(navigation image)
Home American Libraries | Canadian Libraries | Universal Library | Community Texts | Project Gutenberg | Children's Library | Biodiversity Heritage Library | Additional Collections
Search: Advanced Search
Anonymous User (login or join us)
Upload
See other formats

Full text of "Tratado completo de química: considerada como ciencia accesoria al estudio ..."

This is a digital copy of a book that was preserved for generations on library shelves before it was carefully scanned by Google as part of a project 
to make the world's books discoverable online. 

It has survived long enough for the copyright to expire and the book to enter the public domain. A public domain book is one that was never subject 
to copyright or whose legal copyright term has expired. Whether a book is in the public domain may vary country to country. Public domain books 
are our gateways to the past, representing a wealth of history, culture and knowledge that's often difficult to discover. 

Marks, notations and other marginalia present in the original volume will appear in this file - a reminder of this book's long journey from the 
publisher to a library and finally to you. 

Usage guidelines 

Google is proud to partner with librarles to digitize public domain materials and make them widely accessible. Public domain books belong to the 
public and we are merely their custodians. Nevertheless, this work is expensive, so in order to keep providing this resource, we have taken steps to 
prevent abuse by commercial parties, including placing technical restrictions on automated querying. 

We also ask that you: 

+ Make non- commercial use of the files We designed Google Book Search for use by individuáis, and we request that you use these files for 
personal, non-commercial purposes. 

+ Refrainfrom automated querying Do not send automated queries of any sort to Google's system: If you are conducting research on machine 
translation, optical character recognition or other áreas where access to a large amount of text is helpful, please contact us. We encourage the 
use of public domain materials for these purposes and may be able to help. 

+ Maintain attribution The Google "watermark" you see on each file is essential for informing people about this project and helping them find 
additional materials through Google Book Search. Please do not remo ve it. 

+ Keep it legal Whatever your use, remember that you are responsible for ensuring that what you are doing is legal. Do not assume that just 
because we believe a book is in the public domain for users in the United States, that the work is also in the public domain for users in other 
countries. Whether a book is still in copyright varies from country to country, and we can't offer guidance on whether any specific use of 
any specific book is allowed. Please do not assume that a book's appearance in Google Book Search means it can be used in any manner 
any where in the world. Copyright infringement liability can be quite severe. 

About Google Book Search 

Google's mission is to organize the world's Information and to make it universally accessible and useful. Google Book Search helps readers 
discover the world's books while helping authors and publishers reach new audiences. You can search through the full text of this book on the web 

at http : //books . google . com/| 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 






íMh 'J'^'VERSIDAD COMPLUTENSE 







Digitized by LjOOQIC 



tf% ~-í^ 



BSTiQIIiSILDSPSMISl 



DE 



MEDICINA. GIRUJÜ T FARMACIA. 



I Digitized by LjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



TRATADO COMPLETO Cj^_S^ 

CONSIDERADA GOMO CIENCIA ACCESORIA AL ESTUDIO 

DE LA MEDICINA , DB LA FARMACIA Y DE LA 

HISTORIA NATURAL, 



^^t a?t ^» ^a«»atgitJC 



¿le u^ Gfca€^ eJÁeccauCie coine^cio ¿/e ^¿^a^j*¿j 

y. nue^jyz/^T^o ae ^a?^cej doc/ec/ac/oí nac¿cy/¿a^^ 

u Gz¡áf^a/f^e?^ad. 

Tradacido de la tercera y última edición francesa 



POR 



¡fon C^i^rdttct^co ^fwre^ ^ívf<^<»f*íj 



^ Profesor de Medicina y Cirujia, 




MADRID: 1844. 

LIBRERÍA DE LA SEÑORA VIUDA PE CALLEJA É HIJOS. 



Digitized by VjOOQIC 



DRID: 1844. 

EJANDRO GÓMEZ FÜENTENERRO, 
calle de las Urosas , núm. 10. 




^^ ^ÍSiábígk 



ADVERTENCIA DEL EDITOR, 



¡Jiendo el conocinuento de la Química tan impartan*' 
te á todos los que se dedicdifi á la ciencia de curar ^ 
quedaría incon^leta la colección que estamos publi- 
cando ^ y que tan bien acogida ha sido del públi- 
co ^ sino contuviera un tratado que estando ai ni- 
vel de los conocimientos actuales , pudiera servir 
de texto á los alumnos que se dedican al estu^ 
dio de la Medicina. Fundados en esto , y á imitación 
de los que han publicado colecciones análogas j hemos 
elegido con este objeto el Tratado completo de Quími- 
ca considerada como ciencia accesoria al estudio de la 
Medicina » de la Farmacia y de la Historia Natural, 
escrito por X L. Lassaigne , del cual se han pt¿¿b- 
cado en Francia trts ediciones. 

Le presentamos- tal como le ha puMicadv su au- 



Digitized by LjOOQ IC 



TI 

tor, y solo hemos juzgado mas cómodo hacer clisar to- 
das las figuras é intercalarlas en el texto ^ siendo tan 
palpables las ventajas de esta modificación que es ocio- 
so ocuparse de ellas. 

Además hemos incluido el atlas iluminado al fin 
del tomo II con el objeto de que se los pueda encua- 
dernar juntos, habiendo distribuido cada lámina en 
dos páginas para su mejor colocación y no disminuir 
el t<imañ0dB:l($i figuran. / i / : ; : / 

Esperamos que el público acoja con benevolen^ 
da los esfuerzos que hacemos para que las obras 
que componen la Enciclopedia sean á cutíl mas esco- 
gidas. 



Digitized by VjOOQIC 



A U IBMOfili 

X 

DE P. I.. DÜLONG, 

Miembros de la Academia real de Ciencias de París. 



t^u eüjríÁccco recafioaao. 



Digitized by VjOOQIC 









Digitized by VjOOQIC 



PREFACIO DEL AUTOR. 



Juista Düeva edición, en la cual he hecho 
los cambios j aumentos que exigian el esta- 
do actual de la ciencia y los descubrimientos 
recientes^ se compone de dos volúmenes 
en 8.** y un atlas (1). En esta obra, que 
be procurado sea todo lo elemental que me ha 
sido posible, he seguido el mismo método 
adoptado en las dos primeras ediciones. Si 
de éi me he separado algunas veces ^ ha sido 
porque he creido que las modificaciones que 
he hecho podrán ser útiles para la instruc- 
ción de los jóvenes que empiezan el estudio 
de la Química. 

( 1 ) ^t9L mayor comodidad se ha distribuido la obra 
en tres tomos : el 1.^ comprende basta el cadmio; el %^ ct 
resto de los metales y la descripción de las sales , y el 3." 
la química orgánica y la descripción de los aparatos y 
utensilios. 



Digitized by VjOOQIC 



X 

£n el primer volúnaca^^ después- íIp la» 
ber expuesto las nociones generales y preli- 
minares sobre las fuerzas que presiden á las 
acciones químicas , indico las causas y cir- 
cunstancias que hacen variar la afinidad entre 
los cuerpos, ejK pongo las reglas de la no- 
menclalura química ^dniitida actq^ilmente en 
Francia, y los principios de la teoría délos 
equivalentes y de los átomos. Como el cono- 
cimicnio de las propiedades químicas del a/- 
rc y del cfgua es Jan importante en un gran 
número de rearciones químicas para explicar 
un gran niímero de. fenómenos, me ha pa- 
recido indispensable hacer la bistoría de^ uB- 
cbos dos cuerpos aíntes de estudiar c^datcuer* 
po simple en parlicukr y en relicíon. con 
sus elementos, según hice 42n las dos primea 
ras ediciones. 

La primera parle de este volumen oobbi-i 
prende el estudio de los cuerpos simpk»s que 
$e llaman me/aloüleos , eo coya número he 
colocado al arsénico. La segunda parte trata 
de los metales, clasificados por la afinidad quf 
tienen con el oxígeno, y se los examina su.-*- 
cesivamenrc según los compuestos binarios que 
pueden formar con los melaloidcos y entre si^ 
Para auxiliar á la memoria he tenido el cui- 
dado de colocar ^lebajo de la composiciou nu- 
mépica de cada compuesto binario la fórmula 
olomísfica que la representa; lo cual permite 
retener mejor en la memoria las relaciones 



Digitized by LjOOQIC 



«imples en. qiie e$tán unidos ;y combinados 
los elementos. 

* Además de las láminas be colocadot 
cuando lo he creído necesario, algunps gra- 
bados que representan diversos^ aparatos que 
destribp. De este mqdo, al tratar de los ca- 
racteres químicos del ácido arsenioso, np 
ftie he olvidado de ej^ poner las modificacio- 
nes que 'SB han hecho en< qstos últimos 
tiempos en. .el» aiparato de Mar,sch, ni de dar 
una copia fiel de este aparato; modificado, rc-^ 
comendadó por la academia de Ciencias en las 
investigaciones me'd ico- lega les. 

En el segundo volumen doy la descrip- 
ción de las sales metálicas exponiendo su es- 
lado natural, sus propiedades,^ su composición 
y sus usos» La qui'mica orgánica, que for- 
ma* ía se'gunda parte de este volumen , com- 
prende la análisis elemental de los principios 
inmediatos, su estudio según sus divisiones 
en principios inmediatos^ ácidos^ alcalinos, 
neutros ó indiferentes y de color ^ &c. Termino 
por algunas consideraciones sobre la fermen- 
tación alcohólica y acida , así como sobre sus 
productos, el examen dejos diversos e'tercs 
y los fenómenos químicos y fisiológicos de la . 
germinación y de la vegetación. 

En la química orgánica animal he segui- 
do con muy poca diferencia el mismo me'fo- 
do; pero después de haber dado á conocer 
todos los principios inmediatos en particular, 



Digitized by VjOOQIC 



XII 

me ocupo de la histoi*ia qaímioa de )os dU 
versos fluidos y sólidos que se encuentran en 
losafiimáles vertebrados, de su composición en 
el estado normal y de las alteraciones que sotí 
ca places de sufrir bajo diversas influencias* 
Después de esto sigue el. estudio de los pro-* 
dttctos patológicos. Finalmente termino la 
obra con la exposición de los fenómenos fit 
siológicos y químicos de la digestión y res**' 
píracion, y lascausafi del calor qme se desar-i 
rolla en los animales. 



Digitized by VjOOQIC 



XIII 

CORRESPONDENCIA 

de las principales pesas y medidas francesas awít- 
guas y modernas con las españolas. * 

MEDIDAS ANTIGUAS, 

FRANCIA. ESPAÑA. 

Píes. Varar. 

Pie 1, 16582388 0,3886078 

Toesa. . 6,99494ci33 2,33i6468 

Ana de París 0,474:593 i,4aa88 

Medidas cuadradas. 

Jicscuadr. izaras cuadr. 

Pie cuadrado. ...... ^1,^5914417 o,i5ioi6oa 

Toesa cuadrada. . . , . 48,92919017 5,4365^668 

Medidas cúbicas. 

Píes cúbicos. Varas cúbicas. 

Pie cúbico 1,5845221 o,o58686 

Toesa cúbica 342,256765 12,676176 

Pesas. 

Granos. 

Grano 1,06.3928 '. 

Escrúpulo d dinero. 12,76714 1,063928 tomines, 
irrueso , ocbava 6 

dracma. ..... 76,60282 1,063928 ochavas. 

!¿J"^^ 612,8225 1,06.3928 onzas. 

^^'•^^ 40O2,58o 1,063928 marcos. * 

•■"'^''^ 9805,160 1,063928 libras. 



Digitized by LjOOQIC 



i 



xiV , 



MEDIDAS MODERNAS. 

FñANCIA. ESPAÑA. 

Pies. Taiuff. 

Caarto dei meridiano. . . SSSSgaao 1 1963073 

Grado centesimal 358892,2 119636,73 

Miriámetró 35889.2:^ • 11963,073 

•Kilómetro . 358^,922 1196,3073 

Hectdmetro. 358,8922 119,63073 

Decámetro. . . .T . ^, . ^ 35,88922 11,963078 

Metro, .i ' 3,588922 1,1963073 

Pulgadas. Líoeas. • 

Metro. . . . > 43,067064. 516,804.768 

Decímetro 4»3o67o64. 5 1,6804.768 

Centímetro 0,4306706 5, 16804-768, 

MilUnetro. . 0,516804.77 

Brazas. Estadales. 

Decámetro. 5,981.537 . 2,990768 

Pasos. Leg. de ftoo,ood 
pi€s. 

Miriámetró 7177,84 1,794461 

Kilómetro 717,784 0,179446 

Medidas cuadradas, 

Pjes cuadr. Estadal, cuadr. 

Metro caadrado (cenr 

tiara) i2,88o36ii2ii 0,08944695 

Decámetro caadrado 

* (ara) i288,o36ii2ii 8,94469523 

Hectómetro cuadrado 

(hectara) i288o3,6ii2ii 894,469523 

Kilómetro caadrado 

(miriara) i288o36i,i2ii 89446,9523 



Digitized by LjOOQIC 



rnANciA. ÍJespana. '''' 

Metro cuadrado. . . . 1854.77.go, ,.67087,^68. 

néctar». ., , . . ,.. . . .^^s^i^SS ^,,361738 

KT-, 'k / ^ ^'"**'"^'^ Varas cúb. 

Met. cub. (stere). 46,«66i,395 i.7,ao967,8 

-. , „ Pulgadas. Lineas: 

Decímetro cub. . . 79,87958^9 i38o3H9.ao 

ir.i 1- , ^ Fanega?, 

Kilolitro (met. cúb). . . . »,^ ^^^q / 

Hectolitro. ... ^7,9908974 

'»799o897^ 

C^Dtaras. 
Decalitro. _ . 0,61970,97 o,,799o897 

_, ., Azumbres. Celemines. 

L,tro (decímel. cúb). . . 0,49576,58 0,3,589077 

Arrobas. Libris. 

Decalitro de aceite. .-. . 0,796885 ,9,897,2 
latro de aceite . ,,9897, ^ 

Pesas. 

Granos. 

Derígrama. . . . 2,oo3o7333 

Grama 2o,o3o7333 

Decagrama aoo,3o7333 2,7820^6 ochavas. 

Hectograma. . ; 2oo3,o7333 3,477558 onzas. 

K. dgrama. , . . aoo3o,7333 4,346947 marcos. 

Kddgrama. . . . 2003,07333 2,173474 Ubras. 

Digitized by VjOOQIC 



XVI 



FRANCIA. ESPAÑA. 
Libra^. 

Miriagrama. , . 21,734.74 0,869389 arrobs^. 
Qainlal (100 ki- 

Idgr.) 217,3474 2,173474 qoMrt. 

MiU.(ioqaint.). 2173,4.74 2if73474 idem. 



Digitized by CjOOQIC 



^^^^^^^= 



itiitiE<di>iQeiiD^sr% 



Tí ' *•' ' 

JJivmonit los CMoeinueníos humanas,. Examin^Mo 
el cQi^untfh de l^s (^iM)cwíei^09 hunaanogljue se re^ 
fieren d los cuerpos naturales , se halla que se dividen 
/e» mucbos camos: lo^ uDOStiqn^niHdt qbj^to los mis- 
i^oios cuerpos, sus caracteres ^pqrentes, su estructuris, 
'7 los medios de , reconocerlos, y de clasíflcdrlos ; este 
género de estudio toma elnombre-de^ Atsfpna natural. 
Los otros soq relativQS á la observapiop y al jsstudio 
:deiasT fenómenos qup producea estos cúerpoá^ ó, que 
insan entre si. £stos feíKimenos <^. Ips'cambios que re- 
sultan de la accioq d^.^lp^ diferente^ ciierposi« están 
necesariamente acompañados de un movimiento cual- 
quiera que los separa ó los aproxima unos á otros. 
Pero estos movimientos pueden ser sensibles , apa- 
rentes, ó tan pequeños que nuestros sentidos no pue- 
dan percibirlos. Las ciencias que comprenden bajo su 
dominio el estudiode estos diferentes fenómenos, son 
la fisica Y I& química. 

Física. La física es una ciencia que tiene por ob- 
jeto el estudio de los grandes movimientos ó de los 

TOMO I. 1 



Digitized by VjOOQIC 



,2 . UÍTR^DÜCCION. _ 

feDÓmenós aparentes que pasan éntrelos cuerpos qne 
se hallan separados , y de las leyes que los rigen. 

Química. Se ha dado el nombre de Química á la 
parte de las ciencias naturales que se ocupa de los 
movimientos ó de los fenómenos ocultos que acaecen 
entre los cuerpos. Los fenómenos que son del resorte 
de la física pasan entre masas aprcciables ; ios de la 
química entre los átomos invisibles de la raaleria. Los 
primeros son vistos por el observador, los segundos 
solo son rfipfpQSBido|j)or el resullído dé ¿íp^áccion. Un 
solo ejemplo puede hacer palpable ésta distinción de 
los fenómenos ; cuando un cuerpo arde en contacto 
del aire, la emisión de loz y de caTor son fenómenos 
físicos que se pueden apreciar y medir ; pero al mismo 
tiempo se producen otros que no se ven , y que re- 
sultan de la unión de los principios constituyentes del 
cuerpo combustible con uno de los elementos del aire 
atmosférico. El químico se aplica al estudio de este 
último orden de hechos , á fin de coordinarlos para 
reconober^fes leyes generales á que al parecer €»tán 
soniiétídós todos ¡estos fenómenos , ptevertos después 
y calcüterlos*. ' ' 

Dé&tíüés de haber ináiíjadd d' objeto fveem^ de la 
cjiüímicsry' Resignado lo qué la dístki^ííerde los demás 
éónocihiíentos natüraleis; ' es hlrip6rtahle cbr de ella 
una definición Ío más e^tticta qué Idéá posible. : ' 

Así'poeís , las con8id¿rácrt>faes ^tife hemos e^uesto 

'anteriorñiénté*, iid¿ 'peírüítén; definir la quftiHcb te 

ciencia que tíehe fot objeto el conóéímiento eepecM 4e 

ta (kciofiímléct^ár'^ los euifrpd^^ UfU)$ súbre oíros. 



- í ' 



■ ' í:' 



■í / - J ■ i ' ': 
.11 is V 



Digitized by VjOOQIC 



NOGIONBi FfUSUMlNARES. 



Definición de la química. Se paede definir la iqaí- 
mica {^.ciencia que tiene por objeto el conocimiento es^ 
pepial de. ía acción molecular de los cuerpqs wios sobrft 
otros., 

Acción- molecular. Se entiende por acción molecular 
el ^fecto de ana faerza que nos es desconocida y que 
ti^^i^ á reonijc }a3 ps^rticalas de un caerpo con las de 
otro, 6 á alejar estas partículas unas de otras para com- 
binarlas con otras , ya en otro órdep , ya en otras pro- 
porciones! ^ 
.A ,esta faerza y cuy^a causa es desconocida , pero cu- 
yos efectos , son tan sensibles y forman la base del es^' 
tudio de la química , se ha dado el nombre de atrac- 
ción mQkadfirj por^e á la verdad solo obra las ultima^ 
parti^ula3 p molé^^as de un cuerpo. 

Se . distinguen las moléculas en dos especies. Se hi 
^do el nombre de moléculas á las partes mas pequeñas 
de los cuerpos , á estas fracciones ^an finas que se es- 
capafL á^ nuestros sentidos. Se distinguen dos esp^ 
cíes; I.* las mpleculqs integrantes^ y 2.^ Isls moléculas 
constituyente^. 

Moléculas infegranfes. Las primeras sQn^aquellais 



Digitized by LjOOQIC 



cuyo conjunto forma el cuerpo á que ellas pertenecen, 

'^' ""pn^e' proviene n7. 
Fe€l«M:kLa á pol-* 
a de azufre tie- 
[ue esta última, 
^ y en una pa- 
que caracterizan 
« 4tié1eculas in- 
, semejantes al 

m^TécuJtdi 'cons- 
mws elementos 
ro, cuerpo com- 
puesto de azufre y^nemk:, <pe-^on dos cuerpos sim- 
ples , el azufre y el hierro son las moléculas constitu*- 
yentes de este compuesto; y si se reduce á polvo este 
sulfurq, jj^a partícula^ compuesta pomo toda la masa 
de azufi:e|Kliti^iKo', >s una mólefcutá intcgi'ante*^ 

SeáuirSiiás defioiciónes se Vé une un ciiérj^A ¿uif^ 
quiera no llene nunca iti^ás qbé úná sola espe¿i¿ de 
m^Ieci^las integrantes , pero que puede tener mu<!^háá 
¿ipecies*^ dé moléculas ccínátituyentéi ' EVi efócio, que 
n)n^cu¡errio ieá simple <5' conifitóto dé ,ititich6!s eleníen^ 
tosí "ño práfenta pníáV quíe^jiti^ espbcié dS^mpl^cálaySri^ 
tégrsirflés , %4íent1ras qüé'etf 'éráeguñáo' cató fcáy' 'tabiáé 
especTés de^^olééúlas cohiiliúyeñies cCk^Üitíé ^rtndpióá 
diferentes e;^tran en ,su composición. ' * « 

Vixfhwn de tos cuerpos. Los fcüerpós que éonijionen 
la materia de ' nuestro dóbo ' sé" di Vidéh eti sfmúlé^ v 
compuesto^. 

Cuerpos simples 6 tf2dmé;nr4fei:',EstÍ[>s-ciiéi^i, Há- 
madqs elementos, no jiuedcn íeycoiriptíniérsje yi ^1^ 
ios medios que la ciencia pos¿^' , y no contienen mas 
que una especié de mole'culas: taléis '¿on el Hzufre, el 
carbono , él oro, él cobre, &cJ ' ■ ' ''y ' * ■' 

^^ Cuerpos córhpoéstos. Los cuerpos coitipuestoií sóü Ipá 
que se forman por la reunión de muchas espdciés dé 
moléculas 6 de partículas d^ diferente nattdráleza : tales 
son éí airé, el agua , la creta , los leáois, (Se. 



Digitized by VjOOQIC 



PREfaiüKABíES. S 

': liAfinfdad'ideagregeKMjJU^s molécuku de los cuerpos 
te adhieren ^atiaa i' ditas con cki^fonerEa que. varía se^ 
gun lina inñaidad dé QÍrotUistan<?iaS( ; ^ta fdeíi^za qde 
determÍBa sa^«ala^ de aigr^acíon lia tído Uaniada par 
losiiisícQS' cohesiam ó afávdaá de agr^aefimi Se egerce 
sil accif^ á:mi>^,p)eq|aena5.dÍ3tancias sobre las |átrt«i 
-dé los a»er>posvvlo> !^ne fw^e cpmprq^rse hacieiido 
^e^üzar úno: sohre otra doS) planos defina; misma asar 
tancia perfectamente pulimentados; deispues de su coa* 
tacto liábráeikire elloé táb adherencia ^quc será.^ne- 
cesavio émpleair una < fuerza considerable para aepa- 
rarlos.v. " i^; •'■^:' ir» <. ■ ;, -^ ^. \ 

Además de esta propiedad f{sipa hay otra que in- 
dmre á las moléculas de un caefpp á dirigirse hacia 
Jas partes dé otro cuerpo de natiUraleza diferente paca 
penetrarlas , y que da origen á ^uü naeyo cuerpo; 

' 'Sea Hamada afinidad: de,é(mpQsicÍGn 6 afinidad 
ipumica^ k la fuerza q«%iei prcjiside á este fenómeno. 
Muchas ^causas pueden- inodificartav tal^s son; i.^ la 
cohesión ^ ^^ 1 el calóriiocr, 3t.^ el esudo eléctrico , 4* 
la pr^ion ¿ \y A.^ las inasaü e«tre las cuales puede y^r 
rificarse la combinación. f. i-^ 

'' I. \ Ir^hteneia ds la cobíisiQn. ISéii el mayor númerp 
de caso¿ dos xmerpos sdlidos no paedjBA unir^se'sino 
tienen entre sí una gratíde afimda;d, Hé aquí por qué 
es necesario, cuándo se quiera QombikK^Ip^ / exponerlos 
ái la/ acción del calórico qne debilUando la cohesión, 
hacet pi^ponderár á la afinidad. ^I^^as combinacio- 
nes fíri^aiaW' verifican 'de. est^ modo. , 

á. ' ^Jb^aenéiadelTolé-kO' Aunque por lo que acá-» 
bainos deJleci^^el calórico favorece singularmente la 
coi|ibinadion quíniica, obra coitnxnmente de un modo 
inverso ^) «epatando las naotétulas que antes estaban 
unidas. ^Mln^^ cooábinadione^ m de$v*úyeii de* este 
modo* por el calórico i¡ que alejando las moléculas de 
los.cocrpos , las 'pone freeuieiite^vtiente fuc^a 4e su es- 
fera ééatraBpcidni. Aiií'i^iComOfacabai^PiQsdef^^ el 
calórico ^^¿ei^ determinar ila cotnbinAcioin de Iq3 cuer-, 
pos enü'e.isí i Ío<;qn,e>^aCed^: esu>el( mayor tvMnero d^ 



Digitized by LjOOQIC 



6 NiydKHVBSi i 

CASOS y y d}fpxtíi8 v«ses también ^ep^raiVlbs deisientos 
que antes estaban uriideé. E^e^hime' efecto del pcin»- 
eipio del calor depende^ de sa intensidad: así el mer- 
cario absoifbé el otígeno á^na températnra iñnaediát 
ta á sa eballieion, y se convierte enteramente crn ideal* 
tóddo de mer¿tn*io ; á ana t«BÍperatiira mas elevada le 
deja' desprender. En adelante tendremos ocadkm de de- 
mostrar otros é]ettiplos de. combinación y de desconkpo- 
skicín por el calórico. w i . 

tai|ibien un papel importante en la anión de loe caer- 
pos , porqae está demostrado en física qa^ hay atraca 
cion caando tos ca€»*poá están osrgades' de electrídldad 
opuesta ó de natartle¿a contraria, mientras qae-ibay 
siempre repalsioii enti% caerpos animados de ia mis- 
ma naiaraleea de electricidad. 

4- Injbiencia de la presión^ La presión '^e deter- 
mina la aproximación entre las partes,' tiene prin-* 
cipalménte %rAá inffüeMiáynareáda .sobre ilosca)sq>os 
qae son muy «oáipreisiblés, tales comO' los fluidos elás^ 
ticos ; favorece dá uniM entre sí 6 ¿on ciertos líquidos^ 
y su afinidad con estos últimos aumenta caá el ^rááo 
de presión^ que -''éíp^rittientank Tomemos p6r ejemplo 
el gas ácido tófbónico que á la temperatura» den^ i5^ 
bajo Id' presión ordinaria deí la atmilsáera fiai9% dlsael-*- 
Ve sino en su vold'men de agua; á doble ó triple pre-^ 
sion, el agua puede contener muchas veces su vñlú^ 
men. No pu^de existir c^acombiiíacioín^ sino en tanto 
que subsista esta fueríüa; 'porque si ees» de* proiaíb^ el 
gas ácidd caírbóíaicpvttéíveiéVtOmak'Sttfaeriia^ elástica 
como una tarüadé áoéro templada' ívoVreria'á tóiñar 
su forma rectilínea sí hubiese »sido dobl^aebaróófpoF 
una fdérza tóecáíflca. El hevvor. bastante viva ^que se 
ihani'fiésfa ett'^le^tofis vinos Üatnados espukiiosos,ren la 
Cerveza , étt^ lá áidPa; jf e» ¡algalias* agrias mj^ncrfales 
cuándo se sdestapán las'botetiasqaelascpntipaeii, ei 
debido al desprendidaienta rápidoT del gascarUmco: 
éste gas eÍMábá en disotudion entesloili^aidpsporíla 
presioii M tápon que^impédia^ia' cisp*iisióa. i^Bntre la 



Digitized by LjOOQIC 



coifiiMoacio^n 4^ los ^gLÍ4os elásticos opn los caerpos s(^ 
lidos^tb^y ¿i}gaQa$ que.se descomponen fácilmente por 
el cal.or al aire libre ^ si .por el contrario se colocan es- 
tos con^paeatQS en an ^pacio muy estrecho y hérmé- 
tican^enfife^ cerrado y se los calienta, no habrá des- 
composición ; porque entonces no pudiendo verificarse 
la espan^ipp 4el g^S;4^5pr^p.didQ,,que s^n'a muy gran- 
de ^1 aire libre , por la resistencia de las paredes de la 
y^sij^p el cuerpo se halla sometido á una.gran presión, 
y no. sfi destruye la afinidad de los dos cuerpos uno 
con ptro. El ípármol , la piedra de cal , la creta , que 
<on combinaciones de ácido carbónico y cal, pueden sú^ 
iK|ífiíl|t|*arj;iqs ejemplos de esto. Si se los calcina aj aire 
libr^ jbajif la presión de la atmósfera , se desprende el 
4cido carbónico y se obtiene cal viva y cáustica. Cuan- 
do .se hace^ el experimento en un J^ulío de hierro, que 
e^te «lleí^ de iMia de es^s tr^s sustancias, y se tiene 
cridado, de cerrar las ^bert dras del tubo antes dé ca- 
lentarla , no se observa ninguna descomposición aun- 
. que el calor sea muy fuerte. , , ^ 
. , 5- j Ir^enda de la relación de las ni asas. La afi- 
l^4Ad de dos cuerpps en^tre ^i va\ria también según sus 
C«nti4ade^ relativas. £n la copihijiacion se ol)serva que 
diana se, adhiere tanto mas al otro , cuanto menor sea 
la proporcionen que se, encuentra respecto al segundo, 
lo que es fácil explicar con la suposición siguiente : si 
se combinan A y B en dos proporciones , á saber una 
parte de A con una parte 4^ B , y otra parte de A con 
dos partes de B, se ve' que en la primera Combinación 
una molécula de A será atraidá por otra molécula de 
JB. (£^ ia,^eg^nda l^abrá una molécula de A por do» 
n^c^ll^l^s df ^; por consiguiente será mas dificil y se 
|iece4t?r^ una fuerza mayor para separar una parte 
de, ^ I en la s€;gunda combiriacion que en la primera, 
fn qa<^ solo hay. afiaidad de vinolécula á molécula. 
I^sta fp^rza.,, que varía entre los diferentes cuer- • 
pps de la. i;i^^uif^leza, preside á todas las reacciones 
químicas y, U^aá^er el, objeto continuo de las in- 
yestigadones del quimijco. No puede establecerse de un 



Digitized by VjOO^ IC 



8 COMBINACIÓN, 

modo taii a^iSolato como se habia consMerado al príih- 
cipio, porque U cantidad de los caefpos que están en 

E reséñela tinos it otros , la cohesión de lós tinos y 
i fuerza espansivá de )o& otros la bacen cambiar, co^ 
mo Bertbollet lo ha demostrado ibay bien en sa c^ 
tática química. 

análisis y síntesis. El conocimiento proflindó' de la 
acción de esta afinidad y de las modificaciones que 
puede experimentar , permiten que el químico pueda, 
en lá mayor parte denlos casos, deflw:omponer lo« Cuer-< 
pos y separar sus el^mentois para valuar las propor- 
ciones en que estabáii reunidos. Cuando^ está bien 
l^echa esta pperacion , que se designa con el nombre 
dé análisis quimiea , es comunmente posible aprobar la 
verdad que S0 ha demostrado volviendo á combinar 
los elementos que habian sido ainados: á esta última 
operación , inversa á la primera , se ha designado ton 
el nombre de síntesis. Yerenlos mas addántíí que aun- 
que el químico pueda analizar todos los Cuerpo^ na- 
turales compuestos , sin embargo un gran núiñero no 
pueden ser recompuestos ; en cuyo caso se encuentran 
principalmente los que se s^can del reino ofgáñicd. 
Cuando tratemos en pai^ticular de las propiedades de 
éstos últimos compuestos, indicaremos cuáles sonias 
causas que se oponen á la síntesis. 



DE LA COMBINACIÓN. 



Condiciones en que se comlfiñan los túerpos. Lá com^ 
I>inacion es él' resultado de la nnioü de dos 6 m^jof 
número de cuerpos simples 6 Compuestos , efectuada 
en virtud de ia afinidad quíqnic^ entre laá ihóléculas 
puestas en contacto. Para que haya Combinación s<írtí 
necesarias dos condiciones , á saber: la afiiiidád'de loi 
cuerpos que están en presenci^ unos de ótroaí y su tí^^ 
fado respectivo : no hay qiie considerar eéteúhimo 
cuando los cuerpos tienen mucha afinidad etitre sí; 



Digitized by LjOOQIC 



pero cáando la cohesión excede á esta fderza, como 
lo hemos indkiido ea las nociéoes preliminares , eof 
necesario destrairla por lá acción del calórico v, ^s& 
se quiere combinar dos cuerpos sólidos. Así lo5 an-t 
tiguos filósofos , que hablan obserr^do en general la 
falta de acción entre los cuerpos- sólidos , habian- re*» 
conocido esta verdad en el axioma que hj^n dado so- 
bre la unión de los cuerpos :entre sí (corparanori agunt 
nisi smt í¿/tt/a). Expresaban con esto que los cuerpos 
no pueden unirse sino se los ha liquidado , ó loque es 
lo mismo sino se ha destruido su fuerza de cohesión. 
Desprendimiento dé calórico y hii por la combinación* 
En el momento en que los. cuerpos se combinan , s^ 
manfítestáii 'muchos fenómenos. Unas veces hay des- 
prendimiento de luz y de calórico/ otras Veces solo 
desprendimiento de calórico sin luz y pero jamás dés-^ 
prendimiento *dé luz sin calórico. En' 'muchas cir-» 
cunstaticias hay* también 'producción de frió. Ejem-^ 
píos: t.^ echando ^n tín frasco lleno de cloro gaseoto^ 
antimonio pulverizado , este metal se une inmediata-* 
mente con el gas , se inflam» y. al parecer^ arde pro^* 
duciéndo tina hermosa Ikivia de fuego ; a.^ la cal vi^ 
va , puesta en contacto con el agua ,' se calienta poco á 
poco combinándose con cierta cantidad de este li- 
quido; 3.^ el agua al 'disolver I» sal coman ó la sal 
amoniaco p'rodttc^ un frk> mas ó menos sensible: In- 
dependiente de los fenómenos mas i ó menos apárente! 
referidos át*Hba, existen otros que no son tan fáciles 
dé comprotat Y^ijue exigen el concurso de aparatoi 
particulailes r estos son los fenómenos eléctrioos que 
son también uWaconsecuebciai general de la unloi^ de 
los cuerpos ^tre sí. Los expeHmeptos hechos por mu> 
chos "físicos y célticamente por M. -Becquerel < por 
medió del multiptici^dopi «lectro^magnético^ prueban 
que la acción química mas db'bil desarrolla electri- 
cidad. •; .' ' 

Desprendimiento de electricidad^ Ejemplo : Si sé ata á 
uno de los hilos del muUiplicader oiias pinzas peque- 
ñas de platino qu% fengaqa cogido : un pedazo eje ^ potaisa 



Digitized by VjOOQIC 



tO COJfBINAGIOfr. 

y al otro kilo una cachara del mi^oio nielai llena ^^ 
parte <le ácido dú^óico debilitado ^ y se aproxima el pe-r 
dazode potasa al ácido ^.inmediatamente la aguja ima- 
nada^ desviada de su posición de reposo , at^ti^oa 
por sa movimiento de rota<^n la electricidad que se 
deprende darantd la combinación. 

Los ousrpós producett dos genios de combinación. Se-n 
gnn el grado de afinidad qae tengan entre sí , los caer^ 
pos puedenl dar dos ge'ncros de combinaciones. i.9 
Los qae tienen grande afinidad entre sí solo se comrr 
binan en uñ corto n limero de proporciones , cuyas re-^ 
laciooié^ son siempre muy ;6imples. Tomemos por ejem- , 
pío encobre y «el oxígeno, que se combinan, en dos pró^ 
porciones para íormar el protó^do. y ef deutóxido de 
cébre^ Comparando las cantidades de oxigeno absorr 
Mñ}^ por qste mptal {iara constituir esto^ idos «Ss^klo^, 
se halla que el p^ot()xid^ está éomp^iesDo de loo de? co- 
bre Ht* 12, 5 de oxígeno, J'^ d^atóxi4<^ de lOiO de 
cobre H- a5 de oxigena, cantidad precisamente doble 
de lai que .contiene el primer óxido ó el inenos oxigena^ 
da. IW consiguiente, las catitjiiades de oiLÍg^no en esr 
tos dos diidos están entre -si como 12 ^5 ; i3 5 , 'd eti 
esta oelacioá mas. simple , <que eS: absolutamente, la 
nEiisma^ c6mó.'i:a. . , . 

. Más$ adelante encontraremos numerosos ejemplos 
de esta verdad ^ :que pru^dt^mt que. la union de los cuer- 
pos e^tá sometida á 4ey es notables . < 

£a icombinadon- se t^erifica entre los átomos. Guando 
los cuerpos se combinan entre sí, la combinacioiji s^ 
verifica i sieiápre entre partes tan ténuejs que por si:^ 
pequeSez sé 'escapan aun^l ojo a,rmado del inejor n^i-? 
croscop^, lio que prueba que la afinidad de compo4 
sicion se eger^e ehire lay úliimas partículas de la ma-7 
teria ó que^sñs ii^>léculas son in^visibles y no pueden seif 
divididas', á'lasque sé lia convenido en llamar átomos^ 

Las propiedades de los cuerpos cambian por la com^ 
hinacTon: £n Ips cueras compuestos cambian las pro- 
piciares respectivas de ló(^ cuerpos; la$ adquieren 
nuevas por electo deílacomJbinacion, coiüQ^ $n e^^ 



Digitized by LjOOQIC 



«tlaltdA. It 

dad y so.> aoáon 8<A^e' h ec^^omílniMttnal Así dos 
c«erpo9 en estado de ^aá^p«ueden ^t*od(ieir cémbináii^ 
dose un ciierpo liquido t éj^mj^o : él xytígm^: y el ^ hi^ 
drdgebo q«e {NÍyr irar^niéYi ibf UMin eí irga»^! á «uksíV^ 
qHetimM^vi» eóW<d»iMrnk>' y el mei^nrio nn brillo 
j^ateádoi, ^rnián )^ sia>tiiiiba «Ln «Ompaiepio de* eo^ 
lor:rojO'ti49>(dt[iabf$o t$^ sdáforo r^ de marcario). E)/ 
a2aft>e^ ^éo«i9>iiiáodose eon ci^itá da^dM ^do oxígeno^ 
da origen- iá»ttdb tmorpot >cán6lieO' dé sabcfr - muy ^ácido 
(el ácido salfdrico). £1 hidrógeno anido con el ázoe ó 
con eLazofre constituye dos compuestos particulares 
muy olorosos y aunque los elementos , tomados sepa- 
radamente y no tienen ninguna acción sensible sobre 
el olfato; el uno es el amoniaco (hidrogeno azoado) 
que tiene un olor tan faerte que produce la sufocación 
y el lagrimeo ; y el otro el ácido sulfídrico , caracteri- 
zado por su olor fétido á hueyos podridos y por su ac-^ 
cion deletérea. PodKamos multiplicar estos ejemplos 
sobre los cambios que suceden en los cuerpos á con- 
secuencia de su combinación , si los que acabamos de 
presentar no bastasen ya para hacer concebir cuan in- 
teresante debe ser el estudio de estas acciones y de los 
' resultados que de ellas proyienen. Del conocimiento de 
estas reacciones recíprocas nacen las aplicaciones de 
la química y tan útiles á la medicina ^ á las artes in- 
dustriales. 

Combinaciones producidas por la afinidad débil de los 
cuerpos entre si En las combinaciones que resultan de 
una afinidad débil , los cuerpos pueden unirse en pro- 
porciones Tariables , á lo menos entre los límites en 
que pueda efectuarse su combinación ; pero entonces 
las propiedades del compuesto se diferencian poco de 
• las de los componentes ; esto es lo que se observa en 
la acción disolvente del agua sobre el azúcar y la sal 
común. Estos últimos cuerpos comunican su sabor 
particular á este líquido y y el resultado de esta acción 
puede ser considerado como una combinación débil 
del agua con el azúcar y la sal. 



Digitized by LjOOQIC J 



• - ••••'•! 



•» ' ';) ' í.. J; :í: ^ ) i:; 






Digitized by VjOOQIC 



' QVfMOA. 



IS 



, f • ; 



GmtíTdcides eri vo^ 
' ¡amenes. 



n . ji'. I . i 
i vol. ác gas 



Cantidades^ en w)- 
lúmenes. 



2 ▼ól. de gas 
lucttdgeno. 



Nombres de los, 

productos fí^r- 

miíufqs. 



Protóxido de 
hidrógeno: ^ 
gua. J 



i^ ,vpl. \de gas 
ázoe. r 



I yol. de gas 



Protdxido de 



'i; ToV de gas 
axoe ;: ; 



I- vol. de gas 
oxígeno, i - • 



Deotóxido de 
ázoe. 



3 Vtrt. de' gas 
fMdnágéiíó. ' 



1 vó!. de ga^ 
ázoe: • ' '^ * 



Amoniaco. 



i 



i vol. de vapor 
de carbono 



1 vol. dé gas 
ázoe. /^ 



Cianógeno^ 



\> /(. 



¡¿¡yol 4«,;gasl'.v4- vol.; d^ ga^ -Clorhidrato de 
f;^qf j^ídricq. V « laHiQjaiaqqf. , < f ^moniaf p. . 



¡^ JDtffTdrJipoil/é^ii'd^fclr eiíetpo»yiérífitada par la afi^ 
rodad diferente. Caando se han anido^lóil fújerpds á 
TOnsetuenci» dé unía Cdjn^in^étdir;' ]^\i¿n^ tin^i gran- 



Digitized by VjOOQIC 



14 GOMBIIUGI^ QUÍMICA, 

de afinidad ano con otro, no es posible separarlos 
sino poniendo el compuesto que ha resoltado en con- 
lactd de a'n' tercer cuerpo qué tenga nías afiíiWad o^ 
fino de los dos elementos que la qué tienen el uno con 
fel otro, en el primer cuerpo. Esto és lo que se practiqa 
imañdó'sé analiza un coerpo cQinpuesitQ.,$apong^<^i 
un compuesto A -^ B,^ $i, ppnemps este cueipo con 
otro C, que tenga mas afinidad con^, y que esta úl- 
tima ^fuerza exceda I iá^queticífleB tfon*^, resultará 
9in 11U6T0 «compuesto Ar^C^jB quedará en liberta^. 
EW e} mismo raciocinio , spmeti^ido el nuevo cuerpo 
wí H- C á la acción de un cuerpo D , cuya afinidad con 

eion. ^ ;^ 

^ Jjú aháisU química eétá fundada en lá diferente ají- 
Hidad de los cuerpos entre st Por lo qfte precede se vé 
que si se desease ¡conocer en qué relación se hallan 
^ y B en esta Combinación , sería necesario tomar * 
ianá cántídad coi^ocida^ . de 'este ; compuesto v ^ y pesaf 
|os elementos. j^N y B ^ que habían ado separados. Esta 
^s la operación que los químicos designan con el nom- 
fcré de' análisis ': no ~ es "siempre tan fácil de hacer 
fomo en el ejemplo que, ;^cab2gn(xs de presf^ntar, pori» 
que loa 'cuerpos coptienen á vece$ m^s de do;f.elemen.toi 
l^pmbinados y enjionces hay que Vencer mayores di- 
pcuitades para airarlos. 

La afinidad denlos cu^rpo^ se modifica por los comt 
tfuestas en que entran. Sucede frecuenieinenté que un 
compuesto binario A ^ B no puede descomponerse ni 
por un cuerpo Cy nípor nn cnerpo D tomado sepa- 
radamente ; pero $i se toma su combinación C -+- D y 
$e^la pcmt eñ c^ntactb 'cbn ¿í M-^^JB , eatótices, én yir* 
tud de ana doble afinidafdy M flféparan los eleme¿to¿ 
Constituyentes de los dos compuestos , se combinan en 
otro (ftrden , dé donde tesdtatt dos nuevos compuestos 
./í -f- D , B -kC A este género de atracción recíproca 
ea .^ Iq q^ $^^||t|^cav^M ¿«id^^el i»aiA}^#^^4oble 
4eao(iip^^W0q.l ir r i.r. . f4)í- ■■ '. .^ \ ■■..•■ ^ 
,,.,Jnffuen(iiad0.lareiíifiimidB,las masas $obm\la^afir 



Digitized by VjOOQIC 



NOMBUCtATUEA QüflIfCA. #S 

fdÍ9d. 74# es tan absoluta la;^fitiidsd/¿e los cncrpos 
entre sí >como lo íque se ct*eia eñ otra tiempo ;' tienen 
inflaencia sobre ella , como hemos dicho , la caritidad 
de los* cuerpos poe^os en presencia , la fuei^za esj^nr 
!sirva d^ los anoi y ^ cohesiofi ^e loé otros. Esto es lo 
^eteKtdremos, ocasión de^er porloqüesigae. A^sínik 
compaesto hinar>o^, cuyoá elem^os A'^h^B t^íeíese^ 
macha afinidad «I uno con d otro ; • poede en' «icrtas 
circanstanctas descomponerse en toda Ó en parte por 
un tercer coerzo f ^ / ^qoe turviisse menos afinid|id qtie 
tienen A j B. Sé presenta e^e daso cuando C t^^tn 
exceso con relación á AB , ó puede formar con uno 
de los elementos un compuesto tmas £jo. 

Estas son las diferentes causas que hacen imposi- 
ble la evahi^bn de laiL alfinidad.^ Perv alh embargo, 
poniendo los cuerpos en contacto y reaccionando so- 
bre sus compuestos, se puede determinar el orden de 
sus afinidades relativasi * ' 



/tUl l i I .M 1 ' ■ ! M4^JUL, 



) 



CAPITULO I. 



DEL HÚMERO DE LOS CUERPOS SIMPLES Ó ELEMENTOS, 
Y JiSt atiA $íOilíl]Nqi44i;VRA guíWICA. 

Número^ ; ffe - ¡^s. ^cuerpos simples , tf j . ^mintoál lEn 
el estado j^qtt^al de /ivuestros conocimien^,quíáfxi(pos, 
se pued^ .admitir d^icuenta y cinco .c;^er)>os' him- 
ples ó elemj^to?, q ji lo menos se^ ]lo$ ^*)>e ttiirar 
como tal^«,|)i4^ fffi^ resisten á Ip^ esfu^fftos <d«. los 
químicos qfi^e xrq han «podido aun desycQi](ipoti)erloá. j^- 
tos soQJio^ cpfc^rpos q^ combinados uno. 4 i^llo , nn^á 
dos, a^4(Ml^»^orw)Ln las sustancian coq^^estas^ue 
se present^^,4;!^^c?M*^ ^í^^^ c ^o^^ la |]|atiM)alefea4>Es 
verosímijl jqi^ BO s^ ha fijado aun el núi^^ro de los 
cuerpos si^plcss^' y que se descubrirái)^f>^ro5'4 medida 



Digitized by LjOOQIC 



18 .' HÜMENCLATimA. 

que la ciénda se enHqubzca con hechos y^ okiérvació^ 
nes. En laí tabla siguiente hemos dividido los cuerpos 
iÚEh'ples ponderables en dos secciones , á saber : en euer- 
foAta metálicos 6 metaloideos , y en cuerpo^ metáUcos ó 
«ñetales» Esta div^ion, adoptada por la mayor parte de 
los químicos franceses y extranjeros , está fundada 
principalmente en la propiedad que poseen los cuerpos 
áe. conducirlo no el calórico y la'electricidad^Generalr- 
mente no existe esta ) propiedad en todos los cuerpos 
4e la pírimera sección ^ mientras que la poseen en gra- 
dos diferentes todos, los de la segunda. . 



PRIMERA. SECCIÓN. 



Cuerpos no metáUcos- ó metaloideos. 



■M.9, 


- Oíígenó-i . : %.? Ázoe; . 


2° 


Hidrógeno. g.P . GloroJ t 


3.0 


Carbono. 1 0. Bromo. 


ÍP 


Fósforo. 11. Iodo. 


-.5.0 


- Aííufre; - - - r 3; - Fluor. ^^ - 


6.0 


Selenio. 1 3. Silicio. 


7° 


Boro. V. 1 4. Arsénico. 


»•"! > -' ."' ' i 


SEGUNDA SECCIÓN. 




' CaerposfúetáUtéi^o métáks. ^ 


. i, 


Altitninio. i 2. Sodio. 


a.O 


'ItHéi ' ^ • kS. Hiei-ro. 


á.o 


Torio. ' ití}.. «Mangando. 


4.^ 


Grconio. ' V' i5 Z¡nc. • 


5.í> 


^Magnesio. ' 16. Cadmio^ 




•^ilcinio. h^í Estaño. 


\BáHo. = ' r8¿ Tungsteno. 


¡8>: 


Estroncio" ' • t^. Mdibdehól 


Í9.Q 


Gálció.; ' ■ ^ ab. Gromo. 


1 


LitW. 21. Vanadio. 


// k-iv 


PolW^ioí. aií. : Titano. 



Digitized by VjOOQIC 



a3.'- 


ot 


ífMICA. 

33. 


Ccrio. * 


a^¿ 


■Cabré.^ 


34. 


Lámalo. 


25. 


Teluro. 


3S. 


Piala. 


a6. 


Antiitioma 


•36. 


Oro. 


27. 


Bismuto. 


37. 


Platino. 


38. 


Níquel. 


38. 


Osnm». 


29- 


Gobalto. 


39. 


Paladio. 


3a. 


Plomo. 


^0. 


Iriílio. 


3i 


Mercurio. 


4i. 


Kodió.' 


32. 


: Colombio. 







17 



División de^ los cuerpos stgun sus propiedades eléctri- 
cas. Con arreglo á «d polaridad eléctricSi , los cuerpos 
simples pueden dividirle en dos series ii.* cuerpos 
electro-negati^?os\ n':!^ cuerpos, electro-positioos. En la 
primera clase estáo colocados los cuerpos no metálicos, 
y en la segunda los metales. INada bay absoluto en 
esta división /porque los^ cuerpos dé una misma sene 
son electro-negativos ó electro-positivos unos respecto 
de otros. 

• DE ÜA NOMENCLATURA QUÍMICA. 

Cuerpos simples cofhhústibles. Genei*al mente se ha' 
caU6cádo con el nombre de cuerpos combustibles á 
todo^ los cuerpos simples diferentes del oxígeno, por- ' 
que la mayor parte de ellos, combinándose con este, 
pueden producir los fcnónieíios que se observan én la" 
combustión , es decir un desprendiiniento de calóHco' 
con emisión de luz. Se les babia dado osle epíteto, que 
data de^e una época bañante lejana, por la obser- 
Tflcion- que se babia hecho entonces sóbrelos fenó- * 
menos que acompañan su combirtacion- con el oxígeno,; 
y que eran mas' 6 menos análogos á los de la com- 
Ibostion 6 tnflatnafcion. 

Pero nuevos experimentos han enseñado que otros 
muchos cuerpos, al unií^e, dejaban también déspi*énider' 
calórico y *lu¿; d^sdé entonces se ha destruido por su.^ 
ciniicntos la teoría de 1» combustión , que se miraba 

TOMO 1. 2 

Digitized by VjOOQIC 



t9 NOME^fCLATURA 

como uno de los principales orígenes d^ éstos dos. flui- 
dos imponderables. La producción del calor, y del fue- 
go no ha sido admitida como un resultado exclusivo 
de la combinación del oxígeno con los cuerpos , sino 
mas bien como la consecuencia de la unión de los 
cuerpos entre sí. 

Denominación de los compuestos oxigenados. Se ha 
dado el nombre de óxidos á todas las combinaciones 
del oxígeno con los cuerpos; así se llama óxido de hier- 
ro á la combinación del oxígeno con el hierro : óxido 
de fósforo á la combinación del oxígeno con el fósforo. 
Las propiedades particulares que caracterizan á 
muchas de estas combinaciones han hecho que se dis^ 
^inga primero con el nombre de ácidos á los compues- 
tos de oxígeno , que tienen un sabor mas ó menos 
ácido y que se conducen respecto á ciertas materias 
c^olorantes vegetales comp lo hacen los cuerpos designa- 
dos con el nombre de ácidos. Estos compuestos son 
siempre electro-negativos. Se ha reservado el nombre 
de óxidos á los otrcTs compuestos oxigenados que lejos- 
de gozar de estas propiedades las poseen enteramente 
opuestas: así es que los ácidos enrojecen generalmente 
la tintura azul del girasol , y los óxidos por el con- 
trario obran de diferente modo : vuelven el color azul 
á - la tintura de girasol enrojecida primitivamente por> 
los ácidos , y son electro-positivos respecto á los pri- 
meros. Sin embargo existen óxidos que no presentan 
ninguna de estas propiedades y que pueden formar una 
clase á parte. Se los designa con el nombre de óxidos. 
indiferentes. 

Oxácidos ó ácidos formados por el axígeno. Guando 
un cuerpo uniéndose con el oxígeno forma un com- 
puesto, ácido , se ha convenido añadir á su nombre lar 
terininacion ico y hacerle preceder de la palabra iicú/o/ 
Ejemplo : el carbono , combinándose con el oxígeno ea 
ciertas proporciones , produce un compuesto ácido , al 
cual se ha dado el nombi'e de ácido carbónico. El boro 
con el oxígeno produce un ácido que por la misma ra- 
zón se le ha llamado ácido bórico. 



Digitized by VjOOQIC 



química. 19 

Se ha reoófüoddo qae nn mismo cae rpo simple po- 
dia combhiarsie algmiías veces en diferentes proporcio- 
nes , y formar Gomtinmente * otros tantos ácidos di- 
ferentes ]^r sas propiedades físicas y qaímicas. Por 
consigaiente ha sido necesario distinguirlos con nom- 
bres para no confundirlos. Si an cuerpo simple pro- 
duce con el oxígeno dos» compuestos ácidos, al que con- 
tiene mas oxígeno se le da la terminación en wo , y al 
que contiene menos la terminación en oso. Ejemplo: 
£1 arsénico forma con et oxígeno dos compuestos ácidos/ 
Se ha distiilgaido ál primef'O con el nombre de ácido 
arsáuco , es decir al que contiene mas oxígeno , y con 
el de adido arsenioso al segando que contiene menos. 
Nomatdatura de los oxácidos ó ácidos formados por 
él oodgenú: Habiéndose descubierto también que ciertos 
eaerpos simples se combinaban con el oxígeno en 3 ó 4 
proporciones y producian otros tantos ácidos , ha sido 
necesario darles nombre , lo que se ha hecho modi- 
ficando ligeramente el método que hemos indicado an- 
tes. Ejemplo : el azufre forma ton el oxígeno 4 ácidos; 
^ los ha denominado sucesivamente conservando la 
terminaeidn i^b para el acidó mas oxigenado ; se hace 
preceden' al misúio nombre de la palabra A/)90, de- 
rivado de una preposición griega , para la combina^ 
don* qtté viene después dé esta y que contiene menor 
cantidad de oxígeno, &c Así sé distingue á estos cua- 
tro áeidcMS" por los nombres siguientes : i .^ ácido sul- 
fúrico i ^P áddo hiposulf lírico \ iP ácido sulfuroso; 
iP áéido kipóstdfuroso. El fósforo produce también 
Con el oxígeno cuatro ácidos; se los ha designado* 
. del mismo modo: i.^ ácido fosfórico ; 2P ácido hipo- 
fostértc^; ZP áddo fosforoso^ y ¡^P ácido hipofosfo- 
rosó. 

tíRdrácidás ó ácidos formados por el hidrógeno. El 
hidiñ^^o^pród&cé ccíta algunos cuerpos combustibles 
né m'élálibo^ éÓmMhac^ones acidas, que gozan de la 
• Aiá^of^ pa#te de laáf nrópiedades de los que están for- 
mados por el oxígeno: Sé les ha dado el nombre ge^-' 
nérico^ AéMdt^cidos para d)!sfinguh*l6i de los ácidos 



Digitized by LjOOQIC 



2Q í9o»nmuj^jceñx 

formados por el oxígáM» f qcie son. eom^^V^e^ €én el 
noiuVre de oüGÚcidoí. £$to5 nuevos. áci4o$^^ii(<l79CÍbidd. 
la terminación, en ico oo^no «los primer<^t, ipm'o^vsiii 
Qombre.est^ jíbrmad(^ por el deLfcaerpioi mas^ eléctitoM 
negativo, al cti^l se ^uüta.rf; nombre hi^co\^\^^^ ict. 
presenta el hidrdgeiiQ d jel elemento ele^OjTposi ti vo<i 
el» -cloro., ,^1. iod<íi, jd'broníio, el flúor ,;:el sfsJeíMo y eli 
azuff e uoiéndosQ cpa el hidrógeno producen: ^otros ta»ri 
tQS hipidos diferentes, que ha» siía desigpadpfi siguien-: 
d^ ^l principio: enunciado eon losr nombcfái i4^r áeídds 

lenifúdricojf sulfhi4ric<^»^ . ., x, ', , m. .» ,v.-.v ». 

> Nwnerwtatiira <fe hsi QVjidos.llu^iXCií^yox. pAntc de Job» 
cuerppsv simples metálicos , comb^iándase eon^el^pxí- 
g^np.; forman muchos iJtídos que^q.dijerepcian.en J4t 
propprjciones, de.ox¿geno.if^ntQi(M:e;$,se:.hace:preícedei: la 
p^I^bf a ,<$3(i!4o por las 4womtoawwfS/^<^<>, á!^ 
//¿íp , tptro^\ 4erivadoft del griego;,. itpié^aífimn 7??*^* 
mfiro,, sfiguwfo ríter0er.^.y ¿^r/a i Ejemplo; ^1 f ÍOiJao 5é 
nne m tfesproparcioine^ difecent^^^Cfl^ri Pt^*).; al 
qu^ cp^tíiene, menQS^jOXÍgeno, s^rkd^í^lípowílire'de 
prptéxidh; ^ plorriQ ; aL que vifcpft ídespnesí y epQtiene 
maí , ,^1 .npmbre de deukóoad<h <te $\0mo i. y ppr, ^tiina 
al t^r)cefrp),:es deqlr^.al qae.c;st4mii4o conima}cor jcanr, 
tidad, de. , oxfgenp que los . precedentes , ^1^ nombra de. 
tritóxida </<5 plprno. Clomuiiniente ^.¡«lamajp^Q^i^á^ 
aquel de Jos óxidos qtie cpat}<iJi^jDB^%-<>|íígepo;>^í, sen 
gnn esta tepría , trítóxi^Qife plomp\y p^á^ido deplom9\, 
jpn sinónimos. El. bierro íbrnaa tres^ coai,bvnacipneis;v 
con el. oxígeno,, que se. fWPC©%jcop jQsj>paffil|r^s,de> 
protáj&ido de kkrrq,^ d^táxidií! d^ hi^rr^ y ¿^ ^ritó^id^,, 
de hierro 6 peróxido de ^V?rro» .Alguna|\v^e8,^sc;^ r^m-^ 
plazan estas denominaciones por los nombres óx^o^ 
siesquióxido , bióxido f ^uandp^Iaft C;anfi4^die9 .d^^A^Mgeno 
contenido en estos poqap^estps ,<están ^;^\xi^si |Cobcm|[|| 
1 1 , i2., Los . ej^plps ¡ que , aca^^ip^QS, de eiq^oiper, ¿as-; 
tan para bacj^r comp^ren()i^r' lodo «1 artificio sobre que . 
está fundada lá nomenii^at^ra inp^erna. : • , -^ ¡ . 

Nomencü^ura de las safóf. |Lps ácidos y Jos óxidos 



Digitized by VjOOQIC 



OWMfC.4. 21 

1^ luinilbiiiin tamBien pái'a faritiáf litia clase de cuer- 
pos compuestos , cónoddo^ >hace müchó tiempo con el 
noifíhtiei áé' íáles. Se designan estas combinaciones- sa- 
lina^ petr iioMbresf qtte dan á conocer inmediatamente 
euáif e^r «1 ácido üúido ál óxido ^ y cuál es el estado 
de oxidacioh én qtie se Challa el metal. Ejemplo : para 
expresar laí o eotninnacion del ádidio sulfárieo con el 
protóxido! de hierro, se cambia en ato la termina- 
ción en tea del ácido j y se dice sulfato de protáxido de 
hierra '^ y por ^hr^iisír prótosuifato de hierro. Por la 
misma razón se dicé deütosulfuto ^ trít ¿sulfato para de- 
nominar las coímbiiwcibnes del deutóxido y- tfitóxido de 
hierro con el ácido ímlf úrico, .■ 

finando los ácidos terminan en ojo^ se cambia la 
terminadmi' en> rYo; vpara denoniinar su jpmbinacion 
€»ñ' losdxidok ^hki ^ dXtt fr^tosutfito de hierro y prQto^ 
hipósulfito de hiísfro para 'designar las combinaciones 
del ieUo^. sulfuroso y'- del ^cído kiposulfurosó con el 
protáxi(!^ . de'hien^>^e d%ue la misma regla para de- 
nominar todas las- 4emás sales ; así se llama /jro/o- 
ttzouto de pumo ala combinación ¡del ácido azoico con 
el pro^^xidisí fde plomo ; protoazoato y dettéoazoato de 
fn¿ir¿fiirw ádas co^mbinacibnes del protóxído y del deu- 
téxida de mercurio- con el'^ido azcSico. 
• ^ Salb^lneattíai, -l^os &xáctdos y los óxidos (electro- 
positivos) se tincn íen difci^enics proporciones para for- 
mar «ales ^' y iproduccn ' conibinacidnes ' en -que se en- 
cuentran mávió menos neutnralizadas ías propiedades de i 
lóSí oomponcíntes. Se dá^ el n<wnbre de sales neutras á 
las que mv^ni'aniñestaU' ninguno de los caracteres de 
los áeüdoé ni -de^ 'los' óxidos que están combinados. Es- 
tos Goihpuiestbs- ni i enrojecen la 'tiniura de girasol , ^i 
eoiérfte'c^n ei jarabe de viwletaé. 
» i'nSaies eoni exceso^ ida' Aif^&. ó de ácido. Se llar- 
man salks éciúas > o s€^)pesahs , sales con exceso de 
-énddúí ósuhs^les y lai ifue participan mas ó menos de 
los «araeteres propios i ya á los óetidos v ya á los ácidos. 
Xas sobresales «enitofecen la tnltui^a de girasol, mi<ai'- 
trasf ^Cj^laíslsubsaHestla omuivaí' azaUcuándo ha sido 



Digitized by VjOOQIC 



22 NOIÜBNGLATURA 

£iiro)ecida, enverdecen el color del jarabe de TÍoleta9> 
ó el de la infusión de lombarda. 

Estos caracteres que se pueden deducir de las reac- 
ciones acidas d básicas sobre la saturación de las pri-^ 
meras por las segundas y no son tan absolutos como se 
creia en otro tiempo , y en la actualidad no se esrr 
tablece la neutralidad de una sal sino con relación á 
Jas proporciones de ácidos ó de óxidos que están com- 
binados. Ep efecto , se observa que muchas de las sa^ 
les neutras tienen reacciones acidas ó básicas cuando 
se las pone en contacto con los reactivos de color que 
hemos indicado. Estos efectos dependen de la mayor 6 
menor afinidad que puede tener el ácido con la base 
íó la materia colorante que se emplea como reactivo. 
Nomen^tura de las sales según las relaciones de ktí 
cantidades de los ácidos ó de los oxidas. La denominación 
de las sales según las proporciones, de ácidos y de óxidos 
que contienen , está fundada en los mismos principios 
■que la de los óxidos : así se dice carbonato y $esqmc€¿r6o* 
nato y bicarbonato \ sulfato^ sesquisulfató y bistdfaiO'y 
para expresar que en estas sales las proporciones de áci-^ 
dos con relaciona la misma proporción de óxido, están 
entre sí como i , i f y a« Del mismo modo se ex- 
presan las cantidades de las bases ú óxidos cambiando 
las palabras sesqui^ bi ^ y haciéndolas preceder de la 
palabra básico ; así se llama simplemente carbonato de 
sosa á la combinación neutra del ácido carbónico con 
í la sosa; á aquella en que una proporción de ácido 
está saturada por una proporción de base; carbonató 
de sosa sesqwbd&ico , carbonato de sosa bibásico á aqué- 
llas en que las proporciones de la, base ó de la sosa 
están entre sí en las dos en la relación de if á a. 

Nomenclatura délos tompuestos de los metaloideos 
€ntre si y con los metales§íjos nombres de las combina- 
ues binarias que no están formadas por el oxígeno^ 
se forman añadiendo á uno de los cuerpos combina^ 
dos la terminación -uro para hacer ctn sustantivo^ 
un género del cual el; otro viene á ser por consiguienr 
te la especie. Para no denominarlos arbitrariamente 



Digitized by VjOOQIC 



QuímcA* 23 

y conservar la regla establecida en la formacton de es- 
tos nosibres , se sastlntlra siempre el caerpo electro*^ 
negativo, y se adjetiva el caerpo electro-positivo^: así 
se dice sulfuro , fosfuro , ioátúro , tloruro dcc, , para ex- 
presar las ccHubinadones del azufre , del fósforo , del 
iodo , del cloro , con los otro» cuerpos , es decir , con 
los «[oe son electro-positivos con relación á sí mismos; 
Guando uno de estos cuerpos se une en mas de una 
propofcíRn , se hace preceder al nombre del compues- 
to las palabras protc , deuio , conformándose con 
lo que hemos dicho respecto á los óxidos. Ejemplo : el 
«loro se combina en dos proporciones con el mercurio; 
se da el nombre de protoeloruro de mercurio al que 
contiene menos cloro > y de deutodontro al que con- 
tiene mas. Eki estas combinaciones , como en la mayor 
•parte de las otras de proporciones definidas , hay utia 
rdadon simple y multíplice entre las cantidades de 
•uno de los^kmentos. En el ejem]^o.que acabamos de 
ckar , el doro del protb es al cloro del deutocloruro 
^ : I : a.' Algunas veces tátnbien se dengna con rszOn 
á este último por la palabra bicloruro de mercurio, "Su- 
cede Jo mismo en todas las combinaciones que se 
efectúan en relaciones tan simples. 

£n algunos casos la combinación es un cuerpo 
gaseoso , entonces sé forma su nombre del de los com- 
j^e«tcs, teniendo cuidado de hacerle preceder de la 
palabra gas. ^ Así se llama gas hidrógeno carb<mado^ 
gas hidrógeno fosforado ^ gas hidrógeno arseniadoj á lof 
fluidos elásticos que resultan de la combinado^ del 
hidrógeno con el carbono, icl fósforo y el arsénica 
Cuaodp el compuesto f^^eoso tiene las propiedades de 
loa ácidos , se añade ad nombre la terminación en ico^ 
que se: modifica del «modo jíguiente¿ así se designa bajo 
el noittlire de ^as suifMdrico^ iodhidríco^ clorhídrico^ 
sekniJídrioa dcc, á los compuestos ácidos de hidrógeno 
con el azufre , el iodo, ¿1 cloro y el selenio. 

En Francia se aftade también l^s palabras proto^ 
dent^^ á las ídi£^rentes combinaciones gaseosas del hi- 
drógeiio para, distinguirlas entre sí. Ejemplo : el car- 



Digitized by VjOOQIC 



24 IfOMENGLATüHA QUÍMICA, 

bono y el fósforo se comiiinan en dos proporciones 
con el hidrógeno; se las designSicon los nombres d« 
gas hidi'ógenp prolocaró^nado ^ dcutoélirbonado.y gas hí- 
drógmo f^r oto fosforado , deutofosfotado ; .pero en Ale- 
niania y en Soecia. los químicos. <háñ. adoptado otrí| 
denominación para estas combinaciones, gaseosas qué 
asemejan á los otros compuestos ]^inario§« sólidos ó Ilí- 
quidos; así se conocen bajo el nombre íde carburo tei' 
trafudríco y carburo dihidríco Á. los dos compuestos ^a^ 
jseosos del carbono con el hidrógeno , y baio- el de fos-i- 
furo trihídrico y bíhídrico á los. ¿OS' elimos. ^ 

Nomenclatura de los compuestos formadas por los mh^ 
tales entre sr,- :Se conoce con el uombk'e. de aleación 
la combinación de los metales 'entre - sí. r Así « ose 
llama aleación de hierro .y .de estaño , aleaclont deeo^ 
bre y de zinc á las ^combinaciones del hierro icob .el csr 
taño, del cobre con el zinc ; y si ana aleación estuviae^ 
se compuesta « de . mayor número • de metales , . se< d&f 
signaria del mismo nwdo á todos los que entran en 
su composición. Se da particularmente el l^ombre de 
arriúlgama á las combinaciones del mercurm con Jas 
otras sustancias metálicas; así cuando sé quiere éx-^ 
presar la combinación del *inercurio con el p€»tasi(^ 
el oroió la plata, en lagar de áixir^aleacÍQn. de mer- 
curio y' de potasio , aleación de mercurio y de oro^ 
aieaci<m de mercurio y plata^ sé dice simplemente 4!nnal- 
gama de potasio^ amulgama de oro^ amalgama de 
plata, V i . . . , ^ 

Denominadon de las prmcipias orgánico't vegetales y 
anmales. Respecto á; los cuerpíos compuestos qué 'sé 
extraen directí^meñte de laS' sustancias orgániéas, ^ qué 
se fonmam artifíoialiiiente por las < reacciones quími'- 
cas que pasaa eo trc < sí v se hft i se^iiida otra « cnarehii 
para denominarlos. £iv general, se los designa por 
nombres qué recuerdan ó su origen , ó algunas de sos 
propiedades ; mas notables. Xa may^r parte de lú$ 
ácidos orgánicos tibnen un jiombire que indica la sus- 
tancia vegetal en que ae hallan mas* paHicdlarmenté) 
ó que ha servido para obtenerlos»» Aaí' sé. da e| nombris 



Digitized by VjOOQIC 



KÚMEKOa PROPOHCION A TKS. 2-3 

d^ áó4os máli'fo^^ cítrico^ oxálico^ tárlríco dic y á los 
ácidos que existen en las manzanas , el liin<»a, la ace-r 
dera, eí tártara>^ de d^ide se los (extrítj(í primero. 
, A los ácidos, que se.fprmatí por ciarla reacción, 
se los designa por uti noit^bre derivado. ,4e' la sustancia 
qae les ha dado origen, Así se d^ e^iaombre de nacida 
canf arica ^ ,áci4o s^béricp , 4cldQ. múcico ^ á los áeiík>$ 
particulares qae se ; obtictqen , tratando por ciertos ácidos 
el alcanfor, el corcho, el moco &c- 

Cada principio inmediato de las sostapcias. ve- 
getales y ^animales se distipgae por ui» n^nubre par- 
iicalar mas. ó, m.^no$ significativo, co^no^ lo daremos 
^ I coiiocer en la segunda parte de esta obra i, . en qne 
tratarfsmos de las propiedades de los^ principios sacados 
^e los í^uerpos orgánicos. • ; 



CAPITULO H. 

' . ^ i •«'■■ ■ , ■' ; i : ' • ■ ' -■»..:;• ^ ' 1 .í ■: ■ ^ 
DE LAS PROPORCIONES EN QUE SE COMBINAN LOS 
CÜÉRPOSS > DE LOS «tólAÉAÓá PlÍÓt»briCÍONALES 
Ó EQÜIVALEKtES QUÍMICOS, Y' DÉ lA TEORÍA 
AtOMÍSTItA.' \ "' *' "" '■ 

Relaciones gfMplés en' la c&mbinúcion de tos cuerpos 
gaseosos'. Eiv las Wocionedprelimitia Inés que hemos pre- 
sentado sobré (as- f5ombiiiaciones de lo^ cuerpos éh ge- 
neral v hemos hecho notar qofe su tCtnibn sé TtHficabá 
siempre cfn reladónes simples. Esta óbieí'VaVriotí \tk 
roas notable ett'lá^ combinackm dé los ctíef*pos qué 
se 'presentan^ en estado i gaseoso' = ^ la'teYtt|íérat¿rjl 
ordtnari»^ porque» fise* mide fétilniente él voWtnén^ res- 
pcctivío' de los'ícwnfponenles'ánteíí y désptoeá^^dc fid 
comhiiÉaciqn<>y entonce» ^es' pe*>mitído^ed*eíi*>(W é^-» 
tos hechos reglas g^cr3*eB.< A'íJay^fisSaé'Sé^dielWá'rtóíl 
primeir(sL9 tób¿e^a%i0ire^^eiK!áttad <qué* liiáfi itlemóÁrado 
qui loa gase* J al^iniriae témiíé sí ^ée ec^nl^i^ái^ /^a mk 



Digitized by VjOOQIC 



26 NÚMEROS 

volúmenes iguales, ya en la relacicm de i ^r^mta 
del uno con a , a | , o voliimenes del otro , 6 ^en e^á 
relación a á 3, 4 > ^ 9 6 , 7 v^menes , pero niHictt 
mas all¿ En la anión de los caerpos entre sí se ob- 
serva qae tomando por anidad la cantidad de ano 
de los caerpos, la del segando, en ana misma sér^ 
de combinaciones , crece también en peso en oi^^á re-^ 
lacion tan simple como la qae se ha demostrado para 
los caerpos en estado de gas. 

Propórcienes mii//^M7«j. Estas primeras observacio- 
nes sobre la combinación qaímica , son las qae haceil 
admitir qae los caerpos no se combinan en todas 
proporciones, sino en ciertos límites, pasados lofs 
cuales ya no hay combinación. Esta ley may notable 
ha recibido el nombre de ley 4e las proporckmes mulH^ 
pUces'^se apoya sobre este principio fandamental re- 
conocido por la experiencia, que si dos cuerpos se 
combinan en muchas proporciones, tomando la can- 
tidad de uno de ellos por cantidad íij^a, la del otro 
crecerá siguiendo ona^ relación simple en la serie de 
l2^ combinaciones que estos dos caerpos pueden for- 
mar. ! 
Si tomamos por ejemplo los cinco compuestost qae 
el gas. ázoe forjpaa con el gas oxígeno , reconoceremos 
que representando por la anidad el volumen del pri- 
mero , el oxígeno se combina con él en las relaciones 
siguientes ,1, I, i^l, a, a| volóiüenes. 

Haremos igualmente la misaüa <dMiefYaeÍQa sobre 
los peso3 de los cuerpos solidos y gaseosos que . entran 
en combinacipo; el azufre i^os presentará un ejemplo: 
un pesp de axafre representado por 1 sle une^ccm |^ i, 
x\f 1 1 de. oxígeno en peso para formar, los oxáctdos 
hiposuUura^ y sulfuroso, hiposoli^rico y siiUarko. • 
La experiispcia ha ensefilado además qoe oaando 
dos caerpos se combinan separadamente ton ua ter^* 
cero, existe la misma relación entce los primeros si 
llegan á uidrse á un coarto eu^pa 

Así , ^ si sofonemos dos caerpos Ay B que pue-^ 
dea onirse con Qy admitimos que i5o partes de ^ se 



Digitized by LjOOQIC 



PROPORCIONALES. 27 

fM^ea con loo partes átC^y 210a partts deB con lop 
partes de C, la relación entre A y B en estos dos 
compaeslos será : : i5o : 200, ó en esta reladon mas 
simple : : 3 : 4* 

Si ahora combinamos A y B con «n nlieyo caer- 
■po D, halWemós, por ejemplo, qne 100 partes dé 
P se anirán con .3o de ^A y con 4o de i^ para formar 
los compuestos A-h-D y B ^-^D, Laego en este nue- 
vo compuesto A y B están entre sí precisamente en 
la misma relación que en la primera combinación 
con C 

Su relación era en el primer caso : : 1 5o : apo, 
ó : : 3 : 4 ; C)^ «1 segundo es' : : 3o : 4o, 6 aun : : 3 : 4) 
de donde se ve que si se quisiese combinar una ean-^ 
iidad cualquiera de E con B ó con A , se puede co^ 
üo^r la cantidad A por la cantidad J3, y á la inversa 
la de B por la de A, Ejemplo: si 100 £ saturan 7S 
de A y deben ^saturar an tercio mas de JS , es decir 
a 00 ; como lo indica la proporción 75 : 100 : : 3 : 4* 

Se hallaría lo mismo si 100 £ saturasen 100 de 
S; la cantidad de A que saturarán j serán los ^ de 
JICO, d 75. 

De aquí resalta que conociendo la cantidad de un 
cuerpo que se combina con otro, se puede dedácir la 
de un tercero, que fcurmaria una combinación con el 
mismo cuerpo. 

Teoría de los números proporcionales ó equipolentei 
fidnucos. Sobi*e este principio de saturación recíproca 
de los cuei^[>os se há establecido la lejr de los nimeroá 
proporcionales Esta ley tiene de notable que los ná-^ 
meros que expresan las cantidades dé los cuerpos que 
pueden unirse á uno de ellos, tomiado por unidad, 
representan exactamente las proporciones simples 'd 
innltíplices que entran ^n todas las cómbinartoña de^ 
finidas, y que píaeden desalojarse* recíprocamente. So 
le ha dado también el notxihrtáQequiQíoleniesqm-* 
mieoBj porque cada uno de estos üúmenés es el eqoiVa-' 
lente de los btvoví^^es decir que u:n peso de un cuerpo,f 
i-qpresenladop^r su. eqjaivsJeaté) podrá unirie oon d 



Digitlzed by LjOOQIC 



28 • woMfittOs 

peso <ie >ótro >ctiérpo<^ representado también ' pbí^''«# 
equivalente y ó' ser desalado de eátdf comfcinacioi^'pbf 
una oaotidlid de xitfi> cuerpo qaé ést;ai*á con el pr^íÉfef d 
en la relación de su equivalente. -) '■ ' t : •■ ?• -^ 

:Recorderaí)os aqftvVl ejentplo qa<^b«»ios ^dadíT- an- 
teriormente, y Ttí>preséi^teti^s por toO'«l equiválehtfe 
áñi.Ei^ el equivalente '^de í^Jerá 7'S, ^y* *H£>^' el^-d^ JB^ 
puesto que: estas >soá las caiílidafles de *i y" iB que |)Ae^ 
den saturaET reciproralnenté:ioó de "B. «Ahora si 'que- 
remos desalojar á- A de «u ctfxnhmM:ioti E -^ j4 , le 
ponemos en contacto con una cantidad de B que será 
á la cantidad A «n el eomfpuesto JS -H ¿^ , ^ cotno el 
eiquivalente. B es al equivalente A, iA.sí, suponietidó 
E *^ A' formado « de 1 00 £ h- 7 5 A ¿ se -necesitarán 
üoo B para desalojar loé 7 5 >^>^e sa conibinacibii totí 
IDO partes de E ; 'dd- mismo modo , si sé qetisiielsé ais^ 
lar '-B ¡de un compuesto; fopmíiado de 1^0 jB y-dé^ io^o 
jB , sería, necesario 'adádtr« 7 5 1 parte» de. ^. * ■ - f ^ ** * • 
": De: este moda sé ha calculado él» ndmer» -pfo^ 
poreionalf «f .el equivalente dertódos los' cdérpos sim- 
ples, toinando por. >base la 'Cantidad' dé e^o» cuerpos 
en peso que se combina con la unidad Áe oxígefi^ 
representadas por aW'y^forma' ja* primer»* combina- 
ción.' »filii!eqúÍTaliBBte.^de<ílos c«erpo8 eompuestos' iríH» 
áulta/^ila- suma- dedos lequáraJentep de <^a'uno de 
los cuerpos y en la relación en que entrai|)en')la:eonH 

r Ajsf^k evperíencáa ^lia éi^seSádp ^fae «elía^ua^escaáia 
íbrmadaF eo! |KS«^ de! (i«io ^de' oxígeno ff(ie*T^i^ dé 
htdr(%éio^ (poiríconsigúienté este' últiUio^ xiáméro« ^ m4 
efoival^tedelihidrégenb.u >r) ?f,' ir,-»" .-- h p ^^ «.m 
,! f;!£l'carl)on6i forma dós) cuerpos ^iCÓmpaéstosrgiseoHf 
sos^^cou' ¡A oxígenoi JE^h priáieno , d quexoflutiéne^n^ 
mis oxígéap'{¿xido d^ cafbdno) 'está.£oriqmdDr.éte'<{iÍB8D; 
s^utf BenzéUus; de itK>íde oxígenotiyide f^3S dcícapi 
bonof por consiguiente éste ^llítmoiiümor<r lesí el re^uii- 
valeiite) del carbono^ * r£l<aaoe f>nQduoé cincoj cofl^puestos 
poi|'>el oxigénala pretóxido drAtoefuresenta dil^ompo^ 
sicÍQii},:qufiaoo; iSep^ígcaói ex%en .1 77992(deaxoe.para 



Digitized by VjOOQIC 



PROmilCiONALES. 29 

formar el proldxido. Por consiguiente este último nú- 
mero .es el eqiuvalente del ázoe. De este • modo , • cal- 
culando según el.pdniec gcada/de. oxidación délos 
'cuerpos^ la cantidad que se uniría con lOo de oxíge- 
no , se ha determinado todos los números proporcio- 
nales ó equivalentes 4e los dem^s cuerpos, siqíples. \ 
. Éií ciertos casos se ha establecido el número ípro-. 
porcibhal dé un (:uérpo simple ^ según la cantidad dé 
^té cuerpo qué se halla en upa cantidad de oxjácidd 
^p'az de saturar una canti4ad de. óxido <jue contenga 
^aclaniente ibo partes de oxígeno*. 
' 'Xa taí)lá siguiente presenta jtpdbs estos números 
calculados de los diferentes modps que acajbasnoétl^ 
exponer. ■ .• ... I í 











■ , . i , • • , ; 1 ( ■ , I J j • . • í I ; • ■ ■ ' - • • •• ' • 



Digitized by VjOOQIC 



30 immRos 



í 



TMa,dbr hs emdmlenies de los euerDós s^rmleíí no 



Por medio de esta tabla se halla fácilmente el 
equivalente de los compuestos que pueden formar 



Digitized by VjOOQIC 



PROPOBCIONALEft. 81 

estos diferentes caerpos. jEljempIo: el agaa, qae es an 
verdadera protóxido de hidrógeno , tendrá por equi- 
valente el número equivalente del osugeno mss el 
del hidrógeno , es decir iooH-ia,4.2 = ii a,46. Este 
último número es evidentemente el del equivalente 
del agua. 

£1 óxido de carbono será representado por ioo«^ 
75,33== 175,33. Como el ácido carbónico contiene 
dos veces tanto oxígeno como el óxido de carbono, 
su equivalente será el equivalente del oxígeno mul- 
tiplicado por 2 (iooX2 = aoo) mas el equivalente 
del carbono ,í= 7 5,33, es decir 275,33.* 

£1} ázoe forma cinco compuestos con el oxígeno. 
£1 protóxido de ázoe será la suma de los dos números 
consignados en la tabla precedente, es decir ioo-f«- 
1 7 7,0a == A 7 jy,o2. ^l equivalente de los demás com- 
puestos será^el del ázoe mas el equivalente del oxígeno • 
multiplicado por la relación que exbte entre el oxigenó 
4c;I protóxido y el de los otras. Así el deutóxido teiidrá 
p^r, .equivalente 1 7 7,0 2 -f- i oo x * puesto, que hay do», 
veces tanto oxígeno en el deutóxido como én el protó- 
xido , y esta progresión crecerá hasta 5 para el ácido 
azoico, porque este contiene cinco veces mas oxígeno. 

De este modo se puede formar el equivalente de 
estos diferentes compuestos: 

Protóxido de ázoe, ázoe 1 77,02 -K oxígeno 100 

Deutóxido de ázoe, ázoe 17 7,02-+- oxígeno 100x2 

Acido azooso 17 7,02-+- oxígeno 100 x 3^ 

Acido hipoazóico, . . . 177,02-Hoxígeno 100 x 4- 

Acido azoico I77,o2-h-oxígeno 100 x 5 

Los números referidos en la tabla precedente , sus 
multíplices y sus sub-muhíplices expresan no solamen- 
te los^que representan todas las conü)inaciones del oxi- 
geno con lo;^ otros.cuerpos.,.sino4aiiibien>los diferen- 
tes .compuestos que esto» forman éi^re sí^ 

. £stoes fácil de coán^^roíbar segi^nlas' análisis exao* 
tas queschan dadodeun gtan número dé cuerpos com- 



Digitized by VjOOQIC 



m NÓUlERÍdS'PllOPÓRClÓNArES. 

paesto». Ejemplo i ti siilftiro de cái*B6bd estS- cbihptlcár-* 
td de>84,a de aztiFre y i5,8 de cárbbb'o. En éstecom^ 
j[)ue8to^ estos dos cacrpos están entre sí como el equi- 
valente !deL azufre, 261 , tsú lá milard del equivalente 
del caiijono, 37^7. Ijás combinaciones gaseosájs del 
carbono con el hidrógeno nos presentan tanibién una 
prueba de esld: ' el hidróg^b prótocarUbnaclo está 
formada en pesó de 76^1 de carbono y 24,9 de hi- 
4rdg^íio^ números que Corresponden coii bastante exac- 
titud al equivalente del hidrógeno =12,46, y á la mi- 
tad, del cquivialcnte del carbono, ±==3y, 7 o. 

£1 hidrógeno deutocárbónádo , que contiene doble 
cantidad de carbono , estará réj^resentado por el equi- 
valente ^dd hidrógeno = 12,46, mas el equivalente) del 
carbono, == ¡^5,33. En efecto , esto es lo *que prueba 
la análisis elemental que' se= ha hecho del hidrógeno 
deutócarl)onado.' Este gá9 contiene en 100 partes 85,8 
de carbono y 14,2 deshidrogenó; luego estos dos nu- 
meixifliéstán entre sí como el f equivalen te del carboíio es' 
al del Mdrdgeiió /eottio'se ^puede ver á continuación^ > 

' '";; '' ''•.:*é,¿:i(,2';:V5,33:;i2,46. ; ' :' " 

fj , •;.:' . r, ■ , ,> • . : ; :. : ■.■■■■ ■ ■■ '. : . - ' 

Poílriamos ocuparnos mas de estas ^oiüparaciones,' 
pero creemos haber dicho lo bastante para dar á co- 
nocer toda la importancia de estas observaciones , de" 
tan grande utilúlad en la práctica de la química-, y^ 
que es indispensable conocer en la explicación precisa 
de la mayor parle de las reacciones químicas. Nos ocur 
paremos de > otros- pormenores, al tratar de las sales, 
que son también compuestos de proporciones fijas y 
definidas de ácidos y de oxides metálicos^ * 

• Además, (segun las ' observaciones que heñios he^ 
dio ? . aiiterionmenté v < ise ^pdede- eóttcébir que es posible» 
]>i*edecir tsegiinilá análisis Üe.un pompuesto binario , del 
que se conozca el eqiiivalente de Uno de los cuerpos, ct 
íkl i)\xo cuerpo y y por consigoiente las relaciones en 
q4ic aquel podría anirse con los otros cuerpos , puesto 



Digitized by LjOOQIC 



teoría atomística. 33 

^é Jb^knoft demostrarlo á prieri bajo que leyes se efecr 
;tuaban' estás combinaciones.- 

■ : , . , TEORÍA atomística. ; i 

f Teoría ' atomisHca. La teoría de los^n^mefós'J)ro- 
pofcionales d'de los equivalentes qníiniítos ha sido él 
fHripen paso hacia otra teoría «o qué se > ha- ccuasi^cra^ 
do á los cuerpos unidos átemo á átomo , ó con muchos 
áliomois d¿>o^roipará forman Jas díi^rentés combina- 
4i,*ióaes» A causa de estb' se ha coiiiocide ij ésta tecnriJi 
ípoft el( aombrc de /¿»na aiomistrca. ■■, : • í ¡' » 

. Estando r les cuerpos formados por elementos ia> 
'descdm{>onibles , deben estarlo por partículas cu^n 
grandor no permite ya dividirse mas; estas son las 
ultimas; ^moléculas de la materia ó estas partículas ele^ 
mental «fe que los antiguos filósofos han designado con 
el nombre de átomo (de tt privativo , y Te/i> sección): 
Au grandor se oculta á nuestros sentidos así como su 
verdadera forma ;jsin embargo se las puede Gonsid&«- 
rar de forma esférica ^^^ porque es la que la materia 
afecta cuando no está ÍM>mehda á Ja influencija de 
fuerza^ «extrañas. No se sabe Á los átomos de los cuier-^ 
pos siniples tienep todos el mismo grandoi* ; en cuanr^ 
to á . loa, -átomos de los cuerpos compuestos , t su gran** 
dor , por el contrario , debe variar en razón del náíf 
mero de átomos simples de que están compuestos ; en 
efecto, xxú átomo compuesto de A -^ qB ocupará 
mayor espacio que otro' dc'^-l- J?; por otro lado, lá 
forma será enteramente dependiente del número y de 
ta posición recíproca de los átomos simples. 
( ^Aunque sea. imposible aislar los átomos de los 
éuierpos que se supone forman por su reunión las 
moléculas aun las mas tenues de estos cuerpos , se ha 
creido que nó se verificaba la combinación química 
sino «ntre aquellas. Pudiendo combinarse pesos di-^ 
íerciaies^de la mayor parte de los cuerpos simples, con 
una cantidad constante del mismo cuerpo, no de un 
modo contiiíluo , sino por un láalto brusco , se ha. éon-^ 
TOMO I. 3 



Digitized by VjOOQIC 



34 TtOBiAt. 

-chiido qne las ^mbinacíones química» se ^ertficaban' 
esencialmente entre los átomos, y como además estoJí 
pesos tienen una relación simple entre sí , se ha ad- 
mitido que lar moléculas de tal ó cual combinación 
contenian números enteros de átomos; ;._, * 

Tales son las consideracifluoi^ que haú dada origen 
á la teoría- de los átom^^y al modo de formularla 
composición - de los ci^rpos que se estudian enqd^ 
.mica. ' . . I • •' -. * ■ .: --' . . • 

La hipótesis éegun la ' cual se ha establecido 4ar tea-- 
ría atomística recibe sobre todo una verdadera sanción 
cuando se considera que los gases se coflíib¿ii»n' unos 
con otros eii relaciones simples comofciembs visto en 
•el primer capítulo de esta obra. Además lá ex|]|eriencia 
prueba que todos los gases sometidos á la' acción del 
c^órico d á la de una presión igual, se dilatan del 
mismo mpdo y se contraen la misma cantidad^, esta 
identidad en estas propiedades ' f/sicas no > autoriza á 
admitir que á volúmenes iguales los. < gases Contienen 
«in míamo númer¿ de átomos iguales «a masa,>en ex- 
ténmon é igualmente distao|es^ unos: de otrosí Así ijm 
eherpo gaseoso A combinándose eon su ' v^dúmen de 
gas fi, el coiopuesto A-^B estará formado por un 
átomo de A y unátomo de £ : si A^ se coml^ina coq 
dos volúmenes de JS, el compuesto se formará de un 
átomo de ^ y dos átomos de ^ , <S:c . ^ ' ^ ?' > 
Según esta última hipótesis se puede tener ^ si no 
el peso absoluto de loa átomos, á lo menos la relación 
de sus pesos respectivos pesando todos los cuerpos ga-« 
seosos simples bajo el mismo volumen , á la misma 
temperatura y bájala nMsma presión. En efecto^ sí 
un volumen de gak ^ , que Se supone contenw ico 
átomos, pesa lo granM)s (200 granos), un átonao del 
mismo gas pesará 10 centigramos (a granos); y si un 
volumen de gas B qué se supone también contener 
ICO átomos, pesa I 'gramo (¿o granos), un átoma de 
gas B pesará i centígrama(| de grano). Luego siendo la 
misnia la relación de ló^^ramq^ (a 00 grands) á i gra* 
mo (ao granos) que la de 10 centigramos (k granos) á 



Digitized by VjOOQIC 



ATOllfSTI€Á. te 

t teiltí^ámó ( f ¿e grkiío) , se concluiría que el átóñn^ 
¿ei ctter^ Jí ^ésa'dlez teées máér qné el ótí 'róér- 
poB. 

Afiwfo <fe detemdítíir d ptíto áióinistieo áe los "cuer- 
pos sün^ei. Uno dé los métddcfs Vá^ ísettdtlo» ^rá 
deternnnár el peso relativo de los átoihoé (coü^Síte en 
¿omj^drrar tó densidades de \o^ édcrpos skhples gaSétSn- 
sbs'con uno de ellos que se toma por unidad y al cual 
se liáceñ todos proporeioná^; ' proeedietido del' MéíM 
«iodo que cuanhio se compara la densidad ÍÍB'dii^«tter-»^ 
po con la del agua tomada por unulad. Algútvo$ <^{-* 
t^bs' kan adoptado» el peso del Mdr6¿eño por unidad, 
y otros él del oxigeno \ ^p(^ la mayor jparte, s^ultf 
la opinión dé Beráelk», han 'adoptado p<^ Midad él 
peso '^l átoiño de oxigeno que haü representado por* 
100*,^ y coñhel \:ttal sé éóittpári el peso de'todóis los uc-^ 
Alas átomos de los buerpos elemetttáles; &^a pr^iei^en-^ 
, da dada át oiígéno está fundada en él mayor* número ñé 
combináciénes qUe forma con todos los cuerpos' y eñ! 
hí fóéilidád que se tiene de Representarlas po^ et ti^úrj^ 
h> añadiendo al átoáio del ' raidicál i oo^, loó' 6 3¿ó/ 
seguÁ que se combiúa con i , ú '6 3 átMifsJÉé 
ofxígeno. *- . ■ ■ v' . . - ' •■ ' ; '' •" 

' DeMirinacídiidd peso atíMsHco'de hs útíei^s srnt^ 
pies gaseosos. Según lo que hemos dicho es fácil hallai^ 
d'peáoídel áioiáo de ¿ada uno ilé los ^ gases simples 
coflílpárádi9 con el del oxígeno tptháiéb' por uiddád , di--' 
Tiplido su densidad respectiva jk)r la del MoxígcnoV 
puesto-' -qUé el número que expitesa su densidad es el 
peso de estos cuerpos bajo el mismo volámen. 

Supuesto el peso del átomo del oxígeno igual á 
ICO, se halla por una simple regla de tres, el peso 
del átomo de cada Uno de los compuestos simples ga- 
seosos. Estableciendo esta proporción para el hidróge- 
no se tiene: 

ido: X :: 1,1026: 0,0688. 

loa es el peso supuesto del átomo de oxígeno; x el 

Digitized by LjOOQIC 



36 TEOHU . 

peso desconocido del 4toino de b^idrógei^; i,io^6 es| 
La densidad del oxígeno, y 0,0688 es la 4cnsida4 del 
hidrógeno. . 

Maltiplicando o,oO^ por ^00, y divijli^ndo por 
1, 1 026, se obtiene .6, a 39 para el?átpmo de hidrógeno. 

Estando el agna fprmada por q.n volúmepde oxí-* 
geno y dos volúmenes, de, hidrogeno , ^ sn cpmppsícion 
resaltará de un átomo de oxígeno 1 00 y de dos ^tpmos 
4e hidrógeno, es decir, G^a^Jgx 2 «?— 12,478, Se ha de- 
terminado el átomo de los demás cuerpos gaseosos, dei^ 
mismo modo que el del hidrógenq.» ^ ' r 

Determinación : del peso . atom^tíco de los cu^rpo^ 
sólidos, YiXi fMZX^io al; átomo délos ^ci€;rpo3 bólido» 
que no pueden ser reducidos á yapores, se le ha dedu-^ 
cido ya de los compuestos gas€|osos en'que.,entra;n^ ya- 
de la^ combinaciones que íorja^n 9on el ox^gfnp. ¡K'&í sq 
ha calculado el átomo del carbono pp^jla' compósicíoa 
en volumen ó del gas óxido d^;Carboiio ó delgas ácido, 
carbónico; los. del azufi^e y del fósforo. de la compoi^i-^ 
cipn del gas ^fhídrico y del g^s j^di^genp;prpto-t 
fosforado. Se ha calculado el átoi^o 4e los demás caer-; 
pos Ampies que forman cpmpuestps fijps ^qgun, ■ las. 
análisis mas exactas de Sm combinación con el oxígeno., 
(yéase la teoría 4^ iMpr^porcjio^es. químicas por Ber- 

ZeliUS). .....' :\ M -. . y 

Ponemos ácontin^uac^on une^tr^cto.de la tabUi 
dada por este célebre qjufm^co en su tratado de qm^^ 
mica , sobre el pesQ.de los átompjs d^ los cuerpos >in]^- 
ples mas conocidos, determinado según las apálisí^ 
mas recientes. , 



Digitized by LjO'OQIC 



ATbMlÉnrtCA. 



37 



I ^■'l^'í'■--tí..- 



_M|;taloideqs,^ 



o. • : .o,bbo 
Vkm^im. 6,a39 
; CkrKoíno*. 76,438 ^ 
Qdrb. . . . 231,826 ' 
tótó. ; . . . 789,781 

Brdtnp. 4^8g,í53 

IEÍoi^o. .... i36,ab4 



Azufre..... 3oi,i65 

Selenio. . . . 494958a 

Fósforo.... 196,143 

Azoc. ..... 88,5i8 

Fluor... ... 116,900 

Silicio. .... a 7 7,3 1 a 

Arsénico.. . 47o>o43 



• ^^ MM« Damas y SUs bajn fijado » seguo. hqqvos expe« 
rimentos.y #1 peso atoiQÍsJlico del carbono á IS^OQS fjéca^ 
éeHúft dfi lf>4 Ciencias ^%i ^e Diciembre de iS^O)^ ; 






» • , ■. . 

.1 1 i * ; . 






Digitized by VjOOQIC 



M 



METALES. 



• 




!/ n 






Alaminio. . 


. 171,166 


'Wntalo. V 


. 11 53,7 1 5 




Qlijcinip, . . 


. ?3i,26i 


Titanq, . r. 


•.t)3^r5$0 




Itrio..,.. . • 


. .401, &^4. 


IVÍercu^io. ., 


.,15^65,822 




Circonio, . . 


. ,4^20,201 


Cobre 


-V ^9^»6j5 




tofío, , . . . 


• 844,9 


B^smofQ... . 


, 133^,377 




M^g^esip. . 


. isa^a 


Niquel^. . . 


. Í6gt,QjS 




Ca}^io, .... 


• .í«56}pí9 


C^mto.,., 


• 3^8^99^ 




l^rio: .... 


., 8^6,880 


Crpmo.. .f , 


. 35i,8f5 




Estroncio. . 


. 547,285 


Vanadio. . . 


• 65i,597 




,Liti(K. . . .. 


. , So.a^sL 


: TMgiittfiaow: 






Sodio 


• *9o»897 


Molibdeno. 


. 598,520 




Potasio. . . . 


• 489,916 


Cerio 


V 574,590 




' M^ng^M^ó. 


. X'SíSS; 


tíi*aíriióL : ; . 


.' 750,000 




ziiic. :. .. 


. 403,226 


Plata. :... 


. ¿35t,6of 

. l24J,Oí3' 




Cadmibl \ . 


■ 6^6,76) 


bl-b....:. 




Hierro. . . . 


. 339,205 


Platino 


. 1233,499 




Estaño. . . . 


. 735,294 


Paladio. . . . 


. 665,899 




Antimonio. 


. 806,4.52 


Rodio 


. 65i,38o 




Plomo. . . . 


. 1294,498 


Iridio. . . . . 


. 1233,490 




Osmio. . . . 


. 124.4,4.10 




« 





Determinación del peso atomístico de los cuerpos com^ 
puestos. El peso de los átomos compuestos se deduce 
jfócilmente de la suma de los átomos simples tomados 
tantas veces cuantas entran en la combinación. Así el 
átomo del agua pesa «= 11 2,478; resulta de la suma 
de un átomo de oxígeno = 100, y de dos átomos de 
hidrógeno =12,478. 

£1 átomo del ácido hiposulfuroso es de 3o 1,1 65, 
puesto que consiste en un átomo de azufre =2 o 1,1 65 
unido con un átomo de oxígeíio== ioo,ooo»t 

El del ácido sulfúrico pesa 5o 1,1 65, porque este 
número está formado del peso del átomo del aza- 



Digitized by VjOOQIC 



ATQ1IÍ9TICA. 39 

freco»;á6i,i6&'^./kiasel di), ir^ Át^mn^ de ei{geiio=: 

Aaí se han estaíblecid/»^ loa ñúptierois que represen-^ 
ian los^átomos ;coi9pae$tps« Del .Unísaio modo qae losi 
átomos siaiplé3^jgp9^n (<ie lá piíopiedad de combinarseí 
eaise súem ottrtás.relacMiii^ paraj producir olraaeom-. 
bÍQacioB<8 s^ai0lida3 i las : miomas k^es , eonM» mai^ 
drcaofllaiidadaineiilis .vereitíos.porfio^qae ai^^a v» 
( Xíajámoo de la$r^u>mof conipu^toft eoa otros áich^ 
mos compaestos constituye átomos de ana^oomposicion» 
mas complicada , qae es esencial distinguir. Berzelius 
los divide éj» :álQmod. delprk^^lX) > del segundo, del 
tercero^ del cuarto orden, &c. 
. : Los áuxaumiehprjm^r óráeni^iéj^ com}p^&ios de 
átofldo^vsimplea elementales; son de dos espfcjies ; ^or-r, 
Béfshás.y ob^á^o^AÍj^s priitierap^ j^inás; contienen mai^ 
qaerioae}«iaej»toft.£|eiAploA elp1íH>|ótído deJúerij^^idl 
ácido sulfúrico. Los scguA4o^oatíeúeP cuando.iii^iioá 
iréao Eijéiiíj^lot et.afa(dcarV el^ almid<>i» , qoe e$lá]» cpm- 
pttestos 4e> oxíf^to ^ |<¿e| carbono j y i¡k bidfogtfno to 
prorratees d¿(ereci*tíi^ , I .. i u>: ^ 

il^s áioipos) ^<Hnpnes|o$ ddi.seg^pd^ arden nacen 
de^^i^i áto«M bompueslos^jLtiorglaME^coa dd prím^ero^ 
Ejemplo célipirotfllsaUato de kk^^^ . i r^ 

ir Los átodwsi'del iijK^er <$rdien resultan d|e la eomn 
bifiacioii Ae^doé^lomets.eompujestof d«l mismo^génera 
y de especie diferente. Ejemplo: el sulfato doble de 
^ alúmina Ly |Mj^Usa. é ^lumbcé seco, j^o^ último el 
aloEnabre icristfi4izadod|ue coiMi<ne muchoa átomos de 
agua eoitkbinaé^ c0n id suIía/U3t 9 presepta un^j^mplo 
dej hornos cotop«QSt0s. det «cii^arjlo orden. . , * 

» Jifdfoti^^. E4: sagatí ó protp}44P de. bi4r4geiM> ^t 
combina én;phiq[iprdío«»í9sdeñnid^con I^, mf^yor pitr- 
lé dei los caerpoli, c<>mi)^,lo btacep ell«s mismos^ l^tas 
combin^ciiH^efl particular^r li^JWn d .nombre d^,^#n 
drOtás.^AeáiBkXian.XQm^iíkmfíí^ del ^ , unionti<l^miO'4 
muchos átoiM^'idetagaá cOa.Uoo ó muchos ^tornos de 
íH€Oft cUerlp^y^y €Oiiilituy»n Á^m^s cofopuestos de se- 
llado orden^ 1:1: >. . .. ( 



Digitized by VjOOQIC 



40 TlSOftÍA ' 

Ácidos tídratados^, \oi ácidos |nt|ierales , líquidos" 
y cristalizados , nos presentan numerosos ejemplos- 
de ellos. El» ácido ^alfíirito líquido priepárado por la 
combustión del asíufre en cámaras de plomo y re- 
dacido al mayor grado de concentracidn , contiene 
siempre^ ico partes 18,^^ dgaá. Laego esta pro-^ 
porción de agua es á la del ácido saUürico con que 
está combinado , como un átomo de agoá es á na áto«^ 
mo de ácido; lo cual' se puede probar estableciendo 
está proporción: 

. i ■ ) • ' , • ' ) . . ' ' 

81,7 : 18,3 :": 5oiyi6':li3^3S. 

■ •' ' t : ■' '^ . „ 

El último teVmino , ri3,2S, se aproxiiña micha 
á 1 1>)4£, peso de uü átoino de agua;' por consigiiieDl« 
el peso atomísti(iO del ácido sulfúrico líquido es la su-* 
ma del átomo dét ácido y del átomo deagaaj es decir 
Soi^rG -+- iia,4.6 = 6i3,63. » • -' 

El ácido a£dic6 concentrado y et ábido búriod cñs-^ 
talizado cbntienen' también proporciones definidas de 
agua. Siempre se las puede vafear itinltiptícando la 
«anfidad de agua contenida ei^d compuesto p^r el 
peso' del átomo del ácido^séco, y dividiendo elpro^ 
duelo por el peso del ácidfo que estaba oopibinado coii 
el^a^a! De este modo se obtiene 'en el cociente un 
número igual , multíplice 6 submaltí^lité áA átomo- de 
agua. ' • / 

Óxidos /lidÁjteulos. Lok óxidos melálisps go2an so^ 
bre todo de la propiedad de ^rmar «on el agiáa^ bi-^ 
df^tos. cuyas proporcioiles son defítivdas, algunos de 
los cuales son indescotnfibiiibles á un palor rojo. Pue^ 
de 'hallarse la rchcion atomística del óxido con el 
agaa del mismo modo que la denlos «ácidos. ' 

Este método tieiie la ventaja de rcpreseitaír la 
composición de los cuerpos,' y no solamente permite 
rtetéiíei*^^mej6r eíá laí rtieméria €StOsJnombr¿fe,.ó á lo 
inenos la relación simple'*de los átomos midos en los 
diferentes compuestos tpáe^ nfK cuerpo puede formar^ 
sino que por el conocimiento de un cuerpo>binario^^se 



Digitized by VjOOQIC 



ATOMÍSTICA. 4t 

paede dedacir la análisis de los otros compaestos que 
es c^paz de .formar. Uiia vel^tajano menos Impórtatité ' 
para las invesUgacIoaes experimentales es la de so- 
meter los resaltados obtenidos á este genero de cál- 
calos , para 'comprobarlos y 3eterminar en qae' re- 
Uicion atoifiística están combinados los elementi^s cobs- 
titativós. 

* Uniásdose^generalmente todos los eoerpos^a^pro* 
porcic^nes |deñnida$, se paede i^ecir con anticipaoion 
en qu^ rdácion an ca^rpo padrá unirse con otrosi 
Áara formar mucKas s^^i^ ^e combinaciones y y por 
mltin[|0> llegar á determinar en su compuesto la re- 
Gacion^de los elementos por áxi combinación con atro. ^ 

De loe signos y fórmalas usados en química para re^ 
presentía' los diferentes cuerpos sipiples y las series* de 
;. las combinaciones' qiie forman entre su 

\ El ^ método de representar poir sicnos j fórmulas 
lé CQH^po^icion de los cuerdos ^ ya bajo el aspecto d^ 
fas eleineiitos como bajo eli4cl ipúmero de sus. átomos, 
facilita» singularmente, U /eipo3Ícion de la^ diferentes 
ieries de combinaciw de Ipsícuerpps, y ayuda á la me- 
Áioria permitiendo qu^ reteifga^^m^jor los bechos^ Por 
éfte método/ generalmente 5^guíd<^ en la actualidad jy 
4iie primero na sido puesto én práctica por Bierzeliusj 
|e ba daclo á cada ^^Q^erpp simple un signo particu^^ 

Ke repweisentá al ^pai^mo tiejnpe el peso relativo de su 
>mp.^ Se Vaii fórmai^o estos isiei^os de las primera! 
letras inidalés dé los noBn^^s^ latinos ¿e los cuerpps. 
|^rin(^er eiemplo \S signifi^ azufré , Se selénio ^ Si .^v^^ 
|MJo;<Vgundo ejempjajj!^i^gnifícajcar^ Óh cloro^ 

pí cplfe. \\''\ .'."■•.;•• (}^ \ ' ' * * ,' ' ' . .,¿;í: ' j 
) Cc^ncio inucbós nombres ^e Ibs cuerpo^ simpie| 
empiqxan por Ta misma le¡tra, ^e^póiie para evitar con- 
cusión la 'Segunda inicial á^ráj^ djelá primera , cqoíiq 
(a preapntau.^ los Signos cit3Cdo§ tnasjimlkiyóla^pq^ 
mera inicial de la segunda sílaba , como en las pa- 
labra. P/,, qQi¡;v8Ígpifi€|^ platino ^,^g plata , Pí plo- 



Digitized by VjOOQIC 



42 



TSORÍA 



Tabla dchs signas que nepresadan los €uerpas sm^i 
no metálicas f metálicos. ^ 



lOSi 




Oxígetio: 
Hidrógeno.. . . : . 
Gai^onb. . . . V . 
Fdsforb. . i .V . 
'Adufre.. .:..'. 
Setenio. . ♦. * . . 

.IBffl^o. . • . . • «¡^ • 

Ázoe , 

Cloro. , . 

Bromo ..•.,. 

ibáú. .;:..,. 

Silicio. ; . .' , '. ; 
Arséniip. . . . .', 

'Alamiritó; . ': . : 

Torio..,. 1 .,"..'. 

Itrio.' : .'.I ; . . 
Gi<-¿onib.' ■. :\ : 

Magrté¿ib. . r. . 
Glacitíió. ,'.'.V 
B4no. '.."'.y'.'.'.' 
Estt-orició. ^f . ." , 

Caibib. '.:";•. .-. 

Litio 

Poiásiá. ';■;';'■; :; : 

Sddio. .' '. . .'.'.i 
Híer/o. 1 .. . . . . 



Manganeso. . ', • 
Ziíic. . . , .'. . . 
Ga'dmio. ; . . . . 

EsíaWo. . .'. . . . 

TbigstenoJ' . . . 
i^Iolibdeno. . . .. 

CrjOlDQ. . .\. .... . 

y!kna4ip. . ; ... 4 

Titano 

üi^anio.'. . . . i . 
Cobre. . . . .'.'.' 
Teluro. . . .^,:':' 
Antiiübriioi^i' j '. 
BIsWiAo...':;'. 
NiquéU-.^''.'':"::' 

Caballo; ',;.. •; 

Plottia. ';..... 
Merctiríb- • • '• •' 

CoibíiíMó. . :;.• 

Cértó.'^^"' ■'. '. :% 

Hjíá.^y •!,;•:,.':' 
OÍ¿Ví--. ..■.•;' í;v 
ÍPlÁíAó. . .1'.: ; 
Osmio. ...... 



i: miadia 

svo lirtáio, . 

'f IRodib. 



M 

Cd''-' 

■ K ■»■ 
Ti 

'Té 
»" ; 

■Éi' 
'Ni'"' 
Co 

m 

Tilo a' 

Ce 

Pt'" 

di 

Pd 

ir ' 
R 



1 ■, 



Los sfgnos qae Tepre*éiltan<fll sddid'yél potasio, 
sé derivan de h» niyaxbreanatHám f kábluni pdnioi 



Digitized by VjOOQIC 



atomística. 43 

Ciuie$ se 4^^ig!^^ ^^ .otro.tien^ i U SQ3a y,.á U 
potasa ; los de tungsteno y coloíhbio de las palabras 
f^fram y iúutalo , que se dan el priiperp al n^piera^ 
gae contiene; tungsteno, y el seg^n4p^ es el nombre ' 
antigao qae primero había servido p^ra di£>tingair. 
^ste metal p2^r,ticular. , : ¡. > m .. 

Para fepre^p^r ^ .nái^ero ,3e los ^tornos se qot 
loca ^ns^ ,cUi^a^4eIantej4cl sigi;io ,- ajsí Oin^ic^ un ^on 
tno de joxígeno , 20,30 .dos y tres átomos de ,o)ugeno; 
nnz, cUra,.peqi^eSa qsloc^ á h* ^r^ba.^e) signa 
ep la. p^e p¡E^^r^r„ Qomo un espínente algebraico^ 
mi^lti¡diqi so^mienle los pes(^ . atQn^^ticos colocados 
^ ía uqoierdfif ílj^n^lo: Op' rjepr^senu un ^tomo dei 
á^o. loai^bdpicp (fprmadojpop un i^^xap de,carbopo.y 
ii^á%offho^ Api <^Í^^o,,y. ^OíT'.fjignifica do^ átomo^i 
del mhu^o.iúAo,,Pf^2L abreviar la formal^ se; in/dica» 
d ji[iii^KerQ' 4eí JU)^ átomoíf„¿e oxígeno q^^h^y.l^i^ fup| 
f(WHEl]^e^.(o por.ftv^to^ coligados encinaa de). 4}gm><^4^ 
radicales. Así en lugar de 00', que representa la com- 

'.- 'i . <• t. '. < í .'" ! í^.i: ;( A í/) /:f ))/>•►•"• ••"..j > 
posición del ácido carbónico, se escribe C; 2O sig- 
nifican^ 4pí»^^átqm«^ 4? á9id<\ c^lw^cocí^í icon^igui^r 
It^, se{.ye/quri:^ávf»unt^ <^lo?jlí?l ^I^iwa de ,U letrsi 
4mb<5U4p; vcfprits^t^ «íift ,4tp W> :^C5 pxigpno en el com^ 
pa«3t<h iR^ra .b^ficr cQ^apr^^^ler .f^.. l>?ftUrá, otrp 
ejemplo: los ácidos sulfúrico y sulfuroso están for- 
^Aa4(^^4. Bri#3erR4eji%Íí09aqid^ awír«iy;3 4«atooa 

de oxígeno, su fórmula es (5) ; el. segundo, con.t.ieixe 
m4f(^mmA»\míár^ yrdí«i?*pnu?sde ;oxígeno\ í*,4ifc 

En ciertos casos en que entran en el coI^^jal9sM^ 
Í9a, ÜLoíDím MnTJf^A t Pf f«tíeíH\, «W^gW iPWliíilar 
F?"r5>'i«*ríW5rJí#ja^p|non 4f^líl^^|e s¡gn4?riCwgtee 

vtjf^mi^fm^{r^)i \ami s^jcq^c^ct .4,^r40 wtt 

4ít<Pi|i9f^debroiOp(y l^l^^a fi«^dp$ -át^ij^os d^bromcfe 
¿( rf^ptresenla Of ii^ma ^ d^ ^Mrogm^t y üt ^49$ ^Mmos 



Digitized by LjOOQIC 



44 /TEORÍA 

deliábiiio btierpó:' se 'presentará fadhiieíite la com-^ 

■H^^icitín del agua por it , paestó que esté fluld'cirresül-» 
ta de la comhinaeicha de doé átomos de hidrogenó y aii 
átomo def ox%eao. í. : . . ' = r , 

Es an poco mas complicadia la fdrmtila^ pstra, los^ 
átomos compuestos 3er segando órdfen ; 'en general. 
cOffio éstks comliinaciones resaltan de la lintoii de los 
átomos compuestos del primer- orden , se re^résentáí 
eáda áioin6' comportó aniénilc^ á aqii^ (i)n' qaé está 
combinado Así para ^presentar nna iál , por ejfeiíi- 
plo el proloádlfato de potasa j • sáí qéé está com^áes^^ 
ta dé dii ^átofm6' de prrotdxido y' an átonío'de ácido 
sulfdtnbo ,'• qfote tbútíene el prrméró pk átófño de ^ poi^ 
tasSo y 'dA átoráo de oxigeito ^ y él segundo an áfoni¿' 
de áztifré por 'tres áe oxfgcno , se^eáMbe la bíaiSe'at' 
ladoí del ácidd poniendo una* vírgula Áitt^é los dos sig^ 
üds éoitipiiéstos ; así 'S0\ KO^salfááb Ae poftasá átotrd 

r . í ,...: arj > ^^^ y v».> .<*.-'';-. . ' ■' y^ '.,/i 

6 por abreriatura (S K);el bisulfato de potasa tiene 

pofi'fórmttlá* «OjaJaJ*,' t5 ^JfáSi se deisignái^ d deu^* 
toáulfáto íé ¿bbré átíbidró^ por .SO*, €«>, y el qdfli 
está cristaliiádé, eV cuál eóriiferié 5 áléáibrf die agtíár; 
áé i*épréácátiirá*'í¿»r lli fórmutá sigidéiíte^ (S&SGiO^^ 

$HP0i <f p6ih abi¥viatrfrarf to^4--é¿;Sc 1^^ 

por yW, 350'; KO^ 50'h- a4H*0 , ó por abreviatura 

¿AUi^ Jr5-4-^ Ti4 ff' al ^alutóiré eiPtttáliíÉfcd^ ¿»t^ «« 
una sal doble formada p9r un átomo de sulfato de 
alúmina , un átomo de sulll^to dé pdlijMi'y H ^jMói 
dé agua.' '' '■ ^^^ tii--'- • -.>p'y .'.:-.'> » :j 

EsUis fdrmulas.,- qtíe ^n la expresión ^iíiiple y Vel^ 
dadéra déla eomposicioií de los cáerpos , presentan 
muchá^ 'rentájás etí et^e^ddiode l*^uí^9í&f;'^uSi* 
son tainí fáciles dé retener Is^iÉié dé comprfndát- auátl^ 
do se está Uh poco 'fámtíiaHí&fldtcoín su sigiíifictt¿io^} 

Del tíksáío/niédo •qtié ¿los contestos -inofga^ 



Digitize-d by LjOOQ IC 



ATOMlSIpGA. A$ 

nicos SQ ^epi^esenta i los. compuestos organicéis bi- 
narios, t^r/ogairips <S c^iaternarips por leti'as y. cifras qjus 
^dioan^el, i^umero y la naturaleza 4e. los átomos, qi^Q 
entran en el conipuesto. Solo que como ^ptre los prin^ 
cipios inme^i^tos hay uno^ compuestos que soq el^fro- 
negativos ó ^ááos , y otros electr97positivos ó qjue ha^ 
cen funciones 4c bsifSes, y ptro^ en $^ que son, indife-* 
rentes ó neutros, ^ distlAgue .á los primóos por el 
í^no— rrquc se coloca. encinta 4e la prí^nciía Je^tr;^ inw 
ch^ ^e) nombre «del ácido ,indiqandodespu^^>(in qu4 
relacipn afonfiística se.hallan f^mbinados Ipa fiementos^ 

Ejepipio: el ácido ac<étíco e^fepres^^^dp po^i Ar^ 

QBrQ\ ^1 ácido cít,rico por C==C*ffO% Wjifomhina- 

ci^i^ á(d e^tqs ácidos con l^^ potas^,^or KJ. ql ace^ft^ 

de po^;a/^ y Í¡C el citrato de la misfna |>as^ X'as basea 
sal^cai^íes ore;ápica$. pueden distinguirle de |os den^á^ 
pHn^pios inmediata. p^utrQs, ó,, in4i£erc|Ktes, cqlcrf 
cando el signo -+-epcima de la primera letra ifíicjal 
de sU'T^o^oíibre, y ezponien4o después la, relación de su& 
deii;ienk>s. Respecto á 1^. dem4&cqp[ipu^stos orgánicos» 
se limita á escrjíbir con los signos y las dfras al ,lado dek 
nombre del principio inmf^diato en cualquier^ r^acipa 
ep que se ,en<puenti:^n, combinados lo;s .átomos :^sílai 
esencia de . trementina, tiene por fórmula 6*® /i '^i el 
awicar z^C^H •'O**; el alcohol ^C^H «O*. 

:u ' .ti ', ■, ,•„ ^1. - ■ I , ^-^ ,,.,'■'■ ■ - ] 



CAPITULO III. 



La historia de los cuerpos inorgánicos, que compren* 
de el estudio de los cuerpos pimples y de la^ <!ombina- 
cipnes qu£ puedep formar entre sí^ debe ipaturalmenfie; 



Digitized by VjOOQIC 



4* '^mE ' 

precederá la exposiddii^e la;s sostaácias sáiéáda^ det reí" 
hó ofgáhico. Éstas óltiihas'á la Ycrdad , Mann^aetñuy 
difer&nítes ' de ' las príliññlerás bajo un grtin' liúmera 
dé aspectos , no son isin embargo mas que una 'asocia-' 
tíón Áé los ntismos elementos tfilite se encuéritran abuli-* 
dañtemcnte en el reina inineril /á cuya asociación lá 
naturaleza tan poderosa há dado con nuevas y diversas* 
íormasy ph!>piedades^;qíléf?depend(én mehbs de la coiíit' 
posición de'los'^uerJpiDs que dé los fines para los cualeí 
han.si^'eréado^: Al cumpHihieilto de ciertos ' fehó-í 
menos i'^terminadorf por el ^^hjiintó de estaá pro- 
piedades particulares, se debe atribuir el egercicio de 
fas AtñdoiWés qué caraciíerizatí ¿séncia'linenté !a Vid^ dé 
los cuerpos organizados. 

' Dividiremos * d* estudio^ dtt todds los cuerpos eomo* 
han sido dasifícados por los naturalistas , es decir en 
tres rdnbs.^ ta prfmérá parte dé iesta obfa'írátáre-^ 
mos de los cuerpos simples , elementales , y de los 
cuerpos coffipUeistos que hacénf parte ^ Vdáo* *ini-^* 
néral ; y etí 'la segunda expondremos las propiedades j 
la' composición délos* difereáftes principios qpüe por su 
uiiio^' formah los ánimaléjt y los^egetáles. • / 

•■ Anféls 'de ' empezar el estudio de cada únty'dí:! loé' 
cuerpos himples á^ontériidos en las dos secdoítes ^que 
íiemos referído antes /.citemos que importa étaminar 
primero dos cuerpos í^ue son ttoúy éomunes eh lá na- 
turaleza,' y áfunque realmente stíaú* compuestos', debe* 
conocerse ^stis propiedades y su comgosidon para éx-' 
plicar una innniáad deferídmenos : estos dos cuerpos 
de que nos ocuparemos primero son el aire y el agua. 
Es indispensable el conocimiento de su. composición desr 
de Tos primeroT pasos que se dan en el estudio de la 
química; pues sirve en cierto modo de base á la teoría 
de un gran númer(]( 4e f cacdones. , 

DEL AIRE ATMOSFÉRICO. 

' « Atmósfara déla tJerra, Bq ha' dado el nombrie d¿ 
aire atmdaférico á' este fluido partictilar que éonstitu* 



Digitized by LjOOQIC 



ATMOWiRICO. 4^ 

ye'«casi be totalidad de la atmdiE^era de nüeslro pía* 
netá^ ie rodea j^ór todasparfes y ftrma ana capa es- 
pesa de qaince á diez y seis leguas. Este flaido, tras- 
parente é i¿yis»ble ^ es elástico, lo cual puede de- 
mostrarse por> vn gran número de experimentosw 
Su p&súnUz , negada al principió por los' antiguos^ 
há sijio feconócidflirporoGaliléo', Tortc^lU y PasoaL 
Se la púéde comprobar pesapdo un ffasco lleno dé aire 
eómpnoiido, 6 poniendo en comunicación con la at- 
mósfera un globo eb el cual se haya becho antes el 
▼acú>. Fijando el globo sobre el platilla Át una ba- 
lanza , se observa que pesa mas cuandúi d aire atmos^ 
férico ba penetrado en el y leba llenado entrámente. 

Peso del aire, £1 peso del aire puro y seco es • tal 
que á la temperatura de' cero y bajo ta presión media 
Oyinj^G un litro de este fluido ó looo centímetros cé- 
bicos pesan r, 299 1 gramos, y ipor consiguiente el uttt 
es cerca de 770 veces mas ligero que el agua. 

Presión tp^ ejerce. Nuestros órganos no sienten la 
presionqueeg^rce la atmósfera sobretodos los cuer^ 
pos en la superficie de la tierra, poi'que 'la sufireii 
igual me^te en * todos sentidos tanto ^terior como^ in- 
teriormiente, Uoual impide pintamos sus efectos , que 
son por otra ^rte muy marcado^ y que pueden ba-^ 
cerse palpables en muchas circunstancias. La ascensión 
de los líquidos en Jos tubos, en donde sb hace el va-» 
cío por medie' de bombas, es ¡una prueba de esta pre^ 
sion >qt;e es posible evaluar ' desden el descubrimiento 
importante de Torícellk 'La altura.de) mercurio en et 
tubo barométrico^ sometida álsts variaciones de la pre- 
sión atmosférica v ha llegado i ser su medida exacta. Se 
ba reconocido que esta presión medtac) pulede^ equilibráis 
al nivel dé las aguas dd niar^ >ana columna* de mer^ 
curio -de tjtf^'jG áñ altura ó'céfca«de'a& pulgadas. Es-A- 
tando formada la atmósfera de 'mokskulas pesadas f 
que forman una capa espesa alifededor de la tierra-^ se 
concibe que la capa de aii^e * qpie iidca á^ la superficie 
debe soportar todo el peso de las>capas<qite están ett-^ 
cima de ella, y -que osta presión d^ebe ir disminuyen-* 



Digitized by VjOOQIC 



48 o s4raB 

4o á medida qve:lié «lera en las ne^oiiKes adpémresfi 
Todos «tíos resollados {raedea' comprobarse támbiea 
por medio del] bardmetrb. • *? i 

Daranfo: largo tieúipo se ha considerado al mr^ 
atmetsfcrico , > que es esencialmente jieceasirio á la yida 
de {todos los animal^V'^^^'^^ ^^^'^^^^it^i^^^'^^n^^u^^ 
1^: ^fnple; pcro>ie debe d ^onoi¡i«iientQ de soaiparteí 
constítayentes ¿ Ids trabajos de «nacbos, s^^bios sém- 
pneadidos al fin. del siglo: íXVUI^' y prjincipa}a|e»te 
á lo0 experioiientos'deScboelé'yíLavoisíer.j, y-ri-.- 

Cpn¡p^^i^.dél,arre^^'3án{jp^ró,eaiÁ lormad^de 
gas^toxígeiio ^i dé .gas- ázoe 4 lasíreJapionesáe estos dk-f 
m^^tos^ qoe hace cáarénta zafios se han fijada portMiT 
merosos^ experimentos i íai) yoMmeoies del v primero 
pdr ^9' Tólümeníes del segundo^ se han* reducido segan 
las observaciones redientes de JVIM. Damas y Boassin^ 
^auliá' !3o^& de oxígeno por .7)9, a de- ázoe ; adanás 
de estos. do^ principios se halla. siempre ^in él vapor d« 
agaa;<ciiya cantidad varía mncho según la.temperatura, 
y gas.ácido carbónico , cuya proporción ipuede ^ménta^ 
por machas qtcun^tancias^ í ■■ i,[ 

i : Gantpnobacion de da exhténcm d& agua en vap^r en^ d 
aire. Ija- preseiwia del vappr de agiiáen^el feíire jloBxÁm^ 
bios de! estado que piíedei experimentar j, son las causas 
ile machos fenómenosmeiéóricós, tales;ooi&ola forma'n 
don de las .nubes, de! la lluvia, de la. nieve, del rocié 
y de la escáiwl»ar'Hay machos expeitinlenfás á propdn 
sito para hacer evidente la existencia, del vappr 'del 
agua en el aire. Cóando se cdoca en un frasco de vi-^ 
drio una mezcla' de hido machacado y de sal co^ 
man,, se observa ,qae las paredes externas se cabren eü 
poco tiempo de cristalitos pequeños blancos de agoá 
congelada á consecuencia del enfriamiento de las capas 
de aire que laaítocan* Madhaa sustancias muy> ávidas 
de agua «xpuestas id aire se ..humedecen; pronto, aun 
jneiUan mx^esk^ y.ae üifoídaia á conseenencia de la ab« 
sordoa del yapor. Efito. puede demostrarse dejando al 
aire libuei cuando parece. seco en la apariencia,, peda^ 
sos de cloraro.de calcio fua4ido, de fotasa cáustica ú 



Digitized by VjOOQ IC 



" AiaE 49 

'ée nmclifts sales desecadaís. Todas estas sastañcias se ra- 
bVen de humedad en poco tiempo y acaban por liquidar^ 
.tt si han estado suficiente tiempo en contacto del aire» 
Pandados en estas propiedades, se emplean muchas de 
ellas para desecar los gases en muchos experimentos^ 
«orno lo veremos mas adelante. 

Gas acidó carbónico en el' aire. El gas ácido carb(S- 
nico forma en volumen una pequeña fracción del aire, 
que según los experimentoáT de Teodoro de Saussure 

5 

solo se eleva á del aire atmosférico puro , tal co- 

lOOOO 

mo el que puede lesistir en medio de una llanura: Sien* 
do la respiración y la combustión los orígenes cons^ 
tantes de la producción de este gas, se concibe fácil- 
mente que su cantidad debe aumentar en los sitios *en 
que se hallan reunidos un gran número de personas 6 
de animales que respiran un mismo aire, 6 que la 
ambustión de las materias orgánicas alterará mas 6 
menos la composición de este fluido. 
' Sa evaluación. Par^^emostrar la presencia del áci^ 
do carbónico en el aire se usan muchos óxidos metáli* 
eos que gozan de la propiedad de combinarse inmedia- 
tamente con este ácido gaseoso. Cuando se abandona 
«n medio del aire una disolución de protóxido de cal- 
cio (agua de cal) , se observa qué se forma inmediata- 
ifnente eñ la superficie de esta disolución , que estaba 
perfectamente trasparente, una película blanquecina 
'que por la agitación se rompe y se precipita en el fon- 
do de la vasija. Si la disolución permanece expuesta al 
aire, se ve que se forma otra "nueva película y así suce- 
sivamente hasta que ya no quede cal en la disolución. 
Esta película es el resultado de la combinación del 
"ácido carbónico atmosférico con la cal. Su peso puede 
dar á conocer la cantidad de ácido carbónico que cOñ- 
'tiene una cantidad conocida de aire. 

En este principio se ha fundado su evaluación di- 
iñoaa. Pero en lo^ar dd agua de cal se emplea una di- 
TOMO 1. 4 

Digitized by VjOOQIC 



KO AIRB * 

fol ación de protdxido de bario (agua de barha) 4pjm 
se conduce del mismo modo. Se hace el experimento 
."^ ertiendo cierta cantidad de esta disolución en un gran 
globo de vidrio, provisto de ana llave, de capaci^ 
dad conocida; agitan I >le para absorber todo el ácido 
carbónico , se enturbia el agua de barita y s^e forma 
un precipitado blanco insoluble de carbonato de bari- 
ta. Se repite la misma operación introduciendo nuevas 
cantidades de aire después de haber hecho el vacío eipi 
el globo para extraer las porciones de aire de que se 
ha sacado ya el ácido carbónico , y por este medio se 
puede poner en contacto coii ^l agua de barita una 
cantidad bastante grande de aire. Teniendo en consi- 
deración la temperatura y la presión á que se ha he- 
cho el experimento, se puede por el peso del carboqa- 
-iq de barita obtenido , cuya composición elemental es^ 
la por otra parte perfectamente conocida, calcular coi| 
la mayor exactitud la proporción de ácido carbónica 
contenido en el aire. 

M. Teodoro de Saussafe ha determinado por este 
procedimiento las cantidades medias de este ácido espar* 
- cidas en la atmósfera. Las obs^vaciones que ha hecho 
en una pradera de Chambcisy , á tres cuartos de le- 
gua de Ginebra , indican que esta cantidad media , so- 
bre I coco partes ^dé aire, es igual á 5, ó mas exacta- 
mente á 4>9- El /máximum de este gas es 6,a ; y ej 
minimum 8,7. 

El mismo autor ha observado que la cantidad me- 
dia de gas ácido carbónico aumentaba en eslía y dis- 
minuía en invierno. Según el te'rmino medio de trein- 
ta observaciones, la cantidad de ácido carbónico cq los 
meses de Diciembre , Enero y Febrero en medio del 
dia, estaba con la de los meses de Junio, Julio y 
Agosto en la relación de 77 á 100. 

Uno de los resultados mas notables obtenido por 
M. Teodoro de Saussure es la diferencia de las cantida- 
des de gas"ácido carbónico en volumen en el aire en tin 
tiempo de calma durante el dia y durante la noche. Hé 
aquí no extracto de la tat^a délos experimentos ^o^ 



Digitized by VjOOQIC 



ATMOSFÉRICO. 51 

ha hecho en los mismos días ¿ campo raso , al medio 
día y á las once de la noche. 



Resalta evidentemente de estos experimentos que 
el aire contiene en tiempo de calma mas ácido carbó- 
nico durante 4a noche que durante el dia. La única 
excepción que ocurrió el 26 de Junio depende según 
el autor, de la agitación extremada en que se hallaba 
el aire en el momento de la observación. 

Al determinar M. Boussingault para el clima de Pa- 
rís las proporciones relativas del gas ácido • carbónico 
en estas. dos épocas del período del dia, ha hallado por 
)as observaciones diurnas 3,9 en loooo volúmenes 
de. aire y por las observaciones nocturnas 4? 2. {Acá" 
denu'a de ios ciencias y Agosto, i84i). 

Otro resultado que es fácil prever es la mayor 
pureza del aire de las aldeas comparado con el de las 
grandes ciudades. M. Teodoro de Saussure ha probado 
también que el aire de la ciudad de Ginebra contenia 
mas ácido carbónico que el aire recogido en la superfi- 
cie de una pradera situada á poca (distancia de esta ciu- 



Digitized by VjOOQIC 



82 . AIRE 

dad. Segan seis observaciones hechas -al mismo tiempo 
en estas estaciones , ha reconocido que la relación era de 
ICO á 92 (^Anales de Química y de Física ^ t. XXXVIII, 

pág. 4iO- 

M. Boassingault repitiendo este ano experimentos 
semejantes sobre el aire de París y el de la campiña de 
las inmediaciones de esta capital , ha reconocido que el 
aire de esta ciudad no contenia sensiblemente mai 
átido carbónico que el aire de los campos , y ha halla* 
do que apenas habia en el primero -^^ ^^ ácido car-* 
bonico mas. 

Acción del mercurio calentada en el aire. La pre^ 
sencia del oxígeno y del ázoe en el aire, que se puede 
hacer evidente por muchos experimentos, está sobré 
todo demostrada por el experimento tan sencillo como 
notable que debemos al genio de Lavoisier. 

Si se calienta mercurio en un matraz de vidrio 
lleno de aire, colocado como se ve en la figura , 







el cual comunica por medio de un tubo encorvado que 
llegue hasta la parte superior de una campana gradua- 
da , medio llena de aire y colocada sobre la cuba de 
mercurio , se observa después de muchos dias , mante- 
niendo una temperatura próxima á la ebullición, qué 
se forman en su superficie partículas rojizas que cada 
dia aumentan sensiblemente. Si cuando al parecer no 
se forman mas se deja enfriar completamente el apara- 
to , se reconoce que el volumen del aire ha disminuido 
nn poco mas de ana sexta parte; que el gais que queda 
después de esta operación es enteramente impropio para 



Digitized by VjOOQIC 



ATMOSFÉHÍCO. 53 

la combustión y para la respiración , y goza de todas 
las propiedades que caracterizan el gas ázoe. Sin embar- 
go , en esta operación el mercurio no absorbe todo el 
gas oxígeno ; pues una corta cantidad se escapa de la 
acción de este metal , lo que es la causa de que el vo- 
lumen del ga^azoe que queda sea mayor que debie- 
ra serlo si estuviera puro. 

Por consiguiente este experimento prueba á prime- 
ra vista que el aire está compuesto de d^s (luidos dis- 
tintos: el uno que puede unirse con el mercurio, y el 
otro que no es capaz de entrar en combinación con él. 
Si sé recogen las partículas rojas que se ban formado 
en la superficie del mercurio, y si después de babcrlas 
introducido en una retorta pequeña de vidrio, cuyo 
cuello comunica por medio de un tubo encorvado con 
una campana llena de agua , se las calienta basta un 
grado de calor inmediato al rojo oscuro , se descom- 
pondrán en un gas que pasará á la campana, y en 
mercurio que se condensará en el cuello de la retorta 
bajo la forma de gotitas. Se reconocerá fácilmente que 
el gas que se ha desprendido activa la combustión de 
los cuerpos inflamados cuando sumergidos dentro de 
él, se encienden de nuevo los que presentan un solo 
punto en ignición, y en una palabra, que se conduce 
como el gas oxígeno. Por otra parte , si se compara el 
volumen de este último con el volumen de aire que há 
desaparecido durante la calcinación del mercurio en el 
matraz, se ve que es igual, y que basta reunirle con el 
gas ázoe que no ha sido absorbido por el mercurio en d 
primer experimento, para volver á formar en el ins- 
tante aire atmosiférico idéntico en todas sus propie- 
dades. 

