siendo so- 
bre palabras ligeras. No habiendo Abogados ^ se 
acompañe coa otras personas de Letras. 
Ley ^g. ídem. 
Si hubiere discordia entre Jos Oidores de Li- 
K U'om. IV. Rrr xtíz 



498 AUDIENCIAS 

ma y México, remitnn los pleytos í los Alcaldes 
del Crimen que se hallaren en la Sak ; y discor- 
dando también , nombren al Fiscal , y todos lo 
determinen ; y si todavía discordaren nombrea 
Abogados como está, dispuesto.. 

i?y SS • J^on Felipe IV. en San LaretP^^á títm 
deOetubrede iSjj.^ 
No hallándose 3 Oidores en las Salas de las Au<^ 
diencias de Lima ó México , para ver en reoi* 
sion el pleyto de mayor quantía , por estar im- 
pedidos ú ocupados , supliendo, en Sala del Qi- 
men ; se aguarde á que estén sin. impedinKuta. 
No habiendo mas que un Oidor ,. baste para <j^ 
terminar el pléyto con los remitentes ; y no ha- 
biéndolo y se ilame á los, Alcaldes del. Crimen.. 

' Lejf ' j o o .. Dotp. Felipe IL en la Car diga y á 23 

de Mayo de 15%!. 
• . De pleytos. remitidos, en discordia ,, se dccla- 
«en los puntos i los, que hubicrea de votar , .7 
«voten primero los. remitentes. Lo mismo se en- 
lienda , quando se. nombren, los. Fiscales, y I^ 
•Ixados.. 

' Ley I o I. Don Felipe IL en Córdoba j á 1% 
' de:' uibril de 15^0.. 

En pleytos remitidos á los Alcaldes ,. entren 1 
Votar eñ los Acuerdos de palabra j y se salgan luc-» 
ígo hecha la sentencia*. 

I^y TOü\ Id. en el Escorial á 4 dé Julio de 157* 
El Oidor mas moderno , que se hallare en el 
Acuerdo , escriba en el libro de Acuerdo los vo- 
tos de los denus Oidores ó Alcaldes*. 



Zíf 



DE INDIAS. 



499 



t^ io^. Ti. en 1 8. de Mayó de JS7!^* 
Todos los Jueces firmen las sentencias de 
pleytos xemitidus. 

Z^y jo^. Id. en el JPardo y d 2 de lykiembre 

t. de 1378. 

Los Abogados ¿ quien se remitieren pleytos, 
juren t\ secreto, y voten después de los Oido<* 
.Tes i Y solo los ausentes voten por escrito. 

Zfey 10 j;. Dan Felife IIL en el llardo ^á sli 
de Noviembre de iSoo. 

. 2^as : Audiencias no r¿vxK[uen las sentencias, 
que de palüibra. dieren los Alcaldes Ordinarios, 
sin oírlos^ « 

Jé^ j o S. JEl Encerador Düñ 'Carlos y a 1% 
de Julio di I S30. 
. Los Oidores ¡llamen al Escribano al tiempo de 
acordar la: Sentencia con secreto ; y le manden 
escribir ante ellos los puntos y el efecto de la 
sentencia que lian de dar , y la 'firmen todos. En 
los negocios ordinarios no se pronuncie , hasta 
que esté acordada , escrita en limpio^ y jSrma* 
da; y después de publicada no se mude cosa al- 
guna ; y el Escribano dé alH el traslado de ellaá 
la parte si la pidiere. 

.Ley '1 07. Dm Felife IL tn el Bosque de Segcma^ 
. á 19. de Oaubre de i¿&g. * ' 

Todos los Jueces firmen, lo que la mayor 
parte hubiere determinado « aunque hayan sido 
de parecer . contrario. 



Rrr* Let 



gtor AUDIENCIAS 

Ley Jo8. ídem en Twnar , A zj de Abrü 
de is^^- 
Los Oidores rubriquen los autos perjudicu-^ 
les , que proveyeren. 

Ley jo^. Id. en el Pardo y á 26 de Febrero 
de 1572. 
No se firmen sentenciass autos, ni provisi<me$ 
en los Estrados ¿las horas de Audiencia ; fuem 
de ellos den el expediente que conviene y con- 
forme estilo de Castilla* 

, Ley lio. ídem, en la Ordenanza ie igC^. 

Las Audiencias pafa fuera de las 5 leguas^ 
despachen provisiones selladas , 7 para dentro 
de ellas mandamiento executorio , inseru en él I2 
executoria ^ sin sello , ni registro que digan : Nos 
los Oidores > 6rc ; las quales se^ obedecidas^ como 
provisiones selladas con el Real nombi-ó i y usea 
las partes libremente de dichos mandamientos^. 

Ley 1 1 1. El Emperador Don Carlos y la Heyna 
» . Gobernadora^ año de 1^30- 
Los mandamientos para, prender dentro de las 
-5 leguas, vayan firniados á lo menos , de dos 
: Oidores , donde no haya Alcaldes' dd Crimen^ 

Ley. 112. ídem, á ^-^ de Abril de 15^5* 
£n dar mandamientos execútorios para fuera 
délas 5 leguas, se guarde la. costumbre » sin h*i 
cer novedad en donde la hubiere de darlos. 

Ley ti 3. Don Felipe IV. en Madrid ^ á i9 

de Diciembre de 1^33. 
El Acuerdo de Oidores , donde hay Alcaldes 
del Crimen , pueda proveer autos y despachar 



DE INDIAS/ -501 

etecütofias en todos casos y obligar ^i los Alcal* 
des i que las guarden* 
< . • ' - 

Lqf ii2f. El Mmperaiar.en Yaüadolid.^ <á 7p.^ 
de Enero de i53J^ 
En las ejecutorias , que por las Audiencias 
fueren despachadas , se ponga relación de la de- 
manda y ezoepdones'tle las partes , y las senten- 
ci^s de. los Jueces , autos del proceso » j otras 
^qualesquiec Escritura^ -que sean * substanciales y 
necesarias ; de forma que vayan , como conyenga. 

JJy 115. I>m Felipe II.. en Madrid , d2S 

,de Mayo de igyS- 

El Selio y registro pasen lo que determina^ 

-ren los Oidores , o la^ mayor parte ; aunque no lo 

firme el Presidente r 7 ^ Escribano de. Cámara lo 

íefrende. 

Ley jiS. El Emperador^ á 20 de Naviemkrt^ 
de I $42. 
Las Cartas y provisiones que la& Audiencias 
despacharen^ sean ^ con seUo y ^.titulo Real ; las 
quales se obedezcan y cumplan como las firma- 
das porS. M. 

Ley iij* pw^ Felipe ÍI. en^l^s Ordenanzas 
de 15S3. , . .^ 
Las Audiencias puedan enviar pesquisidores 
contra las Justicias , que nó hubieren dado cum- 
plimiento á sus carcas y provisiones ; sin embar- 
go dé lo proveído acerca de no enviar las Au- 
diencias Pesquisidores. 

Ley 118. Idemenydranjuezid 21 de Mayo 
de iSjS. 
En los delitos sucedidos , sobre el cumplí- 

mica- 



50i AUDIENCIAS 

miento de las execu toras y provisiones de hs 
Audiencias de Lima y México , conozcan ios d* 
dores y no los Alcaldes del Crimen quando las 
provisiones '4inunaron <ie las ^Salas Civiles. 

Ley 11^. El Emperador Dan Carlos en Coste' 
lian de Ammsiias ^ d sSJe Octubre ^ 154S. 
Guarden las Audiencias las execatorias de hi- 
dalguía ; y en las causas de ellas no conozcan, 7 
las remitan ¿ estos Reynps^ lia Chancillería av^ 
.respondiente*. 

Ley T20. Don Felipe IV. en Madrid , 4 iS 
de Marzo de jS^^. 
Los Vireyes , Audieqcias y Gobernadores no 
puedan dar legitim.K:íones ; y si algunas las prc« 
tendieren , acudan al Consejo de Indias ; y se b 
a^rcibe » que si dieren alganas «ean nulas ^ y de 
nmgun valor ni efecto ; y se les haga Cárgo en sus 
residencias y visitas. 

Ley i%i. Don Felipe 11. en^etts/uez, dS 
de Marzjo de jg^S. 
Las Audiencias sentencien ^ en vista y revisn, 
los pleytos de sus distritos , sin remitirlos al 
Consejo ; y si las partes se agraviaren , se presen- 
ten ante el Rey ^ en grado de segunda suplica- 
ción , con arreglo i derecho. 

. Ley 122. Don Felipe IIL en San Lorenzo f 
Á is de Noviembre 4e. 1614. 
Qaando las Audiencias remideren algunos 
pleytos al Consejo , vengan por traslado á li le- 
tra, autorizado y no en relación, ni falto de lo 
substancial , y en los d** segunda suplicación se 
guarde el estilo. 

19 



DE INDIAS. 503 

' Ley jTzj. El Emparador en Malinas ^ d 20 
de Octubre de 1545^ 
Si alguno pretende tener derecho á Indios 
que otro posea ;, ponga demanda en la Audiencia 
donde residan ¿ 7^ íois Oidores ha|^ dar traslado 
¿ la parte contrae i quien, se diere; y dentro de 
3i meses i deseada una. la ; información de testigos 
que tuviere y, examinándose lomas 12 , 7 pasado 
este tiempo. 9. la Audiencia envié al Consejo los 
procesos sellados; y chadas las partes ; pero sia 
conclusión ni publicación ; y lo mismo se guar- 
de :£ñ ^odos^lQ3 d^«5: n^QCios que.s^'remitaJD^ 
de modo que .90 yenga^^k J^tos de las circuns- 
tandas* y st)lemnidad^.de substanciación, que re« 
quiere el. dereehOé. 
.» . '. ' j" . ■ 
L^ 124. ídem y en Valladolid^4J o de M^% 
de 1554. 
' alendo lós.pleytos de la calila «que expresa 
la ley anterior ; puedan los Oidores señalar á las 
partes el término necesario para hacer sus proban* 
zas 9 con que no pase de 6 meses^ ni baxe de 3. 

X^ 12$. ídem 9 allí á 4 de Agosto de 1540. 
Las Audiencias conozcan de despojos de In^* 
dios; restituyéndolos al estado en que. antes es- 
taban, alzándola fuerza, y después se prpceda coni- 
forme á la ley anterior 113.. 
1'" • . / ■■ . , • . . ■ :» • ' 
- v/ L/^ . J.JSÍ5I Don Felipe. IIL en San Martin 
*-: de. Rubiales^ A\%j de' Abril de 1610. 
\\' Sinjcmbacgade. :1o dispuesto por la ley de 
Malinas y sus declaratorias , sobre los despojos 
que hubiere en encomiendas , pensiones y situa- 
ciones, aunque sean de i3 ducados; procedan 
las Audiencias como iiasta ahora • no solo en ios 

• A»- 



5oi AtlDIENCIAS 

hechos de parte i parte » sino tambieo en los 
causados pof los Jueces de l^cho j contra dere- 
cho. 

Ze)f x^7. Dm Fetíff IV. en Madrid^ á ijf 
de Agosta de í€2if. 

' ^Los Gobernadores no consiencui , que los 
Encomenderos saquen Indios de unas Encomien-* 
das , para llevarlos á las suyas, y procedan con* 
tfa los que cometieren este delito i no obstante 
lo dispuesto en la ley de Malinas. 

t L^ lii^S. Don Felipe ÍL en MwtieMa^Wf 4 so 
deFebret^de i5%3* - 
Nqobstante estar resuelto que- en la sucesioit 
de Encomiendas se prefieran los sobrinos i los 
tíos no se altere sobre el conocimiento de estas 
causis la ley >de Malinas. . v ^ . . 

Ley 12^. Din FeUpe IIL en San Martín de Ru^ 
Hales ^ d 17 de Abrü de iSo^. 
De los pley tos de Indios , cuyo valor y renta 
fuere de i® ducados abaxo, conozcan las Audien- 
cias ; y excediendo y vengan al Consejo de In- 
dias , conforme á la ley de Malinas y sus decía- 
citorias* 

-: Leyi;^o. ídem, en Barcelona f d 8 de fuñía 

deJ599.- 
En causas de encomiendas , que vacaren en 
Nueva-^España?, en tercera' d qoaf ca vida , no co- 
nozca el Virey; y conforme á la ley dé Malinas 
con sus declaratorias , las Jicmita al Ckinsejo de 
Indias. . / 



'S^'S'^, \ 



19 



DE INDIAS- 505 

£^ jj/. Dtn Felipe II. en Bada¡c^ > á 2g 

de Junio de x¿8o. 
Las Audiencias no encomienden Indios , no 
siendo en vacante de Presidente , ni libren en 
4as Gaxas Reales , sin tener comisión del Rey , ó 
guardando la forma de la ley siguiente. 

u Le^ ZJ2. ídem p em las ordenanzas de t^Sj. 

Las Audiencias no gasten ni presten dineros Qoe las Aa- 

ni otra cosa de la Real Hacienda sin licencia del diencias uo 

Rey, salvo quando sé ofreciere un caso en que pr«tcn ni 

la dilación de la consulta cause daño irreparable, g."^^'* ^*- 

y entcHices sea estando todos juntos , firmando ^'f 1? fíl^fi 
í ,.. j ,' ' j iin licencia 

Jas libranzas , pena de pagar lo que gastaren de ¿^j ¿^y^ 

jsus haciendas ; y envien relación al Consejo d^ 

la cantidad que se hubiere librado , en qué se 

gastó / y la necesidad que para hacerlo hubo. 

' X^* ijj. ídem. 
Vacando alj^n repartimiento , la Audiencia 
del distrito avise é informe luego al Virey , ó i 
quien toque encQmendarlo,*de su calidad y valon. 

X/r / j^* La Pfimesa Gobenuülora , en Valladotídi 

d 12 de Junio de i^fS* 

\. ."EX .úónocbbiento de las Audiencias por vía 

de fuerza de Jueces Eclesiásticos sea conforme i 

derecho y piictica' de estos Reynos de Castilla, 

^.Lejt XJ5. JDou Petífe UL en el Pardo , á as 
de Nimembre de 1&20. 
/liM Audiencias jen las fuerza» solo declaren si 
los Jueces Eclesiásticos hacen fuerza ó no ; y si 
conforme ¿ derecho les tocare él conocimiento 
de otra cosa ». sea por proceso aparte. 

Tom. ir. Sss Ley 



505 ^ AUDIENaiUS 

Ley i$€. Btm Felipe 11. eif Madrid y á t£ 

de Enero de igs -^• 
Las Audiencias en pleytos de faeiza libren 
la provisión ordinaria para que los Jueces Ede- 
siásrices otorguen , repongan 7 absuelvan llam- 
mente por tkmpo de seis nueses , y los Obispos 
y Jueces Eclesiásticos envien los procesos alas 
Audiencias respectivas para que dentro de este 
término se puedan determinar y devolver. 

L^ 137. Don Felipe III. en VentosUla ,á ij 
de Oerupre de iSi^. 
Si se llevare á la Audiencia del Nuevo Ref- 
no de Granada algún pleyto por vía de faem 
de Juez Eclesiástico de la Ciudad de Cartagena; 
sea la provisión con término de cinco meses pa* 
ra que el Eclesiástico absuelva. 

Ley jj8. La Fjyna DoBa Juana , en ValloMi» 
á II de Marx» de isso. 
Guárdese la costumbre en las provisiones que 
dan las Audiencias para el Juez Edesiástico es 
causas de Indios , librándose sus pleytos breve 7 
sumariamente sin^ formar proceso. * ,-:.' '- 

Zéy ijp. Ihn Felipe IV. en Madrid^ dls4. 
de Marzo de i&a^. 
Los Oidores firmen las provisiones despacha^ 
das por el Semanero en tiempo de vacaciooes» 
para que el Eclesiástico absuelva ^liasta que ios 
autos se vean. / -. 

L^if ijfo. ídem en Balsah , d' ax de 'Ot/dre 
de i Sai. .< • '' 

Donde no hubiere Alcaldes del Crimen sobs* 
tancie un Oidor las causas crimiuaks , J d^^' 
auned hs fuerzas los demás. 

19 



DE INDIAS. 507 

' Jjey 14T. D(mFdip$IIL mMairii^i ij 
de Marzo de iS'iS* 
El Oidor que como Alcalde proveyere auto 
en causa criminal^ no pueda ser Juez en artí- 
culo de fuerza , llevindose i la Audiencia so- 
bice la qüestion incidente de Inmunidad. 
Ley 7^. Liem. 
Se despachen breYcmente las causas de fuer*» 
cas eclesüsticas. 

Ley Tjfj. ídem , en Udn>a ^ á %^ de Junio 
/ ^ de i6j$. 
Las Audiencias guarden las leyes en proce- 
sder contra Eclesiásticos , 7 remedien las^fuerzas; 
y en casos extraordinarios y de inobediencia ,.da« 
da la quarta carta, despachen provisión de se- 
qüestro y temporalidades , valiéndoss. intes de 
executarla de todos los medios prudentes que 
X»]icfaBcan. 

L^ t^. ídem , en Madrid ^áig de MoftzA 
^ d^ 1619. 
Quando las Audiencias declararen á algún 
Edesiástíco. pó# extrangerb de éstos Reyao^, le 
envíen con el proceso ai Consejo. 

.Ley léfg. Don Felipe II. en el Esc9rial>, áa^ 

de Mayo de rgSy. 

'Sn la pena de temporalidíades se comprehen^ 

den las rentas Epi&cophles i por I0 qu^ pbedtfH 

las Audiencias seqüestrarlas quando los casos lo 

pidan. 

Ley 14&. Den Felipe IV. en Madrid, á 7 

de Jumo de iS2i. 
Las Audiencias puedan reconocer las cuen« 
tas de testamentos ^mandas y legados, de qüQ 

Sssft ha- 



5o8 ^ AUDIENOAS 

hayan reconocido los Visitadores EdesUsúcos, 
quando se ocurra á ellas como ipfoÉoctOffisde 
obra^ pias. . . 

Ley 7^7. Doff FAlpe 11. en Madrid fázj i 
de Qcfuíre de 1575* 

Los Vireyes con las Audiencias pnedaa dar 
provisiones para que los Prelados visiten sus 
Obispados , 7 se hallen en Jos Concilios. 



Ley j^8. Idem^ á jj de Enero de 159^ 
i .Las Audiencias /|frocedan con los Frebdésy 
Juec^ Eclesiásticos que. ponen entredicho i los 
pueblos de Indias con esduidalo de los vednos, 
conforme á los sagrados Cánones ^ leyes de estds 
Rey nos 9 7 costun^re observada en ellos. 

Xgr J^* iDan FeUfjt III. en Almada^ á i : 

de Jtmw de. i&jSí. 
Las Audiencias no den provisiones gpofifakSi 
exhortando á los Prelados 4 que no procedan coa 
censuras, fin hacer elpibdoa ^ eUas délos»* 
sos que se han excedió, 

; .Ley J5d. Him Felfe 11. en Madrid, A j8 
. deju/ia de ig^S.l . , . ^ 
Las Audiencias atiendan mucho á la autori- 
dad 7. dignidad de los Prelados , y.no se.eauo- 
metan en su jurisdicción., sino fuere en los ch 
Ms que por el Deretho 7 leyes de lestos Kej* 
nos de. Casulla hubiefe J^gar. 

Ley isi. Don Felipe in. en Almádana í 
de Jumo de , j&ig. 

Presentándose alguna petición con palabras 
indeoeotes.d mal sonantaes contra Pi^do , <}¿ 
primevo cuenu t\ EscribonQ á Ja Audienti^ ^ 



^JXE^ INDIAS. 1509 

puerta cerrada , 7 se rompa » mandando se pre- 
senté con estilo tkocncej') V ' 

Liy isa. Don- Felipe It 9nVaUaáo¡id,Á:€^^ 

Ojiando se; pseseotaien^capítulos 6 peticiones 
contfá Eclesiásticos ó Religiosas ^ no se leimeii 
Ja&.Aucttendtfs > sino que seMeeamentef se Tean 
en los acuerdos^ para qée' 4e ;sillí se leaita su 
conocimiento á quien perteneciere. 

Liy 153. JDm Rispe UI. en AttMda y 4 z 
Je Junio de^ 16^19* ' 

. No « impida < 4 los jueces otdiñaiios que-im* 
partan el auxilio con los Obispos y demás Tue* 
ees EclesUstieos y. quindo le pidiáfcn , f n lo^ca^ 
sos 7 forma que está dispuesto por Deredio. 

Ley *X5^4 Ihn Felipe IL en Santáeréñ^ ^ 5 '^ 
{ i de Jumádi^j^Si. 
'Las .' AiiAieiidas na apUqoen ooridertacioiieg^ 
sinoá gastos de Justicia 7 Estrados; 7 en éstos 
libren> sin tocar en Penas de' Cámara; . 
. , - • ' » 

Ley ris$* ídem i A 30 v¿r Msrxo^d$ ^gS^.'' 
. Las. AiidiendaB no Ublren tturs. algunos pr<H 
<edicte$ de Pbnas^ de 'Cámara-^ gastos ^de Justi*^ 
€ia y sino hasu' h cantidad que cujAere en los 
dichos géneros , 7 en los caso» que: conforme á 
Derecho 7 le7es de este libro' lo pudieren hacer: 
not apremien- á los Ofioialw ReaUs ó RecepCMes 
á la paga de lo que ad na cupiere ; y ofreciénj 
dose ¿aso ta6 urgente que sea nece^nó librar ó 
sacar cantidad: de la Casa Real, den cuenta al 
Vire7 ó Presidente Gobernador , á cuyo cargo 
estuviere el gobierno de la Real Hacienda ; 7 se 
guarde en todo la forma esubledda enlal. 132. 
de .este art. Ley 



<5io AUDIENCIAS 

Liy !$€. ídem en las nrMmrncas de' ts^* 
En las Audiencias haya libro donde escriba 
et Oidor . Olas moderoo los votos de los demás 
en pleytos de ioo9 mrs. arriba , 7 no se espe- 
;cifique en él causas ni razones que. persaadeo i 
ilos^ Jueces i . U determinación ; y los Presideatos 
Je gugurdeo .con tecceto , jiuandQ ao xcvdalAn su 
toíiXfáas^ sin especial. Ileal orden. 

Ley tgj. ídem allí. 
Las Audiencias tengan libro de gobierno , 7 
los Oidores asienten los votos de su mano , 7 
00 materias de justicia se guarde lo proveído. 

Ley igS. Ideñíp eñláadrid^d 17 de JuBo 

de isj^' 

Ademas tengan otro de despachos de gobier- 
na y oficia, y .cada- año envíen omjtfaobdo au- 
torizado al Rey : diciho. libró etté en poder de 
juno de los Baoribanp&deCAmaiai^ UAudiencia, 

> . , f • í I ' t .i ... 
Leyt xg^. íldem em dichas ürdetumzas. 

Todas las Audiencias tengan Obro de Hacieo- 
da<Eeal : y.losi jo^erpor la taide, y siendo fies- 
ta «4 d^ antemnit ^\A Oidor nw antiguo con el 
Fisfiü y: Oficiakside.la.Beal Hacienda téngoi jm- 
tt para tcatac (^ €;Ua:,ciLpkulo por capkulo p-mi- 
tando «L estado en- que esti. 

.Ley xSa^ Idem^ e».Maárid,Á.^de Juid^ 

; . .^ . de.igfi. . . *y .' .'. . 
\ Xas Audiendaí «pogpn. Ubroi de*c4dulas^ to« 
tantes i Hacienda Real /^anfoime & la l^. 28. 
art. Lqtes. 



Ley 



filE'INDIASJA Í51S 

Ijf\íSu 3mí Cárl9s y lot Kxyts iU Bohehia^ 

Bíi cada' Audiencia haya libro de cédulas y 
provisiones Reales', y ^as se pongan en el a^ 
chivo por su:órdeft y antigiíedad.' i ^^ ri-' 

/i> Seftiembre de j6(yf^ ^ - ^^' »-íí 
Las Audiencias tengan dos libros , en que se 
copien las caitos ^ ordinarias y secretas que «e' es- 
cribieren al Rey« " í ' 

X^ j%, Dm Fiíípé 11. m^ 4^i)aéé¥i í 

''/ de is&j* \ ' • ' i •-.: w/; '.,. :> 
Lps« Pre^dmtes téngaii -libro , en qt]¿ ÍM'Es^ 
críbanos de Cámara en su presencia' «estetlbstnca^ 
da tres dias las condenaciones , y en ellas se libre 
pafa gsistMde'JfusXkii] séguti ^ %libacÍod^%>e* 
na de pagarlas* dié $& IkcittídáV '^' 

l>y rS^i ídem eñ Madrid, é í'j'deNáviembk 
' • ' -•' ' de i3Si\i ' •• ; ' > :^ " "*•• ' 
' / Ademas haya -en .cada • Audiencia' «otro'^tbré 
de los nombres de los vecinos , sus sei^itíicjis -f - 
premios , de que se envié copia al Consejo ; j 
si ^%iub.ie'9ffiadieré\ vósninda^l ^ft.^ifoinkare, 
remitan tcstinionia ée '«&o^al'JklisI&o. 

i ; ''Lfff^ií<9s*iy^ldA9í 'á^'^^i^-deiB^erúlde it^gSf^í. '-' 
, . iVengí^ dtMPtakb^dt kis co&stlftát^-^'4(esftiéii^ ' 

cix;x|Wiwíieraidii^^thxsi^ Tf <^en^ sta ' 

j>afaioerKfftiado9ÍI«i»i^itfiáxÜ íl«iMyir^-^ 9)^e^' 

sidentes oara nKJor aciertcr en la distribución de 
te premoi^^''*^*^ -.^^ ... .' ' vú,'^ - -v .'. v *: * ' 



u¿i' .1 






5Jft AUDIENCIAS 

, L^ xSS. ídem en fl í>afJo.,A zó deFe^^o 
de I5T2. 
Teilgaii otro , en que se escribsm las persoius 
que de este Reyno pasaren i las Provincias de su 
distrito 9 para. que si $on OficMles, 7 yaaooa obli- 
gación de usar sus oficios ^ ó tiempo limitado, 
CQO %iVBt» de volvet 4 estos Eeym^s »:sean apre*. 
miados i ello. 

. l0 1S7. Dm Feñjfe TV. en Zaragoza » d j 
di Septiembre di 164»%» 
Ojiando se apelare de las determinaciones del 
GabUda pata la Audiencia, no ^s^ pida el libro 
de los acuerdos , pues basta una copia autoriza- 
da del: Escribano, del Cabildo , al menos i^^ se 
Kdarguya de fidsa. • 

^ Lff, x€^. Dm Feli» il. en Mmzmpd ag 
* di Qcmri.ik /5%- 
Los Virejres 7 Presidentes envíen al Rqr ca- 
da año relación de JM ¡guarios de todos los ML 
nistros 7 Oficiales de las Audiencias » 7 de las 
^X¡/s 7 oficios ;va0uxte$.», 7 dclosefectjosdeqoe 
«e pagan.;. /.; , v , ,..: 

¿ liy ifS). Jhn Fjdi^ 

r.de Natíimbff á^ iS^.\ i 

En todas las Audiencias se nombre cada año 
un .Oi4or ^;q«e/si^VJsiMi(lr id^:tus>0«cialcs ; 7 
J1P prQMdieadjc» 000 U itMHKMoioiii q^ dtí)enp 
^n,,4e «er ;«Mt]p4iÍQ»> 7Í*Siqj«AM0Ítiiei»^agrtr 
VJ^ sabiría/!Í'4iwia ¿hait!dir.aa]4íroOttip»iticiilaf; 

Ley tjo. Don Felipe lU. en San Lo§mk§if.é mS 
de agosto de 1S20. 
Los yire7es para con los Oidores^xcusen bs 
'^ jnul- 



*A. 



DE INDIAS. 513 

multas pecuniarias, especialmente en casos ^oo* 
jtrovertidos y sin dolo. 

Ley jyj. El Emperador Dm Carlos , afb 
de 15JO. 

El Presidente 7 la persona que se señalare 
tenga cuidado de cobrar las multas de las Oi- 
dores en los casos de ordenanza ; la qual sea cre<« 
da por la memoria que diere de los que han mr 
currido en ellas. 

Ley 1^2. Dm Felipe II. en las ordenanzas 
de 1563. 
Las Audiencias no provean oficios perpetuos, 
•aunque vaquen por renunciación , ni en el ínterin. 

Ley lyj. Don Felipe IV. en Madrid, á 28 > 
de Junia de iSj4>. 
Con los proveídos por el Rey ó Vireyes y 
Presidentes se administre justicia con igualdad 7 
sin respetos particulares. 

Ley 1J4. Don Felipe IV. en Madrid, á z8 
de Diciembre de i6jd. 
Los proveidos á oficios por el Rey.no sean 
ocupados en otros por los Vireyes ó Presidentes, 
y las Audiendas no los admitan. 

Ley ijs* Don Felipe II. en Badajoz , á i^ 
V«/*^ .^ de Septiembre de i¿8o. 

X ;' No den comisiones los Presidentes y Oido- 
res á sus criados y allegados , y se giurde lo re- 
suelto por la ley i. $. deestaRec. art. Dominio 
Real. 
Ley i'jS. Don Felipe IV. en Madrid, á 7 
de Junio de 16*21. 
I-os Vireyás y Presidentes no despachen Jue- 
Tom. IV. Ttt ees. 



514 AUDIENCIAS 

HK»^ sin /que se resuelva por la Sala-de aci^rdo; 

y todos procuren el des^gr^via de los Indios , j 
tengan la protección necesaria. 

Ley jj'¡. Don Felipe IL en cap. de carta 
de i¿¡6'2. 
A las Audiencias de Indias se dé triplicado 
para lutos , ló que se señala por la pragmática^ 
-y sea de gastos de Justicia. 

Ley jjB. El Emperador Don Carlos^ año 

de is¿S. 

Hagan aranceles de Jos derechos que los Jue- 

,ces y Justicias en sus distritos , Escribaneis de 

.filas , Públicos , Número y Reales hayan de lle- 

•\ ar ; los quales no excedan del cinco tanto de los 

que en estos Reynos se pueden llevar, y todos 

los envien al Consejo de Indias. 

Ley ij^.. Don. Felipe IL en las ordenanzas 

de igS^' ■ 
En la Sala de Audiencia pública y oficios de 
Escribanos esté la tabla, de arancel. 

í^ey j8o. Don Felipe IIL en. San Lorenzo , a i^ 

, ,. i de Agosto de r^zo. 

Las Audiencias : Reaka se conserven y con* 
tinúen, aunque sea con solo un Oidor. 

Ley i8i. Don Felipe IL allt d 21 de uígosto 
• ^de is8^. 

Que «ctin- Quando se quitare Audiencia de alguna Pro- 

guiéiiilote vincia , y se pusiere Gobernador , conozca de 

Audienua , todos los plcytos pendientes en aquella en. el es- 

y poniendo- ^ j -•.••! • * 

«cGobcrna- ^^^^ que estuvieren , y los sentencie , otorgando 

dor. ésteco- ^^^ apelaciones . que interpusieren ios interesados 

nozca de Io« para el Presidente y Oidores de la. Audiencia del 
p'ey- dís- 



DE INDIAS. ^15 

distrito. Los pleytos de que se hubiere suplica- pleytot de 
do después de la sentencia) de vista,, los remita ^[^^^^ Aa- 
á dicha Audiencia para que se sigan en revista* ^^'*^^* 
Si en la extinguida hubiere pleytos sentenciados 
en revista , y se pidiere su execucion ,. la pueda 
hacer el Gobernador ; y lo mismo en las senten- 
cias de vista , de que no se haya suplicado 5 es- 
tando pasadas en cosa juzgada. Si el Gobernados 
estuviere en Filipinas , oiga y conozca de las cau- 
sas de Indios que allí se crearen, y de las ape- 
laciones de los Corregidores de su distrito , y 
guarde sobre diclios pleytos la ley de Malinas. 
Todos los que fueren die 1® ducados abaxo se 
acaben* eñ el Juzgado de aquellas Islas ; y ape- 
lindóse de las sentencias de primera instancia, 
y substanciándose en segunda conforme á dere- 
cho , quede acabado el pleyto con la sentencia 
del Gobernador ó su Lugar- Tenieote ,-y no ha- 
yia apelación. En los pleytos de mayor quanría 
se pueda apelar para la Audiencia de México. 

Ley 182. El Emperador en las ordenanzas 
de 1530. 
Todos los Presidentes , Oidores , Alcaldes, 
Fiscales , Relatores , Escribanos y Abogados ten- 
gan un traslado de las ordenanzas , so las penas 
que aquellos les impusieren ; y se lean el dia pri* 
mero de Audiencia de cada año* 

Ley t8j^ Don Carlos 11. en esta Rjecopilacion. 
En la determinación de pleytos y negocios 
coraiiekicen i votar los mas modernos , y sigaa 
por su antigüedad. 

ÍEYES SUELTAS. 