Otros muchos cuerpos pueden como el mercurio 
absorber el oxígeno del aire y dejar por residuo el 
gas ázoe. Algunos de ellos producen este fenómeno 6 á 
la temperatura ordinaria ó á una temperatura poco 
elevada, y ellos mismos presentan muchos medios para 
determinar mas 6 menos exactamente la relación de 
estos dos gases. La análisis del aire, que tan frecuente- 



Digitized by VjOOQIC 



54 Aíí^B, 

mente importa conocer para explicar, muchos fenáme- 
nos naturales, está fundaJa en estas bases. 

Análisis del aire por el fósforo. La grande afinidad 
del fósforo con el oxígeno suministra un medio senci- 
llo y bastante exacto para valuar la cantidad de oxíge- 
no contenido en el aire. Si se coloca uirtl barra de fós- 
foro en una cantidad conocida de aire, arde lenta- 
mente produciendo un humo blanco y esparciendo una 
luz blanquecfna visible en la oscuridad. Esta combus- 
tión lenta resulta de la combinación del oxígeno con 
el fósforo, y continúa hasta que este gas ha sido absor- 
bido enteramente, en cuya e'pocadeja de lucir. Sin em- 
. l)argo esta operación no puede dar buen resultado sino 
cuando se opera sobre aire en contacto con cierta ca- 
pa de agua que disuelva la combinación acida de oxí- 
geno y del fósforo á medida que se forma. Sin esta 
precaución la combustión no tardaria en detenerse an- 
tes de que fuese absorbido todo el oxígeno; porque el 
ácido hipofosfórico formado quedarla aplicado como 
un barniz sobre toda la superficie del fósforo y le pre- 
servaria de la acción ulterior del oxígeno. 

Primer procedimiento de análisis del aire. Para ana^ 
lizar el aire por este procedimiento se miden exacta- 
mente ICO partes de el en un tubo de vidrio graduado 
colocado sobre agua. Se introduce en el tubo un cilindro 
,de fósforo de bastante longitud para que ocupe toda 
;$u capacidad, ó á lo menos toda la porción del tu- 
1)0 que contiene aire. No habiendo una barra de fós- 
foro bastante larga, se fija un poco á la punta de 
una varilla de hierro ó de vidrió, de modo que esté 
enteramente sumergida en el aire en el cual se hace 
el experimento. Se abandona este aparatito á sí mismo 
hasta que el fósforo no esparza humo ni luz sensible, 
llevándole á la oscuridad. Si entonces se saca debajo 
del agua el cilindro de fósforo, tomándola precaur- 
cion de no perder gas , se reconoce que quedan cerc,a 
de 79 partes de un gas que es el azpe. 

Segundo procedimiento de análisis. Calentando el 
fósforo en ¡el aire se puede obtener e1 mismo resulta- 

Digitized by VjOOQIC 



ATütosFéntco. B5 

do, {^o«ii este caso Ja operación es más pronta. Sé 
procede del modo sigaiente: después de haLer llenado 
de agua 6 de mercurio una campana pequeña encor-* 
Tada , se hacen pasar dentro de ella cíen partes de 
aire medidas antes. Se introduce en la parte encorra- 
da del tubo un pedacito de fósforo , ya por medio de 
tinas pinzas,' ya fijándole en la extremidad de un 
.alambre; se calienta pocoá poco con una lámpara de 
espíritu de vino; inmediatamente se funde el fósforo y 
arde produciendo una aureola laminosa. Cuando se ha 
producido este efecto , se deja enfriar el tubo , y se ha- 
ce pasar el residuo á un tubo graduado , lleno de agua, 
y se halla que es igual á 79 partes. £1 ácido fosfórico 
que se forma en este experimento se condensa en copos 
blancos sobre las paredes del tubo y en la superficie 
del mercurio si se opera sobre este metal , ó se disuel-* 
ve en el agua cuando se hace la operación sobre este 
líquido. 

£ntre los medios eudiómetros propuestos para la 
análisis del aire , el mas exacto y el mas fácil es sin 
contradicción el que ha puesto en práctica por primera 
Tez Volta, y que, según el examen hecho por MM. 
flumboldt y Gay-Lussac , es tan preciso cómo sencillo. 

Análisis del aire por el hidrógeno. Este medio ana- 
lítico que se emplea comunmente en las investigacio- 
nes sdbre los gases, está fundado en la propiedad que 
tiene el gas hidrógeno de combinarse exactamente con 
la mitad de su volumen de oxígeno para producir 
agua. Por consiguiente mezclando aire atmosférico con 
un exceso de gas hidrógeno, y determiifcndo la com- 
binación del oxígeno con el hidrógeno con uneudióme- 
tro {Véase la descripción de este instrumento al fin de 
la obra) por medio de la chispa eléctrica, se apreciará 
por la absorción que haya habido la proporción de oxí- 
geno que con tenia; porque en ese caso el volumen que 
ha desaparecido está formado de | partes de hidrógeno 
y I de oxígeno. Para hacer este experimento se miden 
en un tubo graduado cien partes de aire y den partea 
~de hidrégeno p^o , y se las inti^oduce bajo la cuba 



Digitized by LjOOQIC 



50 ATMOSFÉBICO. 

hidro-neamática en el eadidmetro de válvula lleno dn 
agua. Si, teniendo el aparato vertical mente , se hace 
pasar una fuerte chispa eléctrica por la bola en que tern 
mina el eudiómetro, hay inmediata mente, combus- 
tión por la unión de una porción del hidrógeno con 
todo el oxígeno que existia en las cien partes de aire, 
y á consecuencia de la absorción parte del agua su- 
Le en el eudiómetro. Haciendo pasar el residuo ga- 
seoso de la combustión al tubo graduado, se halla 
que es igual á 187, por consiguiente se han absorbido 
63 partes de gas. Estas 63 partes resultan, según lo 
que hemos dicho, de la combinación de dos volúme- 
nes de hidrógeno con uno de oxígeno. Por consiguiente 
la tercera parte de 63 , que es 2 1 , re*presenta la pro- 
porción de oxígeno contenido en 100 partes de aire y 
que se ha combinado con 4^ ^^ hidrógeno para foi^ 
mar agua. 

Las 137 partes de residuo están formadas de 79 
partes de azoc que existia en el aire y dé 58^ de gas 
hidrógeno en exceso. Se prueba esto directamente 
quemando este residuo en el eudiómetro con 29 par- 
tes de oxígeno puro. Esta proporción de oxígeno absor- 
te las 58 de hidrógeno restantes , y se obtiene por 
residuo 79 partes de gas ázoe puro. 

En todas las circunstancias ordinarias el aire at- 
mosférico, ya en la superficie de la tierra en diferen- 
tes paises, ya en las montañas mas altas y en las re- 
giones mas elevadas á que el hombre ha podido llegar, 
contiene siempre gas oxígeno y gas ázoe en las mismas 
proporcionesjlíNo sucede lo mismo cuando la porción 
de aire es limitada y cuando ha servido para la com- 
Lustion y para la respiración. 

Alteración del aire por la respiración y la combustión. 
En el caso expuesto antes se halla menor proporción de 
oxígeno y mayor de ácido carbónico ; lo cual sucede en 
todos los puntos en que hay reunidos un gran númerp 
de personas ó de animales que respiran el mismo aire 
durante cierto tiempo. También se observa esta, alterar 
cion en las proporciones del aire siempre que ha sttr 



Digitized by LjOOQIC 



AIRB 57 

iriáo para la combaétion de las materias orgánicas , q 
ie han yerificadó combinaciones y descomposiciones 
químicas. 

Aunque en la mayor parte de los fenómeno^ na^ 
turales que pasan á niiíestra vista el oxígeno del aire 
sea sin cesar absorbido y reemplazado frecuentemente 
por cierta cantidad de gas ácido carbónico, no se obser-;- 
yan variaciones sensibles en la relación del ázoe con el 
osígeno en la masa del fluido que constituye nuestra 
atmósfera. Se debe hallar la razón de esto por un lado 
en su agitación continua que ejecuta prontamente la 
mezcla de las diversas capas que le componen: por 
otro y en la propiedad que . poseen las. plantas duran- 
te el acto de la vegetación y bajo la influencia de la 
luz , de exhalar gas oxígeno y de restituir de este modo 
al aire una. porción del que ha perdido. ¿ Pero estas 
diferentes causas son las únicas que ^mantienen el equir 
librio entre los elementos del aire? Esto es lo que nos- 
otros no sabemos. 

El aire es vna mezcla de ázoe y oxigeno. La com- 
posición uniforme del aire en los diferentes punr 
ios d^l globo, y la relación de sus elementos que al 
parecer no han cambiado sensiblemente desde que 
este fluido fue sometido á la análisis , habia hecho 
pensar á los químicos que el oxígeno y el ázoe estaban 
combinados ; y no en estado de simple mezcla , como 
lo están el vapor de agua y el ácido carbónico que 
contiene. , : 

Esta a^rcion^ q^e pue^ rebatirse cop rnuchas obr 
jeciones, se halla enteramente destruida por los brif 
liantes experamentos de M. Dulong sobre el poder re- 
fringent^ de los gases simples y compuestos. Resulta de 
las observaciones de este célebre físico , que todos los 
gases compuestos tienen un poder i*efringente mayar 
6 menor que el de sus elementos. Luego como el aire 
almosféricO pose0' un poder refringente que está en 
rej^cJoB con las cantidades de azpe y de .oxígenp que 
la análisis ha demostrado, se debe concluir de aqi^í 
qu^ el aijTHees ana mezclia de estos dos gases, puesto que 



Digitized by VjOOQIC 



58 AIRB 

en su acción sobre la luz se conduce como to^ gases 
que ^stán mezclados y no combinados. ' 

Cuando se quiere examinar la composición d?rf 
aire de un sitio cualquiera , no hay mas que llenar de 
agua ó de mercurio un irasco de vidrio y vadarté eA 
el mismo sitio; el frasco al vaciarse del agua que con- 
tenia, se llena de aire, y se le tapa después. Cuando se 
desea apreciar la proporción del agtia en vapor y del 
ácido carbónico, es preciso hacer uso del mercurio. De 
este modo Gay-Lussac ha recogido aire en un viaje 
aereostático a 7000 metros de altura , y ha comproba-^ 
áa que presentaba la misma composición que el aire 
recogido en la superficie de la tierra. M. Boussingault 
ha llegado á obtener el mismo resultado analizando el 
aire recogido en las montañas de los Andes , en la 
América meridional: i.^ en la Mariquita, á la altura 
de 548 metros; 2.^ en Ibagne á iSaS metros y en 
Santa Fe de Bogotá á 2643 metros. Las propor- 
ciones de oxígeno han sido 20,77; 20,70; 2o,65. 
Para extraer el aire que se halla en cavMades mas 
ó menos profundas, debajo de la superficie de U 
tierra adonde no se puede penetrar , se hace ¿ajar 
por mediio de una cuerda una vasija que contenga agua 
y un frasco vuelto ál revés lleno del mismo líquido y 
al cual se haya atado igualmente otra cuerda. Ti- 
rando de esta de modo que se haga levantar el frasco 
vuelto al revés , el aire entra poco á poco y desaloja 
el agua ; cuando está Heno de aire , se hace sumergil" 
el cuello del Irasco dentro del agua y se sube el apa- 
rato. 

Causas que michen insáluble el aire^ Aunque el aire 
que respiramos presente en todos los países la compo^ 
sicion qué hemos indicado , se vuelve algunas Teces 
insalubre por principios vaporosos 6 miasmas que es^ 
tan esparcidos en tan pequeña cantidad que no puedeti 
•«er reconocidos por loa medios éudiométrico* usados, 
y sin embargo los hombres y los animales sienten muy 
pronto sus efectos funestos. 

Independientemente de las causas climatéricas. 



Digitized by VjOOQIC 



ATMOSFÉÍftlGO. 59 

tales cómo las variaciones repénti^nás dé temperaiaray 
lá demasiada sequedad del aire o su mucha humedad, 

Íay otra mas general y mas enérgica , que se desarfo- . 
a siempre en las mismas circunstancias, cuando una 
materia vegetal muerta está sometida á la acción del 
aire, del calor y de la hütuedad. Esta causa, que es 
propia de todos los paises cálidos y pantanosos , obra 
con tal energía que en los trópicos basta permanecer 
, poco tiempo en estos lugares para sentir su influencia 
maligna. 

Miasmas en el aire de los pantanoÉ, De la compro- 
bación de los numerosos hechos anunciados sobre la 
insalubridad del aire en ciertos paises, se ha concluido 
que la materia orgánica, descomponiéndose bajo la in- 
fluencia del calor y de la humedad constante , pro- 
ducia miasmas , y aun se ha admitido que estos mias^ 
inas se depositaban con el rocío , que en los paises cá- 
lidos y húmedos se deposita en abundancia después 
de ponerse el sol. 

Moscati, en Tosca*a, y Rigaud de Tlsle, en los 
pantanos de Langüedoc , han demostrado que en es- 
tas circunstancias el vapor de agua condensado en 
medio del aire, no tardaba enpodrirse por la mate- 
ria orgánica que contenia. M. Boussingault ha hecho la 
misma observación en las islas mas mal sanas de la 
América meridional , en las riberas del lago de Tari- 
cagua , en Macaray y al oeste de Valencia ; este quí- 
mico ha reconocido que el rocío que se habia conden- 
sado en un cristal de reloj colocado sobre una mesa 
en medio de un prado pantanoso, se volvia negro 
y depositaba carbón cuando se le hacia evaporar des- 
pués de haberle añadido ácido sulfúricQ concen^ 
trado. 

iios resultados obtenidos anteriorméntcí por Mos- 
cati y Rigaud de lisie , así como los de M. Bbussin- 
gault , prueban pues evidentemente que én lo^itios 
pantanosos durante la precipitación del rocío se depo- 
sita con el ui^a^ materia orgánica ; este último químico 
ha comprobado también qué haciendo pasar aire mal 

Digitizedby LjOOQIC 



60 AIRB 

sano desecado á un tubo enrojecido al facgo , se for- 
maba agua por la combustión del hidrógeno de la 
materia orgánica. 

Hace muchos anos que M. Boussingault , haciendoí 
experimentos sobre el aire de París, ha conseguido 
otro resultado, caal es la demostración de la existencia 
de un principio hidrogenado anuque en muy pequeña 
cantidad, supuesto que el hidrógeno que contiene, cal- 
culado por el peso del agua formada haciendo pasar 
aire seco á un tubo de vidrio enrojecido al fuego, 
ha variado de o,oooo5, á 0,000 1 3 del volumen 
del aire {Anales de Química y de Física , tomo LVII, 
pág. 1 48). 

Nueva análisis del aire, MM. Dumas y Boussingault 
repitiendo en la primavera de este año la análisis del 
aire mas en grande y sustituyendo al método de los 
Tolúmenes el de las pesas, han demostrado que las 
proporciones de ázoe y oxígeno que entran en la com- 
posición del aire se diferencian poco de las estableci- 
das por MM. Gay-Lussac y Jlumboldt hace cuarenta 
años. 

El me'todo que han empleado consiste en hacer 
circular aire seco y privado de ácido carbónico al 
través de un tubo de vidrio enrojecido que contenga 
pedazos de cobre; el aumento del peso del cobre de- 
termina el oxígeno que absorbe este metal , y el gas 
ázoe que se separa, va á parar á un globo completa- 
mente vacío que se pesa antes y después de la opera- 
ción con la mas rigurosa exactitud. . . 

Composición del aire. Los nuevos experimentos de 
MM. Dumas y Boussingault inclinan á hacer admi- 
tir que el aire atmosférico puro está formado de : ' 

79,2 ázoe, í 76,99 ázoe, 

Ea vol. de I ao,8 oxíg. En peso de } ^3,oi oxíg. 

100,0 (ióo,oo 

La ligera diferencia que se observa entre estos ál- 



Digitized by VjOOQIC 



ATMOSFÉRICO. 61 

timos resultados y los precedentes , y que puede atri- 
buirse coja razón á los procedimientos empleados en 
la primera época, no permiten suponer que haya 
cambiado de un modo apreciable desde cerca de medio 
siglo la constitución de nuestra atmósfera. 

Acción del aire en la combustión y en la calcinación, 
liuego que Lavoísier hubo demostrado de un modo 
evidente la composición del aire, se conoció verdade- 
ramente la explicación de los fenómenos de la com- 
bustión y de la calcinación de los metales. Antes de el 
se admitia que los cuerpos que se quemaban 6 se cal- 
cinaban al aire, dejaban desprender de su interior un 
principio imperceptible que se babia designado Con el 
nombre de flogisticoy y á su desprendimiento se atri- 
buia la combustión de los cuerpos; pero si hubiese sido 
así, los cuerpos al quemarse eri el aire hubiesen de- 
bido disminuir de peso , sucediendo lo contrario por lo 
que se ha observado después. E^a primera observa- 
ción hecha en i63o por Juan Rey yBrun quedó olvi- 
dada durante siglo y medio , época en la cual Bayén, 
fin conocer los escritos de Juan Rey , anunció que 
los metales calcinados al aire aumentaban^ de pesio y 
que este aumento era debido á la absorción dd 
aire. 

Teoría de Lavúisier, En 1776 fué cuando Lavoísier 
á consecuencia de sus investigaciones sobre el aire 
atmosférico, dedujo por un gran numero de experi-. 
mentos ingeniosos ia verdadera teoría de la combus- 
tión de los cuerpos y la estableció sobre hcfchos exac- 
tos. Probó que en la combustión ó calcinación de los 
cuerpos al .aire, el oxígeno se unia siempre con aquello^, 
y que el ázoe no hacia ningún papel en esta opera- 
ción ; que el aumento de peso que adquirian era igual 
á la proporción de oxígeno que se había combinado 
con ellos. Examinando el producto de la combustión 
de los diferentes cuerpos observó que algunos de ellos 
se convertían en ácidos, absorbiendo el oxígeno del aire^ ^ 
mientras que otros daban origen á compuestos que 
tenían mas ó menos analogía con los cuerpos que n^' 



Digitized by VjOOQIC 



62 AI^ ATMOSFÉBIGO. 

conocían entonces con el nombre de álcalis. Para distia« 
guirlps de los primeros dio á estos el nombre de óxidos. 
^ntonces faé caando instituyó las bases de la nomen7 
^datura moderna que se la paede considerar como una 
nueva era en ' la ciencia ^ y á la cual han modificado 
después los nuevos d^^cubriipientos sin cambiar sus 

{>rincipips. Las alteraciones que la mayor parte de 
^ os metales exjperin^entan cuando se los calienta al aire, 
dependen de í^ acción mayor ó menor que egerce el 
pxígeno sobre ellos; en todos los casos el resultado es 
el misnao , és decir la formación de un óxido ó de 
«^up .áqido; 16 cual es fácil de comprobar teniendo aí 
lestafio ,en fusión al contacto del aire. Este metal 
jierde.poco á poco su brillo, se cubre de una pelícu- 
la, gris y aun puede arder si la temperatura es bastan- 
Jte elevada; entonces se trasforma en una masa blanca 
pulverulenta que es el óxjido de estaño. Un gran nú- 
mero de metales se oxidan también por la< calcinación 
al aire, tales son el mercurio, el plomo, el zinc, eí 
hierro, <$:c.; otros, que no tienen la misma afinidad con 
,el oxígeno, conservan á las temperaturas mas eleva-* 
das to4as sus propiedades : tales so a el oro, el pía- 
|tíno, &c.' 

Las Combinaciones de los metates con el oxígeno, 
.que pueden resultar directapiente de la calcinación al 
aire de un gran número de ellos, se encuentran forr 
'madas en la naturaleza. En este estado se hallan el 
hierro, el estaño, el cobre, el zinc, el manganeso, &c. 
Sus óxidos , muy esparcidos en el seno de la tierra, 
constituyen los principales minerales que se explotan 
en las ai*tes para la extracción de estos metales. 



Digitized by VjOOQIC 



OXÍGENO* 63 



CAPITULO IV. 

^ BEL OXÍGENO. 

Estado natural Este cuerpo, separado de toda com- 
bmacion , se presenta siempre bajo la forma de gas, y 
se encuentra libre y mezclado con el gas azpe en el 
aire atmosfe'rico, segan lo hemos visto éñ el estadio de 
teste flaido; son niay frecuentes sus combinaciones con 
los demás cuerpos, entra en la composición del agua 
y en la de todos los ¿xidos naturales y artificialeis , de 
ún gran número de sales y de la mayor parte de liaik 
materias orgánicas. * 

Extracción, Puede extraerse el gas oxígeno con ma- 
yor 6 menor facilidad de cierto número de sus cbtá-* 
puestos. Los que mas generalmente se usan con este 
£n son el peróxido de manganeso natural j el deutástidó 
de mercurio y el clorato de potasa. 

Primer procedimiento, ^si^ es el procedimiento que 
generalmente se sigue en los laboratorios de química 
para, obtener grandes cantidades de gas oxígeno. Des- 
pués de haber i'educido á polvo el peróxido de manga- 
neso natural, se le diluye en diez 6 doce veces su peso 
de agua , y se añade poco á poco ácido clorhídrico has- 
ta que ya no áe produzca efervescencia. Se precipita 
peróxido de manganeso insoluble mientras que se des- 
componen y se disuelven el carbonato de cal y de 
manganeso que contiene. Se recoge el peróxido purifi- 
cado de este modo sobre un filtro^ y se le deseca des- 
pués de haberle lavado bien en agua hirviendo. En es- 
te estado debe emplearse para obtener el gas oxígeno. 
Para esto se llena casi enteramente la panza de una 
retorta de gres enlodada, y se la coloca sobre dos bar- 



Digitized by VjOOQIC 



64 OXÍGBNO. 

ras de hierro en el lalioratorio de un horno de reYer-* 
bero como se ve en la figara siguiente. 








Se adapta al orificio del cuello de la retorta, por me-* 
dio de un tapón de corcho preparado de antemano, ui^ 
tubo de vidrio encorvado que termina debajo de la 
.tabla de la cuba hidro-neumática. Guando se ha colocado 
el aparato , se introducen algunas ascuas por la puerta 
6 por la chimenea del horno y se le acaba de llenar de 
carbón. Desde la primera impresión del calor , el aire 
que contiene la retorta se dilata y sale por la extre* 
.midad del tubo encorvado; el peróxido de manganeso 
^empieza á descomponerse y á dejar desprender oxi- 
geno cuando la retorta llega á una temperatura iu:- 
mediata al calor rojo. Se le reconocerla recogiendo una 
porción del gas en una probeta , y sumergiendo una 
pajuela encendida que arderá , con rapidez y con res- 
plandor. Si entonces se dejan perder uno 6 dos litros 
(dos ó cuatro cuartillos), se puede considerar como 
puro al que se desprende, y recogerle sucesivamente en 
frascos puestos boca abajo y H^gp de agua , cuyos 
frascos se tapan bien despue^f^e los conserva te- 
niendo sumergida la aberturaflKoajo del agua. Se con- 
tinúa calentando la retorta hasta que casi yia no des- 
prenda mas gas, teniendo la precaución de no ponerla 
jQU contracto de carbones apagados , cuando está enro- 
jecida, porque podría romperse. Se pueden sacar, por 
^eVmino medio, de ao á 22 litros (unos 4o (S 44 cuarr 
tillos) de gas oxígeno de 5oo gramos (diez y seis onzas) 
de peróxido de manganeso del comercio. 



Digitized by VjOOQIC 



4o>4e Xfiapga«e30t«olo<ie'>d«fsoomp6nci en ;pii¿*te pb 
miilQt'yili ijaiedid^ qaeüBaijparfaBí deteste éxido^ipe^dicn^ 
;^ parl^ dH MI «xi|;eiiov j tpaaa.' flli estado i do p^otdzidój 
eMe/s^iiOfnbiaa con la oirá -páhé 4^1 peróxido é impi- 
de «sW^eléoilip^sicion. Bslc; compuesto^'éé el^fiue-formii 
el»#e>idlU).pa^d:b iiegrasca)qae íéihallá jeñ d' fondo Ide 

1.1 > ]^HSák¿i co|icdbiniestá.deseontp«sidÍ60[iiBpi^esentan^ 
do la composición de dos átomos de peróxido de man- 
ganeao.^ntes jd despoeéílieriftcaCciBacioék r^ic < i j /i ^ >>> 
Dos átomos dé peróxido de ^iaA:iganeso cqntienen 
Mn'O^: por la acción del calórico ano de los «boiboi 
pi¿ff4eil»>«»yUdf:del oKÍjgeBÓv^neiáe !faát'«aiiibinádó con 
ettfnangánesbiyjsci'ka iredncídorml ¡estado [dr<pirotÓiddQ 
l&uOi -éiévai qíncdAlfanido ai otré «lometas! pratÓKÍ^ 
fiAra oonitítturiel^co^paestd^ MttO(«i-MnO^ «l^e<forni« 
fd)reaíd»oido la calcinadon^ . - íf ir í i) up ? ?» 
, :.'$e^WHih /)ñxr¿idl£m^^or /También: poedciobtdiirse el 
ga« oxigeno ¡áe ixn modo «ticmdiñicq /calen tan^d í moflé^ 
radamentCi len ona.rétbi*ta de/.t€drio, proVbtaf ett >si> 
cacjlo de nnitttbo encoúradov mmsnezcláí de tinot ^ar- 
i^^tpntMioikn po^voiy tresparte» de ácldaisalfüfido 
(^Alieen|f^do«r;B(Mf bt lacdpn .4ct calórico] el 'ipei^ókido 
pÍ€^d4r>la0pitard de '^a oxí^enor fae vse jdéaprender^ yf ^ «I 
ácid<)(»n)fáripo^' oáe^éon' él;'i>r^óxidO'^y ífbrmaipr^oto^ 
siidjraio?Á& mánganesol^.^é sioil^aU^ rdn etfond^ dé 
laL'»i?élona / iheBqládp ¿os reí» ex€esít>iiflfel ^peróxido em^^ 

pkaiéo/; níii'.-í-n.: »: , <■ • «: , -i»'-; í;.- *J -: )>. : kU».; ¡m 

)r ' TcrCfff'pÉooeáimsmio. ÍJat Calckiacion del deufóxido 
óifeio^iad* de m^rcaiiia^<así)Domo;Iá dcd idoratO'dcf (m*^ 
tasa paro , paedé suministrar igaal mente gas oxígetioj 
aan^epísé Whavde catentaf usotok eb niiá rétOria de 
widrio ;(^ro como «stoB coippae^o» sdn rniás caros< <fii 
tí peróxid* df akingañéso^^aoJo^s^ teoet^nso ^de elfon 
fsiandoiie'^^eré o6¿meh'fnu[)pdqaéllá^canl|daíd<die gas 

n'Wr0pf€did6Si^ídÍooDdgeAayiEÁo%ifi,enú es in^ giu «1)9 
€4ei^, i(pienQiftlc0eioloin,t4f¡^nvimlit«i0Qnnp^«é ^^'*^i'^ 
TOMÓ 1* 5 



Digitized by LjOOQIC 



86 mfSíQ^fi. 

tíduiti^os; E«|paast0iá•wMl>pbesiDa^filert#^IMfMelllÍIMl; 
4éiisidadijes)hn>^eéo>TdUyoiT;qa^<ici'4¿^«^M ibíAli <|»iléi 

acción sobre él. Se mezcla con el aire en ioáM^pt4Mbf^ 
ciottesi; Aa«q«eíe9 y«oo<sdxíbte'0iriícl agía ^'«ttíá^eda 

--,.1 i:; '>!) !• ' ¡•\ I »i<> KM.'ifí.r. ?t'íí lIí fi'»/í!''í'<-.í • '» í;Í o'i 

disolver cerca ¿s i-M^ide ««^vtUétniísiiiá; H lettperfttarji 

(f^fT^if.foi o^-- í'.^iííW vil <í^ 170:0'] "fi rK.tiii,:'r. ?'«(! 

piTé{»iaip^n{)la>beápirk;iai» pifiara Mbt0i«rtkuivi4ay'páf« 
rila i39n)liiÍ8tionr4c io4<cicii(io9j iCaitMip bB'inkroMceti 
algodbs.'^nilaW-iáfiÉkifá ié^ ga^ínni^ono:, rtiveo tMíl 
tiempo que en igaal yoIúmca)jde<aüi^ev p¿r»ícayá raflotn 
4e ktkliáikiiilgaafneiitéielMoiiiibhs de «vit^^Mii¿' Per 
al fin 1 Ib^a! i é ' . jespehraMaMor < ém ^ madestar < ^á con^et^ 
foeBciafdei larqiya/ieiciladba del'dtgaaiD pmlmbnar. <*' i 
- -1' c^'Us>imi¿nasiciveai^Dcns, oolébatiaBiM^ níate^ 
riáa combiiástiblei cntcstis'gat /desdes de lúdMOvlh^a^ 
do . á( ]ai ^mperátaVa á! qae « poadcn inflkmárseV cardan 
^on/ t^iJtaitayMez y^>f3<^)ÉaL:rospkaBolr^iqnc 'a^étt 
pnodeiUirísta '8Qfrar^li4^ifiib(dei)fa'htz^qtitti''j[UK>d 
Es Uín;gí*aiide ía p^ojfietktd^ofn^kaniBte'del gis al^«^ 
no^ qoe jlnii«rgitndo*«n' él aMabujía^ipie faa «stadu¡etfJ 
cendida y se la ba apagado , pero cpe presenta aaé líif 
punto en li^nkion eniai kDMiiíi ,oto imc^cá^enceiider al 
iiMtameojrarde ii^idameiiteifion onaUínná oUiyíIbú 

• ! ÍAmthmstían del ikrFO'pan df oxi^ermá Mdcbos WHA^ 
les may áTÍdos ide «xJgeoq ipoxstofr'. jen- f camattio: d • un 
cal6r irójo conf>eslé ^/>fcokcpwbinanrik )Arodlá<co« ^1 
€09 tAi Úesfirendiiiiiopt* ooaoBiderabfe dti^}ónc»^y 'ée 
laz y se convierten en óxidos. Puede comprol^jfe ie^ 
fúm elpUsrpo. (Si*jMoiirlradfi€c^íoeiis\ini)''.£ia8q»Veno 
^, gair. Oxigeao uii' inianójtto , de'alambrw mi^ . fitM# 

.1 <í'-<M 



Digitized by LjOOQIC 



aiuíGciio. 67 

dinifoe«hrie¿élgad»idc caoevo ,4e9ÍMBpl8da^^ a/Yoilad» 
en espiral y fijo por ano de los extresios á un tap^dn 
dcf -éondiil, y^nqoetengK^enidr; otrorieKtciemo< Ukirel un 
pedacilo/^ yé¿a.inflMi9«Mi^'enbl mitmoíiiAslaaitée^ 
hiérró> callentado »por lávéombasfieii de la-yeaea -se oxi4> 
da>^8f inflaniav íse^itrndey'ardeídespidiendo "tívos ra^ 
yósiiAe;4B2(;(.Iosfgl(5bdlo^del«ierno oxidkdo qQe;re«ai^ 
takir ctaen tiajo la; foi-ma de gi^as^^qaé. están, tanoenro-n 
jtcüdaí^ >p«r tetifdeflov. que ablandanUs parbd^ del vi^ 
drio'vd<>que^itQea]ii*y' se incrustan eiV'ellá&.ffienqiiai^ 
mente el contacto de estos gléfanlosjoóasi^iia la rcKüiiíro 
del frasco; pero comunmente se evita ^ta rotura po- 
niendo un poco de agua en el fondo. 

Todas estas propiedades que caracterizan el oxíge- 
do no se Hallan en los demás gasci',' á^ékcépdófl llfl éftf^ 
bargo del protdxido de ázoe, que sostiene y activa mas 
rápidamente que el aire la combustión de las 'materias 
combustibles. Si biei^ j^^e^jM-^piedad este gas tiene 
semejanza con el oxígeno V se ^^<^i*e^cia demasiado por 
otros caracteres para que sea posible confundirle con 
él como lo veremos maís ád^la%tti. 

Por lo que bemos dicho anteriormente , se ve que 
tocto las 'ppcfMades del rasfe<átindsférÍ€0^rJU9/feikSine- 
tt4s ^fdfe^noRs efrecé cuando está euipsesenciaidcf la»«pfah 
yoi^fparté'de tos cuerpds/ylos resultados <|(aiSnd«i¿iqa^ 
. priviéneii')'.<fepénded casi- iodos ^cl oítígeno^^e'cQn^ 
titile:^ Snr «ftcto^i d aire 'atinotféricb ;dftbi& ^la .pFop&^a<l 
dcf.ber <^pespir«blé ' y de fevore^e») lá) ocoñh^stimiíAí. hsti 
pfeMod&(ádii«íKíg¿iioi Sintél; m pedlria- iveriftcars^Q Jlab 
res^ii^^n ^ >eBtávl«^Rc5o». <taA; iidportantei |pa N^ 4a: vi Aa^ 
así como la combustión ; se observa también que ^9& 

tw^nieAiéa^^ue disminuye l^.j^opoftiñtitÁ^ o%í^enc§ 

en ¡Aikst^/<'^y^i'-'yl '-•. > •» ,.••-. <• • : -tS í.-^í ';■*.•,- . j.^^, 

toí ^annl5rí74'<pbrPriesiléyf^pi»)ie'dití noú»bi'-ei ;de. 
aá*^'Mk^ogis¿io¿tdo'y Sdieeíele: Aairíó de^ues: adre^ 4eí 
fm^éi y^ Lai^oMief iprbpufó por último d^ig]»air)Q <coil» 



Digitized by VjOOQIC 



68 J AfiHA. 

y >mcec#, yo eágmáeo}j Mtxyo ifombre. lá3M«'adiiii4> 
. tido generalmente.'' • ft ; :.!• <>nij -íí.ií * ^ií y ^ml-^.} n-i 
." Las coDsideira«)ioiiicii) ahite» espiHMaBpaoB .háo^obli^- 
gadonaítvRahnente ihaoecffceaeiUelrla' liístQiSar4b..loa 
áéHiá»<;aerp<iS£áiaiple8Í|ioK UtdeUcysígeBbv* q«lr)sicndóf 
«no de tos el6nttfittos>ideb'.aire,^ íyliSíiáenáo iam |Htpci- 
importante es» Jkrmayoppdct^ de>M lieaeoioncs^qfltfmin 
cas, nos permitirá japredac fliejoniol vL^osÁé 63*6) éU?. 
limo, y explicar ?kisf«áñ¿íiós qne $obve¥iéne»(|eii.lbMi 
ederpo5«lmples>ó'Comptitsto6, caando sedes poneiéii» 
contacto con el aáre^inéeférico* » i.i> < . v. ' i \ :.i'>í( 

-..^ »:íi."-» 'V ^.lí: . : íif!i',> rrxí ¡'i'-'.-íi i/» 

* I * ' . ... * , , 

• ■".••■^^ ^■"•'.■■-•iGXfttüL■o•■f. '•■•';• ■'••¡-•-■"■' ''•^•' 

' £1 ag«a^ estéi fluido >tán I .faai^erjalipMiqter,éspáfM 
ddtfen la iNLtnrakniav hftisido'considerada ^iKxnlocadft 
por los antigaos M^ el náoiera de } los caatkx>!efasmcpM/ 
con el aire, el líiegio- y lá^tienra;) Lobirtrpfta)Q*>idé /hi^ 
qnímieos móderiíDS'hian pr€diBdoilerini|iafnie«e9le<«paéf 
estaba compdesta» del oxígrao ly de hid^dgen^i^n vdstr^ . 
eibnes determinadas ^pM* lo/coái eniUsifei]ji»#a/ito»eiftr-; 
datura se le ha dado el namábi»^ pik>iémiih:dgiiüi[ért 
gého^ '* '^ •' <■ i i>ry ' ti 'j'\ ^i 'i- r t. íi-; ) >:f ísí.i )í ier. 
JBjjí^a del diseuMmfenta^d» la €onyíú$k!ÍomM/^guaí> 
Cavendish sospeekd en {178^1 Ja;coaiposipioA.delfajpcia^) 
por largo tiempo desconocida, el cual despaes .de' «haber, 
hechor ^emar^ en rasíjás oiia iiiéa¿la delgas ásígeiM^.y de 
gas hidin¿geiio,iy('hiiber obqervad¿r<qitéAedepcjsi(|iha^aa? 
á consecuencia dé la dindiíastiob^ s^i 'Moevi^ iív.o^nri^. 
derarl&'este líqaifldtoomoiel producto deJa.comhMMkn 
cion; de l^s 4o$<^8e^ MÍM^qñei^ y Sigaad-LafonAhisiet- 



Digitized by VjOOQIC 



AttUA. 69 

-ron: en i77fr;Iá.itiismá dbsdr^acüotí , >y Pricstlcy caa- 
tva años después ; pera-mo^aoo Ide estos químicos ha- 
bía' sacúdala osnclásion precdienie.: .1.} 
' > '.Por (ooncluy (jnte ^t '• fyitsé el expeHme^to de Ga^ 
«Tendi^ quedaba' ¡aun mucho qat hacer para conven- 
:cdr'ios}espíritU5 más incrédulos , y esto fué lo qué in- 
tentd L»avoÍ£Íer en (i(<^8^3^ y que émprendicS con Meos- 
nier én <i 7 A5 , «quemando i en un aparato inventado 
ipor él grandes idanttdades delgas hidrógeno y oxíge- 
no v> determiñsandó én /qué relación en volumen ^e 
combinaban, y comparando el peso del agua forknadfi^ 
-éon!el de los gases '4^^ ^ l^^l^^^i^ unido; Su genio ¡le 
ll^vó'iaon mas • lejos, porque algún tieinpo después 
'llegó á descoÁpoUer el ^agua y á confirmar los resulta- 
dos de i9u primcD ^experimento. Desde entonces se de- 
mostró visndaderia mente la ¿otopol^icion del !agaa por 
la análiisis y pe!r la síntesis. 

-^ i] ji Estado natural del agua, £1 agua existe eá la natu-^ 
ralfza^ liaja tres pesiados difenaites: i¿^ en estado sólij- 
\ao\ihP'. en r «filado lúiúidd; y 3^^. en estado de varpoií 

».^ Hielo ^ agaahdadá. Kn ql primer estado cons- 
tituye ios Ihieloiy^ las nieves qué exiisten eñ las* moii- 
tañas altas' y* en los pólos^ y que en ciertos países for- 
man ;iasj masas de hielo c^y a fusión parcial en la es- 
tación del calor, da lugar á los rios, cuyas aguas tienen 
constantéttienle u^ temperatura niuy baja. 
1 ^fi AjiguaUifuidállí^n estado líquidoieicncuentra en 
abundancia en las regiones templadas^ ya en lia superfi- 
cie: de la tierra V yaiá cierta profundidad. Entonces forma 
los ¡rios, 'Icis arroyos i, los lagos 6 las aguas subterrá^- 
inea^;>pero>.mita vez^f ó poc mejor decir jamás v se en^ 
-«uentrai purai etíestos! puntos. Solo, son puras <el agua 
-dé Ilahriauíyü'la kjué'^oviene de;, la licuación de las 
nieves V porque e^tojif meléoiJos resultan de la condes- 
siwíoai :del vapor de agua contenido en eL aire , y aun 
-esiaa.kgdás contienen comunmente las partículas . ex- 
trañas! qu^se hallaban suspendidas en el áire.(:: V r 

^luas sustancias que mas comunmente se halk^di- 
^dtas en la» aguas son el aire , el ácido car^bónico, 

Digitized by VjOOQIC 



n9 Aaná,, 

Hiiiayor ¿ meíior cantidad de sales calcái^eds^ yi «ngner- 
^sianas , y: algiaias de >base de «osa y < de potasa. ^Al^muis 
\eces la proporción de estas < ssáes es íiaoíipeqaeiá, 
qáé en nadaiúíflaye en las profipedades éoosmnicás del 
agua; pero otras es laii considerablev;íqiie el ágiiaiuo 
-puede servir para los usos ordinarios ^'óbrfi )taiáhien 
cóbrela economía animal: tales spn Jas A^as idé ñar>y 
Jas que i se . designan con el ( nombre ide, ág/iaas ruhierales. 
Estas últimas, may tisadas^éa medicina:, solo, debep 
•susí propiedades á La presencia ;de los diferente^ coon- 
^ipuestosryfsales qae coBtienen. .:;;.i / .(!» . u'.iioi 

3.^ Vapor de agua en el aire^ !|£I . agua .en estado de 
.vaporice halla siempre «n el aire á i todas lasr^teimpi^ 
^^atoras, y sa proporción se admentai^iá medida ^i^óle 
estas se elevan^ y vanía . scgunilai; nataralei^i del • país. 
£s may<u* á la& oríUia^ del már-y^eaiosi pinitos» próxi- 
mos á los grandes rios, es menor eñ lof coi^inentes y 
ifobne itbdo» eaabido ;na bá UoYÍdo\durantft\ algiULtiem- 
•pío. xFaede >dem(yslrarse< «a p^eserida peri tnfljidko^plro^ 
cedimien tos , ya ? en£riátido el ) ' airé j yá/ . !p#niéiMde < én 
-contaetb con loflicnerpos ^ne s¿m\ muy 4^déi desagua. 
La formkcÚHi de las nieblas/ de lasinubeiSi^'ídedkikiirii, 
del TrOcío^ del graniío y -de latiifleye^iiovienftde los»di- 
fereotes cambios de estado qae^té vapop experimen- 
lia condensándose en él aire^; •. :nl ».!> .njír > ' =!> ..i * .* 
Purificación del agua. ÍEXí^^xía liqaida:,>.talicomose 
iencnentra»'en la ^aperfíciesde lái tiérr^y^ooi^tene segau 
kemos dicho sustancias «salinas - ^ ? 4^]e> es $ Bcbesaéio 
>parificarla pai!a aá:^ran númerO) de 'operadbnéslqfla^ 
micas y farmacéaticaá £stá piiri^acion^ qiie.esi onay 
-sencilla V ^estáí fundada ¿en laf Myóla|;ttidadi i deL-agps^ ^ra 
ry en la fijeza délas sustancias qoe oontisne ooffmdmenH 
te en disolución ; se 'jecuta/ depilando. fen /un: iarlambÍH 
qaé>de>cobre el agua ^de rio óide Io8poB0fi;:y.|g^ardaD^h- 
ido , las .precauciones que «egoi| indicirremos! «tna» > Ofde- 
lante deben adoptarse en. estas- > operaciones > (r^. Ja'ide»- 
cripcion del ' alambiqué^ \ en ! el ' vóoúbuiaritf). Siir «'«al- 
ba iigo! es' bueno ? desechar ^las. primeva» '.^rcíoofes de 
Aj^iía «quo) düstilaii y , que ¿onttenenH conc láa >padQ>ude 

Digitized by VjOOQIC 



c$(ii}«M)^dftj»H|oii)ac^,if^< W^ei^ jyrtáliUs ^ao ,pó^ 
4iiip.«xittMrl«l^ rfi-ítguíí, §»l*^^(iaí^i sfi] híife »«<) cid 

íi^fiiWi40?^4?^í^sUU<la <4 ag<*?ipMri6<3ítda€l^jdst^,4í|o4o 
p^]Ui¿eff|ila4o9' JE^ 4aqU¡$^)[>la<:er 'i$U^ caracteres ; en 
este estado tfO i^i^ii^^ ^cioQ ^oJb,ce la^idJbsoludLuiij^s dé ca/| 
^^gfif^fiM ^Mf*'f Ú^ oxífilato (U^^nonia^ó y de mibace-- 
iMo 4f^pld^ Se la cQUí^r^ja f<i yacijas de< vidrio d db 
gr^s^jfii^.s^,ítftpai> cvLÍdad0samp«t0 para; evitar la ion 
tiPo4^<i^ini 4e^,l«5:i»ff|MÍ^ul<v5;qH^.^ hMUp «u^pejddidos 
e» el 4M*|e|{ 3e! i^sa. €^MíHldia,^(r!ept^iw?ift e» Aoí laboran 
torios,; fiOfliQ íjdi^olv^te de [la s i»ayor. iparte dé los 
caerpo^.-. ■■ . . ,(-0 •■ ,■ <.■; •• ■ :-. ■ : V- ' ,^ ' ' ' 
•r- .4V^'^rf»<í^»Eijag<ia pnra.es ,up I í^^ido trasparente^ 
sin €aljí)f?,.sinsaW y sio.olof. Si*> cpippresibf Udad;^ pojr 
Wgo jtfen^lKi f^Wta^ ;«í? , 4^i4n y ií.4flnw>3trfada 4ft un 
^odo^ünuiy evidfu^te; por los euf^riineiilos^ de machos 
iií$ic^^;yftiAbre>|o4oft(>r lo^-td^jC^oton^ de M.PeirkiM» 
y do.íSSr$tedi|,e$ pe<ji^fiua,/pues.á ftna^e^io^ijgualá 1^ 
4^ |}a{>^|b#4aCer%^^ ?íol^4le.||,s^ reítt^í» de:^,o|qK)o4& ; á 
9.,<><H??í4fti'r. :'•?. ,;r.!> :.»■.' - ,• . >! ;;.. - * i.i 
, j; P^i?|;M^</f ¡$Ujj^i$l9^#^ s^g^9 la, temperatura á 

^t^e ba^ j^^a^p ^xpftestabí'^Ua ^ refi^^re ^ieinpre, laideoi 
^ad de iof defPa^iCiO,<?r^^^U4os á Jíquid^^s ^ :en X9Mi^ 
á./qoe i^ laéi^qo^pt^aeii, tpd^^jpartQ^ yj ftcUawplp ae l4 
|M»ede c^^ner porst, . . ñ ,1» ; > ^ » 

. Kvi)i^a4''or>. ]^.4ltg^a^<^4^a|a por el <^T(irico como 
lodo^Jo^ ]4eiP^ €werposatól}4oftSíjperQ :prefiqfla. upft 
fjtpepa9%»ot^l%¡ftif|í}ft,9 l^t?í Htt; ¿^/ ^ i?omrafi.vba8i 
ta que ha llegado á esta temperatura ec^ ,que,siL dep^it 

d^ ef^i^ m nía4*íjw«(;^A ^»^ U caUw^^ eptQiv?es , sa 
yoIiiwQi|.smi|H^«f»?(h^<(a el It^fK^inoMdp su ^uUícíqri 
y sttdei*sida4»ya 4kwtt*y^*d0./ ,,í^, ,. , ;. ; ; 
.; EMki^ ^Ca-Wtada. h^ta-r^rioo deltermótpetr.Q 
ccpiígpfti^, ei ?^ ppits^ entfta . en «eilialliciop ha jo la 
pr^Qp ;4¿^ pPH^0X3a,|, p^(gadas) y se ri^^uce entc+ 
ramente á vapor j9¡ft,j,^<}itvor ^wM^^filar .que prof: 



Digitized by VjOOQIC 



T2 AOüÁv* 

^ae'Ie^aniáti la- mató l{<iütda. En eV eslaid^» 4é^ tapoi* 
ocapa u»'vi»Mu»eti'ieencaf dé ryoo' veces «nayolr' ^cCé let 
que tiene en estado líqaido. En esta espanidl^lidad >4€^ 
¿ttá' reducida ifvapór yen lá^faerzaí elásiicaí ^oe poe- 
4e<tf4qiiik*ií'á' cierta presión áébá ésublecido 'él tisof 
qaese hace dé ella como ñierza tootriif eti kS'itiá^UÍ^. 
ná» de- vapor y e¿ íás bombas piarte IncéÉdíósi '-^ -' 

'^ Densidad' ikl vapor dé agua: La deti^kd dét^tapor 
de agua' es ikieñor 4^ iá del ai^e; Ú dé ó',6si$ flcgénií 
uní ii[peHmento hecho por M. Gáy-Lu^sác. Séjgcín híl 
conslderacioiies deducidas -áe lá compósici^i<dél á^otí^,* 
es de^ó,&^,'ttáitiero qc^ese áproxifñá ilmchoal prkiiéro.' 

'■■ CÓngéíbcim del{tílgka, Expaé^'ét a^á á 4á acción^ 
del frió, pierde su calórico y se contrae de cAda vez» 
mas hasta ^ ^{i % <ein este grado' empietá á di^áíarse 
ka^ia» o, i^nto: en <|ae cotnaiimeWte se BoUdilftoaiiy^ 
se t^sfi^Mt e)A' hielit Bé-ctértos éás^<^ii«4«;< i^ájár Sá' 
tem^ratürá d^ o sitt qae tó hielfc;>péro si ^*4legá 'á 
agltá^'la'tnása^ eiitdnéed'^CfistaUtá* y ¿é i^otid^iéá >d€^ 
prí^níto. P^ cóiVsigtiienté la -cótígélílción ' dé^^á^áa e^. 
una! verdádefá^cristálizacióii.'lí^l rtáyot» Voléiáfen'qtfé 
toma el agua después de congelada debe atrumit^ ' á^ 
la diépósitioh de iNis crrstalésT'Eitá ékpáíislbnd«V4gaa 
helada' és= ul que nci «>tó paeáé 'rftíitl^él^ '\k§ »viíisl/ás de 
^df^ióq^e^tá'édtiiien^ sino también lárf pate¿es die 
lás qiíé pi^é^éiñ^éii mái t1ei)ü^tienéia.f£sto^és'Io'4«lé ^Ul^^ 
deria á un tubo grueso de hierro d á Urih bóládé e%W 
bre llCTlóSHdfe'agW 'if^térfadó*' despueís héhnílica- 
nietité.'Eki'élrniofnénlQ ¿li que se cotígelAsé'él aguaf,' tí 
faem éxpáttsiv^ !det Mélb' )^omp¿¿ia' ias j^a^dtei- él^ 

nmcítíóá'pÜUIbrf. '•• •;"• ' ''^l ^ '• '•- ' - «»'''-"''^ ^-'í >n|í í;í 

Por eit&'pi^dpíedád e* fecil explicar wn »jgreA|Jiié^ 
mero de fon^metios-qoe snfoedeti á liuéstr^ ^ta» w loi 
inviernos rigorosos. A ésias idiomas táUsas ^' débei^ 
referfr los estrago» fcpre súfren^fas raices dw-derioi^ ve- 
stales; pues helándose *la satia; rompe laspdli^éi de 
los Vasos que la contentan y e^ta ¿esorganiíAcióii'prdH 
ducéproittolial muerte de la ^lamta. »' '' 



Digitized by LjOOQIC 



A^tAÍ 'W 

^^iJñfuUtickln dtí'ñMo: 'EX hiéldíjpaíHai liquidarse nece^ 
sifáaMofbél^ 'útsk eaitlidad^^^alóriboi igu^tiá 4a ^ue: 
bal |^d$d<y iail ^SotÍ(K€cái^si& Lá' l^)»oíporcicliii'del calvírini 
eó qué «üecesllli'estal^ -que diez y ééh'^cmtmáé bM€^^^ 
l^esájgetikóAe (¿I tMrim líhri qu« «xis^ria «n diez y < 
Seis ótMá^^ide^agtia á-^^-yS^: EstOMíei«oiiip*'ttebaf:facil-f-> 

jÉtis^ oi^táÁ dé' ágela* á>-l-y5.íDie8pttq«>Ae la fasioñ 
UM'tréitita y dos ónt^tt^dü agua i^tán á o. Laego para^ 
fti^fidi^ éPli'i(<lcKy 'liqfddttrlé hft sér^idoi todo «i caltfri^ 
co libre que elevaba el agtia^ á-f-y5i Los^^&'sígos baoj 
dado^ el hbmhté ééf^cialár{e0 hítMie' ó combinado á 
esta porciofi de leaM^ico qée absorben 'los caqrpof 
para cátúbiat«>d€< estado^' y qae^ fuielv¿ inseoBibleali 
termdmétm. De^^^e tnodo' 'S^^kpMcá por qdé «rmlos 
desbidos, los hielos ' tak^dan tátit^ ^ea> iíindirstt, y 
cdmo' nO'sé >6teya'iS(ttemperatist*á aiites qué sea fíotúf^ 
pleta sa fusión. ,>i 

''Atckm'iiít^s^f^édugúat £1 agoá líq«|id«tvpér sa 
afinidaditiene uil^fia¿eió«idisoM«ité t^artóciilar sobre 
cl:aSrer!\^4a p^esdidáf Ae ésié áhlmo debfe lá pro^e- 
daá'qoe^poké^iéoéi^'üü iabdr^^lee, ag^ df; 

ser' tnas figérá'ly -de ¡[kodfer «sefi^rir f ara^ .coflser¥airi 1» 
lida á los péeés;^€á'lií»d<^ s« la ha prÍYÜd(y de él vpor 
la ebullición, ek iná^ida,^ iiváigesta ^ jpal^ece pesada jA 
estónfiágé^Vy ^ itrap^ópi» parar» mantener i Isi' Wda de ios 
aniniAhísi|M;ii^ti<íosi Todas^'Itts>agüás^qnel ooijrent porcia 
snperfi^ití>dit''lá tiefra toniientn^Éierhtycantideid'^ 
ttirú'm ((¿Mí(ic^';«Jtí cnálpne^^ por la 

accion'del éáfóiiéoJ Eisto seeónsí^ae' i^dlmentéHUe^ 
Dando' de >a¿Qa ^dé' rió'Uti matraz gnande y> adaptando^ 
le utt tBfbó'dé ^léidQ' encorvado tambi^fi ^leiij^ dé' agiii|/ 
«oyo^fibé^á^ éíÚftMAt^ d^bajo*de fL¿a caii9Lpaéií.oétoo»« 
da sobre la caba hidro-nenmática CalentátidOj pckq ^ 
ipíocOi^Vagií», 'cff áiff^ l^{sépá)%y tai aparan dbbajo^ fie la 
campana. La análisis d^«sté aire|^><|m¿^deios>kBíoU#á 
qae hemos indicado demaestra que contiene de 3i á 
3it9 por too de oxigeno^ en lagar de m qae existe 
en el aire ordinario ; por* consiguiente este €ure está 



Digitized by VjOOQIC 



74' AfifSM 

mente poniendoi agaa «q^e jfcetig« ga8f|i?W»W Aíspltt^ «H 
anstcatopanaileAn 4e.§*H W^^(^fJÍ^^t!H^Í9f^ 4^fiste 
oltimó desaloja; p€ic«!á poerf al ^^ío^ !)^ ^^i^P^H^eiri 
el agáak'ISios (compcaebá cislo un Ue<^ ipp w^9o«^ cpm 
ríofib: si ae.Tebc%Ni i pame las;pfi#i[iQ^m».|K}yrf;ipHeft dil 
airé queise^desprendfeki del^ia*f|0^^ U'^ocipa delcaT 
lory y se reparan la$ ponciw^ qiieí:8e,^]ibtiei)^;^{ í^ 
sd observarlas la pofUop^tde oMÍ9^t> «some^O^ ^>^ 
piimeras Ipi9><ed ld»ttkifnas^ »; ' j ji\c ,, > « • n riJi^ < » 
r. Por lo que hemofi ,exfa^|Q^,anje?rioirmftQÍe J.>sf.ív<|> 
q\ie paestA .él airéiea i icoo^c tq , íbM .^1 j^Uia^y i>a f u«4«) 
dÍ5oEviéraQ>Aédo/J p€ies,^ada nnaidQ,Lo§j,ele|rif:«yt9Si {el| 
ardei 55 él px^Qnc^sQ; djsa^UttHf ^n. -«lila: Hgvm i^^.^w^ri 
dad,ffes{iectiya,My fQTi toimj^moUü.iiM etaire íEOíraWOi 
deLagiia^stájmas oarg)^^ iWe^(Jt,m9helMm <wdin 
nario. .fí .* ¡ L> t.íoL¡ 

kadccse£&dUtteofeUn4e^mp9ysicia^i4<^ agfi4.p(M'uftrtT; 
eboflonfdids. Xia pila itíWQ\is^riÍk^i¡^A^n^pLT^X3^i^í^i^ 
g<a ;M>bre).W)(ir;Coirip|beslol,,fq#mcpS;)a|i42^^ 
HÍenáios , nQS^ppop^eítoa,.«i^ - mi^iQ] fier Iqs.in^ ? mrh^ 
aosiy maé fiitílei pa^al dés^inipfcMcmU-;38^ a^Ci<|i^;J4^ 
fkiidanett; el estado electfJwa ep :í|íi:e ¡$0 íi,allii»i JflíjqtiííH 

thrák2a\eíerceAiat¥>s<aQbríeftHf09ii4<^, UefK>^ €^^{)S|),^^. 
HÍete«^n((dofiipfiesto bio6tfi0|á!jia> acIgopid/MiM ^i^qíaAtci 
etédtrica;iatí)|loeoiftM»me,;0e ^4rÍ9Al^f;í89 WplfV^^ 
ecñiatiiii|yéfttes^ iqiM efiaa lASíiiiaá$',oaiiiffdi^ii|p<4ílllft 

s«¿&ieaidas¡por «Lfofei )fteg^ti]iFQ^'iiy',l49;i^M493opM 

él poi«(pfllS¡ÍÍTO^;;:) r : i. r».'(-<ní)Í!Í i .> : > el '.nííoñ 'í íi 

j;f Parft'deso^nfaiver dragM;fHMr4iiípila,aeki^^«d^ 

ktoratOcdos'idiiqpaffftfOi'lvigukíoMi yip.litnr. n I .' -r.Mja.nj 
n J - '•!> 'i* ' ili*; ') 'iitj) fií.'?' 1 fí 'J, (\hr/.i: ni íoiídiÍ 'ji {► 
'íl'd/'» '»ij> I'- •.;>':.. •/! ít> ,i.«'i'.\'0 ','., (H t -Wi^ í r ' *'• 



- Digitized by LjOOQIC 



A6¥A. 



•■TÍB 



. . H- -W.-tJ • 


■'• '' ]r/i 


Hlj. ' ■'' '■'■: 


i' ^ ' ■ 


m-'^'- 






.;ií.^') tj-> 



Se compmiéide ilti emb^do.de^TidiiiQ cajro fondor está 
•tkpadQijrr^tiíaveaadoporr^liOfií: iubitos; de vidrio ^itiedo», 
ipor los Asaalts. fasani dos al^mlireá> de i^Iatino> qa^ est 
tan á corta distancia entre sí , y que comunican cotí 

Jas dos exlanemidades^ de una* pHa de^cajooJ Si<¿¿ po- 
iúe. en atcion la pila dca^Mues: . de haiier llenad ' ée 

:agaa pura el émbudoijy haber, cubierto' los: dos alám^ 
brcs conl dos campanita» colocadas boca abbijo y ' llenas 

•jtambientde Jíqoidoy'soloiséobs^^ oiíai ásbien lienta 
y débil; pero si se añade al agua una ó^dasigotai ^áe 
ácido ó un átomo de sal, se aumenta su conductibili- 
dad. FácíUnente fe puede establecer las corrientes ele'c- 

, tricas entre los dos alambres y entonces se efectúa la 
descomposición con tal ,j?apídez , que én^ poco tiempo 
las feírbu jilas jde gas que se manifiestan en^ Ja p^rte 
superior deseada uno de l^s alambres se reúnen ^n la 
parte superior de las campanas. ~ . / ? 

Cuando sel ha terminado la operación , se haHa 
que el gas que está reunido en la campana que cubre 
el polo iiegativo es doble en volumen del que está 
en la cainpana del polo positivo. El primero arde al~ 
aproximar un cuerpo inflamado y tiene todas las pro- 

-piédades del; @^^ bidrf^Qiio^ ;el «01^0' isuel^e r ár «neendcr 
y hstcetardfff yiya]9^^pte;<lQ»<;^^i?pa»combusti^l^Íieste ~ 

'ieS'el:gas'0;cíg^n<^«; , <'.-'^'!..- ?' '.'■!: (o-M-.r < 5 r- -i .Mí/f 

"v jEsté expiprim^i^^oi) fi(e.t^,e^ rnatali! phrQpósitDr.pafai 

/;d«no6itcar()i^ r^l^K^ l^ffi^joÁ^tán )U)[^69>te^^ 
y eí hidrógeno para formar ag»ai», €3llaiHo >t(ias[>iiofabtf, 

^«anto quéycads^ ^ü^bq^^. 1d6 ¿)^^asias á<m ttaspoídtados 



Digitized by VjOOQIC 



'Í6. AdúA, 

carse este trasporte, como M. Grotthas lo hizo el pri- 
mero (le an modo tan ingenioso y tan conforme corf la 
verdad , sino admitiendo una serie de descomposiciones 
y composiciones sucesivas dé las moléculas de agua co- 
locadas entre los dos polos. « 

. Descomposición del agua por el hierro. También pue- 
de hacerse la descomposición del agua, como Lavoisier 
lo ha practicado por primera vez, poniendo en contactó 
del agua el hierro al calor rojo. El oxígeno se une con 
el hierro, y el ga^liidrógbiMil qdcxb librtí>P»r ífaedi(]í)£e 
,eate>jeiíperiÉnento tasi i$eAtittei>se )4^>^^<i<^ ^pi^i^^'^^l^ 
^ropordofi én ]^esb de los principios €onstituy»eotksid^l 

iagua. ' ' i ,'■:■ ...•.,••>/•• ^ ' . '.» ;;1'.:V) r, r):; 

- _ Bara: hacéneste éxperimcnth se coloca eüan horno 
: largí^ áci reverbero un tuba de. ' pprcélaná rbarnieado 
enteramente^ el cualicontibnb na pesoíidel«nminado^e 
>alarilbre5 dé hierro bien limpioá. A ana 4é las extpc^ 
;iníd^dié«ídel tobo ¿e paroelana'<se , adapta', como 'ae-^ 
•to laifigoráy* 




«Qtia; retorta' i^csqtttñá de VidHd ijfttte contenga agia' désh 
•ttlad^^'yiiM hace €0mtíÉfkai*4á^^ét^á^|Jéf ImMío' dé un 
tubo, con un frasco de dos golletes, al'^^tte^íe Todfea-de 
agqa fria 6 é^ láié(ó\¡ y qtíé^é^ el ktegtttidlo gollete atiene- 
«un'iabo de «ÜeAa^qtie t^rihitift débalo ñití «há tiifO^inL 
,grbdaada. llena' lie-agaa^'^' -w^mi-mí - ..?-<''■"' i»-.! íii-i-» v 
>< Ga^ndd está dis^estb ^^ á)^t>«^ f ¡se «leva t^^oco rf 
>6go laí te^ipératdrft d^l'^b^ dé poreélana^lnísia ti 



"oigitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



,*-.?-'*I .*JI. íií.... ' 'I- > CJ •■ ;•) •. •/ }; •;: í ..- -/If j .]' í 

11-) <•!.•) ,. il.Ill i'.-' M / ¿^4f-ittf*Í*<<J *^ • '''lí •>'* >!:/'/)!■"»:; íiO 



!) (■ 



— í'jt) hI j.íír.iiíía'rj J .*>;. .j't?h.< ''.I ■ |;! ' ^ o i Miip ;;!/;•'» 
Ím ¡i > <>{)/:>.íi j!ni(i*)Vf,,Í •,;í •rr^\ f.i-J: ¡, ,.,'m. •,;> , ii'»í ).rr 

r,ii •>: •>!) 1 ;! íji;:» r' R^v^^rrY^ ''^^ -• - "'»■ *'•• "1''» i'» 

Y ,ni¡,;r. !-i!» .nv ■'!/() ' ."> m ' ¡í i/ ".'■^ r.I t»: < iio) i; /;í» tj 
^^.;.' j-il» j:-»íítí 'w^ Ím . j /., i. ¡. :•,;•, I. «,?, oíi->;i.'.l :il hí. f.1 

2up tiene el cuello cerrado ñor una virola de co^^ y ftl* 
iád 4tHy|é&tf IblJWÍáí^ilK* Jí^jr^*^^í¿t*tétt^*;^da 
dtfá'Jl^'Wi'éüü^idé^ Er^ldq^e^Mi¿iidcá:ddil et |;^ 
abíetíó ^cí iíoíntíéne'Iíarrfgiéri^ feia dglttbb,'» 

F^^Je^tahk^e dérfíaista'¿aá'I)r* termina en una bb- 
ra*1iW¿^'qué^'U¿ii^'ttri%iijerW ifaü^ Una 'f^ 

M&úieaiíta,^qké'ittíaíhk feh «Jla'círi las dos ettt^ 
liUbáa^V án^^íéi^'lá' VÍH^:tíitré bk m ^líUósl ; e^ 
aislada de los cuerpos iiilñtediá'¿tís''jp(>f tin tubo devi^ 
áñh. ifcíteéHb íc tésinS; y>^. híicó^^ éúA gl^bo »f ro- 
jáWmok á' ¿¿md^íaielá de-lar pHtósrá bolái \ '^ 
■ Otótíffo.sfe" ^éré» míéét d' leij^riftiénto, slef haeé» 
prffli'éto^^á Vácítf enfV globb átilí-AfHáttddte din tti%<^ 
ftbxibfe^^e íe iidápi ioKféciAáiiuS^á Mtm^éa ;^é»xi 
pues se le llena de oxígeno, haciendo llegar v^téH^aísí 
del gazómetro que le contiene. Dispuesto todo así , se 
pone en comunicación la parte superior de la varilla 
con una máquina eléctrica, de modo que se haga pasar 
entre las dos bolas que están en el globo una serie de 
chispas eléctricas ; después se hace entrar poco á poco 
gas hidrógeno, que se inflama á. medida que entra en 
el globo. Luego que ha empezado la combustión , se la 
sostiene regulando con cuidado la salida de los dos ga- 
ses. Satisfaciendo las condiciones necesarias, el experi- 
mento sale muy bien y el agua que resulta de esta 

Digitized by VjOOQIC 



- . 'Ti ! ; > . •; I') ()• Kí. 

■ i ) I i.»') •;!!.': sí *y^ 
i.'jt "?í^»f f ■. ■ v 1: .: ; 

^ iTf- o . li >'j Hf.í,!. 

').) »»]?•> I íi'i fe > »;.'( jf 

- !')i rJ '3i:p 8í>f. ií- 




Ae'«olocaí>^e}>a)^^ im2idánpaála.Méfi 9«ca;rá: aparató 
que d^jin^lpiienddr ^ajj/hidndgcwi por anodák) d^ ir»^ 
dfio.aÁeiganiaide eiic\panlá\por'\i]Mdio db láv lámpara.. 
Smy im^md» el ^ ^1e>pnro> tte > U vasijav lo' cual jQce^e 
Aáinprb/ipie<8bigaAidaililiskairt^ tiempo para quiCisea 



Digitized by LjOOQIC 



60' AOBA. 

tranqailanAité con ana llama pálida, jti^^ phuerríi 
•qoeaé díippisiUkii' p()c«ii4ffOOd[«oli!ro \áBiphn^e$iAe lá 
<«2tiDp¡ifi^tilaM.g^ila4i4« agfia;>i^eí;c«rl«<ifip^4^# 
•paDteiVf3(fee».eAi}|a(;]i)|lijd(aoQdft(j«fi>r^^ 
(|irQiit(v»o fí^di«a4i9iMlisiáikik tiajpt^ pp^ 

^í imíí^in» cAndp;«e lu^|a^Of Md«>Up<Éí^r^i5ipii^ 

i»niliitifiii7d Q^igfti^ )^ d bidn%eiiOípiaiii»jiyrp|iraieii% 
4»ftioi<loHpK^a#bf^ «a¡,4as<xMi|^ido»)pp«J^|^ 

boldt esta ^elad0)%•i^'«]Vl(ptlMí|fe»llSf4ef,AeK$79^ 
(de|bidMglNtó;9í^AUA<^^QiOl«ge9«HS^>^|^^ po- 

bfeodÓjcnuAl ^i^^m^f^tt i(i>0(p9r^'4fl>g^JiíÁl^aali 

J^.ifioiipft|fieA<d%^iC(g;!ífnft,jd(^aM(d« 

dna^|ob)ga^^jMn{^ik(iíl/:|Pl<^ft# Wl«lbjmi^^^»pi^^ 
porciones necesarias para formar agaa. Se ojbAW^faH 
resaltado que confirma el primero, inflamando en el 
mismo eadiómetro loo partes en volumen de gas hi- 
drógeno y loo de gas oxígeno. Como el gas hidr¿-. 
geno, en cualquiera relación 4ae se halle con el oxí- 
geno , se une siempre c^n) la mitad de su volumen 
de este último, las loo partes de hidrógeno intro- 
ducid^Ts ert el eudidmetro sé comhinan con 5o partes 
de oxígeno, de donde resi^lts^ entonces un resto de 
oxígeno igual á 5o. ^ \ 

Gomo las análisis ^ue se. habían hecho del agua 
estaban poco acordea con la icomposicíon que se po- 
dia deducir del vol¿m«á de losados gases que la for- 
man, y como la determinación exacta de sus ele- 
mentos en peso era .muy importante para muchas 
íils7mígai»a»f MMj:BeipBlxa£íij9 'J!lal^Hi|;k{8enveiiiitc^ 
ron |iari«ílitioH) uo^ iMiá^iáiiátisj^'dé)8ale^lú|aí^ci tup 

a|>arato' fqoet > li^i^ >emplaúdo> ¡esfosí nqiiíi9i]QMhes.j tnáy'^ 
exacto y noy íq\»ú\\o ¡^^smékr^em lafi)nl^ctfH»<det. 



Digitized by VjOOQIC 



AGUA. 8t 

agua desoxigenando el deutdxido de cobre por el hi- 
drdgeíio; se compone, como, se ve en la figura, 




■-Q--Q — tiH¿;wM^?^^M 



iP de un frasco que deja' desprender gas hidrógeno por 
la acción del agua y del ácido sulfúrico sobre zinc des- 
tilado; 2P de un tubo» que contiene pedazos dé po- 
tasa y cloruro de calcio , tanto paYa absorber las 
materias extrañas que el gas podria llevar consigo, co- 
mo para desecarla : 3.^ de otro tubo unido al prime- 
ro, encorvado ligeramente en arco, y que comu- 
nica con una ó muchas ampollas de "vidrio que se 
rodean de hielo machacado y que se cierra con otro 
tubo que contenga cloruro de calcio fundido. 

Si después de haber colocado en la encorvadura 
del tubo una cantidad pesada de deutóxido de cobre 
perfectamente seco , se hace pasar por él una corriente 
de. gas hidrógeno y se calienta sucesivamente hasta el 
roja oscuro esta parte del tubo con la llama de. una 
lámpara de espíritu de vino , se yerifica fácilmente la 
reducción del óxido de cobre con desprendimiento de 
luz ; el agua que de aquí proviene se condensa casi 
enteramente en la ampolla en el estado de pureza, y 
la pequeña cantidad que no se condensa .es ab- 
sorbida por el cloruro de calcio del tubo en ^que ter- 
mina el aparato. 

Es muy fácil determinar los elementos del agua 
"que se ha formado: para esto. basta pesar después de lá 
operación lá ampolla de vidrio que contenga el agua 
TOMO I. 6 

Digitized by VjOOQIC 



82 AGUA, 

que se ha condcnsado, así como el tubo en qoe Icrmi- 
na. La pérdida de peso que experimenta el deatdxida 
de cobre en este experimento da á conocer la propor- 
ción exacta de oxígeno. Sust raido este del peso del 
agaa formada , da por diferencia la cantidad de hidra* 
geno que se ha combinado con él. 

Por medio de este procedimiento ejecutado con el 
mayor cuidado , MM. Dulong y Berzelius han esta- 
blecido , según el término medio de tres experimen- 
tos poco diferentes anos de otros , que el agua está 
compuesta de 

IOxíg.. . 88,92 I át. de oxíg. . . 100,000 
Hidrdg. 11,10 2 át. de hidróg. 12,478 
100,00 • 



ÍOxíg. . . I . . . . . . 88,90 I át. de oxígeno. 
. en peso ó 

Hidróg. 2 11,10 2 át. dehidróg 

La fórmula de su composición es H*0 ó JJ. 

Los números expuestos anteriormente están evi- 
dentemente conformes con los que se puede deducir de 
la relación en volumen de los dos gases, es decir , del 
peso de los dos volúmenes de hidrógeno y de un VO"- 
lumen de oxígeno. 

Compuestos de hidrógeno y oxígeno, — ^Bióxido de hU- 
drógeno. El agua es el único compuesto natural de oxí- 
geno y de hidrógeno; pero existe otro que ha sido des- 
cubierto por M. Thénard en i8i8, y el cual contie- 
ne doble proporción de oxígeno ó dos átomos. Por 
consiguiente , el agua común debe ser considerada 
como un protóxido de hidrógeno H'Ó*, y el otro 
como un deutóxido (H^O*^). No pudiendo obtener- 
se directamente este último , hablaremos de el al ha- 



Digitized by VjOOQIC 



«er la lüisKHia dé les -caerpos con los cuáles puede 
formarse. 

Us0s del ugua. Son mxLy numerosos los usos del 
agua: se la emplea en los tres astados para la mayor 
parte de nuestras necesidades. En el estado de hielo 
sixme no solamente -en medicina, sino tamlñen para 
componer las bebidas refrigerantes, producir fríos ar- 
tificiales , conservar las. carnes alimenticias durante el 
^tío, y preservarlas de la putrefacción, &c. &c Re- 
ducida al estado de vapor es útil en medicina y en las 
artes. 

Los usos del agua en estado líquido son no menos 
numerosos: por la acción disolvente que tiene sobre la 
mayor parte de Im cuerpos , hace que se la emplee en 
un gran número de operaciones químicas^ porque la 
extracción y separación de algunos de ellos están funda- 
das en su solubilidad en el agua. C!onsiderada como be- 
bida y alimento, ;el agua merece. fijar mucho la aten- 
tñon por los principios extraños que puede contener en 
disolución. Comparando entre si las diferentes aguas de 
que se hat% uso para las necesidades ordinarias de la 
vida, se puede establecer y dbfeinguirsus cualidades que 
dependen de las circunstancias locales en que se batían. 

División de las dígitas naturales. Bajo este último 
aspecto las aguas pueden dividirse en dos clases: i.^ en 
aguas minerales: nP enaguas dulces. Las primeras es- 
tán cargadas de nna gran (Santidad de sales de diferen- 
te naturaleza , y obran sobre la economía como ver- 
daderos medicamentos ; las segundas , mas puras , solo 
contienen una corta cantidad de sales que no infln^en 
mucho en su sabor. Muchas de estas últimas quij^son 
á propósito para la bebida, son las mas empleadas; 
tales son las aguas de los arroyos, de los rios y dé 
ciertos manantiales. * 

jágua de mar. El agua de mar que pertenece á la 
primera clase, está caracterizada por su sabor salado 
un poco amargo y su olor desagradable \ su densidad 
varía de 1,0269 á i,oa85. Tiene en disolución difie- 
rentes sales cuya cantidad alende de 3 á 4- por too 



Digitized by LjOOQIC 



84 AGUA, 

del peso del agaa , y la sal €omaa l[chiraro de sodio) 
constituye su mayor parte. 

Segan una análisis del Dr. Marcet, looo partes de 
agua dlc mar contienen! 

Qoruro de sodio (6 sal coman). 26,60 • 

Sulfato de sosa. . . . . . . . 4-966 

Cloruro de calcia . . . . . . i,a3 

Cloruro de magnesio j . . 5,i5 

Además de estos principios, el agua de mar coÉ-* 
tiene cortas cantidades de bromuro de magnesio é io- 
duro de sodio. 

jágua de manantioL Las aguas de los manantiales 
provienen de la filtración de las aguas de lluvia al tra-^ 
vés' de la tierra, las cuales, después de haberse reunid- 
do en la extremidad dé alguna pendiente 6 «n el fondo 
de algunas caridades, salen á la superficie. G«neral^ 
mente estas aguas son puras cuando no encuentran en 
<tl suelo porque atraviesan c^ierpos que puedan disol-^' 
ver, y solo tienen en disolución una corta cantidad d^ 
sulh-carbonato de cal , de sulfato de cal y vestigios de 
xlor^o de sodio. « ,>. 

Aguas de los arroyos ysdths rios. Las aguas de los 
arroyos resultan de la reunión dé las aguas de los ma-^ 
nantiales y de lluvia ; por consiguiente son tan* pu-^ 
ras como las precedentes, 'f contienen mas aire que 
absorben al correr por la superficie del suelo. Estas dos 
especies son las que se usan particularmente como be* 
bidaor en la mayor parte de nuestras operaeionej do- 
mésticas. 

Agua de pozo. Se da el nombre de agua de poz« 
á la que se halla reunida á mayor 6 menor profun- 
didad en el interior de la tierra', y proviene de J» 
infiltración lenta del agua que cae de la atmósfera. 
£stas aguas permaneccm mucho tiempo en contacto 
ton las capas "de tierra que atraviesan y disuelven ma- 
yor cantidad de sales, calcáreas que se hallan en ios 
pozos, y de este. modo adquieren propiedades que no 



, DigitizedbyLjOOQlC 



AGUA. 85 

^seen las demás aguas : entonces son impropias para 
cocer las legumbres , á las cuales endurecen ; por cuya 
razón se les ha daclo el nombre de aguas crudas ó du- 
ras. iSío pueden, disolver el jabón pues íe separan en 
E grumos blancos. Todas estas propiedades provienen de 
a presencia de cierta cantidad de sulfato de cal , que 
descompone el jabón. He aquí como puede concebirse 
esta descomposición : el jabón , que se forma combi- 
nande directamente el aceite con la sosa , nes un nuevo 
(compuesto análogo á las sales, es decir un margarato 
^un: oleato de sosa. Puestas estas sales en contacto 
con 11 sulfato de cal , se descomponen, el ácido «ulfá- 
ríco.se une con la sosa del jabón para formar una sal 
ioluble, mientras que la cal se une con los ácidos 
margárico y Oleico del jabón y forma un compuesto 
(margarato y oleato de cal) insoluble en el agua. Ade- 
más, cuando se ha puesto en el agua de pozo suficien- 
te cantidad de jabón para descomponer el sulfato de 
cal, se disuelve en ella como en el agua común. 

Así pues la acción del jabpn sobre el agua de los 
pozos puede servir para distinguirla inmediatamente 
de otras aguas. £1 agua de arroyo, mezclada con una 
disolución de jabón, se enturbia ligeramente sin for- 
mar precipitado aparente , mientras que el agua de los 
pozos forma inmediatamente con la misma disolución 
copos blancos cuajados. 

Endurecen las legumbres. Según M; .Braconnot, el 
éndurecipaientp de las legumbres cocidas en el agua de 
los pozos depende ^e la combinación del sulfalo de cal 
contenido en el agua con un principio que entra en la 
composición del tejido de dichas legumbres. 



Digitized by VjOOQIC 



86 MQVA. 



Tabla que representa la anáUsis dé las aguas ddSena^ 
del Mame^ del Ourcq y delArcueil comparatwamentér 
con algunas aguas de los pozos de París f de las 
inmediaciones d¡t esta ciudad,. 



El agua de los pozos de Grenelle , que proviene de 

Digitized by VjOOQIC 



HIDRÓGENO. 87 

la profundidad de 54-7 metros (cerca de 1680 pies 
franceses) contiene por litro segan Payen : 

Gramos, 
De carbonato de cal. . . . • 0,068 



componiendo el agua , poniendo esta en contacto con 
el hierro á una temperatura TO]aL {véase la descom- 
posición del agua por el hierro ) ó tratando por 
el agua y un ácido á un metal muy ávido de oxí- 
geno. 

En los laboratorios se le prepara por este último 
procedimiento. El hierro y el zinc pueden servir igual- 



Digitized by VjOOQIC 



88 HIDRÓGENO, 

mente para esta operación; pero cpmo el hierro 4el 
comerció contiene siempre pequeñas cantidades de car- 
bono, de azufre y de fósforo que alteran la pure- 
za del gas combinándose en parte con él , se emplea 
con preferencia el zinc porque suministra gas inas 
puro. 

Procedimiento usado en los laboratorios.. Con este ob- 
jeto ge pone en un frasco de dos golletes, de dos cuar- 
tillos de capacidad, una capa de zinc en granalla (i) 
cubierta de tres ó cuatro veces su volumen de agua. 
Se adapta á uno de los golletes , véase la figura si- 
guiente, 




un tubo recto terminado por arriba en un embudo y 
adelgazado en punta por su parte inferior que casi 
toca el fondo del frasco; el otro gollete tiene uji tul^o 
encorvado que va á introducirse debajo de una cu1;»a 
llena de agua. Cuando se ha armado el aparato, se 
vierte poco á poCo ácido sulfúrico por el tubo recto, 
y resulta inmediatamente una reacción con desprendi- 
miento de calor y gas hidrógeno. Se dejan perder las 



(1) Se obtiene el ^nc en granalla haciendo caer debde 
cierta altura este metal fundido en una vasija llena de 
a^aa ^ cada gota al atravesat* el agua se solidifica en pe«- 
dazos oblongos é irregulares. ; , 



Digitized by LjOOQIC 



HIDRÓGENO. 89 



Digitized by VjOOQIC 



90 HIDRÓGENO, 

cantidades de este gas , en lagar del aparato precedente 
se osa una ampolleta pequeña que tiene en su parte 
superior un tubo encorvado, dentro de la cual se pone 
zinc, agua y ácido sulfúrico, y se recoge sobre agua o 
sobre mercurio el gas que se desprende* 

Prcfpióda^. El hidrógeno es un gas sin color, 
sin olor cuando está puro, é insípido; es el m^ ligero 
de todos los cuerpos; su densidad comparada con la 
del aire es según l«s experimentos de M. Berzelius y Du- 
long de 0,0688; lo cual establece que bajo el mismo 
volumen el aire pesa catorce veces y media mas que 
el gas hidrógeno. Machos experimentos demuestran 
palpablen^nte su excesiva ligereza: si se llena una 
campana de hidrógeno y se la mantiene con la abertu- 
ra inclinada hacia el suelo, el gas no puede escaparse; 
pero si se la vuelve, al cabo de unos instantes habrá 
salido todo el hidrógeno y se hallará reemplazado por el 
aire. Esta diferencia de peso permite trasegar el hidró- 
geno de la vasija que le contiene á otra llena de aire. 
Para hacer éste experimentó se toman dos campanas 
iguales, la una llena de hidrógeno y la otra de aire. 
Si teniendo su abertura vuelta hacia abajo , se inclina 
el orificio de la que contiene hidrogena bajo la abertu- 
ra de la que contiene^aire , se desalojan recíprocamente 
en virtud de su densidad respectiva, y cuando se hayan 
juntado las dos aberturas de las campanas se hallatá 
que el gas ha pasado de una camipaña á otra. Será fá- 
cil comprobar esto por medio de una bugía encendida 
que inflamará el gas hidrógeno dé la campana su- 
perior. 

Este gas es impropio para la respiración , porque 
los animales que se ven obligados á respirarle mueren* 
muy pronto asfixiados. Tampoco puede servir para la 
combustión , porque las sustancias inflámadajs Se apa- 
gan inmediatamente que se las sumerge en él. Se 
puede probar esto introduciendo una bagía en<:éndida 
en una campana de hidrógeno , cuya abertura está in- 
clinada hacia abajo para impedir que se escape el 
gas. Luego que la llama de la bugía ha' penetrado 



Digitized by VjOOQIC 



HIDRÓGENO. 91 

ftn el interior de la campana, se apaga después de 
kaber inflamado la capa de gas que se halla en contac- 
to con el aire atniosférico ; pero se vuelve á encender 
si retirarla cuando atraviesa la .parte d¿ gas infla- 
mado. 

El peso del átomo de hidr<5geno deducido ya de la 
^nsidad de este gas comparado con la del oxígeno, 
ya de la análisis del agua, es según M. Berzelius 
4e= 6,2398. 

Los diferentes agentes físicos no egercen acción 
alguna sobre el gas hidrógeno. El oxígeno á la tempe- 
ratura ordinaria se mezcla con este gas sin combinar* 
se con el ; pero si se expone la mezcla de estos dos fluidos 
á una compresión fuerte y repentina en el cuerpo de 
una bomba j se combinan de pronto. El calor que se des- 
prende en esta circñnstanda es tan grande que el agua 
que se ha formado , la cual se enctientra en estado 
de vapor, egerce una presión tan considerable sobre 
las paredes del cuerpo de botnba que se rompen con 
frecuencia. 

Combinación del hidrógeno con el oxígeno. El hidr<$- 
geño no puede combinarse con el oxígeno sino á una 
temperatura inmediata al calor rojo 6 por la electrici- 
dad; esta combinación se verifica siempre en la rela- 
ción de dos volúmenes de hidrógeno por un volumen 
de oxígeno. 

Se comprueba este resultado en el eudiómetro de 
agua y de mercurio , como hemos dicho al hablar de la 
análisis del agua ; en el momento en que se unen estos 
gases, hay desprendimiento de calórico y de luz , y el 
agua que se forma se halla en estado de vapor por la 
alta temperatura que acompaña á su formación. La 
sacudida que se experimenta al quemarse en el. eudió- 
metro la mezcla de oxíg'eno y de hidrógeno debe atri- 
buirse á la evaporación del agua que se forma en el ex- 
perimento y á su condensación repentina. 

Mezcla de hidrógeno y oxigeno que produce detonación. 
Si en lugar de inflamar la mezcla de estos dos gases en 
uo; audiómetro^ se la pone en contacto con un cuerpo 

Digitized by LjO'OQIC 



92 HIDBÓGENO. 

inflamado, por ejemplo una bují^, y se lá encierra en. 
una vasija de abertar^i estrecha , como un frasco de yi- 
drio, en el instante se combinan los dos gases pro- 
daciendo q^íia faerte explosión. La fuerza expan^va del 
vapor del agua reacciona repentinamente sobre las ca- 
pas de airie que encuentra, de donde resulta un rui- 
do comparable con el de la descarga de una arma de 
fuego. 

Debe hacerse este experimento con mucha pre- 
caución , pues se concibe cuan expuesto es que se lle- 
gue á roipper el frasco. Es necesario hacer uso de 
un frasco esmerilado (á causa deL grosor de sus pa- 
redes) que tenga la tercera parte de un litro de ca- 
pacidad (cerca de seis copas). Se le llena primero de 
agua en la cuba hidroneumáticá , se hace pasar' á su 
interior bastante cantidad de hidrdgeno para llenar I^ 

í dos terceras partes y en ' seguida, se le acaba de Henar 
de oxjígeno. Entonces se le cierra con su tapón debajc^ 
del agua y. se agita para mezclar bien los dos gasead 
Cuando se quiere inflamar la mezcla se rodea el fras*- 

- co de lina servitteta doblada muchas veces, defando 
el cuello descubierto, y después de haberla 'desr 
tapado se aproxima inmediatamente la llama de una 
bujía. Los dos gases sé con^nañ de pronto produ^ 
ciendo una detonación violenta. En virtud de esta 
propiedad se ha dado á esta mezcla el nombre de mezr- 
da detonante 6 aire detonante. 

Es aun mas fuerte la explosión cuando la detonah- 
cion se verifica en un mortero de hierro ó de cobre. 

,6e ejecuta esto sin peligro poniendo agua de jabón en 
el fondo del mortero, y batiendo pasar al trave's de 

iCáta una cierta cantidad de la mezcla gaseosa introdu- 

-CiAdL en una vejiga provista de un tubo adelgazado. 
Ciando el mortí^o está e^si Heno de burbujas, se le 
apitoima una bujía inflamada que esté atada al extre- 
mo de una varilla y en el instante hay una djetonacion 
violenta; . ; ^ " 

{ Pompas dfi jabm Urnas de mesxla detmante, lSe>há- 

(Ce aun ima3 curioso esteiexpecwento inflaniáb ipompas 



Digitized by VjOOQIC 



HIWÓGENO. 93 

^ agaa Ae jaboñ que estén Helias de está mezcla. Cada 
tglobo «e eleva rápidamente en el aire como un globi- 
tOy y si se le hace romper al subir ^aproximando la lla- 
ma de una bujía , hay combustión repetitina de los 
gases con detonación. 

Si se comprime de pronto una porcioíl^de esta 
m^cla detonante en una bomba comprimente , se des- 
prende tanto calor que se inflama el gas y arde con 
una detonación tan fuerte que se rompe la vasija. La 
temperatura producida en el momento de la combus- 
tión de estos dos gases mezclados y comprimidos con 
precaución, es la mas elevada que puede obtenerse ar- 
tificialmente. Los cuerpos que son refractarios al fue- 
go ordinario dé las forjas entran en fusión, y se vola- 
tilizan cuando se los coloca en el foco áe la llama de 
estos gases que salen por un tubo delgado, estrecho, 
que en su interior tiene unas láminas redondas de te- 
¿j8o metálico muy fino para «vitar cualquier peligro. 
V Uso del hidrógeno cómé medio eudiúmétríco. La afi- 
nidad recíproca denlos gases oxígeno é hidrdgeno, la 
relación simple y cori^»nte en que «e combinan para 
formar agua, hace qtie én los laboratorios íse los 
emplee para reconocer y valuar recíprocamente su 
presencia en las mezclas gaseosas y en sus compuestos. 
Así se calcula rigurosamente la proporción de oxíge- 
no que contiene un gas cualquiera , por la absorción 
que se observa haciéndole detonar en un eudiómetro 
con un exceso de gas hidrógeno puro; del mismo mo- 
-do se mide la cantidad de hidrógeno que se quiere va- 
luar por la porción .de oxígeno que ha sido absor- 
bido. En el primer caso el oxígeno forma la terce- 
ras ypurtei del volumen del gas .que ha desapareci- 
do ; ett el segundo el hidrogeno forma las dos terce- 
ras partes. 

Vsos del gcü hidrógeno en las artes. Fundándose en 
la mayor ligereza del. hidrógeno respecto al airé sé usa 
-este gas en las arte* para llenar los globos aereostáti- 
eos; el proccc^mocnto que se ujsa para obtenerle en 
^rsuide, aunque se funda én el principio que hemo^ 



Digitized by LjOOQIC 



94 GAR»OND« 

^e$arrollatdo anterionnente, se diferencia de él en ^jotÉ* 
se emplea el hierro en logar éd zinc. 

1^1 aparato que produce el gas se> compone dé ma-r 
chos toneles colocados en círcalo , los cuales co^ 
manican por medio de tubos de plomo con un, to- 
nel vuelto noca abajo en una cubsT llena en parte de una 
leche de cal; este último tond hace oficio de campana 
6 de depósito, de donde • d gas sale para introducirse 
en el globo hecho de tafetán l»ümizado. Se carga cada 
tonel de cierta cantidad de recortaduras de palastro ó ' 
de hierro viejo , y se vierte en cada uno de ellos por 
un tubo recto de plomo ácido sulfúrico del comercio; 
el gas hidrógeno que se desarrolla en esta reacción se 
introduce en el globo por medió de nú tubo de cuero 
sólidamente atado al orificio. situado en su base. 

Estado natural. £1 hidrógeno jamás se encuentra 
en estado de libertad , pues siempre está unido con 
otros cuerpos^ combinado con el oxígeno forma. el 
agua, que como hemos visto anteriormente es muy 
abundante en la naturaleza ; asociado con el carbono. 
y con el oxígeno constituye también uno de los ele*- 
mentos de las materias vegetales y animales. 



CAPITULO VII. 



- DEL CARBONO. 

t 
SU ESTABO NATURAL. SUS PHOPIEDABfiS. SUS COMBINA-^ 
aONES CON EL OXIGENO Y EL HIDnÓGENO. 



Estado naturaL £1 carbono es un cuerpo muy es^ 
parcido en la naturaleza ^ que rara vez se encuentra pn-^ 
ro , y en este estado presenta un contraste singular por 
la mayor parte de sus propiedades fisicas^ con el que se 



Digitized by LjOOQIC 



CAKBONO. 95 

obtiene pof procedimientos artificiales. Como es uno de 
los principios constituyentes de las soslancias orgáni- 
cas, se le extrae por la descomposición de ellas al fuego 
y principalmente de las del reino yegetal; pero enton- 
ces no es puro, pues está siempre mezclado con las sa- 
les de estos vegetales , y contiene además cierta canti- 
dad de hidrógeno. A este producto se da el nombre 
Tulgar de carbaru Por lo que precede se ve que' signifi- 
cación debe darse á está palabra. 

Solo en una circunstancia se extrae carbono en su 
mayor estado de pureza , y es cuando se quema al con- 
tacto del ^re materias resinosas ó aceitosas que tienen 
mucho carbono; el humo que resulta de esta combus- 
tión imperfecta deja precipitar un hollin negro muy 
ligero , que se conoce con el nombre de negro de humo. 
Sometido á una nueva calcinación en vasijas tapadas, 
para privarle de un aceite que aun contiene, se puede 
entonces considerar al negro de humo así preparado * 
como carbono puro. 

Antraeiia y bulUí,'í»\ carbono que se encuentra ya 
formado en el. seno de la tierra presenta variedades 
muy notables; unas veces es negro, reluciente, com- 
pacto, quebradizo y sin forma regular, en cuyo esta^ 
do, que se aproxima mucho á la hornaguera, los mi- 
neralogistas le designan bajo el nombre de aatracita. 
Jamás está puro y contiene algunas centé^mas partes 
de^xido metálico; otra variedad de carbón mineral no 
menos notable pdr sus propiedades y por el uso que 
se hace de ella en las artes, es La sustancia que se co- 
noce impropiamente con el nombre de mina dó plomo 
6 grafito de los mineralogistas, y que se emplea para 
preparar el lápiz. Esta sustancia, considerada por lar- 
go^ tiempo <;omo una combinación de carbono con 
0^5 de hierro^ constituye en la actualidad ana va- 
riedad de carbono ftiezclado accidentalmente con ves- 
tigios de hierro y de persulfuro de hierro ; impregnado 
comunmente de materias bituminosas y de diferentes 
s&stancias minerales, el carbono forma eñ el interior 
de ta üerra masas considerables que se hallan coloca-' 



Digitized by VjOOQIC 



96 CARBONO, 

das en ¡capas á mayor d menor profandidad, y se le 
conoce entonces con el nombre de. earbon de jdeára^ 
hulla ú hornaguera. ^ 

Diamante ó carbono puro. El carbono rara yez se en- 
cHentra puro sino está cristalizado ; en este último esta- - 
do constituye el diamante^ que se presenta anas» yecev 
sin color y otras es de color vario, y es tan daro que ra- 
ya todos los demás cuerpos. Por mucho tiempo se des- 
conoció la naturaleza de este producto mineral, cuya ' 
aspecto fisico y demás propiedades tendian á alejar toda 
idea de comparación con las sustancias pretedente^ « 
pero Newton entrevio su naturaleza en la i$poea en 
que este célebre fisico , al examinar la potencia refrin- • 
gente de los cu^pos trasparentes, concluyó de U pro- 
ximidad entre el poder refringente de las materias 
aceitosas inflamables con las. del diamante, que esite 
último contenia probablemente una materia combus- 
tible. 

Combustión del diamante. Lo que el genio de Nevir-* 
ton bábia leido en cierto modo en los resultados de 
la refracción, la experiencia ha confirmado después. 
Hacia- fin del siglo XVII se ejecutó por primera vea- 
en Florencia la combustión del diamante sometiéndole 
al contacto del aire en el foco de una lente fuerte, j' 
se repitió este experimento exponiéndole solamente 
á un fuego violento y sostenido largo ti^po; en- 
tonces se !e vio aríkr sin dejar- residuo con úna^ 
ligera llama que formaba al rededor de él una e^ecié 
de auréola. Aun cuando se demostrase la combustibi^ 
lidad del diamante , faltaba determinar su composi^ 
cion , lo Cual ejecutó Lavoissier quemando cierta can-^ 
tidad de él por medio del gas oxigenó en una vasijaí 
tapada ; reconoció que el producto de esta combustión 
era idéntico al qué se obtiene por la combustión del 
carbón, es decir, que se bábia £#mado ácido car-^^ 
bonico. 

Este experimento , que sirvió de guia para conocer 
la naturaleza del diamante, fué confirmado después ^ y 
las nuevas investigaciones que hicieron MM. Smith, 



Digitized by VjOOQIC 



CAABOÑÓ. 97 

l'eñnaxíl, Guyton de Morveau, Alien, Pepys, Da- 
vy &c. acabaron de probar que el diamante no 
'era mas que carbono paro, y qne quemándole 
daba gas ácido carbónico, cayo peso era igual al 
del diamante y del oxígeno que había sido absor- 
bido. 

^Propiedades fisicas del carbono. Según lo que aca- 
bamos de exponer sobre los diferentes estados del car- 
bono , se Ye cuan diferentes son sus propiedades físi- 
cas ; g^eralmente es sólido, sin olor é insípido, infu- 
sible al fuego más violento é insoluble en el agua; 
pueden Variar los demás caracteres , como su color, su 
densidad y Su dureza. 

El carbono , tal cuál se extrae de las sustancias 
orgánicas, es negro, brillante ú opaco, mas ó menos 
quebradizo ; además de algunas de las propiedades fí- 
sicas que hemos enumerado, goza de tódás las de- 
• más propiedades químicas que caracterizan este cuer- 
po combustible. 

Absórden de los gases por el carbón extraído de los 
Vegetales. Puesto en contacto con los gases simples ó 
compuestos , los diferentes carbones gozan , como Fon- 
tana lo ha probado el primero , de la pf opiedad de ab- 
sorberlos en mayor ó menor cantidad. Ésta propiedad 
que poseen muchos cuerpos porosos, como lo ha pro- 
bado M. Teodoro de Saussure , está mas desarrollada 
en los carbones que en todas las demás sustancias; 
tienen influencia sobre ella la tertiperatura, la natura- 
íeza del gas , la del cuerpo absorbente , el número de 
los poros y sü diámetro , la densidad de los carbones, 
y por {Qtimo el vacío de los poros en que se efectúa la 
condensación. 

Puede demostrarse dlreétatnente esta absorción, 
que se efectúa siempre con üñ de1)il desprendimiento 
de calórico, haciendo pasar debajo de una campana 
llena de mercurio un pedáZO de carbón privado de aire 
y humedad, ya por haberle expuesto debajo del reci- 
piente de la máquina neuihática ó por haberle calcinado; 
inmediatamente que se introducé el gas en la campana 
TOMO I. ^ 7 

Digitized by LjOOQIC 



9<» 


volúmenes 


85 


id. 


€5 


id. 


55 


id. 


35 


id. 


9?4a 


id. 


9i25 


id. 


7,5o 


id. 


1,75 


id. 



98 CABBONO. 

ts absorbido con mas 6 menos velocidad , y enteramcn-' 
te si hay un exceso de carbón. 

M. Teodoro de Sanssiire que ha observado que el 
carbón de boj gozaba en mas alto grado de esta pro^ 
piedad absorbente, ha evaluado en qué propordone$ 
absorbía los diferentes gases. 

Según este sabio ñsico un volumen de carbón dt 
boj condensa: 

de gas amoniaco. 

de gas clorhídrico. 

de gas ácido sulfuroso. 

de gas sulfhídrico. 

de gas ácido carbónico. 

de gas dxido de carbono. 

de gas oxígeno.* 

de gas ázoe. 

de gas hidrógeno. 

Tbdos estos gases á excepción del oxígeno se des- 
prenden por el calor sin haber experimentado altera- 
ción alguna. El oxígeno en razón de^su afinidad con el 
carbono se combina poco á poco con Una parte de este 
y le trasforma parcialmente en gas ácido carbónico. £1 
carbón impregnado de gas sulfhídrico presenta una 
propiedad notable , y es que cuando se le expone al aire 
ó á la acción del gas oxígeno se calienta á consecuencia 
de la combustión de una parte del hidrógeno. 

Absorción de las materias olorosas y colorantes. Se- 
gún las observaciones de MM. Lowistz y Figuier los 
carbones orgánicos tienen una propiedad partitular é 
importante, y es la de absorber el olor, el color y el • 
gusto de diversas sustancias. En razón de esta propiedad 
se los emplea para purificar las aguas que se han cor- 
rompido por la presencia dé las materias animales ea 
putrefacción, pues basta filtrarlas al través de una capa 
de carbón vegetal para que vuelvan á adquirir gaos cua- 
lidades ordinarias. En este principio está fundado en la 
actualidad la clarificación de las aguas destinadas á los 



Digitized by VjOOQIC 



íXéo$ domésticos en las grandes ciadades. Segan Bef- 
thoUet el nso de toneles cabierlos interiormente de car- 
bón impide la cerrapcion del agua qae coiúienen, y 
permiten conserrarla macho tiempo sin que se alte^ 
iren sas propiedades , medio mii}& precioso para el aco- 
pio de agaas dixlqss en los grandes riajes por mar. 

Propiedad de quitar el cohr gas timen les carbones.: 
No todos los carbones gozan en el mismo grado de la 
propiedad de qnitar el color; paes esta proviene siem- 
pre de la combinación de la materia colorante con el 
carbono. £1 estado particatar de división en que' este 
caerpo combustible se hall^ en los diferentes carbones, 
inflaye considerablemente sobre sa acción. Así es qoe 
et carbón vegetal goza de esta propiedad tn menor 
grado qne él carbón animal , y a«in se hallan diferen- 
cias en las diversas variedades de este. Ea superior á 
todos los demás el carbón obtenido por la calcinación 
de los huesos. 

Se comprueba fácilmente esta propiedad echando 
una corta cantidad de carbón de los huesos en vino ó 
vinagre tintos. Si después de haber agitado bien estos 
dos líquidos con el carbón se los filtra , salen tan claros 
como el^ agua. Esta observación ha llegado á ser el ob- 
jeto de una aplicación importante en las artes para 
refínar los jarabes, el azticar, para la clarificación de 
los aceites y para otras operaciones manufactureras. 

lEn su acción descolorante los carbones absorben 
las materias colorantes que están disueltas en los lí- 
quidos y forman con ellas* combinaciones insolubles. 
Por medio de un disolvente conveniente se las puede 
separar después del carbón sin que sus propiedades ha- 
yan sufrido alteración alguna. Puede demostrarse esté 
principio quitando el color por ana pequeña cantidad de 
carbón animal á una disolución acuosa de palo del 
Brasil y recogiendo el carbón sobre un filtro de papel 
cuando se hace ^asar al través de este carbón agua 
cargada de una corta cantidad .de potasa , se quita al 
carbón la materia colorante y el líquido que sale 
tiene un color rojo mas ó menos subido. 



Digitized by LjOOQIC 



100 ÁCIDO GiRBÓNlCO. 

Combinaciones del carbono con el oxígeno. El carbd^. 
nó forma con el oxígeno tres compuestos; dos son ga- 
seosos á la temperatura ordinaria y uno es sólido. El 
cuerpo gaseoso mas oxigenado se llama ácido carbónico 
en razón de sus propiedades; el que le sigue después, 
por la relación de sus elementos, es un ácido orgánico 
que ha sido descubierto primero en las hojas de la ace- 
derilla y que por esta razón se le ha dado el nombre de 
ácido oxáUco ; en cuanto al tercer compuesto que se 
forma en cierto número de reacciones químicas, se fa 
ha denominado óxido de carbono. 

Se puede obtener directamente el gas ácido car- 
bónico ó extraerle de sus compuestos naturales ; ca- 
lentando carbono en gas oxígeno , arde enteramente 
si está puro y se trasforma en gas ácido carbónico; 
pero si -el carbono está impuro, como lo es el carbón 
ordinario , deja una corta cantidad de ceniza. En los 
laboratorios se realiza esta combustión en el aparato 
siguiente : 






se coloca sobre una copita de yeso , sostenida por 
un alaoibre de hierro, un pedacito de carbón seco cor- 
tado en figura de cono que se enciende por su punta. Si 
se introduce todo en un frasco lleno de gas oxígeno, el 
carbón arde inmediatamente con mucha rapidez , se 
convierte en^as, y en poco tiempo se consume entera- 
mente si es suficiente la cantidad de oxígeno. Después 
de esta combustión se halla que el producto enrojece 
la tintura de girasol y precipita dd agua de cal gran 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO CARBÓNICO. 101 

BÓmero de copos blancos, caracteres distintivos del 
gas ácido carbónico. 

£1 carbono qaemado en el gas oxígeno da an vo- 
Mmendegas átidó carbónico igual al del oxígeno qae 
ba sido absorbido. Se puede comprobar este reijultado 
en el aparato siguiente : 




se pone en un tubo dé- porcelana cierta cantidad de 
negro de bumo bien calcinado, y se establece una co- 
municación entre este tubo y dos campanas gradua- 
das , la una llena de mercurio y la otra de gas oxí-^ 
geno. Cuando el tubo de porcelana está enrojecido, se 
hace circular por dentro de él el gas de una campana á 
otra; se quema el carbón y el volumen del gas después 
de la combustión es precisamente igual al que babia de 
oxígeno. Entonces se baila el gas ácido carbónico que 
se ha formado y el exceso del oxígeno empleado. Ab- 
sorbiendo el primero por el agua de cal ó por una 
disolución de potasa, se obtiene por residuo el exceso de 
oxígeno , cuyo volumen unido al del gas ácido carbó- 
nico que se ba valuado también , representa el volu- 
men primitivo del oxígeno. 

Extracción del ácido carbónico del mármol. En los 
laboratorios se sigue otro procedimiento para obtener 
el ácido carbónico : se le extrae del mármol blanco, 
que es un compuesto natural de ácido carbónico y 
de cal. Puede egecutarse esta operación de dos mo- 
ndos difef entes: i.®, calcinando hasta el rojo blanco el 
mármol machacado, en un aparato semejante al que 
hemos descrito para extraer el gas oxígeno del peróxido 



Digitized by VjOOQIC 



102 ÁCIDO CARBÓNICO, 

de manganeso: zP descomponiendo esta sal por el ácjdb 
clorhídrico. En el primer caso se verifica la descompQ£fi- 
cion solo por la acción del calor que aleja las molécolas 
del ácido carbónico de las moléculas de cal y las pone 
faera de $a esfera de atracción; en el segando re- 
solta de la mayor atracción del ácido clorh^rico que 
obrando sobre la cal deja en libertad al gas ácido car- 
bónico. El aparato que se asa para conseguir este resul- 
tado consiste en un frasco de dos golletes , á uno de los 
cuales se adapta un tubo encorvado y al otro un tubo 
recto estirado á la lámpara que termina en un em- 
budo. En el fondo del frasco se ponen pedazos de már- 
mol que se cubren con tres 6 cuatro veces su volumen 
de agua; y después de haber dispuesto el frasco de mo- 
do que el tubo se introduzca debajo de la tabla de la. 
cuba de agaa , se vierte poco á poco ácido clorhídrico. 
]j9mediatamente se descompone el carbonato de. cal , y 
de esta reacción resulta agua y cloruro de calcio que 
queda di^uelto en el agua y mientras que el ácido car- 
bónico que ha quedado en libertad se desprende en es* 
*tado de gas* Cuando se ha desalojado todo el aire del 
aparato , se recibe el gas en frascos llenos de agua que 
se tapan después á fin de oponerse á la disolodon 
delgas. . > 

Reacción atomística. Figura que representa la 
reacción producida durante la descomposidMi: 

. { I át. ác. carbónico. 

i át. de «arbk 4e cüL J í Cal. i. ; . . 

{ i át cal. < 

(Oxíg. 1. 

: ..agua 



Í Hidrogenó, a. 
Qoro, . . . . ^ 



li át cloruro de cakia 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIPO CARBÓNICO. 10^ 

Propiedades. El ácido carbónico es un gas sin co- 
lor, de olor ligeramente picante y de sabor un poco 
agrio ; su densidad según MM. Berzelius y Dulong es 
de 1,5a 45; según los nuevos experimentos de MM. 
Dumas y Boussingault sería de 1,5275. 

£ste gas tiene la propiedad de enrojecer la tin- 
tura de girasol, de apagar los cuerpos en combus- 
tión y de precipitar el agua de cal en copos blancos. 
£s igualmente impropio para la respiración , porque 
asfixia inmediatamente á los animales que se sumer- 
gen en él. Como este gas es vez y media mas pesado 
que el aire atmosférico , se concibe la posibilidad de 
trasegarle de un frasco á otro como si fuese un líquido. 
Puede hacerse esto tomando dos probetas, la una 
llena de aire y la otra de gas acida carbónico ; incli- 
nando poco a poco el orificio de esta sobre el orificio 
.de la otra, se deja caer fácilmente el gas jen la pro- 
beta que contiene aire, y se puede reconocer con fa- 
cilidad su presencia por medio de una bujía encendida, 
que se apagará en la probeta que antes contenia aire, 
y continuará ardiendo en la que contenia primero 
gas ácido carbónico. 

Acción del calórico y de la electricidad. El calor 
mas elevado no hace experimentar ninguna alteración 
á este gas ; pero no sucede lo mismo con la electrici- 
dad , que al cabo de cierto tiempo produce una descomr- 
posicion {marcial y trasforma solo una parte en gas oxí- 
geno y en gas óxido de carbono. 

Liquidación del gas ácido carbónico. Expuesto á una 
presión fuerte y á un frió de — 20^, el gas ácido caJ*- 
bonico se liquida y conserva esta liquidez aun á las 
temperaturas mas bajas que se ha podido producir. 

Se obtiene la liquidación de este gas, observada 
por primera vez por M. Faraday, colocando en un tu- 
bo de vidrio sinuoso un poco grueso y tapado en sus 
dQ9 extremos, en un lado carbonato de amoniaco y 
ácido sulfúrico concentrado, y sumergiendo el otro 
extremo en una mezcla refrigerante de hielo ma- 
i^cado y &al. La presión que experimenta el gas desr 



Digitized by VjOOQIC 



t04 Acido carbónico. 

prendido en el interior del taho y el descenso dé 
temperatura producido en la extremidad que está en- 
friada bastan para verificar esta condensación. Esta 
operación. exige muchas precauciones, porque los tubos 
se rompen muchas veces con detonación. 

M. Thilorier ha conseguido liquidarle por medio 
de una. compresión fuerte en un aparato de hierro in-r 
ventado por él. Este aparato, sencillo , como le de?- 
maestra la figura adjunta, 




se compone de un cilindro de hierro colado de 0,487 
milímetros dte ahura, de 0,271 milímetros de an- 
cho y de o,o54 milímetros de grueso reforzado ex- 
teriormente por tiras^ de hierro colado. Se le suspen- 
de por su parte media sobre su eje B, y dentro de el 
se coloca bicarbonato de sosa que se reúne en la parte 
inferior por medio de un palito, para que esté apreta- 
do y obre poco á poco el ácido sulfúrico. Introducido 
el bicarbonato de sosa, se echa el ácido sulfúrico con- 
centrado en el tubo de cobre C y G , cerrada por uno 
dé sus extremos , que se coloca verticalmente en medio 
del bicarbonato de sosa pulverizado. Entonces se cierra 
el aparato por medio de una tapa que se atornüla , y 
que tiene en su parte superior una llave de cobre que 
sirve para dejar salir el gas segun^ sea necesario. Es- 
tando el cilindro suspendo sobre su eje , se le hace 



Digitized by LjOOQIC 



Acido carbónico. 105 

oscilar de modo que esparciéndose el ácido sulfúrico 
sobre la sal , la descompone y desaloja el gas ácido 
carbónico que se comprime. Bajo la presión de cerca de 
ICO atmósferas, que este gas experimentf en d aparato 
tapado herméticamente , se liquida ya en la vasija de 
donde se ha desprendido ó en un recipiente horizontal 
de hierro colado E I*, adonde llega por el tubo D. 

Este experimento es peligroso, pues el joven y 
desgraciado Hervy , preparador del curso de química 
en la escuela de farmacia, pereció el dia 3 de Enero 
de 184.1 , al ejecutar esta operación para una lección de 
química. Su muerte ocurrió á resultas de la explosión 
de un aparato semejante, el cual ya habia servido 
muchas veces. 

Propiedades del ácido carbónico liquidado. El ácido 
carbónico liquidado es un fluido sin color , cuya den- 
sidad según M. Thilorier es de o,838 á la temperatura 
de 0°; en este estado la tensión de su vapor es de 36 
atmósferas. Es mas dilatable que los mismos gases, 
porque pasando de o á-H3o , su volumen aumenta 

de 20 á 39 ó -TT^, mientras que al dilatarse el aire á 

Q 

la misma temperatura solo aumenta --r-. El ácido car- 

207 

bonico liquidado es in^oluble en el agua sobre la que 
sobrenada como si fuese un aceite esebdal, se disuel- 
ve en el alcohol, en el e'ter , en el aceite de nafta y en 
la esencia de trementina. Su fclerza elástica es tan 
fuerte en este estado líquido, que según M. Thilorier 
una grama (veinte granos) de este ácido produce una 
explosión taii fuerte como el mismo peso de pólvora 
de cañón. Expuesto al aire se evapora tan pronto que 
la bola del termómetro de alcohol indica un frió 
de — • 90^. Puesto en contacto con el potasio se des- 
compone en frió. 

SoUdifibacion del ácido carbónico. La solidificación 
del ácido carbónico, observada la primera vez en 1 835 



Digitized by LjOOQIC 



106 ÁCIDO (CARBÓNICO, 

por Thilorier , resalta del paso repentino del ácido de! 
estado líquido al estado gaseoso, lo caal se consigue di- 
rigiendo un chorro de ácido liquidado á una ampolleta 
de vidrio ó á tina cápsula. A poco tiempp se vé que se de^ 
posita sobre las paredes una materia pulverulenta , co- 
posa como nieve, que se puede reunir en una sola ma- 
sa. £1 ácido carbónico solidificado de este modo á la 
temperatura.de cerca de — ^loo^, se conserva en este es- 
tado al aire libre sin que haya necesidad de comprimir- 
le. Guando se foca un pedazo con la punta de un dedo,^ 
se desliza este rápidamente sobre su superficie pulimen- 
tada como si estuviese sostenida por la atmósfera gaseo- 
;sa que sin cesar le rodea hasta que se evapora enterah^ 
mente el ácido. Algunos granos de este ácido soli- 
dificado , encerrados en un frasco tapado hermética- 
mente, le llenan n*uy pronto de un vapor espeso y 
210 tarda en saltar el tapón con violencia y explosión. 
Poniendo mercurio líquido en contacto con este ácido 
concreto, se congela inmediatamente. 

Acción del hidrógeno y del carbono. Entre los cuer^ 
pos combustibles simples no metálicos solo el hidró- 
geno y el carbono pueden descomponer el gas ácido 
carbónico á un calor rojo , el primero se apodera de 
una parte de su oxígeno para formar agua, y le hace 
pasar al e^stado de gas óxido de carbono; el segundo se 
apodera de la mitad del oxígeno del gas ácido carbó- 
nico, y le reduce al estado de gas óxido de carbono pa- 
usando el mismo á este estada 

Se comprueba esta última propiedad colocando 
en un tubo de porcelana pedazos de carbón calcinado 
y adaptando á los dos extremos dos vejigas con llave: 
la una vacía y otra llena de gas áddo carbónico. Si 
cuando el mbo está calenta4<> hasta el rojo, se haee 
pasar en diferentes veces el gas de una vejiga á otra, 
comprimiéndolas alternativainente con las mataols, se 
ialla después de la operación qjiie el vdiómen del gas 
óxido de carbono que se ha formado . eS doble que el 
del gas ácido cárbónicOv • , ' 

Acción, d^ agua. £1 agu^á la temperatura y á Ja 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO CAEBÓNIGO. 107 

prepon ordinarias dis^elvQ ca^i aa yelumen de gas 
ácido tarbónico, Se demuestra esto Ueúando. un frasco 
de este gas , «y vertiendo en él cierta cantidad de agua, 
tapándole y meneándole. Si, después sé destapa el frasco 
debajo del agua, se eleva en m interior una porción 
dé este líquido para llenar el vacío qqe ka resultado de 
la disolución de una parte del ga& ]3ajo una presión 
mas fueHe y á la misma temperatura el agua puede 
disolver hasta cinco ó seits veces su vtdúmen de gas 
ácido carbónico; lo cual no puede conseguirse sino por 
medio de una bomba comprimente. 

Bomba comprimente para saturar el agua de gas 
ácido carbónico, £1 aparato que sirve para saturar el 
agua de gas ácido carbónico 




consiste, segon se ve en la figura, en un dqlósito 1 ci-r 
líndrico de latón de la á xGcuartilloísi de ca^cidad, en 
el cual se pone el agua que se quiere :satúnar. Este de* 
pósito tiene en suerte superior un cuerpo de bomba 
que contiene .ui^ émbolo qtie sc.mueve tirando de abaí* 
JQ.áarriba por medio de una variSUa terminada sa*¿ 



Digitized by VjOOQIC 



Cuando se ha preparado el aparato y se levanta el ém- 
bolo, la válvala inferior permanece cerrada y la del 
tubo lateral se abre y permite qae él gas contenido 
en la vejiga entre en el cuerpo de bomba; pero si se 
hace bajar el émbolo , se cierra esta última válvala 
por lá elasticidad del gas qoe se cotnprime, mientras 
qae la primera se abre por la misma cansa y deja pe- 
netrar el gas por un tubo cilindrico de plomo que ba- 
ja hasta la parte inferior del depósito; Lu^o^oe ha 

Digitized by VjOOQIC 



ÁCinO GAEBÓNIGO.. ^ 109 

llegado á esta parle del tabo, el gas comprimido por 
las nueras porciones que se ven obligadas á entrar, 
sale por los agujeros practicados en la bola en qae ter- 
Bvna este tobo y se disuelve pasando al través del agua. 
Luego que está vada la vejiga , se atornilla otra llena 
de gas y se hace jugar el e'mbolo de abajo á arriba. 
Con este aparato sfi puede disolver én el agua de 
cinco á seis veces su volumen de gas ácido carbó- 
nica Luego que se ha saturado el agua, se la trasiega 
por medio de una llave situada en la parle inferior 
del d^dsito. Esta llave se ajusta é un pico cónico en- 
eorvado que puede entrar muy ajustado en el gidlete 
de las botellas por medio de un. tapón de corcho agu- 
jereado. Este caño está rodeado de un tubo doble de 
cobre, agujereado para dejar salir el aire de la botella. 
Guando está llena , el agujero queda cerrado por la 
"elasUcidad de una laminita de cobre cubierta de un 
pedazo de piel , la cual se abre por la tensión del aire 
comprimido para darle salida. Por medio de este me- 
canismo el agua retiene mayor cantidad de gas ácido 
carbónico. 

Llenas las botellas, se las tapa al punto con un 
tapón de corcho preparado antes, que se sujeta des- 
pués con alambre, y se las embrea. 

En la actualidad se preparan las aguas minerales 
gaseosas^ artificiales por medio de este aparatito ú otros 
construidos bajo el mismo principio* 

jágua saturada de gas ácido carbónico, £1 agua sa- 
turada de g^^cido carbónico presenta las propiedades 
siguientes: OT4iene color , expuesta al aire deja des- 
prender la mayor parte del gas que contiene producien- 
do una ligera efervescencia; su olor es picante y su sa- 
bor agrillo; puesta en contacto con la tintura de gi- 
rasol, la enrojece inmediatamente; vertida el agua de 
cal en la de ácido carbónico produce un precipitado 
blanco , coposo , soluble ^n un esceso de una disolu- 
ción de ácido carbónico. 

La afinidad del gas ácido carbónico con el agua 
es tan débil que se desprende todo -el gas cuando se co- 



Digrtized by LjOOQIC 



lio iCIDO CARBÓlftCO. 

loca parte de sa dbolacion debajo del necipíénte d« 
ana máquina neumática, 6 cuando se la expone á la 
acción del calor. Fundándose en esta úHima propiedad 
se determina la cantidad de gas ácido catbdnico li- 
bre que existe en ciertas aguas mmerales. 

Composición dd gas ácido carbónicq. La compodcioii' 
del gas ácido carbónico se deduce fácilmente de sil 
propia densidad y de la del gas oxígeno, supuesto que 
contiene exactamente un roldmen de oxígeno igual al 
suyo; por consiguiente, rebajando de i,5345, denti>* 
dad del gas ácido carbónico, 1,10:16, deoskbd del 
gas oxígeno, se tiene 0,4^19 p^f^ el peso del carbo- 
no unido con el oxígeno j de .donde se sigue qde este 
gas está compuesto de 

Oxígeno. . . . 72,64. d 100 a át de oxíg. 200,000. 

o 
Carbono. . . . 37,86 ó 87,66 i át de carb. 75,00-5. 

100,00 



Su fdrmula es CO* d G 

Estado natural del gas ácido carbónico. Elgas áci- 
do carbónico existe formado en la naturaleza^ y se le 
baila libre y combinado; libre constituye siempre 
parte del aire, ptro en una ligera proporción, se^ 
gun hemos visto anteriormente. También se le en- 
cuentra puro en ciertas cavidades ó grut^de los paises 
volcánicos; de lo cual nos presenta - un qmplo la igru^ 
ta del Perro, cerca de Pouzzole en el reino de Ñapó- 
les. Esta gruta ba recibido este nombre de que los per- 
ros que entran en ella perecen prontamente asfixiados, 
mientras que lés hombres pueden bajar sin experimen- 
tar ningún accidente ; lo- que proviene de que el gas 
ácido carbónico que contiene esta gruta solo forma 
una capa en la parte inferior de dos á tres pies en 
la cual se sumerjen los perros que entran, mien- 
tras que un hombre , en razón de su altura , nb se ex- 



Digitized by VjOOQIC 



ÓXIDO DB CARBONO. 111 

pooe á respirarla. También se tncaentra el ácido car- 
bdnico disaelto en la mayor parte de las aguas; y á ve- 
ces es tan grande su proporción que se vuelren espu- 
mosas y chisporrotean , tales son las aguas minerales 
de Seltz, de Spa, de Yichy, &c., que s6ü las que 
princípalmenle se usan en medicina. 

jSe encnentran en la naturaleza bastantes Combina- 
ciones ^dd gas ácido carbiMpo conP^uchos óxidos me- 
tálicos , y particularmente se le halla unido con la cal, 
la barita y el protdxido de hierro. 

Nínnbres íuiHguos del ácido carbónico, £1 gas ácido 
carbónico fué el primero que se distinguió del aire , y 
aunque muchos químicos estudiaron Fa mayor par- 
te de sus propiedades ^ debemos á Lavoisier las pri- 
meras nociones exactas sobre su naturaleza y compo- 
sición. Antes de la época en que se ñindd la nueva 
nomenclatura, se le designó con el nombré de airefi-- 
JO y de aire mefítico^ á causa de su acción sobré la eco- 
nomía; de ácido aéreo y porque se reconoció su exis- 
tencia en el aire,. y por último se le denominó ácido 
cretoso j -porque entraba en la composición de la creta. 

Ó1UDO B« GAEBONO. 

Oxido de carbono. No puede obtenerse directamen- 
te este compuesto gaseoso de oxígeno y carbono , me- 
nos O]^enado<}ue el gas ácido carbónico, y solo se 
forma cuando se pone gas ácido carbónico en contacto 
á una alta temperatura con carbono , ó cuando se 
quita al ácido carbónico la mitad del oxígeno que con- 
tiene. 

Se obtiene por muchos procedimientos. Si se hace 
pasar diferentes veces gas ácido carbónico seco sobre 
alambres de hierro bien limpios y calentados hasta el 
rojo en un tubo de porcelana , el ácido cede al hier- 
ro la mitad de su oxígeno y pasa al estado de gas 
olido de carbono. 

Preparación del g8s óxido de carbono. En los labo- 
ratorios \ se le prepara comunmente calcinando en 



* Digitized by VjOOQIC 



112 ÓXIDO DE CARBONO* 

una retorta de gr«s enlbetanada ana mezcla de partéi 
iguales de limadaras de hierro y mármol blanco pul- 
verizado y desecado. Después de haber colocado la re- 
torta en un horno de reverbero, se ajusta á su cuello 
un tubo encorvado que se sumerje en el fondo de un 
frasco que contenga una disolución de potasa cáustica 
ó cal viva diluida en agua ; de* este frasco sale otro tu- 
bo encorvado quCi^fe^intrc^MC dentro de frasco^ colo^ 
cados boca abajo y llenos de agua. 

Exponiendo la retorta á un calor rojo, se descom- 
pone el mármol; el ácido carbónico que se desprende- 
ria si el mármol estuviese solo, se descompone á su 
vez por el hierro que se apodera de la mitad de su 
oxígeno y le hace pasar al estado de gas óxido de car- 
bono. Este ya á parar al frasco con el gas ácido car- 
bónico que se ha libertado de la acción del hierro y 
en él el ácido es absorbido por la cal; pero como el gas 
óxido de carbono es insoluble en el agua^ atraviesa li- 
bremente el líquido y va á terminar á los frascos lle- 
nos de agua que deben recibirle. Después de la opera- 
ción se halla en el fondo de la retorta una mezcla de 
cal, óxido de hierro y hierro metálico en exceso. 
Figura que representa la reacción atomística. 



Íi át. ácido. I > óúáo de. carb. 

( Ox. . o. ) o* 
I át. cal. , 



I át, hierro. 



*. I át. protóxido de hierro. 

Otras muchas sustancias pueden dar descompo- 
niéndose al fuego, el gas óxido di carbono: tales son, 
segan M. Dulong, los oxalatos de plomo y zinc que 



Digitized by VjOOQIC 



M. ÓfXIDO DlS CARBONO. 113 

ésactnindolos dan un oxido poco oxigenado y una 
mezcla de gas óxido de carbono y de gas ácido car*- 
bónico. Absorbiendo este último por ana disola- 
cito de potasa queda gas óxido de carbono paro. 

Propiedades, El óxido de carbono no tiene olor ni 
colo^, es insípido , y sa densidad es de 0,9670; no 
tiene acción sobre la tintara de girasol, y es impropio 

fa la respiración y para la combustión. 
Acción del oxigeno. Este gas no safre ninguna alte- 
ion por el calor ni por la electricidad ; le sucede lo 
mismo con el oxíg<&tto y él aire á la temperatura ordi- 
maria; pero á una temperatura elevada absorbe el oxí- 
geno, se trftsforma en ácido carbónico prodnciendo un 
4e$prendimiento de calórico y de luz, ló cual ¿e observa 
aproximando á este gas una bujía encqidida; arde al 
contacto del aire con una hermosa llama de color azul 
claro, y el producto de la combustión lenturbía el 
a^a de cal. 

Productos de la combustión del óoddo de óarbono. 
Guando se quema el gas óxido de carbono se combina 
con la mitad de su yolamen de oxígeno y da un volú^ 
men de gas ácido carbónico igual al suyo; se prueba 
esto directamente haciendo pasar á un eudió metro, 
sobre mercurio, roo partes dexSxido de carbono y a 00 
de oxígeno ; después de la inflamación , el volumen se 
ha reducido á 25o y está formado de 100 partes 
de gas ácido carbónico y de 1 5o de oxígeno en exceso. 
De los resultados de este ei^perimento se sigue que el 
gas óxido de carbono* contiene exactamente la mitad 
del gas oxígeno que entra en el ácido carbónico, y que 
se representa fácilmente su composición por -un vo- 
lumen de vapoi^ de carb^o y medio vdámen de 
gas oxígeno. Luego el peso del vapor de carbo- 
no t=» 0,4.2 1 9 , y el de la mitad de la densidad del oxl- 
geno =o,55i3 , forman sumándolos 0,9732. Este nú- 
mero se aproxima mucho al que expresa la densi- 
dad del gas óxido de carbono tal como le da la expe- 
riencia. 

Composición. De estas consideraciones sobre la com- 

TOMO I. 8 

Digitized by VjOOQIC 



114 COMPUESTOS DB HIDRÓGENO T CARBONO, 
posición del óxido de carbono resalta que este ga3 está 
formado en peso de 

Oxígeno. . 57,04 100 I át. de oxígeno looyOüb. 

6 
Carbono.. 42,96 75,00 i át. de carbono 75,oo5 

100,00 



Sa fórmula atom'ística es CO ó C 

Descubrimiento. Priestley ba descubierto el gastfxid^ 
de carbono , y Cmickshánk y MM. Clément y 'Déms/f^\ 
mes ban reconocido al mismo tiempo sos propie^de^ 
y su composición. Se forma siempre que se calcina nn 
exceso de canrbon con un óxido metálico í-edacibte á 
una temperatura elevada. Se forma también cuando 
arde una cantidad algo considerable de carbón al con- 
tacto del aire eü un espacio limitado ; é indica su pre* 
senda la aparición de una llama de color azul dáro 
que se trasforma en gas ácido carbónico por la com- 
bustión. 

, COMPUESTOS BE SÍDRÓGENO Y BR CARBONO. 

Compuestos. El bidrógeño y el carbono se unen en 
un gran número de propordones y producen dos 
ciompuestos gaseosos ala temperatura ordinaria, y otros 
ocho ó diez compuestos líquidos ó sólidos, cuya mayor 
parte corresponden á los cuerpos orgánicos. Estos últi- 
mos han redbido el nombre de carburos dfe hidróge- 
no , mientras que se ha distinguido á los primeros ooñ 
el nombre de gas hidrógeno protocarbonado y de gas 
hidrógeno déutocarbonada ■ - ' 



Digitized by VjOOQIC 



ttÚmdGBNO PEOI^AEBONAIK). 115 

«jk» H»ll¿a£NO PaOTOCAasONADO Ó SEmCARBOKAPO 
í 
r ' {Pt&t^carbyro cU iddrógen^ gaseosa), 

',. Formcícíon natural y artificial ds esto gas. Esté ga< 
S4B Jbrma en muchas circanstandas aalorales y artifi- 
ciales. YjS ubo de los prodojCtos de la descomposicioB 
de las materias orgánicas ^ ya por el fuego , ya por su 
fermeatacioa espontánea* Se le halla principalmente 
' en el fango de los pantanos y de todas las aguas estan- 
cadas , la (pie ha hecho darle el nombre de gas kidró^ 
gem^ de los paútanos. Jamás se \e encuentra puro ; pues 
siempre e^ mezclado . con ácido carbónico y- ázoe, 
cuya proporción asciende de zo á i5 por loo en xo- 
lámen. Se le recoge fácilmente sumergiendo en el agua 
de los pantanos frascos colocados boca abajo llenos 
de agua , en cayo cuello se han puesto unos embudos 
anchos. Cuando se menea la vasija con un palo, el gas 
retenido por los restos de los vegetales descompuestas 
se desprende y va á parar á los frascos. 

£1 gas obtenido de este modo no es puro , pues 
contiene como hemos dicho gas ázoe y ácido carbónico; 
se quita este último agitándole con una leche de cal 6 con 
una disolución de potasa; se determina la cantidad del 
ázoe quemando una porción del gas por el oxígeno ; él 
que proviene de la descomposición Áq las materias 
orgánicas por A fuego está siempre mezclado con el 
hidrógeno libre que resulta de la descomposición de 
una parte del mismo gas hidrógeno carbonado y de 
cierta cantidiid de óxido de carbono. 

Según MM. Pellouze y Millón, haciendo pasar 
sobre barita anhidra ca1<tfitada al rojo oscuro alcohol 
absoluto , este líquido se descompone en ácido carbó- 
nico, que queda fijado á la barita, y en hidrógeno 
protocarbonado , isómetro al hidrógeno carbonado de 
los pantanos. Según ellos este gas está formado de 
C?H", y resultaria de la descomponcion 4e do» áto- 
mos d€ alcohol s«G*H"a' en €0'^C'H**. 



Digitized by LjOOQ IC 



116 HIDRÓGENO P&OTOCARBONAÜO. 

Propiedades, £1 hidrógeno protocarbonado es nú 
gas sin color, sin olor é insólabte en el ^aa ; su den- 
sidad es de 0,5590, y arde al aire cuando se aproxima 
una bujía encendida coa una llama amarillo-pálida, 
trasformándose en agua y en ácido carbónico. Se de- 
termina fácilmente los productos de su ccnabostion 
mezclando una porción de este gas con un exceso de ^ 
gas oxígeno en el eudiómetro de mercurio é -inflar» 
mando la mezcla por la chispa eléctrica. 

Cien volúmenes de hidrógeno protocarbonado e«i-- 
gen para quemarse completamente 300 volúmenes de' 
gas oxígeno, y de la combustión resultan looi- vólúmé*- 
nes de gas ácido carbónico; si admitimos con M. Ber- 
zelius que este último contiene \¿a volumen de oxíge^ 
no y medio volumen de vapor de carbono, se vuelve á 
hallar en este producto 100 volúmenes de oxígeno de' 
los 200 empleados; los otros 100 volúmenes 4^ oxí- 
geno han debido combinarse necesariamente con a 00 
volúmenes de hidrógeno para formar agua : de donde 
se puede concluir que 100 volúmenes de hidrógeno* 
protocarbonado están compuestos de 5o volúmenes de 
vapor de carbono, y de 200 volúmenes de gas hidró- 
g-eno que se han reducido á 100 á consecuencia ájt la 
combinación. 

En términos mas sencillos, que un volumen de 
hidrógeno protocarbonado contiene medio volumen 
de vapor de carbono y dos volúmenes de gas hidró^ 
geno condensados en un solo volumen. Lo que estay 
blece para su composición en peso: 

Hidrógeno.. 24-,83 4 átomos de hidrógeno. 

ó ! 

Carbono. ... 75,17 i átomo de carbono. 

KiOyOO 

\...-- ■■ """"~ ■ 

Su fórmula =CH^ 

EstadonaUtral Este gas je desprende naturalmenr* 



Digitized by VjOOQIC 



HIDRÓGENO DBüTOGARBONADOl 117 

te del s«io de la tierra eñ ciertos parajes y en algunas 
circanstancias. ScL presencia en las minas de carbón 
de piedra y su inflamación, cuando se mezcla con el 
aire contenido en las galerías, es la qné determina los 
accidentes que en otros tiempos experimentaban los 
mineros ,• y de que es taiL fácil preservarse , gracias á 
las ingeniosas investigaciones de sir Humphry Davy. 
Este- gas produce los fuegos naturales que se manifies- 
tan ea Italia en lá pendiente septentrional dé los Ape- 
ninos^ y que se aprovechan' en ciertas localidades para 
cocer la piedra, para hacer cal y aun para alumbrar 
las habitaciones. 

GAS HIDRÓGENO BfiUTOCARBONADO Ó mCARBOKABO 

{Bicarhuro de hidrogeno gaseoso). 

Descubrimiento, Los químicos holandeses qixe des- 
cubrieron este gas , le designaron al principio con el 
nombre de gas oleaginoso , porque es capaz de formar 
un compuesto de aspecto aceitoso reaccionando sobre 
él cloro. Se le ha de^minado después gas hidrógeno 
percarbonado , gas hidrógeno deuto 6 bicarbonado , por- 
que contiene exactamente doble proporción de carbono 
que la que existe en el gas precedente. 

Grcunstancias de su formación, JNo se halla éii la 
naturaleza , y es uno. de los resultados de la acción del 
fuego sobre la mayor parte de las sustancias aceitosas, 
grasas y bituminosas. En general las materias orgánicas 
que contienen mucho hidrógeno y carbono , tales co- 
mo las que hemos indicado anteriormente , suminis- 
tran cierta cantidad de él por la acción del calor. 

Preparación. Se le prepara en los laboratorios ca- 
lentando en una retorta provista de un tubo encorva- 
do propio para recoger los gases, una mezcla de cua-* 
tro partes en peso de áddo sulfúrico concentrado y 
una parte de alcohcd á 36^. Por medio de un calor 
suave el ácido sulfúrico reacciona sobre una parte de 
los elementos del alcohol; le quita á este todo su oxíge- 



Digitized by VjOOQIC 



1Í8 HIDRÓGENO DEÜTOCARBONADO. 

no y cierta cantidad de hidrógeno én las píx^rciones 
necesarias para formar agua , mientras que la porción 
de hidrógeno restante se une con el carbono para dar 
origen al hidrógeno deutocarhonado que se despren- 
de y se recoge ^n fraseos llenos de agaa. Pero al ter^ 
minar la operación es diferente la reacción , pues por 
la descomposición recíproca del ácido sulfúrico y del 
hidrógeno deutocarbonado , se forma agua , ácido sid- 
furoso, ácido carbónico y un depósito de carbón que 
queda en la retorta y da al líquido un color negro y 
le vuelve viscoso. Se purifica el ^as obtenido agitándc^ 
le con una clisolucion concentrada de potasa que ab- 
sorbe los productos extraños que se hallan en él. 
Puede representarse de este modo la reacción; 

Carbono. . . . oo 1 

SHidróg. bicarbonado. 
Alcohol^ Hidrógeno. . 0000)00. ... 

. • agua. . • . 
[ Oxígeno. *..o. « 



Acido scdfurico. 



Profdtdoá^, £1 hidrógeno deotocarbonado es un 
gas que no tiene color, es insípido y de olor *einpireu- 
mático ; su densidad es de o,g852 ; es impropio para 
la combustión y para la respiración; puesto en con- 
tacto con el aire y ün cuerpo inflamado arde lenta- 
mente con una U»ma blanca brillante , dejando dq>o- 
sitar un hollín negruzco sobre las paredes de las vasi- 
jas que le "Contienen. 