X Las Audiencias Reales no conozcan por via^ 

Ttt 2 de 



5i6 AUDIENCIAS 

de fuerza de las causas de Sacerdotes removidos 
de las Doctrinas , conforme al Patronato , 1. 39. 
art. Patronato Real ,y de los otros Patrones. 

2 Los Vireyes y Audiencias hagan guardar los 
derechos ,. preeminencias del Patronato , y dar los 
despachos necesarios , 1. 47- ídem. 

3 Las Audiencias no admitan por via de fuer- 
za á los Religiosos que se quisieren excusar de 
ser visitados por los Obispos, L 31. 2it. Religio- 
sos Doctrineros. 

4 £1 tratamiento de las Reales Audiencias coa 
las Inquisiciones sea por ruego y encargo , \. 2,^. 
art. Tribunales del Santo Oficio. 

5 Forma que se ha de guardar en el cutDpli- 
miento de las cédulas y provisiones en casos de 

. supresión ó fiuidacion de Audiencias Reales^L 1 5. 
art. L^es. 

6 Las Audiencias respondan luego á las cédu- 
las y provisiones y y las hagan volver i las par- 
tes , 1. 25. ídem. 

7 Las Audiencias se abstengan de representar 
al Consejo inconvenientes de Derecho en execu- 
cion de cédulas , 1. 26. ídem. 

.8 Da la forma en que los Vireyes , Presiden- 
tes ^ Gobernadores y Ministros han de escribir 
al Rey , 1. 6. art. Presidentes y Oidores de las -¿íií- 
diencias. 

9 £1 Obispo j Presidente de Audiencia, en . su 
Diócesi , no conozca de los pleytos eclesiásticos 
que ocurrieren á la Audiencia por via de fuer- 
za ó en otra forma , 1. 15. ídem. ^ 

10 Los Ministros y Fiscales escriban al Rey 
con distinción y particularidad , excusando gene- 
ralidades , Ir 42. art. Fiscales de las audiencias. 

1 1 Las Audiencias , y no los Escribanos de 
Cámara , nombren los de las comisiones que se 
despacharen y L 61. art. Relatores de los Consejas j^ 
uiudiencias. Las 



DE INDIAS. 517 

12 Las Audiencias no den provisiones acor- 
dadas, i los Visitadores.de. la tierra, ni á los de- 
más Jueces que salieren á comisiones, 1. i8. art. 
Oidoras , Visitadores ordinarios , 6rc. 

13 Los Visitadores ordinarios de los Oficiales 
visiten los registros de los Escribanos de la Au- 
diencia y Ciudad donde residiere, 1. 27. Idem*^ 

14 Las Audiencias no impidan la exócucioií 
de las sentencias que la pudieren tener ,1. 9. art. 
jPleytos y sentencias, 

1 5 Las Audiencias visiten las cárceles los sá- 
bados y pasquas , 1. i. art. Visita de cárceles. 

16 En proveer visitas para las Audiencias de 
las Indias .se proceda con gran consideración , y 
concurriendo parecer de los Ministros principa-* 
les de ellas , aut. 9. art. Consejo de Indias. 

1 7 Las Cédulas generalas para Audiencias sub- 
ordinadas vayan dirigidas á los Vireyes , aut. 30* 
art. Lcfes. 

18 Los Vireyes y Presidentes informen sobre 
el gobierno y administración de justicia de las 
Audiencias y vacantes de plazas , 1. 5. art. In- 
formes y relaciones. 

19 Y sobre procedimientos ¿ impedimentos 
de Ministros , 1. 6 y 7. ídem. 

- 40 Del número , letras y suficiencia de los 
Letrados y Abogados , informen los Presidentes^ 
1. 8. ídem. 

AUDIENCIAS de Indias : cuiden de los dere- 
chos que deben llevar los Jueces y Ministros 
de las residencias. V. Residencias. 



REA- 



5i8 AUDIENCIAS 

§. II. 
REALES ORDENES NO RECOPILADAS. 

Rral Orden de 2^ de Julio de xjBo. 



R 



or la qual se confirma la ley 57. del $. an- 
terior y mandanda que los Vireynatos vacantes 
en Indias recaigan en las Audiencias de sus dis- 
trieos » 7 se añads sea con calidad de que los 
Ministros que hagan las veces de los Capitanes 
generales se aconsejen en lo correspondiente i 
las armas con el Xefe de la Tropa , guardando 
buena armonía. 

Rfol Rf solución de 10 de Enero de 8S.^ 
Habiendo entendido el Rey que los Subins- 

rctores de los Vireynatos creen tener derecho 
suceder 4 los Vireyes en el caso de faltar és- 
tos , por el título que se les ha dado de sus in- 
mediatos Cabos subalternos , se ha servido S. M. 
declarar , que el gobierno en el referido caso ha 
de recaer conforme á las leyes de Indias en las 
Audiencias respectivas , y que dichos Subinspec- 
tores solo podrán exercer el mando de las armas 
b«iXO las órdenes del Real acuerdo de aquellas. 



RB- 



PE INDIAS. 59 

REGLAMENTO 

... • . . - 'í^ 

DE PLAZAS Y SÜ5LPOS I>E LAS AÜDIENXIAS DE 

INPIAS , QPE MANPA S. M. SE OBSERVE 

EN ADELANTE. 

Audiencia de. Méxica.' 
, '.> ... Tesos fuertei. 

Un Regente con 60750. 

Ocho Oidores , quatro Alcaldes del 
Crimen ., .y dos fiscales ^ á 4^500 
'pesos cada uno 630000. 

Audiencia, de, Guadalaxara. "^ 

Un Regente con facqltades de Presi- 

dent^ , con, , t % « « • * 5 • •. *r ^ • •> • • 606oo. 
Quatfo Oidores , y un Fiscal de lo ci- 
vil y criminal , á 30300 pesos cada 

trao • . .* 160500. 

'^ . 

• Í230IOO, 

. . Audiencia , de. Goatemala^ 'Z 

Un Regente con •' 4030a. 

Quatro Oidores , y un Fiscal de lo ci-r 

vil y criminal , i 303oo pesos cada \ 
. uno .....* 160500. 

290800. 

-audiencia de Santo Domingo. 

Un Regente con 403oo. 

Tres Oidores y un Fiscal , á 30300 

pesos cada uno • i302oo. 

170500. 
Au' 



510 AÜDIENaAS 

Audiencia de Manila. 

Un Regente con 4S5oa 

Quatro Oidores y dosFiscales^á 38500 

pesos cada uno ¿ 2i3ooo. 

258500. 

Audiencia de Urna. " 

Un Regente con 78500. 

Ocho Oidores , quatro Alcaldes del 
Crimen , y dos Fiscales , i ^0oo6 

pesos cada imo • • 7ogk)oo. 

■■ > — 
778500. 

Audiencia de Charcas. " 

Un Regente con •••••.. 

Quatro Oidores 7 un Fiscal, con 4^860 
pesos cada uno 248300. 

308160. 

Audiencia de Chile. ' 

Un Regente con • . 58860. 

Quatro Oidores 7 un Fiscal, i 4®86o 
pesos cada, uno 248300. 

30816a 

Audienóia de Sania Fi. 

Un Regente con 48950. 

Cinco Oidores y dos Fiscales , á 38300 
pesos cada uno 238100. 

28^50. 



Au' 



DE INDIAS. 5ix 

J¿iu£encia de. Quito. 

Un Regente Presidente con • . . 6®5oo. 

eQüatro Oidores 7 un Fiscal , á 38)300 

pesos cada uno.. ^ i6®5oo. 

. . » 

232)100, 

Audiencia de Suentíx-Jiyres. ""I 

Un Regente con 5®f 50* 

Cinco Oidores y dos Fiscales , i 38500 
pesos cada uno 24S)500* 

292)750, 

uíudiencia del Cuzco. '~"~~'"*^ 

•Un Regente con 5®ooo. 

Tres Oidores y un Fiscal , á 48000 
pesos cada uno , . i6@ooo. 

2l8oOÓ. 

Audiencia de Caracas. ' 

Un Decano Regente con . 4S300. 

•Tres Oidores y un Fiscal, i 38300 

pesos cada uno 1 38200. 

178500. 



Total. . 4138870. 

Aranjuez 4 de Mayo de 1788. 



Tom. IV^ Vvy RE- 



5?2 AUDIENCIAS 

R E G L A M EN T O 

DE SUELDOS ANUALES , Q.UE GOZAN LOS MINlSTlW» 
Z)£ TODAS LAS AUDIENCIAS D£ AMERICA 
Y FILIPINAS. 

Audiencia di México. 

y Pitos fuerta. 

El Regente ^9o(K. 

Diez Oidores , cinco Alcaldes del Cri- 
men y dos Fiscales , á 4^500 pesos 

cada uno 76^500. 

•"^ __ 

858500. 

Audiencia de Guadalaxara. 

El Regente , con las facultades y fun- 
ciones de la Presidencia 6®6oo. 

Cinco Oidores y dos Fiscales de lo ci* 
vil y criminal , 4 3^300 pesos cada 
uno • • • 238100. 

298700. 

Audiencia de Goatemala. ' 

El Regente _. 68600. 

Cinco Oidores y dos Fispales de lo civil 

y criminal , á 32)300 pesos cada uno. 238100. 

298700. 
Audiencia de Santo Domingo. ' 

El Regente 68600. 

Cinco Oidores y dos Fiscales de lo civil 
y criminal , á 3^300 pesos cada uno. 238100. 

298700. 
Au-^ . 



DB INDIAS. 



5^3 



Audiencia de ^ Manila. 

El Regente ^ 70000. 

CÍBCo Oidores y dos Fiscales de lo civil 

y criminal » á 3^500 pesos cada uno* 249500. 

51^500, 
Audiencia de lima. ' 

El Regente io®ooo. 

Piez Oidores y cinco Alcaides del Cri- 
men y dos Fiscales de lo civil y 
criminal , á 5<^ooo pesos cada uno. 85^000. 

95®ooo. 
Audiencia. de Charcas*. ~^ 

El Regente 9^725. 

Cinco Oidores y dos Fiscales de lo civil 

y criminal , á 4®8<k) pesos cada tino. 34®020. 

. oü43g>745> 
Audiencia de Chile. *" 

El Regente • 9^720. 

Cinco Oidores y dos Fiscales de lo civil 

y criminal, á 4^860 pesos cada uno. 34^020. 

43®74o. 
Audiencia de Santa Fe. ' 

El Regente. 6®6oo. . 

Cinco Oidores y dos Fiscales délo civil 

y criminal, á 3^)390 pesos cada uno. 23^100. 

29®7oo. 



Vvv 2 Au^ 



5^4 AUDIENCIAS 

Audiencia ie Quito. 

El Regento Presidente- . . . ^ r 636oo* 

Cinco Oidores y dos Fiscales de lo civil 

y criminal , á 3^300 pesos cada uno. 239100. 

299700. 

Audiencia de Buenos-'Ayres. "^ 

El Regente^ 6®ooo. 

Primer Oidor • ^SooOr 

Segundo 4®866. 

Tercero , quarto y quinto , i 4®ooo 

pesos cada uno , 128)000. 

Fiscal de lo civil . 4986o. 

De lo criminal 4^000. 

368726, 

. / Audiencia de Caracaí. * ^ 

El Decano Regente 58000. 

Tres Oidores y un Fiscal , á 3©30o 

pesos caca uno. 138100. 

188200. 

. Audiencia del Cuzco. ^ 

El Regenté 98000. 

Tres Oidores y un Fiscal , i 4^500 

pesos cada uno 188000. 

278000.. 
^ Total.. • .. . 52989Í1. 



Aranjuez 4 de Mayo de 1788. 



Aü- 



AUDITOR. 525 

AUI>ITGR de k Nunciatura. V. el íkt. Nutit 
' ciattera. 

REALES ORDENANZAS MILITARES.'* 

I 

$. L ' \ 

AUDITORES de Guerra : son los Jueces de Le-» 
- . tras que xonocen cofi los Capitanes ó Coman-» 

dantes generales del Exército dciias causas del D«fií"rf^n* 
Fuero Militar en primera' instancia. También 
los hay de las Provincias y de la Marina coa 
las mismas obligaciones* 
Siendo esta materia tan general en el dia , 7 
BO iiabiendo en mngun cuerpo legal título ni 
\ty que la indique , expondré con la mayor bre* 
vedad las últimas Ordenanzas Militares, y Or- 
denes anteriores y posteriores que la expresan, t 
En el tom. 3. trat. 8. tit. 8 de ellas , art. i* 
se dice : „ Toca al Auditor general del Exér-* 
jí, cito él conocimiento de los negocios y casos 
a!, de justicia , residiendo en él la jurisdicción del Obligido- 
^ Capitán general ó Xcfe , encabezando las sen-» ^*** 
„ tcncias en nombre de éste , como v. g. NoS' 
^ el Capitán general N. , vistos estos autos ', fa- 
X, llamos que debemos condenar y condenamos , ©-r.^ 
^ firmáncíolas dicho Auditor , el que pasará á dar-. 
„ cuenta á su Xefe , y éste firmará en el lugar 
^, preeminente , notificándose á las partes por el 
„ Escribano de la Auditoría. 

jiKT* 2. „ La elección de éste la hará el Ca-t 
„ pitan general con acuerdo del Auditor , seña- 
9» lándole el sueldo competente. Igualmente ésto- 
,, en los casos que ocurrieren nombrará Promo- 
,í tor Fiscal con aprobación de dicho Xefe. 

jiOLT.g. „ Para justificación de lo que ocur-t 
,»:ra podrá. despachar á los sitioa distantes del 

f> Quar- 



r^- 



516 AUDITORES 

„ Qúartel , Letrado que lo encute ; 7 no lu- 
,^ biéndolo comisionará á un sugeto del Exérci- 
,^ to , el que la cumplirá puntualmente. 

/^AAT. jf. jj Quandó se divida en parres el 
,^ Exército á mucha distancia , tratará el Audí- 
^, t(Tr con el Capitán general del nombramiento 
,, de una persona que les administre justicia , dan* 
^, do cuenta de todo al Auditor , y éste al Xefe, 
,f para aprobar , revocar ó moderar lo que hu- 
I, biere obrado. 

^RT. 5* yf El dicho Auditor se atendrá i 
y) los bandos del Xefe para el juicio de los reos 
,y contraventores , y para el de las causas 4 las 
,y regias y título de penas que prescriben estas 
j, Ordenanzas , y en lo que ellas ^no expresen á 
fy las leyes generales. 

uíRT. S. ,, De las sentencias del Auditor no 
^y se apele á Consejo ni Tribunal alguno y quedan- 
^ do solo á la parte agraviada la Via reservada 
„de Guerra. 

AKT. 7. „ No Heve dicho Auditor derechos 
^y de sentencia » dietas ni adealas ; pues para su 
jy decente manutención queda á arbitrio de S. M. 
fy el señalamiento de salarios. 

uiRT. 8. yy En la toma de las plazas é inven* 
^ tarios de pertrechos , caudales y víveres que 
fy se hallen por los Oficiales de Artillería , Inge* 
,y nieros y Ministros de Hacienda comisionados, 
,y asistuá el Auditor para el cumplimiento de las 
,y Órdenes que el Capitán general diere en quan- 
„ to á los bienes y efectos de particulares. 

ART.^. „ Los Auditores de Guerra de Pro- 
I, vincia 6 Asesores dependan de los Capitanes 
^y generales de ella y ó Comandantes de los Cue^- 
,9 pos Militares , los quales se arreglen á lo que 
,y va expuesto. 

ART. 10. y^No lleven derecho de causas cri* 






DE GUERRA. ' K^.ttj 

,9 mínales , ni de testamentos y abintestatos y par- 
^^ tictones dé bienes : de las deínas los exigirán 
jy con arreglo á los aranceles establecidos por el 
py Consejo de Castilla , y se revocan todos los 
^9 demás. 

$. II. 
' REALES ORDENES NO RECOPILADAS. 