Aeami -del calórico. Expuesto á la acción de un ca- 
lor rojo abandona pocoá poco su carbono adquirien- 
do un votdmen de cada vez mas considerable, que es 
dublé del volumen primitivo cuando es completa la des- 
composición. Del mismo modo obra el fluido eléctrico. 

El oxígeno y el aire no tienen acción sobre e^e 
gas á la temperatura ordinaria; pero á uiüi temprara- 
^cura elevada le descomponen 'convirtiénd<^ en agua 



Digitized by LjOOQIC 



EIBEdfiBNO DEUTOGÁBBONAIK). 119 

y en ^dáo jcarbdnidQ. ]£a esta descomposidoñ la ex- 
Ifansion es tan repentina y tan fuerte que comun^ 
j^nte se rompen las vasijas en que se verifica, y ex- 
j^ndría 4 grandes peligros sino se tomasen precau- 
ciones rodeando las vasijas con un paño en mudios 
.dobleces. 

Según los experimeittos de Jül. Teodoro de Saussu- 
f^.el agua i la temperatura ordinaria puede disolver 

l^ rr partes de sa volúiv^n de este gas. 

loo 

AnáUsUde 0ste gas. Puede determinarse fácilmen- 
;te la c<Hnposic¡on del gas hidrógeno deutocarbonado . 
|Kir los mismos medios analíticos que hemos indica^ 
jdP) jes decir, por los resultados de su combustión en 
jiji eudidiyvHro de mercurio. La experiencia prueba 
^e iQo vejámenes de gas hidrógeno deutocarbonado 
absorl^oi para arder 3oo volúmenes de oxígeno y dan 
aoo volúmenes de gas ácido carbónico que contiene 
JOQ volúmenes de vapor de carbono y 200 volúmenes 
4e gas oxígeno. Para completar los 3oo volúmenes de 
oxígeno empleados, faltan 100 volúmenes de este gas 
,que para formar agua han debido combinarse con aoo 
volúmenes de hidrógeno. 

Por consiguiente este resultado nos permite concluir 
que 100 volúmenes de este gas están formados por 
jpo volúmenes de vapor de carbono y 200 volúme- 
1^ de hidrógeno, ó i volumen de vapor de carbono y 
;i volúmenes de gas hidrógeno condensados en un sedo 
volumen ^ ó en peso de : 

Hidrógeno. . i4>ao a átomos de hidrógeno. 

6 
Carbono. . . . 85,8o i átomo de carbono. 

.^^•^■■■^ • 

.1*00,00 

Su fórmula =:;CH«. 

Atmirado por el gas. £nla mayor parte de las 

Digitized by LjOOQIC 



120 HIMÓGBNO DBüTOCARBONAM. 

grandes eiadades se emplea para el alumbrada el gar 
hidrógeno deatocarbonado, en razón dé ser muy comi- . 
bastiblc y porque da una llama muy fuerte al quemar- 
se. Un ingeniero francés llamado Lebon fué el que lé 
áió esta feliz aplicación-; pero sólo en Inglaterra 
por primera vez se le empleó en grande para los usos 
económicos, y después se ha ' introducido eü Fran- 
cia. Se le prepara para este uso descomponiendo )^lr 
el fuego la hulla ó el aceite en aparatos destilatorios. 
Dichas materias dan enu^ otros productos una 'gran 
cantidad de gas hidrógeno deutocarbonado, mezclado 
con proporciones variables dé carburos de hidrógeno 
en vapor ; el gas extraido de la destilación del carboh 
de piedra contiene un acdte bituminoso, gas sulfhí^ 
drico, gas ácido carbónico y subcarbonato y sálfhi*- 
drato de amoniaco; y se le purifica haciéndole pa^ 
sar al través de agua que tenga en disolución sab- 
les de hierro ó de manganeso p2Mra deseom^ner (as 
sales amoniacales , y después por agua' qué tctiga 
cal diluida que absorbe los gases sulfhídrico y cai^- 
bonico. Cuando se le ha purificado de estd modd, 
se le hace pasar por tubos que le conducen á una grate 
campana metálica colocada en una cisterna llena de 
agua, de cuyo depósito ^conocido con el nombre dé Já- 
zómetro , sale el gas por tubos para distribuirle después 
á los establecimientos públicos y particulares. 

Gas portátil no comprimido, £n algunas fábricas 
se trasporta á las casas el gas no comprimido de^ 
pues de haberle encerrada en una especie de sác6s 
grandes de cuero. Después se le hace salir de ^tos re- 
cipientes por una ligera presión para introducirle 
por medio de un tubo efl unos gazómetros pequeños, 
construidos en las habitaciones bajas. 

El residuo de la destilación del carbón dé' tierra 
forma el coke, el cual se usa ventajosamente como 
combustible para los usos ordinarios y en las artes. 

El gas hidrógeno deutocarbonádo que se obtiene 
por la descomposición por el fuego de los aceites y de 
las materias grasas en general, les nnucho mas puro, 



Digitized by LjOOQIC 



CARBUROS BR HIDRÓGRNO. 121 

y fio^ necesita depararse como el qae se íextrae del 
learbon de piedra. 

Carburos de htctrógeno. Sé ha descabierto un gran 
número de estos compactos. Son gaseosos, líqaidois ó 
sólidos^ y se diferencian por las proporciones de car- 
bono c hidrógeno qae sa condensación mantiene re- 
unidos. Tres prodactos natarales nos presentan un 
^empló de estos carburos^ y son la parte sólida de la 
esencia de rosa , la esencia de trementina y el aceite 
de nafta. Estos prodactos solo están formado^ de hi- 
drógeno y carbono en las rd^ciones en que se hallan 
en el hidrógeno deatocarbonado. 

M. Faraday ha observado anos prodactos artificial|^s 
análogos, qae se forman por la acción del faego sobre 
las materias aceitosas y existen en estado de vapor en 
d hidrógeno déatocárbofiado qae proviene de ellas , y 
contribuyen á dar mucho brillo á la llama. Se' los 
■puede separar coando se reduce el gas por la compre- . 
-sion á la octavái parte de su vohimen. Al principio se 
hizo esta observación en los recipientes metálicos 
en que se habia comprimido este gas para trasportarle. 

Protocarburo líqúidó. El producto líquido que' se 
obtiene en estas circunstancias no tiene color ó es muy 
• ligero , y tiene un olor á aceite quemado; según M. 
IFáraday contiene tres carburos mezclados que se aislan 
á temperaturas diferentes. El primero se extrae desti- 
lando el liquido á la temperatura de la mano, y con- 
deniB^ndo él vapOr que resulta en un tubo rcfdea- 
dn de hielo machacado y sal coiftmii Es líquido á— i8; 
«u densidad es de 0,61^7, hierve á algunos gradds so^ 
bre cero bajo una presión media, y se trasforma en 
un gas sin color, combustible, de una pesantez espe-r 
cííica igual á 1,9260. Su coqiposicion es C'H*. 

Sesquicarburo líquido. El segundo se extrae del resi- 
duo calentándote hasta -h8o á-f-gó. Está mezclado 
con bicarhuro de hidrógeno. Enfriando esta mezcla 
á — 18, se solidifica el bicarburo, y el otro car- 
buro permanece líquido conservando en disolución una 
peqaena cantidad del primero. Al carburo iñt^ínedio 



Digitized by VjOOQIC 



122 GAftB|7K09 PB 9i0^<)GBNO. 

entre el priinero y el bicarlmro , se designa con el 
nombre de sesqaícarbaro de hidrógeno , palabra que 
expresa que contiene media proporción de carbono mas 
q|ie el precedente. No tiene color , es liquido aun á 
-r-|8; s^ densidad es de a,86o y entra en eboUicion 
4 ■+• 85®. Sn composMÍon !es==CW. 

Bic&rburo liquido, £1 bicarbq«ro de hidrógeno es an 
lívido trasp^ente , sin cqlor y de olor empireiun^- 
dco; sa densidad es de Oy&So; expuesto á cero cñstar- 
^a y se reúne en una masa seca y dura y quebradi- 
9^ á — 18; entra en fusión á-4-5,S, !y hienre á-*- 
85,5. Su composici(»i es=Cl']ft'. 

£1 aceite dulce de vino obtenido por la reacción 
del ácido sulfúrico s(^re el alcohol es también un car- 
Jmro de hidrógeno de proporciones de&Gudas , como lo 
han probado los últimos experimentos de MM. Heor- 
lael y Sérullas. 

NaJtaUna ó carbura soUio, Sucede lo mismo á 
jia sustancia blanca , sólida, que se s^ara destilan^ 
do la brea obtenida por la descomposición de la hor- 
naguera. £sta sustancia, designada con el nombre 
de naftalina porque es idéntica á la qiiie resulta de la 
descomposición al fuego del aceite de nafta, e$ un Tier- 
dadero carburo de hidrógeno que contiene mas carbo- 
no que los precedentes. Este carburo es sólido á la 
|emperatui*a ordinaria, de olor ligeramente aromático, 
suaye, untuoso al tacto y cristaliza por sublimación 
en heroQiosas láminas romboidales^ expuesto á la acción 
del calórico, se funde á-H82® y hierve á cerca de-4-aoo. 

Con^sicion, La análisis que ha hecho M. F^aday 
prueba que está compuesto en ico part^ de : 

Caijiono 93,76^ 5 át. de carÍK)no 

BUdrágeno. . . 6i,2^ 4. át, d^ JWdinígfino 

íipOjpO 

Siufdri»fda=PB*. 



Digitized by VjOOQIC ' 



GAIRBÜROS PE HIDRÓGENO. 123 

Aúcian del cdre sobre el carbono. Él carbón no tie- 
ne Dingana acción sobre el aire á la temperatura or-- 
uñaría; el que {H*OYÍene de las materias vegetales y en 
razón de sus poros , a^orbe cierta cantidad de él así 
4X>mo nna porción del vapor de agua que contiene; 
pero se los paode hacer desprender por medio del 

Calentado el carbón hasta el rojo al contacto del 
aire , arde apoderándose del oxígeno y se trasforma en 
^ks ácido carbónico si el aire está en exceso, y en gas 
dxido de carbono si predomina el carbono y si^s eleva- 
da la temperatura. La presencia del gas ácido carbó- 
finco ^en cierta proporción en el aire prodnce las asfi- 
xias ¿ q«e están expuestas las personas qoe rehiran 
«m afire encerrado en nna habitación pequeña en que 
46 ha quemado carbón durante cierto tiempo. Por es- 
ta razón <sSenipre se debe tomar la precaución de de- 
]z3C salir los productos de esta combnstion estableciendo 
corrientes de aire én todos los puntos en que haya 
combustión , á fin de evitar estos accidentes que se re- 
aten con demasiada frecuencia por semejante descuido. 

AccixmdA agua sobre d cwbono. £1 agua no tiene 
acción sobre íA carbono á la temperatura ordinaria; 
pero á nna temperatura elevada se separan sus dos 
elementos y se unen con el carbono para formar gais hi- • 
drógenaproto-carbonado, gas ácido carbónico ó gas óxi- 
do de carbono , según que el calor es mas ó menos fuerte. 

Se comprueban fácilmente estos resultados colo- 
cando, en un tubo de porcelana pedazos de carbón eal- 
-amados, y adaptando á uno de los extremos una re- 
itorta feqiiená que contenga agua , y al otro un tubo 
eiusonrado que vaya á parar debajo de frascos llenos 
•ie agcia. Si luego que ú tubo está calentado hasta el 
-ipojo, se hace pasar agua en estado de vapor ál tnavés 
-dél'carbon hedió ascua , inmediatamente se descompo- 
ne el agua y se recogen en los fraacos los ^aaes qm de 
^aqui provienen. 

SeforwBOLn los mismos ^productos echando poco á 
focB agoaaidMte .nna masa üe ascuas; pero comose 



Digitized by VjOOQIC 



é' 



124 COMBUSTIÓN, 

desprenden en el aire , arden él hidrógeno prolocar- 
bonado y el gas óxido de carbono que se han formado»^ 
y> contri})ayen á activar la combustión del carbón. De 
este modo se explica muy bieu por qué los berreros^ 
acostumbran ecbar pequeñas cantidades de agua en 
el fuego, cuando quieren producir mas calor. 

De la combustión. Se ha dado el nombre de cóm- 
'bustion á este fenómeno, que se verifica comunmente 
con desprendimiento de calórico y de luz , y que acae- 
ce siempre que se queman al aire las sustancias com- 
bustibles. 

Durante mucho^ tiempo se ha ignorado la teoría de 
este fenómeno. Se habi'a supuesto que los cuerpos conte- 
nían un principio inflamable que dejaban desprender 
cuando se quemaban , y á cuyo principio los antiguos 
daban el nombre de flogístico, Pero luego que fué co- 
nocida la composición del aire, no se tardó en cono- 
cer qué oficio desempeñaba en la combustión y la parte 
activa que tomaba en ella, pues á consecuencia de expe- 
rimentos exactos demostró Lavoisier que en este acto 
el oxígeno del aire se unia siempre con los cuerpos 
para trasformarlos en nuevos productos, y que el ca- 
lórico y la luz que se desarrollaban á consecuencia de 
jesta combinación resultaban de la aproximación de las 
* moléculas que se combinaban. 

Por consiguiente , por lo que acabamos de exponer, 
se puede definir mas exactamente la combustión de 
los cuerpos en el aire: un fenómeno en el cual el oxí- 
geno se combina con los cuerpos. Luego como en la 
mayor parte de las combinaciones químicas hay emi- 
sión de cajórico y de luz , es fócil concebir hasta cierto 
punto cómo se desprenden estos dos fluidos durante la 
unión de los cuerpos entre sí. El calórico que estaba 
esparcido entre sus moléculas se vuelve libre y sensi- 
ble cuando se aproximan, y á cierto grado puede lle- 
% gar á ser luminoso. 

Calórico y luz desprendidos. Con todo, la cantidad 
; de calórico y de luz que se desprende en lá produc- 
ción de este fenómeno duende de machas causas : de 



Digitized by VjOOQIC 



COMBUSTIÓN. . 135 

lía.afi!i^dad de los cuerpos con el oxígeno,* del estado 
del cuerpo combustible, del estado, del oxígeno y del 
xlel cuerpo que resultará de la combustión. Además de 
testas causas, es necesario consi<]|^rar también la capa-t 
cidad para el calor de los cuerpos puestos en presen- 
cia unps^ de otros y la del compuesto que resultará; 
porque isiicede frecuentemente que los compuestos tie- 
nen, itaxita capacidad para el calórico como sus princi- 
pios constituyentes. £n este ca^ no es posible explicar 
el desprendimiento de calórico y de luz. durante la > 
CQfmbiisti<m según la teoría admitida por Lavoisier; 
pero «e halla fácilmente su causa én el diferente esta- 
do .deotdco de los cuerpos, que se combinan. Según 
M. í BcFzeliés , en «1 momento en que se unen dos. 
cuerpos ae hallan en dos estados de electricidad ppués- 
tos:^.y: la mayor parte del calor y de la luz que se des- 
prende en este fenómeno debe atribuirse, á ia combi- 
nación} de estos dos fluidos qué existián separadasaentc 
en los cuerpos. 

.Cantidad de calórico que desprenderi los cuerpos al 
quemarse* Va^rían mucho las cantidades de calor que se 
desprenden por la combustión: al ake de los diver- 
sos cuerpos cdmbu^bles simples y compuestos; los ex- 
perimentos de Lavoisier y de Laplace han establecido 
que uiía grama (20 granos) de estos cuerpos al que- 
marse pueden comíunicar á una grama (veinte granos) 
de agua la siguiente elevación de temperatura: 



Hidrógeno poro. . . . 284.00 grados^entígrados. 

Fosforo... ... . . 7500 14 

Carbón. • . . .... 7226 Id.' , 

Aceite común. .... 1 1 160 Id. 

Cera, blanca. . . . io5oo Idv 

Sebo. . ... 7186 Id. 

Según Rumford, 

Nafta. ,..;.. 7338 íd. 



Digitized by VjOOQIC 



1% TBORf A M LÁ LLAMA. 

Akohol paro á ^.29* . 619$ grados cénUgradoí. 

á33. . . 5261 Id. 

Éter sulfúrico. . . . 8o3o Id: 

Palo de encina. . . «. 3i46 Id. 

La intensidad del calor qae '^ desarrolla por la 
combnsfion del hidrógeno ha obligado nataralmeoite á 
hacer oso de este gas para producir temperaturas may 
elevadas , k las cuales se ha sometido un gran niimero 
de caerpos. Así se ha llegado á fandir peqdeñas can-^ 
tidades de todas las sustancias minerales refractarias al 
calor de las forjas ordinarias , exponiénidolas á: aii chorro < 
de la llama producida por la combustión de uña mez=« 
cía de hidrógeno y oxígeno en las proporcioiies nece*-' 
sarias para formar agua. Sobre este principio se ha^ 
construido el soplete oxi-hidrogenado de Newmann*. 
Este aparato consiste en un depósito metálico en el 
cual se ha comprimido ligeramente una mezcla de doS' 
volúmenes de hidrógeno y un volumen de oxígeno;- 
para impedir la inflamación vde esta mezcla , el gas 
tiene qae salir por un tubo de 76 milímetros de 
largo por o,3 milímetros de diámetro que seaña^ 
de á un cilindro de cobre en el cual se ha co-* 
locado cierto niimero de telas met^^as muy dd** 
gadas, para evitar, según el principio descobierto 
por Davy, la trasmisión de lá llama al depósitoi 
Esta adición necesaria liberta al operador de las ex- 
plosiones tan peligrosas de esta mezcla. 

Teoría de la llama. La llama es una porción de la 
materia combustible que se ha evaporado ó ix>nver^ 
tido en gas y que arde al contacto del aire. . Su «1- 
/eTi^icbJ depende del producto que resulta de la 
combustión. Cuando este producto es un gas 6' uá 
vapor, la llama es poco intensa, como socedcí en la 
combustión del gas hidrógeno ó del azufre, mientras 
que es mas ó menos viva ó brillante cuando se que- 
man el fósforo y el zinc En este ultimo caso itíendo 
fijos el ácido fosfórico y el óxido de zinc que provie- 
nen de esta combustión , se precipitan en el interior 



Digitized by LjOOQIC 



TEbftfA B* rA ItAMA. 127 

ÁclsL llama, adquieren una temperatara elevada y se. 
vuelven laminosos. 

£1 resplandor de la llama del gas hidrógeno bi- 
carbonado y el de las materias aceitosas y grasas, 
proviene de una porción de carbono que se preci- 
pita momentáneamente en la llama ^lo cual se puede 
probar colocando en su cono de luz un cuerpo frió 
que inmediatamente se «nbre de negro de humo. 

Toda materia combustible , simple ó compuesta, 
no puede inflamarse sino después de haberse evapora- 
do ó convertido en gas ,' y de haber llegado á cierta 
temperatura que varía según la naturaleza de la 
sustancia. Así no puede verificarse la combustión del 
aceite, de la cera y del sebo sino después de haberlos 
calentado para descomponerlos y trasformarlos en gas 
Combustible. Las mechas de algodón en las lámparas, 
en las bujías y en las velas llenan dos objetos : deter- 
minan él ascenso dé la ítiatetia combustible entre el 
intervalo de sus filamentos ; y por el caloc^que se des- 
arrdHá por Su combustión , ocasionan la descomposi- 
ción del aceite y del sebo liquidados que se ha- 
llan allí # . 

Capas de gas que componen la Boma, Si se examina 
€óú atención la llama de una bujía 6 de una vela se 
observan müclias divisiones desiguáfes entre las cuales 
se pueden distinguir cuatro. La figura siguiente re- 
l^se^ta exactamente la Udma de una vela abandona- 
ba á si tnisma. 



Digitized by LjOOQIC 



128 



TEORÍA DB LA LLAMA. 




Se percibe primero ien sa tase ana parte pequeña áe 
color azul claro (o o), qae se adelgaza á medida que 
se separa de la mecha, y se confunde con la superfi- 
cie exterior de la llama en el pi^nto en que esta se ^le-^ 
ya verticalmente. En medio de la Ikma hay un espa-, 
CÍO' oscuro que se distingue fácilmente al través de la 
porción brillante que le rodea. JQpe espacio contiene 
los gases emanados de la mecha que no pueden arder 
por no hallarse en contacto con el aire. Al red^pr , 
de este espacio se j^Ua la parte b^iUanti; de la lla- 
ma (a) ola llama propiamente, dicha; por fi|íi, en la 
parte mas exterior á esta, mirando con atei^cipn, se 
percibe la última parte (b) poco luminosa; en esta 
parte exterior es donde concluye la combustión del 
gas y donde el calor es mas intenso. Se comprueba 
esto fácilmente sumergiendo un alambre delgado de 
platina en las diversas porciones de la llama ; pues se 
ve que el punto en que es mas viva la combustión del 
metal se halla situado en los confines de la llama bri- 
llante y en la capa mas exterior. 

Se consigue distinguir las diversas partes de la 
llama, cortándola por un tejido muy fino de alambre 
de latón. Esta sección demuestra que la parte mas 
intensa de la llama es oscura y no luminosa, mientras 



- Digitized by VjOOQIC 



TBOBÍA BE LA LLAMA. 129 

qae las. partes qae la rodean se hallan esk eompleta 
cbmbastion^^ • 

Condición para que subsüta la llama. La Uama de 
las materias combustibles solo puede subsistir bajo 
ciertas temperaturas, pues se apaga iomeáiatamente que 
existe alguna causa capaz de producir el enfriaj^ien- 
to* En efecto, sucede esto cuando se sopla una bujía 
encendida ; el aire frió que se dirige sobre la llama ya 
con la boca 6 de cualquier otro modo, baja bastante la 
temperatura, para que no pueda arder ya la/ mezcla del 
gas con elaiife. 

Acción de los cuerpos conductores sobre la^ llama. Ijos 
cuerpos sólidos, mas 6 menos- buenos. conductok-eS, 
puestos en contacto inmediato con la llama, absor- ' 
be'n bastante calórico para detener la combustión de 
las partes del gas que tocan. £st<> es lo que resulta 
de uo experimento de Davy. Cuando se quiere hacer 
pasar la llama de uiía materia poco combustible tal 
como la^ del gas hidrógeno protocarbonado , al través 
de un tubo estrecho de vicjfio de tres milímetros de 
diámetro , el enlriamiento que determina el contactó 
de las paredes basta para impedir toda comunicación 
de la llama al través del tubo. £s mas marc^áó este 
efecto cuando se hace uso dé tubos metálicos , mejores 
conductores; del calor que el vidrio« Una lámina del- 
gada de metal horadada por agújeriios ó un tejido ^ner 
tálico impide también por las^misnj^s ra(zoi|eSii^^ se 
trasmita la llama. -. .; > ; . 1 

Estas primeras observaciones han sido el .origen 
de uñ descubrimiento tan importante como brillante. 
En este principip está fundada la lámpara de seguri- 
dad de los mineros , inventada por Davy , y que se 
usa con el mas feliz éxito en la explotación de las mi- 
nas de carbón de piedra , para oponerse á la inflama- 
ción del gas hidrógeno carbonado que se desprende 
de ellas. 

Los numerosos accidentes que acaecían en ciertas 
minas de carbón de piedra dependían de la explosión 
de este «gas mezclado con el aire, cuyas consecuencias 

TOMO 1. 9 

Digitized by LjOOQIC 



130 teoría de. xa llama. 

^ocasionaban la 'muerte de un. gran númérd de obreros. 
ÍjOs amigos de la humanidad ansiaban ver* un térmi* 
no á este azote devastador , cuando se «upo que en In- 
glaterra, (en i8i3) perecieron en menos de un ins-« 
tan te cien obreros mineros ; ya se puede formar 
idea de la miseria en que este terrible accidente sui¿id 
á mas de trescientos' individuos que coniponian sus 
desgraciadas familiar 

Lámparas de seguridad. Partiendo de los experi* 
mentos sobre la no trasmisión de la llaina al través de 
los tejidos metálicos, Davy tuvo la feliz idea deí rodfear 
por todas partes una lámpara común de una caja ci- 
lindrica formada por un tejido metálico. Según lo que 
hemos expuesto mas arriba , se concibe que el gas iticizH 
ciado con el aire podria introducirse al través de la« 
mallas del tejido al interior de la lámpara l¡ inflamarse 
por el contacto de la llama , pero jamás podrá propa-^ 
garse la combustión al exterior. Esto se puede comprar 
bar fácilmente sumergiendo semejante lámpara encen-- 
dida en una atmósfera de gas hidrógeno protocarbona- 
do mezclado con 7 á 8 partes de aire. La llama' infla- 
ma la pequeña .cantidad de gas que penetra en el inte-- 
rior de la caja, pero no se inflama ninguna porción d« 
las que se hallan al exterior. ^ 

Estas lámpara», que á catísa de esta propiedad se 
las conoce con elUombre de lámparas de fegurídad 6 
lámparas de los mineros, en razón de su uso, est^n 
formadas como se ve en la figura: 



Digitized by LjOOQIC 



TfiOaiA k>B L\ UAMA. 



131 




i.^ de ttn depósito A de laion que coMienc aceite; éste 
depósito tiene un agujero muy pequeño cerca del porta 
mechas, por el cual entra ajustado ui) alambi'e encor- 
vado por arriba para acomodar y disponer convenien- 
temente la mecha: 2.^ de una caja cilindrica JJj forma- 
da por únantela metálica de alambres de hierro de 
0,5 milímetros de diámetro, que tiene cerca de 62 5 
aberturas por 16 centímetros cuadrados : en su véVtiee 
se coloca una tela metálica doble que se atornilla muy 
(exactamente sobre el depósito de aceite- (v^ise la fi- 
gura siguiente). 



Digitized by LjOOQIC 



.13^ TEORÍA DE U4 LLAMA. 



Es fácil concel^ir I^ ven^aya de jsemeja^ie^.UfTfpa^^»^ 
el trabajo de las mípas. . ' • >!;,<'vj,. 

Davy ha descubierto también, otro r^sultado^. po 
menos carioso qae importante al hacer sus inv.^tig^cio- 
ncs sobre la llama, y sobre el grado dé coipbastibilidad 
d,e las mezclas de aire y de gas de la hornaguera, jR.e- 
conocj^) que sumergiendo pu esta mezcla explo^iya un 
j^ainbre de .platina de 9,4. milímetro^ de á^ánfíeim y 
calentado hasta el jojo , se mantenía en este; estadp ^u,- 
.rante muchos, minutos á «consecuencia, 4^. la conibusr 
tion sin llama que se veriñcaba al rededor de él, Se 
consigue el- mismo efecto introduciendo el mismo 
alambre, enrojecido al fuego, en una mezcla de va- 
por combustible y de aire. Se comprueba fácilmente 
esta propiedad poniendo en un vidrio algunas gotas 
de éter, y sumergiendo en la mezcla de su vapor con 
el aire un alambre de platina calentado , semejante al 
primero. Se observa que se vuelve 'rojo blanco y se 
mantiene á esta temperatura mientras existe •en el vi- 
drio suficiente cantidad de vapor y de aire. 

Lámpara sin llama. Fundándose en estos princi- 
pios, Davy ha colocado encima de la.mecha de la lám- 
para de los mineros un alambre espiral de platina que 
en ciertos casos puede permanecer enrojecido aunque se 



Digitized by LjOOQIC 



TEORU DE L4 ItiiMA. 133 

apagaela llama, y producé I)as^nte claridad para 
goiiar al obrefro en la oscuridad. 

• Sé demaéstra también esta propiedad fijdlido en la 
mecha ele una lámpara de espíritu de vino x¿n alam- 
bre de platina de o, 2 5 milímetros de diámetro, ar- 
rollado en espiral, cuya mitad se arrolla al rededor 
de la mecha y la otra se eleva encima de ella (vca^ 
f c la figura siguiente). 




Si después de haber encendido la lámpara durante 
algunos momentos .para calentar y enrojecer la pla- 
tina, se sopla la llama, queda enrojecido el alam- 
bre sin producir llama y conserva esta temperatura 
mientras la mecha permanece introducida en el al- 
cohol. A esta lámpara particular se ha dado el nom- 
bre de lámpara sin\llamq,y y puede servir de lamparilla 
cuando se quiera , pues la claridad qut» da el alambre 
de platina es suficiente para ver la hora durante la no- 
che aproximándole un reloj. 

E^buteüm dd la intensidad délaltíz déla llama de 
los di/persoe combustibles. En ciertas circunstancias hay 
necesidad de medir las intensidades proporcionales ée, 
dos 6 mayor número de luces ; para conseguir este ¡ob-^ 
jeto hay ñn « medio muy sencillo , el cual «onsisté en 
cblo^r los do» cuerpos fuminósos á a d 3 decíme- 
trósí(ft,6ó 12,9. pujl^as) uno «de otro, ^ y á la dis^ 
tanda <de un metra 5o centímetros (¿5 pulgadas) 
de una pared blanca. Se fija cerca de latipared uña 
carta que hari dos nombras, una natas' oscura por 
intercef tarse la luz mas clara ^ y otara tóas- ligera; 

Digitized by VjOOQIC 



134 . CLOR©* 

por iater<^ptar5e la )a?i m»a oseara. Enfoncea $e 
aproxima á la carta la luz mas débil, basla que las io¿ 
sombras hayan adqamdo la Bodsmia iiilensi4)ad, lo 
que^.paede juzgarse bacante' bien á la^ cumple viir 
ta. Caando se ha timado i este punto se miden laa 
distancias respectivaí» de las dos lucei basta la pared, ( 
y se eleva -al cuadrado kns números bailados ; U rda-*S 
cion de estos dos números es la de la intensidad denlas 
dos luces. Ejemplo i si se colocan- la llama" de una 
lámpara de Cárcel y la de una bujía á las distan- 
cias ' de 5 y 2 metros par^ producir dos sombras 
igualmente oscuras , las cantidades relativas, de ía& 
luces emitidas están entre sí como los cuadrados 
de 5 metros y de 2 metros, es. decir ::25:4; 
ó::6:i,25. ' ' 



CAPITULO Vllt 

• €LORO. . . 

SU EXTRACCIÓN. SUS PROPIEDADES. COWBIÍIACICÍííES COIC , 
EL OXÍGENO, ^EL HIDÍiÓGENO , EL CARBONO X ¿í* • 
HIDRÓGENO Í)EUTOqARBONADO. , ,V .,. 

Descu6rímien$^ M -tioro , euyo descubríwttenió de- 
bemos á Sicheek^, qoímico sueco, fiiié distinguido^coma^ 
gasparticalar en 1774, y designado entonces con ci; 
noHibre de áeido inaríno d^ogisticoio^ 

&noninM antigua^ M. B^rtboll^ le dio 4espuí^s ^\f 
nos^^re de áddo ukuriátieo- oxig^Mdo , p6i?que sé le <3on* \ 
iñder^ durante nmcko tiem|;o ^&tíKk un.cómpN&<^^ de. 
ácido muriático y ongevo: por ültii»Oy algunos ;i}«f^^ 
micos le Uamaroa gfts^ ojumuriático, ' . : \ > 

MM. ^ray-Iiussac y.Thenar4 anantíardnien^'x/do^ 
que todos los fendmenoi que preienuba el gas^muriá.^ 



Digitized by LjOOQIC 



GLOilO; Í35í 

tíeo oxigenado en contacto con los cuerpos podrían ex- 
plicarse suponiéndole un ser simple 6 un elemento^ 
particular , y que el oxígeno que se desprendía en al- 
gunas circunstancias provenia del agua que contenía^. 
Algún tiempo después se sostuvo y se probó victorio- 
samente esta hipótesis por los experimentos de Davy;. 
por consiguiente este último propuso darle el nombre- 
de doro, palabra derivada de X^Af^t^jeráe amarillen- 
to i á causa de su color particular. ' 

Estado natural, £1 cloro no existe en la naturalézaf 
en estado libre, y se le baila unido con muchos, 
metales y prineif^al mente con el sodio. Esta combina- 
ción constituye la sustancia conocida vulgarmente conr 
el non^bf e d^ sal marina, á la que se considera en la. 
actualidad como formada de cloro y sodio. Este clqru- 
90 se halla, fsn estado sólido y disuelto en el agua de 
mar y en ciertos, ipanantíales salados; en el primer 
estado fomm la sal gemma, 6 natwa^ que se halla en 
j^mudaocia en alguAps.paises. , 

E'xiruccum del cloro. Puede obtenerse fácilmente 
di clqro por la reacción de i^ucbos de sus 'compuestos. 
Bn los lab/CM*atorios se 1^ extrae por dos procedimien- 
tos diferentes. . . 

Primer procedimiento^ El procedimiento mas usado 
consiste en poner en un matraz pequeño terminado por 
un tubo encorvado- que va á*introducirse debajo de la 
taba de agua , como se vé en la figura siguiente , 



Digitized by LjOOQIC 



136 



CLORO. 



Í Oxígeno 
Mang. I 



Protoclorura de manganeso 
formada 



Digitized by LjOOQIC 



G1:0110. 1^ 

Segundo procedimiento. Por este procedimiento, 
qae es mas económico , se extrae el cloro de la sal ma- 
rina. Para esto se mezclan íntimamenfe en un mortero 
de hierro 3 partes de sal marina (cloruro de sodio) 
y ana parte de peróxido de mangatneso. Guando se ha 
hecho esta mezcla se la introduce en un gloho de triple 
capacidad y se vierte en eltappco apoco, agitando, dos 
partes de ácido sulfúrico á las cuales «^ añade otras dos 
partes de agua. Por la acción de un calor suave resiilt^ 
un desprendimiento ahundantig de gas cloró , y por pro- 
ducto fijo protosulfato de sodio y protokulfato de man- 
ganeso. He aquí cón^o'po^e doncehirse esta reacción: 
el agua que se añade al ácido sulfúrico se desconlpone, 
su oxígeno ohra sohre el sodio para hacerle pasar al 
estado de protóxido de sodio , que se une con una parte 
4el ácido sulfúrico , y su hidrógeno .convierte el cloro 
én ácido clorhídrico. Este último se descompone á su 
vez por el peróxido de manganeáo, y una parte del 
oxígeno de este último ohra sohre todo el hidrogenó 
del ácido, de donde r^ulta cierta eantidad de agua, 
cloro gaseoso y protosulfato de manganeso que queda 
mezclado con el protosulfato ¿e sodio. 

Reacción atomística. Figura que representa la reac- 
ción. • ' ' '^ 



Digitized by VjOOQIC 



138 CLMO* 



tCL a« , , *. :i . 

íClaseileipr. 
Sod.1. . wAcelor«< 

: • , Ihí. X 



ÍHidr. a. . . 
•:. . . .sosa 



VProtdx.. 
g* i. yi .- • 



. .agua 
for- 
ihada 



.3al£ ¿aflosa formado] 



;i 4t 4<kmiífur. 






Qc^osiitfato d« ; ma^f a39QM> formado* 

Propiedades del gas c!ort>. El doro es an^as amarillo 
verdoso, de olorfaerte y desagradable, desabor acerbo 

?' estíptico; sn densidad es de 2y42i6.EsÍ2npropiopara- 
a combastion y par^ la respiración. Cuando se su- 
n^erje dentro de él ana bujía encendida , la llama se 
vuelve pálida y se agranda, toma un tinte rojo y se 
apaga después. Respirado en pequeña cantidad, este 
gas ocasiona una sensación de estrangulaxiony constri- 
ñe el pecbo, y produce un verdadero catarro nasal; 
introduciendo mayor cantidad de este gas dentro de 
los pulmones determina la hemoptisis y por consecuen- 
cia la muerte. 

Acción del cloro sobre hs colores vegetales y amma-- 
les, £s muy notable la acción que ejerce el cloro sobre 
las materias colorantes vegetales ó animales , pues des- 
truye á todas y les quita el color : es fácil comprobar esta 



Digitizfed by LjOO^IC 



CLoao. 139 

propiedad. y^triiep^o tiíjitüra ^ girasol-, tii^u coman ó 
caalquier p|ro líq^aido de color dentro vde. un frasco 
que coDj^enga cloro. £1 pfso atomístico d^ cloro, de- 
ducido de sa densidad, es de =22 i,3a6. 

Liquidación del gas cloro. Según la observación de 
M. Faraday, expuesto el cl^p á una presión fuerte f 
á una tf^mperatura l^aja, se liquida; en este estadp. es 
muy fluido y de color amarillo cetrino ; su densidad, 
comparada. con la del agua, es d€f;]C|33 \ es tan Tolátil 
que tajo la presión ordinaria vuelve á tomar inme- 
diatamente su estadq gaseoso» 

jáccion ^del calórico y" de hi electricUjUíd. El ca\prico 
y la electricidad no tienen ninguna acción sobre el 
cloro seco; pero cuando e^tá húmedo,, se trasibrma en 
ácido clorhídrico por la descompo^cion del agua en, 
vapor qti^; contiene. : 

Descojíiposicfaa (fel agua por ef cloro, P^^ra ^ compro- 
bar este resultado^ coloca eja i^n horno de reverbero 
un tubo de porcelana que termina en dos tubos por 
nina de sus extremidades , y, por la otra comunica con 
un tubo encorvado que se introduce debajo de un bar- 
reno lleno de agua, (Véase la figura.) 



;^ "pone en e^ntiunjcáciott el tuitMi de poireeiana por 
lina pa|!te coo una tietoKta ficquena medio llena de '^■■ 
agoa^ yparlaotara con «aapí^ato de que scidespren- 
llá cl6ro. Si, deapuea^de habw enrojecido el luho, 

Digitized by LjOOQIC 



mero en el primer frasco que contiene un poco de agua 
para laváfrlé y quitarle -el' ácMooliarbídrioo ^jue podría 
Hévar consigo. Despufe^ 4e eártá iocicftt va á ^arar al 
fbndo.deungran frasco ilqttoi «asi entei*amente de agqia 
fria, á lá cual se^nserv^^siá temperf^tufa pirt medio tó 

Digitized by LjOOQIC ' 



GM>RO. ; 141 

paños mojados. J£l ex^ceso íe gas qi|e no puede di- 
solverle, en el agaa se pierde por una chimenea por 
niedio de un tubo ; si se quisiese^ se podrid Syumergirle 
en el agua de otro frasco- . 

Disolución. íicuosa de floro. Preparada de e^te modo 
la disolución acuosa de cloro , tiene el color y el olor 
característico del gas y la misma acción que él sobre 
las materias colorantes. Expuesto á un frió de 3 
á 4 grados bajo cero , se forman cristales laminosos 
de color . amanllp .cetrino^ que son una y combina- 
ción qn proporciopes definidas de agua y cloro (hi- 
drato ^e cloró). Estos cristales contienen cerca de 

las — — de su peso de agua. Son permanentes á la 

ICO 

temperatura en que se batí formado, pero se fundía 
á -f-2Q y se convierletn en líquido, ídejan4o^ despren- 
der con efervescencia una parte de su cloro. 

Acción 4e 'la k^z s^e la disolución 4e cloro. Cuan- 
do se expone á la accipn directa de la lu* solar un^ di- 
spludon de^as cloro en agua, resujjtan fé^óme^Q^ aí^á- 
logos'á los que hemos descrito anteriormente al hablar 
de la acción de este gas sobre el agua á íina tempera- 
tura elevada. Se observa primero que pierde poco á 
poco el color , deja desprender pequeñas burbujas de 
un gas que presenta todos los caracteres del oxígeno , y 
que á medida que s^ altara de este modo , pie\r40 todas 
StXj^ propiedades y se; trasf^rma en.uri líq]uid|0 ácido 
^9 colpif. En esta circunstancia se/ descompone tam- 
bién el a^ua; su hidrógeno «e une con una parte,» del 
cjera paita f formar ácido d^rhídrico que queda, disuel- 
to ,Mii©Plras que el oxígenq sfe divide en dos partes: la 
una se despnende en estado de^ libesrtady y lar otra se 
combina con una parte. del cloro y constituye el áci- 
do dórico, que se halla en el agua mezclado con d áqir 
dp clorhídrico* » ' 

Se presentan los mismos fl^nómenos por la acción 
de la luz difusa , pero mas lentamente. Por e^a ra^n 
^n l^s laboratorios hay precisión de con/scírvar esta di- 



Digitized by VjOOQIC 



Í42 ÁCIDO ÍIIWCLOROSO. 

solución ial abrigo de la laz\ pónléñáola eii tt* paraje 
escaro , 6 lo qae es preferible , cubriendo con papel 
negro ó con una capa de coter' negro toda la superfi- 
cie del frasco que la contiene. Para conservar esta son 
muy convenientes frascos de tidHo negro. 

. GOMBINACIOI^S OXIGEÍf ADAS DEi;i CXOaO. 

^ Cortfftue^toi desdoro con d oxigeno. En lá actualidad 
se conocen (Cuatro combinaciones- del cloro con el'oxí^ 
geno, que se designan coi^ lois nombres ^guientes: 
ácido hipoclorosOj ácido cloroso ^ ácido dórico y ácido 
perclórico, ' * 

En estos diferentes grados de otidacion la relación 
<de los elementos es tal qde dos volúmenes dé cloro ga- 
^seoso se- combiáan CQn 1,49^97 "^ol^n^cnes de gas 
oxígeno. 

No puede obtenerse directamente niiígutio de estos 
compuestos, )r su formación jsü. verifica en las circuns- 
tancias que ñvencSonaremos al hablar de cada uno de 
cllo^.' ' ** 

ÁCIDO mPOCtOROSO. 



El ctoro presenta de particular entre lo4 demás 
«cuerpos simples, que su primer gradó dé oxidación es 
un ácidb débil. M. Ber&^u^*ka sido el^'priritfero btfe 
ha emitido su formación cuando se hace pasar clo- 
ro á la temperatura ordinaria al través de las disola-- 
ciónes débiles de tii^ido de potasio, de sodio, de calcio y 
de Otros Óxidos hidratados 6 diluidos «n água.^ 

' M. Balard ha llegado á aislar estéf ácido j á deter- 
minar sus projf^iedades y su composición por los expíe- 
rimentos que ha emprendido en el transcurso del* 
a«í> áe 1 824 {Anales dsQtifymca y de /w/ró, tomo 67, 
pág. i25). * • , - 

Preparadondd áúiáo kipoiploroso.^l mejor y d mas 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO HnPOGLOBÓSO. 148 

productivo de los procedimientos para obtener «ste 
icido, consiste en verter en frascos llenos de cloro ga- 
seoso , deutóxido de mercurio porfirizado y diluido en 
diez á doce veces su peso de agua destilada. La absor- 
ción del cloro se verifica muy rápidamente agitando 
los frascos^ una parte del óxido se descompone por el 
cloro , y el oxígeno de este óxido se une con una parte 
del cloro para formar ácido bipocloroso que queda 
disuelto, mientras que el mercurio se combina con 
otra porción de cloro y con el óxido no descompuesto 
para formar un oxicloruro de mercurio insoluble. Ter- 
minada la reacción , se separa por medio de un filtro 
el oxicloruro formado, y sometido el licor á la 
destilación en el vacío da ácido blpoclordso débil que 
puede concentrarse destilándole otra vez. 

Propiedades del ácido hipoeloroso. Este ácido puede 
existir en dos estados : disuelto en el agua y en estado- 
de gas permanente á la presión ordinaria. 

En el primer estado es un líquido .trasparente, 
ligeramente amaiillento , de olor vivo y penetrante, 
análogo al del cloro, y su' sabor ácido es de los mas 
enérgicos. Ataca fuertemente la epidermis y le da un 
color pardo rojizo. Sus elementos son poco estables, 
porque se descompone cuando está concentrado con 
la mayor facilidad á la luz difusa y á la luz di- 
recta. 

Acción sobre los m'etaloideos. El azufre , el selenio, 
el fósf<»ra y el arsénico se acidifican por el contacto de 
su disolución dando lugar á un desprendimiento de 
cloro. ' : • 

Reducido este ácido á la forma gaseosa tiene el 
color del gaá doro y el olor del ácido líquido; el mer^ 
curio le absorbe traisfor mandóse en oxícloipuro ; el 
agua puede disolver mas de cien veces su volumen; el 
calórico le descompone con explosión. 

El azufre y el fósforo, puestos en contacto con' íes " 
te ga» , le descomponen instantáneamente icón una 
fuerte detonación y una luz viva. . 

Composidion. Según la análisis qae se ba becbo st' 



Digitized by LjOOQIC 



141 Agido cloroso. 

compone dé unfYolámen.deox^eao y dos voliáníienes 
de cloro í ó en peso de . 

Cloro.-. .... 8i^58 % átomos. . 

...... ó 

Oxígeno.... 18,4^ ^ átomo; 

> lOO^OOi ; ' • : . 

, ' ; Su fórmula =;?Ch'P*. 

ÁCIDO CiiOAOSD Ó DEÜTÓXIDO DE CLOAa . ' 

• Descubrí/mento. Davy y Von Stadioh dfescutrie-» 
ron casi al mismo . tiempo este compuesto de cloro 
y oxígeno. = . • : ' 

Extracción, Se prepara del modo siguientes d^paes 
de haber hecho una pasta con clorato de poitasa pul- 
;verizado y ácido sulfúrico dilatado en su pes6.de agua, 
se llena de esta mezcla casi enteramente Un tubo de 
vidrio de centímetro y medio de ancho-, por i^n de- 
címetro de. largo ;,. y cerrado por uno de sus^ es^tr^* 
lÉíOS; después se adapta á este tubo otro, tubo ¡en- 
corvado muy estrecho, que se introduce dcba|o 
d^í la cuba de mercurio. Colocando el aparato rer- 
ticaknente^ en i^na vasija ílena^: de agua >fúe sie- 
calienta -poico :á poco, se desprende fgran <^niSdad de 
ácido cloroso que se recoge debaja de campanas llenas 
de mercurio. £n esta operación. el ácido suUonifco se 
apodera solo de ¡una parie de la potaba y la tiiabáfordia- 
ien sulfato ácido de potasa ^ el acida dórico con qifce. es- 
taba unida cede una par te de su. i oxígeno [alicato cid- 
rico que queda combinado con la. otra p^n^te de la po- 
taba, y le hace pasar al estado de ácido p^M^lóiñcó, pa- 
sando él mismo al estado de ácido cloj^osb que se des- 
prende. Por consiguiente el residuoi de eua descom- 
posiciori es una ¡nezcla de bisulfato 4e poiiusa^ de per- 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO CLóRica. 145 

clorato de potasa y de clorato de potasa no descom- 
pttcfirto.; • 

Trátaiado él clorato de potasa por el ácido clcir- 
hídrico debilitado, se desprende uíi gas verdoso descu- 
bierto por Davy en i8i i , y <x)nsíderado jionio un pro- 
tdxido^de doro; pero los nUevos experini^iUos hechos 
en 1 83^2 por M. Soubeirati han demostrado qufi era 
una . mezcla de cloro gaseoso y acido olorosó. 

Priípiedadesi El ácido cIoroSK) es gas<s<^o , de color 
▼érdoso y de olor aromático particular ^ que tn nada 
ps^ícipa del del cloro ; es permanente á la tempi^ra- 
túra y á; lá presioíi ordinarias , pero se le puede li- 
quidar por una presión fuei'te* Tiene Ja misíma accioi^ 
sobre las materias colorantes que <íl. ácido hipQclo- 
roso. . M ' 

Cuando se calienta este gas á la teríiperatura de 
-t- lao^, se descompone de pronto con xaas violencia 
que el ácido hipocloroso y con desprei»dimionto muy 
sensible de luz. . • 

El agua disuelve gran cantidad de este gas, y dees- 
te modo contrae su olor y su sabor astringei^te. 

Composición. Es fácil determinar j^eompoñcion de 
este gas sometiéndole á la acción dci calor; según M. 
Soubeiraü sec^uíipoAe de . 

Cloro,...., 52,54 1 átomo. 

Oxígeno. , V . 47,4.6 a átomos.. 

1 00,00 

Su fórmula =:Ch*0'. 

iCIBO CLÓKICO. 

M. Gay Lussac fué el primero que aisló este áci- 
do , cuya existencia fue sospechada por Berthollet en 
las sales que en otro tiempo eran conocidas con el 
TOMO 1. 10 

Digitized by VjOOQIC 



116 ÁCIBO GLÓBICO. 

nombre de muriatos sobreoxigenádos, y en la aetua- 
lidad se las designa con el de cloratosTSe forma caando 
reacciona el cloro sol>re los óxidos metálicos disaeltos 
ó dilaidosen agaa (F. Qoratos). 

Preparaciqp, del ácido clórieo. Se le obtiene descom^ 
poniendo el clorato de barita disaelto en cnatro ó cinco 
partes de agaa por cantidad conveniente de ácido sul- 
fúrico debilitado. La barita se precipita en estado de 
sulfato insoluble, y el ácido dórico puesto en libertad, 
queda disuelto en el agua. Después de haber separado 
el sulfato de barita por media del filtro , se evapora á 
un calor suave la disolución de ácido clórieo basta la 
mitad de la consistencia de los jarabes. 

Propiedades, £1 ácido dórico es un líquido sin co^ 
lor , sin olor y de sabor ácido ; su disolución acuosa 
enrojece los colorees azules vegetales sin destruirlos. Si 
después de haberle reducido á la consistencia de jarabe 
se le calienta, una parte se descompone en una mezcla 
de' cloro y oxígeno , y la otra se trasforma en ácido oxi- 
dórico. 

Este ácido se combina con la mayor parte de los 
óxidos J form^sales cristalizables mas ó menos so- 
lubles. 

Composición, Seguh algunas consideraciones analí- 
ticas sobre este áddo , M. Gay Lussac ha estableado 
que estaba compuesto de cinco volúmenes 4e oxígeno 
por dos volúmenes de doro, ó de 5 átomos de oxígeno 
por 2 átomos de- cloro, ó en peso de 

Cloro 46)97 2 átomos. 

ó 
Oxígeno. . . . 53,o3 5 átomos. 

1 00,00 • 



Su fórmula =Ch'0». 



Digitized by VjOOQIC 



Agido clobhídrico. 147 

ÁCIDO PERCLÓRICO Ú OXICLÓIUCO. 

El conde de Stadion ha observado este ácido 
(en 1 8 1 4) en el residuo de la reacción del ácido sulfúri- 
co sobre el clorato de potasa. Se le obtiene lavando es- 
te residuo en el agua hasta que ya no dé indicios de 
acidez; entonces se disuelven el sulfato ácido de potasa y 
el clorato de potasa , pero no el perclorato. Para separar 
de este*el ácido. percl<5r ico, sé le mezcla con fa mi- 
tad de su peso de ácido sulfúrico dilatado en su tercera 
parte de agua y se le deslila á un calor suave: el ácido 
perclórico desprendido se reduce á vapor y se conden- 
sa enteramente en el globo. 

Pri^iedades. Este ácido es líquido y no tiene Color 
ni olor; enrojece el girasol sin destruirle, y se le puede 
obtener concreto destilándole con cinco veces su volu- 
men de ácido sulfúrico concentrado. Expuesto á un ca- 
lor de H- 1.5o® se volatiliza sin descomponerse, lo 
cual prueba ^úe'sus elementos están mas íntimamente 
unidos que en el ácido? dórico. 

Composición, Se compone de siete volúmenes de 
oxígeno y de dos volúmenes de cloro , 6 en peso de 

Cloro 38,74- 3 átomos. 

6 
Oxígeno. . . . 61,26 7 átomos 

100,00 



Su fórmula = Ch'0^ 

COMBINACIÓN DEL CLORO CON EL HIDRÓGEHÓ. ^ 

Acido clorhídrico. El cloro y el hidrógeno solo se 
unen en una sola proporción , y este compuesto , que 
constituye el ácido dorhidrico^ fué conocido en otro 



Digitized by VjOOQiC 



tiempo con el ndhibre de ácido marino , ácido muriáiico 
6 espíritu de sai.- 

Preparación directa. Se le paede obtener directa- 
mente mezclando cloro con hidrógeno y exponiendo la 
mezcla ya á la laz difusa ^ ya a la del sol , p ya en fin 
á la acción del calor. JSn el primer caso es lenta la coin- 
bipacion, y se verifica en el espacio de algunos días; 
en el segando es tan ipápida que en el momen- 
to en que líis rayos del sol hieren lesta mezcla es tan 
focFte^ detonación, que se rompe de pronto Ja va- 
sija por el mayor volúpien que tiene el* compuesto que 
se ha formado; por lo cual es necesario tomar todas 
las precaliciones necesarias para no correr el f)clígro 
de ser herido por los pedazos de vidrip al hacer, estef 
experimento. Después de haber hecho 1^ mezcla de los 
dos gases , se debe colocar la vasija^ que los contiene en 
un sitio en que ?e pueda alumbrar lo que.siea necesario 
sin tener la vasija en las manos. 

Acción del calórico, Camio SQ quiere combinar es- 
tos dos gases por medio del calor , se hace pasar deba- 
jo del agua á un frasco de cerca de medio cuartillo, 
partes Iguales de gas cloro ehidrdgcíio, y.despues de ha- 
berle tapado , se le menea para naezclar bien los gases; 
si entonces se rodea el frasco con una servilleta dobla- 
da muchas veces y después de haberle destapado se 
aproxima á su abertura una bujía encendida , en el 
instante se verifica la reacción , de la cual resulta una 
detonación y la formación de vapores blancos que son 
gas clorhídrico. Un carbón hpcho ascua ó un pedazo 
de ladrillo calentado á -+- 200^ producirían el mismo 
efecto. 

Acción de la luz difusa. Estos dos gases no tienen 
ninguna acción entre sí en la oscuridad perfecta ; pero 
si se expone esta mezcla á la luz difusa , desaparece 
poco á poco el color amarillo del cloro á consecuen- 
cia de la formación del gas clorhídrico. Puede hacerse 
fácilmente %ste experimento tomando un frasco y un 
globo de cuello^largo , de igual capacidad,; y Itcnándo- 
los el uno de cloro y el otro de hidrogeno ^ estatkdo 

J ^'"' DigitizedbyLjOOQlC 



ÁCIDO. CLOKBÍOBtffiO. 



149 



i : - B»(Kfcim atormstkck^ Figura de la, rejaceion i 


, • : ' í Cloro a. . 
lát clor. de sodio/ 

' Sodi<> I. ' 


, . . *el ác. clorhídr 
desprende. 


'■ \ jHidr. 2<. j 


• • ■ ■ . 


f at. agaa. i . i . . . .f : ,..sosa. . . 


I ái. iddó 4sa1furico. ...... . v* ..... .•¡t: 


Saífatode sos, 


ai. formado. 



/:, ' Apiaraiopára ohtenet el gas clbrhidi¿cp. ,Es j^ay 
: séilciÚo el que js^i emplea para esta operación, y 



Digitized by LjOOQIC 



150 ÁCIDO CLORHÍDRICO. 

consiste en an globo pequeño ó uña ampolleta de vi- 
drio , á cayo cuello se ha adaptado un tubo encorva- 
do. En esta ampolleta se pone tíerta cantidad de^l^ 
marina en «polvo , se vierte encima bastante ácido 
sulfúrico para humedecerla, y deqf^es s^ ajusta el 
tubo que se tendrá preparado de antemano. Inme^ 
diatamente hay efervescencia debida al despreridi*- 
miento del gas clorhídrico; se dejan perder las pri- 
meras porciones que están mezcladas (j^n el aire 
contenido en las vasijas , y se le recoje después en 
campanas ó frascos llenos de mercurio. Cuando el 
desprendimiento ^ aerifica con lentitud, se calienta li- 
geramente la ampolleta. Una corta cantidad de sal ma- 
rina da muchos litros de este gas. 

Própfedadós, £1 gas clorhídrico es un gas perma- 
nente á la temperatura y á la presión ordinarias; no 
tiene color y ^u olor es ácido muy picante ; su densi- 
dad es dé 1,24.7; ^ impropio para la respiración lo 
mismo que para la combustión; puesto en contacto con 
el aire esparce muchos vapores blancos que resultan 
de la combinación de este gas con el vapor de agua 
que contiene la atmósfera ; enrojece mucho la tintura 
de girasol, como todos los compuestos ácidos , y preci- 
pita muchos copos blancos de la disolución &e azoato 
de plata, lo mismo que de la de protoazoato de mérc»- 
rio. £stos precipitados son cloruros. 

Uqiddacion del gas clorhídrico. Según M. Faraday 
este gas puede liquidarse á una presión fuerte y ba« 
jando la temperattira {Anales de Química y íüica, 
t. XXIV). Sometido ^á la acción del calor no expei:i- 
menta alteración alguna á ninguna temperatura. 

Acción del aire. El aire no ti|ne acción sobre este 
gas ni en frió ni al calor ; solo qljÉ le cede el agua que 
puede contener y le condensa en^^H^res Uáncos. 

Acción del agua. El agua tiene tan grande afinidad 
con el gas clorhídrico que á la temperatura de -4- 20® 
y á la presión de 0^,76 puede disolver 4^4 veces su 
volumen. El hielo gó^a también de la ph>|Medad de 
absorberle con rapidek. Se demui&stra Ja solubilidad 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO GLORHÍDRIGO. 151 

de este gas ea el ago^ llenando ^na campana de gais 
paro, y colocándola sobre an platillo que contenga 
mercurio para interceptar tpda comunicación entre el 
gs\s y el aire exterior. Si en esta posición se la samerje 
en el fondo de un barreño lleno de agua y se levanta 
la campana y en el instante se eleva el agaa con tanta 
rapide?^ qae la yi^ta apenas pi^ede seguir su ascenso. 
Algunas veces sucede que de la sacudida que de aquí « 
resultase puede romper la campana, cuando QSta no es 
muy gruesa. 

Preparación de la disolución de gas clorhídrico. La 
disolución acuosa de este gas se prepara en los labora- 
torios haciendo pasar este gas á través de cierta can- 
tidad de líquido. Esta operación se ejecuta en el apa- 
rato siguiente: 




Se coloca un gran globo de vi4rio sobre un hornillo 
por medio de un triángulo de hierro, y se 1? pone en 
comunicación con tres frascos de Woulf , que tengan 
tubos de seguridad. El primer frasco solo contiene un^ 
pequeña cantidad de agua que está destinada á lavar 
el gas ; los otros dos solo están llenos hasta las dos ter- 
ceras partes. Entonces después de introducida en el glo^ 
bo la sal marina funñida y pulverizada , se embetunan 
bien las junturas y se vierte poco á poco por dtubo de 



- Digitized by VjOOQ IC 



152 ÁCliK) CLORBÍJJDllICO. 

líola en S tanto áddó á^lfúrieá á$laía4o étí saiétéibáe 
agaa cuánta sal ác emplea. De a^ttí' resalta atin'^á^'la 
teinperalara ordinaria ún despréüdiihién^ dé gaé '^tte 
después de haber desalojado el aii^ ^d gldfe tá á ^ptt- 
rar al agua del primcf fí^co, sédUttel'l4 ^W rilj^y no 
tarda en saturarla; de aquí pasa al agilár dét'éegmMi^o 
y del tercer frasco á la cual satura suéésltáhiéttte. A 
medida que*eí'' agua absorbe el* gais tiérfcídricb 'sé ob- 
serva que aunienla dé yoMirien- y sé c'áiiéfrita Inilfcfto, 
lo cual (lebilita su acción disolvente. Debe líMit^i'^ht 
cantidad desagua iquc se tjuiére saturar dé gá» cídrliMrico 
con relación á Ti cantidad de la sal trfariiWt- (^¿ se erit- 
pleá. ta eipéHénciá^eníscfía qte 56b -gí-áíLte dfe'ial bás^ 
tan para súnrÁé^^,' S\aL'\:eiáper:ñvíí^^e^ 
mas de agua destilada. ^ i. .- ' ^ 

En otro tiempo se conocía á la disolución de áci- 
do clorhídrico con el nombre de ácido mun'álico, ácido 
marino y y en el comercio se la designa aun con el de 
espíritu de sal. 

Propiedades de esta disolución. Este ácido líquido, 
cuando está puro, es un líquido blanco, muy ácido y 
cáustico, de olor picante muy fuerte ; cuando está lo mas 
concentrado posible, su densidad es de i,aio; en este 
estado contiene 4^,43 de ácido por dentó ; expuesto al 
aire esparce muchos vapores blancos como lo hace el 
mismo gas , y que provienen de la misma causa. Los 
reactivos obran sobre esta disolución como sobre el 
gas. Bajo este estado se emplea el ácido clorhídri- 
co en los laboratorios y en las artes. El que se ha- 



Digitized by VjOOQIC 



'iCÍlíÓ^CLÓRfiífífRÍCtt. 153 

téí dáií>tóiíé^b' rué¿6'' áí í^éSáÜd Ú ñ'Á'áéJli' ope- 

- ^ Eti iaí Ifalili' álgtÜéfntfeí tráfeiíáá póf ' Eiita. '; 'DaVy ké 
hallan indicadas las diferencias de concéhtráéióíi^ x(úe 
presenta ' Ia"di^líici(i»"d¿ gáS * cfoíi*hMrifc¿,'' 'scgttn la 
densidad de su disol ación : 



Compqsici^. Es f4cil. determinar la cotriposiéídn 
Á^ gas clóAidrico por lá análisis y por lá sinteisis ; ya 
heinó^ a|cho qué;fel élpí^ ;y el liídrtígenor se tíni^ti 
en Tblá^enes iguales para*' fbrtñár 'eisté gas ,' jy ^or 
corisig^ifenté qué ú^ ^yóíümen \áé J ¿ais ' ¡clorhídrico 
'cQntetíiá'^WáiQ, volüiheh fledo^b y üifedífó v\)lü'iñéh de 
hidróg^itW*áih¿[Wl^áyJ3i'hábiáó"co!Íde4^^^ ' ' 

LI *¿¿si»ad de tóte í^,fe te' ufeía'^i'dAiá*' evidente' de 
é3t0} poirijae si sé* áí^iiiah^lás'mitádéis'déTéy dehsidádés 
4eÍ ¿Itti^o y del iiidí-dgénó' se bbtfeAe úxi 'trui¿e4^d' qne 
sé díí^feiidá ¡ipcfll d^l que da lá eiptórfétici^. ' '^ - 

Pbt; iitrápí^rt^, ísecóiisigué cbnfifrkiiá^ 
desédmponietidó él gai^ élA Aí^ftrko por la ik>tááá, pues 

Digitized by LjOOQIC 



154 CLORÜBOS DE CABBOIIO. • 

este metal absorbe por m^edio d/^1 ^o^ to4o el doro y 
deja al hidrogeno, cayo volumen después de la opera- 
ción es precisamente igual á la mitad dd Yolú^nen del 
gas clorhídrica ' ' 

Según todas estas consid^ratíonei el gas clorhídri- 
co se compone de . ' 

1 volánan de doro, y) fQoíu . 97is6 

*> ¿en peso I 
1 ^lúméft dé hidn%. ) ¿ Hldrdg. a^4, 

ioo,oo 

Su .cpmposídon atomística ^ Ch' H'. 

CLOAUHpS pE CARBONO. 

Afción del cloro sobre d carbono. £1 dorio no pue- 
de combinarse dir^tattiente con el carbpiíb á ninguna 
temperatura ; pero cua|i*do se pone en contacto el doro 
con ^ cafbon á un calor rojo, el hidrógeno que con- 
tiene .este último se une con el cloro , de donde resalla 
solo ga^ clorhídrico qu^ se desprende. 

Cuando el doro reacciona sobre cierlos compues^ ^ 
tos que contiei^ i gtrbono ^-pgede combinarse con este 
y formar una verdadera combinadon en proporciones 
variables. 

M. Faraday, químicp ii^lés, fué el primero que 
en i8ao indicó la exi;|tenqa de dos compuestos de clo- 
ro y dé carbono. & los ha obtenido haciendo obcar 4 
la accÍ9i9 4^.1^ lo^ el gas cloro sobre, d bidrocarbc^rp 
de cloro (^(^mbinacioa de cloro y de gas hidxógenp 
deutocarboi^ado). A medida que es absorbido d cto^ 
ro, se descompone d líquidío, ^ ibrma* ácí<lQ dor- 
Jiídrico y percíor^uro de, carbono que aparece bajp 1^ 
fofin^ de .^^^' masa bUi^ca qristálisada jpn ^ajas. Pa* 
ra purifiq^r e^to^ qp istale^ jse los Ja^a pon ag<ia a^-- 
calilla par^ quit^lfí&.d;áci4o dprÚdrico « y deapues 
de hiUierlas ^U^^to m ^a. pocp 4e i4<H^hoI|[ fin \ps pre-* 



Digitized by CjOOQIC 



a.<m<ffios j» oáRiofia 155 

cifáupor t¿ dgaa y leio». sec» bien jeM^ papd de 
filtre^.. ' .<.-. / ■ : 

. P^^dmw».dii cárbom* Esle^ fiefdoriiro iiene l^s 

4e0|^}tesí de üa sdWmadbn ^ ; icifUUn^ en agfijas pe- 
queñas dlimiiM; fl|» <\qv earaírowiátíica y eowie^ alcan- 
forado , y sa densidad es de 3,0004 Egq^esta á la ac- 
ción del calor se funde á H- 1609 entra en eballicion 
á. -4- iSo^t^ )s ^ ari^alUiva e»; pisne sin, sufrir' alte- 
ración alguna. o ' ' ' 

' El.aiiley el 0xígen0^,no tíencín acciop/sobre 'él; es 
tan poco combustible que no pnsde arder sino sumer- 
giéndole en la llama dd alcoboU al arder , jia á la lla- 
ma un color rojo y produo»:*«^^os humos ácidos. 
No se disuelve en el agua; pues solo gozan de esta pro- 
piedad^l alcohol, el éter Mitfáníá^y Ic^laoeítes. 

,r<29ir^iosimn« Scgim ki anáU^ 
flanes dc! ésle ^enelorcifncstan formadas d^ 

Clor(»«.>... ^^79' 3^4t 4e cloro, 

<^rbono. ... 10^8 n 4t dte carbono. 

> io^,iQO : 



SuftírnttiU-^CChV . 

Deutoclaruro de carbono. Se obtiene el deutocloruró 
haciendo pasar á ptfcktrqro eci vapor al XK^yés de 
un tubo de porcelana calentado hasta el rojo de fuego, 
y que cont^Aga pedamos, dis porceta^oy^ para ^multiplicar 
los puntos de contacto. De esta descomposición resulta 
gas cloro y deutocloruró que ta i nn tubo encorvado, 
rodeado de hielo , que se haUa colocado en uno de 
los extremos- del tubo de porcelana. £1 deutocloruró 
que se condensa está mezclada con doro y perclóruro; 
se le a^la con mercurio fara absorber Á pfiíB^r gas, 
y destilándole con cuidado^ se le aisla del lUtimo que 
es menos vdátil. 



Digitized by LjOOQIC 



t56 cíjmúÉús :»B c^neoNO. 

lor^muy claro, cristalino y de olor aromático ; su 
densidad es d-é ^?55<(& í»énÍra'«tt'c?bul^o«^^'4-«2^¿<>se- 
j^«i Mv iVégBlralt lLa.deiÍ£»daddei^TÍap(it t^<k5¡j^'^ 
£t agua, el^cdhbl yiél étoi^^e^Branisobrefél del tnifitkio 
modo (}tsie<$obre >¿r^pdh)i*aroj^SeguQ ^ie^kimd^ qa(^ 
mkó-sé coim^De de'" ^^- ^J- •■' (t.!.'';::-.''» i > • .-;■ .^ . 

->''<;íw<o¿ í: ,\t .. 85,2*> ' dütobos )te doro.' t -- .^ 




' > I M. ' Julián Sde Abó^ én^oüti^d <»s«ilméme Cit*<i>:om- 
puesto de doro' |f üálHraoo'desrilandQn el iddo ai^lo^. 
Segan M. Regnaalt se le puede obtener aunque con 
mucha difi<itilfad batiendo ^p^^ muchas veeei de se- 
guida deutocloruro al triñres de un tubo calentado á 
un buen calor r^o^'i^moni^B-'Sé condensa *eii las partes 
frias del tubo en aguja;^ bancas , sedosas , muy finas 
que se quitan por medio del'éDcfr sulfúrico. 

Este protocloruro casi ticfítj olor y hierve á una 
temperatura elevada. 

Composición. Se compone j s^gun M. iRegtiautl , de 

' 'Clbrb; . . .1 €4,®8 '> 1 ^omo ¿fe ctefQ. < * f^ í 
- ,Cát*boií<>. .. SSi^T^í X átomo de; carbono;^ i' ^ 



Digitized by LjOOQIC 



COMBINAaON DEL CLORO CON EL GAS OXIDO DE 



.».; 



{Cloruro de óxido de carbono^ 



Preparación del cloruro de óoddo^ de carlono. Se 
obtiene estei compnsstD^ ¿escaMerto por M.. John 
Dany, poniendo en an . :iraaQo.:3eco partes igaales 
. de gas cloro y de gas óxido de carbono secos tam- 
bién. Si se expone esta mezcla vdu^rtote c^ca.4e/ai) 
caarto dehor^a á la iaz^elsol, seéíjMaa la combina- 
ción y desaparece enteramente el color amarillo* del 
cloro. Abriendo entonces el fraseo dd>^,o "de un. baño 
de lüercario , . sabe el . metal hasta la mitad del fraseo^ 
la; cual prueba que los gasees.. se han, contraída por s\i 
unión la niitad dei aa VolúmieQ. £<u ra^n ^ que se 
format estb t»mpuesiiO' bajp /laráiiQu^cia de la luz, 
M; Dary habiaí pi^ueató deslgkiiirle; coa el ^aopib^e de 
fosgeno ( 0wr , luz ; y%vot , engendro)k ; ^: < ; ; . , 
. . Propiedades. iEste coav^p«estQ \ (es . ün^^) ^ip i;o)or y 
de olor fuefte y picante que 0iiciia.eVla^iis(QQ¿:s^den* 
sidad^es de 3,3g9;: ek imy^pid.]para la coinbu^tif)^^:^ 
enrojece madio el igirasoL . . ^ >] 

Acdon del agua. Cuando, se le pone en -con^lbto del 
iagua i es absorbido: muy pronto ; t p^ro <el ag^^, se desr 
coitipotiey le trasíbrnia ea ác^do isárhdnico y en^cidp 
clorhídrico , de lo que sede^ce. eYÍdePitemente que el 
oxígeno se une éoB ' el idxido de cajrbono y el hidrógeno 
con eL cloró. . - . .- '..■> ' • 

' Los meti^ qiie.tietten tnucba afinidad con el clo- 
ro le descomponen absorbiendo el cloro y dejando eii 

libertad eLgást$xido dfe fcarhono. 

^ ^Segun lo que Jiemo^ el;pu^to axHeriprm<^pjtey el clo- 
ruro de óxido: de carbono está, Wmpn^^to dc^.up yókip 
men de gas cloro y de o^i yoldm^a * de g^ óxido de 



Digitized by LjOOQIC 



Í5S CLOAUma ra mORdGKNOnBTCABBOIfMK). 
cai'bonoy candensados en un solo volumen, ó en 
peso de 

Cloro. 4 . • 7 1963 I át cloro. 

6 
Oxido de carbono. 28,87 * ^^ ¿xido de cadiono. 

— 100,00 



COMBINAacm BEL CLORO CON £L GA& IUBRÓGEÍIO 
^ BSUT0C4RBORADO. ' , . 

'\ . - • ' ^ ' ' ' ■-..'-- 

(Chturo de Aidfógeno Mcarbanadoj hidffoearkiura é¿ 
cloro , Uc&r cáelos holandeses») ^ ; 

Cloruro de hidrógeno Ucarbanadtí. De los da& com- 
puestos gaseosos de hidrógeno y de carbono, solo el hi-^ 
drógeno^ bicarbonado puede unirse con el cloro. 
Mezclando debajo de agua volúoienes iguales de estos 
dos gases, se condensa y precipita sobre las paredes 
de la vasija un, líquido acetoso que las moja y cae 
muy pronto al fondo. / 

Preparación, Se obtiene gran cantidad de este com- 
puesto haciendo entrar en un globo por uHa parte gas 
cloro y por otra gas hidrdg^o deutocarhonadOi^Si se 
arregla la operación de modo que haya un exceso del 
último, el compuesto es neutro: en el caso contrarío, 
es mas órnenos ácido á consecuencia de la aodon dd 
doro sobre él prodilttó ; pero después que se -ha for^ 
mado es necesario lavarle muchas yeeés^^ con agu2L 

Propiedades. El hidrocarburo de doro es un líqui^ 
do sin coibr y de olor etéreo muy agradable; su sabor 
es azucarado, caliente y aromliti<io ; su^nsidad es dk 
1,220 ;Jiierve á -4- 66*^,7; no tiene acdon sobre la 
tintura de girasol. Expuesto á la acción del calor hier- 
ve y se Volatiliza adquiriendo poco á poco color; pues- 
to en contacto de un cuerpo inflamado arde co^no las 
esencias produciendo una llama >'crde y un humo e^ 



Digitized by LjOOQIC 



Ü^)S BBL GLOBO. 159 

peiOj picante y áddo, qae deposita negro diurno so- 
bre los cuerpos frios. 

Acción del calórico. Sometido á la acción de un ca- 
lor rojo ^ el hiárocarliuro de cloro se descompone j 
da , como lo han probado MM. Robiquet y Colin 
{Anales de Química y de Física^ ti, p. 33) un depó- 
sito abundante de carbón y tuna mezcla de gas clorhí-^ 
drico y de gas hidrógeno protocarbonado. 

Según los resultado^ que han obtenido estos quí- 
micos y la densidad de su yapor ,• parece compuesto de 
volúinenes iguaíles de hidrógeno deutocarbonado y de 
doro ) ó de un átomo de cloro y un átomo de hidróge- 
no deutocarbonado. 

Acción del cloro, £1 cloro, bajo la influenda de la 
luz solar, puesto en contacto con el hidrocarburo de 
cloro , reacdona poco á poco sobre sus dementos , se 
sustituye al hidrógeno y le convierte.en ácido clo?hí- 
drico y en percloruro de carbono. 

Composición, Según una análisis que ha hecho 
M. Regngult en i838^,' le ha hallado compuesto de 

Cloro 7 i>3si I átomo. 

Gár¿Q^o. ... a 4)65 Ó i átomo. 
Hidrógeno. . . 4,o3 a átomos. 




So fórmula «CH*,Ch*. 

USOS DEL CLOAO« 

La acdon que el doro tiene sobre las materias or- 
gánicas hace*que se le emplee , como M. BeithoUet lo lía 
propuesto el primero . para blanquear los tejidos de lino 
y cáñamo. En la actualidad se usa este procedimiento 
en las artes ; para esta opcradon se toma el cloro 
disuelto en agua ó'en estado de ácido hipocloroso com- 
binado con los óxidos de potasio , de sodio ó de cal- 



Digitized by VjOOQIC 



160 üspft ppíi q|.o»o. 

cip' Éfti^f!^ csta4,ír^f5íjifj]9(9&,^br$^>pOr' la afinidad, qtte 
tiene con W hidrógeno, pues qtxit^ lipn^ parte» ^'e«t(e 

V^teo,,,y, oi;^p%.el, Jiigar.fjfl, ¡biílr(^^ 

(uj% A^i fwpl^ .^n :esta4^\de, gas ptatra.dj^ixMSectar 
el¿4r(^^rgado,4« K^iia^fft^,p4t)d^4.y 09 ítt»ai4/e «as 
mas felices y uiilf|$,ap]ííimi(>^6 qi:L^>4€|»6a«os«4)Grayt^ 
d^jlVf of^vjea^, i y: /^^ r^cqf^mv^m^ ^ lia dadp(áí^l&/u- 

;S^ ej¿4?i#í^ ííi^ilweiítff la4^0f^cia^ ahw «arga-r 
dq 4)^ ;fp^a,|^ÍpQ^ p4t^i<Jaj^,j ^es^pri^i^eodo ^ní el ími*- 
mo paraje ana cierta cantidad de e;itft gas;, d^pnes die 
^ab^r ,.f jí^a/do; Jos/ Iioa|bif^ ^ \^ a^iitípks^.vqm^ po- 
dri^f^i^fri^ ^^tipha^ Ípcomqdid^eA p^yc^^U acqkín qacr 
^jerc^,|c^.qlor/(> s^breja isq(H^on^a« Afi9qa0^ «^ .gas.áí 
n^^^Q^i^ eleya^^ pbra cosipo ú» .poderoso; i):f>Ufitt d« 
las vias respiratorias, fi^:^mbarg0:^4tíl bao^rjei res- 
pirar, )ea cantidad ^ja^y p^<>íe%¡€8^rQÍd¿«m d Stire, 
como v^edjLo. pi:^serVi^ti^f> .4^ los tppt^giois y?^ los ca- 
sos de asfixia por el ácido, sulfhídrico. 

Se han^iÁv^l^tado dúirersos aparatos. foflUgatorioí^ 
para hacer.. d^p^^epd^r )|í) «antidad fio^ W ípiiera de 
este gas, ya ^pl^liabita^iies de lo9.Qn£^ií[|^s, cerca 
de sos camas, ya en lo¿. establos 6 apriscos de los 
animales. . <- .. . i 

Hace*poco tiempo qift se han comprobado los bue- 
nos efectos de la inspiración de cortas cantidades de gas 
cloro en algunas enfermedad.eá * i'ocientea . 4et ¡ppbnon 
en el hombre'. Se le ha empleado igualmente en cier- 
tos casos de enferip^dAdc^ís c^tagiosas de algunos ani- 
males domésticos ; pero en la actualidad se han pues- 
t^.^ 4<^da:lo& bii#po^sre4|Lltftd09 jque ^dicelí ha pro- 



f.' 



Digitized by LjOOQIC 




M01tO> 

CAPITULO IXí 

BROBIO. 



tú ESTADO NATURAL, SU EXtRACCtOÑ, SUS PROPIEDA- 
DES, SUS COMPUESTOS CON EL OXÍGENO, EL HIDRÓ- 
<}ENO, EL CLORO, EL CARBONO, &C. &C. 

• 

El bromo , por el conjunto de compuestos qae for- 
ma con los demás cuerpos simples ,-tienfe mucha ana- 
logía con el cloro; pero se distingue de e'l por un gran 
numero de caracte'res. 

Estado TtaturaL M. Balárd descubrid este metalot- 
des en 1826 en las aguas madres de los pantanos sala- 
dos en donde existe combinado con el magnesio (bro- 
muro de magnesio). Despue§ se le 1^ encontrado en el 
agua de náar en muy pequeña cantidad * en la del mar 
Muerto y en otras aguas saladas y minerales , y es 
probable que en tnuchas circunstancias se halle disuel- 
to con el ¿loruf o de sodio. El difundo Barrucl , el ma- 
yor , gefe de los trabajos químicos de la Facultad de 
medicina de París , le ha extraido en gran cantidad de 
las aguas madres de la sosa de varec , en donde existe 
también en estado de bromuro y mezclado con el 10- 
duro de «odio» 

Extracción. Es muy sencilla la fextraccion del bro- 
mo d^as agtias madres que le- contienen, y está fun- 
dadaf^n la mayor afinidad qute tiene el cloro (^pn los 
metales, con los cuales puede unirse. 

Primer procedimiento. M* Balard ha indicado dos ' 
medios para extraer el bromo. El primero consiste en 
hacer pasar una corriente de gas cloro por las aguas 
madres de la sal y en destilar el líquido en una re- 
torta, teniendo la precaución de condensar los vapores 
amarillos rutilantes que «e desprenden , ya en un globo, 
TOMO I. 11 



Digitized by LjOOQIC 



162 ^BEOHO. 

lo rodeado por una mezcla th^- 

^o. £1 segando medio de pre^ 
prefiere M*. Balard, se fanda 
jmo ett el éter salfúrico. Des- 
sar cloro al agua madre %n qae 
[lertem^te en un frasco el lí- 
d de e'ter ; entonces se le aban- 
separa en dos partea; eleter^ 
que lia adquirid'o un qolof* .](^ojo de jacioto por el bro- 
mo que ba disuelco , sobre^^da ep el agua madre que 
entonces ba perdido su color. • 

Para separar el bromo de la displacion ©terca , se 
agita después esta coi| ana disolución de potasa cáus- 
tica; de aquí resulta que se desconipone este: óxido y. 
se forma bromuro de potasio soluble y bromato d^ 
potasa: que es poco, soluble y se precipita. Evapo- 
rando el licor se obtiene bromuro de potasio mez- 
clado con la tercera parte de su peso de peróxido de 
manganeso, y al fual se trata después por el ácido 
sulfúrico dilatado en una retorta que comunique con 
un globo que contenga agua. 

En esta operación el peróxido de manganeso obra 
del mismo modo que en la extracción del cloro (y&ase 
la extracción del cloro), descompone el ácido brombí- 
drico que se ha desprendido por el ácido sulfúrico. 
Los vapores de bromo que de aquí provienen , se con- 
densan en parte sobre las paredes del cuello de la re- 
torta en un líquido rojo oscuro que en r^zon á que es 
mas denso, se precipita en el fondo del agua sin di- 
solverse cantidad ^nsible de el; por otra parte satu- 
rando^ la capa de agua que le cubre , impide la diso- 
lución de las demá& De cualquier modo que se le 
prepare,, para obtener el bromo puro es necesarip des* 
tilarle otra vez en una retorta pequeña con cloruro de 
calcio que absorbe el agua que pUede contener {Anaks 
de Química y de Física^ tomo XXXI, p. 342). 

Propiedades, A la temperatura ordinaria el bromd 
se presenta bajo la forma de un liquido rojo tan osea- 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO BRÓMIC<t>. 163 

to que parece negro por reflexión , y de color rojo de - 
jacinto visto por refracción; tiene un olor foerté j 
desagradable , lo que ha hecho que se le dé el nombre 
que tiene, y el cual se deriva de /spw/jtí^ {mal olor). 
Su sabor es fuerte, acre y cáustico; obra violenta- 
mente sobre la economía animal ; su densidad es 
de 2,966. Se solidifica en una masa cristalina á — 20^; 
puesto en contacto con la piel , le da un color amari- 
llo oscuro corroyéndola; es tan grande su volatilidad, 
que vertiendo una gota en un frasco, se > evapora al 
instante y le llena de un vapor amarillo rutilante, im- 
propio para la combustión ; destruye rápidamente las 
materias colorantes y se conduce respecto á este pun- 
to lo mismo que el cloro. £1 peso d€ su átomo 
es 489,153. 

Acción del calórícú. Expuesto á la acción del calor 
el bromo hierve á -h 4^7® y se reduce pronto á vapo- 
res; pero no experimenta ninguna alteración ni aun á 
una temperatura roja. 

Acción del agua. El agua solo disuet^'e pequeñas 
cantidades dejbromo , y sxis verdaderos disolventes son 
el alcohol y el e'ter. 

El bromo no es capaz de descomponer el agua co- 
mo lo .hace el cloro; pues según M. Balard no se obser- 
va que haya descomposición haciendo pasar bromo y 
agua en vapor al través de un tubo de porcelana enro- 
jecido. 

COMPUESTO. BE BROMO IT OXIGENO. 

{Acido Irómico.) 

• 
No se sabia unir directamente el bromo con el 
oxígeno; pero cuando este último se halla en estado de 
gas- naciente, se combinan estos dos cuerpos y se forma 
un ácido designado con el nombre de ácido brómico. 
Extracción del ácido brómico. Se forma éste ácido 
siempre que el bromo obra sobre algunos de los óxi- 
dos metálicos en presencia del agua; el oxígeno deV 



Digitized by VjOOQ IC 



164 ÁCIDO BRt^AIlCO. 

dxido obra sobre el bromo y le acidifica, mientras qiié 
este metal se une con otra porción del bromo para 
formar un bromuro. De este modo obran las disolu- 
ciones de óiddo de potasio , de sodio, de bario, &c. 
sobre el bromo. 

Se e^xtrae fácilmente el ácido brómico del proto- 
bromato de bario qsje se forma en una de las circuns- 
tancias que bemos indicado anteriormente. Se hace 
una dbolucion acuosa de esta sal y se la predpita pof 
cantidad* conveniente de ácido sulfúrico. El protckido 
de bario se une con el ácido sulfúrico y forma sulfat(> 
de barita insoluble, mientras que el ácido brómico que- 
da disuelto en el agua; se le separa déla mayor par- 
te de esta evaporándola lentamente ó exponiéndola en 
el vacío. 

Propiedades, El acida brómico se halla bajo la for- 
ma de un líquido de consistencia de jarabe , sin color, 
ni olor , y de sabor muy ácido; enrojece la tintura de 
girasol y poco tiempo después le quita el color, lo cual 
pcüeba la poca afinidad que tienen sus elementos; es- 
^puesto á la acción del calor se descompone en parte en 
^ ■' bromo y en oxígeno , y se evapora la otra parte sin 
experimentar alferacion sensible. 

La mayor paite de los ácidos minerales pueden 
descomponerle, principalmente los que no están sata* 
rados de oxígeno ; algunos hidrácidos gozan también 
de esta propiedad. 

Composición, Según los resultados que dan algunos 
bromatos por la acción del fuego,, se compone el ácido 
brómico de 

^como 64)^9 2 átomos de bromo. 

ó 
Oxigeno. . . . 35,3 1 5 átomos de oxígeno 

<! 00,00 
Su fórmula =Br«0^ 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO BROMHÍDRIGO4 16b 

Este áddo es el único compuesto de oxígeno y bro- 
mo q^ae se conoce. . 

■ • • . . '^ 

COMPUESTO D£ BROMO É HIDROGENÓ. «^ 

• \^cid9~bromhídriúo^ 

El bromo y el hidr%eno solo pueden unirse 
6oa difícults^; porque exponiendo^ una mezcla de 
e^s cuerpos á; la acción de los rayos solares , no 
tienen acción entre si, y sold se consigoe combinarlos 
en parte por la acción del calórico, ya aproximando 
hillattiji desuna bujía al; frasco que contenga la mezcla 
^ ▼ápores-dei broÉao y de iRdrdgenoj ya sumergiendo 
e#Ia mezel» un cuerpo enrojecido al foiego. Bajo este 
aspecto el bromo tiene menos añnidad con el hidro- 
geno que el. cloro ,^ puesto que estos dos últimos se 
copibinaB fiieiltnente' en las mismas : circunstancias. 

Cúando-el bromo se halla en presencia del gas hi^ 
drdgeno naciente d de-^s compuestos hidroigenados se , 
• irasforma siempre en aBdo bromhídrícjO. Eja esta pro- 
piedad se landa su preparación. 
' Pteparacion, Para, obtener este ácido ep estado de 
^pure^ se combina primero el bromo y el fósforo, y se 
¿ace^ obrar, al agua sobreesté compuesto. El oxígeno de 
ésta obra sobre el fósforo para formar ácido fosforoso 
^6 fosfórico^ según la cantidad de fdsforo que existe en 
«1 compuesto, y sa hidrógeno se une con eV bromo y 
ibrma gas bromhMrico que puede recogerse eñ campa*- 
na» sobre la cuba de mei*curio> 

El bromo y el fósforo puestos en^ contacto y hu- 
medecidos con algunas gotas de dgua, dejan también 
des^enckr ml^ho gsB bromhídrico. ■ ^ 

Propiedades, El ácido bromhídrico es gaseoso á la 
temperatura ordinaria ; no tiene color, y su olor es 
ácido y piteante ;* puesto en contacto con el aire, espar- 
ce rapores blancos mas densos que"" los del ácido clor- 
4ií4riea y <(ite lanibiekl estdtán ihuchb la tos; no sufre 

Digitized by VjOOQIC 



166 ÁCIDO BROMUÍDRICO. 

' ningana alteración por «I calor rojo , aun caando esté 
mezclado con el oxígeno. • ,, 

Acción del aire y del agua. El aire sec§ no tiene 
acción sobre este gas; pero cuando está Rrgado de hu- 
medad . le condensa bajo la forma de vapores blancos: 
el agua, en razón de la grande afinidad que tiene con 
este gas , puede disolref también mayor cantidad,de este 
que de ácido clorhídrico. Cuando se verifica esta diso- 
lución , el agua se calienta mucho, aumenta de volumen, 
adquiere gran densidad y la facultad de esparcir vapores 
blancos al contacto del aire. Esta disolución de ácido 
bromhídrico goza de la propiedad de disolver broniD 
y de adquirir un color amarillo oscuro. í . 

Acción del clara, £1 ácido gaseoso ó líquido ae iesh 
compone instantáneamenft por el cloro, de donde x^ 
sulta bromo que queda en libertad y ácido ¡cloAí- 
drico. 

Eti el primer caso se forman muchos vapores amar- 
rillos rutilantes, y se precipitan gotitas de bremo líqui- 
do sobre las paredes de la campana que contiene el 
gas; en el segundo, el cloro ^obrando sobne.el ácido 
bromhídrico líquido, comunica un tinte amarilla á Ja- 
disolución por el brom<^ que ha quedado en. libértádL 

Acción de los me^a/e^. La mayor parte deiof jétales 
que tienen mucha afinidad con el bromo de^oQmtpooftP 
el ácido bromhídrico , tales son el estaño y el^tasio^ 
el primero absorbe el bromo á una ten^peratiura^ ^levada 
y el secundo, á la temperatura 0rdina;ria^. El 'hldr^é- 
no que queda después de esta deaeompwicioQ. forma 
siempre la mUad del volumen del ga4;bromhídricoi^'It> 

' cual prueba la grande analogía de dompóstcitm que 
Jiay entre qste ácido y el ácido clorhídrico» 1 ' ) 

Según to que acabamos de exponer /el ácidio brom- 
hídrico se compone de voléq^te^es igftiales .4e hi4^^ 
ge0o y de vapores de bromo ;^i>. auitwdtó»! con- 
tracción de volumen. Si se hubiese, determfiado |K)r 
la exper4et>ciá la densidad de es¡te gas,*9ecott<M:eriá di- 
rectamente ^u cpmposiciofi^ l^ues aupfite iio sebea es- 
tablecido esta sino tedrio^iri^eQjteVaÍA •eii»bargo j^^ 

Digitized by VjOOQIC 



BBMTUBO Dtl CARBOVO: 167- 

muy probable., Segan es^ hipdtesis «ste icíd»» 
Mnte&ária. en loo part^: 



Bromo. . ..« . 98,68 i átomo de bromor 

6 
Hlflrogent^ . i^Sa 1 átomo de. bidr¿geii«< 

100,00^ 
Su. fórmala atomística = Bi^H? 

CI>nPtJ£fiT0f DE BAOWO: T CJABOHOS" 

Pr¿p¿inacion. Haciendo obrar en frió sobre perio-^ 
duro de caiiiono dos ytcés su peso de bromo , ba ob« 
«éévado .Sérallas la formación de uti bromuro de car-^ 
bdno á oonsecuenda de la descomposición del primar 
compuesto. De aquí resulta un Aub*>bromur6 de iodo 
y. bromuro ide carbono. Se aepara el jM-imero por me- 
dio >de una disolución de potasa cáustiéa que le trasfoi^- 
ma ai ioduro y en cWúro de potasio, solubles, mien^ 
tras que el i6dato de potato , que se forma al mismo 
tiempo^ se precipita mé£olada. con el bromuro dé car- 
bono líqui<^ 

Se ileja aposar en un embudo , y. después de haber 
decantado d líquido qué. sobrenada , se lava el depójtí- 
to con una diáolueion . débil de potasa y de purifi^ 
cá ri bnnBurd de carbono del protoioduro que eon-r 
tióie. 

Prúpiedíide9.WL Womu^o de cairbotia es líquido , no 
tiene csdor, es mas pesado que el agua^ dé oW eléreo^ 
penetrante V y de sabor muy azucarado ^ enfriado á <h 
se solidifica y se trasforma en una masa dura^ cHtlta* 
Usada i expuesto^ á li llama del alcobol tse detfoompone sin 



Digitized by VjOOQIC 



168 BROMURO DE HIDRÓGBNO BIGABBONAIK). 
arder y da vapores rojizos de bromo^ El agita tío tiene 
acción sobre este compuesto, y sclo cuando este til- 
timo está colocado debajo de este líquido, se separan po- 
co á poco sus elementos y el bromuro toma color por 
el bromo que ba quedado en libertad. 

Este es el único compuesto de bromo y carbono 
que se conoce; se ve que se forma en circunstancias 
diferentes que los cloruros de carbono. Aun no se ba 
determinado su composición , y Ser ul las ba observa- 
do su formación (^Anales de Qumica y de Física , to- 
mo XXXIX , p. 226). 



COMPUESTO DE BROMO Y DE HIDROGENO CARBONADO, 
BROMURO DE HIDRÓGENO BICARBONADO. 

{Hidrocarburo de bramo.) 

Preparación. El bromo , lo mismo que el cloro, no 
tiene acción alguna sobre- el carbono , nt aun á una 
tétttper^tura elevada ; pero se une fácilmente con el hi- 
drógeno deutocarbonado , y forma un compuesto análo- 
go al hidrocarburo de cloro. 

Vertieiklo algunas gotas de bromo en xm frasco 
lleno de gas hidrógeno deutocarbonado, se convierten 
al instante en un líquido oleaginoso, que es el bromu- 
ro de hidrógeno bicarbonado. 

Propiedades, 'El bromuro de hidrógeno bicarbona- 
do es un líquido sin color , mas pesado que él agua , y 
de olor suave y ete'reo; su densidad es de 2,164 según 
M. Regnauh; y su punto de ebullición es á -+-129^,5; 
á— ^ 1 2^ ó ^- r5P se congela en masa blanca ; puesto en 
contacto con un cuerpo inflaitiado arde esparciendo 
un humo espeso, negro, y vapores ácidos. El calor rojo 
ie descompone dando gas bromhídrico y un depósito 
de carbón. El bromo en exceso no tiene al parecer ac-^ 
cioii sobre este compuesto aun cuando se los someta á 
la influencia de los rayos solares. 

Este carburo está formado de vejámenes iguales de 



Digitized by LjOOQIC 



.CLORURO DE BROMO. 169 

yaqpor de bromo y dt hidnSgeno' bicarbonado ó en pié- 
so de 

Bromo 85,o8g i átomo. 

Carbono.... 12,708 ó i átomo. 
Hidrógeno. . 2,2%3 \ a átomos. 

100,000 

Su fórmala =CH% Br. 

COMPUESTO DE BROMO Y CLORO. 

(Cloruro de bromo.) 

Se obtiene fácilmente esta combinación baciendo 
pasar una corriente de gas cI<Mro ^eo al través del bro- 
mo y y condensando por medio de ana mezcla refrin- 
gente los Tapores que se desprenden. 

♦ Propiedades. Es líquido y de color amarillo rojizo 
menos oscuro que el mismo bromo; su olor es fuerte, 
penetrante, y excita el lagrimeo; su sabor es acre y 
desagradable. Se yolatilbsa con facilidad y da' vapores 
4e cdoramaríUo oscuro compáraUe al cdtor del ácido 
cloroso. ; : t : 

El agiÉ^B disuelve con la mayor facilidad , y esta 
disolution nene el color y el olor que ^caracterizan 
iesle cloruro; da mismo modo que el quita pronta- 
mente el color al pápél de girasol sia enrojecerle. Por 
consiguiente M. Balard admite que puede disolverse en 
el agua sia descomponerla {Anáhs de Química y de Físu-^ 
€», t; XXXli, p. 37^)..Pero xuando está en presen- 
cia de los óxidos metálicos, tales como los de potasio, de 
sodioy^eibaido, &c., los descompone y produce c/oruro^ 
y bromatos de estas bases* Esta propiedad^ permute > que 
se obtengan fácilmente las combinaciones: deiácido bró- 
mico-^onlas baáes^^y quese séparénde ellas loúeíoruros 



Digitized by VjOOQIC 



170 IODO. 

que $e han fo^maio al wUmo tíempa por iiiedÍQ.4e I* 
cristalización , en razón á sa solubilidad desigual. 

ACCIÓN DEl. VSioW} SOBUE LÁ ECONOMÍA AHOftAL. 

£1 bromo tiene ana aocAn enérgioar acbve la eco«- 
nomí» animal : segan los experin^ntos directos que se 
han hecbó^ parece que obra aun á pequeñas dosts^ 
como un^ veneno cáustico mttjr ' violento. Echando^ 
una gota ^ el pico de un pájaro basta para darle la. 
muerte en poco tiempo. 



CAPITULO X. 

IODO. 

i ' . . . ■ ■ ' . ' 

«J firADO^^H^ÁtVfLAlij 8ir' EXTILAiCClDH^ SUS PROPIEDAD- 
ÜESV 'SUS OOMBDiAtiOÑES CON EL OMÍfí^HO^ BL. 111^ 
DRÓGENO, EL CLORO, BCi BROMO, EL GAREONO T SL 
IKDRÓOSKO BXA^CARBONAbOi * 

Historial El iodo^ cojrá hiitoria debe seguir á h dd 
doro Y ^I bromo, por su analó^ 09n ekos dos cuerpos^ 
fué diescobierto cudualmearteoen i8c i por G>ártoi^,. 
antiguo fabricante de salitre en París. Reconocidki^ 
en parte sus. propiedades por M. Oéinfen^luerdit des« 
pues sometidas á u» exámon mas miimcjlioipor MMw 
<jri^Lustfáe:y Davy f y á estos dósquSiiicei^ seJebiírf 
conodndeiiita exacto de lais p^piedades singulares 4e 
estecuerpd Considerado cáioib simple, yal ciialM» Gay^ 
liudsae propuso 4ue se le diese d nombre de iodo, pa"** 
4abra derivada de fWv^, violado; á causa del ^apM^ 
Tiolado que esparce coandd se le caUeota. 

EstadoMM^raL Al priaci|^ se indktft ;sU >^ceséii>M 
<ii|)eiila soia^'de Ib^ VGfredít y «i Ja c^ntzá^Otra^mu-' 
ebas-pUuEtai marinas^ talet como ciertos íhcos.yutvear 
en dobde etiáie ebmbin^do .con -el sodto^ péro< peste*" 

Digitized by LjOOQIC 



IODO. 171 

riorüaente ise le lui hallador aunque en j^qn^na canti- 
éaA en las; aguas úel niar j en las de algunos manan- 
tiales salaidos del Piamante. También etíste en corta 
4^tidai en muchas producdones animales , tales 
<H>mo las esponjas y : las cubiertas 4e algunos a'ustá- 
C^s. E]|i82o Yauquelih le^encdntró unido con la pla- 
ta (iod«]?o4e plata) eii un nibinéral de plata. d« las in- 
inediadooiesde MqicQ^ ■ De^pueá se le iigi, descubierto 
,tMM^ti> wijét plomo blanco de Gaifcorcfe, departa- 
mciito de Giianajiiato ^ y eñ la v pliata córnea de Albar- 
rí^don. 'También s^ ha anunciado&u presencia en>cier- 
tl^ l^i^as que^creeenen las. llanuras del mismo pa^ 
j^eti láoombre de laís montfkñás. Dos .plantan llamar- 
das ^ixr j6a>iikAígetiás loa:r»7¿hií^'y U/«M«> qie vt^- 
|;etdn en los^gttrdines flotantes ;sofare los lagos de agua 
adulce y qué se comen , contienen u^a pequena^canttidad 
de ioáic) ^e ain duda han AomaAo del snelóiien) donde 
^iy en. La primera platitá es unia especie de iKatrriUa y 
la segtada es uda agave iNúta déi copitáhYmesta diri- 
gida á M, Arago), . í 

Extracción, Se extrae el iodo de la», aguas madres 
de la sosa de varec, en la cual existe en ihayot can- 
tidad que en ninguna otra parte. Esta sosa, que se fa- 
brica en Normandía , en la playa del mar, quemando, 
estas plantas, contiene gran cantidad de cloruro de 
sodio {sal: tnarina), sulfato de so$a y dé potasa, y 
uha corta cantidad d^^e carbonato de sosa y de iodu- • 
ro de. sodio. Si despaes de haber lejiado esta sosa 
y haber filtrado la disolaciori pái^ separarla de las 
sustancias insolublesy se la concentra, cristaliza la ma- 
yor parte de la sal marina y queda ehtonc^s un líquido 
djs color amarillo, pardusco , que aislado de todos los 
cristales de sal qué puede dar por la evaporación , solo 
contiene entonces ioduM de sodio unido á*algunas 
pordon<ís de sijWarina. A este ilíquido de color, en 
el cual se han foHnado )os cristales, se ha dado el 
nombre de agua madre de la sosa de varec. 
:^ ÍPáifjaeTttraerjélioiQ áé.rmezola.esiei/qüido con su 
jpí^so de iádd^^ulíu^co concentrado en una Fdtórta 4e 

Digitized by CjOOQIC 



172 IODO. 

' vidrio que coiomiica con una alargadera y un gtobo^ j 
se calienta poco á poco la retorta. Apenas se ha hecho la 
mezcla del ácido j del líquido , se manifíesian yapares 
blancos y después muchos vapores violados. Los pri- 
meros resultan de la corta cantidad de cloruro de 
sodio que acompañaba al ioduro, y que produce áci- 
do clorhídrico con el ácido sulfúrico; los segundos for- 
mados por el. vapor de iodo, provienen de la descom- 
posición del iodurode ^círa por el ácido sulfúrico. La 
-reacción de este ácido sobre el loc&iro de sodio es la 
misma que la que tiene^obre el clorur» de sodio 
{yé(ise ácido clorhídrico). Pero aquí el efecto es compli- 
cado , porque ániedidaqüese forma elícido^ iodhídrico 
por la descomposición del agua y del iódoro de ^odiío , se 
descompone por el excesa de ácido sulfúrico, de dond¿ 
itesulta agua , g^s ácido sulfuroso é ioda Los vapores 
de este último se condensan en parte en el cuello de la 
retorta y en la alargadera bajo la forma de pajitas ne- 
gras y cristalinas. £1 óxido kt sodio formado durante 
la operación , queda en estado de sulfaJtp de sosa en ti 
fondode la retorta. 

Reacción atomística. Se irepresenta fácilmente esta 
reacción por la figura siguiente : > 

Ílodo oo.. . ' 

Sodiao. :. Ac.iodhíd.í ' "^^ 

Ímdob:: V 
:. Sosa. . . 
Oxíg/o^ * 

Íi átomoi . . . . . ' 
íO* oó )o. ..... :^. J. 
I átomo { S Acido sulfarodo*- 

Segan ' Wollastoh añadiendo í cierta cantidad de 
' peróxido de imangañeso' á la mezcla die a$¿á; msídre 4fe 

"^ Digitizedby Google 



rr- i!^ 



Oxíff.o • * r 'V 



^ .-..Salf.desoM-'S. 



lOBO. 173 

iosa de varec y de áci¿o sulñirico , se favorece mu- 
cho la descomp^icion del ácido iodhidrico desprendi- 
do; en este caiso este óxido metálico obra también del 
mismo modo que en la extracción del clorb. 

. Cuando se ba terminado la operación, se recoge 
con cuidado el iodo que se ba condénsalo en la alar- 
]^ádera y se le lava ^/rimero con una corta cantidad de 
agda fria para quitar «1 ácido clorbídrico de que está 
mojado; después de baberle setado bien, compri- 
miéndole ^ntre bojasde papel de filtros, se le destila 
sóbiñe cloruro de calcio fundido para privarle de agua. 
Solo en los laboratorios se practica esta operación; 
p«es 'se le expende ^n el comercio después de baberle 
lavado y secado con papel. 

Segimdo procedimiento. En muchas fábricas se sigue 
en la actualidad otro procedimiento , el ¡cual consiste . 
en hacer pasar por el agua madre concentrada á 36^ 
del pesa sal , uba corriente de cloro gaseoso, teniendo 
cuidado de agitar continuamente. £1 ioduro de sodio 
se descompone por el doro; se forma cloruro de sodio 
y el iodo se precipita en polvo pardusco ó eñ láminas 
pequeñas; se ba verificado completamente la descom- 
posición cuando las burbujas de gas cloro no entur- 
bian el líquido reposado. Se recoge el depósito de iodo 
y después de haberle lavado con una pequeña cantidad 
de agua fria y exprimido, se le volatiliza en una retor- 
ta que comunica con una alargadera de vidrio; el iodo 
se condensa enfila bajo la forma de láminas negruzcas, 
anchas, muy brillantes. 

Propiedades, £1 iodo es sólido á la temperatura or- 
dinaria, y tiene un color negro azulado «con brillo 
metáUce ; se halla comunmente en láminas pequeñas 
de diferentes dimensiones y puede afectar formas re- 
gulares romboidales ú octaédricas ; su olor es desagra- 
dable y se parece un poco al del cloro ; su sabor es 
acre y cálido ; puesto en contacto ton los tejidos or- 
gánicos, los mancha de color amarillo oscuro y este 
color desaparece al cabo de algún tiempo ; obra sobre 
las matcfmá colorantes como «1 cloro^ pero con me- 



Digitized by LjOOQ IC 



/ 



174 lOlK)^ 

nos intensidad. Segan M. Gay^Lossac su -dcasidad et 

de 4,948- • 

Acción del calórico. Expuesto á la acción d^ cah$^ 

rico el iodo ífe fonde á lá temperatura de -+- 107°, se 
volatiliza á rrfr. 177^, y se trasformaen uti hermoso 
vapor vloiado, que vuelve á pasar poco á poco al es- 
tado sólido, cristalizando sobre las paredes de la vasija 
que le contiene. Seguin M. Gay-Lus^ac la densidad 
de esté vapor, deducida de los compuestjDrs en; que el 
iodo entra como principio cofistítuyente , es de 8,6 iS. 
El aire y el oxígeno no tienen ninguna aock>n sobre et 
iodo ni en frió ni en caliente. 

Acción del agua. El agua en coqtacto del iodo toma 
un color amarillo anaranjado y adquiere ün olor par- 

. ticular ; esta disolución solo contiene de iodo; ex* 

7000 

puesta á la acción de la luz pierde poco á poco su co- 
lor y su olor , y se vuelve acida por la descomposición 
del agua que trasforma el iodo en ácidos iódico y iod- 
hídrico. A la temperatura de H- 100^ el agua de esta 
disolución, evaporándose, lleva consigo una parte del 
iodo , mientras que la otra se trasforma en ácidos i<$- 
dico é iodbídrico que quedaá en el agua no volatiliza-, 
da , como lo hemos comprobado. Los vapores de iodo 
y de agua mezclados no tienen acción unos sobre otros 
¿ un calor rojo ; lo cual prueba que á esta temperatara 
el iodo no puede descomponer el agua como lo hace el 
cloro. 

Acción del almidón sobre la disolución de iodo. El 
alcohol y el éter sulfúrico disuelven el iodo con la ma^ 
yor facilidad aun en frió, y toman un color amarillo 
oscurOi Las disoluciones acuosa y alcohólica de iodo, 
puestas en contacto de la de almidón, dan instantá- 
neamente un hermoso color azulaque resulta de la 
combinación del iodo con el almidón. Este carácter 
suministra un reactivo muy, bueno para reconocer las 
m^ pequeñas cantidades de iodo libre , porque cuando 
se halla combinado con otros cuerpos no adquiere color 



Digitized by VjOOQIC 



IODO. 175 

«con la disolacion de almidón. Segan M. Stromeyer, 
la disolacioa de almidón da color azul al agaa qae 

contenga en disolacion -; de lodo. 

400000 



tX)MPüESTOS DE IODO X DE OXIGENO. 

Acido iodícoy ácido hiperíódica. 

No puede obtenerse directamente estos dos com- 
puestos á singana temperatara ; pero caando el iodo 
•encuentra el gas oxígeno naciente, sé combina con él 
y se convierte en ácidoviddico; bajo este afecto el ibdé 
tiene macba analogía con el cloro y el bromo. 

Obrando sobre los óxidos metálicos disaeltos en 
agaa, se verifica la misma trasfermacion , es decir, 
^e resalta an iodaro y an iodata Pero por este me- 
dio no se extrae ácido iódico paro. 

Preparación, del ácido iódico» En los laborato- 
rios se prepara este ácido poniendo en contacto , á la 
temperatara ordinaria, iodo con deatóxido de cloro. 
Este último se descompone: sus dos elementos, el oxí- 
geno j el cloro , obran cada uno sobre ana parte dd 
iodo , de donde resuíta á la vez ácido iódico y cloruro 
de iodo. Para ejecutar esta operación, se desprende 
de an matraz pequeño de vidrio ó de ana redomita 
el deatóxido de cloro , que se bace pasar á un tubo bo- 
Kizontal que contenga pedazos de clorato de calcio pa- 
ra desecarle. Este tabo termina después en un globo 
pequeño, de vidrio en que está colocado el iodo en 
polvo , como se ve e« la figura siguiente: 



Digitized by VjOOQIC 



176 



IODO. 




Luego que se ha puesto en contacto el gas y el 
iodo , empieza la reacción con desprendimiento de ca- 
lórico, y se obtiene una masa sólida de color amarillo 
rojizo, compuesta de'áí^do iódico y de cloruro de iodo 
Exponiendo esta mezclará un calor suave , y dirigien- 
do al globo una corriente de aire seco, el cloruro de ^ 
iodo se volatiliza, y el ácido iódico queda en el fondo 
del globo bajo la forma de una masa blanca sólida. Se- 
gún Sérullas, también se puede formar este ácido, 
tratando el iodo en polvo por el ácido hipoazóico {Dia- 
rio de Quim, méd, , t. VIII, p. i32). 

Propiedades. El ácido iódico es blanco , sémitras- 
párente, no tiene color ni olor, y es de sabor muy^ 
agrio: sometido á la temperatura de -4- 200^, se fun- 
de y se descompone enteramente dando vapores de 
iodo y gas oxígeno; puesto en contacto del aire, ab- 
sorbe poco á poco la humedad que contiene este y se 
liquida ; por esta razón el agiía le disuelve con la ma- 
yor facilidad: esta disolución sin color puede concen- 
trarse y reducirse á la consistencia de jarabe. por la 
evaporación; enrojece mucho la tintura de girasol, y 
concluye por quitarle poco á poco el color. 

Acción de los metaloideos. Todos los cuerpos com- 
bustibles simples ó compuestos que tienen mucha afi- 
nidad con el oxígeno, descomponen el ácido iódico; de 
este modo obran el carbono , el fósforo y el azufre , so- 
bre todo con el auxilio del calor. Los compuestos no 
saturados de oxígeno le descomponen aun á la tempe- 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCITDO HIPERIÓDItO. 177 

ratara ordinaria: tales son los áddos-saÍfiu*oso<y fos- 
foroso , qae pasan al «stado de ácido salfórico y fosfó- 
rico , y^ dejan el iodo en libertad. 

Composición. Según las análisis de MM. Davy y 
Gay-Xiossac, este ácido está compaesto de 

Iodo. .... 75,81 2 át. de iodo. 

Qxígoio, . 24,19 5 át. de oxigeno. 

100,00 



Sa fórmulas r (y. 

Este ácido no existe en la naturaleza; pero se forma 
^cuando reacciona el agua sobre ciertos compuestos de 
iodo, ó en la de este cuerpo sobre l^s óxidos metálicos. 
Ha sido observado y estudiado al mismo tiempo por 
MM. Gay-Lussac y Davy. 

ÁClDÓ aiPERIÓDIGO Ó PEAlÓDrCO. 

9escudrímiento. Hacia fin del año i833, MM. 
Ammer-Muller y Magnus obtuvieron este ácido, que 
por su compo^ion es análogo al ácido percldrico. 

Preparación. Se le obtiene disolviendo el iodato de 
potasa ó de sosa en el agua , añadiendo á la «^solución 
oxido de potasio ú óxido de sodio , y haciendo pasar 
cloro gaseoso al través de la disolución. Si se evapora 
entonces el licor á un calor suave , se favorece la se- 
paratrion del hiperiodato de sosa que cristaliza.' En esta 
reacción el gas cloro descompone el óxido de sodio 
que está en exceso , se combina con su radical metá- 
lico para formar cloruro de sodio, mientras que el 
oxígeno de «ste óxido descompuesto, obra s^re el ácido 
iódico, y uniéndose con él le trasforma Sí ácido bi~ 
peri($dico. 

Obtenido el hiperiodato de sosa, se le disuelve en 
ácido azoico dilatado en agua , y se precisa la diso- 
TOMO I. 12 



Digitized by VjOOQIC 



178 ÁCIDO lODHÍDRICO. 

ladonpcHrel ¿aoato de plata que proddce por ) doblf 
descomposición hiperiodato de plata insdlpble <yie ae 
lava con agaa acidulada por el ácido azcnca Tra^ndo 
después el hiperiodato de plata por el agua doptUaday 
se quita á está sal una porción de ácido . )ftiperi5dÍG0 
puro , que se obtiene por la evaporación del lí- 
quido. 

Propiedades. Este ácido se presenta bajo la forma 
de cristales blancos de forma no bien determinada» 
es inalterable al aire y muy soluble en el agua. Su di- 
solución no se altera por la ebullición , pero sí se ex- 
pone el ácido mismo á una temperatura elevada, aban- 
dona parte de su oxígeno y se convierte en ácido i<5- 
dico; á un calor mas fuerte este último se descompone 
en vapor de iodo y en gas oxígeno. > 

Composición. Está Compuesto de . « 

» 
Iodo. .... 69,32. . , 2 átomos. . , 

Oxígeno. . 3 0,68. . . 7 átomos. 

100,00 



Suf<Jrmula = Pa; ♦ 

COMPUESTO DE IODO É HIDRÓGE^a 
{Acido iodhídrico)* 

El hidrógeno seco 6 húmedo no tiene acción sobre 
el iodo ala temperatura ordinaria; pero si se expone 
una mezcla de vapores de iodo y de gas hidróge- 
no á un calor rojo , en un tubo de porcelana, se unen 
en parte y ^ forma cierta cantidad de ácido iodbidri- 
co gaseoso. 

Preparación. Este compuesto , que se parece al áoido 
clorhídrico por un gran número de propiedades, 
se prepara rifes fácilmente que él haciendo obrar agua 



Digitized by LjOOQIC 



Acido iodhídrico. 179 

sobre uno de los iodarós de fósforo, ó poniendo en 



rastra consigo elagaa que encaentra á su paso; lae-* 
go que estos dos cuerpos están en contacto con el fós- 
foro , resulta ioduro de fósforo que descompone de re- 



Digitized by LjOOQIC 



160 ÁqDO lODHiDRICOé 

pente el agua- como en el experimeiiio antmoTé El gá^ 
iodhídrico desprendido -desaloja *d aire del irasco/ ic» 
razón de sa densidad y le reemplaza enteramente^ - 

Propiedades. £1 áddoiedhidrico es un gas sin oo- • 
lor y de olor picante, análogo al del gas dorhSídríco; 
expuesto al airé, esparce vapores Mancos ácidos ; sa 
densidad es de 49443 ; apaga los coerpos en comlins^ 
tíon y enrojece mndio la tintara de girasol. 

Acción dd calórico. Un calor rojo le descompone 
en parte; cnando está mezclado con oxígeno, la ¿escoma . 
posición es completa; se forma agaa, y A iodo qáeda 
en libertad. • • . ! 

£1 aire no tiene acción sobre este gas á la tempe^ 
ratara ordinaria; le cede el agaa qiíe contiene, de 
donde provienen los vapores qne esparce» -en la at- 
mósfera; á la temperatura roja obra como el oxí'* 
geno. 

Acción del agua, £1 agua, en razón á la mucha- 
afinidad que tiene con este gas, le absorbe rápidamente y 
le disuelve en gran cantida<L cuando está saturada, es- 
parce humos al aire, como el áddo clorhídrico líquido. 
£sta disolucio»de ácido iodhídi^co adquiere poco á poco 
color exponiéndola al aire , y toma un color amarillo 
anaranjado de cada vez mas oscuro, á causa de la des- 
composición de una parte del acide iodhídrico. £1 iodo 
que ha quedado en libertad no se precipita, pues queda 
disuelto en la porción de ácido no descompuesta 

Acción del cloro, £1 cloro gaseoso, por «u afinidad 
con el hidrógeno^ descompone inmediatamente el gas 
iodhídrico ; el iodo se precipita en hermosos vapores 
de color de violeta, que se condensan poco á poco. £1 
volumen del gas clorhídrico formado es el mismo que 
el del gas iodhídrico , de lo que se sigue que el Vapor 
de iodo forma la mitad del gas tedhídrica 

Acción de los metales. Se obtiene también el ' mis- 
mo resultado caleütaindo cierta cantidad de este gas 
con potasio , hierro 6 zinc ; el iodo sé une con estos 
metales, y el hidrógeno desprendido ocupa precisa- 
mente la mitad del volumen del gas. 



' Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO lODHÍDRIGO. J8l 

La disolución acuosa de cloro descompone tam- 
bién la del ácido iodhídrico apoderándose del hidróge- 
no ; pero no se precipita el iodo hasta que se ha des- 
compuesto todo el ácido iodhídrico. £1 bromo obra de 
la misma manera , lo que prueba que este cuerpo tie- 
ne mas afinidad con el hidrógeno que el iodo. 

Acción dé loe oooácidosiJiíuchos ácidos minerales 
oxigenados alteran el ácido iodhídrico ; tales son los 
ácidos sulfúrico y azoico concentrados ; se apoderan 
del hidrógeno por una parte de sú oxígeno y precipi- 
tan el iodo en polvo pardo violado. La mayor parte 
de las disoluciones metálicas , cuyos óxidos son redu- 
ciblies por este ácido, se precipitan en el estada de io- 
duros insolubles y adquieren diferentes coloras ; tales 
son la& sales de plomo, de protóxido de mercurio, de 
deutóxido de mercurio* y de plata , que precipitan las 
priioieras en amarillo dorado , las segundas en amarillo 
verdoso , las terceras en rojo amapola, y las cuartas 
en blanco amarillento. 

Composición. Es fácil deducir la composición del 
gas iodhídrico de los volúmenes de hidrógeno y 3e va- 
^or de iodo que están unidos en esle ácido; se encuen- 
tra que está formado como el gas clorhídrico , de me- 
dio volumen de gas hidrógeno y de otro medio de va- 
por de iodo sin condensación ; ó en peso de 

Iodo. 999^2 I át. de iodo. 

6 
Hidrógeno. . 0,78 i at.de hidrógeno. 

100,00 



Su fórmula atomística =rH'. 

Descubrimiento. Aunque "Si. Cle'ment ha observado 
este ácido , debemos á M. Gay-Lussac el conocimiento 
de su composición y de sus propiedades. 



Digitized by LjOOQIC 



182 cioauaos de iodo. 

COMPUESTOS K>K K)DO Tf VB -CtOftO» 

El io4o y £l cloro se coiolMoaa direeU9^nte en 
dos propordtoiies, 

Preparadm* Se pacden ol>teper estod ^ompuaslps 
poniendo iodo ea el fondo de fina probeta, y hacien- 
do entrar disntro de ella gas doro seco. La comjbii]^- 
cion Sejefeetoá ccm desprendimiento de €al6fico,:y'se 
forma !al principio un protoclorairO de iodo líqói^o^ 
de eplor rojo pardo; pero un exceso de cloro convierte 
este en percloruro que es sólido, y se halla en crifila- 
ks de color blanco amarillenta 

Propiedades. Estos dos compaéstos son may volátí- 
les, de olor fpierie y muy irritante ; puestos en colec- 
to con el agua , se disuelven enteramente ; el primero 
pone el agua de color amarill(> anaranjado oscuro ^ y el 
segundo da una disolución sin color. Estas disolucio- 
nes enroj^pe^ primeo y deanes quitan el color al 
girasol; tratadas por los óxidos metálicos, se trasW' 
man en. cloruros y en iodatos de estas bases^ La diso- 
lución de protoclorui^ da además iodo. 

El percloruro de iodo, descubierto por las investi- 
gaciones de MM.. Davy y Gay-Lussac sobríe el iodo, 
habia sido designado por este primer químico con el 
nombre de ácid^cloroiódica, porque le consideraba coma 
un ácido particular; peroM. Gay-Lussac ha hecho ver 
que debia sus propiedades acidas á su descomposición 
y trasíbrmacion en ácidos indico y clorhídrico por la 
influencia de los óxidos metálicos. 



Digitized by VjOOQIC 



lOMJlUOS M CABBONO. 183 

OQttÜ^UESTOS D£ lOBO Y BB BROMO.a^ 

(Brmmros de ioíh)- 1 . i-. 

Pteparaeim. Haócndoóbrar ilá temperaiuüli or- 
dinaria iodo y bromo en ciertas proptorcioites, se ob- 
tienen , segan M. Balard, dos compuestos, uno de los 
cuales es sólido, contiene menos bt'oáio , y por la ac- 
ción del calor es capaz de reducirise á^ vapores pardo- 
rojizos , que se condensan en agujas ^el mismo 
color. 

Un exceso de bromo trasforma estos cristales en un 
compuesto líquido de color rojo pardo muy oscuro que 
^l piarecer es un perbuamuro de iodo.> Este loom^esto 
ei enteramente soluble en el agua á liat que da 9^lor y 
<eoinaii«3^ lá facultad de quitar el color á la tintuk^a tde 
girasol. Echando los álcalis en eátá disolución ,: la des- 
componen produciendo bromuros é íodatos {^naksde 
^V92¿;a, tJüXXII, p. 37a). 

<'^. GMEPÜESTOS liB^IOBO Y BE «ABBONO. 

{loduirtís de carhwio). ;.(! 

£1 carbono Bo tiene acción sobre el iodo á ningu- 
na teiñperatura; pero sin* embargo^ áegut) ha obser- 
vado Sérullas , se pueden obtener d!^s compuestos dis- 
tintos de iodo y carbono. Estos Aos compuestos , en 
proporciones definidas, son un protoioduro de carbo- 
no y un perioduro de carbono. 

Preparación del perioduro de carbono. El primero se 
forma mezclando una disolución alcohólica de iodo con 
otra disolución alcohólica de potasa cáustica, hasta 
que empiece á desaparecer el color de la dis^ucion de 
iodo; se forma ioduro de potasio que queda disuelto, 
iodato de potasa y j^rioduro de carbono que se preci- 
pitan juntos. Se separa este último por medio de una 
cantidad conveniente de alcohol , y por la evaporación 



Digitized by LjOOQIC 



1814 lODlJROS Mí CARBONO, 

sostenida de este líquido ; y se recoge el periodaro de 
carboúo que cfristaliza en pajkas amarilbentas. / 

Propiedades. Este periodaro de carbono es sólido^ 
cristaliza en escamas amariltc^tas d/e olor aromático^ 
fuerte y azafranada 

Compo»ÍQÍon, Seguid Sérollas, el periodurade car- 
bona está comptiesto de > 

loda ...» 
Carbono. . 




100,00 



Frotúioduro de carbono. El protoiodaro de carbono 
se prepara destilando una mezcla exakrtai de partes^ 
iguales de deutocloruro de mercurio y dé pmodure 
de carbona, y recibiendo el vapor que se desprende 
en un globo pequeño^ ■ ^ 

Propiedades. Este períoduro es Fíqui^, Jna^ pesan- 
do que el agua; su olor es ete'reo y penetrante, y su sa- 
bor azucarado ; talen tado en hb llama del adüobol , pro- 
duce mucbos vapores de color de violeta descomponién- 
dose él mismo ; conservado debajo del agua , sus ele- 
mentos se separan con mucba lentitud. 

Composición. Sérullas ba encontrada que se compo- 
ne de ([Anales de Qmmécay de Física^ tomo XXXOi, 
pág. »ai): ♦ 

lodo; . . . . 9'3,75 
Carbono. . 6,a& 

Kmtmmmmmm 
100,00 



Digitized by LjOOQIC 



lODURO BE HiPI^^SIfO BtCAR^MADO. .|95 

se uiiíi €piv,fl Wí^íígepp dB^tCH5ar)^^ for^^^k tip 

nada cpeT) Wt^Faraday* $e le prepara ^^^^ppnii^do 4 la 
acción 4# la liu ^laiT; 4q4o ^ lui , £raflco ll^po 40 gliís 
k|4r<$g^PQ.'4^^tQ$aF^Tia^9 seco : se sobUnaan/l^^j^ 
.i9iex][(ec>9<ll»re las p^rede^ del feas^r .ag^^\Ua]|ca^ 
brillantes, qae resaltan de.4d c^a»l>^cion d4j4o4o 
con el hidrógeno* deatocarbonado. 

Frfíij^Udgde^. £1 hidrocarburo de «iodo preparado 
de esta manera es sólido , y se halla cristalizado; sa 
olor es aromático , y sa sabor azucarado ; expuesto á 
un calor suave, s« To1^iU2;afSmj8t(írir alteración: una 
tenmeratura elevada le descompone en carbón, en 
iodo y en ácido iodhídrkp $ iC|s insoluble en el agua, 
pero muy soluble en el alcohol y en el éter sulfúrico, 
^unque no se ha faed^ su v^0á& ,,no queda duda de 
que presenta la misma composición que el cloruro y 
el bromiuro de hidrógeno bica^rbonado, y quee$tá for- 
mada de un voluiiiea de vapor de lodo con un volu- 
men de hidrógeno bicarbonado< 

jé^cpoa 4^liodo^éQbr^,l^ eCtínomflqmm(iL £1 iodo á 
alta dosis e$ venenoso, pi\es reimltade los experiinentas 
de M. Orñla, que á la dj9^is,def4racmay n^edia detei^ 
minaprcmto la maerté ulceraxido la n;iembrana üi- 
fen^a del eé^tói9aga. . ; .» ; 

Su uso en medicina. Desde las curiosas observado- 
nes deM. Coindei^ médicp de Ginebra ^ s^ M emplea- 
do el i^jO con el inejov ^to en ^\, traftaniento 4^1 
boc&m Se k a4iliini9tra i peqaoS^ dp«»^, ya en d ei^ 
tado d«.4ibeprtad, ya cc^Úi^^dp cQp los metales á en 
estado; 4e ÍQdaro..I)Í5Ípa:^A. poco tien^ los bocios m^^» 
irolumÍ9080Sy lo ^iimsiiio> ip^ íqs tampres .Indd^^tet^ 



Digitized by LjOOQIC 



186 ^ FtüOiii 

Generalmente se le emplea mezclado con los cuerpos 
gratóés ^ én el e^ado dé pbríifadá , disctólté en ei al- 
cohol y en el e'ter , ó énat^AAésAo con el potasio y el 
mercurio. 

( Esié iitiie^ agéntate téi^á)^ táii^pécití^ó ^^ri 

dia, fué ensayado desde 1820 : los primeros expcrl- 

ittiiemoiS giie &é hitíeroti éstátókí íiiiídttd^> én éf cono- 

dmíÉ«tti qc(e se totóá ád^uiVidd, déi^^todfta ká pM- 

^íiáktícñ^es ft^tttótétttka¿, éom^ t^^áV*b|>tó^sílé^Oiijas 

y de fucüaí,' fán áláMdás^eñ el tratámiéiíto d¿ é^as feiifér- 

^tótedfildés, cidiltMíteiíí^íííiéña^ ¿aMidádés d¿ iódoéttés- 

iíí¿dJ& dé ■ Muro. M; Lüjgét ^hSt éiflpliéád^ 'Con étíto el tódo 

y muchos de i^s'^íij^uéstos éA él tf á4ttti¿mo de las 

^«Híertticdádcá «¿róftilo^s. ' ■ '"■ e ^ : 



^'•■'P-S^-" 




^-w^'k 









ÓWNíe^r SJéiÍAt Sítf 1í<¿t©kÁlB2íÁ. 



!-« 



Attti rto sé ha pódiídé^ átsíár este cóerpo coldcado 
mú él itóméro dé los ' ítietalóídéos ; perú lá dáSé^ de 
combinaciones en que entra, pét'mlf^ establecer una 
analogía perfecta elaíeíred c\ot&^ él bromtoy 4: además 
toa conapuéátG» ^tie fornira có«. muchos Cüeií-^ósr tiétien 
las tnismas fc(rlrtaü cristalinas ^üe los olWüi!^, ht^ 
mui'bs é f^éhcirók coñ!^éi$p6ndienlé5 , lo ^tte ha he- 
cho colocar estos cuerpos isomdrfOft ^n él ii^Btiio 

E^ade nüturál. Se ha ^coütrddd al ñúút com- 
'tónádo éwícicírids tóteiSile^^ y^ndipéíiftenitf con' el 
7Mdk>. Esta littMa éb«lhi^^idtf €«»isficbyé'iin ttltt«^ 
*i<áí bástáiite cdiáautt >qtte W^ *éí(lg«ia -. éñ ta ÍM^txtalidd^ 
éóú^^tmcSíté deÚkéM^^^^ió^Üypefóqkese ha 
dS3tiÉ^;áíá> déite^Uti p^iítíífia<m^^íukdi&^ el 



Digitized by LjOOQIC 



pues con el de cal fiuatada^ ft^^.. f^ r^^r;^- 
Schéele le dio este último nombre en 1771, quien 
despoes de haber hecho un examen cuidadoso , sacó 
de el por la acción del ácido sulfórico un ácido parti- 
cular j al que llamó ácido ftaórico. Pensó entonces que 
este ácido estaba unido con la cal en el mineral, y que 
habia sido desalojado de su combinación por el ácido 
sulfúrico. 

Los nueyos experimentos hechos después tienden á 
demostrar que este ácido no coátiene i^xígeno, pero 
que se conduce cotno un ácido formado por .el hidró- 
geno y un radical desconocido , análogo á los ácidos 
^rj^í4rico.,ÍÍo4WflF4^í y hfíi?»*ídricoj 4,^^ n^ws.^s 
r^^^tí^e¡í^y^M ^rjiuijaptery P*^y;b%wpj»uy pi?<^- 
)Htb)6,esM^úl|iiR4 J^ip^tem^qj^ yi,tefri»i^ÍAQii%AjjiW- 

, ;§epn ks. cp^sidQ!?M:il/9x^^ 
«Wi.elárfdQ fluóri<» s^rií.,í^^Io<J<ímp?^es^ íe l^i^^e^ 
y flúor (ácido fluormdriGo)', y el mineral de qijbe,(ife 
^9^ i^H' ^ooij^oesKi ,4« fiaor< y, de aXi^On S0 ve .^e la 
a^den 4el áeid^ $|L|(d^co: sobrq ^e3te :<X)la[lpp«st(^ 4^ 
«eriináloga'41^ que, ejerce sobr^ ^1 clorura de siodio; 
q^ieea é^: reacción I -4 agua* 4^1 áeidp < sulfúrico, ,^e 
descoAippn^ v 3^- OXÁgeiem se. uqe ixm el calcio y su hi- 
drógeno 2¿' flúor para formar ácido fluofUdHca £|i 
ctianlo al ái^do 8al^iccr9>seiC(]^abina co^ elósido de 
^feip ftinpado y prQdfi^^Ql0«ulf2^*4)e;Calci^(«¥^faí- 
«Me cal)^ ItíO qi»e «oDfiFoaa i^^^sta ^ótc;sMi e^ )a 
nodoiQ^mpoikioii; del flftorotvp .4e; cakia-por el ácí* 
da sulfúfica ^ohÁifo t ceni0 ki ha ^bsm^v^»dQ :M- 

Br^pfl/tQtí9^ &le^ ácido < puedt i^bt^^r^e p^r<^y 
«ofiomtrftdo por ^m t>poMimji^loi dek^ á Ml^ó^^- 
XdMicfy TMfKind ^ leí :«iftl 4pn^ij^e <wrt9^tM' d í4m- 
roroi de: ¡o^cSo pc»^ el átíd<»> siü^i^ cp^Ktfi^^^ 



Digitized by LjOOQIC 



188 ÁCIDO FlIKHIHibRIOO. 

£1 aparato qae se emplea coiisble , éoniQ té Te en ia 
figura siguiente 9 




en ana retorta de pknñd compuesta de dos piezas 
que se encajan una en otra , y que cemuMcan con una 
aJargadera déí'ploifto 'éna>nrada^ cerrada por xtík ta- 
pón del mismo metal atravesado por- un^ agújeríto. £s 
mas tenta^oso u^r una retortita de platina que co- 
munique con un* recipiente pequefio del ' mismo 
metal. 

Se coloca el fluoruro de calcio puro íreducido á 
polvo fino en la cucúrbita de la retorta j sé echa píor 
encima dos veces y media su peso de ácido sulfúrico 
concentrado , que se mezclan con una espátufa áé j^lata 
6 de platina. Después de haber cubietto- la cucúrbita 
con su tapadera y hecho comunicar el cuello de la re- 
torta con la alargadera, sfe embetunan exactamente las 
junturas con lúteñ graso, cotnpue^o de arcilla cocida 
y aceite de linaza. Cuando se coiota el aparato sobi% el 
honjillo, se rodea' la alargadera de hielo machacado, 
ó mejor de una mezcla refrigerante, y se calienta 
suavemente, de suerte que no suba la temperatura á 
un grado en que el plomo pueda fundirse. Acercando 
el oido á la retoita, se péürcibé prdüto una ligera ebu- 
llición , debida al desprendimiento del ácido fluorhídri- 
tó , que se eváptfrá y cosidi^nsá ^ la alargadera. Cuan- 
do cesa esté mido ^'hátei^ftiiivad& la eípieracion. Se deja 
enfriad él- jarato , y "desj^mes 'de iqtíiíatlé eV 4>etun 
con cuidadd, se ^11^ ett*^ ireiápienie Meibiddo fluóf^ 



Digitized by VjOOQIC 



ÁGIIK) ]^LÜ0BH¡ÜDRIC04 189 

KjArico ^ ^tdAo líqaida, que al instante fi9s debe gaar- 
dar en un frasco de plata ó de plomo. Es pre^ 
ci$ó cívitar el respirar los vapores qae se despren- 
den^ t y ipbre todo cuidar de qué no caiga^ mngu-r 
na gota exi las niaAOs, porque las partes tocadas por 
este ácido se desorgi^nizan muy pronto; produciendo 
un dolor vivo. , 

Para ejecutar esta operación es preferible la retor- 
ta de platina, porque no se corre el riesgo de que se 
ro9)pa > si por casualidad se eleva demasiado la tem- 
peratura. 

Prcpiedades. Este ácido es un líquido sin color, 
qu0 iiermaiiece fluido aun á — 20^; es muy volátil, y 
esparce al copt^to del aire vapores blancos, ácidos, 
de olor picante y penetrante; su densidad, cuando es- 
tá lo m^ concentrado posible , es de i ,06o , y jumen- 
ta j^un va conteniendo agua. Laañnidad de este ácido 
coa^l agua estal^ que dejando caer una gota «n el 
agua, produce un silbido comparable al que se per- 
cibe cuando se mete un hierro hecho ascua en este 
h'quido. Su acción sobre la -economía animal* es muy 
fuerte: obra en general como un poderoso cáustico, 
produciendo por Jo tanto una escara difícil de cu- 
rar. Es preciso tambiep evitar con cuidado el respirar 
los vapores que puede formar en el aire. 
. Acción del potasio. Ninguno de los cuerpos com- 
bustibles ^mples no metálicos tiene acción sobre él. 
Entre los metales , el potasio goza de la propiedad de 
obrar con violencia sobre este ácido, formando una 
sustancia blanca , sólida , que deja desprender gas hi- 
drógeno. La sustancia sólida es al parecer una com- 
binación del flúor cqq el potasio. 

Este resultado indicarla evidentemente la presen- 
cia del hidrógeno en este ácido, sinro se ^estuviese segu- 
ro de que no contiene agua. Un experimento hecho por 
Davy , demuestra al parecer que no le contiene ; por- 
que si se le satura por el gas amoniaco seco^ se obtiene 
una ^al en la que no se puede reconocer la presencia 
del agua, mientras que si se comibina con el mismo gas 



Digitized by VjOOQIC 



190 AGIDO FLUORHÍDRICO, 

un ácido eiiáll]tiiera qae contenga naturalmeiite agna^ 
la deja desprender á un calor lento. 

*ün cfxperitíftento no menos notable, y qné prad>a 
lá ^erda^ífera fcowiposkion del ácid^ fkLOrhitri&) , es 
que calentando una mezda de clorhidrato de ^^moma- 
co y potasio, se forrad cloruró^ de potasio, y hay des- 
prendimiento de un gas compuesto de dos volúmenes 
de gas amoniaco y uno de gas hidrógeno. Estfc últkno 
proviene de la descomposición de dos volúmenes de 
ácido clorhídrico que «stabán combinados con áos vo* 
lúmenes de gas amoniaco en el clorhidrato de amonia* 
co empleado. Si se hace ahora el mismo experimento 
con el fluorhidrato de amoniaco y de potasio , se obtie- 
ne precisamente el mismo resultado , ei decir , un gas 
compuesto de dos partes de gas amoniaco y de una 
de gas hidrógeno. En este caso la sustancia sólida es 
un fluoruro de potasio. Pero como ahora los efectos 
son semejantes á los primeros, se debe inferir que 
los productos lo son también , y que el flúor en el 
ácido fluqrhídrico ha obrado sobre el potasio, como el 
cloro en el ácido clorhídrico, cuya composición nos es 
bien conocida. 