^os Tribunales de Auditorías no reconocen 
otra superioridad que la del Supremo Consejo 
de Guerra y y gozan las mismas preemlnenciat 
que las Reales Chancillcrías y Audiencias : que 
en su territorio no reconocen tampoco otro su- 
perior que el Supremo de Castilla , cuyas órde- 
nes y provisiones obedecen. Los Auditores tie- 
nen Igualdad en todo con los Ministros de aque* 
líos Tribunales , según lo declaró el Sr, Don Fe- 
Jipe .V. por su Real Orden de lo de Enero de 
1745 y previniendo que en la Real Audiencia de 
Barcelona se recibiesen recíprocamente del mismo 
modo los recados judiciales que se pasasen de un 
Tribunal á otro , lo que se confirmo por otra de 
7 de Abril del mismo año , sin embargo de la 
oposición y representaciones que hizo la referida 
Audiencia ; y habiendo solicitado esta misma que 
sus Ministros prefiriesen siempre al Auditor en 
las juntas que tuviesen , se sirvió S. M. por su 
Real Orden de 15 de Abril de 1760 confirmar 
las :anteriore^ KesoiucioQes 9 y mandar , que la pre- 
ferencia de Ministros de Ja Audkncia , y el Au* 
ditor se regule por la antigikdad del juramento 
de cada uno; 



iLeál 



528 AUIHTORES 

Real Cédula de 5 de Febrero de /77O. 
Por la que se declara , que los Auditores de 
Guerra por la jurisdicción ordinaria queexercei 
conozcan de las causas de los casados dos veces, 
viviendo la primera inuger (i). 

Autos acor- AUMENTO : al del precio en el papel sellado 

dtdot. jjQ tienen acción los Juristas ni otros intere- 

: sados , auto 18. art. Escribanos. 

Del aumento de los Relatores del G)iiS6 
sejo y y cómo se libre , auto i. art. Relaím, 
. de los Consejos y Audiencias. 

Del aumento del salario de los del Coas^ 

• jo , Alcaldes de Corte y subalternos , auto 78. 

• , y 81. art. Consejo de Castilla ; y de los délas 

. Audiencias , auto 13. art. Presidentes de las 

Audiencias y Chancillerias. 

Recop. de ^AUSENCIAS de los Doctrineros , L 18. art 

ladias. t Curas y Doctrineros. 

Ausencias de los Catedráticos, I/42. art. 
, Estudios. ' ■ 

Los Ministros de las Audiencias y Oficia- 
. les Reales no sean proveídos en oficios» ha- 

biea- 

. (i). De esta materia de Auditores tratan varíoijo- 
nsconsultos , principalmente sobre la jurisdicción dd 
Auditor de la Cámara Apc^stóHca el Barbosa de PúteS' 
tute Eptscop, 3. part. ategat. 81. y qoeaquel, ni otro 
jpTKz RorrtiKio no conoce M- U ^rimepi inif ancía en el 
Rcyno , Salgad, de Reteñí.. ^fjr$..%. ¿ap. y.n. io. S<y 
(irc qpe fcís :Av»dÍ$Qrp^ no .fi|iej(i|eq^contjraer matrimonio 
' en España sin Real licencia , baxo la "pena.^e Pf |)?F?''' 
Mattheu de Re crimin. controv, 69. CoftiaJ. ¿¿^^224* 
n> 39. y que si siendo Clérigos los Auditores Reales dc 
linquiesen , cómo han de ser castigados , Cortíad. idim. 
Y por último sobre la autoridad de los Auditores 7 
Magistrados, Larrea » «/&^4/. loo. al 104. 



N 



AUSENTES. 5*9 . 

biendo de Iiaopr ausencia de sus plazas » 1. 2X0 ^ 
art. Prwisiones de oficios. 
, Avseocias ^t Oficies Realeo, 1. 2j. idem. 
Ausencias de oficios públicos , 1. 24. idem^ 
Las ausencias del Presidente de la Casa sq 
prohiben , 1. 12. art. Audiencia del Presidente y 
Jueces de Contratación. 

Ausencias del Prior y GSnsules de Sevilla 
leyes 39* 40. y 41. ^n. Prior y Cónsules , 6rc. 

Cb^ién ha de dar Ucencia para hacerlas ea 
imr y tierra , 1. 70- art. Generales. 
AUSENTES por causas justas ó probables : quán- Pirtidat. 
( do podrán apelar después de tiempo ^ y cómo, 
;. L 10. II. y 12. art. Af elaciones. 

Y éstos f intes que se admitan « deben ju- 
ftr primero que no lo hicieron de malici^ 
. 1. 1 1, al fin , art. Apelaciones. 

Ausentándose el señor de la cosa que otro 
prescribe ^ ó el mismo que la posee , de la 
tierra ; si por esto se interrumpa su prescrip- 
ción y 1. 20. art. Ustuapones. 
f ; Estando algunas personas ausentes , no. pue- 

de nadie ganar por tiempo sus cosas , I. 28. id. 
Los ausentes pueden contraer matrimonio, 
. j quándo no » 1. i» art« Esponsales y matri^ 
montos. 

Ausentes y rebeldes ea juicio de cuentas. Recopila* 
1. 39* art. Contaduría de cuentas y sus Mimsr cíoa. 
tros. 

Los Gobernadores no se ausenten , I. 34. 
art. Corregidores , Gobernadores y Alcaldes ma^ 
yores. 



Tom. IV. "Xxt AÜ* 



530 

AU TO R E Si 

' REALES úRjyEJSTES NO idECOFTLAJyAS. 

Por Real Provisión de 4 de Octubre de 1762, 
y Decreto de 14 de Noviembre del mismo se 
previene , que los Autores de libros puedan ven- 
derlos en su propia casa , ó «n la tienda de su 
satisfacción. ' 

'• A 'los Escritores ó Autores dé' libros secón- 
ce.den por S. M. para su impresión privilegios 
exclusivos perpetuos ó por diez años , y se pro- 
rogan quando se acaban , á fin de que ninguna 
otra persona los pueda imprimir' sin su licencia; 
pero por Real Decreto expedido en 22 de Mar- 
io de i 763 ' se mandó cesasen los concedidos a 
Comunidades y manos muertas ^ y que en lo 
Sucesivo no se les conceda. En estos privilegios 
suceden los hijos y herederos de los Autores. 
Que S lot Por Reales Cédulas de 18 de Enero' de 1762, 
Aurore* se y ig jg Junio de 1768 se manda, -que los Au- 
t^^ ^!w ^^'^^^ católicos , conocido^ por su fama y letras, 
birsttsobrail ^^^^^ ^^^ oídos por la Inquisición antes de pro- 
* hibír sus obras ; y que quando contengan algu- 
ñas proposiciones condenadas ^'cn el Edicto que 
se publique se deben expresar con el paragc 7 
folio , para que por el Autor ó dueño se tilden 
y expurguen , dexnndo en lo demás corriente su 
lectura y sin embarazar por esto su cursó, con 
el título de ínterin se califican ; y con la cir- 
cunstancia de que el Edicto no se ha de publi- 
car ni executar , sin dar previamente it S. H 
una minuta de él , y esperar su resolución por 
mano del Secretario del Despacho de Gracia ) 
Justicia , ó en su falta del de Estado. 

En las impresiones que se hicieren de libros 
y papeles han de tener presente los Autores la 

Real 



AUTORES. .531 

Kcal Pro^K^ de 19 de: Junio de 1770 , en la 
que se manda que dichas impresiones se hagan 
sin a¿adiif CQsa alguna al original que presentaren 
en el Consejo ; y que de lo contrario se expo- 
nen ellos y los Impresores i sufrir las penas cor- 
respondiste», al exccsQ que cometieren (i), 

AUTORES. V. £viciíi(m.^ 
AUTORIDAD. V. I>atío. 
AUTOS ; los hechos por las Justicias sobre de- 
^ safios , los recojan los Corregidores , y procq- 
•dajn al castigo , autoi. §^ 7. art, D/sapos. ' 

De los hechos en tiempo del intruso do^ 
minio , auto 16. §. 6. art. Alcaliies Ordinarios. 

.Se entregan al Abogado y no á las parte» 
en Galicia y Asturias , ayto 6- $. 2, art. ^a- 
diencia de GMicia y Asturias. 

Los, Autos de fuerza del jN'imcio;se guar- 
den originales., y s^ dé testiínonv> al Nptario^ 
auto 4. §. 3. art. Conservadores y /demás Jueces 
JEclesidsticos. 

Se notifiquen los aut^s antes de salir del 
Consejo , auto 10. ^. 2. art. Escribanos de Cá- 
mara de-hs Consejos. 

Los autos los escriban y firmen los Rela- 
, tpres , auto 2. §. 2. art. Re/afores de los Con^ 
sejos y Audiencias. 

. Los autos de Jueces de comisión sobre Pe- 
nas de Cámara y gastos de Justicia , se remi* 
tan originales . al Consejo , auto 5. §.2. artic. 
. £jcef Sores de Penas de. Cámara. 

XXX2 Aü- 



(i) De los Autores se ha de estar á so razoa, y no á 
sa aotoridad. Gutier. lib. 4. Pract. q* 3. n.^ 26. 



53^ 

AUTQS SACRAMENTALES- 

La representación de Autos Sacramentales 
y Comedias de Santos se prohibió por Real 
Resolución y Cédula de 9 de Junio de r 765, 
la-qual se expresará 1 la letra ea el art. Teatros^ 
supolicía. 
AVENENCIA : qué deben hacer los Jueces de 
^ avenencia , quando las partes ponen los pley- 
tos en sus manos. V. Arbitros. 
-AVERIA. Y. Administración. 
p ., AVES : se pierde el señorío de ellas luego que 
^ ^ 'se van de la casa de su dueño , y dexan la 
costumbre de volver á ella , 1. 19. y 23. árt. 
Adquisición del dominio ^ y L i8. art. JPósesiam 
• de ios modos de adquirirla , retenerla ó perder- 
la ; pero no de las gallinas y capones que se 
ñiefon de la casa por espanto ú otra razón, 
1. 24. dicho art. Adquisición. 
AVISOS. V- Navios de aviso. 

AUXILIO MILITAR. 

7LEALES ORDENES NO RSC0FTZA2>Jíf. • 

Por Real Cédula de 25 de Abril de 1784 

M mandón conforme al espíritu de lo que se 

previene sobre el asunto en el att. 24. tir., i o. 

trat. 8. : „Qiie todo Oficial Militar y de qual- 

„ quiera tropa que esté subordinado , deberi 

9, dar auxilio y mano fuerte ¿ los Ministros de 

„ Justicia en los caios «xecutivos /d^nd|p cuea- 

' „ ta después al superior de quien depende; pe- 

,y ro en tos que den tiempo , debe dirigirse el 

jj Ministro que pide el auxilio al Comandante 

. 9^ de las armas , para que de él reciba la orden 

i. y, el :sübdito Militar que haya de darle ; y todo 

9, Oficial que- se halle empleado , que no ataje 

„por 



auxilio: . 533 

,^ por sí misifta (ejqi quaato fe sea posible ) el 
yy desorden que ocurriere , será responsable de 
9, los daños que resulten/^ £n virtud deioqnál 
ningún Oficial , Sargento , Cabo , ni otro indi* 
viduo del Exército , inclusos los Cuerpos de 
Casa Real y pueda prestar dicho auxilio á per- 
. sonas particulares , aunque sean Ministros de 
Cortes extringeras , sin intervención de ios 
Magistrados ú orden del Rey , exceptuados los 
. casos executivos é inopinados , en que haya 
precisión de atajar desórdenes , ó contener al* 
gun insulto. 
AUXILIO Real : se dé á los Jueces Eclesiásttr Recop. de 
eos en quanta haya lugaií de derecho , L 1 1. ladiat. 
art. Conservadores y demos Jueces Eclesiásticos. 

Dichos Jueces no prendan ni executen á los 
legos sin el Real auxilio , 1. 12. idem. 

£1 auxilio se pida en las Audiencias por 
petición, y no por requisitoria , L 13. idem. 

No se lleven derechos por* impartir el au- 
xilio contra Indios ,1. 14. idem. 

Auxilio que pidieren los Prelados de las 
Religiones , 1. 43. ^xx..\Rjgulares. 

Auxilio á los Religiosos , L 63. idem. 

Si los Jueces Eclesiásticos pidieren el au* 
xllio Real sobre la quarta parte de las mandas 
que dexaren los testadores para lo que alÜ se 
contiene , no lo impartan , 1. 6. art. Sepulturas. 

Los Alcaldes ordinarios de las. Ciudades 
donde reside Audiencia no impartan el auxi- 
lio Real , y los Jueces de otrosí Lugares reco- 
nozcan . la justificación de los autos , 1. 20 . art» 
Dominio Real. 

Los Prelados y Jueces Eclesiásticos auxi- 
lien y favorezcan álos/Jueces y Ministros se- 
culares, 1. 3. idem. 

Auxilio 4 los Jueces Eclesiásticos por los 

Jue- 



Leyes de 
Partida. 



534 AVENIDAS. 

Jueces ordinarios , 1^1$ 3* ^t. Audiemm M 

Indias. . 

AVENIDAS. V. Adquisición de daminio* 

AVERIA, V. Administración. 

AYAS de las hijas del Rey , quiénes han de ser, 
1. 1 1, art. Bjyes^ cámo han de ser con sus h^os, 

AYOS y qué hm de enseñar i los jóvenes » 1. 4. 
Ídem. 

Enseñen los Ayos i los hijos del Rey 
hablar bien y ¿ ser continentes , 1. 7. y 8. ¿¿ 
Los Ayos y Maestros deben ser gaiardo* 
nados , I. 2. art. Expósitos. 

AYUDANTE de Sargento, mayor de Panaml, 
1. 9. art. Militares). 

AYUDANTE de Maestre ,4. 42. art. Maestre it 
plata y navios , de racimes. 
Partidas. AYUDAR 4 los enemigos de la Fé : qué pena 
merecen los. que lo hagan, 1. 38. art. Excmur 
niones , ¿usfénsiónes y entredichos. 

Dando alguno ayuda contra el Rey , es 
traidor, 1. 6. art. Reyno : quál ha de ser ei^ 
guardar y honrar al Rey. 

El que ayuda á algún ladrón , cómo ha 

de ser castigado, 1. 4. art. Bjyno : quál ha de sn 

en la guarda del Rey , su muger , h^s , érc. 

' Qué pena merece el que ayuda i los que 

hacen algún engaño ,1. 12. art. idem. 

Cómo han de ser castigados los que ayu- 

. dan á los que fuerzan á las mugeres ^ 1. 2. y 3. 
art. Raptores de las mugeres. 

AYRE es cosa que naturalmente es común i 

. todos. los animales^. 1. 3. art. Adquisición del 
dominio. 

AYUDAS de costa : por quintas razones se pue- 
den dar, 1. II. art. Librar las Rentas Rea- 
les ^ V. Rentas. No se haga merced ni ayuda 
de costa en penas de Cámara i persona alguna 

que 



Recopila- 
ción. 



AYUDAS DE COSTA. 53 j 

que las haya * de juzgar , 1. 14. art. Donaao-- 
nes ^ ni sobre ello se dé libranza ; y las ayu- 
das de costa ordinarias que > se dan á aJgupoos 
Corregidores ^ no se libren ,«n los lugares don* 
de- tienen sus oficios , dicha 1. i^. al fin: . . 
' A qué personas se haíi de .dar ayudas de 
C06(as •y vestuarios, L ii* 12. y ij. art. Li- 
brar las Renías Reales. V. Rentas. * 

No dén^ ayudas de caSíi eñ residencias i / 
los Rece^ptores los pueblos , auto 7* art. Ruep^ 
tares ordinarios j ni 'el Concejo de la Mesta las 
libro, ni dé sin licencia , auto 3. art. Presidente 
y Concejo de la Mesta. 

De qué se |>agu^i las ayudas de costa á Aatos scor- 
los Visitadores de las Chandllerias, auto i. art. dados. 
Penas de Cámara. 

- Con los proveídos al Consejo , que vinie- Recop. de 
ren de la^ Indias , se excusen las ayudias de eos- Indias, 
ta , I. 22. art. Préndente del Consejo de Indias. 

Ayudas de costa en tributos de Indios, 
1. 34. art. Repartimientos de Encomiendas , irc. 
- y 1. 35. art. Encomenderos de Indios. 

' Ayudas de costa procedidas de pueblos in- 
corporados á la Corona ,1. 18.^ art. Sucesiih 
nes de Encomiendas. 

'' Ayudas de costa por tomar cuentas extra- 
ordinarias,!. 74. art. Contaduría de cuentas. > 

Se remita relación al Consejo de las ayur 
das de costa ,1. 17. art. Situaciones. 

Ayudas de costa á los Oidores que toma«- 
reñ cuentas á los Oficiales Reales^ h 8. arr. 
Cuentas. 

Ayudas de costa por tonnar cuentas , L 9. 
ídem. 



AYÜ- 



53^ 

AYUNOS. 