Acción del ácido fluorhídrico sobreseí vidrio. Una de 
las propiedades características del ácido fluorhídrico, 
es la de corroer el vidrió y deslustrarle apenas está 
en contacto con él, 6 que es tocado por su vapor. Este 
fenómeno , que se presenta instantáneamente y que es 
único en su género , proyiene de la acción que tie- 
ne este ácido sobre el ácido silícico que entra en la 
composición del vidrio. Obra directamente sobrees- 
té ácido descomponiéndole, de lo que resulta agua y 
fluoruro de silicio gaseoso. Esta es la causa que impi- 
de conservarle en frascos de vidrio , que no tarda en 
corroer y romper convirtiéndose en fluoruro de silicio 
á expensas de la sílice que contienen. 

Composición. El ácido fluorhídrico , según lo que 
hemos* expuesto mas arriba sobre su composición, de- 
be estar formado como el ácido clorhídrico , de un 
volumen de flúor y otro de hidrógeno no condensados 



Digitized by LjOOQIC 



ACIDO FLDOEHÍDRICO. 101 ! 

En esta suposición , se mira al ácido flaorhídrico 
como compuesto de 

^ Fluor 9^993 I átomo. 

Hidrogenó.'. ^,07 i átomo. 

1 00,0b ' 



Sa'íórmuUi^FH, '\. . /' . 

Usos. La acción que este ácido tiene soÍ>re el ácido 
s^ickci le hace á propósito par^grajbar en el vidrio; 
p^ esjto 9f^ {iberia, de s^ acción á las partes que, no. se 
qiú^re atacar cubriendo toda la superficie del. vibrio. 
^.ip.n^ c^^ delgada de barniz hecl;i|0 con tres partes de 
Cf^ y una dp trementina ; este harnjlz aplicado calien- 
ta i^bre el vidrio , ^o tarda ?n solidificarse : entonces 
s§ graba ^on una punta de acero-B se calca fácilmente 
el diseno que se quiere obtener , colocando este debajo 
del yidrio. Cuando se han preparado de este modo 
las ps^tes que deben ser atacadas por el ácido-, se las 
llepa^ de ácido fluorhídrico dilatad > <5 lo que 

es ipejcw 9 ^ po^ 1^ lamina de y por de es- 

te ácido fubriendo con ella una c plomo, en 

la quje. se ha colocado i^na parte < de calcio 

y dos. d^ ácido sulfúrico. El ácido. :o, que se 

despreí^ de la mezcla á ^xx calor lento, obra sola- 
mente sobre las, partes del yidrio descubiertas. Luego 
que se ha coaseguido el efecto que se desea, lo que 
es fácil ver, se quita el barpiz, ya raspándole, ya fun- 
diéndole, y ^c acab^ de ha,cer el dibujo por los me- . 
díoa.^rdjiíarios. 



Digitized by VjOOQIC 



1&2 FÓSFORO. 



CAPITULO XIL 

rÓSFQ|lO. 



sus PROPIEDADES. SUS COMBINAaONES CON EL OXIGENO^ 
m4 HIDRÓGENO, EL CLORO, EL lODO IT EL BROMO. 

Historia. 'El alqaímbta ' de Hambargo , llamado 
Brapdt , descabrió ca;^ualmente e&i^ caerpo ^galar 
en 1677. Bascando en la orina bamana una materia 
propia para convertir la plata en oro , reconoció que 
el residuo obtenido por la evaporación de este líquido 
animal, calcinado fi^rtemente con carbón en vasijas^ 
tapadas , daba por producto volátil una materia ca* 
paz de inflamarse al aire. Ciertamente este resaltado, 
qae él no aguardaba, debió fijar su atención, como la 
de los químicos de esta época. G)municó su descubri- 
miento á Kunckel , químico alemán , sin descubrir el 
procedimiento con que le babia obtenido este último; 
pero deseoso de poseerle , propuso á Kraft , amigo su- 
yo , el comprar los dos el secreto de esta preparación. 
La historia refiere que' Kraft, sin saberlo Kunclcel, se 
fue á Hamburgo y compró en 200 doUares (cerca de 
4.000 reales) y para él sólo , la manera de obtener él 
fósforo. 

Durante 60 años fué secreta 5u preparación , y 
tonocida solamente por algunos químicos que también 
la habian obtenido por tentativas reiteradas ; hasta que 
en 1787 un extranjero poseedor del procedimiento le 
vendió en París al gobierno. El experimento se repitió 
en presencia de una comisión nombrada en el seno de 
la academia de las Qencias. 

Antiguo procedimiento, G)nsistia entonces el pro- 
cedimiento en evaporar hasta la sequedad la orina 



Digitized by VjOOQIC 



rósFORO. ^ 193 

hi^ipana f^odrids^ ^ en lavar el residuo con agua pa^ 
ra quitar,las sales , y en calcinarla fuertemente en . 
recortas de gres, después de haberla mezclado cou 
carbón. El ácido fosfórico que forma una de las par- 
tes constituyentes de este residuo, se descompone 
p<^ et carbón , que le quita su oxígeno. 

En 1,769 Gahn, quíf^ico suCjCp, habiendo descu- 
' Uerto que los huesos de los animales, estaban formados 
por gran .cantidad <lí*fosfato, de cal , no tardó en en- 
contrar^ con su compatriota Schéele^, un pcocedimien- 
. to para extraer el fósforo en mayor cantidad/ con me- 
nos co$te y mas facilidad. En el dia se emplea este mé- 
todo en las artes y en los laboratorios para obtener el 
fósforo. Este procedimienlo consiste en calcinar, á un 
calor rojo Sna mezcla de carbón y de bifosfato de cal 
obtenida de los huesos calcinados; pero como el proce- 
dimiento que se usa para obtener esta preparación se 
apoya en reaccion<?s un poco complicadas\, le de^cribi- 
remosipinuciosamentc en el segundo volilmcn al hablar 
déla desa)napo4cion del fosfato de cal por los ácidos y 
de su trasformacion en bifQjfato. -'... 

Propkdadeís. Ef fósforo es un .cuerpo sólido á ,1a, 
temperatura ordinaria , trasparente y sin .colqi^ cuando 
está puro; goza de cierta blandura qi^e le permite, co- 
mo á la cera, dejarse doblar en muchos sentidos sin 
romperse; se le puede cortar fácilmente con un cuchi-, 
lio y las tijeras, y la, uña le puede raspar ; su olor es 
aliáceo y no tiene sabor. Puesto en contacto, del 
aire, se vuelve luminoso y esparce una lijera llama 
blanquecina , propiedad que le ha dado el nombre que 
tic^ne, y «que se, deriva de dos palabras griegas ^Sr, 
luz, y (pofot^ <fue //dpa.Solo en la^scuridad $e puede per- 
cibir la luz que produce en el aire, y con. la luz del 
dia se ve el humo que forma. Es tan combusti- 
ble que no se le puede conservar sino debajo del agua, 
ó en gases impropios pajra U combustión., fin el 
primer caso , el agua no deberá contener, el aire que 
generalmente tiene en disolución. . 

En el comercio^ el fósforo toma lafprma de cllin- 
TOMO I. 13 



Digitized by VjOOQIC 



194 Í^FORO. 

(Iros pequeños dd grosor de un caüón de pluma d« «á- 
cribir. Él color del fósforo amoldado de esta^iiiaiiéra 
varía , pues unas veces eis tan trasparente que apenas 
se le puede distinguir del agua en que ^á sumergido; 
otras es blanquecino y tiene el aspecto del cuerxio ; y 
otras tiene un color mas 6 menos amarillo, sobre todo 
en la superficie. Todos estos colores dependen.de la al- 
teración que puede experimentar d^ajo del agua, en 
presencia déla luz directa ó líflejada. Así, cuan- 
do se quiere conservar fósforo puro, líe resguarda él 
frasco de la luz, ya cubriéndole con uü papel ' íiegro, 
ya colocándole en un paraje oscui*o 6 eñ ntó <:aja 
de madera. . . j 

La densidad de este cuerpo <e^ A^ '?77o. Empieza' 
á fundirse á -t-43^, y si se continúa calentándote ha»* 
ta la temperatura de -4-290^, puede reducirse á va- 
pores. En esta propiedad está fundada su destilación 
y por consiguiente su purificación. Se la practica en 
los laboratorios poniendo fósforo cortado en pedazos 
en una retorta pequeña de vidrio, cuyo cuello incli- 
nado se introduce en un gkbo pequeño de vidrio dé- 
bajo del agua , medio llenó' de este líquido , calentado 
á H- 70 ó -í-80^. Esta destilación exige mucha pre- 
caución, á fin de evitar la absorción del agua en la re- 
torta , que quebrándola podría arrojar el fósforo sobre 
el operador y quemarle. Cuando el fósforo sometido á 
la destilación contiene óxido, se le encuentra en el fon- 
do de la retorta. 

Acción del agua. El agua no tiene acción sensible 
sobre d fósforo á la temperatura ordinaria y ál abrigo 
de la luz ; pero sin embargo , al cabo de cierto tiem- 
po adquiere el agua en que se conserva un olor aliáceo 
y posee propiedades acidas, lo cual depeiide de da» 
nuevos compuestos que se han formado po^ lá descom- 
posición -de una pequeña cantidad de agua. Esté efecto 
es mas marcado bajo la infliiéticiadelaluz, pdésenesta 
circunstancia, él fóáforo blanquea al principio y des- 
pués amariUea ; entonces el agua ti^e en disolución 
ácido hipofosfóricó ¿hidrógeno protofosforadó debidos 



Digitized by VjOOQIC 



i la>Sef)Qiraékm de^as dos deméntosF^ qiie se combinan 
oda! «no»cof> una poi^io¿. d^/fósftMro; {í '^ 

JU&h&a dé fá^f^ro. La costra blanda qae. se fóroia 
aleábo'deJcierto tiempor sobre los cilinéroa der fósforo 
conservados debajo del agaa, es un bldrato de fosforo^ 
como lo babiamos supuesto antes de la análisis hecba 
últimamente por M. Pelouze. Este bidrato tiene una 
densidad de i,5i5, es insoluble en el agua y se des- 
compone á la temperatura de -+-5o^ dando agua y 
fósforo. Está formado de^ ico partes de fósforo y 
i4,33 de agua, ó de 4 átomos del primer cuerpo y i 
del segundo , y por consiguiente su fórmula es Pb*, 

Acción dd aire. Exponiendo el fósforo al aire , se 
vuelve luminoso á la temperatura ordinaria , y esparce 
humos blancos de ácido bipofosfórico producidos por 
su cqmbinacion directa con el oxígeno. Si la tempera- ' 
tura es un poco elevada y se acerca algo á aquella 
en que se funde , puede inflamarse y quemarfe rápi- 
damente en el aii*e. Así se le debe tocar con pru- 
dencia ^ porque no tardaria en calentarse lo suficiente 
para arder con rapidess , si se le tiene mttc^ tiempo 
entne los dedos ^ por lo cual es preferible ttiátiejárle 
cuáiuki «stáf Jiú«edo , ó'cortanleáfibiajo d«l ^goá. 

Gcan^t^ístíaa lenía dei fésfm^en id^a^s. íot ^r^j^ie- 
dad que tiene el fósforo de quemarse leoitmiénie eñ el 
aire le bace á propósito para absorber todo el oxígeno 
que contiene este |luido (véase la análisis del aire) , lo 
mismo que ¿1 que se eiatontrase libre en Utra mezcl% 
gaseosa cualquiera. Un hecbo digno dé notarse, y que 
parece al princííilo^ Inexjplfeáble, es Ik diferencia de 
eombustlbSIdad dél'í^foro íá lá^Héinpératura y á la 
presión o||||arias en el aire y en el gas oxígeno. Cuan- 
do se col(XRin cilindro de fósforo en un t|^o largo 
lleno en parte de oxígeno puro y dte'ttiei^tó , y lue- 
go se ecba en una prolVétií'^áíide*/qtie eoftfenga mer- 
curio, de manera que se itít<eteWi5iy¿éHí¿¿ del líqui- 
da interior con la del'é*e^íW,^j*íéim de fósforo 
no produce lux ni vap^; t>«^oí¿>áe riWá é tubo á fin 



Digitized by LjOOQIC 



196 • •FÓSFORO, 

de enrarecer el gas oxigenó, ó si se le calienta- has-»^ 
ta -4-24^, al instante esparce laz y vaporesi i^lán^; 
COS. Este resaltado, qae se puede comprobar>fá«iHnen- 
te por medio 4Íel aparatito representado en la sigiücn^* 
te iigara, ' " ' ' 



COMBINACIONES DEL FÓSFOJRO CON EL OXÍGENO. 

'El fósforo se combina con el ox/geno en cinco pro- 
porciones , y forma un óxidx> y cuatro comp^esto^ ici- 
dos, á sal>er: • . ' ( , * -^: . ' n 



TEl ácido fosfdi:icipi. 
El ácido hipofosfóricjO. , :¡-- 
£i ácido fosforosou .• .» ,, 
El ácido hipofosfprosp.!., . r, s : , ^ : pí 

£1 dxidp. TOJO ^de^ fdsforp. / ; 



ií • ' '• r. 



lju0'\:' OÍT 



Digitized by LjOOQ IC 



ÓXIDO DE FÓSFORO. 197 

Oxidor de fósforo. Guando se quema fásforo al aire 
6 en el ^as oxígeno, (faeda sobre la cápsula un residuo 
' rojizo 6 amarillo anaranjado que se considera como un 
óxíáo» de fosforo: este óxido -puede prepararle por el 
procedimiento siguiente, indicado por M. Berzdius. 
Si después 'de haber hecbo fundir fósforo en- agua 
á ^4-90 se dirige sobre él tina corriente de gas oxíge*- 
no por medio de un tubo y de una tejiga , hay una 
combústiog muy viva debajo del agua , y se forma 
'áciAo foisfdrico que se disuelve, y &A<\o rojo de fós^ 
foro q«e se^ separa en copo^. Se le* recoge por decanta- 
>^ión, y déi^úes de haberle layadp, se le calienta en 
un'apdírató-destilatorio para volatilizar el {ósí&vo que 
estaíba adherido á él. Es rojo , irísíp^o , sin <dor , ma^ 
denso que el agua ; i(io esparce luz en lá oscuridad 
aunque s& le frote; no se inflama sino á una teni- 
peratura inmediata al rojo escuro; calentado al abne- 
gó del aáre^ se cambia en fdsforo que destila, y en áci- 
, do fosfórico- k}Tie queda en «libnd^de^la va^|a. £1 fós- ' 
* foro mezclado con tiiá corta bamidad de este óxido, 
se vuelve capazj de 'arder rápidamente e» cuanto es*- 
^'-en contacto del aire. En las pajudas fosfóricas que 
K preparan calentando el fósforo'al contacto del aire, 
existe una mezcla de esta naturaleza. ' . 

Compo^ioiU' £1 óxido rd)o de^ fifeforo está foir- 
mado de^ ' ; r - 

' FAforo. ... 85,5 3 ál, íáíforo. 

■ ir. "■- ' ,-1. d'. ■' ' - ■ . • '< •• 

r-'^' !Í)x%e«io; . . . i4>S 1 át oxígeno. ^ 

■ í • •' ,:;!•».!:; . >.^^^';t; ;.!i:,ií •}-. ' ; }í;\' (^¿li*, • 

•Su- fórmula! es' >Ph^(^^V> -r'u í: ';í*>lí» 



'M '/• ^ 



-í» 






Digitized by VjOOQIC 



198 ; 

Msie áeido, ^me ies el-mas <>x^efiado dé I(» oikalro 
ácidos del fifeíbro , |^aede obtenerse de nraobas imner- 
ras: haciendo ^táeodaír fósforo en ^ aire é en, el oxíge- 
no , ó traiáfiídole 'pór los compuestos oxigenados ^cwí le 
ceden una p^rte. i :- 

Preparacim- Se oblieie este ácido jea e^do s<^o 
por el primer ¡pfocedioMeBio, q«iemaj»dQ ^foró edian 
platillo de porcelana ,, bkjouna cavipana colocada «o*- 
bre mercurio j que eoutaaga aire; ti oxíg^iO: secQ. JLÓ6 
vapores iJanoos de ácido fesfór(ic« qué s^Jlorv$an , se 
^recipiúii:al ipoiáento hajoríbrm^ de.t^pos de á¿e¥e 
que fie adhieren exijparte á las parcd^ dé Ja campaBá, 
ó.. cubren «toda la superficie del jplatülo. Cuando se 
c^uta la combustiofi en el oxígeno;^ leí lu^^^ue tienes- 
Írf!e«de dptfiiiijlé esta combinación es ion yi^á;, iqlKe >!& 
iriMá fiQ:^ipaeAes€qiort4r'.'£¿ácrid<^?fo3fórieQi{M^dpfl^ 
^ ¡eáta :iua«í3rá eaianbidnoi'y rAwy Úaneo; ét ffereaenta 
^ñ copos loiüy {ligeros i}iici,e^pUeato^)al Aire, oaifOi7b«ii# 
com ayidéá^U butoedad y s^jrfei%tÉen'^^oirmfiecDi3S)%í^ 
Mtii$.M$ (tfmy solujble ^ el^agua, y ciando ^ le ecfat 
en ella produce up ruido seii»e)aiJte, al que Jkacefuft 
)ukérr0:^Qbo>i^irua)SuiMrgidO' eu este l¿ii«ido..^£sta 
disolución suministra por la evaporación un Iroáduo 
de la consistencia de jarabe, incristalizable , formado 
de ácido fosíátiéd yia^a (¿pido fosforleott^l^ratado). 

Propiedades. Este ácido no tiene olor, y su sabor 
es ácido muy marcado; euir^jece. mucbo ¿l*i girasol; 
sometido á la acción del fuego-«i un crisol de platina 
pierde parte de su agua , se ei^pesa y empieza á reblan- 
decerse bastante á un calor mwior que el rojo. A esta 
temperatura se baila pe^^hmente fundido, y se re- 
duce á vapores á mayor^^Hlon de teinperaturá. Tio 
se funde en vasijas de viu^^y de tierra porque las 
ataca, y no tardan en romperse porque se combina con 
los óxidos que entran en composición de estas vasijas. 
§i cuando está fundido, se l^echa en una vasija de 



Digitized by LjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



200 ÁCIDO lUPOFOSFÓniCO. 

Estado nafürai. Este ácMo no'exíste éñ lá náttfuíHar- 
lezá en estado dé íibértad ; ^éro se le enCüéiitrá ft*e- 



Pteparactón: Se i^en tuBó^ de vidrio í^^ütios ial 
lád€rde iotros, de 5 á 6 tétíúiím.ió^ de^la»go^¿'^y de 
4- á 5 milímetros dediámetm,^)! titi^eflDíbafl&''¿cílbcado 
sobre un frasco de vidrio. Una de las extremidades 
de estos tabos está adelgazada á )a lámpái^íi) Se intro- 
duce en cada uno de ellos un cilindro de fosforo mas 
ó menos largo. Entonce5;s6.poneel frasco en un plato 
hondo, lleno de agua~4iasta lamitdd, y se cubre el 
frasco y el embudo coii una icampana de vidrio, atra- 
vesada lateralmente por dos aguie^ en su parte su- 
perior. ^ ■^^';' '/ : i'< 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO hiín6^sf6kíco. 301 

Depuesto todo áírf ^^ 'se %Uan Vriifiiüas tbdá¿'l¿ 
circanstancias propias para la^ formación 'íé'^'éitte 
ácido. El íairé contenió "debajo de lá cámpá^ná que 
éeseaQsa solidé titiai^á^áAé agaá, se^etícuciitrái'ál^ifíá^ 
taiite saturado de hamedad. A medida- que áé fofrtóa 
el ácido hipofosfdrico absorbe la^hamedad^ se reduce 
á un líquido, cae ^ota ¿'¿ota en el fratí¿¿i>'dse disuel- 
ve en el agua del plato. De este modo las nuevas 
porciones de fdslo^o se?p6heti en contacto del aire, 
que se puede renovar poto á poco por los agu- 
jeros laterales: en fin, el' astado de aislamiento en 
que se halla cada ciKndro de fósforo iu^ídé que 
se eleve demasiado la temperatura , y que resulte de * 
aquí una combustión viva qtfc'procfuce áétapr¿l*Vcido 

fostóricd.' ■ ■•- • 'í ^.''^..^u,:;l * -'í'í 

^*' Propiedades: EMciáó hipofófeforico , prepíaí^áo de 
estei*iod6', es un líquido viscoso-, sin cblbr,$ié^¿Hfe 
uíi lijero oliM* de ajo y qué^etírójece mudia 4^ tlntú'- 
ra de girasol. Contiene una graii pdrcioil Óe ágtiá'^ria 
parte déla cual se fe p¿ede quitar conceiltráiidólé á un 
calor suave. Guando está lo mas concentrado posible, 
es «espeso como un^ jarabe, ínéiiátaflizablc y mas pesa- 
do qué el *gua. Sometido á la acción del fue^o , se 
désconipóne por el algua q¿é cdiitíene , "y se' iríastbr ma 
por uti lá(^ enf ácidóí ' fosfórico^ y ^oi* otro en hlátB^ 
geho prólofoífóradó qu¿ se desprende' en estado de j^s; 
dé ló qué sé infiere que lós^ eléiheiátbs del á^a sé '«re- 
paran pi^a dirigirse ^ á saber r^ él* ódrf^éiió * áobre ttfía 
parte del ácido hipoFósfcíH^y, ;Í^ et'hidriJ^diid^ sobre 
oftí*a dé tóáforó,' y de está tóáhertt» dá cbmó' cóntftbdy¿h 
ütííbbsáU tóstót-ftíaclóh^^dé esfe acidó eftáddo f¿k- 
fóricó'^oi^ lá üñMok de'Óilgend '^ór ''un ládtí!, f ^cír 
la áfetraítóbn de fósforo i)ór éí otro.'//* ' * '^¡;^'' 
iS^^üéde'^comprdWt? todoá éstbá Vésultados^ cái^ 
•táridóuWa porción de káiis^áÁáó én ti'tía^r0dpthitá qtte 
"terigá ^útí^ba ¿dlbéafló ^é^mbiM §rife ie puédá'íN¿coger 

•: '^m^éíMó Mpd6^fert¿d»ny príklW^^iírsc^ 

Digitized by VjOOQIC 



8Q2 . Aí^x^ íp^poioso. 

f(^ffproso, Io,fi|ií^impidjS;ca{isicl«Y;ar)l9 ^omo Dü ádd« 

. j, flomposickn. Su CjiH99p<^Íp^ ^ 4e<;Qri|iioiL4a coa 
cuidad^ j^or l^Dj^lc^^,^ ipir^^c^ ja nels^im ^ukRt« 
eUfiao. partes^. / i ' ;j 






^09,00., 



Toáás las propiedades reconocidas e» est^. 4<^(l^;Se 
HU^dfii^ jCfplícsu: ^jcypwieiido qpe es ttaa {paipQji4<^acioii» 
jea ;ptqpprcfjope^ x^fíi^idas de ácido fosfórica y d<e á<jda 
fps&^rqso ^ ^ 1^ r^ac^pn de ;? átpnu^ 4^1, pslgi^py y 

ACmO FOSFOROSO. ,, ^ 

;.;■'" ;■ ■ ,:. ,_ ' ■ ./ ■^. ♦ v ^ 

j . , Preparación, . ,S<íl(]t ^pW'pJe ; «tte^iMurse fií*e acida 
j^aQdoprotof;1of(i;^*a4^fds%'aea ag^, pu«s este cpm- 
. |Mie&to , idifol vjl^i^c; ^ ú Íiq^í49 » ^¡ f^^l^^ ^ 4®* 
i^idos , clorhiídrícfí j y .^ 4p^9i!p90. Es ^ fácjijí aplicar ^ este 
jre^^ojtado; A ^Qs^np^del^gua se dir^ jsjohre el fósTp- 
,^ y Ipii^c^ p^fair,4 esta^4^ ápfdo íb^forpso, y i^iji.M^ 
, df/íg^ scj q4>eHcpj3, pl J9}qr,^ pa^.form^, SK^ida, clpiilftí- 
_^ic9.; |;í^rj*^^ar,ar^t/s xgtip(>o,^4^$^a fl^ay.dfSiH^- 
,^ ^ i^jl^irplprlia ¿e. vidrio., ^,agR^ igue,,|iw^j3<!p 
disolución estos dp^ á^4^s«^t,ácid|p: 4pif|^^4cQ.^.vo- 
„!^^|Í9a., y,,«| ácido fpsfo^á»^/ ppLrp iju^eda^^ 

ne color ni olor, es de ssJÍor muy agrio, sus€^|i;^l^>4^ . 
<^r^^9n<;^tp^n^e^^^ c^ji^tí^Ar^W«Et^, Hpe tie- 
A^^y fí^Sfi^ P*Y3f>n^ %W 4e par4^pípqjtos€ofeí<>« 



Digitized by VjOOQIC 



■ 'M. 



. ACIDO HimpsjfpBjf^,^ ao3 

i:ojat,ro.pArtfi$ de ácidp /osiforosp y de.^i;a^ d?^ ^\{^f ^ 
trasCorm^B por /el calfir en^cid^ fo^fpii^q jrr;^}g2^ hi- 
i^rdgeao jprotofosforadó , de , donde se Aeducci jgiie • j^ 
ag» ^e,a¿cQmpoAf y ^Oke s^3..flfipieiUos,5e i;pi^bnff9 
ea otro 4rden. .,'<:•'.•;/, ->,'';',:>."' .:t ■ -.'^ ••:'•;: ;-.• 
El ácido íoeforiw.í^ ^Mípr 

el iodo y el bronco?, jsfi,tj^;5L)sf9fU9A a jcjqjc^^ oxíg^ 
pcf ddir ag^ ep ^cido Á>siorkQ^ miei|tras' q^e..el Jíi^ró- 
(geno »e mpie con el cloro-, ú iodo ó 4/Vonío para /ar- 
mar los 44^os'elorhidrico^ .;i.odhí¿rico y broi^ 

Composición, El ácido fo^iroso se uneirccflaio^.'ídfí- 
.doB^j forma nn. gén^o d^.^es^^signad^^^^qn* el 
JlQxphrfi ip/osfiti^, J^stá^pmpae^ ^ ,.,[ j , . ,.. ; .,i, 

., ^ :, FíJííbitK...', . 56,Oj7 ^Jl i^oioos. . < .» 



Sa-fóriQula==l?h'0?.r ; . 

^ ACHK) ^^FpSFOROSp., , . 

• M. Dnlong descubrid ^sie^cido y le obtavo por 
primera yez en 1^16, l^aq(||!o obrar fosfaro de bario 
sobre agaa. Guando estos dos cuerpos están reunidos, 
el agua se descompone , su oxdigpiiOfsei^rji^gQ ^^pb^e una 
parte del fosforo y sobre todo el bario , de 10 que re- 
sulta ácido hipofosforoso y protdxido de bario , que se 
nxítít ^^m^^r^Lt^l^Biím^^ ; eslk>^l 4tfeda 

disuelta en el araa empleada ; el hidrógeno , por su lado, 
combinándose ip«n)<9ira^j^ai^'^4eb^(^^¿i^ á 

hidrógeno perfosforado que se desprende. Para separar 
^\Í¡^t}^^t^9Í9T(m,mf^9Aí^Jf!C^ Im di- 

«qIb^p sui^^ient6,caiitidi^ 4^ i^idf #ul)tá9^< 4iUtft4^ 



Digitized by LjOOQIC 



204 FOSFUROS D¿ HIDRÓGENO. * 

que' se apodera áe la biarita-totobinándotó cbh ella 
y forhia ún sálfato insolable , quedando disaeltb ¿ti el 
agua éráciddbipofosforpso: cuándo ^a no tiene barita, 
ni ácido sulfúrico, se separa por medio de un filtro el 
sulfato dé barita y se le evapora í un calor suave. Para 
evitar su descomposición , es preferible acabarla fcotícefn- 
iracióiixolocáhdole énel vacío encima de una vasija que 
Tíontenga ácido sulfúrico toiicentrado. 

P>-fl/?/¿zfa£fé£ Este ácido es líc(uido, indristilizablé, 
de sabor *ácidd bien 'caracterizado, y se disuelve en el 
agua en tóda's propoi-cionl^s. El calor le descompone 
en ácido íosfdrfco, en gas hidrógeno protofosforado jr 
en frfsforb libre.' ^ '^ •. l- 
IJÓs cuerpos qufe tienen itiucbá' afinidad con el hi- 
drógeno , tales córtio el cloró y el iodo, híáden pasar 
su disolución acuosa al estado de ácido fosfójrico pasan- 
do ellos fñisttios al de ácido- clorhídrico é iodhí- 
drico. Descompone, muchos óxidos metálicos que tie- 
nen poca áfítídad ícon ú oxígeno ; tales conlo el óxido 
de plata, el óxido de oro, Scc:\ y se une con un gran 
número de los demás' ^ara formar sales particulares 
(hipofosfitos). Está (Compuesto de 

Fósforo. . , . 72,33 ' í átomos. 

ó 
Oxigenó. . i ; ' l?,66 ' ^ 3Í átomos. 



Digitized by LjOOQIC 



HIDRÓGENO PROJOFOSFOBADp/ . 205 
lo^jqp.e se ha dado el, nombre de gas hidrógeno ,prof o- , 
fojsf orado é hidrógeno peffosforado , y un- compuesto $ó- 
(ído(hiár^ro,^efásíqro).^ 

, ^ Prepar^ciori del ga^ hadfógsno protoff^fora^o, 9 pro- 
tojosfáti^ dp hidróg^r\<^.i Se obtiene el pf injiero de estos 
cojppnestos calentando ácido fosforoso en estado de 
ja|[;abe 6 .en cristales en una; redoniij;a 6 retprta ^ á .]La 
q^ae seha^aptado un tubo encorvado propio para 
r^CQg^rJo3 gases debajo del mercurio. En i^la opera- 
cipj^ 5e desf:ompone el agUia, mientras; q[ue su oxígeno 
se une cgn una porción del ácido fosforoso y le con^ 
vierte efl lucido fosfórico ; su hidrógeno quita el fósfo- 
ro Á. qtr^ porción que cede .también su oxígeno á la 
primera v^í estas dos acciones simultáneas favorecen 
^Sta, d^composicipn. 

^ ^JPjTí^dades, El gs^s * hidrógeno protofosforado no 
tiec^ icolor , es permanente y elástico como el ^re¿ su 
olor es aliáceo , pero mas débil que el del hiorógeno 
perfpsforado; sudens^^dad es de 1,214^; iio* tiene acción 
sobre el girasol. Según Davy , el agua absorbe la oc*- 
tava parte del volumen de este gas , y adquiere su 
olor particular. 

Este gas no arde e^pont4neamente al aire ni en el 
oxígeno ; pero si se los ; calienta después de haberle 
mezclado con este último , hay explosión. j^v|G|bserva 
el mismo resultado ^^e disminuye, la presión á que se 
ha Hecho la mezcla.^n todos los casos varían los pro- 
ductos de la combustión : cuando el* oxígeno está en 
exceso , se forma siempre agua y ácido fosfórico : en el 
caso contrario resulta ácido • fosforoso y comun- 
mente, queda €íí libenad una porción del hidró- 
geno. 

Según la o1>sef vacion de M. Dumas , el gas hidró- 
geno protofosfpra4o 1^0 se h^lla jamás puro , pues con- 
tiene siempre mayor 6 menor cantidad de hidrógeno 
libre. Se puede apreciar en qué relación existe este úl- 
tii^o gas, agitando ^L g^l^idrógeno prc^ofosforado con 
una . disolución, de. ¡^fa^p d^ cobre .que Je absorbe, 
^^^¿Áo por reíídup ga3 hi4rPgGW- Pupde; determiT 



#' 



Digitized by LjOOQIC 



206 mDRÓGtNO PEttFOsreRAiMy. 

náíí^ las proporciones de fó^sf&to y de hidrógeno 'b6ii^ 
teíiidas en este gas, kaciéndofee detohar en el éttíiíttíe-- 
tro con un exceso de oxígeno. Ütt Toliimeti dé hidrd- 
géít6 j^i*otoFosfófádo exige ém voMménes de oxígeno 
para quemáráé cí©mpletamente. Gomo descóm'ponkn^ 
dose el gas hidrógeno protofbsfbfádo con ayada dcfl cía- 
lor por er cobre á el potasio,' ée oblietic ifde 'hidró-* 
géttópor I de este gásf," sé ve que en la cántfdá^d de 
oihgéno empleada para sií combustión, lo» f ¿e com- 
binan con el hidrdg^enó para formar agaa, y los^ con 
el fósforo para producir ácido fosfórico. ^^ 

• Acción del cloro. Cuando sé mezclan gas hidrogeno 
protofosforado y doro, hay inflamación á causa de la 
descomposición que se verifica. Sé fórma gas dorhfdri^ 
co y deutocloruro de fósforo^ si el cloro está en exceso." 
SégunDavy para descomponer enteramente un volu- 
men df gas hidrógei^ protofosforado , se necesitan 4 
volúmenes de cloro. 

Composición: ico partes de hidrógeno protofosfora-* 
do están formadas de 



Fósforo. ... gi,a8 i' átomo. 

■'■■ ' .' , ' ' ^ " ■ ' ^ 

Hidrogeno. . 8,72 3 átómQS 



í roojoo 

Stttórmala = PhH» 

^ ffIDRÓ<ÍfcNO P¿nF<5SPOKADO. 



1 
' Ptepttfácion, Esta secunda ééitVbtnacion' dé fiSs<^ 
y de hidt^genó , designada tanábictt con los^^taK^és 
dé sésquifosfuro de hidrógeno (pi^ ) ó fosfitWí Si^ 

Digitized by LjOOQIC 



HtDRÓGISNO PERF0SFOB(At)0. 20*7 

faidiricd (Berz), sé *ptcpai*a por muchos ívrocedimien- 
loái I. *^ poniendo filenos fosfuros atcálinos coti agaa 
qM ^ntonce^ áe descoitíponc: 2.® -tratando al 
calót*' el fósforo j^r el agua y uií dxidd líielálico 
alcalino. 

£1 procedimiento que se j^igue en Ids. laboratorio s 
consiiite en calentar, en un aparato pequeño apropia- 
do para recoger los gases, una disolución de prOWxi- 
áo áé potasio con pedazos de fosforo. Los principios 
constituyentes del agua se separan , su éxlgeno se cüri- 
gte sobre una parte del fdsforo para {(yrfhM' ácido bi- 
pofbsfcíroso que se uñé con la potasa , mtenlfras que su 
bidrógeno^ se combina con lá otra parte del fósforo , y' 
da origen al gas bidrógéno perfosforado que $e«des- 
préíide. 

Tratando por el calor úiia masa blanda compuesta 
de cal, a^a y pedacitos de f<>sfbro, se obtiene tam- 
bién cierta cantidad de gas bidrdgeño perfosfó- 
radó. Las reacciones son las mismas que anterior- 
mente; pero este medio suministra un gas mas im- 
puro. 

Propiedades. El gas bidrdgeno perlbsforado , como 
el protofoslbrado , no tiene color, y su olor es más 
fuerte ; no tiene accioft Si^bre el girasol lo mismo que 

sobre el agua pura, que no disuelve sino ; pero 

ICO 

cuando el agua no está despojada de airé , arde una 
parte del fósforo y altera las propiedades del gas ; su 
densidad es de i,75i. ^ 

Aceten' del aire. Puesto en contacto del aire, el 
gas bidrdgeno perfosforado arde con resplandoi^ pro- 
duciendo un bumo blanco, espeso, formado de ácido 
fosfórico y vapores de agua. Se observa un becbo cu- 
rioso cuandd se bacé pasar bidrógéno perfosforádo al 
aire ba}a la forma de burbujilas: á medida que 
se veriñpa la líoifíibustlon , los vapores blancos que 
de ella resultan sé elevan bajo la forma de «na tiube 
Uatica, anular, qué se ensai^cha poco i poco «cuándo 



Digitized by LjOOQIC 



2^ HIDRÓGENO VBAtQSBQBApO* 

sube V 4;^ suerte que muy pfaoto tiepe ui^ diámetro 
IQ á j;^ . v^pep mayor« ,<íoj^ e^ el :^^msuU} .de. pforr- ; 
ii^ars^. Cciji^^o «este gs^ aiifl^ ,en el.Qxíg^uo puryo, .JU. 
^ i^()á;Qi^oi|,es l^n.viv^ y. tan <4pi4^9 que c<^i ¡difiqalT 
tad la vista puede soportar el resplapder. Sin embai^go^ 
Hay,^H^pr6 un poco 4^^ fósfiw^.qu^ se librj^ 4f la 
comb^tiop, y .que se pr^ipit^ /^pbr^ ni mevcuf^; eo . 
que,^ ha^<^ el experimento. • i,; *r^ ,¡ 

Su desoofnposÍQÍon á ia' luz^ £t. gas rbi4r4gei^ pi^r^ 
fosÍQrado,. á la temperatura ordinaria:, di^a' dep^itar 
en.alguiios d,ia3 cierta, cantidad 4^. I|i4!i*<f rp^ ^^t(^. 
sobr^Jas par^^4oU''?Ta^)^^4ue leccmtienen., y pa^ 
al^ est^^o 4^ gas bidr^gepo ^ pr4>tofosforado. J^^ deis- 
composición .es repent;ína' á . una teipperatura ^eleTadat 
ála luz srolar y aun difusa; y se verifica* también al cabo 
4e alggnas horas á la teyípe^atf^i'a db o ( VauqjoieUii). 
. jl^mbien ja electricidad t^ec^ acción ,^hre e^te 
gas;. pues por ^q influencia pa$a al estado de hidróge^! 
no prp^ofosí^rado depositando una parte . 4e $«. fósr- 

fora - : , ■,[.••.'; 

Acción del cloro. El cloro á la temperatura or4ifla^, 
ria le de^onipone instan tápeamenté dapdo los miamos 
productos que el gas Kidrágtino. protofosforadOi I^ 
iodí» evaporado en gas hidrdg^o períosforadQ.pro4u^ 
ce ácido iodhídrico gaseoso y un ioduro de fósforo 
ftjo, . . ' . . . . f , 

Acción de ciertos metales. El potasio, el sodio, el 
cobre y ^tro^ metales ie descpmpopon ' t^asformándose* 
en fosfuro ^ y dejando .l^bre A. gai .bidrií^ifo. Eis fácil 
comprobar todos estos resultados calentando, xtná p^r- 
ite delgas en una campana,iet)cor^ada deba^Pt del 
mecco^iü, , tpñ , alguna, de e^tíis susta«€i^::ji>ctárr. 

* ^ ; ^C^ipo^'cicd. El ga/í .bidrdgeno perfo^forado pr^l-a- 
da por cualquiera de tos procedí «pi^tPs quef b«ttO» in^ 
dicado, contiene siembre cierta caiUidad.dQgasJhidrdgíé-' 
no y que se ptiede valuar p6r el sdllJUJodecob^e^ pu^s esta 
sal absorbe todo el gasíhidícdgeno piotr^forpfdo-, y.p<)r el 
r/esid«ogue! deja se aprecia su.pure^<Tambienrpi:i(ede^ 



Bigitized by LjOOQIC 



ttlDRÜRO DE FÓSFORO. 209 

composición determinarse como la del gas precedente; 
contiene en loo partes: 

Fósforo. ... 9 4) o 2 I átomo. 

6 
Hidrógeno. . 5,98 2 átomos. 

^ • 100,00 



Sa fórmula =PhH^ 

Este gas fué observado la primera vez por Gin- 
gembre, en 1783, y después ha sido estudiado por# 
MM. Kirwan , Dallon , Thomson , Vauquelin y Du- 
mas. MM. Gay-Lussac, Thénard y üavy han he- 
cho investigaciones sobre el gas hidrógeno protofos- 
forado. 

No se usa ninguno de los dos compuestos de fósforo 
y de hidrógeno que hemos descrito; pueden formar- 
se accidentalmente en la naturaleza; así cuando las 
materias animales, sobre todo las que contienen fósfo- 
ro , como la materia celebral , los nervios &c. , están 
enterradas en un terreno húmedo, producen por su 
putrefacción cierta cantidad de gas hidrógeno perfos- 
forado. La inflamlfcion de este gas en el aire, que tien- 
de siempre á escaparse con los demás productos gaseo- 
sos por las hendiduras de la tierra , explica satisfacto- 
riamente los fuegos que se desprenden del seno de la 
tierra en los cementerios y en todos los sitios en que 
se ha enterrado materias animales. Se los designa con 
el nombre de fuegos fatuDs y son comunmente el ter- 
ror de muchos aldeanos. 



uiduuho de fosforo. 



Hidruro de fósforo, M. Leverrier ha observado este 
compuesto sólido dl^ fósforo y de hidrógeno , y se for- 
TOMO I. * 14 



Dightized by LjOOQIC 



210 HfDRÜRO DE FOSFORt). , 

ma abandonando gas hidrógeno perfosforado debajo 
del agua hirviendo y á la luz difusa, en un globo del- 
gado de vidrio. Recogid§ la materia amarilla que se 
deposita sobre las paredes, lavada por decantación y 
secada a -t- 5o^, constituye este compuesto. 

Propiedades, Este hidruro se presenta en copos de 
color amarillo de canario y de olor aliáceo ligero : es 
insípido , mas denso que el agua e' insoluble^ri este 
líquido y en el alcohol; conservado en agua'aira^da se 
descompone , se desprende ef hidrógeno y pasa al es- 
tado de ácido hipofosfórico por el oxígeno del aire di^- 
suelto ; calentado al contacto del aire no se inflama ni 
á -4- i4o^ ni á -4- i5o^ ; pero en el ácido carbónico 
«e descompone á -+- i8o^, y se reduce á hidrogena y 
vapores de fósfpro. 

Acción del cloro. El cloro gaseoso le trasforma en 
ácido clorhídrico y en cloruro de fósforo. 

Acción del ácido azoico. El ácido azoico concentra- 
do le inflama al instante convirtie'ndole en agua y en 
ácido fosfórico: las disoluciones de deutosulfato de co- 
bre y de azoato de plata le descomponen y se forman 
fosfuros metálicos insolubles. 

Composición, Calcinando una porción de este hidru- 
ro seco en un tubo con limaduras gruesas de cobre, 
Bl. Leverrier ha probado (Anale^de Química y to- 
mo LX, pág. 174) que se componia de 

Fósforo, . . . 96,90 I átomo. 

ó . 

Hidrógeno... 3, 10 x átomo. 

100,00 



Su fórmula =PhR 



Digitized by LjOOQIC 



CLORUROS DE FOSf ORO: 



21t 



GOMPCESTOS DE FOSFORO Y CLORO. 



Goruros de fósforo. Estos dos caerpos se unen en 
dos proporciones , y forman también dos compuestos, 
que han recibido los nombres de protocloruro de fós- 
foro y de percloruro de fósforo. £1 primero es líquido 
y el segundo sólido. Pueden obtenerse directamente es- 
tas combinaciones á la temperatura ordinaria, y re- 
sulta siempre un desprendimiento de calórico y de luz, 
lo que es fácil probar echando pedacitos de fósforo en 
un frasco lleno de cloro seco. Guando estos dos cuer- 
pos están en contacto uno de otro, el fósforo se funde, 
parece arder, y se presenta un humo blanco niuy abun- 
dante que se* condensa bajo forma de Rquido ó en una 
masa blanca , según la relación en que se halla el clo- 
ro con el fósforo. 

Preparación del protocloruro de fósforo. Se puede 
preparar fácilmente este protocloruro por medio del 
aparato siguiente. 




^^;e^HN^^^TOü^ 



A 




Se desprende gas cloro de un globo de yidrio por 



Digitized by LjOOQIC 



21S ' ' CtOEüROS DE f ÓSFORd 

la acción del ácido clorhídi;íco sobre peróxido de iñaft^ 
ganeso. El gas pasa primero por un tubo de vidrio si- 
tuado horizontalmente, que contiene cíoraro de calcio 
para desecarle ; d^ aquí por medio de un tubo encorva- 
do y adelgazado ala lámpara en su extremidad, llega 
al fondo de una probeta seca que contiene .pedazos de 
fósforo bien enjutos con papel de filtros. La probeta 
está cerrada con un tapón que deja pasar otro tubo 
para conducir á una chimenea los vapores que se han 
formado. 

Apenas el cloro ha llegado á la probeta , se*^ infla- 
ma el fósforo, se funde y , combinándose con el cloro, 
produce un líquido sin color eft que sobrenada la por- 
ción de fósforo no combinada. Se detiene U operación 
cuando solo queda una cantidad pequeña de fósforo: 
se deja enfriar^ el aparato para decantar el líquido, 
del que se separa un poco de fósforo que tiene di- 
suelto, destilándole lentamente en una retorta pe- 
queña. Si se continua haciendo pasar cloro luego que • 
todo el fósforo se ha convertido en protocloruro , se 
solidifica en una masa blanca , pasando al estado de 
pcrcloruro. • 

Propiedades, £1 protocloruro de fósforo no tiene 
color; esparce un humo blanco, e^so al contacto del 
aire.; ^u olor es ácido y picante ; su sabor muy cáus- 
tico; su densidad es de i,45o; hierve á -4-78^. Cuan- 
do §|B le ha preparado con cuidado , no enrojece el pa- 
pel de girasol seco^ pero adquiere esta propiedad 
cuando contiene algo de humedad. El protocloruro 
puede disolver un poco de fósforo, y entonces tiene una 
propiedad curiosa , cual es la de inflamar un papel em- 
papado en este líquido, cuando se expone al aire libre; 
el protocloruro se. evapora en poco tiempo, y el fósforo 
que tenia disuelto quedando sobre el papel , puede ^ 
causa de estar muy dividido, arder <:on rapidez al aire 
y determinar la coml)ustion del papel. * 

Cu^mdo se vierte protocloruro «n d agua^ cae pri- 
mero al fondo por *ser un líquido mas pesado; pero 
agitándole se disuelve enteramente. Entonces se <íon- 



Digitized by VjOOQIC 



GLORVBOS DE FÓSFORO. 213 

vierte en ácido clorhídrico y en ácido fosforoso por la 
descomposición del agua; segan hemos dicho, en esta 
propiedad «stá fundada la preparación del ácido fosfo- 
i^so (véase este ácido). 

Composición, El protocloruro de fosforo se com- 
pone de N 



^ Cl«ro. ...... 779x9 3 átomos. 

d 
Fósforo aa,8i i átomo. 

100,00 



Saf(5rmula-=Ph*Ch'. 

Dos átomos de íste protocloruro descomponen tres 
átomos de agua y dan un átomo de ácido fosforo- 
to = Ph'* O' y seis átomos de ácido clorhídrico = H* 
Ch». 

Deutocloruro de fósforo. El deufodoruro de fósforo 
se presenta en una masa sólida , de color blanco de 
nieve y muy volátil; enrojece, lo mismo que su vapor, 
el papel 'de girasol. Cuanda se hace pasar el vapor de 
este deutocloruro con gas oxígeno por un tubo de 
porcelana enrojecido al fuego, se descompone: el cloro 
queda en libertad, y el fósforo se une con el oxígeno 
para producir ácido fosfórico. Los metales le descompo- 
nen absorbiendo sus dos elementos para formar clo- 
ruros y fosfuros. • 

Acción del agua, £1 agua disuelve coif avidez y 
silbido este deutocloruro , y le hace pasar al estado de 
ácido fosfórico y de ácido clorhídrico. Se explican fá- 
cilmente estos resultados por la descomposición del 
agua , y considerando que siendo mayor la propor- 
ción de cloro en este cloruro que en el protocloruT- 
ro , hay mayor cantidad de oxígeno que pueda com- 
binarse con el fósforo. 



Digitized by VjOOQIC 



214 lODUROS DE FÓSFORO. 

Composición, £1 dcatodoraro de fósforo se com« 
pone de 

Qoro. . . , 84,94 S átomos. * 

6 
Fósforo. . . 1 5,06 i átomo. 

X 00,00 



Sa formula «=.Ph*Ch». 

Dos átomos de este percloraro descomponen cinco 
átomos de agua y saministran un átpmo de ácido fos- 
fórico = Ph' O* , y I o átomos de ácido clorhídri- 
co = H^^alI^ 

' Estos dos cloraros han sido estadiados por MM. 
Thénard , Gay-Lussac y Davy. . 



COMPUESTOS BBIi FOSaK>KO CON EL lODa 
{laduros de fósforo,) 

Fteparucisn, El iodo tiene la pr(^iedad de unirse 
con el fdsfóro en muchas proporck)nes. Se' forman, 
siempre estos compuestos poniendo en contacto los ele- 
mentos, que se combináis instantáneamente ^ eon des- 
prendimiento de calórico, pero sin lu«. Los colores de 
estas comhinadones. varían desde el paiido rojizo al 
pardo «negruzco. Se Jos puede obtener directamente 
haciendo 'obrar , en un tubo tapado, iodo seco con 
fósforo cortado en pedaeitos. Estos ioduros , que 
tienen prc^orciones diferentes de fósford, descompb*- 
nen el agua y dan ácido fosfórico y ácido íodiKÍ^i- 

I 

co ioduraeto, si el fósforo constituya — r del iodo ; 6 ád- 

24 

do fosforoso y ácido iodhídrico si la cantidad ascien-^ 

Digitized by LjOOQIC 



«BROMUROS DE FÓSFORO. 215 

* 1 

de á — ; Ó en fin los mismos productos que la última 

combinación , mag una cierta cantidad de gas hidróge- 
no protofosforado y de fójíoro , si este cuerpo forma | 
del iodo. " 

El segundo de estos ioduros , que corresponde 
á Ph* 1% se emplea particularmente para preparar el 
gas iodhídrico. « 

COMPUESTOS I>EL FÓSFORO Y DEL BHOMO. 

{Bromaras de fósforo.) 

Preparación. El bromo forma con el fósforo dos 
compuestos que han sido descubiertos por M. Balard. 
Se obtienen ambos poniendo fósforo y bromo en un 
frasco lletio de gas ácido carbónico. La reacción se ve- 
rifica instantáneamente con desprendimiento de ca- 
lórico y de luz. El pi%ducto se divide en dos partes: 
una sólida , cri^alizada y sublimada , que es el deuto- 
bromuro ; y otra líquida , que ocupa la parte inferior, 
y es el protobromuro. El protobromuro es líquido y 
conserva este estado aún á-f-12.^; enrojece poco el 
^apel de girasol ; puesto ^ en contacto con el aire , se 
evapora esparciendo vapores blancos picantes ; su den- 
sidad es mayor que la del agua. Agitado con gste lí- 
quido ,. obra repentinamente sobre sus elementos y se 
trasforma en ácido bromhídrico y ácido fosforoso, de lo 
que se deduce que obra lo mismo que el protocloruro 
de fósforo, al que corresponde por la relación de sus 

* elementos. 

Deutobromuro de fósforo. El deutobromuro de fós- 
foro es sólido y de color amarillo; al contacto del aire, 
aparee vapores densos mu)!^ picantes; expuesto á una 
temperatura elevada , se funde en un líquido rojo 
que prodtíce por la acción del calórico vapores del 
mismo color; puesto en contacto con el agua, la des- 
compone y da por resultado los ácidos bromhídrico y 



Digitized by LjOOQIC 



216 usos DEL FÓSFORO, 

fosfórico. £1 cloro descompone con facilidad «stos dos ^ 
bromaros , isastituyéndose al bromo , qae se desprende 
bajo la forma de vapores rutilantes. 

Usos del fósforo. Este cuerpo sim^e se emplea prin- 
cipalmente en los laboratorios para analizar el aire, 
y determinar la cantidad áéttaí^eno libre en las mez- 
clas gaseosas. 

Se epiplea en las artes para hacer eslabones fos- 
fóricos y pajuelas que se inflaman frotándolas , y que 
se designan con el nombre de pajuelas químicas , ;?a- 
juelas pir/%gtas j pajuelas alemanas. Los eslabones se 
preparan de muchos modos. Unas veces fundiendo un 
poco de. fósforo en un cilindro pequeño de plomo, 
de mas de dos pulgadas de largo, al cual se cierra 
con un tapón del mismo metal rbuando se Quiere en- 
cender luz, se frota un poco con la extremidad de una 
pajuela azufrada el fósforo contenido en el tubo, y des- 
pués se frota la pajuela impregnada de un poco de fós- 
foro sobre un pedazo de corcho ó de paño grueso. El 
calor desarrollado por la frotación, basta para infla- 
mar el fósforo que enciende después I» pajuela. 

Otras^ veces, se añade al fósforo la décimaquinta 
parte de su peso de magnesia calcinada, y se mantiene 
fundida esta mezcla sobre un baño d^ arena á un ca- 
lor suave „ durante algún tiempo. Al parecer un# 
parte del fósforo se convierte en óxido rojo que queda 
con la masa del fósforo y la vuelve mas combustible, 
como \& hemos dicho ya ; la magnesia obra ;^n duda 
dividiendo esta masa y absorbiendo el agua que podría 
quedar, lo mismo que el ácido fbusfórlco qae se forma 
durante la operación. Esta composicioh , conocida con 
el nombre de mezcla inflamable , puede prender la pa- 
juela sin que sea necesario frotarla. Este género de es- 
labón que es mas cómodo que el precedente , es mas 
peligroso, á causa de la facilidad con que se inflama 
la materia cuando se la espone al aire, lo que la hace 
susceptible de prender fuego á las materias combusti- 
bles sobre que pue^e caer accidentalmente. 

Acción del fósforo sobre la economía animcJt El fós- 



Digitized by LjOOQIC 



AZOB. 217 

foro tiene una acción enérgica sóbela econctmía , pues 
administrado á dosis altas , ocasiona en poco tiempo la 
muerte , á causa de la inflamación viva de los tejidos 
que ha tocado; la acción corrosiva que tiene eur 
tonces depende al parecer únicamente de la presen- 
cia de los ácido hipofosfdrico y fosfórico , que se for- 
man cuando se quema lenta ó rápidamente. Empleado 
á dosis pequeña , se le considera como un estimulante 
muy activo que obra primitivamente sobre el sistep»a 
nervioso cuya^sensibilidad exalta. Por esta propiedad 
se le atribuye una virtud afrodisiaca. Guno es insolu- 
ble en el agua , se le administra disuelto en el éter* 
sulfúrico, á la dosis de 2 á 5 centigramos al dia (| á 
I grano); sin embargo se le debe administrar con 
prudencia á causa de los accidentes que puede producir. * 



CAPITULO XIH 

AZOB. 

SUS PKOPI£]>A1)£S. SUS COMBINACIONES CON EL OXÍGENO, 
EL HIBAÓGENO, EL CLO^IO , EL IODO Y EL CARBONO. 

Al tratar de las propiedades químicas del aire at- 
mosférico , hemos tenido ocasión de indicar la presen- 
cia de este gas mezclado con el oxígeno y de. examinar 
algunas 4e sus propiedades mas generales. Vamos á 
estucliar en este capítulo sus caracteres y las combina-* 
ciones que puede formar con los cuerp(^ que hemos 
descrito ya^ 

Extracción, C)nñinmente se extrae el gas ázoe 
del aire atmosférico absorbiendo el oxígen^^ por el fós- 
foro. Para obtenerle en estado de pureza , deben tomar- 
se algunas precauciones que ño son de despreciar 9 y que 
vamos á indicar sucintamente. 

Para esto se toma una campana de tres á cu^o 



Digitized by LjOOQIC 



218 AZOF, 

litros de- capacidaA, y se pone en la superficie del 
agua una eapsalita ó un platillo de porcelana en la 
que se colocan tres 6. cuatro gramas de fósforo. 
Después de haber inflamado éste, se cubre la <iáp- 
sula con la campaqa que contiene aire, teniendo 
cuidado de sumergirla algunos centímetros debajo 
del nivel del agua , sobre la que flota la cápsula. 
De este modo se impide que penetre el aire exterior^ 
al , mismo tiempo que se tiene encerrado d que está 
en la campana. La combustión del* fósforo , que 
continúa algún tiempo en esta cantidad de aire li- 
mitada, produce calor, que dilata primero el aire 
y expulsa parte de él fuera de la campana bajo la 
^ forma de burbujas grandes blancas mezcladas con va- 
pores de ácido fosfdriéo. Esta presión interior momen- 
tánea obliga á sostener la campana con la mano para 
que no se vuelque ; pero pronto el agua absorbe los 
vapores de ácido fosfórico y vuelve á sabir una cierta 
cantidad. £1 gas ázoe, que queda después que ha ter- 
minado la combustión, no puede -ser considerado como* 
puro , pues contiene aun cantidades pequeñas de oxí- 
geno , un poco de vapor de fósforo , que le da un olor 
aliáceo y todo el ácido carbónico«que existia en el aire. 
Para despojarle del primero , se introducen muchos 
cilindros de fósforo, fijados á lá extremidad de tubos 
de vidrio, y se los deja hasta que ya no despidan luz 
aun en la oscuridad. Después de haberlos sacado se 
hace pasar al gas ázoe una corta cantidad de cloro, 
que se combina con el vapor de fósforo y forma un 
cloruro que se disuelve en el agua ; en fin , se le agita 
en frascos de vidrio Con una disolución de potasa cáus- 
tica, que absorbe el exceso del doro empleado y el 
ácido carbónico que queda. Cuando se ha' preparado 
de este modo el gas ázoe se le debe conservar en fras- 
cos de vidrií> esmerilados y vueltos boca abajo, de modo 
que el gollete esté dentro dd agua. 

Propiedades. £1 ázoe ptnro está siempre en estado 
de cas; no tiene color, ni olor, ni acción sobre la tin- 
tura de girasol; los animales no pueden respirar este 



Digitized by LjOOQIC 



ÁZOE. - 219 

gas sin que se asfixien ; por caya razón se le ha dado 
el nomhre de azocj qae se deriva de dos palabras 
grieglS, « piivatiyo; ^<»y vida. M. Berzelias le ha de- 
signado con el nombre de nitrógeno. Es también im- 
propio para la combustión , y sa densidad , según MM. 
Berzelias y Dalong, es de^ 0,9760. Siendo simple este 
gas, solo puede dilatarse por el calórico; no tiene ac- 
ción^ sobre el aire, ni al frió, ni al calor, y se mezcla 
con el en todas proporciones. 

£1 agua pura , según las observaciones de M. 

Dalton , puede disolver de su volumen á la tem- 

1000 

peratora-f- i5^. El peso de su átomo es de 88, 5 18. 

CX>MPUESTO$ DEL A^OE CON EL OXÍGENO. 

El ázoe puede unirse con el oxígeno en diferentes 
proporciones, pero nunca se mezclan directamente estos 
dos gases. Shi embargo, sometiendo su mezcla á la 
acción prolonga^da de una serie de Chispas eléctricas, 
se pueden combinar en ciertas relaciones, como I9 
han observado Priestley y Cavendish. 

En la actualidad se conocen ciñóo compuestos de 
ázoe y oxígeno, entre los cuales hay dos óxidos y 
tres ácidos. Todos ístos compuestos son notables por 
la relación simple que existe entre sus elemen- 
tos , lo cual prueba lo que hemos dicho ya sobre las 
leyes que presiden á las combinaciones químicas. 

Estos cinco compuestos, colocados^ por el orden de 
la cantidad de oxígeno que contienen, han recibido 
los nombres sigu^tes : 

i.^ Acido azoico. 
2.^ Acido hipoazóico. 
3P Acido azooso. 
4..^ Deutoxido de ázoe. 
• 5.^ Protóxido de ázoe. 

Empezaremos el estudio de estos compuestos por el 

Digitized by VjOOQIC 



220 ÁCIDO AZOICO, 

ácido azóiico en razón á que es el línFco de los cinco 
que* se encuentran en la naturaleza, y porqu|^sirvc 
para preparar los demás, por la*, reacciones ^r des- 
composiciones que se le puede hacer sufrir. 

ÁCIDO Aóico. 

Estado natural Hasta ahora solo se ha encontrado 
este ácido combinado con los óxidos metálicos, prin- 
cipalmente con el protóxido de potasio , el protóxido 
de calcio y el protdxido de magnesio. La primera de 
estas combinaciones constituye una sal que se conoce 
vulgarmente con el nombre de nitro , sal de nitro , sa- 
litre , pero que se distingue en química con el de azoa^ 
to 6 nitrato de potasa. De esta sal, fabricada en el dia en 
gran cantidad para las necesidades délas artes, se extrae 
el ácido abdico. En los laboratorios se ejecuta esta opera- 
ción tratando esta sal por el acida sulfúrico concentra- 
do. El ácido azoico se separa de-sit combinación , y se 
forma sulfato de potasa/ El apa^rato que se emplea 
consiste en una rftorta que comunica con una alarga^ 
4era y un globo con gollete , que tiene en la parte super 
rior un tuho enco^^vado (Véase la figura). 




Preparación, Se introduce en la retorta azoato de 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO AZOICO. 221 

potasa pulverizado , y se 'echa por encima, -con an em- 
bodo de tabo largo , las dos terceras partes de sa peso de 
ácido ^salfúrico. Se evita por este medio mojar las pa- 
redes, y qae el ácido sulfúrico sea arrastrado por el 
ácido nítricos la capacidad de la retorta debe ser doble 
eaando menos , qae la necesaria para contener la mezcla. 
Despaes de haber colocado convenientemente la retorta 
sobre un triángulo de hierro en un hornillo , y hanerla 
paesto en comunicación con la alargadera y el globo 
qae deberán estar rodeados de lienzos mojados, se la 
calienta poco á poco ; may pronto la reacción que ha- * 
bia empezado aun en frió, se hace mas viva, el ácido 
sulfúrico se dirige hacia la potasa y abandona su agua 
•qcibe se combina con «el ácido azoico. £ste último apa - 
rece entonces bajo forma de vapores que se condensan 
en el globo. £1 sulfato de potasa queda en el fondo de 
Ja retorta en forma de una masa blanca. Esta sal se 
halla entonces con esceso de á.cido sulfúrico ó en es- 
tado de bisulfato. 

Durante esta operación se^otan muchos fenóme- 
nos. Primero la parte vacía de la retorta se llena de 
un vapor rojo ; á este suceden vapores blancos que se 
condensan sobre las paredes del aparato y que conti- 
núan desprendie'ndose durante largo tiempo. Por últi- 
mo , hacia el fin de la operación , vuelveyi á aparecer, 
pero mas abundantemente y con mas intensidad , los 
vapores rojos , y entonces la materia contenida en la re- 
torta se hincha mucho y tiende á pasar al cuello. Al * 
llegar á^ este estado se detiene la operación, retiraijdo 
el aparato del fuego, y dejándole enfriar. 

Teoría de la operación. Muchas causas producen 
los efectos observados antes : i.^ el ácido azoico que no 
puede existir sin agua, «se deScompone siempre en oxí- 
geno y en ácido hipoazóico muy volátil, cuyo vapor 
es rojo amarillento. En los primeros momentos de la 
operación , se qonoibe que, quedando en libertad una 
corta cantidad de ácido azoico , el* agua que ha tomado 
al ácido sulfúrico que le ha desprendido, debe ser ab- 
sorbida pronto por la masa de ácido sulfuric5 con- 



Digitized by VjOOQIC 



222 ÁCIDO AZOICO* 

centrado , qae no ha podido obrar sobre toda la sal 
Esta porción de ácido azoico privada de agua , se des- 
compone en ácido hipoazóico y en oxígeno; nP i, mc-^ 
dida que el ácido sulfúrico descompone mayor can- 
tidad de azoato de potasa, cede sa agua al ácido azoico 
qae se desprende entonces bajo forma de vapores blan** 
cos;^.^ por último hacia el fin de la operación, como 
el ácido azoico no encuentra ya la cantidad de agua 
necesaria para existir, y la temperatura es ma^ 
. elevada , estas dos circunstancias reunidas ocasionan 
su trasformacion en ácido hipoazóico y en oxígeno 
que se desprende. 

Algunas veces, lo cual sucede cuando se ha emplea- 
do azoato de potasa impuro, que como el del co- 
mercio contiene un poco de cloruro de sodio, una 
parte de los vafiores rutilantes de ácido hipoazóico 
proviene de la reacción simultánea del ácido azoico y 
clorhídrico , que produce entonces cloro y ácido hipo^ 
azoico. 

Rectificación. ÍEl pi^ducto que se encuentra en el 
globo, después de esta operación no es ácido azoico 
puro , pues según lo que hemos dicho , contiene ácido 
hipoazóico que le da color amarillo, y cloro. Se le 
priva del primero exponiéndole á un calor suave en 
una retorta & en un globo , hasta que haya perdido el 
color. Para privarle después del cloro , se vierte en él 
poco á poco azoato de plata disuelto , hasta que ya no 
se forme precipitado blanco de cloruro de plata. £ste 
compuesto, insoluWe en el ácido azoico, se reane 
pronto en una masa en el fondo de la vasija. Se de- 
canta el ácido azoico que sobrenada, y se le destila en 
un aparato semejante al primero. 

Habiéndose generalizado la fabricación del ácido 
azoico, se le prepara en la actualidad en las artes des- 
componiendo el azoato de potasa ; para esto se hace 
obrar esta sal con ácido sulfúrico en grandes cilindros 
de hierro colocados* horizontalmente unos al lado de 
los otros, y se 'recoge el producto en botellas grue- 
sas de gres que sirven de Recipiente. 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO AZÓKO. 223 

Antes qae el ácido salfúrico fuese tan b'krato como 



Digitiz.ed by yjOOQlC 



224 ^ ÁCIDO AZOICO. 

Acción de la luz. El ácido azoico concentrado ad- 
quiere color amarillo por la inflaencia de la Inz solar, 
y al cabo de cierto tiempo deja desprender gas oxíge- 
no. Resalta de «qai la descomposición de ana par- 
te del ácido azoico qu», perdiendo el oxígeno , pasa 
al estado de ácido hipoazdico; este qaeda disaelto en 
la otra parte de ácido azoico no descompuesto , y con- 
tribuye á dar el color. 

Acción del calórico. Una temperatura eleva- 
da le trasforma también en ácido bipoazdico y en 
oxígeno , lo que es fácil comprobar haciendo pasar 
su vapor al través de un tubo de porcelana enroje- 
cido. 

Acción de los metálóideos. Entre los cuerpos sim- 
óles no metálicos , solo el oxígeno, el ázoe, el cloro, 
\ iodo , el bromo , y probablemente el flúor , tienen 
aeHon sobre este ácido ; todos los demás le descompo- 
nen^^oa mas d menos facilidad , apoderándose de una 
parteóle su oxígeno , y haciéndole pasar al estado de 
deutóxidp ó de protóxido de ázoe , algunas veces tam- 
bién dejat^todo el ázoe en libertad. 

El ácido azoico reducido á vapores se descom- 
pone fácilmente por el hidrógeno á una temperatura 
elevada, ^n esta descomposición, que se verifica siem- 
pae con violencia y explosión , se forma agua , y el 
ázoe queda libre. El carbono y el fósforo le descompo- 
nen también á la temperatura de su ebullición.^ £1 
primero, absorbiendo parte del oxígeno del ácido azoi- 
co , le hace pasar al estado de deutóxidó de'azoe ó de 
ázoe, pasando él mismo al estado de ácido carbónico; 
el segundo da los mismos productos convirtiéndose 
en ácido fosfórico. Esta acción. del ácido azoico sobre 
el fósforo proporciona otro medio para preparar el 
ácido fosfórico puro. # 

Acción de los hidrácidos. Los ácidos clorhídrico, 
iodhídrico y bromhídrico se descompotien por el áci'- 
do azoico. Estas reacciones se verifican muchas veces 
en frió y siempre al calor. El hidrógeno de estos áci- 
dos se combina con parte del oxígeno del ácido azoico 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO AZOICO. 225 

qae se encaentra redacido al estado de ácido hipo- 
azoico ó al de deatdxido de ázoe, mientras qae sas ra- 
dicales quedan en libertad. Se -paede comprobar estos 
resaltados calentando en ana retorta ana mezcla de 
ácido azoico y de ácido clorhídrico : los productos que 
resaltan son cloro y ácido hipoazóico á consecuen- 
cia de haberse formado agua á expensas del hidrd- 
geno del ácido clorhídrico y de parte del oxígeno 
del ácido azoico. 

Agua regia. Este compuesto mixto, designado en 
otro tiempo con el nombre de agua regia ^ porque te- 
nia la propiedad de disolver el oro, que los quími- 
cos habian caliñcado de rey de los metales , ha sido co- ^ 
nocido después con la denominación de ácido nitro- F 
muriático ó nitro-hidroclórico; pero le conviene mejor/ 
el nombre^de cloro-hipoazóico porque indica su com- 
pésicion. 

Composición, Según los experimentos directos de 
M. Gay-Lussac, el ácfdo azoico anhidro se compone 
de un volumen de ázoe y de dos y medio de oxíge- 
no, ó de ICO volúmenes del primero y 2 5o de oxí- 
geno. Lo que establece para la relación en peso: 

Ázoe. ... 26,15 2 átomos. 

ó 
Oxígeno. . 73,85 5 átomos. 

100,00 



Su fórmula =Az•0^ 

Usos. Los usos del ácido azoico son muy numerosos. 
En los laboratorios se le emplea para hacer muchas 
reacciones; oxida la mayor parte de los metales y los 
disuelve , lo que proporciona un medio precioso para 
hacer muchos experimentos. Sobre este principio es- 
tá fundado el uso quí de él se hace en el grabado con 
el agua^ fuerte y y en los ensayos de las ligas de oro y 
plata con el cobre. Se emplean en medicina muchas 
TOMO I. 1^ 



Digitized by VjOOQIC 



226 ACIDO HIPOAZOrCO. 

de estas combinaciones salinas , ya interior , ya extc- 
riormente. Concentrado , obra como nn cáustico pode- 
roso , y puede servir imty bien para destruir las ver- 
rugas y las callosidades qué se forman sobre la epi- 
dermis, pues las dcfsorganiza poco á poco, produ<iien- 
do solo una lijera picazón en la piel. Se le administra 
algunas veces al interior , después de baberle dilatado 
en gran cantidad de agua , en la propoi^cion de cuatro 
gramas por litro de agua. En este estado de disolución 
constituye una limonada refrigerante y diurética. 

ÁCIDO HIPOAZÓICO. 



Solo puede obtenerse esta segunda combinación 
de ázoe y de oxígeno de^m poniendo ciertos azoátos^ 
secos por el fuego. El ácicfe azoico , desprendido de su 
combinación con el óxido ,*^ no encontrando el agua ift- 
cesaria para el equilibrio de sus elementos , se descom- 
pone en vapores de ácido hipoazóico y en oxígeno. El 
óxido, si es fijo é indescomponible por «1 calórico, 
queda en estado de libertad. 

Preparación, El procedimiento que se emplea con- 
siste comunmente en calentar protoazoato de plomo 
bien seco en una retortita de vidrio embetunada exte- 
riormente. Se introduce el cuello de la retorta en un 
tubo encorvado en forma de I/, al cual se debe su- 
merjir en una mezcla de bielo macbacado y sal. 




El azoato se descompone por la acciotí del calórico, 
y suministra vapor de ácido hipoazóico y gas oxigena 
Estos productos gaseosos , pasando al travéi del tubo 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO HIPOAZOICO. 227 

rodeado de hielo , se enfrian , por lo caal el ácido hipo- 
azoico se condensa en líquido, mientras que el gas 
oxígeno , que no puede torilar este estado , queda en el 
de gas, y se desprende por la extremidad adelgazada 
del tuho. Después de la operación se encuentra en la 
retorta todo el protóxido de plomo que estaha unido 
con el ácido azoico. 

Propiedades. £1 ácido hipoa^oico preparado de este 
modo es líquido á la temperatura y á la presión ordi-^ 
narias ; presenta diferentes colores isegun el grado de 
calor á que se expone, pues es amarillo anaranjado 
á-f-i5°yá-+-a8^; amarillo leonado á cero; ca- 
si sin c/)lorá -^lo® , y no le tiene á— -ao^; su plpr es 
fuerte y penetrante en razón de su volatilidad ; ^ sa- 
bor es denlos mas ácidos; obra inmediatan^nte ^mo 
un cáustico poderoso sobre la mayor parte 4e los teji-^ 
dos orgánicos^ á los que da color amarillp y destruye. 
Su densidad en el estado de pureza es de i,4^i; su 
punto de ebullición es -f- 28^. 

Acción del aire y del agua. Apenas este ácido está 
en contacto del aire, esparce un humo rojo, amari- 
llento, muy abundante , que tiene el olor característi- 
co del ácido líquido. Puesto en contacto con mayor ó 
menor cantidad de agua , se descompone siempre en 
ácido azoico y en deutdxido de ázoe, produciendo colores 
que varían del amarillo pardusco al verde esmeralda y 
al azul celeste. Estos diferentes colores, que dependen 
de las porciones de ácido hipoazóico no descompues- 
tas que quedan en mayoV 6 menor cantidad con el áci- 
do azoico que se ha formado, se manifiestan por el or- 
den que hemos establecido arriba, añadiendo suce- 
sivamente cortas cantidadeJs de agua destilada. Cadia 
vez que se añade esta ultima al ácido hipoazóico, se 
observa que se desprende deutóxido de ázoe, que al 
contacto del aire vuelve i pasar inmediatamente al 
estado de ácido hipoazóico produciendo vapores ruti- 
lantes. • 

Acción de los metaloideos. De todos los cuerpos sim* 
pies no metálicos, solo el carbono, el fósforo, el azu- 



Digitized by VjOOQIC 



228 ÁCIDO ÁZ60S0. 

fre, elselenio y probablemente el boro le descompon 



Su formula = Az'O*. 
' £1 ácido hippazéico no se combina con los óxidos; 
paes siempre que está en presencia de estos, se tras- 
forma en ácido azoico y en ácido azooso, por lo que se 
ve que una porción del ácido bipoazóico cede su oxí- 
geno á la otra para hacerla pasar al estado de ácido 
azoico Yolviéndose él mismo ácido azooso. Ya hemos 
visto que el ácido hipofosfórico obraba de la misma 
manera. 

ÁCIDO AZOOSO. 

Circunstancia de su formación, M. Gay-Lussac ha 

Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO Azoosa. 229 

observado este compaesto de oxígeno y de ázoe haciendo 
reaccionar , en presencia de an óxido alcalino disaelto 
en agaa , el gas oxígeno sobre un exceso de deatdxido 
de ázoe. Este último absorbe todo el oxígeno, y prodace 
ácido azooso, que se une con el óxido , y queda el ex- 
ceso de deutóxido de ázoe. Solo se le puede obtener en 
esta circunstancia , ó calentando al rojo oscuro ciertos 
azoatos , que perdiendo á esta temperatura una parte 
de oxígeno > se trasformen en azoitos. 

Hé aquí cómo sé puede determinar su formación, 
y valuar al mismo tiempo la relación de sus ele- 
mentos. 

Si se hacen pasar á una campana llena de mer- 
curio, que contenga una disolución de potasa, 600 
partes de deutóxido de ázoe y 1 00 de oxígeno , se ob- 
tiene un residuo de aoo partes de deutóxido. de ázoe. 
Por consiguiente la absorción por la potasa resulta de 
4oo partes de deutóxido y de 100 de oxigene^ que 
constituyen entonces el ácido azooso unido á la pota- 
sa ; pero como el deutóxido de ázoe contiene exacta- 
mente la mitad de su volumen de gas oxígeno, las 4-oo 
partes que han sido absorbidas en el experimento con- 
tienen 200 de oxígeno. Si á esta última cantidad se 
añade la que ha sido absorbida directamente durante 
el experimento , se saca de esta conclusión que el áci- 
do azooso está formado en volumen de 200 volúmenes 
de ázoe por 3 00 de oxígeno , ó mas simplemente , de un 
volumen del primero por uno y medio del segundo. 

Composición, El ácido azooso est^pues compuesto 
en peso de 

Ázoe.. . . • 37,12. . . 2 átomos. 

ó 
Oxígeno. . 62,88. . • 3 átomos. 

1 00,0a 
Su fórmula =:Az'0». 

Digitized by LjOOQIC 



230 BBUTÓXIDO DE ÁZOE. 

Ño se puede aislar este ácido de los óxidos con qae 
forma combinaciones fijas, paes apenas se le separa, 
se descompone en deatóxido de ázoe y en ácido azdico 
que qaeda disuelto en el agua. 

DEUTÓXIDO DE ÁZOE Ó BIÓXIDO DE ÁZOE. 

Se forma gran cantidad de este compuesto cuando 
reacciona el ácido az^co sobre la major parte de los 
metales ; pues luego q^ ^^^ ácido está en contacto 
con ellos , los oxida á expensas de una partede su oxíge- 
no , y lo que le resta entonces se baila con la proporción 
de a zoe que contiene , en la relación de los elementos del 
deut óxido de ázoe. £sta reacción se verifica en ciertos 
casos á la temperatura ordinaria, y en otros exige el 
concurso del calor. 

Sobre este principio está fundada en los laborato- 
rios^ preparación de este nuero compuesto. 

Preparaciim* El aparató que se emplea con eHc ob- 
jeto se compoíne , según se ve en la figura , 




de un frasco con dos golletes de jcerca de un litro de 
capacidad. En uno de los golletes entra un tubo en- 
corvado que va á terminar debajo de lá cuba bidro- 
neumática ; por el otro pasa un tubo recto que tiene eii 
su parte superior un emíbudo, cuyo tubo se sumerje 
hasta cerca de cinco 6 seis centímetros del fondo del 
frasco. Se pone dentro del frasco de 5o á loo gramas 
de limaduras de cobre, y se echa por encima 2 cx> gra- 



Digitized by VjOOQIC 



DBÜTÓXIDO 9E ÁZOE. 231 

mas^ de agaa. Embetunados los tapones y dispuesto el 
aparato, se echa poco á poco por el embudo ácido 
azdico. Al momento que este toca el cobre, le ataca 
con energía, te disuelve dejando, desprender gran 
itantidad de deutdxido de ázoe, que mezclándose con 
el aire contenido en el frasco, produce ácido hipoazói- 
eo, al cual se reconoce por su color rojo amarillento. 
£ste vapor persiste hasta que ha sido absorbido todo 
el ox%eno del aire. Se dejan perder estas primeras por- 
rones que están impuras , y solo se recibe el gas cuan- 
do la parte vacía del frasco no tiene, ya color. 

Es fácil concebir los fenómenos que suceden en 
este experimenta El ácido azoico , en .contacto con el 
cobre, se descompone al instante; cede una parte de 
fiu ;Oxígeno á este metal , y pasa al estado de deutóxido 
de'aa^e que se desprende. Por otro lado, el óxido de 
eobre que ha resultado de esta primera reacción, se 
combina con^ otra porción de ácido azoico no descom- 
pu^ta, para formar deutoazoato de cobre , que queda 
disuelto en el agua y le da color azul. 



3 át. cobre= ooo 



Í( Ox. oo. ) ooo ; 
i.l > Deutóxido 

(Az. oo.) de ázoe. 



3 át. ácido azoico.' 

u. 

3 átomos deutoazoato de cobre. 






El mercpirio , la plata , el plomo , &c. , tratados al 
calor por el ácido azoico, darian los mismos pro- 
ductos. 

£1 primer procedimiento es mas económico. 



Digitized by VjOOQIC 



232 DEUTÓXIDO DE ÁZOE. 

Propiedades. El deatdxido de ázoe es an gas sin 
color ; no se puede conocer sa olor , porque apenas es- 
tá en contacto con el aire, cambian sus propiedades; 
no tiene acción sobre la tintura de girasol. Se puede 
comprobar este resultado, haciendo pasar á un frasca 
medio lleno de este gas un pedacito de girasol ; si se 
toman todas las precauciones para que no entre la mas 
mínima cantidad de aire y se tapa herméticamente el 
frasco, se disuelve la materia colorante de girasol j 
queda intacta aunque se la agite con este gas ; pero si 
después se abre el frasco y se le sopla un poco de aire 
por un tubo largo, el^dcutoxido de ázoe absorbe al 
instante el oxígeno del ^re, y pasa al estado de ácido 
hipoazoico , que obrando sobre el agua , enrojece pron- 
to el girasol. La densidad de este gas es de 1,089; ^^ 
impropio para la combustión y para la respiración^ ejer- 
ce una acción deletérea cuando los animales se exponen 
á respirarle. Se concibe según lo que hemos dicho ar- 
riba, que estos efectos dependen de haberse transfor- 
mado en gas ácido hipoazóico por el aire contenido en 
las vías aéreas y en las células pulmonares. 

Acción del oxígeno. Puede demostrarse directamen- 
te la acción que ejerce este gas sobre el aire y el oxí- 
geno poniendo estos gases en presencia uno de otro. 
Si se hace pasar á un gloBo con llave lleno en parte 
de oxígeno , cierta cantidad de deutdxido de ázoe , se 
forman al instante vapores rojos muy oscuros de ácido 
hipoazóico. Estos vapores son permanentes mientras 
no estén en conUcto del agua ; pues apenas los toca 
esta, son absorbidos con prontitud. 

La absorción depende de la relación del deutóxido 
con el oxígeno. Si el oxígeno está en exceso , el deutd- 
xido absorbe la mitad de su volumen; y en el caso 
contrario, el deutdxido toma solamente el tercio de su 
volumen. Por consiguiente estos productos son mixtos, 
y no corresponden á ninguno de los cinco compuestos 
conocidos de ázoe y oxígeno. 

Según lo que acabamos de decir, poniendo sobre 
agua un gas que contenga oxígeno libre en contacto 



Digitized by VjOOQIC 



DEUTÓXIDO DE ÁZOE. 233 

con un exceso de deatdxldo de azoé , todo el oxígeno 
seré absorbido, y resoltará an-caerpo formado de 
tres YOldmenes de deatdxido de ázoe y aü yoldmen de 
ázoe; por consigniente , anotando la concentración pro- 
ducida y dividiendo esta cantidad por caatro , se ten- 
drá en el cociente el volumen de oxígeno. Por esta 
propiedad del deutóxido de ázoe , Priestley y Fontana 
le bán propuesto para determinar la cantidad de oxí- 
geno en el aire 2^mosfcrico ; pero este medio no es 
tan exacto cómo los que bemos .propuesto anterior- 
mente. 

Euáiémeft'o de deutóxido de ázoe. M. Gay-Lu^sap 
ba perfeccionado este procedimiento inventando un 
aparatito muy sencillo, el cual disminuye las causas 
de error. Este aparato , según se ve en la figura si- 
guiente y 



A 



consiste en un tubo graduado dividido exactamente en 
aoo partes. La parte abierta de este tubo se halla ro- 
deada por una pieza de cobre cónica , que se aplica 
exactamente á la parte ensanchada de un embudo de 
cobre adaptado á la boca de un frasquito de cristal. 
Cuando se quiere hacer uso de él , se llena de agua sepa- 
radamente el tubo y el frasquito, que estará boca abajo 
sobre la tabla de la cuba neumática. Se miden loo 
partes de aire en el tubo graduado , y se las hace pa- 

I sar al frasquito ; después se toman roo partes de deu- 
tóxido de ázoe que ik introducen también dentro del 

' miismo frasqtiito ; en el instante se forma vapor de 
ácido hipoazóico que es absorbido al punto por el 



Digitized by VjOOQIC 



234 DEÜTÓXIDO DE ÁZOE. 

agua ; entonces se hace entrar debajo del agua el tu- 
bo en la parte ensap^hada del embudo , se vuelve el 
aparato y se le saca de la ^uba. El residuo gaseosa 
vuelve á parar al tubo^ y de este i«odase vaI4a su can- 
tidad. Empleando las cantidades que se ha dicho an- 
tes , se halla que se han absorbido 84 partes, q^e en 
este caso se hallan formadas de 21 partes de oxígeno 
y 63 de deutóxido de ázoe. Para que se obtenga, rigu- 
rosamente ^ste resultado , se debe procurar no agitar 
la mezcla par^ no disolver en el agua un poco de deu-^ 
tóxido de ázoe. 

Acción de^iú luz jr dd calóricik La luz no tiene ac- 
ción sobre el deutóxido de ázoe; pero no sucede lo- 
mismo al calor , que le convierte en ácido, bipoay^o y 
en ázoe. 

Acción de los metaloideos. Muchos cuerpos com- 
bustibles pueden descomponerle. El fósforo inflamado^ 
sumergido en este gas, arde con mucha intensidad, 
descompone parte del deutóxido de ázoe absorbiendo- 
su oxígeno y dejando el ázoe en libertad , mientras 
que la otra parte , por la temperatura elevada que se 
desarrolla, se trasforma en ácido hipoazóico y en ázoe. 
El carbono le puede descomponer á un calor rojo, 
y entonces resulta gas ácido carbónico ó gas óxido de 
carbono y ázoe. 

Acción de los metales. La mayor parte de los me- 
tales muy ávidos de oxígeno son también capaces 
de descomponer el deutóxido de ázoe al calor rojo; 

Absorción por el ácido azoico. Cuando se hace pasar 
deutóxido de ázoe al ácido azoico mas ó menos concen- 
trado, se observa un fenómeno digno de. notarse. Es 
absorhido el deutóxido de ázoe, y seginn la densidad 
del ácido azoico , se obtienen coIore3 que varían del 
pardo amarilI»ito al verde y alazi^L Este femóa&eno, que 
es enteramente semejante al que se obtiene vertiendo 
agua en el ácido hipoazóico, proviene de las mis-« 
mas causas : el deutóxido ^e zzom , obrando sobre el 
ácido as^ico, le quita oxígeno y le hace jp^asar al estado 
de ácido hipoazóico jasando él mismo á este lestado, y 



Digitized by VjOOQIC 



PROTÓXIDO DE ÁZOE. 235 

entonces &e concibe que se formará tanto ipas cnanto 
mas concentrado esté el ácido ; de aquí provienen las 
rariaciones de color. 

Se repite con buen éxito este experimento, hacien- 
do pasar deatóxido de ázoe á tres frascos que comu- 
niquen unos con otros , y colocando ácido azoico debi- 
Jitado en el primero , un poco mas fuerte en el segun- 
do, y muy concentrado en el tercero. 

Análisis. Analizando el deutóxido de ázoe por el 
mismo procedimiento que el ácido bipoazóico , se halla 
que este gas está compuesto de un volumen de ázoe y 
de un volumen de oxígeno sin condensación : es decir, 
que 200 partes contienen 100 de ázoe y 100 de oxí- 
geno. La densidad del gas comprueba exactamente el 
resultado de la experiencia. 

Composición, Por consiguiente , de las consideracio- 
nes expuestas antemormente resulta -que el deutóxido 
de ázoe está formado en peso de 

Ázoe. ...... ^996 I átomo. 

Ox%eno. . . . 53^€>4 i átomo. 

100,00 



Su fórmula = Az O. 

Este gas, descubierto por Hales, ha sido estudiado 
por Bríestlcy y después por MM. Gay-Lossác y Da- 
vy. Al principio se le deéignó con los nombres de ^as 
nitroso j óüoiJo ife ázoe y écaido léüroso. 

BAOTÓXIDO 3>E A20E. 

Preparación. Uno de los resultados de la descom- 
posición recíproca del ácido azoico y ^(gÍ amoniaco 
combinados es^á formación de «sté ^ee^naf^y^esio. Se le 
atiene cal^itaind^ «sia combinación (aaoate de amo- 
niaco) en aparatos dispueistos á propósito para recoger 



Digitized by VjOOQIC 



236 PROTÓXIDO DE AZOF. 

los gases. Con este oBjeto se ponen cerca de 3o gramas 
de esta sal seca en una retortita de vidrio que comunica 
con un tubo encorvado , como se ve en la figura si^ 
guien te. 




Después de haber colocado esta retorta sobre un hor- 
nillo , se eleva poco á poco la temperatura. Muy pron*- 
to se funde la sal y se descompone produciendo un 
hervor que no conviene sea demasiado rápido , á fin 
de efitar que se descomponga con prontitud, lo que po- 
dria efectuarse con explosión. Guando se toman estas 
precauciones , toda la sal empleada se trasforma ente- 
ramente en agua que se condensa sobre las paredes de la 
retorta , y en protóxido de ázoe que se recogerá debajo 
del agua en frascos llenos de este líquido, y que se deben ^ 
tapar á medida que se llenan de gas. 

En esta operación el amoniaco, que como vcremps 
mas adelante está formado de hidrógeno y ázoe, se 
descompone por el ácido azoico; parte del oxígeno de 
este ácido se dirige sobre todo el hidrógeno del amo- 
niaco para formar el agua que se obtiene en el expe- 
rimento; el ázoe de aquel se une con el ázoe del ácido 
nítrico y con el oxígeno restante para formar protóxi- 
,do de ázoe. 

Se explica fácilmente la formación de los produc- 
tos obtenidos considerando la composición en volumen 
de los dos cuerpos. £1 ácido azoico está compuesto de 
loo de ázoe y a So* de oxígeno; el amoniaco con- 



Digitized by LjOOQIC 



^ PROTHiXUK) DE ÁZOE. 237 

tiene 3 oo -volúmenes de Hidrógeno y loo voldmenes 
de ázoe. Las 3oo partes de hidrógeno toman al ácido 
azóipo por la acción del calor 1 5o de oxígeno para 
convertirse en agua. Las ico de ázoe del amoniaco 
se unen entonces con loo de ázoe del ácido azoico y 
con las IDO de oxigeno restante para formar el pro- 
tóxido de ázoe. Por lo cual se ve gue^el resultado del 
e](perimento se halla enteramente de acuerdo con la 
teoría. 

Propiedades, El protóxido de ázoe es un .gas .sin 
color , sin olor, de sahor azucarado, y de una densi- 
dad igual 4 1)^269; sostiene la combustión de los 
cuerpos inflamados y vuelve á encenderlos cuando 
presentan un punto en ignición como lo h^e el oxí- 
geno, pero con menos intensidad.; es impr(^opara la 
respiración; pero sin embargo merece tenerse en con- 
sideración su acción sobre la economía animal por los 
efectos sorprendentes que ha producido sobre ciertas 
personas que se han atrevido á respirarle. Después de 
muchas inspiraciones de este gas , han experimentado 
los efectos del vértigo. Estas primeras sensaciones dis- 
minuyen «n menos de* un minutp, y continuando 
rcsplrándole se convierten en un estremecimiento 
agradable de todos los músculos, que se observa prin- 
cipalmente en el pecho y en las extremidades ; parece 
que se ofuscan los objetos exteriores. Hacia las últimas 
inspiraciones aumenta la agitación del mismo "modo 
que la potencia muscular, y se adquiere tina propen- 
sión irresistible á reir. 

Muchos químicos han experimentado en Inglater- 
ra la mayor parte de los efectos de la respiración de es- 
te gas ; asi>le han dado algunas personas el nombre de 
gas regocijante (que produce la alegría^ el regocijo); 
pero en Francia otros químicos distinguidos, que 
han repetido estos experimentos , no han obtenido los 
mismos resultados, y por el contrario han experi- 
mentado mal estar con todos los síntomas de la as- 
fixia. 

Acción del aire y del agua. El protóxido de ázoe no 



Digitized by VjOOQIC 



238 PROTÓXIDO DB ÁZOE, 

tiene acción sobre et aire ni sobre el oxígeno; el calor 
)e descompone en dentóxido de ázoe y en ázoe; el agaa 
á la lemperatara de -f- i5^ y á la presión de o^^yS, 
paede disolver la mitad de sa volumen , y esta disola- 
cion tiene un sabor ligeramente azucarado; el calor 
hace desprender de la disolución el protdxido de ázoe, 
que aparece con todas sus propiedades. 

Acción de los metaloideos. Todos los cuerpos com- 
bustibles , excepto el cloro , el bromo y el iodo , pue- 
den descomponerle con mayor 6 menor facilidad ab- 
sorbiendo el oxígeno y dejando libre el ázoe. El hidró- 
geno, á la temperatura del rojo oscuro, ]fi trasforma 
en agua y en ázoe. Esta reacción se verifica con rapi- 
dez y coiktfdolenta detonación cuando ^e aproxima una 
bujía encendida á un frasco lleno de una raezda de 
partes ¡guales de hidrógeno y protdxido de ázoe Su- 
mergiendo en una atmósfera de pfrotóxido de ázoe el 
fósforo ó el carbono inflamados, arden con ra- 
pidez y despiden mucho calórico y luz. Se forman 
ácido fosfórico ó ácido carbónico y queda libre el ázoe. 

Acción de los metales. Los metales ávidos de oxí- 
geno le descomponen á una temperatura mas^<i menos 
elevada dejando el ázoe en libertad. 

Se puede demostrar fácilmente la composición 
del protóxido de ázoe analizándole por el hidrógeno. 

Análisis. Si se hace pasar á un eudiómetro sobre 
mercurio ico partes de protóxido de ázoe y loo de hi- 
drógeno puro, y se hace que se reaccionen entre sí por 
medio de la chispa eléctrica , se obtiene un residuo ga- 
seoso igual á ICO, que es ázoe puro. Por consiguien- 
te las ICO de hidrógeno han debido combinarse con 
5o de oxigeno para formar ^gua. Lueg()^ Reiste experi- 
mento prueba que loo partes de protóxido ée ázoe 
contienen loo de ázoe y 5o de oxígeno condensados 
en loo por su combinación. 

* Se comprueba este resultado calentando el sulfuro 
de bario en la misma cantidad de protóxido de ázoe; 
esta combinación absorbe todo el .oxígeno , y queda 
un volumen de ázoe igual al del protóxido emplea-^ 



Digitized by VjOOQIC 



AMONIACO. 339 

iOy lo «nal está conforme cona el experimento. 

Campasicían. Segan lo que acabamos de decir está 
formado de 



(Ázoe 63,82 ^ átomos. 

6 
Ox^ffno. . . . 37,18 I átomo. 

100,00 



Eopeso < _ ^ 



Sa formula í=í:Az^O. 

PHestley , químico inglés, descabrio este gas 
«n 1776, y despaes ha sido el objeto de las nuevas in- 
Téstigaciones de MM. Berthollet, deDavy y de Gay- 
Lusa^c. 

i¿m. Sérullas kizo atgunés ensayos en 1882 con 
la disolución acuosa de protóxido de ázoe sobre ocho 
coléricoi frioB y en estado de cianosis , á los cuales hizo 
beber en dnco 6 seis horas, de seis á ocho cuartillos 
de esta disolc^cion endulzada con jarabe; dichos ensa- 
yos han demostrada que en e^os enfermos se resta- 
bleció poco á poco el calor y que desapareció también 
sttcesivameníte la cianosis {Sesión del r£ de Marzo, 
Academia de las Ciencias) 

COMPUESTO IME ASSOE É HIDRÓGEKO. 

i^Azburo de hidrógeno , amoniaco.) 

Gramstancias en que se unen estos cuerpos. El hi- 
drógeno y el ázoe en estado de gas no pueden unirse 
ni á la temperatura ordinaria^ ni á una temperatura 
elevada ; pero cuando ambos se encuentran juntos en 
estado de gas naciente , ó á lo menos uno de ellos , se 
combinan y forman el producto conocido antigua- 
mente con el nombre de 'amoniaco árMcaU volátil. Es 
el único compuesto de hidrógeno y ázoe que se co- 
noce. 



Digitized by VjOOQIC 



240 AMONIACO. 

Se forma esta cooibinacion ea an gran número de 
circanstancias particalares. Guando se pudren las ma- 
terias animales que contienen entre sus elementos hi- 
drógeno y ázoe , dan entre otros productos mayor ó 
menor^cantidad de amoniaco libre ó combinado. Guan- 
do obra el fuego sobre estas mismas sustancias orgá- 
nicas, suministra también nuevos compuestos que 
determinan la formación del amoniaco. 

Estado natural de este compuesto. Añadiremos á 
estos hechos que la naturaleza presenta el amoniaco 
ya formado , pero en estado de combinación , en el 
reino mineral y en el orgánico; que en este último 
caso , para los unos es quizá tino de los productos de 
la vegetación , y para los otros uno de los resultados 
de la asimilación ó de otras funciones vitales, puesto 
que se eiituentra en muchos líquidos segrejgados ó ex- 
cretados. Solo puede obtenerse puro el amoniaco de 
los cuerpos en que se halla en combinación directa. 
Uno dé los que pueden servir ventajosamente para es*- 
te objeto es el designado con el ni>mbre de sal anuh- 
niacoy clorhidrato de amojuacOy sal que en la actua- 
lidad se fabrica en gran cantidad para laS'- necesidades 
del comercio. 

Extracción, Para extráter el amoniaco de esta com- 
binación se mezclan partes iguales de esta sal reduci- 
da á polvo fino, y de protdxido de calcio (cal) también 
pulverizado. Se llena de esta mezcla casi toda una re- 
¿omita de vidrio que comunica con un tubo encorvado 
que va á terminar debajo del mercurio (Véase la figu- 
ra siguiente). 




Digitized by VjOOQIC 



• AMONÍACO. 241 

Calentaiido ^sta mezcla, se descomponen los dos caer^ 
pos ^ el protdxido de caldio se combina con el ácido 
doÁídricoí Y de esta reacción resalta cloraro de cale- 
ció y agaa qae queda combinada momentáneamente 
con eiste compuesto y con el exceso de cal empleada , y 
se desprende, gifm cantidad de gas amoniaca, que 
queda en libertad. Se recibe á este ultimó en campa- 
Has llenfts de mercurio después de bíaber dejado perder 
las prmsras .j^ordones que están m^cladás con el aire 
del aparato. ' 

Pr9piedadek El ga& amoniaco es trasparenté y siu 
cblor como el aire; su denádad es de 0,69 1 a ; su olor 
es tan fuerte y tan penetrante que puede sufocar y ex- 
citar el lagrimeo aunque se le respire en pequeña cah-^ 
ticlad; su sabor es acre y cáustico; es impropió pira la 
combust»>n lo mismo que j[>ara la respiracioja , pues 
los animales sumergidos en él se asfixkín pi^ontO; cuan- 
do ^e le pone en contacto con el jarabe de violetas ó 
con. la tintura de girasol enrojecida, enverdece el pri-» 
mero y vuelve azul á la segunda, y se conduce como 
un verdadero dxido metálico 6 base salitcaUeJ 'Por 
esta propiedad se le daba antiguamente el nómUre 
de álcali 9;o¿¿l/i/; propüedad común á ciertos óxidos 
metálicos qué entonces se los designaba con él nombre 
•úe^áhalis: 

r Idqmdacion. Este gai no es permanente, W decir, 
que no presenta sxi forma gaseosa á todas las' tempe-^ 
raturasM á todas las presiones j porque según :los :ex- 
perimémos de M. Fáraday^ sometiendo este gas puro 
á una presión fuerte y á un frió de ■***j 20^, puede 
liquidarse Él frió considerable que se desarrolla por 
la evaporacio|i rápida del ácid^ saIfuro|p líquido , es * 
también capaz de reducir al mismo estado el gas 
amoniaco (experimento de M. Bussy). 

Acción del calórico. En algunas circunstancias el 
gas amoniaco se descompope por el calor ; fe separan 
sus dos elementos y se vuelven á bailar en estado de 
mezcla. Se puede efectuárosla descomposición hacien- 
do pasar gas amoniaco seco á UP; tubo de porcelana 
TOMO 1. ' 16 

Digitized by LjOOQIC 



242 AMONIACO. •" 

enrojecido al faego y que contenga alambres de cobre 
ó de hierro , los cuales no retienen ningano de los ele- 
mentos del amoniaco, puesto auc noaamentati sefisi- 



St coloca en ana campana gradaada an roldmen de- 

Digitized by LjOOQIC 



^MfONUCO. ^3 

terminaáo dé ga^, y $e hace p^^^r pw él. una ^r^e ie 
chispas eléctricas dllk*ante machas horas por Ji)edi0 del 
eonámctbr fíécitií» ^ado. Si «3 mide el gas ,^ cuando 
al paf eper no alienta ya de Tolúmen » se halla qa« 
tieoe doble yoljáinea y que consiste en una toezda de 
tres partíes de hidrógeno y una de a»)e que antes oca- 
pabw dos partes. Así zoo yolúmeiaes de este gas se 
convierte!^ en :íoo por «^tadescniviposieioni analizán- 
dola^ se reconoce qae contienen i¿o volúmenes de hi- 
drógeno y 5o de ázoe que antes estaban coiíidensados 
en IDO yolúmenes. 

Acción del a§m. jEil agna absorbe con gran rapidez 
el gas amoniaco , y se combina con ^ inmediatamen* 
te üon despuendimienio de calor. A la te^^aturá y 
á la prepon ordinarias disoelre 4-3 o rec^ la volumen 
d* cerca de la mitad de sa peso. Se puede demostrar 
esta absorción poniendo ana x^ampana Uena de. gas 
amoniaco poro en C9ntacto del agua; i^^ta «e lan?^ coa 
tal rapidez qae apenas se ve su ascensión i^n la cam- 
pana. £1 hielo posee también esta propiedad, pues ab-. 
sorbiendo el gas se funde por el calórico. que: «s des- 
prende durante esta conibinacion. 

jíccum^ dd ojpigeno. El aire y el oxígeno no tienen 
acción sobre este gas á la temperatura ordinaria; pero 
si se aproxima una bujía encendida i la ine^j^a de 
ano de. ellos y de cierta cantidad de gan amon¿lca, 
hay inflamación. y detonación mas <5 menos fóerte se- 
gan la combustión. 

Los productos que resultan de esta co^ibustion son 
agua y ázoe que queda en libertad. Se los pu^e valuar 
quemando una mezcla de gas amoni^^ y de oxígeno 
en el eudidmetro de merfiurio ; p^r^ e^n este caso solo 
se debe obrar s^re una cor|^ f^a,||tida¿ de la mezcla, 
á causa de la acción violenta ,qg^ ios gasep tiaien entre 
sí, por la que se podria romper,, 4 .ea4idmetro y herir 
al pperador. En es|e ^periua^iHo ^ ifi^osible evitar la 
formación de una corta cantidad de ácido azdico y que 
proviene de la unión de Étoa parte del o?EÍgeno que se 
emplea con ona parle dl^l aisoato de amoniaco , lo cual 



Digitized by VjOOQIC 



244 AlklONlAGO. 

hace qae los resaltados sean menos exactos que lo qae 
debia esperarse. * 

Acción de los metaloideos. Entre los cacrpos com- 
bastibles no metálicos , el cloro y el iodo, por la gran*" 
de a&nidad 4jae tienen con el hidrógeno , so'n capa** 
ees de ^«scomponer en frió, el amoniaco apoderan^- 
dose de fíU' hidrógeno y dejando libre el azpe. Caando 
se hace pasar cloro gaseoso al gas amoniaco ^ estos dos 
gases reaccionan inmediatamente ano sobre otro; los 
rayos de laz qae se ven en toda la campana ai^' como 
el desprendimiento de calor, atestigaan la viva reac- 
ción qae resalta y qae da origen al ácido clorhídrico, 
y por consiguiente al clorhidrato de amoniaco; esta 
última sal aparece bajo la forma de vapores blancor 
may espesos. La disolmcion del cloro de^ompone 
igaal mente la disol ación acaosá del gas amoniaco; ¿j$i 
caando se mezcla en an tabo largo cerrado por ún 
extremo ana disolacion de cloro, de modo qae llene 
las siete octavas partes, y se echa encima amoniaco lí- 
qaido para acabarle de llenar , se observa qae, Aes^ 
paes de haber tapado con el dedo el extremo del tabo, 
y de haberle vaelto al revés para mezclar los dos lí- 
qaidos, en el sitio efn qae se verifica el contacto se 
desprenden ana maltitad de ampollitaís de an gas qae 
se elevan rápidamente y se reancti en la parte su- 
perior del tabo. Reconócidp estegais, se halla qae es^ 
ázoe paro. 

Acción del iodo. £1 iodo descoínpone también el 
amoniaco, pero no deprende el ázoe con qae estaba 
tinidt). Por lo demás se forrtia ácido iodhídrico qae se 
ane con la porción de amoniaco no descompuesto 
como en el experimento anterior. 

El carbono á una tcmperatara roja descompo- 
ne el amoniaco, y de esta descomposición resalta, se- 
gún M. Langlois, hidrógeno y cianhidrato de amonia- 
co; paedé obtenerse cristalizada esta sai haciendo pa- 
sar los prodactos al través de un tabo enfriado por 
una mezcla refrigerante * '• 

Composición. Según lo que heñidla dicho mas arri- 



Digitized by LjOOQIC 



AMONIACOi 245 

6a, es Éícil determinar la composición del gas. amo- 
niaco descomponiéndole por la electricidad, y ana- 
lizando el gas que resulta: de la descomposición por el 
otígeno en el eudidmetro de mercurio. De este modo se 
halla que está compuesto de volumen y medio de hi- 
drogeno y de uno de ázoe condenjsados en uno solo. Lo 
qne da enpeso:: 

Ázoe/ .... . 8^3,53 1 átomo. 

6 
Hidrogeno. . 17,47 3 átomos. * 

* 100,00 



Su fi5rnmla= Áz IP. 

La densidad de este gas confirma el resultado del 
txperiknento , porque tomando vez y media la densi- 
dad del hidrógeno , mas la del ázoe, y dividiendo la 
suma por a , se obtiene un número que representa con 
bastante exactitud la densidad del gas ^||oniaco indi- 
^cada por MM. Berzélius y Dulong. IHp 

Disolución acuosa de amoniaco. Rara vez se usa el 
amoniaco en este estado de gas, pero sí con mucha 
frecuencia disuelto en agua. Esta disolución , conocida 
en otro, tiempo con el nombre de amoniaco líquido, 
se prepara saturando de este gas agua destilada. Con 
«este objeto se emplea en los laboratorios el aparató' si- 
guiente. 



rÚ^y 




[n^ 


r=n)' 




{ -í 




^rr 


1 1 

r 


L v't^ 


[ r- 




T ' i:r 



Digitized by LjOOQIC 



246 AMONUCO. 

En tiná ret<>rta de j^ea embeianada , se ec&a la me^ 
cía fie clérhidraid de ammiiáco y cst necesaria j^ ' 
rá dejar desprenda!* él gas aihcmiaco y tit Henan ñt ' 
rila la^l partes de la retorta. Despoes de baberk 
colocado sobre barras de bierrb en el bortiHlo de i^ 
verbero, se ajasta á su caello un lúbo encorva- 
do de bastante diámetro , qae teriñina en 'el fon-^ 
do del primer frasco de tres golletes qae contiene una 
corta cantidad de agaa. Este primer frasco comanica 
por medio de tubos intermedios con el segundo y es- 
te con el tercero, &c. Se pone en estos últimos una 
cantidad de agua destilada equipolente al peso de la sal 
amoniaco : en esta es en donde debe disolverse el gas. 
Si después de baber arreglado y embetunado el apa- 
rato, se calienta poco á poco la retorta elevando la , 
temperatura hasta el rojo oscuro, el gas amonia- 
co qtie se desprende en gran cantidad de|ilosltá en 
el premier íhasCb las matéHa» ettrMfJ^» que fñisíe ar- 
rastrar conloo i de a^ui^asit al segundo frastd dohde 
sé disuelve b^Rí q«e el agua esté siaítufada 4e éU f 
póV* úttlñ^ j|||d agua cbfiftenya tú A t^pcét fi^ 
co absorbe VPexc^^ del gas ^oe 'éo pi^át disbt^ 
Verse. 

A lóedi^ ^ue se efeétoa la aattitacloii drf «g^ . 
está última éé daHénfá y aumema de voIú«á%Q. ia^ 
cuandoí ét ifii(íf6t preparar una disolución áHamiml»*' 
coinuy ct^ntrada, se «feben enfriar los ftá§em ya 
rodeándolos t^on lienzos meados , d ya colocátfdoloa én 
un barreño que contenga agua fria y aun hiélb liáX^ 
cbacado. 

Amoniaco líquido. La disolución acuosa de amonia- 
co no tienq color , su olor es fuerte y pendrante pa- 
recido al del gas, y su olor es cáustico; enverdece 
mucho el jarabe de violetas y vuelve azul el girasol 
enrojecido por los ácidos ; varía su pesantez específica» 
pero cuando está concentrada es de 0,9054. , y en este 
estado contiene a 5,37 P^^ ^^^ de gas amoniaco. Some- 
tida á un frió de -^-J^o? se congela volviéndose opaca; 
expuesta al aire pierde parte del gas que contiene, y le 



Digitized by LjOOQIS 



AMONIACO. 247 

deja desprender enteramente á un calor eteyado gra- 
dualmente hasta el panto de sa ebnllicion. 

M. Dayy ha dado la tabla signieíite de la cantidad 
de gas amoniaco contenida enr el lunoniaco líquido á 
diferentes grados de densidad. 



. . 


Grados en 


Proporción 


Proporción 


Densidad. 


el pesa al- 


de amoniaco 


de agua 




cohol. 


por 100. 


por too partes. 


0,8750 


3o,6 


3 a, 5o 


67,50 


o,8«75 


a8,a 


a9,a5 


70,75 


0^9000 


a6 


a6 


74 


0,9054 


aS 


a5.37 


74,63 


0,9166 


a3 


aa,o7 


77.93 


o,9a3o 


aa 


ao,a6 


79»74 


0,9255 


31,6 


i9>54- 


80,46 


o,93a6 


ao,4 


«7,5» 


8a,48 


o,9385 


»9'4 


t5,88 


.84,ia 


0,9^7^ 


»9 


i3,46 


86.54 


0,951 3 


17.5 


ia,4o 


87,60 


0,9545 


»7 


ti,56 


88,i4 


0,9573 


i6,S 


ío,8a 


89,18 


1 0*9597 

1 o,9€i9 


i6,a 


10,17 


89,83 


i€ 


9.60 


90,40 



Usos, Se emplea mucho el amoniaco líquido en los 
laboratorios y en las artes. En medicina se le admi- 
nistra interipr y exteriorviente. G)mo es cáustico cuan- 
do está concentrado , se le debilita meaclándole con 
muchas veces su volumen de agua destilada. Se le acon- 
seja Mmo un medicamento poderoso en los meteorismos 
Len las hinchazones que sobrevienen á las bestias que 
iU comido alfal£ai d trel>ol de agua, verdes y húmedos. 
Se le administra en las infusiones mucilaginosas á la do- 



Digitized by LjOOQIC 



248 CLORVRO DE ÁZOE, 

sis de media á ana onza para el caballo y el baey y á 
menor dosis á los carneros. En este caso obra absor- 



Digitized by LjOOQIC 



GLOAURO DE AZOC 



249 




/ Ptefúracimn, Se coloca en ati embado adelgazado, 
cayo pico sé samerje en una cápsula que contenga 
mercurio^ cierta cantidad de agua que tenga en diso- 
lución — de nitrato 6 de clorhidrato de amoniaco; 
20 

-por medió de un tubo recto qué se sumerje hasta el 
£Mido de este, se vierte cierta cantidad de - agua sálü^ 
rada de sal marina , ^ue por su . mayor densidad 
^desaloja la disolución de sal amoniaco sin' mezclarse 
con ella, y de este modo forma dos capas diferentes, 
va»i superior, formada de agua y sal amoniaco, y otra 
inferior de agoa saturada de sal. Se hace Il^ar doro ga- 
seoso por me£o de un tubo encorvado que se sumerje 
casi hasta la parte inferior de la* disolución amoniacal. 
Poco á poco el cloro reacciona soky el amoniaco, ab- 
sorbe el hidrógeno y deja el az^ én libertad ; una 
parte de este se desprende bajo la forma de búrbiijitas, 
y la otra se combina con el cloro para formar 



Digitized by VjOOQIC 



250 GLOEÜEO DE ÁZOE, 

doruro de ázoe qae aparece bajo la forma de go^ 
titas de aspecto aceitoso. A medida qae se for- 
ma este compuesto , se sastrae él mismo de la ac- 
ción de la disolución de la sal amoniacal que podria 
descomponerle , precipitándose en el fondo de la di- 
solución de sal marina. Giando se ha reunido en la 
parte mas baja del embudo, se te puede sacar toman- 
do las mayores precauciones para manejarle , á fin de 
evitar los accidentes que podrían resultar de su des- 
composición. ' ^ 

Propiedades, £l cloruro de ázoe es un líquido 
oleaginoso, trasparente, que tiene el aspecto y el co- 
lor del aceite común. Su olor es picante , y su densi- 
dad según Davy es de i,i53. Es tan v<^átil que se 
^ evapora sin dejar residuo al aire libre. Se le puedfpoli- 
dificar por medio de una mezcla frigorífic^r. Expuesto 
á la temperatura de -f-3o^, detona con una violencia 
proálgi<«sa redude'ndose á sus efementos y volviendo á 
tomar repentinamente d estado gaseoso. La mas lijera 
agitadon produce el mismo efecto á la temperatura 
ardinai*ia , lo que hace peligrosos los experimentos que 
«e quiera practicar eon.^ ; así atinoa -serán ¡locas las 
precaudones que se tom^ tontra loft peligros á 
que desgraciatdamente se han expuesto l^s quími- 
{cos ^e hiA heeho experimepates ccm esla combhuK- 
cion. 

iác4i(m del agua, £1 dorare M azec pnesd^'eii oaa- 
taclo dd agua; y ^ -desconafrone f^eo. á pec« dc^aaJb 
dei^renderd g^? ázoe. * , . * 

Aeqim ^fé^9f^^ dá hs ^tíUs^ IMktcbcrs -«^utirpéj 
pueden obipar ^K>bpé c^te :CS^ni^«esto .y dlis^oni^taieFle 
can una "vitílepla ei^lo^ion* M 'féafero^ fí U i6inp4|li- 
tora ol^iiiaiia y vgoz^ 'Asesta |»*€(^edaá en «I müi láko 
grado; sin duda se foima adorar» 4e £M£9f0. y ^— ¿o 
dazoeenlib^^ ' 

IMÍudiios'aceíte^ras^^.y resQiiGMiteft le 'iiMeil iMb^ 
nar. Loa «M^lfis ffWenduetfa cmi el 4é^Ulet*et»te teo- 
do, le icklcoiK^Q^ dn ^e^plosiatt y iiaeew'deilMneAder 
■^. asde. • r- '. 



Digitized by LjOOQIC 



lODVRd lüB A20E. ^1 

Segan Darjr el cidral^ ét ázóé €slá foritt»- 
db dé 



Astfé. ... id 
Qófo 86 




üBKPmsr0 tm fOM t Aflot. 



{i0(b^ó it aism.) 



Pr^HiftUfM, El ioda^tOmUaa coa ¿I tAkoe en las 
mismas ciii^átti^tfcú^ qü^ "ti cloro. Se tlMIéne fácil- 
mente estA )tSMiAfiiÉacion agitando dtiií'tmi^ iígan tiem- 
po iodo en polvo con quinee d veinte veces sa peso de 
amoniaco líqaido. Se déS)s6ñfii^ne parte de este, sa 
hidrógeno se combina con él i6do para formar ácido 
iodhídrico, y el ázoe se une con una parte del iodo 
para formar iodaro de ázoe , que se {UHpipita en esta- 
do de polvo liento. A itíédida que s^CM^Éiá el ácido 
iodhídríco, pasa al estado de iodhidrato, que qaeda 
en el exceso de amoniaco líquido. Al cabo de quince á 
Veinte minitOs ha fermiüad^ láreádíióíi; se decanta 
y lava muchas veces el ioduro^ Es preciso tener la 
precaacioii de no tocar este compuesto sino cuando 
éstá tódátéa húñiedo y ffilfíAit^é ^bfé péásms ée pi- 
p^; ptíéi^caanda áítá lleco déloMb ¿M VkAélifciá átl «das 
ftgéfb Iñmt , y l>á^tt 4«e üt c^^ el '^ájj^ ^e )é tlíbre 
j^á q^^lofte^ táiñUe». AM^e íft íámm'félíffftísó 
^é^ dWM^ d^kioe , deft6tt&'¿l^ éfécjtínñW f^p^tí^ 
^íeíMéiMi^J bm re£ \né pitñití^íímik |^élM t{tte 
IttSfirtádíípréj^kidd y qué qtibilítds éottie^V^i*f á <M^jd 
del iÉgtüi^n ññ ímco, Üé nos pt^sdiñó eéíé^iéaátíiéaó. 



Digitized by VjOOQIC 



252 CIANÓGEXO. 

Aanqae halHamofr colocado el frasco en. un cajón al' 
abrigo de los rayos solares , se rompió con una Caerte 
explosión. 

En estas detonaciones del iodaro de ázoe se forma 
ana luz visible en los silios algo osearos. El iodo se se- 
para siempre en estado de yapores violados; en yasi- 
^s tapadas resaltan de esta descomposición iodo y 
ázoe. 

M. R. F. Marcband qae ha estadiado este com- 
puesto , ba observado qae caando se descompone de- 
bajo de tina campana da nn poco de iodhidrato de 
amoniaco qoe cristaliza sobre las paredes de la cam- 
pana {Aruües de Química y de Física , tomo LXXIII^ 
pág. 2a3). 

Segan este qaímico, estai:á qoippaestode 



Iodo. ...... 88,6& a átomos. 

Ázoe. ...... 9,94 ó a átomos. 

Hidrógeno* . ^Xo 4 átomos.. 



100,00 



Digitized by LjOOQIC 



<!ianóG£nO. 253 

Las inveistlgácionies qae eiüpezá'á hacer "ccm este gas 
le convencieron muy pronto de qde era iin toknpaesto 
en proporciones ddinidas de carbono y ázoe, qae 
existia formado en esta sal 'mercurial y que él calor 
solo le hacia desprender. A consecuencia de las pré^ 
piedades' que reconoció en lasí ^sii^binacienes dé este 
nuevo gas c&n los demás cuerpos, creyó debía distin- 
guirle cbn^ el nombre de cianógeno^ nomlHre sacado drf 
griego ^yqoé significa yó^ig'íí^dlr'o aa*/; por iseréste 
compuesto uno de' los prindpios constituyentes del 
azul de Prásia del cual se lé etlraé, y que se forma 
directamente uniéndose con el hierro. 

Estante mas notable esté conipuesto^ cuanto qtM 
hace respecto^ á ciertos Cuerpos las fuociones dé cuerpo 
simple. Bajo este aspecto tiene mucha analogía con el 
clorov^el iodo y el bromo por las colnbinaciones que 
forma. Por /esto mismo^és muy interesante su histo- 
ria. E^tá ha^' conducido por la via de la experiencia 
á considerar y á probar la verdadera naturaleza 
deL^áeido prú^o , cuyo desctibrimiento debemos á 
Schéele. 

Preparaciún. Puédé dbleoerse el cianógeno del mo- 
do siguiente':- se pone en tioá rétortita dé vidrio cierta 
cantidad de prusiato de mercurio bien ^co, el cual, 
seguñ nuévbs experinifénlos ^ Jse sabe que ts'- un simple 
compuesto de ciaaágeno y mercurio, y se calienta po-^ 
coápoqo hasta el* tojo oscuro. Esta combinación se 
ablanda por la acción del calor, se hincha, se enne- 
^ece y deja> desprender gran cantidad dé cian<^geno, 
que se reeogb sobre la cuba de mercurio, y queda en 
el fondo de la retorta tín ligero residuo de color de 
hoilin f todo el mercurio separado de su eom^nácion 
se halla) cóndensado én ^lobutitos brillantes én la bó- 
'Veda de» la retorta. .'■ .. i' . 

En esta calcinación ^ desprende la mayor parte 
del cianógénó de la combinación , se descompone una 
pequeñá'parté y da el residuo ne¿ro carbonoso que es 
earbonoiuu poco azoado. ^ ' 

El cianuro de goércurio qne se emplea en este ex- 



Digitized by VjÓOQIC 



254 CIAMÓGEIIO. 

perimento no 4el^ ^meo^r ag^a, poe» ú ño sucedie- 
re asi y fsl ciapógeno qae se obt^dria estaría mezclado 
entonces j^i> 4cido carbpQÍ(CO, acida cianhídrico y 
^mopi^ico á coQ8^j»^Pcia die la descomposición de 
aíjuclU, • 

Prpfnedades, El ciaPQgeiM> paro es an gas sin co- 
lor, de olor picante y yiyo y enteramente especial; 
su densidad m de i,8¿64;j^ impropio para la com- 
bastión y para la ri^raeioa ; tiene una aocion dele- 
te'rea sobre la economía animal; cuando se le p^i^ en 
contacto de un cuerpo iaflamado, arde lentamente 
por capas y y da una la^ de un hermoso color azul 
purpúreo. £s fácil j^ver los rebultados de esta com- 
bustiop: el carbono se convierte en ácido carbónico y 
el ázoe queda en libcxtad. 

.Acción del cfítor y del frió. El calor rojo úo le des- 
compone; pero se liquida y aun se congela á un frío 
muy fuerte y comprimiéndole con mas 6 menos 
fuerza. 

Acción del agua. lEi agua disuelve á la temperan- 
ra ordinaria cuatro veces y media su volumen, y el al* 
cohol puro veintitrés veces. La disolución acuosa tiene 
el olor del gas y qn sabor picante, y como de pimien- 
ta. Puesto en contacto de la tintura de girasol ; la en* 
rojece ; pero vuelve á aparecer el color azid por el ca^ 
lop que desaloja la mayor parte del gas. 

Acción áe laluz sobre la disolución de cianógencISjf 
paesta esta disolucioa á la acdon de la luz , pierde po- 
co á poco su olor particular , toma un color amari- 
llento y al cabo de cierto tiempo deja depositar una 
sustancia negra coposa. Según MM. Pelouzze y Ri- 
chard^íon , se forma además cianhidrato de amoniaco, 
carbonato y oxalato de la misma base , y cierta canti- 
dad de urea , principio orgánico particular de la orina 
del hombre y de los animales. 

Acción de los metaloideos. Ninguno de los cuerpos 
qae hemos examinado antes obra directamente sobre 
el ciandgeno gaseoso libre; pero cuando este gas se 
halla en estado de gas naciente casi todos pueden 



Digitized by LjOOQIC 



CIANÓGENO. 255 

combinarse con él y formar naevas combinaciones. 
£1 oxígeno qcie no tiene acción sobre el ciandgeno 
á la temperatura ordinaria, la tiene muy grande á 




910.0,00 



Su ioriA^la s^s-CA». 

£rn eh gran uúnm^ de iJrciiLiyst^iic^^^ ^ f^^boe y 
(el^»i^K>xio %^fi no fu^en Hnir$$ 4iri9<^amAnie , «e 
combinan fiara foriníir ciandgeno i j^o eaift isombi- 
nación «o po^de itfcíH>ATSíB ai9o en Iq^ m»Q$ c» 
^ne el JOOfs paaa 4^1 ^Mtdo de gas , ó caando e^tá en 
prebenda 40 nm^ bs^.tnetálica con la cual f nade com- 
Innar^se A eian4gen<>^ 



Digitized by LjOOQ IC 



256 

COMBINAaON DEL HIDRÓGENO CON EL aANÓ(l£NO. 
(Acido hidr^ciánico ó ácido cianhídrico!) 

M. Sebéele ha obtenido en 1780 esta eombina^ 
cion, que no puede formarse á ninguna temperatu- 
ra poniendo- estos dos^ ^erpos en presencia uno de 
otrO) y la de^nd'Con el hombre de ácido ^rdsico, 
porqa« la había extraído del azul de Prúsiá, del cual 
no seicbnoda la composición , aunque se le miraba 
entonces como uno de sus principios constituyentes. 
Aun cuando i£s\e ilustre químico reconocióla ma- 
yor parte de las propiedades características de este 
ácido, se desconoció su verdadera composición has- * 
ta 1787, en cuya época BerthoUet, uno de los quí- 
micos mas célebres de que se yanagloriaiá siempre la 
Francia, repitió los éxp^rímentoS del químico sueco* 
Queriendo reconocer las parles constituyentes del áci- 
do prúsico , una serie de experimentos directos le de- 
mostraron que era un compuesto triple de carbono, 
ázoe é hidrógeno en proporcípnes que el no pudo de- 
terminar. Seguramente este nuevo resultado debió ad- 
mirar en una época en que era considerado el oxígeno, 
en la teoría adiftitida , como el principio acidificante de 
los cuerpos; pero era digno del genio de BerthoUet el 
traspasar los límites de la ciencia , y estaba reservado 
á uno de los discípulos mas distinguidos que habia 
formado, el resolver el problema sobre la naturaleza de 
este ácido. M. Gay-^Lussac, después de haber descubier- 
to el cianógéno, reconoció que este comiMiesto^ii^inário 
de carbono y azOe era el radical diel' ácido prúsico, 
y que este último era tma combinación en jiroporcio- 
nes definidas de hidrógeno y cianó^eno, análd^o |kir 
su Composición á los ácidos clói^ídrko é-iodhídrico. 
A las investigaciones ingeniosas de este qnímico se de- 
be un procedimiento sencillo para preparar este ácido 
puro. 

Preparación, Se obtiene el ácido cianhídrico ha- 

Digitized by LjOOQIC 



AClbO CUíÍHlDnttíO. 257 

tiendo obfar á ün calor suave el cianuro de mercurio 
«obre dos terceras partes de su peso de ácido clorbí- 
drico un poco concentrado. Estos dos cuerpos ate des- 
componen recíprocamente , y se trasforman en deuto- 
cioruro de mercurio y en ácido cianhídrico. El apa- 
rato que se emplea para esta operacicAí es una re- 
tortita 




=B^^^^^^ 




«n la cual se introduce la mezcla de cianuro de mercurio 
y ácido clorhídrico. Se ajusta al cuello de la retorta un 
tubo de vidrio horizontal de centímetro y medio de 
diámetro por cerca de once centímetros de largo.* El 
primer tercio de este tubo, en el lado que corresponde 
á la retorta , contiene pedacitos de mármol blanco ; los 
otros dos tercios están llenos de pedazos de cloruro de 
calcio fundido ; unos «irven para retener el ácido clor- 
hídrico que podria desprenderse con el ácido cianhí- 
drico , y los otros para apoderarse del vapor de agua 
que podria llevar consigo este ácido. La extremidad 
opuesta del tubo horizontal comunica con un tubo 
encorvado que se sumerje en el fondo de una probeía 
pequeña, larga y estrecha , o el mismo tubo eslá ensan- 
chado en forma de bola en su parte inferior, y hace 
oficio de recipiente á propósito para recoger el áci- 
do. Para condensar la mayor cantidad posible del áci- 
do se debe rodear e$ta parte del aparato de una mezcla 
de hielo y sal marina. Por último , se cierra el reci- 
piente 6 la probeta con un tubo encorvado que puede 
introducirse bajo mercurio. W 

- Una parte del ácido cianhídrico que se forma en 
TOMO I. 17 

Digitized by LjOOQIC 



258 icáK) ClAMHÍimiCO. 

esta operación , se condensa alganas Yeces eü el tolis» 
sobre los pedazos de mármol. Se le yolatiliza calen- 
tándoIe»ligeramente con una ascaa , que se acerca á 
poca distancia 9 6 con un gancho de hierro enrojecido 
al fuego, de modo qae se haga pasar el ácido al^r^i- 
piente rodeado^por la mezcla refrigerante. 

Propiedades, El ácido cianhídrico preparado df e^- 
te modo es un líquido sin color , que enrojece poco 
el girasol y que tiene un oler fuerte que eú cor- 
ta cantidad es análogo al de las almendras amar- 
gas 6 de las flores de melocotón ; su sabor al principia 
es fresco, y produce una sensación quemante en la boca 
posterior; su densidad á-4-7 ^s deo,7o58, y es un po- 
co mas débil á -+- 1 5^. Este ácido es tan volátil que 
produce al evaporarse basfUinte frió para congelarse á 
sí mismo cuando se le expone al aire aun á -4- 20^; 
entra en ebullición á 26,5 ; se solidifica y cristaliza en 
una masa fibrosa á — 1 5^. 

Su descomposición espontánea. Los elementos áe es- 
te ácido ¿on tan poco estables que no se le paede con- 
servar mucho tiempo sin qae se descomponga , aunque 
este' resguardado del contacto del aire y de la luz. Al- 
gunas veces se descompone en menos de xeinticuatro 
horas, y en otras circunstancias se conserva machos 
dias. Primero toma color, y el tinte pardusco que ad- 
quiere se oscurece y entonces se convierte en una ma- 
sa negruzca muy ligera que tiene un vivo olor de 
amoniaco. Los productos de esta descomposición es- 
pontánea- son amoniaco en exceso, cianhidrato de amo- 
niaco y un carbón azoado. El calor le descompone 
también. 

Acción del hierro. Si se hace pasar cierta *ipantidad 
de vapor de ácido cianhídrico por un tubo 4e porcela- 
na enrojecido al fuego y que contenga alambres de 
hierro , se deposita carbón al rededor de los alambres, 
y el hidrógeno y el ázoe quedan mezclados en el esta- 
do de gas en relaciones iguales en volumen. 
9 Acción del oxígeno. El vapor de ácido cianhídrico 
se descompone por el oxígeno á una temperatura ele- 

Digitized by LjOOQIC 



¿CIDO CIANHÍDRICO. 259 

rada ó por la iirflaencia eléctrica. Hay siempre deto- 
nación y formación de agua y de ácido carbónico, y el 
ázoe qaeda libre. , 

Acción del agua. El agua disuelve el ácido cian- 
' hídrico en todas proporciones; sucede lo mismo al al- 
cohol ; estos líquidos retardan macho su descomposi- 
ción espontánea. 

Acción del doro. De todos los cuerpos que hemos 
estudiado hasta ahora , solo el cloro obra directamente 
sobre este ácidos absorbe todo sa hidrógeno, y le 
hace pasar al estado de cloruro de cianógeno (Séru- 
llas). El iodo volatilizado en el vapor de ácido cianhí- 
drico no *le hace sufrir alteración sensible. 

Acción de los metales. Muchos metales calentados 
en este vapor , le descomponen absorbiendo el cianó- 
' geno y dejando el hidrógeno en libertad. De este mo- 
do obran di potasio y el sodio, que se convierten en 
cianuros. El volumen de hidrógeno que queda des- 
pués de esta descomposición es igual á la mitad del 
Yolúmen del vapor de ácido cianhídrico. 

Se ve pues que el potasio obra sobre este ácido co- 
mo sobre los ácidos clorhídrico é iodhídrico, pues que 
desprende de unos y otros la mitad de su volumen de 
hidrógeno, y que el cianógeno, aunque es cuerpo com- 
puesto como hemos dicho en el párrafo precedente, 
desempeña respecto á este metal el mismo papel que 
el cloro y el iodo en sus combinaciones con los me- 
tales. 

Productos de la combustión por el origeno. Hay 
otra prueba que hace palpable la composición del áci- 
do cianhídrico en los productos de la combustión de 
su vapor- por el oxígeno; ico partes en volumen de ' 
vapor de ácido cianhídrico exigen para quemarse com- 
pletamente ia5 volúmenes de oxígeno. Se obtiene por 
resultado ico volúmenes de ácido carbónico j 5o de 
ázoe , relación que da el cianógeno. Gomo en el ácido 
carbónico hay un vdlúmen de oxígeno igual al suyo, 
se han empleado para la formación del ácido carbóni- 
co too volúmenes de oxígeno, y los a 5 volúmenes de 

Digitized by VjOOQIC 



260 AGIDO Cianhídrico. 

oxkeno restantes han* debido absorber £o Yolámcnes 
de hidrógeno para formar agua; de donde se signe 
qae ico volúmenes de vapor de ácido cianhídrico «s* 
tan compuestos de , * 

5o volúmenes de vapor de carbono ^ 

5o volúmenes de gas ázoe , 

5o volúmenes de gas hidrógeno, . 

qae combinándose se han condekisado en loo volime^ 
nes 9 ó lo qae es lo mismo de 

5o volúmenes de ciandgeno 6 i átómo> 
5o volúmenes de hidrógeno ó i átomo. 

También se paede reconocer estos diferentesVesal* 
lados haciendo pasar ácido cianhídrico sobre deatóxido 
de cobre calentado hasta el rojo.. Este óxido se redape 
por los elementos de este ácido , trasformándolos en 
agaa , en gas ácido carbónico y en ázoe en' la ra- 
zón de a : I. ^ 

Composición, Por consigaiente, el ácido cianhídrico 
se compone en peso de 

Cianógeno 96,34 /Carbono. . JH^^j. . 1 ái. 

i Ázoe 52,07. . I át 

Hidrógeno ^ 3,66 ó /Hidrógeno. 3,66. . i át. 

100,00 I 100,00 



Sa fórmala nrCAzH, ó GAzH-H* 

Paede demostrarse fácilmente la presencia del áci- 
do cianhídrico por medio de las sales de deatóxido de 
hierro y* las de deutótido de cobre. Si á ana por- 
ción de agaa que contenga cortas cantidades de ácido 
cianhídrico , se añaden algunas ^tas de una disolu- 
ción de potasa, y se echa después deutosulfato de hier- 
ro, se forma un precipitado pardo verdoso, que se 



Digitized by LjOOQIC 



ACIDO CIANHÍDRICO. 261 

' YuelTe azul oscaro añadiendo algunas gotas ^e ácido 
salfárico 6 clorhídrico. En las mismas circanstancias 
el liso del deatosalfato de cobre d^ an precipitado 
blanco, que vuelve lechosa el agu^ por, formarse .pro- 
todanuro de cobre. 

Con el primero de estos reactivos se puede reco- 
lé ^ 

Bocer — de ácido cianhídrico disuelto en el agua 

íoooo 

. ó en cualquier otro líquido^ sin color; el segundo ma- 
nifiesta hi presencia de una cantidad de ácido doble 

ma2:or que la primera , es decir 



aoooo 

Estos -caracteres son muy j^eclosos en las inves- 
tigaciones en ciertos .casos de envenenamiento por es^ 
te ácido. 

Solo st ha hallado el ácido cianhídrico en el rei- 
no vejetal y unido á Ios> aceites esencial^ Existe en las 
hojas del laurel real , en las almendras amargas , en 
las flores de melocotón , &c Sé pdede demostrar su 
presencia destilando dichas partes de estos vejetales 
con corta cantidad de agua* El producto destilado da 
indicios ciertos de la presencia del ácido cianhídrico por 
los reactivos que hemos indicado. Ciertos licores que 
se usan contienen pequeña cantidad de él , como el 
kirsch vaser (i); aunque éste debe también parte de 
su olor á un aceite volátil particular. . 

Acción del acida cianhídrico sobre la economía ani^ 
mal^^l ácido cianhídrico puro es la* sustancia vene- 
nosa mas ene'rgica de todas , pues echando una sola 
gota en la boca de un perro , le mata en menos de al- 
gunos segundos. 

Efectos tóxicos de este ácido. Introducido én las 
venas á la misma dosis, bbra tan pronto que el animal 



(1) Etpeciede licor bceho con gaindái sílveflret, 

Digitized by VjOOQIC 



262 ACIDO GfANHÍBRICO. 

cae muerto como si hubiese sido kerido por an rftyo.' 
Puesto en contacto con las membranas mocosas del 
ojo mata en muy poco tiempa TSo es menos temtbk 
su vapor, sobre todo sino está mesdado con gran 
cantidad de aire. Poniendo pájaros en la abertnra de 
un frasco que contenga ácido cianhídrko mueren eu 
menos de dos inspiraciones. Por consiguiente se nece- 
sita tomar muchas precauciones cuando se manqa e»- 
te ácido; pues los peligros á que expone, desprecián- 
dolas , son tanto mas considerables cuanto menos 
apreciables son los efectos primitivos que proince su 
vapor. 

Uso en medicina. Resulta de los éxpmmentos he^ 
chos por M. Magendie que el ácido cianhídrico ad- 
ministrado á dosis nAy cortas, en una gran masa de 
vehículo , puede paliar la tisis ep primer g^ado^ pe- 
ro como es tan activo y no se le puede, emplear 
tal como se le obtieiie por los procedimientos indica- 
dos, se acon^ja diluirle en tres á cinco veces sü peso 
de agua destilada. Debilitado de este modo, se le oc^ 
noce con el nombre ét ácido cianhídrico mechinal^ y 
se le administra á la dosis de cuatro á seis gotas en oaa 
poción apropiada. La en^gía con que obra exígela 
mayor circunspección en4odos los casos en que se le 
quiera usar. 

Usa del amoniaca como antidoto^ Según el doctor 
Murray se pueden combatír los efectos tl^xices de eáte 
ácido por la administración del amoniaco. Aunque 
muchos experimento^ hechos en los animales toé auto-^ 
rioan admitk^ esta condusion , debe ádmiñístcárSé e»- 
te antídoto, q«e al parecer soló obra como fscHaü^ 
te y estimulante, inmediatamente después. dcí ht ieges-* 
tion del veneno, para que pueda esperaran buenos 
resultados. ?> . 