• ' • i 

Decrct. Üb. 3. tit. 46. De observatume jeju^ 

niorum 3 

Part. I. tit. 23. D/ la guarda de las fies-- 
tas y é de los a¡yunos , é de cómo se de- 
ten facer las limosnas 13 



A 



íyuno es la abstinencia que laí Jglesia prolu* 
be , usando solo una vez al dia de los que per* 
mite 4 la hora que señale ; cuya materia de que 
solo habla, un tituip de las Decretales , y las re- 
misiones de muy pocas decisiones de nuestra le- 
gislación , se tratarán con individualidad y espe- 
cialmente de los puntos de Disciplina » en que 
mas variaciones se observan desde el principio 
de la Iglesia hasta nuestros dias , y sobre coya 
observancia y modo de practicarse han introdu* 
cido infinitas disputas los Teólogos , hasta redu« 
cirio los Casuistas peta: sus sutilezas escolásticas i 
estado en que apenas hay persona á quien ligue 
el precepto , contra el rigor de la antigua Disci* 
piína , tan recomendada por la Iglesia , y que con 
tanta severidad observó en lo antiguo, con es- 
pecial' o ad la Griega; pero como es propiamente 
4eológ: o , y en <iue 4os Decretalistas no han he* 
cho particulares discusiones, reservándolo á los 
primeros ; y siendo por otra parte ageno de núes- 
tro instituto principal , y del conocimiento de 
ios Juriscoi^b altos , para quienes con especialidad 
se cscriuc ^sta obra , no se hace en ella otra cosa 
que describir su esencia , y extractar los capítu* 
los canónicos y leyes y dpqias {t^cisíones no re« 
copiUaas. 



DE- 



jLjras 



AYUNOS* 537 

§. I. 
DECRETALES , lib. 3. tit. 46 (i). 
Can. I. Inocencio IIL año de 12 jj. 



vigilias de la Natividad del Señor , Asun-? 
<:ÍQfl y Apóstoles que acaecieren en domingo , so 
ayunen el sábado y y guárdese la vigilia de Saa 
JVIatías. 

Can. 2. ídem dicho año. 
Todas las vigilias de los Apóstoles se celebren I^i*» «» q^c 
con ayuno , menos las de San Felipe , Santiago '^ debe aya- 
y San Juan Evangelista , la de San Bartolomé, ««J^ydelot 
según la costumbre del pueblo : se ayune igual- ¿q,^^^^^"** 
mente por la venida del Señor ; y las festivida- 
des de los Santos que se celebran los lunes , se 
ayunen los sábados. A los que por necesidad ó 
falta de otro alimento comen carne en la Qua- 
resma , se les amoneste y no castigue : los que 
por. debilidad, sean advertidos sóbrela costum- 
bre de su Provincia ; y los enfermos pueden co- 
merla sin riesgo alguno , por evitar mayor peligro. 
Can. j. Honorio IIL año de 1222. 
Si la Natividad del Señor ocurriere en la fe- 
ria sexta , pueden comer carne todos , á excepción 
de los Religiosos profesos , y los que hubieren he< 
cho voto ; pero no son reprehensibles los que se 
abstienen de ella por devoción. 

Tom. IV. - Yyy PAR- 



(i) £1 Conc. Trid. Set. i{. al fin determina . que 
se observen las disposiciones conciliares » como en ellaa 
te contienen . y especialmente las que conducen á la 
sñortiücacion de la carne ; v. g. la delectación de laa 
comidas , los ayunos y otras cosas piadosas y religiosas. 



53^ AYUNOS- 

§. IL 

PARTIDAS I- tit. ^3. 

Ley I. 

Definición » -T iesta tanto quiere decir como día honrado, 
deUifiestai. o en que los christbnos deben oir las horas , é 
f^ facer é decir cosas que sean i alabanza é ser- 
yy vicio de Dios , ¿ i honra del Santo en cuyo 
yy nome la facen ; é tal fiesta como esta es aque- 
yy lia que manda el Apostólico facer , é cada 
yy Obispo en su Obispado , con ayuntamiento 
9, del pueblo , a honra de algún Santo que sea 
», otorgado por la Eglesia de Roma/* De las qua* 
Qoántat mt- les fiestas hay tres maneras de ellas : la una es, 
ñeras hay de como se ha dicho , en servicio de Dios ó San- 
ellas. jQ canonizado : la otra por mandato de los Re- 

yes , ya sea pof el nacimiento de algún Príncipe 
suyo , ya por victoria contra infieles ú otro mo- 
tivo , en honor de ellos ; y la última son las fe- 
rias que se hacen por la recolección de frutos en 
provecho común de los hombres. 
Ley 2. 
Cómo se de- Las fiestas que son eh honor de Dios y de 
ben guardar sus Santos se guarden , cesando toda obra servil, 
lasfietus. ¿g juicio y citación. En ellas se vistan los hom* 
bres con decencia y y asistan á la Iglesia & Jos 
divinos oficios y gastando lo restante del dia ea 
decir y hacer cosas pertenecientes á Dios y á la 
salud de sus almas. Los que por desprecio de 
Dios y sus Santos no guarden las fiestas , sean 
amonestados por su Prelado , y puede descomul* 
garlos hasta su enmienda. 



XíT 



AYUNOS, 539 

Los Clérigos deben tener limpias las Iglesias, 
y particularmente los días de fiesta , baxo la pe- 
na que les imponga su Prelado ; y si éste fuese 
en ello negligente y lo pene su mayoral. 
Ley jf. 
Hay tres maneras de ayuno : el primero abs« 
tenerse de pecados : el segundo de comer y be- 
ber ; y el tercero de no comer mas que una ver 
al dia , y no sea carne , ni cosa que nazca de 
ella 9 como huevos , leche , queso ni manteca. 
I^ 5. 
En todo tiempo se deben guardar los dos pri- 
meros ayunos , y el tercero en ciertos días y 
tiempos y así como en las vigilias de todos los 
Apóstoles , fuera de las de San Felipe , Santiago^ 
y San Juan Evangelista : igualmente se debe ayu- 
nar en las demás vigilias de los Santos , en los 
quales la Iglesia ha señalado ayuno , y en la Qua* 
resma y quatro Témporas. 

Ley e. 
En algunos Lugares hay costumbre de que p^^ J^^ ^^ 
«e ayune el sábado , porque en el Viernes y Si- tigunoi Lu" 
bado Santo ^ antes de la Resurrección , estuvieron garesseayu* 
tristes los Apóstoles y en ayunas , y por quanto na el sábado. 
la fé de la Resurrección permaneció en la Vír* 
gen nuestra Señora ; por lo qual se la hace fiestn 
los sábados , y aunque en algunos Lugares no se 
ayune estos dias y sin embargo es menester abs«» 
tenerse en ellos de la comida de carne ; y si uaa 
fiesta que trae vigilia es en lunes , se ayune el 
sábado , porque no se debe hacer en domingo^ 
en honor de la Resurrección de Jesuchristó. 
Ley 7. 

En hacer limosna se atiendan nueve cosas: ri^x^-. 
« . « ., / iJoantas co- 
la primera la persona que recibe , porque antes gas ha de te- 
se ha de dar al fiel que al infiel : la segunda la ner presen- 

Yyy 2 ne- te» 



en 



540 AYUNOS. 

tei el qoe necesidad, pues primero es el cautivo que otro: 
quisiere dar j^ tercera el lugar , como el preso por deuda sin 
LmosM. ^^.j.^ delito : la quarta el tiempo , así como el que 
injustamente es llevado al suplicio , para redimir- 
lo : la quinta, la medida , de forma que se dis- 
tribuya con igualdad : la sexta la necesidad , pues 
en igualdad de miserias primero son los parien- 
tes : la séptima la edad , porque son ¿ntes los 
viejos que los jóvenes :1a octava la debilidad dd 
cuerpo y pues son antes los ciegos y demás im- 
pedidos que los sanos : la líltima el estado del 
pobre , porque* primero se debe dar al noble 7 
al que fué rico , que al plebeyo. 
Ley 8. 
Antes se debe dar la limosna al padre infiel 
necesitado , que aí extraño fiel , quando no se 
puede socorrer á entrambos ; pero si el padre no 
lo necesita de la misma forma , 7 el extraño si, 
¿ntes se debe da^ al extraño bueno que al padre 
malo : quando éste nq lo necesita , se da al otro 
para que ore por el perdón de Jos pecados dd 
dador. 

Ley s. 
Tres géneros hay de linjosna espiritual : per- 
donar al que ofende por amor de Dios , cone- 
gir al que yerra , y enseñar al que no sabe j f 
' la limosna corporal consiste en las obras de mi- 

sericordia , como dar de comer al hambriento, 
dar de beber al sediento , vestir al desnudo , y 
visitar los enfermos y encarcelados. La limosna 
espiritual es la mas excelente. 
Ley 10. 
La limosna se debe hacer justa y ordenada- 
mente , con buena intención , y de cosas que no 
se puedan exigir por orden judicial , lícitamente 
adquiridas ; pues de otro modo no se debe ha- 
cer ni aprovecha. Y de las cosas que no se pue- 
den 



AYUNOS. ,54j 

den repetir , aunque se^ xml dadas^^ «e puede 
hacer Umosna. ' 

Ley ij. . . j 

Los Religiosos no pueden hacer limosna sin Quándo los 
permiso de su Prelado : no obstante si vieren Religiosgs 
alguno en necesidad extrepoia , pueden darla sin pueden dar 
licencia , aunque lo ^contradiga el PreJado. Tam- '*°^<>«^a- 
bien si administran algún oficio de la Orden, j 
les sobra alguna cosa , cumplidas las cargas que 
le corresponden por su oficio , ó si es que están 
estudiando en alguna parte , ó van de camino o 
á^otro encargo con licencia del Prelado , debenr 
obedecer 4 éste , aun quando haya diída si la co- 
sa es ó no contra el precepto de Dios. 

Ley 12. . ' 

La muger casada no debe, dar limosna sin Quándo la 
voluntad de su marido , sino de los bienes pro- muger casa- 
pios que tiene separadamente , como peculio pro- ^* 
pió , ó si es de los alimentos que la muger go* 
za , según costumbre de algún lugar , y entónr 
ees es menester que sea con templanza , y cre- 
yendo probablemente que no lo llevará á mal 
el marido ; y si éste lo prohibe no debe darla, 
sino es á pobre constituido en necesidad ext|-e- 
ma ; lo que no puede impedir el marido : lo mis- 
mo es en caso de s:r hiio de famUía. 
Ley 13. 

£1 que dé limosna la distribuya primero á si 
mismo , precaviéndose de pecados , y no obrando 
contra los preceptos de Dios ; igualmente la dis- 
tribuya por amor de Dios , y no por vanagloria* 

ZETESSUMZTAS. 

No se quebranta el ayuno por recibir el 
Cuerpo y Sangre de Dios , y sí , bebiendo lo que 
queda de lavarse los dedos, 1. jo, $. i. art. Sacra" 
merao de Ia Santa Iglesia* 

ATÚN- 



^^^ AYUNTAMIENTOS. 

Leyes. 

Leyes de estilo , la 8 7 103 2 

Ordenamiento Real , lib. 7. tit. i. De los 
Concejos de las Ciudades y Villas , de 
sus Regidores y Oficiales , de sus fri- 
vilegios , usos y costumbres 29 

Recop. lib. 7. tít. I • De los Ayuntamientos, 
de los Concejos , Justicias y Regido- 
res , y de sus ordenanzas r j 

Kecop. de Indias , lib. 4. tit. 9. De los Ca- 
bildos y Concejos 2j 

Definicioii» Ayuntamiento es el congreso 6 junta de las 

personas destinadas para el gobierno político y joi' 
diciai de los pueblos : también se conoce con I2 
voz Concejo , Cabildo , Curia , Regimiento , S^ 
nado y otros ; pero hemos escogido la primera, 
por usar de ella el título de la Recopilación que 
hemos de extractar : baxo este mismo nombre 
citaremos por remisión algunas leyes de Partida 
dispersas , y otras de los demás Códigos nacio- 
nales , omitiendo las que » aunque concernientes 
á' esta materia , expusimos en la palabra Acuer* 
dos 9 en donde igualmente insertamos dos títu- 
los del Digesco y Código , que trataron el asunto* 

PARTIDAS. 

ZSYEi DISPERSAS. 

• • • i 

Si algún Concejo recibiere dineros ú otras 
cosas en préstamo , quindo será oWigado á pa- 
garlas ; y quién debe probar que el tal présta- 
mo se convirtió en su provecho , 1. 3. art. Prb' 
tamo llamado Mutuo. 

Si serán obligados los Concejos á hacer en* 

míen- 



AYUNTAMIENTOS: 543 

mienda del despojo hecho á mercaderes por los 
ladrones en su tármíno ^ L 4* art. Mfrcadefes. 

No pueden poner I06 Concejos portiazgps d<{ 
Lugares del Señorío Real , sm orden dd Rey« 
V. 1. 9. §. Ídem. 

Los Concejos pueden pedir restitución , co- 
mo los 0Gtenores é Iglesias , 7 quánda. Y¿h xi>i 
art. Restitución en el todo... 
' Si se entYa por fuerza en alguíia xrosa de <^tr0| 
como sea castigado. V. L 17. art. Fturza$^ • 

5. L 

LEYES DE ESTILO. : 

Ley 8. 

JLiOS Concejos pueden ser emplazados por los 
que agraviaren con sus ordenanzas. 
,1' ' Ley 10^. ' f .* 

Igualmente paguen 1® mrs. al Rey por el 
omecillo de los Judíos que se hallen muertos en 
sus términos , si no se supiere quiénes fueron 
Ips matadores : de los Christianos ó Moros de 
las Aljamas no pechen el omecíUo , 7 solo» si los 
hubierea xobado » lp& paguen los Concejos otro 
tanto. 

5. IL 

ORDENAMIENTO REAL,üb. 7. út.i. 

L^ I. 



c 



orno los Concejos^ Ciudadds^ VlUas tengan 
casas públicas para sus Ayuntamientos. V. en el 
§. siguiente* esu ley 4 la letra. 



544 AYUNTAMIENTOS- 

Ley 2. 

' En los Ayuntamientos y O>ncejos no haya 
ftino los; Regidores y* Oficiales , y no otro. JEsta 
¡ey es la 2 de dicho $. 

Ley j. 
Contra los que entran en Concejo sin llcen^ 
cb. Se mclaye esta ley en la i. de dicho §. al Jin. 

Ley ^. 
: La í pena del Corregidor y Justicia, que dcxa 
entrar en el Concejo personas que no son de éL 
Y. la ley j. del siguiente $. 
Uy 5. 
Se guarden las ordenanzas de cada Concejo: 
que todoii'i^ la mayar parte sean concordes ca 
lo que ordenaren. V. la ley ¿. de dicho §. 
Ley €. 
Si alguno contradixere lo que el Concejo hí-' 
ciere , la Justicia lo oiga, F". en la 6. del sig. §. 

Ley 7. Don Juan IL en Zamora , año de 14^32. 
Se I guarden los privilegios que tienen algu- 
nos pueblos en elegir oficios de Justicia , como 
Regidores , Escribanos , Jurados , Fieles y demás 
que tuvieren uso , fuero ó costumbre de proveer, 
salvo las Alcaldías , Alguacilazgos y Merindades^ 
que su aombrainiento corresponde al Rey. 

Ley 8. Don Enrique TV. en Toledo , año de j^^Ta» 
Igualmente los pueblos que tengan privilegio 
ó. costumbre antigua de dar ó proveer Regimíea- 
tos , Escribanías , Mayordomías y Fieldades , lo 
puedan hacer sin que persona alguna se entróme* 
ta en ello. Y las cartas Reales que se expidieren 
sobre ello, aunque contengan cláusulas deroga- 
torias no valgan : donde no haya privilegio ó 
costumbre se guarden las leyes del Reyno. 



AYUNTAMIENTOS. 545 

Se guarde £ los pueblos el uso y costumore 
5»>qi^atQj4,,<5tup^^pr9y^^^^ V Re^^,,á,. petición de 
ellos ó dd la mayor parte de Concejales , las Es-^ 
cribanías , Regimiei^tos y demás oficios de dichos 
jííiebios. . ^ ' . . \ ..: : í , . . 

4. • '- i /'^ y 9 ' P^ t^lpuso yCtí Valtaviolid. 

Las Escribanías y Noiarja^ pulqueas. queJos 
pueblos tienen por privilegias /ó'hari tenido' 
^r .e^p^cia de ,49 aOfOS,^ selles guarden ; y nin-? 
guiTL EscnharibV. ponga otro/ éh su higar , aunque 
tei?ga ' R^al .^C^du^ par;^ ¿Hb. ^ / \' 

\ 'J Á .los • pi^ébÍQ^ pe 'i<ís guarden sus privilegios, 
libertades , íráriqvezas , Dueños usos y costum- 
ores. 

^,X^. X2. Xc^^ Keyf^^iSlicQS en Toledo / año 

., rto^i-4JL2aIde:s.dq,,Cójtie'y Chancillerías , Cor-^ 
i^gidores, ^Icai^Q^;^ demás Justicias del Rey no/ 
cada jUn^ en su Jurisdicción hagan quelosdere^ 
cho§ qua i¡? hubieren de Jl^var por ellos, y los 
Escribarids ., Al^yaciles y M^ririojs , eStcn escri- 
tos y puestos éñ una tabla en el Juzgado , don-' 
de se vea , para que no. lleven mas de lo que 
cxpre5e\el arancel. 

, ,Se guarden las ordenanzas de los Concejos,, 
y/q^e ninguno se levante contra ellos. Esta ley, 
S6 inserta en Já 7. del $. que sigue. 
Ley ijf. 
Ninguno haga ayuntamiento de gente para 
impedir lo que el Óoncejo hiciere, v. la dicha 
ley 7. del mismo $. 
[Tm. IV. Zzz Ley 



54(5 AtÜÑt AiAiÉNTOS. 

Ley 15. pon Juan Jt enV¿fllvdéítd y ath * 

Los Reginiiéilt^s y otr óf tofl¿Sc>s; <Jtíe vici- 
ren en los pueblos , no ;s¿ den 4 personas po- 
derosas , ni' por renunciación, salvo 4 perdonas 
llanas y .y que sirvan al bi«n pj^blico de, cHos.^ 
Lo. demás que exjpresa 'esti lev se inserfh á tó letra 
en la 12. del §t siáuíente. * ' -•'-'"•- - 

Ley z^. Don Juan If. ñv^^ i^jj." 

' -Sin ReáMicencía np se reparta 4^ los pueblos 
para sus necesidades ifías de 3®^ mrs. \ y pan' 
dar aquella^ muestr^i^ primero cpmo |o han gas- 
tado en cosas' nccéSañás :;^*provecfiósas'i ellos. 
Los que' contravéngala píefdah sus. bienes 'patt 
la (jamara, y los Jüé'cetf piei'díaú sus oficios. , 

Ley.ij. ídem y en JZan^a, año de ffj^^ 
"No "se haga repartbiíeñtb' ín áfefraiha ¿fflos 
pueiblos por los labradores y* peclj^ros ^ que ha- 
cen universidad, sin estai; í)resehtes ios Rcpdo- 
rts y Justicias de ellos , 'y .vean si es 'necesaria' 
O no la tal derrama; y haciéridóse de btranu- 
nera , no paguen aquellos^ sobre qué írcpáitíercV 
salvo si hubiere nrivilpjgió eú contrarídi'' ' ^ 



í 1 



Ley 18. ídem , en 3igGvÍa. ' \'' ^ 
Para el reparo de adarves ,' barretas o" cavas 
de alguna Ciudad coiitribuyan al repartimiento 
tbdós' los piíeMoá de su jurisdicción , y también 
los que se aprovechan de sus pastos y términos, 
aunque sean* de Señorío. ' 

Ley^ jp. ídem: y en Burgos ^ año dé i^isí* 

^^ Se reconozcan los muros* de los pueblos , as- 

tillys y fortalezas .por los Concejos, y se repa- 

ren, 



í 



AYUNTAMIENTOS. 547 

f«il, donde ñiere mas necesario , 4 ^^Pi^^^^ ^^ 
. aquellos que hubiere uso y costumbre de hacerlo. 

: Ley 20. Don Enrique IV. en Córdoba, 

f \ año Je 1455* 

\ Se hagan igualas entre los vecinos de los lu* 

f gares pQJl^I^flos y despoblados ; y los Contadores 

-mayores den y libren cartas Reales para su exe* 
ciicioo. 

Ley 21. 
Los que tienen casas en las Ciudades no sal* 
rgan 4 morar. ¿ los arrabales. EstOc^ st inserta en 
las* déíí§. dguiente. 

Los mercaderes vendan las mercaderías den- 
tro de las cercas de las Ciudades y Villas , y no 
las saquea ¿ los ar/abales. V. dicha /{r «9- del ntis^ 
fno §. 

Ley J2j; 
; , Los Jurados de las Parroquias moren en (as 
suyas. V. ley io.%. sig. 



Ley 2^0 Don Juan IL en Ocaña , ano de ijfj2. 
La Ciudad de Valladolid se llame noble. 

Ley ^5. ídem. 
Se guarden los privilegios de los Caballerps 

de Alarde , que mantengan caballos , y gocen 

de las honras , franquezas y libertades que los 

otros Caballerps tienen. 

Ley 26. Don Enrique IL en Toro. 

Se guarde Jio dispuesto sobre que los vecinos Q^^ '^» q^e 

de Sevilla que tuvieren caballos por año y rfia ^^^^^^^^^ 

* t • • i^-« / \ caballos en 

no paguen monedas , m sus mugeres ni hijos (i) ;y s^y^g ^^ 

Zzz2 ca- p^ 



(i) Derogada por U 15. S* 9« BtuCaballero^^ 



' 54» , AYÜNf AMIÉNTOfe.^ ^ 
paguen mo- ¿stos , si son varones , gocen del privilegio Itasta 
ncdas , ni- cj¡^¿ ¿^ ^j ^¿qj ^y\\^^' hembras hasta que. ^ 
«enn encar- q.^^^j^ . j^q s^^n encarcelados , ni sus caballos ni 
. * .armas prendadas ^ salvo por Rentas Reales : no 
sean pijestos jen Id cárcel por deudas eclesiásticas^ 
¿i pagueii diezmo del carbón , nj sean -presos 
'por aquellas que tienen los alcázares ni' ktaraza- 
ñas, so color de deuda-; pero sean juagados por 
los Alcaldes de la Ciudad , y si fuere justoi sea¡a 
presos. ' ^^ 

' // \ Ley ^2j. Idetn. ■'•• 

"" • 3Los dichos vecinos de Sevilla, almque stáa 
generosos , no saquen las heredades que ftierai de 
sus parientes por trueque, ó donación , &c. , salvo 
" si fuere patrimonio ó abolengo , hasta riuéVe dias. 
' ' . Lty "Sis. "ídem. - 
Qoe los ve-' '*' ' No sean desposeídos de sus bifeAes los vecí- 
cinosdeSe- nos de Sevilla hasta que sean llamados, oüosy 
villa no sean yencidos ; y coqtravijMcfidó , sea restituido el dí- 
¿¡Zos^^^ tóakíií-tfercéré dia 

íion^ ^has^a P^^ ^^^ Alcaldes de la Ciudad ;'fel ^ue- pasado ló 
quesean Ha- sea por los oficiales del Concejo de ella. Los 
madüs , oí-' pley tos acabados por el Jufe de supli<;iiciones, 
ílosy venci- nó se Digan nidetefítíineiT por ét^oís ^pcro di- 
Jos. Q\yQ Juez d4 sentencia -jeon. consejo de los JLc- 
*trados áe dicha * Ciudad; *' -í ^ • ^ • ^'1 -'3 
Ley s¿^ y ídem. * ' > •• 
'Se guarde la costumbre á los pueblos de Jas 
costas marítimas de salar los pescados frescos; Nin- 
guno sea . psado de impedir la Jurisdicción de los 
. ^ . ^ pueblos en hs aldeas. Los Escribanos Vio se en- 
tiendan ser excusados de'^Ws ¡pechos cotícfcjales. 

' - ' > 

. ,. . • l.A . •• • . .. ..... : 



RE- 



AYUNTAMIENTOS- 549 

§. ITL - V 

RECOPILACIÓN , lib. 7. tit- r. / 
Zey I. Los Reyes Católicos m Toledo j año de 1^80. 

JL^as Justicias' 7 Regidores de los pueblos de la 
. Corona Real, hagaacasa para que se junten á sus 

cabildos y pena que siendo ^n ello, culpables, pief- 
. dan los oficios de Justícia y Regimiento. . 

* • - * > • ' . . ■ . . 

Ley 2. Don Juan IL en P^alenzuela , año » 

No entren otras personas en los Ayüntamieii'* Qn¿ per»o- 
tos que las expresas en sus ordenanzas ; y en los "^^ pueden 
negocios dfel Ayurítamiento solo entiendan las ^'^""«'^l^» 
Justicias y Regidores. En esto se observen es- «¡L'ir.^*" 
-trochamente Jas ordenanzas, oaxo sus penas; y 
donde no las hay , las del Derecho. Los sesmo- 
ros pueden entrar para entender en lo que pre- 
viene la ordenanza : el que contraviniere 4 esta 
ley pierda la mitad de sus bienes j y por la se-» 
gunda todos para la Cámara. Los Corregidores, 
- Alcaldes , Alguaciles y Regidores resistan á los 
> que lo contrario hicieren :. demás de dicha pena,: 

• quando entrare alguno sin. licencia , y contra la 
voluntad del Regimiento , por cada vez pague 
20@ mrs. para las Justicias del pueblo j cuyas 
penas las executen éstas luego. 

,.-• ..-. ..:..•• •....* .-' ........ 

Ley j. Don Juan IL en Madrid , año de i^^g* 
I La Justicia que.consintierec^itrar en el Ayun- 
itamiento otra persona que los Regidores , -Ofi- 
ciales y Escribanos del Concejo , pierda el sala-. 
- rio dp jaquql dia para reparo cié muros : el Con- 
cejo del. pueblo la tome, y ^^te. ... 

Ley 



5 5a AYUNTAMIENTOS, 

Z^ 4.. Don Enrique IV. en Toledo > ano de ^Sn. 

Los Escribanos del Concejo no tengan voz ni 

voto , .aunque tengan carta del Rey para ello , 7 

solo han de usar de sus oficios para dar fó de 

.lo que ante ellos pase. 

Ley 5. Don Juan 11. in Zamora^ ano de 4^^. 
Quando en los Ayuntamientos unos diccn^ 
que se trata negocio , en qué todos deben ser con- 
formes y y otros dicen que basta la mayor part^ 
se guarden las ordenanzas : si no las hay , o están 
contrarias ó diversas » se guarde «1 Derecho (i); 
y si no se puede remediar » la Justicia lo con- 
sulte al Rey. 

Ley €. ídem , en Madrid , aHo de 1435^ 
Lo acordado por cada Concejo se guarde : si 

alguno lo contradice , la Ju^icia lo oiga 1 7 pro* 

ceda según derecho. 

Ley 'j. ídem , en Ocaña , año de 42H. 
Los pueblos se gobiernen por las ordenanzas 
y costumbre que tienen de los Alcaldes ^ Regi- 
dores y Oficiales de los Concejos. Las Justicias 
castiguen ¿ los que hacen ayuntamientx>s para im- 
pedir la execucion de la Justicia y gobierno del 
cpueblo ; y guarden las ordenanzas 7 costumbres 
^que en esto tengan. 

Ley 8. El Emperador Don Cdrlosy Doña Juana^ 
en Toledo. 
Qiíando las Justicias hicieren ordenanzas para 

«I 

(i| Ef la pluralidad de votos conforme i la ley 43. 
y sig* S« Recop. uxU Presidemee / Oidores. 



AYUNTAMIENTOS^. 551 

eí buen gobierno ,' antes reciban información de 
1^ partes 4 quien tocaren , si son útiles ó nece^ 
sarias : las envien al Concejo con siis contradicr 
clones , para qtie se mande lo que se ha de guardan 

Ley $. Don Juan IL en Madrid , año de 14^3 3^ 
Los que tienen casa^ dentro de los muros nc 
vayan á vivir á los arrabales. Si en la Ciudad 
ó" Villa hay sirio para poblar , el que viene d¿ 
fiiera rio viva en el arrabal. Los mercaderes , jo- 
yeros y otras personas no vendan las mercaderíasí. 
en los arrabales. Quando el Rey fuere á algún 
pueblo , el- Aposeñtíidór ^e S; M- conJ]el del 
pueblo señale á los mercaderes de Corte aposen* 
tainientos y tiendas en lugai^es conveñientei. 

£^ 10. ídem \ en Ocafia i dfh de j^^. 

Los Jura,do$ de las Parroquias vivan en ettasy 
6 U ló méhos bien cerca : si na 16 hacen , reque- 
i^dos- de sus ^parroquianos » éstos elijan otro ea sit 
lugar. 
¿^ if. \Dón Pe»b ftf Valfadotid , era de ijí^^ 

Las llaves de 1» puertas de- los pueUos las¡^ 
tengaií sus vecirios , á quieii el Cottcej0 las di ^ ó 
los Oficíales tíé dichos jpueblos , que tengan cós^ 
túmfire de tenerlas , y ¡no los PrcladoP^ BicOB^ 
jhólilbrcs yjii otros* pbdtTÓsos. 

- Ley 12. Don fudw IL en VálkfdóHd , aíUy 

- de 144.7. • ' ' } losConcc- 

Las Jírsticras , Regidores , Jlirados y koffi^sjot no con- 
bres^buenós de. los pueblos , so pena <ie la tocr- sientan qne 
Ctá Rcar, privación dé oficios , y^ confiscación- personas po- 
de bienes para k Cámara , no consientan , sin es-' °^'^^'®* ^ 
pecial Real orden , á algún poderoso apoderarse JJ' juttida y 
de la excepción de la justicia , ni en las Rentas^ demás que 
Reales , ni de las Justicias y Regimientos , y^ofi^^ expresa. 

cios 



55a AYUNTAMIENTOS, 

cios de eUos. Si el poderoso quiere vivir «a al- 
gun pueblo , viva llaaíimente ; y si de otra ma- 
nera quiere estar, no 1^ dexen entrar, ni estar ea 
ellos : si las Justicias y Regidores no pueden re- 
sistirlo y echarlo , las Ciudades y ViUas comar- 
canas , y todos los vasallos del Rey , requeridos^ 
den todo favor para hacerlo. 

Ley i^. Don Felipe IV. en Madrid y, ano dfi ^^33- 
No se condene ^1 pena de ordenanzas no con- 
armadas por el G>nsejo« 

f ZSrSS . J>J^JP£RSAS. 

.Quando la causa tocare 4 alguno, de losJ^e^ 
' gidores , se salga fuera del Ayuntamiento , 1- 34. 
art. Corregidores : instrucción y leyes de ¡o que han 
de itacer. ' . . • , 

-^ Orden que hto de tener en los Aywi)atDÍen'> 
tos en despachar^ el Pfpcurador qup euviarea al 
Rey ó al Consejo, 1. 39. idem. 

luz^ apelaciones de ;rojÍ) 4xir«> abaxo vayan & 
Iqs Regimientos , 1. 7. art., Apelaciones. 
< . « Las apelaciodes d^ . jas , paus^as. : criminales de 
6S-mr9.iamxo,,y de lo? Ák^ldes «if regadores de 
ttwstás y ^cañadas no vayan i K^egimiepto, L 8«¿/.> 

£n cada Concejp el Escribano, tqjcig^a; padrea 
de los pecheros , L 26. art. Escribanos. 

Gomo' Se h,an de guardar , las- ordenanzas de 
^ los Concejos , y quáks , J. 14. art. Corregidoresi 
* in^triiccf$ny leyes d( lo qfu kan de hocfif. ^ • 

Por escrituráis y procesos tocantes. y pertene- 
cientes i los Concejos no lleven derechos los Es- 
críbanos , 1. 30. Ídem. 

Los Escríbanos de Ayuntamiento no tengan 
ni Hevea salario de persona alguna , Iglesia ó 
Monasterio ^ 1. 8. art. ^Escribanos. 

Có- 



AYUNTAMIENTOS; J53 

: .: 'Como se i^n ide gmrdar jk^ ordenanzas que 

s tienen las Ciwiadís y Villas y pára.que no se. m- 

s troduzca vino ík. fuera , 1^ 3i.:art. Cosas ftohi^ 

É ^¿átíj sojpardej B^eym. . . ; .. ^ 

a La Justicia y Regidores , y demás personan 

t del Ayuntamiento no den favor á los que traen 

pleyto contra el Concho ,.fe 7. art. Joropos y rm- 
tas de hs Concejos. ^ 

.r . Orden-: qu^. <se ^^a; de ; tpnpr. jep los; Ooncejo^ 
I. para que haya en ellos arca y libro , en que estén 

suS'pnTil^gioSvy sentenpas, y otros títulos y es- 
crituras tocantes L la Ciudad ó Villa » 1. 15. art. 
Corregidores: instrucmny leyes de ¡Q que han dff- 
hfécer yjf 1. ^5, ^(ru^M^crlbanof. ; 



r 



JiVTOf A:Caj(iJ>JiD.OS* 



Los Coiieejos puedien comprar caballo padre 
jj ¿costa de Jqs propips ^ apt.jt. axt. Caballos dehjM-:. ' 

^ na casta. . • /*^ ;? /^ • ^ •.. > k\ 

En^ los. Ayuftt^nuentos íhaya un lií>r0 , fo qii» 
. se registren todos W contratos de' censos , com- 

pras » ventas y y ptfos. semejantes ^ ^vlu zu yt. 
alcaldes Ordinarias y Delegados. 