Uso del doto como aniidato^ lUL'SíainMi,^ ésb-farma- 
céutico interno del hospital de San Luis , ha demos- 
trado que, para combatir Tos" efectos funestos de 
este ácido, era ventajoso hacer respirar cloro á los 
animales sometidos á la acdon de eirte ácido^ I 



Digitized by LjOOQ IC 



ÁCIDO CIANHÍDRICO. 263 

oin embargo no se conoce antídoto cierto del ácí- 
d(t> cianhídrico, es decir , qae hasta el dia no se ha 
descabierto ninguna sustancia que pueda ser tragada 
•in inconveniente á dosis considerable, y que neutralice 
j anule los funestos efectos de este ácido. Según los 
experimentos hechos por Orfila, se deberá esperar 
conseguir buen éxito contra I j enfermedad desarrollada 
fór él ácido cianhídrico , aun cuando el envenena- 
miento fuese bastante intenso para hacer morir al in- 
dividuo á los 1 5 ó 20 minutos. 

Medio (fue se debe emplear para combatir los efectos 
tóxicos, Orfila ha ensayado sobre animales someti- 
das á la acción de pequeñas cantidades de este veneno, 
todos los medios propuestos por diferentes autores; de 
sa trabajo resultan las conclusiones siguientes (Diario 
de Qtamica médica^ t. V , pág. 4oi)- 
" i.^ La inspiración dé agua amoniacal debili- 
tada (una parte de amoniaco y doce de agua) puede 
curar el envenenamiento pDr el ácido cianhídrico esti- 
mulando el sistema nervioso profundamente afectado. 
Sin embargo , el uso de este medicamento no produ- 
dria ningún resultado favorable si se le emplease de- 
masiado tarde , 6 si la ^P^is de ácido ingerido fuese 
bastante considerable para matar los animales en po- 
co tiempo. 

2.^ La inspiración de agua* ligeramente cargada 
út doro (i parte de disolución saturada de cloro y 4 
partes de agua) constituye un excelente medio de ha- 
cer cesar los síntomas del envenenamiento por el ácido 
cianhídrico , aunque no se haya empleado este medio 
hasta cuatro á cinco minutos después de la ingestión de 
una cantidad de ácido capaz de hacer perecer los ani- 
males al cabo de quince á diez y ocho minutos. 

3.® Las ittfiísiones de agua fria 6 hielo sobre la 
cabeza, sobre la nuca 6 sobre el trayecto de la colum- 
na vertebral, recomendadas por M. Herbst, son tam- 
bieti, según Orfila, un buen medio para remediar 
los efecto^ funestos producidos por el ácido cian- 
hídrico. Se deberá usar este medio simultáneamente 



Digitized by LjOOQIC 



264 PROTOCLORÜRO DE CIANÓGENO. 

con los que hemos iodicado en los párrafos i *y 2, 

Sin embargo , si el veneno hubiese sido introducido 
en el conducto digestivo , se deberá administrar inme- 
diatamente un emético ó un purgante. 

Poniendo en práctica estos medios , desde la inva- 
sión de los síntomas , son suficientes casi siempre á no 
ser que la dosis del veneno haya sido tan conside- 
rable qu€ afftte funestamente al sistema nervioso au-* 
tes de que se los. haya podido emplear. 

. COMPUESTOS DE CLORO Y CIANÓGEIíO. 

(^P rotador uro dccianógenOy deutoclomro de cianógeno,) 

El cloro y el cianógeno secos no se unen directa- 
mente, pero se combinan cuando uno de los dos te 
encuentra en estado de gas naciente. BerthoUet observó 
por primera vez este ácido haciendo obrar cloro sobre 
acida cianhídrico disuelto» en agua , y al principio le 
designd con el nombre de ácido clorqciánico. Este quí- 
mico ha reconocido sus principales propiedades , y M. 
Gay Lu$sac le ha estudiado de nuevo. Se le puede pre- 
parar tratando el ácido cianhídrico dilatado * en agua 
por an exceso de ^cloro gaseoso ; se agita después el 
licor con mercurio que absorbe el exceso de este últi- 
mo. El licor contiene entonces ácido clorhídrico y clo- 
ruro, de cianógeno disueltos. Si se le expone á la acción 
del calórico, una parte del cloruro de cianógeno se con- 
vierte en gas y se le puede recoger bajo el mercurio ;perQ 
este gas no está puro, pues contiene cierta cantidad de 
gas ácido carbónico que proviene de una parte del clo- 
rurO'de cianógeno descompuesto por el agua, cuyo hi- 
drógeno se ha dividido en dos partes : una.se ha dirigido 
sobre la porción de ázoe correspondiente para formar 
amoniaco , y la otra sobre la porción de cloro que esta- 
ba combinado con el cianógeno. Por consiguiente se 
halla cierta cantidad de clorhidrato de amoniaco di- 
suelto en el licor de donde se ha separado este clon 
ruro. 



Digitized by VjOOQIC 



PROTOGLORÜRO DE GIANÓGBNO. 265 

Preparacicn. Sérullas, qae ha examinado con par- 
ticular caidado la acción del cloro gaseoso sobre el 
cianuro de mercurio, ha descubierto otro procedi- 
miento para obtener este compuesto, y ha observado 
además que el cloro podia formar por lo ipenos dos 
combinaciones con el ciandgeno. 

Si se abandona en la oscuridad una mezcla de 
cloro gaseoso y cianuro de mercurio humedecido con 
agua , en la proporción de seis gramas de este últi- 
mo por litro dé gas , al cabo de diez horas ha des- 
aparecido el color amarillo del cloro , y las materias 
empleadas se han convertido en bicloruro de mercu- 
rio sólido y en cloruro de cianógeno gaseoso mezclado 
accidentalmente con gas ácido clorhídrico. Sumer- 
giendo el frasco en una mezcla de hielo y sal , el clo- 
ruro de ciandgeno se solidifica y cristaliza sobre las 
paredes. Se le llena enteramente 4c mercurio enfris^do 
á — 3o*^ á fin de expulsar el aire y el ácido clorhídri- 
co restante , y después se ajusta al cuello del frasco, 
por medio de un tapón preparado antes , un tubo en- 
corvado que terjjnina debajo del mercurio. Si se ca- 
lientan ligeramente las paredes del frasco, el cloruro 
ifi ciandgeno se convierte en gas y se reúne en las cam- 
panas llenas de mercuria 

Propiedades. El protocloruro de ciandgeno á la 
temperatura ordinaria y aun á o , es un gas sin co- 
lor, de olor fuerte y picante, que excita el lagrimeo; 
es soluble en el agua, que disuelve cerca de 
veinte vece» su volumen ; el alcohol disuelve cuando 
menos cien veces. Eátas disoluciones tienen el olor ca- 
racterístico del gas y le .dejan desprender en parte 
por el calor, mientras que la otra se descompone 
ppr el agua. 

Acción de los metales. Algunos metales tienen la 
propiedad de descomponerle ya absorbiendo el cloro 
y el ciandgeno, ya apoderándose solamente del pri- 
mero y dejando el ciandgeüo en libertad. El potasio 
obra del primer modo , y el antimonio del segundó. De 
este modo se halla que un volumen de gas cloruro de 



Digitized by LjOOQIC 



266 BEUTOCLORÜRO DE CtANÓGBNO. 

cianógeno contiene medio Toliimen de eíailógenoi 

Sometido á un frió de — 20^ tajo la presión de 
0^,76, el cloruro dé ciandgeno cristaliza en agujas 
largas, blancas y trasparentes; á — la^ ó—-! 5^ es lí- 
quido , y á algunos grados mas se encuentra en €ÁtaAa 
gaseoso. 

Según la análisis de Sérullas el cloruro de cianó* 
geno está compuesto de volúmenes iguales de cloro^ 
y ciándgeno sin haber sufrido condensación, 6 ea 
peso de 

dora . . . 57,46 I átomo. 

6 
Ciandgeno. 4.3,54 i átonUK 

100,00 



Su fórmula ««=»Ch, C Az ó Ch Cy. 

£8te compuesto, al cual se debe considerar como* 
un protocloruro de ciandgeno , e^ muy venenoso ; pues 
uno 6 dos granos de este cloruro disueltós en una cor-* 
ta cantidad de agua j administrados á conejos h«n 
bastado para matarlos en poco tiempo. 

PERCLORUnO DE CÍAItÓGENO Ó DEÜTOCLOIÍÜR0. 

• ■ 

Sérullas ha observado este compuesto exponiendo 
ácido cianhídrico anhidro en gas cloro seco. 

Preparaeioh : prceédaniento primero, St obtiene esta 
nueva rastascia» vertiendo 0,82 gramas de árido cian- 
hídrico, preparado por el proredimiento de M. Gay 
Lussac , en un frasco de un litro de capacidad lleno de 
cloro séco^ Apenas están en contacto el doro y el 
ácido cianhídrico , se evapora el ácido y se desprende 
calórico , á consecuencia de u<n principio de reacción. 
Se debe tener el frasco rodeado de un paño para evi^ 
tar la explosión que puede acaecer al taparle, y i^er 
despties el tapón sujeto cdn' ataduras. Poco á poco 



Digitized by LjOOQIC 



DEÜTOCLORCRO DB CIANÓGENO. 267 

desaparece el color (leí cloro, y después dé algunas ho- 
rd$ $e ve sobre las paredes de la vasija un liquido sin 
color , que tiene el aspecto del agua, que se espesa poco 
á poco y concluye por solidificarse bajo la forma de 
ana materia blanca que se adhiere á las paredes de la 
▼aHJa. 

Después de veinticuatro horas d mas , lo que es 
mejor , se ha formado la mayor parte del percloruro. 
Entonces se abre el frasco y se le sopla con un fuelle 
para desalojar el gas ácido clorlfídrico que se ha for- 
mado. Se despega el percloruro adherido á las paredes 
con pedazos de vidrio , á los cuales se pone en movi- 
miento con un poco de agua. Se vierte todo en una cap- 
.sula para separar los pedazos de vidrio , y se lava el 
percloruro sobre un filtro hasta que el agua de la lo- 
ción no enrojezca el girasol y no precipite el nitrato de 
plata. 

PrñcécUmientó segundo. Expoooiendo á los rayos so- 
lares un frasco que contenga ciazmano de mercurio lige^ 
Faénente humedecido y doro en exceso, se forma taaír 
bien "percloruro de cianógeno. Se disuelve en agua^ el 
bicloruro de mercurio que se ha formado y queda ais- 
lado el percloruro de cianógeno. Según SéruUas este 
último procedimiento es menos seguro que el anterior 
(Anales de Física y Química^ tomo XXVIII, p. 374). 
Propiedades.^ El percloruro de cianógeno tiene un 
hermqso color blanco ; su olor es picante , sobre todo 
cuando se le calienta, y tiene alguna analogía con el 
ddl iiaton> y svi sabor ea ligersímeate picante ; su den- 
sidad tS'^^ i3^o; se funde á H- liJ-Oí, se wáfttiliwi 
á-Higid, y entonces cristaliza en agujas; El agua £Ha 
tiene poea acción sobre él^ pero el sJeohol y él éter le 
disuelve» con. facilidad. 

( Acjeirntr ^t agua. Puesto en contacto del agua du- 
zitan te mucho tiempo;, la descompone lentamente y se 
4ionviei^er en • ácido cloriaLÍdríeo ' y en ácido dánico 9 que 
•s« disuelven en este líquido. Por consiguiente este clo- 
ruro obi^a sobre el agua-cbniad clorurof de. fósforo y 
,rf dóruro de iodo. 



Digitized by LjOOQIC 



268 lODÜRO BE CIAIfÓGBNO. 

Acción del potasia. El potasio en presencia de este 
percloruro, le descompone pronto produciendo luz; 
de aqaí resalta cloruro y cianuro de este metal , qae 
se reconocen por los reactivos. 

Composición. Según Serullas este percloruro de cia- 
ndgeno está formado de dos volúmenes de cloro y de 
un- volumen de ciapdgeoo , ó en peso de 

Teóricamente. 

Cloro 7^999 73,46 21 átomos. 

ó 
Ciandgeno. 37,01 a6,54. i átoma 

ioO)©a 100,00* 



Su f(5rmula= Ch' CAz 6 Ch»-+-Cy. 

Acción sobre la economía animal. El percloruro de 
ciandgeno tiene una acción muy deletérea sobre lol 
animales , porque un grano disuelto en alcohol é in^ 
yectadb en el esófago, de un conejo le ha matado inm^ 
diatamente. 

COMPUESTO DE IODO Y aANÓaETÍO». 

{loduro de cianógeno!) 

" • -' • 
Preparación. Se forma este compuesto tratando A 
cianuro de mercurio por la mitad de su peso de^odo, 
estando ambos un poco húi:nedos. Si después de haber 
colocado esta mezcla en xin relbrtita de vidrio , se la 
calienta lentamente, hay descomposición; una parte 
del iodo se une con el mercurio y forma deutoioduro 
de mercurio que aparece en el fondo de la retorta bajo 
la forma de un hermoso polvo rojo de escarlata ; la 
otra, combinándose con el ciandgeno que se despren- 
de, produce ioduro de cianogeno que se condensa en 
la bóveda de la retorta bajo la forma de hermosas 
agujas blancas y sedosas. Algunas veces estos cristales 



Digitized by VjOOQIC 



BROMUBO BE CIANÓlKENO. 26^ 

tiene)! nn color de rosa qae proviene de ana cofta can- 
tidad de deatoioduro de mercurio que llevan . consigo; 
se los parifica sublimándolos de nuevo á un calor 
suave. 

Propiedades. El ioduro de cianógeno , -estando puro, 
se halla en agujas largas^ sin color, de olor muy pi- 
cante y que irrita violentamente los ojos; su sabor es pi- 
cante , cáustico. Es poco soluble en el agual , pero lo 
es mas en el alcohol. Estas disoluciones no tienen nin- 
gana acción sobrft la tintura de girasol. Los áci- 
dos obran poco sobre él á no ser después de mucho 
tiempo. 

Composición, Este ioduro est4- compuesto de 

Iodo. ...... 82^71 I átomo. 

Clianógeno. . 17,29 i átomo. 
100,00 



Su fórmula —I C Xz o I -h Cy. 

COMPUESTO BE BAOMO Y aANOGENO. 

(^Bromuro de cianógeno!) 

Sérullas, que como hemos dicho se ha ocupado 
particularmente df hacer investigaciones especiales so- 
bre las combinaciones del cianógeno, ha preparado 
este compuesto haciendo pasar vapor de bromo sobre 
cianuro de mercuYio redueido á |)olvo. 

Pr^aracion. Se coloca en el fondo de un tubo, cer- 
rado por un extremo , una ampolleta de vidrio que 
contenga bromo ; encima de esta se pone una capa 
de vidrio machacado de cerca de dos centímetros 
de grosor , y se añade después dos partes de cianuro 
de mercurio pulverizado. A alguna distancia se en- 
corva el tubo en una lámpara de modo que se le 



DigitizedbyLjO0QlC ' 



270 ÁCIBO CIÁNICO, 

haga saniergir en el fondo de un frasqoiio rodeado de 
ana mezcla de hielo machacado y sal «ornan. Aplicando 
an calor soave á la parte inferior del tabo , se hace 
evaporar el bromo, qae pasando sobre el cianaro de 
mercario an poco calentado , le descompone y le tras- 
forma en deatobromaro de mercario y en bromaro 
de cianógeno, qae se condensa en las paredes frías dd 
frasqaito. 

Profdeiades. £ll)romaro de cianógeno obtenido de 
este modo se halla cristalizado en Ceibos 6 en agajas 
sin color; es may volátil y hierve á -4- iS^j sa olor 
es tan penetrante , qae apenas se le percibe se sienten 
grandes incomodidad^^. 

Este compaesto ha sido poco estadiado; solo se sa- 
be qae es may venenoso , porqae basta ana corta can- 
tidad jpara matar á an caadrúpedo peqaeño. 

COMPUESTOS DE CIANÓGENO Y OXIGENa 

{Acido ciánico y ácido dañoso!) 

Segan el orden qae hemos segaido «n esta ofara^ 
debíamos haber estadiado este primer compaesto , qae 
no paede forjnarse por la reunión directa de los ele- 
mentos, inmediatamente despaes de las propiedades del 
ciandgeno ; pero como no se forma sino en la reacción 
de ciertos compuestos de cianógeno con el agaa, he- 
mos creido oportuno darle á conocer despaes qae es- 
tos para hacer comprender mejorías circanslanciai 
en qae se forma. 

Aanqae machos experimentos hablan indicado ya 
la formación de este ácido particular, no se habia 
indicado ningún procedimiento para obtenerle aisla- 
do; el medio que vamos á describir es una conse^ 
cuencia de los trabajos de Sérullas sobre los cloraros 
de cianógeno y sobre las propiedades qae ha recono- 
cido en estos compuestos notables. 

Según hemos dicho en el artículo precedente , el 
ácido ciánico es uno de los productos de la acdon del 



Digitized by LjOOQIC 



iCiDO CIÁNICO. 271 

;aFgaa sobre el perdoruro de cianógeno. £n este prin- 
xipio está fandada sa extracción. 

Preparackm, Se obtfene este ácido sonieti^do per- 
-cloraro de cianógeno á ana eballLcion ligera en gran 
cantidad de agua destilada. Debe hacerse la operación 
en an globo de cuello largo , á ñn de condensar lo qne 
puede volatilizarse* y Hacerlo caer agitando la* Vasija 
hasta que desaparezca enteramente el cuerpo y el olor 
que le caracteriza. Siendo entonces el líquido una mez- 
cla de ácido clorhídrico y ácido ciánico, se le evapora 
suavemente hasta que casi se seque en una cápsula de 
porcelana para expulsar la mayor parte del ácido 
clorhídrico. 

Desde los primeros momentos de la evaporación 
se ve que el ácido ciánico cristaliza en medio del lí- 
quido. Se lava sobre un filtro el residuo de la evapo- 
ración, empleando poca agua fria á la vez, hasta que 
las aguas de la loción no contengan ya ácido clor- 
hídrico. Se vuelve á disolver en agua ^caliente el resi- 
duo que ha dejado sobre el filtro , y se le evapora hasta 
cierto punto ; el ácido ciánico se separa según se va en- 
friando bajo la forma de cristales pequeños romboi- 
dales y trasparentes. 

Propiedades, Este ácido es sólido , blanco y cristali- 
za en rombos brillantes ; aunque es poco soluble en- 
rojece el girasol ; es un poco menos denso que el ácido 
sulfúrico;. se volatiliza á un poco mas que el punto 
de ebullición del mercurio, y se sublima en agujas 
delicadas; calentado mucho, se descompone producien- 
do amoniaco y ácido carbónico á expensas del agua 
que contiene, y deja por residuo carbono. 

Acción dó los ácidos. Es muy notable su inaltera- 
bilidad por los ácidos minerales , porque los ácidos 
azoico y sulfúrico concentrados no tienen ninguna ac- 
ción sobre el ni en frió ni en caliente. Este último le 
disuelve sin darle color, y le deja precipitar sin alte- 
rarle cuando se le mezcla con agua. 

Acción del potasio. Puesto el potasio en contacto 
con el ácido ciánico le descompone y se trasforma en 



Digitized by VjOOQIC 



272 ACIDO CIANOSO. 

prot<5xido de potasio y en cianuro de este melal , Bccil 
de reconocer por las sales de deatoxido de hierro. 

Composición. Segan el autor* del descubrimieiito de 
este ácido se compone de 

Cian¿geno. . 61,89 ^ ¿ionio. 

Oxígeno. ... 38,11 i átomo. 

* 100,00 • 



Su fórmula =C AzO d Cy, O. 

Acción sobre los animales. Introducido en el esófa- 
go de dos conejos, este ácido no ha producido efectos 
notables , lo qae prueba que es poco marcada su ác-^ 
cion sobre ja economía animal. 

. ÁCIDO CIANOSO.- 

• Acido cianoso. Se forma este ácido cuándo se hácc 
pasar cianógeno al través de una disolución de un^dxi- 
do alcalino ; pero no se le puede aislar^ de sus com- 
binaciones , porque apenas está en contacto con el 
agua, se descompone y se trasformaen carbonato de 
amoniaco. 

Preparación, M. W^ehler ha comprobado que des- 
tilando ácido ciánico , se sublima una parte , mientras 
que la otra se descompone con desprendimiento de 
ázoe, de ácido carbónico y formación de vapores de 
ácido cianoso anhidro que se condensan en un reci- 
piente rodeado de una mezcla refrigerante. 

Propiedades. Este ácido se halla bajo la forma de un 
líquido trasparente y sin color; es muy volátil, y tie- 
ne un olor picante muy penetrante. Puesto en contacto 
del agua, se calienta y se convierte en bicarbonato de 
amoniaco. Si es muy pequeña la cantidad de agua , se 
descompones^l o una parte, y resultan cristales de cia- 
nito de amoniaco hidratado que presenta todos los ca- 



Digitized by VjOOQIC 



ARSÉNICO. 273 

racteres qaímicos del principio inmediato de la orina 
llamado úrea. 

Composiéiom Está compuesto de dos volúmenes de 
cianógeno y de un volumen de oxígeno, ó en peso de 

Ciandgeno. . 76,74 2 átomos. 

ó 
Oxígeho. . . . 23,26 1 átomo. 

100,00 



TOMO I. 18 

Digitized by LjOOQIC 



274 - ARSÉNICO. 

Extracción. Es may sencillo el procedimiento que se 
emplea para extraerle, y se funda en sa volatilidad. En 
las artes se soblima el arsénico nativo en retortas de 
hierro colado, que comunican con cilindros anchos en 
donde este cuerpo se condensa en una masa negruzca jr 
cristalina. Se le obtiene también cuando se laborean los 
minerales de cobalto que son arseniuros con bases de 
este metal. Tostando estos metales, se oxida una parte 
. de arsénico y la otra se reduce á vapor y se sublima en 
la entrada de la chimenea bajo la cual se hace la opera- 
ción. Después de haber recogido este arsénico , se le 
sublima de nuevo en retortas de hierro colado seme- 
jantes á las primeras. 

En los laboratorios se purifica el arsénico que se 
halla en el comercio destilándole en una retorta de 
gres embetunada, tapada con un tapón de corcho 
con un agujero pequeño que deja desprender el aire 
y evita la explosión. 

Propiedades. El arsénico recien sublimado es gris, 
brillante como el acero pulimentado, frágil y muy 
quebradizo, y de testura granujienta 6 laminosa^ 
su densidad es de ^,9^9 (Guibourt). Expuesto á la 
acción del calor rojo oscuro se sublima sin fundirse y 
cristaliza en tetraedros regulares sobre las paredes de 
la vasija. No se le puede fundir sino á una presión 
mayor que la de la atmósfera, introducicndole por 
ejemplo en un tubo de vidrio cerrado por los dos 
extremos. • • 

Acción del aire, Puesto^n contacto d^aire á la 
temperatura ordinaria , el arsénico pierde Canto mas 
pronto su brillo cuanto mas húmedo es el aire, y se 
convierte en su superficie en un polvo negro que Se- 
gún M. Berzélius es un protdxido de arsénico. Al ca- 
lor arde con una llama blanco azulada , absorbe el 
oxígeno y se reduce á vapores blancos espesos de ácido 
arsenioso que tiene un olor a ajo d de fósforo muy 
marcado. Este olor es tan característico del arsénico que 
es fácil reconocer pequeiías cantidades de este cuerpo 
por los vapores que produce echándolas sobre ascuas. 

Digitized by VjOOQIC 



Agido ausenioso. 275 

A^im dd agua pura, £1 ^gua pura no tiene nin* 
gana acdon sobre el arsénico ni en frió ni en calien- 
te , y aun se puede conservar este cuerpo con su brillo 
bajo el agua privada de ,aire , y al abrigo del contacto 
de este último ; pero si le contiene , se oxida poco á 
poco y le empaña y finalmente llega á disolver una 
parte del ácido arsenioso que se ba formado. Sucede 
esto siempre que sé pone arsénico en polvo 6 mineral 
de cobalto que le contenga debajo de una capa de 
agua ; esta adquiere la propiedad de obrar como un ve- 
neno por el ácido arsenioso que tiene en disolución. 

COMPUESTOS DE ARSÉNICO Y OXÍGENO. 

Acido arsenioso , ácido arsénico. 

Además de estos dos compuestos de arsénico y 
oxígeno, M. Berzélius admite otro que se forma ex- 
poniendo este cuerpo en polvo al aire húmedo, como lo 
hemos dicho antes. Este óxido es negro , pulverulento 
é insoluble en el agua ; calentado en vasijas tapadas, 
se trasforma en arsénico metálico y en ácido arse- 
nioso. 

Este óxido, al que se considera generalmente como 
una mezcla de ácido arsenioso y metal , está com- 
puesto, según M. Berzélius, de ico de arsénico 
y 8,07 de oxígeno, es decir, que solo contiene la 
cuarta parte del oxígeno que existe en el ácido arse- 
nioso. 

ÁanO ARSENIOSO. 



• Sinonimia, Este ácido, designado en la actualidad 
con el nombre de arsénico blanco ^ de deutóxido de ar- 
sénico , se forma siempre que se quema arséni- 
co al aire ó en el gas oxígeno. Es el único compues- 
to de arsénico y oxígeno que puede formarse directa- 
mente. 



Digitized by VjOOQIC 



2lí6 ÁCIDO AUSENlOsp. 

Exíratctoit. Se le halla en la naturaleza , Hfro en 
may corta cantidad. El qae se encuentra en el comercio 
es uno de. los productos del laboreo de los minera- 
les de cobalto. Se le obtiene tostando estos minerales 
en hornos de reverbero que tengan chimeneas largas 
y horizontales ; el arsénico sé oxida , se convierte en' 
ácido arsenioso , y se condensa en estas chimeneas en 
una masa blanca, semitrasparente y mas ó menos 
gruesa. Se le purifica volviéndole á sublimar en ollas 
de hiérfo colado cubiertas por capiteles cónicos, en 
donde se adhiere y se solidifica bajo la forma de una 
capa vitrea , trasparente como vidrio^ en cayo estado se 
le expende en las artes. 

Propiedades. El ácido arsenioso se presenta en una 
masa blanca, vitrea, semitrasparente lí opaca, según 
que ha estado 6 no expuesto al aire ; no tiene color, 
su sabor es poco, sensible al principio, pero después se 
vuelve acre y nauseabundo; su densidad es de 5,738. 
Es uno de los venenos mas activos aun i pequeñas 
dosis para el hombre y los animales , pues obra pron- 
tamente sobre los tejidos animales que toca corroyén- 
dolos y ulcerándolos. 

Acción del calórico. Expuesto á la acción de un ca- 
lor rpjo oscuro , se volatiliza enteramente y se con- 
densa en cristales tetraedros trasparentes 6 en una 
masa vitrea; es inalterable á todas las temperaturas, 
y si se le echa sobre las ascuas, exhala humos blancos 
de olor de ajo , que es muy peligroso respirar. 

Acción del aire. El aire á la temperatura ordinaria 
tiene una acción notable sobre el ácido arsenioso ; e© 
estado vitreo , el agua le hace perder poco á poco su tras- 
parencia y la superficie adquiere un color blanco le- 
choso ; pero en este estado es quebradizo y se vuelve 
mas soluble en el agua (Guibourt , Diario de Química 
médicas, Paris, tomo II, p. Sy). 

Solubilidad en el agua. El agua á la temperatura 

de ~f- 1 5^ disuelve las — de su peso de este 

lOOOO 



Digitized by VjOOQIC 



JkCIDO ARSENIOSO. 277 

4cido 9^ mientras que á loo^ paede disolver diez veces 

' 960 
anas 9 es decir — . 

lOOOO 

A cansa de esta, diferente solubilidad, el agua 
saturada en caliente de ácido arsenioso deja crista- 
lizar la mayor parte de este bajo la forma de cris- 
talitos blancos tetraédricos. El ácido arsenioso , qae se 
ba vaelto opaco por baber estado ex{lliesto al aire , es 
.macbo mas soluble que el que es vitreo , sin que se 
pueda designar la cansa de esta particularidad. £1 

agna á -4- i5^ dbuelve -- — . 

lOOOO 

Acción de los reactitfos sobre la disolución de ácido 
arsenioso. La disolución acuosa de ácido arsenioso no 
tiene color ni olor; su sabor es acre como el del mis- 
mo ácido; enrojece ligeramente la tintura de girasol. 
La& disoluciones de cal , de ];>arita y de estronciana 
forman precipitados blancos coposos de arsenitos de 
estas bases. Vertido el ácido sulfhídrico en esta disolu- 
ción , descompone el ácido arsenioso de donde resul- 
ta agua y sulfuro amarillo de arsénico que se precipita; 
este sulfuro se vuelve á disolver fácilmente por la po- 
"tasa cáustica ó el amoniaco. Los sulfuros alcalinos 
no forman precipitado en esta disolución ;*pero si se 
la añade un ácido, en el instante se «precipitan copos 
amarillas de sulfuro de arsénico. El sulfato de cobre 
amoniacal puesto en contacto de esta disolución , da in- 
mediatamente un precipitado verde ^ de yerba (arsenito 
de cobre). El azoato de plata mezclado con esta disolu- ^ 
don saturada por la potasa, da un precipitado ama- 
rillo pálidp, y por último, colocando en ella una lá- 
mina de zinc , y acidulando la disolución con un poco 
de ácido sulfúrico, se^redoce el arsénico y se precipita 
en parte bajo la forma de copos negros. 

Reducción del ácido arsenioso por el carbón. El 
áci4o arsenioso se reduce fácilmente por el carbón. 
Si s& calcina: en un tubo una mezcla de partes iguales 



Digitized by LjOOQIC 



278 ACIDO ARSENIOSO, 

de carbón , ácido arsenioso y sab-carbonato de pota- 
sa , el arse'nico , reducido al estado metálico , se subli- 
ma y forma una capa brillante^ que cristaliza á corta 
distancia del punto calentado. 

Composición, Según las análisis de MM. Thénard y 
Berzélius este ácido se compone de 



Jiil ácido arsenioso entra también en la composi- 
ción del jabón de Beccdur , que se usa para preservar 
de los insectos las pieles de los animales que se llenan 
de paja para las colecciones de historia natural. Este 
jabón está compuesto de ico gramas de jabón blanco^ 
ICO gramas de ácido arsenioso en polvo , 36 gra- 
mas de carbonato de potasa , 1 5 gramas de alcanfor 
y 1 2 gramas de cal viva. 

Los numerosos accidentes que acaecen desgraciada- 
mente con mucha frecuencia cuando se usa de éste 
ácido , debe hacer muy circunspectas á todas las per- 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO ARSENIOSO. 279 

«onas que fe usan en el ejercicio de sa arte 6 que le 
expenden en el comercio. 

Antídoto. Según los experimentos de MM. Bunzen 
y Berthold parece que el hidrato de peróxido de hierro 
es el áitídoto del ácido arsenioso, si se le administra 
¿Tiluido en agua, poco tiempo ^después de la ingestioto 
del veneno y en una proporción treinta veces mayor 
que la del ácido, como lo han probado los experimen- 
tos hechos por una parte por MM. Soubeiran y Mi- 
quel, y por otra por M. Bouley. i . .j 

Dado este hidrato al mismo tiempo que el acido 
arsenioso á la dosis indicada, anula casi todos los efec- 
tos de este veneno formando con él un compuesto 
insoluble (sub-arsenito de hierro), que es expelido 
después por las viás ordinarias con los excremen- 
tos. Su ingestión produce aun buenos efectos algún 
tiempo después de haber tomado este veneno ; pero al 
cabo de una hora no tiene acción sobre los perros 
envenenados, según MM. Miquel y Soubeiran, mien- 
tras que sobre los caballos, según M. Bouley, produce 
todavía resultados favorables. 

, investigaciones qurmico-legales sobre el envenenamien- 
to por el ácido arsenioso. Siendo desgraciadamente de- 
masbdo frecuentes los envenenamientos por el acido 
arsenioso , terminaremos el artículo relativo á este 
ácido por los medios que los prácticos deben usar 
cuando sean requeridos por la autoridad para compro- 
bar que la muerte ha sido determinada por este ve- 
neno. , , 

Los experimentos que deben hacerse en las inves- 
tigaciones químicas relativas al envenenamiento por 
este ácido, son aplicaciones de lo que hemos expuesto 
anteriormente. ^ . , 

I. o Si queda una porción de la materia sospecho- 
sa que se supone ha ocasionado la muerte, se la debe- 
rá someter primero á la acción del fuego, se la disol- 
verá después en cierta cantidad de agua hirviendo, y 
examinará si esta disolución se conduce con los reac- 
tivos como hemos dicho antes. 



Digitized by VjOOQ IC 



L 



280 ACIDO ARSENIOSO. 

2.^ Si se ha disuelto en agua el resto del rcneno, 
se liará evaporar una parte en una cápsula de porce- 
lana para examinar el residuo , y ^ obrará sobre la 
otra parte por los medios que hemos mencion^o en 
}¿ página 276 y siguientes. 

3.^ Guando 5c ha tragado todo el veneno, con- 
vendrá obrar sobre las materias de los vómitos , sepa- 
rar primero la parte -líquida, que se filtrará y se 
someterá á la acción de los reactivos enumerados an- 
tes. Se investigará con mucho cuidado la parte sólida 
de los vómitos por ver si se perciben puntos blan- 
cos, duros y granulosos, que puestos sobre las ascuas, 
se evaporan despidiendo un humo blanco de olor de 
ajo; si estas investigaciones no dan ningún resultado, 
será necesario hacer hervir durante cerca de un cuarto 
de hora con doce ó quince veces su peso de agua des- 
tilada una parte de las materias sólidas , filtrar después 
el licor y someterle á las pruebas indicadas. 

íP Se debe someter á las mismas investigaciones, 
las materias recogidas después de la muerte en el es- 
tómago y en los intestinos; se puede resumirías á estos 
tres puntos principales. A. Investigar si á simple vi«a 
primero y luego al ojo armado de un anteojo se per- 
ciben fragmentos de ácido arsenioso entre estas materias, 
y extraerlas mecánicamente si es posible para exami- 
narlas en particular. B. Si estas materias no contienen 
partículas visibles de ácido arsenioso, apretarlas en un 
lienzo blanco á fin de separar la parte líquida , que se 
deberá filtrar y examinar con cuidado. C. Si por estos 
ensayos no se puede descubrir ácido arsenioso , se tra^ 
taran las materias sólidas exprimidas por diez ó doce 
veces su peso de agua hirviendo en ana cápsula de 
porcelana ó en un globo de vidrio, y se filtrará el coci- 
miento que se pondrá en contacto con el ácido sulfhí- 
drico y algunas gotas de ácido clorhídrico ; si el licor 
contiene ácido arsenioso , tomará color amarillo y pro- 
ducirá un precipitado de sulfuro de arse'nico^ en este 
caso , para demostrar que este precipitado está forma- 
do por el ácido arsenioso que existia en la disolución, 



■Digitized by LjDOQIC 



Acido arsenioso. 281 

será ¿til recogerle, disolverle en el amoniaco, evapo-' 
rar después la disolución amqi^iiacal y calcinar el re- 
siduo en un tubo adelgazado con un poco de flujo ne- 
gro 6 de potasa; el arsénico separado de su combina- 
ción con el azufre se volatiliza, y será fácil reconocer- 
le por sg aspecto metálico brillante y por el olor aliá- 
ceo qué esparce poniéndole sobre las ascuas. 

En esta especie de investigaciones se puede con- 
siderar á la reducción como una prueba cierta, y 
su resultado es de la mayor importancia para estable- 
cer el cuerpo del delito en un juicio. 

M. Bérzélius indica un procedimiento diferente de 
-este , y al cual considera como el mejor método para 
comprobar la presencia del ácido arsenioso en los ca- 
sos de medicina legal. Este procedimiento, que fué 
empleado por primera vez por Valentin Rose, pero que 
.Bérzélius há modificado, consiste en hacer hervir el 
estomago y las membranas cortadas con una disolu- 
ción débil de potasa cáustica, en saturar d licor con el 
ácido clorhídrico, en filtrarle y hacer pasar por él una 
coirriente de gas sulfhídrico. Después de haber recogi- 
do sobre un filtro el sulfuro de arsénico y de haberle 
desecho , se le echa en nitro fundido. 

MRtonces el azufre y el arsénico sé han trasfor- 
mado, el primero en ácido sulfúrico, y el segundo en 
ácido arsénico, que queda unido con la potasa. Des- 
pués de haber disuelto en agua el producto de la cal- 
cinación , se vierte en la disolución agua de cal en ex- 
ceso, y de aquí resulta arseniato de cal insoluble, que 
se recoge sobre un filtro. M. Bérzélius saca el arsénico 
de esta sal desecada , mezclada con un poco de carbón, 
calcinando esta mezcla en un tubo pequeño estirado y 
terminado por una bola como lo representa la figura 
siguiente: 

n " ^ ^ o A 

Calentada esta mezcla en la bolita A, el arsénico 



Digitized by LjOOQIC 



282 ÁCIDO ARSENIOSO, 

qae se condensa en la parte estrecha del tubo forma 
un arillo brillante. 

James Marsh ha publicado en x8S6 un nuevo 
procedimiento para separar cantidades muy pequeñas 
de arsénico de las sustancias orgánicas con las cuales 
está mezclado. Este procedimiento proporciona un me- 
dio pronto y cómodo para aislar directamente el ar*- 
sénico en estado de pureza, y poderle someter solo á 
la acción de los reactivos apropiados; está fundado 
en la propiedad que tiene el hidrógeno en estado de 
gas naciente de reducir los ácidos arsenioso y arsé-' 
nico , y de formar con su radical gas hidrógeno arse- 
niado , que se separa espontáneamente á causa de su 
elasticidad de los licores en que se ha formado, y pue- 
de ser recogido en un aparato para recoger gas, 
en donde se le puede reconocer. Este procedimiento 
sencillo , menos largo y menos penoso que el que se 
sigue comunmente para descubrir el arsénico en las 
sustancias orgánicas , permite extraer pequeñas canti- 
dades de arsénico de los alimentos y líquidos viscosos, 
tales como las puches de harina de avena, de la sopa, 
de la infusión de café, vino &c. 

Aparato de Marsh. El aparato que James Marsh 
ha empleado, en esta especie de experimentos IBbsiste 
en un tubo de vidrio , encorvado en forma de sifón y 
abierto por los ¿os extremos ; su diámetro interior tie* 
ne dos centímetros y medio, la rama mas corta cerca 
de doce centímetros de largo y la mas larga veintidós. 
A la rama mas corta hay pegada una llave terminada 
por un tubo adelgazado ; por último se fija el aparato 
verticalmente en un apoyo ó pieza de madera. Se c(do- 
ca en la rama mas corta una barra de nidrio de cerca 
de una pulgada de largo , y después una lámina de 
zinc puro , encorvada dos veces , la cual está sos- 
tenida por la barrita de vidrio que se introdujo 
antes. 

Guando se quiere hacer experimentos sobre un 
líquido en el cual se busca arsénico , se le mezcla com 
tíerta cantidad de ácido sulfúrico destilado y se le 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO ARSENIOSO, 283 

TÍerte en la rama mas larga del aparato , hasta qae 
llegae á la corta á cerca de medio centímetro debajo 
de la liare qae deberá estar abierta. Entonces por el 
contacto del licor ácido se desarrolla gas que es hidró- 
geno paro , sino hay arsénico ; pero si el licor le con- 
tiene, se forma al mismo tiempo hidrogeno arseniado. 
Caando se dejan perder las primeras porciones del 
gas para desalojar el aire , se cierra la llave y todo el 
gas desprendido se reane en la rama mas corta empa- 
jando el licor á la mas larga, hasta qae se halle en la 
mas corta debajo de la lámina de zinc , como sacede 
en una lámpara de gas hidrógeno. Si despiies de ha- 
ber abierto la llave, se inflama el gas á sa salida, y 
se tiene horizontalmente eji contacto con la llama ana 
lámina de vidrio ó an platillo de porcelana de mo- 
do que la corte en el tercio de su longitud , el arsé- 
nico se deposita sobre estos caerpos frios forman- 
do manchas redondas de color gris negro con bri- 
llo, metálico^ Si no hay arsénico en el gas qae se qae- 
ma al aire , la llama es trasparente , amarillenta y 
solo deposita vapor de agaa bajo la forma de un rocío 
ligero. 

Caandp se mai^tiene encima de la llama un tabo 
de dos decímetros de largo por centímetro de diá- 
metro, el arsénico depositado en la llama puede en- 
tonceí arder al aire y oxidarle; se deposita en el tubo 
en el estado de ácido arsenioso bajo la forma de un 
polvo Uanco; si -el tubo inclinado cuarenta á cin- 
cuenta grados toca la llama en su punta, se puede 
conocer la presencia del arsénico en tres, cosas: se 
deposita arsénico metálico en la parte del Jtabo qae 
toca la llama; encima de este punto, á corta distancia, 
se condensa á<^ido arsenioso ; y por último en el extremo 
^el tubo se observa el olor de ajo, que es caracterís- 
tico del vapor de arsénico. Por este procedimiento se 
puede descubrir en poco tiempo la presencia de una 
septna^éffiima milésima parte de ácido arsenioso disuelto. 
Modificación del aparato. Se puede jeemplazar el 
aparató que hemos desarito por un frasco pequeño. 



Digitized by VjOOQIC 



S8i iCIBO ARSElflOSa 

qae tenga un tubo estirada y encorvado en ia lámpara. 
Poniendo en el frasco el licor qae se examina con zinc 
y ácido sulfúrico, cubriendo todo con una capa de 
aceite de dos líneas de grosor, para impedir la efer- 
vescencia espumosa que baria salir el licor por la 
abertura del tubo , se obtienen , según hemos compro- 
bado, resultados idénticos á los que suministra el apa- 
rato de Marsh. 

Orfila ha demostrado por una serie de experi- 
mentos hechos sobre el envenenamiento por el ácido 
arsenioso y sirviéndose. del aparato modificado: i.^ 
que este ácido , introducido en el estómago 6 aplicado 
sobre et tejido celular de los perros vivos, es absorbi- 
do, se mezcla con la sangre y es conducido á todos 
los órganos de la economía ; 2.^ que á esta absorción 
del' veneno se debe atribuir la muerte que es su con- 
secuencia ; 3.^ que por medio de ciertos procedimien- 
tos químicos es posible extraer arsénico de la por- 
ción de ácido arsenioso que se ha absorbido, aun 
cuando no se descubran vestigios de este ácido en las 
materias que provienen del estómago y de los intesti- 
nos de las personas envenenadas ; 4*^ <I^e el mejor 
procedimiento que debe seguirse para extcaer el arsé- 
nico contenido en la pequeña parte del ácido arsenio- 
so que se ha absorbido, consiste en hervir durante 
cinco á seis horas en una caldera grande de hierro 
colado ó de cobre , todo el cadáver cortada en pedazos 
pequeños, con agua destilada á la cual se haya añadi- 
do diez á dioce granos de potasa sólida por el alcohal, 
colar con expresión el cocimiento al través de un 
lienzo, dejarle enfriar para separar lá grasa, y des- 
pués de haberle acidulado por el ácido clorhídrico so- 
meterle á una corriente de gas sulfhídrico , que pre- 
cipita parte del arsénico en estada de sulfuro mez- 
clado con lá materia orgánica. Privado el cocimiento 
por este primer medio de una parte de arsénico, sele 
debe evaporar hasta su sequedad después de haber di- 
suelto en él un exceso de azoato de potasa. 

Calcinando pequeñas cantidades- de este residua en 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO ARSENIOSO, 285 

un crisol de tierra enrojecido al fuego., se quema toda 
la materia orgánica, y el arsénico qu^ contenia se tras- 
forma en ácido arsenioso qae queda unido con la po- 
tasa. Bara demostrar entonces su presencia en este re- 
siduo de la calcinación, se le diluye en agua desti- 
lada , y después de haberle sobresaturado por el áci- 
do sulfúrico, se le calienta para desprender el ácido . 
azoico é hipoazóico que se hallaban en c'l : entonces 
introduciendo este líquido en el aparato de Marsh mo- 
dificado, es fácil obtener en algunos segundos arséni- 
co con el brillo metálico. 

Orfila establece que en rigor se puede descu- 
brir este veneno en los animales envenenados, tra- 
tando por el procedimiento indicado antes cierto nú- 
mero de músculos ó una sola de las visceras de la 
economía animal, desecadas antes, sobre todo cuan- 
do estas visceras son muy vasculares; pero es pre- 
ferible obrar sobre el cadáver entero , d á lo menos so- 
bre la'jnitad, porque generalmente es muy pequeña la 
porción de ácido que se ha absorbido. También puede ^ 
dcscubmrse la presencia del arsénico por los mismos 
medios en la sangre extraida de una sangría, sobre 
todo si la cantidad de este líquido asciende á 90 d 
ICO gramas. 

En fes investigaciones médico-legales Orfila ha 
hecho una modificación importante en el aparato de 
Marsh , cuya descripción hemos dado antes. Para evi- 
tar la efervescencia espumosa que hace salir del apa- 
rato parte del licor que se va á ensayar, é impedir 
que se queme el gas hidrógeno, y para escusarse de 
hacer uso áel aceite que se ha indicado en esta cir- 
cunstancia, ha tenido la feliz idea de destruir la 
materia orgánica ya con el azoato de potasa , ya por 
el ácido azoico, y de este modo se extrae el arsénico 
con mas facilidad. El aparato que se emplea con 
este objeto es un frasco común , cerrado con un tapón 
de corcho con dos agujeros que dan paso, uno á un 
tubo recto bastante ancho, de tres decímetros de lar- 
j^o, qu« st sumerje en el líquido, y el otro á un tubo 

Digitized by VjOOQIC 



286 ÁCIDO ARSENIOSO, 

encorvado en ángalo recto que solo penetra un poco 
en la parte vacía del frasco por una de sus extremi- 
dades, mientras que el otro extremo adelgiizado eií 
punta sirve para dar salida al gas hiÍTÓgeno*(^é¡ase 
la figura siguiente): 




Esta disposición sencilla del aparato permite intro- 
ducir en el frasco sin destaparle , el licor que se quie- 
re ensayar. 

Tratando las preparaciones antimoniales en las 
mismas circunstancias con el aparato de Marsh , dan 
manchas menos hrillantes sohre las cápsulas de porce- 
lana. Estas manchas , que se podrían confundir á la 
vista con las que producen las preparaciones arseni- 
cales, se distinguen de ellas: i ^ en que solo se volati- 
lizan en parte , cuando se las expone á la llama del gas 
hidrogeno puro ; 2.^ y en que calentadas con el ácido 
azoico se trasforman en ácido antimonioso que no ex- 
perimenta ningún camhio por la disolución de nitrato 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO ARSENIOSO. 287 

de plata, mientras qae las manchas de arsénico 
dan con el mismo reactivo un precipitado rojo de la- 
drillo. 

Se han hecho modiñcaclones mas 6 menos impor- 
tantes no solamente en los métodos empleados en el 
tratamiento de las sostancias minerales arseníferas en 
los casos de envenenamiento , sino también en el apa- 
ratito de Marsh. Para reasumir todo lo qae se ha he- 
cho respecto á este panto , indicaremos el método qae 
se ha aconsejado en el informe hecho á hi Academia 
de Ciencias en Janio , y la disposición del aparato qae 
Jos comisarios han creido debia preferirse por ser ca- 
paz de satisfacer todos los casos qae se ocarran en las 
investigaciones médico-legales sobre el arsénico. 

En estas investigaciones es indispensable destrair 
la materia orgánica líquida ó sólida , mezclada 6 com- 
binada con la peqaeña cantidad de ácido arsenioso, 
sin dar lagar á qae haya pérdida de este ácido : Or fi- 
la, MM. Danger y Flandin han propuesto dos mé- 
todos de carbonización , y el que debe preferirse se- 
^un los experimentos de los comisarios del Instituto es 
el siguiente. 

Se coloca la materia orgánica cortada en pedazos en 
ana cápsala de porcelana con la sexta parte de sa peso 
de ácido sulfúrico paro , y se calienta sucesivamente 
hasta qae aparezcan vapores blancos de ácido sülfúifto. 
La materia se disoelve primero , pero se carboniza des- 
paes durante la concentración del licor; se evapora 
meneando continuamente con ana barra de vidrio. 
Se carboniza la materia sin hincharse ; se continúa la 
acción del calor hasta que el carbón parezca fria- 
ble y casi seco* Se deja enfriar la cápsula, y con 
una bombilla se añade un poco de ácido azoico con- 
centrado que produce la sobreoxidacion del ácido ar- 
senioso que existia en la materia y la trasforma .en 
ácido arsénico, en cuyo estado.es mucho mas soluble; 
se evapora de nuevo en seco y después se le vuelve á 
disolver . por el agua hirviendo. Entonces se trátala 
•I licor perfectamente trasparente y algunas veces en- 



Digitized by VjOOQIC 



288 ÁCIDO ARSENIOSO, 

teramente sin color por el aparato de Marsh , en el 
•cual no da jamás espuma. 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO ARSENIOSO. . 289 

porta qae no sea demasiado considerable el volámen 
del líqaido , si se ha de tratar un licor que solo con-* 
tenga vestigios de materia ars^nicah 

El tubo C termina en bisel por la extremidad que 
se sumerje en el frasco , y tiene una* bola pequeña en 
un punto cualquiera de la rama yertical. P)o es indis- 
pensable esta disposición del aparato; pero es cómoda, 
porque condensa y hace caer en el frasco casi toda el 
agua que ha llevado consigo, siendo esta bastante con- 
siderable cuándo se calienta el líquido por la reacción. 
Dispuesto de este modo el aparato, se introducen 
en el frasco algunas láminas de zinc y una capa de 
agua para cerrar la abertura del tubo de seguridad, y 
por último, un poco de ácido sulfúrico. £1 gas hidr(^ 
geno que se desprende desaloja el aire del fiasco. Se 
calienta hasta el rojo el tubo en la parte que está cu- 
bierta de oropel por medio de ascuas colocadas sobre 
una rejilla. Se impide por medio de una pantallita que el 
tubo se caliente á mucha distancia de la parte rodeada de 
ascuas. Se introduce después el liquido sospechoso en 
el tubo abierto por medio de un embudo adelgazado, 
de modo que se le haga bajarla lo largo de las paredes 
del tubo, á fin de evitar que entre aire en el frasco. 
Si se hace mas lento el desprendimiento del gas des- 
pués de la introducción del licor, se añade una corta 
cantidad de ácido sulfúrico y se procura que continúe 
lentamente la operación y del modo mas regular que 
sea posible. 

Si el gas contiene arse'nico, este se deposita bajo la 
forma de anillo delante de la parte calentada del tubo. 
Se inflama el gas que sale del aparato y se ensay§L re- 
coger las manchas sobre un platillo de porcelana. Al- 
gunas veces no seobtiene este resultado cuando no sé 
calienta suficiente extensión del tubo , 6 cuando este 
tiene demasiado diámetro. 

. También se puede volver á encorvar el tubo y 
sumergir su extremidad en una disolución de azoato 
de plata , para condensar según haya necesidad las pri- 
meras porciones de- arsénico. 

TOMO 1. 19 

Digitized by VjOOQIC 



^0 AGIDO ARSENIOSO. 

Luego qué íe ha depositado el arsénico en el tnbo 
l>ajoIa forma de anillo, es fácil comprobar todas las 
propiedades físicas y químicas que le caracterizan. Asi 
se comprobará fácümeate: 

xP Su voIatHidad. 

a.^ Su conversión en un polvo blanco volátil , el 
ácido arsenioso , cuan4o se caliente el tubo abierto 
en los dos extremos colocándole inclinado. 

ZP Calentanjo un poco de ácido azoico 6 de agua 
regia en un tubo , se hará pasar el arsénico al estado 
de ácido arsenioso muy soluble en el agua. El licor 
evaporado en seco con precaución en una capsulita 
de porcelana, dará un precipitado rojo de ladrillo 
cuaado se viertan en la cápsula algunas g(^as de una 
4isoluciAn bien neutra de azoato de plata. 

4..^ Después de todas estas pruebas se puede re- 
ducir de nuevo al arsénico. Para esto basta añadir 



Jt!js tacii naiiar en el comercio zinc y ácido suliu- 
tíco que no maniñesteQ la existencia del arsénica en 
el áíparato de Marsh, aun cuando se disuelvan can*- 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO ABSBIflCO. 291 

tidades considerables de zinc Se debe emplear icido 
salfurico destilado y zinc Jlami nado en hojas (i). 

£n todos ios casos es indispensable que el que ha 
de hacer el reconocimiento ensaye con eL mayor coi^ 
dado todas las sastancias que debe emplear en sas in-- 
restigacioncs. También es necesaria qae haga al mU«* 
mo tiempo ó poco despaes del experimento sobre las 
materias envenenadas otro experimento semejante sin 
usar ningnna materia, empleando en el los mismos 
reactiros y en las mismas cantidades qoe en la opera- 
cion rerdadcFa. 



AanO ABSENICO. 

Estado natural. Este ácido existe formado en la 
naturaleza ; pero está unido con algunos dxidos me- 
tálicos , tales como el óxido de calcio , el óxido de hier- 
ro , el tfxidó de cobalto y de niquel. No puede formarse 
directamente calentando arsénico ni en el aire ni en el 
gas oxígeno , pero se forma tostando ciertos arseniaros 
metálicos. 

Preparación. Se le obtiene en los laboratorios tra- 
tando el. ácido arsenioso por el ácido azoico , ó , lo 
que es preferible, por i^na mezcla de ácido azoico y de 
ácido clorhídrico. Para esto se coloca en una retor- 
ta de vidrio, que comunica con una alargadera y un 
globo, una parte de ácido arsenioso en polvo, y se 
vierte encima una mezcla de cuatro partes de ácido 
azoico y dos de ácido clorhídrico. Calentado poco á 



(t) Debe preferirse el zinc laroinailo al sinc en pKicat 
del comercio: 1.^' porqué la operación del l.iminado es 
ya una garantía de la pureza del zinc ; 9.° debe prefe- 
rirse- el zinc laminado al zinc en granalla , porque pre« 
tenta menos superficie y es líias fácil regularizar el des- 
prendimiento del hidrógeno. 



Digitized by VjOOQIC 



292 ACIDO ARSÉNICO, 

poco , se disuelve el ácido arsenioso y se trasfonna en 
. ácido arsénico por ana parte del oxígeno del ácido 
azoico qae entonces pasa al estado de deatdxido de 
ázoe. El ácido azoico descompone igualmente el ácido 
clorhídrico añadido; el cloro y el ácido hipoazdico 
que provienen de esta reacción recíproca contribuyen 
también á acidificar el ácido arsenioso. No puede su- 
ponerse que obra volviendo mas soluble el ácido arse- 
nioso , porque entonces sería necesario admitir que 
queda mezclado con el ácido azoico sin descomponerse, 
lo que es contrario á la experiencia. Se concentra 
todavía el licdr ácido en la retorta hasta que adquiera 
la consistencia de jarabe, y se le acaba de evaporar 
hasta la sequedad en una cápsula de porcelana. El re- 
siduo que se obtiene es ácido arsénico puro. 

Propiedades. Este ácido es blanco, sólido, incris- 
talizabley de sabor ácido muy marcado; enrojece mu- 
cho la tintura de girasol ; expuesto á la acción del fue- 
go, entra en fusión y se descompone al calor rojo en 
gas oxígeno y en ácido arsenioso. El aire no tiene ac- 
ción sobre, este ácido; abandona mijij pronto el 
agua que contiene y le hace caer en delicuescencia. 
En razón de la grande afinidad del ácido arsénico con 
el agua , este líquido es capaz de disolver muchas ve- 
ces su peso dé esle ácido y adquirir gran viscosidad. 
Esta disolución dilatada precipita el agua de cal , la de 
barita y de estronciana en copos blancos, solubles en 
un exceso de ácido arsénico: el ácido sulfhídrico 
mezclado con esta disolución no la descompone sino 
después de cierto tiempo y precipita persulfuro ama- 
rillo de arsénico; la disolución de sulfato de cobre 
amoniacal forma un precipitado azul de cielo (arse- 
iiiato de cobre) ; por último, saturada- por la potasa 
ó el amoniaco , la disolución de ácido arsénico [Jre- 
cipita en rojo de ladrillo el azoato. de plata. Todos 
estos caracteres impiden que se confunda el ácido 
arsénico con el ácido arsenioso (F. en el tomo II la lá- 
mina de los reactivos, niim. iS). 

Acción del carbón. El ácido arsénico lo mismo que 



Digitized by VjOOQIC 



IIIDBOAURO DR ARSÉNICO. 293 

el ácido arsenioso se descompone por el carbón y ei^ 
las mismas circanstancias. 

^ Composición. Se compone, según los últimos expe- 
rimentos de BerzéliuSy de 

Arsénico. . . 65,3o 2 átomos. . 

ó 
Oxígeno. ... 34,70 5 átomos. 

100,00 



Stt fórmala =5? As'O*. 
A^ion sobre ¡a economía animal. E^te ácido es ma- 
cho mas Tenenoso que el ácido arsenioso. 

COMPUESTO I>E ARSÉNICO £ HIDRÓGENO. 
{Hidniro Se arsénico ^ hidrógeno arseniado.) 

No paede obtenerse directamente estos dos com- 
puestos poniendo hidrógeno en contacto con arsénico; 
pero cuando el hidrógeno se halla en estado de gas na- 
ciente , se combina con el arsénico y forma un compues- 
to sóiijlo ó gaseoso. El primero es el hidra ro de arsé- 
nico, y el segundo el hidrógeno arseniado, que alga- 
nasveces se le designa con el nombre de hidrógeno ar^ 
sem'cado. 

Hidniro de arsénico. Se forma el bidraro de arséni- 
co tratando por el agua el arseniuro de potasio : el 
oxígeno trasforma el potasio en potasa , y el hidrógeno 
«e une con el arsénico para formar el hidruro que ^se 
precipita. 

Propiedades. Este hidruro es pardo rqjizo , sin bri- 
llo, insípido, sin olor é insoluble en el agua; ex- 
puesto á la acción del calor se volatiliza sin des- 
componerse , pero si está al contacto del aire , arde y 
«e convierte en agua y en á/cido arsenioso. 
, Comoosicwn. MM. Gay-Lussac y Thénard han 



Digitized by LjOOQIC 



294 HIDRÓGENO ARSBNIABO. 

flescabierto este compuesto. Se compone , segon Mr. 
Soabeiran, de un volumen de vapor de arsénico j de 
dos volúmenes de hidrógeno ^ ó de un átonio del prir 
mero y dos átomos del segando. 
Su fórmula = As H'. 

HIDRÓGENO ARSENIADO. 

Sebéele descubrió este compuesto gaseoso. Se le 
obtiene tratando ios arseniuros de zinc ó de estaño por 
el ácido sulfúrico ó clorhídrico dilatado en agua. Em- 
pleando el primer compuesto se hace bien el experi- 
mento á la tepíiperatura ordinaria» Se pone en un ma- 
tear pequeño que tenga un tubo encorvado una por- 
ción de este arseniuro en polvo, y se vierte encima 
ácido sulfúrico 4ebilitado. Entonces se descompone el 
agua , su oxígeno obra sobrede) zinc y su hidrógeno se 
une en parte con el arsénico, de donde resulta hidruro 
de arsénico, que se precipita en copos pardos, y gas 
hidrógeno arseniado que se desprende. Se debe tratar 
en caliente por el ácido clorhídrico el arseniuro de es- 
taño. Entonces se fovma protocloruro de estaño y gal 
hidrógeno arseniado. Cuando se obtiene este compues- 
to por uno de estos dos procedimientos na está jamás 
puro, pues contiene siempre hidrógeno libre, fácil 
de evaluar por una disolc^cion de sulfato de cobre que 
absorbe todo el hidrógeno arseniado descomponiéndole 

Propiedades, El hidrógeno arseniado es un gas sin 
<íolor, de olor aliáceo, nauseabundo y peligroso de res- 
pirar; su densidad es de 2,695 ; es impropio para la 
combustión; ejerce una acción muy deletérea sobre 
los animales que le respiran , aun en pequeña canti- 
dad; puesto en contacto con un cuerpo infamado, ar- 
de al aire con una llama blanca depositando copos 
pardos de hidruro de arsénico sobre las paredes de la 
campana ,. y produciendo en ella un humo blanco de 
ácido arsenioso. 

Acción del calor. Expuesto este gas á una tempe* 
ratura eicvada, se descompone reduciéndose á sas ele- 



' Digitized by LjOOQIC 



HIDRÓGBNO AII6ENIADO. 295 

menlos. Se le puede liqaidar bajando la temperatura 
á— 3o9. 

Acción del cure y del agua, £1 aire y el oxígeno se* 
eos no tienen acción sobre él á la temperatura ordi- 
naria; pero cuando están búmedos, absorben poco á 
poco una parte de su bidrdgeno y precipitan arse'nico 
que se deposita en capas brillantes sobre las paredes 
de la vasija. Según .Mr. Soubeiran, el agua disu^l- 

5 

ve — de su volumen á -J- 5o^. Expuesta al aire esta 
. joo 

diaoludoñ deja aposar copos pardos de arsénico. 

Acción del cloro* £1 cloro descompone de pronto el 
bidrdgeno arseniado con desprendimiento de caldHco 
y algunas veces de luz. £1 azufre no goza de esta pro- 
piedad sino por medio del calor, se combina con el bi- 
drdgeno y preci{»ta el arsénico en estado de sulfuro. 

Acción de los metales, £1 potasio, el estaño, el bier* 
FO y el zinc le descomponen á un calor rojo ábsor- 
biendd el arsénico y dejaúdo libre ál hidrógeno; ido 
volúmenes de este gas dan i5o volúmenes de hidrdge-- 
so. Si se acRáite la suposición que el arsénico ocupa-^ 
ba 5o partes en volumen y se concltíye de aquí que es^ 
te ga9 está compuesto de medio veMmen de vapor de 
arsénico y de volumen y medio de hidrógeno ^ conden- 
sad os en uno solo. 

Composición. £1 hidrógeno arseniado se ¿ompone, 
como acabamos de decir, de medio volumen de vapor 
de arsénico y volumen y medio de hidrógeñO| ó en 
peso de 

Arsénico.*.. ^6,i5 i átomo. 

ó 
Hidrógeno. . 3,85 3 átomos. 

100,00 



Su fórmula =s As H*. 



Digitized by VjOOQIC 



296 CLORURO DE ARSÉNICO. 

Es tan grande la acción de este gas sobre la 
nomía animal, qae Gehlen, qaímico alemán , pereció 
en poco tiempo , yíctima de los experimentos qae ha- 
bia emprendido sobre este gas , por haber respirado 
por descuido alganas porciones de él. 

COMPUESTO DE ARSEKIGO Y CLORO. 

{Cloruro de arsénico!) 

Combinación directa. La unión del cloro con el ar- 
sénico se efectna instantáneamente. Introduciendo ar- 
sénico en potro en un frasco lleno de cloro seco , se 
combinan espontáneamente desprendienda una Uamia 
blanca y formando un humo blanco espeso ^ que e^ 
cloruro de arsénico. 

Pr^aracion. Se puede obtener este compuesto ha- 
ciendo pasar gas clpro seco al través de un tubo largo 
de vidrio que contenga arsénico en polvo, y que co- 
munique con un globo pequeño de gollete rodeado- de 
hielo. Entonces se efectúa parcialmente la combina- 
ción con desprendimiento de calor , y tod9 el cloruro 
de arsénico sé condensa en el recipiente. 

Se le prepara también , como el protocloruro de 
antimonio , calentando deutocloruro de mercurio con 
la mitad de su peso de arsénico en polvo. 

Propiedades, £1 cloruro de arsénico, conocido 
durante mucho tiempo con el nombre de manteca 
de arsáüco á causa de su aspecto oleaginoso , es lí- 
quido, trasparente y mas pesado que el agua; es muy 
volátil y en contacto con el aire esparce muchos va- 
pores. Agitado con el agua , le descompone inmedia- 
tamente y se trasforma en ácido arsenioso que se pre- 
cipita en polvo blanco y en ácido clorhídrico qde que* 
da disuelto. 

Este cloruro es el único compuesto de cloro y ar- 
sénico que se conoce; es muy venenoso. 



Digitized by LjOOQIC . 



lODURO DB ARSÉNICO. 297 

COMPUESTO DE ARSÉNICO Y BROMO. 



(^Bromuro de arsénico^ 



Poniendo en contacto arsénico en polro con bro- 
mo, se unen los dos cuerpos con desprendimiento de 
loz. Separando despaes el bromaro por medio de la des- 
tilación, cristaliza segan se va enfriando en ana masa 
blanca. Se liqaida á -4- a 5^ y hierve á -+- a 20^. 
£xpaesto al aire , esparce pocos vapores y atrae la 
hamedad; el agua le descompone como al cloruro 
de arse'nico. 

COMPUESTO DE ARSÉNICO £ IODO. 

(loduro de arsáiico.) 

Calentando lentamente en una retorta pequeña 
una mezcla de tres partes de iodo y una de arse'nico 
en polvo , se unen estos dos cuerpos. Según Plisson 
también se puede preparar este compuesto {anales de 
Química y de Física , t. XXXIX ^ p. 265) calentando 
en un litro de agua 100 gramas de iodo y 3o de ar- 
sénico en polvo. Evaporando despacio la disolución se 
obtiene el ioduro de arsénico. 

Pri^dades. Este ioduro es sdlido, de color rojo 
oscuro , fusible y volátil. El agna le descompone y 
le trasforma en ácido iodhídrico y en ácido arsenioso 
que se precipita combinado con una porción de iodu- 
ro. Según Plisson^ pasa ria al estado de iodhidrato y 
de sub-iodhidrato obrando sobre los elementos, del 
agua {Memoria citada). 

Usos del arsénico, YA arsénico puro es poco osado; 
se le emplea en las habitaciones para matar las mos- 
cas, para lo cual se pone un poco de arsénico en polvo 
en un plato con agua azucarada; entonces se le conoce 
con el nombre de poho para matar las moscas. Com- 
binado con los metales dúctiles aun; en, peqoeSa can* 



Digitized by VjOOQIC 



298 AziJFtoE« 

tidad, los vuelve mas ó menos quebradizos y mas fu- 
sibles. Por esta propiedad se le empleaba en otro 
tiempo para extraer el platino ; pues formaba con este 
metal un arseniuro fusible quei calentado al aire dejaba 
desprender arsemeo y daba platino puro. 

En medicina solo sie usan el ácido arsenioso y los 



Digitized by VjOOQIC 



AZUFBB^ 299 

Amfré ecmhiñado. En las montanas primitivas se 
eaciientrán principalmente grandes cantidades de aztifre 
combinado con diferentes metales, tales como el hierro, 
el cobre, el antimonio, el plomo y el mercurio. En- 
tonces forma los compuestos designados con el nombre 
4e sulfuros naturales. Se da particularmente el nombre 
de piritas á las diferentes variedades de sulfuro de hierro. 
Los antiguos le daban el nombre de gran mineraliza- 
dor, porque se encuentra en la mayor parte de los mine- 
rales. Por último, combinado con el oíscígeno, el adufre 
forma tin ácido (ácido sulfúrico) que existe unido con 
ciettos óxidos metálicos y constituye sulfatos que se 
hallan muy esparcidos en la naturaleza. En este estado 
existe en el yeso , <S:c. 

Algunas aguas minerales conocidas con el nombre 
de aguas sulfurosas^ tales como las de Enghien , de Ba- 
reges, &c., tienen ^n disolución una combinación de 
azufre é hidrógeno (ácido sulfhídrico), que es la causa 
de su olor particular y de sus propiedades. 

Azufre ,en el reino orgánico. El azufre se halla á ve- 
ces en el número de los elementos de ciertas sustan- 
cias del .reino orgánico : así ciertos fenómenos parti- 
culares manifiestan la presencia de este cuerpo en algu- 
nas semillas de la familia de las cruzadas. Muchas ma- 
terias animales le contienen también ,^ y le dejan des-^ 
prender en estado de gas combinado con los demás pro-* 
ductos de su putrefacción^ 

Extracción, Puede extraerse el azufre puro por 
procedimientos diferentes , según que se le étirae de 
las tierras en donde existe en e^ado nativo, é de eier- 
Kos sulfuros metálicos, y principalmente de lo^ de hier- 
ro y de cobre. 

En los paises volcánicos se le extraede bs tieiYáScon 
las cuales está mezclado, por medio de la destilación en 
vasijas de tierra cocida. Después de haber llenado estas 
de pedazos de mineral del grosor ¿el puño , se las cu- 
bre con una tapadera de barro que se embetuna exac- 
tamente. Se colocan estas vasijas unas al lado de las 
Ciras esk un homo largo llamado galer», que eomu-^ 



Digitized by LjOOQIC 



300 AZCFBB. 

nícao por ana abertara sapertor y tateral qae sale del 
horoo con otros pucheros oblongos, casi de la misma 
forma, qoe hacen el oficio de recipiente. Estos tienen 
en la parte inferior an agujero qae da paso al azufre 
líqaido que se condensa en ellos. £ste último va á pa« 
rar á una cubeta llena de agua fria, en donde no tar- 
da en cuajarse en pedazos irregulares. 

£1 azufre que se obtiene de este modo es imparo, 
pues contiene desde lo hasta i5 por ico de la mate- 
ria terrea que ha lleyado consigo. 

En otro tiempo se le purificaba fundiéndole en 
una caldera de hierro colado , y cuando se hablan de- 
positado las materias terreas , se le echaba en mol- 
des de abeto un, poco humedecidos para darles la 
forma cilindrica en que se le expendía en el co- 
mercio. 

Purificación del azufre por destilación. En la actua- 
lidad se practica esta purificación de un modo mas 
exacto y al mismo tiempo mas económico por el pro- 
ducto qoe se extrae. Se vuelve á destilar el azufre en 
bruto, calentándole en una caldera de hierro colado<{ae 
tiene un capitel abovedado como una retorta, y la cual 
comunica por medio de un agujero con el interior de 
una vasta cámara con válvulas que se abren de den- 
tro á fuera. El azufre convertido en vapor llega á la 
cámara y se condensa en estado solido sobre sus pa- 
redes 6 se liquida , y entonces se acumula en la parte 
mas inferior de la cámara, en donde se le puede sacar 
destapando una abertura. 

Por medio de este procedimiento se obtiene azufre 
pulverulento d en estado líquido, según la capacidad 
de las cámaras y la cantidad de azufre que se destila 
en un tiempo determinado. 

A lufre sublimada. Se debe lavar el azufre sublimado, 
conocido comunmente con el nombre áe flores de azufre^ 
para quitarle una corta cantidad de ácido sulfúrico que 
se forma en el interior de las cámaras por haberse qoe^ 
mado un pbco de ajzufre. En este estado se le debe em- 
plear en los .laboratorios^ eti mediciim y en faraiacia. 



Digitized by VjOOQIC 



AZÜFRB. 301 

- Amfte én barras. Para preparar el azufre en barras 
l^iMa amoldarle en cilindros de abeto mojado. Gaal- 
iqaiera qae sea el procedimiento que se emplee para ex- 
traer este caerpo, contiene siempre ana corta cantidad 
de hidrógeno , la cual asciende á veces hasta cerca de 
OyOO^ de su peso, 

Eijctraccion dd ctzujre de las piritas. £n Saecia y 
en machos pantos de Alemania se extrae todavía el 
azofre destilando en vasijas de gres las piritas marcia- 
les qae estando en estado de bisa! faros de hierro^ 
abandonan parte de sa azafre por el calor; 6 qaeman- 
do las piritas en hornos particulares qae tienen en sa 
parte superior chim'eneas largas y horizontales , en las 
cuales %e condensa parte del azafre que no se ha quemado; 

Propiedades, El azafre puro es sólido, de un her- 
moso color amarillo de limón , sin olor , insípido y muy 
quebradizo, pues basta el mas ligero choque para rom- 
perle y reducirle á polvo; es mal conductor del calóri- 
co y de la electricidad ; comprimiendo en la mano un 
cilindro de azufre produce cierto ruido que proviene de 
la separación de las partes que se han calentado; desar- 
rolla un ligero olor por la frotación y se constituye en un 
estado de electricidad negativa. Su densidad es de 1,990. 
Kxpuesto á la temperatura de H- 107^, se vuelve fluijdo. 

Su fusión. Si cuando su superficie empieza á solidifí^ 
carse, se agujerea la corteza que se forma, y se decantan 
las partes interiores que aun están fluidas, se percibe 
nna porción de agujas prismáticas amarillas, dispuestas 
regularmente unas al lado de las otras. 

Acción del calórico. Sometido á una temperatura 
mas elevada que la de su fusión y 'manteniéndole du- 
rante algún tiempo entre -h- 220^ y -f- 25o^, el 
azufre liquidado se espesa, se vuelve rojo amarillento 
y conserva cierta blandura aunque se le enfrie en 
agua. £n este estado se deja amasar como la cera 
blanda, y puede servir para sacar los relieves de las 
medallas , de las monedas y de los sellos.* 

Todavía se ignora cuáles son los cambios que so- 
brevienen en el aftafre reblandecido de esta manera; 



Digitized by LjOOQIC 



302 AzurRE. 

pero se sabe que se puede sacar partido de esta propie- 
dad en. las artes., porque los modelos sacados^ de este 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIBO SULFUROSO. 303 

•do suMáifoéó, qUe es el único conipaest% qóe se puede 
>obteoer por la combustión directa dd fzufreen el oxí- 
geno, porqae no pueden prepararse los demás sino por 



* j ^-*- 



Digitized by LjOOQIC 



304 ÁCIDO SOlFtBOSO. 

El mercurio |p oxida por la acción ád caldriod i ex- 
pensas de una parte del ácido salfóiico > y de aquí re^ 
salta gas ácido sulftiroso ptirp> qae se desprende y que 
se le debe recoger debajo de campanas llenas de mer- 
curio; El protóxido de' mercurio formado se mne con 
otra parte de ácido snlfárico qae no se ha descompuesto 
para formar protosulfato de mercario , que queda en 
d globo bajo la forma de una masa blanca cristali^ 
zada^ ' > » 

Propiedades, TÍA ácido salídroso es angas sin color, 
de olor faerte desagradable qne sufoca y excita latos; 
en una palabra se parece al del azufre quemado; es 
impropio para la combustión y para la respiración, 
enrojece la tintura de girasol y después le quita poco 
á poco el color; su densidad es de a, 2 34-; es indes- 
componible por solo el calor. Sfcieiido á un frió de 
—20^, se liquida según las observaciones deM. Buissy; 
en cuyo estado es un líquido sin color, de i,4^o de 
densidad, tan volátil que evaporándose en el aire 
puede hacer que baje el. termómetro á — 57.^ Si se favo- 
rece su evaporación , colocándole en el vacío debajo 
de la máquina neumática, produce un descenso de 
• — 68^. Se congela fácilmente una corta cantidad de 
mercurio contenido en una bola de vidrio , sumergién- 
dole en este ácido liquidado, y haciendo evaporar 
prontamente el ácido debajo del recipiente de la má^ 
quina neumática. 

Acción del agua. El agua á la temperatura de 
-4-i5^ y á lai presión ordinaria puede disolver treinta 
veces su volumen. de gas ácido sulfuroso , y adquirir 
de este modo* un olor picante muy fuerte y un sabor 
ácido muy marcado. 

Saturación del agua por el gas ácido sulfuroso. Para 
preparar una disolución saturada de este gas, se hace 
pasar ácido sulfuroso al través de cierta cantidad de agaa 
colocada en un aparato llamado de Woulf, hasta qucel 
agua rehuse disolver mas. En los laboratorios se egecala 
económicamente esta operación despreiidiendo el gas áci- 
do sulfuroso de una mezcla de carbón en pol va y de ácido 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO SULFUROSO. 305 

sulfúrico concentrado. El aparato que debe emplearse 
€S el siguiente : 



TOMO I. 20 

Digitized by LjOOQIC 



306 Acido SULFUROSO, 

este modo obran el hidrogena y el carbono: el^pnoiér-o 
da origen á agna , á un depósito de azufre y á cierta 
cantidad de ácido sulfhídrico , si el hidrógeno se halla 
en exceso; el segando produce gas óxido de carbono ó 
gas ácido carbónico , según, la proporción en que se 
halle el gas ácido sulfuroso con el carbón ; en todos los 
casos se separa una porción de azufre y se combina la 
otra con el carbono. Se pueden toroprobar todos estos 
resultados haciendo pasar gas ácido sulfuroso por un 
tecbo dé porcelana que contenga pedazos de carbón 
calentado á una temperatura roja. 

Muchos de los compuestos binarios oxigenados^, de 
que ya hemos hablado , pueden descomponerse ^or el 
ácido sulfuroso gaseoso ó disueVto en agua. Este últi- 
mo le quita todo t$ part€ de su oxígeno y pasa al -esta- 
do de ácido sulñifico. 

Acción de los oxáciáos. El ácido iódico es de este 
número, su oxígeno se combinaron el ácido sulfuroso 
y forma ácido sulfúrico , y el iodo queda en libertad* 
jEl Tapor de ácfido hipoazóico puesto, en contacto con 
*el gas ácido sulfuroso , se descompone ; cede una partee 
de su oxígeno al ácido sulfuroso para hacerle pasar ^l 
estado de ác|do sulfúrico, y vuelve él mismo al de 
dentóxido de ázoe. 

Se comprueban estos resultados haciendo pasar dei^^ 
tóxido de ázoe á un globo medio lleno de gas oxígeno 
„y de gas ácMK) sulfuroso. Inniediatamente que el dci(- 
tóxido de ázoe ha llegado al globo ^ $e forman ya,- 
pores rojizos de ácido hipoazóico que desaparecen muy 
pronto y son reemplazados por vapores blancos, que 
si están húmedos los gases, se precipitan sobre las pa- 
redes del globo y se adhieren á él bajo la forma ^ agu- 
jas cristalinas. Estos ^cristales resultan de la combina- 
ción del ácido sulfúrico formado con cierta cantidad 
de ácido azooso. Cuando se los pone en contacto co^ 
el agua , se disuelve el áddo sulfórico y el ácido azooso 
se descompone en deutóxido de azóe que se desprende, 
y en ácido azoico que se disuelve en «1 agua, < 

Composición, Sa puede deducir rigarosament<e la 



Digitized by LjOOQIC 



Acido sulfuroso. ^07 

^composición ád gas ácido salfaroso de ¿la densidad, 
considerando que está formado de un Tolúmen de oxí- 
geno igual al suyo. Por consiguiente, rebajando 1,1026 
densidad del gas oxígeno , de 2,2840 densidad del gas 
ácido sulfuroso, se tiene i,i3i4. para él peso del azu- 
fre , de donde se sigue que este ácido^ está formado en 
peso por ciento de 



Azufro. . • . So, 1 4. 1 átomo. 

Oxígeno. . . 4-9986 a átomos. 

100,00 



Su f(>rmula=SOl 

Usos. El ácido sulíhroso en estado de gas tiene 
muchas aplicaciones "útiles. Se le emplea en las ar- 
tes para el blanqueo de las laaas , de los tejidos de 
seda d de paja; y entonces obra por su afinidad con 
el oxígeno, pues se apodera del que contienen las 
Biaterias colorantes. Se usa también el gas^ ácido 
aulfurosa para apagar el fuego en los casos de 
incendios en las chimeneas y en las estufas; con 
^ste objeto se echan en el hogar muchos puñados 
de azufre, y* se cierra lo mas exactamente que sea po- 
sible la abertura inferior de la chimenea ó de la es- 
tufa. El azufre al quemarse produce gas ácido sulfuro- 
so que desaloja poco á poco el aire ,, de modo que se 
apaga la materia que se quema por estar sumergida 
. en un medio incapaz de sostener la combustión. 

Fumigaciones sulfurosas. En medicina se le ha pro- 
puesto en el tratamiento de la sarna y ^de algunas 
otras enfermedades cutáneas. Este tratamiento , muy 
sencillo y poco costoso^ se practica exponiendo el 
cuerpo de los enfermos al vapor de azufre ^ne se que- 
jaa, y evitando que el enfermo respire el gas ácido sul- 



Digitized by VjOOQIC 



308 AciDO SULFUROSO 

faroso. La figara ' sigaiéúte representa nno de estos 
aparatos empleados en el hosj^Dal 4e S. Luis. » 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO 9ÜLPÜRIC0. 309 

La medicina veterinaria encontraria quizá un me- 
dio poderoso para el tratamiento de la sarna de los 
animales domésticos aplicando este procedimiento. 
Bajo el mismo principio se podria construir á poco 
coste cajas en que solo se expusiese á^la acción del 
gas ácido sulfuroso el cuerpo de los animales. Los 
reterinarios prácticos deberán hacer estos ensayos, • 
que quizá no dejarán de producir ImeÓQS resul- 
tados. 

ÁCIDO SULFÚRICO. 

Al principio Sk obtuvo este ácido , conocido mu- 
cho tiempo aunque en estado impuro , destilando el 
protosulfato dé hierro desecado , al que se le designaba 
entoi)tes con el nombi^e de s^itriolo, De^aqui tomó orí^ 
gen el nombre de acida vitrwUco que recibió, este áci- 
do, y el mas impropio aun de acdte de tfUríolo , á causa 
de ^u aspecto oleaginq^^ Todavía se sigue en Ale- 
mania este procedimiento , en donde se le fabrica 
para ciertas industrias. £1 que se sigue en Francia 
y en la mayor parte de £urOpa es diferente ; se 
funda eu' la reacción recíproca del gas ácido sulfu- 
roso y del vapor del ácido hipoázóico 'en contacto 
con el agua, como lo hemos dicho al hablar del *ácido 
sulfuroso. 

.Se puede demostrar con experimentos la teoría de 
la . fabricación del ácido sulfúrico , haciendo llegar á 
un globo «grande lleno de aire» y que contenga una 
pequeSa capa de agua , por un lado ácido sulfuroso y 
por. otro deutóxido de ázoe {véase la figura siguiente).. 



Digitized by LjOOQIC 



310 



ACIDO SlTLFmiCÓ. 




Laego qoe A deafdxido de ázoe ha llegada al gh>^ 
bo , se trasibrma por el oxígeno del aire ep ácido -hi*^ 
poazdico , ^e aparece bajo la forma de vapores ra-- 
tílantes; este ácido hipoazóico, cede inmediaámieii- 
te una porción de su oxígeng al gas áddo satfaroso^ 
f de aquí resaltan ácido azooso y ácido salfárico^ £s^ 
tos dos productos se uíien con cierta cantidad dé agua^ 
y forman una multitud de cristales en forbia dé 
agujas blandas que caen en el fondo del agua y se ad« 
biéren en parte á las paredes del globa ; estos cristales 
en contacto con un exceso de agua se descomponen 
después , el ácido suirúrico que contienen se -disuelvey 
y el ácid<4 azooso separado de su combinación con 
este úhiiáo , ño pudiendo existir solo y se irasforma eft 
deutdxido de ázoe y en ácido bipoazóico que se des^ 
prenden. El primero dé estoa compueslo<& na tar^ 
da en reacctonat* sobre el oxígeno del ait^/ y 
volviendo á pasar al estado de ácido bipoazdico, 
trasforuia iina nueva cantidad de gas ácido sulfa- 
roso en ácido sulfúrico, como lo hemos esplícado 
antes. Estos fenómenos se manifiestan sucesivamente 
mientras no se haya absorbido todo el oxígeno 
del aire , y se concibe que es posible , como lo ha 
comprobado Mr. Qe'ment , trasformar mucho ga& 
ácido sulfuroso en ácido sulfúrico , con una corta 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO SÜLFÜRICO. 311 

Cantidad de deatdxida de ázoe y safi^íente cantidad de 
aire renovado. 

Se fonda esta teoría en la análisis qae han hecho 
diferentes qnímicos, de los cristales qae se forman en esta 
circunstancia/ Segan Mr. Gaaltier de Claubry, estos 
cristales estarían formados de 5 átomos de ácido sulfú- 
rico , a átomos de ácido azooso y 4 átomos de agua , ó 
por ido: ácido sulfúrica 64)08, ácido azooso 24^,43, 
y agua i i,5a 

La fabricación del ácido sulfúrico en las artes se 
fanda en los principios que acabamos de exponer. Se 
«xtrae^r dos procedimientos : i P calcinando una mez- 
cla de azufre y azoato de potasa ; 2.^ haciendo obrar 
sobre el gas acida sulfuroso , y^ los vapores de ácido 
azoico , ya el deutóxido de ázoe producido por ciertas 
reacciones químicas que le dejan desprender. 

En el nuevo procedimiento por el intermedio de 
llb vapores de ácido azoico , esté ácido, según Mr. déla 
Provostaye, cede una parte de su oxígeno al ácido suIt 
furoso para hacerle pasar al estado de ácido sulfúrico. 
Desde el momento en que se ha r^ucido al estado 
de ácido hipoazóico, obra como el ácido hipoazóico 
que proviene del deutdxido de ázoe y del oxígeno del 
aire en el procedimiento antiguo , es decir , que á sü 
vez cede oxígeno al ácido sulfuroso y le toma del 
aire ; pero esté cambio exige la intervención del ácijo 
sulfúrico y del agua. El agua hace dos papeles distin- 
tos : obra directamente para poner mas íntimamente 
«n contacto el ácido sulfuroso y el ácido hipoazóico, 
y favorece de este modo la oxidación del primero por 
una parte del oxígeno del segundo ; pero no es este 
aquí su principal papel , porque esta reacción es len- 
ta : obra mas eficazmente de otra manera juntamente 
con el ácido sulfúrico. Este determina ^ formación 
rápida de los cristales blancos que el agua descompone 
inmediatamente en ácido sulfúrico hidratado y en acida 
azooso 6 deutóxido de ázoe {Anales de Química y Fí-- 
sica^ tomo LXXIII, p. 383, 184.0). 
'■ Por el antiguo procedimiento se expone á la ac« 



Digitized by LjOOQIC 



312 ACIDO SüLFCRfCd^ 

cion dd calor ii§a mezcla de ocho partes de azofVe jr 
una parte de azoato de potasa, y hay combustiea: 
viva. £1 ácido az<Sico cede una parte de su oxígeno al 
azufre, y le convierte en ácido sulfúrico que se une coa 
la potasa para formar sulfato de potasa fijo. £1 dea- 
tóxido de ázoe que de aquí resulta , pasa al estado de 
ácido hipoazdico por el contacto del aire ; siendo mu* 
cho mayor la cantidad de azufra empleado que ia del 
azoato de potasa, arde al aire libre y se trasforma de 
este modo en gas ácido sulfuroso. Luego se hallan reu- 
nidas todas laa condiciones necesarias para la for- 
mación del ácido sulfúrico, si los productos gaseosos 
se hallan en contacto con cierta cantidad de agua. 

Preparación del ácido sulfúrico en cámaras de ph-- 
mo. Durante mucho tiempo se ha preparado el ácido 
sulfúrico por este medio, hacjendo quemar azufre y 
nitro en grandes globos , cuyas paredes estaban hú- 
medas ; pero por este medio solo se podian obtener pe- 
queñas cantidades de ácido. En la actualidad que. está 
mas generalizado el uso de este ácido y que ha llegado 
á ser objeto de i^n comercio considerable, se practica 
esta combustión quemando grandes cantidades de azu- 
fre y nitro en una basta cámara cuatrangular for- 
rada de láminas de plomo. Esta cámara debe teaér 
cuando menos de cinco á seis metros de larga , pbr ocho 
á diez inetros de ancha y diez metros de alta. Se 
co mpone de láminas de plomo soldadas por sus bordes 
y adheridas á una armadura exterior que e&tá aislada^ 
como una jaula, á i*" 4^ ^^^ suelo, y casi á la misma 
distancia de las paredes , de modo que sé lá pueda vi- 
sitar por todas partes , y reconocer los agujeros que 
podran formarsa £1 suelo . de la camaina está li* 
geramente inclinado, á fin de poder extraer el ácido 
por medio ^ llaves de plomo , d de un sifón. 

Se coloca la mezcla de azufre y azoato dé pólasa 
sobre una plancha de hierro colado que tiene un re* 
b orde , y está situada á corta distancia del fondo de 
la cámara. Esta plancha descansa sobre un horno co^ 
7ocado debajo. Se puede comunicar iacilmente coo esta 



Digitized by VjOOQIC 



AGIDO SCLFÜEICO. 313 

plancha por medio de una poerta con tapa de correde- 
ra que se halla eo^ ona de las paredes laicales, por 
caja abertora se p&ede introdadr la mezda y extraer 
el residuo de la combustión. Se renueva el aire de 
la cámara .por medio de una válvula colocada en 
la pared opuesta; y por último , se Ve el estado de 
la combustión por tma ventanita con su vidrio que 
existe en la puerta. De este modo «e pueden que- 
mar nuevas mezclas hasta que el agua éste suficiente- 
mente cargada de ácido concentrado* Guaico se ha 
llegado á este punto , es decir , cuando el ácido salfú* 
rico que se ha <:ondensado en A agua de la cámara 
marca cerca de J^o^ en el pesa ácido y se le extrae por 
la llave, ó el sifon^e plomo. 

Concentración. Este ácido está muy lejos dé estar 
puro, pues cofitieue gran cantidad de agua , un poco de 
ácido sulfuroso y ácido azoico, y por úlümo un poco 
de sulfato de plomo que se ha formado durante la ope** 
ración. S^ le concentra evaporándole en calderas de 
plomo hasta qtte marque terca de 55^. Por medio de 
esta concentración se desprende mucha agua y todo d 
ácido sulfuroso. Entonces se lé introduce en retortas 
de yidrio ^ 6 lo que es preferible á causa de la fragili- 
dad de estas vasijas y en un alambique de platina con 
capitel del mismo metal <iue comunica con un re- 
cipiente de plomo. Este recipiente sirve para con- 
densar los vapores que siempre llevan consigo cierta 
cantidad de ácido sulfúrico. En est9 último aparato se 
concentra el ácido hasta 66^; si entonces se continua- 
se calentando, se déstUaria, es decir, que no se le po- 
dría quitar el agua con que eslá , combinado. Se le ex*- 
trae aun caliente de la cucúrbita por medit» de tin si^ 
fon de platina que se enfria manteniéndole dentro ile 
on tubo por el que pasa una corriente de agua fria^ 
y se le guarda en huellas grandes de barro para >ex« 
penderle eú el comercio. - ^\ 

R^t^caóion del ácido sulfúrico por desiiladún^ £1 
ácido. sulfúrico obtenido de este modo estcf todavía im- 
puro > aavque en este «stado puede servir en un gran 



Digitized by VjOOQIC 



314 ACIDO SÜLFÜBICO; 

flamero de operaciones manafaciareras j farmacéati^ 
cas ;. pero caando st le emplea en los experimentos de 
los laboratorios de química j principalmente para las 
investigacione» analíticas, se le debe privar de la pe- 
queña cantidad de salfato de plomo qcie contiene y de 
las sales qae se bailan nataralmente en et agqa qae ba 
servido para prepararle; « le parifica por destila ctoi». 
Esta (^eracion exige que se observen algunas precau- 
ciones, y se ejecuta colocando en una retorta de vi- 
drio cubierta con una eapa de luten te'rreo, cierta 
cantidad de ácido sulfúrico del ' comercia Se introdu- 
cen en la panza algunos jpedazos de vidrio, 6 mejor 
pedacitos de alambre de platina arrollados sobre sí 
nusmo,. á fin de impedir los saltos que acaecen du- 
rante la ebullición del acida y que podrían romper la 
retorta. Después de baber dispuesto todo esto, se la 
coloca sobre un triángulo de bierro, en un bornillo de 
reverbero, y se introduce su cuello directamente en 
un globo de gollete; no es necesark) unir las dos vasi— 
jas con tapones y luten y pd^que los vapores de ácido 
no tardarían en convertirlos en carbón. Basta la yuxta- 
posición y no se necesita enfriar el globo porque los va- 
pores se condensan con facilidad. Se deben descebar las 
primeras porciones destiladas porque pueden contener 
algunos restos de ácido azoico. Esta operación exige 
mucbo cuidado en el modo de arreglar el fuego. 

Pracedírmenta segunda. En algunas fábricas se pre- 
para abora el áeid9 sulfúrico quemando azufre ep cá- 
maras de plomo é introduciendo en ellas vapores de 
ácido azoico y agua , ó utilizando el gas deutdxido de 
ázoe que se forma tratando el almidón 6 el melote por 
el ácido azdicov Por este último procedimiento se ob- 
tiene no solo ácido sulfúrico sino también ácido oxáli- 
co, que resulta de la accitm del ácido azoico sobre las 
sustancias indicadas anteríormente; 

Propiedades. El ácido sulfúrico preparado y puri- 
ficado por los procedimientos que hemos descrito, con- 
tiene siempre agua, "cuya cantidad se eleva á cerca 
•de 1 8 por ico, y de la qpe no se le |mede privar por. 



Digitized by LjOOQIC 



ACUDO SULFUaiCO» 315 

el calor. Por consiguiente se le puede considerar como 
un ácido hidratado de proporciones definidas que con- 
tienen un átomo de ácido y otro de agua. En estado de 
pureza es un líquido sin color, sin olor-, riscoso, que 
tiene una densidad que es igual á 1,870; presenta la 
viscosidad del aceite, y posee una acidez tan marcada 
que basta una gota para dar sabor ácido á una gran 
masa de agua. Es muy grande su acción sobre los te- 
jidos orgánicos ; los desorganiza inmediatamente , ya 
conTÍrtiénd(doS en carbón 6 ya trasíbrmándolos en 
otros cuerpos solubles. Así, aunque se administre 
este ácido á dosis muy. pequeñas, obra como un ve- 
neno cáustico de los mas violentos , determinando la 
muerte en medio de horribles angustias. 

Acdon ¿el calórico. Expuesto á la acaon del caló- 
rico , el ácido sulfúrico puede entrar en ebullición á 
-f-3io^, y reducirse á vapores blancos espesos que 
sería muy peligroso respirar. En esta propiedad se 
funda su purificación. Sometido á> un frió de — 10 
á — i:a^, se congela y cristalisa. 



Digitized by VjOOQIC 



316 AGIDO SULFÚRICO. 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO SÜIFÜRICD. 317 

tenga ácido sulfúrico concentrado. Este último absorbe 

ios vapores segué se van formando. 

Acción del agua, £1 agua y el ácido sulfúrico tie- 
nen tanta afinidad entre sí que en el momento en que 
scl los mezcla sé desprende una gran cantidad de 
calórico. Si se vierte lentamente el ácido en el agua, 
cae en el foádó como un jarabe y no puede combinar- 
se con el agua sino se le menea. La cantidad de calóri- 
co desarrollado por esta mezcla depende de la propor- 
ción del ácido cpn. el agua. Una parte en peso de ácido y 
otra parte de agua elevan la temperatura á -H 80^; 
con una ¡Karte de agua y cuatro de ácido. ^e eleva la 
meeclaá-H ió4^ 

Descomposición por el catóríco* Un calor muy fuer • 

'te descompone el ácido sulfúrico, le trasforma en gas 
ácido sulfuroso y en gas oxígeno en. la razón de 2:1. 

*iSé puede probar esta descomposición colocando un tu- 
bo de porcelana muy estrec^<en unbornillo de rever- 
bero é inclinándole un poco: se pone en comunicación 
lá parte mas elevada con una retorta pequeña que con- 

^tenga ácido sulfúrico concentrado, y la otra extremidad 

-con un tubo encorvado que va á terminar debajo de la 
cuba dema^curió; si después de baber calentado el 
iabo basta <A rojo blanco , se bace pasar por él ¿cido 
solfórico eñ vapor , se . recoge en. la otra, extremidad 
dd)ajo de campanas llenas de mercuKo,» un gas com- 
puesto, cada 100. partes -, de 66,'6 de ácido sulfuroso 

.y ¿3,3 de oxígeno. Se determina fácilmente esta tela- 

- don poniendo el producto en contacto con un poco de 
agua que distielve todox el gas ácido sulfuroso y deja 

-libre el gas oxígeno. 

Acdon sobre ios metaloideos. En general el ácido 
sulfúrico no. tiene. acción sobre los cuerpos combusti- 
bles, sino á una temperatura elevada, ó á un grado de 
calok^ inmediato á su' elmlliciqn ; unas veces cede todo ó 
parte de su oxígeno y da origen á diverses productos 

' según las cantidades de ácido y de los cuerpos puestos en 
contacto; A una temperatura intermedia entré H- 100'" 

. y H- 3 1 o®, el ácido sulfúrico reacciona sobre la mayor 



.0 



Digitized by LjOOQIC 



31 8 ACMDO SÜLFimOd. 

patrie de los caetpos camhosúbUes siliñúst les cede «na 
parte de sa. oxígeno y pasa al estado de ácido salfarosd. 
De este ^modo^obra sobre el carbono, el fósforo y el 
azafre. Con los dos primeros se obtiene gas átido car- 
bónico y gas ácido solfaroso, y ácido fosfórico y gas 
ácido SElforoso. £1 azafre por medio del calor qaitaal 
ácido sulfúrico parte de sa oxígeno y le bace pasar al 
estado de gas ácido sálforoso pasando él misma á dídn 
estacLo; por consiguiente se ve que en ^te «Itimacaso se 
debe obtener U mitad mas de gas ácido «lUoroso qaecon 
los dos primeros, qae «para acidificarse, qmtan pre- 
cisamente está castidad de oxígeno al ácid^ salfúrseo. 

£1 cloro , el iodo y el bromo no tienen acción so- 
bre el ácido salfúrico ; á la temperalara roja, descom- 
poi^rian el agaa combinada con este ácido y pasarían 
.al estado de hidrácidos. 

Acción de las metales, Macbos metales obran solnre 
el ácido salfárico como fel carbono y A fósforo, y k 
convierten en ácido salfaroso absorbiendo cierta canti- 
dad de oxígeno. De este número son el mercurio, la pla- 
ta, el cobre &c. £stos metales se oxidan á expensas del 
oxígeno de una parte del ácido sulfúrico , y se trasfor»- 
man en salfatos uniéndose después á la otra parte del 
ácido salfúrico no descompuesta £1 procedimiento pam 
obtener gas^áddo sulfuroso puro en los laboratorios se 
funda en esta réliccion. 

Además del ácido sulfórico hidratado, cuya prepa- 
ración y principales propiedades acabamos de exponer, 
se halla aun este ácido bajo otras dos formas que tei>- 
derian á hacerle considerar como diferente del primero. 

Al empezar á hacer la descripción de las propie- 
dades del ácido salfúrico heiiios dicho que este ácido, 
cuando se le prepara en las artes por los (procedimien- 
tos que hemos indicado , estaba combinado con cierta 
cantidad de agua de la coal era imposible privarle di^ 
latamente. Le hemos estudiado en este estado úe li- 
quidez tal como se halla en él comercio. Se le conoce 
aun bajo otros dos estados: i.^^ sólido y cristalizado; 
entonces se halla sin agua, puro y presenta propiedades 



Digitized by VjOOQIC 



A^GIBO SULfCBICO. 3^19 

.diferentes; a.^ bajo la ferma' de un líqmda moy vo^- 
iátil qoe kalkea al aire, tal como s^ 1^ obtiene por la 
.destilación del proto-siilfato de bierro; entonces es una 
.m^cla de ácido pnro , de ácido sulfúrico cohcmn y de 
.una corta cantidad 4e ácido sulfuroso. 

jicíáa humeante tle Nordh€tusm. Durante mucho 
liempo se ba desconocido la verdadera compo^cion de 
«ste ácido que se extraia destilando del sulfato de hier^ 
TO, y solo se k conocía en el comercio bajo el nombre 
de ácíífo sulfúrica glacial y ó acida humeante de Nordhau^ 
,sen\, porque en dicha ciudad se le fabricaba en grande 
.y de allí se le exportaba para los usos del condercio. 

Al j^rincipio se consideré á este idá^ como ácido 
sulfúrico orinarlo mas concentrado, cargado de 
^cido ^IfuTOSo, .después €Oiho una combinación de 
jáddo solfiyoso y ácido sulfúrico^ y por úUimo cnh- 
.loo un> ácido particular intermedio entre ^tos, dos 
nacidos; npero Mr^ Bussy ha probado por experime^ntos 
directos quq las propiedades particulares de este ácido 
.humeante provenian del ácido sulfúrico seeo, anhidro, 
meedado con el ácido sij^lfúríce hidratado ordinario. 

jicidñ sulfúrico anhidro. Se puede obtener esteáci- 
,do sulfúrico seco , calentando lentamente el ácido hu- 
meante de Nordhaftsep, y haciendo p^sar el vapor qcbe 
«xha^a á un tubo largo enfriado, en donde se precipita 
bajo la forma de cristales blancos* !Este ácido sulfúrico 
anhidro es sólido á la temperatura ordinaria ,, se fande 
á -+- aS*^ y^se eyapora inmediatamente. Se le puede ha- 
cer cristalizar bajando la temperatura , y entonces se 
presenta en agujas bancas sedosas; expuesto al aire, 
produce muchos vapores absorbiendo la humedad , y 
se convierte en ácido sulfúrico acuoso ; cuando se le ha 
liquidado por una ligeras elevación de temperatura, su 
densidad es = i, 97 o> puesto en contacto con el agua, 
se comhina de pronto des^^endienílo mudio calórico, 
y produciendo un ruido semejante al que se percibe 
metiendo repentinamente en agua un hierro enroje- 
cido. Mr. Bussy ha comprobado que se descompone 
por un calor fuerte en gas 'icl^p^sul^oso y en gas 



Digitizqd by LjOOQIC 



320 ACIDO SütFÜRICO. 

oxígeno; que podia dísolfer d iodo y ^ azafre, to- 
mando coíor ázal 6 verde, y qae vertiendo agua 
en estas disoluciones se apoderaba del ácido, y pre- 
cipitaba los cuerpos que eistaban disuettos, sin que 
bubiesen sufrido alteración. I^ mismo químico ha de- 
mostrado que haciendo pasar cierta cantidad de este 
ácido en vapores sobre barita calentada, se obtenía una 
sal que representaba con bastante exactitud el peso del 
ácido y de la barita empleada, lo cual tiende á probar 
la falta de agua en este ácido. Este experimento apoya 
la opinión emitida por Mr. Dnlopg , antes del trabajo 
de Mr. Bussy, que tiende á considerar á estqp crista- 
les como compuestos de ácido sulfúrico unido con una 
corta cantidad de agua. * * 

Todavía no se ha podido extraer el ácido sulfúrico 
anhidro sino del ácido sulfúrico humeante deNordhau- 
sen, ó destilando algunos otros hiatos metálicos. En 
estos productos^ existe en proporciones diversas , y está 
mezclado con el ácido sulfúrico ordinario y con una 
porción de ácido sulfuroso. Se emplea príncipálmente 
este ácido misto en los tintes para disolver el añil , y 
quizá es este el único uso á que está destinado ; en to- 
das las demás circunstancias se usa el ácidb ^líurico 
preparado en cámaras de plomo. 

Composición, Se puede deducir la composición def 
ácido sulfúrico seco de los volúmenes de gas ácido' sul- 
furoso y oxígeno que se obtienen descomponiéndole 
por el calor, 6 como lo ha practicado Mr* Berzélius, 
convirtiendo dertos sulfuros metálicos en sulfatos por 
la acción del ácido azoico hirviendo. 

Este ácido anhidro se compone de 

Azufré. . . 4o, i4 I átomo. 

■ ■•'.• -^ 6 ' ^ . '•■'■•' 

Oxígeno. . S^ySe 3 átomos. 



ioo,oo 



Su fórmula ==5Í)^ 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCÍhÚ HIPOSÜLÍFüRtCO. 321 

Usas. ítl ácido sulfúrico coman ó hidratado tiene 
numerosos a«os en las artes. Sirire para obtener la ma- 
yor parte de los demás átídos ,-separáñdolos de los óxi- 
dos con que están combinados. Uniéndose con Ibs óxi- 
dos metálicos prodace un género de sl&les, machas de 
las ctlales se empleaíl en el comercio. 

En farmacia et átido salftirico tiene inñlhitós usos; 
por sa reacción sobre los elementos del alcohol se ob- 
tiene el éter salfárico, y entra en la composición de ma- 
chos medicamentos, ya enastado libre, ya en combi- 
nación. La acción que ejerce sobre los tejidos orgáni- 
cos hace quesele emplee exterior mente como un cáus- 
tico poderoso; dilatado en gran Cantidad de agua, cons- 
tituye una bebida acídula, refrigerante, que conviene 
tn muchos casos. 



ÁcíDd hh^sülpituico. 



Preparacim. MM. Gay-Lussac y Welter han des- 
cubierto este ácido en i8x8. £s uno de los resultados 
de la acción del ácido sulfuroso sobre el peróxido de 
manganeso. Se le obtiene haciendo pasar una corrien- 
te de gas ácido sulfuroso al través de agua que tenga 
en suspensión peróxido de manganeso en polvo. Este 
último cede una parte de su oxígeno al ácido sulfuroso, 
y le hace pasar al estado de ácido sulfúrico y de ácido 
hiposulfúrico , que se combinan con el protóxido de 
tpanganeso. Por consiguiente el producto de esta reac- 
ción es sulfato é hiposulfato de manganeso , que que- 
dan disueltos en el agua. Se vierte en esta disolución 
' agua de barita en exceso , que precipita el protóxido de 
manganeso uniéndose cA los ácidos sulfúrico é hipo- 
sulfúrico; pero como el sulfato de barita es insolu- 
ble , se separa mezclado con el protóxido de man- 
ganeso. Por consiguiente el hiposulfato de barita se 
halla solo disuelto con el esceso de barita ; se le ais- 
la del precipitado filtrándole, y se hace pasar por 
TOMO J. * . 21 



Digitized by LjOOQIC 



922 AXJlbO HIPOSÜLFURICO, 

el licqr &\ir^ÍQ una CQtri^úXi^ d^ %^b 4<34^ jCarMnico 
que separa el e;x9^so 4^ b^r^ta en ^u4q de sfAei»}Htr. 
nato insolable, y deja disuel^ .^^l bijpiQsalfato de bari- 
ta paro ; vertiendo poc^ á peco sobr^ ;e$te €aiiii4iKL 9<«^* 
ficieote del ácido salf^rico, sp pr^eíj^ita toda la jm^h^ 
en estado de salfato i^isoluble.? <iu^ se recoge sol^e ^J^ 
filtro ó por decan^^ion; el ^uevo licor cUrig<ado 
que se ot^tiene no consUte mas qne en jUMia di^pliijtciQn 
de ácido biposulfúricQ efi agaa^ Se U tHie4e cOnoen^ 
trar colocándola debajo del rje^ipientQ de l^máqi^iiiK 
neumática, al Is^o de una va$ija Ue^a de ^cido ^uláji-;* 
rico, Ifim^tando sin en^^rgo esta operación ha^ia.t^^^ 
la densidad del ácido ^ea de X|347 9 pu^ P^^^do est0 
término se descompondria, , 

Propiedades, El ácido biposulfúrico pf^af^^ de 
este modo es un líquido sin color, sin olor, y de sabor 
ácido fresco; enrojece mucho el girasol. Su disolución 
acuosa no precipita lasdp barita > la$ de cal , ni de estron- 
ciana. Expuesto á la acción del calor, se descompone 
en ácido sulfuroso que se desprende, y en ácido sulfú- 
rico que. queda combinado ^on etaguaippi^^sta^ pro- 
piedad npjse le puede evsiporar directamente. Qqai^^ m 
densidad pasa de i,347t experimenta la mi^i^a ^U^ra- 
cion en el vacío, debajo del recipiente de la máquina 
neumática. 

Acción del cloro y del ácidg azpictk El cl^o y el 
ácido azoico concentrado po le alteran «n íria^ en pan 
liente le trasforman en ácido sulfúrico. 

El ácido biposulfúrico goza de una propiedad bo^ 
table que le distingue de lo^ demás áci4ps,de a^fre, y 
particularmente de los ácidos suUurico y fialfucoso: «e^ 
propiedad Qon$iste en que forma sales solubles pon 
los óxidos de bario, de e^roncio, de plom^, yen ge^ 
neral con todos aquellos que^oducei^ compuestos in-- 
solubles con el ácido sulfúrico y su^furpso. 

Composición, MM. Gay-Lussac y Welter han de- 
terminado * la composición de este ácidq de ia análisif 
del hiposulfalo de barita anhidro y de la cantidad de 
sulfato que esta sal puede formar. Según ie^u experi^ 



Digitized by LjOOQIC 



MitnW^ fA Í^A^ láposiA§itico está fbnnHvdé 

MúÍPt. ..... iil^ 3 álomos. 

6 
OftígeM. ...» 6S4i € át^m<H. 

iot>,oo 



Ácrix» Ki»o*«ui^imosdr. 

Ptepa^oúkn. No ^uedé Ki1kl«iiersé ^t^éetiltiietile este 
Acido, y te fonna en niachas eircafistancfest t.o cuan- 
de se hace hervir ate disóldebn de Msoláto de pMasa 
f$ de sosa con flores de azufre v a.^ cuando se dejan ex-* 
paestos ál aire los salfaros 'alcalinos disnelros. En el 
primer caso se disoelTe una porción de ataíre y se 
c6ttbf;üa con los elementos det ácido sií1Aa*os6 convir- 
liéadole en ácido hiposatfuroso qoe queda tomhiiiado 
con la potasa 4 la sosa, y coiftsliluye un hiposutíifo. 
£a jjrf segundo easo el aire por su oxígeno sé dift^igc 
pooo i poco sobre el atufre y el ttietal. Estos cuerpos 
están oxidados ) y de aquí resulta un hipósulfito so-^ 
hiUe 

Prtgpahícim. Para obtener este úúá& se pueden^ em^ 
pleár dos taediost Langlois^ profesor de química én 
Estrasburgo, indicd el primero en i84o, y contslsté 
en descomponer una disolución de hiposutfito dé p<^ 
tasa por el ácido perclórlco disuelto; se forma perclo- 
rato de potasa poco soluble , y se extrae él ácido hipo- 
sulfuroso concentrando á un calor suave el licor filtra- 
do, 6 mejor en el vacío debajo de la máquina neu- 
mática. 

£1 segundo procedimiento publicado casi en la mis- 
ma época por M. Persoz ^ consiste en precipitar una 
disolución de hiposulfíto de sosa 6 de potasa por el 
acetato de plomo, en recoger el híposulfito de plomo 



Digitized by VjOOQIC 



324 ÁCIDO HtPOSULFUR0SOi 

insoluble qae se ha formado, y en deseo mpotierledes"^ 
pues de haber diluido su agua por una corriente de 
gas sulfhídrico. Filtrado el líquido ácido que proviene 
de esta descomposición , se le debe evaporar con las mis- 
mas precauciones que en el procedimiento anterior. 

Propiedades, £1 ácido hiposulfuroso se presenta 
bajo la forma de un líquido de la consistencia de jara- 
be, sin color, sin plor y de sabor ácido y amargo. En- 
rojece mucho la tintura de girasol. Calentado á -f-4o^, 
se descompone dejando precipitar azufre con. despren- 
dimiento de gas ácido sulfuroso. 

Acción de los ácidos. El ácido humeante, el ácido 
sulfúrico hidratado y el ácido azoico le descomponen; 
sucede lo mismo á los ácidos cloroso y dórico.^ Según 
M. Persoz, estos ácidos obran sobre el ácido hipo-* 
sulfuroso dejando en libertad parte del azufre y tras- 
formando el ácido sulfuroso en ácido sulfúrico. 

Acción de las sales. Las sales de peróxido de hierre 
puestas en contacto con la disolución de ácido hipo- 
sulfuroso, se reducen al estado de sales de protó- 
xido. Las sales de protoxido de bario, de estroncio y 
de plomo, forman precipitados blanco^ en la disolu- 
ción de ácido hipo-sulfuroso, las sales de plat% un 
precipitado amarillo que pasa á pardo , y las sales de 
mercurio un precipitado blanquecino. t 

Composición. Aunque no se ha hecho directamente 
la análisis de este ácido, se ha deducido la relación de 
sus elementos déla análisis de los compuestos que for- 
ma con los óxidos metálicos. Según estas consideracio- 
nes , está compuesto de 

» Azufre. ...... 65,8o i átomo. 

6 
Oxígeno 34,20 I átomo, 

100,00 



Su fórmula= SO. 



Digitized by LjOOQ IC 



ÁCIDO sulfhídrico. 325 

M, Persoz le considera formado de un átomo de 
ácido sulfaroso anido á un átomo de azufre x=SO'-H 
S, análogo al ácido suNtirico, cuya fórmula sería 
SOMO. 

COMPUESTO DE AZUFRE É HIDRÓGENO. 

(i.^ Acido sulfkídríco. 2.^ Hidruro de azufre^ 

El azufre y el hidrógeno no pueden unirse á la 
temperatura ordinaria ; pero si se los expone á una 
ten&peratura roja, haciéndolos pasar á un tubo de por- 
cdana, pueden combinarse en parte y producir un com- 
puesto gaseoso,' designado con el nombre ¿k gas sul- 
fhídrica. 

Se forma este compuesto gaseoso siempre que se 
pone azufre en contacto con el gas hidrógeno nacien- 
te. Estas sustancias* se hallan reunidas en muchas reac- 
ciones y descomposiciones químicas. 

Preparación. En los laboratorios se obtiene este gas 
por muchos procedimientos: i.^ tratando el sulfuro 
de antimonio por el ácido clorhídrico concentrado; 
2.^ haciendo obrar una mezcla de agua y ácido sulfú- 
rico. 

Procedimiento primero. En el procedimiento primero 
el gas está puro y se prepara echando en un globo pe- 
queño pfotosulfuro de antimonio en polvo con cinco 
ó seis veces so peso de ácido clorhídrico j y recogiendo 
los gases que se desprenden debajo de campanas llenas 
' de mercurio. Para esto se usa del aparato que se halla 
representado en la pág. 176, Es fácil concebir las reac- 
ciones: el ácido clorhídridrico que se compone de hi- 
drógeno y cloro se descompone por el prolo-sulfáio de 
antimonio que contiene azufre y antimonio. El hidró- 
geno del ácido clorhídrico se combina con el azufre 
para formar gas sulfhídrico que se desprende, mien- 
tras que por otro lado el cloro y el antimonio se unen 
para producir protocToruro de antimonio , que es mas 
fijo y constituye el residuo del globo. 

Digitized by VjOOQIC 



326 Ácimí si^LFfliBRico; 

Procedimiento^ segm^q. l^li e^le pr^édiáuenta 
el gjBS siüítudrico ^\4k vuez^iUdo w^ oi^U caotiidM 
dct M4rdg^i|io librg^ Ppr lo deqaá^ «sí jmky B^KÜIá 
la prcparacicm de este gas; se pone en el globo prí>4 
tósulfaro de hierro en pedacitos del grosor de un 
guisante ,coq ciutro parl^ d^ ^í^ci^ ^t^óríco dilatado 
en la mitad de agaa, 'd bien se vierte poco á poco 
el ^^A y, cl^ icido/^alíárica; y prpdñ^e^. i^a viva 
efervescencia. El prolosulfaro de hierro que cuan- 
do e^ $pW "Qp p^^e^ descQtnipoiier ^1 A^ua.^ laldcs- 
jcpmpoK^O cu0ift4o ae ball» ^ pr^se^ia xlel ádd^ sni^ 
fínico, quQ poT, s^ alinidad tieB4€^ ri . umcse .oqa el 
c^^o^ d&, hierra qae dehe forio^áe. Am se separan k» 
dos elementos del s^ua ; el osígeoo se dirige sobre ci 
hierro y el hidrógeno sobre el azufre. El 'protósi<io^d^ 
lúe^ri;^ se ai^a ^a el áql^o. ^ulfúríco'y produice píoto- 
^tfipkto 4e. bi^iTp qiue Si$ voelv^' sllaUar dtsueltQ «o tí 

El hidrógeno libre qiie a«aq1tp«ñft al ga» solfiur-»- 
4cica pcep^r^4(^ por e^te- últüto^ ;medio> proviene, ó de 
algunas pai^tículas , de hieri'Q no cosaUnadás conr. t cji 
ayfaTret ^ I^ ^M^ c' ^^^ yenosini^l , de aña porción.^ 
^ijsi de^ofi^puesto 4u»ra^te U; operadobv á en fin de 
que una parte del protosulfuro se había trasformad*^ 
ieii> persi^^ro quitando, una porf^ioQ de adufre i& otra 
oMitMbd de- prQtosulfar<K 

PifQpUdc^des. fU ácido SiilChídrico no tiene color 
como el 4ire: su olor es fuerte y desagradable par- 
recido al de' Io§ huevos podridos; sd defiídidad es dé 
X,i9;ia; es inapropiíak para Jai^omJbtt^tion ycaoáa la 
nayuef^, ai|a i peq^ie^ia^ dosis > á lojsdLttimulefljtiaeie 

'•■•''''■ -'i" 

resoíi^Bdi. Es^ taa» deletéreo; ^wb^ sola hastia v '^ *^ ^^ 

^ rooo 

aire para ma*aif:a?ai pajaro, g— para haeer perecerían 
{^rro de .mediaMi altura, y -t- pana dar Iá> nf erte tf 

Digitized by VjOOQIC 



ÁGIBO SüLFtílDRIiGíí. 327 

linxabuttcK Ptiiede prodiich^ este mahado aunque tío se 
fkmga esre ^st9 eti* comá^to )con la sti|kfi^flcíe de I^ va- 
wod ríreosy del ¡jaimtm^, fñés ségrltr Jas obáéi^vacioneis 
de MM. Chaasskr y Nyi^efa , l>aéta( que cislé eti con- 
tacto con la saperficiü cutáneS^ par» h^Cet* niórir á Ws 
«mmáles en menos áé quince ¿ veinte minutos , so- 
ht^r todo si su ¿berpo está sumergido en tiná atmo^ 
fera de gas puix>i Sometido á ana teúi^^eraturá cle<- 
vada, se desconapone en parte y da azufre é hidró- 
fenaliibrei 

Liquidación: Expuesto á un frió considerable f á 
«na presión fuerte, ptiede« liqnidat^e (Fáraday). 

Acofoa dd aire. £1 aire nq tien^ ñingana acción 
sobre este gas seco á la temperatura ordinaria ; It> 
mk^mo juoede al oxígeno ; pero i un^ temperattíra ele- 
vada , se descompone eoii tioleweia y dá diferentes proí- 
dqctos'se^n ks cantidades mezcladas. En todos los ca- 
sos, cuando el oxígeno se Ualta en etcéso, sé queman 
eArteramenIé el hidrógeno y el azufré, y se convierten 
en agua y en ácido sulfuroso; esta descomposición , que 
ae verifica siempre rápidamente , e^á acompañada de 
una detonación fuerte cuando se veriñca al aire. Se lá 
paede • repetir siempre sm temer ningún accidente, 
bdkciendo una mezcla db estos dos ^ses en uii fras^ 
quita rodeado de una servilleta , y aproximando de&- 
past «na bujía encendida. . 

Prádueto de la eóinbustíwi al ttire. Guando el gais 
anlfhídrioo está al aite en contacto eoii un cuér- 
f» inflamado , arde capa por capá despidiendo una 
Hámá díe color aaul |tálida, y dejando depositad una 
cafiá ligera ^azufre: sobré las vasijas en que se v€f- 
rifica esta combustión/ Estos productos son agua , áci- 
do sulfuroso gaseoso, y además ana porción de ázu- 
fi% que se estapa y se precipita. Se presenta prin- 
cipiailmente este fesdineiio , cuando 9e q«i«ma este gas 
al aire éir un^ «ampanai un; poco eBti^eciía. 

jécekki del 4igua, El agua á la tem^ratura de 
ah i5^ y ^ la presión» iné£a , puede disolver un poco 
mas de dos vece» y m^dia s4 volumen de gas sulfhí- 



Digitized by VjOOQIC 



328 Agido sulfhídrico. 

drico. Esta disolokcion tiene el olor del gas y goza de 
la mayor parte de sos propiedades químicas. Se la 
paede preparar por medio del aparata de Woalf , har^ 
cieuda pasar este gas al traTés de agaa , hasta qae 
esta se haya satarado enteramente. 

Propiedades de ia disoluckm d& ácido- sidfhidrico. 
Puesta esta disolacion de ácido salfhídrico 'en con- 
tacto del aire, 'se altera may pronto; se desprende 
gran parte del gas y la otra se descompone dejando 
precipitar azufre , por lo caal se la debe conservar ai 
abrigo del aire y en frascos enteramente llenos , por- 
que el aire que está en contacto de esta disolución 
descompone poco á poco el acida sulfhídrico que-, 
mando el hidrogeno. 

La disolución de ácido sulfhídrico se usa fre>- 
cuentemcnte como reactivo para descubrir la pi7e^ 
scncia de algunos dxidos metálicos disueltos , y sepa- 
rarlos algunas veces, unos, de otros. 

Las aguas sulfurosas deben sus virtudes medi^ 
cioales á este ácido , que se halla naturalmente en 
estado de libertad , ó- combinado con Ioa sulfuros al^ 
calinos. 

Acción de los metaloides. El iodo, el cloro y el 
bromo descomponen instantáneamente el gas sulfhí- 
drico ; le* quitan todo» su hidrógeno y dejan el azufre 
en libertad. Estos cuerpos reaccionan del mism» modo 
sobre su disolución acuosa. Por estas reacciones se 
ha propuesto con razón, al cloro gaseoso como un me- 
dio para desinfectar el aire cargado de gas sulfhKlrico. 
Para conseguir inmediatamente este objeto , basta ha- 
cer desprender cloro en aire que contej^a gas sulfhí^ 
drico, 6 esparcir por el soelo cierta cantidad de di- 
solución acuosa de cloro. 

El bromo y el iodo dcscomponiendo>el ácido sul- 
fhídrico se convierten en ácidos bromhídrieo é iódhí^ 
drico.' En esta reacción se funda un prooedimiehlo 
sencillo para preparar en los laboratorios las disolu- 
ciones de los dos ácidos. M. Dupasquier , profesor de 
Química en Lyon , acaba de proponer el uso del iodo 



Digitized by LjOOQIC 



ACIDO Sulfhídrico. ^ 329 

para valaar la cantidad de azañ-e que contienen las 
aguas salfarosas , ya en estado de ácido sulfiíídrico, 
ya en combinación. Su procedimiento , qae es sencillo 
y muy exacto , consiste en tomar cierta cantidad 
de agaa salitrosa á la caal se añade una parte de 
disolución de almidón y se vierte en ella poco á poco 
por medio de an tabo graduado , una disolución al- 
cohólica que tenga una cantidad conocida de iodo , hasta 
que persista el color azul, formado por el almidón, y el 
iodo quede en libertad. Pbr este signo sé reconoce fácil- 
mente que todo el ácido sulfhídrico se ha descompues- 
to. Para valuar la cantidad de este último , no queda 
mas que medir la porción de disolución de iodo em- 
pleada ; cada división del tubo graduado contiene una 
centígrama de iodo , y cada décimo de grado una mili- 
grama. G)nocida la proporción de iodo, ée halla por el 
cálculo que' cantidad de ácido sulfhídrico ha debido des- 
componerse, p(»*qu¿ cada átomo de este ácido exige dos 
átomos dé iodo para que se efectué esta descomposición. 

Para ejecutar fácilmente esta operación , ha ima- 
ginado M. Dupasquier un tubo graduado adelgazado 
en uno de sus extremos en una abertura capilar por 
la cual sale la disolución de iodo, y tapado por el 
otro extremo con un tapón ; á este aparato sé ha dado 
el nombre de sulf/udrómetro , en razón del uso que 
se hace de él. o 

Acción de los metales. La mayor parte de los me- 
tales descomponen el gas sulfhídrico , sobre todo por 
medio del c^lor, absorbiendo todo el azufre y dejando 
por residuo gas hidrógeno puro. La plata y el cobre 
se ennegrecen á la teáiperalora ordinaria por el con^- 
tacto de este gas y le descomponen en parte en pre- 
sencia del aire ; el estaño obra del mismo modo , pero 
en caliente es completa la disolución. Se lá puede 
eíectuai' calentando cierta cantidad de este metal en 
una campana encorvada , que contenga un yolúmen 
medido de gas sulfhídrico. Después dé haberle calcinado 
durante cierto tiempo , todo el gas se descompone ; el 
estaño se combina con el azufre y el hidrógeno queda 



Digitized by LjOoQ IC 



330 «. ACIDO HtLFlll0ieiO9. 

Ubre. Be > este modo se hill&f4*^ °^ ^^^^'"^'^^CP 
iulfhtdHJQgda.eMM?táfnch>rttttvoláinett¿Bg«i^hy 
Por medíadoestecsporifiKntp gé^^meáeaadoca^etL^ctaí' 
ineiileiaproporciasi.de jBoJGre coii*en¿d*> o» etleigas, 
^ae' se hoUá rAajando de su 'dcnsídad|ra del gas lii«- 
dirógeno pqro; es decir, msirtíyéitáó de i,igia deii*- 
^idade dst gas fsdfhídncd , o,o6tB6 densSdad del ^m 
hidr<Sgeno y se oi>tieneÉ iytaaJi psora el peao de asdfre 
«m^cniido én el gas sulfhídrico. 

Aceioft de^ ¡96 oacéeidosi MWJbol cémpraesior on^e^ 
nados, tiemm a6bre el gas stüfhfdríco aüa acción mas. 
d nenos prx)fiia y ledescouiponen^ De este modo óbraa 
los ácidos azdico concentrado é hipóanSico aobrc - sa 
disolución aooLOsa; absorben el hidr^genio por' nú^ 
porción de san ox^eno j defan «alo d aíza^e ^ qns prv»- 
cipitándose kntámente éntarbí^ la flbohicibiE y la 
Tvelve lechosa. £1 ácido hipoazcfico ¿óz» de* está pror 
piedad en tan ait« grado qoepor medib'de él sendeaoi&- 
bren caniid^es nunjr peqacdas de ga^ salfhídríco .í&^ 
aaeUas en agaa , por el eniarUamíento kchoáo qae 
ocasiona el ácido hipoazoica 

liOs gases ácidos soltoosa y solfhídrico secos, soto 
tienen^ nna^ acción del)i( y lenta uno softre'otHrr po^ 
Á están húmedos d en presencia del agoa, se descom- 
ponenat j^antor rccipropamente y resalta^ agoá y aztir 
fre. Se ve que el oxígeno del ano se coddbiña eoó' el 
Udrdgénd dcitoiro para fioiíinai' agna-^ y qoe se ^eci- 
pila d azufre de loi aba. 

La teoría y la eaperíencta pra^^nt ^ne uní toln- 
men de gaa ácidd salitroso déscbnlpone eDlérameo^ 
dos.voliíníieneaidié gaa^alfhídnbo. 1^6 owtl^es evódente 
si se atiende á la comfosidkMi dé lost.dos gases; poissicn 
los dos Tobinienéa'dbgas ádfhídiñcd hay precisamente 
b6ca|niidaf*.deliidrdgelii^ capaz > de formar agixá'coniiol 
OK%enn oonieaidcí en* el yoldmén de gasiáeido sViUocosn. 
. LosácUosfdárifiOyipdico^y Im'mtcaichsoQmpnncfi 
: tacnbito ei^ ^o dr.gas' snlftídricék. SkLmígenb Éá üñ- 
íje sobced bádrdgeoo, de!d«nde nesmltai otorarf ~ 
bconur^yoatnfird. '\ • . "t ■,:. ' , .-m' ..:■ ; ji t;/ 



Digitized by VjOOQIC 



ACrDO* SütFHUMItCQ! 33 1 

' (IScbíidgeiió pciéde mntnKiHrtolamtmerom 

asi se obtiene uiift;jmitaiK;ia. ámarilim/crátfllkad^^ 
agiíjatf delica4a0>fi|(>lÉíVk^ettel'«gaJD^.foe>|>reMiib pro- 
{¿edudtá diieretitis !d«::lo6 dbst^oni^nnitcév es poiet • 
verdaderamente ttoa eombinicioli. Já*HSiay-^Lussac ha 
observado esto , pero no se ha estudiado. 

Composición. Según los resultados Njue hemos ex- 
puesto anteriorraarntcvil gas lulfliMrico está compues- 
to en peso de 

. iA&lifre; .... ^í^t^j • i átttWKk * 

Hidrógeno.. 8^83 <" a itbinds. ^^ 

•; IfOQ^OO' ■ s ' ■ ' 



Su fórmula -^SH^i ; i . > 

V :!C^^i>^ «ol«ise:eoipl6a'«itlos blior^iieariast ta di- 
ariAtidb '4eiiytch gM cnmoreactiro y sibatamUeD ém 
«wefliéina; forn^ft la basé de Jas magmas nhu^aks: mlftí'- 
4ro#ftsdb Enghi^ii y de: Ifaixigcs; pava' bebida , qtté Mt 
fíacdieri imitar arlfificílhliiKeBíte j que: seadmibistran par^* 
ticularmiente en. las^^ onferidedades oaláiieas. Hace taio^ 
iáen' parte ide lasAgxu» de Bareges para^ baios. 'Estas 
ardías s&ur del! Dúaktro de lá»S) . medicamcntof anitops^ 
^íjéDS^.: ■: -: r' -; ■'"• ■ í "í» 

EsiaAli naiimaf. El gas^mlfhídricoie h2^a< ñirinadé 
4»o sola en.enertas aguas mñicrálés, sino que se foriM 
|Kir la póAreiaeciondeimutiíasmaitaiias rnnioKileis qut 
«obtienen azufre eo et míin^a^de sos «levM^esi A 1« 
presencia de jesle gas en> las letriiraeíse debe' atribuir Ida 
«ftctés faneatos que cxperimoi^MiM desgraciados 
Atet^á qiiJ9:senoc«p^n'de Icmpiátia&i Enfooces , átnm 
de que bajen, se debe descomponer este gastan' dele^ 
léreor, yápor'las' ñunigacioiu») de* 'dore ^ ya rebian- 
d(» en dsTdrsos señtidiis ! ceA tma diselwioa decto^ 
^to de cali 9 id ñencmac d: aire! enceriudd eir «( pot- 



Digitized by VjOOQ IC 



332 HTDRÜRO DE AZUFRE, 

zo por una corriente Je aire establecida por medio de 
un cañón que baja hasta el fondo del pozo , en cayo 
canon hay na hornillo lleno de ascuas. 

Sebéele descabrió el gas solí hiídr ico , y se le de-^ 
signd sacesiramente con los nombres de gas hepático^ 
hidrógeno sulfurado , ácido hidrosulfúrico. 



HIBRURO DE AZUFRE. 



Se da este nombre á an compaesto de hidrógeno 
y azufre formado en diferentes proporciones que las 
jjiel ácido sckifhídrico. Se obtiene este hídruro descom- 
poniendo los polisulfuros alcalinos por los ácidos. Si 
se vierte poco á poco en una probeta que contenga 
ácido clorhídrico un poco debilitado , una disolución 
saturada de bisulfuro de potasa , qae se menea , se des- 
compone en el instante este sulfuro. 

Ñosé podria obtener este compuesto Á se" Tertiese 
el ácido en la disolución, en . razón á que el hidruro 
de azufre que se formaria se- descompondría al ins- 
tante por esta sal en ácido sulfhídrico, que se despren- 
deria en estado de gas, y en azafre que se precipitaría 
bajo la forn^de un polvo blanco amar illentow 

Propiedades. £1 hidruro de azufre es un líquido de 
consistencia oleaginosa , de olor fétido á- huevos podrí- 
dos, insoluble en el agua y mas denso que esta. Soiy 
tan poco estables sus elementos, que se descompone 
al aire en gas sulfhídrica que se desprende, y en azu- 
fre que se presenta bajo, la forma de copos grises ama- 
rillentos; por lo cual se le puede conservar al abrigo 
4él aire y en un frasco que esté enteramente lleno. 
Arde con facilidall en presencia de un cuerpo infla- 
mado, y da por resultado agua y gran cantidad deáci*^ 
<lo sulfuroso. 

Sebéele descubrió este compuesto , el cual ha sido 
poco estudiado; no se ha determinado directamente 
su composición , y se le mira como formado teórica- 



Digitized by LjOOQIC 



SULFURO DB CXRHOl^. 333 * 

mente por 4os'átomos de hidr<5geno y otros dos de aza- 
fre; sa «rmaü sería WS" ó WS -í-S. 

COMPUESTO DE AZUFAE Y CARBONa y 

{Sulfura de carbwio.) 

Solo paede obtenerse este compaesto notaUe po- 
niendo alafre en contacto con carbón á una tempera- 
tara roja. Si.despaes de haberlos mezclado se los 
calentase gradaalinente , no habría combinación , se 
Tolatilizária enteramente el azufre y abandonaría el 
carbono.] > ' 

Prcparaeian. Se obtiene este compaesto haciendo 
pasar azofre en vapor sobre carbón á una temperatu- 
ra roja* Para realizar este eiperimento se llena casi 
enteramente un tobo de porcelana de pedacitos de 
carbón calcinado , y se le inclina ligeramente en 
un hornillo de reverbero, tal como se ve en la fi- 
gara^ 




de modo que su parle mas elevada sobresalga masque 
la otra. A la extremidad mas baja se adapta una alar- 
gadera de vidrio que va á introducirse en un globo 
pequeño con gollete , medio lleno de agua , que tenga 
una llave á propósito para conducir el gas á un frasco. 
La extremidad mas elevada del tubo está cerrada con 
un tapón fuerte de corcho. Dispuesto de este modo el 
aparato, se eleva poco á poco la temperatura del tu- 
bo de porcelana hasta el calor rojo, y de cuando en 



Digitized by LjOOQ IC 



coand^ le Imrodaqett pedicitbs de jHáfi^ -qat jfe «n^ 
pajan con una .Vai^lá <4cilnerro.iA p«¿o dciesUr el 
azufre en coQtacto con el tubo enrojecido no tarda en 
fundirse y en ToUtüizarscy y sar^vapor atrarresando el 
carbón se halla en las condiciones propias para com- 
binarse con él y ^SLOiñpsu -á mn. pr04ucto que se con- 
densa en el globo. Al principio este producto nada 
como mn: aceite cftrfai>9UfBrfiete'idel agoa^ perb des- 
pneAiSe precipita en el fondo consenraBdo sa estado úe 
Uqüidezt Efñestai opefftcioa se ifopma además «fia gran 
cantidad de gas que és una miesdade gas sulfhídrico, 
4e gaa.dddo de caiteno ;y desolAiro^de carbono en 
vapor ; una porción de azufre se escapa de la ^acdon 
del carbbBd y se condensa casi t»do en la alarga- 
dera.-: 

Cuando se ha dirigi^ con cuidado «sie etpsri^ 
irientofdat'ante.cineo á seis horas , se. haHa en «I foada 
del recipiente, deb^ó del agua, un líquido amariHen- 
io, oleaginosa y torbio, que es súláciDO de carbono im« 
puro , pues contiene gran cantidad de azufre. 

Se le purifica destilándole á un calor suave , prime- 
ro solo en una retorta pequeña para separar el exceso 
de azufre , y después con pedazos de cloruro de c»bio 
» para quitar el agua que puede contener. 

Procedimiento segundo. Puede obtenerse también 
este compuesto calcinando mucho en una retorta de 
gres enlodada una mezcla de una parte de persulfa- 
ro de hierro (pirita marcial) y media parte de carbón 
calcinado, annrbos en polvo fino. Se ajusta á la retorta 
una alargadera de vidrio y un globo , como en el ex^ 
periinento aAteriop. A una temperatura eievada se se^ 
para parjte del azulre del per^dÚfur», y se c0i]tí>iita con 
^1 carbono p^ra ^m«ir sdlfurode carboiib qué se con-^ 
densa en el globo» , . 

Prqpffdaiiss. El sulfuro de cafboñp pinito >es un lí- 
quido traspareiLle^ úa color, de oW fáido que ti«ie 
a^lguna analogía con el deia berui corrompida; su sa- 
.bor es aprq y picante \ isu densidad es de i^a63 ;itie*re 
,á,-^4^^i y ^^ ^ 1^ ha podido solidificar expottiéndok 



Digitized by VjOOQIC 



áim'fmrt(iA9UeiiáfcI«.íSé im^ demostrar üa ^ali- 
U4AJLy:(U'teniiipníidesa Irapor Jkacicttdole pasar á «in 
Ittjbj^barométri^f éiiflelijistaiiu en qaeha; penetrado, 
en cT vacío, hace bajar macho la columna de nusr^ 

tfkHúi :. •..'/*.:... í ■ ■; ' ^ . ■■ ' 

£1 sulfuro de carbono , oamo los líijdidos may v<»^ 
látiles , produce un gran frió evaporándose espontá- 
neamenie. ' .: :.; i . - . 