'UZriMAS, ítfijíLSS JOISPOSICIONES^ , 

Por cartst .del Supremo C>>nsejo de Castilla 
de Junia.de 1:7^9 y 60 se reencarga las órde* 
nes de los Heyes Católicos y otras posteriores, 
para que sienten las Villas en los libros de Ayun- 
tamiento lasproyideacias I cédulas ypcovisipnes 
Reales del O>nse|o. ^ • > 

Por Real Cédula de S. M. de 5 , de Novienj.- 
bre de 1778 se mandó observar y guardar ^ como 
ley por punto general , en los Reyños de Casti- 
lla y León, la condición 57 del quinto género 
^ Tom.IV. Aaaa de 



554 AYUNTAMIENTOS, 

de Millones ; y que los Concejos 6 Ayuntamien- 
tos conozcan en adelante' de las apelaciones de 
hs Justicias ordinarias de sus respectivos pue- 
blos hasta en cantidad de 40® mrs. Y. el artic. 
Apelaciones. 

. 5. IV- 

RECOPILACIÓN DE INl)IAS, lib. 4. tit. 9. 

Ley j. El Emperador Den Carlos , en Monzón^ 
á s de Julio de j^íí* 

J^as elecciones y * Cabildos se llagan en las ca« 
sas de Ayuntamiento , y no en otra parte , pena 
de perder su¿ oficios los danftaventores. No har 
gan juntas extraordinarias sin urgente necesidad, 
y citación de todosí los Capitulares y hecha por 
el Portero , el qi» dé-'fó- al Bsfcribano de haber* 
lo cumplido así ; lo qual se execute , pena de Iz 
íéal merced y y 50^' mrs. pafá la Cimara. 
- ' .. , • • ••• r' • ' ' . 

• Ley 2. Dm Felipe IL en lAranjuez y ár g 
de Mayo de í5%. 
Que nó ht- Los Gobernadores no hagan los Cabildos en 
gan lot Go^ sus Casas , sino en las de Ayiiiitaíiliento , no ha« 
bernadore» biendo causa grave que obligue á lo contrario: 
los Cabildo» ¿^ ihterven^n MiniirrOs Miíitap¿i> ^ hf den k cn- 
ÍVc^mMaoc ^^^^^^ ^ ^^^ Capitularen poí palabr;^vobra, cau- 
cxprcia. • ^ ^^ razoñ que los míieva á impedir la libertad 
de sus votos : en lo que se confiriere g^iáf den se- 
creto, pena dd ser castigados ,' con demostración 
de lo qual se les hará cargo eh siis residencias: 
y no sirva ningún Regidor que no tenga título 
Real ', excepto en los casos que expresan las leyes. 



Í9 



AYUNTAMIENTOS; 55J 

L^^^rDon FeJ^.IV^ ensZamgoza,4 iS 

^de Agosto di y S^^í 
Estando los Gobernadores en sus Cabildo^ 
ao entren stfs Tenientes , sino fuere en caso de 
ser llam^idos para tomar su cojiséjo ó parecer ; y 
asi. que lo dieren vuelvan ¿í- salitse. '- 

'Zey jf.ElEmp9rddútJbáfí Cárlof , mValtadolid, 
4 Í6de Jumó de 1537. 
Los Corregidoreá y Alcaldes mayores puedan 
entrar en sus Cabildos todas las retes que Ift 
parezca convenienteal Real^rViclo y causa pú- 
l>lica. ' •-; V > • «> 

-Ley g. El mismo > m Madrid , i jjf de Agosto 
* • de 1540. 

Faltando el trobernador ó su Tenieote , se 
pueda hacer Cabildo con un Alcalde ordinario, 
el'qual provea en los asuntos que énla^ ocasión 
se ofrecieren. 

Líy 6. Jbm Felipe TV. en Madrid^ A iG 
de Febrero de íS^S^ 
En los Ayuntamientos no entre con espada 
quien no tuviere privilegio , ó le tocare por su 
oficio. ' ^ . . 

L^ 7. ídem , en AranjUez y A 12 de Mayé 
de 1625. 
Los Vireyes , Presidentes y Oidores no im- 
pidan á los Capitulares la libre elección de ofi- 
cios ; estando advertidos , que ademas de las pe- 
nas impuestas, se procederá á mayor demostra- 
ción. 

Ley 8. Don Carlos , en Valladolid , á 14, 

de Septiembre de 1555* 
Ningún Oidor entre en el Cabildo á hacerlo 
con los Alcaldes y Regidores , dexando á éstos 
votar libremente. 

Aaaa2 Ley 



¿5« ATUNTAMIEOTQS. 

Xí?> Sirl>m Félífe IV. en ZaragozAi^á iC 

dt, Agosto de l6jf2. 

Los Gobernadores y sus Tenientes no quiten 
4 los Regidores las j^eeminencias de sus oficios, 
tii eo ellas los inquieten ni perturben y desando* 
los usar sus (Upuuctones , y votat libremente. 



o 



Lejt 10^ I>m. Félipr IIL\en San Lorenzo , a í 
de Sepiembre de íSi^. 
Ningún Gobernado^ y Corregidor ^ Alcalde 
mayor ni ojdíaario por sí ni in.terposicas perso- 
nas pue!^ pedir > ni soÜcítar: votos á lo^ Capitii* 
lares , en favor de allegado ni amigo suyo ^ ni de 
otra perfQiKi ipv,^ "<^l^os de República.; y al re- 
gularlos se bailen dos Regidores de los mas anti- 
guos y el Escribano de Ayuntamiento^ 

Ley^ IX. JDqn Felipe, /,PC en* Córdoba ^ ^ ^5 
de Febrero de 162^. . 

. Los decidores de la Real Hacienda puedan te- 
ner votó activo y pasivo en las elecciones de 
oficios y excepto quando alguno quisiere votar 
con oficio que hubiere c^omprado ^ y no> haya 
satisfecho por él lo que escüvicrc obligado ; y 
en qo^anto á los. Alcaldes ordinarios se guarde ia 
ley 7. art. Alcaldes ordinarios y delegados. 

Ley J2. ídem y: en Madrid y d j de Febrero 
de. 16^4. . • 

Los Gobernadores no.obUguen áios Escri- 
banos de Ayuntamiento á que los votos de los 
Capitulares se escriban en papel sueko ^ ni firmen 
éstos en blanco , con apercibimiento de que se 
dará por nulo quanto hicieren en contrario^ y 
se hará cargo en sus residencias» 



AYUNTAMIENTQS. 557 

íej xj. Dm Felipe UL m San Lormz» y.á 20 
de Jufáiy de i6os^ 
Los Alcaldes que sirvan un año ^ no sean 
iieelegidos hasta pasados tres ; y los demás Con- 
cejales que tuvieren voz y voto en el Ayunu- 
miento y hasta pasados dos años y después de los 
quales puedan ser elegidos conforme al orden y 
costumbre de cada pueblo. 

itfy T4^ El Emperador Dtm Carlos^ y etu Toledo^ 
á 2S de Mayo de 1525. 
Qiiando en el Cabildo se tratare Begocio que 
toque i Capitular , se. salga fuera. ^ y no entre 
hasta que se haya resuelto \ j lo mismo se guar- 
de quahdo tocare i persona , en quien tenga pa- 
rentesco , d haya razón por qué puedan ser re- 
cusados (i)- 

Ley J5. Ihn FeJ^e UL enMadridy, d 26^ . 
de Diciembre de 1612^ 

. En Panamá asista á los Cabildos\ de eleccio- 
nes el Presidente , ó el Oidor que éste nombre, 
por las inquietudes y parcialidades que suele haber». 

Ley le. DmFetipe IL aüiyá 26 de Mayo 

de IS73- 
En el Cabildo haya libro , en que se asiente 
lo que se acordare i el que esté guardado COA 
secreta pau quando convenga usar de éL 



Ley 

(i) Esta ley concaerda con la 34. §. Reo. art. Cor^ 
regidores : instrucción y leyes de h qfie han de hMeti. 



55? AYUNTAMIENTOS. 

Ley ij. JdemalH ^d aj de Febrero de igTS* 
Las Cédulas Reales para Ayuntamientos se 
abran en. ellos , y se asienten en el libro por el 
Escribano ; y las ordinales se pongan en el ara 
del Concejo. 

Ley i8. Idem^ año de ig^S* 
Las provisiones j ordenanzas , Reales cédu* 
las é instrucciones particulares para el gobierno 
de las Provincias , tratamiento de los naturales» 
y buen co1>ro de la Real Hacienda. , se recojan 
en las arcas de los Cabildos , sacando antes co« 
pia en los libros de eüos* 

Ley j^. Don Felipe 11. en Madrid ^ á^ 2j 
de Febrero de iS75* 

Las cartas de los Vi reyes , Ministros y Ofi- 
ciales dirigidas ¿ los Cabildos , se asienten en sus 
libros por los Escribanos de ellos. 

Ley 20. ídem , en Aranjuez ^ á i^ de Mayo 
de is8S. 
El Juez que quisiere papel del archivo lo pi- 
da ; y en ningún caso se saque del Cabildo p2« 
peí original, ni la caxa de sus escrituras ; y en 
quanto i los Visitadores guárdese lo mandado 
por la ley i6. art* Visitadores generales. 

Ley 2 1. ídem > Ord. 57. en Toledo , d 2¿ de M/^ 
de jsSs. 
Un Oidor por turno revea las cuentas que 
el Cabildo ó Diputados tomaren sobre pósitos, 
propios , gastos de obras públicas y fiestas , al 
menos que por ordenanzas de las Contadurías de 
cuentas , dadas por el Rey ó confirmadas 1 00 
.estuviere determinada otra cosa. 

Lfjf 



AYUNTAMIENTOS. 559 

•Xfy 22. Don Carlos en Madrid ^ á 24 de AbrÜ 

La Justicia y un Regidor nombrado por el 
Ayuntamiento pongan las posturas á los regato- 
nes ordinarios , que compran cosas de comer y 
beber , á precios justos , dándoles alguna ganan- 
cia moderada. 

' Ley 5 j. Don Felipe 11. en et Escorial , á 5 
de Noviembre de I g JO. • 
Ningún Oidor ni otra persona se aposente de 
asiento ni de viage en las casas de Cabildo. 

AZOGUE : sus minas , I. 4. art. Descubrimientos Recop. de 
y labores de minas. Indias. 

Cerca de ellas se avecinden los Indios ^ L 21. 
art. Servicio en minas. 

Azogue del Rey : á qué precio se ha de dar 
4 los mineros del Peni , 1. 3. idem. 
Azogue. V. el art. Estancos. 
AZOGUEROS. V. Minas de oro y platas 
AZOTES : deben darse 4 los ladrones , 1. i8r ar t. Partidai. 

Hurtos , y de los siervos fugitivos.' 
^ ' El seductor 4^ sonsaca la virgen ú otra 
muger Bohesta , si -es hombre* vil r debe ser 
' azotado , I. 2. art. Estupros. • 

A los Judíos que no traen señal seles den 
10 azotes , 1. II. ztt. Judíos y Sarracenos y y sus 

esclavos. • 

A los que vayan 4 oir la doctrina de los he- Recopihic. 
reges se les den 50 azotes , 1. 2. art. Heregey. 

Deben ser dados 4 los hombres viles y po- 
bres , que blasfeman contra Dios y sus Santos, 
1. 4* art. Blasfemias. 

Los azotes es un modo de atormentar 4 los 
delinqüentes para que digan verdad , 1. i. art. 
Tormento. De- 



ij6g azotes. 

Deben ser dados á los que acogen hereges 
•en las casas cjue' tienen alquiladas , 1. 5. iit 
Hereges. ' 

Antos acor- Los arcabuceros y otros oficiales ^ aprehen- 

dad«s. didos con armas prohibidas para fabricarlas ó 

aderezarlas , incurran en pena de 200 azotes y 
seis años de galeras , aut* 5. art. Armas. 

Las gitanas salgan de la Corte dentro de seis 

días , pena de 200 azotes ; y no se permitao 

sin estar >casadas con gitanos avecindados ea 

ella , aut. 10 y 1 1 • art. Ladrmes ^ rufianes \ vor 

¿amundosy gitanas. 



KOTA. No ohstante Ja suma atenaon qm u 
ha fuesto eñ el ¿rden y mejor arreglo de esta 
obra, fara no, invertir el régimen de los artí^ 
culos y ni menos emitir ninguna Qosa substancial, 
se ha tenido el ligero descuido de haber dexaü 
traspapelarse el siguiente tratado de arras d 
tiempo de remitirlas ala imprenta ^y correspwr 
de entre -la palabra arráez y .la de arrenda- 
MiENip ; par lo ijfée los LecSpres dispensarán , ^ 
mo acostumbran , este leve defecto ^ y los de fna¡fW 
mtidad que Je acompañen ; pues la magnitud de 
tsta obra ,^ la confusión de manuscritos de dk 
Je han hecho casi indispensabJe^ 



, c 



AR- 



5«t 
A R R AS. ' 

Leyes. 

Cod. lib. 5- tit. I. De sponsalibus j 6r arris 

sfonsalitíis ér jproxeneticis 5 

Id. tit. 2. Si rector Provincia , vel ad eum 

pertinentes sfonsalitia dederint i 

Id. titr 3. Dé donationibus ante nu^tias ^ ve¡ 

fropter nuptias , 6* sponsalitiis. .... 20 
Fuero Real , lib. 3. tit. 2. De las arras que 

se deben dar en casamiento y . • 6 

Leyes de estilo la 246 í • • i 

§. I. 



JLiOS 



títulos de ímbos Derechos que van al 
frente de este articulo tratan una de las materias 
mas interesantes á nuestra Jurisprudencia , 7 en 
k que mas variaciones se observan , cotejada coa 
la Romana » y aun unos cuerpos legales respec* 
to de otros ; por lo que no parecer! extraño» 
que para su mejor inteligencia , sin perjuicio de 
extractar las leyes Reales , que es el principal ins* 
tituto , se den antes las nociones que subministra 
el Derecho Civil ^ y se haga el cotejo con el 
nuestro , para averiguar sus correspondencias á 
variaciones. 

Tres son las principales partes , que como 
conexas entre sí , procuraa dilucidar los títulos 
del Código : arras , donaciones propter nuptias, 
y esponsalicias , expresándolas con caracteres que 
las diversifican : por el mismo orden se expon- 
drán , notando lo adoptado ó revocado por nues- 
tra legislación. 

La voz arra en toda su extensión significa lo Origen y 
dado por señal ó prenda para la seguridad de definición de 
Tom.ir. Bbbb -j- *•• •''"• 



5tS2 ARRAS. 

algún contrato. En este rigoroso sentido Ua- 
m^ron arras los Romanos i las prendas ó cosas 
qfüe mutuamente se daban los esposos para la 
seguridad de los esponsales que contraían ; por 
16 que dispusieron , que el que voluntariamente 
los quisiese disolver , si era menor , perdiese scü-. 
cillamente. lo dado , y si mayor de 25 años , se 
le condenase en el duplo (i). Quando para la di- 
solución habla justas y fundadas causas , verifi- 
cadas éstas , se restituían las arras mutuamente re- 
cibidas (2) ; y quando aquellas solo retardábanla 
execuciondéi concratío , debían esperará que ce- 
sasen , sin poderlo rescindir (3) ; y en el caso que 
el varón , no estando impedido , y hallándose 
dentro de la Provincia , impunemente retardase 
{ior dos años el cumplimiento dé los esponsales, 
podía la esposa , por el perjuicio que se le oca- 
sionarla en la tardanza , contraer con otro , res- 
tituyendo las arras recibidas , y recuperando las 
dadas (4). Igualmente podia separarse de los es- 
ponsales contraidos con el Presidente de la Pro- 
vincia durante su gobierno , quando cesaba éste» 
sin miedo de perder las arras dadas ^ que debian 
devolvérsele (5) , por presumir el derecho que 
estos esponsales se hacían por respeto ó temor al 
esposo , y no por amor y benevolencia ; y aun 
los Emperadores Graciano y Teodosio quisieron 
que en este caso hiciese suyas las recibidas (6). 

Las 



(x) L. 5.C. h. t. 

(2) L. j. C. h. t. 

(3) L. pen. ff. de Sfóm. 

(4) L. 2. C. h. t. 

(5) L. 38. íF. ¿ie Riiu nuptiartm. 

(6) L. nJt. C. Il t. 



donacioods 
esfmíaUh 
c¡as« 



ARRAS. : 563 

Las donaciones , esponsalicias debi&n hacerse Quinde se 
intes de contraer el mitrimonio , y con respecto haciaa. las 
á él , por solo amor y benevolencia ; si se efec- 
tuaban absolatamente y sin condición de que pre* 
lisamente para su subsistencia se iiabia de cele- 
brar el matrimonio , aunque éste no se verifica- 
rse , no podiaa repetirse (i). Constantino dispusp, 
que estas donaciones se devolviesen, no verifi- 
cándose el matrimonio (2), i excepción ^e que 
-alguno de los contrayentes hubiese por su«€]Lilpa 
(impedido su execucion , en cuyo casa perdía lo 
dado (3) y y de que se disolviesen los esponsales 
por. muerte dd varón que hubiese besado á su 
esposa , en que ganaba ésta la mitad de lo re- 
cibido (4). De hs cosas así donadas de tal suer* 
te transferia el dominio al accipiente , que di« 
suelto el matrimonio» permanecían en él ^ sin 
obligación i restituirlas (5). 

Las donaciones froj^er nuftias se establecie- 
ron solo para la segundad de las dotes > y se cieron las 
verificaban quando el esposo ó marido con este donacionet 
objeto antes ó después de contraído el matrimo* propternup- 
nio las hacia á su esposa ó muger , que adquiría ^'*\P**ra se- 
sobre lo (íonado una especie de dominio directo ?"'*j 7 
«para impedir su^enagenacion, o reivmdicarlas y sx 
se efectuaba ; pero quedando en el marido la* ^dt 
ministrácion y percepción de frutos > por Ip que 
disuelto el matrimonio , se restituía al donante ó 
i sus herederos (6). 

Bbbb 2 . Núes- 



Se estable- 



'I 



i 



L. 9. y 10. C* h. t. 

L. 15. C. h. t. 

Dicha ley 15. 

L. 16. C.h.U 

L* 8. C« h. t« 

L. 20. G. b. t. Aut^iUica dot daid , k t» 



5<^4 ARRAS. 

Lo dispocí- Nuestra legislación en sus disposiciones no 
to acerca de hace diferencia de las arras y donaciones prop- 
ks Leyes ^^^ nuptias ; antes las confundé , dando iguales 
''*^** reglas para unas y otras (i), aunque una ley 
de Partida enuncia la que establecieron los Ro- 
manos, sin aceptarla , en las palabras: mas ser 
gun las leyes de los sabios anf^uos , 6rc. ; pot lo 
que según ellas- se llamarán arras las cosas que 
diere ti varón á la muger fer razan de casamien- 
to y 6 fbr seguridad de la dote recibida , pue- 
'den darse intes.y después del casamiento: lo 
que se pacte expresamente en la carta dotal , se 
extiende á las arras con igual expresión (2). No 
pueden exceder de la décima de los bienes dd 
jínarido , y en lo que excedan no valen , y puc* 
den los herderos de aquel repetir el exceso (3), 
¿ cuya disposición no se puede renunciar (4). Sí 
se prometen de los bienes presentes, y de los que 
: »M ^ en lo sucesivo se adquieran / aunque al tiempo 
de ^su constitución ño se contengan en los act- 
quiridos , separado el matrimonio subsistirán , ha* 
. biendo bienes hereditarios ó adquiridos , en cuya 
décima quepan (5) : que muriendo la muger sin 
, hijos, disponga de las arras como quiera (6) , y pue- 
da exigir las prometidas, y no entregadas (7) : que 
teniendo hijos , disponga solo de la quarta parte 
de las arras , reservando á éstos las tres (8) ; pe- 
^' ro 



- (x) L. I. y 2. tit. II. Part. 4. . 

2) L. 23. tit. II. Part. 4. 

j) L. I. tit. 2. líb. 3. Fuero Real. . 

[4) L. 2. tít. 2. Hb. 5. Recop 

5} L. 2. tit. 2. lib. 3. Fuero Real. 

[6) L. I. tit. 2. Jib. 3. Fuero Real. 

,'7) L. 2. tit. 2. Jib. 3. Fuero Real. 

(8) L. I. lit. %. lib. 3. Foero Real. . 



I 



ARRAS. " ^ 565 
to.quando muere sin hijos, y no dispone ¿jf* 
presamente de ellas , pasan ¿ los herederos ab- 
intestato (i): que no puede su marido eAagQnar 
las arras» aun consintiéndolo la muger , por ra*- 
zon de la restitución (a) ; y que si el esposo tuvo 
accc^ con la esposa , muerto el primero , gana 
las arras , y habiéndola besado y h .^mltad (3) ; y 
las. pierde si comete adulterio^, .q .se vji d$¡ia pas^ 
óél marido yoluntaciapi^a^ (, aunque no se le 
ipruebe (4). - .»•'..«.*. 

Donadío q donación esptQnsalici;!,, ¿como Ha* 
marón los Romanos , es según nuestro Derecho^ 
9l don.qw. st; hacen ¡Ofjspfi^os^d^ fafniro foans^r 
mente y sin condición ; y d^be'i'V^Hfifi^rst^ 2u}$£l^ 
que el matrimonio sea cumplido por palabras 
de .pr^en.te .(j)» ' '^ •- '•^. -'^ v» -m»'. ".\-r \ 

No podian hacerse ilimitadas tales donacio* 
nes^; antes e$tá pneMerlido npe^^^edao, de( la pc- 
tava. parte de; Ja . dot^fque ]^ñ kmugf r ; y qu« 
$i:ex»áeft ,ímQ haga ^sQyp 'é^t^ .via^ que loi.i:oír* 
respondiente á dich>. octava pjrt^ (5), Peben res-^ 
tituirsQ y no vesfificáiKiose «1 matrimonio por cul* 
pa de uao de ios contrayentes y al que no dio cau« 
sa pgraque^/io se jsféptuase (7). 

Si no se verifica el ,o;iatrlmofiio,pqr muerte 
del .csposoí ^:/io, ^^bi^ndo ' í^esado .á . ia esposa, 
vuelve la donaciatn .quer^ta recibió á los here* 
deros de. aqqeUysi la. hubiese becado gana li| 
mitad :' pero si la donac^^^es hecha por. la es-, 
■ • •; í . ^ . : '. pO-; 

'■ . ... ' J . . ■ j ! ii ' i , ■ I ■ i ■■■! 

Íi) L. 3. tit. 2. lib-.^* Recop., * í . 

2) L 4. t¡t. 2. lib, 3. Tuero Real. 

' (3) L.V tit. 1. lib.-'j. Fuero ítéal. ^ 

(4) L. 6. tit. 2. lib. 3. Fuero Real, 

(s) L. 3. t¡t. luPart. 4. 

(6) L. I. tit. 2. Jib. 3. Recop, 

(7) !• 3. tit. n. Part. 4. ;.. ' 



566 ARRAS, 

-posa al esposo^ muriendo aquella, se hayan é 
no besado , se deben restituir á sus herederos (t); 
y consumado el matrimonio , gana la muger , j 
transmite- á sus herederos por su muerte todo lo 
>que él marido la hubiere dado por razón del 
desposorio , no habiendo arras ; pues si las hay, 
Será á arbitria de la misma , y muriendo , ai de 
€us herederos , el escoger , o lo adquirido por do^ 
tiadio y ó lo dado -por raaon de arras , dentro 
de 20 dias de que sean requeridos (2) : baxo 
ruyos principios ; que esc&n en rigoixisa obser- 
vancia , queda no solo demostrado lo establecí* 
do en nuestra legislación , sino la diferencia que 
Cieíie de la RiMnana* ' : . 
'. . , ■ ' . .' * '. . *i 

ZSrSS piSPSRSAS DEL mrXRO JUZQO. 

* f Lo que prometió el marfdo á la mtiger en 
irras ; si tuviere hijos ; ll> hayan ¿Itos después de 
su muerte; y sl^noló^' tuviere lo^ herederos del 
matído» 1; 4* ^tt.' Ronackmes. 
-• 2 Hecho el desposorio y promesa de futuro^ 
y dadas las arras y señal ; ninguno de los con- 
trayentes se pueda separar de^i sin voluntad del 
^tvo ^\. ^:irt. Matrmoihios. 
No te dé en ' 3 Qualquiera de lOs Príncipes do la Corte i ó 
arras mat de ios mayores de la gente Goda no puedan pro- 
que la déci* meter & SU esposa por arras mas de la décinur 
ma parte, de sus bienes ; y friendo el padre del hijo 
dar por él las arras á su nuera , sea la décínu 
de lo xpie hubie r e de heredar después de su muer" 
te, la que debe haber la esposa, y ademas diez 
mancebos y die¿ mancebas con 20 caballos ^ ó 

ca 



Íi) L. 3* cít. ii.Part 4. 
i) L« 4* tit, a. lib. 5« Rectop. 



ARRAS:. 567 

en dueñas , tanto como se juzgue que valgan i9 
sueldos : de todo esto puede la muger disponer 
á su arbitrio , si no tiene hijos , y muriendo ab- 
intestato ,r, vuelve al marido ó ^u$' herederos , y 
no puede la muger ni sus padres demandar por 
arras mas cantidad qjue la dicha en esta ley. Y 
de ios otros hombres que no son de la Corte oo 
den mas que la décima, 1. |S. iíUm.x ' .\ 

4 £1 padre , madre , hermanos 6 parientes 
mas cercanos pueden pedir las arras al marido 
para eMregarlas ¿ su hija ó hermana , 1. 7. idetn. 
• 5 Sea. cierto y í fiíme lo que , se ptomstc en 
arras i la muger ,ih lo^utínn. : . . ;h .i 

6 £1 hidalgjo dé en arras á su *muger el ter-i 
cío .de sus bienes ,i y íaa. posea despeos de l2^ 
míicrtei dc^quel I si vive hoDCStgtnente^ :y,..e» 
voluntad de los herederos del marid0>; y no 
siéndolo , la den 50O' sueJÜos , y hayan su he- 
xedad; f si fuese, no puede^<venderUs ; y si se 
volviera á^ casar , ó quandoí mue/a , vuelvan á 
los .misidOs herederos : pero por m^uerte dd ma- 
rido^ hace suja la cam;^, ViCSfído^jy. wuebksííjuo 
traxo al matrimonio ^ -jun^p con una muía ensi-* 
Uzál Y enfVenada* , -si Ja Uevói él;i con la; ibftad 
de lo$' bienes ganani^ales ^ J/i« ai& Dnf^is, 4(mai4 






PüB- 



', ;•>.•. -.h V.::...'./ . . 



568 ARRAS. 
§. II. 
FUERO REAL, lÚ>. 3. tit.*. 
^Ley I. 



Ni, 



ínguno pueda dar ea arras mas que la déd* 
mk parte de sus bienes ; y lo que excediere no 
valga , y lo puedan demandar sus parientes mas 
cercanos : la muger no pueda disponer de ellas» 
teniendo hijos , n^s que' de la quarta paite por 
su alma , ó en favor de extraño ; pero si no los 
tuviese , haga de ellas lo que quiera en vida ó 
muerte r y falleciendo: ábiatestato y sin ellos , las 
haya el marido ó sus herederos: teniendo hijos 
de dos maridos , cada* uno haya las de su padre: 
si éste d la madre dieren arras por su hijo » no 
excedan de la décima'' parte de lo que hereda- 
ría de ellos. 

Ley 2. 

Se pueden prometer arras sobre los bienes fa* 
turos liasta la cantidad del diezmo de su valor» 
al tiempo que la muger las pidiere , pudiendo ha* 
cerio siempre que quiera. 
• ... • .y. ..'.' ^ 'V .. ijíK* j.' -' 

Si la' íííriger^no tuviere ^veinte años , peta- 
ban las arras só padrb 6 madre » y en defecto 
de ellos los hermanos ó parientes mas^ cercanos^ 
y cumpliendo la edad , y en el entretanto vivan 
de los frutos , marido y muger : los referidos por 
su orden pueden demandar las arras prometidas. 

Ley jf. 

Las arras no se pueden enagenar por el ma- 
rido , ni aun consintiendo la muger , ni por ésta 
con voluntad de aquel ; y habiendo hijos no 
'" pue- 



ARRAS. ^ 

puede hacerlo ella ^, muerto el marido ^ sino de 
la quarta parte. 

Si el esposo o la esposa se dieren mútuamen* 
te alguna cosa , ya en ropas ú otra materia , si 
antes de haberse juntado muriese el esposo , f 
la hubiese besado , haya la mitad de las arras ó 
donación que de él tenia , y la otra mitad lo$ 
herederos del esposo ; y no habiéndola besado^ 
hayan éstos todas las arras y demás donaciones; 
y si ella muriese » y el esposo tiene alguna cosa 
suya , la vuelva á sus heriros y aunque la hu- 
biese besado » y no ^ si tuvo cuenta con ella. 

Ley e. 

£1 marido puede privar de las arras i su mu« 
ger adúltera , ó á la que se fué de su casa con» 
este ánimo 9 aunque no se le pruebe el adulterio. 

ZETSS DISPERSAS J>S LAS PARTIDAS. 

1 La adúltera pierda para el marido la dottf 
y arras ; y qué se ha de observar si la perdona 
éste, 1. 15. art. Adulterios. 

2 Muriendo el marido , y volviéndose i ca« 
sar la muger , los hijos del primero hayan laí 
arras y donaciones de él , después de la muerte 
de su madre , U 26. art. Prendas^ 

3 La dote , arras ó donaciones que el padre 
diere en casamiento i alguno de sus hijos , se 
cuente eh la parte que le toque de la herencia^ 
excepto en ciertos casos que pone la ley 3. art. 
Herencias , en quanto á sus particiones. 

4 Las arras ó dote que el padre recibe por 
casamiento de alguno de sus hijos , no deben ve- 
nir á partición con los demás hermanos , L 6. 
dicho art. Herencias. 

Tm. IV. Cccc LE- 



570 ARRAS. 

§. III. "^ 
LEYES DE ESTILO. 



E 



n quanto i la décima concuerda con las aa*v 
tenores , y añade , qué si ánte^ de efectuarse los 
esponsales vendiese el esposo á la esposa ma^ de 
la décima parte de sus bienes , es válida la tú 
yenta y compra. 

Z£r£S JíISPMRSjíS J>E KMCOPXZACIOir. 

X Se guarde la ley del Fuero (i) ; y añade 
ésta , que no se pueda renunciar , ni ningún Es- 
cribano poner cláusula de renuncia , pena de per-, 
dímiento del oficio , 1. 2. art. Dotes , donaciones 
y arras. 

1 Si muere la gauger abintestato ó sin hijos, 
hayan los herederos de ella las arras , si antes no 
dispuso de ellas ; 1. 3. idan. . 

3 . Muriendo alguno de los contraj^entes , con- 
sumado el matrimonio , la muger Q ^us herede- 
xo% hayali tódo lo que el esposo la dio , no ha- 
biendo arras » que sí las hubo y ha de escoger é^- 
tas , ó la donación dentro de 20 dias de reque- 
ridos por los herederos del marido ; y no hacién- 
dolo» escojan éstos uno úotro, 1. 4. idem. 

ARREGLO de los Obispos y Clérigos, V. Ohupos. 

ARREGLO de acreedores de sisas de Madírid. 
Aut. 58. arU C(9»5^ya de Castilla.- 

ARRENDADORES. V- Arrendarmefito de Ren- 
tas Reales. 

AR- 

(i) Es la I. §. a, de este articulo. 



ARRENDAMIENTO. 571 

ARRENDAMIENTO t. ed et <&» las tierras do 
propios ó concejiles , quindo se admitan fo- 
rasteros. Y* Propios y arbitrios* . L 



FIN/DEL TOMO IV. 



V» 



• • * 



ER- 



57* 



£ &11 A T AS. 



Pág. Ufu Dice^ Liasi. 

23. 12. Código 1. tit. 7. Código L 1. tit. Jé 

144. <. jjdocanas • docenas. 

169. üu. ó la M-mont ^ la Mamord. 

^9^* (5) 1* 15* $>.M***— •?•• '• >'5« $• ^• 

191. (a) 'Eccles. aIieñ...V.*. JScc/es. non alien. 

291. últ* casos algunas...... casos, algunas. 

196. últ. disputar diputar. 

2^1^ 2. sorma forma. 

307* 22. presentodos presentados. 

311. 7. y al ¿ lo. 

314. 23. Ignacio III inocencia III. 

424. 8. y á su cpmercio. á su comercio j 

rs ^ cumpúmlcnto re-yí cumplimiento se 

*^** • duxcre }\ reduxere. 



i