Acciün del aire. Es indescomposible por solo el ca- 
lor; el aire^ftl oxígeno tí^ tienen «odion^obre él á 
la temperatura ordinaria ; pero á una temperatura 
elevada, le descomponen e&sk detonación quemando 
el carbono y el azufre , y produciendo ácido carbóni- 
co y áeido sulfuroso. 

Es tan grande su volatilidad, qiie se Je puede In- 
famar jA iiprmiütte unía bajíai entónoes arde tran- 
qi^^ipif S i Éc cén- tuna llajala azul pálida^ esparciendo 
olor de ácido^s^Iforolo^ y aoIo deja oa vestigio de 
azufre. 

Accim. (id t^gM» £1 solfiarft de canrbímo' apenas se 
disuelve en el agua ; sin embargo esta adquiere un olor 
bien raarcado)»se^iaiií|eItRettasfáetlili|ente en el alcohol, 
de donde le precipita el agua como un aceite volátil-^ 
el fiter fW^ tomara baita ftres reces su Yoliknen 

AndQ in<>( achia e$tadiadobiea la acción de les caer-^ 
pi^ajCOff^bnHtb'ksjfto mbtá|ick)a 6obre csie oomnpucsto. 
El iodo se disuelve fácilmente en él dándole un her-r 
q^o$<^ eob>r Viokik^ El^nesla: kl «iré esta disolución, 
se «vapora deiand» crisialiiíac el iodo en ago^s 6 en 
Umii^ii briHai^^. £s!tafi$olnble el iodo en el solfn-^ 
r^ de earlMMíifiy qne^itada este álfimo en nna disor- 
li^QD q<ie contenga ana peqaena cantidad de iodo, 
se a^ertí; de él y af^cñei^ vtn color de amatista ó 
vjoladp claro* 

AcídU^ ¿0 lú9 mefúlss. Ia mayor parte de los me-» 
4$le0 quC' tienen itíucha aAñidad con el azufre, des^ 
^^n^ponen el snlfUra át carbono por medio del calor 
<t>mtdnándo9e. c<n^ el ««nfrc y ablando el carbono; 



Digitized by VjOOQIC 



336 cLoauROs de azufre. 

por cslc medio MM. Vaaquelin j Thénard han reco- 
nocido sa composición haciendo pasar su vapor sohre 
pedazos de cobre calentados hasta el rojo en an ^ibo 
de porcelana. 

Composición, De su análisis resalta que el salfaro 
de carbono está formado de 



(IMPUESTOS DE AZUFRE Y CLORO. ' • 
(Cloruros de azufre^ ♦ 

£1 azufre se une directamente con el cloro en mo- 
chas proporciones , aun á la temperatura ordinaria; 
de esta combinación resalta an desprendimiento de ca- 
lórico y formación de un líqaido amarillo d rojo ana-^ 
ranjado. 

Preparación. Para obtener el cloruro de áiíafre aü 
usa el mismo aparato que hemos descrito para pre)^** 
rar los cloruros de fósforo, es decir , que se colocad 
una probeta seca ó en un frasco flores dé azafre, y áe 
hace llegar una corriente de gas cloro /seco $ inÓM!^ 
diatamente se efectoa la combinación; al princi- 
pio el azufre parece húmedo, pero poco á poco se per- 
ciben gotitas de un líquido amarillo anaranjado, que le 
cubre y aumenta insensiblemente. Por último, al cabo 
de cierto tiempo, se ha liquidado todo el azufre y se ha 
convertido en un líquido anaranjado , que añadiendo 



Digitized by VjOOQIC 



GlORUROS DE AZUFRE. 337 

naeyas cantidades de cloro, se Vuelve rojo anaranfado 
oscaro. Los cambios de color qae se observan dependen 
probablemente de los diferentes compuestos de cloro y 
S^ufre, que se forman antes de que el azufre se haya 
saturado completaipente de cloro. M. Dumas ha reco- 
nocido que el azufre se unia en dos proporciones con 
el cloro, y formaba dos cloruros qrfe se pueden pre- 
parar directamente. • 

Protocloruro de azufre. El protocloruro de azufre 
es líquido como el deutoclomro : el primero, que es 
amarillo , se compone de un átomo de azufre y otro 
de cloro ; el segundo , que tiene un hermoso color ro- 
jo , contiene dos átomos de cloro y un átomo de azufre. 
Por consiguiente este bicloruro corresponde al ácido 
hiposulfuroso. 

Bicloruro de azufre. El bicloruro de azufre es un 
líquido de color rojo anaranjado por reflexión; su olor 
fuerte tiene alguna semejanza con el del clorp y el de 
ciertas nlantas marinas , y después es picante y excita 
el lagrimeo. Cuando se le ha preparado con azufre y 
cloro bien secos , no tiene acción sobre el papel de 
girasol; pero por poca humedad qq.e contenga, le 
enrojece mucho. Su densidad es de 1,700 á i,68o; 
es muy volátil , y esparce muchos vapores blancos 
y ácidos al contacto del aire absorbiendo la humedad 
que contiene. No se ha determinado el grado á que en- 
tra en ebullición. 

Acción del agua. Vertiendo en agua el bicloruro de 
azufre, se precipita primero en el fondo de esta; pero 
agitando se disuelve descomponiéndola y dando origen 
á ácido clorhídrico, acidó sulfúrico y sulfuroso que 
quedan disueltos , y á un depósito blanco amarillento 
de azuñ*e que le enturbia durante algún tiempo. 

Acción de los metales, Casi todos los metales le des- 
componen aun en frió , apoderándose de sus elementos 
para formar sulfuros y cloruros. Es tan viva esta ac- 
ción, que comunmente hay explosión por el calor des- 
prendido y volatilización repentina de una parte del 
cloruro de azufre: de este modo obra comunmente el 
TOMO I. 22 

Digitized by LjOO QlC 



338 lODURO DE AZUFRE. 

..potasio echado con precaacioa en ana pequeña por- 
ción de este compaesto. 

Composición, £1 bicloruro de azaíre está compues- 
to de 

Azufre 3 1,4 i átomo. 

* 6 

Cloro. ...... •GSyG a átomos. * 



Preparación, JYlezclando iodo y azulre y exponién- 
dolos á un calor suave se combinan y dan origen á 
un compuesto sólido. Se le puede obtener fácilmente 
calentando en un tubo de vidrio 2 partes de azufre y 
1 5 de iodo. Apenas están fundidas estas sustancias sq 
combinan. 

Propiedades. £1 ioduro de azufre es sólido , de co- 
lor negro pardusco y cristaliza en agujas como el sulfuro 
de antimonio; sus dos elementos tienen tan poca ^ni^ 
dad que con el tiempo se desprende part^ 4^1 iodo aun 
cuando se le conserve en frascos bien tapados. Euii- 
diéndole al abrigo del aire, se separa una parte 4d 
Jodo bajo la forma de vapor violado. Se obtiene el 
mismo resultado coando se le calienta con agua ; al 
formarse el vapor lleva consigo todo el iodo y 4^a di 
azufre casi puro. 



Digitized by VjOOQIC 



FO^UROS BE AZUFRE. 339 

COMPUESTO DE AZUFRE X BROMO. 

(^Bromuro de azufre,) 

Preparación» lisie compuesto que posee ciertos 
xraracteres físicos propios del cloruro de azufre, se 
obtiene como él poniendo azufre en contacto coa 
¿romo. Por consiguiente es fácil prepararle ; pues esto 
solo consiste en echar bromo sobre flores de azufre, 
y en el instante ae forma el bromuro de azufre. 

Prcpiedades. E^I bromuro de azufre es líquido , de 
olor análogo al del bicloruro d^ azafre : como este úl- 
timo es rojizQ y esparce vapores blancos al contacto 
del aire, su (:onsistencia es aceitosa , enrojece poco el 
girasQ^ pero le enrojece inás si se añade agua. 

Puesto en contacto con ésta , reacciona lentamente 
sobre sus elementos á la temperatura ordinaria ; pero 
al grado de ebullición del agua , la descompone con 
violencia y explosión. De esta descomposición resultan 
ácido bromhídrico , ácido sulfúrico y ácido sulfhídrico. 
Por consiguiente esta propiedad es la que distingue este 
compuesto del cloruro de azufre. 

COMPUESTOS DE AZUFRE X FÓSFORQ. 

(Fosfuros de azufre,) 

Preparación. Estos dos cuerpos se pueden com-? 
binar directamente en nii;cbas proporciones , y formar 
compuestos que tienen diferente fusibilidad. Se lo^ 
pu,ede obtener calentando los dos á un calor suave 6, 1q 
qc^e es mejor, poniéndolos bajo el agua cuya tempera- 
tura se eleva hasta 6o? , teniendo cuida^Q de no au- 
mentar la teniperatura á fin de evitar la explosión que 
se verificarla á consecuencia de la descomposición re-? 
cíproca del agua y del nuevo compuesto, 

Procedimiento segundo. Según Dupre, combinando 
fósforo desecado con azufre seco en aceite de nafta, que 
se hace calentar , no hay que temer la explosión , y se . 
hace la operación con la mayor facilidad. 



Digitized by LjOOQIC 



340 FOSFUROS ÓE AZUFRÉ, 

En el primer caso solo se debe obrar sobre peque- 
ñas cantidades ; fandir primero el fósforo en an tabo 
de vidrio tapado, y añadir poco á poco pedacitos dé 
azafre , que no tardan en unirse con el fósforo , sobre 
todo si se los agita ligeranjente con un tubo. Cada vez 
que se eche un pedazo de azufre, produce un ruido 
que proviene del desprendimiento de una corta can- 
tidad de gas sulfhídrico , formado á expensas del hi- 
drógeno que se supone existia en el azufre , ó de ana 
corta cantidad de agua que s^ descoihpone. 

Propiedades físicas. De este modo se puede com- 
binar en diversas proporciones el azufre y el fós- 
foro. Según las cantidades, el compuesto se solidi- 
fica á una temperatura mas ó menos elevada: así, 
según los experimentos de M. Pelletier , una parte de 
azuire y ocho de partes de fósforo forman un com- 
puesto líquido que se solidifica á-l-25^; ocho partes 
de fósforo y 4- de azufre se solidifican án- i5^; el com^ 
puesto con partes iguales permanece líquido hasta 
-f-5^; el que contiene doce partes de fósforo y una 
de azufre se congela á -4- 1 o°. 

Acción del agua. Todos estos compuestos son inso-^ 
lubles en el agua ; tienen un color blanco ligeramente 
amarillento y un olor aliáceo ; se inflaman mas fácil- 
mente que el fósforo al cotí tacto del aire y se los pue- 
de destilar sin que sufran la menor alteración. Puestos 
en contacto con el agua á la temperatura ordinaria, 
no tienen acción sensible sobre ella ; sin embargo al 
cabo de cierto tiempo , el agua tiene un olor aliáceo 
y sulfuroso. Pero cuando se eleva su temperatura á 
H- 8o^ , á-f- IDO , de pronto la reacción es de las mas 
vivas, se descompone con explosión y se forma ácido 
fosfórico ó fosforoso y gas sulfhídrico. Este fenómeno 
indica que' precauciones deben tomarse cuando se quiere 
combinar estos dos cuerpos debajo del agua. 

M. Dupre' , profesor de química en el colegio real 
de Rennes , ha comprobado que el fósforo y el azafre 
eran capaces de combinarse en dos proporciones para 
formar un protosulfuro y un persulfuro de azufre, 



Digitized by VjOOQIC 



8ÜLFÜROS DE ARSÉNICO. Sil 

El protosulfíiro es sólido , de color amarillo claro ; 
de 2,020 de densidad; cristaliza fácilmente y empieza á 
liquidarse á^ioo^; á esta temperatura no se inflama. 
Expuesto al aire humea haciéndose un poco fosfores- 
cente. Se compone de 3 átomos de azufre y i átomo 
de fosforó (S* Ph). 

El pcrfosfuro ¿s amarillo claro , líquido , semi- 
trasparente y humea al aire. Su densidad es de 1,800; 
se inflama á una temperatura poca elevada y se so- 
Kdi6ca á— 19^. Puesto en agua, la vuelve lechosa 
á-H8o^;. 

■ Está compuesto de i átomo de azufre y 2 átomos 
de fósforo, p 



COMPUESTOS DE AZUFRE T ARSÉNICO. 

(Sulfuros de arsénico.) 



El azufre se combina con el arsénico en tres pro- 
porciones. Dos de eStas combinaciones corresponden á 
los ácidos arsenioto y arsénico , y la otra no correspon- 
día ninguno de estos cuerpo¿ compuestos. M. Berzé- 
lius admite otros dos. 

Estado natural. Se hallan en la naturaleza dos de 
estos súIfuros : se conoce con el nombre de oropimente 
al que. tiene un color amarillo dorado ; y al que es 
rojo , se 4e designa con el nombre de rejalgar; se dife-^ 
rencian en las cantidades de azufre que contienen. El 
primero es de color amarillo de limón; cristaliza en lá- 
minas semit raspa rentes, delicadas y flexibles; se en- 
cuentra en muchos países, en Transilvania , en Hun- 
gría , en Georgia, &c. ; se emplea en la pintora y eri 
algunas manufacturas. El segundo ,^ojp anaranjado, 
cristaliza confusamente ; se halla también en muchos 
paises, ^n China, en Sajonia, en Bohemia, en Tran- 
silvania y. en las inmediaciones- de los volcanes; se usa 
también en pintura como color. Pueden prepararse fá- 



Digitized by VjOOQIC 



341 SULFCROS DE ARSÉNICO, 

cilmente estos dos salfaros para las necesidades de las 
artes. 

Preparación, En los laboratorios se obtiene comuñ- 
mente el sulfuro amarillo de arsénico , que correspon- 
de al ácido arsenioso , descomponiendo una-disolucion 
de este ácido por una corriente de gas sulfhídrico , 6 
mezclando una disolución de arsenito de potasa con un 
sulfuro disuetto y un ácido ; se precipita en copos ama- 
rillo dorados, insolubles en el agua. Este sulfuro es fu- 
sible, volátil, indescomposible por el calor; se sublima 
sin alterarse ; calentado al contacto del aire , absorbe el 
oxígeno , arde y pasa al estado de gas ácido* sulfuroso 
y de ácido arsenioso. • 

Propiedades, Se le prepara en las artes calentando 
en vasijas tapadas una mezcla de azufre y ácido arse- 
nioso. Entonces este último se descompone, de aquí 
resulta ácido sulfuroso que se desprende, y sulfuro de 
arsénico ; pero una parte del ácido arsenioso no Se des- 
compone y se halla siempre mezclado con el sulfuro. 
En el comercio se le conoce con el nombre de oro- 
pimente artificial y y se emplea* en los mismos casos que 
el natural. 

Persulfuro de arsénico. Haciendo obrar ácido sul- 
fhídrico sobre ácido arsénico disuelto en agua, 6 mez- 
clando un arseniato soluble con un sulfuro soluble y 
ácido clorhídrico, se descomponen recíprocamente estos 
dos ácidos, se forma agua y un persulfuro de arsénico 
que corresponde al ácido arsénico. Este persulfuro es 
amarillo como el anterior, pero es mas pálido f es inso- 
luble, fusible y se volatiliza sin descomponerse. Contie- 
ne mas azufre que el sulfuro que se obtiene con'^l ácido 
arsenioso. 

Acción de los álcalis. Estos dos sulfuros se disuel- 
ven fácilmente en las disoluciones de potasa , de sosa 
cáustica y de amoniaco, y según ha demostrado 
Mr. Berzélius hacen el oficio de ácidos; pero los ácidos 
sulfúrico, azoico y clorhídrico los separan de estas di- 
soluciones. 

Calentados coa un poco de potasa y limaduras de 

Digitized by VjOOQIC 



SULFURO DE ÁZOE. 343 

hierro ó de zinc , se descomponen: el azufre se pne con 
estos metales j forma salfaros fijos, y se volatiliza el 
arsénico con todas sas propiedades. 

£1 rejalgar 6 . sulfuro rojo de arsénico goza de las 
mismas propiedades que los compuestos precedentes, y 
solo contiene las dos terceras partes del azufre que en- 
tra en el sulfuro amarillo (oropimente). Estos dos com- 
¡mestos naturales se hallan mezclados con una corta 
cantidad de ácido arsenioso, lo que debe aumentar 
sus propiedades, venenosas. 

Composición. Según los experimentos dé MM. Ber- 
zélius y Laugier tienen la composición siguiente : 

Rejalgar natural, * Oropimente artificial. 

Arsénico ico...... a átom. Arsénico... ico. a átoiii. 

Azufre 42>9"3 átom. Azufre 63,9« ...3 áton Aa ^ % 

El persulfuro correspondiente al ácido arsénit 
taria c^^puesto teóricamente de ^^ ^^ ^í 

Arsénico. ./.»... ico a átomos. ^|¿\\ r 

Azufre io8,3 5 átomos. 

Por este resumen se ve que las cantidades de azu- 
fre unidas al arsénico en estos tres compuestos están 
entre sí como i , i f y a f . 

Usos. El oropimente y el rejalgar se usan poco en 
medicina, y solo entran en la composición de algunas 
preparaciones exlernas. Los polvoristas emplean el re- 
jalgar con doce partes de nitro y tres de azufre para 
preparar el fuego blanco indiano. 

COMPUESTO DÉ AZUFRE Y ÁZOE. 
{Sulfuro de ázoe.) 

El ázoe no se une con el azufre ni en frió ni en 
caliente, y solo se puede combinar estos dos cuerpos 
sumergiendo en un gran globo lleno de gas amoniaca 






Digitized by VjOOQIC 



344 BICIANÜRO DE AZUFRE, 

desecado nna capsalita que rontenga un poco de biclo* 
raro de zafre. Según M. Soubeiran el producto de 
esta operación es clorhidrato de amoniaco y sulfuro de 



;5u lórmuia = j>*az'. 

COMPUESTOS DE AZUFRE Y CTANOO^NO. 
(Sulfocianógeno , dicianuro de azufre!) 

El- azufre no puede unirse directamente con el 
ciandgeno; pero se combinan estos dos cuerpos cal- 
cinando en vasijas tapadas una mezcla de azufre y 
cianuro de hierro y de potasio. Se forma sulfocianu- 
ro de potasio y sulfuro de hierro. Tratándolos por 
el agua se disuelve el pilmer compuesto y se precipita 
el segundo. 

Se extrae el sulfocianógeno de la disolución acuosa 
haciendo pasar por ella una corriente de cloro que le 



Digitized by LjOOQIC 



BIGÍANURO DB AZUFRE. 345 

deja en libertad , y le separa en polvo amarillo rojizo, 
insoluble. 

Propiedades, Este compaesfo, al (^ue consideramos 
como an protocianaro de azufre, es amarillo oscur^ 
no tiene olor, y en estado anhidro es capaz de volatili- 
zarse sin descomponerse; es insoluble en el agoa, y se 
descompone por la potasa fundida, produciendo car- 
bonato de potasa, salfocianuro de potasio- y sulfuro. 

Composicim. Según Liebig se compone de 

Cianógeno 4^4^)91 > átomo. 

6 
ifrc. . • S5,09 I átomo. 



A|pf¡ 



ioo,oo 



Su fórmula = Az*C*-*-S ó C y S. 

£1 sulfociandgeno es capaz de unirse con el bidrd-!- 
geno para formar un hidrácido, que es el ácido sulfo- 
cianhídrico. 

BiaANUaO DE AZUFRE. 

Preparación. Haciendo obraren un globo. cerrado, 
i la temperatura de -4- 20 á 26^, biclpruro de azufre 
con su peso de cianuro de mercurio desecado , se ob- 
serva -al cabo de muchos dias en la parte superior d^l 
globo, un sublimado blanco trasparente ó un poco 
amarillento^ cristalizado en láminas romboidales. La 
materia que constituye el residuo tiene un color amari- 
llo anaranjado oscuro ; entonces está formada de deuto- 
cloruro de mercurio , que se puede quitar por el agua, 
y de ana sustancia amarillo anaranjada, insoluble en 
el agua*, compuesta de mercurio, cianógeno y azufre. 

Los cristales sublimados en la bóveda del globo es- 
tán formados de cianógeno y azufre, y constituyen un 
verdadero bicianuro de azufre en proporciones defini- 
das ,* como lo hemos comprobado. Se los puede purifi- 



Digitized by LjOOQIC 



346 BICIAigjRO DE AZUFRE, 

car y obtenerlos muy blancos sublimándolos de nuevo 
á un calor suave, después de haberlosi^mezclado con un 
poco de subcarbonáto de cal. 

PropiedQdes. El blcianufo de azufre es blanco y 
cristaliza en hermosas láminas romboidales; su olor es 
fuerte y picante, y excita al momento el lagrimeo; es 
muy volátil , porque se sublima en las vasijas que Ic 
contienen; su sabor es de los mas picantes ; puesto un 
átomo sobre la punta de la lengua, le hace experimen- 
tar una sensación viva, semejante á la que produciría 
la introducción de una punta muy aguda. 

Expuesto este compuesto á la luz difusa, se vuelve 
amarillo en el espacio de algunas semaiM^ , y después 
anaranjado conservando sus propiedades principales. 

Acción del agua. Su disolución acuosa enrojece mu- 
cho el girasol , y tiene el olor y el sabor del compuesto. 
Los álcalis combinándose con ella , hacen desaparecer 
estas propiedades , dando compuestos solubles qué se 
descomponen instantáneamente por el cloro que tras- 
forma el azufre en ácido sulfúrico. 

Acción del potasio. Puesto el potasio en. contacto 
con el cianuro de azufre reacciona inmediatamente so- 
bre ¿1 produciendo mucho calor y algunas veces luz; 
entonces se forma sulfocianuro de potasio y cianuro 
y sulfuro del mismo metal. 

Composición, Según la análisis que he hecho {Ana- 
les de Química y Física ^ t. XXXIX , pág. 2o3) parece 
que se compone de 

Gandgdno. . 75,80 a átomos. 

6 
Azufre . » . . 24)20 1 átomo. 

100,00 
Su fórmula «s» 2AzC, S ó Cy^S. 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO SÜLFOCIANHÍDRTCO. 347 



ACIDO SULFOCIANHIDRIGO. 



( Acido hídrúsulfociánico, ) 



Se obtieBe este ácido, indicado en 1808 por Por- 
tel, químico inglés, destilando una disolución de sul- 
focianuro de potasio mezclada con ácido sulfúrico. El 
hidrógeno del agua descompuesta obra sobre el sulfo- 
ciandgeno y produce ácido sulfocianhídrico que se 
desprende con el agua , mientras que el oxígeno 
aniéndose con el potasio forma con el ácido sulfú- 
rico sulfato de potasa que queda en el fondo de la re- 
torta. 

Propiedades, El ácido sulfocianhídrico es un líqui- 
do sin color , de olor picante , que tiene alguna analo- 
gía con el del ácido ace'tico. Su densidad es de 1,022; 
enrojece mucho el girasol ; entra en ebullición á 
-+-102,5. Sometido á destilaciones repetidas , abandona 
cierta cantidad de azufre y concluye por descomponer- 
se. Su vapor , expuesto á un calor rojo, se trasforma 
en parte en ácido cianhídrico , en amoniaco y en azu- 
fre que queda aislado. Según Vogel , el ácido sulfo- 
cianhídrico cristaliza en prismas hexaedros á la tempe- 
ratura de-H 12^,5. 

Acción del cloro y del agua. El cloro y el iodo por 
medio del agua le ^componen repentinamente , con- 
virtiendo su azufre en ácido sulfúrico. 

Acción de los óxidos. Este ácido se descompone por 
los óxidos de potasio, de sodio, de calcio, de bario y 
de protóxido de hierro , produciendo compuestos so- 
lubles y sin color; con el peróxido de hierro forma un 
compuesto que tiene un color rojo de sangre. Se ma- 
nifiesta este color siempre que se pone una sal de per- 
óxido de hierro en contacto con el ácido sulfocianhí- 
drico ó los sulfocianuro^i. 



Digitized by LjOOQIC 



348 SELENIO. 

Composición. Este ácido está, formado en volá- 
men de 

Azufre 2 volúmenes ó s átomos. 

Carbono. ... i Volumen i átomo. 

•Ázoe. ..... I id. I átomo.. 

Hidrógeno. .1 id. , i átomo. 



CAPITULO XV. 



SELENIO» 

SU EXTRACCIÓN, SUS PROPIEDADES, SVS COMBINACIO^ 
NES CON EL OXÍGENO , EL HIDRÓGENO , EL CLORO, 
EL BROMO Y EL AZUFRE^ 



Este cuerpo simple, descubierto por M. Berze'lius, 
tiene mucha analogía con el azufre que hemos estu- 
diado en el párrafo anterior ; por consiguiente su his- 
toria debe seguir á la del azufre. 

Descubríxniento, Por primera Vez se encontró este 
cuerpo singular en 181 7 en un depositó rojizo que se 
había formado en el fondo de una cámara de plomo, 
en donde se fabricaba ácido sulfúrico , quemando azu- 
fre extraído de una pirita de Fa1|Hin en Suecia. En 
este mineral el selenio existe combinado con el azu- 
fre , el hierro y el cobre , y por consiguiente el azu- 
fre que se extrae para las artes debe contenerle. 

Examinando con un especial cuidado este depósito 
que se había observado siempre que se hacia uso del 
azufre de la mina de Falhun , M. Berzélius llegó á 
separar con la sagacidad queje caracteriza, un cuer- 
po nuevo, simple^ al cual dio el nombre de selenio^ 
derivado de la palabra griega ^i^vuv , luna , por la 



Digitized by LjOOQIC 



SELENIO. 349 

Semejanza que tiene con el metal designado con el 
nombre de teluro (iellu¿ , la tierra). 

Extracción. Para obtenerle se trata el residuo roji- 
zo por cinco á seis veces su peso de ácido azoico , o lo 
que es preferible , de ácido clorohipoazóico (agua re- 
gia). El selenio pasa al estado de ácido selenioso y se 
disuelve con los metales con que estaba unido. Cuan- 
do se ha hecho la disolución , se le evapora casi hasta la 
sequedad para separar el exceso de ácido azoico em- 
pleado; se trata el residuo por el agua destilada , y 
se vierte en la disolución sulñto de amoniaco , que re^ 
duce el ácido selenioso y le precipita en estado de co- 
pos rojizos , insolubles en el agua. Se recogen es- 
tos copos , ■ ^ los l^va y se los calienta* para fun- 
dirlos. 

-- Propiedades. ÍL\ selenio es sólido á la* temperatura 
ordinaria, con brillo metálico; es de colomgris de plo- 
mo oscuro , no tiene olor ni sabor ; es quebradizo co- 
mo él vidrio, presenta una fractura reluciente, y . 
el cuchillo le raya un poco Su polvo tiene un co- 
lor rojo oscuro , pero pulverizándole contra una su- 
perficie pulimentada , toma un color gris. Su den- 
sidad es de 4í32o; no es conductor del calórico ni de 
la electricidad. 

Acción del calórico. Expuesto á la temperatura del 
agua hirviendo , se ablanda y se vuelve semifluido ; á 
algunos grados mas, es enteramente líquido; calenta- 
do mucho en una retorta , se volatiliza antes del calor 
rojo y produce un vapoir de color amarillo Oscuro, 
análogo al del azufre^ pero menos subido, que no tar- 
da en condensarse en gotitas negras. Si se hace esta 
calcinaciop en el aire en medio de un globo un poco 
ancho , entonces el vapor del selenio es rojizo y se 
precipita sobre las paredes bajo la forma de un polvo 
rojo de cinabrio , especie de flores do selenio. 

Compuestos con el oxigeno. El selenio puede unirse 
en tres proporciones con el oxígeno y formar un óxi- 
do y dos ácidos, á saber: el ácido selenioso y el ácido 
selénico (que por su composición corresponden á los 



Digitized by LjOOQ IC 



350 ACIDO SELENIOSO. 

ácidos salfuróso y salfdnco). M. Berzélias ha déscu^ 
bierto las dos primeras combinaciones y M. Mitscherr 
lich la última. 



OXIDO DE SELENIO. 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO SELENIOSO. 351 

cion del oxígeno del ácido azdico. Guando se ha hecho 
la disolución,, se Ja eyaporá en la misma retorta, y 
queda en el fondo una masa blanca en parte cristali- 
zada y en parte sublimada: este es el ácido selenioso 
puro. 

Propiedades, Este ácido es l)Ianco , sin olor , de 
sabor ácido bien caracterizado , que deja una sensa- 
ción quemante sobre la lengua ; se volatiliza sin fun- 
dirse; se reduce á un gas amarillo oscuro, de olor 
picante , y se condensa en agujas tetráedras sobre las 
paredes de la vasija. Absorbe con rapidez la humedad 
del aire , pero sin embargo no $e liquida. 

Acción del agua* EJ agua le disuelve con facilidad, 
pero en mayor cantidad si está caliente ; y ya que se 
enfrie con mas ó menos lentitud , ó ya que se eva- 
pore espontáne^ente , deja cristalizar el ácido en 
granitos, en prismas ó en estrellas. 

Acción del ácido sulfuroso, £1 ácido selenioso se 
descompone poco á poco por el ácido sulfuroso , que 
se apodera de su oxígeno y precipita el selenio bajo la 
forma de copos rojizos. £1 sulfíto de amoniaco obra 
del mismo modo ; pero esta reducción no se efectúa ins- 
tantáneamente , pues exige que estén bastante tiempo 
en contacto y á la acción de un calor suave. Sumergido 
el zinc en una disolución de ácido selenioso mezclado 
con ácido sulfúrico , precipita también el selenio en 
polvo rojizo. ■ 

Composición, £1 ácido selenioso está compuesto de 

Selenio. ... 71 527 i átomo. 

6 
Oxígeno. . . 28,73 2 átomos. 

100,00 



Su fórmula = Se O*. 



Digitized by VjOOQIC 



352 

Áaoe SBL^NIGO. ■ 

Preparación, Se forma este ácido fundiendo .se- 
tenio con azoato de sosa en un crisol de platina 6 
de plata. £1 selenio descompone en parte et ázoalo de 
sosa y le convierte en seleniato de sosa. Se disaelveí 
la masa fundida en agua hirviendo y y se evapora 
pronto la disolución ; de esta sc' separa seleniato de 
sosa anhidro, que se recoge por decantactop ó fil-^ 
trando. Se calienta de nuevo el licor, y se precipita 
ana nueva porción del seleniato. 

Cuando se ha obtenido todo el seleniato de sosa, 
se le disuelve en a^a y se le descompone por el azoa- 
to de plomo: se forma seleniato de plomo insojiiible y 
azoato de sosa soluble. Se lava el pr^ípitado de sele- 
niato de plomo , y después de haberle diluido en agua, 
se hace pasar por ella una corriente de gas sulfhídrico; 
el ácido selénico queda en libertad , y el óxido de plo- 
mo se trasforma en sulfuro de plomo insoluble en el 
agua. Se ñltra el licor y se le evapora á un calor 
suave. 

Propiedades. £1 ácido selénico obtenido de este 
modo , es un líquido sin olor , que cuat^do está 
suficientemente concentrado , su densidad es de 
a,6oo y se le puede calentar hasta -i-a8o^ sin que 
se descomponga; pasada esta temperatura, se tras- 
forma en oxígeno que se desprende , y en ácido sele- 
nioso. Se le puede privar del agua que contiene , y 
que es^ esencial para que subsistan sus elementos ; se 
mezcla con el agua en todas proporciones, despren- 
diendo calor como el ácido sulfúrico. 

Acción de los metales. El ácido sulfuroso no tiene 
sobre él la misma acción que sobre el ácido selenioso 
al que, descompone. Este ácido disuelve el hierro y el 
zinc sin que se altere. El ácido clorhídrico presenta 
una propiedad notable , cual es \^ de descompotierle 
trasformándolé en ácido selenioso y dejando despren- 
der clora Bajo este aspecto el ácido clorhídrico obra 



Digitized by LjOOQIC 



ÁCIDO SBLEUHÍDRICO. 353 

sobre él del mismo modo que sobre el ácido .azdico« 
Elsta mezcla de ácido selénico y ácido clorhídrico pae- 
de disolver el oro y el platino como el agua regia^ 

Composición, Según la análisis de M. Mitscherlich, 
el ácido selénico anhídrico , tal como debe existir en 
los áíeleniatos , está compuesto de 

Setenio.... 6a, 82 i. átomo. 

6 
Oxígeno. . 87,68 3 átomos. 

100,00 



Su fórmula ;= Se O*. 

COMPUESTO DE SELEKIO É HIDAÓOENO. 

(^Acido selenhidrico ó hidrosélátíco^ 

El hidrógeno forma con el setenio un compuesto 
gaseoso que se puede obtener por la reacción de cier- 
tos seleniuros metálicos sobre el agua ; no se le puede 
formar calentando el setenio en el gas hidrógeno» 

Preparación. M. Berzélius observó este compues- 
to tratando el seteniuro de potasio por el ácido sul- 
fúrico debilitado ; hay viva efervescencia y desprendi- 
miento de un gas que se debe recoger sobre mercurio. 
Es fácil comprender la teoría de esta preparación : se 
separan los etementos del agua; su oxígeno se dirige al 
potasio para formar protóxido de potasio que se une 
con el ácido sulfúrico; el hidrógeno se combina con 
el setenio , y da origen á un gas que se desprende.. Es 
muy sencillo el aparato que debe emplearse , y con- 
siste en una retorta pequeña con gollete , en la cual 
se pone seleniuro de potasio en pedacitos , y se vierte 
encima ácido sulfúrico debilitado. El mismo Resultada 
daria el seleniuro de hierro. 

Propiedades. El gas selenhídrico no tiene color, 
TOlMíO 1. 23 



Digitized by VjOOQIC 



354 CLORUROS DE 8ELEXI0. 

SVL cloT á haevos podridos, es análogo al del gas 
^«dfhídrico, pero produce después ana sensación pi- 
cante y dolorosa. Tiene ana acción deletérea sobre la 
«conomía animal , aan á dosis muy pequeñas , como 
lo ha probada M. Berzélius al examinar sus carácter 
res; pues este químico se sintió gravemente incomodado 
por haber respirado algunas burbujas. Este gas se des- 
compone pronto al contacto del aire y en la humedad. 
£1 agua absorbe mas ácido selenhídrico que de gas sul- 
fhídrico ; entonces contrae su olor y su acidez. Esta 
mucho mas que él da á la piel un color moreno y 
deja aposar copos rojizos de setenio dividido cuando se 
le expone al aire. 

Acción de las sales metálicas. Todas las disolucio- 
nes metálicas se* precipitan por el ácido selenhídrico 
disuelto ; la mayor parte de estos seleniuros precipita- 
dos son negros , y solo las sales de manganeso y zinc 
dan precipitados de color de carne. 

El ácklo selenhídrico se descompone por los óxidos 
de potasio , de sodio , de calcio , de bario y de es* 
troncio , y forma con ellos seleniuros solubles. 

Composición. Suponiendo que la composición dd 
ácido selenhídrico es análoga á la del ácido sulfhí- 
drico , debe contener 

Selenio. . . . 97,56 i alomo. 

d 
Hidrógeno. a, 44 ^ átomos. 

lOOjOO 

Su fórmula = Se H*. 
. Este ácido ha sido poco estudiado. 

COMPUESTOS DE SELENIO Y CLORO. 
{Cloruros de selenio) 
El selenio se combina en dos proporciones con el 

Digitized by LjOOQIC 



SütFÜRO DE SELENIO. 365 

doro j y f oleína un protoclorara líquido y un deuto- 
cloruro sólido. 

Preparaciotí del protocloruro. Se obtiene él proto- 
cloraro calentando el dentoclororo con cierta can- 
tidad de setenio; de este modo se le convierte en un 
líquido volátil, amarillo pardusco. £1 agua le des- 
compone en ácido clorhídrico , en ácido selenioso y 
en setenio que se precipita en copos rojizos. 

Preparación del deutoclorura. El deutocloruro se 
prepara poniendo cloro sefco en contacto de selenio 
pulverizado. . Inmediatamente se combinan con des- 
prendimiento de calor. £1 deutocloruro formado^e 
este modo, se presenta en una masa> blanca, volátil, 
que puede condensarse en cristales sobre los cuerpos 
frios. £1 agua, al disolverle ^ desarrolla calor y le tras- 
forma á consecuencia de su descomposición en ácido 
clorhídrico y en ácido selenioso. 

BKOBIUno DE 5EL£l^IO. 

Preparación, El bromo se combina instantánea- 
mente con el selenio produciendo calor. Se obtiene 
esta combinación echando en un tubo que contenga 
bromo la quinta parte de su peso de setenio pulve- 
rizado. 

Propiedades, El bromuro de selenio es sólido , rojo 
pardusco y muy volátil ; esparce al aire vapores 
blanquecinos que*tienen el olor del cloruro de azufre; 
el agua le convierte en ácido bromhídrico y en ácido 
selenioso. 

StJLFüRO DE SELENIO. 



Preparación. Puede formarse este compuesto por 
la reacción recíproca de las disoluciones de ácido se- 
lenioso y de ácido sulfhídrico. El oxígeno de uno obra 
sobre el hidrógeno del otro para forn^ar agua , y se 
unen el azufre y el selenio. 



Digitized by VjOOQIC 



356 BOtto. 

Este compuesto qae qaeda macho tiempo sus- 
pendido en el agua , se precipita añadiendo al licor 
ácido clorhídrico y calentando ; entonces se precipita 
una masa de color anaranjado. 

Propiedades. Este sulfuro se funde sobre loo^, se 
volatiliza enteramente y se parece al sulfuro amarillo 
de arsénico; cuando se le quema en el aire, despide 
primero el olor del ácido sulfuroso y después el del 
dxido de iselenio. 

En la naturaleza se halla un sulfuro de selenio, 
principalmente en el azufre que se encuentra en los 
trenos volcánicos ; pero siempre en pequeña can- 
tidad.' £1 selenio en estado de seleniuro acompaña 
también á ciertos sulfuros naturales. 



CAPITULO XVI 

BORO. 

SÜ EXTRACCIÓN , SUS PROPIEDADES , SUS COMBINACIONES 
CON %L OXÍGENO, EL CLORO Y EL AZUFRE. 

Mucho antes que se conociesen las propiedades 
particulares del boro, se conocía ya la combinación 
de este caerpo simple con el oxigeno que se en- 
cuentra eri la naturaleza ; pero no se supo aislar- 
le puro hasta después de haber desrcubierto el modo 
de obtener el potasio. Aunque por la acción de la pila 
voltaica se hubiese probado que el ácido bórico estaba 
formado de oxígeno y de una sustancia diferente de 
los demás cuerpos simples , no se le habia obtenido 
aun en suficiente cantidad para estudiarle , hasta que 
en 1808 MM. Gay-Lussac y Thénard llegaron á 
adquirir este cuerpo descomponiendo el ácido bórico 
por el potasio. 

Extracción. Para extraerle se debe seguir el pro- 

Digitized by LjOOQ IC 



BORO. 357 

cedimiento siguiente : se coloca en el fondo de ua 
tabb de cobre una capa de potasio que se tiene el cui-. 
dado de reunir bien; se la cubre con dos partes de 
ácido bórico fundido y pulverizado , y así sucesiva- 
mente hasta que el tubo esté lleno hasta las dos ter- 
ceras partes. Hay que tener la precaucioní de que 
el ácido bórico f<yme la última capa. Se coloca el 
tubo vertical mente en un hornillo , y después de ha- 
berle cerrado con u^tapon agujereado , se le hace en- 
rojecer poco á poco aproximando ascuas. Al volatili- 
zarse, el potasiqpasá por la capa de ácido bórico ca- 
Jentadp y le descompone ; el boro queda en libertad, 
y el protóxido de potasio que se ha formado , se une 
con una parte de ácido bórico para constituir un bo- 
rato de potasa básico. Luego que ha estado el tubo en- 
rojecido durante cinco á seis minutos , se le deja en- 
friar y se echa diferentes veces agua hirviendo , que 
disudve el borato de potasa y aisla el boro que se 
precipita en el fondo del agua bajo la forma de un 
polvo pardo verdoso. Se le lava , y después de haberle 
recogido en una cápsula , se le deja secar á un calor 
suave. 

Propiedades. El boro es sólido y se halla siempre 
bajo la forma de una materia pulverulenta , de color 
verdoso, sin olor y sin sabor; es lijo al fuego, in- 
fusible y mas denso que el agua; aunque es insoluble 
en esta , puede estar mucho tiempo suspendido sin 
precipitarse , cuando se halla muy dividido. 

Acción del aire y del oxigeno, A la temperatura or- 
dinaria no tiene acción sobre el aire ni sobre el gas 
oxígeno; se combina con este último á un calor rojo, 
y arde en parte convirtiéndose en ácido bórico ; pero 
en esta combustión , una parte del boro se liberta de 
la acción del oxígeno por el ácido bórico formado que 
se funde inmediatamente y le preserva de sa contacto 
inmediato. Se puede comprobar esta propiedad ca-. 
lentando sobre mercurio una porción de boro en 
una campana encorvada medio llena de gas oxígeno: 
á medida que se efectúa la combustión , sube el mer-. 



Digitized by VjOOQIC 



358 ACIDO BÓRICO. 

curio para reemplazar la porción de oiígeno ab- 
sorbida. 

Acción del agua, £1 aga^ no tiene acción aobre el 
boro aun á -+- loo^; es probable que á un calor rojo 
la descompondría absorbiendo sa oxígeno y dejando el 
bidrdgeno en libertad. 

BORO .Y OXÍC^^O. 

(Acida bórico!) 



Estado natural. Es el único compuesto de oxígeno 
y boro que se conoce. Existe en gran cantidad en la 
naturaleza , libix ó combinado con algunos óxidos , ta- 
les como el dxiao de sodio y el dxido de magnesio ; ó 
unido con otros óxidos , como en los minerales desig- 
nados bajo el nombre de turmalmay de axita. Se le 
halla libre disuelto en el agua de ciertos lagos de 
Toscana , de donde se le extrae por evaporación- para 
uso del coní^rcio. 

En la India este ácido existe combinado con el 
óxido de sodio , y forma una sal llameada borato de 
sosa y bórax , que se encuentra también dbuelta en el 
agua de ciertos lagos , ó que se precipita sobpe su lé- 
gamo. Los indios le extraen para expenderle en el 
comercio , bajo el nombre de tmckal ó doroíXí en bru- 
to. La sal en bruto que se extrae de este modo , se pu- 
rifica en Europa para uso de las artes. 

Extracción, Siempre se extrae el ácido bórico puro 
de estos productos naturales. En el primer caso se le 
purifica disolviéndole en el agua y haciéndole cris- 
talizar ; en el segundo se disuelve el borato de sosa 
puro en el agua hirviendo , y se- añade poco á poco 
á esta disolución , saturada en caliente , ácido sulfú- 
rico ó ácido clorhídrico ,. hasta que haya un ligero ex- 
ceso de estos. El óxido de sodio se combina eoxx el 



Digitized by VíjOOQIC 



ACIDO BOKICO. 359 

ácido añadida para formar un nuevo compacto so- 
luble en él agua, y el ácido bórico se precipita por 
el enfriamiento en escamas blancas nacaradas que 
se lavan bien. Pero este último no está puro , pues 
retiene siempre parte del ácido que ha servido 
para precipitarle , y además una materia grasa sino> 
9e ha refinado el bórax. Se le quita una y otra fun- 
diéndole en un crisol de platina , y no en un ¿rbol 
de tierra al que atacaría uniéndose con una parte de» 
la alúmina y del óxido de hierro ; se le puede ob« 
tener puro volviéndole á disolver en agua , y hacién«^ 
dolé cristalizar. 

Propiedades. El ácido bórico preparado de este mo^ 
do es sólido y no tiene color ni olor ; cristaliza en pris- 
mas ó escamas pequeñas blancas y nacaradas, segua 
que es repentina ó lenta la formación de los cristales. 
Acción del calórico. Expuesto á una temperatura 
roja , se funde y se vuelve fluido como el agua ; en 
este estado se le puede hacer correr y al enfriarse 
adquiere la l4*asparencia y el aspecto del vidrio. El 
ácido bórico vitrificado de este modo es muy duro; 
se le debe conservar al abrigo del aire , pues cuan- 
do está en contacto de este , pierde su trasparencia, se 
i^elve opaco , aumenta de peso, y se cubre de un pol- 
vo blanco que resulta de la absorción del agua por 
este ácido. 

. 3 

Acción del agua. El agua á H- lo^ disuelve ; á 

ICO 

8 
loo puede contener . Estas disoluciones enrojecen 

débilmente la tintura de girasol. El alcohol disuelve 
también una pequeña cantidad de acidó bórico ; esta 
disolución presenta de notable que cuando arde al 
aire la llama tiene color verde claro. 

Aunque es fijo al fuego , el ácido bórico puede 
volatilizarse por una co^rriente de vapores de agua. 
Se demuestra esta propiedad calentando á un calor 



Digitized by LjOOQIC 



360 ACIDO BÓRICO. 



Digitized by VjOOQIC 



CLOaüBO DE BORO. 361 

Caando se descompone á ana temperatara alta el 
borato de hierro por fl hidrogeno , el hidrógeno en 
exceso qae se desprende arde con ana llama cay a parte 
exterior tiene xifi color ligeramente verde; pero esta 
propie^l^ depenule, como lo hemos comprobado, de 
que ona porción de ácido bórico qae lleva consigo, se 
precipita en la llama y le da este color. 



COMPUESTO DE BORO T CLORO. 
(Cloruro de boro.) 

El boro no tiene acción sobre el cloro en frió; 
pero caando se le calienta en este gas, arde con ana 
llama blanca, brillante y se convierte en cloruro ga^ 
seoso , que se separa del exceso de cloro caando se le 
pone en contacto con el mercurio. 

Prepcwacion. También se paede obtener este com^- 
paesto haciendo pasar ana corriente de cloro seco so- 
bre ana mezcla de ácido bórico seco y carbón calci- 
nado. A ana temperatara elevada se descompone el 
ácido bórico por la acción simultánea del carbón y 
del cloro qae separadamente no tienen ninguna ; se 
forma cloraro de gas óxido de carbonea y cloruro de 
boro gaseoso. Pero se ve que es imposible obtener ais-^ 
lado este último compuesto, porque no se conoce rfin- 
gan medio de separarlos. Dumas ha indicado este pro- 
cedimiento. 

Propiedades, El cloruro de boro es un gas sin co- 
lor y de olor picante , enrojece mucho la tintura de 
girasol sin duda porque se descompone en este líqui- 
do. Al contacto del aire esparce humos blancos ab- 
• sorbiendo el vapor de agua. Un calor may elevado 
no le descompone; el agua disuelve, gran cantidad y 
le trasforma inmediatamente en ácido clorhídrico y en 
ácido bórico que se precipita si la cantidad de agua no 
es muy considerable.* 



Digitized by VjOOQIC 



362 FLUORURO DE BORO. 

Composición» Parece qae se compone de 

Boro 9,29 I átomo. 

Cloro 9^)7' 3 átomos. 



Digitized by LjOOQIC 



FLUOHüaO DE BORO. 363 

partes de áddo sulfárico concentrado, y ¿e calienta 
poco á poco esta mezcla; al cabo de algan tiempo se 
desprende un gas que es el fluoruro de boro. El^ gas 
preparado de este modo no es puro, pues contiene 
siempre un poco de fluoruro de silicio formado á ex- 
pensas del ácido silícico del vidrio^ . . 

Teoría de la prepctracwn. Es fácil explicar las reac- 
ciones que pasan en esta operación:. el fluoruro de 
calcio se descompone por el ácido sulfúrico hidratado, 
como lo hemos indicado en la preparación del ácido 
fluorhídrico; este último ácido formado descompone 
después el ácido bórico , de donde resulta fluoruro de 
boro y agua; esta es retenida. por el ácido sulfúrico 
que á propósito se emplea en gran cantidad para abspr- 
ber taml^ien el agua que abandona la porción de 
ácido sulfúrico que se une con el óxido de calcio for- 
mado. 

Propiedades. El fluoraro de boro es un gas sin co- 
lor y de olor picante y ácido; esparce -vapores blancos 
espesos al contacto del aire que enrojecen mucho la 
tintura de girasol: su densidad es de 2,3 1 24; es im- 
propio para la combustión ; no experimenta ninguna 
alteración á la temperatura mas altá< Tiene muchisi-^ 
ma afinidad con el agua, y es el mas soluUe de iodos 
los gases conocidos. 

Acetan del agua. £1 agua á la temperatura ordina- 
ria absorbe 700 veces su volumen de éste gas y ad- 
quiere una densidad de I9770. Esta disolución, que 
al parece está compuesta de agua y fluoruro de boro, 
es muy acida , tiene la viscosidad del ácido sulfúrico 
concentrado y ennegrece como él las sustancias vejeta- 
Íes; al contacto del aire esparce vapores blancos y 
pierde por el calor la quinta parte del gas que con te- 
nia. Esta disolución concentrada de fluoraro de boro, 
que con razón se la podria considerar como un hidra* 
to de fluoruro de boro , se trasforma en parte por 
mayor cantidad de agua en ácido bórico y en ácido 
fluorhídrico; este último forma con el fluoraro no 
descompuesto un fluorhidrato de fluoruro de boro7 



Digitized by VjOOQIC 



364 FLUORURO DE BORO. 

Acetan del potasio. Calentado el potasio en este gas, 
}e absorbe enteramente y se trasforma en fluoruro 
de^ndo el boro en libertad. 

Composición. Este gas está compuesto de * 

Boro. ... 16,24 I átomo. 

á 
Fluor. . . . 83,76 3 átomos. 



Digitized by VjOOQIC 



SILICIO. 365 



CAPITULO XVIII. 



SILICIO. 



SU EXTRACaON, SUS PROPIEDADES, SUS COMBINACIONES 
CON EL OXÍGENO , EL HIDROGENO , EL CLORO , EL 
BROMO Y EL FLUOR. 



El silicio es un metaloides que se ericuentra en la 
naturaleza combinado con el oxígeno. Este cuerpo se 
encuentra en abundancia en el globo , y forma ana 
combinación que ha sido considerada, antes que se 
conociese su composición , como una tierra , y los an- 
tiguos químicos le dieron el nombre de tierra siUcwsa^ 
sílice , tierra sfitnficable. Se le dio el primer nombre 
porque entra en la composición de la sílice ó peder- 
nal del cual forma la base principal ; ha tomado la 
última denominación de la propiedad de formar el vi- 
drio común cuando se le funde con los álcalis. 

Descubrimiento. Davy, en 1807, después de haber 
descubierto la composición de la potasa y de la sosa, 
demostró que la sílice era un compuesto de oxígeno y 
de un radical que designó* con el nombre ác silicio ^ &c. 
Desde entonces se le consideró como un óxido de sili- 
cio; pero las propiedades electro-negativas de este 
compuesto han hecho que los químicos modernos le 
coloquen en la clase de los oxácidos, y en la actualidad 
se le conoce con el nombre de ácido silícico. 

. Estado natural. Este ácido existe puro en el cris- 
tal de roca y en el cuarzo; constituye casi la totalidad 
de cierta» piedras , tales como las ágatas, los pórfiros, 
los pedernales , la arena , &c. ; entra en la composición 



Digitized by VjOOQIC 



366 SILICIO, 

de macháis piedras gemmas empleadas en la joye- 
ría , como la amatUta , el rubi espinela ^ la esmeralda 
del Perú y &c En la mayor parte de estos compaestos 
el ácido silícico está asociado á óxidos metálicos , ai- 
ganos de los caaleS'Ie dan diverso color y son la cansa 
de los diversos matices qne presenta. 

Extracción del silicio. Berzelins es el primer quí- 
mico qae ha podido obtener cantidad suficiente de sili- 
cio para estudiarle , descomponiendo el fluoruro doble 
de potasio y silicio por un exceso de potasio. Se con- 
sigue esta descomposidon colocando sucesivamente en 
un tubo de vidrip cerrado por. un, extremo una capa de 
potasio y otra de fluoruro de potasio y de silicio pisr- 
fectaipente seco, y alternando hasta llenar las dos ter- 
ceras partes del tubo. Calentando el tubo con una 
lámpara de espíritu de viñó se verifica, la reacción , el 
fwtasio se apodera del fluór unido al silicio y este úl^ 
limo se uae ,;can uaa porción de potasio. Por consi-^ 
guíente el resultado es un fluoruro de potasio y un 
compuesto de silicio y potasio. Cuando se trata la ma^ 
Aa por el agua , se disuelve el fluoruro de potasio , y 
^ Q»mpaesto de silicio y potasio se trasforma á ex-r 
pensas de una parte del agua en protdxido de potasio 
que se disuelve igualmente , en hidrogeno que se des* 
prende en gran parte , y. en hidruró de silicio que se 
precipita bajo la forma de polvo pardusco. Se recoge 
este último sobre un filtro, se le lava y después de 
liaberle secado , se le calienta hasta el rojo oscuro en 
un crisol de platina descubierto; el oxígeno del aire 
quema el hidrógeno del hidruro de silicio, y el silicio, 
que es menos c(»abu8tible , queda en el fondo del 
crisol mezclado coa un poco de ácido silícico que se 
ba formado durante esta calcinación : se le puede pri« 
var de este último haciendo digerir el silicio con ácido 
clorhídrico debilitado y lavándole después ; sin duda 
obraría del mismo .modo una disolución débil de 
potasa. 

Pr4f)iedades, El silicio obtenido por este* procedi- 
miento es un polvo de color pardo de avellana; es 



Digitized by LjOOQIC 



ACIDO silícico. 367 

¿ja, iafosible, siü ningún brillo metálieo, insolableen 
«/el agua é inalterable por este líquido á la tempera-* 
tura ordinaria ,. en cuyo fondo se precipita. Al pa-r 
recer no es conductor de la electricidad; lo cual le 
aproi^ima mas 4 los cuerpos combustibles no metáli* 
eos con los cuales no tiene mas analogía que á los me-^ 
tales. 

Acción del oxígeno. En este estado parece que 
iiene muy poca afinidad con el oxígeno , porque 
se le puede calentar, basta el rojo al contacto dd 
aire sin qde le absorba; cuando esta calcinación se 
efectúa en el gas oxígeno puro , se combinan muy 
lentamente y solo con mucha dificultad se puede oxi- 
dar enteramente el silicio y sin du4a porque el ácido 
jsilícicó que se forma preserva de la acción del oxígeno 
á las demás porciones de silicio.. 

Acción de las sales. Calentado mucho el silicio con 
el azoato de potasa^ se oxida á expensas de una parte 
del oxígeno del ácido azoico. £ste cuerpo presenta un 
fenómeno notSble, cual es el de descomponer con 
desprendimiento de luz el carbonato de potasa al calor 
rojo. La oxidación del silicio proviene de la descom- 
posición del ácido carbónico. 

Los ácidos oxigenados é hidrogenados no tienen 
acción sobre el silicio ni en frió ni en caliente. 



COWffüEStO DE SILICIO Y OXIGENO. 



(^Ácido silícico y sílice.) 



Solo se conoce un compuesto de silicio y oxígeno, 
Y es el que se halla abundantemente en la naturaleza 
puro ó combinado con otros óxidos como ya lo hemos 
dicho. 

Extracción. Se Wpnede qxtraer de los compuestos 
naturales que le contienen tratándolos por el óxido de 



Digitized by VjOOQIC 



368 AGIDO silícico. 

potasio, qué ibrma con el ácido silícico ana combina- 
ción fusible y soluble en el agua,, de donde le separan* 
fácilmente los ácidos en estado de hidrato. 

£n este principio está fandada la extracción 
del ácido silícico. Se pone en un crisol de tierra 
una parte de* arena 6 de gres redacido á polvo im^ 
palpable y 3 á 4 partes de hidrato de potasa qae se 
calienta hasta el rojo: el agua se desprende, el óxi- 
do de potasio se combina poco á poco con el ácido 
silícico y forma un compuesto fosibté (subsilicato de 
potasa). 

Tratando esta masa fundida por cinco 6 seis yeces 
su peso de agua hirviendo , se disuelve el subsilicato 
de potasa ; si se vierte después en la disolución ácido 
clorhídrico hasta que haya un ligero exceso, el ácido 
silícico se precipita en copos blancos gelatinosos que 
se recogen y lavan mudias veces. El agua se despren- 
de durante la calcinación y queda el ácido silícico bajo 
la forma de un polvo blanco. 

Si la masa del silicato estuviese difuelta en quin* 
cea veinte veces su peso de agua, 6 en mayor can- 
tidad, no se precipitaría cuando se le llegase á sa- 
turar por el ácido clorhídrico ; sin embargo el ácido 
silícico se separaría y quedaria disuelto en el agua á 
causa de estar muy dividido. Para obtenerle sería ne- 
cesario evaporar el licor en una cápsula de porcelana 
hasta la sequedad. A cierta época de la evaporación , el 
licor se reunirá en una masa gelatinosa, á consecuen- 
cia de la separación del ácido silícico ; se desecará bien 
esta masa y se la pondrá otra vez en contacto con 
agua acidulada por el ácido clorhídrico, y se calen- 
tará. Las moléculas del ácido silícico adquieren cohesión 
y quedan en el estado de un polvo blanco , que se le 
recoge. 

. El ácido clorhídrico que se añade al agua que 
debe lavar el ácido silícico sirve para volver á di- 
solver los óxidos que estando antes unidos al ácido 
clorhídrico, se han sep^trado de él al tiempo de secar 
el residuo de la evaporación. 



Digitized by LjOOQ IC 



ÁCIDO SILÍCICO. 369 

Por medio de este 'procedí miento un poco modifi- 
cado se llegaría á conocer la proporción de ácido silíci' 
co que existe en los diversos minerales; solo que se 
efectúa la fusión con la potasa, no en crisoles de tierra, 
porque estos últimos darían indudablemente cierta 
porción de su sílice, sino en crisoles de plata fina que 
no se alteran por este compuesto. 

Propiedades. El ácido silícico extraído por uno de 
los procedimientos que acaba iii os de describir se pre- 
senta siempre bajo la forma de un polvo blanco muy 
fino, sin olor, sin sabor, 'que no tiene ninguna acción 
sobrfi la tintura de girasol. Su densidad es de 2,65o. 
£xpaestó al calor mas fuerte de los hornos ordinarios, 
es- infusible y entena mente fijo; no se le puede fundir 
sino á una temperatura muy elevada por los medios 
mas fuertes { entonee^s se liquida y toma el aspecto del 
vidrio* 

£1 agua no tiene ninguna acción sobre este ácido. 
Además ios ácidos mas concentrados no pueden disol- 
verle , á excepción sin embargo del ácido fluorhídrico 
que le descompone y le hace pasar al estado de fluoru - 
ro de silicio (P". mas adelante). 

i. Las disoluciones de óxido de potasio ó de sodio le 
disuelven aun en frió y pierden poco á poco su causti- 
cidad y la mayor parte de sus propiedades, lo que no , 
deja duda de que el ácido silícico los satura y se con- 
duce como un verdadero ácido respecto á los óxidos, 

Action de los metales. Ciertos metales ávidos de 
oíxígeno pueden á una temperatura elevada descompo- 
ner el ácido silícico. Ya hemos dicho mas arriba que 
el potasio obraba de este modo; el hierro en presencia 
del carbono puede descomponerle, como lo han pro- 
bado MM. Berzélius y Slromeyer; entonces el silicio 
se combina con el hierro para formar un compuesto 
que se forma naturalmente en los altos hornos, en don- 
de se reducen los minerales de hierro silicioso y que 
hace parte constituyente de casi todos los hierros cola- 
dos del comercio. 
, Composición. El ácido silícico, según el termino 
TOMO 1. ¿4 

Digitized by VjOOQIC 



370 HIDRÜRO DE SILICIO, 

medio de muchas análisis , se compone segon J/L Ber- 
zélius de 

Sílice. 4-8)04. 1 átomo* 

ó 
Oxígeno 5i>96 3 átomos» 

IOQ,00 



Su fórmula =Si O'. • 

Usos, Este ácido puro solo se emplea en los labo-- 
ratorios. £1 que nos suministra la naturaleza tiene nor 
merosos usos en las artes; en estado de arena pura eor 
tra en la composición de los espejos, del vidrio blanco 
y de los esmaltes sobre la loza; en el estado de una arer 
na de color ó impura , sirve para fabricar el vidrio or^ 
dinario; mezclado con cal constituye la preparación que 
se usa en las construcciones de edificios. £n algunos 
trabajos metalúrgicos sirve también como fundente. 

Las diferentes variedades naturales de este ácido y 
sus combinaciones tienen numerosos usos ; los pedeiv 
nales, las piedras de fusil se preparan con una piedra 
casi enteramente formada de ácido ¿lícico, y á La que 
, los mineralogistas designan con el nombre de siiex /^-^ 
rómaco. La variedad tan numerosa , conocida con. el 
nombre de ágata ^ sirve para fabricar vasijas, adornos 
y joyas, &c. La amatista, el'dpalo, la cornalina, son 
unas variedades que se usan mucho para preparar ób-* 
jetos de lujo, y tienen por base el ácido silíí^ico puro d 
dado de ccJor por los óxidos metálicos. 

COMPUESTO D£ SILIOO Y B£ HIDAÓGENO. 

(Hidruro de siUcíú.) 

Preparación. Como hemos dicho antes se forma este 
compuesto poniendo en agua la combinación del pota- 
sio y del isilicio; el oxígeno obra sobre el potasio, y el 



Digitized by VjOOQIC 



CLORURO DE SILICIO. 371 

I^drogeno se combina en parle con el silicio para for- 
ua^r hidruro de silicio , que se precipita en polvo par-^ 
du^po. Esta combiitiacion, que se parece mucho al si-* 
licio por sus propiedades físicas, se diferencia deéi por 
su combustibilidad; pues cuando se 1^ calienta al 
contacto, de] a¡r0, se infama. y prde dejando an resi- 
duo formado de ácido silícico y de up vestigio de si- 
licio no qaemado. 

COMPUESTO DE SILICIO Y CLORO. 

(Cloruro de sílfch.) 

Calentando silicio en gas cloro seco , puede obte- 
nerse el cloruro de silicio. La combinación se efectúa 
C9II desprendimiento de luz. 

Preparación, También se le puede preparar coloi^añ-* 
do en un tabo de porcelana una mezcla de pa rtes igua- 
les 4e ácido silícico y de carbón calcinado; se adapta ^ 
UDO de los extremos un tubcf que tiene cloró seco, y al 
0ro una alargadera que comunica con un globo de go- 
lletea, rodeado de una mezcla refrigerante. El ácido si- 
lícico se descompone á una temperatura roja por el car» * 
ton y el cloro. El primero se combina con el oxígeno 
p^a formar óxido de carbono,^ el segundo con el sili- 
cio. Estas dos afinidades reunidas son las que descom- 
ponen el ácido silícico. El cloruro de silicio se condensa 
en estado líquido en el globo con una pequeña canti- 
tidad de cloro en exceso; se le priva de este agitándole 
con merc(urio, que le absorbe pasando al estado de 
protocloruro de mercurio. Luego que se le ha purifi^ 
eado dé este modo, se le destila á un calor suave.' 

Propiedades, El cloruro de silicio se presenta bajo 
la forma de un líquido sin color, trasparente, muy 
(laido; es muy volátil, hierve á -f-5o^, y se evapora 
enteramente al aire esparciendo vapores blancos; es 
mas denso que el agua. Puesto en Contacto de este lí- 
quido se trasforma inmediatamente en ácido silícico y 
«n ácido clorhídrico parque se descompone. 



Digitized by VjOOQIC 



372 FLUORURO DB SILICIO. 

Composición, Bcrzclius ha descabierto este compacs- 
to, aun poco examinado, y le ha estudiado M. CKrs- 
tedt, quien ha indicado el procedimiento para obtener- 
^ le. Se compone de 

Cloro 8a,8 6 átomos. 

ó 
Silicio. ' 17,2 I átomo. 

100,0 

Su fórmula Ch** Si, 

BROMURO DE SILICIO. 

Se'rullas ha preparado este bromuro por el proce- 
dimiento que se emplea para obtener el cloruro. 

Propiedades. Se presenta bajo la forma de un lí- 
quido sin color , que esparce al aire vapores espesos; 
entra en ebullición de-Hi48 á -H i5o^; enfriado en 
una mezcla frigorífica, se solidifica de — 1 2® á — i5^; 
agitado en el agua, se descompone como el cloruro de 
* silicio. Elevando un poco la temperatura, el potasio 
obra vivamente sobre este bromuro^ aislando el silicio. 

Este bromuro deb* corresponder al cloruró de si- 
licio por su composición atomística Si Br^ 

COMPUESTO DE FLUOR Y SILICIO. 

{Fluoruro de silicio , gas ftuosilícico.) 

Al exponer las propiedades del ácido fluorhídrico 
hemos dicho que tenia la propiedad de corroer^ y qui- 
tar el brillo al vidrio reaccionando sobre el ácido silí- 
cico que entra en su composición , y de formar un gas 
que al principio se le designó con el nombre áe gas 
fluórico siliciado 6 ftuosilícico. 

Preparación, Se forma este compuesto siempre que 
el gas fluorhídrico está en presencia del acido silícico.' 



Digitized by VjOOQIC 



FLÜORITRO DE SILICIO.. 373 

En b>s Uboratoríos se le obtiene por un procedimiento 
se^QJs^nte al qae hemos descrito para preparar el fluo- 
ruro de boro. Se coloca en una ampolleta una mezcla 
reduqid^ á polvo fino de parles ¡guales de fluoruro de 
calcio y de vidrio m2H:hacado, ó de arena lavada por- el 
ácido clorhídrico; después se vierte bastante cantidad de 
ácido sulfúrico concentrado para formar una masa 
blanda. . Calentando poco á poco, se verifica plronto la 
reacción { el ácido fluorhídrico que queda en libertad, 
descompone el ácido silícico para formar fluoruro de 
silicio que «e debe recoger sobre inebrio. El residuo 
contenido en la ampolleta consiste en sulfato de cal 
mezclado con el exceso de vidrio 6 de arena siliciosa. 

Propiedades, El fluoruro de silicio es un gas sin 
color, permanente y elástico como el aire; esparce va- 
pores blancos, picantes, semejantes á los del ácido 
clorhídrico. Su densidad es de 3,5736; como el com- 
puesto precedente es impropio para la combustión y 
enrojece la tintura de girasol. El calórico no le hace 
experimentar alteración, y ninguno de los compues- 
tos que hemos examinado le descomponen á ninguna 
temperatura. 

Acción del agua. Según John Davy , el agua puede 
disolver doscientas sesenta y tres veces su volumen; 
p^ro entonces este gas se ha convertido en parte en api' 
do fluorhídrico y en ácido silícico por la descomposi- 
ción del agua; el ácido silícico sé precipita en copos 
' blancos, gelatinosos, insolubles , y el ácido fluorhídrico 
queda disuelto y combinado con cierta cantidad de 
fluoruro de silicio no descompuesto, y forma un flúor- 
hidrato de fluoruro de silicio. Se prepara este hidrato 
de fluoruro de silicio líquido haciendo enfrar gas fluo- 
ruro de silicio en un frasco que contenga en el fondo 
tina capa de mercurio, y encima otra capa mayor 
de agua destilada; se sumerge en mercurio el tubo que 
ha de conducir el gas para impedir que se obstruya lo 
que sucedería indudablemente si se sumergiese el mbo 
en agua. A medida que el gas fluoruro de silicio atra- 
viesa el agua, se descompone ^ se ve que sc" precipitan 



Digitized by LjOOQIC 



374 FLCORCRO DE SILICIO^ 

copos blancos gelatinosos de ácido sHicico, Ids caales ae 
separan por medio de an filtro. El agua tiene eti di- 
solución flaorhidrato ácido de fluoraro de silicio. 

Sebéele descubrió el fluoruro de silicio en 177í' 
Es el compuesto que obtuvo tratando el espato fluoi" 
en una retorta de vidrio por el ácido sulfúrico, y át 
cual did entonces el nombre de ácido ftuóríco: babia 
observado que contenia sílice (ácido silícico). Después 
han estudiado este gas Priestley y John Davy. 
Composición. Al parecer está compuesto áe 

Fluor 71 ,66 6 átomos. 

6 
Silicio 28,34 I átomo. 

100,00 
Su formula = Si F*. 



Digitized by VjOOQIC 



BETAUS. 375 

■*' .-*■■ -^t:^-- - ■ 

m 

LIBRO SEGUNDO 

METALES 

ó 



CAPÍTULO PRIMERO 

( . ^ 

GENERALIDADES $OBIl£ LOS CUEAPOS METALlCu;^. 



JLos caerpos colocado^ en esta sección se distingaen de 
Ioff<ine kenbos esiadiado anteriormente por un gran nú- 
mero de propiedades generales que se hallaíi poco des- 
aírrotladas , 6 qne solo existen en menor grado én los 
metaloides. En esta, lo mismo que en todas las clases 
ifat se han establecido para clasificar los productos de 
la naturaleza, no se observa ningana línea de demar- 
cación bien determinada. Por consiguiente en rigor se 
podria considerar á todos los cuerpos simples conoci- 
dos como anillos dé ona misma cadena , cuyas extre- 
midades opuestas por una degradación débil y poco 
sedsible, presientan grandes diferencias. 

Los cuerpos designados con el nombre de metales 
son generalmente opacas, bdltantes cuandoestán en 
masa y aan cfi polvo, con tal que este no sea detiia- 
siado fino; porque entonces no pueden go'¿ar de la pro- 



Digitized by VjOOQIC 



376 METALES. 

piedad de reflejar la luz que reciben caando se los pa— 
limenta. No todos tienen en igaal grado esta propie- 
dad , paes bajo esic punto hay diferencias que depen** 
den de la misma naturaleza del metal , conSo los físicos 
lo han demostrado muy bien, sin que pueda decir^ 
cuál es la verdadera causa .de estas diferencias. Solo se 
sabe que los que son susceptibles de adquirir mucho 
pulimento, gozan de la propiedad que se conocia con 
el nombre de brillo metálico. 

Conductibilidad del calórico y de la electricidad^ La 
trasmisión del calórico por contacto es mas rápida en 
estos que en todos los demás cuerpos que la retardan 
ó la impi.len mas ó menos; sin embargo, respecto á 
esta propiedad^ que en otro tiempo se conocia con el 
nombre de conductibilidad, se observan en estos meta- 
les variaciones bastante grandes. Pero lo que estable- 
ce una diferencia notable entre estos cuerpos y los 
combustibles no metálicos, es que trasmiten con una 
rapidez incalculable el fluido eléctrico aun á grandes 
distancias. '* 

Solidez. Todos los metales son mas órnenos sólidos 
á la temperatura ordjnaria , solo se exceptúa el mer- 
curio; este metal no {>iude solidificarse sino á la tem- 
peratura de cuarenta grados bajo cero. 

Dureza, Varía su dureza ; el potasio y el sodio son 
blandos, pues pueden amasarse y se dejan corlar fá- 
cilmente con un cuchillo. Los demás presentan mas ó 
menos resistencia al separarlos; así el plomo y el esta- 
ño se dejan rayar por la uña, lo cual no sucede a otros 
muchos metales. Orden de dureza: hierrp, platino^ CO'* 
, bre , plata, oro, zinc, estaño y plomo. 

Color. Resjjeclo al color le tienen generalmente mas 
ó menos blanco que tira á plateado ó gris ; tres solo 
le poseen distinto, y son el oro, el cobre y el titano. 
El primero tiene un íolor amarillo particular, y los 
otros dos son rojizos. 

Densidad. La densidad de estos cuerpos, aun- 
que en general es mayor que las de los otros sólidosi 
no es como se pensaba en otro tiempo una propiedad. 



Digitized by LjOOQIC 



METALES. 377 

particular á ellos, porque solo se conocen dos que 
sean aun mas ligeros que el aguar el potasio y el so- 
dio. Cada metal tiene diferente densidad , que varía des- 
de el mas denso al mas ligero veinte veces cerca la 
densidad del agua á o,86.v Orden de densidad : platino^ 
oro j mercurio ^ plomo ^ plata ^ cobre ^ hierro^ estaño y 
zinc. 

Ductilidad y maleabilidad. La mayor parte de los 
metales pueden ceder á la presión y reducirse á lámi- 
nas mas ó menos delgadas, mientras que los otros se 
rompen con* facilidad al mas ligero choque y se"' redu- 
cen á polvo. Sé ha dado á los primeros el nombre de 
metales dúctiles y maleables , y á los segundos el de 
metales quebradizos. La ductilidad consiste en la reduc- 
ción del metal á alambres , y la maleabilidad en po- 
derse reducir á láminas mas ó menos delgadas. El oro 
Í\\2í plata ocupan el primer rango por su ductilidad en 
á hilera; viene después entre los metales usuales, el 
platino , el cobre , el estaño , el hierro , el plomo y el 
zinc. Respecto á la maleabilidad, los dos primeros me- 
tales ocupan todavía el mismo rango. Entonces su orden 
sería oro^ plata ^ cobre ^ estaño^ plomo, platino, zinc y 
hierro. 

Los metales quebradizos mas usados son el anti- 
monio ^el bismuto, el manganeso, <Síc. &c. 

Tenacidad, No todos los metales dúctiles reducidos 
á alambres de un mismo diámetro gozan de la misma 
faerza, pues para romperlos es necesario emplear fuer* 
zas muy diferentes. Se da el nombre de tenacidad á la 
propiedad que tienen los metales reducidos á alambres 
de soportar cierto peso sin romperse. Se concibe que en 
igualdad de circunstancias, este peso será lajmedida 
de la tenacidad. 

Según los experimentos directos que se han hecho, 
el hierro es el metal mas tenaz; después de él vienen 
el cobre y el platino. Los pesos que pueden «soportar 
estos metales reducidos á alambres de dos milímetros 
de diámetro, y que exprflbn su tenacidad , son para el 
primero a49*^S6595; para el segundo iSj^í'^Sgg y 



Digitized by VjOOQIC 



378 mcTALBS. 

para el tercero 124 kik%ramos. Orden de tenacidadr 
plata , oro 5 estaño , zinc y plomo. 

. Sonoridad. A todas estas propiedades debemos aná-^ 
dir la sonoridad^ que es nula en lois metales Uandoá 
y variable en los otros; depende siempre de la mayor 
ó menor dareza que pueden tener , 6 que se les como-» 
nica , ya combinándolos con otros cuerpos , ya por la 
colocación particular que toman sus moléculas en cier- 
tas drcunstaacias. 

Estructura^ olor f sabor. Por último, la e^mclu-* 
ra, el olor y el sabor varían nkudbo. Mucbos metales 
tienen un tejido fibroso, granoso d laminoso; en cuan-* 
to al olor y al sabor , se sabe que se puede desarrollar 
uno ú otro en algunos, cuando se los frota 6 se loa 
toca con las manos: de este mimero son el bierro, eb 
cobre y estaño. Pero se ba observado que los metales 
que Qo se oxidan al aire no tienen esta propiedad: ta- 
les son el oro, la plata, el platino, el paladio, fe. 

Acción del calórico. Expuestos á la acción del caló-, 
rico, los metales se dilatan sin ninguna uniformidad 
y después se funden á grados muy diferentes. Lo* 
«nos no pueden liquidarse por la mas alta temperatu- 
ra aue se puede producir en los bornos de forja ordi-* 
nanos: se conoce á estos con el nombre de refracta- 
rios \ pero sin embargo se los puede fundir por me-* 
dios en que se produce mas calor , si bien solo se con- 
figue esto cuando se bailan en pequeña cantidad. Los 
otros se funden á una temperatura bajo el rojo 6 so-: 
bre está temperatura 6 á otra mas elevada; Por 
consiguiente varía mucbo la fusibilidad de éstos' 
cuerpos. 

Metales ifoláiiles. Mucbos metales, cuando están 
fundidos , pueden volatilizarse añadiéndoles nueva 
cantidad de calórico, aunque estén al abrigo del aire; 
tales son el mercurio, el zinc, el cadmio, el potasio,» 
el sodio ^ d teluro. En esta propiedad es;tá ftmdada la» 
extracción de'eslos metales y sa purificación en los la- 
boratorios. Se bace^esla opáliclon en una retorta de 
gres que C9munica con una alargadera que termina en 



Digitized by VjOOQIC 



METALES. 379. 

étrrééipii^fe Iheno en pSirte ^e agaa 6 d« aceite de ñaf- 
ia, según \á nfaturaleza del metal. 

' La thayor parle de los metales fijod , es decir , no 
Tolátiles, paeden, teniéndolos fundidos y muy calen- > 
fados al contacto del aire , ser arrastrados mecánica-^ 
mente por las corrientes de aire que se forman en sa 
superficie. 

CristaUzaeion por fusiún, Gnno todos los cuerpos 
^fue se háii liquidado por el calórico, los metales* 
fundidos cuando se enfrian pueden cristalizar y pre-* 
sentar formas muy regulares. Muchos se prestan á 
está opefaclon, principalmente los metales mas fu- 
sibles, tales como el bismuto, el plomo, el esta-* 
«o,&c.&c. 

Aeckm dd oxígeno y del aire, £1 aire seco y el oxí^ 
geno no tienen acck>n á la temperatura ordinaria sino 
tohte los metales que tienen mucha afinidad con es« 
tus gases, tales son el potasio, el sodio, el bario, el 
estroncio y el calcio; así no se puede conservar estos 
metales sino al abrigo del aire, 6 cubrie'ndolos con 
aceite de petróleo; los demás metales no se oxidan en 
efitas circunstancias. Entre ellos hay alguno^ que sé 
alteran al aire cargado de humedad y se convierten 
en' 6xidos , sobre todo en la superficie , tales son , el 
kierro, el nAanganeso, el zinc y el plomo. En este ca-* 
80 se verifica la oxidación por el oxígeno libre del air« 
que puede disolverse en la capa de agua que se depo-^ 
tíüSL sobre los metates , y otras veces la favorecen el 
¿xígeno del agua que se descompone simultáneamente^ 
como se ha observado <^on el hierro. 

El oxígeho á una temperatura elevada se combina 
con un gran número de metales desprendiendo mucho 
*tai6tfco y luz. Los que no pueden unirse con este gas 
á ninguna temperatura san el platino , el oro , la pía* 
ta , el paladio, el rodio y el iridio ; sin embargo se ha 
observado que la plata fundida al aire se combinaba 
<^on una pequeSa cantidad de oxígeno que dejaba des- 
prender mientras se solidifica; lo cual sin embargo 
prueba cuan débil es la afinidad que tiene con este gas. 



Digitized by LjOOQIC 



380 MRTALES, 

Acción del agua. Muchos metales descompotiea «el 
agua á la temperatara ofdiaaria , se apropian el 
oxígeno Y dejan desprender el hidrógeno. De este mo- 
do obran repentinamente el potasio, el sodio ^ el cal- 
cio , el bario y el estroncio. Entre los otros se hallan. 
algunos qae solo la descomponen lentamente á la mis- 
ma temperatara, pero rápidamente á ana temperatu- 
ra roja ; cpmo el hierro, el zinc , el manganeso ,. el estaño 
y el cadmio: otros nmchos, tales como el oro, la plata, 
el platino, el paladio, el rodio ócc, no descomponen 
el agaa ni al frió ni al cafor. 

Óxidos metálicos. Tjos compuestos de los metales 
con el oxígeno ó los óxidos ipetálicos presentan en ge- 
neral propiedades algo diferentes de los compuestos 
oxigenados formados por los metaloideos. La mayor 
parte de estos últimos tienen una acidez mas ó menos 
marcada ; tos otros tienen propiedades contrarias : los 
unos son electro- negativos yios otros electro-positivos; 
pero sin embargo hay excepciones que aproximan al- 
gunos metales á los primeros ctíei*pos como si qui- 
siesen destruir una división que la naturaleza no tuvo 
intención de hacer , pero que ha hecho la observación^ 

Procedimiento para oxidar los metales. La afinidad 
de los metales con el oxígeno es algunas veces tan gran- 
de que se los puede convertir en óxidos por muchos 
medios, ya dii^eclamente, ya indirectamente: i.^ ex- 
poniéndolos y calentándolos en el aire ó el oxige- 
no; 2.^ tratándolos por los ácidos oxigenados, que les 
ceden una parte de su oxígeno, ó que los oxidan á 
expensas del del agua que contienen ; 3.^ descompo- 
niendo las combinaciones que forman con ciertos me- 
taloideos por óxidos ya formados. La diferente afinidad 
que tiene cada uno de los óxidos con los ácidos es. 
un medio de eliminación que permite aislar y ob- 
tener ciertos óxidos, aun cuando están combinados con 
los ácidos. 

Volveremos á ocuparnos Me cada una de esta^ 
proposiciones cuando tratemos de cada óxido en pak*T 
tieular. 



Digitized by VjOOQIC 



• METALES. , 381 

Combinación de los metales con los metaloideos. La 
mayor parte de los metales se anen con casi to- 
dos los metaloideos y pueden combinarse con ellos 
en machas proporciones, como ya lo hemos di- 
cho respecto á la combinación de estos cuerpos entre 
sí. Aquí se observan aun las nkismas leyes , es decir, 
que las relaciones en que se verifica esta unión , son 
ordinariamente simples y en cantidades multíplices 
del número que representa el peso del átomo de los 
componentes. 

Las combinaciones que pueden formar los metales 
con el azufre, el cloro, el iodo, el bromo &c., están 
también sometidas á las mismas leyes que las que ya 
hemos reconocido. Se obtienen directamente cuando 
el metal tiene mucha afinidad con estos cuerpos ó por. 
su reacción sobre los compuestos en que entra. 

Combinaciones de los metales entre si ó aleaciones. 
Por último, los metales se combinan entre si*en un 
gran número de proporciones para constituir las alea- 
ciones , algunas de las cuales se emplean en las artes. 
Estas combinaciones pueden verificarse en muchas 
proporciones. 

Estado natural. Los metales se encuentran en el 
seno de la tierra en los terrenos primitivos ó en los 
secundarios , pero rara vez en los terrenos de aluvión; 
existen bajo cinco estados diferentes: 

,1.^ Puros, es decir, no combinados con otros 
cuerpos ; en este estado solo se encuentran el oro , la 
plata y algunos otros metales que tienen poca afinidad 
con el oxígeno ; entonces se los designa con el nombre 
de metales nativos ó vírgenes. ^ 

2.^ Unidos con otros metales y formando alea- 
ciones , como el' platino que se halla aleado con un 
gran número de metales &c. 

3.^ En estado de óxidos, y son los que tienen 
mucha afinidad con el oxígeno, como el hierro, el 
manganeso ^IP^ esta no y el zinc. 

4-.^ Combinados con ciertos metaloides , tales 
como el azufre, el selenio , el cloro y el iodo , y for- 



Digitized by LjOOQIC 



382 METAtB». 

maado salfaros, teleniuros, dorlirós, iodaroa Tina- 
chas (le estas combinaciones son may abundantes w 
la naturaleza. 

5.^ £n el estado de sales : tales son mochos óxidos 
metálicos qne se encuentran anidos á l«s ácidos miT 
perales y forman sales , algnnas de las cuales existeii 
en gran cantidad y constituyen una pane de naesir^ 
globo. ' . 

Clasifitadon de los metales según su afinidad can el 
oxígeno. Una de las clasificaciones mas metódicas qu^ 
se han establecido , es la de Mr. Thenard. £n esta cla- 
sificación están divididos los cofirpo^ en secciones j ser 
gun la afinidad que tienen con él oxígeno. 



Digitized by LjOOQIC 





METALES. 383 


o 


Oro. 

Plata. 

Platino. . 

Paladia 

Iridio. 

Rodio. 


1 


Mercurio. 
Osmio. 


•«si' 


.2 . o ó 

llislólfllilllil 


O 


Manganeso. 

Hierro. 

Zinc. 

Cadoiio. 

Estaño. 


ai 

o 

i 


Aluminio. 

Torio. 

Glucinio. 

Itrio. 

Circonio. 

Magnesio. 


O 


Potasio. 

Sodio. 

Litio. 

Calcio. 

Bario. 

Estroncio. 



Digitized by LjOOQIC 



384 METALES. 

Sección i? La sección primera comprende lo« me- 
tales que tienen tan grande afinidad con el oxígeno 
que le absorben directamente á la temperatura or- 
dinaria , y descomponen instantáneamente el agaa de- 
jando el hidrógeno en libertad. 

Sección i? La sección seganda comprende los mer 
tales cuyos óxidos son irreducibles por el carbono, qae 
á la temperatura ordinaria no tienen acción sobre el 
oxígeno ni sobre el aire ni sobre el ag^ia , perú que 
descomponen esta lentamente á-H I oo^, 
' Sección 3 ^ La sección tercera , los metales que solo 
se oxidan al 'aire húmedo ó á una temperatura ele- 
vada , descomponen el agua al calor rojo , y cuyos 
óxidos son reducibles por el carbón. 

Sección 4.^ La sección cuarta , los metales que no 
descomponen el agna á ninguna temperataca , pero 
que alisorbcn el oxígeno á un calor rojo. Muchos de 
ellos forman ácidos oxigenados: 

Sección 5/^ La quinta, los que no descomponéis 
el agua á ninguna temperatura , absorben el oxí- 
geno bajo el calor rojo , y sus óxidos son reducibles 
por solo el calor. 

¡Sección 6.* Finalmente la sexta, los metales que 
tienen poca afinidad con el oxígeno, al cual no pue- 
den absorber directamente á ninguna temperatura, y 
cuyos óxidos que se forman por reacción química, se 
reducen fácilmente por medio del calor. 

Los metales incluidos en las dos primeras seccio- 
nes , son los radicales de los compuestos que; en otro 
tiempo se llamaban álcalis y tierras , para distinguir- 
los de .los demás óxidos metálicos que podian redu- 
cirse al estado metálico por solo el carbón. 

Las otras cuatro contienen todos los metales que 
Segan la polaridad eléctrica de su combinación con el 
oxígeno , han sido distinguidos en metales electro- 
negativos y metales electro-positivo^. Los primeros com- 
l)inándose con el oxígeno , tienen mas tendencia á for- 
mar . ácidos ó compuestos electro-negativos que á for- 
mar- bases ; de este número son el antimonio , el cromo^ 



Digitized by VjOOQIC 



POTASIO. 385 

el motibdeno^ el tungsteno , el tántalo 6 colombio , el te- 
luro y el titano, IjOS segundos dan con el oxígeno com- 
puestos electro-positivos que hacen oficio de base. 

Muchos metales referidos en las secciones que 
acabamos de exponer , no tienen uso alguno ni en las 
artes ni en medicina , y muchos de ellos son raros, 
por lo que solo indicaremos su existencia , exponiendo 
brevemente su historia y sus propiedades principales. 



CAPITULO II. 

POTASIO. 

NOCIONES SOBRE EL DESCUBRIMIENTO DE ESTE METAL 
DIFERENTES MODOS DE EXTRAERLO. SUS COMPUESTOS 
CON EL OXÍGENO , EL CLORO , EL BROMO, EL IODO, 
EL AZUFRE , EL FÓSFORO Y EL CIANÓGENO. 

Historia. Davy , químico inglés , ensayando la ac- 
ción de la pila sobre la sustancia designada entonces 
con el nombre de potasa , cuya composición se des- 
coDocia , descubrió este metal en 1807. 

jiccion de la püa galvánica sobre la potasa. Si se 
coloca un pedazo de potasa cáustica un poco húmeda, 
sobre un disco de platina situado en el polo negativo 
de una pila galvánica en acción , y se pone on comu- 
nicación la potasa con el alambre que termina el polo 
positivo, esta sustancia se descompone poco á poco; se 
observa en la extremidad del alambre positivo un des- 
prendimiento de gas que se reconoce fácilmente ser 
gas oxígeno , y se manifiestan sobre el disco en con- 
tacto con el alambre negativo , unos glóbulos muy 
brillantes , análogos á los del mercurio. Al examinar 
las propiedades dé estos glóbulos , reconoció Davy que 
absorbian con avidez el oxígeno, y se convertian en 
TOMO I. 25 



Digitized by VjOOQIC 



386 t^oTASio. 

potasa enteramente semejante á la qae se había átí- 
compaesto ; por consiguiente dio á esta base metálica 
el nombre de potiisio. May pronto extendió sos in- 
vestigaciones á los demás álcaMs y tierras , y genera- 
lizó este gran descubrimiento demostrando que eran 
yerdaderos óxidos metálicos, análogos á la potasa. 

Procedimiento de MM^ Gay-Lussac y Thénari 
para descomponer la potasa. Con este procedimien- 
to solo se obtienen cantidades muy pequeñas de es- 
te metal, insuficientes para estudiar todas sus pro- 
piedades. MM. Gay*Lussac y Tbénard descubrieron 
peco tiempo después que se podia descomponer la po- 
tasa á tina temperatura elevada por el hierro, y ob^ 
tener por este medio grandes cantidades de potasio; 
entonces se reconoció y examinó con el mayor cui- 
dado las propiedades de este metal , por un lado por 
los químicos franceses , y por otro por Davy. 

£n los laboratorios se egecuta la descomposición 
de la potasa por do$ procedimiento^ 

Procedtndento primera. Se elige un cañón de fusil 
siii recámara , que se limpia bien por dentro con are- 
na y agua. Después de haberle enjugado y secado, se le 
enrojece en la forja , y se le encorva como lo represen- 
ta la figura siguiente. 




Se cubre de luten formado con una gran cantidad 
de arena y arcilla la parte media de este tubo, y se le de- 
ja secar durante muchos dias á la temperatura ordinaria 



Digitized by VjOOQIC 



Potasio. 38l 

y ¿espites a ana tempferatura mas' elevada. Ejecutado 
todo esto, ae llena de pedazos de hierro, bien limpios 
del orin por la trituración , la parte del fu^il qOfC está 
colocada en un horno largo de reverbero; se intro4flce 
dkspoes en la parte mas elev^á 4e este caSon, situa- 
da fuera del hornos pedazos de potasa f^áustica de 
modo que le llene casi enteramei^te. Se tapa por este 
lado la extremidad del ^afion de fusil con un tapón de 
corcho que deja pasar un tubo de vidrio encorvado; 
ae adapta i la otra extremidad una alargadera de cobre 
que se abre en dos partes, y que está también tapada 
con otro tapón de corcho provisto de un tubo encor- 
vado á propósito para conducir los gasea. 

Preparado de este modo el aparato, se felpea deba- 
jo de la parte del canon que contieiie la potasa , una 
rejilla semicilíndrica de alambre de hierro , y se suje- 
ta el canon en el hornillo con ladrillos y luten infun- 
dibleu Después de haber introducido el cai^on de ^n 
fuelle debajo del cenicero , se tapan tpdas las aberturas 
del horno con pedazos de ladrillo y luten que se de- 
jan secar bien. 

Guando se quiere empezar U operación , se vierte 
por la chimenea unas veces carbones hechos ascua y 
otras carbones apagados, h^sta que el horno esté casi 
lleno; después se rodea con un lienzo mojado la par- 
le del tobo que contiene la potasa para impedir que 
se funda, y se exdia poco á poco una lig/era corrienle 
de aire hasta hacerla lo mas fuerte posible. Cuando 
el tubo de hierro está calentado al rojq casi blan<:o, 
se quita el lienzo mojado que rodea la otra parte del 
tubo , y se funde poco á poco la potasa colocando 
primero algunas ascuas en la parte mas baja de la re- 
jilla. Luego que se ha fundido la potasa , corre á la 
parte del cadon que contiene los pedazos de hierro; 
aquí hallándose en contacto con este metal á una teni^ 
peratura muy elevada, se descompone inmediatamen- 
te : el hierro se apodera del oxígeno de la potasa y 
forma óxido de hierro, y el potasio que ha quedado li- 
bre se volatiliza y se condensa en la alarg?idera de co- 



Digitized by VjOOQIC 



38S íOTASio. 

bre que se maíitendrá fría con un lienzo xnofado. 'Go- 
mo la potasa qac se emplea contiene gran cantidad 
de agaa con que está combinada, esta última ise des- 
compone también, y da cierta cantidad de gas hidró- 
geno qae se desprende por la extremidad del tabo del 
lado de la alargadera. Elste gas se inflama algunas ve- 
ces espontáneamente llevando consigo cierta t^ntidad 
de potasio en vapores. Sa rápido despr^ndimiento'^s 
nn signo cierto de qae prosigue bien Ik operación; 
cuando se hace lenta , se fundé ^na nueva porción de 
potasa poniendo carbones hechos ascuas sobre la rejilla 
encima de las primeras, y se continúa así hasta que se 
haya fundido toda la potasa. 

Si por casualidad el calor no fuese bastante eleva- 
do , la potasa fundida obstruiria el cañón y el gas de- 
jaria de desprenderse por el tubo colocado en la alar- 
gadera, y saldria por el tubo opuesto. £ntonces sería 
necesario activar la combuistion en el hornillo so- 
plando mas, y proseguiría de nuevo la operación. Pero 
cuando cesa de pronto el desprendimiento, sin embar- 
go de la alta temperatura producida, se debe presu- 
mir con razón que se ha fundido el luten por no 
haber podido resisiit la violencia del fuego , lo cual 
puede favorecer la fusión del tubo mismo por haberse 
puesto en contacto con el carbón. 

Cuando ha salido bien la operación, se halla el 
potasio condensado en parte en la alargadera de cobre 
y en parte en la porción contigua del cañón de fusil; 
entonces se le extrae por medio de una varilla de 
hierro encorvada, y se le hace caer en un -frasco qnc 
contenga cierta cantidad de aceite de petróleo r^íciifi- 
cado; ICO partes de hidrato de potasa fundido dan 
de 1 5 á 20 partes.de potasio. 

Para reunir este metal en una sola masa se ponen 
los pedazos que- se han obtenido en un tubo de vidrio 
tapado, con cierta cantidad de aceite de petróleo, y 
se los funde debajo de este líquido malaxándolos con 
un tubo, 6 bien se le divide en' bolitas pequeñas del 
grosor de un guisante. 



Digitized by VjOOQIC 



POTASIO. 389 

' Procedimiento segundo. El otro procedimiento in- 
dicado por Caraadau y perfeccionado por Mr. Brun- 
per , farmacéatico en Berne , suministra este metal á 
menos coste. Consiste en calcinar en un. cilindro de 
hierro batido que hace oficio, de retorta , tártaro car- 
bonado (mezcla íntima de carbón y carbonato de potasa) 

con-ryde su peso de carbón de lena, que está destina^ 

áfyú, impedir que se funda la masa. Se atornilla á la 
abertura del cilindro un trozo de canon de fusil de 
G á 8 pulgadas , que conduce los vapores á un reci- 
piente cuadrado de cobre lleno en parte de aceite de 
petróleo (Wojtf. la figura)r. 




Este recipieate tiene un^ agujero por el cual , por 
medio de un tapón, se introduce una varilla de hier- 
ro en un tubo conductor para desatascarle cuando se 
obstruya por la condensación del potasio. La vasija de 
hierro cubierta de una capa, delgada de luten terreo 
deberá estar colocada horizontalmente en un buen 
hornillo de viento y calentada al rojo. Durante esta 
operación se desprende gran cantidad de gas óxido de 
carbono que arrastra consigo potasio , y un compues- 
to particular formado de carbono , oxígeno y potasa 
que atascan frecuentemente el cañón de fusil. Ségun 
Gmelin este compuesto estaria formado de un ácido, 
particular , al cual se ha llamado ácido crocdnico , de 
XP<w»v, amarillo , á causa de su color. Este ácido 
contiene O O*. 



Digitized by LjOOQIC 



390 poTAiia 

Segan M¿ Brann^r , loo partes de tártaro dan 
decaes de liaber aido Garbonisadas 3 grama» d^ 
potaaio. 

191 gramas de carbonato de potasa y 9G granuia 
de carbón mezcladas, ban prodocido calcii^ndolas la 
gramas de potasio. 

Propiedades. £1 potasio á la temperatura ordinaria 
es sólido , con mucbo brillo j^ateado; si. está blando^ 
se le paede comprimir entre los dedos y cortarle con la 
mayor facilidad como si fuese cera blanda. Solo pñede 
percibirse su brillo plateado cuando está reden cor- 
tada, porque so cultera ^ronrtio al aire y se empafía oixt^ 
dándose* Tiene menos densidad qué el «goa y ^ é^ 
o,865 á-HiS^ Entra en fusión á-4-58<>, y eiápitüO 
á volatilizarse á un calor rojo formando vapores ver- 
des. Solo puede comprobarse esta propiedad calen- 
lando este metal en una campana que contenga gas 
ázoe. 

Acción del eUre, El potasio es buen conductor del 
fluido eléctrico como los demás metales. Expuesto al 
aire á la temperatura ordinaria se oxida con rapidez y 
se cubre de una capa blanquecina de óxido de potasio* 
La absorción del gas oxígeno es mas pronta en caliente^ 
pues apenas se ha fundido este metal , se inflama y arde 
vivanienie produoienido rntr^ho ctíórioo y luz y pasa 
al eatado de dxida de oolor amarillento. Esta grande 
acción del potaaia sobre el aire indica ppi* consiguien- 
te ^C(e es necesario ootialerTarle al abrigo dd aire ; p^ 
esta se le cubre de una capa de aceité de petróleo én 
los fraseos^ en que se le guarda. 

Acowa^Ml 4^ii4i/Cuatido:se echa an pédadto de esté 
ifietl^ en agua , obra sobre ella con violencia^ dá y«el* 
tas sobre su aap^rfioie ^ giria sobre st mismo* y irde 
con una hermosa llama rojiaa un poc# Violadai;£s;taa 
considerable el calor producida á conseetieneía: de la 
dedcíomposioioiiddi agua, que el gas hidrdgeiio 4*^ ^ 
<¿kespreiide se inflsima ad conüacto del aire, y. la .parte 
G^iHral del potaáio, que aun no ha sido tocado^ por el 
agua , se inflama de tal modo que al hn Sjé :iénrojeGe y 



Digitized by VjOOQIC 



PKOTÓXIBO DE POTASIO. 391 

{^iPésenta de eáte modo el aspecto de un globo rojo de 
faego que Icorre por la superficie del agua , y se rompe 
dédpüéí con una ligará explosión. Se halla en el agua 
el protdxido de potasio ^ne Se ha formado , y sie de- 
lüil^siráfádlitieñté Sú jp^tesencia si sé há tenido cuidado 
de dai' t^oival agua con un |)oco dé girasol enrojecido, 
que entonces se Tuelte azul. 

Introduciendo debajo de una campana llena de 
mercurio y que contenga un poco de agua un pedazo 
de potasio envuelto en un papel , apenas el metal está 
«n contacto con el agua, egerce una acción viva sobré 
ella con luz y desprende gas hidrógeno que se pue- 
de medir y reconocer. 

CÓKTPUESTOS BK PÓTASÍÓ CON EL OXÍGENO. 
{ProtégMú.áe poiOiiój potáiú^ deutóxido d¿ potasio,) 

£1 potasio se combina directamente con el oxígeno 
6tt do» proporciones. La combinación ihenos oxigena-^ 
dá se encuentra abundantemente en la naturaleza uni- 
. da á otros cuerpos; la otra solo puede obtenerse direc- 
tamente calcinando el metal ó su proldxido en el oxí" 
gena 6 en el aire^ 

La sustancia blanca que se forma eti lá superficie 
del pótasio^ expuesto al aire á la temperatura Ordinaria 
es sin duda protóxida;^ pero es dificil obtenerle puro 
por este medio. 

Preparación del protóxido. En Ids laboratorios se 
obtiene comunmente este protdiido de algunas de sos 
combinaciones eon los ácidos; pero entonces queda 
combinado con cierta cantidad de agua , y constituye 
un hidrato de protóxido de potasio. Solo puede obte- 
nerse este protdxido anhidro combinando potasio con 
la cantidad exacta de oxígeno que debe absorber para 
pasar al primer grado de oxidación. 

Este óxido se halla éñ la naturaleza combinado con 
los áddos azoico , sulfúrico , fosfórico y con cierto^ áci- 
dos orgánkos , y entonces forma sales que existen en la. 



Digitized by VjOOQIC 



392 PROTÓXIDO DE POTASIO, 

mayor parte de los vejetales y que hacen parte de las 
cenizas que se obtienen por la combustión. Pero como 
por la acción del fuego sobre e^tos vejetales se descom- 
ponen los mismos ácidos orgánicos, se sigue de aqaí 
que el protóxido de potasio, á que estaban unidos pri- 
mitivamente, se ha combinado con el ácido carbónico 
producido, para formar el subcarbonato de potasa 
que se halla en mayor ó menor cantidad en estas ce- 
ni;tas. 

Potasa del comercio. En el comercio se da impro- 
piamente el nombre de potasa al residuo de la evapo- 
ración de la lejía de estas cenizas , residuo que contie- 
ne con el subcarbonato de potasa que entonces se ha-. 
Ha formado, una gran cantidad de sales extrañas á la 
potasa. Con todo, esite producto se emplea en las artes, 
en que la presencia de estas sales no pueden perjudi- 
car en ciertas fabricaciones, para las cuales se le basca 
á causa de sxi poco coste. 

Se pódria usar la potasa en los laboratorios para 
obtener el protóxido de potasio puro; pero como sería 
necesario someterla á largas purificaciones antes de 
emplearla , se sigue generalmente otro procedimiento 
que aunque es mas costoso , da mejor resultado. 

Extracción del protóxido de potasio. Se toman dos 
partes de tartrato acídulo^ de potasa en polvo ; sal 
compuesta de un ácido orgánico y de protóxido de 
potasio; se la mezcla íntimamente con una parte de 
azoato de potasa igualmente en polvo. Se echa en di- 
ferentes veces esta mezcla en una caldera de hierro 
colado, cuyo fondo se ha enrojecido por haberse ex- 
puesto sobre un hornillo lleno de ascuas. Inmediata- 
mente que se ha expuesto estas dos sales á esta tem- 
peratura, hay una deflagración viva; los elementos 
del ácido tártrico se combinan en otro orden para 
producir combinaciones volátiles y gaseosas, mientras 
que el mismo ácido azoico se ha descompuesto por 
una porción del carbono y del hidrógeno del ácido 
tártrico. R/esulta un desprendimiento considerable de 
un humo blanco, picante, que proviene de la combos- 



Digitized by VjOOQ IC 



PROTOXIDO DB POTASIO. 393 

tión del ácido, tártrico, del agáa en vapor, delhidro-. 
geno .caii)oiiado sin dada, del gas ázoe ^ alganas veces 
del dedidúdo de ázoe, y siempre del gas ácido carbónico, 
y ana parte de este Jqaeda anido á ia pola^ de dos 
sales, y forma el carlionato de ¡Potasa, qoe se halla 
en el fondo de la caldera con el exceso de carbono 
qne no ka podido ; quemarse. 

Cuando ^e prepara esta sal de este modo ^ se la 
dísaelve en cerca de doce veces sa peso de agaa !de 
rió , para separarla del carbón por medio de la filtra- 
ción, y sé añade ||»co á poco nñ peso igaal de cal 
viva qae se ha apagado an^^es. Se hierve esta mezcla 
en. ana caldera de hierro colado durante cerca de ana 
hora , teniendo cuidado de menearla de cuando en coanr 
da con. ana cuchará de hierro ó con una, espálala, y 
se añade por intervalos agaa para reemplazar la qae 
se evapora. £1 carbonato de potasa se descompcme 
poco á poco poi" la cal; se forma- sdbcai^boñató de 
cal , y el dxido de ;potamo. qué ha quedado en libertad 
qaeda diéuelto e» eL agua. Se conoce que se ha veri- 
ficado enteramente Ja descofáposidon filtrando parü; 
del licor dilatado en agua, y vertiendo en A agua die 
cal que ya ño debe forman precipitado blanco. ' En- 
toácesíse aparta la caldera del foégo, y se filtra, el 
licor por un lienzo tupido y «fi^o por las cuatro pun- 
tas sobre un marco de madera. El subcárbonato de 
cal y el exceso de cal quedan sobre la tela, mietitras 
que pasa fácilmente la disolución de potasa y se la 
puede recoger ei^ vaaijas á propósito. Se edian sobre 
el filtró > l¿ .primeras porciones que ^ han coktdo y 
qoe siemj^re están un poco tudbias. Se lava después 
el residáo sobre lá tela con agua hirviendo hasta? que 
el agua que filtra no tenga sabor. 

Entonces es necesario evaporar rápidaineiite el 
licor. en ana caldera de plata, y cuando tfe ha reda- 
cido á ana materia que sin embargo de la deiacirá 
de la ten^ratnrá está en fuáion tranquila , se Ja echa 
en otra oildera d mas bien se- sumerge en. agaa. fria 
el eHérior de la caI4era de plata en donde sé ^ hace 



Digitized by LjOOQIC 



394 PROTOIIIDO DE POTASIO. 

}a operación. La materia qué al enfriarse puede ámol^^ 
darse caando se la esparce por las paredes de la va- 
sija^ se separa fácilmente de ellas enaado bá adqoiri-* 
do solidez. La sustancia que ise obtiene por eslt proce- 
dimiento es protóiido de potasio hidra^do ó potasa 
cáustica par ía c€dk 

PreparcLcion de la potasa por el ahofnl, Gom» este 
protdxido contiene siempre algunas sales extrañas y 
principalmente el subearlbonató de potasa que se forma 
durante la evaporación , se le parifica para uso de los 
laboratodm de química^ tratándlk por el alcokol 
que disuelve el protóxido de* potasio y aida las demás 
sales. Se practka esta purificación concentrando la dí- 
soIcK^ion de protóxido de potamo basta la consistefnna 
de jarabe ^ iflqándola enfriar y agitándola en on fraseo 
con cuatro veces su peso de alcobol á 36^. Gusoádó es- 
tán bie9 separadas las sales > se decanta con un sifón 
la disolución alcohólica , y se la destila en ana retorta 
paf a no perdet alcohol , basta que se baya reducido á 
la tercera parte de su volumen. Entontes se debe eva- 
porar el residuo contenido en la retorta á un fuego 
fuerte en una cald«rá de plata , y se le cucüa como eil 
la primera operación. Antes de proceder é esta últi- 
ma operación , se debe ^itaor con una cuchara de pla- 
ta una materia Carbonosa que se separa á consecuen- 
cia de la acción del óxido de potasio sobre los etemen»- 
tos del alcohol. 

£1 producto súmihistÉ^O por esta ségitñda opera- 
ción es el protóxido de potado puro que aun se cono- 
ce con el noihbre de /'•^o^a /?or eitácohcli Gontíéne 
ana proporción de agtoa que ^ calor ño puede quitar, 
lo que le constituye en estado de hidrato. Se lé ^be 
guardar en frascos tapados. 

Fropiedmdes. El hidrato tde pffotóxido d« pcflM^o ó 
potasa és blanco^ sótidoí,' ^udJradiidB' ynray cáos*^ 
tscoi Es tan grande sú acción con las materias ¡orgúíii-' 
cas qué ^descompone casi todas ^ por lo cual es un ve- 
neno violento ; expuesto á lá acción del lf¿^|o^«ntra 
en fosien á un calor bfjo eLro)d^ y ha experimenta 



Digitized by VjOOQIC 



PftOTOXIBO DE POTASIO. 3*5 

.ninguna átoeicáfcion 8Íf|o está al^qtáeto dal aif'c; eii 
el caso contrario absorbe ana parte del oxígeno j del 
ácido carbónico de este fluido, pierde parte de sa agua 
y se trasforma em dcütóxidow Tidáe tanta aftniKLád con 
el agua , que atrae con avidez el vapor que se ha- 
lla contenido en el aire y sé convierte eú líqui- 
do ; al mismo tiempo absorbe también el ácido car- 
bónico. 

Acción del agua. El hidrato de potasa es may so- 
luble; puede disolverse en menos de su peso de agua 
á la temperatura ordinaria. En éslte estado se eólplea 
principaimente xovtio reactÍTO. Guando está dísoluciotí 
estiá conVeaienílefúcnle concénirádá , puede crislalizar 
si se la enfria al abrigo del aire. Se formaaeristaiies «n 
láminaibanuy grandes^ «pie bon oirá combinación de 
^uay protóxidode potasio^ qae Contiene €>y43d<j agua; 
ziganas Teces estos cristales presentan <ooiáedros ii^u^ 
'irados. t 

El hidrato de |»POtdxidó de poFiasio fundido ^n^^ 
tiene ^na proporcibü de agua qué sé deva , scgus al-^ 
gonos GDperrraenlos^ á k8 por lod^ 6 un áiorfio dt 
agaa por un átomo de potasio (KO-4^HH>). Es fácU 
avaluar esta cantidad éoftibinando un peáo conocido 
de protóxido ée potasid Mdratado con una porciohd de 
ácido bórico vitrificado. La diferencia d^ peso, des*- 
pues de la calcinación , dará á conocer la cantidad de 
agua contenida en la potasaj También puede servir el 
ácido silícico para determinar la cantidad de agua; 
ÍK)rque el protóxidé de potasio , comlñnáudose con 
esté ácido^ abandona enteramente el agua que conte^ 
niá. Paede hacerse fócUmemé d esperhncnto en uu 
tubo de Tidrkf tapado. 

€oitt;7MK?foii. La cdralpo^ 
tóxido anhidro puede deducirse del VolémJniidt hidrd*- 
geno qÉ# da un peeo eénoéidd ée potasio o Hw ^ nd ó so- 
lire el aguá^ i^üésté que dcscempoiiHÍflrdoItt se con-viér^ 
le áienipre en protdtído. Este eá el medio que ha^ 
«mj^do MM. Gay-^Luwáo y Titénard {hi0eéti§. 
íiswíHpdmicú» ^ i, I^pági ttj), Segdií sm análisis y 



Digitized by LjOOQIC 



396 DEUTOXiDO DE POTASIO, 

la de Berzélias el protóxido de potasio esuria forma- 
do de 

Potasia .... 83,o5 i átomo. 

6 
Oxígeno. ... i6,g5 i átomo. 

100,00 



Stt fórmala =KO. 

Se consigue también an resaltado semejante de- 
daciendo la composición de este óxido de la de sa sul- 
fato neutro. 

Usos. Se usa principalmente en medicina el protó- 
xido de potasio, y se le coloca entre los cáusticos mi- 
nerales; se le emplea para abrir cauterios rpor esto 
se le conoce en farmacia con el nombre de piedra de 
cauterio j potasa cáustica. G>munmente se usa la que 
se prepara tratando las potasas del comercio por Ta 
cal. A veces se le da la forma de cilindros pequeños por . 
medio de una rielera. 

Se usa frecuentemente este hidrata puro en los la- 
boratorios en un gran número de reacciones y descom- 
posiciones químicas. 

DEÜTÓXIDO DE POTASIO. > 

Se obtiene este grado de oxidación calentando el 
metal en un exceso de gas oxigeno y aun en el aire. 
La combinación se yerifica Tivamente con gran des- 
prendimiento de calórico y luz. Se le obtiene también 
calcinando al aire libre el hidrato de potasa fundido 
en un crisol de plata. 

Propiedades. EL deutóxido de potasio es sólido, de 
color amarillo verdoso, cáustico ,^ fiísible á ana tem- 
peratura mas elevada que aqudla en que se funde el 
hidrato de potasa. Hs indescoitiponible por solo el ca- 
lor , pero se reduce al estado de protóxido por la nu- 



Digitized by VjOOQIC 



dLORüRe DB POTASIO. 397 

yof part^^e tos^cáérpós combusábles ávidos de oxí- 
geno, tales como el hidrógeno, el carbono y el azu- 
ñ*e. Estos dos últimos se acidifican y se combinan con 
el protóiido. 

Accimdel aitey del agua. El deatdxido de potasio 
se descompone poco á poco al aire; absorbe la hume- 
dad^ deja; desprender parte dé sa oxígeno, y se trasfor- 
ma por último en protocarbonato de potasio. Paesto 
en contacto con el agaa, se descompone repentina^ 
mente con una viva efervescencia; pierde parte de sa . 
oxígeno qne se pierde , y pasa al estado áe protdxido 
que se disuelve. 

Composición, lEtSie óxido, desctibierto por MM. Gay- 
Tjttssac y Thénard , se compone de 



Potasio. . . i3,ois I átomo. 

Ó 
Oiíígeno. . . 87,g8 3 átomos. 

100,00 

Su fórmala=KO*. 

Por consiguiente contiene tres veces mas oxígeno 
que el protóxido. Se le analiza fácilmente determinan « 
do la cantidad de oxígeno absorbido por cierto peso de 
potasio. 

COMPUESTO DE CLORO Y POTASIO. 

{Cloruro de potasio,) 

Solo se conoce una combinación que se halla 
formada en la nataraleza. Se la puede obtener direc- 
tamente introduciendo en gas cloro pedazos delgados 
de potasio ; estos arden con mucho brillo y se tras- 
íbrman en una masa blanca^ soluble enteramente en 
el agua y sin efervescencia. 



Digitized by LjOOQIC 



398 cLoauBo i^b potasio^ 

Preparación. TíJáahiéB paode foi'tiai^se este exm^ 
paesto de cloró j potasio exponiendo á ana tempera-* 
tura, roja el pffoiózido de póUMo y el tloro( eate úlii^ 
mo se ane con el metal y desprende el oxígeao. T>m<t 
bien se le fot*má faaiciendo reaccionar el 'ácido clorhí- 
drko Éobre el proidxido de pódalo á el carbmato d^ 
potasa; de la deseomposidoa resulta agaa y cloruro 
de potasio aoloble^ 

ProfiedadM. £1 cloruro de potasio es tíanco , An 
olor, de sabok* sáladd, «m poco picáate y amargo; es 
foidble á un calor Irojo é iadescomponible. £1 ag^ 
á H- i5^ disaelve la tercera parte de sa peso, y d 
agáa hirviendo | parte; Cristaliza eñ cnboil den pris- 
mas de cuatro lados. Estos cristales son poce alterat^ 
bles al aire y decrepitan al faego. 

Acción del agua. Cuando el cloruro de potasio se 
disaelve en el agua á la ten^ratura ordinaria, pro- 
duce un frió mas considerable que el cloruro de sodio, 
porque una parte de este c)<H-uro y eoatfo partes de 
agua hacen bajar el termómetro ii^,4-> mientras que 
en las mismas circunstancias la sal marina (cloruro 
de sodio) solo baja la temperatura i^,g. 

Composición. £ste cloruro está formado de 



Potasio &a)44 s álOQui. 

6 
Cloro 4^7 y 56 a átomos. 

100,^00 



Su fórmula = KCh'. 

En otro tismpo sé eonocia á este eloruro con el 
nombre de salfeirtfMga de Simio (mariátode potasa); 
pero en la nuera nomenclatura se le díd primero el 
de Aidrodorato de potasa porque se le confideraha co^ 
mo fina sal. Se ha probadio después qot era un sim- 
ple compuesto de cloro y de potasio. 



Digitized by LjOOQ IC 



BiBOltlJltO M POTASIO. 399 

Estado natural. Se le halla en ciertos Tcjelales^ di- 
saelto en algaaoft hamoces animales ooa^ el cloraro de 
sodio, y en algunas aguas minerales, pero en muy cor- 
ta cantidad. M. Yogel ba anunciado que se encuen- 
tra en ciertos pedazos de sal gema. 

tOMPÚ¿3TO PE BROMO Y POTASIO. 
' (firomur^ áe potasio?^ 

iP^^jpNT'Af^frí^ Sste eom^aeito, que ea awálogo» ú 
fMrq«ldeiil<^for mueha^ de$«s prcipiedades físicas, piber 
áp o\\fm^^ Umbien direetame^^ Se le prepare sai- 
turando una disolución de hidjraio «de poiasapor.d 
t^fí^iM* Lii dis9Í«cio)H| eoaiiefl^ á b tet WOmato de 
pota^ y W<9nEi»«a d« p<Hftsi«( formados, pov la deft<^ 
conappskio)» p^tialr d(« U pj»tw;, se U eyapatra hasta 
^i;^dt. y sa ealcl^a eVr«aMl«io «» no criaol 4* i4a^ 
tinái pa^a ¿e^cpiíipoacp el bff^oia^ y ^i»V9rt|r)e ea 
]»roi^«jiQ, qu9 Sisi diio^ve 4eApo«9 pava que ^r^tóHoe^ 
También sa l^ puede preparar detscomprni^ficlp ^na^di* 
fiol^óm de pffptobi^nuwo^ 4^ bkffro.pofv^l carbonato 
de pQijisa» 

fH^MMs^A Wk protobr^va^ro d9 polafío s» prer- 
^euMi ^rUisJi^^ tn /^ubo^ pi9q«^eiWflF» bkiK»>$.dpiii«a^ 
leUpípr^os ¡recUMgalares; sNiiaabo^es pioanAe; hq ean-r 
ti^ne agua d# ^j¡$u}ij^09 ; ealeviado, d^rf^tt y se 
funde después sin alterarse» ^ agtijl U disü^lff fOH &- 
cuidad* 

Co^tiwfi "^ áiorvo da i^tii^Q y dos á^pMos de 
bromo. $tti<$cní«l% f»=?K¿Br?, 

1^ ip^dlmi. b^ia ensaya e«ia oon^pu^s^a m el 
tratamieM> da^ la» eolarmeda4«» eacroCnlosa^. 



Digitized by VjOOQIC 



400 lODCRO DE POTASIO. 

COMPUESTO DE IODO Y POTASIO. 

(Joduro de potasio^ 

Preparación, Cuando el potasio está en contacto 
con el vapor de iodo , le absorbe con desprendimiento 
de laz, y se forma un compuesto blanco que es el io- 
duro de potasio. Se puede preparar este iodnro por 
muchos procedimientos: i.^ por la acción del ácido 
iodhídrico líquido sobre el protóxido disuelto en el 
agua, y evaporando el líquido se le puede obtener cris- 
talizado ; 2.^ disolviendo el iodo en una disolución de 
potasa y evaporando; 3.® por el protoióduro de hier- 
ro y el carbonato de potasa. * 

En los laboratorios se emplea este procedimiento 
económico. Se coloca en uía globo 100 partes de. li- 
maduras de hierro, 5o de iodo y 5oo de agua des- 
tilada; y se calienta hasta que el licor que tiene nn 
color pardo se quede sin color. En este estado, filtra- 
do este licor, contiene ioduro de hierro; se vierte en 
el poco á poco una disolución de carbonato de pota- 
sa que le descompone, produciendo protocáfbonato 
de hierro insoluble que se recoge sobre un filtro, é 
ioduro de potasio soluble. Para separar las últimas por- 
ciones de carbonato dé hierro, se debe evaporar hasta 
la sequedad el licor filtrado, y (lisolviendo otra vez 
el residuo en un poco de agua hirviendo^ da ioduro 
de potasio por cristalización. 

Propiedades, El ioduro de potasio es blanco, sóli- 
do, fusible y un poco delicuescente ) de sabor muy pi- 
cante y un poco acre ; se disuelve en el agua y en el 
alcohol, y cristaliza fáciltnente en cristales gruesos, 
cúbicos, análogos á los de la sal marina. Estb& cristales 
no contienen agua de cristalización (M. Gay-Lussac, 
Anales de Química y t. XGI). Calentados al abrigo del 
aire, no experimentan ninguna alteración, y-se fun- 
den encima del rojo. 

Las disoluciones de cloro y bromo descomponen 



Digitized by VjOOQIC 



.lODüRO DE POTASIO. 401 

la disolacion acuosa de ¡oduro de potasio. Añadiendo 
poco á poco estos caerpos al iodaro de potasio , le dan 
primero'an color amarillo anaranjado sustituyéndose al 
iodo que queda combinado con la porción de ioduro 
no descompuesto ; y cuando están en cantidades equi- 
Talcntes al iodo, se precipita completamente este últi- 
mo bajo la forma de polvo pardusco. 

Al principio se consideró á este io<loro de potasio 
como una sal, y se la conoció en cierta e'poca con el 
nombre de hídríodato de potasa. Pero todo inclina á 
creer que es solo un compuesto binario de iodo y po- 
tasio; porgue si se le disuelve en el agua y se le hace 
i^ristalizar, nq ai^men^a de ppso, como «leberia suceder 
si se trasformase en hidriodato por la descomposición 
del agua (Gay-Lussac). 

Camposicion. Ji^te ioduro está compuesto de 

Iodo. . . f . , . ^ . . 76,26 ^ átomos. 

ó 
Potasio. . ...... 23,74 I átomo. 

i 00,00 



Su fórmula =K1\ 

Estado natural. Este ioduro existe en la natur.ile- 
za aunque en corta cantidad. Se le halla en ciertas 
plantas marinas, tales como los fucos y los varec; 
machas producciones animales le contienen , eomo las 
esponjas y algunas cubiertas de moluscos. Se le ha en- 
contrado ts^mbien disuelto en algunas aguas saladas y 
minerales. 

Usos, El doctor Goindet , de Ginebra , ha preconi- 
zado este compuesto en el tratamiento de los bocios, á 
los que funde en muy poco tiempo. Se le ha introdu- 
cido en el arte de curar por haber observado la pre- 
sencia del iodo en las esponjas y en los fucos calcina- 
dos que en oíros tiempos se empleaban con buen éxi- 
to en el tratamiento de estas enfermedades. 
TOMO I. 26 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



SOLFÜROR 1)E POTASIO. 403 

Si es mayor la proporción dc\ azufre en el sulfu- 
ro, deberá precipitarse, lo cual sucede en los casos en 
que en lugar de operar sobre un protosulfuro se opera 
sobre un bisulfuro ó trisulfuro. 

El protosulfuro de potasio calentado al aire, arde 
con brillo y se trasforma en sulfato de potasa. Los de- 
más áulf uros, independientemente (le este ülliuio, dan"* 
por U combustión mas ó menos ácido sulfuroso. 

Preparación. Se puede obtener el sulfuro de pota- 
sio calcinando en un crisol brascado el sulfato de po-^ 
tasa, ó poniendo á una temperatura elevada esta sal 
en contacto con el gas bidrógeno seco Es fácil bacer" 
este úUimo experimento colocando el sulfato de pota- 
sa en una cánalita de platina que se introduce en uri 
iubo de porcelana, calentando el tubo hasta el rojo y 
dirigiendo por e'l una corriente de hidrógeno seco. 

Sulf hidrato de sulfuro de potasio. El protosulfuro de 
potasio goza de la propiedad de combinarse con el 
gas sulfhídrico, y de formar un compuesto que han 
descubierüo Gay-Lussac y The'nard. Se le puede ob- 
tener calentando el potasio en un exceso de gas sul*- 
fbídriro : una parte de este gas se descompone ^ sé 
desprende hidrógeno y se forma sulfuro de potasio 
que se une con una porción de ácido sulfhídrico nó 
descompuesto, para constituir lo que se designa con 
el nombre de sulfhidrato de sulfuro de potasio. Este 
ultimo hace al parecer función de óxido en esta com- * 
binado n. 

Acción del azufre sobre la potasa. Hace mucho 
tiemípo que se conoce en farmacia con el nombre 
impropio de sulfuro de potasa ^ á un com|)uesto que 
se obtiene por la reacción del azufre sobre el óxido 
de potasio. En otro tiempo se le designó también 
con el nombre de hígado de azufre , á cansa de 
su aspecto físico análogo al del hígado de los ani- 
. males. 

Por los trabajos notables de MM. Vauquelin, 
Gay-Lossac y Berzélius sobre los sul furos , se sabe 
que este compuesto debe sus proplteáades á un poli- 



Digitized by LjOOQIC 



404 , ' SÜI.FÜROS DE POTASIO. . 

snlfaro de potasio que queda mezclado con el sul- 
fato de potasa foriitado por la UescompoMcíon de esta 
misma. 

'Preparación del híga(h de azufra. Para obtenerle 
se mezclan partes iguales de azufre sublimado y car- 
bonato de potasa puro y seco. Se introduce esta mez-* 
cía en un globo de vidrio de fondo plano , y se le ca- 
lienta en el baño de arena , basta que el producto 
esté en fusión tranquila. En esta época se aparta la 
vasija del fuego, se la deja enfriai^ y después de ha- 
berla roto, se saca el sulfuro que se le debe conservar 
en frascos bien tapados. 

Propiedades. Este compuesto se presenta en pe- 
dazos sólidos , de color rojo de bígado, de sabor acre 
y sulfuroso. Expuesto al aire , se humedece y despide 
un olor fuerte á huevos podridos; exponiéndole por 
mucho tiempo pierde el color , se descompone y pasa 
al estado de hiposulfito de potasa absorbiendo el oxÍt 
geno de aire. 

Según la teor/a deducida de la experiencia, el azu- 
fre en la operación anterior , reaccionando sobre d 
carbonato de potasa , desaloja todo su ácido carbónico; 
se descomponen las tres cuartas partes del óxido de po- 
tasio, su oxígeno se une con una porción de azufre para 
formar ácido sulfúrico que se combina con otra cuarta 
parte de óxido no descompuesto , mientras. que el po- 
tasio obra sobre otra parte de azufre para formar el 
sulfuro de potasio. Por consiguiente este compuesto es 
una mezcla de polisulfuro de potasio y de sulfato de 
potasa. Se puede comprobar que es esta su composición 
determinando , como lo ha hecho Vauquelin , las can- 
tidades de azufre absorbidas , la del óxido contenido en 
el carbonato de potasa y la proporción de sulfato de po- 
tasa formado {Anales de Química y de Física , tomo VII.). 

Cuando el azufre reacciona á un calor suave so- 
bre el hidrato de óxido de potasio , se descompone 
también el óxido , comp lo ha oliservado M. Gay- 
Lussac (^Anales de Química , t. LXXVIII , p. 86). En 
este caso se forma un sulñlo ó un hiposulñto de potasa 



Digitized by LjOOQIC 



SULFURO DE POTASIO. 405 

y salfuro de potasio, á una temperatura mas elevada; 
Bo puede formarse este hiposulfito, porque esta sal se 
descompone fácilmente por el calor; pero se obtiene 
sulfato de potasa y sulfuro de potasio. Se puede com- 
probar estos rebultados calentando á un calor suave 
en un matraz pequeño flores de azufre con hidrato dé 
potasa hasta que se hayan combinado , y haciendo el 
mismo experimento á una temperatura mas elevada. 
El primer producto , disuelto en el agua privada de 
aire , formará con el azoato de barita un precipitado 
blanco cristalino de hiposulfilo de barita, soluble en 
una. gran cantidad de agua , mientras que' el segundo 
dará con la misma sal un precipitado de sulfato ;de 
barita enteramente insoluble. 

Usos, El sulfuro de potasa se emplea con frecuen- 
cia en medicina ; se le pulveriza y se le mezcla con 
manteca ^constituye una pomada que se usa en el tra- 
tamiento de las enfermcdades.culáneas. Se usa también 
su disolución acuosa para componer los baños, y las 
lociones para curar lá sarna y las herpes. 

Preparación económica del salfuro de potasa. Los 
farmacéuticos le preparan comunmente fundiendo en 
una marmita de hierro colado cerrada con su tapadera, 
ana inezcla de dos partes de potasa del comercio y una 
parte de flores de azufre. Cuando está fundida la ma- 
teria se la ^ha sobre un mármol dado de aceite, 
6 lo que es mejor en moldes de palastro , á los que se 
culiré con una tapadera para libertar del aire al sul- 
furo. Este sulfuro es mucho mas impuro porque corí- 
tíeiíe las sales extrañas que se hallan en la potasa 
del comercio. Tiene un color amarillo verdoso , y cuan- 
do se le disuelve en agua deja un residuo verde ne- 
gruzco de sulfuro de hierro. Se le usa principalmente 
en medicina y en veterinaria para preparar los baños 
sulfurosos. 

Goii ol mismo objetóse prepara también el sul- 
furo de potasa líquido disolviendo un tercio de azufre, 
en una disolución de potasa cáustica que marque 35*^ 
en el areómetro. Debe hacerse esta disolución en un 



Digitized by LjOOQIC 



406 FOSFURO DE POTASIO, 

matraz de vidrio que se calienta, 6 á fuego descabierto 
ó en un baño de arena hasta qae se disaelva completa- 
mente el azufre. Elte producto líquido es ona mezcla 
de sulfuro de potasio y de hiposulfito de potasa. Se le 
debe conservar resguardado del aire y eñ frascos ta- 
pados. 

COMPUESTO DE SELENU) Y POTASIO. 

{Selemuro de potasio!) 

£1 selenio se combina en caliente con el potasio, 
y produce un compuesto sólido , soluble en el agua, 
descomponible al aire que precipita áelenio ea polvo 
rojo; los ácidos desprenden de él gaá $e1enbMrico. Este 
seleniuro sirve para preparar el ácido .selenhídrico 
(F. esta palabra). ■ , ^ 

COMPUESTO DE FÓSFORO. Y EK)TAfc}0. 

{Fosfuro (fe potasio.) 

El fósforo y el potasio se combinan por medio de 
un calor suave con desprendimiento ligero de li^z* £1 
fosfuro que se obtiene es sólido, de color 4^ chocolate; 
pero cuando el potasio se halla en exceso ^ es gris os* 
curo con brillo metálico , lo cual anuncia al parecer 
que este metal puede unirse cu diferentes proporcio- 
nes con el fósforo. 

El fosfuro de potasio es tan combustible que arde 
cuando se le expone al aire ; puesto en contacto con 
el agua , la descompone repentinamp^ite con una es- 
pecie de explosión , dando gas hidrógeno perfosforado 
que se inflama, é hipofosfito.de potasa. 

Solo puede obtenerse este fosfuro por la reacción 
del fósforo sobre el óxido de potasio que cotitiene 
siempre agua. En este, casp se forma hidrógeno .fo^ 
forado y ácido fosfórico , y este último se une con. el • 
óxido de potasio. ' , 



Digitized by VjOOQIC 



ARSEMURO DE POTASIO. 407 

COMPUESTO DE ÁZOE Y POTASIO. 

\Azouro de potasio,) 

£1 potasio y el ázoe no paeden unirse directa- 
mente ni en frió ñi en caliente ; pero cuando se calien- 
ta hasta el rojo el potasio en el gas amoniaco , se des- 
compone éste y se forma azouro de potasio. Este com- 
puesto tiene un color verde de oliva ; puesto en con- 
tacto con el agua , se descompone: el oxígeno del agua 
se combina con el potasio, y el hidrógeno con el ázoe 
para volver á formar amoniaco. Guando no ha sido 
bastante fuerte la calcinación , queda una porción de 
amoniaco unido al azouro, y aun cantidades variables 
según los grados de calor á que se ha expuesto este 
producto. 

Composición, Este azouro está formado de 

Potasio. . , 89,35 3 átomos. 

ó 
Ázoe. .... 10,75 a átomos. 

100,00 
Su fórmula = K'Az'. 

COMPUESTO DE ARSÉNICO Y POTASIO. 

(^Arseníuro de potasio!) 

Preparación. Se forma este compuesto calentando 
potasio y arsénico en gas ázoe puro; los dos primeros 
cuerpos ^e unen desprendiendo luz , y de aquí re- 
sulta un compuesto de color pardo castaño cuando el 
potasio está en exceso , y gris brillante cuando predo- 
piiina el arsénico. Este arseniuro descompone el agua 
instantáneamente , y se obtiene gas hidrógeno arsenia* 



Digitized by VjOOQIC 



408 CIANURO DE* POTASIO, 

do , hidrógeno , hidruro de arse'oico que se precipita 
en copos pardos , y protóxido de potasio que qaeda 
disaelto. 

No se ha determinado su composición. 

COMPUESTO DE CIANÓGENO Y POTASIO. 

(Cianuro de potasio.^ 

Preparación. Se obtiene este compuesto de dirersos 
modos: i.^ calentando el potasio en el gas ciandgeno; 
a.^ echando en una retorta de gres cianuro doble de 
hierro y de potasio 

El residuo de esta calcinación es cianuro de potasio 
fundido que se halla encima de una masa negra , com- 
puesta de hierro y carbón dividido. Se despega el pri- 
mer producto y se le conserva al abrigo del aire. 

Propiedades, El cianuro de potasio es blanco, de 
sabor alcalino y amargo con un gusto de almendras 
amargas. Expuesto al aire, se humedece y esparce el 
olor del ácido cianhídrico. El agua y el alcohol le 
disuelven con facilidad. Estas disoluciones se descom- 
ponen al aire por el ỡ lo carbónico y el oxígeno , se 
forma carbonato de potasa y ácido cianhídrico que se 
desprende. 

La disolución de este cianuro se descompone por 
todos los ácidos aunque estén debilitados, que despren- 
den ácido cianhídrico. Calentado al abrigo del aire, se 
descompone trasforn;iándose en amoniaco y en formia- 
to de potasa. 

Este cianuro debe estar compuesto , como lo indi- 
ca la teoría, de un átomo de potasio y dos átomos de 
ciandgeno. 

Su fórmula = K , C' Az' ó K Cy*. 

El cianuro de potasio es muy venenoso en razón 
de la facilidad con que se descompone, y del ácido 
cianhídrico que se forma en presencia del aire y- de 
los ácidos. Se le emplea en medicina en las mbmas 
circunstancias que el ácido cianhídrico. 



Digitized by VjOOQIC 



SODIO. 409 



CAPITULO III. 

SODIO* 

SU EXTHaCCION, SÜá PKOPlfeDADES , SUS COMBINACIO- 
NES CON EL OXÍGENO, EL CLORO, ÉL AZUFRE &C. 

Davy descabrid este metal , que forma la base de 
la sosa , poco tiempo despaes del potasio, sometiendo 
la sosa á los mismbs i^perimentos qaé le indujeron 
á descomponer la potasa. Reconoció que estaba com- 
puesto, lo ihismo que lá potasa, de Oxígeno y de 
una base tnetálica ^ á la cual dio el nombre de 
so£o. 

Preparación. Se puede obtener este metal ," que 
tiene mucba analogía con el potasio , descomponiendo 
lá sosa por la electricidad , ó por el fuego á una tem- 
peratura elevada; pero como son mas difíciles estas 
descomposiciones ) lá tensión eléctrica debe ser mucbo 
mayor y la temperatura mUcho mas elevada que para 
preparar el potasio. 

MM. Gñay-Lussac y The'nard han observado que 
no podia descomponerse bien la sosa por el hierro si 
no contenia esta una á dos centésimas partes dé po- 
tasa. 

Según Hermán n', se puede también extraer el so- 
dio del mismo modo que el potasio ]^ el procedi- 
miento de Brunner, esto es, calentando en el aparato 
descrito con este objeto el residuo de la calcinación 
del tartrato de sosa (mezcla íntima dó carbón y carbo^ 
nato de sosa), ^ 

Propiedades. El sodio se parece mucho al potasio 
en sus propiedades físicas ; es sólido á la temperatura 
ordinaria, blando y dúctil como la cera; tiene un bri- 
llo tauy notable que ocupa un tdrmino medio entre el 



Digitized by LjOOQIC • 



410 ÓXIDOS DE SODIO, 

de la plata y el del plomo ; es baen condactor de la 
electricidad. Su densidad á -i- i5^ es de 0,972. m 

Sometido á la acción del caloi*, este metal entra 
en fusión á h- 90^ , y solo se volatiliza á una tempe- 
ratura muy elevada. 

Acción del ai fe. El aire y el oxígeno solo alteran 
ligeramente el sodio á la temperatura ordinaria ^ pero 
en caliente su acción es viva: apenas se ha fundido el 
metal arde con gran brillo y se convierte eú un óxido 
amarillento , si se ha verificado la combustión en un 
exceso de gas oxígeno. 

Acción del agua. Puesto en contacto con el agua, 
el sodio la descompone inmediatametitc absorbiendo el 
oxígeno y dejando en libertad el gas hidrogeno ; pero 
este ultimo no se inflama al aire como el que se des- 
arrolla por la acción del potasio sobre el agua, sin 
duda porque la temperatura es menos elevada. Se 
halla en el agua el protóxido de sodio que se ha for- 
mado. 

Cuando el agua se ha vuelto viscosa por halier aña- 
dido cierta cantidad de goma, el sodio ecliado en ella se 
infla nía en su superficie según la observación de Séru- 
llas. Este efecto proviene sin duda de que la viscosidad 
del licor, disminuyendo los movimientos d<^ metal , le 
impide enfriarse bajo el punto en qi;ie el gas hidrógeno 
desprendido se inflama al aire. Se obtiene el mismo 
resultado poniendo un pedacito de sodio sobre papd 
de filtros mojado y doblado. 

COMPUESTOS DE SODIO It OXIGENO. 

{Protóxido de sodio y deutóxido de sodio.) 

£1 oxígeno se une en dos proporciones distintas 
con el sodio. El protóxido de sodio se encuentra ya^ 
formado en la naturaleza y combinado <;on ciertos 
ácidos. Son bastante comunes estás sales de protóxidQ 
de sodio; se hallan mas comunmente disueltas en mu- 
chas aguas saladas y minerales, y los vejetales que cret 



Digitized by VjOOQIC 



PROTOXIDO DE SODIO. 411 

ccn á la orilla del mar contienen grandes cantidades. 
Ciertas especies minerales la admiten en el nidmero 
de sos elementos. En cnanto aldeutóxido de sodio, re- 
sulta directamente de la acción del oxígeno en calienta 
solirc el protéxidd o sobre d metal. 

PROTOXIDO DE SODIO. 

(Sosa) 

Antes de que se conociese la composición de este 
óxido , designado con el nombre de sosa , se le dio tam- 
bién como á la potasa el nombre de álcali mineral, 
porque se le considei^aba como un cuerpo que corres- 
pondía particularmente al reino mineral. 

Estado natural. La sosa existe también en gr?in 
cantidad en las plantas que crecen á orillas del mar, 
y principalmente en la conocida con el nombre de sal- 
sola soda. En estos vejetales se halla combinada en par- 
te con ácidos minerales y ácidos de naturaleza orgáni- 
ca que se descomponen por la acción del calor. Ep 
el comercio se expende con el nombre de sosa el pto- 
dado de )a incineración de estas plantas. 

Sosa del comereío. Esta sustancia, que se emplea 
en machos ramos de nuestra industria, contiene to- 
das las sales que existiaú en la misma planta , y entre 
otras mayor ó menor cantidad de Subc^rbonato de SO7 
sa. Según lo ha demostrado M. Gay-Lussac, esta di- 
rima ;sal proviene de la descomposición 4c las sables pr- 
gánicas de base de sosa que existían co la planta. 

Se obtiene el protóxido de sodio de esta sal extraida 
de la sosa impura por inedio déla cristalización. El 
procedimiento que se emplea para obtenerla pura es 
el mismo que el que hemos indicado para preparar y 
purificar el protóxido de potasio. Se funda en la des- 
composición del carbonato de sosa disuelto en agua 
por el óxido de calcio. : , 

Propiedades. El protóxido de sodio obtenido como 
el de potasio, se halla siempre; en estado de hidrato 



Digitized by VjOOQIC 



412 PROTOXIDO DE SODIO, 

como aquel; es blanco, siilido^ may ciastico y reac- 
ciona faertemenle sobre loa colores de violeta y de gi- 
rasol eni^ojecido ; tiene la misma acción que la potasa 
cáostica sobre las materias orgánicas; es fasible á 
una temperatura roja ; expuesto al aire se cond«ce co^ 
mo el protóxtdo de potasio, atrayendo la humedad y 
el ácido Carbónico ; pero se diferencia de él en que 
después de haberse liquidado por la absorción del va- 
por de agua , se deseca poco á poco pasando al estado 
de subcarbonato de sosa que es eflorescente , mientras 
que el carbonato de potasa que es delicuescente per- 
manece siempre en estado líquido al contacto del aire. 

Acción del agua. VA agua tiene grande afinidad 
con el protóxido de sodio, pues se combina rápida* 
mente con el desprendiendo calor; cuando esta di-^ 
solución está concentrada , deja aposar cristales de 
bidrato de protdxiilo de sodio que contienen mas 
agua que el hidrato obtenido por fusión. 

£1 protóxido de sodio hidratado, conocido tam- 
bién con el nombre de sosa cáustica^' sosa por la cal 
6 por el alcohol^ según se la ha preparado , contiene 
una cantidad de agua combinada , q;;ie según el tér-^ 
mino medio de muchas análisis, asciende á aa por toó, 
t> I átomo de sosa por i átomo de agua. 

Stt formula = EO -hHX). 

Composición, Se ha determinado la composición de 
este óxido del mismo modo que la del potasio , disol- 
viendo un peso conocido de sodio en agua y calculan- 
do por el volumen del hidrógeno desprendido el del 
oxigeno que se ha fijado sobre el metal. 

Según el termino medio de las análisis de MM. 
Gay-Lussac, The'nard , Berzclius y Davy d protóxido 
de sodio está formado de 

Sodio \ ICO 1 átomo. 

ó 
Oxígeno. ... 33,3 i átomo. 

Su fórmula ±i=N O. . 

Digitized by VjOOQIC 



PROTOX I DO DE SODIO. 4 1 3 

Usos. El hidrato de prolóxido de sodio puede ser- 
vir en cirujía en los mismos casos que el de potasio. 
Es ano de los venenos mas cáasticos, pues corroe y 
destruye pronto todos los tejidos con que se halla en 
contacto. Tiene numerosos usos en las artes ; entra en 
la composición de los jabones sólidos, de los espejos, 
del vidrio ordinario, &c. &c. 

Caracteres qüimicQs de los hidratos de potasa y sosa. 
£1 aspecto físico de los hidratos de potasa y sosa hace 
que se los confunda fácilmente; pero se los puede 
reconocer por los caracteres siguientes: si se satu- 
ra una porción de cada uno de estos óxidos por el 
ácido sulfúrico debilitado , se obtienen dos sales distin- 
tas; lá que forma con la potasa se presenta en crista- 
litos irregulares, muy duros, solubles en i6 partes 
de agua , mientras que la sal preparada con la sosa se 
disuelve en menos de su peso de agua hirviendo , y 
da al enfriarse cristales prolongados prismáticos , muy 
trasparentes, que tienen un sabor fresco, salado y 
amargo; pero el carácter mas marcado por el cual se 
las puede distinguir al momento es que el cloruro de 
platina precipita en amarillo anaranjado ~por la diso- 
lución concentrada de potasa, lo que no sucede i la 
de sosa. 

Nombres antiguos de la sosa y de la potasa. Anti- 
guamente se designó al protóxido de sodio y al de po- 
tasio con el nombre de álcalis. Se dio este nonrbrc de 
origen árabe á la sal que se extraia de la ceniza de 
una planta que aun ahora se conoce con el nombre de 
kali-, y como la potasa se encontraba mas particular- 
mente en las cenizas de los vejetaics no marinos, se 
la calificó con el nombre de álcali t^ejetal, para dis- 
tinguirla de la sosa que entonces se conocia con el 
nombre de álcali mineral. 

También se consideraba como álcalis á todas las 
sustancias que gozaban de algunas de las propiedades 
de la sosa y de la potasa; por esta razón antes de ha- 
ber descubierto la composición de la cal, de la barita, 
de la estronciana y de la magnesia, se las consideraba 



Digitized by VjOOQIC 



414 I>EÜTOXIDO DE SOblO. 

como tierras alcalinas , y por extensión se designó 
también al amoníaco con la denominación de álcáH 
twlátil , para distingnirle de los demás qae todos eran 
fijos al fuego. iVanqae eslos nombres consagrados por 
el tiempo no expresen nada y no estén acordes con 
los principios de la nomenclatara moderna , se ha 
conservado todavía la expresión álcali, la cual se asá 
para indicar que una sustancia desempeña con los 
ácidos el mismo papel qoe la potasa, la sosa y el amo^ 
niaco. 

DEÜTÓXIDO DE SODIO. 

Preparación, Solo puede obtenerse el deotóxido de 
sodio calentando el sodio en un exceso de gas oxígeno. 
La combustión es de las mas vivas y se forma este 
disido. También se le puede formar como el de pota- 
sio, calcinando al contacto del aire el hidrato de pro- 
tdxido de sotiio. 

Propiedades. El deutdxido de sodio tiene un color 
amarillo sucio , es indescomposible por solo el calor, 
fusible , pero menos que el de potasio. Por la acción 
del agua pierde con efervescencia parte de su oxígeno 
y pasa al estado de protóxido que queda disuelto. Tra^ 
tado por los cuerpos combustibles ávidos de oxígeno, 
se descompone y se reduce al estado de protóxido. 

Composición, Según los experimentos de MM. Gay • 
Lussac y The'nard esle deutóxido contiene vez y media 
tanto oxígeno como el protóxido; esto es lo que le ha 
hecho dar el nombre de sesquióxido. 

Composición. Se debe componer de 

Sodio loo 2 átomos. : 

Oxígeno.... 4-9)9 ^ átomos. 

Su fórmula =N'0^ 



Digitized by LjOOQIC 



CLORCRO DE SODIO. 415 

COMPUESTO DE CLORO Y SODIO. • 

{Cloruro de sodio!) 

Preparacfon directa. ÍA sodio paede anirse con 
el cloro en una sola proporción. Siempre que se po- 
ne este metal en contacto^del cloro, se combina ins- 
tantáneamente con él desprendiendo calórico y una 
luz viva, y se trasforma en una sustancia blanca 
íque es el cloruro de sodio. Se podría formárosla com- 
binación por los mismos procedí mieTi tos indicados para 
obtener el cloruro de potasio; pecó es tan abundante 
en la naturaleza que solo se la prepara d solo se la 
purifica para las necesidades comunes. 

Nombres antiguos. Hace mucbo tiempo que se co- 
noce á este compuesto, al que se ha considerado como 
una sal y designado con los nombres de sal comun^ 
de sal marina^ de muriato de sosa^ y por último con 
los de hidroclorato de sosa y clorhidrato de sosa. Aun- 
que en ciertas circunstancias presente muchos de lóá 
caracteres de las sustancias salinas , nuevos experi- 
mentos autorizan á considerarle como^ un simple com- 
puesto binario de cloro y sodio. Sin discutir aquí las 
que dan mas peso á esta última hipótesis , general- 
mente admitida en la actualidad , examinaremos según 
ellas las propiedades de este compuesto. • 

Estado natural. El cloruro de sodio existe abun- 
dantemente en la naturaleza , y se le halla en muchos 
estados: en estado sólido y disuello en ciertas aguas. 
En el primer estado constituye masas inmensas que 
se t!ncuentran en diversos paises y que se explotan cou 
ventaja por el comercio. Entonces se le conoce con el 
nombre de sal gema, sal nativa. La España, la Po- 
lonia, la Hundiría y muchos puntos de Alemania y 
sobre todo del Ti rol tienen abundantes minas de esta 
sal. En otros puntos de Europa, de Asia y de Ame- 
rica se hallan otras mas ó menos ricas ; por último, 



Digitized by VjOOQIC 



416 CLORURO DE SODIO. 

se ha descubierto en Francia , en el departamento de 
Meurthc, una mina de sal gema que tiene la exten- 
sio# de 12 niiriámetros de radio. 

Sal gema, £1 cloruro d^ sod^o nativo presenta di* 
versos colores: una:: veces es blanco, trasparente y 
casi puro ; otras es gris 6 rojizo. Se puede emplear en 
W artes estas dos últimas variedades y se la^ refina para 
los usos domésticos. Según las observaciopqs 4e M. 
Marcel de Serres, las coloraciones i^a^tucales 4eestecom- " 
puesto dependen de los dxidos co^ que es^ niezcla- 
do , d de .fyierpos de origen orgánico t los unos es- 
féricos (infusorios); otros prolongadas, semejantes á 
los ¿ac/7/ar{a; y otros rojos, aplastados, en forma de 
polígono ( conchas silicios^s que según este zoólogo 
han pertenecido á anim^lillps). (^Acad^g^ de Cien- 
cias^ 184.0) 

Sal de las aguas saladas. £n espado líquido , se en- 
cuentra el cloruro de sodio dist^elto principalmente en el 
agua de mar y en muchas aguas de n^anantiales sala- 
dos , pues es el cuerpo que les da el sabor salado. Cons- 
tituye algunas veces — del peso del ^ua y otras — . 
10 > .0 

Se hallan estas aguas saladas ep j^spaüa y en Francia, 
en Salins, enDieuze , en Chátcau Salins, eñ Moutiers 
&c. De estas es de las que se ei^rae en España y en 
Francia una parte del cloruro de sodio que se expende 
en el comercio. Tambieií se explota para las necesidades 
del comercio francés la mina át sal gema de Vic. Es 
muy sencilla esta explotación. Se desprende la sal pura 
de la mina á golpe de azadón, y se la expende en 
el comercio después de haberla reducido á polvo. 
Se destina para las artes químicas el polvo que tiene 
color, del cual consumen grandes cantidades, ó se 
le purifica disolviéndole y haciéndole cristalizar. 

Varía la extracción de la sal de las aguas saladas, 
pues depende de la cantidad que contienen en disolu- 
ción , y del clima en donde se debe practicar la ope- 
ración. 



Digitized by LjOOQIC 



CLORURO DB SODIO. 417 

Extraeeion de la sal de las aguas del mar. En Io9. 
países meridionales inmediatos al mar se extrae la sal 
dejándola evaporar espontáneamente; para esto se hace 
entrar el agua en la sabida de la marea en diferentes 
estanques cubiertos de greda y muy anchos que co-*. 
munican unos con otros. A consecuencia de la evapo- 
ración , la sal cristaliza y se precipita en el fondo de 
los estanques, se la reúne en los bordas y se forman 
montones que se dejan escurrir durante muclios meses 
antes de expenderla en el comercio. La sal que se ob-* 
tiene de este modo es gris ó blanca según su pureza. En 
el primer caso el color proviene de una corta canti'-. 
dad de. arcilla interpuesta entre los cristales ;'se le qui- 
ta fácilmente esta sustancia extraña disolviéndola en 
agua, filtrando la disolución y evaporándola después. 

Procedinaento segundo. Puede hacerse eon ventaja 
.la concentración dejas aguas saladas mas ricas en sal 
evaporando directamente el agua en calderas de hier-^ 
ro, cuadradas, poco profundas y muy anchas. Prime- 
raniente se precipita una materia blanca salina , com-. 
puesta de sulfato de cal y de sosa ; se la aparta con 
cuidado, se la reúne en los bordes de la caldera y se 
quita cuando la sal empieza á cristalizar. 'Cuando se 
ka evaporado enteramente el agua, se recoge la sal y 
se la $eca en la estufa. 

Procedimiento tercero. Se ?5gue otro procedimiento 
én los climas templados en donde el agua salada con- 
tiene menos sal. Se la eleva por medio de bombas á 
unas especies de canales de madera , agujereadas y sus- 
|]^didas á la altura de diez metros, sobre una masa 
de haces de espinos. Se eleva esta masa de agua so- 
bre los haces que se hallan bajo un sotechado. Cuan- 
do el agua salada pasa al travds de los haces se divide 
en gotars tnás 6 menos gruesas, que al caer experimen- 
tan una evaporación que aumenta las corrientes de 
aire establecidas en esta masa. El agua se reúne infe- 
riormente en un estanque, de donde se eleva para ha- 
cerla caer de este modo un gfan número de veces basta 
que marque cerca de V€|inticinco grados en el pesa sal; 

TOMO I. 27 

Digitized by LjOOQIC 



418 GLOSUBO DB SODIO. 

eiit(MQces 86 c<»iiinua eráporándola en caUerad de 
kierro, en donde, como se ejecata en alganos países^ se 
la bace dMirer á lo Jargo de cnerdas verticales sobre 
las cuales cristaliza poco á poco , y de donde se la de»^ 
pega cuando forma una capa bastante gruesa. 

Pr<^{edades, £1 cloruro de sodio obtenidp por crifr* 
lalizacion y purificado de algunas sustancias extrañas 
que contiene , presenta las propiedades siguientes : 

Es blanco, sin color , de sabor salado particular 
conocido por todo el mundo. Cuando ha cristalizado 
^ lentamente se presenta en cubos pequeños muy dis- 
tintos. G)munmente estos cristales están pegados unos 
á otros, y de esta manera llegan á formar pirámi-r 
des huecas cuadrangulares. 

Acción dd aire y del fuego, 13 doruro de sodio 
puro es inalterable al aire. Cuando este último está sa- 
turado de humedad , se humedece poco; sometido á lá. 
acción del calor, decrepita, se rompe y salt4 en peda- 
zos á consecueiicia de la expansión del agua que está 
interpuesta entre sus cristales; si se le expone después 
A un calor superior al rojo, se funde y no experimen- 
ta ninguna, alteración. Cuando se ha verificado la fu- 
sión en vasijas abiertas, se vdatiiizá una parte y es ar- 
rastrada por Jas corrientes de aire. 

Acción del agua. Dos partes y media de agua á 
'4- 1 5^ pueden disolver una parle de este cloruro. Al 
momento de disolverse baja la temperatura. £1 agua 
hirviendo no disuelve mas que la irla. Cuando se la 
separa por cristalización , los cristales que se obtie- 
nen no contienen agua combinada; pero sí agua in* 
terpuesta , la cual desprenden fácilmente á un calor li- 
bero. TratMo este cloruro por el ácido sulfúrico hi- 
drjadado , se descompone y trasforma én gas ^cido clor- 
hídrico que se desprende con efervescencia, y en pror 
tdxido de sodio que se une con el ácido sulfúrica Eista 
4esc¡ompasic}on se verifica evidentei^e^nte por los eler 
mentos del agua que se separan y que se ven induci- 
dos á unirse en otro orden , en presencia del ácido suir 
furkn; porque tratándolos p^r un ácido anhidro , tal 



Digitized by LjOOQIC 



CLOftÜftO ht 80016. ' 419 

como el ¿cido bdrico, no hay descomposición, 6 á lo 
meííbá tíü'sé veHficá áino sobre cantidades tan peqne^ 
ñas de cfofdro, <jae ^ áehfé itfferir í|ae los vestigios 
de ácido clorhídrico qae se observan provienen pro- 
báMemente ^ alconas portionss de agaa qae que* 
da ana en las saita^ciy pnestás €ii reacción. 

^ Cofnpagichn, Se paede d^ticir fádlniénte la com- 
posición de esté cloruro calcolandia lá cantidad de cío* 
ro según el cloruro de pla^a qfsjo seobtíene descompo- 
«iendo ana cantidad conocida áe eiste compuesto di- 
suelto en el agaá destilada. 
Está formado de 

Sodio. . 3»9,65 i átomo. 

ó 
Ctóro. 6o,3S 2 átomos. 




Su.f6rmula=:NChV 

Usos, Este clorará tiene numerosos usos; sirve 
particularmente en la «coAomia ^om^ática para salar 
las earnev yconscrvanrlas. En esté caso obra apoderán- 
dose de^gaa que pued«i contener y poniéndolas en 
circunstancias no apropiadas para que fermenten. Sir- 
ve para quitar el gusto soso de la mayor parte de 
nuestros' alimento^ tanto vejétales como animales. Su 
sabor agrada también á los animales, que comea con 
apetito los aBnientos que contienen un poco de esta 
sustantíaL 

Es ntaytír su uso en las aitcs, pui^ cbtí A se diyr 
tiene el ácido clorhídrico , el cloro y los hipocloriios. 
Sirve también para preparar la sosa artificial, nuevo 
ramo de industria francesa, que dando al comercio 
un producto de mejor calidad, fabricado con una 
sustancia que existe en gran cantidad en nuestra pa- 
tria', nos ha libertado de un tributo considerable que 
en otro tiempo pagábamos á los extranjeros.- 



Digitized by VjOOQIC 



420 CLORFEO im soDia 

COMPUESTOS DEL SODIO CON Eii IODO ^ £!• BROBIO,. 
EL AZUF&&, EL SELENIO Y EL FOSFOBO. 

£1 sodio se une ooa estos diferentes caerpos, y pre^ 
dace compaestos binarios qa^tienen mucha analogía 
con los qoe íbriha el potasio, y qae se preparan por 
los mismos procedimientos. No describiremos mas qae 
el snlfaro de sodio, porque los demás no tienen oso. 

Sulfara de sadio. £1 snlfaro de sodio se prepara 
como el de potasio. £n farmacia se le prepara caidr* 
nando carbonato de sosa desecado con sn peso de fiar 
de azufre. £1 compuesto que se obtiene es una mezcla 
de polisulfuro de sodio y de sulfato de sosa que pro- 
Tiene de la descomposición por el azufre de una parte 
de la sosa. Se le forma también por la YÍa búmeda, y 
se le obtiene cristalizado saturando por gas sulfhídri- 
co una disolución de sosa cáustica que marque a 5^ 
el óxido de sodio se descompone por el ácido sulfhí- 
drico , y se forma protosulfuro de sodio hidratado que 
cristaliza en medio del licor. 

La disolución de este sulfuro se conduce al aire 
como la del sulfaro de potasio. 

£n otro tiempo se ha considerado al sillfaro de 
sodio preparado de este modo como una sal^ se la 
designó ecm el nombre de iidrosulfata de sosa^ sulfhi- 
dwaiQ de sesa. 

Se le emplea en medicina para preparar las aguas 
minerales sulfurosas artificiales. 

£ste sulfuro tiene las mismas propiedades físicas y 
médicas que el de potasio, y se le emplea ba}o la mi»- 
nía forma (F, Sulfuro de potasio y pág. l^o^iy 



Digitized by LjOOQIC 



LITIO. 421 



CAPITULO IV. 

LITIO. 

SU ESTADO NATURAIi, SUS COMBINACIOr^ES CON 
EL OXÍGENO Y EL AZUFRE. 

Historia. Se ha dado el nombre de litio á un melal 
de un óxido análogo á la.pfrtasa, al que se designó ál 
principio con el nombre de Uiüm : esta palabra se de* 
riva de AidcuS (piedra) porque se le aicontró prime* 
ro. en ana piedra particular y después en otras espe- 
cies minerales. 

Someüendf) á la aockm de lá pila galvánica d hi« 
drato de este óxido , ka separado Davy este metal, que 
^e parece macho al sodi* por 3as caracteres físicos. 
Qaixá se le olitendria también por los proGedimientois 
que saiainislraq el potasio y el sodio. M. Arfwedson, 
qaíiiiico. sueco , ha descubierto el óxido de este metal 
en 1818 al analizar una piedra hallada en Uto en 
Succia y llamada petaUta, £n ej^^mineral se halla 
lUnido á la sílice y á la alúmina'; se le ha encontrado 
después en otro mineral conocido con el nombre de 
trífimia. 

Extracción, Se le extrae de estos minerales puKer 
rizados calcinándolos con cinco veces su peso dé ázoa- 
ib de barita puro en un crisol de platina. Si se diluye 
entonces la masa' calcinada en quince á vei||^ veces 
su peso de agua y se vierte en ella un exceSTde áci- 
do clorhídrico , se la disolverá enteramente. Evaporar 
do este licor hasta la sequedad da un residuo qué vuel- 
to á disolver en agua y un. poco de ácido clorhídr¡« 
coy abandona toda la sílice. Se vierte en la disolución 



Digitized by VjOOQIC 



, 422 . LITIO. W 

clara ácido salfárico en exceso para precipitar la l>a- 
ritá, y después ae la sobresatara con amoniaco para 
aislar la alúmina. En el licor qae sobrenada se halla 
la sal de lilio , qae se obtiene evaporando el licor y 
calcinando el residí^ para ¥oUtil»^r las sales amo- 
niacales , con las coates se batía mezclado. 

Disaelto en agua el salfato de litio y parificado 
por cristalización ) se descoái^ne á sa vez poco á poco 
por el agua de barita qae se apodera del ácido salía- 
rico' y deja ^ iSxido,^^^ Utio 4isael^ fítx el agoa.. Se le 
puede obtener evaporando rápidamente el licor ; pero 
durante esta operación absorbe un poco de ácido car- 
bónico , y se trasforma en parte en carbonato de litio. 
Si se hierve el cárboáato dé litio disiieho.en agua con 
la cal, y se le ^Itra dcspoes, te obtiene por la evapo*- 
-ración en ona^cápsala de plata el hádvalo de este é%k- 
do (litina cáustica). - 

Hidrato de títina. Sus propUdqdes. Este hidrato, 
que ha sido examinado particularmente por MM. Ar^ 
wedson y Yauquelin, presanta las propiedades si- 
guientes: es blanco, de Babor, acre y cárstico, pero 
menos que la potasa , y enverdece los colores azu- 
les vejetales. Expuesto al aire queda seoo^ no se li^ 
^utda, pero atrae poco á poco el á¿ido carbdnico y 
«e convierte en carbonato* Calentado en un crisol de 
platina, obra coj^nergía sobre este metal y se com- 
bina con el. ^ 

Es débil su soluHlidad en el agua, comparándola 
con la de la potasa y la de la sosa. 

Este óxido se distingue de la potasa por las sales 
que forma, que generalmente- sdn mas solubles^ no 
precipita el clortiro. de platino; su carbonato se difet- 
rencia del de potasa y sosa en que es. poco soluble 
en el sgpai porque esta última solo disuelve cuando 



..Composición. MM, Arfwedson .y Yauqüelin han 
deducido la compiosidan" del óxido ,^e liti|> 4e la ^i^á-*- 



Digitized by LjOOQIC 



CALCH>. 423 

Usi8 de sa salfito. Berzélias , fandándose eo naevos 
experimentos 9 le considera formado de 

Lilio. .... ' lod I alomo. 
* ó 

Oxígeno. 4. . laS 1 átomo. 

Sa fifrmnla »>LO. 

Etfte nuevo resallado demuestra i|ae este óxido 
contiene mas oxígeno qué todas las demás bases sali^ 
ficables alcalinas. 

No se ha examinado aon si el litio- podia tener 
«tro grado d*oxidacion. 

Yauqojelin lia observado qae este óxido se descom* 
ponía por el azafre , y daba un siitfara que s^ conda* 
ce con el agua y los ácidos como el salfaro de potasio. 
Como el mineral en qoé exbte este dxidJ^no qontiene 

caando mas • y por otra parte es bastante raro, 

100 

DO se le ha podida e^adiar mocho. 



CAPITULO V. 

CALCIO. 

SU JESTA1K) NATUEAL, SVS COMBINACIONES COK EL 
OXÍGENO, EL CliOHO, EL lOno^ EL 9aOMO, EL FLUOB| 
EL AZUC&E Y EL FÓSFORO. 

Son poico cotK>cida& las propiedades de estp metal, 
paes sdo se le ha obtenido en may corta cantidad por 
la acción de- la pila galvánica, oe sabe solo, segan 
^^yy 9 qne es blando, sin brillo metálico^ y qae arde al 
contacto del aire absorbiendo rápidamente sa oxigeno 
y pasando al estado de óxido de calcio. 



. Digitized by LjOOQIC 



424 piioTóxiDO im calcio. 

COMPUESTOS DE CALCIO Y OljÍGEMO. 

Se conocen dos grados de oxidadon del calcio: 
1.^ el prolóxido de calcio , y 2.^ el deatdftdo ó bióxi- 
do de calcio. , » 

Desde los tiempos mas remotos se conoce el pri- 
mer compuesto de este metal con el oxígeno bajo el 
nombre valgar de ceU, Este óxido es muy abundante 
en la «naturaleza y Se halla esparcido en la masa de 
nuestro globo ; se le encuentra unido con ciertos áci- 
dos y principalmente con el ácido carbónico y el áci- 
do sulfúrico. La primera de estas combinaciones cons- 
tituye la creta , de la cual existen bancos muy dila- 
tados en el seno de la tierra , los mármoles , las pie- 
dras de conducción , la piedra de cal &c. ; la segunda 
combinación forma la piedra de yeso, que es tan abun- 
dante en las inmediaciones de París. 

Extracción del protóxido de calcio. Siempre se pue- 
de preparar el protóxido de calcio descomponiendo 
las diferentes variedades de carbonato de cal por A 
calor. Exponiendo esta sal á la acción del calor rojo, 
se desprende el ácido carbónico y queda libre la cal. 
Se pueden recoger los productos de esta descompo- 
sición introduciendo el carbonato de cal en una retor- 
ta de barro , la cual comunica con un tubo encorvado 
destinado á recoger los gases debajo del agua. 

En las artes en que se ejecuta en grande esta 
operación , se calcina la piedra de cal en hornos de 
forma particular , exponiéndola directamente á la ac- 
ción de la llama de la leña que se emplea en esta cal- 
cinación. 

Propiedades , £1 protóxido de calcio es blanco , sin 
olor , de sabor acre y cáustico ; su densidad es de 
2,3oo ; enverdece el jarabe de violetas , y vuelve azul 
el girasol enrojecido por los ácidlbs : no le altera el 
calor mas fuerte que se puede producir en las forjas 
ordinarias ; pero á un fuego violento , tal como el qu^ 
se obtiene por la combustión de una mezcla de oxí- 



Digitized by VjOOQIC 



PROTÓXIDO DE CAICIO. 425 

geno é hidrógeno , se funde y se €on?ierte segap ha 
observado M. Qarke en an vidrio trasparente. 

Aceran ddcfüar. Este óxido calentado á ana tem-* 
peratara elevada es capaz de vcdverse laminoso, y dar 
una laz blanca tan viva que apenas se la puede 
soportar. Se comproeba esta propiedad colocando 
ún pedacitp de cal en la extremidad de la llama de 
' tina bujía , á la cual se dirige una corriente de aire 
jpor un soplete , '6 exponiendo en un apoyo de tierra 
un pedacito de este mismo óxido á la llama de una 
lámpara de espirita de vino, al través de la cual se 
dirige por medio de una vejiga una corriente de gas 
oxígeno. Un pedazo de cal del grosor de una tiuez 
pequeJSa se vuelve tan luminoso que se le ve en la os^ 
caridad á una gran distancia. 

Acdan del aire. Expuesto al aire el protóxido de 
calcio, atrae poco 4 poco la hamedad , se disgrega, se 
reduce á polvo blanco y acaba por pasar al estado de 
carbonato absorbiendo el ácido carbónico del aire; así 
solo se le puede conservar en vasijas tapadas , ó á lo 
menos rcsgaardándole de la Jiumedad y de las cor- 
rientes de aife. 

Acción del agua» El agua tiene una accioif notable 
sobre este' óxido, pues apenas está en contacto con él, 
es absorbida inmediatamente y al combinarse deja 
desprender una gran cantidad de calórico. Entonces se 
hincha el óxido, se hiende en plazos y no tarda en 
reducirse á un polvo blanco muy fino; una porción 
del agua se reduce á vapor y sale con violencia por 
las hendiduras que se han formado. El calor ¿es^ 
prendido es tan grande que , colocando materias com^ 
bustibles en el centro de una maisa de cal apagada dé 
este modo , puede inflamarse. Esta operación que sé 
practica en las artes siempre que se eniplea este óxido, 
se llama apagar la cal , y por consiguiente se llama 
cal<ipagada á la cal dividida de este modo y coñver^ 
tilla en hidrato por la acción directa del agu^. 

Htdralo de cal. La cantidad de agua que se com- 
bina con este óxido para hacerle pasar al estado de 



Digitized by LjOOQIC 



426 PROTÓXIDO BE CALCIO, 

hidrato seco /se eleva, término medioy á 3i por ico, 
ó un átomo de agaa por un átomo de cal 

doando se dilaye la cal apagada en mayor can- 
tidad de agaa, qaeda por espacio de cierto tiempo 
suspendida , y forma un líquido blanco opaco que se 
conoce con el nombre impropio de leche de cal Está 
formado este licor de una disolución acuosa de cal y 
de una gran porción de hidrato de cal no disuelto que 
se deposita poco á poco. Se puede separar este último 
filtrando el licor para tener clara la disolución , á que 
se designa comunmente con el nombre de agua de cal. 

Esta disolución, que antes s6 usaba mucho en 
medicina, se preparaba vertiendo agua tres veces dis^ 
tintas sobre la cal apagada , y decantando cada vee; 
se conocia á cada porción de agua con el nombre de 
ugua de cal de primera , de segunda y de tercera especie. 
Se babia advertido con razón diferencias en estas di-* 
soluciones , sobre todo cuando estaban, preparadas con 
ciertos pedazos de cal del comercio. La primera agua 
infundida tenia un sabor mas fuerte que la segunda, 
y por consiguiente que la tercera. Este efecto depen- 
de de cierta cantidad de potasa y de saleS que provie^ 
•nen de las cenizas de la leña con que se. babia fa- 
bricado la cal. Siendo estas sustancias nias solubles en 
el agua que la misma cal , deberían hallarse en las 
primeras porciones de agua empleada para disolverla; 
por consiguiente , cuando baya que hacer uso de está 
disolución, se debe desechar las primeras aguas. 

La disolución acuosa de dxido de calcio (agua de 
-cal) es clara , trasparente ; tiene un sabor acre y uri- 
410SO como el mismo óxido ; enverdece el jarabe de vio- 
letas ; expuesta al aire se forma pronto en su super- 
ficie una película blanca de carbonato de cal. Si se 
rompe esta costra, se precipita en el fondo del líquido, 
y no tarda eñ formarse otra nueva , hasta que se ha 
precipitado de este modo toda la cal en estado de car- 
bonato ; por lo cual se debe conservar esta disolución 
en vasijas tapadas. 

Hidrata de cal cristalizado^ El óxido de calcio di- 



Digitized by LjOOQIC 



WOTÓXIDODB CALCIO; 4^ 

^tfelto en agua , es capaz de separarse por evaporación 
espontáneas en estado de cristalc» trasparentes, de for* 
mahexaédrica, como lo ha observado M. Gay-Lassac; 
feroi'e$ esencial hacer esta evaporación al abrigo del 
•amtada del aire , colocando el agua de cal debajo dé 
:Vlna eampatia ;de . vidrio, al.kdo de aña cápsula qae 
•coiitenga ácido sulfúrica concentrado ; porque al aire 
Jíihret el OKtdo de calcio se convertida enteramente 
<c!n subcarbonato, atrayendo el ácido carbónico - del 
.aire. <• . . ' . .- . 

S^fybilidaddeja tal La solubilidad de *este <{xido* 
vtía el agua presentad uA resultado notable: que es 
menor árir-ioo^ queá.Ia temperatura ordinaria., Se 
comprueba fiícUmente esto^ llenando un matnaz de 
'iagua.dfi jcál y exponiénidole al fuego; ¿medida que se 
calienta , se enturbia^ 

Según los experimentos de M. Dalton , i eco par- 
tes de agua disuelven la parles de óxido de calcio á 
-H-iS», loá-H-SS^y 7 á-4-ioo<>: 

Composición, S<ignn la análisis d^l sulfato de cal, el 
óxido de calcio se compone de las proporciones si- 
fgoientesc 

Gakio. .... too < I átomo. 

ó 
Oxigena . . . 3g,ai x alomo. 

. Su fórmula »o CaO. 

LtfOiL.Son muy numerosos loa usos de la cal ; se 
^emplea en las artes .para &bricar argamasas, y^coni^ 
abono de ciertas tierras; en éste ultimo caso obra £ai^ 
'Vóreciendo la^ descomposición de los residuos de las 
materias orgánicas que contienen las tierras, y de esle 
modo las hace á. propósito para la vejetacion. 



Digitized by LjOOQIC 



428 CLORURO DB CALCIO, 

DEUTÓXIDO DB CALQO Ó BIÓXIDO. 

Preparación, Este deutóxido observado por M. 
Thénard se prepara vertiendo una disolacion de pro*- 
tdxido de calcio en ana disolacion de dealdxido de 
hidrdgeno (agaa oxigenada). El deatdxido de hidróge- 
no cede parte de sa oxígeno al protóxido de caldo, 
qae se precipita en estado de hidrato de deutóxido 
bajo la forma de pajitas brillantes ó en polvo blanco. 

Este compuesto «s poco estable , porque §e des- 
compone debajoi del agaa y en el vano abandonando 
el oxígeno y volviendo á pasar al estado de protóxido. 
Según M. Thenard contiene dos veces tanto oxígeno 
como el protóxido, y por consiguiente está formado de 
I átomo de calcio y a átomos de oxígeno. 

COMPUESTO DE CALCIO Y CLORO. 

{Cloruro de calcio^ 

Preparación* El cloro al calor rojo descompone el 
óxido de calcio, se combina con el metal y desaloja el 
oxígeno. Se puede efectuar esta descomposición haciendo 
pasar gas cloro seco sobre pedazos de cal colocados en 
on tobo de porcelana calentado hasta el rojo. 
^ También puede obtenerse esta combinación por 
la acción del gas clorhídrico sobre el mismo óxido ; se 
forma agua y cloruro de calcio. Se obtiene el mismo 
producto disolviendo el carbonato de cal por una diso- 
lución de ácido clorhídrico. 

Propiedades, El cloruro de calcio es blanco, sóli- 
do, fusible á la temperatura roja é indescomponible 
por el calor en^ vasijas cerradas. Su sabor es acre, 
picante y amargo; es tan ávido de agua^ que se apo- 
dera de la del aire y cae en delicuesccncia en menos 
de algunas horas; así esta propiedad hace qae se le 
emplee para desecar los gases, como ya lo hemos 
dicho. 



Digitized by LjOOQIC 



lODUBO DE CALClOw 4^ 

Aciíim del agua. Este cloraro se disaelve en cerca 
de la mitad de sa peso de ágaa á o , ea la coarta 
parte á-4-i5^, y en mayor cantidad en el agua ca- 
liente. Paede cristalizar con diíicaltad en prisma^ de 
seis lados , terminados por pirámides agada5. En este 
estado es on compuesto de agaa' y cloruro de calcio 
(hidraio de cloruro de calcio^. 

Composición. El cloraro anhidro se compone de 



Qoro. * . . 


63,35 a atonías. 

6 
, 36,65 1 átomo. 


Calcio. . . . 



100,00 

Sa fiSrnialasCa Ch*. 

En otro tiempo se conoció á este compuesto con 
el nombre de muriato de cal, y ^ 1^ designó después 
con el de kidroclorato de caL Por último se le conair 
dera generalmente en la actualidad como un cloruro, 
ya en el estado sólido , ya disnelto en el agua. Se^e 
halla dbuelto en algunas aguas naioerales. 

COMPUESTO D^ CAIiOO £ I(HXX 

{loduro de calero.) 'i 

Preparación. Puede prepararse este compuesto 
uniendo ácido iodbídrico con óxido de calcio. £1 iodu- 
ro que se forma tiene algunos de los caracteres físicos 
del cloi;uro de calcio: es blsüneoy sólido , delicuescente 
y muy soluble en el agua» Vertiendo poco á poco 
cloro en la disolución de este ioduro precipita iodo en 
polvo pardusco. G)rresponde al cloruro por las pro* 
porciones de sus elementos. 

El iodo se diferencia del cloro en que no puede 
descomponer ni á una temperatura rop el óxido de 
calcio; se combina con él y produce un ioduro de óxi- 
do de calcia 



Digitized by VjOOQIC 



430 FLÜOáüAO M CXÍAM. 

coMpo^rro de calcio t mioMa 

{Brónmrú de talefé.) 

El bromo obrn ái piírec^ sobre d á%ié» fc cáteSo 
del mismo modo qae el cloro. Se forma oa bromarqf 
qaé por sa compb^eion corresponde ftl cbraro. 

CoApüésto im CAicio t fukml 

{Fbtoruró de calcio.) 

Paede obtenerse esta combinación, qae existe for* 
mada en la naturaleza; combinando directamente el 
ácido flaorbídrico con el óxido ¿e cabido '^ 4t ttiézcQindo 
(i« flbomro soldb^ con «na sal de cal. 

Propiedades. Este flaornro es blanco, insípida) 
insotaUé en el agoa , Pasible á «na lemperatara ele-» 
Tada en un vidrio trasparente; 9t delcoHifMine por tos 
iÉdos asx^o y sulfárico bidratados, «{oe le trasformaa 
en ácido flaorbídrico y en óxido de calcio con cl qoé 
se combinan. 

Usos. Se emplea prinsclpabnente «sue flaoraro na- 
taral para preparar el ácido flaorbídrico y otros flao- 
rarAi. Jamás se le encuentra en capas en el seno de la 
tierra, pero sirye de venero á ciertos minerales de 
plomo y estaño. Se le baila' en pedazosirregolaresó en 
cristales cúbicos, de color de violeta, azal, amarHte 
ó verde. Presenta un carácter notable: cuando se le 
edia sobre una paleta, de bierro beebo ascua , decrepita 

Ír se vuelve fosforescente esparciendo una loa vio^ 
ada. 



Digitized by VjOOQIC 



FOSFURO BE CALCIO. 431 

COMPUESTO DE CALQO Y ADUFRE. 
(Sulfuro de calcio!) 

Preparación. Se puede formar este compnesto des«* 
componiendo el sulfato de cal por el carbón 6 por el 
hidrogeno á una temperatura roja% Este compuesto es 
blanco amarillento , poco soluble en el agua fria , mas 
soluble en el agua hirviendo. Esta disolución sin color, 
puesta en contacto con los ácidos , se descompone in- 
mediatamente;, se foikna gas sulfhídrico que se despren- 
de y óxido de calcio que se combina con el ácido aña- 
dido. 

ProcecUnuentó segundo. Calcinando en un crisol 
cerrado cal coa su peso de flpres de azufre , se la tras^ 
forma en parte en sulfuro de calcio porque se dcs^ 
compone parte de e^te dxido por el azufre que pa- 
sa al estado de ácido sulfúrico. Por consiguiente el 
producto de esta calcinación es una mezcla de sulfuro 
de calcio y sulfato de cal , como lo ha demostrado 
muy bien Vauquelin en 181.7 , fundándose en la ac- 
ción del azufre sobre los óxidos alcalinos. 

Algunas veces se emplea en medicina el sulfuro 
preparado por este último procedimiento , principal- 
mente en el tratamiento de las enfermedades cutáneas. 
Se le mezcla con los cuerpos grasos para componer pot 
inad4Sy ó se le. usa disuelto en agua para lociones. 

COMPUESTO DE CALUO Y FÓSFORO. 

{Fosfuro de ccdcio.) 

Preparación. Kesulta esta combinación de la action 
4el fosforo sobre el óxido de calcio á una temperatura 
ro^a. Si se hace pasar vapor de fósforo sobre óxido de 
calcio calentado al rojo^ se descompone una parte del 
óxido; el oxígeno de este se une, con una porción del 
fósforo para formar ácido fosfórico, y el calcio s^ com- 



Digitized by LjOOQIC 



432 FOSPüRO T>1? CALCIO. 

bin^ con cierta cantidad i||p fósforo para formar el 
fosfuro de calcí». La porción de óxido de calcio no 
descompuesto forma con el ácido fosfórico sabfosfato 
de cal. X 

£n los laboratorios se ejecuta esta descomposición 
del modo siguiente. Se elige un tubo <ie vidrio nií po- 
co grueso, de an centímetro de diámetro y de quince 
centímetros de largo. Después de baber cerrado á la 
lámpara uno de los extremos , se le cubre casi entera- 
raen te con un luten becbo con arena y tierra gredo- 
sa. Cuando está seco el luten, se introduce en el tubo 
un poco de fósforo bien enjugadf con papel de filtrósi 
y cortado en pedacitos , y se ecba cal viva basta que el 
tubo esté casi lleno ; entonces se le coloca verlicalmen- 
te en un bornillo pequeño lleno de carbón y encima 
de estos otros becbos ascuas , del ipodo que se repre^ 
senta en la figura. 



ffl 



Se concibe que hacie'ndose la combustión de arriba 

abajo, se enrojecerá la capa de cal cuando el fósforo se 

9 evapore. Se ba terminado la operación cuando todo el 

V%ibo está enrojecido ; se le aparta y se le deja enfriar. 

'^Rompiéndole, se separa fácilmente el fosfuro que se 

ba formado de la porción superior de la cal que estaba 

en exceso. 

Propiedades, El fosfuro de calcio preparado por es- 
te procedimiento es pardo rojizo oscuro ó negruzco, 
según la pureza del óxido de calcio empleado. Luego 
que está expuesto al aire , esparce un olor aliáceo muy 
fuerte por la absorción «de la bumedad. 

Acción del agua. Puesto en contactt^ con el agua á 



^Ét Digitizedby VjOOQIC 



BARIO. 433 

la temperatara ordinaria , la descompone instantánea- 
. mente produciendo ana viva efervescencia de gais hi- 
drógeno perfosforado que se inflama al pasar al aire, 
ácido fosforoso y óxido de calcio. Estos últimos pro- 
dactos quedan unidos y se hallan disueltos en el agua, 
como M. Dulong lo ha observado; siendo insolubleel 
subfosfato de cal , que está mezclado con el fosfuro, 
se precipita en el fondo del líquido. 

Usos. Puede emplearse este fosfuro para preparar 
el gas hidrógeno perfosforado. Se le trata entonces cín 
una retorta pequeña, cuyo pico termina debajo de la 
cuba de mercurio , por agua acidulada por el ácido 
cloi^ídrico que favorece singularmente la descomposi- 
ción; pero el gas que ae consigue de este modo con- 
tiene siempre mayor ó menor cantidad de hidrógeno 
perfosforado, y aun hidrógeno libre en cantidad bas- 
tante considerable. 



C\PITULO VI. 

BARIO. 

SU ESTADO NATURAL , SVS COMBINACIONES CON EL 
OXÍGENO, EL CLORO, EL lOOO , EL AZUFRE Y EL 
FÓSFORO. 

Se ha probado la existencia de este metal , del mis- 
mo modo que la del calcio, sometiendo la barita á la 
acción de la pila galvánica. Hasta ahora no se ha po- 
dido obtener bastante cantidad para estudiarle com- 
pletamente, y solo se ha podido reconocer que este 
metal era sólido , con brillo plateado, fusible bajo el 
calor rojo , no volátil , capaz de absorber el oxígeno á 
la temperatura ordinaria, y de descomponer el agua 
apropiándose inmediatamente el oxígeno y dejando 
desprender el hidrógeno. 

TOMO 1. 28 



Digitized by VjOOQIC 



43 1 PROTÓXIDO BE BARIO. 

Estado natural Eslc Híetal sie háílft éfi íáE^^mi^ 
toraleza en estado dfe óxido y combinado iíoA ' feSé?- 
tos ácidos minerales. A este óxido, descubierto p<<r 
Scbéek ^n 1774» ^^ ^^^ el ¿ombre de ÍHirHa^ á 
ea asa de la ^sadez que se babia observado éh «as 
eompaestos. Aunque en esta epOi}a ^e sospechase qtíe 
«sta materia era un óxido metálico, Ids «nsáj^s qóíe 
entonces se intentaron fueron infractuo^s y ise la con- 
sideró como una ti^ra análoga á la cal. Solo en 1808 
fué cuando Davy , después de haber descompuesto la 
potasa y la sosa, se inclinó á creer que todási las tiet^- 
ras que gof^n de ciertas propiedades análogas á Ibis ál- 
calis eran también óitidos méftáUcos. La exper#ticía 
confirmó estas sospechas. 



COMPUESTOS DE BARIO CON EL OXÍeEI^Ó. 

{Prctóxido de bario , barita y deuióxido de bario!) 



Estado natural del protóxido dó bario. El . primero 
de estos compuestos es la barita, que se encuentra en 
la naturaleza conibinada con el ácido sulfúrico ó con 
el ácido carbónico. Comunmente se extrae este óxido 
de la primera combinación , que es mas común y uban- 
dante en Francia. 

Extracción. Se obtiene este óxido por el procedi- 
miento siguiente: después de haber reducido á polvo 
finó el siilfatp de barita natural^ se le mezcla íntima- 
mente coii la quinta parte de su pbso-de carbón reje- 
tal también pulverizado. Se llena de esta mezcla ub 
crisol de tierra que se enloda cotí stt tapadiera ', y ise le 
«xpone a un fuego violento durante cerca de dóá ho- 
ras en un horno de reverbero. El carbón á es^a tem- 
peratura descompone el sulfato de barita y le con- 
▼ierte en sulfuro de bario, apoderándose del ox&geáo 
del ácido y del óxido para fot'mar óxido de carbono 
que se desprende. > ■ 

1 . . r 



Digitized by LjOOQIC 



^ROTÓXIDO t)B BAniÓ. i3Í5 

Después qme se lia enfriado la tnásavfte^aíca ^e 
proviene de «sta re»€c»oiy, se la pulvierítá y se íá^á'Hé- 
ye en un barreno con doce á quince Yécés sú peáb íte 
agua destilada. Entonces se vierte ^ ella poco á '¿iodo 
ácido azoico debilitado , agitando kimeidlá cott'iiii i'á- 
bo de vidrio. De pronto hay; una viva éíérveáfébnda 
de ^aa siilfbídrico , que se deapretiée^^n 'tanta tapitíiíz 
y en tan gran cantidad que babria peligro de asfixiáT^- 
Ée sino se hiciese esta operadpn íaf áh-é Hbí'é. Es* esen- 
cial colocarse en una corriente 'de ait»e y éstát iá cíct^ta 

í disianciia de la vasija , y tener «I tüidádo dfe ítíflattrár 
txm un papel encendido el gas sulfhídrico á 'itiedida 
que se vierte ácido azéico. Débéfh wnerse todas estas 
precauciones porque estfe gas métcladó iíób^él ai rfe títere 
una acción muy delet^reaí, aun én ípéqti^fíá cantidad. 
Se continúa añadiendo poco-á pckú áciíW ázóicó hasta 
que se baya descompuesto la mayor parte del snlfato, 
entonces se filtra el licor para separar el fearbofa ^n 
exceso y el sulfato de barita que tío se ha (íeScom- 
puesto , y se acaba de saturar poco á pOcó el licor fil- 
trado por el ácido azíSico. En seguidií se calienta la 
mezcla para desprender el ácido sulfhídrico que h^a- 
bia quedado disuelfo, y para precipitar el. azufré ^^e 
se separa filtrando de naevo: concentrando este li- 
eor en cápsulas , da cristales de azoato dé bafita 
puro. ¡ 

: Teoría Ae la úp^raeiún. Es fáéil expliéar los fentí- 
menos que acaecen en esta ópéraeion: el áulfuro de 
bario di suelto en el agua se desCompbfae dé prótítd ^r 
el agua abenas está en contacto con el ácido azoiicórel 
oxígeno obra sobre el bario para for^nar proióxido de 
bario que se une con el ácido azoico, mientras qtie el 
hidrogenóse comlJina por su patfe' con 'uná porción 
det azufre ^ará formar gas sulfhídrico qUe ^se éñs- 
prende i péró e¿mo el sátfuro de bario i^ halla en es- 
tado^ de bisulfuro, se precipita durante *éUíai ^ácscompo- 
siei<yti iiná proporción dé 9^2;€ifre. • : í 

Se obtiene después el p^dtiSxido' dé eMé me- 
tal exponiendo á un calor rojo el protoazoato dé -l)a~ 



Digitized by VjOOQIC 



136 PBOT^XfDO m ftÁRIO. 

rio. Puede ejecatarse- está operación calcinando este 
azoato en un crisol de tierra , 6 mejor en ana retorta 
de porcelana. Esta sal se fonde primero y á an caíor 
rojo 9 el ácido azdico se descompone en oxígeno y en 
ácido hipoasMHCo qae se desprenden ; la materia se ruel- 
ve de cada vez mas pastosa y acaba por reanrrse 
en ana masa blanca porosa , que es el protdxido de 
bario. 

Cuando se quiere preparar barita para^ se debe 
descomponer el azoato en una retorta de porcelana, 
porque en los crisoles de tierra la barita ataca 
mas ó menos las paredes, combinándose con cierta 
cantidad de óxido de hierro y sílice. Igaalo^ente se 
puede calcinar el azoato en an crisol de platina ; pero 
por este procedimiento solo puede obtenerse de cada 
vez una corta cantidad de barita. 

Propiedades, £1 protóxido de bario se presenta en 
una masa blanca porosa, muy fácil de reducir á pol-* 
vo. Su sabor es mas cáustico que el de la cal ; enver- 
dece mucho el jarabe de violetas y absorbe el agua con 
^ tanta rapidez que durante esta operación se percibe 
un ruido comparable al que se oye cuando se sumerje 
en este líquido un hierro hecho ascua. 

Acción del aire. Abandonado al aire este protdxido, 
absorbe poco á poco á la temperatura ordinaiia el va- 
por de agua que contiene el aire, se desmorona y 
pasa al estado de subcarbonato ; á^un calor rojo atrae 
el oxígeno del aire y el ácido carbónico , y se trasfor- 
ma en parte en deutdxido y en parte en protocar- 
bonato. 

Acción del agua, YA agua á H- loo^ puede disolver 
mas de la mitad de su peso de protóxido de bario. Si 
se abandona á sí misma esta disofucion filtrada, se de- 
posita , por enfriarse , la mayor parte del protóxido de 
barita en estado de hidrato bajo la forma de her- 
mosas láminas que al parecer sqr prismas hexágo- 
nos aplastados. Estos cristales se agrnpaa y afectan 
la forma de verdaderas hojas análogas á las de he- 
lecho. 



Digitized by LjOOQIC 



PltOTOXIDO DE BARIO. 437 

Este hidrato de protóxido de bario contiene una 

proporción de agaa que se eleva á — ^ , 6 5 átomos 

lOOO ' 

por I átomo de oxígeno. Expuesto al calor , experi- 
menta la fusión acuosa , pierde parte de su agua , se 
deseca después y puede liquidarse de nuevo á la tem- 
peratura roja sin perder el agua que le queda. En es- 
te estado es un hidrato que contiene de agua 

lOOO 

combinada 6 i átoma 

Agua de barita. El agua á -+- 1 5® disuelve cer- 

5 
ca de de su peso de protóxido de bario: á esta 

lOO 

disolución se llama agua de barita. Cuando está ex- 
puesta al aire , atrae pronto el ácido carbónico que con- 
tiene , y se convierte en subcarbonato de barita inso- 
luble. 

Esta disolución, que se conserva en frascos tapadas, 
se emplea frecuentemente como reactivo en los labo- 
ratorios. Demuestra la presencia del ácido sulfúrico 
en todas las partes en que se halla libre ó combinado, 
formando un precipitado blanco de sulfato de barita 
insoluble ext todos los ácidos. 

Composición. Se- ha deducido la composición del 
protóxido de bario de la análisis de su sulfato. De aquí 
resol ti^f que está formado de 

Bario. . . . S9,55 i átoma. - 

ó 
Oxígeno. . 10,45 ty átomo. 



Su fórmula = Ba O # 

Accioxk sobre la economía. Este óxido en razón de 



Digitized by LjOOQIC 



438* DBUI^lílDO M BAIIO. 

SO, caiuiicitiad. es ua veneno vioUmo , .cnjróá efeitos 
pueden destruirse inmediatamente por limonadas acida- 
ladas por el ácido snlfdrico, é pore) snlfatode inagoe-M 
fia que se administra disuelto en agua. 

DEUTÓXUK) DE BARIO Ó BIÓXIDa 

,Pr4par€íQion. Puede prepararse el deatósido de ba* 
rio , que no existe en la naturaleza , calentando el pro- 
tK^sido en gas oxígeno* l^ absorción se rerifíca rápida** 
mente aun bajo el calor rojo. Guando se desea obtener 
grandes cantidades , se debe emplear el apáralo d*- 
guíenla:' 




Se coloca en un hornillo largo un tubíy M i^Mrio 
d<$ diááietro tin poco grueso , que se enlodará en toda 
la extensión que debe ser calentado. Despué» ^e-haber- 
le llenado de pedazos de protdxido de bario, se le 
pone en cottnniéaéion por un lado con ¿n aparato 
que deja desprender gas oxígeno, que se lava ha- 
cie'ndole pa^r porfiína disolotion de potáseí cáustica, 
y después por un tubo que contenga cloruro de calcio 
para desecarle, y por el otro termina el aparato en 
un tubo encorvado. Calentanéo poco á poco el tubo 
hasta el rojo oscuro , y haciendo pasar continuamente 
por el una corriente de gas oxígeno ,~fié tát>da el ''pro- 
t<$xido ^li trasíbrmur^ en -il^f^t^xido. Se Vecidéo^é que 



Digitized by LjOOQIC 



PEOXOXIDO BE BARIO. 4Sft 

fe \ídL acabado la operación cuando pasa el oxíge- 
no sin ser absorbida y ^. desprende por la extremidad 
opuesta. 

PropUdadesi £1 deutdxido de baria es blanco , po- 
roso como el protóxido ;^o es tan cáustico como este; 
]^p^9 ^i) contacfb fcon el agua , la absorbe leptameti- 
te 4^ bacer r^i^o y apenas se calienta. No Iq altera 
t% tempefa^nr^^ i^as eleyada. La mayor parte de los 
fUerpps^ cpmbostibles nó metálicos le descomponen re-^ 
4apiénd<^)e al listado de protóxidoi Calentado, en una 
if^mpapa con gas bidrpgeim, esta^ descomposición va 
aá;ompa^ada de desprendimieolQ de luz , el agua que 
%^ íbri^a ^ueda con^bipad» CQt^ A prot(Sxido y le cons- 
tituye en estado de bidrato fusible. £1 azufre, el fósfo«- 
1^ y el carlKHio ^,aqi<(tifican y $e unen 4espues con el 
p|r9idx|49 de bario. 

A^ion cU los, ácidos. Todos los ácidps disueltos eti^ 
^gua» pues^s en coao^tactQ con el deutdxido de bariPt 
(^.^acen pasar al estado de prot^Sxidp; pero el oxige- 
op e^ )u^ar de despr^e^derse , queda combinado con el 
agfi^ y la. trasformaim deutóxido de bidrdgeno 6 agua 
«W^wda., 

Composicion.Vaeáe detc^r^ninarse fácUment.e la coinr 
p^^ofi 4^ deutóxido de bario, como lo ba indicado 
"PH, T^Yíé^SLrÁ^ calentando un peso conocido de proUJh- 
i|ido de bario en un len^ceso de gas oxígeno. Por el Yohr 
14|[^a>ab$prbido se conoce la cantidad adicional 4^ 
9);ígei90 que se ka unido al protdxido. «^ 

£st^ dxído contiene una vez mas oxígeno que e( 
^ pf;Qtdx44o ; por consiguiente está formado de 

Bario... . . . 8i,o8 i^ átomo. 

Oxígeno. .. ,18,92 a átomos, 

lop^op 

]: Sa ¿H-mu^ = BaO' 

Digitized by LjOOQ IC 



440 DEüT0Xll>O DE HlimOGENO. 

AGUA OXIGENA P A. 

{Deutáxido de hidrógeno!) 

Tliénard descubrió este compoesto notable en 1818, 
cuando se ocupaba en investigar la acción del deutd- 
xido de bario sobre los ácidos dilatados en agua. AI 
principió creyó que este óxido , disolviéndose en los 
ácidos, les cedia una parte de su oxígeno volviendo á 
pasar al estado de protóxido; pero muy pronto otras 
consideraciones, apoyadas en la, experiencia, le indu- 
jeron á reconocer que realmente se oxigenaba el agua 
que contenian estos ácidos. 

Fteparacion, Es muy complicado el procedimiento 
por el Cual se obtiene esta singular combinación ; con- 
siste en disolver poco á poco deutóxido de bario puro 
en ácido clorhídrico dilatado en ocho á diez veces su 
peso de agua destilada. £1 ácido clorhídrico, obrando 
sobre el deutóxido, le reducé al estado de protóxido pa- 
ra combinarse con él, y el oxígeA que de aquí pro- 
viene se combina con los elementos del agua para for- 
mar deutóxido«de hidrógeno. 

Debe hacerse la disolución de deutóxido de bario 
después de haberle disgregado antes con un poco 
de agua y haberle reducido á polvo ; se le echa poco á 
poco en el licor ácido que se mantendrá frió i*#dean- 
do dWiielo la vasija que le contiene. El deutóxido se 
disuelve con la mayor facilidad, sin efervescencia, so- 
bre todo agitándole. Cuando se ha saturado la mayor . 
parte del ácido , se deja caer gota á gota ácido sulfúri- 
co puro y concentrado, hasta que todo el protóxido 
que estaba disuelto se haya precipitado en estado de 
protosulfato. Se decanta ó se filtra y se vuelve a disol- 
ver en el licor una nueva cantidad de deutóxido, y se 
precipita por el ácido sulfúrico , como la primera vez, 
el protóxido que se ha formado. Se repite esta opera- 
ción muchas veces seguidas , hasta que se haya carga- 
do el licor de 3o á 4o veces su volumen dé oxígeno, lo 



Digitized by VjOOQIC 



DEÜTOXIDO DE HIDROGENO. 441 

qae se reconoce calentando ana porción en an tubo 
Heno de mercurio. 

. Caando se ha llegado á este punto , se echa en el 
licor, que siempre estará rodeado de hielo , bastante can- 
tidad de deutóxido de bario para sobresaturar el ácido. 
£n esta época se precipitan copos formados de ácido 
silícico , de alúmina , de óxido de ^rro y manganeso 
qoe existían en el deutdxido , sin embargo de las pre- 
caución^ tomadas para prepararle. Se los debe sepa* 
rar lo mas pronto posible colando el licor por una te- 
la fina: entonces- se añade agua de barita en exceso, 
que precipita las últimas poréiones de estos óxidos, 
que se aislan inmediatamente echando el licor sobré 
muchos fiUfos preparados de antemano, á fin de evitar 
que se toquen demasiado tiempo el agua oxigenada y 
estos óxidos que la descomponen poco á poco. 

Después de esta primera serie de operaciones , el 
licor contiene una cantidad de agua oxigenada bastan- 
te considerable y agua común , qiie tiene en disolución 
cloruro de bario. Se vierte primero cantidad suficiente 
de ácido sulfúrico para precipitar íoda la barita; des- 
pués de haber separado el precipitado , se echa poco á 
poco en el licor sulfato de plata en polvo. Este último 
se -descompone por el ácido clorhídrico que está libre; 
de donde resulta cloruro de plata insoluble y ácido sul- 
fúrico, al que sustituye Es esencial echar bastante 
cantidad de sulfato de plata para precipitar todo el áci- 
do clorhídrico , y por otro lado ño se le debe echar 'en 
exceso; si se presentase este caso, se precipitaría 
poco á poco el óxido de plata por algunas gotas dé 
ácido clorhídrico. 

Por medio de estas diversas manipulaciones el li- 
cor no contiene mas que agua oxigenada, agua común 
y ácido sulfúrico. Se la pone en un mortero de vidrio 
rodeado de hielo, y se añade poco á poco hidrato de 
barita seco y reducido á polvo , hasta que casi todo el 
ácido sulfúrico se haya convertido en sulfato, y el 
licor apenas enrojezca el papel de girasol. Entonces sé 
le filtra para separar el sulfato de barita , y se acaba 



Digitized by VjOOQIC 



442 D^PTa^lDQ HE BlpaOGi^*0. 

4ct ^iqrar^e ▼^tíwdo^g|¡i3i,4^ k^nuk goU.á goit* ha»- 
ta que ya na forme precipitado. En |^o«4a le pacdc 
pre<;ipit«ar ^1 ^c^j^.4^ b^riu p^r afgai^goCM/dicíáci- 
áq siüfdricQ d^bililado^ £3 prd^^r^Ue <iW exÍ9tfi mu 
b|^n i^a exceso de áqdx> qo^ 4^ barita, poff^eeslaólti^ 
qput tieqde 4 descQpnponer poco 4 pd^.elagmaxigeoaia. 

Se coQ^derA cpfflQ i^ua; «(igenada 4ilarUd4 ^n agaa 
qoio^un , aii Ucor qfR se ob^ieiu» de«paes de todas «alas 
op^racipne^. Para separar el agc^^ pomuA» ac ^ coloe» 
ca im vano debajo d^l reeipient? 4^ la nUqvioa. neun 
urálica 9 ei^cio^a de m;ia caznala. qoe conienga idda 
i^^fóríco i^QAceotr^do* Ciando sc^ba, htdko el !rae¿(v 
¿endo wa^ TpUtij el agn^pVira» ai; ?»aj>ora la prinse^ 
ra j ^l C5^bo d^ ipucbos 4iaa s« <>btíep# «p» «wg«^ 
U^^f pw^ <} deutóú4p de t^i^rós^w^^ 

Prapie4a4^s, £1 4catQxi4a> de, Mdrdgeoo^y amm 
f\ ago^ eop^np , no t¡f;ne c^lor i^ o^^r; ^ fabor el un 
P9<po estíptlcp y sa densidad es de 1 ,4^3. Obra poc^ I 
|l^o sobre ,^ calor de girasol , at «buíiI )d«airnyie; pftcsrt 
tp^ e^ coptac^Q cpn (a epiderqaia; , la bl^n^a^a prod»--! 
CJ^da plcQia^ps. <|:¡(^Iop^o en la. e^tr^mi^ad de la U^ 
fjgi^y lá bl^nque^ ^\ i^t^nt^ espejando U saliTa f 
y^dviépdQlai e^pojoio^ 

Ac<;i<^n (fd qoJóricQ. ^piie$ta 4 un firio d^ '— 3p^» 
ff^opserya líquida y <^p todas sus pj*opi^des; pei^ 
4 up calor i^Q poco masi elevado I se desdomp^ne ins^ 
|fqíit4p^ipcpte en agi^^i ¿ proL(ki4a.d^ bidrdgfn», 
y jen gas oxígjeno q^^ ^se desprende com^n^P^nte 4^ 
^njta rapidez que pu^^e ocasionar ana ^ptosipa* St 
pbtij^ne el inismo fenómeno, aapque mepos tainnUnor 
sámente , cuando el díeutdxido de hidr^c^i^a esÍ4 m^-^ 
cUdo con cierta cantidad de agua comufi. 

Su descomposición espontánea.- Son tan pocp' e^bles 
\o% elementos del deutóxido de bidfdg^qo que, aban** 
4pnado á sí . mismo ^ se descompone siemprfs ^ ou- 
^no quje s^ desprendf y ^ agua com^un. £$ta A^l^ 
f^>n|po$icion se verifica bajo, la in^a,en9fa^ de la lúas y 
j^p );|.oscprídady y apepas s^ k puede cop^rv;air. mur» 
fi^s ^eipapas&tp que isf aljt^rc eppar^ I^pa iicyifí^t^ 



Digitized by VjOOQIC 



ii6irroxÍDO JBS miBiiOGBNa 44i3 

tardan isu.!¿^s¿oi?dposicion ; los óxidos le descompó^n, 
ya.aaro^ándosQ ana parte >de sa oxigenó, ya |^i2>ort^ 
ciftOoo el desprendimiento ^» ona paiüe dc^ ^áe habtá< 
contenida ea el peróxido 4^ hidrógeno ,' ó desoainpo'' 
ni^do$e:alti^tsmo tiempo qde él. . > < t 

Acción de los metaloídeos. El contacto de esle com-« 
paeUO con la mayor parte de los caerpos^ produce fe- 
uditttnoa másd menos nofabks; eV carbono y el sele^ 
nlo obran sobre el deatdxido de hidrógeno á la tem^ 
poraturá ordinaria ; el pribkdro desprende una parte del 
Qstígcno^^ le reduce al estado de protóxido dehidróge-^ 
BO (a^ua); el segundo pasa al estado de ácido selenioso. 
>: Acción de los metales. M)iuchos metales reducidos á 
limaduras anas, tales «orno la plata , tel platina, el ora^ 
el paladio;, &a hacen pasar rápidamente el peróxido 
de hidrógeno al estada de protóxido, dejando des^ 
prendei* él oxigeno sin absorberle. Los demás > metales 
tienen una acción mas ó meoofflenta y aun no la tienen, 
ái éxéepcion del potasio y del sodio que absorben ^una 
parte del ioiágéno y desalojan la otra produciendo luz. 
• - Accimk\ de los óxidos hidratados. Muchos óxidos 
metálicos hidratados, puestos en contacto con el deu^ 
t^ido de hidrógeno , le descomponen apodera ndocie dé 
okiá partea su oxígeno y reduciéndole al estado do 
protóxido de hidrógeno convirtiéndose ellos mismoé 
en peróxidos; 4e este modo obran los protóxídos dé 
«alcio , jde baria, de wnc , de cabré , de hierro , de e^ 
ttóó, &c. 

Los peróxidos de manganeso y de hierro hidrata-^ 
dos obran violeiitamenteí y desalojáis waa patte d«l 
oaígénc^idbl agua sin absorberle. 

Acción de los óxidos hidratados de la sexta sécckn. 
Los óxidos de los metales de la última sección , es de* 
ciri,id0|os que tienen poca afinidad con elbxígeno, tie* 
ncn una acción notable: rQdweSéndose, descomponen 
rápidamente el peínóxido de hidn^^Wo^^; de ¡suerte que 
el gas «xígcno que se desprende proviene del oxi- 
da metálico y del agua oxigenada, que se trasforma 
c»a«iecomun. 



Digitized by VjOOQIC 



444 DEUTOXIDO DE HIDROGENO. 

JBs taa violentar ta acción del ÓKÍdo> de plata sobre 
est*conipaestQ^ qae dejando caer ana gota de per- 
óxido de kidrdgeno sobre este óxido seco, hay explosión 
á consecuencia de la descomposición: recíproca del óxi- 
do y del agaa , qae se verifica dejando desprender caló- 
rico y aon luz. 

Acci€n de los sulfuras. Muchos sulfaros metálicos 
se trasforman en salfatos por la acción del peróxido 
de hidrógeno. 

Cuando el peróxido de hidrógeno paro se descom- 
pone, da 47^ veces su volumen de oxígeno. Se puede 
probar esto mezclando un volumen conocido de este 
compuestacon agua común, y calentando con una lám- 
para de e^iritu de vinaesta mezcla en un tubo lleno de 
mercurio y vuelto boca abajo sobre la cuba , ó hacienda 
pasar por el peróxido de manganeso que abra del 
mismo modo trasformando el peróxido de hidrógeno 
en prótóxido y en ga^/oxígeno. 

Composición, Se deduce fácilmente la composición 
«del peróxido de hidrógeno de los resultados siguientes: 
un centímetro cúbico de este óxido, que pesa 1,4^^ 
gramas , da 47^ <^ei3tímetros cúbicos de oxígeno á o. 
£1 peso de este volumen de oxígeno es igual á 0,680 
gramas. Si se rebaja esto de 1,4^^9 peso del peróxido 
de hidrógeno, quedan 0,773 gramas para el prótóxido 
de hidrógeno separado^ La cantidad de este último está 
formada de 0,680 de osugeno y de 0,09^2 de hidrógeno; 
de donde se ve fácilmente que el peróxido de hidró- 
geno está compuesto; de una cantidad de oxígeno exac- 
tamente doble de la que existe en el agua común. 

Según esto , el bióxido ó deutóxido dé hidrógeno 
está formado en Volúmenes de 

2 vol. de oxíg. oxíg. . . . 94) 1 1 

ó en peso de 
2 vol. de hidróg. hidróg. . . 5,89 

1 00.00 



Digitized by VjOOQIC 



CLORURO DE BAtllO. 445 

Por consigiíieiite la * composición atomística del 
deatdxido de hidrógeno ó peróxido , es de dos átomos 
de oxígeno por dos átomos de hidrógeno , y sa fórma- 
la (ffO^ ó (H). 

Usos. £1 peróxido de hidrógeno no4ien« aan nin- 
guna aplicación ni en las artes «i «n medicina. Se- 
gan la acción que ejerce inmediatamente sohre el sal- 
faro negro de plomo , qae trasforma inmediatamente 
en sulfato de plomo qae es blanco^, M. Merimee , pin- 
tor distinguido , he ha emipleado con buen éxito para 
quitar las manchas negras de sulfuro de plomo que 
se habian formado sobre un dibujo de Rafael. In- 
jmediatamente se consigue eLefecto que se quiere pa- 
sando ligeramente sobre la mancha un pincel «m- 
papado en una mezcla de agua común f de peróxido 
de hidrógeno. 

Diferentes ensayos que hemos hecho, nos han pro* 
hado que la disolucioií acuosa de cloro obraba tan 
eficazmente como el agua oxigenada , para hacer des- 
aparecer sobre el papel las manchas negras de sulfuro 
áe plomo. 

COMPUESTO ©EBAHIO ,Y CLOKO. 

(filoruro de 4^rjo.) 

Preparación. £1 cloro á una temperatura roja, des- 
compone el protóxido de bario y le trasforma en 
cloruro desalojando el oxígeno. También puede ob- 
tenerse este compuesto tratando el protóxido por el 
ácido clorhídrico á una temperatura roja. 

Propiedades. £1 cloruro de bario es blanco , só- 
lido, fusible é indescomponible por el fuego, y su sa- 
bor es picante y acre^ se disuelve en dos veces su 
peso de agua hirviendo ,^ y en casi la misma cantidad 

de agua fria. £1 'alcohol á-4-» 3o*^ puede disolver . 

I oo 



Digitized by VjOOQIC 



JUiB lODUBO DfiS BABn>. 

Este c^mpaestO'^ áeparittdofe ¿e ia disohioron'(¿juosa,- 
cristaliza en prismas de cdatro lados nrajr^(fl<^^'y 
poea graespst pero de este nodo solo Ú^an- agOA' iw- 
terpaesta , qae le hace decrepitar caando se le expone 
de pronto al calor. ; \ ' ' ■' ; 

• En t)tro tiempo se coiidcía á este <jIorbro> con el 
ttómbrie de muriñt»rd6 ¿on'/a^'yen la nuera iÍQniéiifGlil- 
tura se Je ha dado^^espueé el nomjbre de hidrédo- 
ralo de barita ; pcrü eii la actaalidadito íb cotisídei^a 
géneraliBEietite cómo nn cldraro oomo' i ' tódoá ios de- 
miU bidrockratos <S<dorkidratos alcalhids. 

Composkttm, Segnn esta hipótesis se eompbii^ d« ^ 

Bario; » . . . H ^ CS794 * í átomo* 

ó 
Cloro. . . . « 34,06 s átotnMK 

lOO^OO 



So{tfrmtüar*n»Ba€li^ 



COnPlTESTO HE -VJífílñ ¿ IMO. 

# 

Preparation, "Eil^ iodo forma ana sob v|<i>¿ftbina- 
vdon con el Uario.' No< se la puede o^ener'coia^üa 
:»nterioq , :hácfiieni£> pasar iodo «n vapores sobre {mto- 
t^ádo'de harto,' poeis se combinan, sin deáprenditnién- 
to de oxígeapv' 7 iot*man og ioduro deiítsido debiai^. 
< .Poniehdo el igab ikcido'iodhidr4i:o'4$k-'eo^ta¿io con 
el protdxddo de' baii# y aé defoovnpóné dand¿ ^origen' á 
agu y á iodoro de baHo« Se obtiene el uihníi» éfeko 
; <Bat)araQdo el. áddo áadhídrioo l^aido^porel agaft de 
^rita. 

El iodnrb de bario es. Usfnoó, ^lido^y «O peco 
delicuescente ; su sabor es ligeramente picante ; es muy 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by LjOOQIC 



448 FOSFURO DE BARIO. 

de bario se disaelve dando al agua un color amarillo 
anaranjado , y el sulfato de barita se precipita en un 
polvo blanquecino. Se forma este compuesto de azu- 
fre y bario , siempre que se calcina sulfato de barita 
con carbón. 

£1 azufre puede combinarse al parecer en mu- 
chas proporciones con el bario , lo mismo que con 
otros metales. 

FOSFURO DE BARIO. 

Preparación. Puede prepararse éste compuesto del 
mismo modo que el de calcio , haciendo pasar vapor 
de fósforo sobre barita calentada hasta el rojo (Véase 
fosfuro de calcio). £1 fosfuro que se obtiene es pardo 
oscuro , brillante y muy fusible ; al aire húmedo es- 
parce un olor de ajo. Echado en agua , la descompone 
poco á poco : se desprende gas hidrógeno perfosforado, 
que se inflama al aire , y se forma hipofosñto de ba- 
rita que queda disuelto. 

Al fosfuro preparado por este medio , se le debe 
considerar como una mezcla de fosfuro ¿e bario y de 
subfosfato de barita. 

INo se han examinado los compuestos del bario 
con los demás cuerpos combustibles ; solo se sabe q^e 
el ázoe, el hidrógeno, el carbono y el boro no pue- 
den unirse con este metal. 



Digitized by LjOOQIC 



ESTRONCIO. 449 



CAPITULO VIL 



ESTRONCIO. 



&V ESTADO NATURAL, SUS COMBINACJONES CON EL 
OXÍGENO, El? CLORO* EL IODO , EL AZUFRE Y EL 
FÓSFORO. 



Hhtoria: jyár Ante largo tiempo se ha considerado 
al óxido de este metal , conocido al principio con el 
^nombre de est rondana ^ como un cuerpo simple, y se 
le ha colocado en el número de las tierras ; pero nó 
se le ha mirado como un dxido metálico como á la ba^ 
rila , hasta después de haber descubierto la composi- 
ción de la potasa y de la sbsa. 

Las diferentes tentativas que se han hecho para 
aislar este metal , sometiendo su óxido á la acción de 
una fuerte pila galvánica , apenas han suministrado 
sufí(Íiéntes cantidades para estudiar todas sus propie-^ 
dades ; de modo que su l\)storia está tan incompleta 
como la del bario , con el que tiene mucha analogía 
por las propiedades de los compuestos que forma. 

Estado natural. La estronciana ú óxido de estron- 
cio existe en abundancia en ciertos paises ; pero siem- 
pre se la encuentra combinada con los ácidos sulfúrico 
y carbónico. 

Los doctores Crawford y Hope % y sobre todo 
Klapróth , distinguieron las combinaciones naturales 
de este óxido , confundidas primero con las de la ba- 
Tita ,' y Klapróth después de haberle aislado en^ 1 793, 
y haber reconocido en él propiedades particulares , le 
TOMO I. 29 



Digitized by VjOOQIC 



480 PROTÓXIDO DB KSTRONCIO. 

dio el nombre de est rondana , nombre derivado de 
Strontian , país de Escocia , en donde se halló por 
primera vez este mineral. 

Después se ha encontrado en Francia gran can- 
tidad de estronciana combinada con el ácido salfú- 
rico ; este mineral existe en masas considerables sobre 
las montañas de Montmartre y Menilmontant , cerca 
de París ; está mezclado con cierta cantidad de sab- 
carbonato de cal. 

COMPUESTOS DE ESTKOJíClO Y OXÍGENO. 

{Protóxido de estroncio , bióxido dé estroncio.) 

Protóxido de estroncio. Este óxido , al cual en otro 
tiempo se le dio el nombre de estronciana , paede des- 
prenderse de su Combinación nataral con el ácido sul- 
fárico por el procedimiento qae hemos descrito para 
extraer la barita ; solo que es necesario antes calcinar 
el sulfato de estronciana con el carbón, diluirle en 
agua y verter etícíma ácido clorhídrico en exceso para 
disolver el áubcarbonato de cal que está mezclado con 
él y forma cerca de la décima parte del mineral. 

Propiedades, El protóxido de estroncio obtenido 
de la calcinación del azoato de estronciana , presenta 
las mismas propiedades que el óxido de bario ; se halla 
en una masa blanca ó pardusca , muy porosa, dotada 
de una causticidad análoga á la de la barita ; este 
óxido absorbe rápidamente el agua con gran despren- 
dimiento de calórico ; su sabor es acre y alcalino. 

Acción del aire. £1 óxido de estroncio expuesto 
al aire atrae primero la humedad , se hiende y se re- 
duce i polvo, y después pasa al estado de sobcar- 
bonato. 

Acción del agua, £1 agua á la temperatura ordi^ 

Baria $olo puede disolver 7- de este óxido; esta di- 

40 



Digitized by VjOOQIC 



PROTÓXIDO DB E9TR0KC10. 451 

idlcicion clara j trasparente , enverdece el jarabe de 
violetas y vuelve el color azal al girasol enrojecido; se 
la conoce coh el nombre de (igua de estronciana. 

£1 agua hirviendo disuelve mayor proporción de 
este oxido » y deja precipitar una parte cndndo se en- 
fria bajo la forma de hermosas láminas delgadas caá- 
drangalares. Estos cristales están compoestos de agua 
y óxido de estroncio , y constituyen un hidrato de es- 
troncio que según la análisis que ha hecho el Doctor 
Hope , está formado de 



Oxido de estroncio^ 32,38 i átomo. 

6 
Agua. ....... 67,62 12 átomos. 

100,00 



Este hidrato expuesto áí fuego experimenta la fu- 
sión acudsi^ , se deseca después y se fmnde de nuevo 
al calor rojo. En este estado es aun un hidrato for- 
mado de un átomo de agua y de un átomo de protdxido 
de e^roncio, porque el dxido de estroncio extraído del 
azparto , es infuñble á este calor y aun á uiio mas 
elevado. 

Es tan grande la afinidad del protdxido de es- 
troncio con d ácido sulfúrico , que este dxido se apo- 
dera del de los dxidos con que está combinado , y for« 
ma un sulfato insoluble en el agua y en los ácidos. 
l^yot este aspecto tiene nracha analogía con la barita, 
y puede lo mismo que esta última servir de reactivo. 
Sin embargo , el sulfato de estronciana no es tan in- 
soluble como el sulfato de barita ; porque el agua de 
estronciana diluida en una gran cantidad de agua, no 
precipita por el ácido sulfúrico. 

Composición» Se ha determinado la composición del 
óxido de c$troncio del mismo modo que la del óxido 



Digitized by VjOOQIC 



452 BIÓXIDO BE ESTRONCIO. 

4le bario , es decir , analizando el sulfato. £1 óxido esii 
compuesto de 



Estroncio 84,58 i átomo, 

ó 
Oxígeno 1^)4^ I átomo. 

1 00,00 



Sa fórmula ««SrO. 

Este óxido , lo mismo que sus combinaciones solubles, 
no obra con tanta energía sobre la. economía como los 
compuestos de prouSsidode bario, como lo prueban los 
experimentos directos de M. Gmetin hecbos sobre los 
animales. Uno de los caracteres distintivos del óxido de 
estroncio y de sus compuestos es dar á la llama de los 
combustibles un hermoso color rojo purpúreo. Se pue- 
de hacer este experimento poniendo un poco de azoato 
de estronciana en la llama de una bujía encendida, ó 
inflamando estopa empapada en alcohol en el cual se 
ha diluido una sal soluble de estronciana. 

Biárid^ de estroncio, . £1 óxido de estroncio no es 
capaz de absorber por medio del calor una nueva do* 
sb de oxígeno como el óxido de bario; sin embargo, 
«e puede obtener ün óxido mas ' oxigenado vertiendo 
agua de estronciana en bióxido de hidrógeno. No se 
ha analizado este óxido, y Tbénard le ha observado al 
hacer sus investigaciones sobre el agua oxigenada. Se 
halla en láminas brillantes poco solubles en el agua, 
é indudablemente está .compuesto de a átomos de oxí- 
geno y i átomo de estroncio. 



Digitized by LjOOQIC 



CLORURO DB ESTRONCIO. 453 

COMPUESTOS DEL ESTRONCIO CON EL CLORO , EL IODO» 
EL AZUFRE Y EL FÓSFORO. 

Estos diferentes caerpos combastibtes pueden unir- 
se con el estroncio y formar compuestos análogos ¿ los 
de barfo. 

Se ios puede obtener poniendo estos cuerpos en 
contacto del óxido de estroncio á una temperatura mas 
ó menos elevada. 

CLORURO DE ESTRONCIO. 

Preparación, El cloro á un calor rojo descompone 
el protóxido de estroncio , expulsa el oxígeno y*se com- 
bina con el estroncio.. 

Igualmente se puede preparar este cloruro tratan- 
do el óxido por el ácido clorbídrico , 6 disolviendo en 
este ácido el carbonato de estronciana. 

Se ba considerado a este compuesto, conocido con 
el nombre de muriato de estronciana^ y después con el 
de kidroclomto ^ como una sal; pero en la actualidad 
está incluido entre los cloruros. 

Prú^/WadS?^. Este cloruro es blanco, sólido, fijo al 
fuego; su sabor es acre y picante; expuesto al aire, 
atrae poco á poco la humedad y se liquida; es muy 
soluble en el agua. Este líquido disuelve vez y media 
su peso á-f-i5^ y mayor proporción en caliente. 
Abandonando el agua que le tenia en disolución , cris- 
taliza en agujas largas blancas , muy delicadas, que 
tienen la figura de prismas hexaedros. £1 alcohol di- 
suelve y el mismo líquido hirviendo , según 

24. 12 ° 

Bucbolz. 

La disolución alcohólica arde con una llama de 
uq hermoso color rojo purpúreo , y se emplea en los 
teatros para obtener las llamas rojas que aparecen en 
ciertas escenas infernales. 



Digitized by VjOOQIC 



454 lODUBO DB ESTRONCIO; 

Composición. Este cloraro está formado de 

Estroncio. . . . SS^Sg i átoma 

ó 
Qoro íífi^ 2 átomos. 

100,00 

Sa fórmala =Sr Ch^ 

lOBURO DE EST&ONUb. 

£1 ipdo reducido á vapor se combiaa con el óxido 
de estrdhcio sin descomponerle á «ningana temperatu- 
ra. £1 óxido de bario tiene también esta propiedad. 

PrefHUHiciim, Sin embargóse puede combinar el 
iodo con el estroncio disolviendo el óxido de estroncio 
en el ácido iodbídrico y evaporando hasta sequedad. 

Propiedad^. El ioduro de estroncio es blanco , só- 
lido , fijo é inalterable en vasijas tapadas , aunque sea á 
un calor rojo. Calentado al contacto del aire deja des* 
prender vapores violados de iodo por el oxígeno que se 
une en parte con el metal. Este compuesto es muy so- 
luble en el dgad) y puede cristalizar en agujas finas co- 
mo el cloruro. Expuesta al aire su disolución se des*- 
compone en parte , y se trasforma en ioduro iodurado 
de estroncio y en subcarbonato de estronciana. 

Composición. No se. ha hecho aun la análisis de 
este compuesto, y la teoría indica que debe estar for— 
mado de 

Estroncio. ...... aS,88 i átomo. 

ó 
Iodo 7^y^^ 3 átomos. 



1 00,00 



Su fórmula=Sr V. 



Digitized by VjOOQIC 



ALUMINIO. -. 456 

£1 azufre y el fósforo tienen sobre el oxido de es- 
troncio la misma acción qae sobre el dxido de ba*« 
rio; los compuestos que de aquí resultan se parecen 
tanto á ios de bario, que creemos inútil exponer aquí 
sus propiedades. 



CAPITULO VIIL 



ALUMINIO. 

SU ESTADO NATURAL , SU £l^TnACCION , SUS C<KtfBiNACIO« 
NES CON EL OXÍGENO , %h CLOAO , £L AZUFfiE Y EL 
FÓSFORO. 

Este metal , admitido larga tiempo por analogia, 
ha sido aislado y estudiado en 18:) 8 por M- Wofaler. 
X^xiste en la naturaleza combinado con el oxígeno , y 
forma un dxido , que se conoció al principio con el 
nombre de alúmina. Rara vez se le baila puro; pues mas 
comunmente se le encuentra unido al ácido silícico y á 
algunos óxidos metálicos^ Estas combinaciones natura- 
les constituyen las diversas variedades de arcillas ó de 
tierras arcillosas. También existe unido con el ácido 
sulfúrico en una sal que la naturaleza ofrece formada 
en ciertos paises, y que los antiguos han conocida 
con el nombre de alumbre , aunque hayan ignorado su 
verdadera composición. 

P'xtr€íccion (ktl ahaniwo. No puede obtenerse fácil- 
mente el aluminio sino descomponiendo el cloruro 
de aluminio por el potasio, como lo ha observado M. 
"Wohler (Anales de Química y Física , tomo XXXVII, 
pág* 75). Se coloca por capas este cloruro en un cri-< 
sol de platina con pedazos aplastados de potasio. Se 
£ja»Ia tapadera con un alambre y se calienia con la 
lampara de espíritu de vino. Se efectúa la reducción 



Digitized by LjOOQIC 



456 ^ OXIDO DB ALUMINIO. 

desprendiéndose tanto calor qae el crisol se enrojece 
hasta el blanco. El potasio se apodera del cloro j 
forma cloruro de potasio, y el alaminio qiieda aislado. 
Se. deja enfriar el crisol y se vierte agaa en el , íjtté 
disuelve el cloruro de potasio y deja precipitar el alu- 
minio en un polvo negruzco que se recoge y lava dife- 
rentes veces. 

Propiedades, El aluminio obtenido de este modo 
se presenta en un polvo gris negruzco que adquiere 
lustre metálico y brillante frotándole contra un cuer- 
po duro. Este metal es infundible al calor que se pue- 
de producir en las mejores forjas. El aire no tiene nin*- 
guna acción sobre él á la temperatura ordinaria , pero 
á un calor rojo le bace arder rápidamente y le con- 
vierte en un polvo blanco que es dxido de aluminio^ 
Al parjecer el agua fria no tiene acción sobre este me- 
tal, pero á un calor de ■+- loo se oxida poco á poco 
porque se descompone. Los ácidos no le atacan sino 
en caliente y le oxidan disolviéndole, lo que demues- 
tra que no es tan grande la añnidad de este metal 
con el oxígeno como lo que se suponia antes de los 
experimentos de M. Wobler. 

COMPUESTO DE ALIJMINA Y OXÍOENO. 

{Oxido de aluminio y alúmina?^ 

Preparación. Solo existe un óxido de aluminio, qae 
es la alúmina. Se le puede obtener directamente que- 
mando el metal en el oxígeno ; pero se le extrae de 
las combinaciones en donde se baila formado en la 
naturaleza , 6 en las que el arte prepara en gran can- 
tidad para las necesidades del comercio. 

Procedimiento primero. Ordinariamente se extrae 
este óxido puro del alumbre ó del sulfato doble de alú- 
mina y potasa. Para conseguir esto , se disuelve esta 
sal en veinte veces su peso de agua caliente, y en esta 
disolución se vierte poco á poco amoniaco líquido h*s- 
ta que baya un exceso sensible de él. De pronto se 



Digitized by LjOOQIC 



PROTOXlbo DE ALUMINIO. Í&1 

descompone el salfato de alúmina , y 3e deposita el 
dxido de aluminio en ana jalea blanca , trasparente, qaé 
se recoge sobre an filtro y que se lava con agua calien- 
te hasta que no tengan sabor las aguas de la loción. 
£1 salfato de amoniaco qae se ba formado queda 
en el líqaiio qde sobrenada con el sulfato de po- 
tasa. ' . 

El precipitado gelatinoso que se obtiene es un 
compuesto de óxido de aluminio y agua (hidrato de 
alúmina) que contiene 5o por ico de agua ú 8 áto~ 
mos, cuando está seco al aire; por la calcinación hasta 
el rojo pierde 5 y solo retiene 3 , de las que no Se le 
puede privar sino uniéndole con el ácido sulfúrico y 
descomponiendo, después el sulfato por el calor. 

Procedimiento segundo. También puede obtenerse 
este dxido anhidro exponiendo á la acción del calor en 
un crisol de tierra el sulfato doble de alúmina y amo* 
niaco. Esta sal se descompone á una temperatura ele- 
vada y deja por residuo fijo el dxido de aluminio pu- 
ro. Por consiguiente el ácido sulfúrico dd sulfato de 
alúmina se descompone en ácido sulfuroso y en oxíge- 
no , al mismo tiempo que se descompone el sulfato de 
amoniaco trasformándose en productos volátiles. 

Propiedades, El dxido de aluminio se halla en pol"-» 
vo blanco , suave al tacto , que se agarra un poco á la 
lengua , y que exhala cuando se le sopla encima un olor 
terreo. Su densidad es de 2,000. Es infundible, insola-^ 
ble en el agua, no tiene acción sobre los colores véjela* 
les , y es inalterable por los cuerpos combustibles no me- 
tálicos , lo que prueba sa grande afinidad con el oxígeno. 

Caracteres distintisfos. Las propiedades distintieras 
de este óxido son : i.^ ser soluble en la potasa y en la 
sosa cáustica; 2.^ dar con el * ácido sulfúrico y la.po-' 
tasa una sal cristaltzable (alambre) , fácil de reco- 
nocer por su sabor y su forma octaédrica ; 3;® pro- 
ducir al fuego un hermoso cdlor azul después de ha- 
berle humedecido con una disolución de protoazoato 
de cobalto. 

Composición, Según algunas consideraciones sobre 



/ 



Digitized by VjOOQIC 



458 PROTOXtDO DE AÍUM1N10. 

la composición de las sales formadas por el oxido de 
alaminio, Berzélias ha establecido de este modo la 
composición de este óxido: 

Aluminio. . . . ^3,29 a átomos. 

ó 
Oxígeno 46,71 3 átomos. 

100,00 



Su fórmula =AP O'. 

£1 óxido de aluminio puro solo se emplea en los 
laboratorios para preparar las sales aluminosas. Pero se 
usan mucho en las artes sus combinaciones naturales 
con el ácido silícico, y con lasdiferenlesvariedades de es- 
tos compuestos , que se encuentran mas ó menos puros, 
se fabrican desde lar porcelana hasta la loza y vidriado 
mas ordinario. Se asan con frecuencia muchas sales 
formadas por este óxido , tales son el sulfato doble de 
alúmina y potasa, y el acetato de alúmina: el primero 
se emplea en medicina; y el segundo unido al anterior, 
se usa en los tintes por la propiedad que tiene de 
combinarse con los tejidos y de fijar las materias colo- 
rantes. 

Minerales alumínosos, £1 óxido de aluminio mezcla- 
do con la sílice y la creta forma las tierras grasas á que 
se designa con el nombre de margas , qiie algunas 
veces emplean los agricultores para abonar las tierras 
muy arenosas, y hacerlas mas á propósito para el cul- 
tivo de ciertos vejétales. 

£1 óxido de aluminio puro constituye la especie de 
mineral cristalizado, el mas duro después del diaman- 
te, que se llama cQrindon, Forma la base de algunas 
piedras preciosas de color , muy usadas como adorno, 
tales son las que se conocen con la denominación de 
topacio , rubí, amatista , zafiros &c 

Se emplea con el nombre de esmeril la variedad 
de corindón granular y ferruginosa. £1 polvo de este 



Digitized by VjOOQIC 



CLORURO DE ALUMINIO. 459 

mineral sirve para palimentar un gran número de 
caerpos en las artes. 

COMPUESTO DE ALUMINIO Y CILORO. 
{Cloruro de aluminio.) 

Preparación. Segan el procedimiento de MM. 
QErstedt y "Wohler se paede obtener este compuesto 
haciendo pasar ana corriente de cloro seco sobre ana 
^lexda de idúmina y carbón colocada en un tubo de 
porcelana calentado hasta el rojo. El cloro y el carbo- 
no jantos descomponen el óxido de alamtnio , de don- 
de resalta dxido de carbono y cloraro de alaminio, 
qae es volátil y se condensa en una masa cristalina á 
algana distancia del orificio del tabo y de la alargade- 
ra de vidrio con qae comunica. 

Propiedades. Este cloraro es blanco , semitraspa-* 
rente y volátil; expuesto al aire absorbe la humedad y 
cae en delicuescencia ; el agua le disaelve con la mayor 
£u:ilidad. Evaporada esta disolución hasta sequiedad , se 
descompone por el agua en ácido clorhídrico que se 
desprende y en dxido de aluminio fijo. 

Según M. Wohler el azufre y el íiSsforo po^en 
unirse con el aluminio calentando este metal en el «a- 
p»r de estos caerpos combustibles. Estos compuestos 
son negros , adquieren brillo frotándolos y se descom*- 
ponen poco á poco poniéndolos en oonlacto del agua, 
el primero en áaido de aluminio y en gas sulfhídrico, y 
el segundo en óxido de aluminio y en gas hidrógeno 
prolofosforado. 



Digitized by VjOOQIC 



4Ü0 ITRIO. 



CAPITULO IX. 



ITRIO. 



SUESl'ADO NATURAL, SU EXTRACCIÓN, SUS PROPIEDADES, 
SVS COMBINACIONES CON SL OXIGENO , EL SELENIO 
Y EL FÓSFO&a 



Estenio natiiraL £1 itrio es el metal de an óxido 
conocido con el nombre de itria , que fué descabierio en 
1794 por el profesor Gadolin, en un mineral hallado 
cerca de Ylterby , en Suecia. Este óxido está combinado 
en este mineral con el óxido dé hierro y la sílice. Se 
ha hallado despaes en otros minerales del mismo 
paísw 

Extracción. M. Wohler aisló la primera ver el me^ 
tal de este óxido, sigaiendo exactamente el mismo pro- 
cedimiento qae para obtener el alaminió , es decir, des- 
eompODÍendo el cloruro de itrio por cí potasio por 
medio del calor. 

Propiedades. El itrio obtenido de este modo se 
presenta en an poWo reluciente, gris negro, compbes- 
16 de escamas d» color n«gro de hierro con brillo me- 
tálico muy marcado. Por este aspecto cristalino se dis- 
tingue del aluminio que se halla en polvo sfn brillo. 

Acción del aire y del agua. A la temperatura or- 
dinaria el itrio no se oxida ni en el aire ni en el agaa. 
Calentado hasta el rojo al aire libre, se inflama, arde 
con. brillo que ofusca mucho la vista y se convierte en 
óxido de itrio (itria). Es uijucho mas viva la combus- 
tión en el gas oxígeno. 



Digitized by VjOOQIC 



ÓXIDO DE ITRIO. 46t 

COMPUESTO SE ITRIO Y OXÍGENO. 

{Oxido de itrio.) 

En otro tiempo se conocki á este óxido con el 
tiombre de itria. Existe en minerales raros, y solo se 
le puede separar poro por procedimientos químicos an 
poco complicados. 

Profdedades. Este óxido es blanco, sin olor, insí^ 
pido, y no tiepe acción sobre los colores vejetdes; 
sa peso específico es de t^fit^^ ; es insolable .en el agaa 
y puede formar con esta un hidrato gelatinoso seme- 
jante al de alúmina, pero insolüble en la potasa. 

Composieioiu Este óxido no tiene usos. Se compo- 
ne de 

Itrio. .... 73,69 a átomos. 

ó 
Oxígeno. . . 26,31 3 átomos. 

100,00 

Sufórmula = 2ir'Ol 

g>MPU£STO$ DE ITRIO CON EL AZUFRE, EL SELENIO 
Y EL FÓSFORO. 

Según M. Wohler el azufre y el selenio pueden 
combinarse con el itrio por medio del calor. El sul- 
furo es gris, pulverulento , no tiene acción sobre el 
agua, pero la descompone fácilmente por medio de un 
ácido, produciendo un desprendimiento rápido de 
ácido sulfhídrico. 

El seleniuro de itrio es negro , insolüble en el 
agua; se conduce con los ácidos debilitados lo mis- 
mo que el sulfuro. 

Calékitado el itrio con el fósforo , se inflama en sa 
vapor y se combinaron él. El fosfuro de itrio que se 



Digitized by VjOOQIC 



462 GLUCINIO, 

obtiene es an polvo gris negrazco , y descompone ins- 
tantáneamenfe el agua, prpdüciendo ga» hidrógeno 
deutofosforado qae se inflama al aire. 



CAPITULO X. 

GLUCINIO. 

SV fiSTADO NATURAL ^ SU ÉXTItÁCCiON , SVS PROPÍEDA- 
BÉS, SUS COMBINACIONES CON EL OXÍGENO Y EL 
AZCFAE. 

Ejfiado natural £st« tnétál es el radical de an olido 
metálico descubierto en 1798 por Yaaqaelin, quien 
le dio el nombre de glucina. Se le encontró primero 
en lina piedra designada por los mineralogistas con el 
nombre de béríló^ dgUa marina ^ y despdes en la esme^ 
raída del Perú, Se desconoció la composición de la 
glucina hasta la e'pocá del descubrimiento del potasio, 
cuando se consideró á todas las tierras como óxidos 
inetáUcos. 

Extracción, Según observaciones recientes de 
M. Bassy , profesor de química en París, y de 
M. Wohier, se puede obtener el glucinio tratando por 
el potasio el cloruro de este metal preparado po^el 
miismo procedimiento que el aluminio (F. la extrac- 
ción del aluminio). 

Propiedades, El glucinio se presenta bajo la forma 
de un polvo gris oscuro, que tiene el aspecto de un 
metal precipitado^ en partes muy divididas. Adquiere 
un brillo metálico sombrío con el bruñidor. El aire 
y el agua no' tiene acción sobre él. 

Acción del aire. Calentado en el aire ó en el oxíge- 
no, arde Con brillo y se convierte en óxido de gluci- 
nio (glucina). Se disuelve fácilmente ert los ácidos sul- 
fúrico y clorhídrico débiles, dejando desprender gas 
hidrógeno. Tiene la misma acción sobre la disolución 
de potasa. 



Digitized by LjOOQIC 



ÓXIDa DB GLUCINIO. i63 

COMPUESTO DE GLUCINIO Y OXÍGENO. 
(Oxido de gluciTuo , ghtcina!) 

Se paede extraer con bastante facilidad este ¿zido, 
qae existe nataral mente en los minerales citados an- 
tes. No indicamos sa extracción porqae no tiene oso. 

Propiedades. Este óxido se halla en polvo blanco, 
ligero, saave al tacto, sin olor ni sabor; se agarra un 
poco á la lengaa como la alúmina ; sa densidad es de 
2,976; es insolable en el agua, y forma con todos los 
ácidos sales que tienen an sabor dulce y azucarado. 

Composición, Según M. Berzélius debe representar- 
se su composición por 

Glucinio. . . 68,83 a átomos. 

ó 
Oxígeno. . . 31,17 3 átomos. 

100,00 



Su fórmula =:Gl'Ol 

Acción de los metaloideos. El glucinio se combina 
directamente con el cloro, el bromo y el iodo, y for- 
ma compuestos volátiles y cristal izables qi;e se disuel- 
ven fácilmente en el agua. 

Este metal forma también un compuesto eon el 
azufre, calentándole en su vapor; -durante la combi- 
nación hay una viva encandecencia. El sulfuro de 
glucinio es gris , poco soluble en el agua , la que des<* 
compone con rapidez en presencia de los ácidos. 



Digitized by LjOOQIC 



464 CIRCONIO. 



CAPITULO XI. 

CIRCONIO. 



SU ESTADO NATURAL, SUS COMBIMAaONES CON EL 
OXÍGENO Y EL AZUFRE. 

Estado natural £1 circonio solo se halla combi- 
nado con el oxígeno , y entonces forma un óxido qae 
por macho tiempo se le ha mirado como ana tierra 
y ha recibido el nombre de circona. Klaproth, céle- 
bre qaímico prasiano, ha descabierto este oxido en 
1789 al analizar el circón j piedra preciosa y muy rara 
hallada en la isla dé Geylan. Existe en esta piedra 
combinado con la sílice, á la caal se halla asociada una 
pequeña cantidad de óxido de hierro y de niqacl 

Ktaproth ha demostrado después la presencia de 
este mismo óxido en otra piedra del mismo país , pero 
menos rara , conocida con el nombre de jacinto. . 

Extracción, Segan Berzélius , se obtiene el circo- 
nio en estado metálico , tratando por el potasio en un 
iabo de hierro ó de vidrio el fluoruro doble de circo- 
nio y de potasio pulverizado y bien seco. £1 potasio 
descompone por miedio de un calor suave el flaoraro 
de circonio y deja en libertad el circonio. Lavando la 
masa fundida, se disuelve el fluoruro de potasio for*- 
mado, y se precipita el circonio en un polvo n^gro 
qae se deja digerir en el ácido clorhídrico dilatado en 
agua , para quitar el óxido que puede contener , y se 
le lava después con una disolución de sal amoniaco , y 
últimamente con alcohol. 

Propiedades. El circonio se presenta siempre bajo 
la forma de un polvo negro que toma color gris <lc 
hierro por la frotación, y se parece un poco á la plom* 



Digitized by VjOOQIC 



ÓXIDO DE CtápONIO, Út 

baginaí. Cáléntádd^ al aire, se inflama ba|Ó élcUor 
rojo , arde tranquilamente y se c Ai vierte éh óxi- 
do blanco de circonio dejando desprender luz. Los 
ácidos sulfúrico, clorhídrico y azoico apenaf obran 
sobreesté métál, aun poi* medio del caíór; el ácido 
fluorhídricb le disuelve muy pronto desprendiendo 
gas hidrogeno. 

m 
COMPUESTO DE CIKCONtO Y OXÍGENO. 



(Oxido de cp-coiÜQ , circókd!)^^ ■ > j i ^ . 

.. , -? -.•: ■ ' i . v.f- r. s í ,;•* -.'. .,>; í-;.p.n*> .-.^f^lij'il 

JKxírtfrír/ort. StB extrae él oxido de CÍiHcorAío dé lóf 
dós ihineralcs qué hcnnios indicado tépáiét^áúlói ¿óú' 
tres Vfecés ^li peso de pota«a cáusttcá. La potaíia..6é 
combina con la sílice y forma un compuesto solóülé' 
en el agua (subsilicato de potasa). El óxido de circo- 
nio, que es insolubleenel agua , se precipita con cier^ 
ta cantidad de óxido de hierro. Se disuelve este preci- 
pitado en el ácido clorhídrico, y se vierte en la diso- 
lución un exceso ae anióniaco líquido que separa es- 
f.os dos óxidos. Se los hierve con una disolución de 
ácido oxálico que disuelve el óxido de hierro , y forma 
can el óxido de circonio un óxalato insoluble de donde 
se obtiene el óxido por calcinación (procedimiento de 
MM. Dubois y Silveira). 

' Propiedades. El óxido de ciré'onio prépártido de este 
xnodoji sé halla en un polvo blanco , insípido , sinf ólor^ 
insolablé en el agua, de 4,3oa díe dehsidad; cS inalte- 
rable al calor mas fuerte, que arparéicér sólo lé hace 
experimentar uri pHncipío dé fusión.' Cuando ha sido 
^sté óxido muy calen ^|do, se vuelve ins61ublé eñ los 
ácidos qué le disolVian ántes.'Precipitado de sus disb^ 
lucioiies acidas, retiene bastante agua para fornlar un 
hidrato , que desecado lentamente adquiere la traspa- 
V%;doia del cuértio. ' 

TOMO I 30 



Digitized by VjOOQIC 



406 , >Topio^ 

. Qim/H^^ffpn, Segan la análisis d^; su, ^^í^ta, jujifi 
((xido se cQmpoiy ^e ^ 



Circonio... . 63, i a a átomos. 

Oxígeno. ... 34,88 3 átomos. 

% 00,00 



Su fórmala Zr'Ol < • 

Sulfuro de circonio. Se obtiene este compuesto ca- 
lentando en gas hidrógeno circonio con azufre. Es pul- 
yergilenti)^ gar4<> amarillento , - ípsoIubLe ^n lo$x áci- 
4o$, azoico, suJfár^co y cbrhídrico; pero se disuelva 
en el ácido (m^hidricg desprendiendo gas salfhv^ 
4rico. 



CAPITULO Xll 

• , TORIO. 



Estado naijural Berzelius descubrió este nuevo me- 
tal e^n 1 83o en un mineral de la isla de Lo^ven ea 
Noruega. En este mineral , llamado torita del nombre 
de un antiguo Dios escandinavo {Thor)^ «xiste el torio 
^n estado de óxido combinado con el ácijdo silícico y 
mezclado con pequeñas cantida^s de ói^i4os de hierro, 
de manganeso y de calcio , y vestigios de los óxi- 
dos de estaño y plomo ; el óxido d^ torip forma las 
57 por 100. 

Extracción del óxido. Se disuelve el mineral en el 



Digitized by VjOOQIC 



TpRio. 467 • 

ácido clorhídrico, y. se trata la displ ación por una tcor- 
ríeñte de gas salfhíÜrico , para separar el f)lomo y el 
'estaño. Después de haber aislado el precipitado, se ca- 
lienta el licor y se le precipita p'ír el amoniacofl^ecogi- 
do y layado el pr^cipitadp , se le disuelve después en - 
el ácido suliui'ico dilatado. lEvapprando el licor á una 
temperatura elevada , se deposita sulfato de torio poco 
soluble en el agua caliente, que se lava en agua hir- 
viendo y del cual $e separa el óxido por la cakinacion 
al rojo. , 

. I^oriox ms propie4adp^. jSe obtieni?^. este ti^etal 'del 
ipisinoí Jií^odo que el aluminio , dcsconjponiei^do el clo-> 
raro d($ torio por el. potasio (Véase alanjinio). Se pre- 
senta í)3tjó 1^ forma de un polvo de color gris de plo- 
^posCjUrc^, que frotado con una ágata adquiere brillo 
meíáTico; el agua no le oxjda ni á la t^qíiperat.ura or- 
dinaria, ni ^T+'fOQ^; calentado suavemente ai aire, se 
inflama y arde con un resplandor muy vivo, convir- 
tiéndose en Ó3;ido de un hermoso color blaijico de nie- 
ve. Ijpis^Qidós sulfúrico y atóico débiles tienen po- 
ca accioi^ sobre el torio ;. el ácido clorhídÁco á un 
calor isu^ve le disuelve , dejando desprender hidr(^ 
geno y t^rasformándos^ pc\ cloruro ^olujjle. Las di- 
soluciones ¿e potasa y sosa no tienen acción so- . 
tre él. ; / 

* Ux^p, de fono: sus propiedades, ^s A único com^, 
puesto de oxígeno y torio que se conoce; se le obtiene 
direcjtamente ó se le repara del n;iineral por; el pro^ 
cedimiento referido antes. 

Este óxido se halla en polvo blanco que es muy 
denso si se le ha calcinado con mucha fuerza , porque 
su pesantez específica se aproxima mucho á la del 
protóxido de plomo , y es igual á 9,402. Es in- 
fundible , insoluble en los ácidos cuando está deshi- 
dratado. Su hidrato se parece al del óxido de alu- 
minio ; pero se diferencia de él en que es insoluble en 
las disoluciones de potasa y sosa cáusticas, y en la 
propiedad que tiene de convertirse al aire en carbo- 
nato. 

Digitized by VjOOQIC 



468 • TORIO. 

Composición, Se compone , segan M» Berzélius , de 

lorio.' ..... .^. 88,i6 I átomo. 

Oxígeno. . . . 11,84 'i átomo. 



^u fórmula =Th O. , . 

, Cloruro 4^ torio. El cloro puede format con el torio 
una cornbitiacion análoga al cloruro de aluminio qué 
se prepara del ;4iismo modo que esie cloruro, haciendo 
pasar una corriente de gas cloro seco sobre una mezcla 
íntima de carbón y óxido de torio colocado en un ¿ubo 
dé porcelana y calentado hasta el rojo. vivo. 

Propiedades. El cloruro de torio obtenido de csle 
modo es anhidro , se halla en una. masa blanca me- 
dio fundida, de fractura cristalina , qué puede subli- 
marse.* ílx puesto al . aire se líquida, el agua le di- 
suelve deiprendiendo calor , su disolución evapo- 
rada se- conduce como la. del cloruro de alumi- 
nio^ dando ácido clorhídrico y dejando- el óxido de 
torio. • . . : 

Compuestos de torio con él azufre y el fósforo. El 
azufre y el fosforo pueden unirse tf i rjectament'e con el- 
torio ; el sulfuró se presenta en polvo amarillo oscuro; 
el fosfuro es de color gris de plomo, e inalterable por 
el agua. 



Digitized by LjOOQIC 



MAGiyESio,. .469 



CAPITULO Xlll. 

MAGNESIO. 

SU ESTADO NATURAL, SUS CÓMBINAaONES CON BL 
* OXÍGENO Y EL CLORO. 

Hamphi^rDavy obturo la primera yez este metal 
poco tiempo después del descubrimiento del potasio, 
sometiendo la magnesia (dxido de magnesio) á la ac- 
ción, de una fuerte pila , galvánica ; pero las cor- 
tas cantidades de metal que há suministrado este 
procedimiento bafi sido insuficientes para estudiarle. 

Extracción, M. Bussy ha conseguido en i83o ob-. 
. tenerle por el procedimiento indicjtdo por "Wohler pa- 
ra extraer el aluminio , es decir , descomponiendo el 
cloruro de magnesio en un tubo de vidrio por elpota-' 
sío. Si se trata por el agua . la masa calcinada , se di- 
suelve el cloruro de potasio formado y se precipitan en 
el fondo de la vasija glóbulos brillantes que tienen, .el 
brillo y la blancura de la plata, 

. propiedades. El magnesio es d^ color, blapco d^ 
jálala, muy brillante, muy maleable, fusible á un^ 
temperatura poco elevada ; es inaltek*able al aire seco, 
pero pierde su brillo al aire húmedo y se cubre á^ 
una capa blanca de óxido ; calentado al aire, arde ar- 
rojando chispas. El. agua privada de aire no .tiene ac^ 
cioñ sobre él; pero á -+- loo^ le oxida ligeramente ; los 
ácidos dilatados le disuelven dejando desprender hi-. 
drógeno. 



Digitized by LjOOQIC 



470 OXIDO DE MAGNESIO. 



COMPUESTO DE MAGNESIO Y OXIGENO/ 



(Oxido de magnesio , magnesia!) 



Ef magnesio*' tú\o se' une en nna proporción con 
el oxígeno para formar el óxido de magnesio 6 mag- 
nesia. Este óxido se halla en la naturaljy combinado 
con ciertos ácidos tíiinerate^ 6 cotí algu^s óxidos. Los 
farmacéatidos le extraen de una de sas' combinaciones 
mas abundantes (el sulfato de magnesia). 

Preparación, Se obtiene este óxido vertiendo una 
(disolución de carbonato de potasa en una disolución 
hirviendo de sulfeto de itiagnesla, hecha en las propor- 
ciones de una J>arte de sal por ¡seis partes de agua des- 
tilada. Estas dos sales se descomponen reciproca- 
mente, y resulta carrbonato de magnesia que se pre- 
cipita y sulfato dé potasa que qtieda disuelto. Se reco- 
ge sobre un filtró el carbonato de magnesia , se le lava 
¿on -agua hirviendo y se le hace secar. Calcinándole 
its^nts hasta el rojo en un cHsol de tierra y se descom- 
pone y deja óxido de magnesio puro. Los farmacéuti- 
cos conocen con . el nombre de magnesia calcinada al 
óxido preparado de este modo. Se la conserva eñ fras<^ 
eos herméticamente cerrados á fin de que no absorba 
el ácido carbónico del aire. 

Propiedades. El óxido de magnesio es blanco, se ha- 
lla en polvo ligero, suave al tacto ; ho tiene olor ; su 
sabor es un poco acre y alcalino; su densidad es 
de a,3oo; enverdece el jarabe de violetas y Vuelve azul 
la tintura de girasol enrojecida. No se funde aunque 
se le someta á la acción de un calor fuerte. Expuesto 
^l aire absorbe poco á poco el ácido carbónico aun á 
la temperatura ordinaria. Según el doctor Fyfe el agua 
disuelve una pequeña cantidad , pero en gen*eral mas 
en caliente que en frió j porque según el , el agua hir-^ 



Digitized by LjOOQIC 



(Moruro de magnesio, 
I 



471 



vi^*|^tyéd^ diSólVér . de su peso y el agaa* 

5i49P 

Cotnpóiicíón, Sfegan lá análisis de su sulfató, el rfki- 
do de magnesio se compone de , , 

Magnesio. . . 61,29 ' * átomo. ^ 

Oxígeno.,.. 38,71 I átomo. 

■■■■■■■• - 
100,00 



Mí »>■> 



Su fdrmolisrMg O. ; ' ^' 

' Usos. Los médicos emplean este oSdo para disipar . 
los agriosoifl éstdmagoóí¿á^ionados-pc^ dy^i:ñ^Máda aci- 
dez del jago gástrico. Esnres el mejor antídoto que se 
conoce de los ácidos miíiicrales introducidos en los órga- 
nos digestivos ; los satura inmediatamente y fornia sales 
mas 6 menos purgantes. Se le administra suspendido en 
agua azucarada á la dosis ^e Ttiedia á ütlá ¿ruerna. 
Meadadbcon Tniktílago de goma y á^-dcíái', formía la 
base de las uUéras ronocldás con el nóthbr^ d¿ /¿¿f¿^ 
/^ 4fe wa^fMf^b. iGombinado con él acidó süifüHcó,' 
forma el sulfato de magnesia , que se émpliéa frekíiíen^ 
temente como purgante en medicina y <en veteri- 
naria. 

COMPUESTO DE MAGNESIO Y CLORO, 

(Cloruro de mogneslo^ 

Preparación, Se forma este compuesto haciendo 
pasar una corrienteVe cloro seco sobre óxido de mag- 
nesio calentado hasta el rojo en un tubo de porcela- 
na ; el oxígeno se desprende , y el cloro se combina 
con el magnesio. También puede obtenerse el cloruro 



Digitized by VjOOQIC 



473 CLORURO DE MAGNESIO, 

de magnesio disolviendo el óxido de magnesio ó el 
carbonato de piagnesia en el ácido clorhidrico^kro 
cuando se le prepara por este último procedinnflRo, 
está hidratado y disaelto en agaa : evaporando la di- 
solacion , se descompone el cloraropor el agaa en ácido 
clorhídrico que se desprende y . qpcda óxido de mag- 
nesio. 

• Propiedades. El cloraro de magnesio es sólido, 
blanco , de sabor muy amargo , caliente y picante. 
Expuesto al aire', absorbe pronto la humedad y cae 
en delicuescencia ; és muy soluble en el agua y en el 
alcohol. 

Estado y composición. Este cloruro existe disuelto 
en el agua de mar y en muchas aguas minerales. Está 
compuesto de 

Cloro 73,64 a átomos. 

.•■■•■ ó ■ ■ ■ .^ - 

Magnesio. 26,86 i átomo. 

100,00 • 



Safórmala=MgCh* 
. El bromo y el iodo forman con el magnesio com- 
puestos binarios análogas al cloraro , tanto por sos 
propiedades químicas , como por sa composición. Se 
prepararán del mismo modo. 



Digitized by VjOOQIC 



MANGANESO. 473 



CAPITULO XIV. 

MANGANESO. 

SU EXTRACCIÓN , SVS PROPIEDADES , SUS COMBINACIONES 
ÍX)N EL OXÍGENO , EL CLORO, EL IODO , EL AZUFRE Y 
EL FÓSFORO^ = ! 

Estado natural. Este metal , descubierto por Sebéele 
y Gabn en 1774-9 se baila 'en la. naturaleza combina- 
do en diferentes proporciones con él oxígeno y con 
ciertos ácidos. En el primer estado es coman. Se le 
extrae de ano de stís óxidos , calcinándole á ana tem^ 
peratura elevada con ¡carbón ; pero como el óxido que 
se encaentra nataral mentase baila siempre mezclado 
con sustancias extrañas,- se le parifica antes de re- 
dacirle. 

E'j^tracdan. Después de baber pulverizado el per- 
óxido de manganeso natural , se le pone en contacto 
á la tenlperatara ordinaria con ácido clorbídrico di- 
latado en cinco á Seis veces *sa peso de agua, á fin 
de disolver los carbonatos que podria contener. Des* 
pues de esta operación se le trata por cuatro á cinco 
veces su peso de ácido sulfúrico concentrado , y se cal-^ 
ciña poco á poco la materia en un crisol de tierra bas- 
ta el rojo oscuro. El peróxido, reducido al estado de pro- 
tóxido por baber perdido ^arte de su oxígeno , forma 
con el ácido sulfúrico una* sal indescomponible á esta 
temperatura, mientras que el sulfato de bierro que 
puede contener «se descompone y trasforma- en per- 
óxido de bierro. Se trata la masa calcinada por el agua 
' hirviendo, y de este modo se vuelve á disolver el proto- 
salfato de manganeso, qué no contiene sulfato de bier-f 
ro si se ha bécho bien la calcinación. Se reconoce que 
existe el sulfato de hierro por medio del cianuro de 



Digitized by LjOOQIC ' 



474 íffANGAIfeSO. 

hierro y potasio (prasiato de potasa del comercio) qae 
• produce un precipitado blanco y no azalado^Si la sal, 
de manganeso contuviese aan hierro , sería necesario 
evaporar la disolución y calcinar de nuevo el residuo. 
Cuando se ha preparado de este modo ana disolución 
de proto-sulfato de manganeso , se vierte en ella bi- 
carbonato de potasa , que forma un precipitado blan- 
co de carbonato de manganeso que se lava. bien. De 
este carbofiato puro se extrae el manganeso. 

Reducción del áxido. Para haCfer biol esta redac- 
ción, se mezcla el carbonato con la cantidad de negro 
de humo capaz de absorber el oxígeno del óxido , y se 
hace con ioáó una pasta por medio de an poco de 
aceite. Después de haber colocado ésta pasta den-» 
tro de un crisol infundible y brascado^ y después de 
haberle enlodado bien con su tapadera , se le expone* 
sucesivamente durante hora y media á la temperatura* 
tnas alta que se puede producir en una buena forja, 
tn la cual se sostiene una*corriente (Dontinua de aire 
por medio de un fuelle. 

Cuando se ha dirigido bien el fuego , y el Icríisol 
ha podido resistir á esta temperatura rainy elevada, 
*se halla al metal redui:ido y reunido en el- fondo de la 
mezcla de arena y carbón en un botón brillante ; eñ 
leste estdido contiene un poco de carbono; 

pTúpiedades, El manganeso tiene un feolor" blanca 
pardisco como el de la fundición blaípca j yuaa tes- 
tara granosa. Es muy quebradizo y no puede ser ke 
ttiinado ni coii vertido en alambres. Según Jokn , sw 
densidad es de 8,0 13. Solo puede fundirse al calor 
mas elevado que se pufede obtener en las forjas áK^ 
mentadas por uVia corriente de aire. Se i'utidé á 160^ 
del pirdmetro de Wegwood, lo que correspon-J 
de á cerca de 11,118 grados del termómetro centí- 
grado. ! 

Acción del a/re. Este metal tieni^ mubha .acción so- 
bre el airé; abstMrbe poco á poco su cccígeno y ^ re^ 
dujce á óxido tomando suc^ivaniénté eh ^ cblor grisj 
violado y negro. Esta acción es \ñás vioUnta eii calieti-» 



Digitized by VjOOQIC 



* PROTOXIDO DE MANGANESO. . 475 

té , y más poderosa y mas ipronta sobre todo en Ú gas 
oxígeno /al qae absorbe rápidamcíite á un caloí^rojo. 

Acción del agua. El agua á la temperatura ordi- 
naria , puesta en contacto con este metal reducido á 
polvo, ise desconipone poco á poco y le convierte en 
parte en óxido de color verde. Esta descomposición es 
irápida al calor rojo cuando se bace pasar vapor de , 
agua sobre este metal. 

COMPUESTOS DE MANGANESO CON EL OXÍGENO 

£1 manganeso se une con el oxígeno en cinco pro- 
porciones , y forma un protdxido , un deutdxido , un 
peróxido y dos ácidos particulares , á los que se de- 
signa , en razón de la cantidad de oxígeno ^ al uno 
¿on el nomliré dé ácido manganésico, y al otro con 
él de ácido permaüganésico. 

PAOTOXIÜO DE IftANGANESO* 

Estado natural Este óxido que ^ encuentra en la 
naturaleza conibinado con él ácido carbónicio f el áci- 
do fosfórico^ es. el único de los óxidos de manganeso 
qtie produce cómbidaciónes permanentes ton los ' áci- 
dos. Se forma siienipre que st disuelve el manganesé 
¿n los ácidos. 

Preparación, Se le puédi; obtener artificialmente 
descoi^poniendo una isal de protóxido de mán^nc^ 
bor ana disolución de jpotasa cáustica ; en el iilSanté 
se fóf^nia un precipitado blanco de hidrato de protó- 
xido de nianganeso, qué amarillea y pardea* pronto 
al aire oxidándose, lo que impide* obtenerle ais- < 
lado de este modo ; pero se consigne esto mas co- 
munmente descomponiendo por el carbonato de po- 
tasa una sal dé protóxido de manganeso flisaelta , d 
calentando en un tubo de vidrio adelgazado el car- 
bonato de manganeso obtenido. 

Propiedades; £1 protóxido preparadp de este modo 
tiene un color verde pálido ó pardusco'; es fijo al 



Digitized by LjOOQ IC 



476 BEÜTÓXIDO PE MANGANESO. 

fuego y, insoluble en el agua y absorbe poco á poco el 
oxígei^ del aire á la temperatura ordinaria , volvién- 
dose negro. Se disuelve fácilmente sin 'efervescencia en 
los ácidos., y forma sales sin color, de donde lapotasa, 
la sosa y el amoniaco le precipitan en estado de hi- 
drato blanco. 

Composición. Según M. Arfwedson , este óxido se 
compone de 

' , Manganeso. 77,57 i átomo. 
* . 6 

Oxígeno. . . 22,43 3 átomos. 

100,00 

Su fórmula =Mn O. • 

£1 óxido que se forma poniendo en contacto el 
agua y el manganeso, y al cual Berzelius ha con- 
siderado como un protóxido . de manganeso que so\o 
contiene 1495 de oxígeno, no es al parecer mas que 
este óxido y metal. 

DEUTÓXIDO DE MANGANESO Ó SESQUIÓXIDO. , 

Preparación, Calcinando hasta el rojo oscuro el 
protoazoatO de manganeso puede obtenerse este óxido 
admitido por M. Arfwedsotí ; taaibien se forma dejando 
oxidar al aire el hidrato de protóxido, que se trasfor- 
.ma en hidrato de deutóxido de color pardo. Tiene un 
colo#negro y abandona parte de sa oxígeno al calor 
rojo. Su copiposicion indica al parecer que no es un 
óxido particular. Se compone de 

Manganeso. 6^,75 2 átomos. 

;. ó. 

Oxígeno. .. 3ó,25 3. átomos.. 
y5o,oo 
Sufórmula=Mn'0'. . 



Digitized by LjOOQIC 



PERÓXIDO DE MANGANESO. 477. 

Por consigaiente contiene la mitad mas oxígeno 
qae el protóxido , ló que ha hecho qae se le de' el 
nombre de sesqui(Jxido. 



PERÓXIDO DE MANGANESO Ó BIÓXIDO. 



Estado naturaL Este óxido existe en tant^ abun- 
dancia* en la naturaleza* 'que casi nunca se le pre- 
para; pues generalmente solo se le purifica de las . 
materias extrañas con que se halla mezclado. En su 
estada natural este óxido se halla algunas vetes crista- 
lizado^en agujas brilUntes ó negruzcas ; otras veces $e. 
halla eq pedazos de diferentes grosores,. de color par- 
do ó negro. Cajentado al rojo cereza pierde parte 
de su oxígeno y se trasforma en un polvp pardusco ó 
rojo castaño , al que se habia^írado como un óxido 
particular, pero que es una combinacloo en propor- 
ciones definidas de peróxido no descompuesto y de pro- 
tóxido de manganeso. Uno de los medios para obtener 
en los laboratorios gran cantidad de gas oxígeno se 
funda en esta descomposición parcial del peróxido por 
el calor. 

'Composición, Según MM. Berzélius y Arfwedson 
este peróxido está formado de ^ • 



Manganeso. 63,36 i. átomo. 

ó 
Oxigeno. . . 36,64 ^ átomos. 

100,00 



Su fórmula = MnO\ ,V ' 

La cantidad de oxigenó contenido en este óxido es 



Digitized by VjOOQIC 



L 



478 PERÓXIDO BB MANGANESO, 

exactamente doble de U qne contiene el prptdxido ; lo 

Íae podría hacer Cfeer que el dec^tóxido e^ nna com* 
inacion de los dos óxidos. * 

Usos, £1 peróxido de manganeso es el linlco de Ibis 
óxidos de este metal qae tiene aso ; sirve principal- 
mente para preparar el cloro ^ los hiboploritos alca- 
linos y las sales de manganeso. Este iínio no solo se 
halla en muchas provincias de Francia , sino también 
entJnglaterra , en Bohemia y Sajopia, El q^e sumi- 
nistran, estos dltimos ^aíse$ es mas púrq y preferido. 
Los miners^les de manganeso de Francia contienen' 
carbonato de cal , barita , sílice y quizá mfenois pei^-^ 
óxido* La cantidad de este uUimQ óxido es la qtíe 'éá^ 
tableccí el valor comercial de éstofli minerales. Sdlp se 
la puede establecer por medio de la análisis , y^a ca- 
lentando uqa parte del óxido y recogiendo el ox/geno 
desprendido , ya disolviéndole en el ácido clorhídrico 
y midiendo el volumen del cloro que se desprende. 
Así 3,980 gramas de t>eróxido de manganeso phra 
producen un litro de cloro gaseoso á la temperatura 
de o^, y bajo la presión de 0,1» = 76; tomando el 
mismo peso del óxido qué se debe examinar , disolvie'n- 
dole en el ácido clorhídrico puro y haciéhdo pasar el 
cloro al través de una leche de cal para absorberle, 
será muy fácil evaluar por medio del clorómetro (vcá-^ 
ic el ensayo del hipoclorito de cal) la propoi*cion del 
cloro que se ha desprendido, y por consiguiente la-can-» 
tidad real de peróxido contenido en el óxido de man- 
ganeso que se ha examinado. 

El valor' de un óxido de manganeso no depende 
solo de la cantidad de' cloro que puede dar , pues de- 
pende también del acidó clorhídrico .qi|^.<$ necesario 
emplear para producirle, porque los óxidos natura- 
les contienen, como y^. lo leemos dicho, carbona- 
to de cal , de barita y peróxido de hierro, que saturan 
inútilmente una porción de ácido clorhídrico ; pero el 
poco coste de este ácido dispensa hacer ensayos para 
determinarla. -^ 

, , El fef4^idfi^^ ijinaoga^ne^ natural (ponsider^do en 



Digitized by VjOOQIC 



ÁCIDO MANGAxNÉSICO. 479 

etro tíempo como an mineral de bierro , fué distin- 
guido $obre todo, por los trabajos de Sebéele en 1771, 
qae anunció que era nn óxido particular. Gabn obtu- 
vo después el metal que contenió y le aisló peí fecta^. 
mente. 

£1 uso qw $e hacia de este mineral en las fábricas^ 
de vidrio para blanqii^ar el vidrio fundido, echando 
dentro cortas cantidades , le hizo dar en otro tiempo 
el nouibre de jabm de la^ fábricas de ifidrio. Este óxi-- 
do , que todavía se emplea con este «bjeto , obra que- 
mando por medio de una parte de su oxígeno las ma- 
terias carbonosas que pueden enturbiar la trasparen- 
cia del vidrio. Cuando es demasiado grande la canti- 
dad de óxido que se ha echado , el vidrio toma ua co- 
lor violado. Basta una centésima parte de este óxido 
para dar al vidrio fundido un color violado muy her- 
moso y oscuro ; por lo cual se emplea en el arte de 
dar color al cristal ó para fabricar esmaltes. 



ACIDO MANGANÉSICO. 



Se forma es^e ácido cuando setbalcina al contacto 
d^l aire el. peróxido de manganeso y la potasa. Sebée- 
le , el cual observó por .primera vez esta feaccion sin 
conocer la naturaleza de los productos, designó á este 
compuesto con el nombre de camaleón mineraL Se te 
dio e$te nombre por la propiedad, que posee d^ tomar 
espontáneamente al aire , cuando se halla dí^ueho en 
agua , las vs^riedades de color que caracterizan el ani-y 
mal designado por los naturalistas con estq nombre, 
{^tas variaciones de color* resultan instantáneamente 
de la ^aqcion de los ácidos y de los álcalis , de modo, 
que puede hacerse pasar á f ste ^ompfiesto de uif f^lor 
á otro y haberle adquirir alguno de Iqs quie tuvp se- 
giin la&.proporciones empleadas. 

Preparación, Se le obtiene fácilmente calcinando 



Digitized by LjOOQIC 



480 Acido manganésico. 

en an crisol de plsfta una mezcla de dos partes de po-. 
tasa y ana de peróxido de manganeso reducidos á pol- 
vo fino. Luego que el crisol ha estado calentado hasta 
¿I rojo oscuro y ha conservado este calor durante cer- 
ca de un cuarto de hora , se le aparta del fuego y se 
echa la -materia en una cápsula de plata. 

•Este compuesto, que tiene un color verde taa os- 
curo que* parece negrp, se disuelve en el agua dándo- 
le un hermoso color verde. Exponiendo al aire esta 
disolución ^ se enttirhia poco á poco , deja precipitar 
copos pardo-castaños, toma un color violado, se vuef- 
vé después roja y pierde el ¿olor enteramente. Se ob- 
tienen inmediatamente Qstos camh¡os de color vertien- 
do poco á poco en la disolución ácidos debilitados sa- 
turados de oxígeno ,• porque los que pueden absorber- 
le )a descomponen inmediatamente. Cuando el Vicor 9t 
ha enrojecido por los ácidos, se le vuelve verde echan- 
do cierta cantidad de potasa cáustica! 

Por espacio de mucho tiempo se ha ignorado en 
que' estado se hallaban unidos estos cuerpos en este 
compuesto singular; pero MM. Chevreul y Edwards 
{^Anales de Física y Química^, t. VIII, p. 337) han 
probado por experimentos directos que cuando se for- 
ma camaleón minej^l se. absorbis^ el oxígeno del aire, 
que esta cantidad á^ oxigeno absorbido era mayor que 
la necesaria para convertir la potasa en peróxido , y fi- 
nalmente que el peróxido de manganeso era el que se 
le apropiaba y se convertía en un ácido particular, al 
que se le designaba con el nombre de ácido mangané- 
sico. Por consiguiente, este compuesto es una ver- 
dadera sal formada de ácido manganésico y de potasa 
(manganesiato de potasa). ^ 

Así, pues,' e$ fácil explicar los cambios de co- 
lor que presentan el manganesiato verde disuelto, ya 
que resulten del aire que obra poco á poco por el 
ácido carbónico que contiene , Ó ya prov.engan de la 
acción directa de los ácidos. Estos últimos apoderán- 
dose de la base , dej^in libre el ácido manganésico qa« 
se descompone inmediatamente; una parte de este áci- 



Digitized by VjOOQIC 



ACIDO nAf^GANESICO. ^1 

dé abandonra el oxígeno á la otra paral irásfbVinarla eh 
ácido manganésico qac es rojo. 

Las materias orgánicas descomponen pronto el' 
manganesiato de potasa, I^ quitan parle <(B oxígeno 
y precipitan peróxido de manganeso. Por esta propie- 
dad se ha aconsejado el viso del manganesláfo de pota- 
sa para marcar la ropa. Cuando se han trazado carac- 
teres ó cifras sohre una tela con una disolución con- 
centrada de esta sal, sé vuelven al instante pardos; al 
cabo de algún tiempo se nota que una porción de per- 
óxfdo de manganea se halla lYiiimamémé cótnhínado 
con el tejido, y no se la puede quitar ni por" las diso- 
luciones alcalinas calientes ni por l6s átiáúi deblHliá- 
dos'^ excepto por el ácido sulfuroso , qtíe las borra des- 
componiendo instantáneamente d peróxido dé rriangá^ 
neíio 9 ál cual disuelve de$pues. Sin embafgo Üe estóí 
se paede sacar partido ^e este modo Ae marcar la ró^ 
pa blanca*. - ' « 

; Los protóxidos de sodio, de bario, de éstrdn^ 
cío, &c, calcinado^ con el ^ peróxido dé manganesb, 
dan también un producto análogo. ^ í 

Parece que no ha podido aislarse el áddo; mártígá^ 
nesico de la potasa y de las bases con las cuales' ^c 
halla combinado, porque se descompone inmediata- 
mente en protói(ido y en ácido permangkfo^sico que es 
mas estable. 

Según M. Mitscherlich, que ha estudiado de 
nuevo este compuesto notable , los colores verdes y 
rojos del camaleón mineral provienen de dos ácidos 
distintos , que tienen diferentes proporciones de oxí- ^ 
geno. Al primero, que es verde, no se le ha podido 
aislar de las bases con las cuales áe háüa unido^ en el 
camaleón; d segando, que tiene "un hermoso color 
rojo, se forma cuando se quiere separar el ácido nía n- 
ganésico de una base. Entonces se obtiene una sal so- 
luble con base de ppotóxido y ácido permanga nesico, 
que queda disuelto en el agua y le da un color de púr- 
pura muy sabido. 

Composición, Según los experimentos de MJVÍ Che- 
TOMO 1. 31 

Digitized by VjOOQIC 



480 ACIDO MANGANESfCO. 

villot, Edward* y ñnalmciite de las de Mitsekcrlicfe^ 
el ácido manganésico está íV>rn)a«k^ de 

#Ianganeso. 5^26 i átomo. 

á 
OiígeQo. . . 4-5>74 3 álomos. 

r 
1 00,00 



Stt £[^rmiila=;=Mn O' ó Mn O* -4- O, q^oe reprcMn- 
Un I átomo de peróxido de manganeso ¿omblnado 
con I átomo de oxígeno. 

Se obtiene el ácido permanganéáico irertiendo áci- 
do sulfárko cpn^n irado sobre camaleón rojo crista^ 
libado (permanga^eaiato de potaa»); caleniiíndc^y des- 
prende vapoiTfss de color de violeta que se convierten 
en an líquido de color rojo parpara may sabido. Es 
may sojable en ol iagaa, su 4t$oUbcio«f acnosa se des- 
compone con leAliind á; lai iempenatars > ordinaria, 
pero á-í-4-o^ pierde, oxígeno y ae trasforma en hidra-^ 
to^ de per<Sxido¡ ;se compone^; según M. Miiscber- 
licK, de , . ¡ .,. . 

Mangani^so. 5o«94 látamo&^i' 

Oxígeno. .. .4^>i6 7 átomos. ; 

;ioovoo ! .. 



Su fórmula ;=! Mn* C . . 

: El primero de estos ácid^ es isomorfocon «I ácido 
sulfúrico:, y el ^gqpdoxon el ácido pcrclóricé. - 

». S^ ha sacado, 0.0 pariWa ventajoso! de ía cimrer- 
sion de peróxido de iManganteso en ácido manganésico, 
calcin4ndple con I*^ pota^ al c<%ntacto: del. aire, para 
reconocer la presencia de este óxidos aun coando se 
KallQ en corta caotidaid.Calentdhdo sobregana l^m-i na de 



Digitized by VjOOQIC 



CLORUROS^ De manganeso. 483( 

platina la sustancia que sé quiere ensayar con un poco 
de hidrato de potasa, se forma uianganesiato de potasa 
de color verde. Disolviendo' eh agua esté producto se 
conduce como hemos dicho mas arriba. 

coWPüéStos de manganeso y ct.oro. 

{Cloruros dé manganeso!) ' 

El manganeso solo' puede combinarse con el cloro 
en dos proporciones , yfbrmar un cloruro que corres- 
ponde al protóxido , y un percloruro correspondiente 
al ácido manganésico. 

Preparación, El prolpcloruro se obtieríe directa- 
mente chalen tandó maíngatlcso en polvo en gaá cloro; 
se' verifica la combí'nácion con desprebdiirniento de luz, 
y s^btiéne utia materia Manca, de colof' de rosa, qué 
es erprolocloruro. Resulta también esta combinación 
hatitiidb obrar él ácido clorhídrico sobre el peróxido de 
manganeso^ Esté último se descompone ehferametité 
por los'eleínéntos del ácido dorhídrico;^' cbiiio t'pdo 
el clorio que de aquí ¡iroviené úo puede quedar * únidó 
eon el mangíánéso, se desprende ana porción en estado 
dé gas, "Sobre lodo por medió deV calor Evaporando 
hasta sequedad y calcinando al abrigo del' aire el rcsi^ 
dtto blaiíco qáe de aquí resalta , sé obtiene él proto^- 
cloruro^lido. 

'Propiedades. Este compuesto es blanco' y Ügeí'a- 
mente sonrosado , y tiene un sabor ¿sti'ptico*; es deli-f 
cueseeAte y por Consiguiente muy síóluble en él agua. 
Expuesto al calor rojo , en vasijas cerradas , 4e fundé 
sin áufrlr ninguna alteración ; pero mantenido en fu- 
sión b\ contacto del aire , se descompone poco á poco 
por ^ vapor del agua en óxido dé manganeso, y en 
ácido' clorhídrico. ' ' ^ / - ¡ .. ^, 

Lá disolución de este protocloraro¡ no tiene ^oiór; 
se descompone por la* potasa , la sosa y el amoniaco, 
que producen un precipitado blanco de protóxido dé 
manganeso hidratado ; este precipitado sé pbtie pron- 

Digitized by VjOOQIC 



484 CtORUROS DE MANGANB80* 

to pardo al aire ó por el contacio de la dUolueiof» de 
ploro. 

Composición. Se cqmponc de 



Manganeso. 44>56 i alomo. 

6 
Cloro 55,44 




Sa fórmula =Mn Ch', 

En otro tiempo se conocia á e$te protocloraro coo 
el nombre de profommriato de manganeso., y algunos 
químicos le miran aun como un protoclorbidrata de 
manganeso. ^ 

Percloruro de manganeso. Hasta ahora no se ha podi- 
do reconocer otros cloraros quje los que corrcspc^^den á 
los otros dos dxidos de manganesa; porque siempre que 
se ha tratado el deutóxidó y el peróxido de manganeso 
por el ácido clorhídrico, se obtiene proloclornro y 
gran desprendimiento de doro. M. Dumas ha observado 
últimamente que se forma un doruro de manganeso 
que por sus propordones corresponde al á^ido man- 
gane'sico ; le ha obtenido tratando en una retorta de 
vidrio una mezcla de cloruro de sodio , de manganc- 
siato de potasa y de ácido sulfúrico , y condensamlo 
Ips vapores violados que se forman en un rec^pienle 
rodeado de hido. Son evidentes las ri^acciones que sxjt^ 
i:eden eii ésta operación : los ácidos clorhídrico y man- 
ganésico, desprendidos, reaccionan uno sobre otro 
para formar agua que queda unida al exceso de ácido 
sulfúrico, y un percloraro de manganeso que se vola- 
tiliza. Este percloruro es líquido y de color verde oli- 
va; desprende al evaporarse vapores violáceos, y se 
trasforma por la acción del agua en áddo dorhídrico 
y en ácido manganésico. 



Digitized by VjOOQIC 



I 




lOl>IJfl09 DK MANGAMB90. 485 

Composkksn. Según la teoría debe estar com* 
puesto de 

Manganeso. . . 69,85 i átomo. 

ó 
Qoro. 3o, 1 5 6 átomos. 



Su «rmula=M Ch^ 



COMPUESTOS DE BfANGAMESO á IODO. 

{lodurús de manganeso,) 

Según los experimentos que hemos hetho en. i 83o, 
hemos reconocido que el iodo formaba con el manga- 
neso dos compuestos que corresponden al protdzido y 
al peróxido de este tnetal. 

Preparación. Se obtiene el protoíoduro de manga- 
neso haciendo obrar ácido iodhídrico sobre protocar- 
bonato de manganeso: es sólido, blanco, delicuescente, 
soluble en el agua é indescomponible por el fuego al 
abrigo del aarc. 

Oompóéidmu Está compuesto de 



lodd. 81,20 3í átomos. 

ó 
Manganeso. . 18,80 i átomo. 

100,00 



Su fórmula = Mn l^ 

Perhduro, Se forma el perioduro tratando en fi^ip 
el peróxido en poliro por el ácido iodhídrico. Es ama- 



Digitized by VjOOQIC 



486 SULFURO ftK MAJVGAI^ESa^ 

rillo rojizo, se descompone por el^ calor en proloiodaro 
fijo y en iodo que se volatiliza. 
Composición. Se compone de 



lodpr . • • • 89,5^ 4 áloiBoa.;, 

d 

Manganeso. . iq,4.3 1 alomo. 

100,00 : . \ . = 



Su fórmula = Mnr. 

El bromo, qujetie^e tanta, analóg^fa con el cloro, 
produciría sin duda con este metal combinaciones se~ 
mej2ii|t9^ á Ip^ cloruxps q ioduros. , .. . . 



COMPUESTO DE MANGANESO Y AZUFRE, m ; 

, (Sulfuro de mang^^neiso,) 

Preparación. Se prepara fácilmente este su,lfttro 
calentando en una retorta de vidrio enlodada, ó en un 
crisol cerrado , una mezcla de dos partes de peróxido 
de manganeso y una parte de flores de azufre, íntima- 
mente niezpl^das. Por |a acqion del calor ¿1 ^azufre des- 
compone el peróxido de manganeso, se forma gas áci- 
do sulfurpso y sulfuro de manganesp. El» exceso ¿el 
azufre empleado se reduce-i vapores. 

Propiedades. El sulfuro, de manganeso tiene un 
color gris oscuro; no tifinaolor, es insípido é insolu- 
ble en el agua. Expuesto á una temperatura elevada 
puede fundirse en una masa negruzca quebradiza. 
Tratado por el ácido sulfúrico ó el clorbídrica dilata- 
do en agua , se descompone dando una gran cantidad 
d« gas sulfhídrico. Calqinado al contacto del ^air*, «e 



Digitized by VjOOQIC 



FOSFUIIO l>E MANGANESO. 487 

trasfbrma eo ácido sulfuroso , en sulfato y en óxido de 
manganeso. 

Composición, Se compone de 

Manganeso. 63^88 i átomo. 

ó 
Azufre. . . . 36, 13 i átomo. 

100,00 



Stt fórmula =MnS. 

Cuando se precipita una sal de protóxido de man- 
ganeso dísuelta en agua por una disolacien de proto- 
sulfuro de potasio , se forma un precipitado blanco 
que es un hidrato de protosulfuro de manganeso. Este 
hldrali), calentado al abrigo del aire, abandona su 
agáa y se vuelvci veiíde oscura. . 

COMPUESTO OS MANGANESO Y FÓSirORO. 

{Fosfuro dé man^nes^.) 

Preparación. Se coúsi^üt fácilmente combinar! 
el fóélbro con el manganeso fundiendo ana mezcla de 
fosfato ácido de cal vitridieado^ de óxido 4e mangane- 
so y de*carboi| en polvo. Se concibe con facilidad qué 
este fosfuro se debe fodmar por Ui désc<Mnpo6Ícióii del 
óxido y de parte del ácido fosfórico por el earboli.,Se^' 
gan M¿ Berthier se l^ obtiene mucha mejor fundien- 
do fosfato de bierro enf un crisol braceado.- 1/ 

PropiedaJes^ , Este fosfu no es blanco i, brillante, 
muy quebradizo, de contextura granosa y cristalina. 
No tiene acción sobre, el aire á la temperatura' ordi- 
naria^! pero se coavjgerte en fosfato de proióxido de 
mábganesOi pdr medio del icálor ab«órbiendo el -■ oxige- 
no del ¡aire.: No se ha dcterminfido su cOin[>osicioa. 



Digitized by VjOOQIC 



488 niEiiRó. 



CAPITULO XV. 






SU ESTADO NATURAL, SV EXTRACCIÓN, SUS COMBINACIO- 
NES CON EL OXÍGENO , EL CAjtioWOy Efe IGt<mO'^ EL 
JOAO,^EL ÁguniE, kt SEliBI^iO, Eli FÓSFORO,' SU 
<A&BfCl6N CON ¿L ^TAHO. >^ . ^' ¡: f- .'-.^ mv .- 



Se ha cóoocido a! bier ró descaes át dértos * meta- 
les usuales más fáciles dééxlráéf^'désas minerales. Así 
en los pueblos civilizados del Oriente es en donde se ha- 
llan las primeras nociones eiriactas sobré el laboreo 
de los minerales de hierro , que solo se los podia redu- 
cir á un calor may elevado. Así sé trasmitieron y 
perfeccionaron estas nociones á medida que los pue- 
blos i ^e;c)viH£aron y ; adq ai ríek*on finas ^esacrrolld sus 
médtés indastrialies. ^Fundándose en esta verdad' bá 
dicho unraul^r célebre qué podía apreciarse el «grado 
de diülziacion de »ii pueblo poir los progresos ^uc 
habia hecho en^elmodo 4e trabajar el bicrro (Béraé- 
lius-, tratado. del hiermy de sus propiedades ^ i8a6).^ 

Estado natural. Este metal ,' ' muy ábu<<yidaáíCe ea 
la naturaleza, se halla en muchoisestadbs: en esládo 
naiivoy eh el detíxido^ en el de sulfuro y en él e^do 
desales^-- r ■. -':!,■ ■ -? ■;!-.> ^h ,i,\-' >.¡ri.» ...-;. 

Koí el prifqer>éstado , es * raro- y goza* ^e toda sü 
maleabilidad^ Eisiste en machos puntos'^ el globo, «n 
el Perú, en España, en él firasil^ en l^b^ría , en B<h 
hernia y en Africaí Se presenta en iiiasas^ abtadais mas 
ó menos considerables, las que contienen siempre 
algunos centesimos de niquel , y algunas veces vestigios 



Digitized by LjOOQIC 



HIERRO. 489 

dd azufre y de crcHüo. £1 qae se haUa .«il Olumpa: 
(Brasil) contiene fin poco de carbono y a^'^proiuna 
po^* su contextura, y sa grano^ á algüHaa ^peeiea de; 
acero. £»tds diferentes hierros iwitívoí. son dadiles, y» 
para asarlos solo sé necesita forjarlos. Se -ha 6reidoreti 
la actnalidád qae estas masas nteiálkas ^ de «la. pesor 
mas 6 «Henos considerable, cáián -de la AtitijtSsfera;.}^ - 
esta opinión está faadada ai la certidumbre, qoe se 
lia* adqnirfdo deferentes veces de cfaé, desde ijftS 
hasta naestros diás, han caído en diferentes pantos de 
ki sapérficie de la tierra, piedras qae conteniafi sálga- 
nos de lo» elementos qae se han eiicantrdd#L ea io« 
kverfds nativos. Pero eaalqaiera qoé seik el origen di» 
estad piedras^ qoe se las designa con el noiabre dcTwVr 
dras eaiéas dhl cthlo, púdoos meteóricas , aerólitu^^y e$ 
aun desconocido. Algunos «atarallstas han ad.wii4Q 
que eran lanzadas por loa volcanes lunares^ ó i{m 
provemian de los restos de planetas r6tos porda^hoquQ 
recipfoco, los qtie se habían sometido á la jesfera. de 
atracciofi de lá tierra, lio que hay de cierto o$. qjue 
estas piedras,' por ri hierro, el «iquel y et.plomo.que 
entran ien sa coatí poskkkn , tienen al parecer el wsmo 
origen que Ids hiei^ras nativos. : . ., ' . . 

Óxidos d& kierronSmrales. /EA hierro .ep ^tado.de 
óáidoes tan comuti que se le haUá w, casi, todos. Ig^s 
países ; unas veces se le- halla paro y cristaliaado 4ft 
diversos modos , y otras veces litlido á otros '<$xido^| tai 
les como la alúmina , la cal y el ácido silícico. Cofadu^f 
mente se extrae este metal ae estos diferen||^s • iKMfi^'; 
rales. ^ '."•'' , ^ .... . ,^ 

Tratamiento d&Ios* midos de hierro^ Antes 4e tra^ 
tanditectamente estos minerales por el carbón, 4< un^ 
temperatura elevada , se los cómele á diversas opera^t 
cione» mecánicas preliminares^, cayo ob^to ^ desem-; 
barazaiios de las tierras ar£Ulosa3 y c^l^re^^ i^ue los 
cubren , ó dividirlos y separarlos por medio de la, (:al- 
cinactoBrat aire de tais partículas de azufre y av^ijuico 
qoe pueden contener. . : 

Lasmektra*, Se practica la primera ofieracipa» con 



Digitized by VjOOQIC 



490 HiERRa. 

los mínerafes tórreos machacándolos y laváodolps en 
«na corrieme de agua ; la segunda se ejecuta princi- 
pal menlecén los minerales en rocas, ry^c ejecuta colo- 
cando el mineral quebrantado con lena ó carbón de 
tierra en hornos particulares. 

< Ejecutada ki operación precedente, se procede á 
reducir el Iñineral poniéndole en contacto con el car- 
bón á una temperatura muy elevada en hornos particu-^ 
lares , designados, en razón de sus dimensiones con el 
nombre de altos homOÁ. * 

Tratamfénft) en el nlto homo. Estés hornos, cuya 
altura media es de 8 á lo metros, representan con 
muy poca ilifercncia dos conos truncados y huecos 
aplicados por su base. La parte inferior de estos 
hornos presenta una cavidad particular d^ignada con 
él nombre de rmo/, que es el punto adonde se reú- 
nen los productos de la fusión ; encima de éste existen 
tres ' aberturas : dos laterales, por donde entran los 
caiHones de grandes fuelles ó de bombas ()ue sofdan, 
y están destinados á mantener una corriente continua 
de aire; y la tercera , situada en el borde del crisol, sir- 
ve parft dejar salir la escoria quesería formado. Pritne- 
ro se llena el horno de carbón de leña ó de coke , y 
cuatido está muy elevada su te^eraturá , se echa por 
la parte superior alteriiativamente mineral y (^rbod, 
de modo que el horno esté* sieiilpre lleno, y además 
cierta cantidad de arcilla 6 tierra ¿calcárea para <facili- 
tar IdÉ fusión de las sustancias extrañas contenidas en 
el mineral/ ' 

Naturaleza de los fundentes añadidos. La naturalc- 
xa de este fundente varía seguti la nanui^leza del mi- 
neral; cuando es Síliciosa ó alanvinosa, se 'añade ¡lear- 
bonato de cal^ que en término del arte se llama fdv- 
tina , y cuando domina en el mineral la tierra caca- 
rea, la tierra arcillosa conocida con el nonlbre dé 
eróua, 

£n algunas fábricas, eligiendo convenientemente 
Jos diversos minerales, se libertan de añadir» un ^un** 
dente, pues resulta de la acción reciproca dé las ^ier- 



Digitized 



^oogk 



ras que i contienen^ nataralmcqte los niineral^f niez- 
cbdos. 

f : £1' Óxido de bierco se redace al mismo tiempo que 
cierta cantidad de j^íli^e. p9r el carbono y el ^s q^i4o 
de carbono que se forma en el borno; mientras qu^ 
otra ^rte deiia sílice se une con la alúmina, y la caí 
yi forma coii ellas un vidrio, conreas ó menos color, 
conocido coj[i tí nombre d.e esiboria. A medida que el 
bierro se reduce á estado metáliao, se CQmbinaco^i 
cierta cantidad dé carbono , se fuBile convirtiéndose 
e» b térro colado ó fundición, que va á par^ar^^l qtísoI 
fantameiite con la escoria La diferente densidad de estas 
dosfiulstaiicias bace'qucse separen fácil mente, y cuando 
düortsól se ba llenado de fundición, la, esporia que la 
cubre continuamente y^flá preserva de la acción del 
aire, aale j^r< la abertura practicada en el borde di4 

> iFrmhcta de la. fusión. Ihspixcs de esta éppfa , se 
destapo coo iina ba^^a de bierro un agujero b^cbo en 
eL.'fohdoe del' crisol j el cual se mantiene tapado C9n 
arcilla, é inmediatamente üoye la fundición en olas de 
fuego que van acarar á unos surcos becbos en l^i tier- 
ra y cubiertos de arena. Al enfriarse en estos surcos, 
se amolda y adquiere la forma triangular que distin- 
gue la fundición que ba fluido de este modo, y que 
se conoce en el comercio con el nombre de goa. 

i^i/«flírWo/i. La fundición, obtenida así, tiene dife- 
rente color ; es gris d blanca , según la naturaleza del 
mineral y la temperatura producida en* el alto bor- 
no. Además del carbono, contiene silicio que procede 
de la reducción de cierta cantidad de sílice por medio 
del bierro y del carbono; ordinariamente se encuentran 
también cortas cantidades de fósforo , azufre y#nan- 
ganeso, que proceden de la? combinaciones de es- 
tos cuerpos que exislian en los minerales de hierro. 
Ciertas fundiciones blancas, obtenidas con minera- 
les manganesíferos, contienen basta 2 á 3 por 100 
de manganeso. La presencia de este último metal es 
quizá la causa de su color blanco; porque , contra la 



Digitized by VjOOQIC 



492 FUNDICIÓN, 

opinión de alganos aatores, contienen can tanto car-* 
bono como las fundiciones grises. Sin embargo , el es- 
tado enf qué se encuentra el carbono &a las landidones 
influye en su color ^ como puede probarse enfriando 
pronto una fundición gris fundida , la cual se vuelve 
entonce^ blanca, mas dura y menos atacable por los áci-^ 
dos; pero vuelve á pasar á su primer estado fundiéndola 
de nuevo y enfriándola lentamente. £n el primer caso, 
el carbono está uni<k> á toda la masa de hierro , y en 
el segundo, solo una parte está combinado^, y la otra 
se hm separado á consecuencia de una cristalización: 
mas no debe confundirse la fundición gris Uanqoea- 
da de este modo , con la que es blanca naturalmen- 
te; porque esta ultima queda constantemente blanca, 
cualquiera que sea el enfriamiento que experimente. 
Un gran número de ensayos analíticos hedips en fuu* 
diciones de diferente calidad, han dado á conocer cuá- 
les eran los principios que acompañaban con mas fre- 
cuencia á las fundiciones grises d blancas. Presentamos 
á^uí una tabla de estas análisis, hedías bajo la direc- 
ción de MM.Gay-Lussac y Wilson en la casa de fun- 
dición de Charenton en los años de i8a6 y 1827. 



Digitized by LjOOQIC 



FUNDICIÓN. 



493 



5 






.O 



< 




Digitrzed by LjOOQIC 



494 FITNDICfOfí. 

El próddctd áel trata mnynto -de lo»- tiMerales de 
hierro en los altos hornos es constantemente ¡a fundí- 
cion, es decir, un compuesto de hierro y*' carbono 
que contiene cantidades variables de silicio, 4c fósforo, 
de azufre y de manganeso , con el cqal :Se obtiene el 
hierro, somctidndole á un^ operación secundaria , que 
tiene el nombre de afinación de la fuñdichn, , 

El objeto de esta operaciori es quemar ia niayor 
parfe de las sustancias ei^tra^as ex podiendo la fundi* 
cion fundida á una corriente de aire. 

Afinación d¿ la fimdidion. En otro tiempo se eje- 
cutaba esta, operación colocando la Ahidicioi^ en una 
cavidad hecha de fábrica de ladrillo y enbíerta de car- 
bón de leña pulverizado y bien batido. Cuando la fun- 
dición se hallaba fundida, se dingia aire al través de la 
masa de carbón que la cubria, y abitándola se favore- 
cía la renovación de las superficies. A. beneficio de esta 
manipulación se quemaba la mayor parte del carbón 
y s& reducía al estado de gas; al ¿aso qué él áilicio, el 
fosforo y upa porción debierro, oxigenándose, se com- 
binaban para formar escoria que se separaba .con ana 
barra de hierro. A medida que se v^ificaHa cita afina- 
ción , la masa se volvía pastosa y grumosa ; sf forma- 
ban: bolas ó especies de barrad que se' sometí^ en: se- 
guida sobre un yunque á la acción dé fuertes mart^os; 
de ^te modo se aprpxim^ban Jas moléculas y se eq)e- 
lian las últimas porciones de la escoria qhe contenían, 
y después de ka^eiias calentado hasta el color rojo, 
se lais forjaba en gruesas barras con anoenor¿ie níar- 
tillo^ llamado martinjstG. . . : ; -1 

Trafamíeñto dé la fundición en hs hornos ¿e P^dd- 
ler. En et dia' se ha introducido en muUhas -fá- 
bricas francesas ün método' n^as «pocilio j econó- 
mico , que primeramente se ha puesto én practica en 
Inglaterra- Seguii este método, se hace laafin^ion con 
hulla y en unas especies de hornos de reverbero, lla- 
mados hornos de Puddler, Estos hórñqs presentan una 
bóveda rebajada, construida de ladrillo refractario, de- 
bajo de la^ual se^ncuewtra fMia cavidadTmbtet'ia de una 



Digitized by LjOOQIC 



FÜNDICIOX. 405 

chapad die> íaiidifíon y de ^Mrena isrumlible. £1 hogar^ 
colocada en < uno de los extremos^ esld reparado délaca^ 
vidad por ana pequeña pared de ladrillos; en la exther 
midad opuesta se halla ana larga ckimenoa piramidal, 
y determina una corriente de aire rápida que pueda 
aumentarse 6 disminuirse por un registro de hierro^ 
colocado en la parte superior y que se abre mas d me- 
nos según se quiere. 

Cuando el hopno se ha 'elevado hasta «I rojo blan-* 
co , se itiirodace la fundición en goapor medio dé palas 
de hierro, y se cierra la abeitura de comunicación con 
una chapa de hierro colado que tenga un agujero. Luego 
que la fundición empieza á fundirse, un obrero la me- 
néa y la agita continuamento con una barra de hierro; 
de resultas de esta agitación y de la corriente de airé, 
ei carbono se quema poco á poco y la materia aparee^ 
en ebullición; se le aiíade de cuando ch ciando u« po^ 
co de;agua o de escoria que por el dxidode hierro q-oe 
contiene favorece la'combbstion de las materias extran- 
ñasL Se forman poco á poco escorias que se estraép 
del horno; y que contienen sílice, óxido de hierro* y 
ácido fosífórico; la fundición-' se vuelve primero más; es- 
pesa, se pone grumosa y se reduce á una especip de 
polvo seco; Entonces es cuatido el obrero éivide esta 
ma^ en cuatro <S cinco bolas, que se cogen una des* 
pues de otra con las tenazas y se llevan áque sufran la 
acdon del rhartivíete , dé modo que se forme una man* 
sa cuadrada, que se hace pasar al través de uní lami-^ 
naddr que la adelgaza y acaba de expeler las últimas 
porciones de escoria.' • . r, .::;;». .^ 

Las bairas de hiehro que se obtienen ^e este «nodo^ 
tienen de dos á tres metros de largo por 'didz á doce 
centímetros de ancho y veinticinco m¡límetros4e grue- 
so. Se las corta en pedazos de á sesenta centímetros 
^K largo y se las suelda á un calor rojo blanco de dos 
en dos en un hornillo particular, para haterías pasar 
de nuevo al travc's de las diferentes estrías de otro la- 
minador. Preparadas de este modo las barras de hier- 
ro, se las coloca todavía calientes sobre un plano y se 



Digitized by VjOOQIC 



496 fcudicios. 

enderezan con an maizo. En. ciertos países el látrto 
se reduce a1 estado de barra por la acción dd mar-* 
tillo. • ; i . / 

En la operación, que acabamoB de djescrifatir^ 
cien partes de fandidonordiiiapiai soministraa térn» 
mino medio 88 i 90 de hierro: en barras adelgaza-*, 
das. De donde se re que se pierde mas bierro que la 
suma de las materias extrañas qne')OotitieQe la fonditi 
cioii. Una partie dé lá. pérdida proviene de la oxida- 
ción de cierta cantidad de hierro doiranfté d ftjrabajoy 
que dará hora j níediapoco misi i flÉenes p^^a afinad 
ciento ochenta kildgramas dé fusidioi0i(. 

Hace muchos años qae se ha empleado coil las 
mayores ventajas en algunas fábricas de Firaiictá yie 
,Wnrtémberg el calor de los jaseis. comtMistíbL^ que sfe 
pierden por la chimenea de los itltos borao& Pdr ana 
disposición particular se ha hallado el medio de relevar la 
ieipiperatura de estos gases, al mayor grado qae pueda 
necesitarse en la aQiiacíoii defla fc|ndicioB¿, £lr fierro 
que se obtiene por este nuevo procedimiento 0s de er-^ 
celentes* caalidades , piivado de pajillas y de. gr«ietas, y> 
se obtiene en an tiempamas corlo y con lltstre^ cdar- 
las parles* de pérdida. 

Solo puede condeeráebieii los canibiQl que sobre* 
vienen i la fundición en los hornos de WiUci^son yi 
durante la afinación , analizando pedasoat de la ihndt^ 
cion i diferentes grados de afiíiacionw ]&to es lor ifue; 
se ha ejecutado en la cass^ de ffto^eion de Charenlo» 
en.tSaG á presei^cia de MM. GayrLu^sac y WUstm». 
Exponemos á continuación una tabla del rií$u\t^a do 
}ok cambios qne ha experimentado. Un^ff^ndicloxi^ fran- 
cesa en el hor^io de puddler, con, las aAáUais: co(-r 
respondientes á las( diferentes épocas, át. la opera-i 
cion. 



Digitized by VjOOQIC 



FUNDICIÓN. 497 



'■ Tabla ijúe presenta los productos de la afinación de la 
fundición de CreuztU en los hornos de Puddler , á di^ 
ferentts épocas de la operación. 



Digitized by VjOOQIC 



498 HIERKO. 

Propiedades, El hierro parificado por ano de los 
procedimientos asados en las artes , se presenta siem- 
pre en forma de Larra. Es dalce , dúctil y maleaUe, 
sobre todo al calor. Es mas tenaz qae todos los demás 
tfl^latés; sa Contextura varía según su pareza;* afganas 
tecles es fibrosa 6 de granos graesos ; sa color es gris 
azulado; su densidad varía, siendo de 7,788 cuando sé 
le ha martillado, y solo de 7,588 cuando se le ha la- 
minado en caliente. 

TusibiUdad, Este metal exige para fandirse hna 
temperatura de 1 3o^ del pirómetro de Wedgwood ; así 
4ue no puede liquidarse sino en una buena forja , y 
peí* esta razón no se le puede dar las formas qfue se 
quiere , sino forjándole en rojo 6 martillándole. Go- 
za igualmente de una propiedad preciosa , cual es la 
de poderse soldar consigo mismo cuando se le ha ca- 
lentado hasta el blanco y se le somete á la acción del 
úiártilló. Para hacer mas fácil esta operación los her- 
reros espolvorean por lo general con arena fina las pie- 
zas de hierro, calentadas hasta el rojo , que quieren 
soldar. Esta arena se combina con el dxidó de hierro, 
que se encuentra en la superficie de ^ste metal y forma 
nn vidrio con e'l , al que expele la percusión de los 
martillos, poniendo en contacto las superficies metá- 
licas que se unen íntimamente. 

Acción magnética. £1 imán ejerce una acción atrac- 
tiva muy poderosa sobre el hierro; este metal es tam- 
bién susceptible de magnetizarse en machas circanS- 
tancias. Esta propiedad , que poseen también el niqad 
y el cobalto , reside en menor grado en algunos de 
sus compuestos, y permite muchas veces demostrar ék 
presencia en un gran húmero de casos , en que sn 
combinación química con otros cuerpos no le ha he- 
cho perder enteramente esta acción magnética. 

, Calidades de los hierros del comertio. Las calida- 
des de este metal, que se emplea para las necesidades 
de las arles, varían tanto como las de las fundiciones 
de que se ha extraído, y depeifden principalmente de 
la naturaleza del mineral qae le ha producido. Así es 



Digitized by LjOOQIC 



HIEállO. 4dd 

que se presentan hierros quebradizos al calor y al frío, 
y estas propiedades dependen de una corta cantidad de 



Digitized by LjOOQIC 



500 HIERRO. 



Tabla que representa la análisis de dii>ersos pedazos de 
hierro del comercio. 



Los resallados referidos en esta tabla, debidos i 

Digitized by VjOOQIC 



tllERRÓ. 50 i 

!as ihvésligadones de MM. G^y-Laasác y WiláíoTí, ñe- 
muesirarí que los hierros , aun los mas puros , contic- 
tten siempre una corta cantidad de carbono que no pue- 
de destruir la añnacion y qué' acaso influye en las pro-^ 
|>tedades físicas de este metal , porque el hierro que 
de obtiene por la reducción del óxido poí fel hidrdgc-^ 
no puro , y . que por consiguiente no tiene carbono, 
no puede soldarse ñi forjarse comb lo hemds compro- 
bado. ' 
' Aceran del oxígeno y del aire. El hierro á la tem- 
'peratúra ordinaria no tiene acción sobre el aire ñi 
sobfe el gas oxígeno secos; pero si eátán húmedos, se 
oxidU poco á poco y no tanla en cubrirse de una capa 
dé polvo de color amarillo de ocre , conocida con él 
nombre de or/h, que es un hidrato de peróxido de hier- 
ro. Esta altei^adon del hierro al aire húmedo provienfc 
á lá Tez de la combinación con el oxígeno del aire y él 
del agua (jue se descompone. Hasta cierto punto se 
puede libertar al hierro de la acción dé estos <;uerpos 
frotándole con un pedazo de lana impregnado eñ acei- 
te de linaza ó de cañamones, ó cubriéndole con un bar- 
niz. M. Payen ha reconocido igualmente que el agua 

cargada de una corta cantidad de potasiat (-< — 1 iin^ 

pedia la oxidación del hierro sumergido en ella. Este 
hecho podria hallar aplicaciones. 

Aecion del oxígeno en caliente. Este metal , á una 

- temperatura inmediata al rojo cereza , obra con ra- 
pidez sobre el aire y en especial sobre el oxígeno pu- 

.ro: absorbe rápidamente este gas y se quema des- 
prendiendo luz, y convirtiéndose en óxido de híer- 
1*0. Diariamente somos testigos de esta combustión de 
hierro en los talleres; poniendo en contactV con el 
aire una barra de hierro calentada hasta el blanco, y 
martillándola sobre el yunque, por todas partes sal- 
tan chispas de hierro brillantes. 

En los laboratorios se ejecuta de un modo mas 

"% Digitizedby Google 



fi03 HIBRRO. 

carioso ei^^ comboftion pamergíendo «o g^ ogugeoo 
un alambra de hi^ro muy fino «retorcido ea cs^al^ y 
poniendo en sa ei^treaiidad i^n pe4acilQ de yc;^^:^'^^^ 
cendida. AfieaasjU (»tremidad ^d alambre jirJi^fmeír 
to roja, 9e inflama y cpniinóa ar4i«iido con 4espr/»n^ 
dimiento 4e cbiipas tan tív^ q^c destnmbritn la 
▼i*ta. 

jiecian. dsí ogm. £1 agaa para , prirjSkda de ai|T, 
no tiene acción sobre el bierro bien limpio ;. pero si 
contiene aire en disolodon , esile metal se nuda poco 
á poco á expensas 4^ oxígeno d(el aire y 44^9tgn9ti y se 
forma an dxido de color pardo rojo , qae conserva 
sa color si está aislado del bierro, y se TodÍTe pardo 
verdoso si qaeda adberido á la saper^ie de es|e mer 
tal. En este último caso se favorece la descomposición 
del agaa por el contacto del bierro y del cSxjido for- 
mado* Entonces debe considerarse estos dos coerpof 
hepsroge'neps como nn elemento galvánico qoe deter- 
mina 1^ separa^^on de los principios del agaa , de modo 
qae el ox%eno se dirige ^bre el bierro, y ^ l^idrxS^ 
geno se despren4c- JBi, Gu^boart {Aru^ de Qf$imica^ 
tomo XI ^ p. 4-0)9 qa^ b^ iexamln^do e^ acción 4e| 
bierro paro sobre el agaa, cree qae el bidrogeno 
que Se desprende darante esta oxidación , redace á on 
grado inferior el dxido rojo formado por la acción del 
aire ; pero tenemos algnnas razones para creer qae el 
peróxido de bierro qoe se ba formado primeramente, 
pasa á an grado menor de oxidación , ya por el con* 
tacto del hierro inisa^, ya por el protdxido, qae debe 
formarse en esta reacción del agoa sobre estemetaL 

Acción del agua á un calor rojo. EU bierro i anf 
te^^rAtara roja descompone rápidaáieote el agoa. 
apoderándose del oxígeno y dejando en Ubei^^ fH tír 
drdgeno; resalta de aquí an óxido de bierro ^egro^ 
as^ulad^y inagnétíca A la misma temperatar^ ^ ^0910 
lo ha notado M. Gay-Lassac , el dxido qae 3e ba for* 
mado por la descomposición del agaa se redoce por 
ana corriente de gas hidrógeno. Solo poede expUcai'se 
esjta diferencia en el ^nodo 4e obrar ppr el precWipinio 



Digitized by VjOOQIC 



PROTÓXIDO DE BIERBO. 503 

del vapor de agaa á del hidrógeno en ano y otro caso. 
Se oxida caando la cantidad de vapor excede al hi- 
drógeno, pero sucede lo contrario caando este di- 
timo sapera al prim^ero. 



COMPUESTOS DEL HIEERO CON EL OXIGENO. 



£1 hierro se ane en tres proporciones con el oxí- 
geno y ibrina dos óxidos distintos y an óxido inter- 
medio. Se ha considerado á este último como an óxido 
particular , y se le ha conocido con el DCNubre de ík»' 
táxida de hierro \ pero al parecer es mas bie9 una 
cojnbinadon definida de protóxido y peróxido. 

Preparación. £1 protóxido de hierro solo se en* 
coentra en la naturaleza anido al ácido carbónico^ 
no se le puede obtener aislado , porgue se oxida con 
la mayor facilidad caando está al aire» pasa al estado 
de óxido intermedio y en se§aida se convierte en per- 
óxido. Se forma siempre ¡que se disuelve hierro n»e^ 
tálico en el ácido sulfúrico debUitado ; de ai^uí i'esolta 
an protosulfato de hierro soluble de donde se pre- 
cipita fácilmente protóxido , añadiendo ana disolución 
de potasa cáustica. £ste protóxido^ así aislado, se prer 
cipita en copos blancos , que pronto se vuelven ver* 
dosos y después amarillos con el contacto del aire ; así 
solo se los puede conservar debajo del agua no aireaT 
^a y en un frasco tapado. Se ignora cuál es su coló r 
caando está seco ; porque tal como se obtiene se halla 
en estado de hidrato. 

Composición, Puede deducirse fácilmente la com- 
posicíon de este protóxido del volumen de hidrógeno 
d/esprendido disolviendo an peso determinado de hier- 
ro puro en el ácido sulfúrico debilitado ; el oxígeno 
correspondiente al hidrógjeno se ha dirigido al metal 
para convertirle en protóxido. 

Segan l^s análisis de MM. Gay-Lussac y Ber- 



Digitized by VjOOQIC 



L 



501 1>BütÓXim) M HIRRRO. 

zélius, e\ proiótláo de hierro está compaesfo de 

Hiepro. . . 771*3 í átomo. 

ó -.•'-• 

Oxígeno... 22,73 I átomo. 

■■■■líMMiV 

- 99>9fi 

Sa fdrmaU=:FeÓ. 
OXIDO IMTERlftEDIO Ó BEtTÓXIDO. DE Étmff0. 

Estado natural. Este dxido exfste en macha atmo- 
dancia en la natairaleza, y se presenta bajo fa forma 
de cristales volaminosos; se encuentra en Siiecia, en 
Alemania , en Italia , en Córcega Ac. El mhwral de 
¡man no es otra cosa que ana variedad de tÉtc dxida, 
qae ha adquirido la % irtad magne'tica en e! intcrim' 
del globo. 

Preparación, Se le farma descomponiendo el agaa 
por er hierro á ana temperatura roja. Gien partes 
de este metal dan ciento treinta y ocho de este dzfdo^ 

Propiedades, Así obtenido el deatdkido , es negrtr, 
quebradizo , fusible é indescomponible por el calor; 
es atraible por el imán, pero su acción es menos in- 
tensa que la del hierro puro. 

Muchos químicos miran á este 6xid& como an 
compuesto de ana proporción de protóxido y otra de 
peróxido , y su opinión se apoya principalmente en 
que el oxígeno en este dxido no está ei> una razón sim- 
ple con el oxígeno qie contiene el protdxiáo. 

Su fórmula sería =FeO-4-Fe*0'. 

Las hojaejas qae se forman en !a superficie de los 
pedazos de hierro que se cattentan al contacto del aire, 
presentan una mezcla de estos dos óxidos en tales pro- 
porciones que se han hallado seis átomos dfe protóxido 
por uno de peróxi<lo 6FeO •4- Fe'O*. 

Una parte del hierro qae se encuentra en «1 co- 



Digitized by LjOOQIC 



DBOTdXfBO D6 BlfiÍRIIO. gO& 

mercio, se extrae del déatóxido de hkrrb nataral: el 
óxido arlificial solo se asa en medicina , y por sa co-) 
lor negro se le conoce hace'^maciid tienipo con el 
non^bre de.etiofte /i^¿t/*^/Vi/ (óxido negro de hierro). 

, Preparación dd etiope mcarciaL £sle< óxido se prepa- 
ra en las boticas , haniedeciendo conagaa limaduras de 
hierro bien limpias , y amonjtonándolas en el fondo 
de tití barreño para que escurran el exceso de agua que 
coiitienen. Sé abandona esta mezcla á sí misma , que 
no tarda en calentarse , y se la menea de cuando en 
cnando con una espátula de Merro , añadiendo tam^ 
bien á veces un poco de agua para reemplazar la 
qne se evapora conforme se va elevando la tempera- 
tara. Al cabo de cuatro ó cinco dias, se deslié la masa 
en ocho ó jdiez veces su volumen de agua, y se separan 
las limaduras que no están oxidadas , las qul& pueden 
^servir para otra naeva operación. El óxido negro de 
hierro , que se halla suspendido^ eñ el agna de la lo- 
ción, se precipita poco á poco, y se le puede recoger en 
un filtro. D^pues de dejarle escurrir , se le seca com- 
primiéndole y se le edlbca en la estufa. 

Es evidente que cuando se forma este óxido, el 
hierro «e oxida á expensas del aire y del agua , por-^, 
que se desprende cierta cantidad de hidrógeno. ' 

Procedknfento segundo. Se ha propuesto también 
preparar este óxido calcinando hasta el rojo en una 
retorta de gres una inéáusla de tres partes de pei^ 
óxido dé hierro y una parte de limaduras muy finas,' 
fííro esté procedimiento es' menos^ seguro que 'el pfi<* 
inerot.' • ' ' : * '■ 

Frocti^mienté iercero. Según nna observación re-^ 
dente de M. Eslher Noel, farmacéutico en Sain^ 
Dic (Vosgos), se obtiene fMImenté este deutóxido 
precipitando ana * disolución de protosulfato de hierro 
por otra disolución de carbonato de sosa , recogiendo^ 
el precipitado en un lienzo , lavándole y dejándole es- 
currir á la sombra por espacio de tres eaartos de ho- 
ra ; se coloca en ségitida el pret:ip¡tádo que se ha 9o^ 
breoxidado en parte al aire en ana oáUera de hierro 



Digitized by LjOOQIC 



506 PERÓXIDO DE HIEBRO. 

colado , y ae le hace secar meneándole conlinaatnen* 
le. El producto qae ae obtiene en menos de cinco á 
seis horas, es negro, como felposo, atraible por el 
imán y comparable al eliope preparado por el pri- 
Hier procedimienlo. 

PERÓXIDO DE HIERRO. 

Se designa con el pombrc de trítóxido á e$la com- 
binación del hierro con el ox^'geno , la mas oxigena- 
da de las Ires , admitiendo al óxido precedente como ni^ 
deutóxido de hierro. Generalmente se Je da el nom- 
bre de peróxido de hierro. 

Grcunslancias en que S6 forma. Este óxido 3e forma 
espontáneamente sobre el hierro por la acción del 
aire húmedo ; pero entonces se encnentra en estado 
de hidrato y tiene un color angarillo de ocre. £1 orin 
no es otra cosa que este hidrato de peróxido de hierro,^ 
y la calcinación de e^e metal al aire libre , le iiacé 
pasar también á este grado de oxidación* Se forma 
exponiendo al aire e) hierro calentado ha$tá et rejo^' 
pero en este ea$o no es pnro , sino qne es ana mezcla 
de peróxido y de deutóxido. Calentando despnes la^ 
hofnelas hasta el rojo ^ se convierten «n peróxido de 
hierro de color rojo pardo. 

freparacicn. Tambi^ poede obtenerse el per- 
óxido de hierro en los laboratorios disolviendo el hier- 
ro en ácido azoico concentrado , y descomponiendo 
el triloasoato de hierro por el calor. Por este medio se 
puede valoar la cantidad de oxígeno qne contiene di* 
solviendo nn peso conocido de hierro. En las arles se 
le prepara en grande para uso del comercio-y cal- 
cinando basta nn color rojo en retortas de barro el 
protosalfato de hierro , y lavando el residuo para pri- 
varla de ana porción de solfalo no descompaesto. En 
esta calcioadoii el prpAóxido se sobreoxida á expensas 
de una porción de oxígeno del ácido ^nlfiM'ico que 
pasa al estado de ácido sulfuroso , mientras que la 
otra porción de áipido salfúrico se evapora 6 se des^ 
comfian^ en oxígeno y en ácido sulfuroso. 



Digitized by VjOOQIC 



KRÓ^IDÓ DE HIBUaO. £07 

PTupkdaifis, £1 peróxido ^e hierro es de >c6lor rojo 
iius.d menois subido ; ao Ueoe acción algana sobre la 
aigQJa itfiamiida. Expaesto á ana temperatura elevada, 
abapdona p^rle ¡de su oxígeno y pasa al estado de óxi- 
do imerm^iio* ^ egerce ninguna acción sobre el aire 
ni fa frjlo ifx ep calienu^ 

Composicim. Según Berzélius , está compuesto de 

Hierro, .... 69^34 ^ átomos. 

d 
Oxj^epo. . . . 3o,66 3 átomos. 

loo.oo 



SttfóriiwiIa=^Fe*Ol 

Por coosigujiente contiene vez y media tanto oxí-o 
gjcne coipo A pr<otóxi4o. 

. Sstodo rmtMTof, J^ste óxido se eocuenf ra en el seno 
de la tierra en masas considerables , ya en filones , ya 
«n capas , y forma la variedad mas abundante de mi- 
nerale^ de hierro,; yanas veces le pres<*nta puro y otras 
cristalizado en prismas romboidales ^ como los mine- 
rales de hierro de la isla de Elba , y entonces le co- 
nocen los mineralogistas con el nombre de hierro oU- 
gisto á c^usa 4e su ligereza. Otr^. veces está «n masas ' 
irregftluri^ 1 4e color amarillo mas ó meaos oscuro^ 
duro ó pulverulento. Entonces se encuentra constado 
de hidrato y free^ememexite está niezclado con sílice^ 
alfimii^ y carb^ia^Va d^ cal « y alganas veoes , como 
isQ ;£Íertos ^ninerales ,de hierro UoiosQ , se asocia al 
io/fyxo de bierrp. l^a mayor parte de ios minerales ex«- 
plotados de Francia se hallan en este estado. 

Usa^. Se e^iplea en las artes y en medicina el per-f 
dxido 4^ hierro artificial ; en el primer caso sirve. como 
piptura, y para pufir Ips espejos y los metales. Se le 
conoce coa el noj^bre de cokotckr y cotn el de rojo de 
Jjffg^^ra. Ep i^e^i^^ipa ifi admi^i^tra ccnno astrin- 
gente y^aüciQ f y i^m» ^ .le ^oi^oc^ ca la« bo^Í4:as coo 



Digitized by LjOOQIC 



^ 



508 CARfiüRos m i! tISRita. 

el nombre de azafrán de Marte astri^génie , pafá dís- 
tingairledel hidrato de peróxido de hierro (orin) , ^^ííé 
ha^ recibido el nombre de azafrán de Marte aperitivo. 
Los antigaos químicos han dado estas denominacio- 
nes en ana época en que dnlíngaiaíi los metales co- 
nocidos por ios nombres delios principales dioses de 
la fábala. < 

Hidrato de peróxido de hierro. Este hidrato se pre- 
para precipitando ana disolución dilatada de persul- 
fato de hierro por el amoniaco líqaido en exceso , y 
lavando el depósito por decantación an" gran nthnero 
de veces anies de recogerlc^n nn paño en donde se le 
deja escurrir. Debe conservarse este precipitado en va- 
sijas tapadas para evita r*qtte se seque. 

Propiedades. En este estado se presenta en un 
magma amarillo pardusco, insípido , insotoble en el 
agua; al aire pierde una parte de su agua, y se de- 
seca sin absorber el ácido carbónico. Se emplea ven- 
tajosamente "este hidrato como antídoto del ácido ar- 
senioso. 

COMPUESTOS BEL ^HIERRO CX>N EL CAKBONa 

(Carburos de hierro.) . 

El hierro se combina en propcNrciones variables 
con el carbono, -y suministra principalmente dos pro- 
ductos artificiales é importantes de que se hace aso: el 
uno es \sí fundieron y y el otro el acero,. 

Al parecer el carbono no es capaz de unirse en 
proporciones definidas con el hierro ; á lo menos as( 
parecen probarlo los experimentos hechos al efecto, 
porque este metal puede contener desde o,ooa5 hasr 
ta o,o3 de su peso de carbono. Un experimento 
hecho en la casa de fundición inglesa de Gharenton, 
ha probado que un pedazo de acero, cuya cdrapésicion 
se habia determinado por medio de la anáKsis, ex- 
puesta por veititieaatro horas en un crisol lleno óe 
negro de humo, á la mas alta temperátara que se 



Digitized by VjOOQIC 



CAKBUfiOS DE HIBRBO. 509 

ha podido prodacir coa el coke en una baena forja 

coman, contenia— ^^ de carbono. Si este cxpéri- 



lOOOO 



menio , qae se ha hecho con caidado , indica que esta 
proporción es et nia.ximii.ai de carbono que pnede 
combinarse con el hierro, sería preciso dedacir de 
aqaí que esta combinación corresponde sensiblemente 
i an átO0io de carbono y ocho de hierro. 

Un compuesto binario ,> formado en esta relación, 
se aleja demasiado de las proporciones en que géneral- 
irieote pueden unirse los cuerpos para que se 1«f con- 
sidere C0171O' iua carburo de hierro puro de proporciones 
definidas. Es masiY^rosimil suponerque ets ijnaieombii- 
nación dehierro^ y de un carburo de hierra, en que los 
eleii^enios están unidos en otra relación que la que puede 
deducirse de la análisis directa del compuesto precedente! 

La facilidad con que- el carburo se destruye por 
la facción de los ácidos aunque estén debilitados, im- 
pide sin duda aislarle del hierro , y determinar exac- 
tamente su composición. 

Reduciendo el oxido de hierro por el carbón á ana 
alta temperatura , ó calentando este metal paro con 
est^ cuerpo combustible , se forma indudablemente un 
compuesto de este genero ; y las diferentes propieda- 
des que .nos ofrecen la fundición y los diversos aéeros, 
dependen de la presencia de la' mayor á menor can- 
tidad de este carburo que contienen. 

La fundición , como ya hemos dicho , puede dis^ 
tingttirse en diferentes especies según su color y de- 
más entidades tanto físicas como químicas (idéase la 
tabla de las análisis dels^ fundiciones, página 4-o3). 

Varhd<i4e» de ftmdicion. Comunmente se conocen 
%n el comercio tres variedades : . 

. • I .^ Fundidon blanca. La fundición blanca , que es 
muy dura y quebradiza , resiste á la acción de la lima, 
y presenta una f^oniextúra laminosa muy marcada. La 
densidad de esta fundición Varía deále 7,574. hasta 

4^ 



Digitized by VjOOQIC 



510 CARBUROS M rfrfiit«o. 

. a.^ Fundicim gris. Esta variedad e» meAos fae-' 
bradiza y menos dura; sa contestara es granosa; 
es bastante dalce para sef limada y trabajada «n e( 
torno. 

3.^ Fundición negra. E<Y fin, la fandieióti ttégra^' 
aM Ibmada por sa color OMoro , es fd nías fóáíble d<s 
las tres, y está formada de gf a fio$ gruesos, défl»if;aales, 
negros y brillantes; sus lin^adaras manchan algo loi 
dedos. La densidad de estasF des ultimas yariedades e« 
de 6,988 á 7»! 01 , es decir que es menor qae la de las 
íbfiidiciones blancas. 

Principios consiitt^tntós dé leu fimdieiones. En la 
tabla qae hemos expuesto mas arriba , se vé: i.^ qae 
lá cantidad de carbono contenido en las fundicione» 
blancas 6 grises era poco mas 6 menos la misma ; se 
eleva, término medio, de o,oa5 a o,6a8 del peso de 
j^ las fundiciones; a.^ que el silicio, qoe siempre for^ 

^ ma parte de ellas, constituye de 0,01 5 á o,oad de la 

masa en las fandiciones grises, al paso que sola en- 
tra de o,oa3 á 0,0 a6 en las fundiciones blancas; 3.^ 
que el fósforo existe generalmente en menor cantidad 
en estas últimas que en las grises , y que además se 
diBrrmciah en la cantidad de manganea, que mu- 
chas veces es igual á la del carbono que contie- 



¿La diversa cantidad de estos prifidpios escapas 
por sí sola de explicar las diferencian que ñe notati en las 
fundiciones blancas y grises , tanto respecto á súñ rela- 
ciones físicas como á las quípfíicas? Así lo creettiOd ; pe- 
ro admitiremos también una opüiioii emilida pdr M< 
Karsten , que el estado en que se encuentra Á «arinn 
no en las fandiciones debe influir en sus cualidades. Es- 
te químico opina que las fundiciones^blaifcaa, tan ¿furas 
y tan poco atacables por los ácidos ,contle^n el carbón 
no en estado diferente que aquel en que exilie e» hs 
fundiciones grises. £n efecto, laa primeras deja«, dea^ 
pues de haberlas disuelto en los áddoa, un retiidua par- 
do , de color de hollin, que se quMAia á tfn calor lento, 
como nnji sustancia pirofórica esparciendo utt olor 



Digitized by VjOOQIC 



CAftBUROS DB HiEano. 511 . 

bitamiiioso , al paso que las segundas sumiaisCraip un 
résidoo negro, brillante, menos cooibastiblcy y aná- 
logo por nracbas de estas propiedades i la plomba-^ 
gina. 

Segan estas observaciones d«beria deducirse que 
el carbono qaeda unido á toda la masa en las fundi-^ 
ciones blancas , y que se separa una porción de las 
fundícionf^s grises enfriándolas lentamente. 

Lo que tiende á apoyar, según nosotros, esta su-^ 
posición , es que las fundiciones grises se vuelven 
blancas , duras y muy quebradizas , cuando se las en- 
fria de repente echándolas en agua; pero recobran sos 
propiedades primitivas fundiéndolas de nuevo y en- 
friándolas lentamente, lo que permite entonces la sepa- 
ración de una parte de carboino. Si el primer caso nos 
presenta una analogía admisible, el segundo la des- 
truye enteramente ; porque las fundiciones blancas, 
naturales, vueltas á fundir y enfriar lentamente , con- 
servan todas sus propiedades. En este caso no podé-*- 
mos menos de atribuir semejantes efectos á la menor 
cantidad de silicio que generalmente contienen, así co- 
mo al manganeso , que por el contrario , se^ baila en 
cantidad bastante considerable. 

^ La separación espontánea de una parte del carbó-^ 
no en la fundición gris fundida , y enfriada lentamen-^ 
te, se hace mas manifiesta cuando se examina á dife- 
rentes profundidades una masa algo considerable 'ét 
lundicion colada. Resulta de un experimento hecho en 
la casa de fundición de Gharenton á presencia de IVI. 
Wilson y en su laboratorio, que un cHindro de lami- 
nador de o,°^o44 de diámetro, colado en un manguito 
de fundición , ha ofrecido en diferentes puntos de «u 
centro y de su supéricie las cantidades siguientes de 
carbono por ciento. Una porción de la masa, tomada 
en el centro, contenia 3,aode carbono, á a^^oJ^i de 
este punto 3,65 , á 0,0» o^S de la extremidad a,8o , y 
€tifín,enlá superficie exterior, a^i4* ¿No prueba 
^ pacecer este resultado que una parle del carbono 
ha abandonado Tas superficies que se han enfiriado 



Digitized by VjOOQIC 



512 ACERO, 

las primeras para dirigirse á las partes centrales? 

£1 enfriamiento mas d meaos rápido que experi- 
inentan^Ios objetos fabricados con la fundición amol- 
dada es la principal cansa de su dureza y aspereza; 
así ' qne se bace qae sean mas fáciles de itrabajaF 
calentándolos basta el rojo , y dejándolos enfriar len« 
lamente. 

El bajo precio de la fandirion dalcc y la facilidad 
con qae se fonde la bace propia para toda especie de 
osoSy y constituye una materia muy buscada para pre- 
parar una infinidad de productos tanto para laa artes 
como para la economía doméstica. 



ACEAO. 



£1 acero es también un compuesto artificial de 
bierro y de carbono en proporciones diferentes de Ins 
de la fundición. Se le obtiene directamente calentando 
el bierro dula: en contacto con el carbón. 

En las artes^^Jfconocen tres especies de acero, se* 
gun el noo^ como se le ba preparado, y que se dts-» 
^vnOfjMáson ios nombres de: i.^ ac^o natural \ aP ac^ 
ró de cementación i 3.® acero fundido^ 

Atero natural. El acero natural se obtiene ponien^ 
do la fundición gris de buena calidad tn horno» de 
reverbero y manteniéndola fundida por espacio de 
nueve ó diez horas , dirÍ£;iendo sobre su superficie cu* 
bierta de una capa de escoria una corriente de aire 
que queme poco á poro una parte del carbono. Cuan- 
do ba empezado á hacerse pastosa, se la extrae en por- 
ciones que se presentan al viento de una tobera y que 
en seguida se forjan con el martinete. 

En esta operación se oxida la mayor parte del si- 
licio con una porción de hierro para formar la esco- 
ria, y la porción de carbono que no se ba quemado 
queda unida al bierro y le cónstitoye en estado de 
acero. . , * 



Digitized by VjOOQIC 



ACEBO. 513 

' Esta especie de acero es inferior á las otras dos 
por sas cualidades ; es mas blando y mas fácil de for- 
jar y soldar; contiene comunmente hierro mezclado 
que no cslá combinado con el carbono. Se le emplea 
para fabricar instrumentos de labranza y otros uten- 
silios ordinarios. 

Acero de cementación. El acero de cementación, 
llamado así por el modo de prepararle, se obtiene su- 
mergiendo por capas en cajas de palastro ó en tierra 
cocida refractaria barras de hierro entre una capa de 
cemento compuesto de carbón vejctal en polvo, al 
cual se añade á veces hollin , ceniza de leña y sal ma- 
rina. 

Cuando están llenas las cajas de estas capas alter- 
nativas de cemento y de hierro en barras, se las vuel- 
ve á cubrir de arena para impedir el contacto del 
aire, y se colocan en un horno particular , en donde 
se las mantiene á una temperatura roja por espacio 
de cinco á seis días. Se termina la operación cuando 
se fecpnoce, por las barritas que sobresalen en uno de 
los extremos de la caja , que se ha hecho la com- 
binación hasta el centro. Al aceig preparado de 
este modo, en razón de las abolladuras de-.que está 
llena su superficie, se conoce con el nomte^^e 
acero abollonado ; se le expende «n el comercio después 
de haberle forjado en forma de barras de diferente 
, grosor. 

Cuando se pone en contacto inmediato el hierro con 
el carbón á una temperatura elevada, este último se 
combina poco á poco con las capas que toca, y se esta- 
blece una división entre estas y las interiores; pero se 
concibe fácilmente, según este modo de combinación, 
que las capas superficiales deben contener mas carbonp 
que las mas centrales. 

Este acero tiene un grano mas fino y mas igual 
que el anterior; es también mas duro y mas homogé- 
neo. Bajo este aspecto es mas buscado por los que 
trabajan en acero. 

Acero fundido. El acero fundido, el mas homoge- 
TOJMO I. 33 



Digitized by LjOOQIC 



514 ACERO, 

neo y el mejor , se obliene fundiendo en crisoles de 
tierra refractaria las dos primeras especies de ace- 
ro, después de haberlas cubierto de una capa de vi- 
drio molido y de carbón para preservarlas de la acción 
del aire. Cuando el acero está fundido se quita la 
escoria que se halla en su superficie, se .menea bien 
con una varilla de hierro para mezclar todas las par- 
tes y se le cuela en barras. 

Esle acero presenta una contextura mas compacta y 
un color gris ceniciento ; es mas duro que los dos pri- 
meros, y es capaz de adquirir un hermoso pulimen- 
to. Es mas fusible, lo cual hace que no se le pueda 
forjar ni soldar consigo mismo 6 con el hierro sino 
con suma dificultad. Sin embargo, llega á conseguir- 
se esto, calentándole solo hasta que se reblandezca su 
superficie. 

En las artes se usa este acero con preferencia á 
los demás para preparar los instrumentos cortantes, ú 
objetos que deben tener una dureza uniforme. 

Las propiedades de los diferentes aceros, que se 
encuentran en el comercio, no sólo dependen del pro- 
cedimiento empleado para fabricarlos , sino principal- 
mente de las cualidades del hierro con que se preparan. 
Esta última consideración es al parecer de la niayor 
importancia para oBlener acero de buena calidad, y 
la superioridad que aun se concede en el dia á algu- 
nos aceros extranjeros proviene de la pureza del hierro 
que entra en su composición. 

La tabla siguiente, que présenla un resumen su- 
cinto de las investigaciones hechas bajo la dirección 
de MM. Gay-Lussac y Wilson , demuestra evidente- 
mente las consecuencias de lo que hemos dicho sobre 
este panto. 



Digitized by VjOO^IC 



e 

Q 

^ 



.§* 



c z: 



^ 

e 

^ 







ACERO. 




518 








^ 


4J 


Vi 


tfi 








na 


na 


e 











£ 


o 


.2 






§ 






.2* 


IS 


rS 




§ 




]S 


2 








"es 




a 

8 


c 
o . 


i ; 













íÓ 


0» 




•5 




o . 


o 


Sí 


11 




S 




n3 f3 












t- d 


- 'C « 


"C « 








^« 




^•^ 


• l^ 








Pm 


^ 


PM 


fe 




1 a 





Vi 


Vi 


«5 


en 




?^ s 


O 


.2 


.2 












o 
o 


]cb 


.*& 


1^ 






g s 


o 




i 

> 


^ 

>" 


3 




o 


o 


o 


o 


M- 


^* 




fc^ 


o 


co 


l>% 


C>s 


M 




í2 c 


o 


o 


o 





M 




^S5 ^ 


o 


o 


o 










S 


o^ 


o 


o 










M 


o" 


d 


0" 


d 




o 


o 


o 


Vi 










:s fl 


o 


co 


o 


•^ 


00 




o 


o 


]3í5 










7:3 « 


o 


o 


'4^ 










CO 


o^ 


o 


4; 












w 


o 


► 


d 


d 




o 


o I 


LO 


w 


•V+ 







o 1 


M 


LO 


10 


co 




o I 


*^ 





<£> 


cr> 




tí « 




k <=^ 













^ 




F o 








0^ 




U 




d" 








0" 








« ^ 


" 


n¿. 


ná 








M 


ú 


fi 


<« 








•* 


:s 


3 








o 


V 




P—J 








:3 


.3 


"2 


2 




H 




13 

1 


na 










g» 




^s 


na 


o" 


d 




s 






na 


na 




^ 




'Hb • 




na 


« 








C '^ 


d 


q 


c 








.s <« 


«^ 


cj 


d 








2| 


2 





«^ 








8 S 


s 


fe ' 


fc 








-«1 


^ 


^ 


-S 




ÍBHH 




¡■HMBl 











Digitized by VjOOQIC 



516 ACERO. 

Acero indiano. Hace macho tiempo qae se fabrica 
en Bombay, en la India, una especie de acero, á la 
qae se designa con el nombre de acero inífíanOy acero 
Wootz'y se le basca principalmente á causa de sos 
cualidades , y por el adamascado que los ácidos des- 
arrollan en su saperficic, SeG[un la análisis que de 
él ha hecho M. Faraday, parece que las propiedades 
de este acero provienen de la presencia de cierta <:an- 
tidad de aluminio que no se halla en los mejores ace- 
ros de Inglaterra. Este químico ha llegado á imitar- 
le preparando primero una mezcla de aluminio y de 
hierro por la calcinación de la alúmina con el hierro 
carburado, y uniendo por la fusión una parte de está 
mezcla con diez y ocho partes de* acero de buena cali- 
dad, y por este medio obtuvo un acero que presentaba 
lodos los caracteres del acero Wootz. 

£n el año de i8a8 M, Wilson, director de la 
casa de fundición de Charenton, hizo venir directa- 
mente de Inglaterra dos pedazos de acero W"ootz, 
ano en bruto y otro martillado, y la análisis quede 
ellos hizo demostró efectivamente que cl primero con- 
tenia gran cantidad de aluminio , al paso que el se- 
gando no le contenia. 

Análisis del acero Wootz. He aquí los resaltados 
que se han obtenido i 



Acero JVooi 


\z en bruto. 


Md 


Wiillado ó laminado. 


Carbono. . . 


, . i,Ío7 




0,957 


Silicio. ... 


. . 0,120 




0,000 


Aluminio. . 


. . 0,94.8 




0,000 


Hierro. . . • 


. . 97,525 




99>o43 



100,000 100,000 



Según estos últimos ensayos debe deducirse que 
durante el martilleo en caliente y el laminado del 
acero Wootz, el aluminio, que contenia primitiva- 



Digitized by VjOOQIC 



ACERO. 517 

mente, se ha eliminado, ya á consecuencia de su com- 
bastion al aire, ya por la aproximación de las mole'- 
calas; y por lo tanto las propiedades de este acero no 
dependen exclusivamente del aluminio, puesto que no 
le contiene cuando ha sido trabajado , sino que son de- 
|[>idas i su grande pureza y sobre todo á la homoge- 
neidad de sus partes. 

Por la tabla que hemos presentado mas arriba 
sobre la análisis comparativa de algunos aceros, se ve 
cuánto varía la proporción de carbono. ¿Cuál es la can- 
tidad de este cuerpo combustible estrictamente necesa- 
ria para constituir un buen acero? Esto es lo que no 
se sabe; porque los pedazos de acero francés é ingle's 
dotados de las mismas cualidades contienen propor- 
ciones diferentes. Els mas verosímil , según lo que en- 
seña la experiencia , que la presencia de alguna milé- 
sima de fósforo y de silicio influyan en las malas 
cualidades de ciertos aceros, y que por consiguiente la 
elección del hierro es del mayor interés en esta fabri- 
cación. 

Propiedades del acero. El acero, sea cualquiera el 
procedimiento empleado. para prepararle, se diferencia 
del hierro por cierto número de propiedades que le 
hacen precioso para las artes. Tiene un tejido grano- 
so muy fino; su ductilidad y maleabilidad son muy 
grandes; es mas fusible que el hierro y susceptible de 
adquirir un pulimento muy brillante. Su densidad, 
algo menor que la del hierro, varía de 7,706 á 7,392, 
seguti las proporciones de carbono que contiene. 

Su temple. Presenta un carácter particular que 
le distingue del hierro y de otros metales , y es 
que adquiere mucha dureza, cuando después de ha- 
berle calentado hasta el rojo, se le enfria repentina- 
mente sumergiéndole en agua fria ; puede volverá 
perder esta propiedad exponiéndole de nuevo al calor 
y dejándole enfriar tranquils^mente. 

Se conoce con el nombre de temple del acero , á la 
operación que tiene por objeto enduaeccr el acero 
por este medio; y se llama acero templado al acero 



Digitized by VjOOQIC 



618 ACERO, 

qae , despaes de haber sido calentado , h^ safrido este 
enfriamiento repentino. 

Propiedades del acero templado. Adquiriendo el 
acero mas dareza por medio del temple, se vuelve 
también mas elástico, menos denso, quebradizo, y 
por consiguiente menos dúctil y maleable. Son tanto 
mas marcadas estas últimas propiedades, cuanto ma- 
yor ha sido el cambio de tenriperatura que ha experi- 
mentado el acero al enfriarse repentinamente. 

Las propiedades que se han desarrollado en el ace- 
ro templado provienen de la disposición particular de 
las moléculas; habiéndose solidificado repentinamen- 
te por el enfriamiento que han sufrido las que compo- 
nian la capa exterior , resulla de aquí que las moléculas 
interiores, estando todavía rojas, se han visto obliga- 
das , por su adherencia á las primeras , á conservar la 
distancia respectiva en que la acción del calórico las 
hábia colocado , lo cual las mantiene en un verda- 
dero estado de tensión. 

Esta tensión de las moléculas es la causa de fas 
propiedades del acero templado; porque si se léTiace 
calentar hasta el grado que lenia antes del temple, 

Ír se le abandona á sí mismo enfriándole lentamente, 
as moléculas vuelven á adquirir su distancia natural, 
y el acero recobra sus propiedades primitivas. 

Recocido del acero. Esta nueva o{íeracion, que se 
hace sufrir al acero con el fin de darle cierto grado 
de dareza y elasticidad, se IlaYna recocer él acero ^ y 
se practica comunmente calentando el acero mas ó 
menos templado hasta el punto en que ha sufrido el 
temple, pero sin excederle porque entonces volvería 
á su primitivo estado. 

Se obtiene los diferentes grados de temple que se 
puede dar al acero, elevando su temperatura desde 
el rojo pardo hasta el rojo blanco, y sumergiéndole 
repentinamente en el agna común ó en cualquier otro 
líquido mas 6 menos frió. La naturaleza del líquido 
y su temperatura tienen utia influencia marcada en 
la dureza del temple; en -general es mayor en los lí- 



Digitized by VjOOQIC 



ACERO. 519 

quidos mejores condaclores del calórico que en el 
agua , al paso qae sucede lo contrario en los que son 
malos conductores. Así el temple del acero en el mer- 
curio es diferente del que se hace en el agua, y con 
mayor razón del que se hace en aceite. 

La capacidad para el calórico que tienen los líqui- 
dos, que sirven para el temple, produce también aña 
diferencia en esta operación ; y por esto el agua pura y 
el agua cargada de sal ó de ácido darán resultados 
diferentes , lo cual saben muy bien los obreros , q\je 
añaden un poco de sal marina ó de ácido al agua en 
que templan el acero. 

En todos los casos , cuando se ha templado macho 
el acero, se le da el grado de dureza que se desea re- 
cociéndole á fuego lento. 

Se juzga del grado á que ha sido recocido por los 
diversos colores que toma en su superficie y que re- 
saltan de un principio de oxidación. La mayor parte 
de los instrumentos de acero serian demasiado que- 
bradizos sino se los expusiese á ana temperatura mas 
ó menos elevada para destemplarlos un poco. Este re- 
cocimiento diferente, que. depende déla dureza qae 
se quiere dar al instrumento, se practica comun- 
mente calentando la pieza que se quiere recocer so- 
bre las ascuas. Se las mantiene así hasta que tome 
un color de paja para los instrumentos que deben te- 
ner un corte muy fino , como las navajas de afeitar, 
los escalpelos, los cortaplumas &c ; an tinte pardo 
para Tos cuchillos y tigeras, y en fin un tinte azul 
para los objetos qae exigen cierta dureza y macha 
elasticidad. 

Acción del aire sobre el acero. Los cuerpos que tie- 
nen acción sobre el hierro puro, la tienen también 
sobre el acero ; así, el aire húmedo y el agua aireada 
no tardan en producir en su superficie una capa de 
orín. El aire y el gas oxígeno egercen también sobre 
el á ana temperatura elevada los mismos efectos que 
sobre el hierro ; solo que entre los productos de la 
combastion del acero se encuentra cierta cantidad de 



Digitized by LjOOQIC 



520 ACERO, 

ácido carbónico , cuya evaluación puede dar á cono- 
cer rigurosamente la proporción de carbono que con- 
tenia. En este principio se funda el procedimiento 
ingenioso que Gay-Lussac y Wilson ban empleado 
para determinar el peso del carbono en los aceros, 
en las fundiciones y aun en los bierros, quemándolos 
por el óxido de mercurio y una corriente de aire. 

Acción de los ácidos. Los ácidos que disuelven el 
bierro obran del miámo modo sobre el acero, pero 
tían mas lentitud, y dejan siempre con este último un 
residuo negruzco, abundante, formado de la mayor 
parle del carbono que contenia el acero ; así que, en 
razón de esta mayor cantidad de carbono, puede dis- 
tinguirse fácilmente el acero del bierro. Basta poner 
su superficie pulimentada en contacto con una gota 
de ácido azoico dilatado para que inmediatamente 
se perciba una mancha riegrá en el acero, al paso 
que en el hierro es* verdosa y desaparece lavándole en 
agua fria. 

Aleaciones de acero cotí los metales. Algunos experi- 
menlos muy curiosos hechos en Inglaterra y en Fran- 
cia han demostrado que aleando el acero con peque- 
ñas cantidades de plata, de platina, de cromo <S:c., 
adquieren mas realce algunas de sus cualidades. El 

acero común fundido con - — de plata, suministra 

3oo 

ana aleación muy dura y fácil de forjar , con l^ cual 
puede fabricarse diversos utensilios é instrumentos 
de la mejor calidad. Uno ó dos centesimos de platina 
dan el mismo resultado. 

Acero de Damasco. Los dibujos que constituyen 
t\ adamascado que se observa en las hojas cortantes 
qae se fabricaban en otro tiempo en Damasco con el 
acero Wootz, provienen al parecer de cierta cantidad 
de carbono que se ha separado de él cristalizándose, 
y que se pone fácilmente al descubierto por medio de 
lociones de ácidos debilitados hechas en su superficie. 
Se ha llegado á imitar este acero adamascado mante- 



Digitized by VjOOQIC 



CLORUROS DE HIERRO. 62t 

Hiendo al acero en fasion por espado de mucho tiem- 
po con an ligero exceso de carbón y dejándole enfriar 
lentamente. 

COMPUBSTOS BEL HIERRO COK EL CLORO. 

{Pratochrupo y percloruro de hierro.) 

Dos compuestos, £1 hierro se combina en dos por* 
ciones con el cloro y forma dos compaestos, á saber: 
un protocloraro correspondiente al protdxido 9 y un 
deatocloraro correspondiente al tritóxido. 

Preparación del protocloruro. Se forma el protoclo* 
raro disolviendo el hierra en el ácido clorhídrico de- 
bilitado, y evaporando la disolución hasta sequedad. 
Se obtiene un residuo pardusco, fusible á un calor 
rojo, volátil en parte, soluble en el agua y capaz de 
separarse de ella por evaporación dando cristales de 
color verde pálido de protocloruro hidratado. 

También puede prepararse el protocloruro de 
hierro anhidro, haciendo pasar gas clorhídrico seco 
sobre -alambres de hierro calentados hasta el rojo en 
un tubo de porcelana, y recogiendo el produo|o vola-^ 
tilizado en una alargadera de vidrio ajustada á uno de 
los extremos del tubo. £1 gas ácido clorhídrico sé des- 
compone en esta operación ; se forma protocloruro de 
hierro, que se condensa en parte en la alargadera, y 
el hidrógeno, que ha quedado en libertad y se despren* 
de en estado de gas. El protocloruro se pí-esenta en- 
tonces en pajitas blanquecinas , muy solubles en el 
agua, que tiene todas las propiedades del preparado 
por el ácido clorhídrico líquido. 

Propiedades, Este protocloruro tiene un sabor as- 
tringente y estíptico muy marcado ; su disolución ex- 
puesta al aire se descompone poco á poco, y se con- 
cierte en deutoclorúro, que queda disuelto en el agua 
dándola color amarillo, y én tritóxido de hierro hidra- 
tado, que se precipita en copos de color de ocre: esta 
descomposición se verifica por el oxígeno del airé. 



Digitized by VjOOQIC 



523 CLORUBOS DE HIERRO, 

qae se combina con una porción del hierro del pro- 
tocloraro, y le hace pasar de este modo al estado de 
deatocloraro. 

DEUTOCLOAUAO BE filERRO Ó PEACLORURO. 

Preparación. Este compuesto de cloro y de hierro 
puede prepararse directamente por la acción del gas 
cloro sobre alambres de hierro calentados hasta el rojo; 
la combinación se verifica rápidamente con desprendi- 
miento de luz. 

Este deutocloruro se obtiene también disolviendo el 
peróxido de hierro en el ácido clorhídrico, ó el hierro 
en el ácido ; en todos los casos debe evaporarse la di- 
solución casi hasta sequedad para privarla del exceso 
de ácido. 

Propi^ades, Este deutocloruro es de color pardo 
con brillo metálico y de aspecto cristalino ; es delicues* 
cente al aire, se disuelve con mucha facilidad en el 
agua y en el alcohol, dando una disolución amarilla 
negruzca sumamente estíptica. Calentado en vasijas 
tapadas deja desprender parte de.su cloro, se trasfor- 
ma en protocloruro que se sublima en pajitas y en sub- 
protocloruro ^jo. Guando se le calcina en contacto con 
el aire húmedo, se descompone poco á poco por el 
agua (fen ácido clorhídrico que se desprende, y en per- 
óxido de hierro que queda fijo. 

En otro tiempo se miraba al protocloruro y al deu- 
tocloruro de hierro como sales, y se los conocía con 
los nombres de protomuriato de hierro y tritomuriato d$ 
hierro. 

Bromuros de hierro. El bromo se une también . en 
dos proporciones con el hierro, y forn[ia dos compues- 
tos que corresponden á los dos cloruros. El /7ro/o¿rom«rtf 
de hierro anhidro tiene un color amarillo pálido muy 
débil , es sohible en el agua y cristalizable. El perbro^ 
muro es rojo oscuro , volátil , y se obtiene del mismo 
modo que el percloruro de hierro. 



Digitized by LjOOQIC 



lODUROS DE HIERRO. 523 

COMPUESTOS DE IODO Y DE HIERRO. 
(loduros de hierro , protoioduro , deutaíoduro.) 



Preparación. El iodo y el hierro pueden combinar- 
se directamente 6 por el intermedio del agua. En el 
primer caso se obtiene e$te compuesto calentando el 
hierro en el vapor del iodo, y el ioduro que resulta 
tiene un color pardo oscuro ; se disuelve fácilmente en 
el agua , á la cual comunica su color. Este compuesto 
e^ al parecer un pcrioduro de hierro , porque ponien- 
do su disolución en contacto de limaduras de hier- 
ro , pierde el color por una porción de este metal que 
reacciona sobre el perioduro y le trasforma en proto- 
ioduro sin color que queda disuelto en el agua. 

Este protoioduro de hierro líquido sirve en la ac- 
tualidad para preparar en grande el ioduro de potasio 
(iodhidrato de potasa). Se le forma tratando á fuego 
lento en un globo de vidrio una parte de hierro en li- 
maduras, tres de iodo y veinte de agua destilad|i. Pri* 
mero se obtiene un líquido de color pardo oscuro , que 
agitándole con el hierro que no se ha disuelto , pier- 
de poco á poco el color irasformándose en proto- 
ioduro. El hierro filtrado suministra por evaporación 
cristales laminosos verdosos de protoioduro hidratado, 
^ue, desecados á fuego lento, dejan protoioduro an- 
hidro. 

Propiedades, El protoioduro de hierro tiene un co- 
lor pardo oscuro, es fusible al rojo y volátil; se disuel- 
ve en el agua , á la que comunica un color verde , y es- 
ta disolución tiene un sabor estíptico como la del 
protocloruro ; expuesta al aire, se enturbia, deja preci- 
pitar poco á poco peróxido de hierro hidratado, y ad- 
quiere un color amarillo oscuro; el cloro la descompo; 
ne inmediatamente apoderándose del hierro y dejan- 
do al iodo en libertad, que se precipita en polvo pardo- 



Digitized by GOOglC 



524 FOSFUROS DE HIERRO. . 

negruzco ; pero cuando la cantidad de cloro es inferior 
á la que es capaz de descomponer todo el ioduro , la 
disolución adquiere un color amarillo pardusco mas ó 
menos oscuro. 

Composición. Está compuesto de 

Iodo 8i,88 a átomos. 

• 6 

Hierro 18,12 i átomo. 

100,00 



Su fórmula — Fe P. 

El perioduro de hierro se prepara disoWiendo el 
hidrato de peróxido de hierro en el ácido iodhídrico; 
es rojo pardusco , incristalizahle y de sahor estíptico 
muy marcado. G)rresponde al percloruro por su com- 
posición. 

Su fórmula = Fe* V 



COMPUESTOS DEL HIEARO COK EL AZUFRE. 



(Sulfuros de hierro!) 



Estado natural. En la naturaleza se encuentra en 
abundancia el hierror combinado con el azufre en dife- 
rentes proporciones y bajo formas variadas. En mine- 
ralogía se designa á estas combinaciones naturales con 
el nombre de piritas marciales , y sólo una de ellas cor- 
responde al protóxido. , 

Dos de estos compuestos existen en grande abun*- 
dancia ; al uno se conoce con el nombre de protosulfuro 
6 pirita magnética , y al otro con el de bisulfuro 6 per- 
sulfuro de hierro. Él primero obra sobre la barra iman- 
tada y se presenta ep ana masa cristalina de color de 



Digitized by VjOOQIC 



SULFUROS DE HIERRO. 525 

bronce, y el segundo afecta formas mas ó menos re- 
gulares; unas veces cristaliza en cubos, en dodecaedros 
4 en a^jas dispuestas en forma de rayos, y tiene un 
color amarillo de latón con brillo metálico ó un color 
blanco: estas diferencias de color le ban valido el nom- 
bre de pirita amarilla y dé pirita blanca, T£m el reino 
mineral se encuentra con frecuencia el proto^ulfuro 
mezclado con el persulfuro de hierro. Este sulfuro do* 
ble expuesto al aire húmedo , se efloresce convirtiéndo- 
se en parte en protosulfato de hierro. 

Protosulfuro natural. El protosulfuro no se descom- 
pone por el calqr, al paso que el bisulfuro abandona 
una parte de su azufre y se trasforma en protosulfuro 
fijo. Los ácidos clorhídrico y sülfdrico debilitados 
disuelven pronto el protosulfuro dej^ando desprj^n^er 
gas sulfhídrico, lo cual no sucede al per&ulfaro, que es 
inatacable por estos ácidos. 

Cpmposicion: Según las análisis de M. Hatcbett , esr 
tos sulfnros naturales están co^iptiesios^ d« . 



Protosulfuro d? hierro. Bisuyuro de hierro. 

Hierro. . . ico Hierro. . . loo 

Azufre. . 58,7 Azufre. . . 118,4. 

De donde se ve que las cantidades de azufre en es- 
tos dos compuestos están poco mas 6 menos .*^:jl ; 2. 

La primera proporción del azufre corresponde solo 
al protóxido; la segunda no está en razón simple 
con el oxígeno de los otros dos óxidos de hieif'ro. 

Preparación del protosulfuro. Se preparan artificialr 
mente estos dos sul furos precipitando Jas sales de base 
de protdxido 6 de tritóxido de hierro por una displu- 
don de protosulfuro de potasio, en cuyo caso se presen- 
ta en estado de hidrato y bajo la forma de polvo ne- 
gro subido. 

En los laboratorios se obtiene comunmente el pror 
tosulfuro echando en un crisol calentado hasta A rojo 



Digitized by VjOOQIC 



526 SGLENIURO DB HIBRRO. 

ana mezcla de dos partes de limadoras de hierro y 
ana de azafre , y calentándola hasta la fasion al abri- 
go del aire; caando se halla fundida la comblbaciony 
se la cáela en chapas mas 6 m^ios gruesas , las qae en 
segoida se reducen á pedazos. £n los laboratori<» ^ 
obtiene el ácido sulfhídrico con el sulfuro preparado 
de este modo, tratándole por el ácido sulfúrico de- 
bilitado. Pero este gas contiene siempre cierta canti- 
dad de hidr<$geno libre (véase Acido sulfhídrico). 

Se conocen otros tres sulfuros artificiales que tie- 
nen por fórmulas Fe*S, Fe'S* y Fe^'S. MM, Berzélius 
y Arfwedson han obserrado estos compuestos y no tie- 
nen aso. 

£1 azafre , combinado con corta cantidad deshier- 
ro , disminuye su ductilidad y su maleabilidad. Dos á 
tres céntimos de este cuerpo fundido con hierro de 
Suecia dan dureza á este metal y le hacen poco apto 
para ser martillado en frió y en caliente. Guando su 
proporción sé eleva á 5 1 , le da ana contextura fi- 
brosa y la propiedad de romperse con la mayor facili- 
dad aun en frió. 

COMPUESTO DE HIERRO Y DE SELENIO. 

(Selemuro de hierro,) 

Preparación, Caando se hace pasar setenio en var 
por sobre hierro reducido á limaduras y calentado, 
hay combinación con desprendimiento de luz. Se la 
puede ejecutar poniendo una corta cantidad de sele- 
nio en el fondo de un tubo y colocando encima lima- 
duras de hierro. Luego que el calor es suficiente pa- 
ra volatilizar el selenio , toda la masa entra en ig- 
nición. 

Propiedades, £1 seleniuro de hierro que . resulta 
tiene an color gris con brillo metálico , y se reblande- 
ce sin fundirse á un calor rojo. Calcinado al aire, pier- 
de parte del selenio, el cual se quema y se trasforma en 
ekttiato de hierro de color negro. 



Digitized by VjOOQIC 



BORVRO DE HIERRO. 527 

La facilidad con qae se descompone este seleniuro 
por los ácidos clorhídrico y sulfúrico debilitados , le 
hace propio para extraer el gas selenhídrico. 

No se conocen otros compaestos de selenio y de 
hierro; pero es probable que estos dos cuerpos puedan 
combinarse en otras proporciones. El seleniuro que he- 
mos descrito corresponde al parecer al protóxido de 
hierro (Berzélius). 

COMPUESTO DE BORO Y DE HIERRO. 
{Boruro de hierro!) 

Preparación, MM. Descotils y Gmelin prepararon 
por primera vez esta combinación del boro con el 
hierro , exponiendo á una alta'f^peratura en un cri- 
sol brascado una mezcla de limaduras de hierro , g^e 
ácido bórico fundido y de carbón animal reducido á 
pasta por medio de cierta cantidad de aceite. La afini- 
dad del hierro con el boro y la del carbono con el oxí- 
geno descomponen en esta operación el ácido bórico, 
que no lo sería por estos cuerpos separados. 

Propiedades. El boruro obtenido de este modo 
se presentaren una masa globuliforme , muy quebra- 
diza y de color blanco plateado; es atraible por el 
imán , y poco atacable eji frió por los ácidos. Este bo- 
ruro, en atención al modo con que se prepara, contie- 
ne carburo de hierro como lo hemos comprobado. 

Los ensayos hechos para formar con el boro y el 
hierro un compuesto análogo al acero han sido in- 
fructuosos. El boro unido con el hierro en la relación 
en que está el carbono con el hierro en el acero , no 
ha podido fundirse á una temperatura muy alta. 



Digitized by LjOOQIC 



528 FOSFURO DE HIERRO. 

COMPUESTO DE HIERRO Y DE FÓSFORO. 

{Fosfuro de hierro!) 



Preparación. Paede unirse directamente el fósforo 
con el hierro haciendo pasar fósforo en estado de va- 
por sobre hierro elevado al rojo oscuro, ó calentando 
fuertemente en un crisol una mezcla de partes iguales 
de ácido fosfórico vitrificado ó fosfato ácido de cal y 
limaduras de hierro. Una porción del ácido fosfórico 
ae descompone por el hierro que se apodera de su oxí- 
geno , mientras que el fósforo se une con otra parte del 
hierro para constituií^tl fosfuro de hierro. Se le ob- 
tMpe también reduciendo el fosfato de hierro por el 
carbón á una temperatura elevada. 

Propiedades, l^té fosfuro es blanco, muy brillan- 
te, muy duro y de estructura granosa; es mas fusible 
que el hierro y cristaliza con la mayor facilidad en- 
friándole lentamente. Calcinado al contacto del air^ 
pasa por la acción del oxígeno al estado de fosfato de 
hierro básico. Varía mucho su composición según la 
temperatura á que se ha formado. 

Ningún compuesto de fósforo y de hierro se en- 
cuentra en la naturaleza ; pero 3e forman siempre que 
en los altos hornos se reducen los minerales de hierro, 
íjue contienen fosfato de hierro. A la presencia de 
•cierta cantidad de este fosfuro deben atribuirse las 
malas calidades dé ciertos hierros , sobre todo de los 
íque se reputan por quebradizos' en frió , y que se han 
obtenido de fundiciones que contenian una cantidad 
bastante considerable de fosfucp de hierro. Parece sin 
embargo que en la afinación de estas fundiciones Se ha 
quemado la mayor parte de este fosfuro , sobre todo 
cuando se ha ejecutado esta operación en los hornos 
de Puddler (véase la tabla de una fundición francesa, 
P^g- 497X 



Digitized by VjOOQIC 



SILfClÜRO DE HIERRO. 529 

Los experimentos directos hechos en la casa de 
fundición de Charenton en el Iai>ora torio particular 
de M. Wilson , han dado á conocer que el mejor 
hierro de Suecia, fundido en una catvtidad de fósforo, 
que represente o,oo5 y 0,00 2 5 de fósforo, se volvía 
duro, muy quebradizo, y capaz de cristalizar en her- 
mosas láminas brillantes al enfriarse. 



COMPUESTO DE HIERRO Y DE SILICIO. 



{Siliciuro de hierro ) 



Preparación. Según los experimentos de MM. Bcr- 
zclius yStromeyer, el hierro puede combinarse con 
el silicio. Obtuvieron este compuesto exponiendo á una 
temperatura muy elevada una mezcla de tres parles de 
limaduras de hierro, parte y media de sílice y media 
de negro de humo. 

Propiedades, El siliciuro deshierro así preparado, 
contiene siempre cierta cantidad de carbono: es blan- 
co, algo dúctil y se disuelve en los ácidos debilitados, 
produciendo mayor cantidad de hidi-ógeno que el mis- 
mo peso de hierro puro, lo cual anuncia indudable- 
mente que existe silicio en este compuestoffEl residuo 
que dejan los ácidos está formado de ácido silícico , de 
hierro y de carbono. 

Composición. Este siliciuro está compuesto de 

Hierro. . 85,3 
Silicio . . 9,3 
Carbono. 5,4 *^ 

100,0 



Kn las mismas circunstancias se forma un ailiciu- 
TOMO 1. 34 



Digitized by LjOOQIC 



530 ALfi ACIÓN DB HIERRO T ALUMINIO, 
ro , qae no contiene mas qae 2,2 de silicio, y ({fXt 
machas veces está mezclado con el primero. 

Estos resaltados no dejan dada algana del estado 
en qae se encaenfra la sílice en las fandiciones , si la 
experiencia no lo habiera probado directamente. Va- 
rias análisis de fandiciones may siiiciosas han demos* 
trado qae el volumen de gas hidrógeno qae se obte- 
nia disolviéndolas en los ácidos salfúrico y clorhídri- 
co debilitadps era mas considerable qae el qae sami- 
nistra el hierro qae contenían , y qae el exceso de«ste 
gas era proporcionado á la cantidad de sílice qae se ex- 
traia de ellas, y por consiguiente al silicio qae se ha- 
llaba combinado con el hierro. 



COMPUESTOS DE ARSÉNICO Y DE RIERRO. 



(Arseníuros de hierro?) 



Estos dos caerpos«paeden unirse por el calor en 
diferentes proporciones. Todos los arseniuros son bri- 
llantes , quebradizos , mas fusibles y mas duros que el 
hierro. Dos 6 tres centesimos de arsénico hacen que- 
oradizo al hierro en caliente. 

Se encÉIntra en la naturaleza un protoarseniuro 
de hierro puro 6 mezclado con la pirita magnética. Al- 
gunos minerales son variedades del primer compuesto 
ó del segundo, tales como el hierro arsenical y el mis- 
pihd de los mineralogistas. 



ALEACIÓN DE HIERRO Y DE ALUMINIO. 



Preparación, M. Faraday , exponiendo á una tem- 
peratura muy elevada una mezcla de hierro muy car- 
burado y alúmina pura, ha obtenido esta combinación 



Digitized by VjOOQIC 



ALEACIÓN BE HIERRO t ESTAÑO. 531 

del hierro con el aluminio. Esta aleación tiene un co- 
lor blanco, y una contextura densa y granosa; es muy 
quebradiza y mas fusible que el hierro. Da al análisis 
6,4- por IDO de alúmina, lo cual corresponde á 3,4 de 
aluminio. 

Usos. Una parte de esta aleácioii fundida con i8 
de acero de buena calidad , pro4uce un acero fundido 
perfectamente maleable y susceptible de adquirir un 
hermoso pulimento y de adamascarse muy bien por 
la acción de los ácidos, como el verdadero Wootz. 

Una combinación hecha con trece partes de esta 
aleación y ochenta y siete de acero se aproximaba mas 
por sus propiedades al acero indiano , tanto por su 
maleabilidad, como por el adamascado que se desarro- 
llaba en su superficie. 



ALEACIÓN DE HIERRO 't JEStANO. 



Preparación. Calentando mucho el estaño y las li- 
maduras de hierro > hay combinación entre estos dos 
metales; mas al enfriarse se separan las dos alea- 
ciones desigualmente fusibles , formadas en propor- 
ciones diferentes. La añnidad del hierro con el es- 
taño es bastante fuerte para que una porción de este 
último metal fun^lido se adhiera con fuerza á la su- 
perficie del hierro, y se encuentre aleado en las partes 
con que está en contacto ; sobre este principio se fun- 
da? la fabricación de la hoja de lata 6 hierro esta- 
ñado. 

Fabricación de la hoja de lata. Se empieza por 
limpiar bien las hojas de palastro frotándolas con gres 
y ácido sulfúrico debilitado para disolver el óxido que 
presentan en su superficie ; en seguida , después de 
haberlas lavado , se las conserva debajo de agua hervi- 
da para impedir que se oxiden. 

Cuando se las quiere Combinar con el estaño , se 
las mantiene por espacio de una hora en sebo derreti-r 



Digitized by VjOOQIC 



532 ALEACIÓN DE HIEERO T ESTAÑO, 

do , y. en segaida se las mete en ana caldera qae conten- 
ga estaño fundido, cubierto de una capa de grasa para 
impedir que se oxide. Las hojas de palastro se mantie- 
nen verticalmente en este baño de estaño por espacio 
de hora y media, y después se llevan auna caldera* lle- 
na de sebo derretido , en la cual se limpian del exceso 
de estaño que se encaentra en su superficie'y en sus 
bordes frotándolas con una bruza de cáñamo. Fi^ 
nalmente, se las pasa con rapidez por un baño de es- 
taño para que desaparezcan las rayas hechas por la 
bruza. 

La hoja de lata es un compuesto que se usa mucho 
en las artes. Es menos alterable que el hierro , y sir- 
ve á causa de esto para preparar una inEnidad de 
vasijas y utensilios muy usados en )a economía domés- 
tica. 

La capa de estaño , aplicada á la superficie de la 
hoja de lata , presenta una cristalización muy marca- 
da, que se vuelve muy visible por la acción de los áci- 
dos , que disuelven la capa superficial no cristalina, 
solidificada por el enfriamiento. Así es como se cubren 
en la hoja de lata las ramificaciones que entonces se 
conocen con el nombre de muaré. 



Digitized by VjOOQIC 



ZINC. 533 



CAPITULO XVI. 



ZINC. 



SU ESTADO NATURAL , SU EXTRACQON , SUS COMPUESTOS 
*CON EL OXÍGENO , EL CLORO , EL IODO , EL AZUFRE, 
EL FÓSFORO Y EL ARSÉNICO. 

El zincVs an metal conocido hace macho tiempo, 
que se usa mucho desde principio de nuestro siglo. 
Se le encuentra en tres estados en la naturaleza: com- 
binado con el oxígeno, el azufre y los ácidos. El pri- 
mero de estos compuestos entra en la composición de 
un mineral abundante, que se designa con el nom- 
bre de calamina ; el segundo es el sulfuro de zinc, 
que los mineralogistas conocen con el nombre de ¿/en^- 
da\ y en fín , el óxido de zinc se encuentra combinado 
con ciertos ácidos. # 

Este metal seextraia principalmente de la calamina, 
que está formada de una proporción de óxido de zine, 
que varía de o,36 á 0,68, y que contiene bastante can- 
tidad de ácido carbónico y de sílice. Este mineral existe 
en abundancia en muchas comarcas del gran ducado del 
Bajo l\hin , en donde hay varias fábricas para su labo- 
reo, y dé la extracción que de esta sustancia se hace 
en las inmediaciones de Lieja y de Aquisgran provie- 
ne en parte el zinc del comercio. 

Extracción. Después de haber calcinado el mine- 
ral , tanto para dividirle mas fácilmente , como para 
disolver los sulfuros que pueden acompañarle, se le 
mezcla con la tercera parte de su peso de carbón y se 
expone esta mezcla en caños de tierra tapados por un 
extremo , y por la extremidad que sale fuera del hor- 

Digitized by LjOOQIC 



534 ZINC. 

nillo comanican con tubos de hierro colado inclina- 
dos. Estos últimos ran á an recipiente qae contiene 
agaa; los caños de tierra están ligeramente inclinados 
en el hornillo y hacen el oficio de retorta , al paso qae 
los de hierro colado sirven á la \pi de alargadera y de 
recipiente. Cuando el calor es bastante elevado , el yxi- 
do de zinc se reduce por el carbón ; se forma óxido de 
carbono y vapor de zinc ; este se condensa en los tubos 
de hierro y va al recipiente en forma de trozos mas 6 
menos irregulares. Se funde después este metal en cri- 
soles de tierra y se cuela en chapas de o,"^oi5 de^- 
pesor entre dos piedras de granito. 

Bajo esta forma se expende en las artes este me- 
tal , así como en la de láminas mas 6 menos del- 
gadas. • 

Propiedades. El zinc es un metal de color blan- 
4JQ, aculado y de estructura laminosa; es dúctil y ma- 
leable y bastante blando para ser atacado por la lima: 
su maleabilidad es mayor entre -4- i oo® y H- 1 5o® , y 
jucoor á -+T- 30o: i una temperatura mas elevada se 
rooipe con el martillo y se reducé á polvo. Su densi- 
dad, cistando ha sido fundido es de 7,1 65, y aumenta 
un poca cuando se le ha martillado. 

Acción del calórico. Expue^ á la acción del car 
íor este m^al entra én fusión antes de llegar al rojo 
4 -t- 36a® , y si se le sigue calentando se volatiliza en- 
teramente en pasando de esta temperatura. 

. Purificación del zinc. En esta propiedad se funda la 
purifica(^n en los laboratorios del zinc del comercio, 
que siempre está aleado con pequeñas cantidades de 
plomo, de cobre, de hierro y de fcstaSo^ Se la practica 
calentando en una retorta de barro tapada zinc redu- 
cido á granalla, echando el metal fundido en agua fria, 
y sidai^ando al cuello de la retorta un caño de tier- 
ra? cocida que se sumerge en un barreño lleno d« 
aguA (véase la figura siguiente). 



Digitized by LjOOQIC 



ZINC. 536 



Digitized by VjOOQIC 



536 ÓXIDOS DE ZINC, 

compone con rapidez apoderándose del oxígeno. Este 
experimento puede hacerse en un tubo de porcelana 
curvo que contenga zinc, que se eleva al rojo oscuro, 
y sobre el cual se hace pasar agua en vapor. 



COMPUESTOS DE ZINC Y DE OXÍGENO. 



(Óxidos dt zinc.) 



£1 zinc se combina en «dos proporciones con el 
oxígeno para formar un protóxido y un bióxido. £1 pro- 
tóxido se forma en muchas circunstancias: tfi hacien- 
do quemar al aire el metal fundido; 2;^ disolviéndole 
en los ácidos. 

Preparación. Este óxido qué se usa en medicina, se 
prepara en el aparato siguiente : 




se colocan pedazos^de zinc en uíi gran crisol que seca- 
lienta hasta el rojo; cuando el metal empieza á que- 
marse, se culyre el crisol con su tapadera para con- 
teper los vapores de zinc^ retener: el óxido que for- 
ma copos en la parte vaffta del crisol. Se. le extrae 
de cuando en cuando con una cachar^ de hierro para 



L 



Digitized by VjOOQIC 



ÓXIDOS DE ZINC. 537 

poner el metal al descubierto y sostener la com- 
bastion. 

Así. preparado se le deslíe en agua para separarle 
de las porciones de zinc que ha llevado consigo , ó se 
le hace pasar frotándole al través de un tamiz de crin 
que retiene las partes metálicas. 

Propiedades, El óxido preparado ppr eéie procedi- 
miento es blanco , se presenta, en copos , ligeros , sin 
olor é insípidos: es fijo , infusible é^ indescomponible 
al fuego; solo adquiere un colo^marillo de canario 
que desaparece frotándole. Al contacto del aire absor- 
be poco á poco el ácido carbónico que luego deja des- 
prender por un calor rojo. Calcinado en una retorta 
con un exceso de carbón , se reduce dando origen á 
óxido de carbono. 

Nombres autigups del óxido de zinc. Los antiguos 
químicos conocian á este óxido con el nombre de flor 
de zinc {nihil álbum) , á causa de su blancura ; y pomfo- 
lix {lana philosophica)y á causa de su aspecto semejan- 
te al de la lana. 



Digitized by VjOOQIC 



538 dcynüRO i>b zinc. 

Biáxido de t^c.M. Th^nard ha obscnrado qoe el 
óxido de zinc hidratado pedia descomponer el agua 
oxigenada y trasformarse en deatóxido. Esta es la úni- 
ca circanstancia en qae este dxido puede comhhiarse 
con ana nneva proporción de oxígeno. Este deutóxido 
de zinc es hianco , sin olor , insípido , insoluhle en d 
agaa; se descompone fíeil mente caando se le conser- 
Ta húmedo 6 caando se le calienta. No se conoce la 
composición de este naevo <kido ; pero todo indace á 
creer qoe ha dehí^absorber ana cantidad de oxígeno 
igáal á la qae ya contenia , puesto qae el deatdxido de 
hidr<5geno se traaforma en proióxMo de hidrogenad en 
agaa coman. 



COMPUESTOS BE CLORO Y BE SIKCU 



(Cloruro de zinc^ 



Prépatacfon, Solo se conoce una combinación de 
doro y de zinc , que puede producirse directamente 
calentando el zinc en pcflvo-en el gas cloro. La com- 
binadon se verifica con desprendimiento de hkz. Se 
le obtiene taias fádlmenie tratando eU zinc en grar- 
nalia por el ácido clorhídrico líquido.' El metal se 
rdisuelre desprendiendo gas hidrógeno de resaltas de la 
^tdescompoisicion del ácido clorhídrico. Evaporando en 
'Seguida. el licor hasta sequedad, y calentando has- 
ta el rojo el residuo en una retorta de gres que co- 
munica con una alargadera y un globo, se volatiliza 
el cloruro , que va á condensarse en la alargadera y 
en el recipiente. 

Propiedades, Este cloruro es blanco, sólido , semi- 
trasparente, de sabor muy estíptico, delicuescente y 
muy soluble en el agua. Su disolución acuosa se des- 
compone pit los óxidos de potasio , de sodio y de cal- 
cio, en cuyo caso se forman doruVos de' eálos metales 



I • , ■ Digitizedby VjOOQIC 



lOBURO DE ZINC» 539 

y óxido 4e ^inc que se precipita en estado de hidrato 
blanco y gelatinoso. 

Antig<;amente se conocía á este cqmpaesto con el 
nombre de manteca de zinc, despdes se le dio el nom- 
bre de i^uríúta de. zinc ^ y en el dia se le mira como 
an cloruro. 

Composición, G>ntiene^ en loo partes 



Cloro. . . • ..... 4-7 j63 2 átomos. 

6 
Zinc. . 52,37 I átomo. 

I Qa,oo 



Bu fórmula =Zn Ch*, 

%$te cloruro se emplea exteriormente como un 
^ispástico y cáustico. 



COMPUESTO DE IODO Y ZINC 



(Joduro de zinc.) 



Freparacion, El ioduro de zinc puede formaras ca- 
lentando el zinc en el vapor de iodo , d tratando este 
^metal en polvo por el agua y el iodo. En este último 
c^so , el ^duro queda cUsuelto y se le puede obtener 
por evaporación 4 

Propiedades, Este ioduro es blanco , delicuescente, 
Je sabor acerbo, y estíptico; calentado en vasijas tapada^ 
se sublima fácilmente en prismas blancos cuadrangu- 
lar^s; su disolución acuosa se descompone pof el clp* 
ra, que precipita, el iodo en polvo parduscp. Los «Jxir 
dos de potasio«y de sodio, obrando sobre este ioduro 



Digitized by LjOOQIC 



540 Sulfuro de zinc. 

disaello en agaa, precipitan óxido de zinc y jsc tras- 
forman en ioduros. Así se podría preparar económi- 
camente el iodnro de potasio para asarle en medicina, 
precipitando la disolución de iodaro de zinc por el car- 
bonato de potasa y evaporando el licor hasta qae se 
cristalice. 

£1 bromo forma con el zinc un compuesto análo- 
go al cloruro. 



COMPUESTO DE ZINC Y DE AZUFRE. 



{Sulfuro de zinc.) 



Preparación. El zinc puede unirse con el azufre 
haciendo pasar este último en vapor sobre el jÉ||al 
efundido; de otro modo no habria combinación. Tam- 
bién puede formarse este compuesto calentando una 
mezcla de óxido de zinc y azufre , ó vertiendo una di- 
solución de ácido sulfhídrico ó de un sulfuro en ana 
sal de zinc soluble. El ácido sulfhídrico , descompo- 
niendo el óxido de zinc, da un sulfuro hidratado que 
se precipita en polvo blanco y se vuelve amarillo pá- 
lido por la calcinación. 

Propiedades. Este sulfuro es sólido , no tiene brillo, 
es fusible al calor rojo e' indescomponible. Calentado 
ál aire , se convierte en ácido sulfuroso , en sulfato y 
en óxido de zinc. 

Estado natural. Esta combinación existe en gran 
cantidad en la naturaleza, y forma la base de un mi- 
neral conocido en mineralogía con el nombre áe blen- 
da. La blenda ó sulfuro de zinc natural contienen fre- 
cuentemente sulfuros de hierro , de cobre y de plo- 
liio. Para extraer d zinc de este mineral , se le tues- 
ta primero para quemar la mayor parte del azufre, 
y se calcina con carbón el óxido que de aquí pro- 
viene. * 



Digitized by LjOOQIC 



AB8EN1UB0 DE ZINC. 541 

El terreno ¿e mtichos departamentos de Francia 
contiene gran cantidad de este snlfaro de zinc. Se Je 
ha hallado en los departamentos de Isere, de Paso de 
Calais , de los altos Pirineos , &c. , y hace cuatro ó 
cinco años que se ha descubierto una mina abundan- 
te en el departamento de la Charente. 



COMBINACIÓN DE ZINC Y DE FOSFORO. 

(^Fosfuro de zinc,) 

El fósforo echado sobre zinc fundido se une poco 
á poco con este metal , y da un fosfuro que probable- 
mente no está saturado de fósforo. Este compuesto es 
blanco, brillante, algo dúctil, fusible á la misn^a tem- 
peratura que el zinc; cuando se le golpea, esparce un 
olor aliáceo. No se ha determinado cuál era la propor-- 
cion de fósforo unida al zinc en este compuesto. 



do 
esl 
bl 
da 
en 



Digitized by VjOOQIC 



542 CADMIO. 

Usos del zinc. En las artes se emplea este metal la- 
minado para construir baños, cubetas, canelones y 
tubos ; pero no se debe usar para construir vasijas des- 
tinadas á contener bebidas ligeramente acidas, porque 
no tardarían en contraer cualidades nocivas á caasa 
de que disuelven parte de este metal. Por esta 
misma razón no se le usa para construir vasijas de 
cocina. 

Muchas de sus aleaciones son muy usadas, co- 
mo las que forma con el cobre y niquel. 

En estos últimos años M. Sorel ha empleado con 
buen éxito el zinc para preservar al hierro del orin. Este 
medio , que consiste en cubrir la superficie del hierro 
con uña capa delgada de zinc, ha recibido numerosas 
aplicaciones en las artes industriales, y á estos hierros 
así cubiertos se ha dado en el comercio el nombre de 
hierros galvanizados. 



CAPITULO xvn. 



CADMIO. 



su ESTADO NATURAL. SU EXTRACCIÓN. SUS PROPIEDADES. 
SUS COMBINACIONES CON EL OXIGENO , EL CLORO Y EL 
AZUFRE. 



El cadmio es un metal al qae no se ha encontrado 
todavía masqué en ciertos minerales de zinc salfijy^o, 
en los que solo entra en corta cantidad. Fu^Hes- 
cubierto en 1817 por Stromeyer, de Gotinga, al 
analizar un óxido de zinc procedente de Silesia, y 
que era repudiado de los farmaceuñcos á causa de 
su color amarillo que perjudicaba á su despacho. Bste 



Digitized by VjOOQIC 



t;A0ttio. 643 

químico se cofi vencirf may pronto áé qaeeáte color pro- 
' venia de la presencia de an óxido metálico particular 
cayo metal redujo, y al que puso el nombre de cadmio 
porque se habia hallado en la mina de zinc, que lo« 
antiguos conocían con el nombre de cadmki , en ho- 
nor de Cádmo. 

Después se ha reconocido este metal en algunos si- 
licatos de zinc en Inglaterra, y aun parece que «asi 
todos los pedazos de zinc del comercio contienen mas 
é menos vestigios de esta sustancia. 

Extracción. Se le puede obtener disolviendo el mine- 
ral en el ácido sulfdrico, y haciendo pasar álá disolu- 
ción dilatada en agua una corriente de gas sulfhídrico, 
que precipita el cadmio en estado de sulfuro de color 
amarillo sucio , mezclado con una corta cantidad de 
sulfuro de cobre y de zinc. Se recoge este precipitado y 
despaes de haberle lavado se le disuelve en ácido clor- 
hídrico. Evaporada esta nueva disol ación hasta se- 
quedad para volatilizar el, exceso de ácido, se la vuel- 
ve á disolver en agua y se la mezcla con un exceso de 
subcarbonato de amoniaco. Se vuelve á disolver los 
earlionatos deeobre y de zinc, que se precipitan con 
el carbonato de cadmio, y este ultimo queda en esta- 
do de polvo blanco. Calentando este carbonato hasta 
el color rojo, se convierte en óxido de cadmio, dé don- 
de se extrae fácilmente el metal calcinándole en una 
retorta con*ün poco de negro de humo. 

Propiedades, El cadmio tiene un color blanco que 
tira un poco á gris azulado ; es brillante y se parece 
mucho al estaño; es bastante blando y se le puede 
cortar con el cuchillo y atacar con la lima ; su densi- 
dad es de 8,6o4; se funde antes de llegar al calor ro- 
jo, y se volatiliza fácilmente un poco antes de llegar 
á esta temperatura. Se le destila fácilmente en una 
retortita de vidrio , y vá á condensarse ^n la bó- 
veda en gotitas brillantes «que cristalizan al en- 
friarse. 

Acción del atre. El aire frío no le hace experimen- 
tar alteración, y solo con el tiempo pierde el brillo 



Digitized by VjOOQIC 



544 CLORURO DE CADMIO, 

que le caracteriza. Calentado , arde con facilidad co- 
mo el zinc , y se oxida dando ana llama azulada y an 
humo sin olor, amarillento, que se precipita en polvo 
del mismo color sobre los cuerpos frios. 

COMPUESTO DE CADMIO Y OXIGENO. 

(Opcido de cadmio») 

Preparación, El cadmio solo se combina en una 
proporción con el oxígeno. Este óxido se forma direc- 
tamente calentando el metal al aire , <5 siempre que el 
cadmio se disuelve por los ácidos. Se le puede separar 
de estas últimas combinaciones por la potasa y la so- 
sa, que le precipitan en estado de óxido blanco hi- 
dratado; calentado pierde su agua y adquiere un co- 
lor amarillo pardusco. 

Propiedades. El óxido de cadmio tiene diferente 
color, según el grado de calor a que se le ha expues- 
to: es amarillo pardusco, ó p^rdo claro , ó negruzco. Se 
reduce con la mayor facilidad por el carbono y el hidró • 
geno gaseosos á un calor inferior al rojo, y expuesto al 
aire libre absorbe con prontitud el ácido carbónico. 

Composición, Está compuesto, según M. Strome- 
yer, de 

Cadmio 87,45 i átomo. 

ó ^ 
Oxígeno...... 12,55 i átomo. 

100,00 
Su fórmula = Cd O* 

COMPUESTO DE CADMIO Y DÉ CLORO. 
{Cloruro de cadmio'^ 

Preparación. El cadmio obra como el zinc sobre 
el cloro y el iodo, y sus combinaciones pueden for- 
marse del mismo modo, j 



Digitized by VjOOQIC 



SÜLrüftO DE CADlffÓ! 515 

. Prúpíeéades. El.cloraro de cadmio se presenta ien 
una^asa blanca cristalizada , Irasparetite , cóti brillo 
nacarado ; á una temperatura elevada? se sublima en 
láminas micáceas, brillantes e' inalterables al aire; es 
soluble erf el agua y puede separarse de ella por me- 
dio de la evaporación en cristales rectangulares ; cor- 
responde ál cloruro de^zinc^ 

COMPUESTO T>B CADMIO Y DE IODO, 

(loduro de cadiñto.) ~ r ' " 

'Propiedades. Este cém puesto, que Se obtiene como 
el del tihc, cristaliza en láminas blancas de seis lados^ 
Estos crist ales son inalterables al aii^e; eólVanf fácil- 
m<;nfe en fusión , y recobran por á erifriámieiito sii 
forma cristalina ; á un calor eievád6 pierden una 
porción de iodo. 

El ioduro de cadmio es muy soldble én el agua, 
y se descompone por los mismos cuerpos que el iodu- 
ro de zinc. 

COMPUESTO DE CAttMIÓ Y DEf AZUFRE. 

{Sulfuro de cadmio^) 

Preparación, ¥!aSíos dos euerpos na se unen niáé 
qué en una sola proporción que cori^esponde al óxido. 
Ño se le puede prodmcir sino, como el sulfuro de zinr^, 
calentando el óxido de cadmio con azufré, ó des- 
componiendo el cloruro de cadmio disuelto en agua 
por el ácido sulfbídrico. 

Propiedades, Esté sulfuro tiene tin hermoso color 
amarillo anaranjado cuando está en polvo; peráá un 
calor moderado se hace mas subido el color 
ve rojo carmin : calentado hasta el rojo hlaj^^^Uirt^ i 
de sin descomponerse y^ cristaliza 'al ^^^^W^%^^\^^i^ 
minas de un hermoso color amarillo de l^ftjóit; (\ \^\^ 

No se altera por e! aire á la temperaiiraP-'or^na-T^i 
TOMO 1. 35 V ^w V 



546 FoaruEO íni okumo^ 

ria; peto á beoe&cia del caloc se'qMiQa.'uilak ,|ifi(rpioii 
del atafre y le oxida el tsadmSo.v i i / • ■. -^i, n 

Composición, lisie salionr se^^ompotte de . 

GadiAle^ ....... 7.7,6 • I átom^* •: ..- 

6 . . . í.i >.-. 4.1 [. 
Azufre »íi,4 i.4Vtfi|o»:.íir .;;j| 

Sa fórmala =íCdS.> . 

(7jo^. £1 vivo color qae caracteriza este compaesto, 
Y fi^ iaaltierSibiUdad al aire « ha^a:id[ie^.\i«iei(erNlc\em- 
plearia con ventaja en;U pintura, si <9lg)Biii ^diaf^l^d^ 
mio.lleg^u^ i .3&6 meiu)^ rara.'f:fteii»o$ ^«ervad^qof 
podría, aplacarse ti U.s^a.por'ana.daMejdeacompo- 
licipn y coo^aiMcafl^>ai^ |keriM#o:^lof I amarilla iia 
terable á la laz, de cayo medio losr iiqtore^as pc(- 
drian sacar.gr^n |»ariidai ^-^ . ' > . o <. • ^ 

; . i ■ . • - ^ : . ^. • .'I' • . 

COMPUESTO DE CADMIO Y DÉ FÓSFORO. . , , 

Este compacto,, qo^et se^W^^) directamente, es 
griSf poco brillante y muy frágil ; sometido á la ac- 
pop del faego,. ge 4np49^ofi.fa^id^^,^.ard^ e« se- 
jgaida espan;iendo u^.olor de K^fpro ^,y, se convierta 
en parte en (bsfeLt(^.,d^- c^^io, ^ ; , ,/ . . 

Usos presumi4g^s^d^ca4^<¡^{t^V^\^ yla3 

Iiropieid^d^s de eft|s^mQt;|l pv^^^^a Jbacer, fsapf^n^r qo^ 
si algan dia se hiciese mas cpinm^ j, Tiva^ fái^I d^ exr 
tjTiier, ^s.artesr^f^ (^nipje^fíai^ en.laf mismoj^ casop qok 

::;•:-><' ' :> !'^ /:■•■. . 

■ . • »• 1 U L . ''.. . ';. i iJ. jl' .. 1 .'. Í/...J.: 

.i VI c ! 

■ ■ DigitizedbyVjOOQlC 



I 



. , _.-...i/í 647. 

g » ■ , ,i \ ... X ' — ■ 1» -Y 

ÍNDICE ,-,, , ., .■:.^,,,,, 

•Df LAS láieaiiS CQNIENIQAS. ES ESTE T9M0 1. 



Digitized by VjOOQIC 



548 ÍNDICE. 

La afinidad de los cuerpos se modifica por los compues- 
tos en que entran^ i4.. 
De la influencia de la relación de las masas sobre la 
afinidad^ i4j i5. 

■ CAPITULO I. 

Número de los cuerpos simples 6 elemei^os, i5. 

^ ' ■ ■ - . - i -^ ' 

Su ^visi^om en dos secciones y i6. ^ 

División de los cuerpos según sus propiedades elec-^ 
tricas ,17. • * r, 

De la nomenclatura química ^ 17. 

Cuefpos simples combusiihles y 17. 

Denominación de los compuestos oxigenados , 1 8. 

Oxácidos (su nomenclatura) , 18. 

Hidr ácidos {su nomenclatura)^ ig. 

Óxidos (su nomenclatura) y 20* 

Sales (su nomenclatura) , ap. 

Sales neutras ,21. 

Sales acidas y 21. 

Sales básicas ,21. 

Compuestos binarios de los metaloideos , 22. 

Compuestos formados por lémnetales entre si é aleación 
nes , 24. 
* Denominación de Íos principios orgánicos vejetales y ani- 
males , 24. 

CAVituto n. 

De las proporciones en que se comtinan los 
cuerpos, 2S. 

Proporciones multíplices ,26. 

Teoría de los números proporcionales ó equiifxilentes quí- 
micos ^ 27. 

Tabla de los equivalentes de los metaloideos x ^ ^ ''*^' 
tales j 3o. . . 

Teoría atomística ^ 33. 



Digitized by LjOOQIC 



INDIGB. .649 

Modo de determinar los pesos atomísticos de los cuerpos 
simples , 35, 

Tabla de los pesos atomísticos de los cuerpos metaloideos 
y de los metales , 3 7 y » 38. 

Determinación de los pesos atomísticos de los ^cuerpos 
compuestos , 38. 

Be los signos y jornadas usados en química para re- 
presentar los diferentes carpos simpUs y las series 
de las combinaciones que forman entre sd ^Li>. 

Tabla de los signos que representan los cuerpos simples 
no metálicos y metálicos ^ 4^1 

Del aire atmosférico ,4.6. * 

Atmósfera de la tierra , 4-6< 

Su pesantez^ ¿^j. 

Peso del aire , su presión^ /^j, 

¿k composición^ 48. v 

Comprobación de la existencia del agufl en, t^apor ^en . el 



Digitized by VjOOQIC 



CAPITULO IV, .rr. , v.^\,M>,^?. 

Del oxígeno ,. 6.3Lí v. • j r -M\t v o\ .' . ,• 
5a estado natural^ 63. T mn- . 

^^m:ed¿vdenté^JfÑmeml^^ <' v^ 

Procedimiento tercero ^ 65^ . ^' '^* ^>i^ < ^^ m^vh^ ^p 
Propiedades del oxigena^ 65. 
Combustión del hierroipo^élOúóíg€lhOy 6i&. 
Epoca^de su descubrimiento , 6 7 . 

• ,a^-,(r):i-<^:. ir L.-:. '.a ^ " 

CAPITULO V, 

Delagaa, 68. -' - ^^•v.^7 <v'^ 
Época del descubrimiento de la comp^^imM^Ítíá\ ^. 

&¿ purificación, yo, o^ . i-' > 

"^-^^SSdi fiíiipf¿atíde:^^ ^^ ' ' \ ^' >^^ rv- im^v''.^ 

I>¿/ air^qu& se halla disuelto en el agua jrier^''imá- 
hsis 73. -^^^ ,<>'■■• y\y'r\ :. \^ '\'M\ ^vi^^ -^ ?.V/.' V: ''«.o \>\ -^(l 

De la 'descompi^icfm M)ígimy^yíd^ 
Be la descomposición déíh^ ftéf^é Atói^W; 76.-^^ ^ -^7 
Be la recomj)osict0iédé'ítís^É^mifHm^Íd^^^ 
Aparato dé^a^&m^-Jp nm^. "vw, V^\> ^\Au<'';> lA ^a 

D^ /a aiMsi^-^-áit^^y» "mift&áúí^^f^ííméiiú;^. 

Usos detMguár%^: --^^ ^- -..- ^- - ^ v.--m-''^^ .-- -n 
Bel agua de mar ^ 83. ' '^ ^ ^^^ '^ '' ^ "^ ^^ ^ 

Dd/ a^wa de pozo, 84. ^•' w^o «s^^^ -^ x<^'^" -\ 

Análisis de las aguas del Sena , del Mamey de algunos 
pozos de las inmediaci9nes de París, 86. 

Digitized by LjOOQIC 



niBicB. SKI 

ni ! ^■... '. 
CAPlXütQ Vi/ 

< '- I , '. •■ ■. ■ • ■• \ ■ 

Del hidr^^noy.Sy. 

Su extracciáitj 87; v^ V , V 

Sus propiedades , 90, i , 

iSíi itfo en las análisis hidrométricas , 98^ , y .- > 
&1US0 en las artes^ gj. ' - . . v ' ' ^^ 

■ I, ' • ' ..'.■■ ■■'• \\ 

•^ • : ' . ."^ . .v,.v. -s --.. !■. :; •.; m 

Del cai4>0nQ^ 9ÍÍ, ; / ; : ^ *' ' ' 

&i estado natural , earltoü \ qt^iícitá^^hMtt^^»^S\ 

Diamante j su combustión^ 96. 

Propiedades dd cMtbono^'^j.. : í j 

Absorción de los gases por el carbón extraído de los v^- 

Ai, 

Coi 
De 

Sui 
Su 
Su 
&í 
De 
&t 
Sw 
Su 
Ga 
Su, 
&t 
Su 
Ge 
Su 



Digitized by VjOOQIC 



5S2 INDICfi. 

S u composición ^ ng. 

Del alumbrado por el gas , ng. 

I)el gas portátil no comprimido , i ao . 

De los carburos de hidrógeno \ lúiv^- 

De la acción del aire sobre el carbono^ 12 3. 

De la acción del agua sobre el carbono ^^ i23. : 

Déla combustión^ 124. 

De la cantidad de calúric<\ qoc desprenden ios cuerpos al 

quemarse, l^5^= , . . • v V , . r » . 

De la teoría de la llama, 126. • *-V , . . n 
Del resplandor de la llama ,127. 
De las capas de gas que ciffrtiponénhi llama , 127. 
De la lámpara de seguridad, i3o. '^ 

De la lámpara sin Sama ; iÍ^h. ' ' 
De los medios de valuar la intensidad de la llama de 

losdiversééhombástHdeSi i33. » , 

'^^ C A P ITUt'0.ríVÍI4¿^ \ .\. . " -, ...■■.■ 

Del cloro, 1 34. 

Su extracción, i34. S' . 

Sus propiedades, tü^ - 

Descomposición del agUa por el dl&i^o^k3y. 
Combinaciones oxigenadas del cloro, i^%. 
Del ácido hipocloroso, 14.2. . * 
Del ácido cloroso , i44- 
- Del ácido dórico, i45^- 
Del ácido perclórico , 147. ' ' ^ \ /^ 

Combinación del cloro con el hidrogenó i, .i¡^. 
Del ácido clorhídrico , i47- «i 

Délos cloruros de carbono, i54. 
Del clomro deáxido d¿caré\>nOf i&'/i 
Deljcloruro de hidrogena bícarbonado , lS&, 
l/jóí íüí/ c&ro , X Sg. * 



Digitized by VjOOQIC 



iK^iG¿ 553 

'■'-.-.■'.. •''.■ \' i .- ^ -' '' ^ .' ] 

í- ■■ .^■■■'^.'■'- . ' V c/' '■ ''\\ \^ 

Del bnomo^y i£t. ' v\ . ^ v .\ 

Del ácido brónuco j i63. \ < , v á\ 

Del ácido bromhidricOy i65. 

Del bromuro de carbono y 167, 

Dé/ bromuro de hidrógeno bicarbonado , x68. 

Del cloruro de bromo ^ ?6g.. ' / [ 

CAPITULO X,. : ,^. ,0 ;..--. o n) • ^\ 

i*;. »: . ovo .\H-»'^ x', \.' ' n^ \ -j 

Del. iodo, li^O-: ,c»?rc. u c\;v>i, Vai 

Del ácido iódico, ijS. , .. .. , , ,.\»\v^m v, \ i^ 

Del úcido periódico f 177 . :. . 

Del ácido iodhídrico, 178. i ;.,'.<,-, \. 

Dé /oí cloruros de iodo, 182. , , , v. 

De los bromuros de iodo ^ i83. x 

Dé /oí ioduros de carbono , i83,^ v , ., \ ^\ 

Del icduro de hidrógeno JUca^bonofla y iSSkv {] 






Del flaor, 186. 

Del ácido fluorhídrico ,187. 

&IÍ usosy 191. .V., , ,r,;„n^'n, !.<} 

Del fósíbr^,> ignwnv,,.,^ v t. 

^Del Óxido de fósforo, i^^4;>': ..% .,/^ü \> *vv uA ^ '* 
''Del ácido fosfórico, 198,^^,^. ,,>;, .u> /b <:v : vi 

Del ácido hipofosfórifp, aoc^- ^ o v lít ^\i .. :\ , i U 

Del ácido fosforoso , 202. 

Del ácido hipof os foroso, 2o3. 



Digitized 



by GOO^ 



r 



Del fddrógeno^proiofoisfortMdo ^ ao4 

IXel hidrógeno perfosfmtUk\ ío6.^ 

Del hidniro de fósforo y 209. 

De los cloruros defírfor^^^mti. • ' í 

De los ioduros de fósforo ^ ai4- 

De las bromuros de fósforo. ^ aiAi-^' • ^^^'^^^o-v . . m, . v. 

Del aaocg^^i^.iy:-''^'^' 'Aionu-vo\> . -i 

Del ácido azoico y aao? ^ 

IM íícúüo hipoatóicó , a a6. 

Del ácido azooso y Atl «^^'i >'í 

D^ deutóxido de ázoe , a3ow 

Be/ protóxido de ázoe, a35. *" T ' ^^ ^^ ^V '^ ^ 

Peí/ amoniaco , aSg. " \ ' ^ Ahv \ .^ o / i: a 

De/ cloruro de ázoe, a^S. ^^ ^ o^rAn.V o. t\ ^ x> \ Al 

Delioduro deazoe, a&x. ^^' ^^^^^ ^^'^ v nuvA , - . aI 

Del cianógeno , aSa. '''-^ r-'*;^'" '•' '¿o-uiu o ; \ v . \ .-I 

Del ácido cianhídrico^ aSftí r^^^o.xu \. cov\o\ vv\ ü 

De /oí cloruroíÉé (^m9g!iíklf\^^^ >^^ ^^ ^^^^ V.ü 

Del ioduro de cianógenq , a68. 

Del bromuro de cianógélio*i ^%4fé ^ ) 

De los ácidos ciánico y dañoso, 370, 

CAPITULO XIV. 

Del arsénico, 2jX '9' '^^^ '^' 

Del ácido arsem*oso j^iyB^V • ' ' 

Del ácido arsénico, agí. 

Hidruro de arséme9f.^2^9."''^''^ '^'í 

Del hidrógeno twseniado, ag^* 

De/ r/oniro rfe arsénico, agRC » ^ o^o\ v ^V oS ; ^ 1 ^ 

Del bromuro de arsénico , 297/0 » ^ w > > o\ u> ^ (\ 

De/ iVm&to * arsénico , %§f.- o^vv ^^ - ^\ v\. | 



Digitized by VjOOQIC 



iNDiei. '66S 

Del azufre , 298. 

i) i / / i' ] .1 .■ ' 
Del ácido sulfuroso j 3o3. 
Del ácido sulfúrico jiZéqA)'ijVh í.U 
Del ácido hiposulfúrico , 3 2 1 . 

Del ácido hiposulfuroso , 3a3. .';0<^ vV\ ,\\\í. o\Vs^\> V (V 
D^/ ácido sid^drico^ Í2S, . . ;; ^o.VxV'^ A^ own^ \ \jÉL 
Hidruro de azufre^ 332. . 1 -^i, , vV\ v\\v -X^ o-^u\ví\a \^r 
Del sulfuro de carbono , 333.'- V, , o* Vv.".?. '^ o*\í\\\h>\o \ >L 
De los cloruros de azufre y.S^», ^^ <-> ^ ^'» o-x\v\v>ü\VjC\. 
Del ioduto de azufre^ 338. 
Del bromuro A®QS/h*;JS§. O/íflLl 
De /(Otf fosfuros de azufre ^ 339. 

Del sulfuro de ázoe, 343. 
^ Del sulfocianógeno , 344«»> 1 ^jm / » 
De/ bicianuro de azufre , 34-5. 

.L'8F. ows^ 

Del t selenia / n34.8« 

De/ ár/cfo i/e je/en/&^i35^av¡^cíoq lAi 

Del ácido selenioso, 35 o. 

Del ácido selénico, 35 2.Í O f. , o>v.ii\o*\ 'A> o\V\7í>\c'>í\\^CV 

Del ácido selenhtdrico, 3S¡^L ,oV/.u\w^ '>\> o\v »h\vn\> \^<\ 

De los cloruros de selenio, 3^5r4^ , o'•/u^o^ A^ o-\u"\o\'> \ ^Ü. 

Del bromuro deselemo, Z^^t ,i>'<w^.^^\ ^A> (^'^"^^\f^•^^^ \\\\ 

Del sulfuro de setenio, 355.oo| .Vv>^\i>í^ A> o-^-Vú \A\ 

capí Ttf>ÍQoX^W.'^^ o^\A'> ^ V ' '^V 

Del bo^Oy^35fi2s>\oc^ í>V <'\.o.:íí \sÜ. 
Del ácido bórico, 358. 8o| ,ouii\oq**Vk o-^ujMin V-jÜ 



Digitized by VjOOQIC 



556 iBiDiei. 

Del cloruro de boro , 36i. 
Del sulfuro de óorOy Sfta. , » 

Del fluoruro de boro , SGa. 

' ■ . . 1 , • f ■ :■ ■ , i • ' í 

CAPITULO XVIfl. 

Del silicia^ 365. ' ^ 

Del ácido silícica, 3Sj, ^ < 

«/ hidruro de silicio, 3 jo, - ^k 

I chruro de silicio , ij i , 
3d bromuro de silicio, 37a. - ^ ■ ^ 
Del fluoruro de silicio , •3'7'2 . 

LIBRO SEGUNDO. 

Metales 6 caerfk>s efectto-^^poisiliiM» ^ 378. 

CAPITULO. K ■ 

Generalidades sobre :teB etiér^ Metálicos/ 3 75. 

Gasificación de los ihetáUs segmi su afinidad con eloiir 
geno, 3&a. 

- V CAPlifüifi^IÍ; J 

Del potasio j '385* , • 

Delprotóxido de potasio , 391, ^^^ 

Dd deutáxido de potasio, 396. ' v , , 

Del cloruro de potasio, Sgjr. . - ,; v 

2}tf/ bromuro de potasio, 399. 

Del ioduro de potasio , 4<^o. . : ' ^ <, ^ 

Dtf /o5 sulfuros de potasio, 4o a. 

D^/ seleniuro de potasio^ 4^6. .. 

Del fosfuro de potasio, 4^6. # 

JPtf/ azouro de potasio ,'JJl^j^ - ' > í 

D^ arseniuro de potasio, íoj» 

Del cianuro de potasio , 4o8. í </ ^ 

Digitized by LjOOQ IC 



tI91>f€E. 557 

CAPITULO III. "i 

Del sodio , '409* 

Del protóxido de sodio , , 4 x »* ■ ' ^ 
Del deut óxido de sodio , 4i 4* 

Dd cloruro de sodio ^ 1^1^, ' . C\ 

De los compuestos del sodio ton el toda, si broma , el atú^ 

fre, el selemo y el fósforo^ /l%o. . \ r^ 

: ■ ; . ■■■■ .-■■■■ . -.-.■■ ■\k\ 

CAP1TÜ|,0 IV. 

Del litio y í^i. 
Sus compuestos con el oxigeno y el azufre, l^^:k. 



V:apit4?#.o 


.V, • ;.. ^ 


.-. ..^'^\.t\ 


Del calcio , 


423. 




Del protóxido de calcio, 4í^4- 






Del deutóxido de calcio, 428. 


* 




Del cloruro de calcio, 428. 


, ' ,, -.- . 


>. _/.; ,,^ -. ;< 


Del iodurq . de cafdo , 4Í9- 


: \\ ■ ■ ■ ■» ■- ./' '. 


,,.._. „ 4 .-''. 


Del bromuro de calcio , 43 o. 






Del fluoruro de calcio\l^Zo, 






Del sulfuro de calcio , 4^ i . 






Del fosfuro de calcio^ 4^1;. . J 


' : ::M" 


«K 


CAPITI^O 


^V.,; ,.\. .; 


■,, .V- ' -.-.W 


Del bario, 


433. . 





Del protóxido de hario , 43 ¿.. ¡ 
Del deutóxido de ¿fl/*io, 438. 
Del deutóxido de hidrógeno,- (¡áo, , 
Del cloruro de bario , 445. 
Del ioduro de bario , 44^-. 



Digitized 



byGao 



ge 



88S 

Del sulfuro de ütno , 447* 
Del fosfuro de bitriOy 448- ; r «; » » 

Del estronctó ,t iígt- '^^ ^^-^'^ í o\i> \ ' Cí 

Delprotáxido de estroncio^ 45oL j [' . i.'.o^ '\.\ i>-\\no\^ . w 
DídMkjDÍd»^\éeí^é9iri ktío \^ 4Sa .oW o¿ i A^,^vvv\¿viv\u.>v> 7o\ -U 

Del ioduro de estroncio ^ 4^4* 

CAPITULO VIH. 

.f; .oiiií .a 

Del aluminio , 4SS. 

D^ (exilio de aluminio , 456* 

P«/ cloruro de aJwmniff^ 4^8; < ^ 

UipitTwrjArTfxI.íf 

Del, itriif. ^ 4^.'^'' ''" ":' '-' ^'"^r > '^ '' 

Del áxddo de itrio ^ tfií. <''-l^ ,o^^^. i m ovuv.'^ ', .»' 

Si« compuestos con el azufre fétfé»JñÍM^,'^f?^''-'^' ^^^^ 

.r f / ^ o*' .' v-k '^i f>-\vínAO*x '. '■• V\ 

♦ Del glacimb^i^'4eí¿?^^^^ '^^^ o-^u\e.o\ ' ,ü 

JW óxido de glucmio\' J¡!65r - * 

Delcir*bÍo;tettfr"^^T\!^ 
Del óxido de circonio , ^^¡""''^ '^'^^^'^^^ ^^^^ o\.\m>\u^\, v, i; 

Digitized by VjOOQIC 



Del torio;,.'íi§&vv. -A •;- wx^.v;-: V(v 
Del Óxido de torio ^ 46^f.r óv ü s v>,u . / i i\ 

w 

Del . «nagnesio , ^69* 

Bel oxidó de magnes^y/i'/piui \ h' 1 
Del chruro de magnesio ^ 47^« 

CAPITULO kíX^ , ' «^ ^ <i 

Del mangattesor^'-f/S.-v-: ■■v. <r -\^m^■.í\ 

Del protóxido de manganeso, 4j7|5¿ . A^ o' \vvÁ \ u 

Del deutóxido de manganeso , ^T^* ^ - '^ o\v r v,\u ' U 

Del peróxido de manganeso ó bióxido , 4-7 7» 

D«/ ácido manganesicoiir 4-79i : ^^ > 

Del ácido permanganésico ^ 481.* 

Pe? /o5 cloruros de m(ii^a,pí^mil^%i\ 

De los ióduros de manganeso, IfiS, 

Del sulfuro de manganeso, l^^;, , ounVi ^ A> f>\v. b ^ n 

Dtf los fosfujros de mangane^^;, li¡i,f,^\. ,,. A\ o.^v^vA^ <\ 

«CAPITüaL0rX,Xi::nvV..v,-> •A^ o-v.?.\iV¿ \^(\ 

Del hiei 

Del protóxido de h'erri 
Del deutóxido de hi 
Del tritáxido de hieri 
De los carburos de hi 
Del acero , 5i2. 
De los cloruros de hitrn 
De los ioduros de hierro , 




Digitized 



byGoO 



# 



2^ INDlbB. 

De los sulfuras de hierro y 5a4* 
Del selchiuro de hierro ^ 5)6. 
Del boruro de hierro^ 527. 
Del fosfuro de hierro^ Sa8'. 
Del siUciuro de hierro ^ 5 a 9. 
De los arseniuros de hierro^ 53ó. 
De la aleación del hierro jr del aluminio ^ 53o. 
De la aleacton del hierro jr dd estaño ^ 53 1. 

., CAPIWlíO-KTl. ' i 

Del zinc, 533: - 

Del protóxido de zinc , 536. 

Del bióoddo de zinc , S38. 

Dd cloruro de zinc, 538. 

Ddioduro de zJnáy ^ig- • • '^ 

Del sulfuro d^ zJnc^ 54 o. 

Del fosfuro de dnc y 54i. 

Del arseniuro de zinc, S^i* ' 

CAPlTUI.O;XVH, 

Del cadmio, H^^ ^ ^^ 

Del óxido de cadmio , Sií.. ^ 

Del cloruro de cadmio ^ 544-. ^ 

Dd/ ioduro de cadmio, 545. 
De/ sulfuro'de cadmio', 545. « 

^w Del fosfuro de c 

\ 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC 



Digitized by VjOOQIC